• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Antecedentes y consiguientes
 Algunas voces del lenguaje americano...
 Appendix














Title: Neologismos y americanismos
CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00024762/00001
 Material Information
Title: Neologismos y americanismos
Physical Description: 52 p., 1 l. : ; 21 cm.
Language: Spanish
Creator: Palma, Ricardo, 1833-1919
Publisher: C. Prince
Place of Publication: Lima
Publication Date: 1896
 Subjects
Subject: Spanish language -- Provincialisms -- Latin America   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Record Information
Bibliographic ID: UF00024762
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002863873
oclc - 03005616
notis - ANZ5024
lccn - 11005828

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover 1
        Front Cover 2
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Antecedentes y consiguientes
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
    Algunas voces del lenguaje americano que no se encuentran en el diccionario de la academia
        Page 17
        A
            Page 17
            Page 18
            Page 19
        B
            Page 20
        C
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
        Ch
            Page 27
        D
            Page 28
            Page 29
            Page 30
        E
            Page 31
        F
            Page 32
        G
            Page 33
        H
            Page 34
        I
            Page 35
        J
            Page 36
        L - M
            Page 37
            Page 38
            Page 39
        N - O
            Page 40
        P
            Page 41
            Page 42
            Page 43
            Page 44
        Q
            Page 45
        R
            Page 46
        S
            Page 47
            Page 48
        T
            Page 49
        U - V
            Page 50
        Y
            Page 51
        Z
            Page 52
    Appendix
        Page 53
        Page 54
Full Text






M;ceaB.O PALMA Bi,


~ if%:

c~/


:A..






LIMA--189C)






RICARDO PALIMA


NEOLOGISMOS YAMERICANISMOS





S


LIMA
IMPRENTA Y LIBRERfA DE CARLOS PRINCE
CALLE DE LA VERACRUZ, 71, 73 y 75
1896








PCI

4 6 A%
Pz X-~c
U-JINt~










NEOLOG1SMOS Y AMERICANISMOS



ANTECEDENTES Y CONSIGUIENTES




Generalizada creencia es, en America, la de que
Espafia no nos perdona el que hayamos puesto casa
aparte, desprendidndonos de su maternal regazo.
-Viene de aqui el que, en la crecida colonia de ame-
ricanos viajeros que regresa A nuestro continent,
no llegue A un diez por ciento el nfmero de los que
se decidieron dar un paseo por Espafia, despuds
de haber visitado Paris, Londres, Berlin, Viena y
las principles ciudades de Italia. Hay Exposici6n
en alguna de esas grandes capitals, y todo latino-
americano que dispone de recursos emprende viaje.
Pero se trat6 de una Exposici6n en Madrid, para
celebrar el cuarto centenario del descubrimiento de
America; y a pesar del motive, que de suyo era albo-
rotador, y de la buena voluntad de los gobiernos re-
publicanos, que se apresuraron a responder A la invi-
taci6n official nombrando delegados que los repre-
sentasen, apenas si, de Octubre A Diciembre, pudi-
mos contarnos en Madrid trescientos americanos, de
los que la mitad, por lo menos, investia carActer di-
plomatico 6 el de delegados. C6mo esplicar esta
frialdad nuestra, trathndose de la naci6n A la que
tantos vinculos debieran ligarnos, pues, poca 6 mu-








cha, todog traemos enlas venas sangre espaiola, y es-
paiioles son nuestros apellidos, y espafiola la lengua
en que nos expresamos, y heredadas de Espafia
nuestras creencias religiosas, nuestras costumbres,
nuestras virtudes y nuestras flaquezas? En Espafia
deberiamos los americanos encontrarnos como en
nuestra casa solariega, casi como en el propio hogar.
La principal causa del indiferentismo 6 alejamien-
to nuestro se debe A la errada political del gobierno
peninsular, que tard6 muchos afios en convencerse
de que Amdrica estaba definitivamente perdida para
Espafia. Si, despu6s de Ayacucho, los hombres de la
political se hubieran dicho lo que el vulgo -lo perdi-
do, perdido, y ojo al ganar- no retaidando el reco-
nocimiento de las repfblicas independientes, ni el
comercio ingl6s, ni el comercio francs, se habrian
aduefiado por complete de los mercados americanos.
Por lo menos, habria conseguido Espafia que no ad-
quiri6semos el perverse gusto de envenenarnos con-
sumiendo los malos vinos franceses, ya que la pe-
ninsula es productora de los mejores del mundo.
Mercantilmente, no era el provecho para desdefiado.
*Pero Espafia dej6 correr casi un cuarto de siglo
sin amainar en sus pretensiones de soberania sobre
un mundo que se le habia escapado de entire las ma-
nos, no sin revelar, de vez en cuando, hostilidad de
prop6sitos, como los que encarnaban la expedici6n
floreana, la intervenci6n en M6xico, y la aventura
de las islas de Chincha.
El reconocimiento de la independencia se impuso
A Espafia por la fuerza del hecho consumado, por la
impotencia material para emprender la reconquista,
y hasta como conveniencia.
A estos errors de political se debe el que Espafia
no ocupe hoy, en nuestros afectos, el lugar preferen-
te. Los que venimos A la vida en los albores de la
Rep6blica, oiamos a nuestros padres relatar los he-







mtg ^


chose de la gran epopeya; y, en sus relates, apesar de
la pasi6n, habla much de carifio para aquellos &
quienes lealmente vencieron en Junin y Ayacucho.
Nos lleg6 el turno de reemplazar A nuestros mayo-
res en el scenario social, y la juventud h que yo
perteneci fu6 altamente hispan6fila. El nombre de
Espafia, aunque no siempre para ensalzarlo, estaba
constantemente en nuestros labios; y en las repre-
sentaciones del Pelayo aplaudiamos con delirio los
versos del gran Quintana, como si fuesen nuestros el
protagonista y el poeta, y nuestra la patria en que se
desarrolla la tragedia. La vida colonial estaba toda-
via demasiado cerca de nosotros, y s61o el correr
del [tiempo conseguiria destruir la influencia y el
prestigio que sobre el espiritu ejerce la tradici6n.
Yo alcanc6 dias en los que, A. los republicans nue-
vos, no chocaba oir en la calle este saludo.-Adi6s,
senior marquds-Abur, senior conde.
La generaci6n llamada a reemplazarnos no abriga
amor ni odio por Espafia: la es indiferente. Apenas
si ha leido G Cervantes. Su nutrici6n intellectual la
busca en lectures francesas y alemanas. Diganlo los
modernistas, decadentes, parnasianos y demas afilit-
dos en las nuevas escuelas lilerarias.
Los americanos de la generaci6n que se va, vivia-
mos (principalmente los de las republicans de Co-
lombia, Centro-Am6rica y el Peru) enamorados de
la lengua de Castilla. Eramos mas papistas que el
Papa, si cabe en cuesti6n de idioma la frase. Los
trabajos mas series que sobre la lengua se han es-
crito en nuestro siglo, son fruto de plumas america-
nas. Baste nombrar h Bello, Irisarri, Baralt, los
Cuervo y, como estilista, A Juan Montalvo.
El lazo mas fuerte, el unico quiza que hoy por
hoy, nos une con Espafia, es el del idioma. Y sin
embargo, es Espafia la que se empefia en romperlo,
hasta hiriendo susceptibilidades de nacionalismo. Si









los mexicanos (y no mejicanos como impone la
Academia) escriben Mdxzio y no Mdjico, ellos, los
duefios de la palabra iqud explicaci6n bendvola ad-
mite la negative official 6 academica para consignar
en el L6xico voz sancionada por los nueve 6 diez
millones de habitantes que esa repfblica tiene? La
Academia admite provincialismos de Badaj6z, Al-
bacete, Zamora, Teruel, etc.,etc., voces usadas s6lo
por trescientos 6 cuatrocientos mil peninsulares, yes
intransigente con neologismos y americanismos acep-
tados por mts de cincuenta millones de seres que, en
el mundo nuevo, nos espresamos en castellano.
a Trivial argument es (dice Alberto Liptay en
a su entretenido libro La Lengua Caldlica) el de
a que los americanos no tenemos por qud afanarnos
Spor el progress de un lenguaje que, originalmen-
a te, no nos pertenece, como si la lengua no fuera
a tanto de los hijos como de los padres, Si los pa-
a dres no fuesen, A veces, aventajados por los hijos,
a toda posibilidad de progress seria ilusoria. Hay
a tambi6n que tener present que los americanos
a casi triplicamos en numero 4 los peninsulares,
a y que no son siempre las minorias las llamadas A
imponer la ley.
Acaso tuvo raz6n el ilustre argentino don Juan
Maria Gutierrez, escritor tan culto y castizo como
sus contemporhneos Bello y Pardo, cuando nombra-
do, casi A la vez que estos, acad6mico correspondien-
te, renunci6 A tal honra porque, en su concept, mal
se avenia la independencia political con la subordina-
ci6n a Espafia en material de lenguaje.

II

Espafia nos trajo al Peru las locuciones (siempre
en plural) imperio de los incas, patrta de los incas,
ciudad de losincas, etc etc., y en la necesidad de







- 7 -


crear un adjetivo, precise para nosotros, creamos los
adjetivos incdsico d incdico. Fl primero lo emplea-
,mos en la acepci6n de lo que, en general, se refiere
A los antiguos soberanos; y el segundo, al tratar de
determinado inca. Asi llamamos al Cuzco la ciudad
de los incas, porque fu6 la residencia official de ellos;
y A Cajamarca la ciudad del inca, porque en ella,
ciudad hasta entonces de segundo orden en la mo-
narquia, se desarroll6 el episodio mAs trascendental
de la conquista con la prisi6n y muerte de un rey.
Filol6gicamente est& bien estudiada la formaci6n de
ambos adjetivos, y al'aceptarlos habria procedido la
Academia con acierto, no s61o linguistico sino poli-
tico. Y que tales adjetivos eran imprescindibles en
el lenguaje lo comprueba el que los eminentes es-
critores espafioles don Marcos Jimenez de la Espa-
da y don Justo Zaragoza, que en asuntos historiales
de America se ocupan, crearon las voces inqueno 6
incano, nunca empleadas en el Peri.
La autoridad indiscutible 6 inapelable en la cues-
ti6n era la del uso generalizado en Am6rica, y esta
autoridad imponia la aceptaci6n de incdsico 6 incdico,
voces ambas de correct formaci6n, esencialmente
la primera. La Real Academia, en la que ninguno
de sus miembros ha visitado el Perui, decidi6 que s6lo
era admisible el'adjetivo incdico, lo que implicaba
una decision caprichosamente autoritaria, que'nos ha
hecho sonrefr A los peruanos como cuando, en la il-
tima edici6n del Diccionario, vimos consignado el
peruanismo cachazpari, en vez de cacharpari, y sora,
en lugar dejora, resultando dos hijos desconocidos
para sus legitimos padres. Ser acad6mico no es ser
infalible ni omnisciente.
Pero en el seno mismo de la Academia ha encon.
trado el adjetivo incdico un rebelde en don Marceli-
no Men6ndez y Pelayo que, en el tomo tercero de la
tJruilOgia, publicado un alo despuds de la autocrA.









tica decision, describe incdsico, en la pAjina 163 del
pr6logo. Ltstima que don Marcelino hubiera empe-
fiosamente combatido la admisi6n de los verbos dic-
laminar y clausurar, en homenaje A la intransigen-
cia de su esfpafolismo/
La ley de las mayorias 6 sea el criterio democrt-
a tico (dice don Nicanor Bolet Peraza) debe domi-
c nar tambi6n en la republica de las letras. La sobe-
a rania de un idioma no reside sino en la totalidad
a misma de los que se sirven de 61 como de lengua
a propia. Las Academias equivalent A los Congresos,.
c y deben dictar sus eonstituciones y leyes (digo sus
c diccionarios y gramiticas) teniendo en cuenta las
c costumbres del pueblo, el natural espiritu de pro-
c greso, y sobre todo el uso general. De lo contrario,
Slas Academias hablaran un idioma y el pueblo
a otro, viniendo 6 parar todo en el triunfo de las ma-
cc yorias habladoras.
La Academia, con su procedimiento, ha justifica-
do 6 Zahonero que, en el Congreso Literario, dijo:
c Tengamos en cuenta que el pueblo americano
a se ocupa de nosotros, pero que, desgraciadamente,
c* nosotros no nos ocupamos de 61; que no nos cono-
a cemos, y es necesario que nos conozcamos. v
III

Las fiestas del Centenario colombino han dado el
tristisimo fruto de entibiar relaciones. Los america-
nos hicimos todo lo possible, en la esfera de la cor-
dialidad, porque Espafia, si no se unificaba con nos-
otros en lenguaje, por lo menos nos considerara
como A los habitantes de Badaj6z 6 de Teruel, cuyos
neologismos hallaron cabida en el L6xicQ. Ya que
otros vinculos no nos unen, robustezcamos los del
lenguaje. A eso, y nada mis aspir6bamos los hispa.
n6filos del nuevo mundo; pero el rechazo sistemati.






-9-


co de las palabras que, doctors 6 indoctos, usamos en
Am6rica, palabras que, en su mayor parte, se encuen-
tran en nuestro cuerpo de leyes, implicaba desairoso
reproche.
-iNo encuentran ustedes de correct formaci6n
los verbos dictaminar y clausurar? -pregunt6 una
noche.- Si, me contest un acad6mico; pero esos
verbos no los usamos, en Espafia, los dieziocho mi-
llones de espafioles que poblamos la peninsula: no
nos hacen falta.-Es decir que, para mi amigo el
acad6mico, mas de cincuenta millones de america-
nos nada pesamos en la balanza del idioma. Bien
pude contestarle con estas palabras de Zahonero, en
el Congress Literario:
a Parece que la lengua castellana, en doncellez, es
una virgen cuya virtud estamos obligados todos h
a guardar; virtud fria, virtud que rcsulta por nega-
< ci6n, virtud de solterona. No, mil veces no. Las
a lenguas no son virgenes: son madres, y madres fe-
a cundas que siempre estUn dando del claustro ma-
a terno del cerebro, por la abertura de los lhbios,
a nuevos hijos al mundo del amor y de las relacio-
a nes humans.
El espiritu, el alma de los idiomas, esta en su sin-
taxis mas que en su vocabulario. Enriqu6zcase 6ste
y achtese aquella, tal es nuestra doctrine. Si el uso
generalizado ha impuesto tal 6 cual verbo, tal 6 cual
adjetivo, hay falta de sensatez 6 sobra de tirania au-
toritaria en la Corporaci6n que se encapricha en ir
contra la corriente. Siempre fud la intransigencia se-
milla que produjo mala cosecha.

IV

Recuerdo que sostuve una noche en la Academia
que figurando en el Diccionario el sustantivo presu-
puesto, nada de irregular habria en admitir el verbo
a







- 10 -


fresupueslar de que tanto gasto hacen periodistas y
oradores parlamentarios. En esa discusi6n que se
acalor6 un tantico, y en la que un intolerante acade-
mico olvid6 hasta formas de social cortesia, ley6se un
romance que, hace medio siglo, escribi6 Ventura de
la Vega contra el verbo presufuestar, lectura con la
que mi contradictor no prob6 mas sino que el tal
verbo ha llegado a imponerse en el lenguaje, para
evitar el rodeo deformar frcsupuesto, consignar en el
presufuesto, etc. Pobre, estacionaria lengua seria' la
castellana si, en estos tiempos de comunicaci6n tele-
grAfica, tuvi6semos que recurrir a tres 6 cuatro pala-
bras para expresar lo que s61o con una puede decirse.
La intransigencia del acad6mico A quien he aludi-
do para con el verbo presupuestar, se parece much
A la de don Rafael Maria Baralt con el vocablo gu-
bernamental.
a Todo se intent, todo se haga, menos escribir
a semejante vocablo, menos pronunciarle, menos in-
a cluirle en el Diccionario de la Academia. Antes
a perezca 6ste, y perezca la lengua, y perezcamos
a todos.
Pues poquita cosa le pedia el gusto. Asi son los
odios acaddmicos para con las pobres palabras? Mal
consejero y peor juez es el odio.
Pues, A pesar del anatema, la voz gubernamental
se impuso, y ahi la tienen ustedes, en la l6tima edi-
cion del Diccionario, tan campante y frescachona.
Y a pesar de la inquina de Baralt no nos ha llevado
todavia la trampa, y el mundo sigue rodando

por el piilago inmenso del vacio.

Que haya un vocablo mas qu6 importa al mundo?
Y aqul viene, como anillo al dedo, algo que Pom-
peyo Gener describe en su interesante libro Litera-
turas malsanas, y que copio para que el lector ame-








ricano sepa que, en Espafia misma, abundan comba-
tientes contra las intransigencias acaddmicas:
a La lengua es un 6rgano viviente que evoluciona,
y en cualquier moment de su historic se halla en
a estado de equilibrio entire dos fuerzas opuestas:-
a la una, conservatriz 6 traditional, y la otra revolu-
a cionaria 6 innovadora. La fuerza revolucionaria,
a 6 que obra por alteraciones fondticas y por neolo-
a gismos, es necesaria & la vida del lenguaje, para
a que este no muera falto de sentido y de flexibili-
a ,dad. La vida del idioma consiste en el equilibrio
c de conservar lo antiguo que corresponda A las
ideas cuyo uso sea 16gico y adecuado, y de enri-
C quecerle con nuevas significaciones, nuevas pala-
a bras y nuevos giros creados siempre conforme al
a genio de la lengua. Hay quienes creen que la len-
a gua vive por si propia, que desde que la fijaron los
a clAsicos es perfectaper in eternum, y se les figure
un sacrilegio toda innovaci6n, y toda alteraci6n
un atentado. Y asi pasan horas, y dias, y afios, con-
a virtiendo el castellano de lengua viva en lengua
a muerta. Les sucede lo que los romanos de la
a decadencia que, a fuerza de aferrarse A su latin, se
les qued6 una lengua litfirgica, incomprensible, en
a frente de las lenguas populares, fecundas y po6ti-
a cas, que dieron lugar A las neo-latinas. No ven
C que el mundo march, y con 6l las espresiones es-
critas. iAy del que de un nombre haga un verbo,
a de un verbo un nombre, de un sustantivo un adje-
a tivo! Lo tendran esos creyentes por reo de mayor
crime que el de haber faltado a la moral 6 h la
conciencia. Y 1cosa rara! por causa de esta cegue-
Sra intense redactan diccionarios, que pretenden
aimponer como c6digos de la lengua! Pero, contra
a todos estos pseudo-gramtticos, el lenguaje conti-
a nfa siendo un organismo sonoro que la mente hu-
t mana crea y transform de una manera sensible 6



j







^ 12


( indefinida. Y las obras del genio siguen producidn-
c dose y dando lugar A nuevas estdticas. Y los esti-
mulos nuevos surgeon con los nuevos temperamen-
tos, independientes de todas las reglas. Y el hom-
a bre continue produciendo 6 innovando, en las le-
t tras como en todo, pudiendo decir, A pesar de los
a acaddmicos, e pur si move,
V
No se dirfa sino que se pretend que seamos sfb-
ditos, no voluntarios sino forzados, del idioma, y que
la autoridad del Diccionario sea, para nosotros, tan
indiscutible como el Syllabus romano para el c6mu-
lo de fanAticos. Hablemos y escribamos en ameri-
cano; es decir, en lenguaje para el que creemos las
voces que estimemos apropiadas A nuestra manera
de ser social, A nuestras instituciones democrAticas,
A nuestra naturaleza fisica. Llamemos, sin temor de
hablar 6 de escribir mal, pampero al huracan de las
pampas, y conjuguemos sin escrfpulo empamparse,
asorockarse, apunarse, desbarrancarse y garuar, ver-
bos que en Espa~ia no se conocen, porque no son
precisos en pals en que no hay pampas, ni soroche,
ni punas, ni barrancos sin pefias, ni gari-a. El es-
critor que, por prurito de purismo, escriba afta en
vez de paco, divieso en lugar de chupo, adehala por
yada y colilla porpucko, sera comprendido en Espa
fia, pero no en el pueblo americano para el cual es-
cribe. Debe tenernos sin cuidado el que la docta
corporaci6n nos declare monederos falsos en mate-
ria de voces, seguros de que esa moneda circular
como de buena ley en nuestro mercado americano.
Nuestro vocabulario no serA para la exportaci6n,
pero si para el consume de cincuenta millones de se-
res, en la Amdrica latina. Creemos los vocablos que
necesitemos crear, sin pedir A nadie permiso y sin
escripulos de impropiedad en el t6rmino. Como te-







B- 18 t-


nemos pabell6n propio y moneda propia, seamos
tambi6h propietarios de nuestro criollo lenguaje.
Los viejos que, aunque sin la intolerancia acad6-
mica, hemos desempenado el papel de Quijotes apa-
sionados de esa Dulcinea que se llama el habla cas-
tellana, nos vamos & prisa dejando el campo libre de
mantenedores. La generaci6n que nos reemplazarA
se cuida poco 6 nada de hojear el Diccionario, para
averiguar si tal 6 cual palabra es genuinamente es-
pafiola. El del Ldxico de la calle de Valverde es
cartab6n demasiado estrecho, y la nueva generaci6n
ama la independencia acaso mAs de lo que la hemos
amado los hombres de la generaci6n que se vA.
Los viejos, inclinados A acatar siempre algo de
autoritario, perseguiamos el purismo en la forma, y
ante el fetiche del purismo sacrificAbamos, con fre-
cuencia, la claridad del pensamiento. Los j6venes
creen que A nuevos ideales corresponde tambi6n no-
vedad en la expresi6n y en la forma; y h6 ahi por
qu6 encuentran f6sil la autoridad de la Academia
siempre aferrada A uin tradicionalismo conservador, h
un pasado que ya agoniza.
Discurriendo sobre el injustificable rechazo qte
de la Academia merecieron los verbos clausurar,
dictaminar y presupuestar, el distinguido periodista
don Modesto Sanchez Ortiz, director de La Pan-
quardia, diario barcelon6s, se expres6 asi:
( Eso de considerar tales verbos como subver-
, sivos y bArbaros, a pesar de ser de uso corriente
en America y hasta en Espafia, vale tanto como
a decir que alli no se describe castellano, lo cual des-
mienten con sus obras muy insignes autores. Creo,
a por mi parte, que la Academia de la lengua, asaz
apegada A ciertas preocupaciones rancias, no se
a muestra todo lo dfctil que debiera, para conser-
a var su hegemonia literaria en aquellas vastas regio-
nes, hijas emancipadas de la madre Espafia, unidas







^ 14 -w


c emperor & ella por el vinculo del idioma, y que
a suman juntas un n6mero de habitantes superior
a en muchisimo al de la Metr6poli. En todas esas
a regions se presufuesta, y nosotros mismos, aqul,
Sen Espafia, presufuestamos a todo trapo, si bien,
a casi siempre, con escasa sinceridad. Si la palabra
a es viva, y su aire no difiere del de otras muchas
a parecidas ,por qud se le ha de negar la inscripci6n
a en el registro civil del Diccionario? Mal anda la
a docta corporaci6n con sus remilgos; pues bien pu-
n diera ocurrir que, interpretandoseles torcidamente,
a provocaran sensibles enfriamientos y dieran al tras-
te, por alg6n tiempo, con los proyectados tratados
a de propiedad intellectual entire Espafia y las repi-
a blicas, gracias A lo cual muchos de nuestros escri-
a stores, al sacar sus cuentas, se veran imposibilita-
a dos de fresupuestar el product de sus obras en el
a mercado de Amdrica, aunque en rigor no result
a perjuicio a algunos acad6micos cuyos libros, si los
a produce, rara vez logran pasar el charco.
VI
*Prop6sito mnuy hispan6filo fu6, pues, el que me
anim6 cuando, en las juntas acad6micas A que con-
curri, empec6 proponiendo la admisi6n de una do-
cena de vocablos de general uso en Amdrica.
Yo anhelaba que las fiestas del Centenario tuvie-
ran significaci6n prActica, revelando que Espafia ar-
monizaba tanto con nosotros que, si no admitia
como suyos nuestros neologismos, por lo menos no
los despreciaba como argentinismos, colombianis-
mos, chilenismos, peruanismos etc. etc
Cuando se crearon las Correspondientes en Am6ri-
ca, todos presumimos que la Academia madre se
proponia asociarnos a su labor, para que contribuy6-
ramos con el caudal de voces que, suficientemente es-
tudiadas por nosotros, estimAramos de precisa 6 con-







- 15 -


venientea dmisi6n. El desengafio ha sido tosco; y para
no continuar siendo corporaciones de relumbr6n,
dos de las Academias americanas, sin ruido, cam-
biode notas, ni alharacas, se han declaradoc esantes.
a Es empresa poco menos que impossible (dice el
a academico senior Garcia Ayuso, en su discurso de
"'incorporaci6n) desterrar las voces que han recibido
a la sanci6n del pueblo soberano.
Y tan fundada es la afirmaci6n del sefior Garcia
Ayuso que aunque la Academia, en la ulftima edi-
ci6n de su Diccionario, ha eliminado una de las acep-
ciones de la palabra jesuita, no por eso ha consegui-
do, ni conseguir6, desterrarla del uso. La raz6n es
que el pueblo soberano no hace political cuando ha-
bla, ni entiende de contemporizaciones partidaristas.
Y ya que he citado en apoyo de mis ideas la auto-
toridad de un academico, no quiero concluir sin co-
piar palabras de otro ilustradisimo linguista, tambi6n
academico de la Espafiola, don Eduardo Benot, que
en su libro Acentuaci6n Castellana, describe:
a La Academia tiene que obedecer A una autori-
a dad inapelable, que es la del uso, supremo legis-
a lador en material de lenguaje; y yo no creo que exit
a ta en la Academia autoridad bastante para dar 6
quitar la ciudadania & las voces y las locuciones.
VII
Eran poco mAs de trescientas cincuenta las pala-
bras anotadas en mi carter, las que intentaba ir,
poco 6 poco, proponiendo para discusi6n Esa re-
laci6n se limitaba A apuntar las voces y definirlas
muy A la lijera, advirtiendo que no consideraba voz
alguna que no fuera de uso generalizado en tres re-
pfiblicas, por lo menos.
Hoy, al publicarla, he afiadido rApidas apreciacio-
nes, y aun mAs de cuarenta vocablos, teniendo h la
vista el Diccionario de chilenismos deZorobabel Ro.






- 16 -


driguez, el de peruanismos por Juan de Arona, el
rio-platense de Daniel Granada, y los trabajos lin-
gtisticos de los Cuervo, Baralt, Irisarri, Seijas, Ar-
mas, Batres JAuregui, Pablo Herrera, Pedro Fermin
Cevallos, AmunAtegui Reyes, Eduardo de la Barra,
TomAs Guevara y otros muchos fil6logosamericanos.
Y qud razones, Dios de Israel! las que oi alegar
contra la admisi6n de algunas voces!
Las razones mas culminates eran -ese vocablo
no hace falta 6 ese vocablo no lo usamos en Espa-
fia- como si porque en Am6rica no se han aclimata-
do el sustantivo ponencia ni el verbo empecer, pala-
bras muy castizas y de las que gran derroche hicie-
ron los oradores en los Congresos colombinos, de-
bi6ramos nosotros condenarlas.
Despuds del rechazo de una docena de voces por
mi propuestas, me abstuve de continuar, convencido
de que el rechazo era sistemAtico en la mayoria de la
corporaci6n, escepci6n hecha de Castelar, Campo-
amor, CAnovas, Valera, Castro Serrano, Balaguer,
Fabi6 y Nifiez de Arce, que fu6 el paladin que mas
ardorosamente defendi6 la casticidad del verbo dic-
timinar.
Asi, por raz6n de capricho erijido en sistema 6
por espiritu anti-americano, he Ilegado A explicar-
meel por qu6 nunca la Academia tomara en sdria con-
sideraci6n los diccionarios de Zorobabel Rodriguez,
Juan de Arona y Daniel Granada.
Ese esclu.sivismo de la mayoria acaddmica impor-
ta tanto como decirnos:-
Sefiores americanos, el Diccionario no es para us-
tedes. El Diccionario es un cord6n sanitario entire
Espafia y Am6rica. No queremos contajio americano.
Y tiene raz6n la Real Academia.
Cada cual en su casa, y Dios con todos.


Lhma-Feberero de rSj














AIGIIG S YOKES DEL LENGIAJE ERICANO

Q]E NO S EENCUENTRAN EN EL DICCIONARIO DE LA ACADEMIA




A

.ABARRAJARSE-Resbalar y caer de bruces-Lanzarse
en la vida airada.
ABARRAJADO, A-Cuando decimos fulano es un abar-
rajado expresamos que es un hombre cargado de vicios,
un truhan -Fulana es una abarrafada, enti6ndase una
meretriz.
ABRACAR- Lo que el Diccionario llama abrahonar.
Tenemos el refrain quien much abraca much aprieta, tcu-
ya significaci6n es distinta de la del refran espafol-
abarcar much y apretar poco.
ABSOLVENTE-En nuestro lenguaje juridico design.
mos con esta voz al que absuelve posiciones. La Aca-
demia trae, como anticuado, el vocablo absolviente, y ha
olvidado considerar absolvente.
ACAPARAR-Tener el monopolio de algo 6, por lo me-
nos, reunir la mayor cantidad possible de un articulo.
ACAPARADOR, A-La persona que acapara.
AcAPITE-Decimos, en todas las republicas de Am.-
rica, por lo que los espafioles Ilaman punto y aparte. Se.
ria impossible desterrar del uso esta voz, sobre todo en-
tre tip6grafos y periodistas.
ACASERARSE-Encarifiarse, acostumbrarse A ser par-
roquiano 6 comprador en determinado establecimiento,
ACASERADO, A-Parroqulano habitual.














AIGIIG S YOKES DEL LENGIAJE ERICANO

Q]E NO S EENCUENTRAN EN EL DICCIONARIO DE LA ACADEMIA




A

.ABARRAJARSE-Resbalar y caer de bruces-Lanzarse
en la vida airada.
ABARRAJADO, A-Cuando decimos fulano es un abar-
rajado expresamos que es un hombre cargado de vicios,
un truhan -Fulana es una abarrafada, enti6ndase una
meretriz.
ABRACAR- Lo que el Diccionario llama abrahonar.
Tenemos el refrain quien much abraca much aprieta, tcu-
ya significaci6n es distinta de la del refran espafol-
abarcar much y apretar poco.
ABSOLVENTE-En nuestro lenguaje juridico design.
mos con esta voz al que absuelve posiciones. La Aca-
demia trae, como anticuado, el vocablo absolviente, y ha
olvidado considerar absolvente.
ACAPARAR-Tener el monopolio de algo 6, por lo me-
nos, reunir la mayor cantidad possible de un articulo.
ACAPARADOR, A-La persona que acapara.
AcAPITE-Decimos, en todas las republicas de Am.-
rica, por lo que los espafioles Ilaman punto y aparte. Se.
ria impossible desterrar del uso esta voz, sobre todo en-
tre tip6grafos y periodistas.
ACASERARSE-Encarifiarse, acostumbrarse A ser par-
roquiano 6 comprador en determinado establecimiento,
ACASERADO, A-Parroqulano habitual.







- 18 -


ACCIDENTADO, A-La Academia no admite, entire las
acepciones de esta voz, el que se aplique A los terrenos
sinuosos 6 de variada formaci6n geol6gica. Y sin em-
bargo, en muchos escritores espafioles contemporaneos,
principalmente cuando tratan de campafias militares 6
discurren sobre temas de ingeniatura y geografia, en.
contramos la locuci6n" terreno accidentado, de general
uso en America.
ACRIOLLARSE-Adquirir un extrangero los hAbitos
de la gente del pais, convertirse enmcriollo.
ACRIOLLADO, A-El que ha llegado A apropiarse las
costumbres criollas.
ACEITILLO-El aceite perfumado que sirve para usos
del tocador. En Am6rica, dejamos el aceite para la
cocina.
ACHOLADO, A-El que tiene color de indio choloo, en
el Perfi, Bolivia, Ecuador, Chile y Paraguay)- El que
se corre, intimida 6 avergiienza.
ACHOLARSE-Correrse, avergonzarse.,
ADEFESIERO, A-Persona que dice 6 hace disparates
y tonterias-Tambi6n se aplica A las que visten exaje-
rando la moda 6 apartAndose much de ella.
ADUL6tN, A-Eni el adulador cabe algo de lisonjero y
cortesano. En el aduldn hay solo bajeza. AmunAtegui
Reyes exhibe una cita de Pereda para comprobar que
el jocablo se conoce tambi6n en Espafia.
ADULETE-El adul6ni sobre ruin ridicule.
AGIGANTAR--NfiLez de Arce ha usado este verbo en
su Visidn defray Martin, y seg n citas de Amunitegui
Reyes tambien lo han empleado Bello, Revilla y P6rez
G:ad6s.
AGREDIR-Acometer, atacar. Apesar de que no con-
traria la indple de la lengua, como que la voz viene. del
agredire latino, la Academia rechaza este verbo de uso
constant en. la jurisprhdencia americana.
ALBAZO-Saludo matinal que, con mfsica, vivas y
cohetes, se hace 4.una persona el dia de su cumpleaflos,
6 A un santo en la puerta del templo en que ha de cele-
brarse su fiesta.
ALTERNABILIDAD-La.acci6n de alternar.
ALTERNABLE-Lo que admite alternabilidad. Esta
voz, aunque de aborcito fran6o, so Cncucntra oen a









real cddula llamada de la Alternatwa sobre elecci6n-de
prelados.
.AMANCAv-(Del quechua) Flor amarilla, parecida A
la azucena, que se produce en algunos cerros del Per;.
AMANSADOR, A-El que doma, domestic 6 amansa
un animal-El que en una reyerta apacigua los Animos.
SAMOLAR-En la acepci6n de fastidiar 6 de ocasionar
perjuicio-- Qu amolar! No amuele la pactencial Me
amold! son locuciones que, aunque vulgares, estan ge.
neralizadas.
AMORDAZAR--Poner mordaza. Figuradamente deci.
mos amordazar la prensa, cuando 16s gobiernot ponen
trabas A la libertad de escribir-Zorobabel Rodriguez
opina, por razones de analogia, que debe decirse en-
mordazar; pero el uso constant ha impuesto ambrdai da
como, tratAndose de buques, acoraaddo y no encorai"do,
ANACO-(Del quechua) La Academia dice que es un
peinado de las indias de sud-Am6ricA. La definici6n
acad6mica-es err6nda. El anaco es la pollera 6 falda que
usan las indias-Cussma, es la camisa-Llicla, es la
manta.
ANDINO, A-Lo que se refiere a la cordillera de los
Andes, como volcAn andino, nieves andinas, etc. Tam-
bi6n los adjetivos cisandino y trasandino son de uso ge.
neralizado en Am6rica.
ANEXIONISTA-Partidario de la anexi6n. *
ANTE-Bebida alimenticia y muy refrigerate, hecha
con frutas, vino, canela, azdcar, nuez moscada y otros
ap6ndices.
APACHETA-(Del quechua) Mont6n de piedras que
colocan los indios en las altiplanicies andinas como
ofrenda gratulatoria A la divinidad. Por various cronis-
tas de Indias se encuentra empleada la voz.
APERO-El conjunto de prendas que sirven para en-
sillar un caballo.
APLoMO-Serenidad, sangre fria.
APUNARSE-Sufrir el fatigoso malestar propio de las
frigidisimas pfnas de los Andes, dolencia que, en oca-
siones, produce la muerte del viajero.
ARRANQUITIS-La pobreza extrema, la miseria-Pa-
decer de arranquitis crdnica dicese pot quiet rino tiene
probabilidad de mejorar su mala situaci6n.









ARENILLERO-LO que llaman salvadera en Espafia,
voz no usada en America.
ARREADOR-No es solo el que arrea el ganado sino
tambi6n el lAtigo, fusta 6 huasca que emplea.
ARIRUMBA-(Del quechua) Una flor que los indios
estiman como propia de los cementerios.
ASOROCHARSE-Sufrir del soroche en las cordilleras
andinas. Es dolencia tan grave como la de apunarse,
siendo distinta la causa que las original.
ATRENZ)- Conflicto, apuro, embarazo, dificultad.
Este vocablo lo encontramos en escritores americanos
del siglo XVII. QuizA es voz castellana olvidada en
Espafia, y que nosotros hemos conservado.
ATAviCO, A-Trayendo el Diccionario el sustantivo
atavismo, no hay por qu6 excluir adjetivo tan usado.
AUTOCTONfA-Mutatis mutandis, repetimos el con-
cepto anterior. El Diccionario solo trae autdctono.
AUTONOMISTA-Partidario de la autonomia.
'AVINCA-(Del quechua) Zapallito mas fino y estima-
do que el grande y, en la forma, parecido A la calabaza.
AYRAMPO-(Del quechua) Planta tint6rea originaria
de Am6rica.


B

BACHICHA-Llamamos asi al italiano de baja ralea,
como gringo al ingl6s, gavacho al frances y chdpiro 6 cha-
petdn al espanol.
BARCHIL6N, A-Persona contratada para cuidar en-
fermos en los hospitals. Esta palabra es hija del agra-
decimiento popular, pues se ha querido perpetuar con
ella el recuerdo de un caritativo espafiol, apellidado
Barchil6n, que vivi6 en el Peru en el siglo XVI. La
palabrita tiene ya fecha de existencia,.y se ha generali-
zado en Am6rica, con tanta mayor raz6n cuanto que,
en el Diccionario, no hay vocablo para designer A los
enfermeros de hospital.
BADULACADA-Acci6n propia de un badulaque.
BADULAQUEAR-Hacer badulacadas.
BAGRE-Pez que se encuentra en algunos rios de







- 21r..


Amnrica. Figuradamente se aplica este nombre d la
mujer fea y despreciable.
BAQUIANO-Conocedor, prActico, gula que contratan
los viajeros. La voz la traen historiadores de Indias.
BIENINTENCIONADO, A-HallAndose en el Diccionario
malintencionado (dice el ingenioso doctor Tebussem) no
alcanzo raz6n para haber omitido este adjetivo. En una
cita, que del Quijote hace, figure bienintencionadamente.
BOLETO-Lo que la Academia llama boleta- Tam.
bi6n damos el nombre de boleto a una excepci6n, firma-
da por la autoridad, para libertarse del servicio military.
BOLETERfA-Lugar donde se venden los boletos para
ocupar asiento en un tren, teatro, plaza de toros, etc.
BOMBONAJE-La paja especial que se encuentra en
muchos afluentes del Amazonas, y que sirve para la fa-
bricaci6n de los sombreros llamados dejipijapa, som-
breros, hasta hace poco, muy estimados y valiosos.
BRAGUETA-Hablar como el gigante por la bragueta, de-
cimos por el que desatinadamente repite concepts
ajenos. La locuci6n naci6 de que, en la festividad del
Corpus, se exhibian figurones de mas de tres varas de
altura, y la voz del hombre que iba dentro de la arma-
z6n salia por la bragueta. Aunque el Diccionario trae
la palabra, falta la frase popular muy generalizada.
BRfN-Tela gruesa y fuerte que, entire otros usos, se
emplea para pantalones de mariners y soldados.
BUROCRACIA--La colectividad de empleados en las Ffi-
cinas.
BUROCRATICO, A-Oficinesco-Admitida sin gran ne-
cesidad, como lo prueba Baralt, la palabra burd, no hay
por qu6 rechazar sus derivadas. En Espana las emple6,
en uno de sus discursos en el Congreso Literario, el no.
table orador Canalejas y M6ndez. Tambi6n hay que
convenir en que hoy, solo la gente que hojea libros vie-
jos tiene noticia de los vocablos covacluela y covaczue-
lista. Tal es el desuso en que han caido.


C

CABALLADA-Admitidos por la Academia nombres
colectivos como vacada, boyada y hasta yeguada, no hay







ft" 22 2m"


por qu6 excluir la voz caballada tan de precise enpleo
en la milicia-Oficial de caballada, el que en la vida de
guarnici6n cuida de los caballos del regimiento.
CABILDANTE-En los libros del Cabildo de Lima,
desde los tiempos de Pizarro, se llam6 cabildantes A los
miembros del Ayuntamiento. En las descripciones de
fiestas reales, en las de autos de fe y en todos los docu.
mentos impresos de la 6poca colonial, figuran los seflo.
res cabildantes, vocablo cuya formaci6n nada tiene de
violent.
CABLEGRAMA-Telegrama trasmitido por el cable
maritimo--Lo nuevo reclama la formaci6n de la pala.
bra que lo exprese, aparte de que entire cablegrama y te-
legrama es obvia la diferencia. El primero es el despa.
cho que se trasmite por el cable maritime, y el segun-
do el que se hace por los alambres terrestres. Asi cuan.
do decimos:-he recibido cablegrama damos, A la vez, la
noticia de que nos ha llegado por via maritima-Tam-
bi6n se describe en algunos peri6dicos kalograma, for-
mando el vocablo de raiz griega. Indudablemente que
es mAs espafiol cablegrama, y el uso lo ha generalizado.
CABLEGRAFIAR-Trasmitir un despacho por el cable.
La Academia ha admitido telegrafiar.
CABLEGRAFICO, A-Lo relative A la cablegrafla, voz
que tambi6n debe ser admitida.
CABLEGRAFISTA-Admitida la palabra telegrafista, no
hay por qu6 excluir este vocablo.
CABULA-Mafia, ardid, abusi6n. El sentido es distin-
to del cdbala que trae el Diccionario.
CABULISTA-Mafioso, supersticioso.
CACHETADA-Golpe que, con la mano abierta, se dA
en la mejilla.
CACHARPARI-(Del quechua) La Academia, en la 61-
tima edici6n del Diccionario, ha admitido la voz; pero
figure mal escrita. La palabra no es cachazpari sino
cacharpari. V6ase la comedia de Manuel Segura, el
Bret6n limefio, titulada El cacharpari.
CACHARPAS-(Del quechua) Trebejos, cosas usadas
y de poco valor. No se emplea la voz ei singular.
CACHUA-(Del quechua) Bailoteo de los indios en el
Perd, Bolivia y otras repuiblicas.
CACHUAR-Bailar cachua.









CACHIMBO-Palabra despreciativa con que la solda-
desca'ha bautizado al civico 6 guardia national.
CACHUCHO-Damos este nombre a una canoa 6 pe-
quefia embarcaci6n, generalmente usada por los pesca-
ores. La Academia la llama cachucha.
CAMAL-Lo que en Espafia se conoce por Rastro 6
Matadero de reses. Aunque el Diccionaro trae el vo-
cablo no consider esta acepci6n.
CAMALERO, A-El empleado en el camal y el nego-
ciante en ganado para el matadero.
SCAMARETA-Especie de petardo que queman los in-
dios en las fiestas.
CAMARETAZO-Explosi6n de la camareta.
CANCHA-(Del quechua) Maiz tostado y no habas
tostadas, como dice el Diccionario-Tambi6n llama.
mos cancha.al local en que se lidian gallos y al destina-
do para carreras hipicas.
CANCH6N-Corral grande 6 espacio cercado que sir-
ve para dep6sito de metales, posada de peones 6 de
desahogo en los cuarteles.
CANDELEJ6N, A-Persona tonta, cAndida.
CANDELEJONADA-Tonteria, insulsez, necedad.
CANGALLERO-Ladr6n de metales en las minas, ven-
dedor de objetos por poco precio.
CANTIMPLORA En los ej6rcitos sud-americanos es
una prenda de equipo, por lo regular de hoja de lata*
que sirve al soldado para llevar consigo, en las mar.
chas, un litro de agua 6 de aguardiente. La palabra
esta en el L6xico; pero falta esta acepci6n.
CAPITULEAR-Formar capftulo, intrigar 6 conquistar
votos para una elecci6n. La Academia llama A esto ca-
bildear.
CAPITULERO-El individuo que se ocupa en intrigar
6 buscar votos. La Academia lo llama cabildero.
CARACHA-La sarna.
CARACHOSO, A-Persona que tiene sarna.
CARATULA-La Academia no trae la fnica acepci6n
que, para los americanos, tiene esta voz. La aplicamos
A la primera pagina en que estA el titulo de un libro.
CARNAVALESCO, A-Lo propio 6 digno del carnaval.
CARICATURAR-Hacer una caricature.
CARICATURNITA.-E que hace caricaturas,


- 2B-







-- 24 -

CARAY!-Interjecci6n tan generalizada como el jca-
ramba! que trae el L6xico.
CARIMBA-Marca que, con hierro encendido, ponian
los amos A los criados. En dos reales c6dulas del siglo
pasado, prohibitorias de la carimba, se encuentra la pa-
labra.
CARIMBAR--Marcar A los esclavos.
CASTICIDAD-Tanto monta decir lo castizo de lafrase
como escribir la casticidad del estilo.
CAUDILLAJE-A prop6sito de esta palabra dice Juan
de Arona.-" Los espanoles no han tenido necesidad de
" las voces caudillaje, coloniaje, ni esclavatura, por que no
" han tenido en casa, en forma especial 6 hist6rica, un
" sistema de gobierno colonial que dura tres siglos; ni
" una dotaci6n 6 encomienda de negros esclavos; ni,
"por 6ltimo, una plaga de caudillos y caudillejos".-
El Diccionario trae solo el sustantivo caudillo.-Cuan-
do los caudillos organizan un sistema, como sucedi6 en
la Argentina durante la tirania de Rosas, entonces estA
en su apogeo el caudillaje 6 gobierno de tiranuelos.
CAUDILLEJO-Caudillo de poco mAs 6 menos.
CENOBIARCA-EI superior de los cenobitas.
CIGARRERfA-La tienda destinada A la venta de ci-
garros. En Espafia, done el Estado acapara el tabaco,
se llama estanco A lo que nosotros cigarreria.
CLAUSURAR-Entre las acepciones del sustantivo
clausura trae esta el Diccionario:-Acto solemne con el
que se terminan las deliberaciones de un Congreso,
etc.-No hay repfblica de America en la que no se
clausuren los Tribunales de Justicia, el Congreso y el
aflo Universitario. For clausurar entendemos poner t6r-
mino a una series de sesiones 6 juntas oficiales. QuizA
nos ha parecido A los republicans algo chavacano el
verbo cerrar, tratAndose de corporaciones tan respeta.
Lies, y hemos dado existencia al verbo clausurar, cuya
formaci6n, pues viene del claudere latino, no rifle con
la indole del idioma. En cambio, luce en el Diccionario
un verbo clausular (cerrar un period 6 poner find alo
que se estaba diciendo) que ni pizca de falta hace en el
lenguaje, pues rarisimo serA el escritor que haya tenido
oportunidad para usarlo. El verbo clausurar es (dice el
quisquilloso Baralt, y perd6neme mi amigo Castelar
que tan opuesto os manifest6 A la admisi6n do tal ver.







25 --

bo) necesario y propio, y hay que adoptarle. En las diezi-
seis republican de Am6rica lo conjugamos por active y
por pasiva.
COALICIoNISTA-Partidario de la coalici6n. He aqui
una palabrita que, en los afios de 1894 y 1895, hemos
estado pronunciando cada cinco minutes los peruanos,
sin habernos cuidado de buscarla en el Diccionario.
Los politiqueros puristas se caeran de espaldas con la
noticia que les doy de que el coalicionista no ha entrado
en el reino de la Real Academia.
COALIGADO, A--El caudillo, partido 6 rama de par.
tido que entra en la coalici6n.
COBADERA-Lote de terreno del que se extra guano
para la agriculture.
COCACHO-Golpe que se da con el pufio en la cabe-
za.-Frejol cocacho, el frijol que conserve alguna dureza
por mal cocido.
COCADA-Dulce que se hace de cocos.-Tambi6n Ila-
mamos cocada A los cuadritos que, en herildica, se co-
nocen con el nombre de escaques.
COCAfNA-Poderoso anest6sico extraido de la coca.
CocAvi-(Del quechua) Pequera provision de vive-
res, principalmente de coca, que hacen los indios para
un viaje. Dar el cocavt es dar dinero A un individuo,
cuando se le manda en comisi6n lejos del pueblo, para
que compare lo que necesite para mantenerse durante
el viaje.
CocHAYUYo-(Del quechua) Cierta alga marina muy
usada en la cocina americana.
CODEAR-Falta en el Diccionario la acepci6n que le
damos en Ambrica:-comprometer A una persona para
que nos haga un regalo.
CODEO-EI codeo se codea con lo que, en Espafa,
laman sablazo.
COLECTIVIDAD-Admitida individualidad no hay por-
,qu6 rechazar A la colectividad, 6 conjunto de individua-
lidades.
COLONIAJE-No siempre la voz colonial tiene el al-
cance de esta. Por coloniaje entendemos todo un siste-
ma de gobierno, mientras que el adjetivo colonial lo
empleamos solo como calificativo,







- 26 --


COMUNA-Falta la acepci6n, hoy tan geieralizada, de
1Municipio.
CONCIENZUDO, A-La persona que no procede de
ligero, sino despues de estudiar reposadamente un
asunto.
CoNCHO-(Del quechua) Restos, heces, sedimento.
Beber hasta el concho es como beber hasta verte, Cristo
ito, 6 como al diablo dejarlo eu seco.
CONFIANZUDO, A-El que abusa de la confianza para
tomarse libertades.
CoTiN-Tela a la que el Diccionario da el nombre
de coti.
CORONTA-(Del quechua) El coraz6n del choclo.
CoSTEo-Burlarse de una persona. Por ampliaci6n
se dice costedrsela de 6 con fulano.
CoTo-(Del quechua) Un grueso tumor 6 bulto que
se desarrolla en el pescuezo. Hay, en America, pue-
blos donde la mayoria de los vecinos tiene esta defor-
midad. La voz estd en el Diccionario, pero no trae la
acepci6n que apuntamos.
COTUDO, A-La persona que tiene coto.
CORONELATO-Asi llamamos al empleo de coronel,
como generalato al de general. La Academia exije que
se diga coronella.
CRIOLLADA-Acci6n propia de criollos.
CRIOLLISMO -Disposici6n para acriollarse. MenBn-
dez Pelayo ha usadc la voz en su Antologia.
CUBILETEAR-Iritrigar, maromear.
CUBILETERQ, A-Intrigante, maromero.
CUECA-Baile popular. V6ase Zamacueca.
Cui-(Su plural cuyes) Un conejo originario del Pe-
ru.-Parir como una cut, ser muy fecunda.
CUERIZA-La zurra de 1dtigos que se aplica A alguno.
COMPLASE-F6rmula republican sin la cual no tie-
ien vigor las leyes dictadas por el Congreso. La frase
official es poner el cuimplase.
CUNDA-Persona alegre, ingeniosa, traviesa, jaranista.
CUNDERfA-Asociaci6n de mozos cundas.
CURACA--Cacique, potentado 6 gobernador de un
pueblo. La voz la han empleado historiadores de Indias.
CURCUNCio-(Del quechua) Jorobado, torcido.












CH

CHAMELICOs-Objetos de poca importancia, trastos
de pobre. La voz no se emplea en singular.
CHAMICO--(Del quechua) Yerba que administran los
indios para entontecer A una persona. Tambi6n la usan
como afrodisiaco.
CHAFALONiA-La plata 6i oro que se emplea para la.
brar vajilla, hacer cucharas y otras piezas.
CHANCHO-El cerdo, el marrano.-Quedar como un
chancho, comportarse ruinmente.
CHARANGo-(Del quechua) La Academia trae cha-
ranga, como voz de uso reciente, aplicAndola a las ban.
das militares de escaso instrumental. El charango de
nuestros indios es una especie de pequefia bandurria,
de cinco cuerdas que produce sonidos muy agudos.
Probablemente la voz pas6 de America A Espafa, y en
la travesia cambi6 la letra final. En cuanto A la pobre-
za de armonias musicales, alid se van la charanga y el
charango.
CHARAMUSCA-Ni cultos ni incultos llamamos, en
Am6rica, chamarasca, como el L6xico previene, las
virutas, briznas 6 ramas secas. Nuestra voz charamussa
es mis apropiada, por que encarna algo de chamuscar,
quemar ligeramente, tostar.
CHARQUf-(Del quechua) Came seca en lonjas del-
gadas.
CHARQUICAN-Guisado que se hace con el charqui.
CHAQUIRA-(Del quechua) Cuenta de vidrio 6 de
metal. Esta voz, como chamico, charqui, choclo, chuio,
chupo y charango, se encuentra usada por cronistas
de Indias.
CHICHIRIMICO--Hacer chichirimico de una fortune,
equivale A derrocharla.-Hacer chichirimico de una per-
sona, es burlarse de ella.-Hacer chichirimico de la hon-
ra, da tanto como perder la vergiienza, infamarse.
CHINGADO, A-Adjetivo que, en M6xico y las rep6-
blicas centro-americanas, equivale al chifado de Es-
pafia.







- 28 -


CHINGANA-(Del quechua) Pulperia de poca impor.
tancia.
CHINGANERO, A-El 6 la que administra una chin.
gana.
CHICANA-Sofisterfa, embrollo de abogado.
CHICANERO, A-Sofistico, rebuscado. Aunque Baralt
rechaza estas dos voces, ellas han alcanzado A impo.
nerse en el lenguaje.
CHIVATEO-Mezcla de gritos y ahullidos que usa la
caballeria araucana al embestir-Edad del chivateo, la
pubertad.
CHoCLO-(Del quechua) La mazorca de maiz cocida
en agua hirviendo.
CHOCL6N-Pequelio agujero hecho en el suelo para
un juego que, con bolitas 6 cocos, tienen les niflos.
CHtCARO, A-Animal arisco. Se dice, por ejemplo,
caballo chdearo, yegua chdcara.
CHUCHOCA-(Del quechua) Maiz tostado y molido.
CHUCHUMECO, A-La ramera 6 mujer de vida ale-
gre-El que frecuenta trato con chuchumecas.
CHURO-(Del quechua) Harina de papas con la que
se hace un alimento muy nutritivo para los nifios y
para los enfermos.
CHUPE-(Del quechua) Guisado muy sabroso en el
que entran leche, papas amarillas, camarones, huevos,
adeitunas y otros condimentos.
CHUPO-(Del quechua) Divieso.
CHURUMBELA-La bombilla de paja, caria, madera,
lat6n, plata fi oro usada en America para tomar el ma-
te 6 yerba del Paraguay.
CHURRASCO-Carne asada sobre las brasas.
CHURRASQUIAR-Convidar A comer churrasco.
CHUQUISA-(Del quechua) Moza alegre.


D
DEMOCRATIZAR Hasta el escrupuloso Baralt en-
cuentra acceptable este verbo.
DEPRECIAR-La Academia admit depreciacidn (dimi-
nuci6n de valor); pero no el verbo que es de constant







- 29 -


uso en el comerdo, sobre todo tratdndose de acciones
y de papel de cr6dito p6blico.
DERRUMBE-Nadie dice, en Am6rica, derrumbamien-
to de un cerro, de una mina, de un puente, etc, sino
derrumbe; pero si decimos derrumbamiento de edificio,
de casa, de techo, etc. fPorqu6 no habrian de coexistir
las dos voces? En todo caso derrumbe no es mAs que
sincopa de derrumbamiento.
DESAPERCIBIDO, A-En la acepci6n de inadvertido, a,
se ha impuesto tanto en Espafia como en America. Un
amigo, hoy ausente del Per6, a quien censuraron en
cierta ocasi6n el uso de desapercibido, consagr6 algunos
meses A recopilar citas de escritores peninsulares .(en-
tre los que habia tres 6 cuatro acad6micos) que favo-
recian su lapsusplumce. Recuerdo que pasaban de dos-
cientas las citas, y presumo que a la fecha habrA au-
mentado la cifra. El criticado se proponia publicar un
op6sculo sobre este tema. Si doctors 6 indoctos dicen
y escriben desapercibido por inadvertido, par6ceme que
no ha de desplomarse sobre la Academia la b6veda
celeste, por afiadir esta acepci6n a. la que consigna el
L6xico. Aqui cabe lo de Pompeyo Gener sobre enri-
quecimiento del idioma con nuevas significaciones de
las palabras.-Quizd llegue a pasar con este adjetivo lo
que con el verbo verificar, al que la Academia, en el il-
timo Diccionario, le da las acepciones de efectuar, raz-
lizar, acontecer, transigiendo con el uso generalizado.
DESBARRANCARSE-Rodar por un barranco, lo que
es distinto de despeiarse. Rara vez, en los barrancos de
America, se encuentran pefias.
DESPAPUCHo-Sandez, disparate, tonteria.
DESTINATARIO, A-El doctor Thebussem que, como
descendiente de un hermano del gran Cervantes, trae
en la sangre condiciones de buen hablista, sostiene la
conveniencia de admitir este vocablo tan usado en el
tecnicismo postal y telegrAfico.
DESVESTIRSE-Diga lo que quiera la Academia son
acciones distintas las de desvestirse y desnudarse. El que
se desnuda se despoja hasta de la ropa interior. Apro-
p6sito de este vocablo, el Sr. R. Monner Sanz ha pu-
blicado, en Buenos Aires, en 1895, un opusculo titula-
do-Con motivo del verbo desvestirse.







- 80 -


DIAGNOSTICAR-La misma raz6n que tuvo la Acade.
mia para sacar de prondstico, pronosticar, existe para ad.
mitir diagnosticar.
DICTAMINAR-Dar dictimen. En la legislaci6n de
nuestras repfblicas se conjuga por mayor 'este verbo,
cuya formaci6n es tan correct como la de decretar,
ordenar, informer, etc. Porqub de dictdmen no ha de
salir dictaminar ? Salvr lo trae en su Diccionario; pero
cuando lo propuse A la Academia 6sta lo rechaz6 por
once votos contra nueve.
DIMISIONARIO, A-La persona que hace dimisi6n de
un cargo 6 empleo.
DINAMITERO, A-El anarquista que emplea la dina-
mita en dano social. En cuanto al verbo dinamitar,
usado en la prensa europea, no lo empleamos en Ame-
rica.
DISPARATERO, A La persona que disparate. En Am6-
rica no decimos disparatador.
DISFUERZO-Algo asi como remilgo, monada, engrei-
miento. Es un limefiismo que no tiene equivalent en
el L6xico espaiol. El disfuerzo es mis propio en la
mujer que en el hombre.
DISFORZADO, A-La persona que se disfuerza 6 hace
rogar para complacer en lo que se le pide, y que estA
eire.si quiero 6 no quiero.
DISFORZARSE-Este es un verbo que morird junto
con la ultima limefia. Contra el disfuerzo y sus deriva-
dos son impotentes las prescripciones acad6micas, co-
mo lo fueron los virreyes y dos Concilos para abolir el
uso de la saya y manto.
DRAGONEAR-Desempeflar accidentalmente un cargo.
Probablemente viene este neologismo americano de que
el drag6n es soldado que unas veces hace el servicio:A
pie y otras 4 caballo. Dragonear de abogado decimos por
el que, sin titulo de tal y por especiales circunstancias,
defiende una causa-Dragonear de pdrroco decimos por
el lego que, a falta de sacerdote, bautiza en lance ex-
tremo d un reci6n nacido-Dragonear de comadrona, deci-
mos por la,que, sin ser obstetriz, asiste a una parturien-
ta en su desembarazo-y basta de ejemplos.
D MINGUEJo-Lo que, en Espafia, es dominguillo.







-81 -


E

EDITAR-Publicar, por su cuenta, un libro, peri6di-
co 6 grabado. Pocos verbos mis generalizados que
este.
EDITORIAL-En la prensa, sin excepci6n, de nuestras
repfiblicas, Ilamamos editorial al que, en Espafa, se co-
noce por articulo de fondo.-Casa editorial, la que co-
mercia en la publicaci6n de libros, como casa editor
puede ser la libreria que, incidentalmente, public un
libro.
EMBRIONARIO, A-Lo que estA todavia informe, en
embri6n, por ordenar 6 arreglar.
EMPACARSE-No ir ni atrds ni adelante, atascarse,
encapricharse. Propiamente no es un neologismo, pues
el padre Acosta, en su Historia de Indias, conjug6 el
verbo.
EMPAC6N, A-El caballo 6 la yegua que, para avan-
zar 6 retroceder, se resisted al ginete.
EMPAJAR-Rellenar de paja un objeto, disecar un
animal.
EMPAQUE-Tener empaque es ser persona que no se
corre, que gasta prosopopeya, que habla con aplomo de
lo que no sabe.
EMPAQUETARSE-Ponerse el vestido dominguero.
EMPAMPARSE-Estraviarse 6 perderse en la inmensi-
dad de alguna pampa de America.
EMPAVAR-Burlarse de una persona.
EMPAVARSE-Correrse, no tener flema para soportar
una broma-Comerse unpavo conplumas, empavarse mu.
chisimo.
EMPAV6N, A-Persona que facilmente se corre.
EMPECINADO, A-Obstinado, terco, encaprichado.
EMPLUMAR-Ademis de las acepciones que la Aca.
demia da a este verbo, tiene, en Am6rica, la de esca-
parse, evadirse, desaparecer, alzar el vuelo.
ENCARPETAR-Verbo usado en nuestras oficinas pa-
ra significar que A un expediente no se le da tramitaci6n,
6 mejor dicho, se le ha encarpetado, esto es, guardado
entire carpets.







- 32 -


ENFLAUTADA-Estravagancia, necedad-Salir con una
enflautada, es decir 6 hacer un disparate cuando se es-
peraba concept 6 acci6n juiciosa.
ENFOCAR-Concentrar el foco, verbo generalizado en
6ptica, fotografia y otros ramos del saber human.
ENMONAR-Em borrachar.
ENMONARSE-Emborracharse, tener una mona (bor-
rachera) de padre y muy sefor mio.
ESCLAVATURA-El conjunto 6 colectividad de esclavos
que, en Am6rica, poselan los acaudalados. En la defini-
ci6n que de esclavitud da, a Academia no cabe la de
esclavatura.
ESCLAV6CRATA-Defensor 6 partidario del sistema
de esclavatura. En Espafa hay una sociedad titulada
Anti-esclavdcrata de la que es protector nato el sefior
Canovas, acad6mico de la lengua.
ESCOBILLAR-Entiendo que la escobilla sirve para es-
cobillar. El Diccionario no trae el verbo.
ESTERO-Terreno bajo, pantanoso, en el que se de-
sarrollan plants acuaticas.
ExCULPAR-Libertar de culpa, verbo generalizado
en la jurisprudencia americana. En la causa que se si-
gui6, en Madrid, al regicida presbitero Merino, encon-
tramos empleado este verbo por el acusador fiscal.
ExcULPACI6N-Liberaci6n de culpa.
EXCULPADOR, A-Decimos alegato exculpadar, declara-
ctin exculpadora, etc., etc.
EQUIs-Vibora que se encuentra en America, y cu-
ya picadura rara vez deja de ser mortal.


F
FACHENDA-Fatuidad, prosopopeya.
FACHENDOSO, A--Ftuo, vanidoso, presuntuoso.
FINANZAS-La hacienda p6blica en lo relative A ren-
tas. Diga lo que dijere en contrario el senior Baralt,
este galicismo se ha impuesto en Am6rica y hasta en
Espaia. No se le podr echar de casa.
FINANCISTA--El que la Academia define hacendista.
Ni & San Ibo lo pudieroi echar del cielo ni & este gali.
cismo proscribirlo,







- 38 -


FINANCIERO, A-Lo relative A la Hacienda public.
Hay que transijir y darle lugarcito en la familiar.
FRANGOLLO-Mescolanza, revoltijo, comida mal gui-
sada y hecha de prisa. Esta acepci6n americana no es-
tA en el L6xico.
FREGAR-Entre las acepciones de este verbo falta la
americana de fastidiar, amolar. Decimos no mefriegue
usted (6 no me amuele usted la paciencza,) por no me can-
se, no me aburra, no me fastidie-Fridguese, es otra lo.
cuci6n popular que equivale A decir fastidiese, amu-d
lese.
FREGADURA-Fastidio, perjuicio-Hasta hace poco
fu6 muy popular, en el Peru, el autor de un opusculo
politico titulado-El libro de /asfregaduras.
FREGADO, A-Decimos fulano is un frrgado, por el
que tiene alguna gracia 6 habilidad para fastidiar al
pr6jimo.- Estar fregado 6 amolado equivale A estar
arruinado, perdido.
FRITANGA-Lo que, en Espafia, Ilaman fritada.
FORMULISMO-Sujeci6n A f6rmulas.
FORMULISTA-EI que se cifie A formulas. Hasta Ba.
ralt defiende la necesidad del vocablo.
FUSIONAR-Unificar intereses, ideas 6 partidos.
FUSIONISTA-EI partidario de la fusi6n.
FUSIONABLE-LO susceptible de fusi6n.


GY
GALIQUIENTO, A-La persona atacada de gAlico. De
uso mas general es este adjetivo que su equivalent
sifilitico. como que el vocablo sifilis es menos antiguo.
GALP6N-E1 departamento que, en las haciendas de
Am6rica, habitaban los esclavos.
GAMONAL-El ricacho, el cacique de pueblo. Esta
acepci6n americana no la trae el Diccionario.
GARtA-(Del quechua) Ligerisima lluvia peculiar A
algunos pueblos en donde, como en Lima, nunca hay
aguacero ni se conoce el uso del paraguas.
GARUAR-Lloviznar.
GAUCHAJE-Agrupaci6n de gauchos en las rep6bli.
cas del Plata, como indtada en el Ecuador, Peri, Boli.
6







- 34 -


via, etc. Y a prop6sito: la definici6n de gaucho, que trae
el Diccionario, no es la que los argentinos dan A ese
vocablo. La Academia, en cosas de Am6rica, desbarra
casi siempre. Ni el gaucho es hombre de color, ni pue-
de llamarse vida errante la de quien tiene por hogar
elI pago.
GRAMALOTE Yerba que, hasta sin necesidad de
cultivo, crece en nuestros campos, y que sirve de past
para el ganado.
GuA!-(Del quechua) Interjecci6n del que teme 6
admiral, segun el yocabulario del Padre Bertonio. Esta
interjecci6n, dice don Pablo Herrera, se usa en todo el
antiguo virreinato del Per6, y es propia de mujeres-
No hay limeia sin gud, reza un refran..
GUAGUA-(Del quechua) El nifio en estado de lac-
tancia. Las mujeres del pueblo nunca dicen mi hj'o,
sino mi guagua.
GUARAGUA-Contoneo, movimiento lascivo? gracia en
el andar, sandunga, rodeo para contar algo 6 practicar
una acci6n.
GUARAGOERO, A-Sandunguero 6 que no va derecho
al asunto.
GURRUPIE-El auxiliar del banquero en los garitos-
el que acompafia al rico sirvi6ndole en comisiones in-
decorosas.


H

HINCARSE-Decimos por arrodillarse; y la Academia
misma, al definir arrodillar, dice-hacer que uno hinque
la rodilla 6 ambas rodillas.
HISTORIETISTA-Decimos, en America, por el que
relata historietas y por el escritor que falsea la Historia.
HONORABILIDAD- Lo honorable, la honradez.
HOSPITALIZAR-Inscribir en un hospital A un en-
fermo.
HOSPITALIZARSE-Hacerse inscribir.
HOSTIGAR-Hastiar, empalagar, perseguir, fastidiar.
HUACA -(Del quechua) Cementerio de los antiguos
peruanos. De las huacas se extraen hoy objetos curio,







-- 85 -


sos de la ceramica incdsica. En muchas cr6nicas de In.
dias se halla la voz.
HUACATAY-(Del quechua) Especie de yerba buena
americana que se emplea en el condimento de alguinos
guisos.
HuAsCA-(Del quechua) Fusta, azote-iDAle huasca!
equivale A i;dle ldtigo!
HUASCAZO-Golpe de huasca.
HuMITA-(Del quechua) Especie de tamal 6 bollo
dulce hecho de maiz-Estar como una humita, d6cil A
todo, muy enamorado 6 muy borracho.
HUMITERO, A-La persona que vende humitas,


I

IMBEBIBLE-Lo que no puede beberse.
INCASICO, A-Lo que, en general, se fiere A los Incas
-La ciudad incdsica, el Cuzco.
INCAICO, A-La que se refiere A determinado Inca-
La ciudad inedica, Cajamarca.
INCOMIBLE-Lo que no se puede comer. En defense
de este vocablo, anade don Pablo Herrera, que asi co-
mo se dice incobrable, impracticable, etc., no hay porqu6
no llamar incomible A lo desagradable al paladar.
INDIADA-Reuni6n, colectividad de indios.
INDEPENDIZAR-Desde que nos independizamos de Es-
pafia tiene vida este verbo insurjente, asi como su re-
flexivo independizarse, sin que americano alguno, docto
6 indocto, se cuide de averiguar si estA 6 no en el Dic-
cionario.
INTRAGABLE-Lo que se resisted A ser-tragado. El in-
signe cervantista doctor Thebussem emplea el vocablo
en sus deliciosas Cartas de Paca Pirez.
INTRANSMISIBLE- En Am6rica decimos indistinta-
mente instranferible 6 intransmisible-De tan castiza ce-
pa es un vocablo como el otro.
IRRIGAR-Falta este verbo en el Diccionario.
IRRIGACI6N-E1 sistema de regadio en los campos.
IRRIGAIOR-El aparato que sirve para irrigar.
INSOLUTO, A-No pagado. El adjetivo estA en la co-
dificaci6n de muchas repfblicas. Lo trae Dominguez,








- 86 -


en su Diccionario, y Amunitegui Reyes aflade que en
todos los vocabularies latinos se encuentra insoluius,
a, vm.
INVERNAR-El Diccionario no trae la acepci6n ame.
ricana-Enviar el ganado al invernadero.



J

JABA-El cesto en que se guard la loza.
JALAR-A prop6sito de este verbo, usado en toda la
Am6rica, en vez del halar que trae el Diccionario, dice
Febres Cordero:-"No hay raz6n para que al vocablo
" haca se le permit convertir la h enjy decir jaca, y
"se desdefie la vozjalar que no procede ciertamente
"de una sola provincia 6 naci6n, sino de todo un mun-
" do: es un continentalismo, si vale la palabra. Haya,
"pues,.un lugarcito en el Diccionario parajalar, que
" bien lo merece, por que abogan en su favor dieziseis
naciones "-El iltimo argument dudo que pese para
los sefiores acad6micos. Dieziseis naciones abogan en
favor de dictaminar y clausurar, y la Academia desesti-
nr6 el argumento-Estarjalado se dice, caritativamen-
te, por estar borracho.
JEBE-En toda la Am6rica se dA este nombre A la
goma elAstica. El Diccionario trae la voz, pero en otra
acepci6n.
JESUITISMO-Este vocablo existi6 en el Diccionario.
jPorqu6 se le habri eliminado?
JIPIJAPA-Esta voz viene de la lengua yunga, y signi-
fica sombrero fabricado con la paja conocida por bom-
bonaje.
JORA-(Del quechua) El maiz preparado para hacer
chicha-El Diccionario trae, en tal acepci6n, la pala-
bra iora tan desconocida, en America, como el cachaz-
pari de que ya hemos hablado.
JULEPE-Apuro, prisa-Miedo, susto.
JUSTICIABLE-Aquello en que la justicia debe inter-
venir para absolver 6 penar.







- 87


L

LARGONA-Dar largona es demorar la resoluci6n de
un asunto. No decimos, en Am6rica, dar largas A un
negocio.
LIBRECAMBISTA-Partidario del libre cambio.
LINCHAR-Aplicar A un delincuente lo que, en Am6-
rica, se conoce por ley Lynch.
LINCHAMIENTO-El acto de linchar al criminal.
LIPES-El Diccionario llama piedra @zis al sulfato de
cobre del que, en el siglo XVI, se descubrieron abun-
dantes minas en el Alto-Peru (hoy Bolivia), en la pro-
vincia de Lipes. Seg6n el padre Alonso Barba, en su
important obra sobre Metalurgia, se llevaron'a Espa-
fla muestras, dAndose a la piedra el nombre de lipes (y
no ipis, como quiere la Academia, ni lipez, como escri-
ben muchos peninsulares) en memorial de la provincia.
En America decimos y escribimos, con sobra de fun-
damento, piedra lipes.
Liso, A-A las acepciones del Diccionario afiadimos
la de fresco, descocado, atrevido. La Academia admit
la de desvergonzado, pero solo como t6rmino de Ger-
mania-No sea usted liso! dicen nuestras paisanas al
gain que empieza A propasarse 6 deslizarse.
LISURA-Palabra 6 acci6n irrespetuosa. La Acale-
mia d: A la voz lisura las acepciones de ingenuidad y
sinceridad-Decirle a un pr6gimo lisura y media es
hartarlo a desvergiienzas.
LITERATEAR-Ensayarse en escribir para el pfblico,
ocuparse en literature sin gran competencia para ello.
LOGOMAQUIA-Disputa sobre palabras 6 ideas de
poca importancia.
LONDONENSE-El nacido en Londres (London). En
buena filologia no se le puede liamar londronense ni /on-
drinense.

M

MACHICA-(Del quechua) La harina de maiz tostado
que, a puliados, comen nuestros indios, mezclAndola







-- 88 -


con azdcar y canela. Tambi6n se hace mdchica del ma.
ni 6 cacahuete tostado.
MAJADERE4R-Porfiar con much obstinaci6n.
MAL6N-Algarada, ataque sorpresivo de tribus sal.
vajes sobre poblaciones civilizadas.
MAMADA-A la acepci6n del Diccionario agregamos
la de ganga 6 ventaja conseguida A poco precio, 6 con
pequefio trabajo. FernAndez Cuesta trae este neolo.
gismo.
MAMANDURRIA-El sueldo que se disfruta sin mere.
cerlo: el provecho que se obtiene con poco 6 ningin
esfuerzo.
MANCARR6N-Caballo inservible. Tambi6n llamamos
mancarrJn A una empalizada para desviar por corto
trecho el curso de un riachuelo 6 de un arroyo.
MANGAJO-Desgarbado, desaseado, hombre sin vo-
luntad para nada y del que se hace lo que se quiere.
MANTEQUILLERA-La vasija en que se sirve la man
tequila.
MARACA-Un juego popular y de suerte.
MARITATAS-Trebejos, objetos de poco valor.
MAROMEAR-Vacilar para resolverse; inclinarse, se-
gin los sucesos, A uno f otro bando; estar A la de viva
quien venza.
IMAROMERO-MAs que al que baila sobre la cuerda,
Ilamamos maromero al que, en political, contemporiza
con todos los partidos.
MASACOTE-Toda masa mal preparada. La Acade-
mia describe mazacote jPorqu&?
MASACOTUDO, A-Se aplica al pan, bizcocho, guisa-
do 6 pasta en que la masa estA pegajosa y mal prepa.
rada.
MASATO-FernAndez Cuesta trae este americanismo.
El masato es una especie de mazamorra que de plata-
nos 6 yucas condimentan nuestros indios, principal-
mente los salvajes.
MATAPERREAR-Hacer travesuras, estar de juerga,
hacer novillos los escolares.
MATAPERROS-Granuja. La voz no se usa en singu-
lar-Por un perro que mate me l1aman el mataperros, re-
fran que en Espaia hemos tambi6n oido, y con el que







- 39 -


se expresa que basta haber cometido una falta para que
se nos atribuyan otras parecidas.
MATURRANGO-Mal ginete.
MUCAMO, A-Tan generalizada se hall esta voz, ori-
ginaria del Brasil, en las repiblicas del Plata, en la
acepci6n de criado 6 sirviente dom6stico, que seria im-
posible excluirla del lenguaje.
MEDIOEVAL-Muchos acad6micos han usado este vo-
cablo que no estA en el Diccionario.
MECHA-Chanza, bnrla, broma, chisme, mortifica-
ci6n-Fernandez Cuesta trae la voz-No es mala mecza
la que tengo en el cuerpo decimos para expresar que nos
sentimos mortificados por algun chisme-Esa es mecha,
equivale A decir esa es filfa, mentira, cuchufleta,
broma.
MECHIFICAR-Burlarse del pr6jimo, fastidiarlo.
MICROGRAFfA-Descripci6n de objetos vistos con el
microsc6pio.
MINGA-(Del quechua) Faena voluntaria de pocas
horas que, en dia festivo, hacen los peones en las ha-
ciendas, sin mis recompensa que la de un poco de chi-
cha 6 de aguardiente. La minga es siempre pretesto
para jolgorio en el campo,
MONTUBIO, A-Persona del monte, ordinaria, grose-
ra, sin modales, que no pierde el pelo de la dehesa. *
MOTINISTA-EI que toma participaci6n en un motion.
La Academia admite solo amotinador, nombre que, en
mi concept, corresponde mAs al cabecilla de motion
que A los secuaces.
Moz6N, A-Dicese por la persona que tiene gracia
para hacer una burla.
MOZONADA-Burla graciosa.
MUCHITANGA-La muchedumbre populachera.
MULTfPEDo-Animal de muchos pies.
MUTISMo-En la acepci6n de mudes no solo se usa en
Am6rica sino en Espafia. Pereda, en su novela Nubes
de estio, ha empleado la voz. El mutismo no es cualidad
de los mudos sino de los que tenemos la lengua espe.
dita.






- 40 -


N
NACIONALIZAR-La Academia no acepta este verbo
y exije que se diga naturalizar, vocablo en el que no
entra la idea de naci6n sino la de naturaleza-Nadie dice
ni describe, por el acto de cambiar una nave mercante
de bandera, que se naturaliza sino que se nacionaliza.
NACIONALIZACI6N-No estA en el L6xico, por much
que la voz se lea en la Constituci6n de varias repfi-
blicas.
NEOLOGfA-El ramo 6 parte de la Gramdtica gene-
ral que trata del empleo de vocablos y giros nuevos.
NUMISMATOGRAFIA-Ramo de la numismAtica relati-
yo A la descripci6n de medallas antiguas.


N
RARIGo-El perteneciente A una asociaci6n secret
que, en la isla de Cuba, han formado los negros"
NATO, A-Equivale al chato, a, de Espafa-La Nata,
eg America, es la Muerte.
REQUE-Brio, potencia, coraje, vigor, fuerza, robus-
tez--Tener much Reque es ser muy hombre, muy fuer-
te, muy guapo.


0

OBJETANTE-Admitida por la Academia la voz pre-
guntante, no hay raz6n para excluir objetante, vocablo
muy usual en nuestras Universidades.
OBSTRUCCIONISTA-Llamamos asi al que, en los cuer-
pos colegiados, busca siempre inconvenientes para la
realizaci6n de un prop6sito. Al sistema de poner difi-
cultades lo llamamos obstruccionismo.







- 41 -


OCLOCRACIA-Gobierno formado por la infima clase
popular. Y aqui nos vienen a la pluma dos vocables,
que olvidamos apuntar en la letra C, y que son muy
usados por los periodistas-Canallocracia y canalldcrota,
que expresan lo contrario de aristocracia y aristdcrata.
OM6FAGO-EI que se alimenta de came cruda.
OcoSIAL-(Del quechua) Terreno humedo que se
deprime y en el que hay alguna vegetaci6n.
OPORTUNISMO-Partido politico formado por los ma-
romeros, vividores, equilibristas, tejedores y cubile-
teros.
OPORTUNISTA-Llamamos asi al que espera el triunfo
de una causa para exhibirse como ap6stol de ella, y
hasta como martir, aunque ni con sus oraciones hubie-
ra contribuido al resultado.
ORFEBRE-Trayendo el Diccionario orfebreria, no
hay porqu6 excluir al artifice.
ORFELINAT --Casa de huerfanos, en America. Ape-
sar de su saborcito tranc6s, la palabra satisface una exi-
gencia del lenguaje. El orfelinato es de la misma fami-
lia que el manicdmio y el fandptico, consignados en el
Diccionario.
ORIFICAR-Llenar con oro la picadura de una muela
6 diente.
ORIFICACI6N-La acci6n de orificar.
ORIFICADOR-Pequefia herramienta que sirve para
orificar.
OROGRAFfA-Descripci6n de montafias.


P

PAco-(Del quechua) La enfermedad A que la cien-
cia da el nombre de afta, enfermedad que, general-
mente, sufren los niflos en lactancia-En algunas repi-
blicas se llama paco al gendarme-Paco-vicuna, animal
que se encuentra en las regions mas frigidas del Perl
y de Bolivia, y cuya lana es muy estimada para tejidos.
PAJONAL-Terreno en que abunda la paja.
PALANGANA-Pedante, fanfarr6n. Estas acepciones
no las trae el L6xico.
PALANGANNADA-Pedanteria;fafafarronada,









PALANGANEAR-Alardear de saber lo que se ignora,
S6 de poseer cualidades de que se carece,
PANCA-(Del quechua) La hoja amarilla que envuel.
ve la mazorca de maiz y que, entire otros usos, se em-
plea en lugar de papel, para los cigarrillos Ilamados
de p~inca.
PANOFoBIA-Estado del Animo en que predominan la
melancolia y el terror..
PANEGIRIZAR-Verbo de frecuente uso en nuestra ora-
toria sagrada. Juan de Arona no lo consider como
neologismo. pues el padre Isla lo emple6 en el capitulo
IX de su Fray Gerundio. Admitido estA el verbo histo-
riar, y de historiar & panegirizar (hacer el elogio 6 pa-
negirico) no hay gran trecho de camino. Si el padre
Isla en material de lenguaje, es autoridad reconocida
y recomendada por la misma Academia, no hay moti-
vo para tildar de malos hablistas A los americanos que,
en el pulpito, panegirizan.
PANTORRILLA-Tener pantorrilla es fincar presunci6n
en algo, y conquistarse fama de cAndido--Acariciar la
pantorrilla de fulano, es halagar su vanidad-Tener muy
gorda la pantorrilla, es ser tonto de capirote.
PANTORRILLUDO, A-Presumido, candido. Tanto es-
te vocablo como el anterior no tienen, en el Dicciona-
rio, la acepci6n que, en Am6rica, les damos.
T'AMPERO-Huracan de las pampas. El Diccionario
llama pampero solo al habitante de las pampas. El poe-
ta Zorritla ha usado la voz en la acepci6n que aqui le
damos, y que es la generalizada.
PAPORRETA--Hablar de paporreta es locuci6n que
aplicamos A los que hablan de corrido, con la elocuen-
cla-del chorro de agua, y con poca 6 ninguna concien-
cia de lo que dicen.
PATRIOTERfA-Exajeraci6n ridicule de amor la
patria.
PATRIOTERISMO-Lo mismo que patrioteria.
PATRIOTERO, A-Decimos articulo patriotero, mani-
festaci6n patriotera, y hasta fulano es un patriota muy pa.
triotero. Excusamos la definici6n.
PATULECO, A.-La Academia trae patojo, voz que no
usamos en Am6rica.
PAQUETE--A las aepclones de la Academia afladi.


--42 -







-48 -

mos la de Ilamar paquete al que viste con lujo un tanto
cursi-Ponerse aquete, es vestir la ropa dominguera.
PARADOJAL-Lo altamente parad6gico.
PAVIMENTAR-Hacer el pavimento de un edificio, ca.
lie, etc.
PAVIMENTACI6N-Lo mismo que pavimento en acep.
ci6n mAs lata.
PEDiMANo-Cuadrfpedo que, en los pies de atras,
tiene el pulgar separado, lo que le permit servirse de
aquellos como si fueran manos.
PECHUGA-Exceso de confianza. Esta acepci6n falta
en el L6xico. Decir qulpechuga! equivale A iqu6 Ila.
neza! qu6 confianza!
PECHUG6N, A-Persona confianzuda, de poca deli.
cadeza.
PEPA-El hueso de algunas frutas como la palta, el
mango, el melocot6n, etc. La Academia trae solo
pepita.
PERICOTE-Rat6n americano mis pequefio que la rata.
PERSONALIDAD-Cuando decimos, describe AmunAte-
gui Reyes, que fulano es una personalidad queremos
significar que es sujeto de prestigio 6 influencia. La
Academia no trae esta acepci6n admitida por D. Vic-
tor Balaguer, en su libro Ahoranzas.
PERSONERtA-En los tribunales americanos no hay
personalidad juridica sino personeria. El Diccionario no
trae esta acepci6n. *
PETROLERO, A-Este vocablo naci6 con los excess
de la Comuna, en Francia, y nadie rehuye pronunciar-
lo 6 escribirlo, pues la voz incendiario no tiene por
complete la significaci6n de petrolero.
PICAFLOR-Especie de colibri 6 pajarito originario
de Am6rica. En todas las republican se le conoce con
este nombre.
PICASENA-Enojo, disgusto, desaz6n, retraimiento.
PIRcA-(Del quechua) Pared hecha sin argamasa.
Este americanismo lo trae Salvi.
PIsco-La tinajuela de barro en que el productor
vende el aguardiente.
PIscoLAVIs-Echar un piscolabis es beberse una copa
de aguardiente de Pisco, provincia del Periu que pro-
duce un delicioso aguardiente de uva.
PITAR-Fumar pitillos 6 cigarrillos.







-- 44 --


PIQUE1-En pocas repAblicas se llama nigua al pique.
PIQufN-El novio, el galancete de una joven.
PLANAzo-En el sentido de cintarazo, voz no usada
en America.
PLANCHADO, A-Estar planchado es no tener ni un
centavo en el bolsillo. Falta en el Diccionario esta lo.
cuci6n americana.
PLATUDO, A-El rico de pueblo.
PLEBISCITARIO, A-Lo que se refiere al plebiscito. En
las democracies no se puede hablar ni escribir prescin-
diendo de este adjetivo. A cada paso tropezamos con
las actas plebiscitarias 6 el mandate plebiscitario.
PRECIOSURA-Distinguimos entire preciosura y precio.
sidad, que es la palabra del L6xico. Una madre, en
America, nunca llama A su hijo preciosidad sino precio-
sura. Solo tratAndose de objetos que tienen precio me-
tAlico decimos preciosidad.
PRESTIGIOSO, A-La Academia solo acepta este ad-
jetivo en la acepci6n deprestigiador 6 jugador de cubi-
letes, y no en la de persona influyente, notable, distin-
guida que goza de gran prestigio-Gobernante presti-
gioso, caudillo prestigioso y autoridad prestigiosa, son
locuciones de consume diario en Am6rica. Y A prop6-
sito Por qu6 no se habri dado lugarcito en el Diccio-
nario al sustantivo desprestigio ni al verbo desprestigiar,
vfces muy castizas y de constant empleo?
PRESUPUESTAR-Formar presupuesto. Desde ha me-
dio siglo estA la Academia haciendo de este verbo cues-
ti6n batallona, y el tal verbo erre que erre obstinado
en vivir. Lo que es, en Am6rica, tiene ya carta de
ciudadania expedida por los indoctos y refrendada por
los doc os. El verbopresuponer, en America, lo usamos
solo en la acepci6n de dar por cierta, notoria y constan-
te una cosa para pasar A tratar de otra; pero no encarna
ni despierta en el espiritu la idea de numeraci6n 6 de
cifras, como quiere la Academia, la que estima el vo-
cablo presuposicidn como sin6nimo de preslpuesto. Gra-
cioso seria que un ministry purista, apoyAndose en la
autoridad de la Academia, nos saliera con Presuposicidn
de gastos delMinisterio de Guerra, pongo por caso.
Tendencia natural de todo idioma es la de enriquecer
su vocabulario. El 16xico ingl6si por ejemplo, en el pri.







- 45 -


mer cuarto de nuestro siglo, era muy poquita eosa, y boy
es verdaderamente numeroso en vocablos y acepciones.
Pero la Real Academia, por much limpsar y much
fijar, estA haciendo del habla castellana una lengua po.
bre, casi litirgica. No creo que la intransigencia siste-
mAtica d splendor al idioma. Con sobra de raz6n dijo
uno de mis compafieros en la Correspondiente de Lima,
hojeando un ejemplar de la duod6cima edici6n del Die.-
cionario, que el 6lxico espatfol se parece A las camisas
de algod6n. Mientras mis se lavan, mAs se encojen.
POLICIAco-El ajente subalterno de la policia. La
voz es despreciativa.
POLITIQUEAR-Mania de hablar de political entire los
de escaleras abajo.
PoLITIQUERiA-Vease politiquear.
POLITIQUERO, A-Persona que politiquta.
POLIPITALO-Flor que tiene muchos p6talos.
POTRERO-Terreno cercado y sembrado, regularmen-
te de poca extension.
PRIVADOR, A-Persona que, con facilidad; cambia de
predilecci6n en sus amigos.
PUCHO-(Del quechua) Lo que, en Espafa, se llama
colilla 6 punta de cigarro. En America nadie arroja la
colilla sino el pucho-No vale un pucho, locuci6n despre-
ciativa tan generalizada como esta otra-me import un
pucho.
PUCHUELA-Cosa de poca importancia, obsequio*de
pequeflo valor.
PUNA-(Del quechua) Dase este nombre A las alti-
planicies mas frigidas de los Andes.
PuQUIo-(Del quechua) Fuente natural de agua muy
cristalina, y que Ilega A former un estanque 6 pozo poco
profundo.

Q

QuENA-(Del quechua) Especie de flauta con que los
indios del Peru, Bolivia y Ecuador se acompaflan para
cantar un yaravi.
QUINCHAR-(Del quechua) Levantar paredes de quin-
cha. El Diccionario trae este sustantivo, pero no con-
signa el verbo.







- 46 -


QUINUA-(Del quechua) Simiente lenticular con la
que se hace un guiso muy sano y alimenticio.
QuIPE-(Del quechua) Lio 6 atado que cargan las
indias A las espaldas, en el que Ilevan ropa, comestibles
y, A veces, hasta al hijo en lactancia.
QUIPUCAMAYO-(Del quechua) El descifrador de qui-
pus 6 quipos, como dice el Diccionario. El vocablo lo
traen Garcilaso y otros historiadores.
QUIRQUINCHO-(Del quechua) Animalito de la espe-
cie del armadillo, muy abundante en Bolivia, que tiene
un carapacho como la tortuga, caparaz6n que los in-
dios utilizan para el charango, instrument parecido A la
bandurria.-Hombre de mal genio-Cigarrillo que se
elabora con tabaco del Beni.

R
RABONA -La mujer que, en muchas de nuestras re-
publicas, acompafia al soldado en sus marchas y hasta
en el campo de batalla-Hacer la rabona, hacer novillos
un escolar.
RABUDO, A-Lo que tiene gran rabo-Los mojigatos
llaman rabudos A los pecados mortales-El Rabudo, el
Diablo-Sd cabello rubio buen piojo rabudo, se lee en un
antiguo refranero espafiol. No me parece neologismo
ndiestro, sino palabra que nos trajeron los conquistado-
res y que hemos conservado.
REALIZACI6N-Falta el vocablo en el 16xico.
REFRACTARIO, A Rebelde, negative, resistente.
(Porqu6 no ha da agregarse esta acepci6n, tan genera-
lizada, A las que el Diccionario trae? El uso, mal que
pese A Baralt, ha impuesto la que aqui apuntamos.
REFRANERO-Libro en que se han coleccionado los
refranes-La voz, aunque usada por escritores muy
cultos, no se halla en el Diccionario.
REMOLER-Estar de jarana.
REMOLIENDA-Parranda, jarana.
REPUBLICANEAR-Alardear de republican.
REPUBLICANISMO-Tener palabras y acciones de re-
publicano, tratar A los demas de igual A igual.
RETOBAR-Forrar en cuero un objeto.
RETOBO-La acci6n de retobar.







- 47 -


RESONDRAR-Dirijir d una persona palabras injurio.
sas. Las mujeres son las que mis conjugan el verbo.
REVANCHA-En la acepci6n de desquite se ha usado,
en Espanfa, por buenos hablistas como Ventura de la
Vega, Mora y Ochoa. Es galicismo tan generalizado
que ya no admite rechazo, tanto mas cuanto que, en es-
pafiol, no tiene verdadero equivalent.
RIFLE-Fusil modern, aunque la palabra no lo sea
much, pues estuvo en boga, en Colombia, Bolivia y el
Peru, durante la guerra de independence. En la bata-
Ila de Ayacucho, el batall6n Rifes combati6 Con gran
bizarria.
RiFLERO-Soldado que maneja el rifle. No hay im-
propiedad en la voz desde que la Academia llama fusi-
lero al que maneja el fusil.
ROCAMBOR-En casi toda la Am6rica se conoce con
este nombre el juego de tresillo.
ROCAMBOREAR-Jugar tresillo.
RocAMBORISTA-Jugador de tresillo.


S

SABLEADOR-Asi Ilamamos, en Ambrica, al military
que no tiene otro m6rito que el de ser bravuc6n 6 co.
medor de care cruda. En Espafla oi que los 11amaban
espadones, y, por cierto, no en el sentido de eunucos, que
es el que el Diccionario da al vocablo espaddn-Tambi6n,
como alla, llamamos sableador al petardista.
SABLEAR-Dar sablazos y petardear.
SALVAJISMO-El senior Batres Jauregui defiende la pa-
labra salvajez, que nadie usa en Am6rica, por much
que la traiga el Diccionario. Entre nosotros no se dice,
por ejemplo, actos de salvajez sino actos de salvajismo.
SANGUARARA-Un bailey popular-Dejarse de sangua-
raias es dejarse de rodeos 6 ir al grano.
SANGUARARERO, A-Persona que baila sanguarafia, la
que anda con remilgos para referir algo.
SECRETEO-Hablar bajo y al oldo de otra persona.
SECRETEARSE-EI secreteo mutuo,







- 48 -


SIGNATARIO, A-La persona que firm un document.
La voz es muy usada por los diplomAticos.
SINDICATO-Corporaci6n elejida de entire los accio-
nistas de una empresa. Hay diferencia, y much, entire
sindicato y gerencia, que es la voz que el Diccionario
trae. En el Congreso Literario de Madrid, A prop6sito
del comercio de libros, dos 6 tres de los oradores ha-
blaron sobre la conveniencia de establecer un sindicato
de libreros y editors; y en el Congreso Mercantil oi
tambi6n la palabra A don Segismundo Moret, gran ora-
dor y acad6mico de la Espafiola.
SINVERGOENZA-El que carece de dignidad 6 de ver-
giienza. El doctor Thebussem diserta muy atinadamen-
te sobre la necesidad de admitir el vocablo.
SINVERGOENCERIA.-Falta de decoro 6 de vergiienza.
SoLUCIONAR-Empleamos este verbo, que la Acade-
mia no admit, en el sentido de poner t6rmino 6 resol-
ver una cuesti6n, un problema, un conflict, un litigio.
El uso ha hecho que, en Am6rica, demos id6ntico sig-
nificado A los verbos solucionar y resolver, y a los sus-
tantivos solucidn y resolucidn.
SOROCHE-(Del quechua) Dolencia, A veces mortal,
que acomete A los viajeros en la cordillera andina.
SUBVENCIONAR-A cada paso se lee la frase subven-
cifnar la prensa, esto es, favorecer A un peri6dico con
una subvenci6n official 6 de alguna empresa. Nada de
forzado tiene el verbo.
SucucHo-Chiribitil, habitaci6n pequefia, inc6moda
y sucia.
SUERTERO, A- En el Peru y otras repdblicas no se
venden billetes de loteria sino de suertes, y al vendedor
6 vendedora de ellos se le llama suertero 6 suertera. Por
much que, en rigor gramatical, debiera llamArsele
sortero,,el gremio de suerteros protestaria, y con derecho,
pues.hA mas de un siglo que, en el Peru, se hall en po-
sesibn pactfica y nunca discutida del Vocablo. El virrey
Gil y Lemus, en una pragmAtica 6 reglamento que pro-
mulg6 en 1792, los llam6 tambi6n suerteros. En cuanto
a la voz sortero, bien se:estA con sus acepciones de ago-
rero y adivino que el Diccionario le acuerda.
SUPERVIVIENTE-La voz juridica, en America, no es







- 49 -


sobreviviente como exije la Academia, apesar de admi-
tir el vocablo supervivencia.
SUCEPTIBLE-Delicado, quisquilloso, facil en darse
por ofendido. La Academia no trae esta acepci6n.
SUCEPTIBILIDAD-Disposici6n del inimo para ofen-
derse por nimiedades. El vocablo es muy usado, pero
no se halla en el Diccionario. Algunos escriben susce-
tibilidad y susceptible.



T


TAMBARRIA-Jarana, parranda escandalosa que tiene
la gente mis ruin del populacho.
TATUAR-En Oceania y en algunas tribus salvajes de
Am6rica acostumbran los indios pintarse, con colors
imborrables, elrostro, brazos 6 pecho, dibujando ani-
males, jeroglificos y otros emblemas.
TATUAJE-La acci6n de tatuarse. El tatuaje es hoy
frecuente entire mariners.
TRADICIONISTA-El que relata 6 describe tradiciones
populares, cosa muy distinta del tradicionalista que la
Academia define. Y no me digan que abogo en casa
propia al apuntar el vocablo. A nadie, que yo sepa, se
e ha ocurrido hasta ahora decir 6 escribir el tradicio-
nalista Ricardo Palma.
TEJEDOR-Falta en el Diccionario la acepci6n que,
en 1540, di6 a este vocablo el Demonio de los Andes.
V6anse maromero, cubiletero, oportunistay vividor.
TFMBLADERA-Damos, en Am6rica, este nombre A lo
que el Diccionario llama tremedal.
TETELEMEME-Tonto-Hacerse el tetelememe, similar
tonterYa.
TiMBIRIMBEAR-Jugar en las casas de juego mal afa-
madas.
TIMBIRIMBERO-El que concurre A las timbas 6 tim-
birimbas.
Tocuyo-Tela burda de algod6n que, por lo barata,
tiene gran consumo.







- 50 -


ToLDERffS-Llamamos toldertas (siempre en plural)
A los ranchos 6 tiendas que los salvajes levantan en sus
escursiones por las pampas.
TUTUMA-La cabeza-Ser duro de tutuma, ser torpe,
sin entendederas.



U

ULPO-Especie de mazamorra hecha de trigo 6 de
maiz, con la que se alimentan los indios en muchos pue-
blos de Am6rica.
USUAL-Entre otras acepciones de esta voz, trae el
Diccionario la de -aplicase al sujeto sociable y de buen
genio- Perdone la Academia; pero nunca hemos oido
decir:-don fulano es un caballero muy usual.



V

VIATICAR-Administrar el viatico. Este verbo, de
uso frecuente, en la prensa de Madrid, en la que diaria-
mente se lee-" ha sido ayer confesado y viaticado don
fulano de tal "- principia A aclimatarse en Am6rica.
No lo patrocinamos, como no patrocinamos los verbos
obstaculizar, silenciar (callar,) ni sesionar (celebrar sesi6n,)
neologismos que empiezan A generalizarse sobre todo
en el periodismo.
VIGENCIA-Las leyes en vigencia es locuci6n de uso
diario.
VIVA -Exclamaci6n de aplauso. El vocablo vitor ha
pasado al pante6n de los arcaismos.
VIVAR-En la 6poca colonial siempre que se trataba
de elecci6n de abadesa 6 de prior de convento, de co-
laci6n de grado universitario, de algo, en fin, que sig-
nificase lucha y la consiguiente victoria, los americanos







- 51 -


victoriabamos 6 vitoreabamos al vencedor, Con la inde.
pendencia murieron los vitores, pues ya ni entire monjas
se oye la palabra. Hoy se vzva a todos y por todo: an.
tes del triunfo, en el triunfo y despu6s del triunfo. Los
vitores eran hijos del 6xito. Hay hogaio un bochinche
popular? Lo primero que pregunta el curioso es (
qui6n vivan? Y despu6s los vivas se encargan de decirnos
por qui6n qued6 el campo. El verbo vivar es republican
por excelencia, y en America vivimos conjugandolo
siempre- Y no me digan que es desusado en Espafa,
pues lo he oido nada menos que de boea del ilustre
acad6mico don Gaspar Nuflez de Aree quien, al clausu-
rar el Congreso Literario, termin6 su discurso con es-
tas palabras -iViva Espafia! Vivan las repfblicas hispa-
no-americanas!
VIVIDOR-Dicese por la persona amoldable a todo, y
que asi estA bien con San Miguel como con el diablo.
VOLUPTUOTISMO-No es lo mismo que voluptuosidad,
Castelar, en su Neron, hace resaltar la diferencia.


Y


YACIMIENTO-Criadero de algunas sustancias. APi
decimOs,yacimientos de salitre etc.
YARAVf-(Del quechua) Canci6n amorosa y melan-
c61ica de nuestros indios. La voz la usaron muchos
historiadores.
YAPA-(Del quechua) Lo que el Diccionario llama
adehala, vocablo desconocido en America.
YAPAR-Dar la yapa.
YANACONA-(Del quechua) El individuo a quien el
propietario de un fundo rustico arrienda, para que lo
cultive, un lote de terreno.
YANACONIZAR-Dividir un fundo en lotes y distri-
buir 6stos entire yanaconas.
YEGUARIZO-Decir que fulano tiene un yeguarizo
equivale A decir que tiene gran cantidad de yeguas
para mejoramiento del ganado caballar. Esta es la inica
acepci6n que, en America, damos al vocablo. La que le
da el Diccionario no la usamos,







- 52 -


Z

'ZACUARA-La espiga de la cafia brava. Seglin Juan
de Arona, la voz procede del guarani tacuari, y alega
razones para preferir que se escriba zacuara, y no ta-
cuara ni sacuara.
ZAFACOCA-Pendencia, desorden, revoltijo.
ZAINE-Obsequio de frutas, pastas, dulces, pafiuelos,
objetos de briscado y otros de poco precio que, en aza-
fate cubierto por un pafio, acostumbraban hacer las
monjas A sus confesores, y las personas de la clase me-
dia a sus amigos 6 parientes, en el dia de cumpleafios.
ZAMACUECA-Baile popular del Peru y Chile.
ZAMACUEQUERO, A-Persona diestra en ese baile.
ZAPALLO-(Del quechua) Calabaza americana cuya
pulpa es amarilla-Sembrar .zapallo, dicese por el que
tropieza y cae.



NOTA-No pretend haber atinado siempre en la
definici6n de vocablos, y creo que no serAn pocos los
qte reclamen modificaci6n 6 ampliaci6n. Omnia sub
correction etc.











APENDICE


Mi querido colega: He leido y estudiado la colec-
ci6n de papeletas, que hoy le devuelvo. Talvez no lie-
guen a media docena los vocablos cuya admisi6n no
estimo necesaria. En cambio, y por si usted quisiere
utilizarla, le acompano una relaci6n de palabras de tre-
cuente uso, y que, apesar de ser castellanas, no estAn en
el Diccionario.

Muy cordialmente suyo.

J. A. DE LAVALLE.
Lima, Julio 18 de 1892.


Autoritativo, a.
Bicicleta.
Ciclismo.
Ciclista.
Comprovinciano, a.
Centralista.
Comit6.
Convencionalismo.
Copartidario, a.
Educacionista.
Eleccionario, a.
Esp6cimen.
Equilibrista.
Federalista.
Humorismo.
Humorista.
Humoristico, a.
Iniciador, 'a.


Iniciativa.
Intransigible.
Locatario, a.
Mercantilismo.
Miriada.
N otabilidad.
Obscurantismo.
Obscurantista.
Parlamentarismo.
Positivista.
Propagandista.
Reaparecer.
Recipiendario.
Rcformista.
Reprobable.
Rudimentario, a
Unitarista.
Velocipedista.























PRECIO: 50 CENTA V.:',




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs