• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Informe del Jefe del Despacho
 Congreso de la República
 Antecedentes Historicos
 Cámara de Representantes: Quinta...
 Legislatura Extraordinaria - septiembre...
 Sexta Legislatura - del 4 de noviembre...
 Septima Legislatura - del 7 de...
 Octava Legislatura - del 3 de noviembre...
 Estadística Económica de la...
 Table of Contents
 Votos obtenidos en las elecciones...














Title: Memoria de los trabajos realizados durante ... Legislaturas del ... periodo Congresional transcurrido del ... al ...
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00067436/00015
 Material Information
Title: Memoria de los trabajos realizados durante ... Legislaturas del ... periodo Congresional transcurrido del ... al ...
Physical Description: v. : ports. ; 26 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza.
Publication Date: 1917
Frequency: biennial
regular
 Subjects
Subject: Legislation -- Cuba   ( lcsh )
Legislative histories -- Cuba   ( lcsh )
Politics and government -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
Statement of Responsibility: República de Cuba, Cámara de Representantes.
Dates or Sequential Designation: T. 1 (mayo 5, 1902-enero 9, 1904)-
Numbering Peculiarities: Tom. 1-2 issued in 2 vols. each, the second vol. of each includes the dates covered by the 1st vol.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00067436
Volume ID: VID00015
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 04276100
lccn - sn 93026727

Table of Contents
    Title Page
        Page i
        Page ii
    Informe del Jefe del Despacho
        Page iii
        Page iv
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
    Congreso de la República
        Page ix
        Page x
        Page xi
        Page xii
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Antecedentes Historicos
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 128a
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 192a
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 256a
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
        Page 287
        Page 288
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
        Page 298
        Page 299
        Page 300
        Page 301
        Page 302
        Page 303
        Page 304
        Page 305
        Page 306
        Page 307
        Page 308
        Page 309
        Page 310
        Page 311
        Page 312
        Page 313
        Page 314
        Page 315
        Page 316
        Page 317
        Page 318
        Page 319
        Page 320
        Page 320a
        Page 321
        Page 322
        Page 323
        Page 324
        Page 325
        Page 326
        Page 327
        Page 328
        Page 329
        Page 330
        Page 331
        Page 332
        Page 333
        Page 334
        Page 335
        Page 336
        Page 337
        Page 338
        Page 339
        Page 340
        Page 341
        Page 342
        Page 343
        Page 344
        Page 345
        Page 346
        Page 347
        Page 348
        Page 349
        Page 350
    Cámara de Representantes: Quinta Legislatura - del 1 de abril de 1929 al 30 de junio de 1929
        Page 351
        Page 352
        Page 353
        Page 354
        Page 355
        Page 356
        Page 357
        Page 358
        Page 359
        Page 360
        Page 361
        Page 362
        Page 363
        Page 364
        Page 365
        Page 366
        Page 366a
        Page 367
        Page 368
        Page 369
        Page 370
        Page 371
        Page 372
        Page 373
        Page 374
        Page 375
        Page 376
        Page 377
        Page 378
        Page 379
        Page 380
        Page 381
        Page 382
        Page 383
        Page 384
        Page 384a
        Page 385
        Page 386
        Page 387
        Page 388
        Page 389
        Page 390
        Page 391
        Page 392
        Page 393
        Page 394
        Page 395
        Page 396
        Page 397
        Page 398
        Page 399
        Page 400
        Page 401
        Page 402
        Page 403
        Page 404
        Page 405
        Page 406
        Page 407
        Page 408
        Page 409
        Page 410
        Page 411
        Page 412
        Page 413
        Page 414
        Page 415
        Page 416
        Page 417
        Page 418
        Page 419
        Page 420
        Page 421
        Page 422
        Page 423
        Page 424
        Page 425
        Page 426
        Page 427
        Page 428
        Page 429
        Page 430
        Page 431
        Page 432
        Page 433
        Page 434
        Page 435
        Page 436
        Page 437
        Page 438
        Page 439
        Page 440
        Page 441
        Page 442
        Page 443
        Page 444
        Page 445
        Page 446
        Page 447
        Page 448
        Page 448a
        Page 449
        Page 450
        Page 451
        Page 452
        Page 453
        Page 454
        Page 455
        Page 456
        Page 457
        Page 458
        Page 459
        Page 460
        Page 461
        Page 462
        Page 463
        Page 464
        Page 465
        Page 466
        Page 467
        Page 468
        Page 469
        Page 470
        Page 471
        Page 472
        Page 473
        Page 474
        Page 475
        Page 476
        Page 477
        Page 478
        Page 479
        Page 480
        Page 481
        Page 482
        Page 483
        Page 484
        Page 485
        Page 486
        Page 487
        Page 488
        Page 489
        Page 490
        Page 491
        Page 492
        Page 493
        Page 494
        Page 495
        Page 496
        Page 497
        Page 498
        Page 499
        Page 500
        Page 501
        Page 502
        Page 503
        Page 504
        Page 505
        Page 506
        Page 507
        Page 508
        Page 509
        Page 510
        Page 511
        Page 512
        Page 512a
        Page 513
        Page 514
        Page 515
        Page 516
        Page 517
        Page 518
        Page 519
        Page 520
        Page 521
        Page 522
        Page 523
        Page 524
        Page 525
        Page 526
        Page 527
        Page 528
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
        Page 543
        Page 544
        Page 545
        Page 546
        Page 547
        Page 548
        Page 549
        Page 550
        Page 551
        Page 552
        Page 553
        Page 554
        Page 555
        Page 556
        Page 557
        Page 558
        Page 559
        Page 560
        Page 561
        Page 562
        Page 563
        Page 564
        Page 565
        Page 566
        Page 567
        Page 568
        Page 569
        Page 570
        Page 571
        Page 572
        Page 573
        Page 574
        Page 575
        Page 576
        Page 577
        Page 578
        Page 579
        Page 580
        Page 581
        Page 582
        Page 583
        Page 584
        Page 585
        Page 586
        Page 587
        Page 588
        Page 589
        Page 590
        Page 591
        Page 592
        Page 593
        Page 594
        Page 595
        Page 596
        Page 597
        Page 598
        Page 599
        Page 600
        Page 601
        Page 602
        Page 603
        Page 604
        Page 605
        Page 606
        Page 607
        Page 608
        Page 609
        Page 610
        Page 611
        Page 612
        Page 613
        Page 614
        Page 615
        Page 616
        Page 617
        Page 618
        Page 619
        Page 620
        Page 621
        Page 622
        Page 623
        Page 624
        Page 625
        Page 626
        Page 627
        Page 628
        Page 629
        Page 630
    Legislatura Extraordinaria - septiembre de 1929
        Page 631
        Page 632
        Page 633
        Page 634
        Page 635
        Page 636
        Page 637
        Page 638
        Page 639
        Page 640
        Page 641
        Page 642
        Page 643
        Page 644
        Page 645
        Page 646
        Page 647
        Page 648
        Page 649
        Page 650
        Page 651
        Page 652
        Page 653
        Page 654
        Page 655
        Page 656
        Page 657
        Page 658
        Page 659
        Page 660
        Page 661
        Page 662
        Page 663
        Page 664
    Sexta Legislatura - del 4 de noviembre de 1929 al 5 de abril de 1930
        Page 665
        Page 666
        Page 667
        Page 668
        Page 669
        Page 670
        Page 671
        Page 672
        Page 673
        Page 674
        Page 675
        Page 676
        Page 677
        Page 678
        Page 679
        Page 680
        Page 681
        Page 682
        Page 683
        Page 684
        Page 685
        Page 686
        Page 687
        Page 688
        Page 689
        Page 690
        Page 691
        Page 692
        Page 693
        Page 694
        Page 695
        Page 696
        Page 697
        Page 698
        Page 699
        Page 700
        Page 701
        Page 702
        Page 703
        Page 704
        Page 705
        Page 706
        Page 707
        Page 708
        Page 709
        Page 710
        Page 711
        Page 712
        Page 713
        Page 714
        Page 715
        Page 716
        Page 717
        Page 718
        Page 719
        Page 720
        Page 721
        Page 722
        Page 723
        Page 724
        Page 725
        Page 726
        Page 727
        Page 728
        Page 729
        Page 730
        Page 731
        Page 732
        Page 733
        Page 734
        Page 735
        Page 736
        Page 737
        Page 738
        Page 739
        Page 740
        Page 741
        Page 742
        Page 743
        Page 744
        Page 745
        Page 746
        Page 747
        Page 748
        Page 749
        Page 750
        Page 751
        Page 752
        Page 753
        Page 754
        Page 755
        Page 756
        Page 757
        Page 758
        Page 759
        Page 760
        Page 761
        Page 762
        Page 763
        Page 764
        Page 765
        Page 766
        Page 767
        Page 768
        Page 769
        Page 770
        Page 771
        Page 772
        Page 773
        Page 774
        Page 775
        Page 776
        Page 777
        Page 778
        Page 779
        Page 780
        Page 781
        Page 782
        Page 783
        Page 784
        Page 785
        Page 786
        Page 787
        Page 788
        Page 789
        Page 790
        Page 791
        Page 792
        Page 793
        Page 794
        Page 795
        Page 796
        Page 797
        Page 798
        Page 799
        Page 800
        Page 801
        Page 802
        Page 803
        Page 804
        Page 805
        Page 806
        Page 807
        Page 808
        Page 809
        Page 810
        Page 811
        Page 812
        Page 813
        Page 814
    Septima Legislatura - del 7 de abril de 1930 al 1 de noviembre de 1930
        Page 815
        Page 816
        Page 817
        Page 818
        Page 819
        Page 820
        Page 821
        Page 822
        Page 823
        Page 824
        Page 825
        Page 826
        Page 827
        Page 828
        Page 829
        Page 830
        Page 831
        Page 832
        Page 833
        Page 834
        Page 835
        Page 836
        Page 837
        Page 838
        Page 839
        Page 840
        Page 841
        Page 842
        Page 843
        Page 844
        Page 845
        Page 846
        Page 847
        Page 848
        Page 849
        Page 850
        Page 851
        Page 852
        Page 853
        Page 854
        Page 855
        Page 856
        Page 857
        Page 858
        Page 859
        Page 860
        Page 861
        Page 862
        Page 863
        Page 864
        Page 865
        Page 866
        Page 867
        Page 868
        Page 869
        Page 870
        Page 871
        Page 872
        Page 873
        Page 874
        Page 875
        Page 876
        Page 877
        Page 878
        Page 879
        Page 880
        Page 881
        Page 882
    Octava Legislatura - del 3 de noviembre de 1930 al 4 de abril de 1931
        Page 883
        Page 884
        Page 885
        Page 886
        Page 887
        Page 888
        Page 889
        Page 890
        Page 891
        Page 892
        Page 893
        Page 894
        Page 895
        Page 896
        Page 897
        Page 898
        Page 899
        Page 900
        Page 901
        Page 902
        Page 903
        Page 904
        Page 905
        Page 906
        Page 907
        Page 908
        Page 909
        Page 910
        Page 911
        Page 912
        Page 913
        Page 914
        Page 915
        Page 916
        Page 917
        Page 918
        Page 919
        Page 920
        Page 921
        Page 922
        Page 923
        Page 924
        Page 925
        Page 926
        Page 927
        Page 928
        Page 929
        Page 930
        Page 931
        Page 932
        Page 933
        Page 934
        Page 935
        Page 936
        Page 937
        Page 938
        Page 939
        Page 940
        Page 941
        Page 942
        Page 943
        Page 944
        Page 945
        Page 946
        Page 947
        Page 948
        Page 949
        Page 950
        Page 951
        Page 952
        Page 953
        Page 954
        Page 955
        Page 956
        Page 957
        Page 958
        Page 959
        Page 960
        Page 961
        Page 962
        Page 963
        Page 964
        Page 965
        Page 966
        Page 967
        Page 968
        Page 969
        Page 970
        Page 971
        Page 972
        Page 973
        Page 974
        Page 975
        Page 976
        Page 977
        Page 978
        Page 979
        Page 980
        Page 981
        Page 982
        Page 983
        Page 984
        Page 985
        Page 986
        Page 987
        Page 988
        Page 989
        Page 990
        Page 991
        Page 992
        Page 993
        Page 994
        Page 995
        Page 996
        Page 997
        Page 998
        Page 999
        Page 1000
        Page 1001
        Page 1002
        Page 1003
        Page 1004
        Page 1005
        Page 1006
        Page 1007
        Page 1008
        Page 1009
        Page 1010
        Page 1011
        Page 1012
        Page 1013
        Page 1014
        Page 1015
        Page 1016
        Page 1017
        Page 1018
        Page 1019
        Page 1020
        Page 1021
        Page 1022
        Page 1023
        Page 1024
        Page 1025
        Page 1026
        Page 1027
        Page 1028
        Page 1029
        Page 1030
        Page 1031
        Page 1032
        Page 1033
        Page 1034
        Page 1035
        Page 1036
        Page 1037
        Page 1038
        Page 1039
        Page 1040
        Page 1041
        Page 1042
        Page 1043
        Page 1044
        Page 1045
        Page 1046
        Page 1047
        Page 1048
        Page 1049
        Page 1050
        Page 1051
        Page 1052
        Page 1053
        Page 1054
        Page 1055
        Page 1056
        Page 1057
        Page 1058
        Page 1059
        Page 1060
        Page 1061
        Page 1062
        Page 1063
        Page 1064
        Page 1065
        Page 1066
        Page 1067
        Page 1068
        Page 1069
        Page 1070
        Page 1071
        Page 1072
        Page 1073
        Page 1074
        Page 1075
        Page 1076
        Page 1077
        Page 1078
        Page 1079
        Page 1080
        Page 1081
        Page 1082
        Page 1083
        Page 1084
        Page 1085
        Page 1086
        Page 1087
        Page 1088
        Page 1089
        Page 1090
        Page 1091
        Page 1092
        Page 1093
        Page 1094
        Page 1095
        Page 1096
        Page 1097
        Page 1098
        Page 1099
        Page 1100
        Page 1101
        Page 1102
        Page 1103
        Page 1104
        Page 1105
        Page 1106
        Page 1107
        Page 1108
        Page 1109
        Page 1110
        Page 1111
        Page 1112
        Page 1113
        Page 1114
        Page 1115
        Page 1116
        Page 1117
        Page 1118
        Page 1119
        Page 1120
        Page 1121
        Page 1122
        Page 1123
        Page 1124
        Page 1125
        Page 1126
        Page 1127
        Page 1128
        Page 1129
        Page 1130
        Page 1131
        Page 1132
        Page 1133
        Page 1134
        Page 1135
        Page 1136
        Page 1137
        Page 1138
        Page 1139
        Page 1140
        Page 1141
        Page 1142
        Page 1143
        Page 1144
        Page 1145
        Page 1146
        Page 1147
        Page 1148
        Page 1149
        Page 1150
        Page 1151
        Page 1152
        Page 1153
        Page 1154
        Page 1155
        Page 1156
        Page 1157
        Page 1158
        Page 1159
        Page 1160
        Page 1161
        Page 1162
        Page 1163
        Page 1164
        Page 1165
        Page 1166
        Page 1167
        Page 1168
        Page 1169
        Page 1170
        Page 1171
        Page 1172
        Page 1173
    Estadística Económica de la República
        Page 1174
        Page 1175
        Page 1176
        Page 1177
        Page 1178
        Page 1179
        Page 1180
    Table of Contents
        Page 1181
        Page 1182
        Page 1183
        Page 1184
        Page 1185
        Page 1186
    Votos obtenidos en las elecciones por los partidos Conservador y Liberal, e información adicional de los Representantes del decimotercero período congresional
        Page 1187
        Page 1188
        Page 1189
Full Text





REPUBLICAN DE CUBA


GAMARA DE REPRESEBTANTES



DECIMOTERCERO PERIOD CONGRESSIONAL





MEMORIAL

DE LOS TRABAJOS REALIZADOS DURANTE
LAS CUATRO ULTIMAS LEGISLATURES DEL
DECIMOTERCERO PERIOD CONGRESIO-
NAL, COMPRENDIDAS DEL PRIMERO DE
ABRIL DE MIL NOVECIENTOS VEINTE Y
NUEVE AL CUATRO DE ABRIL DE MIL NOVE-
CIENTOS TREINTA Y UNO


PRECEDIDA DE DOCUMENTS Y AN-
TECEDENTES HISTORICOS DE LA REVO-
LUCION DE INDEPENDENCIA Y DE LA
CONVENCION CONSTITUYENTE QUE RE-
DACTO LA CONSTITUTION DE LA
REPUBLICAN


TOMO DECIMOTERCERO
VOL, II







HABANA
IMP. P. FERNANDEZ Y CA,
PI Y MARGALL 17
1931















Habana, 4 de Abril de 1931.


Sr. President de la Cimara de Representantes y de la Co-
misi6n de Gobierno Interior.

Honorable senior:

Con la octava legislature que finaliza el present dia,
ha. terminado el Decimotercero Periodo Congresional, el
mis largo period legislative de ]a Repdblica, como conse-
cuencia de la pr6rroga de podere,. que se acord6 al implan-
tarse la reform constitutional.
Y si largo en tiempo, fecundo tambien ha sido en cuan-
to a la labor realizada, que como podrd apreciarse, alcanza
a todos los scctores de la actividad piblica, desde el social,
en su relaci6n con el derecho de protecci6n que la comuni-
dad debe brindar al ciudadano, hasta el econ6mico y poli-
tico, para garantizar el desenvolvimiento administrative de
las instituciones y ofrecer al pais la seguridad del libre
ejercicio de sus conquistas civicas.
La C~mara abord6 en las iltimas cuatro legislatures
de este Periodo todos esos problems, y la mayoria de sus
Proyectos, aprobados por el otro Cuerpo Colegislador, son
leyes de la Repiblica.
Las le:yes de jubilaci6n y retire ya existentes, fueron
de nuevo estudiadas y con arreglo a las necesidades que la
prdctica y la experiencia han evideneiado, se modificaron,
teniendo en cuenta sus dos principles aspects: la estabi-
lidad econ6mica de las mismas y la escrupulosa depuraci6n
del disfrute de sus beneficios, como salvaguarda del dere-
cho de aquellos a quienes realmente les alcanza.
Fueron objeto de esta media, el retire maritime; el de
los empleados de empresas ferroviarias y tranvias; el de la
Secretaria de Comunicaciones; del Magisterio, el Militar y
el que comprende a todos los funcionarios del Estado, la
Provincia y el Municipio.
Y esa conquista fecunda del derecho del individuo a
que la colectividad que absorbi6 sus energies le restituya
despu6s el human medio de existencia, fu6 tambien con-
sagrada en nuevas leyes, que alcanzan a los empleados y
obreros de la industrial azucarera y al misero jornalero que
al encontrarse sin ocupaci6n o border los umbrales de la
vejez, no recibe mas amparo que la caridad pfiblica, cuando










legitimamente debe exigir de aquella sociedad que supo
aprovechar su vitalidad y juventud, el medio de vida in-
dispensable.
En otro aspect del orden social fu6 modificada la Ley
que establece el divorcio con cisoluci6n del vinculo matri-
monial, publicndose un nuevo texto de. la misma y se su-
primi6 del C6digo Penal el delito de adulterio.
De aeuerdo con las necesidades political del moment,
fueron aprobadas distintas leyes, siendo las principles las
siguientes: modificando la Ley del Censo General de Po-
blaci6n y disponiendo que se efectile en mil novecientos
treinta y uno; restableciendo en toda su integridad el C6-
digo Electoral de mil novecientos diez y nueve; disponien-
do la reinscripci6n de oficio de los electores que apareeian
en el Censo Electoral para las elecciones de mil novecien-
tos veintiocho y que fueron excluidos del mismo por no emi-
tir su voto en dichas elecciones y la de aquellos que debie-
ron figurar en el censo de mil novecientos veintis6is y no se
les inscribi6 por exceder del eupo que establece el articulo
ciento dos del 06digo Electoral, y autorizando la inscrip-
ci6n de los cubanos que presentasen certificaei6n acredita-
tiva de su derecho a figurar como electores.
Cumpliendo el precepto constitutional, fu6 aprobada
la Ley que estableei6 el Distrito Central de la Habana.
Para remediar, en lo possible, la intense crisis econ6mi-
ca que sufre el pais, la COmara imparti6 su aprobaci6n a las
leyes circunstanciales que demandaron las imperiosas ne-
cesidades de la hacienda piublica; discuti6 y vot6 la Ley de
emergencia econ6mica y de tributaci6n fiscal, y dirigiendo
sus medidas hacia el origen principal de nuestra situaci6n
financiera, el dificil problema de la produccidn azucarera,
contribuy6, con la r.esoluei6n de la ley para la estabiliza-
ci6n de esa industrial, a la acci6n del Poder Ejecutivo en ese
sentido.
Reunido el Congreso en el edificio de este Cuerpo Co-
legislador, el treinta de Abril de mil novecientos veintinue-
ve,, proclam6, como dispone el articulo cincuenta y ocho de
la Constituci6n, al Presidente de la Repiiblica, General Ge-
cardo Machado y Morales, elegido para un nuevo period
en las elecciones celebradas el primero de Noviembre de mil
noveeientos veintiocho. Las notas taquigrificas .de esa se-
si6n, se insertan al comienzo de este volume.
Como complement de lo publicado en el tomo a.nte-
nior, en relaci6n con los antecedentes hist6ricos del Partido
Revolucionario Cubano, la intervencil6n del Gobierno de los
Estados Unidos de Norte America en la guerra contra E~.
paia, los preliminares de paz, el tratado coneertdndola: y la










entrega de la isla y toma de posesi6n del Gobierno Militar
Americano, se publican en el present las leyes y acuerdos
del 'Consejo de Gobierno de la Repfblica en Armas, los do-
eumentos relatives a la elecci6n y organizaci6n de la 'Con-
venci6n Constituyente; los proyectos de bases para redac-
tar la Constituci6n de la Rep6blica; extremes que se apro-
baron; articulado de dichas bases: indicaciones del Gobier-
no de Washington sobre la necesidad de un Ap6ndice a la
Constituci6n que garantizase el cumplimiento de las obli-
gaciones que aquel Gobierno estimaba haber contraido al
contribuir .a la formaci6n de nuestra nacionalidad, y los
documents que se originaron con la discusi6n y aceptaci6n
del Ap6ndice Constitucional.
Son leyes importantes de las cuatro iltimas Legisla-
turas de este Periodo, las que se relacionan:
Quinta Legislatura: disponiendo que los libros destina-
dos en el Registro Civil para verificar las inscripciones que
determine la ley, contendrin las actas impreas; enmen-
dando el titulo primero del Libro segundo del C6digo de
Comercio sobre sociedades limitadas; modificando la Ley
que cre6 las Granjas Esciulas Agricolas; enmendando la
Ley de Retiro Maritimo; estableciendo que para ejercer
el oficio de barbero o peluquero serA requisite indispensa-
ble tener certificado de aptitud. .Sexta Legislatura: adicio-
nando el articulo primero de la Ley de veinte y nueve de
Julio de mil novecientos nueve ique prohibit la circulaci6n
de vales, fichas, etc. en sustituci6n de la moneda para pago
de jornales; fijando la ascendencia del capital de las socie-
dades limitadas; modificando la Ley de Divorcio; regulan-
do el ejercicio de la Optometria; disponiendo que los Mu-
nicipios de la Rep6blica celebren el site de Diciembre se-
si6n solemne en honor *y a la memorial del Lugarteniente
Antonio Maceo y demis mArtires de la Independencia. S6p-
tima Legislatura: haciendo obligatorio a los duefios de fin-
cas la extinci6n de plagas dafiinas al sembrado; autorizan-
do el pago por el Estado de los funerales de los Veteranos
de la Independencia. Octava Legislatura: Estableciendo
medidas para la estabilizaci6n de la industrial azucarera;
creando el Distrito Central de la Iabana; sobre Emergen-
eia econ6mica y tributaci6n fiscal; restableciendo en today
su integridad el C6digo Electoral de mil novecientos diez y
nueve; disponiendo la formaci6n de un nuevo censo gene-
ral de poblaci6n y modificando distintos preceptos de di-
cha Ley.
Se comprenden en el present volume los siguientes
asuntos: Mayoria de votos obtenidos por los Partidos Li-
beral, Conservador y Popular en las elecciones para Repre-










sentantes de primero de Noviembre de mil novecientos vein-
te y seis; Eistado demostrativo de los votos obtenidos en las
elecciones para Representantes, en los afios de mil novecien-
tos ocho, mil novecientos diez, mil novecientos doce, mil no.
vecientos catorce, mil novecientos diez y seis, mil novecien-
tos diez y ocho, mil novecientos veinte, mil novecientos vein-
te y dos, mil novecientos veinte y cuatro, y mil novecientos
veinte y seis, por el, Partido Liberal; Estado demostrativo
de los votos obtenidos en las elecciones para Representan-
tes, en dichos afios, por el Partido Conservador Nacional;
Mayoria de votos obtenida por el Partido Popular Cubano,
en: las elecciones para Representantes de mil novecientos
veinte, a mil novecientos veinte y seis, en las provincias en
que obtuvo representaei6n; filiaci6n political, por provin-
cias, de los sefiores Representantes; Cuadro estadistico de
los seiiores Representantes nativos de la provincia que re-
.presentan, de otras provincias o de ninguna de la Repfibli-
ca; Cuadro estadistico de los habitantes de cada provincia,
los Representantes que, correspondent a cada una y las ma-
yorias y minorias obtenidas por los Partidos Politicos en
las elecciones verificadas, en mil novecientos ocho, mil no-
vecientos diez, mil novecientos doce, mil novecientos cator-
ce, mil novecientos ,diez y seis, mil novecientos diez y ocho,
mil novecientos veinte, mil novecientos veinte y dos, mil no-
vecientos veinte y cuatro y mil novecientos veinte y seis;
Candidates a Representantes que correspondent por Provin-
cia, Representantes que cesan, continian y comienzan el
primer lunes de Abril de mil novecientos treinta y uno;
Representantes que cesan el primer lunes de Abril de mil
novecientos treinta y tres y Comisiones Permanentes a que
pertenecen los seniores Representantes.

En cada Legislatura, se insertan las materials siguientes:
Mociones presentadas y resueltas: Mociones presentadas y
pendientes de resoluci6n; Proposiciones de Ley presenta-
das; Proyectos de Resoluci6n; Acuerdos adoptados por las
Comisiones Permanentes; Comisiones Mixtas del Congreso;
Proyectos de Ley redactados por las Comisiones Permanen-
tes; Comisiones Especiales; Estado demostrativo de los tra-
bajos realizados por las Comisiones; Acuerdos adoptados
por la CAmara; Estado demostrativo de las sesiones; Cua-
dro Estadistico de los Debates; Proposiciones y Proyectos
de Ley remitidos por el Ejecutivo al Congreso a los efec-
tos del articulo .sesentiuno de la Constituei6n; Proposicio-
nes y Proyectos de Ley remitidos por el Senado a los efec-
'tds del articulo doce de la Ley de Relaciones; Proyectos de
Ley remitidos por el Senado a los efectos del articulo diez
y oeho de la Ley de Relaciones; Proy., e.t:' dl L-'y ?le la Ca-










mara, remitidos al Senado a los efectos de dicho afticulo;
Proyectos de Ley del Senado resueltos por la Camara; Pro-
yectos de Ley de la Camara resueltos por el Senado; Pro-
yectos de Ley del Senado pendientes de resoluci6n en la
CAmara; Proyectos de Ley de la Cimara pendientes de re-
soluci6n en el Senado; Datos remitidos por el Ejecutivo;
Datos pendientes de envio por el Ejecutivo; Proyectos de
Ley elevados al Ejecutivo por la Camara y por el ienado;
Proyectos de Ley objetados por el senior Presidente de la
Repfiblica; Leyes promulgadas y relaci6n de los Mensajes
Presidenciales.
Al final del volume, se incluycn los siguientes asun-
tos: Cuadro Estadistico de Mociones, Proposiciones de Ley,
Enmiendas y Votos Particulares presentados por los sefio-
res Representantes y debates en que han intervenido; Pro-
yectos de ley vetados por el Jefe del Estado, desde la cons-
tituci6n de la Repflblica hasta la terminaci6n del Dicimo-
tercero Periodo Congresional; Secretarios del despacho del
Poder Ejecutivo, durante el period de Gobierno del Gene-
ral Gerardo Machado y Morales; Decimotercero Congreso:
Sres. Representantes y Senadores por provincial; Presu-
puestos de ]a Naci6n: Cuadros que comprenden los ingre-
sos y los egresos, desde el primero de Enero de mil oeho-
cientos noventa y nueve en que ocup6 militarmente la Isla
el Gobierno de los Estados Unidos de Am6rica, hasta el afio
en curso.
Se encuentra ya en prensa el tomo de Mensajes Pre-
sidenciales en que se insertan los remitidos por el honora-
ble Presidente de la Repfiblica durante las cuatro fltimas
legislatures de este Periodo, cuya publicaci6n comenz6 a
realizarse desde que la Constituci6n otorg6 al Ejecutivo la
prerrogativa en la presentaci6n de las leyes, por la impor-
tancia adquirida por esos documents que en su mayoria
comprenden iniciativas de legislaci6n, y tambi6n prepare
esta Jefatura para su inmediata impresi6n el septimo tomo
del Indice Legislativo, que abarca el Decimotercero Pe-
riodo Congresional, importantisima obra de consult que
posiblemente, constitute la mis prictica e interesante labor
en ese sentido que se realize en la Repilblica.
En los illtimos dias de la legislature se decidi6 el tras-
lado de las oficinas del Congreso al Capitolio Nacional con
el prop6sito de que se inaugurase en el mismo el prdximo
Periodo Congresional. Esa honorable Comisi6n de Gobier-
no Interior confiri6 al ISecretario doctor Jos6 Alberni Yan-
ce, un amplio voto de confianza para que adoptara las re-
soluciones que estimase convenientes a la mejor organiza-
ci6n de las oficinas y servicios, y a ese empefio dedic6 di-
cho senior Secretario su extraordinario celo y actividad.








WI4i

El exito alcanzado en su delicado cometido lo procla-
-man hoy la admirable eficiencia de todos los servicios, tan-
to administrativos como de orden interior y la organiza-
ci6n de las distintas dependencias 'de la Camara, que se en-
cuentran a la altura de las primeras de la Repdblica.
De usted r'-' .-ti,.it ,iint.-,

RAFAEL 1MORALES,
Jefe de Despacho.


















Congress de la Repfiblica


Sesi6n Conjunta

Celebrada por el Senado y la Cmara de Representantes
el dia 30 de Abril de 1930, para proclamar
al Sr. President de la Repfibliea

A, las tries y cuarenta minutes p. m. ocupa la Presidencia el se-
iTor Clemente Vazquez Bello y las Secretarias los aefiores Celso,
Cu6llar del Rio, Rosendo Collazo. Jos6 Ram6n Cruells y Jos6 Al-
berni Yance.

Sa. PRESIDENT (VAZQTEZ BELLO) : Se va a pasar list.
(El Oficial de Secretaria, pasa lista).

SENADORES


Barreras Fernandez, Alberto.
Bravo Correogo, Antonio.
Camacho Padr6, Jos6.
Collazo Garcia, Rosendo.
Conipte Molina, Daniel
Cortina, Jos6 Manuel.
Cu6llar del Rio, Celso.
Diaz Pardo, Horaeio.
Dolz Arango, Ricardo.
Duque de Heredia, Alfonso.
Fern,.ndez Hermo, Lorenzo.


Fernandez Vega, Wifredo.
Garcia Osuna, Agustin.
Gareia Menocal, Fausto.
Gonzilez Clavell, Carlos.
Guerra Puente, Faustino.
Guti6rrez Vallad6n, Viriato.
Maidique Venegas, Modesto.
Martinez Moles, Manuel.
Silva' Medrano, Adolfo.
Vizquez Bello, Clemente.
Vera Verdura, Manuel.
Villal6n Sanchez, Jos6 R.


REPRESENTANTES


Acosta O'Bryan, Jose.
Aguiar Ballori, Miguel A.
Aguilar R.ecio, Antonio.
AlbarrAn Monedero, Miguel.
Alberni Yance, Jose.
Albuerne y Morgado, Jos6
Luis.
Alfonso Alvarez, Rafael.
Alfonso Pefia, Juan Manuel.
Alvarez y del Real, Evelio.
Alvarez Ramirez, Elio.
Alvera SuArez, Alvaro.
Aragon6s Machado, Alberto.
Ariza Silveira, Gabriel.
Armas Nodal, Antonio de
Baldor Valdes, Jos6.
Barrero Velazeo, Alfredo.


Barrero Velazoo, Octavio.
Bosch y Martinez, Antonio.
Bover Guara, Ram6n.
Calds Santamaria, Angel.
Camacho Covani, C6sar E.
Campos Martinez, Ricardo.
Campos Prieto, Francisco.
Candia y de Le6n, Vito M.
Capestany Abreu, Manuel.
Carrillo Ruiz, Justo P.
Castelvi Vinent, Guillermo.
Castillo Perera, Julio C. del.
Claret Marti, Santiago.
Cruells Reyes, Jos6 Ram6n.
Cruz Gonz&lez, Juan Pelipe.
Cuesta Crrdenas, Federico
G. de la












Cueto Sfnchez, Jos6 Ram6n del
Diaz Vald6s, Salvador.
Echeverria Mora, Ram6n.
Escobar Tamayo, Francisco.
Espinosa Espinosa, Juan.
FernAndez Soto, Jos6 M.
FinalBs Padr6n, Amado.
Fonseca P6rez, Olimpo.
Fundora Garmendia, Julio.
Garcia Montes, Jorge.
Garriga, Marcelino Isidoro.
George Vernot, Quintin.
Gil Cruz, Heliodoro.
Goderich Bravo, Pedro.
Gionzalez Beauville, Gustavo.
G.onztlez Morales, Eladio.
Grau Agfiero, Luis.
Grau Triana, Baldomero.
Gronlier Sardifias, Agustin.
Guds InclAn, Rafael.
Guds Pagueras, Carlos.
Haedo Triana, Juan Miguel.
Hernndez, Dou, Giordano.
Hirzel Pastrana, Le6n.
Hornedo Sudrez, Alfredo.
Infante Maldonado, Armando.
Le6n Vald6s, Ram6n de
Lombard Thondike, Aquilino.
L6pez Morales, Agustin.
Machado Morales, Carlos.
Machado Nodal, Enrique.
Madrid Vega, Cdsar M.
Martinez Quiroga, Emilio.
Martinez Rivera, Ismael.
Marrero Lima, Lino.
Menci6 y Diaz, Ernesto.
Mendoza Freyre de Andrade,
Mario G.,.
Mestre Tellech.ea, Jos6 Rail.
Meso Quesada, Joaquin.
Milands Tamayo, Jos6 N.
Mola Mola, Abelardo.
Mora Diaz, Martin.
Navarrete, Rail.
Nffiez Mesa, Delio.
Padi.erne Ochoa, Rafael.
Padierne Ochoa, Ricardo.


Parodi y de la HIoz, Gustavo.
Pefla y FernAndez, Antonio.
P6rez y R. Maribona, Ramiro.
Piedra, Prisciliano.
Pino y Santana, Agustin del
Pino Ponce de Le6n, Oscar del
Pino Quintana, Gustavo.
Plana y Rodriguez del Rey,
Manuel.
Ponce y Suarez del Villar,
Julio.
Prado JimBnnez, Felix del
Ramirez de Le6n, Eladio.
Recio Agiiero, Enrique.
Remedios Langaney, Benito.
Rey GonzAlez, Santiago.
Reyes Valerio, Piedro.
Rio Carrillo, Pastor del
Rivero Gandara, Manuel.
Rodriguez Barahona, Victo-
riano.
Rodriguez CremB, Alejandro J.
Rodriguez Fuentes, Antonio.
Rodriguez Ramiroz, Juan J.
Rubio Linares, Antonio Matias.
San Pedro HernAndez, Emilio.
Santa Cruz Pacheco, Emilio.
Sardifias Zamora, Emilio.
Sierra y Gonzalez, Jos6.
Soto Izquierdo, Francisco.
Tom6 Varona, Manuel.
Torre Llaurad6, Carlos do la
Trinidad y Velazco, Ram6n.
Trujillo Zequeira, AndrBs.
Ubeda Vald6s, Rafael J.
U'rbino, Jos6 I.
TJrquiaga Padilla, Carmelo.
Vdzquez Bello, Diego.
Verdoja Neyra, Santiago.
Villal6n Verdaguer, Manuel.
Villav.erde Salcedo; Ricardo.
Wolter del Rio, GermAn.
Zayas Arricta, Francisco.
Zayas Ruiz, Enrique.
Zaydin y Mirquez Sterling,
R.am6n.


SR. PRESIDENT (V-AZQUEZ BELLO) : Han respondido cien-
to cuarenta y tres miembros; hay qudrum.

Han excusado su asistencia los sefiores Agustin Cruz y
Anselmo, Alliegro.

Se. va a dar lectura al Acta de la filtima reunion del
.Congreso.

'(El Oficial de Actas, la lee).










SR. PRESIDENT (VAZQUEZ BELL) : Se aprueba el acta?
i ,;'.. ,,i, . Aprobada.

,Se va a dar lectura a la convocatoria.
(El Oficial de Secretaria, leyendo):

CONVOCATORIA

En cumplimiento de lo dispuesto en el articulo cin-
cuenta y ocho de la Constituci6n, convoco al Congreso para
que, reunido en un solo Cuerpo, en sesi6n extraordinaria,
proceda a proclamar al Presidente electo de la Repfblica.
Y a tenor del articulo cuarto de la Ley de Relaciones
entire ambos Cuerpos Colegisladores, seialo el dia 30 del
mes actual,'a las cuatro de la tarde para que en el edificio
de la Cimara de Representantes tenga lugar la referida
Sesi6n.
La Habana, 19 de Abril de 1929.
Clemente Vdzquez Bello,
President.

SR. PRESIDENT (VAZQUEZ BELLO) : Se va a dar lectura'a
una comunicaci6n.
(El Oficilt de Secretaria, leyendo) :

Habana, 30 de Abril de 1929.

Honorable Sr. President del Congreso de la Repiblica.

Honorable senior:

En eumplimiento de 6rdenes recibidas del senior Presi-
dente del ISenado, tengo el honor de haeer entrega a usted,
en este acto, de un pliego cerrado remitido por el senior Pre-
sidente y Secretarios de la Asamblea Nacional de Compro-
misarios Presidenciales, que deberA ser presentado al Con-
greso, reunido en un solo Cuerpo en sesi'6n extraordinaria,
a los efectos del articulo 58 de la Constituci6n.
Muy respetuosamente,
Francisco Camps,
Jefe del Despacho del Senado.








XIT


SR. PRESIDENT (VIZQUEZ BLLO) : De acuerdo con el
articulo 264 del 0'Cdigo Electoral, se van a romper los se-
llos para hacer el escrutinio.
(Se efectia el escrutinio).
Verificado el escrutinio, arroja ciento cincuenta y dos
votos en favor del General Gerardo Machado y Morales pa-
ra President de la Repfiblica.
(Aplausos).
No se ha recibido en la Mesa ninguna protest, ni do-
cumento alguno en contra de la elecci6n.
Si algfn senior congresista desea formular alguna pro-
testa, estA en tiempo de hacerlo.
(Silencio).
No habi6ndose formulado ninguna protest, proclamo
en nombre del Congreso de la Repiblica, Presidente de la
Repfblica, por el period constitutional que se inicia el
veinte de Mayo de mil novecientos veintinueve y terminal el
mismo dia del afio mil novecientos treinta y cinco, al Gene-
ral Gerardo Machado y Morales.
(Aplauso) .
Siguiendo las prActicas establecidas, quedan invitads.
los sefiores congresistas para la toma de posesi6n el veinte
de Mayo.
(Grandes aplausos).
i Viva la Reptiblica!
Se levanta la sesi6n.
(Eran las cuatro y treinta p. m.)
























C mara de Representantes



LEYES Y ACUERDOS DEL CONSEJO DE GOBIERNO DE
LA REPUBLICAN EN ARMAS.-ELECCION Y ORGANIZATION
DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE.-PROYECTOS DE
BASES PARA REDACTAR LA CONSTITUTION DE LA REPU-
BLICA.-EXTREMOS QUE SE APROBARON.-ARTICULADO
DE DICHAS BASES.-INDICACIONES DEL GOBIERNO DE
WASHINGTON SOBRE LA NECESIDAD DE UN APENDICE A
LA CONSTITUTION QUE GARANTIZASE EL CUMPLIMIEN-
TO DE LAS OBLIGACIONES QUE AQUEL GOBIERNO ESTI-
MABA HABER CONTRAIDO AL CONTRIBUIR A LA FORMA-
CION DE NUESTRA NACIONALIDAD.-ANTECEDENTES RE-
LACIONADOS CON LA DISCUSSION. Y ACEPTACION DEL
APENDICE CONSTITUTIONAL.














Habana, Marzo de 1931.


Sr. President de la Camara de Representantes y de la Co-
misi6n de Gobierno Interior.

Honorable senior:

En el anterior volume de la Memoria de la Camara,
correspondiente a las cuatro primeras legislatures del pre-
sente period congressional, comenz6 a publicar esta Jefatu-
ra los distintos antecedentes y documents de la Revolu-
eidn de Independencia, que constituyen la fuente primor-
dial de la historic de nuestra nacionalidad y que, sin em-
bargo, apenas son del dominio pfiblico, ya que no fueron
nunca debidamente difundidos.
Esta publicaci6n no tiene s6lo un indiseutible valor
hist6rico, sino que tambi6n ha venido a lenar una senti-
da necesidad como medio de consult, y lo prueba el inte-
r6s con que ha sido acogida y las numerosas solicitudes que
se han cursado para su envio a particulars e institueiones.
Se recogen en este tomo las leyes dictadas por el Gobier-
no de la Revoluei6n para el ordenado desenvolvimiento ad-
ministrativo y civil de la Repdiblica en armas; la Consti-
tuci6n adoptada en la memorable Asamblea de Jimagua-
yr, que proclam6 el principio de libertad y garantiz6 el
derecho ciudadano de los que a ella se acogiesen; las dispo-
siciones dictadas por el Gobierno Militar de los Estados
Unidos de Norte Am6rica para la formaci6n del Estado cu-
bano; la elecci6n de la Convenci6n Constituyente; los pro-
yectos de bases para redactar la Constituci6n de la Repi-
blica; los extremes que fueron aprobados; el articulado de
.dichas bases, como fu6 sometido a la Asamblea por la Co-
misi6n designada para esa labor; las indicaciones del Go-
bierno de Washington sobre la necesidad de un Ap&ndice
que garantizase el cumplimiento de las obligaeiones inter-
nacionales que estimaba habia contraido al contribuir a la
formaci6n de nuestra nacionalidad y los anteeedentes re-
lacionados con la diseusi6n y aceptaci6n definitive de di-
eho Ap6ndice Constitucional.
Muy respetuosamente de used,
RAFAEL MORALES,
Jefe de Despacho.














INDICE DE LOS DOCUMENTS QUE SE INSERTAN

ASUNTOS PAGINAS
Consejo de Gobierno de la Repilblica de Cuba
Alocuci6n ofreeiendo al pueblo de Cuba la re-
copilaci6u de las leyes y acuerdos dictados por
el Consejo de Gobierno .............. 11
Miembros del Consejo de Gobierno .... .... 13
Constituei6n de la Repfiblica acordada en la
Asamblea de Jimaguayfi .............. 15
Ley para el gobierno civil de la Repfiblica .. 19
Ley para la Hacienda Pfiblica ............ 33
Ley de Matrimonio .................. 35
Aeuerdo determinando la jerarquia military que
corresponde a eargos civiles ........ .. 43
Acuerdo disponiendo que las 6rdenes que se
trasmitan a los Jefes del Ej6reito serAn in-
sertadas por 6stos en la Orden del Dia .. .. 44
Acuerdo disponiendo que el ganado inmediato
a las poblaciones y fuertes enemigos sera re-
partido entire los vecinos de las Prefeeturas.. 45
Acuerdo concediendo a los individuos que lle-
guen en expedici6n el derecho de portar las
armas que conduzcan hasta su ingreso en el
Cuerpo a que definitivamente sean destinados. 45
Acuerdo estableciendo la forma en que sera
apreciada ]a antigiiedad de los Jefes y Ofi-
ciales del Ej6rcito ................ 45
Acuerdo coneediendo una gratificaci6n de diez
pesos y el reconocimiento del grado military a
los que se incorporen al Ej6rcito Libertador
procedentes de las filas enemigas ........ 46
Acuerdo prohibiendo las laborers de la zafra de
mil ochocientos noventa y seis a mil ocho-
eientos noventa y siete .......... .. 46
Acuerdo prohibiendo las labores en industries,
comereios y cualquier otra clase de explotaci6n
agricola, asi como toda comunicaci6n con el
territorio enemigo, y estableciendo un im-
puesto sobre las fincas, sociedades, etc.... .. 48










ASUNTOS PAGINAS

Acuerdo concediendo el derecho de petici6n a
los ciudadanos. .......... ........ 49
Acuerdo fijando el haber que devengarkn los
Jefes, Oficiales, classes y alistados del Ej6r-
cito Libertador . .. .... ...... . 50
Maniifiesto del Gobierno Provisional de la Re-
pfiblica a las Repfiblicas de la America La-
tina ..... .. .. .. ..... .. ..... 51
Gobierno Militar de los Estados 'Unidos de Am6rica'

Convocatoria para elecei6n de los miembros a
la 'Convenci6n Constituyente ..... .. .. 57
Alocuci6n del Gobernador Militar sobre las fun-
ciones de la Convenci6n Constituyente ... 58
Convenci6n Constituyente
Acta de la sesi6n inaugural ............ 61
Delegados propietarios y suplentes a la Con-
venei6n Constituyente .......... ... 62
Organizaci6n definitive de la Convenci6n .. 64
Contestaci6n propuesta por el senior Juan Gual-
berto G6mez a la Alocuci6n del Gobernador
Military sobre las funciones de la Convenci6n. 67
Proyectos de bases para redactar la Constituci6n
de la Repfiblica:
Proyeeto del Delegado senior Juan Rius Rivera. 71
Proyecto del Delegado senior Martin Moria Del-
Sgado .......................... 83
Proyeeto del Delegado senior Gonzalo de Que-
sada............. ............. 90
Proyecto del Delegado senior Jos6 B. AlemAn.. 110
Adici6n al Proyeeto del Delegado senior Jos6 B.
Alem.n ...... ............ ... .. 124
Proyecto del Delegado sefior Leopoldo Berriel. 127
Proyeeto del Delegado senior Diego Tamayo .. 151
Proyecto del Delegado senior Salvador Cisneros. 152
Adici6n a dicho Proyecto .............. 161
Proyeeto del Delegado senior Jos6 de J. Mon-
teagudo ...... ............ .... 165
Proyeetos de los Delegados sefiores Alfredo Za-
yas, Emilio Nfiiez, Enrique Villuendas, Jos6
N. Ferrer y Juan G. G6mez ............ I167











ASUNTOS PAGINAS

Proyecto de bases presentado por la Comisi6u
Especial ...... ....... ........ 174
Votos particulares de los Delegados sefiores
Leopoldo Berriel y Pedro Gonzalez Llorente .. 197
Proyecto de articulado de la Constituci6n .... 199
Moei6n del Delegado senior Salvador Cisneros
limitando las condiciones de elegibildad del
President y Vice-presidente de la. Repfi-
blica .................. ..... ... 231
Moci6n de los Delegados Jose Lacret Morlot y
Salvador Cisneros sobre abolici6n de la pena
de muerte ..................... 232
Notas taquigrdfieas de la sesi6n de veinte y uno
de Febrero de mil novecientos uno en que fu6
aprobada y firmada la Constituei6n de la Re-
pfiblica ..... ................ .. 235
Comisi6n designada para la redacci6n de las
bases que fijarin las relaciones entire los Es-
tados Unidos y Cuba .............. 238
Opini6n del Delegado senior Juan Rius Rivera. 238
Opinion del Delegado senior Martin Mortia Del-
gado .......................... 246
Opinion del Delegado senior Emilio Nfifiez .... 247
Opini6n del Delegado senior Eliseo 'Giberga 252
Informe presentado por la Comisi6n sobre este
particular .. .. .. .. .... .... .. .. .... 255
Comunicaci6n del Gobernador Militar transcri-
biendo las bases indicadas por el Gobierno de
los Estados Unidos de America ...... ... 264
Voto particular del Delegado senior Enrique Vi-
Iluendas como miembro de la Comisi6n desig-
nada para dictaminar sobre el Apindice a la
Constituei6n ...... .... .. .... 266
Ponencia del senior Juan Gualberto G6mes,
miembro de la Comisi6n designada para pro-
poner la contestaci6n al Gobernador Militar. g67
Contestaei6n propuesta por el Delegado senior
Eliseo Giberga .................... 280
Proposici6n previa de los Delegados sefiores
Emilio Nifiez, Jose N. Ferrer, Jos6 de J.
Monteagudo, Jose Luis Robau, y Jos6 Fer-
nfndez de Castro, interesando el nombra-
miento de una Comisi6n para que se entrevis-










ASUNTOS PAGINAS
te, en Washington, con el Presidente de los
Estados Unidos, de America y solieite aelara-
ciones con respect a las bases propuestas por
aquel Gobierno .; ......... ..... 290
Comunicaci6n del Gobernador Militar expo-
niendo la opinion del Presidente de los Es-
tados Unidos sobre el alcance del tercer pa-
rrafo de las bases propuestas .. .... 293
PArrafos de una carta del Secretario de la Gue-
rra de los Estados Unidos al Gobernador Mi-
litar de Cuba, interpretando la forma de in-
tervenci6n descripta en las bases para el
Apendice Constitucional .......... .. 294
Proposici6n del Delegado senior Martin Moriia
Delgado ....... .. ... ...... .. 294
Informe de la Comisi6n que coneurri6 a Was-
hington, sobre el resultado de sus gestiones. 301
Adici6n a dicho informe... ...... .. .... 317
Informe de ]a Comisi6n designada para emitir
dietamen sobre el Apendice Constitucional .. 319
Voto particular d.e los Delegados sefiores Juan
G. G6mez y Manuel R. Silva, miembros de la
Comisi6n anterior ................ 323
Enmienda al Informe de la Comisi6n, presen-
tada por el Delegado senior Leopoldo Berriel. 328
Enmienda del Delegado senior Martin Moria
Delgado .................. ...... 230
Informe nuevamente emitido por la Comisi6n 332
Moci6n del Delegado senior Salvador Cisneros
proponiendo como cuesti6n previa que la Co-
misi6n declare que no tiene facultad para mo-
dificar la Constituci6n por ella adoptada 338
Enmiendas al Dictamen presentado por la Co-
misi6n ........................ 338
Comunicaei6n del Gobernador Militar transcri-
biendo el informed del Secretario de la Guerra
.de los Estados Unidos, en que se objeta el
acuerdo de la Convenci6n Constituyente so-
bre aceptaci6n del Ap6ndice Constitucional y
se ratifican las bases inicialmente propuestas
por aquel Gobierno .................. 341







9


ASUNTOS PAGINAS

Proyecto de resoluci6n objetando el Apendice
Constitutional, presentado por el Delegado
senior Martin Morfa Delgado ...... .... 344
Enmienda al anterior Proyecto de Resoluci6n
presentada por los De'egados sefores Enri-
que Villuendas, Diego Tamayo y Gonzalo de
Quesada ........................ 347
Enmienda de los propios sefiores a dicho Pro-
yecto de Resoluci6n ... .......... ... 347















LEYES Y ACUERDOS DEL CONSEJO DE GOBIERNO
DE LA REPUBLICAN


A los cubanos

Un afo hace que los representantes del pueblo cuba-
no, levantado en armas contra la dominaci6n espafiola,
se reunieron en el campo memorable de Jimaguayd, para
'declararse independiente de Espafia y constituir la Re-
pfblica de Cuba.
Deelarando previamente ante la Patria la pureza de
sus pensamientos, juraron la Constituci6n de la Repdbli-
ca y constituyeron su Gobierno Supremo.
Aquella Asamblea Constituyente quiso dejar en no-
sotros la representaci6n del pueblo cubano, y ante las ne-
cesidades de la Patria aceptamos sin ambici6n ni preten-
siones. Cumplir como cubanos y hacer cumplir a todos
fu6 desde entonces nuestro deseo y ha sido nuestra cons-
tante aspiraci6n.
Si algo nos falt6 por hacer, los dias en que vivimos
y las circunstancias que atravesamos nos servirAn de dis-
culpa, y sobre todo, nuestra buena voluntad y el deseo de
procurar el bien de la Patria, que nos ha animado siem-
pre.
Como muestra de ello, al llegar esta fecha memora-
ble, hacemos, con la publicaci6n de estas Leyes y Acuer-
dos, la historic de los trabajos realizados, que presenta-
mos a los hermanos que luchan -con nosotros en los cam-
pos de Cuba y a los que, desde lejos, nos ayudan con sus
esfuerzos y a nosotros estdn unidos porque los alienta la
misma fe y viven con iguales esperanzas.
Patria y Libertad, Septiembre 16 de 1896.
'EL CONSEJO DE GOBIERNO.















CONSEJO DE GOBIERNO DE LA REPUBLICAN
DE CUBA

President: C. Salvador Cisneros Betancourt.
Vice-Presidente: Mayor General Bartolom6 Mass6.
Secretario de la Guerra: Mayor General Carlos Roloff.
-Secretario del Interior: Dr. Santiago Garcia Cafiizares.
Seeretario de Relaciones Exteriores: Lcdo. R. Portuondo
Tamayo.
Secretario de Hacienda: Ledo. Severo Pina Marin.


Sub-secretario de la Guerra: Vaeante.
Sub-seeretario del Interior: C. Carlos Dubois.
*Sub-secretario de Relaciones Exteriores: Vacante.
Sub-secretario de Hacienda: C. Ernesto Font y Sterling.















CONSTITUTION DE LA REPUBLICAN
DE CUBA

La Revoluei6n por la Independencia y creaei6n de
Cuba en Repiblica Democritica en su nuevo period de
guerra iniciado en 24 de febrero filtimo, solemnemente de-
clara la separaci6n de Cuba de la monarquia espafiola, y
su instituci6n como Estado libre e independiente, con go-
bierno propio por autoridad supreme, con el nombre de

REPlIBLICA DE CUBA

y confirm sui existencia entire las divisions political de
la tierra. Y en su nombre, y por delegaci6n que al efeeto
se han conferido los cubanos en armas, declarando pre-
viamente ante la patria la pureza de sus pensamientos li-
bres de violencia, de ira o de prevenci6n, y s6lo inspirados
en el prop6sito de interpreter en bien de Cuba los votos
populares para la instituci6n del regimen y gobierno pro-
visionales de la Repfiblica, los representantes electos de
la Revoluei6n en Asamblea Constifuyente, han pactado
ante Cuba y el mundo, con la fe de su honor empefiado en
el cumplimiento, los siguientes articulos de

CONSTITUCI6N,

Articulo 19-El Gobierno Supremo de la Reptblica
residir~ en un Consejo de. Gobierno compuesto de su Pre-
sidente, un Vicepresidente y cuatro Secretarios de Estado
*para el despacho de los asuntos de Guerra, de lo Interior,
de Relaciones Exteriores y de Hacienda.
Articulo 2?-Cada Secretario tendrk un Subsecreta-
rio de Estado para cubrir los easos de vacant.
Articulo 39-Seran atribuciones del Consej- Go-
bierno:
1? Dictar todas las disposiciones relatives a la vida
civil y political de la Revoluei6n.
2. Imponer y percibir contribuciones, contraer em-
pr6stitos piblicos, emitir papel moneda, invertir los fon-









dos recaudadoe en la Isla, por cualquier titulo que sean,
y los que a titulo oneroso se obtengan en el extranjero.
3 O Conceder patentes de corso, levantar tropas y
mantenerlas, declarar represalias respect al enemigo y
ratificar tratados.
4f 'Conceder autorizaci6n, cuando asi lo estime opor-
tuno, para someter al Poder Judicial al Presidente y de-
mas miembros del Consejo, si fuesen acusados.
59 Resolver las reclamaciones de toda indole, ex-
*epto judicial, que tienen derecho a presentarles todos los
hombres de la Revoluci6n.
6. Aprobar la Ley de Organizaci6n Militar y Orde-
nanza del Ej6rcito que propondrd el General en Jefe.
7. Conferir los grades militares de Coronel en ade-
lante, previo informed del Jefe Superior inmediato y del
General en Jefe, y designer el nombramiento de este il-
timo y del Lugarteniente General en caso de vacant de
ambos.
89 Ordenar la elecci6n de cuatro representantes por
cada Cuerpo de Ej6rcito, cada vez que conforme con esta
Constituci6n sea necesaria la convocaci6n de Asamblea.
Articulo 49-El Consejo de Gobierno solamente -in-
tervendrh en las operaciones militares, cuando a su juicio
sea absolutamente necesario a la realizaci6n de altos fines
politicos.
Articulo 59-Es requisite para la validez de los
acuerdos del Colnejo de Gobierno, el de haber torado par-
te en la deliberaci6n los dos tercios de los miembros del
mismo, cuando menos, y haberse resuelto aqu6llos por vo-
to de la mayoria de los concurrentes.
Articulo 69-El cargo de Consejero es incompatible
con los demrs de la Repfblica, y require la. edad mayor
de veinticinco afios.
Articulo 7?-El Poder Ejecutivo residira en el Pre-
sidente o en su defecto en el Vicepresidente.
Articulo 89-Los acuerdos del Consejo de Gobierno
seran sancionados y promulgados por el Presidente, quien
dispondra lo necesario para su cumplimiento en un t6rmi-
no que no excederA de diez dias.
Articulo 9--El Presidente puede celebrar tratados
con la ratificaci6n del Consejo de Gobierno.
Articulo 10.-El Presidente recibirA a los embajado-
res y expedira sus despachos a todos los funcionarios.









Articulo 11.-El tratado de paz con Espafia, que ha
de tener precisamente por base la independencia absolu-
ta de la Isla de Cuba, deberh ser ratificalo por el Consejo
de Gobierno y la Asamblea de Representantes convocada
expresamente para ese fin.
Articulo 12.-El Vicepresidente sustituira al Presi-
dente en easo de vacant.
Articulo 13.-En easo de resultar vacantes los cargos
de President y Vicepresidentes por renuncias, deposici6n
o mucrte de ambos u otra causa, se reunird una Asamblea
de Represjntantes para la elecci6n de los que hayan de
desempefiar los cargos vacantes. que interinamente ocupa-
ran los Secretarios de mAs edad.
Articulo 14.-Los Secretarios tomaran part, con voz
y votc, en las deliberaciones de los acuerdos de cualquier
indole que fueren.
Articulo 15.-Es atribuci6n de los Secretarios propo-
ner todos los empleos de sus respectivos despachos.
Articulo 16.-Los .Subsecretarios sustituirin en los
casos de vacant a los Secretarios de Estado, teniendo en-
tonces voz y voto en las deliberaciones.
Articulo 17.-Todas las fuerzas armadas de la Repti-
blica y la direcci6n de las operaciones de la guerra esta-
rAn bajo el mando director del General en Jefe, que ten-
drA a sus 6rdenes, como segundo en el mando, un Lugar-
teniente General, que lo sustituira en caso de vacant.
Articulo 18.-Los funcionarios de cualquier orden
que sean, se prestaran reciproco auxilio para el cumpli-
miento de las resoluciones del Consejo de Gobierno.
Articulo 19.-Todos los cubanos estan obligados a
servir a !a Revoluci6n con su persona e intereses, segin
sus aptitudes.
Articulo 20.-Las fincas y propiedades de eualquier
clause, perteneeiente a extranjeros, estaran sujetas al pago
de impuestos en favor de la Revoluei6n. mientras sus res-
peetivos Gobiernos no reconozean la beligerancia de Cuba.
Articulo 21.-Todas las deudas y compromises con-
traidos, desde que se inici6 el actual period de guerra
hasta sar promulgada esta Consfituci6n, por los Jefes de
Cuerpos de Ejercitos en beneficio de la Revoluci6n, seran
vAlidos como los que en lo sucesivo corresponde al Con-
sejo de Gobierno efectuar.
Articulo 22.-El Consejo de Gobierno podra deponer
a cualquiera de sus miembros por causa justificada a jui-









eio de dos tercios de los Consejeros, y dara cuenta en la
primera Asamblea que se convoque.
Articulo 23.-E1 Poder Judicial procedera con ente-
ra independencia de todos los demds: su organizaci6n y
reglamentaci6n estar6n a cargo del Consejo de Gobierno.
Articulo 24.-Esta Constitu'ci6n regirk en Cuba du-
rante dos afios a contar desde su promulgaci6n, si antes
no terminal la guerra de Independencia. Transcurrido este
plazo se convocara a Asamblea de Representantes que po-
dra modificarla y procederA a la elecci6n de nuevo Con-
sejo de Gobierno, y a la censura del saliente.
Asi lo ha pactado, y en nombre de la Repfiblica lo or-
dena la Asamblea Constituyente en Jimaguayd a diez y
seis de septiembre de mil ochocientos noventa y cinco. Y
en testimonio firmamos los Representantes Delegados por
el pueblo cubano en armas: Salvador Cisneros, Presiden-
te.-Rafael Manduley, Vicepresidente.-Pedro Pifiin de
Villegas.-Lope Recio L.-Fermin Vald6s Dominguez.-
Francisco Diaz Silveira.-Dr. Santiago Garcia Cafiiza-
res.-Rafael P6rez.--J. L6pez Leiva.-Enrique Cespedes.
-Marcos Padilla.-Raimundo Sanchez.-J. D. Castillo.-
Mariano Sanchez.-Pedro Aguilera.-Rafael M. Portuon-
do.-Orencio Nodarse.-Jos6 Clemente Vivanco.-Enri-
que Loinaz del Castillo.-Severo Pina.















LEY PARA EL GOBIERNO CIVIL DE LA REPUBLICAN
DE CUBA


CAPITULO I

Division Territorial

Art. 19-La Repdblica de Cuba comprende el territo-
rio que ocupa la Isla de Cuba, desde el cabo de San An-
tonio hasta la punta de Maisi, e islas y cayos adyacentes.
Art. 29-Este territorio se dividirh en seis provincias,
que se denominarhn: Oriente, Camagiiey, Las Villas o Ca-
banacan, Matanzas, Habana y Occidente.
Art. 3?-La provincia de Oriente comprende desde la
punta de Maisi hasta la linea que, partiendo en el norte
del puerto de Nuevas Grandes, desciende por el rio Sa-
lado y sigue luego por el curso del rio Jobabo hasta su
terminaci6n.
Art. 49-La provincia de Camagiiey tiene por limi-
tes: al E. la provincial de Oriente, y por el O. la line que,
arrancando en el norte de ]a Laguna Blanca, viene por Los
Esteros hasta Mor6n y pasado Ciego de Avila, siga por la
linea ferrea hasta el Jicaro en la costa S.
Art. 5-La provincia de Las Villas tiene por limi-
tes: a! E. la de Camagiiey, y al O. el rio de La Palma y el
Handbana o Hatiguanico en todo su curso.
Art. 69-La provincia de Matanzas tiene por limits:
al E. ]a de Las Villas, y al O. la linea que, partiendo de
Canasi, en el N., terminal en ]a desembocadura del rio
Hatiguanico.
Art. 79-La provincia de la Habana tiene por limi-
tes: al E. la de Matanzas, y al 0. la troeha military que,
partiendo de Mariel, en el N., terminal en la ensenada de
Majana en el mar del S.
Art. 89-La provincia de Oceidente tiene por limi-
tes: al E. la de la Habana, extendi6ndose por el 0. has-
ta el cabo de San Antonio.










Art. 9?-Las islas y cayos adyacentes formardn par-
te de las Provincias a que geogrificamente pertenezcan.
Art. 10.-La provincia de Oriente queda dividida en
diez distritos, que son: Baracoa, Guantdnamo, Sagua de
Thnamo, Mayari, Santiago de Cuba, Holguin, Jiguani,
Manzanillo, Bayamo y Tunas. La de Camagiiey compren-
de dos, que son: Nuevitas o del Este, y Ciego de Avila o
del Oeste. La de Las Villas comprende seis, que son: Re-
medios, Sancti Spiritus, Trinidad, Santa Clara, Sagua y
Cienfuegos. La de Matanzas comprende cuatro: Col6n,
Uni6n, Cirdenas y Matanzas. La de la Habana ocho:
Giiines, Jaruco, Santa Maria del Rosario, Habana, San-
tiago de las Vegas, Bejueal, San Antonio y Guanajay. La
de Occidente cuatro: Bahia Honda, San Crist6bal, Pinar
del Rio y Mantua.
Art. 11.-Cada uno de estos distritos se dividirmn en
las Prefecturas que se crea convenientes y 6stas a su vez
en cuatro Sub-Prefecturas o Cuartones.
Art. 12.-Los limits de los Distritos serdn aproba-
dos por el Consejo de Gobierno, previo informed del Se-
cretario del Interior; y los de las Prefecturas y Sub-Pre-
fhcturas por la Secretaria, previo informed de los Gober-
nadores Civiles. Mientras no recaigt esta aprobaci6n, ser-
virAn de limits respectivamente los de los antiguos dis-
tritos municipals y alcaldias de barrios.

CAPITULO II

Del Gobierno

Art. 13.-El Secretario del Interior sera el Jefe Su-
perior del ramo. Hark la propuesta de los empleados, y
propondra su separaci6n siempre que hubiere motive jus-
tificado para ello, pudiendo interinamente nombrarlos, o
icordar su separaci6n cuando lo estime convenient.
Art. 14.-Tendri un Jefe de Despacho y los auxilia-
res que crea necesarios para el mejor servicio.
Art. 15.-El Jefe de Despacho llevarh los libros de
la Secretaria, cuidard del Archivo, seri el Jefe de las
Oficinas y expedirA las certificaciones que se soliciten.
Art. 16.-Los auxiliaries estarAn a las inmediatas 6r-
denes del Secretario del Interior para ayudar en los tra-
bajos de oficina, desempefiar los servicios o comisiones
que se les confien, y sustituir interinamente, cuando se
necesite, al Jefe de Despacho.










Art. 17.-La .Secretaria del Interior formark, con los
datos que le suministren los Gobernadores Civiles, la Es-
tadistica general de la Repfiblica.
Art. 18.-En cada provincia se nombrara un Gober-
nador que sera el Jefe civil de ella; en cada distrito un
Teniente Gobernador; un Prefecto en cada Prefectura y
un Sub-Prefecto para eada una de las Sub-Prefecturas.
Art. 19.-Para la vigilancia de las costas se nombra-
ra uno o mis Inspectores en cada distrito, y los vigilan-
tes que se necesiten segfn la extension de aqullas y el
nimero de puertos embarcaderos, esteros y salinas que hu-
biese.
Art. 20.-El Gobernador Civil informara al Secre-
tario del Interior acerca de las necesidades de su provin-
cia, y podri nombrar o separar interinamente, dando
cuenta, a todos los empleados que *de 61 dependan.
Dictard las medidas e instrucciones necesarias para
que se obedezean las leyes generals de la Repiblica y
las 6rdenes que emanen del Secretario del Interior.
RepartirA a los Tenientes Gobernadores los articulos
de primer necesidad y los que le sean entregados con ese
objeto.
ComunicarA a los empleados inferiores las instruecio-
nes necesarias para la formaci6n de la estadistica de la
provincia que ha de remitir a la Secretaria.
Art. 21.-El Gobernador Civil tendra un Secretario
y dos auxiliares que le ayuden en el desempefio de sus
funciones.
Art. 22.-Los Tenientes Gobernadores .harin cum-
plir en el territorio de su mando las Leyes generals de
la Repiiblica, las 6rdenes que en.anan de la Secretaria del
Interior y las que reciben del Gobernador Civil de la Pro-
vincia.
Tendran las atribuciones que se desprenden de su
cargo de intermediaries entire los Gobernadores Civiles y
los Prefectos, y en caso de vacant o de incomunicaci6n
absolute con los Gobernadores Civiles, tendrdn las mis-
mas atribuciones que Astos. pero siempre obligados a dar
cuenta a su superior inmediato.
Art. 23.-Los Tenientes Goberna.dores podrAn tener
un Secretario y un auxiliar siempre que lo necesiten para
cl mejor eumplimiento del servicio.
Art. 24.-El Prefeeto es la Autoridad Superior in-
mediata de su territorio, y todos los vecinos y transeun-
tes estaran sometidos a esta Autoridad, estando 61, a su









vez, obligado a ayudar a la recta Administraci6n. de jus-
ticia y en el deber de contener todos los abusos y crime-
nes que puedan cometerse.
Debe hacer eumplir las leyes generals de la Repdi-
blica y las 6rdenes que le comuniquen las Autoridades
Superiores, e informarh a los Tenientes Gobernadores
acerca de las necesidades de la Prefectura.
Dividird el territorio de su mando en cuatro Sub-
Prefecturas o cuartones, vigilando la conduct del Sub-
Prefecto que ha de ponerse al frente de cada una de
ellas, y procurando que haya siempre en ellas el nfimero
de auxiliares que consider necesarios.
Repartird equitativamente entire los sub-Prefectos los
articulos que se le entreguen, y tender& las demas atribu-
ciones que se desprenden de su caracter de intermediarios
entire log Tenientes Gobernadores y los Sub-Prefectos.
Iniciari la sumaria de todos los delitos y causes eri-
minales que resulten en su territorio, pasAndolas despu6s
de concluidos, como 1e presunto reo o reos, con todo lo
concerniente al sumario, al Teniente Gobernador, para
que 6ste lo haga' al Jefe military a quien corresponda. No
procederA asi con los espias, pricticos, correos y los de-
mas que nuestras leyes declared o tengan como traidores,
pues 6stos, por lo dificil que es guardarlos press o con-
ducirlos con seguridad, serhn juzgados inmediatamente
que sean heehos prisioneros por un Consejo compuesto de
tres personas, las maB id6neas que a su juicio hubiere en
la Prefectura, actuando una como Presidente y las otras
dos como Vocales del Consejo. Tambi6n nombrarA una
que actfie como Fiscal, pudiendo el aeusado o acusados
nombrar el defensor o defensores que sean de su agrado.
Despubs de reunido el Consejo en esta forma y llenadas
las demas formalidades, el Tribunal, en privado, fallarA
y dark sentencia, la cual serA definitive y sin apelaci6n;
pero bajo la responsabilidad que se debe exigir por el Go-
bierno Superior a los que intervengan en dieho Consejo y
se aparten de lo que disponen nuestras leyes y la raz6n
natural. Sin embargo, si en el territorio inmediato hubie-
re alguna fuerza armada a esta se remitiran los anteeeden-
tes y los acusados para que se les juzgue como corres-
ponde.
No permitira que ningin individuo de su demarca-
ci6n estA sin destino. Hara que todos trabajen, teniendo
los medios de labranza necesarios en proporci6n a los ve-
cinos que tenga en su territorio; hara proteger y propa-










gar los colmenares, cuidar las estancias abandonadas y
extender todo lo possible las zonas de cultivo.
Tan pronto como llegue a conocimiento del Prefecto
que en el territorio de su demarcaci6n se encuentra el Se-
cretario del Interior o algfin Delegado de esta Autoridad,
pasar~ a ponerse a su disposici6n. De igual modo lo ha-
ra tambien cuando llegue el Consejo de Gobierno, cual-
quiera de sus miembros u otra autoridad superior, asi co-
mo a las fuerzas armadas, presentandose al Jefe de 6stas
para facilitarle lo que necesite y servirle en b1 que pueda.
Facilitard lo necesario para el sostenimiento de todos
l's vecinos de su territorio y especialmente de los artesa-
nos-que trabajan en los talleres del Estado, de las families
de 6stos y de los que pertenecen a los individuos del Ej6r-
cito Libertador.
Atenderh con el mayor esmero possible al cuidado de
los hospitals y enfermerias y a la asistencia de los heri-
dos o enfermos del Ej6reito cuya curaci6n se haga fuera
de estos asilos.
Vigilarh los campamentos o poblaciones ocupadas por
el enemigo, avisando a los vecinos y a la fuerza armada
mis inmediata tan pronto como sepa que su territorio ha
sido invadido.
Recogerd todos los caballos y demhs animals tiles,
que no pertenezean al Ej6rcito y los pondrd en lugar se-
guro para las necesidades del servicib.
Autorizard los matrimonios en la forma prevenida
por ia Ley de Matrimonio y los demas contratos que se
celebren entire los veeinos de la Prefectura, entendiendo
en las demands ordinarias y en los otorgamientos de po-
deres y testamentos, haciendolo constar en un registro
claro y expresivo, y dando a los interesados los testimo-
nios que pidieren.
Tambi6n llevard un libro de registro civil en el que
anotarh todos los nacimientos y defunciones que ocurran
en ]a Prefectura.
IIar la estadistica de su Prefectura, con expresi6n
de cada persona que se encuentre en ella, anotando su re-
sidencia, estado, edad, sexo, procedencia y ocupaci6n: si
es agricultor, la labranza que tenga, y si no tiene ocupa-
ci6n indicard en la casilla de observaciones para lo que
pueda ser destinado.
Art. 25.-Los Sub-Prefectos harAn eumplir en el te-
rritorio de su mando las leyes y disposiciones vigentes y
las 6rdenes que les comuniquen las autoridades superiores.









Informaran a los Prefectos aeerca de las necesidades
de la Sub-Prefectura y velarhn por la seguridal y el or-
den pfiblico, deteniendo y remitiendo al Prefecto las per-
sonas que transiten sin salvo-conducto.
No permitir6n que se ejecute comisi6n alguna en de-
sacuerdo con las leyes, y, para el eumplimiento de las que
no se opongan a 6stas, exigirAn la autorizaci6n firmada por
el Jefe civil o military que la made ejecutar.
Tendran en dep6sito el ganado destinado a la matan-
ra, del que entregarAn a la fuerza military o autoridades
civiles el que neceoiten, haciendo matar el necesario para
las familiar de su Sub-Prefectura, no permitiendo que se
sacrifique ganado alguno sino por el auxiliar que design
para ello y recogiendo todos los cueros de las rsese bene-
ficiadas.
Las vacas paridas y sus crias las repartiran entire los
vecinos, para que se establezcan vaquerias y fabriquen
quesos, cuya tercera parte se entregarAn en la Prefectu-
ra para su distribuei6n.
No permitiran la destrucci6n de las fineas abandona-
das, ya pertenezcan a amigos o enemigos de la Repfiblica,
dando aviso a los Prefeetos de las que se hallen en ese es-
tado, para el nombramiento de los que deben adminis-
trarla.
Cuidara de que todos los vecinos cultiven el terreno
necesario para tender a sus families, haciendolos ademas
trabajar en los predios o estancias del Estado y estable-
cer colmenares, recordAndoles y haciendoles cumplir la
obligaci6n en que estAn de prestar cuantos servicios se ne-
cesiten.
EmplearAn en el sostenimiento de las cargas pfbli-
cas los recursos que les proporcionen los Prefectos, y cuan-
do 6stos no bastaren, repartiran dichos cargos, equitati-
vamente, entire los vecinos.
Art. 26.-El Prefecto tendrA un Secretario que le au-
xiliara en sus trabajos, llevara los registros y se ocuparA
del orden y conservaci6n del archivo.
Art. 27.-En cada Prefectura habrA el n6mero de au-
xiliares que se crea convenient para que puedan tender
las necesidades del servicio.
" Se distribuirAn en las Sub-Prefeeturas y son sus
obligaciones: servir de Secretario a los Sub-Prefectos, de
prActicos a las faenas o comisiones, y de provee.oresi
conducir los pliegos, viveres y demAs efectos a los cam-











pamentos, talleres, hospitals y families que no puedan
acadir a proveerse a la Sub-Prefectura.
ServirAn igualmente para cuidar del orden en la Pre-
fectura, custodiar los press y former las escoltas de los
Tenientes Gobernadores y del Gobernador Civil y desem-
pefiarin ademas tocas las comisiones que le ordenen los
Prefectos y Autoridades superiores.
Art. 28.-Los Inspectores de Costas vigilarAn, reco-
rriendo constantemente las costas encomendadas a su ins-
pecci6n, cuidando de que los vigilantes esten siempre en
sus puestos para que se cumpla bien el servicio.
DarAn inmediatamente aviso del desembarco de las
fuerzas enemigas o de las expediciones que, para el ser-
vicio de Cuba, vengan del exterior, facilitando a 6stas,
cuantos auxilios puedan, para su custodia, conducci6n y
salvamento.
Atenderin con cuidado a las salinas existentes, esta-
bleciendo cuantas puedan, tratando de recoger la sal
cuando est6 en condiciones, y dando aviso de ello al Te-
niente Gobernador y a los Prefectos inmediatos.
Atender6n con especial cuidado al puntual servicio
de comunicaciones con los pueblos enemigos de la costa,
y a las que se establezean con el extranjero.
TendrAn bajo su inmediato mando un sub-Inspector
y cuantos vigilantes consider convenientes, pudiendo re-
clamar e: auxilio de los Prefectos y de las fuerzas armadas,
siempre que le consider necesario.
Art. 29.-E1 Sub-Inspector desempefiarA las funcio-
nes de Secretario y ocuparA el puesto de Inspector en sus
ausencias o enfermedades.
Art. 30.-Los vigilantes de costas reconocerAn al Ins-
pector como su Jefe superior inmediato, ejercerAn su vi-
gilancia en los lugares que se les sefiale, y ejecutarAn las
6rdenes que se les confien.

CAPITULO III

Administracidn de los talleres

Art. 31.-Se estableeerin en las Prefecturas, donde
convengan, talleres de armeria, de p6lvora, herreria, fus-
tes, carpinterias, talabarterias, zapaterias, tenerias, som-
brererias, y de cuantas industries se necesiten y puedan
establecerse en el territorio de la Repfblica.










Atr. 32.-Ingresaran en estos talleres todos los ar-
tesanos que puedan prestar utilidad en ellos, y los apren-
dices y auxiliares que se crean necesarios para tender
bien al servicio.
Art. 33.-Todos los talleres que existan en la Repd-
blica, y los que se establezcan en lo sucesivo, estaran ba-
jo ]a dependencia del Secretario del Interior, como Jefe
superior del ramo; del Gobernador Civil de la Provin-
cic, y del Teniente Gobernador del Distrito.
Art. 34.-Para la mejor organizaci6n y march de
los talleres se creara en cada Distrito un Inspector de ta-
lleres, en cada Prefectura un Jefe de talleres y tantos
maestros de talleres, como sea el niimero de los que se es-
tablezean.
Art. 35.-E1 Inspector de talleres reconocerA cons-
tantemente todos los de su Distrito para enterarse de las
necesidades que hubiese en ellas, y procurar el modo de
remediarlos, y tendrA las atribuciones siguientes:
De acuerdo con los Prefectos estableserA los talleres
necesarios en los lugares que crea mis convenientes, y ha-
ra cuanto le sea possible para que en cada Prefeetura se
establezean los talleres que convengan, y tantas tenerias
como puedan establecerse.
Distribuira, en ]a forma que crea mis convenient,
los artesanos que se pongan a su disposici6n; podri cam-
biar la residencia de los maestros, artesanos, aprendices
y auxiliaries, y hacer que presten sus servicios temporal-
mente fuera de los talleres en que est6n inscriptos, siem-
pre que lo crea necesario.
Hard la distribuci6n de los efectos que se le entre-
guen, exigiendo reeibo de eAtos a los Jefes de talleres, y
pidiendo a los Tenientes Gobernadores lo que se necesite
para tender debidamente a los talleres y haeer que no se
interrumpa el trabajo en ellos.
Propondri a la Secretaria del Interior, por condue-
to del Teniente Gobernador, los artesanos que reunan
condieiones para ser nombrados jefes o maestros de ta-
]leres. Del mismo modo podra suspender cualquiera de 6s-
tos y proponer su cesantia, siempre que hubiere motivo
justificado para ello.
LlevarA un libro de filiaciones para anotar el nom-
bre y fecha de ingresos de todos los artesanos del Distri-
to, las altas y bajas oeurridas, las licencias que disfruten,
los servicios extraordinarios que presten, y las correccio-
nes que se les impongan.










Obliga.r a los Jefes de talleres a presentarle un es-
tado mensual de los trabajos realizados en cada uno de
6stos; formarA con ellos y los datos que le suministren los
Prefeetos, el de todos los del Distrito que, con el Visto
Bueno del Teniente Gobernador, enviard al Gobernador
Civil p.ara que haga a su vez el estado general y lo remita
a la Secretaria del Interior.
Art. 36.-E1 Jefe de talleres sera elegido entire los
maestros existentes en la Prefectura o el Distrito; tendri
bajo su inspecci6n inmediata todos los talleres de la Pre-
fectura, siendo el encargado de hacer que se eumplan las
disposiciones que den el Inspector y los Jefes superiores,
y el responsible de las infracciones que se cometan, por
lo cual vivird en ellos, o tan cerca, que pueda ejercer ins-
pecei6n constant y conocer todos los trabajos que se ha-
gan, sin poder ausentarse en las horas de trabajo, para
estimular con su ejemplo y con su ayuda a los que esten
bajo su mando.
Seran sus atribuciones.
Recibir semanalmente los trabajos terminados que le
entregarAn los maestros de talleres, y que a su vez, y me-
diante recibo, entregardn al Prefecto, al Inspector o a
quien 6ste se lo ordene.
'Formar un estado mensual de los trabajos hechos en
los talleres de la Prefeetura, expresando los que quedan
en el taller, y los individuos a quienes se hayan entrega-
do los salidos de 61.
Haeer al Prefecto o al Inspector los pedidos que crea
convenientes, para que no se interrumpa el trabajo ni fal-
te nada de lo necesario.
Llevar un libro de filiaciones en el que anotarA el
nombre de todos los que presten servicios en los talleres
de la Prefectura, con su feeha de ingreso y las altas y ba-
jas que ocurran.
Fijar la tarea diaria de cada uno de los operarios del
taller y anotar en el libro de filiaciones los trabajos o ta-
reas extraordinarias que le indique el maestro.
Art. 37.-E1 maestro del taller sera el superior in-
mediato de los operarios, aprendices y auxiliares de la in-
dustria respective; vivira en el taller, cuidando de que no
salga de 61 efecto alguno sin la autorizaci6n debida, ni se
elaboren de otra clase que los correspondientes, a su ramo
y a la clase de su taller. Seran ademas atribuciones suyas:
Distribuir los trabajos entire los operarios de su ta-
ller, cuidando de que sean constantes en las horas sefiala-










das para ello, y de que se cumpla la tarea impuesta por el
jefe del taller.
Diariamente, al terminar las horas de trabajo, recibi-
rh lo hecho por los operarios, anotdndose en un cuaderno
que deberd tener para ese objeto.
Todos los sabados entregard al Jefe del taller los tra-
bajos concluidos durante la semana, dando cuenta de las
tareas extraordinarias hechas, para que estos servicios
puedan apreciarse como se debe. Los operarios, aprendi-
ces y auxiliares reconoceran al maestro como su superior
inmediato, y darn cumplimiento a todas las 6rdenes que
emanen de 61, o por su conduct se le comuniquen; traba-
jando con el entusiasmo y actividad que debe hacerlo todo
eubano que trabaja por el bien de su patria y aspirando
siempre a hacer servicios extraordinarios que demuestren
su desinter6s y patriotism.
Art. 38.-E1 trabajo comenzarh en los talleres a las
seis de la maiiana, s.uspendi6ndolo a las diez para comen-
zarlo de nuevo a la una y terminarlo a las cinco de la
tarde.
Art. 39.-Queda prohibido a los Jefes o maestros de
talleres servir pedidos de ninguna class. que- no se hagan
por conduct del Inspector, quien respondera de su exae-
to cumplimiento.
Art. 40.-Los Prefectos serin responsables de los
efectos que reciban de los jefes de talleres, que s6lo en-
tregarAn por orden del Inspector o mediate petici6n es-
crita de las autoridades eiviles superiores o jefes militares
con mando de fuerzas, que al recibir, entregarin el corres-
pondiente recibo. Sin embargo, podrin entregarse las ar-
mas que se dieren a componer, sin mis requisite que el re-
cibo, siempre que se haga por el mismo que las entreg6
para su composici6n.
Art. 41.-Los Prefectos y sus auxiliares tendrAn es-
pecial cuidado de que no falten en los talleres de su de-
marcaei6n la madera, hierro, alambre, cueros, pita de co-
rojo, cal, carbon y los demas efectos que se le pidan para
ellos; asi como la care, vianda y sal que necesiten los
empleados.
Art. 42.-Queda prohibido terminantemente la en-
trada en los talleres a los individuos que no presten en
ellos sus servicios.
Art. 43.-Ninguno de los artesanos o empleados que
trabajen en los talleres del Estado, podrA ausentarse de










ellos sin el permiso de su jefe, ni salir de la Prefectura
sin la autorizaci6n escrita del Inspector de talleres.

CAPITULO IV

Del servicio de Comuwmicaciowne

Art. 44.-E1 Secretario del Interior sera el jefe su-
perior de comunicaciones de toda la Isla, el Gobernador
Civil el jefe de su Provincia y el Teniente Gobernador el
de su Distrito.
Art. 45.-Queda establecido el servicio postal entire
las Prefecturas de la Repfiblica y el de correos entire las
poblaciones y las Prefecturas mis inmediatas.
Art. 46.-Para organizer el servicio de postas se crea-
rA un Inspector para eada Distrito, tantos jefes como ca-
sas de postas sean necesarias y los postillones que se ne-
cesiten para cada una de ellas.
Art. 47.-E1 Inspector tendrk bajo su direcci6n a los
jefes de postas y postillones, recorrerh constantemente las
lines postales que h.aya en su Distrito para hacer que se
cumplan las disposiciones dadas, corregir las faltas lue
notare y proponer las modificaciones que crea deban ha-
cerse para el mejor servicio.
Propondrd a la Secretaria del Interior, por conduc-
to del Teniente Gobernador, los empleados que convengan
y su separaci6n siempre que hubiere motivo justificado.
para ello.
Organizar' el servicio, colocando las casas de postas
en los lugares que crea mis convenientes para que, con
mis facilidad y mayor rapidez, pueda desempefiarse.
FijarA la hora reglamentaria para la salida de los
postillones y el nfimero de 6stos que debe tener eada casa
de postas. Se harA cargo de las comunicaciones o efectos
qu- le entreguen los jefes de postas por ignorar la resi-
dencia de los individuos a quienes van destinadas, para
depositarlas en lugar seguro y enviar una relaci6n de ellas
al Gobernador Civil y a los peri6dicos de la Provincia, a
fin de que se les d6 la mayor publicidad. Enviard a la Se-
cretaria del Interior, por conduct del Teniente Goberna-
dor, un estado mensual del servicio prestado en las lines
postales de su Distrito.
Llevara un libro de filiaciones para anotar el nom-
bre de todos los empleados de postas que estuvieren bajo
su dependencia, las altas y bajas que ocurran y los ser-
vicios extraordinarios que presten.










Art. 48.-Los jefes de postas tendrdn su residencia
en las casas de postas, de las que no podrdn separarse sin
verdadera necesidad; darn cuenta al Inspector de las
faltas que notaren en el servicio y procurarin no olvidar
nunca la importancia del puesto que se les confia.
Recibir6n la correspondencia official o particular que
se les envie, numerdndola a media que las recibat, dando
siempre el correspondiente recibo y al firmar las que les
entreguen los correos o postillones anotarain en el recibo
la hora en que ha sido recibida.
Entregard al postillon de servicio la correspondencia
o efectos que han de conducirse, exigi6ndole recibo y din-
dole en cambio de 61 una relaci6n en que se expresen los
efeetos que lleva, el lugar a donde se destinan y la hora
en que se hizo la entrega. Cuidardn de que las postas es-
t6n bien servidas, teniendo en ellas el nimero de caballos
qua sean necesarios, cuando 6stas no se recorran a pie.
Hardn que los postillones de servicio salgan diariamen-
te a las horas sefialadas por el Jefe de Postas y s61o en los
easos de urgencia, ordenar6n la salida de postillones para
servicios extraordinarios.
No recibirdn comunicaciones ni paquetes cuya cu-
bierta est6 rota o desgastada o pr6xima a romperse o a
desgastarse, sin que el que la entregue haga constar el es-
.tado en que lo hace, y a presencia suya, le pondr6 cubierta
nueva sobre la que traiga. Todos los meses entregardn al
Inspector un estado de los servicios realizados en las ca-
sas de postas que administren.
No pondrdn en circulaci6n ninguna comunicaci6n o
paquete cuya direcci6n no se eonozca, conservdndolas en
dep6sito para entregarlas al Inspector al fin de cada mes.
Art. 49.-Los postillones seran escogidos entire los
hombres que haya en la Prefectura que reunan condicio-
nes para ello, haci6ndoles comprender la importancia del
puesto que van a desempefiar, y procurando que sean de
reconocida honradez y de valor, capaces de conocer el ser-
vicio que hacen a la patria y de defender lo que a ellos
se confia. Recorrerkn diariamente, a las horas 1'; i, i.,L,
el trayecto que se les indique, no deteni6ndose en el cami-
no, ni apresurando el paso del caballo sino en los casos
de urgencia que les indicarA el jefe de postas.
Dejar6n recibo de la correspondence o paquetes que
se les entreguen, recibiendo en cambio de 61 una relaci6n










firmada que presentarAn al jefe de postas a quien van
destinadas, para que 6ste firme debajo haber recibido.
S61o entregarin la correspondencia o paquetes que
reciban al jefe de postas a quienes van dirigidas.
Dar6n cuenta al Jefe de postas de todas las novedades
que vean o sepan en el camino, cuyo conocimiento pueda
ser de utilidad, aunque no tengan relaei6n con el servicio
especial que les estA eneomendado.
S861o podrhn desempefiar los servicios de practicos
cuando para ello no tengan que separarse de las lines de
postas que tienen obligaei6n de recorrer, ni alterar las ho-
ras sei:aladas para el servicio.
Art. 50.-Las postas se recorrerdn de Oriente a Occi-
dente y de Norte a Sur y s6lo en los casos de urgencia se
alterard este orden.
Art. 51.-Para el servicio de correos se creardn en
cada poblaci6n de las ocupadas por el enemigo un Inspec-
tor de Correos y tantos jefes y conductores como se con-
sideren necesarios.
Art. 52.-E1 Inspector de correos sera, en la pobla-
ci6n en que resida, el Jefe Superior inmediato del ramo;
bajo su direcci6n estarAn los jefes de correos y conducto-
res y ejercerd su cargo en la misma forma que los inspee-
tores de postas.
TendrA especial cuidado en la eleeei6n de los emplea-
dos y en mantener todo el secret possible para mAs fAeil-
mente burlar la vigilancia del enemigo.
Art. 53.-Los Jefes de correos seran considerados co-
mo los Jefes de postas y procederAn con los conductores
de correos como aqu6llos con los postillones, dando cuenta
siempre de los servicios extraordinarios prestados.
Art. 54.-Los Conductores de correos seran los en-
cargados de recibir de los Jefes la correspondencia o pa-
quetes y sacarlos de las poblaciones para entregarlos en
la Prefectura o casa de postas mas inmediata y recibirdn
alli lo que se les entregue para conducir a la poblaci6n.
DarAn y pedirin recibo al entregar o recibir la co-
rrespondencia o paquetes, y han de portarse siempre co-
mo hombres honrados, con astucia y valor bastantes para
veneer las dificultades que puedan presentarse en el de-
sempefio de su important y peligrosa misi6n y dignos de
ocupar esos destinos de confianza en los que tan valiosos
servicios pueden prestar a la patria.








32

DISPOSICOIN FINAL

Art. 55.-Quedan derogadas todas las dispo.eciones
que se oppngan a lo preceptuado en la present Ley.
P. y L. Septiembre 7 de 1896.
El Secretario del Interior,
DR. SANTIAGO GARCIA CARIZARES.

De conformidad con la present Ley ]a sanciono en
todas sus parties. Promilguese en la forma legal.
P. y L. Septiembre 9 de 1896.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.
















LEY PARA LA HACIENDA PUBLIC
DE LA REPUBLICAN DE CUBA

Art. 19-Dependen de la Secretaria de Hacienda
todos los bienes situados en el territorio de la Repdblica.
En tal virtud debe hacerse cargo esta Secretaria de los
efectos de cualquier clase que condujeran a la Isla expe-
diciones procedentes del extranjero. Corresponde tambi6n
a ella proponer los empr6stitos pdblicos y las contribueio-
nes generals.
Art. 2-El Secretario de Hacienda sera el Jefe Su-
perior del ramo en toda la Isla de Cuba. Por mediaci6n
de 61, recibirdn los subalternos las 6rdenes emanadas del
Consejo, y serin sus atribuciones: Fijar, previo informed
de los Administradores, las contribuciones que uleben abo-
narse en cada provincia y la forma en que han de hacerse
efectivas; proponer los empleados de su ramo y las cesan-
tias de los mismos siempre que hubiese motivo justificado
para ello; hacer entrega al Secretario de la guerra de los
efeetos que reciba del extranjero; dar recibo de los obje-
tos o cantidades que por cualquier concept recaude para
la Hacienda pfblica, y hacer un balance trimestral, que
presentarh al Consejo, del estado de los fondos de
aqu6lla.
Art. 3-Para facilitar los trabajos de la Secretaria
se nombrara un jefe de despacho, que hard las veces de
Interventor general y los auxiliares que se crean necesa-
rios; en cada provincia un Administrador y un Secreta-
rio de Administraci6n de Hacienda y por cada Distrito un
Delegado.
Art. 4-El Jefe de Despacho o Interventor general,
tendrA a su cargo el archive de la Secretaria. llevando los
libros en la forma corriente e interviniendo en todas las
operaciones de ingresos y egresos que deban realizarse.
Art. 5?-Los Administradores representaran en cada
provincia al Secretario de Hacienda. Informardn de la
riqueza imponible que haya en ella, dictarin las medidas
necesarias para que se eumplan las disposiciones generals
que !es comuniquen la Secretaria de Hacienda, reeauda-
ran por medio de los Delegados las contribuciones acorda-
das y enviardn, tan pronto como sea possible, a la Secreta-










ria, los fondos reeaudados o los girarAn al extranjero, y
mensualmente enviarin a la Secretaria un estado de las
operaciones realizadas.
Art. 6---El Secretario de Administraci6n de Hacien-
da tendrA a su cargo el archivo de su respective provin-
cia, llevarA los libros en forma e intervendr6 en las ope-
raciones que el Administrador realice.
Art. 7-Los Delegados seran en cada Distrito los
recaudadores de contribuciones y comisionados para ha-
cer cumplir las disposiciones del Administrador de la
Provincia, pudiendo nombrArseles un Sub-Delegado y los
auxiliares que se estimen necesarios, y estaran facultados
para solicitar el auxilio de los Prefectos y fuerzas arma-
das para el mis ficil desempefio de sus funciones.

DISPOSICI6N FINAL

Art. 8?-Quedan derogadas todas las disposiciones
que se opongan a lo preceptuado en la present Ley.
P. y L. septiembre 9 de 1896.
El Secre.tario de Halcienda,
SEVERO PINA.

De conformidad con la present Ley la sanciono en
todas sus parties. Promfilguese en la forma legal.
Septiembre 16 de 1896.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.















LEY DE IMlATRIMONIO


CAPITULO I

Disposiciones Gener aes.

Articulo 19-El matrimonio es un contrato, que de-
ber, celebrarse del modo que determine esta Ley.
Art. 2-Los matrimonios celebrados en la Isla antes
del actual estado .de guerra, se probarAn por las certifica-
ciones de los Registros correspondientes y si no fuese po-
sible obtenerlas, se acreditarA por cualquiera de los me-
dies de prueba admitidos en derecho, y producirAn los
efeetos civiles sefialados en esta Ley eon la sola inscripci6n
de los mismos en los Registros de la Repfblica.

CAPITULO II

De la capacidad de los contrayentes

Art. 39-S61o pueden contraer matrimonio los hornm-
bres mayores de catorce afios y las mujeres mayores de
doce, siempre que no est6n legalmente impedidos para
ello.
Art. 4--No podran contraerlo:
Primero:-El var6n menor de veinte y un afios y la
hembra menor de diez y ocho que no hayan obtenido la
licencia.
Segundo:-La mujer mayor de diez y ocho afios y
menor de veinte y uno, que no haya solicitado el consejo
de las personas a quienes corresponde otorgarlo.
Tercero:-La viuda durante los trescientos un dias
signientes a la muerte de su marido y antes de su alum-
bramiento si hubiese quedado en cinta; y la mujer, cuyo
matrimonio hubiese sido declarado nulo, en los mismos
casos y t6rminos a contar desde su separaci6n y antes de
obtenida la sentencia.
Art. 59-No pueden tampoco contraer matrimonio:
Primero.-Los que no estuviesen en el pleno ejercieio
!e ao raz6n en la hora de contraer matrimonio.










Segundo.-Los que adolecieren de impotencia fisica,
absolute o relative para la procreaci6n con anterioridad a
!a celebraci6n del matrimonio de una manera patente,
perpetua e incurable, los que padecieren enfermedad cr6-
niso-contagiosa o loeura.
Tercero.-Los que se hallen ligados con vinculos ma-
trimoniales.
Art. 6?-Tampoco pueden eontraer matrimonio en-
tre si:
Primero.-Los ascendientes y descendientes por con-
sanguinidad o afinidad legitima o natural.
Segundo.-Los colaterales por consanguinidad o afini-
dad legitima o natural hasta el segundo grado.
Tercero.-Los adfilteros que hubiesen sido condena-
dos por sentencia.
Cuarto.-Los que hubiesen sido condenados como au-
tores o como autor y c6mplice de la muerte del c6nyuge o
de cualquiera de ellos.
Art. 7?-La licencia exigida en el inciso primero del
articulo 4? debe ser concedida a los hijos legitimos por el
padre; faltando 6ste, corresponde otorgarlo por su orden,
a la madre, a los abuelos paternos, y maternos, al tutor y
en defeeto de todos, a los Prefeetos. Los hijos naturales
reconocidos, podrAn obtenerla de quien los reconocieron o
sus ascendientes, el tutor, o el Prefecto por el orden esta-
blecido en el parrafo anterior. Los demas ilegitimos, lo
obtendrdn de las mismas personas, cuando fueren legal-
mente conocidas, o en .defecto del Prefecto.

Art. 89-El consejo debera pedirse solamente al pa-
dre o madre, tratindose de hijos legitimos o naturales re-
conocidos, y respect de los dem6s ilegitimos,: solamente
las padres. Si no lo obtuviesen o fuese desfavorable, no
podra celebrarse hasta seis meses despu6s de hecha la pe-
tici6n.
Art. 99-Ninguno de los llamados a prestar su conse-
jo o consentimiento, estd obligado a manifestar las razo-
nes en que se funda para concederlo o negarlo, ni contra
su disenso se da recurso alguno.
- Art. 10.-E1 gobierno, con just causa, puede dis-
pensar,, a instancia de parte, los impedimentos nacidos de
afinidad legitima o natural entire colaterales.










CAPITULO III

De ea celebraci6n del matrwmo.wo

Art. 11.-Los que hubiesen de contraer matrimonio
con arreglo a esta ley, presentaran a los Prefectos de la
demarcaci6n en que vivan, una declaraci6n firmada en
que conste: Primero, los nombres y apellidos, edad, profe-
si6n, domicilio o residencia de los contrayentes. Segundo,
los nombres, apellidos, profesi6n y domicilio de los padres.
Acompafiardn a estas declaraciones la partida de na-
cimiento y de estado de los contrayentes, la licencia o con-
sejo si procediere, y la dispense si fuese necesaria. Las
faltas de estas partidas podrA suplirse con certificaci6n
de los Prefectos del lugar de su residencia.
Art. 12.-Si el Prefecto ante quien ha de celebrarse
el matrimonio no lo fuere a la vez de ambos contrayentes,
se presentaran dos declaraciones, una ante el Prefecto de
cada uno de los contrayentes, expresando cual de ellos
han elegido para la celebraci6n del matrimonio, y en am-
bas Prefecturas se practicardn las diligencias que se esta-
blecen en los articulos siguientes.
Art. 13.-E1 Prefecto, previa certificaci6n de los
pretendientes, mandard fijar edictos por espacio de quin-
ce dias anunciando la pretensi6n, con todas las indicacio-
nes contenidas en el articulo 11, requiriendo a los que tu-
viesen noticias de algin impedimento para que ]o denun-
cien.
Art. 14.-Toda persona a cuyo conocimiento llegue la
pretension de matrimonio, esta obligada a denunciar cual-
quier impedimento que le conste. Hecha la denuncia, for-
mara el Prefeeto un expediente en averiguaei6n de la ver-
dad, en el que s6lo podrdn formalizar por si, la oposici6n,
los que tengan interns en impedir el casamiento.
Art. 15.-Se prescindirA de la publicaci6n de los
edietos:
Primero: en los matrimonios de los militares y em-
pleados en active servicio, fuera del punto en que residan,
si presentaren certificaci6n de su libertad expedida por el
Jefe del Cuerpo a que pertenezean.
Segundo: en los matrimonios que se celebren in ar-
ticulo mortis.
Art. 16.-Transcurridos los quince dias a que se re-
fiere el articulo 13 sin que se haya denunciado ningdin
impedimento, o demostrado la no existencia de 6ste, en










case de denuncia, y no teniendo el Prefeeto conocimien-
to de alguno, procedera a la celebraci6n del matrimonio.
Art. 17.-Se celebrard el matrimonio compareciendo
ante el Prefecto los contrayentes, acompafiados cada uno
de dos testigos mayores de edad y sin tacha legal: se da-
ri lectura a. los articulos 12, 20, 21, 22 y 23 de esta Ley y
preguntard a cada uno de los contrayentes si persiste en
]a resoluci6n de celebrar matrimonio y si efectivamente lo
celebra, y respondiendo ambos afirmativamente, extende-
rh el acta de matrimonio, que firmaran el Prefecto, los
contrayentes, los testigos y el Secretario de la Prefect ra.
A petici6n de los interesados podra hacerse constar
en el aeta los bienes que aporta al matrimonio cada uno
de ellos y los convenios especiales que quieran hacer cons-
tar en el contrato, siempre que no se opongan a la moral.
a la naturaleza del mismo y a las Leyes.
Art. 18.-E1 acta matrimonial se asentard con su ni-
mero de orden, en un libro foliado y sellado y que tendrd
el titulo siguiente: "Libro de matrimonios contraidos en La
Prefectura de...
Art. 19.-Con los documents a que se ha heeho re-
ferencia y cuantos mis se necesiten para la celebraci6n del
matrimonio, se formarA un legajo que, sefialado con el
mismo nfimero con que figure en el Libro de Matrimonios,
quedara en el archivo de la Prefectura.

CAPITULO IV

Derechos y obligacciones de Ios c6nyuges

Art. 20.-El marido debe proteger a la mujer y 6sta
obedecerle, debiendo ambos, guardarse fidelidad, socorrer-
se mutuamente y tender al cuidado y educaci6n de la
prole.
Art. 21.-El marido es el representante de su mujer,
la que no podri sin su licencia comparecer en juicio, ena-
jenar sus bienes, ni obligarse. Corresponderi asimismo al
marido, la administraci6n de los bienes de la sociedad con-
yugal, salvo estipulaci6n en contrario.
Art. 22.-No necesitar6i de esa licencia:
Primero: Para otorgar testament.
Segundo: Para ejercer los derechos y cumplir los de-
beres respect a los hijos legitimos o naturales reconocidos
que hubiese tenido de otro y respect a los bienes de los
mismos.











Art. 23.-Tampoco necesitarh de esa liceneia: Prime-
ro. para defender en juicio criminal, ni para demandar o
defenderse en los pleitos contra su marido.
Segundo: En la compra de efectos destinados al con-
sumo de la familiar.
Tercero: En los casos de ineapacidad del marido o
cuando 6ste estuviese ausente en ignorado paradero.

CAPITULO V

De la nulidad del matrimonio y de sus efectos



SECCl6N PRIMER

De la nulidad del matrimonio.

Art. 24.-Son nulos:
Primero: Los matrimonios celebrados entire las per-
sonas a quienes se refieren los articulos 4o., 5o., y 60., sal-
vo los casos de dispensa.
.Segundo: El contraido por error en la persona o por
coacci6n o miedo grave que vicie el consentimiento.
Tecero: El contraido por el raptor con la robada,
mientras 6sta se halle en su poder.
Cuarto: El que se celebre sin la intervenci6n del Pre-
fecto y sin la presencia de los testigos exigidos en los ar-
tioulos 12 y 17 6 sin el consentimiento a que se refiere el
articulo 7
Art. 25.-La acei6n para pedir la nu!idad, correspon-
de a los e6nyuges, al Prefecto y a cualquiera persona que
tenga interns en ello. Se except-fan los casos de rapto,
error, fuerza o miedo, en los que s6lo podri ejercitarla el
c6nyuge que los hubiese sufrido; y el de impotencia, en que
la acci6n corresponderh a uno y otro c6nyuge y a las per-
sonas que tengan interns en la nulidad.
Art. 26.-Caduca la acci6n para pedir la nulidad y
se convalidan los matrimonios en sus respectivos casos, si
los c6nyuges, hubiesen vivido juntos un dia despu6s de
cumplida la edad en que no es necesario el consentimien-
to, o durante tres meses despues de desvanecido el error,
o de haber cesado la fuerza o la causa del miedo, o si re-
cobrada la libertad, en caso de rapto, no se interpusiese
la demand de nulidad dentro de dieho t6rmino.











SECCI6N SEGUNDA

De los efectos de la, ,n.I'l'lIl

Art. 27.-E1 matrimonio contraido de buena fe 1~p
duce efectos civiles, aunque se declare nulo. Si s61o uno.
de los c6nyuges ha intervenido de buena fe, surte dniea-
mcnte efeetos civiles respect de 61 y de sus hijos. Si hu-
biese intervenido mala fe por part de ambos, s6lo surtiri
efectos respect de los hijos.
Art. 28.-Anulado el matrimonio, quedaran los hijos
varones, mayores de tres afios, al cuidado del padre, y las
hija. al de la madre, si hubiese habildo buena fe de par-
te de ambos.
Si la buena fe hubiese estado de part de uno solo de
los c6nyuges, quedaran bajo su poder y cuidado los hijos
de ambos sexos.
Si la mala fe fuese de ambos, so les nombrard un
tutor.
En todo caso estarin al lado de la madre, los hijos
e hijas menores de tres afios.
Art. 29.-La nulidad del matrinionio producird res-
pecto de los bienes, los mismos efectos que la disoluci6n
por muerte; pero el c6nyuge que hubiese obrado de mala
fe, no tendr' dereeho a los gananciales.

,CAPITULO VI

De la disoluci6n del matrimonio


SECCTiN PRIMER

De la disolu ci6n del matriranio

Art. 30.-El matrimonio se disuelve:
Primero: Por la muerte de uno de los c6nyuges.
Segundo: Por el divorcio.
Art. 31.-Las causes legitimas del divoreio son:
Primero; El mutuo disentimiento.
Segundo: Enfermedad cr6nico-conltagiosa, la impo-
tencia absoluta e incurable y la locura.
Tercero: El adulterio de la mujer, en todo easo; y el
del marido cuando result escdndalo piblico en menospre-
cio de la mujer.










Cuarto: Los malos tratamientos de obra, o los insul-
tos graves.
Quinto: La propuesta del marido para prostituir a
su mujer.
Sexto: El conato del marido o de la mujer para co-
rromper a sus hijos o prostituir a sus hijas, y la conniven-
cia en su corrupei6n o prostituci6n.
Art. 32.-El divorcio s6lo puede ser pedido por el
c6nyuge inocente en los casos de culpa.
Art. 33.-La sevicia da a la mujer el derecho de exi-
gir al marido que, viviendo ambos separadamente, sosten-
ga la carga del matrimonio.
Si la mujer cometiere adulterio perderA este derecho.

SECCION SEGUNDA

Efectos del divorcia respect a los hijos

Art. 34.-En caso -de separaci6n los menores de trees
afics deben quedarse con la madre; los impdiberes mayo-
re, de tres afios permaneeerAn al lado del e6nyuge ino-
cente, o del que no haya querido la separaci6n, segfin que
esta se verifique por culpa o por enfermedad; exceptuan-
do el caso de locura en que quedardn al lado del no loco;
si por mutuo disentimiento, deben los c6nyuges ponerse de
acuerdo sobre este punto.
Art. 35.-Cumplidos los tres afios, los hijos que has-
ta entonces estuvieren con la madre, quedaran sometidos
a las diversas prescripciones del articulo anterior.
Art. 36.-Cumplidos los catorce afios por el hijo va-
r6n y los doce por la hembra, cualquiera que fuera su an-
terior destine, o si la separaci6n ocurriera al tener esa
edad, pueden ir libremente con el uno o con el otro de los
c6nyuges; pero los hijos no podrc n ir con la madre, si la
sepraracin tuviese lugar por las causes indicadas en los
incisos 30. y 60. ni con el padre en los casos 5o. y 60 del
articulo 31.
SECCION TERCERA

Efectos del divorcio respect a los bienes

Art. 37.-En caso *de separaci6n voluntaria o por en-
fermedad, no habiendo hijos, se pondrin de .acuerdo los
c6nyuges o se sujetarhn a lo estipulado respect de los
bicnes al contraer el matrimonio. Si hubiese hijos perte-









necerin a 6stos los gananciales y la tercera parte de los
bienes aportades por cada uno de los c6nyuges.
Art. 38.-Si ]a separaci6n tuviese lugar por culpa y
no hubiese hijos, corresponder' al c6nyuge inocente los ga-
nanciales y la cuarta parte de los bienes aportados por el
culpable. La mujer perderd la dote que pasara a ser capi-
'al de los hijos.

CAPITULO VII

Disposicionels communes a los capitulos atteriores

Art. 39.-Las demands de Divorcio y Nulidad se
presentarin ante el Prefecto del lugar de la residencia
de los interesados, que las oird y failark previo dictamen
del Auditor de guerra correspondiente.
Art. 40.-Disuelto o anulado el matrimonio, tienen
los separados dereeho de eontraer nuevo enlace.

CAPITULO VIII

Disposicidn Final

Art. 41.-Quedan deroga-das todas las disposieiones
que se opongan a lo preceptuado en ]a present Ley.
Patria y Libertad.-Septiembre 14 de 1896.
El Secretario de Relaciones Exteriores,
R. M. PORTUONDO.
El Secretario del Interior,
DR. SANTIAGO GARCIA CARIZARES,
De conformidad con la present Ley, la saneiono en
todas sus parties. Promilguese en la forma legal.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.














ACUERDOS


El Consejo de Gobierno, en sesi6n celebrada el dia
catorce del corriente, ha acordado hacer valer y dar la ma-
yor publicidad al acuerdo tornado en veinte y cuatro de oc-
tubre de 1895, sobre las consideraciones militares que deben
disfrutar los miembros del Consejo de Gobierno y los
empleados de Gobierno Civil y Administraci6n de la Re-
p6blica, que qued6 modificado en la forma siguiente:

Consi eracionesi
SGeneralisimo
El Presidente ....................... del Ej6rcito.
V Mayor Gene-
Vie-Presidente ...................... ral.

Secretario de Estado ................. Mayor Gene-
f ral.
Secretario del Consejo ................ Brigadier.

Gobernador Civil ....................
Administrador de Hacienda ........... j.
Jefe de Despacho de las Secretarias de CoroneL
Estado .............


Teniente Gobernador ...............
Delegado de Hacienda ...............
Secretario de Gobierno Civil .. .......
Secretarios de Administraci6n de HTa-


Comandante.


cien da ..........................

P refecto ............. ..........
Director de peri6dico ............... .
Regente de imprenta .................
Inspector de costas .................. Capitan.
Inspector de postas .................
Inspector de Comunicaciones ..........
Inspector de talleres .................










Sub-Delegado Hacienda ..............
Secretario de Tenencia de Gobierno ....
Secretario de Delegaci6n de Hacienda ..
Sub-Inspector de costas ..............
Jefe de talleres de dos o mAs industrial.
Auxiliares de Secretaria del Consejo....
Auxiliar de Tenencia del ,Gobierno ..
Auxiliar del Gobierno Civil .........
Sub-Prefecto ......................
Secretario de Prefectura ..............
Secretarios de Inspeecione, ...........
Jefe de postas .....................
Maestros de Taller ...................
Jefe de domunicaciones. ..............
Auxiiiar de direcci6n de peri6dicos ....
Auxiliar de imprenta ................
Jefe de Salinas ................... .
Operarios de talleres ..................
Operarios de imprenta ................
Vigilantes de Costas ..................
P ostillones ........................ .
C orreos ... . . .........
S alineros ...........................


Teniente.







A lfrez.




Sargento.
Sargento, Cabo
o Soldado, se-
gun sus m6ritos
siendo clasiff-
cados en de la.,
2a., y 3a., clase.


Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Coonsejo y Canciller,
JosE CLEMENTE VIVANCO.
La saneiono en todas sus parties. Promfilguese en la
forma legal.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCJURT.

El Consejo de Gobierno en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente, aeord6 hacer valer y dar la mayor publici-
dad al acuerdo torado en 26 de noviembre de 1895, y que
es como sigue:
ACUERDO:
Se comunicard a todos los jefes del ej6rcito que *dual.
quier orden o disposici6n emanada de este Consejo, y tras-
mitida a ellos, sea transcrita en la orden del dia, para que
dada a conocer a todos, tenga mds exacto cumplimiento.
Lo que se public para conocimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Consejo, y Cancil,:er,
JosE CLEMENTE VIVANCO.










El Consejo de Gobierno en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente, acord6 hacer valer y dar la mayor publici-
dad al acuerdo tornado en 9 de marzo del corriente afo,:y
que es como sigue:
AOUEDO :

Como operaci6n de suma importaneia se dietard una
orden general para que el ganado inmediato a las pobla-
clones o fuertes enemigos sea retirado y repartido, para
su cuidado, entire los vecinos de las Prefecturas, .dhadoles
instrucciones a los Prefectos para que sean utilizados sup
products en beneficio de la Rep'iblica.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario de' Consejo y Cacwiler,
Jost CLEMENTE VIVANCO.
Sancionada en todas sus parties. Promfilguese en la
forma legal.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT,

El Consejo de Gobierno, en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente acord6 hacer y dar la mayor publicidad al
acuerdo torado en 9 de mayo, y que es como sigue:

ACUERDO:

Todos 1>s individuos que lleguen en expediciones,
tendran derecho a portar las armas que personalmente
conduzean, hasta ingresar en el Cuerpo a que definitiva-
mente sean destinados.
Lo que se public para conocimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Consejo,
JosE CLEMENTE VIVANCO.

E! Consejo de Gobierno, en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente, acord6 hacer valer y dar la mayor publici-
dad al acuerdo torado en 19 de mayo del corriente, y
que es como sigue:
ACUERDO:

La antigiiedad en los despachos de jefes y oficiales,
ae harA constar desde ]a fecha de su ingrpso en este nue-










vo Ej6reito Libertador, atendiendo al dia de su embar-
que en el extranjero, si precede de expediei6n, o al dia
en que se puso a las 6rdenes del Gobierno ofreeibndole sus
servieios.
Lo que se public para conoeimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Consejo y Canciller,
Jose CLEMENTE VIVANCO.

El Consejo de Gobierno, en sesi6n celebrada el dia 14
,del corriente, acord6 hacer valer y dar la mayor publi-
ran redactados en la siguiente forma:
ACUERDO:
Primero.-Todo individuo procedente de las filas ene-
migas que, venga con armas y municiones a engrosar las
filas del Ej6reito Libertador, se le gratificarA con diez pe-
,sos sesenta centavos oro al hacer la entrega del arma y
pertreehos que conduzea.
Segundo.-A mds de reconocerle el grado military
,que en dichas filas tuviese, se le recompensara, al consti-
tuirse definitivamente la Repdblica, con un lote de terre-
no para su eultivo que constard de sesenta' mil varas
plans.
Tercero.-Sus families seran trasladadas a la Isla
por cuenta de la Repfblica.
Lo que se public para conocimiento general.
Patria y Libertad.-Mayo 16 de 1896.
El Secretario deo' Consejo y Canciller,
JosE CLEMENTE VIVANCO.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.

El Consejo de Gobierno en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente, acord6 hacer valer y dar la mayor publici-
dad al aeuerdo tomado en 13 de julio como ampliaci6n
al que se tom6 en 10 de mayo filtimo, y que es como
sigue:
ACUERDO:

Primero.-Queda prohibida en absolute toda opera-
ci6n agricola, preparatoria de la zafra venidera, como son
la siembra, el ehapeo y el cuidado de los campos de caia.










Segundo.-Queda prohibido en absolute la realiza-
ci6n de la zafra de 1896 a 1897.
Tercero.-Los que infringieran estas disposiciones
serin considerados como traidores y condenados a muerte
en la forma que establezcan nuestras leyes penales.
Cuarto.-Serin incendiados los campos de cafia, de,-
truidos los bateyes, confiseados todas las fincas, (inge-
nios, centrales y colonies) que cultiven sus campos de ca-
fia, o se prepare o intenten o principien a moler.
Quinto.-La confiscaci6n se hard efectiva aplicando
el valor de esas propiedades, integro, el dia del triunfo de
la Revoluci6n, al pago de las deudas que 6sta hubiere oca-
sionado y a las demis atenciones a que legalmente se des-
tinaren. Llegado ese caso no se reconocera la eficacia y
validez de ningfn acto de enagenaci6n, gravamen, ni em-
bargo, posteriores al derecho de 15 de mayo iltimo.
Sexto.-Los presents acuerdos se comunicarAn at
General en Jefe para que, como media de guerra, los ha-
ga circular a todos los jefes del Ejercito y haga que por
todos sean cumplidos; y se hardn circular tambi6n entire
todos los empleados civiles de la Rep6blica para que los
conozean, los hagan conocer de todo el mundo y cooperen
a su cumplimiento.
Septimo.-El jefe military o civil que no cooper por
todos los medios a su alcance. al cumplimiento estrieto de
estos acuerdos, incurrir6 en las penas que sefialan nues-
tras leyes penales, pr6ximas a ser publicadas.
Octavo.-Estos acuerdos se publicarin en todos los
peri6dicos de la Repiblica, se remitirAn .al extranjero pa-
ra que se hagan conocer y publicar extensamente y se im-
prnman en hojas sueltas para hacerlos llegar profusamen-
te a] territorio enemigo.
Lo qne se haee piblico para conoeimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Consejo,
JosE CLEMENTE VIVANCO.

Sancionada en todas sus parties. Promilguese en la
forma legal.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.









El. Consejo de Gobierno en sesi6n .~e'i- l.r1. el dia ca-,
torce del corriente, acord6 hiacer valer y dar la mayor pu-
blicidad. al siguiente:
ACUERDO:

Primero.-Que se amplie el acuerdo de este Ci. .1....
fecha 13 de julio fitimo, por el que se prohibe efectuar
zafras en' las fineas azucareras, mientras exista el actual
estado de guerra, extendi6ndose la prohibici6n a : todo
:aquello en que pueda obtener recursos el tesoro del ene-
migo, como son: industries, comercios y cualquiera otra
clase de explotaci6n agricola.
Segundo.-Que se prohiba toda comunicaei6n .eon el
territorio ocupado por el enemigo, exceptuindose aquellas
,absolutamente necesarias para conocer sus planes y mo-
vimientos y mantener la correspondeneia con el extran-
.jero, cuyas comunicaciones s6lo pueden establecer el Con-
sejo de. Gobierno, el General en Jefe, el Lugar Teniente
General y los Jefes de Departamentos y de Cuerpos de
E i>i :it,,; siendo considerado como traidor y juzgado por
Tribunal competent, todo aqu61 que lo haga sin esa au-
torizaei6n.
Tercero.-Los duefios de fincas o sus representantes
legales, en caso de pertenecer 6stas a sociedades an6nimas,
entregaran, como empr6stito forzoso, en las .cajas de esta
Secretaria de Hacienda o en la Tesoreria de la Delegaci6n
Plenipotenciaria en New York, la eantidad a que ascien-
de el 2 por ciento del valor de las fincas con todas sus ane-
xidnades, que devengara el 6 por eiento de interns annual,
recibiendo en garantia de esa suma, a voluntad de los in-
teresados, documents director de esta Secretaria o bonos
de los emitidos por la Repfblica, sujetAndose en este easo
a lo preserito en ellos respect a la forma del pago del
principal e interests, y en todo caso a recibir el reintegro de
]a Fnma prestada y su interns ('espues de constituida defini-
tivamente nuestra Repfblica. La cantidad que a cada finca
haya correspondido, deberA ser hecha efectiva antes del 30
de noviembre pr6ximo y en su virtud ser~n respetadas y
consideradas las mismas como propiedades .de la Repfblica.
Cuarto.-Los que sin causa suficientemente justifi-
cada no hubiesen efeetuado la entrega de la cantidad que
les corresponde, al vencerse el plazo, se les considerari
,como enemigos de la patria y seran totalmente deetruidas
su, propiedades; y aqu6llas que por eualquier event no
se destruyesen, se considerarAn confiscadas en beneficio
,de la Republica, y se destinarin al pago de la deuda que










6sta eontrajera, declarAndose nulo cualquier acto de ena-
genaei6n, gravamen, embargo, etc., de las mismas, rea-
lizado con posterioridad a este .acuerdo.
Quinto.-Los duefios de fincas que efectuaron la za-
fra pr6xima pasada, contraviniendo nuestras leyes y sin
haver efectiva la contribuci6n correspondiente, deberAn
satisfacer ademas de la suma con que deben inscribirse
en ecte empristito, la eantidad a que asciende el impues-
to de cineo centavos oro por arroba de azdcar de cualqnier
else elaborada, y cuatro pesos oro por cada pipa de alcohol
de treinta grados que abonaran dentro del mismo plazo;
veneido el cual, si no se hubiese efectuado la entrega, se pro-
eederA a la complete destrucci6n de sus propiedades, que-
.lando comprendidos en las demAs general del' pArrafo
Cuarto.
Lo que se public para conocimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario de Hacienda,
SEVERO PINA.


El Consejo de Gobierno en sesi6n celebrada el dia 14
del corriente, acord6 hacer valer y dar la mayor publici-
dad al acuerdo tomado en 7 de agosto del corriente, que
(s como sigue:
ACUERDO:

Primero.-Todos los ciudadanos de la Repfiblica, es-
tan obligados a cumplir y hacer cumplir los acuerdos te-
nidos por el Consejo de Gobierno y que se publiquen con
la .sanci6n del Presidente.
Segundo.-Todo ciudadano tiene dereeho de petici6n,
pudiendo en su consecuencia dirigirse al Consejo de Go-
bierno en solicitud de la promulgaci6n, reconsideraei6n,
refcrmas o derogaci6n de cualquier acuerdo: solicitud
quc sera oida y resuelta conforme haya lugar; quedando,
no obstante, obligatorios todos los acuerdos, mientras no
se promulgue su derogaci6n.
Tercero.-El derecho de legislaci6n s6lo reside en el
Consejo de Gobierno.
Lo que se hace pfiblico, para conocimiento general.
Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.
El Secretario del Consejo y Canciller,
JosP CLEMENTE VIVANCO.











El Consejo de Gobierno, en sesi6n celebrada el dia
14 del corriente, teniendo present que, segfin la Ley de
Organizaci6n Militar, queda establecido el grado de Ge-
neral de Divisi6n que no existia, cuando en 2 de diciem-
bre de 1895, se acord6 los sueldos que debian disfrutar los
militares y empleados de la Repfblica, acord6 modificar
el acuerdo de esa fecha, que quedarA redactado en la for-
rma siguiente:

ACUERDO:


Mayor General
,Gral. de Divisi6n.
Brigadier . .
Coronel . .
Teniente Coronel
Comandante .
Capitn . .
Teniente .. .
Alf6rez . .
Sargento primero
Sargento segundo
Cabo .. .
Soldado . .


Tendra el sueldo mensual de $
,, ,, ,, ,, ,,
,, '~ ,, ,,
,, ,, ,, ,,
,, ,,7 7,, ,, ,
,, ,, ,,7 ,, ,
,, ,, ,, ,, ,, ,,


,, ,, ,,
,, ,, ,, ,, ,

,, ,, ,, ,, ,, ,,


Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.

El Secretario del Consejo y Canciller,
JosE CLEMENTE VIVANCO.

Lo sanciono en todas sus parties. Promfilguese en la
forma legal.

Patria y Libertad.-Septiembre 16 de 1896.

S El AA CiSNOS ./, /EANCOI
SALVADOR CASNEROS BETANCOUn.















GOBIERNO PROVISIONAL DE LA REPUBLICAN
DE CUBA


A LAS REPUBLICAN DE LA AMDlICA LATINA.

El 24 de febrero de 1895 tomaron de nuevo las ar-
mas los patriots cubanos, para romper definitivamente
el vinculo politico que sujeta el pueblo de Cuba a la mo-
narquia de Espafia. En el mes inmediato de septiembre,
sus armas victoriosas habian llevado la bandera de la li-
bertad desde el extreme oriental de la isla a los linderos
de ]a provincia de Matanzas. Las tres cuartas parties del
territorio de la colonia estaban en armas contra el poder
espufiol, y sus habitantes eligieron delegados para cons-
tituir un gobierno, como primera expresi6n de su sobe-
rania.
En los hist6ricos campos de Jimaguayv se reuni6 la
Asamblea Constituyente, que redact6 una Constituci6n
provisional, adecuada a las necesidades de la guerra, y
declar6 constituida la Repiblica de Cuba. El poder su-
premo del nuevo Estado se confiri6 a un Consejo de Go-
bierno, compuesto de un Presidente, un VicePresidente, y
cuatro Secretarios encargados del despacho de los asun-
Tos de Guerra, Hacienda, Interior y Relaciones Exterio-
res. Para llenar estos cargos fueron electos los ciudadanos
Salvador Cisneros Betancourt, Presidente; Bartolom6 Ma-
s6, Vicepresidente; general Carlos Roloff, Secretario de
la Guerra; licenciado Severo Pina, Secretario de Hacien-
da; doctor Santiago Garcia Cafii7ares, Secretario del In-
terior; y liceneiado Rafael Portuondo Tamayo, Seereta-
rio de Relaciones Exteriores. Para el mando en Jefe de
las fuerzas cubanas fu6 designado el general Maximo G6-
mez, y el general Antonio Maceo, para Lugarteniente. La
representaci6n del gobierno de la Repfblica en el extran-
jero se encomend6 al ciudadano Tom5s Estrada Palma,
con el titulo de Delegado Plenipotenciario.
DespuBs de estos sucesos, el xito military de la re-
voluci6n ha superado todas las esperanzas. Los ejercitos
de la Repfiblica invadieron con incontrastable empuje las










provincial de Matanzas, la Habana y Pinar del Rio, des-
baratando las fuerzas espafiolas, burlando los planes de
sus generals, y en pocos dias llegaron al extreme occiden-
tal de la Isla, sublevando el pais en masa. La march del
Ej6rcito invasor por el territorio de Occidente fu6 un ver-
dadero paseo triunfal. Las poblaciones se precipitaron al
encuentro de nuestros soldados, y la adhesion del pueblo,
en las comarcas que se estimaban el baluarte -de la sobe-
rania de Espafia, ha coronado el 6xito military con el in.s
complete triunfo politico.
Ante este resultado, que seria asombroso si no estu-
vieran patentes las causes que lo han producido, es impo-
sible desconocer que el pueblo de ]a colonia tiene la fir-
me voluntad de cambiar de condiei6n political, completan-
do su desarrollo hist6rico, cual en su dia lo completaron
las naciones hermanas del Continente, y elevindose a la
dignidad de Estado. Asi como ha demostrado del mode
md4 en6rgico que no retrocederA ante ningfn sacrificio,
por mantener su personalidad y su independencia poli-
ticas.
Teniendo esto present, el gobierno de la Repdblica
de Cuba ha Qreido deber suyo dirigirse a los otros Esta-
dos americanos, que tienen su mismo origen, para expo-
nerle los graves motives que lo han llevado a apelar a la
guerra a fin de constituirse; y para expresarles sus gra-
tas esperanzas de que encontrarA en ellos una gran fuer-
za .moral que lo ayude efieazmente a poner t&rmino al
sangriento conflieto en que esta empefiado. De la sabidu-
ria de los pueblos libres de la America Latina espera el
reconocimiento de que, por encima de las fronteras nacio-
nales, se extienden vinculos anteriores a las formas poli-
ticas y mis permanentes, constituidos por la comunidad
de origen, de historic y de idioma y por la semejanza
de costumbres y creencias que de esa comunidad se deri-
va. De ellos result que la tranquilidad y la prosperidad
de un pueblo americano son factors importantes de la
vida de todos; haeiendo que no sean un concept vacio el
de la solidaridad americana.
Hay una especie de deber international en el mante-
nimiento de la paz. Cuando un pueblo apela a la guerra,
no ha -de ser sino en el easo de que pueda justificar su
conduct a los ojos y ante la conciencia de los demas pue-
blos, en tal manera que ninguno pueda negarle la raz6n
que le ha asistido para valerse de ese recurso extreme de
demandar el derecho. Cuba se encuentra en este caso. La
organizaci6n political que le ha impuesto E -1'..;'i, lejos de










responder a los fines fundamentals y permanentes de la
constituci6n del poder pfiblico, la depaupera, la degra-
da, la desmoraliza y la entrega a ineesantes convulsiones
y trastornos, que son amenaza perpetua para su fomento
y cultural.
Espafia niega al cubano el ejercicio del poder politi-
co en su propio pais.,S61o el 3 por ciento del total de sus
habitantes disfruta del derecho del sufragio, y dentro de
esta risible proporci6n todavia, por amafios de la ley, lo-
gra que la inmensa mayoria de los electores sean los in-
migrantes peninsularea. Estos, en consecuencia, represen-
tan a Cuba en el Congreso espaiol, y se han apoderado del
mancjo exclusive de los asuntos municipales y provincia-
les Fn todo el pais. Ademds del poder politico, Espafia ha
puesto la fuerza military en manos de estos inmigrantes.
que constituyen un verdadero ej6rcito de ocupaci6n. La
Metr6poli a su arbitrio mantiene ademis, en la colonia las
fuerzas de mar y tierra que estima convenientes, y hasta
]a policia de las ciudades y de los campos la pone en ma-
nos de institutes armados que en tiempo de paz, disfru-
tan de las mismas facultades arbitrarias que en tiempo
de guerra.
La administraci6n de justicia es una mdquina de
opresi6n, y no una garantia para la hacienda, la honra, la
segaridad y los derechos del ciudadano. La judicatura.
casi en su totalidad, esta en manos de los espaioles; y los
juicee s( considran meros instruments de gobierno.
Con el poder politico, el poder military y el poder ju-
dicial en sus manos, la Metr6poli ha impuesto a la colonia
una administraci6n burocrAtica, que es un pillaje orga-
nizado, y la ha sometido a la mds complete servidumbre
mercantil. Los impuestos que han pesado sobre Cuba, sin
verdadera representaci6n del contribuyente, desde ]a ter-
minaci6n de la guerra en 1878, hasta la feeha. pasan de
quinientos millones de pesos fuertes. Y como si esto fue-
ra poco, todavia el gobierno espafiol ha hecho gravitar so-
bre Cuba una deuda superior a la de los dem.is paises del
mundo. A esta explotaci6n desapoderada, con forma legal.
se une la explotaci6n illegal de los empleados, gente ex-
trafia al patl y completamente irresponsible. S61o en el
ramo de aduanas, se ha calculado que desde 1878 a 1894
se habian robado los agents del fisco doscientos millones.
Espafia ha hecho de los aranceles de Cuba una apre-
tada malla, que cierra el paso al comercio extranjero. A
fines del siglo XIX, y en un pais cuyo regimen industrial
demand imperioiamente la libertad de comercio, nos im-










pone el. gobierno metropolitico el abominable sistema co-
lonial, que fue una de las principles causes de la guerra
de emancipaci6n del Continente. A la sombra de este
arancel monstruoso, el comercio *de algunas provincias de
Espafia, impone la ley en el mereado cubano; y, como si
no le bastara el monopolio, se enriquece afiadi6ndole el
fraud, en perjuicio del fiseo y en contra, direct o in-
directamente, de nuestros consumidores.
Un pueblo que no .dispone del product de su trabajo,
que no intervene en la gesti6n de su hacienda propia, que
recibe todas sus leyes de un pueblo extrafio y tiene toda
su administraci6n en manes de gente forastera, es un pue-
blo complete y radicalmente esclavo. Jamis ha existido,
ni se concibe que pueda existir, tirania mis cabal. Dado
ese regimen, a nadie puede sorprender que en Cuba no
exi.ta la seguridad personal y que no haya garantia algu-
na para los derechos del ciudadano. Ni tampoco, que a
pesar de la extraordinaria laboriosidad y el espiritu de
empresa de sus hijos, las crisis econ6micas se sucedan en
Cuba y la hayan reducido a los bordes de la ruina.
Era necesario que el pueblo cubano hubiera caido en
total degradaci6n y hubiese perdido todo incentive a me-
jorar de estado y aspirar al progress, para presumir que
pudiera tolerar, sin revelarse, regimen tan asfixiante, rui-
noso y desmoralizador. No ha sido asi, por suerte. Ni los
llamamientos de la dignidad, ni el ejemplo de Am6rica
han sido perdidos para 61. IIace mis de cincuenta ailos que
Cuba lucha, de todas las maneras, con la exhortaci6n, con
la pluma y con la espada, para derrotar la tirania de Es-
paiia, y sustituirla por un gobierno propio, que sea ga-
rantia de orden y de libertad.
Esta lucha no ha de cesar mientras Espafia no de-
sista de su temerario empefio de ahogar por ]a fuerza y
estorbar nuestras legitimas aspiraeiones. De este modo,
Cuba, y no por culpa suya, ha sido y es, hoy todavia un
factor de desorden y un peligro en el concerto de los pue-
blos americanos.
El interns supremo de Am6rica, de la Am6rica his-
pano-lusitana, ante todo, consist en que cese de ser Cuba
campo sangriento, donde est6n peri6dicamente en pugna
la libertad americana y el despotismo europeo. Lejos de
fortalecerse, se quebranta nuestra raza en Am6rica con
estas guerras tremendas. Espaiia tiene que ser mirada con
recclo y disgusto por sus antiguas colonies, mientras la
vean empefiada en mantener en tierra americana el mismo
regimen opresor que le enagen6 la voluntad de las nacio-










nes del Continente, y las oblige a romper los lazos politi-
cos que en un tiempo las unian. Cuba, libre y prospera,
seri un element de prosperidad y seguridad para los
pueblos americanos de su mismo origen. Cuba, desangra-
da y arruinada, puede ser presa ficil para razas, si no
antag6nicas, diversas.
Aqui aparece claro el gran interns de los pueblos la-
tino-americanos en intervenir, con su consejo e influen-
cia, para apresurar la hora de nuestra constituei6n de-
finitiva como Estado. Si se decide a poner su fuerza mo-
ral al servicio de esta gran obra, habran prestado un va-
lioso servicio a Cuba y Espafia, y habrin sido previsoras
en provecho propio.
El moment es propio y oportuno. Entregadas a si
mismas las naciones americanas, libres del despotismo es-
pafiol, han podido cultivar eon su antigua Metr6poli, sin
desagrado ni indignidad, las relaciones materials y men-
tales que son siempre mis facil entire pueblos de la mis-
ma cepa y procedencia. Las pasiones hostiles se han suavi-
zado, Espaiia ha reconocido al cabo que sus antiguas co-
lonias procedieron cuerda y legitimamente al constituir-
se en naciones soberanas. Llega la hora en que sstas vean
cu6! es el peso de su voz y de su influencia en los conse-
jos de Espafia, en una cuesti6n eseneialmente americana
y esencialmente id6ntica a la que se planted cuando ellas
mismas plantearon su evoluci6n political. Al intervenir
para que Espafia reconozca la independencia de Cuba po-
niendo t6rmino a la efusi6n de sangre y a la destrucci6n
de las propiedades, que depauperan y debilitan una por-
ci6n important de ]a Am6rica-Latina, afirmarin una vez
mis su adhesion al principio a que deben su existencia co-
mo Estados, y su derecho a ser oidas en un asunto inter-
naeional, que toca tan de cerca al porvenir de la raza que
las puebla y cuya representaci6n llevan en el Nuevo Man-
do. Al mismo tiempo darn muestra de verdadero interns
por Espafia y de confraternidad respect a Cuba. No pue-
de concebirse acto de political mis elevada, previsora y
humana.
Cuba, por su parte, esta resuelta a conquistar su in-
dependencia, aunque para ello tenga que apelar a las mis
terrible extremidades. Pero, en estos moments en que sus
armar se pasean victoriosas por toda la isla, y cuenta con
la adhesion de todos sus hijos para nutrir sus ejercitos y
proveerlos de todos los elements de guerra, ann a costa
de los mayores sacrificios. quiere demostrar a los pueblos
hermanos de la Am6rica Libre su disposici6n a la paz; e









iniita a, sus gobiernos para que interpongan sus buenos
oficios con Espafia, a fin de poner termino a ]a guerra, en
cotdiciones que nos aseguren a nosotros nuestra sobera-
nia, y a' Espafia las compensaciones que puedan hacerle
menos gravosa la p6rdida territorial que de todos modos
ha de sufrir.
Xi i los toca mAs que hacer estas sumarias indicacio-
ne. A la gran cordura y amor a la libertad de los repre-
sehtantes de las Repiblicas hispano-latinas nos confia-
ilos; seguros de que sabrdn apreciar la alteza de nues-
tras intenciones, la firmeza de nuestro derecho y la mutua
conveniencia para tantos pueblos afines y solidarios, de
que la independencia de Cuba, cimentad.a con la sangre y
los esfuerzos de los cubanos, se corone por la intervenci6n
y acuerdo de todos los Estados de nuestra propia raza.
El President,
SALVADOR CISNEROS BETANCOURT.
El Selcretario de Relaciowes Exteriores,
RAFAEL M. PORTUONDO.















CONVOCATORIA Y ORGANIZATION DE LA
CONVENTION CONSTITUYENTE

CARTEL GENERAL, DIVISION DE CUBA

Habana, 25 de Julio die 1900.

El Gobernador General de Cuba ha tenido a bien dis-
poner la publicaci6n de las siguientes instrucciones:
Por cuanto el Congreso de los Estados Unidos por
su resoluci6n conjunta de 20 de Abril de 1898 declar6:
"Que el pueblo de la Isla de Cuba es, y de dereeho
debe ser libre e independiente";
"Que los Estados Unidos por la present desechan
todo deseo o intenci6n de ejercer soberania, jurisdicci6n o
dominion sobre la Isla, a no ser para la pacificaci6n de ella.
y dceclaran su determinaci6n, cuando 6sta se realize, de
dejar el gobierno y dominion de la Isla a su pueblo;
Y, por cuanto el pueblo de la Isla de Cuba. ha esta-
blecido Gobiernos Municipales que derivan su autoridad
del sufragio del pueblo, dado bajo leyes justas e iguales,
eneontrindose ahora list asimismo, para proeeeder. al es-
tablecimiento de un gobierno general que asumira y.ejer-
cern soberania, jurisdicci6n y dominion sobre la Isla;
Por tanto, se ordena que tenga lugar una eleaein ge-
neral en la Isla de Cuba el tercer sabado de Septiembre de
1900 para elegir Delegados a la Convenci6n que habra do
reunirse en la ciudad de la Habana, a las doce del dia
del primer lunes de Noviembre del afio 1900 para redac-
tar y adoptar una Constituci6n para el pueblo deo Cuba.
y como parte de ella proveer y acordar con el Gobierno
de los Estados Unidos en lo que respeeta a las relaciones
que habran *de existir entire aquel Gobierno y el Gobierno
de Cuba y proveer por elecci6n del pueblo, los funciona-
rios que tal Constituci6n establezca y el traspaso del Go-
bierno a los funcionarios elegidos.
La elecei6n tendrA lugar en los varies distritos electo-
rales de la Isla de conformidad con lo que dispone la Ley
Electoral del 18 de Abril de 1900 y sus enmiendas.











Los habitantes de las varias provincias elegirAn Dele-
gados en proporci6n a su poblaci6n segfn se determine
en el censo, a saber:
Los habitantes de la Provincia de Pinar del Rio ele-
girAn tres (3) delegados.
Los habitantes de la Provincia de la Habana elegirAn
ocho (8) delegados.
Los habitantes ,de la Provincia de Matanzas elegirAn
enatro (4) delegados.
Los habitantes de la Provincia de Santa Clara elegi-
rAn site (7) delegados.
Los habitantes de la Provincia de Puerto Principe
elegirAn dos (2) delegados.
Los habitantes de la Provincia de Santiago de Cuba
elegirAn siete (7) delegados.
El Comandante de Estado Mayor,
J. B. HIOkEY.



Alocuci6n del Gobernador Militar de Cuba, leida en la
apertura de la sesi6n inaugural de la Convenci6n
Constituyente, el dia 5 de Noviembre de 1900

"SENORES DELEGADOS A LA ASAMBLEA CONSTITUYENTE
DE CUBA.

Como Gobernador Militar de la Isla, en representa-
,i6n del Presidente de los Estados Unidos, declare consti-
tuida esta Asamblea.
SerA vuestro deber, en primer t6rmino, redactar y
adoptar una Constituei6n para Cuba y, una vez terminada
6sto, formular cuAles deben ser, a vuestro juicio, las re-
laeiones entire Cuba y los Estados Unidos.
Esa Constituci6n debe ser capaz de asegurar un go-
bierno stable, ordenado y libre.
Cuando hayAis formulado las relaciones que, a vues-
tro juicio, deben existir entire Cuba y los Estados Unidos,
el Gobierno de los Estados Unidos adoptarA sin duda al-
guna las medidas que conduzcan por su parte a un acuerdo
final y autorizado entire los pueblos de ambos paises, a fin
de promover el fomento de sus intereses comunes.
Todos los amigos de Cuba seguirAn con ahinco vues-
tra- deliberaciones, deseando ardientemente que llegueis a








59

resolver con tino, y que, por la dignidad, compostura per-
sonal y cuerdo espiritu conservador que caracterizan vues-
tros actos, se patentice ]a aptitud del pueblo eubano para
el gobierno representative.
La distinci6n fundamental' entire un gobierno verda-
deramente representative y uno desp6tico consiste en que,
en el primero, cada representante del pueblo, cualquiera
que sea su cargo, se encierra estrictamente dentro de los
limits definidos de su mandate. Sin esta restricci6n no
hay gobierno que sea libre y constitutional.
Conforme a la orden, en cuya virtud hab6is sido elec-
tos y os eneontrais aqui reunidos, no tennis deber de to-
mar parte en el gobierno actual de la Isla y careceis de
autoridad para ello. Vuestros poderes estdn estrictamente
limitados por los terminos de esa orden.
LEONARDO WOOD,
Mayor General y Gobernalor Militar"















CONVENTION CONSTITUYENTE


SESI6N INAUGURAL


ASISTENTES ACTA
PRESIDENT
Pedro Gonzilez Llo En la ciudad de la Habana, a cin-
rente. o0 de Noviembre de mil novecientos.
reunidos en el local de la Conven-
SECRETARIO 2i6n Constituyente los Sres. Delega-
Enrique Villuendas. dos que al margen se expresan, pro-
DELEGADOS zedid el Gral. Leonardo Wood a de-
Joaquin Quiles, Juan l3arar constituida la Convenci6n en
Rius Rivera, Gonza- nombre del Presidente de los Esta-
Jo de Quesada, Do- dos Unidos dando lectura a las si-
mingo M6ndez Ca- guientes frases:
pote, Eudaldo Ta- (Se copia la alocuci6n N? 42 inser-
mayo, Jose Fernin- tada anteriormente).
dez de Castro, Jos6 En seguida el General se retire, de-
B. Alemxn, Jos6 Mi- jando la presideneia al Secretario de
guel G6mez, RaIael Estado y Gobernaci6n, Sr. Fernan-
Portuondo, Jos6 de Jo Figueredo, quien invit6 a los Sres.
J. Monteagudo, Leo- Delegados para elegir un Presidente
poldo Berriel, Ale- de su seno. El Delegado Sr. Juan
jandro Rodriguez, Rius Rivera propuso que se nombra-
Diego Tamayo, Juan ra al de mis edad Presidente, y Se-
G. G6mez, Martin cretario al mas joven de entire los
Morda Delgado, Jo- miembros de la Convenci6n. El Doc-
s6 Luis Robau, Jo- tor Leopoldo Berriel apoy6 dicha so-
se Lacret Morlot, licitud. Asi se acord6 y tomaron po-
Luis Fortin, Pedro Sesi6n de esos cargo el Sr. Pedro
Betaneourt, Salva- Gonzalez Llorente y el Sr. Enrique
dor Cisneros, Emilio Villuendas. Ambos pronunciaron bre-
Nfifez, Alfredo Za- ves frases y en seguida los Ses. De-
yas, Miguel Gener, :egados prestaron juramento ante el
Manuel Sanguily.
Manuel Sanguily. tribunal Supremo, cuyo Presidente
lo ley6, advirtiendo, y asi lo ratified el Presidente de la
Convenci6n, que dicho juramento habia sido convenido en-
tre una Comisi6n de Delegados y el senior Gobernadqr Mi-
litar de Cuba que lo aprob,6. El juramento dice asi: "Nos-
' otros los Delegados electos por el pueblo cubano para la










"Convenci6n Constituyente Nacional, juramos o promete-
"mos desempefiar fielmente los deberes de nuestro cargo.
"Renunciamos pfblica y solemnemente a toda fidelidad
"prestaida o pacto contraido direeta o indirectamente con
"cualquier Estado o Naci6n, jurando la soberania del pue-
"blo libre e independiente de Cuba y acatando la Consti-
"tuci6n que esta Convenci6n adopted, asi como el Gobierno
"que por ella se establezca." Prestado el juramento, el se-
lfor Presidente hizo indicaciones sobre la necesidadc de alg6n
Reglamento, aunque fuera provisional. El senior Alemin
propuso el Reglamento de la Asamblea Revolueionaria
de "La Yaya". Fu6 acordada por aclamaci6n. El senior
Fernandez de Castro pide que se telegrafie a los Alcal-
des para ealmar la ansiedad del pueblo de Cuba, comuni-
cAndoles que la Convnei6n se ha constituido. Asi se
aeord6. Se leen various telegramas de Manzanillo, Col6n
y Yaguajay felicitando a ]a Convenci6n. El Sr. Quesada
pr.opone una Comisi6n para el examen de actas que fu6
aprobada e indica tres nombres de tres Sres. Delegados.
El Sr. Sanguily se opone a esto iltimo, por estimar que
o1 mAs equitativo era dar entrada a miembros de todos
los Partidos. El Sr. Fernandez de Castro manifesto que
loq independientes quedaban lesionados en esa proposici6n.
El Sr. M6ndez Capote habl6 para una cuesti6n de orden,
y dijo: que aprobado un reglamento se debe proceder a lo
que 6ste dispone sobre Comisi6n de actas. Con motivo de
esta proposici6n tomaron part los sefiores Alemdn, Fer-
nandez de Castro y Sanguily. El Sr. Juan Gualberto GS-
mez pidi6 que habi6ndose votado y aceptado un reglamen-
to se debe proceder, en vista de no tener ningfin ejemplar,
a spenderr la sesi6n. Puesta a votaei6n se aeord6 y sus-
pendi6 la sesi6n por absolute mayoria.
El Secretario.
ENRIQUE VILLUENDAS.
Vto. Bno.,
El President,
PEDRO GONZA EZ LLORENTE.


Relaci6n de los delegados y suplentes a la Convenci6n
Constituyente, que resultaron electos y proclamados.
PINAR DEL Rio
Propietario: Sr. Joaquin Quilez.
,, ,, Gonzalo de Quesada.
,, Juan Rius Rivera.












Suplente:
,,
21


Propietario:

,?

?,



Suplente :



17
,,
,,












Suplente:
,,
,?
,




Propietario:
,,










Suplente:









,,
,






,,









;;
T;


,, Antonio Gonzalez Beltran.
,, Manuel de Jesfs Manduley.
,, Jos6 Ram6n Villal6n.

HABANA

Sr. Leopoldo Berriel.
SMiguel Gener.
, Jose Lacret Morlot.
SEmilio Nfifiez.
,, Alejandro Rodriguez.
, Manuel Sanguily.
, Diego Tamayo.
,, Alfredo Zayas.
,, Jose L. Castellanos.
,, Carlos Fonts.
,, Fernando Figueredo.
,, Francisco Leyte Vidal.
,, Gast6n Mora.
,, Federico Mora.
, Manuel S. Pichardo.
, Leandro Rodriguez.


MATANZAS


Pedro Betancourt.
Luis Fortfn.
Eliseo Giberga.
Domingo Mendez Capote.
Ernesto Castro.
Eduardo Diaz.
Juan A. Garmendia.
Ram6n Pages Jim6nez.


SANTA CLARA


.Sr. Jos6 B. Aleman.
,, Jos4 Miguel G6mez.
., Pedro GonzAlez Llorente.
J:is de .J. Monteagudo.
,, Martin Moria Delgado.
,, Jose Luis Robau.
,, Enrique Villuendas.
,, Antonio Calvo.
,, Agustin Cruz.
,Fernando Escobar.
, Pablo Lazeano.











SFederico Laredo.
SRafael Martinez Ortiz.
,, Hugo Roberts.

PUERTO PRiNCIPE


Propietario :

Suplente :
,,



Propietario :







Suplente :
,,
,,
,,


Sr. Salvador Cisneros ['t.,iii-.urt.
SManuel R. Silva.
,, Octavio Freyre.
,, Jos6 R. Xiques.


SANTIAGO DE CUBA


Sr. Antonio Bravo Correoso.
,, Joaquin Castillo Duany. (1)
SJos6 Fernmndez de Castro.
,, Juan Gualberto G6mez.
, Rafael Manduley.
SRafael Portuondo.
,Eudaldo Tamayo.
Angel Clarens.
,, Agustin' Cebreco.
,, Francisco Chavez Milan6s.
SManuel Fuentes Garcia.
SJos6 N. Ferrer.
SJos6 R. Torres.
SEduardo Yero.


Organizaci6n definitive de la Convenci6n Constituyente

MESA Y SECCIONES EN QUE FUE DIVIDIDA

PRESIDENT

Sr. Domingo M6ndez Capote.

PRIMER VICEPRESIDENTE

.Sr. Juan Rius Rivera.


(1) Este Delegado no']leg6 a tomar poscsi6n del cargo, sus-
tituy4ndolo el Suplente Sr. Jos6 N. Ferrer.











SEGUNDO VICEPRESIDENTE
Sr. Pedro Gonzalez Llorente.

SECRETARIES

Sr. Enrique Villuendas.
Sr. Alfredo Zayas.

PRIMERA SECCI)N

President: Sr. Juan Rius Rivera.
Secretario: Sr. Juan Gualberto G6mez.
Delegados: Sr. Jose de J. Monteagudo; Sr. Eliseo Gi-
herga; Sr. Alejandro Rodriguez; Sr. Pedro E. Betancourt.

SEGUNDA SECCI6N

President: Sr. Eudaldo Tamayo.
.Secretario: Sr. Manuel R. Silva.
De:egados: Sr. Jose FernAndez de Castro; Sr. Joa-
quin Quilez; Sr. Rafael Manduley; Sr. Leopoldo Berriel.

I'l.i:. -i. SECCI6N

President: Sr. Jose Miguel G6mez.
Secretario: Sr. Luis Fortfn.
Delegalos: Sr. Jos, L. Robau; Sr. Alfredo Zayas;
Sr. Gonzalo de Quesada; Sr. Miguel Gener.

(UARTA SECCION

President: Sr. Salvador Cisneros.
Secretario: Sr. Martin Morfa Delgado.
Delegados: Sr. Jos6 N. Ferrer; Sr. Enrique Villuen-
das: Sr. Jose Lacret Morlot; Sr. A. Bravo Correoso.

QUINTA SECCI6N

President: Sr. Pedro Gonzalez Llorente.
Secretario: Sr. Jos4 B. Aleman.
Delegados: Sr. Emilio Nifiiez; Sr. Diego Tamayo;
Sr. Rafael Portuondo; Sr. Manuel Sanguily.

COMISI6N DE GOBIERNO INTERIOR

President: Sr. Domingo M6ndez Capote.
Secretario: Sr. Enrique Villuendas.








66

Delegados: Sr. Jos6 de J. Monteagudo; Sr. Jos6 Fer-
nindez de Castro; Sr. Emilio N(ifiez; Sr. Jos6 Luis Ro-
bau; Sr. Jos4 N. Ferrer.

COMISt6N DE CORRECCI6N DE ESTILO

Sr. Manuel Sanguily; Sr. Pedro Gonzalez Llorente;
Sr. Alfredo Zayas.
















Proyccto de contestaci6n a la alocuci6n del Gobernador Militar,
presentado por el Sr. Juan G. G6mez (1)

A LA CONVENCI6N CONSTITUYENTE:

El Delegado que suscribe, ruega a la Convenci6n que
se sirva aprobar el siguiente Proyecto de contestaci6n a la
alocuci6n pronunciada por el senior Gobernador Militar de
la Isla, al inaugurase las sesiones de esta Asamblea.-
JU.AN G. G6OMEZ.
,Contestaci6n

PROPUESTA POR EL SR. JUAN GUALBERTO G6MEZ, Y LEIDA
EN LA SESSION DE LA ASAMBLEA EL DiA 28 DE NOVIEMBRE.

SR. GOBEP.NADOR MILITARY DE LA ISLA DE CUBA.

Sefior:

La Asamblea Constituyente de Cuba, se ha enterado
con el interns debido, ce la alocuci6n que pronunciasteis
cuando en representaci6n del Presidente de los Estados
Unidos y como Gobernador Militar de la Isla, la hab6is de-
elarado constituida.
Segfin vuestras palabras, el deber de la Asamblea sera,
en primer termino, redactar y adoptar una Constituci6n
para Cuba, y una vez que esta Constituci6n estO redactada
y adoptada por la Asamblea, formular cuales deben ser,
a juicio de los Delegados, las relaciones entire Cuba y los
Estados Unidos. La Asamblea acepta con gusto esta racio-
nal ordenaei6n de sus trabajos y ajustdndose a ellos se de-
dieari inmediatamente a redactar y adoptar la Constitu-
ei6n que con toda sinceridad entienda mejor para Cuba en
las actuales circunstancias.

Esa Constituci6n como acertadamente lo indieiis, debe
ser capaz de asegurar un Gobierno stable, ordenado y li-
bre, condiciones que s6o1 refinen aquellos Gobiernos que
deseansan en el conseftimiento de log gobernados.

(1) Desechado en la sesi6n del dia 26 de Noviembre de 1900.










La Asamblea se complace en tomar nota de vuestra de-
claraci6n, de que tan pronto como formulen los Delegados
las relaciones, que a su juicio, deban existir entire 'Cuba y
los Estados Unidos, el Gobierno de los Estados Unidos adop-
tari, sin duda alguna, las medidas que conduzcan por su
parte a un acuerdo final y autorizado entire los pueblos de
ambos paises, a fin de promover el fomento de sus intereses
comunes. La Asamblea estA persuadida de que llegado ese
moment, cualquiera que sea el Gobierno de Cuba que su
Constituci6n establezca, ese Gobierno adoptarh tambien to-
das las medidas que conduzean, por su parte, a un acuerdo
final y autorizado con el de los Estados Unidos, no s61o'pa-
ra promover el fomento de sus intereses comunes, sino para
consolidar a la vez, cuanto sea humanamente possible, los
lazos de amistad en los dos pueblos.
Tiene plena conciencia la Asamblea Constituyente de
que todos los amigos de Cuba siguen con interns sus delibe-
raciones, deseando ardientemente que llegue a resolver con
tino, los. asuntos encomendados a su studio y decision. De-
seos tan nobilisimos no han de ser seguramente defraudados
por la Asamblea, que por la dignidad, compostura personal
y cuerdo espiritu de conservaci6n que han de caracterizar
-;us actos, afiadira nuevos elements, a los que ya patenti-
zan la aptitud del pueblo cubano para el gobierno repre-
sentativo. En ese extreme como en los anteriores, la Asam-
blea Constituyente se congratula de que coincidan sus pro-
p6sitos con vuestras recomendaciones.
Del propio modo la Asamblea piensa como vos, que
una de las distinciones fundamentals entire un gobierno
verdaderamente representative y uno desp6tico, consiste
mn que en el primero, cada representante del pueblo, cuial-
quiera que sea su cargo, se encierra estrictamente dentro
de los limits definidos de su mandate. Como o decis muy
bien, sin esa restricci6n que no es mAs que la prActica del
principio de la observancia de las ]eyes por todos, singular-
mente por los que desempefien un cargo pf'blico, no hay
Gobierno que sea libre y constitutional.
De tal suerte se encuentra penetrada de ello la Asam-
blea Constituyente, que auin antes de escuchar vuestra im-
portante aloeuci6n, todos los Delegados entendian que con-
forme a la orden en cuya virtud fueron electos, y se encuen-
tran reunidos, no s6lo no tenian el deber de tomar parte
en el Gobierno actual de la Isla, sino que carecian de auto-
ridad para ello; y todos ademAs admitian, quo sus poderes
estAn estrietamente limitados por los terminos de la Orden
301 del Gobierno Militar, que sigue siendo la reguladora











de su mandate salvo en lo que se refiere a las relaciones en-
tre Cuba y los Estados Unidos, que ya no han de ser parte
de la Constituci6n, sino que se han de formular despu6s, y
fuera de ella, como a su juicio lo entienden los Delegados,
conveniente a ambos paises.
Al consignar, como lo acaba de hacer, su aquiescencia
a las autorizadas manifestaciones contenidas en vuestra
alocuci6n, la Asamblea experiment necesidad de acompa-
fiarla con la expresi6n de sus sentimientos de gratitud y de
earifio al pueblo de los Estados Unidos, y .de respeto a su
ilustre Presidente, por vos representado como Gobernador
Military de la Isla; alentindola la risuefia esperanza de que
eumpliendo todos honradamente nuestros deberes, llevare-
mos a cabo en breve tiempo y en la mayor harmonica la obra
de constituir aqui un pueblo independiente, hermano atento
y solicito del que en dia memorable intervino en pu favor
para ayudarlo a aleanzar los beneficios de la libertad y los
dereehos de la soberania.
Noviembre 23 de 1900.-JUAN GUALBERTO G6MEZ.-
Para autorizar la lectura, LACRET MORLOT.-RAFAEL POR-
TUONDO.















PROYECTOS DE BASES PARA REDACTAR
LA CONSTITUTION DE LA REPUBLICAN


Proyecto del Delegado Sr. Juan Rius Rivera
I
Cuba se constitute en Estado independiente y sobera-
no bajo la forma de gobierno republicano-demoer~tico, con
la denominaci6n de "Repfiblica de Cuba."

II

La bandera national de la Repfiblica, es la adoptada
por la Cimara de Representantes de Gukimaro, en Abril
III

Forman el territorio de la Repfiblica, la Isla de Cuba
propiamente dicha, la Isla de Pinos y los demis islotes y
eayos adyacentes que estaban bajo la jurisdicei6n y admi-
nistraci6n del Gobierno General de la Isla de Cuba mien-
tras fu6 posesi6n espafiola.
IV

Son ciudadanos cubanos, los nacidos en Cuba y fuera
de Cuba de padres cubanos y los que obtuvieren carta de
naturalizaci6n conforme a la ley que se decrete sobre la ma-
teria y los que hubieren prestado servieios a la causa de la
Revoluci6n, eualquiera que haya sido su nacionalidad si no
manifestaren su deseo en contrario.
V

El territorio de la Repfiblica se divide en seis Depar-
tamentos cuyos limits y denominaciones son los de las ae-
tuales Provincias.

VI

Todos los cubanos esthn obligados a defender, confor-
me a sus altitudes, la soberania, la integridad y el honor de
la Repfiblica.










VII

Todos los habitantes de Cuba son libres e iguales ante
la Ley.
VIII

Todos los habitantes de Cuba eot;n obligados a con-
tribuir en proporci6n a sus recursos, al sostenimiento de los
gastos de la Repiiblica, en la forma que determine las
leyes.
IX

Todo ciudadano cubano tiene como derechos intangi-
bles e inviolables, el derecho a la libertad de su criterio y
de su conciencia; de emitir sus opinions de palabra o por
escrito; de trasladarse de un punto a otro; de asociarse
para todos los fines licitos de la vida; de reunirse pacifica-
mente; de petici6n; de defense propia; de ser juzgado por
tribunales legitimamente constituidos con arreglo a leycs
previamente acordadas y promulgadas por los Poderes com-
petentes de la Naci6n; a no ser condenado sin ser oldo en
juicio pfiblico o sin permitirsele la ins amplia defense;
a no prestar fianzas ni pagar multas evidentemente excesi-
vas o no previstas por la ley; .a no ser sentenciado a sufrir
tormento o penas inusitadas; a no ser despoja-do por causa
de utilidad pfiblica, de su propiedad, en todo o en parte, sin
que medie compensaci6n proporcionada y equitativa; a no
ser procesado dos veces por la misma causa si del process
pudiere resultar p6rdida de su libertad o de su vida para
el acusado; a testar libremente; a no pagar impuesto o con-
tribuci6n de cualquiera naturaleza que sea si no fuere pre-
viamente acordado y decretado por el Congreso Soberano
de la Repfiblica; a la inviolabilidad de su domicilio y de su
correspondencia, como no sea por mandate escrito de auto-
ridad competent, conforme, a una ley previamente acorda-
la y promulgada.
X
La soberania de la Naci6n reside en el pueblo de Cuba
y por delegaci6n en el Poder legislative, el Poder Ejecutivo
v el Poder Judicial, que solamente pueden ejercerla y go-
bernar por y con el consentimiento expreso de los gober-
nados.
XI

El Poder Legislativo se ejerce por dos organismos elec-
tivos que se denominan Camara de Representantes y Sena-
do y conjuntamente reciben el nombre de Congreso.










XII

La CAmara de Representantes se compondra de un
miembro por cada 30,000 habitantes de la Repiblica,
elegido por un period de dos afios, conforme a la ley elec-
toral de cada Departamento, debiendo los elegidos reunir
Jas siguientes condiciones: haber cumplido 25 afios de edad,
saber leer y eocribir, no star ineapacitado fisica o judi-
cialmente, ser ciudadano cubano y estar residiendo en Cu-
ba con seis meses por lo menos de antelaci6n al dia de las
elecciones.
Si resultare fracci6n de mas de 15,000 habitantes en
algfin Departamento, se elegira un representante mis en
dicho Departamento por la expresada fracci6n.

XIII

Los representantes no podrAn ser perseguidos ni aeu-
,ados legalmente por las opinions que emitan en el ejer-
cleic de sus cargo representatives, ni podrAn ser arresta-
Jos ni detenidos mientras (lure el period de su representa-
A16n, sin el permiso de la CAmara a que pertenecen, salvo
en el caso de ser sorprendidos in fraganti en la comisi6n
Ie algfin delito, y entonces se dara inmediatamente aviso a
,a CAmara a que pertenezcan para lo que proceda.

XIV

Los Representantes no podrAn aceptar ningfin empleo
retribuido del Gobierno sin hacer renuncia de su cargo.

XV

Los Representantes recibiran de la Naci6n una com-
pensaci6n pecuniaria adecuada al cargo, mientras lo de-
sempefien, que no podrA ser ni aumentada, ni disminuida,
ni, en forma alguna, alterada, durante el period de su
representaci6n.
Cada miembro es representante por toda la Repfiblica.

XVI

La CAmara de Representantes tiene como derechos
privativos de ella la facultad de juzgar sobre la validez de
la elecci6n de sus miembros, la de aprobar y poner en vigor
su Reglamento organico, la de diseutir y aprobar los Pre-
supuestos generals de la Naci6n antes que el Senado, y la










de acusar ante el Senado al Presidente de la Rep6blica si
las dos terceras parties de sus miembros acordaren en se-
si6n secret que hay lugar a la acusaci6n. La de compeler
a sus miembros a asistir a las sesiones, aceptar o no las re-
nuncias y expulsar a cualquier miembro por causes sufi-
eientemente justificadas.
XVII

El Senado se compondri de cuatro Senadores por cada
uno de los Departamentos -de la Repfblica, elegidos por las
respectivas Asambleas Departamentales, por un period de
euatro afios, conforme a su ley Electoral, debiendo el ele-
gido poseer las condiciones siguientes:
Ser ciudadano cubano, haber cumplido treinta aios
de edad, saber leer y escribir, poseer una renta de mil qui-
nientos pesos anuales, no estar incapacitado fisica ni judi-
cialmente, estar domiciliado en el Departamento que aspira
a representar y eneontrarse residiendo en 61 durante seis
meses por lo menos, con anterioridad a] dia de las elceciones.
XVIII

Las disposiciones contenidas en las bases 13, 14 y 15
son aplicables del mismo modo a los Senadores.
XIX

Son funciones privativas -del Senado, la de juzgar so-
bre la validez de la elecci6n de sus miembros, la de aceptar
o no la renuncia de cualquiera de ellos o expulswarlo si hu-
biere suficiente causa para ello, y compelerlos a asistir a
las sesiones; la de former y poner en vigor su Reglamento
crgknico, la de juzgar al Presidente de la Repfblica si fue-
re acusado por la COmara de Representantes en la forma
que se establece; la de aprobar o no los nombramientos qne
el President de la Repiblica haga para los cargos que -de-
termina esta Constituci6n y todo tratado de earicter inter-
nacional que pueda pactar el Poder Ejecutivo.
XX

Los Senadores representan a los Departamentos que
los elijan para esos eargos.
XXI

El Congress se reunirA todos los afios en un dia fijo
y permanecera en sesi6n durante cuatro m:eses.










XXII

Una Camara no podri recesarse por mAs de tres dias o
cambiar el lugar de sesiones sin previo acuerdo y consenti-
miento de la otra.
XXIII

El Congress tiene, como poderes exclusivos, los de dis-
eutir y aprobar los presupuestos de gastos de la Nacion
anualmente, los -de deeretar empr&stitos, declarar la guerra
y hacer la paz, y legislar sobre todas las materials que con-
ciernan al buen gobierno y administraci6n de la Repuiblica
en su esfera internal y en sus relaciones con las Potencias
extranjeras.
XXIV

El Congress no podra decretar leyes prohibiendo el
libre ejereicio de los cultos o concediendo subsidies ni pri-
vilegios en ninguna forma a ninguno de ellos, no podra
crear titulos de nobleza, ni prohibir la libertad de concien-
cia, de emitir opinions de palabra o por escrito, de asocia-
ci6n y reuni6n pacifica para todos los fines licitos de la vi-
da, de locomoci6n, de petici6n ni de defense.

XXV

La iniciativa de las leyes eorresponde por igual a cual-
quiera de ambas CAmaras, except en lo que se refiere a los
presupuestos de gastos e ingresos de la naci6n, que corres-
ponde a la Camara de Representantes.

XXVI

Para que una resoluci6n del Congreso tenga fuerza de
ley y sea puesta en vigor, es necesario que haya sido apro-
bada por mayoria absolute de votos y en los casos previstos
en esta Constituci6n por las dos tereeras parties de los votos
de eada una de las Camaras legislativas y sancionada thei-
ta o expresamente por el Presidente de la Repuiblica pa-
ra lo cual se observara el procedimiento siguiente:
Una vez aprobada la resoluci6n por ambas CAmaras,
se transmitirA al Presidente de la Repfblica que le impar-
tiri su aprobaci6n o la vetara dentro del t6rmino de diez
dias, exponiendo en el segundo caso los motives que tiene
para vetarla y devolviendola al Congreso. En el primer easo
sera inmediatamente ley de la Repitblica; en el segundo caso
el Congress tomara de nuevo en consideraei6n con lo ex-









puesto por el Presidente de la' Repfblica, la resoluci6n ve-
tada. Si fuere otra vez aprobada por mayoria de votos, sera
ey d'e l Repfiblica. En el caso de no serlo, quedarA sin
efecto la resoluci6n y no podrA ser discutida ni recaer,
acuerdo sobre ella durante el period legislative en quw
baya sido asi rechazada. Si dentro. del t6rmino de diez dias
,1 President de la Repfiblica no hubiere aprobado ni ve-
tado una.resoluei6n del Congreso .x\l ..--..ii.- itt. se conside-
rari como ley de la Repiblica.

XXVII
El Poder Ejecutivo se ejerce por un Presidente le la
Repfiblica de Cuba elegido por el i fi ;" popular y I"'.'
nn period de cuatro ir.-, conforme a una ley electoral
Iecretala sobre las '.iguientes bases:
Son electores todos los ciudadanos cubanos mayores de
-.'eintion afios de cdad que no est6n incapacitadlos 1 i. Io
,judicialmente para ejereer el derecho y est6n residiendo ,en
Cuba al tie.mpo de verificarse las elecciones.
Para poder ser elegido Presidente de la Repdblica es
indispensable ser ciudadano de la Repfiblica, haber nacido
en territorio de Cuba, tener treinticinco afios de edad, no
'-star incapacitado fisica o judicialmente y haber residido
en Cuba diez afios por lo menos.
La elecoei6n se verificard para Presidente y Vicepresi-
dente de la Repfblica en un mismo acto, en un mismo
dia y bajo una misma ley en todo el territorio de la Repfi-
blica.
La proclamaci6n se hara por el Congreso.

XXVIII
El President, al tomar posesi6n de su cargo, jurar:
o prometeri ante el Tribunal Supremo cumplir y hacer
eumplir fielmente la Constituci6n.

XXIX
El President recibira de la Rep6blica una compensa-
ci6n pecuniaria adeeuada a su alto cargo, que no sera au-
mentada ni disminuida durante el period de su cargo.

XXX
El President promulgara y hara ejecutar las leyes.
Nombrara con acuerdo y aprobaci6n del Senado, los Secre-










tarios que se crearen por la ley para el despacho de todos
los negocios del Estado, los Magistrados de la Corte Supre-
ma, los empleados del Cuerpo diplomAtico y consular. Fir-
marA asi mismo todos los nombramientos de los empleados
del Poder Ejecutivo que fueren creados por la Ley, ya sean
por propia iniciativa o a propuesta de Autoridades subalter-
nas; sera el Jefe Supremo de las fuerzas de mar y tierra,
que se creen por la ley; en caso de invasion del territorio
o ataque imprevisto por algfn enemigo, tomard inmediata-
mente todas las medidas que consider mas eficaces para la
dpfensa, convocando y dando inmediatamente cuenta al
Congress. Podra negociar Tratados internacionales, pero
no seran vilidos sino despu6s de haber sido aprobados por
las dos terceras parties de los Senadores. PodrA llenar las
vacantes que ocurran en las Secretarias de despacho, en
la Magistratura del Tribunal Supremo y en el Cuerpo di-
plomatico y consular cuando el Senado estuviere en receso,
dando cuenta a 6ste para su resoluci6n tan luego como estu-
viere reunido.
Cada vez que el Congreso se constituya en sesi6n, el
President le informarA por escrito del estado en general
de los asuntos de la Repfiblica, recomendando la adopci6n
de aquellas medidas que a su juicio fuesen mas eficaces
para promoter el bienestar y prosperidad de la Rep6blica.
PodrA poner su veto a cualquier ley acordada por el
Congreso. pero para que surta sus efectos, 'serA necesario
que formule por escrito lo mas ampliamente possible, las ra-
z.oneu en que lo funda dentro del plazo de diez dias, a con-
tar desde aqu6l en que se le present por el Congreso la ley
a su sanci6n.
PodrA dejar de poner su firm a cualquier ley que se
Je present por el Congreso para sU sanci6n; pero transcu-
rridos diez dias sin haberla firmado o expresado su veto, a-
ley serA firme y ejecutiva.
El President tiene el derecho de perdonar en todo o
en parte a los culpables de un delito o falta que hubieran
sido condenados a sufrir un castigo cualquiera; pero para
ejercer este derecho, habra de preceder un informed del Tri-
bunal senteneiador o de otro Tribunal creado por la Ley
para esos casos.
XXXI

El President podra convocar al Congreso Soberano a
sesi6n extraordinaria, fijando con anticipaei6n razonable.
,ia para ello y expresando los motives que hubiere.









XXXII

El President puede ser acusado por la Camara de Re-
presentantes ante la Camara de Senadores por violaci6n de
su juramento, faltando intencionada o maliciosamente a
los deberes que la Constituci6n le impone o abusando in-
lencionada o maliciosamente de los derechos que esta misma
Constituci6n le otorga. Para poder presentar la acusacidn
sera necesario que lo acuerde asi ia Camara de Represen-
tantes en sesi6n seereta por las dos terceras parties de los
miembros, por lo menos, que componen dieha Camara. For-
,mulada asi la acusaci6n ante el Senado, esta Camara se
.onstituirA en Tribunal Supremo para juzgar al Presiden-
tc de la Repfiblica, sin que pueda en ningin caso pronun-
.ciar otra pena que la destituei6n del cargo que ejerce. Si del
.curso del process resultare para .el Presidente responsabi-
lidad civil o criminal, serA, despu6s de destituido, entrega-
do con el tanto de culpa que aparezea, a los Tribunales de
Justicia.
XXXIII

El President no podrA salir del territorio de la Re-
p6iblica sin permiso expreso del Congreso Soberano.

XXXIV

El Vicepresidente ocuparA la Presideneia de la Re-
piublica en los casos de vacant por muerte, renuneia, des-
tituei6n o incapacidad fisica del Presidente, y en este caso
tendrA las mismas obligaciones, dereehos y prerrogativas
que el Presidente hasta que expire el period par.a el que
f~u elegido Vicepresidente, y en caso de que nuevamente
vacare por las mismas causes, el Congreso Soberano elegi-
rA por mayoria de votos un miembro de su seno que le su-
cederA hasta la expiraci6n del termino presidential, y asi
sncesivamente en casos de nuevas vacantes.
El Vice-presidente sera el Presidente nato del Senado.

XXXV

Los Departamentos se dividen en terminos municipa-
les, regidos por una Corporaci6n municipal, cuyos miem-
hros seran elegidos por los habitantes del t6rmino, de con-
formidad con un.a Ley municipal para todo el Departa-
mento.
Las Corporaciones municipals resolveran sobre todos
los asuntos que conciernan a su t6rmino municipal inica










y exelusivamente. No podran hacerlo cuando sus resolucio-
nes afecten o puedan afectar a otro t6rmino municipal, o
si ellas tendieran a anular, modificar o invadir las atribu-
ciones que correspondent al Gobierno departmental o al
Gobierno general de la Repiblica o en modo alguno viola-
ren o faltaren a los preceptos fundamentals de esta Cons-
tituci6n o a las leyes generals de la Repiblica. Para cor.
traer compromises que graven las rentas p6blicas de la lo-
calidad, sera indispensable el consentimiento previo de los
vecinos del t6rmino municipal, expresado en votaci6n esoe-
cial, decidiendo la mayoria absolute de los vecinos del t6r-
mino. El Alcalde seri el Presidente con funciones ejecuti-
vas, de la Corporaci6n municipal. TendrA derecho a vetar
las resoluciones de 6sta. mas 6stas serin firmes, si una vez
reconsideradas fueran de nuevo aprobalas por mayoria ab-
soluta. Sera elegido por el t6rmino .de dos afios por voto
director popular. Los concejales se renovardn por mitad
eada aiio. Cada Consejo municipal, al constituirse por pri-
mera vez, designara, por mayoria de votos, tres Delegados
para que en uni6n de los demis Delegados municipales del
Departamento elijan el Gobernador del Departamento y la
Asamblea Departamental de que se hablara mrs adelante.
Para lo sucesivo esta designaci6n de Delegados se hard cada
vez que se haya de proceder a elegir los funcionarios ante-
dichos. El Tesorero de la Corporaci6n Municipal y los Jue-
ces municipales y correccionales serin elegidos separada-
mente, del mismo modo, al mismo tiempo y por un period
igual al del que ejerce su cargo el Alcalde.

XXXVI

En cada Departamento funcionari un Gobernador ele-
gido por las Corporaciones municipales del Departamento
y por el t6rmino de dos afios. Sus atribuciones ser:n de ca-
ricter ejecutivo, ddntro del Departamento.

XXXVII

Se establece una Asamblea departmental para cada
Departamento, compuesta de 11 miembros, elegidos por sue
respectivos Ayuntamientos y por el termino de dos afios,
conforme a una ley departmental acordada sobre las si-
guientes bases:
Para ser Consejero departmental es indispensable sp-
ciudadano cubano, mayor de 25 aios, saber leer y escribir,
poqeer bienes de fortune por valor de quinientos pesos, estar










residiendo en el Departamento con un afio de anticipaci6n
al dia de las eleciones, y gozar de todos sus derechos
eiviles.
La Asamblea departmental se reunird en ses.i5n da-
rante tres meses cada .aio para tratar de todos los asuntos
de utilidad pfiblica que se refieran al Departamento. Ele-
gira un Presidente y un Secretario de su propio seno, for-
marb su RTeglamento interior y tendrA carceter legislative,
siendo sus resoluciones ejecutivas dentro del Departamento,
.siempte que no violen- algfn precepto de esta Constituci6n,
ni invadan' atribuciones propias del Gobierno general, ni
en modo alguno se opongan, alteren o anulen una ley gene-
ral de la Repfiblica o taxativa y exelusivamente de las Cor-
poracioneas municipals. Sus poderes estrin limitados a le-
gislar sobre asuntos puramente departamentales. ElegirAn
por ma,.;ii.~i de votos, los Senadores que hayan de repre-
:sentar al Departamento en la CAmara de Senadores. Para
iue sus: resoluciones, except en este filtimo caso y cuando
'actuare come Tribunal para juzgar al Gobernador. tengan
fuerza de ley, es indispensable el asentimiento del Goberna-
dor, que sera ticito o express, rigi6ndose en esto por los mis-
mos procedimientos que el Congreso en iguales cases.

XXXVIII

El poder judicial se ejerce por un Tribunal Supremo
de Justicia y los demas tribunales inferiores que se consi-
deren necesarios y fueren creados por virtud de una ley.
Los Magistrados del Tribunal Supremo seran nombra-
dos per el Senado a propuesta del Presidente de la Repui-
blica.
Deberan ser indispensablemente eiudadanos cubanos,
mayors de 35 afios de edad, licenciados en dereecho y no
haber sido nunca procesados eriminalmente.
Los Magistrados de los Tribunales departamentales y
todos los demas jueces inferiores serdn nombrados por el
sufragio popular en los respectivos Departamentos, except
los Delegados del Tribunal Supremo, que lo serAn por di-
cho Tribunal.
XXXIX

Todos los miembros del Poder Judicial serin nombra-
,dos por un period que deberd durar tanto cuanto dure su
buena cpnducta y su condici6n fisica.
SerAn recompensados pecuniariamente en proporci6n
a la importancia de sus funciones por el Estado.










XL

La Repfbliea de Cuba reconoce la deuda contraida le-
gal y autorizadamente por sus Agentes oficiales, durante el
period de la iltima guerra contra Espafia, como una deu-
da national.
Reconoce asimismo que debe una compensaci6n equi-
tativa y razonable a los miembros del Ej6reito Cubano y
Autoridades civiles que tomaron parte active en la iltima
contienda armada contra Espafia, hasta el dia en que se
declare la guerra entire esa Naci6n y los Estados Unidos de
Norte Am6rica.
XLI

La Capital de la Repibliea se estableceri tan pronto
eomo fuere possible en un lugar c6ntrico de la Isla de Cuba,
y en ella residiran los Poderes Supremos de la Naci6n.

XLII

El President podrA ser elegido dos veees consecuti-
vamente.
Para ser elegido nuevamente sera forzoso que trans-
eurran ocho afios desde su iltimo period presidential.

XLIII

Ni las Asambleas Departamentales, ni las Corporacio-
nes Municipales podran imponer ni cobrar dereehos adua-
nales sobre importaci6n o exportaci6n de mercaderias, ni
sobre comunicaeiones postales o telegraficas para tender
1 sus gastos de Administraci6n, ni en modo alguno impedir
o contrariar el libre comercio y transito entire los Departa-
mentos de la Repiblica.
XLIV

La cuesti6n de competencia entire dos o mis Corpora-
'iones Municipales de un mismo Departamento o entire esas
Corporaciones y la Asamb!ea Departamental, seran resuel-
tas en primer instancia por el Tribunal Departamental y
en filtima instancia por el Tribunal Supremo de la Repi-
blica.
Las competeneias entire dos o mas Corporaciones Mu-
nicipales de distintos Departamentos; o entire Corporacio-
nes Municipales de un Departamento y Asamblea de otro










Departamento o entire dos Asambleas departamentales, *s-
ran resueltas en dnica instancia por el Tribunal Supremo.

XLV

Sobre la validez o nulidad de alguna resoluci6n muni-
dipal, resolverd en primera instancia el Tribunal depart
mental y en iltima el Tribunal Supremo.

XLVI

Sobre la validez o nulidad de alguna resoluci6n de las
Asambleas Departamentales resolverd en inica instancia
(l Tribunal Supremo.
XLVII

Esta Constituci6n puede ser modificada cuando las dos
tereeras parties de los miembros que component el Congreso
asi lo ordenen expresamente.

XLVIII

Para la validez de este aeuerdo seri necesario someter-
lo a ]a aprobaci6n del Cuerpo electoral en las primeras elec-
eiones generals que se celebren .despu6s de torado el
acuerdo.
Habana, 3 de Diciembre de 1900.
JUAN RiUS RIVERA.















Proyecto del Delegado Sr. Martin Morua Delgado

Nosotros, los electores cubanos, favorecidos por la n-
ble resoluei6n conjunta, proclamada por el Congreso de los
Estados Unidos de America, en 19 de Abril de 1898. y me-
diante nuestros Delegados reunidos en Convenci6n Consti-
tuyente del Gobierno de Cuba, con el prop6sito de organizer
una administraci6n pfiblica, democritica y estab:e, capaz
de robustecer la soberania, conservar la paz y el orden,
mantener la libertad, garantir el derecho y fomentar la
prosperidad general del pais, establecemos para el pueblo
de Cuba la siguiente Constituci6n.

CAPITULO I

Bases generals

Articulo 1--El territorio de Cuba comprende la Isla
de Cuba y las islas y cayos que, adyacentes a sus costas, le
ban reconocido la Historia y la Geografia. Su division po-
itica sera de las seis provincias que actualmente tiene.
Art. 2-El Gobierno de Cuba sera republican repre-
-entativo; funcionara por medio de los Poderes Legislative
Ejecutivo y Judicial, y reconocera como entidades de su
organismo: o1. el Ciudadano, 20. el Municipio 3o. la Provin-
cia, 40. la Naci6n.
Art. 39-El Poder Legislativo correspondera a un Con-
greso consistent de una Cdmara Popular y una Cdmara
Senatorial. El Poder Ejecutivo residird en un Presidente
de la Repfblica de Cuba. El Poder Judicial sera ejercido
por un Tribunal Supremo y tantos otros Tribunales infe-
riores como fueren necesarios.

CAPITULO II

Del Ciiladano

Art. 49-SerAn ciudadanos de la Repfblica de Cuba:
1? las personas nacidas en territorio cubano: 2 los hijos de
padres cubanos de nacimiento o naturalizados, aunque ha-
yan nacido fuera de Cuba; 3? los extranjeros que, habien-
do servido en el Ejereito Libertador cubano en su iltima










guerra de independencia, hubieren solicitado o solicitaren
la ciudadania cubana; 4 los extranjeros que con prioridad
al 19 de Enero de 1901 hubieren declarado ante autoridad
competent su opei6n por la ciudadania cubana; 59 los ex-
tranjeros que, en lo adelante, habiendo resiaido en Cuba
por espacio de cinco afios, solicitaren la ciudadania cubana.
Art. 59-Todo eiudadano de Cuba esti obligado a ser-
,ir a la patria con su persona y sus bienes, segfin sus apt'
tudes y de acuerdo con las leyes del pais. El servicio mili-
tar sera obligatorio e irredimible.
Art. 6-La Reptiblica de Cuba reconocerA y manten-
.rA inc6lume los dereehos del hombre.
Art. 7?-La calidad de cubano preseribirA por la ad-
quisici6n de naturaleza extranjera, por la admisi6n de ti-
tulo de realeza y por la aceptaci6n de cargo o empleo de
otro Gobierno sin el consentimiento del Congreso de Cuba.

CAPITULO III

Del 1iunici.''p>O

Art. 8--No podra constituirse un Munieipio con pobla-
ci6n menor de 6,000 ciudadanos. Cada Municipio tendrai
ana CAmara Legislativa, un Alcalde, que sera el Jefe del
Ejecutivo y un Juez, elegidos por sufragio director.
Art. 99-Los Municipios gozaran de complete autono-
mia, satisfaciendo las obligaciones propias de su organi-
zaci6n.
Art. 10.-Contra los acuerdos del Municipio podrA acu-
dir cualquier ciudadano a los Tribunales de Justicia.
Art. 11.-Los Alcaldes nombraran libremente sus ase-
sores. Las CAmaras elegirAn sus Presidentes y nombrarAn
sus empleados.
Art. 12.-Los Alcaldes tendran el poder del veto, pero
'a segunda aprobaci6n de un acuerdo por la CAmara M'-
nicipal, le darA fuerza de Ley. Los Alcaldes y asimismo
!os Delegados Municipales, serAn responsables en cualquier
tiempo con sus bienes y personas ante los Tribunales de Jus-
ticia, y a demand de eualquier eiudadano, de las ilegali-
dades y malversaciones en que pudieren haber incurrido
durante su administraci6n.
Art. 13.-Los Alcaldes ni los Delegados M[iin ip.l.,
podrdn ser separados de sus cargos, sino por sentencia fire
del Tribunal competent.










CAPITULO IV


De la Provincia

Art. 14.-La Provincia se formard de los Municipios
comprendidos en sus limits; organizarA una Camara, ele-
gi.a por sufragio director, la cual estatuira sobre todos los
asuntos que no correspondan a determinados Municipios ni
sean privativos de la Naci6n.
Art. 15.-Los limits de las provincias no podran ser
alterados en ningfn concept, sino con audieneia y confor-
midad de los Municipios y con el asentimiento del Ejecuti-
vo de la Repdblica. A falta de acuerdo, la alteraci6n sera
objeto de una ley del Congreso.
Art. 16.-La Camara Provincial adoptara acuerdos y
leyes conducentes al fomento de los intereses materials y
morales de la Provincia. Al Gobernador correspondera la
promulgaci6n de los acuerdos; except en caso de diferir
de la CAmara, lo que demostrara oponiendo su veto, que
puede a su vez ser derrotado por una segunda aprobaci6n
del acuerdo.
Art. 17.-La Provincia gozara de enter independen-
cia en todas sus funciones, siempre que no afecte interests
que no le correspondan. Todos los funcionarios de la Pro-
vincia serAn responsables de sus actos administrativos.
Art. 18.-Los Tribunales Provinciales serin nombra-
dos por la Camara Senatorial de entire los jueces que hayan
Ingresado por elecei6n popular, una vez reconocida ,u com-
netencia.
CAPITULO V

De la Nacion.-El Congreso

Art. 19.-El Congreso de Cuba sera la mAs alta y legi-
tima representaci6n de la soberania del pueblo cubano; se
compondrA de una Camara Popular, elegida por sufragio
director, en raz6n de un Representante por cada veinticinco
mil ciudadanos. por el t6rmino de dos afios, y una Camara
Senatorial compuesta de tres Senadores de cada Provineia.
elegidos por au legislature, por un t6rmino de tres afios.
Art. 20.-Para las primeras. elecciones en general, so
adoptara el censo de 1899.
Art. 21.-Para ser elegido Representante a la CAim
ra Popular, serA necesario ser ciudadano, haber cump!ido
veinticinco afios de edad, haber residido en el pais por es-
oacio de cinco afios consecutivos y estar avecindado en I!.










Provincia respective, al celebrarse las eleeciones. Cada Pro-
vincia establecera el tiempo de vecindad que estime conve-
niente para la elegibilidad de Representantes y Senadores.
Art. 22.-Para ser elegido miembro del Senado sera
necesario ser eiudadano, contar treinta afios de edad, haber
tesidido diez afios consecutivos en el pais y hallarse ave-
cindado en la Provincia respective al tiempo de su elecci6n.
Art. 23.-Al constituirse ]a Camara Senatorial se de-
signarin, a la suerte, los Senadores de eada Provincia, con
3a clasificaci6n de 1, 2 y 3, con el prop6sito de que al t-r-
mirio de cada afio circular, se. elija por eada Legislatura
provincial un Senador para sustituir al que por su nfmero
(, corresponda cesar.
Art. 24.-El Vicepresidente de Cuba presidira, sin
voto, la Camara Senatorial cuyos acuerdos ordinarios nece-
sitarAn, por lo menos, la aprobaei6n de la mitad mas uno de
sus miembros. En caso de empate se repetir~ por dos ve-
ces mis, en dos dias distintos, la votaci6n del asunto pro-
puesto, leyendose la proposici6n sin discutirla; y si a la
tercera lectura persistiese el empate no se tratara mds el
asunto durante la Legislatura.
Art. 25.-Los miembros de ambas Cdmaras del Con-
greso gozardn del privilegio de no ser arrestados durante su
asistencia a las sesiones de sus respectivos cuerpos, ni tam-
poco al tiempo de ir o volver de las mismas; ni podrln ser
interroga.dos por nadie fuera del recinto del Congreso, por
ninguno de los discursos que hubiere pronunciado ni de
los debates en que hubiere participado. Se exceptuarA la
inmunidad expresada en los easos le traici6n, felonia o
atentado contra la paz de la Repdblica.
Art 26.-A la Cimara Popular corresponderd la crea-
ei6n de toda ley de impuestos; pero la Cdmara Senatorial
podrd proponer las enmiendas que estime oportunas.
Art. 27.-Todo proyeeto de ley seri aprobado -por am-
bas Camaras del Congreso y promulgado por el Presidente
de la Repfiblica antes de causar efecto legal. En caso de
desacuerdo, el Presi-dente devolvera a la Cimara proponen-
te el proyeeto con las objeciones que le ofreciere; pero si
a pesar de este veto fuese el proyecto nuevamente aproba-
Io por dos tercios de ambas Camaras, tendrh fuerza de le'
Y la tendrB asimismo todo proyeeto que pasados. oeho dias
de presentado por el Congreso al Presidente, no fuese pro-
mulgado ni objetado por el Ejecutivo. Se exceptuard el
easo en que el Congreso suspendiere sus sesiones despues de










remitir el proyecto al Ejecutivo y antes de expirar el sefia-
]ado plazo de ocho dias.
Toda orden, resoluci6n o acuerdo que requiera la apro-
baci6n del Congreso, except el sefialamiento de la sesi6n
inmediata, seguira los trdmites indicados en este articulo.
Art. 28.-La Camara Senatorial tendrd powder excli-
sivo para juzgar a los funcionarios piblicos acusados de
traici6n, perjurio, prevaricaci6n constitutional, cohechos u
otros crimenes graves. Cuando se reina con este objeto.
lo bard por juramento o promesa. Si el acusado fuere el
President de Cuba, presidirA la Camara el Preisdente del
Tribunal Supremo. La sentencia de la Camara en los casos
:le acusaei6n contra funcionarios pfblicos, no excederi de
la privaci6n del empleo e incapacidad para cargo alguno
bajo el Gobierno de Cuba; pero el individuo convict que-
dar. no obstante sujeto a ser acusado, juzgado, sentenciado
y castigado con arreglo a la ley.
Art. 29.-Ningin Representante, ni Senador podrA
ser nombrado durante el period de su elecci6n, para el
desempefio de ningin empleo civil, cuya creaci6n o emolu-
mento hubiere sido acordado durante dicho period; asi
como no podri ocupar el cargo de Representante o Senador
ningln ciudadano que desempefie un empleo piblico bajo
el Gobierno de Cuba.
Art. 30.-La Repiblica de Cuba no darA preferencia
por ningin tratado de comercio o financiero, o compromise
politico, a ningin Gobierno extranjero sobre el Gobierno
de los Estados Unidos de Am6rica, cuyos buques mercantes
y products nacionales gozaran en los puertos y en el terri-
torio de Cuba, el mis amplio favoreeimiento possible.
Art. 31.-La CAmara del Senado en su double funci6n
de Cuerpo Legislativo y Consejo Asesorial del Ejecutivo de
la Naci6n. proveera a la realizaci6n de un convenio de Su-
prema Alianza que garantice a los Estados Unidos de Ame-
rica la amistad de Cuba, y a 6sta la reciprocidad de la
Uni6n Americana.
Art. 32.-La Repiblica de Cuba no concederA titulo
de preeminencia ni reconoceri a sus ciudadanos distinei6n
nobiliaria alguna. Ninguno que ocupe un empleo retribui-
do o de confianza bajo el Gobierno de Cuba, podrA, sin con-
sentimiento del Congresoi, aceptar dAdivas, emolumento,
emplio o titulo de ninguna clase de ningtn rey, principle o
naci6n extranjera.
Art. 33.-La Rep6blica de Cuba expulsara de su te-
rritcrio a todo extranjero que por su tendencia hostile a las










instituciones establecidas se estime pernicioso a la salud
national.
Art. 34.-E1 Congreso de Cuba tendra poder: para
contraer emprestitos sobre cr6ditos de Cuba; para hacer
tratados de comercio con las naciones extranjeras; para
acufiar moneda, fijar el valor de 6sta y de la extranjera y
establecer las bases de p.--.i y medidas; para disponer la
organizaci6n, armamento y discipline de las fuerzas terres-
tres y maritimas; para determinar y castigar los actos de
pirateria y toda ofensa al derecho de gentes; para levantar
y softener ej6rcitos; etc.
Art. 35.-La Repdblica de Cuba someterA a resoluci6n
por arbitraje todas ]as cuestiones internacionales que pu-
dieren provocar un casus belli, prefiriendo segign las cir-
cunstancias, como arbitro amistoso, a uno de los Gobiernos
igguientes: Estados Unidos de Ambrica, Inglaterra, E:,p:,
fia y Francia.
El Ejecutivo

Art. 36.-El Poder Ejecutivo residirk en un Presiden-
te de Cuba. DesempefiarA el cargo por un termino de cinco
afios, y con el Vicepresidente sera elegido por el mismo
liempo y de la misma manera.
Art. 37.-Para la elecei6n de Presidente y Vicepresi-
dente cada Provincia el.egirh del modo que lo determine su
Legislature, un nimero de electores igual al nfimero de
Representantes y Senadores que dicha Provincia tenga de-
recho a elegir y los dichos electores o compromisarios ele-
girin por delegaci6n a ambos funcionarios, segdn la ley
que al efeeto se promulgard.
Art. 38.-Para ser elegido Presidente o Vicepresidente
de Cuba se require ser cubano de nacimiento o ciudadano
cubano con mns de diez afios de servicios a la causa de la in-
dependencia de Cuba, y haber cumplido treinta y cinco aiios
le edad; debiendo residir en Cuba al tiempo de su elecci6n.
Art. 39.-Antes de tomar posesi6n de su cargo pres-
tara el Presidente este juramento o promesa "Juro (o pro-
meto) solemnemente que desempefiar6 con fidelidad el car-
go de Presidente de Cuba y que cumplire con toda lealtad
y conservar6, proteger6 y -defender la Constituci6n de
Cuba."
Art. 40.-El Presidente de Cuba sera el Jefe de tode-
las fuerzas de mar y tierra que la Repfblica tuviere; po-
.IrI, con la consult y asentimiento de la Cimara Senato-
rial tender a todos los asuntos diplomiticos; tendra poder
para suspender sentencias y conCeder indultos, except en




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs