• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Front Matter
 Half Title
 Title Page
 Introduction
 Chapter I
 Chapter II
 Chapter III
 Chapter IV
 Chapter V
 Chapter VI
 Chapter VII
 Chapter VIII
 Chapter IX
 Chapter X
 Chapter XI
 Chapter XIII
 Chapter XIV
 Chapter XV
 Chapter XVI
 Chapter XVII
 Chapter XVIII
 Chapter XIX
 Chapter XX
 Chapter XXI
 Chapter XXII
 Chapter XXIII
 Chapter XXV
 Chapter XXVI
 Chapter XXVII
 Chapter XXVIII
 Chapter XXIX
 Chapter XXX
 Chapter XXXI
 Chapter XXXII
 Chapter XXXIV
 Chapter XXXV
 Chapter XXXVI
 Chapter XXXVII
 Chapter XXXIX
 Chapter XL
 Chapter XLI
 Chapter XLII
 Chapter XLIII
 Chapter XLIV
 Chapter XLV
 Chapter XLVI
 Chapter XLVII
 Chapter XLVIII
 Chapter XLIX
 Chapter L
 Chapter LI
 Chapter LII
 Chapter LIII
 Chapter LIV
 Chapter LV
 Chapter LVI
 Chapter LVII
 Chapter LVIII
 Chapter LIX
 Chapter LX
 Chapter LXI
 Chapter LXII
 Chapter LXIII
 Chapter LXV
 Chapter LXVI
 Chapter LXVII
 Chapter LXVIII
 Chapter LXIX
 Chapter LXX
 Chapter LXXI
 Chapter LXXII
 Chapter LXXIII
 Chapter LXXIV
 Chapter LXXV
 Chapter LXXVI
 Chapter LXXVII
 Chapter LXXVIII
 Chapter LXXIX
 Chapter LXXX
 Chapter LXXXI
 Chapter LXXXII
 Chapter LXXXIII
 Chapter LXXXIV
 Chapter LXXXV
 Chapter LXXXVI
 Chapter LXXXVIII
 Chapter LXXXVIX
 Chapter XC
 Chapter XCI
 Chapter XCII
 Chapter XCIII
 Chapter XCIV
 Chapter XCV
 Chapter XCVI
 Chapter XCVII
 Chapter XCVIII
 Chapter XCIX
 Chapter C
 Chapter CI
 Chapter CII
 Chapter CIII
 Chapter CIV
 Chapter CVI
 Chapter CVII
 Chapter CVIII
 Chapter CVIX
 Chapter CX
 Chapter CXI
 Chapter CXII
 Chapter CXIII
 Chapter CXIV
 Chapter CXV
 Chapter CXVI
 Chapter CXVII
 Chapter CXVIII
 Chapter CXIX
 Chapter CXX
 Chapter CXXI
 Chapter CXXII
 Chapter CXXIII
 Chapter CXXIV
 Chapter CXXV
 Chapter CXXVI
 Chapter CXXVII
 Chapter CXXVIII
 Chapter CXXIX
 Chapter CXXX
 Chapter CXXXI
 Chapter CXXXII
 Chapter CXXXIII
 Chapter CXXXIV
 Chapter CXXXV
 Chapter CXXXVII
 Chapter CXXXVIII
 Chapter CXXXIX
 Chapter CXL
 Chapter CXLI
 Chapter CXLII
 Chapter CXLIV
 Chapter CXLV
 Chapter CXLVI
 Chapter CXLVII
 Chapter CXLVIII
 Chapter CXLIX
 Chapter CL
 Chapter CLI
 Chapter CLII
 Chapter CLIII
 Chapter CLIV
 Chapter CLV
 Chapter CLVI
 Chapter CLVII
 Chapter CLVIII
 Chapter CLIX
 Chapter CLX
 Chapter CLXI
 Chapter CLXII
 Chapter CLXIII
 Chapter CLXIV
 Chapter CLXV
 Chapter CLXVI
 Chapter CLXVII
 Chapter CLXVIII
 Chapter CLXIX
 Chapter CLXX
 Chapter CLXXI
 Chapter CLXXII
 Chapter CLXXIII
 Chapter CLXXIV
 Chapter CLXXV
 Chapter CLXXVI
 Chapter CLXXVII
 Chapter CLXXVIII
 Chapter CLXXIX
 Chapter CLXXX
 Chapter CLXXXI
 Chapter CLXXXII
 Chapter CLXXXIII
 Chapter CLXXXIV
 Chapter CLXXXV
 Chapter CLXXXVI
 Chapter CLXXXVII
 Chapter CLXXXVIII
 Chapter CLXXXIX
 Chapter CXC
 Chapter CXCI
 Chapter CXCII
 Chapter CXCIII
 Chapter CXCIV
 Chapter CXCV
 Tabla alfabetica
 Back Cover






Group Title: Tomo V
Title: Centón epistolario de Domingo del Monte
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054981/00003
 Material Information
Title: Centón epistolario de Domingo del Monte con un prefacio, anotaciones y una tabla alfabética
Physical Description: v. : ports. ; 29 cm.
Language: Spanish
Creator: Figarola-Caneda, Domingo, 1852-1926 ( editor )
Llaverías y Martinez, Joaquin, 1875-1956 ( editor )
Mesa Rodríguez, Manuel Isaías, 1894- ( editor )
Academia de la historia de Cuba
Publisher: Imprenta "El Siglo XX,"
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1923-
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por Domingo Figarola-Caneda...
General Note: At head of title: Academia de la historia.
General Note: Vols. 4-5 edited by Joaquín Llaverías; v. 6-7 by Manuel I. Mesa Rodríguez.
General Note: "La primera edición de ... tomo primero-tercero se dió a la estampa en los Anales de la Academia de la historia, Habana, 1919-1924 ts. I- VI"
 Record Information
Bibliographic ID: UF00054981
Volume ID: VID00003
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 000926909
oclc - 01333742
notis - AEN7609

Table of Contents
    Front Cover
        Cover
    Front Matter
        Front Matter
    Half Title
        Page ii
    Title Page
        Page iii
        Page iv
    Introduction
        Page v
        Page vi
        Page vii
    Chapter I
        Page 1
        Page 2
    Chapter II
        Page 3
    Chapter III
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Chapter IV
        Page 7
    Chapter V
        Page 8
        Page 9
    Chapter VI
        Page 10
    Chapter VII
        Page 11
    Chapter VIII
        Page 12
        Page 13
    Chapter IX
        Page 14
        Page 15
    Chapter X
        Page 16
    Chapter XI
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
    Chapter XIII
        Page 25
    Chapter XIV
        Page 26
    Chapter XV
        Page 27
    Chapter XVI
        Page 27
    Chapter XVII
        Page 28
    Chapter XVIII
        Page 29
    Chapter XIX
        Page 30
        Page 31
        Page 32
    Chapter XX
        Page 33
    Chapter XXI
        Page 34
        Page 35
    Chapter XXII
        Page 36
        Page 37
    Chapter XXIII
        Page 38
        Page 39
    Chapter XXV
        Page 40
    Chapter XXVI
        Page 41
    Chapter XXVII
        Page 41
        Page 42
        Page 43
    Chapter XXVIII
        Page 44
        Page 45
        Page 46
    Chapter XXIX
        Page 47
        Page 48
        Page 49
    Chapter XXX
        Page 50
    Chapter XXXI
        Page 51
    Chapter XXXII
        Page 52
    Chapter XXXIV
        Page 53
        Page 54
        Page 55
    Chapter XXXV
        Page 56
    Chapter XXXVI
        Page 56
    Chapter XXXVII
        Page 57
    Chapter XXXIX
        Page 58
        Page 59
    Chapter XL
        Page 60
    Chapter XLI
        Page 60
    Chapter XLII
        Page 61
        Page 62
    Chapter XLIII
        Page 63
    Chapter XLIV
        Page 63
    Chapter XLV
        Page 64
    Chapter XLVI
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
    Chapter XLVII
        Page 69
    Chapter XLVIII
        Page 70
    Chapter XLIX
        Page 71
        Page 72
    Chapter L
        Page 73
    Chapter LI
        Page 74
        Page 75
    Chapter LII
        Page 76
    Chapter LIII
        Page 76
        Page 77
    Chapter LIV
        Page 78
    Chapter LV
        Page 79
        Page 80
    Chapter LVI
        Page 81
    Chapter LVII
        Page 82
    Chapter LVIII
        Page 82
    Chapter LIX
        Page 83
        Page 84
        Page 85
    Chapter LX
        Page 86
        Page 87
        Page 88
    Chapter LXI
        Page 89
        Page 90
    Chapter LXII
        Page 91
    Chapter LXIII
        Page 92
    Chapter LXV
        Page 93
    Chapter LXVI
        Page 93
    Chapter LXVII
        Page 94
    Chapter LXVIII
        Page 94
        Page 95
    Chapter LXIX
        Page 96
    Chapter LXX
        Page 96
    Chapter LXXI
        Page 97
    Chapter LXXII
        Page 97
        Page 98
    Chapter LXXIII
        Page 99
        Page 100
    Chapter LXXIV
        Page 101
        Page 102
    Chapter LXXV
        Page 103
    Chapter LXXVI
        Page 103
    Chapter LXXVII
        Page 104
    Chapter LXXVIII
        Page 105
    Chapter LXXIX
        Page 106
    Chapter LXXX
        Page 106
    Chapter LXXXI
        Page 106
    Chapter LXXXII
        Page 107
    Chapter LXXXIII
        Page 108
    Chapter LXXXIV
        Page 109
    Chapter LXXXV
        Page 110
    Chapter LXXXVI
        Page 111
    Chapter LXXXVIII
        Page 112
    Chapter LXXXVIX
        Page 112
    Chapter XC
        Page 113
        Page 114
    Chapter XCI
        Page 115
    Chapter XCII
        Page 115
    Chapter XCIII
        Page 116
    Chapter XCIV
        Page 117
    Chapter XCV
        Page 117
    Chapter XCVI
        Page 118
    Chapter XCVII
        Page 118
    Chapter XCVIII
        Page 119
    Chapter XCIX
        Page 120
    Chapter C
        Page 121
    Chapter CI
        Page 121
    Chapter CII
        Page 122
    Chapter CIII
        Page 123
    Chapter CIV
        Page 123
    Chapter CVI
        Page 124
    Chapter CVII
        Page 124
    Chapter CVIII
        Page 125
    Chapter CVIX
        Page 125
        Page 126
    Chapter CX
        Page 127
    Chapter CXI
        Page 127
        Page 128
    Chapter CXII
        Page 129
    Chapter CXIII
        Page 130
    Chapter CXIV
        Page 131
    Chapter CXV
        Page 131
    Chapter CXVI
        Page 132
    Chapter CXVII
        Page 132
    Chapter CXVIII
        Page 133
    Chapter CXIX
        Page 134
    Chapter CXX
        Page 134
    Chapter CXXI
        Page 135
    Chapter CXXII
        Page 136
    Chapter CXXIII
        Page 136
    Chapter CXXIV
        Page 136
    Chapter CXXV
        Page 137
    Chapter CXXVI
        Page 137
    Chapter CXXVII
        Page 138
    Chapter CXXVIII
        Page 139
        Page 140
        Page 141
    Chapter CXXIX
        Page 142
    Chapter CXXX
        Page 142
    Chapter CXXXI
        Page 143
    Chapter CXXXII
        Page 144
    Chapter CXXXIII
        Page 144
        Page 145
    Chapter CXXXIV
        Page 146
    Chapter CXXXV
        Page 146
    Chapter CXXXVII
        Page 147
    Chapter CXXXVIII
        Page 147
    Chapter CXXXIX
        Page 148
        Page 149
        Page 150
        Page 151
    Chapter CXL
        Page 152
    Chapter CXLI
        Page 153
    Chapter CXLII
        Page 154
    Chapter CXLIV
        Page 155
    Chapter CXLV
        Page 155
    Chapter CXLVI
        Page 156
    Chapter CXLVII
        Page 157
        Page 158
    Chapter CXLVIII
        Page 159
    Chapter CXLIX
        Page 159
    Chapter CL
        Page 160
    Chapter CLI
        Page 161
    Chapter CLII
        Page 161
    Chapter CLIII
        Page 162
    Chapter CLIV
        Page 162
    Chapter CLV
        Page 163
    Chapter CLVI
        Page 163
    Chapter CLVII
        Page 164
    Chapter CLVIII
        Page 165
    Chapter CLIX
        Page 166
    Chapter CLX
        Page 167
    Chapter CLXI
        Page 168
    Chapter CLXII
        Page 169
    Chapter CLXIII
        Page 169
    Chapter CLXIV
        Page 170
    Chapter CLXV
        Page 170
    Chapter CLXVI
        Page 171
    Chapter CLXVII
        Page 172
    Chapter CLXVIII
        Page 172
    Chapter CLXIX
        Page 173
    Chapter CLXX
        Page 174
    Chapter CLXXI
        Page 175
    Chapter CLXXII
        Page 176
    Chapter CLXXIII
        Page 177
    Chapter CLXXIV
        Page 178
    Chapter CLXXV
        Page 179
    Chapter CLXXVI
        Page 180
        Page 181
    Chapter CLXXVII
        Page 182
    Chapter CLXXVIII
        Page 183
        Page 184
    Chapter CLXXIX
        Page 185
    Chapter CLXXX
        Page 185
    Chapter CLXXXI
        Page 186
    Chapter CLXXXII
        Page 187
    Chapter CLXXXIII
        Page 187
    Chapter CLXXXIV
        Page 188
    Chapter CLXXXV
        Page 189
        Page 190
    Chapter CLXXXVI
        Page 191
    Chapter CLXXXVII
        Page 192
    Chapter CLXXXVIII
        Page 193
    Chapter CLXXXIX
        Page 194
    Chapter CXC
        Page 195
    Chapter CXCI
        Page 196
    Chapter CXCII
        Page 196
    Chapter CXCIII
        Page 197
    Chapter CXCIV
        Page 198
    Chapter CXCV
        Page 199
        Page 200
    Tabla alfabetica
        Page 201
        Page 202
        Page 203
        Page 204
        Page 205
        Page 206
        Page 207
        Page 208
        Page 209
        Page 210
        Page 211
        Page 212
        Page 213
        Page 214
    Back Cover
        Cover 1
        Cover 2
Full Text






Arartmia be la fistatoria be (uba


CENTON EPISTOLARIO

DE

DOMINGO DEL MONTE


CON UN PREFACIO, ANOTACIONES Y UNA TABLA ALFABPITICA



TOMO IV



1839-1840


LA HABANA
IMPRENTA (EL SIGLO XX
A. MURIZ Y HNO.
REPtBLICA DUL BRASIL 27
MCMXXX











PUBLICACIONE.
DE LA

ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA

MEMOBIAS
1.-La Vida de la Academia de a Historia (1910 1924), por el Secretario, Dr. Juan
Miguel Dihigo, Acad6mico do nfimero; y Pedro Fgueredo; discursi pcr el coronel Fernando
Figneredo Socarris, Academico do nfd'-ro.
2. (1924-1925), por el Secretario, Dr. Juan Miguel Dihlgo, Aeademico do
nfmero; y Jose de Za Luz y Caballero,en la conrpiraceain ie IS1J, disiur6o por el Dr. Fran-
cisco Gonz&lez del Valle, Academico d( nridmjro.
3. ( (1925-1926), por ci Sieretario, Dr. Joain Miguel DiLiLo, Acaid6miic do'
andmero; y Adolfo Bonillala San Mart; n, Carlt.a A. 'll;niirra y mFini.- E.jacr.ii y Moreau,
discursos por los Academicos de nfmei'o Dir Salvador Salazar y R .ig, Li.:. Francisco. de P.
Coronado y Dr. Tomas de Jfistiz y dell Valle.
4. ---- (1926-1927), por Secretario. Dr. Frasc.:i.o de Pa jil Coronado, Aca-
d4mico de nfmero; y El territorio iemaar coev iinci.. . i u.i,ji .i trati de los tiempos,
discurso por el Sr. Juan Antonio Cosclluela, Ari.mc .j. n,,'er..
5.- ; (1927-1928), por 4l Scr.:tano, I'r. Fran. 1:.:: .le P'aula Coronado, Aca-
d6mico de n6mero; e Informes por los Srea. calitin J..-q,.iu Lii.-ir -, Arehivero; Carlos
M; Trelles, Biblotecario; Dr. Jos- A RE.:lirig:u a Gar..ij, iiri- t,.r .1, i-'u.licaeiones, y Dr.
Emeterio S. Santovenla, Tesorero. .
6., (192.4i929); por e| Seeretario, Inqg. .Tuin Antini,. C-.,ulluela, Aead6mi-
to de nrimero; e 1nformes por ,lo Sr-.! captin .Tiaquiin I.lasri-i. Ar.bhi-ero; Carlos M. Tre-
lles, Bibliote.ario; Dr. Jos6 A. Rodlriguriz larei, I)ir.:.tor de Pub'Fal.L oes, y Dr. Emeterio
S. Santovenia, Tesorero.
7. (1929-1930), pc.r el S>.:-reari.., Sr.-Rehe Lufrj y Alonso, Acadinico de
nfimero; e Infornes por los Sres. ..ap t.n .t...aq.pi n-Llaverias, Ar ,: (-r..: Carlos M. Trelles,
Bibliotecario; Dr. Rodolfo Rodriguez lte Armas, Directo ;de Publicaciones, y Dr. Emeterio
S. Santovenia, Tesorero.
DISCUTISOS DE RECEPCItN
8.-La epopeya de una maianas (1q de l.' iluti r de 1868), por el Sr. Rene Lufriu y Alon-
so. Contest el Dr. Tomas de J6stiz y dI:l VTlle, Academieo de nimero. (1923).-
9.-Facoiolo y "La Voz del Pueb o Cubano", por el Icpit.iu Joaquin Llaverias y Mar-
tinez. Contest el Dr. Francisco de Paula Coronado, A.- vi- 1l, .. de ni'iero. (1923).
10.--Colonizaei6ne. innigraciones en Cuba, por el DT. Antonio L. Valverde y Maruri.
Contest el Dr. Fernando Ortiz y Pr.:' n.i..-. A. a.n .i.. .' .ir.- .. (19231.
11.-iEs de Pldcido la Plegar.a ".1 DTi"., pelr e I r Francisco GonzAlez del Vale y
Ramirez. Contesta el Sr. Domingo Figarola-Caneda, Acade mico de numero. (1923).
12.-La gestidn dipomdtica- de TMorales Lemus, por el Dr. Salvador Salazar y Roig.
Contests el Dr. Sergio Cuevas Zequeir,; Acad6mieo de nimero. (1923).
13.-Vuelta Abajo en la independencia de Cuba, por el Dr. Emeterio S. Santovenia y
Eehaide. Contest el Sr. Domingo F.gnr6la (r.',.ia, c-aanmico de nimero. (1923).
14.-oSbre la vida y las obras dctl:'ft ur.' r;ri.jur Collazo, por el Dr. Jose Antonio Ro-
iguez Gareia. Contestasel Dr. Juan ir.c-l nDil. i... .irtrp. APeAimieo de numero. (1923).
S15.-Nuestra pasado ciboney, por el S. Juan .nronnn I...-ullJ,-a v Barreras. Contest
el Dr. Fernando Ortiz, Aead6mico de nimero. (19.-.
16.-Los protomnrtires de. la indecpendncia de Cuba .por el Dr. N store Carbonell y Ri-
vero. Contest el Dr. Emeterio S. Santovenia y Eehaide. Ac- limico de nuimero. (1926).
17.--Historiadores de Cuba, per el L i. Rafael Montoro. Contest el Dr. Antonio L. Val-
verde y Maruri, Aeademieo de iiimero (1926).
18.-Usn precursor de la independecia' de Cuba: D. Jose Alcarez .e Toledo, per el Sr.
Carlos M. Trelles y Govin. Contest el eapitfn Joaquin Llaverias, Acad6mico de ndmero.
(1926).
19.-En orfio de la heurstica, p'ir el Sr. Manuel Marquez Sterling. Contest el Sr.
Ren6 Lufrin y Alonso, Aeademico de xfimero. (1929).
OTROS DISCUR0S
20.-Matanzas en ta independent -de Cuba, por el-Sr. Carlos M. Trelles y Govin, Aea-
Admico de nfimerol .(1928).
21.-Pi y -Margall y la Eevolucid~ Cubana, por el Dr. Juan M. Dihigo y Mestre, Acad&-
mieo de nfimera. (1928). i -
22.-Manuel- ddla Crue, por el Dr. Antonit L. Valverde y Maruri, Aeademieo de nd-
mero. (1929) .
23.-Josd Manuel Mestre, par el Dr. Emeterio S. Santovenia y Echaide, Acad6mico de
nfimero. (1929).
24.-Jos6 Antonio Echeverria, por el Dr. Juan Miguel Dihigo y Mestre, Aead6mieo de
nfimero. (1929).
25.--Gonzdlez Alcorta y la libertad de Cuba, por el Dr.i Emeteri S. Santovenia y Echaide,
Aead6mieo deo nimero. (1929). I .
26.-La Comiisi6n Militar Ejecuti or y Permanente Ila oa de Cuba, por el apitfn Joa-
quin Llaverias, Acad6mieo de nfmero.i (1929).
27.-Jos4 Antonio Saco, por el Dr. Salvador Salazar y v .iL., Acadmico de nfimero. (1930).
28.-Antonio Jos6 de Sucre, por I el Sr. Roberto An.lra.d-, Academico correspondiente.
(1930). -
29.-De la BevoLcui6n y de las rbban.a en la epoca ,reAvolucaoiara, por el Dr. Jos6 A.
: odriguez Garola, Aead6mico de nimeto. (1930).























CENTON EPISTOLARIO
DE
DOMINGO DEL MONTE








Arabrmia he la itstoria bu Q uba




CENTON EPISTOLARIO

DE

DOMINGO DEL MONTE


CON UN PREFACIO, ANOTACIONES Y UNA TABLA ALFABETICA



TOMO IV



1839-1840


LA HABANA
IMPRENTA ((EL SIGLO XXn)
A. MURIZ Y HNO.
REPUBLICAN DEL BRASIL 27
MCMXXX

















LATIN
[AJnCA


"En los trabajos que la Aca-
demia acepte y publique, cada
autor serd responisable de sus
asertos y opiniones."-Art. 68
del Reglamento.




















INTRODUCTION


S A. baja eterna, nunca bien sentida, de un compafiero tan
querido como el Sr. Domingo Figarola-Caneda, habia
interrumpido la publicaci6n del Cent6n Epistolario de
Domingo del Monte, obra a la que 61 dedic6 todo su
entusiasmo y cuyo primer tomo apareci6 con un extenso Prefacio,
donde traz6 brillantemente el historical de esa inapreciable colec-
ci6n de cartas, enriqueciendola con oportunas anotaciones debi-
das a sus vastos conocimientos de nuestro pasado.
La Academia de la Historia de Cuba animada de los mejo-
res deseos de proseguir la labor emprendida, ya que el contenido
de los siete volfimenes de que se compone el Centon encierra un
rico caudal de antecedentes in6ditos relatives a la historic de
este pais, gestion6 con el caballeroso poseedor de arsenal de tanto
valimiento que lo cediese a los mismos fines para que fue depo-
sitado en manos del senior Figarola-Caneda.
No podia fracasar el empefio de la Corporaci6n, dado que el
6xito dependia de un cubano enamorado de cuanto se relaciona
con el recuerdo de los esfuerzos realizados por nuestros antepa-
sados en pro del progress de Cuba, bien en el orden politico, lite-
rario, hist6rico o econ6mico, ya que la colecci6n de referencia
abarca esos sectors y otros muchos.
En efecto, el Dr. Carlos Fonts Sterling, abogado prestigio-
sisimo del foro habanero, a quien la Sra. Rosa de Aldama en-
treg6 el Centon "con la recomendaci6n expresa de que aqu6~ que-
dara para Cuba", se prest6 en seguida, con su acostumbrada
gentileza, a complacer a la Academia, segfn consta en el acta co-











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


rrespondiente a la sesi6n celebrada el 19 de mayo de 1928, que
dice asi:
Fu leida una atenta comunicaci6n del Dr. Carlos Fonts Sterling, en la
que, al contestar a la que la Academia le dirigi6 recientemente acerca del tras-
paso de los tomos originales del Centdn Epistolario de D. Domingo del Monte
al Archivo de la Corporaci6n, se ratifica en su ofrecimiento de dejar a la Aca-
demia de la Historia, en dep6sito perpetuo, esos valiosos documents; y el
Sr. President manifesto que, en efecto, el dia 14 del actual, ante el Dr. Eme-
terio S. Santovenia, Acad6mico de nimero, el doctor Fonts Sterling le hizo
entrega de los siete volimenes de que consta el epistolario meneionado, como
se comprueba con el acta notarial, escritura nimero trescientos cuarenta y ocho,
otorgada ante el propio doctor Santovenia, como notario, copia de la cual fu6
leida por el Sr. President *en este acto. La Academia acord6 enviar una ex-
presiva carta de gratitud y de felicitaci6n al doctor Fonts Sterling por su
patri6tico y generoso proceder en este asunto, asi como que se hiciera constar
en acta un voto de gracias al doctor Santovenia por su desinteresada actua-
ci6n en este asunto, enviandose al Archivo los tomos del Cent6n y la copia del
acta de entrega, la cual se publicarh en los Anales. (1)
Ya en posesi6n la Academia de los citados manuscritos, se
di6 cumplimiento al acuerdo de la sesi6n del dia 19 de junio de
1924, respect a que no se continuase publicando en los Anales
el Cent6n una vez terminado el tomo III, sino que los restantes
lo fuesen por separado.
Los volimenes anteriores al present han visto la luz en esta
forma:
I.--(Afios 1822-32)-En los Anales, La Habana, 1919-1920,
ts. I-II, y en edici6n aparte en 1923.
II.--(Afios 1833-35)-En los Anales, La Habana, 1920-1921,
ts. II-III, y en edici6n aparte en 1924.
III. -(Afios 1836-38)-En los Anales, La Habana, 1922-1924,
ts. IV-VI, y en edici6n aparte en 1926.
Figarola-Caneda en el Prefacio del primer tomo de esta obra
refiere la falta notada en el Cent6n de algunas cartas de las sus-
critas por Jos6 Luis Alfonso, marquis de Montelo; pero nos-
otros hemos encontrado en el archive del desaparecido amigo,
que estamos catalogando, una papeleta escrita por 61 que corro-
bora con mas datos la extracci6n de aquellos documents, de este
modo:
(1) En el tomo X de los Anales de la Academia de la Historia de Cuba, correspon-
diente a enero-diciembre 1928, ps. 136-139, fu6 publicada dicha escritura.


VI










CENTON EPISTOLARIO


9 enero 1910
A las cinco de esta tarde he experimentado una sorpresa muy desagra-
dable. Deseando poner una nota a la carta XV del epistolario de Domingo
del Monte, que se public en la Revista de la Biblioteca Nacional, acudi al
Cent6n Epistolario, y hube de hallar que en su tomo III faltan las cartas que
Jos6 Luis Alfonso escribi6 a Del Monte, y las cuales figuran en el indice del
tomo y con los nimeros de las piginas correspondientes. Ademis, en cada
lugar donde existi6 una carta de Alfonso, se evidencia el corte de la tijera que
hubo de separar aquella para extraerla.
Una investigaci6n llevada a cabo en todo el epistolario, nos di6 el con-
veneimiento de que son muchas mis las cartas de Alfonso que fueron extraidas.
Efectivamente, en el tomo IV que ahora damos a la estampa,
no existen las cartas de Alfonso que se expresan a continuaci6n:
12.-Paris, 30 enero 1839.
19.- ,, 25 febrero 1839.
24.- ,, 27 marzo 1839.
27.- ,, 4 abril 1839.
33.- ,, 24 ,, 1839.
38.- ,, 22 mayo 1839.
39.- ,, 6 agosto 1839.
64.- ,, 21 septiembre 1839.
87.- ,, 13 diciembre 1839.
105.- ,, 25 febrero 1840.
136.- ,, 8 mayo 1840.
143.- ,, 8 junio 1840.
Sin embargo, las marcadas con los nmimeros 19, 27 y 39 han
sido incluidas por haberse copiado de las adquiridas por Ja
Biblioteca Nacional, no asi el rest, cuyo paradero ignoramos.
Tambien notamos la desaparici6n de la 80, que, segin el indice
hecho por Del Monte, la firmaba el ilustre camagiieyano Gaspar
Betancourt Cisneros, tan conocido en las letras patrias por el
pseud6nimo de "El Lugarefio", y la cual figuraba. fechada en
"P. Pre. Nov. 4, 1839".
Hemos procurado aclarar con notas cuantos nombres y he-
chos nos ha sido possible, sin que hayamos logrado hacerlo con
la sapiencia de nuestro inolvidable maestro el senior Figarola-
Caneda. JOAQUIN LLAVERfAS,

Acaddmico de numero.


VII
























CENTON EPISTOLARIO

DE

DOMINGO DEL MONTE

CON UN PREFACIO Y ANOTACIONES


TOMO IV


1839-1840

I

Al Liedo D.n Domingo del
Monte.
Matanzas.
Sr D. Domingo del Monte
Hab: 4 de Enero 1.839.
Mi apreciable amigo: la muy estimada de V. fha de ayer, queda en mi
poder con el Impreso que acompaiia, de cuyo contenido todo, me hallo enterado.
El citado Impreso lo entregar6 para que lo lea, y si mereciese su aproba-
cion, como n6 lo dudo lo mandar6 reimprimir por un art' al Diario. (1)
Acerca de Gaunaurd, y herederos de M.r Booth, me escrive muy estensa-
mente el Ingeniero Carrera (2) con fha 31. de Dic.e, y en consecuencia escrivi al
primero con la de 2. del present, suplicandole diese disposiciones para que
no se demore el seguir trazando el camino por su cafetal. El representante de
los herederos de Booth, es el Liedo Vinageras, (3) a quien si V. gusta puede ver

(1) Alide al Diario de la Habana. (Nota de Joaquin Llaverias).
(2) Teniente Manuel Jose Carrera, ingeniero director del ferrocarril de Cardenas a
Soledad de Bemba. (Nota de Francisco Gonzalez del Valle).
(3) Juan B. Vinageras, abogado de Matanzas. (N, de F. G. del V.)











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


a su nombre y el mio, para que dU orden al Adm.or del cafetal S." Juan, para
que permit se tire el camino por dha finca, en consideration alos incalcu-
lables perjuicios que se siguen ala Empresa, por la resistencia de Martinez, a
no permitir el paso, lo que ala verdad es una injusticia, por que ntra asocia-
cion, no se ha negado ni podia negarse a indemnizar alos propietarios del im-
porte del valor que les ocupe segun previene la Ley, y que en esta seguridad,
puede dar la orden terminante, y sin restriction de ninguna clase, para que
no se impidan los trabajos del Contratista; y lo mismo se servirh V. manifestar
al S.or Gaunaurd, en mi nombre, por que el es mi amigo, y no dudo un moment
me complazca en esto, pues tiene la bondad de hacerlo en todo.
V. sabe que hay que hacer la Escritura de la Sociedad anonima; para lo
que es indispensable que los S.res accionistas de esa confieran su poder a per-
sona de su confianza en la Habana, para que los represent a todos. Cuando
yo estuve en esa, hable sobre el particular con los S.res Jimeno, (1) y Cabada; (2)
y V. tendrA la bondad de decirselo nuevamente alos dos, para que promueban
la extension del poder, y citar alos accionistas en persona, o por la Aurora (3).
A la una estoy citado con el S.or D." Juan Montalvo, (4) para ir ahablar con
M.r Robertson, (5) sobre la contrata del hierro, llebando todos los papeles relati-
ves A la Empresa, que ha pedido aquel; y me dice el S.or Montalvo, que el Martes
habrA Junta p.ra deliberar sobre un negocio tan important, en el que se esta
perdiendo un tiempo muy precioso.
Tengo en mi poder, el Libramto de su sueldo (6) correspond.te a Diere, del que
puede disponer como guste.
Mis finas espresiones a su Sra Madre de V., a Rosita (7) (N. B) y demas
de su familiar, igualmente que a Tanco, (8) y su Sra, quedando de V. su mas
afmo amo
Q. S. m. b.
Antonio Gutierrez (9)

P. D.

Adbierto a V. que D. Jose M. Angulo, (10) y Zarraga, (11) son curadores
de varies menores de Booth.


(1) Sim6n de Ximeno. (N. de J. LL.)
(2) Juan de la Cabada. (N. de J. LL.)
(3) Peri6dico de Matanzas. (N. de J. LL.)
(4) Brigadier Juan Montalvo y O-Farrill, president de la empresa del ferrocarril de
CArdenas a Bemba. (N. de F. G. del V.)
(5) De la firma de H. Robertson y Ca., de La Habana. (N. de F. G. del V.)
(6) Domingo del Monte era secretario de la citada empresa del ferrocarril de CArdenas.
(N. de F. G. del V.)
(7) La esposa de Del Monte, Do Rosa de Aldama y Alfonso. (N. de J. LL.)
(8) Felix Manuel Tanco y Bosmeniel. (N. de J. LL.)
(9) Empleado de la empresa del ferrocarril de CArdenas. (N. de F. G. del V.)
(10) Lie. Jose Miguel Angulo y Heredia, abogado de Matanzas. (N. de F. G. del V.)
(11) Lie. Agustin Zarraga y Heredia, abogado de Matanzas. (N. de J. LL.)


2












CENTON EPISTOLARIO


II


Por Cadiz primera via
A D.n Domingo del Monte
Abogado en la
Habana


Sevilla 5,, de Enero de 1839,,


Mi querido amigo: hice mi campafia madrilefia, a cuya capital me lleva-
ron varias dependencias y entire ellas dar publicidad 6 dos folletillos escritos
contra nuestro amigo Tacon, el uno forrado en color de rosa y el otro con cu-
bierta azul, que al recibo de esta ya los habr6 V. leido, de este modo damos
sefiales de vida para que nuestro adversario que no descansa yea que tambien
nosotros le pagamos; por esta razon hago yo alli much falta, porqne no tene-
mos una sola persona, que pueda ayudar alli h Olivan, (1) alentandolo, para de-
fender nuestros derechos. Sirgado (2) no se ocupa mas que en enderezar su en-
tuerto y los demas Cubanos de sus pretensiones y de sus miserias.
Desde Madrid escribi 6 V. que habia encontrado el Barcia por el cual me
hicieron pagar las ganas, aqui lo tengo encuadernado por Alegria (3) y se lo re-
mitir6 6 V. con los tomos 49 y 5' de los viages de Colon que le faltan para el
complete de su obra.
Tambien dige a V. que el tal Alegria se habia determinado 6 ir 6 esta-
blecerse en esa Ciudad, lo que creo una escelente adquisicion y de consiguiente
escuso recomendarselo, pues ademas de su habilidad es un honrradisimo sugeto;
do este modo podr6 encuadernar 6 V. y 6 los demas a quienes he remitido el
Atlas (4) en papel, porque en Cadiz no saben encuadernarlos. Alegria lleva
ademas de su oficio una imprenta y surtido de libros escogidos, para lo primero
cuenta con hacer en esa algunas impresiones y yo le he dicho que nada em-
prenda sin consultar con V., 6 quien buscarh inmediatamente que llegue.
Por hoy no hay mas lugar que para repetirle el carifioso afecto que le
profesa su buen amigo y paisano A de Arango (5)

(1) Alejandro Olivan, politico espafiol que residi6 en Cuba alg6n tiempo. Miembro de
nfmero de la Sociedad Patri6tica de La Habana, desde 1829. Se ofrecia coino amigo de los
cubanos, pero Saco lo consideraba como uno de nuestros enemigos. Fu6 Senador por la pro-
vincia de Huesea. (N. de F. G. del V.)
(2) Pedro Pascual de Sirgado, amigo de Saco, Del Monte, Os6s y de todo el grupo de
hombres de letras de aquella 6poea. Embarc6 para Espafia en 1835. Cultiv6 la poesia.
(N. de F. G. del V.)
(3) Adquiri6 fama aqui como encuadernador. No le fu6 bien en el negocio y se aso-
ci6 mis tarde con Charlain. (N. de F. G. del V.)
(4) Se refiere al Atlas histdrico, geneal6gico, eronoldgico, geogrdfico.... de Lesage
por el conde Agustin Manuel Las Cases, traducido, corregido y aumentado por "Un espafiol
americano", seud6nimo de AndrBs de Arango. (N. de J. LL.)
(5) Andres de Arango y Nfiez del Castillo. Necesaria esta aclaraci6n, dado que
la initial A puede confundirse con su padre Anastasio de Arango y Meireles y su hermano
Anastasio de Arango y Ndfiez del Castillo, (N. de J. LL.)


3











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


III
Al Sefior
Don Domingo Delmonte
Matanzas
Habana 15 Janvier 1839.

Quoique priv6, Mon cher Monsieur, par 1'absence, de vos conseils et de
votre secours, nous persistons A lutter contre les obstacles qui vont chaque jour
en s'aplanissant et je ne doute pas maintenant que le succs ne couronne nos
efforts; je crois done devoir vous rendre compete de nos demarches comme A
celui qui nous ayant ouvert la carriere, doit naturellement s'interesser A nos
premiers pas.
Manquant absolument d'argent nous nous sommes adress6 A M.r Alfonso qui
a bien voulu nous en preter A des conditions tres g6nereuses du moins dans ce
pays-ci; nous lui serons toujours reconnaissant de 1'aide qu'il nous a pret6e dans
ce moment critique; ce prit nous a mis A meme de payer un mois du loyer de la
maison et de faire les frais necessaires h 1'installation de 1'atelier oiL il faut
construire des cloisons dresser des stores pour empeecher 1'air et le soleil, payer
un mois dui aux ouvriers que j'amenai de France, pourvoir A leur nourriture et h
leur logement, enfin solder les frais de douane que necessitent les 4 colis d'instru-
mens lithographiques que j'apporte avec moi; tout en bon train d'etre termin6
I'atelier est fort beau, vaste et bien 6clair6, il sera pret cette semaine, les chat
pentiers, les magons ont fini et les ouvriers s'occupent A installer les presses,
nous aurons cette semaine A faire 1'essai de nos encres pour ne rien produire
d'imparfait et la semaine proohaine nous commencerons nos travaux; il nous
est survenu quelques commander.
Mes ouvriers don't le bon caractere et la conduite 6galent le talent, conti-
nuent d'etre gais et bien disposes, ils n'attendent que 1'ouvrage et je no doute
pas que nous ne soyons tous parfaitement satisfaits d'eux.
L'entreprise rivale a senti sa faiblesse lorqu'elle a vu expos a la Lonja les
travaux faits par nos ouvriers en France; les impressions d'or et de bronze,
les vignettes en couleur ont produit beaucoup d'effet; aussi M.r Torrente est-il
venu nous proposer de reunir les deux 6tablissemens, cherchant par de longues
phrases A me convaincre que c'6tait notre advantage; il dit qu'il est vrai que
nous avons les Habaneros pour nous mais qu'eux ont les Espagnols qui se sont
determines a soutenir 1'6tablissement de Costa de toutes leurs forces; aussi se
sont-ils intitules: Imprenta Espafola. Nous avons r6pondu h Torrente que nous
ne doutions pas d'etre appyes de notre c6te. par tout ce qu'il y avait de per-
sonnes 6clairees dans le pays qui avaient fait de notre 6tablissement unie affaire
de progres et de patriotism; qu'au fait ne serions-nous pas soutenus, nous
persisterions A rester et A travailler seuls parce que nous avions une telle confian-
ce dans la superiorit6 de nos travaux sur toute espece d'entreprise rival que
nous ne doutions pas qu'h la longue 1'intiret personnel et la justice ne nous


4











CENTON EPISTOLARIO


fit triompher; vous comprenez bien que ce serait une duperie A nous d'admettre
en ce moment dans nos ateliers, un imprimeur qui s'instruirait de nos secrets
et de nos proced6s nouveaux et de partager 6galement nos b6enfices avec des
gens qui feraient A peine le tiers autant de travail que nous.
Nos anciens amis M.'r Pepe do la Luz, Poey, Ruiz, Palma sont pleins de
bonne volonte et d'activit6 A nous servir; ce sera une digue centre le torrent
que inonde les journaux de son eloquence; de plus Palma nous a pr6scnt6 ce
matin le directeur de 1'Imprenta Literaria A la tkte de laquelle il va se mettre
et il nous propose d'unir aussi sa typographic A notre lithographie ce qui
constituerait un 6tablissement d'une puissance irresistible.
Quand vous reviendrez vous serez satisfait je pense de la tournure que
prennent les choses; elle nous est toute favorable mais comme il faut battre le
fer pendant qu'il est chaud, ayez-nous des actionnaires pour nous soutenir
pendant nos mois de d6but; pendant ce temps nous obtiendrons par nos amis la
clientele des principles maisons de commerce de la Havane: cependant je dois
vous pr6venir avec regret que nos rivaux se sont empares des travaux de 1'ad-
ministration et du gouvernement, mais leur Bcrivain est tellement au dessous
du mediocre que j'esprre les voir 6chouer des leurs premier essais.
Faites agr6er je vous prie mon respect A votre famille et croyer-moi comme
toujours votre affectionn6 et bien d6voue

A. Moreau de Jonn6s

P. S. M.r Cosnier me charge de vous offrir ainsi qu'A vos amiss?] 1'hom-
mage de son attachment bien devoue.
P. S. Comme personnel ne se trouvait charge ici des connaissemens en
votre absence; j'ai pri1 M.r Fernandez de vouloir bien retire nos colis de la
douane, sur une note que je lui ai donned des contenus; cependant il nous faudra
les factures que M.r Chauviteau vous ont adressees, la douane les ayant re-
clam6es. (1)

TBADUccI6N
Al Sefior Don Domingo Delmonte.
Matanzas.
Habana 15 de Enero de 1809.
Aunque privado, mi querido Sefior, por la ausencia, de sus consejos y de su apoyo
persistimos en luchar contra los obst6culos que van cada dia allanandose, no dudando ahora
que el 6xito corone nuestros esfuerzos. Me creo, pues, en el deber de dar cuenta de nuestras
actuaciones, a quien, por habernos abierto la ruta, deben interesarle nuestros primeros pasos.
Por falta de dinero nos dirigimos al Sor. Alfonso, que tuvo a bien prestArnoslo en
condiciones muy generosas, por lo menos en este pais; le quedamos muy reconocidos por la

(1) La traducci6n de las cartas que en los idiomas francs, ingles e italiano apare-
cen en el present tomo del Centdn, se deben al Dr. Fernando Ortiz, Acad6mico de ndmero,
habiendo efectuado la correcci6n de las pruebas el traductor de la Camara de Representantes
Sr. Mario Sufiol. (N. de J. LL.)


5












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


ayuda que nos ha dispensado en este moment critic; este pr6stamo nos ha permitido abonar
un mes de alquiler de la casa y haeer los gastos imprescindibles para la instalaci6n del
taller, donde hay que construir tabiques y colocar persianas para impedir el aire y el sol, pagar
un mes que se debe a los obreros que he traido de Franeia, proveer a su alimentaci6n y alo-
jamiento, en fn saldar los gastos de aduana correspondientes a los cuatro bultos de instru-
mentos litogrdficos que traigo conmigo. Todo pr6ximo a terminarse, el taller muy bello, am-
plio y bien alumbrado, quedard listo esta semana; los carpinteros, los albafiles han con-
cluido y los obreros se ocupan en instalar las prensas; en esta semana deberemos probar
las tintas para que nada salga imperfecto comenzando la semana que viene nuestros tra-
bajos; tenemos algunos pedidos.
Mis obreros, cuyo excelente earteter y cuya conduct corren parejas con su inteligencia,
continuan alegres, bien dispuestos; s61o se ocupan de su trabajo y seguro estoy de que
todos quedaremos satisfechos de ellos.
La empresa rival ha palpado su debilidad al ver expuestos en la Lonja los trabajos he-
chos por nuestros obreros en Francia, las impresiones en oro y en bronce, las vifietas en
color han producido much efecto. En vista de ello el Sr. Torrente ha venido a proponernos
la Iusion ae los dos establecimientos, tratando con verbosiaad de convencerme que seria
ventajoso para nosotros; dice que si es cierto que nosotros tenemos a los habaneros, ellos
cuentan con los espafoles resueltos a sostener el establecimiento de Costa con todas sus
fuerzas; por esto le han titulado: Imprenta Espafola. Hiemos contestado a Torrente que no
dudabamos estar apoyados, por nuestra parte, por las personas inteligentes del pais que
velan en nuestro estaolecinlento una question ae progress y ae patriotsmo; que en caso de no
vernos sostenidos, persistiriamos en trabajar solos, aaua la seguridad que teniamos en la su-
perioriaad de nuesiros trabajos sobre toaa especie de empresa rival, que no dudabamos que
a la larga el interns personal y ia justicia nos harian triunfar; V. comprenderA que seria en
en nosotros una imbecilidad admitir ahora en nuestros talleres un impresor que se instru-
yera en nuestros secrets y nuestros nuevos procedimientos y que parti6ramos igualmente
nuestros benenteios con gentes que apenas harian la tercera part del travajo que nos-
otros podemos ejecutar
Nuestros antiguos amigos los Sres. Pepe, de la Luz, Poey, Ruiz, Palma, estAn llenos
de buena vomuntad y de actividad para servirnos; eso sera un aique contra el torrent que
inunaa los perl6dicos con su elocuencia; ademas Palma nos hu presentado esta mafiana al
director de la Imprenta Literaria a cuya cabeza va a ponerse y nos propone unir tambi6n
su tipografia a nuestra litogiraia, lo que constituiria un establecimiento de fuerza irresistible.
Cuando V. vuelva quedard satisfecho con el giro que toman las cosas; nos es del todo
favorable, pero como es precise batir el hierro mientras est6 caliente, procirenos accionistas
para que nos sostengamos durante los primeros meses; en ese tempo obtendremos mediante
nuestros amigos la chentela de las principles easas de comercio de la Habana. Debo, no obs-
tante, comunicarle con disgusto que nuestros rivals se han apoderado de los trabajos de la
administraci6n y del gobierno, pero su caligrafo esta tan por debajo de lo mediocre, que es-
pero verlos fracasar en los primeros ensayos.
Con mis respetos para vuestra familiar cr6ame siempre su afectisimo.

A. Moreau de Jonnes


P. S. El Sr. Cosnier me encarga que ofrezea a Vd., asi como a sus [amigos?] el testi-
monio de su devota adhesi6n.
P. S. Como nadie se eneontraba aqui eneargado de los conocimientos durante su
ausencia, he rogado al Sr. Fernandez que sacara nuestros bultos de la aduana, con una nota que
le he dado del contenido; sin embargo se necesitarfn las facturas que le ha enviado el
Sr. Chauviteau, las que ha reelamado la aduana.


6











CENT6N EPISTOLARIO


IV
Sr D. Domingo Del Monte-
Matanzas
Sr D.n Domingo Del Monte.

Apreciado amigo Habana Enero 17 de 1839-
Apreeiado amigo
Me manda V. decir por carta a Machuca (1) que le escriba sobre mis buenas
o malas andanzas de por ac: i que quiere V. que le diga
Mis aventuras desde la ida de V. se reduce a haber asistido a los ecs6me-
nes de escuelas que pude, para penetrarme del m6todo i espiritu de ensefianza
de mis colaboradores i del estado de instruction de los alumnos, registrar al-
gunos libros de filosofia entire los cuales se encuentran las obras de Maine de
Biran, (2) publicadas con un pr6logo del editor por V. Cousin, (3) que no hai
mas que ver de buenas que son, emprender la formacion de otra novela, i pasear i
divertirme como en tiempo de Pascua. En cuanto a los ecsamenes, me han
parecido tan malos, i desahogu6 sobre el caso tan bien la bilis en un articulejo
publicado en el Noticioso (4) del lunes 14, que lo remito a V. a 61, para que me
diga qu6 le parece, ocultando esta revelacion porque creo que ha de armarse
una cruel enemiga, en la cual como en todas las de su clase, hacen i sufren
dafio grandisimo las personas. Respecto a Maine de Biran, no acabaria si le
fuese a referir a V. la riqueza de observaciones delicadas i profundas a la par
que orijinales de este celebre fil6sofo a quien ningun otro lleva ventaja en la
intense i prolija atencion con que desmenuz6 los fenomenos de la conciencia
humana relatives al yo como causa voluntaria i libre de sus actos.-Cuando
V. venga hablaremos largo. Mi nueva novela, de la cual tengo escrito un
capitulo i parte de otro, yacerA por algun tiempo abandonada, siendo el motivo,
por una parte los quehaceres, que estorban su prosecution, i por otra la igno-
rancia complete en que estoi de los hechos, de la realidad, sin cuyo conoci-
miento que no es otro que el de la misma sociedad en que vivimos i el del
corazon human con los hdbitos, virtudes y vicios que sus leyes influyen en 6l,
no puedo ya dar un paso adelante. Hasta ahora he escrito historietas super-
ficiales, i donde con un poco de mafia podia ocultar mi escasez de datos sobre
el mundo; pero en cuanto me he probado a emprender cosas de mas cuenta, la
pluma se me ha caido de desaliento.-El pincel esta listo: la mano capaz de
manejarlo que mal, que bien; pero Li las tintas? ji el lienzo... ? Hasta ahora
no he comprendido las palabras de V.
Milan6s (5) me anuncia que V. ha leido ya el 1.er acto de su "Poeta en la

(1) El abogado y literate habanero Ignacio Vald6s Machuca, quien con el anagrama
"Desval" public valiosas composiciones. (N. de J. LL.)
S(2) Maria Francisco Pedro, metisico francs. (N. de ;J. LL.)
(3) Victor Cousin, fil6sofo y politico frances, jefe de la escuela espiritualista eel6c-
tica. (N. de J. LL.)
(4) El peri6dico Noticioso y Lucero, de La Habana. (N. de J. LL.)
(5) El poeta matancero Jos6 Jacinto MilanBs. (N. de J. LL.)











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


corte" (1) qque piensa V. de 617 A Suares (2) le dare sus espresiones en escri-
biendole.-Esta a la sazon en Giiines solitario i desterrado, sin que haya podido
tomar parte alguna en las diversiones de alli por la triste situation de su fa-
milia. La lfitima carta que tengo de 61 comprueba el abatimiento de su fnimo.
Me confiesa que tiene que permanecer aislado, porque donde quiera hall quien
o1 mire con desprecio o al menos con fria indiferencia; me habla de la injus-
ticia de las penas aberrantes que abruman al inocente con toda dureza, i me
dice que su destierro en Giiines durarh mas de lo que yo creo. (3) Me previene,
como de costumbre darle espresiones a V. i recomendarle que no lo olvide cuan-
do se ofrezca algun buen libro.
I Que dicen los matanceros del 3.er capitulo de Francisco? (4) A su vuelta,
traigase los anteriores para aec.
Con esto i ofreciendome como siempre su mas atento amigo, made a su
afmo
Jos6 Z. G.' del
Valle

V.

Sor. D.n Domingo del Monte.
Matanzas.
Habana 18 de enero 1.839.
Querido Domingo.
No le ha sabido muy bien h Palma (5) la noticia de Alegria, porque ha de
saber V. que en union de Lino Vald6s, ha arremetido A comprar la Imprenta
literaria, y es claro que habiendo esa otra mas, serhn menores las ganancias de
los impresores. Hoy me ha hablado para que en union de Villaverde (6) publi-
quemos una coleccion de novelas y cuentos originales; y aunque no me acomoda
much el proyecto, porque me distraer& algo de otros mas importantes, le he
dieho que si. Me he ajustado con Castro (7) p. escribirle en la Cartera A diez
pesos el pliego: Palma tambien.
He coneebido, y principiado f realizar, una idea que confio pareeera A
V. no mala, y es, escribir una "Suma historical de la isla de Cuba," que pueda
servir de testo en los colegios de esta ciudad. Aunque mi coleccion de docum.to0

(1) Drama del citado Milands presentado a la censura en 1840 con el titulo Un poeta
en la Corte. (N. de J. LL.)
(2) El meritisimo cubano, educador y literate Lie. Anselmo Subrez y Romero. (N.
de J. LL.)
(3) Refierese a las acusaciones hechas a su padre, Ildefonso Suhrez, eomo consecuen-
cia del juicio de residencia seguido contra el genera. Miguel Tac6n, al cesar en el mando de
esta Isla, del cual habia sido asesor. (N. de F. G. del V.)
(4) Alude a la novela de D. Anselmo SuArez y Romero, publicada en Nueva York en
1880. Se reprodujo en Cuba y America, en La Habana. (N. de J. LL.)
(5) El poeta Ram6n de Palma. (N. de F. G. del V.)
(6) El novelist Cirilo Villaverde. (N. de F. G. del V.)
(7) Vicente Antonio de Castro, medico, director y fundador de La Cartera Cubana,
La Habana, 1838-1840. (N. de F. G. del V.)


8











CENT6N EPISTOLARIO


no sea tan complete que baste para escribir una historic en forma de nuestras
cosas, es suficiente para un compendio como el que yo me propongo, y que
cuento sacar A mejor t6rmino que Valdes (1) y dem.s cronistas ntros. aunque
esto puede ser illusion de mi amor propio. Una cosa me parece, y es que entire los
muchos programs que anualm.te propone la Sociedad patri6tica, reducidos f
memories y planes irrealizables por la mayor parte, muy bien podria incluirse
el de una historic, como esta mia; con lo que se lograria una de dos cosas; 6
que otro anticuario desempefiase la obra con mayor perfection y utilidad del
piiblico, 6 autorizar mas la mia para que se generalizase en las escuelas. En
esto puede haber su parteeilla de miserable interns; pero tambien hay, cre6melo
V. el deseo de que se conozca como ha caminado esta Antilla, y se despierte
en sus hijos mayor amor A ella. Vea V. si puede recojerme algunas noticias;
especialm.te sobre ese pueblo: Pichardo (2) debe tener muchas.
Aunque ya se va dilatando much, no debe V. desmayar en la contesta-
cion & Fair-play; (3) aunque no sea mas que p. que 61 la lea, y haga de ella lo
que mas le cumpla.
Hoy se estrenan las prensas de Cosnier con las papeletas de convite p un
bailey region que va f dar el Principe Joinville (4) en la fragata Ifigenia: pienso
ir de aqui & un rato h verlas, y h decirle la buena noticia que V. me encarga.
A prop6sito de baile, y de m6scaras: el dia 2 del entrant dicen que em-
piezan los de Sta-Cecilia: si V. no esth ya asociado con otro, ni tiene ofrecido
el billete de convidado, confio que se acordarA V. de este miserable derrotado
plantador: bueno es anticiparse. Supongo que para entonces ya estarh V.
aqui.
Ahora mismo esta aqui conmigo (en la oficina) Man.1 J. Carrera que vino
ayer con Agustin Zarraga: por la cuenta va volando ese camino de hierro:
quiera Dios que cuanto antes rueden por 61 los azficares de esos ingenios.-Aho-
ra que digo ingenios!.. qu6 buena raspadura se estara V. chupando!... que
miel!!.. acuerdese V. de los pobres de por ach, y triigase en el bolsillo dos
6 tres cachos de aquella, y unas cuantas cucharadas de esta. Qu6 caro esti el
pan, caramba! Seri menester comer la miel con cazabe: por fortune asi es
mas sabrosa.
Desde que se me meti6 en la cabeza el proyecto de escribir la obrilla que
he dicho, me sucede lo que 6 Balzac (5) con su fisiologia del matrimonio (que
acabo de leer) : por donde quiera veo un tomito en 49 de letra menuda, y encima
"Suma history & Estoy metido de hoz y de coz en cronicas histories y ma-


(1) Antonio Jos6 Vald6s, autor de la Historia de la Isla de Cuba y en especial de la
Habana, La Habana, 1813. Reimpresa en 1877. (N. de F. G. del V.)
(2) El ge6grafo Esteban Pichardo. (N. de F. G. del V.)
(3) Seud6nimo de Jos6 de la Luz y Caballero. (N. de F. G. del V.)
(4) Hijo tercero de Luis Felipe, que lleg6 a La Habana el 5 mayo 1838. (N. de
J. LL.)
(5) El brillante y fecundo escritor frane6s Honorato de Balzac. (N. de J. LL.)


9











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


nuscritos: quiera Dios que me dure el entusiasmo, que entonces podr6 acabar
dentro de cinco 6 seis mess.
Mis hermanas y yo devolvemos con usuras A esas Rosas sus saludos: i que
no fu6ramos ruisefiores, p repetir la leyenda oriental!-Di sus memories & los
Mufioces y Palma: las correspondent.
El Sor. Mussati, aunque digan algunos inteligentes que es bueno, non mi
piace niente afatti: Galli, es muy buen actor: pero cantor... ei ful con todo
me gusta.
Sin mas por ahora, le besa las manos su amigo ex-colaborante.

Echeverria (1)

Sr. Secretario: llegu6 ayer p.r q.e la Junta me mand6 venir inmediatam.te
de modo q.e antes de ayer a las 11,, recibi la carta de D. Ant.0, a las 3,, sali
p. rtierra p? Matanzas adonde llegud a las 9,, de la noehe, sali ayer en el al-
mendares y a las dos me di en el muelle con D. A. q.e me esperaba p? arreglar
ayer mismo las condition." del hierro, se hizo todo y hoi a las 6,, de la mafiana
sali6 p" London el pedido de modo q.e fu6 mui bueno q.e llegara yo ayer p.r q.e
si me tardo un dia el paquete se larga y hai q.e esperar otro mes.
Muchas ganas tcngo de ver a V. tenemos much q.e hablar, pues los Ma-
tanceros han armado un alvoroto queriendo q.0 abandonemos nuestra linea y
q.e Ilevemos el camino de Bemba a Canimar, tratan de pedir esto a la Junta.
Me voi el martes p.o el 8,, 6 9,, de febrero estar6 aqui y nos veremos en-
tonces, sin envargo ver4 a Cespedes (2) p.r si puedo emplearme en obsequio de
su fam." de V. en el negocio de la casa.
Memorias y cuente con su am.0
Carrera (3)
VI
Al S.r D. Domingo
Del Monte
Matanzas.
Sr D. Domingo del Monte
Hab. 21. de Enero 1.839.
Mi estimado amigo: tengo la satisfaction de noticiar a V. que por el Pa-
quete quo hace tres dias sali6 para Inglaterra, ha ido la orden para la compra
de carries, y demis para nuestro camino de hierro.
El Ingeniero lleg6 el viernes, y se embarca mafiana en el vapor, y le encargo
que asupaso por Matanzas lo yea a V.
Sabrf, V. la rebolucion que ha havido en Matanzas para que se varie la
line del camino de hierro, Ilebandola desde Soledad A Canimar: qu6 buen
rcsuello tienen para Buzos los Sres Matanceros? Me parece que estoy viendo

(1) Jos6 Antonio Echeverrla. (N. de J. LL.)
(2) Francisco de C0spcdes. (N. de J. LL.)
(3) Manual Jos6 Carrera. (N. de J. LL.)


10











CENT6N EPISTOLARIO


a nuestro amigo Cristoval Madan, (1) representar el primer papel en esta es-
cena; y si V. lo viese tenga la bondad de decirle, que ya es impossible que la line
tirada del Camino se pueda variar.
No tengo ticmpo para mis. Mis finas esp"ne a Rosita, y ala Sra madre
de V. (C. P. B) mandando lo que guste a su mis afmo am.0 y seg. Sr Q.
S.m.b. Antonio Gutierrez

VII
Domingo
Hab? y EnO 22 de 1839.
Ya hemos tenido una session de afio nuevo en la Seccion de Educacion.
Lo mas important de la Junta fue el votar 17. p.s para la ensefianza de al-
gunos pobres en el barrio del Angel a cargo del viejo Bandaran: (2) 15 para
igual beneficio en el barrio de Paula y otros 15 para lo propio en un barrio
estramuros.
SA q.e conocio V. en el introito con q.e damos al pub.co la lista de Inspee-
tores que la mitad del ultimo no era mio? Hice 3. veecs el prologo y siempre
le ocurria algo mas a Pepe (3) y al fin le dije, "agrega lo q.0 te parezca bien y
pon mi firma."
Ha habido sus rcclamaciones sobre los nombram.tos de inspectors y ayer
salio en el Noticioso arreglada por ultima vez la lista. Veala V., pues Luz
se empefio en poner a V. de Inspector del Colegio cubano y quedo al fin cole-
ga de V. Puig. (4)
Ahi le mando esa carta para q.e vea la celebration q.0 hace Sagarra (5) de
]a obra de Filosofia de Cousin q.e le remiti en contestacion a cierta earga q.e
me dio sobre la question que agita Luz.
He leido a Main de Biran y en sus investigaciones sobre el influjo de lo
fisico y moral del hombre he hallado nuevos motives para conocer la insufi-
ciencia de la escuela sensual en la csplicacion de muchos fenomenos.-Biran
easi define asi el suefio-"El debilitamiento, o abdicacion que sufre el Yo.
VY el acto de estar despierto como se distingue?-Por la restitution del Yo a
su poder o imperio. La locura p. Biran es la perdida del imperio del yo, de
su conciencia y de su memorial y el predominio de la parte animal como en
el sonambulismo. Hay locuras donde lucen algunos relampagos de inteligen-
cia, que conoccn los juristas por hicidos intervals y entonces el hombre, en
esos moments se posee a el mismo; no est6 fuera de si nee mente alienus.
Asi la locura complete corrcsponde al Medico, la intermitente al Medico
y al Sicologo y el imperio de la razon al Psycologo.

(1) Cubano dignisimo, defensor de las libertades de su patria, y escritor que se
distingui6 con el seud6nimo de "Fingal". (N. de J. LL.)
(2) Francisco Bandaran, fundador de la escuela del Angel. (N. de J. LL.)
(3) Jos6 de la Luz y Caballero. (N. de F. G. del V.)
(4) Manuel Puig. (N. de J. LL.)
(5) Juan Bautista Sagarra, educador, de Santiago de Cuba. (N. de F. G. del V.)


11











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


Estas son las impresiones que me ha dejado la rapida y apurada lecture
q.e hice de ese libro. En vano quise q.e me lo dejaran 4 o 6 dias mas para
estudiarlo. No pierdo las esperanzas de conseguirlo otra vez. No hay en la
Habana ningun ejemplar y debe meditarse much el trabajo de Biran por q.e
el fue discipulo de la escuela de Locke y Condillac, Maestro de Cousin y uno
de los .os Sicologos que se dedic6 a averiguar lo que era este Yo uno, identico
y siempre el mismo en medio de la continue variacion de nuestros pensamtos,
sensaciones y voliciones. Declara q.e el Yo es la ler causa que nos es dado
career, productor de sus (1) actos, arbitro de hacer o no hacer lo que corres-
ponde a su creation. En la paralisis muscular el Yo hallara obstaculo para
mover un brazo, por ejemplo, pero sin embargo querra moverlo y alla en el
recinto de su conciencia esta cierto de q.e el quiere moverlo y esta volicion
es un efecto todavia q. anuncia el poder de donde viene.
Digale a Tanco q.e no abandon a Vallenilla y q.e lo tengo citado p.a los
dias de fiesta por la mafian a las 10.
Cuando vi el papel asi llevaba medio pliego escrito. Mems a Rosita, un
beso al cuico y cuidar al ultimo vastago.
[M. G. del Valle] (2)

VIII

S. D. D. Man.' Gonsalez del Valle.
Habana.
Sant? de Cuba 3 de Eno de 1839
Mi estimado amigo: lea V. y luego hablaremos me dijo V. al enviarme la
escelente obra de filosofia de M.r Cousin. He comenzado A leer y ya deseo
hablar, con tanta mayor razon cuanto q.e el aislamiento en qe vivimos en Cuba,
me hace mas apetecible esta comunicacion de ideas. Faltamos aqui comer-
cian.8 de esta preciosa mercancia, p.r qe han faltado dep6sitos qe las suminis-
tren y propaguen, y nos impongan la costumbre y la necesidad de consumirlas.
De esto me he lamentado muc.s veces con V., he tentado p? en vano, abrir esos
dep6sitos, y quizh si un dia de estos vuelvo a tratarle de este punto deteni-
dam.te, p.r q.e veo la necesidad qe de ellos tenemos, y deseo remediarla, aunq.e
corra nuevos riesgos; q.e algo debe arriesgarse en favor de la gran causa del
saber. El ostaculo mas poderoso esta en mi insuficien.", p] ahi estan V. y
Luz q.e me ausiliarAn desde alli. Pero perdone V., mi amigo, q.e tanto me
haya separado del objeto de esta carta, abusando, pueda ser, de la paeien.a
de V.
Dije q.e iba a hablarle de Cousin y paso i verificarlo. He leido la l.a
leccion, en la cual ya se tropiesan con ideas nuevas, al menos pa mi. Y no

(1) Aqui aparece rota la hoja de papel en que esta escrita esta earta; pero su autor
aclara en el dltimo pArrafo este particular. (N. de J. LL.)
(2) No aparece firmada esta carta, pero en el indice consta que era de Manuel Gon-
zAlez del Valle. (N. de J. LL.)


12











CENTON EPISTOLARIO


solo nuevas, sino presentadas en un orden verdaderam.te analitico, orden q.4
solo puede seguir, quien ha llegado A ensefiorearse de esa ciencia; y de qe se
tiene un claro indicio con solo ver la tabla analitica qO precede a la obra.
La idea de pasear al discipulo p.r el campo de la historic de la filosofia
tiende en mi concept A pulverisar todos los sistemas qe se han suscedido en
ella, p. advertir los planes p.r donde han flaqueado, hacer mas palpable los
progress del entendimiento, poner mas de bulto sus estravios, A fin de qe nos
alejemos de ellos, y levantar el sistema eclectic, segun sospecho, y q.e quiza
es el finico q.e puede susistir en una 6poca en qe la libertad filosofica parece
haber fundado definitivam.te su imperio. No hay dudarlo, la historic de 'a
filosofia es de una importancia suma p? la filosofia misma.
Admirable es tambien la conclusion de qe la filosofia es una verdadera ne-
cesidad y una production del entendimiento. Punto es este esencialisimo en
si, y muy bien colocado en la prime leecion. Esencial, p.r q.e no puede menos
qe serlo su prueva contra las declamacio.8 de alg.s espiritus superficiales y
desidiosos, p. quie.s es mas facil decir enfaticam.te delirios, voces vanas, teorias
initiles & q.e sumergirse en las meditacio.s, examen y discusio.8 q.e el studio re-
quiere. Y bien colocado, p.r q.e al principiar la ciencia es cuando debe evi-
tarse q.e el q.e aspire i su conocimiento no caiga en ese error, qe le haria des-
mayar en su eurso. Bien persuadido he estado spre de esta verdad, y p.r eso
cuando fui nombrado pa desempefiar la clase de filosofia del seminario de esta
ciudad, antes qe todo me ocup6 en manifestar con la detention qe me permitio
mi escasa capacidad, el parentezco de la ideologia con las demas ciencias, el
ausilio q.e ella les presta, las ventajas del studio de la moral, y las diaries 6
importantes aplicacio.6 de la fisica A las artes y d los usos de la vida.
Y que diremos del examen qe hace de las ideas de lo until, lo bello, lo just,
de Dios, de la religion y p.r fltimo de la refleecion, en la q.0 fund toda la
filosofia? En este pirrafo veo una mina de ideas important.s q.e salen del
dominio de la filosofia, comprovandose de paso con esto lo qe en otra parte dice
el autor, que ning. verdad le pertenece A ella esclusivam.te, pero tampoco hay
ninga qe le sea estrafia.
Digna es tambien de studio detenido la definition q.e dif de la filosofia,
y q.e parece muy amoldada al estado qe hoy tiene esta ciencia, qe es la antorcha
qe ilumina a las demas. Aplicada h ellas, ban hecho progress pasmosos; todo
a p.r q.e? Por el m6todo, qe es el alma de la investigation, y la refleccion, qe
es su aplomo. Yo, sin embargo, necesito meditar algo mas esta definition tan
nueva pa mi.
Lo qe si me parece fuera de toda duda es lo necesario del se rendre compete.
Este forma la ciencia de cada uno y de aqui el eclectismo. Bien 6 mal for-
mada debemos tener una manera de considerar las ideas qe hemos adquirido,
y una vez formado ese sistema, 6 como quiera llamarse, el studio lo perfeceio-
narA, lo refdrmarf, lo adelantarf, segun su estado. con la observation y el
studio.
Otro particular q.e advierto en la nueva escuela filosofica es esa tenden.
i manifestar el verd? fundamento de la religion, algo minado con alg.s sistemas


13











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


qe ban precedido, y q.e ejercian una influent de p6sima trasendencia en cl
orden social. No hablo del sensualista, p.r qe no estoy convencido q.e 61 ataque
la religion: contraigome 6 otros qe han campeado hasta ahora poco. Lo q.0
Cousin dice en esta leccion acerca de Dios y del culto es muy important, aun
q.0 corto, y yo me persuadiria qe iba ya a celebrarse una alianza cordial entire
filosofos y teologos, sino recordase q.e otros motives pueden todavia dividirlos.
P? al menos la just? scrA ahora mas manifiesta y la Sociedad sabrh distinguirla
y aprovecharse de las consecuen.s qe palpe.
Desearia estenderme mas cn una conversation, cuyas contestacio.8 me pro-
porcionarfn nuevos goces, mas provecho y repetido motive de agradecerle
a V. su bonisima amistad, en tanto q.e quedo divertido con Cousin, y deseando
6 V. y toda su familiar mil felicidadcs en el afio qe ha comenzado, el cual me
ha cogido con enfermos graves en casa. Su affmo amigo q. b. s. m.
J. B. Sagarra

Este amigo ha sido uno de los discipulos mas aventajados de Luz en el
colegio de S. Carlos. (1) Le conserve a Luz el mayor carifio hoy redoblado con
la gratitud a los buenos servicios de Luz por conseguir qe se restituyera a sus
hogares con honor y sin mancha ante el Gov.nO (2)


IX

Sr Ldo. D.n Domingo Del Monte
Injenio
Santa Rosa
Enero 24 de 1839-
Apreciado Domingo
Estimo en lo que valen sus consejos relatives a mi tentacion de echar a
un lado la novel que he comenzado; no por las alabanzas que V. por favor
de buena amistad prodiga a mis primeras obritas, sino porque comprendo,
segun me indica V., que el reducido campo sujcto por ahora a mis esploraeio-
nes, tiene aun algunas riquezas por beneficiary. Voi a ver como en ella (i sepa
V. que se me ofrece coyuntura mui buena al efecto) introduzco un abogadito
flamante, en leche, recien venido de Espafia o del Principe, i h6teme ya en
oportunidad de describir cscenas i de pintar un personaje, id6ntico hasta con-
fundirse, a mil orijinales que andan por nuestra Habana i que se topan a cada
paso.
Nada me habla V. sobre el articulo Ecsdmenes del Noticioso que le apunt6
en mi anterior. Los maestros se han puesto como chivos. Hai quien se lo haya
atribuido a V., diciendo que tiene el mismo color de sus articulos sobre educa-

(1) Se refiere al Real Colegio de San Carlos y San Ambrosio de La Habana, done
Jose de la Luz y Caballero explie6 la clase de Filosofia. (N. de J. LL.)
(2) Este parrafo es de Manuel Gonz&lez del Valle. (N. do J. LL.)


14










CENT6N EPISTOLARIO


cion en el Plantel; (1) pero esta es la hora en que no ha salido ningun campeon
a defender al hollado majisterio.
En cuanto a SuArez, yo no picrdo occasion de escribirle i de alentarlo; pero
la distancia a que esta, i mas que eso el no tener conduct regular i frecuente
como fntes para remitirle mis cartas, obstan a que reciba de mi mas consuelo
en su doloroso- desamparo.-Dias hace que no s6 de 6l.
Me alegro que la segunda obra dramAtica de nuestro Milanes mcrezca ser
digna del memorable Conde: (2) tengo ganas infinitas ya de leerla. Ojalf la
acabe pronta y felizmente! En la carter cubana del mes de Dizre ultimo he leido
un articulo critico sobre el Conde de D." Blas S. Millan (a lo que dicen) escrito
con bastante discrccion.-Coincide con nosotros en la consabida de que la tra-
jedia de Milanes trasciende los adelantos i el gusto de esa nueva filosofia que
le ha arraneado de las manos al sensualismo el cetro de la dominacion.
Del casamiento de la Ruiz, mui poco o nada se que V. ya no sepa, porque
apesar de que suelo hacer en su easa mis visits, el asunto es tan delicado que
ni siquiera me he querido dar por entendido de su ausencia, ni he prcguntado
por ella, ni he movido conversation alguna que me pusiera en antecedentes. Por
ahi he sabido que estaba depositada allA fuera, en Factoria, que Suzarte (3) es-
taba en casarse i tan estaba en ello que el Domingo antes del pasado, se debi6 ha-
cer la primer amonestacion, i que la causa de sucesos tan violentos mas depen-
dia de la poca cordura con que manejaron el negocio los que lo manejaron, que
de los amantes, precipitados antes de tiempo a una union tan a disgusto de la
madre.-Como de nada de esto s6 a fondo la menor cosa no me quiero meter a
darle mi voto resolutivamente, i paso a otra cosa.
La 6pera italiana esta, amigo, como nunca. No es la Albini (4) aquella mu-
jer que V. vi6 en la Norma la primer noche, cortada i eneojida a presencia de un
auditorio nuevo i numeroso. Ahora que ha adquirido el desenfado de una actriz
verdadera, es cuando hai que verla. Haciendo la Norma, la Semiramis, la
Ana Bolena, la Rosina del Barbero enloquece i arrebata con la maestria por
todos confesada de su voz, aunque no por eso inmune de ciertas faltas para
algunos, i la arrogancia i apostura del cuerpo en sus mas espresivos ademanes.
Galli superior sin duda a cuanto hemos visto, en lo c6mico pareee cl verdadero
Henrique 8?, el mismo Asur, el propio D.n Bartolo. En este iltimo papel su
dote de c6mico por escelencia lo lleva a la ecsajeracion a merced de los innu-
merables aplausos que a cada paso obtienen sus chistes.
Ha salido la 4? entrega del Plantel iDios nos asista! no he podido leer
ni una letra, de fastidioso que me ha caido. Las laminas, que yo pens6 serian
inmejorablcs no me gustan, ni le han gustado a infinitos con toda la bulla que
(1) Peri6dico que fundaron Ram6n de Palma y Jos6 Antonio Echeverria. La Habana,
1838. (N. de J. LL.)
(2) El Conde Alarcos. Drama caballeresco en tres actos y en verso. Su autor: Jos6
Jacinto Milanes. La Habana, 1838. (N. de J. LI.)
(3) Debe aludir al matrimonio del distingtido escritor Jos6 Quintin Suzarte con la
Srta. Rosario Ruiz, hermana de Jos6 Ram6n del mismo apellido. (N. de J. LL.)
(4) La notable soprano Marietta Albini a quien se refiere la nota de la p. 184.
(N. de J. LL.)


15











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


arm6 Oliva. (1) La suscripcion tiene que'disminuir terriblemente. Ha perdido
la obra el color local: nada de cosas de Cuba: todo de cosas de Egipto, i del
infierno: hasta una novel que hai, i que solo conozco por el titulo, es sin duda
de cosas de moros o mustafAes porque tiene arriba Aben-fusat 6 que se yo...
Su afmo
Jos6 Z. G.z del
Valle

X

Habana 25-enero de 1.839.
Sefior Ldo. Al-Monte.
Placeme sobre-manera la oferta que me hace vuesa-med. de las miles y
rapaduras, con el aditamento de los piloncillos de azfcar, que bueno sera que
no sean muy diminutos, pues mientras mas duren, mas tiempo tendr6 de estar
pidiendo a Nuestro Sefior en mis cortas oraciones, que conserve largos aiios la
vida a vuesa-mcd, para que pueda repetir esos caritativos oficios que tan acep-
tos son A los ojos de la divinidad.
Ayer han llegado en la Marinera los Sres. de la nueva-audiencia, con un
chorro de fam6licos abogados, y el General de Marina. Anoche estaba en el
teatro el Regente, que vive con Arrieta, (el Dn Joaq.n) : cuentan que el buen
Sor., al ver la oficiosidad de los que a porfia le brindaban su casa, se qued6
lelo, y solo hall voces p. decir iqu6 pueblo tan complaciente!...
El domingo pasado fui a Giiines eon Carrera y ZArraga, se entiende con-
vidado: estando en Garcini esperando A que saliese un tren en que iban los
Escmos. General 6 Intend.te que tenian un almuerzo en Giiines, llegaron sus
Escelencias en el land de aquel: acudi6 a la portezuela uno de sus lacayos;
pero el inclito D.n Ant? de Escobedo lo ech6 a un lado, y poniendose al estribo,
con la una mano en el sombrero levantado, ofreci6 la otra a ambas dignidades
p. que bajasen. No content con esto, arregl6 personalm.te a la par con uno
de los esclavos, los asientos del coche en que fu6 la comitiva. Yo lo vi... oh
mores!
Ahora con la nueva Audiencia supongo que dejara de Censurarnos nuestro
amigo Olafieta; (2) pues como segun una reciente R.' orn. nadie puede percibir
dos sueldos, aunque scan mas los destines que desempeie, no creo yo que 61
sea tan desprendido que quiera estar leyendo disparates de valde. Esto quiere
decir que ya no hay que contar con 41: sabe Dios A quien nombrar.
Mi suma historical servirA no solo pa los muchachos, sino tambien p. los
barbudos: ya lo verA V. CUspedes me ha ofrecido facilitarme las actas del Ca-
bildo p. estractarlas i qu6 tesoro de noticias no habrA en ellas!
Moreau (3) dice que por no haberlo recibido A tpo. se le qued6 en el Havre,

(1) Ram6n de Oliva, editor de El Plantel. (N. de F. G. del V.)
(2) Jos6 Antonio de Olafieta, Censor Begio. (N. de J. LL.)
(3) A. Moreau de Jonnes. (N. de J. LL.)


16










CENT6N EPISTOLARIO


junto con otro suyo, el cajoncito de libros p. V. q.e envia Pepe Alf. Recoji
los que 61 trajo, y estfn en su estate: estoy leyendo de ellos la Chute d'un ange
par Lamartine. Dice que el Damiron y Jouffroy que trajo fu6 por encargo
del P. Ruiz, (1) A q.n los ha entregado.
Se va el correo.
Suyo,
Echeverria. (2)

Ya vino Matamoros: (3) el muy tonto dice que por poco se casa en el Prin-
cipe! ha visto V. que mocito?...
B. 1. p. f las Rosas.

XI

Parigi, 30 Gen: 1839
Carissimo Amico,
Ho ricevuto la gratissima vostra letter del 25 Ottobre pp. e vedo con
piacere che vi e arivata la mia prima spedizione di periodic. Gih ne ho fatte
varie altre per mezzo del Sig.r Alfonso, e del Sig.e Chauviteau, e spero che tutte
saranno giunte alle vostre mani. Seguitate pure a comandarmi liberamente
in tutto quello che vi occorrerh, e vi assicuro che procurerb di servirvi con tutta
la premura, come lo far5 con tutto il piacere. Se la mia posizione mi perme-
ttesse di fare lo schizzinoso, ricuserei quella qualunque retribuzione che volete
assegnarmi per un servizio cosi legggiero; ma noi altri poveri diavoli, poveri
figli del popolo, non possiamo essere molto delicate, nB molto orgogliosi, sotto
pena di morir di fame; pereib recetterb senza complimenti, bench alquanto
rosso nel viso, cib che crederete convenient offrirmi; accetterb ancora, perched
non voglio che V. se ponga bravo come la vostra letter minaccia.
La conversazione del Sig.r Alfonso mi sembra molto pregevole, e tengo a
grande onore 1'essere ricevuto nella sua amicizia, non solo per i distinti meriti
che 1'addornano, quanto perched so che voi molto 1'amate, ed egli molto vi ama.
Nonostante, la mia umile e triste situazione, le mie quotidiane occupazioni, e
questa vita di Parigi, tanto different per le different classic della society, non
mi permettono di visitarlo cosi spesso come mi piacerebbe. Spero, che il vos-
tro stimabile amico e voi ancora avrete la bonth di perdonare questa mia man-
canza causata dalle attuali mie circonstanze; dalla melanconia che mi divora,
e dalla salvatichezza del mio carattere.
Ho avuto fra le mani el Plantel, la Cartera, la Siempreviva, el Conde
Alarcos.-Al vedere cotesti ardenti abitatori delle grande Antilla sortire dalla
stretta e fangosa via dei freddi calcoli numerici, e slanciarsi nel largo e fecondo

(1) El Pbro. Francisco Ruiz, que much trabaj6 en favor de la instrucci6n pfiblica
de Cuba. (N. de J. LL.)
(2) Jos6 Antonio Echeverria. (N. de J. LL.)
.(3) El poeta y eseritor pfiblico D. Rafael Matamoros y Tellez. (N. de 3. LL.)


17










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


camino delle speculazioni intellectual e letterarie, mi sento tutta 1'anima con-
solata. Finalmente cominciano a entire che l'uomo non vive solo di pane,
e che la sua mission sulla terra non si riduce solamente a coltivare ingenios y
cafetales; cominciano a entire che la mente ed il cuore han pure bisogno di
vivere, ban pure bisogno, sommo bisogno, d'essere coltivati. Le nazioni non
diventano e si conservano grand, potenti, felici, col fare esclusivamente pro-
gredire gl'interessi material, ma col dare insieme ai morali interessi tutto lo
sviluppo possible. Mi e poi cosa dolcissima il conoscere quanto ha contribuito
il vostro esempio e I'influenza vostra a questo miglioramento delle tendenze
della vostra patria. II primo santissimo dovere di quegli uomini che per in-
telleto, per ricchezza, per posizione social sono al di sopra delle moltitudini,
e quello di dare buona direzione alle medesime colla parola e coll'azione. Voi,
mio buon amico, siete uno di questi uomini rari; voi fate il vostro dovere: che
il cielo vi benedica!-Fra questi periodic il Plantel mi sembra il migliore, il
pih utile, il pii social; e, senza parlare del figurino che e insopportabile, credo
che potrebbe distinguersi con molto onore anche in Parigi. Dopo viene la Car-
tera; poi la Siempreviva, che per non dare ben presto una solenne mentita al
suo nome, ha bisogno di diventar migliore. Sono certo che il tempo, lo studio
e la buona volonta perfezioneranno molto questi giornali. Voi vedete che anche
senza liberty di stamp si pub far molto, quando si vuole; e se non farete molto,
farete poco, farete qualche cosa, ehe e sempre meglio che far mulla: avanti
dunque! E alle vostre donne non volete pensarvi? Neppur una parola
diretta alla donna! Nulla dell'educazione della donna, nulla delle sua alta e
santissima mission in questo mondo! Spero che in avvenire alcun di cotesti
giornali consacrera qualque pagina alla educazione delle donne. "Vogliasi o
"no, dice il venerabile Lambruschini, le donne sono il vincolo della society, sono
"la forza elevatrice che la spinge a nobile imprese, 6 l'inciampo che la trattiene
"in un vituperevole inerzia; sono le inspiratrici di belle e grand virti' o gl'is-
"trumenti di base e non dicevoli cose." E forza confesarlo, grande grandissi-
ma influenza social hanno le donne; influenza occulta, indiretta, ma continue,
attivissima; influenza tanto piu pericolosa, quanto meno conosciuta da molti, e
da molti poco apprezzata. Tutti i mali e tutti i beni dei popoli vengono dalla
buona o triste costituzione della famiglia; e chi non sa che la donna, invece
d'essere un angiolo tutelare che sempre stretti conservi i santi e dolci legami
della famiglia, e sovente un demonio perturbatore che vi mantiene il disordine
1'agitazione, il dolore?--Povera donna! con un'anima cosi tenera, cosi aman-
te, cosi capace di tutte le virti, strascini la tua vita nel fango, e finisci i tuoi
giorni, non fra le carezzanti braccia e le benedizioni dei figli dei tuoi figli, ma
fra le fredde e mercenaries cure dello straniero o abbandonata nella noja o
nella solitudine, o in uno schifoso ospedale.- Vi raccomando, Cubani, le mie
povere donne! L'educazione pub rigenerare la bella compagna della nostra
vita: l'educazione pub tutto! Celui-l, dit Leibnitz, qui est maitre de l'edu-
cation, peut changer la face du mondel
Dopo aver letto col piut vivo piacere il Conde Alarcos, mi lodo d'aver salu-


18










CENT6N EPISTOLARIO


tato poeta di belle speranze il S. Milanes, quel giorno che insieme con voi
leggemmo alcuni dei suoi bellissimi versi. Mi confermo nella mia antica opi-
nione, e credo che in quest sarete meco di' accord. Ma non basta essere buon
poeta per essere buon drammatico. Di tutte le forme poetiche che pu6 vestire un
sentiment, un fatto, un idea, il dramma e, a mio intendere quella che present
maggiori difficolta. Per riuseire grande nel dramma, non solo del cuore e del'
imaginazione, ma dell'intelletto ancora vE d'uopo, e d'un intelletto vasto, profon-
do, coltissimo. Percib procurerb di non parlavi dei diffeti che mi pare di trovare
nel Conde Alarcos come dramma, e pia come dramma storico. In verita, molto si
pub e si deve perdonare ad un giovine che non ha studiato il movimiento dramma-
tico nel teatro, e nel mondo, ma nei libri. Difficil cosa si e ii formarsi un'idea
vera a precisa della fisonomia storica d'un'epoca, delle passion e dei caratteri
degli uomini di quei tempi, senza uno studio profondo della storia, e non solo
della storia propriamente detta, ma delle memories, delle tradizioni popolari, dei
document e delle inezie ancora che ci portano le rancide e tarlate cronache.
Molto, molto si pub perdonare a un letterato che strive in Matanzas. Comunque
sia io non avrb mai l'ardire di criticare, n6 di numerare i diffeti del lavoro
d'un giovine poeta che con promesse tanto prillanti e magnifiche comincia la
sua carrier. La sola creazione di Leonor basta a qualificar per poeta grande,
appassionato, gentile, il Sig.r Milanes. Tutte quello che di tenero, di candido,
di santo v'6 nel cuore d'una donna, d'una sposa, d'una madre, egli l'ha fuso
nella bella figlia della sua imaginazione; tutto il bello ideale della donna si
trova in quella amorosa e divina creature. Moltissime sono le bellezze sparse
qua e 1 per tullo il dramma, e mi duole di non potere parlavi di tutte in quest
letter giA troppo lunga. La scena fra il Conte, il boja e la vittima e magni-
fica; ma mi pare che un personnaggio di pifi, una passion di pit l'avrebbe
resa sublime, e veramente drammatica. Oh! si en tu conciencia triste la voz del
amor existe, e tutto ci6 che segue e palpitante di passion e di verith. E poi,
quanta purezza ed affetto nei discorsi di Leonor! Quanto e natural e sem-
plice quel suo yo a vuestro rey no comprendo; soy joven: yo no entiendo m6s
que de vivir y amor! Divino Milanes! tu sai bene quanto vale una donna che
dice, soy muger y no s6 mds que lorar.-Amare e piangere; ecco 1'attuale con-
dizione della donna,, d'un essere che dovrebbe trovare il paradise sulla terra!-
E quel misero boja che vorrebbe pure ritornare fra gli uomini, che vorrebbe
riconciliarsi con 1'umanith, che da lungo tempo prega il cielo di redimerlo dal
suo duro e abominevole incarico Anche i detti dell'uomo di sangue palesano
le tendenze morali e letterarie del Sig.' Milanes. Coi grand mezzi che possede
il vostro poeta. io credo, che avrebbe potuto fare un labor pift completto, e
avrebbe potuto dare al suo dramma tutta 1'estensione, il movimento, la vita di
cui era suscettibile. Molto avra contribuito a diminuire lo slancio della sua
fervida fantasia quel suo voler starsene troppo rigorosamen.te attaceato alle
leggi scolastiche. Perch6 1'anima calda e poetica del cigno cubano risplende
piena de passion, di verith, di vita anche incatenata dal fatalismo Aristote-
lico. Ma s'egli avesse avuto il coraggio d'essere pifi libero, pift indipendenite, pift
original, sono certo che sarebbe stato pit grande, piu vero, pia drammatico.


19










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


E se non voleva, n6 poteva, essere original, perch ha egli abbandonato la
scuola spagnuola? E non parlo qui dei versi, nB della lingua; ma dell'essenza,
della forma, dell'annodamento, dello sviluppo del dramma, che sembra piu con-
forme alla scuola d'Alfieri (1) o di Voltaire (2) che a quella di L. de Vega (3)
e di Calderon. (4) lo non trovo che tre grand e sublimi scuole drammatiche
degne d'essere studiate ed imitate, 1'inglese, la tedesca, la spagnuola; le altre sono
povere, aride, servili. Vorrei ingannarmi, ma mi pare che il:S.r Milanes abbia vo-
luto porsi fra i clasici e i romantic, che vuol dire, fra i servili e gl'indipendenti,
fra le regole e la natural, fra il vero ed il falso, fra il bene ed il male; ed io, se
cosi fosse, non potrei mai lodare questo suo metodo. Le juste-milieu, e perico-
loso e falso tanto in political, quanto in morale, quanto in letteratura. La ve-
rita e una; qual e la via per arrivari? il genio la sa trovare! I1 poeta non si
forma nei libri, e, come dice Michelet, (5) Hombre n'a pas eu de Longin avant lui
pour lui donner les regles du sublime, e Shakespeare (6) a Dante, (7) ingegni so-
vrani non han imitato nessuno, nb han seguitato nessuna scuola, n si sono
arrestati nel giusto-mezzo!-Spero che il Sig.r Mifanes seguitara perfezionan-
dosi ed innalzandosi collo studio della storia, dei secret delle passion, dei
misteri della natural, a pifi vasto orizzonte che non e quello dei codici delle Aca-
demie e dei vecchi canoni dell'arte. Seguitara libero e indipendente la sua
brillante carrier conservando nel suo petto e nella sua vita puro e incontami-
nato quel fuoco divino che a pochi mortali e concesso, e consacrandolo tutto ad
un alto intent social, alla rigenerazione morale dell'umanith. Venga, venga
pure anche il poeta dei tropici, e porte la sua pietra alla gran fabbrica dell'avve-
nire; venga ed unisca la sua parola alla parola di santi uomini che colle rive-
lazioni del sentiment, e del pensiero, eolla scienza e colla poesia combattono
generosamente per 1'universale emancipazione di tutti i popoli.
Dio mio! non finerei mai di scrivervi tanto e il piacere che sento a parlare
con voi colla mia mente e col mio cuore! Mi dimentico del tempo prezioso
che perderete leggendo queste mie meschine e insignificant linee "che scrivo
fumando un cattivo tabaco, che non e certamente Cubano, e che mi serve di
tormento invece di servirmi di ristoro e di piacere" e troppo lunghe per qualun-
que non fosse dotato della vostra bella pazienza e non avesse per me 1'amicizia
che voi avete. Pensando a questa, che tanto mi e dolce, lascerb che quest
letter percorra 1'inmenso spazio che ci divide, e coll'aiuto di Dio, arrivi alle
vostre mani; fortune che, se le tocca, molto 1'invidio.
Mio moglie ed io vi preghiamo di fare alla vostra Signora la pift sincera
e pifi affettuosa offerta della nostra vivissima allegrezza e grandissima conso-
lazione per il suo felice parto; con voi ancora di tutto cuore ei congratuliamo
e godiamo delle vostre felicity.
(1) Victor Alfieri, poeta trAgico italiano, autor de Maria Estuardo. (N. de J. LL.)
(2) Poeta y prosador francs. (N. de J. LL.)
(3) Lope F6lix de Vega Carpio, poeta dramatic espaiol. (N. de J. LL.)
(4) El celebradisimo poeta y dramaturge espailol D. Pedro Calder6n de la Barea.
(N. de J. LL.)
(5) El ilustre historiador franees Julio Michelet. (N. de J. LL.)
(6) William Shakespeare, el mAs grand"Bpoeta dramstico de Inglaterra. (N. de J. LL.)
(7) El insigne autor de La Divina Comedia. (N. de J. LL.)


20












CENTON EPISTOLARIO


Fattemi il piacere di scrivermi lungamente; parlatemi di Milanes, di
Palma, di Echeverria, di tutti; parlatemi della vostra Habana e dei suoi pro-
gressi material, intellettuali e morali; parlatemi di voi, molto di voi, moltissimo.
Vi prego di salutare cordialmente tutti gli amici; e augurando a voi e a
tutte i vostri ogni felicith mi professor con grandissimi amico sempre vostro

Primo Collina
P. S. Io ho un fratello alle Canarie del quale credo di avervi altre voltre
parlato. Non potendo il medesino trovare una collocazione in quelle barbare
e miserabili Isole, forsa si risolverA a venire alla Habana. Se questo avvenisse,
sino d'ora io vi lo raccomando con tutta 1'anima. Mio fratello non e letterato,
n6 scienziato, ne ha fatto un corso completto di studj, ma ha coltivato molto il
suo spirit, e in Italia ha studiato un poco di tutto. Conoscie perfettamente
la lingua italiana, e benissimo la spagnuola e passabilmente la francesa. Ma
quello che pifi interessa e che mio fratello Mariano ha un cuore eccelente, e un ea-
rettere leale, franco, benchU un poco stravagante, e una coscenza pura e delica-
tissima. Vi raccomando dunque caldamente il mio caro fratello!

15 Febbrajo
Ho saputo che il n" 3 del Plantel e arrivato, ma ancora non ho avuto il
piacere di vederlo. Ho saputo che vi e un articolo vostro che parla di science
morali e religiosa, e di filosofia, il quale ha allarmato i sensualisti dell'Habana.
Desidero ardentemente leggere questo articolo e spero che fra qualche giorno
il Sig.r Alfonso avrA la bonth de prestarmelo. Intanto, sapendo che le vostre
dottrine sono spiritualiste, quindi religiose, quindi morali, quindi social,
quindi fecondi di grand e generosi effetti,-me ne congratulo di tutto cuore
convoi; e, se la parola d'un povero prolettario vale qualehe cosa vi consiglio a
seguitare dritto: dritto la vostra via senza curarvi degli urli degli agonizzanti
materialisti, peste della societA, sorgente impura di tutti i mali che tormentano
e tormenteranno ancora per lungo tempo 1'umanith. La corruzione e l'egoismo
della nostra epoca sono le consequence dirette della filosofia de Locke, di Con-
dillac e di Tracy, e la mission degli uomini di buona volonth e di alto intelletto,
e di combatterla con tutti i mezzi possibili. Che il cielo vi dia tutta la forza,
tutta 1'intelligenza e tutto 1'amore che sono necessary al trionfo della veritA
e della virtii.
Carisimo amigo. TRADUCCION Paris, 30 Enero 1839.
He recibido su muy grata carta del 25 de oetubre ppdo. y veo con gusto que le ha lle-
gado mi primer envio de peri6dicos. Ya le he hecho algunos otros por mediaci6n del Sefior
Alfonso (1) y el Seflor Chauviteau y espero que todos habrin Ilegado a sus manos. Siga en-
cargandome sin pena todo lo que se le ocurra en la seguridad de que procurar6 servirle con
toda actividad y gran placer. Si mi posici6n me permitiese hacerme el desdefoso, rehusa-
ria cualquiera retribuci6n que quisiera Ud. sefialarme por un servicio tan simple, pero nos-
otros los pobres diablos, pobres hijos del pueblo, no podemos ser muy delieados, ni muy orgu-
Ilosos, so pena de morir de hambre, por esto recibir6 sin cumplido, aunque con rubor en el

(1) Jos6 Luis Alfonso, marquis de Montelo, que residia en Paris en la fecha do
esta carta. (N. de J. LL.)


21














ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


rostro lo que crea convenient ofrecerme; lo oceptar6 ain porque no quiero que V. se ponga
bravo como me amenaza su carta.
La conversaci6n del Sr. Alfonso me parece muy apreciable y tengo como gran honor
ser aceptado en su amistad, no s61o por los distintos m6ritos que le adornan sine porque
s6 quo V. le quiere much y que 61 le quiere much a Ud. Sin embargo, mi humilde y triste
situaci6n, mis ocupaciones diaries y esta vida de Paris, tan diferente en las diferentes cla-
ses sociales, no me permiten visitarlo tan frecuentemente como me placeria. Espero que su
estimado amigo y V. tendr&n la bondad de perdonar esta falta mia producida por mis ac-
tuales circunstancias, por la melancolia que me devora y por la rusticidad de mi character.
He tenido entire mis manos el Plantel, la Cartera, la Siempreviva, el Conde Alarcos. Al
ver a los ardientes habitantes de la gran Antilla salir de la estrecha y cenagosa via de los
frios dlculos num6ricos y lanzarse por el largo y fecundo camino de las especulaciones in-
telectuales y literarias, siento el alma eonsolada. Por fin comienzan a sentir que el hombre
no vive s61o de pan y que su misi6n en la tierra no se reduce tan s61o a cultivar ingenious y
cafetales; comienzan a sentir que la mente, el coraz6n tienen tambi6n necesidad de vivir,
tienen tambi6n necesidad, suma necesidad, de ser cultivados. Las naciones no se vuelven
y se conservan grandes, potentes, felices, con hacer exclusivamente progresar los interests
materials, sino dando conjuntamente a los intereses morales todo el desarrollo possible. Es
para mi cosa muy dulce el saber cuanto ha contribuido su ejemplo y su influencia a esto
mejoramiento de las tendeneias de su patria. El primer y mss santo deber de aquellos
hombres que por intelecto, riqueza, posici6n social estin por encima de las multitudes, es
el de dar buena direcci6n a las mismas con la palabra y con la acei6n. V., mi buen amigo es
uno de estos hombres raros; Ud. cumple su deber: que el cielo le bendigal De estos pe-
ri6dicos el Plantel me parece el mejor, el mbs fitil, el mhs social; y sin hablar de la ilustra-
ci6n que es insoportable creo que podria distinguirsa con much honor hasta en Paris. Des-
puds viene la Cartera; despu6s la Siempreviva, que para no dar pronto un mentis a su nom-
bre, necesita mejorar. Es cierto que el tiempo, el studio y la buena voluntad perfecciona-
rAn much estos periddicos. V. ve ain que sin libertad de imprenta so puede hacker mu-
cho cuando se quiere; y si no se hace much, se hace poco, se hace algo que
siempre es mejor que no hacer nada: conque ladelantel Y en sus mujeres no quieren pen-
sar Uds.? Ni siquiera una palabra dirigida a la mujer. Nada de la educaci6n de la mujer,
nada de su elevada y santisima misi6n en este mundol Espero que en el porvenir algu-
nos de estos periddicos consagrarA alguna pggina a la educaci6n de las mujeres. "QuiBrase
o no, dice el venerable Lambrischin, las mujeres son el vineulo de la sociedad, son la fuer-
za elevadora que la impulse a nobles empresas o el obstAculo que la entretiene en una inercia
vituperable; son las inspiradoras de las bells y grandes virtudes o los instruments de ac-
clones bajas e indecibles." Fuerza es eonfesarlo, grande, grandisima es la influencia social
que tienen las mujeres; influencia oculta, indirecta pero continue, activisima; influeneia tanto
mas peligrosa cuanto menos conocida por muchos y por muchos poco apreciada. Todos los
males y todos los bienes de los pueblos proceden de la buena o triste constituci6n de la fa-
milia, y equi6n no sabe que la mujer, en vez de ser un angel tutelar que siempre conserve
apretados los santos y dulces lazos de la familiar, es frecuentomente un demonio perturbador
que mantiene el desorden, la agitaci6n y el dolor! iPobre mujer! Con un alma tan tierna,
tan amante, tan capaz de todas las virtudes, arrastras tu vida per el fango, acabas tus
dias, no en los brazos carifiosos y con las bendiciones de los hijos de tus hijos, sino entregada
a los frios y mercenaries cuidados del extrafio, o abandonada en la miseria o en la soledad
o en un horrible hospital. Os recomiendo, cubanos, esas pobres mujeres! La educaci6n
puede regenerar a la bella compafiera de nuestra vida: la educaci6n lo puede todo: Celui-ld
dit Leibritz, qui est maitre de I'education, pect changer la face du monde.
Despues de haber leido con el mayor placer el Conde de Alarcos celebro haber saluda-
do como poeta de bellas esperanzas al Sr. MilanBs, Equel dia que junto con V. leimos algu-
nos de sus bellisimos versos. Me ratifieo en mi antigua opinion y creo que en esto estara
V. conmigo. Pero no basta ser buen poeta para ser buen dramAtico. De todas las formas


22














CENT6N EPISTOLARIO


po6ticas que puede revestir un sentimiento, un hecho, una idea, el drama es, a mi entender,
la que present mayores dificultades. Para llegar a ser grande en el drama es precise no
s61o del coraz6n y de la imaginaci6n, sino de la inteligencia, de un intelecto vasto, profundo,
cultisimo. Por esto procuiar6 no hablarle de los defectos que me parece hallar en el Conde
Alarcos come drama y mrs como drama hist6rico. En verdad, much se puede y se debe per-
donar a un joven que no ha estudiado el movimiento dramdtico en el teatro y en el mundo,
sino en los libros. Dificil cosa es el formarse una idea verdadera y precisa de la fisonomia
hist6rica de una 6poca; de las pasiones y de los caracteresde los hombres de aquellos tiempos
sin un studio profundo de la historic, y no s61o de la historic propiamente dicha, sino de las
memories, de las tradiciones populares, de los documents y de las necedades tambi6n quo
nos dan las rancias y earcomidas cr6nicas. Mucho, much se puede perdonar a un litera-
to que describe en Matanzas. Como quiera que sea, yo no tendr6 nunca el valor de critical, ni
de enumerar los defects del trabajo de un joven poeta que con promesas tan brillantes y
magnificas eomienza su carrera. S61o la creaci6n de Leonor basts para calificar al Sr. Mi-
lanes de gran poeta, apasionado, gentil. Todo lo que de tierno, de seneillo, de santo hay
en el coraz6n de una mujer, de una esposa, de una madre, 61 lo ha fundido en la bella hija de
su imaginaci6n; todo el bello ideal de la mujer se halla en aquella amorosa y divina criatura.
Muchisimas son las bellezas esparcidas aqui y alld en todo el drama y me duele no poderle
hablar de todas en esta carta ya demasiado larga. La eseena del Conde, el verdugo y la
victim es magnifica; pero me parece quo un personaje mis, una pasi6n mfs la hubiera
hecho sublime y verdaderamente dramAtica. Oh! si en tu conciencia triste la voz del amor
existed y todo lo que sigue palpita de ousi6n y de verdad. Y, despues cuAnta puroza y
afecto en las palabras de Leonor! QuB natural y sencillo aquel su yo a vuestro rey no com-
prendo; soy joven y yo no entiendo mds que de vivir y amar! Divino Milanes! td sabes
bien cuanto vale una mujer que dice soy mujer y no se mans que Ilorar! Amar y lorar; he
ahi la actual condici6n de la mujer, de un ser que deberia hallar el paraiso en la ticrra! Y
aquel misero verdugo que quisiera tambien volver entire los hombres, que quisiera, reeonci-
liarse con la humanidad, que desde hace tiempo ruega al cielo le redima de su duro y
abominable oficio. Tambi6n las frases del hombre sanguinario descubren las tendencies
morales y literarias del Sr. Milands. Con los grandes recursos que posee su poeta, creo, quo
pudo hacer una labor mfs complete y hubiera podido dar a su drama today la extension, mo-
vimiento y vida de quo era susceptible. Mucho habrd contribuido a disminuir el arrojo de
su ferviente fantasia el querer star unido rigurosamente a las eyes escoldsticas. Cierto es
que el alma clida y po6tica del cisne cubano brilla llena de pasi6n, de verdad, de vida, ain en-
cadenada al fatalismo aristot6lico. Mas si 61 hubiese tenido el valor de ser mas libre, mis
independiente, mas original, estoy seguro de que hubiera sido mAs grande, mis verdadero,
mis dramatico. Y si no queria, ni podia ser original, spor qu6 abandon la escuela espa-
fiola? Y no hablo de los versos, ni de la lengua; sino de la esencia, de la forma, de la
trama, del desarrollo del drama, quo pareee mis conform a la eseuela de Alfieri o de
Voltaire que a la de L. de Vega y de Calderdn. Yo no hall mAs quo tries grandes y su-
blimes eseuelas dramAticas dignas de ser estudiadas e imitadas, la inglesa, la alemana, la
espafola; las otras son pobres, Aridas, services. Querria engafiarme, pero me parece que el
Sr. Milan6s hu querido colocarse entire los clasicos y los romanticos, lo que quiere decir,
entire los services y los independientes; entire las reglas y la naturaleza, entire lo verdade-
ro y lo falso, entire el bien y el mal; y yo, si asi fuese, no podria jams alabar este m6todo
suyo. El juste-milieu es peligroso y false tanto en political cuanto en moral y literature.
La verdad es una, ucuAl es la via para legar a ella? El genio la sabe hallar El poeta no
se forma en los libros, y, come dice Michelet, Homlre s'a pas eu de Longin avant lui pour lui
donner leo rdgles du sublime y Shakespeare y Dante, ingenios soberanos, no ban imitado a
nadie, no han seguido ninguna escuela, no so ban detenido en el just medio! IEspero quo el
Sr. Milanda seguira perfeccionindose y elevAndose con el studio de la historic, de los se-
cretes de las pasiones, de los misterios de la naturaleza, a mas vastos horizontes que los
c6digos de las Academias y de los viejos ednones del arte. Seguird libre e independiente su


23














ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


brillante carrera conservando en su pecho y en su vida puro e incontaminado aquel fuego
divino que a pocos mortales es concedido, consagrAndolo todo a un elevado prop6sito social,
a la regeneraci6n moral de la humanidad. Venga, venga tambidn el poeta de los tr6picos y
traiga su piedra a la gran f&brica del porvenir; venga y una su palabra a la palabrk
de los santos hombres que con la revelaci6n del sentimiento y del pensamiento, con la
eiencia y con la poesia combaten generosamente por la universal emancipaci6n de todos los
pueblos.
iDios miol no terminaria nunea de escribirle, tanto es el placer que siento en hablar
con V. con mi mente y con mi eoraz6n! Me olvido del tiempo precioso que perderd le-
yendo estas mis pobres e insginificantes lines ''que escribo fumando un mal tabaco, que no
es en verdad eubano y que me sirve de tormento en vez de servirme de consuelo y de placer"
y demasiado largas para cualquiera que no estuviese dotado de su gran paciencia y no sin-
tiese por mi la amistad que me tiene. Pensando en esta, que me es tan dulee, dejar6 que
esta carta recorra el inmenso espacio que nos separa y con la ayuda de Dios llegue a sus
manos, fortune que si la alcanza, much le envidio.
Mi mujer y yo le rogamos haga a su sefiora la sincera y afectuosa oferta de nuestra
vivisima alegria y gran satisfacci6n por su feliz parto y con V. tambi6n de todo coraz6n
nos congratulamos y gozamos de su felicidad.
Hagame el favor de escribirme largamente; hableme de Milan6s, de Palma, de Echeve-
rria, de todos; hableme de su Habana y de sus progress materials, inteleetuales y mora-
les; hableme de V., much de V., muchisimo.
Le ruego salude cordialmente a todos los amigos y deseando a V. y a todos los suyos
todas las felicidades me reitero como affmo. amigo spre. suyo,

Primo Collina.

P. S. Tengo un hermano en las Canarias del cual creo haberle hablado otras veces.
No pudiendo el mismo encontrar una colocaci6n en aquellas bhrbaras y miserables Islas, tal
vez se rosuelva a ir a la Habana. Si asi fuere, desde ahora se lo recomiendo con toda mi
alma. Mi hermano no es literate, ni hombre de ciencia, ni ha hecho un curso complete de
studios, pero ha cultivado much su espiritu, y en Italia estudi6 un poco de todo. Cono-
ce perfectamente la lengua italiana, bien Ja espafiola y pasablemente la francesa. Pero lo
mas interesante es que mi hermano Mariano posee un coraz6n excelente, es un cardcter leal,
franco, aunque un poco extravagant, y una coneieneia pura y delicada. Le recomiendo, pues,
celidamente a mi querido hermano.

15 Febrero.

He sabido que ha llegado el No. 3 del Plantel, pero aun no he tenido el placer de verlo.
He sabido que trae un articulo de Vd. que habla de ciencia moral y religiosa, y de filosofia,
el cual ha alarmado a los sensualistas de la Habana. Deseo ardientemente leer este artieulo
y confio que cualquier dia el Sr. Alfonso tender la bondad de prestarmelo. Mientras tanto,
sabiendo que las doetrinas de Vd. son espiritualistas, y por lo tanto religiosas, morales, socia-
les y fecundas en grandes y generosos afectos, me congratulo de estar con Vd. de todo eoraz6n,
y si la palabra de un pobre proletario vale algo, le aconsejo que siga derecho: derecho su
camino, sin hacer caso de los aullidos de los agonizantes materialistas, peste de la sociedad,
surtidor impuro del que manan todos los males que han atormentado y atormentaran aun
por largo tiempo a la humanidad. La corrupci6n y el egoismo de nuestra 6poca son la
conseeueneia direct de la filosofia de Locke y de Condillac y de Tracy, y la misi6n de los
hombres de buena voluntad y de alto intelecto, consist en combatirla con todos los medios
posibles. Que el eielo le conceda toda la fuerza, toda la inteligencia y todo el amor que
son necesarios para el triunfo de la verdad y de la virtud.


24










CENTON EPISTOLARIO


XIII

Madrid 31 de Enero de 1839
Sr. D. Domingo Delmonte.

Mi querido amigo: tu carta del 4 de Octubre me ha proporcionado una
satisfaction que yo no esperaba. i Cuan distant estaba yo de pensar cuando
forjaba mi pobre defense de ese maltratado Ayuntamiento que habias tu de
leer un borron que yo mismo no he tenido ni gusto ni paciencia para leerlo!
Hecho muy de pricsa, A retazos y en dias en que me llamaban demasiado la
atencion sucesos y hombres de los de por acA era impossible que saliese bien, ni
yo lo procuraba. Trataba solo de reunir bien todos los hechos importantes que
resaltan del process, lo enderezaba a los jueces que regularmente lo leeran en
su casa despues de la vista y en los moments en que mas podra influir en su
opinion. QuizA para esto no estA mal escrito, pero para el pfblico precise cs
que est6 muy mal. Si yo hubiera sabido que se habia de imprimir (1) habria
hecho una cosa menos pesada y difusa, mas correct y que diese mejor idea del
letrado, que vuelve a su oficio con orgullo despues de haber oeupado 6 desde-
fiado sin 61 los puestos mas altos y distinguidos. Es por consiguiente un con-
suelo para mi que ya que se ha dado a tal papel una importancia y publicidad
que yo no esperaba lo hayas tu juzgado tan favorablemente. Rebajo de esto
lo que hayan podido influir en tu juicio, sin tu sentirlo, el interest de la causa
y nuestra antigua y buena amistad, pero aun deducido esto, lo que queda me
satisfaco completamente porque eres juez muy competent y amigo franco y
sincere. Yo tambien lo ser6 contigo; las reserves que en el escrito notas y
recuerdo que en efecto existen se las atribuyen al Diputado y te confieso que
hace algun tiempo si las hubiera puesto -bajo este concept; no porque pensase
bien del que ahora acuso sino porque en tal confusion nos ponian sus amigos
y tanta prevention causaban algunos que no lo eran que era muy dificil deci-
dirse desde aqui en cuestiones capitals y cuya trascendencia nos ponderaban
estraordinariamente. No por esto creas que yo he podido aprobar ni disimu-
lar siquiera las arbitrarias y crueles persecuciones que ban sufrido algunos de
tus buenos paisanos; al contrario, las he condenado de oficio y con la mayor
enerjia y he tenido el gusto de que mis dictamenes prevaleciesen siempre en
el tribunal de Guerra y Marina y no son pocos los que a ellos deben su libertad
y su sosiego. Aborrezco el despotismo donde quiera que est6 y me declare
contra 61 en cuanto puedo. Como abogado de la ley he hecho algo por los
oprimidos cubanos, como abogado de la humanidad deseo y pienso hacer much
mas por ellos. Si pudiera no me contentaria con contribuir a la seguridad de
sus personas, desearia que se hiciese algo por el pais. En el eserito habra

(1) Este escrito de O16zaga se titula Espresion de agravios presentada por el Pro-
curador del Ayuntamiento de la Habana, y fu6 publicado en Nueva York en 1839, 89, 51 p.
(N. de J. LL.)


25











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


alguna indication sobre grandes mejoras en el rejimen municipal. Por ahi
debe empezarse y sabiendo aprovechar las ocasiones tanto podria adelantarse
con el tiempo que sirviese este poder de freno a otros y procurase al pais ven-
tajas que no parecen posibles sino bajo otras formas de gobierno. Piensalo
tu, tratalo con otros amigos prudentes y si creen VV. que puedo series util
cuenten conmigo. Defensor ahora de ese Ayuntamiento en un negocio capital
si lo fuese para todos los contenciosos-gubernativos y semi-politicos que le
oeurriesen 6 conviniera proponer quiza haria yo valer tanto esta representation
que supliese en algun caso la que le falta. ISi, desgraciadamente. le falta del
todo; no tienen cada cual A su manera las diferentes autoridades y empleados
superiores de esa, pero el Ayuntamiento, el pueblo no s6 que tengan ninguna.
Sea dicho esto sin agravio de los que tengan 6 hayan tenido sus poderes, por-
que demasiado entiendo que es cosa muy diverse lo que te indico. Tu haras
de la indication el uso que mejor te parezea.
Me recuerdas que tu me hiciste conocer por escrito h Cintra, (1) en efecto
desde entonces le quiero, pero aun sin esto es tanto lo que me interesaba la
lucha que en su escrito descubria, tanto lo que deja traslucir que a su pesar
callaba que sin poderlo rcmediar me hubiera puesto f su lado no digo yo aqui
sino en esa y en la epoca mas terrible.
Recuerdale mi afecto y saluda h tu familiar en mi nombre. La mia se
acuerda de ti much. No se si sabras que me case. Se lo escribi A Andres
con una sobrinita de Pepe Sanz, que cuando tu estabas aqui me gustaba ya
unas miajas y desde entonces no la he perdido de vista. Ya tengo mis espe-
ranzas de ser padre. Haremos que nuestros hijos hereden nuestra amistad.
De esperar es que alcancen mejores tiempos que nosotros. A Dios, tuyo siempre
Salustiano (2)

No se me ha presentado el agent de tu primo el Marq.s de Casa Tabares
al menos por este titulo.
XIV
Sor D. Domingo
Del Monte
de
MD
Domingo: hablaba ayer con Juanito Ramirez acerca de tu informed sobre
la Educacion primaria y medios de fomentarla, (3) y me insinu6 cosas q." ignora-
ba del esclarecido Contador. Tocante A esto me mostr6 una R.1 orden de 1800 en
que se described las prales obligaciones de los Intendentes; y por ella se ve
cuan justas y fundadas eran tus reelamaciones sobre ese particular. Yo no

(1) El notable abogado trinitario Dr. Jos6 Antonio Cintra. (N. de J. LL.)
(2) Salustiano de O16zaga. (N. de J. LL.)
(3) Del Monte public en la primer entrega de El Plantel (La Habana, septiembre
1838) el comienzo del trabajo de referenciu con el titulo Educaci6n primwaria en la isla de
Cuba, continuandolo al mes siguiente. (N. de J. LL.)










CENTON EPISTOLARIO


se si tu la has visto; y por esto se la pedi, y va marcada en los dos tomos
que te remito. Tambien me present un decreto de su padre p. el establecim.to
del Jardin Botanico, y de este hecho se deduce que los q.e han sabido sus debe-
res han citado como tests en las promociones utiles las palabras de esa sabia
y nunca bien celebrada disposicion.
Remiteme el informed, pues te acordaras q.e para leerlo me lo facilistastes
por un dia y lo lei a la carrera, euando de 61 debo sacar much fruto si sus
arguments se median y refleccionan.
Hazme el favor de darle a Rosita el Wals original p.a q.e lo muestre A la
Srita que se lo ha pedido, y si es el deseado, lo remita p. sacarle una copia q.e
no tenga una nota tan descompuesta como la que lleva el present.
Ahora, Camarada, lo arreo a V. y no A Valle, y recuerdo muy bien que
V. me aconsejaba que debia ser estremadamente pertinaz en apremiar; con q.e
no olvide V. al Sobrino y su manual
Enero 13- Man.1 Del Monte

XV

Sor Don Domingo Delmonte.
de
La S M

Mi apreciable amigo: much agradeceria A V. me remitiese por el dador
el Diario de Joaquina Zamora. Su Padre me la ha mandado pedir en este
moment y despues de tanto tiempo Sentiria no poder devolversela.
De V. su affmo amigo
L. Mariategui
Su Casa Viernes.
XVI

Sr. D. Domingo del Monte.
Habana.
Matanzas y febrero 9 de 1839.
Mi apreciable y querido amigo.
Tiempo hace que no veo letra de V. y aunque no lo estrafio atribuy6ndolo
a su estada en el campo, como super por no s6 quien que estaba V. ya de vuelta
A su casa, me di prisa A escribirle para recordarle que me prometi6 cuando
estuvo aqui A Zurita (1) y celebraria tenerlo cuanto antes. Esto si halla V. con-
ducto seguro, porque como la obra es voluminosa y sobre todo tan recomenda-
ble me seria muy sensible su estravio 6 p6rdida.-Tambi6n, si V. tuviese tanta
bondad, le rogaria que acompafiase A Zurita el tomo de la historic critical de
Masdeu (2) que habla de los condes de Castilla, porque quiero ver quB me dice el
historiador catalan de Fernan Gonzales, personaje que como V. sabe y si Dios
(1) Se refiere, sin duda, a la Historia de Arag6n del escritor aragon6s D. Jer6nimo
de Zurita, obra muy documentada. (N. de J. LL.)
(2) Juan Francisco Masdeu, historiador espafiol, autor de la obra citada. (N. de J. LL.)


27










CENTON EPISTOLARIO


se si tu la has visto; y por esto se la pedi, y va marcada en los dos tomos
que te remito. Tambien me present un decreto de su padre p. el establecim.to
del Jardin Botanico, y de este hecho se deduce que los q.e han sabido sus debe-
res han citado como tests en las promociones utiles las palabras de esa sabia
y nunca bien celebrada disposicion.
Remiteme el informed, pues te acordaras q.e para leerlo me lo facilistastes
por un dia y lo lei a la carrera, euando de 61 debo sacar much fruto si sus
arguments se median y refleccionan.
Hazme el favor de darle a Rosita el Wals original p.a q.e lo muestre A la
Srita que se lo ha pedido, y si es el deseado, lo remita p. sacarle una copia q.e
no tenga una nota tan descompuesta como la que lleva el present.
Ahora, Camarada, lo arreo a V. y no A Valle, y recuerdo muy bien que
V. me aconsejaba que debia ser estremadamente pertinaz en apremiar; con q.e
no olvide V. al Sobrino y su manual
Enero 13- Man.1 Del Monte

XV

Sor Don Domingo Delmonte.
de
La S M

Mi apreciable amigo: much agradeceria A V. me remitiese por el dador
el Diario de Joaquina Zamora. Su Padre me la ha mandado pedir en este
moment y despues de tanto tiempo Sentiria no poder devolversela.
De V. su affmo amigo
L. Mariategui
Su Casa Viernes.
XVI

Sr. D. Domingo del Monte.
Habana.
Matanzas y febrero 9 de 1839.
Mi apreciable y querido amigo.
Tiempo hace que no veo letra de V. y aunque no lo estrafio atribuy6ndolo
a su estada en el campo, como super por no s6 quien que estaba V. ya de vuelta
A su casa, me di prisa A escribirle para recordarle que me prometi6 cuando
estuvo aqui A Zurita (1) y celebraria tenerlo cuanto antes. Esto si halla V. con-
ducto seguro, porque como la obra es voluminosa y sobre todo tan recomenda-
ble me seria muy sensible su estravio 6 p6rdida.-Tambi6n, si V. tuviese tanta
bondad, le rogaria que acompafiase A Zurita el tomo de la historic critical de
Masdeu (2) que habla de los condes de Castilla, porque quiero ver quB me dice el
historiador catalan de Fernan Gonzales, personaje que como V. sabe y si Dios
(1) Se refiere, sin duda, a la Historia de Arag6n del escritor aragon6s D. Jer6nimo
de Zurita, obra muy documentada. (N. de J. LL.)
(2) Juan Francisco Masdeu, historiador espafiol, autor de la obra citada. (N. de J. LL.)


27











ACADEMIA DE LA IIISTORIA DE CUBA


me ayuda pienso sacarlo A las tablas en el drama El caballo y el azor que har6
despues que finalice el que tengo entire manos. (1)
Un poeta en la corte llevarA por fin tres actos, A causa de que en dos no
podia marchar la accion con desembarazo. Esto no quitara que haya en mi
drama una intriga algo complicada, y si me sale bien, habr6 puesto una pica
en Flandes porque el drama es todo de mi invention y a mis fuerzas y mi fan-
tasia ser6 deudor de todo el 6xito.
Quisiera saber qu6 hay de peri6dico nuevo? SerA possible que Vdes no
venguen el homicidio literario que cometi6 en el Plantel el Sr. Oliva Oh
amigo! Es precise que el carro del progress vaya hacia adelante: es precise
animar y dar alas a otro papel y apesar de obstaculos llevar adelante la obra
de la civilizacion eubana. Es verdad que A mi, el menor de los trabajadores,
no me toca responder ni aun estimular A los jefes, pero yo lo que quiero es
que la maquina no se pare y arrears mientras tenga voz y sacudir6 el latigo.-
Cuidado que si hay proyecto ya coneebido, no quiero ser de los atrasados en
noticias.
De novedades por acA-El convite dado el otro dia Al Sr. de JAuregui (2) del
cual le informarA plenamente la Aurora.-Y sepa V. que ntro Gob.or (al mcnos
asi parece) no es de los de political inquisitorial y de los que le tienen roiia y
miedo al pensamiento: A 61 no le asusta la palabra progress y es hombre man-
sueto y considerado.
Memorias A nuestros dulces compinches: reeibalas V. de Federico, (3) Gui-
teras (4) y Padrines (5) y made A su fiel amigo y apasionado
J. Jacinto Milanes

XVII

Camagiiey Feb? 11. 1839-

,Seor Diamante: alla van Gacetas, su defense hecha por Gueren y los ver-
sos y lo demas.
Dele V. traslado al caballero Ancisar de ese cartel de desafio A un mente-
cato hijo de Manuel de Arteaga que se ha metido A defensor de la nobleza, en
6poca en que las muchachas del Principe se estan dedicando a los oficios. Vea
V. qu6 demonio, venir a hablar de nobleza ahora, que es como si quisiera per-
suadirnos que es mas compatible con la nobleza ser un vago, un oeioso un
figurin que tener una habilidad.
En que ha parade aquel sentimientillo con Pepe (6)-Le digo A V. p' su
capote que Pepe me ha escrito, nos hemos escrito largo y tendido-Pepe dice

(1) No hemos hallado constaneia de que Milanes escribiese dicho drama. (N. de J. LL.)
(2) Brigadier Manuel Francisco Jauregui, quien gobern6 en Matanzas desde el 6 de
marzo de 1835, y bajo cuyo mando se reorganize el Cuerpo do Bomberos, se inaugur6 el hos-
pital de Santa Isabel y se atendio much a la instrucci6n publica. (N. de J. LL.)
(3) Federico Milan6s, hermano del firmante de esta carta. (N. de J. LL.)
(4) De seguro que se contrae a uno de los hermanos Guiteras. (N. de J. LL.)
(5) Juan Padrines. (N. de J. LL.)
(6) Se refiere a la pol6mica filos6fica con Don Pepe. (N. de F. G. del V.)


28











CENTON EPISTOLARIO


i V. lo cree field y sincere, pero a otros no-Quienes seran esos otros? Cuanto
sentiria que le dieran que sentir A Pepe! Yo le creo tan bueno, tan bello, tan
virtuoso!
Escriba V., hombre, todo eso de fiestas reales, regias, con todos sus por-
menores, chismes, adulaciones, sentimientos, etc. etc. etc.
No escribo mas-
A los pies de Madama y un beso a los chicos-
El Varon (1)

XVIII

Sr. D. Domingo del Monte.
Habana.
Matanzas 16 de febrero de 1839.
Mi estimado y querido Delmonte.
Esta se reduce solo A preguntarle si recibi6 una carta que hace dos correos
le escribi pidiendole a Zurita. Como no he tenido respuesta de V. y temo que
mi epistola se haya estraviado, torno h tomar la pluma para averiguarlo y en
caso de estravio renovar la demand. Sin embargo como la obra es voluminosa
y no es tan facil trasladarla a veinte leguas de distancia, pido a V. muy de
veras que no se festine y trate sobre todo de que el conduct est6 bien ga-
rantizado.
Uno de los empresarios de este teatro me dijo notches pasadas que por fin
iba a salir A las tablas el conde Alarcos en esta temporada de cuaresma: que
iban A trabajar en 61 Duclos y la Peluffo (2) en union con Vifiola, A quien dan
el papel del rey: que la parte de Blanca no hallaban 6 quien encargarla, por
ser la dama que desempefia dhos papeles tan glacial y poco A prop6sito que
era negocio. Y afadi6 el quidam de la empresa que al fin y al cabo tendria-
mos que tragarla en Matinzas y darnos por bien servidos, porque en solo con-
seguir la representation del drama habian soltado diez pflidas, que en las apre-
tadas circunstancias de dha empresa ha sido un esfuerzo verdaderamente pa-
tri6tico.-Con que asi, amigo mio, veremos como queda.-Igualmente ha de
representarse p' entoncees una piecesita de Tolon (3) titulada: Una Capitulacion,
Ilena de ligereza y sales c6micas. Quizas se. imprimir, segun me apunt6 su
autor, si agrada en esceena.
Y por fin qu6 hay de peri6dico nuevo? De esa Gran Antilla 6 Antilla
Mayor 6 como se titula? No ha cuajado todavia? Yo bien veo que no son
pelos de conejo concebir y plantear una idea de ese g6nero, pero el chasco del
primer Plantel debe animarnos y aun casi nos pone. en la precision de mani-
festar que no desistimos tan asi. Qub me dice V. de la impugnacion del Sor
Dulce y contestaciones subsecuentes? Ahi que ver que muchos de los colabo-

(1) Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de F. G. del V.)
(2) Rosa Peluffo. (N. de J. LL.)
(3) Miguel Tourbe Tol6n, quien en esa 6poea comenz6 en Matanzas a labrar su
"reputaci6n de distinguido lirico." (N. de J. LL.)


29











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


radores del Plantel lo son del Noticioso, y eso de poner el articulo del Sr.
Dulce con todas las faltas ortograficas me parece un proceder algo ruin de
parte de los impugnadores, y digo lo mismo con respect A ver en un mismo
nimero el' comunicado de Dulce y la respuesta: lo cual me indica hasta cierto
punto quo no se juega muy limpio en aquella redaccion.
V. noticieme, cuando me escriba, todo lo nuevo que salga por ahi 6 venga
de allende los mares, para estar en datos y en fin no me calle V. nada q me-
rezca curiosidad, porque el circulo litcrario de aqui es reducido y pronto se
agotan las novedades.
P6ngame V. a los p.8 (q b.) de Rosita: d6mele memories A Echeverria,
Valle, Matamoros y demas del congress literario y V. ordene dd libitum del
carifio y aprecio de su serv.r y ap.do am?
J. J. Milanes

XIX

Al Sr. D. Domingo del Monte
Habana
Paris 25 de Febrero de 1839.

Mi querido Domingo: he recibido ultimamente tu carta del 13 de Diciem-
bre pasado en que me cuentas la desgraciada ocurrencia que te ha indispuesto
con Pepe de la Luz y quc me ha dado una verdadera pesadumbre. Con esta
fecha lo escribo tambien a 61 con el obgeto de interponer mi amistad 6 influen-
cia para que cesen esas desastrosas desavenencias entire dos de mis amigos mas
queridos y predilectos, que no pueden dar sino funestos resultados para noso-
tros mismos y para nuestra pobre tierra. Te dire sin embargo la opinion que
sobre el caso he formado, aunque no he visto los articulos que public Pepe
en el Diario, y que deberias haberme remitido, pues cuando te encargu6 q.e no
me remitieras la coleecion entera de aquel papel, te dige tambien que me man-
dases los numerous sueltos en que hubiese cosas que me pudieran interesar.
Comienzo por decirte que te doy el tort en el negocio, pues creo que escri-
biendo tu articulo "Moral religiosa" (1) cometiste double pecado, A saber: un
error y una imprudencia. Consiste el error A mi entender, en considerar el mate-
rialismo como consecuencia inmediata y necesaria de la doctrine sensualista,
de tal manera, que no pueda existir la una sin el otro. Sin entrar en la cues-
tion filos6fica, te dir6 solam.t que de Varela, (2) que es el hombre mas espiri-
tualista que conozco, aprendi la doctrine de Locke (3) que tambien profeso sin
ser por ello materialista. Si Luz (4) es materialista, no lo sera sin duda por se-

(1) Este articulo de Domingo del Monte, origin6 la desagrable pol6mica con Luz y
Caballero. (N. de J. LL.)
(2) El Pbro. FMlix Varela. (N. de J. LL.)
(3) Se refiere al fil6sofo ingles John Locke. (N. de J. LL.)
(4) El sabio educador cubano D. Jos4 de la Luz y Caballero. (N. de J. LL.)


30











CENT6N EPISTOLARIO


guir la escuela de Locke, y aun en este caso, me parece que hiciste mal en atacar
tan fucrtemente sus principios y h6 aqui lo que califico de imprudencia.-Creo
que el pfblico cubano no est6 al aleance de tan altas cuestiones, pues apenas
habrA veinte personas q.e las entiendan, y de todos modos me parece peligrosa
la discussion de semejantes materials en nuestra tierra: el obgeto del Plantel
debe ser difundir los conocimientos en las masas para ilustrarlas, y no sembrar
la desconfianza y la discordia entire los que apetecen y trabajan por el ade-
lantamiento del pais. Dejen Vmds. la discussion de los prineipios A los euro-
peos, que pueden hacerlo sin peligro, y contentense con transplantarlos y pro-
pagarlos en nuestro pais.
Mirada la question bajo otro punto de vista se hace todavia mas grave y
son mas palpables los inconvenientes. Atacando tan de frente los principios
de Luz, le harias no solamente un dafo h sus intereses desacreditando su es-
cuela, sino tambien su opinion; pues abrias una brecha a su invulnerable
reputation, por donde pudieran atacarle sus encarnizados enemigos, que son
los tuyos, los mios, y los de nuestra p6tria. Asi qu6, me parece que tuvo Pepe
sobrada razon para incomodarse contigo.-En lo que si estoy seguro de que
anduvo errado, fu6 en atribuirte intention maliciosa; pues quien conozca tu
corazon y el aprecio y amistad que le profesas, mal puede equivocarse en este
punto. Tambien creo que obr6 mal en no admitir la satisfaction que le qui-
siste dar, y convengo contigo en atribuir su obstinacion y resentimiento, n6 a
los impulses de su corazon, que es generoso por demas; sino 6 alguna influencia
estraia y maligna, que aprovech6 esta occasion para Ilenar sus miras y saciar
sus resentimicntos particulares.-En fin, espero que tfi y 61 trataran de cortar
esta perniciosa contienda, aunque sea sacrificando cada uno su amor propio,
en obsequio de aquel amor mas santo, que A todos nos debo unir en una masa
s6lida y compact para poder resistir A los ataques de nuestros enemigos y
servir la causa de ntra p6tria.
Tu recomendado Matute vino a verme un dia cuando estaba yo para salir
con Lola; le di una cita p. otro dia en que le prometi dar una recomendacion
p. un librcro empastador y ensefiarle ademas mis libros. No vino porque estuvo
malo y al cabo de dias se apareci6 cuando no estaba yo en casa y le dijo a
mi criado de palabra q.e se habia mudado 6 la ealle de tal &? A mi criado
se le olvidaron las sefias y 61 no volvi6 por ac6 hta el cabo de dos meses p.
deoirme que salia p9 Burdeos al sig.te dia y ofrecerme sus servicios. Conoci
que era solo por la forma y se lo di a entender, diciendole que me anunciaba
su viaje tan tarde que ya no me quedaba tpo. p. preparar alg.s encargos que
pudiera haber Ilevado.
He recibido la lista de mis libros que me mandas y te encargo que no me
vendas yd ninguno mas, sino que me los guards todos hta. mi vuelta.
Tambien vino la c.t y por supuesto equivocada. Vamos por orden. En
la de 1836, el cargo de $32 6 sean fr.8 160, est6 exact, p? no asi la data, pues
se te olvid6 una partida de fr. 26 por 2 ejemp.r de Toequeville (1) -y:p la del
Edimb Review pusiste 6 fr. en lugar de 30. No es esto solo: si no que tam-
(1) Alejo de Tocqueville, publicista y politico frane~s. (N. de J. LL.)


31











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


bien te equivocaste en la adici6n p.1 sacas 617 fr. 75 en lugar de 578.75 que deben
ser segun tus datos equivocados; p' lo que me maravilla es que de toda esa con-
fusion sacas sin saber c6mo, casi el mismo resultado que y6, pues el saldo A mi
favor que pones en c.ta nueva es de $392,, 2, mientras q.e yo encuentro fr., 1,973,,
75, 6 lo quo es lo mismo $394,, 6, que es el verdadero, como verAs cuando re-
vises la dicha c.ta En la de 1837 hay semejantes errors en la data. Segun
la copia que de parte de ella me mandaste en 28 de Mayo de 1837 me abonabas
$3. 6 p.r tres ejemps de Davy vendidos en 9 de Marzo y $9. 6 en 30 de Abril
p.r otro ejemplar del mismo y un atlas am?: mientras que en la c.t" present
no figure esta ulta partida y de la otra solos 2 p." 4 r.8 6 dos ejemp. en lugar
de tres, lo que hace una diferencia de 11 p.6 que se deben agregar A la data
de la present cuenta. Dicha data debe ser pues de $324 por un lado y de
francos 588,, 95 por otro segun tu los has puesto. Estos fr. 588,, 95. hacen
$117,, 6 r.8 (y n6 $117) y por filt? te equivocaste tambien en la suma de estos
con los primeros en la friolera de $10 en contra tuya.-El cargo de $683,, 6.
correspondiente al alo 37, lo encuentro exact. Para mayor claridad te pongo
el resultado de mi examen, como sigue

Saldo A mi favor de la c.ta de 1836. $394,6.
Data de tu c.ta en 1837. 441,6.

Suma $836,4.
Cargo de id. en todo 1837. 683,6.

Saldo a mi favor en 31 de Die.e de 1837 $152,6.

Incluso te remito ahora la copia de tu cuenta en todo el afio de 1838, que
Ilega A fr. 3,489. 50, cuyo dato con el antecedente to serviran para establecer
la tuya por todo el afio referido y que espero venga sin equivocaciones.-Este
afio de 39 llevo gastados por la suscripcion A los peri6dicos y los libros de
Carrera fr. 820, sin contar la encuadernacion de estos (q.e no esta concluida
p.r cuya razon no van en la Sylphide) ni tampoco varias obras q.6 me encarg6
Juan Carrillo y q.e no he pagado todavia.-- azme pues el favor de entregarle
A Gonzalo (1) lo que yo te aleance A fines de 38 y $200 mas A cuenta de este afio,
pues necesito pesetas.
He reconocido que los 17 p.8 p.8 la obra de Halsey de que te habl6 en mi
anterior, estan bien cargados, asi dA lo dicho por no dicho.
Nicolas (2) sigue spre achacoso y creo que no piensa en volver todavia A la
HaO.-Saco (3) estA en NApoles y acababa de pasar alli unas calenturillas. Ya
le comuniqu6 la noticia de la muerte de su amigo.el P.e Juan. (4)

(1) Gonzalo Alfonso y Soler. (N. de J. LL)
(2) Nicolas Manuel de Escovedo. (N. de J. LL.)
(3) El insigne bayames D. Jos6 Antonio Saco. (N. de J. LL.)
(4) Juan B. O-Gavan, enemigo de Saco. (N. de F. G. del V.)


32










CENT6N EPISTOLARIO


Di mil cosas de mi parte A todos los amigos y adios que me duele la cabeza
de estar revisando tus cuentas.
Tuyo
Pepe (1)

VA una carta de Collina, (2) bastante pesada sin embargo de la indirecta q.6
le ech6 p. escribiese en papel fino.
Dile a Ramon Garzon q.e tiene una carta mia en el correo que le interest
recibir.

XX

Sr. D. Domingo del Monte.
Iabana.
MatAnzas y febrero 28 de 1839.
Mi estimable y querido Delmonte.
Desde luego inferi que se hallaba V. atareado, porque A no ser asi no
dudo que V. me hubiera escrito: hoy al fin recibi su sabrosa y bien condimen-
tada epistola y en ella me he enterado del magnifico proyeeto literario, que se
mastica ahi, como V. dice. Proyecto lindisimo y de intenciones muy santas,
pero no lo reputo tan realizable como quisiera por el subido precio de la sus-
eripcion: V. me dira que los gastos de la empresa exijen ese precio, pero no
echemos en olvido la poca literature del pais, las azarosas circunstancias poli-
ticas que nos rodean y sobre todo la facilidad con que puede venirse el pro-
yecto abajo, si mal pecado! tropezamos con otro Oliva, aunque supongo que
Vds tendran muy present la caida y muerte del pasado Plantel y se enten-
deran con otro impresor mencs obtuso y mas filantr6pico. Sin embargo, si
apesar de los reparos espuestos, se realize y sale A volar ese nuevo peri6dico,
me alegrar6 en el alma y tendrelos A ustedes como spre los tuve por hombres
de pelo en pecho y cortados para grandes empresas.
-En cuanto A lo que V. dice de ese amable Italiano, cuyo trozo que V. me
transcribe, tanto me honra aunque aunque sin m6rito de parte mia, doy a V.
las gracias por hab6rmelo comunicado y en esto conozco lo muy deudor que
soy A V. de un eterno agradecimiento, por lo que se empefia en darme la
mayor popularidad possible.
Diceme V. que si podre hacer un juicio critic sobre los dramas de Garcia
Gutierrez. (3) El caso es que (como V. se tbme) me parece que no me da el
naipe por ahi: ademas que haria yo malisimo fiscal de ese tiernisimo poeta-
cuyas inconsecuencias literarias no acierto k comprender, pues me admiral y
conmueve profundamente en su Rey Monge (obra grande A mi parecer) y en
su Magdalena y su Bastardo, escritos despues, me parece ififerior A si mismo.
Tampoco puedo conciliar el verle manejar el habla espafiola con tanta rotundi-

(1) Jos6 Luis Alfonso. (N. de F. G. del V.)
(2) Primo Collina. (N. de J. LL.)
(3) Antonio Garcia GutiBrrez, poeta y escritor espafol. (N. de J. LL.)


33











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


dez y majestad y verle al mismo tiempo traduciendo dramitas de Scribe, (1) que
comparados en cuanto A ingenio con los suyos, son poquisima cosa.-Esto es lo
finico que puedo decir del tal Garcia Gutierrez.
He repartido las memories que V. manda entire mi herm? Ramon Estevez
y Tolon, y todos devuelven A V. las suyas afectuosisimas.
Las mias delas V. a esa junta literate y cantora y ordenando de mi a su
placer, no olvide V. jamas que soy su serv.or y af.mo am
J. J. Milanes
XXI

Sor. D.n Domingo del Monte.
Madrid 5,, de Marzo de 1839.
Mi querido Primo: he tenido el gusto de recibir la tuya del 2,, de Diciem-
bre ultimo, que me prueba no me has olvidado, ni se han resfriado tu cariio
y buena voluntad en mi favor. Tenia designio de haberte escrito largam.te
en este correo acerca de las cosas pfiblicas, estado de las cuestiones interiores
peninsulares y ultramarinas, probabilidades de su solution y otras materials,
que tal vez habrian satisfeeho tu curiosidad, natural y necesariam.te escitada
A tanta distancia con las grandes escenas de esta lucha espantosa de principios,
de ideas, de intereses, de pretensiones y de doctrinas, que devora A la miserable
y desventurada Espafia. Pero un interns mas personal me retrae de aquel
prop6sito para contraer esclusivam.te tu atencion a un asunto mio, en q.e confio
me sirvas con el celo y perseverancia que la amistad verdadera tiene derecho
A esperar en circunstancias desgraciadas, dejando p. el correo siguiente (en q.e
ya se vera mas claro acerca de la situation en q,e los ultimos acontecimientos
su causa) entretenerte sobre este objeto como sobre otros, cuyo conjunto cons-
tituye el estado de la question espafola bajo las diversas faces, en q.e puede
de la Corte y campo del Pretendiente, q.e sabres por los peri6dicos, colocan
ser considerada, limitandome unicamente por de contado A aquello que la mas
esquisita prudencia permit escribir en estos tiempos calamitosos, en q.e se
confunden tan facilm.te las buenas con las malas intenciones y la rectitud con la
depravacion.
Voy A mi cuento.-Despues de dos aios y meses de promesas no cumplidas
y de todo linage de falaces ofrecimientos de dar al asunto de la proclamacion
de la Constitucion en Santiago de Cuba en 1836, una solution tan satisfactoria
como lo permitiera la indole de las ideas y mAcsimas q.8 prevalecen en la ad-
ministracion espafiola acerca de la political colonial, el Consejo de Ministros
ha acordado la determination, que te incluyo en copia, q.e reservarAs para fu
conocimiento sin darle publicidad. Dejando a tu no vulgar penetration los
comentarios de este document, te observar6 unicam." q.e su tenor manifiesta
cierta preferencia A favor de los individuos, cuyas instancias manda pasar a
ese Sor. Cap.n Gral. para que informed sobre su regreso,'supuesto que impli-
citam.te los escluye de la lista q.e manda former y clasificar previam.te para el

(1) Eugenio Scribe, autor dram6tico frances. (N. de J. LL.)


34











CENT6N EPISTOLARIO


mismo fin. Y como en el nfmero de esos virtualm.te preferidos estoy yo, te
suplico q.0 por ti si puedes, por tus amigos, por tus relaciones en la Habana
y por los demas medios que te proporciona tu position, hagas de modo que
Espeleta (1) informed favorablem.te acerca de mi vuelta al seno de mi familiar,
unica cosa que deseo y solicito hoy dia. Tu ves que todo esth librado por el ad-
junto acuerdo al beneplacito del Capitan General. Lo que 61 diga, eso har6 el
Gobierno. Adem6s, este casi dice terminantemente a aquel que informed en buen
sentido, puesto q.0 le recomienda los dos antecedentes quo mas pueden decidirlo
A ello. Lo harks asi? gNo sera valdia mi confianza? Creeria injuriarte,
si lo revocAra 6 duda un moment.
Yo no he querido escribir A ningun pariente ni amigo en esa. Du6leme
rogar, comprometer, tomar el tono de implorar una gracia, cuando por el tes-
timonio de mi conciencia no la necesita. Lo hago contigo; porque, A pesar de
nuestra larga separation, he creido rastrear en tu correspondencia un temple
de alma capaz de comprender mis sentimientos y mi actual position, los com-
bates entire el noble orgullo de la inocencia y los punzantes reclamos de una
familiar desventurada, lo q.e demandan mi character y mi decor y lo q.e exigen
los clamores de mi esposa y mis hijos y la ruina, casi ya consumada, de mi
naciente fortune. Duro, muy duro es a la virtud y al pundonor revestir el
menguado trage del suplicante: pero el deseo de ver mi pobre familiar y evi-
tarle incalculables calamidades 1i que no me obligaria?-Los Romanos pasa-
ron bajo las horcas caudinas.-Asi, pues, mi caro Domingo, yo te ruego me
hagas este servicio. Puedes, si te parece, hablar en mi nombre a Antonio,
Sebastian y demas parientes; a D.n Rafael Quesada q.e es amigo, al Marques
de S." Felipe y Santiago tio de mi muger en cuya casa vivi6 much tiempo
en Cuba, y 6 otros de la estensa familiar Justis q." son deudos, mas cercanos
aun, de mi esposa, si crees q.e estas relaeiones pueden servir de algo. Yo pido
una cosa muy pequefia, vivir sub umbra platani. No te quiero encarecer la
necesidad y magnitude de este servieio. Tu debes graduarlas al considerar
que este es el tercer afio de mi ausencia: que mi familiar y mis cortos y obe-
rados bienes estfn abandonados: que no tengo ni aun un hermano varon q.e
atienda 6 mi esposa sobrado joven 6 inesperta en la administration de una
finca rural; q.0 en Europa me estoy arruinando: y q.e una negative me sumi-
ria, lo mismo que a toda mi familiar, en embarazos q." traerian mi complete
ruina. Hablarte mas detenidam.te sobre esto seria dudar de tu penetration
y de la sinceridad de tu carifio.
En cuanto a los negocios publicos los periodicos te informarAn, como antes
te dije, de las diseordias y novisimos sucesos del Cuartel del Pretendiente. Por
lo pronto el partido, opuesto A la fraileria furibunda y llamado moderado,
ha triunfado en la Corte montariz. La Beira, Maroto (2) y nuestro celebre Pre-
lado Fr. Cirilo (3) han logrado proscribir al Obispo de Leon, al Confesor Larraga

(1) :-Capit&a General: Joaquin de Espeleta y Enrille. (N. de F. G. del V.)
(2) El general carlista D. Rafael Maroto. CN. de J. LL.)
(3) Fray Cirilo de Alameda y Brea, arzobispo de Santiago de Cuba, que hizo jurar al
clero la Constituci6n, tuvo que huir para Espafia. (N. de F. G. del V.)


35











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Sy todos los demas inquisitoriales, llamados Realistas ecsaltados. Moderados y
ecsaltados dividen al campo de D." Carlos como al nuestro. Pero esos mismos
sucesos marcan y caracterizan ya una escision profunda, radical, implacable
en el partido Carlista; escision, que se ha sellado con sangre de uno y otro lado,
y que acabarh probablem.te por disolver la faccion, A menos que circunstancias
impreveibles tornen 6 anudar el vinculo de dos partidos irreconciliables ya
en lo future. A mi modo de ver, nunca se han desarrollado mas propicios ha-
zares a favor de la causa constitutional; y si por fortune las elecciones de
Francia dan un resultado adverse al program politico del Gabinete Mol6 (1) y
suben al poder los hombres de la coalition, casi se puede augurar un triunfo
no muy lejano h la causa de la Reyna. Entretanto las ecsageraciones politi-
cas, la anarquia administrative, la desmoralizacion universal, la guerra de em-
pleos, la guerra de principios, la guerra de intereses, la guerra de los partidos,
la guerra del campo, la guerra de la tribune, todos los linages de guerra des-
pedazan junto con la miseria, el hambre y la ignorancia a esta desventurada
nacion, q.e parece destinada por un hada infleesible a vivir siempre ciega sobre
su verdadero interns y f consumer en devorarse a si propia y f sus hijos todos
los elements, q.e debian conducirla al recobro de su perdida dignidad y de su
eclipsado poder y grandeza.
Abraza en mi nombre a tu cara mitad, en cuya union te desea mas dicha
y bienandanza q.e la q.e cabe hoy A tu afmo Primo
Fran.co Mufioz
del Monte

XXII

Camagiiey Marzo 11 de 1839.
Recibi, D? mio, la llorona de 25 pp?-Llore V., camarada, y llore entire
sus Habaneros, que nosotros aumentar6mos el cause como los arroyos, p. derra-
marnos en el Oc6ano con honor, como gran rio: a todo pendejo se le ha con-
cedido el derecho de llorar, y hasta por llorar se le suelen dar sus latigazos 6
los pendejos: conque lo mejor es que pieparemos el culo y vengan los cinco 6
seis verdugos que nos han de pelar y dejar espuestos A la vergiienza pfiblica,
culo al aire y hueso en costal.
Vea V., D?, lo que nos cuesta su Articulo Movimto intellectual. Estuvo V.
patulon en los dos articulos del Plantel N' 3-Remito A V. una Gaceta (2) p. q.6
le d6 traslado A Ancisar, (3) y demas amigos que se interesen en la question: solo
he conseguido dos egemplares p. la Habana y deseo q. V. lea el suyo en Junta
preparatoria, y que todos se queden con la boca cosida, hasta que vaya mi con-
testacion 6 Rumilio (4) p.r el sig.te correo, pues ya esta pasada por Censura y en

(1) Luis Mateo Mole, politico frances. (N. de J. LL.)
(2) Se refiere a la Gaoeta de Puerto Prfncipe, donde much eseribi6 el autor de esta
carta. (N. de J. LL.)
(3) Manuel Ancisar. (N. de J. LL.)
(4) Lie. Manuel Castellanos Mojarrieta. (N. de F. G. del V.)


36










CENTON EPISTOLARIO


la Imprenta p. salir el mi6rcoles: le aseguro A V. que se han de divertir, como
hay Dios. Suspendan todo juicio y comentario. Yo siento mandarles A Ru-
milio tan lejos del Lugarefio, con 8 dias de ventaja en el camino.
Venga el folleto "Estado actual de la I. de Cuba y medios de fornicarla,
por el Sor Romero" (1) que esta V. haciendo conmigo lo que haeemos aci con un
tio viejo y mas goloso q. su guajirito de V.-Tio BJas, que biajacas tan lindas!
de tosete, tiote! nunca las he visto mas gordas!-Bueno, hijo, donde estan?-
Nos las cenamos anoche, tio, en easa de Chisguete-i Carajo, carajo! y ahora
me lo viene A decir? Vayase 6 la mierda con su cuento, y otra vez traigame
las agayas 6 mas que sean las espinas.
V. ha hecho lo que debe en la question con Pepe. (2) V. le debe ese sacrificio
a la Habana: la vida de Pepe es de much importancia p: sacrificarse p.r una
dispute; y de sus papeles se conoce que es capaz de morrse si V. le da la pe-
sactumbre de sostener sus ideas, que 61 ha creido sin duda que son cafionazos
con bala roja a 61, como a sus principios. Yo entiendo que 61 ha creido que
le han acusado de materialista, y ya V. ve si un hombre tan religioso, tan vir-
tuoso como Pepe se habra ofendido. Si el negocio fuera con el Lugareiio, ya
le desafiaria yo A V. A que me sacase de mis casillas, pues p. mi, voto a Brios,
lo mismo se me dA que V. sea sensualista como espiritualista, que yo no he de
mantenerle A V. ni A su pandilla, y si el diablo viene y carga con todos, no se
llevarh mas que lo suyo. Lo que yo estoy esperando es el sistema de leyes es-
peciales p: los Habaneritos, a ver si es verdad lo que ha dicho el Varon y tan-
tos sermones me ha costado del Espiritualista Valle, (3) que no se ha de escapar
aunque sea todd espiritu de las teorias sensuales del Mije asoleado y tostadito
i color de oro, cuya realidad y elocuencia le entra lo mismo A un mulo cerrero
que A M.r Cousin.
Ya estamos trabajando en la gradacion de las millas de ferrocarril (4)-a
paso de buey, pero buey q. camina, pa casa va, y al cabo llegard-Aqui tengo en
un repliegue de mi Cartera A S.ta Rita, que me la remit16 un Habanerito, y me
hizo su burla complete, y lo que mas senti a fuer de sensualista fu6 la peseta
que me hizo gastar; pero ya pueden los Hab.s preparar la bolsa, pues quien es
capaz de hacer un ferrocarril en el Camaguey, lo sera con mas razon, de hacer
una Iglesia de S.t' Rita en cualqr estremidad 6 mediania del camino A costa
de los tiabaneros, que lo demas no tendria gracia ninguna. 0 no se acaba el
camino, 6 el dinero de los Habaneros ha de servir p: una obra buena en el

(1) Se refiere a un folleto an6nimo, atribuido a la pluma de un jefe de la armada, gran
amigo del general D. Miguel Tac6n, que se public con este titulo: Estado actual de la Isla
de Cuba y medios que deben adoptarse para fomentar su prosperidad, con utilidad de la
madre patria, Madrid, 1838, 8', 131 p. Fu6 refutado por el distinguido cubano Dr. Anas-
tasio Carrillo y Arango. (N. de J. LL.)
(2) La pol6mica entire Del Monte y D. Jos6 de la Luz y Caballero, ya eitada. (N.
de J. LL.)
(3) Manuel Gonzalez del Valle. (N. de F. G. del V.)
(4) Hace referencia al entonces proyeetado ferroearril de Puerto Principe a Nue-
vitas. (N. de J. LL.)


37











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Camagiiey. Lo he jurado yo! mire V., camarada, si habra haves y cerrojos
que les salven las amarillitas.
Le lei su carta A Tatao (1)-supongo que 61 le escribir--Me voy p. la eiu-
dad que ya es hora de acercarme al Correo no sea que se quede esta espresion de
afeeto de su
Varon con V. (2)

XXIII

Senior Don Domingo
Del Monte.
Habana.
Ingenio Surinam (Giiines) y Marzo 15 de 1839.

Sor. D. Domingo Del Monte.

Muy senior mio y estimado amigo: desde qe vine al campo determine co-
municarme por escrito con V, ya que no podia hacerlo personalmente; mas la
circunstancia de hallarse V tambien por Matanzas me ha impedido hasta ahora
nenar este deseo. En mis cartas A Valle (3) le encargu6 varias veces q.e me avi-
sara el regreso de V a esa para escribirle inmediatamente, y habiend6melo
anunciado ya, me apresuro a principiar esta correspondencia, que tan grata
sera para mi y que espero de la amistad de V se digne sostener.
Aqui hay pocas, 6 mejor dicho, ninguna cosa que escribirle a V, nueva y
particular. Consider V q.e yo rara es la occasion q.e voy a la Villa, punto de
reunion de donde tal vez se pudiera pezcar algo. Aislado en el injenio, sin
ver de dia y de noche mas que enormes fibricas, mon6tonas y sin gusto, el
batey, los cafiaverales, y luego para acabar de entristecer el cuadro, sin ver
otro especticulo que 61 de hombres infelices trabajando ineesantemente para
otros-puede V imajinarse que a gusto estar6 yo en esta soledad, donde desde
que uno se levanta hasta que se acuesta solo tiene delante escenas lastimosas.
Y en valde es salir del injenio y trasladarse a otras fineas, pues en todas par-
tes hay esclavos y sefiores, en todas hay mayorales, q.e es lo mismo q.e decir
-que donde quiera jime una raza de hombres desgraciados bajo el poder de
otra raza mas feliz que se aprovecha, inhumana, de sus afanes y sudores. Sin
embargo, desde q.e V me encarg6 una novela donde los sucesos fueran entire
blancos y negros y desde q.0 la comenc6, me ha entrado tal aficion A observer
los escesos de aquellos y los padecimientos de los segundos, tal gusto por estu-
diar las costumbres que nacen de la esclavitud, costumbres raras y variadas a
lo infinite, q.e no me pesa, Antes me agrada mi estancia aqui para acopiar no-
ticias y tela, con que poder escribir algun dia otra novela por el estilo de la
del "Injenio, 6 las Dolicias del campo."

(1) Anastasio de Orozco. (N. de F. G. del V.)
(2) Gaspar Betancourt Cisneros, "El Lugarefo". (N. de J. LL.)
(3) Jose Zacarias GonzAlez del Valle. (N. de F. G. del V.)


38











CENT6N EPISTOLARIO


Y ahora que miento esta, puede decirse asi, mi primera production lite-
raria, no s6 si nuestro amigo Valle le habrd entregado ya su cuarto capitulo,
que me describe haber puesto en limpio. De aqui a algunos dias debe tambien
entregarle el 50, cuyos borradores le remito con esta para q.e los copie.-Yo
pens6 q.e la tal novela me saldria mas corta, y ha sido todo lo contrario, pues
todavia me falta el 6? capitulo q.e ya comenc6 ayer y q.e me parece sera el
remate. Quiero q.e me diga V con franqueza, como buen amigo, los defects
de mi novela, no solo en cuanto al estilo sin6 en cuanto al argument y modo
de desempefiarlo, para correjir los q.e se puedan, y enmedarme en lo sucesivo
-En prueba del aprecio con que lo miro A V, del respeto que me causan sus
luees y de agradecimiento por la amistad con q.e V me honra, tenga V por suya
mi novela para q" de ella disponga como se le antoje, en la intelijencia de q.e
solo la emprendi por ver si prestaba algun servicio A causa tan sagrada y por
regalarsela a V, ya q.e se habia dignado ocuparme. Al efecto, yo le har6 A
V una copia de toda ella, cuando est6 concluida, y se la mandar6.
Leo A ratos la Coleccion de poesias antiguas castellanas q.e V me prest6,
donde hay cosas de gusto. He leido ya la Repfiblica literaria de Saavedra (1) y
me ha parecido una obra eseelente-Andan aqui los libros un poco escasos, y
como yo se q.e V los tiene muy buenos y q.e le gusta prestarlos A quien desea ins-
truirse, le agradeceria much q.e por condueto de Valle me remitiera alguna
cosa de Calderon de la Barca, porq.e aqui he leido dos 6 tres comedias suyas
y me parece q.e era hombre de injenio y poeta no malo; dispensAndome V la
confianza.
A Milanes le eseribi en Diciembre y esta es la hora q.e no me ha contes-
tado. Digame V si estA enfermo.
En fin, nada mas tengo por hoy q.e comunicar a V. Mi estancia aqui
sera todavia bien larga y entretanto que tenga el gusto de abrazarlo, reciba
V el corazon de su amigo q." no lo olvida y B. S. M.

Anselmo Suarez

P. D. Aunqe yo no tenga el honor de haber tratado A su Sefora esposa,
p6ngame V a sus pies, porq.e con ser persona tan intimamente unida a V basta
para que yo la aprecie, y porqu6, salvo error 6 equivocacion, aquellos lindisi-
mos trozos, que como de una muchacha amiga de V me ley6 cierto dia, sobre
cosas de esclavitud, me sospech6 q.e fueran suyos, si bien nunca se lo he dicho
6 V hasta ahora por no obligarlo A descubrirme la mentirilla, con q.e V por
modestia sin duda quiso encubrir q.e su esposa era la autora; pero, amigo, V
no debia ocultar que su compafiera tenia tanta gracia, facilidad y delicadeza
para escribir, ni q.e abonaba, ilustrada, por los infelices eselavos-Tambien me
pondra V a las 6rdenes de la demas familiar de esa apreciable casa.-Vale-

(1) Diego Saavedra Fajardo, considerado como uno de los mejores prosadores del
reinado de Felipe IV, autor de Empresas politicas, la Bepiblica Literaria y otras mAs. (N.
de J. LL.)


39











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XXV

For Cadiz Correo de la
empresa
A D.n Domingo del Monte
Abogado en la
Habana
Sevilla 29,, de Marzo de 1839

Mi querido amigo: hace buenos meses que no se acuerda V. de los que vi-
vimos en este valle de tribulaciones ni aun siquiera para remitirme alguna de
las producciones de nuestros paisanos cuyo costo he dicho A V. que lo pida A
mi hermano Pepe. (1)
No cont6 con que Alegria (2) se dispusiese tan pronto para marchar A esa
como io ha verificado y por eso me trage conmigo la obra de Barcia (3) que el
mismo me busc6 en Madrid (donde no se encontraba y encuadern6 con los dos
ultimos tomos de Nabarrete (4) todo lo cual remitir6 & V. desde Cadiz con per-
sona segura cuando yo vaya por aquel puerto q.e sera mui pronto.
Aqui hemos tenido gran mogiganga en estos dias con las procesiones en-
tre las cuales hemos visto la del banto Entierro que por sus grandes costs no
sale sino de tarde en tarde y como esta necesaria retrecheria se afiade un com-
puesto 6 mezela estravagante de las Sibilas con los Angeles, cerrando los pasos
el entierro del redentor del mundo acompafado de una cofradia disfrazada de
soldados romanos con petos y espaldares y cases de luciente oja de lata todo
este conjunto forma un espectaculo verdaderamente curioso al q.e acuden de
todas parties inclusos los Ingleses que con la facilidad de los vapores ban ve-
nido a aumentar el consume en estos dias. En medio de esta farsa hay much
que admirar para los inteligentes en el suntuoso monument, en el decoro con
q.e se egccutan todos estos actos en la eatedral y en la perfection de la mayor
parte de las figures de los pasos, como obras de nuestros mas celebres artis-
tas, muchas de ellos hijos de este suelo.
Nada hablar6 6 V. de nuestro estado politico porque es mui dificil calca-
lar en el laberinto de tan singulares anomalias.
Despues del escandaloso atentaco de Maroto (5) todo se ha quedado como
estaba, y aunque muchos deducen de este parasismo cosa pareeida a transaction
yo ya no cleauzco nada y espero los sucesos para profetizarlos.
Deseo q.e se conserbe V. bueno en compafiia de su Sefiora y con espresio-
nes de la mia se repite todo de V. su amo y paisano
A de Arango (6)
Juan Carrillo le entregara uno de mis Atlas que le encuadernara Alegria.
(1) El cubano D. Jos6 de Arango y Nfiez del Castillo. (N. de J. LL.)
(2) Eneuaueinador, librero e impresor muy en boga en Madrid en la fecha de esta
carta. (N. de J. LL.)
(3) Roque Bareia, autor del Diccionario etivoldgico de la lengua espaiiola. (N. de J. LL.)
(4) Aluae a las obras del escritor espafiol D. Martin Fernandez de Navarrete.
(N. de J. LL.)
(5) El general carlista D. Rafael Maroto. (N. de J. LL.)
(6) Andr6s de Arango. (N. de J. LL.)


40










CENTON EPISTOLARIO


XXVI

Al Sor D.n Domingo del Monte-
Habana.

Mi querido Domingo: hasta ahora no he podido contestar A tus cartas de
la semana anterior por ocupaciones del empleo. Hoy lo hago para decirte que
no me atrevo a pedir dinero i los amigos de aqui para la impression de mi
novela en los E. V. segun me propone: quiero sobre todo escribir cuatro 6
cinco mas pues la material es riquisima, y entonces haremos la colecta que me
indicas. Lo que si quiero imprimir en el Norte con preferencia i las Eseenas,
es mi contestacion L Toreno (1) que va quedando muy regular sino me engafio:
me prometo que ha de merecer tu aprobaci6n este papel, obra de mi patriotism
y que quiero mandarla L Colombia y h Espafia: a Colombia para que vean mis
paisanos como debe entenderse el patriotism, scgun lo entiendo yo; y a Es-
pana para que vean alli los Torenos sus fechurias en esta pobre tierra de Ame-
rica en los 3 siglos que fueron suyas.
En otra carta, que sera en la de pasado mariana, te escribir6 mas largo
de los asuntos nuestro, de nuestro viejo pleito con la imb6cil metropolis. Guar-
dete el cielo luengos aios y adios: tuyo
(19 de Mzo de 1839) (2)

XXVII

Al Sor. D. Domingo del Monte
Habana.
Paris, Abril 4 de 1839.

Mi querido Domingo: principio la present contindote el chasco que hoy
me ha sucedido. Despues de haberme pasado toda la mafiana escribiendolcs
a Vmds., fui a casa de Chauviteau (3) A entregar mis dos paquetes, de costum-
bre, el uno dirijido a ntro suegro y el otro & 'Gonzalo, mas oh! cruda sorte! solo
encontr6 el de Gonzalo, el otro lo perdi en el camino. En l1 iban dos cartas de
Gonzalo Aldama p. su madre y p. Rosita, una de Lola p. la primera, tres mias
p. Rosa, Dom? y p. ti. La tuya particularm.te era muy larga; p? no lo siento
tanto p.r ella como p.r q.e Gonzalo se mareh6 yA A Fontaineableau y no puede
reponer la p6rdida como nosotros.
Voy A tratar de copiar, en cuanto sea possible, la que te escribi esta ma-
fiana.-Tu filtima carta del 10 de Feb? que tengo a la vista, ha servido de
contestacion A tres mias, nada menos, lo que prueba que el balance de la co-
rrespondencia estai mi favor.

(1) Alude seguramente al historiador espafiol D. Jos6 Maria Toreno. (N. de J. LL.)
(2) Segfin el indice heeho por Del Monte, esta carta, que apareee sin firma, es de
F6lix M. Tanco y Bosmeniel. (N. de J. LL.)
(3) TomAs Chauviteau, comerciante establecido en Paris. (N. de J. LL.)


41










CENTON EPISTOLARIO


XXVI

Al Sor D.n Domingo del Monte-
Habana.

Mi querido Domingo: hasta ahora no he podido contestar A tus cartas de
la semana anterior por ocupaciones del empleo. Hoy lo hago para decirte que
no me atrevo a pedir dinero i los amigos de aqui para la impression de mi
novela en los E. V. segun me propone: quiero sobre todo escribir cuatro 6
cinco mas pues la material es riquisima, y entonces haremos la colecta que me
indicas. Lo que si quiero imprimir en el Norte con preferencia i las Eseenas,
es mi contestacion L Toreno (1) que va quedando muy regular sino me engafio:
me prometo que ha de merecer tu aprobaci6n este papel, obra de mi patriotism
y que quiero mandarla L Colombia y h Espafia: a Colombia para que vean mis
paisanos como debe entenderse el patriotism, scgun lo entiendo yo; y a Es-
pana para que vean alli los Torenos sus fechurias en esta pobre tierra de Ame-
rica en los 3 siglos que fueron suyas.
En otra carta, que sera en la de pasado mariana, te escribir6 mas largo
de los asuntos nuestro, de nuestro viejo pleito con la imb6cil metropolis. Guar-
dete el cielo luengos aios y adios: tuyo
(19 de Mzo de 1839) (2)

XXVII

Al Sor. D. Domingo del Monte
Habana.
Paris, Abril 4 de 1839.

Mi querido Domingo: principio la present contindote el chasco que hoy
me ha sucedido. Despues de haberme pasado toda la mafiana escribiendolcs
a Vmds., fui a casa de Chauviteau (3) A entregar mis dos paquetes, de costum-
bre, el uno dirijido a ntro suegro y el otro & 'Gonzalo, mas oh! cruda sorte! solo
encontr6 el de Gonzalo, el otro lo perdi en el camino. En l1 iban dos cartas de
Gonzalo Aldama p. su madre y p. Rosita, una de Lola p. la primera, tres mias
p. Rosa, Dom? y p. ti. La tuya particularm.te era muy larga; p? no lo siento
tanto p.r ella como p.r q.e Gonzalo se mareh6 yA A Fontaineableau y no puede
reponer la p6rdida como nosotros.
Voy A tratar de copiar, en cuanto sea possible, la que te escribi esta ma-
fiana.-Tu filtima carta del 10 de Feb? que tengo a la vista, ha servido de
contestacion A tres mias, nada menos, lo que prueba que el balance de la co-
rrespondencia estai mi favor.

(1) Alude seguramente al historiador espafiol D. Jos6 Maria Toreno. (N. de J. LL.)
(2) Segfin el indice heeho por Del Monte, esta carta, que apareee sin firma, es de
F6lix M. Tanco y Bosmeniel. (N. de J. LL.)
(3) TomAs Chauviteau, comerciante establecido en Paris. (N. de J. LL.)


41











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


Los libros q.e mand6 p.a Carrera en un cajon de various eneargos que re-
mitia M.r Gu6rin (1) a F. Poey (2) no han llegado a tu poder por el motive si-
guiente: Guerin mand6 el cajon A Chauviteau con su embalador, mas como no
acompafiase carta ni instruction escritas, el dependiente no quiso recibirlo y le
dijo al embalador que lo mandase al Havre a Mess. Cor & Palm que despachaban
un buque, y el muy bruto lo hizo asi, sin dar parte de lo ocurrido a Gu6rin.
Esto es A lo menos lo que me ha dicho Gu6rin, quien escribi6 hace unos 20
dias A Cor & Palm p? saber el paradero del cajon. Estos contestaron q.e aun-
que el cajon iba dirijido a Poey, como no recibieron 6rden ninguna, lo alma-
cenaron en su casa, hasta q.e aburriddos de esperar, lo mandaron al fin en No-
viembre dirijido 6 Mangoaga; por manera que debe estar en casa de este Sor.
desde principio de afio. Ahora tengo listo un cajon que te voy a remitir por
el Havre dentro de pocos dias, en que van los otros libros p. Carrera, una
porcion p. Carrillo y algunos periddicos p. ti. Viene al easo decirte ahora que
easi todas las revistas estan muy atrasadas; la francesa y estrangera no ha en-
tregado todavia el no correspondiente A Nov.e
Estas cartas deben ir por el paquete de Burdeos, si lo alcanzan.-Matute
se va en 61, y antes de salir de aqui le di cuatro renglones p. ti mandandote
algunos versos mios, segun te lo habia prometido. Tambien va encargado de
un par de aretes y otro de argollas de oro p. Antonio Nattes, que debe en-
tregarte.
Ya te he dicho que no me vendas ni uno mas de mis libros, y q.e los q.e
me quedan en tu poder los guards y los cuides, sin prestarselos 6 nadie, nadie,
nadie.-Tambien te he preguntado varias veces infitilm.te si has recogido aquel
hermoso autog? con su pi6 que dej6 de venta en el Palo Gordo. Si no se ha
vendido, como creo, rec6gelo y guardamelo con el microsc6pio que te entreg6
Luz.
Con tu iltima he recibido la guia (3) de este afio, el 2' t' de la novela Pro-
teccion, (4) los t.S 9 y 10 del Album (5) el 6' cuand9 de la Cartera el n' 2 del
t' 2' de la Siempre Viva (6) y los n.os 38 y 39 de las Memorias de la Sociedad;
p9 no he encontrado en el paquete el prospect de la imprenta litogrhfica que me
anuncias.-Te advierto que por prestar los cuadernos A los amigos, se me han
perdido el n9 26 de las Memorias, el 1' del tV 1' de la Cartera y el 29 del Plantel:
tambien me falta el t9 29 de la Elena, (7) p' es porque nunea vino.-Remiteme-
los todos, pa completar mis coleceiones.

(1) El naturalista francs F61ix-Edoward Gugrin-Meneville. (N. de J. LL.)
(2) El sapiente cubano D. Felipe Poey. (N. de J. LL.)
(3) Se refiere a la Guia de Forasteros. (N. de J. LL.)
(4) Novela traducida del ingles por D. Juan Mufioz y Castro. (N. de J. LL.)
(5) El Album, IIabana, cuyo primer editor fu6 D. Luis Caso y Sola, y despu6s D. Ra-
m6n de Palma. (N. de J. LL.)
(6) Peri6dico mensual, dedicado a la juventud cubana, que redactaban Antonio Ba-
chiller y Morales, Manuel Costales, Jos6 Victoriano Betaneourt y Jos6 Quintin Suzarte.
(N. de J. LL.)
(7) Traduceci6n del ingles por D. Juan Mufioz y Castro. (N. de J. LL.)


42











CENTON EPISTOLARIO


Dile a Palma que hay ciertos hombres q.e manchan cuanto tocan y ciertos
nombres qe ensucian la boca q.e los pronuncia. De este privilegio goza el de
Dimas Valdes, (1) p.r lo que todos sabemos, y por ende he estrafiado bastante
verle en el n? 9 del Album entire tanta gente honrada. :Si le gustaron sus
versos, bien pudo ponerlos sin aquel nombre que lleva el sell de la infamia.
-Tambien he sentido much que el Plantel se haya marchitado tan al nacer:
verdaderam.te es cosa dura, que ninguna obra de esta clase pueda aclimatarse
en nuestra pobre tierra. Temiendo estoy cuando le toea al Album su vez y se
le secan las hojas.
Te he comprado los dos ejemplares que me pides del Tesoro del teatro es-
pafol, publicado por Baudry; p? no pueden ir en el cajon que te voy A man-
dar porque se necesita tpo. pa hacerlos eneuadernar.-Ya yo habia comprado
esta obra p' mi y me ha gustado much, aunque creo que bien pudo Ochoa (2)
haberla hecho algo mas estensa, p.8 hay pafio por donde cortar.
El drama de tu primo Fojas (3) me parece que no vale los garrotazos q.e por
61 se dieron. El de Milan6s (4) es infinitamente mejor, y aunque tiene bellisi-
mos trozos, y en general exelentes versos, creo que estA lejos de ser un buen dra-
ma, y que por tanto se exedi6 IPalma en los elogios que le hizo. Sinembargo, co-
mo primer ensayo de un ingenio naciente, es bueno y promote riquisimos fru-
tos pa lo venidero.
Mucho me mortifica q.e no se haya coneluido tu desgraciada pol6mica con
Pepe, y A la verdad, esperaba que pasado el primer moment de exaltacion,
habrian conocido Vmds. el escndalo q.e estan dando y se habrian reconciliado.
-V. se tiene la culpa ISor D. Dom', y asi es precise q.e aventaje A su contrario
en prudencia y sufrimiento.
Baste yA de carta, q.e p.a ser la segunda q.e hoy te escribo, no es mala
racion. Mil cosas a Rosita y A esos primorosos botoncitos, de tu afmo.
Pepe (5)
Memorias A Valle, Andr6, (6) Moris, (7) Os6s, Palma, Ruiz, Echeverria,
Govantes, (8) Moreau, (9) Cirilo, (10) e a tutti quante.
P. D. Cuando Mig.1 se fue pa Hamburgo, se llev6 alg.s diaries de mo-
das pa remitirtelos desde alli, p.r q.e aqui no habia entonces oportunidad pa
mandArtelos. (11)

(1) Jose Dimas Valdes, a quien se cree denunciador de la conspiraci6n de los Soles
y Rayos de Bolivar. (N. de F. G. del V.)
(2) Eugenio Ochoa, erudite y bibli6grafo espafol, autor de la obra indicada.
(N. de J. LL.)
(3) Francisco Javier Foxi, autor del drama El Templario, cuya representaci6n en Ta-
c6n en 25 de diciembre de 1838 di6 motive a un escendalo. (N. de F. G. del Valle).
(4) El Conde Alarcos, drama caballeresco en tres actos y en verso, que dedic6 a D. Do-
mingo del Monte, su autor D. Jose Jacinto Milan6s. (N. de J. LL.)
(5) Jos6 Luis Alfonso. (N. de J. LL.)
(6) Domingo Andr6. (N. de J. LL.)
(7) Esteban Moris. (N. de J. LL.)
(8) Jose Agustin Govantes. (N. de J. LL.)
(9) Mr. Moreau de Jonnas. (N. de J. LL.)
(10) Dr. Cirilo Ponce de Le6n. (N. de J. LL.)
(11) No aparece esta carta en el tomo IV del Cent6n, fu6 adquirida per D. Domingo
Figarola-Caneda, de cuyo archive se ha copiado. (N. de J. LL.)


43











ACADEMIA DE LA HISTOEIA DE CUBA


XXVIII

Ingo Surinam y Abril 11 de 1839.
Sor Don Domingo del Monte.

Mi querido amigo: recibi por conduct de nuestro amigo Vallecito (1)
su favorecida del 24 del pasado, por la cual s6 con much gusto que V. piensa
seguir conmigo una correspondencia epistolar mi6ntras dure mi ausencia en
Giiines, y que ya asi lo tenia determinado hacer antes que yo le escribiese, solo
que yo me llev6 la gloria de comenzarla. Tambien he visto el juicio que por
ahora ha hecho de las "Delicias dcl campo" con el mismo placer. Doy A V
las gracias por las celebraciones que sin merecorlas me prodiga tan liberal-
mente, como que ellas son una prueba inequivoca de la amistad con que V me
honra. En cuanto al defecto que V ha encontrado en mi novel, (2) el car6cter
de Francisco, yo lo confieso, y estimo juiciosa y puesta en razon la critical de
V. En efect'o, yo trataba de pintar un negro esclavo ty qui6n que se halla
jimiendo bajo el terrible y enojoso yugo de la servidumbre puede ser tan man-
so, tan apacible, tan de anj6licas y santas costumbres como 61; jimiendo bajo
el yugo de la servidumbre, de cuya fuente le nacen al hombre todos los males
de todas species, cual de otra eaja. de Pandora ?-Francisco es un fen6meno,
una escepeion muy singular, no el hombre sujeto a las tristes consecuencias de
la eselavitud, no el libro bueno donde los blancos, viendo sus errors, puedan
aprcnder A ser humans. Verdad es que yo procur6 pintar a los mayorales,
mayordomos & como son; pero he demostrado, que si los negros son malos, es
porque lo son los amos? No por cierto-Aflijido yo, Seior Del Monte, por
las miserias de los esclavos mas de lo que V puede imajinarse, me determine
d escribir una novela donde desahogar los sentimientos de mi corazon, donde
demostrar que si hay blancos, ac6rrimos enemigos de la raza eti6pica, no faltan
quienes lloren con l6grimas de sangre sus calamidades: amigo siempre de to-
dos los hombres, yo quisiera que en mi derredor no se oyese jamas ni un sollo-
zo, ni un suspiro de dolor, que la vida de todos se deslizase tan serena y apa-
cible como corre la luna all en el Cielo cortejada de brillantes luceros: yo
quisiera amor reciproeo, caridad, paz, risas, Sefor, y no amargos lloros. Asi
fu6, que desde que comenc6 6 escribir, comenc6 de consuno A entristecerme:
me enoj6 mas y mas contra los blancos segun fui pintando sus estravios, y como
mi carActer, digamoslo de una vez, cs amigo de tolerar con paciencia las des-
gracias de este pobre Valle de l6grimas, vine a dotar A Francisco de aquella
resignation y mansedumbre cristianas, flores que no nacen, sino como de mi-
lagro, entire los inmundos lodazales, donde la esclavitud pone A los hombres.
Yo dije en mi tristeza,-blancos, seriores, vosotros sois tiranos con los negros,
pues avergonzios de ver aqui a uno de esos infelices, mejor hombre que voso-

(1) Jos6 Zacarias GonzAlez del Valle. (N. de F. G. del V.)
(2) Hace referencia a su aplaudida novel Francisco, que edit6 en Nueva York, en
1880, D. N6stor Ponce de Le6n. (N. de J. LL.)


44











CENTON EPISTOLARIO


tros. He aqui la causa de mi error. Pero esto me disculpara? No-El no-
velista debe imitar la naturaleza, lo que pasa en el mundo; no dejarse llevar
en alas del injenio a rejiones imajinarias. El injenio necesita lastre, no plu-
mas para que vuele, es cosa que todos sabemos, es un principio de oro que
siempre se ha de tener present en la memoria-Pasemos A otro asunto.
He determinado, amigo mio, ocupar mis cartas sucesivas A V con una no-
vela cuyo titulo le pondrA V mas adelante. Por supuesto que como obra for-
jada do cdlamo current, A salga lo que saliere, deberA de ir llena de innume-
rables defects ya en el estilo, ya en el argument, ya en la pintura de los per-
sonajes y caracteres; pero yo espero que V me los disimulara todos al consi-
derar que si la emprendo asi, no es porqu6 confie en mis fuerzas, sino por
escribirle h V largo, como me encarga, y por adestrarme en la composition.
Principiar6, pues, sin mas preambulos=


I

No cabia la concurrencia en la Sala de Michilena, harto conocida en ver-
dad por los que frecuentan la hermosa Villa de Giiines, la primer noche de
Pascua del afio 1832. Apenas oscureci6 aquella tarde, cuando las muchachas
que ataviadas ya esperaban en los colgadizos la hora de ir al baile con la an-
siedad propia de quienes no conocen otro j6nero do diversion, comenzaron A
salir en grupos de las casas: algunas madrugaron tanto, que hubieron de to-
parse con la sala todavia A obscuras. Mas el bochorno que les caus6 cste chasco
no dur6 much tiempo: bien pronto vino un mozo de la cantina inmediata y
convirti6 en Aseuas las tinieblas que las habian ruborizado, encendiendo las
dos hileras de bombas y la arafa del medio. Otras muchachas, no menos ga-
nosas por cierto de concurrir A la fiesta, aunqu6 no tan madrugadoras, fueron
ilegando despucs y en su compafia infinidad de caballeros: de mode que en
breve los canapes y los bancos, Antes solitaries y tristes, ostentaron llenos do
orgullo todas las hermosuras de Giiines y gran copia de las q.e habian ido de
la Habana, lo mismo que a la sazon, por ser la Pascua de Navidad, se enga-
lanaban nuestras campifias con las lindas y graciosas flores de los aguinaldos.
Afortunadamente no era. pequefia la sala, que ent6nces habria sido mas que
dificil hallar asientos para las muchachas y algo peor aun poderse bailar en
toda la noche: pues A pesar de eso, hubo algunas pobrecillas cuyas piernas
sirvieron de suaves cojines A otras en los intervalos que cesaban las danzas y
los wals: y los bailadores se veian apurados para hacer las figures y nunca
libres por supuesto de Ilevar pisadas, estrujones, encontronazos: con lo que las
madres, perennes atalayas de sus hijas desde los bancos arrimados a la pared,
maldecian acaso la eseesiva concurrencia y formaban votes solemnes de no lle-
varlas otra vez -al baile en noches de feria: propositos que nunca se han cum-
plido en Giiines, donde tanto se divierten las nifas bailando, como se consuelan
las viejas de verse arrugas en la cara cortandoles vestidos A cuantos infelices
tienen la desgracia de cruzarles por delante.-Pero si vamos A decir con de-


45











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


sembozo nuestro parecer, lo mejor que habia en la Sala de Michilena era que
nadie, ni viejos ni j6venes, ni caballeros ni sefioritas, ni !a jente de'Giiines ni
la de la Habana usaban cumplimiento de ninguna especie, los cuales serAn
muy buenos para los bailes de gran tono; no para los de un pueblo de campo,
en que todo deber ser union, jovialidad y franqueza. Los hombres, principal-
mente los de la Ciudad, iban de chupa, de sombrero de paja, de corbata do
seda de colors tirada por el cuello al desgaire; si alguna casaca, corbata 6
sombrero de pelo se veia, lo llevaban los poblanos y eso los poblanos de pro
como Alcaldes, Rejidores, Sindicos y demas personas de viso. Las muchach;a
iban lo mismo, adornadas con sencillez; los aderezos de diamantes, los fondos
de razo, las plumas, tantos lujosos atavios como se usan en los bailes de la
jente rica y refinada y merced A los que nos engafia A cada paso el bello sexo
vendiendonos gato por lfebre, eran alli escandaloso contrabando: gracias A Dios
ni los padres ni los maridos tenian de que lamentarse por ese lado: tuinicos de
lin6, de muselina y de rengue, cinturones 'de cintas de agua, A lo mas un collar
de oro cuando no fuese del que llaman oro frances al euello, aretes de la misma
calidad y en la cabeza crespos, cintillos y flores 6 finjidas de lienzo 6 naturales
del patio de la casa, he aqui las galas con que estaban preciosas por estremo
sin necesidad de otros adornos las muchachas del bailey cuyos pormenores ocu-
pan hoy nuestra pluma-No pas6 ni un cuarto de hora despues de las Oracio-
nes sin que la misic a alegrase los animos tocando el c6lebre wals de la Cons-
tancia, 61 mas de moda ent6nces: wals que aun todavia A despecho de los siete
afios que han pasado, de los afios que todo lo arrastran consigo no se desdefian
de tocar los mfsicos alguna que otra vez, porque sus dulces y melanc6licas
harmonies hablarAn siempre al corazon. Al instant multitud de parejas fue-
ron saliendo A walsar, y la Sala de Michilena comenz6 a tomar ent6nces aquel
m6jico encanto que distingue A los bailes de Cuba, aquel colorido brillante y
po6tico capaz de sentirse pero no de pintarse: sobretodo en los pueblos do
campo donde la habilidad de los mozos y muchachas en danzar y walsar ha
Ilegado al iltimo grado de perfection, y sobretodo- en Giiines donde hay tal
aficion por el bailey, que demas de los q.e se hacen en las Pascuas, en el tiempo
muerto si no hay mfisica de orquesta se baila con la misma alegria que si la
hubiera al son de una harpa lfigubre y mal entonada cuyos acordes se pierden
centre el ruido de los pies: y donde, en faltando tambien el harpa, se apela al
filtimo recurso, al mas triste, al de bailar al mismo tiempo que cantan los bai-
ladores, pero no los mozos; las muchachas, que no sabemos c6mo resisted sin
fatigarse ese duro trabajo A veces hasta por una hora seguida-la edad, el
gusto que reciben y la costumbre de hacerlo casi puede decirse desde que na-
cen, estos poderosos motives nada mas fueran bastantes A obrar aquel grande
milagro, porqu6 nosotros, siendo hombres y por supuesto de mas recios pul-
mones, nos metimos una vez A acompafiarlas y A los pocos minutes nos pareci6
prudent el callarnos, magiier dijesen que gramos cobardes 6 flojos, si queria-
mos librarnos de padecer anjinas 6 de star roncos una semana por lo m6nos
-El wals duraria una hora: mejor dicho, los bailadores .estuvieron una hora
en pi6 conversando sabe Dios de qu6 asuntos, los mozos con el brazo derecho


46











CENTON EPISTOLARIO


apoyado en la cintura de las muchachas y estas con el izquierdo sobre el hom-
bro dc aquellos. La concurrencia era ya exorbitante: el monton de mirones
que se cruzaban, topaban y rebullian en medio de la sala como las hormigas
de un hormiguero, a quienes los esfuerzos del bastonero no podian reducir 6
comprimirse mas meti6ndose en el hueco que al prop6sito se habia dejado tras
de los asientos, porqu6 reclamar 6rden en los bailes de campo y de temporada
es locura: aquel monton de hombres, de frente los unos, de espalda los otros,
muchos de lado, cuales estorbando con los codos 6 con el sombrero, cuales con
el chucho 6 la cafiita, sin contar los q.e cruzaban imprudentes por medio de
los bailadores haciendolos tropezar y perder el compas, ni los q.e se paraban
frente de los asientos f requebrar y consolar las comedoras de pavo: este en-
jambre molesto de zhnganos no dejaba lucir ni el garbo y jentileza de las
muchachas, ni su ajilidad y soltura de pies, ni la finura esquisita de su oido,
ni como podrian dar dos 6 tres vueltas f la sala en redondo sin detenerse a6
descansar. Nada, era precise estarse quedo, s6 pena de salir molido del bailey.
Tambien c6mo iban h revolverse doscientas parejas por lo m6nos q.e walsaban
alli todas a un tiempo? Imposible. Si se daban dos vueltas, si de cuando en
cuando se lograba f lo sumo despues de mil sfiplicas 6 los mirones para que
se aprensasen a guisa de sardines en barril dejando un pequefio espacio vacio
donde dos parejas volteaban, esto es, walsaban en forma circular; aquel mare-
magnum de jente, que como el mar verdadero tenia tambien sus flujos y reflu-
jos, no tardaba much en venir a robarles la diversion: y ent6nces era precise
volver otra vez a la misma inercia de intes, acaso por fortune mas grata A los
enamorados, pues que no si6ndoles precise estar atentos 6 la miisica, conver-
saban a su sabor. (Continuara).
Amigo mio, basta por boy de novela, que hace dos horas que le estoy es-
cribiendo y estas cosas de pura imagination fatigan demasiado el entendi-
miento-Por lo cual me despido ya de V por hoy encargindole que me ponga
a los pies de su Sra esposa, y repiti6ndole siempre que no lo olvida su affmo
Q. S. M. B.
Anselmo Suhrez.
P. D. Recibi los libros que V me remiti6 por conduct de Vallecito y le
doy las gracias-vale-

XXIX

Al Sor. D.n Domingo Delmonte
Habana
Pto Principe 12 de Abril de 1839.

Mi siempre querido amigo Delmonte. No habiendo eserito 6 V. en 16s pri-
meros moments de mi llegada, se me iba haciendo cada vez mas cuesta arriba
sanar esta falta, hija de mi pereza, y no de ningun otro motive: esto subi6 de
punto en estos filtimos dias que he estado, como deeirse suele, con el pie en el
estrivo; mas cierto recado q.O di6 V. a una S.ta en casa de sus amigas las Ortas,


47











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


y las memories que pone V. en la carta del Baron de Najasa, (1) me han obli-
gado A dedicarle estos renglones, para que no vaya A figurarse que no le amo
6 que desatiendo su fina y verdadera amistad; apesar de estar yo muy con-
vencido que V. no hara consistir estas nobles afecciones en las esterioridades
y cumplimientos de algunas cartas, pues me atrevo A asegurar que tendra V.
mas de uno que se diga su amigo y que le escriba frecuentemente, y no le d6
ni con much el lugar que yo en el corazon. Asi es que me ha tenido V. aqui
sintiendo como propios los sinsabores que sB ha esperimentado ultimam.te en
su carrera de escritor puiblico, y hubiera deseado mas que nunca tener una
barita de virtudes para tocar la cabeza de algunos, y h otros de eabeza y en-
tendimiento cabales quitarles las telas de arafia que puedan haber nacido a
influjo de prevenciones, cuentos, 6 intereses encontrados.
Supongo habra V. visto un articulo q.e tuve que escribir contestando A
un sandio que dijo mas desatinos que afios tiene su Sria, pue's pasan de 60,
apesar de estar yo en aquellos moments muy conturbado y aflijido con la de-
cision de mi pleito en que al eabo triunf6 completamente: despues escribi otro
con mas despacio contestando A Rumilio, pero me aconcejaron algunos amigos
q.e no lo publicase porq.e los Camagueyanos me cogerian un odio eterno, por-
que les cantaba las verdades de modo que no me las podian contradeeir; lo he
sentido much porq.e se hubiera V. reido muehisimo. Gaspar le ha sacudido
como habra V. visto, apesar de que no puede decir todo lo q.e siente, porque
tratan de hacerle desmerecer la opinion de que disfruta.
Yo estoy viviendo en casa del amigo Orozco, (2) el cual y su amable Gabrie-
lita me tratan A las mil maravillas; pero dentro de 15 6 20 dias a lo mas dejo su
amable compafia y el Camaguey para trasladarme A esa, pues aunque estaba
resuelto A seguir de aqui por la via del Norte A Espafia, en cuanto anunei6 esta
idea A mi madre y familiar, armaron una polvareda que me pes6 mas de una
vez haber dado occasion A ella, pues hicieron intervenir A varias personas para
que me hiciesen desistir del viage, por lo menos antes de legar A esa. Asi lo
hare, y tan pronto como arregle un asunto de familiar q.e tengo pendiente se-
guir6 rumbo. Nunca pens6 que mi impression de Comte (3) se viese envuelta
entire mis pleitos y negocios, y mas de cuatro veces he pensado durante mi per-
manencia aqui, dar 6rden en esa para que se devolviesen los 200 y pico de pesos
de suscripcion que recogi, y hacerlo por mi cuenta en virtud de las demoras
q.6 ha sufrido: ahora al llegar A esa lo determinar6 segun me parezea mejor
y mas convenient.
Aqui no he perdido enteramente el tiempo, porque desde que llegun me
habl6 el Director del Colegio del Siglo para que diese la leccion de dibujo, y
aun se me ofrecieron otras classes que no me permitieron aceptar la naturaleza
de: mis asuntos: aquella sola me ha producido 25 pesos al mes mal contados,


(1) Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de F. G. del V.)
(2) Anastasio de Orozco. (N. de F. G. del V.)
(3) Auguste Comte. (N. de J. LL.)


48











CENT6N EPISTOLARIO


a que se agregan dos retratos que he hecho al mes uno con otro en los 7 que
llevo ya, de manera q.e sacado los gastos de viage y ausencia de mi casa. Ya
v6 V. que lo hago confid.te de mis asuntos, y que si he dejado de escribirle,
esta sola le prueba todo mi carifo y afeccion.
Estoy concluyendo el retrato al Oleo de Orozco, y el de Gabrielita en mi-
niatura que yo mismo llevar6 6 su madre, pero quiere sorprenderla y asi guard
el secret.
Tambien me he ocupado de Leyes, habiendo asistido A la Academia de
Bachilleres: hise los estrados en vista de mi pleito, el cual como ya he dicho
gan6 completamente. He representado dos comedies en un teatrico de aficio-
nados que pint6 en casa del Sor Becerra (1) oidor de esta Audiencia, y su esposa
ha sido la dama que me ha acompafiado: posteriorm.te se metieron algunos
camagueyanos y armaron una de chismes que se desbarat6 el tal teatro, mas
*felizmente no me mezclaron a mi en los cuentos, porque hube de preveerlos y
me ech6 a un lado. Hace algun tiempo me ocupo en la lectura de Cousin, y
le confieso 6 V. que al principio me quedaba con un palmo de boca abierto
sin entender jota, ahora en la segunda arremetida es otro cantar, y voy cono-
ciendo todo lo que vale este Frances gigante: entire los camagueyanos uno que
otro muy contado sabe que existe semejante hombre, y dos nada mas que se
ocupan de su lecture. Creeri V. que he oido decir al Abogado quo disfruta
aqui de mas concept, despucs de haber leido un articulo de la Siempre viva,
y creo que es de Echeverria, que era la primera vez que habia oido decir que
Colon fuese poeta? y esto para hacer ver los desatinados que se imprimen en
la Habana. Me he propuesto contarle A V. todo lo que me pasa, y alla vA.
Tambien me he enamorado: una Camagueyana encantadora con una alma
celestial ha dulcificado los moments de aburrimiento y fastidio, y le juro 6
V. A fe de cousinista que me casaria con ella si tuviese medios de hacerlo 6
siquiera esperanzas de conseguir el pan nuestro de cada dia: otra tambien ha
dado fuertes empellones a mi fragil sensibilidad, y si hubiera querido estrechar
distancias, con esta no hubiera tan malo porque tiene su lastre correspondien-
te; pero la cara es fea y quien ha saludado el arte divino de las bellas formas,
cometeria una herejia imperdonable escogiendo una esposa de cara fea. He
hecho muchas locuras con la primera, mas aqui cansan A V. con sandeces; lo
dicho basta para confianza.
A Dios mi querido amigo pronto tendr6 el placer de dar A V. un abrazo:
A Rosita que muchas veces he hablado de ella con Gabrielita, pudiendo estar
segura que no abro mi boca mas que para elogiarla como se merece-Otra vez
le dice & Dios su invariable
Sisto de Guereca
Orozco que le made V. los figurines por el Correo. Memorias a todos los
amigos y amigas. A Matamoros, q.8 Anarda sigue buena y le manda espre-
siones.


(1) Juan Becerra y Garcia. (N. de F. G. del V.)


49











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XXX

Camagiiey Abril 15. 839-

Mi querido D-Aunque por lo estractado del folleto se puede inferir lo
que sera en los otros puntos; sin embargo, venga algo testual en el articulo de
Monopolio de Comercio, que eso sera peregrino.
Se concluy6 mi question con Rumilio. Al principio le coji miedo, porque
conoci que habia torado una position ventajosa: 61 tenia las alturas y yo habia
de trepar agarrado de pie y pico. Mi contestacion me ha salvado, no s6 si
porque tiene razon y energia, 6 porque Rumilio no ha querido repetir sus
ataques.
Alla te va esa contestacion al Guinchero. Procura leer la Gaceta N? 26,
el Art? dcl Guinchero. Con Cristo, y la Iglesia estoy haciendo una guerra
evang6lica contra los vicios, la supersticion etc-Cristo y su Evangelio dan p.
todo, con la ventaja de que no me han de acusar de herege, aunque saque de
alli la libertad, la igualdad, la justicia etce
Si citara a Rousseau (1) 6 a Voltaire al moment me llamarian ateo,
aunque dijese la verdad moral mas palpable.
i Qu6 graciosos estais los poetas, literatos y moralistas de la Habana! Pepe,
Valle, Domingo, Palma, Bachiller, (2) progresistas, fil6sofos, moralistas, Cu-
banos, como gatos y ratones, A cual caza al otro. Cierto que me ver6 yo en las del
trapo si se me antoja ir a la Hab., p? salir de casa de uno a la del otro, oirle
su cuento a cada uno, y tener que estar con todos. Qu6 har6? Ya lo s6 yo;
pues no soy ningun pendejo que me deje crusificar por redimir al g6nero
human.
Su camino de h' estarA primero que el nuestro, si Sefior: venga V. aca, y
p6ngame a mi alla, y verB eehar roncas. Venga V. a luchar con Regidores,
Gentiles hombres, Comerciantes de rango' que se niegan a pagar lo que han
ofreeido bajo su firma: y tenga V. pacieneia pa sufrir burlas, insultos, y toda
clase de humillaciones, a ver si no se lo llevan los diablos en quince dias. Yo
be estado mil veces tentado a saeudir el polvo y dejar tambien los zapatos, y
mandarlos A pasear, y dejarlos que se revuelquen en su posilga pues con salir
de aqui ganaria much crealo V: pero estoy resuelto a sufrirlo todo, a perderlo
todo por realizar una idea que tengo fija como la estrella del norte, porque
creo que de ella depend la felicidad del pais que me vi6 nacer. Estoy resuel-
to: eamino de hierro, 6 sepultura.
P6ngame a los pies de Madamita: al muchacho aquel de los ojos negros,
tostadito, que no coja A Juana) sino a Narcisa que es la quinta esencia del


(1) El conocido fil6sofo y escritor frances Juan Jacobo Rousseau. (N. de J. LL.)
(2) Antonio Bachiller y Morales. (N. de J. LL.)


50











CENT6N EPISTOLAIIO


Camagiieyanismo. Ya por acA hemos calculado que de la prodigalidad haba-
nera, y la tacafieria Camagiieyana, de los vicios por mas, y los vicios por menos
de alli y de aca saldria un compuesto admirable. Narcisa es prenda-
Hasta otra-
El Varon (1)

XXXI

P.to Ppe. 20. de Abril de 1839. segun el Almanaque: i segun el estado de ci-
vilizacion del mundo=P.to Tasajo i mejor dicho nada de P.to sino pueblo Ta-
sajo, Pueblo Novillo, pueblo Vaca=Pueblo Cerdo, Pueblo Marrano, A 20 de
Ab.1 de 1500, antes de nacimiento de (N. S. J. C.) Amen.
La uiltima q.e tengo tuya es del 11, del p? p? M.zo queridisimo Domingo:
i no porque no te escriba con frecuencia, creas q.e te quiero poco, p." te quiero
cada vez mas: p' lo q.e me sucede 6s q.e me ha entrado de poco aca un fasti-
dio terrible, i principalm.te p.a escribir.
Siento q.e se estraviase la carta en q.e te daba bromas sobre el ofrecimien-
to q.e me hicistes de tu hijo; i cuando has caido en la naza ha sido cuando
has creido q.e yo te creia enfadado.
En cuanto A la pregunta q.e te hice sobre intorelancia, veo q.e 6 yo no me
esplique, 6 tu no me entendistes; p.8 lo q.e quice decirte fu6 q.e me parecia
q.e Vds. los q.e escriben como tu en el dia, con la mejor intention van ha hacer
q.e el pueblo ignorante sea intolerante=Lo mismo q.e yo comprende Gaspar,
i otros, p.s creemos q.e tu, i los de tus ideas predican sobre el esclusivismo de
la Religion Cristiana: puede q.e yo me equivoque; p9 creo q.e los pueblos de-
ben ser tolerantes, haciendolos mui religiosos, p.8 la religion es en mi entender
una de las palancas mas formidable pa gobernar los pueblos, se les debe en-
sefiar A respetar los q.e piensan de distinto modo A ellos en material tan oscura.
Mucho tendria q.e escribirte si fuera a esplanar mis ideas en este punto, i te
revelaria secrets q.e todavia no han salido de mi pecho, como prueva de mis
principios; p? es material mui delicada, i no tengo ni tiempo ni umor de coor-
dinar mis ideas: p' si debo decirte, i ojala me equivoque!: qJi el modo oscuro
q.e hasta cierto punto ban tomado tu i los de tu nueva seeta, p.8 el ecletisismo
lo veo yo mas en los labios q.e en el corazon; nos van A hacer un mal terrible,
con ese Cristianismo tan repentino q.9 les ha entrado, .q.e sino es la ipocresia
de las beatas, lo miro yo como la ipocresia de los sabios, q.e es aun mas temible.
iDios quiera q.e sus ideas de Vds. no nos traiga Inquisicion, &. &?: 6 yo soi
mui bruto, 6 veo q.e todo lo q.e sea separarse de la tolerancia Anglo-Americana
es disparate: p' ese esclusibismo q.6 Vds. quieren de la Religion de J. C. nos
ha de traer muchos males: i ojala me equivoque!
En cuanto al modo conque debe escribir Gaspar estamos acordes; p? 61
no siempre oye lo q.e yo le digo.
Mandame los figurines p.r el correo.
(1) Gaspar Betancourt Cisneros. (N. de J. LL.)


51











ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


.Siempre crei q.0 valia much mas q.e Salustiano (1) Angelito; (2) p' nun-
ca me figure q.e el primero fuera tan mal amigo, i tan canalla.-Cuando le escri-
bas A Iznardy dale mis espreciones p.8 lo quiero much. De los cambios de Ad-
ministracion en la Isla lo mcjor es no hablar. Veo lo much q.e adelanta la
Habana con la Pretorial; i sino q.e se lean los Diarios, i se veran las 6rdenes
sobre trages de Clerigo &? i sobre si deben ir A la prosecion como particulares,
6 como empleados: 16 efectos admirables de la civilizacion!=
Guereca (3) vive con migo: i como se va dentro de 15 6 20 dias 61 sera carta
viva, i te hablara de todo lo q.0 quieras saber de tu amigo desterrado q.e cada
vez te quiere mas
Anast9 (4)

Espreciones A Rosita de part de Gabriela, i mias: i besitos A mis hijos.
No te he querido hablar de esprofeso de tus disgustos con Pep6 de la Luz.
i Que contents estaran los enemigos de la civilization!: muchas veces he creido,
i me he hecho el favor de career qe. yo he hecho falta en la Habana en esas cir-
cunstancias; p.s desde ac6 me parece comprender q.e Vds han sido el juguete
de chismosos i mal intencionados.-Veo q.e Vds. en el dia p.r cada question q.e
ventilan se manejan de tal modo, q.e quedan rotos los vinculos de amistad.-
Palma i Bachiller han quedado enemistados, i tu p.r carabonla le dices p.r ia
misma question mi ex-amigo.
Tu i Pepe son enemigos, i lo mismo Bachiller i Palma, i tu i Bachiller, i
otros muchos; p.8 yo me rio de esas solapadas amistades q.e veo en Vds. p.8
dicen q.e se quieren much, i estan sin quererse en el corazon; 6 p.r lo menos
hay ya entire Vds. una rivalidad mui semejante A la enemistad. i Cuanto gana
la Isla con estas disputes! = Si te incomoda mi lenguaje franco, q.e en mi
entender es el de la verdadera amistad, dimelo i me veris tambien mui diplo-
matico, p? ya no sere tu eterno=
A
La posdata est6 buena.
XXXII

Cardenas 21 de Abril/1839
Sor D.n Domingo Del Monte
Mi estimado y querido amigo. He recibido la contestacion a mi ultima y
agradezco las espresiones q. le merezco a V. de aprecio y estimation en lo q.
no hace mas q. pagarme el buen afecto q.0 le meresco 6 V. de aprecio y estima-
cion en lo q.e no hace mas q.e pagarme el buen afecto q.e le profeso. El deseo del
mayor bien y la esperiencia q. tengo de los hombres, me hicieron estender en com-
paiiia de Jenes (5) la administration A la junta, y ahora le remito 6 V. copia de

(1) Salustiaio de 016zaga. (N. de F. G. del V.)
(2) Angel Iznardy. (N. de F. G. del V.)
(3) Sixto de Guereca. (N. de J. LL.)
(4) Anastasio de Orozco. (N. de J. LL.)
(5) Jos6 Maria Jenes. (N. de J. LL.)


52











OENTON EPISTOLARIO


un oficio 6 carta .como se quiera q. le manda a Carrera M.r Bouda 'a consequencia
de haberle yo pedido que me remitiera el Reglamento q. previene el articulo De-
cimo nono de la contrata, p: los negros q. tengan, con el objeto privilegiado de
asegurar el orden y tranquilidad public: creo q. en esto ni un apice traspasa
mis facultades y sin embargo apesar de haberle leido a este frances guanajo
el oficio, ... (1) ya V. ve como se descuelga en la ultima parte. Pues,
Sor, yo me tragare esta pildora p.r ahora, por q. no quiero que digan q, pro-
muevo quisquillas, y nunca sera dicho q. p.r mi se han suscitado dificultades.
Como no se si Carrera la ha hecho entender lo q. hay en el particular, p.r esta
razon igualmente me callo p.r ahora, y solo lo he sacado A colacion p: q. nues-
tro digno Secretario yea, q. no esta en punto de mangonear y de susceptibilidad
q. me hizo acudir A la Junta.
Tenia hecha una representation a la misma, sobre este particular, pero
buelvo a repetir, quiero no dar lugar al menor desagrado, y si contribuir con
cuanto este de mi parte p el bien y mejor exito de la empresa. En otra oca-
sion hablaremos de literature, pues ni aun tengo mas papel, y concluyo repi-
tiendome su affmo am? Q. B. S. M.
Jos6 Ma Calvo

XXXIV

Sor. D." Domingo del Monte.

Madrid Abril 26/1839
Mi querido Domingo: Supongo que A esta fecha habras desempefiado la
ingrata tar6a que te impusieron mi situation y confianza en tu carifio A fin de
lograr de ese Sor. Cap.n Gral. la respuesta afirmativa, a que vincula el gobier-
no el alzamiento de la interdiccion de mi vuelta y la de otros various 6 nuestro
pais. Creo q.o habras visto con este objeto a nuestros parientes y amigos, y
espero impaciente el resultado para consagrarme a sanar las heridas, que acia-
gos acontecimientos 6 inopinadas prevenciones han causado 6 mi naciente for-
tuna y a la tranquilidad de mi familiar. Tu buena voluntad, en que fio por
diversas razones, me sale garante de tu empefio y apresuramiento en servirme
en esta desagradable circunstancia. Mi confianza es igual h la opinion q.e
tengo formada de ti. Esto es lo mas significativo que puedo decirte, y ru
apreciarAs sin duda su valor.-Te dir6 aora algo de los negocios pfiblicos, y tu
me haras pi gusto de reservar mi opinion; porq.e al punto q.e han llegado las
cosas en lo relative a Ultramar, yo quiero permanecer en lo adelante estrafio
6 la political, ora sea en general, ora en lo tocante a nuestro pais. Una complete
abstraccion de todo asunto pilblico sera en lo future mi divisa.
Luci6 la primavera de 1839, y con ella se abri6 la campafia en el Norte
y en el Centro; pero la vuelta del zefiro y de las flores no ha traido en p6s
la fortune y los sucesos. Bien es que tampoco se ha sabido fijar la rueda de


(1) Roto el original. (N. de J. LL.)


53











ACADEMIA DE LA HISTOIlA DE CUBA


la primera, ni preparar el desarrollo de los segundos. Despues de las san-
grientas eseenas de Estella (1) y de la debilidad A que quedaron reducidas las
facciones con la division de los Animos y la conduct degradada y traidora del
Pretendiente, no se ha sabido 6 no se ha querido aprovechar tan propicia co-
yuntura ofrecida por la Providencia para terminar la fraticida lucha. La re-
belion, durante la inaccion incomprensible de nuestro ej6rcito, se ha repuesto
de sus convulsiones y disturbios. Maroto ha avasallado al pretense Rey, suje-
tandolo 6 la f6rula del Arzobispado de Cuba, de ZariAtegui, Eguia y demas
partidarios del llamado moderantismo. Los apost6licos furibundos han caido
bajo la cuchilla del orgulloso general en gefe de las facciones, 6 vagan deste-
rrados en los paises estrangeros. Por estrafia anomalia el Obispo de Leon,
el P. Larraga, Arias Tejeiro y demas adalides del carlismo neto estAn hoy
proscriptos por el pusilknime y desagredecido Carlos de Borbon. En tanto el
ej6rcito del norte, compuesto de ochenta mil hombres disponibles sin contar
las guarniciones de las plazas, se pas6a de Logrofio a Lodosa, recorre la derecha
del Ebro, fuma, bebe, juega, canta y baila sin haber sacado ninguna utilidad
de la profunda escision del campo enemigo. El ej6rcito del centro ha retro-
cedido ante los d6biles muros del Castillo del Segura, q.e no es mas que un
torreon del tiempo de los drabes. Las facciones vuelven A pulular en la Man-
cha y en otras provincias. La opinion vacila en medio de los debates contra-
dictorios de la prensa:-la prensa acusa a los generales:-los generals desobe-
decen al Gobierno:-el Gobierno theme y reusa la reunion de las Cortes:-el
horizonte torna a obscureeerse despues de las alhaguefias esperanzas concebidas
para la apertura de la campafia de primavera:-el desconcierto de la adminis-
tracion, la extincion del credito, Ja falta de recursos, la lucha de los partidos,
la debilidad del gobierno, el cansancio de los pueblos, la miseria, el hambre,
la desnudez, toda la fatal cohorte de sintomas precursores de la disolucion,
aquejan A la vez esta nation desventurada, complican su present, obseurecen
su porvenir y ofrecen material 6 las mas desconsolantes y melfncolicas refle-
xiones. El mal empero no viene principalmente de las masas:-las masas son
manejables y flexibles:-la inhabilidad y, mas que todo, la irracional intole-
rancia de los que dirijen la nave son las que la precipitan A los escollos. 1 Cosa
singular! Los pueblos obedecen: la anarquia esti en la administration. La
anarquia empieza por sentarse en el punto culminante, y se enseforea hoy en
el Gabinete. El ministry de hacienda quiere una cosa; el de la guerra manda
otra: un Secretario del despacho quiere que se disuelvan las cortes: otro pre-
tende que se reunan las que se hallan suspensas. La escision del centro re-
suena en la circunferencia, como la afeccion del cerebro se propaga por todo
el cuerpo. Quieren quitar de Catalufia al Baron de Meer, y el Baron de Meer
no se deja quitar de Catalufia: emp6fianse en sofocar en Zaragoza la voz de las
autoridades populares, y las autoridades populares desafian impunem.te al go-

(1) Pueblo de la provincia de Navarra, en Espafia, en que se efectuaron elebres he-
chos de armas en la guerra civil de 1833-1840, y donde tuvo su cuartel general Don Carlos.
(N. de J. LL.)


54











CENTON EPISTOLARIO


bierno dentro del reeinto de Zaragoza. El poder central apoya en Catalufia
a los conservadores contra los progresistas, y en Malaga a los progresistas con-
tra los conservadores:-sin plan como sin principio fijo, dejase arrastrar por
las circunstancias en vez de dominarlas:-fuerte con los d6biles, debil con los
fuertes, su prestigio se desvanece, porque ha desaparecido el sentimiento in-
timo de la justicia, que es la verdadera fortaleza de los gobiernos. De aqui
la debilidad en el mando, la hesitation en las crisis, el temor a los audaces, la
dureza con las victims, la incertidumbre, el desarreglo, las desavanencias, y
por filtimo resultado el desaliento y la apatia.-Tan cierto es lo que, hablando
de Espafia, dice el Vizconde de Chateaubriant, -que la nation es grande y
los hombres medianos. En efecto, los hombres publicos de Espafia son me-
dianos, muy medianos. Grandes discursos, grandes fanfarronadas, grandes
injuries al enemigo, ninguna provision, ningun plan fuertemente concebido,
vital, profundo: y luego, cuando suena la hora del peligro, se ponen a calen-
tarse al sol, y a esperar de la casualidad la solution del conflict creado por
sus propios desacuerdos. Asi el majo de las orillas del Guadalquivir saca la
navaja para destripar al contrario: empero si este le pone mala cara, la vuelve
sosegadamcnte al into para encender el cigarro y cantar la cafia!!!-Se quiere
decir que esta situation inexplicable es anuncio de planes de transaction y arre-
glo de las cuestiones political y din6sticas: yo sin embargo, atendido el estado
de las cosas en el esterior, sobre lo q.e te esplicar6 mi modo de ver en el corr6o
siguiente, no doy credito 6 semejante version inventada sin duda a falta de
otros pretestos plausible.
Sobre political colonial nada hay que decir. Adoptado como dogma fun-
damental en las cuestiones ultramarinas que las Islas deben ser dominadas,
no administradas, todas las providencias deben resentirse del influjo y predo-
minio de semejante principio engendrado en su origen por exageradas pre-
venciones, sostenido por erradas teorias y llevado al cabo sin la debida previ-
sion del porvenir. Esta es ya causa perdida en filtima instancia: todos los
matices politicos han dado su fallo irrevocable. Por ende no me ocupo yo de
ella, deseando unicamente tornar a mis desiertos lares y a los queridos campos,
amor del cielo y envidia de la tierra, en que, A la sombra del pl6tano, al soplo
de las brisas del tr6pico y 6 la voz de los arroyos y las palmas de la patria,
pueda decir con el poeta
Inveni portum. Spes et fortune, valete.
Sat me lusistis: ludite nunc alios.
Ponme 6 los pies de tu cara mitad: no olvides mis eneargos: y 6 Dios, hasta
el correo venidero que te volver6 h escribir sobre las cuestiones que agitan y
conmueven hoy a Espaia y d toda la vieja Europa, repitiendote el afecto in-
violable con q.e soy tu apasionado primo-
M. (1)
Toda la vida te amar (1)
Ign.o Herrera D (2)
(1) Francisco Mufioz del Monte. (N. de J. LL.)
(2) Ignacio Herrera Dkvila y Albear, editor de las Bimas Americanas, La Habana, 1833.
(N. de J. LL.)


55











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XXXV

Sr. D. Domingo del Monte
Habana.
MatAnzas y mayo 1 de 1839.
Mi apreciable y querido amigo.
La noehe del mismo dia que parti6 V. para esa estuvimos a verle Padrines (1)
y yo, pero supimos que habia V. partido en el vapor: asi que tenemos que va-
lernos de la pluma para espresar & V. el dolor que sentimos por la amarga per-
dida que V. ha hecho: erea V. que esta vez quisieramos hallar palabras que
pudiesen consolar el corazon de un hijo, pero cuando nos falta modo para cum-
plir con este encargo de la amistad, csperamos que una esposa y unos hijos tan
buenos y cariliosos como los que V. tiene se apresuraran & Ilenar el vacio que
deja una madre, y le ayudaran i llevar este golpe con la resignation de un
cristiano. (2)
Esto mismo me ruega Padrines que le manifieste de parte suya, y de la
mia crea V. que participa de su tristeza y amargura su afto y verdadero amigo
J. Jacinto Milanes
XXXVI

Sr. D. Domingo del Monte.
Habana.
Matanzas y mayo de 1839.
Mi querido Delmonte.
He leido con sumo placer la larga pero sazonada carta de ese Sr. italiano,
a quien sin tener el honor de conocerle personalmente, dcbo encomios tan altos
y poeo mereeidos. (3) Todo lo que me dice sobre el conde Alarcos es mi opinion
sin quitar ni poner letra. El, como V. vB, es enemigo de la amalgam de los
g6neros clasico y romAntico, y aunque yo escribi mi obra sin intenciones de
amalgamar-quedancome asi espontaneamente, no dej6 de reconocer que su
forma era de tragedia y que por el lado hist6rico siempre flaqueaba: como que
en el cia, amigo, se piae mucho-y es menester coniesar que en punto a dramas
no podemos los espafoles dcscalzar a Victor Hugo y Dumas. El drama de
ambos poetas es tan sumamente vasto, tan variado y A la vez tan filantr6pico
y filosofico, que en si solo encierra la historic, la novela, la poesia lirica la
comica, la moral en preceptos y acciones, en fin la vida, la verdad-todo lo
que puede pedirse al ingenio human. Cuando en Espaila se den semejantes
dimensions al drama, cuando el poeta se proponga fines tan altamente poli-
ticos como el autor de Catalina Howard y el de Marion de Lorme entonces
podremos decir que la musa francesa no nos lleva ventaja-pero p. llegar A
eso, tiempo ha de pasar y han de nacer muy notables ingenios.
Volviendo al italiano, me parece hombre de seso y sobre todo hombre de

(1) Juan Padrines. (N. de J. LL.)
(2) La madre de Del Monte so nombraba Rosa Aponte y SAnehez. (N. de J. LL.)
(3) Alude a la carta de Primo Collina, mareada en este Epistolario con el nfmero XI.











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XXXV

Sr. D. Domingo del Monte
Habana.
MatAnzas y mayo 1 de 1839.
Mi apreciable y querido amigo.
La noehe del mismo dia que parti6 V. para esa estuvimos a verle Padrines (1)
y yo, pero supimos que habia V. partido en el vapor: asi que tenemos que va-
lernos de la pluma para espresar & V. el dolor que sentimos por la amarga per-
dida que V. ha hecho: erea V. que esta vez quisieramos hallar palabras que
pudiesen consolar el corazon de un hijo, pero cuando nos falta modo para cum-
plir con este encargo de la amistad, csperamos que una esposa y unos hijos tan
buenos y cariliosos como los que V. tiene se apresuraran & Ilenar el vacio que
deja una madre, y le ayudaran i llevar este golpe con la resignation de un
cristiano. (2)
Esto mismo me ruega Padrines que le manifieste de parte suya, y de la
mia crea V. que participa de su tristeza y amargura su afto y verdadero amigo
J. Jacinto Milanes
XXXVI

Sr. D. Domingo del Monte.
Habana.
Matanzas y mayo de 1839.
Mi querido Delmonte.
He leido con sumo placer la larga pero sazonada carta de ese Sr. italiano,
a quien sin tener el honor de conocerle personalmente, dcbo encomios tan altos
y poeo mereeidos. (3) Todo lo que me dice sobre el conde Alarcos es mi opinion
sin quitar ni poner letra. El, como V. vB, es enemigo de la amalgam de los
g6neros clasico y romAntico, y aunque yo escribi mi obra sin intenciones de
amalgamar-quedancome asi espontaneamente, no dej6 de reconocer que su
forma era de tragedia y que por el lado hist6rico siempre flaqueaba: como que
en el cia, amigo, se piae mucho-y es menester coniesar que en punto a dramas
no podemos los espafoles dcscalzar a Victor Hugo y Dumas. El drama de
ambos poetas es tan sumamente vasto, tan variado y A la vez tan filantr6pico
y filosofico, que en si solo encierra la historic, la novela, la poesia lirica la
comica, la moral en preceptos y acciones, en fin la vida, la verdad-todo lo
que puede pedirse al ingenio human. Cuando en Espaila se den semejantes
dimensions al drama, cuando el poeta se proponga fines tan altamente poli-
ticos como el autor de Catalina Howard y el de Marion de Lorme entonces
podremos decir que la musa francesa no nos lleva ventaja-pero p. llegar A
eso, tiempo ha de pasar y han de nacer muy notables ingenios.
Volviendo al italiano, me parece hombre de seso y sobre todo hombre de

(1) Juan Padrines. (N. de J. LL.)
(2) La madre de Del Monte so nombraba Rosa Aponte y SAnehez. (N. de J. LL.)
(3) Alude a la carta de Primo Collina, mareada en este Epistolario con el nfmero XI.










CENTON EPISTOLARIO


calor. Me gusta much aquel tono deeidido y aquel modo de hombre de f6
y esperanza con que describe su regalada misiva.
La carta se la leere A Tanco y el sabado irA para esa, a fin de que V. le
contest. Digamele V. (si cabe) a ese Sr. que todo lo que me dice del conde
Alarcos no es mas que un elogio que me parece sobrado y que siento que no
se hubiese estendido mas sobre los defectos porque me parece acertadisimo todo
lo que discurre y que yo he abrazado un dictamen id6ntico.-Que el Conde
Alarcos no es un drama del dia por su forma: que es un ingerto del g6nero
lirico de Calderon y el g6nero elegiaeo de Ragine, (1) pero ingerto que no me sali6
por un prop6sito sistematico, sino que creo que sera el character peculiar de
mis obras. Todo esto que tan mal lo parlo yo, digaselo V. con ese estilo tan
pintado y persuasive que V. tiene.
Addio-Mil espresiones A su amable Rosita y niflos y made V. ad libitum
de su sege
J. Jacinto Milanes
XXXVII
Sr. D. Domingo del Monte
IIabana.
Mi buen amigo. Matinzas y mayo 4 de 1839.
Recibi la de V. fha de ayer, en la que me pide mi comedia creyendo sin
duda que la he concluido-pero A la hora do esta no hay mas que dos actos
hechos y el tercero estA en ciernes. &Recuerda V. que me dijo cuando le lei en
casa de Tanco el acto 1 que porque no lo enredaba un poquito? Pues desde
entonces se me puso enredarlo, y enredo ha sido que para no enredarme yo en
61 de patas, es precise que mire y remire much mi plan. Ademas como a mi
no me llena un enredo que no lleve consecuencias morales, y quisiera conciliar
varias contrariedades, de ahi nace que trabaje tan despacio, empleando menos
tiempo en rimar la obra que en hacer su plan variado, vivo, y descansando en
mAximas morales y cristianas.-Lo mismo me sucede con las poesias sueltas:
mas cavilo en el modo con que he de disponer mi idea, que en los colors de
estilo con que he de presentarla. Oh! Y si no fuera asi, amigo mio, yo le pro-
meto que cada quince dias habia de dar A luz un drama-pero como saldria?..
Sabe Dios como quedan despues de tanto remiramiento y lima!
Echeme para aca ese cuarto capitulo de Francisco que no echar6 en saco
roto la advertencia que me hace sobre nuestro amigo Tanco.
En cuanto haya con quien, le remitire sus comedies de Tirso de Molina,
su Espiritu de Cervantes y mas, si mas tengo de V. Lo que es Zurita, me estoy
dando una panzada tan fiera de las cosas de Aragon, que no es possible man-
dArselo por ahora. Todo con el buen fin de ver si hallo algo que dramatizar.
D6 V. mil espresiones a Rosita, recibalas de mi familiar y de Federico y
con ellas el buen amor y el firme carifio de J. Mil

P. D. A mis amigos, sobre todo A los que de mi se acuerden, mil cosas.
(1) El poeta tr&gico frances Juan Racine. (N. de J. LL.)


57











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XXXIX (1)

Sr. D." Dom? del Monte
Habana
Paris, Agosto 6 de 1839.
Mi querido Domingo: tengo 6 la vista tus dos cartas de 26 de Mayo y 27
de Junio que recibi con los papeles y folletos que las acompafiaban. En
la primera viene la copia de nuestra cuenta chancelada el ult? dia del afio
38, que encuentro conforme y en toda regla. Te quejas de que no recibes hace
tiempo ningfn nfmero de las Revistas: Collina es quien corre con recogerlas
y mandartelas, por lo cual... Es verdad que toda la culpa no es suya, pues
los tales papeles no se publican con la debida regularidad y... ellos (la Revue
Francaise... Etranger6)... demas con tu dinero,... a mi... Orbe literario...
sin embargo, obr6 Collina... por... principio... que sin pagar su suseripcion
adelantada, segun se acostumbra, pero... todavia... habia... correspondientes
A Nov.e y Dic.e En cuanto h los de modas que corren por mi cuenta, no te han
ido antes, porque tfi mismo me has dicho que no los made sino por persona
conocida p. que no te roben los figurines en el correo. No se me ha propor-
cionado pues ninguna occasion de esta clase y teniendo yA en... n.s correspon-
dientes a los filt.s 4 meses, me he determinado a mandar p.r la Sylphide los de
Abril y 'Mayo, dirigidos 6 Gonzalo; los de Junio y Julio se los he dado 6 los
Hernandez de Matanzas que estan pa volverse p.r Inglaterra.
Dices que no me he impuesto como debia de la question con Luz: en todo
caso la culpa es tuya, pues no me enviaste los articulos suyos junto con el
Plantel. Ahora me los ha remitido el mismo Luz, junto con tu contesta-
cion y si antes de leerlos y por tu misma exposici6n de los hechos, le di a 61 la
razon asi en cuanto 6 la esencia de la question filos6fica, como en cuanto 6 los
motives de su sentim.to contigo, ahora me ratifico en lo dicho y me he conven-
cido de que 61 no ha traspasado los limits de una just defensa.--Td me dices
en tu carta que ni la mas remota alusion... hacias (en tus articulos) de la
doctrine que aquel ensefiaba, y yo creo .que encerraba un ataque directisimo,
no solo A la dicha doctrine, sino tambien 6 la opinion del hombre y 6 los in-
tereses del catedrdtico. Yo sg que no fu6 tal tu intention, y el mismo Luz lo
dice casi asi en uno de sus articulos, mientras que... ello... aquello de "Sa-
gra... intenciones" que tu mismo traes...
...prescindiendo de quien tenga razon &,a c6mo por... ha podido V...
mi interposicion... Pepe... el... de abrir una... de aquella... Varios se-
flores... V. la mollera,... el defectillo ligero de recalentarla 6 veces mas de

(1) Esta earta que como todas las firmadas por Jos6 Luis Alfonso faltan del Cent6n,
segfn hemos manifestado en la Introducci6n, se encuentra en tan mal estado por la acci6n del
tiempo y la mala calidad del papel, que ha sido necesario sustituir con puntos suspensivos
los lugares rotos o ilegibles. (N. de 3J. LL.)


58











CENTON EPISTOLARIO


lo regular, y crea V. que en toda la maladresse que me atribuya, yo lograr6...
ruptura que... afligido. Entretanto el consejo que te doy es que te guards
un poco mas de las... la amistad de tu amigo Felillo, (1) que todos sabemos
que casta de pajaro es.
Pasar6 ahora del ataque A la defense digo que: me parece que mis versos
sobre el Tabaco 6 del Tabaco, no respiran como Vmds. dicen, una filosofia de-
sesperada y funesta, pues basta p. lavarlos de esa mancha, aquella idea con que
concluyen los cuartetos

y solamente
Queda siempre A tu s6r inteligente,
La virtud, la esperanza y las miserias.
Doctrina... filus ortho doxe

A otra cosa. Dices que se esta recogiendo p. sostener un peri6dico en Ma-
drid, &"; mas con franqueza, yo no me fio del uso que se haga de esas colectas,
hijas de la fusion patri6tica.-Te acuerdas que me dijiste hace meses que se
hacia otra p. q. Olivan sostiviese la causa?-Pues, Sefior mio, yo recibi el
dinero (unos 6000 p.9) que me lo remiti6 Ant? Escovedo, y cuando le particip6 a
Olivan que lo tenia A su disposition, me contest que ya 61 tenia noticia de que
alg." amigos suyos, particulares y politicos, le querian hacer esa espresion, p"
que comprase la Cruz y placa de Carlos 39 (6 de Isabel, no me acuerdo bien).
A pocos dias me dijo que le emplease el dinero en fondos franceses; y mas ade-
]ante, que habiendo encontrado modo de emplear mas ventajosam.to esa suma
en Espaia, girase por su valor.-Qu6 tal! y d6 V. su dinero.
En cuanto A que Saco (2) defienda en los E. U. los intereses de Cuba, creo,
como se lo digo tambien A Luz, que esta tarea le toca A Varela de derecho; tie-
ne este ademas la ventaja de manejar mejor el ingl6s y de no tener ningun
compromise con el gob? de la isla, puesto que no piensa en volver A ella.
Me he llevado un chaseo complete sabiendo q.e ya no vienes. A Gonzalo
le hablo sobre el negocio-monstruo.-No quiero tomar ace." en los caminos de
hierro, ni tampoco una mas en la Empresa LitogrAfica: puesto que el mal de
que adolesce es de tener much trabajo; que saque de 61 los fondos q.e necesita.-
Las visias que me has mandado me ban parecido very indifferent, asi en su elec-
cion como en su ejecucion. Sin embargo, suscribeme A ambas colecciones y
guirdamelas alli.
El Album par6 tu critical y a fM que hizo... bien pues los filt.8 n.s habian
aflojado much y la parte tipografica era ya pesima.-Adios, y un abrazo de tu

Pepe (3)



(1) F61ix M. Tanco y Bosmeniel. (N. de J. LL.)
(2) El ilustre bayam6s D. Jos6 Antonio Saco. (N. de J. LL.)
(3) Jos4 Luis Alfonso. (N. de J. LL.)


59











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XL

Nueva Orleans 30 de Marzo 1840

Mi Estimado amigo
Despues de un feliz viage de 70 horas, me hallo sentado en mi eseritorio,
como si no habia salido de aqui y aun me parece un suefio haber pasado un
tiempo en esa tan divertido como verdaderamente lo era. Jamas puedo olvidar
ese buen rato de placer, y espero q.e no pasara much tiempo en q.e volver6 a
repetirselo.
El precio de las obras q.e desea V. saber son:

por Les catacombes: en 5 tomos .. $ 12
Portraits letteraires por Ste Beuve 2 tomos. .. $ 5
Volupt6, roman 2 tomos... .. $ 4
y si V las necesita, puede V escribirme por el Vapor y los remitir6.

He remitido A Pepe Pizarro un "Catalogue" de las obras francesas q.e se
venden en una de las librerias aqui, y le he escrito q.e en acabando con ello, de
entregarselo a V.
Tambien le mando a V unos diaries q.e contienen noticias.
Muchas memories a su amable Sefiora y made como V guste a S S S
QBSM

Jorge Edo Clifford
Puede V dirigir las cartas
care of Mep.rs Whitridge & Co


XLI
S.r Dn
Domingo Delmonte
Sr D.n Domingo Delmonte

Mi estimado amigo: el camino de Hierro q." es equitativo en sus contribucio-
nes ecsije de V lo que corresponde a su caudal y es una inscription p" la portada
de la casa de pasageros, la que debe mandarse hacer al Norte siendonos ya es-
trecho el tpo.
No tube el gusto de eneontrar a V hoy en su casa p" pedirle personalm."
este favor que espera de su bondad
su afmo amigo s

A. M. de Escovedo


Mayo 24


60











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XL

Nueva Orleans 30 de Marzo 1840

Mi Estimado amigo
Despues de un feliz viage de 70 horas, me hallo sentado en mi eseritorio,
como si no habia salido de aqui y aun me parece un suefio haber pasado un
tiempo en esa tan divertido como verdaderamente lo era. Jamas puedo olvidar
ese buen rato de placer, y espero q.e no pasara much tiempo en q.e volver6 a
repetirselo.
El precio de las obras q.e desea V. saber son:

por Les catacombes: en 5 tomos .. $ 12
Portraits letteraires por Ste Beuve 2 tomos. .. $ 5
Volupt6, roman 2 tomos... .. $ 4
y si V las necesita, puede V escribirme por el Vapor y los remitir6.

He remitido A Pepe Pizarro un "Catalogue" de las obras francesas q.e se
venden en una de las librerias aqui, y le he escrito q.e en acabando con ello, de
entregarselo a V.
Tambien le mando a V unos diaries q.e contienen noticias.
Muchas memories a su amable Sefiora y made como V guste a S S S
QBSM

Jorge Edo Clifford
Puede V dirigir las cartas
care of Mep.rs Whitridge & Co


XLI
S.r Dn
Domingo Delmonte
Sr D.n Domingo Delmonte

Mi estimado amigo: el camino de Hierro q." es equitativo en sus contribucio-
nes ecsije de V lo que corresponde a su caudal y es una inscription p" la portada
de la casa de pasageros, la que debe mandarse hacer al Norte siendonos ya es-
trecho el tpo.
No tube el gusto de eneontrar a V hoy en su casa p" pedirle personalm."
este favor que espera de su bondad
su afmo amigo s

A. M. de Escovedo


Mayo 24


60











CENT6O EPISTOLARIO


La R.1 Junta de Fomento
presidida 6 ilustrada
por
El Conde de Villanueva
proyecto y llevo f feliz t6rmino
este Camino de hierro
p. la I. de Cuba
que es el primero que se ha construido en la nation esp'

J. Cruger, (1) Ingeniero norte-americano. (2)

AM E.

XLII

Correo de la empresa.
A D." Domingo del
Monte Abogado
en la
Habana.
Cadiz 25 de Mayo 1839

Mi querido amigo: de regreso de una correria que he hecho por estas pro-
vincias de la antigua Betica y de paso para Sevilla donde tcngo mi familiar he
recibido su carta de 31 de Marzo y como lo mas esencial de ella es el encargo
que me hace de poner espedito el derecho de su Padre politico D.n Domingo
de Aldama para edificar en el solar que compro en el campo de Marte, (3) le di-
re a V que apenas recibi su indication escribi a Madrid a personas influyentes y
tambien a mi agent para que no perdonase medio ninguno para conseguir sus
justos deseos, y espero las primeras contestaciones que si alcanzan iran por
este correo. Mucho puede influir el que ese Director de Ingenieros no s& oponga,
y p. amansar su nimia disposition a sostener las prerrogativas de su gremio,
tome V consejo de Evaristo, pues yo a tanta distancia no puedo darselo ni quie-
ro escribirle por que p.r ciertas etiquetas de familiar y tambien p.r la question
criolla no corremos hoi como corrimos. En fin si el negocio puede decidirse por
aca en el estado que tiene cuente V q.O nada quedara por hacer para obtener una
pronta y favorable resolution. Yo he escrito ademas del Ingeniero general, a su
secretario, y al official que tiene el negociado en la Secretaria y al agent le

(1) El ingeniero norte americano a que se hace referencia, se nombraba Alfredo
Kruger. (N. de J. LL.)
(2) Esta inscripci6n aparece escrita con letra de Domingo del Monte en el sobre de
la carta de Escovedo, que acaba de leerse. (N. de J. LL.)
(3) Fu6 en este solar donde se construy6 el hermoso ediflcio que todavia se conooe
por "Casa de Aldama", sita en la calzada de la Reina esquina a Amistad, donde on la
actualidad se encuentra la fabrica de tabacos "Ta' Corona". (N, de J. LL.)


61











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


he dado carta blanca para que obre sin trabas asi mientras no contesten nada
queda por haeer.
En Malaga me eneontre en poder de DA Joaquin Moreno los 4 primeros
nfimeros del Plantel sin saber quien me los remite pues no me parecio ser letra
de V la del sobre, los he leido con particular satisfaction y si continuan sus
colaboradores como han comenzado merecen el parabien y por mi parte se los
doi mui cordial.
Mucho se resiente V de la planteacion del folleto incendiario que eligio el
buen Pio Pita como program para gobernar a los cubanos, tenga V calma que
ella sera el resultado de la tempestad producida por el sacudimiento de la irri-
tabilidad del fiero Tacon (1) resentido de su despojo y poniendo en accion todos
los recursos que abundantemente saco de esa y con los cuales nos hara cruda
guerra mientras le sobren.
En Sevilla deje empaquetado iel Barcia con los dos tomos de Navarrete
los cuales con otros libros y encargos dirigi a mi hermano Pepe y debia llevarle
una hija de un tal Cadrana empleado de esa.
Acabo de hacer una correria agradable pasando por Montemayor, Cabra,
Lucena, Benamejo, Antequera, Malaga, Gibraltar, Algeeiras, Tarifa, Bejar
y Chielana de cuyos puntos he apuntado algunas curiosidades que cuando tenga
mas lugar que hoi le dare noticia.
No conozco a Palma mas que por sus producciones las que me gustan mas
que el majarete, digaselo V de mi parte y suplicandole que admita un atlas
como una prueba de aprecio pidaselo V a mi hermano Anastasio (2) y si no lo
tiene pronto estara provisto.
Ba esa para Alegria que cuento hara fortune en esa a favor de su habili-
dad, de su honradez y de la protection de V.
Pongame V a los pies de su amable Sefiora y hasta otro dia se repite todo
suyo su buen am9 y paisano
A de Arango (3)

En Sep.e boi a Madrid y entonces vere si puedo registrar el archivo de
Indias y mandare a V todo lo que adquiera de los trabajos de Pancho y de otros.
Son tan malos los avios de escribir, que esta ba peor que de costumbre. Con-
testeme V aqui afiadiendo en el sobre casa de D.n Manuel Viniegra, y el Plantel
mandemelo V a mano, dirigido aqui h D.n Pedro Leclerk Secretario del consu-
lado de S M Britanica espero remitirle a V algo pa dho periodico.



(1) Se refiere al general D. Miguel Tae6n quien gobern6 la isla de Cuba de 19 junior
1834 a 16 abril 1838. (N. de J. LL.)
(2) Anastasio de Arango y Nfifiez del Castillo. (N. de J. LL.)
(3) Andr6s de Arango y Nfifiez del Castillo. (N. de J. LL.)


62











CENTON EPISTOLARIO


XLIII

A. Lie. D. Domingo Delmonte.
Abog.do
Habana
Matanzas y Mayo 30 de 1839.
Mi queridis? Domingo: serd dable q.e no pueda yo conseguir p.r medio
del Secret? de la Sociedad encargada del ferro-carril de CArdenas, un decalque
de este ? Yo no deseo perfeccion, sino una marca ligera de puntos y nombres con
rumbo; se toma papel claro; se pone sobre el piano; se pinta con lapis 6 tinta
groseram.t" la line del cam? de hierro y de los comunes, los puntos de las fin-
cas con sus nombres y classes, lomas rios &, sin curiosidad ni sombras, sino
perfiles, spre. q.e garden esactitud las posic". Acabo de dar un viage pr mar
A Cardenas y de aqui p.r tierra al Coliseo p.' Lagunillas & hasta Matanzas; de
manera q.e con aquel borrador 6 copia acabaria de perfeccionar mi piano de la
jurisd.n y vecindad.s p.a sacar el limpio inmediatam.te y seria obra de merito,
nfica y digna de litografiarse hasta p? conveniencia de los hacendados.
Recibi la carta de recommend p.a Poey q.e agradeci infinite.
A los pies de Rosita; un beso a los inf.tes y abrasa tu afec.mo

E. Pichardo (1)

XLIV

B. L. M.
Al S. L.do D.n
Dom? Del Monte
S. A. Y.
R. V.
S. D.n Dom? Delmonte.
Mi apreciable amigo: Como s6 muy bien el interns que toma por las
producciones literarias en este pais; me he tomado la libertad de incluirle cua-
tro ejemp.s de mi Elvira (2) p' que me los reparta entire sus amigos. La edition
es bonita, y el precio sumam.te barato, y lo he puesto asi p. q. tenga mas salida.
Desearia con sumo gusto oir sus consejos y observaciones, despues q. haya leido
mi romance q. V. sabe muy bien que es lo primero en ntra naciente literature,
y lo haria con tanto mayor gusto, cuanto que su voto de V. en esta material
es de much peso-Cons6rvese V. bueno, y disponga del buen afecto de su inva-
riable am? q. lo ama
Ramon Velez

(1) Esteban Pichardo, notable ge6grafo. (N. de J. LL.)
(2) Se titulaba este poems Elvira de Oquendo 6 los amores de una guagira. (N.
de J, LL.)


63











CENTON EPISTOLARIO


XLIII

A. Lie. D. Domingo Delmonte.
Abog.do
Habana
Matanzas y Mayo 30 de 1839.
Mi queridis? Domingo: serd dable q.e no pueda yo conseguir p.r medio
del Secret? de la Sociedad encargada del ferro-carril de CArdenas, un decalque
de este ? Yo no deseo perfeccion, sino una marca ligera de puntos y nombres con
rumbo; se toma papel claro; se pone sobre el piano; se pinta con lapis 6 tinta
groseram.t" la line del cam? de hierro y de los comunes, los puntos de las fin-
cas con sus nombres y classes, lomas rios &, sin curiosidad ni sombras, sino
perfiles, spre. q.e garden esactitud las posic". Acabo de dar un viage pr mar
A Cardenas y de aqui p.r tierra al Coliseo p.' Lagunillas & hasta Matanzas; de
manera q.e con aquel borrador 6 copia acabaria de perfeccionar mi piano de la
jurisd.n y vecindad.s p.a sacar el limpio inmediatam.te y seria obra de merito,
nfica y digna de litografiarse hasta p? conveniencia de los hacendados.
Recibi la carta de recommend p.a Poey q.e agradeci infinite.
A los pies de Rosita; un beso a los inf.tes y abrasa tu afec.mo

E. Pichardo (1)

XLIV

B. L. M.
Al S. L.do D.n
Dom? Del Monte
S. A. Y.
R. V.
S. D.n Dom? Delmonte.
Mi apreciable amigo: Como s6 muy bien el interns que toma por las
producciones literarias en este pais; me he tomado la libertad de incluirle cua-
tro ejemp.s de mi Elvira (2) p' que me los reparta entire sus amigos. La edition
es bonita, y el precio sumam.te barato, y lo he puesto asi p. q. tenga mas salida.
Desearia con sumo gusto oir sus consejos y observaciones, despues q. haya leido
mi romance q. V. sabe muy bien que es lo primero en ntra naciente literature,
y lo haria con tanto mayor gusto, cuanto que su voto de V. en esta material
es de much peso-Cons6rvese V. bueno, y disponga del buen afecto de su inva-
riable am? q. lo ama
Ramon Velez

(1) Esteban Pichardo, notable ge6grafo. (N. de J. LL.)
(2) Se titulaba este poems Elvira de Oquendo 6 los amores de una guagira. (N.
de J, LL.)


63











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


XLV

Al
S. D. Dom? Del
Monte
B. L. M.
S. A. I.
R. V. H.
S. D. Dom? Del Monte

Mi querido amigo: Hace algunos dias que se interest conmigo el j6ven D.n
Fran.co de Villar de una honradez a toda prueba, para que influyera con V, y lo
colocara si habia alguna vacant en el camino de hierro de Cardenas A Soledad,
ptro algunas ocupaciones perentorias me habian impedido hacerlo hasta hoy,
que me reita el ahijado su empefio. Si no hubiera vacant, le estimar6 me lo
guard en cdntaro p? cuando halla lugar. Es paisano nuestro, de una actividad
prodijiosa, buena letra, h6bil en cuentas p.r que ha manejado desde niilo los li-
bros de la casa de Silva y Cabanas, y creo q. sera muy fitil.
V. habrd visto con desagrado el injusto proceder que ha tenido con mi
pobre Elvira el S.' Forastero, dificil es encontrar una critical mas destemplada
y que sin descansar en bases, haya dicho mas necedades 6 improperios que los
que ha lanzado el S.' Reyes (1) sin provocacion de mi parte de ninguna especie.
-Elvira no tendrt much m6rito, pero tambien es injusto negarselo todo, y solo
el espiritu de partido, pudiera estimular a ese infame critic A bomitar diatribas
qub deshonran hasta la prensa-No he querido contestar, ni minos defender mi
malhadada production, por que el voto del pfiblico, si es buena le hari la jus-
ticia que se merece,-y si no la condenarA al silencio del olvido-
V. sabe muy bien, que es la primera obra en su genero que se public en
Cuba, y aunque tenga graves faltas, nunca la privarAn del m6rito de la origina-
lidad, y que no es lo mismo, escribir de invencion y genio, A copiar al literal a
Destut de Tracy en una Gramitica y 6 Monteverde en una Geografia como ha
hecho S.r Reyes h quien devora la envidia.
Mucho he sentido la critical, por que no solo no estoy acostumbrado a sufrir-
las, sino que no doy lugar a que se me trate con la dureza y severidad que lo ha
hecho el iS.' Reyes-La critical de Elvira es la critical del pais, pero Dios lo
ayude.
Cons6rvese V. bueno, en union de su nifo y su Sra esposa y ordene V. a su
constant admirador y am?
Q.B S. M.
P. Ramon Velez

Iba a imprimir el poema de los pirates en la Hab", pero temo con harta ra-
zon a un hombre que es menester tomar con 61 otro partido aunque sea doloroso.
R. V.
(1) Juan J. Reyes. (N. de F. G. del V.)


64











CENTON EPISTOLARIO


XLVI

Sor. D." Domingo del Monte.
Madrid Junio 28/1839.

Mi querido Domingo: recibi la tuya de 4 de Mayo p? p? y con ella la
nueva de la muerte de Tia Rosa. Tu puedes considerar si te acompaio .en tu jus-
ta pesadumbre. Cuando uno cs desgraciado, es mas sensible a la desgracia
de los demas; por que la cuerda esta mas tirante y vibra con mas intensidad los
sonidos, parta de donde partiere el impulso. Nuestros padres son nuestros
dioses en la tierra: son los que nos quieren con verdad y sin interns: son nues-
tros amigos naturales, necesarios: sus dones son los finicos que no nos hieren, su
compassion la finica que nos humilla: el dia que desaparecen del mundo, el
corazon siente una soledad profunda; porque el corazon, de donde parten los
instintos infalibles del sentimiento, sabe que desde ese dia quedamos solos con
nosotros mismos, solos con los demas amores interesados 6 extinguibles por las
vicisitudes de la vida, solos en la infinita complication de circunstancias que pue-
den borrar 6 atenuar a pesar nuestro los demas afectos terrestres. i Oh! No vean
mis ojos el dia en que han de cerrarse para siempre los de mis padres!-Recuer-
dame eon tan triste motivo a MIanuela, Dolores y todos tus demas hermanos.
Yo creo que ellos no habran olvidado al que desde su infancia, en Santo Do-
mingo y despues en la Habana, les profes6 tan sincere carifo, recibiendo otro
igual en cambio. Diles de mi parte que yo lloro con ellos su p6rdida y la triste
necesidad de concentrar en un sepulero y en futures esperanzas el sentimiento
mas puro y mas santo de nuestros corazones. Querido amigo: Tio Nando fu6
un hombre venerable, just y virtuoso sin fausto, que hizo siempre el bien sin
esfuerzo como una cosa natural, que us6 alternativamente de las riquezas 6 del
poder como de un dep6sito ageno eneomendado a sus manos para el alivio de
otros, un hombre cortado a lo Plutarco. Todavia me acuerdo de 61, de la calma
imponente de su figure, de su habitual sonrisa de paz y de inocencia como la
de un nifio, y del albor estraordinario de su cabeza,
. . .. cuya blancura
como de Iztaeihual la nieve pura
solo prueba cuan cerca esti del cielo.

A su muerte, tantos afios empleados en el desempefo del destiny mas produe-
tivo entonces de la Isla, no legaron A su familiar oro, sino virtudes y nobles ejem-
plos. La economic y la discretion de la madre de familiar reemplazaron el des-
prendimiento y la austera probidad del magistrado. Tia Rosa complete la obra,
muriendo despues de haber despejado y limpiado de tropiezos y espinas para
sus hijos el camino de la vida. Todos ustedes tienen grandes recuerdos que
meditar, grades models que imitar. Estos ejemplos son comunes en nuestra
familiar. i Quiera el cielo que nunca me falte 6 mi la fuerza y la constancia de
seguirlos!


65











ACADEMIA DE LA HISTOEIA DE CUBA


Estoy enterado de cuanto me dices acerca de mi solicitud con el Sor. Capi-
tan General. En el correo sig.te me dards sin duda mas detallada cuenta. Te doy
mil gracias por la pena que te tomas en mi obsequio, y espero de tu afecto que no
desmayards hasta lograr el fin.-Por si no se hubiere conseguido primo limine,
te advierto que en este mismo correo va otra comunicacion h instancia mia al
Cap.n Gral. con el propio objeto. El Gobierno no tiene ningun embarazo en mi
vuelta, como se me ha asegurado formalm.i en la misma Secret? del despa-
cho. Solo se detiene por los acuerdos vigentes para que ninguno de los emigrados
politicos de la Isla vuelva sin el beneplfcito de dicho Sefior. Por donde se vW
que todo depend de la voluntad de aquella autoridad, y que por lo mismo me
es indispensable hacer en la Habana los debidos esfuerzos. El Gobierno esta
convencido de nuestra inocencia y de que la proclamation de la Constitucion en
el Departm.to Oriental fu6 uno de aquellos actos comunes en tiempos de agita-
ciones political, y cuya responsabilidad debe reservarse a las Autoridades lo-
cales q.Y lo consumaron, no a los vecinos que no creyeron comprometerse, adhi-
riendose A los mandates y al ejemplo de los que en el pais eran los representan-
tes de los derechos 6 intereses de la Metr6poli. (1) Calumnias y euentos ha habido.
I Donde no las hay en 6poeas de partidos y divergencias de opinions ? El par-
tido derrotado siempre es criminal, y las acciones mas inocentes y las mas
indiferentes palabras son traducidas a placer de la malevolencia, de la ven-
ganza y de otras ruines pasiones: es la oportunidad de saciar resentimientos, de
eclipsar enojosas rivalidades: es la coseeha de la calumnia y de la intriga. Yo
creo que el Sor. Ezpeleta es sujeto de sobrado juicio y harto conocedor de las
miserias del espiritu de partido, que ha podido estudiar en su propia patria,
para no hacer en estas tristes ocurrencias su parte las pasiones poco nobles,
quo se prevalen de efimeras ventajas para satisfacer antiguos Tencores y deplo-
rables animosidades.-Asi, mi caro Domingo, puesto que en este correo va nueva
comunicacion relative A mi solo, segun me lo ha asegurado positivamte el Gefe de
la Seccion de Ultramar, ten la bondad de renovar tus resorts, si ya no se hu-
biere despachado favorablem.te con-anticipacion el asunto. Insistir mas en esto
seria dudar de la sinceridad de tus ofertas.
Voy A hablarte aora de la situation general de los negocios bajo el double
aspect de la guerra y de la political. Mis cartas son largas; pero hablo contigo
y con ninguno mas; no quiero que mis imparciales 6 inocentes observaciones
sean vistas mas que per quien sepa y comprenda que hablo como mero observa-
dor, como hombre de meditacion sin miras de partido, sin interns personal en
lo que cuento y en lo que deduzco de los sucesos y de su enlace. Te Isupongo
instruido de todo y asi no suelto mas que pinceladas rdpidas y me limito A
alusiones, evitando detalles q.e presupongo conocidos.
Y empezando por la guerra, te digo que, feliz desde la primavera en los
campos de Navarra, donde Espartero (2) (hoy Duque de la Victoria, titulo an-
(1) El firmante de esta earta, abogado y escritor sobresaliente, se vi6 complicado
en 1836 con el general Manuel Lorenzo en la proclamaci6n de la Constituei6n de la Granja.
(N. de J. LL.)
(2) General y politico espafiol, D. Baldomero Espartero, duque de la Victoria y prin-
pipe de Vergara. (N. de J, LL.)


66










CENTON EPISTOLARIO


ticipado por cierto, pues que nadie es dichoso hasta el fin) ha forzado las posi-
ciones fortificadas de Ramales, Guardamino, Guriezo, Balmaseda y otras, no lo
es ni con much en Aragon y Catalufa, en que Cabrera (1) y el Conde de Espa-
fla campean impunes y orgullosos talando, devastando, inmolando el pais con la
ferocidad de los vAndalos. Nuestro ej6rcito en esas dos provincias es impotente
A contrastarlos, ora por su nimero, ora por la escasez de recursos, que to-
dos los absorve el ejercito predilecto del Norte, cuyo caudillo domina en el Ga-
binete como en el campo. No dudo que los deseos del General Espartero sean
los mejores: dudo, si, del acierto de los medios empleados para mantener su
preponderancia y la de su ejercito:-dudo que los esfuerzos, prodigados para
sostener y consolidar ese double predominio, conduzean a la mas pronta solution
de la question de la guerra:-dudo que la especie de abandon, en que yace
el ejercito del centro por cuanto el del Norte consume todos los recursos dispo-
nibles, sea una calamidad facilmente reparable por las mas sefaladas victorias
obtenidas en Navarra: dudo que si las facciones ilegan a arraigarse en Aragon y
Catalufia, como lo estan en las provincias vascongadas, sea mas facil esterminar-
las en las unas q.e en las otras. El proselitismo carlista tiene hondas raises en
el bajo Aragon y en las montafias del Principado, bien que el alto Aragon y el
litoral catalan pertenezean indudablem.te en su inmensa mayoria A la causa na-
cional. ISon pueblos belicosos, sufridos, fanAticos, indomables: los gefes que
los guian (Cabrera y Espaia) son precisamente los monstruos mas atroces del
bando carlista: un terror profundo les precede, porque las poblaciones enteras
desaparecen A su voz, la espada y el tizon esterminan centenares de generacio-
nes, no hay cuartel, y el derecho de gentes no puede invocarse ante los que no
reconocen los tratados y las convenciones. El Gobierno, A mi entender, se equi-
voca en no conceder preferente atencion 6 Aragon y Catalufa con prioridad a
las mismas Provincias Vascongadas, en donde se sabe A lo menos que sus natu-
rales resisten salir de sus limits y probablemente negarian la obediencia al Pre-
tendiente antes que aventurarse A esas vagabundas espediciones al interior del
Reyno, que tan mal les ban salido en los alos anteriores. Por otra parte las ri-
validades, las venganzas, el espiritu de partido tienen arrinconados a los gefes
mas distinguidos, A los que ban dado dias muy gloriosos A la buena causa,
a los que han batido mil veces al enemigo, a los que han soltado mayores pren-
das y ofrecen mas altas garantias de no transigir, elevando en su lugar una
portion de medioeridades que no hagan sombra ni puedan asustar la susceptibi-
lidad meticulosa del poder, ciertamente extrelagal, que todo lo ovasalla A su om-
nimoda voluntad. No cito nombres, porque no soy parte en esta question, ni
bien ni mal he recibido de ninguno de los personages que figuran en la escena:
los periodicos te los harAn conocer, y tu eres harto perito para dejar de hallarte
al cabo de estos manejos. Yo no soy mas que mero y estudioso observador: te
doy mi opinion sobre las cosas sin pretender impon6rtela y sin acriminar A na-
die. Yo puedo errar en mi modo de ver; pero mi modo de ver es este.-La gue-
rra no se conduce bien. Su direecion supreme no debe partir del cuartel ge-

(1) Ram6n Cabrera, conde de Morella, guerrillero carlista. (N. de J. LL.)


67











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


neral del Norte, si no del Gabinete de Madrid. El General Espartero, por mas
que su valor sea much y sus m6ritos grandes, no puede dar cima a la question
complicadisima del sistema general de operaciones: su preferencia natural 6
inevitable ha de ser por el teatro de su accion, por el ej6rcito de su inmediato
mando: todas las demas atenciones del servicio deben resentirse de esta aven-
turada esclusiva. La question de la guerra, salvas las contingeneias imprevistas,
no puede resolverse sino por un sistema central, vigoroso, unitario, que todo
lo domine, todo lo atienda, todo lo prevea. Creo que estamos muy distantes de
este punto. La guerra no present, pues, fundadas probabilidades de una pr6xi-
ma terminacion.
SY la cuesion politica?-La question political parece hoy mas embrollada
que nunca. El edificio formado por las Cortes disueltas acaba de desplomarse
con el llamamiento de otras, en q.0 predominara seguramente la gente del pro-
greso. Y digo seguramente; porque el sistema de la pasada mayoria parlamen-
taria se hundi6 desacreditado por los reveses militares y por la inobservancia
de su c6lebre program de paz, orden y justicia. Tu has seguido la series de los
sucesos, y sabes cuan mal correspondieron A las nobles ideas que contenia y a
los grandes intereses que representaba el memorable lema.-Y como los pueblos,
mal hallados con un sistema, buscan siempre su salvacion y bien-andanza en
el opuesto; como desgraciadam.te en Espaiia no se conocen mas que los dos sis-
temas esclusivos conoeidos con el nombre de exaltados y moderados, 6 retr6grados
y progresistas; como no existe la masa de luces necesaria para purgarlos de
sus respectivos inconvenientes y escoger de uno y otro lo mejor y mas hacedero,
result que, por una tendencia irresistible 6 indeclinable, las elecciones, influen-
ciadas per deplorables antecedentes, darAn una indisputable mayoria al parti-
do exaltado y nuevas oscilaciones trabajaran al Estado harto combatido ya con
los peligros y conflicts de la situation actual.--No quisiera ser pr6sago de nue-
vas desgracias y dificultades en la Monarquia; pero, victorioso el partido progre-
sista, tan esclusivo 6 intolerante como su adversa'rio politico, mi corta vista di-
visa en el porvenir no lejano la series de los sucesos en el orden siguiente: la
destitucion de todos los agents gubernativos del matiz contrario en la Penin-
sula 6 Islas adyacentes:-la extension de la prerrogativa parlamentaria hasta
donde lo permit la indole monarquica de la Constitucion:-la extincion defini-
tiva 6 irrevocable del diezmo, de los mayorazgos y de los privilegios:-la enage-
nacion de todos los bienes del clero secular y de la Iglesia espaiola:-la descen-
tralizacion de una part del poder ejecutivo por medio de la independencia de
los ayuntamientos y diputaciones provinciales:-mayor intolerancia con los car-
listas, disminucion del influjo de los Gabinetes estrangeros, renuncia de toda idea
de transaccion, y tal vez la guerra A muerte:-las represalias, la indemnizacion
de los patriots con los bienes de los rebeldes, el esterminio legal de euanto se
oponga al complete triunfo de los 'principios representados por el partido
venced... (1) del progreso:-Una probable escision con el General del ejereito


(1) Roto el original. (N. de J. LL.)


68











CENTON EPISTOLARIO


del Norte, si este no se pliega a las inspiraciones dominantes, escision de dudoso
y no vaticinable desenlace:-y quiza, quizA (si he de prestar A mis cAlculos la
f6 que se concilian las mas imparciales observaciones) la constitution de una
nueva Regencia durante la menor edad de la Reyna.-Estas colisiones pueden
traer sacudimientos, pueden complicar la question. El porvenir esta prefado:
su parto no puede ser dilatado. i Plegue al cielo preservar la Nacion de nuevas
calamidades! Yo no quisiera presagiar mas que ventures y paz.-En tanto la
political estrangera puede modificar en parte esta situation: pero reserve este
punto para el corr6o siguiente. El papel se acaba; pero no la voluntad de tu

F M D (1)

XLVII

jSr. D. Domingo del Monte.
Guanabacoa.
Habana.
Sr. D. Domingo del Monte.
Matfnzas y julio 6 de 1839.
Mi apreciable y querido amigo: tiempo hace que no s6 de V. mas que por
las noticias que me dan nuestros amigos, los cuales no s6 si todos cumpliran con
el encargo que siempre reciben de mi de darle a V. finas memories. Tambien
consider que el no ofrecerce por una parte cosa urgente que escribir y por otra
el aspect politico de ntra triste isla contribuiran al silencio de V. Pero yo que
no puedo estar callado much tiempo y en la correspondencia epistolar con los
mios busco una imagen de su conversation y al mismo tiempo un dulcisimo des-
ahogo del alma, me prefiero, como decian nuestros escritores del siglo 17. A rom-
per nuestro silencio y h renovar aquellas sabrosas platicas literarias de antes,
sin las cuales no s6 como endulzan y amenizan su vida las gentes enemigas de la
leetura.
En estos dias pasados lei una novela de Escosura (2) titulada Ni Rey ni Ro-
que. Moviome d leerla lo picante del titulo, pero qu6 chasco tan solemne me llev
Ha de saber V. que el autor di6 con un asunto rico y nuevo, aquel de Gabriel Es-
pinosa 6 Pastelero de Madrigal, pero como un albafiil zopenco que amontona
piedras cal y arena sin orden ni tino y viene k sacar,el amago de un edificio
y nada mas, asi el Sr. Escosura (cuyo nombre suena con aceptacion en Madrid
quiza por otras obras) ha querido sembrar su action de tanto lancecillo de
segundo orden, sin dotarlo con aquella dosis de interest convenient, que al fin
y al cabo tiene que brusquer, como dicen en Francia, el hecho principal, 6 far-
fullardo como dijera yo en mi espafiol tosco y naturalote. Asi es que la mayor
parte de los capitulos se deshilvanan 6 se desprenden de los otros sin ningun
esfuerzo: tal es la falta de plan que reina en esa obra. A esto se afiade que el

(1) Francisco Mufioz Delmonte. (N. de J. LL.)
(2) El novelist y escritor espafiol D. Patricio de la Escosura. (N. de J. LL.)


69











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


estilo de la obra es tan descolorido, la frase con tantas pretensions al chiste sin
que ninguno se le logre, y el fondo de ideas tan manoseado y sabido, que d6
lastima.-Si A V. le viniesen tentaeiones de leer Ni Rey ni Roque, acu6rdese
V. de este parrafo y por Dios no pierda su tiempo.-Es cierto por otra parte
que al fin pide Escosura perdon al lector de hacer una obra hist6rica sin datos,
y le suplica muy contritamente que no se encarnice en sus defectos-pero esto
qu6 qulere decir? Que el que ha cometido graves pecados necesita que le ab-
suelvan.
Mi Poeta aun va despacio. Los calories, y mis ocupaciones paralizan A cada
instant este drama que ya debi haber concluido. Solo escribo en 61 antes
de almorzar porque despues estoy embargado en el Escritorio.-Digame V. que
hay por alli sobre dramas 6 novelas.
A Rosita (c. p. b.) dele V. atentas espreciones de parte de mi familiar y
mia. Memories A nuestra gente y V. made A su fiel y verd' am9

J. J. Milanes

XLVIII

Sor L.do D. Domingo Del
Monte.
En la Habana
Surinam, Giiines, Julio 7, 1839.
Sor D.n Domingo Del Monte.

Muy senior mio: con Valle le mand6 A deeir que no le escribia hasta qu2
concluyese mi novela, y he estado esperando siempre, 6 por conduct de 61 6 por
el Correo, carta de V; pero como no ha sucedido asi, me figure que V habra
querido guardar la etiqueta de que, habiendo sido yo el q.e me ausent6, debi
de escribirle primero; lo cual me ha llenado de pesadumbre, porqu6 yo soy ene-
miguisimo de guardar ceremonies con mis buenos amigos, y quisiera que V,
A quien cuento entire ellos, me tratara como A un hermano. Pero tal vez hablo
sin justicia y sus ocupaciones se lo habran impedido, porqu6 de V he recibido
sin merecerlo, consejos literarios y pruebas de afeeto, que me han hecho tenerlo
por amigo verdadero.
Valle tiene el 6? y ultimo capitulo del "Injenio" 6 las "Delicias del Cam-
po" para copiarlo: dele V prisa y cuando lo lea digame qu6 le parece, porq.0 a la
verdad, A mi no me gusta, y si a V. le sucede lo propio, hableme con franqueza,
que aqui estoy ocioso y har6 otro, con franque7a. hAbleme V, como siempre, sin
consideraciones. Pero si no le disgust, me dira, como me prometi6, el juicio de
toda la composition. Amigo mio, esa novela es lo jinico q.e puedo ofrecerle A V
en sefial de amistad: V me la encarg6 para el Album del C6nsul ingles M.' Mad-
den (1) y aunq.e desconfiado emprendi la obra: y buena 6 mala, ahi la tiene V.

(1) Mr. Richard Robert Madden, diplomdtico y abollclonista ingl6s. (N. de J. LL.)


70











CENTON EPISTOLARIO


La copia q.O hay es de Valle, y yo le har6 A V la suya, bien q.e pueden irla co-
piando en el Album caso de gustar el filtimo capitulo, corrijiendo V Antes eada
uno de ellos. i Qu6 gloria para mi si mi novel le agrada A V! qu6 gloria si le
parece a V q.e he hecho algun servicio A la humanidad!
Francisco Manzano-ahi se esta todavia sin haberlo empezado A arreglar:
ahora voy A hacerlo, que estoy desoeupado. Lo merece, lo merece i qu6 natu-
ralidad, qu6 gracia, qu6 tristeza, que de horrores, qu6 ama tan mala, que po-
bre Manzano siempre golpeado, sufriendo, llorando! Oh, Dios, este no es mi
Francisco, esto no ha sido inventado, esto es cierto... i Lastimate, Sefor, de
esas criaturas infelices y perseguidas!-V liberty en compaia de otros a Manza-
no? (1) no es verdad? Que ejemplo para otros muchos q.e se precian de huma-
nos y nada hacen sino hablar!-Creame V, leyendo esta historic, se me ban sal-
tado muchas veces las ligrimas iyo no me averguenzo de ilorar por cosas asi!
Ya le he dicho A Valle y repito A V. que publiquen mi carta sobre inje-
nios donde mejor les parezca dindole las gracias al mismo tiempo por sus elo-
gios A las llanuras verdegay de los cafiaverales donde lloran las palmas la au-
sencia de los cedros y caobas q.e el hacha tumbara. Voy A escribir ahora cartas
asi de costumbres, pues, en q.e toque las llagas q.e sea preciso curar como me-
jor pueda.
No le mando sus libros porqe en la conduccion no se estropeen ni por una ca-
sualidad se vayan A estraviar, y porque creo q.0 no le harAn falta. Me ha gustado
much la novela de Balzac, (2) que he leido dos veces. Espero que algo me
mandarh que le parezca A V bien para q.e estudie en punto A literature. En
otra carta le dire mi juicio critic sobre esa novela de Balzac.
Sobre la Repiiblica literaria de Saavedra (3) lo q.e mas me ha gustado A la
veldad, ha sido la pulidez y lo castizo del lenguaje. Y en cuanto A Calderon (4)
al gran Calder6n no tengo nada que decirle.
D6mele V espresiones A su Sra esposa y amigos, y V made en lo qI guste
SS Q S M Anselmo Suarez


XLIX
Sor D. Domingo del Monte
al cuidado del
Sor D. Luis Mariategui
Habana New Orleans July 13 1840
My dear Friend
I am deprived of any of your regarded favors to reply to. However I
hope in future you will be more punctual.

(1) Domingo del Monte inici6 una suscripci6n para con su product conseguir la
libertad del negro poeta esclavo Juan Francisco Manzano. (N. de J. LL.)
(2) El brillante escritor frances Honorato de Balzac. (N. de J. LL.)
(3) D. Diego Saavedra Fajardo, notable escritor espafiol, autor, adem&s de la obra
citada, de Empresas politicas y otras.
(4) El c6lebre poeta dramitico espafiol D. Pedro Calder6n de la Barca. (N. de J. LL.)


71











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


By this conveyance I have sent you two numbers of the "New World" a
paper published in New York which contains the new publications of the day,
as soon as they are received from Europe. The present numbers give the
Tragedy of the Count Alarcos written by D'Israeli (1) and as it has been so ably
treated by Spanish authors and last surpassing all, by one of your own soil, I
trust you will peruse the English work with pleasure. The author has acquired a
great reputation from his works of romance, but as to the merits of this dra-
matic composition, I shall leave the decision to your good judgement. The
style & arrangement is altogether different from the drama of Milanes.
There is however some similarity in the cast of characters. There is nothing
new in our city excepting the excitement attending the elections. One party
(the Whigs) have succeeded in this city by 1.100 votes majority. In the coun-
.try the Locofoeos have gained a member for Congress.
In November next the election for President comes on, and we shall pro-
bably secure one candidate, W. H. Harrison, in place of Martin Van Buren
who is sending the country to the devil. It will be one of the greatest politi-
cal battles ever fought. We shall see if the people are to rule the government,
or the government rule us, as the latter is now the case with this damnable Lo-
cofoco administration. I have ceased to write for the Times since that paper
has hoisted the black flag of Locofocoism.
I am a good sound Whigs, (2) as is every man who regards the welfare of his
country & the preservation of her constitution.
I should be happy to hear from you
Truly Yr. friend
Geo Clifford

TRADUCCI6N
Sor. D. Domingo del Monte
al cuidado del Sor D. Luis MariAtegui
Nueva Orleans, 13 Julio, 1840
Habana
Mi querido amigo:
Sin cartas de V. que contestar. Espero que en el future ser.A mas prntual.
Por este correo le he enviado dos nimeros del "New World", peri6dico publicado en
Nueva York que contienne las nuevas publicaciones del dia tan pronto como se reciben de
Europa. Estos nuimeros contienen la "Tragedio del Conde de Alarcos" eserita por D'Israeli
y como el asunto ha sido tan bien tratado por autores espaioles, y aventajhndolos a todos
por uno de su mismo pais, confio en que V. habri de leer con gusto la obra inglesa. El autor
ha conquistado gran reputaci6n ecn sus novels, pero en cuento a los meritos de esta compo-
sici6n drambtica, queda la decision a su buen juicio. El estilo y trama son diferentes de los
del drama de Milands.
Hay, sin embargo, alguna semejanza en la presentaci6n de los caracteres. Nada hay
nuevo en nuestra ciudad como no sea la excitaci6n de las eleeciones. Un partido (los Whigs)

(1) Isaac Disraeli, eminent escritor ingles. (N. de J. LL.)
(2) Partido formado en 1688 por los revolucionarios ingleses, y que actualmente se
denomina "Liberales". (N. de J. LL.)


72











CENT6N EPISTOLARIO


ha tenido 6xito en esta ciudad por una mayoria de 1,100 votos. En el campo los Loeof6cos (1)
han obtenido un representante para el Congreso.
En el pr6ximo Noviembre serA la elecci6n de Presidento y probablemente lograremos un
candidate, W. H. Harrison, en vez de Martin Van Buren que lleva el pals al desastre. SerA
una de las mayores luchas political. Veremos si el pueblo es el que ha de mandar al gobierno
o el gobierno a nosotros, como pasa ahora en la administraci6n de este detestable Locofoco.
He dejado de escribir en el Times desde que este diario ha alzado la negra bandera del Lo-
cofoismo.
Yo soy un buen y puro Whig, como es todo individuo que se preocupa del bienestar de
su pais y de la conservaci6n de su constituci6n.
Me alegraria de saber de V.
Su amigo verdadero
Geo Clifford

L
Al Sor D. Domingo del Monte
Abog. &.
Habana
abana Jalapa y Julio 25/839

Mi estimado Guatimolsin: llegu6 a esta ciudad despues de dos dias de tre-
mendas jornadas pr los pesimos caminos que sirven de baldon y oprovio a esta
infortunada republican; pues que habiendo sido hermosa calzada del tiempo de
los Espafioles, la incuria de este govierno las ha destruido pa desgracia de los
transeuntes, y perjuicio de los infelices cocheros, litereros, y demas gravados con
un dro de peage que propiamte hablando es un robo.
La Poblacion esta fundada en un terreno quebrado, y por lo mismo es pin-
toresca con bellisimas vistas. Sus calls empedradas, su temperament una
primavera constant, y la feracidad consiguiente de sus terrenos abastece a sus
naturales de cuanto puede apetecerse pa la vida; pero son flojos los de la clase
baja, y la mendicidad la cubre de la miseria la mas espantosa. Aqui es done
pr la primera vez he visto a las indias con su vestido propio, que de larga dis-
tancia vienen con los guacales llenos de verdura, y colocados a sus espaldas,
pendientes de una faja que aseguran en la frente.
Lo mas notable de este pais es una fabric de telas en cuya elaboracion se
emplean mas de setenta individuos naturales de diferentes edades y secxos; la
maquina es hidraulica, y en el estableeimiento hay una teneria situada en la
parte inferior, y con sus products se surte la poblacion pa su consume, estra-
yendose lo restante p. los pueblos interiores de la republican.
La Plaza de mercado se abastece con abundancia los domingos en que con-
curren los indios trabajadores de las comarcas. He notado la diversidad de fru-
tas matizadas con bellisimos colors que tal vez envidiarA la Europa: no se si
me ciega la passion.
Este Pais que es una fuente inagotable de riqueza recibe la bendicion del
cielo, mientras que el Govierno solo propende a su esterminio con su deplo-

(1) Denominaci6n que se daba en 1835 a la secei6n radical del partido democratic
en los Estados Unidos. (N. de J. LL.)


73










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


rable sistema. Falta aqui la protection a la industrial, y la agriculture, princi-
palmente en la elaboracion del Tabaco, sufre trabas espantosas que te han de
escandecer. Existe pr desgracia un odioso estanco que se abastece pr cierto nu-
mero de cosecheros, quienes p! cultivar el tabaco nesecitan de licencia del Go-
vierno qe la concede con restriccion a cierta cantidad de matas; de modo que
siendo limitado el numero de cosecheros, tienen qe arreglar los pedidos, hasta la
cantidad que el Govierno juzga necesaria p" el consume de los naturales I qu6
tal? Esto es espantoso, y no me es estrafia tanta aberracion cuando aqui no hay
mas qe una republican cuyo cuerpo es un monstruo con cabeza de Monarquia
mas qe absolute basta pr ahora, y suspend la pluma qe ha corrido mas del en-
cargo qe me hiciste. El Sor Tomas Gonzales recibio tu carta y contenido; pero
yo no he merecido la mas pequefia atencion. Siempre tuyo afemo.
Fernandez. (1)

LI
Parigi, 29 Luglio, 1839.
Sig.r Del Monte, Habana.
'Carissimo Amico,
Ho saputo col pii vivo dispiacere la morte della vostra Signora Madre,
ed ho sentito nell'anima il vostro dolore. Mi conforta perb il conoscere che
la sensibility del vostro cuore sarh stata dominate dalla forza della vostra mente,
e avrete sopportato questa fatale sventura da vero filosofo eristiano.-Attendo
con moltissimo ardore una vostra lunga letter; se sapesti quanto amo le
vostre letter, quanto mi sono necessarie, quanto bene fan al mio cuore, non
lasciaresti passar tanto tempo senza serivermi almeno due ligne!-Ho ricevuto
i due ultimi numeri dell'Album di Pljma; ringraziate tanto perme il mio buen
amico e ditegli che amo molto moltissimo i suoi scritti, che trovo pieni di spirit
e di belle osservazion, come le sue poesie sono caldissime e piene di grazia; ma
lo trovo un pochettino critic, un pochettino seetico, un pochettino maligno,
un pochettino pessimista.-Vi mando tre numeri d'un giornali che comincia la
sua carrier con molto favore non solo pel distinto merito de'suoi redattori,
quanto per le interessantissime question che tratta. Se volete associarvi a
questo periodic me lo direte nella prima vostra letter, o me lo farete sapere
per mezzo del S r Alfonso.-Desidero sapere se avete ricevuto tutti le mie spedi-
zioni di quest'anno che sono cinque colla present e tutte per mezzo dei Sri.
Chauviteau C'-Molte di queste reviste van restando addietro d'un mese, di
due, di tre, e mi fan andar in colera con questi ritardi perch mi fan caminare
su a gifi per Parigi onde saperne la causa e sollecitarne la spedizione. Io
sono poi orribilemente in colera contra la Revue Frangaise et etrangere, la quale
mi ha rubato (o vi ha rubato) i 40 franchi dell'abbonamento di questo corrente
anno. Questa Revista ha fatto bancarotta pochi giorni doppo ch'io avevo
pagato I'abbonamento, e benchU ho fra le mia mani una buona ricevuta dei


(1) G. Fernandez. (N. de 3. LL.)


74











CENTON EPISTOLARIO


40 fr. tutti mi dicono che sarh impossible aver neppure un soldo; anche in
Francia vi sono birbanti, anche in Francia vi sono dei delitti che restano
impuniti.-La salute di mia moglie e molto cattiva e la sorte non vuol lasciarla
mai tranquilla di corpo nE di spirit; farete per parte della medesima e mia
i saluti pia rispettosi alla vostra Signora, e darete tanti baci ai vostre carl
angioletti; tante cosa affettuose a Palma, Echeverria, e agli altri amici. Vivete
sano e felice e amate sempra il vostro caldissimo e vero amico

Primo Collina


P. S. Vi scrissi una lunghissima letter dove vi parlavo del dramma di
Milanes; 1'avete ricevuta? ditemi qualehe cosa.



TRADUCCI6N
Paris, 29 de Julio, 1839.

Sefior del Monte. Habana.

Carisimo amigo.
He sabido con el mayor disgusto la muerte de su sefiora madre y he sentido en el
alma su dolor. Me conforta sin embargo saber que la sensibilidad de su eoraz6n habra sido
dominada por la fuerza de su mente, y habra soportado tan fatal desventura como un verda-
dero fil6sofo cristiano. Aguardo con gran ansia una larga carta suya; Isi supiera cuanto
amo sus cartas, cuan necesarias me son, cudnto bien hacen a mi coraz6n, no dejaria transcu-
rrir tanto tiempo sin escribirme al menos dos lineasl He recibido los dos iltimos nfmeros
del Album de Palma; dele expresivas gracias a mi buen amigo y digale lo much, muehisimo
que umo sus escritos, quo eniuentro llenos de espiritualiuad y de bellas observaciones cimo
sus poesias cAlidas y plet6ricas de gracia; pero lo hallo algo critic, algo esceptieo, algo ma-
ligno, algo pec.mista. Le mando tres nfumeros de un peri6dico que empieza su calre.a con
gran acogida, no s61o por el mdrito de sus redactores sino por las muy interesantes cuestio-
nes que trata. Si desea suscribirse a este peri6dico digamelo en su primer carta o por me-
dio del Sor. Alfonso. Deseo saber si ha recibido todos mis envios de este afio que son cinco
con el present, todos por mediaci6n de los Sres. Chauviteau C. Muchas de estas revistas
llevan de atraso un mes, o dos, o tres y me molestan con este retardo porque me hacen caminar
para arriba y para abajo por Paris para saber la causa y solicitar el envio. Me siento ho-
rriblemente col6rico, contra la Revue Franfaise et 9trangere que me ha robado (o le ha roba-
do a Ud.) los 40 francos del abono del afio corriente. Esta Revista quebr6 pocos dias des-
puds de haber pagado yo el abono, y aunque tengo entire mis manos un buen recibo de los
40 francos, todos me dicen que serA impossible obtener ni un centavo; tambi6n en Francia hay
bribones, tambien en Francia hay delitos que quedan impunes. La salud de mi mujer es
muy mala y la suerte no quiere dejarla nunca tranquila de cuerpo ni de espiritu; d6le de
part de la misma y mia los saludos mds respetuosos a su sefiora y dB muchos besos a sus earos
angelitos; muchas cosas afectuosas para Palma, Echevarria y los otros amigos. Viva sano
y feliz y quiera siempre a su ardiente y verdadero amigo.

Primo Collina.

P. S. Le escribi una larguisima earta donde le hablaba del drama de Milan6s, ila ha re-
eibidof digame algo.


75










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


LII

Sr Dn Domingo
del Monte.
calle R1.
en
Guanabacoa.
S. D. Domingo del Monte

Mi estimado am? Sabiendo qe V ha tenido la bondad de encargarse de la
subscripen de un periodic segun el parecer de nuestro amc Olivan y este haber-
me dicho q0 el Correo Nacional (1) es el qe devemos sostener con una subscripen de
2 $ pr afio hemos recogido pr ac medio afio y remitimos a V. veinte colecciones
de los numerous llegados en los dos ultimos correos y si V. necesita de mas su
orden sera satisfecha pr su spre amo Q S M B
Haba y Agto 5/839.
Evaristo Carrillo

LIII

D. Domingo Delmonte
A. M. J.
Monsieur Havane 5 aout 1839
J'ai souffert avec resignation et pour ainsi dire sans y r6pondre, les atta-
ques de M.r Cosnier devant vous et Mrs Bresson et Ruys, je 1'ai fait autant par
respect pour moi-meme que pour vous, les menses souterraines 1'intrigue et la
calomnie ne sont point a mon usage; je me suis retire sur le champ, parce que
j'ai pens6 que cela servirait au bien de 1'etablissement et parce que j'ai presum6
que vous le d6siriez; d'ailleurs la position que j'occupe est plus conforme A mes
gofits de retraite et d'ind6pendance; depuis j'ai fait mon possible pour me
rendre utile, j'ai fait le sacrifice de tous mes motifs de degofit, je me suis rap-
proch6 de M.r Cosnier pour concourir autant qu'il me serait possible au bien
de 1'etablissement; mes relations avec lui sont presque amicales et cependant
aujord 'hui je suis oblige de recourir a votre 6quit6, centre un acte d'arbitraire
si extraordinaire que je n'ose le qualifier. Vous savez que j'ai fait trois des-
sins originaux pour 1'acad6mie de Christine qu'elle destinait comme hommage
aux Delles. Arregui et a M.r Foxf. Je devais en faire ensuite une lithogra-
phie pour 6tre distribute aux souscripteurs; le premier portrait de Francisca
n'ayant Wt6 pay6 que trois onces; je n'ai rien voulu retenir pour moi; mais le
prix pour les deux autres a Wt~ fix6 par moi a 6 onces d'abord puis rdduit a 5

(1) Diario de political, de filosofia, de literature y comercio, que comenz6 a publicar-
se en 1838 en Madrid bajo la direcci6n de D. Andrds Borrego. (N. de J. LL.)


76










ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


LII

Sr Dn Domingo
del Monte.
calle R1.
en
Guanabacoa.
S. D. Domingo del Monte

Mi estimado am? Sabiendo qe V ha tenido la bondad de encargarse de la
subscripen de un periodic segun el parecer de nuestro amc Olivan y este haber-
me dicho q0 el Correo Nacional (1) es el qe devemos sostener con una subscripen de
2 $ pr afio hemos recogido pr ac medio afio y remitimos a V. veinte colecciones
de los numerous llegados en los dos ultimos correos y si V. necesita de mas su
orden sera satisfecha pr su spre amo Q S M B
Haba y Agto 5/839.
Evaristo Carrillo

LIII

D. Domingo Delmonte
A. M. J.
Monsieur Havane 5 aout 1839
J'ai souffert avec resignation et pour ainsi dire sans y r6pondre, les atta-
ques de M.r Cosnier devant vous et Mrs Bresson et Ruys, je 1'ai fait autant par
respect pour moi-meme que pour vous, les menses souterraines 1'intrigue et la
calomnie ne sont point a mon usage; je me suis retire sur le champ, parce que
j'ai pens6 que cela servirait au bien de 1'etablissement et parce que j'ai presum6
que vous le d6siriez; d'ailleurs la position que j'occupe est plus conforme A mes
gofits de retraite et d'ind6pendance; depuis j'ai fait mon possible pour me
rendre utile, j'ai fait le sacrifice de tous mes motifs de degofit, je me suis rap-
proch6 de M.r Cosnier pour concourir autant qu'il me serait possible au bien
de 1'etablissement; mes relations avec lui sont presque amicales et cependant
aujord 'hui je suis oblige de recourir a votre 6quit6, centre un acte d'arbitraire
si extraordinaire que je n'ose le qualifier. Vous savez que j'ai fait trois des-
sins originaux pour 1'acad6mie de Christine qu'elle destinait comme hommage
aux Delles. Arregui et a M.r Foxf. Je devais en faire ensuite une lithogra-
phie pour 6tre distribute aux souscripteurs; le premier portrait de Francisca
n'ayant Wt6 pay6 que trois onces; je n'ai rien voulu retenir pour moi; mais le
prix pour les deux autres a Wt~ fix6 par moi a 6 onces d'abord puis rdduit a 5

(1) Diario de political, de filosofia, de literature y comercio, que comenz6 a publicar-
se en 1838 en Madrid bajo la direcci6n de D. Andrds Borrego. (N. de J. LL.)


76











CENT6N EFISTOLARIO


ounces, precisement pour que mon travail ne fut pas entierement gratis; trois
ounces pour le portrait et deux pour la lithopraphie; aujourd'hui M.r Ruys est
venu payer les deux derniers portraits; j'ai laiss6 M.r Cosnier recevoir 1'argent,
m'attendant a toucher les six onces qui me reviennent, lui faisant volontiers
l'abandon du prix de mon travail sur la pierre; quelle a Wte ma surprise lors-
qu'il a refuse de ne rien donner, all6guant que tout mon temps avait dfi tre
consacr6 h 1 'tablissement et que tout ce que j'avais fait durant ce temps devait
lui appartenir! autant vaudrait alors reclamer la miserable once que je touche
tous les mois pour une heure de legon de dessin que je donne, autant vaudrait
reclamer le prix de 4 portraits au pastel que j'ai fait pendant que je dirigeais la
lith. Si 1'on me retire jusqu'au prix des travaux particuliers que j'etais oblige
de faire pour me soutenir puisque 1'etablissement ne me produisait rien, quelle
resource alors me reste-t-il? M.r Cosnier lui-meme a donn6 pendant deux
mois des lemons; m'estil jamais venu A 1'idWe de reclamer 1'emploi de ce temps
et si M.r Foxa avait voulu 8tre peint A l'huile, comme il en avait 6t0 question,
le prix du portrait serait done aussi tombe dans les mains de M.r Cosnier? .Si
l'on m'arrache jusqu'au fruit de mon travail particulier quel espoir, quel
courage puis-je avoir? expos i une persecution qui depuis mon retour s'exerce
sur tous les petits details de ma vie, quelle confiance conserverai-je dans 1'avenir,
malgr6 tout mon d6sir de rester a la Havane ct d'y travailler?
Comme aucun acte ne constate que tout mon temps doit 8tre consacr6 A
la lithographic, vous comprenez que si j'avais recours a la loi, justice me serait
promptement rendue; Mais M.r Cosnier qui se sent fort de votre appui veut
recourrir A votre arbitrage; je l'accepte et je pr6fere votre intervention, con-
vaineu qu'ami et d6fenseur de la. justice comme vous 1'otes, vous empechercz
qu'on ne m'oblige a employer les derniers moyens; Dieu sait combien j'ai do
repugnance a toutes ces discussions! il salt aussi combien peu je suis int6ress6,
et que c'est la seule n6cessit6 qui m'oblige h d6fendre ce que j'ai l1gitimement
gagn6.
Croyez moi comme toujours votre d6vou6 et affectionn6 serviteur; si je
vous visit moins que je ne le d~sirerais dans mon coeur, c'est que je me livre
entierement au travail et j'ai trop de peine et de tracasseries pour me plaire en
societY; excuse moi done et recevez 1'assurance de mon sincere attachment.
A. Moreau de Jonnds.

TRADUCCI6N
D. Domingo Delmonte
A. M. J.
Habana 5 de Agosto de 1839.
Sefior:
He soportado con resignnei6n y sin contestar, por decirlo asi, los ataques quo ante V., y
ante los Sres. Bresson y Ruys, me ha dirigido el Sr. Cosnier, lo he hecho tanto por respeto a
mi como a V.; las prActicas seeretas, la intriga y la calumnia no las empleo; me retire in-
mediatamente pensando que asi hacia bien al establecimiento y porque presumi que V. lo de-
seaba; por otra part, el puesto quo ocupo estd m&s conform con mis gustos de retraimiento


77












ACADEMIA DE LA HISTORIA DE CUBA


y de independencia; he tratado de hacerme fitil, he pasado por alto todos los motives de dis-
gusto; me he aproximado al Sr. Cosnier idra cooperar en todo lo possible al bien del estable-
cimiento; mis relaciones con l1 son casi amigables y sin embargo me veo hoy obligado a recu-
rrir a su equidad, contra un acto arbitrario tan singular que no me atrevo a culificarlo.
V. sabe que he hecho tres dibujos originales para la Academia de Cristina destinados como
homenaje a los Srtas. Arregui y al Sr. FoxA. Debia reproducirlos inmediatamente en lito-
grafia para distribuirlos a los suscritores; se me pag6 por el primer retrato de Francisca s61o
tres onzas, con nada me qued6, pero fij6 el preico de los otros dos en seis onzas primero, des-
pues reducido a cinco onzas a fin de que mi trabajo no fuera del todo gratis; tres onzas por
el retrato y dos por la litografia; hoy vino el Sr. Ruys a pagar los dos iltimos retratos;
dej6 que el Sefior Cosnier recibiera el dinero, esperando cobrar las seis onzas por mi labor,
hacienda voluntaria dejacidn del precio de mi trabajo sobre la piedra; IcuAl no seria mi
sorpresa al ver que rehusaba darme nada, alegando que debia consagrar todo mi tiempo al
establecimiento y que todo lo que habia hecho durante ese tiempo debia pertenecerle! Tanto
valdria entonces reclamar la miserable onza que recibo todos los meses por una hora de claso
de dibujo que doy, tanto valdria reclamar el precio de cuatro retratos al pastel que he hecho
mientras dirigia la litografia. Si se me quita hasta el valor de los trabajos particulars
que me he visto obligado a realizar para sostenerme dado que el establecimiento nada pro-
duce squ6 recursos me quedan? El mismo Cosnier ha dado lecciones durante dos meses. iSe
me ha ocurrido jams el reclamar el empleo de ese tiempo? Si el Sr. Foxd hubiese querido
que se le pintase al 61eo, como se habia convenido, Ihabria percibido tambi6n el Sr. Cos-
nier el precio del retrato? Si se me arrebata hasta el fruto de mi trabajo particular tQuB
esperanza, qu6 Animo puedo tener? Expuesto a una persecuci6n que desde mi vuelta se ejer-
cita en todos los pequefios detalles de mi vida, Qud confianza podr6 tener en el porvenir
no obstunte mi deseo de quedarme en la Habana y de trabajar en ella?
Como en ningfn document consta oue todc mi tiemno debe consagrarse a la litografia,
bien puede usted comprender que si hubiera recurrido a los Tribunales pronto se me habria
hecho justicia; pero el Sr. Cosnier que se siente fuerte con el apoyo de Vd. quiere recurrir a
su arbitraje; lo acepto y prefiero su intervenci6n porque V. es amigo y defensor de la justi-
cia e impedira que se me obligue a emplear los filtimos medios; bien sabe Dios cuAnto me
repugnan estas discusiones; bien sabe cuAn poco interesado soy y que s6lo es la necesidad la
que me obliga a defender lo que he ganado legitimamente.
Cr6ame siempre su adicto y apasionado servidor; si le visit menos de lo que desearia,
es porque estoy entregado completamente al trabajo y tengo demasiadas penas y complica-
clones para estar A gusto en sociedad; sirvase excusarme y reciba la seguridad de mi
adhesi6n sincera.
A Moreau de Jonnbs.

LIV

Sr Dn Domingo Del Monte
Par le Havre
Habana
Par la Silphyde
Paris y AgtC 6/1839

Mi querido Domingo: si creeras q.e voy a echarte un exordio? Pues nada
de eso. Pongase Vd en prim", y reciba la lavativa-Yo s6 qe tu has examinado
los papeles de D. France Arango (1), y en informed qe envi6 a Madrid sob.e el

(1) En 1888 se publicaron en La Habana las Obras del Excmo. Sefaor D. Francisco de
Arango y Parreio, 2 ts., 89 (N. de J. LL.)


78











CENT6N EPISTOLARIO


fomto de poblac" blanca en Cuba, hay un parrafo en qe habla contra la trata
de negros. Si tfi pudieras enviarme copia de dho parrafo, te lo agradeceria. Ig-
noro la fha del informe, ps aunqe su autor un dia me ley6 en confianza algb
trozos, ni me dijo su fha, ni yo se lo pregunt&. Asi espero, q" tu me la indicar.s.
El uso qe pienso hacer de esta noticia, lo sabras, cdo leas la qe envio a Luz y
tambn a ti pr conduct de Gonzalo.
Mil espresio.s y afeetos a todo el gremio literario, y si no menciono a todos
los miembros qe le componen, es porqe son muchos, y el papel va escaseando.
Un carifio a los dos hijitos, (1) y un recuerdo a Rosita (2) y al papa (3)
y A la mam6 (4) politicos.
Spre tuyo
Saquete (5)

LV

Pto Ppe. i Agosto 7. de 1839.
Queridisimo Dom: nunca nos has contestado a Gaspar, i a mi una carta
q.0 te escribimos juntos contestandote a ti la de 25. de Mayo, es decir, tu reli-
giosa carta. Yo casi estoi de acuerdo contigo, 6 mejor dicho lo estoi, p? en lo uni-
co qe me parece q.e diferimos un poco es en q.e yo no quiero qe jamas se diga
lo q.e no se siente: no vasta aparecer cristiano, apostolico, i romano, sino serlo.
Supongamos: yo envidie una hermana de D." Jos6 Manuel Betancourt, qe
ahora dias estando muriendosele su marido, a q.1n queria much; lo vi6 tomar
la comunion, i cuando acab6 de tomarla le dijo.-"Dichoso vos Francisco q.e
habeis comulgado; ya estoi content, i tranquila: iojala q.0 os murais ahora!
-esta muger sentia esto i la envidi6, pO si tu se lo hubieras dicho te hubiera
despreciado. A otra cosa.
Te incluyo esa copia de la contrata de los Trinitarios p.a traer Islefios,
con el fin de ver si animals a tu suegro, a Gonzalito, Eusebio, i otros de tus pa-
rientes, i amigos, p.a q.e ensallen el traer Islefos, 6 Gallegos.-Ya A Trinidad
ha llegado la 1P espedicion compuesta de 249., i esperan muchos mas. He escrito
A Cuba, i a Matinzas, con el mismo fin, i tanto Gaspar (6) como yo hacemos aqui
lo q.e podemos con el fin de inclinar la opinion en contra de la trata, i en favor
de aumentar le entrada de blaneos. Nos valemos de medios legales, como lo es
los tratados del afio de 1818. el de Martinez de la Rosa, (7) i principalm." de una
R.' orden comunicada p.a su cumplimiento a todas las autoridades p.r el con-

(1) Leonardo y Miguel, los hijos de Del Monte. (N. de J. LL.)
(2) Su sefiora, dofa Rosa de Aldama. (N. de J. LL.)
(3) Su suegro, don Domingo de Aldama. (N. de J. LL.)
(4) Su suegra, dofia Rosa Alfonso. (N. de J. LL.)
(5) Jos6 Antonio Saco. (N. de J. LL.)
(6) Alude a Gaspar Betaneourt Cisneros. (N. de J. LL.)
(7) Francisco Martinez de la Rosa, conocido politico y escritor espafiol, (N. de J. LL.)


79











ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


ducto regular, i la q.e se estiende hasta el estremo de hacer q.e los sacerdotes
hagan ver el pecado q.e se compete con comprar negros: tenemos un amigo
Clerigo q.e descansando en esta disposition va a coger p.r su cuenta 6 las hijas
de confession, i A hacer q.0 cumplan con su deber como cristianas &.a pr diligen-
cia no quedarA.
Te he preguntado varias veces el modo de suscribirse en esa algun Diario
de Modas Francesas, i el precio de la suscripcion, i jamas me has contestado.-
Dime si has r2cibido el filtimo paquete de figurines qe me mandastes, i te devol-
vi p.r medio de Felix Tanco. Si tienes nuevos figurines mandamelos.
Da memories carifiosas a Rosita, de Gabriela, i mias, i con carifios 6 mis
hijos vive seg? de la invariable amistad de
Anastasio (1)
Guersca q.e hace 6. meses q.0 vive con migo me dA memories p.a ti. Tu da-
selas 6 los amigos, i en particular 6 Pinganilla: cuanto deseo verlo casado i
velado!
Dia 11.-Necesito de ti p. contestar una carta del Padre Varela del 13. de
Julio qC al remitirme un egemplar de sus cartas d Elpidio (2) me dice-"i espero
"q.e me informes con franquesa como son recibidas las tales cartas. En la Ha-
"bana no ban tenido aceptacion pO me dicen los pocos amigos q.e me quedan q.e
"el mal suoeso proviene del rencor q.e tienen contra el autor. Yo quiero
"saber el campo q.c piso, i q.C tu me lo hagas conocer. Ah! mi querido amigo! Si
"supieras como se ban declarado enemigos mios aun mis discipulos mas pre-
"dilectos! Que lecciones da este mundo! Yo mand6 un ejemplar del 2' tomo A
"tu tio Andres porque 61 tuvo la bondad de hacer reimpriinir el primero. Mira
"como varian las cosas, el primer tomo fu6 arrebatado mas bien q.O comprado,
"i aun se vendieron muchos de la edicion de Madrid, q.8 remitieron 6 la Ha-
"bana; i ahora ni el primero (del q.e he mandado 200 egemplares) ni el 2' han
"merecido la mas ligera consideration porque se trata de q.e caiga en descre-
"dito el author.
Luego me dice-"Antes de tener tantos desengafios invent unos apara-
"tos p.a renovar el aire en los Hospitales i mand6 Ics models f Pep6 de la
"Luz. Este buen amigo ha hecho todo lo possible p.' poner en plant el pro-
"yecto p' ban sido tantas las dificultades q.e ya se ha dado de mano en la Ha-
"bana, i me escriben q.6 una sociedad de Caridad va a hacer -la tentativa de
"establecerlo en un Hospital de Mathnzas.-Hasta aqui Varela: ahora yo te
pido q.e me escribas diciendome francamente la opinion q.e tengan ahi el 1' i 2'
tomo de las Cartas & Elpidio, la tuya particular, i la q.e meresca, i te meresca,
el autor. Tambien dime en lo q.e te pueda nombrar, i lo q.e no de lo q.e me
digas.-Siento en el alma q.e un hombre como el Padre Varela q.e pudie-
ra habernos sido tan fitil en su clase de Filosofia i A q.1 quiero tanto, est6
resentido con la Isla de Cuba: yo me veo en un gran compromise al escribirle:

(1) Anastasio de Orozco. (N. de J. LL.)
(2) Magnifica colecci6n acerca de la impiedad, el fanatismo y la superstici6n en sus
relaciones con la Eociedad, que public el Fbro. P61ix Varela. (N. de J. LL.)


80











CENT6O EPISTOLARIO


p' no hay remedio, i pienso hacerlo con toda franquesa, i segun me d6 Dios
rela, yo te daria mi opinion: p9 otro dia serd p.s no tengo tiempo p. mas-Tatao. (1)

LVI

Sor L.do D.n Domingo Del
Monte
En la Habana
Inj? Surinam y Agosto 20 de 1839.
Sor D." Domingo Del Monte.
Muy senior mio: aunque desde que vine apesar de haberle escrito ya, no
he recibido ni memories suyas, yo no me he olvidado de V: y la prueba es que
ahi le remito por conduct de nuestro amigo Valle la Auto-biografia de
Manzano (2) copiada y correjida. V me dira si he desempefiado bien su encargo.
En la ortografia y prosodia es donde mas he tenido q.o enmendar, pues por
lo que dice al estilo he variado muy poco el original A fin de dejarle la melan-
colia con que fu6 escrito, y la sencillez, naturalidad y aun desalifio que le dan
para mi much m6rito alejando toda sospecha de que los sucesos referidos
sean mentira y mentira que un pobre chino nos los contase para nuestra ver-
giienza. La vida de Manzano fu6 una cadena de infortunios: y precise era
que al escribirlos lo hiciese tristemente quien ya atesoraba el inestimable don
de la poesia, que por lo regular nace en medio de las miserias. Encontrara
V frases sobrado castizas; pero yo no tengo la culpa de eso, si el original las
tiene: otras anticuadas, y en muchos pasajes una soltura, una fluidez que en-
canta. Por donde quiera hallara V ternura y buenos sentimientos en el chino,
que sicndo causa de varies lances lastimosos, lo hacen a uno derramar lIgrimas
sin querer. Mi corazon, que tanto se hermana con las desgracias de esta clase
de criaturas que por haber nacido esclavos se levantan Ilorando, come 1lo-
rando y duermen y hasta suefan quizA Ilorando, puede V considerar cuanto
no se habra dolorido al copiar la historic de Manzano. Y A otros muchos que
por ach la han leido les ha sucedido lo mismo i este es un triunfo, senior! esto me-
rece una fiesta mas que la coronacion de los reyes!-Ya se ve! esa historic
fu6 escrita sin pretensiones de lucir, sin eselamaciones que picaran el amor pro-
pio de los blancos, en toda ella no se vi mas que la pura y limpia verdad. i Que
escenas tan dom6sticas, tan propias de nuestra vida privada! c6mo corrije Man-
zano solo con la fuerza de los heehos la tirania de los amos!-Lastima, Sor Del
Monte, que esta Autobibiografia no se pfiblique; pero d6nde y c6mo... ? La
primer parte es la que va copiada: la segunda dice V que la bot6 Palma, A
quien de mi parte dele V las mas rendidas gracias "por tan eminent y seia-
lado servicio A la causa mas noble del mundo y A nuestra eseasa literatura".-
Para enmendar el esquisito cuidado de Palma,.no pudiera V pedirle A Man-

(1) Apodo conque cariflosamente era conocido entire -sus amigos el firmante de esta
earta Sr. Anastasio de Orozco y Arango. (N. de J. LL.)
(2) El original se encuentra en la Biblioteca Nacional do La Habana. (N. de J. LL.)


81





J


82 ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA

zano que escribiera de nuevo la segunda parte de su historic ?-Yo me com-
prometo A copiarla-el caso es completar los diamantes de tan rica joya.
Le remito A V tambien dandole las gracias, A Saavedra y la novela Vieille
Fille de Balzac y quedan todavia en mi poder las comedies de Caldhron y las
poesias recojidas por Bolh de Faber. Si V la tiene, mandeme una novela que
he oido celebrar llamada la "Serafina" escrita por un tal Mor de Fuentes, fi
otra cosilla de su gusto, que se lo agradecer6 en este destierro.
Por ahora nada mas: muchas memories A Rosita y V made a su mas in-
timo amigo Q S M B.
Anselmo SuArez
LVII

Al Lie. D. Domingo del Monte
Habana
Matanzas 20 de agosto do 1839.
S. D. Domingo del Monte.
Mi querido amigo: es justisimo el grito de indignacion contra este maes-
tro de escuela D. Pedro Saavedra, y aunque se ha exagerado algo el castigo que
di6 f un muchacho de catorce afios, no por eso se hace menor su culpa y la
odiosidad que inspira A todo el pfiblico y principalmente A los padres de fami-
lia. Yo estoy con V. en que un hombre tan barbaro no debe volver jamas A
egercer un ministerio de que ha abusado tan torpemente, y estoy tratando de
concluir la causa lo mas pronto que sea possible para hacer un ejemplar salu-
dable; pero hagame V. el favor de no comunicar A nadie esta mi resolution,
no sea que por la indiscretion de alguno se transpire ante de tiempo lo que por
su naturaleza es reservado todavia.
Mil espresiones A Rosita, y reeibiendola de mi muger y su hermana, dis-
ponga como guste de su invariable amigo
Bias Os6s
Tengo la satisfaction de saber que sus hermanos de V. se hallan acordes y
dispuestos A no dar que hacer A los curiales. Sea mil veces enhorabuena.

LVIII
Domingo Delmonte Esq.
&. &.
My dear Mr Del Monte
The laws on slavery I have already disposed of. I send you the others.
Namely the
Dictionary
Institutions of Gt Britain
Papers on Haiti-
and a work best that ever has appeared on the condition of the people of color
in America tho not put down in your list yet which I recommend to you,





J


82 ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA

zano que escribiera de nuevo la segunda parte de su historic ?-Yo me com-
prometo A copiarla-el caso es completar los diamantes de tan rica joya.
Le remito A V tambien dandole las gracias, A Saavedra y la novela Vieille
Fille de Balzac y quedan todavia en mi poder las comedies de Caldhron y las
poesias recojidas por Bolh de Faber. Si V la tiene, mandeme una novela que
he oido celebrar llamada la "Serafina" escrita por un tal Mor de Fuentes, fi
otra cosilla de su gusto, que se lo agradecer6 en este destierro.
Por ahora nada mas: muchas memories A Rosita y V made a su mas in-
timo amigo Q S M B.
Anselmo SuArez
LVII

Al Lie. D. Domingo del Monte
Habana
Matanzas 20 de agosto do 1839.
S. D. Domingo del Monte.
Mi querido amigo: es justisimo el grito de indignacion contra este maes-
tro de escuela D. Pedro Saavedra, y aunque se ha exagerado algo el castigo que
di6 f un muchacho de catorce afios, no por eso se hace menor su culpa y la
odiosidad que inspira A todo el pfiblico y principalmente A los padres de fami-
lia. Yo estoy con V. en que un hombre tan barbaro no debe volver jamas A
egercer un ministerio de que ha abusado tan torpemente, y estoy tratando de
concluir la causa lo mas pronto que sea possible para hacer un ejemplar salu-
dable; pero hagame V. el favor de no comunicar A nadie esta mi resolution,
no sea que por la indiscretion de alguno se transpire ante de tiempo lo que por
su naturaleza es reservado todavia.
Mil espresiones A Rosita, y reeibiendola de mi muger y su hermana, dis-
ponga como guste de su invariable amigo
Bias Os6s
Tengo la satisfaction de saber que sus hermanos de V. se hallan acordes y
dispuestos A no dar que hacer A los curiales. Sea mil veces enhorabuena.

LVIII
Domingo Delmonte Esq.
&. &.
My dear Mr Del Monte
The laws on slavery I have already disposed of. I send you the others.
Namely the
Dictionary
Institutions of Gt Britain
Papers on Haiti-
and a work best that ever has appeared on the condition of the people of color
in America tho not put down in your list yet which I recommend to you,












CENTON EPISTOLARIO


I send a print which I beg you to accept as a amall token of my regard
and am my dear Sir
very truly yours

R. R. Madden.


TRADUCCI6N
Sor Domingo Delmonte
&. &.
Mi querido Sor Delmonte
Ya no dispongo de las leyes sobre la esclavitud. Le envlo las otras. Es decir, el Die-
cionario, Instituciones de la Gran Bretafia, Papeles sobre Haiti y una obra, la mejor que
ha salido acerca de la condici6n de la raza de color en America, que no consta en su list y
que le recomiendo.
Le remito un impreso que le ruego acepte como pequefia muestra de mi consideraci6n,
y soy querido Sor
muy sinceramente suyo
R. R. Madden.


LIX

Havana N' 100 ealle
de San Ignatio
My dear M.' Delmonte
I read the little piece thro last night The "Ingenio o las Delicias del cam-
po"-Byron (1) said "Truth was stranger than fiction" I understand the saying
now. Tho there is literary merit of but small amount in this piece, there is
life and truth in every line of it. How in God's name could Saco say that
slavery was" a bland servitude in Cuba!
Why should a man like Saco say any thing he did not think for the sake
of disarming the hostility of the planters to his enlightened views. In this
little piece of the Ingenio there is a minuteness of description and closeness of
observation and a rightness of feeling that I have not often seen surpassed. Ah
my good friend what intelligence what talents and what virtues are not doomed
here "to waste their sweetness on the desert air."
No I will not say "waste" for they are not thrown away tho the fruit is
yet but in the germ-it will come forth in good time-and all I say is may God
prosper it. Your merit in directing the young mind of Cuba to sane views of
things and sound sentiments on such subjects as that of the piece in question
is beyond all praise. Pray let me use the privilege of a friend-you and de la
Luz must pull together in the good cause, waive minor differences in opinion

(1) Jorge Gordon Byron, celebradisimo poeta ingl6s. (N. de J. LL.)


83












ACADEMIA DE LA HISTORIC DE CUBA


on subjects not of vital importance to your country. Cuba cannot spare sons like
you and him to make literary sport for the Philistines. I am sure you will feel
it is because I respect and esteem you both most highly that I anxiously desire
you should be the best of friends.
-There is one point I wish to say a few words to you on before I leave.
-In the parliamentary slave trade reports you will see hereafter that I
have animadverted on the views of the creole party as that party is supposed
to be represented by the present Intendent with respect to the slave trade-
I mean that party his hostility to Tacon rallied round him for the time and for
the purpose intimated. I think it is absurd to say as the former commissioner
M.r A Cleay said often in his despatches, that the creole proprietors were
hostile to the slave trade.
Till I am convinced by their refusing to buy Bozal negroes they are hostile
to the traffic I will never believe it and what I do not believe I trust I never
will say "Fiat justitiam ruat coelum."
-So do not imagine when I have spoken thus of that party represented
by the Intendant and by certain Magnates of your Nobility Creole tho they be
I speak of the mass-and most especially of the literary and professional clas-
ses of the Creoles.
With respect to the piece the Ingenio remember the 2.nd part I have not
received-and the 4.th does not seem to end the story. Pray let me have it
complete-and if not now-as soon as you can, give it to M.r Clark.
Before I start I should like much to have the definition of Cuban words you
send yon noted copy.
One more request and I have done I feel a great interest in that poor
Mandinga man ..................on Gaunaurd's estate near Cardenas. I in-
tend to see on my arrival in England if it be possible to stir up some of my
friends to suscribe a sufficient sum to obtain his liberty.
I may or I may not succeed but in the mean time, I woud most earnestly
beg of you to get some person acquainted with his master to prevail on the
latter to take him from the cafetal and again to take him back as a house
servant. This the poor fellow greatly desires and I promised to do all in
my power to effect his object. Or if he declines to do this the chief Com-
missioner \M.1 Kennedy would take him on hire and treat him well. Do not
forget this.
You see how troublesome I am to you and how much I have taxed your
kindness in various ways.
God bless you and all your endeavours to do good.
Yours ever


R. R. Madden.


84












CENTON EPISTOLARIO


TRADUCCI6N

Habana No. 100 calle de San Ignacio,
Mi querido Sr. Delmonte.
Lei en la noche de ayer la obrita El Ingenio o las Delicias del Campo. Byron dijo que
"La verdad era mis impresionante que la ficei6n" y ahora comprendo la frase. Aunque
el m6rito literario es de poco valor en esta obra, hay vida y verdad en cada rengl6n. IC6mo
en nombre de Dios pudo decir Saco, que la eselavitud era en Cuba una suave servidumbrel (1)
Por qu6 un hombre como Saeo puede deeir algo que no piensa con el finico objeto de
desarmar la hostilidad de los hacendados haeia sus ilustradas opinions. En esta obrita
del Ingenio hay una minuciosidad en la descripei6n, una firmeza de observaci6n y una
reetitud de sentimiento que no he visto con frecuencia superadas. Ah, mi buen ami-
go, qub inteligencia, qu6 talents y qu6 virtudes no se malogran aqui "disipandose su bon-
dad en el desierto del aire."
No dir6 que se "disipan" porque todavia el fruto s61o esta en el germen,-el fruto
saldr6 a su debido tiempo-y lo finico que digo es que Dios lo haga prosperar. Excede a
toda alabanza el prop6sito de dirigir la joven mentalidad de Cuba hacia los aspects me-
jores de las cosas y el just sentir sobre temas como el que inspire a la obra en cuesti6n. Per-
mitame quo haga uso del privilegio de amigos:-tanto V. como de la Luz deben contribuir
juntos a la buena causa, relegando las menores diferencias de opinion en asuntos quo no son de
vital importancia para su pais. Cuba no puede permitir que hijos como V. y 61 hagan me-
ra literature para los positivistas. Estoy seguro que V. comprendera quo porque estimo y
respeto a ambos en alto grado, es por lo que deseo con ansias que sean los mejores amigos.
Hay un asunto sobre el que quiero decirle unas cuantas palabras antes de abandonarle.
En los informes Parlanientarios de la trata de eselavos V. verd en el future que he
censurado los puntos de vista del partido criollo, dado que cse partido se supone star
representado por el actual Intendente con respect del comereio de eselavos. Entiendo
que la hostilidad de este partido contra Tae6n obedecia 6 causes y prop6sitos circunstan-
ciales, pues creo que es absurdo decir como dijeri con frecuencia el primer comisioinado
Sr. Me Cleay en sus despachos, que los propietarios criollos eran hostile al comercio de
eselavos.
IIasta que me convenza de que son hostiles al trbfico, no comprando negros bozales,
no lo ereer6 y confio que nunca habr6 de decir de lo quo no crco: "Fiat juslitiam ruat
coelum.',
No so figure que cuando he hablado asi do cse partido representado por el Intendente y
por eiertos magnates do su nobleza criolla, por muy magnates que sean, hablo de la masa y
de modo especial de las elases literarias y profesionales de los criollos.
En cuanto a la obra el Ingenio recuerde que no he recibido la 2. parte y la 4. parece
que no terminal cl tcma. Le ruego me permit tenerla compllta, y, si no alhora, .tan pronto
como pueda d6sela al Sr. Clark.
Antes de partir desearia much tener la definici6n de voices cubanas de las que le
envi6 copies anotadas.
Una petici6n mas y creo que con ello demuestro un gran interns por aquel pobre man-
dinga.................. en la finca de Gaunaurd, cerca de Cardenas. Trato de ver a mi
llegada a Inglaterra si es possible conmover a algunos de mis amigos para que suseriban una
cantidad suficiente para obtener su libertad.
Puede que triunfe o no, mientras tanto rogaria a V. encarecidamente lograra que al-
guna persona relacionada con su amo influyera en 6ste para que Io sacara del cafetal y lo
tuviera otra vez como criado en su easa. Es lo que desea este pobre hombre y le prometi

(1) Esta observaci6n sobre Saco contra Saco debe comcntarse aeudiendo a la repeti-
ei6n de aquella en la p. 77 del libro de Madden The Memoirs of Richard Robert Madden.
(N. de J. LL.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs