• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Table of Contents
 Title Page
 List of Tables
 Acknowledgement
 Introduction
 Situacion general
 Materiales y metodos
 Conformacion de la propiedad y...
 Resumen, conclusiones y recome...






Title: Impacto del credito supervisado en la Ganaderia en zonas de colonizacion
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE PAGE TEXT
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00054722/00001
 Material Information
Title: Impacto del credito supervisado en la Ganaderia en zonas de colonizacion
Physical Description: Book
Language: Spanish
Creator: Ruiz Iriarte, Jorge
Publisher: Universidad Nacional Instituto Colombia Agropecuario
Publication Date: 1972
 Subjects
Subject: South America   ( lcsh )
Farming   ( lcsh )
Agriculture   ( lcsh )
Farm life   ( lcsh )
Spatial Coverage: South America -- Colombia
 Notes
General Note: Thesis
Funding: Electronic resources created as part of a prototype UF Institutional Repository and Faculty Papers project by the University of Florida.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00054722
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.

Table of Contents
    Front Cover
        Page i
    Table of Contents
        Page iv
        Page v
    Title Page
        Page ii
        Page iii
    List of Tables
        Page vi
        Page vii
    Acknowledgement
        Page viii
    Introduction
        Page 1
    Situacion general
        Page 2
        Objetivos de la reforma agraria
            Page 2
            Page 3
            Page 4
        Seleccion del area para estudio
            Page 5
        Problema
            Page 6
        Hipotesis
            Page 6
        Objetivos
            Page 7
            Page 8
    Materiales y metodos
        Page 9
        Consideraciones conceptuales y teoricas
            Page 9
        Recoleccion de datos
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
        Metodo de analisis
            Page 13
        Revision de literatura
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
    Conformacion de la propiedad y produccion ganadera
        Page 23
        Conformacion de la propiedad y produccion ganadera
            Page 23
        Conformacion inicial de la propiedad
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Bosque
                Page 27
            Cultivo
                Page 27
            Pasto artificial
                Page 27
            Pasto natural
                Page 28
            Rastrojo
                Page 28
        Conformacion actual de la propiedad
            Page 29
            Bosque
                Page 29
            Cultivos
                Page 29
                Page 30
                Page 31
            Pasto artificial
                Page 32
            Pasto natural
                Page 32
            Rastrojo
                Page 32
        Cambios de la conformacion de la propiedad
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Bosque
                Page 38
            Cultivo
                Page 39
                Page 40
            Pasto artificial
                Page 41
            Pasto natural
                Page 42
            Rastrojo
                Page 42
                Page 43
        Practicas de produccion
            Page 44
            Sal
                Page 44
            Minerales
                Page 44
            Sulfas
                Page 45
                Page 46
            Vacunas anti-aftosa
                Page 47
            Vacuna-carbon
                Page 47
            Vacuna pesto boba
                Page 47
                Page 48
        Practicas de manejo
            Page 49
            Page 50
            Fumigadoras
                Page 51
                Page 52
            Corrales
                Page 51
            Jeringas
                Page 51
            Bafiaderas
                Page 51
        Numero de cabezas y distibucion porcentual del hato
            Page 53
            Page 54
            Page 55
            Page 56
            Page 57
        Numero de cabezas propias al momento de la encuesta
            Page 58
        Natalidad y mortalidad ganadera
            Page 59
        Capacidad de carga por unidad de superficie
            Page 60
            Page 61
            Page 62
        Cambios al sistema de analisis propuesto
            Page 63
    Resumen, conclusiones y recomendaciones
        Page 64
        Resumen
            Page 64
        Conclusiones
            Page 65
            Page 66
            Page 67
        Implicaciones sobre politica
            Page 68
            Page 69
        Recomendaciones para otras investigaciones
            Page 70
        Lista de referencia
            Page 71
Full Text









programa deesuispr
graduados e ciencias agradas



TESIS DE GRADO
MAGISTER SCIENTIAE
ill 'N













INDICE DE CONTENIDO


Pgina

AGRADECIMIENTOS ............................................. iti

INDICE DE TABLAS ......................................... vi

INTRODUCCION........................ .. ...................... 1

CAPITULOS

I SITUACION GENERAL .......... ........................ 2

Objetivos de la reforma agraria............... 2
Seleccin del rea para estudio............... 5
Problema......... .................. .... ...... 6
Hip6tesis.................................. 6
Objetivos.......... ............ ..... ......... 7

II MATERIALES Y METODOS ........................... 9

Consideraciones conceptuales y te6ricas....... 9
Recoleccin de datos...................... 9
Mtodo de anlisis............................ 13
Revisi6n de literatura................. ..... 14

III CONFORMACION DE LA PROPIEDAD Y PRODUCCION
GANADERA. ... .............. ............... ....... 23

Conformaci6n inicial de la propiedad.......... 23
Bosque. .. ......... ................... ... 27
Cultivo.......... .... .................. 27
Pasto artificial........................... 27
Pasto natural ........ ..... ................ 28
Rastrojo .................................. 28

Conformacin actual de la propiedad........... 29
Bosque ................. .....,.. ........ 29
Cultivo ..... .................... ........ 29
Pasto artificial........................ 32
Pasto natural ........................... 32
Rastrojo .... ... .. ........ .... .. 32



iv










Pgina

Cambios en la conformacin de la propiedad ..... 33
Bosque ... ........ ............ ........, 38
Cultivo .................................... 39
Pasto artificial ................... .. 41
Pasto natural ........................ ... 42
Rastrojo .............. ........... ........ 42

Prcticas de produccin ...................... 44
Sal .. ............... ...... ..*... 44
Minerales .............................. ...* 44
Sulfas ...................... ..... ...... ..... 45
Vacunas anti-aftosa ... .i......... .... 47
Vacuna carbn ................ .............. 47
Vacuna peste boba ............. ............. 47

Prcticas de manejo ....... ........ .......... 49
Fumigadoras ............................. 51
Corrales ....... ... ................... .... 51
Jeringas .............. ... ..... ... ........ 51
Banaderas ......... ........ ....... .... ..... 51

Nmero de cabezas y distribucin porcentual del
hato .....,....... .......... .. ..... ... .. 53

Nmero de cabezas propias al momento de la
encuesta ............... i .... .... .... ......... 58

Natalidad y mortalidad ganadera ............,... 59

Capacidad de carga por unidad de superficie ..., 60

Cambios al sistema de anlisis propuesto ,,.... 63


IV RESUMEN, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES .,.....,, 64

Resumen ............................. a...... 64
Conclusiones ............................... .. 65
Implicaciones sobre poltica ................. 68
Recomendaciones para otras investigaciones ...... 70
Lista de referencias .......................... 71








v












EL IMPACTO DEL CREDITO SUPERVISADO EN LA GANADERIA

EN ZONAS DE COLONIZACION






TESIS






Presentada al Programa de Estudios para Graduados
Universidad Nacional Instituto Colombiano Agropeciario
(ICA)






por






JORGE RUIZ IRIARTE

como requisito parcial para optar al grado de






MAGISTER SCIENTIAE





Febrero, 1972
Bogot, Colombia





































TESIS APROBADA POR:




COMITE CONSEJERO:










-- ..1^** Y.. ---


7 '
Y,












INDICE DE TABLAS



Tabla Pgina
Nmero

1 Clasificacin por grupos de la poblacin
bajo estudio ................................... 11

2 Distribucin inicial de la propiedad de
acuerdo a su utilizacin en trminos de
promedio de hectreas ...................... 23

3 Distribucin inicial de la propiedad de
acuerdo a su utilizacin en trminos de
porcentaje .................................... 24

4 Distribucin actual de la propiedad de
acuerdo a su utilizacin en trminos de
promedio de hectreas ....................... 29

5 Distribucin actual de la propiedad de
acuerdo a su utilizacin en trminos
de porcentaje ................................ 30

6 Puntos de porcentaje de cambio en la dis-
tribucin de acuerdo a la utilizacin de
la tierra ....... ............. ... .......... 33

7 Porcentaje de distribucin de acuerdo a
su utilizacin, por hectrea desmontada ........ 34

8 Promedio anual de hectreas desmontadas y
su distribucin de acuerdo a su utilizacin .... 35

9 Aos promedio en la finca ..................... 36

10 Porcentaje de utilizacin de diversas prcticas
de produccin ............................... 45

11 Porcentaje de utilizacin de diversas prcticas
de manejo ..................................... 49

12 Distribucin en porcentaje del nmero de prc-
ticas de produccin y manejo utilizadas ........ 51




vi












Tabla Pgina
Nmero

13 Distribucin numrica y porcentual del hato
de acuerdo a las diferentes clase de gana-
do ........................ ... ....... .. ,,....... 53

14 Nmero de cabezas propias y porcentajes que
representan del total de ganado al momento
de la encuesta ..............................,,. 58

15 Porcentajes de natalidad y mortalidad .............. 60

16 Capacidad de carga por unidad de super-
ficie al momento de la encuesta .................... 61



































vii













AGRADECIMIENTOS




El autor expresa su reconocimiento a las personas e institucio-

nes que en una u otra forma contribuyeron a la realizacin del pre-

sente trabajo. Entre las primeras se encuentran los doctores Rafael

Samper y Gerald Feaster, quienes cooperaron con gran inters en la

seleccin y planteamiento inicial del proyecto, as mismo, al doctor

Peter Hildebrand, quien como Presidente de Tesis contribuy en su di-

reccin y presentacin final. Igualmente a los doctores Carlton In-

fanger y Juan Acosta que como consejeros aportaron valiosas sugeren-

cias.


A nivel instituc&nal1 al Instituto Colombiano de la Reforma

Agraria y al Instituto Colombiano Agropecuario, entidades que pres-

taron una decidida ayuda en la elaboracin del estudio.












INTRODUCCION



El presente trabajo, consta de cuatro partes, y est dirigido a

estudiar el impacto que ha causado el crdito supervisado en la produc-

cin ganadera en zonas de colonizacin.


En la primera, se hace una descripcin de los objetives de este

sistema crediticio, se justifica la seleccin del proyecto Caquet No.l

para adelantar el'estudio y se plantea el problema, hiptesis y objeti-

vos del mismo. La segunda parte incluye las consideraciones coaceptua-

les y tericas, recoleccin de la informacin, mtodo de anlisis y fi-

nalmente la revisin de la literatura utilizada. La tercera, indica la

conformacin de la propiedad desde el momento de arrivo de los colonos

hasta la fecha de la encuesta, ,la produccin ganadera de la zona y el

anlisis de dicha informacin. La ltima parte, contiene el resumen de

los aspectos ms importantes del trabajo, se presentan una serie de con-

clusiones y se recomiendan ciertas medidas para implementar el programa

de crdito supervisado, asa como tambin una lista de investigaciones

que se considera deben ser adelantadas.










CAPITULO I


SITUACION GENERAL



Para llevar a cabo el desarrollo econmico y social, el Pas tie-

ne por delante la difcil tarea de promover la ptima utilizacin de sus

recursos naturales. Lograrlo en nuestro medio, implica llevar a cabo

una reforma social-agraria integral de la cual ha sido encargado el Ins-

tituto Colombiano de la Reforma Agraria, el cual fu creado por medio

de la Ley 135 de 1961.



OBJETIVOS DE LA REFORMA AGRARIA


Dicha Ley fij como objetivos de la Reforma Agraria los siguien-

tes (7):


1. Reformar la estructura social agraria por medio de procedimien-

tos enderezados a eliminar y prevenir la inequitativa distribucin de la

propiedad rstica y su fraccionamiento antieconmico, reconstruir adecua-

das unidades de explotacin en las zonas de minifundio y dotar de tierras

a quienes no las posean, con preferencia para quienes hayalde conducir

directamente su explotacin e incorporar sta a su trabajo personal.


2. Fomentar la adecuada explotacin econmica de las tierras in-

cultas o deficientemente utilizadas, de acuerdo con programas que pro-

vean su distribucin ordenada y racional aprovechamiento.


3. Acrecer el volumen global de la produccin agrcola y ganade-

ra en armona con otros sectores econmicos; aumentar la productividad










CAPITULO I


SITUACION GENERAL



Para llevar a cabo el desarrollo econmico y social, el Pas tie-

ne por delante la difcil tarea de promover la ptima utilizacin de sus

recursos naturales. Lograrlo en nuestro medio, implica llevar a cabo

una reforma social-agraria integral de la cual ha sido encargado el Ins-

tituto Colombiano de la Reforma Agraria, el cual fu creado por medio

de la Ley 135 de 1961.



OBJETIVOS DE LA REFORMA AGRARIA


Dicha Ley fij como objetivos de la Reforma Agraria los siguien-

tes (7):


1. Reformar la estructura social agraria por medio de procedimien-

tos enderezados a eliminar y prevenir la inequitativa distribucin de la

propiedad rstica y su fraccionamiento antieconmico, reconstruir adecua-

das unidades de explotacin en las zonas de minifundio y dotar de tierras

a quienes no las posean, con preferencia para quienes hayalde conducir

directamente su explotacin e incorporar sta a su trabajo personal.


2. Fomentar la adecuada explotacin econmica de las tierras in-

cultas o deficientemente utilizadas, de acuerdo con programas que pro-

vean su distribucin ordenada y racional aprovechamiento.


3. Acrecer el volumen global de la produccin agrcola y ganade-

ra en armona con otros sectores econmicos; aumentar la productividad







3


de las explotaciones por la aplicacin de tcnicas apropiadas y procu-

rar que las tierras se utilicen de la manera que mejor convenga a su

ubicacin y caractersticas.


4. Crear condiciones bajo las cuales los pequeos arrendatarios

y aparceros gocen de mejores garantias, y tanto ellos como los asala-

riados agrcolas tengan fcil acceso a la propiedad de la tierra.


5. Elevar el nivel de vida de la poblacin campesina, como con-

secuencia de las medidas ya indicadas, y tambin por la coordinacin

y fomento de los servicios relacionados con la asistencia tcnica, cr-

dito agrcola, la vivienda, la organizacin de mercados, la salud y la

seguridad social, el almacenamiento y conservacin de los productos y

el fomento de la cooperativa.


6. Asegurar la conservacin, defensa, mejoramiento y adecuada

utilizacin de los recursos naturales.


7. Promover, apoyar y coordinar las organizaciones que tengan

por objeto el mejoramiento econmico, social y cultural de la poblacin

campesina (Ley la. de 1,968, Artculo 20).


La utilizacin del crdito ligado a la asistencia tcnica ha sido

una de las herramientas ms efectivas para lograr el desarrollo tanto

regional como nacional, el INCORA, ha adelantado sus diferentes progra-

mas en base a este sistema de crdito. Los elementos fundamentales de

este tipo de crdito son los siguientes (5):


1. El crdito mismo.







4


2. La supervisin y el planeamiento de la finca encaminados

a ayudar al prestatario a bcodbinar en la forma ms efectiva el crdi-

to con otros factores de productin.


3. La educacin y el entrenamiehto que el prestatario recibe a

travs de la asistencia tcnica.


Los objetivos fhdaiedtales del programa (Crdito Supervisado)

son los de mejordr a prodhctividad de los agricultores de escasos re-

cursos qBu no estn en condiciones de obtener prstamos en los Bancos,

u otras fuentes en cuantia suficiente, con plazos que se ajusten a sus

necesidades e intereses razonables mediante un nuevo sistema de crdito

combinado con asistencia tcnica y supervisin, de acuerdo con los pla-

nes de Colombia, para la expansin y la diversificacin de la produccin

agrcola. Este sistema les permitir desarrollar con xito sus labores

agrcolas, hacer uso eficiente de sus tierras, mano de obra y otros re-

cursos, resolver sus problemas de mercadeo, mejorar su situacin econ-

mica y sus condiciones de vida y de esta manera entrar a formar parte

vital de la estructura social y econmica de Colombia (5).


Al mismo tiempo que el proceso de Reforma Agraria se lleva a ca-

bo, el pas trata de incrementar la produccin y productividad del sec-

tor agropecuario con el fin de aumentar de manera considerable las ex-

portaciones y por ende la cantidad de divisas que tan necesarias son

para impulsar el desarrollo nacional.


Debido a que la ganadera es uno de los renglones que mayor n-

fasis se le ha otorgado dentro de los proyectos nacionales, por el











hecho de las buenas perspectivas de exportaci y por no encontrarse

dicho mercado restringido por acuerdos internacionales, se piensa que

por medio de la colonizacin dicha actividad podra incrementarse f-

cilmente.


Adems, es bien sabido que este tipo de proyecto incorpora a cor-

to plazo reas plenamente utilizables para la produccin agropecuaria

y ha sido uno de los factores de mayor incidencia en el crecimiento

de la ganadera colombiana (1).



SELECCION DEL AREA PARA ESTUDIO


El estudio enfocar la atencin en el impacto del Crdito Super-

visado en la produccin ganadera, en un proyecto de colonizacin. Por

medio de la resolucin No.0025 de Abril 8 de 1.963 fue creado el Pro-

yecto Caquet No.1 el cual fue escogido para el presente trabajo por

ser considerado por el INCORA, como uno de los principales proyectos

ganaderos que tiene-en' la actualidad.


La Intendencia del Caquet cuenta con una superficie de 90.185

km2; la mayora de los 137.000 habitantes calculados para 1.968 se en-

cuentran en el pie de monte y a lo largo de los ros en pequefas agru-

paciones (6). El clima est catalogado como tropical lluvioso y se

caracteriza por sus fuertes lluvias (3.000 a 3.800 milmetros) y una

temperatura media entre 24.8 y 28.4 grados centgrados, por lo cual

se estima que es una regin ideal para el establecimiento de pastos.







.6


PROBLEMA


El Instituto Colombiano de la Reforma Agraria ha invertido sumas

considerables de dinero a travs del Programa de Crdito Supervisado

Ganadero, con el objeto de incrementar el desarrollo pecuario y el ni-

vel socio-econmico del campesino colombiano, tanto en los programas

de parcelacin como de colonizacin.


El Gobierno no sabe con certeza, si dicho Programa de Crdito,

est logrando sus objetivos principales, lo cual es indispensable es-

tablecer con el fn de planificar la asignacin de los escasos recursos

disponibles.



HIPOTESIS


las hiptesis sujetas a prueba en el presente estudio son las si-

guientes:


1. Crdito Supervisado acelera la tasa de desarrollo ganadero

1.1. Intensificando el tipo de explotacin

1.2. Incrementando la capacidad de carga por hectrea

1.3. Fomentando la utilizacin de bienes de capital

1.4. Estimulando el uso de prcticas de produccin

1.5. Influenciando de manera positiva las tasas de natalidad

y mortalidad.


2. Crdito Supervisado eleva el nivel socio-econmico de:


2.1. El campesino







.6


PROBLEMA


El Instituto Colombiano de la Reforma Agraria ha invertido sumas

considerables de dinero a travs del Programa de Crdito Supervisado

Ganadero, con el objeto de incrementar el desarrollo pecuario y el ni-

vel socio-econmico del campesino colombiano, tanto en los programas

de parcelacin como de colonizacin.


El Gobierno no sabe con certeza, si dicho Programa de Crdito,

est logrando sus objetivos principales, lo cual es indispensable es-

tablecer con el fn de planificar la asignacin de los escasos recursos

disponibles.



HIPOTESIS


las hiptesis sujetas a prueba en el presente estudio son las si-

guientes:


1. Crdito Supervisado acelera la tasa de desarrollo ganadero

1.1. Intensificando el tipo de explotacin

1.2. Incrementando la capacidad de carga por hectrea

1.3. Fomentando la utilizacin de bienes de capital

1.4. Estimulando el uso de prcticas de produccin

1.5. Influenciando de manera positiva las tasas de natalidad

y mortalidad.


2. Crdito Supervisado eleva el nivel socio-econmico de:


2.1. El campesino











2.2. La comunidad



OBJETIVOS


El objetivo general del presente estudio es determinar si el pro-

grama de crdito supervisado ganadero, del Instituto Colombiano de la

Reforma Agraria, ha logrado incrementar la produccin pecuaria y el ni-

vel socio-econmico del sector rural.


Es importante anotar que el estudio se basa en el supuesto de que

la ganadera es la nica fuente de ingresos para la familia campesina

y por lo tanto se sobreentiende que sta deriva su sustento de dicha ac-

tividad. Debido a este planteamiento el estudio puede presentar seria

divergencia con la realidad, ya que por lo general el campesino combina

dicha actividad con algn tipo de agricultura con el objeto de contar con

un ingreso disponible que le permita afrontar el sostenimiento familiar.


Vale la pena anotar, que bajo este supuesto puede presentarse una

desviacin del crdito ganadero hacia gastos en los cultivos de "panco-

ger" lo cual se cargara a los gastos de la ganadera; as como, se sub-

estimaran los ingresos del campesino.


Para efectos del presente estudio y con el fin de evitar que algunas

de las variables bajo consideracin puedan ser afectadas por relaciones

de interdependencia y al mismo tiempo simplificar el anlisis, se estable-

ci la limitacin antes mencionada.


Se determinar el impacto del crdito supervisado en los siguientes










aspectos:


1. Desarrollo de la productividad pecuaria, medida a travs de:

1.1. Aumento de la productividad ganadera.

1.2. Incremento en el ingreso del usuario de crdito

1.3. Mejoramiento del nivel de vida campesino.


2- Utilizacin de prcticas mejoradas y bienes de capital y


3. Tasas de natalidad y mortalidad






9



CAPITULO II


MATERIALES Y METODOS



CONSIDERACIONES CONCEPTUALES Y TEORICAS


Existe una serie de herramientas a utilizar con miras a lograr el

desarrollo agrcola; especial importancia tienen para tal fin, el erdi-

to y la asistencia tcnica. En la actualidad se encuentran en el Pas

una serie de recursos subutilizados, debido a una cantidad insuficiente

de crdito en el Sector.


Podra establecerse una teora en los siguientes tminos: Ceteris

Paribus, la aplicacin de unidades adicionales de crdito y asistencia

tcnica a los recursos naturales y humanos subutilizados, aceleran el

adecuado empleo de los recursos, aplicacin de tecnologa y consecuente-

mente podran causar un aumento en los ingresos de los productores.


Dicha teora asume losiguiente:


1. Racionalidad por parte de los productores

2. Correcta utilizacin del crdito y

3. Fondos suficientes para llevar a cabo los programas que se ini-

cien, por parte del Gobierno y el productor.



RECOLECCION DE DATOS


El estudio enfoca la atencin especficamente en el impacto del cr-

dito supervisado en la produccin ganadera y de sta, en el nivel socio-






9



CAPITULO II


MATERIALES Y METODOS



CONSIDERACIONES CONCEPTUALES Y TEORICAS


Existe una serie de herramientas a utilizar con miras a lograr el

desarrollo agrcola; especial importancia tienen para tal fin, el erdi-

to y la asistencia tcnica. En la actualidad se encuentran en el Pas

una serie de recursos subutilizados, debido a una cantidad insuficiente

de crdito en el Sector.


Podra establecerse una teora en los siguientes tminos: Ceteris

Paribus, la aplicacin de unidades adicionales de crdito y asistencia

tcnica a los recursos naturales y humanos subutilizados, aceleran el

adecuado empleo de los recursos, aplicacin de tecnologa y consecuente-

mente podran causar un aumento en los ingresos de los productores.


Dicha teora asume losiguiente:


1. Racionalidad por parte de los productores

2. Correcta utilizacin del crdito y

3. Fondos suficientes para llevar a cabo los programas que se ini-

cien, por parte del Gobierno y el productor.



RECOLECCION DE DATOS


El estudio enfoca la atencin especficamente en el impacto del cr-

dito supervisado en la produccin ganadera y de sta, en el nivel socio-






9



CAPITULO II


MATERIALES Y METODOS



CONSIDERACIONES CONCEPTUALES Y TEORICAS


Existe una serie de herramientas a utilizar con miras a lograr el

desarrollo agrcola; especial importancia tienen para tal fin, el erdi-

to y la asistencia tcnica. En la actualidad se encuentran en el Pas

una serie de recursos subutilizados, debido a una cantidad insuficiente

de crdito en el Sector.


Podra establecerse una teora en los siguientes tminos: Ceteris

Paribus, la aplicacin de unidades adicionales de crdito y asistencia

tcnica a los recursos naturales y humanos subutilizados, aceleran el

adecuado empleo de los recursos, aplicacin de tecnologa y consecuente-

mente podran causar un aumento en los ingresos de los productores.


Dicha teora asume losiguiente:


1. Racionalidad por parte de los productores

2. Correcta utilizacin del crdito y

3. Fondos suficientes para llevar a cabo los programas que se ini-

cien, por parte del Gobierno y el productor.



RECOLECCION DE DATOS


El estudio enfoca la atencin especficamente en el impacto del cr-

dito supervisado en la produccin ganadera y de sta, en el nivel socio-









econmico del campesino colombiano.


Como base para el presente trabajo, se tom la informacin obteni-

da en el proyecto del INCORA, Caquet No.l, utilizada en el estudio

dirigido por Gerald-Peaster,-sobre'infraestructura en el Caquet

(3). En el mencionado estudio, el diseno de la muestra fue practica-

do aplicando las siguientes tcnicas:


1. Formacin de Grupos o Ncleos: Fue empleada en la zona de

Florencia y La Mono donde la informacin sobre los habitantes

de dicha regin, se consider como parcial o incompleta. La

poblacin fue dividida en 30 grupos individuales distribuidos

en la regin de estudio; los cuales fluctan entre 5 y 15

personas. Para efectuar las entrevistas necesarias de la mues-

tra, se eligi una persona al azar y se entrevistaron ella y

sus dos vecinos inmediatos.


2. Tiempo Distancia: Tcnica utilizada en la zona de Valparaf-

so en la que se estim que la informacin sobre la poblacin

no era adecuada. En cada uno de los caminos,,se llev a cabo

una entrevista a cada hora de distancia, utilizando como pun-

to de referencia la vereda central; mientras que en las zonas

accesibles por vehculo se realiz cada dos kilmetros.


3. Estratificacin Geogrfica: Tcnica empleada en la zona de

Maguar, donde la informacin sobre la poblacin se estim

casi completa.









Debido al gran nmero de caminos y a la numerosa poblaci6n exis-

tente, se efectuaron seis entrevistas por camino, dejando uno de por

medio sin entrevistar.


El nmero total de formularios diligenciados en la muestra, dis-

criminados por zonas, es el que a continuacin se detalla:


La Mono 89

Valparaiso 45

Maguar 30

Florencia 24

Total 188


De esta informacin y para fines del presente estudio se elimin

la zona de Valparaso, por no contar con vas de comunicacin simila-

res a las otras zonas, lo cual afecta en forma directa el tiempo a que

se encuentran localizadas las parcelas del centro ms cercano del INCO-

RA que es una de las variables bajo consideracin; as mismo, fueron

descartadas las encuestas en las cuales los datos figuraban incompletos

o eran poco fiables. Por la naturaleza del estudio fueron excluidos

los formularios de las personas que no posean ganado, quedando un to-

tal de noventa y nueve formularios utilizables en las tres zonas restan-

tes.


Para efectos de evaluar el programa de Crdito Supervisado, se

estim conveniente efectuar un estudio comparativo entre las personas

favorecidas por este tipo de programa en zonas de colonizacin y las

no beneficiadas por dicho crdito. Debido a que la informacin reco-









pilada por el Instituto Colombiano de la Reforma Agraria unicamente a-

barca a los usuarios de su crdito, fu necesario utilizar los datos

provenientes de la encuesta en la cual ambos grupos se encontraban in-

clufdos, los datos, adems de haber sido recolectados bajo las mismas

condiciones resultaban ser enteramente comparables.


Los dos grupos principales se dividieron a su vez en tres sub-

grupos cada uno denominados grande, mediano y pequeo.


El criterio utilizado para establecer estas subdivisiones fu el

del tamano de la finca; la clasificacin es como sigue:


Tamano grande: 81 ms hectreas

Tamao mediano: 51 80 hectreas

Tamaflo pequelo: 1 50 hectreas


A continuaci6n se presenta el nmero de personas estudiadas den-

tro de cada grupo:



TABLA 1. Clasificacin por grupos de la poblacin bajo estudio.


CLASIFICACION

Tamao Colonos sin Crdito Colonos con Crdito
Supervisado Supervisado

Grande 8 18

Mediano 14 20

Pequefo 9 30

TOTAL 31 68

FUENTE: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet
1.968 y 1.969 Departamento de Economa Agrcola ICA.








13


Una vez finalizado el trabajo de campo, o sea la consecucin de

la informacin bsica, se elabor la gua de codificacin y se proce-

dio a la tabulacin de los datos obtenidos; finalmente se perforaron

las tarjetas para su utilizacin en el computador y en base al progra-

ma disefado se determinaron los valores de las diferentes variables del

estudio.



METODO DE ANALISIS


Con el objeto de probar las hiptesis establecidas no solamente

a nivel de los dos grandes grupos bajo consideracin, sino tambin de

los subgrupos, se analizaron los promedios, porcentajes y desviacio-

nes estandard de las variables seleccionadas como indicadoras del desa-

rrollo pecuario.


Igualmente se utilizaron mtodos estadsticos tales como regre-

siones simples y mltiples, las cuales fueron probadas por:


1. Mtodo "t", por considerarse este como el ms importante y

2. Prueba de igualdad entre dos regresiones, con el fin de esta-

blecer las diferencias entre grupos.


El mtodo de regresin mltiple fue escogido como la tcnica ana-

ltica ms apropiada por las siguientes razones:


1. Establece un estimativo de la magnitud de relacin existen-

te entre variables, lo cual se puede probar estadsticamente.


2. El efecto de un nmero de variables, para un modelo dado, puede








.U4


ser estudiado y


3. La flexibilidad del modelo.



REVISION DE LITERATURA


Han sido muchos los trabajos relacionados con el tema de Reforma

Agraria en Colombia, pero muy pocos los que analizan el tema del Crdi-

to Supervisado Ganadero en zonas de colonizacin.


A continuacin se mencionan algunos de los estudios que sirvie-

ron de base para el presente trabajo:


Bonnet (1) en su conferencia sobre la aplicacin del Crdito Su-

pervisado a la ganadera, define este sistema de Crdito de la siguien-

te manera: "Consiste en el otorgamiento de prstamos condicionados a

la asistencia tcnica para la preparacin y desarrollo de planes agri-

colas y domsticos. Facilita la ensenanza prctica para el perfeccio-

namiento de las tcnicas agrcolas, la administracin de la finca y la

organizacin del hogar".


Hace un recuento de la historia del Crdito Supervisado en Co-

lombia y explica la forma como ha sido aplicado a la ganaderla colombia-

na. Indica las dificultades existentes dentro del medio colombiano pa-

ra organizar el sistema de Crdito ganadero, tal como el bajo nivel tc-

nico y econmico de los beneficiarios del crdito, el alto costo del

personal tcnico especializado para su operacin y el alto grado de en-

deudamiento de los nsuarios en muchos casos..











Establece que la rentabilidad de la ganadera a nivel de parcela

es relativamente baja y la capitalizacin lenta, motivo por el cual

los programas de crdito ganadero deben ser complementados con crdito

agrcola, con el fin de que la ganadera sea considerada como una forma

de ahorro para la familia campesina. En relacin al volumen y cuanta

de los prstamos, indica, que durante el periodo 1.964 1.969 se han

otorgado 6.643 prstamos por un valor total de $228'074.861.oo.


Concluye que los programas de Crdito Supervisado deben orientar-

se hacia empresas de tipo comunitario, ya que stas estimulan la asocia-

cin de los campesinos, racionaliza el uso de los factores de produccin

y ofrece mayores ventajas para el mercadeo de los productos.


En el estudio "productividad de la ganadera de cra y consecuen-

cias sobre los programas de Crdito Ganadero" <4), realizado por una

misin francesa, la Subgerencia de Desarrollo Agrcola del INCORA anali-

za la inversin en ganado de cra en los Departamentos del Huila, Meta

Magdalena Medio, Santander del Norte y Tolima para los anos 1.968 y 1.969.


Establece varios aspectos que sirven de base para medir la produc-

tividad del capital invertido, siendo ellos los siguientes:


1. Volumen de produccin anual.


2. Empleo que causa la inversin expresado en nmero de das

de trabajo.


3. Posibilidad de exportaciones netas.

Indica que el crdito destinado para la ganadera de cra consti-







16


tituye el principal rengln de actividad dentro de los programas de cr-

dito agropecuario del INCORA y de otras Entidades crediticias. El an-

lisis de este rubro de inversin es de especial importancia si se tiene

en cuenta que el capital constituye un recurso ms limitante que la tie-

rra para el desarrollo agropecuario del Pas y la sola existencia de

tierras aptas para la ganadera no justifica de por s, la canalizacin

del Crdito hacia dicha actividad. Adems, es indispensable conocer

la productividad del capital invertido, para compararla con la que se

genera en otras actividades agropecuarias.


Demuestra que no hay razones validas para considerar que el tama-

o de la finca influye en la productividad y que las variaciones exis-

tentes se deben ms que todo a la actividad ganadera que se lleve a cabo.


Para fijar el ingreso neto obtenido en ganadera de cra se tuvie-

ron en cuenta dos clases de costos:


1. De operacin, el cual se estim en $50.oo cabeza-afo (4% va-

lor ganado).


2. De mantenimiento de pastos, cercas etc. que se fij entre

$50.oo y $100.oo hectrea (6% valor ganado).


El ingreso neto con buen nivel administrativo es del 15% y del

10% con regular nivel tcnico. Al tener en cuenta la remuneracin a

la tierra y a la obra de mano familiar la rentabilidad desciende a

8 10% y 4 5% respectivamente.

La productividad de la tierra se analiz desde dos puntos de











vista:


1. Tcnico (carga por hectreas)

2. Econmico (producto bruto hectrea- afio)


Recomienda, tomar precauciones para evitar fracasos en los pro-

gramas ganaderos de cra, puesto que estos ofrecen una baja producti-

vidad de la tierra y del capital invertido.


Menciona que uno de los principales problemas que tiene que afron-

tar el usuario del crdito ganadero, es el deno contar con dinero dis-

ponible para el sustento familiar y pago de deudas ya que la mayor par-

te de la produccin se encuentra en la forma de aumento de capital por

variaci6n deiinventario.


En el trabajo se afirma que tiene ms importancia para el xito

de este tipo de programa, la tasa de inflacin que el nivel tcnico em-

pleado; igualmente establece que la existencia de pastos no debe emplear-

se como criterio bsico para la adjudicacin de prstamos debido a que

frecuentemente se corre el riesgo de llegar a situaciones de morosidad o

quiebra de los prestatarios. Se estima necesario que en la planeacin

de crditos para el gaado de cra, se tengan en cuenta los siguientes

aspectos:


1. Tamaflo de la ganadera.


2. Porcentaje de financiacin


3. Ingresos adicionales (especialmente cuando se trate de peque-

nas y medianas ganaderas).










4. Nivel tcnico..


Finalmente se recalca la importancia de asignar un orden de prio-

ridad para financiar las actividades ms productivas pues no hay que

olvidar que el capital es talvez el ms escaso de los recursos produc-

tivos.


Tamayo (7) en su evaluacitn sobre la reforma agraria colombiana

analiza el grado de cumplimiento que el Instituto de la Reforma Agraria

ha tenido de los objetivos bsicos fijados por la Ley 125 de 1.961.


Indica tanto el criterio como el sistema que ha seguido el INCO-

RA para la adquisicin de tierras y afirma que se han adquirido alre-

dedor de 3.5 millones de hectreas, de las cuales un 707. no han sido

adjudicadas. Adems, pone de manifiesto que las tierras en poder de

las familias beneficiadas con crdito supervisado no estn siendo explo-

tadas economicamente, mxime cuando en el caso de Caquet (245.000 hec-

freas) el 50% del rea de las fincas se encuentra sin explotar, segn

el mismo INCORA.


Menciona que las condiciones para producir en xonas de coloniza-

cin no son muy favorables por la falta de mercados para los productos,

as como por las grandes distancias y, el mal estado de las vas de co-

municacin. Afirma que las condiciones generales no permiten, con cier-

tas excepciones, actividades diferentes a la ganadera de cra en forma

extensiva y/o la existencia de pequefas parcelas que apenas llegan a

ser de subststencia, las que se desarrollan muy lentamente.







19



En cuanto al Crdito supervisado, indica que hasta Diciembre de

1.968 se haban beneficiado 26.500 familias en 32 proyectos por un va-

lor total de 778.5 millones de pesos. Menciona que el nmero de fami-

lias que se retiran del programa por no haber obtenido beneficios eco-

nmicos es ms alto cada aflo.


Opina que la colonizacin no es un programa de reforma agraria

y que el desarrollo de sta puede ser tan lento como el de la adecua-

cin de tierras. Respecto al fomento pecuario anota, que el inventa-

rio ganadero se ha incrementado regionalmente, pero que no parece que

sucede igual con la productividad.


Finalmente, asegura que la reforma se desarrolla an tierras mar-

ginales y perifricas incultas (96.5%), en zonas aisladas de los mer-

cados, lo cual exige cuantiosas inversiones en infraestructura y afec-

ta en unos cuantos casos la propiedad privada de pequefos y medianos

agricultores y muy pocos latifundistas.


Al calificar de marginal la reforma agraria colombiana indica que

las principales caractersticas son:


1. No apunta hacia la ruptura del monopolio sobre la tierra o

hacia la transformacin fundamental de las estructuras latifundistas.


2. Opera exclusivamente en una lnea de reformas superficiales,

y


3. Intenta desviar la presin nacional o la presin campesina











sobre la estructura latifundista por medio de operaciones de diversin

tctica como la colonizacin, parcelacin marginal de latifundios, me-

joramiento de tierras, introduccin de innovaciones tecnolgicas, etc.


Castellanos (2) despus de hacer una breve resefla histrica so-

bre las entidades vinculadas a la colonizacin del Caquet y describir

las caractersticas naturales de la regin, relata la forma de vida

del colono, su lugar de origen, tamafo de la familia, educacin, etc.

Analiza las diversas formas de tenencia de la tierra y los cambios ocu-

rridos en la conformacin de las propiedades. Igualmente establece las

caracteristicas generales de produccin, mercadeo y consumo para los si-

guientes productos: arroz, maz, yuca, pltano, cana de azcar y cul-

tivos de tardo rendimiento como el caucho y la palma africana.


Indica que el pasto attificial predominante en la regin es el

puntero (75%), mientras el micay, par y otros conforman el 25% restan-

te y establece que la capacidad de carga es inferior a una cabeza por

hectrea. En cuanto al ganado bovino analiza su distribucin y clases,

as como la compra-venta de ganado, tasas de natalidad y mortalidad,

porcentajes de utilizacin de prcticas mejoradas y bienes de capital

por parte de los colonos. Afirma que el temafto promedio de las parcelas

es de 85 hectreas las cuales considera como adecuadas para suplir las

necesidades de los colonos.


Finalmente, recomienda organizar una campafla oficial a nivel de

finca para promover la vacunacin contra aftosa, carbn y peste boba

y establecer ferias peridicas a nivel de zona para mejorar el mercadeo








21


del ganado.


Feaster (3) en su estudio sobre relaciones entre infraestructura

y desarrollo, seleccion al Caquet como rea de estudio por ser una

regin que se encuentra en proceso de desarrollo y la mayor parte de

las inversiones de infraestructura se iniciaron hace unos 12 afoe..

Indica que la infraestructura es el factor principal para el desarro-

llo agricola, porque crea un medio econmico capaz de proveer incenti-

vos para la toma de decisiones de los agricultores a travs de los cu-

les se lograr en un aumento de la produccin agrcola.


Afirma que una indicacin del potencial ganadero de una regin

est dado por la capacidad de carga animal por hectrea la cual fija

en 0.93 cabezas por hectrea. Concluye diciendo:


1. El potencial ganadero para la regin parece ser bueno en

trminos de pasto y capacidad de carga.


2. El potencial ganadero se reafirma al incrementarse el nme-

ro de hectreas dedicadas a pastos artificiales y aumentar su carga por

hectrea.


3. La carga por hectrea se encuentra estrechamente relaciona-

da con las posibilidades de crdito.


4. La carga por hectrea continuar aumentando, si las posibili-

dades de crdito y prcticas de manejo continan mejorando.








2


RESUMEN

La conclusin ms importante a que se llega, en los estudios an-

tes mencionados, es la relacionada con el nivel de infraestructura re-

querido para lograr crear los incentivos necesarios con el fin de incre-

mentar la produccin. Igualmente la que indica que las condiciones exis-

tentes en la actuaUidad en las zonas de colonizacin son poco favorables

para la produccin.


La mayora de estos trabajos afirman que tanto la rentabilidad de

la ganadera de cra, como la produccia de la tierra en dicha activi-

dad es baja, especialmente a nivel de pequeas parcelas. As mismo se

estima que la ganadera de cra es el principal rengln de crdito den-

tro de los programas del Instituto Colombiano de la Reforma Agraria.


Otra apreciacin importante es la carencia de dinero disponible

por parte de los usuarios de crdito para cubrir sus gastos de sosteni-

miento, as como para el pago de deudas, ya que la capitalizacin en la

ganadera de cra se realiza por aumento de inventario y que la rentabi-

lidad de la inversin flucta entre un 4 y 10% anual de acuerdo al ni-

vel tcnico imperante y tamao del hato.


Finalmente se recalca la necesidad de proveer al colono de los

programas ganaderos, con fuentes adicionales de crdito con miras a que

este pueda obtener otros ingresos, para que la ganadera opere como una

cuenta de ahorros.











CAPITULO III


CONFORMACION DE LA PROPIEDAD Y PRODUCCION GANADERA



En el presente captulo y con el fin d tratar los diferentes pro-

blemas que inciden sobre la produccin ganadera, se analizan los siguien-

tes tpicos:


1. Conformacin inicial de la propiedad

2. Conformacin actual de la propiedad

3. Cambio en la conformacin de la propiedad

4. Prcticas de produccin

5. Prcticas de manejo

6. Nmero de cabezas y distribucin porcentual del hato.

7. Nmero de cabezas propias al momento de la encuesta

8. Natalidad y mortalidad ganadera.

9. Capacidad de carga por unidad de superficie.



CONFORMACION INICIAL DE LA PROPIEDAD


Es de especial importancia el analizar detalladamente la utiliza-

cin de la tierra por parte de los colonos usuarios de crdito supervi-

sado y los que no se encuentran cobijados bajo este programa de crdito.

Con tal objeto se presenta la distribucin inicial promedio de la propie-

dad, de acuerdo a su utilizacin (Tabla 2) y los porcentajes de distri-

bucin (Tabla 3).

Se observa que el tamano promedio ponderadu para el total del grupo











CAPITULO III


CONFORMACION DE LA PROPIEDAD Y PRODUCCION GANADERA



En el presente captulo y con el fin d tratar los diferentes pro-

blemas que inciden sobre la produccin ganadera, se analizan los siguien-

tes tpicos:


1. Conformacin inicial de la propiedad

2. Conformacin actual de la propiedad

3. Cambio en la conformacin de la propiedad

4. Prcticas de produccin

5. Prcticas de manejo

6. Nmero de cabezas y distribucin porcentual del hato.

7. Nmero de cabezas propias al momento de la encuesta

8. Natalidad y mortalidad ganadera.

9. Capacidad de carga por unidad de superficie.



CONFORMACION INICIAL DE LA PROPIEDAD


Es de especial importancia el analizar detalladamente la utiliza-

cin de la tierra por parte de los colonos usuarios de crdito supervi-

sado y los que no se encuentran cobijados bajo este programa de crdito.

Con tal objeto se presenta la distribucin inicial promedio de la propie-

dad, de acuerdo a su utilizacin (Tabla 2) y los porcentajes de distri-

bucin (Tabla 3).

Se observa que el tamano promedio ponderadu para el total del grupo











CAPITULO III


CONFORMACION DE LA PROPIEDAD Y PRODUCCION GANADERA



En el presente captulo y con el fin d tratar los diferentes pro-

blemas que inciden sobre la produccin ganadera, se analizan los siguien-

tes tpicos:


1. Conformacin inicial de la propiedad

2. Conformacin actual de la propiedad

3. Cambio en la conformacin de la propiedad

4. Prcticas de produccin

5. Prcticas de manejo

6. Nmero de cabezas y distribucin porcentual del hato.

7. Nmero de cabezas propias al momento de la encuesta

8. Natalidad y mortalidad ganadera.

9. Capacidad de carga por unidad de superficie.



CONFORMACION INICIAL DE LA PROPIEDAD


Es de especial importancia el analizar detalladamente la utiliza-

cin de la tierra por parte de los colonos usuarios de crdito supervi-

sado y los que no se encuentran cobijados bajo este programa de crdito.

Con tal objeto se presenta la distribucin inicial promedio de la propie-

dad, de acuerdo a su utilizacin (Tabla 2) y los porcentajes de distri-

bucin (Tabla 3).

Se observa que el tamano promedio ponderadu para el total del grupo















TABLA 2. Distribucin inicial de la propiedad, de acuerdo a su utilizacin en trminos de
promedio de hectreas



Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado
Hectreas Total*
Grande Mediano Pequeo Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*


Bosque 123.5 45.5 17.7 53.0 86.6 59.8 34.9 56.1 55.1

Cultivos 0.8 0.6 0.5 0.7 0.5 0.5 0.9 0.7 0.7

Pasto Artif. 1.5 44.8 1.6 2.7 1.5 2.8 1.1 1.7 2.0

Pasto Natural 0.1 0.6 1.9 0.8 0.7 0.6 0.5 0.6 0.7

Rastrojo 5.1 6.4 111.9 .8.7 6.7 2.2 4.1 4.4 5.8

Tamafo Finca 131.0 57.9 33.6 65,9 96.0 65.9 41.5 63.5 64.3


Comprende el promedio ponderado

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1,968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.















TABLA 3. Distribucin inicial de la propiedad de acuerdo a su utilizacin en trminos de
porcentaje



Clases Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Clases Total*
Grande Mediano Pequeno Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*


Bosque 94.3 78.6b/ 52.71/ 80.41/ 90.2 90.7b/ 84.1a/ 88.8k/ 85.7

Cultivo 0.6 1.0 1.5 1.1 0.5 0.7 2.2 1.1 1.1

Pasto Artif. 1.1 8.3 4.8 4.1 1.6 4.3 2.6 2.7 3.1

Pasto Natural 0.1 1.0 5.6 1.2 0.7 0.9 1.2 0.9 1.1

Rastrojo 3.9 11.1 35.41/ 13.21/ 7.0 3.41/ 9.91/ 6.91a 9.0

Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0


Comprende el promedio ponderado
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Econom{a Agrcola, ICA.
Ul







26


sin crdito supervisado es de 65.9 hectreas frente a 63.5 hectreas

del grupo supervisado, to cual no es significativamente diferentes Sin

embargo, entre los subgrupos existen diferencias apreciables siendo pa-

ra todos los casos, excepto el de los grandes, de mayor tamao las fin-

cas de los colonos bajo crdito supervisado. Para estos ltimos, la

extensin de la finca flucta entre 41.5 y 96.0 hectreas mientras que

para los otros oscila entre 33.6 y 131.0 hectreas.


Teniendo en cuenta el nmero de encuestas realizadas y su distri-

bucin por grupos (Tabla 1) se llega a la conclusin de que para los

colonos no usuarios de crdito el mayor porcentaje de la poblacin se

encuentra en el grupo mediano (45.2%), mientras que para el grupo super-

visado, el grupo de los pequefos es el ms importante (44.1%).


El mayor porcentaje de los colonos no usuarios del INCORA, est

constituido por el grupo de los medianos debido a que los otros tamaos

de explotacin presentan serios problemas para su manejo; el grupo de

los pequenos es demasiado reducido, mxime si se tiene en cuenta que

el tipo de explotacin ganadera es extensiva. Por otra parte, la cuan-

ta de crdito necesario para mantener y operar una finca grande (prome-

dio 131 hectreas) es considerable y de difcil consecucin en su tota-

lidad, lo cual adquiere gran importancia al tenerse en cuenta que este

tipo de colono no es considerado como buen sujeto de crdito por la ban-

ca comercial.


La utilizacin de la tierra para los colonos en el Caquet, ha

sido dividida en 5 grupos a saber: bosque, cultivos, pasto artificial,







27


pasto natural y rastrojo.


Bosque


Respecto al rea existente inicialmente, se observa que es mayor

para el total de los colonos bajo crdito supervisado y para cada uno

de los subgrupos con excepcin del grupo de fincas denominadas graddes;

igual sucede si se toma como criterio el porcentaje de rea en bosque

con respecto al total.


Cultivo


Como era de esperar el rea inicial dedicada a cultivos transito-

rios y tardos result ser supermamente baja. Para el promedio de los

grupos, como para el promedio general, el rea dedicada a cultivo es

de 0.7 hectreas la cual flucta para los diferentes grupos entre 0.5

y 0.9 hectreas mientras que los porcentajes lo hacen entre 0.67. y 2.2%,

siendo el grupo de los pequefos con crdito supervisado quienes conta-

ban con los mayores porcentajes y rea.


Vale la pena indicar que la nica variacin apreciable en trminos

de porcentaje, es la encontrada para el grupo de pequefos, la cual es

de 0.7 por ciento como puede apreciarse en la Tabla 3.


Pasto Artificial


Se encontr que en relaci6n al porcentaje dedicado a esta activi-

dad, en promedio, el total de los colonos no supervisados contaba con un

1.4% ms que los usuarios del- Instituto, lo cual implica en reauna







27


pasto natural y rastrojo.


Bosque


Respecto al rea existente inicialmente, se observa que es mayor

para el total de los colonos bajo crdito supervisado y para cada uno

de los subgrupos con excepcin del grupo de fincas denominadas graddes;

igual sucede si se toma como criterio el porcentaje de rea en bosque

con respecto al total.


Cultivo


Como era de esperar el rea inicial dedicada a cultivos transito-

rios y tardos result ser supermamente baja. Para el promedio de los

grupos, como para el promedio general, el rea dedicada a cultivo es

de 0.7 hectreas la cual flucta para los diferentes grupos entre 0.5

y 0.9 hectreas mientras que los porcentajes lo hacen entre 0.67. y 2.2%,

siendo el grupo de los pequefos con crdito supervisado quienes conta-

ban con los mayores porcentajes y rea.


Vale la pena indicar que la nica variacin apreciable en trminos

de porcentaje, es la encontrada para el grupo de pequefos, la cual es

de 0.7 por ciento como puede apreciarse en la Tabla 3.


Pasto Artificial


Se encontr que en relaci6n al porcentaje dedicado a esta activi-

dad, en promedio, el total de los colonos no supervisados contaba con un

1.4% ms que los usuarios del- Instituto, lo cual implica en reauna







27


pasto natural y rastrojo.


Bosque


Respecto al rea existente inicialmente, se observa que es mayor

para el total de los colonos bajo crdito supervisado y para cada uno

de los subgrupos con excepcin del grupo de fincas denominadas graddes;

igual sucede si se toma como criterio el porcentaje de rea en bosque

con respecto al total.


Cultivo


Como era de esperar el rea inicial dedicada a cultivos transito-

rios y tardos result ser supermamente baja. Para el promedio de los

grupos, como para el promedio general, el rea dedicada a cultivo es

de 0.7 hectreas la cual flucta para los diferentes grupos entre 0.5

y 0.9 hectreas mientras que los porcentajes lo hacen entre 0.67. y 2.2%,

siendo el grupo de los pequefos con crdito supervisado quienes conta-

ban con los mayores porcentajes y rea.


Vale la pena indicar que la nica variacin apreciable en trminos

de porcentaje, es la encontrada para el grupo de pequefos, la cual es

de 0.7 por ciento como puede apreciarse en la Tabla 3.


Pasto Artificial


Se encontr que en relaci6n al porcentaje dedicado a esta activi-

dad, en promedio, el total de los colonos no supervisados contaba con un

1.4% ms que los usuarios del- Instituto, lo cual implica en reauna







28


hectrea de diferencia.


Las principales diferencias encontradas a favor de los colonos

que no cuentan con crdito supervisado son:


1. Grupo mediano, 2 hectreas equivalentes a 4%.

2. Grupo pequeo, 0.5 hectreas que corresponden a 2.2%.


Pasto Natural


En relacin al rea promedia utilizada por el total de los grupos

con y sin crdito supervisado exista una diferencia de 0.2 hectreas

a favor del ltimo de los mencionados, lo cual no es significativo. La

nica diferencia importante es la registrada para el grupo de los peque-

os, en el cual el grupo no dirigido cuenta con 1.4 hectreas y 4.4% ms

que el total de los supervisados.


Rastrojo


En promedio, el hectareaje encontrado bajo esta denominacin era

casi el doble para el grupo de los colonos no usuarios del INCORA, lo

cual como porcentaje del rea corresponde a un 6.3% adicional a la can-

tidad de tierra con que contaban los colonos del otro grupo.


En orden de importancia las diferencias favorables al grupo de los

colonos no dirigidos son las siguientest


1. Grupo pequeo, 7.8 hectreas equivalente al 25.5%

2. Grupo mediano, 4.2 hectreas que representan 7.7%







28


hectrea de diferencia.


Las principales diferencias encontradas a favor de los colonos

que no cuentan con crdito supervisado son:


1. Grupo mediano, 2 hectreas equivalentes a 4%.

2. Grupo pequeo, 0.5 hectreas que corresponden a 2.2%.


Pasto Natural


En relacin al rea promedia utilizada por el total de los grupos

con y sin crdito supervisado exista una diferencia de 0.2 hectreas

a favor del ltimo de los mencionados, lo cual no es significativo. La

nica diferencia importante es la registrada para el grupo de los peque-

os, en el cual el grupo no dirigido cuenta con 1.4 hectreas y 4.4% ms

que el total de los supervisados.


Rastrojo


En promedio, el hectareaje encontrado bajo esta denominacin era

casi el doble para el grupo de los colonos no usuarios del INCORA, lo

cual como porcentaje del rea corresponde a un 6.3% adicional a la can-

tidad de tierra con que contaban los colonos del otro grupo.


En orden de importancia las diferencias favorables al grupo de los

colonos no dirigidos son las siguientest


1. Grupo pequeo, 7.8 hectreas equivalente al 25.5%

2. Grupo mediano, 4.2 hectreas que representan 7.7%








29


En relacin al grupo de los denominados grandes, los colonos su-

pervisados superaban en 0.6 hectreas o sea 3.1% a los no usuarios de

crditoi



CONFORMACION ACTUAL DE LA PROPIEDAD


Con el fin de analizar la confor*acin actual de la propiedad se

presenta su distribucin de acuerdo a la utilizacin, en trminos de

promedio de hectreas de la finca (Tabla 4) y de porcentaje (Tabla 5).


El tamanfo promedio de la finca para los colonos sin crdito super-

Visado es de 69.5 y 67.3 hectreas para los que cuentan con este tipo

de crdito. El rango para los primeros de los citados flucta entre

34.2 y 145.6 hectreas, mientras que para los ltimos oscila entre

42.4 y 106.6 hectreas.


Bosque


En la actualidad el promedio para el total de la tierra dedicada

a bosque, por los colonos no supervisados, excede a los usuarios del

INCORA en 10.9 hectreas equivalentes al 14.7%. El grupo grande de los

colonos primeramente mencionados, cuenta con 54.6 hectreas y 29% ms

en relacin al mismo grupo de los supervisados, mientras que para los

grupos mediano y pequeno la variacin es de 0.1% y 5.6% a favor de los

prestatarios del INCORA.


Cultivos


El promedio de hectreas dedicadas al cultivo, favorecen sin lugar








29


En relacin al grupo de los denominados grandes, los colonos su-

pervisados superaban en 0.6 hectreas o sea 3.1% a los no usuarios de

crditoi



CONFORMACION ACTUAL DE LA PROPIEDAD


Con el fin de analizar la confor*acin actual de la propiedad se

presenta su distribucin de acuerdo a la utilizacin, en trminos de

promedio de hectreas de la finca (Tabla 4) y de porcentaje (Tabla 5).


El tamanfo promedio de la finca para los colonos sin crdito super-

Visado es de 69.5 y 67.3 hectreas para los que cuentan con este tipo

de crdito. El rango para los primeros de los citados flucta entre

34.2 y 145.6 hectreas, mientras que para los ltimos oscila entre

42.4 y 106.6 hectreas.


Bosque


En la actualidad el promedio para el total de la tierra dedicada

a bosque, por los colonos no supervisados, excede a los usuarios del

INCORA en 10.9 hectreas equivalentes al 14.7%. El grupo grande de los

colonos primeramente mencionados, cuenta con 54.6 hectreas y 29% ms

en relacin al mismo grupo de los supervisados, mientras que para los

grupos mediano y pequeno la variacin es de 0.1% y 5.6% a favor de los

prestatarios del INCORA.


Cultivos


El promedio de hectreas dedicadas al cultivo, favorecen sin lugar








29


En relacin al grupo de los denominados grandes, los colonos su-

pervisados superaban en 0.6 hectreas o sea 3.1% a los no usuarios de

crditoi



CONFORMACION ACTUAL DE LA PROPIEDAD


Con el fin de analizar la confor*acin actual de la propiedad se

presenta su distribucin de acuerdo a la utilizacin, en trminos de

promedio de hectreas de la finca (Tabla 4) y de porcentaje (Tabla 5).


El tamanfo promedio de la finca para los colonos sin crdito super-

Visado es de 69.5 y 67.3 hectreas para los que cuentan con este tipo

de crdito. El rango para los primeros de los citados flucta entre

34.2 y 145.6 hectreas, mientras que para los ltimos oscila entre

42.4 y 106.6 hectreas.


Bosque


En la actualidad el promedio para el total de la tierra dedicada

a bosque, por los colonos no supervisados, excede a los usuarios del

INCORA en 10.9 hectreas equivalentes al 14.7%. El grupo grande de los

colonos primeramente mencionados, cuenta con 54.6 hectreas y 29% ms

en relacin al mismo grupo de los supervisados, mientras que para los

grupos mediano y pequeno la variacin es de 0.1% y 5.6% a favor de los

prestatarios del INCORA.


Cultivos


El promedio de hectreas dedicadas al cultivo, favorecen sin lugar

















TABLA 4. Distribucin actual de la propiedad de acuerdo a su utilizacin en trminos de
promedio de hectreas.



Hectreas Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
.Hectareas --------------------------Total*
Grande Mediano Pequeo Subtotal* Grande Mediano Pequeo Subtotal*


Bosque 88.8 17.8 6.0 30.8 34.2 20.6 9.3 19.9 23.6

Cultivos 4.9 4.8 3.8 4.2 6.2 5.1 5.5 5.5 5.0

Pasto Artif. 30.4 15.4 5.3 15.4 40.4 17.7 12.0 20.9 18.8

Pasto Natural 3.0 4.7 3.8 3.6 5.7 7.0 5.8 6.1 5.3

Rastrojo 18.5 16.0 15.3 16.4 20.1 17.8 9.8 14.9 15.4

Tamaflo Finca 145.6 58.7 34.2 69.5 106.6 68.2 42.4 67.3 68.1


Comprende el promedio ponderado.

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrfcola, ICA.















TABLA 5. Distribucin actual de la propiedad de acuerdo a su utilizacin en trminos de
porcentaje.



Clases Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequeflo Subtotal*

Bosque 61.1 30.3 17.6 44.3 32.1 / 30.2 22.0 29.6&/ 34.7

Cultivo 3.4 8.2 11.1 6.0 5.8 7.5 13.0 8.2 7.3

Pasto Artif. 20.8 26.2 15.5 20.9 37.9h/ 26.0 28.3 31.0a1 27.6

Pasto Natural 2.1 8.0 11.1 5.2 5.3 10.3 13.6 9.1 7.8

Rastrojo 12.6 27.3 44.7 a/ 23.6 18.9 26.0 23.1a 22.1 22.6

Total 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0 100.0


Comprende el promedio ponderado
a/ Diferencia slgnificativa al 95 por ciento
b/ Liferencia significativa al.90 por ciento.

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1,969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.






32



a dudas a los usuarios de crdito supervisado en todos los grupos; en

relacin a los porcentajes, unicamente el grupo mediano de los colonos

no dirigidos cuenta con un porcentaje mayor.


Pasto Artificial


Para esta actividad, tanto el nmero de hectreas como su porcen-

taje es significativamente mayor para los usuarios del INCORA. De es-

ta afirmacin se excepta el grupo medio, en lo concerniente a porcen-

taje de tierra utilizada, a pesar de que la diferencia no es significa-

tivamente diferente.


Pasto Natural


Con el rea y porcentaje de la finca dedicado a este rengln su-

cede lo mismo que con la extensin dedicada a pastos artificiales; la

nica diferencia es que para este rubro los prestatarios del INCORA,

en todos los subgrupos cuentan con un mayor hectareaje y porcentaje del

mismo, dedicado a esta actividad.


Rastrojo


Las reas que al pasar de los afios se encuentran en rastroJo, re

presentan por lo general bajo nivel de crdito, inadecuada administra-

cin o mala calidad de los suelos.


En este rubro en contraposicin con los antes mencionados encontra-

mos que no existe, en cuanto a superficie se refiere, un grupo que sea

decididamente mayor que el otro. Para los subgrupos grande y mediano,

los usuarios de crdito supervisado cuentan con una mayor extensin.






32



a dudas a los usuarios de crdito supervisado en todos los grupos; en

relacin a los porcentajes, unicamente el grupo mediano de los colonos

no dirigidos cuenta con un porcentaje mayor.


Pasto Artificial


Para esta actividad, tanto el nmero de hectreas como su porcen-

taje es significativamente mayor para los usuarios del INCORA. De es-

ta afirmacin se excepta el grupo medio, en lo concerniente a porcen-

taje de tierra utilizada, a pesar de que la diferencia no es significa-

tivamente diferente.


Pasto Natural


Con el rea y porcentaje de la finca dedicado a este rengln su-

cede lo mismo que con la extensin dedicada a pastos artificiales; la

nica diferencia es que para este rubro los prestatarios del INCORA,

en todos los subgrupos cuentan con un mayor hectareaje y porcentaje del

mismo, dedicado a esta actividad.


Rastrojo


Las reas que al pasar de los afios se encuentran en rastroJo, re

presentan por lo general bajo nivel de crdito, inadecuada administra-

cin o mala calidad de los suelos.


En este rubro en contraposicin con los antes mencionados encontra-

mos que no existe, en cuanto a superficie se refiere, un grupo que sea

decididamente mayor que el otro. Para los subgrupos grande y mediano,

los usuarios de crdito supervisado cuentan con una mayor extensin.






32



a dudas a los usuarios de crdito supervisado en todos los grupos; en

relacin a los porcentajes, unicamente el grupo mediano de los colonos

no dirigidos cuenta con un porcentaje mayor.


Pasto Artificial


Para esta actividad, tanto el nmero de hectreas como su porcen-

taje es significativamente mayor para los usuarios del INCORA. De es-

ta afirmacin se excepta el grupo medio, en lo concerniente a porcen-

taje de tierra utilizada, a pesar de que la diferencia no es significa-

tivamente diferente.


Pasto Natural


Con el rea y porcentaje de la finca dedicado a este rengln su-

cede lo mismo que con la extensin dedicada a pastos artificiales; la

nica diferencia es que para este rubro los prestatarios del INCORA,

en todos los subgrupos cuentan con un mayor hectareaje y porcentaje del

mismo, dedicado a esta actividad.


Rastrojo


Las reas que al pasar de los afios se encuentran en rastroJo, re

presentan por lo general bajo nivel de crdito, inadecuada administra-

cin o mala calidad de los suelos.


En este rubro en contraposicin con los antes mencionados encontra-

mos que no existe, en cuanto a superficie se refiere, un grupo que sea

decididamente mayor que el otro. Para los subgrupos grande y mediano,

los usuarios de crdito supervisado cuentan con una mayor extensin.







33


mientras que para el grupo pequeo y el total son los otros colonos quie-

nes cuentan con una mayor superficie.



CAMBIOS EN LA CONFORMACION DE LA PROPIEDAD


Debido a la diferencia existente entre la extensin inicial y ac-

tual de los predios y con el objeto de analizar los cambios que se han

llevado a cabo ea relacin a la utilizacin de la tierra, se adopt co-

mo base la distribucin inicial de la propiedad.


Con miras a establecer los cambios reales en el uso del factor

tierra, se estima que medir el cambio existente en puntos de porcentaje

es la forma ms indicada de lograr dicho fin. Teniendo en cuenta la

distribucin porcentual de la tierra tanto inicial como final (Tablas 3

y 5), se fij la diferencia existente entre estos porcentajes y en base

a dicha informacin se encontr el cambio, para las diferentes activida-

des, en puntos de porcentaje (Tabla 6). En dicha tabla el rengln deno-

minado bosque aparece con un signo negativo el cual se compensa con los

cuatro valores restantes, ya que las cifras dadas indican el porcentaje

de cambio en puntos de porcentaje, para cada actividad.


Con el objeto de determinar el verdadero porcentaje de distribucin

de cada hectrea desmontada (Tabla 7), se tom como base los puntos de

porcentaje de cambio en bosque y se estableci el tanto por ciento corres-

pondiente a cada uno de los diferentes rubros, teniendo en cuenta los pun-

tos de porcentaje anteriomente encontrados para cada rengln.


Finalmente, aplicndole a la tasa de desmonte anual los porcentajes















TABLA 6. Puntos de porcentaje de cambio en la distribucin de acuerdo a la utilizacin de
la tierra.



Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Clases Grande Mediano Pequeo Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*


Bosque -33.2 -48.3 -35.1 -36.1 -58.1 -60.5 -62.1 -58.8 -51.0

Cultivo 2.8 7.2 9.6 4.9 5.3 6.8 10.8 7.1 6.2

Pasto Artif. 19.7 17.9 10.7 16.8 36.3 21.7 25.7 28.3 24.5

Pasto Natural 2.0 7.0 5.5 4.0 4.6 9.4 12.4 8.2 6.7

Rastrojo 8.7 16.2 9.3 10.4 11.9 22.6 13.2 15.2 13.6


Comprende el promedio ponderado

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.





o5:


















TABLA 7. Porcentaje de distribucin de acuerdo a su utilizacin, por hectrea desmontada.



Clase Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Grande Mediano Pequeno Subtotal* Grande Mediano Pequeo Subtotal*


Cultivo 8.4 14.9 27.3a 13.6 9.1 11.2 17.4a/ 12.1 12.6

Pasto Artif. 59.4 37.1 30.5a- 46.5 62.5 35.9 41.4-a 48.1 48.0

Pasto Natural 6.0 14.5 15.7a/ 11.1 7.9 15.5 30.0/4 13.9 13.1

Rastrojo 26.2 33.5 26.5 28.8 20.5 37.4 21.2 25.9 26.7


Contiene el promedio ponderado.
a/ Diferencia significativa al 90 por ciento.

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA


Ai.
















TABLA 8. Promedio anual de hectreas desmontadas y su distribucin de acuerdo a su utilizacin



Hectreas Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*


Bosque -3.5a1 -2.5a1 -2.7 -2.6k/ -6.3a/ -4.9-/ -2.3 -4.2b/ -3.7

Cultivo 0.3 0.4 0.8 0.4 0.6 0.5 0.5 0.5 0.5

Pasto Artif. 2.1 0.9 0.8 1.2 3.9 1.8 1.1 2.0 1.7

Pasto Natural 0.2 0.4 0.4 0.3 0.5 0.8 0,6 0.6 0.5

Rastrojo 0.9 0.8 0.7 0.7 1.3 1.8 0.6 1.1 1.0


Contiene el promedio ponderado
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento;
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.







37


de distribucin por hectrea, se obtuvo el promedio anual de hectreas

desmontadas y su distribucin de acuerdo a su utilizacin para los dife-

rentes grupos (Tabla 8).


Al analizar los cambios que han tomado lugar en relacin a la u-

tilizacin de los predios por parte de los dos tipos de colonos bajo es-

tudio, se encontr que el rea de las explotaciones se ha incrementado

para el total del grupo de usuarios sin crdito supervisado en 3.6 hect-

reas, mientras que para los usuarios del crdito el aumento ha sido de

3.8 hectreas. La ampliacin del rea corresponde a un 5.4% y 5.9% res-

pectivamente, lo cual no es significativo al tener en cuenta el numero

de anos promedio en que dichos cambios han ocurrido, tal como se observa

en la Tabla 9.


TABLA 9. Aos promedio en la finca


Colonos Grandes Medianos Pequeos Total*

Sin crdito supervisado 9.8 10.9 4.3 8.7

Con crdito supervisado 8.3 8.0 9.1 8.6


Contiene el promedio ponderado

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet,
1.968 y 1.969. Departamento de Economa Agrcola, ICA


El mayor cambio en cuanto a extensin me refiere, ocurri en el

subgrupo de los grandes, en el que los colonos no supervisados crecieron

en 14.6 hectreas, mientras que los supervisados lo hicieron en 10.6 hec-

treas, las cuales representan un 11% para ambos grupos.







38


A continuacin se analizan los cambios que han ocurrido en cuan-

to a utilizacin de la tierra se refiere:


Bosque


Con el objeto de medir el cambio existente, se tom como medida

cuantificable la tasa de desmonte anual, calculada de acuerdo a la si-

guiente frmula:


Tasa de desmonte anual Has. iniciales en bosque-Has. actuales en bosque
Numero de anos en la finca


Al aplicar los datos de la encuesta se encontr la tasa de des-

monte anual para los diferentes grupos, la cual se presenta en la Ta-

bla 8. De dicha informacin se desprende que los colonos presOteateos

del INCORA talan bosque a la rata anual de 4.2 hectreas, mientras que

los no supervisados tumban solamente 2.6 hectreas anuales. La mayor

diferencia se encuentra en el grupo de los usuarios del INCORA, catego-

ra grande, la cual excede en 2.8 hectreas a los de la misma categora

del otro grupo bajo estudio; cifra que se considera altamente significa-

tiva; igual sucede en la categora de medianos en la que la diferencia

es de 2.4 hectreas. Contrario a lo antes mencionado, la tala de bosque

es mayor para la categora de los pequefos, en la cual los colonos no su-

pervisados superan a los usuarios del crdito en 0.4 hectreas.


Las consideraciones antes expuestas implican que la tasa de desa-

rrollo a nivel de finca, desde el punto de vista de rea desmontada, es

mucho mayor para los usuarios del INCORA.






39


Es importante anotar que existe una relacitn creciente entre la

tasa de desmonte y el tamano de la propiedad; sin embargo como se mencio-

na anteriormente la primera de los citados es mayor para el grupo que re-

cibe crdito supervisado.


Hay que ser supremamente cuidadosos al analizar este resultado, ya

que el aumento en'rea desmontada es til desde el punto de vista de la

explotacin siempre y cuando esta se incorpore a la produccin. Tal co-

mo se ver ms adelante esto no sucede siempre o en un gran porcentaje

va a terminar en rastrojo.


La destruccin de los recursos naturales tanto ea el pie de monte

como en las cercanfas a los cauces de los rios, es la causa de que pro-

blemas como la erosin y las inundaciones se hayan acelerado notoriamen-

te en la regin.


Cultivo


Existe un aumento substancial en el nmero de hectreas dedicadas

a cultivos entre el momento en que los colonos se establecieron en las

zona y el ano en que se realiz la encuesta. El incremento para el to-

tal de los colonos sin crdito supervisado es de 4.9% y para el grupo

dirigido de 7.1%, es de anotar que el mayor aumento corresponde a la ca-

tegora de los pequefos tanto para el grupo no cobijado bajo el programa

de crdito del INCORA (9.67.) como para los usuarios del Inetituto (10.8%).


En relacin al porcentaje de tierra dedicado a la agricultura por

hectreas desmontada, son los pequefos colonos sin crdito supervisado







40


quienes dedican un mayor porcentaje a sta actividad (27.3%) equivalen-

te a 0.8 hectreas ano, seguido por el mismo grupo de los usuarios del

INCORA con 17.4 % que representa 0.5 hectreas ano.


Es importante recalcar que son los pequeos colonos, independien-

tes del grupo a que pertenecen,.quienes dedican mayor porcentaje y rea

de la tierra desmontada a la agricultura (Tablas 7 y 8). Asimismo, va-

le la pena anotar que los pequeos colonos no usuarios del crdito dedi-

can a su vez un mayor porcentaje del rea talada a la agricultura. Es-

te hecho refuerza la hiptesis planteada en otro estudio, de que a ni-

vel de pequeas explotaciones es donde un mayor nfasis debe otorgarse

para proveer ingresos adicionales al campesino debido a que el desarro-

llo de la ganadera de cria es lento y la rentabilidad baja (5).


Otro factor de indudable importancia para impulsar la agricultu-

ra en las zonas de colonizacin, es que dicha actividad promueva una

mejor utilizacin de la mano de obra familiar. Es sin embargo lamenta-

ble que el rea dedicada a cultivos sea transitoria, puesto que unica-

mente se adelantan una o dos cosechas en el mismo terrenoy finalmente

se utiliza para siembra de pastos.


Existe una explicacin lgica para el proceso antes descrito; la

gran mayora de las tierras no son lo suficientemente feraces para ser

cultivadas intensamente mientras que un adecuado manejo no cea practi-

cado, para que esto suceda debe canalizarse el crdito en cuanta sufi-

ciente y oportuna. Adems la razn ms importante es el hecho de que

existe una gran vocacin ganadera por parte tanto del medio ecolgico







41


como humano.


Seria provechoso el lograr que los colonos, en base a una adecua-

da tecnificacin acompaflada del crdito necesario, incrementen las reas

de siembra en las zonas apropiadas para tal fin, con el objeto de ele-

var sus ingresos en forma substancial y de que parte importante de la

produccin llegue al mercado. Claro est que para alcanzar esta meta,

se deben organizar los canales de mercadeo para que el esfuerzo reali-

zado no resulte inoficioso o beneficie unicamente a los intermediarios.


Pasto Artificial


Debido a que la principal actividad en la regin es la ganadera,

el rengln de pastos en general y de pastos artificiales especificamen-

te, se ha incrementado de manera significativa. Los colonos del INCO-

RA aumentaron el rea en 19.2 hectreas, mientras que los otros lo hi-

cieron en 13.7 hectreas equivalente a 28.3% y 16.8% respectivamente.


De cada hectrea desmontada un 48.1%(2 hectreas anuales) la des-

tinan a pastos artificiales los usuarios de crdito supervisado y un 46.5%

(1.2 hectreas aflo) los colonos del otro grupo; asimismo el primer grupo

de usuarios mencionado supera a los segundos en todas y cada una de sus

categoras como puede observarse en las Tablas 4, 5, 7 y 8.


Realmente es alentador el notar que se le est dando una gran im-

portancia a los pastos artificiales pues en base a stos es que se incre-

menta la carga por hectrea, se eleva la productividad ganadera y por

ende se intensifica el tipo de explotacin.










Pastos Naturales


Nuevamente el cambio fu mayor en extensin y porcentaje para los

colonos supervisados (5.5 hectreas y 8.2%), que para los no supervica-

dos.(4.0 hectreas 2.8%). En relacin a la proporcin que se utiliza

en pastos naturales gowrhectrea desmontada se observa que es similar pa-

ra los usuarios del crdito supervisado (13.9%) y los no usuarios (11.1%);

el rango para los primeros flucta entre 7.9% y 30% y para los segu::n~

entre 6% y 15.7% el cual denota una mayor uniformidad para este itiro

grupo.


Resumiendo, el rea total dedicada a pastos artificiales y natura-

les, para el grupo supervisado es de 27 hectreas o sea un 40.1% del

rea total disponible; mientras que el grupo de colonos espontneos cuen-

ta con 19 hectreas que da cuenta de un 26.1% del rea total. En todas

las categoras los prestatarios del INCORA disponen de una mayor ex:ten-

sin y porcentaje dedicado al cultivo de los pastos, as como tambin

en porcentaje de reas dedicadas a estos por hectrea desmontadas. Como

puede observarse, la diferencia es contundente entre los dos grupos y

prueba que el tipo de explotacin se intensifica con la utilizacin de

crdito supervisado y adems, como se ver ms adelante, influyen en la

capacidad de carga por hectreas que es otra de las variables bajo con-

sideracin.


Rastrojo


Este rengln merece especial atencin debido a los cambios que

han ocurrido y a la tendencia existente. Inicialmente los usuarios










Pastos Naturales


Nuevamente el cambio fu mayor en extensin y porcentaje para los

colonos supervisados (5.5 hectreas y 8.2%), que para los no supervica-

dos.(4.0 hectreas 2.8%). En relacin a la proporcin que se utiliza

en pastos naturales gowrhectrea desmontada se observa que es similar pa-

ra los usuarios del crdito supervisado (13.9%) y los no usuarios (11.1%);

el rango para los primeros flucta entre 7.9% y 30% y para los segu::n~

entre 6% y 15.7% el cual denota una mayor uniformidad para este itiro

grupo.


Resumiendo, el rea total dedicada a pastos artificiales y natura-

les, para el grupo supervisado es de 27 hectreas o sea un 40.1% del

rea total disponible; mientras que el grupo de colonos espontneos cuen-

ta con 19 hectreas que da cuenta de un 26.1% del rea total. En todas

las categoras los prestatarios del INCORA disponen de una mayor ex:ten-

sin y porcentaje dedicado al cultivo de los pastos, as como tambin

en porcentaje de reas dedicadas a estos por hectrea desmontadas. Como

puede observarse, la diferencia es contundente entre los dos grupos y

prueba que el tipo de explotacin se intensifica con la utilizacin de

crdito supervisado y adems, como se ver ms adelante, influyen en la

capacidad de carga por hectreas que es otra de las variables bajo con-

sideracin.


Rastrojo


Este rengln merece especial atencin debido a los cambios que

han ocurrido y a la tendencia existente. Inicialmente los usuarios







43


del INCORA contaban con 6.9% (4.4 hectreas) del rea en rastrojo,

en la actualidad las cifras con del 22.1% y 14.9 hectreas; a su

vez, el grupo no dirigido inicialmente tena el 13.2% (8.7 hectreas)

en rastrojo y hoy da tiene el 23.67 equivalente a 16.4 hectreas.


Es importante anotar que el porcentaje de tierra que termina en

rastrojo de cada hectrea desmontada, es menor para el grupo supervi-

sado (25.9%) que para el no supervisado (28.8). A pesar de esto la

tendencia es a que el porcentaje y rea para este rubro sea similar

en los dos grupos; esto se debe a que la tasa de desmonte para el pri-

mer grupo es 61.5% mayor como se infiere de1lasTabla 8.


Analizando la situacin por categoras se encontr que los peque-

fos no dirigidos se hallan en una situacin angustiosa puesto que el

44.7% del rea se encuentra en este rubro, esto es mucho ms grave si

se tiene en cuenta que el tamafo promedio de la finca es de 34.2 hect-

reas.


En base a lo anteriormente expuesto, se puede afirmar, que en la

actualidad no se estn explotando economicamente los diversos tipos

de fincas, ya que el promedio ponderado de los dos grupos establece que

un 26.7% del rea desmontada se est perdiendo automticamente al no

drsele una utilizacin adecuada. As mismo el 28.8% del rea de los

colonos que no cuenta con crdito supervisado y 25.9% del rea de los

que si tienen crdito tiene el mismo destino.


Con miras a que no se convierten las reas taladas en reas impro-

ductivas y para lograr una explotacin econmica de las unidades agro-







44


pecuarias, se deben otorgar lneas especiales de crdito para facili-

tar al campesino la adquisicin de un mayor nmero de cabezas de gana-

do, incrementar el rea en pastos y cultivos y finalmente un crdito

para mantenimiento de praderas.



PRACTICAS DE PRODUCCION


Con el fin de evaluar el cuidado de que es objeto el ganado por

parte de los usuarios de crdito supervisado, as como por el resto

de los colonos, se agruparon una serie de prcticas ganaderas las cua-

les pueden observarse en la Tabla 10, que en conjunto y para fines de

este estudio se denominaron como Prcticas de Produccin.


Sal.


Se encontr que en relacin a la utilizacin de sal l porcentaje

es favorable para el total de los colonos dirigidos; sin embargo, es

de anotar que para las categoras grande y mediana el porcentaje para

los colonos no dirigidos es mayor que para los usuarios del INCORA, no

siendo as para el grupo de los pequeos en el cual el ltimo de los

grupos mencionados utilizan un 27.8% adicional, lo cual resulta ser al-

tamente significativo.


Esta situacin nos indica que el INCORA, se encuentra prestando un

mejor servicio de asistencia tcnica a los pequefos usuarios.


Minerales

En relacin a la utilizacin de minerales el porcentaje para el







44


pecuarias, se deben otorgar lneas especiales de crdito para facili-

tar al campesino la adquisicin de un mayor nmero de cabezas de gana-

do, incrementar el rea en pastos y cultivos y finalmente un crdito

para mantenimiento de praderas.



PRACTICAS DE PRODUCCION


Con el fin de evaluar el cuidado de que es objeto el ganado por

parte de los usuarios de crdito supervisado, as como por el resto

de los colonos, se agruparon una serie de prcticas ganaderas las cua-

les pueden observarse en la Tabla 10, que en conjunto y para fines de

este estudio se denominaron como Prcticas de Produccin.


Sal.


Se encontr que en relacin a la utilizacin de sal l porcentaje

es favorable para el total de los colonos dirigidos; sin embargo, es

de anotar que para las categoras grande y mediana el porcentaje para

los colonos no dirigidos es mayor que para los usuarios del INCORA, no

siendo as para el grupo de los pequeos en el cual el ltimo de los

grupos mencionados utilizan un 27.8% adicional, lo cual resulta ser al-

tamente significativo.


Esta situacin nos indica que el INCORA, se encuentra prestando un

mejor servicio de asistencia tcnica a los pequefos usuarios.


Minerales

En relacin a la utilizacin de minerales el porcentaje para el







44


pecuarias, se deben otorgar lneas especiales de crdito para facili-

tar al campesino la adquisicin de un mayor nmero de cabezas de gana-

do, incrementar el rea en pastos y cultivos y finalmente un crdito

para mantenimiento de praderas.



PRACTICAS DE PRODUCCION


Con el fin de evaluar el cuidado de que es objeto el ganado por

parte de los usuarios de crdito supervisado, as como por el resto

de los colonos, se agruparon una serie de prcticas ganaderas las cua-

les pueden observarse en la Tabla 10, que en conjunto y para fines de

este estudio se denominaron como Prcticas de Produccin.


Sal.


Se encontr que en relacin a la utilizacin de sal l porcentaje

es favorable para el total de los colonos dirigidos; sin embargo, es

de anotar que para las categoras grande y mediana el porcentaje para

los colonos no dirigidos es mayor que para los usuarios del INCORA, no

siendo as para el grupo de los pequeos en el cual el ltimo de los

grupos mencionados utilizan un 27.8% adicional, lo cual resulta ser al-

tamente significativo.


Esta situacin nos indica que el INCORA, se encuentra prestando un

mejor servicio de asistencia tcnica a los pequefos usuarios.


Minerales

En relacin a la utilizacin de minerales el porcentaje para el







4-


total de los usuarios del Instituto, muestra un 25.7% por encima de

los no dirigidos. Igualmente los grupos supervisados grande, mediano

y pequeno emplean en esta prctica un 31.9%, 2.8% y 56.6% ms que los

otros colonos; la diferencia es significativa en el grupo de los pe-

quefos y se debe a que los colonos espontneos de dicha categora no

suelen dar minerales al ganado como suplemento alimenticio.


Una vez ms, la mayor prestacin del servicio de asistencia tcni-

ca a los pequefos es notoria; claro est que el nivel de utilizacin

para el conjunto de los usuarios del Instituto es mucho mayor que pa-

ra los otros colonos. Sin embargo, es notorio que el grado de utiliza-

cin de esta prctica de produccin es todava muy bajo.


Es posible que an los campesinos no estn convencidos de la bon-
dad de esta medida, pero con una adecuada planificacin del crdito y

una constante vigilancia est prctica podra incrementarse rapidamen-

te.



Sulfas.


El porcentaje de utilizacin de sulfas frente al de minerales, pa-

ra el total de la poblacin bajo estudio, es mayor en un. 28,2%: .

En relacin al suministro de sulfas para el ganado, el porcentaje pa-

ra el total del grupo supervisado es mayor una vez ms, as como tam-

bin para las categoras grande y pequeho, siendo la nica excepcin

la categora de los medianos como se puede apreciar en la Tabla 10.















TABLA 10. Porcentaje de utilizacin de diversas prcticas de produccin



Prcticas Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Prcticas --------------------------Total*
Grande Mediano Pequeo Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*

Sal 87.5 85.7 55.5a/ 77.4k/ 83.3 75.0 83.3/1 80.8b/ 79.8

Mineral 12.50/ 42.8 a/ 22.5a1 44.4&/ 40.0 56.61/ 48.2a/ 40.4

Sulfas 50.01a 64.3 55.5a/ 58.0 / 72.21a 60.0 83.3a/ 73.5a/ 68.6

Vacuna Aftosa 62.5a/ 50.Ok/ 44.4a/ 51.6b/ 44.4a/ 40.Ob./ 53.3a/ 47.0V? 48.5

Vacuna Carbn 37.5a/ 35.7 44.4 38.7 55.5a/ 35.0 50.0 47.0 44.4

Vacuna Peste 25.0a/ 21.4a/ 11.1./ 19.3a/ 66.6a/ 45.01/ 43.3a/ 50.0-2 40.4
boba


Comprende el promedio ponderado
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.






47


Vacuna Anti-Aftosa


La aplicacin de la vacuna anti-aftosa se prctica con mayor in-

tensidad en el grupo de los colonos no dirigidos. El porcentaje para

el total de este grupo, como para loe subgrupos grande (diferencia

significativa) y mediano, es mayor que para el de los colonos dirigi-

dos; unicamente en los pequefos el porcentaje para los usuarios del

INCORA es mayor.


Es practicamente inexplicable que el nivel de utilizacin de es-

ta prctica por parte de los usuarios de INCORA sea tan baja. Especial

atencin se debe poner en la aplicacin de esta vacuna pues es bien sa-

bido que afecta la productividad de la ganadera al afectar su calidad

e incidir en forma directa en las tasas tanto de natalidad como de mor-

talidad.


Va~naCarbn


En cuanto a la aplicacin de la vacuna contra el carb6n, se en-

contr que el porcentaje para el total del grupo supervisado, as co-

mo para los grupos grande y pequeno son mayores que para los no super-

visados, siendo similar para el grupo de los medianos.


Vacuna Peste Boba


Como sucede con el caso de los minerales la diferencia en el gra-

do de la aplicacin de la vacuna contra la peste boba, es muy signifi-

cativa en favor tanto del total del grupo dirigido como de sus subgru-

pos.. Vale la pena anotar que para el control de la peste boba, el






47


Vacuna Anti-Aftosa


La aplicacin de la vacuna anti-aftosa se prctica con mayor in-

tensidad en el grupo de los colonos no dirigidos. El porcentaje para

el total de este grupo, como para loe subgrupos grande (diferencia

significativa) y mediano, es mayor que para el de los colonos dirigi-

dos; unicamente en los pequefos el porcentaje para los usuarios del

INCORA es mayor.


Es practicamente inexplicable que el nivel de utilizacin de es-

ta prctica por parte de los usuarios de INCORA sea tan baja. Especial

atencin se debe poner en la aplicacin de esta vacuna pues es bien sa-

bido que afecta la productividad de la ganadera al afectar su calidad

e incidir en forma directa en las tasas tanto de natalidad como de mor-

talidad.


Va~naCarbn


En cuanto a la aplicacin de la vacuna contra el carb6n, se en-

contr que el porcentaje para el total del grupo supervisado, as co-

mo para los grupos grande y pequeno son mayores que para los no super-

visados, siendo similar para el grupo de los medianos.


Vacuna Peste Boba


Como sucede con el caso de los minerales la diferencia en el gra-

do de la aplicacin de la vacuna contra la peste boba, es muy signifi-

cativa en favor tanto del total del grupo dirigido como de sus subgru-

pos.. Vale la pena anotar que para el control de la peste boba, el






47


Vacuna Anti-Aftosa


La aplicacin de la vacuna anti-aftosa se prctica con mayor in-

tensidad en el grupo de los colonos no dirigidos. El porcentaje para

el total de este grupo, como para loe subgrupos grande (diferencia

significativa) y mediano, es mayor que para el de los colonos dirigi-

dos; unicamente en los pequefos el porcentaje para los usuarios del

INCORA es mayor.


Es practicamente inexplicable que el nivel de utilizacin de es-

ta prctica por parte de los usuarios de INCORA sea tan baja. Especial

atencin se debe poner en la aplicacin de esta vacuna pues es bien sa-

bido que afecta la productividad de la ganadera al afectar su calidad

e incidir en forma directa en las tasas tanto de natalidad como de mor-

talidad.


Va~naCarbn


En cuanto a la aplicacin de la vacuna contra el carb6n, se en-

contr que el porcentaje para el total del grupo supervisado, as co-

mo para los grupos grande y pequeno son mayores que para los no super-

visados, siendo similar para el grupo de los medianos.


Vacuna Peste Boba


Como sucede con el caso de los minerales la diferencia en el gra-

do de la aplicacin de la vacuna contra la peste boba, es muy signifi-

cativa en favor tanto del total del grupo dirigido como de sus subgru-

pos.. Vale la pena anotar que para el control de la peste boba, el







48


grupo supervisado emplea la vacuna en porcentajes superiores, tal co-

mo se detalla a continuacin:


1. 30.7% para el total.

2. 41.6% para el lubgrupo grande.

3. 23.6% para el subgrupo mediano.

4. 32.2% para el subgrupo pequeo.


Despus de observar que existen diferencias sustanciales en la

utilizacin de las diversas prcticas a los diferentes niveles estu-

diados para los dos grupos, puede observarse en la Tabla 12, que el

porcentaje de utilizacin de prcticas mejoradas de produccin, para

el total del grupo de colonos dirigidos, as como de sus subdivisio-

nes es mayor que para el de los colonos no dirigidos en 13.5%,


Se encontr que el grupo supervisado otorga mayor importancia a

la aplicacin de prcticas de produccin, motivo por el cual las uti-

lizan en promedio en un mayor porcentaje como a continuacin se detalla:


1. 13.5% para el total

2. 14.4% para los grandes

3. 1.8% para los medianos

4. 24.7% para los pequenos


Como se puede observar la diferencia ms importante se encuentra

en el grupo de los pequelos, seguido por el de los grandes y finalmen-

te los medianos.


Sintetizando, podemos decir que aunque la asistencia tcnica ha










influid en la promocin de las prcticas de produccin favora-

blemente, dicha influencia no ha sido en el grado que era de esperarse.


Se observa que an cuando el porcentaje de utilizacin de sal es

bueno entre los colonos dirigidos, es al mismo tiempo aceptable para

los colonos espontneos. En cambio es practicamehte inconcebible que

los colonos que no cuentan con crdito supervisado vacunen sus ganados

contra la fiebre aftosa en un porcentaje mayor; no hay que olvidar que

dicha enfermedad disminuye en forma apreciable la produccin y por en-

de la productividad. La vacunacin contra carbn y peste boba debe ser

impulsada pues su nivel de aplicacin actual es muy bajo, vale la pena

recordar que dichas enfermedades afectaa el indice de mortalidad.


El suministro de minerales debe incrementarse pues unicamente el

48.2% lo estn involucrando dentro de la alimentacin del ganado, por

parte de los prestatarios del INCORA. La utilizacin de esta prctica

por los colonos no dirigidos es practicamente nula y debemos recordar

que vientres que no se encuentran adecuadamente alimentados no pueden

proporcionar altas tasas de natalidad.


Lo anteriormente expresado aos lleva a afirmar que la utilizacin

del crdito supervisado estimula las prcticas de produccin.



PRACTICAS DE MANEJO


Las prcticas sobre manejo del gamado se consideran tan importan-

tes como las prcticas de produccin. A continuacin se analizarn di-

chas medidas en base a la informacin consignada en la Tabla 11.
















TABLA 11. Porcentaje de utilizacin de diversas prcticas de manejo.


Bien de Colonos sin Crdito Supervisado Colono con Crdito Supervisado To
Capital Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequeo Subtotal* Total


Fumigadoras 25.02a 28.6b/ 22.2h/ 25.8a/ 77.7-a 65.0b- 63.3/ 67.69a 54.4

Corrales 75.0 50.0Vb 44.4b/ 54.8/ 77.7 70.O 70.0V1 72.0b/ 66.6

Jeringas 75.0 57.1 33.3a0 54.89/ 77.7 65.0 63.3a/ 67.6b/ 63.6

Bafladera 62.5b 57.1a/ 66.6 61.2h/ 72.2bk 75.0a2 80.0/ 76.4/ 71.7


Comprende el promedio ponderado.
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento.
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento.

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economia Agrcola, ICA.



o







s5



Fumigadoras.


Se observa que el total de los colonos dirigidos utilizan estos

implementos un 41.8% ms, as como los grandes, medianos y pequeflos

los emplearon un 52.7%, 36.4% y 41.1% por encima de los no dirigidos.


Corrales


Como en el caso anterior los usuarios del INCORA aventajan a los

que no cuentan con crdito supervisado en 17.2%, 2.7%, 20% y 25,6%

p ra el grupo total, grande, mediano y pequefo respectivamente.


Jeringas


Una vez ms la utilizaci6n de esta prctica es mayor para los

colonos dirigidos, pero la nica diferencia signifceativa se canun-

tra en el grupo de los pequefos en el cual las jeringas son uttlizadas

en un 30% adicional. En relacin al porcentaje de utilizaeti de las

prcticas de manejo, se observa en la Tabla 12, que dichas preticas

son empleadas un 24% ms por el total de los colonos dirigidos y 19,3%,

21.4% y 32.2% por los grandes, medianos y pequefos de este mismo gru-

po.


Bafaderas


Los colonos sin discriminacin de grupos han entendido la lece-

sidad que existe de controlar los ectopareitos que afectan la salud

dll ganado e impiden un nivel fitosanitario adecuado y es as como es-

ta prctica de manejo es la ms difundida. Tal como en los casos ante-





















TABLA 12. Distribucin en porcentaje del nmero de prcticas de produccin y manejo utilizados



Prcticas Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado Total*
Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequefo Subtotal*


Produccin 48.2k/ 51.0 39.6a/ 47.01/ 62.61b 52.8 64.3a/ 60.5b/ 52.2

Manejo 58.3 45.2 33.3 45.1 77.6 66.6 65.5 69.1 61.6


Comprende el promedio ponderado
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento.
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA




tm







s5



Fumigadoras.


Se observa que el total de los colonos dirigidos utilizan estos

implementos un 41.8% ms, as como los grandes, medianos y pequeflos

los emplearon un 52.7%, 36.4% y 41.1% por encima de los no dirigidos.


Corrales


Como en el caso anterior los usuarios del INCORA aventajan a los

que no cuentan con crdito supervisado en 17.2%, 2.7%, 20% y 25,6%

p ra el grupo total, grande, mediano y pequefo respectivamente.


Jeringas


Una vez ms la utilizaci6n de esta prctica es mayor para los

colonos dirigidos, pero la nica diferencia signifceativa se canun-

tra en el grupo de los pequefos en el cual las jeringas son uttlizadas

en un 30% adicional. En relacin al porcentaje de utilizaeti de las

prcticas de manejo, se observa en la Tabla 12, que dichas preticas

son empleadas un 24% ms por el total de los colonos dirigidos y 19,3%,

21.4% y 32.2% por los grandes, medianos y pequefos de este mismo gru-

po.


Bafaderas


Los colonos sin discriminacin de grupos han entendido la lece-

sidad que existe de controlar los ectopareitos que afectan la salud

dll ganado e impiden un nivel fitosanitario adecuado y es as como es-

ta prctica de manejo es la ms difundida. Tal como en los casos ante-







s5



Fumigadoras.


Se observa que el total de los colonos dirigidos utilizan estos

implementos un 41.8% ms, as como los grandes, medianos y pequeflos

los emplearon un 52.7%, 36.4% y 41.1% por encima de los no dirigidos.


Corrales


Como en el caso anterior los usuarios del INCORA aventajan a los

que no cuentan con crdito supervisado en 17.2%, 2.7%, 20% y 25,6%

p ra el grupo total, grande, mediano y pequefo respectivamente.


Jeringas


Una vez ms la utilizaci6n de esta prctica es mayor para los

colonos dirigidos, pero la nica diferencia signifceativa se canun-

tra en el grupo de los pequefos en el cual las jeringas son uttlizadas

en un 30% adicional. En relacin al porcentaje de utilizaeti de las

prcticas de manejo, se observa en la Tabla 12, que dichas preticas

son empleadas un 24% ms por el total de los colonos dirigidos y 19,3%,

21.4% y 32.2% por los grandes, medianos y pequefos de este mismo gru-

po.


Bafaderas


Los colonos sin discriminacin de grupos han entendido la lece-

sidad que existe de controlar los ectopareitos que afectan la salud

dll ganado e impiden un nivel fitosanitario adecuado y es as como es-

ta prctica de manejo es la ms difundida. Tal como en los casos ante-







s5



Fumigadoras.


Se observa que el total de los colonos dirigidos utilizan estos

implementos un 41.8% ms, as como los grandes, medianos y pequeflos

los emplearon un 52.7%, 36.4% y 41.1% por encima de los no dirigidos.


Corrales


Como en el caso anterior los usuarios del INCORA aventajan a los

que no cuentan con crdito supervisado en 17.2%, 2.7%, 20% y 25,6%

p ra el grupo total, grande, mediano y pequefo respectivamente.


Jeringas


Una vez ms la utilizaci6n de esta prctica es mayor para los

colonos dirigidos, pero la nica diferencia signifceativa se canun-

tra en el grupo de los pequefos en el cual las jeringas son uttlizadas

en un 30% adicional. En relacin al porcentaje de utilizaeti de las

prcticas de manejo, se observa en la Tabla 12, que dichas preticas

son empleadas un 24% ms por el total de los colonos dirigidos y 19,3%,

21.4% y 32.2% por los grandes, medianos y pequefos de este mismo gru-

po.


Bafaderas


Los colonos sin discriminacin de grupos han entendido la lece-

sidad que existe de controlar los ectopareitos que afectan la salud

dll ganado e impiden un nivel fitosanitario adecuado y es as como es-

ta prctica de manejo es la ms difundida. Tal como en los casos ante-










riores el porcentaje de utilizacin de esta prctica es mayor para los

colonos dirigidos, en todos los grupos.


Se puede afirmar que estas prcticas estn siendo utilizadas en

buenos porcentajes por los usuarios del INCORA y que existen diferen-

cias significativas en su utilizacin frente a los colonos no dirigi-

dos, lo cual no implica que dichas ptctices no deban -continuar siendo

incrementadas. La razn principal para que los colonos no dirigidos

utilizen en baja escala este tipo de prcticas se debe a que se requie-

re cierta inversin, la cual no pueden financiar por su propia cuenta.


Las afirmaciones anteriores confirman que el crdito supervisa-

do estimula- la utilizacin de bienes de capital, lo cual es una de

las hiptesis del estudio.



NUMERO DE CABEZAS Y DISTRIBUCION PORCENTUAL DEL HATO


Al analizar la distribuci6n numrica y porcentual del hato, de

acuerdo a las diferentes clases de ganado (Tabla 13) se observa que

existe una diferencia apreciable en el nmero total de cabezas entre

los grupos con y sin crdito supervisado. Dicha diferencia es para el

total de los dos grupos de 9.2 cabezas, mientras que para las categoras

grande, mediana y pequena es de 18.4, 8.6 y 6.8 cabezas respectivamente.


Es de anotar que la variacin de los dos grandes grupos con res-

pecto al promedio general, es de 2.9 cabezas por encima para el grupo

supervisado y de 6.3 por debajo para los no beneficiados con el crdito.













TABLA 13. Distribucin numrica y porcentual del hato, de acuerdo a las diferentes clases
de ganado.



Clase Colonos sin Crdito Supervisado Colonos con Crdito Supervisado
Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequeo Subtotal*


Vacas 9.9 9.1b/ 3.8 7.7 16.4 9.0b/ 6.4 9.8 9.2
. 41.4 44.2" 32.8 41.2 38.8 30.8" 34.8 35.1 36.8

Cras 5.5 4.0 2.5 3.9 10.2 6.2 4.2 6.4 5.6
% 23.0 19.4 21.5 20.9 24.1 21.2 22.8 22.9 22.4

Novillas 5.6 4.7 2.1 4.2 9.3 7.1 4.7 6.6 5.8
% 23.4 22.8 18.1 22.4 22.0 24.3 25.6 23.7 23.2

Novillos 2.4 1.9b/ 2.5b/ 2.2 4.8 5.7b/ 2.1b/ 3.9 3.4
% 10.0 9.2- 21.5- 11.8 11.3 19.5- 11.47 14.0 13.6

Toros 0.5 0.9 0.7 0.7 1.6 1.2 1.0 1.2 1.0
% 2.2 4.4 6.1 3.7 3.8 4.2 5.4 4.3 4.0

Ganado total 23.9 20.6 11.6 18.7 42.3 29.2 18.4 27.9 25.0


Contiene el promedio ponderado
a/ Diferencia significativa al 95 por ciento
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet, .1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.






55


Tomando como base el nmero de ganado perteneciente a los usua-

rios del Instituto, se encuentra que estos tienen un 33.0%, 43.5%

29.7% y 37.0 ms que los colonos no supervisados para el total del grupo

y las categoras grande, mediana y pequea. Esto es de primordial im-

portancia pues el tamafo de la ganaderia, es uno de los factores princi-

pales que hay que tener en cuenta al planear una inversin ganadera de

la cual la familia deriva su sustento.


En relacin alltamano del hato dice Bonnet (1) "de acuerdo con cl-

culos y experiencias obtenidas en Colombia, una inversin de 35 hembras

y 1 2 reproductores ya es economicamente productiva para la familia

campesina".


Obviamente los usuarios del INCORA, o sea los del programa de Cr-

dito supervisado, cuentan con un mayor nmero de cabezas; al examinar

detenidamente las cifras se nota que el rango flucta entre 18.4 y 42.3

cabezas con un promedio de 27.9. Se llega asl a la conclusin que aun-

cuando para los subgrupos dirigidos grande y mediano el nmero de cabe-

zas por usuario (en promedio) se puede considerar como adecuado, para

el grupo de los pequeos es bastante discutible.


En relacin al grupo no supervisado la situacin es la siguiente:

promedio del grupo 18.7 cabezas y un rango que oscila entre 11.6 y 23.9

cabezas; como se puede observar ni siquiera la categora de los grandes

alcanza el nivel medio de los supervisados.


Comparando el nmero total de cabezas entre los colonos supervisa-

dos y no supervisados, se observa como se anotaba anteriormente que los






56


primeros tienen un mayor nmero de ganado, lo cual es una gran ventaja,

:axime si tenemos en cuenta los aspectos que se deben tener presentes

para el xito de la ganadera de cra, segn el estudio "Productividad

A~ la Ganadera de Cra y Consecuencias sobre los Programas de Crdito

Ganadero" (5). En el mencionado estudio se fijan como factores bsi-

cos a considerar, la dimensin de la ganadera (especialmente el nme-

ro de vacas) y la tasa de extraccin.


Al analizar la distribucin numrica y porcentual del hato, de

acuerdo a las diferentes clases de ganado, se encuentra que para los co-

lonos sin crdito el nmero de vacas flucta entre 3.8 y 9.9, siendo

7.7 el promedio ponderado. A su vez los colonos bajo el Programa de

Crdito tienen un promedio total de 9.8 vacas, con un rango que va de

6.4 a 16.4 cabezas (Tabla 13). En cuanto a portentajes se refiere, es-

te es mayor para el total y todas las categoras de los colonos no diri-

gidos (con excepcin de los pequenos). Si se tiene en cuenta las reco-

mendaciones de la misin francesa sobre dimensin de la ganadera, se

llega a la conclusin de que este tipo de colono planifica mejor su ga-

nadera de cra que los colonos dirigidos.


En relacin al nmero y porcentaje que representa el pie de crfa

(vacas y novillas) para el total del grupo no supervisado encontramos

-,n promedio de 11.9 cabezas correspoddiente.a!163.6% del total del hato,

frente a 16.4 cabezas y 58.8% para el grupo supervisado. Los grupos

grande, mediano y pequeno del primero de los grupos mencionados, tienen

un promedio de 15.5, 13.8 y 5.9 cabezas lo cual corresponde a 64.8%, 67%

y 50.9% respectivamente. En cuanto al otro grupo se refiere, las cabezas








5.7


promedios son 25.7, 16.1 y 11.1 para los grupos grande, mediano y peque-

fo correspondiente al 60.8%, 55% y 60.4% del total del ganado en la fin-

ca. Estos datos nos indican que son los colonos espontneos representan-

dos por las categoras grande y mediana quienes dedican un mayor porcen-

taje de su ganadera a conformar el pie de cra; es tambin interesante

el hecho que sea la categora de los pequefos del mismo grupo quienes

dedican a su vez el menor procentaje a dicha actividad.


En relacin al porcentaje de novillos dentro del hato se encontr

que es del 11.8% para los colonos no dirigidos y de 14% para los que tie-

nen crdito supervisado; como se observa son porcentajes bastante simila-

res, lo cual indica la preocupacin existente entre los colonos por man-

tener una cantidad determinada de novillos para enfrentar los pagos de in-

tereses y cuotas de capital, as como fuente de ingresos puesto que es es-

te tipo de ganado el que representa la liquidez ms o menos inmediata de

la ganadera. Vale la pena, destacar que los pequenos colonos no dirigi-

dos dedican un 10.4% ms que los colonos dirigidos de la misma categora;

esto nos indica que a este nivel la ganadera de cra est siendo impulsa-

da por el Instituto lo cual se corrobora an ms si tenemos en cuenta las

afirmaciones anteriormente presentadas con referencia al pie de cra.


El porcentaje y nmero de toros en la ganadera de los colonos no

supervisados flucta entre 0.5 y?059 toros por finca, lo cual represerta

un porcentaje entre 2.2% y 4.4%. En cambio en el grupo de los usuarios

del INCORA el rango va de 1.0 a 1.6 toros y de 3.8% a 5.4%. Se anota que

en el grupo de los colonos espontneos existe un gran nmero de fincas en

las cuales no existe toro lo cual afecta en forma directa la tasa de nata-









58


lidad, pues aunque es prcticamente difundida el llevar las vacas que

se encuentra en celo a la finca del vecino que tiene toro; muchas veces

se pierden calores por descuido lo cual sucede con mayor frecuencia en

las fincas de mayor tamafo.



NUMERO DE CABEZAS PROPIAS AL MOMENTO DE LA ENCUESTA


En la planeacin de los crditos para ganado de cra se debe te-

ner en cuenta de manera muy especial el porcentaje de financiacin que

se otorga a cada usuario, ya que como es lgico suponer las ganancias

son afectadas por los pagos a capital e intereses que deben efectuarse,

ixime en negocios que tengan una baja rentabilidad.


En la Tabla 14 se presenta el nmero de cabezas propias y el por-

centajeIde las mismas en relacin al total del ganado que poseen las

diferentes categoras de colonos; en el se observa que para el total de

los dos grupos bajo estudio tanto el nmero de cabezas (8.9) como el por-

centaje 47.67% es decidida y significativamente superior para los colonos

sin crdito supervisado.


Igualmente la diferencia es significativa para todas y cada una de

las categoras de colonos no usuarios del INCORA, tal como se aprecia en

la Tabla 14, siendo de 5.1, 7.3 y 0.6 cabezas para las categoras grande,

mediana y pequefa y de 34,67%, 40.1% y 12.9% respectivamente. De dichas

cifras se puede inferir que la capacidad financiera de los colonos su-

pervisados se encuentra mucho ms afectada que la de los del otro grupo.









59.


TABLA 14. Nmero de cabezas propias y porcentaje que representan
del total de ganado al moment~ode la encaesmta



Categora Colonos sin Crdito Colonos con Crdito
Categoria
Supervisado Supervisado

No. % No. %


Grande 12.4 51.9 7.3 17.3

Mediana 10.6 51.4 3.3 11.3

Pequena 3.0 25.9 2.4 13.0

TOTAL 8.9* 47.6 3.9 14.0


Contiene el promedio ponderado

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet.
1968 y 1969. Departamento de Economia Agrcola, ICA.


NATALIDAD Y MORTALIDAD GANADERA


Para el clculo de porcentajes de natalidad y mortalidad, debido

a la forma como se diligencia la encuesta, se utilizaron las siguientes

frmulas:


Porcentaje de Natalidad = Nmero de Cras
Nmero de vacas


Porcentaje de Mortalidad = Nmero de Muertes
Total Ganado ms Muertes


Se encontr que los usuarios del Instituto alcanzaron un porcentaje

do natalidad superior en 8.5%, a la de los no pertenecientes a este gru-

?o lo cual resulta ser significativo, mientras que no existe diferencia

real en cuanto al porcentaje de mortalidad para estos dos grupos como se








60


observa en la Tabla 15.


Para el total de los colonos el porcentaje de natalidad decrece

y el de mortalidad se incrementa, en la medida en que el tamafo de la

finca aumenta.


En relacin a la diferencia existente entre los dos tipos de colo-

nos, para la categora de los grandes, se estableci que es de un 28.5%

ms para los usuarios de crdito supervisado cifra que resulta ser alta-

mente significativa y puede explicarse en base a las diferencias encon-

tradas en el grado de aplicacin de ciertas prcticas de produccin tales

como utilizacin de sales, minerales, sulfas, etc., y al nmero de toros

promedio el cual es bastante bajo para los colonos que no cuentan con

crdito supervisado; la mortalidad para las dos categoras antes mencio-

nadas es de 6.7% y 6.8% respectivamente.


En cuanto a los medianos se puede afirmar que la diferencia para

las tasas de natalidad y mortalidad no son significativas. Finalmente

en la categora de los pequenos, el porcentaje de natalidad favorece

nuevamente a los colonos del INCORA en 9.3% diferencia significativa, al

mismo tiempo la mottalidad difiere en 0.7% en favor de los colonos no di-

rigidos.



CAPACIDAD DE CARGA POR UNIDAD DE SUPERFICIE


Una de las medidas ms eficaces para medir tanto el potencial de

una explotacin como la teenificacin de la misma, es la carga por hec-


















TABLA 15. Porcentaje de natalidad y mortalidad



Colonos sin Cr6dito Supervisado Colonos con Crddito Supervisado
Grande Mediano Pequefo Subtotal* Grande Mediano Pequeo Subtotal* Total


Natalidad 30.71/ 49.3 55.3k/ 50.5b/ 59.2&/ 49.6 64.6b/ 62.9b/ 59.0

Mortalidad 6.8 5.2 4.7 5.5 6.7 5.1 4.8 5.4 5.4


Comprende el promedio ponderado
a/ Diferencia sifnificativa al 95 por ciento.
b/ Diferencia significativa al 90 por ciento.

Fuente: Encuesta a colnnos sobre infraestructura en el Caquet, 1.968 y 1.969. Departamento
de Economa Agrcola, ICA.








62



trea que puede soportar el predio por unidad de superficie.


Para cuantificar dicha medida, en el presente estudio se aplic

la siguiente frmula:


Capacidad de carga/hectrea = Ganado Total en la finca
Hectreas totales en Pasto


Se tom el rea total en pasto (artificial y natural) y no el

total de la explotacin, con miras a obtener el potencial real de la

zona y puesto que no toda la superficie puede dedicarse a la ganadera

por encontrarse en cultivo, bosque, etc. A continuacin se presenta

la informacin relativa a la capacidad de carga para los dos grupos de

colonos.



TABLA 16. Capacidad de carga por unidad de superficie al mo-
mento de la encuesta.



Categora Categora sin Crdito Colonos con Crdito
supervisado supervisado


Grande 0.7 1.1

Mediana 1.2 1.2

Pequefa 1.3 1.1

TOTAL 1.0* 1.1*


Contiene el promedio ponderado

Fuente: Encuesta a colonos sobre infraestructura en el Caquet,
1968 y 1969. Departamento de Economa Agrcola, ICA.


Como puede apreciarse en la Tabla 16, no existen diferencias sig-








63


nificativas ni entre los dos grupos, ni en ninguna de las caterorias que

los conforman. Se observa sin embargo que para los colonos no supervi-

sados, la carga por hectrea decrese en la medida que el tamafo de la

explotacin se incrementa; en cambio para los colonos usuarios del IN-

CORA permanece constante independiente del tamaflo del predio. Estas

cifras nos indican que en promedio para las zonas de colonizacin del

Caquet, la carga por unidad de superficie es de una cabeza por hect-

rea o sea la estimada como promedio nacional.



CAMBIOS AL SISTEMA DE ANALISIS PROPUESTO


La utilizacin de regresiones multiples para establecer la tasa

de crecimiento ganadero atribuible a la utilizacin de crdito supervi-

sado, no fue posible por las siguientes razones:


1. El temario de la muestra, a nivel de grupos y categoras de

colonos (Tabla 2), fu demasido pequefo. Se encontr que en

la medida que el nmero de observaciones aumentaba, el limi-

te de confiabilidad se incrementaba; sin embargo, no se lo-

gro obtener un valor lo suficientemente alto como para utili-

zarlo en el estudio.


2. Las funciones utilizadas fueron lineales y se encontr que ls

relaciones existentes entre las variables, en su gran mayor2.

no resultaron ser de carcter causativo y por lo tanto no ex-

plicaban de por si, su influencia sobre la variable dependiente.

Por lo tanto, deben utilizarse funciones cuadrticas y curviL-

neas para tratar de explicar el problema.







64



CAPITULO IV

RESUMEN, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES



RESUMEN


El estudio trata de estimar la importancia que ha tenido el cr-

dito supervisado en la produccin ganadera, en zonas de colonizacin.

Con el objeto de establecer la bondad de este sistema crediticio, se

escogi el proyecto de colonizacin Caquet No.l del Instituto Colom-

biano de la Reforma Agraria.


Se estim conveniente efectuar un estudio comparativo entre las

personas favorecidas con este tipo de programa crediticio y las no bene-

ficiadas. Debido a que la informacin recopilada por el INCORA, abarca

unicamente a sus prestatarios, fu necesario efectuar una encuesta 'ara

incluir ambos grupos y contar as con datos enteramente comparables.


Los dos grupos se dividieron a su vez en tres subgrupos, utili-

zando como criterio de clasificacin el tamano de la finca, la agrupa-

cin resultante fue la siguiente:


Grandes = 81 o ms hectreas

Medianos = 51 a 80 hectreas

Pequefos = 1 a 50 hectreas


Una vez tabulada la informacin recolectada, se procedi a ana-

lizar los promedios, porcentajes y desviaciones estandard de las varia-

bles seleccionadas como indicadoras del desarrollo pecuario.







64



CAPITULO IV

RESUMEN, CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES



RESUMEN


El estudio trata de estimar la importancia que ha tenido el cr-

dito supervisado en la produccin ganadera, en zonas de colonizacin.

Con el objeto de establecer la bondad de este sistema crediticio, se

escogi el proyecto de colonizacin Caquet No.l del Instituto Colom-

biano de la Reforma Agraria.


Se estim conveniente efectuar un estudio comparativo entre las

personas favorecidas con este tipo de programa crediticio y las no bene-

ficiadas. Debido a que la informacin recopilada por el INCORA, abarca

unicamente a sus prestatarios, fu necesario efectuar una encuesta 'ara

incluir ambos grupos y contar as con datos enteramente comparables.


Los dos grupos se dividieron a su vez en tres subgrupos, utili-

zando como criterio de clasificacin el tamano de la finca, la agrupa-

cin resultante fue la siguiente:


Grandes = 81 o ms hectreas

Medianos = 51 a 80 hectreas

Pequefos = 1 a 50 hectreas


Una vez tabulada la informacin recolectada, se procedi a ana-

lizar los promedios, porcentajes y desviaciones estandard de las varia-

bles seleccionadas como indicadoras del desarrollo pecuario.








65


Los aspectos principales que se cubrieron en este estudio fueron

los relacionados con los cambios que han tomado lugar en relacin con

la conformacin de la propiedad, utilizacin de prcticas de producci6n

y manejo, tamao del hato y su distribucin, capacidad de carga por u-

nidad de superficie, porcentajes de natalidad y mortalidad.



CONCLUSIONES


Los resultados del estudio demuestran que el crdito supervisado

acelera la tasa de crecimiento ganadero, lo cual comprueba la hipte-

sis bsica planteada.


Se acepta la hiptesis sobre intensificacin en el tipo de ex-

plotacin, ya que los colonns bajo el sistema de crdito supervisado,

al momento de la encuesta, contaban en promedio con un 16% ms en rea

dedicada a cultivos y pasto tanto natural, como artificial, que los

usuarios de este tipo de crdito.


La utilizacin deprcticas de produccin se encuentra favora-

blemente influenciada por el crdito otorgado por el INCORA.


Una de las grandes diferencias entre los dos tipos de colonos

bajo estudio, es el porcentaje de uso de prcticas de manejo en favor

de los prestatarios del Instituto.


Para la regin, el nmero de cabezas promedio por colono es de

25; mientras que para los usuarios de crdito supervisado el promedio

es de 27.9 cabezas, y para las no supervisados es de unicamente de









66

18.7


Al comparar el nmero de vientres que Poseen los colonos supervi-

sados y no supervisados, se observa, que los primeros cue
yor nmero, lo cual es una gran ventaja mxime si se tiene en cuenta que

en ganaderla de cria los factores bsicos a considerar son: tamaRo de

la ganaderla, nmero de hembras y tasa de extraccin. Sin embargo, las

colonos que no cuenta con este sistema crediticio, dedican un mayor

porcentaje a esta actividad.


Mientras que en promedio los usuarios del INCORA tienen ms de

n toro por finca, para el otro grupo dicha cifra oscila entre 0.5 y

0.9 cabezas.


No existen diferencias significativas a nivel de grupos de colo-

nos, en cuanto a porcentaje de natalidad se refiere. Para la regin

y los grupos se estim en un 5.6%.


La tasa de natalidad en la zona del proyecto es del 59%; para

los colonos pertenecientes al programa de crdito supervisado es de

62.9%, mientras que para el grupo no supervisado es de 50.5%. Esto

confirma la hiptesis de que la utilizacin de crdito y asistencia

tcnica influencia en forma positiva la tasa de natalidad.


Como regla general se puede decir que en la medida en que el ta-

mafo de la explotacin ganadera aumenta; el porcentaje de natalidad

desciende y el mortalidad se incrementa.
'y








67


Se encontr que no existen diferencias significativas ni entre

los dos grandes grupos bajo estudio, ni en ninguna de las categorias

que lo conforman en cuanto a capacidad de carga por unidad de super-

ficie. Por tal motivo se rechaza la hiptesis de que el crdito su-

pervisado estimula la capacidad de carga por hectrea, en zonas de

colonizacin. Sin embargo, el hecho de que los prestatarios del Ins-

tituto tengan una mayor rea en pastos naturales y artificiales, les

da facilidad de aumentar el tamao del hato.


-La tasa de desmonte anual para la regin es de 3.7 hectreas.

Para los usuarios de crdito supervisado el promedio es de 4.2 hec-

treas, mientras que para el otro grupo es de 2.6 hectreas.


-Existe una relacin creciente directa, entre la tasa de desmon-

te y el tamafo de la propiedad, independiente del grupo a que perte-

nezcan los colonos.


El tamaflo de las explotaciones entre el momento de arrivo del

colono y el actual, no se ha modificado de manera substancial. Un

incremento de 3.8 y 3.6 hectreas ha ocurrido para los colonos diri-

gidos y no dirigidos respectivamente, lo cual representa un incremen-

to del 5.9% y 5.4%.


-No se estn explotando economicamente los diversos tipos de

fincas ya que el promedio ponderado para los dos grupos establece que

un 26.7% del rea desmontada revierte a rastrojo. Esto sucede tanto

a nivel del grupo supervisado como del no supervisado; correspondien-

doles un 25.9% y 28.8% respectivamente.











Los pequefos colonos, independientes al grupo a que pertenecen,

son quienes dedican un mayor porcentaje y rea de tierra desmontada a

la agricultura. A su vez, los no supervisados de esta categora, uti-

lizan un mayor porcentaje en esta actividad.


Se considera que uno de los principales limitantes del desarro-

llo pecuario de la regin, es tanto el volumen de crdito por prestata-

rio, como los plazos de amortizacin de la deuda. El "transplante" del

sistema crediticio establecido en otras regiones del pas a zonas de co-

lonizacin, es la razn por la cual se presenta el problema antes cita-

do.


Se estima, que una de las causas principales de la baja produc-

tividad del capital en las zonas ganaderas, es el hecho qe que gran

parte de la inversin inicial, tiene que ser utilizada en adecuar el

predio para la produccin; disminuyendo as notoriamente la inversin

en ganado, que es la parte productiva en este tipo de negocio.



IMPLICACIONES SOBRE POLITICA


A pesar de no haberse podido cuantificar la diferencia real exis-

tente, atribuible, a la aplicacin de crdito supervisado en ganadera,

en zonas de colonizacin, se recomienda continuar con este tipo de pro-

grama. Esta recomendacin se sustenta con el hecho de que tal como se

estableci en el estudio, el crdito supervisado intensifica la tasa de

crecimiento ganadero, a nivel de finca.








69


Con miras a lograr que el programa de crdito supervisado logre

no solamente elevar an mas la productividad ganadera, sino tambin el

nivel de vida de los colonos, se proponen a continuacin una serie de

medidas para tal fin:


1. Efectuar la revisin del programa crediticio, con el objeto

de establecer el monto de crdito ptimo a conceder por usua-

rio en zonas de colonizacin, puesto que en estas la inver-

sin a realizar en adecuacin de la finca y construccin de

facilidades para el manejo del-ganado, disminuye ostensible-

mente la inversin en ganadera de manera directa.


2. Establecer lineas de crdito para produccin y adecuacin,

con montos y plazos de amortizacin adecuados para cada una

de estas actividades, con el fin de que la rentabilidad de

la ganadera sea mayor y las reas taladas no se conviertan

en improductivas. Debe tomarse en consideracin que crdi-

tos destinados a financiar compra de insumos bsicos y mante-

nimiento de praderas, son necesarios para lograr la explota-

cin econmica.de las unidades agropecuarias.


3. Otorgar un mayor nfasis al crdito para agricultura y fo-

mento de industrias menores, especialmente a nivel de peque-

fas explotaciones, con el fin de que el colono pueda atender

tanto sus necesidades primarias como afrontar el pago de in-

tereses y capithl de actividades que como la ganadera son

menos rentables a corto plazo.








70


4. Incrementar el nmero de profesionales (Agrnomos y Veteri-

narios) en las reas de colonizacin para mejorar la relacin

tcnicos-usuarios existente.


5. Dictar cursos sobre administracin de fincas a los campesi-

nos de la regin, usuarios del Instituto o no, para aumentar

su nivel de conocimientos e impulsar campafas de salubridad

y manejo.


Se estima que el INDERENA y el INCORA deben ejercer un mayor con-

trol sobre la tala indiscriminada de bosques, con el objeto de prote-

ger los recursos forestales de la regin y controlar los problemas de

erosin e inundaciones.



RECOMENDACIONES PARA OTRAS INVESTIGACIONES


Se recomienda que se adelante en un futuro cercano, los siguientes es-

tudios:


1. Tamaflo mnimo econmico del hato ganadero, por tipo de gana-

dera en el Caquet.


2. Cuanta mnima de crdito y plazos de amortizacin para ga-

naderas establecidas dentro de las reas consideradas como

tradicionalmente ganaderas, en relacin a zonas de coloniza-

cin.


3. Valor real del crdito supervisado y sus implicaciones.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs