• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 Frontispiece
 Preface
 Errata
 Indice de las cartas en el...
 1844-1845
 Una Explicación
 Tabla alfabética
 Errata
 Back Cover






Group Title: Tomo V
Title: Centón epistolario de Domingo del Monte
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054981/00005
 Material Information
Title: Centón epistolario de Domingo del Monte con un prefacio, anotaciones y una tabla alfabética
Physical Description: v. : ports. ; 29 cm.
Language: Spanish
Creator: Figarola-Caneda, Domingo, 1852-1926 ( editor )
Llaverías y Martinez, Joaquin, 1875-1956 ( editor )
Mesa Rodríguez, Manuel Isaías, 1894- ( editor )
Academia de la historia de Cuba
Publisher: Imprenta "El Siglo XX,"
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1923-
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por Domingo Figarola-Caneda...
General Note: At head of title: Academia de la historia.
General Note: Vols. 4-5 edited by Joaquín Llaverías; v. 6-7 by Manuel I. Mesa Rodríguez.
General Note: "La primera edición de ... tomo primero-tercero se dió a la estampa en los Anales de la Academia de la historia, Habana, 1919-1924 ts. I- VI"
 Record Information
Bibliographic ID: UF00054981
Volume ID: VID00005
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000926909
oclc - 01333742
notis - AEN7609

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Half Title
        Page i
    Title Page
        Page ii
        Page iii
    Frontispiece
        Page iv
    Preface
        Page v
        Page vi
        Page vii
        Page viii
        Page ix
        Page x
        Page xi
        Page xii
    Errata
        Page xiii
        Page xiv
    Indice de las cartas en el volumén
        Page xv
        Page xvi
        Page xvii
        Page xviii
        Page xix
        Page xx
    1844-1845
        Page 1
        Page 2
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
        Page 117
        Page 118
        Page 119
        Page 120
        Page 121
        Page 122
        Page 123
        Page 124
        Page 125
        Page 126
        Page 127
        Page 128
        Page 129
        Page 130
        Page 131
        Page 132
        Page 133
        Page 134
        Page 135
        Page 136
        Page 137
        Page 138
        Page 139
        Page 140
        Page 141
        Page 142
        Page 143
        Page 144
        Page 145
        Page 146
        Page 147
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
        Page 152
        Page 153
        Page 154
        Page 155
        Page 156
        Page 157
        Page 158
        Page 159
        Page 160
        Page 161
        Page 162
        Page 163
        Page 164
        Page 165
        Page 166
        Page 167
        Page 168
        Page 169
        Page 170
        Page 171
        Page 172
        Page 173
        Page 174
        Page 175
        Page 176
        Page 177
        Page 178
        Page 179
        Page 180
        Page 181
        Page 182
        Page 183
        Page 184
        Page 185
        Page 186
        Page 187
        Page 188
        Page 189
        Page 190
        Page 191
        Page 192
        Page 193
        Page 194
        Page 195
        Page 196
        Page 197
        Page 198
        Page 199
        Page 200
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
        Page 215
        Page 216
        Page 217
        Page 218
        Page 219
        Page 220
        Page 221
        Page 222
        Page 223
        Page 224
        Page 225
        Page 226
        Page 227
        Page 228
        Page 229
        Page 230
        Page 231
        Page 232
        Page 233
        Page 234
        Page 235
        Page 236
        Page 237
        Page 238
        Page 239
        Page 240
        Page 241
        Page 242
        Page 243
        Page 244
        Page 245
        Page 246
        Page 247
        Page 248
        Page 249
        Page 250
        Page 251
        Page 252
        Page 253
        Page 254
        Page 255
        Page 256
        Page 257
        Page 258
        Page 259
        Page 260
        Page 261
        Page 262
        Page 263
        Page 264
        Page 265
        Page 266
        Page 267
        Page 268
        Page 269
        Page 270
        Page 271
        Page 272
        Page 273
        Page 274
        Page 275
        Page 276
        Page 277
        Page 278
        Page 279
        Page 280
        Page 281
        Page 282
        Page 283
        Page 284
        Page 285
        Page 286
    Una Explicación
        Page 287
        Page 288
    Tabla alfabética
        Page 289
        Page 290
        Page 291
        Page 292
        Page 293
        Page 294
        Page 295
        Page 296
        Page 297
    Errata
        Page 298
    Back Cover
        Back Cover 1
        Back Cover 2
Full Text




























UNIVERSITY
OF FLORIDA
LIBRARIES






























CENTON EPISTOLARIO
DE


DOMINGO DEL MONTE









Arablmia be la ititaoria br (Muba-




CENTON EPISTOLARIO

DE


DOMINGO DEL MONTE

CON UN PREFACIO, ANOTACIONES Y UNA TABLA ALFABET[CA
POR
MANUEL 1. MESA RODRIGUEZ
ACADEMICO DE NCMERO
DIRECTOR DE PUBLICACIONES



TOMO VI


1844-1845








LA HABANA
IMPRENTA
MURIZ HNO. Y CIA.
BRAISIL 153-157
MCMLIII













?.MERICA
--!. ,-,

2. r'
;;r.-


La responsabilidad de las opinions,
juicios, criterios y, en general, de today
manifestaci6n en los trabajos pihblicos
es exclusive del autor, sin que por el
hecho de conocerlo y aprobarlo, la Aca-
demia asuma responsabilidad alguna.-
Articulo 200 del Reglamento.






Y -


'r.~5~;" :
:(


b .J ~
'C. .9
*-


')F


.






Este dihuijo :i 1:i piiiii aparei'it. iiit. lo :n li uitrb tninUt'ri ('XXIII qIlle .Jiiiil .1. Peoli ,nvih n del Moiit, desde Rollini,
en Ml aro 5 c le 1 .i4 soliritand o st A op ii ni I r bsie cl canto veintiuno tie It Araumiia die Eircillrn. Esta crta aparece de Ins p)i'ginat 171 i 173 lel present toimo.


~


'4f





Y -; I






















PREFACIO


A Academia de la Historia de Cuba ha estado siempre
anhelosa por dar fin a la publicaci6n del Cent6n Epis-
tolario de Domingo del Monte, que inici6 don Domingo
Figarola-Caneda, y que tanto m6rito tiene para el escla-
recimiento de la vida cubana del siglo de oro de nuestra cultural,
de nuestro ensayo politico y de la humanistica actitud de aquellos
pr6ceres inolvidables. Para ello nuestro diligente Presidente, el
Dr. Emeterio S. Santovenia, ha puesto en juego sus mejores em-
pefios y desde ha'ce tres afios nos habia entregado las copies meca-
nogrdficas de las cartas que comprendian el tomo VI.
Este tomo se public ahora por los buenos oficios de nuestro
Vice-Presidente el Coronel doctor Cosme de la Torriente, quien
gestion6 con la familiar Rionda, en la que figuran deudos de Do-
mingo del Monte, lo necesario para poder enviar a la imprenta el
material que lo comprende.
Por su indole y relaci6n con la historic de Cuba tienen estas
cartas importancia suma, habida cuenta de lo esclarecedoras que
son la mayor parte de ellas y el period a que correspondent. Son
las recibidas por e1 durante los afios 1844 y 1845, en que nuestra
patria sufre, como es bien notorio, nada menos que el aconte-
cimiento no bastante esclarecido afin de la celebre conspiraci6n
conocida con el nombre de La Escalera y que tantas amarguras
y dificultades produjeron a hombres notables de aquella opoca,
entire los que se destacan Felix Tanco, Martinez Serrano, Luz y
Caballero y otros, el propio del Monte entire ellos, y cuantos el










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


gobierno de Leopoldo O'Donnell necesit6 incluir en el process, con
mas o menos raz6n, con fines de caricter utilitarista y politico
muy en particular.
Las cartas remitidas de Cuba, que aqui aparecen, resultan
muchas de ellas contradictorias. Se siente el lector perplejo ante
las palabras escritas y las altitudes por otros modos conocidas;
se hace menester el esfuerzo para situarse en aquel medio; es
precise saber que en la familiar cubana imperaba el terror, que los
que podian deseaban salir del pais, no por lo que se rumoraba que
habrian de hacer los negros sino por lo que realmente hacia el
gobierno con unos y otros.
Si fuesemos a atenernos a ellas al pie de la letra, se frustrarian
muchas apreciaciones. Considerando las cosas a primera vista, las
mas necesitan del ulterior andlisis. Para los que padecen mental
morbosidad hay sin duda motive para el escandalo y las torcidas
interpretaciones, el juego de la dialectica de mala fe encontraria
care para el pastel, pero a quien mire con serenidad el moment
-como decimos- y no s6lo estudie las cartas sino aprecie asi-
mismo otros documents de la 6poca, concluira que las cartas
procedentes de Cuba estdn escritas bajo un estado psicol6gico
producido -lo repito- por el terror que a todos embargaba.
Algunas epistolas, por ejemplo, las de Aldama y algnf otro,
hacen pensar, al leerlas, que la Conspiraci6n de la Escalera existia
en efecto, que era de grandes proporciones y que manejada por
Inglaterra abarcaba a today la Isla. Que era algo mas de lo que
se ha afirmado hasta ahora, esto es, un movimiento nacido en los
ingenios Acana, Triunvirato y Alcancia. En ocasiones, desmien-
ten ellos la condici6n de antiesclavistas que en otras oportuni-
dades son en demostrar. El mismo del Monte en una carta, no
que recibe, sino que describe para enviar nada menos que a Leo-
poldo O'Donnell, hace career que ha sido negrero, que el epiteto
mortal de antiesclavista se lo han endilgado sus enemigos. Y, no
obstante, sabemos por otros papeles y por su actitud anterior
dentro y fuera de la Sociedad Patri6tica, que era muy otra su
posici6n, ademds, en ese mismo moment, es de tener en cuenta
su Memorial dirigido al Gobierno de Espafia').
(1) Este Memorial puede leerse en Iniciadores y Primeros Maritires de la Revoluci6n
Cubana, por Vidal Morales y lMorales, p. 136 a 146, Habana, 1901 y, en Escritos de Domingo
del Monte, Coleeei6n de Libros Cubanos, p. 161 a 188, t. I, Habana, 1929.









OENT6N EPISTOLARIO


En la mayor parte de las cartas que se refieren a los sucesos
de Cuba hay una inquietud ostensible de grave temor, rayana en
el horror, a la sublevaci6n total de las dotaciones de los ingenios
y de los libertos como instigadores, que responded -como se ha
dicho- a un plan organizado por Inglaterra en dafio de Espaiia.
Muchos saben duros los procedimientos de O'Donnell, pero los
mas los creen necesarios y hasta confian en ellos y los aplauden.
El lector comprobard esto.
La lectura de estas carts correspondientes al tomo vi dan
una media distinta al investigator, y si se estudian las corres-
pondientes al tomo que denominaremos vii, pero que es uno en
que se contienen cartas literarias, political y revolucionarias que
pertenecen a una variada correspondencia de veinte afios, desde
los de 1823 a 1843, se entenderan mejor algunos acontecimientos
que a veces no vemos, de otro modo, muy claro. Ese tomo vn sera
asimismo publicado por la Academia.
Las cartas de Salustiano de O16zaga, buen amigo de del Monte,
tienen valor extraordinario por lo que fijan en criterio con res-
pecto a Espafia y su political. Las de Alejandro H. Everett, muy
esclarecedoras, nos llevan a comprender bien las circunstancias y
actitudes a que se ven obligados unos y otros con respect a la
situaci6n de del Monte, que estaba alarmado por lo que pudiera
ocurrirle.
No es aqui, desde luego, lugar para una disquisici6n sobre el
hombre de letras y el hombre politico. En otra parte diremos
c6mo desde 1823 el gobierno espafiol sabe que en Domingo del
Monte hay un desafecto a Espafia political. No es 6sta la ocasi6n.
Aqui estdn valiosas pruebas, de un solo lado para el enjuicia-
miento. Hay que no olvidar que esto es lo que le escriben y se
supone por lo referido, a lo que se refiere, a veces no muy claro.
Para un juicio ajustado a principios de 16gica y en terminos de
historic, se precisa tener delante las que con la firma de del
Monte recibieron sus corresponsales. Las hip6tesis no son mas
que eso. Hay pues que tener much cuidado para opinar y no
hacer el ganso o el juez vinagreta.
El lector encontrara que algunas notas que hemos hecho a
las cartas no coinciden con las de tomos anteriores, lo que obedece
a que no satisfechos con lo que otros han dicho, investigamos por









ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


nuestra cuenta y hemos encontrado otros datos que nos permiten
afirmar lo que consignamos. Asimismo hemos sido parcos en la
colocaci6n de notas, pues entendiendo que libros de esta clase
s6lo los especialistas se interesan por ellos, creemos que no es
necesario anotar quienes fueron personajes de sobra conocidos
en la historic' y en la literature. A veces la omisi6n se debe a
falta de comprobaci6n exacta del personaje de quien se trata.
Aparece en este tomo vi una carta escrita por el propio Do-
mingo del Monte, como ya se ha advertido, que no nos explicamos
la inclusion de ella entire las que recibi6, pero la registra 61 con
su nfimero en el indice, lo cual prueba que no tuvo la intenci6n
de suprimirla. Est6 dirigida a Leopoldo O'Donnell y anexa una
certificaci6n del general Jer6nimo Vald6s. No queda muy bien
librada la figure de del Monte con la lectura de esta carta, de
primera intenci6n, sin duda es una quiebra del hombre, que, dicho
sea de paso, no se caracteriz6 nunca por agresivo, aunque no le
faltaba algin cardcter. Afios atr6s habia censurado duramente
a Jose Maria Heredia, el gran poeta, la carta que este dirigi6
al general Miguel Tac6n, y el epiteto con que lo juzg6 hizo nota
en la historic' personal del cantor del Niagara. Los que inves-
tiguen ambas posiciones votardn a favor de Heredia y jams,
en lo adelante, le llamaran: el ingel caido. El viejo refrdn de:
cuando llueve todos nos mojamos o la celebre frase biblica: el
que pueda que tire la primera piedra, tienen vigencia en este caso.
No es possible, desde luego, juzgar con vision de present los
hechos que hace tanto tiempo sucedieron; cuando estamos a tantos
afios de distancia eso es dificil. Insisto en expresar, como he
dicho otras veces, en que el moment de cada 6poca es determi-
nante y que en 61 hay que situarse imperativamente si queremos
comprender los hechos. Todo acontecer tiene dos fases que el
historiador no puede olvidar: la externa y la internal; la que
muchos ven y la que pocos conocen, el inside, como se dice ahora,
y que generalmente nos obliga a cambiar las opinions formadas.
Algunas de las cartas reflejan noticias del moment, lo que se
dice, y ya sabemos, en todo tiempo, qu6 as lo que se dice. Ayer
como hoy, existian las bolas. Hay sin embargo algunas noticias
que manifiestan lo que se sabe por acci6n direct, y h6cese pre-


VIII










OENTON EPISTOLARIO


ciso medir una y otra forma para juzgar, y aun asi es recomen-
dable tamizar el juicio.
Como le damos valor a la palabra, por su significado, a una
coma, a un punto y aparte, a un signo cualquiera, no nos con-
fiamos de las copias mecanogrdficas que se nos entregaron y
hemos invertido dos afios y medio en el studio total de las cartas
originales de los respectivos tomos y asi hemos podido ajustar
al contenido exacto de esos originales los textos que aqui se dan.
Cartas que por su pesima letra habian sido omitidas en las copias,
ban sido estudiadas dias enteros, hasta descifrarlas, y asi hemos
podido incluirlas; palabras que se daban por ininteligibles han
sido estudiadas igualmente para colocarlas en su sitio despu6s de
comprobarlas. La responsabilidad contraida al hacernos cargo
de preparar para su publicaci6n estos tomos nos alarmaba, ya
que el erudito don Domingo Figarola-Caneda habia sido el ini-
ciador de esta tarea y a su muerte la habian asumido el inolvi-
dable Francisco Gonzalez del Valle y Ramirez y el honorable
colega Capitan Joaquin Llaverias y Martinez. Esto nos ha obli-
gado a poner especial interns en que nuestra obra sea tan buena
como nuestras facultades nos lo permiten, pero con el empefio de
superaci6n que conlleva el saber el grado de responsabilidad his-
t6rica que se contrae, tal como ellos lo hicieron. De ahi que no
nos fiasemos de lo que hicieron amanuenses pagados, sino que
personalmente hemos realizado cuanto aqui va.
Se han incluido asimismo las cartas que habian sido sustraidas
por el marques de Montelo, Jos6 Luis Alfonso, cuando dej6 de
ser Jose Luis Alfonso a secas, y cuyas piezas aparecieron en
el archivo de la Academia de la Historia.
En estas epistolas encontraremos reflejadas las angustias de
la familiar de del Monte, no tan s6lo por los acontecimientos que
se desarrollan en la Isla, sino porque las desgracias de familiar
asent6ronse con safia en los Aldama, los Alfonso y hasta en los
del Monte. Domingo pierde en esta 4poca a su esposa Maria
Rosa Francisca Aldama y Alfonso, su compafiera desde el 5 de
abril de 1834, la Rosita mimada por todos e idolatrada por del
Monte. La hija predilecta de don Domingo de Aldama y Ar&-
chaga y de Maria Rosa Alfonso y nieta mimada de Mamdr Seiora,
dofia Maria Silvestra Soler y Coello.










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


El entusiasmo por la epistolografia y la caracterologia nos
llevaria a entrar por interesantisimos caminos si tom6ramos estas
cartas para un curioso studio del caracter de sus redactores y
de su 6poca, pero la indole de este Prefacio y nuestra funci6n
como Director de Publicaciones nos advierten cuil es nuestra
misi6n. Por ello hemos preferido en cada lugar en que corres-
ponde en el camino de este Epistolario hacer la advertencia
pertinente, que creemos de m6s utilidad, sin recargar asi esta
parte de la obra. De no haber mantenido este criteria -el m6s
adecuado, a nuestro juicio- tendriamos para platicar un rato
sobre esas cartas de Aldama, de El Lugareflo, de Alfonso y otros,
tan jugosas y llenas de buen material para extenderse por la
Conspiraci6n de la Escalera, cosa que reservamos para el capitulo
asi titulado en la nueva edici6n de nuestro libro Don Jose de la
Luz y Caballero, en cuya biografia documental, al hablar de aque-
llos hechos hubimos de suprimir esa parte, remitiendonos a lo
que tenia publicado en trabajo de esta misma Academia el doctor
Francisco Gonzalez del Valle.
En lo que se refiere a las celebres cartas de Alejandro H.
Everett, que tanto han dado que decir a los que han hablado de
del Monte -algunos de ellos sin conocerlas-, no haremos comen-
tario alguno. Es discrete, por razones obvias, que dejemos ahora
a los que las lean, interpretarlas, eso si, bien entendido que para
hacerlo, es menester conocer lo que en el Animo de aquel hombre
se est6 produciendo en aquellos moments, y dire con insistencia,
que ain asi, sera bueno que el juicio se pasee por muchas de las
otras cartas del que llamo tomo vii, y se compare con las de
otros epistolarios cubanos ya publicados, para lograr este enten-
dimiento. El mismo del Monte, en 1849, escribia a Saco,(') lo que
entendia que era el problema cubano.
No hemos de extendernos, por lucir galas, en hacer comen-
tarios sobre el motive de muchas de estas cartas que dan pie para
m6s de una consideraci6n. Si es de lamentar que no se conserven
tomos coleccionados por del Monte con posterioridad a 1845, ya
que su muerte ocurii6 en las postrimerias de 1853, hace justa-
mente un siglo, y es de suponer que esos ocho afios, la mayor parte
(1) Medio siglo de historic colonial, por Jos6 A. FernAndez de Castro, p. 128.










CENT6N EPISTOLARIO


radicado en Madrid, debieron ser pr6digos en epistolas tanto fa-
miliares como de sus various corresponsales.2
Este afio de 1953, es afio de centenarios, entire ellos se anota
en el calendario el del deceso de Domingo del Monte, en las pos-
trimerias de 1853, en el mes de noviembre, en Madrid, que se
afirmaba hasta ahora habia sido el 4 de dicho mes, y que segfin
la partida dada a conocer por Rafael Nieto Cortadellas, el dia 7,
es la fecha en que ocurre,"3 y cuyos restos reposan, si es como
se afirma, en el pante6n de don Domingo de Aldama, ahora en el
Cementerio de Col6n, desde el 12 de abril de 1854, en que fueron
traidos a Cuba, y como es de suponer estuvieron antes en el de
Espada. Tenia al morir, cincuenta afos, era natural de Mara-
caibo, hijo de Leonardo del Monte y de Rosa Aponte y viudo
de Rosa de Aldama, pero su coraz6n fue siempre cubano.
La Academia de la Historia de Cuba no olvida que el Lcdo.
don Domingo del Monte -asi aparece escrito- fu6 uno de los
individuos que componian la Secci6n de Historia de la Real So-
ciedad Patri6tica de Amigos del Pais y asimismo de la Comisi6n
Especial de redacci6n al publicarse por primera vez, en 1830, en
las Memorias de la Secci6n de Historia de la Real Sociedad Pa-
tri6tica de La Habana, la Llave del Nuevo Mundo antemural de
las Indias Occidentales. La Habana Descripta: noticias de su
fundaci6n, aumentos y estado, compuesta por don Jose Martin
Felix de Arrate, y rinde asi homenaje a un precursor al que no
podr6 olvidarse ni silenciarse jams.

MANUEL I. MESA RODRiGUEZ,
Director de Publicaciones.









(2) Si existen sin embargo eartas de del Monte hasta el mismo afio 1853, como puede
verse en los Epistolarios publicados de Josd Luis Alfonso, Jose Antonio Saco y Jos6 de la
Luz y Caballero.
(3) Revista de la- Biblioteca Nacional, segunda series, t. III, Niim. 1, enero-marzo, 1952,
p. 188.




















ADVERTENCIA


Este indice hecho de mano de del Monte, aparece
al comienzo del tomo vI.
De las cartas que fueron sustraidas y despues
encontradas, hemos sefialado su circunstancia y asi-
mismo de las que no han sido logradas a pesar de
nuestra bfisqueda.
Damos el indice como comprobaci6n del orden en
que las coloc6 del Monte y que se respeta. En donde
aparece una larga raya quiere decir que es de la
misma persona o de la misma fecha.
En la numeraci6n puesta con lpiz en el tomo hay
un salto desde el nfimero 129 al 134 y se anota 140,
141, por cuya raz6n pareceria que faltan cartas, pero
constatadas con el indice y las personas que las sus-
criben, se comprueba que solamente faltan las que
sustrajo Jos6 Luis Alfonso, ya que encontramos de
inmediato que luego vuelve la numeraci6n con lapiz
al nf6mero 134, y que no hay otras sustracciones.


M. I. M. R.











CENTON EPISTOLARIO


1

1844 -1845


1844


1. Jos6 I. Alfonso
2. Gaspar Betaneourt
3. Miguel Aldama
4. Dolores Aldama
5. Jos6 Ge del Valle
6. Carlos Drake
7. Mariano J. Sicilia
8.
9. Miguel de Aldama
10. Fran.co Martnz. de
la Rosa
11. Dolores de Aldama
12. Salustiano de O16zaga
13. Jose Ant9 Saco a Luz
14. id
15. Salustiano de O16zaga
16. Miguel de Aldama
17. Antonio Guiteras
18. Salustiano de O16zaga
19.
20. Jos6 A. Saco a Luz
21. Antonio Guiteras
22. Salustiano de 016zaga
23. Miguel de Aldama
24. Jos6 Luis Alfonso
25. Jos6 Antonio Echeverria
26. Salustiano de Ol6zaga
27. Jose Antonio Saco a Luz
28. Jos6 Antonio Saco
29. Salustiano de O16zaga
30. Buenaventura Lindo
31. Ram6n de la Sagra
32. Ram6n del Monte
33. Miguel de Aldama
34. Manuel de Castro Palomino
35. 'Francisco CBspedes
36. Alexandro H. Everett


Habana.





Paris


Habana

Paris
Guanabacoa
Londres
Liorna

Londres
Habana
Roma
Londres

Liorna
Roma
Londres
Habana
Guanabacoa
Habana
Londres
Valence
Lyon
Londres
Habana
Paris
Matanzas
Habana

Madrid
Boston


Enero
febrero




Marzo









Abril







Mayo




Mayo






Junio


11 (falta en el tomo)
6
9
28 (falta y no ha
29 aparecido)
1'
6
9
10

12
10 (falta, no aparece)
21
22

8
9
'11
22
29
- (error de del Mon.
3 te, es de Gcnova)
9
9
,11 (falta en el tomo)
14
15
17
21 (Figarola le da fe-
27 cha 28)
!30

S
9

17
19












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Declaraci6n de PlAcido
Salustiano de O16zaga
Manuela del Monte
Jos6 A. Saco
Miguel de Aldama
Gonzalo Aldama
TomAs A. Mena
Salustiano de 016zaga
Jose L. Alfonso
Mariano Jose de Sieilia

Francisco Martinez de
la Rosa
Alonso de Betancourt
Miguel de Aldama
Salustiano de Ol6zaga
Condesa Merlin
Fran.co Marnz. de la
Rosa
Francisco CUspedes
Alejandro H. Everett

Madme. Calderon, a A. H.
Eduardo Everett

Salustiano de 016zaga
Jos6 de O16zaga
Miguel de Aldama
Sal. de O16zaga
Francisco C&spedes
Alejandro H. Everett


Matanzas
Londres
Matanzas
Paris
Habana
Guanabacoa
Paris
Londres
Guanabacoa
Paris



Filadelfia
Habana
Londres
Versailles

Paris
La Granja
Springfield
(Mass.)
Everett/Boston
Londres


Arechavaleta
Habana
Londres
La Granja
Sprinfield


- 223

-- 17 (error de del Mon-
29 te, es del 29)




Julio 4
-- (falta en el tomo)
8
12


14

16
-17
---_ Y


Julio 22


22
23
24

27

Agt' 7
10

11


65. Angel Calderon de la Barca-New-port (E. U.) 17


66. Francisco Cespedes Madrid
67. Alejandro Olivan
68. Rosemond de Beauvallon Paris
69. Angel Calderon de la Barca-New-port
70. Alejandro H. Everett Springfield
71. J. Arnoue pr.Beauvallon Paris
'72. Francisco de Frias
(Conde de pozos dulces) Paris
73. Felix Ml. Tanco Morro de l


_ 28
30


'74. Cirilo Villaverde
75. Miguel de Aldama
'76. Salustiano de O16zaga


Hab'
Habana


Turuham iGreen


Set. 6
9
8
9


a











CENTON EPISTOLARIO


Alejandro H. Everett New-York
Manl. de Castro Palomino Habana
Leonardo del Monte Habana
Miguel de Aldama
Salustiano de 016zaga Londres
Vicente Salva Paris
Andres de Arango Madrid
Miguel de Aldama Habana
Jos6 Luis Alfonso
An6nimo, impreso
Pedro Gutierrez de Arroyo Puerto-rico
Miguel de Aldama Habana
Salustiano de O16zaga Londres
Miguel de Aldama Habana
Alejandro H. Everett New-York
Juan Jos6 Peoli Roma
Francisco de Frias Habana
Andr6s de Arango Madrid
Miguel de Aldama Habana
Jos6 Martin Alegria Madrid
In6s de Ayala Habana
Jos6 L. Alfonso
Jose Z. Gz. del Valle



Salustiano de Ol6zaga Londres
Andres de Arango Madrid
Primo Collina Paris
Miguel de Aldama Habana
Vicente Salva Paris
Salustiano de Ol6zaga
Mariano Jos6 de Sicilia
Francisco de Galarza e hijo-Madrid
Duque de Crillon Paris
Pedro Mendive Habana
Manuel Jos6 de Carrera CArdenas
Xavier Durrieu Paris


Set.
Oct.

Nov.










Die.


12
16
18
10
14
4

9
- (falta en el tomo)
10
15
20
23
26
27
4
6
7
9
10 (error de del Mon-
te, es del 19)
23 (falta en el tomo)
12


-1845 -


Enero










Feb-
Feb


2
2
3
9
20

31
27
28
29 (error de del Mon-
4 te, es del 31)
3


-18


112 Bis. (Esta carta, del mismo, no la incluye del Monte
en el indice.)
113. Eusebio Guiteras En alta mar
114. Xavier Durrieu Paris
115. Alejandro H. Everett Washington
116. Jose A. Echeverria Habana


100.
101.
102.
103.
104.
105.
106.
107.
108.
109.
110.
111.
112.


XVII











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


117. Miguel de Aldama
118. Condesa Merlin Paris
119.
120. Fr."e Marnz. de la Rosa Madrid
121. Jose A. Echeverria Habana
122. Fermin del Monte
123. Juan Peoli Roma
124. T. A. Mena Paris
125. Jose Luis Alfonso Habana
126. Miguel de Aldama
127. Andres de Arango Madrid
128. Manuel del Monte Habana
129. Felix M. Tanco
130. Buenaventura Lindo
131. Manl. de C. Palomino
132. Jos6 L. Alfonso
133. Miguel de Aldama Habana
134. Francisco de Frias
135. Andres de Arango
136. Dr. Martin (Socio de la
Leg." Am') Paris
137. Alejandro H. Everett Washington
138. Carta al General O'Donell- Paris
139. Condesa Merlin
140. Manl. de Castro Palomino Habana
141. Miguel de Aldama
142. Jos6 L. Alfonso
143. Esteban Estrada, bayambs
144. Condesa Merlin Paris
145. M.me Gentien (hija de la Merlin)
146. Xavier Durrieu
147. Migl. de Aldama Habana
148.
149. Benigno Gener Londres
150. Atanasio Vald6s Paris
151. 0. Rich
152. Domingo Andr6 Habana
153. Juan Peoli Roma
154. Benigno Gener Southampton
155. Conde de Cornelissen Bruselas
156. Jos6 Ant' Echeverria Habana
157. Miguel de Aldama
158. Jos6 L. Alfonso
159. Jose Ant' Saco Paris
160. Dr. Ricardo Roberto Madden-Lisboa


Mzo.








Abril












Mayo








Jun.







Julio


(es de fecha 23)






(falta en el tomol


(falta en el tomo)


23
20
30
6

!8
'9 (falta en el tomo)
12

31

9

26
27
28
24
29
Ir
4

9
10 (falta en el tomo)
16


22


XVIII











CENTON EPISTOLARIO


161. Manuel del Monte
162. Antonio del Monte
163. Manuel de C. Palomino
163.1/2. Benigno Gener
164. Miguel de Aldama
165. Francisco de Frias
166. Antonio del Monte
167. Condesa Merlin
168. Amelia Galtier
169. Jos6 Antonio Saco
170.
171. Condesa Merlin
172. Jos6 Antonio Saco
173. Teophile Barrois
174. Benigno Gener
174 1/2. Jos4 Luis Alfonso
175. Miguel de Aldama
176. Xavier Durrieu
177. Salustiano Ol6zaga
178. Xavier Durrieu
179. Jos6 Antonio Saco
180. Salustiano de O16zaga
181. Primo Collina
182. Salustiano de O16zaga
183. Miguel de Aldama
184. Jos6 A. Saco
185. Lord Clarendom a O16z.
186. Manl. de Castro Palomino
187. Jose Ant' Saco
188. Miguel de Aldama
189. Coronel Wright (edc.e
del Gral. Flores)
190. Juan Jos6 Peoli
191. Mr. Hornby
192. H. Despierres
193. Jos6 Antonio Saco
194.
195. Salustiano de O16zaga
196. Benigno Gener
197. Jose Antonio Echeverria
198. Miguel de Aldama
199. Jose L. Alfonso
200. Jos6 Ant' Saco
201. Dr. Tomis A. Mena
202. Salustiano de 016zaga


Habana


Bahia de la
Habana


Paris


Montpellier
Versalles
Perpiiian
Paris
Castillo del Morro
Habana

Paris


Perpifian
Paris


Habana
Marsella
Grove (Ing.)
Habana
Marsella
Habana

Londres
Roma
Londres
Habana
Marsella

Faire Grove
Castillo del Morro
Habana


Marsella
Madrid
Paris


15
30
Agt' 7
Hab' --- 6
9


10
9

21
28
Set.bre 4
4
5


(falta en el tomo)


^ __ _

Oct


11
20

23
24
Nov. 3
S4
7
9

---_ -n
10
19
24


(falta en el tomo)


XIX











XX ACADEMIA DE LA HISTOBIA DE CUBA

203. Jos6 Antonio Saco Marsella Die. 2
204. Manuel de C. Palomino Habana --- 8
205. Jos6 L. Alfonso -- -- 9
206. Antonio del Monte --- 10
207. Miguel de Aldama ---- --- 11
208. Jose A. Saco Marsella 14
209. Salustiano de Ol6zaga Paris 21
210. General Juan J. Flores Paris ----
211. Mariano Jos6 Sicilia
212. Dr. Tombs A. Mena Madrid 23
213. 0. Rich Londres 24
214. J. A. Saco Marsella 27























CENTON EPISTOLARIO

DE

DOMINGO DEL MONTE

CON UN PREFACIO Y ANOTACIONES



TOMO VI

1844-1845


I(*)


Habana, Enero 11 de 1844
(con lapiz dice: Paris)

Mi querido Domingo: por la iltima tuya que ha recibido Miguel he sabido
que debes haberte embarcado p' el Havre en 1' del actual; me he alegrado de
ello, porque creo que, de no esperar A la primavera, vale mas hacer el viage
cuanto antes.
Te escribi A mediados de Die.e y temo que no te aleanzara mi carta en N.
York; p' no dudo que te la habrAn remitido por el 1.er paquete. En ella te
incluia una p' el Dr. Sr. Auge, en que le hablo de Vmds.: ahora pensaba man-
darte otras de introducci6n; p' he estado tan ocupado estos filtimos tres dias,
que apenas podr6 escribirte 6 ti cuatro renglones. Por supuesto le eseribir6 a
Chauviteau y Ca. y les hablar4 tambien de Vmds. y tratar6 de ver si puedo
escribirle 6 Fernando Chaviteau con el mismo objeto, aunque sea de prisa, pues
es uno de mis mejores amigos y de los hombres m"s agradables que pueden
(*) Esta carta habia sido separada del Cent6n por Jos6 Luis Alfonso.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Vmds. tratar. Tambien en la que te mando inclusa p' su madre, los recomienda
Lola A dicha Sefiora.
El negocio de la representaci6n(1) que hicimos Pepe IO'farrill y yo contra la
trata, ha torado mala vuelta.(-) Los negreros se han hecho oir del nuevo general,
A quien su interns particular ha abierto las orejas y cerrado los ojos. La repre-
sentacion no se presentarA ya, por que a 61 no le gusta y ha tratado de intimidar
a los que se opongan A sus miras: nuestros magnates (ya td los conoces) se han
metido en un zapato,(3) y entire tanto entran y entrarin negros hasta que Dios
quiera. Tambien llam6 hace tres dias al Lugarefio, y despu6s de elogiar sus
talents &', le dijo q. siempre que los empleara en bien del pais, contase con su
apoyo, pI q.e si n6, se veria en el caso de hacerle sentir el peso de su autoridad,
asi A 61 como A cualquiera otro sin consideration a rango &I, que le habian dicho
que 61 habia promovido la representation de Matanzas, y otra de la Hab' que
felizmente no le habian presentado, y que se dejara de eso y aconsejase 4 sus
amigos que hiciesen otro tanto.-Que te parece a Vmd. (sic) el hombre de(4)
suaves maneras? Ya lo pintan como un leon, y est4 nuestra gente que no se
atreve(5) h estornudar. Cu6ntale estas cosas a Pepe de la Luz y mis histories del
mes de Oetubre y tambi6n A Sicilia y A Fernando Chaviteau, pues quiero que
sepan los sucesos tales como pasaron. En la carta que escribo A Luz, veras lo que
le digo sobre Saco y sobre la conspiraci6n(6) del partido de Matanzas. Cada dia
me convenzo mks de que, la isla estA como un barco naufragado, en poder de los
raqueros: es precise salvar lo que se pueda del cargamento, y dejar el casco
A que se lo lleve el diablo.
Con motive de las fiestas reales que ha de haber aqui pronto (p" esto si
que estdn listos nuestros paisanos) estoy trabajando hace cuatro dias por hacer
una corrida de caballos en el hip6dromo, entire doce 6 quince j6venes de los m6s
aficionados: el traje ser6 el de jokey ingl6s y los premios los dar el ayuntam.to
Creo que este proyecto tendrA mejor 6xito que el de la representation.
Los nuevos alcaldes son Martin Pedroso, por nombramiento del General,
en concurrencia con Pedro Sirgado que obtuvo mayor nimero de votos!!!: el de
segunda es Manl. de Armas, y el Sindico el mismo Galarraga. Aqui concluir6
p" dejarle a Lola(7) el lugar que me pide para escribirle a Rosita(s) en esta
misma carta.
Tuyo afmo.
Pepe(9)

(1) Interealado con lIpiz por Alfonso: asunto de nuestra exposici6n.
(2) Interealado con 1apiz: desde que te escribi mi ~itima carta.
(3) Con l6piz, intercalado: resistibndose a firmar su present.n
(4) Con lipiz: las interpolado.
(5) Con lipiz: ni.
(6) Con lpiz: de los negros.
(7) Dolores de Aldama, esposa de Pep6 Alfonso.
(8) Rosa de Aldama, esposa de Domingo del Monte.
(9) Jose Luis Alfonso.












CENT6N EPISTOLARIO


(a)

Mi querida hermana: no teniendo nada interesante q.e comunicarte por el
moment, estos renglones s6lo se reducirAn A decirte q. A mediados de Diciembre
te escribi una carta muy larga y llena de monifatos, q.e temo no hayas recibido
antes de tu salida p' el Havre, y q.e en esta occasion le escribo a Serafina reco-
mendandote much A ella; tambien le escribo A M.me Camille y se me olvid6
hacerle mencion de ti, porq.e su carta va Ilena de regafios por haberme mandado
dos horribles vestidos; el uno de barega marafuela y el otro de raso canario;
y cuando estaba en los mis intrincado de ella me empez6 Pepe a precisar como
de costumbre: sinembargo, me consuelo porq.e esta recomendacion no es tan nece-
saria, pues ella, asi como todos los artists de su clase, tienen bastante recomen-
daci6n, s6lo con darle la pratique.
Aqui se preparan grandes fiestas p" celebrar la mayoria de la Reina,
pero quieren q.e sean frescas y baratas. Se proyect6 hacer un torneo, mas no
habia fondos con q.e hacerlo; el general quizo dar un baile en palacio y el
ayuntamiento le dijo q.e tambien estaba desfondado. En Sta. Cecilia, q.C esta
algo mAs aristocr.tica desde q.e elijieron a Pepe Offarrill president de ella,
piensan dar un baile de disfraz sin careta y ya le han empezado a pedir una
limosna A los Socios p' q.e contribuyan A hacer mas espl6ndida la function; pues
esta sociedad aunq.e tiene fondos, parece q.e no es suficiente p' celebrar A nuestra
adorada e idolatrada reina, Aquien contentaria yo de buena gana con una funci6n
de diablitos, 6 con alguna de las 6peras de comare no me quiero, 6 gallo chiquitico.
Siempre q.e escribo se me va la pluma a decirte boberias. Los nifios estAn
ya buenos del sarampion; a Julio no le sali6 bien y estuvo muy malo. Mama
continia en Guanabacoa y Margarita con toda la sacra familiar esta alli acom-
pafiAndola; pero desde q.e lleg6 alli se enferm6, asi como Romay, y los muchachos,
parece q.e cuando les di6 el aire al salir de su casa todos se afluccionaron.
La Habana, lejos de ganar tiene todos los dias p6rdidas irreparables; la
muerte de Jos6 Agustin Govantes ha sido una de ellas, q.e ocurri6 el 6 de este
mes. Hoy no te escribo muy largo, pero cuando vuelva A hacerlo te prometo
q.e te he de aburrir, ya dAndote noticias, ya preguntandote cual es la moa.
Recibe espresiones de toda la Habana comme it faut y todo el carifio de tu
amante hermana
Lola.

El capitan Pasquier lleva unas maquinas de cors6es Josselin q.e te envio
p" q.e me las mandes componer en casa de Josselin y le diras de mi parte A su
hija, q.e es quien corre con eso, q.e todas las maquinas q.e me ha mandado se
han roto dos o tres veces. Tambien te mando un brazalete p" q.e me mandes a
hacer uno enteramente igual, del mismo tamafio q.e 61, pero este tiene una pieze-
cita q.e se quita y se pone p' hacerlo mAs largo 6 mAs corto y yo quiero q.e el q.e

(a) Esta parte sigue en el mismo pliego.













ACADEMIA DE LA IISTORIA DE CUBA


me envies sea enterizo: cost 350 frs. poco m6s 6 menos, sin6 me engafio, bueno
sera q.e no digas el precio hasta ver cuanto te piden por si acaso es menos. El
platero q.0 me lo hizo es Mr. le Cointe q.e vive en la Rue Castiglione n. 8 6 12.

P. D. Esta carta fu6 escrita en el Cerro, y cuando vine esta tarde a la Hab',
me dijo Migl. q.e habia recibido un oficio del gral. para nuestro suegro, cuya
copia te remito. Inemdiatamente le remiti6 el original A S.ta Rosa y yo voy A
hacerle el informed en contestacion.

Pepe.


II

Iab' Feb.-" 6 de 1844.

Poeta mio: he demorado mi contestacion al testamento que me dirijiste desde
New York, i al legadito de la obra de Everette(10) sobre poblaci6n, por que queria
daros 6 mas del gozo del recibir cartas del Lugarefio, algo de suculento i sustan-
cioso p" nuestra Anima golosa i gandia, que asi me lo agradecereis como Dios
manda.
Sabed pues, hermn el Poeta, que se me pueden echar geringas con jicara, i
hasta meterme un navio de tres puentes por el 6xito feliz que ha tenido mi
solicitud en la Real Junta de Fom.to, que ha otorgado aunque al cabo de seis
meses, el subsidio de 50.000 ps. en suscripeion p' el ferrocarril de ese querido
Camagiiei, que por prim. vez ver6 una obra de verdadero fomento en su seno,
por gracia del Espiritu S. que n6 de otro modo sin6 por gracia especial se hubiera
logrado este empreio en circunstancias tan adversas como las que me han
rodeado, i que no os las escribiria p.r todas las talegas que tiene vuestro buen
suegro.(1)
Me vuelvo pues, mui content i esperanzado, al Camagiiei, como diz que
volvio Colon a Espafia llevando las muestras de la tierra i jente encontradas p'
que le creyesen; i no dudo, que tambien habr6 zotes en mi tierra que me digan:
esas me la soplo yo Sr. Lugarefio, al cabo de 6 meses, venirse V. con 50.000 p.8 de
la Junta de Fomento, que tiene tanto, que le da a todo el mundo etc. etc. etc.
Pcro yo, hermano, de decirles tengo: la cosa es mui f6cil pero ni vosotros
la habiais hecho, ni siquiera intentado segun lo impossible que la creiais. Partir6
el dia 10 por el Vapor de Bataban6, i el dia 13 antes de ponerse el sol habr6
apagado la sed en la corriente cristalina del paternal Najaza, camino del Ca.
magiiei. Regular es que en Sta. Cruz, o por lo menos en el Ciego me encuentre
algunos zAnganos de mi colmena que vengan 6 ganarse mis primeros abrazos.
(10) Alejandro H. Everett.
(11) D. Domingo Aldama y Arechaga.











CENTON EPISTOLARIO


Seguram.te haremos un paseo pascual 6 Nuevitas, 6 celebrar la Resurreccion del
ferrocarril, i tendr6 pafto p.r donde cortar p' otra carta que se os ajustar6, i
asentarA tan bien como esta. Paris, con todas sus poecias (sic) no os presentara
un Ditirambo como los de vuestro prosista Lugarefio. C6mo vais a saborear mis
epistolas! Vais a -enseiarlas i releerlas A todos los paisanos, i 6 cuantos hayan
visto la prim' luz en este otro mundo!
Creereis que en medio de tantas satisfacciones estoi mui content? Pues no
es asi, Poeta mio: viste luto el corazon, i en el se reconcentran los pesares. Ante
mis ojos tengo, i con los dedos alcanzo, por que veo mui lejos i palpo hasta el
vapor mas sutil, la tempestad que cuelga sobre nuestra cabeza. Se acercan los
tiempos, como dice Lammenais, en q.e se nos va A probar como el oro; i yo digo
que se va 6 encontrar que no hai uno entire nosotros que sea puro, ni uno Poeta
mio, ni uno siquiera Que dolor! No hai patria, Veremundo! Aqui no hai
hombres, Poeta mio, por que el que hombre se juzga, ve temblar la pluma entire
sus dedos, vuelve los ojos en contorno, dentro de su propio aposento, p6ra el oido
p" cerciorarse, si no viene nadie, i tiembla como un criminal escribiendo a un
amigo que no hai patria, por que hasta la palabra carga sobre si el anatema de su
Sefior. Pero hai un Dios, i Dios es la esperanza de los buenos: Seamos buenos,
trabajemos sin cesar en bien de la patria, i 61 apoyar. i bendecirk nuestro
trabajo: adelante con la cruz Ino es asi? pues adelante.
Matanzas i Cardenas, como V. sabra han sufrido i aun estan sufriendo los
primeros golpes de insubordinacion de los esclavos. El Gobierno ha desplegado
much enerjia i actividad: ha castigado oportunam.t" a los criminals, i princi-
palmen.te a los cabecillas. Entre estos, se dice, que perderA la vida el poeta
Plicido,(12) i tambien otros libres de color que parece estan en relacion con los
eselavos. En fin toda nuestra confianza esta en las sabias medidas del Gobierno
i en la fuerza i discipline de nuestro ej6rcito.
En estos dias han salido deportados p' la Peninsula various individuos por
mentecatos, por meters a censurar i aun tener el arrojo de querer burlarse de
la Autoridad haciendo ilusorias sus providencias. Supongo que por otros amigos
sabr6 V. la asonada del caf6 de Escauriza i teatro Tacon.(13)
No deje V. de escribirme, aunque sea de tarde en tarde. Ponga double sobre
a mis cartas, que lleguen A la Habana bajo cubierta de Carlos Castillo sobrino,
6 de cualquiera otro amigo nuestro.
M6ndeme algunas obritas (lo select, la filtima palabra de la ciencia) que
traten a fondo estas materials: poblacion, pauperismo, education pfiblica etc. V.
sabe que estos son los temas ordinarios del Lugarefio, i que sobre estos necesi-
tamos saber much i fuerte en el Camagiiei. Lo que V. me envie 6 la Habana
(12) Gabriel de la Coneepci6n Vald6s (PlAcido), que fu6 al fin ejecutado el 27 de junio
de 1844.
(13) Hecho ocurrido el 20 de febrero de 1844, martes de carnaval, y que se ha denominado
"La batalla de Ponche de Leche". (Ver Tradiciones Cubanas, Alvaro de la Iglesia, p. 75).
Si se tiene en cuenta el hecho a que se refiere, como se ve, ocurrido el 20 de febrero, es raro
que la earta est6 feehada el dia 6.











ACADEMIA DE LA IISTORIA DE CUBA


se me pasara facilm.te al Camagiiei. Necesito estar al corriente de las filtimas
ideas, metodos etc.
Si los Camagiieyanos se portan como Dios manda, no serA estraflo que nos
encontremos en -Europa. Mi plan es cojerles una suscripcion de 100.000 p.S p,
el segundo tramo del camino, venir a esta donde dejo cimentado un contrato por
la graduaci6n de la line con el Marques de Esteva, i pasar a Beljica 6 Ingla-
terra A negociar los carries, maquinas, carros, coaches etc. No hai mas remedio
que llevar la cruz hasta el calvario. Espero conseguir mi objeto, p' resolver
despu6s mi emigracion, mi separation dolorosa, pero necesaria de la comunidad
cubana. Solo me detiene mi compromise pfiblico, pero una vez realizado el bien
p' ellos, realizar el bien p" mi, pues yo se que aqui no me ira bien nunca.
Recuerd6me A su Rosita i A todos los paisanos.
Bese V. A sus nifios i tenga present que nunca le olvida por lo much que le
quiere su amigo.

El Lugarefio.(14)


III

Habana 9 de Febrero 1844

Mi queridisimo hermano: el vapor ingles sale mafiana y quiero aprovecharlo
para eseribir A Vd. y desquitarme del tiempo que mis infinitas ocupaciones y
mis ausencias de la Habana no me han permitido hacerlo A media de mis deseos.
Son tantas las veces que he tenido que ir al campo a causa del estado revuelto
de las dotaciones de las fincas que absolutamente he tenido tiempo para ocu-
parme de otra cosa que de ellas, pero ya gracias a Dios el horizonte ha calmado
algo por nuestro partido y hay probabilidades de que durante este afio no habra
disturbios ni disgustos. No sucede asi con el resto de la isla, la horrorosa cons-
piracion en la cual estaban mezeladas nuestras fincas, va descubriendose mas
y mas cada dia al paso que demuestra lo dilatada que era; la isla enter estaba
comprometida y si la mano de Dios no la hubiera descubierto a esta hora quizAs
ya se hubiera convertido en cenizas los campos todos de sus ingenios; hace tres
meses que no sesamos (sic) de oir noticias de levantamientos y desgracias y aun
hoy tenemos en estado de sublevacion infinidad de ingenios de los mas potentes
y hermosos. A todo esto querido Domingo, nuestro imbecil y estupido Gobierno
no toma media alguna para precaver alguna proxima y casi inevitable desgracia,
desengafiado quizAs ya de que nuestro mal no tiene cura trata para enriquecerse
de apurar nuestra subsistencia aumentando el nfmero de esclavos pues hoy con
la gran crisis political que tenemos se preparan y llegan cargamentos no bajando
de diez mil los que se esperan por moments. La opinion public contra tan inieuo
(14) Gaspar Betancourt Cisneros.








CENT6N EPISTOLARIO


comercio se ha fortalecido muchisimo pero la ferula del depotismo (sic) esta en
todo su vigor serrandonos (sic) la puerta enteramente 6 toda representaci6n
maxime cuando se trata de poner fin a una cosa tan humana y necesaria como
es el fin del trafico y de lo cual unicamente depend nuestra salvacion. El tratar
de describir a Vd. el estado actual de la isla me seria impossible hacerlo en tan
cortos renglones, bastele saber que es como una nuez sobre un barrill de polvora
- la cual desaparecera con la mas minima chispa que se le prenda no le vuelve
A unir ninguna fuerza humana.
Vd. ereera sin duda que estos acontecimientos que llevo deseritos habran
hecho que yo apresure nuestro grandiose proyecto de ingenio model con brazos
libres; lejos de eso, creo que en el estado actual seria una locura emplear
caudales en bienes raices pues seria botarlos ciegamente sin esperanza de utilizar
en nada nuestra situation, creo ya la medicine demasiado tarde para el enfermo
y que una media general seria solo lo que por lo pronto lo salvara: he hablado
con frecuencia sobre el asunto con el lugareio (sic) y siendo mas habil y espe-
rimentado que yo, encuentra nuestro proyecto demasiado premature y de dificil
egecucion sino impossible, aun mas, cree que el gobierno se opondria abiertamente
6 ello y que sin escrupulo alguno me consignaria como un bulto 6 disposition
de la mama patria. Otro obstaculo que se nos present para d.ha empresa y que
acaba de chasquear mis mas grandiosos deseos es que ni un solo Vizcaino ha
querido venir a tomar parte en nuestra agriculture, las cartas que hemos
recibido de n.tro corresponsal sobre d.ho asunto asi lo dicen y aun arroja alguna
luz que nos haga sospechar q.e la mano poderosa del poder, halla tomado part
en ello, pero yo no desespero, pues existen hoy gran numero de hacendados que
estan decididos a tener colonos y de algun punto, asi sea de la Siberia los hemos
de traer, por lo cual quisiera que me diera Vd. noticia sobre la sociedad de
colonizaci6n formada recientemente en Bruselas. Estos hacendados de que hablo
son la generalidad hombres de character que ni compraran esclavos ni dejaran
arruinar sus fincas por falta de brazos q.e las cultiven mientras tanto los aeon-
tecimientos que son ya tan frecuentes entire nuestros esclavos ira formando la
opinion y los traficantes de care humana sucumbiran A la fuerza de la opinion,
ya hoy apenas se encuentran compradores y cansados de tener la mercancia la
ofrecen a diez onzas con un largo plazo Apesar de haber estado yo tanto
tiempo sin escribir A Vd., no me he olvidado de Vds. un instant, en medio de
tantos disgustos y trabajos di orden & Pepe(15) para que Chaviteau le proporeio-
nara a Vd. todos los fondos que necesitaran para sus gastos en esa a reserve de
mandar A Vd. una carta de credit o letra como lo hago hoy remitiendole A Vd.
una letra sobre Londres de cargo de la cual la casa de
Chaviteau puede negoeiar y tener a disposition de Vd. Tambien remito a Vd.
otra letra de -----importe de seis onzas que me di6 Inesilla(16) p' remitir a
Vd. 12 onzas, valor de la yegua Fanny y diez onzas que mando yo para que
(15) Jos6 Luis Alfonso.
(16) In6s de La Guardia y Alfonso.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Rosital(7) me las emplee con su acostumbrado buen gusto en ropa o frioleras para
Hilarita,(18) si ella quisiera mandarle con ese dinero algun vestido, puede acudir
a la casa de Chaviteau donde debe existir una cajita con un vestido que Hilarita
mando para modelo-y si no existiera alli semejante modelo puede ella mandar el
corte o cortes que aqui se haran, apesar de que preferiria que se hiciese alli por
el gusto que tienen las costureras. Yo quisiera para mi tres cortes de chalecos
de baile muy elegantes, cuyo encargo hago a Vd. lo mismo que de algunos guantes.
Por la familiar no hay mas novedad que la de tener la casa llena de enfermos
casi todos de sarampion, mama tambien paso una buena (roto el original) etada
atacada de un isterico fiero que le dur6 tres dias, mas ya estA buena aunque
muy triste, pues la alegria ha uido (sic) ya para siempre de ella, estos dias cum-
pleafios de la muerte de mama Sra. y que por casualidad han sido los destinados
p' las fiestas reales han sido mortales p' ella, su consuelo ha sido la iglesia y sus
limosnas con lo cual pasa la vida tranquila.
Apesar de la gran crisis que sufrimos por ac6, las fiestas reales han llenado
enteramente las imaginaciones de todos, todos se divierten, bailan y rien y se
olvidan "del tiempo que esta por venir".
Entre los muchos negros y mulatos, press en esta tragedia, hay infinidad
de libres entire ellos hace un gran papel Placido el cual creo que llevara muy
mala vuelta.
Despues de escrita esta carta, he pensado que seria mejor remitir a Vd. una
letra de credit sobre Londres, la cual he conseguido de 1,000 6 sean $5.000
para que Vd. haga de ella el uso que desee y asi podra Vd. A su satisfaccion
hacer cuantos viages desee, sin temor de carecer de dinero.
Por hoy no tengo mas que informar A Vd., solo desearle para la tranqui-
lidad nuestra que nos escriban por todos los vapores ingleses.
Reciba mil espreciones de la familiar mil caricias A los nifios, junto con el
afecto de su hermano de corazon.
Miguel(19)



IV

La carta correspondiente al No. 4 en el Cent6n ha sido arrancada, cortando
la hoja en que estaba colocada. Es de la Sra. Dolores de Aldama, fechada en
La Habana el 28 de febrero de 1844, segfn el indice del Tomo VI.
No ha sido, hasta ahora, encontrada entire las que figuran sueltas, o en el
llamado Tomo VII.
M. I. M. R.

(17) Rosa Aldama y Alfonso.
(18) Hilaria Font, esposa de Miguel Aldama.
(19) Miguel de Aldama.











CENT6N EPISTOLARIO


V

Habana 29 de febrero de 1844

Querido Domingo: sin otra de V. que la de fltimos del afio pasado noticiin-
dome su inmediata salida para Francia, i que desde alli contestaria por menor
a mi carta, aprovecho la salida de la fragata Tigre para saludarle, i felicitarle
por su llegada a Paris con Rosita(20) i los chicos, que supongo pr6spera.
A Miguel Aldama entrego con esta un ejemplar de las Amarguras del
Corazon de Pepe Giiell,(21) otro de las leeciones de moral de mi hermano(22) i otro
del compendio de cronolojia publicado por Jos6 Maria de la Torre,(23) a fin de
que yea modo de remitirlo a V.
Pepe Giiell esta en Espafia para donde parti6 a fines de novre. Aceptando
el ofrecimiento que me hizo V. antes de su partida de Europa, voi a hacerle
algun encarguito. Quiero un par de candeleros sencillos i elegantes de plata
como para llevar velas de esperma, fijado segun las prescripciones de V. por
maximun de su precio 70 pesos.
Quiero otro si un par de aretes a la moda que descubran el gusto del
comprador, de 30 a 40 pesos; i algun adornito del cuello o monadita por el estilo
que mejor le cuadre a V., consultado con Rosita, de 10 6 12 p.S Ordene V. a
quien le entrego lo que me diga V. que le cuesta todo; i para remitirmelo, si no
tiene V. mejor conduct, hAgame el favor de verse con D." Roque Garcia Barbon
rue Richer no 6. que podrh hacerlo a mi cufiado Inclan su corresponsal i socio.
Tenga V. present que la persona para quien se destinan los adornos no es de
much cuerpo, ni de abultadas carnes; sino de baja estatura, blanca y rubia
como una inglesa; ya V. sabe jEstardn para Julio 6 Agosto?
A Dios Domingo, dispense la prisa i mal perjefiado estilo de esta carta,
mandando a su afmo
Jos6 Z. G. del
Valle.

P. D. Estoi metido en hacer oposicion a una Catedra vacant de la Facultad
de Filosofia en esta nueva Universidad, i para ponerme en aptitud de preten-
derla segun el Reglamento, me he doctorado a principios de este mes. Creo que
si las oposiciones se llevan a efecto se tendrAn que decidir por mi, pues de nadie
mas sB que se present; veremos.
SV.e

(20) Rosa Aldama y Alfonso, esposa de Del Monte.
(21) Jose Giiell y Rent&.
(22) Manuel Gonzalez del Valle.
(23) Jos6 Maria de la Torre, autor de various libros de historic, geografia, etc., de Cuba.










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


VI

Mi querido Domingo. Veo se hA olvidado Vd. de ocuparse de lo que tanto
A ambos interest "de la suerte de la Isla de Cuba".
Si no estA Vd. hoy muy ocupado y no le es molesto pasar por esta su casa-
lo esperarg 6 las 3, de lo contrario, deme hora p' mafiana.
Espreciones A Rosita y Vd. made A su afecto.
Carlos(24)
1 de Mzo. 9 Rue h.ve Mathieu.


VII
S.r Don Domingo del Monte.

Mi mui estimado amigo: nuestra visit A Martinez de la Rosa no podra ser
ya hasta el domingo porque los tres dias que quedan hasta el sabado se los
ocuparan los negocios de Corte. Para el domingo tendrA V. la bondad de
esperarme a la una, y entretanto y siempre disponer de la fina voluntad con
que deseo complacerle, ofreciendome tambien a los pies de la Sefora.
De V. apasionado y affmo. amigo.
Q. S.M. B.
Mariano Jos6 Sicilia.
Paris 6 de Marzo.


VIII

Al S.r D. Domingo del Monte
C. M. B.
M. J. S.
S. Don Domingo del Monte.

Mi mui apreciable amigo: me alegro much de que vayan VV. A pasar un
buen rato en lugar de una visit que puede cumplirse en cualquier dia. El
jueves ire A la una; dispuesto siempre A toda hora A complacerlo, y renovAndole
la espresion del entrafiable afecto que me une a V. y A toda su excelente familiar.
Suyo de corazon.
Q. S. M. B.
Mariano Jos4 Sicilia.
9 de Marzo
844.

(24) Carlos Drake.











CENTON EPISTOLARIO


IX

Habana 10 de Marzo 1844.

Mi queridisimo hermano: hoy vispera de la salida del vapor ingles, era el
dia que tenia destinado A escribirte, cuando al catalog de la muchas tristes y
desagradables noticias que tenia que eomunicarle se ha agregado una aun mayor
todavia que las demas-asi es, que cada vez que tomo la pluma para dirijirme A
Vd lo hago con un grandisimo pesar pues la divina providencia no cansada aun
de perseguirnos con el azote fiero que tenemos encima desde la muerte de
nuestra querida mama Sra(25) no me permit ni una ves alegrar su aflijido
corazon. La muerte acaba de arrebatar del seno de nuestra familiar, dejando
huerfanos& 6 13 nifios 6 la infeliz Lugarda Espada(26) victim casi de una muerte
repentina, embarazada de 7 meses fu6 acometida de un ataque furioso de nervios
lo cual la hizo dar A luz una preciosa nifia la cual vive aun-aunque su parto
fue tan feliz-como podia desearse la infeliz madre espir6 media hora despues
sin alcanzar siquiera los recursos de la medicine pues fu6 su muerte tan repen-
tina que ha dejado asombrados hta los mismos facultativos: hoy la hemos ente-
rrado, mientras que su esposo y trece hijos lloran la muerte de una madre
modelo de religion y de virtudes. Esta ocurrencia querido hermano nos ha
llenado del mayor dolor considerando al infeliz Jos6 Eusebio,(27) y sus 13 hijos
que no pueden sino ser muy desgraciados con semejante perdida. Nuestra que-
rida madre sufre much en este moment pues ademas de las simpatias que
tenia con Lugardita y de lo much que la ha afectado esta desgracia, todas sus
penas han vuelto 6 revivir y esta sin consuelo alguno entregada al llanto y al
dolor: victim de su amor maternal, no puede ya gozar un moment de filicidad,
no hay consuelo ninguno en este mundo para ella pues solo la compafria de sus
hijos puede aliviarla en algo; yo que leia en el fondo de su corazon la causa de
su llanto no dejaba de padecer pero me faltaban fuerzas con que aliviar su dolor
y padecia double viendola sufrir.
Mi corazon esta hoy tan afligido que mil veces he intentado abandonar esta
carta y no escribir por este vapor por no apesadumbrarlo mas, pero como co-
nozco que es Vd. hombre de resignation y gran fuerza moral no he titubeado
un moment en escribir los anteriores renglones-y nuestro estado actual-
sabiendo que Vd. recibira las noticias con resignation.
Nuestro actual estado politico es tambien tristisimo, por la misericordia de
Dios no hemos esperimentado ya el destiny que le espera 6 Cuba pues si bien no
estamos aun libre de que suceda de un moment A otro podemos considerarnos

(25) Una de las abuelas de los Aldama, Maria Silvestra Soler y Coello.
(26) Lutgarda de la Espada y Basso, esposa de Joss Eusebio Alfonso.
(27) Jose Eusebio Alfonso y Soler.










ACADEMIA DE LA IISTORIA DE CUBA


algo mejor de la que estabamos ahora un mes por las several disposiciones del
gobierno. Una horrorosa conspiracion de negros en la cual estan comprendidos
sin ecepcion todos los esclavos y libertos de la isla estaba en los critics mo-
mentos de estallar cuando el gobierno empez6 a hacer prendiciones y 6 tomar
declaraciones, mas de doscientas fincas tienen con prisiones gran parte de su
negrada, (las nuestras inclusas) habiendose pronunciado A favor del motin como
les era natural. Las carceles rebozan de negros libres tanto en Matanzas como
aqui y no ha quedado desde alli hasta Macuriges un solo negro libre contra
quien no hallan declarado las negradas de las fincas. Las declaraciones de los
libertos son aun mas horrorosas que la de los esclavos pues estos eran guiados
por aquellos y los primeros por la mano poderosa de la Inglaterra: el plan
era tan maquiavelico como bien convinado pero ha querido Dios que por lo
pronto se les hall fustrado y quizas pasaran por el dolor de ver como la
sangre que ellos nutrian para nuestro esterminio. Filantropos 6 miserables espe-
culadores, ellos han conseguido hacer aun mas miserable la suerte del infeliz
esclavo pues el estado actual que disfruta el desgraciado esclavo es comparado
al anterior como el infierno al cielo, las ideas que les han sugerido ha conseguido
tan solo que pasen su subsistencia en perpetuas cadenas tefiidas de sangre propia.
Se ha visto que ya no se pueden tener sin someterlos al estremo rigor y asi horro-
riza hoy ver una finca-cualquiera. Un propietario hoy es verdugo pues infeliz
el si no toma medidas energicas, el y todo sus operarios serian inmolados y su
propiedad seria quemada y arrazada. Tal es el estado actual de nuestra isla,
veremos mas adelante.
Vd. preguntarA cuales son las medidas que toma el gobierno. Yo no las se
pues much se dice sin que nada se haga hasta ahora mas que permitir que se
introduzcan negros (2000) ban llegado en este mes) se dice que la junta de
Fomento intent traer colonos, que el general ha dado orden para que los
hacendados introduzcan tambien hombres blancos pero hasta ahora nadie ha
hecho nada pues nosotros hemos tenido hasta la desgracia de no recibir aquellos
que mandamos buscar. Lo que si creo que se llavarA A cabo es la exportacion a
Ceuta de todos los negros libres citados como interesados en el plan de revo-
lucion A ecepcion de los muchos que ahorcaran junto con los hombres blancos
complices en esta causa; de estos ultimos hay press una porcion tanto estran-
geros como espafioles y criollos la mayor parte americanos del norte apesar de
que los hay de todas naciones colors y classes. En la poblaci6n reina un des-
contento general no tan solo por el estado de insubordination en que estan los
negros cuanto por las medidas arbitrarias y Taconiles de nuestro general. Este
exelentisimo Sr. por nada y cosa ninguna ha encarcelado y desterrado algunos
individuos que si bien son de poca 6 ninguna representation en la sociedad no
por eso se les debia despachar sin sumario, 6 causa, pero en fin nuestro hombre
es de tal temple que ha infundido grandisimo terror en la poblaci6n, los espias
inundan los parajes publicos y todos tiemblan 6 la idea de ser separados del











CENT6N EPISTOLARIO


seno de sus families bien arrojados en una mazmorra, bien desterrados A la
mama patria. No escriba Vd. nada sobre este particular.
Entre las muchas bolas del dia corre la de haber sido prendido con destiny
A la peninsula el bien conocido Felix Tanco.(28) No se si serA eierto, pero no lo
estrafiaria.
Mucho es lo que pudiera escribir A Vd. pero la fatiga que me queda del
tropel que hemos tenido y siendo ya la media noehe me veo sin fuerzas para
continuar por lo cual me reserve para otra ocacion pues con el contenido de
esta tiene Vd. lo suficiente para estar descontento por algunos dias.
Reciba Vd. espreciones de toda la familiar mis caricias A los nifios y Vd.
disponga de su amantisimo hermano.
MIiguel.(29)

P. D.
Dice Jos6 Eusebio que los zapatos que le encarga sean todos negros.



X
Monsieur del Monte
48 Rue de la Ferme des Mathuisi
Sor. D.n Domingo del Monte.

Muy S.Or mio: Si V. pudiese venir hoy, de una A dos de la tarde, diga Vd.
que tiene aviso mio p' hacerlo; y tendr. much gusto en recibirle este.
D. ato y Seg' servor. Q. S. M. B.
F. Martinez de la Rosa.
Martes 12 de
Marzo/844.(30)



XI1

Esta carta de la Sra. Dolores de Aldama, fechada en Guanabacoa en marzo
10 de 1844, no aparece en las cartas sueltas, ni tampoco en el tomo VI, de donde
fu6 arrancada, como ocurri6 tambien con la nfmero IV, por el esposo de Lola,
el Sr. Jos6 Luis Alfonso, y posiblemente rota, ya que sabemos que este elimin6
algunas cartas que le desagradaban, del tomo referido. Tampoco la hemos
encontrado en el llamado Tomo VII.
M. I. M. R.

(28) F6lix Manuel Taneo y Bosmeniel.
(29) Miiguel de Aldama.
(30) Segfn Del Monte esta carta fu6 enviada desde Paris.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XII
France. Contii 1 26/Mzo
844
Monsieur
Mr del Monte (Domingo)
48 rue de la Ferme des Mathurins
Paris.

Londres 21 de Marzo de 1844.
Mi querido Delmonte: como llovida del cielo ha llegado A mis manos tu
carta de Paris. No sabes el bien que me has hecho con ella.
Encontrar en estas alturas un antiguo y verdadero amigo, y un amigo como
tu es un hallazgo felicicimo, que lo celebro tanto mas cuanto menos lo esperaba.
Lo unico que podra acibarar la alegria que me causa es que el motive de tu viage
no sea satisfactorio. Recuerdo aunque algo confusamente lo que en el verano
pasado me contaron en Madrid que te habia ocurrido y aun que habl6 con quien
podia y debia remediarlo, si es que llegaba a tiempo. Ojala tu viage no tenga
con esto ninguna relaci6n. Pero sea como quiera, el hecho es que estamos A
pocas horas de distancia y que es menester que nos veamos, que recordemos
aquellos tranquilos dias, llenos de ilusiones en que nacio nuestra amistad, que nos
contemos (ya ves que A mi no me faltar6 material) lo que desde entonces nos ha
pasado, que conosca 6 mi Sefiora y que pueda besar con la ternura que a si mismo
6 tus propios hijos,...aquellos que yo no debia conocer (6te acuerdas?) hasta
que fueran 6 Madrid, siendo yo Consejero de Castilla, 6 recibirse de abogados.
Yo tambien, mi querido Del Monte, tengo muger y dos hijas, pero estoy sepa-
rado de ellas y no s cuando las volver6 a ver. Mi pobre padre vive, pero mnis
vicisitudes y contratiempos amargan los ultimos afios de su vida y esta es mi
mayor desgracia. Mi hermano, que se hizo un hombre de provecho, es su unico
consuelo y el de mi familiar. Te hablo de los mios sin saber porque; es que te
cuento como uno de ellos. Hablemos de nuestros amigos. Que es de Andr6 ?(1)
Que de Tatao?(32) Qu6 de los demas que tu me has hecho conocer? De los de
Espatia poco puedo decirte. Tengo sin embargo noticias de Isnardy(33) que esti
tambien cargado de chiquillos y con una fabriea de paios en Cordoba. No se
como al pobre no le ha tocado algo en esta persecucion, porque se condujo con-
migo en los moments de mas peligro de un modo que le hace much honor y que
yo jamas olvidar6. Esto que se llama desgracia en political, (si yo no tuviera
otras poco sufriria) tiene la ventaja de volverle A unos los amigos de la juventud.
Digote esto, porque, aunque jamas hemos dejado de serlo Isnardy y yo, habiamos
votado muchas veces a las Cortes en diferente sentido y esto siempre entibia la
amistad. Como entire tf y yo no ha mediado ninguna circunstancia que pueda
(31) Domingo Andr6.
(32) Anastasio de Orozco y Arango.
(33) Angel Iznardi.










CENT6N EPISTOLARIO


haber producido semejante efecto no s6 6 que viene la indication que haces.
sobre lo que haya podido menguar mi afecto; no amigo mio, la political no ha
gastado mi corazon. A no tenerlo tan entero no habria hecho ciertas cosas, de
las cuales sin embargo no me arrepiento, porque todavia no he llegado 6 aprender
6 arrepentirme. Cuanto tenemos que hablar, pero cuando sera? donde? cuales
son tus planes?, piensas estar much tiempo en Paris? No viajaras este verano
por este y otros paises? Si no me detubieran ciertas consideraciones, por las
cuales no debo ir a esa en estos moments no te preguntaria nada de esto y tan
pronto como esta carta iria yo 6 abrazarte. Por ahora debo estar aqui, pero
dentro de poco estar 6a tu disposicion y nos veremos donde me digas en ese 6 en
encualquier otro punto.
Mientras tanto te dire con la franqueza antigua que tu reclamas que no
necesito nada en este moment, que si...(34) emigracion es corta, como suelen ser
ahora todas las cosas de... paia podr6 pasarla, aunque con algunas privaciones,
y si fuese larga tratar6 de fijarme donde pueda trabajar para sostenerme con mi
pobre familiar. Recordaras que yo no era hombre de muchas necesidades y en
esto felizmente los tiempos no me han cambiado.
No temo que esa policia intercepted las cartas que me escribas, en cuanto 6
leerlas eso es cosa corriente, pero si quieres puedes poner en ves de mi nombre el
de James Sloane, Esq. 23, Sherrand St, Golden Square, que es donde vivo. De
todos modos escribeme pronto y mientras conozco a tu Sefiora ponme 6 S. P. y
que la Virgen la alumbre &. Besos 6 tus niiios, dime como se llaman y cuantos
afios tienen y tu mi querido amigo cree que siempre lo ha sido tuyo tu
Salustiano.(35)



XIII

Liorna y Marzo 22 de 1844.

Mi querido Luz:(36) esta no es mas q.e f6 de vida. A principios del corriente
debio Vd. haber recibido una mia. Yo estoi mejor, y asi era de esperar seg.n q."
afloxase la estacion, bien q.e desde ayer se ha vuelto a sentir un frio muy fuerte.
Lo unico particular q.e ahora tengo, es una lasitud muy grande en las piernas
y brazos. Estoi pensando en ir a tomar algunos bafios minerales 6 a Luca, 6 a
Monte Catino, 6 a alg' otra parte no muy distant de aqui. Ver6 como me
prueban los dos primeros, p' continuarlos 6 suspenderlos. De alli creo que
partire p' Genova, 6 fin de irme empujando poco A poco. Si antes q.e yo le

(34) Roto el original.
(35) Salustiano 016zaga.
(36) Jos6 de la Luz y Caballero. Esta carta a Luz aparece en el Epistolario de del Monte
y no se omite teniendo en cuenta que es una oportunidad para publiearla nuevamente, pues ya
la di6 a la estampa don Domingo Figarola-Caneda en Josd Antonio Saco. Documentos para
su vida, Habana, 1921, p. 190-191.












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


vuelva A escribir, me dirigiere Vd. alguna carta, hagalo todavia A Liorna, pues
es el modo mas seguro de q.e llegue a mis manos.
Repito lo q.e en otra le encargue, a saber, q.e la carta venga directam.te"
mi, y no A el comerciante.
Mil memo.s A Marianita(37) y toda la familiar.
Spre de Vd
Saco



XIV
Sr. D. Domingo del Monte
Rue de la Ferme des Mathurins 48
Paris.
Liorna y Abl. 1P de 1844.
Mi querido Domingo: icon que agradable sorpresa acabo de recibir las 4
tuyas de 21 febo, y 19 6 y 14 de marzo!
Lo mas distant de mi imaginac." era qe estuvieses en Paris, dos meses ha,
en compafiia de Rosita y tus dos nifios. No puedo perdonar al comerciante de
Liorna la partida q.e me ha hecho. La ultima carta en qe tuve noticias de Luz,(38)
fue del 5 de febo, y desde entonces hasta hoy me ha tenido ese frances egoista
en la mayor ansiedad, a pesar de qe. todavia el 21 de marzo me dijo qe no
tenia cartas pa mi. Y el muy bribon me encaja ahora de un golpe nada menos
qe 5, siendo tuyas 4. Para librarme de 61, no me valio encargar a Luz qe las qe
me escribiese, vinieran directam.te a mi p.s aunq.e asi lleg6 la ultima tuya, el
carter se la entreg6. He debido hacerte esta esplicac. o sea especie de satis-
facc.", por q.' hombres como tu y como yo podremos tragarnos una carta, pero
jamas cuatro tan seguida, y much menos en las actuales circunstancias en qe
median cosas pa mi tan sagradas.
Ya sabes pr conduct de Luz todos mis achaques. En este invierno he sufrido
como nunca; bien qe pa Italia ha sido fuerte como pocas veces. Todavia estan
cubiertos de nieve aun muchos de los primeros estribos de la cordillera de los
Apeninos, y en Florencia A fines de marzo han caido fuertes nevadas. Mis males,
qe ya se van haciendo algo viejos, no cesaran 6 mejor dicho no se aliviarin
notableme."t sino con un sol ardiente. Sali de aqui a ver si podia tomar algunos
bafios minerales; pero el frio q8 senti fue tan fuerte, que sin tomar ninguno,
tuve qe contramarchar.
Mafiana, (si no me engafia el vetturino, p.8 los vetturinos mienten mas qe
Inocencio el negrito sastre de la Haba. en otro tiempo tu vecino) me pondre en
march p' Paris. La ruta mas corta es la del monte Cenis; pero Vf mi estA
cerrada en la present estac.Th, p.8 una vez la esperiement6 en el mes de abril, y
(37) Mariana Romay, la esposa de Jose de la Luz.
(38) Jos6 de la Luz y Caballero.












OENTON EPISTOLARIO


no solo me costo buenos dineros, sino q" por poco dejo el pellejo. Tomar6 pues,
la via mas larga, qe es la de 'Genova, Niza y Marsella. i Cuatrocientas leguas,
400 leguas; y todas, todas por tierra, y la mayor part en diligencia, pasando
malas noches, y casi sin comer, q.e es uno de los ultimos pogresos qe la civilization
viagera acaba de hacer en Francia. Ire poco a poco pa llegar mas pronto, y de
cuando en cuando avisar6 la altura en q.e me halle.
Mil gracias pr tus noticias etiopicas. Ya conversaremos sobre ellas. Muchas
memories a Rosita, y caricias A los nifios.
Spre. tuyo.
Saquete.(39)
Te suplico qe a la adjunta le pongas las sefas de la habitat." de Varela,(40)
y qe la envies p.r el primer paquete.



XV

Londres 8 de Abril de 1844.
Mi querido Delmonte: no he contestado antes a tu ultima carta porque he
estado buscando los libros que me encargabas y siendo tanto mi deseo de com-
placerte sentia decirte que habia sido vana mi diligencia. Los libreros que me
citabas no tienen ninguno de los libros que deseas, aunque el diario del sitio de
la Habana se encuentra en el catalog de T. Road. Tampoco se hallan en nin-
guna otra de las librerias en que suelen tener libros nuestros muy curiosos, pero
me parece que he dado con la 2" edicion que buscas de la restauracion de los
Etiopes por Sandoval. Y digo me parece porque al libro le falta la portada asi
como tambien faltan algunas hojas al indice con que concluye. Por lo demas
las seiias son mortales y no permiten dudar de la identidad de la edicion que
deseas. Empieza el libro con la licencia del Superior y esti esta dada por el
Provincial de la Compafiia de Jesus, Sebastian Hacefiero en Cartajena de las
Indias A 24 de Julio de 1643. Esta fecha concuerda muy bien con el afio de la
impression que segun tu carta se hizo en 1644. No dices donde se imprimio, pero
como la licencia y las censuras de aprobacion estan fechadas en Cartajena, alli
sin duda se imprimiria. Que es 2' edicion lo dice muy claramente el autor en el
pr6logo donde cuenta como "muchos le han pedido que por ser acabada la
"primera impression, cuya leccion habia salido tan aprobada, tan agradable y
"provechosa y como ha determinado acudiendo a su deseo y voluntad sacar a
"leer esta segunda". Que no se trata de una reimpresion lo esplica despues
comparando su trabajo con el de los plateros que funden de nuevo el vaso que
sali6 falso y de no perfect hechura y que debio aumentarlas considerablemente
se infiere de lo que dice: "siembran los hortelanos en pequefios almacigos las
(39) Seud6nimo que corresponde a Jos6 Antonio Saco.
(40) Pbro. FMlix Varela y Morales.












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


"semillas y aquellas tiernas plants las trasponen en eras grandes con grande
concertoo hasta hacer una huerta provechosa y deleitosa, donde si entrares,
prudent Lector... Pero tu quizas hayas entrado ya y salido y paseado A tu
sabor y cogido el fruto y solo quieras la propiedad de lo que ya has gozado.
No es cosa pues de que yo siga copiando lo que tu si sabes, bastando en todo caso
lo dicho para asegurarte de la identidad del libro. Si es en efecto como creo
el que buscas lo comprar6 al instant y mientras tanto queda acotado y puesto
aparte no diera con 61 otro curioso. Pide por 61 su duefio, que es el can6nigo
Riego una guinea y no lo dard en menos el buen Sefior, que es avaro y ruin
y hermano poco digno de aquel infeliz siervo de antafio. Y basta por ahora de
libros, aunque no desisto de buscar los demas y de enterarme de los que puedan
convenirte. Mucho me alegro de que te dediques al studio de la historic de tu
patria y algo bueno me prometo yo de eso. No sere yo tan feliz que teniendo
tambien grande aficion A la de Espafia, que esta es la hora en que no tiene una
historic political como necesita, es probable que me quede en el cuerpo con lo
poco que en la material s6 y lo much que he pensado.
Pero no es para una carta hablarte de mis proyectos y lo dejaremos para
cuando tenga el gusto de abrazarte. Veo que habra de ser en Paris, puesto que
por ahora no piensas venir por aca y es tal la gana que tengo de charlar contigo
que trato de apresurar cuanto pueda mi viage a esa; aunque temo no poder estar
much tiempo en tu compafiia. Pero malo ha de ser que no este en Paris la
mayor parte del mes de Mayo cuando tanta gente concurriran a la esposicion
de la industrial. Tengo sin embargo que esperar alguna carta de esa para dar el
viage por resuelto y mientras tanto no conviene hablar de el, que si las posiciones
political pasan pronto, sobre todo en Espafia la cola que dejan es larga y mala.
Por lo que me dices veo confirmado lo que yo me temia sobre el motive de tu
viage. Que se han de ver siempre, asi los que mas aman a su patria y los que
mejor pueden servirle e ilustrarla. Paciencia mi querido del Monte y confiemos
en que nuestros hijos alcanzaran mejores tiempos.
Tengo muchos deseos de conocer 6 los tuyos y los quiero ya sin conocerlos.
Eso de tener ya uno de nueve afios es gran cosa. La mayorsita mia tiene cuatro
y de milagro no me la han quemado viva en Madrid. No si sabrAs el incendio
que ocurrio en mi casa el 12 del mes pasado. El riesgo de mi familiar fu6 grande,
el susto mayor, la perdida bastante. Entre otras cosas de valor he perdido, no
se si completamente, una libreria que habia formado con much afan y que no
espero tener ni dinero, ni occasion, ni gusto para reponerla.
Me preguntas por mi padre y por algunos amigos. Mi padre, aun quieres
que este con tantas desgracias y contratiempos Tu te acordaras con que ce-
guedad me queria y podras calcular lo que habra sufrido y sufrir6, pero me
dicen que su salud no se ha resentido y esto me consuela. Los amigos... cada
uno por su lado, pero siempre amigos. Mesita se hizo uno de los buenos abogados
de Madrid se dedico a lo contencioso de Hacienda, ha servido con honor y much
inteligencia los primeros destinos de este ramo, esta casado, con dos 6 tres
chiquillas y reducido al sueldo, de Ministro del Tribunal mayor de Cuentas,











OENT6N EPISTOLARIO


Pepe Sanz enviud6, troco su destino civil por una Comandancia, es un escelente
Military y se halla en la Havana de Coronel de un Regimiento. Laveron, pero la
historic de este es mas larga y se quedara para otro dia. Tiene 7 6 8 hijos y el
infeliz siempre muy liberal esta cesante.
Yo tambien ceso y no de rogar a Dios y a la virgen que alumbre a tu Rosa.
Tuyo. Salustiano. 41)



XVI
Habana 19 de Abril 1844.
Mi queridisimo hermano: desde que escribi a Vd.(42) mi ultima por el anterior
vapor ingles, hemos tenido el gusto de recibir sus apreciables del 30 de Enero
y 25 y 28 de Febrero, estas dos ultimas principalmente con navegaciones estra-
ordinariamente cortas, por dichas cartas como igualmente por la ilegada de
Miguel Moliner hemos tenido el grandisimo gusto de saber como estan Vds.
perfectamente acomodados en esa hermosa ciudad disfrutando de algunas como-
didades y descansando del largo y fastidioso viage que hicieron hasta el Havre.
Para nosotros ha sido un grandisimo consuelo recibir dhs cartas y para mama
ban sido un balsamo de vida. Dios quiera que en lo sucesivo tengamos amenudo
igual consuelo pues es lo unico que puede aliviar nuestras penas en esta des-
graciada tierra, -pues a la verdad aqui estamos siempre rodeados de horrores,
penas y disgustos. En mi ultima anunci6 A Vd la repentina muerte de Lugarda
Espada y para que no faltase alguna otra nueva desgracia que lamentar, quince
dias despues muri6 de results de un fiero ataque de alferecia un hermano de
Hilarita, cuyo acontecimiento ha vuelto a renovar las llagas que dejo la muerte
de la madre, puede Vd imaginarse querido Domingo como esta mi corazon ago-
viado ya por tan repetidos como fuertes golpes: por un lado, viendo sufrir a
mamA e Hilarita, como A las personas que me son mas queridas, por otro a papa
agoviado de trabajos, el cuadro que tengo A mi vista por la muerte de Lugarda,
y el estado actual de la isla, todo, todo son disgustos, mas por fortune nuestra
parece que Dios ha torado bajo su amparo esta preciosa isla pues solo su divina
providencia podia conservar en ella la tranquilidad y librarnos de una catas-
trofe horrorosa que viniera A completar nuestra desgracia y ruina pues hasta
las personas encargadas en vigilar por nosotros parecen querer precipitarnos A
nuestra perdicion por medio de sus medidas brutales y exasperantes. Una dicha
inmensa seria no encontrarse aqui y mil y mil veces feliz ha sido Vd. que ha
podido escapar de presenciar estos horrores y quizas de un tropel que lo hubiera
perdido A Vd. para siempre. Las carceles rebozan de negros cabezillas de la cons-
piraci6n, solo en Matanzas existen en cadenas 843 negros esperando la conclusion
del sumario, de ellos las 7/8 libertos y aqui el numero tambien es muy grande
(41) Salustiano de O16zaga.
(42) Se refiere a la carta de feeha 10 de marzo.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


y figuran en la lista, Manzano,(43) Ble Rely,(44) P16cido,(45) Cevallos,(46) Brin-
dis(47) y cuantos negros 6 mulatos hay de algun viso 6 talent. El modo de
declarar 6 por mejor decir de hacerlo declarar es verdaderam.te salvage, se les
aplica el latigo sin distinction de clase, libre 6 esclavo, pobre 6 rico y el azote in-
quisitorial los hace declarar la horrorosa conspiracion que estaba pronta a estallar
porcion de ellos han sueumbido al rigor del castigo otros han muerto de pasmo, 6
de cangrena pues ha habido hombre que ha recibido 1,600 azotes boca abajo, a
estilo de lo que acostumbran a dar nuestros mayorales. A quien no horroriza se-
mejantes hechos-son nuestros enemigos y como a tales debemos tratarlos pero la
humanidad se resiente y la sangre que tan vilmente se les hace derramar creo que
pedira venganza-asi ve Vd. los negros todos de las ciudades emperrados y so-
bervios al grado que me hacen temer que exasperados den el grito que ha de
llenarnos de luto y de miseria. Es verdad que las medidas tomadas con la energia
que distingue O'Donell puede evitar algun golpe pero siempre es temible un
pueblo desesperado y decidido A morir. La situation de Matanzas es verdadera-
mente critical, la tranquilidad public esta en manos de los vecinos, ellos hacen el
servicio de la plaza mientras que la tropa vigila los campos y hacen las pren-
diciones, entire tanto los libertos de ambas ciudades estan horrorisados y ninguno
se mueve de su casa. Todos esperaban alguno movimiento esta semana santa pero
la hemos pasado con la mayor tranquilidad gracias A la policia several que
tenemos, ni un soldado se mueve de su cuartel, todos listos a marchar lo mismo
que las milicias de caballeria, innumerables comisarios de policies rondan nues-
tras calls y ni en bodega plaza 6 mercado 6 esquinas se permiten reuniones de
negros, en fin las crisis borrascosa que corremos la creo pronta a pasar y 6
revienta el immense volcan 6 queda apagado para muchos afios, no me atrever6
A asegurar cual sera el destino que nos espera pero aventurard a decir que
llevamos la de ganar contando desde entonces una nueva era la isla de Cuba
pues esto habra traido consigo la abolicion total de la trata de esclavos, de lo
cual se habla ya como concluida enteram.te y parece ser cierto ademas el des-
tierro de todos los emancipados cumplidos que creo tratan de mandarlos A Fer-
nando Po, y la espatriacion de todos los negros comprendidos en esta causa
cuyo numero no dejar6 de pasar de 1.200. A esta causa quisieron darle el nombre
de la independencia de los criollos de la isla de Cuba de la madre patria pero
no han tenido por donde-pues en todo aparece no ser mas que maquinaciones
de los negros libres con un gran colorido ingles y ~ mi modo de ver a estos
unicam.te debemos el estado actual de nuestro pais. Refiriendome a lo que dije
a Vd en la primera pajina de esta carta sobre el riesgo que hubiera Vd corrido
si hubiese Vd estado aqui cuando comensaron las indagaciones sobre la mencio-
nada revolution, ha de saber Vd que los negreros y amigos de la trata lo
hicieron a Vd el blanco de sus calumnias y horrores al grado de pintarlo A la

(43) Juan Francisco Mfanzano, poeta esclavo a quien del Monte y Luz Caballero con otros
amigos, le compraron la libertad.
(44) Ble Rely, comprendido en la causa.
(45) Gabriel de la Concepci6n Vald6s.
(46) Juan Ceballos.
(47) Suponemos se refiere a Claudio Brindis, padre.










OENT6N EPISTOLARIO


vista de las autoridades como el monstruo mas enemigo de los Espafioles y "como
gefe de un gran partido de filantropos, vendidos 6 los ingleses de modo que Vd
fu6 el blanco de conversaciones que cada cual interpretaba a su modo: los
hombres de juicio no han visto en Vd mas que su character y sentimientos tales
como son efectiva y realmente, -de juicio y previsor-: por las opinions del
vulgo- que importa? Cuando el vulgo aplaude, malo, cuando el necio peor.
De todos modos estas hablillas no han hecho mas que dar mas fundamento 6 "la
causa de su destierro", y evitar que vea Vd las escenas que pasan en esta tierra.
Dia 10.
Para dar A Vd. una idea de nuestra situation contarele dos passages que han
acaecido de ayer tarde hta ahora que horrorizaran a todo el mundo civilizado,
ayer tarde un marinero americano en estado de embriagues parece que insult
al cabo de la guardia del muelle de caballeria, y el sentinel mat6 6 este infeliz
de un tiro por cuya razon creo que tendremos algo que ver con el gobierno
americano. Al moment de la ocurrencia todos los buques ingles y americanos
pusieron banderas 6 medio palo, embalsamaron el cuerpo y le preparan pom-
posos funerales.
Hoy a las 9 de la maiiana viniendo yo por la puerta de la muralla de mi
visit cotidiana 6 la fabric, oigo un tiro y veo caer muerto A un negro que
conducia una negrita como de 6 afios no vi ademan ninguno que hubiese hecho
el negro, ni vi bullas ni razones. Cual sera el motivo?
En fin querido Domingo de Vd. gracias al cielo por estar Vd. en un pais
civilizado, donde puede el hombre dar libre alvedrio 6 su talent y abandon
Vd. por lo pronto toda idea de sacrificarse por esta malhadada tierra, goce Vd.
en Francia, Inglaterra e Italia lo que pueda pues esos paises le brindan a Vd.
un campo vastisimo para su felicidad mientras que al contrario Espafia solo le
hard 6 Vd. conocer desgracias, persecuciones y horrores. Ayer se embarc6 p"
Veracruz con el mayor misterio, Rafael Castro, todos aseguran que fu6 mandate
de O'Donnell, me caus6 much sorpresa pues la vispera me acompaiio todo el dia
en Guanabacoa, comi6 conmigo y nos separamos A las seis de la tarde, el dia
siguiente debio pasarlo en casa de Echarte, m6s 6 las tres de la tarde surcaba los
mares a bordo de un vapor ingles p" Vera Cruz a las dos lo vieron en la calle
Zayita(48) y Gonzalo y les dijo.-"chiton yo les escribire".
Temo haber contado a Vd. demasiadas exenas tristes y desagradables y
pasar6 pues 6 darles noticias de la familiar que serAn p' Vd. de algun consuelo.
Lola, Pepe y su familiar estan en Matanzas hace un mes, han tenido 6 Julio algo
malito pero nada de ciudado. Papa en el campo precipitando la conclusion de la
zafra para que si sucede algo lo coja con poco campo pues infinidad de fincas
han sido consumidas y reducidas A la nada por fuegos y como la seca de este
afio ha sido la mas grande que se conoce hace infinitos afios, estos aconteci-
mientos menudean demasiado. Yo no puedo acompafiar A pap6 porque apenas

(48) Jos4 Maria Zayas, pariente de Aldama.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


puedo con tanta carga como me hacen levar los negocios y Gonzalo(49) esta
achacoso hace tpo del efecto que tantos horrores le han causado en su sistema
nervioso de modo que se ve obligado a alejarse del campo pl no sufrir. Todos
gracias A Dios gozamos buena salud y mama esta bastante tranquila con las
noticias de Vds.
Por hoy no tengo mas que contar A Vd, sino desearles que continue gozando
de Paris y sus atractivos mientras puedan disfrutando buena salud. Escriban a
menudo que es ntro unico consuelo y con mil caricias A los niiios disponga spre
de su afmo hermano.
Miguel.(50)
P. D. En su carta no me habla nunca de las cosas de por aca y cuando se
proporcione mandeme un par de botones elegantes de camisas.



XVII
Roma 11 de Abril de 1844.
Sor. D. Domingo del Monte.
Querido amigo: hace dos 6 tres dias que se nos present el joven Peoli(51)
d6ndonos malas noticias que acababa de saber por unos mejicanos amigos suyos,
acerca de insurrecciones de negros en Cuba posteriores 6 las que sabiamos en
Paris. Tras de infinitas pesquisas para cercionarme de la verdad de ese desastre,
llego anoche A mis manos el Galignanis Mestenger de 30 de marzo, en que se
inserta una carta de Filadelfia fecha seis del mismo mes, que confirm las
noticias de los amigos de Peoli. En dicha carta de Filad. se dice que se
acababan de recibir noticias de un levantamiento de seis fincas en la jurisdiction
de CArdenas, de cuyas results habian perecido muchos blancos. Afiade q.e la
insurrecion tomaba incremento, de suerte que estamos en una ansiedad profunda
por saber el resultado de ese infausto acontecimiento. Nosotros no hemos reci-
bido cartas de Cuba desde que salimos de Paris, y asi le rogamos 6 V. que nos
ponga dos letricas informAndonos de la suerte de nuestra desgraciada patria,
dispensandome a mi en particular, en consideration 6 la santidad del motive, la
libertad que me tomo en dirijirle la present.
Sirvase V. ponerme A los pies de Rosita y dar afectuosas espreciones A D.n
Jos6 de la Luz.(52) Recibalas V. de mi herm' Eusebio,(53) y vea en que puede
servirle su apasionado S. y A. Q. B. S. M.

Antonio Guiteras.

(49) Gonzalo Aldama y Alfonso.
(50) Miguel de Aldama.
(51) Juan J. Peoli.
(52) Jose de la Luz y Caballero, que se eneontraba enfermo en Passy.
(53) Eusebio Guiteras.










CENT6N EPISTOLARIO


XVIII
Londres 22 de Abril de 1844.

Mi querido Delmonte: te parecera y con razon algo tardia esta carta. No
me acusaras tu mas que yo me culpo por no haberte escrito antes. En el
moment en que recibi la tuya y vi el gran sentimiento que habias tenido y el
peligro en que tu esposa habia estado quise mostrarte la part que en tus penas
tomaba y ver si podia consolarte en la afliccion que queda aun despues de pasado
el susto. Pero me encargabas al mismo tiempo various libros, me mostrabas el
deseo de que te los enviara pronto, crei que me seria facil complacerte y dej6 la
contestacion de tu carta para cuando pudiera ser mas complete. Asi ha pasado
una semana y lo peor es que a pesar de las mas esquisitas diligencias no he
podido lograr todas las obras que me pedias.
Las de Petrus Martir(54) no se encuentran en ninguna de las librerias donde
deben buscarse. Puedo decirtelo con toda seguridad porque no he dejado ninguna
por recorrer y no me he limitado a preguntar, sino que he revuelto por mi mismo
los librotes y coleciones en que suelen tener algunos de estos libreros lo que
ellos mismo no conocen, porque (no se si tu los has tratado) aunque hay alguno
instruido los mas son muy ignorantes. En esta rebusca he topado ya que no con
las cartas de Petrus Martir con un oposculo suyo titulado: "De lusales merper
repesis et de moribus inoclarum sarumden" inserto en una coleccion de escritos
y viages que conoceras ciertamente y que acaso poseras titulada "Novus, orbi
regionem insalamu veretibus incognitaran que se imprimi6 en Basilea en 1555.
Tampoco tiene Bohn el n9 13, 6 19 de su catalog. Segun me ha dicho hace
much tiempo que lo vendio y por lo que observe hay aqui una mano 6 varias
que siegan con mas diligencias el campo de la historic de America, que el de la
de mi patria. Me parece sin embargo muy dificil que este libro no se encuentre
en Madrid y si quieres se lo pediremos a mi hermano.
La Biblia del catalog de Rodd, que dice impresa en Berna es la que me
ha dado mas que hacer. No la encontraba pero decia estar seguro de que la
tenia. Esto me costo algunos viages y tome tanto mayor empefio en lograr esta
edicion cuanto que en ninguno otro catalogo se encontraba ni nadie tenia noticia
de ella. Parecio al fin y me escribio; fui corriendo A verla y me encontr6 con la
biblia del Oso, de la que hay aqui muchos ejemplares, que acaso tengas tu y que
seguramente has visto y sabes que se imprimio en Basilea. Si quisieras esta
edicion te escojeria algun ejemplar mejor que el de Rodd, que esta muy es-
tropeado.
Tampoco tiene este buen Sefior la historic del Consilio Tridentino por
Jarki. Dice que la buscara, veremos si me sale luego con otra errata.
Los demas libros que me pedias y la obra del P.e Sandoval saldran mafiana
para esa y te los entregara en tu casa 6 podras reclamarlos en la del Sr. Aguirre-
(54) Pedro Martir de Angleria, cuya series de obras estaba del Monte interesado en
adquirir.










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


bengoa, banquero de esa, que vivia y creo que vive todavia A la entrada de la
calle de Richelieu por el boulevard. Van A tu nombre de mi parte y por eneargo
del Sr. Murrieta.
Y basta de libros, como tu dices. Hablemos de otra cosa. Ante todo deseo
saber si tu Seiiora se ha restablecido completamente y si el nifio vive. Yo espero
que si y que dejara mal A aquella ley de Partida que fundandose en Hipocras
6 no sB en quien se muestra tan several con los ochomesinos. Si los de siete viven,
los que han andado ya un mes mas hacia el mundo porque no han de quedar en
11? Si lo perdieras te compadeceria mas que por todas las desgracias que te
pudieran suceder. Mi 2' nifia naci6 tambien con much trabajo y solo pudo
vivir dejandola desangrarse con profusion. A los pocos dias creimos que se
moria y estubo en efecto agonizando 24 horas. La di por muerta, me encerre
en un cuarto y no vi a nadie, ni en nada pude hallar consuelo hasta que recobre
la esperanza de que viviera. Reveses y desgracias he sufrido en la vida, pero
todo es menos que la amargura de perder un hijo. -Que te vivan siempre los
tuyos, mi querido amigo y que te vea yo pronto en medio de ellos y de tu Sefiora
a quien saludaras afectuosamente de mi parte. Lo que me dices de tu proyecto
de volverte 6 America me haee desear mas el darte pronto un abrazo. Espero
siempre, pero aun no puedo asegurarlo que sera el mes que viene. Entonces
veras que estoy en efecto tan barbaramente gordo como te han dicho y que han
querido hacerme favor en lo de gallardo mozo etc. Lo que hubiera de esto ya
pas6 y te aseguro que no he sabido cuando ni como. Tan metido he estado en
la maldita political que ni me acordaba que era mozo ni como 6 por consi-
guiente cuando deje de serlo. Tampoco he perdido lo que sin(55) tu me los dijeras
conocia yo que conservabas, la ternura del corazon, pero debo confesarte que en
esto tengo poco merito, porque en mis vicisitudes y en esto que se llaman des-
gracias en la vida public he encontrado tanta lealtad, tanta decision, tan gene-
rosas y eficaces simpatias en algunos hombres que era menester que estubiera
muy mal organizado para no querer como quiero cada vez mas 6 la especie
humana. Verdad es que no es aplicable a los hombres publicos aquello de ser
la adversidad maestra de la vida, no, donde se aprende, donde se ve la miseria
de los humans corazones es en el gobierno y en la direction de los grandes nego-
cios. Que pequefiez, que ruindad, que falsia! Pero es tarde ahora para filosofar
y no quiero que la carta se quede para mafiana.
Dejemos pues para otra varias cosillas y mejor para nuestra entrevista.
Entonces me explicaras el fundamento de tus tristes vaticinios sobre tu patria.
A Dios, mi querido Delmonte, tuyo siempre tu amigo

Salustiano(56)


(55) Falta aqui la palabra que.
(56) Salustiano de O16zaga.










OENT6N EPISTOLARIO


XIX

Londres 29 de Abril.

Mi querido Delmonte: el sabado, cuando ya no tenia tiempo de escribirte
recibi tu carta, que tan fuerte impression me ha hecho. Desde entonces no he
pensado en mis penas, que no son pocas. Las tuyas me ocupan muy tristemente
y no se que daria por poderte ser de algun consuelo. Por mi ultima conocerias
que no veia tan proximo como deseaba mi viage A esa, pero en tu desgracia sino
puedo consolarte, te quiero al menos acompafiar y voy h prescindir de ciertas
consideraciones en que estaba reparando quizas con esceso. Al menos ahora asi
me lo parece, por que solo pienso en estar A tu lado, en distraerte si puedo algunos
ratos, en ayudarte a cuidar de tus nifios. Pobrecitos. Sin conocerlos los queria
much porque eran tus hijos. Ahora se me figure que los quiero como si fueran
mios. Seguro estoy que ellos tambien me han de querer muy pronto. Nunca
falta la gratitud de los nifios.
Y tienes tres mi querido Delmonte! Y todos varones! Que present tan
magnifico que puedes hacer A tu desgraciada patria con la education que tu te
esmeraras de darles! Ellos podran verla acaso feliz y tranquila, fijada ya su
suerte y honrando el nombre de su padre. Y aunque no fuera para su patria,
tu los consagras al bienestar y al progress de la especie humana. Tu no quieres
menos que A tu pueblo a la humanidad, tu tienes fM en su porvenir no hace
muchos dias que me lo decias y que me hablabas de la ternura de tu corazon:
ahi tienes pues esos inocentes que deben absorberla toda y que un dia colmaran
todas tus esperanzas y aun realizaran acaso tus ilusiones; esas ilusiones que crees
que has perdido para siempre, pero que tienen que retornar bien lo conoces tu,
mi querido amigo.
No porque tu conozeas lo que el tiempo ha de dar de si, te pedire yo que
hagas un esfuerzo para anticipar su obra. No, no veo yo la grandeza de alma
en poder tanto 6 mas que el tiempo, sino en conllevar con igual temple los
bienes y los males que nos trae. Y para esto no necesitas tu de mi consejo ni
de mi ausilio.
Tu carta misma en medio de la amargura que respira me lo prueba y el ver
la fuerza que tu alma conserve aun en los moments de su mayor abatimiento
es lo que me hace confiar mas en que no te sera inutil mi compaiia, ya que con
tanto carifio me dices que la echas de menos. Si me dejara llevar de los arranques
de mi corazon ahora mismo emprenderia mi viage, pero el no haber recibido
contestacion a una carta que hace dias escribi A esa me lo hace por el moment.
De un modo fi otro pronto lo emprendere. Mientras tanto hazme el favor de
averiguar donde es el hotel de L'Empire, pon A la adjunta un sobre para el










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


Sr. D. Eduardo Sancho y has que se la entreguen en su mano, que alli vive con
.su padre, el ultimo Ministro de Espafia en esta.
A Dios, mi querido Delmonte, tuyo siempre y ahora con mas carifio que
nunca tu amigo
Salustiano.(57)
No he cobrado tu letra, porque aunque escasee el dinero en la emigracion ya
debes conocer que no sera hasta el punto de necesitar anticipo de ... libras.


XX

Genova y Ab.' 29 de 1844.
j Cuantos achaques, mi querido Luz!

El 4 p.r la tarde sali de Liorna con el deseo y la esperanza de llegar a esta
.al 5' dia; pero mi suerte ha querido q.e no haya sido hasta esta mafana. El
mal tiempo q.e encontr6 al pasar p.r los Apeninos, me forz6 A quedarme en el
camino a causa de la tos, dos 6 tres calenturillas, y de mi nuevo huesped q.e se
llama reumatismo. Mil trabajos he pasado p' arrastrarme hasta aqui en donde
tengo q.e reponerme alg.n tanto p' seguir viage dentro de 4 6 6 dias. Por fortune,
-q.e tengo abierta una ruta, q.e aunq.e muy larga, no tiene altas montafias; y
.ademas, q.e ya la estac.1 esta bien avanzada, y mi sol vivificador me prestarh la
salud, por algunos meses.
Digale a Domingo q.e tenga esta por suya, y q.e me le haga a Rosita un
recuerdo afectuoso, y a los nifios mil caricias.
Spre. de Vd.
Saco.(58)


XXI
Roma 3 de mayo de 1844.
'Sor. D. Domingo del Monte.
Mi querido amigo: ayer lleg6 A mis manos su carta de 22 del pasado, y en
medio de la ansiedad y el susto con que esperaba las noticias de nuestra patria
comun, me apresur6 a leerla con el corazon lleno de dolorosos presentimientos.
Estos no fueron ilusorios por desdicha; y aunque V. no me participa ninguna
nueva calamidad de las que me habian hecho temblar por nuestra pobre Cuba,
la noticia de la muerte de Rosita,(59) por la deplorable relacion que tiene induda-
blemente con el estado de cosas que alli reina, y por recaer en persona que tanto
estimaba, ha hecho en mi alma la misma impression que si realmente me hubiese

(57) Salustiano de 016zaga.
(58) V6ase una nota anterior.
(59) Rosa de Aldama, esposa de Del Monte.











OENTON EPISTOLARIO


V. participado la verdad de los temores que le comuniqu6 en mi primera carta.
V. ha perdido una compafiera irreperable, y los innumerables amigos de Rosita
la amiga mas pura y mas preciosa de cuya amable correspondencia pudieran
envanecerse. V. tiene razon en llorar, amigo mio; y a mi tan solo me correspond
recordarle el lenguaje consolador al paso que solemne con que la religion y la
patria le ordenan enjugar el llanto. Sea este acontecimiento un vinculo que lo
una a V. mas fuertemente A su familiar y A sus amigos, y cu6nteme V. como uno
6 quien le merece las mas tiernas simpatias, afmo y apasionado de V. Q. B. S. M.

Antonio Guiteras.



XXII

Londres 9 de Mayo de 1844.
Mi querido Delmonte: recibi tu carta del 2 y no te he escrito antes porque
esperaba a ver si me mandabas la contestacion de Sancho para decidirme 6
marchar 6 no a esa. Lo deseo vivamente por si puedo consolarte algo y porque
yo tambien me prometo pasar buenos ratos en tu compaiia. Hace tiempo que
estoy separado de mi familiar y de mis mejores amigos! Con quien como con-
tigo podre yo desahogar mis penas. Acaso te hagan olvidar algunos moments
las tuyas. No estas mal informado sobre el origen de la intriga que fraguaron
contra mi, pero soy algo superior A ese sentimiento que produce la vista de
ciertas gentes que nos han hecho mal. Otras consideraciones son las que pueden
detenerme aqui, aunque habiendo ya consentido en verte harto sera que no se
me logre. Comparando lo que me diga E. Sancho con otra carta que de alli han
escrito decidir6 pronto y definitivamente sobre el viage. Tengo ya ansia de
abrazarte.
Como a nadie mas que A ti decia en esa que iba encargue a mi familiar que
me dirijiese las primeras cartas A tu casa con el mismo nombre con que tu me
describes a esa. Regularmente seran muy puntuales y un dia de estos habra ahi
alguna carta para mi. Ten pues la bondad de dejar las sefias de esta mi casa al
portero y de encargarle que si recibe la carta haga que le pongan esta direction.
No se si habras visto en esa el catalog de la libreria de Southey, el poeta
laureado. Ayer se empez6 la venta de ella que fu6 muy concurrida segun me
han dicho. Han venido gentes de todas parties llamadas por la fama de sus
raros y preciosos libros y de esa ha venido el hijo de Salva(60) Los libros y
manuscritos espafioles no se venderan hasta el 24 y 25 de este. Por si no te
puede hacer ahi con el catalog te incluyo la adjunta notita donde quizas halles
algo que te guste. Si asi fuera, bueno seria que me apuntases lo mas que pagarias
cada obra. Sobre todo si te tentase el Calvino que tiene muchos golosos. Ahi
veras las obras que hay de Pedro Martir. Estas se venden el 16. No tienes pues

(60) Vicente Salva y Perez, fil6logo y bibli6grafo espafiol (1786-1849).











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


que perder tiempo si quieres alguna mas que el Opus Epistolarium, que pen-
saba haberte comprado por el encargo que primero me hiciste.
A Dios, mi querido Delmonte, hasta la primera, que deseo que sea tambien
la ultima carta por ahora. Da muchos besos por mi a esos angelitos, hasta que
pueda yo abrazarlos y a ti tu amigo.
Salustiano.(61)
Te apuntare alguna que otra obra que se vendera al mismo tiempo ademAs que
las de Pedro Martir, de las que creo yo que buscas con preferencia.
Nicolas I: Histoire de Nicolas 1, Roy du Paraguai et Empereur des Mahuetus.
-Et. St. Paul 1756.
Segun la nota autografa de Mr. Southey habla de este libro en la pag 474,
vol. 3' de su historic del Brasil.
Paraguay: Histoire du Paraguay sous les Secriti, 3 v. ithus. 1780.
Philip (70) Researches in south Africa 2 v. 1828.
Rankis (70) Historical Researches on the conquest of Peru, Mexico de in
the 12th Century by the Mongols. 1827.
Tevet (And) Historia della India America detta altramente Francia An-
tartica trad. de S. Horologgi. Venet. 1561.
Thomas (Isaiah) the History of printing in America, and Biography of
Printers. 2 vol. 1810.
Tertre (R. P. du) Histoire Generale des Antilles habitues par les frangais,
3 v. Paris 1667.
Walton (Wm.) State of the Spanish Colonies of Spaniola, St. Domingo le.
4 v. 1810.
William (Roger) a Key to the Language of America 1643.


XXIII

Habana 9 de Mayo 1844.
Domingo del Monte Esq.
car of
Mesrs Chaviteau y C'
22 Rue Grange Bateliere
Paris
p. Steamer via England
Mi queridisimo hermano: La llegada del paquete ingles me trajo su apre-
ciable del 31 de Abril adjunta una carta de Rosita h mama por las cuales hemos
sabido de la salud de Vds y de lo mal que les ha ido filtimamente por alli con
la gripa y los achaques de Rosita, estos, es de career que A la fecha hallan sesado
pues consider que ya ella habra salido felizmente de su cuidado y que la
hermosa estacion de la primavera la habra robustecido y animado.
(61) Salustiano 016zaga.











OENTON EPISTOLARIO


Por nuestra familiar gracias a Dios no hay novedad cuanto A salud pues a
ecepcion de mama que esta flatosa considerando el estado de Rosita, todos go-
zamos salud y esperamos solo p' nuestra tranquilidad, el saber cuanto antes del
parto de Rosita. Por supuesto, continuamos en Guanabacoa reunidos alli. Ine-
silla, Lola con toda la familiar y creemos pasar alli la temporada pues aunque la
fabric esta al concluirse siempre creo que mama se anime a permanecer alli
hasta la Asuncion. Papa y Gonzalo estan buenos y los esperamos hoy del campo,
que deberan llegar p' reunirse a los demas y presenciar mi matrimonio que
debera verificarse el Domingo 12 del corriente,(62 que es santo de papa. Yo
tendria grandisimo gusto querido Domingo en que pudiera Vd felicitarme
verbalmente en ocacion como esta, que me hace tan feliz, pero ya que la desgracia
no lo permit consolemosno con la esperanza de que algun dia volveremos a
juntarnos, sine en esta malhadada ciudad a los menos en estos mundos de
bellezas y placeres pues no esta muy remote ni improbable que abandonemos
esta isla para vivir en la culta Europa.
En fin, el hombre propone y Dios dispone y asi nosotros trabajamos por
salir de aqui pues ya es impossible poder permenecer aqui sin envilieernos y demo-
ralizarnos mas que los mismos eselavos.
Despues de mi matrimonio me reuno en Guanabacoa a la familiar y alli todos
juntos continuaremos nuestros calculos sobre el medio mas facil de transpor-
tarnos de una vez, a Europa lo cual repito no creo ni improbable ni dificil,
maxime cuando mama esta tan animada como el que mas.
Vamos a otras cosas pues creo haberle dado ya cuantas noticias he podido
acerca de la familiar.
Nada ha sucedido de notable sobre la gran revolution que nos amenazaba,
pues ya averiguada en su mayor parte los animos han principiado a tranquili-
zarse 6 la vista de que habian cesado las prendiciones y que los castigos inqui-
sistoriales se habian morigerado, efectivam.te tal era el caso hasta que de repente
prendieron a Santiago Bombalier, al cual le cogieron papeles de suma impor-
tancia: este infame habia vendido la suerte de la isla de Cuba complice mas
que todos poseia el secret del cual fu6 sabedor por la grandisima casualidad de
haber defendido a un criminal llamado Clavel natural de Catalufa y asesino
distinguido como patidario 6 agent vendido al ingles p' capitanear los negros.
Dho Clavel, fu6 sentenciado -i ultimo suplicio por el asesinato de Arencibia y ya
en Capilla quiso haeer meritos para obtener su perdon entregando documents
tan importantes a su apoderado Bombalier para que este consiguiese su perdon:
luego que Bombalier vio lo important que eran los documents se los reserve y
dejo ir al pativulo a6 Clavel valiendose despues de ellos para arrancar dinero a

(62) MIiguel de Aldama y Alfonso contrajo matrimonio con Ililaria Font y de Palma
el 12 de mayo de 1844 en la Catedral de La Habana. Inscrip. Lib. 11, f. 38 v. y 39. (Rev.
Bibliot. Nac., t. III, No. 2, abril-junio, 1952, p. 136, por Rafael Nieto Cortadellas).











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


los comprometidos en los documents que poseia. No sabemos ceial sera la sen-
tencia de este infame. Estos asuntos seguian sus tramites cuando fu6 dada la
orden para que en el termino de quince dias salieran de la isla todos los negros
estrangeros (ecepto los africanos) y a esta hora infinidad de ellos han emigrado
ya, los que no lo hiciesen iran a vivir 6 isla de Pinos bajo la several vigilancia
del Gobierno. En el estado en que estan las cosas por aqui todo alarma y hace
ruido mas nada ha disgustado tanto la parte interesante de la poblacion como la
prendicion que han hecho ahora de la persona de Martinez Serrano(63) hombre
A quien screen tranquilo y honrado, asi es que nadie esta tranquilo temiendo
todos semejante tropelias. Los mas tranquilos 6 incapaces de tomar parte en
asuntos politicos tiemblan y un terror incalculable se ha apoderado de los animos
de los mas que pacificos moradores de esta isla. Hasta el mismo comercio se
resiente del estado de estas cosas pues los comerciantes no saben que pensar 6 que
escribir k Europa y temen que retirando los corresponsales de Europa los gran-
disimos credits que tienen abierto en Inglaterra 6 los de aqui que el comercio
de un gran estallido y su ruina sea el efecto producido. Que mal hark Luz
en venir!(64)
Veo por su carta la pacotilla de encargos que envia por el Cesar junto con
el present que hacen Vd y Rosita a Hilarita en sus bodas ella lo acepta en prueba
de carifio y siente como nosotros la necesidad que los obliga A vivir expatriados.
P. 0.(65) no visit 6 Pepe pero cuando se encuentran se saludan y hablan,
-mas cada dia hay menos encuentros- y el saludo es ya menos amistoso. Yo
sancocho este tamal por aca y Dios me lo perdonar6 en el cielo, pero con su
intervention todo sale a media de nuestro deseos.
Por esta vez no hay encargos, veremos si por el proximo paquete quiere
encargar algo madame.
Dia 10- Incluyo la adjunta para Pancho Cespedes(66) la cual hara Vd
modo de que la reeiba por la via mas segura pues contiene una letra de cambio
sobre Londres valor de tres mil cuatro cientas y pico libras esterlinas y conviene
que no se estravie.
Por hoy no tengo mas que comunicar 6 Vds, por otro lado me veo tan
ocupado con mi negocio que tengo que despedirme por hoy de Vds deseandoles
salud y felicidad.
Reciba espreeiones de la familiar mil caricias a los nifios y cuente Vd siempre
con el afecto de su siempre afmo h'

Miguel.(67)
(63) Manuel Martinez Serrano.
(64) Todos le aconsejaban no viniera, pero sin embargo Luz se present en La Habana.
(65) Creemos que se trata de Pepe O'Farrill, que se distanci6 de Jos6 Luis Alfonso.
(66) Francisco C6spedes era uno de los amigos mas estimado por Aldama, del Monte,
Saco y Luz.
(67) Miguel de Aldama.










OENTON EPISTOLARIO


XXIV(*)
Guanabacoa A 11 de Mayo de 11844
Monsieur D. del Monte
Aux touis D. Mrs. Chaviteau y C'
Paris.

Mi querido Domingo: en Matanzas recibi tu carta del 18 de Febrero, que
es la primer que me dirijes de Francia. Despues acA ha tenido Miguel otra
tuya posterior, por la cual me he informado con sentimiento de que Rosita se
hallaba atacada de una neuralgia: yo espero q.e su pr6ximo parto se la cure;
p9 si no es asi, lIstima le tengo.
He recibido tambien la carta que me escribiste en nombre de Luz; p' veo
en tu posdata una contradiction a la misma, y por tilt9 me dices que por el
paquete ingles del 15 de Marzo, me dirian la definitive resolution de Pepe(68)
sobre volverse 6 quedarse por all6 entiree lines: No he sabido nada posterior-
mente). A prop6sito de este asunto, me dijo ayer Echeverria(69) que 61 y Rodr.
Mena(70) tenian muchos temores de que si llegaba Luz en la actuales circuns-
tancias, le atropellase el gobierno, por estar tachado de gefe del abolicionismo
en esta isla, juntamente contigo y alguno que otro m6s: que en consecuencia,
ellos le iban a escribir 6 le habian escrito, q.e no viniese por ahora. Yo no creo
como ellos que se atreviesen a atropellarle, asi por la consideraci6n y prestigio
de que goza, como por su mismo estado fisico: ya todos saben que es hombre
perdido p" su pais 6 imposibilitado p' todo, y el gobierno no querr6 dar un paso
que descontentaria a muchas gentes, sin necesidad y sin provecho. No sucede
asi respect de ti, en quien se fijan todos los negreros y muchos que no lo son,
marc6ndote como el verdad' gefe de la conspiracion negrera y principal agent
de Turnbull. Tu amistad y relaciones con este maldito ingl6s no s6lo te han com-
prometido hasta el punto de cerrarte p* siempre las puertas de este pais (tal es
mi opinion) sino que nos ha expuesto a todos los que llevamos el nombre de
Alfonso 6 de Aldama a la mas (tachado cruel) injusta persecuei6n. No hay dia
que no circule algfin rumor dafioso a nuestra opinion 6 por lo menos mortificante
p' nosotros, por manera que estamos todos, y yo principalm.te, tan aburridos, que
s6lo ansiamos el moment de poder salir de aqui: yo no s6lo deseo, sino que
espero realizar este pensamiento, y establecerme en Paris p' siempre.
Rafael Castro se fu6 para Vera Cruz algo sigilosa y precipitam.te, por lo cual
si dijo al moment que habia sido lanzado como abolicionista y tengo motives
para career que no fu6 asi, y me los ha confirmado una carta suya q.e me escribi6
desde Vera Cruz. A Martinez Serrano si es cierto q.e lo han prendido, y aunque
no se sabe positivamente la causa de su prisi6n, la voz pfiblica design como
tal al abolicionismo. Es la moda.
(*) Esta carta habia sido separada del Cent6n por J'os6 Luis Alfonso.
(68) Jose de la Luz y Caballero.
(69) Jos6 Antonio Echevarria.
(70) Manuel Gregorio Rodriguez Mena.










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Mafiana es el dia fijado p' el casamiento de Miguel, que viene a habitar
estos cuartos altos mientras se construye la casa nueva. Por supuesto que nuestra
suegra esta con jaqueca y moquillo desde anoche.
De mi pequefia familiar nada te digo porque Lola le describe a Rosita y le
da cuenta de todo. A Pepe de la Luz tampoco le escribo nada sobre el asunto
de su carta, porque todos dicen aqui que se le espera por moments.
Te incluyo una carta para Sicilia(71) y otra p' Saint Auge. A Saquete
tambien le escribo, p le mando la carta a Chaviteau y C'
Todavia no han comenzado a ejecutarse las sentencias de la comisi6n Militar
contra los conspiradores: el Gen.1(72) dijo ahora noches, hablando sobre el asunto
en la Junta de Fomento, que habia 900 press, y que aunque (roto el original)
bia recomendado la mayor lenidad en cuanto a la ejecuci6n de la pena de muerte,
habia como 100 individuos condenados a sufrirla. La isla present hoy el aspect
de un inmenso y horroroso presidio. Pocos dias hl q." se orden6 saliesen de ella
en el t6rmino de 15, todos los libres de color de procedencia extrangera: se dice
que luego les tocark (con lapiz dice: el turno) a los emancipados cumplidos.
Por otra parte la Junta de Fomento llama licitadores p' una contrata q.e tiene
p.r obgeto la introducci6n de poblaci6n blanca p.r su cuenta, admitiendo ella
pedidos 6 los particulares q.e quieran encargar gente y bajo las condiciones de
su propia contrata.
Adios que tengo muchisimo q.e escribir todavia.

Suyo Afmo.
Pepe(73)
P. D. Mayo 14. Hoy me ha dicho Echeverria q.e ha sabido de BlAs Oses, q.e es
teniente de gobernador, que se ha revuelto el caldo de Turnbull y se esta formando
causa a Luz p.r su oficio a la Sociedad en aquella ocasi6n.(74) Que no venga pues
por ahora.

XXV
Habana, mayo 14 de 1844.
Contestada el 28 junio 1844, por la Silphyde.
Mi muy querido amigo.

Por fin y al postre de mas de un afio van estas letras mias a atravesar los
anchos mares para llegar por primera vez en esta ausencia a manos de V., que
sabe Dios a estas horas los caramillos que habrA levantado desfavorables a mi
amistad. No quiero alegar escusas por mi silencio, Dom', pues nada me parece
tan insulso como semejantes disculpas: si yo no le he escrito a V., si V. no me

(71) 1Mariano Jos6 Sicilia, escritor notable, autor de una obra titulada Lecciones Ele-
mentales de Ortologia y Prosodia, Paris, 1827, cuatro tomos en 89
(72) Leopoldo O'Donnell.
(73) Jos6 Luis Alfonso.
(74) Se refiere al eserito presentado por don Jos6 de la Luz en 1842 pidiendo la reposici6n
de Turnbull como Socio Corresponsal de la Sociedad Econ6mica de Amigos del Pais.











OENT6N EPISTOLARIO


ha escrito 6 mi, razones 6 motives habremos tenido, sin que por eso hayamos de
echarnos en cara olvido 6 indiferencia. Muy lejos de eso por mi parte, no s6 si
me habr6 engafiado con una illusion mentida: pero A pesar del silencio de V., A
pesar de haber sabido que han recibido cartas suyas otros amigos, me he figurado
que nunca me ha querido V. con mas preferencia, porque tampoco nunca he
sentido yo con mayor viveza el carifio que le profeso.
No por esto vaya V. a empalagarse de antemano, Dom', imajinandose que
esta carta ser6 toda una sinfonia de arrullos sentimentales y amistosos. Aparte
del gusto que tengo en platicar con V., p6neme la pluma en la mano la necesidad
de dar V. un aviso, doloroso por cierto, pero que tal vez puede serle fitil, y que
espero recibird V. con serenidad.
Me consta Dom', por conduct intachable, que en este correo como ha pedido
el Cap." Gral, que si V. 6 Pepe de la Luz, ponen el pie en el territorio de Espafia,
se les aprehenda al instant y se les remita A esta isla A buen recaudo.(75) Noticia
es esta que se me ha revelado con el mayor sijilo, para que se la comunicase A
V., que no he querido decir al mismo Pepe Af9(76) (a quien acabo de ver) que
nadie sino yo la sabe, y de que V. harA uso con la prudencia y discretion necesaria.
Por aqui conocerA V. Dom', la opinion en que se les tiene A V. y A P. de la
Luz. Temblando estoy por este filtimo, que segun noticias, debe venir ya nave-
gando, sin saber qu6 hacer para impedir que desembarque, pues de seguro que
iria 6 acompafiar en un castillo al pobre Martinez Serrano, cuyo delito segun
parece, no es otro que haber votado contra la esclusion de Turnbull de la
Sociedad econ6mica,(77) y redactado una representation que se le encargo por este
cuerpo acerca de la trata de Africa.
V. no ignorar6 la conspiraeion de los negros descubierta, y en la cual actua
a su manera la Comision military; pues bien, Domingo, aunque me duela much
decirselo, por arte diabolico por sujestiones infernales A punta de l6tigo, aparece
el nombre de V. en varias declaraciones. De modo, Dom', que por much tiempo,
si no para siempre debe V. considerarse desterrado de Cuba, y desterrado no
solo por el Gob.no, sino por la odiosidad de muchos de sus mismos paisanos, que
lo consideran como el ajente de Turnbull, como el peor enemigo de su pais, y de
su propia raza. Consider lo que debe pasar en su alma con tan negra y calum-
niosa imputacion: lo consider, Dom', y puede V. estar cierto de que he derra-
mado I6grimas por V., por P. de la Luz, por todos nosotros, que nos vemos bajo
el peso de esta fatalidad inexorable. i Horrible cosa vivir en un pais donde de
nada sirve una conduct ejemplar, una virtud monistica!!!
Todo parece que se conjura en contra. Sin contar con la carta de Turnbull,
publicada por la Merlin en el 3." tomo de su obra(78) con sus reglones de bastar-

(75) En efecto, fu6 circulado por toda Espania el edieto que ordenaba la detenci6n de
ambos, y varias personas de esos apellidos fueron detenidas con tal motivo.
(76) Jos6 Luis Alfonso.
(77) VWase en Jos6 de la Luz y Caballero, biografia documental por Manuel I. Mesa
Rodriguez, el acta de los que votaron en igual sentido en 1842. PAg. 298.
(78) La Havane par Madame La Comtesse Merlin, 3 tomos, Paris, 1844. Tomo 39, p. 429
y sgts. aparece la extensa carta a que se refierc.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


dilla, ahora acaba de llegar el viaje del mentecato M.r Beauballon, en que se
present como abolicionistas 6 R. Castro(79) y Pepe O'Farrill:(s0) el prim' esta
ahora en Veracruz, dicen que no por su propia voluntad; el segundo esta
muriendose de miedo, aunque est6 mas inocente que una paloma.
Y A la verdad que de nada sirve estarlo!... Sin embargo, no crea V. por
esto que me halle yo con el alma A los pies. Por fortune creo haber recibido de
Dios un corazon de bastante temple para no abatirme sino por el remordimiento
de alguna baja accion, de que por fortune estoy virjen. Podra atropellarseme;
podrAn hacerme derramar lIgrimas al contemplar la suerte de mi familiar si le
falto: pero estoy inocente en todas las acepciones de la palabra, y ningun poder
human lograrA descontentarme de mi mismo.
1 Creerk V. Domingo, que en medio de esta tribulacion, he gozado algunos
ratos de gusto ? En estos dias he recibido la correspondencia de todos mis amigos,
y mil recuerdos de tiempos ya atrasados han hecho palpitar mi corazon...
Tiempos de mis 17 afios, tiempos en que solo respiraba amor, poesia, literature ..
Ay! Estas cartas me han hecho conocer a pesar mio, que los afios no han
pasado impunem.t" por mi corazon; y que mas de una flor de mi fantasia, mas
de una illusion celestial, sino muerta y desvanecida ya del todo, yace mustia y
descolorida en algun rincon del Animo y de la memorial, para no renacer nunca
jams, porque les falta la sabia de la juventud, la lumbre de la esperanza...
Tomos enteros pudiera llenar, Domingo, si fuese A comunicarle todo lo que
aqui ha ocurrido desde q.* V. se fu6, y todo lo que yo he sentido en ese tiempo:
pero me falta tiempo, porque todo me lo absorven mis ocupaciones ferro-carrileras,
en las cuales continfio no s6 si por dicha mia, y al parecer a satisfaccion de los
aceionistas. Dare, pues, punto final, a esta carta, pidiendole que la rompa, y que
si me contest lo haga bajo el sobre de Pep6,(81) y eso no dlndose por entendido
del aviso del segundo pirrafo, y con todos los management que le dicte su
prudencia, para que no me levanten un pfilpito de calumnias si por permission
del demonio cayeren sus cartas en manos non sanctas.
A Dios, Domingo: dele V. espresiones de mi familiar y mias i Rosita; y V.
crea siempre que de todo corazon lo quiere, y lo querra siempre aun cuando lo
viese esearnecido por el mundo entero, mientras conserve de V. la misma opinion
su invariable amigo.
Jos6 Ant9 Echeverria.

Se me olvidaba. Es cierto que piensa V. publicar una especie de manifiest9?
Yo creo que seria convenient, y que en 6l figuraran bien las cartas del mismo
Turnbull,(82) las de Cokins,(83) (suponiendo que tenga V. alguna) y aquella de
M.r Everett.(84) Cuanto antes sera mejor, Domingo.

(79) Rafael de Castro.
(80) Jos6 R. O'Parrill.
(81) Jos6 Luis Alfonso.
(82) David Turnbull.
(83) Francisco Ross Cocking.
(84) Alejandro H. Everett.










CENT6N EPISTOLARIO


XXVI
France
10a
Monsieur
Mr. Del Monte
48, rue de la Ferme des Mathuriens
Paris
Londres 15 de Mayo de 1844.
Mi querido Delmonte: no s6 como pagarte las pruebas de carifio que me
estas dando. Mas que cuanto pudieras hacer por mi te agradezco el que me hayas
escrito el dia en que fuiste a bautizar A tu nifio, porque comprendo como si
pasara por mi mismo la pena que tendrias cuando al volverlo A casa no encontraste
A quien entregarlo. Tienes razon mi tierno amigo, no hay sentimientos en el
mundo tan amargos como los que esperimenta uno en las desgracias de families.
Con dificultad pueden compensarlos los goces de la vida domestic y cuando ha
padecido un hombre lo que tu sufres ya, lo que padezco yo viendome separado de
los mios bien merece disculpa si pone en duda que la organization de las families
y la direcci6n de nuestros sentimientos que por nuestra education se concentran
tanto en un limitado numero de series esten bien calculadas para hacer la feli-
cidad del genero human. Una perdida como la que tu has esperimentado le
impide A uno haeer nada en much tiempo en beneficio general y todo lo que
puede desearse es que la superioridad de la razon acorte cuanto sea possible este
plazo de angustia pero de esterelidad para los demas.
Mucho te agradezco que fueras con tal solicitud A buscar la respuesta de
Sancho, que ya me la habia enviado directamente. Era bien poco agradable y
por eso se conoce que 61 no se apresuraba A escribirme. Cuando tan convencido
estaba en ir A abrazarte inmediatamente veo que debo suspenderlo, al menos
hasta que a principios del que viene venga un amigo mio, que esta ahora en esa,
con quien resolvere sobre el particular. En todo me persigue la desgracia de
algun tiempo A esta part y solo el estar aeostumbrado a sufrir me puede haeer
llevadera la vida. Era much bien ahora para mi el pasar una temporada A tu
lado y la suerte no quiere serme en nada propicia. Veremos si se cansa antes
que mi resignaci6n.
Querras career que no se eneuentra ni por un ojo de la cara un solo ejemplar
del catalog de la libreria de Southey? He ofreeido pagarselo bien A un escelente
corredor para estas cosas y no parece con 61 ni yo lo he podido eneontrar en
ninguna parte. El que me sirve A mi no es mio pero cuando la venta se concluya
podr6 acaso disponer de 61. Entonces no faltaran y te enviare el mismo Ai otro
cualquiera. Mi empefio era mandartelo A hora porque aun tendrias tiempo de
escojer entire los libros espafioles, aunque si se venden tan cars como ban empe-
zado los ingleses no tendra cuenta comprar muchos. Para sacar arreglado los
que deseas me entiendo con algunos compradores y quizas los saquemos baratos,











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


porque temen y a fe que se engafian, que yo les pueda hacer mala obra en otros.
En el indice est6, aunque ayer no la pude hallar la obra que deseas de Rochefort.
Ella aparecera. No se si entire los libros que se citaba como que podran intere-
sarte ponia los Historiadores Primitivos de las Indias Occidentales ilustrados por
Barcia. No s6 porque cuando abundan tanto las recomendaciones en el Catalogo,
no lleva esta obra ninguna por lo cual puede ser que se venda barata. Entre los
libros raros tampoco creo que te citaba la cronica de los Moros de Bleda, pero
esta se vendera cara.
Gracias por la carta de mi familiar que me envias. Para no obligarte a escri-
birme te decia que el portero las devolviese con mis sefias aqui: Ya he escrito
que no las manden mas ahi hasta nueva orden. Ojala pueda darla el mes que
viene. Mientras tanto y siempre cuenta, Delmonte mio, con el carifio estrafiable
de tu amigo.
Salustiano. (8)
Besos a los nifios.
XXVII
Valence y Mayo 17 1844.

Tieneme Vd. ya mi querido Luz,(86) en la ciudad de Valencia, pero no de
Espafia, sin mas novedad q.e el grandisimo cansancio del camino, y sobre todo
de las malas noches. De aqui partir4 p', Lyon p.r agua 6 por tierra, de donde
disto 30 leguas; y de alli maniobrar6 sobre Paris por la ruta q.e menos molestias
me present.
A Domingo q." tenga esta por suya, con un afectuoso recuerdo a Rosita y
mil caricias a los nifios.
Spre de Vd.
Saco.
XXVIII
Lyon y Mayo 21 1844.

Mi querido Domingo: habiendome demorado en el camino mas tiempo del
q.e pensaba, y escaseandome ya el dinero, tengo qe clavarme aqui hasta q.e Chau-
viteau(s7) me envie alg.5 reales p" continuar el viage. Aprovecho este retardo
forzado, p' q.e me escribas el mismo dia, 6 el sigte. q.e recibas esta, dandome
noticias de ti, Rosita, familiar y Luz, y aun de la Hab" si hubiese cosa q.e lo
merezca, pues hace tiempo q.e no s6 nada.
Desde Valence, de donde escribi a Luz, he encontrado un tiempo malisimo.
Sospecho q.e lo mismo sera p.r los Parises, pues aquel clima es muela entire las
muelas.
Spre tuyo
Saco.

(85) Salustiano de 016zaga.
(86) Esta carta fu6 enviada por Luz a del Monte para que la leyera y se qued6 con ella.
(87) Chaviteau era el banquero de Paris que cuidaba de los fondos de del Monte (y
tambi6n de Luz) a quien Saeo pedia algunas cantidades de euando en vez.










CENT6N EPISTOLARIO


XXIX

Londres 27 de Mayo.

Mi querido Delmonte: he tardado tanto en escribirte y aun ahora lo hago
muy de prisa porque mi colega y amigo Cantero se ha venido desde Belgica a
pasar unos dias conmigo. Vivimos juntos, no me separo de el y no puedo por
consiguiente hacer nada.
Queria ademas poderte decir que libros te habia comprado en la venta de
los de los de Southey. No han sido todos los que querias porque han pujado
barbaramente algunos, y creo que no hubieramos sacado ninguno por un precio
regular si no hubiera yo ido en persona A comprarlos. Los encargados por mi
a un comisionado, aun teniendo un amigo la vista se los quitaban de las
manos, pero yo te he comprado por mi mismo el Calvino(8ss en dos guineas, el
Opus Epistolarum en una libra y mis arregladas aun las obras de Tertre(g9) y
de Alvarez.(90) La obra de Rochefort(91) subio much, no s& porque y much mas
la de Urreta.(92) Las dejaron porque escedieron con grande esceso los precious que
les habia marcado. Te mandare pues los libros con la primera occasion, pero si no te
urjiera el Opus Epistolarum(93) lo guardiaria unos dias para sacar algunas notas.
No me dejan los paisanos. Besos A los nifios.
Tuyo siempre tu
Salus.(94)

Estoy sin carta de mi casa, sabes si me han dirijido ahi alguna.



XXX

Habana 30 de Mayo de 1844.

Queridisimo Domingo: las funestas noticias que hemos tenido hace poco,
me ponen en el caso de dirijirte estas letras. Bien sabes que nunca puedo ser
indiferente A tu dolor, y esto repetido ahora pondria fin A mi carta; pero no me
content con ello, y agregar6 para concluir, por que hablar de tan triste aconte-
miento 6 ambos es doloroso, que siento la deplorable perdida que acabas de
esperimentar tanto, cuanto que con ella nos privamos de una amiga dulce y
amable; circunstancia que bastard A llorarla justamente, pero que unida A la
de ser tu esposa, duplica nuestra pena y sentimos con mas veras.

(88) Se refiere a la obra Instituci6n de la Religi6n Cristiana por Juan Calvino, traducida
en romance castellano por Cipriano de Varela, 1597. Hay una edici6n del Cuarto Centenario
de la publicaci6n de esta obra hecha en Buenos Aires, 1936.
(89) M. P. du Tertre, Histoire Generale des Antilles habities per les francais. Paris, 1667.
(90) Pr. Alvarez: Historia de las Cosas de Etiopia, traducida por Theo. de Padilla, 1557.
(91) No hemos eneontrado el dato de la obra a que se refiere.
(92) Historia Eclesidstica, Politica, Natural y Moral de la Etiopia por Luis de Urreta,
Valencia, 1610.
(93) Se refiere a la obra de Pedro Martir de Angleria.
(94) Salustiano O16zaga.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


Cuando tengo que tomar la pluma, revestida con el luto de mi corazon,
padezco mas porque no puede ser ella interpreted de mi dolor, por que no puede
nunca espresar el sentimiento de mi alma en tan aflictivas circunstancias; sin
embargo, tu veras en estas lines dos cosas: el tormento de no estar A tu lado,
como lo ansio, y la pena verdadera y vehemente del que como yo tanto te quiere...
y tiene que llorar y gozar contigo.
Otra perdida tambien considerable para ti, y que mas de cerca tocamos me
hace detener para sentirla contigo; de manera, que esta carta (apesar mio) te
renovar6 quizas la mal cicatrizada herida que en tu corazon ha hecho tan fiero
golpe; pero no dudo que hallaras consuelo en la espresion de mi sentimiento, y
esto mismo no me hace arrepentir de escribirte ahora Ilorando a la par de ti la
muerte de dos objetos tan cars A tu corazon- tu esposa y tu hermana.
Consider la pena de mi familiar, la que me encarga te la manifieste, como
lo hago, y con sus espresiones recibiras el carifio de tu amantisimo.

Ventura. (5)
P. S.
Muchas cosas a los nifios y A Miguelito un beso; escribeme acerca de ellos y
hablales de mi; deja ese silencio que has guardado con nosotros tanto tiempo,
mira que nos interesas mas de lo que puedes presumir.
En otra te pintar6 con el colorido que merece las desagradables escenas que
pasan aqui con motive de cierta conspiracion descubierta... no vengas a la
Habana pues te llenard de indignaci6n y pena las barbaridades cometidas con
los infelices esclavos...que trataron de romper las cadenas y sacudir el yugo...
tampoco vengas por que te comprometes: de todo te hablar6 en otra, como ya te
he dicho; pero con una condici6n; que me escribas tu 6 mi sabes?
Atanacio(96) me ha recomendado muy especialmente que te dB mem.8 de su
parte.



XXXI

Paris.
48 r. de la Ferme des Mathuriens
Monsieur
M. Delmonte.
dada en recomendaci6n de M. le Marques de Villervaidey.
Mousieur Delmonte.
El dador desea saber lo que la legislaci6n espafiola previene sobre un asunto
civil: V. podra instruirle facilmente, y tal vez indicarle algun abogado espafiol
que se encargue de este asunto.
(95) Buenaventura Lindo.
(96) Atanasio de Orozco y Arango.










CENT6N EPISTOLARIO


Esta advertido el editor, para completar A V. la obra, y el encuadernador
p' el efecto: pero se ignore hasta que cuaderno recibio V.
Si V. quiere prevenirselo y enviarle las q." tiene para el encuadernador, las
sefias, son M.me Arthur Bentacoud 23 rue Brantefuorille.
Tendre el gusto de ver A V. pronto su afm9
Q. B. S. M.
R. de la Sagra.(97)



XXXII
Matanzas 8, de Junio de 1844.

Mi querido hermano: Supe por la tuya que le escribistes a Manuela(9s) tu
llegada a Ave de gracia, y que pronto pasarias a Paris, para despues seguir tus
biajes, yo te aconsejo q.e no ballas a Espafia y que te combine mejor el pasar
en derechura A Italia, y pasar tu vida tranquilamente en el seno de la hermosa
Italia tratando con aquellos hombres ilustrados, y no venir A esa tierra de
miserias y de ignorancia, en donde el hombre de talent es mal mirado. &.
Te repito que no trates de venir Ala Habana por que espones tu tranqui-
lidad, y livertad.
Hemos tenido el pesar de haver perdido A nuestra hermana Panchita(99) el
20 de Mayo, es verdad que para verla padeser tanto ha sido consolatoria su
muerte por que ha descansado de tanto dolores y angustias que padecia.
Recive espreciones de Ines('0o) y dalas a Rosita y tu receive el cordial afecto
de tu hermano
Ram6n.(l 1)


XXXIII
Habana 9. Junio 1844.
Mi queridisimo Domingo: todo es una afliccion, todo es un lanto mi debil
pluma en vano tratara de describir la tristeza y desgracia de esta casa desde
que supimos el fatal acontecimiento de la muerte de nuestra querida Rosita:(102)
quince dias hace que tubimos tan deplorable nueva y nadie ha podido aun en-
contrar alivio alguno en su pena- Mama- esta infeliz madre yace postrada
en el lecho del dolor casi exanime ya de llorar y padecer, no puede resignarse A
su perdida, no cesa de llorar, tanto que me hace temblar por su existencia. Papa
esta tan abatido como jamas lo he visto y por este estilo todos A una no cesamos

(97) Esta carta la sitfa Del Monte al final del mes de mayo.
(98) Manuela del Monte, hermana de Domingo, no eitada en Historia de Famnilias Cubanas.
(99) Francisca del Monte y Aponte.
(100) In6s Maria del Pilar del Portillo y Bermfdez, segunda esposa de Ram6n del Monte.
(101) Ram6n del Monte y Aponte.
(102) Rosa de Aldama falleci6 en Paris en abril de 1844.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


de llorar 6 la desgraciada Rosa. Yo espero por moments el cadaver para el cual
tengo ya preparada su boveda en el cementerio y 6 su llegada le haremos sus
funerales sin pompa ni ostentacion.
A Vd. querido hermano hemos compadecido todos y yo desde el fondo de
mi corazon he podido simpatizar mas que nunca con su desgracia. Que suerte
tan terrible y triste la de Vd. no me atrevo ni a pensar en ella viendo aun que
se le niega el placer de venir 6 depositar en los brazos de nuestra madre el
filtimo fruto de su matrimonio, el iiltimo recuerdo que dej6 en este miserable
mundo la desgraciada Rosa: asi es que yo en medio de mi pena no se que pensar
6 que hacer p" poder conciliar las cosas por un lado veo una Madre afligida
clamar por sus nietos como unico eonsuelo por otro lo veo A Vd. espuesto a
millares de calamidades si por desgracia pusiera en estos critics moments sus
pies en este infame pais, y sobre esto llamo h Vd. particularmente la atencion
por lo que me comunica Vd. sobre su proyecto de retirarse 6 Guanabacoa A
cuidar solo de la educaci6n de sus infelices huerfanos: Seria asi sumamente
arriesgado que Vd. desembarcara en las playas de Cuba pues esta Vd. acriminado
a los ojos de nuestro gobierno solo por su talent y por sus ideas filantropicas
Vd. es acusado (segun voces) de ser el gefe de esta horrorosa conspiracion que
nos amenazaba y por lo tanto de todas las calamidades que sufrimos. Hoy esta
el pais en un estado tan horroroso que Venecia misma se hubiera horrorizado
de cometer semejantes atrocidades. Todo el mundo tiembla pues un terror
horroroso esta esparcido sobre los animos de los tranquilos y pacificos moradores
de esta Antilla pues hemos llegado A ver en nuestra carcel a hombres ancianos-
honrados padres de familiar sepultados en ella sin saber porque se les acrimina.
Tal suerte sufre nuestro compatriota Manuel Martinez Serrano- padre de 8
hijos y persona 6 quien Vd. conoce mejor que yo. A Benigno Gener se le espe-
raba semejante suerte mas tubo la prudencia 6 la dicha de poderse embarcar
pocos moments antes de sumergirlo p4 siempre en la desgracia- Felix Tanco
tiene tambien por habitacion una celda en un castillo y segun voces de personas
fidedignas hay ordenes de prender A Pepe de la Luz tan pronto como llegue.
Entre la correspondencia que le cogieron A Benigno Gener se encontraron cartas
insignificantes de Pepe(103) y de Gonzalo Alfonso y A ambos los han Ilamado a
declarar sobre el contenido de ellas viendo en cada una de ellas quizas algun
mostruo de revolution. La comision Militar esta hecho cargo de este asunto.
Que dire del estado de la revolution de negros. Nada se sabe de cierto mas
que innumerables vietimas perecen al rigor del latigo inquisistorial. Afortuna-
damente se paso una circular para que todos los negros libres que quisieran
emigrar acudiesen 6 la secretaria political por sus pasaportes a condition de no
volver jamas y 6 consecuencia de ella salen infinidad de ellos y ayer ha circulado


(103) Jos6 Luis Alfonso.











OENT6N EPISTOLARIO


una nueva orden para que todos los emancipados cumplidos salgan de la isla,
quedando al mismo tiempo sin fuerza alguna el bando de Valdes.(104)
El resultado de todo esto es que muchos capitals emigran; de la ciudad de
Cuba tan solo se ban ido diez capitalistas y en Matanzas y esta hay muchos que
realizan p' salir de semejante infierno. Yea Vd. pues cual sera el porvenir de
Cuba y de sus moradores, vale mas que sufra Vd. su destierro bien en Francia
6 en los Estados Unidos, mas por ningun motivo venga Vd. a esta sin que cuente
Vd. antes, con seguridad personal.
Este estado de cosas conozco que les seran muy sensibles pero si por casua-
lidad hubiera Vd. estado aqui en estos critics moments su suerte hubiera sido
mil y mil veces peor. Todo esto me es tanto mas sensible cuanto que ahora mas
que nunca necesitara Vd. respirar el aire de su patria y 1lorar con sus parientes
la perdida incalculable que acaba de sufrir.

Junio 12.
Por una grandisima inadvertencia mia no ha ido esta por el vapor ingles,
la mando pues & los Estados U. para que de alli se la remitan 6 Vd. cuanto
antes pues deseo que la reciba pronto porque la triste noticia de la muerte de
Rosita no nos ha permitido escribirle todavia. Mami sigue inconsolable tanto
que por moments se aumentan mis temores por ella si Vd. no le describe brin-
dandole que se haga cargo de Miguelito(o05) y el recien nacido 6 A lo menos de este
filtimo, temo que sucumba pues la unica idea que la consuela es que ella debe
vivir p' criar sus nietos. Suerte terrible! pero Vd. verh lo que puede hacer en
obsequio de una madre cual es la nuestra.
Gonzalo 6 yo, 6 bien Hilarita(lo6) y yo hariamos un viage A Francia con el
objeto de traer el nifio, mas espero que Vd. diga primero algo sobre el particular
prefiriendo yo ir por tener el gusto de abrazarlo.
La caja que me anuncio Vd. que venia por el Cesar con infinidad de encargos
y entire ellos los regalos de Boda que remitia Vd. de su parte y de Rosita .
Hilarita no llego A bordo de dho. buque y como despues aca no ha entrado
otro barco no s6 cual sera la suerte de dcha. caja.
En fin mi querido Domingo me resta tan solo concluir esta dandole mis
espresiones de toda la familiar la cual continue aun inconsolable principalm.te
Lola(l07) que aun no se ha restablecido del mal parto ocasionado por la noticia
de la muerte de Rosita.
Su amantisimo hermano.
Miguel. (108)

(104) Se refiere a un Bando de Gobierno y Policia del Cap. Gral. Ger6nimo Vald6s.
(105) Miguel del Monte y Aldama.
(106) Hilaria Font, esposa de Miguel Aldama.
(107) Dolores Aldama.
(108) Miguel Aldama.












ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


XXXIV

Habana y Junio 9 de 1844.

Mi querido Domingo: para acompahiarte en tu dolor por la p6rdida de tu
cara Rosita principalmente te dirijo estas letras. Consider la amargura de tu
situaci6n al verte proscrito, en tierra extrangera, calumniado en la tuya y con
tardia esperanza de volver a ella, segun andan las cosas por ac, y para colmo
de desdicha, verte perder para siempre una tan buena esposa y dulce compafiera.
De esto se encuentra muy poco, asi es que te doy el p6same de todo corazon.
A esta hora te consider informado de los levantamientos y conspiraciones de
esta isla. -Yo no se donde ira A parar el sistema maquiavelico- inquisitorial que
se ha establecido en tu desgraciada Cuba con sus hijos de todos colors. Una
conspiracion se descubri6 de gente de color, dirigida por un pardo nombrado
Gigau,(109) natural fi oriundo de Nueva Orleans, que segun dicen que aparece de
todas las declaraciones, era agent principal de Turnbull.(lo)- La mayor parte
de estas declaraciones han sido arraneadas a punta de foete tanto A los esclavos
como A los libres de color.
Yo no acabaria nunca, Domingo querido, si fuera A contarte las atrocidades
pasadas y presents que se cometen diariamente. Y lo peor de todo es, que al
Gobierno se le ha metido en la cabeza, que aqui hay sociedades de abolicionistas,
y en consecuencia de tal suposieion ha principiado A apoderarse de algunas
personas, conocidas por enemigos de la trata, entire las cuales se hallan Martinez
Cerrano, y el pobre Felix Tanco, que antes fue depuesto de su empleo. Se esta
poniendo el pais de tal manera, que solo la ignorancia es una garantia.
Seria bueno que le aconsejaras A Pepe de la Luz que se estuviera por allA
hasta ver si varian las cosas, porque se susurra que lo prenden si llega A venir
Dale muchas espresiones, y que le deseo su complete restablecimiento.
A Pancho Frias,(11) que aunque no le escribo no lo olvido nunca, y ahora
minos considerando lo que le sorprendera y sentirA la muerte de Antonio su
hermano.
Dios te de fortaleza para sobrellevar tantas penas, y a nosotros los mora-
dores de esta tierra siquiera la esperanza de salir de estado tan violent y
calamitoso.
Tuyo siempre afmo.
am'
Manolo.(112)

(109) Luis Gigaut.
(110) David Turnbull, el consul ingles.
(111) Francisco de Frias y Jacott.
(112) Manuel de Castro Palomino.











CENTON EPISTOLARIO


XXXV

Madrid junio 17 1844.
Mi querido Dom': acabo de recibir la tuya del 1' q. contest al moment
p' q.e sepas mas pronto de nosotros, y los motives q.e nos privan la satisfaccion
q.e ansiabamos tener de pasar cuanto antes A tu lado, para consolarte y pres-
tarte ntros debiles ausilios en tan triste y critical circunstancia como en las q.* te
encuentras Como ha de ser! "Bien vengas mal si vienes solo", y este antiguo
refran lo vemos confirmado todos los dias, por desgracia de ntra humana con-
dicion.
Cuanto sentimos tu nueva pena, inutil es patentizarlo, conociendo ti lo
much que te queremos y la parte q. tomamos en tus desgracias. Desde aqui las
Iloramos contigo, sintiendo sobremanera no poder hacerlo A tu lado y prodigarte
los consuelos de ntra amistad y simpatias; pero el q. todo lo puede lo ha dis-
puesto de otro modo, y no nos es dable oponernos a sus disposieiones. Ya hemos
perdido la esperanza de salir de aqui por ahora, pues se ha anticipado la canicula
de una manera tan horrible, q. apenas ...(*) aun respirar A la sombra: el calor
es el mas insoportable q. jamas hemos esperimentado; y es seguro q. en el delicado
estado, A que tan repetidos pesares ban caido a mi cara mitad, seria mortal el
ponerla en camino. Hemos tratado todos los modos de hacerlo con alguna como-
didad y sin notables riesgos; mas el q. mas, el q. menos todos serian perjudiciales
6 su quebrantada salud y A su susceptibilidad nerviosa; y quizas en vez de
proporcionarte ausilios y consuelos nos espondriamos a tener q. ilorar una vic-
tima mas en ese pais, q. tan mal ha tratado de algun tpo. acA A los hijos de Cuba,
y en particular a los de ntra. famiP Es tal la actual delicadeza, propension A
ser atacada de los nervios A incomodarse y afligirse por todo la pobre con...
q. hasta ha perdido una gran parte de la fuerza de alma, energia y resignation
q. hasta habrian sido su mas apre... y en estos ultimos dias, pralm.te la ha visto
hasta... desesperanza de curarse 6 irresoluta p' todo; tanto q. he tenido q.
sacar fuerzas de flaqueza, convertirme en predicador, apelar, A los conocidos y
am.os p" q. la animen y adoptar el consejo de estos: q. es la lleve cuanto antes A
la Granja, p' q. alli pase el verano, se reponga algo y pueda sin peligro em-
prender su regreso A esa en el otofio. Todos me pintan aquel parage como mas
favorable A su estado q. Paris, de cuya opinion tambien participo; y asi q.
pienso llevarla dentro de 3 6 4 dias, para ver si logro recupere lo much q. ha
perdido desde su arribo A esta, donde tanto ha Ilorado la p6rdida de su predilecta
sobrina, cuyo amor acia ella era tan bien y justam.te correspondido. Partici-
pamos contigo de los temores q. te asisten respect A tus desgraciados padres
politicos, y este aumenta mas ntro dolor y agrava el sombrio colorido de ntro.
porvenir. Ti sabes lo que los amamos y les debemos y no se necesita mas para
q. puedas graduar ntro. sentim.to y la ansiedad en q. estamos. Para colmo de ella,
te vemos injusta y alevemt.e perseguido 6 imposibilitado de volver al lado de

(*) Roto. Esta carta esta rota en varies lugares, en los que se ban puesto puntos
suspensivos.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


aquellos pa. llorar con ellos eternamen.te la desgracia comun q. les ha cabido y
consolarlos con tus religiosas reflecciones, tu cristiana resignation y con la vista
de sus adorados nietos q. tanto les distraeria en medio de su dolor i Como ha de
ser! Ni aun nosotros podemos satisfacer el natural deseo q. nos asiste de series
fitil; y en ... otra de las reflecciones q. mas nos mortifican en ... patria ausen-
cias tan duras de por si y por la separation de tantos y tan cars objetos.
Sensible en estremo nos ha sido la noticia q. de ntro q.do Jos6 de la Luz nos
comunica y tememos q. el viage le cueste la vida. El Sor misericordioso lo lleve
con salud y felicidad A sus patriots lares y nos conserve tan buen patricio!
Espresale el sentimiento q. su situation nos produce y ntros sinceros afeetos y
deseos de que vea colmados los suyos, de reunirse A su esposa 6 hija, sin los q.
esta visto no puede vivir.
Mil cosas de mi Pepa y mias al am" Saco y al Dor Mena(113) tus consoladores;
asi como A la sin par Serafina y todos los suyos; muy especiales al buen am'
Castillo(114) de quien hace tpo no reeibo cartas estensivas a su am.e Sra. y 6 su tia
aprec.e sin olvidar al paisano Valdes, del q. no he vuelto A saber desde mi salida
de esa, y A quien no mencionas en las tuyas, por lo q. sospecho no se haya
hallado A tu lado en los dias de tu amargura.
Gracias te damos por las satisfactorias noticias q. nos da de ntro. Joseph y
por los goces q. tfi y tus chicos le procuran: abrazalo por nosotros, consuelalo en
ntra ausencia, asegurandole no sera ya muy larga; y da ntras esprec.s a Mr.
Galtier y su Sra, cuando puedas verlos.
Hasta hoy no he tenido carta alguna de la Hab' por el correo del 1P de
mayo, habiendolas recibido ya various residents en esta: no s6 6 q. atribuirlo y
aun tengo esperanzas se hayan demorado en Cadiz; pero si he recibido la q. me
anuncias de D1 de Aldama(15) en la q. me include una letra de Ls. 3496-13/5 q.
ya he remitido A esos Sres. Chauviteau(116) pa, su aceptacion y cobro oportuno.
No puedes figurarte la satisfaction q. me ha causado esta remesa, p.s con los 17
mil p.S mal contados de su imported, me parece que siquiera podr6 procurar una
sopa de ajos 6 mi' fam caso de un adverse desenlace en ntra trabajada Cuba.
SDios se lo pague a mi buen corn y socio, qe. tal tranquilidad me ha proporcio-
nado! Te incluyo p" 61 una, acusandole el recibo de aquella letra, y al mismo tpo.
le patentizo ntro sentidisimo p6same; la q. me haras el favor de remitir A Miguel
pa. q. el la lea y la entregue A su afligido padre cuando lo juzgue oportuno. No
dejes de escribirme y decirme si has recibido mi antor. del 14, en la q. te
incluiamos articulos q. tienen relacion con la ... negreros te ...parece 1 Cuando
conoceran los hombres A los ... de hacerles bien y preferiran el s6lido y stable
al mesquino y delesnable!
Me comueven y afligen las nuevas de ntro pais y solo confio en Dios p' su
remedio porq. aqui no se piensa mas q. en sacar partido de los moments transi-
(113) Tomis Mena.
(114) Carlos del Castillo, que fu6 despu6s Director de la Caja de Ahorros, Dep6sitos y
Descuentos de La Habana.
(115) Don Domingo de Aldama y Are6haga.
(116) Banqueros de Paris.











CENTON EPISTOLARIO


torios del poder, se desconocen ntra necesidades y hasta las del pais q. tienen
bajo sus plants y se ocupan lo menos que pueden de tan apartadas regions.
For otra parte la corte se ha marchado, como sabras, a Barcelona, los ministros
andan cada uno por su lado, los q. algun influjo, tienen con ellos solo lo ejercen
en provecho propio y todo anda como el Diablo quiere. Deduciras de esto lo
poeo q. podra hacer el nionico y monito diplomatic, q. aunq. grande en deseos
y en patriotism es un pigneo pa. haberselas con estos Titanes.
He dado ayer tu recado a Olivan(117) pa. q. lo transmitiera 6 A. Arango,(11s)
y con este motive me encarg6 te significase sus sentimientos y afectos, manifes-
tandose muy am" y admirador tuyo.
Me va mareando la cabeza y la luz del dia: voy a hacer dar un paseito a mi
Pepa,(119) y asi me despido de ti por hoy con los mas cordiales recuerdos de
aquella y de Rositica, asegurandote q. todos te compadecemos, te queremos como
mereces y hacemos votos al eielo porqe. te preste su ayuda y consuelos, te con-
serve pa. el bien de esos angelitos, a los q. haras ntras caricias y te conceda la
possible felicidad, q. te desea tu verd" am' y pariente.
Pancho.(120)


XXXVI

Contestada el Iro. de agosto
para salir de Liverpool el 4
Boston, June 19, 1844

My dear and highly valued friend,
I received some weeks ago, while on a visit at Washington, your very
welcome letter of the 20th of March, and was most happy to learn from it that
you had crossed the ocean in safety and were comfortably settled at Paris. I
delayed answering this letter until I should return to Boston and be able to
transmit with my reply the books which you were so kind as to lend me. On my
arrival I found your letter of the 14th of May announcing the fatal event that
has occurred in your domestic circle.
Accept, my dear friend, the assurance of my truest and deepest sympathy
with you under this overwhelming blow. I will not intrude upon your sorrow
with common place topics of consolation, which, for the present, would be wholly
unmeaning and ineffectual. The soothing influence of Time, and the grand
truths of Religion, to which I know you have been always deeply sensible, must
be relied upon to restore to you gradually the equanimity, which will enable you
to render the most appropriate tribute to the memory of your lamented wife by
an assiduous care of the children she has left you, and an active discharge of the
(117) Alejandro OlivAn.
(118) Andr6s Arango.
(119) Josefa Alfonso y Soler.
(120) Francisco Cdspedes.










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


duties to your country and the world, that are imposed upon you by your
superior talents and eminent social position.
The accompanying parcel includes, I believe, all the books and manuscripts,
that you lent me. If any be missing please to let me know it. I add a number
of the Democratic Review, containing an article of mine on Contemporary
Spanish Poetry. I have made pretty free use of the article in the Revue des
deux Mondes, which I pointed out to you.
The conclusion of your article has not come to hand. As soon as I receive
it I shall, without delay, prepare a translation for the Southern Quarterly
Review.
I learn with much pleasure from your letter that you are in communication
with the Spanish Ambassador on the subject of the affairs of Cuba, and
confidently hope that some beneficial result swill grow out your suggestions.
I agree with you entirely in your opinion of Calderon. He is better qualified
than any Spaniard, with whom I have been acquainted, to represent his country
at Washington. I have communicated to Mr. Calhoun the portion of your letter
relating to Cuba. You mention that you have prepared and placed in the hands
of the Ambassador a memorial on the state of the island. May I ask the favour
of you to send me a copy of this paper to be also communicated to Mr. Calhoun?
It would not fail, I think, to have a beneficial effect at Washington.
The course of events has, as you say, most fully confirmed your anticipations
in regard to the condition and prospects of the island. Since the date of your
letter new developments have been daily taking place, notwithstanding the
forced silence of the Havana press it is but too apparent that the conspiracy
included almost the whole colored population with a portion of the whites, and
that it cannot well terminate in any other way than by a general convulsion.
This is a matter of the deepest interest to the United States, but the attention
of our Southern statesmen, who alone can be expected to feel its importance, is
absorbed, as I wrote to you last year, by the Texas question, which has now
become the engrossing topic in our party politics. The state of things in Cuba
has, however, a direct bearing upon this question, as it shew us, on a large scale,
and in the clearest light, the practical operation of the system, which the British
government avows in regards to Texas, and has acted upon for many years past
in reference to Cuba. The treaty of annexation, which had been negotiated by
the American government has been very unwisely, I think, rejected by the
Senate, but the subject is still before Congress in other forms, and will not
cease to attract the public attention, until the object is effected. This must
happen, at farthest, within two or three years; and we shall then have more
leisure to think of Cuba; although the question will not probably be taken up
very seriously until after the settlement of the dispute with England about
Oregon.
I have been reading lately the work of the Countess Merlin, in which I
percieve that you and your friends, De la Luz and Saco are honorably mentioned.
Some portions of the work are quite interesting, although the tone of the whole








CENT6N EPISTOLARIO


is rather too sentimental, and the statements of fact at times extremely loose.
The chapters on the United States are too ridiculous. Some judicious friend
should advise the author to omit them entirely in any future edition of the work,
and to begin with her departure from New-York. I have thought of taking this
book as the immediate subject of an article in the present state of Cuba, which
I propose to write for the Southern Quarterly Review.
We are now in the midst of our periodical canvass for the Presidentship,
It discloses, habitually, the weakest point in our political institutions; and on
this occasion, presents, as usual, some not very pleasing appearances.
It was thought till quite recently, that the succession would lie between
Clay and Van Buren, -respectively the most prominent men in the two parties.
Clay has, in fact, been nominated in form by the Whig or Northern party. But
the acting President Tyler, feeling, it seems, a great desire to get the election,
conceived the idea that by pressing the annexation of Texas, he could embarrass
the position of both the prominent candidates, and create an excitement inhis
own favor. The plan was ingenious, and has been carried into effect with a good
deal of skill, though with rather more valor than discretion. A negotiation was
opened with the Texas government last autumn, which resulted in a treaty,
that was laid before the Senate about the middle of April. The two leading
candidates for the Presidentship were naturally called upon to publish their
views upon this subject, and were rather at a loss what to say. If they fell in
with the measure they lost ground at the North, where it is fanatically and
furiously opposed; -if they denounced it, they ruined their cause at the South,
where it is almost universally approved. As a choice of evils they both took the
latest course, -Van Buren a little less decidedly than Clay. The power of the
question as a piece of electioneering machinery now became apparent, and fully
justified Mr. Tyler's expectations: -Van Buren, who some weeks previously
would have received a nearly unanimous nomination at the Convention, no
sooner published his letter, declaring against the treaty, than he lost all his
strength. At the Convention of the so-called democratic but more correctly
Southern party, held at Baltimore on the 27th of May, he was passed over and
Gov. Polk of Tennessee nominated in his stead. Thus, the Texas movement has
already prostrated one of the two leading, candidates: -what the effect may be
upon the other is still doubtful, and cannot be known until after the election,
which takes place in November; It is not at all improbable that lay will shave
the fate of V. Buren. It was a part of the President's plan to concentrate
upon himself as a candidate the support, of which he might withdraw from
the others; but in this particular he has thus far wholly failed, and remains, as
before, without any party. As things now stand Polk has the benefit of the
Texas excitement, but the probability of success is, on the whole, rather in
favour of Clay, who is personally, a much more eminent man. There are, how-
ever, still five months to the election, and these will probably bring out new
developments, which may change materially the present prospects; Congress
rose on the 17th inst. It is rumoured that a messenger arrived on the same day











ACADEMIA DE LA RISTORIA DE CUBA


bringing intelligence that Mexico consents to the annexation: Should this be
true the President will probably call an extra session of Congress and submit
the affair again to both houses, who would doubtless, under these circumstances,
confirm the annexation.
In General, the Presidential question is chiefly one of Ins and Outs. Clay
and Polk would pursue, as Presidents, nearly the same policy, particularly in
reference to the annexation, to which Clay is at heart inclined, though compelled
by motives of supposed expediency to oppose the ratification of the treaty.
The slavery question is, for the present, rapidly superseding all others in
our party politics, and is thought by some to be fraught with danger to the
Union and prosperity of the country. I am not of that opinion. There are, no
doubt, fools and fanatics in abundance on both sides of Masons and Dixon's
line; but though they talk very louddly, they are not found to exercise any
great influence. Men of sense throughout the country agree pretty well uopn
this, as they do upon most other topics. Their influence will, in general, control
public opinion, and direct the action of the state and Central government for
the future, as it has heretofore done. The force of circumstances operates in favor
of our experimentwith a giant power, which no personal or factious opposition
can for a moment withstand. The great elemental principles of Space and Time
are enlisted on our side against all our enemies foreign and domestic. Their
cooperation gives us full assurance that our institutions can never be over-
thrown by any outward accident, but will have a firm trial, and work out their
natural and appropriate results, whatever they may be. If our system be in
principle erroneous, or should become, in the progress of events, unsuitable to
our condition, it must of course, ultimately fail. If it be essentially as correct
as the almost universal opinion of this country, sustained by a triumphal ex-
perience of more than two centuries, supposes it to be, no power can prevail
against it. In that case, it is destined to a permanent existence, and will raise
the Union to a height of prosperity and greatness entirely unexampled in his-
tory. At all events, the past is secure: and if our institutions should be struck
out of existence tomorrow, they would still have done more good to the world
than any political system that had ever been attempted before.
I am most happy to learn that you have some thought of fixing your
residence in the United States, although I think, that your position in Cuba is
such, as would enable you with perseverance and discretion to accoplish a great
deal of good.
But I must close this long and, I fear, very tedious letter. You will, I hope,
consider the length of it as a proof of the pleasure that I take in corresponding
with you. You cannot oblige me more than by writing to me as often, and as
copiously, as your more important occupations will permit.
With the highest refard I remain, my dear friend, most truly and faithfully
yours,
D. Domingo del Monte A. H. Everett
Paris













CENTON EPISTOLARIO


TRADUCCI6N

Contestada el Iro. de agosto
para salir de Liverpool el 4.
Boston, junio 19 de 1844

Mi querido y muy estimado amigo,

Hace algunas semanas, durante mi visit a Washington, recibi su tan deseada carta del
20 de marzo, y much me agrad6 saber por ella que usted habia cruzado el mar a salvo y que
ya estaba instalado en Paris. He demorado mi respuesta a dicha carta hasta mi regreso a
Boston para poder enviarle con ella los libros que con tanta amabilidad me prest6 usted. A mi
legada hall su carta del 14 de mayo anunciandome el desgraciado suceso que ha enlutado
a su hogar.
Acepte, querido amigo, la seguridad de mi condolencia mis sincere y profunda en tan
doloroso trance. No perturbar6 su pena con las frases usuales de consuelo, que por el moment
serian del todo vanas y vacias. La influencia mitigadora del tiempo y las verdades grandiosas
de la Religi6n, a las cuales s6 que siempre se ha acogido usted profundamente, han de auxiliarle
para que gradualmente recobre usted la eeuanimidad que le permit rendir el tribute mAs
adecuado a la memorial de su bien llorada esposa, mediante el cuidado asiduo de los hijos
que le ha dejado, y el cumplimiento active de los deberes que para el mundo y para su pais
le imponen a usted su talent superior y su elevada posici6n social.
El bulto adjunto a la present creo que leva todos los libros y manuscritos que usted me
prest6. Si faltan algunos, le ruego me lo diga. Ademis le envio un nfmero de la Democratic
Review" que contiene un articulo mio sobre la poesia contemporanea espafiola. El articulo de
la Bevue des deux Mondes que en otra ocasi6n le indiqu6 me ha sido en extreme dtil.
La conclusion de su articulo no me ha llegado todavia. Tan pronto como la reciba
preparar6 sin demora una tradueci6n para la "Southern Quarterly Review".
Con much agrado me entero por su carta que usted esti tratando con el Embajador
Espafiol sobre los asuntos de Cuba, y confiado espero que de sus sugerencias habrdn de
derivarse algunos resultados beneficiosos. Estoy enteramente de acuerdo con usted en su
opinion sobre Calder6n.(121) Goza de mejores aptitudes que todos los espaioles con quienes he
tenido conocimiento para representar a su pais en Washington. Le he comunicado al Sr.
Calhoun(122) ]a parte de su carta referente a Cuba. Me dice usted que ha preparado y entregado
al Embajador una memorial sobre el estado de la Isla. Me permit rogarle que me envie una
copia de este informed, al objeto de comunicarla tambi6n al Sr. Calhoun. No dejaria de
producer, me parece, un efecto beneficioso en Washington.
El desarrollo de los acontecimientos ha confirmado plenamente, como usted dice, sus
presentimientos respect al estado actual y el porvenir de la isla. A partir de la fecha de su
carta nuevos sucesos ban ocurrido diariamente; a pesar del silencio forzoso de la prensa de
la Habana, bien evident es que la conspiraci6n abarcaba a casi toda la poblaci6n de color y
una parte de los blancos, y que s6lo puede terminar en una convulsion general. Este es un
asunto de mAximo interns para los Estados Unidos, pero la atenci6n de nuestros estadistas
surefios, que son los que mas pueden sentir su importancia, estn absorbida, tal como le escribi el
aflo pasado, en la euesti6n de Texas, la cual ahora se ha convertido en el tema obligado de la
political del pais. Sin embargo, el estado de cosas existente en Cuba tiene una influencia
direct sobre esta cuesti6n, puesto que nos ha ensefiado con amplitud y con la mayor claridad
la aplicaci6n prActica del sistema que el gobierno de Inglaterra sigue con respect a Texas,
y que ha puesto en practice durante muchos afios respect a Cuba. El tratado de anexi6n
que habia sido negoeiado por el gobierno americano ha sido, con notable imprudencia, rechazado
por el Senado; empero el asunto sigue ante el Congreso bajo diversas formas y no dejard de

(121) Angel Calder6n de la Barea.
(122) James S. Calhoun.












ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


atraer la atenci6n pfiblica hasta que so consiga su objeto. Esto ha de suceder a mas tardar
dentro de dos o tres afios, y entonees tendremos mis calma para pensar en Cuba, aunque
probablemente el tema no sera abordado con toda seriedad hasta que se solucione la contro-
versia con Inglaterra sobre Oreg6n.
Ultimamente he estado leyendo la obra de la Condesa de Merlin,(123) en la cual veo que
usted y sus amigos De la Luz y Saco, estan honorablemente mencionados. Algunas parties de
la obra son muy interesantes, aunque el tono en general es quizAs demasiado sentimental, y a
veces la cxposici6n de los hechos es vaga en extreme. Las capitulos sobre los Estados Unidos
son sumamente ridiculous. Algfn amigo sensato debiera aconsejar a la autora que los omitiera
del todo en futuras ediciones, y que comenzara 6sta por su salida de Nueva York. He pensado
tomar este libro como tema inmediato para un articulo sobre el estado actual de Cuba, que
me propongo escribir para la "Southern Quarterly Review".
Ahora estamos en plena campaiia presidential, lo cual usualmente revela el punto mis
debil de nuestras instituciones political, y en este caso present, como de costumbre, algunos
aspects no muy agradables. Se pensaba hasta hace poco que la presidencia quedaria entire
Clay y Van Buren, que son respectivamente los hombres mas destacados de cada uno de los
dos partidos. Clay, de hecho, ha sido postulado formalmente por el partido Whig o del Norte.
Pero el Presidente actual Tyler, sintiendo evidentemente un gran deseo de lograr su elecei6n,
coneibi6 la idea de que apremiando la anexi6n de Texas podia poner en aprieto la posici6n
do ambos candidates y rear una excitaei6n en su propio favor de l1. El plan era ingenioso
y ha sido puesto en prfetica con suma destreza, aunque tal vez con mis valor que discreci6n.
Se iniciaron las negociaeiones con el gobierno de Texas en el otoiio pasado y se cerraron con
un tratado que fu6 sometido al Senado a mediados de Abril. Los dos candidates presiden-
ciales se vieren naturalmente en el caso de publicar sus opinions sobre este tema y no
acertaban a expresarlas. Si se adherian al proyecto perderian terreno en el Norte, donde la
oposici6n es fandtica y violent; si se declaraban en su contra, anulaban su causa en el Sur
donde el tratado es easi universalmente aprobado. Escogiendo entire dos males ambos se deci-
dieron por lo segundo, -aunque Van Buren algo menos decidido que Clay. La fuerza del
problema como una jugada de la maniobra electoral se manifest6 entonces y de pleno justific6
lo que esperaba Tyler: Van Buren, que varias semanas antes hubiera logrado una postulaci6n
casi undnime en la Convenei6n, no bien hubo publicado su carta denunciando el tratado, perdi6
toda su fuerza. En la Convenei6n del titulado partido Democrdtico, o sea, del Sur, celebrada
en Baltimore el 27 de mayo, se le ech6 de lado y el Gobernador Polk de Tennessee fu6 postulado
en su lugar. De este modo el movimiento de Texas ya ha derrotado a uno de los candidates
mis destacados: el efecto sobre el otro todavia es dudoso y no podrA conocerse hasta despu6s
de las elecciones, en noviembre. No es en modo alguno improbable que Clay habra de com-
partir la suerte de V. Buren. Formaba parte del plan del Presidente el coneentrar sobre su
propia persona, como candidate, el apoyo que pudiera restarles a los otros; pero en este
particular hasta ahora ha fracasado por complete y continfia, como antes, sin ningfin partido.
En el estado actual de cosas Polk se ha aproveehado de la agitaci6n de Texas, pero las proba-
bilidades de 6xito en general estan mks bien a favor de Clay, quien personalmente es un
hombre much mis destacado. Ain quedan, sin embargo, cinco meses para las elecciones y en
este tiempo se produciran nuevos hechos, que podran cambiar notablemente las posibilidades
aetuales; el Congreso reces6 el dia 17. Se rumora que el mismo dia lleg6 un mensajero con la
noticia de que M6xico acepta la anexi6n. Si esto fuera cierto el Presidente probablemente
convocaria a una sesi6n extraordinaria del Congreso y someteria de nuevo el asunto a ambos
cuerpos colegisladores, los que sin duda bajo estas circunstancias ratificarian la anexi6n.
En general la cuesti6n presidential es sobre todo de "Entra y Sale". Clay y Polk
adoptarian, como Presidentes, casi iguales normas, particularmente respect a la anexi6n, a la
cual en el fondo se inelina Clay, aunque por razones de supuesta conveniencia se oponga a la
ratificaei6n del tratado.

(123) Se refiere a La Havane, obra en 3 tomos que sc acababa de publicar en Paris.










CENTON EPISTOLARIO


La cuesti6n de la esclavitud, hoy en dia, desplaza rdpidamente a cualquiera otra en la
political del pais, y algunos screen que estA cargada de peligros para la uni6n y prosperidad
de este. No comparto esa opini6n. Hay, sin duda, necios y fanitieos que abundan en ambos
bandos de la line Mason y Dixon; pero aunque hablan muy alto, no se ve que ejerzan ninguna
influencia considerable. Los hombres sensatos en toda la naci6n concuerdan plenamente sobre
6sto, como lo haeen en relaci6n con la mayoria de los demas problems. En general la in-
fluencia de 6stos dominard a la opinion pfblica, y dirigird la conduct del gobierno central
y de los estados en el future, como hasta ahora lo ha hecho. La fuerza de las circunstancias
netda con un poder gigante a favor de nuestro experiment, y ninguna oposiei6n personal ni
facciosa puede resistir a ese poder. Los grandes principios elementales del Tiempo y el
Espacio se han colocado de nuestra parte contra todos nuestros enemigos, exteriores e interiores.
Su cooperaci6n nos da la plena seguridad de que nuestras instituciones jams podran ser
derribadas por ningfn accident externo, sino que sufriran una prueba dura y que culminarAn
en sus resultados naturales y adeeuados, cualesquiera que scan 4stos. Si nuestro sistema en
principio fuese err6neo, o si mediante el desarrollo de los acontecimientso legare a ser inade-
cuado para nuestras condiciones, por supuesto que al fin y al cabo fracasaria. Si fuera en lo
esencial tan fundado como lo supone la opinion casi uninime de este pais, sostenida por una
experiencia triunfal de mfs de dos siglos, no habria poder que pudiera prevalecer contra 1l.
En tal caso, su destiny es una existencia permanent y elevar& a la Uni6n a un grado de
prosperidad y grandeza jams igualado en la historic. Sea como fuere, el pasado esta seguro,
y si nuestras instituciones fueran aniquiladas en el mafiana, es muy cierto que le habrian
hecho mis beneficio al mundo que cualquier sistema politico que jams se hubiera ensayado.
Me complace en extreme saber que usted se inelina a establecer su residencia en los
Estados Unidos, si bien creo que su posici6n en Cuba es tal que le permitiria a usted con
perseverancia y discreci6n realizar el mayor bien.
Empero, debo poner t6rmino a esta larga y tal vez aburrida carta. Confio en que usted
interpretard su extension como una prueba del placer que experiment en escribirle. Nada
puede favorecerme tanto de su parte como el reeibir de usted cartas tan frecuentes y extensas
como se lo permitan sus ocupaciones mds importantes.
Con el testimonio de mi mas distinguida consideraci6n, mi estimado amigo, quedo, muy
sinceramente de usted,
A. H. Everett
D. Domingo del Monte.
Paris



XXXVII

ANEXO -

Revelacion de Placido en 23 de Junio de 1844, al Presidente de la Comision
Military de Matanzas, en virtud de la generosa oferta qe. se dign6 hacerle bajo
la fB de caballP de interceder pr. 61, y alcansarle del Gobno. gracias, si hacia
revelation de cuanto supiera. & &.

Que fu6 solicitado pr. D. Dom9 Delmonte; sin embargo de ser cierto q. no
volvio 6 su casa, dho S.r lo encontraba en la Alameda de Estram.s q. era su ord'
paseo (de Placido) se le quej6 de la falta de promesa qe. le habia hecho de volver
A su casa; A qe. contest, qe. podian dar sospechas sus frecuentes visits, y pr.
lo tanto era convenient evitarlas: qe. entonces tom6 (Delmonte) el tempera-
mento de pasearse en su compafia una hora poco mas, 6 menos alg.s notches, desde









ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


la fuente de Neptuno, hta. la qe. terminal la Alameda en el campo de la Punta;
y q.e en estos paseos le instruy6 de lo siguiente:
Q.e un General de Costa-Firme, llamado Sucre, estuvo en la Hab9 el afio
de 21; q.e vino en una Goleta Americana llamada Caballo Blanco; y este fu6 el
prim' qe. aconsej6 qe. la Independ' de la Isla de Cuba debia hacerse al reves de
las de los otros paises de America, es decir, q.e todas habian empezado p.r los
campos, y aqui era precise comenzar apoderandose del Castillo de la Cabafia:
y q.e Franc9 Senmanat lo habia puesto en practice una vez, y la negative de un
corneta impidi6 la consum.011 del proyecto: q.e otra, se habia ganado & various
resienvenidos de la Peninsula p' q.e proclamara la Consti.o0 A cuyo efecto se
ponian a cantar canciones patrioticas en lug.s apartados del Fuerte, con el fin
de ver si los demas se adherian: q.e descubiertos p.r el cap." D. Regino Landeta
una noche, los dispers6 a trancazos, sin q.e esto tuviese otra trascendencia; p9 q.e
aquellos se negaron abiertam.te a continuar, lo cual destruy6 p' 2.da vez las miras
de un rompim.to que se habian tentado various resorts p' sembrar la division
entire los Europeos, primP mostrandose adictos a D. Carlos, y ofreciendoles apoyo
p9 comprometerlos: q.e esto se frustr6, p.r haberlo vislumbrado el Gob.1n y man-
dado los sospechosos a Esp'; y luego cuando impulse al partido liberal cuando el
acontecimiento de Cuba; p9 q.e la inesperada conduct del Gen.' S.r Lorenzo, lo
habia convertido todo en humo, q.e lo q.e importaba era el primer mov.to y q.e
este fuera escandaloso p9 quitar toda esperanza de transaction en las parties
contendientes y prestar spre. apoyo al mas debil, p' impedir un triunfo decisive,
hasta el moment oportuno de proclamar la Independencia. Q.e p' ese efecto,
y q.e pudiera verificarse la reunion de la caballeria del Monte con lo cual se
contaba mediante A la influencia q.* dho. cuerpo egercia su antiguo Coronel D-
Pio de Soto, q.e injustam.te habia retirado el Gob.no: q.e se establecerian 10 6 12
vallas de gallos en las inmediaciones de S. Ant" y Guanajay, como no podrian
reunirse todos los grupos en el campo el dia de fiesta q.e se designase con el
pretexto de un gran desafio, sin q.e el Gob.no se apercibiese de ello, pues harto
ocupado estaria en contener a los mismos Europeos sublevados; q.e en cuanto a
las armas, el Gob.no Ingles mediante A el alzam.to de algunas fincas, apareceria
como Protector de los negros, las suministraria; qe. solo faltaba hacer entrar A
los pardos en el plan los cuales uniendose A el... Gen.1 Vives en 1823 habian
estorbado la Independencia, y era una injust4 q." no se les concediese iguales
consideraciones q.e A los blancos; q.* ya habia algunos dispuestos, p9 carecian de
prestigio entire los suyos p' poder cumplir su encargo, y q.e yo (Placido) no
debia desperdiciar la occasion de adquirirme por este medio una fortune, y acaso
un puesto, qe. jamas me alcanzarian los versos; q.e el Cap.n D. Ildefonso Zenea
y otros militares justam.te resentidos p.r lo mal q.e el Gob.no habia correspondido
A sus servicios, estaban de acuerdo sobre esos puntos y q.e el Sr. Consul de
Inglat" interpondria su mediation en caso de algun revez inesperado".
Habiendole hecho prest.e (Placido) q.e ese era un plan de sangre, en q.e 61
mismo pareceria, repugnante A la humanidad; q.e los blancos del pais aun cuando
lograsen reunirse A los Pardos, nunca serian bastantes p' contener el inmenso











CENTON EPISTOLARIO


nfimero de negros, dado caso q.e estos solos peleasen apedradas; y q.e en fin 61
(Placido) no habia nacido p' guerrero, sino p' poeta: me contest (Delmonte)
q.e era lastima q.e un hombre joven, con talent se confesase cobarde, sin abo-
chonarse cuando en Costa Firme hasta las mugeres habian sabido morir como
heroinas; p' q.e perdiese el miedo mas podia desempefiar un cargo sin peligro,
toda la vez q.* iria a pais estrangero, desde donde escribiria en favor de la
igualdad, ecsitando A los de mi clase, y q.e 61 se encargaria de hacer circular
mis obras en secret, lo cual les daria mayor importancia".
A esto repuso (Placido) q.e el morir como un heroe nace muchas veces era
bien de la vanidad q.e se quiere ostentar p.r la causa q.e se adopted, 6 el fanatismo
q.e nos hace creerla sublime, q.e no del valor".
En estas y otras conversaciones semejantes pasabamos el rato.
Habiendole preguntado coiio podia contar con el alzam.to de las fincas,
puesto que si se comisionaban negros p' ello estaban expuestos a ser descubiertos:
me context, q." los maquinistas Ingleses tenian sus Instrucciones, haciendo de
modo, q.e los negros conprehendiesen q.e si ellos qusieran ser libres, el Gobno.
Ingles los ampararia, ya q.e los qe mueren aqui en manos de la just.' van a ser
Reyes en su tierra, q.e en esto estaban bien seguros del secret.
Esta idea me pareci6 entonces A una de las q., abundan en los cuentos
de las mil y una noche p' p.r desgracia, una realidad harto funesta, y A la cual
sin comprender el como los maquinistas veo ligado mi destiny con una argolla
de hierro, ha venido a demostrarme que me equivocaba.
En este estado llegaron las mascaras de 1841 y olvid6 & Delmonte y sus
demencias.
Q.e luego tuvo otras conversaciones con el L.do D. Mig.1 de Silva, y q.e le
rog6 "escribiera algo de cuando en cuando p' ir infundiendo ideas favorables a
la abolicion de la esclavitud, q.e era un principio de humanidad, adoptado p.r
todos los hombres de probidad y talent del mundo culto y q.e estaba en harmonia
con el studio progresivo de la present civilization". Le hice (va hablando
Placido) varias indicaciones sobre la imposibilidad de una funesta ...(*) q.e
probablem.te envolvia su realizacion en esta Isla: convino en algunas, y combati6
otras con una templanza muy agena de la petulante terquedad de Delmonte, a
quien tanto este, como el d. JX Giiell y Rent6 y sus sectarios, llaman visionario
y enemigo de la Aristocraeia, p.r q.e naci6 entire los chinos de Sto Domingo.
Q.e Delmonte le di6 una misiva, qe. no acept6 en q.e podia haber hecho
fortune sin riesgo.
En la casa de D. Domingo Aldama entire la misma Hab" se esublev6 una
partida de negros resistiendose a marchar p' la finca donde se les mandaba.
Nadie ignora q.e esta fu6 obra de Delmonte; los negros eran de su suegro, y sin
embargo de q.e un piquete de tropa tubo q.e matar A unos para prender a otros
en el patio de la misma casa, ninguno confes6 quien era el Seductor; esto paten-
tiza, q.e los negros mueren sin confesar la verdad; y cuando mas acusan algun
mulato p.' la nat.' adversion q.* les tienen, 6 algun Mayoral, q.e odian.
(*) Ininteligible.










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


Mis sopechas empezaron en M.Z de 1841, en q.e vuelto de la Hab' ya instruido
de los planes de Delmonte, y de q.e el Consul Ingles esparcia agents p" inquietar
los negros esclavos; mientras los Independientes solicitaban A los Pardos &'

Nota(*)
Son 55 personas las q.e Placido ha tratado de implicar en la causa; y son


Delmonte
...ncourt
Pio de Soto
Telesforo
Esteban Rodrig.z
Ubifias
Belarza
Chacon (B. Fran.co)
Cruz (Blas)
Silva (Mig.')
Giiell
La Luz (d. Fran.co)
Salas y Quiroga
Ugarte Lucas
Guiriola
La Flor
Urreta
Velazco (Fran.co)
Ibarra (pardo)
Cardenas (id)
Mongiote
Vega
Cascales, Andres
Id Juan
Rodrig.2 (pardo)
Arango- id
Arisa (d. Bias)
Agustin


Felipe Garcia
Pardos
Gigot, pardo
Garcia
Mrn (Fern.do
Morales, pardo
Candelario- id
Filomeno- id
Ramos, (Anto)
Gonz' Cleto
Diaz, pardo
Los Pefias id
Pimienta
Becquer
Chiquito, pardo
Garcia d.n Ant'


Doming.z
Sicr6


Caball (J9 de la Luz)
Gener Benigno
Tanco- Felix
'Guiteras
Bernoqui
Lopez pardo
El Consul Ingles


(*) Este document aparece colocado por del Monte con el ndmero 37 de las cartas del
Epistolario y respetamos ]a colocaci6n que 61 le di6 a continuaci6n de la carta de Alexandre
H. Everett. Segin se dice en la carta LXXVIII, de Manucl de Castro Palomino, lo copi6
Diego Tanco para enviarlo a D. Domingo.











CENTON EPISTOLARIO


XXXVIII
Londres 26 de Junio.

Mi querido Delmonte: con razon te quejas de mi silencio, aunque no la
tiencs en suponer que puede haberme cansado tu correspondencia. El no haberte
escrito antes ha consistido en un viage que he hecho en compaiiia de mi amigo
Cantero para ver las fabrics de este pais. Creiamos, y por eso no te escribi
antes de salir, haberlo limitado a dos 6 tres de las principals Ciudades fabriles,
pero ya puestos en camino las hemos visitado todas y aun hemos dado una vuelta
por la Escocia que es el pais mas adelantado y curioso que yo he visto. A mi
vuelta me encuentro con tu carta y con la noticia de tu proscripcion. No me
sorprende mi querido amigo, pero me aflije y much el que en moments para ti
tan desgraciados te alcance el azote de la tirania que pesa por Espafia y cuanto
. Espafia pertenece. Me duelo mas de esto porque veo que menos aeostumbrado
que yo A estas vicisitudes afiade tu imaginacion al mal verdadero circunstancias
que lo agravan y lo hacen mil veces mas amargos. Y si no dime mi buen Delmonte
como un hombre de tu buena razon si no le estraviase el sentimiento de la injus-
ticia ha podido career ni un instant que va a dejar a sus hijos un nombre man-
chado con la nota de traidor? Lo creen asi por ventura tus mismos calumnia-
dores? Lo podra career ningun hombre de algun influjo en la opinion? Y aunque
esta se estraviara crees que tales estravios puedan durar much tiempo? Tan
poca fN tienes en el porvenir de la humanidad y tan poca confianza en el juicio
y critical de las generaciones que nos van a seguir? Cuanto diera yo por estar
ahora 6 tu lado y cuan cierto estoy que en esto al menos te habia de consolar.
Lo que no tiene remedio es la perdida de lo que se amo, pero de los males que
estan por venir y sobre todo de los males que tienen relacion con la political largo
consuelo promote la epoca que se anuncia y el cambio que todo tiende a producer
en el mundo. Sin salir de la question que 6 ti te toca mas de cerca, crees tu
que puede durar much el infame trafico de care humana? No ves cercano el
dia en que esto termine de un modo mas 6 menos pacifico segun sea la prevision
y la prudencia de los que deben preparar el desenlace? Pero suponte que asi
no sea, que los sucesos no vayan con tus deseos, aunque los hechos te sean con-
trarios la razon public te ayudarA y defender 6 tus hijos de toda nota. Mas
podria yo temer por los mios pues que al fin y al cabo quien te denunci6 k ti es
un pobre negro y ante unos militares encargados del oficio de verdugo y 6 mi
ha sido nada menos que una reina y ante los 1.0S dignatarios del Estado. Y el
cargo ya ves tu si es diferente, tu quieres la libertad de unos desgraciados y yo
intent nada menos que la opresion de una nifia y una reina y te aseguro que mas
temo por su nombre que por el de mis hijas. Idolatra de mi reputation y sin
tener que dejarlas mis patrimonio que mi nombre seria muy desgraciado si
creyera que habia de pasar A ellas con la nota que han querido ponerle los tira-
nuelos de mi patria pero te aseguro que duermo en estas parte muy descansado
y espero que A ti te ha de suceder lo mismo apenas pienses con un poco de











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


tranquilidad sobre el porvenir. Otras penas me quitan el sueiio, sin embargo la
mayor ahora es la enfermedad de mi ultima nifia de que tengo muy malas
noticias. En esta situation figurate si comprendere y entire tu pena por la
muerte del nifio que no he sabido hasta ahora, pues no me hablabas de ella en
tu anterior. No estrafio que quieras salir de esa Ciudad tan funesta para ti,
pero antes de embarcarte para los Estados Unidos piensa bien si debe retraerte
de venir aqui el temor de que digan en la Habana que vienes a recibir el precio
de la traicion. Si hubiera quien creyese en tu traicion en todas parties supondrian
que gozabas el premio de ella, y hasta el no venir aqui estando tan cerca lo
tomarian como una prueba del disimulo con que tenias que proceder. Pero
quien ha de sospechar eso de ti, ni aun entire tus mas encarnizados enemigos?
Los que teneis una fortune que os hace independiente estais libres de semejantes
sospechas. Los pobres si que tenemos que hacer much para que las bajezas de
otros no impute su propia degradacion a nuestros mas nobles procedures. No
insistire sin embargo en esto, por que como tu compaiiia y aun la de tus nifios
me haria aqui tan feliz cuanto puedo serlo separado de los mios, es possible que
fuera yo parcial sin saberlo aconsejandote que no te fueras A America.
Mi hermano y un intimo amigo mio deben llegar A esa un dia de estos. Les
he escrito a Burdeos que te vean al instant y no dudo que asi lo haran. Por
si no han recibido mi carta puedes preguntar por mi hermano a D. Cirilo Perez
de Nerin que vive en el March6 S.t Honore. No recuerdo exactamente el numero
pero facilmente daras con el preguntando en la casa del 11 de la derecha entrando
por la rue St. Honored: En todo caso en el n' 9 de la rue de MarchB S.t Honor6,
donde antes vivi6 te daran razon.
A Dios mi querido Delmonte, estoy muy de prisa. El 1.er rato que tenga
desocupado hare el encargo de tu librero Americano. Tuyo siempre tu amigo

Salustiano. (124)
Enterale largamente a mi hermano de todas tus cosas, ya que tanto se va retar-
dando el dia en que las oiga de tu boca. Hazme el favor de darle la adjunta.



XXXIX

Matanzas 29 de junio
Queridisimo Domingo: de mi corazon, no habia contestado la tuya de 31
de Enero esperando a darte buenas noticias de la mejoria de nuestra ermana,
p9 nunca la consegi pues siempre apior asta q.e entrego su alma a el criador, el 27
de Mayo(125) figurate q." golpe p" mi, y el 28 de mismo mes, supimos la de nuestra
elmana, Rosita de suerte q.e aun mismo tiempo resivimo esos dos golpes, yo me
ponia en tu lugar, en tiera estrafia, y esos dos pedasos de tu corazon q.e cada bez
q.e los bea te despedasara el corazon, como me sucede ami.
(124) Salustiano O16zaga.
(125) En la carta No. XXXII, seg6n Ram6n del Monte, fu6 el dia 20.











CENT6N EPISTOLARIO


Tan llena de angustia, de todas classes pues tu sabras todas las cosas q.e ai
por aea, q.e Tanco preso; y como tu me dices q.e y has a Espafia, estoy con ese
disgusto, no te cojan y agan lo mismo q.e a Tanco. El poeta Plasido te a dela-
tado; a este y a barios los matarian, esto esta echo un presidio, y cada dia estan
trallendo mas press, p. q.e yban a matar a todos los blancos, anq.e nos ubieramos
bisto un dia.
Tambien tu sabras como S.'t Domingo esta por los espafioles, estamo con-
tentas p.8 q.e argun dia nos podra serbir de asilo p.6 q.e esto esta cada bes pior
en todas materials, y por iltimo muy escaso todo por la much seca, y el dinero
lo mismo.
En el Ingenio ubo comprendido dies u dose, y creo q.e todos murieron(126)
Sobre la muerte de Rosita nada sabemos con sertesa ni si bibe la criatura,
si supimos q.e tu yba a mandar alos Nifios donde su Abuela, ya yo quisiera serlo
p' tenere se gusto de tenerlo a mi lado y tener un consuelo, ya q.e no te borbe-
remos aber en esta ysla. Dios quiera te pase esta tenpested, p' bolberte aber; p.r
Dios q." no te mend de ay.
Hoi 3 dia de muerta Panchita(127) nos emos mudado a la casa de la Condesa
Montabo, (128) nos gana 34 y media tenemos alquilado el almacen en una y todabia
no emos en contrado quien arquile los bajos de suerte q.e tambien tenemos una
pena mas, p.S es tan fresca y bonita bista, q.e sentiremos much el dejarla p.r lo
q.e te edicho. Oy somo 8 de Julio, no te abia acabado la carta p.r aberme dado
calentura, y quede mui debi, pO ya estoi fuerte, y toda la familiar esta lo mismo,
p.S q.e Pedro que tubo las calenturas fue a la Habana 15 dias y bino bueno
recibe espresione de Lola Pepe Juanico y tiene sentimiento de ti por q.e nunca
le a puesto una letra.
Muchos besos a los nifios y tu cuenta con el berdadero carifio de tu ermana
q.e siempre tea querido, a pesar de lo lejos a pesar de los sermones que siempre
me echas y por tu amante
Manuela del Monte.(129)



XL

Paris y Junio 29 de 1844.
Mi querido Domingo: las despedidas me son muy dolorosas y much mas
en las tristes circunstancias q.e nos rodean. Dentro de una hora parto, y apenas
me queda tiempo p" decirte a Dios, y q.e me le hagas mil caricias a tus nifios.

Spre. tuyo
Un recuerdo al D.r Mena.(130) Saco.
(126) Entre lines: s6lo seis.
(127) Francisca del Monte, hermana de Domingo, que falleci6 el 27 de mayo de 1844.
(128) Condesa de Montalvo.
(129) Manuela del Monte, hermana de Domingo.
(130) Tombf A. Mena.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


XLI

P. Tigre.
Monsieur Domingo del Monte
Monsieur.
Paris.
Habana 29 de Junio 1844.

Queridisimo hermano: esta vi por la fragata Tigre sin que tenga yo carta
de Vd. que contestar desde que escribi a Vd. la ultima vez. Escribo tan solo
porque deseo que tenga Vd. noticias de la familiar pues a la verdad nada lison-
gero A alaguefio puedo comunicarle A Vd. acerca del estado actual del pais & &.
y si cosas que llenen A Vd. de pesar y que acaben de acibarar los dias de su
existencia. Empezar6 pues querido hermano por participarle como los restos
de nuestra querida Rosita fueron sepultados en la boveda que deberA encerrar
los restos de sus parientes mas cercanos, fueron sus funerales el dia diez y seis
del corriente a las cinco de la tarde acompafiando su cadaver hasta el cementerio
un gentio inmenso, todo lo mas escogido de esta poblacion y cual mas cual menos
simpatizaba con el desgraciado proscrito. Muchos curiosos llegaron por ver el
,cadaver y todos encontraban A la misma Rosita tan natural, la gracia marcada
en sus labios, tan perfectam.t" conservada que parecia que acababa de espirar,
.yo solo querido hermano no tuve valor para verla pues tenia mi corazon dema-
siaso llagado por tantos y tantisimos pesares como he sufrido y temia que la
presenica inanimada de una hermana por quien tanto deliraba me causara alguna
impression que no pudiera soportar, yo la lloraba al igual de lo que la queria,
lloraba su desgracia, la de Vd. y de sus hijos y aun hoy no ceso de llorarla.
Papa y mama al igual mio no han podido aun encontrar el mas minimo consuelo,
ella principalmente no puede ni resignarse a su pena y hasta hoy no ha podido
salir A la iglesia A rogar por el alma de ella... Yo pudiera contentarme en
parte de las pasadas penas si Vd. pudiera venir A depositar en los brazos de
mama los desgraciados huerfanos que necesitan aun de las caricias de una madre
como el rocio que hace crecer las plants pero nuestros recientes acontecimientos
politicos lo arrojan A Vd. del seno de su patria, lo calumnian y vituperan tal es
el galardon que aguardaba A tantos afios de patriotism y de sacrificios por este
infernal pais, pero, Domingo, no es Vd. solo el desgraciado igual suerte corre
Pepe de la Luz y peor aun que ambos el desgraciado Felix Tanco que yace arro-
jado en una mazmorra sin mas delito que haber tratado A Turnbull. El sumario
de Tanco esta redondeado, he oido decir que no le encuentran motive alguno
para las tropelias que ha esperimentado eso era de cajon pero para cubrir el
espediente le daran su pasaporte y lo arrojaran en algun pais estranjero a men-
digar una triste subsistencia para el y su desgraciada familiar. A Vd. y Luz por
su puesto que no han podido atraparlos lo cual sentiran algunos bastante pero
se por persona fidedigna que saldrA la orden para entredichar los bienes de
amboss como le fueron los de Tanco, pero no se les lograrA por lo que toea, A Vd.











CENT6N EPISTOLARIO


pues ya tengo tomada las precauciones debidas y el lunes creo poder arreglar el
asunto de tal modo que nada puedan atrapar. Yo disculpo en parte al gobierno
por el odio que tienen A Vd. pues parece que consta en las declaraciones de infi-
nitos negros libres que Vd. era el que los animaba y sedueia. Los libertos mas
despejados veian muy bien que el gobierno queria una victim y que esta
victim fuese Vd. y ellos esperanzados en salvarse no titubearon en declarar que
Vd. les hablaba de los ingleses &. Placido el poeta ha sido segun voices el mas
enearnizado contra Vd. el era el mas pillo, el de mas talent y el que mas A
fondo sabia conocer las ideas del gobierno, mas ya ese malvado pago su culpa y
fu6 afusilado ayer en Matanzas con otros 10 mas los cuales con los ajusticiados
ya componen el numero de 37 victims muertas en el patibulo. Hay aun mas de
2000 que sentenciar y 57 estan ya destinados A las minas de Almaden. Los con-
sejos de guerra habidos por esta causa han sido en Matanzas en public el ultimo
celebrado fu6 para sentenciar A Placido y publicamente acusaba A Vd. en un
care que tubo con Manzano mas este que result inocente pudo confundir a
PlAcido y probarle que Vd. no era persona que pudiera tener relaciones de
ninguna especie con hombre tan relajado y demoralizado como lo era Placido.
La emigracion de libertos continue con much actividad, este mes han salido
mas de 600 y hay motives para imaginarse que muchos mas huiran de los horrores
que les hacen sufrir aqui.
En la familiar no tenemos mas novedad que la que nos causa el sentimiento
de verlo B Vd. tan acriminado. Papa esta muy disgustado y muchas veces le he
oido espresar deseos de abandonar el pais al igual de muchos otros capitalistas
que realizan para marcharse. Pobre Cuba que destino le espera. Entregada en
manos de tales gobernantes bien pronto le veremos el fin, pues cada paso que
dan sirve tan solo para precipitar su ruina.
Nosotros continuamos en Guanabacoa encerrados por causa del luto y
nuestros animos estan de tal modo que solo en la soledad podemos encontrar
consuelo.
Incluyo para Vd. la adjunta que encontre en mi escritorio(*) quien la dej6
en el y tambien un figurin para que me compare Vd. y remita a esta por encargo
que me hacen, un chal semejante al que hay en el subsodicho figurin y ademas
una maleta de terciopelo escoces y una gorra de las que esten alli de ultima.
Estos encargos supongo que lo molestaran algo pero Josefita que creo que estara
alli podra comprarlos 6 bien V. puede conseguirlo por manos de Serafina.
Yo escribo A Vd. con fha 11 del corriente y me reserve A volverlo A hacer
por el proximo vapor ingles.
Abrace Vd. por mi A los niios y reciba el afecto de toda la familiar la cual
espera con ansia saber cual es su determinaci6n de Vd.

Miguel.(131)

(*) Roto el original.
(131) Miguel de Aldama.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


XLII

Sr. Dn. Domingo del Monte
Paris.
Guanabacoa de Junio de 1844.(*)

Mi querido Domingo: nosotros estamos como Vd. sumidos en la aflixion
desde el recibo de la noticia de la inesperada muerte de nuestra hermana y no
somos los unicos que la hemos llorado y lloramos, pues los amigos, pobres y
criados tambien la lloran, pero consider que al recibo de esta estarA Vd. algo
mas consolado por ser necesario conformarse con la voluntad supreme. Mama
desde el recibo de la noticia esta inconsolable y muy delicada, pues como Vd.
sabe ella era su hija favorite y tenia motives para serlo habiendola acompafiado
en los moments mas critics de la vida; lo que mas la aflije ahora son los mu-
chachos sobre todo el menor porque ella quisiera tenerlo A su lado, y con razon
porque consider que A una criatura de esa edad le hace much falta una madre
y A ella le corresponde hacer esos deberes sobre todo no pudiendo Vd. ocuparse,
6 por mejor decir no siendo un hombre tan al proposito como una muger para
andar con muchachos.
Estamos muy mal y en nuestra tierra no se ven mas que tiranias, arbitra-
riedades y calabozos, pues el omnipotente nos ha enviado A la isla el Neron mas
grande que existe. El Sr. Odonell(132) es un militar,'que como Vd. sabe hizo la
guerra en la Peninsula y nos lo han enviado para que nos la haga y se cubra
de gloria con nuestra sangre, pues la question de los negros la ha mezelado con
causa de abolicionismo 6 independencia y no content con eso me parece que
sale un dia con los cafiones matando negros y blancos por las calls y quien sabe
si le dan ideas de coronarse. El gobierno que hay es inquisitorial.
Benigno Gener sali6 huyendo hace quince dias porque el gobierno de la
Habana di6 orden al de Matanzas para que lo prendiesen y yo no dej6 de tener
mi gran tarugo, no por mi, sino por mamA, porque como Benigno y yo anduvimos
recogiendo firmas para la representation dije: ami tambien me echaran mano,
pero no me han dicho nada aunque han corrido la voz de que yo estaba preso y que
Miguel tambien lo estaba y Pepe y Gonzalo Alfonso y todo el que quieren mal.
Tanco esta en el Morro y pregunte Vd. porque? porque era amigo de
Turnbull de modo que ya no se puede ser amigo de un ingles; pero el afio de
44 aunque por una parte me disgusta por otra me consuela por ser este afio es
el mas fecundo en hechos revolucionarios y las revoluciones son las que hacen
adelantar A los pueblos, ya hay hacendados que han mandado buscar colonos y
el trafico quedarA enteramente suspendido.

(*) Del Monte sitfia esta carta despues del 29 de junio.
(132) Se refiere a Leopoldo O'Donnell y Joris de Haunetan y Casaviella, octogesimo-
quinto gobernante espafiol en Cuba.











CENT&N EPISTOLARIO


Martinez Serrano estk preso no se sabe porque dicen que es porque su
informed para la abolicion del trafico fu6 templado, el de papa no fu6 menos.
Memorias A Saco Pepe de la Luz Sicilia sus muchachos y made lo que
quiera de su querido hermano.
G. A.(183)


XLIII
Querido Delmonte: alli van dos papeletas de entrada en el Instituto Histo-
rico, una p' Vd. y otra p' el Paysano Arroyo, si quisiere 6 tuviese lugar de
acompafiarle.
Alli veran Vds. entire otras personas de gran cuenta de Francia, el tristisimo
Sefor D.n Fran.co Martinez embajador de Espafia embaucado por estas tierras
con el titulo pomposo de Presidente Honorario.
Vd. juzgarA y me dirA despu6s.
Su am9 Tomas A. Mena.
Jun. 1844.


XLIV
Londres 4 de Julio. [1844]
Mi querido Delmonte: ya habras visto en esa A mi amigo Tejada y por el
habras sabido que mi hermano no sale por ahora de Espafia. Cuando estaba
contando los dias que faltaban para que lo pudiera abrazar me encuentro con
este chasco. En todo me es ahora contraria la suerte. No puedo sin embargo
quejarme much de ella cuando tengo amigos que en estas circunstancias me
acreditan que me quieren mas que nunca. En este sentido tus cartas me han
hecho much bien y me sirven de much consuelo. No es pequefio el que
tendr6 con la compafiia de mi amigo Tejada que despues de haber sacrificado por
mi su position en Espafia viene ahora A pasar una temporada conmigo. No ereo
que tu le conoscas personalmente, porque si no recuerdo mal estaba 61 en la
Universidad de Valencia cuando tu en Madrid, pero estoy cierto de que te
hablaria entonces de la amistad que ya nos unia y que en ves de menguar ha
ido creciendo con el tiempo. Creo que tendras gusto en tratarlo.
Otro amigo mio, aunque no tan intimo es tambien muy apreciable te visitarA
un dia de estos y te entregarA los libros que hace tiempo te debia haber mandado,
escepto el Opus Epistolarium del que todavia no he sacado las notas que deseo.
Mi viage, la compaiiia de Cantero y otras distraciones que son consiguientes me
han atrasado en mis studios y trabajos. Este amigo de que te hablo se llama
D. Joaquin Alfonso y es en la actualidad Director del Conservatorio de Artes
de Espafia: por consiguiente persona algo comprometida por lo que alli llaman
(133) Gonzalo de Aldama y Alfonso.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


la situation, es decir la mas baja 6 intolerable tirania. Esto no obstante es algo
liberal, bastante instruido, muy tolerante y sumamente bondadoso.
He visto por fin A tu librero Americano y aunque siento no haber hecho antes
tu encargo veo que no hubiera adelantado nada con haberle buscado antes,
porque acaba de llegar de esa Capital, donde estaba justamente cuando tu le
escribias. Ha visto tu carta en mi presencia, ha quedado en ver si tiene los libros
que deseas y en contestarte lo mas pronto que le sea possible.
Si tarda repetir6 la visit cuando me digas.
A dios, mi querido Delmonte, que tengo much que escribir A mi pobre
familiar que se hall diseminada y tan triste como puedes suponer por poco que
sepas de lo que pasa en Espafia. Que seas con tus nifios todo lo feliz que tus
circunstancias te permiten: dales un beso por mi y di que siempre espero que
los he conocer pronto, aunque aun no sepa cuando ni como.
Quiereme tu como te quiere entrafiablemente tu amigo.
Salustiano.(134)
Hazme el favor de mandar la adjunta & Tejada tan pronto como la recibas.



XLV

Por via de N-York y conduct del
sp. afmo. J. Chaviteau.
A Mr. D. del Monte
aux soins de Mrss. Chaviteau y Cia.
Paris.
Guanabacoa 4 de Julio de 1844
Mi querido Domingo: me habian dicho que el Tigre no saldria p' el Havre
hasta el domingo, y en el Diario de hoy me he informado de que sali6 ayer, por
cuyo motive vi esta carta por los Estados Unidos, como fu6 mi anterior del 10
de Junio. En esta te cont6 c6mo y cuAnto nos habia afectado las terrible
noticias que nos diste, y el consiguiente mal parto de Lola: las consecuencias de
este accident no han sido de much gravedad, pero si de duraci6n, pues todavia
tiene aquella una fuerte irritaci6n al fitero y a los ojos, por cuyo motive estamos
con la familiar de Gonzalo en Buenos Ayres, tomando lo bafios y los aires frescos
con los que se va mejorando. Yo estoy aqui en la villa con los tres nifios; ...(*)
malo tambien de una irritaci6n del est6mago y de una tristeza que me esta
matando. Las circunstancias generals del pais y los disgustos personales que
he tenido de un afio A esta parte han minado mi salud y gastado mi espiritu
...(135) manera que parece que me han caido encima diez afios.

(134) Salustiano de O16zaga.
(*) Roto el original.
(135) Tachado: de tal; con lIpiz: sobre.











OENT6N EPISTOLARIO


Tambien te dije en mi anterior como se escape Benigno p' el Norte, y c6mo
me tom6 declaraci6n el fiscal de la comisi6n Militar sobre varias cartas mias
que le cogieron A aquel imprudentisimo muchacho. Despu6s acA hicieron venir
de Matanzas A Pedro Guiteras p' tomarle declaraci6n; pues estan empefiados en
hacer career que hay conspiraciones de independencia y abolicionismo. Entre
tanto continuan press Tanco y Martinez Serrano, y se asegura que hay 6rdenes
para prender a Luz y a ti, si se les encuentra en esta isla 6 en la Peninsula.
Mucho se ha hablado de ti con motive de la conspiracion de los negros: todos
tus enemigos y los de la familiar (q." no son pocos segfin voy viendo) alzaron el
grito contra ti, y aun sB que en muchas declaraciones tomadas ... (136) A punta de
latigo, lo primero que se preguntaba era si te conocian: ha habido .. (137) fin un
empefio particular en hacerte aparecer como la mano derecha de Turnbull y el
principal agent de la conspiraci6n. El miserable PlAcido dicen que ha declarado
contra ti, asi como contra otros muchos; p9 los nombres de estos se callan y el tuyo
.suena de boca en boca. Hasta tus mismos parientes se q." han hablado contra ti,
y muchos de tus paisanos que creeras acaso tus adictos. Jos6 Manuel Carillot138)
es uno de los que te han puesto como nuevo en el vapor de Matanzas, hablando
con Moliner, y casi delante de nuestro suegro que tambien venia. Qu6 canalla,
... (*) qun canalla! Y no me h6 de consumer ...(**) el entierro de Rosita que fu6
.el 16 del pasado, ... (***) de sus amigos ... (139) y estos sino a hurtadillas 6 de
mala gana por que unos vinieron a la casa y no fueron al cement', y otros al
contrario. Esta la Hab' i Cuanto me alegro conocerla p' despreciarla, y p* de-
jarla p' spre. en cuanto me sea possible, sin que me cueste una lagrima!
L6ele lo anterior A Saco 6 incluidas estas ideas, que el pobre al cabo de diez
afios de expatriacion hA ganado el convencimiento de q.e sera perpetua. Tal es
mi opinion a lo menos y esto se lo digo hoy "Qu'il prenne San parti".
Crist6bal Madan se vA p9 los Estados Unidos con todos sus hijos p' ponerlos
a estudiar alli, y con intention de pasar con ellos todos los veranos y en esta isla
todos los inviernos. En cuanto se supo de su viage, empezaron a decir en Ma-
tanzas que se iba huyendo, tanto q.e tuvo que amenasar con los tribunales A los
cars paisanos que circulaban la voz. De mi se ha dicho tambien en la Hab' y
en Matanzas que me habian prendido por las cartas q.e le cogieron a Benigno.
:Se ha dicho hta. que Dom9 Aldama estaba .. (140) en el Morro! En \fin, no
hablemos mas de esto.
Nuestra pobre suegra no se ha enfermado, como todos temiamos: esta
delgada y spre. aflijida p9 se conserve buena gracias A Dios. Los demas de la
*casa no tienen novedad particular. Mi Julio, q.e tambien este afio se me estuvo
muriendo, en Matanzas, estA yA bueno y repuesto.

(136) Con lipiz: a negros y mulatos bajo la presi6n.
(137) Tachado: por; con 1lpiz: en.
(138) Carrillo.
(*) Roto el original.
(**) Roto el original.
(***) Roto el original. Los restos de Rosa de Aldama fueron traidos a La IIabana y
>enterrados en el pante6n de la familiar.
(139) Tachado: estuvieron; con lapiz: asistieron.
(140) Oon Iapiz: preso.











ACADEMIA DE LA IISTORIA DE CUBA


Muri6 el padre Crist6bal hace un mes, y tambien la viuda de Jose M'
Heredia q.e acababa de llegar 6tica,c41) con el obgeto de entregarle sus hijos a
D' Mercedes Heredia(142) ...(*) os que ya no puedo m6s. Tu afmo. herm'
Pepe(143)

P. D. El 28 de Junio fusilaron en Matanzas A Placido, A Pimienta (hijo del P.e
Chavez) A Dodge, dentist discipulo de Blakely y cufiado de Pimienta y 6 otros
... (144) ocho entire ellos Jos6 Chiquito el calesero de Pancho Garcia y tres 6
cuatro caleseros m6s. Algunos dias antes habian fusilado en el mismo punto a
otros ocho, ...(145) q.e eran principalm.e de los almacenes, todavia faltan muchos
por fusilar.


XLVI
Paris 8 de Julio de 1844.
Sr. D. Domingo Del Monte.
Mi mui estimado Amigo: estuve 6 ver al Embajador y recomendarle los
asuntos de V. y queda con el deseo de complacerle y servirle en cuanto le sea
neeesario. Los lunes es mas seguro encontrarle; pero si V. deseare mejor otro
dia, y quisiere que yo le acompaiie, escribame V. por la petite poste y yo ire a
su casa el dia que V. guste y me design.
En tanto, y como siempre, queda de V. afectisimo y apasionado servidor
y amigo.
M. J. Sicilia.(146)
Bordu Beumarchais, 29



XLVII

S. D. Domingo del Monte.

Mi mui estimado amigo: yo participo con V. todos los dolores de que me
habla; uno de mis mayors contents era la felicidad de que toda la numerosa
y apreciabilisima familiar de los Alfonsos y Aldamas gozaban constantemente: a
V., antes de tener la satisfaction de conocerle personalmente, me lo habia ya hecho
amar nuestro Pepe:(147) cuanto pueda servir A V. de alivio en susi penas, otro
tanto deseo que me ocupe y disponga de mi amistad y afecto: hoy mismo escribir6
tambien d Martinez pidi6ndole dia y hora en que pueda encontrarse solo y sin

(141) Jacoba YAflez Echeverria, falleei6 en Matanzas el 17 de junio de 1844.
(142) Mercedes Heredia y Campuzano, madre del poeta. Falleci6 el 17 de febrero de 1857.
(*) Roto el original.
(143) Jos6 Luis Alfonso.
(144) Tachado: nueve.
(145) Con lIpiz: negros;
(146) Mariano Jos6 de Sicilia.
(147) Nos parece que se refiere a Jos4 Luis Alfonso.











C(,NTON EPISTOLARIO


otras ocupaciones para que podamos ir los dos a verle, y de su respuesta dar6 6
V. aviso, quedando a mi cuidado ir A buscar A V. para hacer nuestra visit.
Ocfpese V. much en sus bellas tareas literarias y procure distraerse y
olvidar las penas que no tienen ya remedio. De que podra servirle el pensar
en las que habr& sufrido su familiar siendo impossible el impedirlas y consolarlas
6 tal distancia? tal vez Chauviteau habra tenido cartas, acaso tambien Saint-
Anger. Ninguna cosa desea tanto como el consuelo de V. y de los ausentes su
affmo. amigo y serv.r
Q. S. M. B.
M. J. Sicilia.
Julio, 12 de 1844.


XLVIII
Sor D.n D. Delmonte.
Muy Sor mio y de todo mi aprecio nuestro comun amigo, D. Mar.no Sicilia
me escribio ayer, preguntandome qual seria el dia y la hora en que podrian
Vds. venir A verme; ahora voy a contestarle que mafiana lunes, y que la mejor
hora ser6 la de las seis y media, a que como, y despues podremos hablar un rato.
Espero me haga Vd. el favor de aceptar este convite, de toda confianza, y
me repito A la disposition de Vd., como 6 afmo. servo.r
Q. S. M. B.
F. Martinez
de la Rosa.
Paris. Hoy 14 de Julio /844.


XLIX
Philadelfia julio 14 de 1844.
Mi querido amigo Domingo: cuanto siento las afliccion.c de V. y much mas
el estar tan lejos de V. q.e no le pueda ayudar en sus trabajos, ni darle aquellos
consuelo propios de la amitad. No hay duda q.e V. ha perdido una buena com-
pafiera mas V. la ha perdido p.r q.e El q.e el todo lo dispons quiso q.e asi fuese,
y V. debe someterse A su Divina Voluntad. Consuelese V. pues, y trate de vivir
p" criar A sus tres chiquitos, frutos de esa union dichosa q.e goz6 V. con el
Angel de bondad.
Mucho antes de recibir su carta de V. de 21 de mayo, ya yo sabia la gran
p6rdida q.e V. habia esperimentado, p.r personas q.e habian visto su carta de
V. al Sor. Lasale, y p.r la carta q.e V. le dirigi6 al Sor. Lopez, con cuyo Sor.
habl6 un dia en la bolsa y me instruy6 estensam.te de todo.












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Juliana, D. Pedro y Juana saben la desgracia, y simpatizan con V. en
sentim.tos
Aqui nos vemos envueltos en un fandango q.e no se cuando terminarA ni
como saldremos de 61. Supongo a V. instruido p.r los papeles plblicos de los
alborotos de Kensigton, un barrio al N. de esta ciudad, ocurridos a principios
de mayo pp.do; pues esos alborotos se han repetido al Sud, en el barrio de
Southwark, el domingo 7 de los corr.t, en q.0 la tropa tubo q.e hacer fuego sob.e
los revoltosos p' estorvar q.e diesen a las llamas la iglesia catolica de S. Felipe
Neri, q." esta en Queen Street, cerca de la 2' El fuego de la tropa y de los revol-
tosos dur6 desde las 9 de la noche del domingo, hasta las 2 de la madrugada
del lunes: de los revoltosos hubo 11 muertos y 35 heridos, y de los militares 2
muertos y 8 heridos; ent.e estos, dos coroneles, un cap.n y un ten.e La impunidad
de los alborotos de Kensington es la causa de estos, y la misma impunidad sera
la de otros mayores, cuando se acerque el tpo. de las eleccion.s q.e son A principios
de oct.e Advierto a V. q.e los alborotos de Southwerk(148) principiaron desde el 5
p.r la tarde, en q.c el populacho principi6 a pedir se sacasen las armas, q.e se
habian depositado en la iglesia catolica, p.T orden del Gob." del estado, con miras
de protegerle. Al fin se sacaron las armas, y ni aun asi se apaciguo el motin,
sino se aument6 mas la insolencia del populacho y se inicio plan de destruir la
iglesia: la misma noche hubo una tentative contra S. Juan, pero pronto disper-
saron & la turba q.e dicen serian como de 200 personas. Al present estamos bajo
la ley martial, y hay en la ciudad mas de 7000 hombres de tropa de todas armas.
Puede V. considerar como estaremos.
Bese V. a sus chiquitos p.r mi: cuidese V. much p" q.e los cuide A ellos, y
yea en q.e le puede servir p.r aca su inv.e amigo.

Alonso Betancourt.(149)



L

Habana 16 de Julio 1844.

Mi queridisimo hermano: la salida del vapor ingles se verific6 el 9 del
corriente dia en que yo estaba en el campo por cuyo motive no pude eseribir
I. Vd; mas hoy ha llegado A este puerto un bote que trae la correspondencia
que conducia el vapor ingles el cual naufrag6 sobre la costa de esta isla y trae
por consiguiente las cartas que Vd. me dirige con fecha 10 y 28 de Mayo d las
cuales contest. Quisiera poder dar 6 Vd. algun consuelo en las desgracia tan
.horrorosa que esperimenta Vd. pero todos querido Domingo lo vuscamos tambien

(148) Asi en el original, en dos formas: con a y con e.
(149) Alonso Betaneourt, abogado de Puerto Principe que tom6 parte en la conspiraci6n
ode los Soles y Rayos de Bolivar y en otras actividades conspiratorias posteriores.










OENT6N EPISTOLABIO


y solo podemos encontrarlo en la resignation, jamas ha sido persona mas sentida
que nuestra Rosa pues aun hoy la lloramos sin consuelo mama por dicha nuestra
ha podido desahogar much su corazon y ha continuado sin alterar su salud,
apesar de que hoy es un rest de lo que fu6, si Vd. la viera tan delgada, tan
aniquilada conoceria Vd. cuanto sufria su alma angelical y pura.
Por mis cartas anteriores conocerA Vd. cual es el verdadero estado de las
cosas por aqui y habran tranquilizado A Vd. por las noticias tan alarmantes que
public el Diario de los Debates, tambien habra Vd. visto por ellas la franquesa
con que le hablaba sobre la posibilidad de regresar Vd. A esta isla y habrA Vd.
formado su plan para lo future pues hoy con mas seguridad que nunca puedo
aconsejarle que mientras el estado de la isla no mude de aspect se arriesgaria
Vd. much pisando las playas de la isla. En mi anterior A esta escribi a Vd. muy
detenidamente sobre esto y hablaba A Vd. del sumario de Tanco, Luz, Martinez
Serrano y aun Vd. Ningun hombre de juicio 6 sensato deja de conocer el atroz
proceder de nuestro gobierno pero es tal el terror panico que cunde la isla que
el hablar uno de las personas sumariadas es material que nadie queria emprender.
Ningun hombre de juicio repito A Vd. ve con indiferencia los sucesos de la isla
pero esto no impide que el gobierno continue su march tan arbitraria como
infernal y que Tanco y Serrano esten aun sepultados en unas mazmorras con
sus bienes entredichados como lo son tambien los de Luz. Los de Vd. no cayeron
en la ferula del Tigre por que tomamos las debidas precauciones y valiendose
papa del powder generalisimo que Vd. le dej6 traspas6 las acciones de la Comp'
de Seguros y las del Ferro-carril de Cardenas A favor mio, las cuales son las
siguientes: 5 de la primer sociedad y seis de la segunda con 4 dividends capita-
lizado haciendose el cargo del efectivo que habia A favor de Vd. para emplearlos
en operaciones que dejen la mayor utilidad A los nifos, advirtiendo que hasta
ahora no habia cobrado pagar6 ninguno de los que Vd dej6. Vea Vd. pues cual
es el proyecto de vida mas adecuado A sus costumbres y sentimientos y ese es el
que le aconsejar6 A Vd. que siga hasta ver si mudando de aspect la isla puede
Vd. regresar A ella pues venir seria meters la oveja en la boca del lobo.
Las ocurrencias ban variado tan poco desde mi ultima carta que A las
noticias que en ella le daba puedo tan solo agregar que diariamente se hacen
egecuciones de negros complicados en el plan de levantamiento. Ahora se trata
de armar 10.000 hombres de milicias.
Por la familiar no tenemos novedad ninguna, todos continuamos aun afliji-
disimos por nuestra perdida y deseando saber cual es la intencion de Vd. respect
a los nifios y mamA como unico consuelo espera que Vd. no le negarA mandarle
al chiquito Gonzalo para consuelo de su despedazado corazon.
Quisiera querido Domingo escribirle mas pero esclavizado como estoy por el
trabajo apenas me queda tiempo para hacer nada bien hecho y concluire pues
esta dandole mil espreciones de mamA la cual aun no se hall con animo de
escribir A Vd. como igualmente papa.










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


Mama desea que Vd. le made un alfiler hecho del cabello de Rosita.
Abrace Vd. A los nifios de mi parte y cuente sp.r queridisimo hermano con
las simpatias y el corazon de
Su afmo. hermano(150)
Monsieur
Monsieur Domingo del Monte
chez
Mes.os Chaviteau y C'
Paris(151)



LI

Londres 17 de Julio. [1844]

Mi querido Delmonte: no te he escrito estos dias porque desde el 13 en que
lleg6 Tejada hasta ayer en que parecio su equipaje que se habia quedado en
Dieppe no hemos hecho mas que diligencias para busearlo.
Mucho gusto he tenido en oirle como habla de ti aunque poco menos puede
decirme en esto y de tu nifios que cada vez tengo mas deseo de conocer. Viene
muy reconocido 6 la bondad y franqueza con que le has tratado y si yo no te
doy las gracias del aprecio que has hecho de un particular amigo mio es porque
en esto veo una de las mejores pruebas de tu amistad para conmigo y la amistad
no se puede agradecer, que es mayor y mas delicado que la gratitud el efecto
que produce.
Me ha ensefiado Tejada una carta que le diste para M.' Everett y que segun
te anuncio hubo que abrir. Aunque este Sefior sabe el rigor con que se prohibe
traer cartas cerradas, como en la tuya no adviertes que ha podido abrirla la
persona a quien la dirijes mi indicas quien sea esta, no me parece bien que ni
Tejada ni yo vayamos a entregar la carta en el estado en que esta. Estos SS.
Diplomaticos suelen reparar un poco en estas cosas y mas cuando tienen relacion
con cuestiones tan graves y delicadas como lo es en el dia la del trafico de
negros. Anoche precisamente se trat6 de ello, muy largamente en la casa de los
comunes y como supongo que leeras los interesantisimos discursos de Lord Pal-
mesrton y Sir K. Peel escuso decirte nada del particular. La question se pre-
senta muy seria para nuestro Gobierno y me temo que nos pesara muy pronto
si sigue como hasta aqui aplazandola indefinidamente. Mucho deseo que aeierte
en este asunto que no tiene nada que ver con la political y ojala en vez de con-
sentir tu arbitraria y necia persecucion oyera los consejos que en el particular
podrias darle. Pero tu veras como no hace caso. Si al menos atendiese a los

(150) Aunque carece de firm, es de su cufiado Miguel Aldama y Alfonso.
(151) Tiene un sello gomigrafo circular que dice: Autre-mer. Le Havre. 26 AOUT 44.











CENTON EPISTOLARIO


medios de justification que por lo que toca & tu persona puedes presentar yo me
consolaria del mal estado de tan interesante causa con el triunfo aislado del
amigo, pero hasta en esto temo que no te sean propicias por ahora ni las circuns-
tancias, ni las personas que mandan tan ciegamente en Cuba como en Espafia.
Escuso decirte que apesar de mi triste presentimiento no solo estoy dispuesto A
dar cualquier paso que pueda conducir al objeto que naturalmente te propones
sino que no me consuelo de que mi position no me permit hacer lo que hace
poco me hubiera sido tan facil.
Volviendo a lo de la carta de Mr. Everett no siendo possible entregarsela
asi creo que no hay mas remedio que el que le escribas otra, para lo cual te
devuelvo la que traia Tejada y la que incluias del hermano de aquel Sefior. Yo
no le conozco, porque desde mi llegada a esta me negu6 a entrar en el circulo
diplomatic por ser esto incompatible aqui con la economic con que tengo que
vivir. Esto no obstante si para tu objeto crees necesario que le visit lo hare con
much gusto en cuyo caso deberias anunciarselo. Si no, caso que no le mandes
la carta directamente, puedes mandarmela cerrada por el correo dentro de la
mia. Tu haras en esto como en todo lo que de algun modo tenga relacion
conmigo y con los buenos oficios de nuestra amistad lo que parezca mejor 6 lo
que se te antoje.
Siento el mal rato que has llevado en leer mi biografia. Yo no he tenido la
curiosidad de buscarla. La han publicado despues de mi salida de Espafia y se
que forma parte de las que se han preparado por cierta empresa de difamacion
de los Diputados liberals que mas disgustan a ciertos SS. Si alguno de nosotros
pasa a la historic es probable que su nombre dure algo mas que los libelos, y sea
por esto 6 por otra causa te aseguro que no me mortifica esto lo que podias career.
A Dios, mi tierno y buen amigo, muchos besos a tus nifios, que buenos es
que hayan visto mi caricature. Tuyo siempre.
S. de O16zaga.



LII
Versaille 17 de Julio 1844.

Paisano mio. Mucha pena me da la injusticia de q.e es Vd., victim, i estoi
pronta a hacer todo lo q.e este en mi, p" serle ftil.
Yo estoi establecida en Versaille; y me encontrara todos los dias, de una A
quatro. Mi direction es calle de du jardin du plants n' 3. Queda siempre suya
paysana y verdadera amiga.
M. Merlin.(152)


(152) Maria de las Mercedes Santa Cruz, Oondesa de Merlin.











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


LIII
Sefor de Delmonte.
El Embajador de Espafa se queda en casa la noche del 24 del corriente
con motivo de ser los dias de S. M. la Reina Madre D' Maria Cristina de Borbon,
y ruega A V. le haga el favor de acompafiarle:

A las 81/2

S. Delmonte.(153)



LIV

S." Yldefonso julio 22/844.
Mi querido Domingo: ayer recibi la tuya del 7, q. tanto deseaba por esperar
la contestacion a mis dos anteriores, en lo relative al asunto q. tanto ocupa A los
q. te queremos y conocemos tu inocencia y tus series principios. Veo con satis-
faccion, q. en medio de tu just dolor y de tu motivada indif4 por las miserias
de esta vida, no descuidas tu defense, aunq. no sea mas q. por ponerte en estado
de poder volver al lado de los q. tantos consuelos recibiran de ti; prescindiendo
(agrego yo y todos los q. podemos apreciar tu mirito) del bien q. aun puedes
hacer A ntra. trabajada patria q. carece de hombres de tus cualidades, tan nece-
sarios p' su future felicidad.
Al mom.to pas6 A la habitacion de ntro honrrado Valdes(154) con quien sigo
en las mas estrechas relaciones porq. cada ves aprecio y reconozco mas sus bellas
prendas, y le hize pres.te tu just pretencion A la q. uni mis sfiplicas: no vacil6 un
punto en acceder A ella, y adjunta hallaras la certification q. me pides, y la q.
confirm el juicio q. ya habia yo formado de la ninguna parte q. tuvo en tu
ostracismo. Celebrar6 q. con este documn.to puedas justificar tu inocencia, acallar
la maledicencia y former un juicio mas aprocsimado de la persona, 6 personas q.
tomaron tu nombre p' conseguir sus fines.
Mueho ansio volver A esa para consolarte, ayudarte y enterarme de los
medios de q. te has valido p' obtener la declaratoria de tu inocencia, q. me
ofreces comunicar A ntra vistas. Todo lo q. te atafie me interest por muehos
motives; y sin q. me mueva una necia curiosidad, sino el deseo de tu justifi-
cacion y ventures, deseo estar al corr.te de cuanto pueda contribuir a ponerme
en estado de serte tan fitil como apetezco y como mereces. Asi puedes con today
seguridad contar con mi debil apoyo, teniendolo q. no debes temer indisereccion

(153) Esta invitaci6n es de don Francisco Martinez de la Rosa, y del Monte le sefiala
feeha de julio 22.
(154) Jer6nimo Vald4s, octog4simo-tercer gobernante espafiol, quien certific6 la buena
condueta de del Monte. Esta certificaci6n apareee entire las cartas marcadas con los nfimeros
138 y 139, acompafiando un escrito dirigido a Leopoldo O'Donnell por del Monte.










CEXTON EPISTOLARIO


alguna, y de q. cuando es necesario sB servir A los am.os y no contentarme con
frivolas protests y politicos ofrecim.tos Mas no podr6 satisfacer mis deseos,
quizas hta fines del entrante, porq. del 19 al 20 ser6 cuando empieze a ceder el
calor insoportable q. hace en Madrid, adonde pensamos regresar p" esa fha y de
alli emprender ntro. viage a esa, sin el riesgo de la salud de mi Pepa,(155) q. tanto
sufriria si lo emprendiese en esta estacion. Ya tengo el consuelo y satisfaction
de notar un visible adelanto en el restablecim.to de aquella y confio en Dios
consolide su salud en este tranquilo, fresco y delicioso punto en q. nos hemos
visto obligados a pasar el verano.
Por una de Castillo(156) hemos sabido q. ntros. P. de la Luz debia haber
salido del Havre el 1" del corrte: deseamos saber en q. estado iba, quien lo acom-
pafiaba y qu6 motive lo decidi6 k tan precipitada vuelta sin haber conseguido
el objeto de su viage. Tambien te pido noticias de Saquete,(157) A quien daras
ntros. afectuosos recuerdos y le preguntaras si recibio una carta q. le escribi
desde Cadiz y di al poeta Giiell(158) p' q. se le dirigiese al punto de su residencia
q. entonces ignoraba yo cual fuese. Dalas tambien A los amigos Mena y Valdes,
i la sin par Serafina y a sus amables hijos.
Acfisame el recibo de esta lo mas pronto q. puedas, para saber si ha llegado
A tus manos el certificado adjunto, y de lo contrario pedir un duplicado al buen
Valdes.
Te agradecemos las buenas noticias q. de ntro Joseph nos das y te recomen-
damos le hagas ntras. caricias y le des la adjunta, contestacion A un regloncito
q. me diriji6 en la filtima de Castillo, q. estoy seguro le agradarA y servirA de
algun consuelo en ntra. forzosa demora.
Mil besos ntros A Leonardito y Miguelito, y tu recibe los afectuosos recuerdos
de Josef y Rosita y los ardientes votos q. por tu tranquilidad, resignation y
ventura hace tu verdo am'
Pancho.(159)

Dirige las adjuntas si te fuese possible dentro de alguna de las tuyas a la Habana
por el conduct mas seguro y pronto.
Adios.
Mafiana escribire A PP de Armas(160) y le transcribir6 el parrafo q. de la tuya le
coneierne, pa. anticiparle la satisfaction q. tendra al recibir la esprecion de tu
gratitud. q. se estimulP mas A aprovechar cualquier nueva ocasi6n q. se le pres.e'
de defenderte.

(155) Josefa Alfonso y Soler.
(156) Carlos del Castillo.
(157) Jos6 Antonio Saco.
(158) Juan Gilell y RentB.
(159) Francisco CUspedes y Torrontegui.
(160) Francisco de Armas y C6spedes.










ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


LV

Springfield, Mass.
July 22, 1844

My dear and highly valued friend:
I received only yesterday your letter of the 28th ult. and learn from it with
astonishment that and order has been issued by the Captain General of Cuba
for your arrest as an accomplice in the conspiracy. After all that you have said,
written and done to defeat it, this is certainly most extraordinary. I cannot
doubt that as soon as the governor is put in possession of the true state of the
case, he will rescind the act, and that the result of the whole, by making known
more distinctly to him, your real position and intentions on the slavery question
may be ultimately beneficial to you. It will afford me the greatest pleasure to
serve you, so far as it may be in my power, in this unpleasant conjuncture. I was
fearful, on first reading your letter, that the absence of Mr. Calderon, whose
arrival had not yet been announced, would occasion some delay, but it appeared
afterwards that he had come in the same steamer, that brought the communica-
tion from you. I wrote immediately to Calderon, who is now at Boston, enclosing
your letter with the extract from the Madrid journal. Lasten to give you this
information, as you will naturally be impatient to learn the result of your
correspondence with me. As soon as I receive the answer from Calderon; which
will probably be in a day or two, I will write again through some other channel.
I am confident that he will take an interest on the affair (as well from his
naturally generous and elevated character, as from his friendship and that of
his wife, for me). It will be to me, let me assure you again, a source of the highest
and sincerest gratification, to contribute in the slightest degre to relieve you
from the embarrassing circumstances in which you are now placed.
You must have received, I think, very shortly after writing your letter, the
parcel of books, which I returned to you about the first of June, with a long
accompanying letter.
I mentioned in the letter that I would send you a number of the democratic
Review, containing an article of mine upon Spanish poetry. I found afterwards
that I had no copy on hand and I have not yet been able to procure one, but, as
soon as I succeed, I will transmit if to you.
I learn with very great pleasure from your letter that you have it in
contemplation to visit this country. We shall be most happy to welcome you,
and to keep you among us as long as it may be agreeable to you to stay.
I dwelt at some length in my letter upon the current political affairs. Since
then a new candidate for the Presidency has been started by the democratic












CENT6N EPISTOLARIO


party -Gov. Polk of Tennessee. In other respects, the state of the question
remains as before. Mr. Van Buren was set aside by his own party for want of
orthodoxy on the Texas affair.
The Senate singularly enough, rejected the annexation treaty, so that the
matter is still in abeyance, but it cannot well terminate otherwise than by the
acquisition of the territory. Perhaps the strongest motive that we have for
desiring it is the manifest intention of Great Britain to secure a predominant
influence in Texas, and through this influence to operate upon the institutions
and commerce of the Southern States. The practical result of such intervention
is shown in the present state of your unfortunate island; clearly enough, one
would think, to enlighten the blindest: but the sight produces no effect upon
eyes, over which party aims have drawn an impenetrable bandage.
I saw some days ago at New York a very interesting young man, who has
just arrived from Matanzas, -D. Benigno Jener, a son of one of the deputies
from the island to the Cortes: he has been exiled by the Captain General for
having sent him a petition similar, I believe in substance to the one which you
drafted some time ago, but did not send. He describes the situation of Cuba as
wretched in the extreme. Is there no chance of obtaining a restoration of the
right of representation in the Cortes at Madrid? This seems to be the only thing
that affords a prospect of improvement, as long as the island remains in a state
of dependence upon Spain.
I shall write to you again as soon as I hear from Calderon. I remain, in
the meantime, my dear friend,
Most faithfully and affectionately yours,
A. H. Everett
D. Domingo del Monte



TRADUCCI6N

Springfield, Mass.
Julio 22, 1844

Mi querido y altamente estimado amigo:
Ayer mismo recibi su carta del veinte y ocho del pasado y por ella veo con asombro que
ha sido expedida por el Capitin General de Cuba una orden de arrest contra Ud. como
e6mplice en la conspiraci6n.
Despu6s de todo lo que usted ha dicho, escrito y heeho para destruirla, innegablemente
que esto es de lo mas extraordinario. No abrigo dudas de que tan pronto como el gobernador
conozca el verdadero estado del caso, anulara la orden, y que, pudiendo conocer mas intimamente
su verdadera actitud e intenei6n con respect al problema de la eselavitud, el resultado de ello
sera finalmente beneficioso para usted. Tendr6 el mayor placer en servirle a usted hasta dondo
me lo permitan mis fuerzas, en este trance tan desagradable. Mucho temia, al leer por primera















ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


vez su carta, que la ausencia del Sr. Calder6n, euya legada todavia no habia sido anuneiada,
pudiera ocasionar alguna demora; pero despuds se supo que 61 habia llegado per el mismo
vapor que le trajo la comunicaci6n a usted. Inmediatamente le escribi a Calder6n, que ahora
se encuentra en Boston, aeompaiAndole su carta con el extract del diario de Madrid. Me
apresuro a darle este informed, por que usted naturalmente estara impaciente por conocer el
resultado de la correspondencia de 61 conmigo. Tan pronto reeiba la respuesta de Calder6n,
que espere dentro de uno o dos dias, escribird de nuevo por algfn otro conduct. Abrigo la
seguridad de que se tomarA interns en el asunto (tanto por indole naturalmente generosa y
elevada, como por su amistad y la de su esposa conmigo). Para mi sera, se lo aseguro de
nuevo, motive de la mas alta y sincere satisfaeci6n el contribuir, siquiera sea en minimo grado,
a ayudar a usted en las circunstancias comprometedoras quo se eneuentra.

Creo que usted habrd recibido, muy poco despues de haber escrito su carta, el paquete do
libros que le devolvi alrededor del primero de Junio, junto con una larga carta que lo
acompaiaba.

En mi carta le decia que le enviaria a usted un ndmero de la Revista democritica que
contiene un articulo de mi pluma relative a la poesia hispana. DespuBs vi que no tenia
disponible ningdn ejemplar y todavia no he podido conseguirlo, pero tan pronto lo logre, se lo
hard llegar.

He sabido, con gran placer, por su carta, que usted piensa en la posibilidad de visitar este
pais. El darle la bienvenida nos sera muy grato, asi como el conservarlo a usted en nuestra
compaiiia mientras tenga agrado en permanecer con nosotros.
En mi carta trat6 con alguna extension los asuntos politicos del dia. Despu6s, el partido,
democrktico ha lanzado un nuevo candidate a la Presideneia, -el Gobernador Polk de Ten-
nessee. Fuera de 6sto el estado de la cuesti6n permanece como antes. El Sr. Van Buren fu6
desplazado per su propio partido por disentir de los ortodoxos en el asunto de Texas.

El Senado, extrifiese Ud de eso, reehaz6 el tratado de anexi6n, asi es que el asunto queda
sobre la mesa; pero de todos modos no veo que pueda terminal mas que per la adquisiei6n del
territorio. Quiz& si el motive mas poderoso que tengamos para desearlo sea la intenei6n mani-
fiesta de la Gran Bretafia de asegurarse una influencia predominante en Texas, y por medio
de 6sta actuar sobre las institueiones y el comereio de los estados del Sur. El resultado prdctico
de tal intervenci6n lo demuestra el estado actual de esa su desgraciada isla; bien claro result
6sto, hasta para el m6s ciego: pero la vista no produce efecto alguno a los ojos sobre los
cuales las miras de los partidos ban puesto un velo impenetrable.

Hace algunos dias vi en Nueva York a un joven muy interesante, acabado de Ilegar de
Matanzas, -Don Benigno Jener, hijo de uno de los diputados a Cortes por la isla: ha side
desterrado por el CapitAn General por haberle enviado una petici6n semejante, en lo esencial
creo, a la que usted redact6 haee algdn tiempo, pero que no envi6. Me describe la situaei6n
de Cuba como desesperada en extreme. LNo hay posibilidad de obtener la restituci6n de los
dereehos de representaei6n en las Cortes de Madrid? Al parecer esto es lo innico que promote
una posibilidad de mejora mientras la isla continue sometida a Espafa.
Le escribird de nuevo tan pronto reciba noticias de Calder6n. Entretanto quedo, mi
querido amigo,

Suyo muy sincere y afeetuosamente,

A. H. Everett.

D. Domingo del Monte.











CENT6N EPISTOLARIO


LVI

Boston
23d July, 1844

My dear Mr. Everett:
I was delighted to see your hand-writing once more, and though your letter
was to Calderon, I opened it in his absence, and feel very grateful for your kind
congratulations and those of Mrs. Everett, on our return to this country.
Calderon left this for Washington a few days since- And I rather think will
have to go on to Virginia to find the President. Will you therefore be good
enough to let me know whether you wish me to forward your letter and enclosures
to him or not- I fear he cannot receive them till his return from Virginia, as
I think he will stay but a day or two in Washington- I expect him back in
about a fortnight. I am looking for a cottage in Newport, where some of the
girls will accompany me- with Mamme and Mrs. Masters by turns -as they are
now in the vacation, but cannot leave the house here at the same time- I hope
we shall see you somewhere in the course of the summer. I think you might
make a run down to Newport to see us- You may be very sure that Calderon
will lose no time in doing everything in his power to serve your friend- but
I am at a loss as to whether it will be best to send these letters to Washington,
or to keep them there till he returns- You will decide, and I shall do as you
think best- I calculate on his having arrived at Washington yesterday- and
I think he will leave it tomorrow- I do not know how long journey will be,
nor whether he necessarily returns to Washington after going to Virginia. I am
sure he will return to Boston as soon as he possibly can, as he is very anxious
for a little quiet after all our journeying both my land and sea. I am writing
in haste, as I have a variety of letters to answer- You may suppose how
delighted I am to see Mamme and all here once more- and to find them in such
good health, and doing so well- I hope Mrs. Everett's health is good, and that
we may soon have the pleasure of seeing her and you again- All here join me
in best love and regards to her and yourself and I remain dear Mr. Everett.
Ever very sincerely yours,

Fanny Calderon de la Barca(161)
If you think it right, I could give Calderon the outline of Don Domingo's
affair and of your letter, and keep the original here- I am very sorry that
your letter should not have reached Boston sooner, as it seems to require prompt-
ness, at least for the sake of his feelings in the unfortunate situation he is placed
in- I cannot think however that Calderon will be absent more than a fortnight.

(161) Esta carta como se ve fu6 enviada a Everett y 6ste la traslad6 a del Monte para
que conociera su contenido.













ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


TRADUCCI6N

Boston, 23 de julio de 1844

Estimado Sefior Everett:
Mucho me agrad6 ver de nuevo su letra, y aunque su carta estaba dirigida a Calder6n,
la abri en su ausencia; le agradezco sumamente sus amables felicitaciones y las de la Sra.
Everett con ocasi6n de nuestro regreso a este pais. Calder6n parti6 de aqui para Washington
haee ya algunos dias- y me figure que tendrA que continuar haeia Virginia para ver al
President. En este easo, Itendria usted la bondad de decirme si desea que yo envie su carta
y lo adjunto a ella al Sr. Calder6nT Me temo que no los pueda recibir sino hasta que regrese
de Virginia, pues creo que s61o permanecerA un dia o dos en Washington. Aguardo su regreso
dentro de quince dias. Estoy buscando una casa de campo en Newport, a donde me acompa-
fiarin algunas de las muchachas con Mamme. y la Sra. Masters, por turno, ya que ahora estAn
de vacaciones, pero no pueden dejar la casa en esta todas a la vez. Espero que lo veremos a
ousted en algdn lugar durante el verano. Me parece que usted pudiera llegarse hasta Newport
a visitarnos. Tenga la complete seguridad de que Calder6n no perderd tiempo ninguno para
haeer todo lo que pueda por servir a su amigo- pero no acierto a determinar si seria mejor
enviar estas eartas a Washington, o conservarlas aqui hasta su regreso. Usted decidirA, y yo
hare lo que usted mejor crea. Calculo que 1l habrA legado ayer a Washington y creo que de
alli saldri mailana. No s6 cuanto tardark en su viaje, ni tampoco si necesariamente regrese a
Washington despubs de ir a Virginia. Estoy segura de que volvera a Boston tan pronto como
le sea possible, ya que much desea descansar despubs de todos nuestros viajes por tierra y
por mar. Le escribo de prisa, pues tengo varias cartas que contestar. Se imaginary usted
lo much que me agrada ver a Mamme. y a todos en esta otra vez y hallarlos disfrutando de
exeelente salud, y progresando tanto. Espero que la Sra. Everett este bien de salud, y que
pronto tendremos el placer de verla de nuevo a ella y a usted. Todos los de 6sta su casa se
unen a mi en nuestros mejores afectos y distinciones para ella y usted, y yo quedo, estimado
Sr. Everett,
Muy sinceramente de usted,
Fanny Calder6n de la Barca
Si usted lo cree acertado, yo podria darle a Calder6n el resfimen del asunto de Don
Domingo y de la carta de usted, conservando el original en esta. Siento much que su carta
no hubiera legado antes a Boston, ya que al parecer exige premura, al menos a causa de sus
sentimientos en la triste situaci6n en que su amigo se eneuentra. Sin embargo, no puedo
pensar que Calder6n est6 fuera mks de dos semanas.



LVII

London, 24th July, 1844

Dear Sir:
Your favor of the 14th of the present month, enclosing a letter of introduc-
tion from my brother, reached me last Evening. I shall with much pleasure
send you, according to your request, the Extract of your letter of the 20th Nov
1842, which was transmitted by my brother to me in January 1843. Of the
conversation which passed between General Sancho and myself, I am unable to
recollect anything, beyond what is contained in the extract from my letter of
29th April 1843 to my.brother, which he appears to have sent you at the time.












CENT6N EPISTOLARIO


I will however attach a copy of whit I then wrote him, to the extract from
your own letter, and place them both, by way of authentication, under the seal
of this legation.
For greater security, I will place these paper under cover to Mr. King, the
American Minister at Paris (Hotel des Princes), and send them by the next
government Courier on friday Evening. They ought to reach Mr. King on
Sunday; but parcels sent in this way often encounter some delay.
I am, Dear Sir, with much respect,

faithfully yours,
Edward Everett(162)



TRADUCCI6N

Londres, 24 de Julio de 1844
Estimado Sefior:
Su grata del catorce del mes corriente, acompafiando una carta de presentaci6n de mi
hermano, lleg6 a mi poder en la noche de ayer. Con sumo gusto le enviar6 a usted, como me
pide, un extract de la earta del veinte de noviembre de 1842, la cual mi hermano me trasmiti6
en Enero de 1843.
Nada puedo recorder sobre la conversaei6n que tuvo lugar entire el General Sancho y el
que subscribe, except lo que contiene el extract de mi carta de veinte y nueve de abril de
1843 a mi hermano, y el cual parece que este le envi6 a usted en aquel entonces.
Sin embargo, al extract de la carta de usted acompafiar6 una copia de lo que entonces
le escribi a 61, y ambos los pondr6, para mds garantia, bajo el sellol de esta legaci6n.
Para mayor seguridad pondr6 estos documents bajo sobre dirigido al Sr. King, Ministro
americano en Paris (Hotel des Princes), y los remitir6 por el pr6ximo correo official el viernes
por la tarde. Deberan Ilegar a manos del Sr. King el domingo; aunque, a menudo, los paquetes
enviados por esta via sufren alguna demora.
Quedo de usted con el mayor respeto,
Su Seguro Servidor,
Edward Everett
Senior Domingo del Monte



LVIII(*)

London, 24 July 1844
Dear Sir,
I now transmit to you, agreeably to your request the Extract of your letter
to my brother Mr. Alexander H. Everett, formerly Minister of the United States
to Madrid, which my brother sent to me for my information in January 1843.
I also send you a paragraph from a letter to my brother of the 29th April 1843,

(162) Edward Everett, hermano de Alexander, sirvi6 de intermediario en este asunto.
(*) Esta carta tiene un sell en lacre rojo sujetando una einta azul; en su centro
aparece el escudo de los Estados Unidos y alrededor dice: "Legation of the United States of
America to Gran Britain".











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


referring to a conversation which I had with Gen. Sancho, on the subject of the
supposed designs of the Abolitionists on the Island of Cuba.
I am, Dear Sir, very respectfully,
Your obedient servant

Edward Everett
Ex'mo Seiior
Don Domingo del Monte
&c &c



TRADUCCI6N

Londres, 24 de julio de 1844.
Estimado Senior:
Tengo el gusto de trasladarle, aecediendo a su solicitud, el resiumen de su carta dirigida
a mi hermano Sr. Alejandro H. Everett, ex-Ministro de los Estados Unidos en Madrid, la cual
me envi6 dste a titulo de informaci6n en Enero de 1843. Igualmente le envio un pirrafo
torado de una carta dirigida a mi hermano con fecha 29 de Abril de 1843, referente a una
conversaci6n que sostuve yo con el General Sancho sobre el tema de los pretendidos designios
de los Abolicionistas respect a la Isla de Cuba.
Quedo, distinguido senior, muy respetuosamente,
Con la mayor consideraci6n,
Edward Everett.
Ex'mo Sefor
Don Domingo del Monte
&e &C



EXTRACT FROM A LETTER

of Mr. Edward Everett
to Mr. A. H. Everett

dated London, 29 April, 1843

I am much obliged to you for the Spanish letter. I have conversed with
General Sancho, the Spanish Minister, on the subject. He seems to be aware
that Cuba is the object of the exertions of the Abolitionists, both of England
and the United States; but he did not appear to think that this Government
gave them any countenance.
The British Government are satisfied with the efforts made by the Governor
of Cuba of late, to carry into execution the laws prohibiting the Slave Trade.
As it must know that France and the United States would resist to the
uttermost any attempt to appropriate Cuba, I hardly think it would choose to
disturb the peace of the world by any projects against that island.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs