Group Title: Ilustración cubana
Title: La ilustración cubana
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00029229/00013
 Material Information
Title: La ilustración cubana
Physical Description: v. : ill., ports. ; 39 cm.
Language: Spanish
Creator: Parreño, Alberto ( former owner )
Figarola-Caneda, Domingo, 1852-1926
Cajial, Federico ( inscriber )
Elosequi, Antonio D. ( former owner )
Imprenta de Luis Tasso y Serra ( publisher )
Gorgas y Ca ( bookbinder )
Publisher: Impr. de L. Tasso y Serra
Place of Publication: Barcelona
Publication Date: 1885-[1888]
Frequency: three times a month
regular
 Subjects
Subject: Cuban literature -- Periodicals   ( lcsh )
Cuba -- Periodicals   ( lcsh )
Pictorial works -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Civilization -- Periodicals -- Cuba -- 19th century   ( lcsh )
Cajal -- Inscriptions (Provenance) -- 1887   ( rbprov )
Imprint -- Spain -- Barcelona -- 1885-1888
Imprint -- Cuba -- Havana -- 1885-1888
Genre: Inscriptions (Provenance)   ( rbprov )
periodical   ( marcgt )
Spatial Coverage: Cuba -- Havana
Spain -- Barcelona
 Notes
Citation/Reference: Batista Villarreal, T. Publicaciones periódicas cubanas (1965), p. 36.
Dates or Sequential Designation: Año 1, núm. 1 (enero de 1885)-
Dates or Sequential Designation: -año 4, núm. 6 (29 de feb. de 1888)?
Numbering Peculiarities: Año 2 complete in two numbers.
General Note: Description based on: año 1, núm. 2 (enero de 1885); title from masthead.
General Note: Editor: Domingo Figarola-Caneda.
General Note: Distributed in Havana.
General Note: Indexes issued annually.
General Note: Rare Book Copy bound privately in red cloth, stamped with red, black and gold with publisher's index and supplement titled: Ultima moda; bears bookplate of former owner, Alberto Parreño; also inscribed by Federico Cajial to D. Antonio, Elosqui.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00029229
Volume ID: VID00013
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002934220
oclc - 52479416
notis - APG5848

Full Text




































































































-r;-











3=
a w
:



























































.1 ==









LA ILUS TBArtIN CUBAN A


S. E V A D E C E N A L

Hezccior e------ ------- enciH GeneGLA
Suscricion sensual
CONSEJO DE CIENTO, 200 ESPANA. .... 5 PESETAS. PARA TODAY LA ISLA DE (:BA
.ARCELONA (Espaa). EN LA HABANA. 2 PESOS PAPEL. IROCADr RO, 28 H.AANA.
E A EN EL REST DE LA ISLA. 2'25 -
_---

Arfo I B1IID3 1ss IShim. 12




































GASPAR VIL-LATE, AUT DEL BALDASSARRE.
--- --- --- -

















GASPAR VILLATE, AUTJR DLL BAr:. sa E.








90 LA ILUSTRAC1ON CUBANA. N. 12


SUMARIO: Celebraronse las bodas el 2 de enero de aunque ignorando completamente cuAl de
TEXTO: 18 15. Antes del moment solemne, asalta- los consortes merecia sus iras, levantose
El matrimonio de Byron, por D. Emilio Blanchet. ron al novio inquietud extraia y melanco- indignada contra Byron la sociedad in-
-Madrigal, por D. Ventura Ruiz Aguilera.- lia profunda. Cuando se arrodill6 ante el glesa. Le rechazaron de casas done antes
Gaspar Villate.-Triste, poesia por 'D. Felife sacerdote, repiti6 maquinalmente sus pa- solicitaban su presencia como distinci6n
Tejera.-Gertrudis G6mez de Avellaneda, por don labras, avasallado por una abstracci6n que sefialada: se hizo de moda el denigrarle; se
Nicolas _DiazdeBenjumea.--Rosas yperlas, poe- disiparon los parabienes de los circuns- le mir6 con mas aversion que a un judio
sia por D. Rafael AI." Mendive.-Revista de Bar-
celona, por D. Antonio Pirez.-En el album de tantes al concluirse la ceremonial. Aquel en la Edad Media; como al criminal mas
la marquesa de..., poesia por 'D. Lvis Vidart.- mismo dia, con motivo de una partida abominable. Aunque 61 hubiera sido pe-
Explicaci6n de los grabados.-En la Alhambra, pr6xima, dijo Byron A su mujer, nueva- simo esposo, por que habria de escogerle
poesia por D. J. Ramnn de Betancourt.-La Mio- mente distraido: ((Senorita, estA usted para victim expiatoria una sociedad que
nette, novela original de Eugenio Muller, tra- listaP) estA muv lejos de verse exenta de divorcios
ducci6n de D. Federico Rahola. eos de verse exenta e vorcos
Al mes del enlace, escribi6 a su intimo y otras catastrofes conyugales? En aquella
GRABADOS: amigo Tomas Moore: <(Aun pienso que de- ocasi6n no se cuid6 nadie de la justicia:
Gaspar Villate.-La piel del le6n.-Vistas panori- biera ser el matrimonio un compromise ipodia esta hallar cabida en la bacanal de
micas de la Isla. Cardenas: Calle Real. Plaza del por cierto tiempo; mas yo renovaria aquel la envidia y la hipocresia? Estos fueron los
Progreso. Casino Espafiol. Estacion del ferroca- por noventa y nueve aios.) En una carta dos demonios que desataron contra Byron
rril, dibujos de m. Ricardo Le enste, de foto- dirigda en marzo al insigne autor de aquella tempestad de calumnias y ultrajes.
grafia.-Gertrudis G6mez de Avellaneda.
Lalla Rookh se quejaba de aburrimiento, Apiadose, por ventura, la inmaculada es-
sin sospechar que a aquella calma tan as- posa, al ver tan asaeteado, sangrando por
EL MATRIMONIO DE BYRON. fixiante sucederia pronto la mas prolon- todos sus poros, aquel pecho, donde, me-
__ gada y furiosa tempestad, sefialando su ses antes, reclinaba su cabeza murmurando
paso con irreparables destrozos. En efecto, amorosas frases? No sinti6 remordimiento
atormentaron al poeta graves conflicts pe- al considerar que ella daba ocasion a su-
cuniarios, sinsabores various y el rozamiento plicio tan injusto y extraordinario? WLe-
UNQUE reciamente afanada cada vez mis rudo, mas irritante, entire su vant6 ni una vez, ni una, su voz para des-
en la lucha con el Gigante caracter y el de su esposa. Rozamiento se- vanecer imposturas? cRecord6 que era el
de C6rcega; aunque presa mejante todos los dias, A todas horas, pro- padre de su hija aquel hombre tan vilipen-
de continues sobresaltos y duce A la postre exasperaci6n indecible; es diado? No. Cuando en el Coliseo, ante el
espectaci6n suma, habia una creciente sucesi6n de alfilerazos capa- concurso ferozmente curioso, caia herido,
7-- encontrado tiempo Ingla- ces de matar al le6n mas pujante. Ni el manando sangre, el gladiador y desampa-
terra para leer los dos pri- nacimiento de una hija devolvi6 al poeta rado yacia en la arena, era la intachable
meros cantos del Childe Harold, asi como sosiego y alegria. vestal quien indicaba con su pulgar que le.
El Giaour y La novia de Abidos y tributar Me imagine A Byron, quebrantada la sa- rematasen.
a su author magnificas ovaciones. En el lud, humillado por sus deudas, irritado A no ser tan brioso, tan altivo Byron; a
palacio del lord y en la boardilla del pro- por el apremio de sus acreedores, librAn- no infundirle coraje la enorme injusticia
letario, era pronunciado con ufania el nom- dose de la prison, gracias ii sus privilegios cometida con li, hubiera muerto 6 quedado
bre del gran poeta que venia a radar al de par; le imagine buscando lenitivo en la loco. Sin duda le confortaron much el
lado de Shakspeare y Milton; desde el TA- sensibilidad de su companera, en la comu- carifio y la lealtad de su hermana Augusta,
mesis al Ganges, de Edimburgo a Nueva ni6n con su alma y hallando tan solamente inmortalizada por el en tres elegias de
York, resonaban poderosamente sus ver- un curioso testigo, un frio censor, una in- suma belleza y sentimiento.
sos, palpitantes de vida y sentimiento; A teligencia que se quedaba en la tierra, El 25 de abril de I816 el poeta aban-
veces tumultuosos, engalanados por su mientras la suya se remontaba al cielo. don6 para siempre su patria. En Suiza di6
oriental imaginaci6n, como el NiAgara por Lleg6 lady Byron A juzgar loco a su ma- initiles pasos por tener con su esposa una
la luz y el iris; i ocasiones revestidos con rido. Por encargo de no s& quien, un explicaci6n y, probablemente, reconci!iarse
la l6gubre sublimidad de tropical tormenta. m6dico y un abogado se presentaron a con ella, con la causa de tantos dolores
La gloria, tan amiga de ofrecer en latumba aquel con un pretexto, procurando adqui- terrible, con la que trastorn6 y verosimil-
sus homenajes al ingenio, ceinia con una. rir alguna certidumbre de la demencia, a mente abreviA su vida. Trasladose el poeta
de sus mejores coronas la frente Juvenil en fin de poder testificarla; mas vieron que, a Venecia y, despechado, se entreg6 fren&-
que tantas mujeres fijaban entonces sus sin notoria impostura, no cabia declarar ticamente A la bebida y al libertinaje, los
ojos con maravilla y adoraci6n. privado de su raz6n al ilustre bardo. Si no cuales arruinaron su salud, le encanecie-
Pronto, sin embargo, cansose Byron de pienso que en sus desavenencias domes- ron antes de tiempo 6 hicieron inminente
ser ensueno de las damas y, para los gala- ticas le faltase mas 6 menos culpa, recuerdo su muerte. Sacole de semejante vertigo el
nes, un modelo y busc6 el sosiego del ma- que es de consuelo ymisericordiala misi6n amor de la condesa de Guiccioli, brindAn-
trimonio, olvidando que no era su destiny de la mujer. dole algin sosiego y vislumbres de felici-
el de placentero valle, fertil en idilios, sin6 En enero de 1816, al aio de la boda, dad. Ni entonces ni entire las orgias vene-
el de los montes Acroceraunios, A menudo convinieron ambos esposos en pasar una cianas se aletarg6 la musa de Byron, la
fulminados por las tempestades. Aunque temporada en el condado de Leicester, cual debia al infortunio mas pat6ticos acen-
pretendiente desatendido en otro tiempo, donde residian los padres de la sefiora. tos, ironia mIs acre y apresurabase a os-
volvi6 a solicitarel amor de miss Milbanke, Esta debia partir primero. Despidiose afec- tentar sus tesoros, previendo pr6xima la
celebrada por sus virtudes, hermosa y rica tuosamente, llevandose a su hija Adda; hora del eterno descanso. Entre las varias
heredera, de cultivada inteligencia, si bien festival y carifiosamente escribi6 A Byron obras escritas por Byron despues de su di-
concebia confusamente y solia ser desgra- antes de llegar. Asi que estuvo ella en casa vorcio, se cuentan los dos ultimos cantos
ciada en la expresi6n. Tenia para el ma- de su padre, notific6 este A su yerno que de Childe Harold. No tiene la poesia sen-
trimonio un terrible defecto: el de haberse nunca mas se juntaria con 61 su esposa. timental ni la descriptive de naci6n nin-
forjado principios y reglas A las cuales daba iCuales no serian la sorpresa y amargura guna trozos mejores, si acaso rivals: ya
precision matematica, inflexibilidad draco- del poeta ante un abandon tan p6rfida- nos embelesa el autor con los inefables
niana. Fue Byron dichoso en su segunda mente consumado! iCon quA desgarra- atractivos de una noche serena a orillas
tentative, aumentando su satisfacci6n la miento de entrafas debi6 recorder a su. del lago Leman, ya con una tarde italiana
derrota de seis rivals; pero le angusti6 hija, que le arrebataban para siempre sin que espira coronada de luz, con una mi-
presto el habersele aparecido, como crey6 miramiento, sin lastima-siquiera! iY nunca rada y una sonrisa de aliciente y dulzura
alucinadamente, aquella fantasma que, se- supo el motivo concrete de proceder tan incomparables; ya gime como el angel de
gun tradici6n antigua, presentabase ini- inexorable! los recuerdos 6 como el aquil6n en las
camente para vaticinar al poseedor de la Sucedi6 entonces una cosa tan cruel ruinas del Coliseo; ya empufia terrible su
ex-abadia de Newstead alguna desgracia 6 como absurda: aunque ignorando lo que indignaci6n, como su flamigera espada el
su muerte cercana. de fijo habia pasado en el hogar del poeta; celestial ministry de la c6lera del Senor;



I rday na onis dealcintey ulu [








N. 12 LA ILUSTRACION CUBANA. 91


ya se muestra solemne, sublime, A la ma- pudiese continuar los studios con tanto exito yo, que perdi mi gloria y mi fortune,
nera del oc6ano inmensurable. comenzados afios hacia. ime encuentro siempre triste!
Dirigiendose A su hija, en las illtimas Francisco Bazin, V. Joncieres y Ad. Danhau- FELIPE TEJERA.
estrofas del tercer canto, le dice patetica- ser, sus maestros, reconocieron pronto el talent
mente: escepcional del joven Villate, augurandole un -
"N te veo ni te oio pero no puede porvenir brillante gracias a sus dotes grades. Gertrudis Gomez de Avellaneda.
(uNo te veo, ni te oigo; pero no puede Animado por este elogio present al director
nadie vivir tan penetrado de ti..." del Teatro Lirico el Richelieu, que fu6 aceptado
((Ayudar el desenvolvimiento de tu in- en seguida, pero la noticia de la enfermedad
teligencia; observer c6mo nacen tus infan- grave de su padre le hizo marchar A la IHabana 1I Aci A esta ilustre mujer en la ciudad de
tiles contents; ponerme A contemplar donde por desgracia lleg6 tarde. Abandon en 'Puerto-Principe (Isla de Cuba) el aflo
c6mo creces, por decirlo asi; ver c6mo vas su'dolor sus esperanzas y cuando se decidi6 a I de 1816, y desprovista de la educaci6n
adquiriendo conocimiento de los objetos, emprender el camino de Paris estaba cerrado el que hoy reciben la mayoria de las muje-
todavia maravillas para ti; sostenerte lige- Teatro Lirico. res, a causa del atraso de su poblaci6n natal,
ramente en mi amigable rodilla y sellar Entonces escribi6 romanzas, melodies, pAgi- puede decirse que su inteligencia y afici6n in-
con beso paternal tu blanda mejilla, h& ahi nas de album y otras piezas ligeras que su edi- fantil A la poesia fueron los dos m6viles de su
S p tor Le6n Escudier public con 6xito, lo cual le desarrollo spiritual. Desde sus primeros afios
placeres ue parece no me reservaba la movi6 al tomar la direcci6n del teatro Italiano A hacia versos v casi en su infancia compuso dra-
suerte y eran, sin embargo, muy propios encargarle la 6pera Zilia, libreto de Temistocles mas, no sin tener que sufrir la oposici6n de sus
de mi coraz6n.) Solera. padres, porque en aquellos benditos tiempos se
EMILIO BLANCHET. En su patria emple6 cinco 6 seis meses en tenia miedo al saber de las mujeres y se con-
componer la 6pera que fu6 representada por fundia su vocaci6n literaria con cierta clase de
(Se concluird.) Tamberlick, Pandolfini, Nanette, Elena Sanz y .vicios. y malas inclinaciones.
la Litta, con tan gran 6xito que oblig6 A repre- En 1836 vino Gertrudis A Espana, y despu6s
sentarla 14 noches consecutivas entire aplausos de residir corto tiempo en la Corufia, Cadiz
MAD GAL. continues. En esta misma 6poca compuso una Sevilla y Constantina, lleg6 A Madrid A fines de
MADRGAL. nisa nupcial para los esponsales de D. Al- 1840, precedida de la fama que le habia dado
fonso XII con D." Mercedes, cuya dedicatoria le la publicaci6n de algunas poesias liricas, firma-
La llao fu6 aceptada. das con el conocido seud6nimo Peregrina. No
La lamo reina eta M. Armando Silvestre escribi6 entonces un obstante la prevenci6n que entonces habia con-
y la tendreis por vuestra si algin dia libretto La Czarine, cuyo argument toma de tra las mujeres escritoras, Tula, que este era el
por fortune mirAis cuando se peina Catalina II de Rusia y que fu6 representado en nombre que le daban sus amigos, acall6 todas
su rubia cabellera destrenzada el teatro Real de Holanda con feliz 6xito. Du- las antipatias con la superioridad de su gran ta-
caerle hasta los pis com ascada, rante este tiempo comenz6 a preparar su fltima lento, su viril inspiracion y el buen gusto y ele-
cubrirle como el manto de una reina.
obra, torado el libreto del drama espafiol Bal- gancia de su estilo, y mereci6 la amistad y sin-
VENTURA Ruiz AGUILERA. tasar, original de la celeb6rrima poetisa Gertru- cera admiraci6n de poetas tales como el Duque
diz G6mez de Avellaneda, por el poeta italiano de Frias, Nicasio Gallego, Manuel Quintana,
"Carlo D'Ormeville. Espronceda, Zorrilla, Garcia Tassara, Pastor
GASPAR VILLATE. DDbese, pues, en rigor la nueva 6pera Bala- Diaz, Bret6n, Garcia Guti6rrez, Hartzenbusch
sar a dos grandes cubanos, a la Avellaneda, au- y otros escritores de no menor nombradia.
tora del argument desarrollado en verso y A De 1841 A 1843 di6 al public un volume
SVillate que to ha puesto en musica con notable de poesias liricas, su novela Sab, otra intitulada
ESDE el 28 de febrero llama extraordina- acierto. El autor habanero ha atendido en su Dos mutjeres, y el Espatolino y La Baronesa de
riamente la atenci6n en Espafia y sobre- obra de un modo notable A la melodia, A la idea Youx. Cuando nifia habia compuesto dramas
todo en Madrid el nombre de Gaspar engalanada con la armonia que la realza. La para representarlos con sus amigas en una po-
Villate, el inspirado autor del Baldassa- parte instrumental la ha estudiado con esmero blaci6n donde no habia teatro. Ya en Espafia,
rre, opera en 4 actos estrenada en dicha noche buscando modelo en los grandes maestros alema- tuvo la ambici6n de escribir una tragedia, en
en el Real de Madrid. Nuestro corresponsal en nes. El Baldassarre le harA un puesto eminente 6poca en que este g6nero andaba de caida, y
la corte ha descrito ya el argument y 6xito de entire los maestros reputados y Espafia y Cuba verdaderamente supo anirlarlo y levantarlo con
la obra; restanos honrar como se debe al in- se honrarAn en contarle como hijo. su magnifica creaci6n de Alfbnso Munio, que
signe autor cubano, que tanta gloria da A su LA ILUSTRACI6N CUBANA, que desea dar A co- enloqueci6 al pfiblico de Madrid.
patria, publicando su retrato y unos someros nocer todos cuantos realcen A la hermosa antilla Otros dos dramas: El Principe de Viana y
datos biogrificos. Cuba, se apresur6 A pedir al maestro Villate su Eguilona, este iltimo escrito expresamente para
El 27 enero 1851 naci6 en la Habana, Gas- retrato y biografia para darle cabida en sus co- la c6lebre D.a Barbara La-Madrid, vinieron A
par Villate, demostrando desde suprimeros afios lumnas honrando al genio cubano. Galante- aumentar sus laureles, y en el afio 1845 tuvo la
una decidida afici6n A la musica, tal que A tierna mente por mediaci6n del Sr. Zozaya, nos ha gloria de ganar el premio y el accbsit concedi-
edad ejecutaba las composiciones de los gran- proporcionado el ilustre habanero cuantos datos dos por el Liceo de la Corte A los autores de las
des maestros con un sorprendente sentimiento han servido para estos ligeros apuntes, que no mejores odas celebrando la clemencia de S. M.
artistic. A los catorce escribi6 un Ave-Maria A tienen otro merito que la exactitud y sencillez. la Reina, que habia indultado de la pena capi-
cuatro voces, coro y orquestala cualrevel6 hasta A la fama toca, y ella es quien lo cumple am- tal A un rco politico.
qu6 grado sorprendente llegaba el genio del pliamente, pregonar el mbrito de Gaspar Villate, La p6rdida de su esposo, A los pocos meses
precoz compositor. MAs tarde los extranjeros hoy una verdadera gloria Cubana en el arte de su matrimonio, enmudeci6 por largo tiempo
hubieron de admirar el talent de Villate, pues musical, su lira, 6 por lo menos sus trabajos quedaron
en 1868 estando en los Estados-Unidos, A cuyo en el silencio de su vida privada, A excepcion
pais march con su familiar, una series de con- del Guatimozin y la leyenda El Donativo del
ciertos intimos le valieron el puesto de orga- TRISTE. Diablo. Despues de i85o di6 A los teatros de
nista en una de las principles iglesias de Madrid sus dramas Recaredo, La verdad vence
Nueva-York, el cual desempefi6 durante dos apariencias y Errores del corazdn, y mAs ade-
afios. I. lante conquist6 nuevos aplausos con un arreglo
Sus aspiraciones eran mas altas y para satis- teatral de la leyenda mencionada y las refundi-
Alegre el sol en el espacio gira
facerlas no economiz6 trabajo ni studio, escu- en sp clones que hizo de dos obras francesas con los
drifiando. con tenacidad las obras clIsicas de y al universe en su splendor resisted: titulos de La Aventurera y La hija del rey Ren;
todo en el mundo de placer respira, .
los grades maestros de las escuelas italiana, too en mund o de per respir. pero el exito mis ruidoso fu6 el de su comedian
alemana y francesa para penetrar los secrets La hi]a de lasflores, que por espacio de mas de
del arte divino, cuyo fuego le abrasaba y para II. dos meses se estuvo repitiendo diariamente en
quien dedicaba su vida complete. el Teatro del Principe. Este triunfo s6lo se vi6
A su vuelta A la Habana (1871), mis libre de Cuando A los cielos con sus tocas negras eclipsado por el entusiasmo, y exaltaci6n que
ocupaciones comenz6 A cultivar la 6pera em- benigna noche de luceros viste, produjo el estreno del drama Baltasar, obra re-
prendiendo series studios para componer su tl, blanca luna, la extension alegras; sistente A los tiempos y A las modas, y parte del
trabajo esc6nico primero, el drama lirico Riche- imas yo me siento triste!... repertorio de toda compafia dramdtica de pri-
lieu, que le vali6 sinceros aplausos de cuantos II. mer orden.
tuvieron ocasi6n de verlo. Su padre, conven- Con todo esto, en el trato y en las obras de
cido de que la vocaci6n de Villate era decidida, El sol, la noche, la callada luna, la Avellaneda se notaba cierta melancolia y
resolvi6 enviarle A Paris, en cuyo conservatorio todo me anuncia que la dicha existe; amargura, que vinieron A aumentar sucesos

































? '' "








I--
r0



IIl






























LA PIEL DEL LEON.
,: .



,. ,
,_ .-..;6~v





LA PIL DELLEON







VISTAS IANORAMICAS DE LA ISLA DE CUBA.












M















CALLE REAL. PI.AZA DEIL PROGRESS.















CASINO ESPAN- CARDENAS- ESTACN DEL- FERR---. CARRIL..


-_ -- -_... *A y







94 LA ILUSTRACION CUBANA. N." 12


tristes de su segundo matrimonio con D. Do- REVISTA DE BARCELONA. que el gusto por los conciertos estaba ya acli-
mingo Verdugo Massien, quien por enemista- __ matado en nuestra ciudad. Pero no es asi; fun-
des political fu6 traidora y mortalmente herido dose a imitaci6n de Madrid una sociedad de
en el pecho en las calls de Madrid. Este aten- En plena cuaresma.-El padre Almonacid.-Sus cuartetos y bien puede decirse que no ha dado
tado, de que sali6 milagrosamente con vida, fu6 pldticas.-Conciertos cn el Liceo.-La future sefales de vida, y hoy cuando se organize un
ocasi6n de que la popular poetisa volviese A ver temporada teatral.-Dionisio Baixeras y Enrique concerto, el p6blico no responded i los desvelos
a su querida patria, y en ella las mis inequivo- Serra. de ninguna empresa.
cas muestras de que no se habia enfriado su -'. No deja de ser esto extraordinario en un pais
carifio ni su admiraci6n. Su estancia en la Isla A cuaresma existe para desesperaci6n de tan amante de la misica, donde los conciertos
de Cuba fu6 una series de triunfos para la Ave- los revisteros; cerrados los principles populares tienen public constant, y donde re-
Ilaneda, y el 27 de enero de 185o fu6 solemne- teatros, silenciosos y desiertos los salo- gularmente funcionan dos teatros de 6pera todo
mente coronada en el teatro de Tac6n, por la nes, no se sabe d6nde dirigir los ojos el afio.
sociedad del Liceo, legitimo representante de para encontrar asunto propio para la cr6nica En los conciertos del Liceo ha sido en ex-
las letras en Cuba. Al modo que en la Habana, mundana. No hay mis remedio que entrar en tremo aplaudida una march finebre de Va-
Puerto-Principe, Matanzas, Cienfuegos, Sagua, las iglesias con nuestras elegantes devotas y gner, grandiosa composici6n ejecutada a las mil
Cirdenas y cuantas poblaciones visit en nues- oir lo que nos dicen los predicadores puestos maravillas por la orquesta que dirije el maestro
tra Antilla la autora de Alfonso Munio, se de moda por ellas. La iglesia del Pino es la Mancinelli, habiendo tambi6n merecido los ho-
extremaron a porfia en tributarla homenajes. que este afio ejerce singular atractivo sobre el nores de la repetici6n la preciosa Rapsodia
Alli fund y dirigi6 una Revista literaria, en el mundo femenino, en primer lugar porque el Hungara de Litz, prodigio de inspiraci6n, sem-
Diario de la Marina public varies articulos con padre Almonacid es uno de nuestros mejores brado de delicadezas y maestramente instru-
el titulo Mi ultima excursion c los Pirineos, y su oradores religiosos y en segundo lugar porque mentado.
novela El Artista Barquero, cuya edici6n fu6 dedica preferentemente sus homilias al bello Seg6n noticias se prepare una magnifica tem-
agotada en pocas semanas. sexo. porada teatral para la primavera. Massini ha
En octubre de 1863 qued6 nuevamente viuda En dicho dia, vense en el hermoso recinto de escrito prometiendo venir a dar ocho represen-
nuestra escritora, y hubiera bajado al sepulcro la g6tica iglesia las mismas mujeres que llenan taciones; Mario trabajarA con su excelente com-
A manos de la tristeza, si un segundo viaje a nuestros teatros el dia de estreno, elegantemente pafiia en el Principal durante los meses de abril
Europa no la sostuviera con sus impresiones y ataviadas, distrayendo la atenci6n de la ju- y mayo; Cereceda con su famosa compaiiia de
distracciones varias. En efecto, en esta jornada ventud devota, que debiendo ser alli toda oidos zarzuela va a sentar sus reales en el nuevo tea-
visit6 A Nueva York, Londres y Paris, propo- es toda ojos. El padre Almonacid dedic6 su pri- tro de Novedades; La Tessero con su compafia
niendose volver a residir en la capital de Es- mera plitica a demostrar que el peor enemigo dramitica italiana que tan buenos recuerdos
pafia, donde tenia tan ilustres amigos y admi- de la mujer era el mundo, pero no falt6 quien dej6 en Barcelona, nos dar iA conocer su nuevo
radores. Su desapego del bullicio y afici6n a la saliera convencido de que el peor enemigo del repertorio en el Espafiol, donde le sucederA
quietud habian no obstante aumentado hasta el mundo son las mujeres. Habl6 en los sucesivos Vico al frente de la compaflia dram6tica espa-
punto de preferir a estos atractivos una capital sermones del lujo y de la coqueteria; y con su fiola para representar los nuevos y aplaudidos
de provincia, y Sevilla fu6 el punto donde mis voz meliflua comenz6 a increpar duramente a dramas de Echegaray La peste de Otranto y
constantemente residi6 en los iltimos afios de nuestras aristocriticas damas que llevadas del Vida alegrey muerte triste, todavia no represen-
su vida que lleg6 a su t6rmino el 2 de febrero lujo y de la moda no quieren ocuparse en las tados en nuestra ciudad por haberse reservado
de I873. tareas del hogar abandonando el cuidado de Vico este derecho. Afiddase a lo dicho la com-
c(El caricter particular de la Avellaneda, dice sus hijos.y de sus esposos al mercenario des- pafiia de Alegria que pronto reanudari sus fun-
uno de sus bi6grafos, su espiritu romancesco y velo de los criados; que con su fausto y sus clones en el Circo Ecuestre y la de 6pera ita-
su talent privilegiado, ofrecen en lo porvenir opulentas recepciones despiertan los apetitos y liana en el Retire para former cabal concept
una figure de relieve para heroina de novelas y el deseo de figurar en la clase media condenada de la pl6tora de espectdculos que va A ofrecer
de dramas. El porvenir la apreciara mejor que a privarse de lo necesario en aras de lo super- Barcelona durante la primavera, bastante para
nosotros. Los contemporineos la coronaron en fluo. A pesar de las sombras del temple, saciar a los mis sedientos y entusiastas.
vida; pero la abandonaron A la hora de la veianse algunos rostros ruborizados, cuando el En cambio se susurra que en el pr6ximo in-
muerte. La posteridad le hard justicia.) orador pintaba las angustias y penas de muchas vierno cerrard sus puertas el Gran Teatro del
El discrete y elegant escritor D. Nicomedes families compuestas de un marido d6bil de ca- Liceo por no haber los propietarios querido pa-
Pastor Diaz. escribi6 muchos ailos antes de que ricter y de una mujer afanosa de notoriedAd, gar la subvenci6n que durante los fltimos
este sol de las letras llegase al ocaso de la vida, que en competencia con la alta sociedad derro- afnos venian ofreciendo a la empresa, ulnico me-
tres magnificos epitafios, que debemos repro- cha en fiestas y saraos lo que gana el infeliz dio para dar animaci6n y vida a nuestro coliseo,
ducir en este lugar: marido con grandes esfuerzos en el ejercicio de asi como para un teatro cuyas localidades y
La poesia: su profesi6n. butacas son de propiedad en su mayor parte.
(Fue uno de los mas ilustres poetas de su Ultimamente quiso demostrar que la mujer Los dilettanti pueden aprovechar la tempo-
naci6n y de su siglo: fu6 la mis grande entire era el peor enemigo de si misma; habl6 de ese rada que se les ofrece y mientras tanto ex-
las poetisas de todos los tiempos.a) deseo de adoraci6n que en todas bulle, de ese clamar:
La Academia Espaflola: afin de galanteo que les hace apetecibles todos Non curiamo l'incerto domani.
"((Fu uno de los escritores que mis realzaron los obsequios cuando vienen de los hombres,
el lustre y la majestuosa pureza del habla caste- de la coqueteria en fin que roba a la mujer esa
llana.o) continencia y esafalta de historic que tan bien Entre nuestros pintores descuellan por su
El mundo: le sientan cuando llega A ser esposa. No falta- fecundidad Dionisio Baixeras, resident en Bar-
"(Fu6 una mujer muy hermosa: fu6 hija y ron tampoco esta vez bellos rostros avergonza- celona, y Enrique Serra que tiene establecido su
hermana ejemplar, excelente esposa y buena, dos, revelaci6n de que se habia puesto el dedo studio en Roma; no pasa mes sin que el pri-
constante y tierna amiga.)) en la llaga. mero exponga alguna de sus obras en el esta-
NicorAs DiAZ DE BENJUMEA. Nada: que si el padre Almonacid continfa blecimiento Par6s, y sin que el segundo obligue
azotAndolas tan sin compasi6n, concluird por A los peri6dicos extranjeros A hablar de sus
-- caer en desgracia y seri declarado fuera de cuadros; Baixeras es acad6mico y frio en sus
moda. obras Aun cuando pinte de preferencia escenas
ROSAS Y PERLAS. populares; Enrique Serra es poeta y partiendo
En el Liceo se vienen dando una series de de los mismos asuntos sabe impregnar el lienzo
conciertos escasamente concurridos, a pesar de de sentimiento y distinci6n.
Los que el duro jerg6n de la pobreza, la excelente direcci6n de Marino Mancinelli y VWanse sin6 los ultimos cuadros de Baixeras:
cambian en blando lecho; y la tristeza del esquisito tacto en la elecci6n de las piezas. Escenas de pescadores; todas las figures son co-
en pldcida alegria; Mucho tiempo hi que se lucha para introducir rrectas, estin bien colocadas y mejor agrupadas,
alcanzarin por piadosas, entire nosotros el gusto por los conciertos sin el element objetivo en una palabra result en
el d6n de hollar en la sagrada via haberlo conseguido. Recordamos todavia afios el lienzo con la fidelidad de una fotografia, pero
de Jeric6 las inmortales rosas. atris cuando Fernando Hiller con su eximia di- falta lo subjetivo, este algo que vive en el alma
Sq r a recci6n organize aquellos soberbios conciertos antes que en los ojos, esa parte de sentimiento
Los que recogen el acerbo llanto 1
que atraian numeroso pfblico al Liceo, cuando individual que el artist sabe imprimir en sus
de un alma triste en su mortal quebranto
de un alma tiste en su mortal uebranto Monasterio dirigi6 various maestros conciertos obras. El Sr. Baixeras mis ve y piensa sus
recogieron las perlas
con u Dos enl m o g a clisicos en el Principal y cuando el mismo Mas- cuadros que los siente.
ue s la sent dirigi6 de acabada manera la sinfonia de En cambio ase c6mo hablan de los cuadros
a los buenos que saben merecerlas,
i l buan de cei e eluz un a corona su Roi de Lahore en el Lirico, aparte de otros iltimos de Serra vendidos en Inglaterra, los
fragments, llenAndose de bote en bote la sala, critics extranjeros; en las (Lagunas Pontinas)
RAFAEL M." DE MENDIVE. y recordamos esto, porque entonces creiamos nos demuestra con cuanta sinceridad sabe co-








N.0 12 LA ILUSTRACION CUBANA. 95


piar esa naturaleza lena de poesia y grandeza. la bella ciudad de Cardenas, rodeada de po6ti- Y entonces escucho zambras y festines,
"Nuestra Sefora de losNaufragos) es trade las cos cayos 6 islas pequeflas, cubiertas de bizarros miro salas de luz resplandecientes,
telas que remite d Londres Enrique Serra; esta arbustos de eterno verdor, y habitadas tan s6lo esmaltados de flores los jardines,
curiosa escena de costumbres populares de Ve- por las aves marinas. Empez6 a construirse esa y odaliscas en torno de las fuentes
necia ha inspirado al joven y ya c6lebre pintor ciudad en el afio 1838 y hoy cuenta en su re- reclinadas en pisicos cojines
espafiol una de sus mis bellas composiciones. cinto 23,000 habitantes de todas razas. Como escuchando de amor votos ardientes;
Nada conventional, nada teatral se nota en esa todas las ciudades modernas, sus calls son an- mientras sus formas baian voluptuosas
familiar de pescadores que vienen a rezar a chas y rectas, y sobre todo muy Ilanas, puesto esencias de jazmines y de rosas.
Nuestra Sefiora de los NAufragos 6 implorar que se halla edificada la ciudad en una in- Gozad, gozad: alijeras las horas
su protecci6n, ante el rfstico altar situado en- mensa llanura, vuelan de los placeres y alegrias
medio de las lagunas y sobre el cual manos Cirdenas fu6 la primera ciudad de America y os guardian de penas roedoras
piadosas han colocado luces y flores. Este lienzo que levant6 un mon-umento al descubridor del largos, acerbos y cercanos dias:
producira, estamos seguros de ello, como otros Nuevo mundo, Crist6bal Col6n. gozad, que estas mansions seductoras
del mismo autor, sensaci6n en Inglaterra. Hay La jurisdicci6n de Cardenas es sin dispute la pr otras cambiar6is tristes sombrias
en sus colors algo que se relaciona con la in- mas rica de la isla de Cuba, por su comercio C donde ni el sol ni el aura perfumada
timidad de nuestro sentimiento. industrial. Inmensos campos sembrados de ver- recordaros podrAn vuestra Granada.
Conv6nzase el Sr. Baixeras, que tiene much des cafias de azlicar, que en algunos parajes
talent, de que no es convenient dejarse arras- forman horizonte; de trecho en trecho se elevan Gozad, gozad: que mientra aqui se entrega
trar tan s61o de sensaciones, dejando aparte los esbeltas palmas reales y colosales seibas, y por el rabe a deleite y los amores,
sentimientos. Estos iltimos pueden traducirse todos lados se ven pequenos poblados, sitios de no ve que sois esclavas, ni en la Vega
por medio de imagenes y pueden ser represen- labranza, alambiques, potreros de crianza y las huestes de cristianos vencedores:
tados materialmente, pero siempre se conserve casas de comercio, que con el nombre de tien- gozad, en tanto vuestra sangre riega
el algo superior que ha dado el s6r A la repre- das mixtas son verdaderos bazares turcos por estos rsuenos prados y sus fores,
sentaci6n material. En esas mismas Lagunas la diversidad de objetos que en ellas se expen- que amargo fruto ofrecerAn de duelo
Pontinas de Serra no vemos la mera impresi6n den. Cgrdenas cuenta en su comarca 267 inge- a los vencidos de este her6ico suelo.
que causa en los sentidos la vista de las panta- nios que produce 150,000 toneladas de azu- Reid... mas iay! pasaron los placeres;
nosas llanuras que rodean a la ciudad eterna, car, cuyo fruto va a depositarse en los catorce no hay piedad para el pueblo que se humilla,
sin6 el sentimiento de indefinible tristeza y me- grandiosos almacenes construidos a orillas recojed vuestros hijos y mujeres
lancolia que produce en el inimo la vista de del mar. y con ellos Ilorad vuestra mancilla:
aquella inmensidad desierta y silenciosa, de hora es de preocupaci6n y padeceres
aquella belleza engafiadora que derrama la que ya la cruz sobre los muros brilla
muerte. y el cetro de Isabel y de Fernando
El artist superior es el que sabe mezclar el EN LA ALHAMBRA. las puertas del Alhambra est6 tocando.
estado propio de su animo con los aspects va- Huve, pueblo infeliz! Busca otros lares
rios de la naturaleza; este es el merito indu- PlAcidas brisas de la zona ardiente donde ocultar tu acerba desventura,
dable de Urgell, quien en sus lienzos deja ver done vi la primer luz del dia no tienes patria ya, templos, ni hogares
su individualidad y su idiosincracia enmedio de alijeras venid: baiad mi frente: que te den esperanzas ni dulzuras;
un paisaje desierto de figures, pero que corres- vuestro aliento puro, alma ma yo que tambidn comprendo tus pesares,
ponde siempre un estado psicolgico deter- cobre valor y cante dulcemente, porque Iloro una patria hermosa y pura;
minado. (cmo iay! cantaba cuando Dios queria) al evocar osado tu memorial
ANTONIO PEREZ. de un pueblo infortunado la memorial lament tu dolor, canto tu gloria.
en el alcazar que ostent6 su gloria. J. RAM6N BETANCOURT.
MEN EL LBUM DE LA MARQU A D Mi llanto reg6 ya la triste huella
Sde otro pueblo infeliz, a quien natural
brind6 en los campos de mi patria bella LA MIONETTE.
Brilla en el fondo de tu mirada soberbio alcazar del Eterno hechura:
la luz intense de la pasi6n, los ecos alli estan de su querella,
mueve tus labios grata sonrisa como el 6ultimo rayo de ventura
dulce promesa de ardiente amor. de los ardientes hijos de Mahoma NOVELA ORIGINAL DE EUGENIO MULLER, traducida
Si tu carifo vive sin nombre vaga aqui entire mArmoles y aroma. expresamente par la ILUSTRACION CUBANA.
deja que el tiempo vuele fugaz, Bellos encajes de marfil brufnido (CONTINUACION.)
que toda dicha que amor promete esmaltados de vividos colors,
es, al tocarla, sombra y no mis. que acentos saves de un placer perdido --EstAs descansando, Mionette? repuso el
Luis VIDART. revelAis entire ndcares y flores: muchacho.
artesonados techos, d6 esculpidos -Si, un poco id6nde vas tu de esta manera?
dej6 el arte sus ultimos primores: -A casa de Berand, el molinero, quien tiene
NUESTROS GRABADOS. fuentes que vuestras aguas cristalinas trigo nuestro y nunca acaba de entregarnoslo.
en copas derramdis alabastrinas: -Ah, pues bien, feliz viaje, repuso Mionette.
estrellados retretes, galerias -iGracias y adi6s. Mionette! dijo el mozo y
LA PIEL DEL LEON. incrustadas de alj6far y corales, prosigui6 su camino, diciendo para si: Sin duda
que enlazadas con miximas impias alguna Mionette es una buena muchacha,
Es magnifica la idea que ha inspirado el cua- mostrAis eternas miximas morales, cuando no me guard resentimiento alguno.
dro cuyo grabado es adjunto; una joven y her- y A la vez confesAis nuestro Mesias Mionette, que le veia alejarse, pensaba por
mosa madre tiene dos tiernos hijos. Al turbu- y le ofend6is en cifras orientales, su cuenta: Bien sabia yo que Marcelino no sen-
lento muchacho se le acude la idea de asemejar del placer y el amor ricas mansiones; tia aversion contra mi persona; la prueba esti
el le6n para atemorizar A su hermana, y metido mostradme vuestras bellas tradiciones. en la manera afable como acaba de hablarme y
en la piel soberbia del rey de los animals, que Cuando bill lisobretodo en la dulzura con que ha pronun-
decora el sal6n, comienza a cuatro patas a arras- ciado mi nombre.
trarse, dando rugidos que imiten al animal bajo en la b6veda azul entire celajes
cuya vestidura se oculta. La nifta al ver mo- y llega Dios la cmndida plegaria V.
verse aquella cabeza espantosa, corre a refu- que e labriego murmura entire ramajes;
giarse en el regazo de la madre, quien ampara a esa luz miro yo confusa y varia A la manana siguiente, Mionette encontr6 6
con su carifio la tierna inocencia. agrupadas en torno a tus encajes Marcelino en una de las calls del pueblo. Pen-
iQub bella es la expresi6n de la madre 6 hija! sombras que cruzan, vagan, se evaporan sando que le daria los buenos dias, apresurose
La primer, al par que solicit procura evitar animals que suspiran y que loran ella a hacerlo; pero pas6 el chico por su lado
su hija el terror momentAneo, vela porque su En tus pechos relucen jacerinas, sin decirle una palabra, como si no la hubiese
travieso hijo no se haga dafio. La pequefiuela, cubren sus anchas frentes los turbantes visto, aun cuando habia reparado perfectamente
aferrada a la ropa de su madre, comprende que y entire perlas y sedas damasquinas en ella.
alli es el 6nico refugio al cual debe ampararse. dagas asoman tersas y brillantes; Esto di6 que pensar A Mionette, tanto mas,
veo mujeres tambi6n bellas, divinas cuanto dos 6 tres dias mIs tarde se encontraron
CARDENAS. de encantadores ojos anhelantes, en un camino solitario, y Marcelino le dirigi6 la
Situada en la costa Norte de la isla de Cuba que a trav6s resplandecen de sus velos palabra y la salud6 con la misma buena volun-
y distant 40 leguas de la Habana, se levanta como puras estrellas en los cielos. tad que el dia en que iba 6 ver al molinero.








c. LA ILUSTRACION CUBANA. N. 12


VI. necesidad de abandonar esta existencia despre- distinguir un alma, se impuso por si sola el cui-
ciable y perezosa; pero esto no era francamente dado de volver en si A Marcelino, si era possible.
Tres anos trascurrieron, durante los cuales de la incumbencia de Marcelino ni de otro al- Arrodillose junto a su cuerpo, levantolo como
Marcelino se port con Mionette de la misma guno; por esta causa nadie decia a Mionette pudo en uno de sus brazos, y tomando el pa-
manera que despu6s del suceso de el riachuelo una palabra sobre el particular. fiuelo que salia del bolsillo de su chaqueta en-
de la Tr6buche; es decir, si la encontraba en Un dia, regresando a su casa por el mismo jugole el rostro; tenia una herida en la frente,
un parade apartado, nunca dejaba de dirijirle camino que atraviesa el riachuelo de la TrIbu- pero no era en verdad grande cosa. Arrastrolo
la palabra, lo que jams hacia en presencia de che, partiendo en dos el prado del padre de con cuidado hacia el chopo y adosdndolo al
otras personas. IMarcelino, sucedi6 que el Blanquillo que corria tronco, se fu6 al rio para mojar en el agua el






















I










J.












"IN










--.. ..





GERTRUDIS GOMEZ DE AVELLANED..


Mimctte, que tenia claro juicio, comprendi6 delant- de sus pasos sc dctuvo al pi, de un pafuelo con el cual despues frot6 las manos y
en seguida que Marcelino se avergonzaba de chopo cuyas ramas habian sido recientemente las sienes de Marcelino.
hablarle en public, pero se decia: (Qu6 pued- crtadas y lanz6 un extrano grito. La frescura del agua produjo buen efecto:
yo hacer en esto? y aun cuando contaba quince Mionette que jam-,s habia oido gemir a su Marcelino abri6 los ojos y como si saliera de
anos, continuaba mendigando, con su vestido perro de tal suerte, entr6 en la maleza para ave- prolongado sueno, mir6 a su alredor con aire
andrajoso, descalzos los pi6s y despeinados los riguar lo que habia encontrado el perro. Dios azorado. Viendo este primer buen 6xito de su
cabellos. Por otra parte, habia crecido much y sabe la sorpresa que se delat6 en su rostro y en tentativa, fu a. tomar un poco de agua con la
era ya una mujer; pareciale vergonzoso sin sus brazos levantados, cuando vi6 al pie del palma de la mano y la aproxim6 los labios
duda llevar parecida vida, pero siempre se con- arbol a Marcelino Bouvron, extendido como un del herido; pero e1 la rechaz6 dulcemente, di-
solaba de igual manera, dici6ndose: Qu6 puedo cadaver, ensangrentado por complete el rostro. ciendo con voz desfallecida:
yo hacer en esto? -iAh, Dios mio! exclam6 la muchacha iso- (Se continuard.)
No hubiese estado mal que alguien, Marce- corro, socorro!
lino por ejcmplo, hiciese present d Mionette la Pero habiendo mirado por todas parties sin Barclona: Ip. de Luis Tasso, Arco de Teatro mims. 2r y 23.
Reservado.. lo derecho< de propiedad artistica y literari.





University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs