Group Title: Ilustración cubana
Title: La ilustración cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00029229/00035
 Material Information
Title: La ilustración cubana
Physical Description: v. : ill., ports. ; 39 cm.
Language: Spanish
Creator: Parreño, Alberto ( former owner )
Figarola-Caneda, Domingo, 1852-1926
Cajial, Federico ( inscriber )
Elosequi, Antonio D. ( former owner )
Imprenta de Luis Tasso y Serra ( publisher )
Gorgas y Ca ( bookbinder )
Publisher: Impr. de L. Tasso y Serra
Place of Publication: Barcelona
Publication Date: 1885-[1888]
Frequency: three times a month
regular
 Subjects
Subject: Cuban literature -- Periodicals   ( lcsh )
Cuba -- Periodicals   ( lcsh )
Pictorial works -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Cajal -- Inscriptions (Provenance) -- 1887   ( rbprov )
Imprint -- Spain -- Barcelona -- 1885-1888
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1885-1888
Genre: Inscriptions (Provenance)   ( rbprov )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
Spain -- Barcelona
 Notes
Citation/Reference: Batista Villarreal, T. Publicaciones periódicas cubanas (1965), p. 36.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero de 1885)-
Dates or Sequential Designation: -año 4, núm. 6 (29 de feb. de 1888)?
Numbering Peculiarities: Año 2 complete in two numbers.
General Note: Description based on: año 1, núm. 2 (enero de 1885); title from masthead.
General Note: Editor: Domingo Figarola-Caneda.
General Note: Distributed in Havana.
General Note: Indexes issued annually.
General Note: Rare Book Copy bound privately in red cloth, stamped with red, black and gold with publisher's index and supplement titled: Ultima moda; bears bookplate of former owner, Alberto Parreño; also inscribed by Federico Cajial to D. Antonio, Elosqui.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00029229
Volume ID: VID00035
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002934220
oclc - 52479416
notis - APG5848

Full Text




































































































-r;-











3=
a w
:



























































.1 ==






















1- E.. r. I.-







RESTO 2*25 BARCELONA (Espaic),,
,E n lo .1 1 1-. .1. 1



SUMARIO: P'ARA LA ISLA DE CUBA
Ti D, TROCADERO, 28, HAABANA.
,(E ste =_ ... .

\- ,, i- ,,, '.....SUMARIO:
D. i- 5 -'.
lmh. II 1 ..... .. [k. kI .. GRABADOS:

U I [.... -I ..""..I... Ilmo. Sr. Dr. D. Ram6n Ferndndez de
_Ara I... i1. I .- .. y L6pez de Luzuriaga, Obispo de la
.. ..... -- I.. ..... 5_ ..../ El cazador de _guilas.- La madre.
de Eugcnio Muller. -llabana. Jglesia del Santo Angel.
-









t.o- I-P im. .34 RE.TS TA. D E .. LN L Dici"m E De, Iss5


< DE GRACIA. de Saratoga, donde a la sa-
z6n traia a mal traer al en-
jambre de pollos alli reuni-
cos, cierta viudita preciosa y
millonaria a quien no disgus-
taron los guifios de Ricardo.
ICARDO e r a A Gracia, que asi so Ha-
,todo un buen maba la viudita, le sucediG lo
mozo ,bello Yquo frecuentemente suele ocu-
p como Narci- rri- A las mujeres: la seclujo
I~ (. so, esclavo do un brillanto exterior v en este
S-- oa, ni orden de ideas, pronto arre-
bueno i ma- glaron entire ellos el matri-
l o, ni inteli- monio imponindo lla la con-
gente ni tonto, sin nulo: uno dici6n de celebrarlo para la
de los coros do la ecuacin primavera pr6xima, encare-
social, como ha dicho grafi- cindole, entree tanto, cl ma-
camente, retratando A otro yor secret.
ledu, dandy, crev, gonzoso, Ricardo tuvo ganas do Ito-
sielemesino, hi hoinbre pschult, 11 rar al oir esto; pero scaguant6
un escritor, cuyo nombre no -sin chistar, por no ocurrirsele
recuerdo. otra cosa mejor en el mo-
Hurfano de padre y ma- mento, y al volver a su habi-
dre A los 20 ailos, tan pronto taci6n pate6, rompi6 los ca-
como entr6 en posesi6n do desu ch arros de sun tocador y ad-
herencia, derroch6 su capital ministry a su lacayo el mas
con tan buen aired queo A los I soberano puntapid quo ojos
seis afios, Ia necesidad y los han visto; dAndose a pensar
acreedores lo Ilamaron al or- -i- en aqueol punto, el modo de
den, inspirandole la idea do j-- abLoeviar el plazo, pues su
contraer matrimonio para reo- "I di i nexhausto bolsillo no le per-
hacer su perdida fortune, con pmitia aceptar la tregua.
un enlace ventajoso; pues Al dia siguiente, apareci6
siempreha sido un buen dote, Ricardo en el comedor A la
milagroso especifico para es- hora de almorzar, primorosa-
EXCMO. E ItMO. SR. DR. D. RAMON FERNANDEZ DE PnIEROLA orzar, pmrosa-
etos achaques. mente vestido, coma ea quin-
Por aquella fecha se encon- Y LOPEZ DE LUZURIAGA, OBIsPo BE LA HABANA. ta esencia de la correcci6n y







266 LA ILUSTRACION CUBANA. N. 34


llevando sobre el labio superior (no usaba Su amor es inmenso, desinteresado y noble. chas reflexiones al oido; pero el muchacho
bigote) un lunarcito negro que le sentaba Sin embargo y por lo mismo que el senti- no atendia A las reflexiones y repetia nueva-
A las mil maravillas. miento de suvo es decidido 6 infinite, a veces mente: "Yo quiero el bast6n.)
Se habia distraido afeitandose y aqueilo pasa los limits racionales y, tocando en la exa- Al cabo lleg6 la hora de marcharse D. Igna-
era un pedacito de tafetAn que cubria la geraci6n, se vuelve ciego y nos dala. cio, verificindolo sin advertir que su bast6n era
,. Sucede con el amor maternal lo que con el blanco a que Joaquinito dirigia sus tiros,
cortadura, seglin dijo. ciertas medicines. Un grano de tartaro em6- pues harto le ocupaba el diAlogo que sostenia
Trascurri6 el dia sin novedad y por la tico nos cura en tales y cuales dolencias; y si con la bellisimia c interesante Camila.
noche asisti6 al sal6n de tertulia con todo nos administran cuatro granos, siren de t6sigo Joaquinito se afligi6 extraordinariamente al
cl aire de un conquistador y llevando del y nos matan. verle salir, pate6 y se fu6 a la cama hecho un
brazo A la encantadora viuda. H6 aqui demostrada la sentencia que dice: basilisco, no obstante las dulces amonestaciones
El lunar habia desaparecido y no tenia "Todos los extremos son viciosos.)) de la Rodriguez y de ofrecerle que le compraria
cortadura alguna; pero la viudita osten- Inducida muchas ocasiones por la preocupa- otro igualito.
taba en una de sus mejillas de rosa un ci6n y los errors, mas siempre con la intenci6n (Yo no quiero otro igualito, reiteraba el in-
punto negro, desconocido hasta entonces, de hacernos bien, la madre suele acarrearnos fante A voces, yo quiero el de ese hombre.)
ue bien pronto pudo verse era n lunar el mal. Se practicaron las mAs eficaces diligencias en
e bn prono puo elEse mismo carifo en otras, por no causarnos solicited de un bast6n semejante al de Compos-
de buen tamano; en el que, por supuesto, aflicciones, nos priva de lo que ms nos con- tela y no hallAndolo, ni en los baratillos, ni en
fijaron inmediatamente su atenci6n todas viene. las quincallerias, le llevaron otros mis 6 me-
las sefioras, empezando desde luego una Por exceso de cariflo, la madre nos bafla con nos elegantes; pero ninguno satisfizo a D. Joa-
risa general con los cuchicheos, y carcaja- agua tibia en la nifiez y debilita el sistema ner- quin. Se habia obcecado con el de D. Ignacio y
das reprimidas, consiguientes. vioso, exponi6ndonos a contraer una enferme- la madre gast6 infructuosamente siete u ocho
Gracia, muy ajena de ser la causa de dad si la impresi6n atmosf6rica cierra los poros duros, no sali6 del trance y el nifo puso a
aquella hilaridad, preguntaba a sus amigas rudamente. prueba su debilidad envalentonandosee
el motivo del jolgorio. Por exceso de carifio, la madre nos deja en A la siguiente noche volvi6 A su tema y la
-Parece que nos divertimos eh? iQu6 casa muchos dias en lugar de mandarnos a la madre A la negative y d las consideraciones:
es lo que ocurre? Y naturalmente, nadie escuela y perdemos en la holganza un tiempo aquel no las escuch6 y cuando mas distraido es-
S q R adelant- que no recobramos y que debimos aprovechar taba el amante y mas enagenado, se abalanz6
contestaba. Hasta que Ricardo, elant estudiando. de improvise y le arrebat6 el bast6n.
dose, dijo con su voz mas sonora: Por exceso de cariflo, la madre conmovida -iJoaquinito! exclam6 abochornada D." Isa-
-Sefiores, tengo el honor de presentar cede A nuestras siplicas y acostumbrandonos A bel; pero Joaquinito emprendi6 la carrera son-
A mi future esposa..... ver satisfechos los mas absurdos caprichos, Ile- ri6ndose, y D. Ignacio dijo:
-i C6mo! qu6 dice V.? exclam6 Gracia. gamos al punto de que la contrariedad nos exas- -D6jelo V., mi sefiora.
-El matrimonio, continue Ricardo im- pera y nos hace infelices. -Es capaz de romperlo.
perturbable, se celebrara A fines de mes, y Por exceso de carifio, la madre nos permit -No importa. No vale nada.
quedan todos ustedes invitados para asis- comer lo que nos causa una indisposici6n, nos Procuraba nuestro galan echarla de cort6s,
tir 61. deja ir donde nos aguarda un peligro, nos disi- mostrAndose indiferente A la osadia ejecutada
--iPero, caballero! SSe ha vuelto usted mula faltas muy graves, nos lisongea en nues- por el chico; pero la verdad es que no le hizo
loco? tros instintos y nos da siempre la raz6n aun en pizca de gracia.
contra de si misma. Joaquinito sali6 de la sala triunfante, dando
-No, Gracia. Y volvi6ndose A ella y Yo he visto una mujer asumir la responsabi- puntazos en el suelo con el regat6n, apuntando
conducifndola ante un espejo, afadi6 en lidad de un crime A los ojos de su marido para como si fuese carabina, rev6loteAndolo a guisa
voz muy baja: libertar de la correcci6n que hubiera. impuesto de tambor mayor y brincando, saltando y gri-
-Ven: hazme el favor de mirarte. al hijo y todos las vemos en nuestro pais qu, tando escandalosamente.
La viudita enrojeci6, y entire ruborosa y niegan esa maternidad idolatrada para que Compostela estimaba el bastoncito, ya como
sonriente, tuvo que convenir en que todo aquel obtenga una categoria superior A la que recuerdo de un intimo amigo muerto, ya como
aquello era exacto..... Y huelga lo demAs, le corresponde. una especialisima curiosidad. Formaba el pufio
pues por sabido se calla. iCuantas y cuintos arrastran penosamente la una pierna de marfil con artistic esmero y
Un dia examinaba yo el magnifico reli- cadena de la miseria y la desgracia por las exce- suma perfecci6n labrada.
Ssivas condecendencias de la madre! iCuantos Mis lectores graduardn lo que pasaba en el
cario de brillantes que adorna la leontina delitos han perpetrado las mujeres y los hom- interior de D. Ignacio. A cada evoluci6n del
de Ricardo, y al abrirlo vi en el centro un bres *com.o 6ltima consecuencia de la mal enten- bastoncito lo veia caer y despedazarse la pierna.
punto negro que despert6 mi curiosidad. dida tolerancia de las que les dieron el s6r! De buena gana se lo hubiera quitado a Joa-
-Dime, Ricardo, iqu6 es esto? Y Ri- ((Quien bien te quiere llorar te harf,) ensefia quinito; mas no se atrevi6 a significar ni aun
cardo sefialando con el indice, respondi6: un adagio; y la madre lo invierte diciendo: indirectamente los temores que sentia, por no
-ESTE ES EL CAMINO DE GRACIA. (Quien bien te quiere te hara gozar.)) aparecer A los ojos de las damas con el ridicule
RUY-PAREZ. Vamos a referir una historieta que, sin6 es de la mezquindad, y her6icamente disimul6 sus
muy entretenida, es muy verdadera y ejempli- angustias, repitiendo con acento nervioso y cor-
fica nuestras observaciones. tesia fingida:
COSTUMBRES. D. Ignacio Compostela se apasion6 de la se -iC6mo se divierte!
fiorita D.a Camila IIernandez y fu6 presentado La madre gozaba no menos que su hijo al
en su casa. Recibiole afablemente la madre dofla contemplar su alegria, y no trat6 de amargarla
AMOR DE MADRE. Isabel Rodriguez y nuestro galan entonaba muy oponiendose A que continuase la diversion, ma-
ufano el himno de la felicidad, en concept de yormente cuando el amable Compostela consen-
['1 ADA tan legitimo ni tan sublime. Donde realizarse muy pronto su enlace con la don- tia y mostraba suma benevolencia con el ange-
raya el purisimo afecto maternal, ningfin cella. lito. Bastante habia hecho.
Sotro afecto raya. Hasta en los irracionales Camila tenia un hermarlito de cinco afios tan Al fin sucedi6 lo que todos esperaban. Tanto
muestra su grandeza.' precioso como ella; pero muy mal criado. Los bail en el aire la piernecita, que por iltimo
La que nos lleva en sus entrafias durante un mimos y la tolerancia inagotable de D.a Isabel, descendi6 y se hizo cuatro pedazos.
period de nueve meses; la que nos alimenta habian desarrollado en la criaturita un caracter D., Isabel palideci6 al notar el siniestro y re-
con su sangre en el de la infancia; la que junto voluntarioso, tenaz y rebelde. Sus antojos ha- cogiendo los fragments se dirigi6 al niflo y le
a nuestra cuna estA en vigilancia noche tras no- bian de satisfacerse sin vacilar, y cuando se le dijo mohina:
che; la que nos lava, nos viste y nos calza; la oponia la mis justificada resistencia, lloraba, - que goza con nuestras alegrias y sufre con nues- gritaba, se tiraba al suelo e infundia en la Compostela.
tros pesares; la que guard siempre una son- familiar el trastorno y la consternaci6n. Sin duda -Es verdad, contest el maligno chiquitin,
risa y un 6sculo para acariciarnos; la que sin era el tirano del hogar y la infeliz madre su va- p6galo con almid6n.
cesar nos prodiga cuidados y atenciones; la que sallo mas oprimido. Joaquinito, que asi Ie lla- -:Anda! Dos nalgadas mereces ti que yo te
disimula nuestras faltas y enaltece nuestro m6- maban, ejercia una dominaci6n absolute en pegue.
rito; la que piensa en nosotros desde que nace- ella, en su hermana v en los sirvientes. Al informarse D. Ignacio de la catAstrofe, las
mos hasta que morimos; la que trabaja por A la segunda visit de nuestro mancebo, le mejillas se le enrojecieron; mas no habia reme-
nuestro bienestar y por nuestra dicha constan- agrad6 el bastoncito que Ilevaba y revolvi6ndose dio ni arbitrio en su posicion: era necesario
temente; la que daria, en fin, su vida por sal- en las faldas de D." Isabel le decia por lo bajo-: desentenderse y aparentar resignaci6n. A poco
varnos, es la que Ilamamos madre. Esa palabra (Mamita, yo quiero el bast6n de ese hombre.)) se fu6 maldiciendo interiormente nuestro sis-
encierra la creaci6n mas portentosa. La seflora intent disuadirlo, haci6ndole mu- tema de contemplaciones hacia los muchachos.







N. 34 LA ILUSTRACION CUBANA. 267

En la noche inmediata apareci6 D. Ignacio D. Ignacio, aturdido y confuso tom6 el som- NUESTROS GRABADOS.
Compostela sin bast6n, imaginando que la vo- brero y se march a la francesa.
luntariedad del cufiadito se habia fijado en aqu61 -Vale mas que abandon la conquista, pen-
y que no excifindole con la presencia del obje- saba en sus adentros, y no fu6 mas A la casa. EL CAZADOR DE AGUILAS.
tivo, cesarian sus importunidades; mas el cu- Joaquinito pag6 sus desafueros. Las butifa-
nadito era resuelto y sin rodeos le pregunt6 al rras, empanadas y bollos se le indigestaron y iCuinto esfuerzo se require para poder ga-
sentarse: por poco las lia. narse la vida! La existencia necesita una lucha
--No traes bast6n? EDUARDO EZPONDA titanica y ponerse con frccuencia en peligro esa
-No, hijito. misma existencia. S61o esta dispute continue de
-Pues tra6lo mariana. l- -- la vida la muerte es la inica que puede obli-
-Si. Voy a comprar uno que tenga una ca- EL DIA TRISTE. gar a ser cazador de Aguilas. Las peripecias te-
beza de perro. CTe gustan los perritos? rribles para luchar con el rey de los animals
-Si: me gustan much. a6reos no son para descritas. Vean nuestros
Con esta insigne amabilidad, la confianza A D lectores el adjunto grabado v lo comprenderAn
S(. A MI HERMANA DOLORES.)
de Joaquinito ya no recon6ci6 limits, y echando en seguida. Primero tiene que bajar i un pre-
mano a la leontina le dijo: Mayo nunca podri ser cipicio pendiente de una frigil cuerda. Si se
para mi,.mes de las flores,/
--Que tienes aqui? porque en triste amanecer rompe se estrella y acaba su vida con el golpe
-El reloj. mayolo e hlos coore horrendo. Asi pendiente de ella tiene que apro-
-iAh! D6jamelo ver. (EN EL ALBUM DE JOSEFA.) ximarse i la saliente de la horrible cortadura y
Nuestro mancebo sac6 la muestra, el mucha- coger a los aguiluchos que coloca en su bolsa
cho se puso a examinarla, se la acerc6 A la oreja para ascender luego subido por la cuerda. iQu6
y acab6 por intimarle que se la regalara. Cuando la aurora entire celajes vierte ansiedad! iQu6 moments terrible! iQu6 pade-
-Me deja sin reloj el diablillo, ni mis ni me- su incierta luz, en plicido retire cer en cortos instantes! Renunciamos a descri-
nos que sin pierna, pens6 tristemente D. Ig- mi madre exhala su postrer suspiro bir esta escena tan cruenta, pues siempre est6
nacio. hundi6ndose en las sombras de la muerte. el hombre pendiente de si los padres ven el
La madre sonreia contemplando la condes- Se oye en la alcoba, al asomar el dia, robo y le desgarran. iCuinto hace padecer la
cendencia del amigo. el sollozo agudisimo, la queja vida y c6mo se aniquila esta para conservarla!
(Qu6 hacer? La resistencia hubiera disgustado que el carifio filial hu6rfano deja
a la Rodriguez. Acaso la joven habria formado cabe la tumba de la madre mia. LA MADRE.
un concept desfavorable d su consagraci6n y rCon qu6 bien el perdido restituyo? Los animals tienen su carifio maternal: el
estando en buen camino las pretensiones, por me pregunto en mis hondas inquietudes: pelican es un simbolo de 61. Vemos a cada
un reloj cualquiera no habia de malograr el ino hay virtud comparable A sos virtues! instant pruebas evidentes de este cariiio en
Exito. ino hay amor en la tierra como el suyo! cuantos series irracionales nos rodean. Los pA-
Entreg6, pues, A Joaquinito la prenda y este
muy satisfecho y orondo gritaba: II jaros formando el nido y alimentando sus pe-
-So la c a: son las cic. quefiuelos, las fieras cazando para mantener
Son la una: son las cinco. La cruda realidad creyendo incierta, sus hijos y luchando her6icamente para defen-
Luego se intern6 por los cuartos buscando a .
Luego se intern po os cuatos buscando inm6viles y est6ticos mis ojos, derles, son hechos repetidos constantemente una
los criados para decirles la hora. avaros de tan intimos despojos, y otra vez. No tenemos que hacer sin6 tender la
A poco entr una negra con la leontina y el se clavan en su faz rigida y yerta. vista a nuestro alrededor y observer y hallare-
reoj. Le habia roto idrio, abollado a tapa Era el mayor de todos sus anhelos mos al instant algo que nos recuerde el amor
reventado la cuerda.
-iDios mio! exclam a Rodriguez inmutn- verse por sus discipulas amada, maternal. Instintivamente nosotros clamamos A
dose. Esta criatura e la piel de Barrabs. Mi- y el entregarse la labor, rodeada 61 y nuestro primer grito es imadre mia! Lo
dose. Esta catura es la piel de Barrabs. Mi- de su enjambre de alegres nietezuelos. diran los animals en su angustia?
ren Vdes. c6mo ha despedazado el relo, y o lla en nuestro naufragio nos auxilia, Nuestro grabado represent una osa con su
pas6 A gnacio. sus pensamientos en nosotros fijos: cria, ha caido al agua una y la madre se ha
-Ya me lo figuraba que sucederia, repuso era el dulce consuelo de sus hijos. precipitado a salvarla. El autor ha interpretado
Camila. El senior es demasiado bondadoso con era el iris de paz de la familiar. en medio de la ferocidad del animal el carifio de
los niios.
Jos nifios, la fiera y su presteza en socorrer d su hiio.
-No haga V. caso, le contest el galan. Es III.a era su presteza en socorrer su hijo.
cuesti6n de media onza y no hemos de permitir IGLEIA DEL SANTO ANGEL.
que Joaquinito se enfade por una futesa. La guerra estalla: pr los campos arde; IGLSIA EL SANTO ANGEL.
A la tercera noche Ilevaba Compostela un re- chocan armas, el hierro contra el hierro, Este hermoso temple, en el que recibi6 el
loj de plata, que le franque6 el relojero inter y ante el adi6s, la ausencia y el destierro, bautismo el sabio cubano Pbro. D. F61ix Va-
repasaba la averia del suyo, y el chicuelo vino d no se muestra su espiritu cobarde. rela, tuvo su origen en una capilla que se cons-
la escena. 1-16 aqui el didlogo entire D. Ignacio y Nunca al dolor ajeno indiferente, truy6 sobre una pequefia altura llamada pri-
su declarado enemigo. lo mitiga con mano generosa; mero IPeii Pobre y luego Loma del Angel. El
-dMe das el reloj para jugar? era la conjuncidn maravillosa temple fu6 edificado en i69o por adquisici6n
-No, vida mia. Es ageno y estoy obligado a de alma sensible y coraz6n valiente. que del terreno hizo el obispo Compostela, bajo
restituo su dueo. Yo te comprar uno ma- iOh t, Cienfuegos, mi ciudad querida, cuya direcci6n se llev6 i cabo la obra. En 1828
restituirlo su dueio. Yo te comprar6 uno ma- aunque hoy el labio tr6mulo te nombra,
fiana. aunque oy el labio trmulo te nombra, un rayo destruy6 la torre del temple, y el hu-
-iMafiana..? iHlum..! Como me compraste yo quiero que tus sauces me den sombra, racan de 1846 ech6 abajo el frente y el cuerpo
el bast6n... Regilame un medio. cuando caiga en la lucha por la vida! principal, siendo reedificado por el obispo
-Con mil amores, y D. Ignacio le di6 una JACOBO DOMiNGUEZ Y SANTi. Fleix y Solans. Mediante el donativo de cien
peseta. __mil pesos que hizo la benem6rita Sra. D." Jo-
A los diez minutes volvi6 el rapaz con un pa- sefa Santa Cruz de Oviedo, se construy6 el so-
pel6n amarillo lleno de butifarras, empanadas y EL OBISPO DE LA HABANA. berbio temple que hoy se llama Iglesia del An-
bollos, que por alli cerca vendian, se arrellan6 gel, con vista de los models empleados en
en el pavimento y comenz6 A engullirselos. varias iglesias de Burgos y MilAn. Cuentan que
Al concluir todavia le quedaron ganas segu- L Excmo. 6 Ilmo. Sr. Dr. D. Ram6n sus minaretes fueron levantados en memorial
ramente y dirigiCndose D. Ignacio le pidi6 una FernAndez de Pi6rola y L6pez de Luzu- de las almenas que formaron el trio del tem-
segunda peseta. riaga, actual obispo de la IIabana, fu6 plo, cuando lo edific6 el obispo Compostela.
Preocupado en su conversaci6n amorosa preconizado el i.o de agosto de 1879 y La Iglesia del Angel se bendijo en 1870; el
nuestro mancebo, no anduvo muy presto en consagrado obispo de la citada ciudad el 9 de barrio y la Loma donde esta situada han ser-
satisfacer la exigencia del muchacho y este le noviembre del mismo alo, por el Pro-Nuncio vido de teatro para las escenas descritas por
meti6 la mano en el bolsillo embarrAndole de Cardenal Sr. Catani, en'la Capilla Real, y apa- mas de un escritor cubano. Una de las prime-
grasa el chaleco y la pechera. drinado por S. M. el Rey D. Alfonso XII. ras y mas reputadas novelas cubanas es la de
Llena la media con el atrevimiento del mal- Lleg6 la HIabana el II de enero de 1880, y nuestro distinguido colaborador D. Cirilo Villa-
criado, y rompiendo el freno de la urbanidad, desde entonces viene dedicindose con much verde, denominada Cecilia Valdes 6 La Loma
D. Ignacio di6 un empell6n A Joaquinito y este celo y actividad a las religiosas tareas a 61 en- del Angel; y ya han leido los lectores de LA
cay6 de espaldas. comendadas como jefe que es de la citada di6- ILUSTRACI6N CUBANA el precioso articulo de cos-
D." Isabel lanz6 aterrada un grito, imagi- cesis. Esto le ha procurado un amor acendrado tumbres Las tortillas de san Rafael, del cele-
nando que habia muerto el hijo. de sus feligreses, entire los cuales se admira la brado escritor D. Jos6 Victoriano Betancourt,
Camila se levant6 apresuradamente para so- bondad patriarcal con que se ocupa de sus in- articulo en el cual se pinta con mano maestra
correrlo. tereses, siempre atento A sus hijos espirituales. una series de escenas a que daba margen la







2G6 LA ILUSTRAC1ON CUBANA. N. 24




















.. ..







A

























AZW
__ ...... I--- -~





























AV-






























EL CAZADOR DE AGUILAS.








N., 34 LA ILUSTRACION CUBANA. 269











Ir -









































-'0













ro
L MAD.RE.,







270 LA ILUSTRACION CUBANA. N." 34


fiesta de San Rafael, que desde los primeros tremo de la linea, impidiendo 6 los demAs probar riamente la atenci6n y estin cumplidamente
tiempos se viene celebrando en la Iglesia del las excelencias del nuevo sistema de locomo- representadas, cual se necesita en un pais tan
Angel. ci6n. y siendo past de la curiosidad de los eminentemente agricola como lo es Arag6n.
chiquillos y dun hombres que detrAs del tran- Entre lo much expuesto cito la instalaci6n de
via corrian para alcanzar el vehiculo. Fu6 un Averly, las prensas de Marrodan de Logrofio y
LA EXPOSICION ARAGONESA DE 1885 especticulo no incluido en el program de las las prensas de Dugr6s de Barcelona, que han
fiestas, pero verdaderamente curioso, el contem- obtenido por sus buenas condiciones un gran
plar tanta admiraci6n, asi como las muchas ocu- 6xito en las muchas personas que las han ad-
rrencias de los forasteros atraidos por la curio- quirido. Ilay, adem6s, en esta secci6n las ma-
"A RA el sacrificio de las reses ha construido sidad de las fiestas y exposici6n, a quienes quinas para coser Singer, motor de gas Escu-
Sel municipio de Zaragoza un magnifico lamaba extraordinariamente la atenci6n aquel der, material para imprenta de New-York, para
matadero, edificio digno de Ilamar la vehiculo que corria por un camino de barras encuadernaci6n de Leipzig y otros muchos im-
"atenci6n por su grandiosidad y buena dis- estrechas de hierro. posibles de enumerar.
posici6n de los locales que A cada distinta ope- La secci6n de agriculture no se presta a una
raci6n se destinan. Como era dificil hallar un Con gran solemnidad tuvo lugar la inaugura- rapida enumeraci6n y no es tampoco de las
local a prop6sito para la exposici6n que proyec- ci6n, a la cual acudieron las autoridades y cor- mis brillantes, tanto por la 6poca cuanto por la
taba la Sociedad Econ6mica, el matadero, ya poraciones asi como lo mis select de Zara- dificultad de instalaci6n, desventajas Aun mis
terminado, ofrecia ventajas grandes para este goza, muy especialmente por parte del bello marcadas en las de ciencias 6 industries extrac-
objeto, siendo en su virtud adoptado. sexo, honrando asi el acto y haciendolo suma- tivas, donde se presentan varias aguas medici-
El edificio ha sido proyectado y dirigido por mente agradable. El president de !a Junta di- nales.
el arquitecto municipal D. Ricardo Magdalena, rectiva di6 comienzo al acto pronunciando un En su conjunto esta exposici6n no ha obte-
construy6ndose sobre un emplazamiento super- elocuente discurso acerca la necesidad de la ex- nido el brillante resultado a que aspirarse
ficial de unos 27,000 metros cuadrados. Su posici6n aragonesa y el fomento del trabajo para pudiera por causa de la terrible epidemia que
plant rectangular mide i8o metros de fachada el porvenir de la sociedad. Tras otros various ha asolado a Zaragoza y apenas ha cesado ella
por 150 de fondo, y esta situado a unos 750 me- concepts andlogos termin6 su brillante perorata ha comenzado A vivir con esa pl6tora de vida
tros de la poblaci6n, en la carretera de Zaragoza D. Desiderio de la Escosura, tomando la palabra que los concursos del progress exijen. IIanse
A Castell6n. La fachada esti compuesta de una el cardinal arzobispo, terminando el senior go- retraido los industriales de exponier en un co-
verja interrumpida por dos pabellones, destina- bernador interino. Despu6s se visit la exposi- mienzo y se inaugur6 casi sin nada, y luego al
dos A oficinas y dependencias, y siete puertas, ci6n amenizando el acto e intermedios dos ver la realidad de la empresa han continuado
dos de las cuales dan ingreso por los extremes a musicas y una rondalla caracteristica del pais. ingresando products y haciendo un hecho lo
un camino de ronda para la entrada del ganado, *, que apenas parecia un proyecto. S61o damos
dos para los pedestres en el patio central porti- En seis seccienes se han dividido los produc- aqui una rpidaea idea e lo notable ocurrido y
cado y tres para carros. Al patio central, que tos de la exposici6n, Ciencias, Artes liberals, encerrado en la exposici6n, pues fuera cuesti6n
esti colocado en el eje del edificio, perpendicular Agricultura, Industrias mecinicas, Industrias de largas correspondencias tratarlo minuciosa-
a la fachada y formando parte de esta, dan los quimicas, Industrias extractivas, subdividi6n- mente. Es s6lo acompafiar al lector ripidamente
dos pabellones y tres grandes naves destinadas dose en o09 classes distintas. La industrial qui- a trav6s de ella, mostrandole en una visit la
al sacrificio de las reses. La principal y media mica es una de las mejor representadas y en concentraci6n de muchas realizadas antes para
tiene 60 metros longitud y 22 latitud; las otras ella se ven products alcoh6licos de.reputadas conocerla. Es de esperar se repitan en nuestro
dos 40 por I6. Al extreme de cada nave esti casas nacionales y extranjeras, azfcares y ex- pais estos concursos, pero mas bien parciales,
otro pequefio edificio destinado al lavado de los tractos, cerAmica,' papeleria cartones, pieles de industries especiales 6 un grupo donde se
despojos de las reses. curtidas y products amiliceos. desarrolla mejor que no la universalidad de
En el fondo del edificio hay otros dos pabe- Gran n6mero de productores podriamos citar, ellos.
Ilones destinados a la salaz6n de las carnes de entire ellos la casa Duras de Barcelona que pre- FEDERICO CAJAL.
cerdo y 6 la desecaci6n del pelo de estas reses. senta papeles de varias classes, cartulinas y res-
Hay, ademas, gran nimero de cubiertos para milleria; el anisete Lamolla y las galletas de la
encerrar animals y corrales para los mismos a casa Vifas, entire ellas las oste6genas debidas al MISCELANEA.
fin de guardar las reses alli mismo. Queda tam- distinguido farmac6utico D. Antonio SubirA,
bi6n espacio libre para jardines junto a la fachada quien ha logrado hacer un reconstituyente 6nico
principal entire la verja y las grandes naves para gracias a propinar, bajo forma tan sencilla, los M. Pasteur contin6a haciendo studios acerca
el sacrificio. elements mas curativos para nuestro orga- la rabia. Tan luego como vuelva a Paris desde
Para la exposici6n se utilizan las grandes na- nismo. A este product debe la casa Vifias la Arbois, Jura, donde se halla, establecerA un
ves y sus anexos, asi como otras construcciones medalla de oro alcanzada en la exposici6n de' servicio para asegurar 6 los animals la inmu-
secundarias, construy6ndose ademis en los co- Amberes. nidad de la rabia. Pos6e M. Pasteur un m6todo
rrales pabellones provisionales de madera donde En las artes liberals van comprendidas la muy seguro de profilaxis tanto para los hom-
se albergan various objetos, enfre ellos las bellas pintura, escultura, arquitectura y otros objetos bres como para los animals. Ha tratado ya un
artes. Tambi6n se han hecho instalaciones par- suntuarios, la fotografia y los materials para nifio que, mordido en los muslos, piernas y
ticulares en otros pabellones A fin de poder co- estas artes. De ello apenas mencionaremos mano, hubiera tenido la rabia a menos de la cu-
locar objetos especiales, y se ha aprovechado la nada. Hay algunos cuadros notables como el de raci6n por M. Pasteur. Es la primera vez que
galeria cubierta que circunda el patio central Unceta, los de Salinas, Santamaria, etc., pero M. Pasteur lo ha aplicado al s6r human.
para colocar coaches y maquinas agricolas impo- no se nota un conjunto brillante que dispierte
sibles de introducir en otro lugar por las condi- la atenci6n 6 haga estudiar una escuela. Varios El Dr. Karkeek refiere el siguiente hecho: Ha-
clones especiales del edificio, cuyas puertas de aparecen con formas indicando ser hechos lejos cia various afios que no ocurria ning6n caso de
ingreso a las grandes naves son pequefias para de Zaragoza. Entre las artes suntuarias debo viruelas en Saint-Marychurch, ni en Terquay
el objeto al cual esti presentemente destinado mencionar los magnificos espejos de la Vene- (Inglaterra) cuando el I. marzo fu6 atacada
el edificio. ciana. los adornos en metal de la casa.Santa- por ellas una criada que no habia tenido con-
Este esta construido con materials al descu- maria, que exhibe verdaderas obras artisticas de tacto con nadie que padeciese la citada enfer-
bierto, empleando el ladrillo, mamposteria y ma- ferreteria y ornamentaci6n para ebanisteria, medad. Averiguado el caso, habia recibido una
dera en elegant combinaci6n de gusto extreme ademrs de seis puertas de acero ondulado, y el carta de una hermana suya atacada de viruelas
y verdaderamente artistic. El mArmol se ha lienzo de Sim6n Codin, pintor decorative, en el en un hospital. La trasmisi6n de las fiebres
empleado en el interior de las naves para el sa- cual exhibe precioso muestrario de telas imita- eruptivas por cartas habia dado lugar i discu-
crificio de las reses hasta la altura de unos dos ci6n a maderas, mirmoles y metales propio para siones, pero el citado caso parece concluyente.
metros. El presupuesto es de unos cinco millo- la pintura y ornamentaci6n de tiendas, salones
nes de reales. 6 interiors. Otros various objetos llamaron mi Un ingeniero de Finisterre, el Sr. Kergovatz,
atenci6n, pero es impossible tratar de todos ellos. propone en vez del enterramiento 6 incineraci6n
Para la exposici6n aragonesa ha construido Luego en importancia viene la industrial me- de los cadiveres conservarlos por galvanoplas-
Zaragoza un tranvia de via estrecha y de poco c6nica, que comprende la construcci6n de todas tia. Ha hecho experiments concluyentes: basta
nfmero de asientos. Parte de la Plaza de la las maquinas empleadas para la fabricaci6n, frotar el cuerpo con plombajina y sumerjirlo en
Constituci6n y por el Coso va a la Puerta del industrial, agriculture y usos dom6sticos, asi un balo de zinc para los pobres y oro 6 plata
Duque de la Victoria, siguiendo la carretera de como la caldereria, forja y objetos metilicos. para los ricos. Como ventajas ofrece la de con-
aquella ciudad A Castell6n. Los primeros dias Por otro lado abraza la relojeria, orfebreria y servarse indefinidamente, evitarse las infeccio-
fu6 un verdadero furor la circulaci6n de los ca- cuanto se puede comprender bajo tan lata deno- nes del aire y agua, estar siempre dispuestos A
rruajes; se tomaban por asalto y los viajeros minaci6n, pues esta subdividida en 40 distintas las investigaciones de la justicia y las estdtuas de
permanecian una mafiana 6 una tarde sin dejar subdivisions cada una impoi-tante de por si. los grandes hombres estar siempre hechas me-
sus asientos, siendo llevados de uno A otro ex- Las miquinas agricolas Ilaman extraordina- diante un baio mis prolongado evitando gastos







N." 34 LA ILUSTRACION CUBANA. 271


considerable y teniendo el mayor parecido po- perdistes a tu esposa, con la cual es precise -Era mi ceber.
sible. confesar no eras muy feliz, y sin embargo estAs --Lo considers ahora tambi6n un deber?
inconsolable como si hubieses perdido a la me- -Mejor lo sabes tfi quq yo, Marcelino.
Un fabricante de papel de Massachussets jor de las mujeres. -Una vez me abriste tu coraz6n, Mionette;
elabora un papel que hace dificil la falsificaci6n Marcelino hiz6 ademAn de contestar, pero su s6 ahora asimismo franca conmigo.
de billetes de banco y talones. La material colo- padre no le dej6 pronunciar palabra alguna y -IIabla.
rante esta dispuesta de modo que si se emplea prosigui6 diciendo: -Te alejas de esta poblaci6n, ia d6nde vas?
un medio quimico para borrar la tinta, el papel -S6 lo que vas a decirme, que no es cris- tal convento?
cambia permanentemente de color y la raspa- tiano hablar mal de los muertos, pero no ha -No, (te acuerdas de tu viaje A la ciudad,
dura se conoce A simple vista. sido con mala intenci6n que he dicho aquellas Marcelino? Una dama te ofreci6 un asiento en
-palabras. La verdad es, que yo concert tu ma- su coche y te dispens6 su protecci6n despu6s de
Segin informes de M. Lewis, consul de los trimonio. Yo te di una esposa, Dios te la ha haberle contado tu historic v hablado de mi.
Estados Unidos en Sierra Leona, en el Oeste quitado. No ser6 cruel para decirte no hablemos Tui te marchastes de alli y no supistes mis no-
de Africa los mahometanos se han sublevado mAs de ello, porque esto fuera brutal, pero sin ticias de mi ni de aquella dama.
desde el rio Sherbro al Niger, subyugando el embargo me sera permitido decirte: La casa no -Todo esto es cierto.
paganismo y cuanto estorbaba a su domina- puede permanecer vacia como esta. -Despu6s de tu partida aquella senfora me
ci6n. El jefe de los sublevados es Saramonda -Padre, no me habl6is una sola palabra de busc6 y se interest de tal manera por mi que
de la tribu de los Mandingos; es de notable in- matrimonio, he sufrido demasiado. fu6 mi providencia. No hace mAs una madre
teligencia y esta persuadido de que Dios le ha- -Alabo tu franqueza, contest el padre con carifiosa que lo que hizo ella por nosctros. En
bia escogido para library a su pais de cuanto se cierta satisfacci6n. Bien s6 lo que has padecido, fin, despues de haber permanecido dos afios y
opone al triunfo de la religion de Mahoma. Pa- pero que hayas sido desgraciado A la primera, medio en la ciudad, ella fu6 quien nos oblig6 a
rece que tiene un ejircito de cien mil hombres. no significa que a la segunda..... regresar, y merced a ello mi padre y mi her-
-Hab6is ya fijado por casualidad los ojos mano hallaron empleo a su trabajo. Mientras
Una compahfia inglesa hace experiments de en otra? interrog6 contrariado Marcelino. no vaydis alli, nos decia, viendo cerrada vues-
alumbrado el6ctrico en sus minas con objeto de -No digo yo tanto; no obstante..... tra casa se dirAn: aqui vivi6 una gente llamada
reducir los peligros de la explosion. Las galerias -No obstante, (qu6? dijo Marcelino. los Viboreznos, la policia.tuvo que ver con
principals tienen l mparas de incandescencia -Pues bien, si, a no ser tf tan recalcitrant, ellos. Id alli para que no sea asi; id a demos-
fijadas los muros y las secundarias otras por- tal vez me oyeras pronunciar el nombre de una trar lo que puede una buena resoluci6n.
titiles _con largos hilos conductors que siguen muchacha que no te desagradaria de fijo. -Y el ejemplo de una honrada muchacha,
a los mineros en su trabajo, apagAndose A vo- -Nombradla de una vez y termine nuestra debia de haber afiadido la dama.
luntad por un conmutador. Los resultados su- conversaci6n, repuso bruscamente el hijo. -Permite que termine. Aceptamos el consejo'
peran la Idmpara Davy. -Oye, te hablo con toda seriedad, y es in- y aqui vinimos. Conoces ya el resto; escribi a
dispensable me escuches de igual modo. aquella sefiora refiri6ndole nuestra desgracia y
A los chinos les gustan much los huevos --Hablad, pues. voy a leerte su respuesta.
podridos, que preparan de un modo especial. -Pues bien, dijo el padre, se llama..... y Dice asi: Dios os envia penas, estimada nifia,
M6zclanse a parties iguales cenizas y cal apa- aqui se detuvo vacilante..... se llama Mionette os compadezco y lloro con vosotras. No os des-
gada; afiAdese un d6cimo de sal, un poco de Gervais. esper6is, y no abandon6is vuestra energia. A
potasa y se forma con agua una pasta espesa -Mionette Gervais, interrumpi6 Marcelino vuestra hermana se le present un buen partido;
que envuelve la cAscara de 2 a 3 centimetros. con admiraci6n. esti muy bien. Servidle de madre hasta que un
Al cabo de cinco semanas los huevos estan en -Si, Mionette. buen esposo sea su sost6n. Su matrimonio os
un estado de putrefacci6n satisfactoria para el Sibita alegria ilumin6 la mirada del joven, dejara sola porque conozco vuestras intenciones.
gusto chino. El olor sulfhidrico que produce se- pero muy presto volvi6 a caer en el mismo aba- Si la soledad os asusta, no olvid6is que tennis
ria capaz de asustar a un europeo, el cual re- timiento anterior, en mi una compafiera y una amiga dispuesta a
sister, no obstante, el del queso,muchas veces en -Es infltil pensar en ello, exclam6 por fin. consolaros. Venid, hija mia, venid, estoy se-
este estado. No puedo casarme con esa muchacha. gura que con nosotros ser6is dichosa. Nuestra
-No vale acaso mas que otras muchas? casa es la vuestra, y por fuerza llevar6is a ella
M. Nordenskiold ha probado la velocidad en CEres tambi6n de los que creen que ha de pesar la dulzura, la bondad y la bendici6n de Dios.
patines en Laponia por un concurso piblico. El sobre ella eternamente el pasado de su familiar? (Vendr6is, no es verdad? Elisa Vernon.
primer premio recorri6 221 kil6metros en 21 -iOh! Tho, no. --Y has tf contestado a esta sefiora...? pre-
horas y 22 minutes, contando el tiempo de des- --Qu6 impedimento ves en esta boda? gunt6 con temor Marcelino.
canso; el segundo en 21 horas y 22 y medio -Sencillamente, que Mionette no me querrA. -Si, que iria a encontrarla, que me conside-
minutos, y el tercero en 21 y 23. Da una velo- -Tal cosa crees; para mas seguridad me raria una ingrata no aceptando su invitaci6n. Ya
cidad de io kil6metros por hora. enterar6 por mi mismo. ves si debo estate reconocida, pues a ti debo
-Es in6til. tan valiosa amistad.
-- -Lo mismo me contest ella cuando le pre- Marcelino permaneci6 un espacio silencioso.
LA MIONETTE. gunt6 6 d6nde queria irse. --En qu6 piensas? pregunt6 inquieta Mio-
-iCon que se va y no quiere decir a d6nde? nette.
--Parece que te preocupa algo. -Pienso que has hecho perfectamente en
(CoNTINUACI6) -A mi. Oh no! contest el joven queriendo aceptar, y levantandose de improvise, se mar-
(CONTINUACION. ,.*ri
aparentar la calma que no sentia. ch6 dici&ndole:
-Buena pareja harin por cierto; Claudio es -En resume, Cme autorizas para hablarla? -Buenas noches, Mionette; es ya tarde y
un buen muchacho y pose algfin dinero; pero -No, padre; vale mas que lo haga yo me voy.
cuando esti ya casada Claudita Cqu6 es lo que mismo. Mionette le vid alejarse con dolorosa sor-
piensas hacer? --Perfectamente; yo mismo te dar6 la oca- presa, y cuando hubo cerrado la puerta se pre-
-La verdad, no estoy decidida, preocupada si6n. gLnt6:
con mis penas; mas tengo deseos de mar- Despu6s de esta conversaci6n se despidieron --Me ama toda\ia 6 no me ama ya?
charme. padre 6 hijo y se acostaron; mientras Marcelino Y las ligrimas rebosaron de sus ojos y se
-Marcharte Cy d6nde? no pudo cerrar los ojos en toda ]a noche, su deslizaron por sus mejillas.
-Esto lo s6 para mi. padre disfrut6 de atractivos y sonrientes en-
-iCon que no tienes conmigo bastante con- suefios. XXXV.
fianza para decirmelo?
-Dispensadme, pero no puedo. XXXIV. Al volver 6 su casa pens6 Marcelino: Fuera
-Esta bien, repuso el anciano, no queriendo muy egoista en proponer mi casamiento a Mio-
insistir, pero es precise que comprendas que te A la tarde siguiente, el padre de Marcelino nette. Seria ofrecerle la pena y la desgracia en
tienen en demasiada estima en esta comarca fu6 a buscar a *Claudita con pretexto de comprar lugar de la tranquilidad y la dicha que ahora le
para que la abandons de este modo. De todas unas telas, y poco despu6s, estando Mionette espera. Jamis pudiera career que yo me cas6 con
maneras no te has marchado todavia y espero sola en casa, entr6 Marcelino. El Blar, qi.il., una mujer sin amarla, y si estuviese unida con-
que cambies de parecer. grufi6 al verle entrar. migo, creyera siempre que en mis afecciones
--Lo cre6is asi?- -Eres tf, Marcelino, dijo levantAndose Mio- fuera el recuerdo de la otra preferido a su ca-
-Asi lo espero. Adi6s, muchacha: hasta la nette, no te esperaba por cierto esta tarde. riflo. En cambio, si Mionette me ha amado,
vista. -Asi lo creo, ite disgusta acaso mi visit? como creo, no ha tenido otro amor; esta ha sido
Aquella misma noche le dijo 6a Marcelino su -Nunca me han molestado tus visits. su primera y inica inclinaci6n. No, no puedo
padre: -Y sin embargo, algunas veces las has evi- ser su marido, no puedo sofiar en hacerle seme-
-Ocho semanas han trascurrido desde que tado. jante demand.







272 LA ILUSTRACION CUBANA. N." 34


-iY bien? le pregunt6 su padre apenas le --Vamos, muchacho, gritole el padre, va- llev6 su mujer al pr6ximo pueblo, donde tenia
hubo visto, testa decidida Ia muchacha a aban- mos, toma la mano de la chica y que estos sean una parienta y donde pasaron Ia octava de sus
donar este pais? vuestros esponsales. bodas.
-Si, y yo le he alabado la intenci6n. Marcelino se acerc6 y como bajo el peso de Mionette subi6 a la carreta del padre Bouvron
-Esto demuestra Io poco que Ia deseas por inesperada felicidad se arrodill6 piadosamente y, sentados en sus bancos, emprendieron el ca-
esposa. ante Mionette que lo contemplaba llena de ter- mino de la ciudad, en donde fueron recibidos
-Os puedo jurar, padre, que esa muchacha nura. como dos hijos queridos por madame Vernon y
no me disgusta ni much menos. -iCon que me amas? Con que siempre me su hermano que los esperaban con los brazos
-Pues si te gusta, adelante. No es possible has amado? abiertos.
que esta muchacha te rehuse. Eres viudo, la -Si, si, siempre, exclamaba el muchacho; El Blanquillo no fue olvidado en este dia de
verdad, pero no tienes hijos que te estorben; no he amado A otra que A ti, y si t6i aceptas mi fiesta, y en la misma carreta tuvo su sitio entree
puede decirse que eres soltero. Eres fuerte, amor, puedes career que es tan puro y tan in- las rodillas de su duefia.
buen mozo, honrado y rico. Fuera muy dificil tenso como la primera vez que te abri mi pecho. -Tengamos siempre cuidado de el, dijo Mio-
de contentar la muchacha si te desdefiase. -No lo dudo, contest Mionette con toda la nette mostrandolo A Marcelino. porque le debe-
-Pero padre, repuso Marcelino turbado, cy dichosa franqueza de su coraz6n. mos nuestra present felicidad.
si esta en sus intenciones no casarse? El anciano con los ojos abiertos y los brazos -Es cierto, repuso Marcelino, no he olvidado
-No casarse, no casarse. General- todavia la mala jugada que le hice en
mente las muchachas dicen que no el riachuelo de la Trebuche.
quieren casarse cuando no pueden ha- -: --_ --- --: -Ni tampoco he olvidado de la ma-
cerlo A su gusto. D6jame obrar; dices nera como me salvaste del agua.
t6 que no te desagrada; que la amas y -Ni cuando me cuidaste con tanto
la amaris much mds. Estr bien, yo -- carifio, caido del Arbol.
me encargo del resto. --- Y de este modo se fueron remon-
-Andais demasiado aprisa, padre, --- tando hasta los mis lejanos recuerdos
y tal vez si A Mionette le hablAis vos, -- --- de su vida, tan breve afn, y sin em-
si le impondis... bargo tan llena de acontecimientos. La
-Se hara violencia para amarte y tarde era magnifica; Marcelino lati-
"aceptarte; itanto mejor! Fuera una cosa .. gueaba la mula que trotaba jadeante v
que le agradeceria. Desde ahora me de vez en cuando inclindbase como
ocupo seriamente de este asunto y no para hablar A Mionette y le hurtaba un
quiero que intervengas para nada en 61. beso, que ella aplicaba luego al Blan-
-Haced pues lo que querais, dijo qlo, pra ocla leocin y el
ducemente Marelino con una sonria- '""quillo, para ocultar la emocidn y el
dulcemente Marcelino con una sonrisa rubor que asomaban A su bello rostro.
que denunciaba su conformidad con las 'j Il |' IA 'L
intenciones de su padre. -' XXXVIII.
-DAjalo A mi mano y est6s con- '' ,
vencido de que saidr6 con la mia. I i i Dos afios mAs tarde, estaban senta-
_Tj l' hl,,ii- .,' i' _i '.'_ IJ I. I dos en los bancos de piedra situados a
| ,.I la puerta de su casa, Marcelino y su
A padre, disfrutando de los esplendores
Al siguiente dia i las nueve, el padre -- -- ..- -. I'i de una magnifica puesta de sol.
Bouvron entr6 en casa Mionette y des- I. i Mionette apareci6 junto al umbral,
pues de saludarla, j i i luciendo en sus brazos un bello y ro-
iEstd s sola? le pregunt6, d6n de Ilizo niflo que en viendo A su padre
est t hermana? p e tendi6 hacia l6 sus adorables maneci-
-Fuera. Atas. Marcelin6 tom6 en sus brazos al
-Perfectamente. Asi podremos ha- niflo, le di6 un beso y al devolv6rselo
blar sin testigos. s a su madre, dijole esta:
-Pod6is hablar: os escucho. e e i -No, tenlo un poco, porque las sir-
-Sabes que mi Marcelino esti per- vientas estan ocupadas todas con la
didamente enamorado de ti, y por si lejia, y a mi me toca aderezar esta no-
no lo sabes, te Io participo. Ahora, che Ia cena.
dime con today franqueza te desagrada Y entr6 en la casa.
este amor? Marcelino puso al muchacho mon-
-Desagradarme ipor qud? dijo tur- tado en una de sus rodillas y le hizo
bada M ionette.ua d
-Entonceste ompae o es eso galopar cantando una canci6n popular
-Entonces te complace no es eso muy A proj6sito para ello.
--Pero... interrumpi6 Mionette, ru~- ii muy A prop6sito para ello.
b-Pero... interrumpi6 Mionette, k -Muchacho, le dijo poco despu6s
borizindose mis y mejor. el abuelo, ino quieres venir conmigo?
-H6 aqui un color, decia mirindola el
el padre Bouvron, que dice mis de lo HABANA.--IGLESIA DEL SANTO ANGEL. -Vamos, Antofiito, anda con el
abuelo, y ponigndolo en el suelo, co-
que quisiera saber. Ya que es asi menz6 el chiquillo con paso vacilante d
c6mo diantre te empefiabas en abandonar este inm6viles contemplaba esta escena de felicidad, caminar para liegar A los brazos abiertos del
pais? Mi hijo te ama, estoy seguro de ello, t6i sin comprender A punto fijo cudndo habia sido anciano que lo estaban esperando.
no estis lejana de corresponderle y idejar6is, esta vez en que Marcelino confess su amor A Llamolo luego su padre, y el pequefluelo fu6
por no entenderos, escapar una dicha que es Mionette. corriendo hacia 61, para volver luego al regazo
possible conseguir con s610o daros las manos? -Ah, padre, suspir6 deliciosamente Mio- del abuelo, y asi repetidas veces; y A cada tra-
Mionette creia escuchar la voz del cielo. Ex- nette, tendiendo su mano al anciano, es muy yecto que recorria en busca del correspondiente
perimentd emocidn tan profunda, que de im- dulce la dicha. beso, estallaban robustas carcajadas, porque el
proviso, presa de un desvanecimiento, cay6 en Blanquillo, queriendo tomar parte en el juego,
la silla. XXXVII. ladraba gozoso viendo correr A su infantil
El ancianoestuvounmomentoperplejo. Luego duefio, y le tiraba dulcemente del vestido, la-
se dijo: Desmayos de mujeres no son peligrosos. La boda de los j6venes fu6 retardada, y se micndole cariflosamente las manos.
Golpe6 un rato las manos de la muchacha, guard escrupulosamente el secret hasta que Este ruidoso entretenimiento hacia ya tiempo
pero abri6 despu6s la puerta que daba A la ca- las conveniencias del luto consintieron su publi- duraba, cuando Marcelino percibi6 rumor de
lie y Rlamando d un nifio que estaba alli cerca cidad. pisadas, y levantando la cabeza vi6 delante suyo
jugando, le dijo acompafiando su recado de un Claudita se cas6 el mismo dia que su. her- a una pobre mujer, desnudos los pids, envuelta
par de sueldos: mana. La ceremonia fu6 sencillisima y tuvo lu- la cabeza con andrajoso chal, y cubierto el
-Corre A mi casa, y dife a Marcelino que gar A plena luz. El padre Bouvron condujo hasta cuerpo con una especie de indiana completa-
venga aqui corriendo. el altar A la cufiada de su hijo, y la entreg6 mente raida.
Poco rato despu6s, y cuando los cuidados paternalmente A Claudio Vacher.
del padre Bouvron habian vuelto ya en si A A la salida de la iglesia, las dos hermanas (Se continuari.)
Mionette, lleg6 Marcelino muy emocionado y fueron A arrodillarse en la tumba de sus queri- Barcelona: Imp. de Luis Ta Arco dd "ratro, ntims. 21 y 23.
tembloroso. dos difuntos; y terminado este deber, Claudio csraostodos los deree soos le pro p;l atro, i ms.tc er y 3ra.
dos~~~~~~~~~~ diuts emnd et eaCadonserredos todos los derecros le pro: iclnd nrtiatien y litcmarin.





University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs