• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Presentacion
 Table of Contents
 El sistema tecnologico del...
 Respuesta a la seleccion familial...
 Efecto de la interaccion labranza...
 Aumento de la productividad y rentabilidad...
 La tolerancia al mosaico dorado...
 Evaluacion de tres sistemas de...
 Nota tecnica: Principales suelos...






Title: Ciencia y tecnologia agropecuaria
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE PAGE TEXT
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00067412/00001
 Material Information
Title: Ciencia y tecnologia agropecuaria
Physical Description: v. : ill. (some col.), maps ; 25 cm.
Language: Spanish
Creator: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Publisher: Sector público agropecuario y de Alimentación
Place of Publication: Guatemala C.A
Publication Date: 1982-
 Subjects
Subject: Agriculture -- Periodicals -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Dates or Sequential Designation: Año. 1, no. 1 (enero/junio 1982)-
Numbering Peculiarities: Año. 1, no. 1 (enero/junio 1982) also called Octubre 1982 on the cover.
General Note: Latest issue consulted: Año. 2, no. 1 (junio 1984)
Funding: Electronic resources created as part of a prototype UF Institutional Repository and Faculty Papers project by the University of Florida.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00067412
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 72791668
lccn - 2006229430

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
        Title Page 3
    Presentacion
        Unnumbered ( 6 )
    Table of Contents
        Table of Contents
    El sistema tecnologico del ICTA
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
    Respuesta a la seleccion familial en tres poblaciones de maiz del altiplano occidental de Guatemala
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Efecto de la interaccion labranza fertilizacion nitrogenada en el rendimiento del maiz
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
    Aumento de la productividad y rentabilidad de los sistemas de produccion tradicionales del valle de Chimaltenango
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
    La tolerancia al mosaico dorado del frijol comun y el combate quimico del vector, Bemisia tabaci, Genn como medios de control
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
    Evaluacion de tres sistemas de siembra, tres frecuencias de corte y tres niveles de nitrogeno en Napier
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
    Nota tecnica: Principales suelos de Alta Verapas. Fertilizacion de los pastizales
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL















CIECI Y
" A 1 A









INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS






CIENCIA Y
TECNOLOGIA
AGROPECUARIA







Sector Pblico Agropecuario y de Alimentacin
Guatemala, C.A.















DIRECTORIO




GERENTE GENERAL
Carlos E. Pinto M.

DIRECTOR TECNICO
Orlando Arjona Muoz

EDICION TECNICA
Luis Manlio Castillo
Otoniel Aquino M.

DIAGRAMACION
Rodolfo Mejicanos

TEXTOS LINOCOMP
Rosa Rodrguez Gomar

CONSEJO EDITORIAL
Orlando Arjona Muoz
Porfirio N. Masaya S.
Luis Manlio Castillo
Ricardo del Valle B.
Francisco Rodriguez C.
Otoniel Aquino M.
Esta revista tiene como propsito
TIRAJE: 1,000 ejemplares difundir los resultados parciales
y/o finales de las investigaciones
INSTITUTO DE CIENCIA Y originales realizadas por el perso-
TECNOLOGIA AGR COLAS nal cientfico del Instituto de Cien-
Av. La Reforma 8-60-Zona 9 cia y Tecnologa Agrcolas.
Edif. Galeras Reforma, 3er. Piso
GUATEMALA, C.A. La coordinacin, recopilacin, edi-
cin, diseo, impresin y distribu-
cin de esta revista estn a cargo
del personal de la Disciplina de Di-
S vulgacion del ICTA.


Ao I Enero-Junio 1982 No 1

































El Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas es la
institucin de Derecho Pblico responsable de gene-
rar y promover el uso de la Ciencia y Tecnologa Agr-
colas en el sector respectivo. En consecuencia, le
corresponde conducir investigaciones tendientes a la
solucin de los problemas de explotacin racional y
agrcola que incidan en el bienestar social; producir
materiales y mtodos para incrementar la producti-
vidad agrcola; promover la utilizacin de la tecnolo-
ga a nivel del agricultor y del desarrollo rural regio-
nal que determine el Sector Pblico Agropecuario y
de Alimentacin.

Artculo 30 del Decreto Legislativo No 68-72
Ley Orgnica del ICTA













PRESENTACION



Cuando nos detenemos a considerar el impacto que la ciencia y la tecnologa agrcolas
han tenido sobre la vida moderna, inevitablemente nos vemos arrastrados a considerar
uno de dos puntos de vista totalmente diferentes. Unos atribuiremos a los cientficos y
tcnicos, el habernos procurado las herramientas para allegarnos mayor abundancia y
prosperidad: variedades de plantas y razas de animales ms productivas,fertilizantes
qumicos que incrementan la produccin, un amplio espectro de biocidas que protegen
los productos, desde el campo hasta el almacenamiento, y habr quienes esperen
confiados mayor abundancia y prosperidad, que nos enriquezcan y prolonguen
nuestra vida sobre el planeta. Otros culparn a las ciencias y a los cientficos de estar
propiciando la destruccin de los recursos naturales, cada da ms escasos, de estar
contribuyendo a la contaminacin del ambiente o de estar envenenndonos y haciendo
ms artificiosa nuestra vida.

Pero habr un punto sobre el cual todos estaremos de acuerdo, y es que para bien o para
mal, el impacto de la ciencia y la tecnologa sobre nuestras costumbres, modo de vivir y
de pensar, han sido decisivos. Creando un hbrido ms productivo o una flor de
extraordinaria belleza, el cientfico habr aadido nueva dimensin a nuestras vidas.

En el ICTA, donde tambin se est librando la batalla ms decisiva de la humanidad,
el hambre, sin descuidar los aspectos cientficos bsicos, segenera tecnologa, o sea que
se aplica el saber a fines prcticos para elevar la produccin e incrementar la
productividad en beneficio de cientos de miles de pequeos y medianos agricultores, que
da a da siembran la semilla delprogreso en los surcos de la patria.

El resultado de estas actividades debe darse a conocer y es por ello que con singular
complacencia presentamos a nuestros lectores el primer nmero de CIENCIA Y
TECNOLOGIA AGROPECUARIA, en donde pasarn revista las ms importantes
contribuciones que se hagan a nuestro acervo cientfico institucional y nacional.

Este esfuerzo ser til para los investigadores, docentes, estudiantes, y toda aqulla
persona interesada en el desarrollo agrcola en general. Estamos conscientes de que
comprender lo tcnico y cientfico requiere siempre un consumo de esfuerzo mental
individual, pero slo adquiriendo una percepcin responsable de estas profundas
corrientes se podrn controlar y disfrutar las aportaciones sociales que aparezcan en
este rgano divulgativo oficial del Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas.






Ing. Agr. Carlos E. Pinto Minera
GERENTE GENERAL









CONTENIDO


Pgina

El sistema tecnolgico del ICTA 1

Respuesta a la seleccin familial en tres poblaciones de maz
del altiplano occidental de Guatemala 11

Efecto de la interaccin labranza fertilizacin nitrogenada
en el rendimiento del maz 21

Aumento de la productividad y rentabilidad de los sistemas
de produccin tradicionales del valle de Chimaltenango 31

La tolerancia al mosaico dorado del frijol comn y el comba-
te qumico del vector Bemisia tabaci Genn, como medios de
control -- 46

Evaluacin de tres sistemas de siembra, tres frecuencias de
corte y tres niveles de nitrgeno en Napier 67

Nota Tcnica: Principales suelos de Alta Verapaz. Fertili-
zacin de los pastizales 85





La revista Ciencia y Tecnologa Agropecuaria tiene dos secciones:
cientfica y tcnica. En la primera se publican artculos que infor-
man sobre los resultados de una investigacin que ha seguido el m-
todo cientfico. Todo trabajo destinado a esta seccin debe tener los
siguientes captulos: resumen, introduccin, revisin de literatura,
materiales y mtodos, resultados, discusin, conclusiones y litera-
tura citada.

En la seccin tcnica se publican artculos cortos, cuya estructura
no est sujeta a lo establecido anteriormente, los cuales pueden
versar sobre avances de investigacin, determinacin de especies,
descripcin de mtodos, etc.

Los artculos publicados en la revista "Ciencia y Tecnologa Agrope-
cuaria" son propiedad del Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas,
por lo que queda prohibida su reproduccin, parcial o total, sin la debi-
da autorizacin.























El sistema tecnolgico del ICTA



Luis Manlio Castillo


ANTECEDENTES


En 1970 el gobierno de la Repblica de Guatemala puso en marcha el
Plan Nacional de Desarrollo Rural, que constituy una movilizacin
masiva de recursos humanos, financieros y tcnicos con el objeto de
provocar cambios substanciales en el bienestar de los habitantes del
rea rural, especialmente en las reas de salud, educacin y
agricultura.

El objeto de reorganizar las dependencias del Ministerio de Agricultu-
ra e institucionalizar el Sector Pblico Agrcola, fue el de aumentar
sostenidamente la produccin agrcola por medio de un programa in-
tegral de asistencia tcnica, crdito y mercadeo dirigido a pequeos y
medianos agricultores. Esta secuencia de reorganizacin, que fue ex-
cepcionalmente bien concebida y organizada, no consideraba la gene-
racin, identificacin y adaptacin de tecnologa para las condiciones
del pequeo agricultor guatemalteco como una actividad descentrali-
zada. Sin embargo, fue gracias a la inquietud de un pequeo grupo de
profesionales guatemaltecos y la ayuda de instituciones internaciona-
les interesadas en el desarrollo agrcola a nivel mundial, que se plan-
te ante las autoridades superiores la creacin de un organismo con
autonoma funcional, flexible y dinmico dentro del sector respectivo
con el objeto de generar, probar y validar tecnologa dentro de una me-
I Coordinador Disciplina de Divulgacin, ICTA, Guatemala.


1









todologa enfocada pragmticamente hacia el pequeo agricultor tra-
dicional. El Decreto 68-72 de la Ley Orgnica del Instituto de Ciencia y
Tecnologa Agrcolas, ICTA, del Congreso de la Repblica sancion la
creacin de esta institucin en noviembre de 1972, iniciando sus ope-
raciones el 10 de mayo de 1973.


Al momento de la creacin del ICTA, no exista ninguna poltica, estra-
tegia o mecanismo dentro o fuera del pas que fuera realmente funcio-
nal para acometer la enorme tarea de generar, probar y validar la tec-
nologa apropiada para el pequeo agricultor antes de recomendarla.
Sera pues, tarea del ICTA desarrollar una estrategia apropiada y
ponerla en ejecucin.

Con este objetivo en mente, el ICTA ha venido desarrollando una meto-
dologa integrada e interdisciplinaria, dentro de un formato bsico,
flexible y sujeto a modificaciones segn lo demanden las circunstan-
cias y el cual se describe a continuacin:



INTRODUCCION

Los esfuerzos del ICTA estn inicialmente orientados hacia los pe-
queos y medianos agricultores tradicionales, quienes son los produc-
tores ms importantes de granos bsicos.

La mayora del personal tcnico trabaja a nivel rural, organizado en
regiones y subregiones, conformando equipos interdisciplinarios de-
dicados a la generacin, validacin y promocin del uso de la tecno-
loga. Sus actividades se dividen en cinco etapas definidas:


1. Estudios agro-socioeconmicos
2. Generacin de tecnologa bajo condiciones controladas
3. Ensayos de finca
4. Parcelas de prueba
5. Evaluacin de tecnologa


ESTUDIOS AGRO-SOCIOECONOMICOS

Al conformar un equipo integrado e interdisciplinario para ejecutar
un proyecto en un rea nueva, la primera actividad de este equipo es
un reconocimiento o sondeo para definir un grupo representativo de


2









agricultores homogneos, con respecto a su sistema y tecnologa tra-
dicional de cultivos (caractersticas agro-socioeconmicas) y delimi-
tar la zona dentro de la cual este grupo constituye un sector importan-
te de la poblacin rural. Es decir, definir lo que se denomina "domi-
nios de recomendacin".

Los agricultores con similares caractersticas socioeconmicas, tra-
bajando dentro de un mismo nicho ecolgico, son "homogneos" en
cuanto a sus sistemas tradicionales de cultivo, que han sido seleccio-
nados por ellos mismos a travs de un largo proceso natural, respon-
diendo de una manera parecida y compartida socialmente, a los facto-
res limitantes ms importantes que enfrentan y que les son comunes.
La tarea del equipo de trabajo es identificar los principales factores o
caractersticas agro-socioeconmicas comunes, y luego evaluar la
importancia relativa de cada una de ellas para la generacin de una
tecnologa mejorada. La ventaja obvia de este procedimiento, en vez
de escoger un grupo objetivo por tamao de finca, frontera poltica o
cualquier otro parmetro artificial, es que los factores que como
"grupo homogneo" tienen en comn, son aqullos que afectan su tec-
nologa agrcola y son los mismos que el ICTA necesita conocer y con-
siderar.


El sondeo generalmente se practica despus de la cosecha y se enfati-
za calidad ms que cantidad. Es decir, se prefiere que las entrevistas
se hagan a fondo, en lugar de hacer un gran nmero de entrevistas de
carcter superficial. El propsito de este sondeo no es obtener infor-
macin amplia y detallada, sino identificar factores y problemas im-
portantes para nuestro propsito inmediato, el cual es generar, validar
y promover el uso de la tecnologa.

Aunque se obtiene alguna informacin preliminar sobre costos, el son-
deo se basa en la memoria del agricultor y no es suficientemente preci-
sa para utilizarla en los anlisis econmicos de los resultados de los
Ensayos de Finca. Por sa y otras razones, se escoge un mnimo de 25
colaboradores para iniciar Registros Econmicos de Finca, inmediata-
mente despus de que se termina el sondeo. Este nmero aumenta a
por lo menos 50 agricultores en el segundo y siguientes aos y la infor-
macin sirve de base para comparar tecnologas, sus costos y evaluar
cambios y la aceptacin de tecnologa con el tiempo. Los registros eco-
nmicos de finca son formularios sencillos, en los cuales el agricultor
apunta diariamente para cada cultivo el trabajo que hizo, la mano de
obra utilizada (contratada o familiar), y los insumos que se usaron. El
afinamiento de otra informacin, tal como distancias de siembra, po-
blaciones, variedades, etc, se obtienen por observacin y plticas ei


3









las visitas frecuentes que hace el personal del ICTA. Con estas visitas
peridicas, los agricultores se vuelven contactos permanentes para
los tcnicos y as son tiles para probar nuevas ideas o proporcionar
informacin adicional sobre problemas generales de tal naturaleza,
que, de otra manera, muy pocas veces se tiene la oportunidad de discu-
tirlos con ellos.

GENERACION DE TECNOLOGIA BAJO CONDICIONES

CONTROLADAS


Una vez identificados los problemas agro-socioeconmicos y estable-
cido un orden de prioridades, los programas de produccin inician
parte de sus actividades, de tipo experimental, en los centros respec-
tivos. Estas investigaciones abarcan aspectos diversos, tales como:
evaluacin de germoplasma, creacin de nuevas variedades, estudios
de fisiologa de rendimiento, dinmica de poblaciones, de resistencia o
susceptibilidad a nuevos biotipos de hongos patgenos, etc. En algu-
nos casos, como en los ensayos de rendimiento, estos pueden ser con-
ducidos en escala regional.

Si en la primera fase del proceso que se realiza en las condiciones par-
ticularmente favorables de los Centros de Produccin se encuentra
alguna nueva prctica, variedad o innovacin agronmica (como se
ilustra en el Diagrama), que s ofrece posibilidades para el agricultor,
entonces se selecciona para ser incluida en los Ensayos de Finca, con
el objeto de probarlos a una escala ms amplia, bajo condiciones del
productor, y obtener parmetros para estimar la poblacin promedio,
la consistencia, la precisin y la variabilidad.



ENSAYOS DE FINCA


Los ensayos de finca son diseados por el equipo integrado e interdis-
ciplinario, utilizando no slo los resultados de la encuesta agro-socioe-
conmica, sino tambin los resultados obtenidos en los Centros de Pro-
duccin, donde se genera tecnologa bajo condiciones controladas. En
el primer ao uno de los propsitos principales de los Ensayos de Fin-
ca, en los cuales el ICTA y los agricultores comparten gastos, es para
que los miembros del equipo integrado se familiaricen directamente
con los sistemas de los agricultores y contine el proceso de identifi-
car problemas y limitaciones. Por esta razn el nmero de ensayos es


4









pequeo, el diseo es flexible, para permitir cambios cuando se dese,
y los tcnicos trabajan estrechamente con los agricultores, utilizndo-
los tanto de asesores como de colaboradores. Un nmero limitado de
las variedades ms promisorias se puede estudiar en el primer ao y el
trabajo preliminar sobre respuesta al fertilizante tambin se puede
incluir. Pero la naturaleza de estas ltimas actividades, no deben
interferir con el propsito primordial de los ensayos del primer ao, o
sea el de familiarizarse con los agricultores beneficiarios, su tecno-
loga tradicional y el rea del proyecto.


Los ensayos de finca pueden tener dos finalidades diferentes, una para
proporcionar informacin agronmica sobre respuesta en cada sitio
especfico y la otra para proporcionar informacin econmica. En el
primer caso, estos ensayos se conducen en ms de una localidad den-
tro de la zona e incluyen ensayos repetidos en pruebas de variedades o
ensayos agronmicos. El testigo, es la tecnologa tradicional del agri-
cultor representativa de la regin.

En el segundo caso, hay muchos ensayos distribuidos en toda el rea,
pero no estn repetidos en cada localidad. El nmero de tratamientos
es limitado y uno de ellos es la tecnologa del agricultor colaborador en
cada sitio. Ambos tipos de ensayos de finca son necesarios, con el fin
de que los tcnicos del ICTA se convenzan de que la prctica sirve y
que es econmica y que por lo tanto, se puede recomendar su inclusin
en las parcelas de prueba.

Los registros agroeconmicos se llevan y se analizan hacindose cl-
culos estimados sobre el riesgo asociado en cada tratamiento o prcti-
ca como una forma de ayudar a evaluar el efecto potencial sobre los
agricultores que puedan adoptar la tecnologa.

Aqu de nuevo, si los resultados obtenidos en la fase experimental se
muestran consistentes en la fase de ensayos de finca y si se muestran
promisorios para ser adoptados por el agricultor, entonces pasan a las
Parcelas de Prueba.

Por otra parte, si en la etapa de Ensayo de Finca se encontrare que
determinada prctica no presenta posibilidades, entonces, se cambia,
descarta o se regresa a los Centros de Produccin, para ser modificada
por los investigadores. Este mismo proceso se repite en las fases si-
guientes, constituyendo a la vez un valioso instrumento para ir simul-
tneamente evaluando los resultados.




5









PARCELAS DE PRUEBA


En los ensayos de finca, los tcnicos del ICTA son los evaluadores prin-
cipales de la tecnologa que se genera. En la Parcela de Prueba el
aspecto ms relevante es que el agricultor es quien evala la tecno-
loga; la participacin del tcnico es menos manifiesta, procurando en
todo caso, que el procedimiento que emple para obtener la informa-
cin, no interfiera con la capacidad del agricultor para determinar por
s mismo, el valor de la o las prcticas puestas a prueba.

Otro aspecto importante de las parcelas de prueba, es que el agricultor
paga todos los gastos; a excepcin de la orientacin tcnica. En otras
palabras, el agricultor participa activamente en todo el proceso de
generar, probar y evaluar la tecnologa.

La parcela de prueba ideal, debe incluir un nmero mximo de tres po-
sibilidades tecnolgicas. Cada parcela debe ser lo suficientemente
grande para estar seguros de que el agricultor le dar la misma aten-
cin al igual que al resto de su finca.

En una parte de su terreno el agricultor siembra de la manera que l
acostumbra y en la otra, siembra de acuerdo a la tecnologa que est
siendo puesta a prueba. Esta tecnologa necesita ser suficientemente
sencilla para que el agricultor la pueda comprender y conducirla l
mismo y puede consistir en la seleccin de una, dos o al mximo tres
posibilidades, tales como una nueva variedad, o una simple modifica-
cin de sus sistemas de cultivo.

Por otra parte, una tecnologa simplificada puede tener un efecto im-
portante sobre la poltica de crdito. Los paquetes tecnolgicos pue-
den llegar a ser tan complejos, que un programa de crdito tiende a
prestarle al productor para todos los gastos; con una innovacin senci-
lla en su tecnologa, los planificadores de crdito nicamente necesi-
tan considerar los costos adicionales que se presenten.

En las parcelas de prueba se determinan y se registran las diferencias
en requerimiento de tiempo y de los insumos usados, tanto en la parce-
la del agricultor, como en la parcela o parcelas de prueba del ICTA.
Tambin en la parcela de prueba se debe obtener informacin sobre el
rendimiento, ya que este dato proporciona una informacin mucho
ms realista sobre cmo se va a comportar la prctica o la tecnologa
en manos del agricultor y con los datos de tiempo y rendimiento, se
obtiene una mejor estimacin del factor riesgo que el que se ha obteni-
do en los ensayos de finca.









Finalmente, si se diera el caso de que no se obtuvieren todos los datos
de la parcela de prueba, el esfuerzo no habr sido en vano ya que, el
agricultor, por haber participado en todo el proceso, ha tenido la opor-
tunidad de llegar a una decisin, la cual obviamente se conocer en el
prximo ciclo de siembra.

Aunque el ICTA no tiene la responsabilidad del servicio de extensin
de la Direccin General de Servicios Agrcolas, DIGESA, es obvio que
en las parcelas de prueba (y hasta cierto punto en los ensayos de finca),
se inicia el proceso de transferencia de tecnologa. Reconociendo que
el Instituto debe promover el uso de su tecnologa sobre un nmero su-
ficientemente amplio de casos para convalidar el proceso de evalua-
cin, esta cantidad de promocin o transferencia se considera apropia-
da para propsitos de la investigacin.



EVALUACION DE LA TECNOLOGIA PROBADA


Es al ao siguiente del establecimiento de la parcela de prueba, que el
ICTA de nuevo se vuelve el evaluador. Esta vez, evala con respecto a
la aceptacin o rechazo de la tecnologa por los agricultores que con-
dujeron las parcelas de prueba. Si varios de los agricultores ponen en
marcha la tecnologa en un porcentaje apreciable de su terreno, se le
puede considerar aceptable.

En este caso, se le puede recomendar a los promotores de DIGESA, o
de otras entidades, como una tecnologa que ser bien recibida.
Cuando los agricultores rechazan la prctica, se trata de determinar
por qu y si todava es promisoria, se vuelve a una de las etapas pre-
vias en el proceso de generar tecnologa. Si los agricultores rechaza-
ron la prctica por razones que no se pueden corregir inmediatamen-
te, sta se incorpora al banco de informacin para uso y referencia
futura.


Los registros econmicos de finca proporcionan informacin que es
utilizada para la evaluacin a un plazo ms largo, sobre cambios en
prcticas y rendimientos, y es una muestra ms representativa, que
nicamente la de los agricultores colaboradores en las parcelas de
prueba. Finalmente, una muestra mucho ms amplia de todos los agri-
cultores beneficiarios, se tendr que conducir para determinar la
adopcin de tecnologa a nivel de una zona o regin.



7
















OTROS COMPONENTES DEL SISTEMA


En el diagrama de flujo que muestra la secuencia operativa del sis-
tema, figuran tres componentes ms que no se han mencionado:

1. El apoyo tecnolgico de los Centros Internacionales, Universi-
dades, Fundaciones, etc, que constituye una base importante
para el constante intercambio de material gentico, consultora
tcnica, as como adiestramiento. Esto en el entendido de que
una institucin nacional bien organizada y bien estructurada, es
un requisito bsico para utilizar, de manera eficiente, lo que las
instituciones internacionales tienen que ofrecer.

2. Como resultado de los estudios agro-socioeconmicos y del cons-
tante contacto de los tcnicos con los agricultores en el campo, se
genera mucha informacin til, la cual es oportunamente trasla-
dada a las esferas de decisin sobre polticas agrcolas en benefi-
cio del sector.

3. La relacin constante que surge con diferentes entidades, tanto
pblicas como privadas del sector agrcola en general, brinda
una valiosa oportunidad para discutir y afrontar problemas co-
munes, como pueden serlo, la disponibilidad de insumos, proble-
mas de mercado, la transferencia de tecnologa y otros similares.
Las dos dependencias del sector con las cuales el ICTA tiene una
relacin ms cercana, son DIGESA y el Banco Nacional de De-
sarrollo Agrcola, BANDESA. La coordinacin a nivel interinsti-
tucional an es dbil, pero se debe mejorar considerablemente
en el futuro, mediante el establecimiento de un sistema de comu-
nicacin, para asegurar de manera permanente el flujo de infor-
macin hacia los usuarios de la misma.


El sistema descrito ha demostrado su funcionalidad en diversos estra-
tos de agricultores donde se ha ensayado, pese a que estos grupos exhi-
ben profundas diferencias culturales, sociales y tnicas, por lo que su
adopcin en pases donde ocurren condiciones similares, encierra
posibilidades, dada la universalidad de su aplicacin.


8






DIAGRAMA DE FLUJO EN LA SECUENCIA OPERATIVA
DEL SISTEMA TECNOLOGICO AGRICOLA

Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas

Sector PbINFORMACION AGRO-SOCIOECONOMICA
Se Agor Pblicola
A grcola ': .. *- .i .'.. . .... ;!:

Transferencia

A .r I,- ---
PPrueba Produccin

Y Generacin


0+ ) Parcelas de Prueba Promocin
SEl agricultor prue-
Ensayos de Finca ba y Evala la Sector Pblico
Tecnologia, Agrcola
E Generacin
c LpEstaciones Experi- Adaptacin Sii i
N mentales si si si si
N
N taSHn^ 1 Generacin de Tec-
O nologia bajo condi-
L ciones controladas
S, El ICTA evala el Grupos
0 Evaluacin Tcnica grado de aceptabili- Organizados
y Econmica dad de la tecnologa
G Secto Privado
Industria
Setc


Agricultores



( + ...... a-
No No No

SDEvaluacin


No
RETRO-ALIMENTACION DE INFORMACION








UN ESQUEMA TECNOLOGICO PARA PEQUEOS AGRICULTORES
Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas (ICTA)
GUATEMALA, C.A.
TRANSFERENCIA DE
VALIDACION DE TECNOLOGIA

ENSAYOS DE FINCA TECNOLOGIA Parcelas

de
Parcelas de Prueba
Agrotcnicos Agroeconmicos Transferencia
Buscar desde el punto de vista agronmico, Evaluar las alternativas tecnolgicas para se- 1 Poner en manosdel agricultor, alternati-
Objetivos alternativas tecnolgicas mejores que las ra- leccionar la que presente el menor riesgo y la vas tecnolgicas, manejadas por ste, pa-
dicionales. mejor retribucin econmica de acuerdo ra que las evale en comparacin con su Tranferir la tecnologa generada
con la condicin socioeconmica del rea. tecnologa tradicional.
2. Comprobar las bondadesde las alternati-
vas tecnolgicas, bajo el manejo y respon-
sabilidad del agricultor.

Metod a 1. Se conduce en campos o fincas de agrn- 1. Se conduce en campos o fincas de agri- 1. Se conduce en campos o fincas de agri- 1. Se conduce en campos o fincas de agri-
MetOdologa cultores, cultores, cultores. cultores.
2. El agricultor colaborador debe de ser re- 2. El agricultor colaborador debe de ser re- 2. El agricultorcolaboradordebe de practi- 2. El agricultor colaborador debe de ser re-
presentativo del sistema de cultivo para presentativo del sistema de cultivo para car el sistema de cultivo para el cual la in- presentativo del sistema de cultivo para
el cual la investigacin est generando al- el cual la investigacin est generando al- vestigacin est validando alternativas. el cual la investigacin est generandoal-
ternativas. ternativas. 3. Conducido totalmente bajo la responsa- ternativas.
3. El sitio debe ser representativode la zona 3. El sitio debe ser representativo de latona bilidad del agricultor, incluyendo los gas- 3. El agricultor colaborador debe de practi-
agroclimtica para la cual la investiga- agro-climtica para la cual la investiga- tos en insumos. El papel del tcnico del car el sistema de cultivo pa.a el cual la in-
O cin est generando alternativas. cin est generando alternativas. ICTA es de asesoria y supervisin. vestigacin gener alternativas.
4. Conducido totalmente bajo la responsa- 4. Conducido bajo la responsabilidad del 4. Debe contener una o al mximo dos al- 4. Conducido totalmente bajo la responsa-
bilidad del tcnico bajo un diseo experi- tcnico pero con participacin indirecta ternativas tecnolgicas (las mejores de los bilidad del agricultor, incluyendo los gas-
mental. del agricultor. Su opinin es valiosa, ensayos agroeconmicos), para que el tos en insumos. El papel del tcnico de
5. Por lo menos dos de los tratamientos, de-, 5, No tiene diseo estadstico, por lo tanto agricultor las compare y evale en rea- Extensin es de asesoria supervisiin.
ben de repetir totalmente la tecnologia no necesita repeticiones pero debe de cin con su tecnologa tradicional. 5. Es la misma parcela de prueba. pero ya
del agricultor como contrastes. t'no de conducirseen un buen nmero de sitios. 5. No tiene diseo estadistico y el tamao validada. Es decir. no se pueden condu-
ellos, la tecnologa modal o representati- 6. Se evalan las mejores alternativas pro- puede variar de acuerdo con la regin. cir simultneamente parcelas de prueba
va del rea agro-climtica y el otro la tec- venientes de los ensayos agrotcnicos, Una condicin es que sea lo suficiente- y de transferencia con las mismas carar-
nologia del agricultor en donde se con- por lo tanto el propsito fundamental es mente grande para que tenga importan- terisicas y en la misma regin. Estode-
duce el ensayo. comparar las bondades de las alternati- cia econmica para el agricultor y ste le termina que la parcela de transferencia
6. En el resto de tratamientos. se modifica- vas en relacin a la tecnologa tradicional d la misma atencin que el resto de su se conduzca por lo menos un ciclo de cul-
rn solamente las alternativas a mejorar; intercambiando un componente a la vez, finca. tivo posterior a la parcelade pruetha
las restantes debern permanecer hasta completar todas las posibles combi- 6. Se deben de conducir en un nmero ma-
como una reproduccin de la tecnologia naciones. yor y cubriendo mayor rea que con los
tradicional representatva o modal de la 7. Se debe de llevar un registro de loscostos ensayos agroeconmicos.
zona agro-climtica. de las alternativas tecnolgicas, as como
de la tecnologa tradicional, para realizar
un anlisis econmico de ambas.
1. La evaluacin del rendimiento es impor-
Rendimiento y caractersticas agronmicas. Costos de los factores de produccin (capital tante, pero igualmente importante es la No necesita evaluacin inmediata posterior
Analiss ANDEVA. Preba de Medias, grficas.etc. ymanodeobra),rentabilidad. B/,TMRCy evaluacin del agriacltor, que se mide a su nducin. En un periodo demediano
y/ curvas studenzadas para muestras peque oo la evaluacin ap taad plazo es necesario evaluar la adopcin a ni-
n.y/ ;ttisn 2. Costo de las alteativas puestas a prueba velzona o regional.
Evaluacin (capital y mano de obra), rentabilidad, v
B/C, TMRC y curvas estudentizadas para
muestras pequeas. x + ti S




























Respuesta a la Seleccin Familial en tres

poblaciones de maz, Zea mays L. del

Altiplano Occidental de Guatemala






Juan Antonio Bolaos1, Jorge Archelao Avilal, Ren Velsquez1,
Mario Ozaetal, Hugo S. Crdova2



RESUMEN


El objetivo de este estudio fue determinar la ganancia por ciclo de seleccin de las poblacio-
nes San Marceo, Compuesto Blanco y Guateian-Xela. La evaluacin se realiz en un diseo
de bloques al azar, con cuatro repeticiones, a travs de cuatro localidades. Los rendimientos
medios para cada poblacin fueron de 6.01, 6.69 y 5.34 ton/ha. En la poblacin de San Mar-
ceo se increment el rendimiento entre Co y C 5 en 1.14 ton/ha, con una disminucin de altu-
ra de planta de 30 cms. En las poblaciones Guateian-Xela (entre Co C3) y Compuesto Blanco
(entre Cl C5), hubo un pequeo incremento en altura, con aumentos en rendimiento de
0.670 y 1.25 ton/ha, respectivamente. La ganancia realizada por ciclode seleccin se estable-
ci a travs del coeficiente de regresin (B), determinndose las siguientes respuestas: en San
Marceo 233 kg/ha, para Compuesto Blanco de 313 kg/ha y en Guateian-Xela 220 kg/ha. Con-
juntamente con la respuesta a la seleccin se estableci la heredabilidad realizada por mediq
de regresin entre la ganancia acumulada a travs de los ciclos y las diferenciales de selec-
cin, siendo estos de 17.25, 19.19 y 9.9% paralapoblacin San Marceo, Compuesto Blanco y
Guateian-Xela, respectivamente. Los resultados obtenidos comprueban la eficiencia del m-
todo de seleccin familial utilizada para modificar, positivamente, los caracteres de impor-
tancia econmica.

1Investigadores de ICTA, Guatemala
2 Especialista de CIMMYT para Centroamrica y el Caribe


11
























INTRODUCCION


Para reas ecolgicas como la del altiplano de Guatemala, con
caractersticas climticas y edficas sumamente variables y acorde
con las condiciones agrosocioeconmicas existentes, el mejoramiento
cclico de poblaciones representa una alternativa para producir varie-
dades que contribuyan a elevar la produccin de maz en la regin.

Los ciclos de seleccin fueron obtenidos mediante el mtodo de selec-
cin familial convergente que selecciona las familias superiores en lo-
tes aislados en el Centro Experimental de Labor Ovalle; pero con base
a la informacin del comportamiento promedio en los campos de agri-
cultores.

Para describir el cambio de rendimiento de los diferentes ciclos de se-
leccin, es necesario evaluarlos bajo las mismas condiciones ambien-
tales de aos y localidades. Lo anterior nos permite la obtencin de pa-
rmetros que describen la respuesta de los materiales sujetos a selec-
cin, as como la prediccin de la ganancia en rendimiento en un tiem-
po determinado. Con la informacin generada, es posible evaluar la
efectividad del mtodo de seleccin aplicado para elevar el rendi-
miento y mejorar caractersticas agronmicas.












12






















REVISION DE LITERATURA


El mtodo de seleccin familial convergente que considera la interac-
cin gentica-ambiental, se describe en conceptos tericos que res-
paldan los programas de mejoramiento gentico del maz por Poey
et al (1).
El mtodo incluye: seleccin de familias en base a datos integrados de
evaluaciones de las familias, en por lo menos seis ambientes, en terre-
nos de agricultores; el uso de una sola repeticin por localidad, lo que
permite un mayor muestreo de las condiciones ecolgicas del rea; el
uso de testigos sistemticos para compensar la falta de repeticiones y
seleccin individual de plantas dentro de familias en un lote de recom-
binacin aislada.


Vilmorin en 1856 estableci el principio de la "Prueba de Progenies"
que diferencia la seleccin familial de la seleccin masal, Allard
(1975). Este principio debe aplicarse para identificar cules son las
familias que transmiten una herencia ms favorable para los
caracteres que se desea seleccionar, Brauer (1969).

En 1896 Hopkins aplic por primera vez en maz la seleccin familial
para aumentar el contenido de aceite y protena y los resultados favo-
rables hicieron creer que podra utilizarse para incrementar el rendi-
miento, pero los trabajos realizados demostraron la ineficiencia para
esta caracterstica.

Sprague (1955) piensa que fue debido a tcnicas de campo inapropia-
das; Allard (1975) supone que se debi a la baja heredabilidad del ren-
dimiento y a la ineptitud del mtodo para diferenciar los genotipos su-
periores; PoehIman (1973) a que las mazorcas de alta produccin son
hbridos casuales que no se reproducen igual a s mismos; Hull (1945)
citado por Webel y Lonnquist (1967), a la escasa varianza aditiva.


13










Webel y Lonnquist (1967), citan trabajos que posteriormente han de-
mostrado la suficiente varianza en las variedades estudiadas por Hull
por lo que se piensa en tcnicas de campo ms apropiadas, que permi-
tan diferenciar los genotipos reflejados en la variabilidad fenotpica
en la que se base la seleccin.

Tratando de encontrar mejores resultados, Lonnquist (1964), esboza
por primera vez, el mtodo de seleccin mazorca por surco modifica-
do, con el que asevera, el diferencial de seleccin comprende una pro-
porcin de diferencias entre familias y otra dentro de familias al hacer
en ellas la seleccin de las mejores plantas.

Con este mtodo se han obtenido buenos resultados, entre los cuales se
pueden mencionar los siguientes: para rendimiento, Paterniani
(1967, en la variedad Paulista Dent, en tres ciclos de seleccini, 13.6%
con respecto a la poblacin original. Romero (1967), en Compuesto
Tuxpeo, promedio de dos aos y dos localidades, 11 y 17.7% para las
generaciones I y II, respectivamente. Ripol (1979), cinco ciclos en
Compuesto Chalqueo 61, determin la ganancia entre familias y den-
tro de familias, obteniendo de la ganancia total el 70% por la seleccin
dentro de familias, y 30% por la seleccin entre familias.

Espinoza y Alvarado (1970), en la variedad P.D. (M.S.) 6, desde 13.5% a
52.3% sobre la media de la poblacin. Sevilla (1975) en la variedad
PCM-562, ocho ciclos de seleccin, siete experimentos en cuatro aos,
9.45% por ciclo. Compton y Bahadur (1977), en una variedad seleccio-
nada por Lonnquist en diez ciclos de seleccin, 5.6% por ciclo. Bentez
(1977) en varios ciclos al 10% de presin de seleccin, 36% con respec-
to a la poblacin origiial.

Modificaciones al mtodo de mazorca por surco modificada merecen
citarse: seleccin familial combinada de Compton-Comstock, citados
por Mrquez (1977), que proponen realizar el mtodo de seleccin ma-
zorca por surco de Lonnquist en dos aos; seleccin familial de herma-
nos completos (Lonnquist 1967, Hallauer 1971,Juida et al 1976) citados
por Velsquez (1978), quienes han demostrado que las lneas y sus
correspondientes cruzas, a partir de poblaciones mejoradas por este
mtodo, son superiores a las obtenidas de las poblaciones originales.
Poey el al propone el mtodo de mejoramiento paralelo que permite
simultneamente la formacin de variedades de libre polinizacin e
hbridos de maz, en base a poblaciones mejoradas por hermanos
completos.

Molina (1977) propone la seleccin familial de progenies autofecunda-
das y dice que es recomendable cuando se requieren avances genti-


14










cos rpidos en poblaciones que van a usarse como fuentes de lneas en
segunda fase de hibridacin o en variedades que, presumiblemente,
tienen una varianza gentica reducida.

Trabajando para altura de planta, Villena y Johnson (1972), logran re-
ducciones de altura de planta en tres poblaciones de maces tropicales
en 63, 33 y 47 cms durante siete, seis y cuatro ciclos de seleccin, res-
pectivamente. Leiva (1977) en la poblacin ICTA-B y sinttico amari-
llo, encontr en cuatro ciclos, ganancias de 18%, es decir, 4.5% por
ciclo para rendimiento de B-1 y 9% para sinttico amarillo.


MATERIALES Y METODOS


Los materiales evaluados fueron cinco variedades con los respectivos
ciclos enumerados en el Cuadro 1. Siendo estos San Marceo,
Guateian-Xela, Compuesto Blanco, Toto-Amarillo y Labor Ovalle.

CUADRO 1. Variedades y ciclos de seleccin
evaluados

S.M. G.X. C.B. T.A. L.O.

Co Co Co Co
C1 C1 C1
C3 C3 C3
C5 C5

El diseo utilizado fue de bloques al azar con cuatro repeticiones a tra-
vs de cuatro localidades. La parcela total fue de cuatro surcos de cin-
co metros de largo, cosechndose finalmente los dos centrales. Las
variables en estudio fueron rendimiento y altura de planta.

La ganancia por ciclo se estim en base a regresin simple entre ciclos
de seleccin como variable independiente, rendimiento y altura de
planta como variables dependientes.


Gc = xy
xx2


Donde: x = Ciclos de seleccin.
y = Rendimiento o altura de planta.


15























RESULTADOS Y DISCUSION


En el Cuadro 2 se observa el rendimiento y porciento de diferencial de
seleccin de las variedades en estudio, as como algunas caractersti-
cas agronmicas.


CUADRO 2. Rendimiento, diferencias y principales caractersticas
agronmicas de ciclos de seleccin y de cuatro poblacio-
nes de maz del altiplano occidental. Guatemala, 1980

RENDIMIENTO Das ALTURA %
POBLACION CICLO kg/ha qq/ha DIF. a Pta. Maz. Mazorcas
% Flor Cms Desc. Pod.


Compuesto I 6180 95 100 121 229 143 4.9 4.2
Blanco III 6450 100 104 127 243 145 6.1 3.7
V 7432 115 120 123 235 136 7.3. 5.3

San Marceo 0 5478 85 100 127 255 148 7.0 4.2
I 5688 88 104 127 248 144 7.6 5.4
III 6238 96 114 120 228 124 6.7 4.2
V 6622 102 121 124 225 120 4.5 4.5

Guateian- 0 5027 78 100 116 199 112 4.4 5.7
Xela I 5301 82 105 124 220 119 5.0 8.1
III 5698 88 113 114 209 113 4.9 6.4

Toto-Amarillo I 5404 83 100 117 221 126 5.0 6.6

Labor Ovalle 0 5127 80 100 113 214 117 6.6 8.3



Los rendimientos mayores los presentan las variedades Compuesto
Blanco y San Marceo con 7432 y 6622., respectivamente. Es de hacer
notar que tanto Toto Amarillo como Labor Ovalle, se encuentran en su
ciclo inicial de mejoramiento. Los diferenciales de seleccin indican
incrementos de 21, 20 y 13%, equivalentes a 1144, 1250 y 671 sobre la
poblacin original, en San Marceo, Compuesto Blanco y Guateian-
Xela. Es decir, la ganancia por ciclo es del orden de 4.2, 5 y 4.4%.



16










FIGURA I Ganancia realizado por ciclo de Moiz del Altiplano Occidental
Quetzoltenongo, 1,980







Comp. Blanco

San Marceo

-- Guatein Xela
7.5
B8 313
r- 95%

7.0



65 5


E 60
S6.0 .

: 2- B= 220
S,--' r= 99.5%/







CO CI C2 C3 C4 C5

Ciclos de Seleccion

La respuesta a la seleccin determinada por el coeficiente de regre-
sin indica incrementos de 313,233 y 220 por cada ciclo en Compuesto
Blanco, San Marceo y Guateian-Xela respectivamente. Grficamen-
te estas regresiones estn explicando ms del 95% del fenmeno ob-
servado, por lo que la interpolacin de los ciclos no evaluados es bas-
tante confiable. Estos resultados estn de acuerdo con los obtenidos
por investigadores como Paterniani (1967) con una ganancia de rendi-
miento de 13.6 con respecto a la poblacin original. Espinoza y Alvara-
do (1970) informan de incrementos de rendimiento que van de 13.5 a
52.3% sobre la media de la poblacin original. Autores como Lonnquist
y Bahadur (1977) obtuvieron incrementos de 5.6% por ciclo, tambin
Leiva (1977) con la poblacin ICTA B-1 report ganancias de 4.5 por ci-
clo de seleccin. En este estudio se han obtenido ganancias promedio
por ciclo de entre 4.2 y 5.0%.



17












FIGURA 2 Coeficiente de Regresion ycoeficiente de correlacion para alturo de
en 3 Variedades de Moiz, Quetzaltenango,l,980.





S M
CB.
GX.



55

50

45

40 B=135 NS
S- r =O.42
35

30




205
NS 8 -6 38 "
< 20. r- 096.

15 2. 20 NS


----------------
205
200.


CO C C2 C3 C4 C5 C6
Ciclos de Seleccin

Solamente en la variedad San Marceo hubo una disminucin de altura
de planta en forma significativa, reducindose en cada ciclo 6.38 cms,
es decir, 30 cms en total, y en altura de mazorca 28 cms, al quinto ciclo
de seleccin. Para Compuesto Blanco y Guateian-Xela hubo un incre-
mento por ciclo de 1.35 y2.20 cms respectivamente. No siendo signifi-
cativos el 5% de probabilidad. En lo que al ajuste de la curva de regre-
sin se refiere, estas dos ltimas estn explicando menos del 50% del
fenmeno, por lo que no son muy confiables, en cambio para San Mar-
ceo la correlacin es de 96%. En lo que a altura de planta respecta, pa-
ra la variedad San Marceo, se bajo en promedio 30 cms, lo que est de
acuerdo con los resultados obtenidos con Villena y Johnson (1972), que
lograron reducciones entre 33 y 63 cms en tres poblaciones de maz.


Los resultados anteriores comprueban la eficiencia del mtodo de se-
leccin familial utilizando para modificar positivamente el rendi-
miento, as como para mejorar caractersticas agronmicas.



18





























CONCLUSIONES



La seleccin para rendimiento a travs de los distintos ciclos ha sido
eficiente, logrndose incrementos de 21, 20 y 13% equivalente a 1144,
1250 y 671 kg/ha en San Marceo, Compuesto Blanco y Guateian-Xela
respectivamente.

La respuesta a la seleccin determinados por los coeficientes de re-
gresin indican incrementos de 313, 233 y 220 kg/ha corresponden a 5,
4.2 y 4.4% por cada ciclo de seleccin en Compuesto Blanco, San Mar-
ceo y Guateian-Xela respectivamente.

Los resultados anteriores comprueban la eficiencia del mtodo de se-
leccin familial utilizado para modificar positivamente el rendimien-
to y caractersticas agronmicas.

La interpolacin de los ciclos no evaluados es muy confiable debido a
que las lneas de regresin presentan altos coeficientes de correla-
cin, es decir, estn explicando el fenmeno en ms del 95%.

En la poblacin de San Marceo se redujo la altura de planta y mazorca
en 30 y 28 cms, mejorndose a la vez lo que a cobertura de mazorca res-
pecta. En las otras dos poblaciones las caractersticas agronmicas se
mantienen en forma similar incluyendo pudricin y cobertura. Esto
ltimo es debido a que en aos anteriores no se seleccion en forma
estricta contra estas caractersticas.


19








LITERATURA CITADA

ALLARD, R.W. Principios de la mejora gentica de las plantas. Barcelona, Ediciones
Omega, 1975. 498 p.

BRAUER, H.O. Fitogentica aplicada, Mxico, Editorial Limusa-Wiley, 1969. 518 p.

BENITEZ, I. Una modificacin al mtodo de seleccin mazorca por surco para rendi-
miento en maz de temporal y sus avances. Tesis Ing. Agr. Chapingo, Mxico, Esc.
Nac. de Agricultura, 1977. 80 p.

COMPTON, W.A. y COMSTOCK, A.W. More on modified ear-to-row selection in corn.
Crop. Science 17: 378-380, 1976.

ESPINOZA, E. y ALVARADO, A. Segundo ciclo de seleccin mazorca por surco en P.D.
(MS) Guatemala, 1970. XXVI Reunin Anual del PCCMCA, Antigua, Guatemala,
1970.

LONNQUIST, J.H. Mtodos de seleccin tiles para el mejoramiento dentro de pobla-
ciones, Per, 1969. VI Reunin Latinoamericana de Fitotecnia, Lima, Per, 1969.
85p.

MOLINA, J.D. Seleccin familial de progenies autofecundadas. Chapingo, Mxico. Co-
legio de Postgraduados, 1977.

MARQUEZ, F. Alternativas para la seleccin familial en maz. Rama de Gentica, Cha-
pingo, Mxico. Colegio de Postgraduados, 1977. 29 p. Sobretiro mimeografiado.

POEHLMAN, I.M. Mejoramiento gentico de las cosechas. Mxico, Editorial Limusa,
1973. 453p.

PATERNIANI, E. Selection among and within half-sib families in a brasilian population
of mayze (Zea mays L.). Crop Science 7: 212-215, 1967.

POEY, F.; CORDOVA, H. y FUENTES, A. Conceptos tericos que respaldan los progra-
mas de mejoramiento de maz. Guatemala, ICTA, 1976. Sobretiro m.imeografiado,
sin fecha.

POEY, F. y CORDOVA, H. Mtodo de mejoramiento para la formacin de variedades e
hbridos de maz (Zea mays L.) en base a poblaciones mejoradas. XXV reunin anual
del PCCMCA, Tegucigalpa, Honduras, 1979.

RIPOL, C.A. Efecto de la seleccin dentro de familias de medios hermanos en el mtodo
modificado mazorca por surco. Tesis M. Sc. Chapingo, Mxico, Colegio de Post-
graduados, 1964. 80 p.

ROMERO, F.J. Seleccin mazorca por hilera en maz en Honduras. XIII reunin anual
del PCCMCA, San Jos, Costa Rica, 1967.

SPRAGUE, G.F. Mejoramiento de maz. Traduccin al Espaol del capitulo V del libro
Corn and Corn Improvement por A. Salazar y A. Carballo. Ed. CIMMYT, Mxico,
1960. 75 p.

VELASQUEZ, R.; CORDOVA, H. y POEY, F. Seleccin de hermanos completos por el
mtodo perse y mestizos para la formacin de hbridos de maz (Zea mays L.) XXV reu-
nin anual del PCCMCA, Tegucigalpa, Honduras, 1979.

VILLENA, W. y JOHNSON, E. Respuesta a la seleccin para altura de planta y sus efec-
tos en rendimiento de grano y acame de raz en 3 poblaciones tropicales de maz.
XVIII reunin anual del PCCMCA, Nicaragua, 1972. 36 p.



20
































Efecto de la Interaccin

Cero Labranza Fertilizacin

sobre el Rendimiento de Maz


Carlos N. Prez R.'
Marco A. Dardn2
Hugo S. Crdova




RESUMEN

El objetivo del presente trabajo fue determinar cul era el tipo de labranza del suelo y la ferti-
lizacin adecuada para el cultivo del maiz. Dicha evaluacin se efectu en el ciclo 1980-B en
la Estacin Experimental Cuyuta. Se evaluaron 4 tipos de labranza y 4 niveles de nitrgeno.
El diseo utilizado fue de parcelas divididas con 4 repeticiones. Los resultados obtenidos
indican que: el tipo de labranza ideal fue cuando no se efectu labranza alguna ("O" labranza)
y se aplic Glifosato, obtenindose una media de rendimiento de 4.579 ton/ha. La mejor in-
teraccin entre tipo de labranza y niveles de nitrgeno se obtuvo cuando no se efectu la-
branza alguna + Glifosato, y se aplicaron 150 kg/ha de nitrgeno, con una media de
rendimiento de 5.46 ton/ha.


1 Investigador Asistente I, Programa de Maz, ICTA, Guatemala.
2 Investigador Asistente Profesional I, Programa de Maz, ICTA, Guatemala.
3Especialista en Mejoramiento y Produccin del Programa Regional de Maz de CIMMYT,
Centroamricay del Caribe.


21










Para muchos agricultores, especialmente aqullos que cuentan con
recursos limitados, se les dificulta el uso de maquinaria, mxime si
durante la poca de lluvias, el acceso a la finca es restringido. De igual
forma en el rea centroamericana, existen muchas estaciones experi-
mentales, cuyos recursos son limitados para obtener maquinaria y
equipo agrcola, as como tambin los combustibles y lubricantes re-
queridos para su operacin y mantenimiento.

Como consecuencia de estas situaciones, los pequeos agricultores
realizan sus siembras fuera de tiempo, con las prdidas consiguientes,
y en el caso de las estaciones experimentales, los programas de inves-
tigacin y produccin se ven limitados en la poca de preparacin de
las tierras, realizando siembras tardas y los resultados de los experi-
mentos no reflejan la respuesta de las variables que se pretende inves-
tigar.

El presente trabajo se condujo con el objeto de estudiar la respuesta de
la fertilizacin nitrogenada, bajo condiciones de labranza conven-
cional, comparado con cero laboreo y uso de herbicidas, en el rendi-
miento del maz.



REVISION DE LITERATURA


Harold y Edward (1972) compararon la erosin del suelo en cuencas
con manejo de suelos muy pobre, con prctica de manejo mejorados y
con no laboreo en el cultivo del maz, durante una tormenta de 175 cms
de lluvia, encontrando que las prdidas de suelo por erosin fueron
51.4, 7,307 y 72,000 kilogramos de suelo por hectrea, para las tres
prcticas, respectivamente.

Maldonado (1980) evalu el efecto de cero laboreo y laboreo conven-
cional, sobre el rendimiento de maz a diferentes niveles de fertiliza-
cin, encontrando que la respuesta a la fertilizacin nitrogenada es
ms evidente bajo cero laboreo, cuando se hacen las primeras aplica-
ciones de fertilizacin (0 50 kg de nitrgeno por hectrea).

McGregor et al (1975) encontraron que en un suelo, altamente erosio-
nable de Misisip, la erosin se redujo de 17.5 a 1.8 toneladas mtricas
por hectrea, cuando se us cero laboreo.

Phillips et al (1980) sealan las ventajas de la cero labranza de la si-
guiente manera: 1) la erosin del suelo causada por el viento y la lluvia


22










se reduce; 2) se puede aumentar el rea utilizada por cultivo bajo
tierra con pendiente elevada; 3) los requerimientos de energa se re-
ducen; 4) la poca de siembra y cosecha se reduce debido a que no hay
preparacin de tierras y no hay limitacin para sembrar bajo condi-
ciones adversas de mucha lluvia; 5) la humedad del suelo se usa en
forma eficiente por las plantas, ya que reduce la evaporacin del agua
en suelo y aumenta la infiltracin del agua en el suelo; y 6) la inversin
en maquinaria se reduce.

Triplete et al (1978) determinaron que el sistema de no laboreo redujo
la erosin del suelo al 50%.



MATERIALES Y METODOS


El ensayo se condujo en el Centro de Investigacin y Produccin
Cuyuta, situado a 48 msnm, latitud N 140 05' 10" y longitud 900 54' 0",
con precipitacin pluvial mxima de 2,063 mm anual y mnima de 48.

Los suelos son franco arenosos, serie Tiquisate, con temperaturas m-
nima de 21.90C, media de 27.90C y mxima de 33.90C.

El diseo empleado fue de Bloques al Azar con arreglo de parcelas di-
vididas, con 4 repeticiones y 16 tratamientos, en una sola localidad.
Las parcelas grandes fueron los mtodos de labranza y las parcelas
chicas, los niveles de nitrgeno. Los tratamientos se describen a conti-
nuacin.


Mtodos de labranza: A) Labranza convencional

Erradicane, Gesaprim 80

B) Labranza convencional

Dos limpias a mano

C) Cero labranza

Glifosato-Gramoxone

Gesaprim 80


23









D) Cero Labranza

Gramoxone, Gesaprim

Gramoxone


Niveles de Nitrgeno: N1 = 0 kg ha
N2 = 50kg ha
N3 = 100kg ha
N4 = 150 kg ha

Dosis de Herbicida: Roundup 2 Its ha
Gramoxone 2 Its ha
Gesaprim 1 1 2 kg ha


A todos los tiatamientos se les hizo una aplicacin uniforme de 40 kg
de P205. Se realizaron anlisis de varianza para rendimiento, prueba
de Tukey y anlisis econmico.


MANEJO


La variedad de maz utilizada fue el hbrido HB-19, el tamao de parce-
la fue de 4 surcos de 5.5 metros de largo, separadas a 75 cms entre
surcos y 50 cms entre plantas para una densidad de 53,000 plantas por
hectrea. Las variables no experimentales fueron consideradas uni-
formes para todos los tratamientos. Todos los caracteres estudiados
fueron medidos en 2 surcos centrales de 5.5 metros de largo, los rendi-
mientos expresados en toneladas por hectrea, ajustados al 15% de
humedad.



MUESTREO DE MALEZAS

Para asegurar el xito de este estudio en relacin a malezas presentes
en la localidad, se muestre un rea que haba estado sembrada con
maz en el ciclo anterior y que las malezas fueron representativas del
rea, realizndose muestreos en 4 repeticiones con un marco de made-
ra de 100 cms2.

Las malezas identificadas fueron Coyolillo, Cyperus rotundus, 122 plan-
tas/m2, Flor Amarilla, Helianthus sp, 22 plantas/m2.


24









TIPOS DE LABRANZA


Convencional: tres pasos de rastra de discos, aplicacin de Erradi-
cane 2 gls/ha, 1 1/2 kg/ha de Atrazina (Gesaprim 80).


"O" LABRANZA

Consisti en cortar los rastrojos de maz y dejarlo sobre los surcos
como mulch y posteriormente hacer las aplicaciones de los herbicidas.
La siembra se hizo sobre el camelln utilizado en el cultivo anterior.


RESULTADOS Y DISCUSION

Es notable la respuesta a nitrgeno, solamente con la aplicacin de 50
kg de nitrgeno, independiente del tipo de labranza que se use, ya que
esta fuente de variacin no mostr significancia; los niveles 50, 100 y
150 fueron similares entre s y significativamente superiores al nivel
6"0".



CUADRO 1. Rendimiento (kg/ha) al 15% de humedad de diferentes
tipos de labranza y niveles de nitrgeno y su interaccin


LABRANZA NIVELES DE N

D = 4579 A 4 =4.830 A
B = 4300ANS 3 = 4.507A
A = 4205 A 2 = 4.308 A
C = 4085 A 1 = 3.400 B

NITROGENO LABRANZA **

"O" LABRANZA "D" CONVENCIONAL "A"

4 = 5.460 A 4 = 5.040 A
3 = 4.750AB 3 = 4.500 AB
2 = 4.560 B 2 = 3.900 B
1 = 3.800 C 1 = 3.500 B



La mejor interaccin nitrgeno-"0" labranza fue cuando se aplicaron
150 kg de nitrgeno y se utilizaron dos aplicaciones de Gramoxone y de
Gesaprim 80, este rendimiento fue de 5,460 kg/ha superando numri-
camente este mismo nivel bajo labranza convencional.


25












Bajo el mtodo de "O" labranza se tuvo una utilizacin eficiente del ni-
trgeno, ya que la respuesta en rendimiento a la aplicacin de los pri-
meros 50 kg de nitrgeno fue mayor que el caso de labranza conven-
cional.


Los resultados aqu presentes coinciden con los reportados por
Maldonado (1980), quien encontr las mismas respuestas bajo condi-
ciones de cero labranza.

FIGURA-I Diagrama de Promedio de Rendimientos de grano de maz en comparacin
con niveles de nitrogeno utilizando Labranza "O" y convencional.
Cuyuto 80 B.


O Labranza Convencional Kg /Ha.


O Labranza Kg/Ho

500 .500

250- 250

5000. -- 5000

750_ _750

500. _500

250 250

4000- -4000

750. 750

500. __ 500

E 250. 250

3000- 3000

750- 750

500- 500

250_ 250

2000 2000

0 0
0 50 100 150
Nitrogeno Kg./Ha.



Es evidente la respuesta que ha tenido el nitrgeno a la "O" labranza.



26











CUADRO 2. Anlisis de varianza para rendimiento en diferente tipo
de labranza y niveles de nitrgeno, Cuyuta 1980


F.V. F. MDS C.V. MEDIA


LABRANZA (L) NS 800 14.0 4292
NITROGENO (N) 740 12.0 4261
LxN ** (BA)



Las fuentes de variacin: fertilizacin nitrogenada y la interaccin
labranza x nitrgeno fueron altamente significativas, lo cual demues-
tra una respuesta diferente de los niveles de nitrgeno aplicados en los
diferentes tipos de labranza. Los coeficientes de variacin fueron ba-
jos, lo que demuestra una buena confiabilidad en la conduccin de
estos experimentos. La respuesta a los cuatro tipos de labranza no fue
significativa.




CUADRO 3. Anlisis marginal de beneficios netos en diferentes do-
sis de fertilizacin, bajo sistemas de laboreo



Niveles Beneficio Costo Retorno por
Laboreo N Neto Var. ABN ACU Quetzal
invertido

D 4 792.11 83.11 124.96 16.53 7.56
D 3 667.15 66.58 33.44 16.54 2.02
D 2 633.71 50.04 133.76 16.53 8.09
D 1 499.95 33.51

Comparacin de Costo Total

Tratamiento
Laboreo Nivel N Costos Fijos Costos Var. Costos Totales

D 2 168.85 50.04 218.89
A 2 168.85 149.88 318.73

Un quetzal = Un dlar



Como puede observarse, el tratamiento que mejor ingreso neto pre-
senta es el "O" labranza aplicando 50 kilos de nitrgeno con un retorno
de 8.00 (Quetzales) por quetzal invertido.


27













CUADRO 4. Porciento control de las malezas ms comu-
nes en el experimento conducido bajo dife-
rentes tipos de labranza



COYOLILLO FLOR AMARILLA
122 PLANTAS/METRO 22 PLANTAS/METRO

DIAS DIAS



Herbicida 15 50 60 15 30 60


Erradicane 100 90 50
Gesaprim 20 15 15 100 80 75
Gramoxone 90 40 10 100 40 20




Como puede observarse, el herbicida Erradicane result ser el ms
efectivo para el control de coyolillo, y en el caso de flor amarilla, fue
Gesaprim.









FIGURA 2 Respuesto de Insecticidas o sistemas de laboreo



LI O LaO~OonZo Kg /n

7000 Laboreo ConvenionIl Kg/Ho -7000

6600 6600

6200 .6200

5800 5800

5400 5400

S5000. 5 000

4600. 4600
c4200 4200

3800. .3800

3400 I 3400
3000. .000

2600- I .2600


FUR-O O- OR VOL-O FUR-FUR FUR-0 0-0




28














FIGURA 3 Respuesta de Variedades a Sistemos de laboreo Convencional




IZ O Lobronza Kg/Ho
7000 7000
6 0o LLaboreo Convencional Kg/Ha 6600
6600 C -6600

6200. -6200
5800 --.5800
5400 .5400

5000 .5000

46001 4600

S42001 4200

800 3800

3400 .3400

3000 3000

2600. 2600

S1 0
8-1 HB-75 HB-19 6-3 8-5 H-3








Las figuras 2 y 3 resumen los resultados obtenidos en los experimen-
tos donde se evaluaron tratamientos de insecticidas y variedades en
dos tipos de labranza, respectivamente. Ntese que la respuesta, tanto
de los insecticidas como de las variedades, es muy consistente al in-
crementarse el rendimiento, utilizando "O" labranza.































29
























CONCLUSIONES


- El anlisis de varianza para rendimiento detect diferencias signi-
ficativas entre niveles de nitrgeno y la interaccin nitrgeno,
tipos de labranza.

Los niveles de nitrgeno 50, 100 y 150 fueron similares entre s, su-
perando significativamente al nivel "O".

El mejor tipo de labranza fue cero laboreo aplicando 1.8 Its de
Roundup/ha + aplicacin de Gramoxone 2 Its/ha.

- El mejor rendimiento se obtuvo cuando se utiliz el nivel 150 kg con
cero labranza + Roundup + Gramoxone.

- Debe ponerse nfasis en la investigacin de cero labranza.




LITERATURA CITADA

HAROLD, L.L. and EDWARDS, W.M. Soil water conserv. 27,30 (1972).

MALDONADO, M.A. Tesis de Maestro en Ciencias, 1980, CATIE, Turrialba, Costa Rica.

McGREGOR, K.C.; GREER, I.D. y GURLEY, G.E. Am. Soc. Agric. Eng. Trans. 18, 918
(1975).

PHILLIPS, S.H. and YOUNG, H.M. No-Tillage Farming (Rieman, Milwaukee, Wis
(1973).

TRIPLETT, G.B. and VAN DOREN, D.M. Sci. Am. 236,28 (1977).

ZAFFARARI, E.; BORITY, H. LOCATELLI, E. y SHENK, M. Implicaciones del laboreo
cero sobre algunas caractersticas qumicas y fsicas del suelo 1979. XXV Reu-
nin Anual del PCCMCA, Tegucigalpa, Honduras, C.A.


30




























Aumento de la productividad y

rentabilidad de los sistemas de

produccin tradicionales del

valle de Chimaltenango



Donald C.L. Kass*




RESUMEN


Debido a diferencias en altitud y textura del suelo, el valle de Chimaltenango presenta condi-
ciones ambientales distintas a otras partes del altiplano de Guatemala, diferencias que afec-
tan el sistema agrcola practicado en el rea. El maz se siembra en el mes de febrero, tres me-
ses antes del inicio de las lluvias, y el frijol enredador en el mes dejunio. Experimentos para
aumentar la rentabilidad de este sistema, incorporaron los siguientes cambios al sistema tra-
dicional: 1)Asociacinde una secuencia de papa y brcoli con el maz y frijol tradicional. 2)
Substitucin de la variedad criolla de maz por una variedad de ciclo ms corto, permitiendo
un monocultivo de brcoli o frijol arbustivo, despus de la cosecha del maz. 3) Modificacin
del arreglo tradicional del maz para permitir poblaciones ms altas de los cultivos asociados.
Al utilizarse uno, o una combinacin, de estos cambios, el ingreso neto por hectrea, aument
de Q.800.00 a Q.3,000.00, en comparacin con el sistema tradicional. La produccin de maz
variaba de 86 a 153% sobre el rendimiento en el sistema tradicional que fue de 3,115 kg/ha.
Los resultados demostraron la posibilidad de aumentar la produccin de ambos cultivos de
subsistencia y los de mayor rentabilidad sin cambiar las fechas tradicionales de las opera.
ciones agrcolas.


* Tcnico Residente de CATIE, en Guatemala.


31



































INTRODUCCION


El valle de Chimaltenango es una extensin de unos 300 km2 en el alti-
plano central de Guatemala, entre Latitud 140 35' y 140 45' N y Longi-
tud 900 40' y 900 50' a una altitud de 1775 a 1800 msnm.

Este valle no fue formado por depsitos aluviales, sino que es un
"relleno" con una cubierta gruesa de cenizas pmez de origen diverso.
Sin embargo, esta denominacin caracteriza todas las extensiones de
relieve plano dentro del altiplano de Guatemala, inclusive el valle de
La Ermita, donde est localizada la ciudad de Guatemala.

Estas reas han sido siempre favorecidas para la concentracin de po-
blaciones, desde el perodo preclsico de los mayas, hecho que refleja
una aptitud para la agricultura: los suelos son profundos y el relieve
plano. Es interesante anotar que con el crecimiento poblacional, estas
reas no se han convertido totalmente en productoras de hortalizas
para los centros urbanos, con excepcin del valle de Quetzaltenango,
que al contrario de los otros "valles", posee un ro y una fuente de agua
para riego que no poseen los valles de La Ermita, Chimaltenango o San
Marcos.


32















FIGURA I Areas de Rellenos y cubiertos gruesas de cenizas pmez.
(.Mapa Geolgico,1,970), GUATEMALA, C.A.






















9'









Como estos valles ocupan elevaciones un poco ms bajas, no son tan








favorables para la produccin de ciertas hortalizas de clima fro y la
precipitacin en La Ermita y Chimaltenango, es inferior a la de las
partes ms altas de los alrededores.


33











REVISION DE LITERATURA



Los cultivos asociados con el maz son frecuentemente sembrados en
la parte alta del altiplano y se han estudiado formas de aumentar la efi-
ciencia de asociacin en los ltimos aos (1, 5). Yos et al, demostraron
aumentos en el rendimiento del cultivo asociado con el uso de una va-
riedad de maz de porte ms bajo (8). Sin embargo, nuestros resulta-
dos son indicativos que la variedad DON MARSHALL, no es tutor vivo
apropiado para el frijol enredador criollo, cuya produccin es un fac-
tor de igual o mayor importancia econmica que el maz en el valle de
Chimaltenango. Los suelos de este valle fueron caracterizados por
Simmons et al (7) dentro de las series Tecpn y Guatemala, pero todos
los suelos utilizados en el presente trabajo pertenecen a la serie
Tecpn.

CUADRO 1. Caractersticas de los suelos y los sistemas de cultivo de
las subdivisiones del altiplano central


Valle de Sacate-
Subdivisin Alta Seca Chimalte- pquez
nango

Altitud 2000-2400 1500-2100 1700-1850 1800-2100
(Metros sobre el nivel del mar)
% arcilla* 22 21 13 8 13 11 19 5
%limo 24 +10 24 4 19 t 5 29 + 2
% arena* 54 + 25 63 + 5 68 t 13 52 7
% base de saturacin* 50 + 24 73 + 14 48 26 56 18
NH40AC
% de sitios eutrandepts 67 100 50 75
Fecha de siembra del maiz abril mayo febrero mayo
Asociacin de frijol enredador
con maz + +
Fecha de siembra del frijol trepador abril junio
Fecha de siembra del frijol de suelo marzo mayo agosto marzo

* Rangos representan 2 desviaciones estndares



En el caso del valle de Chimaltenango hay dos caractersticas de los
sistemas agrcolas practicados en el rea, que contrastan con el resto
del altiplano.

1. La fecha de siembra de maz y frijol
2. La predominancia del sistema maz-frijol enredador


34









El maz se siembra en el mes de febrero, tres meses antes del inicio de
las lluvias y un mes antes que en cualquier otra rea del altiplano. El
frijol, por el contrario, se siembra en el mes de junio, o sea tres meses
ms tarde que las "milpas" en otras regiones del altiplano, donde es
ms frecuente sembrar el maz y el frijol en la misma fecha o de las
partes ms altas del altiplano central donde se siembra el frijol arbus-
tivo de uno a tres meses antes del maz sembrado en relevo (5).

Por otra parte, hay que hacer notar que los rendimientos del frijol
enredador del sistema practicado por los agricultores, segn se des-
prendi en el curso de este estudio, sobrepasan los 1,000 kg/ha, y que
los agricultores hacen frecuentes aplicaciones de gallinaza (13 a 18
m3/ha), lo cual es una prctica econmica. Si un agricultor desea apli-
car 100 kg/ha de P205 y 100 kg/ha de nitrgeno, tendra que gastar
Q.154.00 utilizando fertilizante qumico (Q.14.00/qq de 20-20-0), mien-
tras que si slo aplica gallinaza, gasta nicamente Q.30.00 (Q.2.00/m3
de gallinaza).


JUSTIFICACION


Las razones para la uniformidad y las caractersticas del sistema prac-
ticado en el valle de Chimaltenango pueden ser divididas en dos cate-
goras:


Fsico climticas

El sistema maz-frijol se adapta muy bien a las condiciones de suelos y
clima del valle; la textura del suelo es un poco ms gruesa y la precipi-
tacin total un poco ms baja que en partes ms altas del altiplano. Por
esta razn, solamente el maz puede ser sembrado antes del inicio de la
poca lluviosa. La densidad de siembra de maz es inferior a la densi-
dad usada en el frijol, lo que permite aprovechar un volumen de suelo
mayor que otro cultivo. Las temperaturas ms altas del valle y la
menor probabilidad de heladas, permite una siembra de frijol enreda-
dor ms tarde que el resto del altiplano.

Debido a temperaturas ms elevadas, el frijol sembrado ms tarde,
evita un perodo de lluvias que favorece el desarrollo de enfermeda-
des y madurez, antes del perodo de mayor probabilidad de heladas.
Los rendimientos del frijol en el valle, son hasta cuatro veces ms altos
que el resto del altiplano, as, el cultivo deja de ser de carcter de "sub-
sistencia" y se convierte en un cultivo rentable.


35









Econmico-sociales

1. Los agricultores necesitan dedicar todos sus terrenos a la pro-
duccin de-maz y frijol. El tamao promedio de finca en el valle
es inferior (una manzana vrs una manzana y media), al de la parte
alta del altiplano, y debido al hecho de que los rendimientos de
maz en el valle son inferiores a los de las partes ms altas (4), los
agricultores han dedicado todos sus terrenos a la produccin de
maz de subsistencia. En las partes altas del altiplano los agricul-
tores asocian cultivos ms rentables, como la papa con el maz,
pero la asociacin con frijol enredador practicada en el valle, tal-
vez sea ms rentable que asociada con otro cultivo.

2. El sistema maz-frijol representa una inversin relativamente
baja en capital y mano de obra, factores que no son muy abundan-
tes en el valle. Como el sistema no es muy rentable, el agricultor
busca otras fuentes de ingreso que reducen el tiempo que puede
dedicar a sus propios terrenos. Maz-frijol es un sistema que pue-
de manejar bien, como una actividad secundaria.

Finalmente, se ha argumentado que otros cultivos ms rentables no se
adaptan al valle. Sin embargo, el resultado de las investigaciones con-
ducidas en el Centro de Produccin y en campos de agricultores por
los programas de trigo, papa y hortalizas, han demostrado que s pue-
den ser altamente rentables.



OBJETIVOS

Encontrar alternativas de produccin ms rentables para el agricultor
del altiplano central.


Para alcanzar este objetivo se consideraron dos alternativas, basadas
hasta cierto punto, en las caractersticas del sistema tradicional y en la
existencia de una variedad desarrollada por el Programa de Maz,
denominada DON MARSHALL, de ciclo corto (6.5 meses) y altura de
dos metros. Se consider que la utilizacin de esta variedad que se co-
secha en el mes de agosto, permitira la inclusin de otro cultivo y
aprovechar los dos ltimos meses de la estacin lluviosa.

Un enfoque fue la introduccin de cultivos ms rentables dentro del
sistema tradicional, y el otro, el uso de cultivos en asociacin con maz.
Los sistemas probados estn representados en la figura 2.


36












FIGURA 2. Alternativas probadas en el valle de Chimaltenango, 1980



E F M A M J J A S O N I)



Maiz criollo, espaciamiento tradicional(1 1.2 m)41,000pl ha

1Frijolenredador 50,000 plha


2. Maiz Criollo. 55,000 pl ha 1 m x 0.9 m

Frijol enredador, 66,000 pl ha


3. Maiz Criollo, Espaciamiento Tradicional (1 1.2 m)
41,000 pl ha

Frijol enredador, 50,000 pl ha

Papa lBrcoli. 21.000 pl ha o
27,777 pl ha Frijolarbustivo. 3.,33pl ha



4. Maiz Criollo, 1.8m x 0.67 m,41.000 pl ha

Frijol enredador, 50.000 pl ha

Papa Brocoli.42.0(00pl ha o
37.000 pl ha Frijol arbustivo. 166,555 pl ha



5. Maiz Don Marshall, EspaciamientoTradicional, ,Brocoli, 55.000 pl ha o
1 1.2 m, 41,000 pl ha Frijol arbustivo 21)0,000 pl ha




6. Maiz Don Marshall 55,000 pl ha 1 m 0.9 rocoli 55.(X0 pl ha o
Frijol arbustivo 200,1)000 pl ha



7. Maiz Don Marshall Esp. Trad. 1 1.2 m
41,000 pl ha Brocoli 55X000 pl ha o
Frijol arhustivo 2(,000 pl ha
Papa Monocultivo
27,000 pl ha


8. Maiz Don Marshall 1.8 m 0.8 m 0.67 m Brcoli 55.(00) pl ha o
41,000 pl ha Frijol arbustivo
200,000 pl ha
Papa Monocultivo
37,000 pl ha


9. Papa Brcoli
37,000 pl ha 55,000 pl ha


La primera alternativa implica un aumento de la inversin en capital
o mano de obra, que los agricultores del valle no pueden hacer.



37










Un tercer enfoque adoptado originalmente, antes de que se supiera
que la aplicacin de gallinaza iba a resultar ms econmica, fue
aumentar la productividad del sistema actual aplicando el fertilizante
en una fecha ms prxima a la poca de siembra, ya que la prctica tra-
dicional es aplicarlo cuando ya se han iniciado las lluvias. Con esta
prctica tradicional el fsforo aplicado al maz, tres meses despus de
la siembra, no asegura su mejor aprovechamiento.

Las variedades criollas tienen un ciclo de 9 meses y frecuentemente su
altura excede los 3 metros.




MATERIALES Y METODOS


Las caractersticas de la superficie de los suelos utilizados para los ex-
perimentos y las temperaturas promedio, promedios de mxima y m-
nima, as como los datos mensuales de temperaturas mxima y mni-
ma y precipitacin pluvial, se presentan en los cuadros 2, 3 y 4.




CUADRO 2. Caractersticas de la superficie (0-20 cms) de los suelos
utilizados paralos experimentos


SITIOS
Agricultores Fernando Felipe Pedro Francisco Julin
Espital Alonso Raxtun Chay Chay

pH 6.8 6.9 6.7 6.7 6.9
Fsforo 6.5 5.8 6.0 7.6 6.7
Materia orgnica 2.48 3.34 1.73 2.04 3.13
%
%arcilla 8.39 6.68 11.77 15.94 12.66
% limo 17.77 16.31 20.06 20.55 22.19
% arena 73.84 77.01 68.17 63.51 65.15
CTI* (meq/100 g) 13.67 14.80 11.18 13.45 17.40
Ca 5.70 7.20 5.17 5.53 6.66
Mg 1.06 1.39 0.88 0.92 0.99
K 0.46 0.45 0.53 0.46 0.44
% saturacin de bases 54.62 37.93 60.61 53.12 29.07
Clase liberal Franco Arena Franco Franco Franco
arenoso franca arenoso arenoso arenoso

* Capacidad total de intercambio, determinado en NH40AC, pH7


38











CUADRO 3. Temperaturas promedio mximas y mnimas de esta-
ciones del INSIVUMEH en el valle de Chimaltenango
(1776 m) y en Santa Cruz Balany (2060 m), 1972-1975.
Promedio de 4 aos


TEMPERATURA .-.... TEMPERATURA PROMEDIO ------
PROMEDIO MAXIMA MINIMA
(1972-75) Chimal- Sta. Cruz Chimal- Sta. Cruz Chimal- Sta. Cruz
Mes tenango Balany tenango Balany tenango Balany


E 12.9 14.4 20.0 24.3 6.7 2.7
F 12.9 15.2 21.2 25.0 5.2 2.9
M 14.4 15.8 22.8 27.0 6.6 5.2
A 16.4 17.2 23.2 27.1 7.2 5.7
M 16.3 17.3 23.3 27.5 10.9 7.9
J 16.1 16.4 20.9 23.1 11.9 9.1
J 15.3 16.2 20.9 24.9 11.2 7.6
A 15.2 16.6 20.6 24.3 11.3 7.1
S 15.2 16.3 20.6 24.6 11.4 6.5
O 14.8 15.7 20.3 25.0 11.2 6.8
N 14.0 15.4 20.4 23.7 9.0 5.9
D 12.4 14.1 19.9 24.3 5.9 1.4


X 14.7 15.9 21.2 25.0 9.0 5.7







CUADRO 4. Datos mensuales de temperatura mxima y mnima y
precipitacin, valle de Chimaltenango, 1980



TEMPERATURA Precipitacin Evaporacin
Mes Mxima Mnima Total Diaria
OC OC (mm) mm


Enero 24.0 4.0 0.0 3.5
Febrero 24.0 2.0 0.0 3.8
Marzo 28.0 3.0 4.0 4.3
Abril 28.0 9.0 31.0 4.3
Mayo 28.0 6.0 100.0 3.7
Junio 26.0 9.0 235.0 2.5
Julio 25.0 9.0 125.0 3.4
Agosto 25.0 7.0 188.0 2.3
Septiembre 27.0 6.0 181.0 2.4
Octubre 25.0 6.0 42.0 2.7
Noviembre 23.0 3.0 2.8 2.8
Diciembre 23.0 0.0 5.0 3.4



39













En el caso de fertilizacin se utiliz 250 kg/ha de 20-20-0, para el estu-
dio de las alternativas y 200 kg/ha de urea para el maz criollo, mien-
tras que para el caso de papa, fue fertilizada con 1,200 kg/ha de 20-20-0
en monocultivo y 75% de esta cantidad, cuando se asocia con maz en el
sistema tradicional, el brcoli fue fertilizado con 500 kg/ha de 20-20-0
y 250 kg/ha de urea.



En el caso de biocidas se fumig semanalmente con Dithane M-45 o
Antracol, Thiodn u Orthene. Se aplic Volatn granulado, 50 kg/ha,
en la poca de siembra y Volatn en polvo, 50 kg/ha despus de cortar
las hojas, 2 semanas antes de la cosecha. En el caso del brcoli se hizo
una aplicacin de Orthene, Thiodan, Belmach y Malathin.


En el experimento de gallinaza las cantidades de fertilizantes fueron
calculadas para obtener siempre un total de 100 kg/ha de P205 en
todos los tratamientos.



RESULTADOS Y DISCUSION


En el experimento con gallinaza los resultados aparecen en el cuadro 5
y su anlisis econmico en el cuadro 6.


CUADROS. Sistema con gallinaza (Chimaltenango, 1980)

TRATAMIENTOS Rendimtenro de Maiz Rendimiento de Frijol
~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ --- ____-^^ ___._^^ ^^ ____^ ^ ---- ---
i"ertiizaci nalMaiz) (kg ha) (kg ha)
Siembra del Iniciode Candeleo C60580 G60680 C60980 Prome- G60580 G60680 060980 Prome-
maiz la lluvia (a semana P Raxtun F Chay J. Chay dio P Raxtun F. Chay J. Chay dio
(2aquincena (2 quincena dejulio)
febrero) de mayo)

1 20-20-0
0S0kgha 404411) 3826(1) 1672(5) 3180 922(4) 682(7) 864(2) 823
2 Gallinaza 02020 3119(8) 3251 (2) 1891(3) 2753 956(3) 964(3) 842(3) 921
2000 kg ha 250kgha
3 0-46-0 20-200 Urea
200kgha 250kg ha 200 kg ha 36993) 3227(3) 2071(2) 2999 1013(1) 915(4) 1027(1) 985
4 Gallinaza Gallinaza 3863(2) 2786(4) 2141(1) 2930 739(7) 911(5) 1027(1) 892
2000 kg ha 2000 kg ha
5. 20-20-0 2020-0
250kR ha 250kg ha 3230(6) 2561(5) 1311(7) 2767 827(5) 1004(1) 831(4) 887
6. 20-20-0 020-20
250kg ha 250 kg ha 3436(4) 2506(6) 1393(6) 2445 656(8) 675(8) 597(7) 643
(Guicoy sembrado junto con el maiz)
7. Gallinaza
4000kg ha 3185(7) 2260(7) 1697(4) 2380 991(2) 974(2) 800(5) 922
8. Gallinaza 20-20-4
2000kg ha 250kg ha 3U33(5) 2071(8) 871(8) 2092 759(6) b6 (6) 742(6) 789
(Guicoy sembrado junto con el maiz)
DM.S (59) 1623 1086 1186 264 246 246 417
C.V 2643 2205 4151 1805 16.04 2832
Promedio por sItio(kg ha) 3545 28)0 1632 845 874 841

los nmeros en parentess siguiendo cada rendimiento, son los rangos de los rendimientos en cada sitio. Pesos de
i0. corregido a 15% de humedad Pesos de frijol corregido a 14% de humedad.




40
















CUADRO 6. Anlisis econ6mico de los experimentos con gallinaza (Chimaltenango, 1980)


Tratamientos
(Fertilizacin Malz) COSTOS Produccin (kg/ha)
Siembra de Inicio de Candeleo Costos Fertili- Aplica- Cosecha Cosecha TOTAL
maiz lluvias fijos zante cin frijol maiz Q. Maz Frijol

1. 20-20-0
500kg/ha 82.50 176.00 22.50 59.26 59.63 399.89 3180 823

2. Gallinaza 20-20-0
2000 kg/ha 250 kg/ha 82.50 103.00 45.00 66.31 51.62 348.43 2753 921

3. 0-46-0 20-20-0 200kg/ha
200kg/ha 250kg/ha Urea 82.50 224.00 67.50 70.92 56.23 501.15 2999 985

4. Gallinaza Gallinaza
2000 kg/ha 2000 kg/ha 82.50 30.00 45.00 64.22 54.94 276.66 2930 892

5. 20-20-0 20-20-0
250 kg/ha 250 kgha 82.50 176.00 45.00 63.86 44,38 411.74 2367 887

6. 20-20-0 20-200
250kg/ha 82.50 176.00 45.00 46.29 45.84 395.63 2445 643
(Guicoy sembrado junto con el maiz)

7. Gallinaza
4000 kg/ha 82.50 30.00 22.50 66.38 44.62 246.00 2380 922

8. Gallinaza 20-20-0
2000 kg/ha 250kg/ha 82.50 103.00 45.00 56.81 39.23 326.54 2092 789

(Gicoy sembrado junto con el maiz)

Tratamientos Produccin Valor del Ingreso Retornopor Costo/kg
(Fertilizacin maz) kg/ha Producto Neto Quetzal P205
Siembra de Inicio de Candeleo Q/ha TOTAL Quetzales Invertido
maz lluvias Maiz Frijol Maz Frijol Q. Q

1. 20-20-0
500kg/ha 3180 823 559.68 543.18 1102.86 702.97 2.75 1.76


2. Gallinaza 250 kg/ha
2000 kg/ha 2753 921 484.53 607.86 1092.39 743.96 3.13 1.03

3. 046-0 20-20-0 Urea
200kg/ha 250kg/ha 200kg/ha 2999 985 527.83 650.10 1177.93 676.41 2.35 1.58

4. Gallinaza Gallinaza
2000kg/ha 2000kg/ha 2930 892 515.68 588.72 1104.40 827.74 3.99 0.30

5. 20-20-0. 20-20-0
250kg/ha 250kg/ha 2367 887 416.59 585.42 1002.01 590.27 2.43 1.76

6. 20-20-0 20-20-0
250kg/ha 250kg/ha

(Giicoysembradojuntoconel Maiz) 2445 643 430.32 424.38 854.70 459.07 2.16 1.76

7. Gallinaza
4000kg/ha 2380 922 418.88 608.52 1027.40 781.40 4.17 0.30

8. Gallinaza 20-20-0
2000kg/ha 250kg/ha
(Gicoysembradojuntoconel Maiz) 2092 789 368.19 520.74 888.93 562.39 2.72 1.03













Se puede notar que disminuyeron considerablemente los costos de

producir maz y frijol a travs del uso de gallinaza, como las disminu-

ciones en la produccin de maz fueron pequeas, el ingreso neto y el

retorno por quetzal invertido fue mayor en los tratamientos con

gallinaza.




41













Los resultados obtenidos en la asociacin de cultivos aparecen en el

cuadro 7 y el anlisis econmico en los cuadros 8 y 9.

CUADRO 7. Rendimientos en el experimento de Sistemas. Chimaltenango, 1980


KG HA


G60780- F. Espital F. Alonso G60880
SISTEMA Maiz Papa Brcoli Maz Papa FRIJOL
nredador Arbust.


MAIZ TRADICIONAL, 41000pl ha
a. Criollo, alto, 8 meses 2622 3579 722
b. Don Marshall, bajo, 6 meses seguido 2398 8487 3066 964
por brcoli o frijol arbustivo

Papa en monocultivo seguido por Brcoli
o Frijol arbustivo en monocultivo 23635 9983 24343 732

Maiz, densidad alta, 55,000 pl ha
a. Criollo 3505 3670 861
b. Don Marshall, seguido por brcoli
o frijol arbustivo 3526 8117 3444 845

Maz Tradicional, 41,000 pl ha asociado con
papa seguido por brocoli o frijol arbustivo
a. Criollo 3635 7500 3187 4964 5719 885 30
b. Don Marshall seguido por monocultivo
de brcoli o frijol arbustivo 3727 14962 8433 2383 10529 940

Maz en surcos de 1.8 x 0.67 m.ent re pos-
turas, 41,000 pl ha con papa o brcoli
seguido por frijol arbustivo
a. Criollo 3966 12550 4925 56.34 9683 863 260
b. Don Marshall, seguido por monocultivo
de brcoli o frijol 3304 17172 10509 2223 15479 900

D.M.S.(p 0.05) 1551 9097 3401 2097 5215 285

C.V. (%) 19.68 18.15 32.43 21.43 17.91

CUADRO 8. Anlisis econmico del experimento realizado con el agricultor Fernando
Espital. 1980

--.--.--MAIZ CRIOLDL--- ..-----MAIZDONMARSHAL-----
Seguido por Monocultivo de Br6coli Monocltivo
ValordelosProductos Sistema 0,9x1,.0 1.2x1 1.2x0.67 Sistema 0.9x1.0 1,2x1 1,8x0,67 Sin
Q.'ha Tradicional 55,000pl/ha 41,000 plha 41,000pha Tradicional 55,000piha 41,000 pl/ha 41.000 pl/ha Maiz
1,2x conlti2vosconcultivs lxl, mncultivosconcultivos
41,000pllha asociados asociados 41,000plha asociados asociados

Maiz (0.176/kg) 462 617 643 699 432 620 658 583
Papa (0.198kg) 1486 2491 2960 3404 4682
Bncoli (0.308kg) 972 1328 2552 2423 2568 3154 3058
ValorTotal 462 617 3101 a518 2975 3043 6186 7141 7740
Costos de Poduccin
Q/ha
Maz 412 553 412 412 329 442 329 329
Papa 1238 1713 1376 1798 1918
Frijol 300 412 896 884 896 952 957
412 553 1950 2537 1225 1326 2601 3079 2875

Ingreso Neto pl.a 50 64 1151 1981 1750 1717 3585 4062 4865
Retoro por Q invertido 1.12 1.12 1.59 1.78 2.42 2.29 2.37 2.32 2.69
Total necesario mano de
obra hombre-dias/ha
98 133 269 347 267 298 427 480 410
Retornopordia detrabajo
0.51 0.48 4.27 5.70 6.55 5.76 8.39 846 11.86

1/2 ha; el agricultor
contribuye 100 dias de
trabajo y cosume 1818 231 308.50 1550.50 2259 1487.50 1521.50 3093 3570.50 3870
kg de maiz y 182kg de 127.50 82.50
frijol
necesidad de capital -133.50 -109 -725 -1018.50
-460.00 -460 -460 460 -362.80 -413 1050 1289.50 1187
-460.00 460 460 460 460
-235.00 -178 365.50 780.50 655.00 648.50 1583 1821 2223




42













CUADRO 9. Anlisis econmico del experimento realizado con el agricultor Felipe Blanco.
1980

-MAIZCRIOLLO---- ----- MAIZDONMARSHALL----
Seguido por monoculivo de frijol arbustiv Monocultio
Valordelos Sistema 09x1.0 1,2x1 1,8x0.67 Sistema 0.9x1.0 1.2x 1,0 1,8x067
Productos Tradicional 55,000 41,000plha41.000pl 'a Tradicional 55,000plha41.000plha41.000pl ha SinMaiz
Q ha. 1,2x 1 pl ha con cultivos con cultivo 1,2 x 1 con cultivo con cultivo
41,000 plha asociados asociado 41.000 plha asociado asociado

Maiz (0 176 kg) 630 646 874 992 540 606 419 391
Papa (0 198 kg)' 1132 1917 2085 3065 4820
Frijolenredador(0.77kg) 556 663 681 665
Frijol arbustivo (0.77 kg) 69 200 742 651 724 693 564
Total 1186 1309 2756 3774 1282 1257 3228 4149 5384
Costo de produccin Q ha



Maz 412 553 412 412 329 443 329 414
Papa 1205 1880 1294 1767 1931
Frijol enredador 157 189 194 189
Frijol arbustvo 105 214 324 309 321 318 307
Total 569 742 1916 2475 653 752 1944 2499 2237
IngresoNetoQ ha 617 567 840 1299 629 505 1284 1650 3147
Retorno por Q. invertido 208 1.76 144 1.52 1,96 1.67 1.66 1.66 2.4
Total mano de obra ne-
cesaria Hombre dia ha 145 190 278 338 165.00 195.00 293.00 346.00 30400
Retomo por da de
trabajo Qddia 425 298 302 3.84 3.81 2.59 4.38 4.76 10.35
Por 1 2 ha de terreno
Valor de los productos 593.00 654.50 137800 1887.00 641.00 628.50 1614.00 2074.50 2692.00
Costos menos 100 dias de
trabajo contribuido por
el agricultor (necesidad
de capital) 3450 121.00 708.00 1237.50 76.50 126.00 722.00 999.50 868.50
Valor de 1818 kg de maiz
y 182 kg de frijol para
consumo 460.00 460.00 46000 46000 460.00 460.00 460.00 460.00 460.00
Ingresonetopor 12 ha
despus del consumo 9850 73.50 210.00 189.50 104.50 42.50 412.00 615.00 1363.50


Los resultados demuestran la variabilidad econmica al asociar otros
cultivos con el maz y el frijol tradicional en el valle de Chimaltenango,
utilizando los sistemas modificados ya probados en las partes ms al-
tas del altiplano (Yos et al, 1980). El maz nuevo del ICTA, Don
Marshall, se comport un poco inferior al maz criollo, pero esta infe-
rioridad fue compensada econmicamente por la posibilidad de sem-
brar un cultivo como brcoli o frijol arbustivo en monocultivo despus
de la cosecha del maz. El monocultivo de papa seguido por brcoli o
frijol arbustivo fue la mejor alternativa en los dos experimentos, con-
siderando la necesidad de comprar el maz y frijol de consumo.


Por diversos motivos, es poco probable que el agricultor adopte este
sistema, ya sea por la inseguridad de no producir su propio maz, o por
la gran necesidad de capital que se necesita. La opinin del jefe del
programa de frijol del ICTA, fue que los rendimientos obtenidos del
frijol arbustivo podan haber sido mayores con un control ms efecti-
vo de la roya del frijol, que fue un problema con esta variedad (San
Martn Vaina Blanca). Como el agricultor no est acostumbrado a



43










fumigar su frijol enredador, talvez no adopte un sistema que necesite
la fumigacin del frijol. En ausencia de la papa, los dos sistemas son
casi iguales, en trminos de retorno por quetzal invertido, retorno por
da de trabajo e ingreso neto. El frijol vale ms que el maz, pero el
agricultor probablemente prefiera el sistema donde produce ms
maz en un terreno limitado, pero que no hay necesidad de comprar
maz para satisfacer la necesidad de consumo. En una manzana de
terreno tendr que haber una produccin de 2,634 kg/ha de maz. Esta
cantidad se consigui con todos los tratamientos con maz criollo, pero
no siempre con el maz Don Marshall.



CONCLUSIONES


Hay dos caminos que se pueden seguir para mejorar el sistema de pro-
duccin de los agricultores del valle de Chimaltenango, sin reducir los
niveles de produccin del maz y frijol, que estos agricultores actual-
mente realizan. Uno es la introduccin de cultivos ms rentables en
asociacin con maz y frijol.

Los cultivos de papa, brcoli y frijol arbustivo han demostrado buena
adaptabilidad a las condiciones del valle, en monocultivo o en asocia-
cin con maz. Un maz nuevo, desarrollado por el programa de maz
del ICTA, con ciclo de dos meses, inferior al maz criollo y con una
altura ms baja, permite el cultivo de brcoli en monocultivo despus
de la cosecha del maz y ofrece menos competencia a la papa asociada.
El inconveniente de no soportar el frijol enredador, puede ser compen-
sado por el uso de frijol arbustivo en lugar de brcoli, pero talvez haya
ms peligro con enfermedades y heladas, bajo este sistema. El nico
problema con este enfoque es que a pesar de ser ms rentable, los sis-
temas necesitan invertir mayor capital, que talvez los agricultores del
valle no disponen.

El otro enfoque es el de reducir los costos de produccin del sistema
tradicional, que talvez tenga ms posibilidades de aceptacin por par-
te de los agricultores del valle. El uso de gallinaza puede reducir los
costos de produccin por ms de Q.100.00 por hectrea, y aumentar el
ingreso neto por casi esta cantidad. Tambin el retorno por quetzal
invertido aumenta en ms de Q.1.00. Como hay abundante produccin
de gallinaza en el valle y los costos de fertilizante mineral en Guatema-
la estn siempre subiendo, el mayor uso de gallinaza puede beneficiar
a ambos, agricultores pequeos y a la situacin financiera del pas.



44

































LITERATURA CITADA







1. HILDEBRAND, P.E., S.R. RUANO A., T. LOPEZ YOS, E. SAMAYOA G.y R. DUAR-
TE M. 1977. Sistemas de cultivos para los agricultores tradicionales del Occi-
dente de Chimaltenango. SER ICTA. 34 p.

2. INSTITUTO GEOGRAFICO NACIONAL. 1970. Mapa ecolgico de Guatemala.

3. KASS, D. 1980. Sistemas de cultivo anuales en Guatemala. IN: Moreno, R., ed. Lo-
calizacin de sistemas de produccin de cultivos anuales en Centroamrica.
CATIE, Turrialba, Costa Rica. 284 p.

4. KASS, D.C.L. y F. CHEW. 1980. Efecto de cultivos asociados y niveles de fertiliza-
cin sobre rendimiento de maz en el altiplano central de Guatemala. XXVI reu-
nin anual PCCMCA, Guatemala, 1980.

5. KASS, D.C.L., R. DEL VALLE B., E.A. BONILLA. 1980. Increasing efficiency of
maize. Cash crop intercropping in highlands of Guatemala. Agronomy Abs-
tracts. p. 46. ASA Madison.

6. SAMAYOA, E., J.T. LOPEZ YOS, G. PELAEZ G., P. SHIRAS. 1979. Registros eco-
nmicos de produccin en milpa, frijol trepador, papa y frijol de suelo. Chimal-
tenango, 1977. SER, ICTA, 30 p.

7. SIMMONS, C.S., TARANO, J.M. y J.H. PINTO. 1959. Clasificacin de reconoci-
miento de los suelos de la repblica de Guatemala. Guatemala. Instituto Agro-
pecuario Nacional y Ministerio de Educacin Pblica. Editorial Jos Pineda
Ibarra. 1000 pg.

8. YOS, T.L., R. GAMBOA, J.J. GUTIERREZ G. y D. KASS. 1980. Alteraciones en la
milpa tradicional del altiplano de Guatemala para aumentar la produccin de
cultivos asociados. XXVI reunin anual del PCCMCA. Guatemala.



45


























La tolerancia al mosaico dorado del

frijol comn y el combate qumico del

vector, Bemisia tabaci, Genn como medios

de control

Luis Fernando Aldana de Len], Porfirio Masaya Snchez2,
Kazuhiro Yoshii3



RESUMEN

La principal enfermedad del frijol comn en el Suroriente de Guatemala es el Mosaico Dora-
do, incitada por el virus del Mosaico Dorado (BGMV). El virus es transmitido por la Mosca
Blanca, Bemisia tabaci Genn, por lo que su control se ha recomendado con anterioridad. En
este trabajo se compararon cinco tratamientos de control del vector: 1) Carbofurano (Fura-
dn granulado al 5%, 20 kg/ha a la siembra; 2) Carbofurano granulado al 5%, 40 kg/ha a la
siembra; 3) Carbofurano liquido (4F) aplicado a la semilla; 4) Cinco aplicaciones foliares de
leche en polvo, 2 kg/ha; y 5) Carbofurano granulado al 5%, a la siembra, 20 kg/ha, combinado
con cinco aplicaciones de metamidafos, 1 litro/ha (Tamarn 600) a intervalos de una semana
y un sexto tratamiento testigo sin aplicacin. Estos tratamientos se impusieron en tres geno-
tipos de frijol comn: Rabia de Gato, variedad criolla susceptible a BGMV; ICTA Jutiapn,
variedad altamente tolerante; e ICA Pijao, variedad moderadamente tolerante y progenitor
de ICTA Jutiapn. El experimento se repiti en 4 localidades del Suroriente de Guatemala.
En Quesada, una de las localidades, ICTA Jutiapn rindi con el tratamiento NO 5, el ms
completo de proteccin, 3.4 ton/ha en comparacin con 1.96 producidos por Rabia de Gato.
Por el contrario, cuando no se utiliz proteccin (testigo), ICTAJutiapn produjo 2.13 ton/ha
en comparacin con 0.28 ton/ha producidas por Rabia de Gato. ICA Pijaoprodujo3.5 y 1.67
ton/ha bajo las mismas condiciones, respectivamente. La misma tendencia se repiti en las
restantes 3 localidades. Se discuten las alternativas de tolerancia gentica y control qumico
del vector para la reduccin del Mosaico Dorado en frijol.


1/ Investigador Asistente, Programa de Frijol, ICTA.Jutiapa, Guatemala.
2/ Coordinador Programa de Frijol, ICTA, Guatemala, Guatemala.
3/ Fitopatlogo, ICTA-CIAT. Actualmente en el Instituto Nacional de Investigaciones Agropecuarias.
Veracruz, Mxico.


46









INTRODUCCION
En el suroriente de Guatemala, principal zona productora de frijol del
pas, la virosis incitada por el virus del Mosaico Dorado del frijol
(BGMV) es el factor ms limitante en la produccin de frijol comn,
Phaseolus vulgaris, L.) Ordez y Yoshii (8) han demostrado que en el
suroriente de Guatemala, la infeccin temprana del BGMV en varie-
dades susceptibles reducen el rendimiento hasta en un 90%. En Rep-
blica Dominicana, Pea et al (9) cuantificaron las reducciones por
BGMV, en la produccin de frijol, en 87%.

La transmisin del BGMV se realiza por medio de la Mosca Blanca,
Bemisia tabaci, Genn Los adultos de B. tabaci pueden adquirir el virus e
inocularlo en 15 a 30 minutos, si bien el porcentaje de transmisin se
incrementa con perodos de tiempo mayores (2). El tiempo de reten-
cin del virus por el vector vara de acuerdo con el perodo de adquisi-
cin, teniendo un perodo mximo tpico de 21 das, aunque algunas
pueden retenerlo durante toda su vida (2). Para controlar la incidencia
del BGMV en variedades susceptibles, se pueden reducir las poblacio-
nes de Bemisia tabaci utilizando varios tratamientos de insecticidas (8, 5,
7, 3, 1, 9, 6). Sin embargo, el costo de aplicacin de insecticidas usual-
mente es ms caro que la utilizacin de variedades tolerantes. Ade-
ms, la transferencia de tecnologa se facilita si sta consiste en el uso
de variedades mejoradas.

El tratamiento qumico de la semilla con insecticida sistmico ofrece
una alternativa no explotada en el cultivo de frijol en Guatemala. Sin
embargo dicha alternativa es recomendada actualmente (4).

El presente trabajo se realiz para determinar el nivel de tolerancia de
una variedad tolerante con relacin a uno de sus progenitores (ICA-
Pijao) y a una variedad susceptible (Rabia de Gato). Tambin se pre-
tende encontrar un tratamiento que incluya control qumico y la tole-
rancia varietal.
MATERIALES Y METODOS


Se instal un experimento para comparar seis tratamientos de control
qumico dl vector del BGMV, Bemisia tabaci, Genn. La descripcin de
los tratamientos se presenta en el Cuadro 1.

CUADRO 1. Tratamientos de control qumico del BGMV compa-
rados en cuatro localidades.


1. Carbofurano 5G (gra- Dosis de 20 kg/ha, al suelo, al momento
nulado) de la siembra.


47










2. Carbofurn 5G Dosis de 40kg/ha a la siembra.

3. Carbofurn 4F Aplicado a la semilla.

4. Leche en polvo Cinco aplicaciones foliares en dosis de 2
kg/ha.

5. Carbofurn 5G En dosis de 20 kg/ha

Cinco aplicaciones semanales de meta-
midofos (Tamarn 600) 1 It/ha.

6. Testigo Sin aplicacin.


El experimento se repiti en cuatro localidades del Suroriente de Gua-
temala, durante el ciclo de segunda (agosto-noviembre) de 1979. Di-
chas localidades fueron: Quesada, situado a 980 msnm, con una preci-
pitacin promedio de 1,061 mm y temperatura promedio anual de
260C. El experimento estuvo situado en un suelo de la serie Quesada
(10) de textura franco arcillosa.

Jutiapa situada a 895 msnm, con precipitacin promedio anual de 1,000
mm y temperatura promedio anual de 270C. El ensayo se sembr en el
Centro Experimental Jutiapa, en suelo de la serie Culma con textura
franco-arcillo-limoso.

Asuncin Mita situada a 478 msnm, con precipitacin promedio anual
de 1,253 mm y temperatura promedio anual de 310C. El ensayo se esta-
bleci en un suelo de.la serie Suchitn con textura franco arenosa.

Monjas, situada a 961 msnm, con precipitacin promedio anual de 957
mm y temperatura promedio anual de 280C. El ensayo se estableci en
un suelo del grupo Suelos de Valles no Diferenciados con estructura
franco arenosa.


Las variedades estudiadas fueron:

ICTA-Jutiapn: tolerante al Mosaico Dorado, con hbito de
crecimiento tipo II y maduracin tarda (75 das). Suchitn (ICA-Pijao)
con alguna tolerancia al Mosaico Dorado, hbito de crecimiento tipo II
y maduracin tarda (75 das). Rabia de Gato, variedad precoz (59 das),
muy usada en la regin suroriental, hbito de crecimiento tipo II y
susceptible a Mosaico Dorado.


48












Los tratamientos y variedades se combinaron en un arreglo de
parcelas divididas con cuatro repeticiones, asignndose las
variedades a la unidad experimental y los tratamientos a las sub-
unidades. Las plantas recibieron los cuidados usuales en la zona para
un monocultivo. Los ensayos fueron localizados en terrenos de agri-
cultores, con excepcin del situado en el Centro Experimental Jutiapa.
Las fechas de siembra fueron, en Jutiapa, el 26 de agosto, en Quesada
el 9 de septiembre, en Asuncin Mita el 12 de septiembre y en Monjas
el 24 de septiembre de 1979. Se tomaron datos semanales sobre el
nmero de plantas enfermas y sobre el rendimiento de grano al 14% de
humedad.



RESULTADOS Y DISCUSION



En tres de las cuatro localidades se present una buena infeccin de
BGMV. En Asuncin Mita esto ocurri y en cambio las lluvias cesaron
antes que las plantas llegaran a su madurez fisiolgica. En las figuras
del 1 al 4, se presentan los conteos de plantas enfermas acumuladas, de
la primera a la sexta semana despus de la siembra, para cada
localidad. En el cuadro 2 se presentan los datos de nmero de plantas
enfermas en todas las localidades, tratamientos y variedades.

CUADRO 2. Medias de nmero de plantas enfermas de tres variedades, bajo
seis tratamientos de control qumico, del vector en cuatro
localidades

LOCALIDAD
VARIEDAD TRATAMIENTO Quesada Mita Jutiapa Monjas

ICTA Jutiapn Carbofurn 5G 20 kg/ha 6.9 2.4 2.2 0.9
Carbofurn5G40kg/ha 4.6 2.1 1.8 1.8
Semilla tratada con Carbofurn 5.2 2.9 2.4 1.6
5 aplicaciones de leche en polvo 2 kg!ha 5.4 2.5 3.8 3.5
Carbofurn 5G 20 kg/ha +
5 aplicaciones de Tamarn 2.3 0.8 1.2 0.8
TESTIGO 6.6 3.5 3.7 2.9
SUCHITAN Carbofurn 5G 20 kg/ha 9.2 2.4 2.0 2.1
Carbofurn SG 40 kg/ha 4.3 3.2 1.8 2.8
Semilla tratada con Carbofurn 4.5 3.9 1.7 2.0
5 aplicaciones de leche en polvo 20 kg/ha 7.1 3.6 3.2 5.5
Carbofurn 5G 20 kg!ha +
5 aplicaciones de Tamarn 2.2 1.6 1.5 1.5
TESTIGO 7.4 4.7 4.5 5.0
RABIA DE GATO Carbofurn 5G 20 kg/ha 13.5 1.8 4.2 9.5
Carbofurn 5G 40 kg!ha 12.0 1.9 3.2 8.2
Semilla tratada con Carbofurn 2 kg/ha 10.9 2.8 6.4 6.9
5 aplicaciones de leche en polvo 2 kg/ha 12.9 3.0 11.9 19.5
Carbofurn 5G 20 kg/ha +
5 aplicaciones de Tamarn 4.0 0.9 3.3 23.5
TE.TIGO 18.0 5.4 14.0 23.5



49









En Quesada (figura 1) la localidad donde hubo la infeccin ms fuerte,
el tratamiento 1, (Carbofurn 5G 20 kg ha) produjo consistentemente
un mayor nmero de plantas con Mosaico Dorado que el tratamiento
de la semilla con Carbofurano lquido (tratamiento No 3). El
tratamiento nmero 5 (Carbofurano 5G, 20 kg ha) ms 5 aplicaciones
de metamidofos (Tamarn 600) produjo consistentemente el menor
nmero de plantas con Mosaico Dorado en las tres variedades. El
tratamiento 6, (testigo) produjo el mayor nmero de plantas enfermas
en las tres variedades, ocurriendo un nmero sensiblemente mayor en
la variedad Rabia de Gato, como era de esperar. El nmero de plantas
con Mosaico Dorado en el tratamiento No 5 (Carbofurn ms
metamidofos), produjo consistentemente el menor nmero de plantas
con Mosaico Dorado en las restantes localidades (Monjas, Jutiapa y
Asuncin Mita). El tratamiento testigo (No 6) produjo
consistentemente mayor nmero de plantas con Mosaico Dorado en la
variedad Suchitn (ICA-Pijao) en tres de las cuatro localidades. Estas
tendencias se ven ms claramente en la figura 5 en que se resume los
resultados de las cuatro localidades, resaltando la poca diferencia en
el nmero de plantas con Mosaico Dorado, entre el tratamiento No 1
(Carbofurn 5G 20 kg/ha) y el No 3 (Carbofurn lquido aplicado a la
semilla). Tambin resalta el nmero menor de plantas con Mosaico
Dorado con el tratamiento No 5 (Carbofurn ms metamidofos).

El efecto de la tolerancia tambin es evidente en todos los
tratamientos excepto el No 5 (Carbofurn ms metamidofos),
mostrando que este tratamiento es obviamente efectivo.
En las figuras 1,2.3,4 y 5
se resumen los resultados de nmero de plantas con Mosaico en cada
variedad y localidad. En las localidades de Quesada, Asuncin Mita y
Monjas, se puede observar un nmero consistentemente ms alto de
plantas enfermas en Suchitn (ICA-Pijao) que en ICTA-Jutiapn. Esta
ltima variedad es originada de un cruzamiento de ICA-Pijao y
Turrialba-1. Estos resultados indican que ha ocurrido un avance
gentico en la seleccin para tolerancia. En la figura 6 se resume el
efecto de los seis tratamientos de control qumico del vector de BGMV
en las cuatro localidades. El comportamiento de las tres variedades en
cuanto a nmero de plantas con Mosaico Dorado se muestra resumido
en la figura 8 y el efecto de los tratamientos de control en la figura 9. El
mejor control del BGMV se produce utilizando la variedad ICTA-
Jutiapn, (promediado sobre tratamientos) y el tratamiento ms
efectivo es el No 5 (Carbofurn ms metamidofos). Sin embargo, del
examen detallado de los cuadros anteriores pudimos concluir que el
efecto de la tolerancia es ms notorio con los tratamientos ms
sencillos y las dosis ms bajas.



50


















FIGURA I Medais de numero de plantas con sintomas de BGMV por M2 en tres Variedades objo
Seis trotamientos de control quimico del Vector. Quesada




IB 0 TRATAMIENTOS

16 2 1I Carbolaurn 5G 20Kg/Ha MS
2 Car0ofuraa SG 40Kg/Ha MS
4 4 3 Semdllo t ad con Corbouran 4F
4 Cnco apihcocione de leche n polvo 2 Kg /Ha
5 Corbourn S G 20 Kg /Ha 4 Aplliaow de Tamaron
12 6 6 T.s.i

10 8

90

72

54




I 8 -


1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 Tra,
I 4 2 I 3 va,

ICTA-Juliopon Suchilon Robio de gato
ICA-Pijao


FIGURA 2 Medios de numero de plantas con Sistemas de B GMV por M2En tres Variedades

bojo seis Tratamientos de control quimico del vector, Monjas.





TRATAMIENTOS

1 Corbofuron 5G. 20 Kg /Ha. M S
2 Corbofuran G. 40 Kg/H M.S.
3 Semillotrotodo con Corbofuron 4F
4. Cinco oplicaciones de leche en polvo 2 Kg./Ha
5 Carbofuron 5 G. 20 Kg / Ho.+ 5 oplicociones de Tomoron
21 0- 6 Testigo


18 0.


150.


120


90


60.







1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 Trot.
S--I | 2 --- 3 -- Iv,.
ICTA-Juliapon Suchiton Robia de galo

ICA- Pijao





51














FIGURA 3 Medias de numero de plantas con Sintomas de BGMV por M2 en tres Variedades

bajo seis Tratomientos de Control qumico del vector, Jutiopo.

TRATAMIENTOS

1 Corbofuron 56,20 Kg/Ho M.S
13.2 2 Cobofuron 56,40 Kg/ Ha M.S.
3 Semillo trotado con Corbofuran 4 F
4 Cinco Aplicaciones de leche en polvo 21 Kg /Ha.
20.
5 Carboruran 56,20 Kg /Ha + 5 aplicociones de Tomaron
6 Testigo
108.


96


84


72.


6.0.


48.


36


24


-1.2 n 1 ~E



1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 I 2 3 4 5 6 Tral.
t- 1- 2 3 var.
ICTA Jutiapn Suchiton Rabia de gato
ICA Pijoo

FIGURA 4 Medios de numero de plantos con sintomos de BGMV por M2en tres Variedades bajo seis
Srotamientos de control quimico del Vector, Asuncion Mito.


TRATAMIENTOS

I Carbofuron 5 20 Kg /Ha .MS.
5 4 2 Corboftron 5G 40Kg./Ho MS
3 Semillo trotado con Carbofuron 4 F
4 Linco aplicaciones de JcRhe en polvo 2 Kg /Ho
S8 5 CoQbo uran 5G 20 Kg /Ha + 5 aplicaciones de Tomaron
6 Testigo.

42


36


30.


24





O.9


06



S 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 2 3 4 5 6 Tr
1 I --- 2 3 vao.
ICTA Jutiopon Suchilan Robia de galo
ICA- Pijao



52


















FIGURA 5 Medias de numero de plantas con sintomas de BG MV por M2 en tres Variedodes bajo seis

Tratomientos de control quimico del Vector, en cuatro Localidades.


TRATAMIENTOS

1 Corbouron S G. 20 Kg./Hoa M.S
2. Corbofurn 5G. 40 Kg/ Ho M S
3. Seillo traoada con Carbofuran 4 F
4 Coico oplicoionla de teche en polva 2 K, /Ho
5 Corbofuron 5 G 20 g./ Ho + 5 opticocions d Tomoron
6 Testigo.
144


126.


10.8.


90.


72. --


54.4










1 2 3 4 5 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 Trt.

I I i 2- t- 3 V--- .
ICTA- Jutiopan Suchitan Robio de goto
ICA- Pijao





FIGURA 6 MEDIAS DE NUMERO DE PLANTAS CON SINTOMAS DE BGMV POR M2 EN CUATRO

LOCALDOADES CON TRES VARIEDADES



VARIEDADES

I ICTA-Jutopon
2 S2uchitfn ICA- PilaO
5 Robio de goto
108.


96.


84.


72


60.


4.


36.


24


1.2i



I 2 '3 2 3 I 2 3 1 2 3 or
23 --l 3 -LOO
Quesod Asunc ion Mita Jutiop Monjos






53












En las figuras 7, 8 y 9 se presentan los datos del nmero de plantas con
Mosaico Dorado al final de cada semana, desde la primera hasta la
sexta. Los datos muestran que en Quesada, Jutiapa y Monjas, la dife-
rencia.entre variedades en cuanto a nmero de plantas con Mosaico
Dorado fue evidente desde la primera semana, diferencia que fue am-
plindose progresivamente.



FIGURA 7 Medias de numero de plantas con Sintomas de BGMV

por M2 en tres Variedades.



VARIEDADES

I ICTA- JUTIAPAN
2 Suchitan ICA-Pijao
3 Rabia de gato



84



7.2



60-



4,8.



3.6



2.4



1. 2




2 3

Var.



54



















FIGURA 8 Medias de numero de plantas con Sintomos de BGMV por M2 en cuatro Locolidades y seis

Tratamientos de control quimico del Vector.



TRATAMIENTOS

I Corbofuron 5 G, 20 Kg/Ha M.S
2 Carbo!uran 5 G. 40 Kg/Ho M S
3 Sem~lo Trotodo con Corboftron 4 F
4 Cinco aplicciones de leche en polvo 2 Kg / Ha
9 6 s 5 Corbofuran 5 G. 20 Kg /Ho 5 ophcociones de Tomaron
6 Testigo

84


72


6 0


4 8


3 6


2 4







S2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 Tr.o

Quesado Asuncion Mito Jutiap Monjos








FIGURA 9 Medios de numero de plantas con Sintomas de BGMV por M en seis Trotlmienlos de

Control quimico del Vector.


TRATAMIENTOS

1 Corbofuran 5G 20 Kg /Ha M.S
2 Carbofuran 5G 40 Kg / Ho M S
3 Semilla traotado con Crbotfuron 4 F
4 Cinco opliaciaone de leche en polvo 2 Kg /Ho
4 5 Corbofuron 5 G 20 Kg /Hio+ 50plcoctones de Tm.omron
6 Testigo

72


60.


48.



3 6.


2.4


1 .2-




2 3 4 5 6

Trol.






55












En la figura 10 se presentan los datos del nmero de plantas con Mosai-

co Dorado al final de cada semana, desde la primera hasta la sexta. Los

datos muestran que en Quesada, Jutiapa y Monjas la diferencia entre

variedades, en cuanto a nmero de plantas con Mosaico Dorado, fue

evidente desde la primera semana, diferencia que fue amplindose

progresivamente.

FIGURA 10 Medios de numero acumulativo con sintomas de BGMV de plontas al finol de cado semano
en cuotro Locolidodes con tres Voriedodes
VARiEDADES

S iCTA1-JulOpan
270e 2 Such5ln ICA-Pijoo
3 ROio de gato
240
240 Enlos barrso se inclu el efecto ocumulalivo
de cada semano de infetci6n
210

180

150

120

90







1 2 3 2 3 1 2 3
I ---2 3 1 4 LO
Suvesad Asuncion Mi.a Juhopo Monjos

En el cuadro 3 se presentan todos los datos de rendimientos al 14% de

humedad en todas las combinaciones de tratamientos y variedades.

En tres de las cuatro localidades se encontraron diferencias

significativas de rendimiento para variedades y tratamientos. El

CUADRO 3. Rendimiento (kg ha) de tres variedades de frijol con
cinco tratamientos qumicos y un testigo. Jutiapa, 1981

Asuncin
Variedad Tratamiento Quesada Mita Jutiapa Monjas


ICTA-Jutiapn 20kg ha de carbofurn 2318 950 728 1963
40kg hadecarbofurn 2910 839 873 2237
Semilla con carbofuran 2402 877 417 2011
Aplicaciones de leche 2084 1134 351 2186
20kg ha de carbofuran + 5 apli-
caciones de Tamaron 600 3443 1232 948 2568
Testigo 2133 855 278 2163

SUCHITAN 20 kg ha de carbofuran 2195 947 567 1962
40kg ha de carbofurn 2672 1110 785 1834
Semillas con carbofuran 2466 1119 479 2071
Aplicaciones de leche 1910 1077 385 1846
20 kg hade carbofuran + 5 apli-
caciones de Tamarn 600 3535 1140 896 2394
Testigo 1678 1198 299 1655

RABIA DE GATO 20 kg ha de carbofurn 576 1328 497 1156
40kg hadecarbofurn 971 1078 555 1613
Semilla con carbofuran 583 1238 258 1007
Aplicaciones de leche 80 1043 37 712
20kg ha de carbofurn + 5apli-
caciones de Tamarn 600 1960 1471 505 1560
Testigo 278 1399 16 596





56












anlisis combinado de localidades produjo significancia para todas las
fuentes de variacin, excepto la interaccin de variedades x
tratamientos. Dichos resultados se resumen en el cuadro 4. En los
cuadros 5, 6 y 7 se presentan las comparaciones de medias de
tratamientos, variedades y localidades.











CUADRO 4. Anlisis de varianza




Fuente de Quesada Asuncin Mita Jutiapa Monjas Anlisis Combinado
Variacin 5C% 10C; 5% 1% 5% 1i 5, 1, 5'% 1%

Variedades NS
Tratamientos NS .
Interaccin NS NS NS NS NS
Localidad
Loc. x Var.
Loc. x Trat.
CV 21.33 21.18 2603 21.18 22.80

S Significativo
NS No Significativo
CV Coeficiente de Variacin








CUADRO 5. Prueba de significancia para variedades por locali-
dad, en kg/ha


Anlisis
Variedad Quesada Jutiapa Monjas Combinado


ICTA-Jutiapn 2548 A 599 A 2188 A 1529 A

SUCHITAN 2409 A 569 A 1960 B 1505 A

RABIA DE GATO 7991 B 311 B 1107 C 867 B



2548 A



57











CUADRO 6. Prueba de significancia para tratamientos por localidad, en kg ha

Tratamiento Quesada Jutiapa Monjas Combinado

20 kg ha de carbofurn + 5
aplicaciones de Tamarn 600 2979 A 783 A 2174A 1804 A
40 kg ha de carbofurn 2184 B 738 A 1895 B 1456 B
20 kg ha de carbofurn 1696 C 598 B 1694 BC 1266 C
Semilla de carbofurn 1817 C 385 C 1697 BC 1236 C
Aplicacin de leche 1458 D 258 1) 1582 C 1095 D
Testigo 1363 D 198 1) 1471 C 1046 1)




CUADRO 7. Prueba de significancia para locali-
dades, en kg/ha


Rendimiento
Localidad en kg/ha


Quesada 1916 A

Monjas 1752 B

Asuncin Mita 1107 C

Jutiapa 493 D



En Quesada, (figura 11), el tratamiento 5 produjo los rendimientos
ms altos en todas las variedades (3443, 3535 y 1960 kg/ha para las
variedades ICTA-Jutiapn, Suchitn y Rabia de Gato,
respectivamente. Los rendimientos esencialmente similares de
ICTA-Jutiapn y Suchitn (ICA-Pijao) muestran que la proteccin qu-
mica ms completa de tratamiento 5 anula la diferencia en tolerancia
entre estas dos variedades. En cambio cuando no se aplica ninguna
proteccin qumica, comienza a aparecer la diferencia en tolerancia
entre ICTA-Jutiapn y Suchitn (ICA-Pijao). La diferencia en rendi-
miento de ICTA-Jutiapn y Rabia de Gato de 1483 kg/ha cuando se en-
say el tratamiento de proteccin ms completo se increment a 1855
cuando no se tuvo proteccin qumica alguna. El rendimiento de
ICTA-Jutiapn se redujo en 43%, mientras que el de Rabia de Gato se
redujo 87% al comparar los rendimientos bajo proteccin qumica
completa y el testigo sin proteccin alguna.



58

















FIGURA II Medios de Rendimiento de Variedodes y Tralamientos, Ouesada.



TRATAMIENTOS

1 Crbofuran 5 G, 20 ,K/Ho M S
2 Carbofuaoa 5G, 40 Kg/,lo M S
3 Semillo troldo con COabofuran 4 F
4 C~nco aopicaciones de leche cn polvo 2 Kg /Ho
3500. Carbolarn 5 G, 20 Kg /Ha 4-5 aplcaiones de Tomaron
6 Testigo


3000



2500



2000



1500



1000



500.




S 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6Tro

2 3 vo,
ICTA-Juliopdn Suchitan Rabia de gato
ICA-Pijoo






FIGURA 12 Medios de Rendimiento de Variedades y tratamientos Monjas





TRATAMIENTOS

SCarbofuran 5 G, Kg./Ho MS
2 Carbefuron 5G, Kg/Ha.MS
3 Semillo trotado con Corbofuaon 4F
Rendto Mean 4 Cinco aplicaciones Oe leche en polvo 2 Kg /Ho
5 Corbofuron 5 G, 20 Kg /Ha. 5 apiociones de Tomaron

2400. 6 Testia


2 100.


1800


1 500


1200


900-





300.



2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 2 3 4 5 6Tra
SI I 2 1 t 3 I V-,.
ICTA- Jutiopon Suchitan Rabia de gato
ICA -Pijao





59

















FIGURA i3 Medias de Rendimiento de Voriedodes y tratomientos, Jutiopo


TRATAMIENTOS

1 Carbofian 5 G, 20 Kg /Ha M S
2 Cobolfron 5G, 40 KT/Ho M S
3 Semlo trotado con Corbouron 4 F
4 Cinco apicocone, de teche enpv po 2 Kg /Ho
5 Coabofuron 5 G, 20Kq /Ho+5aplicQconee de Tammrn
6 Teetilo
900.


800.


700.


600.


500. --


400


300


200.


100.



1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6
I { 2 3 I ....
ICTA- Juliopn Suchitn Rabia de galo var
ICA -Pijoo






FIGURA 14 Medios de Rendimiento de Variedodes y Tratomientos, AsuncionMito



TRATAMIENTOS

1 Cabofuran 5G, 20Kg/Ho MS
2 Carbofuran 5G, 40Kg /Ha MS
3 Semillo tratoda con Cartbofuro 4 F
4 Cinco aplicd ,lones de teche en poto 2 Kg /Ha
5 Corbofuron 5 G, 20 Xg /Ho + 5 aplicaciones de Tomaron
6 Tesligo
Rendli Mean

1400.


1200


1000 -


800.


600.


400.


200



S 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 1 2 3 4 5 6 To
2 3 Vr--
ICTA -Jutiapn Suchilon Robio de gato
ICA-Pijoo






60












Los rendimientos de las tres variedades fueron aproximadamente
iguales cuando se les aplic Carbofurano granulado al suelo y cuando
se hizo la aplicacin del Carbofurano en lquido a la semilla.


En algunas localidades (Jutiapa) se nota una tendencia a menores ren-
dimientos con el uso de Carbofurano a la semilla. Existi alguna toxi-
cidad para las semillas con el tratamiento de Carbofurano a la semilla.
En las otras dos localidades, Monjas y Jutiapa, se pueden observar ten-
dencias iguales cuando se comparan los rendimientos de la variedad
tolerante ICTA-Jutiapn la variedad comercial Suchitn (ICA-Pijao) y
la variedad criolla Rabia de Gato.


En Asuncin Mita, donde las lluvias cesaron antes de la madurez fisio-
lgica y no ocurri una incidencia alta de Mosaico Dorado, todas las
variedades fueron reducidas en rendimiento a un nivel comn. Por
ello no se detectaron diferencias significativas entre tratamientos o
variedades.
FIGURA 15 Medias de Rendimiento de 3 Voriedodes Promedios de 4 Localidades y Seis tratamientos de
Control quimico
TRATAMIE NTOS
Rendio Mean
1 Carbofuron 5G, 20Kg /Ho MS
200 2 Carolur.on 5 G, 40 Kg /Ha MS
3 Se-n,ll talod, con Cobof ale 4F
4 Cinco ~ ophloccones de leche en poleo 2 Kg /Ho
800I 5 Corbofuern 5 G, 20 Kg /Ha +e plcaciones de Toenmaon
6 Teesico
1600

1400

1200

1000

800

600

400

200.


S2 3
ICTA- Jutiopan Such.ton Robio de galo Var
ICA-Pijoo
En la figura 15 se presenta un resumen de los rendimien-
tos en las cuatro localidades de las combinaciones de variedades y tra-
tamientos de control qumico. En esa figura se nota que no existe una
diferencia consistente entre los tratamientos 1 y 3. (Ver tambin figu-
ra 17 y cuadro 6). Unicamente en Jutiapa existi una diferencia esta-
dsticamente significativa (cuadro 6, figura 17) entre los tratamientos
1 y 3 (Carbofurn 20 kg/ha al suelo y Carbofurn lquido a la semilla).



61













En la figura 16 se resumen los datos de rendimiento de las tres varie-

dades en las cuatro localidades. En Quesada, Jutiapa y Monjas, las va.
riedades mejoradas superaron a Rabia de Gato. En Asuncin Mita sin
embargo, Rabia de Gato super, aunque sin significancia estadstica, a
las variedades mejoradas. Esto se debi a otro factor: ausencia de llu-
vias. En la figura 6 se puede ver que el nmero de plantas con Mosaico

Dorado no fue diferente en las tres variedades.

FIGURA 16 Medios de Rendimiento variedad por Locolidod

VARIEDADES
Renato Meon
1 ICTA Jutiopan
2 Suchilon ICA- PijoO
3 Robi o de gOto

2100

1800

1500

1200

900

600

30


2 3 I 2 3 1 2 3 2 3 var
---- 2 3 -- 4 -- oc
Quesoda Asuncion Mita Juliopo Monjus

En la figura 17 se muestra que los rendimientos ms altos se alcanza-
ron con el tratamiento ms completo de proteccin (Carbofurano ms

metamidofos) y que el tratamiento testigo fue el de rendimientos ms
bajos.
S FIGURA 17 Medias de rendimiento. Tratamiento por Localidad
Rendlo Mean
TRATAMIENTOS
3000
1 Corbofuron 5G, 20 Kg /Ho MS
2700 2 Corbofuron G, 40 Kg /Ha M S.
3 Semillo trotada Con Carbofuran 4 F
4 Cinco aplcaciones de leche n polvo 2 Kg / Ha
2400 5 Corbofuron 5 6, 20 Kg./Ha. 5 oplicaciones de Tomaron
6 Testigo.
2100

1800

1500














Ouesoda Asuncion Mito Jutiopo Monjos

62
62











En la figura 19, donde se muestran los rendimientos promedia-
dos a travs de variedades y localidades, se nota que el tratamiento a la
semilla con Carbofurn produjo rendimientos similares a la aplicacin
del mismo producto en forma granulada al suelo. El tratamiento con
leche asperjada sobre el follaje produjo rendimientos similares a los
del testigo sin proteccin qumica. La figura 18 resume el rendimiento
de las tres variedades mostrando la superioridad de ICTA-Jutiapn so-
bre Suchitn (ICA-Pijao) y ms obviamente sobre Rabia de Gato. Que
las diferencias en rendimiento entre ICTA-Jutiapn y Suchitn se de-
ben bsicamente a la respuesta a BGMV es un hecho que se deduce de
las relaciones inversamente proporcionales de los histogramas de n-
mero de plantas enfermas y rendimiento (figuras 8 y 10).




FIGURA 18 Medias de Rendimiento en cuatro locolidodes de tres
Varie dodes.







Rendto Mean

1600 VARIEDADES


1400 I ICTA-Jutiapon
2 ICTA- Suchitn ICA-Pijao
3 Rabia de goto
1200

1000


800

600

400


200



2 3
Var.





63













FIGURA 19 Medias de Rendimiento bajo 6 Trotamientos en cuatro
Localidades.


TRATAMIENTOS

1 Carbofuran 5 G, 20 Kg /Ha MS
2 Carbofuran 5 G, 40 Kg/ Ha. M S
Hendlo. Mean.
3 Semilla trotada con Carbofuran 4 F
1800 4 Cinco aplcaciones de leche en polvo 2 Kg/Ha
5 Carbofuran 5 G, 20 Kg/Ho. 4 5 aplicaciones de Tomaron
6 Testigo
1600


1400


1200.


1000


800


600


400


200



2 3 4 5 6
Trat.















Existe pues una gama de opciones para el control de Mosaico Dorado si
se combinan tratamientos de proteccin con insecticidas y variedades
tolerantes. Dichas combinaciones sern ms estables y rentables que
el control qumico nicamente.






64













CUADRO 8. Medias de nmero de plantas enfermas




LOCALIDAD
VARIEDAD TRATAMIENTO Quesada Mita Jutiapa Monjas


ICTA-Jutiapn Carbofurn20kg ha 6.9 2.4 2.2 0.9

Carbofurn 5G 40 kg ha 4.6 2.1 1.8 1.8

Semilla tratada con carbofurn 5.2 2.9 2.4 1.6

5 aplicaciones de leche en polvo 2 kg ha 5.4 2.5 3.8 3.5

Carbofurn SG 20 kg ha + 5aplicaciones 2.3 0.8 1.2 0.8
de Tamarn

Testigo 6.6 3.5 3.7 2.9

SUCHITAN Carbofurn 5G20kg ha 9.2 2.4 2.0 2.1

Carbofurn 5G 40 kg ha 4.3 3.2 1.8 2.8

Semilla tratada con carbofurano 4.5 3.9 1.7 2.0

5 aplicaciones de leche en polvo 20 kg ha 7.1 3.6 3.2 5.5

Carbofurn 5G 20 kg ha + 5 aplicaciones 2.2 1.6 1.5 1.5
de Tamarn

Testigo 7.4 4.7 4.5 5.0

RABIA DE GATO Carbofurn SG 20 kg ha 13.5 1.8 4.2 9.5

Carbofurn 5G 40 kg'ha 12.0 1.9 3.2 8.2

Semilla tratada con carbofurn 2 kg ha 10.9 2.8 6.4 6.9

5 aplicaciones de leche en polvo 2 kg ha 12.9 3.0 11.9 19.5

Carbofurn SG 20-kg ha + 5 aplicaciones 4.0 0.9 3.3 23.5

Testigo 18.0 5.4 14.0 23.5


























65






























LITERATURA CITADA



1. CORTEZ, R.S. 1975. Evaluacin de insecticidas sistmicos para el control de
mosca blanca, Bemisia tabaci Genn, vector del virus del Mosaico Dorado del
frijol en El Salvador. Reunin Anual del PCCMCA, 21. San Salvador. Abril
7-11,175. Memorias.

2. COSTA, A.S. 1965. Three Whitefly-transmited virus diseases of beans in Sao
Paulo, Brazil. FAO, Plant. Prot. Bull. 13: 1-12.

3. DIAS, L.R.F. 1969. Evaluacin de insecticidas en el control de la mosca blanca,
Bemisia tabaci Genn) en frijol. Reunin Anual del PCCMCA, San Salvador, 15.
Feb. 24-28. 1969. Memorias.

4. FMC. Furadn; uso de Furadn en Amrica Latina. FMC Internacional, S.A. San
Jos, Costa Rica. 39 p.

5. GALVEZ, G. y CARDENAS, M.R. 1980. Virus del Mosaico Dorado del frijol. IN:
Problemas de produccin de frijol. Schwartz y G. Glvez, Eds. CIAT, Cali,
Colombia, pp 265-274.

6. ICTA. 1976. Informe Anual 1975-1976. Guatemala. 73 p.

7. MAG-FAO-PNUD. 1976. Control integrado de plagas de maz, sorgo y frijol. Pro-
yecto de control integrado de plagas. Managua, Nicaragua. 48 P.

8. ORDOEZ, L.F. y YOSHII, K. 1979. Evaluacin de prdidas en rendimiento de
frijol, debidas al Mosaico Dorado bajo condiciones de campo. IN: Reunin
Anual del PCCMCA, 25. Tegucigalpa, Marzo 19-23, 1979.

9. PENA, C.; PAZ, P. y M. CONCEPCION. 1977. El Mosaico Amarillo en Repblica
Dominicana, sus efectos, control y posibles soluciones. EN: Reunin Anual del
PCCMCA, 18. Panam R.P., marzo 21-24. 1977.

10. SIMMONS, C., TARANO, J.M. Y PINTO, H. 1959. Clasificacin de reconocimiento
de los suelos de la Repblica de Guatemala. Ed. Pineda Ibarra. Guatemala,
Guatemala. 1,000 p.



66





















Evaluacin de tres sistemas de siembra,

tres frecuencias de corte y

tres niveles de nitrgeno en Napier

(Pennisetum purpureum, Schumack)



Romeo Solano]
Arturo Rodrguez
Hctor Gonzlez2
Gustavo Cubillos3




RESUMEN





El presente estudio se realiz en Nueva Concepcin, Escuintla, Guatemala. Se evaluaron tres
sistemas de siembra (cadena doble, cadena simple y estacas), tres frecuencias de corte (45, 60
y 75 das) y tres dosis de nitrgeno/halao (0, 250 y 500 kgs). Los sistemas de siembra no pre-
sentaron diferencias (P> 0.05), por lo que se recomienda la siembra por estacas por ms sen-
cilla y econmica. La frecuencia de corte, dosis de nitrgeno y su interaccin fueron estads-
ticamente significativas (P> 0.01), en la produccin de materia seca y protena. La evalua-
cin estadstica efectuada por anlisis de varianza bajo criterio de Parcela Dividida, Subdivi-
dida permite inferir que el tratamiento de 60 das al corte y 250 kgs de nitrgeno/ha/ao, es el
queprodujo ms materia seca y protena cruda. El nitrgeno no tuvo ningn efecto en la pro-
duccin cuando la frecuencia de corte fue de 45 das. El anlisis econmico indica que no es
rentable la utilizacin de nitrgeno para producir forraje verde y protena cruda de pasto
Napier. Sin embargo, se puede usar como criterio, la produccin de materia seca en donde se
deben utilizar 100 kgs de nitrgeno/ha/ao, con una frecuencia de corte de cada 66 das, que
es cuando se presentan los ptimos econmicos.



1 Coordinador Programa Produccin Animal, ICTA, Guatemala
2Tcnicos Programa Produccin Animal, ICTA, Guatemala
3jefe Produccin Animal, CATIE, Costa Rica


67






















INTRODUCCION


La situacin forrajera en Nueva Concepcin se caracteriza por una
produccin abundante durante los meses de lluvias (mayo-octubre).
Esta condicin determina que durante los meses de sequa (noviem-
bre-abril), se presenta una marcada escasez de forrajes, siendo la ca-
rencia directamente proporcional a la sequa, hasta llegar a situacio-
nes dramticas en la produccin bovina.

La realidad descrita es motivo suficiente para adelantar en la bsque-
da de alternativas forrajeras de alto rendimiento, durante los meses
de lluvias, a efecto de que esa produccin se pueda almacenar en for-
ma de ensilaje, hornos forrajeros y otra forma que permita su disponi-
bilidad durante la poca seca.

El presente estudio pretende determinar algunas prcticas agronmi-
cas para el cultivo de Napier en el parcelamiento de Nueva Concep-
cin. Tambin se persigue la finalidad de determinar la conveniencia
econmica de utilizar altas dosis de fertilizacin nitrogenada en la pro-
duccin de este forraje de corte y caracterizar su comportamiento
productivo a travs del ao.


REVISION DE LITERATURA


La forma ms comn de obtener altas producciones de forrajes de
corte en los trpicos, ha sido mediante la utilizacin de altas dosis de
fertilizantes nitrogenados (Guerrero 1970, De Geus 1979, Gutirrez
1980).

De Geus (1979), indica que los fertilizantes, y particularmente el nitr-


68








geno, constituyen el factor ms importante de la produccin intensiva
de pastizales. Un eficaz esquema de fertilizacin, basado en aplicacio-
nes parciales de nitrgeno bien distribuido en la estacin de creci-
miento con suplementacin de fsforo y potasio, abre la posibilidad de
lograr una abundante produccin de pasto.

Franco (1978),encontr incrementos significativos hasta llegar al ni-
vel de 300 kgs de N/ha/ao, tanto en materia verde como seca (261.2 y
56.41 Tn/ha/ao, respectivamente), en un pastizal de Napier cultivado
bajo riego. Indica tambin, que la fertilizacin nitrogenada no incre-
ment el % de P.C. pero s la produccin total de la misma, debido a la
mayor produccin de materia seca.

Gutirrez (1980),expone que en Guatemala, la aplicacin de nitrgeno
aumenta casi invariablemente los rendimientos de MV y MS del Na-
pier. Cita que con aplicaciones de 450 kgs/ha/ao de nitrgeno, los ren-
dimientos alcanzados han variado de 130 hasta 261tm/ha/aode forra-
je verde con promedio de contenido de materia seca del 20%. Mencio-
na tambin que la aplicacin de nitrgeno afecta favorablemente el
contenido de protena, aunque esto, est determinado por la dosis de N
y el intervalo entre cortes. As, Guerrero (1970), obtuvo respuesta li-
neal hasta los 600 kgs/ha/ao de nitrgeno y que los cortes tardos
hacen desaparecer el efecto de la fertilizacin nitrogenada sobre el
contenido de protena cruda del pasto.

Menndez (1980), en cultivo de Napier bajo riego en la zona de Asun-
cin Mita, encontr la mayor produccin de MS cuando el cultivo se
fertiliz con 500 kgs de nitrgeno/ha/ao. La materia verde aument
en produccin cuando el tratamiento recibi humedad. Para la pro-
duccin de MS y PC no pareci ser tan importante el aplicar riegos ms
frecuentemente, ya que el mayor rendimiento se obtuvo en el rango
intermedio de humedad.

Caro-Costa y Vicente-Chandler (1972), cultivaron Napier en terrenos
inclinados de la regin montaosa de Puerto Rico y obtuvieron aumen-
tos de peso promedio de 947, 1,281 y 1,582 libras/acre/ao, al aplicar
1,600, 2,100 y 4,000 libras/acre/ao de fertilizante 14-14-10.

Guerrero et al (1970), en Turrialba, utilizaron 200 y 400 kg de nitrgeno
por ha/ao y 100 y 200 kgs/ha/ao de P205. Efectuando cortes cada 7 a
9 semanas, los niveles ms altos de N y P exhibieron la mayor produc-
cin de MS pero este efecto se debi ms al nitrgeno que al fsforo.

Walsmley el /l (1978), durante 3 aos consecutivos, estudiaron el efec-
to de N, P, K, sobre la produccin de MS y obtuvieron promedios de


69









35.5 tn/ha/ao de MS. El nitrgeno en su mayor nivel (340 kgs/ha/ao),
solamente influy sobre la produccin hasta los 3 aos.

Vicente-Chandler et al (1959, 1961) citados por De Geus (1979), relacio-
naron los efectos de la fertilizacin nitrogenada y la frecuencia de cor-
te con el rendimiento y composicin del Napier. Los rendimientos de
241 tn/ha/ao de MV, necesitaron 450 kgs de N/ha/ao. Menciona que
el pasto debe cortarse a intervalos no mayores de 60 das y durante los
meses de mayor produccin, preferiblemente cada 45 das a la altura
de 5 cms. (Vicente Chandler 1975) citado por De Geus (1979).

Vicente Chandler (1974), citados por De Geus 1979, en Puerto Rico
consideran rentable utilizar hasta 672 kgs de nitrgeno/ha/ao, 224
kgs de P205 y 448 kgs de K20/ha/ao, en el cultivo del Napier.

Aunque son muchas las investigaciones efectuadas sobre la produc-
cin de Napier utilizando fertilizante, pocos autores han considerado
la conveniencia econmica de hacerlo, entre ellos estn Pinzn y Gon-
zlez (1978), quienes para la produccin de pasto Elefante-Panam re-
comiendan 100 kgs de nitrgeno/ha para cortes cada 45 das, y justifi-
can econmicamente su recomendacin. Concluyen anotando que: la
fertilizacin nitrogenada increment significativamente (P < 0.01) el
rendimiento de materia seca del pasto Elefante-Panam, en los tres in-
tervalos de corte a partir de 100 kgs de nitrgeno/ha/ao.

La produccin de MS tuvo una respuesta lineal en cada corte y no en-
contraron significancia en la interaccin frecuencia de corte por dosis
de nitrgeno.

MATERIALES Y METODOS

Las caractersticas ecolgicas generales de la Nueva Concepcin son:
70 msnm, temperatura media anual de 280C con mensual mxima de
350C en los meses de abril, mayo y junio. La humedad relativa presen-
ta como media el 83% y la precipitacin pluvial oscila entre 1,600 a
2,500 mm al ao, esparcidos en 6 meses.

Los suelos son de textura franco-arenosa con pH de 6.7 y 6.9% de mate-
ria orgnica, como promedio.*




* Datos proporcionados por el Laboratorio de Suelos del ICTA.


70










El cultivo de Napier se inici el 8 de junio de 1979 y se concluy el 22 de
diciembre de 1980. El 14 de septiembre de 1979, se realiz un corte de
nivelacin y a partir de esa fecha se realizaron las prcticas experi-
mentales.

El rea utilizada para el estudio fue de 2,880 m2 de terreno, de los cua-
les 2,592 m2 se cultivaron con Napier y el resto correspondi a calles.

Las variables consideradas en el estudio fueron:

a. Tres sistemas de siembra (cadena simple, cadena doble y esta-
cas).

En el caso de estacas la siembra se hizo a un metro entre surcos y
a 0.50 metros entre plantas.

b. Tres frecuencias de corte (45, 60 y 75 das) y

c. Tres niveles de nitrgeno (0, 250 y 500 kgs de nitrgeno/ha/ao.
El nitrgeno fue aplicado durante la poca lluviosa en fracciones
iguales cada 30 das; cuando correspondi despus del corte, ste
se aplic 8 das despus. En la primera fertilizacin se aplicaron
100 kgs de P205/ha/ao a los tratamientos que recibieron nitr-
geno.


El estudio se estableci en un diseo experimental de parcela dividida
subdividida con distribucin en bloques al azar con 4 repeticiones.

Las variables se distribuyeron as: los sistemas de siembra ocuparon
la parcela grande, que fue de 216 m2. Las frecuencias de corte consti-
tuyeron la parcela media de 72 m2 y la dosis de nitrgeno form la par-
cela chica de 8 m2. Los cortes se efectuaron con machete a una altura
del suelo, aproximadamente de 10 centmetros.

Los datos que se tomaron fueron: produccin de materia verde, mate-
ria seca y protena cruda. Las determinaciones de materia seca y pro-
tena cruda fueron realizadas en el laboratorio del ICTA.

Los datos se evaluaron mediante anlisis de varianza, la comparacin
de medias se hizo mediante la prueba de Tukey y la tendencia de la pro-
duccin, puntos mximos y ptimos econmicos se estimaron median-
te regresin lineal y cuadrtica.




71












RESULTADOS Y DISCUSION



Produccin de Materia Verde


En el anlisis de varianza efectuado sobre esta variable, no se encon-
tr diferencia estadstica significativa (P> 0.05), para el comporta-
miento productivo de los tres sistemas de siembra estudiados.


CUADRO 1. Cuadrados medios para MV, MS y PC y coeficientes de variabilidad

Causas Var. GL C.M.MV. C.V.() CM.M.S. C.V.(%) C.M.P.C. C.V(%)

Bloques 3 2849.10 NS. 49.20 N.S. 0.42 N.S.
S. Siembra 2 608.03 N.S. 3.01 N.S. 0.11 N.S.
Error a" 6 1600.13 30.11 49.12 33.73 0.15 29.01
Frec. Corte 2 8106.73 639.56 ;- 0.64 *
S S. x F.C. 4 140.98 N.S. 3.46 N.S. 0.018 N.S.
Error "b" 18 498.13 16.80 11.45 16.29 0.04 14.46
Dosis N 2 10801.01 401.37 2.22
N x S.S. 4 234.66 N.S. 6.10 N.S 0.001 N.S.
N x F.C. 4 171.41 N.S. 42.53 0.28
N x S.S. F.C. 8 244.26 N.S. 12.05 N.S. 0.026 N.S.
Error "c" 54 266.85 12.30 13.23 17.50 0.040 15.14
Total 107

C.V. = Coeficiente de variabilidad CM = Cuadrado Medio M.S. =Materia Seca N.S. (P> 0.05)
G.L. = (,ta i dehb ,itdr MV = Materia verde P.C. = Proteina cruda
(P < 0.05)
(P<0.01)


La frecuencia de corte y la dosis de nitrgeno tuvieron gran influencia
sobre la produccin de forraje verde (P<0.01).


En la produccin de materia verde las frecuencias de 60 y 75 das son
iguales entre s y superiores a 45 das y los niveles de 250 y 500 tienen
un comportamiento igual entre s y superior al de O kgs de nitrgeno/
ha/ao.





CUADRO 2. Comparacin estadstica de medias
(0.01). Materia verde


Das al Dosis de
Corte Promedio Nitrgeno Promedio


45 115.54 0 114.54
60 140.58 a 250 134.97 a
75 142.38 a 500 148.98 a




72












En la figura 1 puede observarse que el 80% del comportamiento se ex-
plica por regresin lineal y el 20% por cuadrtica. La fecha de mxima
produccin se obtuvo a los 69 das (144.5 ton/ha/ao, y la ptima a los 68
(144.39 ton/ha/ao). Estos resultados son ms precisos que los expues-
tos por Gutirrez 1980 y Pezo 1972.





FIGURA I Tendencia de Produccion de materia verde de Napier Segun frecuencia de cortes.




A A
x YO YL Yo
45 115.54 119.41 115.63 MO. Y= 144 45
60 140.58 132 84 140.74 Opt. Y 144. 39
75 142 38 146.26 142.63


160. 144.39
14445 ^
Y = 99.0 2 + 7092 Xi- 0.05165X 20%
o 140. 7r Y observodo
1o 20. Y_. ..Y 79,1533+0.8947 Xi 80%

100


Referencias
60
Produccion observeod
40 ii Reg Lineol
1 ii Cuadratica
20. A A
X=Opt Y X Max. Y

45 60 69 75





Cuando se analiza el efecto de la aplicacin de nitrgeno, bajo la meto-
dologa anterior, se evidencia que su uso en la produccin de materia
verde, no es recomendable econmicamente, pues la mxima produc-
cin se obtiene con marcados efectos de rendimientos decrecientes
(920 kgs de nitrgeno/ha/ao) en el cual no se incurre en ningn gasto y
se obtiene una produccin de 114.54 ton/ha/ao.
















73













FIGURA 2 Tendencia de produccion de Materia verde de Nopier y analisis de Incrementos marginales.





& Mg. Utilidd (0-)
X Ya Y. Yo Kgs.M.V./Kg.N. -0.2296
O 114.54 115.61 114.54 81.72 -0.38 38
250 134. 97 132.84 131 94 5604
500 148.98 150.06 136.84
S00 006/ Kgs MV.
00. "2/ Kg. N.
A
Y 115.61+ 0.0689 Xi=>99.99% A
160. Mox.Y 158.06

S140 A 2
.- 1 T II4.54 0.0946 Xi-0.0001X i
a 120
100.

3 so.
60
40
20
A
X=Moax.Y-
O 250 500 920
Kgs. de N./ Ha./ Ao




Pueden observarse los resultados anteriores, los cuales se confirman
con los resultados del anlisis de incrementos marginales, que de-
muestran la prdida obtenida por kgs de materia verde producida.


Produccin de Materia Seca


En el cuadro 1 puede observarse que los componentes: frecuencia de
corte y dosis de nitrgeno influenciaron separadamente la produccin
de materia seca (P<0.01) y su interaccin tambin tuvo efecto
(P<0.05).


En el cuadro 3 se comparan las medias de produccin de cada trata-
miento. Llama la atencin la combinacin: 60 das al corte y 250 kgs de
nitrgeno como el ms interesante, puesto que se obtiene el material,
de razonable madurez y con la menor dosis de nitrgeno.


CUADRO 3. Comparacin estadstica de medias (0.05)
Materia seca


45-0 45-250 45-500 60-0 75-0 75-250 60-250 75-500 60-500

14.31 16.24 17.26 17.83 19.25 22.94 25.40 26.10 27.62





74













Puede observarse tambin, que en ausencia de nitrgeno, la produc-
cin de materia seca fue similar en las frecuencias de 45 y 60 das, pero
diferente y mayor en la frecuencia de 75 das (P <0.05). Tambin lla-
ma la atencin, que cuando el forraje se cort cada 45 das, el nitrgeno
no influy sobre la produccin de materia seca.




En la figura 3 se presenta la tendencia de la produccin de materia
seca y, es evidente, la magnitud en que se explica el fenmeno por re-
gresin. As, la regresin lineal implica la tendencia en el 97.85%,
mientras que la regresin cuadrtica lo hace en el 2.22%.



FIGURA 3 Tendencia de produccion de Materia seca de Napier, segun frecuencia de corte

A A
X Yo YL Y=
45 15.94 17.21 16.01
60 23 18 20.64 23.30 Opl. Y= 23.94
75 22.80 24.07 22.90 Mao. = 23.95
24 .- Y=6.92 0.2287Xi 97.85%
---------- ---- -,
222 Y =51.50+ 2.2607Xi -0.0169 Xi2 2.22%

20


16.
314
s 12


8 Y observado
6
4.
.2,
X Max.
45 60 67 75
Dios al corte




La produccin mxima derivada, corresponde a la frecuencia de 67
das, mientras que la produccin ptima corresponde a la frecuencia
de 66 das. Las producciones para estos puntos fueron de 23.95 y 23.94
ton de MS/ha/ao, respectivamente.


Estos resultados coinciden con los obtenidos en el anlisis de varianza
donde la frecuencia de 60 das se comport mejor.





75












Figuro 4 Tendencia de produccion de Moleria seca de Napier e Incrementos marginoles.



A
Yo= 1729 0-0 243 Xi 0001 Xi2
24 A
2232 Y= 17.90 + 00 962 Xi =99.99%
22 Yo

20. 19 42

18Ae Mg
x Y YL Kgs Ms./Kg.N Utilidad (0)
O 1729 17.90 21.35 0.113
S 14 200 21.53 20.31 1404 -0.170
S12 500 22.10 22.71 2.28
0 0. 72/Kg.N
10- Q 0 0 39/Kg M.S.

8-

6-

4.

2.
A A
X= Opt.Y X=Mcx.Y 413.83
0 9975 250 414 500
Kgs. de N/Ho./oio




Cuando se considera la relacin insumo-producto aparece una produc-
cin mxima estimada de 22.32 ton/ha con 413.83 kgs de nitrgeno/ha,
el nivel ptimo de produccin corresponde a 99.75 kgs de nitrgeno/ha
para producir 19.42 ton de MS/ha/ao.


Al analizar los incrementos marginales se obtiene una utilidad de
Q.0.113 por kg de materia seca producida, considerando valores de
Q.0.72 kgs de nitrgeno y Q.0.039 kgs de materia seca. El promedio de
materia seca del forraje fue de 15.37%.





Produccin de Protena Cruda



Los datos correspondientes a protena cruda reflejan un comporta-
miento similar al de materia seca, la frecuencia de corte, la dosis de ni-
trgeno y su interaccin, tuvieron efecto en la produccin de protena
cruda (P< 0.01), (cuadro 1).





76













La comparacin de medias (cuadro 4), presenta el tratamiento 60 das
al corte con 250 kgs de nitrgeno/halao, con rendimiento superior e
igual al 60-500, 75-250 y 75-500, debido a que el tratamiento 60-259 im-
plica menor gasto de fertilizante, es el que resulta ms conveniente.

CUADRO 4. Comparacin estadstica de medias (0.01)
Protena cruda


60.0 45.0 75.0 45.250 45-500 60-500 75-250 75-500 60-250

0.978 1.05 1.10 1.20 1.29 1.49 1.52 1.65 1.69


Como en el caso de materia seca, la produccin de protena cruda a
travs de las frecuencias de corte, se explica en un 99.99% por medio
de la Regresin Lineal.

FIGURA 5 Tendencia de Produccion de Proteina crudo de Nopier. segun Frecuencia de corte.



A A
X Y Y. YO
45 1.169 1190 1.135
60 1.375 1.333 1.313
75 1.454 1.475 1.357




2.0

A 1.455
S1.5. Oplt. Y 1.40 A
S...... ..__ -Y=0. 7627+0.0095 Xi 99,99%
-------------- Y= O. 0211,0.0434 Xi 0.0003Xiz
1.0 0.01 %




A A
SX=0pl.Y= 62.92 X= Mox Y=76.83
45 60 63 75
Dios de corte

La produccin mxima derivada se obtiene en la frecuencia de 77 das,
para obtener una produccin de 1.455 ton de PC/ha/ao, frecuencia
que no es la ms indicada, puesto que el grado de madurez del forraje,
disminuye su calidad.


La frecuencia ptima encontrada es cada 63 das para obtener una
produccin de 1.455 ton de PC/ha/ao. Esta frecuencia coincide con
aqulla determinada en el anlisis de varianza, que fue de 60 das.



77












La tendencia de produccin de protena cruda, cuando se considera la
dosis del nitrgeno, es explicada en el 99.99% por regresin lineal. La
derivada para el punto de produccin mxima es 360 kgs de nitrgeno/
ha/ao, dosis que no es rentable. Desde el punto de vista econmico
O kgs de nitrgeno/ha/ao, es la dosis ptima.


Segn se observa en los resultados del anlisis de incrementos margi-
nales, se deduce que el uso de fertilizante nitrogenado para la produc-
cin de protena cruda, causa prdida de dinero.





FIGURA 6 Tendencia de produccion de proteino cruda de Napier, segun dosis de Nitrogeno
e Incremento marginal.




A Mg.
A
X Y Y Kg.PC/Kg N Utilidad
0 1.04 1.122 184 -0.55
250 1.50 1.337 -0.12 -0.73
500 147 1.552



2.0
A
S Ma. Y= 1.56
= =5 1122+ 0.00086 Xi =-99.99%

o 0 -I Y Observado

.0



0.5.

X=Max. Y


O 250 360 500






Se presenta la produccin mensual de Napier, en cuanto a MV y MS, a
travs del ao, se enfatiza el hecho de que la produccin es mayor du-
rante los meses de lluvias, existiendo una notoria escasez en los meses
de verano.




78










FIGuRA 7 PROGC UCCi -. TOTAL Y 'ENSLUAL -E .MATERIA VERDE TTon/Ho)


80 O 250 500






60 75 Do


50


040


30


20
17- : L~\



ro





Enero Febrero Junro Julo Agosto Septiembre OcItabe Nov embre Dicembre

FIGURA 8 PRODUCCION TOTAL DE MATERIA SECA DE NAPIER (Ton /Ho)


Nivel 0 250 500
15 Frec 45 Dio
14
13. 111 L F,re 60 Oa,

2 I, B Fre, 75 D,,,


lo

















Enero Febrero Junio Julio Agosto Sepliembre Octubre Noviembre Diciembre

Se presentan los promedios de produccin de materia verde, seca y
proteina cruda por tratamiento, frecuencia de corte, por dosis de
nitrgeno y por sistema de siembra. Se presentan tambin los porcen-
tajes de MS y PC para cada tratamiento.



79
79












CUADRO 5. Produccin promedio de MV, MS y PC por tratamientos<
frecuencia de corte y dosis de nitrgeno (ton/ha)


Corte X X X
Das Dosis M.V. M.S. % M.S. P.C. % P.C.


45 0 98.83 14.31 14.47 1.04 7.24
250 118.78 16.20 13.66 1.187 7.29
500 129.00 17.30 13.38 1.280 7.43

60 0 123.08 18.32 14.48 0.973 5.45
250 144.26 25.41 17.61 1.690 6.65
500 154.41 25.82 16.72 1.483 5.75

75 0 121.71 19.24 15.81 1.097 5.69
250 141.88 22.98 16.20 1.633 7.10
500 163.54 26.17 16.00 1.633 6.23








CUADRO 6. Produccin promedio de MV, MS y
PC por sistema de siembra (ton/ha)


Sistema
Siembra M.V. M.S. P.C.


Cad. simple 128.32 20.07 1.29
Cad. doble 136.35 21.09 1.37
Estacas 133.83 20.74 1.34






















80













Los cuadros 7 y 8 presentan las producciones mensuales graficadas en
las figuras 7 y 8.






CUADRO 7. Produccin promedio de materia verde
por frecuencia de corte (ton/ha)


Niveles deN/ha/ao
No Corte Fecha Corte 0 250 500

45 DIAS
Primero 20-12-79 5.52 6.15 5.99
Segundo 5- 2-80 0.39 0.44 0.47
Tercero 20- 6-80 20.47 23.38 20.14
Cuarto 5- 8-80 14.12 19.22 18.65
Quinto 19- 9-80 18.13 21.98 28.44
Sexto Nov. 27.55 31.19 36.50

60 DIAS

Primero 20-11-79 48.39 57.19 66.33
Segundo 20- 1-80 7.29 7.23 7.40
Tercero 21- 7-80 35.83 40.89 47.45
Cuarto 18- 9-80 31.56 38.96 33.23



75 DIAS

Primero 5-12-79 60.83 69.48 78.33
Segundo 21- 7-80 36.35 44.27 52.29
Tercero 6-10-80 24.52 28.13 32.92


















81














CUADRO 8. Produccin promedio de materia seca
por frecuencia de corte (ton/ha)


45 DIAS NIVELES DE N ha ao
No Corte Fecha Corte 0 250 500


Primero 20-12-70 0.80 0.84 0.80
Segundo 5- 2-80 0.06 0.06 0.06
Tercero 20- 6-80 2.96 3.18 2.69
Cuarto 5- 8-80 2.05 2.63 2.50
Quinto 19- 9-80 2.62 3.00 3.81
Sexto Nov. 3.60 4.26 4.89


60 DIAS

Primero 20-11-79 7.01 10.07 11.15
Segundo 20- 1-80 1.06 1.26 1.24
Tercero 21- 7-80 5.19 7.20 7.94
Cuarto 18- 9-80 4.57 6.87 5.56


75 DIAS

Primero 5-12-79 9.72 11.26 12.53
Segundo 21- 7-80 5.75 7.17 8.37
Tercero 6-10-80 3.88 4.51 5.27
































82






















CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES


Bajo las condiciones en que se condujo el presente estudio se concluye
y recomienda lo siguiente:

a. Los sistemas de siembra comparados no tuvieron ningn efecto
sobre la produccin de materia verde, seca y protena cruda, re-
comendndose el sistema de siembra por estacas por ser ms
sencillo y econmico.

b. La frecuencia de corte, dosis de nitrgeno y su interaccin, afec-
taron significativamente (P < 0.01) la produccin de materia ver-
de, seca y protena, siendo mejor, estadsticamente, el trata-
miento de 60 das con 250 kgs de nitrgeno/ha/ao.

c. El nitrgeno no tuvo efecto cuando se utiliz la frecuencia de
corte de 45 das, por lo que no se recomienda utilizar nitrgeno en
el cultivo en esta frecuencia de corte.

d. El anlisis econmico demuestra que no es rentable la utilizacin
de nitrgeno para producir forraje verde y protena cruda de
pasto Napier. Sin embargo, se puede usar como criterio la pro-
duccin de materia seca en donde se debe utilizar 100 kgs de ni-
trgeno por hectrea por ao, con una frecuencia de corte de 66
das, que es cuando se presentan los ptimos econmicos.

e. El porcentaje de protena cruda y materia seca no mostr incre-
mentos sensibles al aumentarse el nitrgeno y/o la frecuencia de
corte.

f Se recomienda involucrar el anlisis econmico en este tipo de
estudios, puesto que el estadstico solamente, no ofrece la mejor
interpretacin considerando el alza del costo de los fertilizantes.


83



































LITERATURA CITADA


1. Caro-Costas, R. y Vicente-Chandler, J. 1972. Effect of heavy rates of fertilization
on beef production and carrying capacity of napier grass pastures over 5
consecutive years of grazing under humid tropical conditions, Journal of
Agriculture of the University of Puerto Rico.

2. De Geus, J.G. 1979. Posibilidades de produccin de pastos en los trpicos y sub-
trpicos. Centre D'Azote, Zurich.

3. Franco, F. 1978. Efecto de la fertilizacinnitrogena sobre el rendimiento de ma-
teria seca y protena del pasto Napier, Pennisetum purpureum, Schum, en el tr-
pico seco de Guatemala. Tesis, Licenciado en Zootecnia. Facultad de Veteri-
naria y Zootecnia, USAC, Guatemala.

4. Guerrero, R.; Fassbender, H.W. y Blydenstein, J. 1970. Fertilizacin del pasto
Elefante, Pennisetum purpureum, en Turrialba, Costa Rica. I. Efecto de dosis
crecientes de nitrgeno. Turrialba 20 (1): 53-58.

5. Gutirrez, M.A. 1980. Potencial productivo del pasto Napier, Pennisetumpurpureum
Schumack, Zootecnia, Escuela de Zootecnica, Facultad de Medicina Veteri-
naria, USAC, 20-24.

6. Menndez Ch., L.A. 1980. Respuesta del pasto Napier, Pennisetum purpureum, a di-
ferentes regmenes de humedad y niveles de fertilizacin. Tesis de Ing. Agr.
Facultad de Agronoma, USAC. Guatemala.

7. Pinzn, B.R. y T. Gonzlez. 1978. Evaluacin del pasto Elefante-Panam, Pennise-
tum purpureum PI-300-086, bajo diferentes intervalos de corte y dosis de ferti-
lizacin nitrogenada. Ciencia Agropecuaria. IDIAP. 29-35.

8. Vicente-Chandler, J.; S. Silva y J. Figarella. 1959. The effect of nitrgeno fertili-
zation and frecuence of cuttingonthe yield and composition of three tropical
grasses. Agron. J. 51: 202-206.



84
























Nota Tcnica




PRINCIPALES SUELOS DE
ALTA VERAPAZ




Jaime T. Wyld1
LeeRoy L. Gillespie2



Los suelos de Alta Verapaz pertenecen a la familia de los Thixotropic iso-
thermic Hidrandepts, sus caractersticas son: suelos profundos y friables,
tienen buena aireacin interna; todas estas caractersticas fsicas son
sumamente favorables para el desarrollo de la mayor parte de cultivos
y pastos. Sus propiedades qumicas, al contrario, presentan serias res-
tricciones a su productividad. Tienen niveles bajos de potasio, pero
estos parecen ser fcilmente enmendables mediante aplicaciones nor-
males de fertilizantes portadores de este nutrimento.

1Investigador Asociado I, Disciplina de Manejo de Suelos.
2lnvestigador Asistente I, Disciplina de Manejo de Suelos


85










El principal factor restrictivo de su productividad est determinado
por sus altos contenidos de coloides alofnicos que fijan bajo forma no
asimilable por las plantas, no slo al fsforo nativo del mismo suelo,
sino tambin a altas cantidades del que se les agrega artificialmente.

Las recomendaciones que se pueden dar para estos suelos son:

1. Contrarrestar la fijacin del fsforo mediante fuertes aplicacio-
nes de cal:

Hasta la fecha, la informacin ms directamente relacionada con
el caso ha sido la contenida en publicaciones del Benchmarc Soils
Project (1, 2). Se refiere a ensayos de fertilizacin de maz lleva-
dos a cabo en Filipinas, Indonesia y Hawaii, bajo condiciones de
suelo y clima similares a los del rea de inters, siendo stas las
correspondientes a las de los Thixotropic Isothermic Hidric Dys-
trandepts. Los resultados demostraron que, probablemente de-
bido a bajos niveles de aluminio extractable, las aplicaciones de
cal no incrementaron consistentemente los rendimientos del
maz, llegando hasta deprimirlos en los tratamientos correspon-
dientes a las ms altas tasas de aplicaciones de esta enmienda. El
proyecto Benchmarc considera que esta informacin puede ser
transferida a suelos similares y, a partir de diciembre de 1977,
descart el encalado como variable experimental de ensayos
relacionados con el incremento de la productividad del maz en
estos suelos (1).

2. Contrarrestar los efectos de la fijacin del fsforo mediante muy
fuertes aplicaciones de este elemento que se justifiquen por su
alta y prolongada accin residual

El proyecto Benchmarc demostr incontrovertiblemente la res-
puesta inmediata del maz a muy fuertes aplicaciones de fsforo
(del orden de 350 kg/ha de P205) combinadas con tasas ms
corrientes de nitrgeno y de potasio, as como los efectos excep-
cionalmente altos y duraderos de la accin residual de tales apli-
caciones de fsforo al tratarse de suelos de la familia indicada.

Con base en lo anterior, dicho proyecto asevera que las aplicacio-
nes de fsforo deberan ser consideradas como gastos de capital,
pues una sola aplicacin fuerte produce beneficios durante
perodos de 5 a 10 aos y sugiere que los bancos y otras
instituciones rectoras del desarrollo agrcola, sean informados
sobre el particular (2).


86










Transfirindose este enfoque al caso que nos ocupa, parece razo-
nable disear ensayos de fertilizacin de pastos en los que fuer-
tes aplicaciones de fsforo que' provienen de fertilizantes con-
vencionales, es decir, en los que este elemento es totalmente so-
luble en agua, se combinen con niveles ms corrientes de potasio
y las aplicaciones escalonadas de nitrgeno que se consideren
normales para pastizales de gramneas en climas lluviosos.

3. Posibilidades de contrarrestar los efectos de la rpida fijacin
del fsforo agregado mediante el uso de fertilizantes fosfatados
simples, cuyo fsforo est bajo formas lentamente solubles (es
decir, no solubles en agua, pero solubles en citrato de amonio).

Por falta de referencias directamente relacionadas con los sue-
los del subgrupo de los Typic Hidrandepts las consideraciones
expuestas a continuacin se basan solamente en informacin re-
lativa a suelos que fijan fsforo cualesquiera que sean los proce-
sos causantes de este fenmeno, combinaciones con aluminio
extractable, con xidos de aluminio y de hierro, y otros
constituyentes de los suelos:

3.1 Usar rocas fosfticas muy finamente molidas

El contenido de fsforo total en estas rocas oscila entre 27 y 41%;
el de fsforo asimilable, pero insoluble en agua, (soluble en citra-
to de amonio), oscila entre 2 y 6% de P205.

Su eficiencia depende, en gran parte, de los yacimientos de donde
provienen y del grado de finura al que han sido molidas. Son de
accin muy lenta, eficaces nicamente en suelos cidos y climas
lluviosos y particularmente al tratarse de leguminosas. Sus efec-
tos residuales se reportan como muy duraderos, pero requieren
aplicaciones muy altas, del orden de 3 veces superiores a las re-
queridas con el fsforo soluble en agua de los superfosfatados
(9). El problema que se presenta es que este material no existe en
el mercado local como fertilizante de uso directo.

3.2 Usar fertilizantes fosfatados simples, cuyo fsforo es insoluble
en el agua, pero soluble en citrato de amonio

Estos son los obtenidos en general por procesos trmicos y se co-
nocen bajo las siguientes apelaciones: rocas fosfticas desfluori-
zadas (21% de P205 soluble en citrato de amonio), fosfatos tri-




87










calcicos Coronet (22%), rocas fosfticas fundidas (19%), fosfa-
tos del tipo renania (28%), metafosfatos de calcio (64%) y otros
productos industriales del mismo tipo, generalmente de proce-
dencia europea (9). El problema que se presenta en este caso es
que no se ha encontrado en el mercado local fertilizantes que
renan estas especificaciones.


3.3 Usar fertilizantes portadores de ms de un nutrimento principal,
parte de cuyo fsforo disponible sea insoluble en el agua, pero so-
lubre en citrato de amonio

Hasta la fecha slo se tiene noticia de dos marcas de fertilizantes
complejos, adquiribles de inmediato en el mercado local, que
renan estas especificaciones: Nitrofoska y Complesal, siendo
probable que existan otros. Nitrofoska, por ejemplo, reporta que
su frmula 20-20-0 contiene 65% de su fsforo disponible, bajo
forma no soluble en agua, pero soluble en citrato de amonio y
Complesal, que la proporcin del fsforo de ese tipo en su
frmula 15-15-15 es de 67%.

La existencia de esta clase de fertilizantes compuestos, en el
mercado local, abre la posibilidad de iniciar ensayos destinados a
comparar su eficacia con la de otros fertilizantes, cuyo fsforo se
presenta en forma totalmente soluble en el agua, cuyas aplicacio-
nes masivas se sugiere en el punto 2.


3.4 Aplicaciones de abonos orgnicos reforzados

El proyecto Benchmarc reporta que en suelos del subgrupo de los
Hidric Dystrandepts, un experimento en el que se estudiaron los
efectos del nitrgeno y del fsforo inorgnico, a la vez que aplica-
ciones de gallinaza (2 toneladas de material hmedo por hect-
rea), demostr la eficacia de los abonamientos orgnicos en el in-
cremento de los rendimientos del maz (1).

Por otra parte, en la finca Tampo, paraje de Chisac, Tactic, pro-
piedad del licenciado Luis Lemus, se observ un desarrollo extra-
ordinariamente frondoso de pasto Napier, obtenido mediante
aplicaciones de gallinaza a suelos del subgrupo de los Typic
Hydrandepts.

Adems, se observa un mejor crecimiento del pasto en las partes


88









planas de los terrenos en donde se aglomera el ganado y se con-
centran sus deyecciones.

En suelos que fijan el fsforo se recomienda aplicar abonos org-
nicos reforzados con superfosfatos. Esto no slo provee fsforo
en forma menos susceptible de ser fijado, sino tambin evita las
prdidas de nitrgeno amoniacal por volatilizacin (9).

Bajo las condiciones de suelos del rea, un sistema de manejo ra-
zonable podra ser el siguiente:

A. Aplicar fertilizantes qumicos a los pastos de corte de acuer-
do con los resultados de los ensayos anteriormente sugeri-
dos;

B. Preparar composts reforzados con superfosfatos, aprove-
chndose el estircol y los orines del ganado estabulado du-
rante las noches; y

C. Utilizar este compost para ir incrementando la productivi-
dad de pequeos potreros en los que se concentraran, ms
que en los actuales, las deyecciones de los hatos.


CUADRO 1. Caractersticas de los suelos Carch y sus implica-
ciones agronmicas


NOMBRE Caractersticas Agronmicas Implicaciones de Manejo


Thixotropic isothermic Typic Hidrandepts

Thixotropic Alta actividad adsortiva de Necesidad de muy altas aplica-
aniones de su complejo co- ciones de fosfatos solubles;
loidal efectos residuales del fsforo
muy duraderos

isothermic Temperaturas medias anuales Cultivos adaptados a climas
entre 15 y 220C, con variacin frescos
estacionalI50C.

Typic Suelo profundo (sin roca hasta No presentan impedimentos
50 cms de profundidad) mecnicos a la penetracin de
las races

Hydr- Muy altos contenidos de coloi- Clima uniformemente lluvioso;
des hidratados que se secan gene- escaso aporte de energa solar
rando partculas de dimetro para fotosntesis; humedad dis-
20.002 mm ponible muy alta

-andept Baja densidad aparente (0.85 Suelos friables, de fcil labo-
g/ml) asociada con algunos sue- reo; con buena aireacin inter-
los provenientes de cenizas na y libre percolacin del agua

89
































LITERATURA CONSULTADA


1. BENCHMARK, 1978. Research on agrotechnology in the tropics, Benchmark pro-
ject progress through 1977, Depart. of Agronomy and Soils, University of
Puerto Rico, Mayagez, Puerto Rico, 1978.

2. BENCHMARK, 1979. Development of the transfer model and soil taxonomic in-
terpretations on a network of three soil families, Benchmark soils project pro-
gress report 2, Jan. 1978 June 1979, Depart. of Agronomy and Soils, Universi-
ty of Puerto Rico, Mayagez, Puerto Rico, 1979.

3. GONZALEZ SPILLARI, J. 1970. Evaluacin de la fijacin y disponibilidad del fs-
foro en 14 series de suelos de Guatemala. Guatemala, C.A.; Universidad de
San Carlos, Facultad de Agronoma, 1970.

4. MAIDA y KISHITA, 1966. Kyushu Agric. Exp. Sta. Bull. 12: 119-138, Japan, 1966.

5. PALENCIA ORTIZ, A. 1975. Programa de Nutricin Vegetal, Informe Anual 1974,
Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas, ICTA, Sector Pblico Agrcola,
Guatemala, C.A., 1975.

6. SIECA, 1977. Posibilidades de desarrollo de una industria de fertilizantes integra-
da en Centroamrica, SIECA, Guatemala, C.A., 1977.

7. SIMM ONS, CH. el al, 1959. Clasificacin de reconocimiento de los suelos de la re-
pblica de Guatemala; Simmons, Charles; Trano T., J.M. y Pinto, J.H., Insti-
tuto Agropecuario Nacional (IAN) y Servicio Interamericano de Agricultura
(SCIDA), Ministerio de Agricultura, Guatemala, C.A., 1959.

8. SOIL SURVEY STAFF, 1975. Soil taxonomy, a basic system of soil classification
for making and interpreting soil surveys, Agricultural Handbook N 436, Soil
Conservation Service, U.S. Department of Agriculture, Washington D.C.
1975.

9. TISDALE y NELSON, 1956. Soil fertility and fertilizers; Samuel L. Tisdale and
Nelson, W.L., The Macmillan company, New York, U.S.A., 1956.




90




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs