• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Half Title
 Trabajos del mismo autor
 Title Page
 Libro segundo
 Libro tercero
 Libro cuarto
 Errata
 Indice de los artículos del código...
 Indice general














Group Title: Codigo de comercio (1885)
Title: Código de comercio anotado
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00025087/00001
 Material Information
Title: Código de comercio anotado con arreglo a las explicaciones del Dr. José A. del Cueto. Estudio y comentario de los preceptos del Código de Comercio de 1885 y de las leyes, decretos, órdenes militares y demás disposiciones legales que lo completan, con un programa de la asignatura de Derecho mercantil, expuesto en notas marginales
Uniform Title: Código de comercio (1885)
Physical Description: 2 v. : ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba
Alemán y Martín, Ricardo M., 1891-
Cueto, José A. del, 1854-
Publisher: Casa editorial "Librería Cervantes" de Ricardo Veloso
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1921
Edition: 2. ed. notablemente aumentada y corregida.
 Subjects
Subject: Commercial law -- Cuba   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: Includes bibliographical references and index.
Statement of Responsibility: por el Dr. Ricardo M. Alemán ; prólogo del Dr. José A. del Cueto.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00025087
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002824891
oclc - 12923611
notis - ANV3433

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Half Title
        Page 1
    Trabajos del mismo autor
        Page 2
    Title Page
        Page 3
        Page 4
    Libro segundo
        Page 5
        Titulo X
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
            Page 41
            Page 42
            Page 43
            Page 44
            Page 45
            Page 46
            Page 47
            Page 48
            Page 49
            Page 50
            Page 51
            Page 52
            Page 53
            Page 54
            Page 55
            Page 56
            Page 57
            Page 58
            Page 59
            Page 60
            Page 61
            Page 62
            Page 63
            Page 64
            Page 65
            Page 66
            Page 67
            Page 68
            Page 69
            Page 70
            Page 71
            Page 72
            Page 73
            Page 74
            Page 75
            Page 76
            Page 77
            Page 78
            Page 79
            Page 80
            Page 81
            Page 82
            Page 83
            Page 84
            Page 85
            Page 86
            Page 87
            Page 88
            Page 89
            Page 90
            Page 91
            Page 92
            Page 93
            Page 94
            Page 95
            Page 96
            Page 97
            Page 98
            Page 99
            Page 100
            Page 101
            Page 102
            Page 103
        Titulo XI
            Page 104
            Page 105
            Page 106
            Page 107
            Page 108
            Page 109
            Page 110
        Titulo XII
            Page 111
            Page 112
            Page 113
            Page 114
            Page 115
            Page 116
            Page 117
            Page 118
            Page 119
            Page 120
        Titulo XIII
            Page 121
            Page 122
            Page 123
            Page 124
            Page 125
            Page 126
            Page 127
            Page 128
            Page 129
            Page 130
            Page 131
            Page 132
            Page 133
            Page 134
            Page 135
            Page 136
            Page 137
            Page 138
            Page 139
            Page 140
            Page 141
            Page 142
            Page 143
            Page 144
            Page 145
            Page 146
            Page 147
            Page 148
            Page 149
            Page 150
            Page 151
            Page 152
            Page 153
            Page 154
            Page 155
    Libro tercero
        Page 156
        Titulo I
            Page 156
            Page 157
            Page 158
            Page 159
            Page 160
            Page 161
            Page 162
            Page 163
            Page 164
            Page 165
            Page 166
            Page 167
            Page 168
            Page 169
            Page 170
            Page 171
            Page 172
            Page 173
            Page 174
            Page 175
            Page 176
            Page 177
        Titulo II
            Page 178
            Page 179
            Page 180
            Page 181
            Page 182
            Page 183
            Page 184
            Page 185
            Page 186
            Page 187
            Page 188
            Page 189
            Page 190
            Page 191
            Page 192
            Page 193
            Page 194
            Page 195
            Page 196
            Page 197
            Page 198
            Page 199
            Page 200
            Page 201
            Page 202
            Page 203
            Page 204
            Page 205
            Page 206
            Page 207
            Page 208
            Page 209
            Page 210
            Page 211
            Page 212
            Page 213
            Page 214
            Page 215
            Page 216
            Page 217
            Page 218
            Page 219
            Page 220
            Page 221
            Page 222
            Page 223
            Page 224
            Page 225
        Titulo III
            Page 226
            Page 227
            Page 228
            Page 229
            Page 230
            Page 231
            Page 232
            Page 233
            Page 234
            Page 235
            Page 236
            Page 237
            Page 238
            Page 239
            Page 240
            Page 241
            Page 242
            Page 243
            Page 244
            Page 245
            Page 246
            Page 247
            Page 248
            Page 249
            Page 250
            Page 251
            Page 252
            Page 253
            Page 254
            Page 255
            Page 256
            Page 257
            Page 258
            Page 259
            Page 260
            Page 261
            Page 262
            Page 263
            Page 264
            Page 265
            Page 266
            Page 267
            Page 268
            Page 269
            Page 270
            Page 271
            Page 272
            Page 273
            Page 274
            Page 275
            Page 276
            Page 277
            Page 278
            Page 279
            Page 280
            Page 281
            Page 282
            Page 283
            Page 284
            Page 285
            Page 286
            Page 287
            Page 288
            Page 289
            Page 290
            Page 291
            Page 292
            Page 293
            Page 294
            Page 295
            Page 296
            Page 297
            Page 298
        Titulo IV
            Page 299
            Page 300
            Page 301
            Page 302
            Page 303
            Page 304
            Page 305
            Page 306
            Page 307
            Page 308
            Page 309
            Page 310
            Page 311
            Page 312
            Page 313
            Page 314
            Page 315
            Page 316
            Page 317
            Page 318
            Page 319
            Page 320
            Page 321
        Titulo V
            Page 322
            Page 323
            Page 324
            Page 325
            Page 326
            Page 327
            Page 328
            Page 329
            Page 330
            Page 331
            Page 332
            Page 333
            Page 334
            Page 335
            Page 336
            Page 337
            Page 338
            Page 339
            Page 340
            Page 341
            Page 342
            Page 343
            Page 344
            Page 345
            Page 346
            Page 347
    Libro cuarto
        Page 348
        Titulo I
            Page 348
            Page 349
            Page 350
            Page 351
            Page 352
            Page 353
            Page 354
            Page 355
            Page 356
            Page 357
            Page 358
            Page 359
            Page 360
            Page 361
            Page 362
            Page 363
            Page 364
            Page 365
            Page 366
            Page 367
            Page 368
            Page 369
            Page 370
            Page 371
            Page 372
            Page 373
            Page 374
            Page 375
            Page 376
            Page 377
            Page 378
            Page 379
            Page 380
            Page 381
            Page 382
            Page 383
            Page 384
            Page 385
            Page 386
            Page 387
            Page 388
            Page 389
            Page 390
            Page 391
            Page 392
            Page 393
            Page 394
            Page 395
            Page 396
            Page 397
            Page 398
            Page 399
            Page 400
            Page 401
            Page 402
            Page 403
            Page 404
            Page 405
            Page 406
            Page 407
            Page 408
            Page 409
            Page 410
            Page 411
            Page 412
            Page 413
            Page 414
            Page 415
            Page 416
            Page 417
            Page 418
            Page 419
            Page 420
            Page 421
            Page 422
            Page 423
            Page 424
            Page 425
            Page 426
            Page 427
            Page 428
            Page 429
            Page 430
            Page 431
            Page 432
            Page 433
            Page 434
            Page 435
            Page 436
            Page 437
            Page 438
            Page 439
            Page 440
            Page 441
            Page 442
            Page 443
            Page 444
            Page 445
            Page 446
            Page 447
            Page 448
            Page 449
            Page 450
            Page 451
            Page 452
            Page 453
            Page 454
            Page 455
            Page 456
            Page 457
            Page 458
            Page 459
            Page 460
            Page 461
            Page 462
            Page 463
            Page 464
            Page 465
            Page 466
            Page 467
            Page 468
            Page 469
            Page 470
            Page 471
            Page 472
            Page 473
            Page 474
            Page 475
            Page 476
            Page 477
            Page 478
            Page 479
            Page 480
            Page 481
            Page 482
            Page 483
            Page 484
            Page 485
            Page 486
            Page 487
            Page 488
            Page 489
            Page 490
            Page 491
            Page 492
            Page 493
            Page 494
            Page 495
            Page 496
            Page 497
            Page 498
            Page 499
            Page 500
            Page 501
            Page 502
            Page 503
            Page 504
            Page 505
        Titulo II
            Page 506
            Page 507
            Page 508
            Page 509
            Page 510
            Page 511
        Titulo III
            Page 512
            Page 513
            Page 514
            Page 515
            Page 516
            Page 517
            Page 518
            Page 519
            Page 520
            Page 521
            Page 522
            Page 523
            Page 524
            Page 525
            Page 526
    Errata
        Page 527
        Page 528
    Indice de los artículos del código de comercio
        Page 529
        Page 530
        Page 531
        Page 532
        Page 533
        Page 534
        Page 535
    Indice general
        Page 536
        Page 537
        Page 538
        Page 539
        Page 540
        Page 541
        Page 542
Full Text







L-














CODiGO DE COMERCIO ANOTADO

TOMO II


















Trabajos del mismo Autor

Problem de Derecho Mercantil, sobre la responsabilidad
del socio comanditario. Folleto, Habana, 1917.
Los actos de comercio en la doctrine, en el derecho vigen-
te y en las principles legislaciones extranjeras. Fo-
lieto, Habana, 1918.
La Letra de Cambio. Estudio de derecho mercantil com-
parado. 1 tomo, Habana, 1918.
Las Sociedades mercantiles en el derecho vigente. 1 to-
me, Habana, 1919.











COD1GO DE COMERCIO

ANOTADO CON ARREGLO A LAS EXPLICACIONES DEL

Dr. JOSE A. DEL CUETO
STUDIO Y COMENTARIO DE LOS PRECEPTOS DEL CODIGO DE COMERCIO DE 1885
Y DE LAS LEYES, DECRETOS, ORDENES MILITARES Y DEMAS DISPOSICIONES
LEGALES QUE LO COMPLETAN, CON UN PROGRAM DE LA
ASIGNATURA DE DERECHO MERCANTIL. EXPUESTO
EN NOTAS MARGINALES.

POR EL

DR. RICARDO M. ALEMAN
Ex-Adjunto de Dereoho Meroantil y Profesor Auxiliar de la Escuela de Derecho
Civil en la Universldad Nacional

Prblogo del Dr. Jose A. del Cueto
Ex-Profesor de Dereoho Mercantil en la Universidad de la Haba-
na, Ex-Deoano del Colegio de Abogados, Ex-Presidente del Tri-
bunal Supremo de la Repfblica y en la actualidad Decano de la
Facultad de Derecho y CatedrAtico de la asignatura de Dereoho
Civil, Primero y Segundo Curso, en la Universidad Nacional.


SEGUNDA EDICION
NOTABLEMENTE AUMENTADA Y CORREGIDA


TOMO II




CASA EDITORIAL "LIBRERIA CERVANTES"
DE RICARDO VELOSO
AVENIDA DE ITALIA 62 (ANTES GALIANO). HABANA
1921


00+t




















Es propiedad del autor
















CODIGO DE COMERCIO
CONTINUATION DEL

LIBRO SEGUNDO

TITULO X
DEL CONTRATO Y LETRAS DE CAMBIO

SECCION PRIMERA
DE LAS FORMAS DE LA LETRA DE CAMBIO


No es possible haeer el studio del contrato de cam-
bio sin relacionarlo con la letra de este nombre, en-
tre otras cosas porque 6sta es, desde cierto punto de
vista, la expresi6n escrita de aqu6l y ademas, porque
en el C6digo de comercio vigente entire nosotros apa-
recen unidos en el mismo epigrafe del Titulo X del
Libro Segundo. De manera que doctrinal y legal-
mente, se hace necesario el examen de ambas insti-
tuciones para que su studio result mis complete.
El cambio, vulgarmente considerado, es un acto
human por medio del cual una persona da aquello
que tiene y no le hace falta, por aquello de que care-
ce y necesita.
Antiguamente, en las primitivas sociedades, el
cambio era considerado de modo muy distinto al con-
eepto quo en la actualidad tiene, pues estaba limita-
do a lo superfluo, es decir, al trueque de cosas, ob-
jetos o products que sobraban despu&s de haberse
eubierto todas las necesidades de los que cambiaban en-
tre si esos products u objetos. Pero al surgir la
l'amada division del trabajo en la industrial del hom-
bre, cuando las diversas aptitudes humans tomaron
carta de naturaleza en la vida del comercio y de la
ciencia econ6mica en general, el cambio se convierte
en instituei6n necesaria, indispensable para.el desen-


Concepto del
cambio,








Evoluci6n his-
t6rica.




Division del tra-
bajo.
















CODIGO DE COMERCIO
CONTINUATION DEL

LIBRO SEGUNDO

TITULO X
DEL CONTRATO Y LETRAS DE CAMBIO

SECCION PRIMERA
DE LAS FORMAS DE LA LETRA DE CAMBIO


No es possible haeer el studio del contrato de cam-
bio sin relacionarlo con la letra de este nombre, en-
tre otras cosas porque 6sta es, desde cierto punto de
vista, la expresi6n escrita de aqu6l y ademas, porque
en el C6digo de comercio vigente entire nosotros apa-
recen unidos en el mismo epigrafe del Titulo X del
Libro Segundo. De manera que doctrinal y legal-
mente, se hace necesario el examen de ambas insti-
tuciones para que su studio result mis complete.
El cambio, vulgarmente considerado, es un acto
human por medio del cual una persona da aquello
que tiene y no le hace falta, por aquello de que care-
ce y necesita.
Antiguamente, en las primitivas sociedades, el
cambio era considerado de modo muy distinto al con-
eepto quo en la actualidad tiene, pues estaba limita-
do a lo superfluo, es decir, al trueque de cosas, ob-
jetos o products que sobraban despu&s de haberse
eubierto todas las necesidades de los que cambiaban en-
tre si esos products u objetos. Pero al surgir la
l'amada division del trabajo en la industrial del hom-
bre, cuando las diversas aptitudes humans tomaron
carta de naturaleza en la vida del comercio y de la
ciencia econ6mica en general, el cambio se convierte
en instituei6n necesaria, indispensable para.el desen-


Concepto del
cambio,








Evoluci6n his-
t6rica.




Division del tra-
bajo.






-6-


volvimiento de la vida del hombre y del agregado
social. Y no es solamente lo superfluo aquello que se
permuta o cambia, ni es parcial el cambio, sino total,
absolute: se trueca lo necesario por lo necesario, to-
do lo que se produce por lo que otros produce en su
S totalidad.
Derecho Roma- Si hacemos una brevisima excursion por el cam-
no. po, siempre ameno y fructifero del Derecho Romano,
veremos que .en 61 se encuentra el origen del cam-
bio. Se recordark que para los romanos, como en la
actualidad para el derecho modern, habia contra-
Contratos inno- tos que ellos llamaban innominados, con la particula-
minados. ridad, no rara en el derecho de Roma, de que habia
contratos innominados que tenian nombre, como la
permuta, el precario y el llamado contrato estimato-
rio.
Pero existian otros contratos innominados, los pro-
piamente dichos, que estaban comprendidos en todas
sus fases y aspects, dentro de cuatro formulas gene-
rales, que eran las siguientes:
do ut des;
do ut facias;
facio ut des;
facio ut facias;
Traducidas literalmente estas formulas quieren de-
cir: doy para que des; doy para que hagas; hago pa-
ra que des y hago para que hagas; cuya propia y ver-
dadera significaci6n econ6mica y juridica es la de
cambio de cosa por cosa; cambio de cosa por servicio;
cambio de servicio por cosa y cambio de servicio por
servicio.
El cambio eco- Cualquiera de esas cuatro formulas cabe dentro
n6m camente del concept del cambio considerado desde el punto
considerado. de vista econ6mico,' mfs amplio, desde luego, que el
mercantil; pero para que el cambio sea commercial y,
por tanto, propio de nuestro studio, necesita reunir
ciertos requisites o caracteres esenciales e indispen-
sables.
El cambio en el En efecto, teniendo en cuenta el fin primordial del
Derecho Mar- comercio, o lo que es lo mismo, la aproximaci6n o acer-
cantil. camiento de los products desde el lugar de su pro-
ducci6n hasta el de su consume; y que la persona
del comerciante necesita, para cumplir esos fines mer-
cantiles, adquirir la propiedad de los products a que
nos referimos, el cambio commercial queda limitado
al do ut des, es decir, al trueque de cosa por cosa, de
objeto por objeto.









Todos los products de la industrial humana pue-
den ser susceptibles de cambio, pero la prestaci6n de
servicios o el trabajo, aunque para la Economia Poli-
tica constitute o puede constituir un product, no es
tal para el Derecho Mercantil, ya que el trabajo es
lo que precisamente sirve para llegar a obtener los
products que luego se cambian por otros adquiridos
de la misma manera y por id6nticos medios.
Sera, pues, mercantil el cambio de cosa por cosa,
cambio que trae como consecuencia la adquisici6n de
la propiedad de los products; lo cual es necesario
para la vida del comercio, pues esa forma de trueque
constitute dos obligaciones reciprocas de dar, cuyo
efecto esencial es el de la transmisi6n de la propiedad
o del dominio de las cosas objeto del trueque.
Pero aun no ha terminado en este punto la evo-
luci6n progresiva del cambio a trav6s del tiempo, pues
de antiguo esta instituci6n era simplemente una per-
muta, o sea, un trueque de cosa por cosa; pero in-
troducido en la vida mercantil el uso de la moneda
como valor comiin de todas las cosas susceptibles de
transacciones comerciales, el concept del cambio tu-
vo necesaria e incuestionablemente que variar.
En efecto, ya no era s61o el trueque de cosa por co-
sa lo que constituia el cambio mercantil. Surgi6 un
nuevo contrato tambi6n de cambio consistent en el
trueque de mercancias o products por monedas o di-
nero, lo cual ha servido para aumentar enormemen-
te el nfimero de cambios y la rapidez en las transac-
ciones de indole mercantil.
Ahora bien, esta nueva fase del cambio no fu6 lI
filtima. La diversidad de classes de monedas origin
la necesidad de cambiar unas por otras, a cuya ope-
raci6n econ6mica se le di6 especificamente el nombre
de cambio; de manera que al emplearse esta palabra,
se quiere significar el trueque de dinero por dinero.
Como consecuencia de lo expuesto, el contrato de
cambio ha tenido que dividirse en cuatro tipos distin-
tos, que son: primero, trueque de cosa por cosa (per-
muta); segundo, trueque de dinero por cosa (com-
pra) ; tercero, trueque de cosa por dinero (venta) ; y
cuarto, trueque de dinero por dinero (cambio propia-
mente dicho).
La continue evoluei6n y el incesante progresso del
comercio, han producido como resultado el que las
transacciones entire comerciantes hayan torado cier-
to caricter extraterritorial, en el sentido de que el


La moneda.











Tipos del cam-
bio.





El cambio des-
de el punto de
vista interna-
cional.







-8-


Cambio manual





Cambio trayec-
ticio.


El cr6dito.









Division Imer-
cantil del cam-
bio.






Definici6n de la
letra de cambio,


ejercicio del comercio no se limit a un lugar deter-
minado, por lo cual las personas que intervienen en
las operaciones mercantiles son de distintas localida-
des y de diversos paises, poni6ndose de este modo en
contact individuos que ni siquiera se conocen, sino
s61o de nombre y que, sin embargo, estAn en constan-
tes relaciones de negocios que tienen por base el ejer-
cicio del comercio.
L6gico es que tal situaci6n haya producido la nece-
sidad de transportar grandes cantidades de dinero de
un punto a otro, con el fin de pagar mercancias adqui-
ridas en distinto lugar. Desde entonces el cambio
evolucion6 mis aun, IlamAndose cambio manual, real
o cambium minutum al trueque de monedas que se ha-
cia en la misma plaza; y cambio trayeeticio o cam-
bium de pecunia present cum pecunia absenti, al
trueque de monedas de plaza a plaza, es decir, de dis-
tintos lugares.
Los peligros y obstdculos que el transport de di-
4iero llevaba consigo, aparte de las multiples dificul-
tades que se presentaban de adquirir grandes canti-
dades de monedas en un moment determinado, tra-
jeron como consecuencia el nacimiento de la institu-
ci6n de credito; y al nacer 6ste, surgi6 tambien un
instrument o document que sirvi6 para represen-
tarlo. Este es el origen de la letra de cambio, segfin
unos, aunque no todos son de la misma opinion acer-
ca de su nacimiento.
Hecho el studio de lo que' antecede, podemos ya
definitivamente enumerar las tres classes de cambio
que existen en el comercio. La primera es el cambio
de monedas en la misma plaza (cambio manual o
real) ; la segunda es el transport de dinero de un
lugar a otro, como resultado de una. negociaci6n mer-
cantil entire comerciantes de dos plazas distintas
(cambio trayecticio) ; y la tercera es el mismo cam-
bio trayecticio sin el transport material del dinero
(letra de cambio). La primera forma constitute una
simple permuta; la segunda no es mAs que un aspee-
to del transport de mercancias, y la tercera es el cam-
bio mercantil propiamente dicho; el cual, con estos
antecedentes, podemos definirlo diciendo que es un
contrato esencialmente mercantil por virtud del cual
una persona, sea o no comerciante, se obliga a hacer
pagar a otra en lugar distinto al del domicilio de la
primera y en 6poca determinada, una cantidad do di-
nero a la orden de un tercero.









-9-


Esta definici6n se ajusta perfectamente a las dis-
posiciones que acerca del cambio contiene nuestro C6-
digo de comercio, pero no para el derecho italiano,
que tiene del cambio un concept divers, como vere-
mos mis adelante al estudiar el PAGHER6 CAMBIARIO y
la VAGLIA CAMBIARIA, y la letra llamada ordine in de-
rrate, o letra sobre frutos o semillas.
Al hacer el studio concrete de cada uno de los
preceptos del C6digo de comercio que rige entire rio-
sotros, veremos que en las letras de cambio intervie-
nen dos classes de personas: las necesarias y las acci-
dentales. Las primeras son tres, a saber: el librador,
el tormador y el librado; y las accidentales son los en-
do.atarios, el indicado, el avalista y el interventor.
Los tres que hemos calificado de necesarios deben in-
tervenir siempre en toda letra de cambio; los acciden-
tales pueden intervenir, sin que su concurrencia sea
necesaria para la validez de la instituci6n.
Dejando para su oportunidad el studio de las acci-
dentales, diremos por ahora, con respect a las nece-
sarias o esenciales, que el librador es el que, recibien-
do el dinero del tomador, a menos que entire ellos exis-
ta un'contrato de cuenta corriente que haga innece-
saria la entrega de numerario, expide la letra a favor
de dicho tomador y contra el librado, que es el que de.
be abonarla a la presentaci6n del document en la
epoca que en el mismo se haya determinado. Entre el
librador y el tomador queda consumado el contrato
de cambio, que se hace efectivo en toda su integri-
dad cuando el librado, en la 6poca sefialada, paga o.
abona el alcance o valor de la letra.
Teniendo en cuenta los requisitos de la letra de
cambio, determinados en el articulo 444 de nuestro
C6digo de comercio, y cuyo studio haremos oportu-
namente, se puede definir aquella diciendo que es un
document expedido en forma legal por medio del
cual una persona, lamada librador, sea o no comer-
ciante, se obliga a pagar por medio de otra llamada
librado, o por si, en su caso, una cantidad a la orden
de un tercero, tomador o tenedor, en lugar y tiempo
convenidos y consignados en el propio document.
La letra de cambio es un titulo que en nuestro de-
recho procesal Ileva aparejada ejecuci6n (1) ; y cons-
tituye, ademas, un document de cr6dito, el tipo de

(1) Inciso 4o, art.'1427 de la Ley ide Enjuiciamiento civil
y art. 521 del C6digo de comercio.


Personas que
intervienen en
la letra de cam-
bio.





















Definici6n legal
de la letra.








Titulo ejecuti-
vo.









-10 -

los endosables o transmisibles por medio del endoso.
En tal concept, debe la letra estar rodeada de cier-
tos requisitos esenciales, sine qua non, a fin de pro-
porcionar la confianza y la garantia necesarias a los
que en la expedici6n y negociaci6n de la misma in-
tervienen.
Instrumento li- Por ese motivo la letra de cambio es un instrumen-
teral. to literal y formal, o sea, un titulo de cr6dito que no
sera tal si no se observan, en cuanto a su expedici6n
y circulaci6n, los requisitos que, como antes se dijo,
son' esencialisimos.
Como consecuencia de esas formalidades, la letra
de cambio tiene en ciertos casos la misma fuerza eje-
cutiva que una sentencia judicial o un document
piiblico y solemne, estando facultado el tenedor de la
letra o sea el acreedor, a dirigirse, in executives, y sin
mAs formalidades, contra el deudor de la obligaci6n,
o los deudores, si son various.
Titulo a la or- Es ademts, la letra un titulo de credito a la or-
den. den, es decir, endosable, cuya transmisi6n se verifi-
ca mediante lo que se llama endoso, que debe reunir
ciertos requisitos establecidos concrete y especifica-
mente en el C6digo de comercio.
El endoso: su Desde) el punto de vista del endoso, la letra de cam-
importancia. bio se. diferencia notablemente de los demAs titulos
de cr6dito, por cuanto en estos iltimos el endoso trans-
fiere la propiedad del document, en tanto que por el
endoso de la letra no s6lo se transmite 6sta, sino tam-
bien una garantia que consiste en la obligaci6n soli-
Sdaria de los endosatarios que intervienen en la nego-
Obligacl6n soli- ciaci6n del document. De manera que se garanti-
daria. za la propiedad de la letra y el pago de su valor en-
tre los sucesivos poseedores; y aun contra el mismo
librador por medio de la denominada letra de recam-
bio, regulada en los articulos 527 al 530 de nuestro
C6digo de comercio, o como dirian los italianos, letra
in via di regresso.
Derecho italia- Seg6n nuestro derecho posititvo la letra de cambio
no: Pagher6 o contiene la obligaci6n de hacer pagar una suma de
vaglia. dinero expresada en el document, pero para el de-
recho mercantil italiario, la letra puede contener la
obligaci6n de pagarla el mismo que la expide. Asi
vemos que en el C6digo de comercio del Reino de Ita-
lia, hay dos classes de letras de cambio, la cambiale
tratta, que equivale a la nuestra, y el PAGHERO CAM-
BIARIO O VAGLIA CAMBIARIA, (1) a los cuales nos refe-
(1) Art. 251 y siguientes del C6d. de com. italiano.






-11-


rimos en pAginas anteriores. En la primer forma
de letra intervienen tres personas; en la segunda s6lo
dos, el librador, que es el que expide el documen-
to y el tomador, que es el acreedor de la obligaci6n.
Entre nosotros hay una instituci6n que desde el
punto de vista del cambio y con respect a la perso-
na que debe hacer el pago, se puede asemejar al
llamado PAGHERO CAMBIARIO entire los italianos. Esa
instituci6n es la letra de resaca o de recambio a que
nos referimos hace poco. En efecto, si el tomador o
poseedor de la letra no puede obtener su pago en la
forma normal, esta facultado para dirigirse contra el
librador con la mencionada letra de resaca, que se hace
efectiva por medio de un procedimiento extrajudi-
cial en virtud del cual se ejercita la acci6n de reem-
bolso. Tiene por objeto evitar que por la insolvencia
del llamado a hacer el pago, pueda perjudicarse en
el valor de la letra su legitimo tenedor. Por eso, te-
niendo en cuenta esta instituci6n y los resultados que
de ella se derivan, definimos la letra de cambio ante-
riormente diciendo que encerraba una obligaci6n del
librador de hacer pagar a otro o de pagar 61 mismo,
en su caso.
De todas maneras, el document que en realidad
es equivalent al PAGHER6 CAMBIARIO de los italianos,
es nuestro pagar6, con la diferencia de que en el C6-
digo de comercio de Italia, Tos efectos del primero
son distintos a los que por nuestro C6digo vigente
produce el segundo.
En lo que respect a la obligaci6n cambiaria cabe
decir que la del deudor, derivada de la letra, encierra
un gcto unilateral de su voluntad. Se trata de una
obligaci6n que puede hacer efectiva no s61o el' toma-
dor de la letra, o sea, el que celebr6 con el librador el
contrato de cambio, sino tambi6n cualquier poseedor
de la misma que legitimamente lo sea al tiempo de
su vencimiento. Por tal motive esa obligaci6n ha si-
do calificada de impersonal.
En efecto, la persona que justifique o acredite ser
el legitimo poseedor de la letra, para lo cual deberh
demostrar en la misma la existencia de un orden re
gular de endosos, podri hacer efectivo su valor opor
tunamente, es decir, en la 6poca fijada para su ven-
cimiento. Durante la circulaci6n del titulo en cues-
ti6n, no existed realmente un acreedor determinado,
porque el que la posee hoy, puede transmitirla .mbs
tarde, y el nuevo propietario o endosatario esta ta-


El pagar6.





La obligaci6n
cambiaria: acto
unilateral o im-
personal.





Explicaci6n.







- 12-


Teoria de Na-
varrini.





Obligacl6n abs-
tracta,







Derecho Roma-
no,






La causa en los
contratos.


cultado para hacer con otro lo que con 61 se hizo, es
decir, que puede a su vez transmitir la propiedad de
la letra a un tercero, que serA entonces 'y mientras la
tenga en su poder, el legitimo acreedor. Existe, por
tanto, una series de acreedores que pudi6ramos califi-
car de eventuales, y el cridito estA in pendenti, como
diria Navarrini. (1)
El nuevo acreedor verdadero y propio es el que al
vencimiento de la letra la posee, la present al pago
v recibe su valor.
La obligaci6n cambiaria es abstract, es deeir, sin
causa, y en ella se prescinde de la existencia de una
causa determinada. De donde se deduce que cual-
quiera que haya sido el motive que origin la expe-
dici6n de la letra, asi como de las relaciones de nego-
cios existentes entire los que en ella intervienen, re-
sultan indiferentes para el derecho. Basta la exis-
tencia de la letra para que se produzcan derechos y
obligaciones entire los que la negocian.
Volviendo a entrar eri el campo del Derecho Roma-
no, tenemos que recorder las caracteristicas de la
obligaci6n abstract, no sin que antes llamemos la
atenei6n sobre el hecho de que en la legislaci6n ro-
mana no se us6 esa palabra para expresar si la obli-
gaci6n tenia tal character de abstract, sino que ese
tecnicismo es modern y ha sido empleado por los que
se dedican al studio del derecho del Pueblo Rey.
Se recordara que en Roma uno de los requisitos
del contrato del derecho civil era la causa; pero 6sta
podia ser de dos classes: una causa externa, o sea el
element visible, tangible, palpable o material que
daba vida a la obligaci6n; y otra causa internal, que
era el m6vil de la obligaci6n, su motivo, su raz6n de
ser, es decir, la causa en su acepci6n vulgar y corrien-
te.
Asi vemos que en el contrato de stipidatio, la cau-
sa externa o material era la exacta congruencia entire
la pregunta y la respuesta que se hacian los contra-
tantes ante el ara maxima del Dios Hrculles; y el
porqu6 de la obligaci6n que contraia el uno con res-
pecto al otro era la causa internal, invisible, que no
figuraba ni era necesaria para la existencia juridica
del contrato. Probada la causa external se hacia ne-
cesario el cumplimiento de la obligaci6n pactada, sin

(1). Trattato teorico-pratico di Diritto Commerciale, Vol.'
III, 1917.







-13-


tender a los verdaderos m6viles del vinculo juridi-
co establecido entire el acreedor y el deudor.
La misma doctrine se aplicaba a la llamada expen-
silatio, que obligaba siempre que hubiera congruen-
cia exacta entree los libros de los padres de familiar.
Tantd la obligaci6n verbis (stipulatio) como la obli-
gaci6n literis (expensilatio) eran obligaciones abstrac-
tas, en las cuales la fuerza obligatoria estribaba ex-
clusivamente en la causa externa, en el element que
hemos calificado de visible, tangible, palpable o ma--
terial que les di6 origen.
Toda esa doctrine tan antigua y tan poco humana,
si se quiere, se aplica actualmente en la letra de cam-
bio, es decir, que el hecho de la expedici6n de la mis-
ma causaa material o externa), en la que no se expre-
sa la causa natural o'el porqud de la obligaci6n con-
tenida en la misma es por si solo bastante para obli-
gar al pago de su valor a la persona a quien compete
verificarlo. Asi vemos que la obligaci6n de pagar no
depend de ningfin negoeio determinado, ni de la exis-
tencia de un contrato anterior a la expedici6n de, la
letra, sino de la voluntad de obligarse cambiariamente
manifestada por las personas que en la letra intervie-
nen.
Y esta doctrine, aplicada a la letra de cambio, tie-
ne su raz6n de ser en sentir de Cesare Vivante, (1)
quien opina que de esa manera se proporciona mis
confianza en la circulaci6n de la letra de cambio, por-
que quita al deudor la pc!ibilidad de opener al posee-
dor del document de cr6dito, las excepciones qu'e pa-
ra 6I nacerian del contrato de venta o del mutuo, por
ejemplo, por falta de entrega de las mercaderias o de
la suma pactada.
AdemAs, esto es una consecuencia de lo que expusi-
mos anteriormente acerca de la voluntad unilateral
del deudor, porque si, como se dijo, el verdadero y
propio acreedor es el filtimo que posee la letra y la
present para que se la abonen, 16gico es que quien
no existe sino hasta el moment del vencimiento del
document, no deba ser victim de las excepciones
que al deudor compete o pueden competir contra
determinado poseedor del titulo.
Acerca de esta doctrine, que, a nuestro juicio, es
clara y sencilla, se han dado varias opinions, porque
los tratadistas de derecho mercantil no se han puesto

(1) Istituzioni di Diritto Commerciale, 1911.


Aplicaci6n de
la doctrine ro-
mana.










Tesis de Vivan-
te.







-14-


Desglose de la
causa.










Nuestro crite-
rio.







Falsedad de la
letra: doctrinas.





Nuestro crite-
rio.








La letra de cam-
bio como acto
mercantil.


de acuerdo en lo que a la misma respect desde el.
punto de vista de su aplicaci6n a la letra. de cambio.
Unos screen que la obligaci6n no es abstract mien-
tras la letra csth en poder del primer poseedor de
ella, es decir, del tomador, del que celebr6 el contrato
de cambio con el librador, porque ellos saben qu6 cla-
se de relaciones de negocios los unen y que extension
tienen esas relaciones; pero desde el moment en que
la letra pasa a otro poseedor que para nada intervi-
no en la primer operaci6n que di6 origen al documen-
to, entonces tiene lugar el desglose de la causa, es de-
cir, la complete separaci6n de la causa del titulo de
la obligaci6n. En este caso dicha obligaci6n es abs-
tracta.
Esta opinion, que s6lo puede aceptarse en la lla-
mada letra de cambio en blanco, que estudiaremos
oportunamente, no debe ser aceptada, porque lo que
caracteriza la obligaci6n abstract no es el hecho de
que las parties contratantes conozcan o ignoren los
vinculos juridicos que las unen, sino la exigibilidad
del cumplimiento de la obligaci6n que surge al expe-
dirse la letra, sin otro requisite, sin otra condici6n
ulterior.
Otros tratadistas screen que la obligaci6n cambiaria
nunca es abstract, porque en el caso de falsificaci6n
o de falsedad de la letra, sale a relucir necesariamente
la causa de la obligaci6n, el motive de la emisi6n de
dicha letra, como element necesario para la averigua-
ci6n del delito y ver hasta que punto es imputable
a determinada persona dicha falsedad o falsificaci6n.
Este argument no es digno de tenerse en cuenta,
porque nosotros le preguntariamos a los que asi pien-
san, qu6 es lo que sueederia si la letra no est6 falsi-
ficada o si no se alega su falsedad; porque de otra
manera llegariamos a la conclusion de que la obliga-
ci6n cambiaria no es abstract s6o1 en los casos de
falsedad o falsificaci6n, y si lo es, por el contrario, en
los casos normales, ya que el delito no es To comiin.
La falsedad, pues, no altera en lo mAs minimo la in-
dole propia de la instituci6n que estudiamos.
La 'etra de cambio es un acto de comercio per se,
es decir, objetivo. Si examinamos los distintos pre-
eeptos de nuestro C6digo de comercio que se refie-
ren en particular a los contratos mercantiles, vere-
mos que la sociedad, para ser commercial, necesita que
los socios persigan un fin de lucro y que el objeto de
la compaiifa sea la industrial o el comercio (articulos







-15


116, 117 y 123) ; que la comisi6n sera mercantil cuan-
do tenga por objeto acto u operaci6n de comercio y sea
comerciante o agent mediator del comercio el comi-
tente o el comisionista (articulo 244); que el contrato
de dep6sito mercantil necesita para ser tal, que el de-
positario al menos sea comerciante, que las cosas depo-
sitadas sean objeto de comercio y que el dep6sito lo
'constituya por si una operacidn mercantile o se haga
como causa o a consecuencia de operaciones mercan-
tiles (articulo 303); que el pr6stamo mercantil debe-
rh reunir dos elements, que son: 19, ser comerciante
alguno de los contratantes, y 29, la destinacin de las
cosas prestadas a actos de comercio (articulo 311);
que el pr6stamo mercantil propiamente dicho deberd
hacerse con la garantia de efectos o valores pTblicos,
en p6liza y con la intervenci6n de agents colegiados
(articulo 320); que la compra venta para que sea mer-
cantil debe reunir dos requisitos: la reventa y el cni-
mo de lucro (articulo 325) ; que el transport terres-
tre sera acto de comercio cuando tenga por objeto
mercaderias o cualesquiera efectos de comercio, o,
cuando siendo cualquiera su objeto, sea conmerciante
el porteador o se dedique habitualmente a transpor-
tar efectos para el pltblico (articulo 349) ; el contra-
to de seguro por derecho terrestre seri mercantil, si
fuere comerciante el asegurador y el contrato a pri-
ma fija (articulo 380) ; y, por filtimo, que sera mer-
cantil el afianzamiento que tuviere por objeto asegu-
,rar el cimplimiento de un contrato mercantile, auan
cuando el fiador no sea comerciante (articulo 439).
V6anse los requisitos subjetivos y objetivos que el
legislator mercantil exige para la existencia del acto,
de comercio; por el contrario, segfin dijimos' antes,
la letra de cambio es un acto de comercio per se, pues,
de acuerdo con el articulo 443 de nuestro C6digo mer-
cantil, este document se reputa acto de comercio, y
todos los derechos y acciones que de 61 se originen, se
regirin por las disposiciones de dicho C6digo.
Por lo expuesto se deduce que una persona, sea
o no comerciante, puede girar o negociar una letra
de cambio, la cual sera siempre mercantil, siendo 6s-
te un ejemplo practice del precepto contenido en el
articulo 29 del C6digo de comercio, seguin el cual los
actos mercantiles, sean o no comerciantes las perso-
nas que los ejecuten, se regir6n por las disposiciones
del referido euerpo legal.
Teniendo en cuenta lo que antecede, los mayores


Examen de los
diversos a actos
de comercio.

























Caricter objeti-
vo de la letra
de cambio.







-16-


Capacidad legal
en las negocia-
ciones de letras
de cambio.







Mujer casada:
su capacidad.










Menor de edad.




El endoso.


de edad que no est6n sujetos a tutela, pueden inter-
venir en la negociaci6n de una letra de cambio, sin
necesidad de dedicarse al ejercicio del comercio; y
las mujeres casadas podrAn tambi6n hacerlo sin el re-
quisito de la licencia marital en lo que respect a sus
bienes parafernales y dotales inestimados, pues en este
sentido ha sufrido una modificaci6n la legislaci6n ci-
vil, .dado que la ley de fecha 19 de Julio de 1917 ha
establecido que la mujer puede, libremente, disponer
de los bienes que le pertenezcan.
Ahora bien, antes de la promulgaci6n de la referi-
da ley de feeha citada, la mujer casada no estaba fa-
cultada para girar y negociar letras de cambio, a me-
nos que el marido le diese su autorizaci6n o se dedi-
case aqu6lla al ejercicio del comercio, siempre, desde
luego, con la eorrespondiente licencia marital. Ac-
tualmente la mujer dedicada al comercio puede gi-
rar y negociar letras de cambio aunque se trate de
otros bienes, incluso los gananciales y los propios del
marido si la autorizaci6n de este se ha extendido a
aquellos.
En lo referente a los efectos de la negociaei6n y
giro de letras de cambio por un menor de edad, ha-
brA que atenerse a lo que respect a la nulidad de los
contratos establecen los articulos 1300 y siguientes del
C6digo civil. (1)
La letra de cambio, como document de credito a
la orden se transmite por medio de lo que se llama el
endoso.' Este, en el fondo, no es otra cosa que una ee-
si6n, que puede hacerse a titulo oneroso o gratuita-
mente,.y estA regulado en los articulos 461 al 468 de

(1) Art. 1300.--"Los contratos en que co.neurran los re-
quisitos que express el articulo 1261 pueden ser anulados,
aunque no haya lesi6n para los 'contratantes, siempre que ado-
lezean de alguno do los vicios que lo invalidan con arreglo a
la ley".
Art. 1301.-- La acci6n 'de nulidad s61o durar6 cuatro
afios. Este ticmpo empezard a correr: Cuando se refiera a
los contratos celebrados por los menores o incapacitados, des-
de que salieron .de la tutela".
Art. 1302.-"'Pueden ejercitar la acci6n de nulidad de los
contratos los obligados principal o subsidiariamente en vir-
tud .de ellos. Las personas capaces no podran, sin embargo,
alegar Ia ineapacidatd de aquellos con quienes contrataron".
Art. 1304.-"Cuando la nulidad proceda de la incapacidad
de uno ide los Contratantes, no estd obligado el incapaz a res-
tituir sino en cuanto se enriqueei con la cosa o. precio que
reeibiera".







-17


nuestro C6digo de comercio, que serin estudiados de-
talladamente en su oportunidad.
El endoso se hace siempre en ,el dorso de la letra,
y cuando en ella no caben mks por haberse llenado to-
da con una series numerosa de endosos, entonces se le
agrega lo que pudi6ramos llamar hoja adicional, de-
nominada por los italianos foglio di allunganento, y
por los franceses allonge, y que sirve para poner los
demas que en la letra no se han podido extender por
falta de espacio. Nuestro C6digo, como veremos mas
adelante, no menciona esa hoja adicional, pero esti-
mamos que en algunos casos es necesaria, porque pue-
de ocurrir que los endosos sean tantos que no haya
lugar para uno nuevo, en cuyo supuesto serA necesa-
rio emplear dicha hoja adicional.
Vamos a estudiar ahora el origen de la letra de
cambio y las transformaciones que ha sufrido en su
desarrollo, para pasar mas adelante a hacer el examen
de los preceptos de nuestro derecho mercantil' vi-
gente.
No estin conformes los tratadistas acerca del ori-
gen de la instituci6n que estudiamos. Algunos opi-
nan que la letra de cambio naei6 en Egipto en tiem-
pos de los Ptolomeos, y que se empleaba continuamen-
te para hacer el transport de numerario; hay quien
cree que fueron los judios los inventories de este docu-
mento de cr6dito. Otros sostienen que su origen es
debido a los giielfos que, arrojados de Florencia por
los gibelinos, usaron la letra de cambio para transpor-
tar sus riquezas a Lyon, lugar 6ste muy frecuentado
en aquella 6poca por mercaderes y traficants. Exis-
to tambi6n la creencia de que Cicer6n, para enviar
fondos a un hijo'suyo que se encontraba en Atenas,
entreg6 6stos a un comerciante de Roma qne tenia
cr6dito pendiente de cobro en aquella ciudad, para
que 6ste ordenara a su deudor la entrega al citado
hijo de Cicer6n de las cantidades por 61 recibidas.(1)
Este es mis bien el origen del cambio que el de la
letra, pues aqu6l es anterior a 6sta, segfin hemos vis-
to al estudiar su evoluci6n en pAginas anteriores.
El cambio indudablemente naci6 en Italia en el si-
glo XIII, pero no tuvo el caricter que hoy ostenta
sino hasta much despu6s, como veremos mas adelan-
te. Algunos screen que la letra naci6 debido a una
necesidad que era menester satisfacer, dada la impor-

(1) Benito.-Manual ,de Derecho Mercantil. Tomo 39


Como se hace el
endoso,



El "allonge".







Origen de la le-
tra de cambio.



Diversas teo-
rias.


















Nuestro crite-
rio. -







- 18


Doctrina de Su-
pino.


Decretal de Pio
V.
























El Derecho ca-
n6nico.





Evoluci6n de la
letra de cambio.


tancia que iba tomando el comercio. Supino cree que
la aparici6n de la letra de cambio fu6 debida a la ne-
cesidad de encubrir bajo dicho document un pr6s-
tamo con interns o usurario, prohibido terminante-
mente por el derecho can6nico. (1) A este respect
existe una famosa Decretal del Papa Pio V, cuya fe-
eha data del afio 1571. Dicha Decretal se expresa
en las siguientes formas, que indican la simulaci6n a
que se refiere Supino:
"Unas vezes finjen que dan a cambio para alguna
feria a do quien rescibe el dinero, da sus letras, mas
no se embian."
"Otras vezes, ya que se cambian, se buelven, sin
cobrallas, y se cobran en el mismo lugar que el cam-
bio se celebr6."
"Lo tercero sin rescibir letras argunas dan su di-
nero y lo cobran en el mismo pueblo que lo dieron.
Y ansi se concertaron al principio y esta era su in-
tenci6n, y asi se entendian. Que ni auia en la feria
verdaderamente responsal."
"Semejante a esto es: cuando so titulo de cambio
o dep6sito o otro nombre, se dan y resciben los dine-
ros para que en el' mesmo lugar se vuelvan con algfin
int.er6s."
"De mhs desto en los mesmos cambios Reales a
las vezes difieren el plazo ya puesto por interns que
se les da o se les promote. Todos los cuales contra-
tos declaramos ser usurarios y prohibimos con todo ri-
gor en adelante no se haga." (2)
Las disposiciones copiadas de la Decretal a que
nos referimos, demuestran la persecuci6n del dere-
cho can6nico contra el prestamo con interns, eneu-
bierto bajo el disfraz del contrato de cambio trayec-
ticio. Esto explica las exigencias del referido dere-
cho can6nico en lo que respect a los requisitos de las
letras de cambio, como veremos dentro de poco.
La letra de cambio antes de llegar a tener el con-
cepto actual, pas6, aun en Espafia, por una series de
evolueiones que es convenient exponer aqui.
Nacida en Italia en el siglo XIII, en su primera
6poca no fue otra cosa que la simple prueba de un
contrato de cambio. De modo que para su existen-

(1) Derecho Mercantil. Traducci6n de Lorenzo Benito.
(2) Traducei6n de Fray Thomas de Mereato, en su obra
"Summa de tratos y contratos", citado por Lorenzo Benito.
(Derecho Mercantil, t. 39)








-19


cia juridica era necesario que la precediera un con-
trato de esa indole: Pero surgida la necesidad de ha-
cer cambios de plaza a plaza, hubo que acudir a un
individuo llamado cambiador, que mfs tarde lleg6 a
ser un bahquero, que recibia el dinero en una plaza
y se obligaba a devolverlo en otra, por medio de un
corresponsal. Segiin el derecho can6nico, este co-
rresponsal era necesario, porque cuando faltaba se
suponia que la letra era un medio de encubrir un
pr6stamo usurario, segfin hemos visto al estudiar la
Decretal del Papa Pio V.
Esa operaci6n de cambio que celebraban el cam-
biador o banquero y el que pudieramos llamar toma-
dor, se hacia constar por medio de un document nota-
rial cautiono o cambium per literas). Mas tarde a este
document iba unida una letra que se llam6 litera
cambiaria, en la cual constaba la obligaci6n del cam-
biador o banquero de ordenar o hacer pagar a su co-
rresponsal en otra plaza el dinero que recibia del to-
mador. Dicho pago tenia que hacerse al tenedor de
la letra o a un mandatario. Otras veces en la letra
constaba la obligaci6n del que recibe el dinero de de-
volverlo por si mismo en la 6poca fijada, cuya letra
era un titulo especial que se denominaba pagar6 o
PAGHERO.
La letra de cambio litera cambiaria no era necesa-
ria, siho que bastaba el document notarial a que nos
hemos referido, ya que representaba el contrato de
cambio; por cuyo motive la letra era, segfin dijimos
antes, la prueba de un contrato de cambio y, por con-
siguiente, tenia el car6cter de document aut6nomo,
como lo es en la actualidad.
Mas adelante, debido a las exigencias del dere,
cho can6nico, que proclam6 la ilegitimidad del pr6s-
tamo usurario, por las razones que expusimos en ph-
ginas precedentes, se exigieron tres requisitos funda-
mentales para la existencia y validez del cambio, asi
como de la letra. Esos requisitos eran tres: prime-
ro distantia loci entire el lugar donde se entregaba la
cantidad al cambiador o banquero (hoy librador), y
el en que debia hacerse el pago; segundo, la suma de
dinero entregada al cambiador; y tercero, la demos-
traci6n de que 6ste tuvo realmente el derecho de girar
contra el corresponsal (librado), es decir, que se hu-
biera hecho la correspondiente provision de fondos.
Mis adelante la letra de cambio evol'ucion6 pro-
gresivamente, y aunque seguia siendo una prueba del


Litera cambia-
ria.







Pagar4.











Primitivos re-
quisitos de la
letra.








-20-


contrato do cambio, fu6 necesario para la existencia
de 6ste, que se expidiera la letra que, como sabemos,
no era precise, ya que bastaba el document notarial a
Delegaci6n: sus que nos hemos referido. Y fu6 necesaria su emisi6n,
formulas. porque el tomador podia ignorar si 61 u otra persona
,reria el que recibiera el dinero en la plaza donde la
letra debia ser pagada. Y en tal concept se le per-
miti6 que pudiese delegar en una persona cualquiera
para que presentase el titulo e hiciese efectivo su va-
lor. Esta delegaci6n estaba sujeta a formas concre-
tas y determinadas; asi, por ejemplo, se consignaban
en el document estas frases: "tibi vel cui mandave-
ris"; o estas otras: "tibi aut si quem mihi ordena-
vis", frases 6stas que son el origen de la actual "a
la orden", que se expresa en la letra de cambio moder-
na.


La letra de cam-
bio y el man-
.dato.






Ley alemana de
1848,


Pero habia un obstAculo que imposibilitaba la cir-
culaci6n de la letra entire sus diversos poseedores, y
era que el fltimo endosatario tenia que hacerl'a efee-
tiva a titulo de mandatario del anterior o del tomador,
por cuyo motivo se le podian opener las mismas ex-
cepciones que procedian contra otros, cuyas excep-
icones eran, como dice Vivante, (1) ignoradas por
estos supuestos mandatarios.
Tal situaci6n fu6 desapareciendo con la evoluci6n
progresiva de la letra, hasta que lleg6 la oportuni-
dad en que, convertida en una obligaci6n abstract,
se separ6 del contrato de cambio y se consider co-
mo un document aut6nomo, perfectamente concebi-
ble sin la existencia de contrato alguno que le sirvie-
ra de fundamento.
En consecuencia de lo expuesto, se consider a los
tenedores como legitimos poseedores de la letra, que
la hacian efectiva, no ya como mandatarios, sino por
derecho propio.
El resultado final fu6 alcanzado con la promulga-
ei6n de la ley alemana de cambio del afio 1848, con-
virti6ndose la letra en un document aut6nomo de
credito, con vida propia, sin defender de ningfin con-
trato que precediera a su emisi6n.
El criterio de la legislaci6n alemana ha sido acep-
tado por la nuestra, como veremos m6s adelante al
estudiar los articulos del C6digo, relatives a esta mate-
ria.


(1) Obra citada.










Otros paises han seguido la misma tendencia ger-
mAnica; pero lo mas notable acerca de la material que
estudiamos, ha sido el "Reglamento Uniforme" con-
cerniente a la letra de cambio y al pagar6 a la orden.
A los efectos de unificar el derecho referente a esta
instituci6n que examinamos, el gobierno holandes,
a solicitud de Italia y de Alemania, convoc6 a una
Conferencia international que trajo como consecuen-
cia el Reglamento Uniforme a que nos hemos refe-
rido.
Se inauguraron' las sesiones en el Haya el dia 23 de
Junio de 1910 y duraron hasta el 25 de Julio del pro-
pio aiio. La segunda conferencia tuvo lugar el quin-
ce de Junio de 1912 y sus sesiones duraron hasta el
23 de Julio de dicho afio, fecha en que definitivamen-
te se formula el Reglamento Uniforme mencionado.
Tomaron parte en las Conferencias, las siguientes
naciones: Alemania, Estados Unidos de la America
del Norte, Repfiblica Argentina, Austria-Hungria,
B4lgica, Brasil, Bulgaria, Chile, China, Costa Rica,
Dinamarca, Ecuador, Espafia, Francia,. Inglaterra,
Grecia, Guatemala, Italia, Luxemburgo, Jap6n, No-
ruega, Mijico, Montenegro, Nicaragua, Panama, Pa-
raguay, Paises Bajos, Portugal, Rusia, Rumania, Sal-
vador, Servia, Siam, Suecia, Suiza y Turquia.

ARTifCLO 443.-"La letra de cambio se re-
putard acto mercantil, y todos los derechos y
acciones que de ella se originen, sin distin-
ci6n de personas, se regiran por las disposi-
ciones de este C6digo".

Segfin aparece de esta disposici6n, la letra de cam-
bio constitute un acto de comercio de los llamados
per se, es decir, que basta la existencia de la letra de
cambio, eualquiera que sea la persona que la expida,
la negocie o la haga circular, para que las relaciones
que de ella se originen, asi como los derechos y obli-
gaciones, sean de'cardcter mercantile. En este sen-
tido, el C6digo vigente entire nosotros ha introducido
una profunda modificaci6n en el anterior, o sea el de
1829, por cuanto en este cuerpo legal se exigian como
requisitos necesarios para que la letra de cambio fue-
ra un acto de comercio, que el librador o los aceptan-
tes tuvieran la condici6n de comerciantes, o la Tetra
procediera de operaciones mercantiles.


R e g I amento
Uniforme de la
Haya.























Concepto de la
letra.





Acto mercantile
"per se".




Reform del C6-
digo actual.








-22


Doble aspect
de la letra.





L e y alemana
de 1848.






Novelas de Nu-
remberg.



Solemnidad y li-
teralidad de la
letra.




Art. 450 del C6-
digo.

0 d,enamiento
de AlcalA.










Art. 1278 del
C6digo civil y
51 del de Oo-
mercio.


La letra de cambio es el document que represen-
ta el contrato del mismo nombre y, ademAs, es un do-
cumento de cr6dito transmisible por medio del endo-
po. Antiguamente, segfin hemos dicho en piginas an-
teriores, la letra de cambio s6lo tenia el carkcter a
que nos referimos, pero despues de la promulgaci6n
de la ley alemana de cambio del afio 1848 y las llama-
das Novelas de Nuremberg, el concept de la institu-
ci6n que estudiamos ha variado, al extreme de que en
la actualidad se emplea la letra de cambio en todas las
transacciones mercantiles y aun las civiles sin necesi-
(lad de que dichas transacciones se refieran en con-
creto al mencionado contrato de cambio. Hoy se
concibe, dada la situaci6n creada por la citada ley
alemana y las referidas Novelas de Nuremberg, que
ina letra de cambio sirva para pagar una deuda pro-
veniente de un contrato de compra y venta, un sal-
do de cuenta corriente etc.
Los requisitos fundamentals de este document,
considerado desde el punto de vista de nuestro dere-
cho positive, son dos: la solemnidad y la literalidad.
Es solemn la letra de cambio, porque debe constar
por escrito; y'es literal, porque su redacci6n debe
contender ciertos requisitos de forma especificados en
(l articulo 444 de nuestro C6digo de comercio, al ex-
tremo de que si falta alguno de ellos, la letra de cam-
bio se reputard pagar6, a tenor de loestablecido ex-
presamente en el articulo 450 del referido C6digo.
Este contrato que estudiamos es el 6inico que ha
conservado su literalidad despubs de la promulgaci6n
de las Leyes del Ordenamiento de Alcali, que abo-
lieron todos los requisites formales de los demAs con-
tratos, establecidos por la legislaci6n romana y man-
tenidos por las disposiciones del derecho espafiol an-
tiguo. Dichas leyes, siguiendo un criterio menos for-
mulista y m&s real, determinaron que cualquiera que
fuese la forma en que los contratantes estipulaban
sus deiechos y obligaciones, se entendia que queda.
ban ligados por el vinculo contractual, sin necesidad
de los requisitos de forma tan empleados en las le-
gislaciones anteriores. Prueba de que el' derecho mo-
derno de Espaila y, por tanto, de Cuba, se ha inspi-
rado en el Ordenamiento de Alcali, la tenemos evi-
denciada en dos articulos de nuestra legislaci6n positi-
va, el 1278 del C6digo civil y el 51 del C6digo de co-
mercio.







-23--


El primero de los citados preceptos estA redactL
do en estos t6rminos:
Articulo 1278.-"Los contratos s.erkn obligatorios,
cualquiera que sea la forma en que se hayan celebra-
do, siempre que en ellos concurran las condiciones-
esenciales para su validez."
Y el precepto citado del C6digo de comercio, dice:
Articulo 51.--"Serrn vl'idos y producirAn obli-
gaci6n y acci6n en juicio los contratos mercantiles,
cualesquiera que sean la forma y el idioma en que se
celebren, la clase a que correspondan y la cantidad
que tengan por objeto, con tal que conste su existen-
cia por cualquiera de los medios que el derecho civil
tiene establecido."
He aqui confirmado cuanto hemos expuesto acer-
ca de la important reform' introducida en el dere-
cho espafiol por las mencionadas Leyes del Ordena-
miento de Alcala; pero, repetimos, la letra de cambio -
es una excepci6n.
Veamos ahora cuAles son- sus requisitos.

ARTICJTLO 444.-"-La letra de cambio debe-
rA contener, para que surta efecto en juicio:
1-'-"La designaci6n del lugar, dia, mes y
aiio en que la misma se libra.
2"-"La 6poca en que deberA ser pagada.
39-"El nombre y apellido, raz6n social o
titulo de aquel a cuya orden se made hacer
el pago.
4--"La cantidad que el librador manda
pagar, expresAndola en moneda efectiva en
las nominates que el comercio tuviere adop-
tadas para el cambio.
5"-"El concept en que el librador se de-
clara reintegrado por el tomador, bien por
haber recibido su imported en efectivo, o mer-
caderias u otros valores, lo cual se expresarA
con Ia frase de "valor recibido", bien por
tamArsela en cuenta en las que tengan pen-
diente, lo cual se indicarA con la de "valor
en cuenta" o "valor entendido".
6--"El nombre y apellido, raz6n socia: o


RIequisitos dela
letra,






-24 -


Personas que in-
tervienen en la
letra: sus cla-
ses.
















Estudio del tec-
nicismo usado
en el art. 444.


titulo de aquel de quien se recibe el imported
de la letra, o a cuya cuenta se carga.
7~--"El nounbre y apellido, raz6n social o
titulo de la persona o compafiia a cuyo cargo
'se libra, asi como tambien su domicilio.
8'--"La firma del librador, de su propio
pufio, o de su apoderado al efecto con powder
bastante".

IEstos son todos los requisitos de que, segfn este
articulo, consta una letra de cambioi Si falta alguno
de ellos serA pagar6, promesa de pago o un simple do-
cumento sin valor alguno. Las personas que con ca-
racter esencial intervienen en el contrato de cambio,
-egfin se ha expuesto anteriormente, son tres, a sa-
ber: el librador que es la persona que expide el titu-
lo, la que reeibe el dinero de la que va a sacar la letra
de cambio; es,.por tanto, el deudor de la obligaci6n;
ol tomador, que es el individuo que recibe la letra
despu6s de haber abonado al librador el valor de la
misma: entire ellos queda consumado el contrato de
cambio, en el cual el tomador result acreedor del
librador; y, por filtimo, el librado, que es la persona
a cuyo cargo se gira la letra, es decir, el que ha de
hacer el pago al que se la present. Este individuo
es tambien deudor, pero siempre que el librador ha-
va hecho la provision de fondos de que trata el arti-
culo 456 .y siguientes, los cuales estudiaremos en su
debida oportunidad.
Ya hemos visto que el articulo 444 fija o determine
los requisites esenciales de la letra de cambio. El
iniiciso 59 del mencionado articulo no esth redactado
eon la claridad debida. Dice que se debe expresar
en la letra de cambio el concept en que el libradoi
se d6 por reintegrado de la cantidad que constitute
el valor de la letra; y que si se To toma en cuenta al
tenedor o tomador, debe expresarse diciendo "valor
on cuenta" o "valor entendido". Con el empleo de
la primera frase si estamos conformes, porque se su-
pone que entire el librador y el tomador existed un con-
trato de cuenta corriente; pero no es necesario que es-
te exista para que se escriba en la letra "valor en-
tendido" porque entonces procederi la frase "valor
jn cuenta". Para que se pueda poner "valor enten-
dido" es neesario que exista un contrato secret en-







-25--

tre el librador y el tomador, y no un contrato de cuen-
ta corriente, como err6neamente supone el legislator:
el "valor entendido" puede ser sin cuenta.
Ademhs de los requisitos de la letra de cambio es-
tablecidos en el articulo 444 que estudiamos, se ha
introducido recientemente otro por la ley y regla-
mento del Impuesto del Timbre, de fecha 31 de Julio
de 1917, por virtud de los cuales la letra de cambio
debe llevar necesariamente el sello correspondiente.
He aqui los articulos del regramento que directa-
mente nos interesan:
Articulo 34.-" Llevaran el mismo timbre de la le-
tra (e) inciso 19 del articulo 19 de la ley de 31 de Ju-
lio de 1917 a que se refiere el articulo 24 de este re-
glamento y segfin la cuantia de la transacci6n, las le-
tras de cambio, libranzas, pagar6s a la orden, vales,
documents de giros en general y comprobantes de
todas classes antes no especificamente mencionados.
Los sellos deber6n fijarse en el document respective
por el que lo expida, quien debera inutilizarlo en el
mismo acto.
Los documents de giros librados en el extranjer.)
qne hayan de presdntarse para su cobro en la Repfi-
blica, deber6n pagar el impuesto por los sellos fue co-
rrespondan a su cuantia antes de su nego,~aci6n, acep-
tsai6n o pag., no surtiendo efectos legalese mientras
tanto no se pague el impuesto del timbre."
Y el artio,,o 35, que es el filtimo de los dos que
nos interesan, dice como sigue:
Artiorio 35.-"Las letras duplicadas no estan sa-
jetas al impuesto si se ha satisfecho el mismo en la
original, y en caso de no acreditarse este particular,
la que se ponga al cobro debera lIevar los sells I~o-
rrespondientes."'
De manera que este requisite del sello puede y de-
be agregarse a los' que establece el articulo 444 de
nuestro C6digo mercantil.

ARTICULO 445.-"Las clhusu:as de "valor
en cuenta"' y "valor entendido" harAn res-
ponsable al tomador de la letra del imported
de la misma en favor -del librador, para exi-
girlo o compensarlo en la forma y tiempo que
ambos hayan convenido al hacer el contrato
de cambio".


Slloa del Tim-
bre.




Legislaci6n vi-
gente.



























Responsabilidad
del tomador:
casos y explica-
cl6n.






-26-,.

El contenido de este precepto quiere decir que la
cuenta corriente celebrada entire el tenedor y el 11-
brador, asi como el contrato secret que eeitre ellos se
haya establecido" y que se indican por las frases a
que se contrae este articulo, no pueden producer efec-
tos contra tercero, porque el contrato existe entire las
dos personas mencionadas. De manera que las dos
frases a que nos referimos y que se consignan en las
letras de cambio, suponen obligaciones y derechos en-
tre el tomador y el librador. Sj, en cambio, dice "va-
lor recibido", entonces es indudable que el tomador
no tiene responsabilidad alguna con el librador; pero
entiendase que los terceros nunca seran perjudicados
por concurrir las circunstancias que fija el articulo
que estudiamos.


Diversas mane-
ras de girar le--
tras.

















Modificaci6n in-
troducida en
Espafia al art.
446.


ARTICULO 446.-"E1 librador podra girar
la letra de cambio:
1--"A su propia orden, expresando rete-
ner en si mismo el valor de ella.
29--"A cargo de una persona para que ha-
ga el pago en el domicilio deun tercero.
39-"A su propio cargo, en lugar distinto
de su domicilio.
49-"A cargo de otro, en el mismo punto
de la residencia del librador.
59'-"A nombre propio, pero por orden y
cuenta de un tercero, expresAndose asi en la
letra.
"Esta circunstancia no alterarA la respon-
sabi:idad del librador, ni el tenedor adquiri-
rA derecho alguno contra el tercero por cuya
cuenta se hizo el giro".

La frase "expresando retener en si mismo el va-
lor de ella," que aparece en el inciso 19 de este arti-
culo estA derogada en Espafa, no asi entire nosotros.
Como se ve, en muchos de estos incisos, la persona
del librador se confunde con la del tomador (inciso
19), o con el librado (inciso 39), como por ejemplo:
una letra expedida por A a su cargo para pagar, no
en la Habana (domicilio) sino en Matanzas. Cuando
se gira a nombre propio pero por orden y cuenta de







-27 -


un tercero, no se altera en nada la relaci6n o rela-
ciones existentes entire el librador, tomador y librado:
la responsabilidad del primero sigue siendo la mis-
ma.
Las letras comprendidas en el inciso 49 se llaman
"letras de domicilio o de barrio." No existen entire
nosotros, y se denominan asi porque se giraban en
Inglaterra contra ciudades que hoy ya no son tales,
sino que han pasado a ser barrios de otras mayores,
como de Londres, por ejemplo.
El inciso 29 se refiere al caso de que se gire contra
una persona que tiene que hacer el pago en lugar
distinto de su domicilio. En este caso el librado ten-
drd un mandatario, corresponsal o encargado de ha-
cer los pagos, o se constituirh personalmente en el do-
micilio del tercero Ejemplo: Girar una letra contra la
Habana para que se haga el pago en Guanabacoa.

ARTiCULo 447.-" Todos los que pusieren
firmas o nombres de otro en letras de camhio,
oomo libradores, endosantes o aceptantes, de-
berdn hallarse autorizados para ello con po-
der de las personas en cuya representaci6n
obraren, expresAndolo asi en la antefirma.

"Los tomadores y tenedores de letras ten-
drin derecho a exigir a los firmantes la ex-
hibici6n del poder.
"Los administradores de compafifas se en-
tenderAn autorizados por el solo hecho de su
nombramiento".

Esos individuos que necesitan mandate pueden
ser, por ejemplo, mandatarios singulares o dependien-
tes de comercio. Asi como hay mandatarios singula-
res para hacer cobros, o para llevar los libros, tam-
biWn los hay para library, endosar o aceptar letras de
eambio, pero deben tener poder bastante, y exhibir-
lo si se lo exigen. Se exceptfian los administradores
de compafiias, porque no tendrin nunca menos facul-
tades que los factors; y 6stos, como mandatarios


Letras de domi-
cilio.


Negociaci6n de
letras por poder
o mandate.





Administradores
de compafiias.


Art. 283 del C6-
digo,







-28-


Ejemplares de
las letras.











Copias.









Diferencias en-
tre ejemplares
y copias.


generals, pueden aceptar, endosar o library letras de
eambio. (1)

ARTICULO 448.-"Los libradores no po-
drdn near a, los tomadores de las letras ]a
expedici6n de segundas y terceras y cuantas
necesiten y les pidan de un mismo tenor,
siempre que la petici6n se hiciere antes del
vencimiento de la letra, salvo lo dispuesto en
el articulo 500, expresando en todas ellas que
no se reputarin vilidas sino en el caso de
no haberse hecho el pago en virtud de la
primer o de otras de las expedidas ante-
riormente".

ARTiCULO 449.-"En defecto de ejempla-
res duplicados de la letra expedida por el
librador, podr a cualquier tenedor dar al to-
mador una copia expresando que la expide
a falta de original.
"En esta copia deberdn insertarse literal-
mente to-dos los endosos que contenga el ori-
ginal".

Estos dos articulos tratan de los ejemplares y de las
copias de las letras de cambio. Hay una diferenmia
entire unos y otras. La primera consiste en la perso-
na que los emite: los ejemplares los expide s61o el li-
brador antes del dia del vencimiento de la letra. Las
copias s61o pueden darlas los tomadores o tenedores
en cualquier opoea, aun despues de vencido el plazo
de la letra. Podran expedirse tantos ejemplares como
lo pida el tomador, pero por muchos que ellos sean no
constituirAn sino una sola letra de cambio.
Las copias sirven para sustituir los ejemplares en
el caso de que el librador no pueda expedirlos por no

(1) Articulo 283.-"El gerente de una empresa o estable-
cimiento fabril o commercial, por cuenta. ajena, autorizado pa-
ra administrarlo, dirigirlo y contratar sobre las cosas concer-
nientes a 61, con mis o menos faeultades, segfin haya tenido
por eonveniente el propietario, tendri el concept legal de
factor, y Ic ser6n aplicables las .disposiciones contenidas en
esta secci6n ".






-29


hallarse el tomador en el domicilio de aqu61 y serle,
por tanto, impossible la obtenci6n de los mencionados
ejemplares.
La regla general es que no se pueden expedir ejem-
plares desde que se vence la letra, salvo el caso del
articulo 500, que se refiere a letras perdidas. En-
tonces si se pueden expedir ejemplares aun cuando
el plazo fijado en la letra haya vencido. Los ejem-
plares tienen pior objeto facilitar la circulaci6n de las
letras de cambio. Las copias no tienen valor alguno
en nuestra legislaci6n; si lo tienen en la legislaci6n
extranjera.
ARTICULO 450.-" Si la letra de cambio
adoleciere de algtin defecto o falta de forma-
lidad legal, se reputara pagare a favor del
tomador y a cargo del librador".
Este articulo estA muy mal redactado, porque el
'egislador debi6 haber tenido en cuenta los requisi-
tos del pagar6, ya que si a la letra de cambio que se
encuentra en las condiciones a que se refiere el ar-
ticulo que anotamos, le falta, ademhs, alguno o algu-
nos de los requisitos del pagare, es evidence que aqu6-
lla no sera tal pagar6. Nosotros, por tanto, cree-
mos que, el legislator debi6 haberse expresado de es-
ta manera: "Se reputark pagar6 a favor del tomador
y a cargo del librador si la letra imperfecta reune
los requisitos de dicho pagare."
Las letras se dividen en perfectas e imperfectas.
Son las primeras las que reunen todos los requisitos
que .14 Imi iiina el articulo 444 del C6digo de comer-
cio, que en su oportunidad incluimos en estas notas; y
las imperfectas son las que le falta alguno de dichos
requisites.
Ahora bien, si la letra imperfeeta tiene todas las
condiciones del pagare, valdrh como tal; y si le faltan,
entonces seri una simple promesa de pago o un do-
cumento sin valor alguno.


Art. 500 del Cd-
digo.







La letra. con-
vertida en pa-
gard.


Explicacidn y
critical del art.
450.








Letras perfec-
tas e imperfec-
tas.


SECCION SEGUNDA
DE LOS TERMINOS Y VENCIMIENTOS DE LAS LETRAS

ARTiCULO 451.-"Las letras de cambio po- Giros al conta-
drAn girarse al contado o a plazo por uno de o y a plazos.
estos terminos:


















CuOndo obligan.
















El uso en la ne-
goaciacn de las
letras
Trminos.







Reglas para los
computos.


-30 -

-"Ala ]vita. .
2"--".A uno o mas dias, a uno o mas me-
ses vista.
3" '.'A uno o mas dias, a uno.o mAs me-
ses fecha.
4-"A uno o mas usos.
5-"A dia fijo o determinadd.
6-"A una feria".

ARTICULO 452.-" Cada uno de estos termi-
nos obhigarA al pago de las letras, a saber:
1 -"El:de la vista, en el acto de su pre-
sentaci6n. .
2"-"El de dias o meses vista, el dia en que
se cumplan los sefialados, contAndose desde el
siguiente al de la .aceptaci6n, o del protest
por falta de haberla aceptado.
3--"El de dias o meses fecha y el de uno.
o mas usos, el dia en que se cumplan los sefia-
lados, contandose desde el inmediato al de
la fecha del giro.
4-' "Las giradas a dia fijo o determinado,
en el mismo.
59'-"Las giradas a una feria, el filtimo
dia de ella".

ARTiCULO 453.-"El uso de :as letras gi-
radas de plaza a plaza en el interior de la
Isla de Cuba, serA el de sesenta dias.
"El de las letras giradas sobre Cuba desde
:as islas y costas del mar de las Antillas y
Golfo de M6jico, y desde los Estados Unidos,
Guatemala, Honduras, Nicaragua, Costa
Rica y el Brasil, de sesenta dias.
"En las demAs plazas, de noventa dias".

ARTiCULO 454.-"Los meses para el t6rmi-
no de las letras se computarAn de fecha a
fecha.


ii"i









"Si en el mes del vencimleiato no hubiere
dia equivalent al de la fedia en 'qiie la letra
se expidi6, se entender6 que vence el filtimo
did del mes".
Esta es una excepci6n a la regla del articulo 60,
el cual tieihe, adem6s, otras excepciones (1).

:- ARTiCUiLO 455.-" Todas las letras deber6n cuando: deben
satisfacerse el dia de su vencimiento, antes satisacerse las
de la puesta del sol, sin.termino de gracia o l
cortesia.
"Si fu'ere festive el dia-del vencimiento,
se pagard la letra en el precedente.

Nuestro C6digo de comercio ha prohibido expre- Art, 61 del 06-
samente los terminos de gracia o de cortesia. (2) Por dago.
lo demAs, ninguno de los articulos de esta secci6n ne-
cesita comentarios.


SECCION TERCERA
DE LAS OBLIGACIONES DEL LIBRADOR


ARTiCTLO 456.-"El librador estara obli-
gado a hacer provision de fondos oportuna-
mente a la persona a cuyo cargo hubiere gi-
rado la ietra, a no ser que hiciere el giro por
cuenta de un tercero, en cuyo caso sera de
6ste dicha obligaci6n, salvo siempre la res-
ponsabilidad direct del librador respect al
tomador o tenedor de la letra, y Ia del ter-

(1) Articulo 60.-"En todos los c6mputos de 'dias, meses
y aflos, se'entenderdn: el dia de veinticuatro horas; los me-
ses, seg(in estAfn designados en el calendario gregoriano, y el
afio de trescientos sesenta y cinco dias. Exceptfianse las le-
tras doe cambio, los pagards y los pr6stamos, respect a los
puales so estara a lo que especialnente para ello establece es-
te C6digo".
(2) Articulo 61.-"-No se ieconocerAn t6rminos de gracia,
cortesia u otros, que, bnjo eualquier denominacinii, difieran
el cumplimiento ide las obligaciones mercantilcs, sino los que.
las parties hubieren prefijado en el contrato, o se apoyaren en
una disposiei6n terminate de derecho".


Principal obli-
gaci6n del li-
brador.


Tomo II 2







-32-


cero por cuenta de quien se hizo el giro, res-
pecto al librador".


Provision de ARTICULO 457.-"Se considerara hecha la
fondos. provision de fondos cuando, al vencimiento
de la letra, aquel contra quien se ,libr6 sea
deudor, de una cantidad igual, o mayor al
imported de ella, al librador o al tercero por
cuya cuenta se hizo.el giro".

Art. 459 del 06- Estas obligaciones del librador, que se determinan
digo. en los articulos copiados son consecuencia de la pri-
mordial o fundamental contenida en el articulo 459,
que dice:

Responsabilidad ARTICULO 459.-"El librador responderd
civil. civilmente de las results de su letra a todas
las personas que la vayan sucesivamente ad-
quiriendo y cediendo.
"Los efectos de esta responsabilidad se es-
pecifican en los articulos 456, 458 y en el si-
guiente".


Gastos.


Clases de provi-
si6n de fondos:
real y ficticia.


ARTiCULO 458.-"Los gastos que se causa-
ren por no haber sido aceptada o pagada la
letra, serdn a cargo del librador o del tercero
por cuya cuenta se libr6, a menos que pruebe
que; habia hecho oportunamente la provision
de fondos, o que resultaba acreedor confor-
me 'al articulo anterior (457), o que estaba
expresamente autorizado para library ]a can-
tidad de que dispuso.
"En cualquiera de los tres casos, podrd'
exigir el librador, del obligado a la acepta-
ci6n y al pago, la indemnizaci6n de los gas-
tos que por esta causa hubiere reembolsado
al tenedor de la letra".

La primera obligaci6n del librador es la de res-
ponder civilmente de las results de la letra a todas







-33 -


las personas que la vayan adquiriendo o cediendo su-
cesivamente; la segunda obligaci6n se deriva de la pri-
mera, y consist en hacer provision de fondos a aquel
contra quien la letra. se libra, o sea el librado. La
provision de fondos se puede hacer de tres maneras:
1--Entregando dinero o mercaderias, en cuyo caso
se llama provisionn real." 2?-No entregando ni di-
nero ni mereaderias, por resultar el librado dendor
del librador en una cantidad igual o mayor a la del
valor de la letra que se gira, en cuyo caso se llama
"ficticia" la provision; y 3--No entregando tam-
poco ni dinero ni mercaderias por estar autorizaao
el librador por el librado para girar; en este caso el
acto de expedir la letra se llama "por autorizaci6n"
o "girar a cr6dito".
El articulo 459, ya copiado, dice que el librador es-
tA obligado a responder civilmente de las results de
la letra. De modo que su obligaci6n es de car6cter
civil. Curioso seria que se le exigiera responsabili-
dad penal por la falsedad de un tercero tomador, ce-
dente o endosatario. Criminalmente ha de respon-
der el que alter la letra; por el delito de falsedad. y
no el librador que s6lo responded civilmente.
El articulo 460 lo estudiaremos al tratar de las le-
tras perjudicadas.

SECCION CUARTA
DEL ENDOSO DE LAS LETRAS

ARTICULO 461.--"La propiedad de las le- Para qu6 sirve
el endoso.
tras de cambio se transferir6 por endoso".

El endoso es el medio o modo de transmitirlos do-
cument6s a la orden. Las letras de cambio no se
pueden transmitir por cesi6n, sino por endoso, que
supone la obligaci6n solidaria del cedente y del cesio-
nario, o en t6rminos mis propios, del endosante y
del endosatario. En la cesi6n, por el contrario, el ce-
dente no responded de la solvencia del deudor, salvo








-34-


Sus diferencias pacto en distinto sentido. Esta es la misma doctrine
con la cesi6n. del derecho civil. (1)
Letra abrevia- El endoso ha sido llamado "Yetra de cambio abre-
da. viada", por los requisitos que debe reunir, que son los
expresados en el


.Requisitos del
endoso.


Etimologia de
la palabra "en-
doso".


ARTicCULO 462.-"El endoso deberd con-
tener:
1?-"El nombre y apellido, raz6n social o
titulo de la persona o compafiia a quien se
transmit la letra.
2'-"El concpto en que el cedente se de-
clhre reintegrado por el tomador, seguin se
expresa en el nuimero quinto del articulo 444.
3--"El nombre y apellido, raz6n social o
titulo de la persona de quien se recibe o a
cuenta de quien se carga, si no fuere la mis-
ma a quien se traspasa la letra.
4--"La fecha en que se hace.
5?-"La firma del endosante o de la per-
sona legitimamente autorizada que firme por
e1, lo cual se expresard en la antefirma".
Como se ve, los requisitos del endoso son casi los
mismos que los de la letra de cambio. Se llama' en-
doso de "en dorsQ", porque se hace en el dorso de la
letra. Este endoso a que se refiere el C6digo en el
articulo copiado, se llama "endoso regular", en con-
traposici6n a los "endosos irregulares," que son cua-
tro, a saber: el endoso en el cual se omite la fecha;
los endosos firmados en blanco; aquellos en que no
se exprese el valor; y aquellos en que se firma afia-
diendo la frase "sin mi responsabilidad." En estos
casos el endoso produce, como es natural, efectos dis-
tintos al llamado regular.


(1) Articulo 1529 (C6digo eivil).--"El vendedqr (de un
crdito) de buena fe respondera .de la existencia y legitimi-
dad del cr6dito al tienipo de lal venta, a no ser que se haya
vendido como dudoso; pero no de la solvencia del ,deudor, a
menos de haberse estipulado expresamente, o de que la insol-
veneia fuese aanterior y pfblica".
Artieulo 384 (C6digo de Comereio).--"E1 cedente respon-
derA -de la legitimidad del cr6dito, y de la personalidad con
que hizo la cesi6n; pero no de la solvencia del deudor, a no
mediar paeto expreso que asi lo declare".








-35


Vearos los articulos que tratan de estos endosos
irregulares:

ARTICULO 463.-" Si se omitiera la expre-
si6n de la fecha en el endoso, no se transferi-
ri la propiedad de la letra, y se entendera co-
mo una simple comision de cobranza".

Este es el primer endoso irregular: dice el C6dig.
que faltando la fecha se entendera el endoso como una
simple comisi6n de cobranza. Aqui el C6digo no ha
querido decir comisi6n de cobranza, sino encargo de
cobranza, que es completamente distinto. Ejemplo:
dar una letra de cambio a un criado para que la co-
bre: esto ni es comisi6n ni es endoso.

ARTICULO 464.-" Si se pusiere en el endo-
so una fecha anterior al dia en que realmen-
te se hubiere hecho, el endosante sera res-
ponsable ide los dafios que por ello se sigan a
un tercero, sin perjuicio de la pena en que
incurra por el delito de falsedad, si se hubie-
ra obrado maliciosamente".

El C6digo penal castiga este delito en su articulo
313. (1) Esta es la responsabilidad a que nos referi-
mos al comentar el articulo 459 del C6digo de comer-
cio, ya copiado.

ARTICULO 465.--"Los endosos firmados en
blanco, y aquellos en que no se exprese el va-
lor, transferiran la propiedad de la letra y
produciran -el mismo efecto que si en ellos se
hubiere escrito "valor recibido".

Estas son dos de las formas irregulares del en-
doso.

ARTICULO 466.-"No podrin endosarse las

(1) Segfin la ley de 24 de Marzo .de 1917. Antes de la
promulgaci6n de dicha ley el articulo que castigaba este dc-
lito era el 311 del C6digo Penal.


Endosos irregu-
lares,



Comisi6n de co-
branza.






Fecha anterior
a la en que se
hace el endoso.






Art. 313 del C6-
digo penal.



Endosos en
blanco y sin ex-
presi6n del va-
lor. Efectos.







36-


Letras que no
puedeen endo-
sarse.



LExisten letras
nominativas?


Arts. 347 y 348.











Efectos del en-
doso: obliga-
ci6n solidaria.


letras no expedidas a la orden, ni las venci-
das y perjudicadas.
"Sera licita la tran'smisi6n de su propie-
dad por :os medios reconocidos por el dere-
cho comfin; y si, no obstante, se hiciere el
endoso no tendri iste otra fuerza que el de
una simple cesi6n".

Hay quien opina que no existen letras de cambio
nominativas. Nosotros no estamos conformes con es-
ta opini6n,,porque al decir el articulo que filtimamen-
te hemos copiado, que "no podran endosarse las le-
tras no expedidas a la orden," hace suponer que hay
letras expedidas a nombre de una persona determina-
da. Lo que ciertamente se ha querido, decir, es que
las letras nominativas no son transmisibles por endo-
so, sino por cesi6n, en cuyo caso estamos conformes.
Esta cesi6n se regira por las disposiciones contenidas
en los articulos 347 y 348, o por los preceptos del
derecho privado general.
Agrega el C6digo que tampoco son endosables las
letras vencidas y perjudicadas. Es evidence que no
pueden endosarse, porque la letra perjudicada no lle-
va consigo las acciones cambiarias o de garantia de
las que hablaremos en breve; pero si pueden endosar-
se las letras vencidas no perjudicadas.
Regla general: No pueden endosarse las letras no
expedidas a la orden, ni las perjudicadas ni las ven-
cidas y perjudicadas. Si pueden endosarse las sim-
plemente vencidas.

ARTICULO 467.-"E1 endoso producird en
todos y en cada uno de los endosantes la res-
ponsabilidad al afianzamiento del valor de la
letra, en defecto de ser aceptada, y a su re-
embolso, con los gastos de protest y recam-
bio, si no fuere pagada a su vencimiento, con
tal que las diligencias de presentaci6n y pro-
testo se hayan practicado en el tiempo y for-
ma prescripto's en este C6digo.
"Esta responsabilidad cesard por parte
del endosante que, al tiempo de transmitir la
letra, haya puesto la clAusula de "sin mi res-







-37-


ponsabilidad". En este caso el endosante s6-
lo responderd de la identidad de la persona
cedente, o del derecho -con que hace la cesi6n
o endoso".

Este es el .cuarto caso de endoso irregular. El ar-
ticulo determine la responsabilidad solidaria a que es-
t6n sujetos todos los que endosan la letra sucesiva-
mente, a diferencia de la cesi6n, en que s61o se res-
ponde de la legitimidad del cr6dito y de la persona-
lidad con que se hace la cesi6n. El iltimo pirrafo
de este articulo concuerda con el 348 de este C6digo
y el 1529 del C6digo civil.

ARTICULO 468.-"El comisionista de letras
de cambio o pagar6s endosables se constitu-
ye garante de los que adquiera o negoiee por
cuenta ajena, si en ellos pusiere su endoso, y
s61o podra excusarse fundadamente de po-
nerlo cuando haya precedido pacto expreso,
dispensdndole el comitente de esta responsa-
bilidad. En. este caso, el comisionista podra
extender el endoso a la orden del comitente,
con la cldusula de "sin mi responsabilidad".

El C6digo de comercio establece .cuatro classes de
comisiones especificas, que son: de cobranza, de com-
praventa, de transport y de seguro. De todas ellas
se ha ocupado el C6digo en lugar correspondiente,
(1) y ahora estudia una nueva comisi6n que tambien
hemos mencionado, y que se llama "comisi6n de
giro."
El C6digo convierte al comisionista en endosan-
te, a fin de que respond de la solvencia del deudor,
-porque de otro modo tropezariamos, quizd, con un
insolvente, un desconocido sin garantia personal de
ninguna especie.
El mismo articulo filtimamente copiado, establece
ana excepci6n que consiste en la autorizaci6n del' co-
mitente al comisionista para que endose a nombre del
primero con la frase "sin mi responsabilidad."

(1) Esta material est6 regulada en los articulos 272, 273,
274 y 275 del C6digo de comrercio.


Art. 348 del C6-
digo de comer-
cio y 1529 del
C6digo civil.





Comisi6n de le-
tras de cambio.

















Cuando el co-
misionista s
endosante,






-38-


SECCION QUINTA
DE LA PRESENTATION DE LAS LETRAS Y DE SU

ACEPTACION


Letras perjudi-
cadas.





Presentaci6n de
las letre.s y
cuando debe ha-
cerse.







Letras que no
necesitan acep-
tacidn.





Modos o maie-
ras da perjudi-
car las letras.


ARTfCULO 469.-"Las letras que no fueren
presentadas a la aceptaci6n o al pago dentro
del termino sefialado, quedar6n perjudica-
das, asi como tambi6n si no se protestaren
oportunamente".

La presentaci6n de las letras de cambio es un acto
que debe ejercitar el tomador a los efectos de que se
fije el plazo de su vencimiento. Ahora bien, no es
necesario que todas las letras se presented para que
ese plazo se fije, porque hay algunas que lo ilevan
fijado. Las letras giradas a un plazo contado desde
la vista, son las que requieren presentaci6n, porque
desde este moment se empieza a contar el termino.
Asi las que digan "a uno o mas dias o a uno o mas
meses vista," deben presentarse para su aceptaci6n
y para la fijaei6n del t6rmino en que dichas letras
vencen. Las que dicen "a uno o mks meses fecha,"
no requieren presentaci6n, porque las fechas de las
mismas esthn expresadas en las propias letras. Tampo-
co la requieren las que estan expedidas para que ven-
zan en un dia determinado,'ni las de feria determinada
y las demis que no sean las que tengan fijado plazo a
contar desde la vista, que equivale en este easo a la
presentaci6n.
El C6digo, en el articulo que comentamos, nos da
la idea de lo que son las letras perjudicadas. Cuatro
maneras hay de perjudicar las letras:
1l-Cuando no ha sido presentada a la aceptaci6n
en su debido tiempo para que tenga la letra un dia
fijo de vencimiento.
2--Cuando, presentada .en su debido tiempo, no
fu6 aceptada y el tenedor no hizo el protest corres-
pondiente.
3--Cuando no se present al cobro el dia del ven-
cimiento.
4.-Cuando si fu6 preseritada al cobro el c ia fi-
jado para su vencimiento y no se pag6, y el tenedor
dej6 de hacer el correspondiente protest. En estos
cuatro casos se dice que la letra estA perjudicada. Es.
to produce efectos distintos segfn que la letra se ha-









-39-


ya perjudicado por no haberse aceptado y omitido el
protest, o por no haberse pagado y no haberse hecho
el protest cbrrespondiente. Quiere decir que si el
tenedor de una letra la present al librado para su
aceptaci6n y tste no la acepta, deberh aqu61 hacer el
correspondiente protest. Si no lo hace en su tiem-
po, la letra se consider perjudicada. Lo mismo su-
cede en el caso de que habiendo sido aceptada la le-
tra o trathndose de una que no necesite aceptaci6n se
present para realizar el cobro y el librado se niega a
pagarla. En ese caso el tenedor debe igualmente ha-
cer el debido protest, y si no lo hace se entendera
que la letra se ha perjudicado.
Si !a letra no se paga y el tenedor no protest, se
consider perjudicada y el propio tenedor pierde las
acciones cambiarias que tenia para exigir el pago.
Igual criterio es aplicable al caso de que no la haya
presentado para su cobro en su' debida oportunidad.
Si la letra no se acepta y el tenedor no. hace el de-
bido protest, tambien la letra se consider perjudi-
cada, y el tenedor pierde las acciones 'lamadas "de
garantia." Igual criterio es aplicable al caso de que
el tenedor no la haya presentado para su aceptaci6n
en los t6rminos que fijan los articulos siguientes, de
que nos ocuparemos en seguida.
Ya hablaremos en su oportunidad de las acciones
cambiarias y las acciones de garantia.
Los articulos 470 y 471 esthn derogados. (1) Vea-
mos ahora el

ARTICULO 472.-"Las letras giradas sobre
]a Peninsula (entiendase Espafia) y las An-
tillas espafiolas (enti6ndase Cuba) y otros
puntos de Ultramar que estuvieren mIs acd
de los Cabos de Hornos y de Buena Espe-

(1) Articulo 470.-"Las letras giradas en la Peninsula e
Islas Baleares sobre cualquier punto de ellas, a la vista o a
un plazo contado desde la vista, ,deberin ser presentadas al
cobro o a la aceptaci6n dentro ,de los 40 dias de su fecha.
PodrA, sin embargo el que gire una letra a la vista o a un
plazo contado desde la vista, fijar t&rmino dentro ddel oual
debe haccrse la presentaei6n; y en este caso, el tenedor de la
letra estara obligado a presentarla dentro -del plazo fijado
por el librador".
Articulo 471.-"Las letras giradas entre la Peninsula e
Islas Canarias, se presentaran, en los casos a que aluden los'
dos articulos anteriores, dentro 'del t6rmino de tres meses".


Acciones de re-
embolso y ac-
ciones de ga-
rantia.







-40-


ranza, cualquiera que sea la forma del plazo
designado en su giro, se presentardn al pago
o a su aceptaci6n, cuando m6s, .dentro de
seis meses.
"En cuanto a las plazas de Ultramar que
esten m6s a:1, .de aquellos cabos, el t6rmino
sera &de un afio".


Segundos ejem- ARTICULO 473.-"Los que remitieren le-
plares de letras. tras a Ultramar, deberAn enviar, por lo me-
Su envio por di-
versos conduc- nos, segundos ejemplares en buques distin-
tos. tos .de los en que fueron las primeras; y si
probaren que los buques conductores habian
experimentado accident de mar que entor-
peci6 su viaje, no entrara en el c6mputo legal
el tiempo transcurrido hasta la fecha en que
se supo aquel accident en la plaza en donde
residiere el remitente de las letras.
"El mismo efecto producirA la perdida
real o presunta de los buques.
"En los accidents ocurridos en tierra v
notoriamente conocidos, se observara igual
regla en cuanto al c6mputo del plazo legal".

Recomendaci6n Este articulo contiene mks bien una recomenda-
del ast. 473. ci6n: tienen por objeto esos segundos ejemplares, que
se deben enviar en buques distintos de los portadores
de los primeros, suplir a, stos en caso de perdida o
extravio, pero la disposici6n no tiene gran importan-
,cia, porque-repetimos-no pasa de ser una reco-
mendaci6n.

Letras giradas ARTICULO 474.-"Las letras giradas a la
a la vista o a vista o a un plazo contado desde la vista, en
un plazo desde
la vista. paises extranjeros, sobre las plazas del te-
rritorio de Cuba, se presentarAn al cobro o a
la aceptaci6n dentro de los cuarenta dias si-
guientes a su introducci6n en la Repfiblica;
las giradas a fecha, en los plazos en ellas con-
tenidos".







-41 -


ARTICTJLO 475.--"Las letras giradas en te-
rritorio cubano sobre paises extranjeros, se
presentardn con arreglo a la legislaci6n vi-
gente en la plaza donde hubieren de ser pa-
gadas".

ARTicULO 476.-"Los tenedores de las le-
tras giradas a un p:azo contado desde la fe-
cha, no necesitardn presentarlas a la acep-
taci6n.
"El tenedor de'la letra podra, si lo cree
convenient a sus intereses, presentarla al li-
brado antes del vencimiento; y en ta] caso
-6ste la aceptara o expresari los motives por
qu6 rehusa el hacerlo".

Es regla general la de que las letras de cambio gi-
radas a un plazo contado desde la fecha de su expe-
dici6n, no necesitan presentarse a la aceptaci6n, pe-
do puede darse el caso de que convenga a los intere-
ses del tomador o del tenedor el presentarlas. El te-
nedor estk interesado en que la letra se acepte, por-
que de ese modo tiene mayores garantias y es mAs ft-
cil su circulaci6n. Ahora bien, el librado puede ne-
garse a aceptar la letra, en cuyo caso esta en su per-
fecto derecho; de manera que la negative del librado
a aceptar la letra no produce efectos juridicos.

ARTICULO 477.-"Presentada una letra a
la aceptaci6n dentro de los plazos marcados
en los articu:os anteriores, deberd el librado
aceptarlas por medio de las palabras acepto
o aceptamos, (1) estampand6 la fecha, o ma-

(1) Estas frases acepto y aceptamos, s61o se exigen en lo
referente al librado; pues cuando un indicado acepta la letra,
basta para que quede obligado cualquier frase que demuestre
su conformidad. Asi, el Tribunal Supremo ide Nspafia ha de-
clarado, en sentencia de 13 de Junio de 1894, que la persona
a cuyo nombre fuera indicada una letra en defeeto del li-
brado, y al requerirla por protest para que la acepte, mani-
fiesta que "la harA efectiva en su dia", queda obligada al
pago aunque no emplee la formula de aeeptaei6n prevista en
el articulo 477 para los aceptantes comunes.


Press entaci6n
voluntaria de
las letras.








Garantia q u e
ofrece la acep-
taci6n.









Formula de Ia
aceptacion.






- 42 -


nifestar al portador los motives que tuviere
para negar la aceptaci6n.
Si la letra estuviere girada a la vista o a
un plazo contado desde 6sta, y el librado .de-
jare de poner la fecha de la aceptaci6n, co-
rrera el plazo desde el dia en que el tenedor
pudo presentar la letra sin atraso del correo;
y, si hecho el c6mputo de este modo, resul-
tare vencido el plazo. sera cobrable la letra el
dia inmediato siguiente al de la presenta-
ci6n".

Este articulo nos dice de qu6 modo se consigna la
aceptaci6n de la letra: deberi el librado aceptarla por
medio de las palabras que el propio articulo expre-
sa, demostrdndose que el contrato es eminentemelntea
Efectos de la literal. Lo demis del articulo no necesita comenta-
aceptaci6n, rio; s6lo nos resta decir que desde el moment en quc
el librado describe esas palabras a que se refiere el
articulo que comentamos, result obligado para con el
tomador, tenedor o endosatarios, en su caso.


Cuando debe
hacerse o dene-
garse la acepta-
ci6n.









Caso de acepta-
ci6n sin la f6r-
mula del art.
477.


ARTICULO 478.-"La aceptaci6n de la le-
tra debera ponerse o denegarse el mismo dia
en que el portador la present con este ob-
jeto, y la persona a quien se exija la acepta-
ci6n no podrd retener la letra en su poder
bajo pretext alguno.,
"Si la letra presenta'da a la aceptaci6n
hubiere de ser pagada en distinto lugar Idel
de la residencia del aceptante, debera expre-
sarse en ella el domicilio en que hubiere de
efectuarse el pago.
"El que, recibiendo una letra para acep-
tarla, si es a su cargo, o para hacerla acep-
tar, si es al de un tercero, conserv6ndola en
su poder'a disposici6n de otro ejemplar o'
copia, avisase, por carta, telegram u otro
medio escrito haber sido aceptada, quedara
responsible para con el librador y endosan-







-43-


tes de ella, en los mismos terminos que si la
aceptaci6n se hallase puesta sobre la letra
que motiv6 el aviso, aun cuando tal acepta-
ci6n no haya tenido lugar o aun cuando nie-
gue la entrega del ejemplar aceptado a quien
legitimamente lo solicite".
El primer pirrafo de este articulo es bastante cla-
ro y es una consecuencia de lo dicho por el legislador
en los primeros preceptos del C6digo, (1) es decir,
que no estAn permitidos los t6rminos de gracia o de
cortesia. El pirrafo segundo tambien es claro: exi-
ge el C6digo que la letra que se haya de pagar en lu-
gar distinto del en que hubiere de ser aceptada, de-
berA contener el domieilio en que se realizark el pa-

El iltimo parrafo es m6s complicado y exige un
ejemplo claro para poderlo entender. Veamos el ca-
so siguiente: A, comerciante en Liberia, paga a B,
comerciante de la IHabana, el imported de unos tercios
de tabaco, con una letra de cien pesos girada a cargo
de un banquero. de Inglaterra. A, al mismo tiempo
que remite la letra a B, envia un ejemplar de 6sta a
dicho banquero, que la ha de aceptar. Si el banque-
ro participa a A que el ejemplar de la letra a 61 re-
mitido ha sido aceptado, responder6 a A, a B, y a las
personas a quienes 6ste la endos6, de la misma mane-
ra que si la aceptaci6n se hubiese puesto en la letra
que motiv6 el aviso. Este precepto tiene por objeto
ganar tiempo y ganar aceptacion, porque el plazo se-
ria mayor si A remitiera la letra a B y este a su vez
la enviara al banquero de Inglaterra.

ARTiCULO 479.-"No podran aceptarse :as
letras condicionalmente, pero si limitarse la
aceptaci6n a menor cantidad de la que la le-
tra importa, en cuyo caso sera protestable
por el resto hasta la total cantidad del giro".

No cabe aceptaci6n conditional, pero una letra de
cien pesos puedeter aceptada por s6lo cincuenta, que-
dAndole al tomador o tenedor el derecho de protes-
tarla por el resto, o sea, por cincuenta pesos.

(1) V6ase cl articulo 61 del C6digo de comercio.


Art. 61 C6digo
de comercio.







Ejemplo del ar-
ticulo 478, tilti-
mo parrafo.





La frase "ga-
nar acepta-
cidn".






Aceptaci6n con-
dicional.
Aceptaci6n li-
mitada.







-44-


Obligaciones de-
rivadas de la
abeptaci6n.


Protesta p o
falta de ace
taci5n.








Protesto de m
jor seguridad.






Acciones de g
rantia.



Art, 2089 L<
de Enj. Civil.


ARTICULO 480.-"La aceptaci6n de la letra
constituird al aceptante en la obligaci6n de
pagarla a su venciniiento, sin que pueda rele-
varle del pago la 'excepci6n de no haberle he-
cho provision de fondos el librador, ni otra
alguna, salvo la de falsedad de la acepta-
ci6n".

Este precepto es 16gico: si el librado acepta la le-
tra, es evidence que contrae con el tomador o tenedor
la obligaci6n de pagarla, y s61o puede alegar la fal-
sedad de la aceptaci6n. Debera tambi6n pagar aun
cuando el librador no haya hecho la provision de fon-
dos correspondiente, qued6ndole, a nuestro juicio, una
acci6n para dirigirse contra el propio librador a los
efectos de que le entregue la cantidad pagada y los
interests.


r ARTiCULO 481.-"En el caso de negarse la
p- aceptaci6n de la letra de camb,io, se protes-
tara* y en virtud del protest tendrd el de-
recho el tenedor a exigir del librador, o de
cualquiera de los endosantes, que afiancen a
su satisfacci6n el valor de la letra, o deposi-
ten su imported o lo reembolsen icon los gastos
de protest y recambio, descontando el r6-
dito legal por el tErmino que fate hasta el
vencimiento.
e- ""Tambi6n podrd el tenedor, aunque tenga
aceptada la letra por el librado, si 6ste hu-
biese dejado de protestar otras aceptaciones,
acudir antes del vencimiento a los indicados
en ella, mediante protest de mejor seguri-
dad".

a. Estos son los efectos del protest por falta de acep-
taci6n. El C6digo concede al tomador o tenedor de
la letra las llamadas acciones de garantia. Estas con-
sisten, en exigir del librador o de los endosantes de la
letra, ique afiancen el valor de la misma o depositen
ey su imported en la forma que determine el articulo
2,089 y siguientes de la ley de Enjuiciamento civil,






-45-


o que reembolsen al tenedor con los gastos de protes-
to y recambio, descontando el redito legal por el tar-
mino que falte para el vencimiento.
Estas acciones de garantia compete al tomador
que haya hecho el protest correspondiente por falta
de aceptaci6n. Si asi no lo hace o no present la le-
tra para que se acepte, entonces pierde las acciones
de garantia, porque la letra se ha perjudicado. Efec-
to distinto produce la letra perjudicada por no haber-
se presentado para el cobro, o que si habiendose pre-
sentado y negado el librado a pagarla, no hiciere el
tomador o tenedor de la letra el correspondiente pro-
testo por falta de pago.

ARTiCULO 482.-" Si el poseedor de una le-
tra dejare.pasar los plazos fijados, segfin los
casos, sin presentarla a la aceptaci6n, o no
hiciere sacar el protest, perdera todo dere-
cho a exigir el afianzamiento, dep6sito o
reintegro, salvo lo dispuesto en el articulo
525".

No necesitamos hacer comentarios a este articulo:
esto que 61 dice lo hemos dicho nosotros al comentar el
articulo anterior. Respecto a lo consignado en el 525,
que cita el present que anotamos, trataremos en lu-
gar oportuno.

ARTICTTLo 483.-" Si el poseedor de la le-
tra no la presentare al cobro el dia de su ven-
cimiento, o, en defecto de pago, no la hiciere
protestar al siguiente, perdera el derecho a
reintegrarse de los endosantes; y en cuanto
al librador, se observarA lo dispuesto en los
articulos 458 y 460.
"El poseedor no perdera su derecho al re-
integro si por fuerza mayor no hubiere sido
possible presentar la letra o sacar en tiempo
el protesto.

Este articulo se refiere a las letras perjudicadas
por no haberse presentado a su cobro el dia del ven-
cimiento o no haberse protestado por falta de pago al


Cuando surgeon
las acciones dle
garantia: a
quien compete







Perdida de esas
acciones.







Art. 525 del 06-
digo.



Pdrdida de la
accl6n .ejecuti-
va: arts. 458 y
460 del C6digo.
Fuerza mayor.







-46-


Cu&ndo cesa la
responsabilidad
,del Ubrador. Ar-
ticulos 456 y
457 del C6digo.


Acci6n ordina-
ria y para qu6
se utiliza.








Letras vencidas
y uo perjudica-
das.


dia siguiente de su vencimiento. En este caso el per-
juicio de la letra produce la p6rdida de las acciones
cambiarias por parte del tomnador o tenedor de la mis-
ma, y el librador sera responsible de 'o que determi-
nan los articulos 458 y 460 del C6digo.
El primero de estos articulos ya lo hemos copiado:
rl 460 dice:

ARTiCULO 460.-" Cesar6 la responsabili-
dad del librador cuando el tenedor de la le-
tra no la hubiere presentado o hubiere omi-
tido protestarla en tiempo y forma, siempre
que pruebe qie, al vencimiento de :a letra,
tenia hecha provision de fondos para su pa-
go, en los t6rminos prescritos en los articu-
los 456 y 457. Si no hiciere esta prueba, re-
embolsarA la letra no pagada, aunque el pro-,
testo se hubiere sacado fuera de tiempo,
mientras la letra no haya prescrito. Caso de
hacer dicha prueba, pasarA :a responsabili-
dad del reembolso a aquel que aparezca en
descubierto de 41, en tanto que la ]etra no
est6 prescrita".

Como se ve, el C6digo, en el articulo que comenta-
mos y en el que acabamos de copiar, se refiere a las
letras vencidas y no perjudicadas. El tomador o te-
nedor no tiene acciones ni de garantia ii de reembol-
so, pero se le concede una acci6n ordinaria para re-,
clamar la indemnizaci6n correspondiente contra aquel
que este en descubierto, es decir, el que tenga el di-
nero, ya si lo tiene el librado por haber hecho el li-
brador la correspondiente provision de fondos, ya el
librador por tener 61 el dinero y no haber heeho la
mencionada provision.
De manera que las letras vencidas y no perjudi-
cadas concede al tenedor o tomador, una acci6n de
indemnizaci6n contra aquel que se encuentre en des-
cubierto.
El t6rmino de prescripci6n de las acciones deriva-
das de las letras es el de tres afos. (1)


(1) Articulo 950 del C6digo ,de comercio.







-47 -


El poseedor no perdert su derecho al reembolso si
-por fuerza mayor no hubiere sido possible presentar
la letra o sacar en tiempo el protest. Esto lo dice,
con muy buen acuerdo, el legislator en el pirrafo 29
del articulo 483. Quiere decir que si debe presentar'
la letra en Sagua y 6sta se encuentra en estado de si-
tio, no por eso perdera su derecho a cobrarla, aun
cuando haya pasado el tiempo del vencimiento. De-
berA probar que no la present a su debido tiempo
por hab4rselo impedido un caso de fuerza mayor. Es-
te inciso del articulo referido es, a nuestro juicio, u
ejemplo del precepto general contenido en el filtimo
articulo del C6digo de comercio, que dice asi:
Articulo 955.-"En los casos de guerra, epidemia
oficialmente declarada o revoluci6n, el Gobierno (es
decir, el Presidente de la Repitblica), podrA, acor-
dindolo en Consejo de Secretarios y dando cuenta al
Congress, suspender la acci6n de los plazos refiala-
dos por este C6digo para los efectos de las operaciones
mercantiles, determinando los puntos o plazas donde
estime convenient la suspension, cuando &sta no ha-
ya de ser general de toda la Repfiblica."
El C6digo se refiere en este articulo a los casos
fortuitos extraordinarios.

ARTICUTLO 485.-"Los que remitieren le-
tras de una plaza a otra fuera del tiempo
necesario para que puedan ser presentadas o
protestadas oportunamente, seran responsa-
bles de las consecuencias que se originen por
quedar aquellas perjudicadas".
Hasta ahora hemos visto que en la letra de cambio
intervienen tres personas: el librador, el tomador y el
librado. Ahora surge un nuevo personaje que se lla-
ma indicado.
El indicado puede considerarse como un librado
sustituto.
Dice el C6digo que pbdri tambi6n el tenedor, aun
en el caso de tener la letra aceptada por el librado,
si este hubiese dejado protestar otras aceptaciones,
acudir, antes del vencimiento, a los indicados en ella,
mediante protest de mejor seguridad. Aqui se ve
o se nota la desconfianza der legislator hacia el li-
brado, por el hecho de haber dejado 6ste protestar
otras aceptaciones. En ese caso, aun cuando la letra


Arts. 950 y 955
del C6digo.











Moratoria.
Caso fortuito
extraordinario.









Responsabilidad
por el perjulcio
de las letras.





Concepto del in-
dicado.




R.az6n de ser
del Indicado.









Ejemplos de in-
dicaciones.


Art. 481 del
C6digo.


Responsabilidad
subsidiaria del
indicado.


Concepto del
avalista.


-48-

est6 aceptada, el tomador o tenedor tiene derecho a
dirigirse contra el indicado para que la acepte. Las
indicaciones se expresan al pie de las letras, de la
manera siguiente:
cjn. (caso necesario)
Jos6 Suarez,
Calle X nfimero 1.
Pedro Sanchez.
Calle H. nfimero 2.
Todo esto que hemos dicho acerca del indicado es-
ta contenido en el pkrrafo segundo del articulo 481
del C6digo. Veamos ahora el

ARTICULO 484.-" Si las letras tuvieren in-
dicaciones, hechas por el librador o endosan-
tes, de otras personas de quienes debe exigir-
se la aceptaci6n en defecto de ]a designada en
primer lugar, deberd el portador, sacado el
protest si aqulla se negare a aceptarla,-re-
clamar la aceptaci6n de los sujetos indica-
dos".

Este es un caso normal y corriente. El que hemos
ex:uesto con anterioridad, es un caso especial. Es
16gico que el tenedor o tomador de la letra se dirija
primero contra el librado, y si 6ste no- acepta, deberA
ir contra el librado sustituto, o indicado, acompafia-
do del correspondiente protest que presentard al pro-
pio indicado a los efectos de que 6ste sepa que,el li-
brado no ha aceptado la letra.

SECCION SEXTA
DEL AVAL Y SUS EFECTOS

Ya hemos visto cuiles son las personas que inter-
vienen en la letra de cambio. Al principio dijimos
que eran tres, y que el indicado, del que hemos trata-
do anteriormente, era un nuevo personaje que toma
part en la negociaci6n de la letra, no con character
esencial como los tres a que nos referimos, sino acci-
dental, dado que no existe en todas las letras de cam-
hio. Ahora tropezamos con otro personaje'que se lla-







-49-


ma Avalista, o sea un fiador. El aval no es otra cosa
que la fianza aplicada a la letra de cambio.
La palabra "aval," segfin unos, se deriva de a va-
lle, que quiere decir abajo, porque se expresa en la
parte m6s baja de la letra. Otros opinan que se de-
riva del francs a valoir, porque el aval da mayor va-
lor a la obligaci6n que original la letra; algunos creen
que dicha palabra se deriva del arabe, de una frase
empleada por los comerciantes de Arabia, cuya fra-
se es la de hawala, que significa garantia personal.
Hay quien opina que es del latin vades, que quiere de-
cir fiador, caucionero; o de la palabra vallatus, que
significa atrincherado que, aplicAndose a la letra de
cambio, se quiere expresar que esta bien defendida.
bien protegida. Por filtimo, Dante Caporali (1) cree
que la palabra aval es una corrupci6n de wadia o wa-
diatio (ad wadiam), que indicaba una forma de ga-
rantia personal en el derecho germhnico.
Veamos ahora el articulado del C6digo:

ARTiCULO 486.-"El pago de una letra po-
dri afianzarse con una obligaci6n escrita in-
dependientemente de la que contraen el acep-
tante y endosante, conocida con el nombre de
aval".

Sigue en este punto el legislator espafiol la misma
doctrine del afianzamiento mercantil, es decir, que
consider solemne el aval, puesto que exige que cons-
te por escrito.
El avalista es un simple fiador que esta sujeto a
las disposiciones del derecho privado general relati-
vas a la fianza, salvo el caso de que .61 se haya obliga-
do mis extensamente. La obligaci6n que contrae el
avalista es completamente independiente de la con-
traida entire el que acepta la letra y el que la endosa.
ARTiCULO 487.-"Si el aval estuviere con-
cebido en terminos generals y sin restric-
ci6n, responder, el que lo prestare, del pago
de la letra, en los mismos casos y'formas que
la persona por quien sali6 garante; pero si
la garantia se limitara a tiempo, caso, can-

(1) Istituziomi di Diritto Commerciale, 1917.


Etimologia de
la pa abra
" aval''.
Diversas t o-
rias,







Opini6n de Ca-
porall.




El aval y la
fianza.









In dependencia
del avaL




Clases de aval.







- 50 -


Extension d el
aval.












Ejemplos.







LEs solldaria.la
obligaci6n del
avalista?








Nuestra o pi -
ni6n.


tidad o persona determinada, no producirA
mis responsabilidad que la que nazea de los
thrminos del aval".

El avalista puede obligarse por determinada per-
sona, o por todos los endosantes y librador, y en la
misma cantidad y forma en que 6stos est6n obligados.
Si el avalista quiere obligarse s61o por determinada
persona o por determinada cantidad y en tal o cual
forma, debe expresarlo asi en la propia letra. Si s61o
pone: "por avar", se entiende que responded de la
misma manera que todos los endosantes y por la mis-
ma cantidad. Esa es la formula general del aval. El
aval que no tenga fecha se entiende que produce efec-
tos para todos los endosantes de la letra; si, por el
contrario, el avalista consigna la fecha, se entendera
que s6lo responded por los endosantes hasta el dia en
que se hizo el aval.
Ejemplos:
"Por aval" (y la fecha). (1)
"Por aval a favor de Jose P6rez".
"Por aval para el caso de revoluci6n en Cuba."
Puede, ademis, el avalista expresar que s6o1 es
responsible del valor de la letra y nunea de los da-
fios y perjuicios, etc.
Se pregunta si el avalista responded solidariamen-
te junto con el libraddr o endosantes. Nosotros opi-
namos que no responded solidariamente, a menos que
sc haya obligado de un modo expreso en esa forma y
con esa extension. No esta obligado solidariamente
al pago, porque el avalista es un fiador y 6ste no res-
ponde sino en defecto del deudor, puesto que la obli-
gaci6n solidaria no se presume, ya que es necesario
que se pate o que la ley la imponga expresamente.
Al avalista son aplicables todas las disposiciones
de la fianza por derecho privado general y del afian-
zamiento mercantil. Esta es la buena doctrine y la
seguida por nuestro derecho positive.
Y pasamos ahora a estudiar el pago de las letras.

(1) Esta es la formula general.







-51-


SECCION SEPTIMA
DEL PAGO


ABTICULO 488.-"Las letras de cambio de-
berin pagarse al tenedor el dia de su venci-
miento, con arreglo al articulo 455."

Este articulo no necesita comentario: la obligaci6n
del librado es la de pagar la letra el dia de su venci-
miento, antes de la puesta del sol, y si ese dia es fes-
tivo, debera presentarse y pagarse el dia precedent.
Si el librado se niega al pago, debe el tenedor sa-
car el correspondiente protest para evitar que la
letra se perjudique. El protest ha de sacarse ne-
cesariamente antes de la puesta del sol del dia si-
guiente al en que la letra fu6 presentada.

ARTiCULO 489.-"Las letras de cambio de-
berdn pagarse en la moneda que en las mis-
mas se design, y si la designada no fuere
efectiva, en la equivalent, segfin el uso y
costumbre en el mismo lugar del pago."

Quiere decir este articulo que si la letra expresa
"oro official deberi ser pagada en esa moneda, pe-
ro si,en vez de expresar tal moneda dice rublos o
guineas, habri necesidad de r-'ducir ese dinero a
oro official, o a la moneda national de Cuba, y segfin
el tipo del dia en que debera ser pagada la letra.

ARTiCULo 490.-"E1 que pague una letra
de cambio antes de que haya vencido, no
quedard libre de satisfacer su imported, si re-
sultare no haber pagado a persona legiti-
ma."

ARTiCULo 491.-"El pago de una letra
vencida hecho al portador, se presumird vd-
lido, a no haber precedido embargo de su
valor por auto judicial."

Estos dos articulos establecen dos presunciones
que tienen efectos distintos


Cuando deben
pagarse las le-
tras.




Art. 455.






Moneda en que
deben pagarse.


Pago anticipa-
do: sus efectos.




Pago al venci-
miento: presun-
ci6n.







-52-


Explicaci6n de
los arts. 490 y
491.









Propietario le-
gitimo de la le-
tra.




Doctrina, ejem-
plos,






Nuestra tesis.









Identidad del
propietario de
la letra.




-Dep6sito.


La primer supone que se ha pagado mal; y la
segunda que el pago esta bien 'hecho. La situaci6n
del librado en ambos casos es completamente distin-
ta. En el caso del articulo 490, y presenthndosele
otro individuo con la misma letra, es decir, con un
ejemplar de la letra que ya pag6, debera probar
que lo hizo a un poseedor legitimo de la propia le-
tra. En el segundo caso, o sea al que se refiere el
articulo 491, la presunci6n se establece a favor del
librado, y el que afirme que el pago esta mal hecho
debera probarlo, .quedando el librado relevado de to-
da prueba.
Para que el pago est6 bien heeho es necesario que
la persona que recibi6 el imported de la letra sea el
poseedor legitimo de la misma. Ahora se pregunta,
Squien es el propietario legitimo de la letra de cam-
bio? El librador no puede saberlo con certeza, y no-
sotros fijaremos una regla que sirva para determinar
quin es el propietario legitimo.
Supongamos una letra girada por A a la orden
de B; 6ste la endosa a C, el cual, a su vez Ta endosa
a X. MIAs tarde 6ste se la traspasa por medio de en-
doso a Z, y Z se present al librado a los efectos de
que le pague la letra. IDeber6 el librado abonar su
imported? EstarA seguro el librado de que Z es el
propietario legitimo de la letra en cuesti6n? Es evi-
dente que 61 no puede saberlo, porquc( podria darse
el caso de que alguno de los endoscs fuera falso.
Para poder det(rminar el librado si Z es el propieta-
rio legitimo de la letra, debe s61o tender a la regu-
laridad en el orden de los endosos. Si 6stos estin
hechos en orden cronol6gico y el que se present a
cobrar es el filtimo endosatario, es evident que el
librado debe pagar la letra. Todo esto a reserve de
la identificaci6n que determine el articulo siguien-
te:

ARTiCUTJL 492.-"El portador de la letra
que solicite su pago, esti obligado a acredi-
tar al pagador la identidad de su persona,
por medio de documents o con vecinos que
le conozcan o salgan garantes de su identi-
dad.
"La falta de esta justificaci6n no impedi-
rA la consignaci6n del imported de la letra por







-53-


el pagador, dentro del dia de su presenta-
ci6n, en un establecimiento o persona a sa-
tisfacci6n del portador y del pagador, en
cuyo caso el establecimiento o persona con-
servarAn en su poder la cantidad en dep6-
sito hasta el legitimo pago.
"Los gastos y riesgos que este dep6sito oca-
sione seran de cuenta del tenedor de la le-
tra."

Si el tomador o tenedor de la letra no puede ser
identificado, se depositary el valor de la misma o se
harh la consignaci6n correspondiente. Esta consig-
naci6n tiene por objeto evitar que el pagador reten-
ga dolosamente el pago, pretextando la falta de iden-
tificaci6n del tomador o tenedor de la letra. Es-
tando, como esti, obligado al pago de la letra o a
depositar su valor, se evita la mala fe del pagador,
por cuanto si no paga por falta de identificaci6n,
esta, sin embargo, obligado a hacer el dep6sito del
valor de la letra. La consignaci6n deberA hacerse
dentro del dia de la presentaci6n de dicha letra.

ARTiCULO 493.-"El portador de una le-
tra no estarA obligado a percibir su imported
antes del vencimiento; pero si lo aceptare,
serA vAlido el pago, a no ser en caso de quie-
bra del pagador en los quince dias siguien-
tes, conforme a lo dispuesto en el articulo
879."

Este articulo citado dice que seran nulos los pa-
gos de cantidades que hiciere el deudor en los quin-
ce dias precedentes a la declaraci6n de quiebra, siem-
pre que esos pagos se hayan realizado antes de sus
respectivos vencimientos. Se basa en la doctrine
de derecho privado general de que los pagos reali-
zados en estado de insolvencia, son radicalmente nu-
los.

ARTiCULo 494.-" Tampoco podrA obli-
garse al portador, aun despues del venci-
miento, a recibir una parte y no el todo de


Explicaci6n del
art. 492.










Pago de las le-
tras antes del
vencimiento: de-
rechos y obllga-
ciones del por-
tador.




Art. 879 del C5-
digo.






Pagos parcia-
les.








-54--


Protestos par-
iales.








Studio de los
arts. 479 y 494.

















Sobre qu6 ejem-
plares debe pa-
garse la letra,


la letra, y, s61o conviniendo en ello, podra
pagarse una parte de su valor y dejar la
otra en descubierto.
"En este caso, se podri protestar la letra
por la cantidad que hubiere dejado de pa-
garse, y el portador la retendra en su po-
der, anotando en ella la cantidad cobrada
y dando recibo separado de lo recibido."

Este articulo se refiere finicamente a las letras
de cambio que no necesitan aceptaci6n, sino que el
plazo para pagarlas es a la vista o a tantos dias o
meses a contar desde la feeha.
Parece que hay contradicci6n entire este articulo
que anotamos y el 479, pero en realidad no existed,
porque ambos dicen cosas completamente distin-
tas y se refieren a casos totalmente diferentes. El
479, ya copiado en su oportunidad, se refiere a aque-
llas letras que necesitan de la aceptaci6n, y el li-
brado las acepta s61o en una parte dejando el de-
recho al tomador de haeer el correspondiente pro-
testo por la parte que el librado no ha aceptado. El
articulo 494, por el contrario, se refiere a las letras
que no necesitan aceptaci6n, sino que basta su sim,
ple presentaci6n al pago para que deban ser abona-
das. I El librado puede negarse a hacer el pago to-
tal, y abonar s61o una parte del valor de la letra,
en cuyo caso el tomador o tenedor tiene el mismo
derecho que consigna el articulo 479, es decir, de
protestar por la parte del valor que no le ha sido pa-
gado. *
Como se ve, no hay contradicci6n alguna.

ARTICTJLO 495.-"Las letras aceptadas se
pagarin precisamente sobre el ejemplar que
contenga la aceptaci6n. Si se pagare so-
bre alguno de los otros, quedarA, ,el que lo
hubiere hecho, responsible del valor de la
letra al tercero que fuere portador legitimo
de la aceptaci6n."

Este precepto es muy 16gico, porque no se coneibe
que el librado pague la letra sobre el ejemplar que
61 no ha aceptado. Desde el moment en que 61 pa-







-55 -


ga sobre el ejemplar que acept6, cesa su responsabi-
lidad por complete.

ARTiCoLO 496.-"No podrA el aceptante
ser compelido al pago, aun cuando el porta-
dor del ejemplar distinto del de la acepta-
ci6n se comprometa a dar fianza a satisfac-
ci6n de aqul6; pero en este caso podra el
portador pedir el dep6sito y formular el
protest en los t6rminos que establece el ar-
ticulo 498.
"Si el aceptante admitiese voluntariamen-
te la fianza y realizare el pago, quedarA
aqu6lla cancelada de derecho luego que haya
prescrito la aceptaci6n que di6 motivo al
otorgamiento de la fianza."

Este protest a que se refiere el C6digo en el ar-
ticulo filtimamente copiado, es lo que tambi6n se lla-
ma protestaci6n, denominandolo tambi6n asi el C6di-
go de comercio espafiol de 1829. El legislador de
1885 ha suprimido dicha palabra, incluyendo esa pro-
testaci6n dentro de los protests en general.
El articulo que anotamos se refiere al caso de que
la letra aceptada se hubiese perdido o extraviado en
manos del tomador. Este se present entonees al li-
brado con el segundo ejemplar no aceptado y le pi-
de que sobre 61 le pague, dando la fianza correspon-
diente. El librado puede negarse a realizar el pago, y
entonces el portador de la letra podra pedir el dep6sito
de su valor y formular el protest correspondiente
en los t6rminos que establece el articulo 498, que co.
piaremos dentro de poco.
Puede suceder que el pagador o librado acepto la
fianza, en cuyo caso quedara 6sta cancelada desde
que haya prescrito la aceptaei6n que di6 motivo a la
constituci6n de la propia fianza. Por cierto que el
C6digo se expresa mal en este inciso, porque debi6 de-
eir, para evitar confusiones, "desde que haya prescri-
to la letra a contar de la fecha que di6 motivo al otor-
gamiento de la fianza." De ese modo el tereero no po-
dra cobrar la lctra extraviada y auiza encontrada por
6', por la sencilla raz6n de que la letra ha prescrito
y podra el librador sin responsabilidad de ninguna


Dep6sito y pro-
testo: art. 495 y
498 del C6digo.






rianza.
Prescripci6n.





Protestaciln.





P6rdida' de la
letra.








Errores del art.
496.







-56-


Arts. 448 y 449:
ejemplares yco-
pias de las le-
tras.












Validez de las
copias.










Extravio o p6r-
dida de una le-
tra, Varios
ejemplares d e
una letra acep-
tada..
Derechos del te-
nedor.


clase abonar la letra a la persona que prest6 la fian-
za a que nos hemos referido

ARTiCULo 497.-"Las letras no aceptadas
podran pagarse despu6s de su vencimiento,
y no antes, sobre las segundas, terceras o
demos expedidas, conforme al articulo 448;
pero no sobre las copias dadas, segin lo dis-
puesto en el articulo 449, sin que se acompa-
Eie a ellas algunos de los ejemplares expedi-
dos por el librador."

Ya hemos dicho que el librado esti obligado a pa-
gar la letra sobre el ejemplar que se le present, y que
una vez hecho el pago queda totalmente liberado de
su obligaci6n, siempre que lo haya hecho conforme a
la ley. De modo que los ejemplares de la letra son sa-
ficientes para que sobre ellos se pague su valor, pero
las copias en nuestra legislaci6n no tienen validez si
no van acompafiadas de algfn ejemplar. Como se
ve, si so adjunta el ejemplar no hay necesidad de
acompafiar copia alguna, porque 6stas s61o se pueden
hacer cuando el tenedor no esta cerca del librador pa-
ra que le expida nuevo ejemplar. Las copias en la
legislaci6n extranjera si tienen valor y surten efeeto
entire los que las hayan negoeiado, incluso el librador si
es que 6ste les ha reconocido alg6n valor. Las copias ya
bemos tlicho que sirven para facilitar la negociaci6n
de las letras de cambio.

ARTiciLo 498.-'"E1 que hubiere perdido
una letra aceptada o no, y el que tuviere en
su poder una primera aceptada a dis-
posici6n de la segunda, y carezca de otro
ejemplar para solicitar el pago, podra
requerir al pagador para que deposit el im-
porte de la letra en el establecimiento puibli-
co destinado a ese objeto, o en persona de
mutual confianza, o designada por el juez o
Tribunal en caso de discordia; y si el obliga-
do al pago se negare al dep6sito, se hard
constar la resistencia por medio de protest
igual al procedente por falta de pago, y con







-57-


este document conservara el reclamante sus
derechos contra los que sean responsables
a las results de la letra."

Este es otro protest que se llama de "mejor se-
guridad," como el que se hace cuando se require al
indicado para que acepte la letra por haber el librado
dejado sacar otros protests.

ARTiCULo 499.-" Si la letra perdida hu-
biere sido girada en el extranjero o en Ul-
tramar, y el portador acreditare su propie-
dad por sus libros y por la correspondencia
de la persona de quien hubo la letra, o por
certificaci6n del corredor que hubiere inter-
venido en la negociaci6n, tendr6 derecho a
que se le entregue su valor, si adem6s de
esta prueba, prestare fianza bastante; cu-
yos efectos subsistirdn hasta que se presen-
te el ejemplar de la letra dado por el mismo
librador, o hasta que osta haya prescrito."

Despu6s de prescrita la letra se debe cancelar la
fianza y entregar al tomador el valor de la misma,
puesto que, transeurrido el t6rmino de la prescrip-
ci6n, no cabe la posibilidad de que otro cualquiera
pueda hacer efectivo su imported.

ARTiCUlLo 500.--"La reclamaci6n del
ejemplar que haya de substituir a la letra
perdida, debera hacerse por el ultimo tene-
dor a su cedente, y asi sucesivamente de uno
a otro endosante hasta llegar al librador.
"Ninguno uodr6 rehusar la prestaci6n de
su nombre e interposici6n de sus oficios pa-
ra que sea expedido el nuevo ejemplar, sa-
tisfaciendo el duefio de la letra los gastos
que se cause hasta obtenerlo."

Esto quiere decir que cada uno debe pedir el ejem-
plar a aquel con quien contrat6, porque podria dar-
se el caso, y esto es lo mks corriente, que un octavo en-


Dep6sito.
Protesto de me-
jor seguridad.
Art. 481, filtimo
pdrafo.





Medios para
acreditar la pro-
piedad de la le-
letra.
Fianza.










Prescripci6n.




Reclamaci6n del
ejemplar que
sustituye a la
letra perdida.
A iquien corres-
ponde.


Operaci6n d e
retroceso.









-58 -


Pagos hechos a
cuenta de una
letra.


dosatario fuese desconocido para el librador. Por eso
el C6digo impone esa operaci6n de retroceso a los efee-
tos de que los endosatarios puedan obtener los ejem-
plares que necesiten.

ARTICULO 501.-" Los pagos hechos a cuen-
ta del imported de una letra por la persona
a cuyo cargo estuviere girada, disminuirAn
en otro tanto la responsabilidad del libra-
dor y de los endosantes."

Y dando por terminado este studio, pasamos aho.
ra a los protests.


SECTION OCTAVA
DE LOS PROTESTS


Concept del El protest es un acto del tenedor de la letra an-
protesto y cuan- te Notario, y tiene lugar en dos casos, que son,: 19-
do procede. Cuando se niega la aceptaci6n, y 29-Cuando se niega
cl pago. En ambos casos, el tomador o tenedor de la
letra deberA hacer el correspondiente protest a los
ofectos de evitar que la misma se perjudique.
Importancia del El acta de protest es tan important que sin ella
protest. ]a letra de cambio no constitute un titulo ejecutivo.
Mediante el protest hecho o sacado en tiempo opor,
tuno, puede el tenedor conservar las acciones cambia-
rias judiciMles y extrajudiciales. Y ya que hablamos
de estas acciones, es convenient decir que las cam-
biarias judiciales se ejercitan mediante el correspon-
diente juicio ejecutivo, acompafiando la letra y el ac-
ta de protest. Las acciones cambiarias extrajudi-
ciales se ejercitan mediante lo que se llama letra de
resaca o letra "in via di regresso," como dicen los
italianos.
Cases de pro- Los protests hemos dicho que son dos. Sin em-
testos. bargo, hay otros protests, ademis de los dos a que
se refiere el C6digo en esta secci6n que estudiamos;
esos protests son: el de mejor seguridad .(pkrrafo
29 del articulo 481); la llamada "protestaci6n" (art.
496); otro protest de mejor seguridad, del articulo
498; y, por iltimo, los protests abiertos y cerrados
de que trata el articulo 507. De todos ellos hablare-
mos en su oportunidad.
Veamos ahora el articulo del C6digo:









-59


ATiCULO 502.-"La falta de aceptaci6n
o de pago de las letras de cambio deberi
acreditarse por medio de protest, sin que
el haber sacado el primero exima al porta-
dor de sacar el segundo, y sin que, ni por
fallecimiento de la persona a cuyo cargo se
gira, ni por su estado de quiebra, pueda dis-
pensarse al portador de verificar el prots-
to."

Como se ve, el legislator no dispensa al portador o
tenedor de la letra de la obligaci6n de sacar el pro-
testo si es que quiere que la letra no se perjudique.
El tenedor no podria aregar que no verific6 el pro-
testo por haber muerto el librado o por encontrarse
en estado de quiebra. Eso no sera 6bice para que la
letra deje de perjudicarse.
El articulo que hemos copiado no esth redactado
con la claridad ni la precision debidas, porque s61o
se refiere a los protests por falta de aceptaci6n y
por falta de pago, y no a los demAs que hemos citado
en notas anteriores.
Ya hemos dicho que el protest es absolutamente
necesario, y el tenedor no puede excusarse de verifi-
carlo; pero hay una sola excepci6n, y es la que se re-
fiere al caso de que en el lugar en donde deba presen-
tarse la letra para su aceptaci6n, no haya Notario.
Nuestra legislaci6n no resuelve este problema ni di-
cs que se ha de hacer en ese caso. En cambio, la le-
gislaci6n extranjera concede al tomador o tenedor el
derecho de servirse de otros funcionarios de carActer
administrative que haya en el lugar de la presenta-
ci6n de la letra, yendo en filtimo termino hasta el
administrator local de correos. Nosotros aconsejamos
que el tenedor o tomador que se encuentre en esas
circunstancias, debe otorgar un document privado
suscrito por l1 y por testigos, a los efectos de poder
probar en juicio que present la letra en su debida
oportunidad y que esta no fu6 aceptada. No hay otro
remedio que, a nuestro juicio, sea mejor que el ex-
puesto.

ARTiCULO 503.-"Todo protest por falta
de aceptaci6n o de pago, impone a la perso-


Prote\ t opor
falta de acepta-
ci6n y pago.









Finalidad del
protest.





Errores del art.
502.



Casos en que no
es necesario el
protest.



Legislacion ex-
tranjera.











Gastos del pro-
testo. Quien los
abona.




















Requisitos del
protest.


-60 -

na que hubiere dado lugar a 61 la responsa-
bilidad de gastos, dafios y perjuicios."
Esa persona debe pagar los gastos que se causen
por la intervenci6n notarial, asi como si se trata de
protest por falta de pago, deberi abonar el interns
que el valor de la letra produce, interns que empeza-
ra a correr desde la fecha del protest; y debera pa-
gar, ademfs; los otros perjuicios que se causen al to-
mador o tenedor.
Veamos ahora los requisitos del protest, deter-
minados en el

ARTICULO 504.-"Para que sea eficaz el
protest, debera necesariamente reunir las
condiciones siguientes:
"1t-Hacerse antes de la puesta del sol del
dia siguiente al en que se hubiere negado la
aceptaci6n o el pago; y si aqu41 fuere feria-
do en el primer dia hAbil.
"2--Otorgarse ante Notario pfiblico.
"3'-Entenderse las diligencias con el su-
jeto a cuyo cargo est6 girada la letra, "en el
domicilio donde corresponda evacuarlas, si
en 6ste pudiera ser habido; y, no encontrAn-
dose en 61, con los dependientes, si los tuvie-
re, o en defecto de 6stos, con su mujer, hijos
o criados, o con el vecino de que habla el ar-
ticulo 505.
'"4-Contener copia literal de la letra, de
la aceptaci6n, si la tuviere, y de todos los en-
dosos e indicaciones comprendidos en la
misma.
"5--Hacer constar el requerimiento a la
persona que debe aceptar o pagar la letra,
y, no estando present, a aquella con quien
se entiendan las diligencias.
"6--Reproducir asimismo la contestaci6n
dada al requerimiento.
"7T-Expresar en la mismaa forma la comu-
nicaci6n de ser los gastos y perjuicios a car-







- 61-


go de la persona que hubiere dado lugar a
ellos.
"8'-Estar firmado por la persona a quien.
se haga, y, no sabiendo o no pudiendo, por
dos testigos presents.
"9 -Expresar la fecha y hora en que se
ha practicado el protest.
"10--Dejar en el acto extendida copia del
mismo en papel comun, a la persona con
quien sc hubieren entendido las diligencias."

No podian ser mis los requisitos que la ley exige
al protest. Todos los incisos son de fdcil compren-
si6n, except el 39, que, aunque no es dificil, necesi-
ta,, sin embargo, alguna aclaraci6n. En este inciso
mencionado, el legislator se esta refiriendo a dos cla-
ses de domicilios: al mercantile y al civil. Lo natural
es que las diligencias se entiendan primero. en el do-
micilio mercantil, que es el lugar en que se reputa
present el comerciante a los efectos de hacer valer
sus derechos y de cumplir sus obligaciones; en este
domicilio las diligencias se entenderkn, en primer lu-
gar, con el sujeto a cuyo cargo se ha girado la letra,
y, en su defect; con sus dependientes. Si no se pu-
diese encontrar ni al sujeto ni a los dependientes,
entonces se acudira al domicilio civil, entendi6ndose
las diligencias con la mujer, los hijos o los criados
del sujeto contra quien la letra se gir6. En uiltimo
termino se refiere el C6digo al vecino que determi-
na cl

AErTiCULO 505.-"E1 domicilio legal para
practicar las digencias del protest, sera:
"19-El designado en la letra.
S"2--En defecto de esta designaci6n, el que
tenga de present el pagador.
"3"-A falta de ambos, el filtimo que se le
hubiere conocido.
"No constando el domicilio del librado en.
ninguno de los tres sitios anteriormente se-
fialados, se acudird a un vecino con casa
abierta, del lugar donde hubiere de tener
efecto la aceptaci6n y el pago, conquien se


Domicilio a que
se refiere el in-
ciso 39 del art.
504.















Domicillo legal
para la diligen-
cia de protest.












Prelaci6n.









Letra imper-
fecta.





Pagard.


Devoluci6n
las letras y
trega de
protests.


entenderdn las diligencias y a quien .se en-
tregar~ la copia."

Debe atenderse en primer t6rmino al domicilio que
se design en la letra, porque es el lugar del cumpli-
miento de la obligaci6n. Si no fuere possible que el
protest se hiciere en ese domicilio, habra necesidad..
de saber cual es el que de present tiene el librado,
porque bien pudo haberse mudado y tener nuevo do-
micilio; si tampoco esto es possible, se acudira 'l lu-
gar donde el librado tuvo su filtimo domicilio cono-
cido. Pero el legislator no ha creido suficiente los;
tres casos de que trata en el articulo que comentamos
y ha agregado uno nuevo que tiene gran importan-
cia, porque supone una letra imperfecta. Quiere de-
cir ese cuarto caso que si A vive en la HaBlana, y se
gira desde Espafia una letra a su cargo, y result que
no se puede averiguar su domicilio por ninguno de
los medios que se expresan en los incisos 1, 29 y 39 de
este articulo, habra necesidad de acudir a un vecino
que tenga casa abierta, y, como es natural, que resida
tambiin en la Habana.
Nosotros podemos afiadir un quinto caso, que es el
de que tampoco se fije domicilio alguno en la letra,
en cuyo supuesto esta sera imperfecta y se considera-
ra pagar6, debiendo el tenedor del mismo presentarlo
al librador para que abone su valor, puesto que ya no
se trata de una letra de cambio.

AETCICLO 506.--"Sea cual fuere la hora a
que se saque el protest, los Notarios reten-
drAn en su poder las letras, sin entregar -s-
tas ni el testimonio del protest al portador
hasta la puesta del sol del dia en que se hu-
biese hecho; y si el protest fuere por falta
de pago, y el pagador se presentare entree
tanto a satisfacer el imported de la letra y
los gastos del protest, admitirdn el pago, ha-
ci6ndole entrega de la letra con diligencia
.en la misma de haberse pagado y cancelado
el protesto"


Ant e cedpetes Este articulo tiene su antecedente en la legislaci6n
del art. 506. extranjera, sin el cual es dificil comprender el alcan-






-63-


ce del p:.re,.,". El C6digo espaiiol copio de la clgis-
laci6n extranjera el consecuente o consiguiente y de-
j6 de copiar el antecedente. El antecedente de la le-
gislaci6n extranjera a que nos hemos referido, puede
formularse asi: "No podrh hacerse ningfin acto mer-
;' aintil en perjuicio de un comerciante mientras no se
.haya puesto el sol.' Se supone que mientras el sol es-
t6 fuera, el comerciante se encuentra en su oficina o
.estableeimiento y puede ejecutar cualquier acto mer-
eantil-o negociaci6n de esa indole. Despues de la
puesta del sol, es 16gico pensar que el mercader se
Sencuentre en' su domicilio particular haciendo cual-
quier otra cosa que no sea una negociaci6n de comer-
cio.
Explicado. Waste antecedente, es fAcil comprender
la raz6n del present articulo, mAxime si se tiene en
cuenta el hecho de que antes de la puesta del sol el
librado puede presentarse a realizar el pago, quedan-
do, desde luego, cancelado el protest por falta de pa-
go. Este precepto extranjero a que nos hemos refe.
rido,:estA torado de la ley alemana del afio 1848. Por
lo demAs, el articulo 506 que anotamos, contiene un
caso de,retenci6n forzosa.

ARTiCULO 507.-" Si la letra protestada
contuviere indicaciones. se harA constar en
,,el protest el requerimiento a las personas
indicadas, v sus contestaciones y la acepta-
ci6n o el pago si se hubieren prestado a veri-
ficarlo.
; "En tales casos, si las indicaciones estuvie-
en 'hechas para la misma plaza, el termino
Spara la ultimaci6n y entrega del protest se
ampliara hasta las once de la mariana del
dia siguiente hAbil.
"Si las indicaciones fuesen para plaza di-
ferente, se cerrara el protest como si no las
contuviere, pudiendo el tenbdor de la letra
acudir a ellas dentro de un termino que no
exceda del double tiempo que el que emplea
el correo para llegar al mismo lugar desde
el primeramente sefialado, requiriendo no-
tarialmente por su orden a las personas in-


Legislaci6n ex-
tranjera.









Raz6n de ser
del art. 506,
Ley alemana de
1848.






Protesto de le-
tras con indica-
ciones.


Tomo II 3






-64-


Protesto abier-
to.
Id. cerrado.
Explicacian.







Unidad de las
diligenclas d e
protest.



ObUlgaciones del
notario.


Necesidad im-
prescindible del
protest.



Zxcepci6n:
nuestro criterlo.








Quiebra del pa-
gador de la le-
tra: protest an-
ticipado.


dicadas en cada plaza, y renovando con las
mismas el protest, si hubiere motivo para
6ste."

Este articulo no tiene comentario: s61o tenemos
que decir que el pArrafo 29 del precepto copiado nos
da una idea de lo que se llama protest "abierto,"
que es un protest especial. Se refiere finicamente a
aquellas letras en las cuales los indicados fueren de
la misma plaza; y el trmino para el -cierre del pro-
testo se ampliard hasta las once de la mafiana del si-
guiente dia al en que se hizo el protest. Si se tra-
ta de plaza diferente, entonces el protest no seri
abierto sino "cerrado," que es el mas comin.

ARTICTTLo 508.-" Todas las diligencias
del protest de una letra habrdn de redac-
tarse en un mismo document, extendidn-
dose sucesivamente por el orden con que se
practiquen.
"De este document dard el notario copia
testimoniada al portador, devolviendole la
letra original."

ARTiCULO 509.-"Ningdn acto ni docu-
mento podrd suplir la omisi6n y falta del
protest para la conservaci6n de las accio-
nes que compete al portador contra las per-
sonas responsables.a las results de la letra."
Este articulo es terminante: la ley no permit que
el protest pueda ser ,substituido por otro cualquier
document. Nosotros creemos, sin embargo, que hay
un caso en que se puede omitir perfectamente el-re-
quisito del protest y es el de que en el lugar done
debe ser presentada la letra de cambio no haya no-
tario. En ese caso creemos-segfin dijimos anterior-
mente-que el tenedor o portador de la letra debe o-
torgar por si y ante si un document privado suseri-
to por testigos, con el objeto de evitar que la letra
se perjudique.

ARTiCULo 510.-"Si la persona a cuyo
cargo se gir6 la letra se constituyere en quie-







-65-


bra, podrA protestarse por falta de pago aun
antes del vencimiento; y protestada, ten-
dra el portador expedite su derecho contra
los responsables a las results de la letra."

Este articul'o no necesita comentario si se recuerda
que la doctrine de derecho privado general consigna
el principio de que hallndose el deudor en estado de
insolvencia, todas las obligaciones a termino que ,li-
cho deudor tenga que cumplir se convierten en puras;
(1) por ese motive el tenedor de la letra puede pro-
testarla antes de su vencimiento, ya que no hay pla-
zo para hacer el pago por haberse convertido en pu-
ra la obligaci6n.


Art, 1915 del
C6digo civil y
883 del C6digo
de comercio.


SECCION NOVENA
DE LA INTERVENTION EN LA ACEPTACION Y PAGO


Se nos present un nuevo personaje hasta ihora
desconocido para nosotros: el llamado interventor.
Este individuo procede en virtud de un cuasi con-
trato de gesti6n de negoeios, no necesitando, por tan-
to, la autorizaei6n de la persona a cuyo favor inter-
viene. De manera que el interventor realize un acto
puramente voluntario j Qub diferencia hay entre la
indicaci6n y la intervenci6n? La diferencia es bien
sencilla: la indicaci6n es parte de la letra, mientras
que la intervenci6n no lo es. Esta supone la interce-
si6n de un tercero sin mandate previo.
Yeamos el articulado del C6digo:

ARTICULo 511.-" Si protestada una letra
de cambio por falta de aceptaci6n o de pago,
se presentare un tercero ofreciendo aceptar-
la o pagarla por cuenta del librador o de
cualquiera de los endosantes, aun cuando no
haya previo mandate paa hacerlo, se le ad-
mitird la intervenci6n para, la aceptaci6n o
el pago, haciendose constar uno u otro a
continuaci6n del protest, bajo la firma del
que hubiere intervenido y del notario, ex-

(1) Articulo 1915 del C6digo civil.


Concepto del in-
terventor.
Cuasi contract
de gesti6n de
negocios.








A c e ptaci6n y
pago por part
de un tercero.






-66-


Caso en que ha-
ya mos de un
interventor.


presdndose en la diligencia el nombre de la
persona por cuya cuenta se haya verificado
la intervenci6n.
"Si se presentaren varias personas a
prestar su intervenci6n, sera preferido el
que lo hiciere por el librador; y si todos quie-
ren intervenir por endosantes, sera preferi-
do el que lo haga por el de fecha anterior."


Preferencia. La intervenci6n ha recibido diversos nombres en
las legislaciones extranjeras: asi, por ejemplo, el de-
recho italiano le llama "intervenzione per onore;"
otros C6digos dicen "intervenci6n para honrar la fir-
Legislaci6n ex- ma." Sea lo que fuere, la intervenci6n supone la in-
tranjera. tromisi6n de un amigo del librador o endosantes, en
la aceptaci6n o el pago de una letra de cambio.
Raz6n de ser En el caso de que se presented various intervento-
del art. 511. res, el legislator prefiere el que lo sea por el libra-
dor, porque pagando por 6ste el interventor, es indu-
dable que se extinguen las responsabilidades de los
endosantes. El mismo criterio sigue el legislator tra-
tandose de various endosantes, porque tambi6n prefi-
riendo al primero se extinguen las obligaciones de los
Stm pificacibn demis que le siguen en orden. De todos modos, lo
de responsabili-
dades. que quiere el legislator es simplificar las responsabi-
lidades.


El interventor
es aceptante:
sus obligacio.
Tes.
Subrogaci6n.










Derecho de re-
petir: contra
quien procede,


ARTicuiL 512.-"El que prestare su in-
tervenci6n en el protest de una letra de
cambio, si la aceptare, quedard responsible
a su pago como si hubiese sido girada a su
cargo, debiendo dar aviso de su aceptaci6n,
por el correo m6s pr6ximo, a la persona por
quien ha intervenido; y si la pagare, se
subrogarA en los derechos del portador me-
diante el cumplimiento de las obligaciones
prescritas a 6ste, con las limitaciones si-
guientes:
"]--Pagindola por cuenta del librador,
s61o 6ste le respondera de la cantidad desem-
bolsada, quedando libres los endosantes.
"2--Pagandola por cuenta de uno de 6s-






-67-


tos, tendra derecho a repetir contra el mis-
mo librador, contra el endosante por cuen-
ta de quien intervino y contra los demas que
le precedan en el orden de los endosos, pero
no contra los que sean posteriores."

El C6digo, en la primera parte de este articulo,
exige que se notifique al librador o endosante por
quien se haya intervenido, con el objeto de que pue-
da pagar. Esto en cuanto a la aceptaci6n de la letra
respect, porque con referencia al pago, si el inter-
ventor abon6 el valor de la letra, es evident que se
subroga en los derechos del tenedor contra el librador
o contra este y los endosantes en el orden que esta-
blece este articulo que anotamos, y nunca contra los
endosantes que sean posteriores a aquel por quien
se intervino. La doctrine del C6digo no puede ser
mis just.

ARTICULo 513.-"La intervenci6n en la
aceptaci6n no privard al portador de la le-
tra protestada del derecho a exigir del li-
brador o de los endosantes el afianzamiento
a las results que este tenga."

TratAndose de aceptaci6n, se exige al interventor
que preste fianza, la cual puede considerarse como una
especie de provision de fondos legal. Esto se hace
con el objeto de evitar la intromisi6n de un hombre
completamente insolvente, que burlaria al portador
en beneficio del librado.

ARTiCULO 514.-" Si el que no acept6 la le-
tra, dando lugar al protest por esta falta,
se prestare a pagarla a su vencimiento, le
sera admitido el pago con preferencia al que
intervino o quiso intervenir para la acepta-
ci6n o el pago; pero serdn de su cuenta los
gastos causados por no haber aceptado la le-
tra a su tiempo."

Nos parece natural este precepto, pues debe pre-
ferirse aquel que directamente contrajo la obligaci6n,


Notificaci6n al
librador y en-
dosantes.










A S a nzamiento
en caso de in-
tervenci6n.




Raz6n de ser
del art. 513.





Caricter subsi-
diario del inter-
ventor.






-68-


Intervenci6n on
ol pago de le-
tras perjudica-
das.





Acci6n fitil.


porque, despu6s de todo, el interventor tiene carActer
subsidiario para el caso de que el obligado a hacer el
pago no lo realize. Pero debe necesariamente pagar
tambien los gastos que por su negative a la aceptaci6n
a su tiempo haya ocasionado.

ARTICULO 515.-"El que interviniere en el
pago de una letra perjudicada, no tendrA o-
tra acci6n que la que competiria al portador
contra el librador, que no hubiese hecho a
tiempo la provision de fondos, o contra aquel
que conservara en su poder el valor de la le-
tra, sin haber hecho su entrega o reembolso."

Quiere decir este precepto que el que interviniere
en el pago de una letra de cambio perjudicada, s6lo
tiene una acci6n de las llamadas tiles o de indemni-
zaci6n contra el que se halle en deseubierto.

SECCION DECIMA


DE LAS ACCIONES QUE COMPETE AL PORTADOR DE
UNA LETRA DE CAMBIO


Acci6n cambia-
ria o de reem-
bolso.








CuAndo procede
esta acci6n.


ARTiCULO 516.--"En defecto de pago de
una letra de cambio presentada y protesta-
da en tiempo y forma, el portador tendrA
derecho a exigir del aceptante, del librador
o de cualquiera de los endosantes, el reem-
bolso con los gastos de protest y recambio;
pero intentada la acci6n contra alguno de
ellos, no podrA dirigirla contra los dem6s,
sino en caso de insolvencia del demandado."

Este articulo se refiere a la acci6n cambiaria o de
reembolso de que ya hemos hablado en phginas ante-
riores. Para que proceda esta acci6n, es necesario
que se haya protestado la letra por falta de pago, por-
que si no lo hace el portador, se vera obligado a ejer-
citar, no la acci6n cambiaria a que se refiere este ar-
ticulo, sino la acci6n de indemnizaci6n contra el que
se halle en descubierto. Si se tratara de protest por
falta de aceptaci6n, la acci6n que se deberia ejerci-







-69-

tar seria la de garantia que eligiera el tenedor entire
las tres que le ofrece el C6digo en el articulo corres-
pondiente, y del cual ya hemos hablado.
Agrega el precepto que anotamos, que el tenedor de
la letra no puede dirigirse contra uno de los endosan-
tes o el librador mientras no se demuestre la insol
vencia del primer demandado. Este precepto tiene
por objeto evitar los abuses del acreedor, y lo repro-
duce el C6digo ar tratar del cobro de los dividends
pasivos en las acciones nominativas. (1) La misma
doctrine sigue el derecho privado general, es decir,
el derecho civil, en la secci6n del libro cuarto que se
refiere a las obligaciones solidarias. (2)

ARTiCULO 517.-" Si el portador de la le-
tra protestada dirigiere su acci6n contra
el aceptante antes que contra el librador y
endosantes, hara notificar a todos ellos el
protest por medio de notario p-iblico, den-
tro de los plazos sefialados en la secci6n quin-
ta de este titulo para recoger la aceptaci6n;
y i se dirigiere contra alguno de los segun-
dos, hara dentro de los mismos plazos igual
notificaci6n a los demds.
"Los endosantes a quienes no se hiciere es-
ta notificaci6n quedarin exentos de respon-
sabilidad, aun cuando el demandado result
insolvente, y lo mismo se entendera respect
del librador que probare haber hecho opor-
tunamente provision de fondos."

El C6digo quiere que se haga' a notificaci6n a que
se refiere este articulo, a los efectos de dar a los en-
dosantes o librador una oportunidad para que reali-
cen el pago. La emisi6n de esa notificaci6n trae co-
mo consecuencia la no responsabilidad de los endosan-
tes o librador a quienes no hubiese sido hecha. Esta
sanci6n nos parece excesiva. Perdiendo esta acci6n
el portador de la letra puede hacer uso de una acci6n

(1) Pfrrafo 39 del articulo 164 del. Cdigo de comercio.
(2) Articulo 1144 del C6digo civil.


Obllgaci6n soli-
daria.
Art. 164 del C6-
digo de comer-
do.



Art, 1144 del
C6digo civil

So 1 i flcaci6n:
cuindo procede
y a qui6n se
hace.








Sanci6n.







Raz6n de ser
del art. 517.


Accifn de
demnizaci6n.







-70-


Cobro parcial de
una letra.
Art. 516.





Quiebra del eje-
cutado.







Obllgacidn man-
comunada.


fitil contra el que est6 en descubierto, acci6n que no
es otra que la llamada de indemnizaci6n.
ARTICULO 518.-" Si hecha exclusion en los
bienes del deudor ejecutado para el pago o
reembolso de una letra, s6lo hubiere podido
percibir el portador una parte de su credito,
podri dirigirse contra los demis por el res-
to de su alcance hasta su complete reembol-
so, en la forma establecida en el articulo
516.
"Lo mismo se verificara en el caso de de-
clararse en quiebra el ejecutado; y si todos
los responsables de la letra se encontraren
en igual caso, tendr6 el reclamante derecho
a percibir de cada masa el dividend corres-
pondiente a su credito, hasta que sea extin-
guido en su totalidad."

Este es un caso de mancomunidad que nos demues-
tra que la obligaci6n solidaria encierra tantas obliga-
ciones mancomunadas como deudores haya.


AnTTIULO 519.-"E1 endosante que reem-
bolsare una letra protestada, se subrogara
en los derechos del portador de la misma, a
saber:
Subrogaci6n del "--Si el protest fuere por falta de acep-
endosante. taci6n, contra el librador y los demis endo
santes que le precedan en orden, para el
afianzamiento del valor de la letra, o el de-
p6sito en defecto de fianza.
Preiacifny pre- '"2---Si fuere por falta de pago, contra el
ferencia, mismo librador, aceptante y endosantes que
le precedan, para el reintegro del valor de
la letra y de todos los gastos que hubiere sa-
tisfecho.
"Si para el reembolso concurrieren el li-
brador y endosantes, sera preferido el libra-
dor; y, concurriendo s61o endosantes, 1] de
fecha anterior."







-71-


En el primer caso, el endosante se subroga en las
acciones de garantia que compete al portador de la
letra. En el segundo caso, se subroga por las accio-
nes de reembolso. El C6digo prefiere el librador cuan-
do 6ste concurre con los endosantes, a los efectos de
simplificar las responsabilidades. Sigue el mismo cri-
terio que en la intervenci6n, criterio perfectamente
aplicable al caso de concurreneia de dos o mis endo-
santes. Desde luego que se preferird el de fecha an-
terior, o sea, el mis antiguo.

ARTiCULo 520.-" Tanto el librador como
:cualquiera de los endosantes de una letra
protestada, podran exigir, luego que league
a su noticia el protest, que el portador re-
ciba el imported con los gastos legitimos y les
entregue la letra con el protest y la cuen-
ta de resaca."

Esto es una consecuencia del articulo 517.

AnTiCULO 521.-"La acci6n que nace de
las letras de cambio para exigir en sus ca-
sos respectivos del librador, aceptantes y
endosantes el pago o el reembolso, sera eje-
cutiva, debiendo despacharse la ejecuci6n,
en vista de la letra y del protest, sin otro
requisite que el reconocimiento judicial que
hagan de su firm el librador o endosantes
demandados. Igual acci6h corresponder6
.al librador contra el aceptante para compe-
lerle al pago.
"El reconocimiento de la firma no sera ne-
*cesario para despachar la ejecuci6n contra
el aceptante, cuando no se hubiere puesto
tacha de falsedad en el acto del protest por
falta de pago."

La ley de Enjuiciamiento civil establece que la le-
tra de cambio es un titulo ejecutivo siempre que jun-
to con ella se acompafie el acta del protest al que


Explicaci6n.
liTediaci6n.


Derechos del 11-
brador y endo-
santes de una
letra protesta-
da.


Acci6n ejecu-
tiva.
Accl6n cambia-
ria judicial.















Inciso 49 art.
1427 Ley de En-
juiciamiento Ci-
vil.








-72-


Excepciones que
compete al de-
mandado: arts.
1462 y 1463 Ley
de EnJ. Civil.










Acci6n cambia-
ria extrajudi-
cial.


Acciones de ga-
rantia: procedi-
miento. Articu-
los 2089, 2090 y
2091 Ley de
Enj. Civil,










Arts. 481, 492 y
498 del C6digo
de comercio.


no hubiere precedido tacha de falsedad en la acepta-
ci6n por parte del aceptante. (1)
El demandado puede opener excepciones a la le-
tra de cambio, excepciones que son cinco, a saber: 1l
Caducidad de la letra (es decir, una letra que no vale
como tal, pero que no esta prescrita. La letra cadu-
cads ep aquella que produce una acci6n itil contra el
que tenga el dinero, para evitar que se enriquezca en
perjuicio del tenedor de la misma). 2. Falsedad de
la letra o del acto que le hubiere dado fuerza ejecuti-
va. 3: Pago. 4a Compensaci6n de cr6dito liquid que
result de document que tenga fuerza ejecutiva. 5.
Prescripci6n. 6. Quita o espera probada por escriturA
piblica o por document privado reconocido en jui-
cio. (Articulo 1462 y 1463 de la ley de Enjuiciamien-
to civil).
De esta manera se ejercita la acci6n cambiaria ju-
dicial. Para ejercitar la cambiaria extrajudicial es
necesario valerse de una letra de resaca, de la que
hablaremos en seguida.

ARTICULO 522.-"La acci6n que.se ejerci-
ta para conseguir el afianzamiento o el de-
p6sito del valor de una letra de cambio on
los casos en que proceda con arreglo a ]o
dispuesto en los articulos 481, 492, y 498 de
este C6digo, se acomodarA a los trAmites pre-
venidos en el libro III, parte II, titulo III
de la ley de Enjuiciamiento civil, bastando
acompafiar a la demand, en el primer ca-
so, el protest que acredite ]a falta de la
aceptaci6n de la letra."

Veamos los articulos de la ley de Enjuiciamiento
civil que a esta material se refieren:
Articulo 2089.-"En los casos en que, de acuerdo
con lo dispuesto en los articulos 481, 492 y 498 del
C6digo de comercio, proceda el embargo o dep6sito
provisional del valor de una letra de cambio, el que
ro solicite lo pedirA al juez por escrito."
Articulo 2090.-"E1 juez, en vista de la solicitud,
mandarh requerir a quien proceda para que deposit
el valor de la letra. Este dep6sito, no habiendo con-

(1) Articulo 1427, inciso 49







-73-


formidad entire los interesados, se harA en el estable-
cimiento pfiblico destinado al efecto, y si esto no pu-
diere tener lugar, en un comerciante matriculado de
reconocida responsabilidad, o en su defecto, en per-
sona que tenga esta filtima circunstancia."
Articulo 2091.-"Verificado el embargo o dep6si-
to, el juez fijard al que 'o haya solicitado un termi-
no prudential para que present la segunda letra
de camllo o pida en el juicio correspondiente el em-
bargo definitive de su valor; apercibido de que trans-
currido dicho t6rmino sin haberlo verificado, se alza-
r6 el embargo provisional o dep6sito. Este plazo so
fijarh teniendo en cuenta la distaneia y facilidad de
comunicaciones que exista con la plaza o punto don-
de se haya expedido la letra, y sera prorrogable por
just causa, a juicio del juez."
Y ahora continuemos con el C6digo de comercio:

ARTICULO 523.--"Contra la acci6n ejecu-
tiva por letras de cambio, no se admitiran
mAs excepciones. que las consignadas en la
ley de Enjuiciamiento civil."

Nos remitimos al comentario del articulo 521.

ARTICULO 524.-"La cantidad de que un
acreedor haga remisi6n o quita al deudor
contra quien repita el pago o reembolso de
una letra de cambio, se entenderd condona-
da tambibn a los demds que sean responsa-
bles de las results de la cobranza."

Como se trata de una obligaci6n solidaria, todo
aquello que beneficie a un deudor solidario se entien-
de que beneficia a los demis. Concuerda con el ar-
ticulo 1143 del C6digo civil. (1)

ARTICULO 525.-"No tendra efecto la.ca-
ducidad de la letra perjudicada por falta de

(1) Articulo 1143 (C6digo civil).-" La novaei6n, com-
pensaci6n, confusion o remisi6n de la deuda, hechas por cual-
quiera de los acreedores solidarios o con eualquiera dde los
deudores de la misma clase, extinguirA la obligaci6n, sin per-
juicio de lo dispuesto en el artlculo 1146".


Art. 521 del 06-
digo y 1462 y
1463 Ley de
Enj. Civil.


Remisi6n o qui-
ta: sus efectoe.






Art. 1143 del
C6digo civil.



Casos en que no
caduca la letra:







-74-


Explicaci6n. presentaci6n, protest y su notificaci6n en
los plazos que van determinados respect
del librador o endosantes que, despues de
transcurridos dichos plazos, se hubiere sal-
dado del valor de la letra en sus cuentas con
el deudor, o reembolsado con valores o efec-
tos de su pertenencia."


Interds que de-
vengan las Ia-
tras.


Ejercicio de la
accidn extraju-
dicial de reem-
bolso.
Derecho italia-
no,
Diferencias en-
tre la letra de
cambio y la de
resaca.





Derechos inhe-
rentes a la re-
saca.






Par ti das que
comprende la re-
saca.


ARTiCULo 526.-"Las letras de cambio
protestadas por falta de pago, devengarin
interns, en favor de los portadores, desde la
fecha del protesto"

SECCION UNDECIMA
DEL RECAMBIO Y RESACA
Este es un procedimiento extrajudicial por medio
del cual se ejercitan las acciones de reembolso. La
letra de resaca la gira el tenedor contra el librador,
y ha sido lamada en derecho italiano letra "in via
di regresso."
La letra de cambio y la de resaca se diferencian en
que la filtima no necesita la provision de fondos, a
menos que el tenedor gire por cuenta de un tercero,
como, por ejemplo, si la gira un banco por cuenta
del mismo, pero a nombre del propio tenedor o toma-
dor de la letra.
Veamos el articulado del C6digo:

ARTICULO 527.-"E1 portador de una letra
de camhio nrotestada podr6 reembolsarse
de su imported y gastos de protest y recam-
bio girando una nueva letra contra el libra-
dor o uno de los endosantes, y acompafiando
a este giro la, letra original, el testimonio
del protest y la cuenta de resaca, que s6lo
contendra las partidas siguientes:
"1P-Capital de la letra protestada.
"2--Gastos de protest.
"3--Derechos del sello para la resaca,
"4--Comisi6n de giro a uso de la plaza (lo
que cobra por su trabajo el portador con-






-75-


vertido en librador, es decir, lo que ha paga-
do al banco para que 6ste haga el giro, por
ejemplo).
"5--Corretaje de la negociaci6n.
"6W--Gastos de correspondencia.
"7--Daiio de recambio (diferencia del
premio de la moneda).
"Eh esta cuenta se expresard el nombre de
la persona a cuyo cargo se gira la resaca."

ARTICULO 528.--"Todas las partidas de la
resaca se ajustar6n al uso de la plaza, y el
recambio al curso corriente al dia del giro;
lo cual se justificard con la cotizaci6n ofi-
cial de la bolsa, o con certificaci6n de agent
o corredor official, si los hubiere, o, en su de-
fecto, con la de dos comerciantes matricula-
dos."

ARTICULO 529.-"No podra hacerse mas
que una cuenta de resaca por cada letra de
cambio, cuya cuenta satisfardn los endosan-
tes de uno en otro hasta que se extinga con
el reembolso del librador.
"Tampoco habrd que abonar mis de un re-
cambio, y su imported se graduara aumentan-
do o disminuyendo la part que a cada uno
corresponda, segfin que el papel sobre la pla-
za a que se dirija la resaca, se negocie en la
de su domicilio con premio o con descuento,
cuya circunstancia se acreditard mediante
certificaci6n de agent, corredor o comer-
ciante."

La letra de recambio si se puede multiplicar, es
deeir, se pueden expedir various ejemplares de un mis-
mo tenor. En cambio, la cuenta de resaca s6lo puede
expedirse una por cada letra de cambio, o mejor di-
cho, por eada letra de recambio, porque la cuenta sir-
ve para reintegrarse y no para especular.


Usos de la pla-
za.







La letra de re-
saca debe ser
una sola.













Explicacl6n.






-76 -


Intereses mora-
torios: art. 63
del C6digo.


. ARTiCITLO 530.-"El portador de una re-
saca no podra exigir interns legal de su im-
porte, sino desde el dia en que requiriese, en
la forma del articulo 63 de este C6digo, a la
persona de quien tenga derecho de cobrar-
]a.'"


El articulo 63 se refiere a los casos en que por ,de-
recho mercantil se incurre en mora, y preceptfa que
las obligaciones que tienen fijado plazo deben cum-
plirse cuando 6ste venza; de otra manera incurre el
deudor en mora desde el dia siguiente a su vencimien-
to. TratAndose de obligaciones que no tengan plazo
fijado, la mora empezarA a contarse desde el dia en
que el acreedor interpelare al deudor o le intimare la
protest de dafios y perjuicios ante notario, juez u
otro funcionario pfiblico autorizado para admitirla.


INSTITUCIONES EXTRANJERAS AFINES A LA LETRA DE
CAMBIO

LETRA DE CAMBIO SOBRE FRUTOS


"Ordine in de-
rrate". Su con-
cepto.

Su origen. Ie-
gislaci6n italia-
na.




CuAl es el obje-
to de esta letra,


Esta letra l1amada tanibi6n 6rdenes sobre semillas
o granos, y por los italianos "ordine in derrate", no
se encuentra regulada de una manera expresa en nues-
tro C6digo de comercio.
Naci6 la instituci6n que estudiamos a virtud de los
usos mercantiles de Sicilia, llamada, con raz6n, el
granero de Italia; cuyos usos fueron mis tarde eleva.
dos a la categoria de preceptos legales en el C6digo
mercantil italiano de 1865 y despu6s en el vigente de
1883, en el cual se encuentra regulada por los articu-
los 333 a 338.
Estas letras de cambio, que s6lo existen en la le-
gislaci6n italiana, tienen por objeto la consigna de
una cierta cantidad de frutos o granos en vez de una
cantidad de dinero, es decir, que el pago se hace en
aquellos y no en 6ste, como normalmente ocurre.
Mediante el contrato de cambio que estudiamos,
uno de los contratantes se obliga con respect del o-
tro a conducir o a hacer conducir los frutos o granos
a un establecimiento, para que de 6ste se los den o
entreguen, y el dador de los frutos da al otro con-







'77-


tratante un document analogo a las letras de 'cam-
bio, a cuya presentaci6n le serhn entregados los fru.
tos. Veamos un ejemplo: A se compromete a vender
a C una cantidad cualquiera de frutos, y los deposi.
ta en un almac6n al mismo tiempo que entrega a C
una "ordine in derrate", o sea una letra sobre fru-
tos. Cuando el propio C present la letra en el alma-
c6n en que los frutos estin depositados, 6stos le se-
ran entregados. A, vendedor es el librador; C, com-
prador es el tomador de la letra; y el establecimiento
en donde los frutos estan depositados es el librado.
De modo que los principals personajes que intervie-
nen, en toda letra de cambio normal, figuran en 6sta
especial que estudiamos.
Hemos dicho anteriormente acerca de este contra-
to, que entire nosotros recibe el nombre de liga de azi-
cares, segin una opinion, (1) que no estA regulado
expresamente en nuestra legislaci6n mercantil; pe-
ro, de acuerdo con la opinion de algunos juristas, es-
ta instituci6n se encuentra regulada implicitamente
en nuestra ley de Enjuiciami6nto civil.
Los motives o fundamentos que se invocan para
justificar esa opinion, que bien puede ser err6nea,
son los preceptos contenidos en los articulos 1433 y
1434 de la referida ley de Enjuiciamiento civil vi-
gente.
Dichos preceptos estan redactados de la manera
siguiente:
Articulo 1433.-"S61o podri despacharse ejecu-
ci6n:
"19-Por cantidad liquid en dinero efectivo, que
exceda de mil pesetas (enti6ndase de itreseientos pe-
sos en moneda official .
"29-Por cantidad liquid en especie computando-
ra a metklico, siempre que su valor excediere de mil
pesetas (quinientos pesos).
"En ambos casos sera precise que haya vencido
el plazo de la obligaci6n."
Articulo 1434.-"Cuando la deuda consista en al-
guna de las species que se cuentan, pesan o miden,
se hard la computaci6n a metlico por el precio pac-
tado en la obligaci6n, y, en su defecto, por el precio
medio que tuviere la especie en el mercado, acredi-
tAndolo con certificaci6n de los Sindicos del Colegio
de Corredores si lo hubiere en la poblacin; y no ha-

(1) El Dr. Cueto opina asi.


Ejemplos.













Liga de azica-
res.





La "ordine in
derrate ebn
nuestro derecho
vigente: 'arts.
1433 y 1434 Ley
de Enj. Civil.























Legislaci6n de
Italia: arts. 333
a 338 del C6di-
go de comercio.
Definici6n.



Requisitos.










Acciones y de-
rechos que com-
peten al posee-
dor.


-78-

bi6ndolo, con certificaci6n de la autoridad municipal
correspondiente, quedando a salvo su derecho al deu-
dor para pedir la reducci6n si acreditare que hubo
exceso, oponi6ndose a la ejecuci6n. El actor deberA
presentar dicha certificaci6n acompafiindola a la de-
manda."'
Se agrega que como la ley no hace distinciones en-
tre los titulos ejecutivos que han de representar la
deuda en frutos o en especie, es evidence que tambi6n
comprende la letra de cambio, que es, como sabemos,
un titulo ejecutivo. De modo que podemos afirmar,
siguiendo esa opinion, que en nuestra legislaci6n exis-
ten, hasta cierto punto, las llamadas "ordini in de-
rrate."
Veamos ahora los preceptos del C6digo de comer-
cio italiano que regulan y definen esta material, pre-
ceptos que segfin dijimos antes, esthn contenidos en
los articulos 333 a 338 del repetido C6digo.
Articulo 333.-La "ordine in derrate" es una le-
tra de cambio que se regira por las disposiciones del
present capitulo (1), salvas las modificaciones con-
tenidas en los articulos siguientes.
Articulo 334.-La "ordine in derrate" debe con-
tener la denominaci6n de "letra de cambio" o de
"ordine in derrate" expresada en el context del do-
cumento, e indicar la especie, la calidad y la canti-
dad de los frutos que se deben consignar.
Articulo 335.-En la "ordine in derrate" se debe
determinar el tiempo dentro del cual se har6 la con-
signa.
La falta de esta determinaci6n le priva de la cua-
lidad de letra de cambio, salvos los efectos de la obli-
gaci6n segin su naturaleza civil o mereantil.
Articulo 336.-"Llegado el t6rmino prefijado en la
"ordine in derrate", esth facultado el poseedor de
ella para exigir su cumplimiento mediante el trans-
porte de los frutos o granos por tierra o por mar, o
mediante el transport de los mismos a otros luga-
res de dep6sito o almacenes.
Si el poseedor quiere retener los frutos o granos
en los lugares de dep6sito o en los establecimientos
en donde se hallen, mayor tiempo del expresado en
la "ordine", y los usos locales lo consienten, se en-
tiende que los frutos o granos quedan en dichos lu-
gares por cuenta y riesgo del poseedor.

(1) Seeci6n XIII del Oapitulo I del Titulo X.







--79-


.Articulo 337.-A falta de convenio especial o de
usos locales, los gastos de consignaci6n y particular-
mente los de media y peso, esthn a cargo de quien de-
be hacer la enttrega; los gastos de recepci6n debe abo-
narlos aquel a cuyo favor se hace la consignaci6n de
los frutos o granos.
Articulo 338.-E1 precio de los frutos no consigna-
dos se regular, en cuanto a la indemnizaci6n y al reem-
bolso, segfin el precio corriente en la plaza o lugar y
en la 6poca establecida para la consigna- El pre-
cio corriente se determine segin las disposiciones del
articulo 38. (1)


Gastos de con-
signaci6n, me-
dida y peso: ley
supleto0a.



Precio de los
frutos no con-
signados.


LETRA DE CAMBIO EN BLANCO


Veamos ahora esta letra de cambio llamada por los
italianos "cambiale in bianco."
No tiene dicha instituci6n asiento en la legislaci6n
mercantil, sino que su existencia se debe a usos y prec-
ticas de los comerciantes alemanes e italianos. No obs-
tante, la letra de cambio en blanco ha sido, hasta cier-
to punto, admitida por la jurisprudencia de los Tri-
bunales de Italia, al declarar, en numerosas resoln-
ciones, que los requisitos de las letras de cambio no
son necesarios en el moment de su expedici6n, sino
s6lo en la oportunidad de su presentaci6n al pago.
De este modo, y teniendo en cuenta que la 'cambiale
in bianco" es una letra imperfecta a la cual se ha su-
primido el nombre del tomador y la fecha, los Tribu-
nales italianos, al pxigir las formalicdades del docu-
mento, s61o en los momentos de su presentaci6n al co-
bro, acepta implicitamcnte la legaiidad de las letras
cn 1:lanco, ya que el poseedor de ellas puede llenar con
su nombre el lugar destinado al tomador y poner la
fe:,.la que estime conveirniente, present.indola al cobro
con tcdos los requisitcs i.e la literalidad y la solemni-
dad.

(1) Dicho articulo 38 dice lo siguiente: Cada vez ,que sea
necesario determinar el just precio o el corriente de los fru-
tos o granos, 'de las mercaderias, de los transportes, del flete
de las naves, de los premios del seguro, de los precious corrien-
tes de los ceambios, .de los efectos pdblicos y ,de los titulos
industriales, se tomarA de las listas de Bolsa o de los Boleti-
nes mercuriales -del lugar de la ejecuci6n del contrato, o, a
falta de estos medios por las del lugar mks vecino o por otro
medio cualquiera de prueba.


Origen de esta
instituci6n,
Jurispruddncia
italiana.


Concept de la
letra de canbio
en blanco.







-80-


Ley italiana de
31 Diciembre de
1907: art. 89




La cambiale
in bianco" en
nuestra legisla-
ci6n.




Art. 465 del 06-
digo.




Endoso en blan-
co.









Ventajas de la
letra en blanco.


Otro antecedente que demuestra c6mo la instituci6n
que estudiamos se admit en Italia, lo tenemos en el
articulo 89 de la ley italiana de 31 de Diciembre de
1907, que dice que "las letras de cambio en blanco es-
tan sujetas al mismo impuesto del timbre que las que
tienen un t6rmino de vencimiento superior a seis me-
ses." (1)
No puede afirmarse que esta letra que estudiamos
no tenga antecedentes en todas las legislaciones con-
temporineas, despues de la promulgaci6n de la ley
alemana del aio 1848. En nuestro C6digo de comer-
cio, por ejemplo, como antecedente de la cambial que
examinamos ahora, existe el llamado endoso en blan-
co, endoso irregular que carece de todos los requisitos
del perfect, y s6'o contiene la firm del endosante.
Dicho endoso se encuentra regulado en el articulo
465 de nuestro C6digo mercantil, cuyo studio hici-
mos oportunamente. Y estimamos que es un antece-
dente de la letra de cambio en blanco, aunque no de
un modo absolute, porque el endoso no es otra cosa
que una letra abreviada.
Antiguamente el endoso en blanco hubiera sido ab-
surdo, dado el car~cter de la letra de cambio, que era,
segin se ha expuesto anteriormente, la expresi6n es-
crita del contrato cambiario. Pero, segfin hemos vis-
to, la legislaci6n alemana del afio 1848 modific6 to-
talmente el concept de la letra, llegando en la actua-
lidad este document a gozar de vida propia e inde-
pendiente, constituyendo un titulo de cr6dito trans-
misible por medio del endoso.
AI estudiarse la mencionada ley alemana, los co-
merciantes de Alemania recomendaron a los juriscon-
sultos encargados de hacer este studio, que excusaran
las obligaciones del endosante convirtiendo la letra al
portador; de modo que al endosarla el tomador desa-
parece el endosante, y asi sucesivamente a media que
la letra se va transfiriendo, y, por tanto, desaparece
la responsabilidad de los endosantes y del librador.
De esta manera se conseguia una especie de alivio
contra la rigidez de la letra de cambio en cuanto a
su literalidad, y al mismo tiempo se contribuia a fa-
cilitar y acelerar las negociaciones mercantiles. Pa-
ra conseguir estos fines no era possible rear institu-
ciones adecuadas ni leyes especiales, sino que lo pro-
cedente debia ser ajustar ciertas reglas de derecho a

(1) VWase Montessori: Diritto Commerciale, Padova, 1920.







-81-


las necesidades que se hacian sentir; lo cual trajo co-
mo consecuencia la adulteraci6n de las instituciones
juridicas vigentes, hasta que su prkctica fu6 admiti-
da y sancionada por los Tribunales y por leyes pos-
teriores, como ha sucedido en Italia con la letra de
cambio en blanco, sobre todo si se tiene en cuenta que
con las modificaciones que. introduce dicho documen-
to no se viola ni altera en lo mds minimo el orden mo-
ral ni las buenas costumbres.
El criterio de los comerciantes alemanes fu6 acep-
tado por los redactores de la famosa ley, sobre todo
porque tuvieron en cuenta que el portador de la ]e-
tra podia en cualquier moment endosarla a su nom-
bre o al de un tercero, lo mismo que si se tratara de
un document a la orden. Se permiti6 entonces que
la letra expedida a la orden no fuese suscep-
tible de transmisi6n por medio del endoso, y que se
pusiera en la propia letra la frase "no endosable."
Entrando'ya en material podemos definir la letra
de cambio, siguiendo la opinion de algunos, diciendo
que consiste en un papel en blanco que s6lo contiene
la firm del librador. Esta definici6n es defectuosa,
porque la letra en esas condiciones sera pagar6, ya
que el tercero, librado, no intervene en la negocia-
ci6n. AdemAs, el no expresarse la cantidad en la le-
tra daria lugar a que cualquier tenedor de ella pu-
siese la que deseara, haciendo possible la negociaci6n
de estos documents, ya que nadie se aventuraria a
pagar una cantidad mayor de la que realmente debe.
Bien es verdad que en el endoso en blanco se su-
prime, entire otras cosas, la cantidad; ,pero la cues-
ti6n es completamente distinta, porque el endoso se
refiere a una letra en cuyo texto se ha fijado la cuan-
tia de la suma que es necesario pagar; de manera que
en un endoso en blanco, el tenedor de la letra no pue-
de exigir cantidad mayor que la consignada en la mis-
ma. A la letra en blanco no es aplicable esta doctri-
na, porque se trata de la misma letra y no de su en-
doso.
El verdadero concept de la letra de cambio en
blanco es el de un document en el' cual se ha supri-
mido, segun hemos expuesto en pAginas anteriores,
el nombre del tomador y la fecha. En este caso la le-
tra de cambio en blanco constitute una verdadera
obligaci6n abstract, segfin el sentir de algunos, pero
s6lo cuando la letra se transmit del primer endosa-
tario a los demas en orden sueesivo, que es precisa-


Letra no endo-
sable.







Diversos crite-
rios sobre esta
instituci6n.
Critical.








Diferencia en-
tre la letra en
blanco y el en-
doso en blanco.






Nuestra opinl6n
sobre la letra
en blanco.







-82-


Desgiose de la
causa.
iEs literal la
letra en blanco?




Estudio de la
cuesti6n.
La letra en
blanco encierra
un contrato con-
sensual: opinion
de Brunetti.

















La letra en
blanco es un ti-
tulo al. porta-
dor.


mente cuando tiene lugar el llamado desglose de la
causa que estudiamos oportunamente.
La cuesti6n principal que surge al estudiar esta
instituci6n es la referente a si la letra de cambio en
blanco es un document literal, y si los derechos y obli-
gaciones que de ella se derivan deben regirse por las
mismas disposiciones que regulan la letra de cambio
perfect.
Esta cuesti6n, dentro de nuestro derecho positive,
es de ficil resoluci6n, porque la letra que carezca de
alguna de las formalidades que la ley establece, se re-
putarA pagar6, promesa de pago o un document sin
valor alguno. De manera que la "cambiale in bian-
co", no puede estimarse como un contrato literal, ni la
obligaci6n que de ella se deriva es cambiaria. Ahora
bien, 6 que clase de contrato contiene dicha letra de
cambio? La imperfecci6n de la letra no quiere decir
que no produzea efectos juridicos, siempre que de
ella se derive la fuerza obligatoria 'de un'contrato. Es.
te contrato tiene que ser consensual, segfn la opi-
ni6n de Brunetti (1), cuyo contrato esta expresado
por medio de la propia letra, pero no de una manera
solemne, sino simplemente escrita.
Pero surge otra cuesti6n, y es la de que la letra
de cambio en blanco podri constituir un contrato
consensual, pero esto s6lo es aplicable a los que di-
rectamente intervienen en su negociaci6n; pero cuan-
do la letra pasa a manos de una tercera persona, la
obligaci6n que de ella se deriva es abstract, es decir,
sin causa.
Nuestra opinion acerca de la letra de cambio en
blanco, es la de que dicho document constitute un
titulo al portador, por la seneilla raz6n de que puede
transferirse sin necesidad del endoso ni de la cesi6n,
sino por la simple entrega. El hecho de que el posee-
dor de ella pueda endosarla a su nombre o al de un
tercero, no impide su transmisi6n por medio de la en-
trega.


DE LAS LETRAS DE CAMBIO FALSIFICADAS

El C6digo espafiol, a diferencia de las legislaeio-
nes extranjeras, no dice nada con respect de las le-
tras de cambio falsificadas. Sin embargo, las trata

(1) La eambiale in bianco. Torino, 1908.







-83-


indirectamente en los articulos 464 y 480, segfin he-
mos visto al hacer su studio.
Aparte de la falsificaci6n de la letra por la alte-
raci6n de la fecha, las legislaciones extranjeras re-
conocen tres maneras de falsificarlas, que son: fal-
sificando la firm del librador; falsedad de la acep-
taci6n; y falsificando la cantidad valor de la letra.
Veamos estos tres casos separadamente, asi como los
efectos civiles de la falsificaci6n.
PRIMER CASO:-Falsedad de la firma del librador.
La letra, desde el punto de vista civil, es eficaz contra
el interventor, indicado y endosantes, y la victim del
delito es el primero que la tom6 y la hizo circular,
creando una series de derechos entire los demis por
cuyas manos ha pasado la letra.
SEGUNDO CASO:-Falsedad de la aceptaci6n. Se
trata de una letra vdlida que no fue presentada a
tiempo o que presentada a tiempo no fue aceptada y
no se sac6 el correspondiente protest. El tenedor
entonces falsifica la aceptaci6n. El perjudicado es
el propio tomador o tenedor, pero tiene derecho a la
acci6n de indemnizaci6n que no es susceptible de co-
miso; y decimos que tiene este derecho, porque el Ii-
brador ha expedido la letra y los endosantes la han
adquirido y transmitido a su vez a los demos. El
finico defecto que tiene la letra estriba en la falsedad
de la aceptaci6n. De manera que la victim del deli-
to es el mismo que lo ha cometido.
TERCER CASO :-Falsificaci6n de la cantidad de la
letra. Se libr6 una letra por cien pesos y el porta-
dor falsifica la cantidad y describe en el document
doscientos pesos en vez de cien. El aceptante, que
esti avisado, no sera sorprendido y aceptarh la letra
s6lo por cien pesos haciendo uso del derecho que le
concede el articulo 479 del C6digo de comercio. Si
s6lo acepta por cien, el tomador o tenedor de la letra
tiene derecho a protestar por el rest, hacienda uso
tambien de la facultad que le concede 4 propio arti-
culo 479. En cambio, si el librado o aceptante acepta
por los doscientos pesos en vez de los cien (valor de
la letra), esta obligado a pagar los primero, y es,
por consiguiente, la victim del delito. Esta es la
opini6n*del doctor Cueto, la cual no creemos muy jus-
ta, porque si el librado o aceptante no recibi6 el pre-
vio aviso del librador, no vemos motive para que se
le haga responsible de los doscientos pesos. Tambien
debe pagar, a nuestro entender, si la letra de cambio


Distintas falsi-
ficaciones.





Primer caso:
falsedad de la
firma del libra-
dor.



.Segundo caso:
id. de Ja acep-
tacien.










Tercer caso: id
de la cantidad
de la letra.







Art. 479.







-84-


-Criterlo do la
jurisprud3icia.

Ejemplos,


ha sido transmitida por el aceptante a un tercero,
porque su obligaci6n es literal y se deriva de la propia
letra.
La jurisprudencia cubana y la espafiola tienen en
cuenta la diligencia para buscar la culpa y atribuir
con precision la responsabilidad del librador, endo-
sante, etc. Ejemplo: Un individuo que deja a un ami-
go entrar en sus habitaciones y tomar los objetos del
mismo a todas horas y en todos moments: si ese ami-
go toma la libreta de cheques y suscribe uno a su
orden suponiendo la firma del individuo en cuesti6n
y el banco lo paga, es evidence que la victim sera el
individuo del ejemplo; por su falta de diligencia. En
cambio, 'si le roban, rompiendo las puertas de su casa,
la libreta de cheques, y los ladrones falsifican uno y
el banco lo paga, 6ste sera la victim del delito, y no
el falsificado; porque, qu6 culpa tiene 61 de que le
hayan robado?
De modo que el criteria seguido por la jurispru-
dencia es, a nuestro juicio, el mejor para powder de-
terminar qui6n es el obligado a sufrir las consecuen-
cias del delito.


LETRAS DE CAMBIO GIRADAS POR UN INCAPAZ


Doctrina apli-
cable.
Valor de esas
letras: teo ria
alemana.


No esta previsto este caso en la legislaci6n nues-
tra; asi es que lo estudiaremos en la legislaci6n ex-
tranjera. A estas letras es perfectamente aplicable
Ta doctrine de la falsificaci6n de estos documents de
cr6dito. (VWase anteriormente). El Presidente del
Tribunal Supremo de Comercio en Alemania, el ce-
lebre Goldschmidt, tuvo una frase feliz al hablar de
las letras que estudiamos en esta lecci6n. Dijo el. re-
ferido autor que esas letras s6lo tienen valor en su
curso, es decir, que no valen nada mientras esten en
poder del incapaz en sus relaciones con un tercero
con quien contrata directamente, pero si circular la
letra entire trrceros de buena fe, entonces si adquie-
re valor. HT ahi la misma doctrine de la falsedad de
la aceptaci6n de la letra. Cuando el aceptante la ne-
gocia con un tercero, entonces tiene valor y el propio
aceptante deberh responder de la cantidad que en la
letra se consign6.

LETRAS EXTRAVIADAS
Tenemos en este caso que recurpir a la legislaci6n
.extranjera porque en nuestro derecho positive no exis-







-85-


te precepto alguno que' se refiera a la material que va-
mos a estudiar. Veremos el procedimiento que en este
caso se sigue en la legislaci6n italiana, la cual lo tom6
de la alemana, que fu6 la que lo inici6.
Veamos en qu6 consiste: El que ha perdido una
letra de cambio, deberk presentarse al Tribunal de
Comercio del lugar donde suponga que la letra se per-
di6 o extravi6, y expondrA los antecedentes relatives
a la adquisici6n y p6rdida de la letra. El Tribunal
de Comercio 'o anunciarh durante 60, 120 o 240 dias,
segfn que la letra haya sido emitida en Italia, en pai-
ses que se puedan comunicar por ferrocarril con Ita-
lia, o cuando no concurra ninguno de estos dos requi-
sitos, para que el que encontr6 el titulo extraviado lo
present. Durante estos plazos, el filtimo tenedor de
la letra que la haya perdido puede pedir al Tribunal
de- Comercio que obligue al que deba pagarla, a depo-
sitar el imported de la letra, a prestar fianza bastan-
te por su valor o a realizar el pago, si el Tribunal lo
cree convenient, previa la prestaci6n de fianza por
part del tomador o portador de la letra. Pasados
esos plazos, puede resultar que comparezca o no com-
parezca el poseedor del titulo extraviado. Si compa-
rece, se sustanciark su derecho y el del que perdi6 el
titulo, por medio de un procedimiento analogo a un
incident, y en vista de las pruebas que se presented,
el Tribunal dictarA una sentencia ejecutoria resol-
viendo quin tiene derecho a la letra.
Cuando no se comparece, que es lo mas corriente,
se celebrara el mismo incident con identica sus-
tanciaci6n, pero compareciendo el denunciante y to-
dos los que puedan tener responsabilidades en la le-
tra, es decir, todos los que sean responsables de la le-
tra, los cuales, como se comprende, no tienen interns
ninguno en presentarse. En el acto de la compare-
cencia acredita el comerciante qui6n es el librador, el
interventor, el indicado, si lo hubiere, el librado, los
endosantes y demas personajes que esencial o acciden-
talmente intervienen en la negociaci6n de una letra de
cambio. PresentarA, ademis, todos los elements de
prueba que sean necesarios para que el Tribunal pue-
.da dictar sentencia, que estara concebida en estos ter-
minos: 19 Declarar la nulidad del titulo extraviado
que no se haya presentado. 29 La cancelaci6n de la
fianza, y decretando el pago por quien corresponda.
39 Levantando el dep6sito, decretando asimismo el


Pro cedimlento
de las legisla-
clones extranje-
ras.


Extremos sobre
que resuelve el
Tribunal.







-86-


pago y declarando la solvencia difinitiva del que pag6
o del obligado a pagar.

REGLAMENTO UNIFORM SOBRE LA LETRA DE
CAMBIO Y PAGARES A LA ORDEN, (1)
ACORDADO EN EL HAYA EN 23 DE JULIO DE 1912


TITULO I

DE LA LETRA DE CAMBIO


Capitulo I
DE LA EXPEDITION Y FORMA DE LA LETRA DE CAMBIO
Articulo 19-La letra de cambic contiene:
19-La denominaci6n de letra de cambio insert en
el mismo texto del titulo y expresada en el mismo idio-
ma empleado en la redacci6n del ocumento.
2--La orden pura y simple de ptgar una suma de-
terminada.
30-El nombre del que debe pagar (librado).
49-Indicaci6n de la fecha del vencimiento.
5--Lugar donde el pago debe efectuarse.
6--El nombre de quien o a ra brden del que de
ba efeetuarse el pago.
79-La fecha y lugar donde la letra fu6 emitida.
89-La firm del que gira la letra (librador).
Articulo 29-E1 titulo en el cual falte uno de los
requisitos anunciados en el articulo precedente, no va-
le como tal letra de cambio, salvo en los casos determi-
nados en los parrafos siguientes.
La letra de cambio cuyo vencimiento no est6 indi-
cado se consider pagadera a la vista.
A falta de indicaci6n especial, se reputa como lu-
gar del pago y del domicilio del librado el que se
design al lado del nombre de oste.
La letra de cambio que no indica, el sitio de su ex-
pedici6n, se consider eomo suscrita en el lugar desig-
nado al lado del nombre del librad6r.

(1) Las disposiciones referentes a los pagar6s se incluirfn
cuan'do se estudien estos documents.








Articulo 39-La letra de cambio puede ser a la or-
den del mismo librador.
Librada contra el librador mismo.
Librada por cuenta de un tercero.
Articulo 49-Una letra de cambio puede ser paga-
dera en el domicilio de un tercero, ya sea en el del
propio librado o en algfin otro lugar (letra de cam-
bio domiciliada).
Articulo 59-En una letra de cambio pagadera a
la vista o a cierto tiempo vista, puede estipularse por
el librador que el valor de la misma devengarh inte-
reses. En las demas letras de cambio esta estipulaci6n
se tendrA por no escrita.
El tipo de los intereses se indicar6 en la letra, y a
falta de indicaci6n se estimarA el del cinco por cien-
to.
Los intereses correrdn desde la fecha de la letra de
eambio si otra distinta no se ha determinado.
Articulo 69-La letra de cambio, cuyo valor apa-
rece escrito a la vez en letras y en cifras, valdrA, en
caso de diferencia, por lo que indique el signo lite-
ral.
La letra de cambio cuyo valor aparece escrito mbs
de una vez, sea en letras, sea en guarismos, tiene, en
caso de diferencia, el valor de la cantidad menor.
Articulo 79-Si una letra de cambio lleva la firm
de personas incapacitadas para obligarse, las obliga-
ciones de los demas no son por ello menos vhlidas.
Articulo 89-Cualquiera que firme una letra de
cambio en representaci6n de personas sin poder bas-
tante para hacerlo, se obliga a si mismo en virtud de
la letra. Esto es aplicable al representante o manda-
tario que se excede de los limits de su poder.
Articulo 99-El librador garantiza la aceptaci6n
y el pago. Puede eximirse de la garantia de la acep-
taci6n, pero toda clAusula por virtud de la cual se
exima de la garantia del pago, se tiene por no escrita.

Capitulo II
OEL ENDOSO
Articulo 10.-Toda letra de cambio, aunque no sea
girada expresamente a la orden, es transmisible por
medio de endoso.
Cuando el librador ha escrito en la letra de cambio
las palabras "no a la orden" o alguna expresi6n equi-







-88-


valente, el titulo no es transmisible sino en la forma
y con los efectos de una cesi6n ordinaria.
Los endosos pueden hacerse a favor del librado,
sea o no aceptante del librador o de cualquier otro
obligado. Estas personas pueden Andosar la letra a
otras.
Articulo 11.-El endoso debe ser puro y simple.
Toda condici6n a la cual aparezca subordinado se re-
putarh no escrita.
El endoso parcial es nulo.
Lo es igualmente el endoso "al portador."
Articulo 12.-El endoso debe escribirse sobre la
letra de cambio o sobre una hoja adicional (1). De-
be estar firmado por el endosante. El endoso es vi-
lido aunque no se design el beneficiario, o aunque el
endosante se limited a poner su firm al dorso de la le-
tra o en una hoja adicional (endoso en blanco).
Articulo 13.-El endoso transmite todos los dere-
chos derivados de la letra de cambio. Si el endoso
esta en blanco, el portador puede:
19-Llenar el blanco, sea con sv nombre o con el
de otra persona.
29-Endosarla de nuevo en blanco o a otra perso-
na.
39-Enviarla a un tercero sin Ilenar el blanco y
sin endosarla.
Articulo 14.-El endosante, salvo pacto en contra-
rio, es garante de la aceptacion y del pago. Puede
prohibir un nuevo endoso, en cuyo caso no garanti-
za la aceptaci6n ni el pago con re!pecto a las perso-
nas a las cuales ha sido posteriormente endosada.
Articulo 15.-El tenedor de una letra se conside-
ra portador legitimo si justifica su derecho por medio
de una series no interrumpida de endosos, aunque el
filtimo sea en blanco. Cuando uik endoso en blanco
esti seguido de otro, el firmant( de este filtimo se
consider que ha adquirido la letra por endoso en
blanco. Los endosos tachados se reputan como no he-
chos.
Si una persona ha sido desposeida por eualquiera
causa de una letra de cambio, el pbrtador que justifi-
que su derecho de la manera indicada en el parrafo
precedent, no esta obligado a desprenderse de ella,

(1) Allonge, en frances; foglio di alluungamento, en ita-
liano.







-89-


a no ser que la haya adquirido de mala fe, o si, al ad-
quirirla, incurri6 en culpa lata.
Articulo 16.-Las personas demandadas en virtud
de la letra de cambio no pueden opener al portador
excepciones fundadas en sus relaciones personales con
el librador o con los tenedores anteriores, a menos que
la transmisi6n haya sido hecha como consecuencia de
una combinaci6n fraudulent.
Articulo 17.-Cuando el endoso contiene las pala-
bras "para su reembolso," "para su cobro," "por
mandate" o cualquiera otra frase que implique un
simple mandate, el portador puede ejercitar todos los
derechos derivados de la letra de cambio, pero no pue-
de endosarla sino a titulo de procuraci6n.
Los obligados no pueden en este easo invocar con-
tra el portador otras excepciones que las que podrian
oponerse al endosante.
Articulo 18.-Cuando un endoso contiene la frase
"valor en garantia," "valor en prenda," o cualquie-
ra otra que implique un afianzamiento, el portador
puede ejercitar todos los derechos derivados de una
letra de cambio, pero el endoso hecho por 1' no vale
sino como a titulo de procuraci6n.
Los obligados no pueden invocar contra el portador
las excepciones fundadas en sus relaciones personales
con el endosante, a menos que el endoso haya tenido
lugar por medio de una maquinaci6n fraudulent.
Articulo 19.-E1 endoso posterior al vencimiento
produce los mismos efectos que uno anterior a 6l. Sin
embargo, el endoso posterior al protest por falta de
pago o hecho despues de expirar el plazo fijado para
realizarlo, no- producirk otros efectos que los de una
cesi6n ordinaria.

Capitulo III
DE LA ACEPTACION
Articulo 20.-La letra de cambio puede ser, hasta
su vencimiento, presentada a la aceptaci6n del libra-
do en el lugar de su domicilio por el portador y aun
por un simple detentador.
Articulo 21.-En toda letra el librador puede es-
tipular que sea presentada a la aceptaci6n con o sin
fijaci6n de t6rmino.
Puede el librador impedir la presentaci6n a la
aceptaci6n, a menos que se trate de una letra de cam-






-90-


bio domiciliada, o librada a cierto p'azo vista.
Puede tambien estipular que la resentaci6n a la
aceptaci6n no tendrA lugar antes de una fecha deter-
minada.
Todo endosante puede estipular que la letra deba
ser presentada a la aceptaci6n, con o sin fijaci6n de
termino, a menos que haya sido declarada no suscep-
tible de aceptaci6n por el librador.
Articulo 22.-Las letras de cambio a un plazo vis-
ta deben ser presentadas a la aceptaci6n dentro de
los seis meses desde su fecha.
El librador puede reducir este termino o estipular
uno mayor.
Estos terminos pueden ser reducidos por los endo-
santes.
Articulo 23.-E1 portador no esta obligado a de-
jar en poder del librado la letra presentada a la acep-
taci6n. El librado puede pedir que se le haga una
segunda presentaci6n al dia siguiente de la primer.
Los interesados no podrAn alegar que no se ha pro-
cedido conforme a derecho en cuan o a esta petici6n,
sino cuando ella haya sido mencionada en el protes-
to.
Articulo 24.-La aceptaci6n se cribe sobre la le-
tra de cambio y se expresa por la alabra "acepto"
o por cualquiera otra equivalent. Debe estar fir-
mada por el librado. Su simple firma puesta en el
frente de la letra equivale a su acptaci6n.
Cuando la letra es pagadera a u4 cierto plazo vista
o cuando debe ser presentada a la aceptaci6n en un
t6rmino fijado en virtud de estipulaci6n especial, la
aceptaci6n debe ser fechada el dia 4ue ha sido hecha,
a menos que el portador exija que bea fchada el dia
de la presentaci6n. A falta de fech el portador pue-
de, para conservar su derecho de dirigirse contra el
librador y endosantes, hacer constar esta omisi6n por
un protest presentado en tiempo itil.
Articulo 25.-La aceptaci6n es pura y simple; pe-
ro puede tambien limitarse a una )arte del valor de
la letra.
Cualquiera otra modificaci6n hqcha en la acepta
ci6n de la letra equivale a no ha er sido aceptada.
Sin embargo, el aceptante es responsable en los ter-
minos de su aceptaci6n.
Articulo 26.-Cuando el librador ha indicado en
la letra un lugar de pago distinto al del domicilio de:
librado, sin designer la persona, lal aceptaci6n indica







-91-


la persona que debe efectuar el pago. A falta de esta
indicaci6n, el aceptante se reputa estar obligado a pa-
gar el mismo en el lugar del pago.
Si la letra es pagadera en el domicilio del 'ibrado,
6ste puede en la aceptaci6n indicar una direcci6n en
el mismo lugar en donde el pago debe ser efeetuado.
Articulo 27.-Por la aceptaci6n, el librado se obli-
ga a pagar la letra a su vencimiento.
En defecto de pago el portador, aun siendo el li-
brador, tiene contra el aceptante una acci6n direct,
derivada de la letra de cambio, por todo aquello que
es exigible segfin los articulos 47 y 48.
Articulo 28.-Si el librado que ha puesto su acep-
taci6n en la letra la tacha antes de devolver el titulo,
]a aceptaci6n se reputa rehusada; sin embargo, es
responsible en los t6rminos de su aceptaci6n si la ha
tachado despu6s de haber hecho saber por escrito al
portador o a un signatario cualquiera de que la ha-
bia aceptado.

Capitulo IV

DEL AVAL
Articulo 29.-El pago de una letra de cambio pue-
de ser garantizado por medio de aval.
Esta garantia se presta por un tercero o aun por
un signatario de la letra.
Articulo 30.-El aval se describe sobre la letra de
cambio o sobre una hoja adicional.
Se express por medio de las palabras "bueno por
aval" o por cualquier otra formula equivalent y es-
tA firmado por el avalista.
Se reputa que el aval existe cuando result de la
sola firma del avalista estampada en el anverso de la
letra salvo cuando se trate de la firma del librado o
la de un librador.
El aval debe indicar por cuenta de quin se hace.
A falta de esta indicaci6n se reputa hecho a favor del
librador.
Articulo 31.-E1 avalista se obliga de la misma ma-
nera que aquel por el cual se ha constituido garante.
Su compromise es vdlido aunque la obligaci6n que
haya garantizado sea nula por cualquiera causa, me-
nos por un vicio de forma. Tiene, cuando ha pagado
la letra, el derecho de proceder contra el garantizado
y contra los garantes del mismo.







-92-


Capitulo V

DEL VENCIMIENTO
Articulo 32.-Una letra de cambio puede ser gira-
da:
A dia fijo;
A cierto plazo de la fecha;
A la vista;
A cierto termino vista.
Las letras de cambio que tengan distintos venci-
mientos de los anteriores o vencimientos sucesivos,
son, nulas.
Articulo 33.-La letra de cambio a la vista es pa-
gadera a su presentaci6n. Debe presentarse al cobro
dentro de los plazos legales o conveicionales fijados
para la presentaci6n a la aceptaci6n Ide las letras pa-
gaderas a un plazo vista.
Articulo 34.-El vencimiento de ana letra a cier-
to plazo vista se determine por la fecha de la acepta-
ci6n o por la del protest.
A falta del protest, la aceptaci6 no fechada se
reputa a los efectos del aceptante, c mo hecha el 61-
timo dia del plazo de presentaci6n, lgal o convencio-
nal.
Articulo 35.-E1 vencimiento de pfia letra girada
a uno o various meses de fecha o vista tiene lugar en
la fecha correspondiente del mes en que el pago debe
ser; realizado.
En defeeto de fecha correspondiente, el vencimien-
to tiene lugar el iltimo dia de ese ries.
Cuando una letra es girada a uno p a muchos meses
y medio fecha o vista, se cuentan los |meses enteros. Si
el vencimiento estk fijado para el conienzo, a media-
dos o fin de mes (mediados de Eneroj de Febrero, etc.,
etc,) se entenderin por estos terminos el primero, el
quince o el fltimo dia del mes.
Las expresiones de "ocho dias" o "quince dias", se
entienden, no de una o dos semanas,,sino de un lapso
de ocho o quince dias efectivos.
La expresi6n "medio mes" indica ,n lapso de quin-
ce dias.
Articulo 36.-Cuando una retra de cambio es pa-
gadera a dia fijo en un lugar en que el calendario es
distinto al del punto de su expedic 6n o emisi6n, la
fecha del vencimiento' se rige por el !del lugar del pa-
go.







-93-


Cuando una letra de cambio librada entire dos lu-
,gares que tienen calendarios diferentes, no es paga-
dera a cierto plazo de la fecha, el dia de la emisi6n
se computa con el correspondiente del calendario del
lugar del pago, y el vencimiento se fija consecuente-
mente con dicho c6mputo.
Los t6rminos de presentaci6n de las letras de cam-
bio se calculan conforme a las reglas del pkrrafo pre-
cedente.
Estas reglas no son aplicables si una clausula de
la letra o aun las simples enunciaciones de su titulo
.indican que ha habido la intenci6n de adoptar reglas
distintas.

Capitulo VI
DEL PAGO
Articulo 37.-El portador debe presentar la letra
de cambio a su pago, sea el dia en que es pagadera
o sea en uno de los dos dias laborables que le siguen.
La presentaci6n a una Camara de compensaci6n, equi-
vale a una presentaci6n al pago.
Articulo 38.-El librado puede exigir al pagar la
letra de cambio que le sea entregada con el recibi
por el portador.
El portador no puede negarse a admitir un pago
parcial.
En caso de pago parcial, el librado puede exigir
que dicho pago se haga constar en la letra y que se
le d6 recibo del mismo.
Articulo 39.-E1 portador de una letra de cambio
no puede ser obligado a reeibir el pago antes del ven-
jemiento.
, El librado que pague antes del vencimiento lo' ha-
ce a su costa y riesgo.
El que paga a su vencimiento esta vilidamente 1i-
berado, a menos que haya de su parte dolo o cupa la-
ta. Esta obligado a comprobar la rggularidad en el
orden sucesivo de los endosos, pero <,o las firms de
los endosantes. \
Articulo 40.-Siempre que se estipule que una le-
tra de cambio ha de ser pagada en una clase de mone-
da que no tenga curso en el lugar del pago, la canti-
dad de la misma puede ser pagada, teniendo en cuen-
ta su valor el dia en que el pago sea exigible, en la mo-
neda del pais, a menos que el librador haya estipula-







-94-


do que el pago deberi realizarse en la moneda indica-
da ("clAusula de pago efectivo en una moneda ef-
tranjera"). Los usos del lugar del pago seran tenidos
en cuenta para determinar el valor dO la moneda e'x-
tranjera. Sin embargo, el ribrador buede estipular
que la suma que se ha de pagar se calule teniendo en
cuenta el tipo determinado en la letrai o el fijado por
un endosante; en este caso, dicha suma debera ser
pagada en la moneda del pais.
Si el valor de la letra de cambio qst6 indicado en
una clase de moneda que tenga la misma denomina-
ci6n, pero un valor diferente, en el pais de la emisi6n
de la letra y en el pais del pago, se presumira que se
ha hecho referencia a la moneda del' 1igar del pago.
Articulo '41.-A falta de presentaoi6n y de pago
de la letra de cambio en el t6rmino fijado por el ar-
ticulo 37, tddo deudor tiene la faculty d de consignar
la suma valor de la letra en dep6sito ante la autori-
dad competent, a costa y riesgo del ortador.

Capitulo VII

DE LAS ACCIONES POR FALTA DE ACEPTACION Y POR
FALTA DE PAGO
Articulo 42.--E1 portador puede eljercitar sus re-
cursos o acciones contra los endosantes, el librador y
los demis obligados:
"Al vencimiento",
si el pago no ha tenido lugar;
"aun antes del vencimiento",
1--si se ha rehusado la aceptaci6n;
29-en los casos de quiebra del lib ado, aceptante
o no, de suspension en sus pagos aun en el caso de
que no conste de una resoluci6n judicial; o por embar-
go de sus bienes que haya resultado impracticable o
infructuoso.
3--en los casos de quiebra del librador de una le-
tra que no neeiita aceptaci6n.
Articulo 43.-La negative de. aceptaci6n o de pago
debe constar por medio de un docurento aut6ntico
protestso por falta de aceptaei6n" d 'por falta de
pago").
El protest por falta de pago debe ser sacado, bien
el dia en que la letra se ha de pagar, ibien en uno de
los dos dias laborables siguientes.







-95-


El protest por falta de aceptaci6n debe hacerse
antes del termino sefialado para la presentaci6n a la
aceptaci6n. Si, en el easo previsto en el parrafo se-
gundo del articulo 23, la primera presentaci6n ha te-
nido lugar el iltimo dia del termino de vencimiento,
el protest' puede aun ser saeado el dia siguiente.
El protest por falta de aceptaci6n exime de la obli-
gaci6n de presentar la letra a su pago y de sacar el
protest por falta de pago.
En los casos previstos en el nimero 29 del articulo
42, el portador no puede ejercitar sus acciones, sino
despu6s de la presentaci6n de la letra al librado para
su pago y de haber sacado el protest.
En los casos sefalados en el nfimero 3Q del articulo
42, la presentaci6n de la resoluci6n declaratoria de la
quiebra del librador, es suficiente para que el porta-
dor pueda ejercitar sus recursos o acciones.
Articulo 44.-E1 portador debe dar aviso de la falta
de aceptaci6n o de pago a su endosante y al librador
en los cuatro dias laborables que siguen al en que se
sac6 el protest, o el de la presentaci6n en caso de re-
saca sin gastos (1).
Cada endosante debe, dentro del termino de dos
dias, dar conocimiento a su endosante del aviso que ha
recibido, indicAndole los nombres y las direcciones de
los que le han dado los avisos anteriores, y asi sucesi-
vamente, hasta llegar al librador.
El t6rmino antes mencionado empieza a contarse
desde que se recibe el aviso precedent.
En los casos en que un endosante no ha indicado su
direcci6n o la ha indicado de una manera ilegible, es
Ruficiente que el aviso sea dado al endosante que le
precede.
El que tiene aviso que dar puede hacerlo bajo cual-
quiera forma, aun por la simple devoluci6n de la le-
tra de cambio. Debe probar que lo ha verificado den-
tro del t6rmino prescrito.
Este t6rmino se consider cumplido y observado
por medio de una carta puesta al correo dando el avi-
so dentro del mencionado t6rmino.
El que no da el aviso dentro del plazo indicado, no
implica la caducidad de la letra, pero es responsible
si ha habido algGn perjuicio causado por su negligen-
cia, sin que los dafios e intereses en este caso no pue-
dan pasar del valor de la letra de cambio.

(1) Retour sans frals.


Tomo I 4







-96-

Articulo 45.-E1 librador o un endosante puede,
por medio de la clausula de "resaea sin gastos", "sin
protesto, u otra equivalent, dispensar al portador
de hacerle sacar para ejercitar sus cciones, un pro-
yecto por falta de aceptaci6n o por alta de pago.
Esta clausula no dispensa al portador ni de la pre-
sentaci6n de la 'etra de cambio en 1ls tIrminos pres-
critos, ni de los avisos que debe dhr un endosante
precedent y al librador. La prueba de la inobser-
vancia de los t6rminos ineumbe a aquel que se ha apro-
vechado de ella contra el portador.
La clausula emanada del librador produce sus efec-
tos con respect a todos los signatario Si, a pesar de
esta clausula, el portador hace sacar el protest, los
gastos quedarAn a su cargo. Cuando 1 clfusula emana
de un endosante, los gastos de protests, en caso de que
se haya sacado, pueden ser recobra os contra todos
los signatarios.
Articulo 46.-Todos los que hayan librado, endo-
sado o hubieren sido avalistas en una letra de cam-
bio, estfn obligados a la garantia iolidaria a favor
del portador.
Este tiene dereeho a dirigirse contra todas esas per-
sonas, individual o colectivamente, sin estar obligado
a seguir el orden en que se hayan omprometido.
El mismo derecho compete a todo Signatario de una
letra de cambio que la ha reembolsa co.
La acci6n ejercitada contra uno de los obligados
no obsta para dirigirse contra los qtros, aun contra
aquellos posteriores al que ha sido y demandado.
Articulo 47.-E1 portador puede eclamar a aquel
contra quien ejercita su acci6n:
1Q-La cantidad de la letra no aceptada o no paga-
da, con los intereses, si 6stos han sido pactados;
20-Los intereses al cinco por cielnto, a partir del
vencimiento;
3--Los gastos de protest, los originados por los
avisos hechos por el portador al end sante precedent
o al l'ibrador, asi como los dem6s g stos ocasionados;
49-Un derecho de comisi6n que, en. defecto de pacto,
sera de un sexto por ciento del principal de la letra
de cambio, sin que pueda en ningfin caso pasar de es-
ta cantidad.
Si las acciones se han ejercitado| antes del venci-
miento, deberh hacerse un descuento del valor de la
letra.
Este descuento sera calculado, a elecci6n del por-






-97-

tador, segfin el tipo del descuento official (tipo de la
Banca) o el del mercado, que exist en la fecha del
ejercicio de la acci6n y en el lugar del domicilio del]
portador.
Articulo 48.-El que ha reembolsado una 'etra de
cambio puede reclamar de sus garantes:
19-La suma integra que ha pagado;
29-Los intereses de la referida suma calculados
al cinco por ciento, a partir del dia en que tuvo lugar
el deseembolso;
3Q-Los gastos que ha hecho;
49-Un derecho de comisi6n sobre el valor de la le-
tra de cambio, fijado de acuerdo con el nfmero 4Q del
articulo 47.
Articulo 49.-Todo obligado contra quien ha sido
ejercitada o pueda ejereitarse una acci6n, puede exi-
gir, al hacer el reembolso, la entrega de la letra de
eambio con el protest y una cuenta con el recibi.
Todo endosante que ha reembolsado la letra de
cambio puede tachar su endoso y los de los endosan-
tes subsiguientes.
Articulo 50.-En caso de ejercitarse una acci6n
por haberse, hecho solamente una aceptaci6n partial,
el que ha reembolsado la suma por la que la letra no
fue aceptada, puede exigir que este reembolso se men-
cione en la misma y que por 6l le sea dado reeibo. El
portador debe, por otra parte, remitirle una copia
certificada de la letra y del protest para facilitarle
el ejercicio de una acci6n ulterior.
Articulo 51.-Toda persona que tenga el derecho
de ejercitar la accion de cambio, puede, salvo pacto
en contrario, reembolsarse por medio de una nueva
letra (1) no domiciliada y librada a ]a vista contra
uno de los garantes de ella.
La resaea comprende, ademAs de las sumas indi-
cadas en los articulos 47 y 48, un derecho de comisi6n
y" los gastos del sello del impuesto del timbre de la
resaea.
Si la letra de resaca ha sido librada por el portador,
la suma debe ser fijada de acuerdo con el valor co-
rriente de una letra de cambio a la vista, librada des-
de ,el lugar en que la primera letra fue pagada, sobre
el lugar del domicilio del que la garantiza. Si la re-
saca ha sido librada por un endosante, el valor de ella

(1) Retraite.







--98-

se fijarh segfin el tipo corriente de urIa letra a la vis-
ta librada desde donde el librador d la resaca tiene
su domicilio, sobre e~ lugar del domceilio del que la
garantiza.
Articulo 52.-Despues del vencimiento de los termi-
nos fijados:
para la presentaci6n de una letral de cambio a la
vista o a cierto termino vista;
para sacar el protest por falta de aceptaci6n o
p r falta de pago;
para la presentaci6n al pago en caso de clkusula de
resaea sin gastos;
el portador queda desposeido de stis derechos con-
tra los .endosantes, contra el librador y contra los obli.
gados, a excepci6n del aceptante.
A falta de presentaci6n a la aceptaci6n en el t6r-
mino estipulado por el librador, el portador pierde
sus acciones tanto en defecto de pag6 como de alep-
tacion, a menos que no se derive de los t6rminos de la
estipulaci6n que el librador no ha entendido eximirse
mas que de la garantia de la aceptaqi6n.
Si la estipulaci6n de un termino para la presenta-
ci6n est contenida en un endoso, el endosante sola-
mente puede valerse de dicho termino.
Articulo 53.-Cualido la presentaci6n de la letra
de cambio o la confecci6n del protest o dentro de los
t6rminos prescritos haya sido impedida por un obs-
thculo insuperable (caso de fuerza mayor) dichos t6r-
minos serkn prorrogados.
El portador esta obligado a poner) sin retardo, en
conocimiento de su endosante el caso Be fuerza mayor
y de meneionar este aviso, fechado y firmado por 61,
en Ta letra de cambio o en una hoja adicional; por lo
demAs, son aplicables las disposiciones del articulo 44.
DespuBs de la cesaci6n de la fuerza mayor, el por-
tador debe, sin demora alguna, presentar la letra a
la aceptaci6n o al pago, y, si fuere necesario, sacar el
protest correspondiente.
Si la fuerza mayor dura mis de tr inta dias a par-
tir desde el vencimiento, las acciones lueden ejercitar-
se, sin que ni la presentaci6n no la confecci6n de un
protest sean necesarios.
Para las letras de cambio a la vist4 o a cierto pla-
zo vista, el t6rmino. de treinta dias de contark desde
la fecha en Ta cual el portador ha qado aviso de la
fuerza mayor a su endosante, aun antes de haber ven-
cido el t6rmirio para la presentaci6n




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs