• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Title Page
 La Florida en Juan Ramon Jimen...
 Glosario Floridiano de Juan Ramon...
 Romances de Coral Gables














Group Title: La Florida en Juan Ramon Jimenez
Title: La Florida en Juan Ramo�n Jime�nez
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00053500/00001
 Material Information
Title: La Florida en Juan Ramo�n Jime�nez
Physical Description: 60 p. : ; 17 cm.
Language: Spanish
Creator: Nuñez, Ana Rosa
Publisher: Ediciones Universal
Place of Publication: Miami Florida
Publication Date: 1968
 Subjects
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por Ana Rosa Nu�ñez.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00053500
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: oclc - 42863202
lccn - 99221287

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Half Title
        Page 2
        Page 3
        Page 4
    Title Page
        Page 5
        Page 6
    La Florida en Juan Ramon Jimenez
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
    Glosario Floridiano de Juan Ramon Jimenez: En romances de Coral Gables, 1948
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
    Romances de Coral Gables
        Page 29
        Page 30
        1 yo con ello
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
            Page 41
            Page 42
        Fuera
            Page 43
            Page 44
            Page 45
            Page 46
        Y 2 ello conmigo
            Page 47
            Page 48
            Page 49
            Page 50
            Page 51
            Page 52
            Page 53
            Page 54
            Page 55
            Page 56
            Page 57
            Page 58
            Page 59
            Page 60
Full Text

LA FLORIDA
EN
JUAN RAMON JIMENEZ


MIAMI, FLORIDA,1968. '




LA FLORIDA
EN
JUAN RAMON JIMENEZ


MIAMI, FLORIDA,1968










El escudo que aparece en la portada es el
que disefi6 la Florida al conmemorarse sus
400 afios de Fundaci6n. La Torre de Es-
paiia aparece ocupando el primer cuart6n
herildico de honor.









IA FLORIDA


EN


JUAN RAMON JIMENEZ


por


Ana Rosa Niunez


(En el Dgcimo Aniversario
de la muerte de J. R. J.)







EDICIONES UNIVERSAL
P. O. BOX 353
MIAMI, FLORIDA, 33145, U.S.A.








El espacio no es una extension
sino el im6n de las Apariciones.

OCTAVIO PAZ


Mas universal es hoy que nunca el Andaluz
Universal, Juan Ram6n Jimenez. Moguer, el blan-
co pueblo que lo vio nacer fue impresionante es-
pejismo en La Florida, en Miami, en Coral Ga-
bles...

"Tenemos aqui una casita andaluza (todo
esto !recuerda! a Andalucta, blanquisima,
limpTsima, suficienteq Hay un cuartico para
Usted si algin dia se decide a visitarnos."

Asi decia a Pablo Bilbao Aristegui en carta
fechada Coral Gables, 25 de Noviembre de 1939.
El mar, como su otro yo, como su sombra mas inti-
ma desde el destierro,acogi6 su transito de poeta
habitado de su misma intensidad, movimiento y se-
renidad... Los Domingos le rendia su culto fer-
viente de riberefio.

"Los domingos vamos al mar, de color in-
descriptible, a las marismas Ilenas de p6-
jaros espl4ndidos. Como todo esto es Ilano,
el cielo do una media hermosa de su infi-
nitud".








Asi supo que el mar estaba de nuevo con el,
Pablo Bilbao Aristegui un 2 de febrero (dia de mi
madre,) decia Juan Ram6n, en 1941, un Domingo en
que escribia a su amigo en el Seminario de Vitoria,
desde su blanca y andaluza casa de Alhambra Cir-
cle en Coral Gables.
El destierro material o spiritual es un desga-
rr6n que hay que lienar de luz, de auroras y cre-
pisculos, de vuelos de pajaros, de noches,como
finicos testigos de universalidad dentro de la dolo-
rosa intimidad. El destierro mis que ninguna otra
fuerza de dinamica spiritual incita y estimula la
creaci6n, invita a dar alma y coraz6n sin ataduras
a la tierra que nos dio el nombre. El principio de
todo cambio radical disloca las emociones y es
impossible apresar los destellos de la luz hasta no
bien entrada la mariana.



"Al Sur, al Sur. Todos de prisa. La mu-
danza y despubs la vuelta; aquel Ilegar en
los tres dias que nunca olvidar6, que no me
olvidar6n. El Sur, el Sur, aquellas noches,
aquellas nubes de aquellas noches de con-
junci6n cercana de planetss; que ir Ilegan-
do tan hermoso a nuestra casa blanca de
Alhambra Circle en Coral Gables, Miami,
La Florida! Revoluci6n de un todo, un in-
finito, un caos instant6neo de care y c6s-








cars, de arena y ola y nube y frFo y sol,
todo hecho total y Onico, todo Abel y Caon,
David y Goliat, cancer y yo, todo cangrejo
y yo".
Asi, el poeta,plantado en esta forma nueva del
destine, lleg6 a la zona de carga Hispdnica anti-
gua, La Florida "liana, la tierra del espacio con
la hora del tiempo". Durante su estancia le acom-
pafaron pinos y palmas, mar, espuma y garzas,
que le llevaron en sus vuclos tantas veces a su
tierra natal:

"Los garzas blancas habladoras en noches
de excursions altas. En noches de excur-
siones altas he oido por aquf hablar a las
estrellas, en congregaciones palpitantes
de las marismas de lo inmenso azul, como
las garzas blancas de Moguer,-en sus con-
gregaciones palpitantes por las marismas
de to verde inmenso. d No eran espejos
que guardaban vivos, para mi paso por de-
bajo de ellas, blancos espejos de alas
blancas, los ecos de las garzas de Moguer?
Hablaban,yo lo of, como nosotros. Esto era
en las marismas de la Florida..."

Y el poeta comparti6 su soledad de entonces
con casi todo lo que rodeaba (soledad y poesia) y
en prosa y poesia de gran plasticidad dej6 la sa-
via que alimentaba su desaz6n:








!QuA soledad, ahora, a este sol de medio-
droa Un zorro muerto por un coche; una
tortuga atravesando lenta el arena; una
serpiente resbalando undosa de marisma a
marisma; apenas gente; s6lo aquellos in-
dios en su cerca de broma, tan pintaditos
para los turistas. iY las calladas, las ta-
padas, las peinadas, las mujeres en aque-
Ilos corrales de las hondas marismas...!

Aqui en Miami, decia el poeta se le habia apa-
recido su mar tercero:


"Qu4 extraiio es todo esto, mar, Miami! No,
no fue alli en Sitjes, Catalonia, Spain, en
donde se me apareci6 mi mar tercero, fue
aquf ya; era este mar, este mar mismo, mis-
mo y verde, verde mismo; no fue el Medite-
rr6neo azulazulazul, fue el verde, el gris,
el negro Atl6ntico, de aquella Atl6ntida.
Sitges fue, donde vivo ahora, Maricel, esta
casa de Deering, espa~iola, de Miami, esta
Villa Vizcaya aqut de Deering, espaiiola
aquf en Miami, de aquella Barcelona. Mar,
y qu6 extraio es todo esto! No era Espa-
ha, era la Florida de Espafia, Coral Gables,
donde esta la Espaiia esta abandonada por
los hijos de Deering (testamentarta inacep-
table) y aceptada por ml; esta Espaia (Ca-
talonia, Spain) guirnaldas de morada bu-
gainvilia por las rejas. Deering,vivo des-
tino. Ya est6 Deering muerto y trasmutado.








Deering,Destino Deering, fuiste clarividen-
cia mio de ti mismo, t6 (y quien habria de
pensarlo cuando yo, con Miguel Utrillo y
Santiago Rusiiiol goz6bamos las blancas
salos soleados, al lado de la Iglesia, en
aquel cabo donde qued6 tan pobre el "Cau
Ferrat" de Ruiseiior bohemio de albas bar-
bos no lavadas). Deering, solo el destiny
es inmortal, y por esto te hago a tf inmor-
tal, por mi destino. Sf, mi destiny es in-
mortal y yo, que oqui lo escribo, sere in-
mortal igual que mi destino, Deering."

Esta corriente de mar, cielo, horizonte, vidas
minimas, grandezas, soledades, espejismos, are-
na, sol, e Hispanidad ganada en casas, calls y
fuentes de Coral Gables, devolvieron al poeta
Premio Nobel el hilo con la poesia y comenz6 de
nuevo a tejer al pie del universe en su telar de
sueio,como arafia que encontr6 la salida del jardin
despu6s de la tormenta. La hondura de la maris-
ma, la extension de La Florida, el alcance del
agua en la fuente que se deshace en el mar, el
conjuro de las estrellas, el viento y la noche y los
arboles como hombres, rehicieron el milagro.

"En la Florida comenci otra vez a escribir
en verso. Antes,por Puerto Rico y Cuba,
habFo escrito casi exclusivamente crrtico
y conferencias. Uno madrugada me encon-
tr4 escribiendo unos romances y unas can-
11








clones que eran un retorno a mi primera ju-
ventud, una inocencia ultima, un final logi-
co de mi ultima escritura sucesiva en Es-
pahia. La Florida es, como Usted sabe, un
arrecife absolutamente llano y, par lo tan-
to, su espacio atmosferico se siente inmen-
samente inmenso. Pues en 1941, saliendo
yo casi nuevo, resucitado casi, del Hospi-
tal de la Universidad de Miami... una em-
briaguez raps6dica, una fuga incontenible
empez6 a dictarme un poema de espacio,
en una solo interminable estrofa de verso
libre mayor. Y al lado de este poema y pa-
ralelo a 61, como me ocurre siempre, vino a
mi l6piz un interminable p6rrafo en pro-
so, dictado par la extension lisa de la Flo-
rida, y que es una escritura de tiempo, fu-
si6n memorial de ideologia y anecdota, sin
orden cronol6gico; como una tira sin fin
desliada hacia atr6s en mi vida."
Estos libros se titulan, el primero, "Espa-
cio", el segundo "Tiempo" y se subtitu-
lan "Estrofa" y "Parrafo".

Asi reaccion6 Juan Ram6n Jimenez a la leja-
nia, siguiendo fielmente lo que dijera a Gerardo
Diego en carta desde Coral Gables, fechada 17 de
Enero de 1941:

"Para mi el valor de una persona siempre
ha estado en su reacci6n m6s que en su ac-
cion".








Prueba de esta reacci6n valiente a la dristica
determinaci6n urgida por los acontecimientos poli-
ticos que ensangrentaron a Espahia en 1936, obli-
gindole a abandonar su tierra natal, dejando atris
parte de su vida y su obra, fue su libro: "Roman-
ces de Coral Gables". Un pequeiio libro editado
en M6xico, en 1948, por la Editorial Nueva Flores-
ta (Ed. Stylo). Este pequefio libro tan leno de La
Florida, dedicado a Carmen y Cipriano Rivas
"siempre reales ante mi en los hermosos espejis-
mos de La Florida", surge en la bibliografia de
Juan Ram6n como una calle de Coral Gables, reco-
leta, sombreada, escondida en la lluvia y en el ll-
timo rayo de sol en verano, una calle dificil de en-
contrar, entire las sombras conque juegan curvas y
arboles. Un libro como una calle silenciosa y hii-
meda, destinada a enredarse en el coraz6n de los
que la transitan cogidos de un misterioso y anti-
guo espejismo.


















GLOSARIO FLORIDIANO DE

JUAN RAMON JIMENEZ

En Romances de Coral Gables, 1948











AIRE


Que yo respire en el alba
la pureza de dos aires ...

ANADE

... Con tus patas entras,
sales de las firmes soledades...

... Tus salteos verticales
no se avienen con los planes.

... iPata, gansa, ansar, Ana de nadie,
vete, con tu anade!

ARBOL

Me detuve como un irbol
y oi hablar a los irboles.

Los irboles se olvidaron
de mi forma de hombre errante...

ARENA

... mi pie se va
ajil y firme, lo mismo
que por la arena seguida
de mi lleno suefio niiio.








AZUL


El dios azul nos azula
aqui las cosas de abajo.

CALLE

Esta calle tiene todo
el arroyo de la otra;
lo que las casas tenian
lo tiene dentro sus sombras.

Anda por las calls solas
un dios azul perro manso.


COSTAS

Las costas oscuras
son costas de honda presencia.

ESPEJISMO

Donde el que tendido esti
esti de pie, como un rio,
sed una hecha agua una,
solo leal espejismo.

ESTRELLA

La estrella echa








en el tumulto morado
vislumbres de plata eterna?

FE

Pero lo s6lo esti aqui
pero la fe no se cambia,
pero lo que estaba fuera,
ahora esti s6lo en el alma.

FELICIDAD

La felicidad complete
el ser del no ser supremo
el no ser del ser supremo...

FLOOR

Y una flor sola se mece
sobre la inmensa presencia
de la ausencia majistral.

GALLONS

Cantaron los gallos tristes
como serial del destino...

GRITO

Y el grito tiene en su centro
19








todo lo que ha visto el nifio
todo lo que quiso ver
y todo lo que no ha visto.

HUMO

... Un humo olia a mujer
abri6 la puerra el camino.

LIBRE

Un dia, al fin, todo limpio
un dia libre de libres.

LUNA

La luna casi me ensefia
en su espejo la esperanza.

LUZ

... por dos miles que tu labres,
sol, amor, alta presencia
alli y aqui, de luz grande.

MAR

El mar otra vez, el mar
conmigo.








Yo soy mas grande que el mar.

Qu6 mares llevan tu pie,
tus ojos, que montes rompen?

El mar no puede ceder
y a mi ansia se encarama
Solos los dos en la tarde
double amargura desangra...

MUERTE

Esperas a gusto aqui
la muerte de tu mariana?

NINO

El nifio es toda la jente,
el niiio soy yo de nifio,
el nifio soy yo de viejo
niiio encantado y perdido...

NOCHE

Y la noche azul y verde
es noche verde y morada.

que carcel la noche, piedra
cercada y cerca de piedra.

Noche fiel con verde viento...
2!








NUBE


jNube parda que me aplasta
te aplasta tambi6n a ti?

Me dan ansias de tocar
el arpa en las fijas nubes.

OCASO

Ese ocaso que se apaga
iqu6 es lo que tiene detras?
lo que yo perdi en el cielo,
lo que yo perdi en el mar
lo que yo perdi en la tierra?

OLA

La ola trae otra costa
y la alza y la proclama...

OSCURIDAD

Me impongo a la oscuridad
libre (no quiero la estrella)

PAJAROS

... Y los pijaros mas solos
cantan como para nadie
bajan como para todos...
22








Pdijaroidesde que' centro
de que mis hondo universe
me cantas mientras yo duermo?

Tu cantas con la luz dentro
en mitad de lo negro.

(Me cantas cuando me dejo,
me cantas cuando me entrego,
me cantas cuando me cierro)

Vas de horizonte en misterio.

PALMA

La palma acaricia al pino
con este aire de agua;
en aquel, el pino, el pino
acariciaba a la palma.


PATRIA

iDesde aqui se va tambien
a la eternidad sin patria?

PERRO

Este perro con quien ando,
ino es alto donde lo vi
como el dios azul mas alto?








PIEDRA


Sobre la piedra del mundo
son de piedra las estrellas.

Entre.dos piedras camino,
me echo entire piedra y piedra...

iTu que pasas por las piedras
tienes tambi6n raiz dentro?

PINAR

... por estos pinos ir6
aun pino eterno que espera...

llegar6 con alma llena,
el pinar rumoreara
firme en la arena primera.

Carmin del poniente, entire
los pinos del existir...

iNo hay mis que un pinar, y es uno,
y es aquel y es este, pinos?

PONIENTE

En el coraz6n cansado,
el poniente, de carmin








en el coraz6n sereno
el poniente de carmin.

RUISENOR

eOyes el ruisefior? Si
me dijo con voz lejana,
con voz cercana me dijo:
- Lo oigo, si
que lindo canta.

SER

Ese no ser sucesivo
que es este ser verdadero...

SOLEDAD

... s6lo yo vivo en el luto
de la soledad sin mengua.

VIDA

iLa vida, la viva vida
de un ascua, sin consumirse!

VIENTO

jTienes tambien raiz fuera,
tu que pasas con el viento?
25
































JUAN RAMON JIMENEZ



BRONCE: F. BOADA









ROMANCES

DE CORAL GABLES





1
YO CON ELLO











NAVEGANTE

EL mar otra vez, el mar
conmigo.
(La estrella echa
en el tumulto morado
vislumbres de plata eterna?)

Me impongo a la oscuridad
libre (no quiero la estrella).
Cara a lo negro infinite,
lo negro inmenso me orienta.

La sombra me evita el sitio
y me pone el agua internal,
las costas oscuras son
costas de honda presencia.

Yo soy mis grande que el mar,
da en la nada mi cabeza,
solo yo vivo en el luto
de la soledad sin mengua.

Mundo total, negro puro,
en el agua que es la tierra,
tierra una y agua una
para quien viva. 0 quien muera.

33










PERO LO SOLO

LA palma acaricia al pino
con este aire de agua;
en aquel, el pino, el pino
acariciaba a la palma.

Y la noche azul y verde
es noche verde y morada,
la luna casi me ensefia
en su espejo la esperanza.

Pero lo solo esti aqui,
pero la fe no se cambia,
pero lo que estaba fuera,
ahora esta solo en el alma.


3
CON TU PIEDRA

EL cielo pesa lo mismo
que una cantera de piedra.
Sobre la piedra del mundo
son de piedra las estrellas.

iEsta enorme cargaz6n
de piedra encendida y yerta!








Piedras las estrellas todas,
piedras, piedra, piedras, piedra.

Entre dos piedras camino,
me echo entire piedra y piedra;
piedra debajo del pecho
y encima de la cabeza.

Y si quiero levantarlas,
me hiere la piedra eterna;
si piso desesperado,
sangro en la piedra terrena.

iQue dolor de alma, piedra;
care, qu6 dolor de piedra;
que carcel la noche, piedra
cercada y cerca de piedra!

Con tu piedra me amenazas,
destino de piedra y piedra.
Con tu piedra te dare
en tu corona de piedra.
4
ESTE PERRO

iESTE azul de aquel azul,
alma mds bella que el imbito!
El dios azul nos azula
aqui las cosas de abajo.








Lo alto en el alli de aqui
ha venido hasta la mano;
anda por las calls solas
un dios azul perro manso.

iPero sera esto verdad?
Este perro con quien ando,
ino es alto donde lo vi
como el dios azul mis alto?



5
POR DOS YELES

PRENDEME, sol, mis espacios
de ese oro que ti sabes,
dobla en lo blanco que espera,
los pinares y los mares.

Que yo respire en el alba
la pureza de dos aires
y dos olores de dia
nuevo y limpio me embriaguen.

Que se junte en mi pasi6n
lo que despierte y que cante,
lo que mire, lo que entire,
lo que sonria y que hable.
36








Que de una belleza en otra
yo corresponda y yo pase
con el coraz6n conforme
en dos abiertas mitades.

Como en esta entera rosa,
en mi sangre entera dame,
y que en el inico azul
dos vuelos pierda mi enjambre.

Por dos yeles que yo se,
por dos miles que tii labres,
sol, amor, alta presencia,
alli y aqui, de luz grande.


6

CON IRIS

ME dan ansias de tocar
el arpa en las fijas nubes,
musica de plata y oro
sobre el sinfin del traslumbre.

Y lo que yo estoy pensando
cantaria en doubles luces,
alto nublado interior
con iris de cuanto sube.








A ti, vision del oriented
anochecido sin cumbres;
a ti lo que alzas en mi
lo que quisiera en tus nubes,


7

MAS ALLA QUE YO

ESE ocaso que se apaga
qu6 es lo que tiene detris?
ilo que yo perdi en el cielo,
lo que yo perdi en el mar,
lo que yo perdi en la tierra?

Mis alli, mis, mis alia,
alli que toda la tierra,
todo el cielo y todo el mar?

iMis alli que lo pasado
y mis que lo que vendri,
mis que el principio y el fin
y mis que la eternidad?

iMas alli que yo, que acabo
todo con mi imajinar,
que estoy antes y despu6s
de todo, mis alli, mis?

iMis alli que yo en la nada,
38








mis que yo en mi nada, mis
que la nada y mis que el todo
,ya sin mi, mis, mis alli?


8
PINAR DE LA ETERNIDAD

EN la luz celeste y tibia
de la madrugada lenta,
por estos pinos ire
a un pino eterno que espera.

No con buque sino en onda
suave, callada, serena,
que deshaga el leonar
de las olas batalleras.

Me encontrard con el sol,
me encontrar6 con la estrella,
me encontrar6 al que se vaya
y me encontrare al que venga.

Seremos los cinco iguales
en paz y en luz blancas, negras;
la desnudez de lo igual
igualara la presencia.

Todo ira siendo lo que es








y todo de igual manera,
porque lo mis que es lo mas
no cambia su diferencia.

En la luz templada y una
llegar6 con alma Ilena,
el pinar rumoreari
fire en la arena primera.


9
CARMIN FIJO

ESTE carmin no se ha ido,
este carmin arde alli,
este carmin aqui canta,
no se podri nunca ir.

Contra la noche morada,
el poniente de carmin;
contra la aurora carminea,
el poniente de carmin;
contra el mediodia azul,
el poniente de carmin.

iCarmin del poniente, entire
los pinos del existir,
quemindonos lo infinite
en un eterno morir!








En el coraz6n cansado,
el poniente de carmin;
en el coraz6n carmineo;
el poniente de carmin;
en el coraz6n sereno,
el poniente de carmin.

El Ilamear de los cielos
que no se pueden huir,
un arder la eternidad
en un perene sinfin.

y 10
ENFRENTE

iROJA comba de la ola!
iNo, no, no! Se yergue, salta
otra vez grana, otra vez
redonda, otra vez cerrada.

Pianos de sangriento hervor,
insistencia laminada;
la arena se sorbe un poco,
lo demas vuelve a su entrafia.

La ola trae otra costa
y la alza y la proclama
contra esta costa que ve
porque esta en ella el que aguarda.








iNo! El mar no puede ceder
y a mi ansia se encarama.
Solos los dos en la tarde,
double amargura desangra.






FUERA











ANADENA DE BOCARRATON

iNo eres tuya ni de nadie?
Eres tonta, Ana de Nade.

Con tus patas-entras, sales
de las firmes soledades.

Tus salteos verticales
no se avienen con los planes.

Vas y vienes, zipitape,
tipizape, subes, caes.

(iAnsar, ganso, pato, anade,
ven por ella, que es tu ave!)

iPata, gansa, insar, Ana de
nadie, vete con tu inade!

iVe con 61, que es de tu came!
iVuela, Ana, a ver si sabes!










y2
ELLO CONMIGO









CALLE DE SOLISOMBRA

CUANDO la calle terminal
en las dos esquinas otras,
sigue una calle de luz,
dos paredones de sombra.

Esta calle tiene todo
el arroyo de la otra;
lo que las casas tenian
lo tienen dentro sus sombras.

Y hay un hombre que prefiere
la calle de sol y sombra
y pierde por ella todo
lo que no encuentra en la otra.

2

LA NOCHE MEJOR

COMO yo lo serene
y como se durmi6 en gracia,
el ruiseiior lo cant6
la noche y la madrugada.

Las estrellas mis azules
bajaron hasta su cama,
aguas de todos colors
49








de lo lejos se acercaban.

--iOyes el ruisefior? --Si,
me dijo con voz lejana,
con voz cercana me dijo:
--Lo oigo, si iqu lindo canta!

iNo habia de oirlo lindo
si, partido en cuerpo y alma,
iba y venia de mi,
con el estaba y no estaba?

iSi, perdido en su verdad,
si, con su verdad ganada,
sonlloraba y sonreia
su perdida y su ganancia?

,No habia de oirlo lindo
si, ya cerrada su cara,
lo oia desde su fin,
desde su todo y su nada?

3
ARBOLES HOMBRES

AYER tarde,
volvia yo con las nubes
que entraban bajos rosales
(grande ternura redonda)
entire los troncos constantes.
50







La soledad era eterna
y el silencio inacabable.
Me detuve como un Arbol
y oi hablar a los arboles.

El pijaro solo huia
de tan secret paraje,
solo yo podia estar
entire las rosas finales.

Yo no queria volver
en mi, por miedo de darles
disgusto de arbol distinto
a los irboles iguales.

Los arboles se olvidaron
de mi forma de hombre errante,
y, con mi forma olvidada,
oia hablar a los arboles.

Me retard hasta la estrella.
En vuelo de luz suave,
fui saliendome a la orilla,
con la luna ya en el aire.

Cuando yo ya me salia,
vi a los irboles mirarme.
Se daban cuenta de todo
y me apenaba dejarles.

Y yo los oia hablar,








entire el nublado de nacares,
con blando rumor, de mi.
Y icomo desengafiarles?

iC6mo decirles que no,
que yo era s6lo el pasante,
que no me hablaran a mi?
No queria traicionarles.

Y ya muy tarde, ayer tarde,
oi hablarme a los irboles.

4
EN LA MITAD DE LO NEGRO

PAJARO idesde que centro
de que mis hondo universe
me cantas mientras yo duermo?

(Me cantas cuando me dejo,
me cantas cuando me entrego,
me cantas cuando me cierro.)

Ti cantas con la luz dentro
en la mitad de lo negro,
noche fiel con verde viento.

Vas de horizonte en misterio,
la fuente viva esta enmedio
y el jazmin cuelga del cielo.
52








iC6mo, por d6nde tu pecho
se corresponde secret
con el pecho de mi suefio?

No es possible oir mis bello,
eco del suefio del beso,
resuenas como en mi seno.

Y te rodea mi eco,
como al lirio el aire inmenso.
Ti cantas en ese vuelo.

Vuelo, son, mar, canto interno.
Y entire dos vidas me alejo,
noche fiel con viento eterno.


5
EL MAS FIEL

CANTARON los gallos tristes
como serial del destino,
el hombre se puso en pie,
mir6 sin suefio al abismo.

Pero, ante la luz rojiza
que recort6 el roto pino,
uno que era diferente,
sigui6 tendido 1o mismo.








Habl6 el otro que lleg6,
vino el animal sumiso,
un humo olia a mujer,
abri6 la puerta el camino.

El pijaro, el trigo, el agua,
todo se erguia en lo limpio,
pero no se levantaba
uno, el que era distinto.

(D6nde saludaba al pijaro,
d6nde oia el arroyillo,
desde d6nde se miraba,
como otra espiga, tendido?)

Pero no se levantaba
uno, el que era distinto,
pero no se levant6
uno que estaba en su sitio.

(Donde el que tendido esti
esti de pie, como un rio,
sed una hecha agua una,
solo leal espejismo).

Pero no se levantaba
uno que ya estaba fijo,
uno, el que estaba ya en 61,
uno, el fiel definitive.








6
PREGUNTAS AL RESIDENT

Primera:

iTU que pasas por las piedras,
tienes tambidn raiz dentro?

iTu suelo y t6i estiis fundidos
como yo con otro suelo?

jTienes tambi6n raiz fuera,
ti que pasas con el viento?

iEl suefio que vas rumiando,
vuelve a ti como a su centro?




Segunda:

iNUBE parda que me aplasta,
te aplasta tambien a ti?

iLos tizos que apag6 el sol
cayeron en tu jardin?

iEl vano de este mas alto
te es igual que me es a mi?








Tercera:


(a los pinos hombres):

ESTAIS aqui como alli,
decis al hombre lo mismo?

EDe igual manera os imanta
vuestra copa el infinite?

iVuestro rumor en el viento
es tranquilo y es tranquilo?

iNo hay mas que un pinar, y es uno,
y es aqu6l y es 6ste, pinos?

Cuarta:

CONTRA el cielo sordo y plomo
iti te quedas en tu casa?

Esperas a gusto aqui
la muerte de tu mafiana?

iDesde aqui se va tambien
a la eternidad sin patria?

y Quinta:

ESOS cirros de carmin
(qui paraisos reponen?








T6 que los ves desde aqui,
icon que fin te correspondent?

iQue mares llevan tu pie,
tus ojos, qu6 montes rompen?

iTrastorno de aires y fe,
descomposici6n de soles!

7
NINO ULTIMO

MUSICA fiel en escala
de estratos, por el huido
poniente, contra el espacio
del lento infinite liso.

Con ella mi pie se va
ajil y firme, lo mismo
que por la arena seguida
de mi Ileno suefio niflo.

iUn pueblo blanco esta alli
esperindome encendido,
pueblo donde todo para,
una plaza con un grito;
con un grito de cristal,
grito agudo detenido,
iltimo grito en estremo
de nube, grito amarillo?
57








Y el grito tiene en su centro
todo lo que ha visto el niiio,
todo lo que quiso ver
y todo lo que no ha visto.

El nifio es toda la jente,
el niiio soy yo de niiio,
el niiio soy yo de viejo,
nifo encontrado y perdido.

8
ENTE

SE va, subiendo a lo otro.

Alia arriba, donde el viento,
sobre una raya del mundo,
vuelo total, incandesce,
duerme, entire piedra, sin suefio.

Y los pajaros mis solos
cantan como para nadie,
bajan como para todos
al nadie que esta en el todo,
al uno que esta en la nada.
La felicidad complete:
el ser del no ser supremo,
el no ser del ser supremo.

Ente constant al olvido,








olvido en gloria del dios
que no esta en ninguna parte
de tanto estar sin saberlo,
y colma la soledad.

Ese no ser sucesivo
que es este ser verdadero;
que nadie puede trocar,
que nadie puede quitar,
que nadie puede evitar.

Y una flor sola se mece
sobre la inmensa presencia
de la ausencia majistral.



Y9
LIBRE DE LIEBRES

iLA vida, la viva vida
de un ascua, sin consumirme!
Que yo lo aspirara todo
en mi combustion sublime!

Sangre incandescent y llama
blanca y azul, donde insigne
se hiciera todo, content
de ser el fiel combustible.








iQu6 final! Este seria
el ser de todos los fines;
todo quemindose en mi,
y yo con todo, ascua libre.

Libre de libres, presencia
de todo lo contenible.
Un dia, al fin, todo limpio,
un dia libre de libres.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs