• TABLE OF CONTENTS
HIDE
 Title Page
 Dedication
 Tenga fe en los tribunales: A
 Tenga fe en los tribunales: B
 Tenga fe en los tribunales: C
 Tenga fe en los tribunales: D
 Tenga fe en los tribunales: E
 Tenga fe en los tribunales: F
 Tenga fe en los tribunales: G
 Tenga fe en los tribunales: H
 Tenga fe en los tribunales: I
 Tenga fe en los tribunales: J
 Tenga fe en los tribunales: K
 Dedication
 Tenga fe en los tribunales: L
 Tenga fe en los tribunales: M
 Tenga fe en los tribunales: N






Title: Tenga fe en los tribunales
CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00020692/00001
 Material Information
Title: Tenga fe en los tribunales
Physical Description: v. : ; 24 cm.
Language: Spanish
Creator: Aulet, Bmé
Publisher: Impr. y Papelería de Rambla
Place of Publication: Habana
Publication Date: 1923-
 Subjects
Subject: Justice, Administration of -- Cuba   ( lcsh )
Genre: non-fiction   ( marcgt )
 Notes
Statement of Responsibility: Bmé. Aulet.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00020692
Volume ID: VID00001
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 002824914
oclc - 50611307
notis - ANV3456

Table of Contents
    Title Page
        Title Page
    Dedication
        Page 1
        Page 2
    Tenga fe en los tribunales: A
        Page 3
        Page 4
        Page 5
        Page 6
        Apendice A
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
    Tenga fe en los tribunales: B
        Page 1
        Page 2
        Apendice B: Suplica de la demanda de las girauta
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
    Tenga fe en los tribunales: C
        Page 1
        Page 2
        Apendice C
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
    Tenga fe en los tribunales: D
        Page 1
        Page 2
        Apendice D
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
    Tenga fe en los tribunales: E
        Page 1
        Page 2
        Apendice E
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
    Tenga fe en los tribunales: F
        Page 1
        Page 2
        Apendice F
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
    Tenga fe en los tribunales: G
        Page 1
        Page 2
        Apendice G
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
            Page 30
    Tenga fe en los tribunales: H
        Page 1
        Page 2
        Apendice H
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
    Tenga fe en los tribunales: I
        Page 1
        Page 2
        Apendice I
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
    Tenga fe en los tribunales: J
        Page 1
        Page 2
        Apendice J
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
    Tenga fe en los tribunales: K
        Page 1
        Page 2
        Apendice K
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
    Dedication
        Page 1
        Page 2
    Tenga fe en los tribunales: L
        Page 3
        Page 4
        Apendice L
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
            Page 41
            Page 42
            Page 43
            Page 44
            Page 45
            Page 46
            Page 47
            Page 48
            Page 49
            Page 50
            Page 51
            Page 52
            Page 53
            Page 54
            Page 55
            Page 56
            Page 57
            Page 58
            Page 59
            Page 60
            Page 61
            Page 62
            Page 63
            Page 64
            Page 65
            Page 66
    Tenga fe en los tribunales: M
        Page 1
        Page 2
        Apendice M
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
    Tenga fe en los tribunales: N
        Page 1
        Page 2
        Apendice N
            Page 3
            Page 4
            Page 5
            Page 6
            Page 7
            Page 8
            Page 9
            Page 10
            Page 11
            Page 12
            Page 13
            Page 14
            Page 15
            Page 16
            Page 17
            Page 18
            Page 19
            Page 20
            Page 21
            Page 22
            Page 23
            Page 24
            Page 25
            Page 26
            Page 27
            Page 28
            Page 29
            Page 30
            Page 31
            Page 32
            Page 33
            Page 34
            Page 35
            Page 36
            Page 37
            Page 38
            Page 39
            Page 40
Full Text










EN if EN 108 IRI UN LES





BME. AULET
EDITOR Y GLOSADOR POR PODER
DE LAS SEOORAS
GREGORIA GIRAUTA DE MAYORAL
Y
-ROSA A. GIRAUTA Y MEDINA- -




TOMO PRIMERO



APPENDICES "A" A LA "N"



HABANA
IMPIENTA Y PAPELERIA' DE RAMBLA, BouZA Y C',.
Pi y Margall, N(ms. 33 y 35
1923.






.i, .. ... r
i"At4 7 i I







'- SEDICATORIA

No se lea este libro como novel. Del principio al
final. "
N6.-Es historic.
La historic se estudia, filos6ficamente, en conjuntos
o agrupaciones de hechos acaecidos.
C6mo nos Ia erefiaba el inolvidable Rafael Fernin-
dez de Castro, Catedratico de la Universidad de la
Habana. No suceso tras suceso.
Indigestaria, asi, Ia lectura.
Se trata de un pleito civil que ha adquirido propor-
goones-no ya de Jo mio y lo tuyo-sino d& problema
FrociaI de actuafdad, en nuestro pais.
Durante 23 afios de practice administrative siempre
lei los exptes. de Ia iltima actuacion hacia atras, des-
pubs de enterarme del motivo de su promoci6n.
Hagase asi:
1 -Ap6ndice "L"-Inscripci6n que motiy6 el pleito.
2o-Ap6ndice "M"-Senta de a1 Insta.
3-Apendice "N"-Senta'de Ia Audiencia.
4-Ap6ndice "G"-Debate judicial.
Si interest el problema, rel6anse en el orden-del abe-
cedario los apendices.... seguro de que sacara provecho
el lector, aunque sea lego.
Mucho estimare unas lines con el juicio critic que ,
lnerezca este libro-mi hijo- a quienes le dispensen,
bondadosamentela caricia de su Iectura.... aunque jo-
robado y contrahecho salga festinadamente ap ndice '
tras aperidice.... y sin la unidad que require to a obra.
A-la Sociedad en que vivo y a cada uno de mis con-
cjudadanos, Ia dedico.
Que sirva a su mejoramiento.
REPUBI ff IBA
SECRETARIA DE ESTADO
BIBLIOTECA

No ...













TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES

LECTOR.:-Lc6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familia y patria.
-Leelo. Te Io suplico en Ia seguridad de que Ia
lectura, aunque arida, te sera 6til al final.
El libro tendra apindices en que procurar6
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ia obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertare
Ia Sentencia que dicte nuestro muy respectable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completes regalo a quien me Io pida.
Bme Aulet,

Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.








'-i .

















JUICIO DE MAYOR CUANTIA

seguido por Gregoria y Rosa Girauta y Medina contra
Benito Lagueruela, Celso Cuellar del Rio, Manuel
Cuevas y otros, acumulado al que este Altimo habia
promovido contra Luisa y Antonia Medina y Vega y
Jose Girauta y Perez, sus herederos o causahabientes
sobre

NUUIDAD DE INSCRIPCION EN EL REGISTRO DE LA PROPIEDAD

Juzgado del Este, Ante Miguel.
Habana.










. *-." -:, ; - . ,,2 L ". .*- l" O


---- -------- -




APENDICE A



SUPLICA DE LA DEMAND DE CUEVAS


















AUTOS FOJAS 136.

AL JUZGADO

MANUEL CUEVAS y RODEIGUEZ, natural de Espafia, ciudada-
no cubano, mayor de edad, soltero, del comercio y vecino de esta Ca-
pital en la calle de Gervasio nnmero 72 per Concordia, por mi propio
derecho, ante el Juzgado comparezco y digo:
QUE vengo por el present escribo ejercitando la accl6n reivindi-
catoria a promover juicio declarative de mayor cuantia contra Dofa
Maria Luisa y Dofia Antonia Medina y de la Vega y Don Jos6 Gi-
rauta y PFrez, mayors de edad, cuyos domicilios desconozco, sus here-
deros o causahabientes, para que convengan en la nulidad de las ins-
cripciones del registro particular de la finca nfmero diez y nueve de
la Secci6n Octava del Registro de la Propiedad del Noroeste de la Ha-
bana, visible al folio 187 del Tomo 2o. finca que se titula Estacia Me-
dina, situada en San Antonio Chiquito o Loma de Ar6stegui en el
barrio del Vedado, Reparto de Medina, y como consecuencia de esa
nulidad que dicha finca me pertenece en mi caricter de cesionario do
los derechos y acciones de Don Ignacio Garcia Alvarez, duefio que fu6
del LOTE No. 2 asi denominado en el piano levantado por el Agri-
mensor Pfblico Don Juan Aguilar en 4 de Septiembre de 1793, y a
cuyo LOTE pertenece la expresada finca, extreme que interest se de-
clare por el Juzgado por la intima relaci6n preestablecida con la nu-
lidad de las inscripciones del registro particular de la referida finca
19 de la Secci6p Octava del Registro del Noroeste de esta Capital.

III. En cuanto a la inscripci6n de la finca nimero diez y nueve
de la Secci6n Octava del citado Registro del Noroeste, y con la ex-
cepci6n de los terrenos de que se ha hecho mdrito, demand solemne-
mente la nulidad porque los terrenos a que se refiere dicha finca no
fueron segregados (*) del LOTE NUMERO DOS del piano de 4 de

(*) Luego no es cierto, como se afirma en Ia ins-
cripci6n de Ia imaginaria finca 526, que Ia estan-
cia Medina "parte de dicho lote fue segregada del
mismo."
Vease en el apendice "L" o en la phg. 262 de
"Ataque a la Propiedad", c6mo se IIev6 esa segrega-
ci6n que denuncia el propio Cuevas, ser falsa, a los
libros del Registro de la Propiedad.











Septiembre 1793 del Agrimensor Don Juan de Aguilar, y me pertene-
cen, por tanto, en mi expresado caricter de cesionario de los derechos
y acciones de la herencia de Don Ignacio Garcia Alvarez, quien fu6
adjudicatario de dicho LOTE, segin se ha dicho reiteradamente, no
siendo las sefioras Medina y Vega y el senior Girauta y Perez a los
efectos juridicos mis que meros detentadores de la propiedad de an
inmueble cuyo dominio ostento.


POR TODO LO CUAL

AL JUZGADO SUPLICO que dando por presentada esta deman-
da y copias, se sirva tener por promovido juicio declarativo de mayor
-cnantia contra Dofia Maria Luisa y Dofia Antonia Medina y de la
Vega y Don Jose Girauta y P6rez, sus herederos o causahabientes, y
a mi por part; disponer el emplazamiento de los demandados por me-
dio de edictos en la forma legal procedente en virtud de desconocerse
su d"micilio; y en definitive declarar con lugar esta demand y hacer
las declaraciones que formulo al comienzo de este escrito y cuanto mis
proceda con arreglo a derecho, con las costas a cargo de los deman-
dados.

Habana Junio 5 de 1916.

DR. CELSO CUELLAR DEL RIO. MANUEL CUEVAS.


(LEASE ELAPENDICE "B" QUE SIGUE.)












TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES


LECTOR:--c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-LeeIo. Te lo suplico en Ia seguridad de que la
lectura, aunque arida, te sera util al final.
El libro tendr1a apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ja obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertar6
Ia Sentencia que dicte nuestro muy respetable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completos regalo a quien me Io pida.
BmB Aulet,
Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.
















APENDICE B



SUPLICA DE LA DEMAND DE LAS GIRAUTA

EN EL ESCRITO DE REPLICA, (*) FINAL DE LA 71 PIEZA

FOJAS 1919/327 bE AUTOS









(*) El escrito de replica ocupa las pags. 283 a 349
de "Ataque a la Propiedad".




















SUPLICA DE LAS GIRAUTA EN EL ESCRITO DE REPLICA

EN TAL VIRTUD:

SUPLICO AL JUZGADO que tenga por fijados, definitivamente, los
hechos y fundamentos de derecho que ban de ser objeto del de-
bate, y en definitive, resolver en la forma siguiente:

PRIMERO:

Nulos los contratos y acuerdos de todas classes contenidos en las
escrituras de 7 y 22 de Abril de 1916, otorgadas ante el Notario doc-
tor Jos6 Ramdn del Cueto, y nulos los acuerdos tomados en la escritu-
ra aclaratoria de 5 de Mayo del propio afio, ante el mismo Cueto, que
motivaron la inscripcifn de la finca ndmero 526 de la Secci6n 7a del
Registro del Noroeste, nulas las segregaciones posteriores para for-
mar las fincas cuyos nameros se indiban n el phrrafo cuarto de esta
siplica, y nulas, sin valor alguno, las escrituras citadas, por ser fal-
so, que los otorgantes hubiesen adquirido los terrenos de que se hace
relaci6n en dichos instruments pdblicos.

SEGUNDO:

Que se declare nulo, asimismo, el deslinde e informed practicado
por el perito Josd Calixto Cervantes y Diaz por no haberse hecho con ci-
taci6n de los colindantes ni con vista de los titulos de la finca que supo-
nia medir y deslindar, ni los de los colindantes, ni observAdose ninguna
de las formalidades legales, al practicarse esas operaciones.

TERCERO:

Nulo el contrato subsidiario de hipoteca constituido a favor de
Miguel Diaz y Pdrez en la escritura de veinte y cinco de Mayo de
1916, ante el Dr. Jose R. del Cueto, por no ser del hipotecante las fin-
cas sobre las que constituy6 hipoteca. Nula la compra-venta hecha
por D. Celso Cu6llar del Rio a D. Benito Lagueruela en la escritura de
27 de Mayo de 1916, otorgada ante el Notario Cueto, de sus tituladas
participaciones en las fincas Ns. 527, 535, 538, 555, 556, 559 y 560. Nula
la garantia hipotecaria constituida a favor de D. Cayetano Freixas
y Mellina en la escritura de 25 de Junio de 1916, otorgada ante el
Notario Dr. Josd Ram6n del Cueto, por no ser del hipotecante la fin-










ca que se gravaba. Nula la compra-venta hecha a favor do Doia
Concepci6n Alfonso y Rodriguez de Armas, en la escritura de 7 de
Junio de 1916, ante el Dr. Joss Ram6n del Cueto, por no sex del vende-
dor, las fincas que vendia, nfmeros 528, 529, 533, 553, 554 y 558 de la
Secci6n 7a del Registro del Noroeste. Nulla a venta que D. Benito
Lagueruela hizo a D. Luis Castro, en 7 de Junio de 1916, ante el
Lcdo. Francisco S. Massana, del solar nnmcro 12 de la manzana 90
de Medina, por no ser del vendedor la finca que vendia. Nula la ven-
ta hecha a D. Gerardo More y Marruz, del solar nfmero 4 de la man-
zana 86 de Medina, por no ser de los vendedores Sres. Celso Oular
del Rio y Benito Lagueruela, el solar que vendian. Nula la hipoteca
constituida por Dofia Ooncepci6n Alfonso y Rodriguez de Armas a
favor del Sr. Miguel GonzIlez de Mendoza, segfin escritura de 6 de
Julio de 1916, ante el Notario D. Jacinto Pedroso, por no ser de la
hipotecante la finca que hipotecaba. Nula la venta que se hace a
D. Enrique Arufe y Almansa en la escritura de 27 de Mayo de 1916,
ante el Notario Sr. Miguel SuArez, bajo el numero 264 del protoco-
lo de su cargo, por no ser de los vendedores las fincas que vendian
en dicha escritura. Nula la hipotoca constituida por D. Enrique Aru-
fe y Almansa, a favor de D. Francisco CudBlar y Delgado, por no ser
del hipotecante las fincas que hipotecaba. Nula la cesi6n de cr6di-
to hipotecario que se hizo a favor de Dofia Dolores Milldn, esposa del
Sr. Carlos Fonts y Sterling, y de Dofia Maria Luisa Ordulia, viuda de
Pesant, por la escritura otorgada ante el Notario Sr. Jacinto Pedro-
so, en veinte de Julio de 1916, por no ser las fincas hipotecadas pro-
piedad del que las hipotec6; y nulas, y sin valor ni efecto, las escri-
turas citadas en este nmunero de la sfiplica.

CUARTO:

Por consecuencia de la petici6n anterior y de cuanto se ha ale-
gado, que se declare: nula la inscripci6n de la finca niunero 526 de
la Secci6n 7a, folio 181 del tomo 21 del Registro de la Propiedad del
Noroeste, y asi mismo, nulas las inscripciones hechas para former las
fincas ndmeros 527, 528, 529, 530, 531, 532 y 533, a los folios 2, 11,
16, 21, 26, 31 y 36 del tomo 22 de la Secci6n 7a del referido Regis-
tro del Noroeste: nula, asi mismo, la inscripci6n de la finca nfmero
534, al folio 41 del tomo 22 de la repetida Secci6n 7a, y las de las fin-
cas nfmeros 535, 536 y 537, a los folios 46, 51 y 56 del indicado to-
mo 22 de la Secci6n 7a, del mismo Registro: nulas las segregaciones
de la manzana 84 que suspendi6 el Registrador de la Propiedad, si
ilegare a inscribirlas; y las inscripciones de las fincas 538, 539 y 540,
a los folios 61, 66 y 71 del tomo 22 de la Secci6n 7a, y la segregaci6x
de la manzana 86, si ilegare a inscribirse: nulas las inscripciones de
las fincas 541, 542, 543, 544, 545 y 546, hechas a los folios 76, 81, 86,
91, 96 y 101 del tomo 22 de la Secci6n 7a y la segregaci6n hecha y
no inscrita en la manzana 89, si se inscriblere: las de las fincas 547,
548, 549, 550, 551, 552, 553, 554, 555, 556, hechas a los folios 106, 111,
116, 121, 126, 131, 136, 141, 146 y 151 del tomo 22 de la Secci6n 7a
nulas, igualmente, las de las fincas 557, 558 y 559, a los folios 156,









7 B
161 y 166 del propio tome y Secci6n, y la de la finca nmnero 560, al
folio 171, tome 22 de la Secci6n 7a, todas, del Registro del Noroeste;
nilas las inscripciones segundas de las fincas nlmeros 540, 542, 543,
544, 548, 549, 550, 551 y 552: nulas las inscripciones de las fincas de
donde se hicieron las segregaciones que sirvieron para former las ci-
tadas fincas nimeros 527 a 560: nulas, asi mismo, las inscripciones se-
gundas de las fincas nfimeros 527, 535, 538, 555, 556, 559 y 560, asi
como la de las nfimeros 530, 532, 534, 536, 537, 540, 541, 542, 543,
545, 547, 548, 549, 550, 551, 552, 557, 535, 528, 529, 533. 553, 554 y
558: nulas las inscripciones terceras de las fincas nimeros 527, 528,
529, 533, 553, 554 y 558: nula la inscripci6n tercera de la finca nf-
mero 531: nulas, igualmente, las inscripciones de las fincas que se ban
mencionado en relaci6n con las escrituras de compra-venta y prdsta-
mos hipotecarios y de cesidn de hipoteca, que se relacionan en los
hochoa VIGESIMO al TRIGESIMO-PEIMERO, inclusives, de este es-
crito (que son las mismias escrituras rclacic.nadas en los hecihos 10 al
30 inclusive de la demanda; y nulas, asi mismo, las anotaciones y
notas marginales sobre las citadas fincas, y por consiguiente, nulas
las inscripciones de constituci6n de hipoteca y cesi6n de cridito hi-
potecario, asi mismo las inscripeiones de dominion indicadas en el pi-
rrafo tercero de esta slplica.

QUINTO:

Declarar que D. Jos_ Girauna y P&rez, Dofia Maria Luisa y Do-
fa Maria Antonia Medina y Vega, y hoy sus herederos y causaha-
bientes, poseen como duefios, on pleno dominion, la flnca 2,135 del Ro-
gistro del Mediodia, que es la nfmero 19 de la Secci6n 8a del Ro3is-
tro del Noroeste, desde el afio de 1867, hace mas de treinta afios, y
por tanto, son propietarios en pleno y absolute dominion, de la men-
cionada finca, que linda al Norte con terrenos del Conde de Pozos
Dulces, o sea el Vedado, y con el Hospital Mercedes; al Sur, con el
antigno camino de San Antonio Chiquito, que separa esta finca de la
del Presbitero D. Francisco Castro; por el Este, con la finca de Don
Manuel Rodriguez, hoy Aulet; y por el Oeste, con fincas de Manuel
Garcia, hoy de Francisco Garcia y Perne ndez, una de estas, y de Ma-
nuel Mendndez y Alvarez, la otra.

SEXTO:

Declarar, que inscrita come esti en el Registro de la Propiedad,
la finca 2,135 del Mediodia, hoy nimero 19, de la Secci6n 8a del No-
roeste, no han podido inscribirse dentro de los linderos de la mencio-
nada finca nlnmero 19 de la Secci6n 8a del Noroeste, otros inmuebles,
porque, esas nuevas inscripciones, las prohibe expresamente la Ley, y
por tanto, dedlarar, asi mismo, que tales nuevas inscripciones, son
nulas.










SEPTIMO:

Ordenar que, una vez que sea fire la sentencia que se dicte en
este juicio, se libren al Registro de la Propiedad del Noroeste, los
mandamientos necesarios para las cancelaciones de todas las inscrip-
ciones, anotaciones y notas marginales de las fincas relacionadas en
los niuneros primero y tercero de esta sp1plica.

OCTAVO:

Condenar, expresamente, a los demandados D. Benito Lagueruela
y Rubio, D. Cl1so Cu11ar y del Rio, D. Enrique Camilo Alfonso y
Rodriguez de Armas y D. Manuel Cuevas y Rodriguez, a pagar a mis
poderdantes, los dafios y perjuicios que le hubieren originado, y cuya
cuantia se fijari en el trAmite para ejecuci6n de la sentencia.

NOVENO:

Condenar en las costas a los demandados que se opusieren a lo
que pido, declardndolos temerarios, de mala fe, a los efectos de la
Orden nfmero 3 de 1901. Es Justicia. (*)

Habana, 22 de Marzo de 1918. DR. IGNACIO REMIREZ. -
LUIS MARQUEZ.



(LEASE EL APENDICE "C" QUE SIGUE.)



















(*) Examinese el apendice L donde gloso el texto
integro de Ia inscripcion, y tiquismiquis a un lado
,no es de evidencia suma Ia nulidad de esa inscrip-
ci6n........ con arreglo a la inscripci6n misma?












TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES

LECTOR:-Z-c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-Leelo. Te Io supI co en Ia seguridad de que Ia
lectura, aunque arida, te sera util al final.
El libro tendra apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ia obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertare
Ia Sentencia que dicte nuestro muy respectable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completes regalo a quien me Io pida.
Bmi Aulet,
Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.















APENDICE C .

Sustituci6n del poder de Ias Girauta que hizo Fran-
cisco 0. de los Reyes en favor del Mandatario
Luis Marquez y Arriaga (fojas 244/47) en virtud
de Ia cual se Ie tuvo por parte, promovi6 pruebas
y Ia acumulaci6n que con 61 discutieron los con-
trarios dejandole reconocida, asf, dentro del juicio,
personalidad que ahora no pueden negarle ante el
Tribunal Supremo, ni al sustituto ni al sustitu-
yente, los Iitigantes que no opusieron la oportuna
excepci6n al contestar Ia demand.
En el apendice "D" se vera el mismo poder,
.protocolado, con que interpuso Reyes Ia demand
de Ias Girauta, que es una copia integra aut6nti-
cada y legalizada en forma, n6 una sustituci6n
parcial de facultades.
Cuando Marquez, sustituto de Reyes, promo-
vi6, fojas 265, en 23 Dicbre 1916, la acumulaci6n
de autos en el juicio mas antiguo, ya estaba per-
sonado Remirez, fojas 689, en el juicio mas mo-
derno, desde 25 Novbre. 1916, y habia delega-
do, fojas 692, su representaci6n en el propio Man-
datario Marquez, antes, por consiguiente, de que
S se mandase a contestar la demand de las Girauta,
fojas 709, por providencia de 15 Dicbre 1916.
De donde result, que el cuasi-contrato de litis-
contestatio se estableci6 con Marquez como dele-
gado de Remirez en el juicio mas modern, y que
todos los litigantes reconocieron Ia personalidad
del mismo Marquez como sustituto de Reyes en
el juicio mAs antiguo.
Buena demostraci6n de esto ultimo es el debate
del incident de acumulaci6n, en que fueron parte









todos los litigantes de Ambos juicios; Cuevas y
Lagueruela discutieron con Marquez sustituto de
Reyes, Ia procedencia de la acumulaci6n y los
demas demandados no impugnaron Ia personali-
dad de Reyes ni de Marquez, como lo prueba
el auto de 24 Enero 1917, fojas 272/75, en que
se lee lo que sigue.
"RESULTANDO: Que Ia representaci6n de
"Dofia Rosa America y Dofia Gregoria Girauta
(ES DECIR, MARQUEZ SUSTITUTO DE
REYES PORQUE ASI ERA PARTE EN EL
JUICIO MAS ANTIGUO) por su escrito de 8
"del actual y por los fundamentos que en el con-
"signa solicita se acumulen a los autos promovidos
"por Don Manuel Cuevas y Rodriguez los que
"siguen dichas sefioras: habiendose dispuesto por
"providencia del dia 17 que con suspension del
"procedimiento y con citaci6n de las parties hiciera
"relaci6n el actuario de ambos pleitos, sefialando
"dia y hora para el acto, el que tuvo lugar habien-
"do concurrido aI mismo el mandatario judicial
"Don Luis Marquez y Arriaga representante de
"Ias sefioras Girauta con su letrado director Dr.
"Don Ignacio Remirez, y el Pror. Don Victoriano
"de Ia Llama que lo es de Don Benito Lagueruela
"y Rubio con -su abogado defensor Dr. Don
"Ricardo Croza, sosteniendo el Dr. Remirez Ia
"acumulaci6n y oponiendose a ella el Dr. Croza.
Y no s6lo Lagueruela, sino Cuevas, apelaron de
ese auto y se separaron, fojas 287, del recurso en el
Tribunal superior, ante el cual fueron citadas y
emplazadas todas las parties en ambos juicios.
Todos los litigantes, pues, reconocieron dentro*
del juicio Ia personalidad de Reyes, y no pueden
impugnarla despues, como en realidad no lo han
hecho; con Ia unica excepci6n del demandado
Miguel Diaz que, a su vez, consinti6 el fallo de 1a
Instancia, fojas 10 del rollo de Audiencia.




















AUTOS FOJAS 244 j 47.



NUMERO CIENTO OCHENTA Y CINCO.

SustituciAn.

En la Ciudad de la Habana, a 3 de Julio de 1916.-Ante mi, doc-
tor Claudio Remirez y Andrd, Abogado y Notario del Colegio y Dis-
trito de esta Capital, con residencia en la misma y presents los tes-
tigos que se diran al final; comparecen:
EL DR. FRANCISCO OSCAR DE LOS REYES Y PAYNE, ma-
yor de edad, soltero, Abogado y vecino de esta Ciudad, calle de Pe-
fia Pobre nfimuro 25. Asegura tener y tiene a lmi juicio la capacidad
legal necesaria para este otorgamiento, y dice:
PRIMERO.-Que Dofia Gregoria y Dofia Rosa America Girauta
y Medina, la primera casada con Don Alberto Mayoral y Oliver y de
32 aflos de edad y la segunda soltera y de 28 afios y ambas vecinas
do Madrid, le confirieron powder ante el Notario de dicha villa Don
Jose Maria de la Torre e Izquierdo en 4 de Abril del afio en curso,
de cuyo mandate ha protocolado ante el present Notario un testi-
monio legalizado en forma, en 26 de Mayo del aflo en cursor, con el
nfimero 149 de orden; cuyo poder entire otras facultades contiene las
que copiadas a la letra dicen: CUARTA: Comparecer como deman-
dante o demandado ante los Juzgados, Tribunales o Autoridades que
sean competentes en actos de conciliaci6n y juicios de todas clase
avinidndose o no en aquellos y siguiendo 6stos hasta lograr sentencia
fire y su cumplimiento, efectuando lo propio en juicios declarativos
y todas sus incidencias, abintestatos y testamentarias, juicios de Ar-
bitros y de amigables componedores, quitas y esperas, concursos, sus-
pensiones de pagos, quiebras, con facultades para asistir a juntas con
voz y voto, nombrar sindicos, admitir o desechar proposiciones de
convenio y efectuar cuanto es propio de la tramitaci6n de estos asun-
tos, embargos preventivos, en los que podra afianzar y aceptar res-
ponsabilidades, juicios ejecutivos y de desahucios, retracto tanto de
comuneros como de coherederos, tercerias, interdictos, actos de juris-
dicci6n voluntaria y demas asuntos de naturaleza civil, criminal, ad-
ministrativa o contencioso-administrativa que de algfn modo intere-
sen o afecten a las mandantes, siguiendo todos y cada uno por sus
trimites legales hasta conseguir en el Tribunal que corresponda, aun-
que sea el Superior o de mns alta jerarquia, una sentencia o resolu-
ci6n favorable a lo que se persiga o pretend y su cumplimiento. En












estas facultades estIn comprendidas las necesarias para presentar es-
critos, ratificarse en ellos y en todo lo que exija este requisite; pro-
poner y practical pruebas, designer peritos y recusarlos; interponer
recursos de todas classes incluso el de casacidn, desistir y apartarse
de las demands y recursos interpuestcs cuando lo crea oportuno y ha-
cer cuanto es propio del trimite de los asuntos, segftn su diferente na-
turaleza.- QUINTA: Transigir cuantos asuntos y cuestiones litigio-
sas y no litigiosas se ocurran a las m.ndantcs y como medio de lle-
var a cabo las transacciones convenir la prd6roga de plazos, la daci6n
o recibo de cantidades, la condonaci6n de otras o cualquier otro ex-
tremo que conduzca al resultado de evitar la provocacidi de un plei-
to o la continaaci6n de los. que se incoen. Tambidn podr& el man-
datario someter las cuestiones a juicics de arbitros o de amigables
componedores, hacienda la desisnaci6n de ellos y comprometidndose a
respetar lo que en la decision se determine.- SEXTA: Concurrir a las
subastas, pida adjudicaciones o las acepte, ratificar cuanto fuere he-
cho en este sentido en pro de las otorgantes; solicitar las inscripcio-
nos de los bienes y derectos reales que tuvieren las comparecientes y
establecer y proseguir en todas las instancias los recursos guberna-
tivos que conceden las leyes contra las negatives de los Registrado-
res.- SEPTIMA: Y por iltimo suscribir los documents privados y
otorgar las escrituras pfblicas que se requieran, con motive del ejer-
cicio de las precedentes facultades".
Yo, el Notario, doy fB que las cldusulas insertas concuerdan bien
y fielmente con las del poder menciona4o que consta protocolado en
mi Archive con el nunmero 149 de orden del afio en curso.

SEGUNDO.--Que sus mandates fueron declaradas herederas del se-
flor JosO Girauta y P6rez por auto del Juzgado de Primera Instancia
del Distrito del Hospital de Madrid, Escribania de Mariano Gil de Al-
bornoz de 19 de Diciembre de 1902, cuya parte dispositiva dice asi:
"Que debia declarar y declaraba a Dofia Gregoria y Dofia Rosa Ame-
rica Girauta y Medina herederas abintestato de su padre Don Josd.
Girauta y Pdrez, como hijas habidas -en su primer matrimonio con
Dofia Maria Luisa Medina, con la reserve que a favor de su actual
viuda Dofia Catalina Batista y Varona determine el C6digo Civil man-
dando que este expedient se archive en la Escribania del autorizan-
to por quien se expida a los interesados los testimonies que de este
auto solicitaren y fueren de dar a los efectos oportunos. El Sr. Don
Rafael Molina y Fernandez, Juez de Primera Instancia del Distrito
del Hospital lo mand6 y firm en Madrid a 19 de Diciembre de 1902,
doy fe.-- afael Molina.-Ante mi: Mariano Gil de Albornoz". Apa-
reciendo certificaci6n del actuario de star fire el auto referido.
Yo, el Notario, doy f6 que lo relacionado e inserto concuerda
exactamente con un testimonio del auto repetido de fecha 4 de Mar-
zo de 1903 expedido por el mismo Escribano Don Mariano Gil de Al-











bornoz, que debidamente legalizado me exhibe el otorgante a quien
se lo devuelvo.
TERCERO.-Que sus mandantes fueron tambidn declaradas here-
deras de las sefioras Maria Luisa Medina y de la Vega y Maria Anto-
nia Medina y de la Vega, segtn auto dictado por el Juzgado de Pri-
mera Instancia del Norte de la Habana, en 26 de Junio de 1906, an-
te el Escribano Sr. Andres Garcia, cuya parte dispositiva y encabe-
zamien o copiadas literalmente dicen: "Auto Juez Sr. del Barrio.-
Habana, Junio 26 de 1906.- Resultando: Se declaran intestados los
fallecirientos de Don Josd Remigio de los Angeles Medina y Sanchez,
Dofia Gregoria Vega y Sdnchez, Dofia Maria Luisa Medina y Vega y
Dofia Maria Antonia Medina y Vega, y por sus uinicos heroderos de
los dos primeros a sus legitimos hijos Maria Luisa de las Mercedes,
Rosa Maria de la Caridad y Mlaria Antonia Toinasa Medina y Vega
por parties iguales; de la tercera a sus legitinos hijos Rosa America
Ana Josefa Raimunda y Gregoria Eulogia Lorenza Angelica Girauta y
Medina, por parties iguales y de la ultima o sea de Dofia Maria Anto-
nia Medina y Vega a su hermana de double vinculo Rosa Maria de
la Caridad Medina y Vega, a sus sobrinos Rosa America Ana Josefa
Raimunda y Gregoria Eulogia Lorenza Ang6lica Girauta y Medina, en
representaci6n de su madre Dofia Maria Luisa Medina y Vega, y al
viudo Don Felipe Angulo y Fernindez en la forma y porci6n que res-
pectivamente determinan los articulos 948 y 837 del Cfdigo Civil.
Dense a los interesados las certificaciones que de este auto pidieren
a fin de que con una de ellas acudan a la Oficina Liquidadora de de-
rechos fiscales para lo que proceda a la que se comunicard el mismo.
Lo mand6 y firm el Sr. Juez; doy fd.-Herminio del Barrio.-Ante
mi: Andrds Garcia".
Yo, el Notario, doy f6 de que lo anteriormente copiado concuerda
bien y fielmente con lo transcrito de una copia del auto relacionado
expedida por el Sr. CUsar Allones y Gener, Archivero Judicial de la
Habana, de fecha 17 de Junio del afio en curso, que he tenido a la
vista y devuelvo al otorgante.
CUARTO.-Que sustituye el mandate referido en cuanto a las fa-
cultades que se consignan en las clAusulas cuarta y sexta que quedan
transcritas en los Sres. Luis MArquez y Arriaga, Mandatario Judicial
y Abraham Barreal, Juan Francisco Toscano y Pascual Ferrer y Her-
nAndez, Procuradores, para que juntos o separados e indistintamente lo
nsen de acuerdo con las facultades sustituidas.
Asi lo dice ,y otorga a mi presencia y a la de los testigos seflores
Esteban Garcia y Fernandez de C6rdova y Alberto de la Torre, ve-
inos presents y sin excepci6n legal para serlo.
Leido por mi el Notario este instrument por renunciar el otor-
gante y testigos al derecho que le( 'nstrui tenian para leerlo por ai,
en su contenido so ratific6 el primero y firm6 con los segundos.
De todo lo cual asi como del conocimiento, profesi6n y vecindad










del otorgante y testigos, Yo, el Notario, doy f6.-(Siguen salvedades).
-F. 0. de los Reyes.-Alberto de la Torre.-Esteban E. Garcia.- Clau-
dio Remirez.
CONCUERDA con su original que bajo el n6mero de orden con
que encabeza obra en el protocolo general corriente de mi Notaria a
que me remito.-Y para el SR. LUIS MARQUEZ Y ARBIAGA, expi-
do este testimonio en dos pliegos de papel, dejando nota al masgen de
su matriz, en la Habana, fecha de su otorgamiento. (*)

DR. CIAUDIO REMIREZ.


(LEASE EL APENDICE "D" QUE SIGUE.)


(*) La Sala de Io Civil de la Audiencia en su senten-
cia, que aparecera en el apendice N, ignora y descono-
ce, este poder, al apreciar una excepci6n de falta de
personalidad, no alegada; y desconoce e ignora dicha
Sala el reconocimiento que hicieron los demandados
de la personalidad de Reyes, dentro del juicio.












TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES

LECTOR:--c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-Leelo. Te Io suplico en Ia seguridad de que Ia
lectura, aunque Arida, te sera uitil aI final.
El libro tendra apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete la obra que inicio, hasta
que no tengas el ap6ndice ordinal en que insertare
Ia Sentencia que dicte nuestro muy respectable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completes regalo a quien me Io pida.
Bme Aulet,
Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.

















APENDICE D


Testimonio de poder con que interpuso Francisco
O. de los Reyes Ia demand de las Girauta en el
juicio mas modern de los acumulados, y pruebas
que se practicaron en demostraci6n de su auten-
ticidad.
Decreto Presidencial 1341 de 27 Octubre 1916, pos-
terior, por consiguiente, al 15 Junio 1916 en que
se expidi6 el testimonio de poder a Francisco O.
de los Reyes, y en cumplimiento del cual puso, el
Notario en su protocolo, en 21 Novbre. 1916, la
nota correspondiente que qued6 comprobada en
la diligencia visible en las pags. 9, 10 y 11 de este
apendice "D".
Auto del Supremo de 24 Enero 1918.




















AUTOS: FOJAS 3281184.


DOCUMENT NUMERO UNO

NTMERO CIENTO CUARENTA Y NUEVE.

Protocolaci6n.

En la Ciudad de la Habana, a 26 de Mayo de 1916.- Ante mi,
Dr. Claudio Remirez y Andr6, Abogado y Notario del Colegio y Dis-
trito en esta Capital, con residencia en la misma y presents los tes-
tigos que se dirin al final.

COMPARECE:

EL DR. FRANCISCO O. DE LOS REYES Y PAYNE, mayor de
edad, soltero, Abogado y vecino de esta Ciudad.
Tiene a mi juicio la capacidad legal necesaria para este otorga-
miento y dice:
Que me entrega a mi el Notario, para que lo protocolice, uni6n-
dolo a esta escritura, un testimonio del poder que le confirieron Dofia
Gregoria y Dofia Rosa Am6rica Girauta y Medina, la primera asistida
de su esposo Don Alberto Mayoral y Oliver, ante el Notario, de Ma-
drid, Espafia, Sr. Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo, en 4 de Abril
de 1916. Cumpliendo los deseos del otorgante procedo Yo, el Nota-
rio, a unir a este instrument el testimonio de referencia para que
forme parte de mi protocolo y hago constar que el referido testimonio
de powder se expidi6 en cinco de Abril del aio en curso, QUE ESTA LE-
GALIZADO EN DEBIDA FORMA y escrito a mano en tres pliegos
de papel.
Asi lo dice y otorga a mi presencia y a la de los testigos sefiores
Henry de Preville y Ferndndez Oriado y Luis Marquez, vecinos pre-
sentes y sin excepci6n legal para serlo, segfin manifiestan. Leido por
el otorganto y testigos este instrument en uso de su derecho, en su
contenido se ratific6 el primero y firm con los segundos.-De todo lo
cual y del conocimiento, profesi6n y vecindad del otorgante y testi-
gos Yo, el Notario, doy fd.-F. 0. de los Reyes.-Luis MArquez.- H.
de Freville.-Claudio Remirez.
Ndmero ciento ochenta y nueve.-En Madrid a 4 de Abril de 1916.
Ante mi: Don Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo, Notario y Abogado
de los Ilustres Colegios de esta Corte, con domicilio en la misma com-
parecen: Dofia Gregoria Girauta y Medina, de 32 aflos, dedibada a












sus laborers, acompaflada de su marido Don Alberto Mayoral y Oliver
de 44 afios, Medico, de esta vecindad, con domicilio on la calle de Zo-
rrilla, nfmero 31, cuarto primero, c6dulas 6212 y 6211, classes cuarta y
cuarta respectivamente, expedidas en Madrid el 21 de Abril de 1915.
-Y Dofia Rosa America Girauta y Medina, de 28 afios, soltera, pen-
sionista, de igual vecindad, y domicilio que los anteriores.-Oddula de
ddcima clase nimero 6213, expedida en esta Corte en la misma fecha
que las precedentes.-Tienen plena capacidad legal segfin aseguran y
segfin mi juicio y deseando las Sefioras comparericntes formalizar una
escritura de mandate, concede en este acto el Sr. Mayoral a su cita-
da esposa, la licencia que para contratar y obligarse exige a las casa-
das el articulo 61 del COdigo Civil, despues da lo cual clichas sefioras
exponen y otorgan: que las dos juitas y cada na de por si, conce-
den al Sr. Francisco Oscar de los Eeyes y Payne, Abogado, mayor de
edad, y vecino de la IHabana, Repfiblica de Cuba, las signientes fa-
cultades:
PRIMERA: Proceder total o parcialmente a Ia demarcaci6n y se-
fialamiento de limits de la finca llamada "Estancia Medina" o "GCar-
cia" sita en la Habana, de acuerdo si le fuere possible con todos n con
cualquiera de los colindantes de la misma, entire los que figuran los
sefiores Bartolom6 Aulet, Francisco Garcia, Antonio Mufioz, Manuel
MenEndez, el Hospital Mercedes y otros; y en caso de no medlar es-
te acuerdo, ejercitar cuantas acciones puedan competir a las sefioras
otorgantes, contra colindantes con los terrenos de dicha estancia, has-
ta dejar dstos definidos y determinados.
SEGUNDA: Practicar cuanto sea conducente a disolver la comu-
nidad que existed en el expresado inmueble, ya dividiendo y adjudi-
cando terrenos, si esto fuera possible, ya pidiendo la venta o enage-
naci6n, ya adquiriendo del comunero per compra las porciones nece-
sarias para disolver la comunidad con facultad para permutar unas
porciones de terrenos por otras y pudiendo practical esa disoluci6n de
condominio lo mismo en cuanto a la totalidad que a part de la finca.
TERCERA: Renunciar, previo acuerdo con los colindantes o co-
muneros a cualquier derecho real y personal o de otra clas cque pu-
diera asistir a las sefioras mandantes, en Io future y que el mandata-
rio estime necesario renunciar para la mayor firmeza de lo que acor-
dare lo mismo en cuanto a limits de la finca que a la disoluci6n de
la comunidad en la misma, aceptar las renuncias que a favor de las
otorgantes hagan en el propio sentido dichos colindantes y comune-
ros, de cualquier indole que fueren, estipular cuantas clTusulas y con-
diciones fueren legalmente precisas para obtener el deslinde material
y la disolucifin efectiva que quedan indicados, de la finca llamada
Estancia Medina, obligAndose desde ahora las mandantes a estar y
pasar por lo que su expresado mandatario en uso de este poder, con-
viniere y estipulare con cualquier o todos los repetidos comuneros o
colindantea.
CUARTA: Comparecer como demandante o como demandado an-
Sto los Juzgados, Tribunales, o Autoridades que sean competentes, en
actos de conciliaci6n y Juicios de todas classes, avini6ndose o no en












aquellos y siguiendo estos hasta lograr sentencia fire y su cum-
plimiento, efectuando lo propio en juicios declarativos y todas sus in-
cidencias, abintestatos y testamentarias, juicios de arbitros y de ami-
gables componedores, quitas y esperas, concursos, suspensions de pa-
gos, quiebras, con facultades para asistir a juntas, con voz y voto,
nombrar sindicos, admitir o desechar proposiciones de convenio y efec-
tuar cuanto es propio de la tramitaci6n de estos asuntos, embargos
preventivos, en los que podra afianzar y aceptar responsabilidades, jui-
cios ejecutivos y de desahucio, retracto tanto de comuneros como de
coherederos, tercerias, interdictos, actos de jurisdicci6n voluntaria y
demis asuntos de naturaleza civil, criminal, administrative o conten-
cioso-administrativo que de algin modo interesen o afecten a las man-
dantes, siguiendo todos y cada uno per sus trdmites legales hasta con-
seguir en el Tribunal que corresponda aun cuando sea el Superior o
de mis alta jerarquia, una sentencia o resoluci6n favorable a lo que
se persiga o pretend y su cumplimiento. En estas facultades estan
comprendidas las necesarias para presentar escritos, ratificarse en ellos
y en todo lo que exija este requisite; proponer y practicar pruebas,
designer peritos y recusarlos; interponer recursos de todas classes in-
cluso el de casaci6n, desistir y apartarse de las demands y recursos
interpuestos cuando lo crea oportuno, y hacer cuanto es propio del tri-
mite de los asuntos, segmin su diferente naturaleza.
QUINTA: Transigir cuantos asuntos y cuestiones litigiosas o no
litigiosas, se ocurran a las mandantes y come medio de llevar a cabo
las transacciones convenir la pr6rroga de plazos, la daci6n o recibo de
cantidades, la condonaci6n de otras o cualquier extreme que conduzca
al resultado de evitar la provocaci6n de un pleito o la continuaci6n
de los que se incoen.-Tambi6n podra el mandatario someter las cues-
tiones a juicio de Arbitros o de amigables componedores haciendo la
designaci6n de ellos y comprometi6ndose a respetar lo que en la desi-
ci6n se determine.
SEXTA: Concurrir a las subastas, pida adjudicaciones o las acep-
te, ratificar cuanto fuere echo en ese sentido en pro de las otorgan-
tes; solicitar las inscripciones de los bienes y derechos reales que tu-
vieren las comparecientes y establecer y proseguir en todas las ins-
tancias los recursos gubernativos que conceden las Leyes contra las
negatives de los Registradores.
SEPTIMA: Y por filtimo, suscribir los documents privados y otor-
gar las escrituras pfiblicas que se requieran con motive del ejercicio
de las precedentes facultades.
Lo otorgan ante los testigos Don Ricardo L6pez de la Morena y
Don Natalio Lucefio y Ramos, mayors de edad, de esta vecindad, hi-
biles para serlo.
A todos leo lo escrito por renunciar a hacerlo por si; es ratifica-
do y firman conmigo el Notario, que doy fB de conocer a las sefloras
comparecientes y a Don Alberto Mayoral y del contenido de esta es-
critura que HA SIDO REDACTADA CON ARREGLO A MINUTA FA-
CILITADA FOR LAS INTERESADAS y de que los pliegos anterio-
res tienen los nimmeros 2.486.701 y 702, series D.











Gregoria Girauta de Mayoral, Alberto Mayoral, Rosa Girauta y
Medina, Ricardo L6pez. Natalio Lucefio.-Signado: Dr. Jos6 M. de
la Torre e Izquierdo.-Rubricado.
ES PRIMERA COPIA de su original con el que concuerda fiel-
mente de que doy fe.-La libro para el mandatario en un pliego clase
s6ptima series A., numero 1.002.170 y dos de la und6cima series D., nfi-
meros 2.486.684 y 685. Madrid a 5 de Abril del afio de 1916.-Dr. Jos6 Ma-
ria de la Torre e Izquierdo.-(Hay dos sellos).-Hs. 6 p. No. 11 Al.-

LEGALIZACION.-Jos6 R. Rivero y de la Gandara, C6nsul de
Cuba en Madrid.
CERTIFICO que el Lcdo. Jos6 Maria de la Torre ejercia en la fe-
cha del document que antecede el cargo de Notario pfblico de este
Colegio y que la firm expresiva de su nombre y apellido, puesta en el
mismo document es al parecer aut6ntica por la semejanza que guar-
da con las que acostumbra a usar en todos sus actos, en fd de ello auto-
rizo la present con mi firma y el sello de este Consulado en Madrid a
6 de Abril de 1916.
JOSE R. RIVER.
06nsul.
(Hay un sello.
Derechos $3.00 Cy. Pts. 19.50.-Articulo 30 del AranceL

Begistrado al nnmero 144.
REPUBLICA DE OTUBA.-Secretaria de Estado.
GUILLERMO PATTERSON Y JAUREGUI, Subsecretario de Estado.
CERTIFICO: que el Sr. Jos6 R. River, cuya firma aut6ntica apa-
rece al pie del present document, era en la fecha en que lo suscri-
bi6 C6nsul de la Repliblica de Cuba, en Madrid, Espafia.- En f6 de
lo cual autorizo la present con mi firma y con el sello de esta Secre-
taria.-Habana, 22 de Mayo de 1916.-Registrado al nimero 28104
L. 23-Gratis.--G. Patterson.-(Hay un sello).
CONCTERDA con su matriz, que bajo el numero do orden con que
encabeza obra en el protocol general corriente de mi Notaria a que
me remito.-Y para el DR. FRANCISCO O. DE LOS REYES Y PAY-
NE, expido este testimonio en dos pliegos de papel, dejando nota al
margen de su matriz, en la Habana, a 15 de Junio de 1916.---CLAUDIO
REMIREZ. (*)


(*) Fijate Iector.-En Ia pag. 5 de este apendice
"D", el Notario Remirez de la Habana, se expresa asi:
"....yo el Notario.... hago constar que el referido tes-
timonio de poder.... estA legalizado en debida for-
ma ...."
iAutentica o no autentica?
Agrega: "....y escrito a mano (manuscrito) en tres
pliegos de papel".









"De todo lo cuaI"-cuando se dice todo no se ex-
cluye nada, por consiguiente, en este caso, de que esta
legalizado en debida forma, como hice constar antes
-"YO EL NOTARIO DOY FE".
Felicito al hijo del maestro.
Y el Notario de Madrid, de Ia Torre e Izquierdo,
da fB en Ia pag. 8 de que esos tres pliegos, escritos
fueron, en el "Sellado de Espafia" cuyas series y nu-
meraci6n official expresa.
Y ique orden6 cuatro meses despues, el D. P. 1341
que inserto mas adelante?
Pues, lo mismo que hizo Remirez (hijo) cuatro me-
ses antes.
DAR FE, antes de protocolar, DE QUE el docu-
mento que tenia a Ia vista y unia a su archive, "ESTA
LEGALIZADO EN DEBIDA FORMA".-Y poner
en Novbre. Ia nota ordenada en el precedent mes de
Octubre, al pie de la protocolizaci6n.
Dispone dicho Decreto-l-ase integro mas adelante-
que si se impugna Ia autenticidad, se practique el cotejo
con el original "donde se halle".
Asi se hizo.
Y no es Ia luz del Sol mas clara que Ia autenticidad
de este document.
BriIIantisima, a traves de esos cotejos que paso a
transcribir de autos, y conforme al ilustrado criterio
del Tribunal Supremo, mismo, contenido en su auto
de 24 Enero 1918, que extract al final.
Pero.... Zes que alguien duda de que nos alumbra el
Sol....?

AUTOS: FOJAS 1932 1 33.
OOTEJO
En la Habana, a 15 de Agosto de 1918 siendo las dos de la tarde
me constitui en la casa nfimero 29 de la calle de Cuba domicilio del
Notario Dr. Claudio Remirez y Andre, y present e instruido del ob-
jeto de la diligencia me puso de manifesto el tomo 3 del protocolo de
la Notaria a su cargo correspondiente al afio de 1916, donde desde
fojas 1097 a la 1104 inclusives consta la escritura nfmero 149 de prd-
tocolizaci6n; y cotejada dicha escritura con el testimonio de la mis-
ma obrante de fojas 291 a la 294, RESULTARON AMBAS CONFOR-
MES.










Con lo que se termin6 el acto devolviendo al Sr. Remirez el pro-
tocolo por 61 exhibido quien manifesto queria se transcribiera a esta,
UNA NOTA PUESTA AL PIE DE LA ESCRITURA MATRIZ SOBBE
LA PROTOCOLIZACION a lo que no accedi por tener dicha nota fe-
cha 21 de Noviembre de 1916 fecha posterior a la expedici6n del tes-
timonio que es 15 de Junio del mismo afio, y no ser objeto por lo
tanto del cotejo, y recibiendo el Sr. Remirez el tomo firma:-Claudio
Remirez.-Miguel.

AUTOS: FOJAS 3215.

AUDIENCIA TERRITORIAL DE MADRID.

Secretaria de Gobierno.

Sr. Juez Decano de los de la. Insta. de esta Corte.

Por el Ministerio de Gracia y Justicia se dice a esta Audiencia
lo que sigue:
"De Real Orden....remito a V. S. la adjunta comisi6n rogatoria
quo el Juez del Bste de la Habana dirige a esta Corte, relative a
autos de Don Manuel Cuevas Bodriguez contra Dofla Maria Luisa Me-
dina y de la Vega y otros".
Lo que de orden del Sr. President, traslado a V. S. ......... &a.
Dios gde. a V. S. ms. as. Madrid, 23 Noviembre 1918.

JOSE MOLINA.

JUZGADO DE la. INSTa. DEL DISTRITO DE PALACIO.

PROVIDENCIA, Juez Sr. SnArez. Madrid, 27 Novbre. 1918.

GuArdese y cdmplase lo mandado por la Superioridad ..... .y
a fin de dar cumplimiento a la comisi6n rogatoria del Juzgado del Es-
to de la Habana...... procedase por el Secretario al cotejo de los
documents que so adjuntan, a cuyo efecto so constituira en la No-
taria de Don Jos6 Ma. de la Torre e Izquierdo ... .. y verificado de-
vu61vase con atento oficio a la superioridad.
Lo mand6 y firma S. Sria. Doy fd.

SUAREZ. Ante mi-GUILLo PEREZ.

AUTOS: FOJAS 3219.

COTEJO.

En MADRID a 14 de Enero de 1919. me constitui en el do-
micilio del Notario Don Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo y estando
present y h6chole saber el objeto de esta diligencia ..... me exhibi6
B protocol correspondiente al afio 1916 en el que se encuentra la ma-
triz de la escritura otorgada en 4 de Abril de dicho afio, con el ni-
mero 189, que aparece insert en el document sefialado con el "ni-








11 D

mero uno" que tambidn se acompafia con el precedent exhorto y co-
tejada dicha matrix con el inserto aludido, se observaron tan solo las
diferencias siguientes; al folio 2 vuelto de dicho document y en su li-
nea 21 se lee la palabra "cualquier" y en la matrix aparece la de
"cualquiera": en la novena linea del folio 3 se lee la palabra con-
tencioso-administrativo y en su original dice "contencioso administra-
tiva": en la line catorce del mismo folio 3 se lee la palabra "sen-
tencias" debiendo decir "sentencia", y al folio 3 vuelto en su line
11 aparecen alteradas las letras de la palabra "decision" que en lu-
gar de 4sta se ha puesto "desici6n". Y no habi6ndose hallado nin-
guna otra variaci6n se da por terminada la present diligencia que
firma conmigo dicho Notario de que doy fi.-JOSE Ma. DE LA TORRE
E IZQUIERDO. GUILL9 PEEEZ.

AUDIENCIA DE LA HABANA

Secretaria de Gobierno.

Habana, Marzo 18 de 1919.

Sr. Juez de la. Instancia del Este.

Por la Sria. de Estado se dice a la de Justicia lo que siguo:
"Tengo el honor de remitir a Vd. el adjunto exhorto diligencia-
do, que dirigi6 el Juez de Primera Instancia del Este al Juez Deca-
no de Madrid, Espafia, en el juicio de mayor cuantia promovido por
Manuel Cuevas y Rodriguez, contra Maria Luisa y Antonia Medina y
de la Vega y Jos6 Girauta y Pdrez".
Lo que de orden del Sr. Pte., y con remisi6n del exhorto, trans-
cribo a Vd. como resultado de su common. de 21 de Agosto del afio ppdo.
De Vd. atentamente, ANTONIO S. FERNANDEZ, Secretario de Go-
bierno.


GACETA OFFICIAL DE LA REPUBLICAN DE CUBA.

Habana, Viernes 27 de Octubre de 1916.

PODER EJECUTIVO.

SECRETARIAT DE JUSTICIA.

DECRETO NUM. 1341.

Por cuanto ha sido constant prActica en los Tribunales y en las
oficinas administrativas la de aceptar como eficaces las copias expedi-
das por Notarios de la Repiblica, de poderes y otros documents pro-
tocolizados ante ellos y extendidos ante otros Notarios, y. especialmen-
to los que se otorgan en paises extranjeros, bien ante funcionarios con-
sulares de Cuba o ante Notaries, trayendose a veces los documents
originals cuando no existen protocolos en el pais de origen, o presen-
tado copias autdnticas de los originals, expedidas en debida forma










y con las legalizaciones del C6nsul de Cuba y de la Secretaria de
Estado.
Por cuanto esta prActica no se opone a ningfn precepto legal y
en cambio result ventajosa para los interesados y para la contratacidn,
ya que de este modo se tienen a mano todas las copies quo se requie-
ran de los documents protocolados y se ahorran los gastos y demoras
que surgirian si hubiera que traer en cada caso un nuevo document
original, o una copia del que aparezca en Archives extranjeros.
For cuanto es convenient, ademis, tener en los protocolos nota-
riales de la Repiblica las copias fehacientes de los documents otorga-
dos en el extranjero, que sirvieron de base a otros documents exten-
didos en Cuba o a inscripciones realizadas en sus Registros.
For cuanto la protocolizaci6n de documents la aceptan multiples
preceptos legales, y a ella se refiere el articulo 66 del Reglamento Or-
ginico del Notariado, sin que pueda dudarse de que a los documen-
tos que se protocolicen han de aplicarse todas las disposiciones legales
respect a la expedici6n de copias, y a ello en nada se opone el ar-
ticulo 31 de la Ley del Notariado, conforme al cual s61o el Notario a
cuyo cargo estA legalmente el protocolo puede expedir copias de 61,
supuesto que una vez que se protocoliza ante Notario cualquier docu-
mento, aunque sea una copia fehaciente de la que se extendi6 ante otro
Notario, tal copia o document viene a former part del protocolo don-
de se incorpor6, y del mismo puede expedir copias el Notario que le-
galmente lo tiene a su cargo.
For cuanto es convenient rodear para lo future de nuevas garan-
tias las protocolizaciones que se hagan de documents comprobando
la autenticidad de los mismos, mediante una diligencia que extienda el
Notario que haya de protocolizarlos, para lo cual debe adicionarse el
articulo 66 del Reglamento Orginico del Notariado.
Por cuanto se han suscitado recientemente algunas dudas respec-
to a la eficacia que tengan las copias de documents protocolados, y
conviene desvanecerlas adicionando el articulo 72 del Reglamento Or-
ganico del Notariado vigente, cuyo articulo regular la expedicion de
segundas copias, a fin de precisar con claridad la inteligencia que siem-
pre se le ha dado a los preceptos aplicables al caso.
For tanto: a propuesta del Secretario de Justicia y en uso de las
facultades que el articulo 68 de la Constituci6n me confiere,

VENGO EN DECRETAR LO SIGUIENTE:

Articulo 1?-El articulo 66 del Reglamento Orginico del Notaria-
do queda adicionado con los pirrafos que siguen:
"La protocolizaci6n de los demas documents que los interesados
realicen voluntariamento en los Archivos Notariales, se verificara pre-
via autenticaci6n por el Notario que deba hacer la protocolizacidn, de
la firma que autorice el document que se trate de protocolizar, si no
fuere precise que est6 legalizado, y en otro caso de la que autorice la
filtima legalizaci6n que el mismo document contuviese, siempre que
al Notario conozca dichas firmas, la cual autenticacion debera hacerse










13 D
por diligencia al pie del document que deba quedar protocolizado, en
la que ademas so hara constar por el Notario que tiene por legitimo el
document y que extiende esa diligencia a los efectos de este pre-
cepto".
"El Notario que tenga protocolizado en su Archivo cualquier do-
cumento pfiblico QUE NO CONTENGA la expresada diligencia y conoz-
ca la firma que autorice dicho document o la que autorizare la u1ti-
ma legalizaci6n del mismo, EXTENDERA A CONTINUATION DE DI-
CHO DOCUMENTO, de oficio o a instancia de part, LA DILIGENCIA
DE QUE TRATA EL PARRAFO ANTERIOR".
"Si no constare al Notario la certeza de la firma que autorice el
document protocolizado o la del que se trate de protocolizar, o la que
autorice la Oltima legalizaci6n que el mismo documnto contuviere, lo
advertirA a la persona que solicit la copia o que trate de hacer la pro-
tocolizaci6n, segfm los casos, a fin de que en el primero pueda obtener
otra copia del original y en el segundo pueda acudir a otro Notario que
conozca dicha firma para que efectile la protocolizaci6n, y sOlo en el
caso de que despu6s de haber hecho tal advertencia, dicha persona in-
sistiere en que se extienda el acta de protocolizaci6n, la extender., pe-
ro haciendo constar su desconocimiento de dichas firmas y que no obs-
tante haberlo advertido al interesado para que acudiera a otro Nota-
rio, insisti6 en que se hiciese la protocolizaci6n".
Art. 2o-Se aclara el articulo 72 del Reglamento Orginico del No-
tariado, adicionAndole los phrrafos siguientes:
"Cuando se hayan protocolizado ante un Notario primeras o se-
gundas copias expedidas en forma legal, de documents extendidos ante
otro Notario de pais extranjero o funcionario consular cubano, o do-
cumentos originals otorgados ante Notarios que carezcan de protoco-
los, se darn como segundas copias las del document protocolado, fa-
cilitandose a quienes lo protocolizaron, sin necesidad de otro requisi-
to que su solicited, de acuerdo con lo que previene el articulo 18 de la
Ley y cumpliendo respect de los demis interesados que pidan copias los
requisites que el propio articulo establece. Estas segundas copias sur-
tiran los mismos efectos que las que expida el encargado del protoco-
lo donde se otorg6 el primitive document, en todos los casos en que la
Ley no exija la presentaci6n de una primera copia. PERO SI SE IM-
PUGNA LA AUTENTICIDAD del document, debera practicarse el
COTEJO CON EL ORIGINAL, DONE SE HALLE"
Art. 3---Este Decreto empezard A REGIR DESDE SU PUBLICA-
CION en la Gaceta Oficial de la Repflblica.
Dado en el Palacio de la Presidencia, en la Habana, a veinte y
uno de Octubre de mil novecientos diez y seis.
M. G. MENOCAL, Presidente.-C. DE LA GUARDIA, Secretario
de Justicia.

AUTO DEL TRIBUNAL SUPREMO DE
24 DE ENERO DE 1918.

Tiene car&cter de autintico el document extranjero protocolado en
Cuba si la firma que lo autoriza est& legalizada por el que sea com-










petente en el pais en que se otorgue, la de este por el C6nsul Cubano,
la de este por el Secretario de Estado, y el Notario que la protocol
autentica la de este funcionario en los t6rminos del Decreto Nim. 1341.


DIARIO DE LA MARINA.-24 Octubre 1918
TRIBUNALES.--EN LA AUDIENCIA.-PLEITO ESTABLECIDO POR
THE TRUST COMPANY OF CUBA.
La Sala de lo Civil y de lo Contencioso administrative de esta Au-
diencia, en los autos que en cobro ejecutivo de pesos promovi6 en el
Juzgado de Primera Instancia del Sur de esta ciudad The Trust Com-
pany of Cuba, contra don Benito Lagueruela y Rubio, arquitecto y do-
miciliado en esta capital, pendientes dichos autos de apelaci6n oida libre-
mente al ejecutante contra sentencia que declar6 haber lugar a la opo-
sici6n formulada por el ejecutado senior Benito Lagueruela y consiguien-
temente nulo el juicio ejecutivo establecido contra el mismo por la re-
ferida Sociedad The Trust Company of Cuba y no hizo especial conde-
nacldn de costas ni declaratoria de temeridad ni mala fe; ha fallado de-
jando subsistente la sentencia dictada por el Juez de la Primera Ins-
tancia en cuanto desestim6 la excepci6n de falta de personalidad en
el ejecutante y en su procurador y revoca dicha sentencia en cuanto a

(*) Segun la sentencia de la Sala de Io Civil de Ia
Audiencia que insertare en el apendice N., este "do-
cumento numero uno" de las pig. 5 a Ia 8, no obstante
el cotejo: "es de estimarse insuficiente, ya que como
"copia de oopia es ineficaz en juicio para poder produ-
"cir otros efectos juridicos que no sean el reconocimien-
"to del acto de Ia protocolaci6n, pero no de Ia autenti-
"cidad del contenido del document protocolado".
Esto sentado, fijate lector, el documento nuimero
uno" no existiria. ZNo es asi?
Y no existiendo-a juicio de Ia Sala-el poder a
Reyes c6mo puede, a rengl6n seguido, decir Ia misma
Sala, que el poder de Remirez del ap6ndice E., "ha de
"estimarse revocado tacitamente por el que aparece
"protocolado, al pretender usarse en un mismo ne-
"gocio".
ZEs que Io que no surte efecto, revoca?
No arguyo ne derecho. Uso el lenguaje de la raz6n,
al alcance de todos.-Los Letrados, con presencia de
estos antecedentes que public, podran estudiar Ia
sentencia de Ia Audiencia en el ape ice N ........, y
quizas les sirva de experiencia professional!








15 D
los demds pronunciamientos, declarando sin lugar las excepciones de
prescripci6n y novacion y la nulidad del juicio alegadas; y ordena so-
guir la ejecuci6n adelante por la cantidad de dos mil cuatrocientos se-
tentiseis pesos setenta centavos moneda americana, intereses sobre cin-
co mil pesos desde el catorce de febrero de mil novecientos trece y de
cuatro mil pesos desde el veintiocho del expresado mes y aflo, ambos
hasta el seis de diciembre inclusive de aquel afio y sobre dos mil cua-
trocientos setentiseis pesos setenta centavos desde dicho dia seis de di-
ciembre de mil novecientos trece hasta el pago total todo a raz6n del
nueve por ciento al afio contra el seflor Benito Lagueruela, a quien con-
denan tambi6n en las costas de ambas instancias no por raz6n de te-
meridad ni mala fe.



(LEASE EL APENDICE "E" QUE SIGUE.)













TENGA FE
EN LOS

TRIB UNALES

LECTOR:--c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-LeeIo. Te Io suplico en Ia seguridad de que la
lectura, aunque arida, te sera util al final.
El libro tendra apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ia obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertare
la Sentencia que dicte nuestro muy respetable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completos regalo a quien me Io pida.
BmB Aulet,
Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.

















APENDICE E


Poder con que se person Ignacio Remirez, antes de
que se mandase a contestar la demand de las
Girauta, fojas 3205/09 rectificadas 3276/80.
Delegaci6n de Remirez en el Mandatario Marquez.
Providencias que recayeron y fueron consentidas.
Membrete impreso de todos los escritos presenta-
dos durante seis afios de litigio y en 23 piezas
de autos (lo mismo por Reyes, que por Remirez,
que por Marquez) en demostraci6n de que Re-
yes es pasante de Remirez; y Marquez el agent
del Bufete de ambos.
Y pruebas de autenticaci6n de ese poder con que
Remirez se person.



















AUTOS FOJAS 3205 1 09.

NUMBRO DOSCIENTOS SITE.

En Madrid, a 24 de Abril de 1913; ante mi Don Jos6 Maria de la
Torre e Izquierdo, Notario y Abogado de los Ilitres Ooleglos de esta
Capital, con domicilio en la misma,

COMPARECEN:

Dofia Gregoria Girauta y Medina, de 29 afos, dedicada a sus la-
bores, acompafiaad de eu maride Don Alberto Mayoral y Oliver, de 41
afios, Medico, vecinos de Mblaga, con domicilo en la calle del An-
gel numero tres, cuarto segundo, y transeuntes en Madrid, calle de
Hermosilla nimero cuatro.-C6dulas 66.546 y 66.545, classes und6cima
y sexta, respectivamente, libradas en Malaga el 6 de Marzo pr6ximo
pasado.
Y Dofia Rosa America Girauta y Medina, de 25 afies, soltera, pen-
sionista, de igual vecindad y domicillo que los anteriores y transeun-
te en esta Corte, calle de Hermosilla nftmero cuatro. Cedula 66.547, cla-
se d6cima, librada en Malaga con la misma fecha que las precedentes.
Tienen plena capacidad legal segdn aseguran y segdn mi juicio
y deseando formalizar, las sefioras comparecientes, nma escritura de
mandate, concede en este acto Don Alberto Mayoral a su citada es-
posa la licencia que para contratar y obligarse exige a las casadas el
articulo 61 del C6digo Civil, despu6s de lo cual, dichas sefioras, expo-
nen y otorgan:

PRIMERO:

Que las dos juntas y cada una de por si, conceden las facultades
que se diran, que podran ejercitar juntos y solidariamente, a los se-
flores DON JOSE ANTOIIN DEL CUETO, DON OARLOS FONTS Y
STERLING, DON IGNACIO REMIREZ, DON GUILLERMO OHAPLE,
DON RICABDO SARABASA, DON MANUEL FERNANDEZ DE LA
REGUERA Y DON ALFREDO MARTINEZ APARICIO, los cinco pri-
meros ABOGADOS, los dos filtimos PROCURADORES y todos vecinos
de la Ciudad de la Habana, Isla de Cuba.

FAOCULTADES

PRIMERA: Comparecer como demandantes o como demandados
ante los Juzgados, Tribunales o Autoridades que sean competentes, en











actos de conciliaci6n y juicios de todas classes, aviniendose o no en
aqu6llos y siguiendo 6stos hasta lograr sentencia fire y su cumpli-
miento, efectuando lo propio en juicios declarativos y todas sus in-
cidencias, abintestatos y testamentarias, juicios de Arbitros y de ami-
gables componedores, quitas y esperas, concursos, suspensions de pa-
gos, quiebras con facultades para asistir a juntas con voz y voto,
nombrar sindicos, admitir o desechar proposicioues de convenio y efec-
tuar cuanto es propio de la tramitaci6n de estos asuntos, embargos y
preventive, en los que afiancen y acepten responsabilidades, juicios
ejecutivos y de desahucio, retractos, tanto de comuneros come de co-
herederos, tercerias, interdictos, actos de jurisdicci6n voluntaria y de-
m&s asuntos de naturaleza civil, criminal, administrative o contencio-
so-administrativa QUE DE ALGUN MODO interesen o afecten a las
mandantes, siguiendo todos y cada uno por sus trimites legales hasta
conseguir en el Tribunal que corresponda ain cuando sea el Superior
o de mis alta jerarquia, una sentencia o resclucidn favorable a lo que
so persiga o pretend y su cumplimiento.
En estas facultades estan comprendidas las necesarias para pre-
sentar escritos, ratificarse on ellos y en todo lo que exija este requi-
site, proponer y practicar pruebas, interponer recursos de todas cla-
ses, incluso el de casaci6n, desistir y apartarse de las demands y re-
cursos interpuestos cuando lo crean oportuno y hacer cuanto es pro-
pie del trimite de los asuntos segin su diferente naturaleza.
SEGUNDA: Transigir cuantos asuntos y cuestiones litigiosas o
no litigiosas se ocurran a las mandantes y come medio de llevar a ca-
be las transacciones, convenir la pr6rroga de plazos, la daci6n o re-
cibo de cantidades, la condonaci6n de otras, o cualquier extreme que
conduzca al resultado de evitar la provocaci6n de un pleito o la con-
tinuaci6n de los que se incoen. Tambi6n podrAn los mandatarios so-
meter las cuestiones a juicio de Arbitros o de amigables componedo-
res, haciendo la designacidn de ellos y comprometiendose a respetar
lo que en la decision se determine.
TERCERA: Y por iltimo suscribir los documents privados y
otorgar las escrituras pdblicas que se requieran con motive del ejerci-
cio de las precedents facultades.

Y SEGUNDO:

Que a los cinco mandatarios primeros o sea a los sefiores del CUE-
TO, FONTS, REMIREZ, CHAPLE Y SARABASA, conceden de igual
mode las facultades necesarias para que juntos o separadamente, sus-
tituyan las facultades anteriores en todo o en part, en favor de los
Procuradores o Agentes judiciales que designed, revoquen unas sus-
tituciones y efectien otras de nuevo, otorgando al efecto los docu-
mentos piblicos que sean precisos.
Lo otorga Dofia Gregoria y Dofia Rosa America Girauta y Medi-









7 E
na ante los testigos Don Juan Jos6 Ortega y Garcia y Don Ricardo
L6pez de la Morena, mayores de edad, de esta vecindad, hAbiles pa-
ra serlo. A todos leo lo escrito por renunciar a hacerlo por si: es ra-
tificado y firman conmigo el Notario que doy f6 de conocer a todos
los comparecientes y de cuanto contiene esta escritura, cuyo pliego an-
terior es de la series C. y tiene el nfmero 5.431.215.--regoria Girauta
de Mayoral.-Alberto Mayoral.-Rosa Girauta y Medina-Juan Jose
Ortega.-Ricardo L6pez.--Signado..- Dr. Jos6 Ma -ie la Torre e Iz-
quierdo.-Bubricado.
NOTA: En el mismo dia de su otorgamiento libro primera copia
para los mandatarios en un pliego clase s6ptima, ndmero 769.631 y otro
de la unddcima, nmmero 5.548.744: doy f6.-de la Torre.-Rubricado.
ES SEGUNDA COPIA de su original con el que correspond a la
letra, de que doy f6. La libro para los mandatarios en un pliego de
sdptima clase series A. nfimero 769.797 y dos de la undecima, series C.
nfmeros 5.553.486 y 487.-Madrid veinte y nueve de Abril de mil no-
vecientos trece.-Dr. Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo.-Hay un se-
lo.-Derechos 5 pesetas No. 11 del Arancel.

LEGALIZACION:

JOSE RAMON RIVER: CONSUL DE LA REPUBLICAN DE CU-
BA EN MADRID.

CERTIFICO: que Don Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo ejercia
en la fecha del document que antecede el cargo de Notario pfblico del
Colegio de Madrid, y que la firma expresiva de su nombre y apeili-
do, puesta en el mismo document, es al parecer autdntica, por la se-
mejanza que guard con las que acostumbra a usar en todos sus actos.
En fe de ello autorizo la present con mi firma y el sello de este Con-
sulado en Madrid a treinta de Abril de mil novecientos trece.-Dere-
chos $3.00 Cy. pesetas 19.50.-Art. 30 del Arancel.-Registrado al ni-
mero 215.-JOSE R. RIVERO.-CONSUL.



REPUBLICA DE CUBA.-Secretaria de Estado.

GUILLERMO PATTERSON Y JAUREGUI, Subsecretario de Es-
tado.

CERTIFICO: que el Sr. Jose Ram6n Rivero, cuya firma autentica
aparece al pie del present document, era en la fecha en que lo sus-
cribi6 C6nsul de la Repfblica de Cuba en Madrid.-En fM de lo cual
autorizo la present con mi firma y con el sello de esta Secretaria.-
Habana, 8 de Enero de 1914.-Registrado al nfimero 12130.-19.-GRA-
TIS.-PATTERSON.-Hay un sell.











AUTOS POJAS 689.


REMIREZ Y REYES
ABOGADOS
CUBA 2 TELEFONO A 8968 HABANA
DR. IGNACIO REMIREZ
DR. CLAUDIO REMIREZ.-DR. FRANCISCO OSCAR DE LOS REYES
LUIS MARQUEZ, AGETE.
HABANA


AL JUZGADO:

DR. IGNAOIO BBMIREZ, a nombre de Dofia Gregoria y de Dofla
Rosa Am6rica Girauta y Medina, en el juicio declarative de mayor
cuantia que siguen 6stas contra los seflores Celso Ou6llar del Bio 7
otros, sobre nulidad de escrituras y de inscripciones, segdn proceda en
derecho, digo:
Que acompafio el testimonio de poder que me remiten mis man-
dantes y con instrucciones express de 6stas vengo a personarme y
contlnuar el juicio.
EN ESA VIBTUD

SUPLICO AL JUZGADO tenga por acompailado el testimonio de
poder y sus copias y tenerme por part a nombre de quienes compa-
rezco ordenando que contintien conmigo los tramites de este juicio. Es
justicia.-Habana, Noviembre 25 de 1916.-Dr. IGNACIO REMIREZ.

AUTOS FOJAS 690.

PROVIDENCIA, Habana Noviembre 29 de 1916.

Por presentado el anterior escrito con el testimonio de poder quo
se acompafia, agr6guese a los autos a que el escrito se refiere, y en
m6rito del expresado powder se tiene por part al Dr. Ignacio Remirez
a nombre de Dofla Gregoria y Dofia Rosa America Girauta y Medina
por quienes comparece, entendi6ndose con el referido Dr. Remirez las
notificaciones y tramites sucesivos del juicio, y por cesado el doctor
Francisco O. de los Reyes en la representaci6n que ostentaba de las
sefioras Girauta.-GUTIERREZ. Ante mi-ADOLFO DE MIGUEL.

FOJAS 691.

El 6 de Diciembre el Dr. Remirez deleg6 en Luis MArquez.

FOJAS 692.

PROVIDENCIA, Habana Diciembre 6 de 1916.

Dada cuenta, ti8nese por delegada la representaci6n que en estos
autos ostenta el Dr. Ignacio Remirez de Dofla Gregoria y Dofla Bo-










9 E
sa Am6rica Girauta y Medina en el Mandatario Luis Marquez y Arria-
ga, con quien se entenderAn las notificaciones y tramites sucesivos.
GUTIERREZ. Ante mi-ADOLFO DE MIGUEL.

FOJAS 706.

Escrito del demandado Cayetano Freixas de Diciembre 14 de 1916
personindose por su propio derecho.-Ya lo estaba Remirez, ANTES
de que se mandase a contestar la demand por la providencia que
sigue.

FOJAS 707.

PROVIDENCIA, Habana Diciembre 15 de 1916.
Por presentado el anterior escrito, agr6guese a los autos a que ha-
ce referencia, tidnese por part en ellos por su propio derecho a Don
Cayetano Freixas, con quien se entenderAn las notificaciones y trfmi-
tes sucesivos del juicio. Y encontrindose ya personados todos los de-
mandados, visto el precepto del articulo 529 de la Ley de Enjuicia-
miento Civil, contesten la demand dentro de 20 dias.-GUTIERREZ.
Ante mi-ADOLFO DE MIGUEL.

FOJAB 3215.

AUDIENOIA TERRITORIAL DE MADRID.

Secretaria de Gobierno.

Sr. Juez Decano de los de la. Insta. de esta Corte.
Por el Ministerio de Gracia y Justicia se dice a esta Audiencia
lo que sigue:
"De Real Orden......remito a V. S. la adjunta comisi6n roga-
toria que el Juez del Este de la Habana dirige a esta Corte, relative
a autos de Don Manuel Cuevas Rodriguez contra Dofia Maria Luisa
Medina y de la Vega y otros".
Lo que de orden del Sr. Pte., traslado a V. S. .....&a.
Dios gde. a V. S. ms. as. Madrid 23 Novbre. 1918.

JOSE MOLINA.

JUZGADO DE la INSTa DEL DTO. DE PALACIO.

PROVIDENOIA, Juez Sr. Suarez. Madrid 27 Novbre. 1918.

Guirdese y cfimplase lo mandado por la Superioridad......y a fin
de dar cumplimiento a la comisi6n rogatoria del Juzgado del Este de
la Habana...... procedase por el Secretario al cotejo de los docu-
mentos que se adjuntan, a cuyo efecto se constiturA en la Notaria de
Don Jos6 Ma de la Torre e Izquierdo...... y verificado devudlvase con
atento oficio a la Superioridad.
Lo mand6 y firma S. Sria. doy f6.-SUAREZ. Ante mi-GUILLo
PEREZ.











FOJAS 3219.
COTWJO.
En MADRID a 14 de Enero de 1919.... me constitui en el domicflio
del Notario Don Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo y estando presen-
te y h6chole saber el objeto de esta diligencia, me exhibit el protoco-
lo correspondiente al afio 1913 en donde se encuentra la escritura ori-
ginal otorgada en 24 de Abril de dicho aflo, bajo el nfmero 207. Co-
tejada con la segunda copia acompafiada con el anterior exhorto SE
HALLARON AMBAS ABSOLUTAMENTE CONFORMES, sin observar-
se diferencia alguna. Y.... se da por terminada la present diligen-
cia que firma conmigo dicho Notario, de que doy f.--JOSE Ma. DE LA
TORRE E IZQUIERDO. GUILL? PEREZ.

AUDIENCIA DE LA HABANA.
Secretaria de Gobierno.
Habana Marzo 18 1919.
Sr. Juez de la Instancia del Este.
Por la Sria. de Estado se dice a la de Justicia lo que sigue:
"Tengo el honor de remitir a Vd. el adjunto exhorto diligencia-
do, que dirigi6 el Juez de Primera Instancia del Este al Juez Decano
de Madrid, Espafa, en el juicio de mayor cuantia promovido por Ma-
nuel Cuevas y Rodriguez, contra Maria Luisa y Antonia Medina y de
la Vega y Joe Girauta y Perez".
Lo que de orden del Sr. Pte. y con remisi6n del exhorto, trans.
cribo. a Vd. como resultado de su common. de 21 de Agosto del aflo ppdo.
De Vd. atentamente,
ANTONIO S. FERNANDEZ.
Secretario de Gobierno.

(*) Este poder de Remirez ya se ha visto en el apen-
dice D que Ia Sala de lo Civil de Ia Audiencia lo estima
revocado y agrega, palabras textuales: "y en segundo
"lugar porque aun dando por sentado que no existiera
"la revocaci6n tacita referida, es de tenerse en cuenta
"que no obstante los distintos actos realizados por Re-
"yes a nombre de las Girauta, mediante el testimonio
"de poder que se estima ineficaz, tales actos (presen-
"tacion de la demand y sus diversas ampliaciones)
"ni han sido ratificados oportunamente por Remirez
"ni consta que tuviera instrucciones para ello, habien-
'dose limitado al personarse, a pedir que se le tuviera
"por parte y continuaran con 61 los tramites del jui-








11 E
"cio; y si bien Io hiciera antes de que se contestara
"la demand, fue siempre despues de emplazados,
"con entrega de copias, muchos de los demandados...."
Antes de glosar este texto, copio del Considerando
de Ia misma sentencia que antecede, o sea del 30, Io que
sigue: "Considerando en cuanto a la demand esta-
"blecida a nombre de Gregoria y Rosa A. Girauta y
"Medina, que habiendose opuesto en primer lugar por
"algunos de los demandados RATIFICADA POR
"EL ESCRITO DE DUPLICA, por Ia direcci6n de
"todos, Ia excepcion de falta de personalidad por insu-
"ficiencia (?) del poder presentado con Ia demand, dB-
"bese resolver previamente dicha excepci6n....". &
Y pregunto y6, lector: 4crees tu-jurisperito o lego-
con la Sala, que es valido ratificar en duiplica lo ale-
gado en contestaci6n (segin el 3er. Considerando) y
a Ia vez que no es valido (Considerando 40) ratificar
en replica lo aducido en la demand?
Para no ser aqui mhs extenso, vease el final de la
pig. 246, y principio de Ia 247 de "Ataque a Ia Propie-
dad" y los parrafos 91 y 92 de Ia pag. 346. De Io mis-
mo trato al final del apendice "G"
Y quede Io demas-que nunca sera poco cuanto se
diga ante enormidad tanta-para el apendice "N"
en que insertare integra dicha sentencia de Ia Sala.

(LEASE EL APENDICE "F" QUE SIGUE.)












TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES

LECTOR:-- c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-Leelo. Te Io suplico en Ia seguridad de que Ia
lecture, aunque arida, te sera uitil al final.
El libro tendra apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ia obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertare
Ia Sentencia que dicte nuestro muy respectable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completes regalo a quien me Io pida.

Bmb Aulet,

Linea nuim. 1, Vedado
Habana, Ciudad.





I

| t0^~"C ^U.w;















APENDICE F


Suplica de los escritos de contestaci6n a la deman-
da de Ias Girauta que segun jurisprudencia es el
unico lugar en que los litigantes hacen sus peti-
ciones o excepciones, y a las cuales -y n6 a otras-
han de ajustar los tribunales sus fallos.

Son catorce demandados que IIenan el trAmite
de contestaci6n.
De ellos trece reconocen a Reyes -lo mismo que
a Remirez- personalidad para representar alas
actors.
Y el otro demandado, o sea, al que pudieramos
IIamar 140, Miguel Diaz, a Ia vez que reconoce
personalidad en el representante de Ias actors,
Remirez, que se person antes de que se mandase
a contestar la demand, opone dicha excepci6n
de falta de personalidad cuanto a Reyes para ha-
ber entablado la demand con el poder protocola-
do del apindice "D".
ZEsta claro?-Compruebese a continuaci6n (es-
to que digo antes) con los textos originates de los
escritos de los demandados.
El Juez LIaca -que honra la Magistratura y
nuestra Sociedad- resolvi6 en 1a Insta. esa excep-
ci6n (de Miguel Diaz exclusivamente) como sigue:

"CONSIDERANDO: en cuanto a la excepci6n
"de falta de personalidad en el mandatario que
"compareci6 en los autos a nombre de Gregoria y
"Rosa America Girauta y Medina que ha sido









"opuesta a Ia demand promovida a su nombre
"aI amparo del articulo 532 de Ia Ley de Enjui-
"ciamiento Civil que se ha hecho consistir en
"que el Dr. Francisco O de los Reyes y Payne al
"comparecer debi6 presentar testimonio original
"del powder que ante el Notario Publico de Madrid
"Jose Ma de Ia Torre e Izquierdo aparece le otor-
"garon aqu6llas, y n6 testimonio expedido por el
"Dr. Claudio Remirez y Andre con vista del que
"ante el mismo se protocoliz6, Ia cual excepci6n
"es de resolverse en primer termino; que debe
"serlo desestimandola, porque, si bien es cierto
'que el testimonio original de aquel mandate no
"se present, y si se trajo copia literal del mismo
"por haberse protocolizado, esa copia fue cotejada
"con Ia matriz, seguin result del exhorto librado
"al Juez Decano de Ia Villa de Madrid a fs. 3219
"vto. y dicha diligencia comprob6 su auten-,
"ticidad y legitimidad; y porque a mayor abun-
"damiento, antes de que se mandara contes-
"tar la demand, Io que tuvo efecto en 15 de
"Diciembre de 1916, ya se habia personado en los
"autos el Dr. Ignacio Remirez y Gonzalez y se le
"tuvo por parte con fecha 29 de Noviembre, quien
"al hacerlo a nombre de dichas actors, exhibit el
"testimonio original del mandate de fs. 3201 co-
"tejada a fs. 3219, que recibiera de las mismas,
'Io que convalid6 cualquiera deficiencia que
"se quisiera encontrar en aquella personeria,
"antes que Ia misma pudiera aducirse en la
formaa que lo ha sido".
Y Miguel Diaz qued6 convencido.
No se person en grado de apelaci6n. Ni tam-
poco otros demandados.
Por esto, Ia Sala de Io Civil de Ia Audiencia, en
"proveido de 9 Sep. 1920, a fs. 10 del rbllo, declare:
"FIRME en cuanto a CeIso CueIIar del Rio, Rosa
"del Rio vda. de Francisco CueIIar, MIGUEL
"DIAZ, Miguel Gonz. de Mendoza, Dolores Mi-
"IIan y Maria L. Ordufia Ia resoluci6n del Juez
"de primera instancia".






5 F
Todos los demandados que debatieron en Ia Au-
diencia tenian, pues, reconocida Ia personalidad
de los representantes de Ias actors.
Agreguese a esto que Gerardo More, Luis Cas-
tro, por si, y Cayetano Freixas, no apelaron del
fallo de primer instancia; y se tendra por eviden-
te que -deducidos los demandados vencidos, o
sean todos aquellos que consintieron el fallo de
primera instancia- los Tribunales Superiores han
de resolver solamente sobre las pretensiones, del
resto de los demandados, contenidas en las "Sh-
plicas" de sus contestaciones.
Esto es, las de:
Manuel Cuevas fs. 931 Pig. 12/13.
Benito Lagueruela
Enr que Alfonso fs. 1071 Pag. 18/19.
Concepci6on Alfonso f
Enrique Arufe............ fs. 967 PAg. 15/16.
Ninguno opone Ia excepci6n de falta de perso-
nalidad.
Aprecien los lectores si Ia excepci6n de falta de
personalidad que opuso Miguel Diaz aprovecha
a sus co-Iitigantes, y menos cuando para Miguel
Diaz es fire (no revocable) el fallo anterior, y
esos co-Iitigantes tienen reconocida la personali-
dad del representante de las actors a que Ia ex-
cepcion de Diaz se refiri6.
No quiero analizar problems juridicos, sino ex-
presar a que finalidad hago esta publicaci6n.
En tal sentido, induzco al Iector a que piense si
en Ia situaci6n procesal que refiero (y sea lo que
fuere juridicamente de la excepci6n que opuso
Miguel Diaz) es possible que Ia Sala de Io Civil de
Ia Audiencia plantee de oficio y resuelva una ex-
cepci6n de falta de personalidad distinta a la in-
terpuesta por Miguel Diaz, o sea, que donde
dijo Diaz que el poder de Remirez "es bastante",
estime Ia Sala que esta revocado por el de Reyes,
protocolado, protocolaci6n que no prueba la
existencia del document protocolado; pero que








prueba que ese poder de Reyes (que es el docu-
mento protocolado) por ser posterior, revoca el
poder anterior de Remirez.
Si esta excepci6n de la Sala se hubiera pro-
puesto en primera instancia, Remirez hubiera de-
mostrado, en period de prueba, que su poder no
estaba revocado.
Ademas, en el apendice "D" puede verse que el
poder de Reyes -pasante de Remirez- es especial
para determinados objetivos que expresan las
otorgantes, y tambien para pleitos. Y el poder
de Remirez, vease apendice "E", es exclusiva-
mente para pleitos, a los Abogados "Jose Antolin
"del Cueto, CIrlos Fonts Sterling, Ignacio Remi-
"rez, GuiIIermo Chaple y Ricardo Sarabasa". y
a los Procuradores "Manuel Fz. de Ia Reguera y
Alfredo Mz. Aparicio".
Dejar esto para el ap6ndice en que insertar6
la sentencia de Ia Audiencia, es oportuno.
Traje aquf los referidos antecedentes para que
te vayas fijando, lector, en los tres testimonios
de poder que obran en autos, antes de que se
mandase a contestar Ia demand, y lo que en tra-
mite de contestaci6n pidi6 y opuso cada deman-
dado.
JTe vas sintiendo, Iector, capacitado -como te
ofreci hacerlo en Ia introducci6n- para apreciar
por ti mismo? -Creo que puedes ya con los ele-
mentos que contienen los ap6ndices "A" al "F"
enfocar bien tu mirada, y tomarle Ia embocadura
a este negocio que tiene mas bien aspect de PRO-
BLEMA SOCIAL que de litigio.entre particulares.
Lee y comprenderas esto iltimo que afirmo.

CONTESTACION DE GERARDO MORE (*)
AUTOS, FOJAS 7841820.
AL JUZGADO:
FELIX RODRIGUEZ, mandatario judicial, a nombre y represen-
taci6n del Lie. Gerardo Mor6 y Marruz, en los autos del juicio decla-
rativo de mayor cuantia establecido por Dofla Gregoria y Dofia Rosa








7 F
America Girauta y Medina, sobre nulidad de escrituras y de inscrip-
ciones, contra Celso Cu611ar del Rio, Benito Lagueruela Rubio, Enri-
que Camilo Alfonso, Manuel Cuevas Rodriguez, mi representado, y otros,
comparezco y conforme a derecho digo:
QUE vengo a contestar la demand interpuesta, negindola en to-
das sus parties, y alegando como fundamental de esa oposici6n las ex-
cepciones de falta de acci6n en cuanto correspond a la no existen-
cia del derecho invocado por las actors y falta de personalidad en
cuanto la que se atribuyen para el ejercicio de ese derecho: en la hi-
p6tesis inadmisible de eu existencia, no result eficaz en la esfera le-
gal para promover esta contienda.


(*) Consinti6 el fallo de la Instancia. Sus excep-
ciones, especialmente Ia de falta de personalidad en las
actors (n6 en el representante de estas) que aleg6, no
aprovechan a los co-Iitigantes suyos que apelaron y se
personaron en Ia Audiencia.

DERECHO.

Excepci6n de falta de personalidad.

Ndm. 2 del articulo 532 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
El Documento Nfmero UNO acompafiado a la demand, o sea la
protocolizaci6n Ndmero ciento cuarenta y nueve de 26 de Mayo de
1916 ante el Notario de la Habana Dr. Claudio Remirez y Andr6, no
es bastante para acreditar la personalidad de las actors, porque ha
debido acompafarse ORIGINAL el testimonio de Poder que le confl-
rieron al Dr. Francisco O. de los Reyes y Payne, Dofla Gregoria, y Do-
fla Rosa America Girauta y Medina, ante el Notario de Madrid, Es-
paiia, seflor Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo en 4 de Abril de 1916,
conforme tiene expresa y reiteradamente declarado la jurisprudencia,
sin que pueda entenderse subsanado el defecto de falta de persona-
lidad en el actor porque con posterioridad se acompafle la documen-
taci6n original por el mismo representante legal que promovi6 la de-
manda o por otro sustituto con Poder independiente.

EXCEPCION DE FALTA DE ACCION.

"Que el demandante carece de acci6n, titulo o derecho para pe-
dir, fundamento que aun aducido en apoyo de la falta de personalidad
constitute la excepci6n de naturaleza perentoria, "sine action agis"
conform tiene declarado la jurisprudencia.
"Que no ha acreditado la calidad que le daria derecho y acci6n
para promover el juicio, como asimismo tiene reiteradamente declara-
do la jurisprudencia y result evidentemente tanto de la falta del TI-
TULO DE DOMINIO como del hecho de que el que pudieran
invocar limitado a la media caballeria de tierra, como superfcie total,
y a deducir de ella los tres terrenos segregados, ni esta inscripto ni










puede estarlo por razones ya expuestas, por lo que se esta en el caso
S resuelto en la sentencia del Tribunal Supremo de Espafia de 6 de Oc-
tubre de 1889 de "que el demandante no acompafi a su demand los
documents justificativos del dominio que se atribuia", principio de-
senvuelto innumerables ocasiones por la constant jurisprudencia de
nuestro Tribunal Supremo.
"Que no se ha ejercitado en esta demand, conforme tiene esta-
blecido reiteradamente la doctrine de nuestro Tribunal Supremo, la
acci6n de nulidad como base para el ejercicio de la accion reivindi-
catoria, consustancial a la primera.
POR TANTO:

AL JUZGADO SUPLICO: se sirva tener por contestada la de-
manda habiendo por presentado este escrito y sus copias, por negada
y rechazada de piano la misma, por alegadas las excepciones de falta
de personalidad y falta de acci6n deducidas de la oposici6n a la mis-
ma, y cuanto mis proceda con arreglo a Derecho.
Habana, Diciembre diez de 1917.-DR. PEDRO A. DE ABREU.-
FELIX RODRIGUEZ.


CONTESTACION DE MIG. GZ. MENDOZA, Ma. L. ORDUNA
Y DOLORES MILLAN (*)

AUTOS FOJAS 848 i 53.
AL JUZGADO

Don Jose de Zayas Bazdn, procurador a nombre ds los sefiores Mi-
guel Gonzlez de Mendoza y Pedroso, Maria Luisa Ordufia viuda de
Pesant y Dolores MillAn y Garcia Vargas de Fonts, en el juicio de-
elarativo de mayor cuantia establecido por dofia Gregoria y Dofia Bo-
sa America Girauta y Medina sobre nulidad de inscripciones y otros
pronunciamientos, digo:
Que dentro del t6rmino legal vengo a contestar esta demand ne-
gandola en todas sus parties y alegando al efecto los siguientes

(*) No se personaron en Ia Audiencia. Es firme pa-
ra ellos el fallo de la Instancia. Sus excepciones no
comprenden Ia de falta de personalidad en el represen-
tante de las actors que ha admitido Ia sentencia de la
Sala de lo Civil.
HEOHOS
Su cardcter de terceros.
POR TODO LO EXPUESTO

AL JUZGADO SUPLICO se sirva tener por presentado este es-
crito con los 3 documents adjuntos y sus copias y haber por contes-








F
tada esta demand en tiempo y forma declarandola sin lugar y con-
denando a los demandantes al pago de las costas.
Habana, Diciembre 17 de 1917.-CLAUDIO G. MENDOZA.-JOSE
DE ZAYAS.



CONTESTACION DE MIGUEL DIAZ (*)

AUTOS FOJAS 872 1 929.
AL JUZGADO:
Procurador Victoriano de la Llama, a nombre del Sr. Miguel Diaz
y Pdrez, en los autos del juicio declarativo de mayor cuantia, que con-
tra mi representado y otros, siguen las sefioras Gregoria y Rosa Ame-
rica Girauta y Medina, sobre nulidades y otros pronunciamientos, co-
mo sea mAs conforme a derecho digo:
Que dentro del termino que al efecto se me ha conferido, evacuo
el trAmite de contestaci6n a mi cargo, oponiendo contra la demand in-
terpuesta por las Sras. Gregoria y Rosa Am6rica Girauta y Medina, las
excepciones de falta de personalidad en el representante de dichas se-
floras y falta de acci6n.


(*) Este es el unico demandado que opuso al contes-
tar la demand, Ia excepci6n de falta de personalidad
en Reyes para haber presentado la demand y sus am-
pliaciones con un testimonio de poder protocolado;
no obstante que tenia reconocida esa personalidad den-
tro del juicio, en el incident de acumulaci6n de autos
en que fue parte, a que no se opuso, y consinti6.
Su excepci6n consiste en cosa muy distinta (y hasta
contraria) a Ia que plantea y resuelve Ia Sala de Io Civil
de Ia Audiencia, como puede comprobarse confrontan-
do este escrito de contestaci6n de Diaz, con Io que ex-
presa el 40 Considerando de la aludida sentencia que
inserto en el apendice N.
Ademas, si este demandado consinti6 (fs. 10 del rollo
de Audiencia) la sentencia de 1a Instancia ,c6mo es
possible apreciar esta excepci6n de Diaz en segunda ins-
tancia donde ya nadie puede sostenerla-y menos Ia
de Ia Sala-en favor de los otros demandados que, por
de contrario, reconocieron 'a personalidad de Reyes
como representante de las actors?











Quien dude de que Diaz fue el unico demandado
que opuso la excepci6n-a modo distinto de como Ia
aprecia Ia Sala-de falta de personalidad en el repre-
sentante de las actors; lea al final de Ia pag. 246 y
principio de Ia 247 de "Ataque a la Propiedad", el cap.
VI del escrito de conclusions de los demandados, y
coteje ese texto impreso con su original pocas fojas
antes del fallo de la Instancia, en los autos.


HECHOS.

PRIMERO:-La demand de fecha 27 de Junio de 1916, y sus am-
pliaciones de 27 de Julio y 2 de Septiembre del mismo afio, ban si-
do establecidas y suscritas por el Dr. Francisco Oscar de los Reyes, a
nombre de las Sras. Gregoria y Rosa America Girauta.
SEGUNDO:-E1 Sr. Dr. Francisco Oscar de los Reyes, para justi-
ficar su personalidad, acompafi6 con su escrito de demand, de fecha
27 de Junio de 1916, un testimonio del acta otorgada bajo el nunmero
clento cuarenta y nueve de orden, ante el Notario de esta Ciudad doc-
tor Claudio Remirez, en 26 de Mayo de 1916.-De ese document re-
sulta simplemente que el Dr. de los Reyes hizo entrega al Notario Re-
mirez, para que lo protocolara en su archive, un testimonio que le ma-
nifest6 ser de la escritura de mandate que le confirieron Dofia Grego-
ria y Dofia Rosa America Girauta y Medina, asistida la primera de
su consorte Don Alberto Mayoral y Oliver, ante el Notario de Ma-
drid, Sr. Jose Maria de la Torre, en 4 de Abril de 1916, y ademas, que
el Notario Remirez complaciendo los deseos del Dr. Reyes, uni6 al ac-
ta el citado testimonio para que formara part de su protocol, ha-
ciendo constar que fu6 expedido con fecha cinco del propio mes de
Abril, QUE ESTA LEGALIZADO EN FORMA y escrito a manos en
tres pliegos.
TERCEBO:-Ni con la demand, ni con los escritos de 27 de Ju-
lio y 2 de Septiembre de 1916, se ha acompafiado el testimonio de la
escritura de powder que el Sr. Dr. Francisco de los Reyes dice que las
actors le confirieron ante el Notario de Madrid Sr. Josd Maria de la
Torre, en 4 de Abril de 1916.
CUARTO:-Hasta el dia 25 de Noviembre de 1916, no se perso-
n6 el Dr. Ignacio Remirez a nombre de las Sras. Girauta, con el PO-
DER BASTANTE que dichas sefioras le confirieron ante el mismo No-
tario Don Jos6 Maria de la Torre, en 24 de Abril de 1913, y cuyo tes-
timonio ACOMPARO DEBIDAMENTE en aquella fecha, y no se le
ha tenido por part en estos autos, a nombre de sus poderdantes, has-
ta la providencia de 29 de Noviembre de 1916, que tuvo a la vez por
cesada la anterior representaci6n.
QUINTO:-E1 Dr. Ignacio Remirez, con el UNICO TESTIMONIO
DEL PODER DE LAS SEAS. GIRAUTA QUE OBRA EN AUTOS, no
ha solicitado que se deje sin efecto todo lo actuado a instancias del









11 F
Dr. Francisco Oscar de los Reyes, a nombre de las propias Sras., y
a peticidn del mandatario judicial Don Luis M&rquez, por delegaci6n
de aquel, ni tampoco se ha ratificado con dicho powder la demand y
sus ampliaciones sucesivas, presentadas por el referido Dr. de los
Reyes.

FUNDAMENTOS DE DERECHO

PRIMERO:-El document nfimero uno de la demand no justi-
fica que las sefioras Gregoria y Rosa Am6rica Girauta y Medina con-
firieron poder para pleitos al letrado Dr. Francisco Oscar de los Re-
yes.-Desde luego es un document pfiblico, que con arreglo al articu-
lo 1218 del C6digo Civil podra hacer prueba contra los contratantes y
sus causa-habientes en cuanto a las declaraciones que en ellos hubie-
sen hecho los primeros, pero contra tercero, como el Sr. Miguel Diaz,
solo prueba el hecho que motive su otorgamiento y la fecha del mis-
mo; esto es, que el dia 26 de Mayo de 1916, el Dr. Francisco Oscar
de los Reyes, comparecid ante el Notario Dr. Claudio Remirez, y le
entreg6 un testimonio que dijo ser del poder que le otorgaron las se-
floras Girauta, ante el Notario de Madrid Sr. Josd Maria de la Torre,
en 4 de Abril del mismo afio, y que el Notario Remirez lo uni6 a la
escritura para que formara part de su protocolo.
SEGUNDO:-No se justifica la existencia de un mandate con la
presentaci6n a ese fin de un testimonio en relaci6n con su protocoli-
zacidn, que acredita ese hecho, pero no la celebracidn y tdrminos del
contrato, a que se contrae el document protocolado, que es lo nece-
sario.-Providencia dictada por el Tribunal Supremo de Cuba, en el
rollo nibnero 67 de 1916, formado para conocer de un recurso de ca-
saci6n interpuesto contra Josd Garcia SAnchez y Pedro Hoguera y
Norta, sobre otorgamiento de escritura de cesi6n y cobro de pesos.
TERCERO:-Para tener por personado a una persona en nombre
de otra, es precise presentar copia direct del poder de dsta, sacada de
su original, sin que baste un testimonio de sustituci6n de mandate en
que se insertan particulars de hechos comprendidos en una copia pro-
tocolada, Providencia dictada el propio dia 2 de Junio de 1916, por
nuestro Tribunal Supremo, en el mismo recurso mencionado en el fun-
damento anterior.
CUARTO:-No ha lugar a tener por acreditado cierto particular
con el acta de protocolizaci6n de un document, porque este documen-
to debe acompafiarse originalmente, para que el Tribunal, apreciandolo
directamente, pueda 41, y no atenidndose al juicio del Notario, esti-
mar si resultan justificados los hechos que mediante el mismo se pre-
tende hacer valer.-Providencia tambidn dictada por nuestro Tribunal
Supremo, en 30 de Junio de 1916.
QUINTO:-Es necesario acompafiar con la demand el poder que
acredite la personalidad del representante del actor.-Articulo 502 de
la Ley de Enjuiciamiento Civil.-El poder bastante de que ha hecho
uso el Dr. Ignacio Remirez en este pleito, no fun presentado en autos
hasta el dia 25 de Noviembre de 1916, o sea despuds de establecida
la demand y hechas sus ampliaciones; motivo por el cual no reune










el requisite que exige dicho precepto legal.-Aparte de que ese poder
no puede dar personalidad al Dr. Francisco Oscar de los Reyes, ni ser-
vir para otra cosa que para justificar la representaci6n del Dr. Re-
mirez, a contar de la fecha en que fu6 tenido por parte, y no antes.

FOR TANTO:

SUPLICO AL JUZGADO: que habiendo por presentado este escri-
to con la copia simple de la escritura de hipoteca de mi poderdante,
y las copias prevenidas por la Ley, se sirva tener por opuestas las ex-
cepciones de falta de personalidad en el representante de las sefioras
actors y falta de acci6n y en definitive, dictar sentencia, estimando
aquellas excepciones y declarando sin lugar la demand EN CUANTO
SE DIRIGE CONTRA EL SR. MIGUEL DIAZ Y PEREZ, absolvi6n-
dolo de la misma y condenando en las costas a las actors, por ser de
justicia, &.-Habana, 17 de Diciembre de 1917.-DR. PEDRO SABI.-
VICT. DE LA LLAMA.




CONTESTACION DE MANUEL CUEVAS

Y BENITO LAGUERUELA. (*)

AUTOS FOJAS 931 43.

AL JUZGADO:

VICTORIANO DE LA LLAMA. Procurador a nombre de los se-
fiores Manuel Cuevas Rodriguez y Benito Lagueruela y Rubio, en el
juicio declarativo de mayor cuantia promovido por las sefioras Gre-
goria y Rosa America Girauta y Medina, contra Celso Cu~llar del Rio
y otros, sobre nulidad de escritura, y various pronunciamientos, confor-
me a derecho digo:
Que paso a evacuar el tramite de contestaci6n a esta demand, la
que niego en todas sus parties, considerandola no ya improcedente si-
no verdaderamente temeraria, por lo que entiendo y pido sea decla-
rada sin lugar, con imposici6n de costas a los demandantes, especial
declaratoria de haber procedido con temeridad.
En resimuen, niego la demand, le opongo la excepci6n de falta
de acci6n, y fundo mi contestaci6n en los siguientes


(*) Estos demandados tampoco oponen la excepci6n
de falta de personalidad en el representante de las ac-
toras, sino en estas, en las actors por no acompafiar
document fehaciente del dominion; y en su defecto, la
excepci6n de falta de acci6n........ por lo mismo!








13 F

Tanto a Reyes como a Remirez Ie reconocen perso-
nalidad.
En uni6n de Enrique y Concepci6n Alfonso, y de
Arufe, litigan ante el Supremo, ahora. Son 5 los que
quedan de los 14 demandados primitivamente. De
los 9 vencidos por las Girautas no hay que ocuparse,
en realidad, sino de ver cual de esos 5 que mantienen
el litigio ha opuesto Ia excepci6n de falta de personali-
dad en el representante de Ias actors que ha plantea-
do y resuelto Ia Sala de lo Civil de Ia Audiencia de Ia
Habana.
iAdeIante.......!

HECHOS.


POR TANTO

AL JUZGADO SUPLICO SE SIRVA, en merito de lo expuesto, y
teniendo por contestada esta demand, y por alegadas las excepcio-
nes de falta de personalidad y falta de acci6n, declarar: Primero:
con lugar la excepci6n de falta de personalidad EN LAS DEMAN-
DANTES, POR NO ACOMPARAR DOCUMENT FEHACIENTE DE
LA TRASMISION DEL DERECHO DE DOMINIO QUE ALEGAN
TENER.-Segundo: Caso de no hacer la anterior declaraci6n, con lu-
gar la excepci6n de falta de acci6n, por no acompafiar los documents
en que se funda el derecho ejercitado; por no tener las demandan-
tes relaci6n alguna con los titulos y propiedades y posesidn de estas,
de los demandados, careciendo de objeto la demand en cuanto al re-
conocimiento de una posesi6n que no se discute.-Tercero, de cargo de
las demandantes las costas del juicio, con declaratoria express de te-
meridad. Es justicia &. Habana, Diciembre 18 de 1917.-LCDO. ALFRE-
DO ZAYAS.-VICT. DE LA LLAMA.



CONTESTACION DE LA SUCESION
DE FRANCISCO CUELLAR Y DELGADO (*)

AUTOS FOJAS 952 55.

AL JUZGADO:

ISIDRO DAUMY Y VILA, Procurador Pfiblico, a nombre de la
Sefiora Rosa del Rio y Pdrez, en su carActer de Administradora y de-
positaria judicial de los bienes quedados al fallecimiento del Sr. Fran-










cisco Cullar y Delgado, en el juicio declarative de mayor cuantia es-
tablecido por Dofia Gregoria y Dofia Rosa America Girauta y Medina,
sobre nulidad de inscripciones y otros pronunciamientos, digo:
QUE dentro del tdrmino legal vengo a contestar esta demand con
el caracter antes expresado que justifico con la certificaci6n expedida
por el Secretario de este Juzgado, Sr. Augusto C. Oliva y Seijas, de
fecha once del actual mes, que acompafio, y cuya demand niego en to-
das sus parties, alegando al efecto los siguientes

(*) Tampoco opone esta parte Ia excepci6n de falta
de personalidad. Pero c6mo consinti6 el fallo de 1l
Instancia (vease fs. 10 del rollo de Audiencia) sus ale-
gaciones no afectan al pleito en Ia actualidad. Se
titula tercero a quien no alcanza el derecho que pueda
asistir a las Girauta, muy originalmente, por cierto,
como se vera en Ia glosa que sigue.

HECHOS

Primero:-Por escritura pfiblica de fecha veinte y siete de Mayo
de mil novecientos ............ .........

FUNDAMENTOS DE DERECHO
PRIMERO:-La inscripci6n no convalida los actos y contratos nu-
los con arreglo a las Leyes.-Art. 33 de la Ley Hipotecaria; pero no
obstante lo declarado en el articulo anterior, los actos y contratos que
se ejecutan u otorgan por personas que en el Registro aparezcan con
derecho para ello, no se invalidaran en cuanto a tercero, una vez ins-
criptos, aunque despuds se anule o resuelva el derecho del otorgante
en virtud de titulo anterior no inscripto o de causes que no resulten
claramente del Registro; Art. 34 de la Ley Hipotecaria.-El contrato
de prestamo con garantia hipotecaria otorgado a favor del Sr. Fran-
cisco Cunllar y Delgado, fu6 hecho por persona que en el Regsitro de
la Propiedad aparecia con derecho indiscutible para realizar ese ac-
to; y como quiera que dicho contrato fu6 inscripto debidamente,' no se
puede invalidar, aunque despu6s por este pleito se llegase a anular el
derecho del Sr. Enrique Arufe y Almansa al dominio de las fincas hi-
potecadas al Sr. Cu6llar.


POR TANTO.

AL JUZGADO SUPLICO se sirva tener por presentados los do-
cumentos a que he hecho referencia y sus correspondientes copias y
haber por contestada la demand en tiempo y forma declarindola sin
lugar y condenando a los demandantes al pago de las costas con de-
claratoria de litigantes temerarios.
Habana, Diciembre 18 de 1917.-MOISES A. VIETIES.-ISIDRO
DAUMY.








15

CONTESTACION DE ENRIQUE ARUFE .(*)

AUTOS, FOJAS 967 | 69.

AL JUZGADO:

MARIANO CARACUEL Y DONAIRE, abogado en representaci6n
del Sr. Enrique Arufe y Almansa, en los autos del juicio declarativo
de mayor cuantia que siguen las Sras. Gregoria y Rosa America Gi-
rauta y Medina, contra mi representado y otros, sobre nulidad de ins-
cripciones y various pronunciamientos mas, come mejor proceda y mks
haya lugar en derecho digo:
QUE en merlto del poder que ostento y del que acompafio un tes-
timonio, vengo a personarme en estos autos a nombre del Sr. Eniique
Arufe y Almansa y a contestar la demand que en su contra se ha pro-
ducido, dentro de la prdrroga que fu6 concedida para evacuar este tri-
mite, comenzando por negarla en todas sus parties y alegar, como ale-
go la excepci6n perentoria de falta de acci6n en las demandantes pa-
ra hacer las peticiones que contiene la sfiplica del escrito de deman-
da, que contest; y a fin de cumplir con lo dispuesto en el Art. 539 de
la Ley de Enjuiciamiento Civil paso a consignar los siguientes


(*) Se limita a Ia excepci6n de falta de acci6n en las
actors. Tampoco ha podido Ia Sala de Io Civil de Ia
Audiencia fundar en este pedimento su sentencia en
cuanto a falta de personalidad.
Este demandado se person en la Audiencia y no lo
ha hecho hasta ahora en el Supremo.
No Ie importa.
El 27 Mayo 1916 entr6 en una Notaria, fs. 959 de
autos, y compr6 en $20000 a Celso CueIIar (hijo) unos
terrenos de Ia estancia Medina, y ahi mismo, (en la
Notaria no en Ia estancia) los hipotec6 a Francisco
CueIIar (padre) en $70000, fs. 945 de autos; encon-
trandose, al salir de Ia Notaria, ya propietario de valio-
sos solares yermos y con $50000 de utilidad.
Y el que dude de esto que Io lea en las fs. que cito
antes de autos o en las pag. 125 y siguientes de "Ata-
que a la Propiedad".
ZEs de apafiarse esto por........ por........alguien?
De todos modos, Ia situaci6n procesal del demanda-
do Arufe es Ia de que tanto su causante como su acree-
dor han consentido el fallo de 1 Instancia, por lo cual










no Ie result ningun interests que no sea conservar
sus $50000 de utilidad. De ahi Ia presunci6n de que
no se personara ante el Supremo.
HECHOS:

Por los motives y consideraciones que preceden niego la demand
oponiendo la excepci6n de falta de acci6n.
FOR TANTO

AL JUZGADO SUPLICO SE SIRVA, tenerme por parte a nom-
bre del Sr. Enrique Arufe y Almansa, en m6rito del testimonio de po-
der que acompafio; haber por contestada la demand y opuesta la ex-
cepci6n de falta de acci6n, teniendo por presentados los dos testimo-
nios de escrituras adjunto; y en definitive declarar sin lugar dicha
demand por lo que a mi representado afecta con las costas a cargo
de los demandantes. Es justicia &.
Habana, Diciembre 21 de 1917.-M. CARACUEL.



CONTESTACION DE CELSO CUELLAR DEL RIO (*)

AUTOS FOJAS 1042 i 53.
AL JUZGADO

ISIDRO DAUMY, Procurador a nombre del Dr. Celso Cu6llar del
Rio, en el juicio declarative de mayor cuantia promovido por las se-
fioras Gregoria y Rosa America Girauta y Medina sobre nulidad de
escrituras y otros pronunciaminetos, conforme a derecho digo:

(*) Aunque este demandado alega las excepciones
de falta de personalidad y falta de acci6n conjunta-
mente, las hace consistir, ambas, "en la carencia de
materiala juzgable en los terminos en que se plantea
"el debate". Para que se vea que es asi, he copiado
sus "consideraciones de derecho", ninguna de las cua-
les se refiere a la personalidad del representante de Ias
demandantes.
Luego tampoco en este pedimento ha podido fundar
Ia Sala de lo Civil de la Audiencia su sentencia, siendo
asi que este demandado reconoce Ia personeria de Re-
yes Io mismo que Ia de Remirez.
Pero es que aun aceptando que este demandado hu-
biera opuesto Ia excepci6n de falta de personalidad en








17 F

Reyes, asi concretamente; estaria en el mismo caso del
otro demandado Miguel Diaz, ya que Celso Cuellar
del Rio consinti6 el fallo de i~ Instancia, y por provi-
dencia a fs. 10 del rollo, Ia misma Sala DECLARO
FIRME para &I, dicha sentencia de I1 Instancia.
Aunque el Pror Luis Castro, en algunos escritos, ha
pretendido representar a este demandado ante el Su
premo (es decir, a un condenado por ejecutoria) y aun
representar por si el Sr. Castro, a pesar de no haber
apelado, por si, del fallo de 1 Instancia sino en repre-
sentaci6n de Enrique y Concepci6n Alfonso; -todo ello,
es de esperar y confio firmemente que ante Ia claridad
de los hechos y de Ia actuaci6n, tendra remedio eficaz
en Ia Sentencia que dicte en definitive el Tribunal de
Supremo de Cuba con justicia, imparcialidad y sa-
piencia.


SON CONSIDERACIONES DE DERECHO

PRIMERA: Con la demand debe presentar el demandante, nece-
sariamente el document que justifique la trasmisi6n por cualquier ti-
tulo legal del derecho que alega en su demand. Art. 502 de la Ley
de Enjuiciamiento Civil y sentencia de 22 de Septiembre de 1903.
SEGUNDA: Ccnforme al Art. 503 de la Ley Procesal los docu-
mentos fundamentals del derecho que se ejercitan, demostrativo de
su posesi6n y alcance, deben venir necesariamente con el escrito de de-
manda. Sentencias del Tribunal Supremo de Diciembre 22 de 1902,
Agosto 8 de 1903 y Julio 26 de 1905.
TERCERA: Los documents por los cuales se trasmite, reconoce,
modifica o extingue un derecho sujeto a inscripci6n, que se presentan
en perjuicio de tercero no serin admisibles, sino se ha torado raz6n
de los mismos en el Registro de la Propiedad. Art. 389 de la Ley Hi-
potecaria, Sentencia del Tribunal Supremo de 23 de Febrero de 1907.
GUARTA: Los actos o contratos que se realicen por persona que
tenga segfin el Registro de la Propiedad derecho para ello, no se res-
cindiran ni invalidardn en cuanto a tercero, una vez inscriptos, Ar-
ticulo 34 de la Ley Hipotcearia.
QUINTA: La posesi6n como cuesti6n de hecho no puede recono-
cerse en dos personalidades a un mismo tiempo, segdn el Art. 445 del
C6digo Civil, por lo que la posesi6n simultAnea de demandantes y de-
mandados que ambos confiesan obliga a reconocer la diversidad de co-
sas poseidas.
SEXTA: La acci6n de nulidad no puede ejercitarse por cualquie-
ra persona, a su antojo y deseo, cuando se trata de invalidar actos











contractuales, sino tan solo por quienes de una manera principal o
subsidiaria resulten obligados en los contratos. Art. 1302 del Codigo
Civil.

POR TANTO

AL JUZGADO SUPLICO SE SIRVA, en vista del testimonio de
poder que acompafio, tenerme por parte en nombre del Dr. Celso Cu6-
liar del Rio; y tener por contestada la demand, y por opuesto a la
misma, con alegaci6n de las excepciones de falta de personalidad y
de falta de acci6n; y en consecuencia en su oportunidad declarar di-
cha demand sin lugar apreciando en primer termino la falta de per-
sonalidad en las demandantes y en subsidio la falta de acci6n en las
mismas, y la carencia de material juzgable en los tdrminos que se plan-
tea el debate ya que la parte actora reconoce la vigencia de sus ins-
cripciones en el Registro de la Propiedad y la existencia de su pose-
sion real sobre los bienes a que esas inscripciones se refieren, lo que
obliga l6gicamente a imponerle las costas del juicio, con express de-
claraci6n de temeridad. Es justicia, &. Habana, Diciembre 20 de 1917.
-ILCDO. ALFREDO ZAYAS.-ISIDRO DAUMY.



CONTESTACION DE ENRIQUE Y CONCEPCION ALFONSO (*)

AUTOS FOJAS 1071 | 85.

AL JTUZGADO

LUIS CASTRO Y PARERA, Procurador a nombre del Sr. Enrique
Alfonso y Rodriguez de Armas y de la sefiorita Concepci6n Alfonso y
Rodriguez de Armas, en los autos del juicio declarative de mayor cuan-
tia seguido por Dofia Gregoria y Dofia Rosa Amdrica Girauta y Me-
dina, sobre nulidad de escrituras y otros pronunciamientos, compare-
ce y como mejor proceda en derecho dice:
Que evacua el tramite de contestaci6n a la demand oponi6ndose
a ella en todas sus parties y negandola porque las actors jams ban
sido dueflas de los terrenos que adquirieran mis poderdantes.
Se funda la contestaci6n en los siguientes


(*) Tampoco estos demandados niegan personalidad
a Reyes ni a Remirez. Se Ia reconocen y con ellos dis-
cuten, no solo ahora en trimite de contestaci6n sino
en otros anteriores que constant de autos.
Fijate, lector, para mas adelante, en que el deman-
dado Enrique Alfonso se defiende a titulo de tercero....
que no conoce nada!








19 F

HECHOS.


POE TANTO

RUEGO AL JUZGADO: tenga por presentado este escrito con sus
copias y documents que acompaiiamos: por contestada la demand
que se niega en todas sus parties y en raz6n de carecer las actors de
derecho dominico en las fincas objeto del pleito, no tener acci6n y
star amparados los demandados que represent en su caracter de ter-
ceros, dicte sentencia declarando sin lugar la demand absolviendo a
los demandados que represent con las costas a cargo de dichas ac-
toras. Es justicia. Diciembre 21 1 917.-LCDO. M. F. VIONDI.-LUIS
CASTRO.



CONTESTACION DE LUIS CASTRO. (*)

AUTOS FOJAS 1111 21.

AL JUZGADO

LUIS CASTRO Y PARERA, por si, en los autos del juicio decla-
rativo de mayor cuantia establecido por Dofia Gregoria y America Gi-
rauta y Medina, contra el compareciente y otras personas sobre nuli-
dad y otros pronunciamientos, comparece y como mejor proceda en de-
recho dice:
Que formaliza el tramite de contestaci6n a la demand, pidiendo
se declare sin lugar por career de acci6n y derecho los demandantes,
ostentar el demandado que contest el caricter de tercero y porque
los actors ban prescindido de la citaci6n y audiencia de los intere-
sados concurrentes a los contratos que han dado causa a las inscrip-
ciones de la finca nfmero 526 de la Secci6n 7. folio 181 inscripci6n
primera, y no puede anularse ni modificarse los efectos juridicos de
esos contratos, absolvi6ndose de la demand con las costas a cargo de
las actors. i

(*) Y Ilega el ultimo escrito de contestaci6n, sin que,
con la inica excepci6n de Miguel Diaz, se haya
alegado la de falta de personalidad en el representante
de las actors por los 13 demandados restantes.
Consintieron el fallo de 1a Instancia los siguientes
demandados:
1.-Celso Cuellar del Rio.
2.-Miguel Diaz y Perez.
3.-Cayetano Freixas y MeIIina.








4.-Luis Castro Perera.
5.-Gerardo More Marruz.
6.-Miguel Gz. de Mendoza.
7.-Francisco Cuellar y Delgado.
8.-Dolores Millan.
9.-Maria L. Ordufia.
Y ahora, lector-letrado o lego no importa lo que
seas-mira c6mo se discute y que, entire los cinco de-
mandados restantes que coloco en column a Ia iz-
quierda, y las Girauta a Ia derecha, ante la Audiencia.

Piden Ia soluci6n de sus Piden que se confirm el
escritos de contestaci6n. fallo de 1a Instancia.

10.-Enrique C. Alfonso. Gregoria y Rosa Girauta
11.-Concepci6n Alfonso. y Medina.
12.-Manuel Cuevas.
13.-Benito Lagueruela.
14.-Enrique Arufe


Examinense de nuevo los escritos de esos cinco ape-
lantes de la izquierda, y se vera que todos reconocen
la personalidad de Reyes y Remirez como represen-
tantes de las Girauta.
Ante esto 4c6mo presumir un Tribunal sentenciador
que dicte fallo diciendo que Ia personalidad del repre-
sentante de las Girauta reconocida por los cinco li-
tigantes de Ia izquierda, es ineficaz?
No en valde Cuevas y Lagueruela-que seguramente
quieren que Reyes y Remirez tengan personalidad-
se han adherido al recurso de casaci6n interpuesto por
las Girauta, ante el Supremo.
Vease mas claro en el apendice N.
Y no piensen los letrados en Ia duplica.-Fs. 1401/21.
La suplica de este escrito, uinico y bajo una sola direc-
ci6n, dice asi:
"AL JUZGADO suplico se sirva tener por evacuado el
"tramite de dplica, a nombre de todos los demanda-
"dos cuyas representaciones suscriben, y en merito de
"lo expuesto declarar sin lugar la demand absolviendo






21 F

"de Ia misna a los demandados, e imponiendo las costas
"a las actors con expresa declaratoria de temeridad.
"ES JUSTICIA.-Habana Mayo 8 de 1918.-LDO.
"ALFREDO ZAYAS.-LUIS CASTRO.-VICTO DE
"LA LLAMA.-M. L. ALDAZABAL.-MARIANO
"CARACUEL. FELIX RODRIGUEZ. ISIDRO
"DAUMY".
Es, pues, de evidencia suma que en Ia sentencia que
insertare en el apendice N. se declara de oficio Ia
excepci6n de falta de personalidad; personalidad que
no puede faltar, por que los apelantes, todos, que li-
tigan ante la Audiencia Ia tienen reconocida a Reyes
y Remirez.
Hablo a Ia luz de Ia raz6n.
No abogo.
No se.-Por esto agradeceria a los que saben, me
digan si al no establecer en tiempo casaci6n Cuevas y
Lagueruela y adherirse al recurso de las Girauta ,no
sera que estin malos al pretender mas de Io que con-
ceder puede el muy respectable y Supremo Tribunal de
la Naci6n?

Perd6neseme que traspase los limits de una glosa,
aqui, y que escriba mas bien un epilogo de este apendi-
ce "F".
Pero c6mo se ha visto que Ia Sala de Ia Audiencia
resolvi6 un problema no debatido en juicio, y ahora
los demandados Cuevas y Lagueruela-que consin-
tieron esa resoluci6n-aspiran a que Ia revoque el
Supremo con pronunciamientos a su favor;-es mi
prop6sito sacar a publicidad de las 23 piezas de autos,
sinteticamente, los elements de apreciaci6n.
No abogo.-Relato, aclaro las resultancias de autos.
Si ha 40 afios, como estudiantes de Derecho, dos de
los hoy Magistrados que suscriben el fallo de Ia Audien-
cia, hubieran dicho eso mismo, en las Aulas Universi-
tarias; yo les hubiera opuesto, en disertaciones, el prin-
cipio de que "el procedimiento es Ia garantia del de-
recho". Que el derecho de los demandados en nada
fue mermado por el hecho de que se personase Remirez
antes de que se mandase a contestar Ia demand. Que








en cambio los Magistrados que resuelven que un poder
esta revocado por otro, sin que ese punto haya sido
debatido, quebrantan el procedimiento y anulan un
derecho legitimo de las actors que han de amparar y
decidir. Que ante litigantes que pleitean reconocien-
dose mutuamente personalidad en sus representantes,
no puede un tribunal resolver que las actors carecen
de Ia personalidad que los mismos contrarios, en juicio,
les tienen reconocida........ por aquello de que entiree
parties conformes no hay Juez dirimente".
Si alli, en las Aulas, el Letrado de Cuevas y Lague-
ruela hace 40 afios hubiera sostcnido, como estudiante,
que adhiriendose al recurso del contrario sc puedc ob-
tener una rcvocatotia favorable a sus rcprcsentados de
fall dcl Tribunal inferior; yo Ie hubiera opuesto la t&-
sis de clue quien no utiliz6 en tiempo un recurso no pue-
de pedir revocatoria a su favor; y si se adhicre despubs
al interpuesto, cooper a la finalidad contraria. No
crea dos recursos contradictorios la adhesion. gQuien
ha pedido, en grado, al Tribunal Supremo, que declare
sin lugar, en el fondo, Ia demand de las Girauta? Y
si ninguna part lo solicit ;c6mo podra hacer semc-
jante declaratoria? Su sentencia dir... ....!
Yo estoy convencido de que nuestros macstros (de
los que, sobrevive el muy joven, ya Profesor de la cien-
cia del Derecho a poco de graduarse, Don Antonio
Sanchez de Bustamante) me hubieran dado Ia raz6n.
AIIi, en la Universidad, no nos ensefiaron que "Jus-
ticia es, lo que de 5 resuelven 3" como en los Comit6s
de Barrio, sin6 "dar a cada uno Io que es suyo".
Y Ios terrenos de Ia estancia Medina son de Ias Gi-
rauta.
Es "Io que es suyo".
"Dirselo", o declararlo asi mejor dicho, es Justicia*
Ante Ia cual todos los tiquismiquis y argucias que
Ia entorpezcan, perjudican el valor de Ia propiedad
y de nuestro credito colectivo.
Hablo como estudiante que fui de Derecho y como
propietario que soy.
Los Abogados, los que no eran tan pobres como yo
y pudieron alcanzar grado que en vano ambicione,







23

apreciaran si lo que recuerdo, a la memorial, de mis es-
tudios y de las ensefianzas de mis queridos maestros,
es lo procedente.
El Supremo resolverat; y dare a Ia publicidad su
sentencia.
Esperala, lIctor.
Y oye ahora a Luis Castro; que, de seguro, perdo-
nara mi interrupcion.
POR TANTO

RUEGO AL JUZGADO: tenga por presentado este escrito con los
documents y copias que se acompafian; por evacuado el tramite de
contestaci6n de mi cargo, por alegadas las excepciones de falta de ac-
ci6n y derecho de los demandantes a obtener la nulidad que preten-
den, y en definitive dicte sentencia, declarando sin lugar la demand
absolvidndose de ella con las costas a cargo de los demandantes en in-
demnizaci6n de los dafios y perjuicios que ocasionan al que contest
con este procedimiento, y como litigantes temerarios y de mala fM
si lo continfan por su falta de raz6n y derecho.-Es justicia. Habana,
Enero 12 de 1918.-LCDO. LUIS F. VIONDI.-LUIS CASTRO.












TENGA FE
EN LOS

TRIBUNALES

LECTOR:--c6mo convivirias -si no- con tus se-
mejantes?
De este libro (segunda parte de "Ataque a la
Propiedad" editado en 1919) sacaras ensefianzas
provechosas para tu persona, familiar y patria.
-Leelo. Te lo suplico en Ia seguridad de que Ia
lectura, aunque arida, te serak til al final.
Ei libro tendra apendices en que procurare
capacitarte para former criterio propio que go-
bierne tus actos futures.
Y no reputes complete Ia obra que inicio, hasta
que no tengas el apendice ordinal en que insertare
la Sentencia que dicte nuestro muy respectable
Tribunal Supremo.
ES GRATIS. Y otro ejemplar de los apendices
completos regalo a quien me lo pida.
Bme Aulet,

Linea num. 1, Vedado
Habana, Ciudad.


















APENDICE G


De c6mo se debati6 en replica y duplica, analiz6 en
conclusions y apreci6 en el fallo de la Instancia
Ia excepci6n de falta de personalidad, opuesta por
Miguel Diaz, en sentido de que Reyes no Ia tuvo
para establecer la demand.
Nadie aleg6 en estos tramites ni en el de con-
testaci6n (como puede comprobarse en el apendice
"F") que tal falta de personalidad consistiese en
estar revocado el poder general para pleitos de
Remirez por el posterior especial y tambien para
pleitos, de Reyes.
De haberse alegado asi, y no haberse reconocido,
en el debate, Ia personalidad de Remirez, por los
contrarios; se hubiese demostrado en autos, en
tramite de prueba, que no estaba revocado el po-
der de Remirez.




















DEL ESCRITO DE REPLICA


FOJAS 1219 3 327.

AL JUZGADO:

LUIS MARQUEZ Y ARRIAGA, a nombre de Dofa Gregoria y Do-
fia Rosa America Girauta, en los juicios declarativos acumulados se-
guidos por mis poderdantes contra D. Benito Lagueruela, D. Manuel
Cuevas y otros, y los que dste filtimo sigue contra mis representadas,
sobre nulidad de inscripciones, segfin proceda en derecho, digo:
Que vengo a evacuar el trAmite de replica, en el que refutare cum-
plidamente lo que exponen los demandados, tanto los que son autores
de los hechos culposos, como los que buscan hoy su salvaci6n en Ila-
marse terceros, olvidando dstos, que del Registro de la Propiedad cons-
tan las causes de nulidad de manera tan evidence, que no pueden elu-
dir sus efectos.
C6mo uno de los demandados ha querido, con inexplicable ligereza,
ocuparse de la querella criminal que establecieron mis poderdantes, y
que abandonaron por no encontrar mis que obsticulos e inconvenien-
tes; vamos a demostrar en el primer capitulo de este escrito, que es
evidence (palmaria e indiscutible) la falsedad cometida en documen-
tos pfiblicos como medio de apropiarse de lo ajeno


CAP. VI.

EXCEPCIONES DE LOS DEMANDADOS.

1.-Voy a ocuparme de las que se han expuesto al contestar la deman-
da, procurando metodizar en este escrito ordenadamente, todas y cada
una de las que se han utilizado. En primer lugar se alega la excepci6n de

APARTADO I.

FALTA DE PERSONALIDAD.

2.-La Ley de Enjuiciamiento Civil y la Jurisprudencia, cuidan de de-
finir y de determinar en qud consist esta excepci6n; porque ya hace
referencia al litigante mismo, ya a la persona que le represent. El
que opone esta excepcidn es el defensor del demandado Don Miguel
Diaz, de mantra que al replicarle, van enderezados tambi6n los argu-
mentos a todos sus colitigantes.











3.-E1 Dr. Francisco Oscar de los Reyes, al establecer la demand a
nombre de las sefioras Girauta, acompafi6, dice, un testimonio del acta
otorgada bajo el numero 149 de orden, ante el Notario de esta ciudad
Dr. Claudio Remirez, de la que result que en 26 de Mayo de 1916, en-
treg6, para SU PROTOCOLIZACION, un testimonio del poder que le
confirieron Dofia Gregoria y Dofia Rosa America Girauta, en Espafia, el
4 de Abril de 1916, ante el Dr. Jos6 Maria de la Torre e Izquierdo, y
el Notario autorizante uni6 al acta el testimonio de referencia ha-
ciento constar que fu6 expedido el document protocolado en 5 del mes
en curse de su otorgamiento y QUE ESTA DEBIDAMENTE LEGA-
LIZADO.
4.-- Ese document, dice, no puede hacer prueba contra tercero, y so-
lo justifica el hecho cue motive su otorgamiento, solo justifica la proto-
colaci6n y no el mandate conferido al Dr. Reyes, invocandose la JU-
RISPRUDENCIA (?) del Tribunal Supremo de Justicia, de fecha 2
de Junio de 1916, y 30 del propio n es y ailo.
5.-Debo consignar, en primer Lferino, que no so present un acta,
sino un testimonio de escritura, que CONTIENE INTEGRAMENTE ba-
jo la fo notarial, el powder debidamnonte legalizado y que otorgaron mis
mandates; y on segundo luar, que no son aplicables al case las PRO-
VIDENCIAS del Tribunal Supremo que se citan.
6.-En efecto: En la primer no se tiene por part al Procurador Es-
pinosa a nombre de la Comunidad de Reliciosas 'Instituto de Herma-
nistas de los Ancianos Desamparados" del Asilo Santa Margarita de
Artemisa, porque acompalf6 un testirronio POR EXHIBICION de la
escritura otorgada ante el Niolario Angulo en el que no aparece la
transferencia del censo de autos, y no consta tampoco que la Superio-
ra TENGA EL CARACTER que se le atribuye.
7.-El segundo auto, fecha 30 de Junio, se encuentra en el mismo
case: se declare en 1l, no haber lugar a tener por acreditado lo dis-
puesto en providencia del dia 19 "ya que con ese objeto se acompa-
fia acta de protocolaci6n, entire otros documents, DEL CERTIFICADO
QUE SE DICE EXPEDIDO POR EL SECRETARIO DEL GOBIERNO
PROVINCIAL DE PINAR DEL RIO, cuando originalmente esa certifi-
caci6n u otra andloga ha debido presentarse para que el Tribunal, apre-
ciandola directamente, pueda 61, y no el Notario, estimar si resultan
justificados los hechos .... "
8.-No hay comentarios; basta lo transcript para que claramente se
vea la imprudencia de la cita que hacen los demandados. Aparte de
que los autos y providencias hasta ahora, que sepamos, no han consti-
tuido jurisprudencia.
9.-En la jurisprudencia del Supremo, en cambio encontramos cosa
muy distinta. En la sentencia de 30 de Junio de 1906 se declara acre-
ditada a personalidad con que comparece el Procurador, cuando 6s-
to con el powder del gerente de la Compafiia litigante, present insert,
BAJO LA FE DEL NOTARIO, la cliusula de la escritura por la que
se confiri6 dicho cargo al 'mandante". Es decir, no fu6 necesario pre-
sentar el testimonio de constituci6n de la Sociedad.
10.-Y esa misma doctrine se establece en la sentencia nilmero 26
de 27 de Septiembre de 1916.











11.-Pudi6ramos citar otras sentencias del Tribunal Supremo en
igual sentido; pero nos parece ocioso este trabajo PORQUE EL QUE
ALEGA LA EXCEPCION ANADE que el Dr. Ignacio Remirez por es-
crito de 25 de Noviembre de 1916, solicit que se le tuviera por part
a nombre de Dofa Gregoria y Dofia Rosa Am6rica Girauta, ACOMPA-
FTANDO EL PODER ORIGINAL que dichas sefioras le confirieron en
Madrid en 24 de Abril de 1913, y que se le tuvo por part en 29 de
Noviembre de 1916, delegando mis tarde en el Mandatario Luis Mir-
quez. Esas providencias que tuvieron por part al Dr. Remirez, y lue-
go a Marquez, QUEDARON FIRMES.
12.-De manera, que si el powder citado anteriormente es bastante y
FUE PEESENTADO ANTES DE QUE SE MANDARA A CONTES-
TAR LA DEMANDA, lo cual no se disprso hasta el 15 de Diciembre
de 1916, qued6 perfectamcnte subsanada la falta, si la hubiera, much
antes, DE QUE PUDIEEA ALEGARSE LA EXCEPTION de falta de
personalidad, porque antes de que se confiriera el traslado y per con-
siguiente, mucho antes de iniciarse la LITIS-CONTESTACION, LITI-
GABAN todos los demandados con la legitima representaci6n de las
sefioras Girauta, es decir, con persona a quien, ellos mismos, declaran
que tiene acreditada en debida forma su pcrsoneria.


01. Paso a formalizar los hechos de este escrito de replica, fijan-
do definitivamente los que han de ser objeto del debate, y para que el
Sr. Miguel Diaz u otros de sus colitigantes no tengan inconvenientes,
ni dificcultadcs, ni dudas sobre si son una o dos demands, VAMOS A
REPRODUCIR EN ESTA REPLICA, tal y como deben quedar plan-
teados los hechos que van a ser objeto d dd iscusi6n y de pruebas,
COMPRENDIENDO LA DEMAND Y SUS AMPLIACIONES, Y LA
SUPLICA DE MANERA QUE ESTE ESCRITO SEA RESUME Y
CONTENIDO DE TODO ELLO.
92. De acrerdo con lo expuesto, en vez de decir que reproduzco de-
terminados hechos de la demand, simplemente, LOS INSERTARE DE
NUEVO EN ESTE ESCRITO; y asi serd mis ficil el trabajo de los
contrincantes.

HECHOS.



Trigdsimo tercero.-El powder que present el Dr. Oscar de los Re-
yes contiene INTEGRAMENTE INSERTO el que le fud otorgado en
Madrid ante el Notario Sr. Jos6 Maria de la Torre, en 4 de Abril de
1916, protocolado en la Notaria del Dr. Claudio Remirez, y del que es-
te pudo legalmente dar las copias oportunas.
En todo caso, se person el Dr. Ignacio Remirez en 25 de Noviem-
bre de 1916 CON PODER, QUE ESTIMAN TODOS LOS DEMANDA-
DOS EXCELENTE, y se le tuvo por part en 29 de Noviembre. No
se habia mandado contestar afin la demand. Esto no se hizo, hasta
el dia 15 de Diciembre, en providencia de esa fecha. De manera que,
aun en el supuesto inadmisible de que el poder de Reyes fuera insu-









8

ficiente, tal falta, qued6 subsanada ANTES de que se celebrara el cua-
si contrato de litis contestatio, y por consiguiente cuanto se alega so-
bre la falta de personalidad carece de raz6n, y reproduzco lo consigna-
do en el capitulo VI apartado 1-pirrafos 1 a 12.


EN TAL VIRTUD

SUPLICO AL JUZGADO que tenga por fijados, definitivamente, los
hechos y fundamentos de derecho que han de ser objeto del debate, y
en definitive resolver en la forma siguiente:
(VWase en el APENDICE "B")
Habana 22 de Marzo de 1918.-Dr. IGNACIO REMIREZ.- LUIS
MARQUEZ.





















DEL ESCRITO DE DUPLICA


FOJAS 1401|21.

AL JUZGADO

LOS QUE SUSCRIBIMOS, en nombre de nuestros respectivos re-
presentados, en el juicio declarative de mayor cuantia seguido por las
sefioras Gregoria y Rosa Amdrica Girauta y Medina, contra aquellos
sobre nulidad de escrituras, y otros pronunciamientos, conforme a de-
recho decimos:
QUE bajo una sola direcci6n, de acuerdo con lo determinado por
el Juzgado, venimos a evacuar el trdmite de dilplica, procurando has-
ta donde sea compatible con la cabal defense de los derechos de nues-
tros clients, abreviar el present escrito, donde sin embargo tenemos
que refundir las alegaciones varias que son consecuencia de los escri-
tos de contestaci6n, en cuanto se les ha querido refutar y contradecir
por medio del voluminoso escrito de replica.



UNA de las excepciones de falta de personalidad ADUCIDA POR
LA REPRESENTATION DEL SR. MIGUEL DIAZ Y PEREZ se fun-
dd en que el poder con que el Dr. Francisco Oscar de los Reyes, esta-
bleci6 la demand, a nombre de las sefioras Girauta y Medina vino a
los autos como testimonio de un acta de protocolizaci6n levantada ante
el Notario Dr. Claudio Remirez en 26 de Mayo de 1916, y al parecer,
de un mandate que se dijo otorgado en Madrid, Espafia, ante el Nota-
rio Sr. Jos6 Maria de la Torre, en 4 de Abril de aquel afio.
Contra esa excepci6n alega la parte actora que las providencias del
Tribunal Supremo invocadas por la representaci6n de Diaz, no son apli-
cables, y que existe jurisprudencia contraria, tal como la establecida
por la sentencia de 30 de Junio de 1906, donde se declare acreditada la
personalidad de un Procurador que compareci6 con mandate del gerente
de una sociedad, insertando el Notario la cliusula de la escritura en
que se le confiri6 el cargo. Pero no es este el caso de autos, pues se
trata de la protocolizaci6n de un document, que no puede apreciar-
se si es autdntico teniendo a la vista el testimonio de esa protocoliza-
ci6n, que es lo que ha presentado el Dr. Reyes. Conforme al art. 1218,
del C6digo Civil ese document fnicamente prueba que el Dr. Claudio
Remirez recibi6 el dia 26 de Mayo de 1916 un testimonio que le dije-











ron ser de un poder conferido en Madrid, para que levantase un ac-
ta, y agregando ese document a dicha acta lo uniera a su protocolo.
No otra cosa se deja acreditado conform al citado precepto del
C6digo Civil, y en tanto no se modifique la legislaci6n, para las perso-
nas que no hemos intervenido en esos actos, el acta levantada por el
Dr. Remirez s6lo hace f6 respect a la fecha de su otorgamiento y al
hecho que lo motiva; pero no justifica que las sefioras Girauta otorga-
ron en efecto un poder al Dr. Francisco Oscar de los Reyes, bastante pa-
ra establecer la demand.
La REPRESENTATION DE DIAZ, INDICO con toda claridad el
caso resuelto por la Sala de lo Civil del Supremo Tribunal de Justi-
cia, o sea en el rollo nfimero 67 de 1916 y en el recurso de casaci6n
interpuesto en juicio entire la sucesi6n del Lcdo. Vicente Bravo y los
Sres. Jos6 Garcia Sanchez y otros, sobre otorgamiento de escritura y
cobro de pesos. En ese recurso se present el Mandatario senior Gon-
zAlez Siez con un testimonio de mandate protocolado, y no se le tu-
vo por part, porque acreditaba el hecho de la protocolizaci6n, pero no
la celebraci6n y tdrminos del contrato. Y si bien en el mismo rollo y
en la misma fecha se resolvi6 no tener por parte al Procurador Gra-
nados, por no presentar copia direct de un poder, sino testimonio de
una sustituci6n, se hizo constar que esa sustituci6n reproducia particu-
lares de una copia protocolizada. De modo, que el criterio del mas
alto de nuestros Tribunales no se ha expuesto en una singular ocasi6n,
sino por dos veces en el mismo asunto, y por algunas mis en otros ca-
sos que huelga citar.
No pretendemos equiparar providencias a sentencias llamadas a
former doctrine legal, en la acepci6n juridica de este concept, es in-
discutible que aquellas exponen el criterio del Supremo Tribunal apli-
cado al Art. 1218 del C6digo Civil; y el Decreto numero 1341, de 21
de Octubre de 1916, que en realidad se promulg6 como consecuencia de
esa interpretaci6n, viene a confirmar la doctrine, porque PARA DAR-
LE FUERZA PROBATORIA a los documents protocolizados, exige el
cumplimiento de CIERTOS REQUISITOS.
LAS DEMANDANTES, DANDOSE CUENTA DE LA DEFICIEN-
CIA 0 FALTA DE PERSONALIDAD, con que su apoderado inici6 el
procedimiento, HICIERON QUE EL DR. IGNACIO REMIREZ, ANTI-
CIPANDOSE A LA CONTESTACION de la demand, se personara con
un TESTIMONIO DEL PODER ORIGINAL, pero ESTE PASO poste-
rior NO HA DADO al Dr. Reyes personalidad suficiente para presentar
la demand que se estf sustanciando.
La circunstancia de poder ampliarse una demand antes de la con-
testaci6n, no guard analogia con el hecho de subsanar en esa oportu-
nidad un defecto inicial, pues en el primer caso el tnrmino de la con-
testaci6n comienza a correr de nuevo desde que se da trasladado de la
ampliaci6n, y el acto de personarse el Dr. Remirez no tiene un efecto
retroactive que haga buena la presentaci6n del Dr. Reyes, pues esta
siempre resultarA realizada sin tener acreditado el poder que se osten-
ta, como SE DEMOSTRO con abundant razonamiento EN EL ESCRI-
TO DE CONTESTACION DEL REFERIDO DEMANDADO SR. MI-
GUEL DIAZ.











FPu sefialado por various de los demandados en sus escritos de con-
testaci6n, como una anomalia que present este juicio, y que desde lue-
go constitute PARA LAS ACTORAS una falta insubsanable asi de
personalidad, por cuanto se refiere a su caricter de herederas de los
esposos Jos6 Remigio Medina y Gregoria Vega, como una falta mani-
fiesta de acci6n, por cuanto el derecho que ejercitan lo suponen tras-
mitido como herencia de los indicados consortes
En efecto, en el document presentado por las demandantes con
su demand y sefialado con el nthmero 6 consta que en 24 de Enero
de 1876 se protocol una cuenta de division y adjudicacion de bienes
en el intestado del Sr. Jos6 Remigio y Sanchez, que habia fallecido en
8 de Mayo de 1874, dejando de su matrimonio con la Sra. Maria Gre-
goria de la Caridad Vega cinco hijos, nombrados Maria Luisa, Rosa
Maria, Maria Josefa, Jacobo Pedro y Maria Antonia, habidndoseles de-
clarado herederos por auto de 22 de Junio de 1875. Pero segtn el do-
cumento nfmero 13 acompafiado a la misma demand, el Juez de Pri-
mera Instancia del Norte, con fecha 26 de Junio de 1906, hizo una
nueva declaratoria de fallecimiento intestado del Sr. JosB Remigio Me-
dina, para la cual se prescindid por complete de sus hijos Maria Jo-
sefa y Jacobo Pedro, como si nunca hubieran existido.



En resfmen fundamos la diplica en los fundamentos de hecho y
derecho que pasamos a enumerar.

H ECHO S

I.-Damos por reproducidos TODOS LOS CONTENIDOS en los es-
critos de contestacidn que respectivamente presentamos a nombre de
los demandados.
II.-El Sr. Benito Lagueruela, y por cesi6n de 6ste, el demandado
Sr. Cuevas y Rodriguez ADQUIRIERON DERECHOS de los HEREDE-
ROS Y SUCESORES del Sr. Ignacio Garcia Alvarez que habia sido pro-
pietario de terrenos en el lugar que hoy ocupa el barrio de Medina,
SIN QUE de los Libros del Registro de la Propiedad apareciera OBS-
TACULO ALGUNO para que A VIRTUD DE ESOS DERECHOS SU-
CESORIOS se inscribiera EL DOMINIO del indicado inmueble (?) o de
part (?) del mismo, si la propiedad se habia reducido por algmn mo-
tivo. (?)
III.-Del Sr. Cuevas ADQUIRIERON EL DOMINIO de esos terre-
nos los demandados Sres. Alfonso, Lagueruela y Cu6llar, y por la in-
dicada raz6n de NO EXISTIR EN EL REGISTRO de la Propiedad AN-
TECEDENTE ALGUNO QUE IMPIDIERA la inscripci6n del dominion,
lograron, sin esfuerzo alguno, que en efecto quedara inscrito el refe-
rido dominion, siendo de este modo personas AJENAS por complete a
toda negociaci6n y a todo acto que pudiera privar de los derechos que
oedieron los herederos de Garcia Alvarez, o SEA TERCEROS ampa-
rados por las Leyes vigentes.
IV.-Los demandados que tomaron causa de los Sres. Cu6llar, Al-
fonso y Lagueruela, puede decirse que en mayor grade SI CABE son












calificables de terceros, porque ni indirecta, ni remotamente tuvieron
nexo alguno ni relaci6n con los herederos de Garcia Alvarez.

SON CONSIDERACIONES DE DEBECHO

la-Todas las alegadas por los demandados, y las cuales doy por
reproducidas en este escrito.
2--El Art 9 de la Ley Hipotecaria en cuanto fija las circunstan-
cias que deben concurrir en las inscripciones, y que concurren en efec-
to en las que interesan a los demandados.
3a-El Art. 23 de la propia Ley, que declara que los titulos rela-
tivos a derechos reales, que no est6n DEBIDAMENTE inscritos no per-
judican a tercero.
4a-E1 Art. 389 de la misma Ley que prohibe admitir en los Tri-
bunales y Oficinas del Gobierno, docunmentos inscribibles, sino estuvie-
ren inscritos, salvo dos excepciones que no existen en el caso de autos.
5a-El Art. 85 del Reglamento de la Ley Hipotecaria en cuanto
EXIJE LA INSCRIPCION SUCESIVA de bienes heredados A NOM-
BRE DEL CAUSANTE Y DEL HEREDERO.
6a-El Art. 435 del mismo Reglamento que concuerda por comple-
to con el ya citado Art. 389 de la Ley Hipotecaria.
7a--Los Arts. 503 y 505 de la Ley de Enj. Civil, que disponen acer-
ca de la presentacidn de documents en los litigios.
8--El Decreto del Sr. President de la Repfblica de 21 de Octu-
bre de 1916, que reconoce y determine la necesidad de ciertos requi-
sitos para que los documents pfblicos protocolados hagan fd en juicios.
9a-El Art. 1221 del COdigo Civil, segin el cual para que las co-
pias de documents piblicos hagan prueba es precise que hayan desa-
parecido los originals.
10i--La sentencia del Tribunal Supremo de Espafia de 28 de Di-
ciembre de 1892, en que se reconoce tal fuerza al precepto del Art. 34
de la Ley Hipotecaria, que AUN RECONOCIENDO FRAUDULENT
UNA ENAGENACION declara que NO SE INVALIDARA en cuanto a
los que contrataron a titulo oneroso con el comprador
LA INSCRIPCION en el Registro de la Propiedad NO ES DOCU-
MENTO AUTENTICO PARA PROBAR EL DOMINIO del inmueble cu-
ya reivindicaci6n se pretend, siendo necesario el contrato o documen-
to para apreciarlo en su propia naturaleza y extension y no por los
tdrminos mis o menos vagos del Registro de la Propiedad, asi lo ha
declarado el Tribunal Supremo de Espafia en senfencia de 8 de Marzo
de 1912.
12a-Un conduefio no puede reclamar para si exclusivamente lo que
pertenece a la comunidad. Sentencia del Tribunal Supremo de 21 de
Abril de 1915.
13--Ejercitando la acci6n de nulidad como base de la reivindica-
toria, es necesario que la demand se dirija contra todos los que ha-
yan intervenido en el acto o contrato nulo; y aun cuando no sea ne-
cesaria dicha nulidad para la reivindicaci6n siempre es precise incluir
en la demand a todos los que intervinieron en los actos considerados
nulos. Sentencia nimero 87 de 1912 del Tribunal Supremo.









13

POR TANTO

AL JUZGADO SUPLICO SE SIRVA, tener por evacuado el trimi-
te de difplica, a nombre de todos los demandados cuyas representacio-
nes suscriben, y en m6rito de lo expuesto declarar sin lugar la deman-
da absolviendo de la misma a los demandados, e imponiendo las cos-
tas a las actors con expresa declaratoria de temeridad. Es justicia. &.
OTROSI: El Juzgado de acuerdo con la disposici6n terminate del
p&rrafo segundo del art. 435 del Reglamento para la ejecuci6n de la
Ley Hipotecaria, DEBE DEVOLVER a la representaci6n actora los do-
cmnentos sujetos a inscripci6n, que sin acreditar el ileno de esta cir-
cunstancia, han presentado en los autos, SIN PERMITIR QUE DE
ELLOS QUEDE TESTIMONIO, COPIA, NI EXTRACT EN EL EX-
PEDIENTE.
SIRVASE EL JUZGADO cumpliendo con ese precepto legal orde-
nar el desglose y devoluci6n de los expresados documents. Es justi-
cia, &.
OTROSI: SIRVASE EL JUZGADO en su oportunidad abrir este
juicio a prueba, sefialando termino del primer period para propoper la
que a nuestros representados convenga. Es justicia, &.-Habana Mayo
8 de 1918.-LCDO. ALFREDO ZAYAS.-LUIS CASTRO.-VICTO. DE
LA LLAMA.--M L. ALDAZABAL.-MARIANO CARACUEL.-FELIX
RODRIGUEZ.-ISIDRO DAUMY




















DEL ESCRITO DE CONCLUSIONS

DE LAS GIRAUTA

COMO DEMANDANTES Y COMO DEMANDADAS

FOJAS 3.250 17a. PIEZA DE AUTOS.

AL JUZGADO

LUIS MARQUEZ Y ARRIAGA, a nombre de Dofia Gregoria y Do-
fia Rosa America Girauta, en los juicios declarativos acumulados que
siguen mis poderdantes contra Don Benito Lagueruela, Don Manuel
Cuevas y otros, y los seguidos por este iltimo contra mis representa-
das, sobre nulidad de inscripciones y otros pronunciamientos, segin pro-
ceda en derecho, digo:
Que en el trdmite de conclusion a que ban llegado estos juicios a
los tres afios de iniciados, habr6 de exponer seguidamente a la conside-
raci6n del Juzgado pruebas abrumadoras.

DEMAND DE DONA GREGORIA Y DONA ROSA AMERICA GIRAUTA

HECHOS DEBATIDOS

que se fijaron definitivamente en la replica, CON ARREGLO AL AR-
TICULO 547 de la Ley de Enj. Civ., y son los siguientes:

HECHO PRIMERO: (fs. 1291.-7a pieza.)
El Sr. Josd Remigio Medina y Sanchez, adquiri6 en el afio de 1867,
en remate pfiblico, en el juicio intestado de D. Ignacio Garcia Alva-
rez, que curs6 en el Juzgado de Primera Instancia de Jesfs Maria, an-
te el Escribano D. Eugeno Pont6n, la estancia Cantera, que pertene-
cia a dicho finado, compuesta de tres cuartos de caballeria de tierra,
situada en el partido de San Antonio Chiquito, Loma de Ar6stegui, con
dos homos de hacer cal, sus fabricas, esclavos, animals y demos que
contenia.

(PUEDE LEERSE INTEGRO EN LAS PAGS. 31187 DE "ATAQUE A
LA PROPIEDAD")

HECHO TRIGESIMO-TERCERO (fs. 1318 vto.)

El poder que present el Dr. Oscar de los Reyes contiene Integra-











mente inserto el que le fu6 otorgado en Madrid ante el Notario senior
Josd Maria de la Torre, en 4 de Abril de 1916, protocolado en la No-
taria del Dr. Claudio Remirez, y del que 6ste pudo legalmente dar las
copias oportunas.
En todo caso, se person el Dr. Ignacio Remirez en 25 de No-
viembre de 1916 con poder, que estiman todos los demandados exce-
lente, y se le tuvo por part en 29 de Noviembre. No se habia man-
dado contestar afn la demand. Esto no se hizo hasta el dia 15 de
Diciembre, en providencia de esa fecha. .De manera que, ain en el
supuesto inadmisible de que el poder de Reyes fuera insuficiente, tal
falta qued6 subsanada, antes de que se celebrara el cuasi contrato de
litis contestatio; y por consiguiente cuanto se alega sobre la falta
de personalidad carece de raz6n. Reproduzco lo consignado en el ca-
pitulo VI, apartado 1, parrafos 1 a 12, fs. 1278179.

PRUEBAS

A:-Este hecho fu6 opuesto a los que aleg6 el demandado Miguel
Diaz marcados 1- al 5o (fs. 908109) de su contestaci6n, que analizo en
el "S6ptimo", pigina 157 part 2} de este escrito; y que denomino
"HECHOS DE LOS DEMANDADOS Y DE LA DEMAND DE CUE-
VAS". Alli se demuestra lo improcedente de la excepci6n.
B:-A fs. 689, esto el escrito de 25 de Noviembre de 1916 en el que
se persona el Dr. Remirez con el poder de fs. 3205109 (desglosado de
fs. 708112) que estima el impugnante como suficiente. Y a fs. 690 ac-
tual (antes 714) la providencia que tuvo al Dr. Remirez por part y
que qued6 firm, consentida y pasada en autoridad de cosa juzgada.
Cuando se mand6 contestar la demand en providencia de 15 de Di-
ciembre de 1916, fs. 707, era ya parte el Dr. Remirez que se habia
personado en el juicio a nombre de las Girauta. Y al replicar, fs.
12191327, se reprodujeron todos los hechos, fundamentos de derecho y
sfiplica de la demand. No es dable mayor ratificaci6n, si esto fue-
se necesario, que no lo es.



SEGUNDA PARTE


HECHOS DE LOS DEMANDADOS Y DE LA DEMAND DE CUEVAS

Al contestar la demand de mis poderdantes lo hicieron al Sr. Ge-
rardo More y Marruz a fs. 7841820, los sefiores GonzAlez Mendoza, Ma-
ria Ordufiia y Dolores MillAn a fs. 848153, Miguel Diaz y Pdrez a fs.
8721929, Manuel Cuevas y Benito Lagueruela a fs. 931143, Rosa R. Pd-
rez, administradora de los bienes quedados al fallecimiento de Don
Francisco Cu6llar Delgado a fs. 952155, Enrique Arufe a fs. 967169, C61-
so Cuellar del Rio a fs 1042153, Enrique y Cofcepci6n Alfonso a fs.
1071185, Cayetano Freixas no contest la demand y se le did por
contestada a fs. 772, y Luis Castro evacu6 el trimite de contestaci6n
a fs. 11111121.












Ordenada la uni6n de los demandados, en auto de fs. 1347153, ba-
jo una sola direcci6n; parecia natural que al duplicarse, se condensaran
y unificaran todos los hechos fijAndose definitivamente, como ordena la
Ley Procesal, los que habian de ser objeto del debate. Esto era con-
veniente, ademis, para la claridad y simplificaci6n de la contienda.
Pero no se hizo asi, sino que en el escrito de Dtplica se dieron por
reproducidos los hechos de todos los escritos de contestacion.
Para no incurrir en repeticiones, hicese en este escrito un traba-
jo de sintesis agrupando todos aquellos hechos de los distintos deman-
dados que son iguales, y los del escrito de Dfplica que reproduce nue-
vamente los que ya estabah expuestos en las contestaciones.
Llamo la atenci6n del Juzgado, que en la demand de Cuevas se
alegaron los mismos hechos que luego al contestar han expuesto 61 y
los otros demandados.
Para evitar repeticiones, agrupard en un mismo pnrrafo todos aque-
leos hechos que resultan en la referida demand y en las contestacio-
nes completamente iguales. Har6 constar con la debida separaci6n
el hecho fundamental de la demand de Cuevas, el que sirve para po-
der establecer la reivindicaci6n, esto es, que hay identidad entire la
finca 526 y la nfumero 19 de la Secci6n Sa. ambas del Registro del No-
roeste, y que no hubo del lote nfimero dos segregaci6n de ninguna cla-
se. Con lo cual ha consignado, 61 mismo, la falsedad de lo que ex-
puso en la escritura de 7 de Abril de 1916, que sirvi6 de fundamen-
to a la inscripci6n de la finca nfunero 526.
De acuerdo con lo anteriormente expuesto paso a fijar 'los he-
chos que aparecen de las contestaciones y de la dfiplica de los de-
mandados en el juicio mis modern; y los de la demand de Cuevas
en el juicio mis antiguo.

PRIMERO



SEPTIMO

En la demand y ampliaci6n procedi6 el Dr. Francisco O. de los
Reyes en representaci6n de las sefioras Girauta, y para justificar su
personalidad acompafi6 la protocolaci6n de poder otorgada ante el No-
tario Dr. Claudio Remirez en 26 de Mayo de 1916. Este documento-
dicen-s6lo acredita que fu6 agregada al protocolo una escritura que
se dice ser la de mandate fecha 4 de Abril de 1916, otorgada en Ma-
drid ante el Notario Jos6 Maria de la Torre.
Que no se ha acompainado el poder que dice el Dr. Reyes le otor-
garon las sefioras Girauta en Madrid ante el Notario Sr. Jos6 Maria
de la Torre en 4 de Abril de 1916.
El dia 25 de Noviembre de 1916 se person el Dr. Ignacio Remi-
rez con poder (que los contraries estiman bastante) de las sefioras Gi-
rauta conferido en Madrid en 24 de Abril de 1913, ante el citado No-
tario de la Torre, y se le tuvo por parte en 29 de Noviembre de 1916
en que ces6 la anterior representaci6n.








17 G

El Dr. Remirez no ha solicitado que se deje sin efecto lo actua-
do, ni lo ha ratificado. (Hechos primero al quinto, inclusives de la
contestacidn de Miguel Diaz, fs. 872).

PRUEBAS

A:-En el Trigdsimo-tercero (pAg. 132) esta la refutaci6n de lo
anteriormente expuesto por los contrarios; y en las probanzas, debi-
damente acreditado lo improcedente de esa excepci6n.
B:-En el period probatorio, fs. 1932143, fud cotejado el poder
con que interpuso la demand el Dr. Reyes y obraba a fs. 29194 y
que ahora se encuentra a fs. 3210,13. En el archive del Dr. Remi-
rez y con fecha 21 de Noviembre de 1916, aparece en los referidos do-
cumentos, consignada la nota que preceptaa el Decreto Presidencial
1341 publicado en la "Gaceta" de 24 de Octubre de 1918 o sea, con
posterioridad a la interposicidn de la demand de mis clients y a la
expedici6n, naturalmente, del referido testimonio de fs. 3210113, como
asi aparece acreditado en la referida diligencia de cotejo de fs. 1932133.
C:-Ese mismo testimonio de poder con que interpuso la 'deman-
da de mis representadas el Dr. Reyes, fue cotejado, en Madrid, en la
Notaria del Dr. de la Torre e Izquierdo, con el mandate original sus-
crito por mis clients; y de su autenticidad he traido pruebas en la
diligencia de cotejo de fs. 3220 y su vta. .No es possible resquicio de
duda, en los contrarios, acerca de la personalidad del Dr. Reyes.
D:-Tambidn a fs. 3205109 estA la diligencia de cotejo en Madrid
y en la propia Notaria, del poder con que se person el Dr. Remirez.
E:-Aunque no se hubiesen hecho los cotejos que refieren el "B"
y "C" antecedentes, hallard el Juzgado a fs. 689 el escrito en que
se person el Dr. Remirez con el testimonio de poder expedido por el
Notario de Madrid de la Torre e Izquierdo (fs. 3205109) otorgado por
mis clients en 24 de Abril de 1913, y que los contrarios reconocen co-
mo bastante. Y a fs. 690-vera el Juzgado-la providencia de 29 de
Noviembre de 1916 en que se tuvo por part al Dr. Remirez. Esa pro-
videncia qued6 consentida. Cuando todo ello ocurria, no se habia aun
personado el fltimo de los demandados, Cayetano Freixas, que lo !hi-
zo por su escrito de 14 de Diciembre de 1916, fs. 706. .En providencia
del 15 de ese mes y afio, fs. 707, se mand6 contestar la demand. .De
manera, que cuando se dict6 esta providencia ya el Dr. Ignacio Remi-
rez era part con el testimonio de poder en que encuentran los contra-
rios reunidos todos los requisitos legales. Si de algfin defecto hubiera
adolecido, pues, el poder del Dr. Reyes (y bien demostrado dejo que
ninguno tenia) conform al propio criterio-injustificafdo-de los con-
trarios, habria que tenerlo per subsanado en tiempo, o sea, antes del
cuasi contrato de litis-contestatio. ................. ......
F:-Ademis, los contraries ciertamente que ban impugnado cuan-
tos documents acompafie con la demand y la replica. Mas ninguno
impugn6 la sustituci6n de poder de fs. 244147, y por merito de la cual
se me tuvo per part (fs. 249) en providencia de 26 de Julio de 1916,
a nombre de Dofia Gregoria y Dofia Rosa Am6rica Girauta en el jui-
cio promovido por Don Manuel Cuevas. A esos autos, se acumularon










(fs. 272) los promovidos por mis clients, y cuando se encontraron en
el mismo estado ambos juicios (fs. 263 y fs. 1458 vto.) tuvieron opor-
tunidad procesal los causahabientes de Cuevas, demandados por mis
representadas, para impugnar dicha sustituci6n de fs. 244147. Buena
prueba de este aserto la encontrara el Juzgado en el extenso escrito
de impugnaci6n que produjo la representaci6n contraria a fs. 1913116.
No lo hicieron, y ese poder que el Dr. Reyes habia sustituido en mi y
el causante Cuevas acept6 como bueno y legitimo y que los causa-
habientes de Bste no ban podido impugnar-ni ban impugnado-ha de
tenerse por eficaz, a pesar de no haber sido cotejado. .Resulta, pues,
la presonalidad del Dr. Reyes y la mia como su sustituto, acreditada
en juicio, y no impugnada por los contrarios, en el document de fs.
244'47.


FUNDAMENTOS DE DERECHO

lo-Mantengo todos los consignados en los escritos de demand y
de replica. E invoco la Sentencia del Tribunal Supremo de 24 de Ene-
ro de 1918.
2?-La sentencia del Tribunal Supremo de Espafia de 4 de Julio
de 1883, conform a la cual es doctrine constant del Tribunal Su-
premo que la falta de personalidad una vez subsanada, uo da lugar
a recurso.
3?-La sentencia de 30 de Noviembre de 1880 del propio Tribunal
Supremo de Espafia conform a la cual la falta de personalidad de la
viuda demandante qued6 subsanada despuds que se personaron sus hi-
jos, uno mayor de edad y el otro autorizado por la Real Gracia.
4--La sentencia de 20 de Febrero de 1886 en la cual se dice que
la falta de personalidad que se invoca como fundamento del recurso
fu6 subsanada con el nuevo poder y pruebas practicadas y por Icon-
siguiente, no existe el quebrantamiento de forma.
5--Los articulos 1309 y 1311 del C6digo Civil, sobre la confirma-
ci6n de los acts o contratos, y conform a los cuales la confirmaci6n
puede ser express o tacita, realizindose dsta cuando el que tenga .de-
recho a invocarlo, ejecute actos que impliquen necesariamente su vo-
luntad de ratificar lo realizado.
6--La sentencia del Tribunal Supremo de Espafia de 7 de Ma-
yo de 1897, tomo 81, pfgina 212, declare que no puede menos de repu-
tarse ratificado un contrato o acto cuando la persona que ha de rati-
ficarlo ejercita acciones creadas a su favor a virtud del mismo contrato.
79-Personada en los autos la representaci6n legitima-segdn los
contrarios-de las demandantes Dofia Gregoria y Dofia Rosa America
Girauta, antes de que se mandara contestar la demand, firm el auto
que la declare parte, y consintiendo esa part que se diera traslado
de la demand a los demandados, result que el contrato de litis con-
testatio se realize entire la legitima representaci6n-segdn los contra-
rios-de las sefioras Girauta y los demandados, por lo cual no exis-
to causa alguna que pueda invalidar el process, aun en el supuesto
inadmisible de que fuera ineficaz el poder presentado por el Dr. Beyes.













EN TAL VIRTUD

SUPLICO AL JUZGADO se sirva tener por evacuado el trAmite
de mi cargo y por devueltos los autos, disponer que se confiera tras-
lado para conclusion a la representaci6n contraria, y en definitive dic-
tar sentencia como tengo pedido a fs. 1325127, en el escrito de replica.
Es justicia. Habana, 5 de Mayo de 1919.-DR. IGNACIO REMIREZ.-
LUIS MARQUEZ.



















DEL ESCRITO DE CONCLUSIONS

DE LOS DEMANDADOS

FOJAS DE LA 18a. PIEZA DE AUTOS.

AL JUZGADO

LOS QUE SUSCRIBIMOS, por nuestras respectivas representaciones
en el juicio declarative de mayor cuantia seguido por las sefioras Gre-
goria y Rosa America Girauta y Medina sobre nulidad de inscripciones
y otros pronunciamientos, conforme a derecho decimos:
Que esta actuaci6n voluminosa me ha sido entregada para dar cum-
plimiento al tramite de conclusion y llenando el referido trimite la de-
volvemos al Juzgado, procurando sintetizar lo possible, aunque deploran-
do la necesidad de extendernos algo mis de lo que quisi6ramos, debido
a las diversas y complicadas alegaciones hechas en el litigio, y a la mul-
titud de probanzas aportadas al mismo, las que no podemos dejar de
examiner y apreciar, para realizar nuestro deber de una manera cum-
plida y satisfactoria.
De acuerdo con el articulo 669 de la Iey de Enj. Civ. expresaremos
con claridad y con la possible concision, los hechos debatidos hacienda
resmunen de las pruebas que tienden a justificarlo o a contradecirlo, y
despuds manifestaremos nuestro prop6sito de mantener asi los funda-
mentos de hecho como las consideraciones de derecho de nuestros es-
critos de contestaci6n, alegando otras leyes y doctrinas legales dtles
para fundamental la resoluci6n de los problems discutidos en este
pleito.


VI

SOBRE UNA FALTA DE PERSONALIDAD Y OTBOS DETALLES

I.-Laa demandantes establecieron la demand que comienza a
fs. 465 titulAndose apoderado y representante de las mismas el doctor
Francisco Oscar de los Reyes, quien acompafl6 para justiflcar su carkc-
ter el document marcado con el nfm. 1, que actualmente se encuentra
a fs. 3210 y es una escritura que se titula "Protocollzaci6n", y lo es
de un testimonio de poder que aparece otorgado en Madrid a 4 de Abril
de 1916. El demandado seflor Miguel Diaz opuso la excepci6n de fal-
ta de personalidad fundandose en Jurisprudencia de nuestro Tribunal











Supremo de Justicia y en el articulo 1218 del C6digo Civil. Ejercitando
este mismo mandate produjo el doctor Reyes el escrito de ampliacifn
de la demand de fs. 591, y con las copias acompafiadas fueron cita-
dos y emplazados los demandados sefiores Cu6llar del Rio, Luis Cas-
tro, Lcdo. Mor6, y otros que se personaron en los autos con objeto de
contestar la demand. Otra ampliacion de dicha demand realize el
mismo doctor de los Reyes a fs. 648; pero a fs. 689 se person el doc-
tor Ignacio Remirez con un testimonio de poder original de las so-
floras Gregoria y Rosa America Girauta otorgado tambi6n en Madrid
en el afio de 1913, sin que este acto posterior subsane la indudable fal-
ta de personalidad con que fueron presentadas la demand y sus dos
sucesivas ampliaciones.


Mantengo todos los fundamentos de hecho, y todas las considera-
ciones de derecho que ban sido formuladas y alegado en los escritos de
contestaci6n y de dfplica de este pleito.

POR TANTO

AL JUZGADO SUPLICAMOS SE SIRVA, tener por devueltos los
autos, y por evacuado el trAmite de conclusion, disponiendo se cite a
las parties para sentencia y se dicte osta declarando sin lugar la de-
manda con las costas a las demandantes y especial declaratoria de !te-
meridad. Es justicia, etc. Habana, Junio 21 de 1919.-Lcdo. ALFRE-
DO ZAYAS.-VICTORIANO DE LA LLAMA.-LUIS CASTRO.-FELIX
RODRIGUEZ.- M. L. ALDAZABAL.- JOSE DE ZAYAS.- ISIDRO
DAUMY.- MARIANO CARACUEL.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs