• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Copyright
 Front Cover
 Title Page
 Introduction
 Index
 Primera parte: Maiz
 Frijol
 Sorgo
 Back Cover






Group Title: Informe anual : equipo de produccion "O"
Title: Informe anual: equipo de produccion "O"
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE PAGE TEXT
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054818/00001
 Material Information
Title: Informe anual: equipo de produccion "O"
Series Title: Informe anual : equipo de produccion "O"
Physical Description: Serial
Language: Spanish
Creator: Instituto de Ciencia y Tecnologia Agricolas
Publisher: Instituto de Ciencia y Tecnologia Agricolas
Publication Date: 1975-1976
 Subjects
Subject: Farming   ( lcsh )
Agriculture   ( lcsh )
Farm life   ( lcsh )
Caribbean   ( lcsh )
Spatial Coverage: Guatemala
Caribbean
 Notes
Funding: Electronic resources created as part of a prototype UF Institutional Repository and Faculty Papers project by the University of Florida.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00054818
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 04862777

Table of Contents
    Copyright
        Copyright
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Title Page 1
        Title Page 2
    Introduction
        Introduction
    Index
        Index
    Primera parte: Maiz
        Page 1
        Componentes del rendimiento
            Page 1
        Ensayo de rendimiento de variedades
            Page 2
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
        Estudios de dosis y epocas de fertilizacion nitrogenada
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
        Estudios sobre densidad de poblaciones
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
        Estudio sobre sistemas de siembra
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 32a
        Estudios sobre epocas de siembra
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
        Control de malezas
            Page 37
            Page 38
        Estudios sobre control de insectos del suelo
            Page 39
            Page 40
        Recomendaciones para la produccion de maiz en el Oriente
            Page 41
            Page 42
            Page 43
            Page 44
            Page 45
            Page 46
    Frijol
        Page 47
        Ensayo de variedades
            Page 48
            Page 49
            Page 50
            Page 51
            Page 52
        Estudios sobre epocas de siembra
            Page 53
            Page 54
        Estudios sobre distancias de siembra
            Page 55
            Page 56
        Fertilizacion nitrogenada
            Page 57
            Page 58
            Page 59
            Page 60
            Page 61
        Control de malezas
            Page 62
            Page 63
        Control de insectos
            Page 64
        Observaciones
            Page 65
            Page 66
        Sustitucion de recursos
            Page 67
            Page 68
            Page 69
            Page 70
            Page 71
            Page 72
    Sorgo
        Page 73
        Ensayo de variedades
            Page 73
        Fertilizacion nitrogenada
            Page 74
            Page 75
            Page 76
            Page 77
            Page 78
            Page 79
            Page 80
            Page 81
            Page 82
        Metoda de siembra
            Page 83
            Page 84
            Page 85
        Prueba de variedades frijol de segunda
            Page 86
        Fertilizacion nitrogenada del frijol
            Page 87
            Page 88
        Fertilizacion fosfatada de frijol
            Page 89
            Page 90
            Page 91
            Page 92
            Page 93
        Parcelas de prueba de maiz
            Page 94
            Page 95
            Page 96
        Parcelas de prueba de frijol
            Page 97
        Parcelas de prueba de sorgo
            Page 98
            Page 99
            Page 100
            Page 101
            Page 102
            Page 103
            Page 104
        Frijol de costa y soya
            Page 105
            Page 106
            Page 107
            Page 108
            Page 109
            Page 110
        Observaciones generales
            Page 111
            Page 112
            Page 113
            Page 114
            Page 115
            Page 116
            Page 117
            Page 118
            Page 119
            Page 120
            Page 121
            Page 122
            Page 123
            Page 124
            Page 125
            Page 126
            Page 127
            Page 128
            Page 129
        Introduccion de nuevas variedades
            Page 130
            Page 131
            Page 132
            Page 133
            Page 134
        Segunda parte: Programa de produccion de porcinos
            Page 1
            Page 1a
            Page 1b
            Page 2
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
    Back Cover
        Back Cover
Full Text


AViSt) tlOTfcE



Este es Un recursi protegldo por los Derechos de Autor Digitalizado con
su permiso Todos derechos reservados por el Instituto de Ciencia y
Technologia Argicolas
This is a Copynghted resource Digitzed with permission
All rights reserved by the institute de Ciencia y Technologa Argicolas
test une ressource GARANTIE LES DROETS D'AUTEUR Digrtalis
avec sa permission Tous drots r6seives par s Instituto de Ciencia y
TechnologiaArgicolas

SECTOR POMlico AGORPECUIARIO Y Df AIIMENTACION
INSTrTUTO DE CIENAY TECOLOGIAAGRICOLAS
2m 1 $ Carai, l P l. a Vl aNuv
POX (TOO 0ae eM


Aostr9 200






pJn1iF lf d F6 I ra


Eml"h D! HfHdibrsm
DO r0lrO ftenilIe inflam cme dle Dcno la d a $ W iud enmada *ja ocanedo
idrni0e 0 da ::ccoCnornla -mrl trf0[nll4M d1f1 ICTA aKle D tEpaHsi sui::nra BH
reuaigniricl Ionando aln hopalar fln la Pen':IO en Provid4n0a AJ KiDO 0?6
,vOdlSG U2000
MOTelioparirjcular B&pi kl; &usurVsM R
A Peninnie iim" OR
1. Ar pfloI! OC laloI


CieenH Gineral




-Li


/
INSTITUTE DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS



PRUEBA DE TECNOLOGIA


Equipo de
P roduccion


0


INFORMED ANNUAL
1975-76


SECTOR PUBLIC AGRICOLA, MINISTERIO DE AGRICULTURE DEL
GOBIERNO DE GUATEMALA








INSTITUTE DE CIENCIA Y TECNOLOGIA AGRICOLAS


INFORMED ANNUAL


EQUIPO DE PRODUCTION "0" 1975











SECTOR PUBLIC AGRICOLA
MINISTERIO DE AGRICULTURE
GUATEMALA, C. A.


DIVULGACION ICTA











PRUEBA DE TECNOLOGIA REGION VI

PERSONAL TECNICO


Dr. Albert N Plant

Ing. Ricardo del Valle Barrera

Ing. Carlos de Le6n Prera

Ing. Ren6 Castaeeda Sandoval

Ing. Hector Leonel Pineda

Ing. Helmuth Cardona Matta

Ing. Otto Francisco Dard6n Cruz

Ing. Jorge Segundo Fuentes V

Ing. 3os6 Rolando Lara Alecio

Ing. Leeroy Gillespie M

Ing. Guillermo MNndez Beteta

Ing. Inf. Marco Antonio Martinez

Ing. Inf. Mario Roberto Ozaeta


Coordinador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

Investigador

E.P.S.A.

E.P.S.A.


Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente

Asistente


Norma del Valle de Rocha
Secretaria










INTRODUCTION


Muchos programs de investigacibn y extension agricola no
han logrado causar mayor impact en la produccion debido principal-
mente a que la investigation no ha sido orientada a resolver problems
especificos de los agricultores y los resultados obtenidos no han sido
directamente aplicables a los mismos. Por otra parte, los esfuerzos
de los extensionistas se han visto obstaculizados no solo por las razo-
nes mencionadas, sino tambien porque estos esfuerzos fueron muy li-
mitados; es decir, que se trabajo con un numero pequefio de agriculto-
res y los resultados no tuvieron aplicabilidad general.


A fin de resolver este problema, el ICTA form sus Equi-
pos de Prueba de Tecnologia dentro de la Unidad Tecnica de Producci6n.
Estos equipos evaluan y adaptan los resultados de la investigacibn bajo
las condiciones del pequeio y median agricultor, trabajando directa-
mente y con la active participacion de ellos.


Los resultados que ya han sido probados a nivel del agri-
cultor son entonces transmitidos a los Promotores Agricolas. Esta
discipline de apoyo a los Programas de Produccibn, retransmite las
observaciones al investigator, para asegurarse de que los Programas
de Producci6n enfocan adecuadamente los problems de los agricultores.


Este report contiene los resultados del primer afo de tra-
bajo del Equipo de Prueba de Tecnologia "0" con sede en el Centro de
Produccibn del Sur-Oriente, Jutiapa acompaiado de observaciones ge-
nerales sobre problems que merecen ser considerados en futures pro-
yectos de investigacibn. Ademas del personal tecnico que se menciona
en este report el ICTA contb con la colaboracion de los Voluntarios
del Cuerpo de Paz. Se extiende reconocimiento por la labor desarro-
llada y la ayuda prestada a: Allan Reese, Darrel Nelson, Curtiss Batt,
Kewin Costigan y Robert Gavinda.







INDICE


PRIMER PARTE

MAIZ

Componentes del rendimien to 1
Ensayo de rendimiento de variedades 2
Estudios de dosis y epocas de fertilizaci6n nitrogenada 12
Studio sobre densidad de poblaciones 24
Estudio sobre sistemas de siembra 30
Estudios sobre epocas de siembra 33
Control de malezas 37
Estudios sobre control de insects del suelo 39
Recomendaciones para la produccion en el Oriente 41
FRIJOL
Ensayo de variedades 48
Estudios sobre epocas de siembra 53
Estudios sobre distancias de siembra 55
Fertilizacion Nitrogenada 57
Control de malezas 62
Control de insects 64
Observaciones sobre produccion 65
Sustitucibn de recursos 67
SORGO
Ensayo de variedades 73
Fertilizaci'n nitrogenada 74
Metodo de siembra 83
Prueba de variedades frijol de segunda 86
Fertilizaci6n nitrogenada de Frijol 87
Fertilizacion fosfatada de Frijol 89
Parcelas de Prueba de Maiz 94
Parcelas de Prueba de Frijol 97
Parcelas de Prueba de Sorgo 98
Frijol de Costa y Soya 105
Observaciones generals 111
Introducci6n de nuevas variedades 130

SEGUNDA PART
Program de Produccibn de Porcinos 1









- 1 -


Componentes del Rendimiento en Experimentos de Maiz


Existen varies formas para determiner el rendimiento
de un campo de maiz. Uno de ellos es el sistema que utilize
los components del rendimiento siguiente: No. de plants x
hectarea x el promedio de mazorcas x plant x el promedio de
granos x mazorca x el peso promedio de los granos = kilogra-
mos por hectarea. Con este sistema es possible detector anali-
ticamente cual de los factors act6a como limitante del rendi-
miento; pero por otro lado, no permit la extrapolacion de los
datos del rendimiento a menos que se conozcan bien todos los
factors. Adem6s, estos components est6n interrelacionados
en tal form que al cambiar uno, los otros tambien cambian.


Por lo tanto, pare facilitar la interpretaci6n de
los datos se deben relacionar estos components con un conjun-
to de valores fijos.


El conjunto de valores que se aplicaron en el present
te trabajo, fueron seleccionados con base a trabajos previous
de investigaci6n realizados en las zonas templadas, cuyas con-
diciones climdticas son muy similares a las que prevalecen en
la region de oriented. Estos valores son:


1) 40,000 plants por hectArea
2) 0.95 mazorcaspor plant
3) Mazorcas que pesan media libra con 80% de grano
4) 1,500 granos por libra


Estos valores fijos produce 38,000 mazorcas por
hectarea, con un promedio de 600 granos por mazorca que tie-
nen un peso de 0.3 gramos por grano. El rendimiento por hec-
t6rea producido bajo estas condiciones serial de 6,840 kilogra-
mos por hectarea 6 105.3 quintales por manzana.









- 1 -


Componentes del Rendimiento en Experimentos de Maiz


Existen varies formas para determiner el rendimiento
de un campo de maiz. Uno de ellos es el sistema que utilize
los components del rendimiento siguiente: No. de plants x
hectarea x el promedio de mazorcas x plant x el promedio de
granos x mazorca x el peso promedio de los granos = kilogra-
mos por hectarea. Con este sistema es possible detector anali-
ticamente cual de los factors act6a como limitante del rendi-
miento; pero por otro lado, no permit la extrapolacion de los
datos del rendimiento a menos que se conozcan bien todos los
factors. Adem6s, estos components est6n interrelacionados
en tal form que al cambiar uno, los otros tambien cambian.


Por lo tanto, pare facilitar la interpretaci6n de
los datos se deben relacionar estos components con un conjun-
to de valores fijos.


El conjunto de valores que se aplicaron en el present
te trabajo, fueron seleccionados con base a trabajos previous
de investigaci6n realizados en las zonas templadas, cuyas con-
diciones climdticas son muy similares a las que prevalecen en
la region de oriented. Estos valores son:


1) 40,000 plants por hectArea
2) 0.95 mazorcaspor plant
3) Mazorcas que pesan media libra con 80% de grano
4) 1,500 granos por libra


Estos valores fijos produce 38,000 mazorcas por
hectarea, con un promedio de 600 granos por mazorca que tie-
nen un peso de 0.3 gramos por grano. El rendimiento por hec-
t6rea producido bajo estas condiciones serial de 6,840 kilogra-
mos por hectarea 6 105.3 quintales por manzana.










- 2 -


A estos valores fijos les fue asignado un valor num6--
rico de 1.000 y los valores experimentales fueron calculados
con relaci6n a ellos. Por lo tanto, un factor component del
rendimiento calculado puede ser mayor, 6 menor que 1,000. Mul
tiplicando estos components se obtiene un factor relative de
rendimiento, el cual cuando se multiplica por 6840 nos da co-
mo resultado el rendimiento actual obtenido en el campo.


Los components de rendimiento son extremadamente va-
liosos porque permiten a los investigadores estudiar el efecto
del cambio de una variable sobre las otras tres. Muchas veces
con este sistema es possible detector problems que por lo regu
lar pasan desapercibidos y definir el area problem6tica, ayu-
dando a establecer prioridades en la investigaci6n. Por esta
raz6n, en este report se har6 uso frecuente de este sistema.


METODOLOGIA EMPLEADA


Ensayos de rendimiento de variedades de maiz


El diseNo experimental empleado fue de character fijo
con el objeto de hacer comparaciones entire experiments reali-
zados dentro de una misma area y entire experiments estableci-
dos en areas diferentes. Todos los factors se mantuvieron
constantes en toda la region con excepci6n del factor objeto
de studio.


Estos factors fueron:


1. Tratamientos Variables
2. Diseno experimental Bloques al azar
3. Replicas 4
4. Surcos por parcela 4
5. Largo de los surcos 11 metros










6. Ancho de los surcos 90 cms
7. Tamano de parcel 2 Surcos x 10 metros
8. Poblaci6n 2 plants por mate
9, Fertilizacirn 60-60-0 kg/ha*
10. Control de insects del suelo Cytrolane
11. Control de insects foliares Cytrolane-Lannate
12. Variedad H-3


La mayoria de los malces aue se siembran en oriented
son variedades locales, de tipo enano, precoces, con ocho a do-
ce files de granos y olotes pequeFos.


Estos tipos de maiz son.los de mas bajo rendimiento en
tre todos'los encontrados en Guatemala. Su uso parece estar
basado en su precocidad y capacidad nara producer algo de gre-
no, inclusive bajo condiciones muy adversas.


Es corriente tambi6n encontrar campos de maiz, sembra-
dos con los hibridos H-3 6 -5 importados de El Salvador.


Una opinion sostenida por la mayoria de los investiga-
dores as que las variedades de maiz adaptadas a la costa del Pa
cifico se adaptan tambien a las condiciones del oriented. Por
esta raz6n se incluyeron entire los materials probados various
hibridos y variedades, inclusive el ICTA Tropical 101, que se
hen reportado como de buen comportamiento en la costa del Paci-
fico.


Los doce experiments sobre variedades realizados en
seis breas de la region piloto, tuvieron como objetivo determi-


* Cuando el an6lisis de suelo revel6 que el contenido de "P"
era menor de 6 ppm, se aplicaron 60 kilogramos por hectaree
de triple super fosfato.








- 4 -


nar si los hibridos ya conocidos y si la variedad de poliniza-
ci6n abierta ICTA B-1 deberia sustituir a las variedades loca-
les. Los maices incluidos en los ensayos y sus caracteristi-
cas se muestran en el cuadro 1.


CUADRO 1

CARACTERISTICAS DE LOS MAICES INTRODUCIDOS. REGION VI. 1975



Introd'uccidn Fuente Hibrido o Color Dias de
Variedad Semilla floraci6n


H-3 El Salvador Hibrido Blanca 53-56

H-5 El Salvador Hibrido Blanca 56-62

X 105-A Pioneer Seed
Co. Hibrido Blanca 55-58

Tropical 102 ICTA Hibrido Blanca 55-60

X 304-A Pioneer Seed
Co. Hibrido Amarilla 55-58

B-1 ICTA Variedad Blanca 53-58

Criollas Semilla Agri
cola Variedades Blanca 40-50







5 -




El cuadro No.2 present los detalles de rendimiento pa-
ra las siete introducciones como promedios por municipio. En
cad municipio hubo dos pruebas de variedades.


CUADRO 2


RENDIMIENTOS DE
13% DE HUMEDAD.


7 VARIEDADES DE MAIZ EXPRESADO EN kg/ha Y AL
REGION VI. 1975.


H-5 PIONEER
X105-A


H-3


ICTA
TROP.
102


PIONEER ICTA
X 304-A B-1


CRI
LLA


Agua Blanca

Asunci6n Mita

Atescatempa

El Progress

Santa Catari-
na Mita

Yupiltepeque-
Jerez


Promedio 4091 3734 3660 3648 3575 3474 283


Los rendimientos
j6 en 357 kg/ha a su mas


promedios mostraron que
cercano competitor; que


el H-5 aventa-
todos los hi-


bridos produjeron mas grano de maiz que las variedades de poli
nizaci6n abierta incluidas en el ensayo y que la variedad mejo
rada ICTA B-1 tiene un potential de rendimiento mayor que las
variedades de polinizaci6n abierta que son cultivadas actual-
mente por los agricultores.


4081

4470

5332

3218


2922


4522


3526

3796

4490

3127


2847


4620


3668

3616

4980

2662


2199


4837


3613

3964

4292

3216


2851


3950


3249

3631

4217

3535


2408


4362


3650

3552

4030

2934


2705


3971


259

303

392

165


219


360


_ _












- 6 -


La adaptabilidad de las diversas introduccionee a las
distintas condiciones clim6ticas y de suelo tambidn indicaron
que H-5 tuvo un rango mayor de adaptaci6n que las otras varie-
dades. H-5 siempre acus6 un rendimiento mayor en la mayoria
de los doce lugares de prueba. La adaptabilidad de las intro-
ducciones puede calcularse con los datos del cuadro No. 3, en
el cual se muestra el porcentaje de rendimiento total de cada
introducci6n con relaci6n a las otras, bajo distintas condicio-
nes clim6ticas.


CUADRO 3

RENDIMIENTO PROMEDIO DE LAS I ':F ODCCTONES D E RELACIN AL REMN-
DIMIENTO TOTAL


Introducci6n Clima seco Clima h6- Clima liu-
medo vioso

H-5 16.0 16.9 16.1

X 105-A 15.5 14.5 14.9

H-3 12.6 14.4 16.1

Tropical 102 15.8 15,0 13.5

X 304-A 15.4 13.7 14.0

B-1 14.7 14.3 13.1

Criolla 10,0 11.2 12.3



100.0% 100.0% 100.0o


Con relaci6n a estos datos, se nota
bien bajo las tres condiciones clim6tices.


que H-5 responded
H-3 no es resisten








- 7 -


te a la sequla; sin embargo, se desempefa igual que H-5 bajo
condiciones del clima h6medo. Por otra parte las introduccio-
nes del ICTA, se comportaron mejor en condiciones de clima se-
co, debido indudablemente a que bajo condiciones de clima h6me
do la escasa cobertura de la mazorca, no le brinda protection
adecuada y se registra un alto porcentaje de pudricion. Con-
viene notar que las variedades criollas no son particularmen-
te resistentes a la sequla como creen los agricultores loca-
les. Por el contrario, son variedades precoces que generalmen
te escapan a los efectos de la sequoia.


Las diferencias en porcentaje que se muestran en el
cuadro No.3, a primer vista son pequenas; sin embargo, debe -
recordarse que los valores de la tabla son la s6ptima parte
del rendimiento total y que 6ste no puede ser estimado en base
a las diferentes condiciones clim6ticas.


Se noto el efecto del clima en los rendimientos, ya
que a una mayor precipitaciOn pluvial correspondid un mayor
rendimiento. Estos efectos se pueden apreciar en los datos
contenidos en el cuadro No.4.


CUADRO 4

EFECTO DE CLIMA EN RENDIMIENTOS DE GRANO DE MAIZ DE 5 HIBRIDOS
Y UNA VARIEDAD' MEJORADA BAJO TRES CLIMAS DISTINTOS Y EL EFEC-
TO CONCOMITANTE EN EL VALOR DE LA PRODUCTION.


Clima seco Clima h6medo Clima lluvioso

X Rendimiento de
introducciones kg/ha 2,885 3,739 4,467
% Del aumento 29.60% 54.84%
Valor del aumento Q.131.52 Q.243.63








- 8 -


El clima es el factor limitante de la producci6n en la
region oriental, lo que se hizo evidence en esta series de prue-
bas de variedades. Las variedades criollas y los hibridos rin-
dieron mas en condiciones de clima h6medo. El rendimiento de
los mismos hibridos en clima seco fue considerablemente menor.
Cuadro No.4.


Como el hibrido H-5, report el mayor rendimiento y to
mando en cuenta su amplio rango de adaptaci6n, se juzg6 conve-
niente hacer un andlisis econ6mico parcial para calcular el va
lor del uso de este hibrido en relaci6n con las otras introduce
ciones. Estos datos se muestran en el cuadro No.5


CUADRO 5


INCREMENTO EN EL VALOR DE LA
LACION AL VALOR OBTENIDO CON


PRODUCTION UTILIZANDO H-5,
LAS OTRAS INTRODUCCIONES.


Introducci6n Producci6n Valor de Costo Valor
kg/ha producci6n semilla comp. Q/ha

H 5 4091 630.01 14.30 615.71 -

X 105-A 3734 575.04 14.30 560.74 54.97

H-3 3630 563.64 14.30 594.34 66.37

Tropical 102 3648 561.79 8.04 553.75 61.69

X 304-A 3575 550.55 14.30 536.25 79.46

B-1 3474 535.00 6.08 528.92 86.79

Criolla 2835 436.59 2.50 431.09 184.62


EN RE-








- 9 -


Los datos del cuadro 5 demuestran que el hibrido H-5 tu
vo un mayor rendimiento, teniendo este un valor de Q.54.97 m6s
por hectarea que X 105-A, Q.66.37 m6s que H-3 y Q.184.62 m6s
que la variedad criolla. Todas las comparaciones se expresan
como aumentos en porcentaje en el cuadro No.6.


CUADRO 6


INCREMENTO EN EL VALOR DE LA PRODUCTION DE CADA VARIEDAD, EN RE
LACION A LAS OTRAS INTRODUCIDAS.



Criolla B-1 X304-A H-3 Trop-2 X 105-A

B-1 22.7%

X 304-A 24.4% 1.4%

H-3 27.4% 3.9% 2.4% _

Trop 102 28.4% 4.7% 3.3% 0.8%

X 105-A 30.1% 6.0% 4.6% 2.1% 1.3%

H-5 42.8% 16.4% 14.8% 12.1% 11.2% 9.8%


Para los pequeios y medianos agricultores el factor
limitante lo constitute el capital, por lo tanto, es sumamen--
te important que estos agricultores inviertan sus recursos don
de puedan obtener el mayor ingreso por cada quetzal invertido,
En el cuadro No.7, se muestran las relaciones de beneficio:cos
to para las diferentes alternatives resultantes de este estu-
dio.









- 10 -


CUADRO 7


ALTERNATIVES EN LA ELECTION DE VARIEDADES Y SUS CORRESPONDIEN-
TES RELACIONES DE BENEFICIO/COSTO



Alternative Dif. en valor Dif. en cost Raz6n
de producci6n de semilla

H-5 vs X 105-A 54.97 0

HH-5 vs Trop 102 61.96 6.26 9.90

H-5 vs B-1 86.79 8.22 10.56

Trop-102 vs
Criolla 122.66 5.54 22,14

H-5 vs Criolla 184.62 11.80 15.65

Trop 102 vs
B-1 24.83 1.96 12.67

B-1 vs Criolla 97.83 3.58 27.33





Si no se dispone de much capital, entonces el uso de
ICTA B-1 seria la mejor alternative sobre H-5; pero le signifi
ca al agricultor una reducci6n de un 16.4% en su rendimiento
en relaci6n al H-5 6 sea Q.86.79 menos por hect6rea. Este da-
to indudablemente sera de much utilidad en la planificaci6n
de la asistencia crediticia.


Conclusiones


1. La introducci6n que en estos experiments demostr6 el mas
alto rendimiento y mayor adaptabilidad fue el hibrido H-5.








- 11 -


Este aumento en rendimiento puede ser atribuido al vigor
de las plants del H-5 que aseguran una alta poblaci6n en
el campo, con mazorcas bien llenas de grano de buen.tama-
no, con peso igual al de las otras variedades.


2. Pioneer X 105-A fue la segunda introducci6n que sigui6 en
rendimiento al H-5. Este hibrido mostr6 la tendencia a
producer mas de una mazorca por plant y un nrmero prome--
dio de granos; sin embargo, el tamaio de grano fue con.si-
derablemente pequeNo comparado al de las otras introduccio-
nes.


H-3 Fue la introducci6n rnms variable en las pruebas. Es-
te hibrido se desempeNi muy bien bajo condiciones clim6ti-
cas favorables, pero mostr6 poca resistencia a condiciones
adversas. Es probablemente la mejor introducci6n para ser
cultivada con frijol en areas como Atescatempa y Yupiltepe-
que-Jerez durante la siembra de primer.


4. ICTA Tropical 102 se desempeod bien bajo condiciones de
clima seco, pero no se adapt a las 6reas h6medas. La tu-
za no cubre bien la mazorca y es susceptible a pudriciones


5. Pioneer X 304-A es un hibrido de semilla amarilla y no
muestra ninguna ventaja especial en rendimiento. Bajo las
condiciones en que se realizaron estos ensayos produjo ma-
zorcas muy pequenas, por lo que no se recomienda para esta
region.


6. ICTA B-l, la inica variedad mejorada de polinizaci6n abier-
ta, que rindi6 menos que cualquiera de los hibridos, pero
super ampliamente el rendimiento de las variedades crio-
llas. Su mayor desventaja es la tendencia a producer plan-








- 1l -


tas vanas.


Esta variedad ser6 recomendada especialmente a aquellos a-
gricultores que no deseen sembrar hibridos.


Studios de dosis y 6pocas de fertilizaci6n nitrogenada en maiz


Probablemente el factor mas estudiado desde el punto de
vista agron6mico, es la fertilizaci6n nitrogenada del maiz.
Sin embargo, ano tras ano, se siguen los studios de fertili-
zaci6n con nitr6geno en maiz. Porque? Sencillamente porque
la respuesta del maiz a las aplicaciones de nitr6geno varia
con el clima, el suelo y con el nivel de tecnologia empleado,
La introducci6n de un hibrido con alto porencial de rendimien-
to, un control mas efectivo de malezas, de insects, 6 la com-
bianci6n de ambas se refleja inmediatamente en respuestas que
varian seg6n el nivel de aplicaci6n de nitr6geno.


En el oriented no se cuenta con suficientes datos con--
cernientes al efecto de la fertilizaci6n nitrogenada en maiz.
El prop6sito de este studio fue para determinar: (1) la res-
puesta de maiz a las aplicaciones de nitr6geno bajo sistemas de
manejo que sean practicos o asequibles para la unidad agricola
median o pequeNa en el oriented; (2) el mejor m6todo para apli
car este fertilizante; (3) c6mo las pr6cticas de fertilizante
afectan los components de rendimiento del maiz.


Todas las parcelas fueron tratadas tal como se indica
en el plan general, con la excepci6n de 14 tratamientos de ni-
tr6geno los cuales fueron aplicados como se muestran el cuadro
No.8.









- 13 -


CUADRO 8


KILOGRAMS POR HECTAREA DE NITROGEN APLICADO AL MAIZ BAJO UN
REGIMEN DE 1 A 5 APLICACIONES DE FERTILIZANTE.



Proporci6n Nimero de aplicaciones
Total
(kg/ha) 1 2 3 4 5

0

30 30 15

45 45 22.5 15

60 60 30 20 15

75 75 37.5 25 18.75 15




Este regimen permit estudiar el efecto de aplicar 30,
45, 60 y 75 kilogramos por hectdrea de nitr6geno en una 6 dos
aplicaciones; 45, 60 y 75, en tres aplicaciones; 60 y 75 en
cuatro aplicaciones; y 75 en cinco aplicaciones.


El cuadro No.9 muestra las respuestas del rendimiento
de grano de maiz corregidas al 13% de humedad para los ensayos
de nitr6geno en seis municipios de Jutiapa. Con la excepci6n
de Asunci6n Mita, todos los sitios experimentales respondieron
bien a la fertilizaci6n con nitr6geno. Asunci6n Mite fue sig-
nificante al nivel de diez por ciento de probabilidad.









- 14 -


CUADRO 9


RENDIMIENTO DE MAIZ EN GRANO AL 13% DE HUMEDAD EN RESPUESTA A DI-
FERENTES DOSIS Y NUMERO DE APLICACIONES DE NITROGENO EN SEIS MUNI
CIPIOS DE JUTIAPA. DATOS KG/HA. 1975.



Prop. ''No. de Agua "Atunc. 'Atesca- El Pro- Yupil- Prome-
Total Aplic. Blanca Mita tempa greso Jerez tepeque dio

1) 0 0 2732 3036 1638 3316 2189 2577 2581

2) 30 1 4736 3294 3598 4529 4693 3838 4115

3) 30 2 3906 3080 3871 4407 4001 4223 3915

4) 45 1 4050 2876 4861 5590 4702 4742 4470

5) 45 2 4983 3566 3780 3842 4674 5140 4331

6) 45 3 4202 3064 4324 4760 4596 5058 4334

7) 60 1 4498 3833 4949 4988 4804 5313 4731

8) 60 2 4602 3711 4250 4640 4983 5281 4578

9) 60 3 4710 3632 5058 4861 5842 5662 4961

10) 60 4 5010 3174 5505 3338 5380 5338 4958

11) 75 1 4591 3970 5283 4764 5009 5516 4856

12) 75 2 4673 3656 5281 4958 5953 5512 5006

13) 75 3 4808 3492 5452 4820 5487 5393 4909

14) 75 4 4970 4046 5315 4805 5520 5752 5068

15) 75 5 4811 3666 5145 4987 6040 5738 5064


El cuadro 10 present los valores estadisticos de las










- 15 -


pruebas de "F" para los sub-tratamientos discutidos en el p6--
rrafo anterior.


CUADRO 10


VALORES DE "F" PARA RESPUESTA DE RENDIMIENTOS DE GRANO DE MAIZ
A PROPORCIONES Y NUMERO DE APLICACIONES DE NITROGENO EN SEIS -
SITIOS EXPERIMENTALES EN JUTIAPA.


Sub-tratamiento Agua Asunc. Atesca- El Pro- Jerez Yupilte
Blanca Mita tempa greso que

1 Aplicaci6n 9.16** 3.1710 16.92** 9.30** 19.19** 30.60

2 Aplicaciones 6.90** 1.21 17.30** 5.01* 29.6** 16.87

3 Aplicaciones 25.17** 2.7615 26.29** 3.44* 23.26** 3.80
15 5
A dosis de 45 kg 2.261 2.90 5.48* 7.73* .05 .82

A dosis de,60 kg .54 1.43 4.50* .59 2.6815 .69
25
A dosis de 75 kg .54 1.892 .06 .06 4.11 .43



La respuesta promedio del rendimiento del maiz a las
aplicaciones de nitr6geno se presentan en la Fig.l. De parti-
cular importancia es la pendiente inicial de la curva. La a-
plicaci6n de 30 kilograms por hectarea (46 libras por manza-
na) de nit6greno al moment de la siembra, increment6 el rendi
m,,,ientopromedio de maizen 1,434 kilograms por hectarea (22
.quintales por manzana). Es decir, que por cada kilogramo (2.20
libras) de nitr6geno se obtuvieron 47.6 kilogramos (104 li-
bras) de maiz. Una segunda aplicaci6n de 30 kilogramos/ha au-
ment6 el rendimiento en 729 kilogramos adicionales (16 quinta-
les). Es decir, que el primer incremento en rendimientos es























































NITROGENO KG/HA


FIGURE No. 1.


RESPUESTA PROMEDIO DEL MAIZ A APLICACIONES


DE NITROGENO. JUTIAPA, 1975


- 16-


5.0


4.5



4.0



3.5


3.0



2.5


FERTT~I~









- 17 -


casi el double de efectivo que el segundo incremento que se re-
gistr6 en la producci6n de maiz.


Para la region VI desde el punto de vista de la produce
ci6n, seria enormemente ventajoso distribuir los fertilizantes
nitrogenados tan ampliamente como fuera possible. Dos quinta-
les de urea en manos de dos agricultores, producirian un 28.
84% m6s de grano que en manos de un solo agricultor.


Si no hay limitaci6n de capital, el agricultor puede
aplicar ventajosamente, cualquiera de las dosis altas. Como
puede verse en el cuadro No.11, el aumento en las ganancias
por hectarea que se deriva de las aplicaciones de nitr6geno --
varia de Q.190.57 a Q.301.99 y genera ingresos por mano de o-
bra que van desde Q.11.20 a Q.18.07 por hect6rea. Las razones
de beneficio:costo varian desde Q.4.47 a Q.6.30 por cada quet-
zal invertido, que incluye costs de mano de obra. Cuando el
agricultor no gasta en mano de obra, 6stas varian desde Q.6.94
a Q.10.86.









- 18 -


CUADRO 11


PRODUCTION, VALOR, COSTO DE PRODUCTION, GANANCIAS Y RAZONES DE
BENEFICIO:COSTO QUE SE DERIVAN DE LA APLICACION DE NITROGENO
AL MAIZ, EN SETS MUNICIPIOS DE JUTIAPA. 1975.



Dosis Incremen- Valor de Costo de Ganancia Razdn benefit
k'g/ha to Prod. la Prod. Produc, cio-costo

Retorno a labor & capital

30 1434 220.84 18.62 202.22 10.86

45 1797 276.74 27.93 248.81 8.91

60 2226 342.80 37.24 305.56 8.20

75 2400 369.60 46.54 323.06 6.94

Retorno a capital

30 1434 220.84 30.27 190.57 6.30

45 1797 276.74 43.78 232.96 5.32

60 2226 342.80 56.59 286.21 5.06

75 2400 369.60 67.61 301.99 4.47




Los costs actuales de producci6n para los incremen-
tos obtenidos en el rendimiento del maiz, variaron desde Q.
0130 a Q.0194 por kilogramo en aquellas pequeMas unidades de
explotaci6n que utilizan la mano de obra en forma intensive y
desde Q.0211 a Q.0282 por kilogramo, para operaciones de tipo
commercial.









- 19 -


El an6lisis de los datos por regresi6n cuadr6tica nos
indica que se produjo un rendimiento maximo de 4,954 kilogra--
mos (qq 76.29/mz) por hectarea, cuando se aplicaron 66 kilogra
mos de nitr6geno. Gran parte de estas ganancias result de la
aplicaci6n de 65 kilogramos/ha de nitr6geno (100 lbs/mz) y la
mas eficiente result ser la de 61 kg/ha. (Ver cuadro 2).


Con base en estos datos se sugiere como una recomenda-
ci6n general para las fincas medianas y pequeMas del oriented,
la aplicaci6n de 60 kilogramos de nitr6geno por hect6rea en la
siguiente forma: 30 kg/ha (46 libras/mz) a la siembra; 15 ki-
logramos por hect6rea (23 libras/mz) treinta dias despu6s y o-
tros 15 kg/ha al moment del candeleo.


Los datos obtenidos acerca de cu61 es el nimero de a-
plicaciones mas adecuada para aumentar los rendimientos, den--
tro de las varias dosis ensayadas, no dieron una respuesta tan
significativa como la cantidad de nitr6geno aplicado. A menu-
do, el procedimiento experimental no tuvo la suficiente preci-
si6n como para medir estadisticamente las diferencias y lamag-
nitud de estas fue relativamente mas pequeNa que las diferen-
cias de las dosis en si. No bbstante, ya que los costs invo-
lucrados fueron insignificantes y se observ6 una tendencia de
finida, los resultados se discuten a continuaci6H:


En general, los datos nos indican que el ndmero de a-
plicaciones que da el mejor rendimiento, depend de la canti--
dad de nitr6geno que se aplica. En este studio, las dosis de
30, 45, 60 y 75 kilogramos por hect6rea, dieron los mejores re
sultados cuando se hicieron 1, 2, 3 y 4 aplicaciones respective
mente. Esta tendencia es vl6ida tanto para el n6mero de casos
estudiados como para el rendimiento promedio de laserie de ex-
perimentos realizados. (Ver cuadro 9).






















PUNTO MAXIMO.






PUNTO DE OPTIMA
EFICIENCIA.


V- II p


NITROGEN


Kg. /Ho.


FIGURE No.2


ANALYSIS POR REGRESION CUADRATICA A LA
RESPUESTA DEL MAIZ A LA FERTILIZACION
NITROGENADA. JUTIAPA 1975


- 20 -


5.0.


4.5.


4.0.




3. 5


3.0.



5 S







- 21 -


Los incrementos promedio de rendimiento derivados de
la aplicaci6n de las dosis mencionadas anteriormente, el va---
lor y el costo de estos incrementos, las ganancias producidas
y las relaciones de .beneficio:costo, se presentan en el cuadro
12.


CUADRO 12


RESULTADOS DE LA APLICACION DE DIFERENTES DOSIS DE NITROGEN.
JUTIAPA 1975.


Tratamiento Promedio del Aumento Raz6n
aplicado aumento en Valor del Ganancia B/C
rendimiento costo -

30-1 200 23.08 -1.50 24.58 oM

45-2 139 21.41 -1.75 23.16 we

60-3 307 47.28 2.00 45.28 22.64

75-4 144 22.18 2.25 19-93 8.86



La practice general en esta area es hacer una o dos
aplicaciones; pero no al moment de la siembra. Evidentemen-
te mas o menos 30 kilogramos por hectarea de nitr6geno son re-
queridos a la siembra para obtener un crecimiento efectivo;
sin embargo, aplicaciones a raz6n de 60 o 75 kilogramos a la
siembra por hect6rea de nitr6geno fueron daiinas para el creci-
miento de la plant, y se observe una reducci6n de la pobla-
ci6n.


Es de dudarse que los agricultores hagan 4 aplicacio-
nes de fertilizante, sin embargo, probablemente harlan tres.









- 22 -


Las proporciones de beneficio-costo indican que es aconsejable
aumentar el nimero de aplicaciones cuando se utilicen dosis al
tas de nitr6geno.


Al principio se pens6 que los agricultores podrian sus
tituir trabajo por fertilizantes, es decir, que daria igual re
sultado aumentar el nimero de aplicaciones y reducir la canti-
dad de nitr6geno aplicado. En general, esto no result asi.
El aumento de 15 kilogramos de nitr6geno por hect6rea, produjo
un incremento mayor en el rendimiento del maiz, que el produce
do al aumentar simplemente el numero de aplicaciones. Es posi
ble que a dosis mas altas de nitr6geno que las utilizadas en
estos experiments, esto resultar6 asi, como puede verse en los
datos del cuadro 13; el diferencial de rendimiento tiende a
ser menor al aumentar las dosis de nitr6geno.


CUADRO 13


RESPUESTA EN RENDIMIENTO
CACIONES DE NITROGENO EN


A DIFERENTES DOSIS Y NUMERO
SEIS MUNICIPTOS DE JUTIAPA.


DE APLI-
1975.


Localidad 30 kg/ha 45 kg/ha :5 kg/ha 60 kg/ha 60 kg/ha 75 kg/na
2 Apl. vs 1 Apl. 3 Apl. vs 2 Apl. 3 Apl. vs 2 Apl.

Agua Blanca 3906 4049 4202 4602 4710 4673
Atescatempa 3871 4861 4324 4250 5058 5281
Asunci6n Mita 3080 2876 3064 3711 3632 3656
El Progreso 4407 5590 4760 4640 4861 4958
Jerez 4001 4702 4596 4983 5842 5953
Yupiltepeque 4223 4742 5058 5281 5662 5512
Promedio 3913 4410 4315 4581 4925 4958
S497 266 33









- 23 -


Los factors components de rendimiento presentados en
el cuadro 14 indican que 30 kilogramos por hectarea de nitr6ge
no es suficiente para estabilizar la poblaci6n de plants; que
60 kilogramos por hectarea estabiliza el nimero de mazorcas
por plant; pero que 75 kilogramos por hect6rea influyen en el
aumento del numero de granos por mazorca y tambien en el tama-
io del grano. La fertilizaci6n con nitr6geno en estos experi-
mentos fue de lo mas efectiva en el aumento del numero de gra
nos por mazorca y en la disminuci6n del nimero de plants va-
nas.


CUADRO 14


FACTORS COMPONENTS DE RENDIMIENTO EN RELACION A DOSIS Y EPO-
CAS DE APLICACION A MAIZ EN SEIS EXPERIMENTS DE JUTIAPA. 1975



Proporci6n No. de plan No. de ma No. de se- Peso de
de N kg/ha tas/ha zorcas/pTan millas/ma- cada se-
ta zorca milla

0 ,954 .826 .450 .896
30 .982 .941 .662 .880
45 .986 .949 .705 .882
60 .983 .971 .746 .923
75 .983 .971 .772 .939



Basados en estos datos, vemos que Onicamente se ha al-
canzado el 70% de la meta fijada, cual es la de obtener 6,480
kilogramos de maiz por hect6rea. El esfuerzo debe concentrarse
en aumentar el n6mero de granos por mazorca y tambien en aumen
tar el tamaNo del grano. En las pruebas de variedades, el hi-








- 24 -


brido H-5 produjo 13% mas de grano por mazorca que el hibrido
utilizado en estos experiments que fue el H-3, sin una dismi-
nuci6n en el tamaNo del grano y esto debe cambiar el deficit
del component del product de 30.8 a un 25 porciento.


Indudablemente, otros factors components del rendi-
miento que entran en juego con el uso de otras pr6cticas agro-
n6micas, reducir6n este valor a6n m6s; pero para alcanzar la
meta propuesta y adn lograr una ventaja econ6mica, probablemen
te se requerir6 un mejor control de la humedad del suelo y en-
sayar el uso de nuevos hibridos.
Estudios sobre Densidad de Poblaciones de Maiz
Un problema que el agricultor confront aFo tras aio
es cu6nta semilla debe de sembrar por cuerda o por manzana, pa
ra obtener una poblaci6n adecuada.


Esto depend, desde luego, de la calidad de semilla
que se siembre, del porcentaje de p6rdidas que se registre de-
bido a daNos por insects del suelo, antes y despu6s de la ger
minaci6n, de las p6rdidas que ocurran durante el crecimiento
de las plants debido al ataque del gusano cogollero, del ba-
rrenador, etc., y finalmente hay que tomar en cuenta las p6rdi
das debido al ataque de enfermedades, tales como el carbon, la
pudrici6n seca de la mazorca y otros.


La situaci6n se complica adn m6s por el efecto del cli
ma. Si el agricultor trata de obtener una poblaci6n mayor sem
brando mas semilla para compensar las p6rdidas arriba menciona
das y deja de llover, entonces el crecimiento de las plants
se fe afectado por falta de humedad. Por lo tanto, la meta de
be ser la de obtener una poblaci6n adecuada tomando en cuenta
todos estos factors, asi como tambi6n utilizar todas aquellas
pr6cticas agrondmicas que contribuyan a minimizar las perdidas.









- 25 -


El prop6sito de esta series de experiments fue para eva
lyar los factors que afectan el rendimiento y determinar la
densidad de siembra mas adecuada bajo las condiciones en que o
pera el pequefo y median agricultor.


Se utilizaron tres poblaciones iniciales de maiz:
30,000; 40,000 y 50,000 plants por hectarea. Los datos de raE
dimiento que se muestran en el cuadro 15, indican que la pobla
ci6n de 40,000 plants por hectarea dio los mejores rendimien-
tos.


CUADRO 15.


RENDIMIENTO OBTENIDO CON TRES POBLACIONES INICIALES (KG/HA AL
13% DE HUMEDAD). MAIZ. JUTIAPA 1975.



Pqblaci6n Santa Cata- Agua El Pro- Promedio
original rina Mita Blanca greso

30,000 2873 4710 3927 3837
40,000 3820 5232 3922 4325
50,00.0. 3946 4660 3773 4126



El efecto de poblaciones intermedias se determine
grficamente utilizando los factors de components del rendi-
miento, mediante el siguiente m6todo:


lo. Se multiplicaron los factbresde components del rendimien
to: Nimero de plants por hect6rea X el ntmero de mazor-
cas por plant para obtener el n6mero de mazorcas por hec
tarea.








- 26 -


2o. Para obtener el peso promedio de grano por mazorca se mul
tiplicaron los factors de components del rendimiento:
granos por mazorca X el peso promedio de cada grano.


3o. Los valores derivados se graficaron para determinar los
valores intermedios de cada curva.


4o. El product que se obtuvo al mutiplicar los valores inter
medios: Nimero de mazorcas por hect6rea X el promedio de
rendimiento de grano por mazorcas, nos dio el rendimiento
relative, el cual multiplicado por el factor 6840 nos da
el rendimiento actual.


Promediando los factors de components del rendimien-
to de various experiments, nos dar6 generalmente como resulta-
do un valor de rendimiento relative donde las diferencias de
los products de los components del rendimiento son reducidos
al minimo y los rendimientos al maximo.


Los valores para los factors de los components del
rendimiento se derivan de los tres experiments que se mues-
tran en el cuadro 16. Los datos indican que el factor mas li-
mitante del rendimiento es el n6mero promedio de granos por ma
zorca. Al aumentar la poblaci6n de 30,000 a 50,000 plants
por hectarea, se reduce en un 15% el nimero promedio de granos
por mazorca, observandose tambi6n una disminuci6n del 6% en el
tamano del grano. Sin embargo, el aumento registrado del 34%
en el n6mero de mazorcas cosechadas por hectarea, nos indica
que es aconsejable sembrar el maximo nQmero de plants que per
mita la humedad disponible en el suelo.










- 27 -


CUADRO 16


FACTORS COMPONENTS DEL RENDIMIENTO DERIVADOS DEL STUDIO DE
TRES POBLACIONES DE MAIZ. JUTIAPA. 1975.



Poblaci6n No. de plan No. de ma No. de gra Peso de ca
inicial tas cosecha zorcas por nos por ma da grano
d pd'a's ....... l plant zorca

SANTA CATARINA MITA
30,000 .764 1.048 .548 .954
40,000 1.076 .966 .555 .966
50,000 1.076 1.109 .527 .916

AGUA BLANCA
30,000 .885 1.008 .837 .962
40,000 1.076 .966 .795 .923
50,000 1.190 .895 .703 .906

EL PROGRESS
30,000 981 .944 .643 .962
40,000 1.003 .941 .632 .959
50,000 1.286 .980 .493 .886

PROMEDIO DE LOS TRES MUNICIPIOS
30,000 .877 1.000 .676 .959
40,000 1.052 .958 .661 .949
50,000 1.184 .995 .574 .903



El nimero de mazorcas por hect6rea y el peso promedio
del grano por mazorca de los tres experiments se represent
gr6ficamente en la figure No.3. El cuadro 17 d6 los datos re
lativos de rendimiento, para las poblaciones comprendidas en-
tre 30,000 y 50,000 plants por hect6rea.








- 28 -


CUADRO 17


VALORES RELATIVES DE RENDIMIENTO DERIVADOS DE TRES STUDIOS DE
POBLACION. JUTIAPA. 1975.


Poblaci6n Sta. Cata- Agua Blan El Progre- Promedio
Srina Mita ca so

30,000 .419 .718 .573 .567
32,000 .451 .740 .563 .582
34,000 .481 .754 .561 .596
36,000 .510 .763 .562 .609
38,000 .536 .766* .565 .621
40,000 .557 .763 .572 .629
42,000 .575 .758 .582 .638*
44,000 .588* .747 .590* .640*
46,000 .590* .731 .591* .639*
48,000 .587 .710 .589 .630
50,000 .576 .678 .551 .609



Los datos del cuadro 17, ponen de manifiesto various pun
tos interesantes: a) N6tese que los valores de rendimiento re
lativo obtenidos en Agua Blanca fueron disminuyendo progresiva
mente a media que aument6 la poblaci6n. El n6mero de plants
aument6 33.7% al pasar de 30 a 50,000 plants iniciales, pero
el numero de mazorcas por plant, grano por mazorca y peso del
grano, disminuyeron 11.2; 16.0 y 5.8 por ciento, respectivamen
te.


Esto es indicative de que no se pueden esperar rendi-
mientos mayores simplemente aumentando la poblaci6n sin modifi








- 29 -


No. MAZORCAS/Ha.


1,100,





.900
w
2 Ip00.
z
w
-J
w .900,
0
w
I-
z
w
z
o .800.


0
U .700.
0
0.
.600.




.500.


MILES DEPL ANTAS /Ha.


FIGURE No 3 PRODUCTS DE COMPONENTES DEL RENDIMIENTO
DERIVADOS DE TRES POBLACIONES DE MAIZ.
JUTIAPA 1975


DE MAZORCA








30



car el nivel de fertilidad. El rendimiento mas alto se obtuvo
con una poblaci6n de 38,000 plantas/ha. Este campo perdid al-
go de su potencialidad de rendimiento a las 4-6 semanas de sem
brado,


b) Las siembras en Santa Catarina Mita y El Progreso
se desarrollaron bajo condiciones de clima menos favorables pe
ro respondieron bien con poblaciones hasta de 44-46 mil plan-
tas por hect6rea. Estos ensayos se realizaron con el hibrido
H-3 y los datos obtenidos en la prueba de vvariedades (cuadro
3) nos indican que este hibrido no se adapta a condiciones de
clima seco y que cualquiera de los otros hibridos o variedades
rendirian mejor que H-3, por lo menos bajo las condiciones en
que se desarroll6 esta prueba.


La existencia de un nivel relative de rendimiento m6--
ximo stable como promedio de las tres pruebas, sugiere una po
blaci6n de 44,000 plants por hect6rea como la mejor. Por lo
tanto, en suelos profundos con buena capacidad de retenci6n de
humedad se recomienda sembrar en surcos de 90 centimetros de
ancho y 25 centimetros entire plants, para obtener una pobla--
ci6n inicial de 44,000 plants por hectarea. Se recomienda a-
plicar por lo menos 60 kilogramos de nitr6geno por hectarea.
Si los suelos son poco profundos y tienen poca capacidad de re
tenci6n de humedad, la distancia entire plants debe aumentarse
a 30 centimetros.


STUDIO SOBRE SISTEMAS DE SIEMBRA


Casi todos los agricultores de oriented siembran malz a
mano y la forma acostumbrada por lo f6cil y r6pido es la siem-
bra "mateada", es decir por matas. Sin embargo se obtienen me






- 31 -


jores resultados cuando la siembra se hace colocando los granos
en forma espaciada a lo largo del surco.


En todos los experiments ejecutados este aio se not6
que el component del rendimiento mas limitante fue el n6mero
de granos por mazorca. Pudo notarse tambien en los resultados
de los studios de poblaci6n que el numero promedio de granos
por mazorca fue bajo, ain en las poblaciones menores y que es-
te factor guard una relaci6n inverse con el aumento de la po-
blaci6n. Por lo tanto, es rezonable asumir que este efecto se
ria mas marcado aun y la compensaci6n por plants perdidas mu-
cho menor en las siembras por matas.


Este experiment preliminary fue llevado a cabo en coo-
peraci6n con el Programa de Producci6n de Sorgo en el Centro
de Producci6n de Jutiapa y consisti6 en una inspecci6n del ex-
perimento de siembra ejecutado por el program determin6ndose
el n6mero de plants faltantes de las mats en los various sis-
temas y marcando la mata con la plant o plants faltantes, a-
si como las matas vecinas. Tres matas completes adyacentes en
la misma parcela se marcaron simultaneamente y se cosecharon
por separado para analizar los resultados.


Se obtuvo el data en siembras de una, dos y tres plan-
tas por mata, las cuales fueron designadas como 1-1-1, 2-2-2 y
3-3-3 respectivamente. De la misma forma, la designacidn 1-0-1
2-1-2 y 3-2-3 se utilize para indicar la plant faltante en la
mata central de la parcel.


Como nueve plants constitulan una unidad experimental
en el sistema 3-3-3, se ajust6 a este n6mero la informaci6n ob-
tenida en los otros dos sistemas, para poder hacer las compara-








- 32 -


ciones necesarias. Estos datos se muestran,en el cuadro 18.


CUADRO 18


DATOS DE NUEVE COMPARACIONES DE MAZORCAS DE MAIZ CIULT.VDAS BA
JO TRES SISTEMAS DE SIEMBRA.


Tratamiento Peso del P6rdida % P6rdida % P6rdida 6 P6rdida
grano en por ma- par mazor relative debido al
la parce zorca ca faltan al siste- sistema +
la (Gms7 faltan- te ma 1-1-1 plants
te faltantes


1-1-1
1-0-1


2-2-2
2-1-2


3-3-3
3-2-3


1455.3
1342.0


1385.1.
1216.2


1171.8
1042.4


113.3


7.78


4.82


168.9


9.37


12.1 9


19,48


129.4


11,04


22.32


Primero veamos el efecto de los tres sistemas en el ren-
dimiento. Nuevamente notamos que el sistema 1-i-1 fue el m6s
productive, rindiendo 4.82 y 19.48% mas grano que los sistemas 2-
2-2 y 3-3-3 respectivamente,


Segundo, veamos el efecto en el rendimiento de las plan-
tas faltantes, en los tres sistemas de siembra. Notamos que hay
menos compensaci6n por plants faltantes cuando es mayor el n6me
ro de plants por mata. Ya que dos components del rendimiento:
NOmero de plants por hect6rea y numero de mazorcas pior plant -









- 32 A-


fueron ajustados, es obvio que esta reducci6n tendrd que ser
la resultante de una menor cantidad de granos por mazorca o
de un manor tamafo del grano. La informaci6n del cuadro 19
muestra que en aquellas mates donde hay una plants faltante
aumenta el numero de granos por mazorca de las matas y que el
tamaso del grano aument6 en las plants que quedaron y que es-
taban sembradas en forma espaciada; pero disminuy6 cuando las
matas tenian varias plants.


Finalmente, combinando ambos, sistema y perdida de
plant, se encontr6 que a una tasa de perdida de plant de
una plant en nueve ( 11.1%) el maiz sembrado individualmen-
te rinde 9.37 y 22.32 porciento mas que el maiz sembrado 2 6
3 plants por mata.

CUADRO 19


FACTORS COMPONENTS DEL RENDIMIENTO DE MAIZ SEMBRADO EN TRES
DIFERENTES SISTEMAS CON Y SIN PLANTS FALTANTES


.. : IIII I II. I I I II..... .. .;..;..
No. de semillas x mazorca Peso de semilla Valor rele--
tivo del ran
Mazorcas de Mazorcas de Mazorcas de Mazorcas deiit
mats indi- la unidad matas indi- la unidad dimnto
viduales experimental viduales experimental

1-1-1 .938 .957
.960 .993 ..953
1-0-1 1.026 1.007

2-2-2 .860 .993
.863 .983 .848
2-1-2 .867 .967

3-3-3 .758 .953
.780 .930 .725
3-2-3 .802







- 33 -


El efecto en el rendimiento del grano se tradujo
en una disminuci6n en el n6mero de granos por mazorcas en
el peso del grano. Los valores relatives del rendimiento
fueron de .953, .848 y .725 para los sistemas 1-1-1, 2-2-2
y 3-3-3 respectivamente.


Donde sea possible el agricultor deberia considerar
la siembra de las semillas en form espaciada a lo largo
del surco. La segunda alternative seria la siembra de 2
plants por mata y asl suscesivamente.


STUDIOS SOBRE EPOCAS DE SIEMBRA


La practice general en el oriented es la de sembrar
el malz al principio de la estaci6n lluviosa; sin embargo,
algunos agricultores prefieren la siembra en seco y esperan
las primeras lluvias para la germinacidn de las semillas.
Cuando las condiciones de clima son favorables, se nota una
pequeia diferencia; sin embargo, en casos poco frecuentes ,
a las primeras lluvias sucede un perlodo de sequfa que dura
aproximadamente de 10 a 15 dias.


Bajo estas condiciones las siembras tempranas po-
drian rendir menos que las siembras efectuadas en epoca nor
mal. Lo mismo podria suceder con las siembras tardias que
ademas, interferirian con las siembras de segunda. Por ese
motivo, se estableci6 como fecha limited de siembra para el
program que opera en el Oriente, el dia 10 de junior.


Los resultados de los studios de epocas de siembra
se muestran en el cuadro 20. En un caso, Atescatempa, la
siembra temprana fue superior; Sin embargo en los otros








- 34 -


trees experiments las siembras tardlas resultaron mejor.
Las siembras efectuadas despues del 6 de junio acusaron una
marcada baja en el rendimiento.


No se podria precisar cual es la mejor 6poca de -
siembra para el oriented ya que esta varia de region en re-
gi6n y aio tras ano; sien embargo, es muy important para a
segurar altos rendimientos que las condiciones de humedad y
temperature del suelo sean tales, que aseguren que la veloci
dad inicial de crecimiento de las plants de maiz no sea in
terrumpida. Por esta raz6n se sugiere que las siembras de
maiz en el oriented, no se inicien hasta que la humedad del
suelo alcance por lo menos, una profundidad de 50 centime--
tros.


CUADRO 20


RENDIMIENTOS OBTENIDOS AL VARIAR LAS FECHAS DE SIEMBRA. DA-
TOS EN KG/HA AL 13% DE HUMEDAD. JUTIAPA. 1975.



Fecha de Agua Asunci6n Atesca El Progre Promedio
siembra Blanca Mita tempa so


16/mayo 1552 4253 3952 2698 3114
23/mayo 2356 4938 3509 2668 3368
30/mayo 2630 4965 3232 2780 3402
6/junio 1847 4782 3264 3009 3225
13/junio 136 2108 1582 2935 1690



En aquellos suelos cuya profundidad sea menor de 50
centimetros, es preferible esperar hasta que la estacidn
lluviosa se haya establecido.







AGUA BLANCA


PROFUNDIDAD 43 cm.


30 6
FECHA DE SIEMBRA


EL PROGRESS

























SUELO SUPERFICIAL


30 6
FECHA DE SIEMBRA


13 6


13 16


ASUNCION MITA


- 35 -


PROFUNDIDAD 50 cm.


30
FECHA DE SIEMBRA


ATESCATEMPA


SUELO PROFUNDO


30
FECHA DE SIEMBRA


FIGURE No. 4 CURVAS DE REGRESION CUADRATICA DE RENDIMIENTOS DE
MAiZ SEMBRADO EN DIFERENTES FECHAS. JUTIAPA 1975


5.0.




4.0.




,3.0.




S2.0.
I-
z
w

z
w
0'


-~...._ .~.~. __.I








- 3 6-


El regimen de lluvias que tienda a prevalecer en las
diferentes regions al moment de la siembra, es lo que de-
termina en gran parte la elecci6n de la variedad a sembrar.
Si las lluuias se atrasan, el agricultor por lo general se
basa en su experiencia y prefiere utilizar las variedades
criollas. De lo contrario el rendimiento de la cosecha de
segunda sera much menor. La raz6n estriba en que las varie
dades mejoradas e hibridos requieren par lo general un ciclo
de 100-110 dias a la dobla. Las criollas pueden doblarse a
los 88-95 dias. Usando las variedades criollas que son pre-
coces, el agricultor gana de 5 a 22 dias para su cultivo de
seguhda. Generalmente, la estaci6n lluviosa principia alre-
dedor del 15 de mayo y termirra alrededor del 15 de noviem-
bre o sea que el agricultor dispone de 180 dias para las dos
cosechas.


Si el agricultor se retrasa tres semanas en su siem-
bra de primera y utiliza una variedad tardia, ysta requeri-
ra 131 dia de los 180 de la 6poca normal de cultivo y le que
darlan solamente 49 dias de lluvia para el siguiente culti-
Vo.


Por el moment podrian plantearse dos posibles solu-
ciones a este problema:


1 La de desarrollar una variedad precoz, de alto rendi-
miento para la region, y
2 Utilizar prdcticas de conservaci6n para aprovechar al
maximo las lluvias tempranas, permitiendo que se infil-
tren en el suelo y evitando las perdidas por lixivia-
ci6n o escorrentia. Ambas soluciones son factibles y
pueden ayudar bastante con este problema.









- 37 -


CONTROL DE MALEZAS


El control de malezas es una de las pr6cticas cultu-
rales mas importantes en cualquier region del mundo; no obs-
tante muchas veces, los agricultores del oriented de Guatema-
la, no le conceden la debida importancia a este problema.


Una pr6ctica muy generalizada es la de limpiar el
maiz, solo una vez durante la 6poca del cultivo. Por lo ge-
neral esta limpia se realize a mano 21 a 28 dias despues de
la siembra. Indudablemente, esto se debe a que durante este
period hay escasez de mano de obra y es dificil para muchos
agricultores efectuar un control adecuado de las malezas.
El uso de herbicidas, practicamente es desconocido en la re-
gi5n.


Se condijeron dos experiments preliminares en dos
localidades con el prop6sito de obtener datos sobre el. efec-
to de las malezas en el rendimiento.


Los resultados obtenidos se presentan en el cuadro
21.










- 38 -


CUADRO 21


EFECTO DEL CONTROL DE MALEZAS EN EL RENDIMIENTO DEL MAIZ.
DATOS EN KG/HA AL 13% DE HUMEDAD, JUTIAPA. 1975.



Tratamiento Agua Blanca Yupiltepeque Promedio

Limpiar a los
7 dias 4320 2596 3458

Limpiar a los
14 dias 5290 3266 4278

Limpiar a los
21 dias 5127 5355 5241

Limpiar a los
28 dias 4882 5380 5131

Mantener libre
de malezas 5412 5891 5654

No limpiar ma-
lezas 4502 2450 3476


Si la escasez de mano de


obra obliga a efectuar so-


lo una limpia durante el cultivo, esta debe de hacerse a los
21 dias despues de la siembra. Sin embargo, se requirieron
b6sicamente dos limpias para mantener los campos libres de
malezas y la diferencia en el rendimiento fue de 413 kilogra
mos por hectarea (636 lbs/mz).


A los precious actuales, este incremento en la pro-
ducci6n es equivalent a Q.63.60/ha (Q.47.70/mz).


Siempre que sea possible, as aconsejable efectuar dos







- 39 -


limpias al cultivo ya que el incremento en rendimiento paga
con creces los gastos en que se incurred. Habria tambi6n
que explorer la posibilidad de estudiar un sistema integra-
do de control de malezas por medios quimicos y efectuando
limpias a manoo complementariamente.


Estudios sobre control de insects del suelo


Otra interrogante planteada fue la de si es 6 n6 a-
consejable la aplicaci6n de insecticides al suelo en la re-
gi6n del oriented. Las discusiones con los t6cnicos del Sec-
tor P6blico Agricola y con los agricultores dieron las mas
variadas respuestas.


Hay areas conoeidas en el oriented donde se hace ne-
cesario el tratamiento del suelo; sin embargo el uso de in-
seoticidas como una recomendaci6n general para los suelos
de oriented, es un punto controversial. Por lo tanto, se pla
nific6 la ejecuci6n de una series de experiments para estu-
diar este problema y los resultados se presentan en el cua-
dro 22.









- 40 -


CUADRO 22


RENDIMIENTOS DE MAIZ OBTENIDOS CON Y SIN
SECTICIDAS AL SUELO. JUTIAPA. 1975.


APLICACIONES DE IN-


Rendimiento en kg/ha al 13% de humedad

Municipio Testigo Cytrolane Valexon

Agua Blanca 2585 2678 2611
Asunci6n Mita 1758 1568 1410
Atescatempa 5945 5165 5266
El Progreso 5275 5220 5433
Jerez 3770 3945 4160
Sta. Catarina
Mita 1959 2323 1676
Yupiltepeque 4337 4250 4652

Promedio 3661 3594 3601



De estassiete pruebas, solamente las de Atescatempa
y Jerez fueron significativas y una de estas produjo un efec
to positive mientras que la otra fue negative. Se obtuvie-
ron resultados similares, en las pruebas efectuadas en fri-
jol.


De estos resultados se concluye que el tratamiento
del suelo no debe ser recomendado 0omo una pr6ctica general.
S61o debe recomendarse cuando al efectuar un recuento, el nO
mero de insects por metro cuadrado pase de seis 6 cuando la
historic pasada del campo revela que es necesario hacerlo.


* E .**,








- 41 -


Recomendaciones para la Producci6n de Maiz en el Oriente


Las siquientes pr6cticas de producci6n, basadas en
los resultados obtenidos en los Ensayos de Finca efectuados
durante 1975-76 se dan a conocer como recomendaciones para
ser incorporadas a los sistemas agricolas que los agriculto-
res practican actualmente en el oriented. Se incluyen distin
tas alternatives; sin embargo, a menos que se especifique
lo contrario cada alternative siguiente es menos recomenda-
ble que la anterior.


Que hibrido utilizar


El hibrido de maiz, de mayor rendimiento y m6s adap-
table para el oriented es el H-5. Fs mas alto y de 5 a 10
dies m~s tardio que el hibrido H-3. En las regions mas h6-
medas tales como Atescatempa, Yupiltepeque y Jerez, el hibri
do H-3 rinde igual que el H-5 cuando se cultiva en suelos
profundos y con buena capacidad de retenci6n de humedad. El
hibrido H-3 es tambien mejor para siembras intercaladas con
frijol en las areas himedas mencionadas anteriormente.


Alternative No.1


En regions mas secas, tales como El Progreso, Santa
Catarina Mita y Agua Blanca, es recomeh.dable sustituir el H-
5 por el hibrido Pioneer X105-A.
Para siembras asociadascon frijol y en las mismas 6-
reas, se sugiere la variedad ICTA B-1, cuyas caracteristicas
de plant y de ciclo vegetative son similares al H-3.
ICTA B-l, puede tambien reemplazar con ventaja a las
variedades criollas.








- 42 -


Mdtodo de siembra:


Se recomienda sembrar en forma espaciada, un grano
por posture, uniformemente a lo largo del surco, especial-
mente si el agricultor intent aplicar un alto grado de tec
nologia.
Con este m6todo se reduce la competencia entre plan
tas y se compensan mejor las p6rdidas por plants faltan-
tes.


Alternative 1


La primer alternative es sembrar mateado con dos
plants por mata. No se recomienda para esta region el sis-
tema de siembra mateado con tre's o mas granos por postura.


Densidad de siembra


Para las areas m6s h6medas como Yupiltepeque, Jerez
y Atescatempa y otros municipios con suelos profundos (70
centimetros 6 m6s) y con buena capacidad de retenci6n de hu-
medad, una buena poblaci6n en promedio debe ser de 44,000
a 45,000 plants por hectarea (38,800 a 31,500/mz).
Esto pudo lograrse colocando las semillas a 25 centi
metros entire si a lo largo del surco y con una separaci6n
de 90 centimetros entire surcos.


Alternative No.1


Para suelos poco profundos (menos de 50 cms) y en re
giones secas o suelos arenosos, con baja capacidad de reten-
ci6n de humedad, la poblaci6n debe reducirse a 38,000-40,000







- 43 -


plants por hectarea (26,600 a 28,000/mz).
Esta poblaci6n se consigue con una distancia entire
surcos de 90 centimetros y entire plants de 30 centImetros.


Control de malezas


Hay que mantener los campos libres de malez..-. Efec-
tuar la primer limpia a los 12 6 14 dfas despu6s de la siem-
bra y la segunda a los 25 6 30 dias despues. Los campos muy
enmalezados pueden requerir tres limpias.
Si la mano de obra es eseasa hay que con iderar la u-
tilizaci6n de herbicide, si la ro aci6n lo permit -


Alternativa No. 1


Efectuar la primera limpia de los 21 a los 25 dias
despu4s de la siembra, y ae aporque hacerlo a los 40 dias.


Control de insects del suelo


No trate el suelo a menos que los recuentos que efec-
t6e, seMalen la presencia de 6 6 mas insects por metro cua-
dradu, a una profundiLiat de 20 ceiittmetros.


Aplique Aldrin, Cytrolane o Valexon segdn las indica-;
clones de los fabricantes.


FERTILIZATION


La aplicaci6n de 60 kilograms de nitrdgeno por hec-
tarea (92'libras por manzana) es la principal recomendacidn










- 44 -


para el area.


La respuesta a la aplicaci6n de nitr6geno est6 direct
tamente relacionada con buenas practices de manejo del c-lt.
vo.


La fertilizaci6n con nitr6geno y f6sforo debe ser
considerada conjuntamente. Sin embargo, el nitr6geno es mas
important ya que el maiz utiliza mas o menos cuatro unida-
des de nitr6geno por cada unidad de f6sforo y las respuestas
de rendimiento son generalmente mayores cuando se fertilize
con nitr6geno.


En todo caso, es conveniente efectuar un muestreo
del suelo, para su correspondiente anl6isis de laboratorio.


Aqui se pueden presenter tres situaciones:


a Que el contenido del f6sforo en el suelo sea mayor de
6 parties por mill6n (6ppm). En este caso, basta con a-
plicar solo nitr6geno.


b Que el nivel de f6sforo est6 entire 3 y 6 ppm. De nuevo
aqui, la primer consideraci6n debe ser cubrir los re-
querimientos de nitr6geno, aplicando los 60 kilograms
por hect6rea indicados anteriormente. Una vez satisfe-
cho este requerimiento la inversi6n restante debe ser
distribuida por parties iguales entire nitr6geno y f6sfo-
ro.


c Finalmente, si el nivel de f6sforo es menor de 3ppm, la
inversion inicial al moment de la siembradeberd ser pa









- 45 -


ra cubrir 30 kg/ha de nitr6geno y 30 kg/ha de f6sforo.
A los 30 dias siguientes, aplicar los otros 30 kg/ha de
nitr6geno. Inversiones adicionales, deberian ser para
nitr6geno y fdsforo por parties iguales.


Todo el f6sforo debe aplicarse al moment de la siem
bra, de preferencia en banda, para disminuir la fijaci6n al
suelo. En cuanto al nitr6geno, debe de aplicarse por lo me-
nos 30 kg/ha (50 lbs/mz) al moment de la siembra. Los re-
sultados obtenidos nos indican que las aplicaciones de 45
kg/ha (70 lbs/mz) a la siembra, result casi tan efectiva,
como cuando esta misma cantidad se aplic6 en dos epocas di-
ferentes.


El nivel recomendado de 60 kg/ha de nitr6geno como
una prdctica general, debe aplicarse la mitad a la siembra
y la otra-mitad compartirla en aplicac.iones a -los 25-30 dias
ya.los 45-50 dias despu6s de la siembra, respectivamente.
Pare niveles de fertilizaci6n arriba del recomendado, apli-
quese 3/4 del incremento al nivel dado, a los 25 dias des-
puds de la siembra y el rest, juntamente con el restante
de la dosis base, a los 45 dias despues de la siembra. E-
jemplo:


A la siembra A los 25- A los 45-
30 dias 50 dias

Nivel base recomenda
do 60 kg/ha 30 15 15

40 kg adicionales 0 30 10

100 30,4,


100


30 45









46 -




No se recomienda la aplicacidn de potasio para la
producci6n de maiz en el oriented.








- 47 -


Estudios sobre la producci6n de frijol


El frijol negro, el segundo cultivo mas important
en el oriented, es la fuente principal de proteina, por lo
que no puede ser evaluado solo econ6micamente. Sin embargo,
la producci6n de frijol es y probablemente seguir. siendo
un problema en esta region.


El clima no es particularmente adecuado para la pro-
ducci6n de frijol. Las temperatures son altas y las plan-
tas no toleran la sequla. El hecho de que el frijol se cul-
tive extensamente en esta region se debe probablemente a
que es un cultivo de ciclo corto, el cual generalmente re-
quiere de 80-90 dias para cosecharse.


El nivel de tecnologia utilizado en la producci6n de
frijol es algo bajo y ser6 mas dificil aumentarlo que en
malz o sorgo. Sabemos qu6 debe hacerse para obtener mejores
rendimientos, pero no es possible garantizar cu6n altos ser6n
lot que obtendrg un agricultor al seguir nuestras recomenda-
ciones.


El equipo de Transferencia de Tecnologia obtuvo ren-
dimientos excelentes dentro de la region; sin embargo, no es
tamos seguros de poder repetir nuestros resultados experiment
tales, aun en los mismos campos el aio pr6ximo. La tecnolo-
gia existe, pero con cierto grado de confusion por lo cual
debe ser puesta en orden y analizarla antes de poderla trans
ferir.


Para poder hacer comparaciones entire experiments
dentro de las areas y dentro de experiments entire las areas,








- 48 -


se cumpli6 un deseNo experimental standard. Todos los fac-
tores se mantuvieron constantes a lo largo de la region con
la excepci6n del factor objeto de studio.


Estos fueron:


1 Tratamientos
2 DiseNo estadistico
3 R6plicas
4 Surcos por parcel
5 Largo de los surcos
6 Ancho entire los surcos
7 Area cosechada
8 Poblaci6n
9 Fertilizaqi6n
10 Control de insects del
suelo
11 Control de insects fo-
liares
12 Variedad


Variables
Bloques al azar
4
4
6 metros
45 centimetros
2 surcos x 5 metros
15 plants x Mt2
40-60*0 kg/ha

Valexon

Tamar6n-Sevin
Negro 3alpatagua


* Cuando el andlisis de suelo para f6sforo fue menor de 6
ppm, se aplicaron 60 kilogramos de triple superfosfato
por hectarea.


Ensayos de variedad de frijol


En el oriented hay numerosas variedades de frijol que
fueron distribuidas por el Ministerio de Agricultura con an-
terioridad al ICTA. Entre ellas estniNegro Jalpatagua, Ja-
mapa, Turrialba-1, San Pedro Pinula, Cuilapa-72 6 Ipala-72.
El Program de Investigaciin de Frijol de ICTA indic6 que









- 49 -


las dos ultimas variedades ya no estaban siendo recomendadas
por haberse tornado susceptibles a las enfermedades virosas.


Las otras variedades fueron incluidas en pruebas de
rendimiento en siete municipios de la region del proyecto ex
perimental. Los resultados de estas pruebas se muestran en
el cuadro 23.


CUADRO 23


RENDIMIENTOS DE SEMILLA DE CINCO VARIEDADES DE FRITOL CULTI-
VADAS EN SIETE MUNICIPIOS DE JUTIAPA. 1975.




Rendimiento de semilla en kg/ha al 13% humedad
Municipio Negro Jal Jamapa Turrial San Pedro Testigo
patagua ba-1 Pinula


Agua Blanca 577 654 777 594 660
Asunci6n Mita 518 546 567 426 374
Atescatempa 453 397 428 430 402
El Progreso 226 219 123 181 299
Jerez 717 1118 1230 1090 649
Sta. Catarina
Mita 508 480 606 581 553
Yupiltepeque 907 853 1076 583 712
Promedio 558 609 687 555 521

Para interpreter los datos del cuadro 23, es necesa
sario no solo un conocimiento de las condiciones clim6ticas
bajo las cuales se realizaron estas pruebas, sino tambien
del periodo de maduraci6n de cada uno de los materials.











- 50 -


En lo que respect al clima, se registry una sequla -
despues de la siembra que dur6 alrededor de 20a 30 dias.
Sus efectos adversos se tenian que manifestar con mayor se-
v,eridad en las variedades precoces, como Negro 3alpatagua
y en las variedades criollas que en las variedades tardias:
Jamapa, TurriaLba-l, San Pedro Pinula. Por lo tanto, es me
jor hacer las comparaciones entire grupos: a) variedades
tardias; b) variedades tardias y precoces versus variedades
criollas locales.


Ehtre las variedades tardias, Turriaiba-1 fue defi-
nitivamente superior con un rendimiento promedio de 687 ki-
logramos por hect6rea en compai-aci6n con 609 y 555 kilogra-
mos para Jamapa y San Pedro Pinula, respectivamente. Ade-
m6s, dentro de las variedades precoces, Negro 3alpatagua
produjo mas que las variedades criollas locales; sin embar-
go, las variedades criollas son mas precoces Que Negro 3al-
patagua.


Se observa tambien una relaci6n entire el nivel de
rendimiento en general y el rendimiento de las variedades
criollas. Mientras mas alto es el nivel de rendimiento de
un sitio experimental, mas se manifiesta la ventaja de las
variedades mejoradas. Para estudiar esta relaci6n se tom6
el rendimiento promedio de cada sitio experimental como el
rendimiento promedio de todas las variedades mejoradas en
cada localidad. Luego se elabor6 una gr6fica en la cual se
colocaron en las abscisas los valores promedio de rendimien
y en las ordenadas los cocientes resultantes de dividir el
rendimiento promedio de la variedad Turrialba-l entire el
rendimiento promedio de la variedad criolla local. Se se-
leccion6 la variedad Turrialba-l, por ser la que mayor ren-










- 51 -


dimiento di6 en las pruebas. Estos datos son presentados
en el cuadro 24 y graficados en la figure 5.


CUADRO 24


PROMEDIO DE RENDIMIENTOS EXPERIMENTALES Y EL COCIENTE OBTE-
NIDO AL DIVTDIR EL RENDIMIENTO DE TURRIALBA-1 EN CADA SITIO
POR EL RENDIMIENTO DE LA VARTEDAD CRIOLLA LOCAL EN EL MISHO
SITIO (kg/ha).



Municipio Promedio de rendimiento' Cociente
en el sitio experimental Turrialba:Criolla

Agua Blanca 650.50 1.177
Atescatempa 427.0C 1.065
El Progress 187.25 .411
Jerez 1038.75 1.895
Sta. Catarina
Mita 543.75 1.096
Yupiltepeque 854.75 1.511



Como la variedad criolla rindi6 mas en la localidad
de El Progreso, el valor del cociente fue colocado como u-
nidad en la Fig.5.


De estos datos se desprende el hecho de que las va-
riedades mejoradas son muy sensitivas y que bajo condiciones
de cultivo desfavorables, probablemente rindan menos que
las variedades criollas.


Estimando el costo de la semilla de variedades mejo
radas en Q.28.00 quintal y el de las variedades criollas en














FIGURE 5.


600



500



400



300



200



100


PROMEDIO DE RENDIMIENTO DE FRIJOL EN CADA SITIO
EXPERIMENTAL ENSAYADO EN COMPARACION CON EL
RENDIMIENTO DETURRIALBA CRIOLLA.


1.8 2.0


RENDIMIENTO TURRIALBA-1


- ^7 -


RENDIMIENTO TESTIGO










- 53 -


Q.19.OO/quintal, existe una diferencia en el costo de la se-
milla de Q.12.87 por hectarea o el quivalente a 67.7 li-
bras que el agricultor debe de producer adicionalmente an-
tes de que se decide a utilizar semilla de variedades mejo-
radas.



La variedad Turrialba-1 fue la mejor entire las va-
riedades de ciclo tardio y se adapta muy bien a las regio-
nes bajas del altiplano y la variedad Negro Jalpatagua, se
comport6 muy bien bajo condiciones clim6ticas favorables.
Por esta raz6n se sugiere seguir incrementando (nicamente
estas variedades y descartar las otras,


Estudio sobre Epocas de Jiembra


Las fechas de siembra de maiz y frijol son muy si-
milares. La Onica diferencia es que los agricultores tien-
den a sembrar antes el frijol que el maiz, aunque lo tengan
que sembrar en seco y que prefieren variedades precoces;
sin embargo, esta practice en anos secos puede ser perjudi-
cial.


El cuadro 25 muestra los resultados de un ensayo en
Santa Catarina Mita, utilizando la variedad Negro Jalpata-
gua. DespuBs de las siembras efectuadas en mayo ocurri6 u-
na sequfa que dur6 27 dias y su efecto se puede notar en los
rendimientos obtenidos. En cambio, la siembra efectuada el
6 de junior fue La que mejor rindi6. N6tese el descenso en
rendimiento que se registry cuando se sembr6 despu6s de es-
ra fecha. Este fen6meno tambien se manifiesta en el maiz,
cuando las siembras se efectuan despu6s del 10 de junior.











- 54 -


CUADRO 25


RENDIMIENTO DE SEMILLA DE FRIJOL OBTENIDO EN CINCO FECHAS
DIFERENTES DE SIEMBRA EN SANTA CATARINA MITA. JUTIAPA.
1975.


Fecha de Rendimiento Diferencia Diferencia Valor sobre
cultivo kg/ha kg/ha porcentaje primer fecha
de cultivo

16 de mayo 602 ---
23 de mayo 777 175 -29.07 Q.73.15
30 de mayo 1054 452 -75.08 Q.188.94
6 de junior 1239 637 -105.81 266.27
13 de junio 724 122 -20.27 51.00



N6tese tambi6n que los rendimientos obtenidos en la
siembra del 16 de mayo, son muy similares al rendimiento de
la variedad criolla en el mismo municipio; asimismo por efec
to del clima, los rendimientos pueden aumentar o disminuir
hasta en un 100% a m6s. Esto nos seiala la necesidad de to-
mar otros factors en consideraci6n, adem6s del clima. Es-
tos pueden ser la profundidad del suelo y su capacidad de
retenci6n de agua. Basados en experiencias limitadas se su-
giere que el agricultor espere hasta que las primeras llu-
vias hayan penetrado unos 50 centimetros de profundidad para
efectuar la siembra. En suelos poco profundos o arenosos
como el de Suchitan, es mejor esperar hasta que las lluvias
se hayan establecido definitivamente.


Existe siempre la posibilidad de una canicula, sea












- 55 -


un period de sequia que por lo general ocurre entire media-
dos de julio a mediados de agosto. Si la canlcula ocurre
en plena floraci6n, el agricultor har6 bien en considerar
otras alternatives como el sorgo de grano o el de escoba y
posiblemente soya para alimento de cerdos y aves.


Debido precisamente a estos periods de sequfa, el
area de oriented no se puede considerar como la mas apropia-
da para e cultivo del frijol. Si este cultivo es comTn en
esta region es torque se cosecha en 6poca seca y hay poca
incidencia de enfermedades. Sin embargo, siempre existe la
posibilidad de que los insects jueguen un papel active en
la diseminaci6n de enfermedades virosas, lo cual haria a es-
ta region inadecuada para el cultivo del frijol, especial-
mente en siembras de segunda.


Estudio sobre distancias de siembra


La recomendaci6n del Programa de Produccifn de Fri-
jol para las siembras de segunda es sembrar a 45 centimetros
entire surcos, depositanto 15 granos por metro lineal. Los
agricultores por parte, siembran en surcos que varlan de
40 a 50 centimetros entire si; sin embargo, no hay consenso
general entire ellos en cuanto a cual es la mejor distancia
para sembrar entire matas. Como casi todo el frijol es sem-
brado a mano, cualquier variaci6n en la producci6n de siem-
bra trae consigo un aumento no solo de la semilla sino tam-
bidn del tiempo que se emplea para la siembra y este factor
es sumamente critic para los agricultores de oriented, so-
bre todo en la 4poca de siembra.


Con el objeto de obtener informaci6n sobre la den-
















sided de siembra mas adecuada, se establecieron cuatro ex-
perimentos en los municipios de Asunci6n Mita, Atescatempa,
Santa Catarina Mita y Yupiltepeque. La distancia entire sur
cos utilizada fue de 45 centimetros habiendose sembrado de
10 a 20 granos par metro lineal. Los resultados obtenidos
se muestran en el cuadro 26.


CUADRO 26


RENDIMIENTO DEL
BRA. (kg/ha).


FRIDOL EN RELACION CON LA DENSIDA; DE SIEM-
1975.


Localidad 10 Semillas 15 Semillas 20 semillas
por metro por metro por metro

Asunci6n Mita 1412 1089 1174

Atescatempa 573 518 503

Sta. Catarina
Mita 699 972 801

Yupiltepeque 1419 1448 1474

Promedio 1026 1007 988




Para el area en general, parece haber una tendencia
hacie rendimientos levemente altos, con una baja densidad
de siembra; sin embargo, esto podria ser f6cilmente atri-
buible a un efecto climdtico. Se observe tambidn que las
altas poblaciones de frijol comunes en la region rinden mas,
especialmente donde Ilueve m6s. Sin embargo, cuando consi-
deramos que se requieren 65 kilogramos de semilla para sem-










- 57 -


brar una hect6rea (100 lbs/mz) cuando se siembran 15 granos
por metro lineal al aumentar la densidad a 20 granos por me
tro lineal, Onicamente se necesitaria producer como 24 kilo
gramos mas (50 libras), para pagar la semilla adicional que
se necesita y otros 12 kilogramos (25 libras) para cubrir
el cost de la mano de obra. Si el clima es seco, esta can
tidad puede reducirse (ver datos Atescatempa).


Por lo tanto, en las dreas mas lluviosas, la mejor
recomendaci6n es sembrar 15 granos por metro lineal, excep-
to en los suelos menos profundos y con poca capacidad de re
tencidn de agua, donde 10 granos por metro lineal es lo in-
dicado. Esta misma densidad es apropiada para las areas
secas. En los suelos ricos y ptofundos, con alta capacidad
de retenci6n de humedad, 15 granos por metro lineal es lo
mas recomendable.


Fertilizaci6n nitrogenada del frijol


La fertilizaci6n con ritr6geno para el frijol negro
es casi un enigma. Siendo una leguminosa, el frijol puede
utilizer nitr6geno atmosf6rico. Ademas, el frijol y sus
bacterias de acci6n de nitr6geno asociadas, pueden utilizar
ya sea nitr6geno restante del suelo, o fertilizante de ni-
tr6geno aplicado. La fijaci6n de nitr6geno atmosf6rico es-
ta relacionada generalmente a la cantidad de residues o de
nitr6geno aplicado, disminuyendo con aumentos de niveles de
nitr6geno en el suelo. Los niveles de la siembra con nitr6
geno disponible en el suelo, est6n tambien influyendo cons-
tantemente ya que est6n sujetos a ser asimilados por las
siembras, la fijaci6n en el process de descomposici6n orgd-
nice, perdida del perfil del suelo causado por filtraci6n y










- 58 -


various mecanismos de perdida.


Ademds, hay variaciones en las condiciones del sue-
lo, las cuales impiden o mejoran la estabilidad o fijaci6n
por la bacteria. Estas incluyen la acidez o alcalinidad
del suelo, ventilaci6n, contenido de humedad, el estado de
nutrients y una posesi6n de otras caracetristicas fisicas
y quimicas.


Est6n las interacciones de los organismos simbi6ti-
cos de la siembra. No todos los esfuerzos son igualmente
efectivos para componer el nitr6geno atmosf6rico. Es cier-
to que no todas las variedades hospederas son igualmente e-
fectivas para producer condiciones favorables para las bac-
terias components de nitr6geno.


Finalmente, ya se expusieron todas las condiciones
climdticas y elements de manejo que afectan la respuesta
de cualquier cultivo a las aplicaciones de fertilizante.


Como no hay ninguna variedad que se adapte a todas
las condiciones, tampoco se puede recomendar un fertilizan-
te en forma general para toda la region del oriented.


Consideremos los datos que se muestran en el cuadro
27. La Onica conclusion valida es que en todos los experi-
mentos hubo respuesta,a la aplicaci6n de nitr6geno. La can
tidad apropiada o la mejor formaaplicaci6n varia en cada lo
calidad y no puede ser media estadisticamente bajo los ac-
tuales niveles de tecnologia practicados en las pequeMas u-
nidades de explotaci6n.


Las diferencias entire el promedio de rendimiento de








59 -



las parcels a las cuales se les aplic6 fertilizante y las
que no lo recibieron, fueron 240, 247 y 489 kilograms por
hectdrea para los experiments en Santa Catarina Mita, Je-
rez y Yupiltepeque, respectivamente. El rendimiento en Mi-
ta fue muy bueno si se consideran las condiciones ambienta-
les que pre alecieron durante el cultivo y los rendimientos
de 3erez y Yupiltepeque son excelentes para cualquier loca-
lidad en cualquier aNo. No obstante, el alto grado de va-
riabilidad no asegura que los resultados puedan repetirse
en los mismos campos el ano siguiente.








- 60 -


CUADRO 27


RESPUESTA DEL RENDIMIENTO DE FRIJOL NEGRO A DOSIS Y EPOCAS
DE APLICACIOn DE NITROGErjO EN TRES MUNICIPIOS DE JUTIAPA.
1975.



Total Ni- No. de Rendimiento en kg/ha al 13% de humedad
trogeno a aplica Yupilte Sta. Ca- Jerez Promedio
plicado ciones peque tarina Mita
-

0 0 1237 618 1537 1131
30 1 1505 653 1681 1280
30 2 1303 656 1682 1214
45 1 1554 741 1518 1271
45 2 1426 858 1681 1322
45 3 1726 696 1616 1346
60 1 1418 80,6 1478 1234
60 2 1281 847 1667 1265
60 3 1483 773 1648 1301
60 4 1565 757 1346 1223
75 1 1629 730 1630 1330
75 2 1715 736 1784 1412
75 3 1245 794 1760 1266
75 4 1647 886 1355 1296
75 5 1208 1004 1597 1270



Un experiment respondi6 a aplicaciones de nitrige-
no hasta 30 kilogramos por hect6rea, el segundo hasta 45 ki-
logramos por hetbrea -y el tercero hasta. 75 kilogramos par
hect6ra. El promedio de respuesta a las aplicaciones indi-
c6 que el promedio de 45 kg di6 los mejores rendimientos.









- 61 -


Evaluando los remdimentos, ambos basados en cantidad de ni-
trdgeno aplicado y en el nimero de aplicaciones, demuestran
las siguientes practices como las mas eficientes:


1 3 Aplicaciones a 45 kg/ha = 1346 kg/ha semilla
2 2 Aplicaciones a 45 kg/ha = 1322 kg/ha semilla
3 1 Aplicaci6n a 30 kg/ha = 1280 kg/ha semilla


El promedio del rendimiento para las parcelas que no
recibieron nitr6geno fue de 1131 kg por hectarea. El cost
de nitr6geno se calcul6 a Q.0.63 por kilogramo (urea a Q.
13.00/quintal). El cost de aplicacidn fue calcualdo a Q.
2.00/ha por aplicaci6n. El frijol fue valorado a Q.19.00
por quintal. No se incluyeron los costs de cosecha o merca
deo. La information que se present en el cuadro 28 est6
basada en estos calculos.


CUADRO 28


PRODUCTION ESTIMADA, COSTS, GANANCIAS Y BENEFICIOS OBTENIDOS
CON TRES SISTEMAS DE APLICACION DE NITROGEN. JUTIAPA. 1975



Tratamiento Producci6n Aumento en Valor Costo Ganan Prop
Producci6n aumen aumen cia B:C
to to

3 Apl. 45 kg/ha 1346 215 09.87 34.35 55.52 1.62
2 Apl. 45 kg/ha 1322 191 79.84 32.35 47.49 1.47
1 Apl. 30 kg/ha 1280 149 62.28 20.90 55,17 2.64



Al considerar la ganancia obtenida se ve que hay po-
ca diferencia entire los tres tratamientos, Como la sequfa








- 62 -


es siempre un factor de riesgo que hay que tomar en cuenta,
se sugiere la aplicacidn de 30 kg/ha (46 lbs/mz), o1 cual
deja un buen margen de ganancia al agricultor.


Control de malezas en frijol

El control de malezas para la producci6n de frijol
es muy important en el oriented. En un experiment en Ates-
catempa, el rendimiento en parcelas que se mantuvieron libres
de malezas, alcanzaron un promedio de 1551 kilogramos por
hecttrea (23 qq/mz). Las parcels donde la primera limpia
se hizo a los 20 dias y luego se hicieron limpias necesarias
cade 12 dies, produjeron solo 1344 kilogramos por hectarea
(20 qq/mz).

Similarmente, en Asunci6n Mita, las parcelas que se
mantuvieron libres de malezas produjeron 2097 kg/ha (qq 32/
mz), mientras que aquellas parcels que se limpiaron a los
21 dies tuvieron un promedio de rendimiento de 1746 kg/ha
(27 qq/ha).

Si bien el rendimiento obtenido fue alto, el costo
pars mantener el campo libre de malezas tambidn subid. El
primer desyerbe a mano, generalmente le cuesta al agricultor
como Q.40.00 por hectarea. Un segundo desyerbe le costard
mas o menos la mitad del primero y un tercer desyerbe le cos
tar la mitad del segundo. Tres desyerbes serian mas o me-
nos suficientes pare mantener el campo libre de malezas y
costaria unos Q.70.00 por hectarea.


El cuadro 29 muestra los gastos en que se incurre pa-
re la practice de desyerbe. El mantener los campos libres








- 63 -


de malezas produjo un aumento en los rendimientos de frijol
valorados en Q.116.72 y Q.66.53 por hectarea para Asunci6n
Mita y Atescatempa, respectivamente.


CUADRO 29


DATOS COMPARATIVOS DE RENDIMIENTO, VALOR DE LA PRODUCCIDN Y
GANANCIAS OBTENIDAS CON DOS PRACTICES DIFERENTES DE CONTROL
DE MALEZAS. 3UTIAPA. 1975.



Asunci6n Mite Atescatempa
ICTA Agricultor ICTA Agricultor

Rendimiento kg/ha 2097 1746 1515 1344

Valor de la produce
ci6n 876.55 729,83 648.32 561.79

Costo de limpias 70.00 40.00- 70.00 50.00

Valor marginal 806.55 689.83 578.32 511.79

Ganancia marginal 116.72 66.53

Relaci6n benefi-
cio-costo 3.89 3.32

Relaci6n total
B:C 3.58




Los beneficios son altos, pero tambi6n lo son lqs -
costos. El ICTA deberia concentrar sus esfuerzos para lograr
que estos costs bajen. Se sugiere que el Programa de Con-
trol de Malezas inicie su labor en 1976, directamente enfoca-
do hacia esta meta.










- 64 -


Control de insects


Los trabajos iniciados para el control de insects
del suelo previo a la siembra de frijol, nos di6 resultados
similares a los obtenidos en maiz. Esto significa que el
control de insects del suelo no debe recomendarse como una
prdctica general. Ademds, parece ser que los insecticides
aplicados al suelo podrian ser t6xicos para el frijol. Se
not6 que en dos de los cuatro experiments, la parcela don-
de no se aplic6 insecticide rindi6 significativamente mas.


CUADRO 30


EL TRATAMIENTO DEL SUELO Y SU RELACION CON EL RENDIMIENTO EN
CUATRO MUNICIPIOS DE 3UTIAPA. 1975.



T R A T A M I E N T OS
Municipio Cytrolane Valexon Testigo

A$unci6n Mita 1134 1211 1480
Atescatempa 842 756 749
Sta. Catarina
Mita 1496 1465 1586
Yupiltepeque 1858 1821 1631

Promedio 1332 1313 1362



Se recomienda que los insecticides para el suelo sean
aplicados solamente en aquellos campos donde existen proble-
mas de insects o cuando al hacer recuentos, a una profundi-
dad de 30 centimetros, se encuentren seis o mas insects por
metro cuadrado.









- 65 -


Observaciones


Las siguientes pr6cticas para la producci6n de fri-
jol durante las siembras de primera en el oriented deberian
ser consideradas como sugerencias y no como recomendaciones.
P,or lo regular, las sugerencias est6n basadas mas en tenden-
cias observadas que en datos, que mostraban diferencias esta
disticamente significativas.


Seleccion de Variedad


Si un agricultor produce menos de 580 kilogramos por
hectarea (9.00 qq/mz) y no mejora su tecnologia, es preferi-
ble que no utilice variedades mejoradas.


En las areas mas humedas y en suelos con drenaje pro
fund, pero no resecos, probablemente seria mas ventajoso
desdeel punto de vista ecn6mico sembrar variedades mejoradas.
Negro Jalpatagua seria la primera alternative y Turrialba-1
la segunda.


Distancias de siembra


Para las 6reas mas himedas tales como Yupiltepeque,
Jerez y Atescatempa y en suelos con una profundidad mayor de
50 cms. y con buena capacidad de retenci6n de humedad, se su
giere sembrar en surcos a 45 cms. entire si y depositar 15 se
millas por metro lineal.


En suelos superficiales o poco profundos, teniendo ba
jas caracteristicas de retenci6n de humedad, se sugiere que








- 66 -


el ncmero de semillas por metro en el surco sea reducido a
diez.


Control de malezas


Mantener los campos libres de malezas es muy impor-
tente. Se sugiere que el primer desyerbe se haga a los 14
dias despu6s de la siembra, seguido por otro dos semanas mas
tarde y un deshierbe final dos semanas despues.


Fertilizaci6n


Se sugiere que se apliquen 30 kilogramos de nitr6ge-
no por hectarea al moment de la siembra.


La fertilizaci6n con f6sforo debe basarse en el re-
sultado del an6lisis del suelo, Si el an6lisis muestra que
el contehido de f6sforo es mayor de 6ppm, no debe aplicarse
fdsforo. Aquellos suelos cuyo nivel fluct6e de 3-6 ppm de-
berdn fertilizarse a raz6n de 30 kilogramos de P205 por hec-
tarea y dondeel an6lisis revele que el suelo tiene un conte-
nido menor de 3ppm deber6n recibir de 45-60 kg/ha de P205.


Control de insects del suelo


No debe aplicarse un insecticide para el suelo a me-
nos que se compruebe la presencia de insects daninos o cuan
do haya seis o mas insects por metro cuadrado, a una profun
didad de 30 centimetros.








- 67 -


SUSTITUCION DE RECURSOS

El principio econdmico mas important para el agricultor de
oriented en la decision de producer MAIZ 0 FRIJOL.


Hay tres principios econ6micos o reglas b6sicas que
todo agricultor debe de tomar en cuenta al momento-de efec-
tuar sus decisions.


La primera regla es el principio del cost adicional
el cual establece que es econ6mico agregar recursos variables
a los recursos fijos siempre que aquellos produzcan ingresos
mayores que estos,


El segundo principio es el de oportunidad de cost,
el cual establece que la'ganancia sera maxima, cuando cada
united de los recursos disponibles: Tierra, trabajo, capi-
tal y administraci6n sea utilizado donde maximicen las .ga-
nancias.


El tercer principio es el de la sustitucidn de re-
cursos, esto es, que el cost de producci6n de una unidad de
product dada se reduce cuando se sustituye un recurso por
otro siempre que la cantidad del recurso aiadido multiplica-
do por su precio sea menor que la cantidad del product sus-
tituido multiplicado por su precio.


Cual o cuules de estos principios tienen aplicabili-
dad en las pequeMas o medianas unidades de producci6n en el
oriented?


Obviamente, la primer regla maximizar6 las ganan-









- 68 -


cias, pero con today probabilidad no bajard los costs de pro
ducci6n y require mayor inversiOn de capital,


Como la generalidad de las unidades de produccidn
del oriented son de tamaPo median o pequ.eo, esto limit su
capacidad de general capital y donde el capital es limitan-
te, el principio de oportunidad de costo adquiere la mayor
importancia. El principio de sustitucidn de recursos se li-
mite por lo general a la sustituci6n de un recurso variable
por tierra y en algunos casos mano de obra.


De forma que de las tres reglas b6sicas enunciadas,
el principio de Oportunidad de Costo merece prioridad. A me
dida que el recurso capital se vuelva menos limitante cobra-
rA efectividad el principio de sustituci6n de recursos.


Cuando el agricultor de oriented decide utilizar sus
recursos, debe determiner no solodo~de puede obtener ganancia
sino tambien qu6 utilizaci6n de recursos le pueden producer
la mayor ganancia. Datos contenidos en el cuadro 31.









CUADRO 31
INFORMATION UTIL PARA LA TOMA DE DECISIONS EN EL SISTEMA MAIZ-FRIJOL


Practica recomendada Rendimiento Aumento de Valor del Costo por Ganancia Promedio
kg/ha bido a la aumento hectarea Q/ha benefi-
pr6ctica Q/ha Q/ha cio-costo
kg/ha

Maiz
No. aplicaciones de N 4691 307 47.28 2.00 45.28 22.64
M6todo de siembra 5885 552 85.01 4.00 81.01 20.25
Uso de hibrido adecua-
do 4091 1256 193.42 11.80 184.62 15.39

Fertilizaci6n
(60 kg/ha 3 Apl.) 4925 2322 357.59 39.80 317.79 7.98
Control adecuado de ma
lezas 5654 413 63.60 10.00 53.60 5.36
Densidad de siembra 3543 123 18.94 3.07 15.87 5.17

Frijol Negro
Variedad mejorada 687 166 69.39 12.87 56.52 4.39
Fertilizaci6n nitroge-
nada 1280 149 62.28 20.90 41.38 1.98
Control adecuado de ma
lezas 1824 274 114.53 25.00 89.53 3.58


nder










- 70 -


El incremento en los costs por hect6rea al adoptar
todas las practices recomendadas es de Q.68.76 y Q.58.77 pa
ra maiz y frijol, respectivamente 6 sea de Q.127.53 para
dos hectareas.


Las razones de Benefico:costo seialan que el maiz
es mas rentable que el frijol. La raz6n mas baja que se ob
tuvo de Beneficio:costo en maiz fue superior a la raz6n Be-
neficio:costo mas alta que se obtuvo en frijol y esta proper
ci6n se mantuvo en todos los municipios en los cuales traba-
jamos. Por lo tanto, es dable afirmar que por el moment,
es mas confiable la tecnologfa de maiz que la de frijol.


Los promedios de rendimiento por cultivo se calcula-
ron para cada municipio. Estos promedios contienen datos
de todos los tratamientos en cada experiment y fueron cal-
culados con base en 15.4 y 41.8 centavos por kilogramo para
maiz y frijol, respectivamente. Estos datos se muestran en
el cuadro 32 e indican las diferencias de rendimiento entire
maiz y frijol, obtenidas este aio. La sequfa temprana a-
fect6 mas los rendimientos del frijol que los del maiz. Por
otra part, tambi6n hay que tomer en cuenta que el ciclo
del frijol es de 90 dias y el del maiz de 120 dias, a sea
que el frijol ocupa la tierra un 25% de tiempo menos. Redu-
ciendo en este porcentaje el valor del maiz producido nos
quedan Q.431.39, superior en un 21% al valor de la produc-
ci6n de frijol.








- 71 -


CUADRO 32


PROMEDIO DE RENDIMINTOS DE MAIZ Y FRIJOL (kg/ha al 13% DE
HUMEDAD) Y VALOR DE LA PRODUCTION POR MUNICIPIO




Maiz Frijol

Municipio Rendimiento Valor Q Rendimiento Q Valor

Agua Blanca 3681 566.87 652 272.54

Asunci6n Mita 3246 499.88 1156 483.21

Atescatempa 4397 677.14 796 332.73

El Progreso 3923 604.14 210 87.78

Sta. Catarina
Mita 2707 416.87 988 412.98

Yupiltepeque-
3erez 4454 685.92 1310 547.58


Promedio 3735 575.19 852 356.14




En el oriented la mayoria de la tierra cultivable es
t6 siendo utilizada. Incrementos de la producci6n en el
future es dable esperarlos inicamente por un aumento de la
productividad. Un incremento en la producci6n del frijol
solo puede producirse a expenses del maiz y es de dudarse
que el agricultor, dadas sus necesidades inmediatas, sacri-
fique su producci6n de raiz por la del frijol, porque ya
sea que apliquemos el principio de oportunidad de costs o
el principio de sustitucidn de recursos, ambos favorecen la
producci6n de maiz sobre la de frijol.









- 72 -


Ademas, el problema del Mosaico Dorado en la siembra
de segunda complica a6n mas el problema. A la fecha, no he-
mos encontrado fuentes de resistencia en ninguno de los ma-
teriales probados; de forma que a menos que encontremos pron
to materials resistentes tendremos que tolerar una enferme-
dad cuya severidad estdaumentando rapidamente y qOe con to-
da probabilidad hare que la producci6n de frijol se vuelva
antiecon6mica en las siembras de segunda.


El ICTA deberia de concentrar mas esfuerzos en la
continuaci6n de los studios iniciados para la producci6n
de frijol en otras regions del pais y especialmente en el
altiplano. Dada la urgencia de superar el deficit existen-
te, es probable que nuevas areas sean exploradas para la pro
ducci6n de esta leguminosa, lo cual puede ayudar a estabili-
zer la producci6n national y liberar las tierras del orien-
to para .maiz y sorgo, cultivos 6stos que con pequeios cam-
bios en la tecnologia actual, tales como uso adecuado de fer
tilizantes y sustituci6n de variedades, pueden llegar a pro-
ducir aumentos sustanciales en la productividad.


Los trabajos de investigaci6n emprendidos por el IC-
TA, abrir6n indudablemente en pocos afos una brecha en la
tecnologia actual con la introducci6n de nuevas variedades
mas productivas y resistentes a las enfermedades; pero sus
esfuerzos se veran limitados en la soluci6n del problema n6-
mero uno de la producci6n de frijol en el oriented: EL CLIMA.








- 73 -


Ensayos de variedades de Sorgo


La extension dedicada al cultivo del sorgo en Guate-
mala, es aproximadamente de 50,000 hect6reas (70,000 mz).
El rendimiento promedio fluct6a entire 800-900 kg/ha (12-14
qq/mz) con una producci6n annual total de 40-50 mil.toneladas
m6tricas (88-110 mil quintales).


La mayoria de esta producci6n se localiza en el o-
riente, donde se cultiva O'nicamente variedades criollas al-
tas y tardias que ofrecen alternatives limitadas a la produce
cidn.


El ICTA introdujo tres nuevas variedades para reem-
plazar a las criollas.- Estas nuevas variedades son: Guate-
cau, adaptable especialmente para las condiciones del nor-o
riente donde tambi6n- se destiny el sorgo para-consumo huma-
no; y Guatex Blanco y.Guatex Rojo para la costa del Pacifico
donde las enfermedades son mas prevalentes. Segin los datos
de various aios de investigaci6n del Programa de Sorgo, las
variedades Guatex eran superiores en rendimiento a nivel ex-
perimental; pero que sin embargo, la variedad Guatecau produ
cia igual bajo las condiciones de cultivo del pequeNo y me-
diano agricultor.


En el cuadro 33, se da a conocer los datos obtenidos
en los ensayos de rendimiento en cinco municipios de Jutia-
pa. Estadisticamente, no se registry diferencia significant
,va, en el rendimiento de las tres variedades, en ninguno de.
los siete lugares donde se condujeron estos ensayos. Sin em
bargo, debido a que el agricultor prefiere la variedad Gua-
tecau como fuente de alimento, se sugiere que esta variedad
sea recomendada para el nororiente y que las variedades Gua-








- 73 -


Ensayos de variedades de Sorgo


La extension dedicada al cultivo del sorgo en Guate-
mala, es aproximadamente de 50,000 hect6reas (70,000 mz).
El rendimiento promedio fluct6a entire 800-900 kg/ha (12-14
qq/mz) con una producci6n annual total de 40-50 mil.toneladas
m6tricas (88-110 mil quintales).


La mayoria de esta producci6n se localiza en el o-
riente, donde se cultiva O'nicamente variedades criollas al-
tas y tardias que ofrecen alternatives limitadas a la produce
cidn.


El ICTA introdujo tres nuevas variedades para reem-
plazar a las criollas.- Estas nuevas variedades son: Guate-
cau, adaptable especialmente para las condiciones del nor-o
riente donde tambi6n- se destiny el sorgo para-consumo huma-
no; y Guatex Blanco y.Guatex Rojo para la costa del Pacifico
donde las enfermedades son mas prevalentes. Segin los datos
de various aios de investigaci6n del Programa de Sorgo, las
variedades Guatex eran superiores en rendimiento a nivel ex-
perimental; pero que sin embargo, la variedad Guatecau produ
cia igual bajo las condiciones de cultivo del pequeNo y me-
diano agricultor.


En el cuadro 33, se da a conocer los datos obtenidos
en los ensayos de rendimiento en cinco municipios de Jutia-
pa. Estadisticamente, no se registry diferencia significant
,va, en el rendimiento de las tres variedades, en ninguno de.
los siete lugares donde se condujeron estos ensayos. Sin em
bargo, debido a que el agricultor prefiere la variedad Gua-
tecau como fuente de alimento, se sugiere que esta variedad
sea recomendada para el nororiente y que las variedades Gua-











- 74 -


tex se recomienden para la costa del Pacifico, ya sea para
la producci6n commercial o para ensilaje.


CUADRO 33


RENDIMIENTO DE TRES VARIEDADES DE GRANO DE SORGO DURANTE LA
SEGUNDA EPOCA DE CULTIVO EN 5 MUNICIPIOS EN JUTIAPA. 1975.



Guatecau Guatex Blanco Guatex Rojo
Municipio kg/ha kg/ha kg/ha

Asunci6n Mita 2957 2970 2845
Atescatempa 2428 2420 2426
El Progreso 3678 3416 3342
El Progreso 2380 1874 2005
El Progreso 2309 1828 2094
Sta. Catarina
Mita 2150 1774 1780
Yupiltepeque 1849 1870 1983


X 2536 2307 2353


Fertilizaci6n nitrooenada


del Soroo


La mayoria de las variedades criollas de sorgo no se
fertilizan. Ello se debe a que como son variedades tardias,
sus necesidades diaries de nitr6geno no son tan criticas co-
mo para las variedades precoces. Ademds, la fertilizaci6n de
las variedades criollas da como resultado plants de 3 a 4 me
tros de altura cuya cosecha se dificulta, por lo tanto, el a
gricultor prefiere no fertilizer.


I-









- 75 -


Las variededes mejoradas son precoces y no pueden
axpresar su potential de rendimiento, si les falta nitr6-
geno an lae etapas critics de su desarrollo. Los datos
del Programe de Sorgo, indicaban que la tasa mas econ6mi-
ce de fertilizacidn para la producci6n de sorgo en el o-
riente, en siembras de segunda, fluctuaba entire 40-60 kg
de nitrdgeno/ha. Para verificer este dato se condujeron
site ensayoe de fertilizaci6n nitrogenada en seis munici-
pioe de Jutiapa, para evaluar la respuesta a nitr6geno y
le rentabilidad bajo condiciones del pequeNo y median a-
gricultor. Los datos de rendimiento obtenidos de estos ex-
perimentos se presentan en el cuadro 34 y se muestran grdfi
camente en la figure 6. Los neveles de rendimiento obteni-
doe en varies dosis aplicadas fueron significativamente di-
ferentes en cada lugar de prueba.


Los rendimientos variaron desde 1,168 kg/ha (qq 18/
mz) en la parcels testigo a 2,301 kg/ha (qq35/mz) en el tra-
tamiento donde se aplicaron 100 kg de N/ha. 'Las respuestas
de rendimiento del sorgo a la fertilizaci6n nitrogenada son
menores que las del maiz (ver figure 1). Esto es atribui-
ble a: a) falta de humedad adecuada en el suelo; y b) a la
practioa do sembrar el sorgo intercalado entire el maiz.


Las razones de Beneficio:costo son de igual manera
mes bajas en el sorgo que en el maiz (ver cuadro 35) y va--
rid de 1.34 a 1.89; de form que si el capital es el factor
limitante, los datos econ6micos favorecen definitivemente
la fertilizaci6n del maiz en lugar de fertilizer el sorgo.


Al parecer las variedades mejoradas de sorgo se an-
ticipan coma 7-10 dias en la formacidn de la panoja y que -











- 76 -


CUAtRO 34


REOPUESTAS DE RENDIMIENTO DEL SORGO A DIFERENTES NIVELES DE
NITROGEN. 3UTIAPA. 1975.



ownicipio Rendimiento kg/ha a various niveles de nitr6geno
0 25 50 75 100


Agua Blence 156 265 496 515 544

Aeunci6n Mite 2098 2754 2887 3068 3507

Ateacatempa 1028 99a 1570 2245 2176

El Progress 1715 2452 3082 2850 3672

El Progress 2093 2007 2738 2934 3133

Sta. Catarina
Mita 785 1193 1303 1295 1311,

Yupiltepeque-
Jerez 300 622 997 1824 1766



S1168 1470 1868 2104 2301















-77-


0 25 50 75 100
NTTROGENO Kg/Ha


FIGURE 6.


RESPUESTA DEL RENDIMIENTO DE MAICILLO A NIVELES DE
NITROGEN AFLICAD05 EN SEIS MUNICIPIOS DE JUTIAPA,
GUATEMALA.


(0
I-





Si
1-4











- 78 -


por lo tanto se requerir6n poblaciones mas altas. De con--
firmarse estas observaciones, las poblaciones mas altes de-
bea de responder mejor a las aplicaciones de nitr6geno.
Basados en los datos obtenidos en estos experiments, la --
cantidad de nitrdgeno que se recomienda es de 50 kg/ha (80
Iba/mz) que producir6 una ganancia de Q.1.89 por cada quet.
zal invertido.


CUADRO 35


RELACIONES DE BENEFICIO:COSTO EN EL RENDIMIENTO DE SORGO CON
VARIAS APLICACIONES DE NITROGENO



Proporci6n Produc Produc- Valor Precio Ganacia 8:C
ci6n ci6n a
kg/ha kg/ha kg/ha Q/ha Q/ha

0 1168 -- -- -- --
25 1470 302 39.86 16.00 23.86 1.49
50 1868 700 92.40 32.00 60.40 1.89
75 2104 936 112.32 48.00 64.32 1.34
100 2301 1133 149.56 64.00 85.56 1.34



La fertilizaci6n con f6sforo sigue siendo un enigma,
con 6 sin an6lisis de suelos. Con frecuencia suelos cuyo a
n6lisis de f6sforo revelan una alta disponibilidad, respon-
den bien a las aplicaciones de fertilizantes fosfatados;
mientras que otros suelos cuyo andlisis revelan un bajo con
tenido de f6sforo, dan respuestas errdticas a las aplicacio
nes de f6sforo.

Otro problems es el concerniente a los "Niveles Cri-










- 79 -


ticos". Con anterioridad al ICTA, el nivel critic pare el
fbsforo, se determine en 19 ppm. Ahora bien, un error de 3
ppm, ye sea que 6ste venge de la formal en que se tome la
meastra en el campo o del procedimiento empleado en el labor
ratorio, represents un error de analisis del 16% del nivel
critic.


Un error de igual magnitude en el actual nivel critic
oo de 7 ppm represent un error de 43%. Errores de esta
magnitude suelen ser muy comunes.


Por otra part, las practices culturales pueden afec
tar la respuesta del rendimiento a las aplicaciones de f6s-
foro* Puesto en sus tdrminos mas simples el problem se con
creta a lo siguiente: Cudles son las recomendaciones pare
aplicar f6sforo en el oriente?


Con el prop6sito de obtener la informaci6n pertinen-
to se establecieron cuatro experiments sobre fertilizaci6n
fosfateda en sorgo en cuatro municipios de Jutiape. Los de-
tos obtenidos se presentan on el cuadro 36. Para cade muni-
cipio se indica el nivel exi tente de f6,foro en el suelo en
el moment de establecer el ansayo. Los'niveles de "P" reve
lados por el andlisis fueron 1.5, 2.4, 5.2 y 26.0 ppm de



Tres de estos valores est6n abajo del nivel critic
de 7 ppm establecido con anterioridad; sin embargo, no se
registry una respuesta significative en ninguno de los luga-
res de prueba. Se observe una tendencia a une ligera res-
puesta con apliceciones de 50 kg/ha de P205; sin embargo, es
de ponerse en dude la rentabilided de tal practice, como pue











- 80 -


de verse en el cuadro 37.


Anteriormente, todas las relaciones de cost presen-
tadas fueron relaciones de Beneficio:costo; sin embargo, co
ro al aplicar 3 de las 4 dosis ensayadas, el agricultor sa-
le perdiendo, la relaci6n que se presents en el cuadro 37,
as la del valor do produccifn versus cost. Si el agricul-
tor aplicara 25 kg/ha de P205 perderia Q.0.28 por cada quest
zl1 invertido. Si aplicara 50 kg/ha, ganaria Q.0.26 por
quetzal invertido. Aplicaciones adicionales que rebasen es
to limited, ocasionarian pdrdidas aOn mayores.


Los resultados obtenidds son en realidad de poca a-
yuda; sin embargo, son de importancia por el hecho de que
ponon de relieve la necesidad de que el ICTA concentre sus
eefuerzos en la soluci6n de este problema.









- 81 -


CUADRO 36


RENDIMIENTOS DE SORGO EN KILOGRAMS POR HECTAREA A VARIOUS
NIVELES DE FERTILIZATION FOSFATADA. JUTIAPA. 1975.



Municipio Rendimientos kg/ha a niveles de P205
0 25 50 75 100


Atescatempa 2471 2162 2024 2488 2165
(26.0 ppm)
El Progreso 1689 1556 1823 1748 1936
(5.2 ppm)

3erez 4329 4485 4772 4692 4593
(2.4 ppm)

Sta Catarina
Mita 1183 1420 1523 12'58 1796
(1.5 ppm)

7 2418 2406 2536 2546 2622


7'<7.0 ppm 2400 2487 2706 2566 2775










- 82 -


CUADRO 37


VALOR DE LA PRODUCTION VERSUS COSTO A VARIOUS NIVELES DE FER-
TILIZACION FOSFATADA EN CUATRO SUELOS DE JUTIAPA. 1975.



Propor Produc Produc Precio Costo Ganancia
cidn ci6n ci6n A A B:C
kg/ha kg/ha Q/ha Q/ha Q/ha

0 2400 --- --- --- --- ---

25 2487 87 11.48 16.00 -4.52 .72

50 2706 306 40.39 32.00 8.39 1.26

75 2566 166 21.91 48.00 -26.09 .46

100 2775 355 46.86 64.00 -17.14 .73









- 83 -


M0todo de siembra


Como se indic6 anteriormente las nuevas variedades
mejoradas de sorgo son un tanto precoces an la producci6n de
la panoja. Esto se observe mas frecuentemente cuando el sor
go, e siembra asociado que cuando se siembra solo. La dife-
rebanisi6n de la panoja durante los dies cortos de la siembra
de ssgunda, se inicia aproximadamente de los 28 a los 30 dias
en ie variedad Guatecau. Cuando el sorgo se siembra asocia-
do con maiz, la sombre producida por 6ste limit severamente
el crecimiento del sorgo durante las primeras etapas del de-
sarrollo de la plants. Desde su inicio el punt meristemdti-
co del crecimiento es pequeNo y cuando se transform en pano-
ja es tambien igualmente pequefb. Como resultado de los es-
tudios efectuados se ha demostrado que mas o menos el 75%
del rtndimiento del grano del sorgo en Guatemala depend del
nrdero de semillas producidas y solo el 25% depend del ta-
maso de la semilla. De lo anterior se deduce que si las pa-
nojas de las nuevas variedades son pequefias debemos de tener
m66 panojas por hectdrea para incrementar los rendimientos.


Para determiner el efecto de la poblaci6n total en
el rendimiento del grano de sorgo se llev6 a cabo una series
td experiments en cinco municipios de Jutiapa. Los surcos
fuoron sembrados a distancias de 40, 60 y 90 cms. de ancho
con una poblaci6n constants por surco de 10 plants por me-
tro lineal. Los datos obtenidos se muestran en el cuadro 38.
En cada localidad los mayores rendimientos se obtuvieron cuan
do el sorge se sembrd en surcos a una distancia de 40 cms.
El valor de esta practice es indiscutible. Los increments
en la produccidn obtenidos (ver cuadro 39) de 359 y 862 kgs










- 84 -


do grano de sorgo significaron ganancias de Q.37.83 y Q.90.58
pots las siefmbrae a 60 y 40 cms respectivamente, sobre el
slitema convencional de surcos sembrados a 90 cms de distan-
cae entire si, actualmente utilizado por los agricultores de
10 region.


Entre los gastos adicionales incurridos se incluye
los costs de semilla, mano de obra para la siembra y mano
de obra y otros gastos para la cosecha. Es probable que el
costo adicional de siembra de Q.23.20 por hectarea en el sis
taOt de siembra a 40 cms entire surcos es alto; sin embargo
lae relaciones de beneficio/costo se mantienen constantes e
irnican que el agricultor deberia de sembrar dos surcos de
soago entire los surcos de maiz si utilize la variedad Guate-
Cou.


CUADRO 38


RENDIMIENTOS DE GRANO DE SORGO (KG/HA) AL 13% DE HUMEDAD SEM-
BRADO A DIFERENTES DISTANCIAS



lunicipio 40 cms 60 cms 90 cms

Agus Blanca 1768 1372 1532
Aeuncidn Mite 1720 1506 1511
El Progreso 4155 3637 2839
Yupiltpeque-
Jetez 1824 1395 542
Sta. Catarine Mi-ta 2526 1570 1261

S2399 1896 1537








- 85 -


CUADRO 39

RELACIONES DE BENEFICIO:COSTO PARA SORGO SEMBRADO
A DIFERENTES DTSTANCIAS


Trete- Produc Beneficio:
miento ci6n Prod. Precio Costo Ganancia Costo
kg/he kg/ha Q/ha Q/ha Q/ha

90 cms 1537 --- --- --- --- --

60 cms 1896 359 47.39 9.56 37.83 3.96

40 ems 2399 862 113.78 23.20 90.58 3.90










- 86 -


PyIeba de Variededes de Frijol


El frijol se cultiva extensamente en todo el orien
te durante epoca de segunda. Los mayores problems de pro-
duccidn se central alrededor de la falta de humead del suelo
y la enfermeded conocida como Mosaico Dorado.


Las variedades son casi siempre variedades locales,
precoces, que escapan a la sequla pero que no son resistentes
a data y noposeen resistencia al mosaico dorado. Las varie-
ddeds recomendadas por el ICTA son de madurez tardia y tambien
muestran poca rsistencia al mosaico dorado.


Se condujeron ensayos varietales en cuatro munici-
pie de Jutiapa. Estos incluyeron las 4 variedades recomenda-
de por el ICTA y lea variedades del agricultor. Los resulta-
dos de estos experiments se presentan en el cuadro 40. Desa-
foatunadamente, el co6perador de Agua Blanca cosech6 su parce-
la que inclufa la variedad local y la semilla criolla de Ates-
catempa acus6 un bajo porcentaje de germinaci6n.


El unico sitio experimental que fue estadisticamen-
te diferente fue el de Agua Blanca en donde la variedad Negro
3alpatagua rindi6 menos.









- 87 -


CUADRO 40


RENDIMIENTOS DE VARIEDADES DE FRIJOL NEGRO CULTIVADO EN CUA-
TRO MUNICIPIOS EN 3UTIAPA. 1975.



Municipio Rendimiento kg/ha al 13% de humedad
Negro 3al Turrial- San Pedro Jamapa Criolla
patagua ba-1 Pinula

Agua Blanca 423 803 718 747
Atesoatempa 419 531 404 525 ---
El Progreso 1018 1119 1210 1082 852
Yupiltepeque 546 594 545 751 738

7 602 762 719 776


E El Progreso- 782 856 878 916 795
Yupiltep eue

En general, como las variedades rindieron mas oa menos
igual, no hay evidencia experimental suficiente que nos indi-
qua que las variedades del ICTA sean definitivemente superio-
res a las variedades locales.


Fetilizaci6n nitrogenada del frijol negro


En el oriented la fertilizaci6n nitrogenada del frijol
as una practice bastante comin; sin embargo nadie sabe a cien
cia cierta cu6nto y cufndo deben fertilizer.


Con el objeto de evaluar la rentabilidad de las apli-
caciones de nitr6geno en frijol se llev6 a cabo una series de









- 88 -


experiments an 5 municipios de. Jutiapa. Los datos obteni-
dos ae presentan en el cuadro 41. No se observaron diferen-
ciOs significativas en el rendimiento y las tendencies fueron
a la vez positives y negatives. El rendimiento promedio de
todos los sitios experimentales sugiere que una pequeNa apli-
caci6n podria ser beneficiosa. Al relacionar el valor de la
produccidn versus el costo (ver cuadro 42) se aprecia tambidn
que aplicaciones de 25 a 30 kgs de N/ha son beneficiosas, pe-
ro el retorno es solo de Q.1.14 por cada quetzal invertido y
que las aplicaciones mayores no son beneficiosas.


CUADRO 41


RENDIMIENTOS DE FRIJOL NEGRO A-.DIFERENTES NIVELES DE NITRO E-
NO EN CINCO MUNICIPIOS DE JUTIAPA. 1975.



Municipio Rendimiento kg/ha a niveles de "N"
0 25 50 75 100

Ague Blanca 1409 1545 1591 1673 1769
Asuncidn Mita 476 523 676 477 607
Atescatempa 1170 1402 1335 1525 1549
El Progreso 920 861 807 908 974
Jerez 1115 1171 1074 1060 1411


S1018 1100 1096 1128 1208









- 89 -


CUADRO 42


RELACIONES ENTIRE EL VALOR DE LA PRODUCTION VERSUS COSTO AL
FERTILIZER FRIJOL CON DIFERENTES DOSIS DE NITROGEN EN CIN-
CO MUNICIPIOS DE 3UTIAPA. 1975.


Dosis Produc- A Precio
ci6n Produc. COto Gan Beneficio:
kg/ha kg/ha Q/ha Q/ha Q/ha Costo


0 1018 --
25 1100 82 34.28 16.00 18.28 2.14
50 1096 78 32.60 32.00 .60 1.02
75 1128 110 45.98' 48.00 2.02 .96
100 1208 190 79.42 64.00 15.42 1.24


FuAllizapidn Fosfatada del Frijol


Por identicas razones presentadasen la secci6n dedi-
cad a le fertilizacidn fosfatada del sorgo, se condujo una
series de experiments para evaluar la respuesta del frijol
a las aplicaciones de f6sforo.


Se observaron variaciones en la tendencia de respues-
ta a las aplicaciones de f6sforo, pero estas no pudieron ser
Rmdidas estadisticamente en experiments individuals (ver
ouadro 43). En cuatro de los cinco experiments, se obtuvo
un incremento em rendimiento a la dosis de 25 kg de f6sforo
par hectarea y el promedio general mostr6 un incremento en
rendimiento a las dosis de 50 kgs/ha pero en general los re-










- 90 -


sultados fueron poco convincentes. Las inspecciones efectua-
dae con el objeto de observer diferencias en el aspect vege-
tftivo que denotasen el efecto de las diferentes dosis aplica
dae fueron negatives, por lo que se sacaron muestras de teji-
dos pare andlisis quimico foliar en Atescatempa. El Progreso
y Ague Blanca.


CUADRO 43


RESPUESTAS DE RENDIMIENTO DE FRIJOL A APLICACIONES DE FOSFORO
EN CINCO MUNICIPIOS EN 3UTIAPA. 1975.



Municipio Rendimientos kg/ha a niveles de P205

0 25 50 75 100

Agum Blanca
(3.5 ppm) 700 877 637 761 817
Aeuncifn Mita 1261 1364 1461 1167 1380
(26.0 ppm)
El Progreso 706 928 794 689 799
(1.0 ppm)
Ateecatempa 1807 1588 1966 1889 1828
(5.0 ppm)
Yupiltepeque-
3arez 1728 2130 2158 1980 2109
(.25 ppm)

X 1240 1377 1403 1297 1386



W< 7 ppm 1235 1381 1389 1330 1388


,~









- 91 -


Simultdneamente se sacaron muestras de sualos, las
cuales fueron analizadas en el laboratorio para determiner
nI contenido disponible de f6sforo de cada uno de los sitios
experimentales. Los datos se presentan en el cuadro 44.


De cade localidad experimental se tomaron 8 muestras
de suelos. Estas muestras se tomaron de la parcela testigo
y entire los surcos de la parcel tratada con 25 kg de f6sfo-
ro/ha (f6sforo aplicado en banda). El rango obtenido en los
niveles de fisforo segdn an6lisis de suelo fue de 5.00-8.25,
.75-4 y 2.50-5.00 pare Atescatempa, El Progreso y Agua Blan-
ca, respectivamente. No hubo relaci6n alguna entire el rendi-
miento de las parcels individuals y el valor initial del a-
ndlisis de suelo. Tampoco se hot6 relaci6n entire el conteni-
do del f6sforo segin cifras dadaspor elandlisis y el conteni-
do de nutrientes de la plant. La asimilaci6n total de f6sfo-
ro no pudo ser media; sin embargo, observaciones visuales
del crecimiento de las plants, tampoco pusieron en evidencia
relaci6n algune.


No se conoce con exactitud el nivel critic de f6sfo-
ro para el frijol en esta region de Guatemala; sin embargo,
as asume que see alrededor de .250%. Basados en esta premi-
sa, la siembra en Atescatempa tenia une-adecuada provision
de f6sforo; las siembras en Agua Blanca tenian una provision
adecuada con una aplicaci6n de 25 kg/ha de f6sforo, pero los
resultados obtenidos en El Progreso ameritan una investiga-
cidn mas amplia. Aqui, definitivamente se registry una defi-
ciencia de f6sforo, adn cuando se hicieron aplicaciones de
100 kg/ha. Parece ser que hubo una falta complete de asimi-
lacidn de fPsforo por las plants en este experiment.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs