• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Introduction
 Hay que buscar las formas politicas...
 El fascismo es solo un forma de...
 La diferencia entre el fascismo...
 El regimen sovietico si es un regimen...
 En la URSS ha nacido una nueva...
 El hombre sovietico es invenci...
 La putrefaccion del regimen...
 El fascismo esta sentenciado a...
 El fascismo se prepara para ganar...
 La teoria del superimperialism...
 El retorno a la libre concurre...
 El "nuevo orden cristiano"
 La revolucion social immediata...
 Nuestra bandera es la Carta del...
 Va a surgir un mundo nuevo
 El partido del hombre
 La guerra de Mexico no es...
 Nuestra ayuda a las Naciones...
 No toleraremos mas a la "quinta...
 La gran brigada de America
 Back Cover






4 soluciones falsas, 1 solución justa para la post-guerra
CITATION SEARCH THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054952/00001
 Material Information
Title: 4 soluciones falsas, 1 solución justa para la post-guerra
Uncontrolled: Cuatro soluciones falsas, una solución justa para la post-guerra
Physical Description: 31 p. : ; 19 cm.
Language: Spanish
Creator: Lombardo Toledano, Vicente, 1894-1968
Publisher: Universidad obrera
Place of Publication: México
Publication Date: 1942
 Subjects
Subjects / Keywords: World War, 1939-1945 -- Peace   ( lcsh )
Communism -- Soviet Union   ( lcsh )
World War, 1939-1945 -- Mexico   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: V. Lombrado Toledano.
General Note: En la velada organizada por la Sociedad de amigos de la U.R.S.S. el día 22 de junio de 1942 ... Vicente Lombardo Toledano pronunció el discurso que contiene este folleto.- Prelim. leaf.
 Record Information
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 41602928
lccn - 43021759
ocm41602928
Classification: lcc - D816.5 L65
System ID: UF00054952:00001

Table of Contents
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Introduction
        Page 3
        Page 4
    Hay que buscar las formas politicas de transicion. Nuestra bandera es la carta del Atlantico.
        Page 5
    El fascismo es solo un forma de imperialismo
        Page 6
    La diferencia entre el fascismo y el imperialismo tradicional
        Page 7
    El regimen sovietico si es un regimen nuevo
        Page 8
        Page 9
    En la URSS ha nacido una nueva humanidad
        Page 10
    El hombre sovietico es invencible
        Page 11
        Page 12
    La putrefaccion del regimen capitalista
        Page 13
    El fascismo esta sentenciado a muerte
        Page 14
    El fascismo se prepara para ganar la paz
        Page 15
        Page 16
    La teoria del superimperialismo
        Page 17
    El retorno a la libre concurrencia
        Page 18
    El "nuevo orden cristiano"
        Page 19
        Page 20
    La revolucion social immediata y simultanea en todo el mundo
        Page 21
        Page 22
    Nuestra bandera es la Carta del Atlantico
        Page 23
    Va a surgir un mundo nuevo
        Page 24
    El partido del hombre
        Page 25
    La guerra de Mexico no es simbolica
        Page 26
        Page 27
    Nuestra ayuda a las Naciones Unidas
        Page 28
    No toleraremos mas a la "quinta columna"
        Page 29
    La gran brigada de America
        Page 30
        Page 31
    Back Cover
        Page 32
Full Text









{,1 /
ifj







iv




















! En la velada organizada por la Socedad de Amigos de
o. U.R.S.S., el dia 22 de junio de 1942, para analizar la situa-
i6n international con motivo del primer aniversario de la
tigresi6n de la Alemania nazi a Ia Uni6n Sovi6tica, el Pre-
tidente de la Confederaci6n de Trabajadores de Am6rica
Latna, Vicente Lombardo Toledano, pronunci6 el discurso
Aue contiene este folleto. La Universidad Obrera de M6xico
lo public sin ningGn comentario, porque seria impossible
hacer en pocas palabras un juicio acerca de la importan-
pa que tienen los diversos temas tratados en esa diserta-
ri6n, unat de las m6s importantes del dirigente obrero en
k's i.timos acos. .















4 SOLUCIONES FALSAS Y 1 SOLUTION JUST P.A. i;
LA POST-GUERRA

La teoria del superimperialismo: el retoa
1"i no a la libre concurrencia: el nuevo ordesx
i -cristiano y la revoluci6n social en el mundo.

ury que buscar las for=is political de transici6n. Nuesbra'
bandera es la Carta del Atlantico.

De! 22 de junio de 1941 al 22 de junio de 1942 ha trans-
currido un afio que bien podria llamarse el afo del asom-
brc del mundo contempor6neo.
eC6mo ha podido la Uni6n de Repiblicas Sovieticas
Soccialistas -se preguntan muchos individuos en todos los
poises de la tierra- detener al Ej6rcito Alemdn, apoyado
per otros ej6rcitos de Europa y basado en la industrial toi
da de la Europa Continental? C6mo un solo pais, por gran.-
de que sea, ha podido desangrar mortalmente, despresti-
giar, destruir en gran parte al ej6rcito mds important de
ta historia por su tradici6n, por sus antecedentes, por su es-
cuela, por lo que significa el militarismo en ei mundo, sin-
ltez1ado en el ej6rcito de Adolfo Hitler? 6C6mo ha ocurrido
,este hecho sin paralelo en los siglos?
Todas estas interrogaciones han tenido como contesta-
ci6n los hechos mismos, la situaci6n de la Uni6n Sovi6tica,
el conocimiento real de- lo que significa el regimen de la
U.R.S.S., el conocimiento verdadero de lo que significa el
regimen nazifascista. Sin saber a fondo qu6 cosa es el r6--
gimen social que prevalece en la Uni6n Sovi6tica, y sin sa-
ber ,a fondo qu6 significa el fascismo, el regimen que pre-
laiece en Alemania, que prevalece en Italia, que prevalece
.en el Jap6n, el regimen que han impuesto en algunos pai.









-es europeos los conquistadores presididos por Adolfo Hi-
tler, no es possible dar una respuesta satisfactoria, cabal, a
estas interrogaciones que tanto han apasionado a todos los
hombres del mundo.
El regimen de la U.R S.S. es el regimen social mcs jo-
NVen de la Tierra; apenas cuenta veinte afios. Aparentemen-
te, sin embargoo, l1 regimenn fascist es tan .jiven o tds
ecven, si se concentric !a atenci6n en el regimen nazi, que
el regimen sovietico. Pero el corocimie~hto real, el andlisis
Ide las carccteristicas verdaderas del r6gimen sovi6tico, asi
cornmoel estudio.preciso de. lo que Eignifica el regimen fas-
isla, .nos presentan una compcuaci6n clara de estos dos
regi4menes opuestos. .
Es, realmente, el regimen de la U.R.S.S. un regimen.
ntevo? 6Es, realmente, el regimen fascist, un regimen -nue-
vo? 6Son igualmente i6venes estos dos regimenes, que es-
t6n luchando en el principal frente de batalla, en el que
ha de decidirse el porvenir de la Humanidad?

S .El fascism es s6lo una fonna del imperiqlismo

.361o el reginen sovi6tico es nuevo. El :6aimen fascis-
I Ino es un,regimen nuevo.
,El regimen faicista, desde el.punto de vista econ6mi-,
co, es el mismo r6gimen'de la propiedad privada, el mis-,
rpp regimen capitalist, el mismo regimen de todos los pai-.
ses en los que domina la burguesia. No ha suprimido el r6-
Gimen fascista lapropiedad particular: sobre ella se apoya.
No ha suprimido ninguna de las caracteristicas concenil.is
al rgiimenf de la propiedad privada. La concentraci6n del,
capital no s6lo se.realiza en el regimen fasc.isct igual que
epi el:rgirnen burgu6s tradicional, sino que se acelera to-,
divig inds. .Las contradicciones sociales, la II ucha de cla-.
sEs,:no han.desgparecido en el regimen fascist; por el con-,
trqrio, se han agudizado todavia mds que .en ,el regimen.
de la dem.cracia burouesa.
Ninguno de los signs caracteristicos del regimenn ca-
pitalista se'han suprimidg dentro del r&aimen fascist.. Los
detenitadores de la riqueza public6i en Alemanig, .en Italia,









en el fa6ni; de ibdo seie jcante ba lo que s uiede en todos los
.granclde paices- capitali=tas, son una, minoria la-que detenta
las fuernto3 furndamntai.&es de 'i producci6in y io0 ~edi6s del
cdmbio. S610 que la corncentraci6n del cciitail bdaj el domii-
nio de iin'Estado tir6nico en Alemaniid.y 6en el Jap6n se' ha
realizcOdddo' di n ho6do' mn,l comipleto. El numeroc d elos proe
tpietarios, de los grades propietciaios, de los grades in-
odustriales, de los grande banqueros, es mucho miis breve
en la Ale'm'ijnia de Hitler que en la Albinania del pamido.
El ri2mero de los defentadores de la riqucezc en el ]ap6n,
dFesde que el yugo militarista estd domindnd6 al pHis, es
itLmibi6n mriCs breve. El numero de los propietarios de la ri-
queza pdblict en Italia es hay much mds breve que antes
de que Mussolini 11egara al poder. No hay, en consecuen-
cic, ninguna' diferentia fundamental ontre el regimen fas-
ci ta, desde el punt de,vista econ6mico, y el regimen tra-
-dfcional de lt burguesia. En otros t6rmiros: el r6gimnb fdks-
cistc es una forma nueva de la etapa final del r6gimni- cci-
pitalista; es una forma nueva del imperialismo, la forma
'rr.s sangrrienta, mds tirdnica, mds brutal, mi6s bdrbara. N6
-hay ningunti diferencia entire el cont&nido del inmp.erialis-
mo como Gitima expresi6n del capitalism y el fascismo.

La diferencia entire el fascismo y el imperialism traditionall

'Pero si desde el punto de vista de la estructura econ6-
mica, en Il's praises dominados por el fascism se manti'enen'
las rrnima- cadracterfsticas del regimen imperialist tradiio6-
nal, en cambic, desde el punto de vista de la fIoria, difierb
arandremienie el imperialism fascisfa del imperialism tra-
.dicional. Desde el punto de vista juridico, desde el puntb db
vista pblitic6, desde el punfo de vista moral, desde el piunt6
de vista de Id eultura, hay una enorme diferencia entire el'
imperialisimo fascisia y el rigirnren butgu6s derrnocr-dico. Po-
'drinmos de'i+ qub el fascisro ha recogido y acentuddo to-
'dooslos ds teetos neri tivos del imperialismo, y ha destruid6,
destefrtddo y .abttido de un modo implacable los aspeCtds
'positivoz del' capitalism.









S. El regimen sovi6tico d es ~ regimen nuevo f

En cambio, en el regimen sovi6tico si hay un cambio
Ile esencia, una diferencia substantial, un trdnsito impor-
tante entire el pasado y la nueva sluaci6n. No se trata s61o
de una diferencia aparente, de una diferencia puramente for-
mal. Se trata de una diferencia esencial desde el punto de
.vista econ6mico y, consiguientemente, desde el punto de
-vista juridico, politico, cultural y moral. El regimen de la
,Uni6n Sovi6ticq es un regimen que se apoya, como todo el
mundo sabe, en la supresi6n de la propiedad privada. No
hay lucha de classes en la Uni6n Sovi6tica. En consecuencia,
no hay un regimen dentro del cual una minoria social, de-
tentadora de la riqueza p6blica, reciba los beneficios' del
trabajo colectivo de la granmayoria del pueblo. No hay en
la Uni6n Sovi6tica ninguna de las caracteristicas del regimen
de la propiedad privada. El cambio es complete, definitive,
absolute.
De la misma suerte que el regimen fascista recoge los as-
pectos negatives del capitalism y los convierte en sistema
de extorsi6n de los trabajadores, de la misma suerte podria-
inos decir que el regimen sovil6ico recoge la tradici6n m6s
antigua y m6s pura de la democracia, los viejos ideales que
,desde el siglo XVIII conmovieron a 2a humanidad y los hace
came viva, realidad palpable dentro de sus banderas, den-
tro de sus principios. Las viejas ideas de los enciclopedistas
del siglo XVIII, los viejos principios que transformaron al
mundo del feudalismo abriendo horizontes al pensamiento,
a las actividades individuals, al intercambio de mercan-
cids y de principios entire los hombres y entire las naciones,
el lema tripartita de "libertad, igualdad y fraternidad"; el
lema del cual surgi6 un nuevo orden juridico, primero para
Europa y despu6s en el mundo enlero, estos viejos principios
de .ayer, en la Uni6n Sovi6tica se han realizado.
No se trata de inventor nuevas aspiraciones. La Huma-
-idad ha venido luchando por los mismos ideales hace largo
tiempo, hace muchos siglos. No es en eso en lo que estriba
el gran valor del -rgimen sovi6tico. Este.es la realizaci6n
pioderna de los viejos ideales de libertad, igualdad y frai









ternidad;.los antiguos principios gracias a Ids cuales se pu-
dieron mover -las muichedumbres, 16s pueblos de las nacio-
nes de Am6rica para conquistar su independencia; viejos
ideales de los pr6ceres de las patrias del Nuevo Mundo;
los mejores pensamientos de los-formadores del Hemisferio
Occidental..como conjunto de paises soberanos que aspi-
ran a la justicia y a la libertad verdaderas. Todos estos con-
ceptos que desde hace mds de un siglo levantaron nuestras
muchedumbres y fas hicieron pensar de un modo emocio-
nado.en un porvenir lleno de bienandanza y de libertad au-
tintica, son los realizados en la Uni6n Sovi6tica.
Libertad individual, libertad colectiva. Libertad de pensa-
miento, libertad de trabajo, libertad de cultural, libertad in-
dividual en todos los aspects de la conciencia y de la ac-
ci6n legitima. Libertades colectivas para el pueblo, princi-
palmente para el pueblo trabajador, que es el que, dentro
del conjunto de la sociedad, crea la riqueza. No hay en la
Uni6n Sovi6tica ninguna de (as vdlidas aspiraciones huma-
nas del pasado que no-haya sido recogida e incorporada
tanto en el regimenn juridico como en la realidad cotidiana
y en los aspects trascendentales de aquel sistema de vida
colectiva. Lo. nico negative que hay en la Uni6n Sovi4tica
es la limitaci6n de la libertad cuando 4sta ataca al interns
comin, y tambi6n la supresi6n de los derechos que consti-.
Stuyen, precisamente, la causa de la injusticia.en el regimen
Sburgu6s: no ihay derecho de propiedad privada de las fuen-
tes de la producci6n; nose concibe a propietarios particu-
lares de la riqueza piblica; tampoco se,concibe a nadie con
el derecho a. laiholganza; todo el mundo. tiene el deber de
' trabajar;.a.nadie. se le.tolera tampoco el derecho de conspi-
rar contra el:,r6gimen establecido,; que es'-rgimen emanado
S-del pueblo trabajad6r..
Asi concebido el regimen sovi6tico, es un regimen demo-
crdtico de verdad, un regimen nuevo por 'su contenido y
. por:su expresi6n.. Se puede hablar alld de derechos, porque
-los derechos no;son promesas, son posibilidades. Cuando se
'habia en el regimen capitalist. del detech6 al. trabajo, se
Shabla de'.und' promesa. Cuando en -la Uni6n Sovi6tica se
- habla del derecho del trabajo, se habla de una obligaci6n








y de una.poibill-dad inmediata. Cuando en l regimen de
la'derniocracia tradiciorial se F1ibld del dere,'ho c lacultura;
se habia tambiien de unai promesa. Cuando en la Uni6on So-'
.viticd se habla del derecho a recibir iluTtraci6n y una pre--
pardci6n cada vi" m.i.or, se habla de una o-btl i:l6n y
tamnbicn de in d rec:1hr porque'se habla dce iniu pc.:;bildad
evident. Y csi en los demas aspecfos de l a da personal'
y de la vida colectiva.

En la URSS ha nacido una nueva humanidad
Estas circurnlanci;:r, unidas a la ayuda que las otras'
jIaciones democraticas han dado a la U. R. S. S., sori las que
hicieron posible 1I que qlgunos llaman un milagro. El ini-
Jaigro de este ahio que ha fi an:currido del 22' dejurio de 1941'
al 22 de junio'de 1942. El milagro de haber p.r-do', 'de ha-'
kier desaigrado, de haber desprestigiado al mayor ej6rcio'
de todos los tiempos. (APLAUSOS) De otra suter"t no seria
cbncebible. No hubiera bastado la bravura de esos homn-
I,es que defernde-n a su patria; no"hubiera bastado el alto'
eZpirifu de .'rrili'io d-.-inoCirado por los hy~ibes~y por as'
iujueres de la Uni6n Sovietica, ante la brbarIa a.dgesion de
que han sido yictimas, padr haber detenido'ia los ci4rciics'
nazis y para l.haber '.-ombrado al inundo pqr suheroicidad.'
XQ "hubiera ba:ta.do tampoco que los soldados sovieticds,'
IQS ienfieh:rc, del ejercito' de la aviaci6on de la marina, y
1os auerrillerc.. hbi-.,eran de'rmotrido u rigran vdioi. Valor'
16'hay en.muchas'partes del mundo. Valor lodhay ei" los pue-
blos muvy debiles; lo hay tambi4n en los grande pueblbs;'
en los ricos y en los pobres; en done quiera hay valor. Pe-'
rp no ha sido s61o ur problema de bravura, come no ha sido
solamente un problema de organizaci6n mil iar. No es sola-'
inente, tampoco, el hecho de que sobre el terreno del anti-
guo imperio de los zares, poblado de gentes iletradas, de
campesinos .1iOic~ de fandticos; de hombres llenos de pre-.
juicios. d* agricultires 'atrasados, se haya levantado una
industrial agriaold queeeslpasminode todos ls homibres en to-
das partes. 1'1o es tampooico esta l itinica rdz6n La explica-
,ci6n de lI -formtidable resisfenia' soviblica :ae. encuentrq en








-el conjuntb'de'stdtstazones parciales Es, puez, la organize.
ci6n de 'ri plan de gobierno para un fin concrete, que es
buscar laIdelicidad del pueblo. Es, aderfids;, la realizaci6i,
iiflexible, entusiasta, heroica, del plan econ6mico, del plan
politico,' del' plan social, del plan cultural. Es Ia di-scplina
political impuesta por los propios que Ic:foriiularon. Es el g6.
:bierno dtcto de los productores. Es toda uia series de iechos
que constituyen un regimen social. Es el cam'bid profundo
entire la sociedad capitalist, basada en el proveclih de una
minoria, y el regimen de la sociedad socialist; dentrbode :la
-cual la tarea' de cada quien; el trabajo de cada individub
-aprovecha a si propio, porque aprovecha primero a la-c '
Slectividad; Es todo un regimen nuevo, es un nuevo sistenim
-que ha surgido en la historic y, consiguientemente, es uria
nueva humanidad que ha aparecido en el cursd de los
tiempos.
No es el Ejircito Rojo; solamente, el que ha derrotadd,
el que ha dsZanigrado, el que ha desprestigiado y el.que ha
Squebraitado a la mdquirina guerrera de la' Eiropa Occident-
tal, sinibolizada principalinente en el Ej&rcito Nazi. No es
eso. Ni es, s61o tampoco la gigantesca iridustria rovi4tica, la
que ha chiocdo con la eriorine indistrid de la Europa cOi-
Stinental. No es'esc tampoco s6lo el amor- a'laPdtria, g6rierb-
so,. eriorme,, creador, que ha ehgeidradod dctos heroics,
trascerideritales. Para mi todo estd es verdad; pero o16 rids
Simpnriante es la suni de estos factors parciales. Es utn
nuevo puebiio, una nueva huriianidad, un niuev~d hmbr' el'
que ha surgido en la Urii6h Sovi6tica. (APLAUSOS).

EI' hombre sovi6tico es invincible
Este nuevo hombre es invincible. Es invencible, no- s6lo
Sporque 'er'7 un fusil, un tanque, uri avi6n; uh'cafi6n efiddz,
una serie de armas para atacar, para defenders con efi&d-
cia: No'es-tampoco invencible s6lo por el hech6 de su mag-
nifica organ~zdci6n econimnica de retaguardia y por su es-
tupendo orc.nracion politica.'No. Es invencible por Id c6-
-lidad usma r del hombre nuevo deIc; u n16n' Sovi6tica. Es
t u hoibre qce d eledepo: ru I'Fatria, ante todb por su Patria.








iMenguados los que han, atacado a. la Uni6nl Sovi4tic c di-
ciendo que ese regimen no engendra patriots, sino simple
utopistas"de las relaciones y de la fraternidad universal. Si
no son patriots los que han derrotado al ej6rcito de Hitler,
zque son? Si no hay Patria en la Uni6n Sovi6tica, en d6nde
la hay? (APLAUSOS).
Pero, ademds, ese hombre nuevo de la Uni6n Sovietica
es invencible, porque adem6s de patriota quiere a la. Hu-
manidad. No la quiere de una.manera simplemente concep-
tuosa o conceptual.
No quiere el hombre nuevo de ]a Uni6n Sovi6tica a
la Humanidad de una manera literaria. No la quiere en una
actitud snob, est6pida, de diletante politico o artistic. Cada
hombre, cada mujer del nuexo pueblo de la Uni6n Sovieti-
ca quiere a la Humanidad toda, porque desea contribuir a
la liberaci6n de la humanidad toda del planet, sin except;
ci6n de ningn -pais y de ning6n continent. (APLAUSOS)'
,. Yo he visto, yo he oido a los j6venes de la .U. R. S. S.
hablar de las cosas de M6xico, de las cosas de los Estados
.Unidos, de las cosas de Argentina, de los problems de
Alemania, de la situaci6n de Espafia, de los asuntos de No.
ruega, de los problems de China, de las cuestiones de la
India, de los asuntos de Nueva Zelanda, como:de cosas pro-
pias. No en virtud de una series de concepciones de card6c-
ter sectario. No. No en virtud"de una educaci6n impuesta
a su. conciencia con el objeto de que se mufeva comom- -.:
quina, seg6n "lo afirman los calumniadores sempiternos, da:
la Uni6n Sovi6tica. No; Los he oido, los he visto,a he palpada
su realiddd, su' calidad desconocida para nosotros, s610
comparable con los misioneros del pasado, con los misio ,:
neros del siglo XVI'-para valerme de un ejeaplo mds cer-
cano a nosotros--,quei ayudaban a los indios en cuanto po- ;,
Sdian, contra, a voracidad; de sus explotadores. S61o:comppta ,
rable con los grande hombres de ciencia, que sacrifican, su.
salud, su tiempo; su ipoavenir,. sus relaciones faniliares, coni:
Sel objeto de.descubrirdas leyes y l3o principios de, a Natu-
raleza, s6lo comparables; por:la emocj6n, a los.que siempre :
* estdn en unacactitud patril6ica, r.irs.cendental,- porque en-,
-' tienden y perciben jel rritmo de las costs, deacrncido pa- :.
-'~ ~ r.** ^"S








la mayor parte de las. gentes del mundo. S61o asi, teniendo
el cardcter de ap6stol, de investigator, de hombre genero-
so,- de hombre con espiritu nuevo, po6tico, artistic, trascen4
Mental, se puede entender que haya una nueva generaci6a
en la Uni6n Sovi6tica. Porque estos j6venes que hoy llevart
l peso de Ia tarea en la Uni6n Sovi6tica, son eso: patriots,
ap6stoles, investigadores, gentes nuevas que aspiran a
nueva Humanidad, y que est6n dando, por ello mismo, sus
conjeturas y sus juicios y sus ideales y sus esperanzas po,
Un nuevo mundo.
IQu6 dificil es derrotar a un pueblo en estas condicio-
ties I Qu6 altas son las trincheras que levantan los espiri-,
tus nuevos de los hombres nuevos de la Uni6n Sovi6tical
IMds altas, mds profundas que las fuerzas de los simples
soldados, por elevadas y hondas que seanl IQue dificil es
pesar la mentalidad y la voluntad y el coraz6n de esta ju-
ventud sovi6tica, much mds recia que los tanques m6s po-
'derosos, much mds important que todas las fortalezas
construidas hasta hoy con hierro, con cemento; much m6s
fuerle que la dinamita, que la p6lvora, que todos los explo-
sivos que se conoceni IQu6 dificil es pasar por encima de
esta juventud que tiene una voluntad de hierro, una volun-
tad enorme, no s61o de vivir, sino de hacer que otros vivanI
jQu6 dificil es pasar por encima de un pais de doscientos
millones de habitantes dispuestos a transformar su pais, su
Patria, y a colaborar a la superaci6n del mundo entero)
Eso es invencible. Contra esa moral, contra esa voluntacd
'de vivir, contra esa voluntad de triunfar, contra esos misioc
neros de la nueva Humanidad, no valen caiiones, ni tanqules
ni aviones, ni bombs. (APLAUSOS).
Conociendo esta esencia de la juventud sovi6tica, s&
puede ya saber por qu6 en un afio ha hecho toda la enorme
labor, la gigantesca obra prodigiosa que ha causado la ma-
ravilla, el asombro del mundo entero. (APLAUSOS).

P La putrefdcci6n del regimen capitalist V
SDe otra mcnmira tambi6n serfa imposible :exp'iicarse "
Spr qu4 de la debilidad de los gobiernos de-olgunos poles-








capitalistas d. EuLcc:- No podria explicote n.acie j.iu3ti
cordamente, de un modi satisfactorio, por qu4 cays:on sin
pelear casi, todos'los pueblos. Excepto el mrc-rillbs pu.r-
blo espafiol, qiue pele6 hasta el filtimo instants (APLA.USOS;.
los demcs no lucharon, no por su culpa, sins pr3 culpa de
los gobiernos que los presiding. El apaciguar.iento, la n-
trega a Hitler de la soberania y de la libertad oaienrs co.a
la esperanza de conservdr las propias y tambiAn con e[ d'.-
seo oculto de entregarlas mds tarde; la traici6n elevad.: a
la categoria de sistema de gobierno; la 'oobardia en los
responsables de los gobiernos de varis' pdises de 'Europa
Occidental, elevada a la categotia de inetodo:
_Traici6n de dirigentes, desilusi6n en las' masas del pu;-
blo, division, fomento de las rencillas, "quinia column,
romripimientd de la unidad nacional, qtiebrantariiento de la
volunlad'de pelear, de defender la Patri' y,,de dafende- ai
mundo. Claudicdci6n, en suma, podredumbre, capitulaci6n,
poriente, ocaso: Contra el Ocaso es Imuy facil pelear; cnc
trd el Oriente es muy dificil veneer. Por esa raz6n los gobier-
nos europeos tUvieron la actitud que asumieron frente a Las
acomelidas de Hitler. En el fondo, muchos de los jeles d. los.
gobiernos europeao estaban de acuerdo con Hitler. Querlon
el Irunfo del fascism; pero los pueblos no.lo tole:aban. Lo-a
pueblos y los gobernantes de' mds vision hist6rica no lo per-
mitieron.
El fcismo estc sentlenfciado a muerte ,t

El mundo, todo el, mundo, se ha unido 'hoy para dem.L
tcir'al nczifascismo..El Pacto de' as Ndcrones Unidas es un
compriomiso no s61o de los, Gobiernos; lpr fortuna tambi6h
es de los pueblos Lor gobernantes dem6cratus d hoy 'st
han inleirpetado la opinin5r de sus pueblos Por eszta causa,
el Pacto de las IIaciorns Unidas encierra la santencLa a
muerte para el nazifascismo y garantiza la victonc para'l
porvenir. -
Los filtimos hechos, la alianza de la U. R. S. S. con In..
glaterra hasfa por veinte ianos postenore''la paz, Ia alian.,
d de la U. R S, S.. con lo3 Estados Unidos, refor:-'cdo el poac.
to multilaterala aM' i. r. n-iones unida contta .e Eie, son
.14








tafcmrn 'd:- de que Ia viclctria ,e,qpro:p; na. Todavaq van
a.correr; ric. de sanare; todavia. van a modir.cpentenares de
mries .de g-stes cmabatieiites y, no .ccrralienites, .j6venes
y.viejos, .-. 'a Jinea defuqgo.y-.en la retaguardia. Todavia
van a ser destruidos grades biene-; riquezas incalculac
bles van a ser demolidas,.van a ser.presa.de las. llamas, pre,
sc; de las agdias del iiiar. Todivia .a:mo's a .vivirquiza los
meess mas aiaagos de'la giierria. .Hl que esperor momen-
los duic:7, diL;cei, angustisos; rnmLieiitos de doilor prolun.
do. Hay que ~:percrdrderrotas, hay que. eperar. reveses, hay
que e-cerar sacrihicios .incorniensurables. Pero. nqdie abrin
ci:e aidis -obre, la .victQria fiinl. Pddrd Hitler, p"Qdrd el reb
9umen miabliriZla ;:fascis'd del Jap6n, teper nuevas victorias;
pqdrd 6.cza-ii.nen fe Mussolini tanribirii 'tener .algunos
ilujnifc: Pero niguno, rii los .res asociados, seguld.') de
EL s hiadc 3, ..pdrdri' cbtener jams ld i'ictoria definitive.
Por eso, ei .los.momentos en qude Id cfensiva mililar se'con-
centra en' todo6sos -frertes' en la'U nio6n Sovi6tica, en Africa,
en el Pacifico; einlbs.imomentos mismos en q'ue los soldados,
los.ejercitos, van a.Iuchar.por.Ia 6iltimacvez, pcra decidir el
rumbo -e la guerra,". ftbin Ien el"eampo .de'la lucha po-
litica re empie:an a prepaiara los- enemigos para dar. el 61
timnibgol-r, la Allima sorpresa.

SE'l fascismo se prepare parr ganar .la paz
,Y si no 'uera bastante la experiencia de lo, que ha pcu-
rrido en !. 'jltiinos'tiempos, yo diria que podri dpasar ihiad
,'vreida ia ullima maniobra, lan que hoy inismo estd desen-
;volvi-nd.j-e, pero que ya no'podr'd ser ignorada por nadie.
Ant'e la mminehnca indudable de la d-rrotda las .potencias
del Eje, el fascisio, eni suma, ha lanzad ouna niievid c6iisig-
na: prepararse para la derrota, con el objeto de que, venci-
do, pueda gcar ala pr6xima paz. Coincidiendo codn la filti-
nra grdn batalla, con Id serie final de las'batallcs en el aire,
en.el mar y en la tierra, vendrd la gran batalla political ILos
,iasqisfas .de todas.partes del mundo empiezan ya a prepa-
ugr .E caldid. rerueltos a Facrificar al responsable ocdsional
Sde ]a luch.i, AdolHo Hiller. Los fascistas s.ben que perder6n
S15 -








ra guerra; pero quieren ganor la -: -En -otros -trminos:
quieren transformarse de vencidos en. vencedores; de res-
ponsables de la guerra en ':- orio-o0 *.- Ia. paz. Y para ello
empiezan ya a movers, -presentS rd:. [ panorama de la
post-guerra.
En Mexico estamos sintiendo ya los efectos de la prepa-
raci6n de la lucha political para la post-guerra. No ha co-
Smenzado nuestro pals a pelear todavia; estamos en gu ,-,r-
y no estamos en guerra. AMn no se ha sentido la acci6n gue-
rrera del pueblo mexicano. Todavia nuestro pueblo ignore,
algunos aspects del vasto plan de dominio de las p.teni-i'.
del Eje, por culpa de-los apaciguadores y de la "quinta column,
na", y ya -los fascistas mexicanos, por 6rdenes de sus jefes,-
empiezan a levantar las consignas de la post-guerra, las
consignas para ganar la paz. Por eso es indispensable quo
nosotros analicemos no s61o los resultados de la contienda
armada en un afio de ataque a la Uni6n Sovi6tica. ni s61o
hagamos el balance de lo que ha sido hasta hoy, desde
Espafia hasta la URSS, la guerra en el mundo, sino que-
pensemos en lo que se estd decidiendo en el frente de lyu-
cha, para poder salvaguardar nuestro porvenir..
6Cudles son las teorias de los enemigos de la de.mocra-
cia aut6ntica? 6Cudles son las teorias de esos emboscados
que, aun dici6ndose antifascistas, se preparan a restaurdr
el fascism despu6s de la guerra? ZCudles son las tesis nue-
vas de los fascistas? .Cudles son las consignas de los quo
ambicionan ganar la paz habiendo perdido la guerra? Cua-
tro son las tesis que en estos moments estdn divulgando
por el mundo entero. La primera es la teoria de que, termi-
nada la contienda armada, ha de establecerse en el mundo
un superimperialismo. La segunda tesis es la del r ;i ;.>
ut6pico a la 6poca de la libre concurrencia. La tercera teoo
ria es la del "nuevo orden cristiano". La cuarta tesis es la
de la revoltici6n mundial, inmediatamente despues de que
termine la guerra. -Es. menester que nosotros en M4xico ha-.
gamos unr breve andlisis de estas teorias, para pre'.-enLi a
los mejores cuadros, a la vanguardia del proletariado, a la
'vanguardia del pueblo, en contra de las, asechanzas que
entrafian .tales utopiass, r ..:r.rrealizables,. J:le3 provocacio-
16








nes, por insidiosas, de los fascist; de la "'1uinta columna",
de los agents del Eje.,
tL teoACz: del superimperialism
LQu6 es Id teoria del superimperialismo para la paz,
para despu6s de la guerra? Es la tesis de los fascists no
alemands, no italianos y no japoneses. Si buscdramos ha-
cia atrds, diriamos que el primer te6rico del superimperia-
lismo fu6 Kautsky, el te6rico de la Segunda Internacinal.
Kautsky escribia; -"Desde el punto de vistr puramente eco-
n6mico, no es impossible que el capitalism pase todavia
por una nueva fase: la aplicaci6n' de la political de los car-
tels o la political exterior, la fase del ultraimperialismo, la
uni6n de los imperialismos de todo el mundo, y no la lucha
entire los' mismos, la fase de la cesaci6n de las guerras ba-
jo el capitalism, la fase de la explotaci6n general del mun.
do por el capital financiero unido internacionalmente".
Esta tesis de Kautsky era falsa. Lenin se encarg6 de ex-.
hibirla en su falsedad, de triturarla desde el punto de vista
te6rico, de denunciarla y.de escarnecerla desde el punto de
vista politico. La tesis del superimperialismo, es decir, de
la posibilidad de un gran monopolio en el mundo enter,
construido de una manera pacifica, sin violencia, sin cam-
bios'bruscos, es una teoria que se basa en la ignorancia de
uno de lds principios fundamentals del marxismo. No vi6
Kautsky el carddcer dial6ctico de la historic; ignore o no qui-
/so admitir la ley del 'desarrollo desigual del capitalism. El
error de Kautsky al concebir el surgimiento de un superim-
perialismo ptra cel mundo entero, de una manera natural,
por virtud de la propia concentraci6n del capital, hasta lie-
gar al doininio de un monopolio financiero sobre el mundo
complete, era el de ignorar esta ley del desarrollo desigual
del capitalism. Desconocia que la geografia no es igual
en todas parties de la Tierra, es decir: no en todas parties
del mrundo hay los' mismos recursos fisicos, los mismos re-
cursos humans, las mismas tradiciones hist6ricas, las mis-
mas tradiciones political, las mismas caracteristicas, en- su-
ma, desde el punto de.vista interior y desde el punto de vis-
ta exterior, international,








Kautsky ignora)Da que es falso que loc monopolies
anulen las contradicciones prc.',erjentec de la corpetencia,
que no es verdcd que supriman lcs electos l6gicos de la pro-
piedad privada. Kautsky i. o o quiso advertir que
dentro del propio regimen de los- monopolies, del imperia-
lisino, Ia e-isiencia de.las cnrisis''es eevident, y que Ids .cisis
se suceden con un rit'mo cada vez irds acelerado y. con un
alcance cada vez mds piofi~id.d. fTrncr6 Kaitsky. tamb en
la agudizaci6n de la luchd de closes en las. propias me: i'6-
polis imperialistas. FinalmeTie, ignbr6 o aparent6 ignorar
que el descontento de las colonies, la inconformidad de los
paises semicoloniales .en contrc lde sus re:'pectiva metr6-
polis imperialistas, es cada dia mids grande.
Sin embargo, los .tecnicos del imperialism tradicioral
vienen-a revivir hoay la tesis de que 'la pidz fiutura see ha de
caracterizar. por el crecimiento 6rorc-i'io y pacifico del pro-
ceso' de concentraci6n del capital, por la conriLjncinh ada
vez mas" vertiginosa de los tIx-le, de cls cartel-, 'de los mo-
nopolios,' hdsta el advenimiento :de,.un l61o inmenTo mono-
polio en elFniduido, de un Pspenrmperiralism.. IVenir a pre-
coriizar esa.tesis.hoy, el in;ie.;;alismo traditional, cuando
estf probi'do que no se puede-construir asi el' regimeh so-
cial.del future! Fracazardn.. Mientriasel regimen de la prc-
pieddd privadac prevalezca, nb podra, con el ritmo desigual
del deiarrollo de los passes cap.ital;ta, no podrd haber or-
monia ni..~rucho nienos ccrnj c n crn pacllca de los.divers.os
impericlisimos. Tendrd que haber viclencia _y guerra. Po7
esa causa.la tesis del superimperialismb, aparte de ser an
ticientifica, es una simple utopia. -Pero' tenemos que estcn
preparados para defendernos de los, promotore'b, de los i1.
deres de, esia doclrina. Habrd los que quieran hacer de .un
in'imerialisrmo .cualquiera un su~e :;rni ricallimo en el mundo,
y'las victims inmediatas de una concepci6n de esla rmdg-
nitud son, ya se sabe, antes que todc, los praises d6biles, los
praises coloniales y semicoloniales del mundo..
S:Et retorno ga za lie' rccriurencia
La fesis del regreso a la, cpo'a de la libre concurrercia
-es utia teoria igudlmente:falst,- ut6pica tambi6n. No pcdr6
$198.








o1ve"r el :mundo: capitcalI~tt a I d- poca 'de-la--libre concu-
rrencia. Esta tesis se cipdya en- a creencia de que .el Estado
podrd *destruir'los monopolio- La experiehici'all respect,
ha sido muy:elocu'ente. Bastacra ver el ca:o de 1os Estados
Unidos de Norteam6rica. Y si no nos fuera suficiente con el
ejemplo de un pais tanr grande y tan desarrolcldo como el
vecino nuestro, bastaria el caso de nuestro propio pals. El
Articulo 28 de la Corittituci6n sigue hablando de que se
prohiben los monopolios en Ia Rep6blicd Mexicana. Este
articulo tiene la misma eficacia que aquel inttligdnte decre-
to de un Gobernaddor de mi Estado, en la pdca pre-consti-
tucional, que, prohibit el analfabetismo para-'tdos los had
bitantes de Puebla.
No podrd el Estado eliminar los monopolies. No podrd
hacerlo, porque el Estado no se hall por ercimd de la lu,
cha de closes, porque el Estado no se hall pdr'encima de
las consecuencias naturales e inevitable de la, propiedad
privada. Es el Estado un product del process hist6rico. Es
el Estado un instrument de. Ia clase social domirinite. Es el
Estado -un instrument del regimen de la,'prpledad que
prevalece en un pals cualquiera. No es el Estado el que de-
termina:la jropieda sino el regimen de Icd pbopiedad el
que determine las caracteristicas de los Estados. Por eso,
no podremos volver a los tiempos de la libre coicurrencia,
El "nteev orden cristian'o"

Po 'lc ~ue toca a la: teoria de un "nuevo or'dn cristia.
-no" en el mundo, vale la pana examinarla co6ri:itier6s y con
cuidado, porque .serd quiid a bandera que nims se enarbo-
le en Mexico en los dch: vnj.ro"s, porque ha de sei, dada
la estructura seimicol6idl' que'todcvia domina en M6xico,
la.tesis que conimayor vior se levante eri coritrd de'ld ver-
dadera demo'racia inexicana y de las legitimz' 'aspiracio-
nes de nuestro piteblo.
El "nuevo orden cnrriar-," .. Z baoa en la teorta de que
lo? enemicgs del cristianisno est.in hby destruy6pdo.;e entire
S, por. hafcese olvidado de Dio33 y por haberse olvidado tam-
bi.n de lcs ensehanza.u de Je~aiUcisto, y que ha Ilegado el








meomento, ante el espect6culo de sus luchas intestiness, de
pu propio derrumbe, .de su sangria, de que se yerga sobre los '
escombros de todos los enemigos del cristianismc, un "nue-
yo orden" basado en las ensefianzas de Cristo.
Pero esta explicaci6n, rom6ntica si se quiere, verbalista
61o, si s61o se la juzga desde el punto de vista de la expre-
si6n literaria, encierra una maniobra clara, nitida y verdade-.
ra. Los directors intelectuales, los lideres del "nuevo orden
cristiano" dicen asi: "Luchamos contra los enemigos de Cristor
aue est6n aniquildndose. En primer lugar, contra el judais-
mo international. En estos moments la juderia estd repre"
sentada por Roosevelt, el Presidente de los Estados Unidos.
Luchamos contra los que quieran hacer del mundo una pro-
piedad de los judios, los traidores a Cristo, los que lo nega-
ron, los que hicieron impossible el establecimiento del orden
cristiano desde el moment mismo fen que el Salvador mu-
ri6. Luchamos tambi6n, diden, en segundo lugar, contra el
protestantismo, contra la division del cristianismo que pudo
prosperar porque encontr6 una naci6n que lo adoptara y
que hoy preside Winston Churchill. Luchamos contra esta co"
rriente que trata de quitarle al mundo el nice incentive
para vivir que tiene, que es el pensamiento legitimo de Jei
sus. Luchamos tambi6n, en tercer lugar, en contra del neo-
paganismo de los nazis, que encarna Adolfo Hitler. Lucha-
mos en contra del regimen que ha perseguido : los cris-
tianos verdaderos. .Luchamos en contra de esta bestia que
eleva ,a la categoria de desiderata los apetitos mds bajos
'del hombre. Y luchamos tambi6n, por iltimo, contra el cov
munismo, que encarna Jos6 Stalin en la Uni6n Sovi6tica".
Der esta manera, luchando contra el judaismo, contra
el protestantismo, contra el fascismo, contra el comunismo;
hay que pensar en un nuevo regimen en la historic. (Cudl?
El."nuevo orden cristiano". El regreso a la dominaci6n; de...
la Iglesia en su aspect econ6mico, en su aspect politico,
en su aspect, moral, en :su aspect cultural. En otros ter-.
minos, los que prohijan un- "nuevo orden cristiano"', pre"
tenden revivir en, sus aspectss :esenciales el ifeudalismo6 :.. -
S Es, la queja de los sefiores feudales contra el ccapitalismro,
en cuanto :ste fu6 una fuerza de prqgreso. -Es:e.l.deseb de -:
1 S20 *: !








ryolver atrds cal undo. Es el deseo de aniquilar el capital .
lismo en lo que.tiene.de fuerza progresiva, en la que tuvo:
de fuerza creadora de bienes, de libertades. Pero es, sobre
todo, el deseo de luchar contra el movimiento incontenible
hacia la democracia autentica en lodas parties del mundo,

La revoluci6n social inmedicta y siuvlt&nea e. todo el,
mundo

En cuanto a la tesis de la revoluci6n mundial para el
'dfa siguiente despu6s de que se fire la paz, en todas par-
tes, en todos los continents, tesis que principalmente pro.
hijan los trotskistas, no es mds que el reverse hacia la iz-
quierda de la tesis del superimperialismo. Es exactamente
la misma tesis, se basa en la misma ignorancia de la ley,
del desarrollo econ6mico desigual de los pueblos, del prin-
cipio del progress desigual del capitalism. No pueden manu
char al unisono, de acuerdo con el ritmo capitalist, todoa
los pueblos. Por la misma ley, por ]a misma raz6n, no pue-
'den marchar simultdneamente todos en el mundo hacia
Sja revoluci6n social.
Ya se entenderd por qu6 ahora el te6rico de la Segun.
a Internacional estd coincidiendo, naturalmente, con los
te6ricos de la Cuarta Internacional de Le6n Trotsky. Son
'desviaciones de un mismo tipo: una a la derecha, la otra
a'la izquierda; las dos apoyadas en la misma ignorancia
'de las leyes hist6ricas, en la misma ignorancia de. la dia-
l1ctica materialista.

S ay que buscar las forms political de transici6n .

,Ninguna de estas cuatro tesis es erdadera. No ha-
brd un -superimperialismo en el mundo del porvenir. No
Shabrd tampoco el::reqreso a la libre concurrencia. No hab
Sbrd tampoco el "nuevo orden cristiano", ni habrd tampo.
co la revoluci6n mundial simultdaea.
Los trabajadores tenemos el deber de juzgar ae. ur
SiS>do certero. no s61o el pacado, ro s61o el present, sino
t-gnbinn, y principalmente. ohor, el- -porvenir, Cualcuier








utopia que' mdviera nuestro inimio serfa fatal; Cualquier
desviaci6n' serial fifunesta e impeidonable. No podemos pen%
sar sino En un principio, en un principio que es possible por4
que es real, Icrque es la exr;ezi6n del propio process his-
t6rico. Perisar en un gobierno democrdtico de' transici6n,
de acuerdo con las caracteristicas de cada pals; en una
democracia mejor que la de hoy, preparando un future
canibio decisive en la historic. Esta es la Inica posibilidad
para la masa obrera. Es la uinica explicaci6n certera, por
otra parte, de la historic.
Las forms political de transici6n entire el capitalis-
mo y el: socialismo, se apoyan en la tesis fundamental del
materialism dial6ctico. Todas las cosas, segin se sabe,
de acuerdo con la teoria del materialismo dial6ctico, se
hallan en movimiento, sobre la base de una acumulaci6n
constant de lo que en t6rminos marxistas se' llama canti-
'dad. Es lo que se conoce con el nombre de desarrollo gra-
dual de'las instituciones. Aplicando este principio a la
Historia, se puede afirmar que el capitalism no .puede
pasar al socialism sin un period de transici6n. Cuando
se admite que la historic es un process; pero se proclaima
que ,se piuE.de pasar del capitalism al socialism sin tran-
sici6h, se es tri' frotskista, se sufre una' desviaci6n ,hacia-
i3 izquierda. De'lac misma manera, cuandose admite que
es nece~arTia ]a transici6n; pero que est .transici6n ha dle
ser pacificac y no violent, se es un oaortunista, se suifre ura
de-viaci6n de derecha; La verdad es que se tiefie, inevi-
tablemente, que pasar del capitalism al" socialis~o, bus-
cando las forms de la transici6n.
Nos hallamos hoy en una etapa de transici6r. El im-
perialismo; .como etapa superior del capitalislrio, es socia-
ista:ya nerld'forma de producci6n. No,lo esen la forma de
-propiaci6n de a rriqueza producida. Es una etapa de traftn
sici6n detro de laccual hay que buscar ias formas de tran-
sici6n del .capitalismo al socialism. Lerint;daba una gran
imrportancia a la biusqueda de estas formats, porqu6~i 61 .d
cia con toda raz6n que rio s podia suplir con la propagan-
'da, con Ja agitaci6n, el estadd d, conciencia de las masas
-t: rdbadbra5o s d ihigun piots' S.1[ medi:nte el process de
22








la lucha, mediante ]a maduraci6n natural. ce puede Ilegar
d un-periodo deniro del cual esta prep-arOaion ccincdci
don las condicignes 9bjetivas internals y ,e;.ternas de un
pois, para el ccambio del capitalismo 'al socialism:. Antes
no se tuede.
Por ,eso los irabaciadore2 tenemos-que afirmar que ha-
brd, en la paz inmediatacque sigc.aIa, guerra,.un progress
por el que hemos.de luchar. De otro m::do .ro Seriaconce-
bible esta .guerra. Pero tambi6n dbern-rm.: afirrnar que ,ha-
brid formas desigugles del process demc'crdil..:. forms de
transici6n political. (Cudles? Habrd paises dentro de los
cuales exist un regimen socialist. Habrd paises para los
cuales s6lo sea possible por su grado de nmaduraci6n po-
lifica y por sus condiciones internal y externas, gobierncs
de frente triico. Habrd otros praises que solo tergan for-
xnas diversas de qobierno popular. No un regimen politi-
co uiiifrime en el mundo, sino diversas forms political
de transici6n.

Nuestrm bqndera es la arrta .del Atlntlico

Peroa hard npevqs formas, nuevas fqrmas de gabier-
no de las a6unciada3 y garantizadas en l -Carta del Atl6n-
tico; -basadas -en el derechb .en 'el 'que ls ,trabajadores,
principoliriente los ,de la Anmerica :latirad, deBeeh iinsistir
con fervor, cori entusiasino, recladmndo" que 'se cumpla:
el derecho- de cautodeterminaci6in -de cada naci6n del imun-
do. (APLAUSOS).
Por' esa causa, los trabajadores de .la Amrica Latina,
:organizados bajo la bandera de la C. T. A. L., que en esta
ocasi6n hablan por mi conduct, expresan desde esta
grann tribune de,M6xico, concretada .en la .asamblea de
esta noche. que no s61o admiten:la Carta del Atldntico, sino
-que la apoyan y que ,habrd de ser su bandera para el por-
venir en la Am6rica Latina y en el mundo enterr: el dere-
cho de autodeterminaci6n de nuestros pueblos y de los
idem6s paises de la tierra. (APLAUSOS).
S- Los trabajadores de la Am6rica Latina viviremos vi-
gilantes. en contra de la tesis del superimperialismo; virire"









mos vigilantes en contra de Ia tesis del ut6pico retorno ac Ia
libre concurrencia; viviremos vigilantes en contra de la -te-
sis del "nuevo orden crlstiano"; viviremos vigilantes en
contra de los provocadores Ilamados' "de izquierda", de los
radicales falsos. Lucharemos, sobre la base de nuestro de-
recho intocable a darnos el rG6imen social que plaza al
pueblo de Mexico, y preocupdndonos porque en today Ia'
Am6rica y en las otras parties del mundo las naciones dis-
fruten el mismo der'cho, por mejorar nuestras tradiciones
vivas y hacer del regimen de mafiana una democracia me-
jor, mds aut6ntica.
Estamos en favor de Ia democracia. Estamos en contra
de los aspects negatives del regimen capitalist. Esta-
mos en contra del imperialismo. Estamos, por supuesto, en
contra del fascismo, en' contra de la barbarie, de la tira-
nia, de las formas sangrientas qlie rebajan la libertaddel
hombre, que lo aherrojan, que lo persiguen, que lo embru-
tecen. Estamos en favor de los ideales democrdticos que no
se han realizado todavia. Estamos en favor de.los ideales
de nuestros pr6ceres, que se mantienen en pie. Estamos
acn pensando en los ideales de Morelos, en los ideales de
Hidalgo, en los ideales de Judrez, en los ideales de Zapata,
en los ideales de los hombres que han vivido esforzdndose
por hacer de M6xico unn M6xico mejor, y estamos tambi6ei-
con los viej6s ideales de los pr6ceres, de los fundadores de
las otras patrias de la Am6rica Latina.
4.
Va a surgir un mundo nuevo

Vendr6 un mundo nuevo, un mundo nuevo que es pre-
ciso conquistar con trabajo, con decision, con abnegaci6n,
con el sacrificio de la vida si es precise. La conclusion de
la querra no va a siqnificar un cambio inmediato y feliz
de la Humanidad. Esto es also. Vendrd una post-guerra
llena-'de -provocaciones, de peligros como los que he se"
fialado, de lucha. Vendrdn para nuestros pueblos: dbiles
de- la Am6rica dias aciagos. Vendrdn para los pueblos de
Europa, junto con la esperariza cada vez md.s pr6xim'a de
Suna libertad verdadera, dias -de hambte, dias de nievas
t. 24








songrias, dias de persecuciones sin nombre, dias de sacri-
ficios sin cuento, dias de profundo terror. Vendrdn para la
Indid y para China y para los pueblos-malayos, y para los
pueblos de otros continents tambi6n, dias dificiles. Pero
vendrd una aurora final, vendrd una victoria decisive de
los pueblos, vendrd. un paso indudable en favor de insti-
tuciones mejores que las del pasado. Vendrd un mundo
nuevo; vendrd a realizarse por conduct de los partidos,
con nombre o sin nombre, el ideal mejor que se ha mante-
nido fire y que ha movido a los hombres de todos los
siglos.

El partido del honre. T

El partido.politico es indudablemente la invenci6n mds
grcnde que registra la Historia. En -el mundo del feudalis-
mo, bajo el dominion spiritual y material de la Iglesia Cat6-
iica, todos los hombres, exolotados y explotadores, vivian
dentro de una unidad political, que era, al mismo tiempo,
una unidad religiosa. Pero cuando sobrevino el Renacimien-
to primero, mds tarde la Reforma, despues la revoluci6n in-
glesa, y por ultimo la gran revoluci6n democrdtico-burgue-
sa en Francia; esa unidad political se rompi6; el mundo del
feudalisme se parti6 en dos pedazos, y los hombres se di-
vidieron de acuerdo con los intereses y las opinions de la
clase social a la qua pertenecian. Fu6 entonces cuando se
constituyeron los primeros partidos politicos, como instru-
mentos de lucha de una clase social contra otra,:y se lla-
maron partidos, precisamente porque se proponign repre-
sentar y porque en efecto representaban no el conjunto si-
no s61o una.parte de la sociedad. Desde entonces, los hom-
bres han vivido y han luchado divididos en partidos poli-
ticcs. Hoy, particularmente, no hay un hombre que pueda
!decir, en rigor, que no pertenece a ningan partido politico,
porque no hay ningin hombre que no pertenezca a alguna
dlase social. Y los hoebres de hoy estdn divididos, sin ex-
cepci6n, en dos grandes partidos cciccos: el de los par-
,tidarios de que subsista el regimen de la .explotaci6n del
hombre por el hombre, y el de los partidarios de que ad-









vengd el redinien' d lId Iiberacib6n del hombre por el honm-
hie. Yo, -1' nio prerenczcI' a #niriniri' parridc. naciorial ni
soay m'ieimbrO de" niritlun inter'nacional polilic., no soy,
sin embargo, n hcmbr.e ?in parild':. Yo soy,. he sido siem-
pre y nunlca' deicire de serlb. ux hombre de .:,arTido. Mi
pdrtido, el parildo al que yo pertenezco, represent.r a la
vez, und arte de Ida sociedad actual' y el. conjunto de-
la sociedad' future: No es, por eso, en realidad, el. par-
tidd de und par'te, sino el partido del todod Mi partido, el
partido al quie u.7i~-de pertenecen, el dprtido al que perte-
necen todos los trabajadores de nuestro pais y del mundo,
el partido del proletariado, es el partido del hombre. Yo
pertenezco. como tiStedes. al partido del hombre, al parti-,
do de la close trabaijadcr.j, al partido de la fInicac clase so-
cial que sobrevivird en la histbria.l al' artido' del pueblo
todo de m rinin l pa rtido del porvenir, pdrque en el pofr
Svenir no habrdt e xplotad6s ni ex5lotddores, porque en el
porvenir io habra' sirio trabajadores que con su propio es-
fuezzo traden nuevos ruiibos a- la humanidadi Hombre de
pariido, nii ::.atido es el partido del hombre.
Por estd raz6n- es precise que en los rormentor mismos
en que ha.cemc. balance del esfuerzo reakladio por la Uni6n
Sovi6tica en un ado, cuando sabemos y afirmdinos que el
ruimbo de Ik historian vda camd iaid, cuando tenemoc la con-
vicci6ri de ci~e e c6ambio ha de ser evident, pero que hay
-e rmerecerlo' c6i el' esfuerzo y sacrificio, el mejor home-
nrje que podeia6s rendir a la Uni6ni Sovitfica es el home-
tmaje de coririibliri a la victoria contra Hitl6r.

La iuerra de M6xico n6 es simb6lica.

M6xico estf edi- guerra.. Sin embargo, idaY quienes tie,
nen el prop6sito de (ie esta querra s61o'sed simb6lica. Los
trcbajadc rer de M6xico, por el contrari6, quermcmos q'ue estdr
ca-erra n6 s&x' Eimb6lica para Mexico, sino una gue-
rrd real, electiva, d murrt6 contra el fa6cimo. Hoy ya sd
esti operd~ndb 61 6eihbio. Yd no hay indis, yit nri hdy par-
tiarios de 16o nazi., ya rino hay fascists. yd' no hay partik-
',rio3 de' los fascistas. Ya empieza a haber iuia sold opi,








ni6n: contra ,el Eje, contra el fascismo, contra ,Hitler. Pero
los que apenas ayer eran partidarios de Hitler, del fascis-
mo, del Eje, y que hoy, por una cuesti6n ,de -tdctica, han
asumido esta nueva actitud, siguen siendo ,partidarios de
los metodos fascistas ,y de los prop6sitos Jascistas. Los ia-
langistas de ayer.,los gachupines que cyudaron desde Me6-
xico a Franco. los supergachupines .los que ayudaban aquS
en Mexico a l1 sublevaci6n del ej6rcito podrido de Espa-
fna, los que aplaudiercn la caida de:Franicia, los. Quislings,
todos los servidores de las potencias del Eje. los 'que inte-
gran a "quinta column" en M6xico, ahora son "antifas-
cistas", .son los que preconizan el "nuevo orden cristiano".
Aqui, en nuestra Patria, surgird en breve .tiempo una
gran campafia para instaurar el "nuevo orden cristiano'"
Se va a agudizar Ia lucha, la traditional lucha de ayer.
Van a querer levantar nuevamente el powder econ6mico. el
poder politico, el powder moral, el poder cultural, de la Igle-
sia Cat61ica. Ellos ser6n, los detentadores de la Iglesia, sus
propagandistas,:los que se echen encima del pueblo que no
piensa asf. Los rerolucionarios de M6xico no estamos en
contra de la creencia personal. religiosa, .no estamos en
contra de la libertad de pensamiento religioso; no estanos
ei contra de los cat6licos de nuestra Patria. Los revolucio-
ntirios de Mexico no podemos estar en contra de ellos ja-
ads. Ninguna minoria avanzada en la historic de M6xice
ha estcido en contra de los cat6licos mexicanos. Deseamos
luchar junto con los cat6licos honestos contra el fascism.
Pero si estaremos en contra de la nueva forma que adcpe
ta el fascismo. Si estaremos en contra de la .resurreccia
de la Colonia Espafiola en Mexico. Si estaremos en coir
tra de la resurrecci6n del feudalismo. Si estaremos en core
tra de cualquier forma que adopted Ia- "quinta columna,
de cualquier -forma que adopted la reacci6n para dete.aer
Ia mqrcha .nctural. ,16ica, hist6rica, de l :Revoluci6n Me-
xicana. (APLAUSOS).









Nuestra a 4:: a las"Naciones Unlida s

Por eso la guerra en que Mexico se hall debe ser
una guerra real. Combatir al enemigo; ayudar al mdximao
a nuestros aliados, con el objeto tambien de prevenir el
futuro en material econ6mica y en material cultural. Ayud.i
d los Estados Unidos con todos nuestros esfuerzos, con to-'
das nuestras materials, con el fin de que alli no falten Ics
materiales indispensables para la industrial b6lica. Rean-u.
dar las relaciones con la Uni6n Sovi6tica (APLAUSOS) pSi;,
iue es inconcebible que M6xico, habiendo firmado el
Pacto de las Naciones Unidas, cuyo articulo segundo dice.
que los pactantes se obligan a cooperar y a prestarse cyut'
da, no tenqa relaciones con una naci6n a la que estd obli-
gada a prestarle ayuda. Hay una obligaci6n juridica, unc
bbligaci6n legal de M6xico para reanudar las relaciones con
la Uni6n Sovi4tica (APLAUSOS). No es un movimiento s,:-
tario el que nos mueve a pensar asi a los mexicanos; no
se trata, como nuestros enemigos lo afirman. de una cia
signa del Partido Comunista. No es verddd. Los que no so"
mos npiembros del Partido Comunista .de M6xico, los que
no pertenecemos a la Internacional Comunista, pero sow
mos revolucionarios, queremos a nuestra Patria y pensa-
mos en el porvenir de Mexico, pedimos la re-mudaci6n de
relaciones con la Uni6n Sovi4tica. (APLAUSOS).
Tenemos que cooperar con las demds naciones del He-
misferio a la defense de America. Hacer de las veintidn na.
clones del Nuevo Mundo una sola fuerza, una sola voluntad
Ie vencer, In s61o espiritu de combatir. La unidad de Ame-
rica se impone, en la actualidad y para el porvenir, sobre
la base del respeto a nuestra soberania, y de la unidad ver-
'dadera y el impulso a las aspiraciones de nuestros pueblos.
trenemos que hacer del mundo del future .un mundo mejor
Iue el de hoy; pero esto s6lo se logrard combatiendo, lu-'
chando, mereciendo el mundo de mariana.
28









S--.- aNo'tolera~reos m&s) a la:"quinta columna"

Hace unos dias, pasado apenas el moment de estu4
p6o1 que provoc6 la entrada de M6xico' en la guerra la
"quinta column" comenz6 a actuar pdblicamente otra vez,
Pasado e! moment del respeto a la Patria, de silencio obli-
gado por los acontecimientos; burldndose del -lamamiento
del senior Presidente de la RepUblica, provocando al Go-
bierno, .riAndose de la suspension de garantias individua-
les, ha vuelto la "quinta column" a trabajar. Hay peri6.-
dices que circulan todavia en las calls de la ciudad de
M6xico, en los que se dice que sus directors son partida.
rios de Alemania. partidarios de la naci6n con la cual M6.
rico se hcala en guerra. Y la mayor parte de los peri6dicos
conservadores publicrn injuries tremendas contra la Uni6n
Sovi6tica, por el solo hecho de que en dias pasados vino
un grupo de representantes de la Uni6n Sovietica para fi,
nes de cardcter 6omercial. Bast6 eso para que inmediata.
mente se volcara, no sobre la delegaci6n sovi6tica, sino so,
bre,la URSS y sobre todos los revolucionarios de M6xico,
una ola de fango. Se lleg6 a decir que contra la repulsa
que el pueblo habia dado a la delegaci6n sovi6tica, nos-
otros trafamos de levantar ejercitos para ir a pelear a la
URSS. Los mayores actos de provocaci6n se han cometido,
Y seguird la campaign. El lema es hoy: contra Hitler, ya
derrotado por la Uni6n Sovietica y las demds potencias de-
mocrdticas; pero tambi6n contra la Uni6n Sovi6tica. Esa
es la actitud "aliad6fila" de la "quinta columna. Todavia
no se mere el regimen nazifascista y ya se estdn reor-
ganizando las fuerzas para resucitarlo. Y paralelamente al
ataque contra la Uni6n Sovi6tica y contra los revoluciona-
rios mexicanos y los antifascistas de M6xico, el "nuevo or.
den cristiano".
No vamos a permitirlo. Que lo sepa la "quinta colun-.
na". Que lo sepan los agents del Eje en Mexico y en Am&.
rica. No vamos a tolerar mds a la "quinta columna. No
vamos a tolerar mds provocaciones. El pueblo esta en gue.
rtra; la Ptria estd en guerra; tenemos que defenderos,- te.








nemos que luchar, tenerncs que.apoyrr.al -GSberno, press.
tarle nuestra cooperaci6n, luchha con las Naciones Unidas,
para hac*ere klaIguierranauna c.poituridad de .uee: Moxico
progress y Pe limpie de traidores..'Esa es nuestrctarea .fih-
damental. (APLAUSOS).

La gran brigac' de Am6rica.

Las arpas no hay que emplearlas s61o para defender
nuestra Pcitrii ni s614 para defended, la integridci del terri-
torio de 16ospdises de Americca Yo' quiero aprovechar es-
ia velada s6lemne para informer bl puueblo de M6xico de un
actor trascendental. De los Estados Unidos, de Colombia, de
Chile, de .,Venezuela, de la AAmerica del Centro, de otros
pauses de la'America Latina, de 2a fuente obrera, ha lleqado
a Mb6xico la" ecpresi6n de un deseo muy grande, nitido, en-
tusiasta: el de'que voluntaries de. todbs los paises de Am6-
rica, canadienses, norteamnericanos, mexicanos, cubanos,
centroamericanos, sudamericanos, levanteh una enorme bri-
gada para luchar en cualquier: frente de Am6rica. (APLAU-
SOS). Esa: brigada ha de ser la:lBrigadd de America, de
los hombres ,libres de America, de 16s voluntarios de Ame-
rica, de los que van a luchar bhjo el simbolo de Sim6n Bo-
livar, bajo. el simbolo de Jos6 Maria Morelos, bajo el sim-
bolo de los, padres de las parias 'nuestras, a luchar por la
libertad de America y por la jr ,eid del mundo. (APLAU-
SOS). En breve tiempo la idea de Ia gran brigada del con-
tinente americano estard en nmarcha, y para entonces se
invitard a todos. los hombres y mujeres-de la America a
que participen en este gran esfueizo en favor de la liber-
tad del mundo future. (APLALUSC'). Asi dermosraremos que
M6xico estd, en guerra. Demostraremos que todos los pai-
ses de America est6n en guerra, aun cuando algunos go-
biemos pno;hayan declarado, la guerra al, Eje. Los pueblos
todos de Amnrica,-sin excepc',n, herrics de e.lar.en guerra
contra Hitler y sus secuaces. ;AFLAUSOS). Los pueblos 'o-
dos.;de Am6rica: luchardn por ulrj murndo mejor, en el por-
yenir.









Es la hora definitive, para muchos afios, trabajadores
He M6xico! Es la horca definitive, por muchos afios, para los
demds pueblos del Continente Americano, porque es la ho-
ra definitive para todos los pueblos del mundo. Que ca-
da quien elija su sitio, que cada quien cooper como pueda,
como est6 dispuesto a hacerlo, con el mayor sacrificio 00o-
sible. Vendrd un nuevo mundo; pero hay que merecerfo.
Hay que hacer honor a nuestra condici6n de hombres de
nuestro partido, del partido del proletariado, del partido
de la humanidad future, del partido que abarca a todos los
partidos revolucionarios de verdad, del gran partido en el
que estdn incluidos todos los partidos que simbolizan, al
pueblo.
ITrabajadores de M6xico, el partido del hombre estd
en march! (ACLAMACION VITORES ENTUSIASMO
DESBORDANTE).






4




University of Florida Home Page
© 2004 - 2011 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated May 24, 2011 - Version 3.0.2 - mvs