Group Title: Ilustración cubana
Title: La ilustración cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00029229/00036
 Material Information
Title: La ilustración cubana
Physical Description: v. : ill., ports. ; 39 cm.
Language: Spanish
Creator: Parreño, Alberto ( former owner )
Figarola-Caneda, Domingo, 1852-1926
Cajial, Federico ( inscriber )
Elosequi, Antonio D. ( former owner )
Imprenta de Luis Tasso y Serra ( publisher )
Gorgas y Ca ( bookbinder )
Publisher: Impr. de L. Tasso y Serra
Place of Publication: Barcelona
Publication Date: 1885-[1888]
Frequency: three times a month
regular
 Subjects
Subject: Cuban literature -- Periodicals   ( lcsh )
Cuba -- Periodicals   ( lcsh )
Pictorial works -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Cajal -- Inscriptions (Provenance) -- 1887   ( rbprov )
Imprint -- Spain -- Barcelona -- 1885-1888
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1885-1888
Genre: Inscriptions (Provenance)   ( rbprov )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
Spain -- Barcelona
 Notes
Citation/Reference: Batista Villarreal, T. Publicaciones periódicas cubanas (1965), p. 36.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero de 1885)-
Dates or Sequential Designation: -año 4, núm. 6 (29 de feb. de 1888)?
Numbering Peculiarities: Año 2 complete in two numbers.
General Note: Description based on: año 1, núm. 2 (enero de 1885); title from masthead.
General Note: Editor: Domingo Figarola-Caneda.
General Note: Distributed in Havana.
General Note: Indexes issued annually.
General Note: Rare Book Copy bound privately in red cloth, stamped with red, black and gold with publisher's index and supplement titled: Ultima moda; bears bookplate of former owner, Alberto Parreño; also inscribed by Federico Cajial to D. Antonio, Elosqui.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00029229
Volume ID: VID00036
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002934220
oclc - 52479416
notis - APG5848

Full Text




































































































-r;-











3=
a w
:



























































.1 ==









LA ILUS USTRACl INANA

F-. E0VISTA DECENT AL _

""e S ic r i _" i II n. l .11
CONSEJO DE CIENTO, 3 ESPANA. .. 4 PESETAS. PARA TODA LA ISLA DE CUBA
BARCELONA (EspaZ). EN LA HABANA 2 PESOS PAPEL. TROCADERO, S HADANA.


Hfio I DicicmBrne Dn Iss5 I2idm. 35







E .i .. ,







I .
I, II.,,-, i: _,,





















,:..,- .... -' ,,'"' -.



D. RAFAEL MARfA DE LABRA.







274. LA ILUSTKACION CUEANA. N."


SUMARIO: En los arcabales de Bayamo hay una dido enamorarse una dama orgullosa y
TEXTO: vieja torre, junto i la l Barranca de San despreciativa; su cuerpo garboso estaba en
La torre de Zarragoitia, por D. Juan Clemente Ze- Juan, al frente de una fabrica de cera: esta complete estado de desarrollo, y su es-
nea.-Las siete edades del hombre, poesia por don torre es una especie de eastillo feudal, de tura no era ni alta ni pequeia. Montalvan.
Federico Milancs.-D. Rafael Maria de Lalra, aquellos que nos described los historiado- no reia nunca; amable, fino y de decentcs
por D. Juan Gualberto Gdmez.-Coca, por Jules res de la Edad Media, pero se halla tan maneras, se captaba todas las simpatias, v
Lachaume.-Explicaci6n de los grabados.-A Jose arruinado y su construcci6n confunde de no desminti6 jams la reputaci6n que
Ram6n Betancourt, poesia por D. Esteban de.
Borrero.-La Mionette conclusionn), novela ori- tal manera el estilo a que pertenece, que daban de valiente, ilustrado y galante.
ginal de Eugenio Muller. todos consideran fuese edificado en el si-
JUAN CLEMENTE ZENEA.
GRABADOS: glo pasado. En un cuadrado de tierra de
. Rafael Maria de abra.-Costumre de a edad cortas dimensions se levantan todavia al- (Se concluirci.)
D. Rafael Maria de Labra.-Costumbres de la edad 1
media. Castigo publico.-Costumbr-s de la cdad gunas columns de piedra que cercaban
media. La prueba del fuego.-El gato y el perro. en otra epoca los alrededores de un jardin;
Sahora crecen alli en vez de flores perfu- LAS SIETE EDADES DEL HOMBRE
LA TORRE DE ZARRAGOITIA. madas y tr^mulos nelumbios, agrestes en-
redcaderas y yerba menuda de prados; en
medio de esta plazoleta esta situado el edi- (DE SHAKESPEARE.)
(DE SHAKESPEARE.)
s ficio principal, que contiene varias piezas
S os habitantes de las pequefias con hermosos corredores y ventanas, pero Teatro de farsas constantes
poblaciones conservan sus todo destruyendose lentamente, porque es el mundo en su extension,
costumbres con respeto y hace much tiempo que ningan viviente y hombres y mujeres son
constancia, y muy pocos se aparece en aquellas solitarias habitaciones; no mas que simple farsantes.
atreven A alterar los usos de los subterrAneos han ido cubriendo las Todos, A su part files,
s tienen su entrada y salida,
sus mayores, ya porque de pinturas que adornaban sus paredes con tienen so entrada y salida
este modo probarian que no polvo y telas de araiias, y el rio que corre e hombre de larga vidae
hace distintos papeles.
les agradaban, ya porque semejante alte- A sus espaldas parece que desdefna acer- Siete actos llenan el drama
raci6n daria a conocer que olvidaban la carse A sus muros abandonados. del vivir: en el primero
memorial sagrada de los muertos. Entire Por el afio 18... se hablaba en todas las chilla, mojando el babero,
ellos se eternizan las tradiciones populares, sociedades de un famoso bandido, a quien el nifio en brazos del ama.
y hasta las locas fantasias parecen tener nadie conocia personalmente, y cuyo ori- Ya escolar. en el segundo
en sus labios los colors brillantes de la gen era un misterio: las mujeres asegura- acto, al studio reacio,
verdad. ban que tenra pacto con el diablo, y los lo ves con su cartapacio
Las hijas del Bayamo recuerdan los criados imbdciles decian muchas veces que y su rostrorubicundo,
Sir paso A paso A la escuela,
cuentos y las leyendas antiguas con aque- por las noches sabia trasformarse en pa- como el caracol: despuos,
Ila especie de religion que presta A todas jaro negro, y, sin ser descubierto, ace- en el tercero lo ves
las relaciones de caracter serio, y ni pro- chaba desde los tejados las acciones de sus derretido cual la vela,
fanan con ideas dudosas las escenas inve- enemigos. cantando A los ojos bellos
rosimiles. Pocas ciudades de la isla de Evelina era una bellisima joven de veinte de su amada, un angustiado
Cuba encierran tradiciones mas bellas que abriles de edad, pura como el alma del romance: despu6s, soldado,
Bayamo, y para satisfacer A mis lectores, nino, y mis hermosa que un rayo del sol. trayendo por los cabellos
voy A trasladar al papel los acontecimien- Habitaba en una casa pobre y no tenia mil por vidas sin semejas,
tos de un drama que otro escritor pudiera otra compafera que su abuela, anciana su- puntilloso en los empachos
facilmente inmortalizar al concederle las persticiosa y timida, que pisaba ya los bor- del honor, con los mostacho3
subidos hasta las c-ias,
galas riquisimas de un lenguaje puro y des del sepulcro. pronto refir, y si brama
armonioso. -Evelina, le decia una ocasi6n, toma el cafi6n, buscando en suma
Bayamo es una de las poblaciones que este relicario: por una parte contiene un frente A 61 las bolas de espuma
cuentan entire nosotros mAs largo tiempo rizo de pelo de la cabeza de tu madre, y de jab6n que nombran fama.
de fundaci6n, pero no es este motive el por otra la estampa de Nuestra Sefora de Despubs, juez de mirar grave,
que la distinga de las otras por su civiliza- la Caridad del Cobre. Cuando yo muera, ancho el vientre, bien nutrido
ci6n y engrandecimiento: por ser ciudad acu6rdate de colocarlo sobre mi ataud, y de capones que ha comido,
interior tiene poco comercio, y ni siquiera antes que me sepulten vuelve A recojerlo con su barba, que bien sabe
recibe un nimero regular de pasajeros y ll6valo toda la vida sobre tu coraz6n. alifiar, el papel toca
cada ano; esto, unido al poco amor que Evelina prometi6 cumplir con todo lo de expresarse en un caudal
de sapiencia y de moral,
existe siempre hacia el studio entire los que le pedia su abuela, y despues de es- mas de consecuencia poca.
moradores de las ciudades pequefias, for- tampar un casto beso en la frente arrugada El sexto acto otro cariz
man circunstancias poderosas para que ca- de la anciana, se dirigi6 A pararse en la muestra: pantuflas bizarras
mine muy despacio por el sendero de las calle para contemplar los transeuntes, lleva, jub6n, antiparras
artes y de las ciencias. Las aguas cristali- finica diversion de que gozan las mujeres montadas en la nariz,
nas del caudaloso rio que se arrastra A sus pobres. y un par de bolsas; sus huecas
pies en !o mAs hondo de unos barrancos, A pocos instantes, apareci6 delante de calzas de mozo, ya son
semejan una cinta azul que la adorna en ella cierto oven conocido de su familiar un mundo por su extension
todas las estaciones; por algunos lados ci- desde la epoca en que vivian sus padres, y a sus piernas entisecas,
fien su horizonte las puntas desiguales de entabiaron ambos las mas dulces conversa- y el acento fuerte, crudo,
l de su palabra viril,
las lejanas sierras, y detras del rio, hacia el ciones que pueden resonar en oidos huma- vuelto al falsete infantil
poniente, se distinguen los verdes cafave- nos, al tratar de los 6xtasis del cariTo y de exhala un silbido agudo.
rales de un ingenio, columpiados muelle- las exaltaciones de la pasi6n; porque desde El acto ultimo, el que cierra
mente por las brisas frescas de los tr6picos. los risuefos dias de la infancia se habian tan rara historic en sustancia,
Bayamo comienza en San Juan y conclude unido con los estrechos lazos de la corres- pinta la segunda infancia
en Santa Ana, y la tortuosa calle que toca pondencia intima de los amores. del hombre, haci6ndole guerra
estos extremes tiene cerca de una legua de LlamAbase el joven Casimiro MontalvAn: la memorial ya gastada,
longitud: casi todas las casas son bajas, y sus cabellos negros y sus ojos expresivos viviendo sin alicientes,
varias torres de sus iglesias muy elevadas, daban A su fisonomia cierto aire de gran- sin paladar, y sin dientes,
y sin ojos, y sin nada.
por cuya raz6n sobresalen en los aires y deza que no posen los hombres comunes;in n
pueden anunciar claramente con los soni- ordinariamente llevaba una mano A los la- FEDERICO MILANES.
dos de sus campanas las horas y los toques bios y acariciaba con sus dedos las hebras
particulares que interesen A los vecinos. del bigote mAs elegant de que haya po- --






N. 35 LA ILUSTRACION CUBANA. 275


D. RAFAEL MARIA DE LABRA. primero, titulado El baile, o1 public El Con- dicho, representan una labor considerable y una
tempordneo, atribuy6ndolo a Juan Valera; el erudici6n vastisima, erudici6n que por otra
otro, que tenia por rubro La justicia en Ultra- parte se comprueba diciendo que el Sr. Labra
STE ilustre cubano naci6 en la Habana, mar, vi6 la luz en La Discusidn (que dirigia en pose una de las mejores bibliotecas de Espaila
el 7 de setiembre de 1840, en el castillo aquella 6poca D. Nicolas Maria de Rivero), pre- y que,-lo que es mas raro,--ha leido todos
"del Principe, donde su padre, entonces cedido de los grandes elogios que la redacci6n los libros que se encuentran en sus estantes a
cornel, mandaba un regimiento. Ascen- hacia del autor ignorado de ese trabajo. Im- mas de otros muchos que en ellos no figuran.
dido a poco a brigadier, D. Ram6n Labra fu6 porta, en efecto, se6lalar que lo mismo el arti- *,
nombrado mis tarde gobernador de Cienfuegos, culo de El Contemporcineo que el de La Discu- Cuando el Sr. Labra sali6 de la Universidad,
en cuyo punto dej6 memorial tan grata, que se sidn, fueron echados, por el quelos escribiera, sin graduado de Licenciado en Administraci6n y
ha dado su nombre 6 una de las plazas de firma ni recomendaci6n de ningfln g6nero, en el Derecho, tres caminos se le presentaron: podia
aquella cult y hermosa poblaci6n. buz6n de esos peri6dicos, que les dieron publi- seguir la carrera administrative; podia dedi-
Aunque el brigadier Labra profesaba entrafia- cidad atendiendo s61o a sus m6ritos respectivos. carse a la abogacia; podia, en fin, consagrarse
ble carifo a la isla de Cuba, patria de su esposa *, al profesorado. A pesar ce que sus grandes re-
y de su hijo, y donde contaba tantas simpatias Desde que el Sr. Labra abandon las aulas laciones le ponian en situaci6n de aspirar a.
y amistades, razones de delicadeza por un lado, universitarias. tom6 plaza en el palenque cien- destinos p6blicos, no quiso solicitar ninguno.
y por otro la situaci6n dificil que le creaba su tifico y literario de Madrid, figurando entire los Por otra parte, la abogacia no le sedujo much:
amor al pais, frente a las exigencias centraliza- luchadores mis briosos y entree las inteligencias durante dos afos form parte del bufete de
doras del gobierno supremo, le hicieron pedir mas cultivadas de Espafia. En todas las socie- Rivero Sidraqui y fu6 abogado de causes graves;
su traslado A la Peninsula. Embarcose, pues, dades que contribuyen al adelantamiento de la pero despu6s desatendi6 el foro por complete,
en 1849 para CAdiz, en cuyo punto se estableci6, cultural de este pais, su influjo ha sido tan po- hasta que se efectu6 la Restauraci6n. El profe-
hasta que al afio siguiente se le nombr6 coman- sitivo como ben6fico. En estos iltimos veinte sorado le atraia mis. Una vez quiso luchar
dante general de Almeria, cargo que renunci6 afnos, no ha permanecido extraino a ninguno de para obtener en la Universidad central la cAte-
en 1851 para solicitar su retire y dedicarse por los debates suscitados en los centros intelectua- dra de IIistoria de la legislaci6n comparada;o
complete al cuidado y A la educacidn de su vis- les. El sufragio de sus pares le ha alevado A la pero al saber que uno de los concurrentes era
tago. vice-presidencias del Ateneo y de la Academia su amigo y companiero D. Gumersindo de Az-
El hoy elocuentisimo orador, una de las glo- de Jurisprudencia y al desempefio del cargo de crate, desisti6 de su empeiio. Mis tarde, hacia
rias mas puras de la tribune y de la political es- Rector de la Institucidn Libre de Ensefanza, 87 i, se sac6 i concurso la catedra de la historic
pafiolas, era. en efecto, A los once afios, un nifio asi como sus grandes merecimientos para con de La colonizaci6n curopea en Oriente, y presen-
enteco, endeble y enfermizo. Hijo inico, sus pa- los desheredados de la suerte le han llevado A those d disputarla; siendo tan brillantes sus ejer-
dres miraban con terror acercarse la edad del ocupar la presidencia de la Sociedad Abolicio- cicios, que el jurado. compuesto por personali-
desarrollo, y preocupados con el mal estado de nista, la mas desinteresada de las asociaciones dades eminentemente conservadoras, le asign6
su salud en Almeria, decidieron trasladarse A filantr6picas, y la de ElFomento de las Aries, que el primer puesto en la terna. No obstante, L6-
Madrid, donde se instalaron definitivamente. es la mas genuina y la mas important repre- pez de Ayala, entonces ministry, se neg6 a con-
Cuidados solicitos 6 inteligentes fueron robus- sentacidn de las classes laboriosas de este pais. cederle la catedra, alegando que no podia otor-
teciendo aquella endeble constituci6n. El clima Estas distinciones, que ha recibido de sus garla A un hombre que profesaba en political las
seco del Escorial, donde su familiar pasaba al- conciudadanos, han sido sancionadas por las ideas avanzadas que suponia 6 reconocia en el
gunas temporadas; la lujuriante vegetaci6n de grandes corporaciones centificas del extranjero. Sr. Labra. La catedra se concedi6 al que ocu-
Asturias, en medio de la cual poseia la magni- Del Inslititto intcrnacioinal de Gante s6lo forman paba cl segundo lugar, y como en aquella 6poca
fica quinta de Abuli; los ejercicios gimnAsticos, parte dos espafioles: el Sr. Labra es uno de tom6 asiento en el Parlamento el ilustre haba-
la equitaci6n y, sobre todo, la esgrima, vinieron ellos. La Sociedad de Legislacion conmparada de nero, dejose arrastrar por la verdadera vocaci6n
en ayuda de la naturaleza, y al poco tiempo el Paris, le cuenta entire sus miembros mas distin- de su alma. templada para las grandes luchas
joven Labra era un distinguido sportsman y uno guides. El Instituto de Coimbra, laureando su de la political y para la propaganda de los no-
de los mis hibiles y vigorosos tiradores de las studio sobre los c6digos portugueses, le ha bles ideales de la humanidad.
salas de armas madrilefas. abierto sus puertas como socio de m6rito; y es Seria necesario mas espacio del que dispone-
Aunque en aquel period sus padres mis se tal el prestigio que disfruta entire las notabilida- mos para explicar en todas sus fases la gesta-
preocupaban con su desarrollofisico, no por ello des que componen esas sociedades, que con fre- ci6n y el desenvolvimiento de las opinions
quedaron desatendidos su educaci6n y su des- cuencia recibe de ellas comunicaciones y con- political del Sr. Labra. La tarea es agradable y
cnvolvimiento intellectual. Dotado desde nito de sultas, por considerdrsele, lo mismo fuera que el dato important para los que aplican al estu-
esa actividad asombrosa que dun hoy pasma I dentro de su patria, como uno de los mis pre- dio de las cosas, de los hombres y de las ideas,
cuantos frecuentan su trato, siempre se distin- claros r-prcsentantes de la cultural espafoia. los principios de las ciencias contemporaneas;
gui6 por la facilidad con que se asimilaba los Sus obras, por otra parte, ahi estn para pero require tiempo y lugar mis extenso del
mas arduos conocimientos y por una irresistible atestiguar en favor de su laboriosidad, de la va- que ahora disponemos. El padre del Sr. Labra
inclinacidn al studio. Mientras vivid en CA6liz, riedad de sus conocimientos y de la clasticidad era un progresita A toda prueba, que habia vi-
fiecuent6 como alumno la Academia de Bellas de su ingenio, que con igual fortune se consagra vido luengos alos en Inglaterra, emigrado con
Artes. En Madrid se consagr6 con tanto ahinco A la resoluci6n de un arduo problemade derecho, Arguelles, con San Miguel, Calatrava y los
al trabajo, que sus padres tenian que forzarle i que diserta sobre bellas artes, sobre esgrima y mis ilustres doce-ailistas. En la casa paterna co-
distraerse. Galdo, Moreno Nieto, Figuerola, sobre costumbres populares. Es dificil enume- noci6 a esos defensores de la libertad y del r6-
Moreno L6pez, Laso y los mis ilustres maes- rar en un trabajo como este, cuyo m6rito prin- gimen constitutional; de ellos aprendi6 6 amar
tros de la Universidad central, le contaron entire cipal es la brevedad, todas las obras que ha el progress, y al contact de aquellas grandes
sus mas brillantes discipulos, pues quizas nin- dado a luz el elocuente diputado antillano. inteligencias, acab6, sin darse cuenta de ello
guno de sus compafieros alcanzara m6s distin- Desde que en 868 public su primer folleto La quizAs, por amalgamar los gustos y las aficio-
ciones acad6micas que las que conquistara el cueslidn colonial, hasta estos dias, son mis de nes fashionables, que todo en su hogar le inspi-
joven Labra en su vida de estudiante. Aun no cuarenta 6 ci.ncucnta los libros y folletos que raba, con el culto del derecho y la fe en los prin-
tenia 19 afios cuando se gradu6 de licenciado del Sr. Labra conocemos. Entre los primeros cipios que sustenta.
en Admini.straci6n y Derecho, dejando A un lado precisa hacer mencidn de La colonizacidn en la Cuando estall6 la revoluci6n de setiembre,
la carrera de Letras, por no permitirle el regla- historic; Portugaly sus cddigos; La abolici6n de puede decirse que todo en su existencia anterior
mento que cursara las tres A la vez. la esclavitud en el orden econdmico; El derecho le habia preparado para representar en ella un
La precocidad ha sido el caricter distintivo de gentes y la cuestidn oriental; La pdrdida de papel active y brillante al buen 6xito dela causa.
de la vida de Labra. A los diez afios redactaba las Amdricas; El Ateneo de Madrid; Introduccion Los amigos y paisanos de su padre le presenta-
un peri6dico que publicaba en su casa y repar d un curso de Historia contemporinea; La revo- ron como candidate para las Cortes Constitu-
tia entire los amigos. La primera vez que fu6 al luci6n norte-americana; La abolicidn de la escla- yentes del 68, obteniendo en la tierra clisica de
Ateneo para intervenir en una de sus mis refii- vitud en las -Antillas espaiiolas (contestaci6n a la Reconquista, mis de 13,000 votos, falt6n-
das discusiones, los porteros intentaron negar Saco y i Cochin); Las armas en Madrid; Mi dole, sin embargo, para triunfar unos 200 su-
la entrada al adolescent que atravesaba el um- campana en las Corles espaiiolas, etc., etc.; y en- fragios. En 1871 fud elegido diputado por el
bral de aquella casa ilustre. De la propia suerte tre los folletos hay que sefialar los que se titu- distrito de Infiesto (Covadonga) y desde esa
cuando la Academia de Jurisprudencia le otorg6 lan: El negro Santos; El tratado de Berlin; La &poca ha venido sentandose en todas las cortes,
el premio de la elocuencia que le disputaba Ga- justicia en Ultramar; Turquia y los tratados de exceptuadas las primeras que se eligieron bajo la
mazo, todo el mundo qued6 sorprendido ante el Paris; La brutalidad de los negros; La libertad Restauraci6n.
fuego de aquella imberbe criatura, cuya ardiente de imprenta en Italia. Belgica e Inglaterra; La A
oratoria recordaba entonces en su abundancia y representacidn 6 influencia de los Estados Uni- Dentro del parlamento el Sr. Labra se consa-
elevaci6n 6 la majestuosa 6 imponente de Al- dos en el Derecho international, asi como el que gr6 A la defense de sus principios lo mismo en
calA Galiano. Sus dos primeros articulos los es- sobre el Fomento de las Artes acaba de ver la las cuestiones peninsulares que en las ultrama-
cribi6 antes de haber vivido cuatro lustros: el luz en estos dias. Todos ellos, como ya hemos rinas.






2- LA ILUSTRACION CUBANA. N.0 35


COSTUMBRES DE LA EDAD MEDIA.


'11i "II
I l



~ "l !i`*! '

I ~ -.,









: ,k
I, ,ph II
I,- m -'



















:=.. ... 2-...
-, 71




















-.
I~~1 I TlV *~~.~ 1





















"* .-:' -*:L ----_5 ~ ~----ll- __ .-...4-...'-_',_- *,
,i v"















.. -.... T~ ;' -, ..iII I''






























'CASTIGO PICBLCO.
_________ iill lii 11



I~~f~ ~ -' -- II
-- ';r I i *I F


i": '4tb

C"' I: *-y *

i~~- ~-~; '1 :~I~c~ai/
__~C
V N
~- --- '4,






4..

?-~ i i'
~Z-'A
_________-

CASIG PUI C






N-0 35 LA ILUSTRACION CUBANA. 277


COSTUMBRES DE LA EDAD MEDIA.



~I~T.
:r0:
". . ._ -- ---F.-- _- -. T






j-- .- .. .- .% .. .. .-----.




I Will k IF
h1Z 11







'"'n
--- _--- _- --- .. -- W E

_-_ --- 2 Or_
_-~- "- -- _"-:r -"", "-,
--d -_--) .-:- -:_-
~ .. .. __= __ -- --:...

-- -- t.~ rAaPr--_ -I "- -s .,.. -'--",
-; -I 1s
_- .-, -- '', ,i, "
-- --- ---'---- 1--" ILN '::'!'l





R.














Jill.,il i
---- -- ..... ----A PRUEA' DEL FUEGO.
r -- ,, :._



-:-- -- -7- --'-_"c

'-.



-"fill :i':
!!li %._ .L
~ ... -.- ."" -= '
: -_ -
.- ~ ,i :=. -=._ __- ._--,



'n


i ...-, --- -- -,.2 "1 '



.i; ..--.:-_, 7 --

B.. .:.: ,. -'2"-..lL








LA PRUEBA DEL FUEGO.






278 LA ILUSTRACION CUBANA. N. 35


No vot6 4 D. Amadeo de Saboya; pero le partido colonial que represent, una significaci6n asociaciones, a cuyo desenvolvimlento y presti-
apoy6 con lealtad, aunque convencido de que bien caracteristica. En primer lugar, cree que gio se consagra con fe; Rector de un grande es-
su ideal no se cumplia bajo semejante forma. para que la lucha por las reforms sea fecunda, tablecimiento de ensefianza, como es la Institu-
Cuando aquel principle pundonoroso renunci6 la es necesario, dada la escasez de los medios que ci6n Libre; miembro honorario de casi todas la
corona, figure en la Asamblea que proclam6 la para la propaganda disponen los grupos loca- Academias de Derecho y de muchas Sociedades
Rep6blica. les, aproximarse resueltamente a los partidos Econ6micas; sostenedor constant de una co-
Cgbele al Sr. Labra el honor de representar en peninsulares que acepten del credo reformista rrespondencia abrumadora; asistente asiduo a
esta tierra de apetitos y de ambiciones sedien- todo lo que constitute lo esencial. Despu&s todas las fiestas de la inteligencia y participe de
tas, a esa escuela de politicos desinteresados que sostiene que a su juicio se impondrA por la ne- todas las luchas del Parlamento, public todos
s6lo quieren Ilegar al poder cuando estin segu- cesidad, mas tarde 6 mas temprano, la igualdad los afios various libros y folletos, pronuncia mul-
ros de prestar servicio a su pals y a sus ideas, de los derechos, por career que la ciudadania no titud de discursos, describe innumerables articu-
y de satisfacer las aspiraciones de aquellos que es gracia que se otorga, ni facultad que se re- los, recibe a crecido nuimero de personas que
los han encumbrado y los sostienen con sus conoce, sin6 derecho absolute que hay que re- vienen de provincias, de Ultramar y del ex-
simpatias y sus votos. cabar lo mismo por conveniencia que por dig- tranjero a conocerle y saludarle; de tal suerte,
Es impossible resedar aqui la fe, el entusiasmo nidad. En ese extremo de la igualdad de los que cuando llega el t6rmino de la primavera y
y la perseverancia con que las reforms colo- derechos el Sr. Labra no admite componendas se cierran el Parlamento y los tribunales, su
niales han sido defendidas por el Sr. Labra. No ni aplazamientos. robusta constituci6n se encuentra rendida y ne-
bastaria, para dar idea de sus trabajos y de sus A* cesita acudir d las playas del Norte, a los bal-
afanes, el nfmero extraordinario de libros, fo- Por lo que precede puede formarse una idea nearios de Francia, y sobre todo a su grandiosa
lletos, discursos y articulos periodisticos que le de lo que ha sido y es el hombre ilustre cuya posesi6n de Asturias, donde durante dos meses
ha consagrado. Seria necesario relatar sus con- semblanza hemos procurado encerrar en estas de cada aiio restaura las fuerza perdidas y co-
tinuas gestiones privadas con los jefes de los breves lines. La political de uni6n y concordia bra brio para las nuevas campafias. ((Jamas
partidos, con los ministros, senadores, diputa- entire las colonies espafiolas y su rnetr6poli, vender6 mi quinta de Abuli, nos decia un dia;
dos y publicistas de la Peninsula y de Ultramar. sobre la base de la libertad. el derecho y la jus- primero porque es un recuerdo de mis padres:
Seria precise consignar que no ha sido minis- ticia, no tiene quien la defienda con mis ente- despu6s porque me ha dado la salud cuando
tro por defender los Estados ultramarinos y que reza, constancia y desinterbs. Los grandes nifio y finalmente porque me la conserve ahora.
ha sacrificado las m4s brillantes posiciones y ideales de la humanidad, las aspiraciones nobi- Y asi como Napole6n decia que su divorcio con
hecho enmudecer la ambici6n mas legitima, lisimas de las sociedades contemporaneas. cuen- Josefina fu6 su divorcio con la suerte, temeria
por permanecer fiel a sus principios. tan con un atleta vigoroso en el diputado anti- que desprenderme de Abuli equivaliera a tanto
*, Ilano. Adalid del progress, por todas parties se como a pagar con desvio a quien me trataba
Despues de la restauraci6n, el Sr. Labra nota el concurso que presta a todas las obras bien y d volver la cspalda a la fortune.))
volvi6 a dedicarse a los trabajos del foro. En meritorias. Activo como pocos, laborioso con JUAN GUALBERTO G6MEZ.
un principio luch6 con grandes dificultades para exceso, no hay causa generosa que haya implo-
crear su bufete. Sus ideas political, su actitud rado en vano el auxilio de una elocuencia tan Madrid,noviembrede 1885.
en las cuestiones ultramarinas, sobre todo, fue- flexible que lo mismo se presta para las grandes .-
ron obstdculos de monta. Y sin embargo, boy luchas parlamentarias, que para los torneos
se encuentra al frente de un important bufete, acad6micos y las controversial forenses. Puede COCA.
cuya base principal la constituyen precisament: decirse de Labra que ha nacido para represen-
los elements conservadores de Cuba y Puerto- tar genuinamente la significaci6n de su tiempo, ( ylon
Ri-o, que despu6s de haber combatido con exa- que es &poca de transacci6n mas que otra cosa. yhoylo oc
geraci6n al hombre politico, cuyas ideas no En su coraz6n y en su inteligencia han luchado
apreciaban en lo just, acaban por confiar a su terriblemente el mundo que se march y el que os indigenas del Peri, y los de las pro-
reconocida probidad, a su delicadeza exquisite viene. El lugar en que naci6, la familiar a que .F vincias limitrofes, a lo menos en las parties
y a su autoridad y conocimientos juriclicos, la pertenece, el medio en que se educ6, todo lo calidas y h6medas, cultivan much este
defense de sus intereses, de su honra y de su impulsaba a vivir con la oligarquia colonial 6 arbusto, cuyas hojas machacan, como se
vida. con la aristocracia metropolitan. Pero la alteza hace en la India para el betel. Su uso es muy
Con el golpe de Estado de Sagunto, la vida de sus miras, los impulses de un alma impre- antiguo, y esta exparcido gun en las regiones
political del Sr. Labra sufrid tambien grandes sionable ante mal ageno y la sensibilidad de mas elevadas.
modificaciones. Dej6 de ser hombre de com- una conciencia recta, le lievaban al mismo Desde que se ha descubierto el modo de ex-
bate, para dedicarse con mayor empefio a la tiempo a odiar la injusticia, a enemistarse con traer la parte esencial del coca y se han recono-
tarea de aunar las voluntades y los esfuerzos el despotismo, a servir de delensor y de amparo cido sus ventajas como t6nico propio para
de los vencidos. Antes de que se reconstituye- a aquellos que el poeta del sig!o llam6 los mi- aminorar las fatigas, sin que ofrezca los inconve-
sen los antiguos partidos, inici6 en las monta- serables, para pintar con energia suma sus nientes de las bebidas alcoh6licas, es probable
has de Asturias la idea de la Union democratic. desgracias inmerecidas y sus cruentos sufri- que se tratara de cultivarlo en las Antillas.
Combatida esa bandera por muchos que despues mientos. Las mejores localidades para su cultivo son
han tratado de tremolarla al viento, reorganiza- En la lucha sostenida entire lo pasado y.lo las pendientes de las colinas, donde el agua no
dos sobre los antiguos moldes los partidos porvenir, entire el hombre de abolengo aristo- se estaciona.
republicans, trabaj6 ardientemente por la coa- cratico y el espiritu imbuido de cultural progre- Se cultiva del mismo modo que el caf6.
lici6n de todos esos grupos; y convencido, fi- sista, chase operado una positive y leal transac- JULES LACHAUME.
nalmente, de que aun viven en el seno de la ci6n, de la que ha surgido el politico que en la
democracia viejas preocupaciones y afiejos an- actualidad miramos: avanzado, avanzadisimo
tagonismos, ha iniciado recientemente el pensa- en sus ideas y en sus aspiraciones, pero al mis- NUESTROS GRABADOS.
miento del Centro Republicano, asociaci6n que, mo tiempo conciliador por temperament y cor-
a su juicio, debe formarse por la uni6n de los t6s con los adversaries, por sistema tanto como
federales organicos y los republicans sueltos por hibito. COSTUMBRES DE LA EDAD MEDIA.
con los dem6cratas progresistas y situarse d Seria curioso formular aqui las impresiones
igual distancia de la derecha republican que que causa el Sr. Labra considerado como ora- Antiguamente existia la creencia de que Dios
capitanea, el Sr. Castelar, que de la extrema dor, como publicista y como particular. No hay no podia dejar impune ning6n crime ni per-
izquierda que sigue al Sr. Pi y Margall, por que pensar, sin embargo, en abordar semejante mitia que se castigase a un inocente; asi pues,
ahora resistentes A toda transacci6n 6 inteli- empeflo. Bastard decir que su elocuencia es mas en casos de duda y segun estos fuesen, se recu-
gencia. persuasive que efectista; mis dada a razonar que rria a pruebas especiales. Entre las mAs curio-
En el orden de sus opinions y de su con- a declamar mas sustanciosa que redundante. sas mefece citarse la del fuego, de que se
ducta respect a la cuesti6n ultramarina, ha El escritor tiene dos estilos: cuando no se echaba mano para probar el adulterio.
sufrido de la propia suerte algifn cambio la ac- sirve de amanuense, es conciso. aficionado a Cuando a una mujer sela acusaba de adultera,
titud del Sr. Labra. A su juicio el tratado del las frases cortadas que Hugo tanto empleaba. 6 se tenian vehementes sospechas de su falta y
Zanj6n era una victoria para los que, como 61, En cambio, cuando dicta, el giro oratorio rea- ella no podia sincerarse de un modo complete,
habian sido enemigos de la guerra a la vez que parece; los periods resultan largos, quizas ex- debia pasar con los pi6s descalzos por encima
decididos partidarios de las reforms mis am- cesivamente largos. de una series de hierros candentes. Si era ino-
plias. Asi es que en ese extreme de la political Respecto al hombre privado, de incorruptibles center, saldria ilesa, y de n6, era evidentemente
colonial tambi6n ha hecho series esfuerzos para costumbres, al padre de familiar amantisimo, al culpada. Initil es consignar la barbaric de la
llegar a una conciliaci6n con todos los elements amigo carifioso y consecuente, nada hemos de prueba, pues todas las probabilidades estaban
liberals, sin abandonar por eso sus creencias decir. La vida del Sr. Labra, didfana y traspa- en contra de la acusada, ya que es poco menos
y sus compromises. Aunque disciplinado como rente, se desliza tbda entire el trabajo y el estu- queimposibleefectuarla prueba sin experimentar
ninguno, el Sr. Labra mantiene dentro del dio. President, como hemos dicho, de varias horrorosas quemaduras. Asi sufrieron tan cruel







N. 35 LA ILUSTRACION CUBANA. 2,9


suplicio multitud de infelices que no cometieron y su consuelo grato y su reposo "Aqui tambi6n, ya m.s crecidoJen afios
otro delito que desagradar, 6 tal vez agradar a las puertas del mundo nos regala, alivio dulce hallaron mis dolores,
demasiado a sus acusadores. al entrar con el mundo en cruda guerra.- cuando el mundo y los crueles desengafios
Nuestro grabado da idea perfect del hecho: iDesde la cuna! el relicario santo me hirieron con sus dardos punzadores.)--
el juez, colocado en su mesa, con el amanuense que acaso guard y recogi6 perdido, (Aqui mi coraz6n, triste, en secret
al lado, el verdugo mirando impdvido la escena con el murmullo del primer gemido, con un amor so6ando en lontananza,
y los ayudantes enrojeciendo los gruesos hie- h6medo aun, el primitive llanto.- la paz buscaba en su delirio inquieto
rros, mientras el populacho goza avido, de ta- Dresde la cuna! al lecho de delicia y hall6 la paz feliz y la esperanza.))-
les espect6culos, Ilenan de horror el .nimo, que done, niiio inocente, "Y por 6ltimo, aqui de mi existencia
se resisted A career durase tantos siglos semejante como una for de su ternura ardiente, resbalando las horas apacibles,
barbaric. su primer beso, su primer caricia tranquil la memorial,
Otra costumbre, no tan cruel en la apariencia dej6 el materno labio en nuestra frente.- mi espiritu ilustrando con la ciencia,
y sin embargo de grande importancia, era el
exponer las mujeres a la vergaienza pfblica, co- iDesde la cuna, en fin, desde ese espacio apreci6 el genio y comprendi la gloria.,)
locadas sobre un burro, de cara a la cola y donde brill6 nuestra primer mafiana, Mas, perd6name vate, si importuna
cogidas A ella, mientras en todas las plazas y donde el oro 6 la miseria humana, al quererte cantar mi poesia
eran azotadas. No por la penitencia en si, sin6 alz6 una choza 6 levant6 un palacio, las impresiones canta de la cuna,
como uno de los medios que mis tendian a ha- que siempre de rodilla y un d6bil rasgo vierte
cer perder la delicadeza de la mujer, tuvo que Ileno de unci6n contemplo, del puro afecto de una madre pia.-
ser abolido este castigo. como el altar que a Dios, la f6 cristiana, dignoras que la muerte,
Nuestro grabado. nos excuse de entrar en por- bien de mirmol 6 arcilla, casi al nacer, me arrebat6 la mia.....?
menores, y por lo tanto a 61 remitimos a nues- eleva augusta, en el sagrado temple! Pronto, muy pronto del paterno rio
tros lectores. iOh t6, que has vuelto,- tras de algunos afos abandonando, amigo, las riberas,
de dolorosa ausencia, los indicos palmares, *
EL GATO Y EL PERRO. A visitar la tierra peregrina el murmullo del Tinima sombrio
La envidia anida tambi6n en el coraz6n de done brot6 la iuz de tu existencia, dejaras y sus f6rtiles praderas
los animals: nuestra joven acaricia a su gato, dime si otra impresi6n, aun mis divina, por el blando rumor del Almendares.-
y basta esto para que el perro se enderece y te hizo sentir y conmovi6 tu calma, Hermanas sus campiias
con las patas reclame, al par que con insinuan- como a la vista del native suelo omo su pueblo hermano,
tes ladridos, las caricias de su ama. Los dos debi6 sentir y conmoverse tu alma?- como su pue mano,
tendr6ts en ellas, como aquf, cubano,
animals se miran con cierto recelo, pues com- .iDi, si alcanz6, jams, con los honors flores puras tambi6n, palmas y pifias,
prenden la dificultad de ser ambos favorecidos y el incienso que brotan los aplausos, pero nunca los lazos
a la vez. Asi, el predilecto contempla con aire mis noble sensaci6n, ni dicha tanta, que con la patria cara
receloso al vencido, mientras este se queja, al al pisar sobre alfombras y entire flores, atan el coraz6n desde la cuna:
parecer, de su desgracia. No en vano se acos- que en el recinto del hogar, tu planta....?- no olvides, pues, su amor ni sus abrazos.
tumbra decir que estan como gato y perro. WDi, si alli el coraz6n, tr6mulo entonces, Alli, tal vez, la suerte te prepare
despierta ya la fe de su carino, un nombre, una fortuna.....
no evoc6 los delirios del pasado, Sigue, sigue el camino
A JOSE RAMON BETANCOURT. y como en suefios de encantada historic con ardiente desvelo
dulces recuerdos de la edad de nifio que te traza el destino.....
en imigenes puras y halaglefias, Adi6s, poeta, adi6s! march A otro suelo:
COMPOSICION LEIDA POR SU AUTOR EN LA FUNCI6N vinieron en tropel a tu memoria?- march y desprecia la cobarde envidia,
OUE SE CELEBR6 EN LA SOCIEDAD FILARM6NICA (Di, si al mirarse en el lugar bendito (que en este mundo de miserias lleno
DE PUERTO-PRINCIPE, DEDICADA AL SR. DIREC- donde el aura de vida aspir6 el seno siempre el saber con la ignorancia lidia;
TOR DEL LICEO, LA NOCHE DEL 24 DE SETIEM- y arroj6 el primer grito; el juicio torpe de su labio escucha
BRE DE I859. presa de una felicidad sublime, ignota, con animo sereno
religioso y amante, que la gloria del genio esti en la lucha.)
Alza la frente con orgullo, bardo, un himno al cielo no elev6 de hinojos; ESTEBAN DE J. BORRERO.
v escfchame un moment, y dun fngi6 ver la cristalina gota
que apnque pobre y mczquino que de santo placer, en ese instant
no se eleva hasta ti mi pensamiento, brotaron lay! los maternales ojos? LA MIONETTE.
ni embriagador, divino,
ni embriagador, diino, Dime si al recorrer esa morada,
el s6n que brota de mi lira ruda de inefabe entura conmovida
de inefable ventura conmovida if \
puede alcanzar las glorias de tu acento, (CONLU N.
Snombr oy de la patria, te saluda.- y en el pecho agitada,
Snombre ho de la patria, te saluda.- no murmuraba el alma estremecida: Esta mujerllevaba, suspendida de su cuello
Alza la frente y mira; por medio de una correa, y apoyada en el pecho,
no alimentes temor; cada semblante ( Aqui por vez primer una caja de pirlo que contenia en desorden ma-
noble confianza inspire, Aun d6bil insegura dejas de hilo, paquetes de algodones y cajitas
y le revela amante con paso incierto se movi6 mi plant, de agujas.
A tu mirada timida inquieta, y al verme, tierna, la sonrisa pura -Oye, Mionette, grit6 inclinando la cabeza
que todo coraz6n camagiieyano pag6 mi arrojo, de una madre santa.-- hacia la puerta, compra algo a esta mujer.
tiene un recuerdo dulce del poeta 1(Aqui tambi6n, mi acento, Y prosigui6 jugueteando con el niflo.
y una frase de amor, para el hermano.- rotos al fin los materials lazos -No necesito en verdad nada de lo que
Para el hermano, si, que ningln nombre que ataban la expresi6n del pensamiento, vende, dijo Mionette echando A la vendedora una
r ms digno express con alegria loca, mirada llena de lastima, pero no importa. En-
la llam6 (madre mia.) trad.
el lazo que une al hombre con el hombre, a am madre ma. trad.
cuando el aura de paz de un mismo suelo Y al escucharlo me tendi6 sus brazos -Tengo much sed. cSi me hicieseis el fa-
los despert6 a la vida por fortune y me bendijo y me bes6 la boca. vor de un vaso de agua? dijo la mujer, que si-
bajo de un mismo sol, de un mismo cielo, (Aqui, en su falda, al espirar el dia, gui6 timidamente a Mionette.
confundiendo sus ligrimas y risas tras de lucha inocente -iDios mio! iC6mo no! repuso esta filtima.
y amAndose quizis desde la cuna.- cantando luego una canci6n cubana, Y comprendiendo que la vendedora tal vez
Desde la una! que indeleble escrita en su amante regazo me dormia.))- sentia necesidades mis imperiosas, puso en la
Desde la cuna! que deleble escta mesa, al mismo tiempo que el vaso y el jarre
deja en el coraz6n, aun casi inerte, (Aqui con labio torpe y balbuciente de agua, un pedazo de salchich6n y medio pan
con expresi6n bendita mi sencilla oraci6n de la manana, guardado en la alacena.
que, tal vez, no destruye ni la muerte, con ella, al despertarme, repetia:))- -Sentios, comedy y bebed.
de sus recuerdos la sencilla historic, (Fija en mi su mirada de consuelo Luego, para no intimidar A la pobre mujer,
y puro y vivo siempre el sentimiento dichoso aqui, teni6ndome a su lado, prosigui6, sin mirarla, los preparativos de la
conserve el alma eterna su memorial, de Dios me hablaba y religion y cielo; cena.
y hace de esa memorial, un sacramento.- 6 pasando su mano carifiosa Y notando que la mujer vacilaba en hacer !o
iDesde la cuna! odsis misterioso por mis blondas guedejas, que le habia dicho:
que un paisaje de gala de her6icos hechos, de virtud piadosa -Es para vos, afiadi6, lo que hay en la
y de sublime abnegaci6n encierra, me contaba bellisimas concejas.)- mesa. Comed sin cuidado.







280 LA ILUSTRAC1ON CUBANA. N.' 35


-Gracias, buena sefiora, no tengo hambre --Qu6 os aflije de tal modo, pobre mujer? Cuando hubo pasado el umbral:
ni sed. testdis acaso enferma? inecesitAis algo? Regre- --lermana, le dijo, s6 la bienvenida, si
-Como querais ide d6nde venis? sad A nuestra casa y alli encontrareis socorro y quieres former parte de nuestra familiar.
-iDe muy lejos! ide mAs de cien leguas! consuelo. Nan6n no respondi6, las ligrimas y la emo-
ide Paris! --Me hab6is mirado con atenci6n? pregunt6 ci6n anudaron su voz en la garganta: no pudo
--Y A d6nde vais? la mendiga, levantando su rostro humedecido hacer mas que echarse en los brazos de Marce-
--Qu6 se yo? Voy corriendo el mundo, como por las lagrimas. CLos rasgos de mi fisonomia lino que le prest6 saludable consuelo.
veis, ofreciendo bagatelas A las buenas gentes no han vuelto a vuestra memorial? -iNo llor6is mis, vamos, inimo! Ya que os
que notan que mendigo mas bien que vendo, y Como quiera que Mionette vacilaba: hab6is acordado de que teniais familiar, habeis
que me asisten como acabais de hacerlo vos. -Mionette Gervais, afiadid: cno os acordais obrado perfectamente viniendo A encontrarla.
-Es muy triste tal existencia, ino tennis fa- de haber tenido una hermana? Cuando os sintais mis tranquila y sosegada,
milia, pues, que os am- ______ _entonces, si os parece
pare? ino tennis lugar ... | bien, nos contar6is la
de nacimiento dondz es- historic de vuestras des-
tableceros? dichas 6 la guardar6is
-Oh si, tengo fami- A i secret; en todo caso. es
lia y patria, pero much indispensable que deis
tiempo hace que los al olvido vuestras des-
abandone y ellos se han ventures para ser feliz
olvidado de mi. e entire nosotros.
--Qu6 edad tennis? o --Para quA contaros
--Treinta y un afios. mi historic? dijo Nan6n
--Treinta y un afios! cuando recobr6 el uso
exclam6 Mionette fi- dela palabra. Es exacta-
jando sus hermosos ojos es m mente igual A la de to-
en el semblante dema- a das esas locas que com-
crado y pilido de la pran efimero placer a
mujer. !Jes6s! Cual- I costas de su honor y de
quiera os echaria diez e su vergiienza, que son
afios mAs. bastante cindidas para
-Lo s6 de sobras. career que todas las pro-
Los afios de miseria son mesa del present sub-
muy largos y consume sistirAn en lo porvenir.
con exceso. c.I Aturdidas y despreocu-
-iEl sufrimiento v la padas, arrojan, a manos
miseria! De sobras los llenas, y con los labios
he conocido; bien s6 que sonrientes, en su camino
no rejuvenecen. Ileno de la luz del sol,
-Oh, no, contest la sus horas dejuvoentud y
vendedora, levantin- de amor como hacen
dose y tendiendo a Mio- los niinos con las ama-
nette su huesosa mano. polas y campanillas que
Muchas gracias, buena arrancan de los sembra-
sefiora, hab6is sido muy dos. Pero lLega la vejez
caritativa para mi, no lo para esas pr6digas,
olvidara nunca. como el invierno para el
Y hablando de este I nifio, y muere el ardor
modo oprimia fuerte- y el amor se consume
mente la mano que le en el coraz6n de aque-
fu6 alargada. Ilas mujeres, como las
Mionette hubo de ad- flores se marchitan para
mirarse de que su insig- los nifios. A los devo-
nificante beneficio mere- I rantes goces sucede el
ciese tan sefialada mues- hastio; al lujo deslum-
tra de reconocimiento. brador la miseria; a la
-Adi6s dijo por esperanza el desaliento
.ltima vez Ia mujer. y el cansancio. H6 aqui
Y se dirigi6 A la puer- mi historic, hermano.
ta, donde Marcelino es- Pero cuando, en mitad
taba todavia con su hijo del invierno, un via}ero
en brazos. transido de frio encuen-
-Oh, iqu6 hermosa -' tra un hogar hospitala-
criatura! CSerA sin duda rio, se acerca a 61, se
vuestra, sefiorapregun- calienta a sus llamas y la
t6 dirigi6ndose A Mio- vida presta A extinguirse
nette; Cme permitirdis se reanima. Yo soy
darle un beso? esto me EL GATO Y EL PERRO. este viajero, triste, he-
dard energia para pro- lado, doliente: vosotros
seguir mi camino. -Nan6n Ceres tO? grit6 Mionette: ioh her- me ofrec6is el fuego que reanima ofreci6ndome
-Pardiez, besadlo cuanto querAis, exclam6 mana mia! ipobre hermana mia! vuestro afecto. Voy i trabajar para ser digna
Marcelino, inclinando el muchacho hacia la Y abriendo sus brazos oprimi6 entire ellos A de 61.
mendiga, que lo bes6 con efusi6n y prosigui6 aquella desventurada. Nan6n olvid6 muy presto, enmedio de la vida
despuos su march arrastrando pesadamente los Los dos hombres se habian en esto apro- tranquila que Ilevaba, los excess de embria-
pi6s. ximado. guez 6 de desesperaci6n de su existencia pasada;
Mionette, lo mismo que Marcelino y su padre, -Marcelino, le dijo Mionette, es mi hermana. y d menudo, contemplando hoy el esplendente
vieron tristemente alejarse aquella mujer. Muy -Y bien, respondiole Marcelino, si es tu rostro de Mionette que parece reflejarse en la
presto la vieron al extreme de la calle, sentarse hermana, lo es tambidn mia. Si le agrada per- rosada faz de su pequefiuelo dormido, Nan6n,
en una gruesa piedra. que servia de guarda- manecer entire nosotros, puede quedarse; no que mece la cuna, se dice iA si misma:
cant6n, volverse hacia ellos, mirarlos inm6vil y seremos demasiados, al contrario; cuantas mis -iOh, si no hubiese salido nunca de mi
luego juntar sus manos para dejar caer en ellas bocas hay A la mesa del labriego, tantos mis pueblo!
la cabeza. Por sus estremecimientos comprdn- brazos hay para sus tierras, y es mejor el tra- FIN DE LA MIONETTE.
dieron en seguida que estaba llorando convulsa. bajo.
Mionette corri6 A ella, y poni6ndole una mano Y tomando a Nan6n de la mano la llev6 Barcelona: Imp. de Luis Tasso, Arco del Teatro, nims. 2x y 23.
en la espalda, le dijo: hasta la casa. nResooados taeos los dereehcs le propiedad artistic y litoraria.





University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs