• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Main
 Back Cover






Group Title: Ilustrando al agricultor
Title: Estudio fisiológico de unos tipos predominantes de tierras de Guatemala
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00023301/00001
 Material Information
Title: Estudio fisiológico de unos tipos predominantes de tierras de Guatemala
Series Title: Ilustrando al agricultor
Physical Description: 15 p. 19 cm. : ;
Language: Spanish
Creator: Deger, Erwin Conradin, d. 1941
Pensabene, Augusto
Publisher: Dirección General de Agricultura
Place of Publication: Guatemala
Publication Date: 1940
Edition: 3. ed.
 Subjects
Subject: Soils -- Analysis -- Guatemala   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: por Erwin Deger y Augusto Pensabene.
General Note: At head of title: Administración del General Jorge Ubico.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00023301
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002772382
oclc - 17725309
notis - ANQ0469

Table of Contents
    Front Cover
        Front Cover
    Title Page
        Page 1
        Page 2
    Main
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
    Back Cover
        Page 16
Full Text



ADMINISTRATION DEL GENERAL JORGE UBICO


ILUSTRANDO AL AGRICULTOR


STUDIO FISIOLOGICO DE

UNOS TIPOS PREDOMINANTES

DE TIERRAS DE GUATEMALA


POR EL DOCTOR ERWIN DEGER Y EL
PERITO AUGUSTO PENSABENE. DEL
tNSTITUTO QUIMICO AGRICOLA NATIONAL





DISTRIBUTION GRATUITA

TERCERA EDICION





DIRECTION GENERAL DE AGRICULTURE

GUATEMALA. C. A.
SEPTIEMBRE DE 1940








ADMINISTRATION DEL GENERAL JORGE UBICO


ILUSTRANDO AL AGRICULTOR


ES-TUDIO FISIOLOGICO DE

UNOS TIPOS PREDOMINANTES

DE TIERRAS DE GUATEMALA


POR EL DOCTOR ERWIN DEGER Y EL
PERITO AUGUSTO PENSABENE, DEL
INSTITUTE QUIMICO AGRICOLA NATIONAL






DISTRIBUTION GRATUITA

TERCERA EDICION






DIRECTION GENERAL DE AGRICULTURE

GUATEMALA, C. A.
SEPTIEMBRE DE 1940

































,. ,i





























G3428-3M2C-9-40 NUMERO 305


IMPRESO EN LA TIPOGRAFIA NACIONAL.-GUATEMALA, CENTRO-AMERICA















Studio Fisiol6gico de

unos tipos predominantes

de tierras de Guatemala

Por el Doctor Erwin Deger y el Perito Augusto Pen-
sabene. del Instituto Quimico Agricola Nacional.


Uno de los m6todos modernos de analizar las tie-
rras de cultivo es el lamado m6todo fisiol6gico. En
afios pasados se emplearon en este Instituto exclusi-
vamente los metodos quimicos y fisico-quimicos pa-
ra la apreciaci6n del valor cultural de una tierra.
Pero hoy dia, gracias a la construcci6n de nuestra
caseta de vegetaci6n, indispensable para el objeto,
se emplean provechosamente los dos metodos para-
lelamente.
Mientras el anilisis quimico y fisico-quimico nos
permit reconocer en qu6 direcci6n el clima lleva a
cabo la transformaci6n del material originario has-
ta former la tierra respective, el anilisis fisiol6gico
nos permit clasificar las tierras segfin su riqueza
y grado de fertilidad relative. Ninguno de los dos
metodos practicados en este Instituto puede ser
substituido por el otro, pues los dos se complemen-
tan favorablemente.







Por el analisis quimico se descubren substancias
perjudiciales a la plant, se investiga el contenido
de la tierra en fertilizantes totales, de reserves, de
solubilidad relative y de solubilidad facil o de posi-
ble asimilaci6n por las plants, se puede establecer
una clasificaci6n de las tierras analizadas seguin su
riqueza, pero no segin su fertilidad natural y abso-
luta. Para establecer esta iltima, nos servimos del
m6todo fisiol6gico del cual queremos hacer referen-
cia en el present studio. Unicamente debemos
decir todavia unas palabras en defense y a favor
de los mitodos quimicos y fisico-quimicos: son los
medios mas seguros y mas cientificos para aclarar
todos los demas problems que no puedan ser acla-
rados por el m6todo fisiol6gico, es decir, son los ojos
mis poderosos para mirar dentro de la tierra y reco-
nocer que es lo que pasa en ella bajo la influencia
de los factors climatericos en cada zona y sobre
cualquier material p6treo distinto, permitiendo de
esta manera intervenir a tiempo convenient y con-
cienzudamente en la formaci6n de la tierra en esta
o aquella direcci6n, sea para mejorar las propieda-
des y la constituci6n fisica, sea para hacer mae
ficilmente aprovechables las substancias fertilizan-
tes de la tierra.
El analisis quimico es, pues, preliminary y funda-
mental para la obtenci6n de una base de correcci6n
de las tierras, mientras el analisis fisiol6gico nos
permit apreciar desde afuera, y a simple vista, el
efecto y estado actual de fertilidad de una tierra,
es decir, nos present los hechos reinantes, favo-
rables o desfavorables, pero sin decir a que causes








son debidas y, en consecuencia, tampoco c6mo me-
jorarlas, preguntas que serin contestadas con exac-
titud practicamente suficiente por el analisis quimi-
co y quimico-fisico efectuado y adoptado a cada
caso individual. Sin los mitodos puramente quimi-
cos, este Instituto nunca hubiera podido llegar a tal
conocimiento profundo de las mas distintas classes
de tierras del pais, conocimiento complete que se
gan6, mAs bien por el studio y la comprensi6n de
los process de desgaste especial de las distintas
rocas y materials volcinicas de Guatemala, que a
la determinaci6n de las riquezas del suelo, sobre
todo que la riqueza no siempre es identica con fer-
tilidad, pues la fertilidad de un suelo depend tam-
biin de otros factors y circunstancias que no tie-
nen que ver much con la riqueza. Mientras no se
haya publicado el libro de nuestras tierras que tene-
mos en preparaci6n actualmente, debemos aconse-
jar a cada uno que desee abonar sus tierras, sea a
base de un analisis o no, que estudie debidamente
el Boletin nfimero 2 de este Instituto, pues alli se
trata de las precauciones que deben tomarse para
garantizar el efecto de un abonamiento y para evi-
tar perdidas. Los resultados de nuestros studios
fisiol6gicos demuestran francamente que nuestras
tierras si necesitan de abonos y que hay casos nu-
merosos en que se podri lograr por un abonamiento
cosechas hasta diez veces mayores. Pero el hecho
triste, de que los ensayos de abonamiento que efec-
tuamos (a base de nuestros studios fisiol6gicos),
5







en el campo libre, apenas dieron resultado visible
-ni con una buena dosis de benevolencia-, muy
en contra de los resultados obtenidos en la caseta
de vegetaci6n, aunque sobre las mismas tierras,
atestigua de manera mas evidence lo que se dice en
el Boletin nfimero 2, es decir, que el resultado del
abonamiento en nuestras tierras volcinicas depen-
de exclusivamente del grado en que se logra prote-
ger el abono contra las influencias de las lluvias,
porque la formaci6n de la tierra se lleva a cabo en
tal direcci6n que el suelo de las zonas mencionadas
empobrece tan fuertemente en silice, que esti com-
pletamente imposibilitada la formaci6n de los va-
liosos "complejos de absorci6n" (alfmino-silicatos
hidratados de calcio, magnesio, potasio, amonio, et-
c6tera), los complejos de cambio, las zeolitas, ar-
cillas, etcetera, todas estas substancias que son los
portadores de la fertilidad de los suelos de clima
mas moderado.
Lo que hace tan compactos nuestros suelos no son
las arcillas sino los abundantes geles de 6xidos hi-
dratados de hierro y aluminio, mientras que la silice
se ha lavado todavia antes de que la arena volcanica
se transformara en tierra propiamente dicha. Pero
precisamente la silice es el esqueleto esencial por
el cual se forman los complejos mis valiosos de la
tierra y que funcionan como portadores de la ferti-
lidad natural, asi como retenedores de las sales del
abonamiento, protegi6ndolas contra el arrastre y
finalmente como abastecedores continues para la
6








raiz vegetal. Asi como el petr6leo crudo brota por
los pozos de perforaci6n y no por el yacimiento
directamente, asi tambi6n brotan las substancias
fertilizantes minerales del suelo per los llamados
"complejos de absorci6n" y no por las reserves mi-
nerales directamente, por ricas que sean. Hay que
procurar, pues, la formaci6n de dichos complejos
silicosos, portadores de los abonos, antes que echar
el abono sobre las tierras pobres en estos comple-
jos, pues de otra manera el abonamiento no sera
aprovechado, salvo que se hayan tornado las pre-
cauciones descritas en el Boletin nuimero 2, el cual
se ha escrito precisamente a base de studios prac-
ticos de abonamiento, y de studios quimico-analiti-
cos minuciosos.
El anilisis fisiol6gico de las tierras segin el mito-
do de Neubauer no es aplicable bajo nuestras con-
diciones climatericas sin ciertas modificaciones. Los
studios preliminares efectuados en este Instituto
durante el afio pasado, por el practicante Felipe
Escobar, Perito-Agricola, demostraron que los ce-
reales que sirven a Neubauer como plants de en-
sayo bajo clima templado y moderado, no marcan
las diferencias entire la fertilidad de nuestras tie-
rras con suficiente exactitud. Despu6s de haber
estudiado muchas plants tropicales a su aptitud
como plant de ensayo, el mencionado practicante
encontr6 en el ajonjoli (tambien en la linaza), una
plant ideal para el objeto. Esta plant, pues, he-
mos adoptado como plant de ensayo para los ana-
lisis fisiol6gicos de las tierras en este Instituto. Es
7








la plant ideal para condiciones tropicales y subtro-
picales. Dividimos los ensayos tambien en analisis
cualitativos y cuantitativos. Los primeros serin
descritos aqui mientras los iltimos, que no estAn
concluidos ain, serAn descritos en el libro de las
tierras del pais.
Para los ensayos cualitativos, que podrA efectuar
tambien todo agricultor en un lugar propio de su
finca misma, se emplean 5 cApsulas de vidrio de
igual tamafio; cada una se provee de 500 gramos de
la tierra que se quiere analizar. Ahora, por medio
de un tamiz especial con perforaciones redondas, se
siembran ciento veinte gramos de semilla de ajonjo-
li en cada una de las cipsulas y se agregan a cada
una tambien 100 milimetros cfibicos de agua des-
tilada, cuidadosamente por medio de una bureta
regadera graduada y de vidrio. Se sobreentiende
que a todas las cipsulas se debe dar el mismo tra-
tamiento respect a cantidad de agua destilada, luz,
aire, exposici6n al sol, sombra, etcetera. Despu6s
de haber germinado la semilla y nacido las planti-
tas se espera unos 5 dias mAs. Entonces se arran-
can las matitas mAs raquiticas, reduciendo el nime-
ro de plants en cada cApsula a cien. Es, pues,
necesario que se investigue antes de empezar con
estos ensayos el grado de germinaci6n de la semi-
lla que se desea emplear. Si el grado de germina-
ci6n es inferior, entonces se debe, o emplear mayor
cantidad de semilla o substituirla por semilla mAs
reciente.








El mismo dia del ajuste de las plants al nfimero
de cien en cada cipsula, se procede al abonamiento
de la manera siguiente:
A la cipsula nimero 1 se agregan 2.5 gramos
de abono complete. Nosotros empleamos la marca
"Nitrophosca 15 5-15.5-19" (no para hacer propa-
ganda a este abono, sino por ser una marca que se
comercia en la plaza pricticamente); este abono
contiene los elements fertilizantes en una propor-
ci6n relative que es propia para esta clase de ensa-
yo, y la dosis mencionada present la dosis maxima
que se pueda dar sin perjuicio de las plants j6ve-
nes. Si en los anilisis cuantitativos se mezcla el
abono antes de la siembra con la tierra respective,
para los analisis cualitativos preferimos aplicarlo
despues del nacimiento de las matitas. A la capsu-
la nfimero 2, se agregan dos gramos de una mezcla
de sulfato de potasio con bifosfato de calcio; a la
cipsula nimero 3, se agregan 1.5 gramos de sulfa-
to de potasio; a la capsula nfimero 4, inicamente
1 gramo de cal magnesiana, y a la capsula nfimero
5 no se le agrega ninguna substancia, sirviendo esta
cipsula como testigo. Entre las cipsulas 3 y 4 se
podri en ciertos casos tambiin poner una cipsula
abonada con potasa y nitr6geno, o con f6sforo y
nitr6geno, respectivamente. El abono debe regarse
inmediatamente con la cantidad de agua diaria des-
tilada para evitar que ejerza reacciones ciusticas o
perjudiciales a las matitas j6venes directamente.
9








En la mayoria de los casos, los ensayos pueden
darse por terminados despues del transcurso de 2
meses, estando las plants entonces en plena fruc-
tificaci6n.
En el studio de las cenizas y arenas volcinicas'
de Guatemala y de El Salvador, publicado por este
Institute el afo pasado, el autor de dicho studio
lleg6 a la conclusion, a base de sus analisis quimi-
cos de las tierras del pais, que las tierras mas ricas
en fertilizantes minerales del pais estAn formadas
por detritos de micasquitas, pizarras de hornablenda,
de muscovita y de clorita, y que se encuentran en
la altura de Rabinal, Cubulco, Salami, San Agustin
hacia Zacapa, donde ya empiezan a ser mezcladas
por cenizas y arenas volcanicas del Sur. Basan-
donos en estos resultados de analisis puramente
quimicos, fijibamos para nuestros ensayos fisiol6-
gicos como fertilidad, o mejor dicho como riqueza
maxima de las tierras del pais, la de dichas tierras
analizadas del centro de Guatemala, y medimos
con esta media la riqueza de los demis tipos pre-
dominantes de tierras de cultivo en el pais. Por
otra parte, fijamos como limited inferior de riqueza
o mis bien de pobreza, la de una muestra de tierra
lateritica procedente de las.grandes plantaciones de
pifia de la isla de Hawaii.
Nuestros dos limits de riqueza son, pues:
Para medir en comparaci6n tierras pobres del
pais: como limited inferior, la tierra lateritica de
Hawaii y para medir en comparaci6n tierras ricas
del pais: limited superior, la tierra de Salami, Gua-
temala.








Mejor que palabras, poseemos fotografias toma-
das al final de los ensayos efectuados sobre la pri-
mera series de tierras estudiadas.
Las tierras investigadas de la primera series de la
cual tratamos aqui, son las siguientes:

1.-Tierra de laterita (roja), procedente de Chi-
quimula.
2.-Tierra de laterita (roja), procedente de
Hawaii.

3.-Tierras de la zona de Chuvi (terrenos
pianos).

4.-Tierra de la zona de Chuva (terrenos pen-
dientes).

5.-Tierra de Antigua Guatemala.

6.-Tierra de Salami.

7.-Tierra del departamento de Guatemala (tie-
rra del campo experimental).

1. Tierra lateritica de Chiquimula.-En el depar-
tamento de Chiquimula existen numerosas classes de
tierras, entire las cuales la tierra colorada aqui ana-
lizada es la extrafiamente pobre. Los 25 gramos de
abcno complete en ella produjeron una altura de
las matas que es siete veces mayor a la producida
sin emplear abono alguno. F6sforo junto con pota-
sa produce tambien cierto efecto, pero la prosperi-
dad y el desarrollo de las matas es incomparable-
11







mente mas vivo, incluyendo al abono tambi6n nitr6-
geno. Esta tierra es la mAs pobre de la Repiblica
y equivale a la de Hawaii; es formada de arenas y
piedras p6mez muy antiguas (tierra f6sil).
Si el mismo efecto del abono en las capsulas tam-
bien se logra en el campo libre, esto depend finica-
mente, como se ha dicho, de las precauciones que se
tomen para evitar el arrastre de las sales del abo-
no, supuesto que la tierra esti bien labrada y que
los cultivos no carecen de agua suficiente. Otro
inconvenient grave es que la tierra investigada es
exenta de humus.

2. Tierra laterifica de Hawaii.-Facilmente se no-
tarA la diferencia producida. Que en estas tierras
se produce cosechas s61o al emplear abonos.

3. Tierra del Chuvd (plana).-Capsula 1, capa
arenosa de ceniza volcAnica del volcin de Santa
Maria del afio 1902.
CApsula 2, subsuelo antiguo, anteriormente capa
laborable, humifera.
Tercera cApsula.-Mezcla de las dos anteriores.
Cuarta capsula.-Mezcla de la capa arenosa con
el subsuelo humifero y abonado.

4. Tierra del Chuvd (pendiente.)-Quinta cipsu-
la. Tierra de constituci6n fisica magnifica y simi-
lar al loes, pero empobrecida rapidamente por la
influencia del clima hfimedo. Capsula iltima: la
misma tierra, abonada.







5. Tierra de la Antigua Guatemala.-Esta tierra
represent otro tipo de tierra volcanica, formada por
cenizas y arenas basicas (fuego), y bajo clima frio-
himedo -y formada del mismo material originario.
Ademas, es tierra de edad mis reciente. La ferti-
lidad de esta tierra no es mala y much mayor a la
de las tierras anteriormente descritas.
Se le puede calificar de regular fertilidad, de
la misma manera como la hemos calificado a base
del anAlisis quimico puramente. Las tierras volcA-
nicas de la zona del Chuvi estan formadas por ce-
nizas petrograficamente acidas que son mis pobres
en bases, y, en consecuencia, produce tambiin tie-
rras mas pobres (Santa Maria).
Ademis, las temperatures mis elevadas de la zo-
na del Chuvi aceleran much mis la solubilidad
de las bases y sobre todo de la silice de los silica-
tos, destruyendo de esta manera el esqueleto de
estabilidad de la fertilidad del suelo, que no es el
caso en tierras que se encuentran bajo climas mis
frios, como, por ejemplo, la tierra de Antigua Gua-
temala. Asi se entiende que la eficacia del abono
complete en estas tierras, produce una altura de
plant, solamente tres veces mayor a la producida
por las demis capsulas sin abono nitrogenado y
complete.

6. Tierra de Salamd.-Verdaderamente sorpren-
dente es la fertilidad de una tierra tan vieja (azoi-
ca), como la represent la tierra de Salami, Cubul-
co, San Agustin y Zacapa. Si bien hay diferentes
13







variaciones de menos fertilidad en las grandes ex-
tensiones del centro del pais, esta tierra debe ser
considerada justamente como la mis rica de Gua-
temala.
Donde el clima con respect a un cultivo es pro-
pio, se produce en esta tierra cosechas 6ptimas.

7. Tierra del Valle de Guatemala.-Esta tierra
esta formada per el conocido barro ferruginoso y
el material originario es formado por cenizas volca-
nicas de distinta edad, asi como tambi6n de enor-
mes cantidades de arenas p6mez. Estas arenas em-
pobrecen antes de que sean transformadas en tie-
rra; la silice se ha disminuido de 60 por ciento en
las arenas no desgastadas hasta 15 por ciento en el
barro ferruginoso formado en la capa superior. Pe-
ro con la silice se han ido tambi6n las substancias
fertilizantes del suelo. Lo que queda en el suelo
son hidr6xidos de aluminio y de hierro con vidrios
volcinicos mas resistentes al desgaste.
En climas mas cilidos todavia, estas arenas se
transforman en lateritas por la deshidrataci6n de
los hidr6xidos de aluminio y de hierro.
Estas tierras son de regular fertilidad, casi igual
a las de la Antigua Guatemala.
Como deducci6n final debemos decir que queda
claramente demostrada la conveniencia de abonos
completes para las tierras volcAnicas y de abonos
nitrogenados para las tierras del centro del pais.
La eficacia del abonamiento depend de su protec-
14








ci6n contra las excesivas lluvias por la poca fuerza
de absorci6n que existe en estas tierras debido a la
fuerte extracci6n de la silice como portador de los
complejos de absorci6n, ocasionada por las fuertes
lluvias, por una parte, y por la constituci6n exclu-
sivamente arenosa del material originario (cenizas
y arenas volcinicas), que permiti6 el empobreci-
miento rApido de las arenas ya antes de haberse
convertido en tierra propiamente dicha.
En el libro de las tierras de Guatemala, se darin
a conocer los medios mas propios y econ6micamen-
te aplicables para contrarrestar y evitar en lo suce-
sivo las p&rdidas originadas por el clima y por el
estado fisico del material originario, del cual se
forman nuestras tierras volcinicas.












6
-t
Sr
rEt"




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs