• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Half Title
 Title Page
 Foreword
 Modismos: lucuciones y terminos...
 Back Matter






Group Title: Modismos, locuciones y terminos mexicanos
Title: Modismos, locuciones y términos mexicanos
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00025510/00001
 Material Information
Title: Modismos, locuciones y términos mexicanos
Physical Description: 95p. : ; 19cm.
Language: Spanish
Creator: Sánchez Somoano, José
Publisher: M. Minuesa de los Rios
Place of Publication: Madrid
Publication Date: 1892
 Subjects
Subject: Spanish language -- Provincialisms -- Mexico   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por José Sánchez Somoano...
 Record Information
Bibliographic ID: UF00025510
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002811753
oclc - 00830903
notis - ANU0243
lccn - 17009071

Table of Contents
    Half Title
        Half Title 1
        Half Title 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Foreword
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
    Modismos: lucuciones y terminos Mexicanos
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
        Page 21
        Page 22
        Page 23
        Page 24
        Page 25
        Page 26
        Page 27
        Page 28
        Page 29
        Page 30
        Page 31
        Page 32
        Page 33
        Page 34
        Page 35
        Page 36
        Page 37
        Page 38
        Page 39
        Page 40
        Page 41
        Page 42
        Page 43
        Page 44
        Page 45
        Page 46
        Page 47
        Page 48
        Page 49
        Page 50
        Page 51
        Page 52
        Page 53
        Page 54
        Page 55
        Page 56
        Page 57
        Page 58
        Page 59
        Page 60
        Page 61
        Page 62
        Page 63
        Page 64
        Page 65
        Page 66
        Page 67
        Page 68
        Page 69
        Page 70
        Page 71
        Page 72
        Page 73
        Page 74
        Page 75
        Page 76
        Page 77
        Page 78
        Page 79
        Page 80
        Page 81
        Page 82
        Page 83
        Page 84
        Page 85
        Page 86
        Page 87
        Page 88
        Page 89
        Page 90
        Page 91
        Page 92
        Page 93
        Page 94
        Page 95
    Back Matter
        Page 96
Full Text










LOCUCIONES Y TERMINOS MEXICANOS


POR


JOSE SANGHEX SOMOANO














MADRID
MANUEL MINUEBA DE LOS ROS, IMPRESOR
Miguol Servet, 13.-Telfono 651.
1892







: o







VIAONT E
a 9
taueo$sdte~














LOCUCIONES Y TRMINOS MEXICANOS

POr


JOS SNGHEX SOMOANO

Miembro de la Sociedad de Escritores y Artistas Espaoles
y de la Junta Potica Malacitana,
premiado en la Exposicin Literaria de 1885.













MADRID
MANUEL MINUESA DE LOS RIOS, IMPREBOR
Miguel Servet, 13.-Telfono 651.
1892





























Es propiedad del autor.











PRLOGO



Hasta hace muy pocos aos, ex-
ceptuando los habitantes de las cos-
tas, nadie pensaba en emigrar
Amrica, porque los del interior te-
nan horror al agua.
Pero como es muy difcil que los
espaoles estemos mucho tiempo sin
correr aventuras, por conservar an-
tiguos resabios, de ah el que ahora
no slo emigren los campesinos de
todo nuestro litoral, sino hasta los
cortesanos de escudos y blasones que
en su vida se haban atrevido em-
barcarse ni aun en los botes del Es-
tanque del Retiro.
Y malo es que se inicie la corrien-
te, porque los espaoles, aunque pa-






-4-
rezcamos otra cosa, para todo somos
como borregos mientras no traten de
imponrsenos.
Si el carnero de la esquila no se
mueve, permanecemos impasibles;
pero como ste le d por correr,
all vamos todos la desbandada
detrs de l.
Y como esto, segn se ve, parece
inevitable, y yo he sido uno de esos
borregos que han ido y han vuelto,
sin que afortunadamente hayan en-
contrado al lobo en el camino, hse-
me ocurrido la idea de publicar una
serie de libritos en los cuales haga
conocer las costumbres ms salien-
tes, tanto de las Repblicas hispano-
americanas como de los Estados Uni-
dos del Norte, por cuanto el nico
capital que de all he trado no ha
sido ms que de notas y observacio-
nes que pueden ser de gran utilidad
para todos aquellos que piensen tras-
ladarse al Nuevo Mundo.






-5-
Como all se va con los ojos cerra-
dos, en cuanto se relaciona con las
costumbres, inconscientemente se in-
curre en faltas graves que veces
llegan la categora de groseras.
Evitarlo en parte, es de lo que tra-
to en esta serie de libritos que hoy
doy comienzo con algunos modismos,
locuciones y trminos mexicanos, ha-
cindolo solamente en ste en ren-
glones cortos para que se pegue ms
al odo y el recuerdo sea ms fcil.
No s qu es lo que tienen aquellos
pases, que hasta las personas quie-
nes no ha favorecido all la fortuna
estn deseando volver all, pesar
de la atraccin natural que para to-
dos tiene la Madre Patria, la que,
para saber querer y estimar en lo que
vale, es preciso perder de vista por
algn tiempo.
Son sensaciones tan nuevas las que
se experimentan lejos de ella, que
slo por,conocerlas merece la pena






-6-
de hacer tan largo viaje, sin contar,
por supuesto, con las inesperadas,
como una tempestad en alta mar,
donde miles de leguas no se ve ms
que agua y cielo por todas partes, y
como cementerio en perspectiva el
vientre de algn tiburn de los mu-
chos que siguen los buques para ir
recogiendo sus desperdicios.
Antes de terminar estas lneas,
ruego los hispanos-americanos que
no vean en este librito censura algu-
na para sus costumbres, de las que
estoy tan enamorado, porque en mi
sentir, con sus nuevos modismos y
palabras, vienen enriquecer la her-
mosa lengua castellana, que tantos
y tan dilatados pueblos sirve para la
expresin de sus nobles y levantados
pensamientos.
)EL AUTOR.











MODISMOS


LOCUCIONES Y TERMINOS MEXICANOS




I

Con el sombrero jarano (i)
de alta copa y anchas alas,
el riqusimo jarape (2)
que llevar sabe con gracia,
la chaqueta y pantaln
con botones de oro y plata,
su pistola siempre al cinto,
caballo y con reata, (3)






-8-
tan ducho en el jaripeo (4)
como en requebrar muchachas,
es el charro mexicano
hombre de presencia tanta,
que imponiendo va los hombres
y enamorando las damas.










II *

Con su rebo-o terciado (5)
y su falda de sarasa,
su escotado zapatito
y su breve andar que encanta,
es la triguea chinita (6)
la mujer ms resalada
que en el suelo mexicano
naciera de sangre hispana.











III


De ser sobrio, el espaol
ha tenido siempre fama;
pero el indio mexicano
le da en esto tres y raya.
No vive para comer
como sucede otras razas;
l come para vivir,
y con muy poco, le basta.
Toma una blanda tortilla (7)
de maz, muy bien tostada,
y para formar un plato
la siniestra la adapta.
Echa en ella los frijles, (8)
el chile y menestras varias,
y de cuchara le sirve
otra tortilla doblada.







Con sendos tragos de pulque (9)
su comida va rociada,
porque el ardoroso chile
as lo exige y demanda.
Y al final de su banquete,
para que no quede nada,
siempre acaba por comerse
el plato con t y cuchara. (io)






13 -



IV

Los doctores mexicanos
dicen que el pulque es tan bueno,
que para curarse, deben
tomarlo hasta los enfermos.
Y los pelados hallaron ( i)
tan acertado el consejo,
que se beben cada da
cerca de medio pellejo.
Se les sube la cabeza,
ruedan despus por el suelo,
y el gendarme los reprende
por aquel vicio tan feo.
-No me ria, compadrito- (12)
le replican-que si bebo,
lo hago slo por curarme
de una afecsin que padesco. (13)










V

Si rien dos andaluces
se alborota el barrio entero,
y concluyen por beberse
cuatro caas de lo bueno.
Si dos compadritos rien
nadie se apercibe de ello;
con la sonrisa en los labios
se parten de medio medio. (14)






17 -



VI

Son los frijles plato
nacional puro,
y que todos agradan
por su buen gusto.
Pero... mucho ojo!
y que jams te ocurra
decir los tomo. (i5)






19 -


VII

All tampoco se puede
llamar los huevos, huevos;
hay que llamarlos blanquillos, (16)
aunque sean negros, muy negros.


VIII

Y en cuanto los pelos... cielos!
qu cosas tan raras vi;
slo en las cabezas calvas
estn los pelos all. (17)


IX

Y coger? Quin lo dira! (18)
es un verbo empecatado;
no hay que dejarse coger
ni siquiera por la mano.






21 -




X


El verbo parar, all, (19)
se entiende de modos varios,
aunque tenga algunos giros
que nos parezcan muy raros.
Contrasentido parece,
y es lgico, sin embargo,
decir prese y camine,
que son trminos contrarios.
El pararse, es levantarse,
y el que se encuentra sentado,
para poder caminar
tiene que haberse parado.
Tambin al andar muy tieso
se le llama andar parado,
y es un trmino agradable
para todo mexicano.







22 -
Aqui se paran los pies
al que se propasa en algo,
y all se les para todos,
militares y paisanos.






23 -



XI


El amor es lo mismo
que la enchilada,
que si al principio pica,
despus agrada.
Y es tan sabrosa,
que hasta las nias dicen:
Enchileme otra. (20)






25 -


XII

Si se busca una persona,
contestan, si no est en casa:
Espere, seor tantito
que ya mero no dilata. (21)


XIII

A los que son revoltosos
y andan siempre de jaleo,
les dicen que arman boluca
y son unos montoneros. (22)


XIV

Del pago de los jornales .
la gente que trabaja,
no se dice all pagar,
que se dice hacer la raya. (23)






26 -



XV

All los soldados son
por levas, lo Narvez,
que llaman con buen sentido
voluntarios de mecate; (24)
exceptuando los cuerudos,
6 sea el Cuerpo de Rurales,
que en ambos, mundos no tienen
nada que se les iguale.






27 -


XVI

No hay all abuelos ni abuelas,
son seores respetables
quienes sus nietos llaman
pap grande y mam grande.


XVII

Cuando un indio va comprar
dice que viene traer,
y cuando viene vender
dice que viene llevar.


XVIII

Si uno otro una jugada
le llega hacer, por maldad,
al quejarse el lastimado,
exclama: Vea Ud. no ms! (25)






28 -



XIX

Qu sede, amigo? se dicen (26)
al verse los lagartijos,
que son los que aqu en Espaa
llamamos sietemesinos.
-Pues nada, que Chole yChucha(27)
nos dieron un g'regorito. (28)
Se citaron con nosotros
y se fueron con el gringo. (29)






29 -


XX

Entre muchos mexicanos,
en vez de decir adis,
al despedirse uno de otro
dicen: Nos vemos, seor.


XXI

Hoy en Mxico nosotros
nos tratan ya con cario;
pues en vez de gachupines
nos llaman gachupinsitos. (30)


XXII

All. es la palabra siempre (31)
negacin y afirmacin;
as dicen siempre, s,
comro dicen siempre, no.






30 -



XXIII

Cuando llega un extranjero
que con despotismo manda,
si se incomoda, le dicen
los indios con mucha guasa:
-No haga cleras, seor,
mire que stas son muy malas;
si ha de estar en esta tierra,
tome las cosas con calma. (32)






3i' -


XXIV

Para referirse un acto
que lugar haya tenido,
dicen: En tal parte anoche
tuvo verificativo... (33)


XXV

Si se trata de un convite
entre gente principal,
no es almuerzo ni comida,
sino convivialidad. (34)


XXVI

Cuando se trata del clima
que tiene tal cual pueblo,
no dicen temperatura,
que dicen temperamento.






32 -



XXVII


Para animar all alguno
que no peque de atrevido,
lo mismo para negocios
que para cruzarse un tiro,
como palabra suprema
en uno y otro sentido,
para decidirle pronto
le dicen: ndele, amigo.






33 -


XXVIII

Al que en los tratos sociales
no demuestra ser experto, '
en vez de llamarle tonto
le dicen que es un pendejo.


XXIX

Si se pide alguna cosa
que motive detencin,
dicen con mucha dulzura
ahorita mismo, seor.


XXX

No hay all viejos ni viejas,
porque stos son nombres rancios,
siempre son nios y nias
aunque pasen de cien aos.
3






34 -


XXXI

Si dos nias juntas nacen
siempre les llamarn cuatas,
y no sern dos gemelas
cual decimos en Espaa.


XXXII

Los gemelos de los puos
y botones de pechera,
son conocidos alli
con el nombre de mancuernas.


XXXIII

Si se trata de algn indio
quien lo ajeno le agrade,
dicen con mucha agudeza:
naci araando el petate. (35)






35 -


XXXIV

Cuando siente all dolores
alguno que se halle enfermo,
no dice cmo me duele!
sino que me duele feo!


XXXV

Si se trata de un manjar
de sabor desagradable,
arrugan el entrecejo
y dicen: qu feo sabe!


XXXVI

Hay en aquella Repblica
tanta aficin la nieve,
que hasta al sombrero de copa
le llaman all sorbete.






36 -



XXXVII

Pecan de generosos
los mexicanos,
porque dan cuanto tienen
con mucho agrado.
Pide un favor,
vers cmo te dicen
y cmo no?






37 -


XXXVIII

Aquellos que anden buscando
para comer cosa buena,
que pidan en los hoteles
blanquillos la ranchera. (36)


XXXIX

No hay comida con sazn
en el suelo mexicano,
si no va condimentada
con chile rojo mulato. (37)


XL

Hay alli un plato exquisito
que todos con gusto comen,
que es una salsa de pavo
mole de guajolote. (38)






38 -



XLI

En Mxico no hay tabernas,
sino lujosas cantinas,
donde se sirven refrescos
y aromticas bebidas.
Pero en cambio son cloacas
apestadas de inmundicias
las tiendas que venden pulque,
6 llmense pulqueras. (39)






39 -


XLII

Las tiendas de comestibles
tienen muy distintos nombres:
se conocen por bodegas
6 por tiendas de abarrotes.


XLIII

En este pcaro mundo (40)
todos, todos trabajamos,
unos, para los frijles,
otros para los garbanzos.


XLIV

Los comercios ms lujosos
y de grandes proporciones,
no se llaman all tiendas,
se llaman slo cajones.






40 -



XLV

Al que respira salud
le dicen que es ordinario,
y sobre todo, si tiene
los cachetes colorados. (41)
Es la mayor distincin
el color trigueo plido,
y el ms fino, aquel que lleva
sangre de color de pltano.






41 -



XLVI

Las empresas de tranvas
prestan alli gran servicio,
y hay innumerables coches
que van en todos sentidos.
Pero llevan otro nombre
completamente distinto,
y en vez de tranvas, les llaman
modestamente carritos.






43 -



XLVII

Hay una especie de cesto
que se llama all tompeate, (42)
pero con dos acepciones
en todo desemejantes.
Por la primera, les sirve
para usos muy vulgares,
y en cambio por la segunda
para ensalzar al que vale.
Por eso el pueblo, que siempre
tiene golpes admirables,
del valiente dice que es
hombre de muchos tompeates.






45 -



XLVIII

Cuando van dos por la calle
que son nuevos conocidos,
y se ofrecen mutuamente
su persona y sus servicios,
al llegar junto al portal
dicen sealando un piso:
aqu tiene usted su casa,
seor, aqui no ms vivo. (43)






47 -



XLIX


Todos all son hijos
muy cariosos,
que sus padres adoran
como unos locos.
Pero que nadie,
ni siquiera por broma,
miente su madre. (44)






49 -



L

No son doncellas all
las que aqu llaman doncellas
(y no se interprete mal
si lo explico mi manera);
pues el nombre que all tienen
ms la verdad se acerca,
porque con muy buen criterio
les llaman recamareras. (45)












4










LI

Alli reparar no suelen (46)
en nada los ciudadanos,
porque este verbo le emplean
slo para los caballos.
Y al caballo que repara
y en obedecer es torpe,
le dan, para castigarle,
chicote, mucho chicote. (47)






53 -



LII

Al animal ms carnvoro
que en Mxico se conoce,
al que temen las ovejas,
y algunas veces los hombres,
sin duda por esto mismo
le pegaron all un mote,
llamndole, en vez de lobo,
despreciativo coyote. (48)






55 -


LIII

El superlativo, alli
cambia las terminaciones;
por eso del que es muy grande
se dice que es grandotote.


LIV

Si alguno quiere saber
la hora con precisin,
no pregunta qu hora es?
porque dice qu horas son?


LV

All los grandes saraos
rayan siempre en lo sublime;
pero... qu cosa ms rara!
los alumbran con... candiles (49)






56 -



LVI

Los rubios son all geros,
y al pasar por ciertos sitios
salen voces femeniles
que dicen oye, gerito!
Por eso los que all vayan,
aunque tengan buen odo,
deben hacerse los sordos
para evitar compromisos.






57 -



LVII

En Mxico, al despedirse
unos de otros caballeros,
aunque no vuelvan jams
todos dicen hasta luego.
Pero si han de volver, dicen
con el ms amable acento:
adis, seor, buenas noches,
maana nos miraremos.






59 -


LVIII

De los Tenorios que andan
por las plazuelas
persiguiendo criadas
y oliendo cestas,
con mucha gracia
dicen los mexicanos
que andan gatas. (50)






6I -



LIX

Si se le pregunta un indio
por el ao en que naci,
quines fueron sus padres,
que si se bautiz,
se rasca tras de la oreja,
mira con cierto candor,
y levantando los hombros
dice quin sabe, seor! (5i)






-63-



LX

Adn y Eva, nuestros padres,
no fueron tan pecadores,
porque no est averiguado,
segn sesudos autores,
si la fruta que comieron
sin conocerla, los pobres,
fueron prfidas manzanas
6 inofensivos perones. (52)






65 -



LXI

Los que tengan mal genio
estn en peligro
de morir algn da
de un estallido,
si se incomodan
despus de haber probado
la chirimoya. (53)













5






-67 -


LXII

las deudas llaman drogas,
y al que las tiene, droguero.
iAy, qu hermosa droguera
podra abrir nuestro Gobierno!


LXIII

All la palabra chula
es flor para la mujer;
as, por ejemplo, dicen:
qu chulsima es usted! (54)


LXIV

En la Gran Tenochtitln
no hay hombre quien no le guste
con los tamales, atole,
y con los frijles, pulque. (55)






68 -



LXV


Del que se haga muy rico
con su trabajo,
con otros negocios
buenos malos,
itodos dirn:
el seor don Fulano
gan un platal.






69 -



LXVI

La poligamia es alli (56)
casi, casi disculpable,
porque pocos se contentan
con lo que en suerte les cabe.
Es el indio mexicano
tan caprichoso y variable,
.que cambia hasta su mujer
con la de cualquier compadre.






71 -



LXVII

Al que con ropa rada
presume de seorito,
no llevando ni un centavo (57)
para muestra en el bolsillo,
todos en aquella tierra,
lo mismo pobres que ricos,
aunque no tenga un jirn
le llaman Roto 6 Rotito.






73 -



LXVIII

Para que en Mxico todo
parezca suave, muy suave,
hasta el baile nacional
lleva el nombre de jarabe. (58)



LXIX

Lo que en Cuba es un Ingenio
y en Andaluca un Cortijo,
si es grande, se llama Hacienda,
y si es pequeo, Ranchito. (59)






74 -



LXX

En Mxico no hay soldado
sin mujer propia ajena,
que le cuide y que le d
su comida mala buena.
Porque en vez del triste rancho
que les dan en otras tierras,
all les es permitido
que los cuiden soldaderas. (6o)






-75 -



LXXI

Es all de lo ms fino
el modo de saludarse,
porque se preguntan todo
cuanto pueda interesarles.
Cmo va? Cmo le ha ido?
Est usted bueno? Qu se hace?
Cmo ha pasado la noche?
(Aunque esta pregunta es grave.)
Y despus de tanto bueno,
y para fin y remate,
generalmente se dice:
seor, cmo va de males? (6i)






77 -



LXXII

Del que negocios emprende
y le salen desgraciados,
suele ser en amores
hombre poco afortunado,
se casa y su mujer
le corona como un santo,
todos dicen la vez:
pobre hombre! est salado!
















(1) Sombrero de forma cnica,
galoneado de oro plata, y veces
adornado con antiguas onzas me-
xicanas de las llamadas peluconas.
Tambin la botonadura del panta-
ln suele ser de monedas de oro
plata.
(2) Especie de manta jerezana fa-
bricada en el pas, y cuyo precio va-
ria desde dos pesos hasta mil.
(3) El jaripeo consiste en lagar,
colear y manganear, y es una de las
diversiones favoritas de los mexica-
nos. En todas las Amricas se usa
mucho el lazo para apoderarse de los
caballos toros salvajes. Con gran






8o -
precisin, lanzan la reata 6 lazo al
cuello de estos animales, y los suje-
tan, y este acto llaman laVar. Man-
ganear, llaman al lazarlos por los
pies delanteros y derribarlos. Y el
colear, que lo hacen slo por diver-
sin, consiste en agarrar los to-
ros de la cola, al galope del caballo,
y tumbarlos, hacindolos dar una
vuelta en redondo.
(4) Reata se llama al lazo cuer-
da que emplean para lazar.
(5) El reboao es una prenda de
vestir que sustituye la mantilla y al
mantn. Las seoritas le usan den-
tro de sus casas, y las artesanas en
la calle y diario. A las indias les
sirve hasta para llevar los nios la
espalda como las pasiegas los llevan
en el cuvano.
(6) Las chinas vienen ser lo
que en Espaa las chulas ma-
nolas.
(7) Estas tortillas son muy delga-







das y se doblan sin romperse, adap-
tndose todas las formas.
(8) Legumbre que en Espaa lla-
mamos frjol, y que all constituye
el Plato nacional. Chile es la guindi-
lla, de gran uso all para confeccio-
nar mucha clase de comidas, por-
que los mexicanos les gustan todas
muy picantes.
(9) El pulque es el jugo que se ex-
trae del maguey, y que como bebida
sustituye al vino entre las clases pro-
letarias y algo entre las ricas. Los
mdicos le atribuyen grandes virtu-
des medicinales. Cuando se extrae
de la planta, tiene un sabor muy
dulce y le llaman aguamiel; pero se-
gn va fermentando en los tinacales.
donde lo echan, adquiere un sabor
ms acre y fuerte, y los tres das
ya no se puede beber por el olor in-
soportable que despide. Es un lqui-
do blanco como la leche, y viscoso,
que el que tenga.muchas barbas ha
6






82 -
de tener cuidado al beber, porque de
lo contrario, al retirar el vaso de los
labios, queda pendiente de ellas una
especie de arpa con cuerdas de pla-
ta, que se prolongan cuanto d el
brazo de s, desde la boca al vaso.
Es curiosa la manera de extraer este
lquido del corazn de la planta, que
forma una gran concavidad, la cual
se descubre, cuando la planta est en
sazn, capndola cortndola por
una especie de capullo que forman
las hojas del centro. Las personas
que esto se dedican, toman un ca-
labacn hueco, largo y estrecho, in-
troducindole por un extremo den-
tro de la planta y chupando por el
otro, extraen el lquido, que luego
van echando en un pellejo que lle-
van la espalda.
(Io) En Mxico se invierten los
trminos, y en vez de decir con cu-
chara y todo, dicen con t y cuchara.
(i i) Pelados, llaman all los in-






83-
dios del pueblo bajo, que es una pa-
labra equivalente descamisados que
no tienen sobre qu caerse muertos;
pero sin. la acepcin de revoluciona-
rios que le damos en Espaa.
(12) Compadrito, es el nombre
que se dan los indios unos otros,
sin que medie afinidad ni parentes-
co de ninguna clase.
(13) Sabido es que en toda la
Amrica espaola la s sustituye en
muchos casos la c y en todos la
j, resultando la pronunciacin mu-
cho ms suave y agradable.
(14) Los mexicanos, cuando ri-
en, no alborotan como nosotros.
Con palabras hasta cierto punto sua-
ves y comedidas, se increpan unos
otros, pero tan quedito, que no los
oye ni el cuello de su camisa. Nadie
se apercibe de que estn cuestionan-
do, hasta que se ve uno de ellos en
el suelo y baado en sangre.
(15) Como el significado que se






84 -
da esta palabra entre compadritos,
hablando de frijles y picarescamen-
te, es algo grave, me abstengo de ex-
plicarle, dejando que lo adivine el
curioso lector.
(16) Otro tanto sucede con los
huevos. Fcilmente se comprender
por qu los llaman blanquillos.
(17) All, en la cabeza y en la
barba, no hay ms que cabellos. Los
pelos andan por otros sitios.
(18) En casi todos los pueblos
hispano-americanos la palabra coger
tiene un doble significado que hace
que se emplee muy poco, y se susti-
tuye con la palabra agarrar.
(19) El verbo parar, all, viene
ser como el empinar, aqu. Con que
squese la consecuencia.
(20) La enchilada es un compues-
to de tortilla, chile y otras menes-
tras, y hay casas que se dedican su
venta como aqu la de los buue-
los, y cuando se va por ellos, es cuan-






-85 -
do las hacen enchilan, porque las
tortillas estn hechas. Si despus de
comerse una, entran ganas de otra,
se dice: enchileme otra; pero esto
hay que aadir que el chile tiene
tambin otro significado que se rela-
ciona con los verbos parar y coger
en la segunda acepcin que all se
da estas palabras.
(21) La palabra mero la emplean
unas veces como adjetivo y otras co-
mo pronombre, pero dndole acep-
ciones distintas de las que le damos
en Espaa. As, por ejemplo, di-
cen: est en la merita esquina, por
decir en la misma esquina, ya
mero no dilata, por decir ya pronto
viene.
(22) Boluca es ruido, alboroto, y
montoneros, amigos de cuestiones,
camorristas cobardes que les gusta
amontonar mucha gente.
(23) En Mxico se paga por se-
manas los jornaleros, y por quin-






86 -
cenas los empleados de todas cate-
goras. Refirindose los primeros,
en vez de pagar se dice rayar hacer
la raya, y no se preguntan cunto
ganas? sino cunto rayas esta se-
mana?
(24) Mecate llmase tambin
la reata cuerda que sirve para la-
zar, pero no es esa su verdadera
acepcin. Mecate, es una especie de
bramante que sirve para atar paque-
tera. Alli se dice, aunque yo no lo
he visto, que lazan los indios lo
mismo que los caballos, para ha-
cerlos ingresar en las filas del ejrci-
to, y por esta razn los llaman vo-
luntarios de mecate. Como all no
hay quintas ni servicio militar obli-
gatorio, el ejrcito se compone de
voluntarios, y lo mejor de este ejr-
cito son los cuerudos, sea el Cuer-
po de Rurales, que llama extraordi-
nariamente la atencin de cuantos
extranjeros llegan Mxico. Llevan






-87 -
hermossimos caballos, y todos son
jinetes consumados. Usan traje de
cuero y sombrero jarano. Estos ha-
cen en Mxico el mismo servicio que
en Espaa la Guardia civil.
(25) Esta frase de Vea Ud. no
ms! es toda una argumentacin en
boca de un mexicano. Es como cuan-
do nosotros nos hacen una trasta-
da, y hablando con otra persona
acerca del asunto, le decimos, mo-
viendo la cabeza: Qu le parece
usted!
(26) Sede es la contraccin de
sucede. En Mxico est muy genera-
lizada la costumbre de preguntarse
unos otros cuando se encuentran
en la calle: Qu susede? Y muchas
veces, para abreviar, dicen qu se-
de? Lagartijos llaman all los que
aqu llamamos gomosos 6 sietemesi-
nos, una especie de sexo entrevera-
do, que para hombre, no sirve, y
para mujer, tampoco, porque tiene






-88-
todos los vicios y ninguna virtud.
Estos sres son la vergenza de todos
los pases. Quien quiera conocerlos
que vaya las puertas de las iglesias
que estn de moda, y all podr ha-
cer un estudio de la especie.
(27) Chole y Chucha son Soledad
y Jesusa.
(28) Gregorito es lo que en Es-
paa llamamos mico, engaarle
uno faltando una cita amorosa.
(29) En Mxico se llama gringos
todos los extranjeros, menos los
espaoles, por considerarnos de la
familia, como realmente somos.
(30) Gachupines es el nombre que
nos dan los espaoles en Mxico;
pero para significarnos cario, nos
llaman gachupinsitos.
(31) Si se trata de un negocio y
pregunta un comerciante otro si
se anima emprenderle, contestan,
si es afirmativamente, siempre, s; y
si negativamente, siempre, no.






89 -
(32) All todo el mundo tiene
una calma desesperante, la cual
llega uno acostumbrarse con el
tiempo, y el que no lo haga, peor
para l, porque reventar de clera.
La calma es en todas partes la me-
jor medicina para precaver muchas
enfermedades. El que no se incomo-
da por nada, tiene mucho adelanta-
do para morirse de viejo.
(33) Palabra poco usual en Es-
paa, pero que all se usa mucho
para referirse actos que se hayan
celebrado se hayan de celebrar.
(34) No me parece un desprop-
sito esta palabra, y tal vez con el
tiempo la acepte la Academia, por
su frecuente uso.
(35) Los indios usan por cama
un pedazo de estera al que llaman
petate, y por eso emplean esta frase.
(36) De los blanquillos la ran-
chera no puedo decir ms, sino que
me gustan mucho; pero como no






90 -
entiendo de arte culinario, no s de
qu manera los aderezan.
(37) Segn los guisos, se emplea
una otra clase de chile, porque
uno es ms picante que otro.
(38) Guajolote llaman all al pa-
vo, y la pava, ppila.
(39) En la misma pieza en que
se despacha el pulque en las pulque-
ras, suele haber un sumidero, don-
de, segn van bebiendo, van des-
aguando. Considrese, pues, los per-
fumes que all habr.
(40) En Espaa decimos que hay
que trabajar para ganar los garban-
zos, y en Mxico se dice lo mismo
para ganar los frijles.
(41) En Espaa se usa poco
nada la palabra cachete, refirindose
al carrillo, pero en Mxico se usa
mucho, y de la mayor parte de los
espaoles que vamos all, dicen que
somos ordinarios, porque llevamos
los cachetes colorados.






9 -
(42) El tompeate, tiene varios
usos, y lo mismo sirve para llevar
comida que para echar papeles; pero
este nombre le dan tambin otro
significado que por el final del verso
se deja comprender.
(43) Aqu no ms vivo, aqu no
ms tiene. Ud. su casa, dicen all al
que por primera vez los acompaa
hasta ella.
(44) Mentar la madre es el ma-
yor insulto que se le puede inferir
un mexicano. All no se debe pre-
guntar nadie por su madre, sino
por su mam.
(45) las muchachas que des-
empean oficios en las recmaras, y
que nosotros llamamos doncellas,
all las llaman recamareras.
(46) Reparar se dice all del ca-
ballo que est viciado mal ensea-
do, y por tanto que repara.
(47) Chicote es el ltigo.
(48) Coyotes llaman tambin






92 -
los rebozos que tienen el color de
este animal.
(49) Candiles llaman all las
que aqu llamamos araas y alum-
bran los salones con velas con gas.
(50) All se llama gatas las
criadas y las artesanitas.
(51) Cuando los indios no tienen
ganas de contestar ninguna cosa
que se les pregunte, todos contestan
invariablemente: pues quin sabe,
seor?
(52) Perones, llaman all cierta
clase de manzanas.
(53) All se tiene por muy vli-
do que todo el que despus de ha-
ber comido chirimoya se incomode,
le faltar poco para reventar de un
clico. La chirimoya es una fruta re-
donda, grande, de carne blanda y
encarnada, y muy dulce.
(54) De todo lo que es bonito, se
dice all que es chulo 6 chulisimo.
(55) Los tamales son una espe-



A






93 -
cie de empanada hecha con harina
de maz, de forma igual la pano-
cha, y se cuece envuelta en el mis-
mo capullo en que sta se cra. Ato-
le, es una especie de leche de almen-
dras, bastante espesa, que se acos-
tumbra tomar con los tamales. As
como en Espaa se invita tomar
un refrigerio (que hoy hemos dado
en llamar lunch, como si en castella-
no no hubiese palabras para expre-
sarlo), en Mxico se invita una ta-
malada. las panochas llaman elo-
tes, y cuando estn aun tiernos, los
comen asados y con queso.
(56) Cada indio mexicano puede
decirse que es un Sultn, porque
tiene cuantas mujeres puede mante-
ner, y cuando no puede mantener
ms que una, la cambia con las de
sus compadritos.
(57) El centavo es la moneda
equivalente un perro chico; pero
no circula ms que en los Estados






94 -
del interior, porque en los de la
costa la desprecian, y la moneda
ms pequea que tienen es el me-
dio de plata, que equivale nuestro
real.
(58) El jarabe es por el estilo del
gapateado andaluz que se baila sin
apenas moverse de un sitio.
(59) Los dueos de estos ran-
chos, se llaman rancheros, y usan
un traje muy parecido al de los cha-
rros.
(60) Al soldado mexicano le dan
dos reales fuertes, sea una de nues-
tras antiguas pesetas columnarias,
equivalentes cinco reales, los cua-
les entrega su soldadera mujer
para que le sirva la comida; y como
el alimento del indio es barato, se-
tratan cuerpo de rey.
(61) Es verdaderamente curioso
el saludo en Mxico, y sobre todo las
preguntas de cmo pas la noche?
cmo va de males? porque algunas






-95 -
veces se encuentra uno comprometi-
do para contestar. Hay adems otro
saludo que es comn todas las Re-
pblicas hispano-americanas, y que
al parecer fu introducido por los
primeros misioneros espaoles por
no desairar los indios quienes
trataban con tanta afabilidad; pero
no pudiendo detenerse con cada uno
de los que en el camino los saluda-
ban, contestaban sin dejar de andar;
de suerte que las ltimas palabras
del uno y del otro se perdan en el
vaco sin que ninguno de ellos pu-
diese oirlas. Este saludo es aun muy
frecuente y de los que ms llaman la
atencin de los extranjeros.












Este libro se halla de venta al pre-
cio de UNA peseta en casa del autor,

Almirante, ,5, bajo, y en la librera
de M. Murillo, Alcal, .7





OBRAS DEL MISMO AUTOR

Versos trasnochados .............. peseta.
Ensayos literarios.............. I
Mxico vista de pjaro......... 3 "
SNotas americanas................. 2






.' .




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs