• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Table of Contents
 Comite organizador
 Lista de participantes
 Programa de inauguracion
 Programa general
 Bienvenida por el lic. Jose Luis...
 Palabras del gerente general del...
 Palabras del subgerente general...
 El ICTA y su Proyeccion Internacional,...
 El Rol de DIGESA en la transferencia...
 Actividades del seminario
 Introduction
 Presentacion o prologo
 Documentos base
 Unidad Tecnica
 Produccion de semillas
 Adiestramiento
 Aspectos administrativos
 Aspectos de programacion
 Conclusiones y recomendaciones
 Palabras de clausura, Ing. Bruno...






Group Title: I Seminario de evaluacion de actividades, 26 - 30 enero, 1981
Title: I Seminario de evaluación de actividades, 26 - 30 enero, 1981
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00066775/00001
 Material Information
Title: I Seminario de evaluación de actividades, 26 - 30 enero, 1981
Alternate Title: Primer seminario de evaluación de actividades, 26 - 30 enero, 1981
1er seminario de evaluación de actividades, enero, 1,981
Physical Description: 220 p. : ; 28 cm.
Language: Spanish
Creator: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Place of Publication: Guatemala C.A
Publication Date: 1981
 Subjects
Subject: Agriculture -- Research -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Statement of Responsibility: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas, ICTA.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00066775
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 71423758

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page
    Table of Contents
        Table of Contents
    Comite organizador
        Unnumbered ( 5 )
    Lista de participantes
        Unnumbered ( 6 )
        Unnumbered ( 7 )
        Unnumbered ( 8 )
    Programa de inauguracion
        Unnumbered ( 9 )
    Programa general
        Unnumbered ( 10 )
        Unnumbered ( 11 )
        Unnumbered ( 12 )
    Bienvenida por el lic. Jose Luis Alvarado, Subgerente INTECAP
        Page 1
    Palabras del gerente general del ICTA, Ing. Bladimiro Villeda
        Page 2
        Page 3
    Palabras del subgerente general del ICTA, Ing. Bruno Busto Brol
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
    El ICTA y su Proyeccion Internacional, Ing. Astolfo Fumagalli C.
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
    El Rol de DIGESA en la transferencia de Tecnologia, Ing. Roberto Matheu
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
    Actividades del seminario
        Page 36
    Introduction
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
    Presentacion o prologo
        Page 43
        Page 44
        Page 45
    Documentos base
        Page 46
    Unidad Tecnica
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
    Produccion de semillas
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
    Adiestramiento
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
    Aspectos administrativos
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
    Aspectos de programacion
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
    Conclusiones y recomendaciones
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
    Palabras de clausura, Ing. Bruno Busto Brol
        Page 219
        Page 220
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL






ler. Seminario
de Evaluacion
de Actividades
Enero 1,981















NCI D Y TECNOL 1 \ (,RI( 01 [
Gur teala, Co Agr cla
Guatemala. C. A.














INSTITUTO DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS


I C T A











I SEMINARIO DE EVALUACION

DE ACTIVIDADES

26 30 enero, 1981




















Guatemala, C. A.











INDICE


P6gina

Comite Organizador

Lista de Participantes

Programa de Inauguracin

Programa General

Bienvenida por el Lic. Jos Luis Alvarado, Subgerente
INTECAP................................... ............. 1

Palabras del Cerente General del ICTA, Ing. Bladimiro
Villeda............................... ................... .. 2

Palabras del Subgerente General del ICTA, Ing. Bruno
Busto Brol. ...................................... ....... 4

El ICTA y su Proyeccin Internacional. Ing. Astolfo
Fumagalli C. .................................. .... ....... 8

El Rol de DIGESA en la transferencia de Tecnologa,
Ing. Roberto Matheu...................................... ..25

Actividades del Seminario................................... 36

Introduccin .......................... .............. 37

Presentacin o Prlogo................ .... ............. 43

DOCUMENTOS BASE.................................... ...... 46

Unidad Tcnica.......................... ................. 47

Produccin de Semillas ..... .............. .... .. ... ... ... 94

Adiestramiento.................. ................... ...... 113

Aspectos Administrativos..................... ........... 139

Aspectos de Programacin.................................. 181

Conclusiones y Recomendaciones.......................... 197

Palabras de Clausura, Ing. Bruno Busto Brol................ 219














COMITE ORGANIZADOR






Ing. Bruno Busto Brol

Ing. Efran Brann

Ing. Ricardo del Valle

Ing. Oscar A. Gonzlez

Lic. Sergio Ruano










LISTA DE PARTICIPANTES


ASPECTOS TECNICOS: A-1

Presidente: Leonel Pineda
Secretario Relator: Sandra Caldern

1. Arnulfo Hernndez
2. Danilo Gonzlez Arauz
3. Marco Antonio Pellecer
4. Marco Antonio Maldonado
5. Irwin Paul
6. Daniel Cardona
7. Gregorio Jacob Soto
8. Leonel Pineda
9. Leonel Orozco
10. Luis Fernando Aldana
11. Freddy R. Alonzo Padilla
12. Jos Daniel Villela
13. Sandra Caldern
14. Edgar Sal Barrientos
15. Otto Rene Castro
16. Marco Antonio Dardn
17. Rosa Maria M. de Barrios

ASPECTOS TECNICOS: A-2

Presidente: Mario Ozaeta
Secretario Relator: Romeo Solano

1. Walter Ramiro Pazos M.
2. Dario Rivera
3. Jos Manuel Prez
4. Orlando Arjona Muoz
5. Romeo Solano
6. Juan Manuel Herrera
7. Rogelio Palacios
8. Guillermo Mora
9. Leonel Ortiz
10. Donald Kass
11. Carlos Roman Chon
12. Mario Roberto Ozaeta
13. Danilo Dardn
14. Carlos Alburez O.
15. Francisco Glvez










PRODUCCION DE SEMILLAS

Presidente: Julio Gonzlez del Valle
Secretario: Ramiro Gonzlez
Moderador : Hugo Crdova

1. Osman Caldern
2. Otto Arteaga
3. Ramiro Salguero
4. Juan Antonio Bolaos
5. Porfirio Masaya
6. Enrique Cruz Lam
7. Ramiro Gonzlez
8. Emilio Escamilla
9. Julio Gonzlez del Valle
10. Hugo Crdova
11. Silvio Hugo Orozco
12. Humberto Carranza Bazini
13. Miguel Garca Turnil
14. Jorge Trpaga
15. Hctor Orozco
16. Oscar Miranda
17. Giovanni Giracca
18. Jorge Christiansen
19. Mximo Recinos


ADIESTRAMIENTO DE PERSONAL TECNICO Y ADMINISTRATIVO

Presidente: Leeroy Guillespi M.
Secretario Relator: Rogelio Jurez

1. Gustavo G6lvez
2. Carlos Enrique Gutirrez
3. Rogelio Jurez
4. Jos Angel Dvila
5. Marta Lucrecia Ponciano
6. Carlos Heer
7. Essa Guerra
8. Luis Girn
9. Rohert K. Waught
10. Baltazar Moscoso
11. Leeroy Guillespi M.
12. Sergio Burgos
13. Ricardo Gamboa
14. Ernesto Huertas
15. Wotzbeli Mndez
16. Rony de Paz
17. Otto Francisco Dardn
18. Edgar Girn











ASPECTOS DE PROGRAMACION

Presidente: Alvaro del Cid
Secretario Relator: Carlos Payeras

1. Santos Garca
2. Carlos E. Payeras
3. Francisco Rodriguez
4. Perfecto Gonzlez
5. Selvin Arreaga
6. Roberto Navarro
7. Oswaldo R. Garca Tecn
8. Roberto Rodrguez
9. Alvaro del Cid
10. Carlos Hernndez Campollo
11. Marco Antonio Martnez
12. Alejandro Fuentes 0.
13. Jorge Segundo Fuentes V-.
14. Juan Manuel Prez

ASPECTOS DE ADMINISTRACION

Presidente: Jaime Solrzano
Secretario Relator: Oscar Martnez

1. Miguel Angel Vsquez
2. Humberto Tejada
3. Oscar Martnez
4. Rolando Lara
5. Edgar A. Portillo
6. Julio Izquierdo
7. Helmuth Leal
8. Adolfo Torres
9. Asdrbal Bonilla
10. Roberto Ralda
11. Ernesto Celada
12. Rolando Estrada
13. Humberto Carranza
14. Jaime Solrzano
15. Israel Gonzlez
16. Victor Hugo Rodrguez
17. Jorge Eduardo Prera
18. Jos Antonio Alvarez















PROGRAMA DE INAUGURACION





Palabras de Bienvenida: Lic. Jos Luis Alvarado
Sub-Gerente de INTECAP


Exposicin de Objetivos: Ing. Bruno Busto Brol
Sub-Gerente de ICTA


Discurso del Gerente General
del ICTA: Ing. Bladimiro Villeda


Inauguracin del Evento por el Se-
or Vice-ministro de Agricultura: Ing. Oswaldo Porres


Receso


El Rol de la Investigacin Agricola
en el desarrollo de un pas: Dr. Pedro Ooro
CATIE











PROGRAMA GENERAL


LUNES 26



HORA

8:00 a 9:00 Inscripcin de participantes

9:00 a 9:15 Exposicin de objetivos
Ing. Bruno Busto Brol

9:15 a 9:45 Acto especial

9:45 a 10:00 Inauguracin por el Sr. Ministro de Agricultura
Ing. Edgar Ponciano Castillo

10:00 a 10:30 Receso

10:30 a 12:00 Conferencia
El Rol de las Instituciones de Investigacin
Agrcola en el desarrollo de un pas.

12:00 a 14:00 Receso

14:00 a 15:30 Mesas de Trabajo:

Aspectos Tcnicos
Produccin de Semillas
Adiestramiento
Administracin
Programacin

15:30 a 16:00 Receso

16:00 a 18:00 Mesas de Trabajo











MARTES 27


HORA

8:00 a 9:00 Conferencia
El ICTA y su proyeccin internacional

9:00 a 10:00 Preguntas y Respuestas

10:00 a 10:30 Receso

10:30 a 12:00 Mesas de Trabajo

12:00 a 14:00 Receso

14:00 a 15:30 Mesas de Trabajo

15:30 a 16:00 Receso

16:00 a 18:00 Mesas de Trabajo



MIERCOLES 28

8:00 a 9:00 Conferencia

Administracin de Instituciones de Investi-

gacin Agricola.

9:00 a 10:00 Preguntas y Respuestas

10:00 a 10:30 Receso

10:30 a 12:00 Mesas de Trabajo

12:00 a 14:00 Receso

14:00 a 15:30 Sesin Plenaria

15:30 a 16:00 Receso

16:00 a 18:00 Sesin Plenaria











JUEVES 29



HORA

8:00 a 10:00 Sesin Plenaria

10:00 a 10:30 Receso

10:30 a 12:00 Sesin Plenaria

12:00 a 14:00 Receso

14:00 a 15:30 Sesin Plenaria

15:30 a 16:00 Receso

16:00 a 18:00 Sesin Plenaria




VIERNES 30


8:00 a 10:00 Sesin Plenaria

10:00 a 10:30 Receso

10:30 a 12:00 Sesin Plenaria

12:00 a 14:00 Receso

14:00 a 15:30 Sesin Planaria

15:30 a 16:00 Receso

16:00 a 17:00 Clausura

17:00 a 18:00 Cocktail








DISCURSO DEL LIC. JOSE LUIS ALVARADO

SUBGERENTE DEL INTECAP



Seores de la Mesa Directiva, Seores Funcionarios del Instituto de Cien-
cia y Tecnologa Agrcolas, Seores Conferencistas, Seores Participan-
tes, PGblico que nos acompaa:


Para el Instituto Tcnico de Capacitaci6n y Productividad, es un verda-
dero orgullo y una satisfacci6n que esta primera conferencia del ao
1981, sea precisamente la del Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrco-
las. Nos sentimos orgullosos como funcionarios de INTECAP que esta
reunin se celebre aqu, porque reuniones de esta ndole son muy nece-
sarias para el desarrollo socioecon6mico del pas.


Por recomendaci6n muy especial del seor Gerente, Ing. Luis Angel Bo-
laos, quien tiene que estar en otra representaci6n a nivel nacional en el
Palacio, se deleg6 en mi persona dar la bienvenida a todos ustedes. Lo
hago con orgullo y verdadera satisfacci6n, porque esto esta establecido
en nuestras funciones y obligaciones, de maiera que en este acto deseo
a todos ustedes que tengan xito, que sepan asimilar la enseanza de los
conferencistas, a la institucin que lo organiza y a todos los participan-
tes. Seianse como en su propia casa, INTECAP -los acoge como tcni-
cos, como amigos y como colaboradores, deseo pues el mejor de los
'xitos y que esta no sea la primera ni la Ciltima vez.



MUCHAS GRACIAS









1








DISCURSO DEL SEOR GERENTE GENERAL DEL ICTA

ING. BLADIMIRO VILLEDA




Como Gerente General del Instituto, me satisface estar ante el se-
lecto personal que ni;egra el equipo tcnico-adminnistrativo del ICTA,
responsable de lograr una mejor tecnologia en el campo agrcola del
pas, en beneficio de la poblaci6n guatemal teca.

Estamos conscientes de que la investigacin es un proceso cambian-
te y dinmico, en donde la constante renovaci6n de tcenicas y proce-
dimientos hacen del investigador una persona clave para el desarro-
llo de nuevos procesos investigativos; en tal sentido, se considero de
suma importancia por parte de mi Despacho, la organizacin de este
Seminario de Evaluaciwn, que permitir establecer los logros alcan-
zados por el Instituto en los siete aos que .leva de funcionar como
punta de lanza en la investigacin agrcola del pals; as como, deter-
minar la problem'atica existente y poder crear los mecanismos -
correctivosque el caso amerite.

Para el efecto, se desi.gn6 al Ingeniero Bruno Busto Brol, Subgeren-
te de la institucin, para que coordinara- la organizaci6n del evento
sefalado quien conjuntamente con otros profesionales del Instituto
han cumplido con responsabilidad y dinamismo la misi6n encomen-
dada.

Tengo fe y confianza, de que en el Seminario que hoy iniciamos, se
har5n planteamientos positivos que tienen como tnico fin, analizar
los avances obtenidos y los inconvenientes que inciden negativamen-
te en el desarrollo de los programas de trabajo del instituto, tanto







2







en el campo tcnico, como en el administrativo; y lo que es mas im-
portante a&n, no quedarnos alli, sino plantear las posibles soluciones
que estoy seguro, redundaran en:

a) Una mejor identificacin del personal que labora para la insti-
tuci6n;

b) Mantener e incrementar el prestigio a nivel nacional e interna-
cional; y

c) Conservar el liderazgo que en materia de investigaci6n agrco-
la le corresponde conducir.

Deseo patentizar mi reconocimiento por la labor realizada por la Co-
misi6n Organizadora del Primer Seminario de Evaluaci6n, y al per-
sonal que particip6 en la elaboracin de los documentos base, que en
esta oportunidad, sern los puntos de partida de la discusi6n y an-
lisis que llevaran a cabo los delegados designados para tal fin, a quie-
nes-invito a participar activamente, ya que de esta manera, los obje-
tivos trazados y sus resultados ser'n de gran beneficio para nuestro
Instituto.



GRACIAS


















3









DISCURSO DEL SEOR SUBGERENTE GENERAL DEL ICTA


ING. BRUNO BUSTO BROL




Nos estamos acercando a jos ocho acs de fundaci6n de ICTA y los
que hemos tenido la suerte de trabajar en esta insti-iuci&.n, nos he-
mos podido dar cuenta de las vicisitudes del trabajo que se han te-
nido durante este tiempo. Los logres alcanzados se han debido en
gran parte a la sustentacin de una filosof:a de trabajo bien cimen-
tada. Como sabemos, esta filosofia se basa princ.ipalmente en el
conocimiento de la problematica agricola que confronta el agricul-
tor y este se logra Cinicamente comuni:c'ndose directamente con el.


Para reafirmar lo que estoy diciendo, me permitir referirles lo
siguiente: tuve la oportunidad de trabajar en la Regin VI, Jutiapa,
y recien llegado a dicho lugar, -necesitab& conocer al personal pro-
fesional. Cierto da buscaba & un ingeniero y me indicaron que se
encontraba en el campo de un colaborador; me dirig a ese lugar y
a lo lejos vi a tres personas que se encontraban dedicadas a sus la-
bores agrcolas, al preguntarles donde podia localizar al ingeniero,
fue mi sorpresa que uno de ellos era a quien yo deseaba ver, es decir,
estaba observando a un profesional con el lodo hasta la rodilla, tra-
bajando a la par de los agricultores, conversando con ellos e induda-
blemente aprendiendo el arte de ellos. En ese moment;o me di cuen-
ta de los alcances de la filosof.a de ICTA, me di cuenta que ya se su-
per' la etapa en que el profesional recin egresado de las aulas uni-
versitarias se consideraba como el mximo conocedor de la proble-
mtica agrcola. Ahora sabemos que es mucho lo que hay que apren-
der del agricultor y sl'o as se podrn hacer planes operativos rea-
les y con sentido practico.







4







En dlas pasados tuvimos la oportunidad de hacerle entrega al Seor
Ministro de Agricul:ura, semillas de cultivos que ICTA ha mejorado.
Estas semillas, aunque en parte ya son usadas por les agricultores,
su radio de accion es limitado y es por esto que con el convenio ICTA/
DIGESA, que se firmar. pr6xim:mmentre se estrecharn aun mas las
relaciones en.;re ambas insituck iones, dandoncs la cportunidad de ha-
cer llegar los conocimientos logrados a traves de ia i.vestigaci.n, a
los promotores de DIGESA, los cuales necesitan. conocer los frutos
de esta investigac"in, para as" recomendar con mejor criterio y segu-
ridad a los agricultores.


Ademsas, tambin se firmar.a un convenio, de cooperac:,in tcnica en-
tre ICTA INTECAP: o~tr' entidad con una gran proyeccion social en

el mbito rural y la cual properciona instruccien agri.cola ajustada a
su marco inst:itucional. Este convenio permitir'., entre otras cosas,
dar a sus instructores los conocimientos, logros y experiencias del
ICTA, para que estos lleguen por otras vas a los agricultores del
pals.

Debemos mencionar -tambin que el adiestramiento ha jugado un papel
importante en el desarrollo-de nuestro trabajo, La instruccin qie
se imparte a aquellos ingeniercs recin egresado de la Facultad de
Agroncma y de reciente ingreso a ICTA, les permite aprender ha-
ciendo, de esta manera estos profesionales tendrn un mayor baga-
je de conocimientos y podran planificar y desarrollar proyectos de
investigaci6n cient.fica, con mayor responsabilidad y acierto.


El adiestramientic al exterior tambi'n ha dado sus frutos, ya que en
la actualidad se cuenta con un equipo de profesionales con maestr:as
y doctorados en ciencias agrIcolas, esperando reforzar el adiestra-
miento educativo en el presente ao.








5








Cabe pr,,egur.i:arse ahor'a que es io que debemos esperar de los afios
ven:deros? coemo vamos a hacerles f:rerte? Yo creo que es aqut
donde los obje'ti.cs de este Seminar:ic pueden aclararnos la perspec-
tiva. Quien ha hecho en su casa oa en su oficina una limpieza general,
ve con scrpresa la cani::dad .e cosas que ya nc le son 6tiles; esto es
le que :pretendemcs re:izair con este seminari.o; necesitamos hacer-
nos uni r'ad:igrafa de nuescl:o quehacer diar d analizarnos al tenor
de nuesa fil:sof.a en cuear.;i a p:,cblemaii.:ca .nstitucional, inclu-
sive en cuant;o a l.a :gn.u;.d y calidad de nuestros logros. Sblo as
podremos enmendar nues ; es errores, mediante una autocrItica cons-
-;ructiva. Sq:gu.endo es e criterio du:ante esta semana y con base en
los cinco documentes er:.i:'egados a ustedes, tendremos la oportunidad
de discut::r a nivel de grup.,s de trabajo, d:iferentes aspectos tcnicos,
administrativos de pogramacirn, de producci6n de semillas y de
adiestr amien;c o


Las recomendaciones que en cada mesa se obtengan, se sometern
a consideraci6n de la plenaria, en sesi6n que se realizar' durante
los Gltimos das de esta semana.

S Espekamos que la mayor pa:te de las conclusiones finales que ten-
dremos el d5a viernres, se puedan poner en practica; y digo esto por-
que sabemos que nuestra acci6.n est; condicionada a un presupuesto,
el cual nc ha sufrido modificacicnes sustanciales durante los fltimos
cuatro aos, y esta s:it.uac:.6n indudablemente limitar& muchas de nues-
tras inquietudes; por ello no debemos de ser del todo optimistas, pero
s podemos ser opi;.mistas en el seni;ide de que mucho de lo que aqu.
obtengamos, nos dar -la opor tunidad de conocernos mejor, de saber
como afrontar y cubrir nuestras necesidades, y tambi'nede saber cb-
mo y donde pedir; porqi.ueenemos que hacerlo, para' poder, con ba-
ses real.es, -Justc.f.F.c:r nue-s';ro presupuesto.








6








Por G er to.rn b7o de1 C.'rr(Z Orgaridzasd(rr, s6lo me resta es-
pers~ de dad. ~: de r*s:edes su valiosa colabo cr1~n para que el
producto de- este, P-.rrier SerMri`ro de Esealuaclb sa pr&ctico,
ber.e-.c;ios'z, y a icabie as ;rcs planes opesat.:.vos de trabajo.



MUCHAS GRACIAS






EL ICTA Y SU PRO YECCION INTERNACIONAL



Astolfo Fumagalli C.*


Muy buenos das amigos:

Primero qu.ero agradecer a los Ingenieros Bladimiro Villeda y Bruno Bus-
to Brol, as1 como al Lic. Sergio Ruano, por haberme invitado a estar con
ustedes esta maana, para participar en el Seminario de Evaluaci6n del ICTA
que ustedes estn desarrollando aqu en las instalaciones de INTECAP. Los
felicito, a todos, por el inters que tienen en tratar de ver que es lo que us-
tedes mismos estn haciendo en pro de la agricultura de Guatemala, sobre
todo del pequeo prcdutor. En tedas partes del mundo, en todos los conti-
nentes de este planeta, en naciones grandes y pequeas, hay un inters cre-
ciente por el pequeo y mediano productor; esto se debe a que ellos en rea-
lidad, producen una cantidad muy importante de los alimentos que necesita-
mos para subsistir, y hay un inters muy grande en desarrollar entidades
que como el ICTA, se dediquen especficamente a trabajar con el pequeo
productor. Actualmente hay muy pocas instituciones que en realidad lo es-
tan haciende, como lo hace el ICTA.


Ahora, Como naci6 el ICTA? En qu forma y porque se formo?

Esta es una pregunta que se hacen en muchas partes a las cuales he tenido
oportunidad de asistir a seminarios y otras reuniones en los cuales se toca
el tema. Como ocurri? Porque se form' el ICTA?, estas preguntas,
incluso nosotros mismos no las podrfamos contestar muy bien, ahora que es
objeto de anlisis por expertos que tratan de conocer como se formb el ICTA
y su filosofa de trabajo. Al conocerse, posiblemente entonces, podrIa du-
plicarse instituciones como esta en muchos lugares del globo. Lo que s es
cierto, es que el ICTA ha servido de inspiraci'n en muchos lugares. Deja-
mos de ser modestos al decir esto, pero al fin y al cabo soy guatemalteco,
y el ICTA es de Guatemala, lo que nos llena de orgullo.

* Ing. Agr. Ex-Gerente General del ICTA; actualmente con la Comisi6n de
la Roya del Cafe.




8







Hay otras instituciones que tambin trabajan en forma parecida al ICTA y
que tienen cosas en comGrn, come deca en una oportunidad el Dr. Wellhau-
sen, cuando estuvo de visita aqui con nosotros. Todas esas instituciones,
-dec1a- tienen un hilito que las va uniendo entre s Ahora, que es ese hi-
lito? que es esa uni.6n que queria expresar el Dr. Wellhausen en esa opor-
turnidad? En reali:dad es el inters sincero de trabajar con el agricultor,
pero no solamente el inter'es sino algo mis: es el hacerlo participar en las
actividades semejar,,es a las que ustedes desarrollan; pero no venir y em-

pujarlo, dejarlo a ur. lado y quitarle el azad6n para hacer las cosas por el,
sino al contrario, tratar de ayud-ark:c de que esa herramienta que el tiene
la use mejo'r, sembrando las variedades que ustedes estn desarrollando
con su apoyo. Lo que quiero decir es que, todas esas entidades de que ha-
blaba el Dr. Wellhausen que hay ahorita en el mundo que trabajan y que han
tenido xito, tienen programas que involucran al agricultor en forma direc-
ta y dinmica. Yo creo que ustedes nunca deben alejarse de eso. Tambin
nunca deben tratar de hacer las cosas pensando que saben mas que el agri-
cultor, porque cree que en ese momento el programa fracasara. Es mas,
debemos aprender del agricul;or. Acabamos de estar hace aproximada-
mente un mes en una reuni6n en Washington, donde un grupo de cientficos
del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos y la AID, organiza-
ron un simposio para tratar sobre cmo hacer investigaci6n en finca. Una
de las instituciones que fue buscada, por decirlo as., o invitada para parti-
cipar, fue el ICTA, a esta reuni6n asistimos el Dr. Porfirio Masaya, el Dr.
Robert K. Waugh, y el Ing. Ramiro Ortiz, que esta estudiando en la Univer-
sidad de Florida y este servidor de ustedes. En esa oportunidad presenta-
mos lo que todos ustedes conocen; presentamos la anatoma del ICTA, ense-
amos todo lo que es el ICTA, lo que nosotros sabemos que es el ICTA, el
"'radioc de transistores a"la parcela de prueba" en fin... todo ese tipo de
cosas. En la parte d investigaciones en Socioeconomia, pues encontramos
que Sergio Ruano ha acuado ya una palabra: sondeo, que ha sido adoptada

por quienes estudian socioeconom1a. En fin, hicimos un pequeo estudio de
lo que es el ICTA, y el mismo fue presentado en conjunto.







9








Tc'dos Ics par'S;ciptes al simposio, mostraron gran inters por conocer
nues ra instulcie t., inclusc quiero contarles, que a Ramiro Ortiz, quien
est;udia en la U.nive'rsi:dad de Florida, le dieron una donacin o un "grant",
como se dice en Ingls, para seguir estudios de Doctorado y tiene que es-
cribir un libro, y el libro sera la histori,: del ICTA, y hablando de esa his-
toria, deseo conta:ies l, siguiene;:


El iCTA tuvo suer'e ai. haber iniciadc sus actividades. En Primer lugar tu-
vo buena recspc:ir de parte de las autor.idades que en ese tiempo gobernaban
el pas, y ese se debi, al ing. Maric Martinez; en ese entonces Ministro de

Agricultura. Tr,:abaji en el antiguo Insti;uto Agropecuario Nacional y des-
pus en el SCIDA; 1 y un grupo de tcnicos quedaron molestos por decirlo
as despus de la d.soluciw n del SCIDA; tampoco quedaron muy contentos
con el destino que la invesh:gacin agrIcola estaba teniendo en Guatemala,
que estaba sujeta a los vavenes de la politica, y sujeta a las voluntades de
los Min.stros que estaban en iurno, y cada uno transformaba la investiga-
ciCn t.fica. y adm:iistrativao Esa inestabilidad para nosotros, se deba a que no
exist~'a una auconcomi'a funcional para la investigacin agrcola. Pensamos
que un Instituio con autor.oma, podra ser en realidad la instituci6n que ven-
dra a desempeiar un papel importante en beneficio de los agricultores de
Guatemala. Pero nos';rcs, en ese momento, no pensIbamos en una organi-
zaciEin como la que tiene el ICTA hoy en dra, seguamos pensando como anta-
o, en organizaciones de corte tradicional, que llego a nosotros a trav's de
las gentes que han venido a que venian de otros lugares, sobre todo de los
Estados Unidcs; pensbamros en los insit'utos que se organizaron a todo lo
largo de Latinoam'rica, de 1950 en adelante, instituciones que trabajaban
en :investigacin y extensin. agr4Icola, pero siguiendo los patrones de donde
venran esas ideas, de los propios Estados Unidos, pero con una diferencia
muy grande. La investigacin y la extensin agrIcola en los Estados Uni-
dos la hacen las u.niv.ersidades; donde se concentra la investigaci6n y ex-
tensi:n, porque ademas, tienen un proposito de docencia y no hacen politi-
ca.






10









Trasladar esas ideas a Latinoamrica y ponerlas a funcionar en los Minis-
teri:s de Agricultura, ya no era lo mismo... sencillamente ya no era lo
mismo. Esas insl;tiuciones no podan funcionar igual que en su lugar de ori-
gen, por lo tanto, la extensin y la investigaci6n de esa 'poca no rindieron
lo esperado, no llegaron al agricultor como se pretenda. Hay un estudio
esc.rito poe Ed Rice, un economista contratado por la AID, para hacer un es-
udico sobre la invest;igaci6n y la extensi6n en Latinoamrica- ntitulado: The
E!;etnseorn ir. he Andes o Extensin en Los Andes. Escogib, dos cultivos: el
rigo y el nmaz para hacer un estudio y hacer un diagnostico, para poder ha-
ce:~ un-a extra.polaci:n de lo que sucedera con la investgaci6n y la extensi6n
agrjcela en el transcurso de los aos en esos palses. Pues bien, ese estudio
demos:tr' que los programas que estaban teniendo xito, no eran por exten-
si:n agri~ccla ni tampoco por las ideas tradicionales de investigaci6n. Era
p.ry'que habian programas muy especiales en ciertos pases de Latinoam'ri-
ca: modestia apa re, uno de esos programas era Labor Ovalle.


Cando me v:ieron entrar hoy y me acerque al grupo de Labor Ovalle, me di-
fero que tengo mis preferencias aqu, en realidad talvez hay algo de cierto,
p-:.'que con orguile les digo, que Labor Ovalle fue uno de los programas que
e' lrealidad fueron casi pauta para iniciar al ICTA, porque lo que vio Ed Rice
e:. esa epcca fue que nosetros estbamos trabajando con agricultores, tanto
oEn maz, en papa, como en trigo, trabajamos con ellos en una forma, no la
pi. -:ficada como se hace ahora, sino en una forma intuitiva, les d'bamos
emwilla, ve:.amos sus parcelas, respetbamos sus opiniones sobre lo que es-
tibamos haciendoc, y eso model6 en realidad un programa que tuvo sus logros
'. G:at;emnala. AsI, cuando el Ing. Martinez lleg& a ser Viceministro de
Agrc.ulura, me llamo para que viniera a Guatemala a ayudarle a hacer un
I?.s;u:'uo de Investigacio.nes AgrIcolas, como el que habIamos soados much-
simas veceso El y el Ing. Rene Castaeda,. llegaban a Labor Ovalle a plati-
car cOnmmigo. Habl'bamos de esas cosas y cuando llego a Viceministro y
l!eg~b alia ccnmigo, me dijc: te pido que te vengas el viernes alla con noso-
tirs a saludar al Coronel Miguel Angel Ponciano, quien es el Ministro y es-
ti muy deseoso de ayudar a fundar un instituto de investigaciones agrcolas





11









como el que hemos soado, y creemos que vos sos la persona que debe de
ayudarnos. Yo cuando of eso..., dejar Labor Ovalle, dejar los programas
que tenria..., a mt se me hizo un... bueno, un problema tremendo, dejar
la Universidad incluso, porque en esa poca yo daba clases alla. Aqui en
esta sala hay algunos alumnos que yo tuve, ya son profesionales que estn
raiba]ando para el ICTA. Dejar todo eso, pues era un poco difIcil, el me
convenci" die"iendome: Bueno, todo lo que habl'bamos, fue porque est-
bamos comnndonos un ron? Eso me convenci: de que si eramos sinceros
cuando dimsscuamos, en realidad tenia,que venir a Guatemala a formar...
a ydar a hacer el instituto. Yo teMa un pensamiento cuando empezamos
S'.r abaar en eso, y era darle la forma de la Oficina de Estudios Especiales
que co.cC, enr Mxico. La oficina de Estudios Especiales, fue un convenio
entre la Secretar.a de Agricultura y Ganadera de Mxico, el SAG como se
liamaba en ese tiempo y la Fundaci6n Rockefeller establecieron un progra-
ma quesese :n;.ci en el ao de 1943. Este programa empez en primer lu-
gar con muy pocos cultivos, sobre todo trabajaron con maz, trigo, frijol,
p1`a, una que otra hortaliza; en otras palabras con muy pocos cultivos.
Hici.er.on otras cosas, entre estas, un programa intenso de entrenamientos
de postgrado y de entrenamientos en servicio. Esta oficina funciono de
1943 a 1960 mas e menos, que fue cuando se disolvi6 para que se formara
el Insti,.uto Nacional de Investigaciones Agrcolas o INIA, que es la institu-
-c=ain con que hoy cuenta Mexico para sus investigaciones agrcolas, y a la
vez dio origen al CIMMYT. En esa Oficina de Estudios Especiales estuvi-
m~os el 1ngo Alejandro Fuentes y yo, fuimos por 6 meses y estuvimos mas
o menos un ao y medio, aprendimos mucho, creo que esta fue una gran
univ.ersidad para nosotros, ademas tuvimos contacto con mucha gente que
en. ese tiempo eran les j6venes investigadores de la poca, el Dr. Norman
Bcrlaug, el Dr. George Harrar, que fue presidente despu's de la Funda-
c11$ Rockefeller,, el Dr. Edwin J. Wellhausen, el Dr. Roberts, en fin to-
do ese grupo que despus de la segunda guerra mundial, con nuevas ideas,
hi.eron muchIsimo por la agricultura, no solamente de M'xico, sino de
muchos lados; esa oficina dejb para los mexicanos grandes logros, tanto en
ce material, como en lo intelectual, porque form6 una gran cantidad de cien-
tIficos que ahora gobiernan la agricultura de Mxico.



12









Esa era pues la idea que yo tenla, la que yo conoca, de formar una Oficina
de Estudios Especiales en Guatemala... cupo la suerte por decirlo as, que
en la poca en que estibamos nosotros ya pensando en eso, que fue en los
aos 60 mhs o menos, vino a Guatemala, el Dr. Robert K. Waugh, en un via-
je enviado por la Fundaci&n Rockefeller, para hacer un estudio de campo de
es pa:ses de CenrFeam'e''ca, para tratar la posibilidad de formar un progra-
ma donde estuviera involucrada la Fundacibn Rockefeller. El Dr. Waugh,
qu:ien esti aqu con nosot:ros esta maana, hizo un estudio que tuve'la oportu-
nidad de ver afes mis tarde, con muchas fotografas, un estudio que daba la
idea que habla una oportunidad aqu en Centroamerica, de hacer un Instituto
de Inves~igaciones Agrcclas; talvez algo parecido a lo que pensaba, como la
Oficina de Esiudios Especiales. Con eso en mente, cuando el Ing. MartInez
me habl6 de hacer un instituto, yo me record' de esa visita del Dr. Waugh a
Guatemala, y pensamos en que sera muy conveniente tratar de invitar a la
Fundaci6n Rockefeller a que viniera a Guatemala con nosotros, para ello,
el Dr. Robert Coulberson, Director de AID, estuvo muy de acuerdo y le en-
tusiasm6 la idea, y nos fuimos a New York con el para hablar con la Funda-
cir6 Ford y la Fundaci.on Rockefeller. Esto pues, creo que ustedes lo han
ledo en Cuatro Aos de Historia, que el Dr. Waugh escribi6 hace algfn
r, iempo .. :


De odas maneras tuvimos la suerte, como dijimos en una oportunidad, de
que los a;siros estaban en conjunci6n y nos protegian, y ast lleg6 un rayo de
all' arriba que nos ilumin:o, que nos dio la va para formar un instituto de
rinrvest:igaciones agrIcolas que al materializarse, fue diferente en realidad a
lo que noseoros hablamos previsto, fue diferente y mejor, porque sin que-
-rerlo iniciamos un mov:imiento a nivel mundial. Esto se logr6 gracias a la
colabora-i,&n de las gentes que estuvieron con nosotros, sobre todo recuer-
do en este momento a una persona,, al Dr. Canuto Cardona, colombiano,
que en Paz Descanse. Canuto Cardona, haba estado involucrado en el de-
sarrollo de la investigaci&n agrcola en Colombia y fue uno de los motores,
uno de los corazones que formaron el Instituto Colombiano Agropecuario,
ICA, un organismo como el que nosotros estbamos pensando hacer, un or-
ganismo descentrsalizado, poderoso. Pero desafortunadamente los colom-



13









b".anos al vesr que erl', un institu; descentralizado y poderoso, ie pasaron
muchas cesas; es dec., le dieron: a que funcionara c:n mucrhas cosas.
Cuando usiedes llegan a Colombia, en el aeropuerto, en el Dorado de Bogo-
ia, ven ustedes los rtulos dcnde dice: Sanidad Agr9cpecuaria/ICA. Un ins-
fiiutc de investigacin agr:cola que tambin este preocupadc por la sanidad
v9egeal, p~ 'la cuaer;ertna, que es;ee preocupado por tarntas cosas que pa.san
e:r un pais, ya no puede reaiizar inv'estgacioneso Distrae sus fondos y sus
recursos, y "so fue lo que nos dio C';-nuto Ca'rdona, no vayan a cometer el
error de Colombia., higank pequeo, piensen en pocos coultives primero,
,para conocer y dessrrollar sus capacidades, para co:oce:r su esfuerzo, pa-
ra tormar su gente.

En aque.lios dfas, r.o habla mucha gente para realizar un programa de esta
rna;uraleza, no estaban muchos de ustedes todavIa. En realidad, seguimos
ei consejo del Dr. Cardocna, ;rai;amos de hacer un prcgrama pequeo en su
i:.ico o


MAs tarde llegaron oiras personas que tuvieron mucho que ver en el pensa-
mierno del ICTA, entre elias el Dr. Waugh, el Dr. Carballo, el Dr0 Euge-
io Martki.nez, quienes -como dicen los muchachos- seguan esa enda, En
'al pues, empezamncs i.r form.ar un :nstituto difeerente, al cual se le pu-
s:.eron ms tarde, ingred:ientes cemc los cambios de los nombres a ciertas
cosas, porque creo que las palabras dan forma a les pensamientos; as!, por
eempol, la; estac iones exper.irne:ntales han sido lugares en los cuales mu-
chs veces en lcs palses en desarrollo los cientificos hacen cosas que tal-
vez no seon buenas :pa- les agriculi;res momentneamente, pero muy inte-
resantes qui.z desde e punt.o de vista cieri;ficoo Esoo no lC queramos no-
so.-os, queramos ser p',Ic,;`icos Cambiamos el nombre e:aionces de Esta-
ci.br, Experrmental a Cenros de Produccin, por'que la idea era demostrar
que l. investigaci:,n es una inversi:n, la investiga.cin tiene que dar- resulta-
dos positivos aumentandc la productividad y la producci.n de los cultivos
Se habi. enr esa 'oportunidd, ua nuche que est`abamos en DIGESA, .-all! te-
namos instaladas unas oficinas-, se habli una noche en que estaba Fletes,
creo que estaba Hugo Soto, esa~ba el Di. Waugh, por supuest, estaba yo,



14










no me acuerdo si habVan meas personas. Empezamos a discutir de c'oo tra-
bajar con el agricultor y alguien dijo: lo que tenemos que hacer son muchas
parcelas demostrativas. Entonces yo brinque y les dije: en el Instituto no
va haber parcelas demostrativas! Todos se me quedaron viendo y o a al-
guien que me deca que en Latinoamrica... le interrump y le dije: no va-
mos a tener parcelas demostrativas porque yo tengo muy malas experien-
cias con las Parcelas Demostrativas que los agentes de extensi6n ponan
cerca de Labor Ovalle en los Llanos de Olintepeque; las parcelas demostra-
tivas eran parcelas, como las definib una vez el Dr. Waugh mas tarde, par-
celas diseadas para tener xitol". Una Parcela Demostrativa no puede fallar;
es decir que el agente de extensi'n al hacer una parcela demostrativa se lo es-
ta jugando todo en ese momento, esa parcela tiene que tener xito, el agricul-
tor lo esta viendo, el agricultor incluso se sonre al ver las cosas que el otro
hace para tratar de que esa parcela produzca; mucho fertilizante, mucha pro-
tecci'n contra insectos, contra plagas, etc, etc. Cosas que el no puede ha-
cer. Asi pues que yo les dije, parcelas demostrativas no, tenemos que te-
ner otro tipo de parcelas, hagamos "Parcelas de Prueba" y all qued6 acu-
ado el nombre de Parcela de Prueba, en ese momentito fue adoptado una-
nimemente su nombre y le dimos otra filosofa, otro contexto a la parcela,
que es la misma, pero con un nombre diferente. La Parcela de Prueba es-
ta diseada en tal manera que si llega a fracasar, pues nadie sale herido, ni
el agricultor, ni el t;cnico, porque es una parcela que es una prueba para
ambos; as que por lo tanto no debe exigirse que la parcela tenga 'xito. Si
fracasa, es porque ast tenia que ser. Si tiene xito, es porque as tenla que
ser. Con ese cambio tan sutil de parcela demostrativa a parcela de prueba,
creo que el ICTA gan6 un instrumento que le ha dado fuerza, creo que ese
fue uno de los momentos en los cuales el ICTA empezo a tener xito, aban-
donar la parcela demostrativa que nadie se haba atrevido abandonar en nin-

guna instituci6n en el mundo como lo hicimos nosotros; es decir, que esas
son las cosas que en realidad le dieron vida al ICTA, una vida propia, una
filosofa propia...







15









Cuando estaba en Labor Ovalle y le dbamos semillas a los agricultores,
siempre me preocupe por saber que es lo que pasaba con ella. Si le dba-
mos semilla, visitbamos al agricultora aunque nosotros no eramos espe-
cialistas en extensi6n, nosotros estlbamos muy, muy alejados de lo que
son las ciencias sociales y de humanidades y todo ese tipo de cosas. Vel-
amos al agricultor en una forma diferente, 'l era parte de una investiga-
cioni, l era un sujeto al cual se le daba semilla, le dabamos esto, le d'ba-
mos lo otro, con la idea de que el nos contara que habia pasado si tensa
'exito o fracasaba, pero no mnis.

Desde esa epoca una de las interrogantes era Como es el agricultor?
Quien conoce al agricultor? C6mo piensa? Bueno... hab.a muchas opi-
niones y creo que ninguna en realidad era la correclta. Aos mias tarde ya
aqu en el ICTA con Bob, que siempre llegaba a mi oficina por las maanas
a tomarse una taza de caf'e, esa taza de cafe que fue muy saludable. Muchas
cosas se inventaron, se promovieron a trav's de una taza de cafe con Bobo
Y en una de esas oportunidades estuvimos hablando sobre cmo hacer para
conocer al agricultor como hacer para que las ciencias sociales nos ayu-

daran. Pues a el se e ocurrio... "pidamos auxilio a Colombia, al CIAT91.
Se escribieron cartas, etc..o, y los del CIAT inmediatamente reacciona-
ron y nos mandaron a Grant Seobie, nos mandaron a Franklin y Anderson,
nos mandaron a otras personas que no recuerdo ahorita, a Chuck Francis,
bueno, gente que vino y nos ayudo. Hicimos los primeros trabajos en La
Mquina. Datos que uso el Ing. Gilberto Santamaria -a quien acabo de
ver alil- para su maestra en Colombia, basado en esos trabajos que ellos
haban estado haciendo en La M`aquina. Santamara escribi,.t su tesis. Y
as: prendio la idea de tener SocioeconomIa con nosotros.

Se pens que Socioeconoma debla ser parte integrante de la Unidad Tc-
nica y all es donde creo yo que Socioeconoml.a pertenece y debe pertene-
cer siempre, a la Unidad Tcnica, porque es parte de un programa o de
los programas que ustedes estan desarrollando. Si se pone fuera de
la Unidad Tecnica como creo que est sucediendo ahora, se tergiversa
el sentido de Socioeconoma.o SocioeconomIa debe estar donde se puso
al praincipio para que d los frutos y para que pueda ser partcipe de


16










lo que estan haciendo los otros programas. Si no es ase, ya no es lo mis-
mo, sus juicios, ya no serlan los mismos.

Pero les deca pues, que tratamos de tener un programa de Ciencias Socia-
les con nosotros para c:'.orocer al amigo agricultor. El Dr. Waugh invift al
Dr. Joe Black, quien e:ra el Director de la rama de Humanidades y de las
Ciencias Sociales de la Fundaci:n Rockefeller para que viniera a visLtearnos;
y as el Dr. Black accedi:: a dar una donacin especial para probar, para ha-
cer un exper:imento que nunca se hab:a hecho antes, en la Fundacin Rocke-
feller; mezclar las ciencias sociales con las ciencias biolisgicas en un pro-
yecto agriycola, y aqui se hizo.


Logramos contratar al Dr. Peter Hildebrand que viniera con nosotros, un
hombre que fue un motor, un hombre con muy buenas ideas, controversial.
Como es algo alemln le gustan las cosas rectas. Severo... Pues el vino a
organizar la Socioeconcmla; lo dejamos, no le impusimos ninguna regla de
juego. El deci.dio ti.rarse a la Barranca, recuerdan? alli en Jutiapa,
creo que Wel pens que iba a ser ms agr6nomo que nosotros y en realidad
tuvo problemas, lo vimos fracasar. La falta de suelo y de agua y se lo di-
jimos. Creo que cuando se trata de un programa nuevo y se inicia, no es
muy bueno ponerse a hacer las cosas ms difciles primero; lo primero que
hay que tratar son las cosas ft'ciles, para aprender hay que ir por lo mas
sencillo; hay que caminar despacio para despus correr y no venir a tratar
de hacer un programa comrnc el que el Dr. Hildebrand quizo poner en La
Barranca, un lugar que era muy difcil, hubo muchMsimas discusiones, pe-
ro estas discusiones fueron saludables y fueron normando despus lo que
Socioeconomia llego a ser dentro del ICTA. All ganamos otro aliado para
esa lucha que hay alhra para que se reconozcan a las inst",ituones de inves-
tigacin que s? son capaces en el mundo de poder resolver los problemas
del pequeo agriculto r.

Ya fue un duo, un duo dinmico por decirlo as, el que tuvimes en el CTA,
formado por Hildebrand y por el Dr. Waugh. Porque aquS es donde empieza




17









en realidad la internaionalizaci&n del ICTA. Ten~amos un ICTA con su ra-
dio de trans.isto:res, su parce.a de prueba, sus "comrnodity programs", co-
mo le liamamos a los programas de mapz, arroz, friol, et, y teniamos
muchsimas visitaso Al ICTA lo visitaba muchsim:a gente, era algo nuevo.
En primer lugar estaba siendo apoyado por los Cen;ros Internacionales.
Era una institucin que esitaa .ogr.tndo tr.abajar bien con ios Centros Inter-
naci.onaes; porque 'eskes har enidjc problemas en algX cs paises no .aque en
Guatemala. Est"Ibamos 'vi:endo u.:. pequeo exit al ;tabajar c'n el ag.icul-
;tc, y vino mucha gente a este pa:s a conocer al iCTA.


Bob Waugh en sus viajes anuales siempre tenia p:e norma -cando venia de
regreso, despus de pesear en el hiel.o, como el e haa, que odas sus
vacaciones circ.idan con esos fros inviernos de .ls Estados Unidos, pues
despus de visitar sus oficinas centrales en New York, regresaba visitando
universidades con las que durante el afo habla tenido correspondencia.
Reunla grupos talvez as1 como el de esi;a maana, interesados en oirle.
Bob Waugh es un hombre que ha trabajado en las cier:cas bio16gicas, el es
un bi!logo.., era muy. natural que sus contactos fueran las facultades de agri-
cultura de las un:versidades, bueno... a los amigos gringos de las univer-
sidades gringas. Que se les puede contar de exi.tos en la agricultura de es-
tos palses en desarrollo? S:i ellos iernen xitos tremendamente grandes,
que podra cont;arles Bob de eso? Por decirlo as.: Del ICTA B-1 que rin-
de la maravillosa cantidad promedio de 60 qq/mz en LaV Maquina, si ellos
tienen hibrdos que pasan de 100 qq/mz. Es decir que, Bob estaba hablan-
deles a eses grupos de les logros :ientificos .que para nosctros eran fabu-
losos. Para ellos era agradable ver a un grupo que estuviera interesado
por el pequeo agr.cuiccr:, tratando de que las cienc:as, de que la tecnologa
ilegara a esos agricul.tores para producir mas para un pequeo pals como
Guatemala. Bob recibi muchas fe:lcitaciones y nosotros recibimos ayuda,
que en parte era el objetivo, pero como les digo, el habib con gentes acos-
tumbradas a los exitos en su profesi'on: La Agronomba.







18









El Dr. Hildebrand hizo lc mismo, empezo a hablar ern oros lugares, pero
con un ptblico diferent:e, eras un pGblico de economiss,~ de gente de cien-
clas sociales; para ellos si era tremendo y emoc:tonante saber que habla en
Guatemala variedades que ren.da..60 qq/mz, posiblemente ellos no saben que
hay maces que rinden mucho ms; ellos no eran agronomos. Pero si empe-
zaron a comprer~der la forma ern que ei agre iLtor aqui en Guatiemala se esta-
b* desarroll.andc, la frorm : en. obme un grupo de cie:.tficcs jvenes de un pas
en. desarrollo, estaba logrando xit:s.


Yo o algunas conferenci.as de Pete Hildebrand, y oc una en Santo Domingo,
RepFblica Dominircana, en una reu.ni6r. del Institut;c Ir.;eramericano de Cien-
cias Agricolas, que en realidad hasta yo mismo me emocionre y me entusias-
me de lo que Pete estaba diciendo en esa cportunidad, porque Pete es tam-
bin un buen orador, tanto, que el representante de la Argentina, ustedes
saben, los argentinos cuando llegan a esas reuniones, llegan hasta escepti-
,os de lo que van. a ceir, porque su pas en realidad es grande y ha hecho mu-
chas cosas buenas. Pues bien, el argentino en esa oportunidad dijo: el solo
ir hablar a. este hombre vali la pena el viaje que yo hice de Argentina has-
ca Santo Domingo, y lo fue a felicitar. Bueno, entonces Pete fue otro pro-
pagandista del ICTA. Tambin el ICTA es conocido porque los :xitos que
hemos tenido aqu,, han sid divulgados por los Centres Internacionales. A
.os Centros Internacionales les interesa pues, lo que hace el ICTA, porque
as se disemina lo que ellos estan haciendo, como eJemplc: esta teniendo
xito el programa de maz, el programa de fr:ijol, cultivos que imrpulsan los
Centros Internacionales, y por lo tanto a ellos les interesa que se conozca
el ICTA, para que otros miren lo que puede hacerse con su colaboracion,
entonces esta propaganda, po' decirlo asL, esas charlas, han despertado in-
ter.s en los cIrculos c:ieniFfi;cos de los Estados Unidos, y ahorita, volviendo
a esa reuni6n que tuvi:mos en Washington, y de la que hable hace un momen-
to, fue con el objeto de conocer los logros y adelantos de una institucion co-
mo el ICTAo La universidad de Colorado tiene un programa especifico para
desarrollar este tipo de ideas, acabo de recibir un decumento para que lo
lea y les de mis opiniones de lo que ellos ponen ali:, sobre lo que debe de




19










ser la investigaci-n agrcola en pequeas fincas, es decr::, que ahora ya se
esin haciendo hasta manuales y libr-os se estn hac:endo t;ecrfas de un tra-
bajo como el que ustedes esi;n desarrollando aqu en Gua;emala, pero el in-
:eres in!ernaciocnal que exisle por el ICTA es por varies factores principa-
les: a) Hemos colaborado muy bien co~, los Cen;ros Internaciona]es; b)
Hemos tenido xito al trabajar" con el pequeo agricurl;c y c) Que ha habi-
do gente pues, que se ha interesadc de promulgar esa. :Ideas.


Los des ex-miembres del personal del ICTA. el Dr. Waugh y el Dr. Hilde-
brand, han dado muchas crnferenfias e'l. aquellos jugares que ,visitarons pe-
ro Pete con cierTa ventaja de hacerlo a.';e un pIblioo rnuevo, un pIublico que
nunca haba es:a;do expues;,c, creo yo, a esas ideas y er:e.^ces el int:eres in-
;ernacional que hay para la rins; f:uc:.n emana actualmente de grupos que ma-
nejan las ciencias sociales.


En esa reunirn que tuvimos en Washington, con gente de ciencias sociales,
en realidad, fue para defi:n: una norma de csmo >rabajar con pequeos agrui
cult.iores. Creo que c:incidimos los cuatro que estuv:mos alio, el Dr. Waugh,
Dr, Masaya, el I:eg Ortiz y yeo en lo que ellcs est.n' pensando, no puede
fun.cionar, si nro le ponen el ingredie ne de los programas de cultivos, como
nose:trs les i;enemos aqu, porque ir a einvestga en. fincas no iiene razn
de ser, si s1lo es para levan;ar censos a les agricultcres y conocer sus
prcblemas, irles a preguntar, y ne a darles algin tipo de tecnologa, no
cree que sirva. Si. son agrcultores ma:ceras tenernos que est;ar prepara-
dos para ayudarlos con u., buen programa de maz, y que ellos nos ayuden a
ncsotros a desarrcllar ese programa de ma"z. Ti.ene que haber esa uni6n.
Si trabajan en hertal:zas, pues ent;onces tenemos que :ener programas de
hortalizas. Si no, la Soc:ceconomna no sirve de nada en ese caso, eso lo
dii:mos. Que no deber. de incluir en ests programas sc.amente economis-
tas, porque el sistema '"Farm Research Systemst", cerno ellos le llaman,
no va a furnione*a y puede fracasar, si :no tieen buenos agr:nomos con ellos
tra bajando en el equipo Nos pas', a noso;ros e eel pasado que s6lo agrsno-
mes b.acoamos las cosas i;ene que haber s:ernpre una buera. mezcla. Tiene




20









que haber buenos programas de mazz, frijol, de arroz, etc, pero tienen que
ser buenos programas, si no de balde estamos trabaiando ccrn. agricultores.
El ICTA es uno de los ejemplos que existen en el mundo de o1 que se puede
hacer trabajando con agricultores, cuando hay ciertoFs medios econ'hmicos
y pol.ticos, porque si no ti'enen medies, tampoco se puede trabajar con pe-
queos agricultores


Como el ICTA hay varias insti.uciones ya hacieond o lqmismo er Atfrca, en
Asia, en Latinoamrica. Hay algunas ins:tituciones que qi.eren cambiar.
Panam por nombrar un pa's, est' tratando de ser diferente, de formar un
ICTA. No se trata pues, siio de copiarnos, pero sf de seguir la misma 11-
nea al trabajar con el pequeo y mediano agricult;o hacerJia par~e del sis-
tema, y creo que esa es en realidad la clave de muchas cosas.


Como ustedes saben, yo estoy ahora en una comisi6n internacional for:mada
por Mxico y Guatemala para la prevencin y control de la roya del cafe.
Cuando llegamos a esa comisi6n en octubre, con Werner Schmoock, que
tambin es otro ICTA, cuando hablamos, dijimos: bueno, aqu lo que nos
queda es tener un prograima con caficultores parecido al que tenr.amos en el
ICTA; tratar de que esta gente nos ayude porque en primer lugar el Gobier-
no no tiene los fondos suficientes como para poner un programa enormemen-
te grande para trabajar por s1 solo todas las regiones cafi:.cultoras de Guate-
mala. El agricultor tiene que participar y ayudarnos a detectar la roya, te-
nemos muy poca gente, no vamos a poder hacer encuestas, :ni uniformar
ejercitos que vayan en miles de carros a todas las fincas a ver si hay o no
hay roya. Tiene que ser el agricultor el que nos avise. Fue muy sencillo
hacerlo porque empezamos a avisar por medio de todas las radiodifusoras,
que se escuthar-, en las zonas cafetaleras sobre como es la roya. Se h.cie-
ron unas primeras visitas a pueblos, aldeas, etc, a hablar con agricultores,
a ensearles lo que era la roya, dejarles direcci.ones donde hablar y comu-
n.carse en caso ellos encontraran algo diferente, y que no vacilaran en ha-
cerlo... ."'amennos en cuanto vean algo raro en sus piantacionesM, les diji-
mos.





21










Recibimos cientos de ,lamadas a las cuales era rutinario ir y decir negati-
vo, negativo, negativo. De pronto, en una aldelta olvidada de Dios, de
Tierra Blanca, por allI por Chiquimulilla, en unas montaas que es difcil
llegar, como a once kil6metros de la carretera asfaltada y se tarda unas
dos horas en carro para subir, es mejor ir a pie... piedras y piedras en
todo el camino, y cuando se lleg6) allI, s era roya ;esa llamada s1 fue po-
sitiva. Se tuvo x:itc cuando la roya tenta mas de un ao de estar' en Guate-.
mala. Esta vez porque los agricultores empezaron a pa;:icpare en el pro-
grama, y ahorita, los agricultores estan participando en el control y la pre-
venci;n de esa enfermedad. Es decir que nosotros, muchas de las ensean-
zas que aprendimos aqu, con ustedes, las estamos aplicando en otro campo,
estamos viendo en realidad que la caficultura de Guatemala en muchos luga-
res..., es un desastr-e, rendimientos que no deben de llegar ni a 4 6 6 quin-
tales por manzana; cafetales que no sirven, que no rinden. Con Werner he-
mos pensado pues en que hay que tecnificar, hacer investEgaci'nn en cafe.
Pero con la colaboracin y participaci6n del agricultor... Bueno, ese es
otro tema... Asi pues que las alternativas que ustedes tienen ahora, son
buenas y brillantes, pero no deben de quedarse y dormirse en sus laureles,
deben de seguir y no solamente porque son ejemplo, en otros lados del mun-
do y se estlan formando ICTAS. Eso no es lo importante, lo importante es
que ustedes trabajen para Guatemala, que no se fracase en Guatemala, que
no ocurra lo que dije en una oportunidad, ya hace mucho tiempo cuando el
ICTA empez a tener' xito. Ojala que este tipo de instituciXon no sea un xi-
to en muchas partes del mundo y un fracaso en Guatemala. Ustedes tienen
mucha voluntad, mucho espritu, muchas oportunidades.


Actualmente hay otro problema que deben ustedes de enfocar, y es el costo
de la tecnologa import:ada, tenemos que importar maquinaria, tenemos que
importar insumos tales como fertilizantes, insecticidas, fungicidas, tene-
mos que importar tambin asistencia tcnica que nos hace falta, tenemos
que importar mucha tecnologa para que este pals logre producir lo que re-
quiere en todos los renglones de producci6n, pero eso pues tiene un grave
problema y es el alto costo de esa tecnologa. La inflacin est~a desquician-









do la relacin costo-beneficio en la produccin agrIcola, y por lo tanto us-
tedes tienen que tener una tecnologla ponderada para que el agricultor no
tenga demasiados riesgos que correr. Yo creo pues que entonces ahora te-
nemos un nuevo reto con esa tecnologa que es tan cara. Un programa como
este, puede llegar a fracasar si recomienda la tecnologa equivocada, tienen
que tener ustedes mucho cuidado, tienen que investigar nuevas fuentes de
energIa para e agricultCr. Al decir energa estain los ferti::lizantes, la mis-
ma mano de obra, en fin todo ese tipo de cosas que son necesarias para la
producci6n. Tienen que trabajar de manera de hacer rentables los cultivos;
asl pues que tienen all ese reto que es muy grande e :i:mportante para todos.

He oldo en varias partes la idea de que Planificaci:n Eco.Omica nicie
estudios sobre la tecnologia en relaci6n con el alto costo de la vida y su in-
fluencia en la inflaci6n que vive el pas. En lo que se refiere a agricultura,
es al ICTA a quien corresponde hacer esa clase de estudios, ustedes cono-
cen al pequeo agricultor, tienen buena informacin, y saben cul es su pa-
pel en la producc:in de los alimentos que necesitamos en Guatemala. El
costo de la tecnologqa puede influir negativamente en la producci6n de ali-
mentos y en la producci&.n agrcola en general. Es al ICTA a quien corres-
ponde sealar el camino que debemos seguir, creo que ustedes tienen las
ideas y la capacidad para desarrollar un programa de esa naturaleza, que
de soluciones al problema del alto costo de la tecnologa y su impacto en la
produccin agrcola.

Bueno... creo que debo terminar aquI... tenla una serie de apuntes que al
final ya no use, y po:r eso hice una pltica muy desordenada, espero me per-
donen por ello. As que dejemos aqu las cosas... y si no hay preguntas,
me gustara al menor oir sus comentarios, quiero que ustedes tambi'n par-
icipen esta maana, que recuerden que el xito del ICTA se debe a la par-
ticipacion de todos los t)cn'icos y cientIficos que all trabajan, as que espe-
ro oir algo de ustedes...







23









Muchas gracias de nuevo al Ing. Bruno Busto Brol, ai Dr. Masaya, al Lic.
Sergio Ruano, al Ing. Villeda que no esta aqu, per haberme invitado a este
grato momento de estar con ustedes.


SMUCHAS GRACIAS AMNGOSI








































24








EL ROL DE DIGESA EN LA TRANSFERENCIA DE TECNOLOGIA



Roberto Matheu*




Dur.rn.te muchos a.s has~:i 1977, la Transferenrca de Tec.nolcga fue una
de las barreras mas fueries para poder incrementar ia producci6n, espe-
,ialmente de grancs bsicos en nuestro paFs, y esto 1g:'camente limito un
mayor desarro!lo a.gri.,c: a, social y econromi.c de lcs pequeos y media-
r..os atgricu tu! or'es

.CTA y DIGESA, preocupados ante esa si:uac-i.:, desarrollaron planes
conjuntos y lograron impuementar un Proyecto de Transferencia de Tec-
nologla para la regi'n IV, que se inicil y se ha manteridc desde abril de
1978. El Primer Proyecto cubri6 los departamentos de Escuintla, Su-
ch:tepequez y Retal.hueu, mis especficamen.;e i.cs Parcelamientos La
MIaquina y Nueva Concepci'n. Esta actividad recibi1 el nombre de I"Cur-
se de Actualizaci6n en Tecnologa y Metodologa de Transferencia, para
Promotores de la Regiy IV; los parti:oip:ntes fuereon thcnicos de prueba
de tecnciogfa de ICTA, promotores de DIGESA y algunos supervisores.

La actividad pretendi' agilizar el proceso de transferencia de tecnologa,
desde la investigacitn a cargo del ICTA, al agente de transferencia de
DIGESA, hasta liegar al usuario. Lo anterior se logr6 satisfactoriamen-
te, pero adem's se consigui coordinar acciones y estrechar vncuios en-
-re los .nvestigadores del ICTA y .los ransferenc:ists de DIGESA, que
hasta esa fecha habaian trabajado aisladamente.

Las acciones de transferencia por medio de este 'ipo de cursos ha conti-
rnuado y se ha fortalecido en .a Regi:n IV, incluso en el ao 1979, se am-






25









pliE, con algunas v uarian:es 9 a la Reg,*,n VI, y en ei aic 1980 a la Regicn
jo


En vista de ios resultdos tan satisfac:oics obten:ids czn la expeeriencia
de la Regi6n IV y ccn el apoyo del Banco i:oteramericano de Desarrollo
(BID), se irici?. desde .1979, a. elaboraci.:. del P': ve'::- '1Ge.:era.ie:r. y
Transferencia de Tec:,l9a:, Asistencia Tcni.ca y Pr'duccis. de Semi-
llas". El Proyect es;: f:.al:zadc y se esii nicamre en"e rerdiente de ia
aprcbacin del Gobierr:c de Gua.;emai-a, pa..ra n ee:uci:n 1o mas
inmediasa.mente pos:ible.

Se t:.ene la seguridad de que een es';e Pr;:yec.:o y (-.:rn i. ss;eci:a del BID,
podrea aermlnarse comple:iamense con. l3 s problemas que se :iant:uv:e.eron por
muchos afos, en-ouanior a l.a def.iciencia de la trarnsferen-ia de la tecn.ologa
y que eanto ICTA como DIGESA, coa.a ei e.tendim:ie'-: ;:.gad: y manr.eni-
do hasta la fecha, -pedr.uguar el papel mns importante y conseguir ver-
daderamerte el desar'cllo ag~rc-seciceconmico de la fam.iiar rural gua-
temalteca .



CARACTERISTICAS DEL SECTOR-AGRICOLA DE GUATEMALA

A pesar del c:recimieni:o Indusrial. es:imadc per el Meade Comt.n Cen-
troameri-ano, la agricuilura r'ep.:eser;a la cuait;a par :ee del producto bru-
to nacional., alrededer del 60% del empleo t;tal y las segundas terceras
partes del valor total de la.s expeortac.iones dei pias Ademras, los ahorros
derivadcs de las exporfac-io-aes agrcolas, han prev:is.r. una pajricipaci&
sustancia en la inversi. de r-ec:urs-,s, y buena parte de la expansifn in-,
dusLriea durante ls ti.3r.:ms 15 anes, ha tenido corn base las maierias
primas agrcolas. Sin embargo, durante el mismro perodo, la par&ici-
paci:n de la agricultura en la acumuiaci i de capitales fijcs, ha cad:,
de alrededor del 15%o aproximadamelnte el 6%. Las :nversiones pri-
vadas en el sector agrccla, han ;ernido poca sig.ifi can.ca las realizadas
han s.id especialimene en los cultives de exportaci.:: y en las treas es-'



26









pecficas, para estos mismos. La inversi6n ptblica se ha concentrado
mins que todo en proyectos de riego y almacenamiento de granos. La li-
mitaci6n de inversiones en-la agricultura, representa uno de los principa-
les factores de la baja productividad y producci6n en los cultivos tradicio-
nriaes y/o estancamiento del nivel de ingresos de los pequeos y medianos
ug9.ic ultor1es.


: limitado incremento de la producci6n de granos bsicos, ha sido evi-
de ciado como uno de los principales problemas que confrontara Guate-
maria en os prximos 10 aos. Por otra parte la tasa de crecimiento po-
blacional y el aumento en los ndices de consumo, requerirn de mayores
a-bastecimilentos de alimentos que, de no producirse, se tendr que re-
currir a. las importaciones, lo cual 16gicamente, en el corto plazo, ha-
br de originar serios desequilibrios en nuestra balanza de pagos.

El Gobierno de la Repbblica ha tomado diferentes medidas para estimular
la producci6n de granos basicos. El Decreto Legislativo No. 4074 del lo
de julio de 1974, obliga a los agricultores que posean mas de 70 hectareas,
a sembrar el 10% del rea disponible de granos b'sicos; al mismo, tiempo,
l disponibilidad de crdito para la producci6n de granos bsicos, ha sido
mejorada sustancialmente. Por otra parte, en apocas crticas el gobier-
no ha prohibido la exportacin de granos b'sicos y entre 1974 y 1980,
rINDECA ha elevado los: precios de araonta en alrededor del 100 % para
ese tipo de productos agrcolas.

El valor total de la producci6n agrcola de Quatemala, en el trienio 74/
76, flucftub de 709 millones de quetzales, a 762 millones de quetzales,
distributdos de la siguiente forma:










27










Cultivos de exportacin .
(caf, algod6n, banano y otros) o . 30.8%
Cultivos para consumo local
(granos bsicos, frutas y hortalizas) . . .. 19.4%
Cultivos industriales
(cafe, caa de az'car, cacao, tabaco, etc) .. 12.1%
Ganaderia ............... .. ....... 30.0%
G anaderla . ... . . . 30.0%
Maderas y Pesca ........... .... ... 7.7%

T O T A L: .. .. ...... .... 100%


En cuanto a la superficie que se destina a actividades agropecuarias, se-
gn el 'Ultimo censo realizado en 1964, son 34,424 kilmetros cuadrados,
equivalentes al 32% del total del territorio nacional. Segin la misma fuen-
te se dedican a la produceion agrfcola, 993,600 hectreass, de las cuales
674,700 son destinadas-a cultivos anuales y 318,900 a cultivos permanen-
tes o sem:ipermanentes. Del total de la superficie dedicada a cultivos
anuales, 85.7 % corresponde a la producci6n de granos bsicos, general-

mente de fincas- menores de 20 hect1reas.


Dado el esquema planteado y tomando en consideraci6n que la produccin
de cultivos de consumo interno es realizada por los estratos de mas ba-
jos ingresos, cuyo acceso a la- tecnologa y otros insumos es limitada,
se ha creado una situacin crtica, tanto en lo que se refiere a la dispo-
nibilidad de alimentos para la poblacin, como la participaci6n del agri-
cultor de consumo en el desarrollo socioeconomico del pas. Otros fac-
tores que tienen efecto directo en la situaci6n actual de la agricultura y
que tendrn que mejorarse son los siguientes:

a) Reestructuraci6n agraria,
b) Diversificacion de cultivos,
c) Industrializacin de la producci'n agrIcola,
d) Comercializacion,
e) Crdito insuficiente, y
f) Escasa tecnologa y uso inadecuado.


28












Todos los factores mencionados son responsabilidad del Sector Pblico
Agrcola y las instituciones que lo conforman, y de esa cuenta, son las
mismas instituciones las que tendrn que promover o plantear soluciones
ante el Despacho Ministerial, de acuerdo con las polticas de desarro-
llo que apoya el gobierno actual.


LA DIRECCION GENERAL DE SERVICIOS AGRICOLAS (DIGESA)


A. Origen

La Direccin General de Servicios Agrcolas (DIGESA), es una
entidad que depende del Ministerio de Agricultura y forma par-
te del Sector Pblico Agrcola, creado por Decreto No. 102-70
del Congreso de la Repblica. El reglamento del Ministerio de
Agricultura fue autorizado por Acuerdo Gubernativo 11-71 de fe-
cha 31 de marzo de 1971 y el mismo determina la organizacin y
funciones de DIGESA, obedeciendo todo ello a una necesidad prio-
ritaria de transferencia de nueva tecnologa apropiada y dems
servicios agrcolas que demanda, especialmente pequeos y media-
nos agricultores y en general la agricultura en el pas.


B. Objetivos

Dentro del aspecto legal, DIGESA como entidad centralizada, es
la responsable de la programacin, organizacin, ejecucin, eva-
luacin y control de los programas de produccin y servicios a-
gricolas, asi como de llevar a conocimiento de los agricultores,
la tecnologa y propsitos de la poltica general de desarrollo
agrcola del estado; corresponden tambin a DIGESA, entre otros:


1. Inventariar, registrar, controlar, desarrollar y proteger los
recursos de fauna, flora y suelos. Asimismo ejercer funcio-





29












nes en relacin con los recursos hidrolgicos vinculados con
la actividad agrcola.

2. Dirigir, coordinar, disear y supervisar los programas de en-
seanza agrcola sistematizada que se organizan dentro del:
Sector Pblico Agrcola, que se requieran para la formacin
y adiestramiento de los agricultores y personal tcnipo de
las instituciones del sector.

3. Reglamentar las normas de calidad, manejo y uso de lqs insu-
mos.para la produccin agrcola, y dictar las disposiciones
para preservar la sanidad vegetal en el pas, lo mismo que
establecer y mantener el registro genealgico nacional de
variedades y especies vegetales, y supervisar la pureza gen-
tica de las mismas.


C. Organizacin

Para poder cumplir con las decisiones del Despacho Ministerial y
poder alcanzar sus objetivos, DIGESA ha sintetizado una estruc-
tura organizativa y tcnica que le permite realizar sus activi-
dades y mantener las relaciones necesarias con las dems insti-
tuciones del Sector Pblico Agrcola asi:


Despacho de la Direccin General
Unidad de Programacin
Unidad Administrativa
Direccin Tcnica de Recursos Naturales Renovables
Direccin Tcnica de Enseanza y Capacitacin Agrcola
Direccin Tcnica de Desarrollo Agricola
Proyecto del Jocote de Maraon
Las Regionales I, II, III, IV, V, VI, VII y VIII.





30










De las Unidades Regionales, la Gnica que no se atiende en forma comple-
ta, ni est; implementada como las dems, es la Unidad Regional III,
correspondiente al departamento de El Peten.


La Direcc:,n General est constituida por el Despacho del Direco:r Gene-
ral; del Subdirector General y Secretara General. El Director General
es el que contintua en la jerarqua Ministerial, dependiendo del Ministerio
de Agricultura, y vela por el Cumplimiento de las funciones asignadas a
la Direccion a su cargo.




METODOLOGIA DE TRABAJO


Para poder cumplir con los objetivos que se le han asignado, DIGESA

estableci6 el Programa de Produccion en funci6n de la educaci6n. Este
programa fue constituido por 4 fases, de acuerdo con la edad cronol'gi-
ca y la capacidad tecnol6gica de los pequeos y medianos agricultores,
as.

- Fase de motivacin
- Formacion
- Promocin y
-- Seguimiento

En la fase de motivaci6n, se trabaja con la juventud rural en grupos or-
ganizados llamados Clubes 4-S masculinos y femeninos. El trabajo con
estos grupos se realiza en el campo, a travs de pequeas parcelas de
cuitivos. en reas propiedad de los padres y se les demuestra el bene-
ficio de la aplicaci6n de nueva tecnologa apropiada a las condiciones
generales del lugar. Indirectamente se pretende tambin que los nieos
informen a los padres sobre esa nueva tecnologia.




31









En la fase de Formac:n' se atiende a agricultores siemp re en grupos o'-
ganizados y se les demuestr.a el beneficio de la nueva tecncloga, a travs
de parcelas demostra.tivas que se estabiecen en reas de influencia. Per-

tenecientes a llderes de la comunidad y con cu'tivos apropiados a la regin.
Lggicamente en el proceso se aplican una serie e de ticricas y mtiods de

enseanza como lo son giras, demostraciones de metede, demostraciones
de resultados, das de lcgros, das demostrativcs, etco


En esta fase tambin se atiende a las amas de casa en grupos organiza-
dcs, por medio de las promotoras de mejo:ramientc, del hogar, quienes
ensean a las amas de casa, cmo utilizar de la mejor manera ios recur-
sos fVsicos y econ6micos con que cuenta la familia rural, esto incluye:
nutriciGn, salubridad, cuidado del ni.c y de la madre, preparaci6n y con-
servacin de alimeni;os, confeccin de ropa y otros. Con estos grupos
tambin se aplican los mtiodos de enseanza mas apropiados, pero en ge-
neral se persigue que las integrantes ".apxendan haedrs L puesto que de
esa forma es como se logran fijar ios nuevos conocimientos en mayor por-
centaje.


En la Fase de Promocini, se trab-aja a nivel individual, persiguiendo que
el usuario tenga un apoyo tecnico electivc, que asegure que el mayor por-
c:entaje de agricultores, al cbtener el credifto agr.cola, consiga cancelar
ese crdito, de esa manera se da la asistencia t'cnica en la parcela del
agricultor y en las fases-de preparaci:n del suele, siembra, mantenimi-
miento del cultivo, cont:rol de plagas y enfermedades y cosecha.


Obviamente en las fases de Formaci.n y Promoci'Cn, (la fase de segui-
miento, no se ha implemenr:ado), es en donde ios pcromotrnores de DIGESA
requieren de mayor efuerzc en los conoc:mientos de nueva tecnologa,
para transferirla a les agricultores para factibilizar mayores incremen-
tos en ]a produccin, la productividad y reinabilidd de la actividad agr-
cola.




32










De esa. cuenta DIGESA apoyar' siempre mejorar los vfnculos y la comu-
nicaci6n entre sus tcnicos y los del iCTA, no s6lo para conocer de los
resultados de la investigacin y prueba de tecnolog4a, sino adems para
que los tcnicos inves.tigadores esten informados de cu"ales son jas nece-
sidades y la problemitica de los cultivos y encentrar de esa manera, re-
sultados aplicables a esa :r.ealidad, para provocar berneficie: bitante del .:rea rural, en io agrI.cola, e.n .o econrtmic y e. o soc.ial



LOS SERVICIOS DE ASISTENCIA TECNICA Y DE
TRANSFERENCIA DE TECNOLOGIA


En el ao 1949, se estableeiS en Guatemala el primer servicio de exten-
sin agrcola. A partir de esa fecha la calidad e impacto de ese servi-

cio ha sufrido diferentes "altibajos".


En 1.971, a aprobarse por Acuerdo Gubernative No. 11-71, el Reglamen-
to del Ministerio de Agricultura, se dio a este Min:isteri.o una nueva es-
tructura tcnica-administrativa. En esta nueva estruc:ura se agruparon
en la Direcc~in General de Servicios Agr'cola-s (DIGESA), dentro de la
organizaci&n t;cnica-administrativa del Ministerio de Agricultura, la
mayor parte de los servie,;os tcnicos no complementadcs dentro de las
instituciones aut':nomas de Derecho Pfblico, que fueron creadas al es-
tabiecerse el Sector Pfblico Agr,.cola.


Den:tro de la es:tructura de DIGESA, funcionan dependientes de les Jefes
Regionales, las Unidades de Asistencia Tcnica responsables de brindar
apoyo al personal profesional de la entidad en la regin. En la practica
jos servicios de esta Unidad, se han concentrado ba&sica:me.n"e en las areas
de riego, mini-riego y conservaciUn de suelos.







33










Por o:ra parie, en las Unidades Regionales existen servicios de promo-
ci6n con personal t:cnico respqnsable de brindar apoyo a los agriculto-
res, tanto en la organizacin, como en el desarrollo de sus actividades
productivas


Los principales programas o actividades desarrolladas per DIGESA en
los f:lt:m,,s aos, estan agrupadas en:


a) Asistencia tcnica para promoci6n (incluidas GFD)
b) Desarrollo tecnolgico Granjas fam'ilares demos-
trativas

En el concepto, de Asistencia Tcnica, para Promocitn, se incluye el apo-
yo que se brinda a los agricultores para el mejoramiento de las t1cnicas
de producci.n en sus cultives. Una sntesis de las actividades realizadas,
muestran que -en materia de producci6n agrcola, en 1980 se atendieron
directamente cerca de 15,000 agricultores con m~s de 35,000 hectreas
de cultivo. La producc~.n de los agricultores atendidos, fundamental-
mente en granos bsicos, ascendi6 a m&s de 600,000 quintales.


En el campo de Desarrollo Tecnolgico, los principales programas o ac-
tividades desarrolladas en 1980 fueron:


1. Desarrollo de la Franja Transversal del Norte
2. Viveros de frutales
3. Viveros de hule y cacao
4. Infraestructura de riego
5. -Mlln-riego-y conservaciln de suelos
6. Pesca y acuacultura
7. Orgam-garmiento de Becas (en el interior del pals, ITA y la USAC;
as, como en el exterior del pas)





34









8. Divulgaci&n agricola
9. Sanidad Vegetal
10. Fomento del cultivo del Mara&n








































35
































ACTIVIDADES

DEL

SEMINARIO


























36











INTRODUCCION


El Instituto de Ciencia y Tecnologia Agricolas, ICTA, fue fun-

dado en el mes de mayo de 1973, como una institucin pblica respon-

sable de generar y promover el uso de la ciencia y la tecnologa en

el Sector Pblico Agricola, fecha desde la cual ha venido desarro-

llando su estructura tcnico administrativa que le ha permitido la

ejecucin de los diferentes programas contemplados en su plan de

accin.



Durante ms de siete aos de funcionamiento se han obtenido lo-

gros en beneficio del agro guatemalteco; sin embargo, se han presen-

tado algunos problemas, tanto en el campo tcnico como administrati-

vo que han incidido en el desarrollo de los programas de trabajo.



Tomando en cuenta lo anterior, se hace indispensable institu-

cionalizar anualmente una evaluacin de la estructura y metodologias

empleadas por el ICTA en el campo tcnico y administrativo, as como

los mecanismos utilizados en la programacin.


1. OBJETIVOS


1.1 Generales

Analizar los principales logros obtenidos y problemas que

inciden en el desarrollo de los programas de trabajo del insti-

tuto en el campo tcnico y administrativo.


37











Proponer alternativas para solucionar los diferentes pro-

blemas analizados en la evaluacin y presentarlos a las auto-

ridades del ICTA, a fin de que stas tomen las decisiones pa-

ra su correccin o solucin.


1.2 Especficos

Revisar y evaluar la conceptualizacin y alcances de las

metodologas utilizadas en la generacin, prueba, validacin y

promocin de la tecnologa.

Evaluar los logros y determinar las necesidades de adies-

tramiento del personal del ICTA.

Analizar los mecanismos empleados en la formulacin de

las actividades a desarrollar por los programas y sus corres-

pondientes planes operativos, as como la respectiva asigna-

cin presupuestaria.

Establecer los problemas que se presentan en el sistema

administrativo actual, que incidan en el desarrollo de las ac-

tividades tcnicas y proponer posibles soluciones.

Analizar los objetivos, estrategias y mecanismos utiliza-

dos en la Disciplina de Produccin de Semillas.



2. METODOLOGIA

La metodologa para efectuar el Seminario de Evaluacin,

en forma general esta enmarcado en el siguiente procedimiento.


38











Los temas y subtemas a tratar en el Seminario sern los

siguientes:


2.1 Aspectos Tcnicos

a. Generacin de tecnologa

b. Prueba y validacin de tecnologa

c. Promocin y transferencia de tecnologa

d. Divulgacin tcnica


2.2 Disciplina de Produccin de Semillas


2.3 Adiestramiento de Personal Tcnico y Administrativo


2.4 Aspectos Administrativos

a. Prestaciones

b. Sistema de apoyo logstico


2.5 Aspectos de Programacin

a. Estudios bsicos para la expansin de las actividades del ICTA.

b. Estadsticas y registros de informacin (Centro de Documenta-

cin y archivos tcnicos regionales)..

c. Formulacin presupuestaria.


2.6 Elaboracin del Documento Base

Se integrar una comisin por tema. Cada comisin elaborar

un documento base con los lineamientos siguientes:


39











a. Descripcin en forma resumida de los antecedentes de cada

subtema.

b. El concepto tcnico o doctrinario.

c. Los logros y la problemtica.

d. Conclusiones y recomendaciones.

Estas comisiones estarn coordinadas por las personas si-

guientes:

Ing. Agr. G. Armando Fletes G. Aspectos de Programacin

Lic. Edgar A. Portillo R. Aspectos Administrativos

Ing. Agr. C. Orlando Arjona M. Aspectos Tcnicos

Ing. Agr. Julio Cesar Gonzlez del V. Produccin de Semillas

Ing. Agr. Jos Angel Dvila Adiestramiento de Pei

tcnico y administrativo


El coordinador de cada comisin queda facultado para selec-

cionar colaboradores. Sera responsable de la elaboracin del do-

comento base del tema asignado, el cual ser entregado a ms

tardar el dla 22 de diciembre de 1980 al Coordinador de la Comi-

sin Organizadora, Ing. Bruno Busto Brol, para su reproduccin.


3. REALIZACION DELSEMINARIO

3.1 De los Participantes

Participarn en el Seminario de Evaluacin:



40











Directores de Unidad (Administrativa y Financiera, Tcnica y de

Programacin)

Directores Regionales

Coordinadores de Programas y Disciplinas

Delegados Subregionales

Delegados Administrativos

Tcnicos de Programas y Disciplinas


3.2 De las Discusiones

Se organizar6n cinco mesas de discusin para analizar el docu-

mento base segn el programa, para generar a travs de su an-

lisis, conclusiones y recomendaciones.

Cada mesa estar integrada por un moderador y un relator, los

cuales sern designados dentro de los participantes de cada

mesa.


3.3 Reuniones Generales del Seminario


Una vez concluidas las discusiones en las mesas y por tema,

debern presentarse por parte de cada relator, las conclusiones

y recomendaciones en una reunin general de los participantes.








41











3.4 Elaboracin del Informe Final


Al concluir el Seminario se elaborar un informe final con

las conclusiones y recomendaciones generales del mismo, el cual

se presentar6 a las autoridades del ICTA. Su elaboracin esta-

r a cargo de la comisin organizadora, con la colaboracin de

los moderadores y relatores de cada mesa.






































42







PRESENTACION O PROLOGO




El presente documento constituye una constancia del desarrollo del
Primer Seminario de Evaluac:i.n del Instituto de Ciencia y Tecnolo-
ga Agrcolas, el cual se desarrollo del 26 al 30 de enero de 1981.
Dicho Seminario se realizo despus de mis de siete af;es de funda-
da la institucin, periodo durante el cual se han obtenido logros po-
sitivos, tales como:

El desarrollo del "Sistema Tecnolgico" diseade con el objeto de ge-
nerar y validar tecnolog.a para pequeos y medianos agriccultores; es-
te sistema ha demostrado la viabilidad de una instituci'n nacional que
en la ejecucin de sus programas utiliza el mtcrd c:.ent:fico corno un
instrumento eficaz de la producci6n.


El sistema es simple, tfcil de comprender y permite seguir un orde-
namiento de los conccimientes propios y transferidds, para dar res-
puestas adecuadas de ftcil aceptacin por los agricultores. En el
mismo, participan cientificos, tci.cos y agricultores, y se :nsiru-
-mentaliza en los Centros de Produc;cc.n del ICTA y en las fincas de
agricultores, donde se llevan a cabo Ensayos de Finca y Parcelas de
Prueba que se establecen en las zonas de influencia del ICTA, con la
participaci6n de los mismos agricultores; proporciona infcrmacin
valiosa que permite evaluar el uso y aceptabilidad de la tecncloga
que conlleva no solo el aumento de la prcducci!n y de la productividad
involucrando en esta ltima~ datos del rendimiento, uso de mano de
obra, utilizacin de insumos, cap:tal, etc., sino que tambien retroali
mentanio el sistema para llegar a obtener un producto de mas acepta-
ci6n para los agr:icultores.










43







Si se aplica adecuadamente, permite un flujo cronstante de informa-
ci6n en cualesquiera de sus fases, ya que-en vierdad el sistema cons-
tBtuye un conjunto orgSnic inte:relac:onado, siendo lo ms importan-
te la participaci6n, evaluaci'n y acepi:aci6n de sus resulitados.

Se presentan a continuacitn, unos pocos ejemplcs que iustran la
funcionalidad del sistemaz

En 1976, el Equipo de Prueba de Tecrologa del ICTA, con sede en
el Parcelamientc Ls. Mquina, Reg-l6n IV, ir:luy5 en sus Parcelas de
Prueba, la variedad ICTA B-l, desarrollada per el Programa de Maz.

En ensayos previos realizados en el Centro de Producci&n de Cuyuta
y en Ensayos de Finca, la variedad destac6 por caracterstics agro-
n6micas y buen rendimiento, excepto pcer un pequeo porcentaje (5-10
%) de mazorcas que tenfan la punta descubierta.

En opini6n de los tcnicos del ICTA, este pequeo defecto no serla
6bice para su aceptacdcin. Los agriculiters que partic:iparon en las
Parcelas de Prueba, sinembargo, pensaron difer ehite y considera-
ron que la cobertura incomplete. de la mazorca, s1 era un defecto se-
rio que deba ser corregida. Esta informaoitn fue pasada al progra-
ma de maz. El defecto fue corregido genticamente, y ahora los
agricultores tienen una nueva versi,n del ICTA'B-1I, con buena co-
bertura protege a la mazorca de pudric:ones en el campo por las
intensas lluvias.

CICA 4, fue una de las primeras variedades de arroz desarrolladas
por el ICTA. Su alto rendimiento a nivel experimental fue corrobo-
rado en Ensayes de Finca y validado por los agricultores en las Par-
celas de Prueba, AdemIa. la variedad exhibla un porte bajo de plan-
ta, resistencia a las enfermedades y permitfa fertilizac:i6n intensiva,
sin correr el riesgo de acame. Todo parecta augurar un excelente






44







futuro para CICA 4 y la variedad fue i.cr ement.ada y distribuida a
los agricultores.


Sin embargo, los molineros opinaron diferente y castigaron el pre-
cio, alegando que el grano era quebradizo y que el porcentaje de
arroz de pri.mera que se obUenia en el molino, era bajo por esa cau-
sa. La variedad fue descartada y TIKAL 2, reemplaz6 a CICA 4
en el termino de un ao.


Los ejemplos citados i.ustran la func'.onalidad del sistema, pues
permite deterrminar en cualquier momento ia etapa en que se encuen-
tra el proceso investigativo y hacer los ajustes que sean necesarios
y orientar en mejor forma los trGabajos de investigaci6no


Sin embargo, como es natural, en una instituoin como el ICTA,
que fuera creado como una necesidad de reorientar la generacin y
promoein del uso de la ciencia y la tecnologIa en el Sector Publi-
co AgrIcola, bajo nuevos esquemas metodolgicos, ha alcanzado un
grado de desarrollo tal, tanto tecnico como admninistraivo, que re-
quiere de un analisis juicioso, para evaluar los aspectos positivos
logrados, ass como los problemas que-se presenten y que inciden
en la ejecuci6n de sus programas de trabajo.


Las autoridades del ICTA, tomando en consideracin la necesidad
de dicho anlisis, apeyaron decididamente la realizacin del even-
to, que permiti. la part:icipacin activa de un buen nGmero de perso-
nal del Instituto, tanto tcnico como administratkivo lo cual hace que
los resultados obtenidos sean mas valederos y positivos.













45































DOCUMENTOS


BASE


























46






























UBNJllIWDIA "WE NUCA
































47









INTRODUCCION



El Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas, ICTA, fue inaugurado el
10 de mayo de 1973, como una Organizaci6n descentralizada y autnoma,
cuya principal responsabilidad era la de conducir trabajos de investiga-
ci6n relacionados con la producci6n de granos bsicos, producci6n de ma-
teriales genticamente mejorados y determinar nuevos m'todos tecnolbgi-
cos que contribuyeran al aumento de la productividad, as como a promo-
ver la aplicacion de estas tecnologas a nivel del agricultor.


Siendo el ICTA, en su concepcion una institucin de carcter esencialmen-
te dinmico, la responsabilidad de la generaci6n, prueba y validaci6n de
la tecnologa agrcola recaera en la Unidad Tcnica y en sus equipos de
producci6n que respaldadas por las unidades tcnico-administrativas, ga-
rantizaran la flexibilidad y eficiencia de sus operaciones.


Al filo de los 8 aos de su creaci6n, surge dentro del mbito institucio-
nal la imperiosa necesidad de conocer la fidelidad con que ha sido lleva-
da la filosofa de su creaci6n y los prop6sitos de su trabajo. Su evalua-
ci6n promete dar indicativos fieles de la orientacin real de la actividad
desarrollada en este tiempo y a nosotros, el de tomar en el camino, un
nuevo aliento para continuar dando al ICTA el distintivo liderazgo que
dentro de las instituciones de su tipo, corresponde a nivelinternacional.



ANTECEDENTES

Guatemala es un pas con una poblaci6n de 6.5 millones de habitantes,
en un area de 108,000 kilmetros cuadrados localizados dentro de la fa-
ja tropical. Su relieve es montaoso y slo alrededor del 33% de su ex-
tensi6n puede ser dedicada a la agricultura.




48











La tenencia y distribuci6n de la tierra es similar a la de muchos pases
en desarrollo; 12% de las fincas tienen el 82% de la tierra que se dedi-
can a la producci6n de artculos de exportaci6n: cafe, algod6n, caa de
azcar, ganado,que constituyen una fuente muy importante de divisas,
mientras que el 87 % de las fincas con extensiones no mayores de dos
manzanas, se dedican a la producci6n de granos bsicos. Este Gltimo
sector que comprende alrededor de 500,000 familias, practican una agri-
cultura de subsistencia, la gran mayora no son usuarios de cr'dito y tie-
nen un bajo nivel de tecnologa.


Si bien es cierto que la necesidad de investigar se hizo evidente hace al-
gn tiempo, lo es tambin que mucho antes, se dieron una serie de suce-
sos que marcaron los senderos por lo que posteriormente fueron enmar-
cados los conceptos maduros de un verdadero proceso de investigaci6n
agrcola, as, la primera instituci6n que realiz6 estudios agrcolas en
Guatemala, fue el Instituto Qumico Agrcola, fundado en 1931, y quien
realizo varios estudios mineralgicos en diversas partes del pas. Pos-
teriormente en 1940, se fund el Instituto Agropecuario Nacional, con
una mejor orientaci6n y que inicio sus actividades en hule, caa de az-
car, citronela, piretro, pastos y forrajes, frutales y deciduos de la zo-
na fra. Posteriormente, se iniciaron trabajos para mejorar sorgo, fri-
jol, arroz y algn trabajo de mejoramiento zootcnico en ganado mayor y
porcino. En 1946 el IAN inici6 sus trabajos en trigo, recibiendo de la
Direccibn General de Agricultura, la Estaeibn Experimental Gregorio
Mndel (Labor Ovalle); que venia trabajando~en la evaluaci6n de trigos
argentinos y europeos. En los aos 1946-47, el IAN evalu6 12 varieda-
des mejoradas de trigo procedentes de la Oficina de Estudios Especiales,
SAG, y Fundacin Rockefeller de Mxico; de este grupo de variedades
se distingui6 la variedad Supremo RF 211. ;Anteriormente, los agricul-
tores sembraban solamente variedades Icrillas, o.con rendimientos osci-
lantes entre los 8 a 15 quintales por manzana (como minimo).


Los trabajos en maz se iniciaron cuando la Universidad del Estado de
Iowa, el Centro de Investigaciones Tropicales con sede en la Antigua,


49









Guatemala, que dio lugar a la creaci6n de dos variedades, TGY y 142-48,
ambas de amplia aceptaci6n. B'sicamente, este centro trabajaba en la
bsqueda de materiales resistentes a varios patgenos importantes en los
Estados Unidos.


En 1954, al formar parte Guatemala del Proyecto Cooperativo Centroa-
mericano para el Mejoramiento de Cultivos Alimenticios, PCCMCA, se
tuvo acceso a los materiales derivados de la raza Tuxpeo, Rocamex,
V520C, H-501 y H-503 desarrollados por la Oficina de Estudios Especia-
les, SAG; Fundaci6n Rockefeller.


Los trabajos sobre frijol fueron iniciados en la Secci6n de Cosechas B-
sicas del IAN, habindose desarrollado las variedades IAN-5091, Com-
puesto Chimalteco 2 y Compuesto Chimalteco 3. Tambin se llevaron a
cabo estudios agronmicos de diversa ndole.


Prcticamente el mismo tipo de trabajos se llevo a cabo en arroz, con-
centrndose en el rea de Tiquisate, Izabal, y las importantes regiones
arroceras de la costa Sur. Se desarrollaron variedades como Blue bon-
net-50, Star bonnet, Dawn, etc, con resistencia a Pvricularia sp.


Las investigaciones sobre sorgo se concentraron en pruebas de rendi-
miento de introducciones con acceso a la colecci6n mundial con que con-
taba el SAG de Mxico, experimentos sobre fertilizacin, control de
plagas, practicas agron6micas y tambin para establecer alternativas
ptimas de producci6n. La mayora de estas introducciones si bien se
adaptaron a la produccin comercial en la costa Sur, no tuvieron acep-
taci6n en el suroriente, con excepcin de la variedad Guatecau, con ren-
dimientos de 1,300 kg/ha.


A juzgar por los resultados obtenidos, el esfuerzo de las actividades de
investigacin, puede juzgarse relativamente satisfactorios. Sin embar-
go, existieron un sinnimero de circunstancias que impidieron que los re-
sultados obtenidos a nivel experimental se proyectaran mas significativa-
mente a nivel nacional. En primer lugar, se ejecutaron muy pocos ex-
perimentos, por lo cual, no se tuvo si no un indicativo muy general de
50


Q











la relaci6n entre un factor especlfico y los rendimientos, debido a que
las condiciones ecolgicas existentes en Guatemala y el manejo de los
ensayos, no permitieron correlacionar resultados obtenidos en los Cen-
tros Experimentales y las parcelas del agricultor.


Por lo tanto se puede decir que la informaci&n existente era de carcter
muy limitado y se necesitaba saber mucho m&s acerca de los factores de
riesgo asociadas por el agricultor en relacin con la adopci6n de una nue-
va tecnologa.


Una segunda lim:it:ac-in la constitula el hecho que, de acuerdo con la in-
formaci6n existente en esa poca, los efectos de las: variedades: rtejora-
das y de practicas agron6micas, bajo diferentes condiciones atmosfri-
cas, no hablan sido analizadas en forma global, lo que nos lleva atconsi-
derar las implicaciones econ6micas asociadas con la adopci6n de nuevas
tecnologas, y a las cuales, no se les haba prestado mayor atencibf,.
La mayor parte de las alternativas que fueron diseadas en esa poca pa-
ra las diferentes reas de trabajo, tomaban en cuenta estrictamente las
ventajas tcnicas. Es decir, aquellas conducentes, a la obtenci6n del 6p-
timo rendimiento te6rico, atn cuando este optimum, en trminos de in-
greso neto para el agricultor, podra corresponder a un nivel inferior de
insumos, siendo de importancia el hecho de que las recomendaciones que
debieran darse al agricultor estuvieran referidas a los m'todos para ob-
tener un mayor ingreso neto, mas bien que a obtener el m'ximo de pro-
ductividad por 'rea.


El Plan Nacional de Desarrollo requera que los servicios de investiga-
ci6n coadyuvaran en la obtenci6n de las metas de produccin estableci-
das y esto no era posible hacerlo, simplemente asignando mas recursos
a las instituciones existentes. Se requer.a algo mas; era necesario re-
definir la filosofa, los conceptos bsicos y la organizaci6n existente pa-
ra que pudieran utilizar los nuevos recursos, que a su vez pudieran ser
canalizadas a los sectores de producci6n en forma de alternativas de pro-
ducci6n, libres de riesgo para los agricultores y de bajo costo.


51










Fue en 1970 que el gobierno de la Repblica de Guatemala, puso en mar-
cha el Plan Nacional de Desarrollo Rural, que constituy una moviliza-
ci6n masiva de recursos humanos, financieros y tecnicos, con,el.objeto
de provocar cambios substanciales en el bienestar de los habitaptes del
'rea rural, especialmente en las reas de Salud, Educaci6n y Agricultu-
ra.


Para este fin fue necesario transformar la arcaica organizacin del Mi-
nisterio de Agricultura, institucionalizando el Sector PGblico Agrcola,
con el objetivo de aumentar sostenidamente la producci6n agrfcola, por
medio de un programa integral de asistencia tcnica, crdito y comer-
cializacin dirigido a pequeos y medianos agricultores.


El 'enfasis que.ileAPlan Nacional de Desarrollo le dio al sector agrcola, se
debi6 al hechpds!eque al hacer el anlisis del crecimiento histrico, se lle-
g' a la conclusi de que ste haba sido insuficiente para responder a la
creciente demanda de una poblaci6n en franco periodo de crecimiento.


En efecto, durante 1969, el valor de la produccin global de 416,000 agri-
cultores que se dedicaron a maz, frijol, arroz y trigo, se estim6 en 65
millones de quetzales, o sea una producci6n per capita de Q.150.00,
mientras que: durante el mismo ao, el-valor global de la producei6n de
10,000 agricultores dedicados a banano, caf', algod6n y citronela fue
-_de 155 millones de quetzales, o sea una produccin per capita de 15,500
quetzales.,




RENDIMIENTOS UNITARIOS DE GRANOS BASICOS 1960-1969
kg/ha


Maz 1,038
Frijol 674
Arroz 1,682
Trigo 1,040
Maicillo 650


52











Con estos resultados era evidente la necesidad de reorientar la investiga-
ci6n agrcola con el objeto de establecer las bases tecnolgicas para in-
crementar la productividad y mejorar la producci6n,,







1. GENERACION DE TECNOLOGIA


La generacin de tecnologa hecha por ICTA se inici6 en Guatemala en el
ao 1973. Previamente dentro de la estructura administrativa de DIGESA,
exista la Direcci6n de Investigaci6n Agrcola, con los departamentos de
Granos Bsicos que inclua los Programas de Investigaci6n en Maz, Sor-
go, Arroz y Trigo, el departamento de Cultivos Diversificados con los
Programas de Hortalizas y Frutales, el Departamento de Zootecnia que
inclua los Proyectos de Investigaci6n en pastos y forrajes y en nutricin
de bovinos, el departamento de Suelos llevaba a cabo el anlisis de mues-
tras para recomendaciones de fertilizantes y la ejecucin de ensayos sobre
el uso de insumos, y el departamento de Parasitologa Vegetal, que reali-
zaba investigaciones en Fitopatologa, Entomologia y control de Malezas,
as como servicio de diagn6stico al pGblico. La metodologa utilizada en-
tonces era la tradicional, incluyndose la introduccin, hibridaci6n y se-
lecci6n, para resistencia a enfermedades, adaptaci6n y rendimiento.' Los
Programas de Cultivos tambi'n realizaban investigaci6n sobre Agronoma.

Toda esta investigacibn era realizada predominantemente dentro de las
Estaciones Experimentales, aunque algunos Programas realizaban prue-
bas en terrenos arrendados o de agricultores colaboradores, por carecer
de Estaciones Experimentales localizadas en las areas de produccibn.








53










1.1 Metodologa de la Generaci6n--


1.1.1 Metodologa de Generaci6n pre-ICTA



La metodologa utilizada para la generacin de tecnologa, en la ma-
yoria de los casos, segua el metodo cientfico y no era diferente de
la actualmente usada. Sin embargo, la proyeccin del trabajo de in-
vestigaci6n, no concordaba exactamente con los objetivos formulados.
Por un lado, la seleccin de objetivos y la identificaci6n de priorida-
des resultaba condicionada, por la experiencia, la creatividad o la
imaginaci6n del investigador. Esta situaci6n derivaba en la formu-
laci6n de Proyectos hasta cierto punto improvisados, cuya ejecuci6n
permaneca casi siempre en su fase inicial debido a frecuentes cam-
bios en el personal a cargo de ellos. La coordinaci6n entre los pro-
yectos de investigaci6n llevados a cabo por los Programas de culti-
vos y las Disciplinas de apoyo (Parasitologa y Suelos), era con fre-
cuencia insatisfactoria. Esto se deba a que los Planes Operativos
eran formulados independientemente, siendo muy influenciados por4
la orientaci6n profesional de cada investigador, y no necesariagen-
te por una adecuada priorizaci6n de problemas.


El esquema organizativo de la investigaci6n no favoreca la r etroa-
limentaci6n de informaci6n para estimular, en el investigaddr, su
preocupacin por la aplicaci6n y aceptabilidad de las innovaciones
tecnol6gicas generadas.


Numerosos ensayos se conducan en condiciones de invernadero o
laboratorio, permitiendo la frecuente permanencia en las oficinas
centrales de una alta proporcin de personal tcnico, atn en casos,
de experimentacin en el campo, la selecci6n de sitios experimen-
tales, era con frecuencia sesgada por conveniencias personales.
En adici6n, la investigaci6n se vea entorpecida por una pobre des-



54











centralizacibn de los servicios administrativos, lo que produca en esta
situaci6n tramites lentos y largos.



1.1.2 Metodologa de Generaci6n-ICTA


En ICTA, la generacin de tecnologa forma parte de un sistema que
a travs de su evaluacin ha venido a ser "el Sistema de Investiga-
ci6n integral en fincas", que sigue basado en el mtodo cientfico.
La generaci6n es realizada por grupos disciplinarios de cientficos,
agrupados en Programas de cultivos y Disciplinas de apoyo, que
conjuntamente constituyen la Unidad Tcnica de Producci6n.


Una diferencia significativa en el sistema operacional de ICTA lo
constituye la descentralizacion del personal tcnico en reas de tra-
bajo conocidas como regiones y subregiones. Dicho cambio incluye
cierto grado de descentralizaci6n en los servicios administrativos
y logsticos, lo cual da mayor fluidez a los tramites burocr'ticos.


La generaci6n de tecnologia por los Programas se realiza preferen-
temente en regiones en donde cada cultivo muestra la mayor impor-
tancia y en zonas con condiciones apropiadas para estudios espec-
ficos. En cada regin los tcnicos de cada Programa y/o Discipli-
na forman parte del grupo multidisciplinario regional que en su con-
junto constituye un equipo de investigaci6n integral en finca para esa
regibn. Sin embargo, los Programas de generaci6n tienen un man-
dato de 'mbito nacional y requieren una coordinacin a nivel nacio-
nal, la cual se consigue a travs de un grupo de personas capacita-

Sdas-para planificar, dirigir, y ejecutar la investigaci6n en un cultivo,
grupo de cultivos o Disciplina. Este grupo de coordinaci'n trabaja
en estrecho contacto con el Director T'cnico de la instituci6n y con
los equipos multidisciplinarios regionales.




55









Inicialmente, los Programas de cultivos so proyectaron con un es-
quema multidisciplinario integrado. La mayora de los programas
y disciplinas se crearon en IOTA antes de que la metodologa actual-
mente utilizada estuviese bien desarrollada. Algunos de dichos pro-
gramas y disciplinas estaban considerados como metas en el Plan
Nacional de Desarrollo, 1971-1975. Por ello, los objetivos inicia-
les de los programas de cultivos y de algunas disciplinas fueron for-
mulados sin contar con un sondeo. Sin embargo, la falta do sondeo
fue subsanada con la experiencia personal y la documentaci6n exis-
tente en esa 6poca.

La generaci6n de tocnologa se inicia con la identificaci6n do objeti-
vos. Una vez que el sondeo ha determinado la necesidad de incluir
un cultivo en los sistemas de producci6n do un krea, con indicacio-
nes tales como tipo de- grano, tipo de crecimiento, o preferencia de
consumo, los equipos de Prueba de Tecnologa realizan ensayos do
tipo exploratorio que finalmente define las prioridades de genera-
ci6n con relacien a un trea determinada. La generacibn do teonolo-
gSa se realiza en localidades con recursosa logaiticos y condieiones
ambientales adecuados a los objetivosf esogidos. Esto significa que
con frecuencia so genera tecnologia en localidades en donde el culti-
vo on cuoesti6n, no es especialmente importante. La goneraci6n no
necesariamente so limita a resolver los problemas de la regi6n on
donde se realiza, sino que n feuen funcia tiene un mbito multire-
gional o aGn nacional. En casos especiales puede tener aGn una re-
levancia internacional.

Una vez conocidos los problemas de todas las regiones, es necosa-
rio determinar aquellas que son prioritarios, ya que os frecuente
detectar mis problemas que los que es posible atender con los re-
oursos disponibles.





g; eo *; :.*! '











Casi siempre los problemas tienen mas de una solucibn, por ello se
trata de generar una tecnologa a corto plazo y simultneamente una
tecnologa a mas largo plazo, que generalmente es mas estable y por
lo tanto resulta ser mas rentable.


La metodologa de acci6n para la generaci'n, esta apoyada en bases
cientficas y esta es desarrollada conjuntamente por el Coordinador
-del Programa, los tcnicos en cada regi6n, y los Asesores tcnicos,
cuando los programas cuentan con el apoyo de entidades internacio-
nales.


Es necesario hacer notar que en un sentido estricto, los tcnicos de
Prueba y Validaciin de Tecnologa, incluso los agricultores, son
parte del mecanismo de generacin de tecnologa que realiza el Ins-
tituto.




2. PRUEBA Y VALIDACION DE TECNOLOGIA


Antes de la creaci6n del ICTA, el sistema de investigacin no involucra-
ba equipos especfficos para probar la tecnologa creada en las estaciones
experimentales a nivel--de finca de los agricultores, ni tampoco se daba
una participacin activa al propio agricultor en la validacin de dicha tec-
nologa, esta situacin en parte era debido al-antiguo pensamiento de los
investigadores., .que la tecnologa generada en los centros de produccin
poda ser fcilmente extrapolable a- cualquier condici6n de un Irea dada;
pues en general, se pensaba en una agricultura sin limitaciones de recur-
sos y por otra parte a que las actividades en la mayora de los casos'es-
taban centralizados en la ciudad capital, desconocindose grandemente
las condiciones agro socioecon6micas del pequeo y mediano agricultor.






57










Inicialmente los equipos de Prueba de Tecnologa fueron llamados Equi-
pos de Producci6n, que trabajaron bsicamente en ensayos de fertiliza-
ci6n y otras practicas agron6micas, especialmente para determinar ni-
veles crticos de los principales nutrientes de los cultivos bsicos y al-
gunas hortalizas, y posteriormente, se conformaron en m6dulos de cin-
co tcnicos por subregion, responsabilizndose entonces de probar a ni-
vel de finca los nuevos genotipos que los diferentes Programas iban pro-
duciendo, ast como someterlos a evaluaci6n de distintas practicas agro-
n6micas, bajo diferentes condiciones de suelo, clima y manejo, a fin de
obtener finalmente recomendaciones 6ptimas econ6micas para diferentes
condiciones agro socioeconmicas.



2.2 Prueba de Tecnologa


Este es-un proceso en-el cual la tecnologa bsica, generada en los
SCentros Experimentales, -sufre una serie de modificaciones, antes
de pasar a la etapa final (validacin). En el mismo se presentan
dos fases, una a la que se le puede llamar "Evaluaci6n Agron6mi-
cait y la otra de "Evaluaci6n Agroecon6mica"



2.2.1 Evaluaci6n Agron6mica


Esta primera fase no se diferencia mucho de-la generacibn de tec-
nologa bsica. Es casi lo mismo, solamente que llevada a cabo
en terrenos de agricultores, los cuales han sido seleccionados pre-
viamente de tal forma, de que con ellos se investiguen todas las
condiciones de clima, suelo y manejo que se presenten en la regibn.
Aqu se comenzaran a evaluar materiales genticos promisorios,
densidades de siembra, as como niveles de fertilizacion que hayan
dado buen resultado en la Estacin Experimental; todo esto por me-
dio de ensayos de finca en los cuales pueden emplearse diseos que
prueben una sola variable a la vez o bien se utilicen matrices facto-
riales.

58











Esta fase puede durar algunos aos, ya que debe hacerse un mues-
treo adecuado de las variaciones clim'ticas; una variedad o un nivel
de fertilizaci6n pueden tener mucho xito con determinada precipita-
cin pluvial y ser un fracaso al variar esta, y la tecnologa que se es-
t& desarrollando debe tener un comportamiento estable, no importando
las variaciones climaticas.


Los datos obtenidos en estos ensayos de finca, permiten delimitar
zonas en las cuales los factores clima, suelo y manejo, son mas o
menos similares y en donde la tecnologa al desarrollarse adquiri-
ra caractersticas propias.


Durante esta fase, se produce un proceso de retroalimentacibn de
los tcnicos de campo y de los agricultores hacia los tcnicos que
estn generando tecnologa en los Centros, lo cual permite a estos
Gltimos, orientar mejor sus investigaciones. Este proceso de re-
troalimentaci6n, se mantiene en la siguiente etapa.



2.2.2 Evaluacin Agro econmica


Durante el proceso previo, se han desarrollado un conjunto de t'c-
nicas que producen resultados estables y efectivos en la regi6n,
pero no se debe olvidar que el agricultor a travs de generaciones
ha llegado a crear una tecnologa apropiada para su medio; adems
debe tomarse en cuenta que en la mayoria de los casos, el agricul-
tor es reacio.a los cambios, y es natural que se resista a cambiar
totalmente su tecnologa, por lo que se debe contar con alternativas
que ofrecerle. En la siguiente fase se hace un estudio de cul o
,cuales de las pr'cticas que forman la nueva tecnologa, produce in-
crementos-significativos al ser introducida en la tradicional; de tal
manera que el agricultor vaya cambiando gradualmente.





59









Para obtener esta informacin, se utiliza un ensayo de finca el cual
ha recibido el nombre de "IFactores de la Produccin" o "Practicas
de la Producci6n", el cual no es m&s que una mezcla de ensayo de
finca y de parcela de prueba. En el mismo, a la tecnologa local se
le van introduciendo factores de la nueva tecnologa, por ejemplo:
tecnologa local con variedad mejorada, o tecnologa local con va-
riedad mejorada y ni-ees de fertilizaci6n, etc. El rea destinada
a cada tratamiento deber' ser lo suficientemente grande como para
permitir que en cada uno de ellos se lleven costos de producci6n.
En estos ensayos se da mayor nfasis al anlisis econ'mico. Con
los resultados obtnidos se puede pasar a la etapa de validaci6n.



2.3 Validacin dee Tecnologa

En la etapa previa, aunque el agricultor ha tomado parte activa en
el proceso, han sido los tcnicos los que han tenido toda la respon-
sabilidad. En el proceso de validacin los papeles cambian y es el
agricultor el encargado de manejar la nueva tecnologia, contando
siempre con la asesora de los tcnicos. Realmente es la!prueba
de fuego, pues en ella se comprobara si el conjunto de pr'aticas de-
sarrolladas, rinde buenos resultados cuando es manejado por los
agricultores.

De acuerdo a la idiosincracia de los habitantes de la regi6n, debe
decidirse como se har'n las Parcelas de Prueba, si los agriculto-
res son progresistas y dispuestos al cambio, puede optarse por im-
pulsar la tecnologa en su totalidad; pero si no es as, deber&n pro-
ducirse los cambios gradualmente, introduciendo un solo factor a
la vez (esto de acuerdo con los resultados obtenidos en los ensayos
de factores de la producci6n).

Al principio el terreno destinado a la Parcela de Prueba se divida
en dos, sembrando una: parte con la nueva tecnologa y la otra con


60











la tradicional. Con esto, muchas veces se despertaba el espritu
competitivo del agricultor, el cual trataba de derrotar a la nueva
tecnologa a como diera lugar, recurriendo para ello, a aplicacio-
nes extras de fertilizante, que en algunos casos han llegado a ser
tres o cuatro veces mas de lo que realmente aplica, por lo que no
se lograba hacer una buena evaiuaci6n. Este contratiempo se ha
evitado al hacer que el agricultor siembre toda la parcela con la nue-
va tecnologa y al hacer la evaluaci6n final, se cosecha un rea simi-
lar dentro de la plantaci6n comercial del agricultor.


Si al hacer el anlisis econmico la nueva tecnologla manejada por
el agricultor produce mejores resultados que la tradicional, y es
del agrado del agricultor, entonces la misma esta lista para ser
transferida en gran escala por la instituci6n correspondiente.




3. PROMOCION Y TRANSFERENCIA DE TECNOLOGIA


En Guatemala existen alrededor de 500,000 unidades familiares, distri-
buidas en 327 -municipios, algunos de ellos pr'cticamente incomunicados.
Los agricultores son de bajo nivel de escolaridad y hablan diferente, len-
guaje; aparte de los regionalismos del Espaol, hay alrededor de 26 dia-
lectos de la lengua Maya y Cakchiquel. Hay tambi'en limitaci6n de recur-
sos, tanto de tierra y capital, como de mano de obra. Muchos de los pe-
queos agricultores poseen extensiones de -tierra menores de media hc-
tarea, y aunque hagan uso intensivo de los recursos a su disposicin, di-
fcilmente llegara.n a ser sujetos de- crdito o de asistencia tcnica. A lo
anterior falta agregar la gran variacibn existente en cuanto a tipos de
suelo, clima topografa, etc, que plantean al investigador y al extensio-
nista, un reto que merece muchisima atenci6n.






61










En la solucibn del problema, el gobierno deber' actuar en varios sectores.
En el ramo del agro, el Plan Nacional de Desarrollo Agrfcola 1970/75 -
1975/79, define acciones concretas a ejecutar por las instituciones del Sec-
tor Publico Agrcola. Se da como objetivo fundamental "consolidar la
producci6n de granos bsicos en breas con condiciones propicias para su
desarrollo a base de una creciente tecnificacion, hasta alcanzar coeficien-
tes de rendimientos, y costos unitarios comparables con pases producto-
res eficientes".


Diversas instituciones del Sector deber.n integrar esfuerzos para lograr
el objetivo descrito. Aqu se har referencia a IOTA y DIGESA, institu-
ciones que tienen como objetivo inherentes, generar y transferir tecnolo-
ga agricola, respectivamente. Ambas instituciones cuyos intereses y ac-
ciones se orienta a beneficiar al agricultor, debern integrar esfuerzos
a aportar recursos para complementar el proceso de generaci6n de tecno-

logfa del ICTA con el servicio de divulgaci6n de DIGESA.


El papel fundamental del ICTA es generar,e i.dentificar alternativas de
producci6n ms eficientes que -las conocidas y :y;sadas ponrlos agriculto-
res.


El ICTA ha venido desarrollando una mnetodalogia:integrada y multidisci-
plinaria, dentro de un formato bsico, flexible y sujeto a modificaciones
segGn lo demanden las circunstancias, como mecanismos panagenerar,
probar y validar la tecnologa apropiada para los agricultores; antes de
recomendarla. Dentro de su estrategia de acci6n se contemplan las ac-
tividades siguientes:


1. Identificar los problemas a nivel.de agricultor y establecer priori-
dades.

2. Realizar investigaciones en las condiciones relativamente favora-
bles dentro de los Centros de Producci6n.


62












3. Establecer Ensayos de Finca con algunas nuevas practicas y varie-
dades prometedoras, con el objeto de probar sus bondades a una es-
cala mas amplia a nivel de agricultor.
4. Establecer Parcelas de Prueba para que el agricultor evale las nue-
vas practicas o variedades que dieron buenos resultados en los ensa-
yos de finca.
5. Promover el uso de la nueva tecnologa aprobada. ICTA debe trans-
ferir esa nueva tecnologa a DIGESA para que llegu rpido y en am-
plia escala a los agricultores.


ICTA ya dispone de alternativas agrfcolas validadas bajo las condiciones
ecolgicas y sociales de las diferentes regiones en donde trabaj6, especial-
mente en lo referente a variedades de alto rendimiento, densidades de siem-
bra y fertilizaci&n.


El papel de DIGESA es transferir las alternativas de producci6n generadas
en ICTA por medio de sus servicios de asistencia tecnica, en forma masi-
va a los agricultores. Como mecanismo de asistencia tcnica DIGESA de-
sarrolla un "programa de producci&n en funci6n de la educacin de los agri-
cultores", con el cual se da transferencia de tecnologa a los agricultores.
El programa esta dividido en seis fases:


1. Motivaci6n Capacitaci6n de nios y j6venes.
2. Formaci6n Capacitacin de agricultores adultos
y sus esposas.
3. Promoci6n Asistencia tcnica y crediticia direc-
ta.
4. Seguimiento Mantenimiento sostenido y prolonga-
do de la promocin.
5. Apoyo En actividades de la producci6n.
6. Control De la producci6n.





63










Los indices obtenidos por DIGESA han sido relativamente altos en cuan-
to a asistencia tcnica, medida en trminos de hectreas y numero de
agricultores atendidos, as en 1975, excepto en trigo que se cumplieron
metas en un 69 porciento, el resto de granos sobrepasa el 100 porciento,
dando una relacin media de rendimiento de 134 porciento.


En resumen puede observarse que para cumplir con los procesos de in-
vestigaci6n y transferencia, ambas instituciones han desarrollado meto-
dologas de acci6n apegadas a las circunstancias que demanda la situa-
ci6n agrcola del pas.


Sin embargo, parece que los agricultores estn poco beneficiados con
los resultados que las dos instituciones han obtenido hasta la fecha. Una
de las razones de esa ineficiencia instituioinal puede ser cierta separa-
cin y alejamiento entre los procesos de investigacin y transferencia.


Los tcnicos de DIGESA no conocen o desconfan de las alternativas tec-
nolgicas identificadas por ICTA.


ICTA por su parte difunde la tecnologa que produce en las formas si-
guientes:


1. Automaticamente al hacer la investigaci6n, los agricultores han
adoptado algunas practicas, por ejemplo, Diaz Carrera* en mayo
de 1980 entrevist a 96 agricultores en dos aldeas de Asunci6n Mi-
ta, Jutiapa, que cultivan 250 manzanas con sorgo y comprob6 que
86 agricultores adoptaron una variedad de ICTA en todo su terreno
y 3 sembrando semillas de ICTA y criollo. Es decir, que hay un
porcentaje de adopci6n de 93. En esas aldeas, ICTA trabaja desde
1974 con sorgos precoces como GUATECAU.


: Participante V Curso de Adiestramiento en Produccin Agrcola.
ICTA, 1980.


64











Ortiz* inform que en el valle de El Tempisque, Agua Blanca, Ju-
tiapa, se cultivaron alrededor de 600 hect'reas con arroz en explop
taciones que van de 2 a 10 hectreas.


Alli, en 1977 realiz6 registros de finca a 14 agricultores y observ6

que utilizaban la variedad LIRITA. En general no fertilizaban y ob-
tenan un rendimiento promedio de 12 quintales por manzana.


En 1978 se establecieron 3 parcelas de prueba de un cuarto de man-
zana, cada una con TIKAL 2 y fertilizaci6n nitrbgeno-fosforada, aten-
didas cada una por 4 agricultores, las cuales rindieron proporcional-
mente 80 quintales por manzana en granza.


En 1980, pr'cticamente toda el rea del valle citado se cultiva con
variedades de arroz que recomienda ICTA, especialmente TIKAL 2.


2. Otro mtodo de transferir tecnologa que hautilizado el ICTA es a
travs de comunicaci6n por medios masivos como folletos, das de
campo, artculos en peribdicos, etc. Se sabe que la comunicacion
por medios masivos es poco eficiente por cuanto que, aparte de ser
menos persuasivos que un mtodo directo, tiene limitaciones como
analfabetisto, carencia de radios, televisi6n, etc. Vale destacar
que ICTA quisiera llegar por sus propios medios a toda la cliente-
la, la informaci6n tecnolgica: tcnicos agrcolas, lderes de gru-
pos, agricultores, etc.


a. Se asegura su efectividad s6lo en las reas donde trabaja.
b. Los tcnicos investigadores no siempre son buenos comunica-
dores para transferir tecnologa, y
c. El ICTA slo tiene el objetivo de promover el uso de la ciencia
y la tecnologa agrcolas y por lo mismo no esta implementado
para transferirlas.



S Tcnico Equipo de Prueba de Tecnologa Regi6n VI, ICTA-Jutiapa.

65












Por lo anterior, es a travs de DIGESA que se debe transfericr tec-
nologra y lograr as un proceso agil, de amplio alcance y de mayor
eficiencia, ya que la transferencia de tecnologa al agri.cultor es uno
de sus objetivos y para eso est.' implementado tanto en metodologa
de acci6n, como en recursos, principalmente humano.


Ahora bien, el mecanismo de irahsferir la tecnolog9a de ICTA a
DIGESA, autn no esta definido formalmente o De hecho ha operado
la transferencia vIa folletos, dIas de campo y en espor'adicos casos
de tcnicos de ICTA directamente a tcnicos de DIGESAo Sin em-
bargo, siempre existen ciertas dificultades para que personas que
trabajan para dos insiituciones del mismo ramon, como este casc,
el agrcola, se relacionen bien. En el caso de tcnicos de ICTA y
DIGESA existe cierta rivalidad profesional. Por un lado tcnicos
de ICTA creen que poseen mas conocimientos teoricos y por su par-
te los de DIGESA estn seguros de que poseen mucha ms experien-
cia pr'ctica para ayudar a los agricultores.


El curso de enlace tecnolfgico institucional parece ser buen meca-
nismo, para que las alternativas tecnolgicas fluyan de ICTA a
DIGESA. El tecnico de DIGESA se involucra en el proceso de in-
vestigacin de ICTA iniciandose con los ensayos de finca para cono-
cer aspectos metodologicos de investigacin; hace enfasis en Par-
celas de Prueba en las que conoce las caracter.sticas de la nueva
tecnologa y al observar los resultados de estos, adquiere mayores
elementos de juicio que.-le permiten manejar las nuevas alternativas
tecnol&gicas con sus agricultores, en una forma ms sobria y segu-
ra. A la vez se convierte en elemento importante de retroalimenta-
cion -en cuanto a la detecein-de problemas a ni:vel de agricultor para
sugerir a los programas de investigaci6n bsica de ICTA.








66











3.1 Metodologa


a. Descripcin del Sistema


Para tratar de superar las deficiencias que se dan en la eje-
cuci6n de los sistemas actuales de generaci6n y transferencia
de tecnologa, ICTA y DIGESA han decidido desarrollar una
metodologa de acci6n tendiente a lograr la adecuada interac-
ci6n entre las actividades de ambas instituciones.


Bsicamente esta metodologa de acci6n comprende dos fases:


Curso de Adiestramientp y Enlace Tecnolbgico Institucional
ICTA-DIGESA a Promotores Agrcolas.


Seguimiento: Mantenimiento sostenido y prolongado del pro-
ceso de enlace.



a.1 Curso de Adiestramiento y Enlace Tecnol6gico Institucional
ICTA-DIGESA.


En esta primera fase, conviene hacer nfasis a la capacit'aci6n
de los Promotores Agricolas, principalmente en aspectos de
comunicaci6n social (oral y escrita) y en conocimientos sobre
metodologa de investigaci6n y logros del ICTA.


Para aprovechar mejor los recursos y evitar dualidad de es-
fuerzos, esta fase puede ejecutarse en forma simultanea y con-
junta con el Curso de Adiestramiento de ICTA. Sin embargo,
el contenido de ambos cursos y la distribuci6n del tiempo sera
diferente. El contenido del curso para DIGESA, enfocar as-
pectos relacionados directamente con la transferencia de tec-




67












nologa (procesos de investigacin, comunicacin social y
tecnologa de cultivos,) lo cual sera comfin tambin para
el de ICTA, pero en este Gltimb se incluir' ademas otros
temas como: estadstica, mecanizaci6n, economia, etc.


La distribuci6n del tiempo ser distinto en ambos cursos,
pues mientras que el de ICTA ser& de tiempo completo, en
el de DIGESA normalmente s6jo se utilizaran dos das a la
semana. Al finalizar el curso, los Promotores adiestrados
pasaran a la fase de seguimiento y se seleccionara nuevo
personal para iniciar otro curso.



b. Recursos


b.l Recursos Humanos


Adiestrandos DIGESA
Coordinadores ICTA-DIGESA
Consultores ICTA-DIGESA
Conferencistas ICTA-DIGESA
Servicio Secretara DIGESA-ICTA



b.1.1 Adiestrandos


Los adiestrandos sern seleccionados entre el personal de
extensi6n de DIGESA, en base a disponibilidad de recursos.
Entre sus obligaciones estn:


Cumplir con el trabajo de la institucin a que pertenecen
y que les sea asignado.





68











Asistir a todas las actividades que se programen dentro
del curso, en el lugar y hora sealadoso


Efectuar los trabajos asignados dentro del curso.


Otras que sean consideradas por los Coordinadores del
curso.



b.1.2 Coordinadores del Curso.


La coordinacin del curso deber' efectuarse en forma con-
junta por parte de ambas instituciones. Sern obligaciones
de los Coordinadores:


Organizar, de acuerdo con las necesidades y recursos,
el Curso de Adiestramiento.


Programar con anticipacin cada una de las actividades
a realizar, as como la distribuci6n y asignaci6n de ta-
reas especificas a los adiestrandos.


Dirigir todas las actividades programadas.


Orientar a los adiestrandos y consultores en sus tareas
y funciones, respectivamente.


Conocer ampliamente las filosofas y metodologas de ac-
cin de las instituciones involucradas.









69











b.1.3 Consultores


Por parte de ICTA, sern los encargados de Prueba de Tecr
nologsa y por DIGESA los Supervisores Subregioqales; en
ambos casos en aquellos municipios donde haya Promotpres
en Adiestramiento.


Los consultores tendrn como obligacin ante el curso:

Orientar a los adiestrandos en las actividades de campo y
de gabinete que estos tengan que ejecutar.


Planificar y supervisar el trabajo de campo.


Consultor DIGESA: Trabajo institucional
Consultor ICTA: Ensayos de finca, parcelas de
prueba y registros de finca.



b.1.4 Conferencistas

Los conferencistas sern personas bastante conocedoras
de la filosofa laboral de ICTA, DIGESA y otras institucio-
nes afines, as como especialistas en ciertos aspectos
agrcolas y sociales relacionados con tecnologa de culti-
vos.


b.1.5 Servicio de Secretaria


Los servicios de secretara sern proporcionados por
DIGESA y en caso de necesidad por ICTA.






70











c. Recursos Financieros


Todos los participantes en el curso (adiestrandos, consul-
tores, coordinadores, secretarias, etc), sern financiados
por la instituci6n a la cual pertenecen, sin modificar en na-
da los patrones o normas bajo las cuales se han venido desen-
volviendo hasta la fecha. En este rengl6n quedan incluidos
vehculos, gasolina, repuestos, viticos, sueldos, etc.


Los insumos agrcolas, fertilizantes, insecticidas, semi-
llas, etc, seran proporcionados por ICTA, en caso de ser
para ensayos de finca o parcelas de prueba. Si es para al-
guna actividad distinta, entonces sera DIGESA quien la pro-
porcionara.


El equipo agricola a utilizar sera el que tengan disponibles
ambas instituciones. Alimentos y bebidas (refrigerio en
reuniones), sern proporcionados por ambas instituciones.
Papel, mimeografo, tinta y otros itiles de oficina sern
proporcionados por DIGESA.



d. Area de Accin


Trabajo de Gabinete: Conferencias, monografas, avan-
ces, etc, se realizaran en las oficinas centrales donde
opere el curso de adiestramiento o bien en lugares que
presenten caractersticas apropiadas para actividades es-
pecficas.


Trabajo de Campo: Ensayos de finca, parcelas de prue-
ba, registros de finca, encuentros agrcolas, das de cam-
po, etc, cada adiestrando lo har& en el municipio en que
est cubriendo.


71











e. Duraci6n y Distribuci&n del Tiempo


El curso tendr' una duraci6n de 10 meses, con el prop6si-
to de que durante dicho tiempo pueda verse en forma com-
pleta todo el desarrollo de un cultivo, desde los posibles
arrendamientos, preparaci6n de suelo, etc, hasta la cose-
cha y comercializacin de los productos.

La distribuci6n del tiempo sera flexible y podra modificar-
se segGn las necesidades o problemas propios de ciertas epo-
cas; pero normalmente sera as:


Trabajo institucional y de campo: los das lunes, martes,
miercoles y sbado.

Trabajo de Gabinete: los das jueves y viernes.




3.2 Fase de Seguimiento


En el Plan Operativo del I-CAETI (2) puede leerse en lo que a se-
guimiento se refiere, lo siguiente:

"El personal que ya recibi6 el curso, no podra mantenerse en for-
ma permanente en adiestramiento, ni dejar de conocer cada ao
los logros que esta obteniendo ICTA. Para ello sera necesario,
que a nivel institucional se haga un compromiso mediante el cual
los Promotores ya adiestrados de DIGESA, dentro de su trabajo
incluyan actividades de Prueba de Tecnologa de ICTA (Ensayos de
Finca, Parcelas de Prueba). La planificaci6n de este trabajo se


(1) ICTA-DIGESA. Enlace Tecnolgico Institucional.
ICTA-DIGESA, Jutiapa, marzo de 1979,


72











hara en forma conjunta entre los encargados de Prueba de Tecno-
logia de ICTA y los de transferencia de DIGESA, en base a los reT
sultados del ao anterior".


"En esta forma se estara asegurando de manera permanente el flu-
jo de informaci6n tecnol6gica, de su origen en ICTA hacia los usua.
rios de la misma, los agricultores. Al mismo tiempo se obtiene
una nueva fuente constante, confiable y representativa de la retro-
alimentaci6n para los Programas de Investigaci'n".


Algunos mecanismos para hacer el seguimiento, como mnimo po-
dran consistir en lo siguiente:


Parcelas de Prueba: 2 por cultivo por Promotor
Registros de Finca: 2 por cultivo por Promotor
Das de Campo: 1 por Promotor
Encuentros Agrcolas: 1 por Promotor
Conferencias: Sobre tecnologa de cultivos-adies-
tramiento.
Presentacin de Resultados: Sobre actividades de cada Promotor.
Informes: Sobre actividades individuales y en
grupo.
Consultas y Asesoramiento: Encargados de ejecuci6n y tcnicos
de Prueba de Tecnologa.

Distribuci6n de Material
Escrito: El que sea editado.













73











4. DIVULGACION TECNICA

La investigaci6n agrcola (generaci6n y validaci6n de tecnologa
para el caso del ICTA constituye la base del desarrollo agrcola
porque como resultado de los diferentes trabajos que se llevan a
cabo a nivel subregional y regional, da a conocer como producto
final la tecnologa que el agricultor debe adoptar para multiplicar
los rendimientos de sus cosechas.

La expansi6n de la investigaci6n agricola, principalmente en las
reas donde se practica una agricultura de subsistencia, requiere
la formaci6n creciente de cuadros tcnicos y el suministro de ma-
yores recursos economicos que permiten llevar a cabo los progra-
mas adicionales de investigacibn y comunicaci6n a corto y largo
plazo que el pas necesita con urgencia. En el ICTA, por lo tanto,
la expansi6n de las actividades de otros programas y disciplinas
implica tcitamente la expangsin de esta disciplina.


En los (ltimos tres aos, el ICTA ha expandido sus reas de ac-
cin y ha puesto en prctica su sistema eficiente de generaci6n y
validaci6n de tecnologa, lo que ha permitido que se generen en
forma sostenida subconjuntos de informacibn que deben ser pro-
movidos a las agencias del sector encargadas de la transferencia
de tecnologa. Esta comunicacin se ha establecido principalmen-
te con DIGESA, por ser esta entidad la que en la practica tiene la
responsabilidad de la difusi6n de la tecnologa a los agricultores.


Para lograr este objetivo, el ICTA tiene la tarea permanente y sis-
tematizada de transferir dichos resultados a travs de uno o varios
medios coincidentes de comunicacin (cursos, das de campo, clf-
nicas de producci6n, giras, demostraciones de mtodo y de resul-
tados, folletos, circulares t4cnicas, desplegables, programas de
radio, etc), con el prop'sito de difundir en la mayor escala los




74











resultados que el instituto genera y valida, pues estos s1lo tendr&n
validez cuando todos los promotores de DIGESA y de etlras entida-
des que hacen transferencia de tecnologa, los puedan interpretar
y hacer uso de ellos para luego divulgarlos a los pr.omotores.


Por lo anterior, le corresponde al ICTA di.namizar, la transferen-
c'a de resultados, y para ello debe tener un sistema eficiente de
comunicaci6n por las siguientes razones.


lo El ICTA a nivel regional tiene magnIficos resultados, los
cuales es necesario asegurar que sean del conoc:imiento de
los promotores por distintos medios o canales.


2o Si a la tecnologa validada no se le da la divulgaci6n ade-
cuada y oportunamente, esta pierde calidad y valor.


3o Es necesario destacar el trabajo que la instituci6n realiza
y la comunicacin efectiva debe ser un instrumento de va-
la en las actividades del Instituto.


4. La generaci6n y validaci6n de tecnologa es un proceso di-
namico y por lo tanto se hace necesario mantenrer informa-
dos continuamente a los promotores ag:rcoias sobre los
resultadcs y avances de investi.gacin, para que ellos a su
vez, tengan innovaciones que ofrecer a los agricultores.



4 .1- Obeivos .


4.1.1 Objetivos Generales


Establecer mecanismos y metodologas adecuadas para transferir,
indirectamente los resultados y'recmndaciones obtenidos para




75












el rea de influencia de cada equipo regional, al mayor nGmero de
pequeos y medianos agricultores, para lograr mayor adopci6n y
producir efectos permanentes en la actitud de los beneficiarios ha-
cia el cambio tecnolgico.



4.1.2 Objetivos Especficos


1. Coadyuvar con los. Programas, Disciplinas y Servicios del
ICTA en relaci6n a la recolecci6n, anlisis, clasificacin
y procesamiento de la informaci6n, a fin de que cumplan
sus respectivos objetivos y metas.


2. Cooperar con los tcnicos de los distintos equipos regiona-
les en la realizaci5n de das de campo, encuentros agrico-
las, clnicas de producci6n, giras educativas, cursos y
reuniones tcnicas, con el fin de promover el uso de la
tecnologa.


3. Cooperar con los equipos regionales en el desarrollo de ac-
tividades que tiendan a promover la utilizaci6n de la tecno-
logia validada vali'ndose de los distintos medios o canales
de comunicacin, de acuerdo.al rea de influencia de los
respectivos equipos.


4. Impulsar la organizaci6n y fortalecimiento del Centro de
Informaci6n y Documentaci6n.


5. Establecer y mantener una red de informacin nacional e
internacional, con el fin de asegurar la distribuci6n e in-
tercambio de materiales impresos (folletos, cirdulares tc-
nicas, revistas cientficas, ekc, y de acuerdo a los padro-
nes de usuarios que se estimen convenientes.




76











6. Coordinar las actividades de divulgaci6n con las de otras
instituciones, a fin de hacer un mejor uso de los recursos
humanos, tcnicos, materiales y econmicos, para inci-
dir en forma mas eficiente en las regiones donde se gene-
ran las recomendaciones del ICTA.


7. Contribuir con la Disciplina de Socioeconomia Rural, en la
definicibn, priorizaci6n y ejecuci6n de estudios de comuni-
cacin para buscar o reorientar las estrategias de comuni-
cacin.



4.2 Medios Masivos de Comunicaci'n


Se han utilizado, estos canales para dar a conocer la labor que rea-
liza la institucin en las diferentes regiones agrcolas del pas. Se
ha hecho un esfuerzo porque las noticias o mensajes que se hacen
llegar a los agricultores por estos medios, contengan ademas de
la noticia propiamente dicha, recomendaciones claras de la tecno-
loga del ICTA. En esta forma, se aprovecha la utilidad del me-
dio masivo para transferir el mensaje a los lectores.


Los medios masivos incluidos en esta rea de trabajo son los me-
dios escritos y radio.


4.2.1 Medios Escritos


Prensa


Se ha aprovechado este medio para dar a conocer peri6dicamente
los eventos m&s importantes que se suceden a nivel institucional
(seminarios, reuniones tcnicas, visitas de funcionarios internacio-
nales o grupos interesados en conocer la labor que desarrolla el



77











ICTA, celebraci6n de das de campo con tcnicos o agricultores
etc) y tambin se han enviado colaboraciones para las Secciones
Agrcolas de algunos rotativos, conteniendo informacin de im-
portancia para los agricultores.

Revistas

Se han aprovechado estos medios como un factor multiplicador de
divulgacin para dar a conocer trabajos completos de investigacib6
realizados en el ICTA.

4.2.2 Radio

Anteriormente, el ICTA participaba en un programa con otras en-
tidades del Sector PGblico Agrcola, que gradualmente fue decre-
ciendo por falta de inters en las entidades delSPA. Por esta ra-
zn, el ICTA estableci un programa de radio de media hora de
duraci'n que se transmitib a nivel nacional por medio de TGW y su
red de emisoras, en el cual se dieron a conocer las principales
actividades de la instituci&n, su pollica, filosofa, as como re-
comendaciones especificas para cada regi6n.

4.3 Areas de Arte y Diseo


Actividades

Sus actividades principales consisten en la elaboraci6n de ayudas
visuales (grficas, cuadros, diagramas), diseo y formato de ca-
rtulas, afiches? mapas, dibujos y rotulaciones, formato de publi-
caciones y ayuda en instalaci&n de exposiciones agrcolas.








78











Las actividades de la Disciplina.de Comunicaci6n del ICTA abar-
can todas las &reas geogrIficas donde opera actualmente el Insti-
tuto.


Considerando que los equipos multidisciplinarios de generaci6n y
validaci6n de tecnologa a nivel regional, empiezan a producir en
forma sostenida resultados y recomendaciones agron6micas para
las regiones donde operan, esta Disciplina ve la urgente necesidad
de apoyar en forma directa a estos equipos, a fin de que los resul-
tados y recomendaciones obtenidas en sus respectivas reas de in-
fluencia tengan un mayor grado de difusi6n entre los encargados de
efectuar trnsfereneia de tecnologa. Por esta raz6n, es necesa-
rio establecer un sistema de comunicacin adecuado para garanti-
zar el flujo de informaci6n a;los siguientes niveles de usuarios:


a. Agentes de cambio del Sector .Publico Agrcola y de otras
instituciones afines (INACOOP, Socioeducativo Rural,
Desarrollo de la Comunidad, .etc).


b. Grupos organizados de- agricultores (con nfasis en sus
asesores agrcolas) .


Co Nivel popular (estudiantes, agrbniomos y pCiblico en gene-
ral).


d. Nivel profesional (tecnicos e investigadores).


e. Funcionarios y personal afin.,










79











PARTICIPACION DE LA DISCIPLINA DE SOCIOECONOMIA '


EN LA GENERACION, PRUEBA Y TRANSFERENCIA DE

TECNOLOGIA



INTRODUCCION


Cuando se cre6 el ICTA, se hizo con la convicci'onde que la generacin
de tecnologa agrcola, no dependa fnicamente de la combinaci6n de los
factores clima, suelo, agua y planta. Que el individuo que combina es-
tos cuatro factores con el prop6sito de garantizar su subsistencia, debe-
ra ser el objetivo principal de un programa de investigaci6n agrcola y
participante en el mismo.


La tecnologa que se haba generado con anterioridad al ICTA, no haba
causado el resultado que se esperaba entre los pequeos y medianos
agricultores. La implantacibn de un Plan Nacional de Desarrollo y las
inquietudes de un grupo de investigadores con una visin diferente al en-
foque tradicional de investigaciones, determinaron la necesidad de bus-

car una nueva alternativa para desarrollar tecnologa agrcola. La nue-
va alternativa, fue la creaci6n del ICTA..

Dentro del nuevo esquema que se pretendfa crear, el pequeo y mediano
agricultor se converta en el sujeto y cliente principal de la investigaci6n
y los cultivos que estos producen, los objetos a desarrollar. O sea que
dentro de este nuevo contexto filosbfico, el hombre que hace producir la

tierra, se convertira en el protagonista principal de la investigacin
agrcola y la planta pasara a ser meramente lo que en la realidad re-
presenta, es decir, un vehculo o medio de vida para el agricultor.






80











Dentro de este nuevo esquema se tendria que tomar en cuenta los intere-
ses del agricultor, la tecnologa tendra que validarse a nivel de este agri-
cultor y de su finca, y con su participaci'n.


Sin embargo, casi no exista ninguna experiencia a nivel de otros palses
que pudiera servir de marco de referencia para tal empresa. Si bien a
nivel de centros e instituciones internacionales, universidades y algunos
expertos, ya se comenzaba a hablar sobre un nuevo enfoque en investiga-
ci6n agrcola, todava no exista en la practica en ninguna parte del mun-
do, una instituci6n con las caractersticas, objetivos y organizacin que
se pretenda con el ICTA. Habla proyectos aislados en Mxico y Colom-
bia, en donde se empezaba a realizar investigaci6n a nivel de finca, pero
realmente no ofrecan todos los elementos que se pretenda con el ICTA.


Uno de esos elementos era la participaci6n de las ciencias sociales den-
tro de todo el proceso de investigaci6n. Si el sujeto iba a ser el agricul-
tor y este dentro de su proceso productivo; confrontaba problemas no s6lo
de tipo agron6mico, sino tambin de orden social, cultural y econ6mico;
se-hacla necesario la inclusi6n de soei6logos, economistas y antroplogos,
para que conjuntamente con los agr6nomos, pudieran enfrentar de una ma-
nera objetiva, la tarea de generar tecnologa dentro y para las condiciones
con las cuales el pequeo agricultor se desenvuelve.



UN POCO DE HISTORIA


Previo a la creacibn del ICTA, dentro de las. experiencias en otros pa-
ses, en los- que-las ciencias sociales haban participado en investigacin
agrcola, se puede destacar el economista agricola, pero su papel haba
sido bsicamente la de convertir funciones de respuesta a grficas y a
nimeros y estimar sus costos y rentabilidad. Tambin el socilogo ha-
bfa tenido cierta participacin, pero esta se habia concretado a realizar
estudios aislados de diagnostico o evaluaci6n, con mucha informaci6n va-




81











liosa, pero que generalmente no era aprovechada por el agr&nomo, ya
que cada quien efectuaba el trabajo por su lado,

De que manera se podra integrar de una forma efectiva a las ciencias
sociales dentro del nuevo esquema? en un principio no exista una res-
puesta concreta a tal interrogante, asta tendra que esperar un proceso
evolutivo.

Debido a la falta de experiencia, no hablan ideas concretas acerca del pa-
pel que las ciencias sociales deberan jugar dentro del ICTA. Al princi-
pio se crela que una contribucin valiosa podria ser la de colaborar con
la evaluacin de tecnologa ya disponible y luego ayudar a "vendert" estas
tecnologas y las que se generaran en el futuro, Habla quienes crean que
la tecnologa generada, no estaba alcanzando a los pequefios agricultores,
debido a que el trabajo de extensi6n no se estaba realizando adecuadamen-
te.

En la etapa inicial, pocas personas tenan algunas ideas generales acer-
ca de lo que podra ser el papel de un grupo de, las ciencias sociales den-
:tro del ICTA: -uno de ellos era el Dr. Peter Hildebrand, quien se hizo
cargo de la Coordinaci'n de la Disciplina de Socioeconomia Rural (SER).'
Refirindose a este perodo el escribib:

"'Estuve de acuerdo en el mandato de ayudar a vender la tecnologa al pe-
queo, agricultor, Mi raz6n para hacerlo no fue que yo pensara que noso-
tros deberamos-o podramos actuar como vendedores, o que tendramos
que convencer al cliente, ,o comprar algo que no es necesariamente lo que
el quiere o desea. MI&s bien, yo contemple que las ciencias sociales, a
traves de-un. mejor entendimiento del agricultor, tienen que estar en po-
sici6n de ayudar a los- agr6nomos a producir una tecnologa o producto
que fuera, en efecto algo que el agricultor quisiera y fuera capaz de uti-
lizar dentro de sus circunstancias",t





82











Luego de cierto tiempo, se llegb a la conclusi6n de que las principales
funciones que el grupo SER podran realizar eran: estudiar la agricultu-
ra tradicional tratando de entender todos los factores agroecon6micos y
fsicos, as como los econmicos, polticos, sociales y culturales que
tienen influencia sobre: que es lo que los agricultores hacen?, c6mo
lo hacen? por que lo hacen? y de la manera en que lo hacen? Se asu-
ma, que luego de entender la tecnologa tradicional, seria mas fcil di-
sear -ltecnologas mejoradas", mas apropiadas o adecuadas a cada situa-
ci6n especfica que los agricultores estuvieran enfrentando.


Otra funcin que SER podra realizar, seria la de evaluar la factibilidad
y aceptabilidad de tecnologas que el ICTA estuviera tratando de desarro-
llar.


Basados en estas funciones se establecieron tres proyectos especficos:
estudios agrosocioeconomicos, registros econbmicos de produccin y eva-
luaciones de la aceptabilidad de la tecnologa que el ICTA genera. Otro
proyecto que no es especfico, pero que forma parte de las funciones de
SER, son los llamados estudios especiales.



OBJETIVOS


Luego de cierto proceso se lleg a establecer, que el objetivo fundamen-
tal de Socioeconomaa, como Disciplina, es el de conocer las condiciones
agro socioeconmicas del pequeo y mediano agricultor, bajo las cuales
el se desenvuelve, para orientar a los programas de investigaci6n, equi-
pos de prueba de tecnologia y disciplinas afines, en el diseo y desarro-
llo de una tecnologa adecuada a las condiciones enm que los agricultores
producen. Asimi-smo, dicha orientaci6n no esta limitada al ICTA, sino
que otro de los objetivos es que tanto la metodologa de trabajo que Socio-
economa esta desarrollando, as como la informaci6n que esta obtenien-
do, le sea Gtil a otras instituciones y cientficos comprometidos en progra-
mas de desarrollo, ya sea dentro del pas o fuera de l.



83











ESTRATEGIAS


Las estrategias que SER utilizar' para cumplir con sus objetivos son los
proyectos que se mencionaron anteriormente y que se describen a conti-
nuaci6on



Estudios Agro Socioecon6micos


Pana realizar estos estudios, SER utiliza dos m'todos de investigaci&n
que se complementan uno al otro. Uno es el sondeo, desarrollado por
SER y a la fecha el ICTA es la Gnica institucibn que lo utiliza oficialmen-
te. El otro m'todo que complementa la informaci6n del sondeo son datos
cuantitativos, es el que antropologa conoce como el de la vista miltiple,
y el que SER denomina como Registros Econmicos de Producci6n.


El Sondeo


Este consiste en una encuesta que no es estructurada bajo el formato de
una boleta y que no se rige dentro del marco de un muestreo estadstico
para seleccionar a los entrevistados,


El sondeo persigue varios prop'sitos importantes:


a. Obtener un conocimiento general de un 4rea y luego gradualmente
un entendimiento de los aspectos agro socioeconbmicos relaciona-
dos con los sistemas de cultivos en esa rea. El prop6sito aqu,
es el de conocer cuales son los sistemas de cultivos mas impor-
tantes desde el punto de vista del agricultor, tambin averiguar
el por que y c6mo los agricultores utilizan estos sistemas, sus
restricciones, potencial y problemas.







84











b. Delimitar el rea geogrfica en donde un determinado sistema de
cultivos es practicado.


c. Orientar el trabajo de investigacin agrcola, tanto a nivel de esta-
ci6n experimental, como de ensayos de finca. Conocindose las ca-
ractersticas principales de los sistemas de cultivos y de los agricul-
tores que los practican, es posible disear una tecnologa mejorada
que est acorde a esas caractersticas.


d. Detectar posibles agricultores colaboradores para los ensayos de
finca y para el proyecto de registros econmicos de producci6n.


Una condicin esencial para realizar el Sondeo, es la participacin de un
equipo multidisciplinario, pero conformado no solo por diferentes progra-
mas y disciplinas de un mismo campo cientfico, sino que por miembros
tanto de las ciencias biolgicas, como las sociales. El equipo general-
mente se compone de 10 a 12 investigadores, siendo la mitad de SER" y
el resto miembros del equipo de la regi6n o del que va a trabajar perma-
nentemente en la regi6n en que se realiza el sondeo.


La premisa que permite al sondeo obviar un diseo estadstico es: que
el sondeo se basa en un principio te6rico, descubierto a travs de la
experiencia del ICTA; este principio explica un fenmeno agro-socioe-
conmico, el cual en pocas palabras se formula de la manera siguien-
te: en cada rea o regi6n ecolgicamente similar, cada estrato socio-
econmico de los agricultores que producen dentro de esa 'rea, com-

parten uno o varios sistemas de cultivos que son similares entre si. O
sea que cada sistema de cultivo, practicado por miembros del mismo
estrato socioeconmico va a tener caracteristicas comunes, en otras
palabras, existe correspondencia e interreiaci6n, entre estrato social
y nicho ecolgico, la cual es reflejada en los sistemas de cultivos.






85











Una de las caractersticas que hacen al sondeo diferente de otros m-
todos de investigaci6n, es que los agricultores entrevistados no son se-
leccionados por ninguno de los mtodos convencionales o cl&sicos de
seleccionar una determinada muestra.


Algunos mtodos para realizar investigaci6n de diagn6stico, seleccio-
nan un porcentaje de informantes por medio de m'todos estadsticos de
selecci,n al azar, esto de un universo o una poblaci'n dada. Otros mb-
todos pueden escoger a los informantes en base a liderazgo; otros lo
pueden seleccionar en base al &rea que cada agricultor cultiva o posee,
es decir a tamao de finca y luego determinado nGmero de fincas es se-?
leccionado al azar. Otros m'todos pueden seleccionar informante en
base a edad, etc.

El primer da el equipo completo recorre el rea a estudiar, para tener
una idea general in situ de la misma, tanto desde el punto de vista agro-
n6mico, como social, econ6mico y cultural.


Despus del primer da se conforman subgrupos formados por parejas: 4-
no de Socioeconoma y el otro del equipo regional, quienes trabajan juntos
entrevistando agricultores. No se utiliza ninguna boleta, de esta manera
los agricultores son entrevistados de una manera libre e informal con el
propsito de no inhibirlos. El uso de equipos multidisciplinarios sirve pa-
ra recolectar informaci6n desde diferentes &ngulos y de una manera si-
mult&nea e integrada.


Despus de cada da de trabajo, todas las parejas se reunen para discu-
tir lo encontrado. E-l siguiente da, 'la composici6n de cada sub-grupo (ca-
da pareja) se cambia, con el proposito de maximizar la interaccibn multi-
disciplinaria o uniformidad en cuanto a los procedimientos y t'cnicas de en-
trevista, ast como al tipo de informaci&n a recolectar.






86











Al principio del sondeo y con la ayuda de mapas del 'rea a investigar,
el equipo multidisciplinario entrevista a todos los agricultores que les
es posible, b'sicamente en sus campos y/o en sus viviendas. Luego
de este proceso, el equipo puede tener una idea general, acerca de cua-
les son los sistemas de cultivo mas importantes en el rea y sus prin-
cipales caractersticas. Luego de este proceso que generalmente se lle-
va a cabo un da, una serie de hip6tesis pueden ser elaboradas, acerca
de similitudes, diferencias y caractersticas de los diferentes sistemas
de cultivos y sus implicaciones agroeconomicas.


Nuestra experiencia ha mostrado, que en cualquier 'rea, existe siempre
un sistema de cultivos predominante, o sea el que practica la mayora

de los agricultores de esa. rea. Usualmente, despus de identificar el
o los sistemas .agrcolas predominantes,- el-grupo de agricultores o el
blanco de las entrevistas se circunscribir a los que practican dicho o
dichos sistemas.


Registros Econmicos de Producci6n

Este proyecto, en pocas palabras, consiste ;en un ,mtodo de investiga-
ci6n antropolgica, denominada "visita mltiple"; en el cual los agricul-
tores colaboradores, con la supervisi6n de :tcnicos del ICTA, llevan un
registro al da de sus actividades agrcolas relacionadas con los siste-
mas de cultivo que se han determinado como importantes, esta impor-
tancia es tanto desde el punto de vista del agricultor como del ICTA. Es-
te proyecto tiene un gran potencial como recurso de investigaci6n desde
el angulo agro-socioeconm ico; sin embargo dentro de SER, su uso ha si-
do limitado a llevar un recuento casi puramente agro-econ6mico, en donde
se realiza un inventario de cada una de las actividades de determinado sis-
tema de cultivo, sus 'pocas de realizacin, los insumos utilizados y sus

cantidades y los costos de estos, as como la cantidad y el costo de la ma-
quinaria y la mano de obra empleada.





87











La utilidad que este proyecto representa para la investigacin agrcola es
muy variada. Una es, que de esta manera se puede obtener datos sobre
los costos de producci6n e ingreso bastante apegados a la realidad en
que el agricultor trabaja. Al mismo tiempo se obtienen datos en deta-
lle como complemento del sondeo, sobre lo relativo a la tecnologa tra-
dicional.


Estos dos aspectos unidos, nos ofrecen un medio efectivo y prctico pa-
ra conocer la tecnologa o el sistema de cultivos que se pretende mejo-
rar. O sea, que no seria concebible, que se pretendiera desarrollar u-
na tecnologa mejorada de algo que no se conoce; sin embargo en la
practica, este caso se da frecuentemente a nivel de instituciones de in-

vestigaci6n agrcola.


Otra utilidad que se persigue, es el de ofrecer un medio o un vehculo

para que el tcnico pueda dialogar con el agricultor. Esta es una ma-
nera para conocer mejor al sujeto de los programas del ICTA y para
que este sujeto tambi'n conozca el ICTA.


Colateralmente, la informaci'n que se obtiene con los registros, es de
gran utilidad para otras instituciones, tanto dentro del campo de la pla-
nificacin de proyectos, como en el de la planificaci6n de sistemas de
crditos.


Luego de una serie de aos, los registros tambin son utiles como un
instrumento de evaluaci6n de la tecnologa generada, ya que se pueden
observar los cambios tecnolbgicos a trav's del tiempo. Asimismo, a
nivel de los colaboradores es factible determinar el efecto que la tecno-
logia ha causado a nivel de unidad de produccin.









88




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs