• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Preface
 Marti el poeta, por Angel Oswaldo...
 Ideas politicas de Marti, por Hector...
 Evocando a Marti, por Herlinda...
 Un comentario del poema "La nina...
 Marti en trilogia fraternal, por...
 Actuacion de Marti como maestro...
 Colaboracion de los alumnos de...
 Gloriosa muerte de Jose Marti en...
 Pequena biografia de Jose Marti...
 Himno a Jose Marti: musica y letra...
 Relaciones, fotografias y...
 Table of Contents
 Back Cover






Group Title: Revista martiana; : homenaje de la Escuela Nacional de Varones No.36 "Jose Marti", para las presentes celebraciones centenarias.
Title: Revista martiana
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054954/00001
 Material Information
Title: Revista martiana homenaje de la Escuela Nacional de Varones No.36 "José Martí", para las presentes celebraciones centenarias
Physical Description: 36 p. : illus. ; 27 cm.
Language: Spanish
Creator: Escuela Nacional de Varones No.36 "José Martí", Guatemala
Publisher: s.n.
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1953]
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
General Note: Cover title.
General Note: "Dirección y responsabilidad de la presente publicación a cargo del profesor Eduardo Conde, h."
 Record Information
Bibliographic ID: UF00054954
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 01441331

Table of Contents
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Preface
        Page 1
        Page 2
    Marti el poeta, por Angel Oswaldo de Paz
        Page 3
        Page 4
        Page 5
    Ideas politicas de Marti, por Hector Oswaldo Cifuentes
        Page 6
        Page 7
    Evocando a Marti, por Herlinda Orozco de Lemus
        Page 8
        Page 9
    Un comentario del poema "La nina de Guatemala", por M. Consuelo de Najera
        Page 10
        Page 11
    Marti en trilogia fraternal, por M. Cristina Bathen de Benitez
        Page 12
        Page 13
    Actuacion de Marti como maestro en Guatemala, por Estela Ramos de Pacheco
        Page 14
        Page 15
    Colaboracion de los alumnos de la Escuela Nacional de Varones Numero 36, "Jose Marti"
        Page 16
        Page 17
        Page 18
    Gloriosa muerte de Jose Marti en la batalla de dos rios, por Enrique Alberto Juarez
        Page 19
        Page 20
    Pequena biografia de Jose Marti y Perez, por Marco Tulio Alvarez
        Page 21
        Page 22
    Himno a Jose Marti: musica y letra de Raul Silvestre Marchena
        Page 23
        Page 24
        Page 25
    Relaciones, fotografias y discursos
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
    Table of Contents
        Page 37
    Back Cover
        Page 38
Full Text

28 DE ENERO DE 1853


REVISTA MARTIANA


"Hacer, es la mejor manera de decir"
JOSE MARTI


Varones No 36 "JOSE


de


MARTI", para


las presents celebraciones centenarias


28 DE ENERO DE 1953


Homenaje


de la Escuela' Nacional












Escuela Nacional de Varones No 36. "JOSE MARTI"

Ubicada: 2- Calle Poniente del Cant6n "LANDIVAR"

Ensenanza: Primaria Urbana.

Tipo: Vespertina.

reriodo: Iniciaci6n de labores.

Inscripci6n: 400 educandos.


PROFESORADO:

Profesora Herlinda Orozco de Lemus, Primer aflo elemen-
tal, Secci6n A.

Profesora M. Consuelo T. de Naiera, Primer aflo elemen-
tal, Secci6n B.

Profesora Estela Ramos de Pacheco, Segundo afo elemen-
tal.

Profesora M. Cristina Bathen de Benitez. Tercer afo ele-
mental.

Profesor Hector Oswaldo Cifuentes, Cuarto grado de pri-
maria.
Profeaor Angel O. de Paz, Quinto grado de primaria.

Profesor Enrique A. Juarez, Sexto grado de primaria.

Profesor Radl S. Marchena, Canto y masica escolar.

Professor Marco Tulio Alvarez. Cultural flsica y deportees.

Professor Eduardo Conde, h.. Director.







REVISTA MARTIANA

Publicaci6n de la Escuela Nacional de Varones
NP 36. "JOSE MARTI" en edici6n unica
y exclusive como homenaje de la Escuela, al
Ap6stol de las libertades cubanas, con motivo
de las celebraciones de su centenario natal.



Direcci6n y responsabilidad de la presents
publicaci6n, a cargo del Profesor:
EDUARDO CONDE, h.



Impreso en la Tipografia Nacional.



Tiraje: 5,000 ejemplares.



Direcci6n postal: 6V Calle Poniente. NQ 83.



Republica de Guatemala, Centro America.
Enero de 1953.




















EDITORIAL



Presentamos a todos los ciudadanos y principalmente a la niiez
americana esta Revista, la cual ha sido elaborada por various alumnos
y profesores de la Escuela national de varones "Jos6 Marti", como un
homenaje de respeto, cariio y admiraci6n a la memorial del insigne pa-
triota cubano, en ocasidn de celebrarse en este 28 de enero de 1953 el pri-
mer centenario de su nacimiento.
Todos los pueblos del mundo y principalmente los de la America
indolatina se aprestan jubilosos y entusiastas a la celebracidn de esta
magna fecha, cuya mayor celebracidn se hace en la ciudad de La Habana,
Repiblica de Cuba, que fug la cuna de tan grande hombre, Ap6stol inmor-
tal de la liberaci6n de su pueblo y maestro ejemplar que, al esparcir sus
sabias enseianzas de la mds depurada virtud, de la mds trascendental
filosofia, del mds infinite amor y de la mejor conduct ciudadana, lleg6 a
coronarse campe6n y Ap6stol de la libertad.
El gran Jos6 Marti fu6 una figure genial que a travis de lo polifa-
cetico de su personalidad, logr6 descollar con magnifica lucidez en todas
sus fases; escritor eminentisimo, dej6 copiosa literature, siendo un notable
cultivador del genero epistolar; poeta de exquisite sensibilidad, produjo
multitud de poemas en los cuales se aprecia no s6lo la belleza de su estilo,
sino tambi6n la de su alma, ya que hay various versos suyos euyas lectures
enternecedoras dejan entrever la dulzura y sinceridad del gran espiritu
martiano.
Maestro o mejor dicho pedagogo, escribi6 para todos los niios de
America multitud de articulos altamente cientificos, al alcance de la men-
talidad de ellos y, a traves de estos mismos se adivina inmediatamente
que Marti fu6 un verdadero maestro que con today dulzura lograba pene-
trar hasta el corazdn de los nilios haciendo realidad su precioso precepto
paidot6cnico cuando dijo: "La ensenanza, iquidn no lo sabe? es ante todo
una obra de infinite amor", y cuando mds adelante afirma con lo profetico
de su palabra: "Hombres recogerd quien siembra escuelas", frase esta en
donde se sintetiza toda la filosofia educational martiana.
Jos6. Marti ejerci6 la docencia entire nosotros siendo muy apreciado
en la Escuela Normal lo mismo que en la Universidad donde solia discutir
t6picos de Derecho, ya que Marti tambi6n fud un excelente abogado. Ora-


REVISTA MARTIANA 1








dor de nota, cada vez que se presentaba en pilblico magnetizaba al audi-
torio con el estilo florido de su verbo, la 16gica contundente de sus argu-
mentaciones, la soltura y espontaneidad de sus gestos y voces apegados
a la mds estricta naturalidad.
Sdlo estos aspects de la personalidad de Marti serian suficientes
para honrar su memorial pero, lo que en realidad lo hace inmortal es
su entraiable amor por la libertad. Desde nino mostr6 un espiritu inddcil
para todo aquello que signified imposicionismo o esclavitud; se lamentaba
de haber nacido en una tierra que estaba bajo el yugo de Espala, y en sus
escritos, en sus versos y en toda oportunidad que se le presentaba para el
caso, siempre conden6 el regimen que mandaba y decidia en los desti-
nos de su patria, de su bella y amada isla de Cuba. Conseguir a cualquier
precio la libertad de Cuba fu4 el lema que se traz6 desde muy nifo y asi
lo vemos propuesto a realizar este bello ideal hasta morir por el. Desde
muy temprana edad (16 afios) principia su lucha tenaz hasta conducir a
todas aquellas multitudes ciudadanas que despues de batallar incansable-
mente lograron convertir a la colonia en la hoy Repl blica de Cuba.
Todo el personal de la Escuela "Josd Marti" estd de fiesta, y, al
unirse a la expresi6n continental de Jfbilo que en esta fecha centenaria
rinde su tribute de admiracidn y carifo al Apdstol de la libertad, quiere
patentizar su alegria evocando por medio de esta sencillisima Revista
escolar el nombre del pr6cer inmortal.


2 REVISTA MARTIANA


Agradecimiento

La Escuela Nacional de Varones "Jos6
Marti", por este medio expresa sus mis
sinceros agradecimientos a los funciona-
rios del Gobierno de la Revoluci6n, Comit6
National pro centenario de Jos6 Marti,
Embajada de Cuba, Tipografia Nacional,
y a todas aquellas personas que en una u
otra forma prestaron su mis decidida co-
laboraci6n para la Escuela, durante las
presents celebraciones centenarias.
La Direcci6n.

Guatemala, enero de 1953.



















MARTI EL POETA

Por ANGEL OSWALDO DE PAZ.


No voy a hablaros del Marti-poeta, sino
de Marti el poeta. Y vosotros, los que
lo sois de veras, comprendereis la diferen-
cia, afirma Santiago Argiiello. El Marti-
poeta, seria apenas uno de los tantos as-
pectos en que aquel proteiforme se nos
manifesto. Pero Marti el poeta no es, en
Marti, un aspect, sino la esencia de Mar-
ti. Es como si dijeramos el alma del dia-
mante: lo que imprimia la marca del des-
tello en todas las multiples facetas de
aquel poligono de luz. Este fu6 el Proe-
mio lirico de los poetas y quien fud esen-
cialmente eso y s6lo eso: poeta.
Poetas los hay muchos que se ven favo-
recidos con la llama divina de la inspira-
ci6n para modelar en rima m6trica la fina
sensibilidad de un temperament emocio-
nal, y vaciar en un vocablo la expresi6n
de sublimidad del Espiritu.
Pero como Madrti son los poetas que
trascienden el limited de lo human; que
escrutando el horizonte leen en los prodi-
giosos abecedarios de las estrellas, la
leyenda azul del infinite; los que hur-
gando la maravillosa y simb6lica escala
de Jacob, llegan al 6xtasis de pensar muy
alto mAs alla de la creaci6n material, y
de sentir muy profundo con la pobre hu-
manidad, buscando en ella insulas para
regenerarlas y hacer de sus poemas bil-
samo para el coraz6n herido con el dolor
y la amargura.
I iJ -


Los vocablos para Marti, fueron s6lo
frigiles canales que no pudieron conte-
ner la sublimidad de su ser interno; pero
esa llama sagrada que encarnada en lo
humane constituy6 el poeta, fue lo que
hizo de sus poemas vida, como alguien
dijera: "Sembrando penas para ellos e
ideales para la humanidad".
El poeta considerado como tal, no es
s6lo un simple rimador de poemas, va-
ciador de emociones en los moldes del
verso, sino el creador de vida, conductor
del evangelio del ideal, sembrador de las
mieses de la virtud sobre las inmundicias
de un mundo doliente y enfermo, como
dijo el poeta: "El que hace que florezcan
como un rosal las cruces, ya emblanque-
cidas con la azucena del amor, ya enro-
jecidas con el clavel del sacrificio". El
poeta es el que canta cual ave canora para
embellecer la vida sin pensar en si mismo,
s6lo para poblar la brisa con sus trinos de
alegria y de amor. El poeta tiene el don
de producer misica armoniosa del alma
que Ilega a conmoverla, capaz de hacer
llorar sin herir, corregir sin castigar, del
arte que ensefia sin rudeza, que tiene el
don sublime de entrar por el alma sin
forzarla. En Marti, cuya alma aspir6
siempre a disfrutar de las regions ele-
vadas del Espiritu, cant6 junto a las be-
Ilezas del mundo, junto al infinite, junto
a la floor perfumada, junto al almendro y
durazno en flor, que llenaron su alma de


REVISTA MARTIANA 3








dulzura, esperanza y amor; supo tambi6n
del recio vendaval de la contrariedad y
de las amarguras que todo noble coraz6n
resisted, porque en el poeta verdadero el
sufrimiento es mayor a causa de que es
mAs aguda, mAs fina su sensibilidad,
como dijera Alberto Hidalgo: "Todo poe-
ta es hiperest6sico, es el individuo que
mas se parece al delirante melanc61ico, el
que mAs pr6ximo estA de aquel estado
del que Erasmo dijo no saber si es o no
la sublimidad de la inteligencia".
En Marti su inspiraci6n fu6 profunda,
personal, honda, adherida a la carnadura
misma del yo, y esas obras en que los
poetas entregan su intimidad son las mas
aseguradas contra el olvido. "Cualquier
infiltraci6n de lo exterior en la persona-
lidad del poeta, marca descensos en el
term6metro de la calidad po6tica. La in-
fluencia social o political en el alma de
Marti, en el aspect que tratamos, si se
hubiera limitado al efecto de la realidad
circundante, no hubiera tenido tradici6n
de conciencia; pero su poesia pura de
la intimidad de su ser, es nada mAs que
el dep6sito de su inspiraci6n, hecha del
material acumulado en los almacenes de
su ser interno de contextura celestial.
Marti, como poeta, fue el poeta de la
vida que hizo de sus acciones versos mu-
sicalizados con el ritmo celeste. No fu6
el hombre vientre, el s6tano del hombre
delineado por Shakespeare, sino el hom-
bre mente, el hombre coraz6n; no la al-
forja prActica sobre el rucio de Sancho,
como la engarfia Miguel de Cervantes
sino el ideal del Espiritu que sobrepuja
a todo lo material.
Santiago Argiiello afirma: "En esos dos
simbolos estA la humanidad entera y esos
dos simbolos demarcan la linea divisoria
entire la etapa del hombre que se yergue
hacia el cielo. Entre la del masticador y la
del creador. Entre la del senior feudal y
el caballero. Al hombre de la primera
etapa podemos llamarle mercader, al se-
gundo le vamos a designer poeta. El
primero gana; el segundo hace ganar.
El primero devora, el segundo vuela. El


primero esclaviza con millones; el segundo
liberta con ideales. El primero rivaliza;
el segundo cooper. El primero cuenta;
el segundo ama.
En Marti, antes de mirar a la periferia
de su vida, antes de mirar la manifesta-
ci6n visible de su energia internal, quiero
referirme al triunfo de Marti sobre Marti
mismo; no a su obra ostensible y tangible
con que sirvi6 a una causa externa, ni aun
a su segundo yo, expresado en sus poemas
de amor, sino al triunfo sobre su pro-
pio yo.
La poesia de Marti, asi como sus actos
externos, vienen del centro a la periferia,
vienen de la fuente al manantial, de la
raiz a los frutos, de la causa al efecto.
Y como dijo el poeta: Marti es excelso,
porque antes de haber domado la rebeli6n
de la palabra en el poema, la rebeli6n del
enemigo en el combat, la rebeli6n del au-
ditorio en la tribune, habia conseguido
domar la rebeli6n de si mismo y, amorda-
zando el egoismo del cuerpo puso, como
el arcangel sobre el cuello del monstruo,
la plant firme sobre su propio yo. El
venci6 a un contrincante mil veces mAs
temible que un ej6rcito en batalla; se neg6
a si mismo en bien de la humanidad, se
olvid6 de sus propios intereses por el in-
ter6s colectivo; que goz6 de Ia vida pura,
de la vida elevada; que declar6 al vicio
su mas implacable enemigo y adopt6 la
pureza, la veracidad, la virtud y la hon-
radez. Poetas, escritores y hombres de
promesa han cruzado por el mundo como
luminarias, poderosas en la palabra, pero
tristemente como piltrafas humans en
sus actos y vicios. Rimadores quizA, pero
nunca poetas como de la talla de Marti que
hizo de su vida una dulce poesia rimada
con acciones de amor fraternal. Al Marti
poeta, le complement el Marti vida. El
reflejo de su ser interno se plasma en ac-
ciones con mfisica celestial. Fu6 poeta
cuando pens6, poeta cuando sinti6, poeta
cuando actu6.
Y asi como el Maestro de Galilea que
al llegar al G61gota, cuando la fuente de
su coraz6n fu6 abierta, no brot6 maldici6n


4 REVISTA MARTIANA








sobre sus verdugos y enemigos sino pala-
bras de perd6n, las cuales fueron el argu-
mento con que pulveriz6 la injusticia de
sus enemigos, asi en el coraz6n de Marti
no existia sino esa chispa divina lamada
amor. Amor era el destello, el alma del
diamante martiano era la luz de esa joya
que ilumin6 las multiples facetas del gran
vate de la Perla Antillana. Dijo el poeta:
"Es grande el que hace rimas para cose-
char aplausos pero es mas grande quien
hace rimas para sembrar amor".
Fu6 el amor en Marti, el que hizo la
luz de ese diamante. No me refiero a ese
amor superficial y ligero en el cual la
mayor parte de la humanidad convive, no
a ese amor -sentimiento y emotional
sujeto a cambios-, sino a ese amor pro-
fundo, que gravita en las zonas misterio-
sas del Espiritu y que raya en lo divino
como el ap6stol cristiano dijera: "Que
sobrepuja'a todo entendimiento". Ese
amor es el descrito por el mismo ap6stol
cuando dice: "Si yo hablase lenguas hu-
manas y ang6licas, y no tengo amor, vengo
a ser como metal que resuena, o cimbalo
que retifie. Y si tuviese profecia y enten-
diese todos los misterios y toda ciencia,
y si tuviese toda la fe, de tal manera que
traspasase los montes y no tengo amor,
nada soy. Y si repartiese toda mi hacien-
da para dar de comer a los pobres, y si
entregase mi cuerpo para ser quemado, y
no tengo amor de nada me sirve. El amor
es sufrido, es benigno; el amor no tiene
envidia, el amor no hace sin raz6n, no se
ensancha; no es injurioso, no busca lo
suyo, no se irrita, no piensa el mal; no se
huelga de la injusticia, mAs se huelga de
la verdad; todo lo sufre, todo lo cree, todo
lo soporta". Marti am6 a sus enemigos.
Marti no busc6 gloria, s6lo busc6 el amor.
Am6 con la lira, con la pluma, con la
citedra y con la espada. Como alguien
dijo: "Aun la estocada con la espada
fu6 amor; fu6 el beso al esclavo, porque
sabia que con ese sufrimiento, cual padre
que castiga a su hijo, no por safia, le cas-
tiga lorando, sabiendo que serA para co-
rrecci6n y no para destrucci6n". El dijo:


"Nadie puede amar a los hombres si no
sabe amarlos". Su amor trascendi6 lo
ordinario hasta amar piadosamente el le-
cho maculado del vicio, la torva ingrati-
tud de los hombres, hasta la mano
ensangrentada del crime, pero para
transformarlo e iluminarlo cual sol puri-
ficador sobre infecto pantano. Marti
como poeta am6 a la mujer y al hombre,
a los nifios y ancianos; se sinti6 esposo
de todas las mujeres, padre de todos los
niflos, hijo de todas las madres y ancianos.
Como San Francisco de Asis, Marti se
sentia parte integrante del cosmos y chis-
pa divina en todos los corazones. Lleg6
a la excelsitud de Francisco de Asis quien
dijo: "Te pido Sefior, que donde haya
odio siembre yo amor; donde haya inju-
ria, perd6n; donde haya duda, fe; donde
haya desaliento, esperanza; donde haya
sombras, luz; donde haya tristeza, alegrfa;
que no busque ser consolado sino conso-
lar. Que no busque ser comprendido sino
comprender. Que no busque ser amado
sino amar".
Marti muri6 de amor en sus poemas.
El nunca recline el egoismo sobre las
Areas cunas de un poema. No fue un
hombre de gloria, sino de amor. Conclu-
yo con Argiiello, diciendo: "Y todo eso
que he dicho viene como de preAmbulo a
lo que voy a deciros acerca del poeta de la
mAgica Cuba, matriz de vates, sabios, y
redentores; a lo que voy a deciros del
puro, del luminoso, del Ariel antillano, del
poeta en fin, que extravasado del artist,
se derram6 en divinidad; del poeta del
verso y de la sangre, de la lira y de la
cruz; del que, junto a la tripa inflada del
sentido comun, hizo siempre pasar, como
un destello, la maravilla escuAlida de su
locura redentora; la luna sobre el pantano
de la vida, el lucero entire las sombras de
la esclavitud, el relampago en las tormen-
tas de su patria, y la aurora sobre la noche
de la humanidad. Y, con todo eso, he dicho
el nombre de Jos6 Marti..."


REVISTA MARTIANA 5




















IDEAS POLITICAL DE MARTI


Por HECTOR OSWALDO CIFUENTES.


La ciudadania guatemalteca se apresta
jubilosa a rendir just homenaje de ad-
miraci6n y pleitesia a la excelsa memorial
del gran patriot Jos6 Marti, Ap6stol de
las libertades cubanas.
Los maestros, conscientes de su respon-
sabilidad como conductores espirituales
de los pueblos, se suman a las multiples
manifestaciones de fervor civico en torno
a la egregia figure de relieves continen-
tales, con ocasi6n de celebrar el primer
centenario de su advenimiento al mundo,
ocurrido en la ciudad de La Habana, el
dia 28 de enero de 1853.
Intentar una desmembraci6n acerca de
los diversos aspects de la vida multifa-
cetica de Jose Marti es obra sumamence
dificil, por cuanto que mientras vivi6,
escribi6, habl6 y luch6 por ofrendar a su
patria la ansiada libertad y un puesto de
honor y dignidad en el convivio interna-
cional, su influencia tuvo los caracteres
de una realidad palpitante, de una actua-
lidad vigorosa y fecunda que movilizaba
los gustos, las conciencias y los esfuerzos
en busca de nuevos estilos para la vida
y distintos horizontes para la cultural.
Dondequiera que lleg6, con su verbo o con
su pluma, los hombres tuvieron conciencia
de su existencia, expresi6n de una totali-
lidad spiritual organicamente estructu-
rada.


Genio extraordinario del pensamiento y
de la acci6n, se identifica consigo mismo
constituyendo un preclaro ejemplo de la
unidad de hombre y conduct, de fusi6n
dinimica y vital que se vierte torrencial-
mente en prosa y verso, en predica lla-
meante y en actitud valiente, decorosa y
digna de tan alta calidad humana.
No obstante habremos de limitar este
breve comentario al pensamiento filos6fi-
copolitico del ilustre antillano, sin desesti-
mar su enorme valia en los otros rasgos
de su pensamiento y de su actividad
creadora.
En el campo politico, sus ideas consti-
tuyen desde el principio hasta el fin una
pr6dica moral; le preocupa tanto la con-
ducta del hombre como la del ciudadano y
esto lo consider un deber ineludible.
El liberalism romfntico prevalece en
su manera de pensar y los temas mas Ari-
dos y comunes son tratados en bella forma
y con alcance universal. Pone fe en la
supreme voluntad popular; en la decision
de las mayorias; en el sistema parlamen-
tario como medio eficaz para evitar las
tiranias "de arriba y de abajo". Suefia
con la absolute igualdad civil y political
y se erige en ardoroso defensor del ele-
mento indigena y de la raza negra, con-
vencido de su precaria situaci6n political,


6 REVISTA MARTIANA








econ6mica y social, como consecuencia re-
probable de prejuicios raciales y de ten-
dencias desp6ticas y dictatoriales.
Ideal y realidad, ala y raiz son sus nor-
mas. Cuanto hace y dice Ileva un afin
moralizador, una tendencia a prescribir
"lo que debe ser" sin que ello eclipsara en
ninguna 6poca y en ningin lugar sus
grandes dotes de organizador ni su evi-
dente capacidad para dirigir y legislar.
Tiene profunda fe en los grandes idea-
les de la Revoluci6n francesa, pero estA
Avido de todo aquello que pueda desvir-
tuar sus principios y torcer sus intencio-
nes. No duda de la proximidad de un
mundo mejor, cree en el progress y en el
bienestar politicosocial de su bienamada
Cuba y de los pueblos hispanoamericanos
de una manera ardiente, cuajada de vi-
siones de grandeza y felicidad. "Cuando
se serene este mar -decia- puede ase-
gurarse que las estrellas estarAn mAs
cerca de la tierra. El hombre envainarA
al fin en el sol su espada de batalla."
Sustenta un criterio adverse hacia los
movimientos politicos de tipo personalista,
expresAndolo con entereza y valentia a tal
grado que este hecho le hace caer en se-
rias y profundas discrepancies respect
de la actuaci6n de los generals MAximo
G6mez y Antonio Maceo, jefes militares
de la guerra de independencia cubana.
Su actitud siempre rebelde, su acendra-
da convicci6n separatist que estima como
la inica forma de salvar la libertad de su


patria le hacen padecer la angustia y la
nostalgia del destierro, sin cejar, sin
claudicar por un moment, sin apartar
un instant de su mente y de su coraz6n
la augusta idea de su elevada misi6n re-
dentora, guiadora de hombres, mantene-
dora del respeto hacia el principio de la
dignidad humana. En su trajin andariego
por Espafia, Francia, Estados Unidos y
algunos paises de la America hispana
pronuncia elocuentes y encendidos discur-
sos, colabora en los principles diaries de
la 6poca con el fin de compactar en un
solo sentimiento de liberaci6n las emigra-
ciones de su pais, especialmente en tierras
norteamericanas.
Guatemala, M6xico, Venezuela, aparte
de crearle hondas raices afectivas le ofre-
cen la ocasi6n de imbuir su espiritu, tan
permeable a las grandes causes, de ese
sentido de hispanoamericanidad que se
traduce en 61 en lucha y en preocupaci6n
por los intrincados problems nacionales.
Empero, en su camino no s6lo encuentra
rosas, tambi6n espinas; choca inevitable-
mente contra el caudillismo imperante,
encarnado en las personas de Justo Ru-
fino Barrios, Porfirio Diaz y Antonio
Guzman Blanco que conocian sus elevados
m6ritos y que osaron comerciar con su
decoro.
Es Marti, en una palabra, el arquetipo
de la nueva ciudadela de la libertad hu-
mana; la mAs sublime encarnaci6n del
ideal y del impetu bolivariano.


"En los colegios no se abre apenas el li-
bro que con ellos debiera estar siempre
abierto: el de la vida."
Jos6 Marti.


REVISTA MARTIANA 7



















EVOCANDO A MARTI


Por HERLINDA OROZCO DE LEMUS


En la mafiana de esta efem6rides con
albas nubes de homenaje, amaneci6 en el
cielo de la historic escrito con letras de
recuerdo el nombre de Jos6 Marti.
En todos y cada uno de los corazones
guatemaltecos, ese nombre simb6lico de
nueve letras, quedarA grabado con nueve
golpes de amor porque es el nombre que
corresponde al maestro que en el torbelli-
no de sus bellas ilusiones e incansables
anhelos y en moments de sublime recono-
cimiento, verti6 la catarata de su inspira-
ci6n sobre la tinaja de tierra hospitalaria
de Guatemala, los elogios que ademAs de
enaltecernos nos mecen en hamaca de nu-
be hasta elevarnos al cielo.
Marti nos elogi6 diciendo: "En Gua-
temala, el trabajo es hibito; naturaleza
la virtud; tradici6n el carifio; azul el cielo;
f6rtil la tierra; hermosa la mujer; bueno
el hombre".
Al trav6s de la pureza y sutilidad de
su verbo, se mira como si su pensamiento
fuera de cristal, el don de agradecimiento
que anima su ser, el don que lleva en si
como el primer don del maestro.
Todas las pAginas de un libro de 180
hojas escribi6 Marti con dulzura y devo-
ci6n acerca de Guatemala y a juzgar por
sus bellas expresiones, en este pafs en-
contr6 el calor de hogar que le empuj6 a
seguir luchando por el adelanto del ma-


gisterio y por conseguir la liberaci6n de
su pueblo. Por ello mismo los guatemal-
tecos consideramos que la permanencia de
Marti en Guatemala, fu6 la luz creadora
de las nuevas ensefianzas pedag6gicas.
Como maestro de vocaci6n puso el alma
en nuestras escuelas y como catedratico
de filosofia fue el faro que en el mar de la
ignorancia gui6 por buen camino a la em-
barcaci6n de Centroamerica.
Guatemala se siente feliz de haber re-
cibido con los brazos abiertos al cubano
Jos6 Marti; al ap6stol que por doquiera
anduvo, dej6 un semillero de ciencia, de
verdades y de anhelos libertarios.
Marti el maestro generoso, el maestro
de voz clara, de aspect grave y afable;
el hombre de ancha frente y ojos profun-
dos, manifestaba en su palidez el misterio
de la dualidad.
Dual, eso era Marti. Err6neamente su-
.ponemos que encontr6 en Guatemala lo
que deseaba, pero afirmarlo es aventurado.
Dos lines marcaban su vida: una la que
le guiaba el destiny, y la otra, por donde
le tiraba su anhelo; si su pensamiento fu6
una catarata de ensefianzas que inund6
a la America, su espiritu fu6 un abismo
insondable que no le satisfizo la fuerza
c6smica del mundo.


8-- REVISTA MARTIANA







Grande, inmensamente grande fu6 ade-
mis en su dualidad. En su magnitude es-
piritual, de los dos continents 61 hacia
una sola porci6n; de sus dos grandes amo-
res, filos6ficamente, 61 hizo un solo querer,
y tuvo el anhelo de escribir un libro en
el que se confundieran, decia: "lo que mi-
ran mis ojos y lo que expresa la biografia
de mi pensamiento"; y como maestro al
referirse al advance de los pueblos dijo:
"Las revoluciones son est6riles cuando no


se firman con la pluma en las escuelas y
con el arado en los campos".
Dos caminos guiaban su vida: anhelaba
libertar a su patria y deseaba vivir en
Guatemala. Vuelcos del sino lo llevaron
a su tierra natal y es misterioso pensar,
que aun hasta el iltimo moment, ya para
entregar su alma a Dios, en el lugar lha-
mado "Dos Rios" pens6 en Cuba y pens6
en Guatemala, y en ambos paises su me-
moria vive todavia y vivirA por siempre.


t


REVISTA MARTIANA 9


Saludo

"Revista Martiana", se complace en pre-
sentar a todos los miembros de la honora-
ble colonia cubana resident en Guatemala,
su mAs atento y respetuoso saludo de con-
gratulaci6n en esta gloriosa efem6rides
en que se conmemora el primer centenario
del nacimiento del gran Libertador Jos6
Marti.
Guatemala, 28 de enero de 1953.



















UN COMENTARIO DEL POEMA


LA NINA DE GUATEMALA

Por MARIA CONSUELO TOLEDO DE NAJERA.


Con la serenidad que los grandes hom-
bres saben traducir de la naturaleza, todo
lo bueno y lo bello que encierra, para
extractarlo y ofrecerlo a la humanidad,
para lograr el desarrollo tanto spiritual
como material que los pueblos se merecen,
asi Jos6 Marti el gran patriota cubano
recorri6 Am6rica exigiendo libertad para
los pueblos del continent de Col6n.
Afortunadamente Guatemala tuvo la
honra, el gran honor tan sublime de con-
tarlo entire sus dirigentes espirituales,
mAxime en aquel moment hist6rico en
que Guatemala entraba de Ileno a la Re-
forma del general Justo Rufino Barrios;
es en ese tiempo cuando la Escuela Nor-
mal Central de Varones, vivero de hom-
bres de talent y pura cepa democrAtica
estaba dirigida por un gran maestro cu-
bano, nada menos que el maestro Izaguirre,
traido especialmente por el president
Barrios para que se hiciera cargo del maxi-
mo centro de studios de segunda ense-
fianza; por esa misma 6poca lleg6 tambifn
al pais un hombre modesto hasta entonces
desconocido en los centros intelectuales de
nuestra patria, pues ese maestro cubano
respondia al gran Jos6 Marti. Por aquel
entonces se acostumbraba en la Escuela
Normal un fin de semana de carActer li-
rico-literario, adonde concurrian todos los
intelectuales a pronunciar conferencias


interesantes, a las que en una forma mo-
desta comenz6 a contribuir Marti, pero
poco a poco se fu6 destacando como un
gran conferencista: de mirada fija y pe-
netrante y de una palabra fldida y convin-
cente, el cubano Marti servia varias cA-
tedras entire las que se destacaba la de
literature.
Desde que lleg6 a Guatemala se capt6
la simpatfa de todos los que trataron con
61, ya por su inteligencia privilegiada, ya
por su actividad revolucionaria y su va-
lentia para pelear por los intereses de
su amada patria Cuba; frecuentaba varias
casas de las mis destacadas families, entire
ellas se contaba la del general Miguel Gar-
cia Granados; desde el primer moment
hizo gran amistad con una delicada nifia,
hija de los esposos Garcia Granados que
se llam6 Maria Josefa Garcia Granados,
quien tambi6n desde el primer moment
se enamor6 locamente del bardo cubano,
no sin que 6ste lo notara, pero consciente
de sus compromises con otra mujer resi-
dente en M6xico e hija de un compatriota
y amigo suyo, nunca quiso traicionar ese
compromise, pero si cultiv6 estrecha amis-
tad con Maria, por quien sentia gran pre-
dilecci6n.
De una manera inesperada para Maria,
Jos6 Marti parte para el pals de Benito
JuArez y transcurrido algin tiempo regre-


10 PEVISTA MARTIANA









sa ya acompafiado de su esposa que se
llamaba Carmen Zayas BazAn; al Ilegar a
la capital tiene la mala noticia de que su
dilecta amiga habia enfermado gravemen-
te; 41 quiere ir a verla, pero siente pena
de presentarse, a pesar de que no habia
cometido ninguna falta que se lo impidie-
ra, pues desde antes de partir, ya le habia
dedicado algunos poemas como el que si-
gue, donde casi le manifestaba que tenia
un compromise que cumplir:

Y a ti va alegre mi canci6n de hermano,
cuin otro el canto fuera
si en hembras de tu trenza se tafiera.

Al darse cuenta de esto Maria sufre
una gran decepci6n por la cual cae en
cama; aunque el m6dico aseguraba que
era un resfrio de un bafio en el rio,
Marti comprendi6 que la nifia de Gua-
temala no habia muerto de frio como
diagnostic el doctor, sino de puro amor,
y por ello le dedicaba su mAximo poema
escrito en Guatemala y que llam6 "La
Nifia de Guatemala":

Quiero, a la sombra de un ala,
contar este cuento en flor:
la nifia de Guatemala,
la que se muri6 de amor.

Eran de lirios los ramos,
y las orlas de reseda
y de jazmin: la enterramos
en una caja de seda...

Ella di6 al desmemoriado
una almohadilla de olor:
41 volvi6, volvi6 casado:
ella se muri6 de amor.


Iban cargandola en andas
obispos y embajadores:
detrAs iba el pueblo en tandas,
todo cargado de flores...

Ella, por volverlo a ver,
sali6 a verlo al mirador:
61 volvi6 con su mujer:
ella se muri6 de amor.

Como de bronce candente
al beso de despedida
era su frente la frente
que mAs he amado en mi vida!

Se entr6 de tarde en el rio,
la sac6 muerta el doctor:
dicen que muri6 de frio:
yo s6 que muri6 de amor.

Alli, en la b6veda helada
la pusieron en dos bancos:
beset su mano afilada,
beset sus zapatos blancos.

Callado, al obscurecer,
me llam6 el enterrador:
inunca mas he vuelto a ver
a la que muri6 de amor!

Antes de partir para M4xico, 41 se des-
pidi6 de ella con un beso de amor; ella le
regal6 una almohadilla de olor, a la que
siempre hacia alusi6n en sus versos, y asi
en esta forma di6 por terminado uno de
los amores plat6nicos del gran patriot
cubano Jos6 Marti que tanto quiso a Gua-
temala, honrAndola en sus versos y su
gran trayectoria revolucionaria, que ilu-
min6 el continent americano.


REVISTA MARTIANA 11



















MARTI EN TRILOGIA FRATERNAL

Por MARIA CRISTINA BATHEN DE BENITEZ.


ESPOSO AMANTISIMO

El Ap6stol cubano ha sido constantemen-
te estudiado y la mayor parte de sus bi6gra-
fos estAn de acuerdo en que Marti era muy
sensible, principalmente en todo aquello
que se relacionaba con su vida intima y
familiar: si prodigaba su amor a sus ami-
gos y adn a personas que lo habian insul-
tado, el amor mas intense de su alma pu-
risima como es natural, tenia que ser mas
sensible para los suyos; 61 mismo sin el
menor egoismo relata sus pasiones a
trav6s de sus cartas con indescriptible sin-
ceridad; enamorado de Carmen Zayas Ba-
zfn, despu6s del mis emotivo y romintico
de los noviazgos, contrae matrimonio con
ella, y en su vida hogarefia siempre se
mostr6 como un esposo ejemplar. Con-
trae matrimonio en M6xico y como fruto
de aquella uni6n nace su dnico hijo;
Marti amaba tanto a su esposa que lleg6
a decir: "Procurar6 no hacer sufrir tanto
a Carmen, pues tendremos pocos hijos".
Frase esta que denota el alto grado de
consideraci6n que el Ap6stol guardaba
para quien fu6 su esposa.

PADRE AMOROSO

El gran amor de Marti por los ninfos
alcanza su mas exquisite revelaci6n al
dedicar "Ismaelillo" a su hijo Pepe, di-
ciendole: "Ti flotas sobre todo, hijo del


alma. Hijo: espantado de todo, me refu-
gio en ti. Tengo fe en el mejoramiento
human, en la utilidad de la virtud en ti".
Siempre abog6 porque a los nifios no se
les engafiase ni se les ensefiara a mentir:
"A los nifios no se les ha de decir mas que
la verdad, y nadie debe decirle lo que no
sepa, que es como se lo esti diciendo, por-
que luego los nifios viven creyendo lo que
les dijo el libro o el professor, y trabajan
y piensan como si eso fuera verdad, de
modo que si sucede que era falso lo quo
les decian, ya les sale equivocada la vida
y no pueden ser felices con ese modo de
pensar, ni saben c6mo son las cosas de
veras, ni pueden volver a ser nifios y em-
pezar a aprenderlo todo de nuevo". En el
discurso leido el 28 de febrero de 1879, en
el Liceo de Guanabacoa, para honrar la
memorial del poeta Alfredo Torroella, re-
firi6ndose al padre de 6ste, Marti pinta
lo que 61 cree que deben ser los padres:
"No tuvo nunca para su hijo aquel padre
amante, esas rudezas de la voz, esos des-
vios fingidos, esos atrevimientos de la
mano, esos alardes de la fuerza que vician,
merman y afean el generoso amor paterno.
Puso a su hijo respeto, no con el cefio aira-
do, ni con la innoble fusta levantada que
mal puede luego alzarse a hombre, al que
se educa como siervo misero, no con la
Aspera rifia, ni la amenaza dura, sino con
ese blando consejo, plAtica amiga, suave
regalo, tierno reproche que deja sin arre-


12 REVISTA MARTIANA








pentimiento tardio el Animo del padre, y
llena de amoroso rubor la frente del hijo
afligido por culpa.
"Amigos fraternales son los padres, no
implacables censores. Fusta recogera
quien siembre fusta: besos recogera quien
siembre besos -que hoy, en esta expan-
si6n creciente de todos los amores en que
a despecho de viejos dientes, ruines mor-
deduras, se aprietan unos a otros en
abrazos purisimos los hombres-, la ley
fnica del 6xito es la blandura, la 6nica
ley de la autoridad es el amor.
"En su amor por los nifos, el buen
padre, se siente padre de todos los niflos:
"Asi son los padres buenos, que screen
que todos los nifios son sus hijos y andan
como el rfo Nilo, cargados de hijos que
no se ven y son los nifios del mundo, los
nifios que no tienen padre, los nifios que
no tienen quin les d6 velocipedo, ni ca-
ballo, ni carifio, ni un beso..."

HIJO MODELO
Desde todos los Angulos de su vida, Ile-
v6 siempre como guia e inspiraci6n de sus


actos, la memorial de su madre "limpia
como una estrella".
Fueron para ella, desde la sombria pri-
si6n o desde la lejania del pais que lo
acogia en su destierro, todo su afecto y
amor de hijo amantisimo. En carta de
fecha 25 de marzo de 1895, escrita en
Montecristi, se dirige a ella:
"Madre mia: Hoy, 25 de marzo, en
vispera de un largo viaje, estoy pensando
en usted. Yo sin cesar pienso en usted.
Usted se duele, en la c6lera de su amor,
del sacrificio de mi vida. Y, ipor que naci
de usted con una vida que ama el sacri-
ficio? Palabras, no puedo. El deber de un
hombre estA alli donde es mAs 6til. Pero
conmigo va siempre, en mi creciente y ne-
cesaria agonia, el recuerdo de mi madre.
"Abrace a mis hermanas, y a sus com-
pafieros. iOjalA pueda algfin dia verlos a
todos a mi alrededor, contents de mi! Y
entonces si que cuidar6 yo de usted, con
mimo y con orgullo. Ahora, bendigame,
y crea que jamAs saldrA de mi coraz6n
obra sin piedad y sin limpieza, la bendi-
ci6n. Su: Jos6 Marti".


REVISTA MARTIANA 13


Lector: Si Ud. no ha enviado su libro a la bi-
blioteca de la escuela "Jos6 Marti", hAgalo hoy
mismo y a vuelta de correo se le enviard el recibo
correspondiente. P6ngale su dedicatoria. En
esta forma, coadyuvarA al mejoramiento cultural
de los futures ciudadanos.


















Actuaci6n de Marti como

Maestro en Guatemala

Por ESTELA RAMOS DE PACHECO0


El dia 28 de enero de 1853, vi6 por vez
primer la luz del mundo en La Habana,
Cuba, un ser predestinado a realizar ex-
traordinarias hazafias y a cumplir una alta
misi6n humana.
Uno de los aspects de la azarosa vida
del ap6stol Jos6 Marti se concrete en su
vocaci6n por la docencia: Prueba de lo
que decimos es su precepto pedag6gico:
"Amar es el modo de ensefiar", frase suya
que define su legitima vocaci6n de maes-
tro. Y el entrafiable amor que 61 sentia
siempre por los nifios, estA claramente
manifestado en la mAs tierna de sus obras
dedicada exclusivamente para los nifios
de Am6rica; nos referimos desde luego,
a su revista para nifios "La Edad de Oro".
En esta magnifica revista Jos6 Marti in-
culca en los nifios a la par de conocimien-
tos cientificos de preferencia hist6ricos,
las lecciones de la mfs alta moral, tratando
de despertar en los hombres del mafiana
las mAs altas virtudes morales como lo
son: el amor por nuestros padres, el amor
por nuestros hermanos y el amor por
nuestra patria. Amor, este fu6 el vehiculo
de que siempre se sirvi6 el ap6stol para
enviar a todos sus alumnos sus ideas y
mAximas que en la nifiez de aquella 6poca,
dejaron perfectamente abonado el campo
para que fructificaran juventudes demo-
crAticas, amantes de la libertad.


Poseedor del grado de doctor en Filoso-
fia que adquiere en una de las univer-
sidades de Espafia, riega por doquier la
simiente de la cultural, la hombria y el ci-
vismo. Jos6 Marti fu6 el verdadero fil6so-
fo, porque al similar sus diversos studios
los mejores conocimientos los divulgaba,
los ampliaba y, despu6s de deducirlos lo-
graba producer muchos de ellos que en rea-
lidad son principios cuyo basamento cien-
tifico en la mayoria de sus ejemplos y
casos, se ha hecho indiscutible.
Guatemala es uno de los paises hispano-
americanos, cuyas juventudes disfrutaron
el privilegio de escuchar de labios del gran
maestro su palabra cAlida, arrobadora y
viril. El gobierno del general Justo Rufino
Barrios, conocedor de sus m6ritos, aprove-
cha sus servicios nombrandolo catedrAtico
de la Universidad de San Carlos y le en-
comienda asimismo los cursos de literatu-
ra extranjera e historic de la filosofia en
la gloriosa Escuela Normal que por enton-
ces dirigia otro cubano distinguido, el pro-
fesor Jos6 Maria Izaguirre.
Marti seduce a sus alumnos con sus lec-
ciones y siendo un ferviente cultivador de
la literature, en multitud de sus g6neros,
propici6 una series de tertulias, cenAculos
y circulos de studios literarios que fueron
los verdaderos centros en donde Marti se


14 REVISTA MARTIANA







dio por entero a la noble tarea de ensefiar.
Su asombrosa elocuencia, tanto en la di-
dActica como en el campo de la political, le
atraen el impresionante sobrenombre de
"Doctor Torrente". El creciente prestigio
que dia a dia adquiere la Escuela Normal
y por ende su ilustre Rector, unido a la
irrestricta libertad con que hablaba en la
tribune acerca de la dominaci6n espafiola,
provocan la envidia y hacen maquinar in-
trigas ante el general Justo Rufino Barrios
por ciertos elements que tenian intereses
en el magisterio, como propietarios de es-


tablecimientos educativos privados. Ba-
rrios ordena la destituci6n inmediata del
senior Izaguirre. Marti airado por tan in-
justa y arbitraria media tomada contra
su compatriota y aun desoyendo los con-
sejos de este, renuncia las cAtedras que
eficientemente servia en la Escuela Nor-
mal, pues decia: "Prefiero que mi mujer
y yo nos muramos de hambre, antes que
ganar un pan amasado con vergilenza".
De edificantes ejemplos como 6ste, estA
Ilena la historic de Marti.


"Se tiene el talent para honrarse con
61, no para deshonrar a los demfs."

Jose Marti.


REVISTA MARIANA 15



















Colaboraci6n de alumnos de primaria


Colaboraci6n de algunos niios del Se-
gundo Aio elemental

"Jose Marti fue un gran poeta que am6
a los nifios de Guatemala."
Por Carlos Enrique Mendoza. (9 afios)

"Jos6 Marti fu6 un gran escritor, escri-
bi6 libros que fueron un 6xito para la hu-
manidad."
Por Rail Galicia Montoya. (12 aflos)

"Jos6 Marti fue un gran hombre de va-
lor, que no quiso morir hasta dejar a los
hombres muchas cosas buenas."
Por Napole6n Natareno. (10 afios)

"Jos6 Marti fu6 muerto en medio de
Dos Rios."
Por Jose Ines Gdlvez. (13 afios)

"Me siento muy feliz porque mi escuela
se llama "Jos6 Marti". Dios quiera que
todos fubramos como Marti."
Por Haroldo Calder6n. (11 afios)


Colaboraci6n de algunos alumnos del Ter-
cer Aio elemental.

"Jose Marti patriot inmortal, tu nom-
bre vivirA en nuestro coraz6n."
Por Amilcar Rivera.


Quien lucha de cara, vence: hermoso
axioma en que Jos6 Marti ensefia una ver-
dad, pues es la forma de salir adelante en
todos los aspects y casos de la vida.
Por Humberto Pefa.

"Jos6 Marti fu6 un hombre que luch6
por libertar a su patria; Jose Marti fue
un hombre que fue metido en la circel,
azotado y encadenado, tambien fu6 deste-
rrado por politico y enfermo y sin di-
nero, pero no se desalent6 y cumpli6 el
juramento que habia hecho de libertar a
su patria; por esto saludemos con la fren-
te bien alta al gran libertador de Cuba."


Por Carlos Ortiz.


Colaboraci6n de algunos alumnos del Cuar-
to Grado de primaria.

"America conmemora con la debida so-
lemnidad el centenario del nacimiento del
ilustre maestro y esclarecido ap6stol cu-
bano Jos6 Marti."
Por Jorge C6rdova.

"Jos6 Marti, c6lebre literate cubano, na-
ci6 en el afio de 1853 y muri6 en 1895. Au-
tor de poesias, obras teatrales y discursos.
Entre sus principles poemas esta "La
Nifia de Guatemala."

Por Romdn Santos L6pez.


16 REVISTA MARTIANA








"Jos6 Marti fu6 el gran libertador."
Por Emilio Chaj6n.

"i Oh, Jos6 Marti, gran libertador! Yo
te saludo y te venero."
Por Roberto Alvarez.

"Jos6 Marti es un simbolo de libertad.
Por eso se recuerda su nombre con honor
y con sinceridad."
Por H6ctor R. Flores.


Colaboraci6n de algunos alumnos del Quin-
to Grado de primaria.

Poesia al gran mentor Jose Marti.

Jose Marti ap6stol eres de la libertad;
Jose Marti eres de Cuba un libertador;
de Guatemala un mentor y admirador.

Cuando en batallas te viste
rodeado, ti luchabas el todo por el todo.
Tu 6nico ideal era la libertad,
ahora te honramos, cumpliendo un deber,
sabifndote hombre patriota y muy sufrido.
iPorque sufrias?
Por un ideal, por una patria, mas, la
gloria propia, ti nunca la sofiaste.

Por Carlos Enrique L6pez.


Composicidn al gran mentor Jos6 Marti.

Hoy se cumple un centenario del naci-
miento de Jos6 Marti.
Cuba, cuna del gran mentor, se viste de
sus mejores galas; otra no menos como lo
es Guatemala, tambi6n se honra al recor-
dar al gran mentor, escritor, poeta, cate-
dratico y orador. Termin6 en Zaragoza
studios de derecho, filosofia y letras. Era
de una inteligencia brillante. Vivi6 en New
York, Guatemala y Mexico. A los 16 afios


fue encarcelado. A los 22 aflos recibi6 ti-
tulos universitarios. Se inspir6 en la "Ni-
fia de Guatemala", en nuestra tierra.
Naci6 el 28 de enero de 1853. Muri6 en
una batalla el 19 de mayo de 1895.

Por Carlos Enrique L6pez.

Pensamiento sobre el mentor Jose Marti

Mentor de America y renombrado en
nuestra libertad soberana, ciudadano de
America, nuestra escuela se siente orgullo-
sa de llevar ese nombre.
Jose Marti el cubano que ensefi6 la li-
bertad a Guatemala y por eso el centenario
de Jose Marti se celebra muy solemne. El
luch6 tambien por Guatemala, por eso le
rendimos homenaje y cada ciudadano de-
be recordarlo con carifio, todo el tiempo,
porque fue de un coraz6n muy noble.

Por Dagoberto Zelada,


Colaboraciones de alumnos del Sexto Gra-
do de primaria.

A JOSE MARTI

I
De nendfares tus suefios
De laureles tu memorial,
Te corono solitario
Idealista natural!


Como el sol que iluminara
Tus amores y tus suefios,
Te consagraste Jos6 Marti
Unitario pensador!

III
Solitario fuiste ti Marti,
Solitario, tu sepulcro
Te esta siendo hoy
Cubierto de tu ambici6n.


REVISTA MARTIANA 17









Tu polvo en la tumba.
Tu nombre en nosotros
Cual lumbre de soles
Que jams moriran.

V


Un ramo de flores
Que sea mi estrofa
Doliente y sufrida
En tu losa mortal.

VI
Hoy en estos tiempos
Tu nombre resuena
Cual oro fundido
Bajo un brillante sol.

VII
Cuando te alejaste
Dejando fulgores
De eternos amores
Que jamAs se olvidaran.

Por Eli Rene Sdnchez B.


A JOSE MARTI

I
Eres libertador de mentes humans,
eres p6talo de corola libertaria,
duefio de los hombres de ciudades sub-
(urbanas,
galante de la clase baja y legendaria.

II

Amante de tu patria buen Marti
c6mo llora tu pueblo con su sentimiento
candente, glorioso y brillante cual rubi
estabas luchando con tu ilustre pensa-
[miento.


Letras que marcaban el don de
[libertades,
de libertades para los hombres de tu raza,
raza americana que llevas en el alma cual
[beldades,
marcada en tus adentros, en tu masa.

V
Yo te canto Marti con el alma de mi
[Guatemala,
con esa alma de nifio enternecido,
lleno de gloria con mi pobre mente mala,
mala de tanto pensar en ti entristecido.

Por Eli Ren6 Sdnchez B.

Jos6 Marti fu6 el fltimo y el mis gran-
dioso Libertador que America ha tenido.
A trav6s de la Historia se puede cono-
cer perfectamente el desenvolvimiento de
Marti.
A la edad de 16 afios Marti fu6 puesto
en el presidio de La Habana, y a su salida
logra doctorarse -n Derecho, Filosofia y
Letras, catedrdtico y Ap6stol de la Liber-
tad.
Su vida, como la de todos los grandes,
se sintetiza en unas cuantas lines. En
Mexico dirigi6 la Revista Universal. Al
morir Marti, America perdi6 a uno de sus
mfs grandes hombres.
Ciertamente su tierra natal fu6 Cuba,
pero la America lo reclama como su hijo.
Nuestra Escuela que lleva su glorioso nom-
bre, rinde este sencillo pero sincere home-
naje a la memorial del gran dem6crata Jos6
Marti, por cumplir en esta fecha su pri-
mer centenario de nacimiento.
Por Eli Rene Sdnchez Barrios.

"Fusta recogerA quien siembre fusta,
besos recogerA quien siembre besos..."


III Jos6 Marti.


Cuando lleg6 el final de tu existencia
a cortar tus ideas avanzadas,
ilustres como tu plateada consecuencia
llevando estandarte de letras taladradas.


"En la baraja de la vida no son triunfos
sino los oros que Ilevan mezcla de virtud
y de ambici6n."
Jos6 Marti.


18 REVISTA MARTIANA



















Gloriosa muerte de Jos6 Marti

en la Batalla de Dos Rios


No pretendemos, por medio de estas li-
geras ideas esbozadas al correr de la ma-
quina, narrar fielmente, tal como lo me-
rece, la muerte del que fu6 redentor de
Cuba y hombre de America. Quisiera-
mos poder decir en honor del gran des-
aparecido, que en este afio 1953 cumple
100 afios de haber nacido, todo lo que mu-
chos saben y lo que debieramos decir; pe-
ro nuestro estado de Animo es tal, que
apenas si podemos ordenar el pensamiento
para expresar todo lo que el coraz6n siente
por este gran patricio que am6 a su patria,
a la libertad y a la nifiez.
La vida polifac6tica de Marti fue una
vida llena de actividad y abnegaci6n. Su
vida puede ser comparada por su sacrifi-
cio y fe en su causa, con la de los grandes
y abnegados heroes del cristianismo, pues
como redentor di6 su vida por su querida
patria y no puede haber mejor redenci6n
que la ofrendada por la propia sangre.
No podemos entrar en detalles y porme-
nores de aquella vida que se consagr6 des-
de su nifiez hasta su muerte al servicio de
la libertad. S61o queremos en estas lines
honrar a manera de tribute el nombre de
aquel valiente. Todo lo que pudi6ramos
decir en honor de Marti resultaria palido
ante la realidad de los hechos.
Su coraz6n era como el coraz6n de un
nifio, abierto al amor y su pensamiento


Por ENRIQUE ALBERTO JUAREZ.


como la mirada del Aguila que se eleva a
los grandes espacios.
Era un adalid que perseguia un ideal y
hacia el caminaba. No le importaban los
obstdculos por grandes que 6stos fueran,
pues 61 sabia quitarlos. El decia como el
joven teut6n: "Hallo un camino o me lo
abro".
Su iltimo y mejor esfuerzo fu6 el que
ofreci6 en la acci6n de Dos Rios, pues con
su sangre y la de otros patriots surgi6 a
los pocos afios un nuevo pais entire el nf-
mero de los libres, culminando de esa ma-
nera todo lo que l1 habia preparado en la
tribune y sus pr6dicas desde el exilio. Sus
discursos habian sembrado semillas de
amor a la libertad que muy pronto ha-
brian de dar frutos de heroismo, logrando
sobre todo juntar todas las voluntades dis-
persas y prepararlas para un solo frente
para la hora decisive. Su conduct y su
ejemplo fueron la mejor guia para el 6xi-
to final.
Marti como genio no podria improvisar
su lucha contra los enemigos de su patria,
pues por todos los datos de various historia-
dores que a l1 se han referido sabemos
que desde que inici6 su lucha, organize la
campafia libertadora de una manera admi-
rable. El Ap6stol era un hombre de vastos
conocimientos en todos los aspects, pues
habia estudiado el caso cubano, en lo po-


REVISTA MARTIANA 19








litico, social, hist6rico, racial, econ6mi-
co, etc. Sus escritos no son simples cla-
rinadas, sino grandes documents que re-
velan su gran solidez mental y en los que
discurre con precision admirable, todos los
diversos aspects y problems que el pais
habria de confrontar tanto en la guerra
como en la paz.
El 24 de febrero de 1895 various grupos
de patriots organizados por el amor a la
libertad y el verbo de Marti, se alzaron
en armas en distintos lugares de la Isla
contra la metr6poli. Cipole la gloria a la
poblaci6n oriental, Baire, de dar su nom-
bre a aquel movimiento que culmin6 con
la independencia.
Marti fu6 desde el principio de la lucha,
el cerebro, el coraz6n, el alma de la in-
surrecci6n. Su palabra llena de ardor ha-
bia prendido fuego en todos los pechos
cubanos y habia levantado los inimos y
corazones. Y por lo mismo un hombre de
la fibra de Marti no podia dar por con-
cluida su misi6n sin adentrarse de Ileno
al sacrificio donde ya ofrendaban su san-
gre sus hermanos. El tenia un compromise
con la patria y acudi6 a ella a cumplir con
su deber, con aquel valor sereno y una
grandeza de alma, que eran rasgos carac-
teristicos de su recia personalidad. Una
noche del mes de abril de 1895, lleg6 a las
costas de Cuba procedente de Santo Do-
mingo, acompafiado del general Maximo
G6mez, dispuesto a ofrendar su vida, si
era necesario, para que su causa, la causa
de la patria, saliera triunfante.
Unos dias despu6s, el 19 de mayo, tras
una reunion trascendental en que habian
participado los generals Maximo G6mez,
que mas tarde habria de ser el mAximo je-
fe de la revoluci6n y Bartolomb Mas6, co-
mo a la una de la tarde se forman las
fuerzas y las arengan G6mez, Mas6 y Mar-
ti. Nada presagia en esa hora la tragedia
que se acerca. Mas, las columns de avan-
zada anuncian que las fuerzas del coronel
Jos6 Xim6nez de Sandoval, habian venido
siguiendo el rastro a G6mez. Este y Mas6
que sabian el gran valor de Marti cuidan
antes de iniciar el ataque, que 6ste se re-


tire a sitio seguro. Sandoval rechaza las
cargas de G6mez, pero el Ap6stol que ardia
de coraje, se lanza al ataque juntamente
con el joven Angel de la Guardia y cargan
contra un grupo de espafioles. Fatalmente
cae primero herido el caballo de De la
Guardia, e inmediatamente los fusiles ene-
migos de la patria enfilan el fuego contra
Marti, que cae mortalmente herido, cu-
bierto de gloria. Su cuerpo se encuentra
horadado por tres balas. En vano los
soldados cubanos trataron de rescatar su
cadaver.
La muerte de Marti llen6 de congoja a
todos los patriots, pero la semilla por 61
sembrada les di6 mis animo para conti-
nuar la lucha, cuyo resultado cristaliz6
pocos afios mAs tarde cuando en el Nuevo
Mundo apareci6 un nuevo pabell6n, de los
dltimos paises que han logrado su libertad,
conquistada por los patriots cubanos
en una lucha larga y penosa y sobre todo
por las pr6dicas infatigables del iltimo
libertador de nuestra Am6rica.
Guatemala un pals democritico y field
int6rprete de las doctrinas del gran Ap6s-
tol de Cuba, se honra en tomar parte en
los festejos que toda America tribute a
Marti en su primer centenario, como un
homenaje de admiraci6n y cariflo, por su
gran obra en favor de todos los oprimidos.
Y para finalizar, estamos seguros que
la mejor manera de honrar al martir de
Dos Rios es seguir su ejemplo y su doc-
trina, cooperar a que todos los hombres
nos tracemos una conduct intachable, y
que Guatemala sea un pals grande y
cordial "con todos y para el bien de todos"
que 61 postul6.

"Mujer: es esta palabra much mas be-
lla que "sefiorita" y "sefiora."
Jos6 Marti.

"Perder una batalla no es mas que la
obligaci6n de ganar otra."
Jos6 Marti.

"S61o los inftiles tienen el derecho de
ser perezosos."
Jos6 Marti.


20 REVISTA MARTIANA















PEQUENA BIOGRAFIA DE


JOSE MARTI Y PEREZ

Por MARCO TULIO ALVAREZ.


Naci6 este ilustre hombre, en la calle de
Paula, barrio de San Isidro, de la ciudad
de Cuba, el veintiocho de enero del afio
mil ochocientos cincuenta y tres; fu6 un
ser dotado de muchas virtudes, pues con
el tiempo demostr6 su gran valer; sus pa-
dres fueron don Mariano Marti y dofia
Leonor P6rez.
Marti a muy temprana edad demostr6
su amor a la patria convirti6ndose en un
mirtir de la independencia de Cuba; a la
edad de diecis6is afios, fu6 preso y obli-
gado a trabajos forzados que aniquilaron
su salud; era tal la gravedad causada en
este castigo, que se le conmut6 la pena por
la de relegaci6n a la Isla de Pinos, y a
principios del afio setenta y uno fu6 des-
terrado a Espafia; a pesar de todas las in-
gratitudes cometidas en su persona, supo
demostrar su nobleza y su hombria de bien,
aumentando en todo moment sus cauda-
les intelectuales, licenciAndose en Dere-
cho, Filosofia y Letras, en las ciudades
de Madrid y Zaragoza, habiendo publicado
"El Presidio Politico de Cuba" en enero
del afio mil ochocientos setenta y uno; esta
publicaci6n fu6 una expresi6n propia de
su vida en el primer exilio, pero esto no
amedrent6 ninguno de sus valiosos m6ri-
tos, al contrario, mas y mas se fue acre-
centando en su vida el amor a la patria,
defendi6ndola en todo moment, ya en sus
publicaciones, como en la tribune; llman-
le ciertos historiadores genio, por su domi-
nio en varias ramas del saber, como poeta,
escritor, maestro, educador, abogado y pe-
riodista; es tan amplia y meritoria su vida


que no es possible en pocas palabras alcan-
zar a desarrollar en parte, una concienzu-
da y honrada biografia de tan ilustre hom-
bre; se puede asegurar con firmeza que en
todos los actos de su vida demostr6 talent
y nobleza y la guerra viva que le hacia a
la ingratitud y a la infamia, pues este hom-
bre no supo alimentar en su pensamiento,
nada mAs que el bien a la humanidad tan-
to en sus trozos po6ticos como en sus sa-
bias ensefianzas el amor a la libertad; pa-
ladin siempre de su inagotable lucha.
El catalan Julio SardA Gironella, pro-
pietario de los terrenos en donde Jos6 Mar-
ti y P6rez conoci6 el exilio y donde fu6
condenado a trabajos forzados, logr6 ante
las autoridades espaholas el indulto, res-
ponsabilizAndose de i6, viviendo apenas
dos meses en los que logra rehacer en parte
su lacerada vida y cuerpo.
Poco tiempo despu6s, se encuentra sin
recomendaciones y desconociendo a la gen-
te de esta metr6poli, luego se da a conocer
como polemista, luchando en toda ocasi6n
que se le present por la libertad de su
patria; es asi como al declararse la Repd-
blica de Espafia en el afio de mil ocho-
cientos setenta y tres, se dirige a este
gobierho, pero el president desestima en
esta ocasi6n el Ilamado de Marti.
Como escritor se da a conocer en la ciu-
dad de M6xico al ser redactor de la revista
Universal, en la que aparecen sus publi-
caciones bajo el seud6nimo de "Orestes";
a la par de redactor es un gran pensador,
sus obras literarias, sus conferencias, tea-


REVISTA MARTIANA 21








tro y periodismo le hacen alcanzar una po-
pularidad y credito sin precedentes, pues
en todas ellas se advierte su vigor y su
gran sentido.
En esta 6poca es cuando contrae formal
compromise de matrimonio con su conte-
rranea Carmen Zayas Bazan, pero la revo-
luci6n del general Porfirio Diaz, conde-
nada de antiliberal y teocrAtica, le obliga
a abandonar esta tierra, dirigi6ndose a su
tierra natal, con nombre supuesto; en ella
permanece muy corto tiempo, dirigi6ndose
despu6s de una lucha de diez afios a la
ciudad de Guatemala, donde sirve las cA-
tedras de Literatura francesa, inglesa,
italiana y alemana, y de Historia de la Fi-
losofia en -la Escuela Normal Central de
Varones; siempre se da a conocer en su
labor literaria y en conferencias, colabo-
raciones periodisticas y critics, pero en
el aflo de mil ochocientos setenta y siete
como catedrAtico pronuncia una diserta-
ci6n que oyeron con asombro los asistentes
a una velada a dicho establecimiento, lla-
mAndole desde entonces en Guatemala, el
"Doctor Torrente"; obtiene en esta oca-
si6n permiso del gobierno para dirigirse a
M6xico y contrae matrimonio con la seflo-
rita Zayas BazAn, del que nace su hijo Jos6
Francisco, el doce de noviembre de mil
ochocientos setenta y ocho en La Habana;
despues de su regreso de M4xico continue
sirviendo sus catedras, pero el president
de Guatemala, general Barrios, destituy6
al director Izaguirre, y Marti conside-
rando injusta la destituci6n se solidariza
con 61, presentando al mandatario su
renuncia irrevocable de las cAtedras que
servia.
Jos6 Marti y Pdrez, en esta ocasi6n, co-
mo siempre, sabe demostrar su amor a
Guatemala, dejAndole un hermoso recuer-
do que vive y vivirA en todos los guatemal-
tecos: "La Nifia de Guatemala"; hace el
autor de esta obra una bella composici6n
literaria y es desde esta fecha cuando ya
no retorna a esta patria y se dirige nueva-
mente a Cuba, trabajando como abogado,
comenzando asi una nueva etapa de su
vida.


Como literate es un genio, pues toda su
pasi6n manifestada en su adolescencia,
viene a desarrollarse con tanto ahinco en
Nueva York; domina el ingl6s en una for-
ma asombrosa colaborando por espacio de
veinte afios en el peri6dico "The Sun", lu-
gar de donde envia sus obras literarias a
Buenos Aires, en fin, un sinndmero de
peri6dicos y publicaciones; en el afio de
mil ochocientos ochenta y dos public su
famosa obra "Ismaelillo"; en mil ochocien-
tos ochenta y cinco y noventa y uno pu-
blica "Versos Libres", "Versos Sencillos",
y su novel "Amistad Funesta".
En esta fecha renuncia a multitud de
cargos y aparece en una nueva fase de su
vida como politico, fundando el partido
revolucionario de Cuba, que fu6 un magni-
fico instrument de adhesi6n de los vete-
ranos de la guerra de los diez afios; su
labor political no la hace fnicamente en su
patria sino recorre Estados Unidos, Cos-
ta Rica, Repdblica Dominicana y M6xico;
en los afios de mil ochocientos noventa y
dos-noventa y cinco ya en Florida, se en-
cuentra secundado por los caudillos de la
guerra anterior, MAximo G6mez y Anto-
nio Maceo y se dispone nuevamente a to-
mar las armas.
En este afio sufre el fracaso del in-
tento de desembarco de la "Fernandina",
pero en medio de ella aparece la solidez de
su obra desarrollada y en enero del mismo
afo quedan concretas sus resoluciones en
Nueva York y se autoriza el levantamiento
de Cuba; Marti con el glorioso MAximo
G6mez se refnen en Montecristi y firman
el famoso Manifiesto del 25 de marzo del
mismo afio.
El 19 de abril se embarca en una goleta
con destiny a Cuba, llegando el dia once
a Playitas queriendo luchar en tierra cu-
bana, Marti muere el diecinueve de mayo
de mil ochocientos noventa y cinco en Dos
Rios.
Cuarenta afios de inagotable lucha que
dejan en las pAginas de la historic huellas
imborrables de una obra grandiosa, human,
na e imperecedera.


22 REVISTA MARTIANA














Jtitmnn a Sea, JIatU

/iusica 4 Utea de
Raui SteStue Mawchwna









~~AO.-A. -I~o.%CP4Y i'. -.

P ~ ~e ..sC-T 1 .2


I:- i : --- - --- ---------------




------- -J1
.--- --- --- 4 -" '-

.- &-. -i* _.... -- -. :-- --.- --- -.---- -- --i --- --- -- "










-.. -------- !
24 :ii j s'"A:A
i g .._ ..... .. ......




_'d ... ** "I- -



S .7 ... -- t 4 _

r -_- *- i T f -r -- '- & -





L Ytna -- 0 e-sir-io J& j7r Ij
c_- .




.-. -.-. .



24 REVISTA MARTIANA











\


U -4- --

/ 1-m ..m b-)..
:Lf_





^ Y I. ]) M


'i iu.;-
* it
- ~ J) La.


,- -

t re.
t L

t


r r- ------ -- -
...E L t Pp~)


^^-i


+'V P


Saludemos

al gran mentor de America

que fue Jose Marti,

el gran libertador

que fue Jose Marti,

el gran libertador.


i Salud
oh soberano
de mentores patriarcal,
regaste la semilla
de maestros por doquier
y fuiste la simiente
de ensefiar
la libertad...!


REVISTA MARTIANA 25


**




















ACTOS CONMEMORATIVOS

Breve relaci6n de los actos realizados al ser inaugurada la biblioteca
"Jose Marti" en la escuela national de varones que Ileva el nombre
del ap6stol y de conformidad con el program general de festejos


A eso de las dieciseis horas y quince
minutes, en un predio vecino a la escuela
y preparado para contener a la enorme
cantidad de pdblico prevista -gran
cuadrilitero circundado de cordones de
pino, adornado profusamente con grim-
polas y vejigas de colors, teniendo al
poniente el scenario en donde se desta-
caban las banderas de Cuba y Guatemala
y en el centro una fotografia del liberta-
dor Jos6 Marti- di6 principio el progra-
ma con las notas del himno national, can-
tado por los alumnos que forman el coro
de la escuela y acompafiados por la banda
marcial. Los alumnos estrenaron un sen-
ciHo pero vistoso uniform de color blanco
y corbata de color azul national.
En el lugar de honor se encontraban:
el Director general de Educaci6n, profe-
sor Rigoberto Cord6n Franco; Supervisor
t6cnico, professor Manuel RoldAn; pro-
fesora Julia Paiz de Jimenez, director
de la escuela national de nifias "Repdblica
de Cuba"; profesora Estela Bathen de
GonzAlez, director de la escuela national
de nifias "Matias de C6rdova"; Excelenti-
simo senior Representante del Embajador
mexicano, professor Felix M. Ortiz; Jefe
de las Misiones Ambulantes de Cultura;
various miembros de la honorable colonia
cubana resident en nuestra patria; pro-


fesorado de las escuelas antes menciona-
das y el profesorado de la escuela nacio-
nal de varones "Jose Marti" en pleno.
Acto seguido la profesora Herlinda
Orozco de Lemus pas6 a la tribune para
dar lectura a las palabras de ofrecimiento
del acto. (El texto de su discurso aparece
por separado en esta misma revista.) Los
padres de familiar y pdblico en general
ocupaban la parte del centro en las ban-
cas, a la izquierda se encontraban las de-
legaciones de las escuelas invitadas, des-
tacandose las alumnas de la escuela "Re-
pdblica de Cuba", quienes se presentaron
muy bien uniformadas. En el extreme
derecho se encontraban los alumnos de la
escuela oferente de la fiesta.
El professor Marco Tulio Alvarez pre-
sent6 un grupo de alumnos que ejecutaron
pirAmides y ejercicios gimnAsticos ac-
tuando con toda precision y lucimiento,
por lo que fueron muy aplaudidos. A con-
tinuaci6n, y quizAs uno de los puntos mis
notables por su emotividad, fu la poesia
"Al Pabell6n Nacional", declamada per el
alumno Carlos L6pez del 59 anio, minutes
antes de Ilegar nuestra insignia patria
al proscenio, y la cual fue traida desde la
direcci6n de la escuela hasta el lugar de
honor -cien metros- debidamente es-
coltada por un grupo de los mejores alum-
nos, siendo saludada con cohetes y bombs


26 REVISTA MARTIANA








y con la granadera ejecutada por la banda
marcial; esto encendi6 en el coraz6n de
los nifios much emoci6n y a la vez el
acto revisti6 una solemnidad insospe-
chada.
Acto seguido fu6 inaugurada la biblio-
teca "Jos6 Marti" por el Director general
de Educaci6n, professor Rigoberto Cord6n
Franco, quien asisti6 a los actos en re-
presentaci6n del senior Ministro de Edu-
caci6n Piblica; el professor Cord6n, al
moment de declarar solemnemente inau-
gurada la biblioteca de la escuela, que
cuenta con una bonita vitrina y con mis
de doscientos volfmenes donados por los
padrinos de la biblioteca, express en con-
ceptuoso discurso la satisfacci6n con que
las autoridades del ramo veian este her-
moso acto con el cual se contribute en
una forma practice a la superaci6n cultu-
ral de la docencia guatemalteca.
El director del plantel, professor Eduar-
do Conde, h., hizo uso de la palabra para


agradecer en nombre de todo el personal
de la escuela a su cuidado el apoyo recibido
y el auge de las relaciones exteriores de
la escuela que esta vez se honraba con la
distinguida concurrencia asistente a la
fiesta.
Un grupo de alumnas de la escuela
"Matias de C6rdova" bail6 un bonito vals
que cosech6 muchos aplausos; y a con-
tinuaci6n el coro de la escuela cant6 el
himno national de Cuba, pasando a con-
tinuaci6n la concurrencia a visitar la ex-
posici6n de trabajos manuales, dibujos y
otras actividades desarrolladas por la
escuela "Jos6 Marti", en el lugar destina-
do para el efecto.
Se terminaron los actos con el reparto
de emparedados y aguas gaseosas que ob-
sequiaba el Ministerio de Educaci6n a los
alumnos del plantel y delegaciones de las
escuelas "Repfblica de Cuba" y "Matias
de C6rdova".


Breve relaci6n de los actos desarrollados en el teatro al aire libre del
Estadio de la Revoluci6n, la tarde del sabado 31 de enero de 1953, por
las escuelas nacionales "Jose Joaquin Palma", "Repdblica de Cuba",
"Matias de C6rdova" y "Jose Marti" como homenaje de admiraci6n y
simpatia hacia el gran pr6cer de las libertades Jos6 Martf.


Desde las 16 horas y treinta minutes
mAs o menos, principiaron a Ilegar mul-
titud de escuelas acompafiadas de sus
respectivos profesores, las cuales ordena-
damente fueron ocupando las galerias del
teatro al aire libre con el objeto de pre-
senciar los actos que en homenaje al gran
libertador Jos6 Marti, serian desarrolla-
dos por varias escuelas y patrocinados por
la que Ileva el nombre del ilustre cubano.
A las diecisiete horas exactas di6 prin-
cipio el acto, entonandose el himno nacio-
nal por grupos de alumnos seleccionados
que forman los conjuntos corales de tales
establecimientos.


En seguida, el director de la escuela
"Jos6 Marti" pronunci6 su discurso -
cuyo texto aparece en otra secci6n de esta
revista.
En el lugar de honor se encontraban
los miembros de la honorable embajada
de Cuba, estando en primera fila al doc-
tor Alberto Espinosa Bravo, quien presi-
di6 los actos en compafiia del represen-
tante del Ministerio de Educaci6n y de
varies elements del Comit6 Nacional
pro Centenario de Jos6 Marti.
El scenario del teatro al aire libre se
encontraba perfectamente adornado, lu-
ciendo al fondo los pabellones de Cuba y
Guatemala, y una efigie del libertador


REVI4TA MAIRTIANA 97








Jos6 Marti. La tarde ofreci6 muy buen
tiempo y aunque los actos se prolongaron
hasta eso de las 20 horas no se sinti6 el
frio intense observado en otras oportuni-
dades, lo que favoreci6 grandemente para
que la multitud de escolares y piblico asis-
tente permaneciera hasta el final del pro-
grama en su mayor parte.
Los actos se desarrollaron en un am-
biente alegre y los escolares se mostraron
muy complacidos al presenciar el desarro-
llo de los puntos del variado program,
entire los que se destacan los siguientes,
los cuales fueron maravillosamente inter-
pretados por las escuelas participants:
Himnos de Guatemala, de Cuba y a Jos6
Marti, entonados por los conjuntos feliz-
mente acompaliados por la Banda del 29
Regimiento de la Base Militar dirigida
por el teniente Rafael JuArez; "Los Indi-
tos", del professor Valle; "Los Ixtoles",
arreglo de Sander; el baile "Las Maripo-
sas" estilo de ballet, interpretados por las
alumnas de la escuela "Repiblica de
Cuba" en ejecuciones muy bien dirigidas
por las profesoras Laura Valle de Segura
y Francisca Estrada.
Al moment de la entrega del busto pro-
metido para la escuela que lleva el nombre
de Jos6 Marti, pas6 a la tribune el Exce-
lentisimo Embajador de Cuba, doctor Al-
berto Espinosa Bravo, quien dijo que sen-
tia no poder entregar de moment el busto,
pero que declaraba oficialmente en nom-
bre de su gobierno, que en cuanto no
mis Ilegara seria entregado con todo gusto
a la escuela que patrocinaba las presents
fiestas escolares. El doctor Espinosa Bra-
vo en su conceptuoso discurso tuvo frases
de elogio y de agradecimiento para el go-
bierno y pueblo de Guatemala por la for-
ma tan esplendorosa con que se habian
realizado las celebraciones centenarias en
homenaje a su ilustre compatriot Jos6


Martf. El director de la escuela, professor
Eduardo Conde, h., agradeci6 al Embaja-
dor sus frases y deseos y dijo que con lo
expresado por 61, la escuela se daba ya
por recibida del busto en menci6n.
La escuela national "Jos6 Joaquin Pal-
ma" present entire otros puntos el "Za-
pateado Cubano", interpretaci6n magni-
fica de un grupo de alumnos que vestian
el traje tipico cubano para este baile fol-
kl6rico cuya music fu6 especialmente
traida de Cuba y en su preparaci6n inter-
vino tambi6n la culta doctor Margarita
Quintana.
Esta escuela se distingui6 tambi6n en la
presentaci6n del "Son Chapin" y otros
bailes y puntos del folklore national, todos
6stos habilmente preparados y dirigidos
por los profesores Rafael SAnchez y Au-
rora Morales de Cifuentes.
El guitarrista Hugo Soto interpret
varias canciones, finalizando su interven-
ci6n con una composici6n suya que fu6
muy aplaudida. En los moments finales
de los actos, y al calor de la emoci6n, una
gentil cubanita, la sefiorita Maria Luisa
Luque, pas6 al scenario y recit6 el poe-
ma "La Nifia de Guatemala" de Jose Mar-
ti. Varias alumnas de la escuela national
de nifias "Matias de C6rdova" interpre-
taron un baile que fu6 muy vistoso porque
las alumnas en su danza movian las ma-
nos con largas hileras de flores. Las
profesoras Elvia Escobar Quintana, Ju-
lia Paiz de Jim6nez y Estela Bathen de
GonzAlez, directors de las escuelas "J.
J. Palma", "Repdblica de Cuba" y "Ma-
tias de C6rdova" estuvieron a today hora
dirigiendo y ayudando al desarrollo del
program, por lo que consignamos para
ellas nuestra mas sincere felicitaci6n y
agradecimiento por sus esfuerzos en aque-
Ila tarde inolvidable.


"La educaci6n empieza con la vida y no
acaba sino con la muerte."
Jos6 Marti.


28 REVISTA MARTIANA































































Moment en que el Excelentisimo Embajador de Cuba, doctor Alberto Espinosa
Bravo, se dirigia al piblico que llenaba las galerias del Teatro al aire libre para
enviar su saludo de felicitaci6n y agradecimiento al pueblo y Gobierno de Gua-
temala, por el esplendor con que se realizaron los festejos en homenaje al ap6stol
cubano Jose Marti. Aparece en la grafica tambien el professor Eduardo Conde, hijo,
director de la Escuela national de varones que lleva el nombre de tan ilustre
pr6oer. De los actos realizados la tarde del 31 de enero de 1953 en el Teatro al
aire libre en el Estadio de la Revoluci6n.

REVISTA MARTIANA 29.






















































Una secci6n de alumnos de la Escuela national de varones "Jos6 Marti". Al fondo, la
vitrina conteniendo mAs de doscientos volfmenes, que forman la Biblioteca "Jos6 Mar-
ti", inaugurada como uno de los puntos del program general de festejos efectuados
por la Escuela durante las celebraciones centenarias. En la parte superior, una foto-
grafia de Jose Marti.
















30 REVISTA MARTIANA































































* -.',.


""'
:-2T~
rIcla~a~F-~ -~~~P7~
'''
'"
1~ -


Alumnos de la Escuela national de varones ndmero 36 "Jose Marti". Al fondo y de
derecha a izquierda, aparecen: Rafil S. Marchena, Estela Ramos de Pacheco, Josefa
GAlvez de Bonilla, M. Consuelo Toledo de NAjera, Angel 0. de Paz, Enrique A. JuArez
e Isaias Mufioz Ponce, profesores de la Escuela "Jose Marti".


REVISTA MARTIANA -31










































w





Grupo de las honorables personas que ocuparon el puesto de honor durante los actos realizados
por las Escuelas nacionales "J. J. Palma", "Reptblica de Cuba", "Matias de C6rdova" y "Jose Mar-
ti", en los actos desarrollados la tarde del 31 de enero en el Teatro al aire libre del Estadio de
la Revoluci6n; actos presididos por el Excelentisimo sefior Embajador de Cuba, doctor Alberto
Espinosa Bravo. De derecha a izquierda, de pie: cantante Hugo Soto, teniente Rafael H. JuArez,
director de la banda del segundo Regimiento de la Base Militar, quien acompafi6 a los grupos de
alumnos que entonaron los himnos de Guatemala, Cuba y "Jos6 Marti"; sefiorita Maria Consuelo
Luque, sefior Luis Diaz G6mez, sefiora Mara de Diaz G6mez, Excelentisimo doctor Espinosa Bra-
vo, profesora Maria Albertina GAlvez, doctor Margarita Quintana H., capit&n Pedro Delgado, ho-
norable sefior Mario Fernandez Sande, doctor Otto GuzmAn, profesora Herlinda O. de Le-
mus, profesora Julia Paiz de Jim6nez, professor Humberto Jimenez, profesora Consuelo de
NAjera, professor Manuel RoldAn, profesora Josefa G. de Bonilla, professor Eduardo Conde, h. Hin-
cados, al centro, de derecha a izquierda: licenciado Leopoldo Castellanos, professor Rail Mar-
chena, y a ambos lados, various alumnos de la Escuela "J. J. Palma".


32 REVISTA MARTIANA-



















Discurso pronunciado por la

profesora Herlinda O. de Lemus


Senor representante de la tierra del gran
Marti;
Selor Ministro de Educaci6n Piblica;
Seaores de la prensa;
SeAores:
Permitidme que en este moment his-
t6rico de trascendental proyecci6n para
el Continente americano, os dirija la pa-
labra en nombre de la Escuela "Jose
Marti".
En representaci6n de esta escuela, que
lleva el nombre del maestro de las Am6-
ricas, me es grato saludar a la distinguida
concurrencia y a la vez me complace de-
dicar a ustedes, con la solemnidad del caso,
este acto.
Acto que ofrecemos ahora por motivo
del centenario de Marti unido al esfuerzo
del director con el del personal docente
de la escuela que represent, acto que
aunque sencillo lleva en si el gran con-
tenido que gota a gota ha filtrado a trav6s
de los afios en la copa pura del coraz6n
guatemalteco; coraz6n que hoy rebosa
con las ensefianzas del maestro en derra-
mes democrAticos.
Marti, el hortelano de las ensefianzas
libertarias, en su mocedad spiritual
sembr6 en el huerto de Guatemala las
semillas de la democracia y hoy en su
ancianidad recordatoria junta los dora-
dos frutos que encierran la fuerza del
derecho.
Bendito sea el vientre de la tierra cu-
bana que fecund6 a ese gigante hombre


de pensamientos huracanados que remo-
vi6 las madrigueras dictatoriales de la
epoca; y benditas sean a la vez, las ub6-
rrimas tierras guatemaltecas que en su
juventud political alimentaron al cerebro
que inund6 de luz a las Am6ricas.
Heme aqui como antes express, frente
al monument spiritual del hombre luz
que hoy cumple cien afios de haber nacido.
Ese hombre es Jos6 Marti, es el hom-
bre que con placer vieron nacer los suyos;
es el nifio a quien su madre en moments
de inspiraci6n divina cifi6 de besos en la
frente sin saber que andando el tiempo
cada beso seria una estrella. Dios y ella
le coronaron en el moment oportuno con
la corona que lo llev6 al trono del mAs alto
reinado de la tierra: fue el monarca de la
libertad. Por eso, hoy que al golpe de las
nueve letras que forman su nombre brin-
can de alegria nuestros corazones, cele-
bramos con ejemplos su centenario para
hacer realidad las frases del maestro Mar-
ti, cuando decia: "hay que ensefiar con
ejemplos".
La celebraci6n de este centenario en si,
es un ejemplo para la nifiez aqui presen-
te, que aquilatarA en cuanto vale: el ser
hombre honrado; ser hombre amante de
la libertad; ser hombre protector de los
desvalidos; ser hombre digno, laborioso,
entusiasta, fecundo, dinimico, atrevido,
valiente, human y sofiador, que es cuanto
fue el gran Marti.


REVISTA MARTIANA 33







Otro ejemplo tangible en este acto hu-
milde que ofrecemos a ustedes hoy que
cumple de haber nacido cien aios el maes-
tro, el poeta y el politico, Jos6 Marti,
es la apertura de la biblioteca que Ileva
su nombre. En este nuevo centro cultu-
ral que esperamos esparza su ciencia
hasta el mis apartado hogar de este can-
t6n, ademAs de las obras martianas que
contiene, encontrara el lector obras que
encierran el saber human y con ello he-
mos plasmado en realidad pura, el nitido
pensamiento del maestro festejado, cuan-
do vociferaba: "Las revoluciones son est6-
riles, si no se firman con la pluma en las
escuelas y con el arado en los campos".
Distinguida concurrencia: Agradecien-
do en nombre de la escuela, y en el mio
propio, la buena voluntad que tuvisteis


en venir a enaltecer con vuestra presen-
cia este humilde acto, reitero a vosotros
mis mas sinceros agradecimientos y para
terminar permitaseme que sefiale un caso
de curiosidad si se quiere: por acuerdo
incidental del alma chapina, en ese apar-
tado lugar de la capital que Ileva el nom-
bre de Cant6n Landivar, vibra el espiritu
de nuestro egregio poeta national, y en
el mismo lugar se encuentra la escuela
que Ileva el nombre del bardo cubano; por
esa podtica coincidencia, con anhelos de
fuego patri6tico figur6monos ahora, que
para testimonio de gratitud eterna, ambos
poetas con el susurro del viento contindan
su intense labor humana, su intense labor
de acercamiento.
He dicho.


Discurso pronunciado por el director de la Escuela national de varones
"Jose Martf", professor Eduardo Conde, hijo, la tarde del dia martes 27
de enero de 1953 en ocasi6n de inaugurarse la biblioteca "Jos6 Martf".


Honorable y distinguida concurrencia:

La Escuela national de varones "Jos6
Marti", siempre se ha sentido orgullosa y
enaltecida de llevar el nombre de uno de
los mAs ilustres varones de Am6rica.
La personalidad de Jos6 Marti, por la
profundidad y extension de su literature,
podemos muy bien compararla con una de
aquellas inmeisas selvas cuya explora-
ci6n para su cabal conocimiento, se hace
bastante dificil. Asi, la literature mar-
tiana ocupa ya un lugar preferente y for-
ma uno de los mAs interesantes capitulos
de la literature americana.
Si estudiamos en Marti, la figure del
maestro, nos damos cuenta que por su
preparaci6n cientifica, por la honestidad
y humildad de su trato y ante todo por el
amor que 61 mismo practicaba como
maestro en el ejercicio de su carrera
docente, esa fase de su personalidad es
una de las mAs grandiosas.


Si estudiamos en Marti al abogado, ve-
mos que por un factor biol6gico y por lo
mismo entrafiablemente personal, era un
enamorado de la justicia y, con sabia
maestria, siempre que trataba algdn t6pi-
co de naturaleza juridica, lograba inteli-
gentemente el mas glorioso y feliz aco-
plamiento entire los principios: Justicia y
Derecho.
Jos6 Marti, alma noble, pura y sencilla
como el coraz6n de un nifio, tambi6n fu6
un sensible espectador de la naturaleza,
y al traducir al lenguaje los mAs vividos
paisajes de su espiritu, produce los mis
dulces y delicados poemas.
Escritor notable. Sabemos que a travds
de sus sesenta tomos, Marti nos ha legado
las mAs valiosas ensefanzas desde el triple
aspect: cientifico, moral y educativo.
Pero lo mfs sublime de Marti, y que en
realidad lo inmortaliza, fu6 el amor por su


34 REVISTA MARTIANA








patria: abrazado al vehemente deseo de
verla libre, se entrega a la realizaci6n de
sus magnos ideales y, luchando con todo
amor, cae gloriosamente en los campos de
Dos Rios, dejando en esta forma el mAs
bello ejemplo ciudadano para las.actuales
y futuras generaciones de America y con-
siguiendo convertir aquella insula dome-
fiada por el yugo de Espafia, en la hoy
repfiblica de Cuba, que luce su preciosa
bandera de la estrella solitaria, cuyo ful-
gor se asocia a las luminarias de Washing-
ton y de Bolivar para iluminar el conti-
nente americano.


Senor Ministro de Educaci6n Pfblica:

En nombre del personal de la Escuela
national de varones "Jose Marti", me per-
mito expresarle nuestro mis sincere
agradecimiento por el apoyo que para esta
fiesta se dign6 concedernos a manos lle-
nas y con buen coraz6n. Puede tener Ia
seguridad el senior Ministro: que al pro-
piciar la fundaci6n de la Biblioteca "Jos6
Marti" define su posici6n como ciudadano
culto, como funcionario de ejecutorias al-
tamente educativas y como magnifico ex-
ponente del Gobierno de la Revoluci6n.


Discurso pronunciado por el director de la Escuela national de varones
"Jos6 Marti" professor, Eduardo Conde, hijo, la tarde del sabado 31 de
enero de 1953, en el Teatro al aire libre del Estadio de la Revoluci6n.


Culta y distinguida concurrencia:

La Escuela national de varones "Jose
Marti" se siente muy honrada y muy or-
gullosa esta tarde al contemplar con la
mis intima satisfacci6n, que los funcio-
narios mis distinguidos, los representan-
tes diplomiticos mfs amables, los profe-
sores mas entusiastas del magisterio
national y los nifios que esta vez llenan
los estrados de este estadio, han respon-
dido con suma gentileza a la humilde in-
vitaci6n de la escuela, cuyo orgullo con-
siste tan s61o en ostentar el nombre del
glorioso e inmortal cubano Jos6 Marti.
Por ello, en este otro homenaje que se
rinde como muestra de cariflo, respeto y
admiraci6n hacia la figure procera del
magno libertador de Cuba, vuestra presen-
cia es lo que imprime la mAxima valora-
ci6n a los presents actos.
La personalidad de Jos6 Marti present
multitud de facetas, y en todas ellas ad-
vertimos la cabalidad de sus virtudes que
le definen como el prototipo de los valo-
res excelentes.


Asi, al estudiar la biografia de Marti,
observamos que desde muy nifio surgeon en
su pecho los primeros sentimientos de
amor patrio, asimismo un entrafiable amor
para su madre. Cantarle a la patria y
cantarle a la madre fueron las primeras
y las mAs grandes preocupaciones de su
vida infantil: preciosas vetas que nutrie-
ron su espiritu hasta llenarlo totalmente
de amor.
Cada gesto, cada acto, cada trabajo su-
yos, eran realizados con dulzura; y asi al
ejercitar su carrera de maestro, cuando
explicaba las lecciones, cuando escribia
preciosos articulos como sucede en su es-
pl6ndida revista para todos los nifios de
America "La Edad de Oro", el vehiculo
de su pensamiento robusto y vigoroso fu6
siempre el amor.
M1 mismo en sus studios de Pedagogia
lo confiesa cuando dice: "La ensefianza,
Iqui6n no lo sabe?, es ante todo una obra
de infinite amor".
Hombre estudioso por excelencia, ob-
tiene el titulo de abogado y adentrindose
en los studios filos6ficos, logra grandes


REVISTA MARTIANA 35









especulaciones cientificas y en multitud
de casos anuncia principios suyos de in-
discutible solidez, ante todo por su 16gica
fecunda.
Jos6 Marti, tambi6n fu6 un magnifico
poeta; por lo mismo su alma pura y sus-
ceptible de impresionarse ante las mis
bellas formas de la naturaleza, tenia que
repercutir en su vida emotional, dando
como resultado el preciosismo de sus fra-
ses condensadas en la mejor forma po6-
tica.
Por ello al leer sus poesias llenas de
lirismo y al comprender los mas bellos
paisajes de su alma sofiadora y romantica,
del gran poeta de la tristeza violeta, lle-
gamos tambi6n a deducir que en el alma
del maestro inmortal, en todos los estados
olimpicos de su conciencia frondosa, el.
exquisite bardo antillano logr6 llenar las
conchas de su espiritu y el Anfora de su
alma sofiadora, con los mis sabrosos poe-
mas de amor, de montafia, de cielo, de mar
y de patria...
Si, poemas de amor por que Marti es el
simbolo perenne del amor; amor para


ensefiar, amor para cantar con su lira
de aeda formidable, amor para consa-
grarse hasta en su propia muerte, porque
cuando el cuerpo de Marti cay6 acribillado
por las balas enemigas en los campos de
Dos Rios, muri6 lleno de amor por la libe-
raci6n de su pueblo.
Su obra grandiosa en todos los terrenos
es lo que le inmortaliza, su amor a Gua-
temala es lo que nos mueve a amarlo y
respetarlo mas cada dia, ya que de lo que
61 mismo en sus escritos y sentimientos
express para con nuestra patria facil-
mente deducimos que Guatemala fu6 para
el gran cubano, el crisol donde se forj6 su
coraz6n que mAs tarde palpitando con ar-
dientes movimientos de fe patri6tica logr6
convertir a la colonia en la hoy repdblica
de Cuba.
La vida de Marti fu6 ejemplar: escritor
notable, abogado magnifico, maestro con-
sagrado y ante todo un gran libertador.
Por todas estas virtudes, la Historia ha
grabado su nombre con letras de oro en
las pdginas del tiempo, logrando asi su
gloria imperecedera.


S- REVISTA MARTIANA



















SUMARIO

Pigina
1. E editorial ............................................ I

2. Marti el Poeta, por Angel Oswaldo
de Paz...................................... ..... 3

3. Ideas politics de Marti, por Hector
Oswaldo Cifuentes.......................... 6

4. Evocando a Marti, por Herlinda
Orozco de Lemus........................... 8

5. Un comentario del poema "La Nifia
de Guatemala", por M. Consuelo de
Nfjera............................................ 10

6. Marti en Trilogia Fraternal, por M.
Cristina Bathen de Benitez ............... 12

7. Actuaci6n de Marti como Maestro en
Guatemala, por Estela Ramos de Pa-
checo.............................................. 14

8. Colaboraci6n de los alumnos de la
Escuela Nacional de Varones N 36,
"Jose M arti" .................................... 16

9. Gloriosa muerte de Jose Marti en la
batalla de Dos Rios, por Enrique Al-
berto Judrez ..................................... 19

10. Pequefia biografia de Jose Marti, pur
Marco Tulio Alvarez.......................... 21

II. Himno a Jose Marti: msaica y letra
de Rail S. Marchena......................... 23

12. Relaciones, fotografias y discursos... 26


I























.IA)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs