Group Title: Reglas y Ynstrucciones que se deben observer para el Gobierno, y Dirección de las escuelas, que se van a Establecer por orden, y a Cuenta de Su Maj
Title: Reglas y Ynstrucciones que se deben observer para el Gobierno, y Dirección de las escuelas, que se van a Establecer por orden, y a Cuenta de Su Maj
CITATION PDF VIEWER PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00067351/00001
 Material Information
Title: Reglas y Ynstrucciones que se deben observer para el Gobierno, y Dirección de las escuelas, que se van a Establecer por orden, y a Cuenta de Su Maj
Series Title: Spanish Colonial St. Augustine.
Physical Description: Book
 Subjects
Subject: Saint Augustine (Fla.)   ( lcsh )
Florida   ( lcsh )
Colonies -- Spain -- America
Temporal Coverage: Spanish Colonial Period ( 1594 - 1920 )
Colonial Period ( 1594 - 1920 )
Spatial Coverage: North America -- United States of America -- Florida -- Saint Johns County -- Saint Augustine -- Historic city
North America -- United States of America -- Florida
 Notes
Funding: Funded by a grant from the Florida Humanities Council
 Record Information
Bibliographic ID: UF00067351
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: Board of Trustees of the University of Florida on behalf of authors and contributors. All rights reserved.

Downloads

This item has the following downloads:

PDF ( PDF )


Full Text





Reglas y Ynstrucciones que se deben observer
para el Gobierno, y Direcci6n de las escuelas,
que se van a Establecer por orden,
y a Cuenta de Su Majestad en esta Ciudad de San Agustin
de la Florida Oriental,


formadas,con arreglo a dicha Real Ordenanza, y a instancias de Su
Seioria el Seior Don Vicente Manuel de Zespedes, Brigadier de los
Reales Exjercitos, Gobenador y comadante general de dicha Plaza, y
Provincia por Don Thomas Hasset, Cura Beneficiado, Vicario, y Juez
Ecclesiastico de esta referida Ciudad y Provincia.
Aoo de 1786


Siendo la Corrupci6n de Nuestra naturaleza causa de la ignorancia en
que nacimos, y no ser esta de aquellos males que puedan Extinguirse de
una vez, puesto que todos los dias nasen NiAos, enteramente
submerjidos en esta nuestra desgracia, poco le sirve el nacer dentro del
Seno de la Yglesia, y de Padres Catolicos, a menos que no se ponga en
sus tiernos aios, un gran cuidado y Esmero en la Ensenanza Cristiana de
cada uno en particular, pues de esta misma ignorancia, y no de otra
Causa, proviene la misma Yncredulidad, y el menos precio de la Religi6n,
porque es Ymposible, el conocer la Doctrina de Jesus Cristo, tal qual es
en si, sin amarla, y admirarla y por esto empeio, la mayor parte de los
Yncredulos, hoy dia, lo son sin conocimiento de Causa, por empeho
temerario, 6 por preocupaci6n del Entendimiento, y aQnque algunos de
Ellos, han echo alguno Estudio, sera de la Filosofia puramente humana, 6
de algunas Lecciones de algunos Autores Estravagantes, que tiran a
derribar las maximas mejor Establecidas, sin poder, ni aun muchas Veces
querer discerner lo bueno, de lo malo, ni lo verdadero de lo falso, por la
falta de los debidos principios de la Educaci6n de su Juventud -
Ympulsado de estos motives, tan fatales a una Republica Cristiana, y a
fin de precaver no se les suceda asi, a los Niios de los Fieles de esta
Provincia, y que tengan en tiempo las proporciones suficientes a salir de
las Tinieblas de la ignorancia en Gravar en sus Corazones los
fundamentos Catolicos, y ser hombres de verdadero Dicernimiento,
Virtud, y Religi6n; mirandolos Su Majestad con ojos de su acostumbrada
piedad, se ha servido resolver, se establezca en esta Ciudad a Cuenta de
su Real Hacienda, una Escuela, 6 dos, bajo la tuici6n de maestros de
esperimentada, buena conduct, y competent Ynstrucci6n, para un
object, tan important y necessario, prefixandoles las.









Reglas, y Ynstrucciones conducentes para su mejor Gobierno y Direcci6n.
En cuya Virtud, y a fin de que se consigan los saludables fines, a que
tanto aspira Su Majestad, al bien de esta feligresia; e formado las
siguientes Reglas y Ynstrucciones para que los Maestros ya Nombrados,
y sus Subcesores despues, puedan en sus respectivas obligaciones, con
mejor provecho Espiritual y Temporal de la Juventud de estos sus fieles
Vasallos, Ilenar sus Reales y Paternales intenciones.

1. Primeramente, con arreglo a las piadozas intenciones de Su
Majestad ningQn Maestro, se debe admitir sin previo Examen, y
aprobaci6n del Superior ordinario eclesiastico y civil de la Provincia,
obligandose respectivamente los Maestros, a la debida observancia
de estas reglas, y demas ordenes, y resoluciones que dichos
Seiores Superiores, 6 cualesquiera de ellos tubiese en cuando, en
cuando por Combeniente comunicarles para el mas complete
adelantamiento de sus discipulos.

2. Las escuelas se distinguiran, por Primera, y Segunda, en la Primera,
s6lo se admitiran Niios de Cartilla, y desde ahi arribo, hasta ser
aptos a empejar a Escribir, entonces pasaran de la Primera a la
Segunda Escuela en donde se instruiran en escribir y contain,
perfeccionando se al mismo tiempo en leer y en esta Segunda
Escuela s6lo niios de esta Clase se puedan admitir, a menos no se
les pareciera a los Superiores otra cosa por Combeniente.

3. Habiendose servido Su Majestad asignar a los Maestros la Congrua
suficiente pasa su decent manutenci6n ninguno de Ellos, podra
exijir a los Padres de sus alumnos recompensa alguna por la
Enseianza de sus hijos.

4. Los Maestros todos los aios por Pascua de Resurrecci6n, acudiran
a former la Lista del Numero de los niios, que por el Padr6n hubiese
en feligresia, y Enterados de las Casas de su Habitaci6n, Edades, &
etc., los solicitaran de sus Padres, a fin, de hacerlos asistir a sus
respectivas Escuelas, y en caso que su solicitud no tubiese Efecto,
por Negligencia culpable de dichos sus Padres, 6 por la pereza y
floxedad de los mismos Niios darn parte al Parroco que hubiese
para que este Seior determinara por la Justicia, lo que combiniera
en el particular; como asi mismo siempre que alguno se ausentare
de las Escuelas por Quejas mal fundadas a sus referidos Padres.

5. Las Escuelas en todo el aio estaran abiertas a las siete de la
maiana, y a las dos por la tarde en NingQn tiempo, se despediran
por la maiana los niios de Ellas hasta las Doce, y por la tarde en el
invierno al ponerse el Sol, y en todo lo demas del aio media hora
antes.









6. Conforme entran maiana, y tarde los ninos en las Escuelas haran la
Correspondiente Cortesia a sus respectivos Maestros, y despues a
sus condiscipulos, y colgando cada uno su sombrero en su lugar, se
colocaran con toda modestia en sus asientos, tomando, despOes de
santiguarse en nombre de la Santisima Trinidad, el Libro 6 el Papel
que correspondiere Empezar Primero.

7. Cada uno de los Maestros tendra en su Escuela un Catalogo, 6
Lista de los Ninos, que hubiesen bajo su Tuici6n, por la que en todo
el aio a los ocho de la manaia, y a los dos y cuarto por la tarde,
Ilamaran a cada uno por su nombre, y apellido: y en caso que alguno
faltare Entonces a la lista, mandarin los Maestros inmediatamente
un Muchacho, 6 dos, en casa de sus Padres a saber la Causa de su
detenci6n, y trajerlo en caso necesario quedando despues al arbitrio
de los Maestros segOn las noticias que resultaren el castigo del
Delincuente.

8. Los Maestros en reprehendiendo y castigando a los Niros
procuraran ser moderados, y como a unos mas les pueden servir
para su Correcci6n, reprehenciones de Boca que Azotes, pondran
los Maestros particular Cuidado en conocer el genio y naturaleza de
cada uno; y en estos casos, no prorumperse en Juramentos, 6
sobrenombres, ni menos echar en sus Caras las faltas de sus
Padres 6 Parientes, ni permitir por ningOn titulo, que Ellos mismos lo
hagan a unos, y otros, dentro ni fuera de las Escuelas, tratando
como fieles Cristianos a todos, y a cada uno en particular, con un
amor y Caridad imparcial.

9. Los Niios se presentaran manana y tarde en sus respetivas
Escuelas con todo el aseo possible, con sus Cabellos Peinados,
Caras, Manos, y Pies (a los que viniesen sin Zapatos) limpios; y los
Maestros no permitiran en las Escuelas Niios con Enfermedades
Contajiosas, como Sarna, y otras a este Thenor, participandolo
primero a sus Padres, a que estos no tengan a mal el despedirlos
interin se sanen.

10. Las Escuelas se asearan por los mismos Discipulos a lo menos una
vez en la semana, y los Maestros nombraran para este Efecto sin
Distinci6n alguno de Persona un suficiente numero de dichos sus
Discipulos, empezando desde la clase primera, hasta la ultima, a fin
de que cada clase tenga en su torno su parte de esta obligaci6n.

11. NingOn Discipulo saldra de las Escuelas aOn cuando la Necesidad lo
pidiera, sin Licencia expresa del Maestro, y para que no salga mas
que uno a un tiempo, el Maestro entregara a este, al tiempo de darle
la benia, la regla que tendra seialada para este Efecto sobre su
Moza, 6 Bufete, no pudiendo dar a otro Segunda benia interin no se
devuelve dicha regla, mediendo el tiempo de la ausencia de cada









uno por movimiento del Pendulo que estara colgado del cielo de la
Escuela, y que el mismo Discipulo pondra en moci6n al tiempo de
salirse, reparando el Maestro al tiempo que se devuelva la regla si se
mueve el Pendulo.

12. Las Escuelas segOn la capacidad y adelantamiento de los
Discipulos, se dividiran por numerous, y asientos separados en
Distintas Clases, y se le dara al primero 6 mas capaz de cada clase,
algOn titulo, reservando para el primero de la primera clase el de
Emperador de toda la Escuela, quedandose con estos titulos interin
no hallan otros mas sobresalientes.

13. A Principio de todos los meses ha de haber un Examen General ante
el Parroco y Maestros de los adelantos y progress que hiciesen los
Discipulos en todo el mes antes, en Escribir, Leer, Contar, Doctrina
Cristiana, y segOn el merito que entonces resultare de los adelantos
de cada uno en aqOel mes, se les seialara con la correspondiente
preferencia el asiento 6 lugar que a cada Yndividuo por su Progrese
lo tocare, y debiere ocupar en su respective clase, hasta Segundo
Examen, devolviendo entonces los Titulos de los ya nombrados
desde el mes antes al mas sobresaliente de cada clase en este mes,
a menos que aquellos no saliesen segunda vez, los mas meritorios,
y en caso que esto no se verificare, descenderan a ocupar el lugar
que por graduaci6n correspondiese a sus meritos.

14. Los Ninos de Alfabeta, Letrear, y Leer, el Maestro se les pasara
cuatro lecciones el dia, dos por la manana, y otras dos por la tarde,
instruyendo al mismo tiempo a estos, manana, y tarde, segOn se
acostumbra en la Doctrina Cristiana, y demas oraciones, y letanias: y
procurando por si, y no por Segunda Persona, consume Cuidado y
Esmero, una Clara y Distinta pronunciaci6n y sentido en sus
lectures, observando las comas, puntecomas, & etc., y el Maestro de
la Segunda Escuela, Guardara este mismo metodo, en la Enseianza
de los de Escribir, con la diferencia s6lo, que estos entire manana y
tarde escribiran dos plans al dia, imponiendoles a cada uno el
Maestro en el modo de asentar la mano, y cojer la pluma, y despOes
corrijiendo y reprehendiendo las faltas que hubiesen en sus plans,
conforme las acaben.

15. Los de aritmetica 6 contar sacaran en limpio dos cuestiones al dia,
escribiran una 6 dos plans, leeran dos lecciones, y se instruiran una
vez por la tarde en la Doctrina Cristiana, y el Maestro nunca los
pasara de una cosa a otra interim no esten primero bien impuestos
en lo que tengan entire manos, corrijiendo y reprehendiendo las faltas
& etc., como queda dicho en la regla Ymmediata que antecede.

16. El Maestro de la Segunda Escuela, hara que sus Discipulos
Conforme adelantan aprendan las Tablas de la Aritmetica de









memorial, y para que esto no Embarase sus Tareas en la Escuela,
las podran Ilevar, y aprenderlas de noche en sus Casas, dando
Cuenta de Ellas la maiana siguiente al Maestro; y siempre que los
Muchachos de Leer no estubiesen en asuntos de este Thenor,
entretenidos, los Maestros podran seialarles todas las tardes un
tanto segQn la Capacidad de cada uno del "Catecismo Historico" del
Padre Flaure, 6 de algQn otro autor, para que lo aprehendan de
noche de memorial, y no esten osiosos en sus Casas.

17. Los Maestros instruiran a sus Discipulos en el modo de Ayudar a
Misa, y nombraran en su Torno, todos los Sabados y Visperas de
todos los demas dias de fiesta del aio, y siempre que hubiese
concurso de Gente en la Yglesia Parroquial, dos de dichos sus
Discipulos, para que asistan al Sacristan, los Domingos y Dias de
Fiesta, en el Servicio de los Divinos Oficios.

18. Las noches, que saliere el Rosario de la Yglesia Parroquial por las
Calles, los Maestros acudiran con sus Respectivos Discipulos, sin
Excepci6n alguna 6 Escusa que les valga; poniendo un gran cuidado
que sus alumnos, se porten en un todo con la modestia y Devoci6n
correspondiente.

19. Los Maestros asistiran con sus Discipulos a la Salve de los Sabados
y Visperas de los Domingos, y a las de todos los demas Dias
Clasicos, como tambien siempre que hubiese Doctrina en la Yglesia.

20. Siempre que Dios fuese servido Ilamar a Juicio alguno de los
Discipulos, los Maestros asistiran al Entierro con sus alumnos en
Procesi6n, y en caso necesario el Cuerpo Difunto se Ilevara a la
sepultura entire cuatro de los Discipulos .

21. Todos los Discipulos desde la Edad de siete anos arriva, se
confesaran en Presencia de sus Maestros todas las cuatro temporas
del ano, para cuyo efecto los Maestros avisaran a sus respectivas
Escuelas un dia 6 dos antes para que hagan su Examen de
Conciencia, imponiendoles segQn pueden alcanzar sus Edades, en
el modo que deben prepararse, el metodo que deben guardar para
no dejar pecado alguno por confesar, por negligencia, 6 otro motivo
culpable, y el Dolor que se necesita para lo valido de este
sacramento, & etc., haciendo las mismas advertencias, a los que
fuesen capaces 6 aptos, a recibir el santo sacramento de la
Eucarista; y para que todo se haga con la Ordenanza
correspondiente, los Discipulos se dividiran en tres Diviciones
iguales, cada uno de los Maestros asignando una Divici6n de su
respective Escuela para cada dia de dichas cuatro temporas, para
que de este modo podran en tiempo despacharse en la Yglesia, y
regresarse despues a sus Escuelas.









22. Los Maestros procuraran tener para las Lecturas de sus Discipulos
los Libros mas Ynstructivos, y no permitiran, que dichos sus
Discipulos hablen en las Escuelas otra Lengua que la Espahola.

23. Los Discipulos iendo y viniendo de sus Casas a las Escuelas pediran
con profunda humilidad la Bendici6n a sus Padres, y siempre que
encontrasen a sus mayores en la calle los saludaran con la Cortesia
correspondiente.

24. Los Discipulos en saliendo de sus Escuelas, se iran en Derechura a
sus Casas, y no se detendran en las Calles, gritando ni haciendo
otras travesuras.

25. Siempre que asistiesen algunos Negros 6 Mulatos a las Escuelas, se
colocaran estos juntos a la Puerta en un asiento separado, los
Maestros haciendoles en orden a su Ensenanza, Espiritual y
Temporal, la misma justicia que a todos las demas.

26. Los Maestros deberan tener en sus respectivas Escuelas un
Exemplar de estas reglas, a fin de que cada uno se imponga con la
mayor puntualidad de cuanto en ellas se prescribe, y promuevan su
Ymvariable y debida observancia como lo desea Su Majestad.'


FIN




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs