Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01788
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01788
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO D E SESSIONS
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES
VIGESIMO TERCER PERIOD CONGRESSIONAL
TERCERA LEGISLATURE

VOL. XC LA HABANA NUM. 1

SESSION ESPECIAL DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES CELEBRADA EL DIA 8 DE
NOVIEMBRE DE 1951 EN HOMENAJE AL
PERIODIC "EL MUNDO" Y EXTENSIVE A LA PRENSA EN GENERAL


President Sr. { Lincoln Rod6n Alvarez

Secretaios MNoel del Pino Plrez
Secretrios Sres (iiillermo Tapia Fluriach


EN EL ESTRADO PRESIDENTIAL:
El honorable Presidente de la Repiblica doctor Carlos Prio Socarras. Doctor Luis Botifoll, Di-
rector del peri6dico "El Mundo". Doctor German Wolter del Rio. Doctor Manuel A. de Varona
Loredo, Presidente del Senado. Senior Florencio Nibot Navarro, Vicepresidente de la ,Camara.
Doctor Jos6 Suerez Rivas. Doctor Pastor del Rio. Doctor Jorge Mafiach.
EN EL HEMICICLO
El Primer Ministro del Gobierno, doctor Oscar Gans y el Gabinete en pleno. Cuerpo Diplomfttico
extranjero acreditado en Cuba. Miembros de la Judicatura, altos dignatarios de la Iglesia Cat6-
lica, Representantes, Senadores, banqueros, comerciantes, industriales, publicitarios, profesionales.
SUMARIO:
Llega al estrado presidential el honorable Presidente de la Repdblica, y la banda de misica muni-
cipal ejecuta el Himno Nacional. El senior Rod6n Alvarez abre la sesi6n y concede la pa-
labra al senior Pastor del Rio. Discurso del doctor Pastor del Rio. Discurso del doctor
Jorge Mafiach. Lectura y entrega de un pergamino al doctor Botifoll. Discurso del
doctor Wolter del Rio. El senior Presidente de la Camara al terminar su discurso el senior
Wolter del Rio da por terminada la sesi6n. Eran las once p. m.








2. DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


(Hace su entrada en el Hemiciclo el honorable Presidente
de la Rep6blica doctor Carlos Prio Socarras y todos los asis-
tentes al acto se ponen de pie. La Banda de M6sica Muni-
cipal ejecuta el Himno Nacional. La concurrencia lo escucha
de pie).
(Eran las 9 y 25 minutes p.m.).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Se inicia la
sesi6n.
La Presidencia invita al Representante seinor
Pastor del Rio para que haga uso de la palabra
desde el estrado de la Presidencia.
(Ocupa el estrado el senior Pastor del Rio).

Sr. del Rio (Pastor): Honorable Primer Magis-
trado de la Naci6n; Excelencias; Sefior Jefe de
Gobierno y demas representaciones oficiales y
privadas; Sefior Director de "El Mundo", y sefio-
res periodistas; Sefior Presidente; Sefiores Repre-
sentantes:
La Camara, por el voto unanime de todos sus
integrantes, se asoma en esta oportunidad a un
acontecimiento destacadamente singular: Duran-
te sus cincuenta afios de bregas, conflicts y pro-
yecciones, le fu6 dable honrar a los pr6ceres,
mArtires y demas representatives de la Indepen-
dencia Nacional; enalteci6, en ocasi6n de celebrar-
se el Dia de las Americas, a relevantes persona-
lidades del Continente, o hubo de recibirlas cuan-
do desposeidas de sus altas investiduras oficiales
o en el ejercicio de las mismas, vinieron a corio-
cerla, y alguna vez -recuerdese el Centenario de
Varona- voz autorizada se produjo en nombre
de la colectividad para rendir merecido tribute al
hombre de pensamiento. Pero, hasta ahora, jams
se habia manifestado en premio, reconocimiento
y estimulo a toda una empresa y su brillante Re-
dacci6n. Ese homenaje excepcional -precisese y
sefiAlese- le ha correspondido al peri6dico "El
Mundo", y lo obtiene en estas dos maximas cul-
minaciones: en el pergamino y en la tarja que se
le ofrenda y en la gloria y esplehdor de esta
sesi6n extraordinaria que enaltece, consagra y
perpetaa...
(Grandes aplausos).
iPor qu6 fu6 acordado este public tribute?
,En obligado formalismo official a la innegable
potencialidad que ese formidable vocero constitu-
ye? ZLlevados de la creencia de que pudiera lo-
grarse su apoyo para esta o aquella actividad?
,Por utilitaria concepci6n alentada en la espe-
ranza de que produciendonos de este modo deter-
minariamos a nuestro favor plumas esclarecidas
y civicos orientadores?... Menguada hubiera
sido entonces la intenci6n y deleznable el prop6-
sito! iNo! ;No! La prensa, sin parquedades ni reti-
cencias, encomiaba la extensa ruta recorrida por
el colega insigne; el libro de Herminio Portell
VilA revivia diez quinquenios de actividades y de
aciertos, y toda Cuba, de algfn modo, manifes-
taba su jfibilo por el 6xito de uno de sus mAs
preponderantes rotativos. En tal instant, despier-
tos los ojos inquisitivos de la imaginaci6n, veia-
mos aparecer "El Mundo" en el mismo alborear


de la Repiublica, recogiendo la propia simiente
calorizada por "El Cubano Libre", "La Estrella
Solitaria" y "Patria"; evocdbamos el nombre y la
cosecha perilustre de Alfredo Martin Morales,
Manuel Marquez Sterling, Gast6n Mora, Mario
Mufioz Bustamante, Victor Muioz; recordabamos
sus inflamadas y demoledoras campafias contra
la Enmienda Platt; en favor de la candidatura
presidential del Generalisimo y de cuanto signi-
ficase vigor, dignidad y fama para la Naci6n, y
no podiamos olvidar que desde estos mismos es-
carios, su fundador y lider, Jose Manuel Govin,
daba rienda suelta a sus arrests, ideales y prin-
cipios. Bajo el predominio de tanto resplandor de
excelsitud, esta CAmara -presidida por Lincoln
Rod6n, tan honrada como la que mas y mas gran-
de que todas en la estructuraci6n juridico-consti-
tucional de la Sociedad y del Estado- int6rprete
de la general justicia, hubo de sentirse jubilosa
aclamando en su extraordinaria fecha de victoria,
a los adalides de la pluma y de la idea, que frente
a todas las contingencies, sin arriar un solo ins-
tante su bandera, permanecieron de pie, por la
integridad absolute de la Patria, en defense de
las humans libertades y por los fueros inextin-
guibles del progress y la cultura...
(Aplausos).
Conocida la inconfundible actitud de esta Asam-
blea deliberativa, el Director, Luis J. Botiffol; el
Subdirector, RaOl Alfonso Gons6, y su querido
embajador ante nosotros, Alfredo Nifiez Pascual,
hubieron de entrevistarse con nuestro Presidente
y los lideres de cuantos partidos integran esta
rama del Congreso. La caballerosidad y la grati-
tud de ellos resplandecia a la altura y desinter6s
de nuestro acuerdo. En tal oportunidad se trata-
ron dos cuestiones: una referente al acto que
habria de tener efecto; la otra, relacionada con
la designaci6n de las personalidades que debian
hacer uso de la palabra. En cuanto al acto, se
mantuvieron dos inicas opinions: la primera,
que fuese en exaltaci6n de toda la prensa libre y
digna del Continente; la segunda, que se concre-
tase a enaltecer la prensa nacional... Derrotado
el criterio que sostuve en uni6n del doctor Manuel,
Bisb6, prevaleci6 el filtimo. Sobre las figures que
glorificarian nuestro periodismo y a sus herAldi-
cas legiones de combatientes en forja continue de
bienes y rutas, tenia que sustentarse una inobje-
table y espontanea decision: lo harian quienes en
todo instant, por lo sefiero de la conduct, el
vigor de sus mentalidades y la reiterada actitud,
resultasen efectivas afirmaciones de .la finalidad
perseguida y constituyesen garantia en el solemne
homenaje que se rinde. Por eso, para fiesta de la
inteligencia y del espiritu; para precisar lo que
significa y vale para pueblos y libertades el perio-
dismo y el periodista, ha de alzarse, vibradora y
cardinal, la elocuencia de un economist, soci6-
logo, legislator y director, en dias de tempestad
y conmociones, del cubanisimo 6rgano de, opinion
que nos congrega, y el verbo Atico, caudal, hondo,
reposado, pleno de sabiduria y refulgencias, de
quien es norte, astro y orgullo de las letras con-
tinentales. Parece que juicio y adjetivos deben







DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


silenciarse ante la significaci6n y realidad de
estos dos nombres: German Wolter del Rio; Jorge
Mafiach: ..
(Uninimes y grandes aplausos).
Dicho ha quedado el prop6sito consagrador del
pergamino y de la tarja; la designaci6n de los
destacados compatriotas aludidos y el alcance y
motive de esta sesi6n extraordinaria. Acaso s61o
faltaria interrogar: ZQu6 ofrece de ejemplo co-
lectivo, de creciente interns, de pfiblica ensefian-
za la benem6rita tarea realizada por "El Mun-
do"?... ZDestacarse como el primer gran diario
cubano establecido en la Repfiblica? ... Haber
revolucionado radicalmente la t6cnica periodistica
imponiendo el espiritu y la novedad americana
frente al formulismo del traditional sistema del
Viejo Continente?... gSubsistir a lo largo del ca-
mino, renovdndose y consolidandose, mientras
cinco decadas ruedan y se pierden, atormentadas
y movibles?... ;,Prestigio acentuado de pione-
ro?... ,Laureles mfiltiples de innovador?...
iMas! ;Mucho mis! Prueba,' proclama, ratifica,
que una empresa -afin siendo privada e indivi-
dual- puede tornarse en indestructible fortaleza
defensive de las superiors aspiraciones comunes;
que cuando se alian y confluyen la inteligencia y
el concept del deber, se tornan en gigantescas
potencias morales, que si son puestas -las veces
que exijan las circunstancias- al servicio de la
Sociedad y de los millones de hombres a quienes
se trata de conducir y mejorar, inician rumbo
permanent hacia lo grande, limpio y construc-
tivo y se advierten como faro que refulge, que
orienta' y que vigila... Esta es la fuerza deter-
minativa, el prestigio irreductible, el resaltante
galard6n de "El Mundo"... Siempre que Cuba,
Ia libertad, el progress, la ciudadania, hubieron
de necesitarlo, no tuvo mas que una expresi6n
resuelta y viril: ;PRESENTE! Y siempre que
Cuba, la libertad, el progress o la ciudadania su-
frieron crisis, advirtieron sombras o sintieron
resquebrajar su voluntad, miraron para 61 y pu-
dieron decirse: "Alli esta "El Mundo". Y ante
su historic, conduct y ejemplaridad, la esperan-
za, en onda de milagros renacia; la fe retornaba
a encender sus luces y a extender sus alas de
renovaci6n y de combate...
(Aplausog).
Sirvanme ahora las columns de 'El Mundo"
-hogar de tanto ideal imperecedero y de tanta
iniciativa trascendente- para ofrecer a los paises
de nuestro hemisferio una double noticia que desde
hace afios vienen esperando. Acaban de impul-
sarla-y determinarla, con su sagacidad, compren-
si6n y sentido de gobernante, el doctor Carlos
Prio Socarras y su joven y respectable Ministro de
Hacienda, Jose Alvarez Diaz. A comienzos del
pr6ximo 1952, quedara inaugurada la Casa de la
Asociaci6n de Escritores y Artistas America-
nos y se efectuara el Primer Congreso de Es-
critores, Artistas y Hombres de Ciencias, or-
denado por la Conferencia Interamericana de
Buenos Aires, bajo la presidencia misma del
inolvidable Franklin Delano Roosevelt. En esa
fecha de reinicio y resonancia, comenzara el


narias iniciativas: La Declaraci6n Universal de
Derechos del Escritor y del Artista, que ha de
comprender, desde el fruto de su mentalidad y
sus empefios, hasta el amparo mas allA del peri-
metro marm6reo de la tumba... El estableci-
miento de la Liga Continental de Periodistas y
Escritores, que les garantice la existencia, el tra-
bajo y la familiar, en cualquier zona de nuestras
latitudes, cuando en el desarrollo de sus fu.ncio-
-nes, honradamente sostenidas, les result impo-
sible obtenerlo, por cohibirselo, de manera arbi-
traria, esta f6rrea bota o aquel tirano o d6spota
cerril... La fundaci6n de la Caja Continental de
Seguros y Pensiones para nuestros creadores in-
telectuales, de manera que no quede un solo es-
critor, universitario, artist, inventor, investiga-
dor o maestro, que no se sientan en clima y acti-
tud de actuar y producer su mensaje por el
ensanche y porvenir de la veintena de naciones a
cuyo agregado human pertenecen. Y, finalmen-
te, la instituci6n del Fondo Continental de la
Cultura, que deberA integrarse con doscientos
pesos anuales por cada municipalidad y treinta
mil pesos que tambien aportarian los gobiernos.
Con su product, en cada aflo -unos tires millo-
nes de d6lares- y por un Consejo Central de
personalidades aut6nticamente responsables, ha-
bra de adquirirse la mejor producci6n artistic,
literaria y cientifica que logremos, y la cual, or-
denadamente distribuida a trav6s de las institu-
ciones, centros docentes y bibliotecas, en los dis-
tintos paises, habria de afirmar el pensamiento
americano y consolidar una aut6ctona cultural.
Inmensa es la dicha de disponer de figures tan
resplandecientes como Emerson, Ruy Barbosa,
Vicufia Mackena, Hostos, Marti, Acosta, Montal-
vo, Rod6, Ingenieros, Varona, Rub6n Dario, Wil-
son, Walt Witman, Longfellow; pero reducida
resultaria su influencia, si no se facility a su obra
unidad, marco y divulgaci6n. Inmensa es la dicha
de disponer, con otros de su misma prosapia y
jerarquia, de Sanin Cano, Jose Vasconcelos, Zal-
dumbide, Haya de la Torre, Arsoalo, Mafiach,
Chac6n y Calvo, Luis Alberto Sanchez, "Gabriela
Mistral, German Arciniegas, Emeterio Santove-
nia, Waldo Frank.. .; pero escasa serA la tras-
cendencia de su labor si se le deja arrinconada o
circunscripta a la ciudad, montafia o caserio
donde surja... Hay que deshacer los escollos
subsistentes y rnarchar por donde, de veras, se
salve y se redima a un Continente. Ha de seguirse
manteniendo con acentuado entusiasmo, la heren-
cia venerada de los Washington, Lincoln, Bolivar,
Sucre, Maceo; pero ha de lograrse el coraje nece-
sario para decir y reiterar que esas mismas cul-
minaciones, no obstante sus relieves y eminencias,
pueden achicarse, si junto a sus broncos y sus
luces no extendemos los arcos en que refuljan,
victoriosos, los nombres egregios de nuestros
maestros, artists, escritores y cientificos... No
todo ha de reducirse o de esperarse de la political
gregaria o de los gobiernos de exiguas propor-
ciones... Los Ministros de Estado y de Educa-
ci6n han de destacarse con mas amplias finali-
dades y perseguir mas eminentes objetivos. El
dilema, por angustioso, se estrecha y se convierte







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


en grito: O ascendemos, o continuamos siendo
endebles tributaries. 0 realizamos faenas de co-
munes y excelsas proyecciones, o acabamos di-
luidos en medio de complejos conflicts aldeanos,
o en la turbia marejada de incontenibles apetitos
y enanas ambiciones sin control. Decidamos, en
gesto de definitive redenci6n, que somos acreedo-
res de los que supieron inmolarse o darnos lo
mejor de su pensamiento y existencia. Probemos,
en suma, que somos combatientes de nuestra hora
y ciudadanos de la Nueva America, elevindonos
a la altura y majestad de un mundo que nace y
de una cultural que Ilega!...
(Grandes aplausos).
Integro y meritisimo Presidente de la Camara;
Presidentes-lideres, que os afandis en cumplir
vuestro deber; compafieros Representantes: cum-
plida queda esta misi6n. Al rendirla, ha vuelto a
ponerse de relieve lo efimero e intrascendente de
la voz. del hombre frente a la magnitude y predo-
minio de la palabra.impresa en paginas que, desde
el silencio armonioso de la biblioteca, miran para
los siglos y son mdrmol y luz de eternidad...
Habeis honrado un gran diario y a sus orienta-
dores, que es como decir a cruzajos del bien, del
talent y del future. No hay duda de que estais
plenamente convencidos de que mientras mas
libre, mas poderosa y mas austera se produzca
la prensa, mas ,grande, mas ilustre y mas extra-
ordinaria es la sociedad a quien sirve y el pueblo
a que pertenece.
De-muchas cosas intentareis arrepentiros; pero
jams sentir6is la necesidad de realizarlo por ha-
ber enaltecido un peri6dico que supo engrandecer
a vuestra Patria, defender vuestros hogares y
propugnar lo mejor para vuestros hijos. Sentios
altamente satisfechos: Cuando el Congresd -voce-
ro del pueblo- y la Prensa -orientadora de la
nacionalidad- con el undnime beneplacito y la
presencia del Jefe del Estado se congregan para
afirmar instituciones y honrar a los defensores
de la cultural y las pfblicas libertades, puede pro-
clamarse que existe la soberania y que la demo-
cracia efectivamente resplandece.
Pidamosle a Dios, en esta hora de consolida-
ci6n y de justicia, s61o tres cosas: Que nuestra
prensa national continfie comg exponente de in-
teligencia, acierto y gallardiasf que, para felici-
dad del mundo y sosiego de los hombres, America
cumpla su destino y que nuestra Cuba -tierra
de sol, de'virtud y porvenir- sea siempre digna,
cordial y venturosa. .
(Prolongada ovaci6n).
Sr. President (Rod6n Alvarez): En represen-
taci6n de la prensa national, tiene la palabra el
sefor Jorge Mafiach.
Sr. Maiiach (Jorge): Honorable sefor Presiden-
te de la Repfiblica; excelencias; hororables Mi-
nistros del Gobierno y demas representaciones
oficiales; senior Presidente de la CAmara de Re-
presentantes; sefiores Representantes; sefioras y
s~fiores: Acaso estos trances de la oratoriasean


los fnicos en que he visto poner primer la refe-
rencia personal sin que se incurra en excesiva
inmodestia.
Ciertamente no pudiera yo comenzar este breve
,discurso sin declarar ante todo mi profundo agra-
decimiento al Presidente y a los lideres de este
alto Cuerpo Colegislador, por honor que tan inme-
recido como generosamente me han hecho al aso-
ciarme a este acto ejemplar y de tan fecundas
incitaciones. Al ponerme en la gratisima compa-
nia de dos eminentes ciudadanos y principles de
la palabra, de este Pastor del Rio, lider elocuen-
tisimo del Partido Dem6crata y hombre que,
hasta por su propio nombre personal, ;Pastor del
Rio!, sabe a 6gloga, parece inveteradamente des-
tinado a propiciar todas las iniciativas romAnti-
cas, y al lado tambien de ese cubano no menos
eminente, jurisconsulto destacadisimo, soci6logo
cabal, hombre de nitido perfil, con estabilidad
ciudadana, en nuestra vida ciudadana y periodis-
ta en las oportunidades acaso mas dificiles para
el periodismo, que es el doctor German Wolter
del Rio.
Como ellos, me sientp alborozado, un poco con-
fundido en mi humildad por este honor de que
me habeis investido, por haberme dado la opor-
tunidad de participar en este gesto simpatico de
la Camara de Representantes, en este tribute
que le quereis rendir a uno de nuestros mas des-
tacados peri6dicos. Gesto simpAtico, he dicho, y
no quisiera que se tomase ese calificativo en un
sentido conventional, tan usual en estos casos, de
cosa que cae bien, sino que la tomaran en un sen-
tido mas estricto y profundo: simpAtico, aquello
que significa sentir en comfin, pasi6n en comfn,
porque esta concepci6n diferente parece que le da
una dimension mas profunda, en efecto, esta ini-
ciativa de la CAmara de Representantes.
Como muy bien acaba de decir el doctor Pastor
del Rio; como ha cuidado muy bien de puntua-
lizarlo, no se trata de ninguna lisonja artificiosa
y casual. Queremos ver en este gesto vuestro un
tribute sincere de respeto a uno de los grandes
6rganos de la opinion pfblica cubana y un senti-
miento tambien de solidaridad con todos los idea-
les que ese peri6dico represent. Esta iniciativa
de la CAmara de Representantes, tiene una raz6n
de ser tan evidence y manifiesta que cdsi parece
ocioso subrayarlo, sefiores Representantes. Entre
el Congress y la Prensa, existe, repito, un lugar
comun, que casi avergiienza tener que destacar,
pero muchas veces estamos en el caso de recorrer
caminos comunes; entire el Congreso y la Prensa
existe una profunda "afinidad cuyas raices se
clavan nada menos que en el sentimiento y es la
conciencia de la democracia.
Decia muy bien el honorable senior Presidente
de la Repflblica, doctor Prio Socarras, en la carta
en qile salud6 a "El Mundo", por su cumpleafos,
en el aniversario de su medio siglo, que "El Mun-
do" reflejaba aquello que es esencial y caracte-
ristico para la democracia, que es la expresi6n de
la opinion pfblica, el regimen de la opinion pi-
blica. En efecto, sefiores, apenas nos es menester
detenernos en recorder que, cuando no habia de-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5


mocracia en el mundo, lo que caracterizaba a los
gobiernos, mejores o peores, era el caracter in-
consulto que esencialmentg tenian, gobiernos de
camarillas, de cendculos o de gabinetes en el peor
sentido de la palabra, gobiernos de principles y
de amigos, gobiernos de rectores que se presu-
mian mas o menos autorizados por el linaje, por
las circunstancias 'hist6ricas, para asumir la di-
recci6n de los destinos de una naci6n, pero, afin
en el mejor de los casos, gobiernos que presumian
la voluntad popular, que creian que gobernaban
en nombre de las necesidades piblicas, que creian
servir a las necesidades pfblicas, pero que no
habian tenido realmente ni tenian la posibilidad
de consultar de un modo efectivo esa voluntad
colectiva; gobiernos, por consiguiente, que irre-
mediablemente tenian much de arbitrario y de
clandestine; gobiernos en que el aplauso no siem-
pre era recibido con la resonancia de gratitud de
un pueblo; gobiernos cuyos errors no dejaban
tras si mas que la estela del resentimiento de los
pueblos cuyo parecer ha sido tambi6n desconsi-
derado. La democracia vino a sustituir todo eso
y a establecer la consult pfiblica como caracter
de condici6n esencial para la gobernaci6n. Demo-
cracia represent, esencialmente, lo mismo que la
prensa significa, lo mismo que periodismo signi-
fica: consult del sentir popular.
Alguien hace ya much tiempo llam6 a la
prensa el Cuarto Poder. Pas6 eso entonces como
una metdfora mas o menos lisonjera, y sin em-
bargo, una ya muy larga experiencia hist6rica
nos ha demostrado c6mo efectivamente constitu-
ye el periodismo -y acaso vaya ya'siendo el mo-
mento oportuno de no decirlo, de abandonar el
viejo vocablo de prensa, porque hoy dia hay algo
mas que la prensa impresa, valga la redundancia:
hay tanibi6n la prensa radial y la prensa televi-
sual-, la reiterada experiencia hist6rica, digo, ha
demostrado que efectivamente el periodismo en
los ambitos de la libertad y aun en los moments
en que la libertad se eclipsa, constitute un poder
verdaderamente incontrastable.
Un eminente pensador dominicano, Hostos, con
la autoridad que le daba su talent egregio, hubo
de rectificar la cldsica doctrine de Montesquieu,
de la division tripartita de los poderes, y se per-
miti6 afiadir -bien lo recorddis- en su monu-
mental Tratado de Derecho Constitucional, afia-
dir, c6mo efectivamente existe un Cuarto Poder:
el poder electoral. Pero el poder electoral no es
en esencia otra cosa que la consult peri6dica de
la opinion piblica; de esa consult comicial nacen
los Cuerpos Colegisladores. Se limita a pensar,
sefioras y sefores, que la prensa estd efectuando
a diario una consult del sentimiento y del pensa-
miento pfblicos. Vosotros, en cierto modo -y
ojala que estas palabras mias no disuenen en vues-
tros oidos- representais una consult de mas
amplia periodicidad, venis con un mandate que
se os ha otorgado en determinado period, en
determinado moment, considerablemente espa-
ciados. En el moment en que recibis ese mandate
reflejais efectivamente el precise matiz de la opi-
ni6n piblica. El resto de vuestro tiempo, cuando


estais desempefiando vuestro eminente cometido,
indiscutiblemente tennis que presumir lo que rara
vez puede presumirse en la avidez de la vida his-
t6rica, y es que la opinion pfiblica se ha eviden-
ciado precisamente en el matiz que tenia en el
moment electoral, de suerte que la representa-
ci6n congressional descansa de modo inevitable en
la presunci6n del estatismo de la opinion pfiblica,
por lo menos dentro de los periods comiciales.
ZA qu6 conduce esta reflexi6n? A hacernos
observer, senores Representantes, que si alguna
instituci6n hay, y algan orden mismo hay que
supla esa inestabilidad de la mecanica constitucio-
nal en el orden legislative, es precisamente la
prensa, porque la prensa no represent s610 el
matiz del moment electoral, sino que represent
el matiz de la cuotidianidad. La prensa es la mi-
rada avida de la poblaci6n; es la mirada Avida de
la conciencia ciudadana que se va clavando dia a
dia, y a veces hora a hora, en el correr del tiempo
hist6rico que va pulsando a cada moment el sen-
tir popular, y que por eso esta siempre en con-
diciones de colaborar con los organismos del Es
tado y de colaborar con los demAs poderes, con
el Ejecutivo, con el Legislativo, y a veces hasta
con el Judicial que presume de ser tan estatico y
eterno; colaborador, digo, de ellos, para recordar-
les qu6 matizaci6n, que desviaci6n, qu6 rectifica-
ci6n, o qu6 corroboraci6n ha tenido la opinion
public en cada moment.
He aqui, por qu6, sefiores, no es ningin arti-
ficio nuestro el descubrir la profunda afinidad, la
profunda solidaridad entire los Cuerpos Colegis-
ladores en particular y todos los organismos del
Estado en general, en una democracia, y la prensa.
Que no se me diga que no siempre la prensa
cumple ese deber; tampoco siempre los congress
lo cumplen. Estamos hablando de moldes ideales,
de moldes ideales de las instituciones; estamos
hablando de aquello que las instituciones quieren
ser y deben ser, lo que constitute su raz6n de-ser.
No podemos empequefiecer nuestro concept de
estas cosas rebajandolas a la minucia, peripecia
de la falible condici6n humana. Congress hay
buenos, malos y eminentes; peri6dicos hay que
cumplen su deber de ilustrar y orientar a la opi-
ni6n p~blica; peri6dicos hay que saben prenderse
a quienes unicamente pueden prenderse licita-
mente; y peri6dicos hay, en cambio, que le ven-
den la conciencia al diablo.
Pero, repito, sefiores, que estamos hablando de
las nociones ideales que son las que a todos en
definitive nos gobiernan. No podemos abando-
narnos por mas tiempo a ese pesimismo deletereo
que consiste en suponer que la ciudadania ha ve-
nido a menos, que se ha vuelto enclenque, o que
las instituciones han perdido totalmente su deco-
ro y su capacidad de rubor.
Estamos traicionando a tal extreme los ideales
de la naci6n, que ya no se puede hablar con tal
sentido de una instituci6n sin que pensemos 'que
todas nuestras instituciones estan incurriendo en
un deficit "de capacidad. Podemos todavia, debe-
mos todavia, estamos en el deber, ahora que es-







6 DIARIO DE SESIONES DE' LA CAMERA DE. REPRESENTANTES


tamos contemplando un cincuentenario que im-
porta mas que el cincuentenario de "El Mundo",
que es el de la Repiblica; debemos levantar la
mirada, alzar la mejilla sin rubor, y decir que
por encima de todas nuestras peripecias; de los
altibajos de nuestra formaci6n national; de
las claudicaciones; de la debilidad humana; de las
concupiscencias inevitable en ese accident que
es siempre el hombre; por encima de eso, ha ha-
bido una voluntad, hay una voluntad ideal que
ha estado rigiendo el progress de la vida cubana
y que a los cincuenta afios de la Repfblica pode-
mos ahora decir: "Mejor, no; pero somos cubanos
unidos en una patria decorosa...'".
(Aplausos).
Esta afinidad, sefiores, esta afinidad, que en el
mecanismo legislative y en el mecanismo politico
en general, tiene la prensa y el periodismo, ex-
plica tambi6n algo que importa much que se
aluda siquiera esta noche, y es la inevitable plu-
ralidad de opinions, de matices, de actitudes, de
convicciones, de repertorio de principios, por asi
decirlo, que en la political, al igual que en el pe-
riodismo, se refleja cada dia. Estoy cada vez mas
convencido de que lo que constitute de hecho y
en la vida practice la esencia del vivir democrf-
tico, no es la mera formula generosa y magnifica,
acaso un poco astral, del pensamiento que reza:
"Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pue-
blo"; porque, desgraciadamente, esas preposicio-
nes "de", "con" y "por" se prestan, como lo hemos
visto y lo estamos viendo cada dia, a los mas
diablescos trastrueques en las naciones. Lo que
constitute realmente en la practice la esencia del
vivir democratic; lo que constitute la condici6n
misma de la formula democrdtica que otros pue-
blos blasonan de tener y que efectivamente no
tienen, es el respeto a la pluralidad de las opi-
niones.
No hay democracia en que no haya pluralidad
de partidos; no es democracia la que soberbia-
mente presuma de serlo, gobernando por y para
el pueblo, en nombre de una entidad political de-
terminada que se aisla de todos los tiempos; no
es democracia el soberbio entronizamiento en con-
tra de los mis cardinals enunciados del alma y
del espiritu human, de su afin conciencial de
libertad.
Soberbia, digo, porque el hombre es por natu-
raleza criatura limitada, y como somos limitados,
incurrimos inevitablemente en el error, y lo de-
mocritico es admitir siempre la posibilidad de que
estamos equivocados y que son los mas quienes
tienen la verdad. Y un regimen que no consienta
la existencia de la minoria, que no deja margen
suficiente para la possible verdad del adversario,
es un regimen esencialmente soberbio en el orden
moral y desp6tico en el orden politico.
Tambi6n esto, anotadlo bien, nos da otro factor
de comunidad y de afinidad entire el mecanismo
democratico y la prensa, y asi como tiene que
haber en el orden politico pluralidad de partidos,
asi tambi6n en el orden periodistico ha de haber
pluralidad de 6rganos de expresi6n. No se con-


cibe una democracia en que no hubiera mas que
un solo peri6dico, cuya camarilla internal de di-
rectores dictara el modo en cuanto a interpreter
los sucesos piblicos, y antipitica y petulante seria
semejante soberbia. Tiene que haber pluralidad
de peri6dicos, de opinions y de conciencias, y
hasta contradictorias. Asi como en el orden t6c-
nico habra peri6dicos agiles e impresionistas, de
una parte, y de la otra el grave y ponderado; asi
como de una parte habrd peri6dicos Avidos de
future y por la otra el peri6dico consciente de la
responsabilidad profunda de la tradici6n; asi como
inevitablemente en la democracia, -y este es el
ejemplo que se palpa en la democracia francesa,
donde existen voceros en la calle como la "Acci6n
Francesa" de Maurras, junto a "L'Humanit'", el
peri6dico comunista, en todas las democracies
tiene que haber peri6dicos de derecha, como tiene
que haber peri6dicos de izquierda, y como tiene
que haber peri6dicos de centro.
Creo que es esencial, sefioras y sefiores, incluso
para la buena march de una colectividad -me
permit detenerme en el punto- porque estamos
viviendo un moment hist6rico, en el que esta-
mos excesivamente abarrotados de singularismos
totalitarios. Ha de haber peri6dicos de derechas
y peri6dicos de izquierdas, peri6dicos de extrema
derecha y peri6dicos de extrema izquierda. No
hay necesidad de justificar ni a unos ni a otros,
sino, tal vez, invocando las leyes del equilibrio
social.
Si pensamos que para poder caminar, para
poder marchar fisicamente, el hombre necesita
apoyarse sobre el suelo, porque si no se apoyase
en el suelo, y. el suelo no le ofreciese resistencia,
el hombre se deslizaria o caeria; si pensamos que
el caminar fisico necesita del obsticulo y de la
resistencia comfin como un punto de apoyo, no
seria excesiva generalizaci6n el decir que tambi6n
la sociedad necesita, en su trajin hist6rico, para
su process hist6rico, no s6lo del impetu, sino
tambien de la resistencia traditional que la pren-
sa le confiere.
No es este pensamiento.de la niodesta palabra
a quien honrais tanto con vuestra atenci6n: es de
Jos6 Marti, que decia que "los pueblos necesitan
del freno o del caldero".
Ya que a Marti invoco, como no podemos dejar
de invocarlo, sefor Presidente y sefiores Repre-
sentantes; esta ahora un poco de moda cierta
quejumbre, cierta cuita, de que tenemos dema-
siado a Marti, para usar una expresi6n criolla, "a
pupilo" en nuestras alusiones oratorias mas o
menos sinceras; pero yo creo que hasta cuando
insinceramente se invoque a Marti, es fecunda la
invocaci6n, porque la alusi6n que se trae a la
lengua casi determine de inmediato que en ese
moment sea mejor la conciencia de quienes tales
invocaciones hacen.
,En qu6 nos podemos apoyar? Es en el hom-
bre que nos leg6 nuestro caudal mAximo de pen-
samiento y de orientaci6n pfblica en los momen-
tos de angustias e indecisiones, cuando nos sen-
tiamos trajinados por todo ese cfmulo de doctri-
nas, ideologias y principios contradictorios, y
queriamos apoyarnos en algo que fuera punto se-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


reno de equilibrio, como un legado sagrado al cual
debiamos atenernos en la media en que la evo-
luci6n hist6rica nos lo permitia, y por eso, nos
apoyamos en el fecundo pensamiento de Marti.
(Aplausos).
Por eso, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, yo he querido traer hoy del ideario mar-
tiano, una pdgina, para la cual solicito vuestra
atenci6n, atenci6n que ha de ser cuidadosa, por-
que el estilo de Marti, bien lo sabeis, no es ese
estilo facil y simplista que puede contentarse con
una atenci6n frivola. Es el estilo cuajado de pen-
samientos, es el estilo complicado en sus incisos,
eh sus intenciones y hasta en sus reserves. Es el
estilo en que cada palabra pesa, y yo diria que
hasta la colocaci6n de cada palabra.
Escuchad lo que alguna vez dej6 escrito sobre
lo que debe ser la prensa:
"No es el oficio de la prensa peri6dica informal
ligera o frivolamente sobre los hechos que acae-
cen. Es reseparnos con el mayor cuidado y aten
ci6n. Toca a la prensa encaminar, explicar, ense-
fiar, guiar, dirigir; t6cale examiner los conflicts,
no irritarlos con un juicio apasionado, no encarni-
zarlos con alardes de pasi6n a veces extempord-
nea; t6cale proponer soluciones, madurarlas y
hacerlas faciles; someterlas a consultas y refor-
marlas segfin ellas. T6cale, en fin, establecer y
fundamental ensefianzas si pretend que el pais
la respete, y que conforme a sus servicios y mere-
cimientos la proteja y la honre".
"Tiene la prensa peri6dica altisimas misiones.
Es la una explicar en la paz, y en la lucha, for-
talecer y aconsejar; es la otra, hacer studios de
las grandes necesidades del pais, fundamental sus
mejoras, facilitar asi la obra de la administraci6n
que rige, y ya que tantas graves cuestiones pre-
ocupan en una naci6n que asciende de una situa-
ci6n vacilante y an6mala a la de tierra nueva y
libre, ayuda la prensa peri6dica a los que gobier-
nan, sefialando, presentando y estudiando las
cuestiones que han menester mis series y urgen-
tes reformss.
"La prensa -termina el Ap6stol- no es la
aprobaci6n bondadosa, oida o insultante: es la
prensa proposici6n, studio, examen, consejo".
(Aplausos).
Pues bien, senior Presidente y sefores Repre-
sentantes, hemos venido aqui esta noche a hon-
rar a un peri6dico que ha sabido, a trav6s de
todas sus vicisitudes hist6ricas, que han sido las
vicisitudes de la Repfiblica, mantenerse esencial-
mente fiel a estas consignas de Marti.
No creo que me corresponda a mi, hablando
como hablo en nombre del periodismo cubano, se-
cuestrar lo que acaso debe ser el turno del doctor
German Wolter del Rio, haciendo una evocaci6n
de la historic del peri6dico "El Mundo", pero
acaso me permitdis referirme rdpidamente a los
grandes trazos de su ejecutoria.
Recuerdo el moment dificil de su fundaci6n.
Se liquidaba la colonia; estaba la economic cuba-


na en crisis; se carecia de lideres propiamente
civiles, debidamente acreditados. No teniamos mas
que los nombres gloriosos de la Repfblica. Sobre
los lideres de la civilidad se proyectaban sombras.
Estaba la patria, aquella patria todavia enca-
minada en proyectos, estaba por hacer. Saliamos
del caos fuerte de una guerra, sobrepuestos al
caos deliberado de una larga etapa colonial, hora
dificil, y por eso de acuerdo con ese moment, hay
que meditar en lo que significa la ejecutoria del
peri6dico "El Mundo".
Lo fundan dos hombres que por sus conexiones
con los Estados Unidos, mas de una vez muchos
cubanos agudos y .superficiales los acusan de que
si no serian hombres que estaban un poco influen-
ciados o impregnados de una conciencia extrafia.
Importa ya decir aqui que esos dos hombres,
Rafael Govin y Jos6 Manuel Govin, pertenecian
a una familiar matancera, si no recuerdo mal, que
se vi6 obligada a expatriarse por las circunstan-
cias mismas de la guerra, habiendo logrado en
la expatriaci6n, como suele al hombre bien na-
cido, conservar viva la imagen de su propio suelo,
habiendo logrado centrar en el ejemplo de una
cultural extrafia su imagen de lo que debia ser
la patria.
No cometamos la injusticia de pensar que por-
que Rafael Govin incorpor6 los mejores afios de
su vida a lo que habia en una cultural extranjera,
que por eso le fu6 infiel a la patria en que naci6.
Evidencia en contrario hay de que en todo mo-
mento sigui6 atendiendo a las vicisitudes de la
Repiblica, en un afan generoso de servirla, man-
teniPndose en intimo y estrecho contact con
aquel primo suyo, Jose Manuel Govin, que osten-
siblemente parecia el finico animador de aquella
prensa. Es tal vez hasta una circunstancia afor-
tunada que los fundadores de "El Mundo" hu-
biesen vivido tanto tiempo en los Estados Unidos,
porque nos trajeron lo que habia de ser en defi-
nitiva la formula caracteristica del peri6dico "El
Mundo" al cap.tar aquellas incitaciones de carac-
ter t&cnico, de character periodistico en el sentido
professional de la palabra, que incorporaron al
periodismo cubano, e hicieron que el peri6dico
"El Mundo" estableciera, constituyera escuela in-
mediata. Fue aquella tipografia agil, fue aquella
difusi6n codiciosa de la noticia, un modo sint6-
tico de presentarla ante el pfiblico; fueron aque-
llas amenidades de orden ilustrativo; fue aquel
despliegue, un poco aparatoso del comienzo de
pAginas en colors, etc.; fueron aquellos colum-
nistas, no ya sesudos y filos6ficos y graves, sino
columnistas agiles, incisivos y nerviosos, que re-
flejaban a diario la actualidad cotidiana. Todo
eso fu6 la aportaci6n, la gran innovaci6n de "El
Mundo", en la vida cubana; pero detris de ese
decoro externo, habia un decoro interno que es
lo que constitute su gran peculiaridad.
No estamos aqui celebrando esta noche a un
peri6dico que haya sido simplemente un modelo
de factura material. Estamos celebrando a un
peri6dico que ha sido un modelo de factura
spiritual.







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Ese peri6dico se fund el 11 de abril de 1901;
en el primer afio del siglo y en la primavera del
afio, en el mes de abril. Todavia no es la prima-
vera de la Repfiblica; la Repiblica en aquellos
moments parecia es.tar en esos ifltimos dias
mortecinos del otofio, en que no se sabe qu6 lum-
bres, qu6 luces van a alumbrar nuestro derrotero.
"El Mundo" fu6 el preludio de la Repfblica y
asisti6 a todas aquellas trabajosas consideracio-
nes en que habia tantos moments sombrios en
que parecia que iba a naufragar el ideal repu-
blicano. En aquellos moments en que se cernia
sobre la conciencia cubana, aquella conciencia
orgullosa de haber triunfado en las lides de la
guerra, la sombra de la Enmienda Platt, el pe-
ri6dico "El Mundo" se inicia -on una campafia
vigorosa, con una campafia active y al mismo
tiempo prudent y discreta. En aquellos momen-
tos en que parecia que se iba a ensombrecer el
espiritu cubano, que un hondo derrotismo lo
habria de cubrir, fu6 la voz de "El Mundo" la que
mantuvo enhiesta la gran afirmaci6n de la Joint
Resolution: "El pueblo cubano es y de derecho
debe ser libre e independiente".
Ya fu6 aqu6lla, seiores, una enorme tarea.
Vino la Constituyente del afio 1, vinieron las pri-
meras elecciones; se pas6 por todos aquellos go-
biernos candorosos, y a veces, si cabe la paradoja,
ligeramente maliciados de Estrada Palma; se
plantearon las primeras grandes convulsiones re-
publicanas; vinieron las guerras civiles en que
volvi6 de nuevo a regarse sangre cubana y a en-
sombrecerse su horizonte; y siempre fu6 la voz
de "El Mundo", una voz serena, en la cual se
insistia, como en un ritornelo, en el deber en que
los cubanos estaban de solidaridad; el deber en
que los cubanos estaban de unirse por encima de
todos sus credos, de salvar todas sus peripecias,
y veneer todos esos obstaculos, de veneer todas
sus intransigencias para salvar una cosa sagrada,
que no era de ningun partido, que era de la patria,
que era la historic, la solidaridad y la existencia
de la naci6n.
(Grandes aplausos).
Y asi fu& atravesando "El Mundo" los 50 anos
iniciales de la Repfblica; y asi se enfrent6 con
todas las crisis, con una ilusi6n que a veces pare-
cia de fria independencia, pero que en el fondo
era de noble prudencia; con una preocupaci6n
constant por ser un factor de perduraci6n y de
integraci6n, y no de disoluci6n en la vida cubana.
Asi atraves6 la filtima y mis sombria hasta ahora
-y quiera Dios que la historic no nos tenga re-
servado moments analogos-, con un sentido de
su propio decoro, con una sinceridad en que a su
vez reflejaba el decoro de todos los ciudadanos,
que nos dej6 perdurablemente comprometidos
a 6l.
Este es, sefiores, el peri6dico ejemplar, el pe-
ri6dico de orientaci6n liberal, el peri6dico volca-
do al future y un poco impaciente de la tradici6n
y del pasado. Peri6dico independiente que, fuera
de unos breves moments iniciales de su historic,


no se cas6 jams con ningin partido, porque su
gran partido era la totalidad de los cubanos. Esie
es el peri6dico que acaba de cumplir 50 afios de
existencia, y que vosotros, en un gesto simpatico
-que ahora se ve bien el sentido profundo que
esa palabra tiene- hab6is querido honrar esta
noche; y al hacerlo asi, de una manera generosa
hab6is querido extender este homenaje a toda la
prensa cubana.
En nombre de esa confraternidad periodistica
he venido yo a dejaros oir mi modest palabra,
y no s6 que la prensa haya sido consultada; no
s6 por consiguiente si podr6 realmente hablar en
nombre de toda ella; si mis 25 afios de periodista,
apenas interrumpidos por una breve temporada
de legislator novato, me autorizan a decir por
todos los periodistas de Cuba, su mas profunda
gratitud a la Camara de Representantes.
Os aseguro que todos los peri6dicos: los impre-
sos, los radiales y hasta los televisuales, compar-
ten esa admiraci6n vuestra, ese aprecio que.
hac6is del peri6dico "El Mundo". Todos lo consi-
deramos, no dir6 nuestro padre, porque hay al-
guno que tiene mayor abolengo, pero si nuestro
hermano mayor; y ya que incidentalmente he
aludido a ese,que tiene mayor abolengo, viene a
cuento que os diga que tengo encargo especial del
decano. de la prensa cubana, del "Diario de la
Marina", en cuyas filas me cuento, para testimo-
niar del modo mas vehemente su solidaridad con
este tribute vuestro, su respeto y su afecto fra-
ternal a ese peri6dico "El Mundo", que vosotros
hoy honrdis.
Gracias sefiores Representantes por el estimulo
que este tribute vuestro represent. A veces a la
prensa se le da por cosa natural y conventional,
como el aire que respiramos; nos olvidamos que
hasta esas cosas que parecen incorporadas a la
naturaleza y al tiempo, necesitan tambi6n de los
estimulos, de la calorizaci6n de aqu6llos que estan
en puestos de autoridad y representan, como re-
presenta la prensa cubana, a la opinion piblica.
Pero vosotros, sefiores Representantes, represen-
tdis consignas y mandates afn mas especificos
que los generals de la prensa, y de ahi que vues-
tro testimonio de aprecio tenga tanta importancia.
Legisladores y periodistas se han unido siempre
en una comfn .responsabilidad. Aludi hace unos
moments -y con esto quiero ya terminar- al
moment inminente de honras nacionales que la
Repfblica pide. Estamos en las visperas de la ce-
lebraci6n de su cincuentenario. Vamos a trabajar
todos, sefiores Representantes: Ustedes, los poli-
ticos de la acci6n legislative o ejecutiva; y nos-
otros, los periodistas, los que en algin moment
somos tambien politicos en la mas amplia acep-
ci6n del vocablo, de la "polis", en la letra de
molde; vamos a trabajar porque al confrontar los
50 afios de la Repfiblica y los 50 afios del peri6-
dico "El Mundo", todos podamos, como antes
decia, levantar la frente a la altura del horizonte
y decir: iCuba, bendita seas!
(Grairdes aplausos).







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


Sr. President (Rod6n Alvarez): Sefiores: Se
va a dar lectura al pergamino acordado por la
CAmara y sus lideres, al peri6dico "El Mundo".
(El Oficial de Actas leyendo):
Rep6blica de Cuba.-Cimara de Representantes.-Como tes-.
timonio de reconocimiento y gratitud al peri6dico "El Mundo",
6rgano de expresi6n que honra a Cuba y es orgullo de la
prensa mejor del Continente Americano, este Cuerpo Colegis-
lador, en sesi6n de 16 de abril de 1951, adopt por unani-
midad el acuerdo de ofrendarle una tarja de bronce por haber
logrado alcanzar medio siglo de existencia teniendo como
divisa la defense de la Rep6b.lica y haber estado siempre al
servicio de la Cultura, la Libertad y el Progreso.
Este homenaje se hizo extensive, por acuerdo posterior de
todos los lideres, a la celebraci6n de una sesi6n especial, la
noche del ocho de noviembre del citado afio, con entrega al
Director de "El Mundo", doctor Luis J. Botifoll, del prcsente
pergamino.
La Habana, 8 de noviembre de 1951.-(Fdo.) Dr. Lincoln
Roddn Alvarez, Presidente.-Noel del Pino Perez, Secretario.
-Dr. Guillermo Tapia Fluriach, Secretario.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Sefiores: Cons-
tituye un gran honor para esta Presidencia, cum-
plimentar el acuerdo de todos los lideres de la
Camara, haciendo entrega en este acto, al doctor
Luis Botifoll, director del peri6dico "El Mundo",
de un pergamino, que le ha sido acordado como
homenaje de reconocimiento por la cubanisima
labor desenvuelta en sus cincuenta afios de exis-
tencia, al peri6dico "El Mundo".
S(El senior Presidente, doctor Rod6n Alvarez, entrega ;a
doctor Luis Botifoll, el pergamino).
(Gran ovaci6n).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el doctor German Wolter del Rio, que ostenta
la representaci6n de la empresa del peri6dico "El
Mundo".
Sr. Wolter del Rio (GermAn): Honorable senior
President de la Repfiblica, Excelencias, senior
President del Senado, senior Presidente de la Ca-
mara de Representantes, miembros del Poder Eje-
cutivo, miembros del Poder Judicial, autoridades,
senores Legisladores, seforas y sefores:
Los afios vividos, nos dan en algunas ocasio-
nes, sentido de actualidad, aunque en el caso mio
de esta noche tiene tambien concepts de burlas
y de ironias.
Para cumplir un deber, mAs que por la coac-
tuante circunstancias de la gratitud al honor que
entrafia la solicitud que se me hizo de ocupar
esta, tribune, me veo esta noche en la necesidad
de pretender el desarrollo de energias superiores
a mi capacidad, haci6ndolo en dolorosa funci6n
de sustituci6n, ocupando vuestra atenci6n, con el
ruego, que estoy seguro alcanzard, de vuestra ne-
cesaria y benevola indulgencia, despu6s de haber
hablado el inspirado poeta que es orador; despues
Sde haberlo realizado el literate y el fil6sofo que es
tambi6n maestro en la oratoria; y en sustituci6n
yo, como viejo ex director del peri6dico "El


Mundo", del principle de la tribune cubana, de
Cortina, como el mis antiguo reporter entire los
fundadores de este peri6dico. Parece que para los
viejos, sin que cuente su voluntad, hay algunas
veces, sentido de vigencia.
Yo debo hablar, acaba de anunciarlo el joven
y brillante Presidente de este Cuerpo, a nombre
del peri6dico "El ,Mundo", para agradecer todo
este homenaje; pero pienso, quizis en confusion
mental, por el exceso de ocupaciones que me em-
barga, que tambien debo hablar como lo hizo el
doctor Jorge Mafiach, en nombre de toda la
prensa, la de Cuba, ]a continental, para hacer
present la mis sentida gratitud por este home-
naje.
Reiteradas veces esta noche se ha empleado la
palabra "Homenaje", no un homenaje con la de-
finici6n que le di6 el Rey Sabio hace siete siglos,
sino con un concept distinto al que correspondent
las palabras que no dijo esta noche Jorge Mafiach,
tal vez porque las express en fresco y brillante
articulo publicado esta mariana en el "Diario de
la Marina", y con las palabras que un ilustre
miembro de este Cuerpo, el doctor Bisb6, expre-
sara no hace aun 'iez dias.
Jorge Mafiach, en un brillante articulo publi-
cado en la mariana de hoy en el "Diario de la
Marina" sobre las mujeres ilustres, expuso un
legitimo y duro anatema, para demandar la ne-
cesidad de los homenajes merecidos, observando
que la Sociedad suele presentarse olvidadiza e in-
grata, por lo que es necesario llevar a menudo su
atenci6n al plano de los valores sociales (son pa-
labras de Mafiach), y en generoso y elegant es-
crito del doctor Bisb6 publicado no hace afn diez
dias en este peri6dico "El Mundo", comentando
este homenaje, hable elocuentemente de los es-
timulos al progress colectivo.
Esta noche el doctor Jorge Mafiach esta-bleci6
la relaci6n intima entire la political y la prensa, al
servicio ambas de la democracia, y me hizo re-
cordar el articulo inicial, el primero que, por
serlo, llev6 mi firma, cuando yo asumi la direc-
ci6n de este peri6dico hace mis de veinte afios.
Me hizo recorder el juicio que yo emiti en un
trabajo que titul6 "Un saludo y un programa,
para decir que la prensa es no solamente el
vehiculo o el instrument o el medio del cual se
sirve la opinion piblica para manifestarse, sino
algo mis, algo mas que constitute quizas la fun-
ci6n principal de la prensa: Expresar la opinion
DIblica, crearla cuando no existed; corregirla cuan-
do este equivocada. De las dos grandes fuerzas
creadoras de la personalidad en su mas amplio
concept, para comprender a lo moral y a lo fi-
sico, la educaci6n es mas poderosa que la heren-
cia, al extreme de ser mayor la influencia de la
primera sobre la segunda que la de la herencia
sobre la educaci6n. Y entire los instruments de
educaci6n, la escuela, desde el Kindergarten hasta
la Universidad, el libro, todas las tribunas, la reli-
giosa, la acad6mica, la parlamentaria, la politica-
partidarista, y cualquiera otro, entire todos los
instruments o factors de la educaci6n, ninguno







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


es superior a la prensa, por su constant y diaria
renovaci6n, por su baratura, por sus variados
noticierismo y redacci6n, por la prisa en la que
se vive que impone la lectura sencilla y sintetica,
por el simplismo predominante en todas las
sociedades.
No ya Cuba, el mundo entero ha progresado
extraordinariamente en asuntos de educaci6n, en
esta primera mitad del siglo XX. Yo he visto en
este propio Congreso la evoluci6n del sentido
social del pueblo cubano. He visto aqui en esta
Camara, en su viejo edificio hace mas de 30 afios,
la conduct tolerante y discreta de un parlamen-
tario cubano pidiendo la suspension del debate
del asunto que 1 mismo habia traido a discusi6n,
para evitarle a la Repfblica el sonrojo de expre-
siones equivocadas de parte de los miembros del
Congress que no tenian entonces el suficiente
sentido social para comprenderlo. Ya Cuba tiene
un sentido distinto hoy, del que tuvo de 1900
a 1910.
El mundo entero ha adelantado en ese concep-
to de la opinion pfiblica, pero yo voy a referir a
ustedes tres o cuatro opinions de principles de la
intelectualidad, algunas con mas de media cen-
turia de expresadas, en relaci6n a la opinion piu-
blica europea y americana.
Lamartine, en una ocasi6n solemne en el Con-
greso francs, enfrentindose con Hugo, express
estas palabras: "Debo desafiar la impopularidad
de un dia; la opinion piblica aprecia mas lo que
le deslumbra".
Carlos Arturo Torres, el ensayista famoso de
Hispanoam6rica del cual hablabamos Mafiach y
yo al Presidente de la Camara, a Pastor del Rio,
al doctor Botifoll y a Nfifez Pascual, que en oca-
si6n reciente, escribi6 hace 30 afos estas duras
palabras: la opinion pfiblica suele ser la pasi6n
colectiva o el general extravio; y concebi como
extraordinario, en funci6n de soci6logo, que debia
recoger la verdad, s61o la verdad, dijo estas pa-
labras: "La opinion pfiblica algunas veces se nutre
de mentiras".
Furbano, un brillante-y modesto pensador es-
pafiol, alla por el ano 1918 discurri6 sobre las
formas de manifestaci6n, de creaci6n y de explo-
taci6n de la opinion pfiblica, en su interesante
obra "Inquietud Universal". No es necesario que
yo recoja ahora sus palabras y sus explicaciones
respect a los efectos contrarios a la sociedad en
la formaci6n y el manejo de la opinion. Ni la cita
que hace de aquel pensamiento segfin el cual los
pueblos como los niflos, siempre se quejan con
raz6n aunque ignoren la raz6n por la que se
quejan.
El famoso professor argentino Colmo, dijo con
relaci6n a nuestro Continente y con relaci6n al
mundo entero, hace cerca de 35 .aios, en su bri-
llante obra "Los paises de la America Latina",
cuyas ensefianzas en alguna forma han sido se-
guidas, no voy a mencionarlo, por un just expo-
nente de la mas alta intelectualidad cubana, lo
que debe ser funci6n de la prensa, ilustrar, edu-


car, encaminar, y discurri6 sobre lo que ya en
Cuba hemos logrado en el periodismo, la prepa-
raci6n tecnica necesaria.
El honorable senior Presidente de la Repfblica
que con su presencia prestigia este acto, en la
carta que escribi6 el 11 de abril de este afio al
doctor Botifoll, inteligente director del peri6dico
"El Mundo", para hacerle present su entusiasta
adhesi6n a los actos conmemorativos del cincuen-
tenario de esta publicaci6n, dijo mas o menos
estas palabras: "En los pueblos libres la opinion
public debe ser el mAximo poder del Estado, y
a la prensa corresponde el orientarla".
Aqui en Cuba, en el propio peri6dico "El
Mundo", alrededor del 28 6 30 de octubre de este
afio, el doctor Manuel Bisb6 sefial6 que la buena
prensa no s6lo refleja los estados de opinion sino
que procura incluirlos para que se manifiesten
por el mejor camino no es necesario que yo recoja
sus concepts puesto queconocidos de todos, basta
que diga que los hago mios.
El doctor Mafiach acaba de expresar c6mo la
democracia encuentra su apoyo principal en esas
funciones simultineas y concordantes del politico
y del periodista, y me ha hecho recorder algo que
le oi en 1912 al sehor Fosalba, Ministro del'Uru-
guay en Cuba y que yo tambi6n repeti hace mas
de 20 afios en mi saludo y mi program al asumir
la direcci6n de este peri6dico.,
Hay una extraordinaria semejanza entire el
peri6dico y el partido politico. Fosalba me decia
c6mo en su tierra, en la progresista Uruguay, los
partidos politicos, en el Ilamado tiempo muerto,
tenian actividades de educaci6n colectiva. Me
hacia recorder la famosa definici6n de Gumer-
sindo Azcarate, segin el cual los partidos deben
ser partidos y escuelas, y es en ese sentido donde
yo recojo la extraordinaria semejanza entire el
partido politico y la prensa en relaci6n a la opi-
ni6n pfiblica.
El professor Portell Vild en su interesante libro
con motivo del cincuentenario de "El Mundo" ha
observado con raz6n que la historic de un peri6-
dico modern es la del pais en que se public, y
con sabia generalizaci6n, agreg6 que tambien
del resto del mundo, aunque en forma mis
restringida.
La prensa debe cuidarse de la opinion pfiblica
para manifestarla si ella es acertada, si ella es
legitima, pero debe cuidarse de ella tambi6n, para
modificarla cuando est6 equivocada. Es decir, la
prensa necesita realizar una funci6n previa a la
formaci6n de la opinion, de la propia manera que
el partido politico que se ha definido como el
vehiculo del que se vale la opinion piblica -para
manifestarse, y que en estas democracies nuevas,
hms acertadapmente, que en el mundo entero debe
ser tambi6n escuela, afin de evitar que pueda ser
legitimo el duro anatema de Carlos Octavio
Bunge cuando discurri6 sobre "ridiculas parodias
de. democracia".
Mis palabras de esta noche deben circunscri-
birse a expresar la gratitud del peri6dico "El








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Mundo" y de toda la prensa cubana, por este
hoinenaje; pero yo tambi6n quiero imitar al doc-
tor Mafiach, para hacer buena una vez mas, just
y exacta la expresi6n de aquel *hijo del Caribe
que dijo que Marti era el proveedor de ideales de
toda la humanidad. Yo tambi6n quiero leer unos
parrafos de Marti, con relaci6n a la prensa, que
por fortune para mi no son los que fueron leidos
por el doctor Mafiach; y quiero leerlos por su sa-
biduria, y porque los he vivido, en mas de una
ocasi6n, entire ellas, cuando hace 20 afios los que
componiamos el cuerpo de redacci6n de "El Mun-
do" acordamos que cada uno de nosotros el 28
de enero, como homenaje a Marti, escribiera un
articulo estudiando algfn aspect del Maestro.
Disert6 en esa oportunidad sobre un tema-que ya
anteriormente hace unos 30 afios, habia yo tra-
tado en una fiesta celebrada en el local, en esta
ciudad de La Habana, de laCruz Roja Cubana
sobre el que nadie hasta esa fecha, habia discu-
rrido, studio realizado por mi con un intervalo el
primero sobre el segundo, de dos lustros y que
en trabajos posteriores sobre el mismo asunto de
otras personas, fueron silenciados.
Yo tuve el honor en aquella oportunidad en el
peri6dico "El Mundo", como director, de escribir
un articulo, "Marti Economista"; Enrique Palo-
mares, ya desaparecido, titul6 a su trabajo inte-
resante "Lo que las Mujeres esperan de Marti";
Gustavo Rey escribi6 un brillante articulo, "Marti
hombre de fe". iHombre de fe! Nos hacia recor-
dar a Rod6,- cuando con amargura infinite, habl6
de un siglo en el que se esta perdiendo la fe, y
sin embargo, se conserve y se aumenta el dolor.
Miguel de Marcos, mi amigo tambi6n entrafia-
ble, pluma feliz, escribi6 "Marti periodista". En
ese trabajo recogi6 la fundaci6n de "La Patria
Libre", por Marti, con el primero y linico nfime-
ro de ese peri6dico en enero de 1869. V6ase que
Marti a los 16 afios fundaba un peri6dico en La
Habana con el titulo de "Patria Libre" y que
afios despues, en 1892, en New York, habria de
fundarlo tan solo con el nombre de "Patria". En
el trabajo que vengo comentando tuvo la suerte
Miguel de Marcos de intercalar los parrafos de
unos Apuntes de Marti que guardaba Gonzalo de
Quesada, esos apuntes felices que ya se estan
publicando, y ese trabajo de Marti, sencillo, pre-
cioso, complete, es el que quiero leer a ustedes, y
esa vieja pagina de "El Mundo", la traigo aqui
en mi bolsillo.
El credo periodistico de Marti es el siguiente:
"Que no haya una manifestaci6n de la vida, cuyos
diaries accidents no sorprenda al diarista; eso es
hacer un buen diario. Decir lo que a todos con-
viene, y no dejar de decir nada que a alguien
pueda convenir. Que todos encuentren en el diario
lo que pueden necesitar saber. Y decirlo con len-
guaje especial para cada especie: escribiendo en
t6dos los g6neros, menos en el fastidioso, desde-
fiando lo infitil y atendiendo siempre lo fltil ele-
gantemente. El peri6dico ha de estar siempre
como los correos antiguos, en el caballo enjaeza-
do, la fusta en la mano, y la espuela en el tac6n.
Al menor accident, debe saltar s6bre la silla,


sacudir la fusta, y echar a escape el caballo para
salir pronto y para que nadie llegue antes que 6l.
Debe, extractando en libros, facilitar su lectura
a los pobres de tiempo o de voluntad o de dinero.
Hacer asistir a los teatros, como sentados en c6-
moda butaca que este afecto hace una lineada y
juiciosa revista, a los pobres y a los perezosos.
Debe desobedecer los apetitos del bien personal,
y tender imparcialmente al bien pfblico. Debe
ser coqueta para seducir, catedratico para expli-
car, fil6sofo para mejorar, pilluelo para penetrar,
guerrero para combatir. Debe ser fltil, sano, ele-
gante, oportuno, saliente. En cada articulo debe
verse la mano enguantada que lo describe, y los
labios sin mancha que lo dictan. No hay cetro
miejor que un buen peri6dico".
VWase como Marti en las palabras iniciales del
rnrrafo que acabo de leer contempla la funci6n
informative o noticiera de la prens.a, que es s61o
una de las que debe ejercitar, funci6n informative
o noticiera que estableciendo tal vez un sistema
nuevo en Cuba caracteriz6 el peri6dico "El Mun-
do" en 1901, pero funci6n noticiera dikcreta y
que fu6 distinta a aquella que llev6 a Pompeyo
Gener hace medio siglo a hablar de "Literaturas
Malsanas".
Deberia comentar cada oraci6n de este parrafo
de Marti, en el que aparece la norma de desobe-
diencia a los apetitos del bien personal para la
atenci6n imparcial del bien pfblico; lo que en este
propio peri6dico "El Mundo" y con relaci6n a
este homenaje express Bisb6 hace apenas diez
dias, la afirmaci6n de que es buena emoresa pe-
riodistica la que permit hacer periodismo, es
decir, que se debe evitar la lucha entire la emoresa
y la redacci6n, luchas en las que siemDre sufre el
ideal y que por fortune no se produce actual-
mente en Cuba.
Este es en resume, el credo periodistico de
Marti.
He leido con extraordinaria devoci6n, porque
los he sufrido, los cuatro renglones que Marti,
desde New York, escribi6 a Jos6 Dolores Poyo en
Cayo Hueso cuando este iltimo fund el peri6-
dico "El Yara". Me acuerdo de los dias dificiles
en Cuba al final del afio 1920, en cuya 6boca, para
honor mio, yo era miembro de esta Camara. En
el archivo de este Cuerpo Colegislador debe en-
contrarse la enmienda que yo present al Proyec-
to de Ley procedente del Senado, sobre liquida-
ci6n bancaria, enmienda que es una copia en papel
carbon del informed que a presencia de various com-
pafieros y despu6s de haberme oido, me pidi6 el
Embajador Crowder en el Minnesotta, cuando
existia la Enmienda Platt, y cuando, con sentido
de realidad, yo queria servir a mi patria, recor-
dando las palabras de Marti: "La naci6n ameri-
cana es grande y poderosa y su enemistad no es
cuerdo fomentar; es una naci6n de la que, con el
decoro firme -decoro firme, subrayo- y la sa-
gaz independencia, es ftil y no impossible ser
amigos".
Recuerdo aquellos dias finales de octubre de
1920, cuando el crack bancario llev6 a la ruina a








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


mis de una familiar cubana. Recuerdo que en un
peri6dico que fundamos Ruy de Lugo Vifia, Mi-
guel Mariano G6mez, Ram6n Vasconcelos y yo,
titulado "El Cuarto Poder", del que era director,
producido ya el pAnico de la mafiana -he dicho
bien, el pAnico-, porque la crisis cubana de 1920
fu6 mas consecuencia de inmovilidad, de dificial
liquidabilidad del active de los bancos, que pobre-
za de los bancos mismos, habiendo decidido sacar
aquel mismo dia como lo hicimos, un nfmero ex-
traordinario, al atardecer, con Enrique Gay Cal-
b6, en mi autom6vil particular, no ya en el que
estaba al servicio del peri6dico, salimos a repar-
tir ese nulmero especial extraordinario que 61 y
yo, Gay Calb6 y yo, casi exclusivamente, habia-
mos escrito, pretendiendo enfrentarnos con aquel
fen6meno de panico, porque entonces ya sabia-
mos que en todo problema econ6mico hay que
tender a cuatro factors: El econ6mico, el poli-
tico, el monetario, y, principalmente, muchas
veces, el factor psicol6gico.
Pues bien, sefiores: cuAl seria mi dolor y c6mo
habre meditado al leer las palabras de Marti a
Poyo, que voy a repetir a ustedes, cuando recuer-
de que en aquel autom6vil, escondido, tal vez con
cierta probable pena de mostrarnos valientemen-
te al pfiblico, yo oi cuando un ben&volo y active
linotipista del peri6dico -los arist6cratas de la
parte material de la prensa- con extraordinario
afecto y con un caracterizado sentido de solidari-
dad, llevaba en sus hombros las porciones de
ejemplares para repartirlos en los puestos, y oi
repito, que al pregonado por el linotipista amigo,
el asunto determinante de ese nfmer6 extraordi-
nario, una voz extrafia, ajena a los otros, no mi-
serable, no criminal, una voz falta de sed, hija
de la ignorancia, decia: "No lo compren, que
deben estar pagados por los bancos".
ZLa opinion pflblica... ?
Oid las palabras de Marti:
"S61o quien sabe de peri6dicos, y de lo costoso
del desinteres, puede estimar de veras la energia,
la tenacidad, los sacrificios, la prudencia, la fuer-


za de caracter que revela la aparici6n de un
diario honrado y libre en una ciudad ambulante
e insegura, en un cayo de arena. Se piensa en el
luchador que, cubierto de polvo, se alza del golpe
que pareci6 mortal, y acomete con mas fuerza y
bravura".
Sefiores: Reitero nuestra gratitud en nombre
del peri6dico "El Mundo", de su director el doc-
tor Luis Botifoll, de la empresa que representan
los sefiores Barletta. Doy las gracias en nombre
de los que en 6pocas pasadas nos honramos en el
trabajo de este peri6dico; doy las gracias en nom-
bre de toda la prensa cubana que s61o para elogio
de la misma permit que se recuerden las pala-
bras de Zurbano cuando, despues de alabar la
fuerza extraordinaria que significa la prensa,
pregunta: Qu6 hace la Sociedad, que intervene
en los products del consume y que sin embargo
deja paso libre a la prensa, que tanto bien o tanto
mal puede realizar?, como lo ha dicho esta noche
elocuentemente el doctor J6rge Mafiach, segfin
que cumpla o no con su funci6n. Para fortune
nuestra, y en justificaci6n del progress de Cuba,
just es que recordemos que aquella terap6utica
social recomendada por Colmo en aquel libro que
ya cit6, de hace mas de treinta afios, es una rea-
lidad en nuestra patria al exigirse la preparaci6n
tecnica para la realizaci6n, para el ejercicio del
periodismo.
Sefores: Hagamos votos por la mas fiel obser-
vancia de las palabras del Maestro, para que la
prensa no sea ni simple vehiculo de noticias, ni
mera servidora de intereses, ni mero desahogo de
imaginaci6n exuberante; hagamos votos porque
en Cuba se pueda siempre dedir con absolute le-
gitimidad, lo que hace ya mis de medio siglo
afirm6 el Padre de nuestra patria:
"No hay cetro mejor que un buen peri6dico".
(Grandes y prolongados aplausos).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Se levanta la
sesi6n.
(Eran las 11.00 p.m.).


-~~-~


12 .




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs