Group Title: Diario de sesiones de la Convencion Constituyente : Sesion primera -duodecima 14 de abril -10 de mayo de 1928.
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00067431/00012
 Material Information
Title: Diario de sesiones de la Convención Constituyente Sesion primera -duodecima 14 de abril -10 de mayo de 1928
Physical Description: 254 p. : front., folded tab. ; 33 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Espinosa Font, José María
Publisher: s.n. 1928
Place of Publication: Habana?
 Subjects
Subject: Politics and government -- Cuba -- 1909-1933   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba
 Notes
General Note: At head of title: Republica de Cuba.
General Note: Various pagings.
General Note: José María Espinosa Font, presidente.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00067431
Volume ID: VID00012
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 07571162

Full Text




jkStUQLICA DL C1


DIARIO DE SESIO
DE LA


CONVENTION


ES


CONSTITUYENTE


VOL. 1. HABANA, A7 DE MAYO DE 1928 NU. 9.

SESSION NOVENA ORDINARIA.-7 DE MAYO DE 1928


President:


Sr. Antonio Sinchez de Bustamante Sirv6n


Secretaries: Sr. Viriato Gutidrrez Valladdn
Sr. Pedro Antonio Alvarez Rodrfguez

SUMARIO
A las 4 p. m. la Presidencia declare abierta la Sosi6n.-Se aprueba el acta de la Sesi6n anterior.-
Leida una comunicaci6n del Delegado por la Provincia de Oriente, senior Eugenio Molinet, ex-
presando su gratitud a este Ouerpo por el acuerdo adoptado, relative a su designaci6n para el car-
go de Beoretario de Agricultura, Comercio y Trabajo, la Oonvenci6n se da por enterada.-El so-
Sior Viriato Guti6rrez propone se acuerde un receso a fin de que el Comit6 Parlamentario Liberal
celebre un cambio do impresiones, lo que se aprueba en votaci6n ordinaria.-La Presidencia sus-
pende la 8esi6n a las 4 y 15 minutes p. m., reanudandola a las 4 y 35 minutes p. m.--e da lec-
tura a una comunicaci6n del senior Presidente de la Comisi6n Especial, enviando el Dictamen so-
bre el Proyeoto de Reforma Oonstitucional.-Conocido el referido dictamen el senior Vi-
riato GutiBrres propuso la suspension de todos los preceptos reglamentarios para su inmediata dis-
ousi6n lo quo fu6 aprobado.-Se da lecture a una Moci6n del senior Viriato Guti6rrez proponiendo
se vote el Dictamen por preceptos, y queda aprobada, con una enmienda del senior Hernindez Car-
taya en el sentido de que las votaciones sean nominales.-Se declare abierto el debate sobre la
totalidad del Dictamen.-Consumen turns a favor los sefiores Niiez Portuondo y Castillo.-En
votaci6n nominal se aprueba la totalidad del Dictamen, por el voto favorable de 47 sefiores Dele-
gados.-Mooi6n del sefor Hernandee Cartaya, respect a la oportunidad en que deben discutirse
determinados artioulos del Dictamen.-Solicita aclaraciones el senior Campos Marquetti, y des-
pu6s de una explioaci6n del senior HernAndes Cartaya queda aprobada la Moci6n.-La Presiden-


----~-~-







2 DIARIO Db SEBIONIB DB LA ONVENCION 0ONSTITUYIINTZ

aoi pone a diousi6n el artioulo primero del Diotamen conmumiendo un turno an pro el efior Zu-
bizarreta, haoiendo manifestaciones loe sefores D'Beoi, Nfiles Portuondo, Portuondo y Andreu.-
Se aprueba el articulo primero por el voto de 47 sefiores Delegados, explicando el suyo el seflor
Portuondo.-Se da lecture al artioulo segundo del Diotamen, asi oomo a enmiendas de lors eflores
Andreu, Duque y O6spedes.-La Oonvenai6n e da por enterada de la lecture de una expouioi6n
suscrita par la doctor Ofelia Dominguez relaoionada con la concesi6n del sufragio a la mujer.-
La Presidencia levanta la sesi6n a las 7. p. m.


SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
abre la sesi6n.
(Eran las ouatro y dies p. m.).
Se va a pasar list.
(El Oficial de Actas pasa lista.
Comprobado el qu6rum, se va a dar lectura al ac-
ta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas, leyendo) :


CONCURRENTES:

President:
A. S. de Bustamante.

Secretaries:
V. Guti6rrez, P. A.
Alvarez.

Delegados:
Aguirre, Alfert, An-
dreu, Armas, Ar6sto-
gui, Artola, Balanz6,
Barrero, Beltrfn, Be-
Uo, Bonet, C. Marquet.
ti, Camps, Cap6, Car-
taya, Castillo, C6spe-
des, Collado, Delgado,
D6n, Duque, Espino-
sa, 0. Madrigal, G.
Rivera, Guerra, Gu-
tierrez (Carlos), Her-
nandez Cartaya, Jfz-
tiz, Lagueruela, Mi-
randa, Molinet, M6-
nico Montero, Jos6 R.
Montero, Nifiez, Oro-
posa, Pella, Portuon-
do, Pur6n, Ramirez,
Salazar, Felipe Silva,
Ooear Silva y Zubi-
zarreta.


En la ciudad de la Haba-
na a los cinco dias del mes de
Mayo de mil novecientos
veinte y ocho, se reunieron en
el Sal6n de Sesiones de la
CAmara de Representantes,
los sefiores Delegados a la
Convenci6n Constituyente
que al margen se expresan,
para celebrar sesi6n ordina-
ria, bajo la Presidencia lel
senior Antonio Sainhez de
Bustamante y actuando de
Secretaries los sefiores Viria-
to Gutibrrez y Pedro A. Al
varez.
A las dos y treinta minu-
tos p. m. la Presidencia de
clar6 abierta la sesi6n, pa
sAndose list a la que con-
testaron cincuenta seiiores
Delegados que al margen se
expresan, y quedando com-
probada la existencia del
quorum, se di6 lectura al aec-
ta de la sesi6n anterior del
dia tres de los corrientes, la
que fu6 aprobada sin modifi-
caciones, en votaci6n ordi-
naria.


La Convenci6n se di6 per enterada de una comu-
nicaci6n del Sr. President de la Repfiblica, dando
las gracias por las declaraciones hechas a favor de
su gesti6n political y de una carta de la sefiora Va-
rona viuda de Moya, expresando su gratitud por los
acuerdos adoptados por este Cuerpo con motive del
fallecimiento de su hermano el Senador sefior Manuel
Varona Suarez.


Al darse lectura a una moci6n suscrita por los se-
fiores Zubizarreta y otros, el senior Fernando del Pino
solicit6 que con motive de cumplirse en el present
dia, veinte y seis afios de haberse constituido por pri-
mera vez la OCmara de Representantes en este mis
mo edificio, se pusiesen de pie los sefiores Delegados,
como homenaje a la primer reprtsentaci6n de nues
tra Repfiblica; lo que asi se hizo.
Se puso a discusi6n la moci6n referida anterinr-
mente por la que se propone que la Convenci6n ce-
lebre sesiones los lunes, martes y mi6reoles, ademAs
de las que se disponen reglamentariamente, la que
explic6 el senior Viriato GutiBrrez y fu6 aprobada des-
pu6s de manifestaciones y aclaraciones de los sefiores
Andreu, Cap6, Campos Marquetti y Viriato Guti6-
rrez.
Se acord6 a propuesta del Sr. Viriato Guti6rrez
y despu6s de aclaraciones de los seiiores Garcia Ri-
vera, Campos Marquetti y HernAndez Cartaya, auto-
rizar a la Presidencia para que tan pronto se le re-
mita el Dictamen de la Comisi6n Especial, referente
a la Reforms Constitucional, disponga el reparto de
las copias a cada uno de los mientbros de esta Con
venci6n, dandosele primer lectura en la sesi6n del
pr6ximo lunes.

Y no habiendo otro asunto de que tratar, la Presi-
dencia record que la pr6xima sesi6n debia celebrarse
el pr6ximo lunes a las cuatro p. m., levantando la
present a las tres y cinco minutes p. m."
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
aprueba el acta
(Seaiales afirmativas).
Aprobada.
*Se va a dar lectura a una carta del Delegado doc-
tor Molinet.
(El Oficial de Actas, leyendo):
Habana, Mayo 19 de 1928.
Dr. Antonio SAnohez de Bustamante.
President de la Convenci6n Constituyente.
Habana.
Sefior:
He recibido su carta fecha 28 del pasado mes en
la que me comunica usted el acuerdo torado por la







DIAXIO DE BSEIONIS DE LA CONVENJOWN OONSTITUYINTZ 3


Convenei6n Constituyente, en la sesi6n celebrada el
dia de la fecha.
No s6 si merezco el concept que de mi tiene la
Convenci6n, pero si puedo asegurar a Ud. y a mis
compafieros que el acuerdo citado y esos votos para
que acierte en el desempeilo de mis gestiones, sera
uno de mis mayores estimulos para acertar en la mi-
si6n que me ha sido confiada por el Honorable ISr.
President de la Repiblica.
Mis compaiieros de Convenci6n pueden tener la
seguridad de que irAn a la par mi gratitud por sus
buenos deseos y los mios para acertar y cumplir.
De Ud. con la mayor consideraci6n,
(f.) Dr. Eugenio Molinet.
'SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : La
Convenci6n queda enterada.
SR. GUTIERREZ (VIRIATO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Tiene
la palabra el senior Viriato GutiBrrez.
SR. GUTIBRREZ (VIRIATO): He pedido la palabra
para solicitar un receso de diez minutes a los efectos
de reunir el Comit6 Liberal de la Convenci6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Esta
de acuerdo la Convenci6n?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se suspended la sesi6n.
(Eran las cuatro y ve-inte p. mn.).
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ DE BUSTAMANTE): Se
reanuda la sesi6n.
(Eran las cuatro y cuarenta p. m.).
Se va a dar lectura a una comunicaci6n de la Co-
misi6n Especial.
(El Oficial de Actas, le-yendo):
Habana, 5 de Mayo de 1928.
Sr. President de la Convenci6n Constituyente.
Senior:
A los efectos reglamentarios, tengo el honor de
acompaiarle el Dictamen que por mayoria de votos
ha adoptado esta Comisi6n, sobre el Proyecto de Re-
forma Constitucional a ella sometido."
Muy atentamente de Ud.,
(f.) Viriato Outierrez,
President.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
va a proceder a la lecture del Dictamen.
(El Oficial de Actas, leyendo) :


A LA CONVENCIN CONSTITUYENTE:


Designados por esta Convenci6n para dictaminar
sobre el Proyecto de Reforma Constitucional, votado
por el Honorable Congreso en veinte y uno de junior
de mil novecientos veinte y siete, presentamos, de
acuerdo con lo estatuido en los articulos veinte y
uno y veinte y dos del Reglamento, el siguiente,

DICTAMEN

Estudiado con detenimiento la totalidad del pro-
yeeto sometido a nuestra consideraci6n y examen,
tanto en sus lines generals como en sus mas peque-
fios detalles, y con el fin de facilitar la labor ulte-
rior de la Convenci6n, que, en definitive, es quien
debe resolverlo, hemos creido convenient proponer
la forma en que debe quedar redactado para su de-
bida aprobaci6n, del siguiente modo:
Primera.-Debe ser aprobado el articulo primero
del proyecto, que dice asi:
"Articulo I.-El articulo II de la Constituci6n
quedarA redactado en la forma siguiente:
"Articulo II.-Componen el territorio de la Re-
pfblica, la Isla de Cuba, la Isla de Pinos, asi como
las demas islas y cayos adyacentes que con ella es-
taban bajo la soberania de Espaiia, hasta la ratifi-
caci6n del Tratado de Paris de diez de diciembre de
mil ochocientos noventa y ocho".
Es procedente esta aprobaci6n porque, no obstan-
te, hacerse constar en el articulo sexto del Apindice
Constitucional: "que la Isla de Pinos quedaba omi-
tida de los limits de Cuba, propuestos por la Cons-
tituci6n, dejindose para un future Tratado la fija-
ci6n de su pertenencia", es lo cierto, que dicho Tra-
tado, conocido por el nombre de "Hay-Quesada", fue
ratificado, por los Estados Unidos de Norte Ame-
rica y la Repiblica de Cuba, parties contratantes del
mismo, en cuya virtue fu6 reconocido nuestro de-
recho de soberania sobre la expresada Isla.
Scgunda.-Debe ser aprobado el articulo II del
proyecto, en la siguiente forma:
"Articulo II.-El articulo treinta y ocho de la
Constituci6n quedarA redactado en la siguiente for-
ma:
"Articulo 38.-Todos los cubanos mayores de vein-
te y un afios, tienen derecho de sufragio, con excep-
ci6n de los siguientes:
Primero: Los asilados.
Segundo: Los incapacitados mentalmente, previa
declaraci6n judicial de su incapacidad.

Tercero: Los inhabilitados judicialmente por cau-
sa de delito.







4 DIARZO DE BUXOMN33 DE LA OONVRNGON NB3IUTITUY3NZM


Cuarto: Los individual pertenecientes a las Fuer-
zas de Mar y Tierra que estuvieren en active.
Las leyes determinarAn la oportunidad, grado y
forma en que la mujer cubana pueda ejercer el de-
recho de sufragio. Estas leyes deberAn ser acordas
das por las dos terceras parties de la totalidad de los
miembros components de la C&mara y el Senado
de la Reptblica".
Se advierte la necesidad de suprimir la palabra
Quinto, al redactar el iltimo pArrafo de este ar-
ticulo, porque tratando el precepto de enumerar los
casos de incapacidad para ejercer el derecho d, su-
fragio, no parece 16gico aiiadir entire ellos, la fa.:ul-
tad de un nuevo derecho otorgado a la mujer cu-
bana, en just homenaje a sus aspiraciones.
Tercera.-El articulo III del proyecto debe ser
aprobado del siguiente modo:
"Articulo III.-El articulo treinta y nueve de
la Constituci6n quedara redactado en la siguiente
forma:
"Articulo 39.-Las leyes establecerAn reglas y
procedimientos que aseguren la intervenci6n de las
minorias en la formaci6n del censo de electores y
demAs operaciones electorales y su representaci6n
en el Senado, en la CAmara de Representantes, en
los Consejos Provinciales y en los Ayuntamientos".
Reconociendo la propia Constituci6n el derecho
de las minorias a former parte de todos los Cuer-
pos deliberantes de la Naci6n, result evidentemen-
te injustificada la exclusi6n del Senado de esta re-
gla general, ya que tratandose de un organismo de
intense y ordenada composici6n political require
estar integrado, por representaciones de los diferen-
tes Partidos, en que se divide la opini6n del pals.
Cuarta.-Debe ser aprobado el articulo cuarto del
proyecto, que dice asi:
"Articulo IV.-El articulo cuarenta de la Cons-
tituci6n quedari redactado en la siguiente forma:
"Articulo 40.-Las garantias establecidas en los
articulos d6cimo quinto, d6cimo sexto, d6cimo sep-
timo, d6cimo nono, vig6simo segundo, vig6simo ter-
cero, vig6sino cuarto y vig6simo octavo de la Sec-
ci6n Primera de este Titulo, no podrAn suspenderse
en toda la Rep6blica ni en part de ella, sino tenm.
poralmente y cuando lo exija la seguridad del Es-
tado, en easo de invasion del territorio o de grave
perturbaci6n del orden que amenace la paz pfbli-
ca".
Procede la modificaci6n propuesta, porque con
ella se autoriza la suspension del derecho constitu-
cional de reuni6n, en los casos extraordinarios, es-
pecialmente previstos, cuya suspension ya fu6 re-
conocida por la anterior Convenci6n, obedeciendo
el hecho de haberse omitido del texto de la Consti


tuci6n vigente a un simple error material, al trans-
cribir los acuerdos de la Convenci6n a este respec-
to. Al propio tiempo, se excluye de dicho precep-
to el derecho de petici6n, como garantia constitu-
cional, susceptible de ser suspendida, porque de su
ejercciio no podrA derivarse en los casos extraordi-
narios, graves dificultades para el normal funciona-
miento de los Poderes del Estado.
Quinta.-Debe ser aprobado el articulo quinto del
proyecto, del siguiente modo:
"Articulo V.-El articulo cuarenta y cinco de la
Constituci6n quedark redactado en la siguiente for-
ma:
"Articulo 45.-El Senado, se compondri de seis
Senadores por provincial, elegidos en cada una para
un period de nueve afios, por sufragio de segundo
grado de Compromisarios que serin de por mitad,
mayores y no mayores contribuyentes, debiendo ser
ademAs mayores de edad y vecinos de TVrminos Mu-
nicipales de la Provincia o del Distrito Central.
Los Compromisarios Senatoriales del Partido Po-
litico que hayan obtenido mayor nfmero de votos
en las respectivas provincias, se reunirAn en Asam-
blea Electoral Senatorial y elegiran simultaneamen-
te, dos Senadores en el dia y en la forma determi-
nados por la Ley.
Los Compromisarios Senatoriales del Partido po-
litico que sigan en votaci6n a los de la mayoria, en
las respectivas provincias, se reunirAn en Asamblea
Electoral Senatorial y elegirAn un Senador en el
dia y en la forms determinados por la Ley.
La elecci6n de los Compromisarios se hara por
los.electores de la provincia cien dias antes de la
de Senadores.
SerA ademas, Senador por derecho propio, duran-
te un termino de seis afios, subsiguientes a la ter-
minaci6n de su period presidential el que ocupare
la Presidencia de la Reptblica en propiedad.
La inmunidad a que se refiere el articulo cin-
cuenta y tres de la Constituci6n, no serf aplicable
al Senador por dereeho propio, cuando se tratare de
actos realizados durante su administraci6n como
President.
El Senado se renovara por mitad en cads dos elec-
ciones sucesivas de las tres que se efectien en un
period de nueve afios".
Este articulo, en cuanto a su forma, queda redac-
tado con simples modificaciones gramaticales, que
en nada alteran la sustancialidad del mismo, puesto
que en este sentido se ha procurado, que las correc-
ciones advertidas sean meramente de estilo, sin que
alcancen al concept fundamental de dieho articulo.
Y en cuanto al problema de fondo, lo analizamos
sosteniendo que, dada la importancia de los asun-







DIAIO DS I218IONE DI LA QONVIENION OONBTITUYINTE 5


tos sometidos al Senado, su studio y resoluci6n
demandan, por maniflestas razones, parlamentarias d
y political, un aumento del nimero actual de sus t
components. Para confirmar esta declaraci6n, bas-
ta conocer, que en la actualidad la mayoria del s
quorum del Senado, la integran site Senadores, que r
con tan reducido nimero, pueden constitucionalmen-
te adoptar acuerdos de extraordinaria trascendencia s
en las relaciones exteriores e interiores de la Repfi-
blica.
t
Finalmente se observa la omisi6n del ndm,ero do
Compromisarios Senatoriales, que habran de ser elc-
gilos, cuyo particular comprende, sin embargo, el
articulo cuarenta y cinco de la Constituci6n vigen-
te, que queda modificado en virtud de esta reform,
por cuyo motive nos permitimos recomendar a lh
Convenci6n que sugiera al Honorable Congreso, la
conveniencia de resolver, por una Ley posterior, tan
important particular.
Sexta.-El articulo sexto del proyecto debe que-
dar aprobado de este modo:
"Articulo VI.-El articulo cuarenta y ocho de
la Constituci6n quedara redactado en la siguiente
forma:
"Articulo 48.-La Camara de Representantes, se
compondra de un Representante por cada veinte y
einco mil habitantes o fracci6n de mas de doce mil
quinientos, elegido, para un period de seis afios,
por sufragio director y en la forma que determine
la Ley.
La Camara de Representantes se renovara por mi-
tad cada tres afios.
Cuando el nimero de Representantes electos, de
acuerdo con la proporei6n establecida en el parrafo
primero de este articulo, alcance a ciento veinte y
ocho, no podra aumentarse sino a raz6n de uno por
cada cincuenta mil habitantes, siempre de acuerdo
con el filtimo censo decenal de poblaci6n verifirado.
Una ley regular la forma en que deberk cum-
plirse lo dispuesto en este fltimo parrafo".
Suprimimos la palabra "del Congreso", porque
result una redundancia estableeer que sea del Con-
greso la ley que haya de dictarse, pues como toda
media de orden legislative tiene que emanar de
los Cuerpos Colegisladores, es innecesaria tal acla-
raci6n.
Por el propio precepto, se aumenta la proporcio-
nalidad de los habitantes, en relaci6n con los nue-
vos Representantes, porque asi lo aconsejan prActi-
cas similares en los demis Estados modernos y la
media tiene su fundamento racional en la limita-
ci6n equitativa, al aumentar en progresi6n creeiente
el pueblo que represent la CAmara Baja.
Sptima.-El articulo septimo del proyecto debe
ser aprobado del siguiente modo:


"Articulo VII.-El articulo cincuenta y cuatro
.e la Constituci6n quedari redactado en la siguien-
e forma:
"Articulo 54.-Las CAmaras abriran y cerrar:in
us sesiones en un mismo dia, residirAn en una
aisma poblaci6n y no podrAn trasladarse a otro lu-
:ar, ni suspender sus sesiones por nis de tres diai,
ino por acuerdo de ambas.
Tampoco podrAn comenzar sus sesiones, ni con-
;inuarlas, sin la presentia de la mayoria absolute
le sus miembros".
En la prActica, aplicando el precepto de la Conm-
;ituci6n vigente, que exige las dos terceras parties
lel nfimero total de components de cada Cuerpo
Colegislador, para abrir sus sesiones, se ha obser-
vado que ofrece dificultades insuperables en muchas
oeasiones, que impiden el normal funcionamiento de
esos organismos, interrumpiendose, con perjuicio de
los intereses nacionales, su labor importantisima de
votar las leyes necesarias al pais.
En las democracies modernas se rinde acatamien-
to absolute y sin limitaciones, al principio de las
mayorias, por lo que result improcedente exigir un
quorum extraordinario para abrir las sesiones los
Cuerpos Colegisladores, much mas, si se tiene en
cuenta, que solamente es neccsario la mayoria ab-
soluta de la mitad mas uno de sus components, pa-
ra acordar las leyes, que es su principal funci6n.
Este criterio, de respeto al principio de la mayo-
ria, ordinaria o normal, ha sido proclamado por c-!
Tribunal Supremo de Justicia de Cuba, en su sen-
tencia de 22 de Octubre de 1904, al declarar "quo
el espiritu general que inform nuestra Carta Fun-
damental, para adoptar resoluciones, es el del im-
perio de la mayoria".
Octava.-El articulo octavo del proyecto serd
aprobado integramente, del siguiente modo:
"Articulo VIII.-El articulo cincuenta y seis de
la Constituci6n, quedarh redactado en la siguiente
forma:
"Articulo 56.-Cada Camara formara su Regla-
mento y elegira, de entire sus miembros, su Presi-
dente, Vicepresidentes y Secretarios. Sera Presi-
dente del Congreso el que lo sea del Senado, y Vi-
cepresidente, el Presidente de la CAmara de Repr:-
sentantes".
Suprimido el cargo de Vicepresidente de la Re-
pfblica, desaparece, sin duda alguna, su derecho a
presidir el Senado.
En este precepto se sefiala tambien, en una forma
clara y precise, los funcionarios que han de compo-
ner la Mesa del Congreso, pues, aunque el articulo
58 de la Constituci6n modificada, determine que po-
ra proclamar al Presidente de la Repfblica, lo sera







6 DIARIO DI B8IIONIB DE LA 00NVENOION CONBTITUIVNTI


de dicho Congreso el del Senado, y, Vicepresidente
el de la Camara de Representantes, en puridad sola-
mente se prevee un caso especial, siF especiflcar con-
cretamente, quienes son los components, en todas
las oportunidades, de la susodicha Mesa del Con-
greso, por lo que se hace necesaria esta declaraci6n
general.
Novena.-El articulo noveno del proyecto debe
ser aprobado de esta manera:
Articulo IX.-El articulo 58 de la Constituci6n,
quedarA redactado en la forma siguiente:
"Articulo 58.-El Congreso se reunirk en un so-
lo Cuerpo para proclamar al Presidente de la Repd-
blica, previa rectificaci6n y comprobaci6n del es-
crutinio.
En este caso desempefiar la Presidencia del Con-
greso el Presidente del Senado, y, en su defect, el
de la CAmara de Representantes a titulo de Vice-
presidente del propio Congreso.
Si del esciutinio para Presidente, resultare que
ninguno de los eandidatos reuniere mayoria abso-
luta de votos o hubiere empate, el Congreso, por
igual mayoria, elegirA al Presidente de entire los
dos candidates que hubieren obtenido mayor nu-
mero de votos.
Si fueren mas de dos, los que se eneontraren en
este caso, por haber obtenido dos o mas candidate.
igual nimero de votos, elegira entire todos ellos el
Congress.
Si en el Congreso resultase tambi6n empate, se
repetirA la votaci6n, y si el resultado de 6sta, fuera
el mismo, el voto del Presidente decidira.
El escrutinio se efectuara con anterioridad a la
expiraci6n del t6rmino presidential".
La inica diferencia entire el articulo tal como
aparece en la Constituci6n vigente, y en este pro-
yecto, consiste en suprimir la palabra "Vicepresi-
dente", porque desapareciendo ese cargo, indiscu-
tiblemente que ningin individuo puede ser procla-
mado para desempefiarlo.
Dkcima.-Proponemos que el articulo d6cimo del
proyecto sea rechazado totalmente.
Abona esta media el hecho de que, por tal in-
ciso, parece autorizarse al Congreso para designer
la persona que debe ocupar la Presidencia de la
Repiblica, por falta del que desempefie el cargo e'l
propiedad, lo que result contrario al principio es-
tablecido en sucesivas modificaciones que estatuyen,
como regla general e inalterable, que en ningin ca-
so se pueda ocupar definitivamente la Presidencin
de la Repfblica, sin la sanci6n del sufragio popular.
Entendemos que la Convenci6n debe declarar o
afirmar que tambi6n se deroga el inciso trece del
articulo cincuenta y nueve de la Constituci6n vi'-


gente, porque su aplicaci6n pugna con los princi-
pios aludidos y contraviene lo dispuesto en los ar-
ticulos setenta y dos, setenta y tres y setenta y cua-
tro de la Constituei6n, tal como quedarAn modifi-
cados y que establecen el sistcma de sustituci6n
presidential.
UndBcima.-El articulo decimo primero del pro-
yecto debe ser aprobado asi:
"Articulo XI.-El articulo sesenta y uno de la
Constituci6n quedara redactado en la siguiente for-
ma:
"Articulo 61.-La iniciativa de las leyes se ejer-
cera por cada uno de los Cuerpos Colegisladores
indistintamente, y por el Presidente de la Repibli-
ca, por medio de Mensaje."
En la prActica, el Presidente de la Repiblica tic-
ne la iniciativa de las leyes, sin que, en realidad,
legalmente pueda reclamar ese derecho, ya que 1l
precepto de la Constituci6n vigente lo excluye de
dicha funci6n, al reconocerla inicamente a los Cuer-
pos Colegisladores indistintamente.
Por la modificaci6n que proponemos sea aceptada,
se reconoce el derecho del Presidente de la Repui-
blica para tener la iniciativa de las leyes, en -1
mismo grado que los Cuerpos Colegisladores.

El Jefe del Poder Ejecutivo, por la responsabili-
dad e importancia de su cargo, por lo directamente
que se puede percatar de las necesidades adminis-
trativas, producira un gran beneficio al pais al ini-
ciar medidas legislativas que tiendan a resolver gra-
ves problems piblicos, que, en muchas ooasiones,
son suceptibles de ser ignorados, en lo que se refie-
re'a su existencia o planteamiento, por los miembros
del Senado y la Camara de Representantes, causa
que les impediria sugerir los medios de resolverlos.
DAcima Segunda.-El articulo dcihmo segundo
del proyecto, debe ser totalmente aprobado, y dirA
asi:
"Articulo XII.-El articulo sesenta y seis de la
Constituci6n, quedara redactado en la forma si-
guiente:
"Articulo 66.-El Presidente de la Repiblica se-
ra elegido por sufragio de segundo grado en un solo
dia y conforme al procedimiento que establezca la
Ley.
El cargo durara seis alos y nadie podra desem-
pefiar las funeiones de Presidente en dos periods
consecutivos".
Este articulo contiene la reform mas trascenden-
tal que se introduce a la Constituci6n: por 61 so
prohibe, en t6rminos absolutos y definitivos, que se
desempefie el cargo de Presidente en dos periods
consecutivos, con lo cual queda resuelto, radical-







DIARIO DE BESIONEB DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE 7


mente, en sentido negative, el problema de las re-
elecciones presidenciales.
La historic breve de nuestra vida republican,
-sin necesidad de recorrer la de otras naciones de
la Am6rica- acredita la conveniencia y bondad de
esa media.
Aunque la reelecci'n presidential sea defendib:.c
y tenga justificaci6n en algunos casos, es lo cierto
que los sistemas y procedimientos puestos en pria-
tica para lograrla, han producido siempre verdade-
ras perturbaciones en la march normal de la vida
del Estado, y, con frecuencia, fatales resultados.
Por eso, esta modificaci6n del texto constituci,-
nal, ha venido siendo la aspiraci6n principal, la no-
ta dominant de los deseos reformistas del puebla
cubano en estos filtimos veinte afios.
Esa reform viene acompafiada de otra que resul-
ta una media altamente saludable y, en cierto mo-
do, es su 16gica consecuencia: nos referimos a la
extension del period presidential a seis afios. De
esa manera, a la vez que se impide la perpetuaci6n
del gobernante en el poder, por mis de un period,
se le concede un plazo mayor para que pueda de-
senvolver su gesti6n administrative, y al mismo
tiempo, completar su program de gobierno en un
razonable lapso de tiempo.
La aprobaci6n de esa double reform result, por
tanto, muy recomendable.
Ahora bien; creemos oportuno hacer constar que
ella no podrA tener nunca efectos retroactivos, y,
por tanto, dicho precepto comcnzarA a producer sus
beneficiosos resultados a partir del venciiniento del
period presidential corriente. De esta suerte no
podri invocarse en favor del funcionario que, en
estos moments desempefia el cargo, los beneficios
de la ampliaci6n del plazo ni sera, tampoco, posibi,
hacerle sentir los efectos de una prohibici6n que no
existia cuando el fuE electo. El nuevo sistema, con
su ventaja y su limitaci6n, entrara a regir por en-
tero cuando comience a correr el period presiden-
cial que subsiga al que ahora esta en march.
Merece en consecuencia, la consideraci6n legal
de primer period el que comienza el pr6ximo 20
de Mayo de 1929.
D6cima Tercera.-El articulo trece del proyecto
debe ser aprobado del siguiente modo:
"Articulo XIII.-El Titulo VIII de la Constitu.
ci6n quedara redactado en la siguiente forma:

TiTULO VIII
De la sustitucion del Presidente de la Repablica
y de las elecciones
Articulo 72.-Por falta temporal del Presidentt
de la Repfiblica, se encargara inmediatamente y con


character interino, del ejercicio del Poder Ejecutivo,
el Secretario de Estado, que est6 desempefiando ese
cargo en propiedad, y, en su defecto, el Secretario
de Despacho, en propiedad, a quien le correspon-
di'ere, segin el orden en que aparezca en la Ley.
En todo taso, el Secretario que deba ocupar el car-
go, tendra que reunir, necesariamnente, las mismas
condiciones de elegibilidad que se exigen para ser
President de la Repfiblica.
A falta de Secretarios del Despacho que deban
ocupar el cargo de Presidente de la Repiblica inte-
rino, por cualquier causa, lo desempefarA con el
mismo caracter interino, el Presidente del Tribunal
Supremo de Justicia, o el que haga sus ve-es, y,
en defecto de estos, el Magistrado de dicho Tribl-
nal de mayor edad.
Articulo 73.-Cuando la falta del Presidente fue-
re definitive, seri sustituido interinamente en la
forma sefialada en el articulo anterior.
Inmediatamente que ocurra la vacant, se convo-
carA para elecci6n presidential. Tendra efecto esta
a los sesenta dias siguientes a la fecha en que se
produzca la vacant.
Articulo 74.-Si la vacant definitive se produ-
jere, la elecci6n del nuevo Presidente se harA por
el espacio de tiempo que a aquel le faltare cumplir
de su period.
No podra ser elegido Presidente de la Repfiblica
para cubrir la vacant producida, la persona que
ocupare o hubiese ocupado interinamente la Presi-
dencia de la Repfblica.
Articulo 75.-Cada tres afios se celebrarin elec-
ciones en todo el territorio de la Repfiblica, para
cubrir los cargos que deban vacar en el ailo siguien-
te al de la elecci6n".
Las palabras que proponemos sean rechazadas del
proyecto y cuya supresi6n lo harAn mis claro y pre-
ciso, son las si'guientes:
Del articulo 72, se suprimen las palabras "o de-
finitiva", porque en realidad son innecesarias. Del
articulo 74, se suprimen las palabras o frases si-
guientes: "durante los cinco primeros afios del pe-
riodo de tiempo para que fu6 elegido el Presiden-
te". Se rechaza tambien integramente el segundo
parrafo del articulo 74 por innecesario. Se rechaza
del articulo 74 la frase final "de acuerdo con el ar-
ticulo 72", porque tambi6n result sup6rflua tal re-
ferencia.
Este Titulo, tal como queda redactado, mantiene
various pr-ncipios que debemos estudiar separada-
mente.
Entendemos que en el caso de cese provisional
del Presidente de la Reptiblica, es decir, cuando di-
cho funcionario se encuentra en condiciones par i






S DIABIO DE 535103135 DE LA GOIIV0IXION 0015O!TUT3UI h


volver al cargo, deben sustituirlo, preferentementn,
sue colaboradores; los miembros de su Gabinete,
que conocen la political que sigue el Jefe del Es-
bado y que, seguramente, no han de variarla; y a
falta de 6stos, los miembros del Tribunal Supremo
de Justicia, por el orden que se establece, porque,
alejados de las luchas partidarias, por raz6n de su
ministerio, no es presumible que varien sustancial-
mente, durante esa interinatura, la orientaci6n se-
falada por la persona que desempefia el cargo en
propiedad.
Cuando la vacant sea definitive, es necesaria ls
elecei6n popular para cubrir el cargo, con objeto
de que el que lo ocupe se sienta respaldado por la
opinion p6blica, ya que es el finico sistema legal
de gobernar en las democracies.
Esa elecci6n tiene que celebrarse a los sesenta
dias siguientes a la vacant definitive, para evitar
situaciones provisionales e indefinidas siempre per-
judiciales a la Naci6n; y se prohibe al que desem-
pefia el cargo de Presidente de la Repdblica inte-
rinamente, o al que lo haya desempefiado en esas
condiciones, el pretender resultar elegido, como una
media de garantia political, que tiende, a que todos
los aspirantes a la Primera Magistratura de la Na-
ci6n, puedan mantener sus deseos sin que las presio-
nes del Poder P6blico, coloquen al que lo ejercite
en situaci6n privilegiada, con relaci6n a los demas.
No constitute esta disposi'ci6n, una incapacidad
de la persona que sustituya interinamente para ser
President de la Repiblica, porque, siendo esta sus-
tituci6n voluntaria, puede renunciarla, y acudir a
los comicios populares a mantener su aspiraci6n pa-
ra oeupar el cargo definitivamente.
El objeto de celebrar elecciones cada tres afos y
no cada dos, como aparece en la Constituci6n vi-
gente, es espaciar los periods electorales que, por
su naturaleza, distraen a los ciudadanos de las la-
bores habituales que benefician a la riqueza nacio-
nal y a la familiar cubana.
D6cima Cuarta.-El articulo catorce del proyec-
to, debe ser desechado, quedando, por tanto, en vi-
gor el articulo ochenta y tres de la Constituci6n
vigente.

Obedece esta supresi6n, a quo, facultandose al
Tribunal Supremo para hacer el nombramiento de
los funcionarios del Poder Judicial, deja de existir
la necesaria relaci6n de colaboraci6n con los demAs
Poderes del Estado, sin que la novedad del r6gi-
men, consiga la suspirada. independencia en sus re-
soluciones, que debe ser y es, el inieo ideal de jus-
ticia apetecido en las sociedades modernas.
No existen precedentes de Derecho Pfblico In-
terno, que atribuyan la facultad del nombramiento
de los funcionarios del orden Judicial, a los propios


components de este Poder, cuando el mandate que
se atribuye a los que integran 6ste, result indefini-
do, como sucede en Cuba.
De aceptarse dicha reform, se quebrantaria la
relaci6n arm6nica que debe existir entire los Podc-
res Pfblicos y se fundaria un sistema incompatible
con nuestro principio de soberania popular.
D6cima Quinta.-El articulo quince del proyecto,
debe ser aprobado del siguiente modo:
"Articulo XV.-El articulo noventa y uno de la
Constituci6n, quedara redactado en la siguiente for-
ma:
"Articulo 91.-La Provincia comprende los Tar-
minos Municipales enclavados dentro de sus limits.
La Provincia de la Habana oomprenderi, adem&s,
a todos los efectos el Distrito Central. Tendr& es-
te los limits que la Ley determine. La Ley deter-
minara tambi6n la form de gobierno del Distrito
y todo lo que con el mismo se relacione, sin alterar
la unidad administrative electoral de la Provincia
y del Municipio extinguido, a los efectos de cubrir
cargos nacionales y provinciales.
En el caso de suprimirse uno o various Municipios
porque su territorio pase a former part de un Dis-
trito, la Provincia a que pertenezca el Municipio o
Municipios suprimidos, seguiri percibiendo la cuota
de contribuci6n que le correspond, con arreglo a
la Ley.
No se podra anexar al Distrito Central mis de
tres Municipios".
Razones de alta political urbana, recomiendan la
creaci6n del Distrito Central establecido en este ar-
ticulo, como un nuevo ensayo de Gobierno Local,
que permits aunar, ai una discreta gesti6n adminis-
trativa, el mayor auge y prosperidad de la Capital
de la Repfblica; en cambio, result notoriamente in-
justificada la innovaci'6n, en cuanto se refiere a los
Ilamados "Distritos Provinciales", porque su diver-
sificaci6n romperia la uniformidad del regimen pro-
vincial cubano, consagrado en nuestra Carta Poli-
tica, sin que, por otra part, existan antecedentes
analogos en otros paises, ni haya motives razonables
entire nosotros, que demanden su establecimiento.
DBcima Sexta.-El articulo diez y seis del pro-
yecto, que comprende el articulo ciento quince de
la Constituci6n, debe ser aprobado totalmente. Di-
eho articulo dira asi:
"Articulo XVI.-El Titulo XIV de la Constitu-
ci6n, quedar& redactado en la siguiente forma:

TITtLO XIV

De la Reforma de la Constituoi6n
"Articulo 115.-La Constituci6n no podra refor-







DIARIO DE BEBIONZE DE LA OONVENOION 0ONSTITUYENTE 9


marse total ni parcialmente, sine por acuerdo de
las dos terceras parties del n6mero total de los miem-
bros de cada Cuerpo Colegislador.
Seis meses despues de acordada la reform se pro-
cederh a convocar una Convenci6n Constituyente
que se limitara a aprobar o a desechar la reform
votada por los Cuerpos Colegisladores, los cualcs
continuaran en el ejercicio de sus funciones, con
enter independencia de la Convenci6n.
Los Delegados a dicha Convenci6n serin elegidos
por Provincias, en la proporci6n de uno por cada
cincuenta mil habitantes y en la form que establez-
can Las leyes.
Ello no obstante, cuando la reform tenga por
objeto direct o indirectamente autorizar la perma-
nencia en el cargo de algfn funcionario de carfcter
elective, por mayor tiempo de aquel para el que
fu6 elegido, o la reelecci6n del Presidente de la Re-
pdblica, deberi obtener necesariamente, para que
sea eficaz, la aprobaci6n previa por la unanimidad
del n6mero total de los miembros do eada Cuerpo
Colegislador y por las tres cuartas parties del nd-
mero total de los miembros de la Convenci6n Cons-
tituyente, debiendo, ademas, ser ratificada, despues,
por medio de un plebiscite director de todos los elec-
tores de la Rep6blica; considerandose efectivamen-
te aprobada si en dicho plebiscite alcanza el voto
favorable de las tres cuartas parties del n6mero to-
tal de los ciudadanos aptos para ejercer el derecho
del sufragio.
Asimismo, la reform de la Constituci6n que ten-
ga por objeto modificar las disposiciones del pArra-
fo precedent requerira ser aprobada con iguales
formalidades y requisites.
D6cima S6ptima.-Aprobar la Disposici6n dero-
gatoria con que comienza el articulo XVII, la cual
quedarA redactada en los siguientes t6rminos:
"Articulo XVII.-Se suprime de la Constituci6n
la Quinta y la Sexta de las Disposiciones Transito-
rias, y se le adicionan las siguientes, que Ilevarfn la
numeraci6n ordinal que le corresponda".
DBcima Octava.-Aprobar la Disposici6n Transi-
toria Primera, en los siguientes t6rminos:
"Primera: La primer elecci6n que se efectic
despues de la aprobaci6n de esta Reforma, sera en
el afio de mil novecientos veinte y echo, para cu
brir el cargo de Presidente de la Repfblica y el
primer period presidential, de acuerdo con la Re
forma aprobada del articulo 66, comenzara a con
tarse desde el dia veinte de Mayo de mil novecien
tos veinte y nueve".
Come se observe, las dos modificaciones que s:
han introducido en esta Primera Disposici6n Tran
sitoria, consistent en eambiar la fecha de la primer
elecci6n para el afio de 1928, en especificar que 1
elecci6n que procede en esa oportunidad, de acuer


do con las reforms aceptadas, es s6lo la de Presi-
dente y en precisar cuando empezarg el primer pe-
riodo presidential dentro del nuevo regimen.
Todas ellas son consecuencias 16gicas y necesarias
de las reforms que quedan aprobadas.
Decima Nona.-Las Disposiciones Transitorias,
comprendidas desde la Tercera hasta la Decima
Cuarta, plantean y resuelven la pr6rroga de man-
datos a funcionarios electivos y el ajustamiento do
las elecciones futures a los preceptos aquellos quc
regulan la duraci6n de los periods ya reformados
de la Constituci6n.
Desde luego, la Comisi6n acept6 como principio
indiscutible, la pr6rroga que otorga el Proyecto Con-
gresional a todos los funcionarios electivos, menos
al que ocupa el cargo de Presidente de la Repdbli-
ca, y por virtud de este acuerdo previo qued6 re-
chazado el precepto contenido en el inciso letra (A)
de la Disposici6n Transitoria Tercera, que es el que
concedia la pr6rroga al Presidente, y en cambio fue-
ron aprobados los preceptos contenidos en los otros
incisos de la propia Disposi(i6n Transitoria Terce-
ra.
Hecho esto, se present a la cfnsideraci6n de la
Comisi6n el problema que surgia de la necesidad
de ajustar las elecciones futures a los mandates
constitucionales y a los vencimientos do las pr6rro-
gas que respectivamente se concedian a los funcio-
narios electivos por las citadas disposiciones de la
Transitoria Tercera.
Para resolverlo se examinaron various planes, y,
despubs de estudiarlos cuidadosamente, la mayoria
de sus miembros entendi6 que debia respetar, en
todas sus parties, las disposiciones provenientes del
Congress, puesto que ellas ofrecen el mis ficil sis
tema de reajuste de los plazos por veneer y de las
elecciones venideras.
Adoptado este criterio, se lleg6 a la conclusion
de que solo era necesario resolver en relaci6n con
la duraci6n del period presidential en las eleceio-
nes futures, para que el ajustamiento total quedase
perfect, lo cual se logra dAndole una nueva redac-
ci6n al inciso letra (A) de la Disposici6n Transito-
ria Tercera, y suprimiendo de la Quinta la frase
relative a ordenar la elecci'6n presidential.
Este sistema no pugna con el principio aceptado
Sport el propio Congreso en la Sexta Disposici6n Tran-
Ssitoria, de ampliar los plazos futures de los funcio-
l narios electivos, sino que, por el contrario lo res-
" peta, y, por otra part, no envuelve una pr6rrogs
- de funciones o de tiempo a los funcionarios ya elec-
Stos.
Asi el Cuerpo Electoral, conocerh antes de la elee-
Seci6n el tiempo para el cual confiere el mandate al
- funcionario que ocupara el cargo, pues la convoca-
a toria para cubrirlo debera hacerse especificamente
i para el period de tiempo que corresponder& al
- funeionario en cuesti6n.







10 DIARIO DE BISIONZS DE LA ONVEINCION OONBTITUYUNTE


La esencia del sistema, por lo tanto, consiste en
lo siguiente: mantener el inciso letra (A) de la Ter-
cera Disposici6n Transitoria del Proyecto de Refore
ma, alterAndole la fecha de la pr6xima elecci6n y
del vencimiento del cargo de Presidente de la Repfi-
blica, suprimidndole las palabras "y no podra ser
electo para dicho cargo en las elecciones de mil no
vecientos treinta"; y tachando de la Quinta Dispo-
sici6n Transitoria las palabras "Presidente de la Re-
pfiblica por un t6rmino de seis afios".
En consecuencia, las mencionadas Di.posiionus
Transitorias, quedarAn redactadas en los siguientes
t6rminos:

SEGUNDA:

La modificaci6n del Titulo Octavo de la Consti'-
tuci6n, comenzara a regir el dia veinte de Mayo de
mil novecientos veinte y nueve.
Si antes de esta fecha tuviere que sustituir el ac-
tual Vicepresidente al Presidente de la Repfblic-i
por falta definitive de 6ste, dicha sustituci6n ter-
minarA el veinte de Mayo de mil novecientos veinte
y nueve, en que se cubrira el cargo de Presidente
como disponen los articulos setenta y dos y setenta
y tres, rigiendo en cuanto al Vicepresidente lo dis-
puesto en el articulo setenta y cuatro, todos de la
Constituci6n modificada.

TERCERA:

(A)-El Presidente de la Repfblica que resulLe
electo en primero de Noviembre de mil novecientos
veinte y ocho, cesar. el veinte de Mayo de mil no-
vecientos treinta y siete.
(B)-Los Senadores elegidos en primero de No-
viembre de mil novecientos veinte, cesaran el pri-
mer lunes de Abril de mil novecientos treinta y
uno.
(C)-Los Senadores elegidos en primero de No-
viembre de mil novecientos veinte y cuatro, cesaran
el primer lunes de Abril de mil novecientos treinta
y cinco.
(D)-Los Representantes elegidos en primero de
Noviembre de mil novecientos veinte y cuatro, ce-
saran el primer lunes de Abril de mil novecientos
treinta y uno.
(E)-Los Representantes elegidos en primero de
Noviembre de mil novecientos veinte y seis, cesarAn
el primer lunes de Abril de mil novecientos treinta
y tres.
(F)-Cesaran el veinte y cuatro de Febrero de
mil novecientos treinta y tres, los Gobernadore.,
Consejeros Provinciales, Alcaldes Municipales, Con-
cejales y Miembros de Junta de Educaci6n, elegi-


dos en primero de Noviembre de mil novecientos
veinte y seis, con excepci6n de los del TUrmino Mu-
nicipal de la Habana, por la creaci6n del Dist'ito
Central.
(G)-Cesara en la fecha sefialada anteriormente
el derecho a sustituir de los Representantes a la
CAmara, Consejeros Provinciales, Concejales y Miem-
bros de la Junta de Educaci6n, que sean suplentes.

CUARTA:

El President y el Vice-Presidente de la Repibli-
ca actualmente en funciones, pasaran, al terminar
sus periods a ser Senadores por derecho propio,
por un t6rmino de seis afos.

QUINTA:

En el afio de mil novecientos treinta se celebra-
ran elecciones en que se elegiran: Representantes
a la Chmara que deben cesar el primer lunes de
Abril de mil novecientos treinta y uno, por un pe-
riodo de seis afios; veinte y cuatro Senadores, dote
que correspondent a los que cesan el primer lunes
de Abril de mil novecientos treinta y uno, y doee
nuevas plazas; de 6stos Senadores, diez y oecho se-
rhn elegidos por nueve afos, y seis por cuatro afios,
decidiendo la suerte en una sesi6n del Senado, quie-
nes lo serAn por nueve afios y quienes por cuatro
afios.
A los efectos del articulo cuarenta y cinco de
esta Constituci6n la Asamblea de Compromisarins
Senatoriales del Partido Politico que haya obtenido
mayor numero de votos, en las respectivas Provin-
cias, elegira trees Senadores y la del Partido Poli-
tico siguiente en nimero de votos elegira un Sena-
dor en el dia y en la forma determinados por la Ley.
Los Partidos Politicos que postularen Senadores
para esta elecci6n, postularan tres candidates, en
sus respectivos organisms provinciales, dos por la
mayoria y uno por la minoria.
SEXTA:
En el afo de mil novecientos treinta y dos se
elegiran los Gobernadores, Alcaldes Muni'cipales,
Consejeros Provinciales, Concejales y Miembros de
la Junta de Educaci6n que cesan en veinte y cuatro
de Febrero de mil novecientos treinta y tres, por
un period que comenzar& en dicho veinte y cuatro
de Febrero de mil novecientos treinta y trees y ter-
minara en veinte y cuatro de Febrero de mil nove-
eientos cuarenta.
Tambi6n se eligiran los Representantes a la CA-
mara que eesan en el primer lunes de Abril de mil
noveeientos treinta y trees, por un period que co-
menzara en dicho primer lunes de Abril de mil no-
veeientos treinta y trees y conoluiri el primer lunes
de Abril de mil novecientos cuarenta.







DIARIO DE BEBIONES DE LA OONVENCION OONSTITUYENTE 11


SEPTIMA:

En el afio de mil novecientos treinta y cuatro s'
elegiran diez y ocho Senadores, que deben cesar el
primer lunes de Abril de mil novecientos treinta
y cinco, por un period que comenzarh en di'cho pri-
mer lunes de Abril de mil novecientos treinta v
cinco, y terminarh el primer lunes de Abril de mil
novecientos cuarenta y tres.


OCTAVA:

En el afio de mil novecientos treinta y seis so
celebrarAn el.eciones en que e elegirh Presidente
de la Repfiblica por un period de seis afies, y los
Representantes que les correspond cesar el primer
lunes de Abril de mil novecientos treinta y sieto,
tambien por un period de seis afios.

NOVENA:

En el afio de mil novecientos treinta y nueve se
elegirAn: Gobernadores, Alcaldes, Consejeros, Con-
cejales y Miembros de la Junta de Educaci6n; los
Representantes a la Camara que les corresponde en-
sar el primer lunes de Abril de mil novecientos cua-
renta por un period de seis afios, y diez y ocho
Senadores por un period de nueve afios.

A partir de las elecciones que se celebren en mil
novecientos treinta y nueve, el Senado se renovara
ya, definitivamente, de por mitad, y en las eleccio-
nes de ese afio y en las de mil novecientos cuarenta
y dos, se elegirAn diez y ocho Senadores, no eligien-
dose estos cargos en las de mil novecientos cuaren-
ta y cinco; y renovandose nuevamente por mitad
en las elecciones de mil novecientos cuarenta y ocho
y mil novecientos cincuenta y uno, y asi sucesiva-
mente, en cada dos elecciones de las tres que s'-
celebren en cada period de nueve afios, segiin es-
tablece el articulo cuarenta y cinco de esta Consti-
tuci6n.


DECIMA

En el afio de mil novecientos cuarenta y dos, se
celebrarAn elecciones en que se elegiran: Presiden-
te de la Repfblica por un period de seis aois, los
Representantes a la CAmara que les correspond ce-
sar el primer lunes de Abril de mil novecientos cua-
renta y tres por un period de seis afos y diez y
ocho Senadores por un period de nueve afos.

DECIMA PRIMER

En el afio de mil novecientos cuarenta y eineo se


celebraran elecciones en que se eligi'rn: Goberna-
dores, Alcaldes, Consejeros 1'rovinciales, Concejales
y Miembros de la Junta de Educaci6n por un perio-
do de seis afios.
Tambien se elegirAn los Representantes a la CA-
mara que les correspond cesar el primer lunes de
Abril de mil novecientos cuarenta y seis por un
period de seis alos.

DECIMA SEGUNDA:

En el afio de mil noveci'entos cuarenta y ocho, se
celebrarAn elecciones en que se elegiran: Presiden-
te de la Repiublica por un period de seis afos, diez
y ocho Senadores por un period de nueve afios y
los Representantes a la CAmara que les correspon-
da cesar el primer lunes de Abril de mil novecien-
tos cuarenta y nueve por un period de seis afos.

DECIMA TERCERA:

En el afo de mil novecientos cincuenta y uno so
celebraran elecciones en que se elegiArn: Goberna-
dores, Alcaldes, Consejeros Provinciales, Conceja-
les y Miembros de la Junta de Educaci6n, por un
period de seis ailos. Tambidn se elegirAn diez y
ocho Senadores por un period de nueve aiios y los
Representantes a la Cimara que les correspond ce-
sar el primer lunes de Abril de mil novecientos
cincuenta y dos por un period de seis afios.

DECIMA CUARTA:

A partir del afo mil novecientos cincuenta y uno
las elecciones se celebrarAn de acuerdo con lo dis-
puesto en el articulo setenta y cinco de la Consti-
tuci6n.
Vig6simo.-La Decima Quinta Disposici6n Tran-
sitoria quedara redactada en los mismos terminos
que aparece en el Proyecto:

DECIMA QUINTA:

La Ley creando el Distrito Central regirA nece-
sariamente el veinte y cuatro de Febrero de mil no-
vecientos treinta y uno.
VigEsima primera.-Se agregari una Disposici6n
Transitoria, que llevara el niimero Decimo Sexto,
la cual quedarA redactada en los siguientes t6rmi-
nos:

DECIMA SEXTA:

"Todos los funcionarios de la Administraci6n Pd-
blica que para entrar en el desempefo de sus car-
gos, hayan jurado o prometido guardar y defender
la Constituci6n, deberan jurar o promoter nueva-







12 DIARIO DE SBIIONBB DI LA 00NVBNOION CONUTITUYENTI


mente guardar y defender esta Constituci6n con las
modificaciones aprobadas por la Convenci6n Cons-
tituyente".
Esta disposici6n se explica por si sola y viene a
llenar el vaclo que se observaba en el proyeeto de
reform sometido a nuestra consideraci6n.
Vig6sima segunda-Se agregarf una Disposici6n
Transitoria, que IlevarA el nfmero D6cimo S6ptimo,
coneebida en los siguientes t6rminos:

DECIMA SEPTIMA:

"Las precedents reforms de la Constituci6n de
la Repiiblica, comenzarhn a regir desde que se pu-
bliquen en la "Gaceta Oficial".
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial, a los
cinco dias del mes de Mayo de mil novecientos vein-
te y ocho.
(Fdos.) Viriato GOtierrez, Presidente; Octavio Zu-
bizarreta, Seeretario.


La Comisi6n Especial designada de acuerdo con
los articulos veinte y uno y veinte y dos del Regla-
mento de la Convenci6n Constituyente para dicta-
minar sobre el acuerdo del Congreso, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, acord6 modificar su Dic-
tamen en la conclusion Dcima Nona, en la forma
siguiente, y que deberA tenerse como sustitutiva de
la del Dictamen:
DBcima Nona: 1.-En cuanto a la Disposici6n
Transitoria Tercera, del Proyeeto del Congreso:
(a) Desechar totalmente el inciso marcado con
la letra (a).
(b) Aprobar integramente los incisos (b), (c),
(d), (e), (f) y (g).
2.-En cuanto a la Cuarta Disposici6n Transito-
ria del Proyeeto:
Aprobarla integramente.
3.-En cuanto a la Quinta Disposici6n Transito-
ria del Proyeeto del Congreso:


(a) Suprimir la frase "Presidente de
blica por un t6rmino de seis afios".


la Repti-


(b) Sustituir la palabra seiss", relative al pe-
riodo de elecci6n de los Representantes per la pala-
bra sitete.
(c) Sustituir la palabra "nueve", relative al
period de duraci6n de los Senadores, por la pala-
bra "diez".
4.-En cuanto a la Sexta Disposici6n Transitoria
del Proyeeto:
(a) Sustituir la feeha (1940), relative al period
de duraci6n de los Gobernadores, Alcaldes, Conse-


jeros, Concejales y Miembros de la Junta de Edu-
caci6n, por la feeha "1938".
(b) Sustituir la fecha (1940), relative al perio-
do de duraci6n de los Representantes, por la fecha
"1941".
5.-En cuanto a la S6ptima Disposici6n Transi-
toria del Proyecto:
Aprobarla sustituyendo la fecha "1943", relative
al period de duraci6n de los Senadores, por la fe-
cha de "1944".
6.-En cuanto a la Disposici6n Transitoria Oc-
tava del Proyecto:
Rechazarla totalmente.
7.-En cuanto a la Disposici6n Transitoria No-
vena del Proyeeto:
(a) Rechazar integramente su pfrrafo primer.
(b) Sustituir la fecha "1939" del parrafo se-
gundo, relative al comienzo de la renovaci6n nor-
mal del Senado, por la de "1934".
(c) Sustituir la fecha "1942" del propio phrra-
fo, relative a la elecci6n de los Senadores, por la
fecha "1943".
(d) Sustituir la fecha "1945", del propio phrra-
fo, tambi6n relative al mismo particular, con la de
"1946".
(e) Sustituir la fecha "1948", relative a lo mis-
mo, por la de "1949".
(f) Sustituir la fecha "1951", relative a lo mis-
mo, por la de "1952".
8.-En cuanto a las Disposiciones Transitorias,
D6cima, D6cima primera, Decima segunda y DWci-
ma tercera del Proyeeto:
Rechazarlas totalmente.
9.-En cuanto a la Disposiei6n Transitoria DBei-
ma cuarta del Proyeeto:
Aprobarla sustituyendo la fecha "1951" por ]a
de "1934".
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n Especial, a los
seis dias del mes de Mayo de mil noveeientos veinte
y ocho.
(Fdos.) Viriato Gutirrea, Presidente; Octavio Zu-
bizarreta, Secretario.
Sa. GuTfARRE z (Vi ATo): Pido la palabra.
SR. PRPLBDENTE (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): La tie-
ne S. S.
ISa. GUTItBREz (VirATo): Sr. President y Sres.
Delegados de la Convenci6n: He solicitado la pala-
bra para pedir que con suspension de los preceptos
reglamentarios que pnedan oponerse a ello, comen-
cemos en la sesi6n de hoy a tratar del Dietamen de
la Comisi6n Especial.







DIARIO DE SEBIONEB DE LA OONVENOION OONSTITUYENTE 13


SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE)
de aeuerdo la Convenci6n?
(Senfales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n
President de la Comisi6n Especial.


: 1IEsti


del Sr.


(El Oficial de Actas, leyendo):
Habana, 5 de Mayo de 1928.
Sr. President de la Convenci6n Constituyente.
Sefior:
La Comisi6n designada para dictaminar sobre el
acuerdo del Congreso, en sesi6n celebrada el dia de
la feeha, adopt el acuerdo, de conformidad con el
articulo veintidos del Reglamento de recomendar a
la Convenei6n Constituyente discuta el Dictamen le
esta Comisi6n, o el Proyecto del Congreso, en su
defecto, articulo por articulo y declare libre el de-
bate, siendo nominal la votaci6n de cada uno de sus
articulos.
Lo quc tengo el honor de comunicarle, a los efec-
tos reglamentarios.
Muy atentamente de Ud.,
(f.) Viriato Guti6rrez Vallad6n,
President.
SR. HERNANDEZ CARTAYA (ENRIQUE) : Yo desearia
agregar a la moei6n que encierra esa comunicaci6n
una solicitud en el sentido de que la Convenci6n
acuerde que las votaciones definitivas de la reform
se hagan nominalmente.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): & Esta
de acuerdo la 'Convenci6n ?
(Seniales afirmativas).
Aprobado.
Se pone a discusi6n la totalidad, a reserve de ha-
cerse, despu6s, articulo por articulo.
SR. N(IEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Tiene
la palabra el senior Niiiez Portuondo.
SR. NeREz PORTUONDO (EmiLo) : Sr. President y
Sres. Delegados: Mi ilustre maestro de Derecho
Procesal, el insigne Senador por la Provincia de
Santa Clara, doctor Ricardo Dolz, comenzaba su
discurso de oposici6n al Proyeeto de Reforma Cons-
titucional en nuestro mas alto Cuerpo Colegislador,
preguntandose a nombre de qui6n hablaba, a quiIn
representaba en ese lugar, ya que no formaba parte
ni militaba en ninguno de los Partidos Politicos or-
ganiaados en la Naci6n; y se contestaba su pregun-
ta diciendo que iba al Senado a oponerse a la tota-
lidad del Proyeeto de Reforma Constitueional re-
presentando a la Provincia de Las Villas que lo ha-


bia elegido para ocupar un puesto en la Cimara Al-
ta. Y a mi se me ocurre que debo hacerme la misma
pregunta al comenzar este turno en pro de la tota-
lidad del dictamen; pregunthndome, tambi6n, a nom-
bre de quin hablo y en representaci6n de qui6n
puedo aqui emitir mi opinion. Debo decir que hablo
a nombre del Partido Liberal de la Provincia de
Santa Clara, cuyo Comit6 Ejecutivo me postul6 pa-
ra el cargo de Delegado a la Convenci6n Constitu-
yente y tom6 el acuerdo concrete de recomendarle
a todos sus candidates que resultasen electos, el que
defendiesen el Proyecto de Reforma Constitucional
por considerarlo altamente beneficioso para los in-
tereses nacionales; pero debo, tambien, declarar que
hablo a nombre de la Provincia de Las Villas tods,
de esa region her6ica de nuestra Repfiblica, de la
que ya dijera en otra oportunidad que no pose
un s61o metro de terreno que no haya sido regado
por la sangre de los libertadores en la lucha por
la independencia de la Patria; hablo en nombre de
ella, que, en todos sentidos, se ha manifestado de
acuerdo con la obra de Gobierno que realize el
ilustre General Machado, hijo predilecto de esa re-
gi6n; hablo a nombre de la Provincia de Santa
Clara que, en todos los actos p6blicos organizados
por los Partidos Politicos, ha demostrado de una
manera rotunda que respalda, en un todo, la labor
que realizaron, conjuntamente, en 6sta obra magna
de modificar la Carta Fundamental, lo mismo el
honorable Congreso de la Repfiblica que el Jefe del
Poder Ejecutivo; en nombre de ella pues, alzo mi
voz, y, lo hago convencido de que realize una pa-
tri6tica labor.
Se ha publicado en la prensa diaria, se ha dicho
en la tribune political por adversaries de la idea,
que era necesario tener un gran respeto por la La-
bor que realizaron nuestros primeros Constituyen-
tes; era imprescindible comprender y aceptar cuan-
to valian y significaban en nuestra vida national,
esos hombres que en la mayoria de los casos lo de-
safiaron todo por conquistar la independencia de
la Patria. Quiero decir, que mi respeto por ellos
tiene que ser mayor aun que el de todo cubano de
bien, ya que a esa Asamblea de hombres cumbres
perteneci6 tomando parte con decision, con entu-
siasmo, y con patriotism en sus deliberaciones, mi
inolvidable padre, que dedi'e6 su vida toda a luchar
por la independencia del pais y a realizar grandes
sacrificios por enaltecerlo y engrandecerlo.
Opino que esa primer Convenci6n Constituyente
formaba un conjunto de hombres honorables y bien
inspirados. No import que a ella pertenecieran in-
dividuos que se manifestaran oontrarios al estable-
cimiento de la Reppiblica libre y soberana; no im-
porta que en ella se pronunciaran en sus primeras
sesiones, palabras como las del doctor Eliseo Giber-
ga que confes6, honradamente, que representaba al







14 DIABIO DE 8ESIONE8 Di LA 0ONVENCION 00NSTITUYENTE


pasado, que era pasado de dolor para los cubano.s,
no importa, puesto que todos habian comprendido
y aceptado una realidad indiscutible: la indepen-
dencia de Cuba, y se aprestaron, con el mayor en-
tusiasmo, a dotarla de una Carta Fundamental que
la hiciera feliz.
LPero significa eso, puede admitirse, llegaria la
servidumbre intellectual hasta el punto de aceptar
y declarar que la labor que ellos realizaron era una
labor complete, que no contiene errors de ninguna
clase y que al ser sometidos sus acuerdos a la rea-
lidad, podrian pasar afios y hasta siglos y continuar
formando una Carta Fundamental acceptable para
los interests del pueblo cubano? Seguramente que
no.
Nuestros primeros Convencionales cometieron err,)-
res en la redacci6n de la Carta Fundamental. De
buena fe, pero que, indiscutiblemente, son errors
que es necesario rectificar. Cometieron errors de
orden tienieo, como en el articulo que declara "que
el pueblo de Cuba adopt como forma de Gobierno
la republicana. No es necesario ser un erudito ni
muy yersado en esas disciplines, para saber que con
la simple expresi6n de forma de gobierno republi-
cano no se puede decir nada. No existed la form
de gobierno republican; podri decirse que es una
forma de organizaci6n del Estado, pero se incurro
en un craso error al hablar escuetamente de formal
de gobierno republican, porque, repito, no se dice
nada dentro de los rectos principios del Derecho
Constitutional como le llama el sabio professor de
la Universidad de New York, Burgess.
Incurrieron sefiores, ademis, en errors de notable
importancia desde el punto de vista politico-prictico,
errors que, indudablemente, han costado much
sangre y muchos dolores al pueblo de Cuba. Come-
tieron el error de aceptar y de autorizar la reelec-
ci6n presidential.
Quiero, en este moment, hacer la declaraci6n que
mis luego tratar6 de ampliar, de que entiendo por
reelecci6n presidential el deseo del individuo que
ocupa la primer magistratura de la Naci6n, de
permanecer en el poder contra la voluntad nacik-
nal, manifestada, en todos los casos, por los Parti-
dos Politicos organizados, que son los inicos que
con arreglo a la Ley Electoral vigente en Cuba, y
en la de todos los paises civilizados, pueden p::-
sentar candidates a ese cargo. El deseo de perma-
necer en el poder contra la voluntad popular es,
precisamente, lo que nunea debieron autorizar nues-
tros Constituyentes, pues tenian suficiente experier.-
cia de lo acaecido en los pauses de nuestra Am6ri-
ca; sabian cuanta sangre y cuantos dolores habia
costado, en algunas naciones hermanas del cont'nen-
te; lo sabian perfectamente, y, por olvido o por
error, cometieron la imprudencia, y es necesario ae-


uirlo con valentia, aunque con gran respeto, por-
que nadie puede dudar de la pureza de sus intin-
ciones, de autorizarla en nuestra Carta Fundanen-
tal.
Los primeros Convencionales, sefiores, tenian per-
fecto conocimiento de lo que habia ocurrido con
la reelecci6n presidential en los distintos passes has
ta el afio mil novecientos a mil novecientos dos en
que votaban la Carta Fundamental de Cuba donds
se autoriz6 la reelecci6n presidential. Ya en el Bra-
sil, elegido Fonseca, Presidente en el afio 1890, asu-
mi6 la dictadura por medio de la reelecci6n presi-
dencial contra los Partidos Politicos organizados,
que no lo respaldaron, y produjo una revoluci6u
que, por poco, da al traste con la existencia de aquel
pais; en Bolivia, Jos6 Maria Linares, hecho Pre-
sidente en 1857, se erigi6 cn dictador por medio de
La reelecci6n presidential en contra de los Partidos
Politicos, y tiene que ser expulsado del poder en
1860; en 1868 Mariano Melgarejo se erigi6, tam-
bien, en dictador en contra de los Partidos Politi-
cos organizados y estr en el poder hasta 1871 en
que Morales lo venci6 expulsandolo y causando una
revoluci6n extraordinaria y de gran importancia;
en el Ecuador en 1843 y como consecuencia de la
reelecci6n de Flores provocaron una revoluci6n en
1844 que derroc6 a iste y lo hizo salir del poder
tambien por imponerse a la voluntad de los Parti-
dos Politicos organizados que en aquella oportuni-
dad presentaron un candidate contra el que usufrue-
tuaba el Gobierno; en Honduras la reelecci6n de
Santos Guardiola provoca una revoluci6n que cul
m.ina en su asesinato en 1872 por personas de su
propia guardia de honor; en Nicaragua la reelec.
ci6n del Presidente Martinez provoc6 en 1872 una
revoluci6n por el deseo de perpetuarse en el poder
contra la voluntad de los Partidos Politicos, y, Jo-
se Santos Zelaya produce varias revoluciones desde
el afio 1895 al afio 1909 en que lo hicieron renun-
ciar; en Guatemala la reelecci6n del Presidente Ser-
na, en 1869, en contra de la voluntad del pueblo, re-
crudeci6 en el afio 1870 un movimiento politico re-
volucionario a consecuencia del cual este fue de-
rrocado; en el Peri Mariano Ignacio Prado se hace
dictador en 1865 y fue derrocado en 1868; en Ve-
nezuela Jose Gregorio Monagas, se empefa en ser
reelegido en 1854 provocando una revoluci6n; y la
reelecci6n de Falc6n promueve otra; y en Chile Jo-
se Maria Balmaseda llevaba el camino de perpetuar-
se en el poder por reelecci6n illegal hasta que fu6
derrocado en Septiembre de 1891.
Es decir que estas citas que acabo de hacer...
SR. SALAZAB (Luis FaumP ) : Se ha olvidado de
Cuba.
SR. NtlEz PORTUONDO (EMILI) : No me he olvida-
do. Estas citas demuestran, cumplidamente, lo que
ha significado en los pauses hermanos de Am6rica







DIAEIO DE BESIONEB DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE 15


la reelecci6n presidential contra la voluntad popu-
lar manifestada por los Partidos Politicos organi-
zados.

Mi distinguido compafiero el Dr. Salazar decia
que me habia olvidado de Cuba al citar 6stos antfc-
cedentes hist6ricos. Seguramente que no puedo ol-
vidar, porque, precisamente, para Cuba estamos ac-
tuando y Cuba es la demostraci6n mas palpable de
los funestos resultados de la reeleeei6n presidential
cuando los Partidos adversaries presentan un ean-
didato que tiene la mayoria.

No voy a hacer juicios, porque esos juicios co-
rresponden a la historic, sobre los actos que han
ocurrido en Cuba con motive de esas reeleeciones
presidenciales; pero voy a decir, como un hecho
cierto, que en 1906 ocurri6 un levantamiento ar-
mado con motivo de la reeleeci6n presidential de
don Tomis Estrada Palma y en 1917 otro por la
reelecci6n presidential del Gral. Mario G. Menocal.
Por eso, abundando en esa t6sis, llegamos a la conclu-
si6n de que nuestros antiguos Constituyentes incu-
rrieron indudablemente en un error trascendental y
de fondo al autorizar las reelecciones presi'denciales,
que si no se hubieran autorizado, como vamos a
hacerlo ahora, prohibiendolas, seguramente que se
hubieran evitado muchos derramientos de sangra,
much luto y much dolor en los hogares cubanos.
Pero, sefiores, a pesar de ser ese un hecho indiscu-
tible, y aunque todos los cubanos lo aceptabamos,
es lo cierto que no habia llegado el moment pro-
picio para iniciar y acometer una Reforma Constitu-
cional, porque para ello era imprescindible que el
Congress cubano lo acordase con la votaci6n extraor-
dinaria de las dos terceras parties, y hasta ahora
en nuestra vida republican, en el Congreso de la
Naci6n, nunca han existido las dos terceras parties co-
mo perteneeientes a un s6lo Partido Politico. Para
hacerlo era necesaria la labor patri6tica de todos
los miembros del Congreso, y que agrupados al la-
do de una gran figure que ocupase la Jefatura de
la Naci6n, y, sobre todo, de acuerdo, sin distinci6n
de matices politicos, solamente con la idea levanta-
da de servir a Cuba, acometiesen la magna obra de
reformer nuestra Carta Fundamental y retirar de
ella, el derecho a la reelecci6n, para que fuese luego
sancionada por el pueblo. Y esa obra digna de
aplauso, y esa situaci6n iinica en nuestra historic,
se ha dado en la actualidad. El Partido Conserva-
dor y el Partido Popular, junto con el Partido Li-
beral; los dignos representantes en el Congreso de
todas esas organizaciones political de la Naci6n,
se han puesto de acuerdo, pensando iinicamente en
Cuba, y han acometido esa reform magna, respal-
dando con ello la actuaei6n serena y just del Pri-
mer Magistrado de la Naci6n. Esa es la explicaci6n
sefiores, del por qu6 no se habia comenzado antes en


Cuba la obra meritisima de suprimir la reelecei6i
presidential.
Se ha mantenido por muchas personas, algunas
de ellas de extraordinario talent, que las Constitu-
clones no deben reformarse; que debia dejarse que
esas Constituciones vivan a trav6s de los siglos, co-
mo cuerpos sin almas, y para que en ningdn caso,
sirvan para resolver los problems de la Nati6n;
entienden que debe ser algo sagrado durante todo
tiempo, porque sagradas deben ser las personas que
las redactaron; y yo he leido opinions de distingui-
dos tratadistas que precisamente afirman la conve-
niencia de reformer las Constituciones, si es que 3e
quiere que ellas signifiquen el reflejo de la opini6u
de la mayoria de un pueblo, opinion siempre varia-
ble a travys de los tiempos, como la de tudos los
mortales.
Un publicist native, ilustre en todos sentidos,
que ha comentado nuestra Carta Magna, el actual
Fiscal del Tribunal Supremo de Justicia, doctor Jo-
s6 Clemente Vivanco, en su "Comentario a la Cons-
tituci6n de Cuba" editada en el afio de 1902, dice
que "hacer irreformable una Constituci6n es pre-
tender estancar el progress; es desdefiar el espiri-
tu pfiblico esencialmente progresivo". Otro trata-
dista extranjero, el senior Reus, decia lo siguiente:
"''Quereis evitar perpetuamente las revoluciones?
pues el medio es bien sencillo, que la Constituci6n
sea reformada". El insigne autor Laboulall afir-
ma en su obra de Derecho Constitucional "que pro-
hibir la revision de la Constituci6n equivaldria a
empefiar el porvenir". Es decir, que todos los au-
tores, o por lo menos en su gran mayoria, y siem-
pre los modernos, los que mas en contact estan con
la realidad del present, cuyos nombres son conoci-
dos por todos ustedes especializados en la material,
declaran la convenieneia y hasta la necesidad de
hacer reformables las Constituciones para que pue-
dan adaptarse a las alteraciones que experiment el
espiritu piublico.
Pero se decia: es que Cuba va a ser un caso ex-
cepcional; es que en Cuba se va a modificar la Cons-
tituci6n a los veinticinco afios de regir; es que eso
es absurdo; demuestra poca seriedad, poco respeto
a la Carta Fundamental. A esas afirmaciones se-
fores Delegados, voy a contestar con los siguientes
datos:
En Espaia, y la sefialo porque casi todos los
adversaries a la Reforma Constitucional se han ins-
pirado en antecedentes espaiioles, en tratadistas es-
pafoles, y su espiritu es muchas veces, el de la an-
tigua Espafia; en Espafa, repito, se ha reformado
la Carta Fundamental un gran nimero de veces.
Desde 1837 ha habido catorce Constituciones o pro-
yeetos de ella. Escuche la Convenci6n: 1837, 1845,
1852, 1856, Ley de Julio de 1857, Ley de 20 de Abrii






16 DIARIO DI SUKO0NI DE LL GONVINGCION GONTTUYINTI


de 1864, Junio de 1869, Proyecto de Constituci6;-
Federal de la Repdblica, Constituci6n de Junio de
1876; mas trees proyectos que son, la de 1808 dada
por Jos6 Napole6n, la Isabelina y de la Isturiz.
Quiere decir, que en Espafia se ha reformado la
Carta Fundamental gran numero de veces y nunca,
por ello, ha habido protests ticnicas, ni se ha de-
clarado, tampoco, que es una Naci6n poco civiliza-
da y respetuosa de los principios del derecho poli-
tico.

Pero, para los que opongan a ese ejemplo el hecho
de que dentro de los principios del Derecho Piblico
no debe sefialarse, precisamente, como ejemplo, a
Espafia, porque entienden, opinion que yo no com-
parto, que se ha quedado algo retrasada en compa-
raci6n con las demas naciones de Europa; para los
que sefialan como tipo de naci6n civilizada y adelanta-
da, a la Repudblica Francesa, la que proclam6 los dere-
chos del hombre y que muchos sostienen que seiiala el
inicio del sistema constitutional en la Edad Modei.-
na, aunque mi modest opinion es junto con Janet
en su "Historia de la Ciencia Politica en sus Rela-
ciones con la Moral", con Borgeaud en su "Esta-
blecimiento y Revisi6n de las Constituciones de
Am6rica y de Europa" y con Jellinek en su "De-
recho Constitucional", que la primer declaraci6n
de derechos y el inicio del Dereoho Constitucional
se encuentra en nuestro Continente con los conoei-
dos como Derechos de Virginia; a esos he de con-
testar con los siguientes datos:

En Francia en ochentisiis afios: Plan de Consti-
tuci6n de 31 de Agosto de 1.789, Constituci6n de 3
de Septiembre de 1.791, Plan de 15 de Febrero de
1.793, Constituci6n de 24 de Junio de 1.793, Cons-
tituci6n de la Repfblica de Agosto de 1.795, Cons-
tituci6n de 22 Primario afio VII, Senado Consulto
OrgAnico de 16 de Termidor aio X, Senado Consul-
to de 28 Florial afio XII, Constituci6n de 6 de Abril
de 1.814 Carta Constitucional de 4 de Junio de
1.814, Acta Adicional a las Constituciones de 22 de
Abril de 1.815, Proyecto de Acta Constitucional de
29 de Junio de 1.815, Carta de 9 de Agosto de
1.830, Constituci6n de 4 de Noviembre de 1.848,
Constituci6n de 14 de Julio de 1.852, modificada
despues por tree Senado Consultos y un Decreto, fe
chas, 7 de Noviembre y 26 de Diciembre del mismo
afio, 27 de Mayo de 1.857, y 24 de Noviembre de
1860; y Constituci6n de 1.875.
Pero para convencer aun mis, a los que todavia
sostienen que no debe reformarse en tan brevee es-
pacio de tiempo, nuestra Carta Fundamental, y que
no desean ejemplos de Europa para inspirar nues-
tros actos sino inica y exclusivamente del Continen-
te que desoubriera Col6n, y que sefialan como demo-
cracia tipo, como organizaci6n perfeeta a los Esta-


dos Unidos de Am6rica, voy a sefialar los siguientes
datos que aparecen en un folleto publicado por el
ilustre jurisconsulto doctor Diego Vicente Tejera,
Fiscal de la Audiencia de Matanzas, intitulado "Re-
formas Constitucionales de los Paises de la Am6ri-
ca." Los Estados Unidos de Am6rica hasta 1.870
haiban modificado su Conatituci6n diez veces, la Re-
piblica Argentina hasta 1.898 nueve veces, los Es-
tados Unidos Mexicanos hasta 1.896 veinte y seis
veces, la Repiblica Oriental del Uruguay hasta
1.891 veinte veces, los Estados Unidos de Vene-
zuela hasta 1.904 once veces y en la actualidad se
encuentra en period de reform, la Repiblica del
Peru, hasta 1.860 cinco veces, Chile hasta 1.887
trece veces, Colombia hasta el afio 1.905 diez y seis
veces, Ecuador hasta el afio 1.891 nueve veces, Bo-
livia hasta el afio 1.905 diez y seis veces, Guatema-
la hasta el afio 1.887 cuatro veces, Nicaragua has-
ta el 1.905 seis veces y El Salvador hasta el afio
1.886 seis veces. Fijense en este detalle importan-
tisimo y trascendental de estas citas y ejemplos: El
unico Pais que no modific6 su Carta Fundamental
fu la Republica del Paraguay, porque tuvo al doc-
tor Francia un tirano que hace 6poca en la historic.
Cuales son, senior Presidente y sefiores Delegados,
despu6s de esos antecedentes que demuestran su
conveniencia, los aspects fundamentals de esta Re-
forma Constitucional? Indiscutiblemente dos: la no
reelecci6n y el espaciamiento, para el porvenir de
los periods eleetorales.
Se dice y hasta se argument en el sentido de que
con estas Reformas las elecciones seran mis frecuen-
tes que ahora, pero a eso debemos contestar que
aunque asi sea es transitorio, porque se establece un
sistema para el porvenir en que las eleeciones seran
cada trees afios en lugar de cada dos como se deter-
mina por la Constituci6n vigente, y aunque sea ne-
cesario la celebraci6n de esas elecciones extraordi-
narias para llegar al fin, realizaremos de todos mo-
dos una gran obra tratando de que el pueblo cuba-
no se aparte un poco mis, si es possible, del proble-
ma electoral; que deje que ese problema se present
cada tres afios en lugar de cada dos, para que po-
damos dedicar nuestras actividades y esfuerzos a la
labor encomiable de cultivar la tierra, de intensifi-
car las industries, de engrandecer el comercio, de
engrandeeer a la Naci6n.
En la actualidad todo el pueblo de Cuba sabe, y
es necesario que se diga en esta Convenci6n, por lo
menos para que cuando se juzgue, por la historic,
nuestra actuaei6n, se conozea cuil era la situaei6n del
Pais; en la actualidad repito, todos los Partidos Po-
liticos organizados han deolarado, on una forma so-
lemne y terminante, que pienaan o pretenden pre-
sentar como an oandidato a la Presidencia de la Re-






DIARIO DE SESIONEB DE LA 0ONVENOION CONSTITUYENTE


_________________ U


piblica, al ilustre General Gerardo Machado. No se
da el caso por cierto ya que 6l no lo hubiese acep-
tado, y asi lo ha declarado reiteradas veces, no se da
el case de tratar de imponerse por medio de un Par-
tido Politico aunque ese Partido tenga la mayoria de
la Naci6n, sino que es el conjunto de voluntades de
todas las organizaciones del Pais que haciendole
justicia a la labor administrative que ha realizado,
desea que continue por un period mis para que
pueda realizar sus planes gigantescos en favor de la
Repfblica, en favor de nuestra Patria adorada.

Obs6rvese senior Presidente y sefiores Delegados,
con detenimiento, con cuidado, como medio de jus-
tificar nuestra actitud, para contestar a un nime-
ro pequefio de cubanos que entienden que no es dig-
na de aplauso la Reforma Constitucional, criteria
respectable, pero que indiscutiblemente no es com-
partido, con la mayoria del Pais, estudiemos cuida-
dosamente todas sus argumentaciones y de ellas
mismas deduciremos claramente que hacemos bien
en reformer la Constituci6n.

El doctor Dolz, en el Senado de la Repfblica, con
su extraordinario talent, con sus grandes conoci-
mientos de la material, hizo la declaraci6n de que no
"iba a tratar el asunto te6ricamente o desde la Ca-
tedra porque creia que debia tratarse bajando de la
eumbre al llano", es decir, desde un punto de vista
eminentemente politico-prictico. Desde ese punto de
berian opinar solamente los que actfian en la vida
political prictica y esos son los que la haeen todos
los dias y ya ban emitido su opinion; y a la decla-
raci6n de esos politicos hay que afiadir la declara-
ei6n de nosotros que tambidn representamos a la
pfblica opinion que la constituyen en su casi tota-
lidad los Partidos organizados en Cuba que estin
todos comprometidos en favor de esta Reforma por
las grande ventajas que report al Pais.

Sin embargo, obs6rvese despubs al maestro Dolz
en desacuerdo con parte de sus compafieros de opo-
sici6n al proyecto, cuando declara que "antes, tocar
una Constituci6n era una herejia porque se camina-
ba muy despacio; y que una Constituci6n de un
cuarto de siglo como la nuestra, era antes, reci6n
nacida, y puede ser hoy una Constituci6n anciana,
por lo que acepto, pues, en principio, decia el doc-
tor Dolz, la iniciativa de reformarla." Es decir, que
en principio el doctor Dolz esti de acuerdo con nos-
otros en que es necesario reformer la Constituci6n;
luego cae por au base todo el argument a que me he
referido anteriormente de la intangibilidad de las
Constituciones opuestos por nuestros contradietores.
Declare el doctor Dolz en au aludido discursq que
la reeleeei6n es buena, pero que los malos son los


homrbres. A esa afirmaci6n ha otorgado su confor-
midad la Convenci6n Constituyente, por ello auto-
riza la elecci6n en forma especial que parece acla-
maci6n y que lo es del actual Primer Magistrado de
la Naci6n, porque es un hombre a quien conoce y
sabe que es bueno y que cumple con su deber; pero
prohibe, para el porvenir, la rcelccci6n presidential,
porque no sabe quin es el que va a ocupar la Pri-
mera Magistratura de la Naci6n y, por lo tanto, no
podri garantizar si sera bueno o malo.
El doctor Dolz en su discurso trat6 un aspect del
problema de la Reforma Constitucional, que ha sido
objcto de muy vivos comentarios y del anl'liis apa-
sionado de nuestros contradictores; me refiero a la
forma de redacci6n del articulo 115 do nuestra Cons-
tituci6n; eso debemos estudiarlo con algunos ante-
ccdentes. Cuando se inici6 el Proyeeto de telorma
Constitutional, se argument en esta forma por esos
adversaries: "esa pr6rroga de Poderes y esa no
reelecciGn es exclusivamente l)ara engafiar al pue-
blo diciendoles que va a ser por una vez, dada las
circunitancias esencialmente favorables en que se
encuentra el Pais, pero pudiera scrvir para que se
eternizara un gobernante en el powder con sucesivas
pr6rrogas." En vista de esas manifeslaciones y como
media de garantia para el porvenir, ya que esos
compatriotas la solicitaron, se estableci6 un sistema
restrictive para modificar la Carta Fundamental.
Entonces se nos critical y se dice por el doctor Dolz
"que algo horrible haciamos cuando no queriamos
que se repitiera." Es el caso sefiores de la argumnen-
taci6n donde nunca se puede perder; cs el caso del
argument donde nunca podriamos acertar. izi ha-
cemos una cosa somos objeto de critical, y, si hace-
mos otra, complaci6ndolos a ellos, entonces se dice
que lo que nosotros vamos a hacer es malo, que no
es digno de aplauso. Esos son los arguments fuin-
damentales del ilustre professor de Derecho Proce-
sal de la Universidad de la Habana doctor Ricardo
Dolz, sofista genial y admirado.
Observemos el discurso de oposici6n al Proyecto
pronunciado en la CAmara de Representantes por el
doctor Manuel Castellanos, politico militant, ora-
dor elocuente, espiritu batallador y comubativo. Co
menz6 su discurso con un canto a la libertad, dicien-
do que significa progress, que es el reconocimiento
de un derecho; y mis tarde en otro pirrafo protest
airado declarando que una gran mayoria contra una
insignificant minoria trata de violentarlo al refor-
mar la Constituci6n y los despoja de sus derechos.
Es decir, al comenzar su discurso entona un canto a
la libertad, al principio de las mayorias, pero luego
cuando se trata de aplicar a los que como 61 repre
sentaban ese dia la minoria, ee principio de mayo-
ria, ya la libertad se obscurece y es victim de un


17







18 DIARIO DE SEBIONEB DE LA 00NVENOION OONSTITUTYNTE


atropello. Despubs afirma en su discurso que no he-
mos sufrido transici6n que obliguc a poner manoi en
nuestra Constituci6n, y que el problema debe tratar-
se desde un punto de vista eminentemente cientih
co; vemos que opina en un todo contrario al doctor
Dolz, 6ste afirma que es un problema de political
prActica, baja de la cumbre al llano, y acepta la ne
cesidad de reformer la Constituci6n; el doctor Cas-
tellanos proclama el aspect cientifico del problema,
sube del llano a la cumbre y dice que no debe refor-
marse la Constituci6n. i Qu6 no hemos sufrido tran
sici6n de ninguna clase para reformer la Constitu
ci6n? Dos revoluciones y una intervenei6n extran-
jera no es transici6n suficiente para variar la Car-
ta Fundamental del Estado? I'Serh la afnica transi-
ci6n suficiente para el doctor Castellanos perder ]a
independeneia y la soberania? Si la perdiesemos ya
no era necesario variar nuestra Constituci6n.
Se ha dicho que la Pr6rroga de Poderes es una
media illegal, que no tiene precedent en ningin
Pais del orbe. Se afirma que es contraria a los prin
cipios mAs elementales del Derecho Pfiblico, y que
vamos a realizar una innovaci6n en todos los aspects
del Derecho Politico o Constitucional. A eso contest
declarando y afirmando que en casi todos los paises ci-
vilizados de la tierra, inclusive en Inglaterra, respe
tuosa en todos sentidos de la tradici6n y de los prin-
cipios puros, se han dado casos de Pr6rroga de Po-
deres para el Congreso, y en otros paises para el
Ejecutivo; y afirmo que en nuestra misma Republi
ca han permanecido en el poder funcionarios que
habian sido elegidos para un t6rmino menor del es
pacio de tiempo que desempefiaron sus cargos.
Yo no quiero cansar sobre este aspect la aten-
ci6n benevola de los sefiores Delegados, pero puedo
eitar varies casos expuestos en su brillante diseurso
pronunciado en el ISenado por el elocuente orador y
gran Abogado Senador Vera Verdura.
El Septenial Bill de 1.716 mediante el cual el Par-
lamento ingl6s prorroga su duraci6n de tres a site
afios. No habiendose clausurado las sesiones en
1.809 antes del afio, el Senado Consulto de 30 de
Diciembre de ese afio prorrog6 los poderes de los Di
putados de la series saliente per todo el tiempo de
duraci6n de las sesiones de 1.809; decidi6 ademAs
que esos Diputados continuaran sus funciones por el
period de 1.810 hasta la nominaci6n de sus suce
sores: Francia. En Marzo de 1,830 Carlos X prorro-
g6 la CAmara: Francia. Por la Constituei6n de Yu-
catan de 31 de Marzo de 1.841 se prorroga el t6rmi
no de su mandate al Gobernador. La Asamblea Na
cional del Ecuador en Marzo 31 de 1.878 se prorro-
g6 sne poderes. La Asam-blea Nacional de Panama
por reform de la Constituci6n de 26 de Dieiembre
de 1,918 se prorrog6 seis aflos sus poderes. La


Constituci6n del Estado de New York de 9 de Oc-
tubre de 1.846 determine que el cargo durara dos
arios pero pars la primer elecci6n dur6 dos afos
y meses. En el Estado de Pennsylvania se declare en
su Constituci6n que el Gobernador sera elegido en
Octubre de 1.839 y tomara posesi6n el tercer mar
tes de Enero de 1.840 hasta cuya fecha se extiende
el actual t6rmino ejecutivo. En Francia por la Ley
de 24 de Diciembre de 1.914 se prorrogaron los po
deres los Senadores; y en 31 de Marzo de 1.918 los
poderes de-los Diputados.
En Cuba cuando la elecci6n del General Jos6 Mi-
guel G6mez, fueron electos el Presidente y los Re-
presentantes por cuatro aiios, y los Senadores por
ocho; y en vez de tomar posesi6n el 20 de Mayo y
el primer lunes de Abril respectivamente lo hicieron
el 28 de Enero. Veran pues los sefiores Delegados
con estas citas la legalidad de la media que vamos
a adoptar.
Podemos tambi6n decir en defense nuestra que el
Proyecto de Reforma Constitucional que ahora se
dispute tiene su antecedente, tiene su origen en la
Primera Convenci6n Constituyente. En ella se plan
tearon ideas que parecian novisimas entonces y lo
eran, y por eso no fueron aceptadas. Como a travys
del tiempo, se ha demostrado que son altamente con
venientes a la Naci6n es por lo que las traemos aqui
En 24 de Enero de 1,901 Rafael Manduley y Eudal-
do Tamayo propusieron el sufragio femenino, que
en 28 de Enero, volvi6 a reiterar Salvador Cisneros
Betancourt, y en 4 de Enero lo propusieron conjun-
tamente el General Lacret y el Marqu6s de Santa
I~ucia. Luego, la iniciativa noble de este Proyecto de
Reforma Constitucional, iniciativa timida quizAs,
de coneederle el voto a la mujer como just home-
naje a su talent y a su actuaei6n en todo sentido
beneficiosa a la Patria, tiene, como antecedente, no
precisamente la opinion nuestra, sino la opinion de
esos ilustres convencionales que conoclan de los sa
crificios realizados por ellas para obtener la Inde-
pendencia de la Patria y por eso estaban absoluta-
mente identificados con su aspiraci6n.

La iniciativa de las leyes como dereeho del Presi-
dente de la Repfbliea fu6 propuesta por el insigne
cubano, orador grandi-locuente Manuel Sanguily en
30 de Enero. Hasta rectificamos con el actual Pro-
yeeto, errors materials que ellos cometieron, co-
mo es el de deelarar que se puede suspender el de-
recho de petici6n y no el de reunion como aparece
en la Constituci'n vigente, cuando lo que acord6 la
primers Convenci6n Constituyente fu6 lo contrario,
y por un error de la Comisi6n de Estilo, se troc6,
existiendo en la actualidad el dereeho de suspender
las garantias individuals de petiei6n y no el de







DIARIO DE SESIONEB DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 19


reunion lo que es completamente contrario a los
principios del derecho.
Es decir, que nosotros no somos, ni siquiera en
ese aspect, innovadores, sino que estamos tratando
de levar a la prictica las ideas do los antiguos y
venerables convencionales, porque a trav6s del tiem-
po ha venido a demostrarse que en esos aspects te-
nian toda la raz6n.
Se me dirA: i Cuil es el aspect cientifico y tec-
nico para aceptar que el senior Presidente de la Rle-
piblica se reelija aunque lo favorezca la opinion ge-
neral del Pais? Queremos razones exclusivamente le-
gales en favor de ese acuerdo de la Convenci6n
Constituyente, nos repetirAn los adversaries de la
miedida. A eso contest que es el principio del dere-
cho adquirido. Es cierto que Gabba y otros autores
que no constituyen por cierto la mayoria, opinan
que en material de Derecho Pfibiico no existed el
principio del derecho adquirido y de irretroactivi-
dad; pero no es menos cierto que nuestro Tribunal
Supremo de Justicia, finica y principal autoridad
en Cuba en material de interpretaci6n de las leyes,
ha declarado, en sentencias contra la suspension de
la Ley del Servicio Civil, que en material de Derecho
Piublico existed el derecho adquirido y que infringe
el precepto del articulo 12 de la Constituei6n cuan-
do se despoja a alguien de 61 por aplicaci6n retroac-
tiva de la Ley. Si el Presidente de la Repiblica fu6
electo con el derecho a reelegirse que autoriza el ar-
ticulo 66 de la Constituci6n vigente, una Ley poste-
rior que prohiba esa reelecci6n presidential, no pue-
de legalmente perjudicarle en su derecho adquirido
por aplicarse la Ley retroactivamente. Esta pues,
amparado por un precepto constitutional como el del
articulo 12 ya citado, que no es objeto de modifica-
ci6n, y por tanto, realizariamos una ilegalidad si
prohibiesemos la reelecci6n en cuanto al derecho ad-
quirido que tiene de someterse a la voluntad popular
para que se diga si continfa en el cargo que ocupa
o si debe cesar.
Tan cierto es esto que una Constituci6n novisima
la de la Repfiblica Checoeslovaca de 29 de Febrero
de 1.920 en su articulo 48 acptanse los principios de
la no reeleoci6n presidential, desde su promulgaci6n
primera, con la excepci6n del que, en aquel momen-
to era Presidente professor Massarick. !Se declar6 que
por ser el Primer Presidente de la Repiblica, ten-
dria derecho a la reeleceei6n presidential, como res-
petuoso homenaje al dereaho adquirido por ese in-
dividuo, que cuando ocup6 la presidencia aunnue
fuere provisional no tenia ningfin precepto que le
prohibiese ir a la reelecci6n y continuar en el cargo.
Sefior Presidente y sefiores Delegadoe: Es conve-
niente la Reforma Constitucional; viene a resolve


graves problems que existen en nuestro Pais; sig-
nifica al mismo tiempo, que ha existido un moment,
Sn nuestra historic, en que los cubanos, quo siem-
pre hemos estado divididos por pabiones, se han
unido en estrecho abrazo y han pensado solamcnte
-in Cuba y se han aprestacio a modi'icar patri6tica-
,nente su Carta Fundamental. -o nos imported sefo-
:es Delegados, lo quc se diya pur espiritus apasio-
aados de nuestra obra; tenemos tranquila nuetira
:oncicncia, y eso es suficiente.
Afortunadamento la historic no ha de ser eserita
)or nuestros contemporaneou; afortunadamcnte no
.a han de escribir ellos que, en una minoria, son ad-
1han de cseribir nutesros descendiente.s, y cuando
ellos reciban una iepfiblica, con la La rta i,'u lda-
mental donde no exista la reelccci6u y loude si ha-
ya disposiciones do gran traicendencia y lnIlleicio;
cuando nuestras mujeres, en virtud de esta Ley del
Congrcso, tengan el derecho del sufragio y compar-
tan con nosotros las luchas civicas, entonces ello.s y
ellas, exclusivamente ellos y ellas, podran (iecir si
hemos cumplido con nuestro deber. Estoy seguro
que ya desaparecidas las pasione-c, recibiremos la
bendici6n de nuesstros hijos por haber hecho una
obra digna, patri6tica y convenient, por lo menos,
dentro de las medidas de nuestras fuerzas, porque
nadie puede dar ms de lo que tiene. Nosotros he-
imos dado todo, sefiores Delegados, hasta el coraz6n;
que se reconozca por lo menos eso.
(Grandes aplausos).
SR. CASTILLO (DARIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCIIEZ DE BUSTAMANTE) : Tie-
ne la palabra su sefioria.

SR. CASTILLO (DARiO): Sefior Presidente y sei-o-
res Delegados: Realmente, despu6s del discurso pro-
nunciado por el doctor Nifiez Portuondo, bello y do-
cumentado, nada mIs debia decirse en relacion con
las labores a nosotros encomendadas; pero hay por
parte de la minoria una obligaci6n primordial, que
a mi el mas humilde de todos le ha sido encomen-
dada. El doctor Nifiez Portuondo ha hablado en
nombre de las Villas, de las heroicas Villas y en
nombre del Partido Liberal y ha demostrado con da-
tos y antecedentes hist6ricos la necesidad que dicho
Partido Liberal habia encontrado para reformer la
Constituei6n. Nosotros, los Representantes en esta
Constituyente del Partido Conservador Nacional,
queremos declarar en estos instantes solemnes de la
Historia de Cuba, que el Partido Conservador vi6
tambi6n esas necesidades y de acuedo con las mismas
acudi6 con el Partido Liberal a las Reformas Cons-
titucionales teniendo como divisa el afianzamiento




M7 T'- 1 rY t;" M 1*


20 DIARIO DE 85=IONZ8 DB LA 00NVINCION 00NSTITUYTNTE


de nuestras Instituciones e inspirandose en los idea-
les sacrosantos de libertad y democracia.
Estim6 nuestro Partido que cooperar a esta labor
era acudir solicitos al engrandecimiento de nuestra
nacionalidad. Del acuerdo de los Partidos politicos
militants en Cuba vemos ya las consecuencias pro-
vechosas: ya han desaparecido las pequefias y des-
leales pasiones que dividian a los cubanos, que los ha-
elan aparecer como enemigos irreconciliables cuan-
do a todos unia el mismo ideal y todos perseguian el
mismo fin. Hoy ese ideal reverdecido en la conciencia
popular, hace que desaparezcan los odios y los ren-
cores y que todos, con la hermosa denominaci6n de
ciudadanos libres de un pueblo democrAtico, vayamos
entusiastas y fervorosos, persiguiendo como inico fin
el engrandecimiento de la patria. Esto que ha rea-
lizado el Partido Conservador leal y desinteresada-
mente, quiere esta minoria hacerlo constar en estos
moments de solemnidad national.
Los que escriban nuestra Historia, ya fueren con-
temporaneos, ya sean nuestros deseendientes, qui-
za encuentren errors como en toda obra humana,
pero tendrAn que declarar que a todos nos inspire
e impuls6 una absolute 'buena fe y un entrafiable
amor a la Patria.
He terminado.
ISR. PRESIDENT (SINCHEZ DE BUSTAMANTE) : Con-
sumidos los dos turnos en pro, y no habiendo pedi-
do nadie la palabra en contra, se pone a votaci6n no-
minal la totalidad.
Los favorables votarin que si, y que no los con-
trarios.
(Se efectia la votaci6n).
S. LAGUEBUEIA (BENITO): Deseo explicar mi
voto.
SB. PRESIDENT (SANOHEZ DE BUSTAMANTE) : Que-
da aprobada la totalidad por 47 votos a favor y nin-
,uno en contra.
(Votaron a favor los seiores Delegados que a conti-
nuaci6n se expresan: Aguirre, Alfert, Andreu, Ar-
mas, Ar6stegwi, Artola, Balanz6, Barrero, D'Beci,
Beltran, Bello, Bonet, Campos Marquetti, Camps, Ca-
p6, Cartaya, Castillo, COspedes, Don, Duque, Espino-
sa, Garcia Rivera, Garcia Madrigal, Guerra, Herndn-
dez Cartaya, Lagueruela, Miranda, Molinet, Montero
Bernal, Montero Broin, Ninlez, Oropesa, Pella, Perez
Valdes, Pino, Planas, Portuondo, Pur6n, Ramirez,
Salazar, Santo Tomd, Silva Gil, Silva Mu4ioz, Zu-
bisarreta, GOtigrres, Alvarez y S6nches de Busta-
mant ).
ISB. PESmmNTE (SiNOH~E DE BUSTAMANTE) : El
senior Lagueruela tiene la palabra para explicar su
voto.


SR. LAGUERUELA (BENITO) : He votado que si a la
totalidad y me reserve explicar mi voto en cuanto a
la oposici6n que har6 a algunos articulos.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Se
va a dar lectura a la primer disposici6n.
SR. HERNINDEZ CARTAYA (ENRIQUE): Deseo pre-
sentar una moci6n sabre el orden de diseusi6n dt
los articulos del Dictamen, a fin de que la didcusi6n
y votaei6n de algunos de ellos sea previa a la de
otros.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Se
va a dar lectura a la moci6n del senior HernAndez
Cartaya.
(El Oficial de Actas leyendo).
A LA CONVENCI6N:
El Delegado que suscribe tiene el honor de some-
ter la siguiente Enmienda al Dictamen de la Comi-
si6n designada para informer sobre los Acuerdos
del Honorable Congreso sobre Reforma Constitu-
cional.
Que se diseuta el articulo quinto de las Reformas
(Articulo 45 de la Constituei6n), antes de proceder
a la discusi6n del articulo teroero (Articulo 39 de la
Constituci6n).
Que antes de discutir dicho articulo quinto de la
Reform (Articulo 45 de la Constituci6n) procede
la discusi6n del artieulo XV (Artioulo 91 de la
Constituci6n).
Que antes de discutirse los articulos octavo, nove-
no y d6cimo de las Reformas (Articulos 56, 58 e in-
cis9 13 del 59 de la Constituci6n) debe ser discu-
tido el articulo 13 de las Reformas (Titulo VIII de
la. Constituei6n).
Sala de la Convenci6n, a 7 de Mayo de 1928.
(f.) Dr. Emcique Herm4des Cartaya
.Si. HERBNNDEZ CARTAYA (ENBIQ ) : Deseo expli-
car la moci6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Tie-
ne la palabra el senor HernAndez Cartaya para ex-
plicar la moei6n.
Si. HERNINDEZ CARTAYA (ENBIQUE): Sefior Presi-
dente y sefiores Delegados: El objeto de esa moci6n
es, que en orden 16gico vayamos aprobando aquellos
preceptos que tengan un supuesto anteriormente
aprobado. En ese sentido he tenido el honor de so-
meter al conocimiento de esta Convenci6n esa en-
mienda, entendiendo que no pudi6ramos discutir el
articulo quinto de la Reforma, o sea el 45 de la Cons-
tituci6n actual, que se refiere a a a composici6n del
Senado, sin haber discutido y aprobado el articulo
16, 6 sea el 91 de la Constituoi6n, del que, en el Pro-







DIARIO DE 8EBIONEB DE LA OONVENCION CONSTITUYENTE 21


yecto del Dictamen se propone la supresi6n de Dis-
tritos Provinciales. Al tocar el origen y la composi-
ci6n del Senado, a su vez, no podriamos discutir el
articulo 39 que es el tercero de la Reforma, sin teuer
aprobado antes la composici6n del iSenado, ya que
el articulo 45 de la Constituci6n, en la Constituci6n
reformada organize un sistema de minorias, que es
precisamente el que se Ileva al articulo 39 de la
Constituci6n reformada; y por filtimo no podriamos
aprobar ni discutir los articulos 8, 9 y 10 de la Re-
forma que se refieren al precepto de supresi6n de la
Vice-Presidencia, si antes no discutimos y aproba-
mos el titulo octavo que organize el nuevo sistema
que la sustituye.
Mi prop6sito, por tanto, es facilitar la discusi6n
para que cada acuerdo vaya siendo torado en la
oportunidad procedente.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Es-
tA conform la Convenci6n en que se someta a vota-
ci6n en la forma ordinaria?
(Sefales afirmativas).
Queda aprobado.
SR. CAMPOS MARQUETTI (GENEROSO) : Pido la pa-
labra sobre este asunto.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Tie-
ne la palabra S. S.
SR. CAMPOS MARQUETTI (GENEROSO): Para rogar
que tambi6n se vote nominalmente, porque yo no he
comprendido que estas cosas se puedan hacer sin
que antes se mediten con much calma. Lo que ha
sefialado el doctor HernAndez Cartaya puede que
sea razonable, pero efectivamente presentado de una
manera inopinada, no es possible que se decide uno a
votar ni a favor ni en contra.
Por eso yo quiero consignar en acta, la forma en
que se haga.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): ~Es-
tA conforme la Convenci6n en que se repita la vo-
taci6n ?
SR. PORTUONDO (AMEBIC) : Solicito que se lea
nuevamente la moci6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
le va a dar lectura nuevamente.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).
Sa. HERNINDEZ CARTAYA (ENRIQUE): Pido la pa-
labra.
SR. CaMPos MARQUETTI (GENERO0O): Pido la pa-
labra. Yo deseo que el senior Presidente me concede
primero la palabra para hacerle un ruego al doctor
HernAndez Cartaya.
SR. PR EIDBNTB (.SNOHEZ DB BUSTAMANTE) : Tie-
no la palabra el wfior Campos Marquetti.


SR. CAMPOS MARQUETTI GENEROUSO) : Senior Presi-
dente y sefiores Delegados: Ya esta pedida la pa-
labra por el doctor Hernandez Cartaya para hacer
las aclaraciones respect de este particular, y quiero
aprovechar esta oportunidad, para rogarle que en
atenci6n a que los sefiores )elegados, por el tiempo
que hace que estai en nuestro poder el Dietamen, no
iemos podido conocer su articulado, teniendolo en
la memorial, seria preferible, naturalmente, antes que
decidir nuestros votos en este caso por 61 propues-
to, se fuera dando lectura a cada uno de esos ar-
ticulos. OjalA que el doctor HIernandez Curtaya cn-
cuentre la manera ficil de explicar como .sc puede
p)rc-cinidir de estas cosas y llegar a un acucrdo.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Tie-
ne la palabra el srfior IIernAndez (Jartaya.
SR. IlERNANDEZ CARTAYA (ENRI(UE) : Desde luc.,o
no veo ningun inconvenient en que se siguicra el
proccdimiento indicado por el senior Campos Mar-
quetti, pero yo quiero decir que en la proposici6n
que he tenido el honor de hacer, cito dos o tres casos
de aquellos que se contienen en la moci6n o dicta-
men para que con su claridad de juicio, el senior
Campos Marquetti inmediatamente se sume a la pro-
posici6n. Ese proyecto que viene a conocimiento de
esta Convenci6n, dice en el articulo 39: Las Leyes
establecerAn reglas y procedimientos que aseguren
la intervenci6n de las minorias. Y la Reforma con-
siste en decir: "En el iSenado." Y el articulo 45, que
es posterior, organize un sistema en el cual aparece
ya la integraci6n de una minoria de regimen cons-
titucional. Para discutir el articulo 39, habria que
empezar por dar por supuesta la aprobaci6n del ar-
ticulo 45, 6 sea la Reforma complete de nuestro sis-

tema actual de regimen senatorial, y entonces, si se
aceptara el articulo 45 de la Reforma, era 16gico lle-
var al articulo 39 el precepto de la minoria. Pero,
donde se ve mas la necesidad, es en el propio dicta-
men de la Reforma. Referente al articulo octavo
anuncia el dictamen el contenido del articulo octavo
tal como viene del Congreso, con lo cual aparece que,
"cada CAmara ejerce... (sigue leyendo).
Y ya comenzando el dictamen empieza con esta
frase: "Suprimido el cargo de Vice-Presidente de la
Repfiblica" I Cmo es possible que al discutir el ar-
ticulo octavo podamos dar por supuesto la supresi6n
del cargo de Vice-Presidente que corresponde a pre-
cepto posterior
Lo que yo propongo es solamente un orden de
discusi6n, un m6todo de trabajo, que no varia en
nada el contenido del dictamen.
SR. CAMPOS MARQUETTI GENEROUSO): Pido la pa-
labra.
SB. PamBBBINT (8lxOEz DB BUBTAMANTE) : Tie-
ne la palabra el sefor Campos Marquetti.







22 DIARIO DE BEBIONE8 DE LA CONVENTION OONSTITUYENTE


SR. CAMPOS MARQUETTI (GENEROSO): De acuer-
do con la explicaci6n acabada de hacer por el doctor
HernAndez Cartaya, porque precisamente he podido
advertir esos errors cuando 61 hablaba; pero co-
rresponde desde luego y asi lo pedimos, que se lean
en eada caso los particulares de que se trata, a fin
de fijar bien cual de los dos debe ser discutido.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Se
pone a votaci6n nominal la proposici6n.
SR. CAMPOS MARQUETTI (GENEROSO): Renuncio a
la votaei6n nominal.
.SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Re-
nunciada la votaci6n por el senior Campos Marquet-
ti, queda aprobada efectivamente la moci6n, y se va
a leer el articulo lo. del Dictamen.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. ZUBIZARRETA (OcTAVIo): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Tie-
ne la palabia el senior Zubizarreta.
SR. ZUBIZARRETA (OCTAVIO) : Sefior Presidente y se-
fiores Delegados. He pedido la palabra no s6lo para
solicitar la aprobaci6n del articulo a que se le aca-
ba de dar lecture, sino tambien para hacer algunas
manifestaciones que estimo convenient aparezcan en
el "Diario de Sesiones" de la Convenci6n.
El doctor Bustamante, ilustre Presidente de esta
Convenci6n, al tomar posesi6n de su cargo el dia de
nuestra constituci6n definitive, hubo de expresar,
con su habitual elocuencia, con referencia a la re-
forma del articulo segundo de que nos venimos
ocupando, que nuestra Constituci6n tiene un Ap6n-
dice y que en ese Apindioe hay un artieulo, el ar-
ticulo 6o., que dice de una manera expresa, que Isla
de Pinos queda excluida de los limits de Cuba.
Ahora, cuando nosotros hayamos votado la reform,
el articulo 6 del Ap6ndice .Constitucional, al reim-
primirse la Constituci6n, tendrA que ser sustituido
por una series de puntos, y habremos abierto en 61 la
primer brecha. Asi se expree6 ese hombre cumbre
que nos preside, a quien honramos designandolo
President, honrAndonos nosotros. Y desde ese pun-
to y hora se robusteci6 en mi la idea de borrar el
Ap6ndice de nuestra Constituci6n. Y a fN que hay
muehas razones que asi lo aconsejan. Pero no quise
traer a la Convenci6n este problema, sin antes lle-
varlo a la Comisi6n de los Quince. Asi lo hice. A
ella present una moci6n en la que solicitaba que se
recomendase a esta Convenci6n que acordara rogar
al senior Presidente de la Repfibliea, que al publicar
la Constituei6n con las reforms aprobadas por nos-
otros, se suprimiese el Ap6ndice. La Moci6n estaba
coneebida en estos t6rminos: "A la Comisi6n. El
Delegado que suseribe ruega a sus compafieros to-
men este ACUERDO: que en el dictamen que se rin-


da a la Convenci6n se le recomiende que acuerde
rogar al Honorable senior Presidente de la Repibli-
ca, que al publicar el nuevo texto de la Constituci6n
con las modificaciones acordadas por el Congreso y
aprobadas por la Convenci6n, se suprima el texto
del Ap6ndice Constitucional, toda vez que dicho
texto se agreg6 a continuaci6n de la primitive Car-
ta Fundamental realmente con caraeter provisional,
hasta tanto que el Estado cubano se organizase y
pudiese celebrar un pacto bilateral con los Estados
Unidos de America sobre el regimen de sus relacio-
nes internacionales; y habi6ndose firmado y rati-
ficado hace tiempo el "Tratado Permanente deter-
minando las relaciones entire la Reptblica de Cuba
y los Estados Unidos de America", de 22 de Mayo
de 1904, en el cual se encuentra transcript literal-
mente el texto del mencionado Apendice Constitu-
cional, parece 16gico que, teniendo su lugar adecua-
do en los articulos del referido Tratado, no continue
como Ap6ndice de la Constituei6n, sobre todo si se
tiene en cuenta que los articulos VI y VIII han de-
jado de existir y los demAs se encuentran cumpli-
mentados o en desuso. Habana, Mayo 3 de 1928.-
Octavio Zubizarreta." La Comisi6n reconoci6 los
motives patri6ticos de mi Moci6n, pero se abstuvo de
hacer la recomendaci6n pedida por mi por estimar
que no tratAndose en el Aeuerdo del Congreso de la
Reform del Ap6ndice Constitucional, no estaba fa-
cultada para resolver favorablemente mi solicitud y
en virtud de otras consideraciones respetables, que
no creo necesario consignar ahora. Disenti de la
opinion de mis distinguidos compafieros, pero acat6
su fallo, porque meditando mis sobre el problema
juzgu6 que no era indispensable, ni much menos, la
recomendaci6n de la Comisi6n de los Quince ni nin-
gfn acuerdo de la Convenci6n para que mis deseos,
que son los vehementes anhelos del pueblo cubano,
cristalicen en una hermosa realidad, en un future
pr6ximo.
Un breve, muy breve recorrido por nuestra hiito-
ria republican, nos lleva a esta conclusion: Recor-
demos el pasado.
Por orden del Gobierno Interventor de 25 de Ju-
lio de 1900 se dispuso "una elecci6n general en la
Isla de Cuba en Septiembre de 1900 para elegir De-
legados a la Convenci6n que habrA de reunirse en la
Ciudad de la Habana en Noviembre de 1900 para re-
daetar y adoptar una Constituci6n para el pueblo
de Cuba, y como parte de ella proveer y acordar con
el Gobierno de los Estados Unidos en lo que respec-
ta a las relaciones que habrAn de existir entire aquel
Gobierno y el Gobierno de Cuba."
Reunida la Convenei6n Constituyente redact6 y
adopt6 la vigente Ley Fundamental del Estado Cu-
bano, y en eumplimiento de lo dispuesto en aquellb







DIARIO DE BZBIONEB DE LA CONVENTION CONSTITUYENTE 23


Orden Militar de 25 de Julio de 1900 acord6 adicio-
nar y adicion6 la Constituci6n con el Ap6ndice cono-
cido con el nombre de Enmienda Platt.
Y lo primero que ocurre preguntar, y yo me pre-
gunto, sefores Delegados, ese Apendice forma par-
te integrante de nuestra Constituci6n? Es un con-
trato bilateral, como sostienen muchos? Lo ncgamos.
El texto mismo del Ap6ndice decide la cuesti6n. En ri-
gor la adici6n a la Constituci6n, el Ap6ndice de que
nos venimos ocupando, no fue mAs que una media de
garantia exigida por el Gobierno Interventor; fu6
una solemne promesa hecha por Cuba de llevar a un
Tratado Permanente las disposicionys contenida~
en el Apendice. Y si es asi, si no fue mas que una
promesa, como sostenemos, cumplida esta. El Apen
dice no debe continuar adicionado a la Carta Fun-
damental del Estado Cubano. El texto del articulo
octavo del Ap6ndice dice que Cuba insertark las an-
teriores disposiciones en un Tratado Permanente con
los Estados Unidos. j QuB significa ese precepto; cuil
es su sentido gramatical, cual la interpretaci6n 16gi-
ca que debe darsele? A nuestro juicio, sefiores De-
legados, el articulo octavo demuestra que el Gobierno
Interventor no crey6 que la adici6n a la Constitu-
ci6n era un Tratado ni un convenio bilateral entire
Cuba y los Estados Unidos, sino una promesa. Y
se explica. La Convenci6n Constituyente no podia
celebrar ese convenio, no podia celebrar tratados.
Era menester remitir el asunto al Gobierno que se
constituyera mis adelante, de acuerdo con la Cons-
tituci6n adoptada, y de aqui el precepto contenido
en el articulo octavo del Ap6ndice.
Pero aunque asi no fuera. Si en virtud del Trata-
do ratificado por Cuba y los Estados Unidos, Isla
de Pinos, que habia. sido omitida de los limits de
Cuba, por el articulo sexto del Ap6ndice, ha pasado
a former parte de nuestro territorio por reconocerse
y declararse en dicho Tratado que pertenece a Cu-
ba, y podemos en consecuencia, al reimprimir la
Constituci6n, como dijera el sabio que nos preside,
sustituir el invocado articulo sexto por puntos, por
qu6 no sustituimos tambi6n el articulo s9ptimo que
igualmente ha sido objeto de otro Tratado.
El aludido articulo septimo deelara que para po-
ner en condiciones a los Estados Unidos de mantener
la Independencia de Cuba y proteger al pueblo de la
misma, asi como para su propia defense, el Gobirr-
no de Cuba vendera o arrendari a los Estados Uni-
dos las tierras necesarias para carboneras o estacio-
nes navales, en ciertos puntos determinados que se
oonvendrAn con el Presidente de los Estados Uni-
dos.
En virtud de lo dispuesto en dioho articulo asptimo
se celebr6 un Tratado, el Tratado Permanente de 28


de mayo de 1903, que fu6 ratificado en 1904 por Cu-
ba y los Estados Unidos de Ambrica.
V ase con detenimiento el texto de ese Tratado.
En uno de sus por cuantos, se consigna que por ha-
berse establccido el Gobierno independiente y sobe-
rano de la Rep6blica de Cuba hajo la Con-iitueciiu
promulgada en 20 de Mayo de 1902, en la que se
incluyeron las precdenles coi iciones, es decir los
articulos del Aplndice, sc hace necesurio incorporar
las estipulaciones arriba indicadas o scan los repe-
tidos articulos del Apindice, en un Tratadlo Perma-
nente centre Cuba y los Estados Unidos, y al objeto
de dar cumplimiento a las condiciones antes dlikas,
ambos pauses nombran sus P'lnipotenciarios quicne.
convienen en los siguientes articulos, que se insertan
a continuaci6n, y que son los site prineros del
Apendice Constitucional.
Tenemos, pues, seilores Delegados, que el texto del
Tratado lermanente nos da asimismo la razun en
estc problema. Porque si se hacia ncccsario llevar al
Tratado el Apendice Constitucional, si era indispen-
sable convenir sobre las condiciones fijadas en dicho
Ap6ndice, es evident que el Apiidieu no ticne ra-
z6n de seguir figurando como una adiciOn a la Cons-
tituci6n ide nuestra Repdblica. RoLbustece, aderms,
estas manifestaciones las reserves a que qucdo suje-
to el Tratado sobre la Isla de Pinos. Estidiense con
detenimiento. NStese que en la primera de esas re-
servas el Gobierno de Cuba y el de lus Estados Uni-
dos, hacen constar que todias las clausulas o estipu-
laciones de los tratados existentes o futures, inclu-
yendo el Tratado Permanente, seran aplicables al
territorio, y los habitantes de la Isla de Pinos, y se
verA que los propios Estados Unidos no aluden al
Apendice sine al Tratado Permanentc, porque sien-
do aqu6l, una promesa, cumplida ya por este Trata-
do, ha dejado de existir. El propio Presidente de la
Repdblica, TomAs Estrada Palma, en Mensaje diri-
gido al Congreso en 6 de Abril de 1903, despu6s de
dar cuenta del convenio celebrado con los Estados
Unidos sobre arrendamiento de lugares para esta-
'blecimiento de estaciones navales o de carboneras,
pendiente entonces de ratificaci6n por el Senado de
Cuba y de manifestar que se ocupaba del asunto de
Isla de Pinos, declare lo que sigue: queda adn por
celebrarse el Tratado Permanente de que habla el
articulo 80. del Ap6ndice Constitucional. Segin la
letra de este articulo es obligaci6n insertar en dicho
Tratado, todas las clausulas del Apendice. Una vez
hecho asi, no parace necesario que continien figa-
rando en la Constituei6n de la Repfblica los estatu-
tos americanos conocidos con el nombre de "En-
mienda Platt." Por tanto, el Ejecutivo entiende
que, sin perjuicio de realizar, desde luego, el conve-
nio sobre estaciones para dep6sitos de carb6n o na-







24 DIARIO DB BMIONiZ0 Di LA 0ONVINOION 0ONSTITUYENTE
w, ,,,


vales, y el relative a Isla de Pinos, import celebrar
cuanto antes el Tratado Permanente, que oonstarA
de las cliusulas de la mencionada Enmienda, inte-
gramente insertas, y de los sobrediohos convenios es-
peciales, pactados en cumplimiento de los articulos
sexto y s6ptimo del Ap6ndice Constitucional. De esta
manera se habrAn establecido claramente los t6rminos
de las relaciones political entire Cuba y los Estados
Unidos, quedando resuelto para nosotros, en defini-
tiva, un problema que es susceptible; mientras no lo
este, de mantener nuestro animo en alguna incerti-
dumbre, por la raz6n misma de no saber a ciencia cier-
ta cual seria el resultado final de las negoeiaciones.
De manera que estoy en buena compafiia. Un Presi-
dente de la Repfblica haee veinte y cinco aios, en los
moments en que se ocupaba de flevar a cabo el Tra-
tado Permanente con los Estados Unidos, opinaba
que celebrado el Tratado, la Enmienda Platt no era
necesario que continuara figurando como adici6n a la
Constituci6n de la Repfiblica; y de aqui, sefores De-
legados, que haya desistido de presentar a esta Con-
venci6n mi Moei6n pidiendo que se acordara rogar
al President de la Reptiblica que al reimprimir la
Constituci6n suprima el Apendice. Porque no es ne-
eesario tal petici6n para que el senior Presidente de
la Repfblica lo haga, si lo estimare pertinent; que
el ilustre por todos concepts General Machado sabe
interpreter de manera 'admirable los deseos, las as-
piraciones, las ansias de su pueblo, asi come nosotros
sabemos secundarlo, sin dudas ni vacilaciones en la
enorme y patri6tica labor de engrandecimiento de la
patria.

Nadie podra pensar que me muevo en este asunto
a impulses de sentimientos hostiles a la gran demo-
eracia americana. Lejos de mi Animo tal cosa, pues no
he olvidado ni podr6 olvidar nunca que al gran pue-
blo americano, a su concurso noble y generoso du-
rante la Guerra de independencia debemos los cuba-
nos en gran parte la libertad e independencia de
que disfrutamos, y s6lo debera verse en mis vehe-
mentes deseos de que sea borrado completamente el
Apendice de la Constituci6n, la expresi6n sincera del
pensar y del sentir de mis compatriotas, que como
dijera en fecha reciente el doctor Bustamante, no
screen que ese Ap6ndice amengiie ni lastime en lo
mas minimo nuestra independencia y nuestra so-
berania, pero si observan en no pocos casos que los
enemigos m4s o menos encubiertos de Cuba se apro-
vechan de 61 para discutir y poner en duda nuestra
libertad, nuestra independeircia y nuestra sobera-
nia. Voy, pues, a concluir rogando a la Convenci6n
que apruebe el articulo primero de la Reforma tal
y eomo lo recomienda en su dictamen la Comisi6n
de los Quince.-He dicho.

(Ap-flana).


SB. D'BEOI (LORENzo) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Tie-
ne la palabra el senior Lorenzo D'Beci.
SR. D'BEOI (LORENZO): Sefior Presidente y sefio-
res Delegados: Es una situaci6n dificil en la que me
encuentro y que me obliga, en este instant, a corres-
ponder al ruego de los seiiores de la Comisi6n que
han presentado el Dictamen que ahora empieza a
discutirse. Es una oposici6n al articulo primero, di-
ficil, porque de antiguo es sabido, que inspira poca
simpatia toda manifestaci6n que parezca contraria
a la supresi6n de la Enmienda Platt.
Pero yo vengo, fnica y exclusivamente, a ratificar
ante la Asamblea mis manifestaciones hechas en el
seno de la Comisi6n, euando discutiamos el articulo
objeto del debate.
Es en mi sentir una oportunidad poco propicia la
que significa la proposici6n presentada por el senior
Zubizarreta.
ISR. ZUBIZARRETA (OCTAVIO) : Yo no he hecho nin-
guna proposici6n.
'SR. D'BECI (LOBENZO): Eso entendia yo. Aqui
estamos discutiendo, fnicamente, introducir en la
Reforms la declaraci6n de que la Isla de Pinos forma
parte del territorio national, cosa que se habia re-
servado para realizar un tratado entire Cuba y los
Estados Unidos. Era mi opinion, entonces, que tra-
tindose de una situaci6n contractual, de un compro-
miso elevado a la solemnidad de un contrato entire
las dos Naciones, no teniamos nosotros al derecho ex-
elusivo de hacer modificaci6n alguna a ese contra-
to, sin contar con la voluntad express de la otra
part contratante, y me parecia poco oportuno que
.nosotros tuvieramos que hacer esta declaraci6n pi-
blicamente, porque, una de dos: o habia desaparecido
el precepto del articulo sexto, virtualmente, por la
reform, en cuyo easo estaba demas el ruego que
pretendia el doctor Zubizarreta, o, por el contrario,
ese articulo sexto tenia eficacia hasta el moment en
que los Estados Unidos prestaran su conformidad
para la supresi6n. No habia t6rminos hbbiles para
discutir de distinta manera; era un dilemma que not
producia un circulo de hierro de donde no podiamos
salir, teniamos que discutir dentro del dereeho, no
dentro del sentimentalismo patri6tico porque en este
terreno soy, tambi6n, un decidido partidario de la
absolute supresi6n de ese articulo sexto del Ap6ndi-
ce Constitucional; pero se discutia dentro del te-
rreno tbcnico, dentro del dereeho, de la Ley escrita,
y dentro de ese terreno nos encontramos con un con-
trato bilateral, que es la manifestaci6n de dos volun-
tades contests en la ratificaci6n de este precepts
por medio de un tratado.







DUAIIO DE 83510135 DI LA 00G1IV3CI0 N COONBTnVIT NTE 28


Nosotros no podemos ademis, atribuirnos facul-
tades para la alteraci6n de ese tratado por estia cir-
eunstancia importantisima: quo no estando ese pro-
blema sometido a nosotros, por el Congreso, y siendo
el articulo sexto consabido, parte de la Constituci6n,
porque ha sido adicionado expresamente a ella, ca-
recemos, en lo absolute, de competencia y de facul-
tades para pedir la alteraci6n del precepto constitn-
cional, cuya reform no so nos ha confiado.
Yo creo que en este orden de ideas era en lo fini-
co en que disentiamos del doctor Zubizarreta. Indu-
dablemente que identificados con 61, como estamos
identificados todos, no podemos suprimirlo de la
Carta Fundamental, asi como nuestra aspiraci6n es
suprimirlo en la realidad para que, en ning6n mo-
mento y per ningfn motive, tenga que supervisarse
nuestro Gobierno y para hacerla innecesaria, como
dijo nuestro Presidente en su iltimo viaje a los Es-
tados Unidos, precisamente, cuando trataban de la
Enmienda Platt en un almuerzo que le ofrecieron
las Corporaciones Econ6mioas de los Estados Uni-
dos, en que declar6 que uno de sus ideales, que una
de sus aspiraciones y que uno de sus deseos era su-
primir ese Ap6ndice de nuestra Constituci6n y que
en ese sentido 61 esperaba que dentro de su period
presidential se presentara la oportunidad de supri-
mirla totalmente y ver a Cuba tan libre como el mas
libre de todos los pueblos.-He terminado.
(Grandes aplausos).
SR. NifiEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. ZUBIZARRETA (OCTAVIO) : Pido la palabra para
una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Tie-
ne la palabra el senior N6fiez Portuondo.
SR. NiiEz PORTUONDO (EMILIO): Como yo fui, en
la Comisi6n, el que se opuso primeramente a que se
aprobase la Moci6n del doctor Zubizarreta, quiero,
muy brevemente, explicar cual fu6 el motive de mi
oposici6n.
Yo cntendi que la Enmienda Platt no debiamos
discutirla en ese lugar, como muy bien decia el doc-
tor D'Beci. Desde el punto de vista patri6tico, todos
estAn contested en que es convenient que, en el por-
venir, desaparezca la Enmienda Platt aunque, en la
actualidad, en realidad, result un precepto absolu-
tamente initial, porque, por la conduct de nuestro
Gobierno y la de nuestros ciudadanos, es completa-
mente innecesaria, no s6lo la intervenci6n, sino la
mAs ligera indicaci6n en los asuntos propios; peru yo
sostenia desde el punto de vista esencialmente tec-
nico, lo siguiente.
Por la Orden Militar de 25 de Julio de 1900, fu6
oonvoeada la primer Convenei6n Constituyente. En
ela Orden Militar se determinaba, de una manera


clara y precise, que la Convenci6n redactaria una
Carta Fundamental, una Constituci6n, y como par-
to integrante de ella, asi se dice, "como parte inte-
grante de la Constituci6n", las relaciones que debie-
ran existir entire los Estados Unidos de Norte Ame-
rica y Cuba.
Tan es cierto esto, que cuando se acord6 el Ap6n-
dice Constitucional, so declar6 que la "Convenci6n
Constituyente procediendo do conformidal con la
Orden Militar del Gobierno de Cuba de 25 de Julio
de 1900 por la cual fu6 convocada, acord6 adicionar
y adicion6 la Constituci6n de la Repdblica de Cuba,
adoptada el 25 de Febrero con el siguiente Ap6ndi-
cc." Es decir que el Apendice Constitucional forma
part integrante de la Constituci6n de Cuba.
No me importaba, para emitir mi opinion, el hecho
de que fuese o no un Tratado. Lo cierto es que for-
ma parte de nuestra Constituci6n y como con arreglo
al articulo 115 de la Constituci6n de la Repfblica, pa-
ra modificar 6sta, es necesario el acuerdo previo de
las dos terceras parties del Congreso y luego la con-
vocatoria de una Convenci6n para que la apruebe o
rechace, no existiendo, previamente, el acuerdo del
Congress en ese sentido, nosotros somos completa-
mente incompetentes, a pesar de nuestros buenos de-
seos en ese sentido, para resolver, ni siquiera para
recomendar al Honorable Sefior Presidente de la Re-
pfblica que al editar la Constituci6n suspendiese el
Apendice Constitucionial, porque si nosotros con la
representaci6n del pueblo soberano para modificar la
Carta Fundamental, no somos competentes, much
menos podia serlo el Presidente de la Repfblica para
suprimir parte de la Constituci6n, lo que constitui-
ria un peligro sin la sanci6n official en ning6n sen-
tido de una Convenci6n Constituyente.
SR. PORTUONDO (AMXaICO): (Interrumpiendo).
Yo desearia que el senior Ndfiez nos explicara, a su
juicio, cual es la entidad, el organism competent
para suprimir o para tratar de suprimir el Ap6n-
dice Constitucional.
SR. ZUBIZARRETA (OTAVIO) : Nosotros, la Conven-
ci6n.
SR. N iEZ PORTUONDO (EILIO) : Yo creo que nos-
otros, no. El Ap6ndice Constitucional tiene dos as-
peetos. El aspect de una parte integrante de nues-
tra Constituci6n, porque lo dice la Constituci6n
misma, porque lo dice la primer Convenci6n, por-
que ellos eran los que tenian que interpretarla; y al
mismo tiempo, tiene el aspect de un tratado inter-
nacional. Por lo tanto, es necesaria la conformidad
de ambos Gobiernos, mirandolo como un aspect de
Tratado Internacional, y, luego, la Reforma Consti-
tucional, para que lo sancione el pueblo de Cuba
mediante una Convenci6n Constituyente.







26 DIARIO DB 8B50IN8L DI LA 00NVENOION OONSTITUYENTE
_ .. "1 I I III


Por eso, precisamente, argumentaba yo en el sen-
tido eminentemente t6enico, pudi6ramos decir, que
con el simple hecho de que existiese un Tratado
Permanente, no era suficiente para quitarla de la
Carta Fundamental, porque los tratados pueden de-
nunciarse; con el acuerdo de los Gobiernos y la ra-
tificaci6n de los Senados, pueden suprimirse; pueden
desapar cer, y para este easo especialisimo no era
necesario un acuerdo previo sino el acuerdo especial
de la Convenci6n Constituyente.
ISR. ZUBIZARRETA (OTAVIO) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden. Yo entiendo que se esta dis-
cutiendo fuera de lugar; yo pedi la palabra o hice
una manifestaci6n en el sentido de que no habia trai-
do esa Moci6n aqui. Y ahora -lrededor de ella se es-
tA discutiendo indebidamente.
SR. N I1EZ PORTUONDO (EMILIO): Yo he querido
,hablar para que se sepa por que en el seno de la
Comisi6n no se acept6...
SR. ZUIZARRETA (OcTAvIO): Yo he aceptado lo
que acord6 la Comisi6n.
SR. NfiEZ PORTUONDO (EMILIO): Pero segfin pa-
rece con protests.
SR. PORTUONDO (AERIco) : Yo deseaba una acla-
raci6n por parte del senior Nuifiez. Opino que esta
cuesti6n es de importancia y todo cuanto aqui se
diga tendra una gran resonancia en el future en
relaci6n con nuestro Ap6ndice Constitucional. Aun-
que no se ha hecho proposici6n concrete, pareceme
de un gran interns que se produzcan en esta Convdn-
ci6n opinions alrededor de cual es la eficacia y cual
serA el procedimiento que deberA emplearse para
tratar de la supresi6n del Apendice Constitucional.
El senior Nfieez Portuondo, adelantAndose a mi pre-
gunta intent contestar respect de cual es el orga-
nismo competent para tratar de la supresi6n del
Ap6ndice Constitucional o Tratado Permanente entire
Cuba y los Estados Unidos, y no nos dijo, con clari-
dad, si era Cuba o si era en los Estados Unidos donde
debia producirse la cuesti6n.
SR. Ni iEZ PORTUONDO (EMILIO): En los dos lu-
gares.
SR. PORTUONDO (AMliICO): ,En los dos lugares?
Entonces el senior Nifiez Portuondo se refiere al
aspect de Tratado Internacional del Ap6ndice, y
declara rotundamente que es un tratado y por lo
cual para poder llegar a discutir sobre el mismo en
el concept de Tratado Internacional a que se refie-
re S. S. es absolutamente indispensable que lo se-
paremos del cuerpo de nuestra Constituci6n, porque,
de otra suerte, no sera possible que ambos paises, co-
mo dice el senior Nifiez, el americano y el cubano,
traten de la derogaci6n del Tratado, de su modifica-
ci6n, de su cancelaci6n, en la forma en que el derecho


lo permit. Acaso estemos en el moment, acaso es-
temos en la oportunidad, en la mejor ocasi6n para
dejatf abiertas las puertas a la desaparici6n del
Ap6ndice Constitucional. De la declaraci6n que ha-
gamos, en este moment, dependerA, tal vez, la suer-
te future del Ap6ndce Constitucional que de cierto
modo, como muy bign decia el senior Zubizarreta, se
utiliza por los enemigos de Cuba., para empafiar nues
tra soberania y nuestra nacionalidad, falsedad que
el pueblo cubano rechaza.
15R. ANDREU (PORFIRIO) : Pido la palabra.
'SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): La
tiene S. S.
SR. ANDREU (POFIRIO) : Sefior Presidente y seilo-
res Delegados: Realmente, produce profunda y hon-
da alegria contemplar en esta Asamblea, reflejo del
pueblo, c6mo no podemos tocar el cAustico que hizo
derramar lagrimas a la otra Asamblea, a nuestros
antecesores, sin que en el acto vibre en nuestro co-
raz6n todo lo intense y lo profundo de nuestro
amor, complete y absolute, que tenemos a Cuba.
Pero, felizmente, compafieros, la Enmienda Platt
no existe; la Enmienda Platt la borr6 nuestra con-
ducta, come decia muy bien su sefioria, la borr6 la
conduct del noble pueblo americano.
Nosotros tenemos que recorder, que si es cierto que
el articulo tres ha side utilizado, es necesario pen-
sar que fu6 desgraciadamente solicitud nuestra: Te-
nemos que tener present, que ante veinte y una na-
clones americanas, en el Congreso Pan-Americano, el
President de los Estados Unidos declare: que Cuba
guedaba en lo absolute, per la garantia de su gobier-
no, libre de toda tutela.
SR. PORTUONDO (AMERICO) : Eso lo hemos mante-
nido siempre.
SR. ANDREU (PORFIRIO) : De manera que, la En-
mienda Platt ha desaparecido en todos sus articulks,
y solamente nos lacera,-y debo declararlo asi,-
nos lacera, aunque no acepto que exist, porque
en esta Asamblea tambi6n estamos dispuestos a sos-
tener el lema de nuestros libertadores: Independen-
cia o muerte. Por lo tanto, queda s6lo como un punto
en el papel, que, en lo absolute puede mermar la in-
dependencia de Cuba; en ninguna forma, porque di
desgraciadamente hubiera pensado que pudiera apli-
carse en estos mementos, tengo la seguridad que
Cuba no permitirla su aplicaci6n.
(Aplausos).
Sefiores Delegados: El problema aqui, el proble-
ma hermoso, es el articulo que vamos a aprobar. Con
la palabra burilada del maestro de ayer, hoy
mi President en esta Asamblea, se decia: Lo cierto
es y no puede perderse de nuestra vista, que la Isla







DIARIO DE e8BIONZ8 DE LA 00NVENOION CONSTITUYENTE 27


de Pinos no era territorio cubano y con anteriori-
dad al moment en que fu6 aprobado el Tratado
Hay-Quesada, en 23 de marzo de 1925, una series de
individuos, ciudadanos americanos, le pidieron al
Gobierno la incorporaci6n de la Isla de Pinos a los
Estados Unidos, y surgi6 entonces la eancilleria cu-
bana y la labor intellectual y patri6tica de aquellos
hombres; y por ese Tratado de 23 de Marzo de 1925,
la Isla de Pinos fue devuelta definitivamente a Cu-
ba, y en este articulo que vamos a aprobar, que nos lle-
na de entusiasmo porque lo merece, que nos hace
levantar de alegria, por ese articulo, viene a nues-
tra Constituci6n la Isla de Pinos come territorio de-
finitivamente cubano.
Yo solicito de los Delegados que me eseuchan, que,
al aprobar este articulo, se haga poni6ndonos de pie;
para que se sepa por el universe entero que llenos de
orgullo y sentimiento patrio, estamos dispuestos a
ponernos igualmente de pie para defenderlo.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Se
pone a votaci6n nominal el articulo segundo de la
Constituei6n en la forma definitive que ya se ha
leido.
(Se verifica la votacidn poniendose de pie los se-
iiores Delegados al ser llamados por la lista).
iSa. PORTUONDO (AMERICO): Deseo explicar mi
voto.
SR. PRESIDENT ('SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Hay
47 votos favorable.
(Votaron a favor los Sres. Deegados que a conti-
nuaci6n se expresan: Aguirre, Alfert, Andreu, Ar-
mas, Ar6stegui, Artola, Balanzd, Barrero, D'Beci,
Beltrdn, Bello, Bonet, Campos Marquetti, Camps, Ca-
p6, Cartaya, Castillo, Cespedes, Don, Duque, Espi-
nosa, Garcia Rivera, Garcia Madrigal, Guerra, Her-
n4ndez Cartaya, Lagueruia, Miranda, Moldnet,
Montero Bernal, Montero Broin, N4iez, Oropesa,
Pella, PFrez Valdds, Pino, Planas, Portuondo, Pu-
r6n, Ramirez, Salazar, Santo Tomds, Silva Gil, Sil-
va Muioz, Zubizarreta, Gutierraz, Alvarez y Sdn-
ches de Bustamante.)
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Que-
da aprobado el articulo.
El senior Americo Portuondo tiene la palabra pa-
ra explicar su voto.
SR. PORTUONDO (AMxRICO): Sefior Presidente y
sefiores Delegados: Muy pocas palabras, porque de-
seo que mi opinion a este respect quede, de una
manera concrete y definida, expresada ante la Cond-
tituyente, y tambien ante el pais cubano. Lo har6
usando la forma mis lae6nica possible, para ex-
presar las razones por las cuales he votado que si


y el concept que tengo formado de lo que implica
votar afirmativamente esta primer Reforma Cons-
titucional.
He votado que si, porque la Isla de Pinos, que
hist6ricamente pertenecia a Cuba y estaba compren-
dida dentro del concept de "islas adyacentes" no
podia permanecer por mAs tiempo, no alejada en
un sentido material, sino puesta en tela de juicio,
de dudas, su pertenencia a favor de la Repfiblica de
Cuba. He votado que si, ademis, porque entiendo
que el Ap6ndice Constitucional, no es part propia
de la Constituci6n de la Repiblica de Cuba, que el
Ap6ndice Constitucional es, simplcmente, un trata-
do international destinado a regular las relaciones
entire Cuba y los Estados Unidos, que en este sentido
puede y debe, al reimprimirse la Constituci6n reno-
vada, apartarse, para que el Apendice, en su cate-
goria de tratado international, forme cuerpo apar-
te, como todos los tratados de esa indole, y para
que, en el future sea ficil la derogaci6n de ese tra-
tado celebrado entire Cuba y los Estados Unidos, sin
necesidad de la voluntad de una Convenei6n Cons-
tituyente, sino a la manera y por el procedimiento
usual dentro de la diplomacia para los tratados que
regulan relaciones de intereses entire distintos pai-
ses. Por esas razones he votado afirmativamente esta
Reform.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
va a dar lectura a la nueva redacci6n propuesta al
articulo 38 de la Constituci6n, a las dos enmiendas
presentadas al Proyecto y a una exposici6n relative
al mismo asunto.
(El Oficial de Actas leyendo).
"Articulo 38.-Todos los cubanos mayores de
veinte y un afios, tienen dereeho de sufragio, con
excepci6n de los siguientes:
Primero: Los asilados.
Segundo: Los incapacitados mentalmente, previa
declaraci6n judicial de su ineapacidad.
Tercero: Los inhabilitados judicialmente por cau-
sa de delito.
Cuarto: Los individuos pertenecientes a las Fuer-
zas de Mar y Tierra que estuvieren en active.
Quinto: Las leyes determinaran la oportunidad,
grado y forma en que la mujer cubana pueda ejer-
cer el dereeho de sufragio. Estas leyes deberAn ser
acordadas por las dos tereeras parties de la totali-
dad de los miembros components de la Camara y el
Senado de la Repiblica."
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE) : Se
va a dar lectura a una enmienda.
(El Oficial de Actas leyendo).






s I .. ..- ... .1 .-.. ...N '.It c .. r
3 DhA 0PU U PUIWQJ DX LA OQWVRRQiON OQORUWMUWT


A la Convenci6n Constituyente:
El Delegado que auscribe al amparo de lo dispues-
to en el articulo 49 del Reglamento, propone a la
Convenci6n que al articulo 38 de la Constituei6n,
que lo es el segundo de Reformas Constitucionales,
que se somete a nuestra consideraci6n se le haga la
siguiente:
ENMIENDA
Que se suprima el iltimo parrafo de dicho articu-
lo que dice:
"Las leyes determinarAn la oportunidad, grado y
form en que la mujer cubana pueda ejeroer el su-
fragio. Estaa leyes deberan aer acordadas por las
dos terceras parties de la totalidad de los miembros
de la CAmara y el Senado de la Reptiblica."
Quedando redactado con la supresi6n propuesta
dicho articulo de la manera siguiente, segdn el tex-
to de la Reforma propuesta:
ARTICULO 38.-TODOS LOS CUBANOS, ma-
yores de 21 afios, tienen derecho de sufragio, con
excepci6n de los siguientes:
Primero:-Los asilados.
.Segundo:-Los incapacitados mentalmente, previa
declaraci6n judicial de su incapacidad.
Tercero:-Los inhabilitados judicialmente por
causa de delito.
Cuarto:-Los individuos pertenecientes a las
Fuerzas de Mar y Tierra que estuvieren en active.
En esta forma, haciendo cumplida justicia a la
mujer cubana, queda totalmente equiparada en de-
beres y derechos politicos a los hombres, que hasta
el present exolusivamente ban tenido en sus manos
la direcci6n political del Estado.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n Constituyente,
a 7 de Mayo de 1928.
(f.) Porfirio Andreu.
Sn. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Se
va a dar lectura a otra enmienda.
(El Ofidal de Actas leyendo).
A la Convenci6n Constituyente:
Los Delegados que suscriben, proponent la siguien-
te enmienda al articulo 38 del Proyecto de Ley de
Reformas a la Constituci6n de la Repblica.
El articulo 38 diri: "Todos los oubanos mayores
de veinti~n alioe tienen dereeho de sufragio con ex-
cepci6n de los siguientes:
Primero: Los asilados.
Segundo: Los incapacitados mentalmente, previa
declaraci6n judicial de su incapaoidad.


Tereero: Los inhabilitados judicialmente por cau-
sa de delito.
Cuarto: Los individuos pertenecientes a las Fuer-
zas de mar y tierra, que estuvieren en active.
Por lo tanto: El inciso quinto de dicho articulo
queda totalmente suprimido y en lugar de 61 debe
decir: "El Congreso de la Naci6n votarA una Ley
disponiendo quo se haga un censo de las mujeres cu-
banas para que Bstas puedan votar en las pr6ximas
elecciones del primero de Noviembre. Esa Ley orde-
narA a la Junta Central Electoral abrir Registros
en las Juntas Municipales Electorales para que la
Mujer Cubana se inscriba como electoral.
Sal6n de Sesiones de la Convenci6n, a primero de
mayo de mil novecientos veintiocho.
(f.) Matias Duque, Octavio de CUspedes.
Sa. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): 9
va a dar lecture a una exposici6n.
(El Oficial de Actas leyendo).
Sres. Presidents y Delegadcs a la Convenci6n Cons-
tituyente:
En mi caricter de ciudadana cubana, sin poseer
otro titulo que el muy honroso de abogado, inter-
pretando el sentir de la mujer, apelo a los altos in-
tereses sociales y politicos, al igual, que el Dr. Ma-
fialich en su uarta del 23 de Abril, para pediros
que aprob6is el voto femenino que ya no es proble-
ma en ningun pais civilizado, a pesar de la opinion
contraria de algunos eminentes bi6logos, que aun
intentan conformar la vida en el molded de teorias
magnificas y respetables como studios cientiflcos,
en la quietud del laboratorio o en la acuciosa avi-
dez de las aulas, pero amargamente repelidas por
la vida real.
En nombre, pues, no s6lo de esos altos principios
que invoca el ilustre comunicante, sino en nombre
de la justicia natural, de la justicia humana, pedi-
mos las cubanas la aprobacin del voto femenino,
tal come es just que se coneeda y no como lo pro-
pone el Congreso en su Proyeeto de Reforma. Que-
remos que se apruebe, sencillamente, concedi6ndo-
sele el voto a todos los ciudadanos de la Repiblica
sin distinci6n de sexos, que ilenen los requisites ta-
xativamente sefialados en nuestra Carta Constitu-
cional. Queremos que en esta oportunidad inica,
ese alto Cuerpo, no deje nuestro derecho al sufragio
subordinado a la eventualidad de una Ley que pue-
de burlarlo. Las leyes son derogables y en este ca-
so esta sujeto a otra eventualidad mAs inverosimil
que la misma confecei6n y mantenimiento de la
Ley: me refiero al nnmero de legisladores que se
require para que pase la Ley.
Aprobar el voto tal cual se planted en el Proyee-
to de Reforma, equivale a no aprobarlo, as mws, equi-







DIARIO DE BE8IONES DE LA 00NVENOION OONSTITUYENTE 29


vale a matar un derecho que emana de la misma
naturaleza y que hemos conquistado plenamente an-
te la conciencia del hombre just, pese a las mara-
villosas y casi' po6ticas teorias que han surgido, re-
velando, para provecho de la humanidad y para glo-
ria de la ciencia medica, cimas que permanecian ig-
noradas en las misteriosas regions de los privile-
giados, a donde no sube la canci6n brutal del est6-
mago hambriento, de donde no se vislumbra el cam-
po agrio y h6stil donde la vida es combat y es lu-
cha y es mordisco y es rebeldia y vencimiento; don-
de el clima imprime su beso gelido o candente, don-
de millones de hembras tienen que abrirse paso a
dentelladas acuciadas por el instinto de conserva-
ci6n que no duerme en ningfn animal; donde ten-
derse muellemente, para s61o oir a los "mensajeros
de los ovarios", seria, no s6lo destrozar su vida, si-
no la vida del hijo, que pende de las energies mus-
culares y de la potencia cerebral de la madre, que
trata de convertir en consciente, en plenamente hu-
mana, la misi6n de la maternidad que no ahoga ni
desvia ningfn esfuerzo liberador cuando .ste es
honrado.
Pero lo curioso de estas hip6tesis, sefiores, es que
surgeon cuando la mujer reclama para si un derecho,
que sirve al var6n para ir avante en la vida atro-
pellando, las mas de las veces, principios inviolables,
olvidandose de servir al inter6s social para atender
al suyo propio que pone hasta por encima del ho-
nor. Y esas hip6tesis permanecen ocultas, cuidado-
samente guardadas, cuando en la inquietud an6ni-
ma y sombria de la lucha lascerante por la miseria
del vivir, de la mafiana a la noche, destroza, dando
a los pedales de una miquina para ganar unos cen-
tavos esos 6rganos, que tratan de amparar los bi6-
logos ahora, mientras la s6rdida avaricia del capita-
lismo industrial se nutre y vive y fortifica de la vi-
da, del nervio y de la sangre de la infeliz obrera.
Todos callan mientras va la caravan doliente y em-
brutecida a las fibricas y talleres agostando ilusio-
nes, belleza y juventud, procreando en la miseria
y el hambre hijos que nacen bajo el peso fatal de
herencias patol6gicas, sin leyes que los amparen y
defiendan de la perspective de los prostibulos o los
presidios a que han de iT a dar con sus cuerpos, si
no tienen heroismo bastante para soportar la vida
misera a que nacieron destinados. Mientras ella vi-
ve en esta sorda y tragica vida, ni los ovarios, ni
los vientres fecundados important nada.
A pasos lentos y medrosos se han ido concedien-
do a la mujer, en el terreno juridico, algunos dere-
chos de esos, cuya negative hubiera constituido mAs
afrenta para el que la da que para el que la recibe.
La necesidad, mas que el dilletantismo, ha obligado
a la mujer a abordar las profesiones, industries y
labores que antes s61o parecian del dominion exclu-
sivo del hombre. Su feminidad ha puesto su nota


diferencial, inica y earacteristica. La honradez
de sus principios y la limpieza de su proceder la
han hecho respectable y la han mantenido con digni-
dad en las avanzadas, conquistadas a fuerza de co-
lazos contra la avaricia, egoismo y ambici6n del
que se estima sexo superior.
No es este el moment de investigar si en el te-
rreno politico lo haremos mejor o peor que el hom-
bre. Reclamamos un derecho que nos corresponde
y no podemos consentir que teorias peregrinas que
mafiana pueden caer desmentidas o superadas por
otras, influyan para que en pleno siglo XX, cuando
en el mundo entero se inicia la emancipaci6n de 1a
mujer, se retarde en nuestra patria la concesi6n de
lo que es una vergiienza no poseamos.
No seria, ciertamente, el ejercicio de la political,
que no es tan duro cuando oasi todos los hombres
abandonan sus ocupaciones por seguirla, lo que des-
viaria a la cubana del cumplimiento de sus deberes
de madre. La natalidad no la restringen mAs que
leyes absurdas imipuestas a la sociedad con el carai-
ter de inmutables o el vicio invadiendo el organis-
mo social y corrompiendo las costumbres. Naciones
donde aun las mujeres no tienen el voto han tenido
que tomar medidas previsoras ante la alarm crc-
ciente per su despoblaci6n, en tanto que otras, don-
de hombres y mujeres tienen los mismos derechos,
a mas de ser la maternidad algo primordial y basi-
co, la mujer desde el poder legislative procura en-
derezar sus actividades hacia el perfeeeionamiento
de la especie, dictando leyes que escapan a la pe-
ricia y sagacidad de su compaiero, el hombre, que
no puede, por much que lo intent, conocer el com-
plejo engranaje de la psicologia femenina.
Attended, sefiores Delegados, esta petici6n que no
solo es mia. Os la pide la mujer consciente en su
nombre y en el nombre de esa legi6n humana an6-
nima, desconocida, que lucha y vive sin que se !a
comprenda. Dad el voto pleno. Evitad una afren-
ta a la mujer cubana poniendo en duda su capaci-
dad para el civico ejercicio del sufragio. La patria
necesita de nuestro esfuerzo active.
Un grupo de mujeres intelectuales de mi patria
que me honran confiandose a mi modestisimo, pero
sincere esfuerzo, esperan de la Convenci6n Consti-
tuyente un rasgo civico y consciente.
Respetuosamente,
(f.) Dra. Ofelia Dominguez Navarro.
Habana, Mayo 7 de 1928.
SR. PRESIDENT (SANCIEZ DF. BUST MANTE) : Se
da la Convenci6n por enterada?
(Seofales afirmativas).
Enterada.
SR. PRESIDENT (SANCHEZ DE BUSTAMANTE): Sien-
do la hora acordada, se levanta la sesi6n continuain-
dose el debate mariana a las cuatro de la tarde.
(Eran las site p. m.).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs