• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Table of Contents
 Introduccion y establecimiento...
 Reorientando el trabajo de...
 Los primeros pasos
 Estrategias y politicas tecnol...
 El sistema del ICTA
 Regionalizacion
 Proyectos especificados de...
 Evaluacion
 Capacitacion
 Relaciones internacionales
 Gobiernos
 Notas






Group Title: El caso del ICTA en Guatemala como institucion dedicada a la generacion y validacion de tecnologia para pequenos agricultores
Title: El caso del ICTA en Guatemala como institución dedicada a la generación y validación de tecnología para pequeños agricultores
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00066720/00001
 Material Information
Title: El caso del ICTA en Guatemala como institución dedicada a la generación y validación de tecnología para pequeños agricultores
Physical Description: 47 p. : ill. ; 21 cm.
Language: Spanish
Creator: Waugh, Robert K
Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas (Guatemala)
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnología Agrícolas
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 198-?
 Subjects
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
Spatial Coverage: Guatemala
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references (p. 44-45).
Statement of Responsibility: Robert K. Waugh.
General Note: Cover title.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00066720
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 27866905

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Title Page
    Table of Contents
        Table of Contents
    Introduccion y establecimiento de conceptos basicos
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 4a
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 8a
        Page 9
        Page 10
    Reorientando el trabajo de investigacion
        Page 11
        Page 12
        Page 12a
    Los primeros pasos
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 16a
        Page 17
    Estrategias y politicas tecnologicas
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 20a
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 24a
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 28a
        Page 29
    El sistema del ICTA
        Page 30
        Page 31
        Page 31a
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
    Regionalizacion
        Page 36
        Page 37
        Page 37
    Proyectos especificados de area
        Page 38
    Evaluacion
        Page 39
    Capacitacion
        Page 40
        Page 40a
    Relaciones internacionales
        Page 41
    Gobiernos
        Page 42
        Page 43
    Notas
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
Full Text







Este es un recurso prottegido por los Derechos de Autor. Digitalizado con
su periso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Techinologia Argicolas
This is a Copyrighted resource. Digitized with permissuon.
Atl rights reserved by te instituto de Ciencia y Technoologa Argcolas

C'est une ressource GARANTIE LES DROITS D'AUTEUR Digitalis
avec sa permission. Tous droits r6serv6s par 1e Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas

SECTOR PELRCO AGROPECUAlIlO y D AIDMENTACION
INSTTUTO DE CIENIAAY TECNOLoIAAGRICOLAS
mr E n .a Carai j lw PTcal-.o, re i I Nu..a




A~obtO O. ZOO7






PetrI E. Hibu*an
e~ E e
Jniersiill de Floidfa

E ~ila DI. HRIderdO
De remureO flen le inflami, de e lie forniad $ o id ensd:Ii oVa o a o eo

reutignirilO. Ionando aln kopilara.in la venPId en Providae a AJ-.I2oOU 6
emilile p< la Asetcei, JWurwMi Ir$ il ,l iind va CWuOR Ur









1" .n "oioi|0. i..
GUeVtIRIL




ATEMALA
DAA LA
IODE

os







































DE C.NCIA
M ARICOLAS






Cuando en 1972 surgi en los crculos del Sector
Pblico Agrcola del Gobierno de Guatemala la in-
quietud de crear una institucin gubernamental con
autonoma funcional, flexible y dinmica, con el ob-
jeto de generar, probar y validar tecnologa dentro
de una metodologa enfocada pragmticamente ha-
cia el pequeo agricultor tradicional de subsistencia,
el autor de este trabajo, Dr. Robert K. Waugh, a la sa-
zn Director del Departamento de Planificacin del
Instituto Colombiano Agropecuario, fue invitado por
unos pocos das para venir a Guatemala y asesorar
dicho proyecto.

En ese entonces, no exista ninguna poltica, es-
trategia o mecanismo en ninguna parte del mundo,
que fuera realmente funcional para acometer la
enorme tarea de generar, probar y validar tecnologa
adecuada para pequeos agricultores de subsisten-
cia en Guatemala. Sera pues tarea del ICTA de-
sarrollar una estrategia adecuada y ponerla en
ejecucin.

Hubo de transcurrir varios aos para que el es-
fuerzo y trabajo conjunto de un grupo de profesiona-
les agrnomos guatemaltecos, aptamente asesora-
dos por el Dr. Waugh, se tradujera en la conformacin
de un organismo vanguardista de corte original y de
dinmico desempeo en la bsqueda de soluciones
tcnico-agrcolas y socioeconmicas a los ancestra-
les problemas del pequeo productor guatemalteco.

Es un hecho afortunado que el Dr. Waugh, quien
volc sus largos aos de experiencia en la estructu-
racin y dirigencia del ICTA, haya guardado un re-
cord cuidadoso de esa variada gama de detalles que
ineludiblemente acompaan el complejo proceso de
una naciente organizacin, y que hoy nos ofrece con
sus agudas observaciones sobre el modelo de organi-
zacin de la investigacin que en su opinin se adap-
ta mejor a nuestras condiciones.

Toda aquella persona que est interesada en el
desarrollo de la agricultura, especialmente en los
pases en desarrollo, encontrar esta publicacin,
amena, til e instructiva.
DR. PORFIRIO N. MASAYA SANCHEZ













EL CASO DEL ICTA EN
GUATEMALA COMO INSTITUCION
DEDICADA A LA GENERACION Y
VALIDACION DE TECNOLOGIA
PARA PEQUEOS AGRICULTORES


Dr. Robert K. Waugh






INDICE


1 Introduccin

GERENTE GENERAL 1 Establecimiento de Con-
Carlos H. Rairez Aldana ceptos Bsicos

SUBGERENTE 11 Reorientando el Trabajo de
Jige Pineda Mejia Investigacin
UNIDAD TECNICA
Ramiro Ortiz Dard 13 Los Primeros Pasos

COMUNICACIONES 18 Estrategias y Polticas Tec-
Lni ,Mlanlio Castillo n
nolgicas
Diagramacin
Salvador Caballeros 30 El Sistema del ICTA
Rodolfo Mejican.os
36 Regionalizacin
Textos Linocomp
Rosa Rodrguez Gortnar
38 Proyectos Especificados de
TIRAJE: 3,000 ejemplares Area

Instituto de Ciencia y Tec- 39 Evaluacin
nologia Agrcolas ICTA
Edificio El Cortez, 5a. Av.
12-31. Zona 9, 2o. Nivel 40 Capacitacin
Telefonis: 321985 325279
310581 66985 41 Relaciones Internacionales

42 Gobiernos





El Instituto de Ciencia y Tecnologa Agrcolas es la Institucin de Derecho Pblico res-
de generar y promover el uso de la Ciencia y Tecnologa Agrcolas en el sector
io. En consecuencia, le corresponde conducir investigaciones tendientes a la solu-
cin de los problemas de explotacin racional y agrcola que incidan en el bienestas social;
producir materiales y mtodos para incrementar la productividad agrcola; promover la
in de la tecnologa a nivel del agricultor y del desarrollo rural regional, que
ie el Sector Pblico Agrcola.



Artculo 3o. del Decreto Legislativo No. 68-72
Ley Orgnica del ICTA






INTRODUCCION

Mucho se ha escrito sobre el desarrollo de organizaciones
dedicadas a la investigacin agrcola, pero, por lo general, nunca se han
dado a conocer en detalle 'los pormenores que acompaan las etapas
de razonamientos y decisiones, de experiencias y problemas,de errores
y de xitos que acompaan el desarrollo final de un proyecto u
organizacin.

En este trabajo se pretende exponer algunos de los variados
elementos favorables o adversos, y de los cuales no se ha guardado
registro, que concurrieron en la organizacin del ICTA (1) y en el
desarrollo de sus programas. No se trata, por lo tanto, de describir los
programas tecnolgicos en s, ms bien se pretende compartir las
experiencias vividas durante el proceso de organizacin del ICTA,
exponer los conceptos y estrategias desarrolladas con el fin de que los
programas fueran ms efectivos, enfatizando en aquellos aspectos que
caen dentro del campo de la organizacin tecnolgica.

ESTABLECIMIENTO DE CONCEPTOS BASICOS


Pautas Establecidas por los Grupos de Trabajo para el ICTA

El proyecto de creacin del ICTA fue afortunado desde el
principio, por el hecho de que los principales dirigentes del Sector
Pblico Agrcola (2) comprendieron que debera crearse una nueva
institucin que, en su concepcin y organizacin, fuera completamente
diferente a las ya existentes.

Se dej constancia de que la investigacin realizada en el pasado
haba hecho contribuciones importantes a la agricultura guatemalteca,
pero que no constitua garanta para asegurar suficientes reservas de
alimentos para el futuro ni para contribuir de manera positiva al
mejoramiento socioeconmico del pequeo agricultor de subsistencia.
Se tena una visin clara y una conciencia justa de que mejorando o
ampliando el programa de investigacin existente se podra obtener
nicamente un paliativo. Era claro que se deba considerar seriamente


1







el caso del pequeo agricultor, pero se careca de experiencia local para
fundamentar los cambios.

El Ministro de Agricultura invit a cientficos de diferentes
entidades, tanto nacionales como internacionales, con experiencia
variada, para conformar grupos de trabajo y establecer los
lineamientos del nuevo instituto. Sin lugar a duda, el pragmatismo de
las ideas que surgieron a la luz de las discusiones se reflej en el
conjunto de slidas recomendaciones que emanaron de los dos
primeros grupos y que fueron de la mayor importancia para darle un
enfoque realista a la formacin del ICTA. Se incluyeron
recomendaciones para crear un instituto autnomo, con suficiente
flexibilidad para operar con eficiencia, realizar investigacin a nivel
de finca, prestar atencin a pequeos agricultores y establecer una
relacin estrecha con la Universidad de San Carlos (3).


Tambin se enfatiz que esta institucin de investigacin debera
desempear un papelle importancia en la promocin de la tecnologa.
Esta recomendacin del rol promocional propuesta por los grupos de
trabajo fue, quizs, una respuesta a la actitud pasiva, frecuente entre
los cientficos, hacia la promocin de la tecnologa y, en parte, un
reconocimiento de que no debera existir una brecha entre la
generacin de tecnologia y la extensin.

A no ser por el hecho de que los servicios al agricultor tales como
extensin, que poco antes haba sido reorganizado, quedaron dentro
de DIGESA (4), probablemente los grupos de trabajo habran reco-
mendado la integracin de investigacin y extensin dentro del nuevo
instituto. Este rol promocional asignado a la investigacin fue una rea-
firmacin de que los investigadores deberan ser responsables no slo
de la generacin de tecnologa, sino tambin de su uso e impacto en la
produccin.


La identificacin de la filosofa bsica de la nueva organizacin fue
discutida desde un principio con el Ministro de Agricultura y con la
Secretara de Planificacin Econmica. A travs de este proceso se
establecieron ciertos lineamientos con los cuales estuvieron de acuerdo


2






el Jefe del Sector Pblico Agrcola y funcionarios de la Secretara de
Planificacin Econmica; dichos lineamientos sirvieron a los siguientes
grupos de trabajo para desarrollar filosofas, conceptos y estrategias en
forma ms detallada y documentarse para futuras referencias. Esta
documentacin, a su vez, se utiliz para informar al Ministerio de los
esfuerzos realizados a esa fecha, para presentar el proyecto a la
Secretara de Planificacin Econmica y como pautas para desarrollar
futuros planes de accin.

En esta etapa del proceso de organizacin del ICTA y del estudio
de las organizaciones de investigacin existentes en otros pases, se
poda inferir que la investigacin y la generacin de tecnologa podra
hacerse an ms relevante para el caso del pequeo agricultor, pero
que no exista un patrn definido de organizacin o estrategias que
aseguraran un impacto tecnolgico en la produccin, especialmente de
alimentos, y mejorar la situacin del hombre rural. Con el agregado de
que la mayora de ejemplos donde se apoyaba la conviccin de que el
proceso de generacin de tecnologa podra mejorarse, estaban basados
en experiencias con uno o pocos cultivos y no con varios de ellos como
se pretenda en el caso del ICTA.

Las discusiones y las consideraciones en torno a la definicin de la
organizacin y programas de una nueva institucin pueden llegar a ser
tan elaboradas, que las filosofas bsicas y los objetivos, tal como fueron
visualizadas originalmente por sus creadores, pueden perderse de vista
fcilmente. Los cientficos, y especialmente aquellos que han tenido
muy poca experiencia de campo, como es natural, desean organizar
programas nuevos en tal forma que favorezcan determinado cultivo o
disciplina, sin tomar en cuenta los intereses del agricultor. Si no existen
lineamientos especficos que puedan utilizarse como referencias,
las decisiones en vez de conducir a objetivos especficos se pierden en
generalidades y su organizacin se fundamenta sobre bases ms bien
subjetivas.








3






Algunos Conceptos Bsicos

Un resumen de los conceptos ms importantes que contiene el
documento de trabajo preparado por el Grupo III, se presenta a
continuacin:

1. La investigacin en cultivos debe fortalecerse y, a la vez-
reorientarse, tomando en cuenta los intereses del pequeo
agricultor.

2. La tecnologa generada debe validarse a nivel de agricultor.

3. El agricultor debe participar en el proceso de identificacin de
tecnologas relevantes.

4. El instituto debe ser dinmico y los programas deben
modificarse de acuerdo con lo que se ha aprendido por
experiencia propia.

5. Economa y Sociologa deben de ser incluidas como actividades
integradas dentro del instituto.

6. El ICTA debe promover el uso de la tecnologa y desarrollar
actividades con extensin.

7. Los programas del instituto deben de concordar con los
programas y polticas de trabajo del Gobierno.

Muchos conceptos adicionales fueron discutidos y aceptados, pero
la mayora de ellos no fueron bien documentados. Se quedaron en las
mentes de los planificadores y en la del Gerente del Instituto. No se
piense que por el hecho de no guardar informacin de ellos se incurri
en un error, pues en todo caso ahora no podran ser consultados
objetivamente.

A medida que el instituto fue desarrollando sus actividades
emergieron nuevos conceptos; de algunos de ellos se guarda registro,
pero otros se fueron integrando al instituto con su aplicacin en la


4










































El Sistema Tecnolgico diseado por el ICTA para generar, probar y validar tecnologa
ha llamado poderosamente la atencin y sus aspectos conceptuales ms importantes se
han dado a conocer en pases de Centro, Norte y Sur Amrica, Asia, Africa, Europa y
Estados Unidos.






prctica. De los que se guarda registro, no existen pormenores de las
experiencias y razones mediante las cuales evolucionaron los
conceptos. Algunos de estos conceptos que merecen atencin especial
se discutirn ms adelante.

Una Nueva Organizacin?

Una interrogante que siempre cobra actualidad es la cuestin
relativa a si es necesario crear nuevas instituciones dedicadas a generar
tecnologa para pequeos agricultores o es preferible desarrollar
programas orientados a tal fin dentro de las organizaciones ya
existentes. En ambos casos hay ventajas y desventajas que hay que
considerar.


Crear nuevos programas o darles nueva dimensin a los que ya
estn ejecutndose dentro de las estructuras existentes es posible, en
cuyo caso se corre menos riesgo de separar la nueva actividad de otras
importantes; por ejemplo, investigacin de extensin. Este
procedimiento tambin tiene la ventaja de que no se necesita
desarrollar un nuevo andamiaje administrativo. En el caso de
Guatemala, el ICTA fue organizado como una entidad autnoma y
descentralizada. No es sino hasta despus de seis aos de haber sido
creada, que empieza a cobrar forma lo que parece ser una relacin
efectiva y coordinada con el mecanismo de transferencia (extensin)
que permaneci como una actividad centralizada dentro del Ministerio
de Agricultura. La formacin del ICTA requiri una organizacin
administrativa por separado, con una unta Directiva que dedica varias
horas al mes a tratar los asuntos de la institucin, sin mencionar los
costos de un Gerente, un Subgerente y del Director Administrativo.


Por otra parte, a veces resulta casi imposible imprimirle una nueva
orientacin a una organizacin arcaica y sacarla de su letargo para que
emprenda programas nuevos y dinmicos. Crear al ICTA con carcter
autnomo fue un expediente al cual se recurri para darle el nfasis y
la debida importancia a una entidad del Sector Pblico que ameritaba
atencin especial.




5






CARACTERISTICAS DE ORGANIZACION


La clase o tipo de institucin que debe desarrollarse,
probablemente depende tanto de las costumbres del pais y de su
gobierno como de los objetivos que persigue su creacin. La
experiencia nos indica que hay algunas caractersticas definidas que
han demostrado ser tiles para conducir trabajos de investigacin o
generar tecnologa, tales como: apoliticidad, flexibilidad de accin en
la toma de decisiones y remuneracin adecuada al personal tcnico y
cientfico. Desde luego, el tipo de organizacin puede ayudar a
incorporar estas caractersticas dentro de la institucin, pero
simplemente la estructura de la organizacin no puede garantizarlas,
aunque si favorecerlas. Tampoco es dable esperar que el incorporar
estas caractersticas dentro de la organizacin sea una garanta de que
se desarrollar un trabajo efectivo, pero definitivamente, si pueden
ayudar.

Autonoma

Las ventajas de una organizacin autnoma son mayores en unos
pases que en otros y es un mecanismo que se usa frecuentemente
en Latinoamrica y otras regiones.

Las organizaciones autnomas pueden algunas veces operar con
mayor flexibilidad que las entidades centralizadas, por su apoliticidad y
escasa burocracia. El hecho de gozar de autonoma puede ayudar al
establecimiento de un programa nuevo, es decir, que se le puede
brindar mayor atencin durante los primeros aos. Pero la autonomia
puede ser ms aparente que real ya que las instituciones autnomas
estn expuestas a ser engolfadas por el Gobierno en cualquier
momento.

En el caso del ICTA, la balanza se inclin en favor de la autonomia
ante la alternativa de dejar la investigacin como una actividad
centralizada dentro del Ministerio de Agricultura.

Los programas casi nicos del ICTA no se habian podido
desarrollar sin contar con la necesaria libertad de pensamiento y


6





accin, y hay duda de que se hubieran desarrollado dentro de una
entidad centralizada. Esto no debe interpretarse en el sentido de que
los programas del ICTA no se hubieran podido desenvolver dentro de
DIGESA, sino que debe interpretarse en el sentido de que
probablemente no se hubiera encontrado una atmsfera adecuada
para estimular el pensamiento creativo y el liderazgo necesario para un
nuevo enfoque, y es dudoso que hubiera existido la misma libertad de
accin para el desarrollo de equipos integrados y multidisciplinarios
altamente motivados, como sucede en el ICTA. Por ejemplo, el estuer-
zo por extender la investigacin de la estacin experimental a la finca,
conocer a fondo al agricultor y sus prcticas, despertar inters en los
aspectos socioeconmicos del agricultor, entender la situacin del
mercadeo, institucionalizar un sistema de adiestramiento en servicio a
nivel de finca, hasta que 80 porciento de la investigacin se lleve a cabo
en fincas de pequeos agricultores, y al mismo tiempo fortalecer la
investigacin sobre cultivos, es una nueva experiencia en Guatemala.


;DEBEN DE INTEGRARSE LOS SERVICIOS
DE INVESTIGACION Y EXTENSION?

Deben estas actividades organizarse dentro de una misma
institucin? Como la investigacin y la extensin deben de ir de la
mano pareceria lgico que este debera ser el caso. Pero la estructura
de la organizacin no asegura de por si esa relacin tan deseada. La
comunin de propsitos y de accin debe basarse en una filosofa
comn y una coordinacin adecuada de estrategias.
La mejor forma de organizacin es indudablemente aquella que
permite darle la debida atencin y nfasis, tanto a la generacin de
tecnologia como a su transferencia, que permita el desarrollo de
programas originales y dinmicos para cada una de estas actividades y
que ambas se coordinen en tal forma que se complementen
mutuamente. Y as como la investigacin y la extensin deben
coordinarse y complementarse, estas actividades, a su vez, deben de
coordinarse con otras acciones como: crdito, mercadeo e
infraestructura, para poderle dar al agricultor lo que demanda y
necesita. Para realizar esto ltimo, el aspecto crucial estriba en
remodelar la investigacin y la extensin, condicin sin la cual la


7






relacin entre estas actividades nunca llegar a ser satisfactoria. La
localizacin fica que guarde una actividad con respecto a la otra no es
tan importante como para garantizar relaciones adecuadas de trabajo.


Estabilidad de la Organizacin y

Continuidad de los Programas

La inestabilidad es una de las grandes deficiencias de las
organizaciones en los pases en desarrollo, que se dedican a las
actividades de investigacin para el desarrollo de la agricultura.

El ICTA durante sus primeros aos de operacin tuvo que
aceptar la renuncia de siete de los 19 profesionales cuya formacin
acadmica a nivel de Maestra en Ciencias Agrcolas, se hizo durante los
mismos seis aos. El costo directo (porcentaje del sueldo, costos de
matrcula y otros gastos) de adiestramiento de estos siete profesionales
se estima en aproximadamente Q.300,000.00, sin considerar el costo
adicional que representan los servicios no desempeados. Estos
costos no contemplan la discontinuidad de los programas o la prdida
que representa para la institucin el tener que reemplazar al personal
capacitado por otros que poseen menos experiencia. Los tcnicos
nacionales son adiestrados para reemplazar a los extranjeros y si a esta
situacin no se le presta la debida atencin, el ICTA no podr
mantener la excelencia de sus programas.



Las renuncias del personal tambin contribuyen frecuentemente a
bajar la moral de trabajo de los que se quedan. Si el porcentaje de bajas
es alto, esta situacin se refleja en descuido en el trabajo, en el
mantenimiento de las instalaciones, de los veh culos y uso ineficiente de
las facilidades existentes.

La causa ms frecuente de la prdida de personal es una
recompensa monetaria desproporcionadamente inadecuada, aunque
tambin puede deberse a las psimas condiciones de trabajo que se
encuentran en el campo. Si la fuga de personal contina por mucho


8






























Las estaciones experimentales y los laboratorios son cmodos para trabajar, pero no slo
cuestan dinero, sino que "atrapan" a los cientficos y los mantienen alejados del pequeo
agricultor.












rsra
'c~






tiempo, el resultado ser una concentracin de personal menos
capacitado, porque los ms competentes buscarn mejores condiciones
de trabajo. Desde luego, siempre debe esperarse que ocurran fugas de
personal, lo cual hasta cierto grado es deseable, pero la fuga sostenida
de personal imposibilita la continuidad de los programas.

Facilidades Fsicas.

El contar con estaciones experimentales, laboratorio y equipo a la
usanza tradicional, puede llegar a ser un serio obstculo para generar
una tecnologa aplicable y, especficamente, para generar tecnologa
para el pequeo agricultor.

El costo de mantenimiento de las estaciones experimentales es alto
y guarda relacin directa con el tamao de las mismas. Los laboratorios
son cmodos para trabajar, pero no slo cuestan dinero, sino que
"atrapan" a los cientficos y los mantiene alejados del pequeo
agricultor. A menudo se gasta en equipo e instalaciones sin tener una
idea definida de los problemas a resolver. El compromiso de mantener
las estaciones experimentales bien equipadas y funcionando
eficientemente, es a menudo tan grande que obstaculiza el desarrollo
de una poltica de trabajo prctico en el campo, a nivel de agricultor y
que es necesario para impulsar esta clase de programas. Las estaciones
experimentales son necesarias para ejecutar algunos trabajos
controlados, pero en la mayora de los casos, si la estacin no es muy
grande, puede arrendarse tierra en otra parte. Esto reducir los gastos
fijos; y los experimentos, a menudo, se podrn establecer en ambientes
que guardan ms similitud con los del agricultor.


La mayora de las estaciones experimentales no tienen suelos
representativos de la regin donde estn situadas; si los tienen, han
dejado de ser tpicos por el uso continuado de fertilizantes y el mejor
manejo, pues ambos aspectos no caracterizan las condiciones tpicas del
pequeo agricultor.

La estacin experimental no debe ser muy grande, como para
pretender acomodar todo el trabajo experimental. Hay que "forzar" la
conduccin de trabajos experimentales fuera de la estacin.


9






Las comodidades, los servicios, el equipo y facilidades en una
unidad centralizada, no favorecen necesariamente el desarrollo de
programas efectivos.


Los laboratorios deben construirse si realmente se necesitan; pero
cuando se construyan, las razones para hacerlo deben estar
plenamentejustificadas. Lo mismo puede decirse del equipo altamen-
te especializado.


Una planificacin cuidadosa de las inversiones en estaciones expe-
rimentales y laboratorios permitir mayores disponibilidades para
transporte y otros gastos que requieren los trabajos en las reas rurales.


El arrendamiento de terrenos en el ICTA ha provocado algunos
problemas, la mayora de ndole administrativa. Por ello es necesario
que administradores y tcnicos aprendan a trabajar en forma
coordinada para manejar adecuadamente los recursos econmicos,
fsicos y humanos tan eficientemente como sea posible. Los contratos
de arrendamiento deben hacerse con la debida anticipacin.


Cuando ya no se necesita arrendar terreno, el contrato puede
rescindirse. Por otra parte, el trabajo que se conduce en la estacin
experimental muchas veces se repite simplemente porque hay
disponibilidad de tierra, lo cual no constituye una base muy slida para
continuar un experimento. El arrendamiento de terrenos se ajusta
muy bien a la modalidad de presupuestos elaborados a base cero cada
ao, porque se puede variar el terreno contratado de acuerdo con las
necesidades. Pero una estacin adquirida en propiedad representa
una obligacin presupuestal an cuando no se necesita todo el terreno
para experimentos. Y si un experimento se contina porque hay
terreno disponible, es difcil decidir si en verdad hay un exceso del
recurso tierra. En algunos casos, es posible que algunos investigadores
continen usando la tierra para no perder el derecho de usarla dentro
de la estacin experimental. Como se menciona anteriormente, las
estaciones experimentales son tiles, pero queda en tela de duda el
papel que tradicionalmente han desempeado.


10






REORIENTANDO EL TRABAJO DE INVESTIGACION

(A Nivel de Estacin Experimental y de Finca)

En la actualidad, s existe tecnologa nueva y se da a conocer al p-
blico en forma generalizada; los grandes productores con recursos que
se movilizan rpidamente, que tienen contactos y que estn acostum-
brados a las innovaciones tecnolgicas, la encontrarn y la adoptarn.
El caso de los pequeos agricultores es diferente; ellos no buscan la nue-
va tecnologa con la misma agresividad, debido posiblemente a su falta
de recursos, de confianza, de educacin, de contactos, de facilidades
para movilizarse y porque temen que las nuevas tecnologas no sean tan
estables como sus propios sistemas. Para que el pequeo agricultor se
decida a utilizar la nueva tecnologa es preciso darle un nuevo enfoque
al sistema de investigacin tradicional.

El Agricultor es el Cliente

Hay quienes piensan que se necesita de un modelo completamente
nuevo para reorientar la investigacin. Desde un punto de vista
acadmico quizs se piense que se necesitan cambios drsticos, pero
desde el punto de vista de los Ministerios de Agricultura, de los
programas nacionales o de los Centros Internacionales de
Investigacin, los cambios pueden ser visualizados como una nueva
dimensin o un nuevo enfoque a la investigacin, ms que como
cambios drsticos.

Tiene que haber un punto intermedio de compromiso, porque no
es simplemente un asunto de conducir los experimentos con los
agricultores o de abandonar la metodologa cientfica. Este punto se
menciona aqu con la esperanza de que en aquellos pases donde
existan programas de investigacin cuyos recursos sean limitados y se
cuenta con poca experiencia a nivel de agricultor, no demoren por ms
tiempo la tarea de orientar sus programas tecnolgicos aduciendo que
no conocen bien el Modus Operandi o no disponen de personal
adecuadamente capacitado.

Esta premisa del autor se basa en el hecho de que el mismo
entrenamiento acadmico puede ser til para el sistema de


11






investigacin tradicional como para el nuevo; en otras palabras, los
programas tradicionales de investigacin pueden ser orientados para
generar tecnologa para el pequeo agricultor. Tradicionalmente, los
programas de investigacin se han desarrollado haciendo nfasis en
aquellas prcticas que utilizan un alto nivel de insumos bajo
condiciones favorables y con las cuales el agrnomo est seguro que se
obtendrn altas producciones, sin parar mientes en lo que es prctico y
posible para el agricultor. Desde luego que el potencial de rendimiento
es importante, pero demasiado a menudo se justifica la tecnologa para
los agricultores basada en el potencial de produccin, ms que en lo
que el agricultor puede esperar bajo sus condiciones.

De este modo los resultados de la investigacin no corresponden a
lo que el agricultor necesita y desea. Determinar esto ltimo es la tarea
de los investigadores. Como la decisin del agricultor estar basada en
muchos factores que incluyen consideraciohes de tipo no agronmico,
es de esperar que un enfoque multidisciplinario representar una
mejora considerable sobre el punto de vista estrictamente agronmico
y para lo cual se necesita llenar dos requisitos:

1. Los programas de investigacin, agronmicos y de otro tipo,
deben funcionar juntos y ser orientados hacia la clase de
tecnologa que se necesita y que ser utilizada por el pequeo
agricultor; y

2. Para lograr esto, es necesario aadir una nueva dimensin a la
investigacin: experimentacin a nivel de finca con la
participacin del agricultor y bajo sus condiciones.

Esto significa que la tecnologa debe ser generada y puesta a
prueba a nivel de finca, dialogando con el agricultor y contando con su
participacin, porque en ltima instancia: EL AGRICULTOR ES EL
CLIENTE.








12
































En el altiplano de Guatemala el sistema "Milpa" o sea la siembra de maz, frijol enredador
y haba es una prctica comn. La identificacin de los sistemas usados y la creacin de
pequeas innovaciones han resultado de positivo beneficio para los agricultores.


2:I


















En el oriente de Guatemala los agricultores han desarrollado sistemas de cultivos. El ms
comn y a la vez el ms productivo es el sistema MAIZ-FRIJOL-SORGO, que constituye
una especie de seguro para resistir los prolongados efectos de la sequa en dicha regin.
El ICTA ha mejorado los componentes varietales con el resultado de que ahora los agri-
cultores tienen variedades de maz y sorgo con mayor tolerancia a la sequa y variedades
de frijol resistentes a lis enfermedades y de alto rendimiento.





Los Primeros Pasos

Ms adelante, se hablar sobre el sistema de trabajo que se sigue
por el ICTA, para guiar sus labores. Tambin se mencionan varios
componentes del sistema dentro de esta presentacin. Sin embargo
cualquier discusin del sistema, tal como se aplica actualmente despus
de seis aos de experiencia (y casi dos aos de planificacin antes de
comenzar a trabajar), no explica cmo se podra comenzar la
reorientacin de la investigacin. Cules seran algunos de los
primeros pasos a seguir?


Tamizar tecnologas disponibles
bajo las condiciones del Agricultor

Probablemente la mejor manera de comenzar es poner a prueba
las tecnologas disponibles, en las fincas de agricultores, y compararlas
con prcticas tradicionales, utilizando al agricultor como obrero y
aprovechndolo tambin como consejero. En este primer paso los
objetivos son (1) identificar las tecnologas disponibles resultantes de la
investigacin o prcticas del agricultor que den buenos resultados, (2)
aprender el arte tal y como lo practica el agricultor, (3) tratar de
comprender los sistemas del agricultor, y (4) aprender como dialogar
con los agricultores.

Esto es una excelente oportunidad para aprender del agricultor,
tanto de los contratados como obreros, como tambin de los dueos del
terreno donde se ubican ensayos.

Los experimentos deben ser simples y fciles de analizar
estadsticamente. Por ejemplo en la mayora de los casos las compara-
ciones deben ser limitadas a dos o tres variedades, por ejemplo, una
siendo la del agricultor. No se debe llevar la estacin experimental a la
finca. Como regla general, salvo cuando se estn estudiando prcticas
culturales, se debe seguir el sistema del agricultor y la tecnologa del
agricultor debe ser el testigo en la mayora, si n en todos los ensayos.

Los 'resultados de los primeros ensayos deben identificar
tecnologas que se podran recomendar a los agricultores, y tambin


13






tecnologas que necesitan ser objeto de ms estudios para conocer
mejorsu aceptabilidad por parte de los agricultores. Y esta experiencia
debe dar confianza y un mayor grado de comprensin a los
agrnomos.


Trabajo en Grupos

Sin que ello implique que los agrnomos dejen de tener
responsabilidad para ensayos especficos, un pequeo grupo
se desempea mejor que una sola persona trabajando aisladamente. Si
los integrantes del grupo se interesan y estn debidamente capacitados
en sus respectivas disciplinas, se pueden apoyar mutuamente.


Los programas tradicionales de investigacin estn organizados
por cultivos; con frijol, por ejemplo, los experimentos los conduce
alguien que ha trabajado en frijol, de manera similar se hace con maz y
otros cultivos. Se recomienda, sin embargo para la experimentacin a
nivel de finca, que cada tcnico se haga responsable de un grupo de
experimentos y con diferentes cultivos. Esto se recomienda no
solamente con el propsito de ganar experiencia con otros cultivos,
sino tambin para que el agrnomo empiece a desarrollar un criterio
ms amplio sobre la actividad agrcola, considerndola como una
combinacin de cultivos y acciones, en vez de prestarle atencin a un
solo cultivo.


Trabajar en ms de una Localidad

Desde el punto de vista institucional es mejor empezar el trabajo
en ms de una localidad. Si un grupo falla y el primer ao sus
resultados son pocos y conflictivos, otros grupos pueden tener ms
xito. En cierto sentido la institucin est conduciendo un
experimento y las repeticiones contribuyen a darle mayor
confiabilidad a los datos. Adems, cada grupo diferir en su sistema de
trabajo y contribuir de un modo original a evolucionar el programa
general de la institucin.


14






Hay que Aprender el Arte

Si el agrnomo no aprende a practicar el arte en la misma forma y
condiciones en que el agricultor lo practica -sin dejar de llenar por ello
los requerimientos de una bien fundamentada metodologa cientfica-
las experiencias sern de poco o ningn valor.

Uno de los errores en que ms se incurri durante los primeros aos de
trabajo del ICTA, fue no considerar importante aprender del
agricultor. En cierto modo lo que se hizo fue llevar la estacin
experimental al campo; las prcticas culturales y las variedades del
agricultor no se incorporaron como tratamientos en los experimen-
tos. El personal del ICTA aprendi bastante; sin embargo, pudo haber
aprendido mucho ms porque en la forma en que se condujo el trabajo
experimental, el agricultor casi no tuvo nada que aportar. Todo el
trabajo efectuado, fue similar al de la estacin experimental.

Hay que Conocer al Agricultor y sus Sistemas

Las visitas de rutina que se le hacen al agricultor cuando se
establecen experimentos en su finca son tiles porque nos brindan la
oportunidad de cambiar impresiones con l, pero no son suficientes ya
que se puede aprender mucho ms si el contacto es ms frecuente.
Debe drsele atencin especial al asunto de aprender y comprender sus
mtodos de trabajo, las caractersticas del rea, sus problemas, costos
de produccin, la razn de sus decisiones y la importancia que le atae
al problema del riesgo. Francamente se sabe muy poco de cmo
recabar esta informacin. Uno de los mtodos que se utilizan en el
ICTA es contratar sus servicios y para que a la vez expliquen los
sistemas de cultivos usuales y las razones de las prcticas.


La Participacin con los Agricultores

El mtodo ms efectivo de conocer la ideologa de un agricultor es
trabajar con l en su propio medio. Sin embargo, el instalar unos
experimentos en su finca no es suficiente. Debe de hacerse esfuerzos
para entablar el dilogo tan frecuentemente como se pueda. Las


15





relaciones de trabajo no deben de ser paternalistas sino que deben ser
conducidas a una discusin franca y abierta sobre los objetivos que se
persiguen al establecer ensayos de finca y la necesidad de evaluar en la
mejor manera posible las tecnologas como instrumentos o mecanismos
tiles para el mismo agricultor. Hay que familiarizarse con los vocablos
que usa el hombre de campo relativos a pesos, medidas y prcticas de
cultivo, ascomo tratar de comprender la forma en que se gana la vida,
sus mtodos de mercadeo, de obtencin de crdito, etc. Todo esto no
puede aprenderse en corto tiempo, pero con paciencia y visitas
frecuentes se puede aprender bastante; desafortunadamente, mucha
de esta informacin no se puede cuantificar fcilmente.

Encuestas

Podra ser un mtodo para obtener informacin relevante y til,
pero en el ICTA no han dado el resultado esperado, pues consumen
mucho tiempo y son caras. Adems, es difcil determinar qu
preguntas hacer y el anlisis de las respuestas es lento y la informacin
resultante no se puede manejar con facilidad.

El mtodo puede ser considerado por los agricultores como una
intrusin en sus asuntos y alterar los resultados, y despus del anlisis
subsiste el problema de comunicar los resultados a los agrnomos
investigadores de tal forma que puedan utilizarse de manera efectiva
en la generacin de tecnologa.

Sondeos

Para comprender mejor al agricultor y sus prcticas, el sondeo, ha
demostrado ser un mtodo mejor comparado con la encuesta. La
informacin as i obtenida se ha utilizado exitosamente para determinar
la clase de experimentos que hay que conducir, especialmente el
primer ao. Se ha dado nfasis especial a los cultivos, sistemas
existentes, prcticas agronmicas, mercadeo y caractersticas especiales
de la regin. Esto ha permitido detectar los cultivos y prcticas que son
ms comunes entre los agricultores y disear los trabajos que se hace
necesario realizar. Es de valor tambin para delimitar el rea
geogrfica a fin de que haya ms uniformidad en la experimentacin;
esto es de particular importancia cuando el equipo agronomico que va
a realizar los trabajos es pequeo.


16




























H u 0
tif .























Hay que aprender el arte...






La manera de realizar estos diagnsticos rpidos en el ICTA
reviste especial inters, porque se ha resuelto en parte, el problema de
cmo los agrnomos pueden utilizar la informacin generada por
socilogos, antroplogos y economistas.

En la prctica, trabajan como equipo por un da o dos, un
agrnomo y un socilogo, recabando informacin de los agricultores.
Al final del da hay una discusin general de grupo, en donde los
diferentes pares intercambian ideas. Cada da se forman nuevas
parejas y as cada disciplina tiene los puntos de vista de las otras
disciplinas durante el sondeo, la discusin de resultados y el reporte
final.

El sondeo practicado en esta forma, no debe llevar ms de dos
semanas, incluyendo la presentacin del reporte de trabajo. Lo ideal es
efectuar estos sondeos antes de iniciar el trabajo experimental y es
importante que quienes lo realicen sean los mismos que inicien los
trabajos experimentales.

No puede esperarse que este tipo de trabajo rinda mucha
informacin cuantificable; pero es importante recordar que el objetivo
principal debe ser identificar los cultivos y prcticas ms importantes
entre los agricultores, delimitar el rea y detectar factores limitantes
que pueden ser: suelo, mercados, etc.

Registros de Finca, una especie de record contable que se lleva
para cultivos solos o asociados y que se han utilizado en el ICTA para
determinar costos de produccin, mano de obra familiar o contratada,
insumos utilizados, rendimientos obtenidos y las fechas ms
importantes de cada una de las actividades de produccin. Estos
registros son llevados por el agricultor y supervisados frecuentemente
por el personal de la institucin. Los cultivos en rotacin se incluyen en
hojas separadas. Los datos que se obtienen brindan informacin sobre
las prcticas y los costos, y si se llevan durante varios aos, tendencias de
produccin.


No se ha intentado estudiar a la familia como unidad
socioeconmica, ya que se ha pensado que no se debe complicar la


17





metodologa. Para el futuro se ha considerado que esta metodologa
podra ampliarse para incluir informacin sobre precipitacin pluvial,
temperatura, datos de produccin y aun tipos de suelos o cualquier
otro tipo de informacin que nos pueda servir para tipificar el rea.
Los datos recabados pueden permitir estimar la estabilidad de las
prcticas de produccin del rea y detectar los cambios que ocurran en
las cosechas, si se lleva un buen nmero de ellos durante varios aos.
Uno de los problemas del ICTA, es que no se ha contado con sufientes
registros de muchas fincas donde la agricultura est diversificada.


El costo de los Registros de Produccin es relativamente bajo; el
agricultor mismo registra los datos y la informacin en forma y fecha
oportuna, y no tiene que recurrir a recordar eventos pasados como en
el caso de las encuestas; y es, por lo tanto, mucho ms exacto y
verdadero. El trabajo de supervisin de los Registros de Finca provee
tambin una oportunidad para dialogar con el agricultor.


Estrategias y Polticas Tecnolgicas

Muchas organizaciones no tienen sino estrategias y politicas muy
vagas. Desde luego, una organizacin puede, con buen personal,
funcionar durante unos pocos aos sin una metodologa especifica de
trabajo, pero intentar realizar un trabajo de campo sin politicas
definidas y estrategias adecuadas slo puede conducir al caos. Sin
duda alguna, esto ha sido uno de los principales defectos de la
investigacin. La poltica de investigacin frecuentemente ha llevado
impl cita la meta de "producir mejores variedades de ma iz" o "producir
ms frijol". La tarea de qu hacer para producir ms frijol se le ha
dejado al investigador, quien a menudo, se ha limitado a "producir una
variedad mejor"; en estas circunstancias l est satisfecho y conciente
de su contribucin para mejorar la produccin de frijol. Pero aparte de
ello, no se ha preocupado de las estrategias para producir ms, dejando
este problema a otras entidades, quizs al servicio de extensin.

Definitivamente, existe la necesidad de establecer polticas y
estrategias definidas en investigacin. En algunos casos, puede que
slo sea necesario un consenso de opinin; en otros, estos lineamientos


18






pueden ser requeridos por escrito, o ambos, pero no deben dejarse
estrictamente bajo la responsabilidad de un programa especfico de
investigacin. La falta de polticas y estrategias ha llevado a la
aceptacin de la poltica de maximizar los rendimientos dentro de
ciertos lmites de rentabilidad econmica, sin definir para quin son
econmicos.

Es cierto que mucha de la tecnologa generada dentro de esta
situacin es de tipo neutral, pero tambin no es menos cierto que
mucha no lo es, favoreciendo en la mayora de los casos al agricultor
que posee mayores recursos, sin que el agricultor de pocos recursos
tenga la oportunidad de poner a prueba la tecnologa para determinar
si sta funciona bajo sus condiciones. Este ltimo'punto es importante
porque indudablemente algunas de las tecnologas ya existentes
fueron desarrolladas en estos ambientes, y no fueron probadas bajo las
condiciones del pequeo agricultor.
Cules son algunas de estas polticas y estrategias que podran
guiar al investigador a generar tecnologas apropiadas para el pequeo
agricultor?

He aqu algunas sugerencias:


Modificar los sistemas actuales es una poltica, y al mismo
tiempo una estrategia que hay que considerar, especialmente para
aquellos agricultores que no estn utilizando insumos agrcolas, o lo
hacen en muy pequea escala. El ofrecerle al pequeo agricultor
tecnologas que conllevan uno o varios cambios como parte del
conjunto de recomendaciones, puede atemorizarlo sin que llegue
realmente a comprender si con una inversin limitada l podra
participar de las ventajas del paquete tecnolgico.


Hasta que no se determinen con exactitud las innovaciones que el
agricultor quiera aceptar, es preferible seguir la estrategia de ofrecerle
cambios sencillos, que afecten en forma apreciable y efectiva su
produccin. Este procedimiento tambin tiene la ventaja de que el
agricultor comprende en forma n;is fcil la tecnologa y estar
dispuesto a utilizarla eficientemente en una combinacin de pricticas.


19






Basndose en esta lnea de razonamiento, el ICTA le ha dado mas
nfasis a los componentes de la produccin que a los paquetes
tecnolgicos. Esto no siempre es posible, pero su utilidad radica en que
se puede principiar con innovaciones sencillas en las practicas del
agricultor e ir progresando poco a poco hasta adecuar la tecnologa a
sus condiciones.

Otra de las razones por la cual el ICTA no le ha dado mucho
nfasis a los paquetes tecnologicos, es porque la utilidad de estos es
limitada cuando se dan condiciones muy diversas y, por lo tanto, se
necesitaria un gran nmiero de ellos y su manejo se volvera difcil. El
xito que el ICTA ha tenido al elevar la produccin en el Parcelamiento
1.a Mquina con la introduccin de variedades, se debe a que, en lugar
de recomendar una variedad mejorada, mis insecticida, herbicida, etc,
factores todos que en conjunto inciden en una mayor productividad, el
ICTA desde el principio detect que la variedad era el factor ms
importante para elevar la productividad. La contribucin de una
variedad mejorada equivale aproximadamente a la sumia de las
contribuciones del resto de los componentes, pero si un agricultor no
tiene los recursos para utilizarlos, el simple cambio de variedad le
compensara con creces y a menor riesgo.

En San Martn Jilotepeque, la organizacin Vecinos Mundiales
recomend el uso de fertilizantes y de prcticas de conservacin de
suelos para incrementar los rendimientos de maz. Ambas prcticas
demostraron su utilidad. En algunos casos, el cambio de variedad
hubiera significado mayores rendimientos. El uso de fertilizantes y de
prIcticas de conservacin de suelos se han popularizado y ahora los
agricultores tienen la oportunidad de evaluar nuevas variedades. En
esta forma no se presiona al agricultor a aceptar todas o ninguna de las
practicas, sino se le deja en libertad de escoger.


Reconocer la importancia de cultivos bsicos en los sistemas
de subsistencia. El ingreso del pequeo agricultor ser siempre bajo,
si el cultivo al cual se dedica tiene escaso valor monetario. Por lo tanto,
deben buscarse como alternativas, cultivos que le representen un
mayor ingreso econmico. Sin eimbargo, si el cultivo al cual se dedica es
la base de la subsistencia familiar, hay que respetarlo.


20




























































Los aspectos comerciales deben ser objeto de evaluacin antes de dar recomendacicles a
los agricultores.





En Guatemala existen pocas alternativas de valor para sustituir al
maz y los pequeos agricultores probablemente seguirn (y deberan
seguir) con este cultivo hasta que ellos sientan que una reduccin en la
produccin de maz no los expondr al riesgo de pasar hambre. Por lo
tanto la estrategia del ICTA es incrementar los rendimientos de maz
para liberar pequeas extensiones de tierra que se puedan dedicar a
cultivos ms rentables.

Incrementar la tasa de retorno de los recursos ms
limitantes, debe ser el objetivo de los equipos multidisciplinarios que
trabajen en el desarrollo de tecnologa para adecuarlas a los sistemas
prevalecientes en un rea dada. Si los programas regionales de cultivos
se dejan bajo la responsabilidad de los especialistas, ellos concentran su
atencin en el desarrollo del cultivo en el cual trabajan y no
necesariamente se empean en mejorar la eficiencia general de
produccin con las prcticas que el agricultor utiliza en su sistema;
tampoco toman en cuenta los recursos que l tiene disponibles.

Los aspectos socioeconmicos de la tecnologa deben considerarse
a la par de los aspectos agronmicos. En el ICTA la evaluacin
econmica de una tecnologa se hace en la fase inicial y no se espera
hasta que sta se establezca por sus mritos intrnsecos; luego se hace la
evaluacin econmica. Los estudios econmicos que se utilizan en esta
fase inicial, sin embargo, no detectan todos los factores que puedan
interesarle.

Por ejemplo, los agricultores de La Mquina, al principio no
quisieron aceptar una nueva variedad de maz por el grosor del olote.
Esta objecin tan simple, tiene sin embargo su explicacin. El maz se
cosecha a mano y se paga por volumen, o sea por saco cosechado. Un
saco lleno de mazorcas de la nueva variedad contiene menos unidades
que otro saco de igual tamao lleno con mazorcas de la variedad criolla,
pero la nueva variedad produce mucho ms maz por hectrea que la
variedad criolla y as compensa de sobra los costos adicionales que
implica su cosecha. Los agricultores gradualmente se fueron
convenciendo de que el grosor del olote era una desventaja ms
aparente que real y que no incida en el ingreso neto aceptando
finalmente la variedad. Si bien es cierto que la reaccin inicial de los
agricultores no constitua un serio obstculo para aceptar la variedad,


21





la reserva de los agricultores tom por sorpresa al ICTA que no esta
preparado para contestar esta crtica de los agricultores.
Indudablemente sta es una objecin econmica de parte de los
agricultores pero en realidad tiene ms implicaciones sociales que
econmicas. Estas implicaciones sociolgicas son difciles de prever,
pero hay que estar alerta porque puedenser importantes en la
aceptacin de nuevas tecnologas.


La evaluacion por el agricultor puede ser til para minimizar
los errores y la crtica de los usuarios que el agrnomo no pueda
detectar al principio. El ICTA utiliza la Parcela de Prueba como una
metodologa para involucrar al agricultor y darle la oportunidad de
evaluar la tecnologa.

Los aspectos comerciales pueden tambin ser sujetos de
evaluacin. Por ejemplo, el ICTA hizo envos de melones y cebollas a
los Estados Unidos, para determinar de antemano su aceptabilidad
antes de hacer recomendaciones para los agricultores. En arroz se
hacen de rutina evaluaciones de la calidad molinera y culinaria con las
amas de casa y los beneficios, respeftivamente, antes de aprobar las
nuevas variedades.


Los insumos deben estar disponibles para que la nueva tecnologa
sea aceptada; por lo tanto, cualquier tecnologa para la cual no haya
insumos disponibles, debe considerarse estrictamente en la fase
experimental. Para evitar problemas que puedan surgir por la falta de
insumos, debe de tomarse en cuenta su disponibilidad antes de planear
los experimentos.

Debe de pensarse que los agricultores no se beneficiarn de los
resultados que se obtengan del estudio de los requerimientos de
fsforo utilizando triple superfosfato, si ste no est disponible en el
mercado. Adems podra plantearse la duda sobre si los resultados
podran interpolarse directamente o si se hara necesario conducir
ensayos de campo para confirmar la interpolacin. Por lo tanto, es
mucho mejor al conducir los ensayos, utilizar los insumos que estn a
disposicin de los agricultores.


22






Estabilidad. A los agricultores de subsistencia no les gusta correr
riesgos y prefieren las prcticas conocidas que las nuevas por conocer.
Al parecer los pequeos agricultores estn muy corcientes del factor
riesgo y esto siempre lo asocian con las nuevas prcticas, lo cual influye
grandemente en su decisin de adoptar o rechazar las nuevas
tecnologas.

La estabilidad de sistemas diferentes puede ser estimada (6) si se
evala conjuntamente el valor del producto y la estabilidad del
mercado. Los estudios del ICTA han sido diseados para medir la
estabilidad de sistemas determinados, con base en una curva de
distribucin normal. A causa del problema que surge al analizar
cultivos asociados o sistemas de cultivos, se ha tomado siempre como
base el ingreso por unidad de superficie en lugar del rendimiento
unitario de cada cultivo. La estabilidad entre variedades y entre
prcticas agronmicas en monocultivo puede ser estimada con base en
el rendimiento.

La estabilidad esencialmente es la misma al variar los precios pero
la posicin de la curva reflejar un mayor o menor ingreso al variar los
valores del mercado. Por lo tanto estas medidas de estabilidad no
reflejan con mucha precisin el factor riesgo, si no se pueden anticipar
las variaciones de mercado; por ejemplo: una baja de precios como
consecuencia de una sobreproduccin resultante de la introduccin de
nuevas variedades o tecnologas.

No hay que menospreciar las prcticas que el agricultor
emplea. Otro ttulo para esta seccin podra ser "hay que respetar las
prcticas agrcolas existentes". En principio, esto es difcil de aceptar
para un investigador y ms difcil an, ponerlo en prctica. Pero el
menospreciar o ignorar los sistemas que el agricultor usa, puede ser en
algunos casos, contraproducente, y, en otros puede dejar lagunas, por
no orientar la investigacin desde el principio a resolver problemas
especficos que confrontan determinados grupos de agricultores.

Para ilustrar este caso utilizaremos como ejemplo la investigacin
realizada en trigo en Guatemala. El Programa de Trigo del Ministerio
de Agricultura, haba desarrollado muy buenas variedades para
sembrarlas durante la poca en que la cosecha coincide con un perodo


23






de escasas lluvias. Sin embargo, en el sistema diseado por los
agricultores, el trigo forma parte de una rotacin y madura durante los
meses de ms lluvia. Por la dificultad de cosechar en poca de lluvia, la
poltica del programa fue desarrollar variedades que no se
acomodaban al sistema de produccin de los agricultores. En otras
palabras, se hizo caso omiso del sistema. Esta poltica se sigui an en el
ICTA, pero en la actualidad se ha modificado porque los agricultores
persisten en su prctica de cosechar en tiempo de lluvia.
La relevancia de la investigacin puede asegurarse nicamente
estudiando cuidadosamente las diferentes facetas del agri-milieu. Pero
la consideracin que debe prevalecer es lo que el agricultor quiere y
necesita para utilizarlo en la mejor forma. Este es otro argumento
poderoso en pro de la formacin de equipos multidisciplinarios
orientados hacia la produccin para generar y validar tecnologa a
nivel de campo.
Sin embargo, esta clase de trabajo en colaboracin con
agricultores, no siempre dar la orientacin que necesitan los
programas de fitomejoramiento. Los programas orientados al
mejoramiento de los cultivos son necesarios para desarrollar nuevas
variedades y prcticas de cultivo, pero el personal de los equipos de
produccin tienen ms experiencia directa con los agricultores por sus
trabajos de prueba de tecnologa que los tcnicos de fitomejoramiento;
estos programas tienen, por lo general, una dimensin de trabajo ms
estrecha. El Programa de Maz se preocupa slo de maz y el de frijol se
preocupa slo de frijol, ignorando frecuentemente los sistemas de
produccin. Por lo tanto, para que los programas de investigacin
adquieran la relevancia necesaria, deben de existir nexos estrechos
entre ambos grupos a fin de que cada uno se familiarice con las
experiencias de los otros. En el ICTA los equipos de Prueba de
Tecnologa colaboran con los programas de fitomejoramiento,
evaluando lneas avanzadas en Ensayos de Finca. Este procedimiento
le brinda a los agrnomos de produccin la oportunidad de evaluar las
nuevas lneas o variedades que estn siendo desarrolladas por los
programas de cultivos y de formarse una mejor opinin sobre el valor
le estos materiales o de nueva tecnologa relacionada al cultivo.
A esto hay que aadir la conveniencia de que los programas de
fitomejoramiento sean receptivos a la opinin de los agrnomos de
produccin, cuyas sugerencias puedan ayudarles para adecuar sus
trabajos a las necesidades de los agricultores.

24















































La evaluacin de resultados es un proceso necesario en la feliz realizacin de los planes
operativos.





En el ICTA esta relacin de trabajo entre los programas y los
equipos de produccin se ha fortalecido de las siguientes maneras:
a) desarrollando la confidencia, capacidad, confiabilidad y por lo
tanto, la influencia de los equipos de Cultivos, b) celebrando
reuniones para formular planes operativos a nivel regional con la
participacin de los Programas de Produccin, Equipos de Prueba de
Tecnologia y de las Disciplinas de Apoyo; y c) revisiones peridicas de
todos los programas por la Gerencia y la Unidad Tcnica.


Los proyectos especiales auspiciados por uno o varios individuos
deben ser objeto de evaluacin especial. A menudo tambin se ven
proyectos que aunque fueron bien justificados y basados en la
necesidad de obtener informacin sobre determinado cultivo o
prctica, se continan indefinidamente. Si se auspicia un nuevo
programa, el proyecto debe ser evaluado y despus de cierto tiempo
arribar a la decisin de continuarlo o descontinuarlo.


Hay que dar a conocer los resultados de la investigacin en
trminos realsticos. Los resultados de la investigacin que van
dirigidos a los agricultores no deben expresarse en kilogramos por
hectrea si l est acostumbrado a pensar en quintales por manzana.
Pero an ms importante es exponer los datos con claridad para que
puedan ser comprendidos fcilmente. Las publicaciones en donde se
indica que el rendimiento potencial de una variedad de ma z es de seis
toneladas por hectrea puede dar lugar a interpretaciones
equivocadas. El investigador probablemente sabe que un agricultor
bajo sus condiciones posiblemente slo obtendr la mitad. El potencial
de rendimiento de una variedad es un dato til para el investigador,
pero no necesariamente para un agricultor, a quien hay que darle
cifras realistas de rendimiento.

Este ha sido un error tradicional en las publicaciones, an en las
del ICTA, pero se ha hecho un serio esfuerzo por reportar la
informacin de las nuevas variedades de tal forma que sean
comprensibles para el agricultor; este esfuerzo ha tenido xito por la
disponibilidad de informacin proveniente de los Registros de Finca y
de las Parcelas de Prueba. (Ver Insumos).


25






Un enfoque multidisciplinario. En el desarrollo de tecnologia
para pequeos agricultores debe de hacerse nfasis en un enfoque
multidisciplinario porque se ha hecho evidente que los altos
rendimientos no constituyen un atractivo suficiente. Los factores que
influyen en esta situacin son: recursos disponibles, sistemas
tradicionales de cultivo, mercadeo, organizacin e infraestructura. En
el campo de la agricultura se ha reconocido que para un cultivo dado,
se necesita la aportacin de personal competente en varias disciplinas,
como Gentica, Patologia Vegetal, Entomologia, Manejo de Suelos,
etc, y se han organizados varios equipos multidisciplinarios. Incluso, se
ha dado un paso adelante al ampliar el espectro multidisciplinario de
los programas de investigacin. No es dificil comprender la
importancia de la factibilidad econmica de las tecnologias, aunque el
investigador tenga la tendencia a dejar estas consideraciones a otros
tcnicos. El ICTA evala la factibilidad econmica de una tecnologa
desde sus inicios. Obtener los mayores ingresos de aquellos recursos
limitados de la produccin y la productividad es particularmente
importante. Por ejemplo, ahora no nos cabe duda que los pequeos
agricultores de subsistencia del altiplano occidental de Guatemala
seguirn cultivando maz junto con frijol y haba, hasta que estn
seguros de que otros sistemas les darn la oportunidad de proveerse de
los alimentos que necesitan para sostener a su familia. Se reconoce, sin
embargo, que el ingreso proveniente del maiz nunca ser muy alto,
especialmente si el rea de cultivo es limitada. Como el precio del ma iz
es bajo, se estn concentrando los esfuerzos en incrementar la
productividad aunque no necesariamente la produccin de maiz.
Procediendo en esta forma se puede producir la misma cantidad de
ma iz en menor extensin de suelo, liberando ms tierra para dedicarla
a cultivos de mayor valor econmico, los que, a su vez, aumenten los
ingresos de quien no posee mucha tierra.

El ICTA ha incluido las disciplinas de Sociologa y Antropologia,
que han contribuido especialmente a la caracterizacin de zonas de
trabajo. Muy bien se podrla plantear la pregunta de -qu
contribuciones pueden hacer los socilogos o antroplogos que no
harn los agrnomos? En el ICTA las contribuciones de las diferentes
disciplinas es un poco dificil de diferenciar porque funcionan juntas y
en cierta forma se confunden. Sin embargo, las observaciones de los
socilogos tienden a ser diferentes de la de los agrnomos y si ambas se


26





intercambian ayudarn a los agrnomos y a los socilogos a tener qna
concepcin mucho ms amplia de su campo de accin. La experiencia
es muy valiosa an cuando su utilidad no sea tangible de inmediato.
Tambin podra preguntarse: puede el agrnomo aprender a
cambiar su capacidad de observacin para incluir los mismos aspectos?
En el supuesto de que asi fuera -se circunscribirtl el rol de los socio-
antroplogos a "adiestrar" a los agrnomos? Este rol un tanto
perifrico de los socilogos y antroplogos entraa dos problemas: a)
el rol de observadores y narradores experimentados, asi como el de
intercambiar puntos de vista con los agrnomos, no es justificacin
suficiente para su permanencia continua en un programa tecnolgico;
y b) si ellos no tienen la oportunidad de mantenerse en contacto con el
proceso tecnolgico, al final no tendrn nada especial que aportar. El
proceso de observacin y descripcin no es continuo; y los socilogos,
sin constante experiencia en el proceso, no podrn aquilatar las
necesidades del agrnomo y probablemente tratarn de cubrir todos
los aspectos de la escena rural, al extremo que sus contribuciones sern
de poca importancia. Es decir, que estarn en la misma posicin del
agrnomo en lo que se refiere a la situacin del agricultor.

En el caso de la investigacin y generacin de tecnologia, los
socilogos no deberlan limitar sus contribuciones por medio de
publicaciones cient ificas, sino intercambiar informacin til dentro del
proceso al cual dirigen su atencin, a medida que esta informacin se
vaya produciendo.

Subsiste entonces el problema -en el sentido amplio del trmino-
de identificar las responsabilidades concretas de los participantes del
equipo multidisciplinario. Se asume que, por equipo, se quiere dar a
entender la integracin de los esfuerzos del personal agrupado hacia
un objetivo comn. El equipo recibir informacin, materiales y apoyo
de afuera, pero estos elementos provendrn de personas que estarn
trabajando con un tipo diferente de organizacin y en muchos casos se
tendr a mano informacin de asesores o sugerencias de otras personas
que, si bien es cierto tienen habilidades especiales, no necesariamente
estn familiarizadas con las circunstancias locales como los miembros
del equipo. De manera que, si una disciplina no est integrada con el
equipo local, cualquier informacin recabada por ella ser considerada


27






desde un punto de vista diferente del que se aplicara si estuviera
integrada.


Programas Permeables

Los programas de produccin de cultivos deben ser permeables a
la informacin, ideas y materiales que puedan aportar los resultados de
la investigacin ms relevantes para el usuario. Probablemente los
programas de cultivos nunca han acariciado la idea de ser
impermeables, sin embargo, lo son. Los miembros de un programa
tienen la tendencia a darle atencin casi exclusiva a los aspectos
directamente relacionados con su campo de especializacin, dejando
otros que afectan la tecnologa a los especialistas 1e los diferentes
campos, sin hacer mucho esfuerzo por darle un dimensin ms
amplia al programa de produccin.

Esta situacin parece derivarse de la tradicin y del tipo de
adiestramiento. Los cientificos, por lo general, estn bien
familiarizados con sus limitaciones dentro del rea de su
especializacin, pero ignoran completamente sus posibilidades de
contribucin en otros campos, an cuando en el curso de su educacin
han estado en contacto con muchas reas de estudio y en algunas
poseen reconocida capacidad. En las universidades a menudo se
encuentran profesionales que gozan de merecido prestigio y que son
considerados como las mximas autoridades en determinada materia
y tambin es corriente observar que@ cuando un profesor o estudiante
que no forma parte del grupo, se encuentra en presencia de ellos, a
menudo es desestimulado a tocar temas que no son de su rea de
especializacin, por considerrsele una intrusin poco aconsejable.

La organizacin para generar tecnologa para pequeos
agricultores es probablemente un caso nico en donde las reas de
estudio que no tratan directamente con tecnologa, no estn
representadas dentro de la misma organizacin. Por lo general, nunca
se encuentra alguien con quien discutir aspectos tales como subsidios,
disponibilidad de insumos, aspectos econmicos, oferta y demanda de
productos, mercados, etc. A menudo un programa establece contactos


28






































Es importante que el Agente de Cambio conozca y se familiarice con las tecnologas.






con otros cientficos, con otros progrmas atines y se vuelven altamente
especializados dentro de su respectivo campo de accin, pero pierde la
oportunidad de orientacin prctica en muchos aspectos que afectan a
la tecnologa.

Como resultado, los programas nacionales de cultivos
permanecen al margen y no manifiestan el menor inters en los
aspectos de poltica nacional que afecta sus programas, o los problemas
que confrontan los agricultores o la finca como unidad, como tampoco
les interesan consideraciones de tipo sociolgico, de sistemas de
cultivos o cultivos asociados, etc.

Esta seccin, por lo tanto, no se escribe con la intencin de que los
cientficos diluyan su campo de accin, sino para hacerles ver que el uso
de la tecnologa por ellos generada depende en su aplicacin de una
serie de interrelaciones de oferta y demanda, de aspectos
socioeconmicos y. de otras cuestiones tan sutiles como la forma de
ganarse la vida, especialmente del pequeo agricultor.

Ubicando la investigacin dentro de un
Programa Tecnolgico

Sin parar mientes en el tipo de estructura u organizacin, la inves-
tigacin debe funcionar como una parte integrada de un sistema
tecnolgico para que sirva a los agricultores. Los agricultores no estn
interesados ni en la investigacin ni en sus resultados; hasta se podra
decir que no tienen inters especfico en la tecnologa. A ellos les
interesan las prcticas de produccin, les interesa saber cmo mejorar
el manejo de sus cosechas y sus animales, as como la relacin que
guardan estas actividades con la forma en que ellos viven.

Para que la investigacin pueda hacer contribuciones de
importancia al arte que ellos practican, es necesario que los
investigadores comprendan a los agricultores y se familiaricen con sus
prcticas. Tambin es importante que los agentes de cambio
comprendan las tecnologas, que las puedan manejar y asayudar a los
agricultores a usarlas para su beneficio. Para ello es necesario
considerar a la investigacin como un instrumento y no como un medio
en smismo.


29






La investigacin debe conducir los experimentos como un medio
de desarrollar tecnologas y debe orientar su uso y respaldar el proceso
de transferencia.

La investigacin debe formar parte de un sistema tecnolgico. Por
lo tanto, porqu no considerar a la organizacin encargada de la
investigacin como una organizacin tecnolgica? Despus de todo, la
investigacin no es el objetivo, sino la tecnologa.


EL SISTEMA DEL ICTA

De acuerdo con sus objetivos, conceptos y estrategias originales, el
ICTA ha desarrollado un sistema secuencial para la generacin de
tecnologa y su validacin bajo las condiciones del pequeo agricultor.
El ICTA ha adquirido considerable experiencia con este sistema en lo
que respecta a generacin y validacin y un poco en lo que se refiere a
transferencia de tecnologia.

Como institucin, el ICTA no tiene la responsabilidad directa de la
transferencia y por lo tanto no ha intentado desarrollar un mecanismo
para tal fin, sino ms bien se ha concretado a acumular experiencia con
diferentes modelos de transferencia y conexiones que puedan ayudar a
cerrar la brecha existente entre investigacin y extensin.

El proceso de investigacin, se puede dividir en cuatro partes:

a) La generacin de tecnologas;
b) Adaptacin y evaluacin agro-socioeconmica;
c) Validacin; y
d) Transferencia.

Dos grupos diferentes tienen a su cargo la responsabilidad de
generar tecnologa: (a) Programas y Disciplinas especficas; y (b)
Equipos Regionales, que a su vez trabajan en las sub-regiones. El
primer grupo tiene responsabilidad a nivel nacional para
determinados cultivos o disciplinas y trabajan en y fuera de la estacin,
y los equipos regionales estn subdivididos en reas de accin y


30





trabajan casi exclusivamente en fincas de agricultores y, en el caso del
ICTA en pequeas fincas dentro de reas geogrficas especficas y
definidas.

La generacin de tecnologa es, por lo tanto, responsabilidad de
ambos grupos. El trabajo de los programas es en gran medida de tipo
tradicional, pero los resultados son puestos prueba por los Equipos de
Prueba de Tecnologa como componentes de los sistemas de cultivos de
los agricultores. En esta forma los Equipos Regionales tienen la
oportunidad de evaluar crticamente los resultados de los programas y
en base a ellos orientarlos en su trabajo.

Los grupos subregionales tambin generan tecnologa y trabajan
especialmente para adaptar esa tecnologa a los sistemas utilizados por
los agricultores del lugar, utilizando esos sistemas como base para sus
estudios.

La evaluacin agronmica y econmica y la adaptacin de
tecnologas a los sistemas empleados localmente, es la responsabilidad
principal de los equipos subregionales.

En los pases desarrollados esta etapa del trabajo es realizado por
casi todos los agricultores con ms recursos. En el caso del pequeo
agricultor, sin embargo, ste nunca tiene los recursos, ni quiere
arriesgarse en la introduccin de nuevas tecnologas.

La Validacin de Tecnologa (llamada a veces
Comprobacin) no siempre es tarea de los equipos regionales. En
unos casos el agrnomo puede emplear su buen criterio y si la
tecnologa ofrece escasa posibilidad de riesgo, se puede incluir en las
Parcelas de Prueba que tambin constituyen una etapa de validacin,
aunque en este caso no es manejada directamente por el agrnomo.

La Parcela de Prueba, tal como es utilizada en el ICTA, es una
prueba de campo que apareja poco riesgo, en la cual el agricultor
compara la nueva tecnologa con su prctica usual, bajo la supervisin
de un agrnomo del ICTA. Se tiene ya la experiencia, en recientes
trabajos con DIGESA, de que por lo menos algunas de las Parcelas de
Prueba pueden ser supervisadas por los agentes de extensin, en vez de


31























i












FERTILIZAC ION
























Los Ensayos de Finca y las Parcelas de Prueba son mecanismos tiles en la generacin y
validacin de las nuevas prpticas agron6micas.




Page
32
Missing
From
Original






de crdito supervisado y a la vez conducir los ensayos de campo.
Tampoco se cont con el tiempo necesario para entrenar al personal de
DIGESA para efectuar los ensayos de campo, pese a que stos eran
realmente sencillos. Si se hubiera organizado y planificado este tabajo
en mejor forma, tomando en cuenta el modo de ser de las dos
instituciones, este esfuerzo podra haber sido exitoso.

Otro esfuerzo de colaboracin desarrollado entre las dos
organizaciones, estableca que el personal de DIGESA conducira los
ensayos de campo con las variedades y prcticas culturales
recomendadas por el ICTA, sin que sta ltima tuviera la
responsabilidad de efectuar el trabajo de supervisin. Tampoco este
intento tuvo xito por varias razones: falta de logstica en la entrega de
insumos, sobrecarga de responsabilidades del personal de DIGESA y la
falta de sentido de responsabilidad.

Se han utilizado otros mtodos, tales como publicaciones, clnicas
de produccin, trabajos de grupo, etc, que si bien han tenido cierto
xito, no han constituido mtodo innovativo alguno.

Ms recientemente, los Directores Regionales de ICTA y DIGESA
en la Regin IV, con la ayuda de personal de ambas instituciones
experimentada en adiestramiento, desarrollaron un "curso" y una
metodologa para transferir la tecnologa del ICTA al personal de
DIGESA.

El programa consiste principalmente en tres tipos de actividades:
a) explicacin de las tecnologas, b) la siembra de pequeos lotes
"comerciales" en el Centro de Produccin del ICTA para adquirir
experiencia, y c) establecimiento de parcelas de prueba por los
agricultores con la ayuda del personal de DIGESA y supervisadas por
el ICTA. Este modelo tiene varias ventajas sobre los intentos
anteriores: a) tiene el apoyo de los directores regionales, quienes
originaron la idea; b) los agrnomos de DIGESA participaron con
entusiasmo; y c) la actividad fue cuidadosamente planeada y
estructurada con la ayuda de personal adiestrado. Estas actividades se
visualizan ahora no como un "curso", sino como un esquema modelo
de trabajo.


33 .






Este sistema o esquema modelo de trabajo se muestra promisorio
para las condiciones de Guatemala. Esencialmente es una extensin
del proceso de generacin de tecnologa del ICTA, utilizando las
parcelas de prueba no slo para evaluar la tecnologa, sino tambin
para adiestrar a los agricultores. A la vez que establece una relacin
estrecha entre el proceso de generacin de tecnologa y el de
transferencia, es un mtodo en el cual el agente de extensin y el
agricultor pueden observar los resultados, sirviendo, adems, para
posteriores evaluaciones; con lo que el ICTA no pierde el control del
proceso de validacin. Este sistema tambin tiene la caracterstica de
eliminar la brecha entre investigacin y extensin, pues los equipos de
generacin de tecnologa del ICTA realizan sus actividades en donde
practican las suyas los agentes de extensin.

Tambin el agente de extensin lo puede usar como un
instrumento til para desarrollar criterios donde no exista tecnologa
validada, como por ejemplo, en un rea donde el ICTA no haya
trabajado.

En el Diagrama I se intenta mostrar las actividades de una
organizacin de investigacin en forma resumida, no slo para
conducir investigacin especfica sino para desarrollar y poner a
prueba tecnologas y respaldar el proceso de transferencia a los
usuarios.


PARTICIPACION DE LOS AGRICULTORES EN EL

PROCESO DE TRANSFERENCIA

En los pases en vas de desarrollo'y especialmente en el caso de los
pequeos agricultores, ellos mismos probablemente tendrn que
participar en la transferencia para que sta sea factible
econmicamente.
Si en un sistema de transferencia, cada agente de cambio, que es
un agrnomo adiestrado en produccin, no puede extender sus
conocimientos a un nmero relativamente grande de usuarios (entre
400 y 1,200), el costo de ese servicio de extensin se vuelve muy alo (6)


34






Es obvio que el extensionista no lo puede hacer solo y que
necesitar ayuda. Adems del costo, la efectividad del trabajo es otra
consideracin muy importante.

Se han probado diferentes sistemas, pero al margen de su
organizacin y estructura, es casi seguro que no se logra el impacto
deseado cuando el sistema contempla el contacto individual con los
agricultores. Si se quiere que el sistema tenga xito, el contacto debe
hacerse con grupos, preferiblemente organizados. Un proyecto de
Vecinos Mundiales en San Martn Jilotepeque, en Guatemala, nos
demuestra que se puede adiestrar a los agricultores para un trabajo
efectivo, especialmente si se organizan en grupos.

Pueden hacerse varios arreglos para adecuar un modelo a
condiciones locales. En el Diagrama II se presenta un plan
esquemtico para ilustrar la idea de cmo la investigacin y la
transferencia podran entrelazarse y cmo se puede incorporar a los
agricultores en el sistema de transferencia. Este plan es esencialmente
una expansin del utilizado por Vecinos Mundiales en San Martn
Jilotepeque; y no es muy diferente, en principio, del descrito por
Benor y Harrison (7) en su obra El Sistema de Adiestramiento y Visitas,
aunque si se detectan algunas diferencias en los aspectos de
organizacin. Vecinos Mundiales tiene un lder de extensin
supervisando agricultores-agentes de cambio, cada uno de los cuales
trabaja, a su vez, con cuatro grupos de 25 agricultores. Estos agentes de
extensin trabajan tiempo completo y visitan sus grupos
semanalmente. Trabajando con nueve agentes de extensin, el lider
controla 900 agricultores. En el Diagrama II se muestra al lider de
extensin supervisando 10 agentes de cambio.


En este Diagrama tambin se propone vincular de manera directa
la investigacin a nivel de finca, donde los investigadores (el circulo
ms pequeo en el diagrama) serviran tambin como coordinadores
de transferencia y trabajaran con los agentes de extensin
(supervisores de extensin). Los nmeros usados en el diagrama
tendran que ser modificados de acuerdo a las condiciones locales, pero
debe de tomarse en cuenta el nmero de agricultores a ser contactados
y el costo. En Guatemala, el ICTA probablemente necesitar de 25


35






equipos multidisciplinarios para la generacin de tecnologa a nivel de
campo. Si la meta es alcanzar 250,000 agricultores (esta cifra es
aproximadamente la mitad del nmero total), cada equipo del ICTA
necesitara contactar un promedio de 10,000 agricultores mediante las
actividades de transferencia.

Si se disea el sistema para que cada equipo contacte slo la mitad
del nmero propuesto, el diseo mismo limitar la cobertura. De igual
manera, si cada equipo de rea y el sistema de transferencia que lo
respalda es muy costoso, fallar por falta de financiamiento. Probable-
mente deberan ensayarse tres o cuatro modificaciones del modelo
propuesto en reas y/o escalas piloto para aprender la forma en que el
sistema pueda operar lo ms eficientemente posible. De cualquier
manera, ser siempre imposible instalar nuevos sistemas que cubran el
pas completo de un ao para otro. Es siempre necesario un perodo de
transicin y ste debe ser uno de aprendizaje para efectuar los ajustes
necesarios.

REGIONALIZACION
Guatemala y muchos otros pases han regionalizado su territorio y
sus agencias gubernamentales en un esfuerzo por hacer que la
tecnologa y otros servicios estn disponibles y sean de mayor utilidad a
determinadas reas. En Guatemala, todas las agencias del Sector
Pblico Agrcola usan el mismo esquema de regionalizacin y el sistema
parece ofrecer ms ventajas que cuando cada organizacin o instituto
seleccionaba sus reas de concentracin de servicios y de trabajo. Sin
embargo, la regionalizacin no est excenta de problemas.
Un programa uniforme no es aplicable an en un pas tan peque-
o como Guatemala, pues las regiones son tan variadas y por otra par-
te, las regiones son tan grandes, que los recursos del gobierno son insu-
ficientes para brindar una cobertura uniforme y las diferentes organi-
zaciones del Sector Pblico Agrcola podran fcilmente apartarse del
esquema si as decidieran hacerlo. Esto indica que se hace necesalio
crear otras subregiones, zonas o reas de trabajo. Otro problema de la
regionalizacin, segn las experiencias tenidas en Guatemala, se
refiere por ejemplo, al cultivo del maz, del que no se puede tener un
programa para cada regin; por esta razn el ICTA tiene un programa
de maz a nivel nacional. Especialmente durante los primeros aos del
ICTA, el programa de maz (siempre como ejemplo), continu

36

















































Ningn programa cientfico debe aislarse de otros programas. El beneficio que se puede
recibir, depende ms que todo, de la capacidad para determinar lo que los programas
nacionales quieren y necesiten, y de su capacidad para utilizar la ayuda disponible en sus
propios programas.






desarrollando lneas bajo el concepto tradicional de investigacin, sin
prestar mucha atencin a las condiciones y necesidades del agricultor e
ignorando el trabajo de los equipos regionales. La idea era conducir
sus propios ensayos de rendimiento y luego poner a disposicin de los
equipos regionales y de los agricultores el material disponible. En otros
trminos, exista poca coordinacin entre el programa nacional de
maz y los equipos regionales y subregionales y no se haca suficiente es-
fuerzo por tomar en cuenta la diversidad de condiciones de los agricul-
tores, para lograr variedades estables bajo una gama amplia de condi-
cionles.


El Programa de Maz quera hacer sus propias evaluaciones
porque eran "maiceros" y saban como hacerlo. No ten an confianza en
que los equipos regionales pudieran evaluar sus materiales avanzados.
Afortunadamente esta situacin cambi y los programas nacionales
empezaron a coordinarse con los equipos regionales
proporcionndoles materiales seleccionados para probarlos en las
subregiones. Luego surgi otro problema y es que los programas
nacionales al proporcionar materiales avanzados quisieron imponer
sus diseos experimentales; en otras palabras, quisieron utilizar a los
equipos regionales como extensiones directas de los programas de
cultivos.

En la actualidad estas posiciones se han balanceado, como
resultante de las sesiones de planificacin celebradas con la
participacin de los directores regionales del ICTA. As, en una sesin
de planificacin regional, el personal de los equipos de prueba de
tecnologa se rene con los tcnicos de los programas y disciplinas. Se
crey necesario y conveniente que los tcnicos de los equipos regionales
ganaran experiencia (y competencia por medio de adiestramiento) a
fin de que pudieran participar, ms o menos al mismo nivel, con los
programas de produccin de cultivos. Este sistema de planeamiento ha
funcionado bien durante dos aos. En esta forma se centran los
esfuerzos en los problemas del rea y se tiene la ventaja de que en los
mismos participan los especialistas de los programas; esta coordinacin
permite, a la vez, que los equipos regionales obtengan informacin ms
relevante, la que puede ser til a los programas. Cada grupo ha
empezado a percibir las ventajas de esta colaboracin.


37





Proyectos Especificados de Area


Como existen diferentes conceptos de programa o proyectos de
rea definidos, se usa aqu el trmino Especificado en vez de Definido.
Sin embargo, por definicin, ambos se refieren a proyectos o acciones
que estn dirigidas a ciertas reas geogrficas especificadas.

El punto de discusin aqu es que parecen existir ventajas al
especificar las reas de trabajo de campo, ya sea que estemos hablando
de proyectos de desarrollo rural que incluyen salud, educacin,
agricultura, infraestructura, etc, o que estemos hablando de un
esfuerzo ms sencillo de investigacin y extensin para incrementar la
productividad y mejorar la produccin agrcola.

El concepto de reas definidas reconoce que algunas reas del pas
pueden no ser cubiertas, que ciertas reas debern tener prioridad y
que otras presentan diferentes requerimientos y potencialidades.

Desde el punto de vista de la investigacin, al definir reas
especficas, los programas pueden concentrar y enfocar sus esfuerzos
para resolver necesidades especficas, evitando con ello que dichos
programas de diversifiquen y se diluyan los esfuerzos. Por otra parte,
las polticas de trabajo pueden definirse ms especficamente, as como
los objetivos de la investigacin. De igual manera, la tecnologa, una
vez generada y probada (validada), tendr mayor utilidad dentro del
rea definida de accin.

En el ICTA, el haber especificado las reas hacia las cuales un
equipo de trabajo debe orientar sus esfuerzos, no slo ha permitido
concentrar los recursos del equipo de trabajo, sino que ha servido como
un medio para que los programas nacionales concentren sus esfuerzos
hacia objetivos ms especficos; en otras palabras, a los programas se les
intruye para que enfoquen sus esfuerzos en las mismas reas
especificadas.

Siguiendo este sistema de especificar reas se simplifica la
descentralizacin a la vez que se transfiere ms poder de decisin a
nivel local, sin que por ello la poltica general de la institucin deje de


38






orientarse desde las oficinas centrales. Tambin se conocen mejor las
reas donde se est trabajando y los resultados pueden evaluarse.
Como corolario se puede planificar mejor los trabajos de investigacin
y el uso de vehculos y gasolina.


EVALUACION

La evaluacin es un proceso normal para los hombres de ciencia y
en el ICTA se utilizan varios mtodos a diferente nivel. Por ejemplo:


1. Se evalan los materiales y la informacin provenientes de los
Centros Internacionales.

2. Los equipos regionales evalan los genotipos avanzados de los
programas de produccin.

3. Se evalan anualmente las tecnologas generadas y los
sistemas de cultivos.

4. Tambin se hace una evaluacin econmica de tecnologas y
de los mismos sistemas.

5. Las parcelas de prueba se utilizan para que el agricultor pueda
evaluar la tecnologa generada.

6. Se evala la aceptabilidad de la tecnologa por parte de los
agricultores.

7. Los directores del Instituto evalan peridicamente la
marcha de los programas.

Sin embargo, esto no es suficiente para evaluar las contribuciones
del ICTA a la produccin y al incremento de la productividad. Que el
ICTA ha causado impacto se evidencia porque la produccin de maz y
la recuperacin de los crditos en el Parcelamiento La Mquina, han
mejorado notablemente; y tambin porque la productividad se ha
incrementado en San Martn Jilotepeque. Observando ms de cerca


39






estos ejemplos, se detectan, sin embargo, dos problemas. Primero, los
incrementos registrados no estn bien documentados. El ICTA no ha
hecho un esfuerzo organizado para analizar metdicamente lo que ha
sucedido en estas regiones y, si bien es cierto que existe informacin,
sta no est disponible fcilmente.

La informacin se necesita para guiar el trabajo del Instituto y
para explicar el valor de la investigacin al Ministerio de Agricultura, a
los funcionarios que tienen la responsabilidad del manejo del
presupuesto a nivel nacional y a quienes, a pesar de que sus intereses
son esencialmente polticos, contribuyen sin embargo, a la formulacin
de las politicas nacionales.
El otro aspecto es que el ICTA no lo ha hecho todo. El ICTA no ha
hecho mucho para evaluar el impacto que sus acciones han tenido en
incrementar la produccin y la productividad, porque a la fecha no se
ha podido identificar una metodologa evaluativa que se considere
satisfactoria desde el punto de vista del costo, valor real de los
resultados a obtenerse, y manejo. Se acepta que la tarea es difcil, pero
el ICTA debera hacer un mayor esfuerzo para evaluar sus resultados.
Es cierto que las metodologas actuales de trabajo no son muy buenas,
pero ello no significa que no se trate de hacer algo al respecto. Slo
mediante el esfuerzo innovativo y por experiencia se puede esperar
mejorar las actuales metodolog as.

Una accin que podr a llegar a constituir una metodologa efectiva
para evaluar que es lo que realmente est pasando en el campo, seria
multiplicar varias veces los Registros de Finca con la colaboracin de
DIGESA. La informacin que se obtendra sera til no slo para el
ICTA sino tambin para DIGESA, BANDESA INDECA, pues se
tendria una mejor base para establecer el monto de los crditos para
diferentes cultivos en diferentes regiones y tambin para establecer los
precios de garant a.

CAPACITACION

El ICTA tiene tres niveles de adiestramiento:

1. A nivel de postgrado


40













































La opinin ddl agriculor es de um importancia en el proceso de vlidacin de la tec-
olog geneanda





2. Cursos cortos
3. En servicio

Los estudios a nivel de postgrado se realizan en los Estados Unidos
y Amrica Latina. Los cursos cortos se imparten en su mayora en el
exterior, principalmente en los Centros Internacionales.

Se reconoce que la Universidad de San Carlos da una preparacin
adecuada a sus graduandos en el mtodo cientfico, pero a la vez, se ha
considerado necesario instruirlos previamente en la metodologa del
ICTA, antes de confiarles la conduccin de trabajos de campo, sin
supervisin. El adiestramiento en servicio tiene caractersticas nicas.
Consiste principalmente de un adiestramiento en Produccin Agrcola
de nueve meses de duracin, con un alto porcentaje del tiempo
dedicado a actividades de campo en fincas de pequeos agricultores.

Cerca del 70% del tiempo de adiestramiento se dedica a
actividades de campo, persiguindose fundamentalmente dos
objetivos: a) adiestramiento eminentemente prctico, y b) cubrir
simultneamente las metas de trabajo del instituto.

El segundo tipo de cursos se ha diseado para transferir la
tecnologa al personal de DIGESA y darles la destreza necesaria en su
manejo. No se ofrecen por ahora, detalles de estos cursos, pero han
sido diseados con sus respectivos horarios y planes de trabajo. La
evaluacin efectuada indica que esos cursos son efectivos.


RELACIONES INTERNACIONALES

Ningn programa cientfico de agricultura debe aislarse de otros
programas. Durante varios aos han existido excelentes
oportunidades para que los programas nacionales se beneficien con
ayuda del exterior. Con el establecimiento de los Centros
Internacionales estas oportunidades son todava mayores. El beneficio
que puedan recibir, depende, ms que todo, de la capacidad para
determinar lo que los programas nacionales quieren y necesitan, y de
su capacidad para utilizar la ayuda disponible en sus propios
programas.


41






Trabajar con los Centros Internacionales no es simplemente una
cuestin de recibir sino de convertirse en un miembro activo de la
comunidad cientfica internacional. Si bien es cierto que estos centros
fueron establecidos para ayudar a los pases, no menos cierto es que
para funcionar de manera efectiva necesitan utilizar los recursos, que
los pases les puedan brindar. Por ejemplo, hace cuatro aos no se
conocan fuentes de resistencia a Mosaico Dorado del frijol; en la
actualidad ya se dispone de algunas. Ningn trabajo preliminar de
seleccin se realiz en Colombia, porque all no se conoce la
enfermedad. Sin embargo, el CIAT (Centro Internacional de
Agricultura Tropical), puso a disposicin de varios pases cientos de
lneas para ser evaluadas y ahora su contribucin consiste en hacer los
cruzamientos para incorporar alta produccin y resistencia a
diferentes lneas. Los pases mismos pueden decidir en qu escala y en
qu trminos desean participar; pero lo que importa resaltar es que
probablemente ningn pas, trabajando solo, tendra posibilidades de
xito en encontrar resistencia a Mosaico Dorado.

Tambin es conveniente reconocer que la tecnologa, aunque sea
especfica para una localidad, no reconoce fronteras; y que, mientras
ms cooperacin haya entre los programas nacionales, ms efectivos
sern stos en la generacin de buenas tecnologas.


GOBIERNOS

Los gobiernos mismos son la clave para crear mejor tecnologa y
para incrementar la productividad y la produccin. Son los gobiernos
los que tienen que tomar la decisin respecto a las clases de
organizacin que desean tener y cunto dinero se proponen invertir.
Las oportunidades para hacer que las tecnologas sean ms efectivas
son ahora mayores que antes. Pero estn poco informados, y debe de
hacerse todo lo posible para informar a los gobiernos y a los
funcionarios que tienen el poder de decisin, para que puedan
orientar y respaldar las clases de organizaciones que quieren y
necesitan. Los gobiernos necesitan seguir polticas concordantes con
sus objetivos y con la situacin socioeconmica de sus pases. Ellos
necesitan conocer ms e informarse mejor sobre las contribuciones que
la tecnologa puede hacer para el desarrollo.


42






El perodo para el cual los funcionarios son electos, por lo general
es tan corto que no pueden preocuparse mucho por la continuidad de
los programas de investigacin. Los propios programas nacionales
deben tratar de contribuir a la comprensin de lo que se requiere para
desarrollar y operar programas tecnolgicos bien orientados.










































43







NOTAS

1. ICTA son las siglas del Instituto de Ciencia y Tecnologa
Agrcolas del Sector Pblico Agrcola del Gobierno de
Guatemala.

2. El Sector Pblico Agrcola (SPA) de Guatemala consiste del
Ministerio de Agricultura y las entidades gubernamentales que
estn directamente relacionadas con agricultura, que incluye al
ICTA. El Ministro de Agricultura es el Jefe del Sector Pblico
Agrcola que fue creado por Ley -102- en 1970. La relacin
existente entre el ICTA y el SPA est explicada en "ICTA:
CUATRO AOS DE HISTORIA" por Robert 1. Waugh (1975)
y en "INVESTIGACION AGRICOLA EN GUATEMALA",
por Astolfo Fumagalli y Robert K. Waugh (1977). Estos dos
trabajos fueron publicados por el ICTA en Ingls y Espaol.

3. Se refiere a la Universidad de San Carlos de Guatemala. La
colaboracin entre el ICTA y la Universidad nunca se desarroll
en la forma que fue prevista por los grupos de trabajo. Sin
embargo, el Decano de la Facultad de Agronoma es un
miembro de la Junta Directiva del ICTA; se han completado
varios trabajos de tesis en el ICTA para cumplir con este
requisito en la Universidad; el ICTA ha aceptado un buen
nmero de estudiantes prximos a graduarse en sus cursos de
produccin agrcola que tienen 10 meses de duracin; se
suscribi una Carta de Entendimiento entre el ICTA y la
Universidad para desarrollar actividades en el suroriente.

4. DIGESA son las siglas de la Direccin General de Servicos
Agrcolas, una entidad centralizada del Ministerio de
Agricultura. Ver Nota 2.

5. Muchos de los aspectos dados por el Ministerio de Agricultura
para organizar al ICTA han sido descritos por Waugh. Ver Nota
2.


44





6. Guillermo Pelez (1979). TESIS presentada a la Universidad de
San Carlos de Guatemala como requisito para graduacin:
"Anlisis Agroeconmico de los Cultivos de Maz, Frijol y Sorgo
enJutiapa", Guatemala, 1979.

7. Mosher tambin da el nmero de clientes para cada agente de
extensin aproximadamente a este nivel. A. T. Mosher (1969)
"Creando una Estructura Rural Progresiva, el Consejo para el
Desarrollo Agrcola". Pg. 121.

8. Ver Daniel Benor yJaime Q. Harrison. "Extensin Agrcola, El
Sistema de Adiestramiento y Visitas". Banco Mundial (1977).
































45




U~LNLMHLIUN Y IHMAN~IhLNLIM UL ILLCIULUblI
DIAGRAMA I.
Centro de Produccidn FINCAS DE AGRICULTORES
EQUIPOS MULTIDISCIPLINARIOS
PROGRAMAS Y DISCIPLINAS


CL



EQUIPOS REGIONALES


NVESTIGACION BASICA INVESTIGACION
APLICADA.



1.Mejoramiento gentic 1.Lineas avanzadas 1.Evaluacin agronmica 1.Adiestramiento en res-
2.Investigaci6n espec 2.Nuevas Tecnologas y econmica de los sis- paldo de extensi6n.
fica de cultivos. 3.Sistemas de cultivo, temas de cultivos. 2.Trabajo con grupos or-
3.Uso, manejo y conser 4.Estudios Econmicds 2.Parcelas de Prueba ganizados
vacin de suelo y a- 5.Caracterizacin del
S uan de srea: 3.Indices de aceptabi- 3.Insumos industriales,
Sg. Bio-ecolgica; lidad. mercados
2 4.Socio-economa Socio-econmica. 4.Evaluacidn del proce-
> 5.Adiestramiento 6.Adiestramiento so
1-
S6.Tecnologia apropiada
7.Semillas
8.0tros

GENERACION DE TECNOLOGIA

SEVALUACION AGRONOMICA Y ECONO ICA, ADAPTACION

C / VALIDACION
- TRANSFERENCIA
i ADOPCION
o INFORMACION
INFORMACION EVALUAcION: aaro-socioenondmica


L.


















1,000 GRUPOS 1,000


10 10



1O IANVESTIGADORES 1 0
2




1,000 1 A ENTE 1,000
EXT SIONI TAS
0 10
PROMOTORES









DIAGRAMA I PLAN ESQUEMATICO PARA GENERACION DE TECNOLOGIA A
NIVEL DE FINCA CON PROMOTORES AGRICOLAS.

TRABAJANDO CON GRUPOS DE AGRICULTORES









47




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs