• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Front Cover
 Title Page
 Dedication
 La reforma de la escuela
 Bibliography






Title: La reforma de la escuela
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00023180/00001
 Material Information
Title: La reforma de la escuela
Physical Description: 22 p. : ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Massip, Salvador, b. 1891
Publisher: Imp. y Lib. "La Propagandista."
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1912
 Subjects
Subject: Vocational education -- Cuba   ( lcsh )
Education -- Cuba   ( lcsh )
Genre: bibliography   ( marcgt )
non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Bibliography: "Bibliografía": p. 21-22.
Statement of Responsibility: por Salvador Massip.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00023180
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002824874
oclc - 50277112
notis - ANV3416
lccn - e 12000580

Table of Contents
    Front Cover
        Page 1
    Title Page
        Page 2
        Page 3
    Dedication
        Page 4
    La reforma de la escuela
        Page 5
        Page 6
        Page 7
        Page 8
        Page 9
        Page 10
        Page 11
        Page 12
        Page 13
        Page 14
        Page 15
        Page 16
        Page 17
        Page 18
        Page 19
        Page 20
    Bibliography
        Page 21
        Page 22
Full Text




La reform


POR


MAI4VAD4 )R


NIASSIIPT


1912


lup. y Lib. Ila Iropagandistau, Monte 89
HIABANA


de la escuela








La reform de la escuela


POR





SALVADOR M1SSIP


1912


Imp. y Lib. La PropagandistaD. Monte 89
HABANA


~lllc~ ~P~P~tr~3CZI/C,


oc"~











tcLQ3
,A128




























AL DR. A. M. AGUAYO


Despubs de trabajar un aio d su lado

por la realizaci6n de los mismos ideales.



ADMIRACION Y AFECTO.





















La reform de la escuela





i. LA EDUCACION LIBERAL.-Un laborioso process de
muchos siglos ha proporcioriado A los pueblos de civilizaci6n occi-.
dental la organizaci6n de la escuela y el concept de la educaci6n
que actualmente poseen. Para educar al hombre, la escuela' le da
el dominion de la lectura, la escritura, ia aritmitica, y .el dibujo (por
medio de cuyas artes tiene access A los conoci'mientos 'y los idea-
les human'os), y le 'ensefia los principios de la historic, la literatu-
la, Ja ciencia y el arte, que ilustran y mejoran el hombre con el do-
ble objeto de hacerle agradable la vida y de proporcionar un miem-
bro fitil A la sociedad A que pertenece. Procura ampliar el hori-
zonte intellectual y emotional del individuo y le ensefia el mejor
modo de similar los conocimientos que son patrimonio de la hu-
manidad. Aspira, en una palabra, A dar Ja mayor cultural possible.
Esta es la l1amada education liberal 6 cultural.
Las Escuelas de Artes Liberales, elevandose por encima de las
groseras necesidades de la vida, ponen al hombre en contact con
las tradiciones, las ciencias y lais artes. Para que este contact sea
complete y provechoso, para que la suma de conocimientos adqui-
ridos 'sea mayor, es necesario una dedicaci6n complete al studio,
reservada A las inteligencias excepcioihalmente dotadas y a los rele-
vados por aa fortuna.de tender' los trabajos pi'cticos de la vi-
da. Es el 6nico modo de 'que el espiritu se eleve y realize las con-
quistas geniales que hacen progresar la humanidad. Los hombres
que encarnan el ideal de :esta educaci6n se liaman Tomis de Aqui-


--I- iir











6 La reform de la escuela

no, Desiderio Erasmo, Herbert Spencer, que resume todo el saber
de su tiempo.
La elite intellectual de los hombres asi educados es la que dirige
la march de la soci.edad. Su superioridad les permit influir pro-
fundamente en la moral, las costumbres, los ideales, la ciencia, la
milicia, la religion y el gobierno del Estado. La educaci6n, por
consiguiente, es una preparaci6n para la *direcci6n de la sociedad.
Estos directors procuran asegurar a sus hijos por la herencia to-
dos sus privillegios y original una aristocracia, que ha llegado
hasta nosotros. Los privilegiados, por supuesto, son los m.s fir-
mes sostenedores de la educaci&n que los il'ev6 al mando y A la pros-
peridad y patrocinan una educaci6n liberal cada vez mas exagera-
da, que pronto se convierte en una educaci6n para la ociosidad.
Aiin mAs decididos partidarios de ella son los fil6sofos, los sacerdo-
tes y los artists, puesto que favorecidos 6 despreciados por los
arist6cratas, son al fin una clase ociosa.
Los intelectuales, despreciados por la aristocracia, que rechaza
todo nuevo element, no tienen otro refugio que sus aulas; en las
que se encierran con sus discipulos A elaborar vastos sistemas es-
peculativos. La educaci6n se convierte en acad6mica y las ener-
gias mnentales de los hombres .se pierden en la dilscusi6n de pueri-
lidades y sutilezas. El espiritu human :se deforma hasta la mons-
truosidad y se produce enfermedades sociales como la escolasti-
ca. No obstante, el vigor intellectual, aunque extraviado, reside en
las academias. El ,espiritu que do anima se observa .en la filosofia,
en la moral, en .la ciencia, en el arte, en la .educaci6n, y .resistien-
do todos los 'emnbates del tiempo Ilega hasta nosotros. Hace que
la escuela primaria actual sea una reducci.6n de la escuela de la
Edad Media y que de al nifio una educaci6n cultural, dem'asiado li-
terar;a, verbalista, especulativa, divorciada por complete de la rea-
lidad. La escuela no prepare para el 6xito, sino para el fracaso,
constituyendo an pequ.efio mundo artificial del que cae el nifio al
mundo real que le rodea, exponi6ndole a las consecuencias de aa
mas -peligrosa de las caidas. En vez .de preparar al hombre para
la lucha por la vida, le da los rudimentos de una cultural ,enciclo-
p6dica, ftil para recreo personal, pero infitill para convertirle en
miembro active y productor del grupo social.
2. LA EDUCATION VOCACIONAL.-Para salvar la dis-
tancia que media entire la escuela y la vida, para qu.e la educaci6n










Salvador Massip 7

sea cficaz y provechosa y satisfaga las necesidades humans, es
necesario buscar nuevos ideales educacionales y transformar pro
fundamente la escuela. La sociedad actual es democrAtica y no
puede sostener por mis tiempo una educaci6n que s6lo prepare
directors. El gran desarrollo industrial de nuestra 6poca recla-
ma obreros hAbiles 6 inteligentes, no obreros versados en la lite-
ratura, en la ciencia y en el arte, pero incapaces de realizar un
trabajo mecdnico eficiente. Por otra parte, el caudal de conoci-
mienos humans es ya .tan grande, que la cultural enciclop6dica que
ofrece la escuela, tiende A ser cada vez mis ligera y superficial por
lo mismo que tiene que ser mis extenlsa. La educaci6n, de exten-
eiva, ha de pasar A ser intensive.
El trabajo ha dejado ya de ser vergonzoso para ser digno, y todo
hombre, sin excepci6n, debe aplicarse A 61 para ser 6til .A si mis-
mo y A la sociedad. La escuela .estA en el deber de prepararlo pa-
ra el trabajo, y como 6ste reviste una asombrosa multiplicidad de
formas, debe educarlo especialmente en una de ellas, por la que
sienta vocaci6n. Esta es la educacidn vocacional, que prepare al
individuo para la producci6n *de la riqueza intellectual 6 material,
al rev6s de la educaci6n liberal, que s6lo prepare para el consume.
La direcci6n del espiritu debe especializarse, en vez -de generali-
zarse. La educaci6n vocational, que prepare para la abogacia, la
medicine, -el profesorado, recibe el nombre de professional; la que
prepare el tenedor de libros, el dependiente, -el taquigrafo, el via-
jante de comercio y el hombre de negocios se llama commercial; la que
prepare el albafiil, el maquinista, el zapatero, el herrero y el manu-
facturero se llama industrial; la que prepare para el cultivo de la
tierra, el cuidado de los animals dom6sticos y el mejoramiento de
los products del isuelo recibe el nombre de agricpla; la que ense-
fia A la nifia el manejo de la casa, la costura y la cocina es la do-
mistica.
Siendo tan variadas las vocaciones, podria correrse el peligro
de que la gran mayoria optara por la educaci6n professional y vol-
viera la educaci6n A ser cultural; pero hay que tener en cuenta que
la direcci6n aristocrktica de la sociedad no puede ser nunca consi-
derada por 6sta como una vocaci6n, y que el abogado, el m6dico, y
todo professional s6lo puede llegar A poseer una fase de la cultu-
ra y ademis presta sus servicios por la remuneraci6n que recibe,
lo que lo .diferencia de un verdadero arist6crata.










8 La reform de la escuela

La educaci6n vocacional, por otra parte, es .ms antigua que
la educaci6n liberal, por la sencilla raz6n -de que los hombres siem-
pre han necesitado poseer una profesi6n if oficio con que ganafse
la vidca. Esto supone una mayor 6 menor habilidad 6 destreza en
determinado sentido. "En los primitives tiempos-dice Snedden-
el nifio seguia A *su padre en la caza y ,en la pesca y al cabo, por
la imitaci6n y la sugesti6n, se convertia en un buen cazador 6 pes-
cador. La nifia trabajaba junto A la madre, aprendiendo las artes
de prepa.ar los alimentos, curtir las pieles y cultivar la tierra. Po-
co A poco fu6ronse haciendo complejas algunas *de las artes y -el
process de trasmisi6n de padres hijos exigi6 una mejor organi-
zaci6n." Asi se origin en las artes y oficios el sistema del apren-
dizaje, qae dirigia los esfuerzos del novicio. Este sistema, tal co-
mo podemos observarlo en las grandes organizaciones de artesanos
de la Edad Media, constitute el mas perfect sistema conocido de
educaci6n vocacional.
Mas como las condiciones actuales no son las de la Edad
Media, en que el obrero, aunque miembro de la guilda, traba-
jaba en su casa y podia c6modamente ensefiar su oficio A sus hijos
6 aprendices, la escuela tiene que sustituir al hogar en la educa-
ci6n del individuo. Claramente se ve que la organizaci6n indus-
trial modern deja al obrero muy pocas oportunidades de ensefiar
A un aprendiz. El trabajo se realize en grupos organizados, diri-
gidos por capataces 6 foremen, y el aprendiz estorba en el gran ta-
ller 6 en la gran manufacture. De ahi que muchos industrials
costeen ellos mismos escuelas preparatorias que les proporcionen
obreros hlbiles. Ademis, la aplicaci6n de las ciencias f las artes
de la vida ha hecho que la preparaci&n para una vocaci6n cualquie-
ra requiera una instrucci6n cientifica que el aprendiz no puede ad-
quirir del olbrero y que s61o estA A-su alcance en la escuela.
El movimiento actual de reform cde la escuela es una vuelta
al pasado, un renacimiento que toma por modelo una instituci6n
medieval. "Se debe-dice Henderson-en primer t6rmino A la
reconstrucci6n de las vocaciones primeras y a la creaci6n de profe-
siones por la utilizaci6n de los materials que nos ofrecen el sa-
ber y la ciencia, ,y en segundo t6rmino, al respeto creciente por el
trabajo remunerado." Ambos hechos tienen por origen el gran
desarrollo de la moral, la ciencia y la filosofia y en general del sa-
ber human, y el espiritu democrAtico de las sociedades modernas.










Salvador Massip


Esto no significa una abierta hostilidad contra la cultural; por el
contrario, la educaii6n vocacional es s6lo un complement necesa-
rio de una bien entendida educaci6n liberal.
3.---TIPOS DE EDUCATION VOCACIONAL.-A pesar de
la infinita vari-edad del .trabajo human, distinguense en 61 algunos
grandes grupos que comprenden casi todas las profesiones, artes
6 oficios. Son:
Io El professional.
20 El commercial.
3 El agricola.
4 El industrial.
5 El maritime.
6 El dom6stico.
Cada una de estas grandes divisions tiene sus caracteres dis-
tintivos. En las vocaciones profesionales se observe el elaborado
desarrollo de los agents ,educacionales empleados en ellas y la gran
cantidad de tiempo necesario para concluirlas. Las comerciales
son todas las comprendidas entire las que desempefian nifios de o1
y 12 afios- (vendedores de peri6dicos, muchachos de establecimien-
tos) hasta las que son semi profesiones de grandes comerciantes.
Las agricolas comprenden desde los mis rudos y sencillos traba-
jos manuales hasta los mas complejos y dificiles. Las industriales
se caracterizan por su complejidad y contienen todas las artes, ofi-
cios y manufactures. Comprenden desde las funciones mis es-
pecializadas, al alcance de la mujer y el nifio sin destreza, hasta las
mas complicadas forms de ila ingenieria y la mectnica. Las mariti-
mas tienen por objeto la navegaci6n y la pesca y las industries que
de ellas se derivan. Por iltimo, el grupo dom6stico comprende to-
das aquellas vocaciones que tienen su centre en el hogar, con exclu-
si6n de lois trabajos que como tejer, confeccionar ropa, cocer pan,
hacer calceta, etc., se han convertido en ocupaciones de manufac-
turas 6 talleres. Si se ha disminuido el niimero .de ocupaciones
cas.eras de la mujer, en cambio se le exige una eficiencia mayor en
las que, como preparaci6n de los alimentos, cuidado de los nifios y
manejo general de la casa, no puede dejar de desempefiar.
La educaci6n professional se llama com6nmente superior porque
recibe los estudiantes .despubs que han recibido una leducaci6n se-
cundaria, cuyo carActer estA determinado en muchos casos po-r la
preparaci6n que da para -el studio de la profesi6n escogida.










10 La reform de la escuela

Tenemos ya una ensefianza superior de la agriculture, y los prin-
cipios *de su ensefianza secundaria y elemental, asi ilamadas *estas
dos 6itimas por la edad de los alumnos que las reciben y por el gra-
do de desarrollo intellectual requerido para el comienzo .de su estu-
dio vocacional.
En las vocaciones comerciales existen escuelas para los grades
superiores; pero no para los inferiores, A pesar de que el mayor
nfimero de los que se dedican A ocupaciones comerciales se encuen-
tra en los grades .ms bajos de estas vocaciones. Ciertas fases es-
pecializadas de la educaci6n commercial, como teneduria de libros,
escritura en mdquina y taquigrafia, son ya objeto de .ensefianza es-
colar.
En lo que a la industrial se refiere, los studios superiores (inclu-
yendo aqui la preparaci6n para la ingenieria y para las ocupaciones
tecnoi6gicas, que tambi6n podrian clasificarse como profesiones)
pueden seguirse en buenas escuelas. Seria convenient extender
una ensefianza secundaria industrial, al alcance del obrero, que le
permitiera la adquisici6n de conocimientos mas completos.
Existen escuelas de pilots y naquinistas navales; pero estdn
sumamente descuidadas (quiza mas que en ningin otrd grupo) las
ensefianzas elemental y secundaria.
En la educacion dom6stica, no existen actualmente escuelas en
que su aprendizaje pueda ser vocational, por mas que las oportu-
nidades para adquirirla son numerosas para algunos studios par-
ciales; aunque como fases de la -educacidn liberal.
Segin Garber, para dar al nifio 6 6 la nifia una preparaci6n com-
pleta para los deberes de la vida, tendria que .dArseles a escoger
centre las isiguientes vocaciones:
a) Vocaciones intimamente asociadas con la protecci6n del cuer-
po del individuo.
b) Vocaciones dirigidas a proteger la familiar y proporcionarle
comodidades.
c) Vocaciones intimamente asociadas con la producci6n de ar-
ticulos de alimentaci6n y con la preparaci6n de las comidas.
d) Vocaciones relacionadas con la preservaci6n de la salud in-
dividual y -social.
e) Vocaciones intimamente relacionadas con todo lo Teferente
al progress modern.










Salvador Massip


f) Vocaciones tendentes d satisfacer los deseos humans mis
comunes.
En el grupo a estin comprendidas ocupaciones como hilar, tejer
y confecci6n de !ropa, zapatos., sombreros y guantes. Al princi-
pio el trabajo seri manual, y mecAnico cuando el operator haya al-
canzado suficiente destreza.
En el grupo b se encuentran ocupaciones como construcci6n de
tiendas, de casas y de muebles. Comprenden trabajos de carpinte-
ria, albafiileria, revoques, pintura y ebanisteria, y dan especial des-
treza en el manejo del martillo, la sierra, el cepillo, la regla, la es-
cuadra, el nivel, el berbiqui, el taladro, el escoplo y el torno. Des-
puds de las herramientas, la maquinaria.
En el grupo c figuran las ocupaciones del jardinero, el hortelano
y el labrador, asi como las del alfarero, -el cocinero, el panadero, el
molinero. el herrero y el fundidor.
En .el grupo d se incluyen todas aquellas prkcticas que aseguran
la limpieza y salud del cuerpo, el cuidado de los nifios y en gene-
ral, la higiene Ipilblica y privada. *Comprende los oficios del plo-
mero, contratista, fabricante de conservas y m6dico.
En el grupo e figuran las ocupaciones que tienen por obje-
to conservar las comodidades, las energies y las materials primas en
general. Comprende las aplicaciones. de la electricidad, la quimi-
ca de la vida diaria, alumbrado, anAlisis de los alimentos, del aire
y del agua, cuidado de los Arboles y utilizaci6n de la energia hi-
draulica.
En el grupo f se encuentran los problems de combinaci6n de co-
lor, y en general de la produci6n de la belleza. Las confecciones,
encajes y bordados tambi6n figuran en este grupo.
Tambi6n puede conisiderarse un trabajo vocational la construeci6n
de juguetes y objetos de -sport, en cuya manufacture se ,ensefiari el
cuidado de las herramientas, maquinaria y material y tratarA de
despertarse el buen gusto y la combinaci6n de la belleza y la uti-
lidad.
4. PEDAGOGIA DE LA EDUCATION VOCACIONAL.-
Para realizar con provecho la educaci6n del individuo en cualquie-
ra de los anteriores. grupos de 6cupaciones, es necesario establecer
tres grados, que usando la terminologia de la educaci6n liberal,
pueden denominarse elemental, destinado a personas de menos de










La reform de la escuela


15 afios, secundario, .destinado A personas de 15 a 18 afios, y supe-
rior, destinado a personas de mrs de 18 afios de edad.
Lo quc caracteriza la educaci6n vocational ,es su aspect pricti-
co, esto es, que el discipulo adquiere sus conocimientos por una par-
ticipaci6n activa .en la ensefianza. Su lado .d6bil es la ausencia de
teoria, su dificultad en dar un conocimiento de las leyes y princi-
pios que rigen la prictica. En el studio y pr.ctica que contri-
buyen a la eficiencia vocacional, se distinguen tres aspects, cada
uno de los cuales tiene caracteristicas pedag6gicas distintas. "Pa-
ra preparar el horticultor, por ejemplo-dice Snedden-es necesa-
rio darle una variedad de .experiencias prAoticas., en el trabajo del
suelo y de las plants y en lo referente a cuestiones mercantiles.
Debe conocer tambi6n los elementss de botAnica, fisica, quimica,
entomologia, bacteriologia, meteorologia, economic rural, etc., ne-
cesarias para un conocimiento complete del tecnicismo y de los
principios de su vocaci6n. AdemAs, puede estudiar la historic de la
horticultural, su practice .en otras parties del mundo, la evoluci6n de
la vida de las plants. El primer grupo de studios y prActicas
puede llamarse concrete, especifico 6 pr.Actico; el segundo, tecnico,
y el tercero, general."
De igual modo, al preparar el maquinista, se le ensefiard el ma-
nejo prActico del torno, la fragua, el taladro y demrs herramientas
propias de la vocaci6n. Los studios tecnicos consistirAn en dibujo,
matemAticas aplicadas las necesidades del taller, rudimentos de
mecAnica, etc. Los studioss generates pueden ser historic del tra-
bajo -en metal, evoluci6n de la industrial modern, conocimiento de
las asociaciones obreras, cooperaci6n industrial y demas proble-
mas que afecten la clase obrera.
Para el que desee una preparaci6n commercial los studios prActi-
cos han de consistir en teneduria de libros, escritura en mAquina y
prictica commercial. Los studios t6cnicos consistiran en la adqui-
sici6n del singles (y si -es possible del frances y .el alem.n), en mate-
maticas, economic political y derecho mercantile. Los studios ge-
nerales -serAn historic del comercio, geografia commercial, studio de
la industrial en general y evoluci6n de los medios de cambio y de
transport.
Para el studio de la economic dom6stica se ensefiara prActica-
mente i la aniia la cocina, la limpieza, las laborers de aguja y el
cuidado de los nifios y de los enfermos. Lois studios t6cnicos con-










Salvador Massip 13

sistiran en rudimentos de fisica, quimica, fisiologia, bacteriologia,
economic political. Los studios generals los podrA realizar por
medio lde conferencias sobre la historic del arte decorative, el des-
arrollo ,de la economica ,domstica, los progress de la higiene y el pa-
pel .social, moral y educador de la mujer.
En la prepa'raci6n de los maestros la ensefianza practice consis-
tirA en practice escolar y otros medios de aprendizaje. Los estu-
dios t6cnicos se harin en la psicologia aplicada y la metodologia
de cada material. Los generals -en historic de la educaci6n, socio-
logia, practices .educacionales en paises extranjeros y escritos y bio-
grafias de los grades educadores.
Para preparar el m6dico se comenzarA por trabajos pricticos de
iisecci6n, de clinica y de hospital. La fase tecnica la constituirin
anatomia, quimica, material m6dica y otros studios. La parte
general consistirA en historic de la medicine, sociologia medica,
medicine legal y hasta psicologia -y biologia.
El aspect prActico 6 concrete es el que present mayores dificul-
tades. Las formas itradicionales de la pedagogia resultan casi ina-
plicables. La experiencia ha demostrado que lo concrete y lo prac-
tico debe preceder al tecnicismo, para que el alumno mismo pueda
ir descubriendo las teorias en sus experiencias practices. El aspec-
to t&enico no debe consistir en studios .de ciencia pura y de sus
principios fundamentals, sino en aplicaciones del arte, las matemi-
ticas y la ciencia. Los studios generals pueden considerarse co-
mo los refinamientos de la. educaci6n vocacional, aunque presentan
una utilidad -directa, puesto que hacen atractivas las vocaciones y
amplian y prolongan la vida productive del hombre. La reform
de la educaci6n ha de comenzarse, pues, por la escuela primaria 6
agent que proporciona la fase practice y concrete.
"Los studios abstractos-dice Snedden-son necesarios; pero
deben estar acompafiados 6 precedidos de una participaci6n en tra-
bajo productive para que sea eficiente la .educaci6n vocational. Es-
ta participaci6n, como puede encontrarse actualmente en las escue-
las comercial-es, industriales, de agriculture y de economic dom6s-
tica, es artificial y no presta servicio alguno A la educaci6n vocacio-
nal por su complete diferencia de lo que es un genuine trabajo
productive." Los studios t&cnicos, como matemiticas, dibujo,
ciencias naturales y biologia s6lo tienen verdadero valor funcional
en la educaci6n vocational en cuanto suponen un intimo contact










14 La reform de la escuela

con los process produotivos. Es psicol6gicamente probable que
para una persona que hiciese estos studios .sin relacionarlos con
los aspects practices, fueran ffitiles 6 improductivos, por lo me-
nos desde el punto de vista de la educacion vocational. Cuando
el nifio comience A prepararse para una vocaci6n, es necesario que
dedique un ti'empo considerable i realizar un trabajo concrete y
productive de la vocaci6n escogida. Debe colocarsele en la reali-
dad, no s6lo en lo que se refiere A las caracteristicas externas del
trabajo producido, sino en lo que se refiere a su valor en el mer-
cado, su costo de producci6n y las circunstancias sociales necesa-
rias para su elaboraci6n. Despu6s tendri tiempo de conocer los
aspects te6ricos de su vocaci6n, 6 mAs bien, tendr6 el maestro que
irle demostrando que ya los habia adquirido insensiblemente por
la practice. Asi se asentarin sobre base s6lida sus conocimientos
de las matemAticas, la literature, la historic, las ,ciencias y las artes.
5. ORGANIZATION DE LAS ESCUELAS VOCACIONA-
LES.-Actualmente, el iinico medio de adquirir un oficio es .el
aprendizaje; pero ya hemos visto c6mo este sistema es cada dia
mis dificil. Para obviar ,esta necesidad *se han creado ya 'en lois
Estados Unidos algunas escuelas (como las de la General Electric
Co. de Schenectady) en las que los j6venes emplean una parte de -su
tiempo en trabajos de taller. Unas veces asisten medio dia A clase
y medio dia al taller y otras asisten A la escuela una semana y
otra al taller. Escuelas de este sistema se encuentran donde quiera
que se ha desarrollado una gran empresa industrial, commercial 6 de
transport.
La- escuelas de artes y oficios son otro agent de educaci6n vo-
cacional (y entire nosotros el cinico appreciable) ; pero tienen el in-
conveniente de que s61o pueden asistir A ellas los hijos de obreros
a quienes sus padres no se ven obligados a dedicar al trabajo pa-
ra contribuir al sostenimiento de la familiar. En Inglaterra se exi-
ge paia cursar las carreras de ingenieria que el aspirante haya se-
guido cursos pricticos en estas escuelas. En algunos paises se exi-
ge a todo el que desee seguir una vocaci6n maritima un certificado
de studios practicos en escuelas de esta indole.
En Alemania ha sido donde han comenzado ya A establecerse ins-
tituciones de verdadero carActer vocacional. Las escuelas de con-
tinuaci6n de Munich, creadas por el genial doctor Kerschenstei-
ner, no -son sino escuelas vocacionales secundarias.










Salvador Massip


Los industrial-es de Cincinnati, aplicando el sistema de Fitchburg,
han obtenido excelentes resultados. Dicen que los aprendices que
asisten cuatro horas A la semana la escuela hacen en las cincuen-
ta horas restantes un trabajo superior al que hacian cuan-do traba-
jaban las cincuenta y cuatro horas completes en el taller.
La organizaci6n de las escuelas vocacionales ha de diferir por
complete die la organizaci6n de las escuelas actuales, destinadas A
perpetuar las tradiciones de la educaci6n liberal. Sus horas diarias
de case y lois dias lectivos .en la semana, han de aproximarse gra-
dualmente A ,los que emplearia un taller. Las nuevas escuelas ne-
cesitarian una addministraci6n distinta A la actual y seria probable
que ias Juntas de Educaci6n, acostumbradas A la administraci6n
de la educaci6n liberal, pronto convir.tieran la escuela del trabajo
en la escuela libresca y artificial que padecemos. Los industriales,
por su parte, nmnca podrian ponerse de acuerdo con los Superinten-
dentes 6 Inspectores actuales.
El maestro de la escuela vocacional, indispensable para el 6xito
de la misma, ha ide ser en primer t6rmino un trabajador eficiente,
esto es, un hombre que posea un arte fi oficio prfctico y que lo co-
nozca completamente y isea diestro en 61, y en segundo tirmino, un
buen maestro en el sentido pedag6gico de la palabra. Para la ad-
quisici6n de estos maestros, es probable que durante much tiem-
po sea necesario escogerlos entire los trabajadores j6venes que mues-
tren afici6n A dedicarse A la ensefianza.
La preparaci6n normal de los maestros de la escuela vocational
es todavia una cuesti6n muy oscura y discutida. "No parece prac-
tico-dice Snedden-reunir obreros hibiles en una instituci6n cen-
tral con el prop6sito de darles una preparaci6n pedag6gica. Lo
mejor seria dar breves cursos de teoria de la educaci6n A las per-
sonas ya conocedoras de la prictica de Ja vocaci6n que deseen en-
sefar. La creaci6n de un magisterio para la escuela vocacional de-
jara de ser un problema inabordable en cuanto se haya determi-
nado claramente la vocaci6n que pretend ensefiar -el maestro. Las
plazas de maestro recibirAn una remuneraci6n algo superior A la de
los obreros diestros en la agriculture, la industrial 6 .el comercio.
Es probable que ,en much tiempo no veamos escuelais especiales
para ana preparaci6n complete en este sentido, ademis de que en
cada una de las vocaciones aparecerfn j6venes de capacidad sufi-
ciente para dedicarse A la enseiianza, que deberAn estimularse te-










La reform de la escuela


niendo en cuenta que han de ser el medio mi.s seguro de crear maes-
tros." A pesar de todo, con recursos suficientes podrian crearse
escuelas normales ad hoc.
6. PROBLEMS DE LA ESCUELA VOCACIONAL.-E1
carActer de la escuela vocacional, verdadera escuela del trabajo,
debe consistir en asemejarse en cuanto sea possible al agent de pro-
ducci6n industrial, al taller. Esto supone que los trabajos hechos
.en la escuela han de poder presentarse en *el mercado como objetos
de consume, susceptible de cotizaci6n como cualquier otro articu-
lo. El interns .del nifio se ve asi grandemente estimulado, ademis
de que seria antisocial emplear la energia humana en trabajos ine-
ficientes y sin objeto. Los products de la industrial escolar po-
drian destinarse algunas veces a la satisfacci6n de las necesidades
pi'blicas de la comunidad, como por ejemplo, construyendo estan-
tes, pupitres y objetos 6itiles A la escuela. En las escuelas de agri-
cultura, los products de las cosechas pueden utilizarse para la ali-
mentaci6n de los mismos alumnos. No obstante, lo mejor seria
llevar al mercado los products de la industrial escolar, para que
compitieran con las manufactures de las grande empresas, lo que
no las perjudicaria, ipueisto que la cantidad de articulos elaborados
en la escuela seria siempre sumamente reducida.
Cuanto se diga acerca de la duraci6n de los cursos y de la or-
ganizaci6n de la ensefianza ha de star sujeto a las modificaciones
que indique la experiencia. Hay que tener en cuenta que la edu-
caci6n vocacional .debe tener diferentes grades y fines, para que sea
susceptible de adaptaci6n i la capacidad mental y a las necesida-
des econ6micas del educando. Para esto .deber6n crearse en ca-
da industrial cursos pequefios 6 de resurmen deistinados A trabaja-
dores de otras industries que deseen adquirir conocimientos adi-
clonales especializados. Por ejemplo, un agricultor podria recibir
un carso 't6cnico de tres meses en apicultura, avicultura, etc. El
valor de estos cursos seria inapreciable y el problema que resolve-
rian uno de los mAs uitiles.
Otra cuesti6n que se present la resoluci6n .de la escuela voca-
cional es la de los libros .de texto. Cada escuela necesita los su-
yos, adaptados a sus propias necesidades. Puesto que la escuela
del trabajo tiene por fin crear una educaci6n lo mis variada possible,
no puede ajustarse 6 la.adopci6n de textos y reglamentos que en-
cierran en limits estrechos toda iniciativa y destruyen la indivi-










Salvador Massip 17

dualidad del alumno. Los libros ,de texto son uno de los princi-
pales factors que han contribuido A crear un tipo finico de edu-
caci6n, impuesto A todos los hombres, mal de su grado. Lo mis
acertado es que en cada escuela loe maestros vayan reuniendo sus
observaciones en cuadernos destinados al efecto, susceptible siem-
pre de modificaci6n y destinados A guiarlos en la resoluci6n de los
dificiles y complicados problems de la escuela.
Paia muchos, la existencia del trabajo manual en las escuelas
actuales podria considerarse como una prueba de que los ataques
contra la educaci6n liberal son exagerados. El trabajo manual, sin
embargo, no ha sido un 6xito. Pretende desarrollar en el nifio una
destreza birsica para las artes mechnicas, aspiraci6n basada'en la
falacia psicol6gica de la discipline formal, destruida hace tiempo.
A Ja luz de las dootrinas pedag6gicas modernas, el trabajo manual
ocupa un lugar intermedio entire la educaci6n liberal y la vocacio-
nal. Es uno de los factors que contribuyen a la educaci6n liberal,
porque por su organizaci6n no abre A los nifios un campo apropia-
do para una educaci6n vocational. "Su contribuci6n A la educaci6n
vocacional-dice Snedden-puede compararse A la que proporcio-
nan el juego y otras formas. espontAneas de adquirir experiencia."
Aunque Ja escuela primaria es el agent de educaci6n mis nece-
sitado de una radical reform, esta, para ser complete, ha de com-
prender tambi6n Ja escuela secundaria (high school, institute, liceo,
gimnasio), sobre todo en los paises en que, A diferencia de Cu-
ba, la ensefianza secundaria es popular y no reservada fnicamente
A las classes acomodadas. Esta educaci6n vocational intermedia,
adaptada A j6venes de 14 A 16 afios, praotica y productive, ha de
preparar directamente para un pr6ximo y :serio trabajo remune-
rado. A pesar de que en la industrial modern, la especializaci6n
es un hecho corriente, no parece convenient en este period una
educaci6n demasiado especializada, sino que por el contrario, debe
ser amplia desde un punto de vista te6rico. El problema planteado
a la escuela vocational es la conciliaci6n de esta conveniencia con
la necesidad de que el trabajo del joven sea productive. Su re-
soluci6n es indispensable para el 6xito de la escuela vocational se-
cundaria 6 intermeaia.
7. LA INDUSTRIAL Y LA EDUCATION VOCACIONAL.-
El siglo XX es el siglo del trabajo. Si la educacifin ha de prepa-
rar para la vida, debe proporcionar al nifio un arte f oficio que le










18 La reform de la escuela

permit realizar un trabajo eficiente. Los hombres que trabajan,
los industriales, son los factors mas importantes de nuestra civili-
zaci6n. Reclaman, con justicia, una escuela que venga a aumentar
el nimero de trabajadores.
La escuela no puede seguir preparando como hasta ahora para
las profesiones liberals, por la sencilla raz6n de que los. hombres
no *s- dedican todos a las profesiones. El.noventa por ciento de
los niiios, por lo menos, serAn ,en sa vida trabajadores manuales por
mil circunstancias que no .son para discutidas en esta monografia.
La consecuencia 16gica de este hecho debe ser que la ,escuela atien-
da A las necesidades del noventa por ciento de sus educandos y los
prepare para realizar un trabajo manual eficiente, es decir, para la
industrial. En-.sta, la inteligencia es muy fitil; pero no suficiente:
necesita star completada por la habilidad y la, destreza. Pero la
destreza especifica y la inteligencia general no bastan aun: es ne-
cesario dar tambi&n al hombre una inteligencia especifica. Esta
inteligencia ha de. desarrollarse de acuerdo con los dos aspects
del medio: conocimiento de la naturaleza y de sus leyes y cono-
cimiento de la sociedad y de los principios que la rigen. El dominion
del primero es necesario para poner la naturaleza al servicio del hom-
bre, en vez de'convertirlo en su esclavo, y el segundo para convertir
al hombre en un'miembro 6til de.la sociedad en que vive.
Las necesidades de la industrial exigen de la escuela que cultive
mSs gue hasta ahora la inteligencia del hombre. Hay en la indus-
tria contemporAnea dos tendencies en que juega papel principal
la inteligencia. Una tiende a suplantar la inteligencia y la habi-
lidad del hombre por la producci6n mecinica ,de estas actividades,
facilitando ael manejo de la maaninaria a obreros de reducida inte-
ligencia (lo que abarata la mano de obra), y la otra tiende A una
alta apreciaci6n de la inteligencia que produce la maquina 6 hace
efectiva su aplicaci6n la industrial, enalteciendo asi el trabajo rea-
lizadc con inteligencia y ,destreza. La primera rebaja al hombre
a un .nivel inferior a ,la m6quina, al paso que la segunda despierta
en 61 'el instinto -de creaci6n 6 aplicaci6n de la miquina. La edu-
caci6n vocacional debe contener la primera y favorecer la segunda.
Una de los mas hermosos resultados de la educaci6n vocacional
ha de ser el-desarrollo de la tendencia actual Ai dignificar el traba-
jo.. Con raz6n se llama educaci6n para la ociosidad 6 la educaci6n
liberal, La escuela vocacional, educando en el trabajo al niiio po-









Salvador Massip 19

bre y al nifio rico, ha de contribuir grandemente a 'evitar choques
entire capitalistas y obreros.
Un fen6meno social -digno de tenerse en cuenta -es el alejamiiento
*de la mujer fuera del hogar para dedicarse al trabajo. Algunos
pnsadores cren que la mujer simnplemente ha seguido .la indus-
tria, que ha huido de la casa a la gran organizaci6n manufactu-
rera. Algunos trabajos, como confecci6n de vestidos, conservaci6n
,de alimentos, y cocci6n del pan, han abandonado el hogar, dejAn-
dolo pobre en industries. Si desde el punto de vista social es ne-
cesario que todo hombre 6 mujer haga un trabajo productive, bas-
taria con que la mujer realizara. el trabajo de tender la casa, sin
obligarla A trabajar fuera de.ella.
Sin ,embargo, el ndmero de mujeres dedicadas al trabajo en las
grandes manufactures es cada vez mayor. Generalmente comien-
zan A trabajar -de 14 A 16 afios, permanecen en los talleres hasta
los 22 6 24, se casan despu6s, y si soplan vientos de prosperidad, se
dedican por complete A su hogar. La educaci6n vocational no pue-
de permanecer indiferente ante esta cuesti6n. Es necesario dar
A la mujer una double educaci6n; primero industrial, despues domes-
tica. Lo mejor seria Ilevar las j6venes 4 aquellas industries en
que por una gran especializaci6.n pudieran ganar un salario sin
necesidad de una perfect educaci6n industrial, y al mismo tiem-
po prepararlas para la educaci6n domnstica por medio de classes 6
conferencias A que pudieran asistir durante el dia. Una legisla-
ci6n que protegi'ese el trabajo de la mujer seria un factor indis-
pensable .en este caso.
8. COMO DEBE SER LA ESCUELA CUBANA.-La escuela
cubana es una escuela liberal. Sus defects principles son los de
la escuela actual en general: demasiado poca inteligencia empleada
en la resoluci6n de los problems actuales; demasiado sistema, mu-
cha costra y poca isubstancia; metodos, petrificados, pereza mental
content con subordinarse A la forma educativa, falta de precision
de las re-p.niiabilid.la.l falta de relaci6n entire un buen servicio
y una buena paga 6 influencia -de la political en la administraci6n
escolar.
La educaci6n que proporciona, en consonancia-con esos defects,
es la siguiente: lectura, escritura, aritm6tica y ligeras nociones de
fisiologia, instrucci6n civica e historic de Cuba. La mayoria de
sus alumnos no va mAs alli. d'el triingulo fatidico que el estrecho










20 La reform de la escuela

criteria de nuestros abuelos preconiz6: leer, escribir y contar. De-
cadente, sin ideales, Ja escuela cubana no prepare al hombre para la
vida del trabajo y del esfuerzo. De las ,escuelas de ninfas s61o sa-
len maestras y de las de nifios maestros, escribientes, agents eelec-
toraies y algun mal periodista. Realmente (y es doloroso decirlo)
la escuela no los prepare para otra cosa.
Cuando el joven de 14 6 15 afios sale de la escuela i c6mo podra
ganarse la vida? No sabe tomar ,en su mano el cepillo del carpin-
tero, la cuchara del albafiil 6 el martillo del herrero; no sabe Ile-
var la contabilidad de un establecimiento mercantil, ni manejar un
linotipo, ni echar a andar un motor. No sabe *nada...
La responsabilidad es de todos los que componemos social. El sistema de escuelas piblicas que nos legara la prime-
ra intervenci6n americana agoniza -en nuestras manos sin que ha-
gamos nada por detener su fracaso. La educaci6n de los cubanos
part d prnincipios falsos que itan corrompiendo lentamente el es-
piritu de nuestra nacionalidad.
Es necesario reformar profunda y radicalmente la escuela cuba-
na. Las escuelas de varones deben preparar para el trabajo eficien-
te, para la industrial, para la producci6n de objetos de consume.
Las escuelas de las ciudades han de preparar para las artes y ofi-
cios mhs necesarios A la comunidad: carpinteria, albafiileria, he-
rreria, ebanisteria, cerrajeria, sastreria... Los padres pobres que
no pueden enviar sus hijos a la Escuela de Artes y Oficios agra-
decerian profundamente al Estado que al mismo tiempo que A leer,
escribir y contar, aprendieran en la escuela primaria un oficio que
les preparara para la lucha por la vida. Las escuelas de los campos
deben tener por objeto lo que asombra en que hasta ahora no se
haya pensado: preparar a los hijos de los campesinos para el traba-
jo del campo. Si el divorcio entire la realidad y la escuela es gran-
de en la escuela urbana, en la rural es estupendo. "Por su organi-
zaci6n-dice nuestro director-, sus ensefianzas, su caracter y ten-
dencias y por el servicio que presta A la comunidad, la- escuela de
campo no merece entire nosotros el nombre de tal. Es sencillamen-
te una caricature ridicule 'de la 'escuela urbana, algo bastardo, tor-
pe, desnaturalizado, que la la rga result initil y hasta perjudicial
A sus alumnos... En Jas escuelas rurales de Cuba no se ensefia
ni se ha intentado siquiera ensefiar la agriculture. Nuestra escue-
la rural es, pues, una clase inferior de escuela urbana, una carica-









Salvador Massip


tura done, m.s 6 menos inconscientemente, se prepare a los nifios
para la vida de la ciudad. Pero como esto mismo no puede reali-
zarlo sino imperfectamente, result que no es ni urbana ni rural,
sino un remedo de la una y una palida sombra de la otra." El hi-
jo del campesino, con la superficial instrucci6n que recibe, Ilega
a odiar el campo y march a la ciudad a ser un politiquillo 6 un
empleado mis. La preparaci6n de la nifia para el cuidado del ho-
gar es nula completamente. La educaci6n que recibe, completa-
inente extrafia a sus necesidades y A sus gustos s61o le sirve para
aspirar al certificado de maestra 6 al nombramiento de typewriter
con que un politico la favorezca... Nada de saber c6mo se atien-
de un enfermo 6 se corta una pieza de ropa 6 se cuida un nifio.
La escuela cubana, pues, no prepare al nifio para ser un ciuda-
dano fitil ni f la nifia para ser una madre de familiar capaz de cum-
plir con eficiencia ,sus deberes de ama de casa. Su funci6n social
es, mi's que initil, nociva.
9. CONCLUSION.-El movimiento de reform de la escuela
en sentido vocational, encabezado en Alemania por Kerschenstei-
ner y en los Estados Unidos por Snedden, responded a una necesi-
dad social tiempo ha sentida y que no puede permanecer mas tiem-
po sin satisfacci6n. Sus raices son profundas. La sociedad no
puede permitir que continue el divorcio hasta ahora existent
entire la escuela y la realidad, que nos ha obligado A sufrir una es-
cuela intelectualista, que no ti.ene para nada en cuenta las nece-
sidades 6 intereses de la nifiez y que es extrafia en absolute a la
vida contemporfnea. La obra revolucionaria de Snedden y Kers-
chensteiner tiene, ademis, una s6lida base filos6fica: cuanto ma-
yor sea el nfimero de individuos que se mueven en determinada es-
fera, cuanto mis reducidos sean los campos accesibles a Ja energia
humana, mayor y mfs terrible es la lucha por la vida. La educa-
ci6n liberal, con su pedagogia traditional elaborada para dar un
tipo de educaci&n fnico, aumenta la competencia creando al hombre
un -s6lo plano possible en qu.e moverse. La educaci6n vocational,
abriendo numerosos y variados, horizontes A la actividad' del espi-
ritu, disminuye la competenoia y contribute f aumentar el bienestar
y la felicidad .del hombre. El porvenir le pertenece.
Salvador MASSIP.
BIBLIOGRAFIA
I.-AGUAYO, DR. ALFREDO M.-El I Congreso alemdn de









s2 La re forma de la escuela

paid logjiay educaci6n..juvenil.--REVISTA PDE EDnCACI6N;
Habana, enero de -1912.
2.-AGUAYO, DR. ALFREDO M.-iExiste en Cuba la escue-
la rural?-REVISTA DE EDUCACI6N; Habana, junior ,de 1911.
3.-GARBER, JOPINL-PAFLMER.-Vocational Education en sus
ANNALS QF .EDUCATIONAL, PROGRESS IN I910.-Philadelphia,
J. B. LippincotlCo., 19I11.
4.-HATCH, WILLIAM E.-Industrial education in Massa-
chusetts.---EDUCATIONAL REVIEW de noviiembre de 1910.
5.-HEETER, .S. L.-The school of to-morrow.-EDUCATIONAL
REVIEW de diciembre de 1911.
6.-HENDERSON, E N.-Liberal and Vocational Education
en ,su libro A-TEXT-BOOK, IN .THE -PRINCIPLES OF EDUCA-
TION.-New York, The Maomillan Co., 1910.
7.-KING, CHARLES A.-Vocational Training in the Public
Schools.-EDUCATION de junior de 1911.
8.-LEAVITT, FRANK M.-The Relation of the Present Mo-
vement for Vocational Education to the Teaching of the
Mechanic Arts.-THE ELEMENTARY SCHOOL TEACHER de
diciembre de 1911.
9.-MUSSEY,.H, R.-Education and pay of head and hand,-
EDUCATIONAL REVIEW de diciembre de 1911.
io.-REPORT OF THE COMMISSIONER OF EDUCA-
TION:-Afios de 1908, 1909 y 1910.-Washington, Govern-
ment PriPting Office:
II.-SNEDDEN, DAVID--The problem of vocational educa-
tion.-Boston, Houghton Mifflin Co., 1910.
12.-SNEDDEN, DAVID.-Problems.in the Psychology of Vo-
cationalEdiucation.-JOURNAL OF EDUCATIONAL PSYCHOLO-
GY de noviembre Ade 1911.
13.-SPRANGER, EDUARD.-The significance of the continua-
tion school,for the educational system and the educational.
ideal of Germany.-EDUCATIONAL REVIEW de junio de
1911.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs