• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Table of Contents
 Agradecimiento
 Sumario
 Introduction
 Metodologia
 Resultados del estudio para el...
 Conclusiones
 Recomendaciones
 Back Cover






Group Title: Evaluacion de tecnologia
Title: El cultivo del maíz en el altiplano
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00066783/00001
 Material Information
Title: El cultivo del maíz en el altiplano
Series Title: Evaluación de tecnología
Physical Description: 23 p. : ; 22 cm.
Language: Spanish
Creator: Ruano Andrade, Sergio Rolando
Pacay, Valerio Macz
Hildebrand, Peter E
Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas, Sector Público Agrícola
Place of Publication: Guatemala C.A
Publication Date: 1977
 Subjects
Subject: Corn -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Statement of Responsibility: Sergio R. Ruano Andrade, Valerio Macz Pacay, Peter E. Hildebrand.
General Note: "Febrero, 1977."
General Note: "Separata del Informe de Socioeconomía Rural"--Cover.
General Note: "Disciplina de apoyo de socioeconomía rural."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00066783
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 71325843

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page
    Table of Contents
        Table of Contents
    Agradecimiento
        Unnumbered ( 5 )
    Sumario
        Unnumbered ( 6 )
    Introduction
        Page 1
        Page 2
    Metodologia
        Page 3
    Resultados del estudio para el cultivo del maiz
        Page 4
        Desinfestacion del suelo
            Page 4
        Variedades
            Page 5
            Page 6
        Distancias de siembra
            Page 7
            Page 8
        Semillas por postura
            Page 9
        Deshije
            Page 10
            Page 11
            Page 12
        Primera fertilizacion
            Page 13
            Page 14
        Segunda fertilizacion
            Page 15
        No deshojar
            Page 16
            Page 17
        Cuadro 10: Resumen cultivo de maiz
            Page 18
    Conclusiones
        Page 19
        Page 20
        Page 21
    Recomendaciones
        Page 22
        Page 23
    Back Cover
        Back Cover
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL




CI INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS
t/
SV ector Publico Agricola, Ministerio de Agricultura
A del Gobierno de Guatemala
L ,
U 3?. om&,
A
C
O
1
N


E EN EL ALTIPLANO
E
C
N
O
L
O
G
I
A










INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS
Sector Pblico Agrcola
Ministerio de Agricultura






















EVALUACION DE LA ACEPTACION DE LA TECNOLOGIA GENERADA POR
IOTA PARA EL CULTIVO DE MAIZ EN LA REGION I
1975






Sergio R. Ruano Andrade
Valerio Macz Pacay
Peter E. Hildebrand













Guatemala, C.A. Disciplina de Apoyo de
Febrero, 1977 Socioeconoma Rural
















IN D O E
Pgina

INTRODUCCION 1
METODOLOGIA 3
RESULTADOS DEL ESTUDIO PARA EL CULTIVO DEL MAIZ 4
DESINFESTACION DEL SUELO 4
VARIEDADES 5
DISTANCIAS DE SIEMBRA 7
SEMILLAS POR POSTURA 9
DESHIJE 10
RESUMEN DE LAS 3 PRACTICAS ANTERIORES
PRIMERA FERTILIZACION 13
SEGUNDA FERTILIZACION 15
NO DESHOJAR 16
CUADRO 10: RESUMEN CULTIVO DE MAIZ 18
CONCLUSIONES 19
RECOMENDACIONES 22



























AGRADECIMIENTO

Este trabajo se logrd gracias a la colaboracin de los
compaeros: Rolando Duarte, Esa Samayoa y Teodoro L6
pez, quienes participaron en la Encuesta, as como de
Bruno Busto Brol en coordinacin y asesoria. Tambin
se cont6 con el valioso Concurso del personal del Equi
po de Produccidn de la Regidn I, tanto de los Tcnicos,
como de los Auxiliares Tcnicos, ya que sin la partici
pacidn de stos hubiera sido imposible la realizacin
del trabajo de campo.














8UMARIO

Este informe da a conocer los resultados de la primera evalua-
cidn de la aceptacin de tecnologa generada por el ICTA para los
agricultores de la Regidn I.


El propsito de esta evaluacidn fue mltiple: a) determinar
el grado de aceptacidn de esta tecnologa por los agricultores; b)
desarrollar una metodologa para evaluar nuestra tecnologa y el
procedimiento para generarla y c) clasificar las diferentes prcti
cas de acuerdo a su aceptabilidad. Las prcticas que tengan mayor
grado de aceptacidn entre los agricultores, sern dadas a conocer
a las diferentes entidades del sector pblico y privado, para su di
fusidn en gran escala.


Se utilizd un "Indice de Aceptacidn" para clasificar el grado
de aceptacidn de las prcticas; pero desde luego, hay otros ndi-
ces que nos han sido sugeridos y que pueden suplementar el usado
aqu. La metodologa se bas en encuestar colaboradores de las
" Parcelas de Prueba". Un resultado colateral del estudio fue la
redefinicidn del concepto "Parcela de Prueba" para facilitar tanto
el proceso de generacidn de tecnologa como para evaluacidn de su
aceptaci6n.


Al analizar las diferentes prcticas agrcolas de los colabo-
radores en 1976, se observa que la 2a. fertilizacin y la distancia
de siembra tuvieron un marcado incremento en rea con respecto a
1975. Las variedades mejoradas, si bin tuvieron un aumento signi
ficativo en cuanto al nmero de usuarios, el rea de prctica aumen
t3 en una pequea proporcidn.












EVALUACION DE LA ACEPTACION DE LA TECNOLOGIA GENERADA POR ICTA
PARA EL CULTIVO DE MAIZ EN LA REGION I,.1975



Sergio R. Ruano A.
Valerio Macz Pacay
Peter E. Hildebrand


INTRODUCCION


El ICTA es el Instituto del Sector Pblico Agrcola responsable
de generar y promover el uso de ciencia y tecnologa agrcola con
el fin de aumentar la produccidn de granos bsicos y mejorar el bie
nestar de las familias de pequeos y medianos agricultores. De na-
da sirve la generaci6n de tecnologa si sta no est utilizada por
los agricultores para aumentar la productividad de sus pocos recur-
sos.


Con el fin de ayudar al Instituto, a los tcnicos en sus progra
mas y a los equipos de prueba de tecnologa en conocer la aceptabi-
lidad y el efecto de su tecnologa, le ha sido asignada a la Disci-
plina de Apoyo de Socioeconoma Rural, la tarea de evaluar su adop-
cin por los agricultores.


Algunos procedimientos evaluativos que se usan incluyen regis-
tros econmicos de fincas, los registros que son.llevados a cabo por
los tcnicos del Instituto en sus parcelas de prueba con agriculto-
res, y en algunos casos estudios especiales sobre aspectos especfi
cos de la tecnologa.


El presente estudio representa la iniciacin de otro procedimien
to evaluativo, el cual consiste en una encuesta de los colaboradores


Investigador Asistente I, Tcnico Investigador I y Coordinador de
la Disciplina de Apoyo de Socioeconoma Rural, ICTA. 1976.








2 -



dells parcelas de prueba en aos anteriores, y que son los agricul
tores ms enterados de las prcticas"y recomendaciones hechas tenta
tivamente por el Instituto. As se podr determinar en un mnimo
de-tiempo cules de las prcticas que fueron recomendadas estn sien
do utilizadas, y en qu proporcidn de sus tierras. As se espera de
terminar cules son las ms aceptables por los agricultokes, y a la
vez, se-trata de aprender por qu estn o no estn utilizando las
prcticas que les fueron recomendadas durante el proceso da prueba
en sus propias fincas.


Dentro del estrato de agricultores colaboradores del ao de 1975,
la muestra es de todos los que tuvieron parcelas de prueba. -No obs
tante, hay que tener cuidado de no extrapolar los resultados a la
poblacidn de todos los agricultores del rea de influencia de la Re
gin I. No se cuenta con los recursos de poder muestrear un grupo
tan grande, ni era ste el propsito del presente estudio.


Los propsitos bsicos son: 1) generar y probar una metodologa
para evaluar nuestra tecnologa; 2) determinar, dentro del grupo ms
influenciado, si el agricultor est encontrando utilidad enla tecno-
loga;-3) clasificar las diferentes prcticas de acuerdo a su acepta
bilidad, y as su probabilidad de ser adoptada en una escala ms gran
de; 4) tratar de determinar las razones que tuvieron los colaborado-
res para adoptar o no una prctica; y 5) evaluar nuestro propio pro-
cedimiento en la generacidn de tecnologa con el fin de mejorarlo y
hacerlo ms eficiente en el uso de los escasos recursos con que se
cuenta.


Esta evaluacin se llev6 a cabo en los municipios de Olintepeque,
La Esperanza, La Cruz, Salcaj, Cantel y Cajol en Quezaltenango y
los municipios de San Cristobal y San Andrs Xecul de Totonicapn don
de opera el Equipo de Produccin.








3 -



METODOLOGIA


ELABORACION DE BOLETA PRELIMINAR

Para la elaboracin de la boleta preliminar, se tom como base
la diseada para la evaluacin efectuada en el Parcelamiento La Ma
quina, sta se modific y adopt a los requerimientos particulares
de la zona de Quezaltenango y se realiz en parte en coordinacin
con los tcnicos del Equipo de Produccin A de la ReginI.




PRUEBA DE LA BOLETA

La prueba de la boleta se realiz en la segunda quincena de oc
tubre de 1976 y se encuestaron 4 casos seleccionados por sorteo en
tre todos los agricultores que conformaban el universo. En esta
etapa, tambin, se cont con la estrecha colaboracin de todo el
personal del Equipo de Produccin de la Regin.



ELABORACION DE BOLETA DEFINITIVA

La elaboracin de la boleta definitiva se modific en base a
la experiencia de la prueba y se cont con la opinin crtica de
los dems tcnicos de Socioeconoma.



ENCUESTA

La encuesta se llevd a cabo en la primera quincena de noviem-
bre y se evaluaron el 1000/o de los agricultores que en el ao de
1975 haban participado y completado con el ICTA parcelas de prue-
ba de maiz en la Regin I.


En esta etapa tambin se cont con toda la colaboracidn de los
miembros del Equipo de Productidn A.







-4-



ORDENAMIENTO, TABULACION Y ANALISIS DE DATOS
El ordenamiento y tabulacidn de los datos se hizo con mtodos
estadstico sencillos y tomando como base los empleados en la eva-
luaci6n efectuada en el Parcelamiento La Mquina.




RESULTADOS DEL ESTUDIO PARA EL CULTIVO DE MAIZ
Este se describe en el mismo orden, en que se llevaron a cabo
las prcticas agrcolas que fueron recomendadas dentro del paquete
tecnolgico puesto en prctica en las parcelas de prueba.



DESINFESTACION DEL SUELO
Es importante aclarar que esta no fu una prctica recomendada
por los tcnicos como parte del paquete tecnoldgico probado, sin
embargo s fu una prctica que se realiz por razones de seguridad,
ya que en 1975 era el primer ao de trabajo en la regi6n y exista
poco conocimiento de ella. Los productos usados fueron:
Producto: Volat6n o Aldrn al 2.95/0
Cantidad: 4 a 6 libras por cuerda de 441 m (25 varas/lado) equi-
valente de 64 a 96 libras por manzana o 42 a 62 kgs. x
hectrea.
Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA.
Resultados:







-4-



ORDENAMIENTO, TABULACION Y ANALISIS DE DATOS
El ordenamiento y tabulacidn de los datos se hizo con mtodos
estadstico sencillos y tomando como base los empleados en la eva-
luaci6n efectuada en el Parcelamiento La Mquina.




RESULTADOS DEL ESTUDIO PARA EL CULTIVO DE MAIZ
Este se describe en el mismo orden, en que se llevaron a cabo
las prcticas agrcolas que fueron recomendadas dentro del paquete
tecnolgico puesto en prctica en las parcelas de prueba.



DESINFESTACION DEL SUELO
Es importante aclarar que esta no fu una prctica recomendada
por los tcnicos como parte del paquete tecnoldgico probado, sin
embargo s fu una prctica que se realiz por razones de seguridad,
ya que en 1975 era el primer ao de trabajo en la regi6n y exista
poco conocimiento de ella. Los productos usados fueron:
Producto: Volat6n o Aldrn al 2.95/0
Cantidad: 4 a 6 libras por cuerda de 441 m (25 varas/lado) equi-
valente de 64 a 96 libras por manzana o 42 a 62 kgs. x
hectrea.
Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA.
Resultados:








-5-



Cuadro 1. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS DESINFESTADAS EN CANTIDAD Y POR
CENTAJES. QUEZALTENANGO, 1976.


1975 o/o 1976 o/o

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que desinfestaron 0 0 4 25
Area total de maiz de los cola-
boradores que desinfestaron(mz) 0 0 9.07 30
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz). O 0 2.27 -
Areatotal desinfestada (mz) O 0 7.41 25
Area promedio desinfestada por
finca de los usuarios (mz). O 0 1.85 -
Porcentaje de su maz que los
usuarios desinfestaron 0 82

Fuente: SER/ICTA, 1976.


De los 16 agricultores que tuvieron parcelas de prueba el ao
1975, 4 de ellos adoptaron la prctica a pesar de que no fue reco-
mendada y se supona que el agricultor no tuvo mucho conocimiento
de la misma.


Los 4 agricultores que adoptaron la prctica, lo hicieron por-
que vieron en la parcela de prueba que haba dado buen resultado.


Otros 6 agricultores ms dijeron que de haber contado con sufi-
cientes recursos econmicos tambin hubiera efectuado dicha prctica.


VARIEDADES
Esta es la prctica que se debe considerar como realmente la pri
mera del paquete de recomendaciones.
Recomendaciones: San Marceo, Compuesto Blanco








6 -



Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA
Resultados:

Cuadro 2. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS CON SEMILLA MEJORADA, EN CANTI
DAD Y PORCENTAJES. QUEZALTENANGO, 1976.


1975 oo 1976 /o

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que usaron semi
lla mejorada 2 13 11 69
Area total de maz de los co-
laboradores que usaron semilla 10.37 35 16.24 55
mejorada (mz)
Area promedio de maz en finca
de los usuarios (mz) 5.19 1.48
Area total con semilla mejora
da (mz) 6.31 21 9.31 31
Area promedio con semilla me-
jorada finca de los usuarios(mz) 3.16 0.85 -
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con semilla 61 57
mejorada.
Colaboradores que sembraron San
Marceo 1 6 8 50
Area sembrada con San Marceo(mz) 0.31 1 2.25 8

Colaboradores que sembraron com
puesto blanco. 1 6 3 19
Area sembrada con compuesto
blanco (mz) 6.00 20 6.75 23
Colaboradores que sembraron
Guateian Xela 0 0 2 13
Area sembrada con Guateian Xela O 0 0.31 1

Fuente: SER/ICTA, 1976







7 -



Ms de la mitad de los colaboradores (69/6o) utilizaron las semi
llas mejoradas recomendadas, pero de stos, un 130/o ya lo hacian an
teriormente o sea que el incremento en agricultores que los usaron
fue de un 450./o


Sin embargo el rea que se sembrd con semilla mejorada nicamen
te se increment6 en un 480/o y representa un 310/o del total en 1976.


Es importante mencionar que 2 de los colaboradores (120/o) si bin
no adoptaron semilla de las recomendadas en 1975, si utilizan Gua-
teian Xela, tambin por recomendaciones del ICTA.


Las razones para para la adopcidn o no adopcin de semillas me
joradas son las siguientes:

Se adoptd:
Por dar mejor resultado que el criollo 73
Por recomendaciones 18
Para probar 9
100


No se adopt:
Por ser mejor el criollo 40
Por falta de informacin 40
Porque requieren mucho abono 20

100


DISTANCIAS DE SIEMBRA

Recomendaciones: 0.90 metros en surcos
0.50 metros entre plantas

Fuente: Equipo de Produccidn A, ICTA

Resultados:








-B -



Cuadro3. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS CON DISTANCIAMIENTO DE SIEMBRA
RECOMENDADOS. EN CANTIDAD Y PORCENTAJES. QUEZALTENANGO,
1976


1975 /o 1976

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maiz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la
prctica 0 0 4 25
Area total de maiz de los cola
boradores que adoptaron la prc 0 0 9.08 31
tica (mz)
Area total en donde se adopt6
la prctica (mz) O 0 8.45 28
Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los usua O 2.11 -
rios (mz)
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la reco 93
mendaci6n

Fuente: SER/ICTA, 1976.


S6lo un 29'/o de los colaboradores adoptaron la prctica, sin em
bargo de stos que adoptaron la prctica, lo hicieron en un 93% de
su terreno lo que representa un 280/odel total del rea cultivada.


Las razones de adopcin o no adopcin de la prctica son las si
guientes: /o%
La adoptaron por ver que era mejor que la prctica 100
tradicional y tuvieron tiempo y recursos.

No la adoptaron por llevar ms trabajo, resulta ms
caro, no querer el trabajador hacerlo ya que se pa-
ga por cuerda y porque no deja buen espacio para ha
cer los trabajos. 100








9 -



SEMILLAS POR POSTURA

Recomendaciones: 4 a 5 semillas por postura
Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA
Resultados:

Cuadro 4. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS CON NUMERO DE SEMILLAS POR POS
TURA RECOMENDADOS. EN CANTIDAD Y PORCENTAJES. QUEZALTE-
NANGO, 1976.

1975 / 1976 /

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la
prctica 4 25 13 81
Area total de maz de los cola
boradores que adoptaron la prc 12.46 42 23.44 79
tica (mz)
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz) 3.12 1.80 -
Area total en donde se adoptd
la prctica (mz) 12.46 42 23.44 79
Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los usua 3.12 1.80 -
rios (mz)
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la reco 100 100
mendacin

Fuente: SER/ICTA, 1976


Esta prctica fue la que tuvo mayor aceptacin y adopci6n (810/o
de los agricultores) y la que se puso en prctica en la mayor rea
(790/o del total). Todos los colaboradores, que la adoptaron lo hicie
ron en la totalidad de su terreno sembrado con maz. El incremen-
to en el nmero de colaboradores que utilizaron la:prctica fue de
un 22P8/a, ya que un 29/o de ellos lo hacan ya en 1975. El incremen
to en el rea donde se utilizd fue de un 88/o.-






10 -



Tradicionalmente el agricultor utiliza alrededor de 7 semillas
por postura. As la recomendacidn representa un ahorro en costos,
factor que influye en su alta adopcidn.


Las razones de adopcidn y no adopcin de la prctica son las
siguientes:

Lo hizo porque es bueno, ms econdmico y no merma 100
la produccin, por lo que se vio en las pruebas

No lo hizo porque es la costumbre y no deshija 100




DESHIJE

Recomendaciones: Dejar 2 plantas por postura
Fuente: Equipo de Produccidn A, ICTA
Resultados:

Cuadro 5. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS EN DONDE SE DESHIJO. EN CANTI
DAD Y PORCENTAJES, QUEZALTENANGO.


1975 o/o 1976 o

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la
prctica 3 19 5 31
Area total de maz de los cola
boradores que adoptaron la prc
tica (mz) 4.56 15 13.05 46
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz) 1.52 2.61 -
Area total en donde se adoptd
la prctica (mz) 4.56 15 13.06 44
Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los usua-
rios (mz) 1.52 2.61
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la reco-
mendacin. 100 100
Fuente: SER/ICTA, 1976.







11 -



En 1975, un 19/o de los colaboradores ya realizaban esta prcti-
ca, por lo que el incremento fue nicamente de un 670/o, sin embargo
el incremento en el rea en donde se utiliza fue de un 1860/o.


Es una pr&ctica muy relacionada con los distanciamientos de
siembra y de los 5 que la hacen, 4 de ellos son los que siembran a
las distancias recomendadas por ICTA.
1
En 1975, ya la hacian 3 de los agricultores, sto porque son a-
gricultores que si bien no sembraron a las distancias recomendadas
por ICTA, s lo hacan a distanciamientos menores entre plantas, que
las tradicionales.


Hay una raz6n poderosa para no deshijar en distanciamientos tra
dicionales y es que la cantidad de posturas es relativamente bajo
en comparacidn con los distanciamientos recomendados por ICTA.


Adems hay razones de tipo cultural que frenan un tanto la adop
cidn de la prctica, como lo es un fuerte sentimiento mgico reli-
gioso hacia la semilla de maz y al deshijar no se estn simplemen-
te eliminando plantas, si no que "matando" plantas de maz.


Razones por las que se adoptd o no adopt la prctica:

Se adoptd por: /o
Lo que vieron en la parcela de prueba 100

No la adoptaron por:
Costumbre a su poblacin tradicional 56
No tuvo tiempo 18
Es mejor resembrar 8
Otras razones 18

100









12 -



Debido a que los distanciamientos de siembra, semillas por pos
tura y deshije, son prcticas intimamente relacionadas entre s,
ilustraremos con un cuadro los resultados de la adopcin de dichas
prcticas en forma conjunta.


Cuadro 6. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS EN DONDE SE SEMBRO A LAS DIS-
TANCIAS RECOMENDADAS CON 4 A 5 SEMILLAS POR POSTURA Y SE
DESHIJO PARA DEJAR 2 PLANTAS POR POSTURA.



1975 1976/o
Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron las
prcticas O 0 4 25
Area total de maz de los cola-
boradores que adoptaron las prc
ticas 0 0 9.08 31
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz) O 2.27 -
Area total en donde se adoptaron
las prcticas (mz) O 0 8.45 28
Area promedio con las prcticas
adoptadas por finca de los usua-
rios (mz) O 2.11
Porcentaje de su maiz que los
usuarios sembraron con las reco-
mendaciones O 93

Fuente: SER/ICTA, 1976.


Los resultados del cuadro anterior son exactamente iguales a
los del cuadro 3 y es debido a que las 3 prcticas adoptadas conjun
tamehte, solo las hicieron los mismos 4 agricultores que adoptaron
la prctica de distancimaiento de siembra, adems de estos 4 agri-
cultores, hubo 9 agricultores que sembraron menor cantidad de semi-
lla que la tradicional y lo hicieron en el nmero recomendado, sin
embargo 8 de ellos lo hicieron con los distanciamientos de siembra







13 -



tradicionales, en donde el efecto fue nicamente una rebaja en la
poblacin de ms o menos unas 10,000 plantas por manzana ya que no
deshijaron. Hubo otro agricultor que sin sembrar a los distancia-
mientos recomendados, tampoco sembr a los distanciamientos tradi-
cionales y que adems sembr la cantidad de semilla por postura re
comendados y tambin deshij y que obtuvo una poblacin bastante a
proximada a la recomendacin tcnica.



PRIMERA FERTILIZACION

Recomendaciones
Producto: Urea
Cantidad: 10 libras por cuerda de 441 m2 (25 varas/lado) e
quivalente a 160 libras por manzana 104 kgs. x
hectrea.
Epoca: Con la lluvia
Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA
Resultados:








14 -



Cuadro 7. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS EN DONDE SE HIZO PRIMERA FERTI
LIZACION EN CANTIDADES .Y PORCENTAJES. QUEZALTENANGO.


1975 0/0 1976 %/

Colaboradores evaluados 16 100 16" 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la
prctica 1 6 1 6
Area total de maz de los cola
boradores que adoptaron la prc
tica (mz) 3.40 11 4.37 15
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz) 3.40 4.37 -
Area total en donde se adopt6
la prctica (mz) 3.40 11 4.37 15
Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los usua
rios (mz) 3.40 4.37
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la reco
mendacin 100 100


Fuente: SER/ICTA, 1976.


Es importante mencionar que el 1000/ de los colaboradores encues
tados fertilizan el maz con frmulas qumicas y en poca del ini-
cio de las lluvias, pero casi todos lo hacen con la fDrmula 20-20-0
y algunos con 16-20-0, por lo que en el 940/o de los casos no se adop
t la recomendacin de usar urea.


Las razones son las siguientes: /o
Otras recomendaciones anteriores de 20-20-0 60
Otras recomendaciones anteriores 16-20-0 27
la. fertilizacin solo con abono criollo 13
100


El abono criollo, generalmente es brosa, estiercol de cualquier
animal o ambos.








15 -



SEGUNDA FERTILIZACION

Recomendaci6nes
Producto: Urea
Cantidad: 10 libras por cuerda de 441 m2 (25 varas/lado) e-
quivalente a 160 libras por manzana o 104 kgs. x
hectrea.
Epoca: 8-10 das antes del candeleo
Fuente: Equipo de Produccidn A, ICTA
Resultados:

Cuadro 8. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS EN DONDE SE HIZO SEGUNDA FER
TILIZACION. EN CANTIDAD Y PORCENTAJES. QUEZALTENANGO.


1975 % 1976 o/o

Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.98 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la
prctica 0 0 8 50
Area total de maz de los cola
boradores que adoptaron la prc
tica (mz) :~ 0 12.38 42
Area promedio de maz en fincas
de los usuarios (mz) O 1.55 -
Area total en donde se adopt6
la prctica (mz) O 0 12.38 42
Area promedio con la prctica
adoptada por finca de los usua
rios O 1.55 -
Porcentaje de su maz que los
usuarios sembraron con la reco
mendacidn O 100

Fuente: SER/ICTA, 1976


La mitad de los agricultores adoptaron esta prctica sobre un
420/o del total de la tierra cultivada con maz. El incremento de su








16 -



uso por agricultor fue notorio ya que en 1975 ninguno de ellos la
efectuaba.


Las razones de adopci6n o nc adopcin son las siguientes:

Lo hizo por: /
Lo recomendado por ICTA en 1975 72
Lo hizo de acuerdo a otras recomendaciones 28
100
No lo hizo por:
Falta de dinero 61
Falta de tiempo 19
Otras razones 19
100

NO DESHOJAR
Recomendaciones: No quitar hojas bajeras
Fuente: Equipo de Produccin A, ICTA
Resultados:

Cuadro 9. NUMERO DE USUARIOS Y AREAS EN DONDE NO SE DESHOJO. EN
CANTIDADES Y PORCENTAJES. QUEZALTENANGO. 1976.


1975 /o 1976 %/
Colaboradores evaluados 16 100 16 100
Area total de maz (mz) 29.89 100 29.76 100
Colaboradores que adoptaron la.
prctica 2 13 3 19
Area total de maz de los cola-
boradores que adoptaron la prc
tica (mz) 7.50 25 10.63 36
Area promedio de maz en,fincas.
de los usuarios (mz) 3.75 3.54 -
Area total en donde se adopto
la prctica (mz) 7.50 25 10.63 36
Area promedio con la prctica adop
tada por finca de los usuarios (mz) 3.75 3.54
Porcentaje de su maz que los usua
rios sembraron con la recomendacin 100 100
Fuente: SER/ICTA, 1976.









17 -




El 810/0 no adoptaron la prctica. Las razones de adopcin o no
adopcin son las siguientes:


No deshojaron por las recomendaciones de ICTA
Deshojaron porque le dan uso domstico o las venden













Cuadro 10. NUMERO DE COLABORADORES USUARIOS DE LAS PRACTICAS AGRICOLAS RECOMENDADAS Y EL AREA EN DON
DE SE REALIZO. EN PORCENTAJES. CULTIVO: MAIZ

____________ ---^^ -^__^__ 4 t^Q^o
1 9 7 5 1 9 7 6 Indice
Colab. Usuarios Area de Pract. Colab. Usuarios Area de Pract. de L l
.c_ __p_/ 9t Aceptacion

2a. Fertilizacin O O 50 42 42
Semillas por postura 25 42 81 79 37
Deshije 19 15 31 44 29
Distancia de siembra 0 0 25 28 28
V-j' rNo deshojar 13 25 19 36 11
Variedades mejoradas 13 21 69 31 10
la. Fertilizaci6n 6 11 6 15 4


Fuente: SER/ICTA, 1976

Se entiende por el indice de aceptacin el aumento porcentual, en el incremento del rea que hubo
en determinada prctica entre 1975 y 1976, tomando como base el rea de 1976.
Ejemplo: La prctica de 2a.. fertilizaciin aument en su uso de O a 12.38 mz. de 1975 a 1976 so-
bre Un rea total de 29.76 mz. en 1976. Al dividir el incremento (12.38 mz) entre el rea total
(29,76 mz-) nos da un incremento del 42..



c3







19 -



CONCLUSIONES

El Cuadro 10 es un resumen que condensa la mayora de la infor
maci6n obtenida con la evaluaci6n; y en trminos generales nos pre
senta un panorama que puede dar una idea del impacto de la tecnolo
ga generada-en el ao de 1975, para el cultivo de maz. Como se
puede observar en los resultados tanto en nimero de usuarios como-
en rea la mayora de prcticas fueron adoptadas en una proporcin
menor de S0/o. Cabe recordar de que sta era una muestra de los co
laboradores de 1975; por lo tanto tepresenta a los agricultores ms
afectados por las labores del ICTA y ms enteradas de las recomen
daciones, y no es un estimado de la proporcidn de todo el rea de
influencia en que se usan estas prcticas.


La prctica recomendada de distanciamientos de siembra, que a
diferencia de aquellas prcticas en que gran parte de su esfuerzo
es la compra y aplicacidn de algn producto, no solo rompe una tra
dicin de muchos aos en la forma y manera de.hacerlo sino que tam
bin implica un aumento considerable en costo de mano de obra para
aquel agricultor que siembra con azadn. Generalmente en la siem-
bra a mano participa un grupo de personas de.las cuales hay un gua
o "marcador" del surco que sirve de referencia a los dems sembra-
dores, sto para hacer la prctica lo ms uniforme posible. Al re
comendarse un distanciamiento que sale de este esquema, indudable-
mente provoca-serios problemas en los ejecutores de la prctica.


El deshije o entresaque es una prctica en la cual hay bastan-
te resistencia a adoptarse por parte, sobre todo, de los pequeos
agricultores. Aqu la razn es fundamentalmente de tipo cultural
y es que para este tipo de agricultor, el maz no es una planta c0:
mo otras, para ellos representa en gran medida su subsistencia y
derivando de sto una gran cantidad de valores de diferentes tipos;
en cierta medida hay subordinacin del campesino a esta planta y







20 -



se le estima y atribuyen caractersticas y sentimientos humanos ad
judicndosele una personalidad espiritual en la que estn involu-
crados una gran cantidad de creencias mgico-religiosas.


Dentro de este marco, es muy difcil aceptar que una planta de
maz en inicio de desarrollo, se le trunque la vida (se hace aso-
ciaci6n de identidad con un nio) y tratan de preservarle la vida
de crecimiento y desarrollo.


Si bien ya desarrollada la planta se le aprovechan partes de
la misma como el follaje; en esta etapa consideran que la planta
ya lleg a un perodo en que est al servicio del hombre, como el
hombre maduro lo puede estar al servicio de Dios.


Este tipo de creencias las han manifestado campesinos con los
que se ha tenido contacto casi permanente en la zona de Tecpn.


A pesar de que la desinfestacin de suelo no era una prctica
recomendada, varios agricultores se dieron cuenta de ello y al pla
ticar al respecto con estos agricultores argumentaron que la bue-
na presentacin del suelo que se efecta con azadn, permite expo-
ner a la luz y al sol los insectos del suelo, eliminando de esta
forma un factor que-de otra manera podra ser perjudicial, es proba
ble que la rotacin con trigo influya en este aspecto, por lo tanto
la desinfestacin del suelo la consideran una inversin casi in-
til adems de onerosa.


El uso de semillas mejoradas fue una prctica adoptada por un
poco ms de la mitad de los agricultores encuestados, pero la mayo
ra de cada uno de ellos lo sembrD solamente parte de su terreno.
Aparte de las razones expuestas por los encuestados hay razones de
riesgo en cuanto a adoptar completamente una variedad mejorada, o
sea que cada agricultor tiene su semilla de criollo, a la cual se








21 -



le ha hecho una seleccin a travs de muchos aos y para ellos s-
ta ha cumplido satisfactoriamente. Es difcil para el agricultor'
adoptar este cambio de manera completa ya que sobre todo el peque-
o agricultor depende en gran medida de su produccin de maz.
Creemos que si este ao les vuelve a dar buen resultado el ao si-
guiente ser mayor la proporcin que siembre cada agricultor que
ya lo hizo este ao.


Otro aspecto importante de mencionar, es que la mayora de los
que sembraron -la nueva semillaeste ao, lo hicieron con la semilla
que les qued el ao pasado de las parcelas de prueba y considera-
mos difcil que el agricultor a corto plazo vaya a demandar gran
cantidad de semilla mejorada para comprarla ya que en opinin de
ellos es demasiado cara; quiz solo el gran agricultor de la zona
tenga inters en comprar la semilla mejorada, aunque con los precios
actuales que tiene este grano, prcticamente no hay incentivos para
el agricultor comercial; ms creemos que este agricultor va a redu-
cir an ms sus reas dedicadas a maz y a aumentar sus reas culti
vadas con trigo, como ya ha estado ocurriendo, puesto que de los a
gricultores grandes que se encuestaron, es mnima la cantidad de
tierra que dedican a la siembra de maz en comparacin con trigo.


La prctica de sembrar en cada postura de 4 a 5 semillas en vez
de 7 tuvo una aceptable adopcidn y es que en sto, lejos de repre-
sentarle mayor trabajo al agricultor, le ahorra esfuerzo y cantidad
de semilla y probablemente mostr que no existe merma en el rendi-
miento. Pero con su propia semilla, de regular calidad y sin aumen
tar el nmero de posturas, es probable que no se mantendr la produc
cin, lo cual podra convencerlo de rechazar esta prctica si no es
t usada con las otras recomendaciones.


La la. fertilizaci6n fue la prctica de menos adopcidn y sto
debido a que hay tradicidn de utilizar sobre todo la f6rmula 20-20-0.







22 -



La segunda fertilizacin es una prctica que de acuerdo a la
recomendacin la adopt la mitad de los colaboradores. Se puede de
cir que hubo xito de esta recomendacin ya que en 1975 ningn agri
cultor la efectuaba y creemos que tiene buena perspectiva de expan-
derse a un buen nmero de agricultores.





RECOMENDACIONES

Creemos que las reccmendaciones sobre distanciamiento de siem-
bra se deben basar inicialmente en las que utiliza tradicionalmen-
te el agricultor.


Que la prctica del deshije no se recomienda inicialmente den-
tro del paquete tecnolgico, al menos a pequeos agricultores ya
que como se ha visto segn la evaluacin, sta no es adoptada por
una mayora de colaboradores encuestados. En su lugar se puede en
fatizar la rebaja en el nmero de semilla por postura la cual si
es aceptada, siempre que sea acompaada con el uso de buena semilla
de alta germinacin.


Creemos que la prctica de desinfestaci6n del suelo debe in-
cluir dentro del paquete tecnolgico a recomendar pero de una mane
ra condicionada, o sea que se realice en la parcela de prueba sola
mente si es necesario y que el agricultor est convencido o concien
te de que las plagas del suelo en su terreno, es un factor importan
te que merma su produccin. Asimismo si se da el caso de realizar
dicha prctica, que se pueda adiestrar al agricultor en algn mto
do sencillo de muestreo de insectos por unidad de rea, para que
ste pueda tener un parmetro que lo decida a efectuar o no la prc
tica. Un aspecto muy importante que incluye el paquete tecnolgi-
co, es lo relacionado con el Aldrn, que como se sabe, es un insec
ticida clorinado y un producto prohibido de usar en muchos paises,







23 -



dentro de los cuales se cuentan los pases productores del mismo,
Consideramos que si por el momento las autoridades correspondientes
no han actuado al respecto, por lo menos el ICTA no debera incluir
lo como producto recomendado ya que existen sustitutos efectivos.


Si el agricultor acostumbra fertilizar con 20-20-0 con su pri-
mera limpia o calza creemos sera conveniente que el paquete tecno
lgico se adaptara a sto, al menos inicialmente y dar orientacin
en cuanto a que coincida la realizacin de la primera calza con una
poca adecuada de fertilizacin.


Creemos que dentro del paquete tecnolgico se debe tomar en
cuenta el hacer coincidir la segunda calza con otra poca adecuada
de aplicacin, si sto no se ha considerado.


Consideramos que se debe modificar el paquete tecnolgico en
cuanto a la prctica de deshoje y que se recomiende efectuarla, lo
nico es que se haga en la poca adecuada y hasta la altura tcni-
camente recomendable.


Finalmente, se not que las parcelas de prueba fueron conduci-
das ms como ensayos de finca en las que el tcnico llev a cabo
la mayora del trabajo y el agricultor solamente observ. Para que
el colaborador pueda evaluar la tecnologa, lo cual es el objetivo
primordial de las parcelas de prueba, es necesario que l haga o
contrate toda la mano de obra en adicin a comprar todos los insu-
mos. El personal del ICTA debe prestar nicamente la asistencia
tcnica necesaria para que el agricultor entienda la tecnologa que
se utilice.







litm.






























EN EL PROCESO DE EVALUACION DE LA TECNOLOGIA
GENERADA POR EL ICTA, SE LLEGO A DETERMINAR
CON BASE EN EL PRESENTE ESTUDIO, QUE LAS PRAC-
TICAS QUE TUVIERON EL MAS AMPLIO GRADO DE
ADOPCION ENTRE LOS AGRICULTORES QUE COLABO-
RARON FUERON:

SEGUNDA FERTILIZACION EN EL MOMENTO DEL
APORQUE

DISTRIBUCION DE PLANTAS EN EL CAMPO, CON UNA
DENSIDAD ADECUADA DE SIEMBRA.








4S




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs