• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Introduction
 Fonetica
 Morfologia
 Sintaxis
 Table of Contents














Group Title: Cuestionario linguistico hispanoamericano
Title: Cuestionario lingüístico hispanoamericano
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00025678/00001
 Material Information
Title: Cuestionario lingüístico hispanoamericano
Physical Description: v. : ; 19 cm.
Language: Spanish
Creator: Navarro Tomás, Tomás, 1884-
Universidad de Buenos Aires -- Instituto de Filología
Publisher: s.n.
Place of Publication: Buenos Aires
Publication Date: 1945-
Edition: 2. ed.
 Subjects
Subject: Spanish language   ( lcsh )
Spanish language -- Provincialisms -- Spanish America   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: T. Navarro Tomás.
General Note: At head of title: Facultad de filosofía y letras de la Universidad de Buenos Aires. Instituto de filología.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00025678
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001638357
oclc - 03714942
notis - AHR3263

Table of Contents
    Front Cover
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Introduction
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
    Fonetica
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
    Morfologia
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
        Page 96
        Page 97
        Page 98
        Page 99
        Page 100
    Sintaxis
        Page 101
        Page 102
        Page 103
        Page 104
        Page 105
        Page 106
        Page 107
        Page 108
        Page 109
        Page 110
        Page 111
        Page 112
        Page 113
        Page 114
        Page 115
        Page 116
    Table of Contents
        Page 117
Full Text



FACULTAD DE FILOSOFIA T LETRAS DE LA UNIVERSIDAD DE BUE1OS AIRES
INSTITUTE DE FILOLOGIA


T. NAVARRO TOMAS
(COLUMBIA UNIVERSITY)



CUESTIONARIO LINGUISTICO

HISPANOAMERICANO

I

FONETICA, MORFOLOGIA, SINTAXIS
(SEGUNDA EDITION)


*


+
PC
4821
.N36
1945


BUENOS AIRES
19&5







FACULTAD DE FILOSOFiA Y LETRAS DE LA UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES
INSTITUTE DE FILOLOGIA


T. NAVARRO TOMAS
(COLUMBIA UNIVERSITY)



SCCUESTIONARIO LINGUISTICO

HISPANOAMERICANO

I
FONETICA, MORFOLOGIA, SINTAXIS
(SEGUNDA EDICION)


BUENOS AIRES
I945
















INTRODUCTION


INDICACIONES GENERALES. Existen numerosas publica-
jnes sobre el espafiol hablado en los paises hispanoame-
icanos. Se hall abundante informaci6n sobre esta mate-
ria en el libro Bibliographical guide to materials on American
Spanish, por Madaline W. Nichols, Cambridge, q194, obra
,e 6itil consult, aun cuando carezca en general de indica-
ciones orientadoras respect a la calidad de los trabajos.
Sore las peculiaridades lingilisticas de algunos de dichos
raises se poseen muy pocas noticias. Por otra part, mu-
os de los trabajos referidos han sido elaborados con dis-
ntos criterios y sus informes no siempre so prestan a ser
coordinados entire si. Se tropieza con gran dificultad para
onocer la localizaci6n, extension y limits de la mayor
part de las diferencias fonbticas y gramaticales que se
,nanifiestan en la lengua hablada sobre el crea total de los
iises que constituyen este inmenso campo de la lingfifs-
ica hispanica.
Para reunir tal informaci6n se necesita la colaboraci6n
-'e muchas personas. Claro es que la tarea de former un
Atlas Lingiiistico de IberoamBrica, con la uniformidad de
plan y mdtodo que estas obras requicren, s61o podria ser
realizada por un grupo de colaboradores especialmente







0 INDICACIoNES GENERALS


preparados para ese trabajo. Pero sin necesidad de ajustarse
a tan estricta discipline, las personas que posean algunos
conocimientos de gramitica y filologia espafiolas, y deseen
contribuir al studio de uno de los aspects mas significa-
tivos de la historic hispanoamericana y de la vida. espiri-
tual y material de estos passes, pueden hacer trabajos fAcil-
mente coordinablesdentro del marco de la cmpresa comin,
atendiendo en lineas generals a las indicaciones que este
Cuestionario present.
La historic de cada region ha ido dejando en las formas
peculiares dc su habla local huellas de las diversas situa-
ciones por que sus habitantes han pasado y de las institu-
ciones, costumbres, actividades, ideas y sentimientos bajo
los cuales dichas gentes han vivido. La lengua puede
considerarse como el registro mas autentico y fiel de la tra-
dici6n de cada lugar. No hay entire los habitantes de cual-
quier pueblo, comarca o region, diferencia de modo de
hablar, on lo quo se refiere a la denominaci6n de los obje-
tos, a la pronunciaci6n de las palabras o a las cadencias e
inflexiones del acento, que no respond al efecto de alguna
circunstancia relative a la historic de esos lugares. Al lado
do la lengua literaria, instrument esencial de la cultural
coming, las formas de las hablas locales, en sus modalidades
mis populares y espontineas, que algunos desdefian ligera-
mente como meros errors fon6ticos o gramaticales, revelan
influencias y relaciones de valiosa significaci6n hist6rica y
completan el conocimiento de problems lingiisticos de
interns general.
Ordinariamente, cada una de esas maneras de pronun-
ciar un sonido o de denominar un objeto ocupa una deter-







LJMITES LINGCISTICOS


minada zona geogrAfica. Los nombresde lascosas, el sentido
de las palabras, la pronunciaci6n de los sonidos y los dejos
del acento tienen su geograffa peculiar dentro de las fron-
teras de cada regi6n o pais. Una de las tareas mas impor-
tantes en el studio de la lengua hablada es sefialar el area
correspondiente a cada una de esas diferencias. Cuando se
logra establecer estos limits, la investigaci6n dialectal
alcanza su maximo valor hist6rico. Toda linea de diferen-
ciaci6n lingtiistica descubre la influencia de algun elemen-
to politico, econ6mico o social incorporado en alguna 4poca
a la tradici6n del pais cuyo idioma se estudia.
El esclarecimiento de estas antiguas relaciones muestra,
en efecto, una estrecha correspondencia entire los limits
que resultan de las modificaciones y variantes del habla
de un pafs y los de desaparecidas jurisdicciones political o
econ6micas que en algin tiempo debieron servir de base a
la formaci6n de habitos peculiares entire las gentes que
bajo cada uno de esos dominios se agruparon y convivie-
ron. Por este motive el studio geogrAfico de las diferen-
cias del modo de hablar entire las comarcas de cualquier
territorio es inseparable del conocimiento de la historic de
ese mismo pals en los aspects mas intimos de su tradi-
ci6n administrative y dc su evoluci6n social. La labor del
fil6logo que sigue de lugar en lugai las lineas de esta tra-
dici6n se complete, en suma, con la del historiador en la
comin aspiraci6n de descubrir la trama de elements con
que cada pueblo ha ido tejiendo los rasgos de su fisonomia
y de su modo de ser.
El material de la lengua hablada en sus diversas esferas
sociales no ofrece la condici6n definida y stable de las







8 PnONUNCIACI6N

colecciones documentales de los archives y museos, ni
siquiera la manifestaci6n relativamente uniform y regular
de la lengua escrita. Modos de decir que en otro tiempo
fueron de uso general viven hoy reducidos a zonas de
escasa extension o s61o se oyen en labios de los ancianos.
La eficacia de la radio y del cine parlante se suma a la de
la escuela en la difusi6n de las maneras literarias y comu-
nes de la expresi6n oral. Cada afio que pasa se borra y
desaparece alguna porci6n del important y poco explora-
do caudal de las hablas populares. Hay seguramente en
muchos lugares personas que dedicarian con gusto parte
de su tiempo a salvar del olvido los. restos que a'in puedan
recogerse de esta amenazada tradici6n. El afin de guiar y
facilitar de algin modo esta deseable colaboraci6n ha hecho
pensar en la conveniencia de publicar el present Caestio-
nario, ya aplicado privadamente a la investigaci6n de algu-
nas regions cuyo studio se esti actualmente elaborando.

PRONuNCIAcl6N. En la descripci6n de los fen6menos
referentes a la pronunciaci6n es convenient servirse de la
terminologfa usada en la fonEtica modern. En libros
corrientes y de fAcil consult, como la Gramdtica castellana
de Amado Alonso y Pedro Henriquez Urefia (Primer cur-
so, Buenos Aires, 1938), se encuentran explicadas las deno-
minaciones esenciales para la descripci6n de los sonidos '.


I [Para la nomenclatura y descripci6n de los sonidos debe con-
sultarse imprescindiblemente el Manual de pronunciacidn espanola de
T. Navarro Tom6s, 4" edici6n, Madrid, g932. Conviene ver tam-
bidn su Compendio de ortologia espanola, Madrid, 1927.-A.A.].







SIGNS FONATICOS


La aplicaci6n consciente de esas denominaciones y la expe-
riencia que cada uno haya podido adquirir en la pronun-
ciaci6n de lenguas extranjeras prestarAn ayuda considera-
ble a aquellas personas que no posean especial preparaci6n
sobre esta material.
El uso de signos foneticos para transcribir las particula-
ridades de la pronunciaci6n es un recurso que ofrece gran-
des ventajas, tanto en lo que se refiere a la operaci6n de
recoger los materials como en el acto de exponer y comen-
tar los hechos observados. No require un esfuerzo excesivo
adquirir el conocimiento y manejo de tales signos, ni es
tampoco dificultad grave para publicar los trabajos encon-
trar imprentas que dispongan de ese material tipogr6fico.
Es recomendable en este punto utilizar el sistema de signos
usados en los vol6mcnes de la Biblioteca de Dialeclologia
Iispanoamericana del Instituto de Filologia de la Universi-
dad de Buenos Aires. Este alfabeto, que es el mismo de la
Revista de Filologia Espaiola de Madrid, es conocido entire
los hispanistas y ofrece la ventaja de coincidir esencial-
mente con el sistema de transcripci6n empleado en los atlas
lingiuisticos de Francia, Italia y Espafia.
En todo caso, lo important es saber observer el modo
de pronunciaci6n y el timbre o calidad del sonido que so
trata de describir. No es necesario emplear signos especia-
les ni tirminos tecnicos si con unas u otras palabras se
acierta a dar idea clara de los hechos que Ilaman la aten-
ci6n. Y si, como puede ocurrir, no se esti seguro ni de lo
que concierne al mecanismo fonetico del sonido ni de la
manera de explicarlo, lo mAs recomendable es no esfor-
zarse en sefialar detalles ni matices sobre este terreno. Figu-







CA11AS SOCMALU5 T LING(f)STICAS


ran en el Cuestionario preguntas relatives a modificaciones
de timbre de vocales y consonantes que en realidad s61o
deben tenerlas en cuenta las personas habituadas a dis-
tinguirese genero de diferencias. Es menos grave pasar
por alto tales variedades que calificarlas o definirlas equivo-
cadamente con denominaciones que puedan inducir a error
o confusion a quien despues tenga que servirse de dichas
noticias.

LUGARES. El trabajo puede referirse especialmente al
habla de una poblaci6n determinada. El investigator
encuentra desde luego el campo mAs propicio a su tarea
en el lugar en que tiene su propia residencia. Del valor
que un studio de este carActer puede alcanzar di6 insigne
ejemplo don Rufino Jos6 Cuervo con sus Apuntaciones cri-
ticas sobre el lenguaje bogotano. En el marco de una pobla-
ci6n con cuyo ambiente se estA familiarizado no es dificil
apreciar diferencias de lenguaje entire sus varias capas socia-
les. Para la consideraci6n exacta de cada modo de expre-
si6n es important sefialar el medio a que su uso corres-
ponde. Al lado de las formas de uso com6n y general,
existen palabras, expresiones y maneras de pronunciaci6n
que se consideran vulgares y que las personas instruidas
evitan en su trato ordinario. Otras palabras y pronuncia-
ciones figuran, en cambio, aun entire las gentes que repre-
sentan el nivel medio de instrucci6n, como formas excesi-
vamente afectadas. Ciertas dicciones se oyen s61o entire
personas de costumbres antiguas y de edad avanzada, y
otras en cambio tienen el caracter poco asentado de neolo-
gismos de ocasi6n introducidos por las comunicaciones y







ELECCId1 DE LUGARES It


actividades modernas. En todo pueblo existen ademis for-
mas preferidas para la expresi6n emotional del afecto y
admiraci6n, asi como para la calificaci6n peyorativa de
vicios y defects. SerB de agradecer todo el esmero y aten-
ci6n que se ponga en precisar el caracter y sentido de los
vocablos usados en las relaciones indicadas.
Para sefialar las zonas y limits de sonidos y palabras,
que tanto important en la lingiistica modern, es necesa-
rio considerar el habla de un territorio mis o menos exten-
so. En el estado actual de los studios de filologia hispa-
noamericana merece recomendaci6n especial toda inicia-
tiva dirigida a determinar y describir el area geografica de
cada una de las variantes de pronunciaci6n, morfologia o
vocabulario que puedan apreciarse sobre el mapa de cual-
quier region o pais. La demostraci6n de las diferencias que
puedan existir a este respect entire unas comarcas y otras
necesita fundarse en el studio sistematico de algunos luga-
res que sirvan de hitos de informaci6n autdntica y direct
en la representaci6n del conjunto de datos y referencias
que sobre talcs hechos se obtengan.
El nimero de lugares directamente investigados debe
estar en relaci6n con la amplitud, densidad de poblaci6n
y variedad de condiciones lingiisticas de la zona que se
quiera estudiar. Es necesario elegir lugares que represen-
ten las diferencias de lenguaje que puedan existir centre los
pobladores de las tierras altas do montafias y altiplanicies
y los de las tierras bajas de values y costas, asi como entire
los que ocupan zonas de divers carActer dentro de las acti-
vidades del trabajo y de la producci6n: agriculture, gana-
deria, mineria, pesca, etc.







I. 1ESCRIPCI6N DE LOS LUGARIS

Los lugares comprendidos en el studio deben ser des-
critos de mancra quo se puedan relacionar las modalida-
des del lenguaje con las condiciones peculiares de la vida
de los habitantes. La descripci6n debe ir acompafiada, si
es possible, de fotografias. Los datos hist6ricos s61o necesi-
tan aludir a los hechos mis salientes. Interesan sobre todo,
para la interpretaci6n de las causes hist6ricas de determi-
nadas variantes lingiifsticas, las noticias referentes a divi-
siones administrativas antiguas o modernas, de encomien-
das, partidos, provincias, parroquias y di6cesis; fechas de
fundaci6n de los pueblos; desarrollo de las comunicacio-
nes; actividades agricolas e industrials mas importantes
y centros principals de la relaci6n commercial. Sobre estos
asuntos, basta resumir los datos que puedan recogerse de
publicaciones autorizadas. No se trata de dedicar atenci6n
especial a la investigaci6n de estas cuestiones, que por si
solas consumirian todo el esfuerzo, no debiendo figurar
aqui sino como marco del medio correspondiente a la mo-
dalidad de lenguaje a que el studio se consagra. Es 6til
servirse de mapas para abreviar las explicaciones y dar
claridad a la presentaci6n de estos hechos.
En regions de gran extension, han de quedar forzosa-
mente entire los lugarcs estudiados distancias considera-
bles, mas o menos pobladas, acerca de las cuales se nece-
sita recoger tambien informaci6n, aunque no sea possible
recorrerlas paso a paso por todas sus villas, ranchos y case-
rios. Para este objeto debe formarse un breve cuestionario
destinado expresamente a buscar los limits que correspon-
dan a las divisions entire unas variantes y otras. Las ma-
terias que dicho cuestionario haya de contener resultarAn







CUESTIONARIO REGIONAL 13

principalmente de la comparaci6n de las observaciones
hechas en los pueblos que hayan sido objeto de investiga-
ci6n especial. Al mismo tiempo deberAn incluirse en dicho
cuestionario las preguntas relatives a aquellos punts sobre
los cuales la dialectologia hispanoamericana ha llamado
ya repetidamente la atenci6n:
i. Pronunciaci6n de los grupos ati, ad, el: d Se dice
pais o pdis, maiz o mdiz, badl o bdul ?
a. Hay quien dice reina, aceite, seis, veinte, abriendo
la e del diptongo casi como si pronunciara raina, azaite,
sdis, vainte ?
3. La pronunciaci6n pior, apiarse, pueta, cute, por peor,
apearse, poeta, cohete, dse oye s61o entire alguna parte de la
poblaci6n o es de uso corriente entire toda clase de gentes?
4. En palabras como mosca, vista, obispo, dos, tres,
d conserve la s su silbido peculiar, o se aspira como h, o
se borra y suprime ?
5. En la pronunciaci6n de l y r, se desea saber si es
mis o menos corriente decirfalta o farta, salgo o sargo,
faerte ofuelte, cuerpo o cuelpo.
6. dQud tipo de rr se pronuncia en palabras como torre,
guerra, corrida, carreta ? d Es la rr vibrant a la manera
castellana, o asibilada como la chilena, o gutural como la
francesa ? En el grupo tr (tres, cuatro, etc.) d se hace una
pronunciaci6n como la castellana o se pronuncia un grupo
consonAntico asibilado ?
7- d Se distingue la 11 de la y o se pronuncia siya, cabayo
en lugar de silla, caballo ? Si hay distinci6n ( es como la
castellana culta con conservaci6n de la II o con pro-
nunciaciones distintas de y ?







14 CUESTIONARIO REGIONAL

8. La y que se dice en ayer, saya, mayo, ( tiene sonidc
blando como en castellano o present la resonancia relati-
vamente intense con que se pronuncia en gran parte t
la Argentina ?
9. d Hay quienes pronuncian la h como una especie d(
j en palabras como horno, harina, hoyo, hijo ?
o1. N6tese si se dice el color o la color; el costumbre o
la costumbre; el vinagre o la vinagre; el sartin o la sartin;
el liendre, la liendre o la liendra.
I d Se dice gatito o gatico, zapalito o zapatico, cartita o
cartica, juntito o juntico ?
12. Al hablar a una persona en trato de confianza, d s
emplea el td o el vos ? Ejemplos: (( Qu6 quieres ti ?
( Que queres vos ? Di t6 lo que sabes. Deci vos lo que
-sabds ,. N6tese si se usan otras formas correspondientes a
S stas.
13. d QuB forma se emplea como tratamiento de res-
peto ? d Usted, sa merced ?
Estas preguntas, afiadidas a las que interesen al studio
particular de la regi6n correspondiente, se pueden resolver
brevemente en excursions ripidas, orientadas por las
lines que la misma investigaci6n va descubriendo; se
pueden plantear en cualquier lugar a sujetos procedentes
de pueblos que no hayan sido visitados, y por ltimo se
pueden enviar por escrito a personas que residan en esos
pueblos y de quienes se pueda esperar que han de dedicar
alguna atenci6n a la, consult. Con el apoyo y referencia
de los lugares sometidos a studio sistemitico, esta infor-
maci6n indirecta puede Ilevar a llenar las distancias com-
prendidas entire dichos lugares con las lines aproximadas







CAPAS ETNICAS


de los fen6menos que mis interesen para la representaci6n
onogrAfica del conjunto del habla regional.

POBLACI6N. De la misma manera documentada y resu-
:nida deben exponerse las notieias que puedan reunirse
sobre los siguientes puntos: a) Informaci6n Etnica y linguiis-
tica sobre la poblaci6n indigena. Zonas o centros princi-
pales, antiguos y modernos, de esta poblaci6n. Actividades
en que se ocupa. Conservaci6n de las lenguas primitivas y
datos bibliogrAficos de gramiticas, vocabularios, textos y
studios sobre dichas lenguas. Ensefianza y conocimiento
,iel espafiol entire los indigenas; b) Procedencia regional de
los colonizadores espafioles. Localizaci6n de los mismos en
el pais segiin sus ocupaciones. Situaci6n, proporci6n y ocu-
paci6n de los inmigrantes de otras nacionalidades. Grado
de conservaci6n de sus propias lenguas. Peculiaridades del
espafiol hablado por las colonies de extranjeros; c) Pobla-
ci6n de color. Noticias hist6ricas sobre esta inmigraci6n.
Proporci6n actual, localizaci6n y ocupaciones principles
de la poblaci6n de color. Persistencia de sus ritos y cos-
tumbres. Rasgos propios del espafiol hablado por los ne-
gros; d) Mestizos y mulatos. Idea de conjunto de la propor-
ci6n, relaci6n y consideraci6n social entire indios, criollos,
negros, mestizos, mulatos y extranjeros: e) Cultivo de la
lengua literaria. Centros de ensefianza, sociedades e insti-
tuciones culturales, bibliotecas, librerias, prensa; f) Rese-
fia bibliogrAfica de studios publicados sobre la lengua del
lugar o pais que se estudia. Literature costumbrista-no-
velas, teatro, poesias, etc. en que figure el habla local.







16 ELECCI6N DEL SUJETO

SUJETOS. El studio del habla do un pueblo no puede
fundarse en el testimonio de unos cuantos sujetos. Debe
aspirarse a conocer de la manera mis amplia y complete
las formas que correspondent a cada fen6meno de la len-
gua en el conjunto de la poblaci6n. El investigator necesita
estar atento en toda ocasi6n para recoger y anotar las pecu-
liaridades de pronunciaci6n, morfologia, sintaxis o voca-
bulario que le salgan alpaso en calls y plazas, en comer-
cios y mercados, en lugares de trabajo, en centros de reu-
ni6n y en medios familiares. Pero en general estas obser-
vaciones, por la rapidez con que hay que anotarlas y por
falta de ocasi6n para comprobar los heclos y para conocer
las circunstancias de las personas a quienes las notas so
refieren, representan un material relativamente impreciso.
Para concretar el timbre especial de un sonido o el sentido
peculiar de una palabra cuyo uso llama la atenci6n, pocas
veces basta el efecto instantAneo de una primera impre-
si6n en el desarrollo de la conversaci6n ordinaria.
Por lo menos para la parte del Cuestionario correspon-
diente a la fon6tica, ccnviene utilizar un ndmero determinado
de sujetos sobre los cuales sea possible analizar met6dicamente
los asuntos que en dicha secci6n se sefialan. Pueden apare-
cer diferencias, en la articulaci6n de los sonidos y en el uso
de ciertas palabras y expresiones, entire sujetos de edades
diferentes: convene comparar con este propdsito personas de
sesenta, cuarenta y veinte anios aproximadamente. Suelen
observarse diferencias bajo various aspects del lenguaje en-
tre mujeresy hombres; el plan perfect consistiria en exa-
minar tambidn, a base del Cuestionario, el modo de hablar
de algunas mujeres de edades distintas. Para conocer las







MANERA DE INTERROGAR


varias capas culturales del habla local se deben tener en
cuenta personas de la clase iletrada, de la clase media y de
la clase instruida. Los sujetos seleccionados para este estu-
dio necesitan representar las cualidades generals de la clase
a que pertenecen. El investigator necesita despertar de
algin modo la atenci6n e interns de cada sujeto y ganarse
su confianza para que se exprese sin prejuicios, reserves ni
recelos. De todo sujeto estudiado deben tomarse los datos
necesarios para conocer sus circunstancias personales: edad,
naturaleza, profesi6n, viajes, studios, residencias y ante-
cedentes familiares.

PROCEDIMIENTO. Cuando se estudian various lugares de
una region, conviene dedicar un cuaderno por separado a
las notas de cada pueblo. En el cuaderno se debe reservar
una parte para las noticias relatives al lugar, otra parte
para las informaciones sobre el lenguaje local que se reco-
jan de la conversaci6n o de referencias de algunas personas,
y otra para las contestaciones del Cuestionario.
Es important poder servirse de los mismos sujetos para
la consult de las secciones de fon6tica, morfologia y sin-
taxis. En el vocabulario es preferible acudir a las perso-
nas que posean experiencia y conocimientos sobre cada
asunto. En todo caso, las notas deben indicar la fuente de
donde cada una procede.
En la secei6n de fon&tica especialmente debe evitarse la
pregunta direct, a fin de que la pronunciaci6n del sujeto
estudiado no result influida por la de la persona que le
interrogue. Para hacer las preguntas indirectamente puede
encontrarse ayuda en los objetos que est6n a la vista, en







I8 TRAISCRIPC16N FONETICA

las acciones que puedan imitarse, en lIminas y dibujos
adecuados y en la fAcil conexi6n de unos concepts con
otros. Por ejemplo :nombre del mes quc sigue a abril,
mayo; lo contrario de alto, bajo; trcs y tres, seis.
Con frecuencia es necesario pedir la repctici6n do una
palabra para poder transcribirla con seguridad; deben se-
fialarse las modificaciones o vacilaciones de pronunciaci6n
que on estos casos se produzcan, asi como las discrepancies
que so advierlan entire las personas presents. Del mismo
modo se deben recoger las discrepancies que se adviertan
entire los informadores en lo que se refiere a la forma y uso
de las palabras en las dembs secciones del Cuestionario.
Es siempre ventajoso representar la pronunciaci6n por
medio de la transcripci6n fon6tica, no s61o en las palabras
sueltas sino tambi6n en las frases, a fin de averiguar las
condiciones de pronunciaci6n en la uni6n de las palabras
(fondtica sintActica). La numeraci6n de los temas del Cues-
tionario facility la referencia de las contestaciones. Los
ejemplos que se indican en cada punto deben, por supues-
to, aumentarse si se dispone del tiempo necesario.
Debe ponerse la mayor atenci6n en indicar el caricter
social de las palabras, de las variantes morfol6gicas y de
los modos de pronunciaci6n, sefialando lo que se consider
anticuado, afectado, esmerado, familiar, vulgar o ristico.
El Cuestionario indica en muchos casos algunas de las va-
riantes populares mis corrientes en relaci6n con el fen6-
meno a que la pregunta so refiere. Sin duda esos ejemplos
facilitarAn la comprobaci6n de las formas que correspon-
dan al lugar estudiado y la recolecci6n de otras variantes
menos conocidas. Lo ordinario es que algunas de esas va-







VORMAS POPMLRtES, CULTAS, ANTIcTIAS Y MODERNAS


riantes convivan en los mismos lugares al lado de la forma
normal o correct, que sera probablemente la mis exten-
dida y usual. Es necesario esforzarse en sefialar el radio de
acci6n que a cada variant corresponda para no dar idea
equivocada del conjunto del habla de un lugar.
Tampoco se trata, como queda indicado, de registrar
solamente lo arcaico, excepcional o pintoresco. El trabajo
resultari complete si present el habla de un lugar bajo
sus various aspects; si atiende juntamente a lo popular y
a lo culto, a los modos de decir antiguos y a las formas y
expresiones modernas, utilizadas principalmente en la len-
gua literaria y en la prActica hablada de las personas ins-
truidas, sobre todo si acierta a establecer el carActer, ex-
tensi6n y proporci6n de estos elements en relaci6n con el
material linguistico que el cuadro de conjunto del habla
del pueblo ofrezca de com6n con el fondo general del
idioma.
La material va aqui tratada bajo un orden meramente
formal, sin puntos de vista de caricter interpretativo que
pudieran suscitar en el collector o prejuzgar actitudes res-
pecto al origen de los hechos sefialados. Los cambios fon6-
ticos, sobre todo, obedecen de ordinario a causes tan com-
plejas que pocas veces pueden ser situados de antemano
en un lugar definido dentro del variado cuadro de las asi-
milaciones, dilaciones, diferenciaciones, disimilaciones,
interversiones, metdtesis, equivalencias ac6sticas, influen-
cias anal6gicas, etc. La interpretaci6n vendrA despuds,
dada por el collector mismo o por otros fil6logos que estu-
dien sus materials, en cada lugar segin la historic idio-
mitica local y seg6n las conexiones reales de la palabra







VORM2S PR0PIAS Y FO01MAS EXTRA74AS


estudiada con otras palabras y formas del sistema lingiiis-
tico que alli funciona. Ni siquiera es obligatorio que
el collector ofrezca una interpretaci6n : los datos que se
recojan no perderin nada de su valor si se les present sin
este genero de comentario, agrupandolos en la misma dis-
posici6n en que el Cuestionario los pregunta. Para orien-
tarse en el terreno de la transformaci6n fonitica de las
palabras se encuentra una instructive introducci6n en las
paginas de Pedro Henriquez Urefia sobre mutaciones arti-
culatorias en El espaitol en Mdjico, los Estados Unidos y la
Amnrica Central, Instituto de Filologia, Buenos Aires,
1938.
En la elaboraci6n de este Cuestionario, destinado a in-
tensificar el studio del espafiol hablado en America sobre
el fondo general de la linguiistica hispana, se ha utilizado
juntamentela experiencia recogida en la investigaci6n de
las hablas peninsulares y la informaci6n hallada en los
autores que han tratado de esta material en relaci6n con
los pafses hispanoamericanos. Claro es que no hay que espe-
rar que todos los puntos que aquf se registran, como me-
morandum organizado para ayuda del investigator, hayan
de encontrarse presents en el habla de ningun pueblo o
region. Es important, sin embargo, tener present el cua-
dro de conjunto que el Cuestionario ofrece para obtener una
representaci6n mis cabal de lo que sea propio o extrafio
en el habla que se estudie. De la misma manera resultarA
que, en muchos casos, los ejemplos que el Cuestionario
indica, tomados necesariamente del uso de una region de-
terminada, por el caracter local del hecho a que se retie-
ren, serAn desconocidos en otro lugar o acaso apareceran








FORMS PROP1AS Y FORMS EXTRANAS


con valor y significaci6n diferentes de los que aqui se les
asignan.
En la revision de estas dificultades he contado con la
inapreciable cooperaci6n de don Amado Alonso y de don
Angel Rosenblat, los cuales han completado e ilustrado nu-
merosos puntos del present trabajo y han tenido bajo su
cuidado la publicaci6n del mismo.

Las personas que emprendan la investigaci6n del espa-
fiol de su localidad o region siguiendo este Cuestionario,
pueden dirigirse, para plantear las dificultades que se les
presented, a don Tomas Navarro Tomas (Hispanic Insti-
tute, Columbia University, 435 West, i 7th Street, New
York) o a don Amado Alonso (Instituto de Filologia, Uni-
versidad de Buenos Aires, San Martin 534, Buenos Aires).
El Hispanic Institute y el Instituto de Filologia ofrecen
abiertamente su colaboraci6n a todas las personas que
deseen contribuir al studio cientifico del espafiol de Amd-
rica.


















FONETICA


VOCALES

Vocales acentuadas

I. A en silaba libre accntuada. Timbre mcdio o acaso
tendencia velar o palatal : labio, brazo, vaca.
2. A ante consonante palatal. Tendencia probable a la
palatalizaci6n : macho, mayo, calle.
3. A delante dej. Puede ofrecer articulaci6n mAs o me
nos posterior : paja, caja, bajo.
4. A en silaba trabada por 1. Suele inclinarse al tipo
posterior : espalda, calvo, ral.
5. A seguida de o, u. Inclinaci6n posterior m6s o menos
marcada : bacalao, caos, flauta, badl.
6. E en silaba libre acentuada. Timbre medio o inclina-
ci6n hacia el tipo abierto o cerrado: cabeza, enero, pelo.
7. E ante consonante palatal. Timbre medio o acaso se-
micerrado : pecho, sello, leita.
8. E seguida de rr. Timbre abierto o semiabierto o
acaso medio, acaso cerrado : perro, guerra, cerro.







24 VOCALES ACENTUADAS


9. E delante de j. Sonido mis o menos abierto o medio
o cerrado : oreja, abeja, espejo.

io. E en silaba trabada. Variaci6n de timbre seg6n el
carActer de la consonante que cierra la silaba : cesla, fren-
te, verde, mezcla.
i E ante consonante final que acaso desaparece: pa-
pel, sartln, comer, mes, pez.
12. O en silaba libre acentuada. Timbre medio, semi-
abierto o semiccrrado: boca, joven, toro.
13. O seguida de rr. Timbre abierto o semiabierto o tal
vez medio : torre, corro, gorra.

I1. O delante de j. Variantes de tipo mAs o menos
abierto : hoja, moja, enojo.

15. 0 en silaba trabada. Modificaciones de timbre segin
la consonante siguiente: torpe, bolsa, once, costa.
16. O ante consonante final. Variantes de tipo abierto:
sol, rat6n, color, dos, voz.

17. I en silaba libre acentuada. Timbre medio o acaso
semiabierto : silla, vino, misa.
18. I en silaba trabada. Variantes de tipo semiabierto o
medio : virgen, tinta, vista.

19. 1 ante consonante final. Variantes de tipo abierto :
abril, perdiz, salir, jardin.
ao. U en silaba libre acentuada. Timbre medio o acaso
semiabierto : pluma, cura, puiio.







VOCALES ACENTUADAS 25

21. U en silaba trabada. Variante de tipo semiabierto
o medio : punta, gusto, pulga.
22. U ante consonante final. Variante de tipo abierto:
azul, cruz, Jests.
23. Obsdrvese si el timbre de la vocal acentuada so
mantiene uniform o varia en los ejemplos siguientes:
pera : pero, hoja : ojo, pesa : pese : peso, cosa : cose : coso.
An6tese tambi6n la respuesta negative (importa para cono-
cer la asimilaci6n metaf6nica o influencia de la vocal final
ddbil sobre la acentuada precedents).
24. Trueques de vocal acentuada : divorcio : divurcio,
timido : temido, rotulo : ritulo.
25. En ciertas regions, por influencia indigena, no se
hace distinci6n suliciente entire la 6 y la d acentuadas, o
ambas vocales estin representadas igualmente por un soni-
do intermedio y vacilante. d Ocurre esto s61o centre la pobla-
ci6n india o tambidn entire la blanca ? d Es pronunciaci6n
general o s6lo afecta a algunas palabras ? d CuMles ?
26. Vocal seguida de nasal en la misma silaba. Unas
regions la nasalizan en distintos grades y otras no. Obser-
var si hay algunas palabras especiales donde la nasalidad
es mAs marcada : tanto, cuando. Observar si depend de la
clase de vocal: blanco, lumbre, cuanto, pinta, o do la posi-
ci6n silAbica final: pan, estdn, tren, raz6n, bien. (No con-
fundir la nasalidad de la vocal con la articulaci6n velar de
la -n). Observar si depend del hablar afectivo.
27. Nasalizaci6n de la vocal acentuada entire dos conso-
nantes ; manco, manta, monte, domingo, mundo, Ram6n.







26 VOCALES INACENTUADAS INICIALES E INTERO1RES



Vocales inacentuadas

28. Vocal inacentuada inicial. En algunos lugares se
reduce y oscurece: amigo, oficio, italiano. Anomalias como
escuridad, ingiiente (ungiiento), etc.
29. Vocal inacentuada inicial ante consonant nasal.
Puede ser absorbida por dicha corisonante : enfermo : 'nfer-
mo, empezar : mpezar.
30. Vocal inacentuada inicial ante s. Puede fundirse y
perderse con esta consonante: estamos : 'stamos: 'htamoh:
'tamo.
31. Supresi6n de vocal inicial: aduana: duana, icteri-
cia : tirisia, acequia : cequia, azuela : zuela, azicar : zicar,
alacena : lacena, ahijado: hijado, agujero : bajero, ilustra-
do: hlusrado, Emeterio : Meterio.
32. Trueque de vocal inicial inacentuada : ridiculo: re-
diculo, segin : sign, monumento : menumento, ministry:
menistro, milicia : melicia, volume: balumen, orgullo: ar-
gullo, rebaio : rabaiio, vestido : vistido, columpio : culumpio,
frazada: frezada, ampolla: empolla, instrument: estrumen-
to, astilla: estilla, esperar: asperar, lengiietada: langiie-
tada.
33. Vocal inacentuada interior. Se reduce y relaja gene-
ralmente y en algunos lugares desaparece : policia : pol'sia,
viejecito : viej'sito, f6sforo : fosfro.
34. Nasalizaci6n de las vocals inacentuadas ante una
nasal (en la misma silaba) o entire dos nasales (ver








VOCALES INACENTUADAS INTERIORES


2 a6) : anterior, confesar, consejo, enjugar, mandar, mentir.
35. Vocal interior, debil o acentuada, prccdida de na-
sal, es absorbida en algunos puntos por dicha consonante :
camnita : cam'ta, manila o manito : man'ta o man'to, cami-
sita: cam'sita.
36. La i suele ser absorbida tambidn en esos mismos
puntos por una 1 o rr precedentes: palito :pal'lo, perrito:
perr'to, molinilo: mol'nito.

37. El diptongo acentuado puede inflexionar a la vocal
e de la silaba anterior : leccidn : lisi6n, mencion : minsi6n,
confesin : confisi6n, sesidn: sisidn, despierlo: dispierto, pes-
cuezo : piscuezo, diversion : divirsin, teniente : tiniente. 0
bien a la o : poniendo :puniendo.
37 bis. Adici6n o supresi6n de vocal inicial: chicoria:
achicoria, enaguas : naguas, serrin : aserrin, retranca: arre-
tranca, acera : cera, hamaca : maca, azada : sa.
38. Vocal interior epent4tica entire mudas y liquidas:
ligre : tiguere, pobre : pdbere, ingle : inguele, cangrejo: can-
guerejo, grumele : gurumete, ciruela: cirigiela, glodn : golo-
tdn, Inglaterra : Ingalaterra. Otros casos de ep6ntesis como
urna : urnia.


Vocales finales

39. Vocal final. Desdoblamiento fonol6gico de la vocal
en sustituci6n de una consonante perdida. La diferencia de
timbre entire las vocals finales permit distinguir palabras
como las siguientes: did : Dio(s), pie:pie(s), va : va(s),







LOCALES FINALES


diente: diente(s), mano: mano(s). Observar si s61o pasa con
-s o tambien con otras consonantes.
40. Detris de consonante sorda especialmente, la vocal
final suele relajarse y ensordecerse : casa, bote, noche, loco,
macho. (En qu circunstancias? Tras las palatales, la e pue-
de cerrarse hasta i: noche : nochi, coche : cochi, march:
march, a troche y moche : a trochi mochi, calle : cayi.
4i. Hay casos en que se pronuncia una e final coma ar-
caismo o como vocal parag6gica : pez: pece, cruz: cruce,
red: rede, reloj: reloje, bail: badle, pastor: pastore, cantar:
cantare, tribol: tribole, hudsped: huespede. (En qu6 combi-
naciones ? d Con qu6 vitalidad ?
En algunas regions se pronuncia con regularidad una
-e muy d6bil despuds de r (d sobre todo en los infinitivos?):
querer', tomar', vivir', etc. d Se da en todas las circuns-
tancias y en todas las classes sociales ?


DiPTONGOS

4a. Diptongo au : flauta, causa, auto. d Es la a muy ve-
lar ? d QuB observaciones se pueden hacer sobre la u ?
43. La u de au se consonantiza ante 1, r en algunas re-
giones, pronunciAndose (casi) como b: jaula : jabla, laurel:
labrel, Aurelio: Abrelio, Aurora: Abrora, taburete: taure-
te: tabrete, midala: meula: mebla. Cambio inverso: tabla:
taula, etc. Ver si hay regularidad en esta pronunciaci6n o
si s61o hay casos sueltos.
44. Reducci6n del diptongo au: aumentar: umentar,







lDPTONGOS


autoridad: otoridad, automvil : otomdvil, precaucidn : pre-
cacidn, Augusto : Agusto, ahumar o ajumar: humar o jumar.
Variantes de au en adn y aunque : aon: an: on; aonque:
anque: unque: onque : enque : agunque: manque.
45. Reducci6n del diptongo ue: pruebo : prebo, grueso :
greso, pues: pes, tudiano: tdtano, clueca : cleca: culeca.
46. En algunas palabras los diptongos ue, ua pueden
desarrollar un element consonantico (generalmente g) en
interior de palabra tras r: viruela: virgiela, ciruela: sir-
giiela (y sirgaelero), peruitano : pergiigtano, peruano : per-
guano. d Hay algunos cambios tras otras consonantes ?
47. El diptongo el. La e puede ser mis o menos abierta
hasta llegar a oirse como a: rey : ray, reina : raina, seis:
sais, veinte: vainte, aceite: azaite, pleito : plaito. Vease 5 48.
48. El diptongo ai. La a puede ser mAs o menos palatal
hasta llegar a ofrse como e: naipe: neipe, vaina : veina,
bailey : belle, traigo: treigo, caiga: queiga.
Observar si hay tendencia a unificar en un solo sonido
(mAs pr6ximo a ai o mAs pr6ximo a ei) los diptongos
ai, ei. Vease S 47.
En algunas regions, el diptongo ai ante una r se pro-
nuncia como aigr: aire : aigre, airear: aigriar, donaire:
donaigre.
49. El diptongo eu. Labializaci6n possible del primer ele-
mento aparte de la conservaci6n de la e o de su transfor-
maci6n en i: reunir: riunir, rehusar: riusar, deuda: diu-
da, rehuir : rihuir, reuma : riuma : ruma, transednte : tran-
siunte : transuente : transunte.







30 DIPTONGOS

50. El diptongo en inicial: Europa: Uropa, Eugenio:
Ugenio, Eulogio: Ulogio, Ealalia : Ulalia : Olalia : Olalla,
Eleuterio: Eluterio: Luterio, eucalipto: ucalilo.
51. Reducci6n del diptongo uo: individuo: individo:
endivido: endevido, monstruo: mostro, respetuoso: respeloso,
perpetuo : perpeto.
52. Grado de labializaci6n del segundo element en los
diptongos con u como primera vocal: cuatro, lengua, fue-
go, puerta, juicio.
53. El diptongo ie inicial de palabra : hiel: yel: guiel,
hielo: yelo: guielo, hierba: yerba: guierba. dHay diferencia
de pronunciaci6n centre yerba y hierba ?
54. El diptongo ue inicial: huevo : giievo : buevo, hueso :
giieso : bueso, hueco : giieco: bueco. dSe mantiene bien el
diptongo hue-? d Existen las tres pronunciaciones en una
misma localidad ? d En una misma persona ?
55. Propagaci6n del diptongo a silaba inacentuada : cer-
teza : cierleza, meloso: mieloso, pedrada : piedrada, tender:
tiendero, ventarr6n : vientarron, espoldn : espueldn, bonisimo:
buenisimo, casamentero : casamientero.
56. Diptongaci6n vacilante: paciencia : pacencia, cien-
cia: cencia, diferencia: diferiencia, inocencia: inociencia,
presidiario: presidario, confesionario: confesonario.
57. Vacilaci6n del diptongo en los numerales : setecien-
tos: sietecientos, novecientos: nuevecientos, diecisgis: deciseis:
dicisdis, diecisiete: decisive : dicisiete, dieciocho : deciocho:
diciocho, veintidds: ventidds: vintid6s, treinta y cinco: trenta
y cinco : trenticinco.







bIPYONGOS


58. Alteraciones del diptongo por metAtesis o desplaza
miento de alguno de sus elements: cuidado: cudiao, esta-
tua : estauta, ciudad : saidad, incienso : incensio : inciensio,
enjuagar : enjaugar, ruibarbo: riubarbo : ribarbo, agrio:
aigrio, nadie : naide : naides : naiden : naidien.
59. Diptongos antiguos conservados : prisa: priesa, casi:
cuasi, nispola: ni4spola.


VOCALES EN HIATO

60. Vocales iguales. Distinci6n o reducci6n de silabas:
alcohol: alcol: alcojol, albahaca : albaca : albajaca, cohom-
bro : combro : cogombro, azahar : azar, acreedor : acredor,
cooperative: coperativa.
61. Vocales iguales en los verbos career y leer. Cambios
de acento, modificaciones de timbre, reducci6n silAbica,
intercalaci6n de elements antihiAticos : career: creyer :
creir : crer, leer : leyer : leir : ler, cree : creye : crey : cre,
lee : leye : ley : le, creemos : creyemos : creimos : crdimos :
cremos, etc.
62. Grupo at. Modificaciones de acento, timbre y sila-
ba : maiz: mdiz: meiz, raiz : rdiz: reiz, pais: pls : pies,
paraiso : pardiso: pareiso, traido: trdido : treido, caido : cdi-
do : quaido.
63. Grupoad: badl: bdal, ladd: ldud, aladd: atdud: aldul.
64. Grupo ae sin acento : caerd : cayerd : card : queird,
caeremos : cayeremos : cairemos : queiremos, traerdn : traye-
rdn: trairdn : trerdn.







VOCALS EN HIATO


65. Grupo de : cae : caye : cay : cae, trae : traye : tray :
trae, caen : cayen : cain: cain, traen: trayen : train : train.
66. Grupo ae : maestro : mdestro : mdistro: mestro, caer:
cder : ceir : quer, traer : Irder : trdir: trer, Rafael : Rafdel :
Rafdil: Rafel, Micaela : Micdela : Micdila : Miquela.
67. Grupo ao : ahora : dura, ahogarse : augarse : ogarse:
ajogarse, ahorcado: aurcado: orcado: ajorcado, zanahoria :
zanauria : zanoria : zanagoria, tapaojos : tapaujos : tapojos:
tapujos.
68. Grupo ea inacentuado y acentuado : lealtad: lialtad,
fealdad : fialdad, teatro : tiatro, apearse: apiarse, pasear:
pasiar.
69. Grupo eo, con y sin acento : peor: pior, meollo : mio-
Ilo, Leonardo : Lionardo : Lonardo, Leocadia : Liocadia :
Locadia, preocapar : priocupar : preucupar : procupar, feo :
feyo: feu, veo: veyo : vea.
70. Grupo ei : reir: reir : rir, reimos : reimos : rimos,
freir : freir : frir, freimos : frdimos : frimos, incredible :
incrjible, engreido: engrdido.

7 Grupo oa: almohada : almuhada: almada, codgulo:
cudgulo, Joaquin: Juaquin, canoa : canoga.
72. Grupo oe : cohete : cuete, poeta : pueta, heroe: hA-
rue.

73. Grupo oi: oir : oyir : uir: 6ir, oiste : oyiste: oguiste,
uisle.

74. Grupo ia: dia (al sigiiente dia: al dia siguiente), ha-
bia (poca gente habia: habia poca genee.







VOCALS EN IIIATO


75. Grupo io: rio: riyo, frio : friyo. N6tese si en la pro-
nunciaci6n se hace o no diferencia en estos casos entire el
nombre y el verbo.
76. Grupo ui: hair: huyir : jir, destrair : destruytr.
77. Vocal final de una palabra y vocal inicial de la pa-
labra siguiente : de aqut: d'aqut o diaqui, de otro: d'otro o
diotro, de una vez: d'una vez o diana vez, la horma: ldar-
ma o 'orma, 6 Qua te ha dicho? : 4 que t'ha dicho ? o 4 Que
ti ha dicho?, la otra lo hizo: l'otra l'hizo o Idutra luazo. Fi-
jar las combinaciones de interns. Indicar si alternan las
tres pronunciaciones en un mismo lugar y si hay prefe-
rencias segiin la edad o la clase social.


CONSONANTES OCLUSIVAS

78. Bilabial b. Indiquense las circunstancias en quo es
propiamente oclusiva : hambre, sombra, bajo, barco.
79. Bilabial b. Circunstancias en que es fricativa, y gra-
do de abertura de la fricaci6n. Hay zonas en que la b in-
tervocAlica casi desaparece : haba, lobo, pobre, abrir.
80. Bilabial b. Delante de I se pronuncia casi como a en
algunos lugares: hablar: aular, pueblo :pueulo, double: dole.
81. La b en los llamados ( grupos cultos ). Extensi6n
y concept de cada variant: observer: oservar: ouservar:
ocservar, objeto: ojeto: oujeto: orjelo: ocjeto: ojecto, ab-
sardo: asurdo: ausurdo: arsurdo: acsurdo, absolute: aso-
luto, acsoluto: ausoluto.
82. Cambio de b en m: buauelo: muiiuelo, berenjena:







CONSONANTEs b, v, d


merenjena, bohiga : moiiiga, boniato : moniato, bermejo :
mermejo, benjui: menjul, befo: mefo, aspaviento: aspa-
miento : aspamento: espamento, boto: moto, alb6ndiga: almdn-
diga, bandolin: mandolin, bandonin : mandonidn. Cambios
inversos : desmoronar : desboronar, membrillo : bembrillo.
83. Pronunciaci6n de la v. La idea del sonido labio-
dental puede estar mis o menos viva segdn el alcance de
la influencia escolar. Observese la opini6n.y la prActica
de sujetos de diversas classes. Puede ser que se encuentren
restos de la antigua pronunciaci6n de la v inicial como
bilabial fricativa : vida, valle, verde, vivir, volver, enviar
84. Dental d oclusiva. Punto y modo de articulaci6n
y circunstancias en que aparece : senda, fondo, caldo, suel-
do, diente, digo, doce.
85. Punto y modo de articulaci6n de la variante fri-
cativa de la d. Circunstancias y grades de su relajaci6n :
mudo, rueda, sudor, codo, nada, espada, comida, todo, dedo,
puede, padre, padrino.
86. Terminaci6n -ado. Variantes de pronunciaci6n.
Modificaciones de las vocales a, o, al perderse la d: solda-
do, estado, prado. d Se pierde tambidn en las terminaciones
-ido (vivido, venido, nido, etc.) ?
87. Terminaciones -ido por io: baldio: baldido, rocio:
rocido, vacio: vacido. Adici6n de d inicial: entrar: dentrar,
ir: dir, yendo: diendo, instrument : destrumento, escabu-
llirse : descabullirse.
88. En algunas regions es possible que las consonantes
b, d, g intervocalicas se pronuncien con articulaci6n mas







CONSONANTES d, g


fuerte que en el espafiol general. d Las tres o solamente
una o dos de ellas P Ver si las tres consonantes tienen o no
caracteres paralelos, si influyen las vocales vecinas, si la
tendencia se manifiesta mas en determinadas palabras, etc.
89. D final de silaba : advertir : alvertir : arvertir, adqui-
rir : alquirir: arquirir, admirar : almirar : armirar, adjudi-
car : ajudicar, coadjutor : coajutor.
go. D final de palabra. Relajaci6n, perdida o rcforza-
miento. Concepto social de cada tipo: libertad, verdad,
juventud, sed, huisped.
91. Casos de r o l por d : presidio: presirio, tragedia:
trageria, fastidio: fastirio, badajo : barajo, pdrpado : pdr-
paro, Leocadia: Locaria, Leonides : Leonires, seguidilla : se-
guirilla, medicine : melecina, ardid : ardil, ardidoso : ardi-
loso, auditorio : aulitorio, ddlil : Idtil, dos: ros, dice: rice,
decencia: resencia.
92. Velar g oclusiva. Circunstancias en que aparece.
Influencia de las vocals inmediatas, y especialmcnte de e,
i, en el punto y modo de articulaci6n de lag : goma, gue-
rra, guia, lengua.
93. Variante fricativa de la g. Grado de abertura. Casos
de vocalizaci6n y perdida de la g: lago, laguna, cogote,
aguijdn, aguja, agujero, seguir, luego, agua, antiguo, Agus-
tina, en vago, igual.
94. Silabas gue, gui: la guerra, seguido, hoguera. d IIay
dislocaci6n articulatoria hacia el paladar anterior, hacia la
pronunciaci6n la guierra, la yerra, seyido, hoguiera, hoyera?
95. Grupo gn : ignorant: inorante : innorante : iiiorante:
ihnorante: ijnorante, magnfico : manifico : manifico : mau-







36 TRUEQUES DE b, d, g

nifico: marnmfico, indigno: indino : indiio : indinno: indihno,
indijno.
96. Casos de g por b : bufanda: gufanda, bofetdn : go-
fel6n, vomitar: gomitar, butifarra: gutifarra, buiuelo :
gui~lelo, voluntad: goluntd, volver: golver, babucha : gabu-
cha: gadcha, jubn : jug6n, tribunal: trigunal.

97. Sustituci6n de bue por gue : bueno: giieno, buey :
giiey, vuelta : gielta, abuelo: aguelo. Pronunciaci6n hueno,
huey, huella, ahuelo, etc.
98. Sustituci6n de br por gr: broma : groma, embromar :
engromar, bramar : grammar, bramido: gramido, bramante:
gramante.
99. Casos de b por g: cogollo: cobollo, agazar: abuzar,
aguja: abuja, agujero: abujero: bujero, jugar : jubar,
aguilucho: avilucho, angustia: ambustia, oraullo: arbullo,
gurullo : burullo, gorri6n : burrion.
1oo. Casos de g por d : pdrpado :pdrpago, bieldo: bielgo,
paladar: palagar, codorniz: cogorniz: coberniz, padre:
pagre, madre: magre, ladrar: lagrar, piedra: piegra, hidro-
pesia : higropesia, padrino : pagrino.
En otras parties puede pronunciarse paire, pairino, etc.
joi. Casos de d por g: suegro: suedro, suegra : suedra,
mugre : mudre.
IO2. Bilabial p. Grado doetensi6n articulatoria. Explo-
si6n pura o aspirada : poco, past, pieza, primo, pies. Hay
ciertas pronunciaciones enfAticas que aumentan la tension
y la duraci6n de lap?







GRUPOS CULTOS S3

o13. Dental t. Precisar el punto y modo de articulaci6n:
tapa, turco, tipo, tiempo, trece, trigo.

1o4. Velar k. Punto y modo de articulaci6n. Influen-
cia de la vocal siguiente : cama, copa, quinto, boquete, quie-
to. En los casos de ke, ki, d se observa un avanzamiento de
la articulaci6n anilogo al de hoguera: hoyera, seguido: se-
yido P vasee S 94).
o15. Trueque de k por g : carabina: garabina, columpio:
golumpio, carraspera: garraspera, carambola : garambola,
cachupin: gachapin, cuchillo: guchillo: bachillo, cogote:
gogote: cocote.
o16. Grupo ct: perfect: perfeto: perfeito: perfeuto,
cardcter: carter : carditer : carduter, correct : correto :
correito: correuto.

107. Grupo pt: concept : concerto : concerto : concerto :
concerto, aceptar : acetar : aceitar : aceutar : acectar.

io8. Grupo cc: accin : acion : aici6n : aucidn : arcidn,
leccidn: lecidn : leici6n : lercidn.

og9. Grupos pc y ps : concepci6n: concecion: conceccin :
conceici6n : conceucidn : concenci6n, cdpsula : cdusla : cdr-
sula : cdcsula, eclipse : eclipse : clise, clis.
0 o. Grupos tl, tm, in : atlas: at-las : ad-las : a-tlas, atle-
ta: at-leta: ad-leta : a-tle-ta, Atldntico: Aldntico, ritmo:
ridmo : rihmo, aritmdtica : arismitica, etnico : idnico : ignico.

i I Pronunciaci6n de la x entire vocales y ante conso-
nante : examen, exagerar, exacto, auxiliar, explicar, expo-







38 cnuPos ULtoas

ner, extrailo, extranjero, excelente, excepcidn. d C6mo es la
pronunciaci6n de las personas cultas ?
11I bis. Grupos antietimol6gicos: occeano, dccido, afic-
ci6n, administraccin, dicciembre, adsequible.


CONSONANTES FRICATIVAS

II a. Labiodental f. CarActer propiamente labioden-
tal, bilabial o mixto de la articulaci6n :fdil, figure, oficio,
fiesta, difunto.
13. Aspiraci6n de la h. Observar si se conserve la anti-
gua aspiraci6n de la h procedente de f. Indiquense con la
mayor abundancia possible las palabras en que dicha aspi-
raci6n se conserve y las que se pronuncian sin aspiraci6n :
hacha, hambre, haragdn, harina, hediondo, hembra, herida,
hierro, higo, hijo, hongo, hormiga, horno, hoz, hair, humo,
hebilla, handir, etc.
i 4. La aspiraci6n puede aparecer como j on jamelgo,
jolgorio, jollin, etc., en lugares en quc acaso no se conserve
la aspiraci6n propiamente dicha. Rec6janse formas como
joyizo (hoyo pequefio), jusilla (especie de navaja), jachado
(que tiene cicatrices), jumazo (cigarro puro), juir (huir),
jeder (heder), jediondo, jarre (arre), jarriero (arriero).
i15. Sustituci6n def por j ante ue, ui: fuera: juera,
fuerza: juerza, fuente: juente, fuego: jaego, fua: jul,
fuimos : juimos.
116. Sustituci6n de f por j ante o, u: fogn : jogon,
funci6n: jancion, fasil: jusil, difunto: dijunto. Ocurre esta







CONSONANTS /, S 39


sustituci6n tambi6n ante otras vocales? d Y ante conso-
nante: frente : jrente, ofrecer: ojrecer, feria :jeria, Felipe:
Jelipe, fila: jila? vasee 13a).
117. Tipos de s. Punto y modo de articulaci6n. Apico-
alveolar c6ncava (como en el norte de Espafia), predorsal
convexa (como en Andalucia, o en italiano), Apicodental
plan, o acaso alguna forma intermedia entire esos tipos '.

SDamos a continuaci6n, para guia de los colectores, algunas
descripeiones de various tipos de s encontrados en el sur de Espafia
(vdase T. NavAnRo TOMis, A. M. ESINOS y L. RODRIGUEZ-CASTE-
LLANO, Lafrontera del andalaz, en la Revista de Filologia Espaiiola,
tomo XX, Madrid, 1933, pigs. 225-277, y tambien la descrip-
ci6n de Navarro Tomas en su Manual de pronunciacidn espaiiola):
i. s apicoalveolar c6ncava, de timbre relativamente grave, como
la s castellana; se la suele llamar s gruesa ), sobre todo cuando
ofrece cierto matiz de s (aproximado a la sh inglesa); a veces in-
terviene tambi6n en la articulaci6n la corona de la lengua, que
entra en contact con el paladar, y la s es apicocoronal (mAs api-
cal en unos casos, mas coronal en otros) ; entonces es menos c6n-
cava y el timbre es algo mis agudo.
2. s coronal, prealveolar o postdental, plana, de fricaci6n mis
suave y timbre mis agudo que la anterior ; la estrechez en que
se produce la fricaci6n so forma con el contorno de la lengua
intermedio entire el apice y el predorso ; el apice no se adelgaza
ni se eleva como en la s castellana, ni tampoco desciende hasta
los incisivos inferiores, sino que queda sostenido e inclinado ha-
cia abajo, a la altura de los incisivos inferiores ; la posici6n del
dorso de la lengua es fundamentalmente plana, si bien en algu-
nos lugares se inclina mas o menos a la forma convexa ; tiene un
timbre silbante y delgado, que contrast con el de la s castellana,
mas gruesa ; en otras parties el predorso de la lengua puede ele-







4o PRONUNCIAcI6N DE LA S


Grado de tension articulatoria, timbre mis a menos sil-
bante y agudo y duraci6n del sonido en relaci6n con su
posici6n en la palabra : casa, rosa, salir, semana, coser.
S18. En contact con una i siguiente, y sobre todo an-
te i en diptongo, observer si la s present carActer palatal,
semejante al de la sh inglesa : sierra, siempre, siete, siem-
bra, siglo, astucia, negocio, procesidn, terminacidn.
119. Final de silaba, ante p, 1, k, la s puede conservar
su propio sonido, o reducirse a una articulaci6n semias-
pirada, o convertirse en una plena aspiraci6n, o adquirir
mas o menos la forma de la consonante siguiente. Observar
si delante de k o de t, p, la s toma timbre palatal parecido

varse mis y hacerse mis c6ncavo, lo cual acentia el timbre agudo.
3. s predorsal o dentoalveolar, convexa, mAs suave y aguda que
las dos anteriores ; el apice de la lengua se apoya contra los inci-
sivos inferiores, el predorso se cleva contra las encias y alvyolos
de los dientes, pero en el centro la superficie predorsal aparece
mis baja que a los lados, con lo cual ]a lengua, dentro de la forma
convexa de su clevaci6n, result un poco acanalada ; el efecto ac'ls-
tico es parecido al de la s coronal, aunque la fricaci6n parece algo
mis blanda y suave (en muchos casos muestra cierta resonancia
grave, interior); despu6s de la elevaci6n predorsal, la part inte-
rior de la lengua adopta una posici6n relativamente c6ncava; en
la aproximaci6n del predorso de la lengua hacia los alveolos o los
dientes unas personas presentan mis estrechez que otras, y la ar-
ticulaci6n puede Ilegar a ser, en casos extremes, coronaldental en
vez de predorsal-dentoalveolar (on este caso la disposici6n del dorso
es c6ncava y el timbre result hueco o enfAtico) o bien corono-
predorsal (mis avanzada hacia los dientes, mas plan y de timbre
mis agudo).







PROUtNCIACl6N DE LA 41I

a la sh inglesa : caspa, past, costa, bosque, mosca, mascar,
buscar, etc.
iao. La s puede tambidn aspirarse en principio de si-
laba: examiner: ehaminar (con h aspirada), las casas: lah
cahas, los vicious : loh vihios, senior : heor, siempre : hiem-
pre, sdbado : hdbao, sortia : hortija, asina: ahina.
121. Grupo sb. La s puede conservarse sorda o sonori-
zarse o aspirarse, y la b, por su parte, al mismo tiempo,
puede tambien ser influida por la aspiraci6n de la s, fun-
didndose ambas en una especie de f bilabial: desbarrar,
resbalar, los bueyes, las vacas, mds bien, es bueno.
122. Grupo sg. La s experiment cambios semejantes
a los indicados en el punto anterior. La fusion de la g
con la aspiraci6n de la s sucle producer un sonido anAlogo
al de la j : disgust, desgarrar, los gatos, las gallinas, rasgar,
rasguto.
123. Grupo sd. La s puede resultar sorda, sonora o as-
pirada. En algunos lugares la s aparece con sonido seme-
jante al de la r: desde : derde. 0 bien la s y lad so funden
y reduce en ciertas palabras a una simple s sonora : los dos
hermanos, desde mi puerta, todos los domingos, los dedos de
la mano, 4 qud es de Juan ?
124. Delante de m, n, 1, la s puede ofrse como s sonora,
como aspiraci6n sorda o como aspiraci6n sonora, y puede
aproximarse atin mis al sonido siguiente, pronunciandose
de manera semejante a este sonido, aunque con vacilacio-
nes de articulaci6n y sonoridad: chisme, pasmar, desnudo,
asno, muslo, isla, mismo.







PRONVNcIAci6N nr s, *


a25. Delante de y o hie, o de II pronunciada como y,
la s suele sonorizarse y asimilarse al sonido que la sigue,
prestando a 6ste un timbre semejante al de la y que se pro-
nuncia en parte de la Argentina : deshierbar, las yemas,
los hielos.
126. Final de palabra, ante pausa, la s en unos lugares
se alarga y arrastra, en otros se reduce y debilita, en otros
se convierte en una aspiraci6n mis o menos tenue y en
algunos se pierde por complete: cipris, res, jamds, jueves,
viernes.
127. La aspiraci6n de la s puede ocurrir tambi4n entire
vocales, tanto en el interior de una palabra como en el
enlace de unas palabras con otras. N6tese si la aspiraci6n
en este caso es sorda o sonora : nosotros, cosecha, los amigos,
mis hermanos.
128. Pronunciaci6n de la z. En los pauses hispanoame-
ricanos es general, como es sabido, pronunciar la z y la c
de ce, ci, con el mismo sonido de la s. En alguna parte,
sin embargo, parece conservarse una articulaci6n peculiar
de la z semejante o no al sonido castellano, aunque s61o
sea en algunas pocas palabras : doce, trece. Puede ser, en
efecto, que en algdn lugar de estos paises la z y la c de ce,
ci, sin ser pronunciadas como la z castellana, no presented
tampoco exactamente el sonido de la s ordinaria, sino que
aparezcan bajo la forma de una s de timbre mAs o menos
diferente del de dicha consonante. N6tese adem6s sobre
este punto el concept que se tenga en cada lugar de la
diferenciaci6n entire la z y la s como rasgo de pronuncia-
ci6n esmerada. Convene indicar si esa diferenciaci6n se







PRONUNCIACrN DE j 43

ensefia en las escuelas, si se emplea en los ejercicios de dic-
tado y en la recitaci6n del verso, y si hay personas que
acaso la practican por deseo de distinci6n o 'por algin
otro motivo. Aunque en muchos de los ejemplos que pre-
ceden se haya tenido ocasi6n de observer estos hechos, ha-
gase menci6n especial del asunto en este lugar.
129. Velar fricativa j (g). Articulaci6n aspera o suave.
En algunas regions es uvular vibrant; en muchas otras
se suaviza, pronunciAndose como una mera aspiraci6n.
En posici6n intervocAlica, estaj suave aspirada result a
veces sonora: jab6n, jarro, lujo, rojo, bajar, barajar.
130. Ante las vocales e, i, la j (g) avanza ordinaria-
mente su articulaci6n, y en algunos puntos Ilega a produ-
cirse como un sonido propiamente palatal: jefe, majer,
gene, dirigir, regimiento, digerir. Se advierte cierto ele-
mento de yod tras laj : jiefe, giente, etc. ?
131. La debilitaci6n mAxima de laj intervocAlica termi-
na en la vocalizaci6n y desaparici6n de dicha consonante,
de la cual puede quedar alguna influencia en la calidad o
duraci6n de la vocal anterior: pdjara: pa'ra, oreja : ore'a,
viejo : vie'o, trabajo: traba'o, bruja : bru'a.
I32. En algunas regions, laj se labializa, sobre todo
ante o, u, y su articulaci6n result o confundida con laf
(que se velariza) o intercambiada con ella : juego: fuego,
refugio: refufio, rijoso: rifoso, alfajor: alfafor, rija ('pen-
dencia'): rifa. Comparar cuidadosamente las notas de
estos dos paragrafos con las de los SS i15 y 116, y notar
si la articulaci6n de la j tiende hacia la de f, o la de f
hacia la dej, en casos diferentes, o si realmente hay una
sola pronunciaci6n donde concurren las grafias j y f.







44 PRONUNCIACI1N DE r



LATERALES Y VIBRANTES

I33. Vibrante simple r. La r sencilla entire vocales
puede ofrecer un sonido claro, limpio y breve, de arti-
culaci6n Apicoalveolar, o reducirse a una fricaci6n suave,
la cual a su vez puede Ilegar a vocalizarse y desaparecer.
Obs6rvese en la pronunciaci6n de las siguientes frases : Se
tendi6 cara al cielo. Se puso colorada. Exige much, pero
paga poco. Vamos para la plaza. Mirala qu6 bien baila.
No quiero mis fiesta. Se casaria si fuera rica.
134. Sustituci6n de r por I entire vocales, en ciertas pa-
labras: peregrino : pelegrino, cerebro: celebro, perenden-
gue : pelendengue, retdricas: retdlicas, garantia : galanlia,
prevaricar : prevalicar.
135. Final de silaba ante otra consonante, la r ofrece
multiples formas. Puede mantenerse con su vibraci6n
simple, o reforzarse y reduplicarse como una rr, o sua-
vizarse en un sonido fricativo, o pronunciarse asibilada, o
transformarse en un sonido semejante al de la 1, o aspi-
rarse como una h, o vocalizarse con timbre aproximado al
de una i, o asimilarse a la articulaci6n y timbre de la con-
sonante siguiente, o por uiltimo perderse : verde, orden,
cnerpo, tuerto, care, arma, virgen, perla, corcho, march.
En todos estos casos hay que tener sumo cuidado de ver si
el cambio correspondiente de la r ocurre ante cualquier
consonante o s61o ante algunas, si en cualquier silaba o s61o
en las acentuadas o s61o en las inacentuadas, si en interior
de palabra solamente o tambidn ante la consonante de la
palabra siguiente. Por ejemplo, en cl centro de Chile la r







PRONUNCIACI6N DE r 45

se convierte en 1 solamente ante ch: colcho, malcha, y ante
I y n se asimila a la consonante siguiente : cal-los, can-ne.
En otras regions la r delante de 1 suena como s o como
una aspiraci6n : burla : busla : buhla, perla : pesla : pehla,
Carlos: Caslos : Cahlos, pierna : piesna: piehna.
136. Cambios de r por I ante consonante, en ciertas
palabras solamente : sorprender: solprender, arbitrio: albi-
trio, gorgorito: golgorito, arveja : albeja : alberja.
137. Sustituci6n de r por 1 en posici6n interior de sila-
ba: milagro : milaglo, palabra : palabla, refrdn : refldn, cre-
ma: clema, crin : clin. d En algunas palabras o es general )
138. En el encuentro de la r final de los infinitivos
con la 1 de los pronombres le, la, lo, les, las, los, pueden
ocurrir various grades de asimilaci6n entire dichas conso-
nantes : comprarlo : compral-lo : compra-lo : comprallo :
comprayo, venderla : vendel-la : vende-la : vendella: vende-
ya, decirle : decil-le : deci-le : decille : deciye.
139. Ante los pronombres me, te, se, nos, la r del
infinitivo puede asimilarse a la consonante siguiente, y
hasta perderse: comprame, comprate, comprase, compra-
nos; o puede vocalizarse en i: compraime, compraise, etc.;
o puede presentar otros desarrollos.
139 bis. Sustituci6n de r por rr: dicharacho : dicharra-
cho, dicharachero : dicharrachero, vivaracho: vivarracho, gu-
sarapo : gusarrapo, arumar : arruiar, grapera : gurupera :
gurrupera, aturallar : aturrullar.
139 ter. Cambio de rl, rn en rr: carlanca: carranca,
garlocha : garrocha, carnestolendas: carrestolendas, garniel:
carniel: carriel.







PRONUNCIACI6N DE r


I4o. Asibilaci6n de la r. En algunos lugares la rse pro-
nuncia con sonido relativamente tenso, fricativo y rehi-
lante. Esta variedad de r puede resultar mas o menos sor-
da detrAs de las consonantes p, t, k. La r asibilada detris
de la t ofrece un timbre semejante al de la r inglesa en
tree. N6tese tambien la possible influencia de esta r en la
articulaci6n de la t (haci6ndola alveolar en vez de dental) :
triste, tropa, trueno, principle, primero, cristal.
I41. d Refuerza la r asibilada su rehilamiento y sonori-
dad detras de las sonoras oclusivas b, d, g ? Indicar si las
consonantes anteriores, y en especial la d, sufren tambidn
en estos casos modificaciones articulatorias : sangre, ham-
briento, sombrilla, pondre, saldri, golondrina, brillo, grito.
142. Final de palabra, ante pausa, la r se oye como
vibrant simple, o como fricativa suave, o como variedad
sorda de alguno de estos tipos, o bien se transform en 1,
o se vocaliza en i, o se pierde : cantar, calor, beber, mejor.
En algunas regions se pronuncia, por ejemplo, i qua ca-
lor! con una -r muy arrastrada y semejante parcialmente
a la j francesa y hasta a la sh inglesa. Ver en qud condi-
ciones aparece esa r.
143. La r de para y por. Arraigo de las formas pa, po :
por el dia: po el dia o puel dia, por aqul: poaqui o puaqui.
144. MetAtesis de r: pobre : probe, pobreza : probeza,
permiso : premise, persona: presona, persignar: presignar,
temprano : trempano, cathedral: catredal, teatro : treato,
cabestro: cabresto, garbanzos : grabanzos, brebaje : berba-
je, fdbrica : frdbica. Otras metatesis: pantufla : plantufa,
satisfacci6n : sastifacion.







PRONUNCIACI6N DE r, 1 47

145. Adici6n de r: sanguijuela: sangrijuela, armatos-
te : armatroste, alante : alantre, delante : delantre, pelandus-
co : pelandrusco, escozor : escorzor, curandera: culandrera,
tatarabuelo: tartarabuelo.

146. Lateral 1. Articulaci6n dental, postdental o alveo-
lar con timbre claro o con tendencia mis o menos marca-
da a la concavidad dorsal y al timbre hueco. La variedad
plan, ordinaria, ocurre sobre todo ante vocal: lado, leina,
malo, luna, plata, claro.

147. El grupo li ante otra vocal suele convertirse en 11
o y : liendre : llendre : yendre, liebre : Ilebre : yebre, fami-
lia : familla : famiya, caliente : callente: cayente, saliendo:
sallendo : sayendo, moliendo : mollendo: moyendo, Juvenilia:
Juveniya.

148. La I final de silaba ante otra consonante hace mis
clara en algunos lugares la tendencia al timbre hueco y
grave. Es tambidn frecuente que la 1 en esta posici6n se
cambie en r, o se asimile a la forma y sonido de la con-
sonante siguiente, o se vocalice en i. En tales casos hay
que determinar si el cambio ocurre ante cualquier con-
sonante o sblo ante determinadas, si en toda la pronun-
ciaci6n o s6lo en algunas palabras, y en cuAles : falda,
caldo, salto, colmillo, alfalfa, humilde, sueldo, acelga.

149. La 1 final de silaba interior de palabra se pierde
en algunas palabras cuya lista debe completarse en cada
lugar: alguacil: aguacil, albarca: abarca, alpargata:
apargata, alverj6n : averj6n, almorzar : amorzar, alcanzar :
acanzar, dificaltar : dificutar, cualquier dia: cuaquier dia,







48 PRONUNCIACI6N DE 1, rr, ch, y

algdn tiempo: agdn tiempo, dulce: duz, salce: saz, calce:
caz (firmar al calce).
150. Al revs, en ciertas palabras que empiezan por
a- se suele aiiadir una 1: ajonjoli: aljonjolin, acibar : alci-
bar, adrede: aldrede.
151. Final, ante pausa, la 1 puede aparecer igualmen-
te plan, o c6ncava, o convertida en r, o relajada y re-
ducida, o suprimida: sal, farol, papel, fdcil, mil, trWbol.
I52. Tanto la 1 como la r entire vocales son a veces
sustituidas por la d: alfiler: alfider, abrileio : abridenfo,
armario: armadio, contrario : contradio.
153. Vibrante multiple rr. Tipo que corresponde a
cada sujeto estudiado: alveolar vibrant pura, alveolar
semivibrante o fricativa, asibilada con rehilamiento mAs
o menos intense, uvular vibrant o fricativa. Formas
coexistentes y circulo que a cada una corresponda: risa,
rabo, reja, carro, honra, recibir, recorder, enredar.


CONSONANTES PALATALES

154. Palatal ch. Punto y modo de articulaci6n, caric-
ter mis o menos anterior o interior, predominio del ele-
mento oclusivo o fricativo, y timbre agudo, grave, tenso
o d6bil del sonido : noche, macho, lecho, lechuga, capricho.
I55. Palatal fricativa y. Articulaci6n mAs o menos
cerrada. Fricaci6n de timbre suave, o mas o menos rehi-
lante, como la que se oye en la pronunciaci6n del litoral
argentino: mayo, saya, hoyo, reyes, leyes.







PtnoUONCIAC1r N DE y, 11 49

156. La y, hie, iniciales de frase presentan de ordina-
rio articulaci6n africada. Su element fricativo puede ser
suave o rehilante. La hie fu6 tratada ya bajo otros aspects
en el 53. Yema, yeso, yunque, yugo, yegua, yanqui.
157. Seguida de i, la y intervocalica desaparece a veces
fundi6ndose con la vocal : arroyito: arroito, sayita: saita.
Observar si aparece, en cambio, una pronunciaci6n Mariya
por Maria, sandiya por sandia, tiyo por tio, etc. ( Se dan
ambas pronunciaciones- arroilo, sandiya en la misma
localidad y en las mismas personas? d En qu6 condiciones ?
d No hay una pronunciaci6n muy debilitada dey, un suave
element fricativo entire las dos vocales del hiato, algo
como arroyito, sandiya vasee 159) ?
I58.'Palatal II. Indiquese si la 11 conserve su sonido
propio, dorsopalatal lateral, o si se pronuncia como y. La
pronunciaci6n de la II lateral puede tener caricter espon-
tAneo y corriente o responder solamente a enseiianza esco-
lar. Conviene advertir si se ensefia la diferenciaci6n entire
la 11 y la y y si se practice mis o menos esta ensefianza.
TUngase en cuenta que lay procedente de 11 puede ofre-
cer sonido diferente del de la y ordinaria de mayo, ayer,
etc. : llama, lluvia, Ilenar, Ilevar, cuello, olla.
159. Delante de la vocal i, la 11 intervocalica, despu6s
de identificarse con la y, suele tambi6n, como 6sta, ser
absorbida por dicha vocal: gallina: gayina : gaina, polli-
to : poyito: poito, silla : siya : sia, cuchillo: cuchiyo: cu-
chio. Lo mismo puede pasar en contact con e: estrella:
estreya : eslrea, aquella : aqueya: aquea, calle: caye: cae,
etc. O con otras vocales : caballo : cabayo : cabao, cebolla :







50 Ph6OtVNCIACI1N rDE t ,t

ceboya: ceboa, polio: poyo: poo, etc. d Aparece en cambio
una -y- en voces como Andrea: Andreya, feo : feyo, chi-
menea: chimeneya, pasea : paseya P 0 hay una pronuncia-
ci6n intermedia estreya, Andreva (v4ase 157) P
160. La y puede ser africada despuis de n o I: el yeso,
con yave (Have).
161. Reducci6n de la II a : mellizo : melizo, calleja:
caleja, aullido: aulido, maullido: maulido, pellizcar: peliz-
car, tollina: tolina, reballicio: rebulicio.

CONSONANTES NASALES

162. Bilabial m. Articulaci6n tensa, normal o relajada:
madera, molino, mudo, mosca, mar.
163. Conservaci6n, reducci6n o desarrollo del grupo
mb en determinadas palabras: lamer: lamber, paloma:
palomba: cambiar: camiar, tambien: tamien, conversa-
sacidn: comersaci6n, caramelo: carambelo.
x64. Grupo mn: column: colunna: colurna : colugna:
coluna, amnistia: annistia : arnistia: anistia, himno: hinno:
higno : hirno: hino.
165. Alveolar n. Articulaci6n mis o menos avanzada.
Grado variable de tension: navaja, nevar, nido, novia, nube.
166. P6rdida de n en la sincopa de ciertas palabras:
tiene raz6n: tig razdn; no tienen dinero: no tiWn dinero;
viene corriendo : vid corriendo ; vienen por el camino : vign
por el camino; buenas tardes: buds tardes ; maiana tempra-
no: mard temprano.







PRONUqCIACIdN DE n, i 51

167. Palatalizaci6n de la n ante i, e: nieve: fieve, nieto:
fieto, niebla: febla, niegan: ihegan, nervios : niervos : iervos,
tinieblas: tineblas, quinientos: quinentos, linea: lifia, demo-
nio: demoito, matrimonio: matrimolo, conuni6n : comunidn,
nihlo: ilo, ginebra : giniebra : gifebra.
168. Palatalizaci6n de la n ante u: nudo : ftudo, anu-
dar : anludar, canuto : cailuto, nunca : iunca, nublarse : in-
blarse, nublo : iublo, nuera : ifuera. En cuiles de 6stas o
en qu6 otras palabras ocurre ?
169. Nasal final de silaba. Grado de conservaci6n de la
nasal. Cambio de punto de articulaci6n seg6n la conso-
nante siguiente. La n suele reducirse y atenuarse en pala-
bras como confesar, conseguir, congeniar, etc.
169 bis. Conservaci6n, reducci6n o supresi6n de la n en
las silabas cons-, ins-, trans- : constant, construir, instant,
instrument, transparent, transportar. dSe debilita, se aspi-
ra o se pierde la s en esas silabas ?
170. Nasal final, ante pausa. Articulaci6n alveolar o
velar o simple nasalizaci6n de la vocal: pan, tren, jardin,
razon, Juan.
171. Grupos mn, nn: conmigo: commigo : comigo, inmor-
tal: immortal: mortal, innecesario: ignecesario: inecesa-
rio, innoble: ignoble: inoble.
172. Palatal it. Articulaci6n plena o relajada. La it
relajada result semejante a una y nasal: araita, sueilo,
aio, panluelo, albailil. Pronunciaci6n de la i como ni o n:
malnana : maniana, pequeio : pequenio, pailuelo : panuelo,
albaiil : albanil, ceiiidor : cenidor.







5 NASALES


173. En algunas palabras la it sustituye a otras palata-
les : llamar: fiamar, lloviznar : fioviznar, yema: nema,
chato : nato, llapa : yapa : Fiapa, mio : miyo : mino.
174. Adici6n de nasal: desnucarse: desnuncarse, chi-
ch6n : chinchdn, sacristan : sancristdn, mendigante : mendin-
gante, jerigonza : jeringonza, chapurrear : champurriar,
arrojar: arronjar, tropezar : trompezar, chupar : chumpar,
examen : ensamen, asi : ansi : asina : ansina : asin, atrope-
llar : atrompellar, volatines : volantines, dos : dosn, pues :
puesn.


CAMBIOS ESPECIALES

175. Permutaci6n de consonantes entire silabas diferen-
tes : est6mago: estdgamo, derramar: redamar, bagazo: ga-
bazo, gusarapo: gurusapo, patochada : pachotada, derretir:
redetir, derrotar: redotar, murcidlago: murciegalo, empingo-
rotado: emperingotado, humareda: humadera, polvareda:
polvadera, vereda: vedera.
r75 bis. Adici6n o supresi6n de consonante inicial : ena-
guas : senaguas, ldpulo : dpulo, zamarros : amarros.


ACENTO, CANTIDAD, ENTONACI6N

176. Acento. Observar si hay en las palabras un acento
secundario y en qu6 relaci6n esta (mayor o menor inten-
sidad, mayor o menor duraci6n, mayor o menor altura)
con el acento principal. Observar si en la frase puede des-







CAMBIOS DE ACENTO. VOCES ITONAS


plazarse de su lugar el acento principal. Recoger todas las
observaciones posibles sobre el acento local y sobre las ideas
de los hablantes acerca de su propio acento y el de sus
vecinos.
177. Acento de intensidad. Uniformidad de la acentua-
ci6n. En la inmensa mayoria de las palabras la silaba fuer-
te es la misma en todos los pueblos de lengua espafiola.
Las discrepancias ocurren en algunas palabras de carActer
culto: albdmina : albumina, bigamia: bigamia, bisturi: bis-
turi, celebre : celebre, cofrade: c6frade, colega: c6lega, con-
clave : conclave, console : cdnsola, decano: decano, diploma:
diploma, expedito: expedito, intervalo : intirvalo, impio:
impio, intriga : intriga, medula : miduda, mendigo: mindigo,
neumonia: neamonia, orgia : orgia, papiro: pdpiro, pardli-
sis : paralysis : paralis, pardsito : parasilo, penitenciaria: pe-
nitenciaria, poligamia : poligamia, prolijo : prdlijo, racimo:
rdcimo, reptil: riptil, sincere : sincere, sutil: sdtil, telegra-
ma: teldgrama, vampiro : vdmpiro, vertebra: vertebra, zafi-
ro: zdfiro, etc.
178. La forma exclamativa ojald ofrece acentuaci6n va-
riable: 6jala : ojala : ojald.
179. Los pronombres encliticos preccdidos de forma
verbal suelen desarrollar acentuaci6n fuerte, sin que el
verbo pierda su propia acentuacin : digame: digami, td-
melo: tdmeld, vdmonos: vdmon6s.
180. El articulo indefinido, que normalmente se pro-
nuncia con acento de intensidad, se oye en algunos luga-
res como palabra inacentuada : Un auto corre mis que
un caballo. d So distingue o no an di dde hundia P







54 VOICES ATONAS

181. El numeral mil conserve regularmente su calidad
de palabra fuerte ; cien pierde su acento en cifras en que
figure como primer element, y esto mismo se observa en
dos, tres, cuatro, etc. : mil pesos : mil doscientos, cien caba-
llos: cien mil caballos, dos Arboles: dos mil Arboles, diez
dfas: diez mil dias.
182. Los adjetivos posesivos son de ordinario inacentua-
dos: mis cufiados y mis primos; sus vacas estin en nues-
tro huerto.
183. Los adjetivos demostrativos, regularmente fuer-
tes, pierden a veces este caricter: Este chico lo ha dicho.
Esta tarde lo veremos.
184. Algunos nombres en funci6n prepositiva se con-
vierten en palabras inacentuadas: boca arriba, boca abajo,
cara al cielo, cuesia arriba.
185. Los nombres de tratamiento suelen ser tambien
inacentuados en expresiones vocativas: senior Martinez,
doia Maria, tio Pedro, hermano Juan.
186. En los nombres compuestos se desacent6a ordi-
nariamente el primer element, con exccpci6n de algunos
en que dicho element conserve cicrto apoyo de inten-
sidad : manirroto, boquiabierto, piernilargo, camposanto,
guardaagujas, guardiacivil, trotamundos, correveidile.
187. Los nombres compuestos, de personas y lugares,
suelen ofrecer tambi6n vacilaci6n por lo que se refiere a
la acentuaci6n de la parte inicial: Maria Rosa, Ana Maria,
Juan Antonio, Luis Andrhs, Villa del Prado, Valle del Pal-
ntar, lMar del Plata, Ro GCwarto,







VOICES ATONAS 55

188. Las formas auxiliaries del verbo haber, de ordina-
rio acentuadas, se pronuncian en algunos lugares como
palabras d6biles: Han venido tarde. Hemos legado a tiem-
po. Habrdn perdido el camino.
189. En los adverbios ocurren tambien discrepancies
de acentuaci6n entire unos lugares y otros: No se entiende
lo que dice. Casi no se le oye. Cada dia come menos. Los
contaban segdn iban pasando. Sc casaron recien llegados
al pueblo. Se hicieron may ricos.
190. Los adverbios en -mente acentian en unas parties
sus dos components, en otras s61o el segundo: pobremente:
p6bre mnnte o pobreminte, solamenle : sola mente o sola-
mente, completamente : complete mente o completamdnle.
191. Indicar si se distinguen o no, por pronunciarse
con acento o sin 61, las palabras quien, cuando, cuanto, don-
de, sino, junto, luego, mas, menos, ann, en los ejemplos
siguientes: 4 Quidnes eran ? Quienes fuesen; quien bien
te quiere te hard Ilorar. No si cudndo serd ; el lanes es cuan-
do comienzo el trabajo; i Cuando te digo que nos vamos a
divertir Yo no s cudnto costard ; sacaban agua de la barca
con cuantos tiles tenian; cuantos aperos recibi, tantos entre-
gue. Yo no sd d6nde esid; ddjalo donde lo encontraste. Si no
puedes, lo dices; no Juan, sino Pedro. Estaba todo junto;
junto a la pared. Luego nos veremos; yo no he sido, luego
has sido id. Ya viene nmds genie ; el dinero te hard rico,'mas
no dichoso. Vale menos; todos menos td. Adn no ha venido;
aun de mi se queja.
192. En las combinaciones de preposici6n con el pro-
nombre qud puede desplazarse el acento a la preposici6n ;







56 VOICES ATONAS. ESPIRACION Y TENSION

No tengo cdnque. No hay deque. g Pdqae quiere que lo haga?
6 Porque?

193. Unas regions pronuncian siempre tan con acento,
otras sin l1, otras le ponen acento pros6dico s61o como
pronunciaci6n enfltica: i Tan grande y tan sonso Por
qu6 se han quedado tan callados ?

194. Aparte de la acentuaci6n pros6dica o gramatical,
n6tese el grado relative del esfuerzo espiratorio en el con-
junto de la pronunciaci6n. La emisi6n de los sonidos se
hace en unos lugares con impulse espiratorio mAs vigoro-
so que en otros. d Existe ocasionalmente una pronuncia-
ci6n inspirada en vez de la normal espirada ? d En alguna
palabra especial, sobre todo ? (En Chile, en el asentimiento
enfAtico ya, por ejemplo). d Tambi6n en frases ? d En qu6
circunstancias ?

r95. Tensi6n articulatoria. Indiquese la impresi6n de
conjunto recogida en el anAlisis del cuestionario y en la
conversaci6n ordinaria respect a la mayor o menor ten-
si6n, claridad y precision de la actividad muscular en la
pronunciaci6n de los sonidos.

196. Cantidad relative de las silabas en la unidad de la
frase. En unos lugares la cantidad silAbica da la impre-
si6n de medidas aproximadamente anilogas, sin diferen-
cia aparente entire silabas largas y breves. En otros lugares
las silabas acentuadas experimentan cierto alargamiento
o las breves se reduce mas de lo normal. En otros luga-
res se alarga la vocal precedent a la acentuada, y en
otros la inicial de palabra,







CANTIDAD, TEMPO Y ENTONACt6N


197. Se dan tendencies diferentes en lo que se refiere
a la cantidad de la vocal inacentuada final de grupo. En
unos lugares sc alarga y sostiene y en otros se recorta y
casi se suprime. En el 40 se trata del timbre de esta
vocal. Para la media de la duraci6n de los sonidos hay
que hacer inscripciones de la palabra por medio del qui-
m6grafo o del gram6fono.
198. Tempo del habla ordinaria. Hay pueblos en que,
dentro de las diferencias naturales entire unos individuos y
otros, predomina la clocuci6n rApida, mientras que en
otros lugares las gentes se expresan en general con reposo
y gravedad. Indiquese el tempo rApido, medio o lento que
relativamente aparezca como hAbito mas general.
199. Tono normal o altura media de la voz. En unos
lugares la conversaci6n corriente se desarrolla en tono
mis alto que en otros. En lines generals, el nivel ordi-
nario de la voz puede resultar agudo, medio o grave. TUn-
gase en cuenta que el tono alto o agudo no tiene que ser
precisamente fuerte, ni el tono bajo o grave necesita ser
d6bil. La impresi6n del tono normal tiene que deducirse
de la observaci6n de numerosos sujetos, completada con
inscripciones grAficas.
200. Campo de entonaci6n : Las inflexiones de la voz
recorren un espacio mas o menos extenso. Los tonos agu-
dos en que terminan ciertas silabas y los tonos graves que
aparecen en otros casos abarcan un intervalo musical que
represent el campo de entonaci6n del habla de cada lu-
gar. Los datos experimentales s61o pueden referirse a un
nihnero limitado de individuos, Es necesario completar









58 GRUPO FiOICo. CADENCIA

est6s datos con la impresi6n direct de la conversaci6n,
observada sobre el mayor n6mero possible de personas.
201. Extensi6n del grupo f6nico: Cuando se relata al-
guna cosa, la explicaci6n se va haciendo a base de grupos
de palabras mis o menos largos. Hay quien habla por
grupos cortos, con pausas frecuentes. Otros enlazan largas
tiradas de palabras, sin hacer apenas cortes ni descansos.
Estas tendencies no suelen ser meramente individuals.
Representan por lo com6n hAbitos que reflejan el modo y
estilo de cada pueblo. La observaci6n de las conversacio-
nes centre personas de diversas classes proporciona elements
que permiten formarse idea general de csta material.
202. Movimiento del grupo f6nico : En el desarrollo
de cada grupo de palabras el tono de la voz describe una
linea musical que puede mantenerse en un nivel unifor-
me, o seguir una direcci6n ascendente o descendente, o
trazar una curva de rasgos ondulados, o cambiar de nivel
en giros y transiciones rApidas y angulosas. El movimiento
mel6dico de la voz en el desarrollo del grupo f6nico es uno
de los elements mAs importantes en la determinaci6n del
acento o tonillo del habla de cada lugar. Como en los ca-
sos anteriores, la observaci6n direct de la conversaci6n
corriente sobre el mayor n6mero possible de personas debe
servir de complement a las notas experimentales.
203. Cadencia. Tono correspondiente a la terminaci6n
de la frase enunciativa. Generalmente es un descenso que
se produce en la 6ltima silaba acentuada y en las que la
siguen. El descenso puede empezar a manifestarse desde
antes del iltimo acento. La caida final se produce gradual-







TONO DE LA ENUNCIACI6N


mcnte, o do una manera rApida o con alg6n giro peculiar.
En algunos lugares cae el tono hasta la nota mAs baja del
registro de la voz y en otros cl descenso result relativa-
mente corto y la voz queda como suspendida.
204. Anticadencia. Tono en que terminal la primera
parte o pr6tasis de la oraci6n. Consiste de ordinario en una
inflexi6n ascendente que se realize en la 6ltima silaba acen-
tuada de esa parte de la frase y que se extiende a las sila-
bas debiles que puedan seguir en la misma palabra. La
subida del tono alcanza un nivel mis o menos agudo y
se ejecuta con mayor o menor rapidez. En algunas parties
la elevaci6n va seguida de un descenso que da a la an-
ticadencia forma circunfleja. El giro de la anticadencia,
dcstacindose sobre la line media de la voz, es uno de los
elements mis visible de la entonaci6n.
2o5. Inscripciones. Para el studio experimental de la
entonaci6n y de la cantidad deben registrarse, si es posi-
ble, algunos textos. Las inscripciones pueden hacerse en
hojas quimogrAficas o en discos dc gram6fono, y mejor de
ambos modos. Los textos mis convenientes para ser regis-
trados son los cucntos y poesias que los sujetos puedan de-
cir de memorial. Deben incluirse, ademas, entire los ma-
teriales registrados, los trozos siguientes, haci6ndolos leer
a algunos de los mismos sujetos que hayan contestado a la
secci6n de fondtica del Caestionario. Si se utilizan otras
personas, hAganse notar las circustancias de su naturaleza,
edad, profesi6n, etc. El tono de la lectura debe ser el que
corresponderia hacer ante un pequefio grupo de oyentes.
ao6. Enunciaci6n : e Yo naci libre, y para poder vivir







60 COORDINAC6IN, ENUMERAC16N, INTERROGACI6N, EXCLAMACI6N

libre escogi la soledad de los campos. Los Arboles de es-
tas montafias son mi compaMfa ; las claras aguas de estos
arroyos mis espejos. Con los Arboles y con las aguas comu-
nico mis pensamientos y hermosura. Fuego soy apartado
y espada puesta lejos. A los que he enamorado con la vista
he desengafiado con las palabras ). Cervantes.
207. Coordinaci6n: ( Al fin se convino en que aquella
misi6n me correspondfa ; pero mis compafieros se negaban
resueltamente a dejarme ir armado. Evidentemente, cier-
tos actos como que se anticipan a mis ideas: cuando el
cerebro manda, ya mis nervios estan en acci6n. Era bueno
privarme de cualquier medio que pudiera encender mi
agresividad; y todo hombre armado esta siempre a dos
pasos de la tragedia ). Jose Eustasio Rivera.
2o8. Enumeraci6n: (Las estaciones del afio son cuatro :
primavera, verano, otofio e invierno ). ((Habia gastado
casi entero su capital en sus correrfas por America: de
periodista, en un pueblo; de negociante, en otro; aqui,
vendiendo ganado; alli, comerciando en vinos ). Pio
Baroja.
209. Interrogaci6n : d Estin ustedes contents ? 4 Han
pasado buena noche ? ? Quien ha venido ? d CuAndo vol-
veremos a verte ? d No habria nadie en la ciudad que qui-
siera adquirir este diminuto libro ? dVolverAn ustedes ma-
iiana, o pasado mariana ? ( Iremos a buscarles, o serA pre-
ferible esperarles ?
210. Exclamaci6n: ui Calle usted y no diga mis des-
atinos 1 Pues no tengo yo ganas de correr y brincar que
digamos! i Yamos, dime usted la mano i Ai i Que fe-







DItLOGO 6


licidad! i Vivir, moverse, correr, saltar i Jacinto Be-
navente.
2 1. DiAlogo : (( Sali6 DamiAn ?
Si, volverA en seguida.
-4 Encontraste el anillo que se te perdi6, hijita ?
No, seflora; lo he buscado por todas parties.
Es muy extrafio d D6nde lo habias dejado ?
No recuerdo bien. Creo que sobre el lavatorio, en mi
cuarto. Pero no se preocupe. Tal vez haya caido al dep6-
sito de las aguas.
C6mo no me ha de preocupar i El otro dia un
medall6n; ahora un anillo I i Es much coincidencia .
- Florencio Sdnchez.

















MORFOLOGfA


NOMBRE

212. Vacilaciones del g6nero en nombres en -o yen -a :
I) el radio: la radio, el dynamo: la dynamo, etc. 2) Nombres
en -ma como clima, reuma, fantasma, poema, enema, asma,
eczema, tema, idioma, aroma, problema, etc. 3) Otros nom-
bres en -a: planet, cometa, mapa, tranvia, malta, llama
(animal), puma, boa, c6lera, etc. Indicar si hay vacilaci6n
en la misma persona o en distintas capas sociales.
213. Vacilaciones de g6nero en nombres en -or y -n :
calor, color, labor; porci6n, saz6n, armazdn, hinchazdn, pi-
cazdn, quemazdn, caparaz6n, etc.
214. Vacilaciones de g6nero en nombres en -ambre, -um-
bre, -imbre: costumbre, lumbre, herrumbre, quejumbre, vis-
lumbre, alumbre, pelambre, cochambre, calambre, estambre,
mimbre, etc.
215. Vacilaciones de g6ncro en palabras que empiezan
en a- : azdcar, hambre, andlisis, arie, almibar, dnsar, arnms,
almacen, alfiler, etc.
S16. Vacilaciones de genero en compuestos : vinagre, co-







GENERO t FORMA


liflor, trasluz, tragaluz, paraguas, cortaplumas, guardarro-
pa, etc.
217. Otras vacilaciones de g6nero : puente, corriente,
tizne, dote, tilde, pringue, margen, sartin, fin, crin, mar,
diagonal, seal, canal, orden, parole, doblez, frente, lente,
etc. Indicar en cada caso si la vacilaci6n de genero se pro-
duce con diferenciaci6n de significado.
218. Vacilaci6n del genero en nonbres de ciudades, pue-
blos y regions terminados en -o, -a, -e y en consonante :
la antigua Lima : el antiguo Lima, todo Santiago : toda San-
tiago, el gran Buenos Aires : la gran Buenos Aires, Nuevo
Mexico: Naeva Mexico, etc.
2 9. Adopci6n de -a final en algunos nombres por adap-
taci6n al genero femenino: el chinche: la chinche: la chincha,
el liendre: la liendre: la liendra, el hojaldre: la hojaldre :
la hojaldra, el acemite: la acemita, la troj: el troje: la tro-
ja, el azdcar: l'azdcar: l'azdcara, el crin : las crinas, etc.
220. Flexi6n en casos como los siguientes: potranco:
potranca, oveja: ovejo, carnero: camera, yerno : yerna,
nuera: nuero, caballero: caballera, dama: damo.
221. Diferenciaci6n del sexo por medio del ginero en
nombres de animals: el tigre: la tigra, la culebra: el cu-
lebro, la tortuga : el tortugo, la cabra: el cabro, la liebre:
el liebro, el avestruz: la avestruza, etc.
222. Nombres de persona. Tendencia a diferenciar las
formas. i) Nombres en -o: el testigo: la testigo: la testiga,
el reo: la reo: la rea, el medico: la midica, el abogado: la
abogado: la abogada, el ministry: la ministry. a) Nombres







D1FEnENCiACI6N DE FORIMAS POR EL GkNERO


en -a: sinvergdenza: sinvergienzo, mariquita: mariquito,
calavera: calavero. 3) Nombres en -e: pariente: parienta,
sirviene : sirvienta, client : client, comediante : comedianta,
teniente: tenienta, president : president, jefe: jefa, drabe:
draba, hereje : hereja, sastre : sastra, pobre : pobra, etc. 4)
Nombres en consonante: juez: jueza, general: general,
servicial: serviciala, seglar : seglara, etc.
223. Diferenciaci6n formal en nombres propios de per-
sona : Jesds: Jesusa, Rosario : Rosaria, Petronila : Petro-
nilo, Margarita : Margarito, Candelaria : Candelario, Pilar:
Pilara, etc. Acomodaci6n en apellidos: la Pacheca, mujer
de Pacheco; la Calderona, mujer de Calderdn, etc.
224. Uso de masculinos en contradicci6n con el sexo:
an marimacho: una marimacho: una marimacha, an muje-
rdn: una mujerona, etc. Diferencias de matiz. Tratamiento
gramatical de los sustantivos femeninos aplicados figurada-
mente al hombre : Juan es un mariquita o una mariqaila,
an gallina o una gallina, un facha o una facha, an birria
o una birria, un (mala) bestia o una (mala) beslia, etc. For-
maci6n de masculinos en -a con adjetivos : an boca sucia, an
mala cabeza, an cabeza dura, an cara dura, unpata sucia, etc.
225. Distinci6n de Arboly fruta: ciruelo: ciruela, man-
zano: manzana, etc. La misma distinci6n en nombres indi-
genas : banana: banana, papayo: papaya, totumo : totama,
etc. Distinci6n o confusion de amapola: amapolo, reseda :
resedo, tila : tilo, caoba: caobo, quina: qaino, etc. Las do-
bles formas pueden significar variedades de la plant o del
fruto : damasco: damasca, garbanzo: garbanza, membrillo :
membrilla, pero : pera, retanmo: retama, sauce : sauza, etc.







66 ALTERNANCIAS DE GENERO EN NOMBRES DE COSA

226. dIndican variedades distintas de animal los siguien-
tes nombres: anguilo : anguila, bicho: bicha, caracol: cara-
cola, cuervo : cuerva, golondrino : golondrina, jaca: jaco,
loro : lora, mosco : mosca, pdjaro : pdjara, rato: rata ?
227. Distinci6n de los siguientes nombres de recipients
(noticia de los objetos que designan) : banasto: banasta,
bolso : bolsa, botija : botijo, caldera : caldero, canasto : ca-
nasta, cdntaro: cdntara, capacho: capacha, cesto: cesta, ja-
rro : jarra, panero: panera, saco: saca, talego: talega, etc.
228. Oposici6n de significado, si lo hay, en nombres de
indumentaria de double g6nero : botin : botina, calzon : cal-
zona, capillo : capilla, capacho : capucha, cobijo : cobija,
coleto: coleta, cuero: cuera, chanclo: chancla, gorro: gorra,
manto: manta, moffo: moina, sayo: saya, sombrero: som-
brera, told : told, tdnica : tdnico, zamarro : zamarra, za-
palo : zapata, zueco : zueca, etc.
229. Distinci6n entire los siguientes nombres: anillo:
vanilla, banco: banca, barco: barca, barren : barren, biel-
do: blelda, bola : bolo, butaque: butaco : butaca, campana :
campano, cencerro: cencerra, corchete: corcheta, corcho:
corcha, farol: farola, freno: frena, guitarra: guitarro,
mecha: mecho, peine : peina, pico : pica, teja: tejo, tranca:
tranco, etc.
230. Flexi6n en adjetivos que son invariables en la len-
gua general: hombre ruin : majer ruina, pueblo pobre : tie-
rra pobra, ojos tristes: cars tristas, hombre cruel: mujer
cruela, criado obediente: criada obedienta, serviciala. Fle-
xi6n de adjetivos invariables en -a: distrito vinicolo, tra-
bajo agricolo, vestido roso.







PLURAL 67


a31. Dobles formas. Significaci6n y uso de cuerno:
cuerna, leio : lefia, madero: madera, velo : vela ('velamen'),
boiiigo : boiliga, huerto: huerta, don: dona, grado: grada,
huevo: hueva, hilo: hila, pozo: poza, ramo: rama, fruto:
fruta, coco: coca ('cabeza'), morro: morra, pellejo : pelle-
ja, barranco: barranca, campo: campa, charco: charca, ho-
ya : hoyo, bolla : bollo, cancel: cancela, cepo: cepa, cerco:
cerca, etc.
232. El g6nero de los adjetivos sustantivados : el claro :
la clara, el fresco: la fresca, el grdfico: la grdfica (de la fie-
bre), el octavo: la octava, an cuarto: una cuarta, an quin-
to : una quinta, etc.
233. Formas del plural. Nombres terminados en vocal
aguda: el pie : los pies : los pieses, el cafe : los cafis: los ca-
feses, el sofa : los sofds : los sofdes : los sofases, el papd : los
papds: los papaes : los papases, el rubi: los rubis : los rubies :
los rubises, el aji: los ajis: los ajies: los ajises, el ina (nudo):
los lus : los Idos : los fuses, el bisturi: los bisturs : los bis-
turies : los bisturises, el aleli: los alelis : los alelises. d Exis-
ten formas de singular como el pies, el tes, el cafes, etc. ?
234. Reducci6n del plural a singular : cosquillas: cos-
quilla, tenazas: tenaza, tijeras: tijera, paragaas : paragua,
cortaplumas: corlapluma, granzas: granza, pararrayos:
pararrayo, narices : nariz, pantalones : pantaldn, calzones :
calz6n.
235. Nombres de persona en -a y en -as: unpelma: un
pelmas, an tarambana : un tarambanas, an palangana : an
palanganas, an narizota : an narizotas, an papanata: un pa-
panalas, etc.







OU ALTERNANC1A DE PREFIJOS


236. Prefijaci6n nominal. Es- por as-: astucia: estucia,
astato : estuto, astilla : estilla, astil : estil, astracdn : estra-
cdn, astronomo : estr6nomo.
237. Prefijaci6n nominal. As- por es-: escrifio: ascrifo,
estudiante : astudiante, escuela : ascuela.
238. Casos de des-por es- : descomuni6n : escomuni6n, des-
galichado: esgalichado, descanso : escanso, desnado : esnado.
239. Casos de es- por des-: escote: descote, escarmiento:
descarmiento, estornudo : destornudo, expedicin : despedi-
cidn.
239 bis. Cambios entire des-, dis-: descontento : discon-
tento, desvariar: disvariar, descontar: discontar, disgust:
desgusto, disposicin : desposici6n.
240. Cambios entire otros prefijos : enraizado: arraizado,
enfamiliado : afamiliado, enrevesado : alrevesado, irrita-
ci6n : inrritacin, ingenio: engenio.
24r. Prefijos anal6gicos : avellana: alvellana, acibar:
alcibar, azahar : alzahar, azucena : alzucena, tribedes : es-
trebedes, trebejos: estrebejos.
242. Prefijos intensivos. Adjetivos que admiten esta pre-
Lijaci6n : bueno, malo, bonito, feo, etc. : bueno : rebueno :
retebueno: redebueno: requetebueno : tarrebueno: tarrede-
bueno: murredebueno: quirrebueno ; malo : remalo : rete-
malo : redemalo : requetemalo : tarremalo : tarredemalo :
murremalo : quirremalo, etc.







SUFIJACl6N


Formaci6n nominal.

ADVERTENCIA. En el studio de cada uno de los sufijos
que siguen se han de observer con cuidado las siguientes
condiciones : a) si se usa en la localidad o region de referen-
cia; b) si se usa anquilosadamente en un repertorio mas o
menos fijo de palabras o si es productive, esto es, si se pueden
former con 61 nuevas palabras y qu6 limitaciones tiene esta
productividad; c) qud significaciones tiene cada sufijo (por
ejemplo, arg. -ada : esguince en cuerpiada, golpe en lancia-
da, contenido en mascada), y si las distintas significaciones
del sufijo estan determinadas por la significaci6n del voca-
blo familiess semrnticas de palabras) o por otras circuns-
tancias; el cuestionario ayuda en la pregunta de cada sufi-
jo apuntando algunas probables significaciones, pero cada
investigator tiene que establecer cuiles funcionan en su
region; d) ver si el sufijo tiene o no otro sufijo sin6nimo
(por ejemplo los colectivos argentinos pionada, gauchaje
y mujerio) y establecer los matices diferenciales que haya,
su especializaci6n en determinadas palabras, diferencias
regionales, etc. ; e) de los ejemplos que damos, es tan im-
portante sefialar cuiles son desusados en la regi6n como
los muy usados, o los que son conocidos y poco o nada usa-
dos, o, por 6ltimo, los que se pueden oir con un dejo hu-
moristico.
En los parigrafos siguientes los ejemplos estin agrupa-
dos seg6n la significaci6n mas esperada. Pero las significa-
ciones que damos son demasiado esquemAticas, buenas
para orientar en la investigaci6n, pero insuficientes como







SOFIJO -ado


resultado de la investigaci6n. Conviene que en las res-
puestas sea estudiada con precisi6n y en todos sus detalles
la significaci6n de cada uno de los ejemplos que damos y
de los nuevos que el dialect6logo introduzca. Cada una de
estas formas debe ejemplificarse con frases corrientes de la
regi6n o del pueblo estudiado.

243. Sufijos -ado, -ada, -ido, -ida. i) En nombres post-
verbales. Vitalidad y significaciones. De que verbos hay
sustantivos derivados en esta localidad, ya sean exclusivos o
no : caminado, nadado, lanciada, mordida, traida, lambida,
leida, escondida, remitido, pedido, producido. Hay sustanti-
vos en -ido derivados de verbos en -ar? En Bogota y otras
parties cantido 'canto' de cantar, volido 'vuelo' de volar.
Preferencia, alternancia o diferencia de significado o de
uso entire los siguientes casos: llamado: llamada, famado :
famada, peinado: peinada, pelado pelada, lavado: lavada,
tirado: tirada, arado: arada, feriado : feriada, afeitado:
afeitada, planchado: planchada, etc.; barrido: barrida, par-
tido : partida, torcido: torcida, corridor : corrida, desmentido:
desmentida, descosido : descosida. Otros casos : caminado,
nadado, lanciada, etc.
2) Sustantivos en -ado, -ada derivados de sustantivos.
Sus significaciones : a) Movimiento con, herida contun-
dente o punzante con, conduct digna de: cuerpiada, lan-
zada, puilalada, unada, simplada, pendejada, muchachada,
hombrada, animalada, barrada, perrada, pueblada, cuarle-
lada, etc.
b) Conjuntos o colectivos: indiada, negrada, peonada,
oaisanada, muchachada, estudiantado, alumnado. Alternan-







SUFcJOS -erto, -et, -ania 7t

cia o diferencia entire alambrado: alambrada, enramado:
enramada, lablado: tablada, estacado: estacada.
c) Contenido : mascada, ponchada, canastada, etc.
d) Manjares : cocada, quesada, etc.
Otras formaciones en -ado, -ada.
a44. Sufijo -erio, -eria. Capacidad formative:
i) Establecimientos o lugares de venta o trabajo: dul-
ceria, heladeria, cigarreria, choriceria, plomeria, carpinte-
ria.
2) Colectivos: tolderia, hojerlo, pueblerlo, roperio, etc.
Ver si hay alternancia, diferenciaci6n, preferencia o uso
de una sola de las formas en los casos siguientes y otros:
caserto : caseria, ranchero : rancheria, chismerio : chisme-
ria, gritero : griteria, vocerio: voceria, palabrero : palabre-
ria, papelerio: papeleria, pobrerio : pobreria (o pobreterio :
pobreteria), mujererio: mujereria.
3) Calificaci6n de una conduct : paveria, sonseria, adu-
loneria, cochineria, sinvergiiencerta, abogaderia, etc.
4) Diferencias entire perreria : perrerio, pobreteria : po-
breterio, etc.
Otras formaciones regionales en -erto, -eria y otras posi-
bles significaciones.
245. Nombres en -ez, -eza: mistiquez, fiofiez, preilez,
viudez, amarillez, palidez, robustez, rustiquez, malcriadez,
estitiquez; lerdeza, listeza, agudeza, aspereza, sucieza. For-
maciones regionales en -ez, -eza.
246. Formaciones en -anza, -ancia, -encia: comparanza o
comparancia, alabarnza o alabancia, herranza, errancia, chu-
panza, andancia, fregancia, segurancia, repelencia, vigencia,







i7 StbFios -dero, -erO

conocencia, nacencia, etc. Alternancias: ciencia: cencia, con-
ciencia : concencia, paciencia : pacencia, diferencia : diferien-
cia. Formaciones nuevas con estos sufijos.

247. Sufijo-dero, -dera, -deras. Distintas significaciones
y usos: i) Lugar donde se efectuia la acci6n : comedero,
bebedero, bramadero, herradero, etc. 2) Instrumento: cerra-
dero o cerradera, agarradero o agarradera, sangradera, etc.
3) Diferencia de significado entire las siguientes forms:
afiladero : afiladera, apretadero : apretadera : apretaderas,
asentadero : asentaderas, atadero : atadera : ataderas, baila-
dero : baiadera, coladero : coladera, escupidero : escupidera,
fregadero : fregadera, habladero : habladera : habladeras,
posadero :posaderas, sudadero : sudadera, tragadero : traga-
deras, etc. Formas nuevas en -dero, -dera, -deras.

248. Sufijo -ero, -era. Significaciones y usos : i) Oficios
u ocupaciones del hombre y de la mujer: estanciero, im-
prentero, casero, fondero, altozanero, pulpero, resero, mese-
ro, cuartelero, pailero, limosnero, hatero, aguatero, burri-
quero, yerbatero, avisero, criandera, etc.
2) Caracterizaciones personales ('dado a', 'hAbil en'):
barullero, chancletero, chaquetero, dulcero, pueblero, muje-
rero, papelero, parejero, rumbero, bochinchero, limosnero,
barrero, carero.
3) Gentilicios : santiaguero, sanjuanero.
4) 'lugar de': potrero, pedrero, barrero, caseajero, fan-
guero, vizcachera, cucuyera, pipiolera, nigaera.
5) Formaciones sobre el gerundio : cuidandero, rezan-
dero, sobandero, etc.
6) Sustantivos con sentido superlative (d con desorden ?):







SUFrIOS -ero, -aje, COLECTIVOS, POSTVERBALtEA 7

montonera, pelotera, sopapera, escombrera, pelambrera, pe-
dorrera.
7) Alternancia o diferencia entire los siguientes nombres
de objetos (muchos de ellos recipients) : aceitero: aceitera,
azucarero : azucarera, bejuquero : bejuquera, bolero : bolera,
cantero : cantera, cerillero : cerillera, frutero : frulera, go-
tero : gotera, lapicero: lapicera, melero: melera, mosquitero:
mosquitera, mostacero: mostacera, panero: panera, pulgue-
ro : pulguera, rimero : rimera, sementero: sementera, solero :
solera, tarjetero: tarjetera, tinajero: linajera, torpedero:
torpedera, ranquero : tranquera, venero : venera, etc.
Formaciones nuevas en -ero, -era.
249. Sufijo -aje. Vitalidad y distintas significaciones:
i) Formaci6n de colectivos : hembraje, paisanaje, gauchaje,
criollaje, malevaje, caudillaje, etc. a) Otras significaciones:
helaje (helada), fogaje (erupci6n), aguaje (embuste), ma-
treraje (acci6n de un matrero), platicaje (charla), encajona-
je (encajonamiento), lanchaje (derecho de flete), etc. For-
maciones regionales en -aje.
a50. Sufijaci6n de nombres colectivos. Preferencia o
alternancia entire las siguientes formas : indiada: indierio :
indiaje, negrada : negrerio : negraje, gauchero : gauchaje,
hembrada, hembrerio: hembraje, machada: macherio:
machaje, lomada : lomero : lomaje, riscada : risquerio: ris-
caje, peonada :peonaje, paisanada: paisanaje, mozada: moce-
rio, muchachada: muchacherio.
251. Postverbales en -e, -o, -a. Son frecuentes las signi-
ficaciones de acto y efecto; en muchos casos la significa-
ci6n se concrete de diversas maneras. Preferencia por una







StiFXOS -dura, -ura, -cio'n, -ina, I.-a


u otra terminaci6n. Vacilaci6n, alternancia o diferencia
entire las siguientes formas : contest: contest (contesta-
ci6n), desecho: desecha, pago: paga, embrollo: embrolla,
trovo: trova, vuelto: vuelta (de dinero), derrame: derramo,
derrambe : derrumbo, embarque : embarco, desembarque :
desembarco, encargue: encargo, comienzo : comience, ensayo :
ensaye, desyerbo : desyerba : desyerbe, derrote: derrota, etc.
Derivados de verbos en -ear: lengieteo, capoteo, chiquiteo,
banquet, cacheo, etc. Formaciones nuevas: el asocio, el
entero, el denuncio, el clave, elpierde, etc.
252. Sufijo -dura (derivados de verbos) : mojadara, pe-
ladura, rompedura, cantadura (de la misa), pegadura, des-
pellejadura, rajadura, etc. Otras formaciones en -dara.
Preferencias o diferencias entire las formaciones en -dura,
-ada, -ida: picadara: picada, quemadura: quemada, mor-
dedura: mordida.
253. Formaciones en -ura (derivados de sustantivos y
adjetivos) : sabrosura, bonitura, calentura, contentura, pre-
ciosura, lindura, ricura, flacura, diablura, etc. Alternancias:
lecture: leida, etc. Ver si hay derivados de verbos en -ura
o de sustantivos y adjetivos en -dura.

254. Sufijo -cidn: aburrici6n, entretenci4n, apuracidn,
mojacin, padricidn, mantencidn, premiacidn, muscalacidn.
Formas en -z6n : bebez6n, atracaz6n, etc. Creaciones re-
gionales en -cion, -zdn.
255. Sufijos -ina, -iza: hablantina (charla), bronquina
(gresca), bebentina, borrachina, hedentina; cueriza, fuetiza,
tranquiza (paliza), etc. Formaciones regionales.







SUFIJO -dor; FORMACIONES EN -ante, -at, -ar, -ista, -oso 75

256. Sufijo -dor: i) Oficios u ocupaciones del hombre
y de la mujer : aguador, vividor, cantador, roncador, doma-
dor, payador, rastreador, changador, etc. 2) Nombres de
objeto : tirador, pasador, arriador, mostrador, pisador, asa-
dor, parador, aparador, prendedor, etc. 3) Adjetivos : aburri-
dor, hablador, espantador, sobrador, atropellador, etc. Otras
formaciones.
257. Formaciones participiales en -ante: despachante, sa-
lariante, arrimante, atorrante, oficiante, machucante, hospi-
ciante, escuelante, cargante, secante (pesado), etc. Otras for-
maciones.
258. Sufijo -al, -ar para indicar conjunto, o lugar don-
de se encuentra ese conjunto: platanar: platanal, tomatar:
tomatal, batatar : batatal, pinar : pinal, algodonar : algodo-
nal, etc. Otras formaciones : platal, barrial o barrizal,
pajal o pajonal, maiorral. d Con qu6 classes de palabras se
forman estos nombres ?
259. Valor formative de -ista para designer oficio, par-
ticipaci6n, afici6n, vicio : retratista, diarista, congresista,
burlista, fondista, campista, tomista (bebedor), camorrista,
adredista, refranista, etc. Formas en -isto diferenciadas
para el masculine : modisto, artist, retratisto, tomisto, plei-
tisto, campisto, papelisto, burlislo, bromisto, maquinisto,
cuentisto, telegrafisto, enredisto, vallisto, llanisto, ruidisto,
etc.
260. Adjetivos en -oso sobre sustantivos. Sus significa-
ciones ('que tiene lo que el sustantivo indica', con posi-
bles connotaciones de abundancia, frecuencia, grado
superlative, etc.): talentoso, amargoso, fantasioso, novedoso,







76 POhMACl6N SUSTANTIVA T ADiETIVA

grasoso, cosquilloso, oloroso, enfermoso, barrancoso, moles-
toso, barroso, agrioso, ganoso, tinoso (de tino), despacioso,
correntoso, mugroso, relumbroso, etc. Otras formaciones.
Alternancia, preferencia o diferencia entire formas como
milagroso: milagrero : milagriento, pulgoso: pulguero : pul-
guiento, nigaoso, nigiiero : nigiiento.
261. Adjetivos en -udo : platudo, peludo, barbado, cabe-
zudo, talentudo, suertudo, copetudo, panzado, barrigudo,
agalludo, canilludo, forzudo o fuerzudo, narigudo o narizudo,
orejudo, patudo, letado, macanudo, etc. Formaciones regio-
nales en -udo.
262. El sufijo -ila o -itas en la formaci6n de masculinos
de persona : canillita o canillitas, cailita (bebedor), cocorita,
mamita (afeminado), pollerita, quejitas, etc. Formaciones
en -ito : gallito, chorlito, etc.
263. Otros sufijos: I) -edo-eda: arboledo : arboleda, pi-
nedo :pineda, robledo: robleda, etc. 2) -o : ahoguio, reguio,
acecio, etc. 3) -ivo, -iva: pasativa (sonrojo), excitativa, etc.
Adjetivos en -ivo: reculativo, previsivo, etc. 4) -aila, -eria :
milaiia (porci6n infima), bangaria (lote de casas), asegareita
(seguridad), etc. 5) -go, -ga: cignaga : cinago, almdciga :
almdcigo, etc. 6) -umbo, -umba : casumba (casucha), cucamba
(cobarde), cachumbo, etc. Formaciones regionales.
264. Uso de sustantivos como adjetivos o en aposici6n :
guante caria, vestido lila, lazos rosa, zapatos borravino,
traje crema, paniuelo seda. Acomodaci6n al sistema de con-
cordancia : lasos rosos, paiuelos cafeses, etc.
265. Adjetivos en -ado, -izo, -ino, -eio, -uno, -oso, para
laexpresi6n de semejanza : i) aborregado, aconejado, alagar-







GENTILICIOS Y DESVALORATIVOS


lado, amujerado, amachada, etc. 2) plomizo, rojizo, pajizo,
tontizo, etc. 3) blanquecino, azulino, purpurino, torino, etc. 4)
aguileiio, azulerio, sedeno, esparteilo, etc. 5) borreguno, toru-
no, caballuno, lobuno, bueyuno, perruno, montuno, campuno,
tontuno, etc. 6) blanquinoso, verdoso, sedoso, esponjoso,
azuloso, etc.
266. Formaci6n de gentilicios. Ejemplos de las diversas
formas que se usen en cada lugar. Vitalidad de cada su-
fijo:
i) -eno : limeio, brasileilo, quiteilo, etc.
2) -ino: santiaguino, sanjuanino, santafesino, etc.
3) -ero: brasilero, sanjuanero, bayamonero, habanero, etc.
4) -ano : bogotano, dominicano, etc.
5) -is: cagiis, managiids, etc.
6) -ense: nicaragiiense, etc.
7) -eco : yucateco, cuzcateco, santaneco, etc.
8) -eno : chileno, etc.
9) -ista : penquista, etc.
Otros gentilicios.
267. Desvalorativos. Vitalidad de cada tipo. Sustanti-
vos y adjetivos en-ucho :papelucho, casucha, blancucho, fed-
cho, Fiatucho (fiato), matucho, patucho, camilucho, gavilucho,
barbuchas (hombre de poca barba), etc.
268. -acho: pueblacho o poblacho, piscacha, terminacho,
dicharacho, ricacho,fortacho, vivaracho. Formaciones regio-
nales en -acho.
269. -aco: libraco, caballaco, bellaco, tarimaco (trasto),
calandraco o calandrajo (cachivache), cosiaco o cosiaca, ca-
chaco, cabaco, mustaco. Formaciones regionales en -aco.







DESVALORATIVOS


270. -ajo, -ijo, -ojo: ) trastajo, comistrajo, sobraja,
ruidajo, guilindrajo (guifiapo), guanajo (tonto), burrajo,
mangajo (sucio). 2) envoltijo, amasijo, amarradijo, sobijo,
repartija, revoltija, etc. 3) patojo, etc. Alternancias : ma-
lojo: maloja, serojo: seroja, etc. Alternancia -ajo, -aje,
-aja : espumarajo : espumaraja, hierbajo: hierbaja, comis-
trajo : comistraje, etc. Formaciones regionales en -ajo, -aja.

271. Formaciones en -ngo, -nco, -nga, -ngue:
I) -anga: bullanga, fritanga, burundanga, candanga,
etc.
2) -ango: machango, pendango, guarango, pachango,
malango, chimango, changango, etc.
3) -engo: bullarengo, mujerengo, frailengo, etc. ; ca-
ifenga, etc.
4) -enco: mudenco (tartamudo), chulenco (patizambo),
zollenco (grueso), flaquenco (flaco), etc.
5) -inga: candinga (marafia), guarandinga (bagatela),
guatinga, mandinga, chuchinga, etc.
6) -ingo: tilingo, lulingo, etc.
7) -iningo: blandiningo, clariningo, chiquiningo, poqui-
ningo, cerquininga, etc.
8) -ongo : moiongo, bolongo, fodongo, bitongo, bailon-
go, etc.
9) -onga : pindonga, milonga, bichoronga, pochonga, etc.
Io) -ungo : matungo, chalungo (chapucero), jorango
(cargante), puchungo (afeminado), currundungo (regorde-
te), cafunga, etc.
I1) -engue: blandengue.

272. -eco, -ueco: pateco (patojo), tuieco (manco), ton-







DESVALORATIVOS 79

tuneco (tonto), chuchumeco (presumido), chueco, chapane-
co, patueco, paluleco o patuleto, chacueco (chapucero), ma-
rrueco (micdoso), virueco (patojo). Otras formaciones regio-
nales.
273. -ienlo : basuriento (sucio), cachaciento, chanchi-
riento, hablachiento, pichurriento, angurriento, virgiieliento,
flacuchento, aguachento, regodiento, etc. Alternancia -iento,
-iente : turbulento : turbulence, macilento : macilente, maldi-
ciente: maldiciento, etc. Formaciones nuevas en -iento, -iente.
274. Fornaciones en -iche, -inche, -incho : pechiche (me-
lindre), boliche (tiendecita), huiriche (nifio), guariche (cam-
pesino), fifiriche (petimetre), lambiche (adulador), ma-
linche (nifia), currinche (presumido), arrinche (querida),
bochinche (alboroto), culincho (rab6n), maguincho (enfer-
mizo), patincho (patituerto), rabincho (rabicorto), etc.
Formaciones regionales.
275. -asca, -isca, -isco: rabiasca (rabieta), charramas-
ca o chamarasca, jollisca, revolisco (alboroto), chirrisco
(enamoradizo). Formaciones regionales.
276. -oco, -uco, -uca, -uto:
i) -oco: bichoco (mentecato), potoco (regordete), soroco
(manco), vitoco (vanidoso), zocotroco (grandull6n), etc.
2) -uco, -uca. Voces en -uco que designan defects del
hombre: calambuco (hip6crita), chamaluco (ristico),
francuco (cobarde), zamacuco (falso), mistiruco duendee)
butuco (regordete), maluco (travieso), etc. Otros deriva-
dos en -uco, -uca: abonuco (rodete), cascambruca (bronca),
buruca (barullo), menchuca (mentira), tutuca (trompe-
ta), etc.







b0 DESVALORATIVOS, DIMINUTIVOS

3) -uto: chucuto (rabote), falluto, paparruta, tuturulo o
taturuta (alcahuete), etc.
277. -urria, -orro: bebendurria (borrachera), cham-
purria (bebida), angarria, etc. ; cachorro, mamporro, maza-
morra, etc. Formaciones regionales.
278. -uzo: blancuzo, castuzo (testarudo), lambuzo (tra-
g6n), langaruzo (gorr6n), lampuzo (insolente), volantuzo
(zascandil), etc.
279. Diminutivos. Observar si es frecuente el uso de
diminutivos, y sobre todo en que classes sociales (mujeres,
nifios, servidumbre, mendigos, etc.) y en qu6 formas del
habla (lenguaje familiar, expresi6n de carifio, etc.). Di-
minutivos usados especialmente al pedir limosna.
a80. Sufijo general -ito. Frecuencia de su uso en sus-
tantivos, pronombres, adjetivos, participios, gerundios y
adverbios : platita, buenito, asadito, callandito, ahorita, lue-
guito, aquisito, nadita, todito, machito, lejito o lejitos, cer-
quita, delantito, detrasito, unilo, estito, perdoncito, permisito,
etc. Otras formas en -ito.
281. Preferencias por-ito, -cito, -ecito, etc., en la for-
maci6n diminutive: gatito, librito, rosita; tardecito, gran-
decito, nochecita; quietio : quietecito, hierbita : hierbecita,
rubito : rubiecito, piecito : piececito, muertito: muertecito,
viejito: viejecito, huevito: huevecito, bueyito: bueyecito,
pueblito: pueblecito, manito: manita: manecita, pancito:
panecillo, etc. Observar si hay preferencia generalporlas for-
mas trisilabas o tetrasilabas en la formaci6n diminutive.

a62. Uso de (tico en lugar de -tito: gato: gatito: ga-







boMINUTIVOS EN -ito, -ico, -ilot, ETC.


tico, zapalo : zapatito: zapatico, carta : cartita : cartica, le-
tra : letrita : letrica, junto: juntito : juntico, esto : estito:
estico, etc. Observar si alternan las formas, -tico, -tito o si
se usa s6lo una o si hay preferencias en voces determina-
das.
283. Casos de reduplicaci6n intensive o expresiva del
diminutive: poquito: poquitito : poquirritito, todito: toditico:
toitico, chispita: chispitita : chispirritita, ahorita : ahoritita:
ahorititita, etc.
284. Diminutivos de mano, azdcar, almibar : manita:
manito, azuquita : azuquitar, almibita : almibitar.
285. N6tese si tienen vitalidad a ctual los siguientes su-
lijos diminutivos, y sefihlense los restos de una formaci6n
diminutive antigua :
I) -ico: bonico, librico, etc. En nombres propios: Jua-
nico, Perico, Manuelico, etc. Voces terminadas en -ico:
apachico (paquete), camarico (propina), chamelicos (peri-
folios), caKarico (baile), etc.
2) -ejo: animalejo, caballejo, lugarejo, etc. Voces en
-ejo: colgalejo (guifiapo), saltanejo (ribazo), alineja (cuer-
da), dominguejo (mequetrefe), etc.
3) -uco: casuca, tenduca, fedco, etc.
4) -uelo: chic2elo, bribonzuelo, tachuela, plazuela, chapa-
rruelo (plata), fajuela, sayuela, pinuela.
Ver en cada caso si la formaci6n es modern o antigua
y si hay o no sentimiento de diminutive.
286. El sufijo -illo en nombres de plants, animals,
prendas y utensilios : cafetillo, mostacilla, aguilillo, palo-
milla, camisilla, sabanilla, cajetilla, romanilla, frutilla,







82 inittinvtOS EN -ete, -tn

naranjilla, granadillo, granadilla, nisperillo, ciruelillo, espi-
nillo, potrillo, pandilla, cojinillo, tropilla, etc. Observar si se
forman actualmente diminutivos en -illo, -illa: mesi-
lla, librillo, cursillo, etc. Masculinos de personas en -illo o
-illas: barbillas, cajetilla, Patillas, caguillas, etc.
287. Formaciones en -ete, -eto, -ela. Observar si -ete,
-eta tienen vitalidad actual en la formaci6n diminutive
o si s61o hay restos de derivaci6n antigua. Formas en -ete:
herrete, reguete, majarete, cuenterete, pailete, etc. Formas
en -eta: horqueta, silleta, barreta, cajeta, olleta, etc. Alter-
nancias -ele, -eta: banquet (de banco) : banquet, barquete:
barqueta, calete : caiieta, panderete : pandereta, cajete : ca-
jeta, librete: libreta, sillete: silleta, etc. Valor formative de
-eta o -etas para designer condiciones o defects del hombre
(tambi6n de la mujer): acusetas, averigietas, berrietas,
biscorneta, bobeta, boqueta, cagueta, charleta, jorobeta,
narigueta, pateta, sopleta, unetas, etc. Valor formative de
-ete en anAloga significaci6n : boquinete, soplete, canillete,
meterete, etc. Formaciones en -eto : jorobeto, bizcorneto,
chagiieto, boqueto, bizcoreto, manculeto, patuleto, calceto, etc.
288. -in. Observese si tiene vitalidad actual en la forma-
ci6n diminutive: monin, sillin, etc. Formas en -in aplicadas
al nifio : chiquin, chiquilin, chiquirrin, chiquirritin, chaca-
lin, etc. Alternancias -in, -ina: botin : botina, serpentin :
serpentina, mandolin: mandolina, etc. El sufijo -in asociado
con -ete : cafetin, cajetin, copetin, etc. Formaciones en -in
que denotan condiciones del hombre : borrachin, parlan-
chin, andarin, saltarin, etc. Sustantivos en -ina, -ia :
furrina (disgusto), gongolina (alboroto), piquifia (envidia),







NOMBAES DE 14LA. AUMENTATIYOS PN -da


revoltifia (gresca), etc. Otras formaciones en -in, -ina, -ifta.
289. Diminutivos de nombres de pila: Pedrito: Perico :
Periquito : Perucho: Pedrin, Mariquita: Maruja : Maruca :
Marucha: Marichu: Marieta, Francisco : Frasquito: Fran-
cho : Pancho : Faco : Paco : Faico, Juanito: Juancito, Rosa-
rito: Rosarita : Charito, Amparito: Amparita, Dolorcitas:
Dolorcitos: Doloritos : Doloritas, etc.
290. Nombres de pila con ahreviaci6n afectiva : Pilar:
Pill, Consuelo: Chelo: Chelito, Joaquin : Chimo, Dolores:
Lola, etc. Registrar todas las variantes locales.
290 bis. Formas de diminutive en nombres de pueblos,
montes, rios, etc. Observese si se agrupan en zonas espe-
ciales los nombres correspondientes a cada tipo: Hatillo,
Barranquita, Palmarejo, Sabanetas, etc.
291. Aumentativos. Indicar si hay una preferencia local
por la formaci6n aumentativa y en que classes sociales o en
qu6 circunstancias se manifiesta mis esa tendencia.
292. Extensi6n y vitalidad de cada sufijo. El sufijo
-6n : ) Aumentativo o intensive : ranch6n, plat6n, por-
ton, portaldn, zapatdn, muchach6n, seiiordn, ricachdn, hom-
brel6n, etc. ; 2) Golpe o acci6n brusca : machuc6n, ras-
pdn, sacuddn, agarr6n, chupdn, estremezdn, pis6n, sobdn,
remezdn, etc. ; 3) Designaci6n del hombre por alg6n de-
fecto : bocdn, beb6n, adulon, cegaton, narizdn, anddn, fir-
m6n, tomon, roncon, porfidn, breg6n, pele6n, pel6n, dormi-
16n, barrig6n, etc. ; 4) Uso de -6n para former aumenta-
tivos de mujer : mujerdn : mujerona, zorrdn : zorrona, etc. ;
5) Formaciones en -arr6n: mancarr6n, cimarrdn, moscarr6n,







84 AUMENTATIVOS EN -d ?, -ole, -azo

etc. ; 6) Alternancias -6n, -ona: vozarrn : vozarrona, arve-
j6n: arvejona, calabaz6n : calabazona, etc. ; 7) Adjetivos en
-6n: trist6n, querend6n, delgadon, flac6n, etc. Atender al
valor afectivo de estas terminaciones. Otras formaciones.
293. Sufijo -ote, -ota. Significaci6n aumentativa en re-
laci6n con -6n, -ona : hombr6n: hombrote, brut6n : brutote,
grand6n : grandull6n: granduln : grandote: grandulote:
grandotote, animaldn : animalote, muchach6n: muchachote,
etc. Masculinos en -ota y -otas : cabezota, manotas, narigotas
onarizotas, etc. Formaciones en -ote: chapopote (enredo),
chichote (chich6n), mitole (alboroto), zarambote (bullicio),
tagarote (tacafio), vilote (cobarde), macote (grandull6n),
padrote, paparote, etc.
294. El sufijo -azo: I) En la ponderaci6n de tamaio o
calidad: hombrazo, perrazo, bocaza, manaza, amigazo, crio-
Ilazo, maestrazo, ladronazo, etc. ; 2) Golpe o acci6n efec-
tuada con el primitive : cabezazo, chancletazo, telefonazo,
macanazo, planazo, machelazo, revolvazo, rebencazo, som-
brerazo, trancazo, etc. ; 3) Masculinos de persona en -azos,
-aza o -azas : calzonazos, bragazas, babazas.
295. Los sufijos -ada, -azo, -dn en la representaci6n del
carActer interior de una acci6n contundente. Uso de las
siguientes formas, y diferencias entire ellas: guantada:
guantazo: guantdn, trompicada: trompicazo: trompic6n, topa-
da: topazo, cimbronada: cimbronazo, trancada: trancazo,
.trompada: trompazo, navajada : navajazo, lanzada: lanzazo,
campanada: campanazo, manotada : manot6n: manotazo.
Otras formaciones.
296. Superlativo. Vitalidad y frecuencia de -isimo. For-







SUPERLATIYOS. F&fMULAS DE TRATAMfIENTO


mas en que se usa : buenisimo o bonisimo, malisimo, riqaisi-
mo, etc. Reducci6n a -ismo: buenismo, etc. Reduplicaci6n
intensive : riquisimo : riquisisimo, guapisimo: guapisisimo,
pequefnisimo: pequehiisisimo, etc. Diferencias de uso o de
valor, en cl habla familiar y literaria, entire -azo c -isinmo:
guapisirno: guapazo, superiorisimo: superiorazo, buenisimo:
buenazo, malisimo: malazo, viejisimo: viejazo, etc.
297. Ponderaci6n inversa. Exaltaci6n de cualidades
mediante t6rminos peyorativos: Hizo un discurso brutal,
tuvo un 1xito bdrbaro, gana una salvajada de dinero, etc.
298. Nombres vocativos de tratamiento seg6n el medio,
edad, clase y relaci6n entire las personas. De hijos a padres :
_padre, madre, papa, mama, papd, mamd, tata, nana, iaila,
papi, mami, etc. De nietos a abuclos : abuelo, abuela, tata,
nana, chacha. De yerno a suegra : senfora, tia, mama sehora.
De sobrinos a tios: tio, tia, hermano, hermana.
299. Entre amigos : amigo, companero, hermano, viejo,
compare. Entre desconocidos : senior, seiiora, seiiorita, don,
donia, mozo, caballero, joven. De mayores a ninios: nino,
chico, nene, pibe. De sirvientes a sefiores: senior, patron,
amo. A personas tituladas : senior, doctor. Al cura : senior,
padre, tata.
300. Titulos de respeto prepuestos al nombre: don,
donla, senior, senora, tio, tia. Titulos prepuestos al apellido :
senor, seiora, don, doiia. Abreviaciones: senia, ino, i1or,
irora, iia, misia, mano, manito, mana, nito, nita.
301. Empleo de la preposici6n de como particular de
distinci6n : Pedro Castro: Pedro de Castro, Antonio Mi-
randa : Antonio de Miranda, senior de Pirez, semor de Cuervo.







030 PRONOMBRES PERSONALES

3o2. Tratamiento para extranjeros: mister, mosid. Tra-
tamiento para indios, negros, criados j6venes y ancianos,
etc. Tratamiento despectivo : io sinvergilenza, so ladrdn.
3o3. Nombres compuestos de cartcter local. Ejemplos:
cabeciduro, sangripesado, lengualarga, malacrianza, alzafue-
Iles (adulador), comegente (feroz), rajatablas (reprimen-
da), cierrapuertas (alarma), guardarraya (valla), salpa-
fuera (rifia).

PRONOMBRES

3ol. Personal. Primera persona. En lugar do yo suele
usarse nos, con la forma verbal correspondiente a la pri-
mera persona de plural, en documents oficiales de per-
sonas que ocupan cargos de alta dignidad : Nos, el Presi-
dente de la Repdblica...
305. Segunda persona, singular. Scifilese el uso de las
formas td, vos, usted, seg6n la clase, el medio, el trato de
los individuos. La relaci6n entire estas formas y el verbo
va registrada en los SS 332-335.
306. Sustituci6n de vos, used, ustedes por formas pro-
nominales de terccra persona : ( Nos comprometemos a
cogerle las reses que quiera, segdn lo que o1 (vos, usted)
nos pague ).

307. Segunda persona, plural: sustituci6n de vosotros
por ustedes. Aspectos de la lengua hablada y escrita on que
se conserve cl uso de vosotros.

308. Formas pronominales de respeto conservadas en






PRONOMBRES


uso protocolario o en zonas arcaicas de la lengua hablada :
su merced, su seiioria, su excelencia, vuecencia, asia.
309. Sustituci6n de nos por los en el habla popular de
algunos lugares: Nos vamos ? Vdmonos : Los vamos?
Vdmohloh.
3Io. Conservaci6n o desuso de la forma os y modifica-
ciones populares de la misma en los lugares en que se con-
serve: Os vais a caer. Pondos de pie. Callaos.
3i1. Pasa al S'419.
312. Indefinido. Variantes arcaicas y populares de otro:
Dar la cara por otro (por otre). Otro vendrd que de casa
nos echard.
313. Uso de alguien, alguien, ninguijn, algotra vez ('al-
guna otra'), algolro dia.
314. Uso de uno, td y used como indefinidos : No sabe
uno que hacer. Es an ruido que no te deja dormir. Va usted
y no le dejan entrar.
315. Denominaci6n de persona indefinida : Fulano, Za-
tano, Mengano, Perengano.
316. Diferenciaci6n de g6nero en an poco: Un poco de
vino, una poca de agua.
317. Conservaci6n de ambos: Ambos a dos, ambas a
dos; dambas parties, entrambos. Fulano tiene ambas manos
dormidas (o las dos manos, o juntas manos).
318. Diferenciaci6n ( s6lo vulgar P) de genero en el in-
terrogativo cudl: cudlo, cudla.
319. Articulo. Formas contracts (d s6lo en el habla po-






66 FORMACIONES ANAL6GICAS

pular ?) : el hombre: l'hombre, el amigo : l'amigo, el aga :
I'agua, todo el dia : to'l dia, con el caballo : col'caballo, en
el campo : nel campo, por los caminos: pol'hcaminoh, para
el amigo: pal amigo.

VERBO

32o. Diptongaci6n contra el uso correct: endereza: en-
derieza, enreda: enrieda, entrega: entriega, anega: aniega,
comprendo: compriendo, temple: tiempla, afloja: aflueja,
dobla : duebla, rompe : ruempe, monto : muento, coso : cue-
so, sorbo: suerbo.
321. Ausencia de diptongaci6n contra el uso correct :
aprieta: apreta, friega: frega, reniega: renega, trueca:
troca, fuerzo: forzo, resuella: resolla, yerra: erra (errar
'equivocarse'), huelgo : holgo, huelo: olo.
322. Diferenciaci6n popular entire el present y el pre-
tdrito de indicative respect a la primera persona de plu-
ral de los verbos en -ir: hoy salemos: ayer salimos,, hoy
venemos: ayer vinimos, hoy partemos: ayer partimos.
323. Tendencia a fundir la terminaci6n -irmos, -emos en
el present de indicative de los verbos de la a2 y de la 3"
conjugaci6n:
a) decimos (o dicimos) : dicemos, pedimos (o pidimos) :
pidemos, medimos: midemos, sentimos: sintemos.
b) comemos : comimos, tenemos : tenimos, vendemos : ven-
dimos, etc.
324. Fusi6n de imperative de la 2' y de la 3" conju-
gaci6n : com : comi (come), etc,







VERBO. VOSEO


325. Formas anal6gicas del present de indicative y de
subjuntivo sobre el tipo traigo-traiga : creo: creigo, crea :
creiga, veo : veigo, vea: veiga, huyo: huigo, haya: huiga,
destruyo : destruigo, destruya: deslruiga, vaya: vaiga, haya :
haiga, royo: roigo, roa: roya : roiga. Otras formas: crei-
guaa, veigula (creia, veia).
326. Formas anal6gicas sobre haya, vaya: caiga: caya,
traigo: trayo, oiga: oya, traigan: trayan.
327. Modificaci6n fonitica de las desinencias -ezco, -ezca:
agradezco: agradezgo, amanezca : amanezga, nazea : nazga,
conduzca: condazga.
328. Formas anal6gicas sobre los tipos -ezco, -ezca: cue-
zo: cuezco: cuezgo, meza : mezca : mezga, bendiga: bendiz-
ca: bendizga, escueza : escuezca : escuezga.
Cambio inverso : crezo, creza por crezco, crezea.
329. Variantes de las formas de present de los verbos
en -iar: cambio : cambo : cambio, cambies: cambies : cam-
bees, copio : copeo, rabia : rabia : rabia, vacias : vacias :
vaceas, aprecian : aprecian: aprecian, desprecien: despre-
clen: desprecien.
330. Verbos en -ear: alineo : alinoo : alinio; alinjense:
aliniense.
331. Verbos en -uar: graddo: graduo, contindo: conti-
nao, licuo: licdo.
332. Formas de segunda persona de singular con td o
vos. Verbos en -ar. Present de indicative: td cantas : vos
cantdis, cantdi, cantds: td cantds : vos cantas. Future:
td canards : vos cantars : vos cantars : td cantares : Id







VOSEO. PERSONA VOSOTROS T USTEDES


cantari's: vos cantards. Imperative: canta ti: cantd vos:
cantd ti: canta vos. Present de subjuntivo: hi cantes: vos
cantis o canlis: Id cantis o cantis : vos cantes.
333. Verbos en -er. Present de indicative: td comes: vos
comdis, comdi, comis o comis: td comis o comis: vos comes. Fu-
turo: td comers : vos comers : td comers: vos comers: vos
comers: td comers. Imperativo: come td: come vos: com tid:
come vos. Present de subjuntivo : que td comas: que vos
comds o comdis: que td comds o comdis: que vos comas.
334. Formas del verbo ser que acompafian al vos: vos
sos, vos eres, id sos, vos sois, vos fuistes, vos serds, vos serds,
vos serts, vos (td) seas, seds, sids.
335. Verbos en -ir. Present de indicative: ti sigues:
vos seguis: tti seguis: vos sigues. Futuro : td seguirds: vos
seguirds : ti seguirs : vos seguirds, vos seguiris: ti seguiris.
Imperativo : sigue td: seguivos : segui td: sigue vos. Present
de subjuntivo : td sigas : vos sigas o sigdis: id sigds o sigdis :
vos sigas o sigds. Formas del verbo ir : ite, vete (o mandate .
336. Actos y circunstancias en que suelen usarse las for-
mas de segunda persona de plural correspondientes a vos-
otros de acuerdo con la lengua literaria : vosotros habldis,
sablis, estabais, Ilegasteis.
337. Formas verbales correspondientes a ustedes: can-
tan : cantdis : canias, son : sois : sos, coman : comdis : comds.
338. Imperfecto. Formas diversas de los verbos en que
concurren tres vocales (cala, traia, creia, rela, freia, oa) :
caia : dia : cdiba: caiba: qudiba, reia: reia: reiba: rdiba, etc.
339. La intercalaci6n anal6gica de la b en el imperfec-







MORFOLOGiA DEL VERBO


to puede extenderse a los demAs verbos en -er, -ir: tenia:
teniba, ventan: veniban, queria: queriba. Intercalaci6n de
-d-: traia: trdida: treida. Proceso inverso : iba : la.
340. Persistencia de la forma arcaica del imperfecto de
ver : vela : via, veian : vian.
341. Pret4rito. Formas arcaicas de los verbos traer, ver:
traje: traje, trajiste : trajiste, trajo: trajo, trajimos traji-
mos, trajeron : trajeron, vi: vide, vi : vido.
342. Sustituci6n de las formas de tema fuerte de pret6-
rito por las de tema d4bil: maldije : maldeci, detave : dete-
ni, anduve : andi, compuse : componi.
343. Formas de segunda persona singular de pret6rito
con terminaci6n anal6gica : llegaste: llegastes : llegates,
corriste : corristes: corrites, viniste: vinistes : vinites.
343 bis. Formas de primera persona plural de pret6rito
con terminaci6n anal6gica: Fuimos a esperarlo, pero lle-
guemos tarde. Los Arboles de la puerta los plantemos el afio
pasado.
344. Formas de tercera persona de plural en pret6ritos
de tema fuerte construidas anal6gicamente sobre las de
singular: dijeron: dijon, hicieron: hizon, tuvieron: tuvon,
pusieron: puson.
345. Futuro y potential. Variantes arcaicas y popula-
res : pondrd : ponre : ponerd, tendrd : tenrd : lenerd : tenird,
saldremos : salremos : saliremos, doleria : dolria : doldria,
traeria: trairia: traidria, querrd: quedrd, querria: quedria,
sabrd : saberd, habrd : haberd.
346. Imperative. Variantes arcaicas y populares de la







MORFOLOGIA DEL YERBO


segunda persona de singular: dile que venga (dicele, disle,
dihle), dinos lo que sepas (dicenos, disnos, dihnos), ve a ver
lo que quiere (yes a ver), oye lo que te digo (oyes).
347. Formas arcaicas de imperative plural usadas como
singular con los pronombres td o vos: cantad ana copla
(cantd, cantds, cant6i, cantar), volved pronto (volve, volvis,
volvdi, volver), decid lo que sepdis (deci, decis, decir).
348. Formas de la persona 8l del present de indicative
que se han igualado con el imperative: pone : pon, sale:
sal, hace : haz, tiene : ten, viene : ven.
349. Formas del imperative que se han igualado con la
persona el del present: di: dice, haz: hace, previn : pre-
viene, op6n: opone, entretn : entretiene, comp6n: compone.
350. Subjuntivo, present. Las formas correspondientes
a la primera persona de plural pueden acomodarse al acen-
to de las demis formas: tengamos: tingamos: tenganos,
salgamos : sdlgamos : sdlganos, vayamos, vdyamos : vdya-
nos, tomemos : t6memos : tomenos, compremos : c6mpremos:
cdmprenos, podamos: puddamos, queramos: quieramos.
35j. El present de subjuntivo de los verbos en -er, -ir
puede tomar las desinencias correspondientes a los verbos
en -ar : vaya : vaye, vayas: vayes, vayamos: vayemos, va-
yan : vayen, traigamos: traiguemos, salgamos: salguemos,
caigamos: caiguemos.
352. La primera persona de plural de estas formas ana-
16gicas sufre (o no) los mismos cambios de acento y desi-
nencia indicados en el S 351 : vayemos : vdyemos : vdye-
nos, traiagemos: trdiguemos: trdiguenos, etc.







MORFOLOGlA fDEL VERBO


353. Persistencia de la antigua forma vamos por vaya-
mos: Serd bueno que vamos a ver si ha venido.
354. Modificaci6n popular de vamos en exclamaciones:
iVamos, hombre!: ;Amos, hombre!, Vamos a ver: maver,
etc.
355. Participios fuertes y d6biles: roto: rompido, vuelto:
volvido, dispuesto: disponido, abierto: abrido, frito :freido.
356. Participios y gerundios sobre tema fuerte: tenido:
tuvido, sabido: supido, teniendo: tuviendo, sabiendo: sapien-
do, queriendo: quisiendo, yendo: fuendo.
357. Formas arcaicas y populares de ser y haber : so-
mos : semos, sois : sos, ful: fi, fuimos : jimos; he venido :
hey venido, habemos comido : hemos comido : himos comido,
habeis dicho: hais dicho: habis dicho. Formas anal6gicas:
yo he : yo ha, nosotros hemos : nosotros hamos.
358. Formaci6n verbal. Formas arcaicas o modernas
con el prefijo a- no usadas en la lengua literaria : arrascar,
abajar, alimpiar, afusilar, aprobar (probar), amatar, afi-
gurarse, etc. Casos inversos: rebatar, veriguar, horcar,
hogar, horrar.
359. Formas con el prefijo en-: encomenzar, emprinci-
piar, emprestar, encuerar, enanchar, enmanojar.
360. Formas con el prefijo des-: desracimar ('cortar los
racimos'), destoconar ('arrancar los tocones'), desgasonar
('deshacer los gasones o terrones del campo'). Alternan-
cia des-, es-: examiner: esaminar: desaminar, estornudar:
destornudar, exagerar : esagerar : desagerar, despedirse :
espedirse.








94 VERBOS EN -ar, -et

361. Formaci6n de verbos en -ar. Ejemplos: achiquitar
('achicar'), aluzar ('alumbrar'), atalignarse ('enconarse
una herida'), aiioiiar ('mimar'), heticarse ('ponerse tisico').
362. Formaci6n de vcrbos en -ear: anegrear o negrear,
banquear ('hablar mal de otro'), cantearse ('romperse'),
chivear ('coquetear'), secretear ('cuchichear'), bombear
('dar a la bomba de agua'), tironear ('dar tirones'). Pre-
ferencia por -ar o -ear : telefonear : telefonar.
363. Sustituci6n de -ar por -ear: apalabrar: apalabrear,
apuitalar: apuiialear, atasajar : atasajear, desarbolar : des-
arbolear, campar: campear, galopar : galopear, trotar: tro-
tear.

ADVERBIO

364. Tiempo. Formas correspondientes a ahora, antes,
despuis, todavia, entonces, adn, nunca, siempre,jamds, cuan-
do, en cuanto, en seguida.
365. CarActer arcaico, popular o desusado de presto,
aina, ogaiio, antaio, enantes, otrora, agora, antier. Las for-
mas antes, enantes y endenantes: d hay matices de signifi-
caci6n ?
366. Plazo pr6ximo o indefinido indicado por, luego:
Hasta luego. Volvere luego. Luego se verd.
367. Indicaci6n adverbial de la brevedad, puntualidad
o exactitud: al moment, al instance, al minute, al segundo, al
punto, al tiro, de repente, de pronto, de rond6n, de sopetdn.

368. Locuciones temporales: al cabo de rato, a ratos








AbVEBRils 95


perdidos, alfin y a la postre, de buenas a primeras, a la cor-
ta o a la larga, de la noche a la maitana.
369. Plazo aproximado : a eso de las once, eomo hora y
media, a principios de semana, a mediados de mes, a fines de
alto.

370. Plazo indefinido : an rato, an buen ralo, una hora
larga, como hora y media, un dia de 9stos, an buen dia, el
otro dia, dentro de unos dias.

371. Plazos de la jornada : de madrugada, al salir el sol,
al amanecer, al cantar los gallos, a la hora del almuerzo, al
mediodia, a la siesta, al oscurecer, al ponerse el sol, al ano-
checer, al atardecer, al toque de oraciones, entire dos luces,
a medianoche, de sol a sol.

372. Medida de la hora: las ocho, las ocho y una, las
ocho y pico, las ocho y cuarto, las ocho y media, las nueve
menos veinte, las ocho y tres cuartos, las nueve menos
cuarto, las nueve en punto.
373. Lugar. Formas correspondientes a aqua, ahi, alli,
acd, alld, aculld, fuera, delante, cerca, lejos, donde, adonde,
en medio, entremedias, etc.
374. Variantes de 'casa de' : en casa de mi padre : cas
de mi padre: ca e mi padre: ca mi padre.
375. Direcci6n continuativa : camino adelante, carretera
adelante, camino camino, carretera carrelera.
376. Locuciones locativas: a mano derecha, a mano iz-
quierda, a an paso, a la vista, a tiro de ballesta, al alcance
de la mano, rio arriba, mar adentro, tierra adentro, para







96 ADVERBIOS

arriba, para abajo, para dentro, para fuera (en una ciudad
o pueblo).
377. Cantidad. Formas correspondientes a much, may,
casi, cuasi, demasiado, ademds, cudnio, etc.
378. Uso y sentido de no mads, con nombre, verbo o
adverbio : busco a usted no mds, a la entrada no mds, ahi no
mds, siga no mds, mire no mds, signtese no mds.
379. Uso estimativo de 'y todo' : Le cedieron la casa y
se la pintaron y todo. Vino con su hija y todo a recibir a los
viajeros. Inversi6n sintActica : Vino con todo y su hija, etc.
380. Locuciones cuantitativas : apuiados, a montones,
a espuertas, a carreladas, a cada paso, a mds y mejor, a mds
no poder, a pizzas, a chorros, a borbolones.
381. Modos particulares de ponderaci6n adverbial cuan-
titativa : comer a dos carrillos, llorar a Idgrima viva, lorar
a moco tendido, beber a tragantadas.
382. Modo. Formas del adverbio asi: ansi, ansina, asi-
na, asin. d Hay preferencias por unas u otras formas segin
el context ?
383. Modo. CarActer normal, anticuado, literario o po-
pular de aposta, adrede, arreo, al arreo, cuantimds.
384. Expresiones adverbiales de modo : a boca de jarro,
a diestro y siniestro o a diestra y siniestra, a pie juntillas,
a campo traviesa, a la buena de Dios, a la pata la Ilana, a
la chita callando, a pedir de boca, a tontas y a locas, a troche
y moche, mano a mano, cara a cara, a la diabla, al pelo, a las
claras, a buen segaro, a sus anchas, a la bartola, a la ligera,







ADVERBIOS


a lo vivo, de balde, de cierto, de fijo, de juro, de odas, en
ciernes, en mantillas, por la tremenda.

385. En algunas parties, en vez de a la francesa,
a la inglesa, se dice a lo francs, a lo ingls.
386. Formas en -mente no usadas por la lengua litera-
ria : mismamente o mesmamente, apuramente, casimente, mal-
mente, despaciamente.
387. Refundido con 384.
388. Duda. Uso y carActer de cada forma : acaso, quizd,
dizque, tal vez, quien sabe, Dios sabe, puede ser, vaya a saber.
389. Adjetivos usados como adverbios, aparte de los que
admit la lengua literaria : hablan fuerte, trabajan duro,
andan vivo, cantan lindo, mero al despertar, puro lo necesario.


PREPOSICIONES Y CONJUNCIONES

390. Formas sustitutivas de las preposiciones desusadas
o literarias : ante, tras, sobre, bajo, cabe, so, hacia, para,
por, segun.
391. Caracter de las conjunciones empero, mas, ora,
luego.
392. Hay lugares en que la conjunci6n o se pronuncia
vulgarmente a, aun cuando no vaya delante de otra o:
pan a vino, hombre a mujer. La conjunci6n y delante de
sustantivo empezado en i-: Pablo y Inds, etc.
393. Preposici6n de. Desgaste fonetico: bota de cuero:







98 PREPOSICIONES Y CONJUNCIONES

bota e cuero: bdtai cuero, hijo del pals : hijo el pais : hijuel
pais : hijuel pdis.
394. Preposici6n para. Pronunciaci6n pa : voy pa
es pa mi. Alternan la forma plena y la abreviada ?
395. Uso de desde y dende. / Alternan las dos formas:
Usos: desde ayer, desde que vino, etc.
396. Acumulaci6n de preposiciones: de de veras, en de
veras, voy para en casa de tio Juan, de a en uno en uno, etc.
397. Usos de aunque, anque, manque, masque, mal que.
lo hard aunque le pese : lo hard manque le pese : lo hard mas-
que le pese : lo hard mal que le pese.
398. Uso de pues, y c6mo se pronuncia : pues, pus, pos,
po, pu, p's, etc. Frecuencia de su empleo en la conversa-
ci6n familiar y popular: ( d Cdmo estA, pues ? Bien,
pues n. d Se emplea como muletilla en la conversaci6n ?


1NTERJECCIONES

399. Exclamaciones corrientes de admiraci6n, sorpresa;
satisfacci6n, disgusto, estimulo, desddn, etc. : oh, ay, guay,
ajd, uf, puf, bah, pse, olt, upa, pale, apa, dpale, epa,
apate.
400. Pronunciaciones y significados de ojald : 6jala, ojd-
la, ojald, ojalai, 6jali.
401. Exclamaciones para llamar : eh, ola, pss, chst, tse,
che, ssss.
402. Usos de che: para llamar, como vocativo en la







1NTERJECCIONES


conversaci6n familiar, para expresar sorpresa, desagrado,
repugnancia, etc. d Se usa en la localidad o region como
;)spa propia o se conoce como uso de otras parties P Los
.s. d Se usa chey P
W 4o3. Formas nominales y verbales usadas como excla-
maciones: hombre, bueno, oiga, vaya, vamos, sopla, atiza,
torna, qud va, que esperanza, malhaya, arredrovaya, albri-
cias, no.
404. Interjecciones eufemisticas: caracoles, caramba,
caray, canastos, canejo, miercoles, contra, corcholis, pucha.
405. Onomatopeyas. Sonido a que cada una se refiere.
Ejemplos: zas, tac, pim, bum, ris, paf.
406. Formas imitativas de las voces de los animals mis
conocidos : perro, gato, vaca, puerco, gallo, etc.
407. Interjecciones para Ilamar, espantar o avivar a los
animals: arre, miz o misi o michi o mitsi, zape, coche o
cochi o cuchi, tus tus, so, sho, cho, sio, ox.

GESTOS Y ADEMANES

408. Manifestaciones de afirmaci6n, negaci6n o reticen-
cia por medio de movimientos de la cabeza.
409. Sorpresa, extrafieza, ponderaci6n, desden, indife-
rencia, insinuaci6n, contrariedad, etc., expresadas me-
diante movimientos de los ojos y los labios.
41o. Movimientos de la mano para saludar, llamar,
despedir, calmar, animar, imponer silencio, indicar tama-
ifo, fuerza o acciones diferentes.


















SINTAXIS


PRONOMBRE

4rI. CarActer y circunstancias del uso de ello. Formas
que le sustituyen: Habia trabajado muchoy no estaba arre-
pentido de ello. Ello es que no pudieron ponerse de acuerdo.
Ello al cabo se ha de saber. Ello hemos de morir.
412. Empleo popular del reflexivo se en lugar de nos,
os: i Si se marchdramos !, i Vamos se !, L Se vamos?, i Sen-
tarse !
4W3. Reflexivo con complement de interns: Doctor, no
se me asuste. No te me caigas. No se nos vayan tan temprano.
4r4. Reflexivo con complement especificativo de ter-
cera persona : me le hice el remol6n, me les hacia el dormi-
do, me les escaped.
415. d Hay tendencia al desuso de nosotras extendiendo
el nosotros como forma inica ?
416. Tendencia a evitar las formas reflexivas si, consi-
go: Hablaron entire si entiree ellos). Lo lleva siempre consigo
(con 0l).




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs