Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01716
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01716
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


CAMERA


Dr


DE LA


SESIONES


DE REPRESENTANTES


VIGESIMO SEGUNDO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE


VOL. LXXXV.


LA HABANA


NUMERO 22


SESSION ORDINARIA DE 1 DE DICIEMBRE DE 1948
PresidentesSr. Sergio Megias P6rez
'Sr. Lincoln Rod6n Alvarez
Sr. Noel del Pino Perez
Secretaries: ,
Sr. Alfredo Valdes Lopez

S U M A R 1 0
SUMARIO:
Se comprueba el qu6rum.--Responden al pase de lista setenta y site sefiores Representantes.-Se
lee y aprueba el Acta de la sesi6n de fecha treinta de noviembre pr6ximo pasado.-El Sr. Del
Rio propone y se acuerda que el senior Presidente de la Camara en su viaje a Washington sea
portador de un Mensaie de salutaci6n y simpatia a los sefiores Representantes y al Pueblo de
'los Estados UnidoS. El Sr. Curti hace energica protesta por el articulo fitulado "Congreso
Incapaz y Patria en Quiebra", de la Revista "Carieles". Hacen manifestaciones apoyando al
Sr. Curti los lideres de los Partidos Politicos. Igualmente el Sr. Rod6n en su carter ,de
President del Cuerpo.-Se unen a la protest los Sres. Masferrer, Mora y Casas.-El Sr. Anibal
Escalante contest conceptos vertidos por el Sr. Rolando Masferrer.-Se acuerda ofrecer a los
Directores de Peri6dicos informaci6n detallada de la labor realizada por la Camara y ofrecer
al Pais al terminar la legislature, un resume de los irabajos efectuados. Lectura y pase a
Comisiones de Proposiciones de Ley.-Lectura de Dictimenes.-Se lee y pone a discusi6n el
Proyecto de Ley denominado "Ley de los Tribunales de Trabalo".-El Sr. Suarez Rivas explica
la actuaci6n de la Comisi6n de Trabajo y Reformas Sociales en la redacci6n del Proyecio.-
Lsctura de Enmiendas.-Sometido a votaci6n el Dictamen y Proyecto emiten sus votos a favor
sesenta y siete sefiores Representantes.-No recae acuerdo por falta de qu6rum.-La Presidencia
levanta la sesi6n siendo las site y diecisiete minutes p. m.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sr. President (Megias P6rez): Se va a compro-
bar el qu6rum.
(Eran las 4 p. m.)
(El Oficial comienza el pase de lista.)
Sr. President (Megias P6rez): ,Falta alguin se-
for Representante por contestar al pase de lista?
(Silencio.)
Han contestado al pase de list setenta y site
senores Representantes.
Respondierdn al pase de lista los Representantes se-
fiores: Adin, Aguilera, Alonso Alvarez, Alvarez Recio,
Alvarez Rodriguez, Ara, Aragon6s, Arenal, Benitez Que-
vedo, Bisbe, Bohorques, Busto, Cabrera, Caiiias (A.),
Camacho, Camejo, Canut, Carbonell, Casas, Collado, Co-
Ilot, Cremata, Cruz Chiner, Curti, Cusid6, Diaz Ortega,
Escalante, Escobar, Fernandez Martinez, Figueras, Flei-
tes, Galeote, Garcia Gall6, Garcia Montes, G6mez Quin-
tero, Grau Agiiero, Guas, Guerrero, Hernandez de la
Barca, Illas, Izaguirre, L6pez Deustua, L6pez Lourido,
L6pez Llorens, Marti, Martin, Martinez'Tapia, Masferrer,
Mora, Nibot, Nufiez, Ordoqui, Pardo Jimenez, Pefia, P6-
rez Carrillo, Perez Espin6s, Pino Martinez, Puentes,
Quincosa, Regalado, Remedios, Rio, Rodriguez Cartas,
Rosales, Sanchez Perez, Serrano, Soldevilla, Suarez Ri-
vas, Suri, Tapia, Tejeda, Urquiaga, Villa, Rod6n Alva-
rez, Megias Perez, Noel del Pino Perez y Alfredo Vald6s
L6pez.
Hay qu6rum. Se abre la sesi6n.
(Eran las 4 y 15 p..m.)
Sr. President (Megias P6rez): Se va a dar lec-
tura al Acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas lee el Acta de la sesi6n celebrada
con fecha 30 de noviembre de 1948.)
Se aprueba el Acta?
(Sefiales afirmativas.)
Aprobada.
Se va a dar cuenta con las Proposiciones de Ley.
(El Oficial de Actas lee.)
Sr. Del Rio (Pastor): Pido la palabra sobre el
Acta.
Sr. President (Megias P6rez): El Acta ha sido
aprobada ya.
Sr. Del Rio (Pastor): Precisamente. Es a uno
de sus extremes a lo que quiero referirnie.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Pastor del Rio.
Sr. Del Rio (Pastor): Debo aprovechar -y apro-
vecho- la circunstancia de que en este moment
no presida la sesi6n el Dr. Lincoln Rod6n, porque
a su persona y al viaje que ha de dar a Washing-
ton voy a referirme: Anoche, cuando el distingui-
do Representante por la Provincia de Oriente hubo
de solicitar que se le concediera la necesaria auto-


rizaci6n para salir del territorio national, en su
viaje a Norteamerica, la Camara se encontraba en
un instant de complicada y dificil situaci6n: diez
compafieros en espera de que les llegase su turno
para explicar sus votos en torno a la iniciativa de-
batida, y el lider del Partido Ortodoxo anunciin-
donos que tenia urgencia de informarnos sobre una
cuesti6n gravisima y trascendente, de insoslayable
importancia national.
No hay duda que estariamos en lo cierto si afir-
maramos que todos hemos visto con plena simpatia
el nombramiento del Dr. Lincoln Rod6n, como
figure integrante de la Comisi6n Nacional que ha
de acompafiar a nuestro Primer Magistrado Civil
en su pr6ximo viaje para entrevistarse con el Pre-
sidente Truman y corresponder a la honrosa invi-
taci6n que este le dirigiera. Es una distinci6n que
debe ser sinceramente estimada, y aunque son
visible sus merecimientos personales, debe ser
agradecida con amplio sentido colectivo.
De manera general, y en ocasiones, de un modo
precipitado, solemos otorgar delegaciones, formu-
lar protests y remitir cables y comunicaciones,
relacionados con el desenvolvimiento de la vida
international. Parece que esta vez, y de modo in-
aplazable, estamos obligados a producer un Men-
saje y a determinar una excepcional delegaci6n:
Propongo que la Camara acuerde remitir un salu-
do de cordial simpatia y de solidaridad spiritual
al Pueblo y a la Cimara de Representantes de los
Estados Unidos del Norte y otro al Consejo de la
Uni6n Panamericana, y que de esos Mensajes sea
portador el joven combatiente que actualmente
nos preside.
Sr. President (Megias P6rez): ,Acuerda la Ca-
mara el envio del Mensaje, y por el conduct que
propone el Dr. Pastor de Rio?
(Sefales afirmativas.)
Aprobado.
Sr. Curti (Segundo): Sefior Presidente, pido la
palabra para un information.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Curti para una informaci6n.
Sr. Curti (Segundo): Sefior Presidente y seiores
Representantes: El que habla, a traves de su mo-
desta carrera political ha sido un profundo y fiel
observador del respeto que en una democracia
como la cubana se debe a la Prensa de nuestro
pais. Y hoy, al leer la Revista Carteles, distingui-
da en mAs de un aspect dentro del conglomerado
de la Prensa cubana, se ha visto, como congresis-
ta, profundamente contrariado al leer el editorial
de ]a misma.
El articulo en cuesti6n se intitula: "Congreso
incapaz y Patria en quiebra."
Por el respeto, repito, que merece la Prensa de
nuestro pais, nosotros los congresistas debemos
atenernos a la critical sana y elevada que se pueda
hacer de nuestra actuaci6n dentro de la magistra-
tura que ostentamos. Pero seria, por otra parte,
no ser files int6rpretes de esa magistratura que


- ----- =--- -----"L----d----- ~ -~---- -__-


2








DIARIO DE :-S.cuN LS DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


o,tentamos en nombre del pueblo de Cuba, si ante
ataque de esta naturaleza no respondi6semos como
se merecen.
Entre otras cosas dice el editorial de la Revista:
"El Congreso, dia a dia acusa mayor elementalidad,
y lo que ha venido ganando en numero, en densi-
dad de miembros, lo ha estado perdiendo en presti-
gio, en eficacia, en altiras, o, en otras palabras, en
calidad."
"Es un Congreso hiperir6fico, inoperante, que no
solo no legisla con afan de acierto, sino que astor
ba, imposibilita y pone trabas -sin mas objetivos
que el inter6s propio de la mayoria de sus integran-
tes- a toda labor administrative, invadiendo los
Ministerios, jams en busca de orientaciones para
promover un program legislative, sino en busca
de cargos, de) nombramientos o de creditos.
"Por much que el Ejecutivo procure la discu-
si6n y aprobaci6n de leyes que le sirvan para des-
arrollar una political de buen gobierno, el Congreso,
como dijimos antes, o no las votarA, o, si las vota,
las viciarA de origen, como ha ocurrido siempre,
infiltrandoles el veneno demag6gico o colgandoles
coletillas que abran margenes al prebendaje y al
privilegio."
En otro de sus parrafos, habla de este modo:
"Mientras subsista semejante estado de cosas (y
esta de mas decir que no excluye a nadie, como si
acaso Miguel Coyula, no hubiera estado, para sar-
casmo, colaborando en esa Revista, y no hubiera
firmado la Carta Magna de 1940, dice) mientras
una nueva Constituci6n votada por los hombres
mas capaces y representatives de Cuba -y no por
los politiquillos y demagogos que se impusieron en
la del 40- no se promulgue, para ractificar tantos
yerros, no habri manera de que pueda refrenarse
nuestra march acelerada hacia el abismo. El daio
que la improvisaci6n y la estulticia le han hecho
a Cuba, legislando desdie el Congreso, es casi irre-
parable. Cualquier Ley, por destructive y perni-
ciosa que en la prActica demuestre ser, no hay
modo de anularla; y ahi permaneceri enquistada,
en el organism national, sin que haya fuerza hu-
mana que la revoque."
Sr. Escalante (Anibal) (interrumpiendo): Sefior
President, pido la palabra.
Sr. President (Megias P6rez): En su oportuni-
dad, antes la tiene solicitada el Sr. Suarez Rivas.
Continfia en el uso de la palabra el Sr. Curti.
Sr. Curti (Segundo): Esto ha dicho en su edito-
rial de hoy la Revista Carteles.
Yo protest, como cubano que ha venido, a tra-
ves de una just limpia y decorosa a ocupar un
escaflo en la Camara de mi pais, contra las pala-
bras que por conduct de su Editorial dice el Di-
rector de la Revista, Sr. Quilez.
Tal parece que la eavidia -porque el Sr. Quilez
quiso venir aqui en una oportunidad y no lo lo-
gr6-, lo ha llevado a ordenar que se digan estas
cosas, que no son ya contrarias al Parlamento cu-
bano, sino al propio coraz6n del pueblo que nos
ha' elegido, que va, segfin uno de sus parrafos,
inclusive, en contra de nuestras instituciones, por-


(que esta apuntando la destrucci6n de nuestra Carta
Fundamental, uno de cuyos maximos guardianes
tiene que ser el Parlamento Cubano.
Protesto ante la Camara de mi pais de seme-
jante fraseologia. Quisiera que la Camara rec6-
giera estas expresiones, y que la protest no s61o
sean mis palabras, sino una acci6n conjunta,.con-
creta y definida, contra ese Editorial.
Sr. Presidenie (Megias Perez): Tiene la palabra
el Sr. Suarez Rivas.
Sr. SuArez Rivas (Jos6): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Momentos antes de entrar
en la sesi6n cambiaba impresiones, por haber sido
el primero de los lideres en llegar al despacho del
senior Presidente, con el compafiero lider del Par-
tido Revolucionario Cubano, Aut6ntico, Sr. Segun-
do Curti, en relaci6n con el editorial publicado en
la Revista Carteles. Y, yo le decia, que yo esti-
maba que este joven Congreso -como lo llamo
muy bien el Sr. Lincoln Rod6n- es un Congreso
lleno de prestigio, que en el corto tiempo en que
hemos estado actuando ha desarrollado una labor
eficaz. Tal vez habremos lesionado algunos inte-
reses, los eternos intereses de la vida humana;
pero, en terminos generals, este Congreso tiene
todo su prestigio y una actuaci6n proba, honrada
y decent.
Lamentabamos much que un senior, que hace
pocos dias, acompafiado del Bloque Cubano de
Prensa, Sr. Alfredo Quilez, que nos visitara por
esa misma raz6n, y para pedirnos una legislaci6n
especial para los peri6dicos, despu6s de esa visit,
y de cantarnos en el seno de la reunion de lideres
loas en ese sentido, se aparezca con ese escrito a
decir cosas -que yo dudo much que haya sido
escrito por el Sr. Quilez, pues me luce mis bien,
por su redacci6'n y estilo la pluma de un gran pe-
riodista del Partido Liberal, la del Sr. Arturo Al-
fonso Rosell6, pues no lo creo capaz de escribir ese
articulo- a decir cosas completamente opuestas.
Nosotros, en aquella oportunidad, atendimos al
Bloque Cubano de Prensa, que nos pidi6 una cosa
que 61 mismo combat en ese articulo: una legis-
laci6n especial para los periodistas; y tambi6n nos
llam6 la atenci6n, a esta Camara joven, en el sen-
tido de que tuvi6ramos much cuidado con una
legislaci6n presentada, aqui, que podia mermar
derechos adquiridos y ciertas facultades que tiene
el Ilamado Bloque Cubano de Prensa.
En esa oportunidad, le contestamos todos los
lideres politicos con alteza de miras, cual era el
comportamiento de esta Camara, saliendo muy sa-
tisfechos de nuestra actuaci6n.
Lamento much el particular, y mi Partido, y
el bloque camera que lo represent, protestan de
esas declaraciones del Sr. Alfredo Quilez. Estima-
mos que 61 es un amargado y un disgustado. El
trat6, tambi6n, una vez, dentro de las paginas de
esa propia Revista, de former un Partido Politico,
por medio de un survey, lo cual result un verda-
dero fracaso, ya que proponia dentro de esa orga-
nizaci6n un regimen corporativo muy similar al
fascista del italiano Mussolini, per suerte ya des-
aparecido del mundo.








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Entendemos que debemos protestar energica-
mente de esas declaraciones.
La Prensa debe tener un sentido de responsabi-
lidad Irente a organizaciones de la naturaleza de
la nuestra, y aunque con ello sintamos a veces
profundo desprecio, debemnos, al igual que dijera
un poeta -como Pastor del Rio-: "aunque los
perros ladren la caravana pasa, pasa.... sigue cami-
nando hacia Bel6n."

Sr. Presidenie (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Lincoln Rod6n.
Yo quisiera informar a los sefiores Representan-
tes, que se han tornado los nombres de todos los
que han hecho solicitud de la palabra y se le ira
concediendo en el orden correspondiente.

Tiene la palabra el Sr. Lincoln Rod6n.
Sr. Rod6n Alvarez (Lincoln): Sefior Presidente
y sefiores Representantes: A nombre de la CfAma-
ra de Representantes, como Presidente del Cuerpo,
quiero contestar por esta tribune, la tribune del
pueblo de Cuba, a un 6rgano de opinion de nues-
tro pals.
De humans es equivocarse. La Revista Carte-
les, en relaci6n, no con el criterio democratic de
nuestro pais, sino con la corriente mundial ya su-
fri6 una enorme equivocaci6n --la vimos en el
numero anterior- dando por triunfador a un can-
didato a la Presidencia de los Estadbs Unidos de
Norteamerica, que no quiso el pueblo americano
que triunfara. Al igual que se equivoc6 en la po-
litica americana, de nuevo se equivoc6, yerra y
no dice la verdad en sus afirmaciones en cuanto
al Congress cubano.
De nada vale que el Poder Ejecutivo reclamase,
incluso a trav6s de un Mensaje bien sustanciado,
la promulgaci6n de leyes, pues la Camara puede
contestar que todas las Leyes pedidas en el Men-
saje del Honorable senor Presidente de la Repiu-
blica, que estaban pendientes de studio y apro-
baci6n por la Camara, desde el 10 de .actubre, 'se
encuentran en la forma siguiente: aprobadas por
la Camara y en el Senado todas, con excepcion de
las dos a que voy a referirme: Tribunales de Tra.-
bajo, que esta hoy en el Orden del Dia, y Banca
Nacional, que corresponde al Senado de la Repu-
blica, y esta estudiandola; por lo tanto la Camara
no puede conocer de ella. Todas las demas han
sido aprobadas por la Camara de Representantes.
Estos son hechos, son verdades indiscutibles, y
yo invito a la Revista Carteles y a toda Ja Prensa
de Cuba a que venga a la Camara a ver los tra-
bajos realizados y comprobar si lo que esta afir-
mando la Presidencia no es cierto.
Ademas, no valdra razonamiento alguno, bien
o mal intencionado, para variar la political de cor-
dialidad, de compenetracion y de trabajo coordi-
nado entire el Poder Ejecutivo y el Poder Legis-
lativo.
Mientras la presidencia de la Camara de Repre-
sentantes est6 en manos de quien habla, la Presi
dencia seguira entendiendo, porque tiene un con-
cepto claro y cabal de su responsabilidad, que estos


dos poderes tienen que trabajar coordinadamente
al servicio de la Republica.
La mayoria Autentica y Republicana, bajo la
presidencia de este humilde Representante, man-
tendrd a pesar de todos los obstaculos, la linea
mas estrecha de colaboraci6n y compenetraci6n
con el actual Poder Ejecutivo.
Yo no quiero calificar las injustas manifestacio-
nes de la Revista Carteles. Cada uno, dentro de
nuestro sistema democratic de libertad de pensa-
miento, puede injuiciar los I'I i.... a su manera.
Ahora bien, yo si puedo, a nombre de esa propia
libertad, que defiendo y mantengo desde el cargo
que ostento, invitar a que la Prensa de mi pais,
a la cual respeto, pero que debe respetar a este
Poder, venga aqui, donde tiene a su disposici6n
desde el cinco de octubre filtimo, todas las faci-
lidades para analizar la labor de todos y cada uno
de los Representantes.
Que vayan a la Pagaduria, a ver que se ha hecho
con el dinero; que vayan a las Comisiones, a ver
lo que hba trabaj ado cada una de ellas, y que vengan
al DIARIO DE SESIONES a ver cuiles han sido
las leyes que ha tratado el Congreso. Que vengan
a ver c6mo se ha desenvuelto la administraci6n
internal de la CAmara, que analicen cada una de
las leyes.
Yo le pido a la Prensa de mi pais, que venga
aqui con la responsabilidad que tiene de orientar
a este Cuerpo y a la opinion general, no de lle-
varlos por senderos equivocados con pasiones mal-
sanas e intereses mezquinos. La Presidencia esta
dispuesta a responder con su vida y con su honor
de la integridad de esta joven Camara.
Vine a ella por la obra del destiny, pero mi buen
nombre y mi prestigio nunca lo manchara ni la
Prensa ni hombre alguno en este pais. Podre per-
der la vida; pero no la posici6n de honor y de
prestigio que en veinte afios de actividades he
podido sostener.
Yo puedo responderle aqui a todos los periodis-
tas sobre lo que ha hecho esta Camara de Repre-
sentantes desde el cinco de octubre. ,Y pueden
decir igual todos los 6rganos de publicidad? Vamos
a ir al gran tribunal de la opinion piblica.
Yo acepto y justifico las debilidades humanas;
me abroquelo en mi entereza de caracter; yo si se
sufrir, a mi no me subyugan las riquezas ni las
grandes posiciones, la humildad mia es la que me
enaltece y me engrandece.
Yo puedo informar a la Camara, a todos los se-
nores Representantes y al Pueblo de Cuba, lo que
hemos hecho en sesenta dias de labor. Fui a una
estaci6n'de radio, y alli lo dije y aqui lo repito:
que no ha habido una Camara mas honest, mas
trabajadora que la actual, ni ha habido un Presi-
dente de la Camara que haya llevado con mas
honestidad el cargo que este humilde Represen-
tante; que no ha obtenido esta posici6n para nin-
grin beneficio personal, que ha puesto en ella la
contribuci6n de su salud y ha llevado a la CAmara
a una labor efectiva de beneficio public. No como
anteriormente, en que las Leyes estaban durmien-
do el suefio eterno, tanto en la Camara como en
el Senado.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5
i l l l l i l ir 1, .1 m ,|II I I U


Se da el caso siguiente, por ejemplo: quinientos
mil cubanos que estaban en peligro de que que-
dara anulada una Ley de retire azucarero, a tra-
v6s de un recurso de inconstitucionalidad y que
se quedaran sin ese retire, que garantizaba un
Decreto al margen de la Constituci6n, han recibi-
do el beneficio de esa Ley que aprob6 esta Camara
para tranquilidad de esos obreros.
No se ha aprobado en la CAmara ninguna ley
de beneficio particular. Que se analicen todas y
cada una para que se vea c6mo la Camara ha res-
petado los intereses generals de la Rep6blica, o
'de una case muy respectable de ella, que ha nece-
sitado el amparo del Poder Legislativo.
Yo espero, por el honor de la Prensa de mi pais,
que vangan aqui a analizar el DIARIO DE SE-
SIONES, y que vayan a ver la labor de las Comi-
siones, que se revisen en la Gaceta Oficial todas
las leyes que han sido aprobadas, para que lo digan
a la opinion .pblica. Y yo invito a los periodistas
a analizar conmigo toda la cuesti6n interior de esta
Camara,
Soy human, soy comprensivo; pero no se pue-
den poner la tinica inmaculada los que son igua-
les a los demasten vicies y en cualidades.
Se nos pidi6 -ha poco-- por el Bloque Cubano
de Prensa que lo eximi6ramos de todos los impues-
tos, por estimar que las empresas que ellos repre-
sentan no pueden sufragar tales impuestos, y es
just que por la industrial que ellos representan :;e
permit la divulgaci6n del pensamiento con ma-
yor facilidad. Nuestra Presidencia ofreci6 todo :;u
concurso, porque lo estimaba just; pero s61loCris-
to recibi6 una bofetada y puso la otra mejilla...
Los hombres que tenemos coraje, que no tenemos
nada de santos, que hemos bregado en la vida
dura, y que conocemos a nuestro pueblo, no pode-
mos tolerar mansamente las injusticias.
Yo digo, por mi mismo, a nombre de la Camara,
que Carteles ha de mandar aqui a investigar, ha
de aclarar los particulares, o la Cdanara de Re-
presentantes, recabando el concurso del Congreso
y del Poder Ejeuctivo, dando todas las libertades
-y no como amenaza, sino como imperio de la
verdad y de la justicia- ha de tomar medidas,
porque la calumnia no es possible tolerarla, cuan-
do ella, mas que en detrimento de un Cuerpo, va
en detrimento de un pueblo, ya que tales mani-
festaciones no van en detriment solo de este Con-
greso; van a desorientar al pueblo de Cuba; y la
Prensa tiene como misi6n fundamental orientar
hacia el bien, hacia el mejoramiento, y eso Io esta
hacienda la Camara y el Gobierno actual.
Yo no miro al pasado en sus errors; lo dije al
tomar posesi6n de la Presidencia; se lo dije a los
que podian estimarse adversaries mios en las filas
Aut6nticas y Republicanas; que el pasado no me
interesaba en lo absolute; que ponia un velo s;obre
el pasado, con tal de que mi pais lograra un mejor
porvenir. Lo he cumplido, hasta la fecha, a inte-
gridad. El Gobierno del actual Presidente de aI
Repfblica ha tratado de acertar -y asi lo entien-
de la opinion public en su gran intuici6n.
Yo quiero terminar; debo terminar, y reitero la
solicitud a la Prensa de mi pais, que venga a ana-


lizar todo lo que se ha hecho desde el cinco de
octubre hasta esta fecha por esta joven Camara
deRepresentantes. Carteles--ha faltado a la ver-
dad; ha calumniado al Congreso, y no se honra
asi a una instituci6n qu6 quiere orientar al pais.
Nosotros, compafieros, sigamos adelante. Nues-
tro deber esta por encima de las pequefieces hu-
manas. Muchas gracias.
(Aplausos.)
Sr. Presidenfe (Megias Perez): Tiene la palabra
el Sr. Bisbe.
Sr. Bisb6 (Manuel): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Muy brevemente, para situar la
posici6n del Comit6 Cameral Ortodoxo en esta
enojosa cuesti6n. Estamos enteramente al lado de
la defense del Cuerpo; estamos enteramente al
lado de la defense del Congreso; pero no podemos
ir contra nuestra propia tesis political, y entende-
mos que, asi como debemos alzarnos en protest
contra las afirmaciones de ese editorial, no pode-
mos discutir el derecho de los que han querido
enjuiciar al Congreso, porque ese es un derecho
que hay que reconocer a todos los que quieran
hacerlo asi.
No creo que debemos mirar en una forma ex-
traordinariamente apasionada esta cuesti6n. La
Revista Carieles es un 6rgano de opinion, que,
como todos los organos de opinion, merece res-
peto. Creo que la Prensa debia orientar noble-
mente a la opinion; pero en ningun moment de-
bemos dirigir palabras de tipo conminatorio a la
Frensa cubana.
Yo rechazo en una forma radical las afirmacio-
nes hechas contra el Congreso. Creo de manera
especial, refiriendome a esta Camara, que esta
Camara esta cumpliendo con su deber. Creo que
al frente de ella hay un Presidente dignisimo,
honrado. Yo lo salude cuando su election, en
nombre del Comite Cameral Ortodoxo, porque ;;e
que Lincoln Rod6n es de los hombres que respon-
den a los verdaderos ideales de la generaci6n de
mil novecientos treinta.
Tengan la seguridaq los que no conocen las
interioridades de la Camara, que si en algun pe-
riodo esta Camara ha estado llena de buenas
intenciones de trabajo y ha estado realizando una
labor en provecho del pais, por encima de los
partidarismos politicos, es en esta Camara.
Por eso comprendo .el apasionamiento que el
President de la Camara ha puesto en sus pala-
bras, porque 61 se siente, tal vez -y sin tal vez-
dolido porque despu6s del gran esfuerzo que rea-
liza por llevar a la Camara hacia un piano cons-
tructivo, se produzca un ataque que es verdad que
no va directamente a la Camara, que se refiere al
Congress, que es verdad que no pone en duda esos
Saspectos interiores a los cuales se ha referido el
President; pero que no hay duda que situa al
Congress en un juicio extraordinariamente perju-
- dicial; y como yo entiendo que el Congreso es
organismo indispensable en la vida democratic,
yo defender siempre al Congreso, reconociendo
Sel derecho que todo el mundo tenga para produ-








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


cirse libremente; pero defender al Congreso, por-
que al defenderlo estamos defendiendo ai orga-
nismo basico de nuestra democracia.
Hay, ademas, tna afirmacion en ese editorial,
que tambi6n rechazamos de piano, que es la que
se refiere a la Constituyente de 1940. Esa fu6 ]a
obra de todos los Partidos, no de politiquillos, como
se dice en una forma injusta en ese editorial. Alli
colaboraron las capacidades mas relevantes de to-
dos los partidos politicos cubanos; y esa obra -la
obra de la Constituyente del 40- recoge el pensa-
miento politico de una generaci6n. ;Ojala que esa
Constituci6n del 40 estuviera en pleno vigor y en
pleno funcionamiento! iOjald que se hubieran
dictado las leyes complementarias para el cabal
funcionamiento de la misma! Pero soy tan respe-
tuoso y tan admirador de esa Constituci6n, que
casi yo diria que esa Constituci6n constitute un
program de Gobierno, porque hay alli muchas
instituciones que no han Ilegado a su cabal fun-
cionamiento.
No quiero apasionar el debate. Comprendo cl
tono apasionado de nuestro querido Presidente, el
Dr. Lincoln Rod6n, dolido en su condici6n de Pre-
sidente de la Camara de Representantes, por el
ataque que se ha dirigido al Congreso y que, al
dirigirse .al Congreso, se esta dirigiendo a la Ca-
mara. Hay que defender al Congreso y nosotros
levantamos aqui nuestra voz en solidaridad de
cuerpo al lado del Congreso, pero al mismo tiempo
no por eso este Comit6 Cameral Ortodoxo como
tampoco el senior Presidente, que lo dijo aqui,
niega el derecho a que pueda ejercerse libremente
un andlisis de nuestra conduct. Que vengan aqui
a discutir con nosotros, pero nesotros no podemos
amenazar, porque contra toda forma de amenaza
hemos levantado nuestra voz aqui.
Yo estoy seguro que aqui terminara esto en una
iectificaci6n generosa y just. Yo espero de la
Revista Carteles que rectifique sus afirmaciones,
de manera muy especial en cuanto a este Congre-
so," qud esta dando ahora un ejemplo de trabajo
para orgullo de nuestro pueblo y para engrande-
cimiento de nuestra nacion. ,
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Escalante.
Sr. Escalante (Anibal): Senor Presidente y se-
fores Representantes: Como Representante y ade-
mas como periodista en servicio activo, consider
que todos los periodistas, todos los voceros tienen
el derecho de emitir sus opinions libremente; tie-
nen el derecho de enjuiciar las labores de este
Congress o de cualquier organismo politico. Por
eso entiendo que nuestra critical en este caso debe
partir fundamentalmente de esta consideraci6n
primaria: el derecho garantizado a cada quiep por
nuestra Constituci6n a emitir libremente su opi-
ni6n. Pero con esa misma raz6n, yo me levanto
aqui, a mi vez, a condenar, a critical aquellos jui-
cios que se han hecho respect de esta CAmara por
parte de la Revista Carteles, en una forma que se
aleja totalmente de la realidad.
Por lo demAs, sefiores Representantes, no me
preocupa much el criterio que puedan tener esa


Revista o su senior Director con respect al orga-
nismo que se llama Camara de Representantes o
al Congress de nuestro pais.
El Sr. Quilez y su Revista estan procediendo,
en esa critical mordaz contra el Congreso e injusta,
conforme a .su conocida orientaci6n fascista. El
Sr. Quilez entiende que el regimen constitutional
cubano es malo; entiende que aqui debia regir un
regimen corporative a semejanza del que estaba
establecido en la Alemania fascist o del que ac-
tualmente existed en la pobre y sufrida Espafia.
Conforme a ese criterio, el Sr. Quilez viene com-
batiendo desde hace tiempo al Congreso, pero no
s6lo al Congreso, sino al actual regimen constitu-
cional de nuestro pais. El Sr. Quilez -ahi mismo
lo dice en su Editorial- no es partidario de las
mayorias, no es partidario de las masas, no es
partidario del pueblo; el quiere selectas minorias,
que sean las que dirijan la cosa piublica en nuestro
pais el1 quiere que sea una elite la que controle
los destinos nacionales. Ese criterio suyo lo ha
wenido expresando durante muchos afios y hace
algGn tiempo hizo un intent por ponerlo a juicio
de la opinion pilblico cuando organizara aquel fa-
moso (famoso entire comillas, aclaro) Partido de
Renovaci6n Nacional. ]l prepare, mediante cartas,
su ambiente; 61 llev6 o trat6 de llevarlo a los Re-
gistros Electorales y obtuvo en las elecciones --si
mal no recuerdo- alrededor de mil y tantos votos.
El pueblo de Cuba vot6 contra el regimen corpo-
rativo-fascista que defendia y aun defiende el se-
fior Quilez. Esta es la raz6n, la raiz de este ataque
que se produce en esta ocasi6n contra el Congreso,
que es ademas la continuaci6n de todo un plap de
campafia contra las instituciones democraticas en
nuestro pais.
Porque estoy convencido ademas que el sefior
Quilez no represent a la opinion public de nues-
tro pais; porque estoy convencido que nuestro pue-
blo lo repudia (y esa es la raz6n de por qu6 su
propia revista ha ido cayendo'en el respeto de la
epini6n piblica cubana); porque estoy convencido
de todo eso, no me preocupa demasiado el edito-
rial aparecido en la Revista Carteles. El Sr. Qui-
lez odia a nuestro pueblo, odia a nuestro Congreso,
odi a las masas trabajadoras, odia a todo lo que
sea popular, y, por eso, se produce de la manera
que lo hace.
Respondamos nosotros en el Congreso con mas
trabajo aun, respondamos defendiendo aun mas
la Constituci6n de nuestro pais, respondamos lla-
mando al pueblo a unirse para luchar contra todo
lo que signifique una amenaza para las institucio-
nes democriticas de nuestro pais. Si tal cosa ha-
cemos, estaremos golpeando la m6dula de lo que
persigue el que nos ha hecho objeto de sus diatri-
bas. Creo que esa debe ser ]a actitud del Con-
greso. Rechazar sus agresiones, rechazar sus ata-
ques al Congreso, pero al mismo tiempo decirle:
Ahi esti la Constituci6n de nuestro pais para que
usted siga escribiendo, a fin de que el pueblo sepa
que usted no represent los interests nacionales,
que no represent los ideals de nuestro pais. Esa
debe ser la actitud.de nuestro Congreso.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7
-. ,,- ~ ---L.-L---


Sr. President (Megias P&rez): Tiene la palabra
el Sr. Pastor del Rio.
Sr. Del Rio (Pastor): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Conocia los extremes que, del
fltimo editorial de Carteles hubo de seleccionar
el distinguido Representante por la provincia de
La Habana, Sr. Segundo Curti, y he escuchado con
verdadero interns, los comentarios que acaba de
formular. A sus afirmaciones, plenas de vigor y
colorido, hubieron de corresponder las palabras
del senior Presidente de la Camara y de los Lide-
res de los Partidos Liberal, Ortodoxo y Socialista
Popular. Como si obedeciesen a una dignisima
consigna, todos han arribado a una misma conclu-
si6n: la libertad de pensamiento pierde majestad
y sentido si no se concrete a fines superiores; la
Prensa cumple misi6n trascendental y necesaria,
y el periodista, en el ejercicio cardinal de su faena,
s6io debe ser censurado o contenido, cuando no se
ajusta a la verdad o de manera deliberada ataca
a instituciones que cumplen su deber, y en vez
de orientar, servir y esclarecer, confunde, deme-
rita y ensombrece...
Parece revivirse una central cuesti6n, largamen-
te debatida: Zhasta d6nde son de impostergables
determinados derechos de la Prensa? ,Hasta qu6
punto constitute vejamen o injuria, un ataque in-
justo y virulento, y que consecuencias pueden
derivarse del mismo?... La libertad de expresi6n
-y con ella los atributos del anAlisis y de la cri-
tica- hubo de incluirla nuestra Constituyente
de 1940 entire los Derechos Fundamentales, y el
Articulo 33 de nuestra Carta Magna, concede ex-
cepcionales garantias.para evitar que s61o lleguen
a ser restringidas cuando atentasen a la honra de
las personas, el orden social o la paz piblica, y
aun en estos casos determine que "mediante auto-
ridad judicial competent y sin perjuicio de res-
ponsabilidades"... Quisieron -y es un anhelo uni-
versalmente mantenido por todas las conciencias
alertas y los hombres que saben regir pueblos :y
conducir'sociedades- permitir, mientras el decoro
no fuese excluido, el examen mas liberrimo de los
actos pdblicos, para que toda cuesti6n primordial
fuese enfocada en sus principles aspects y la
ciudadania, amplimente informada, pudiera pro-
ducirse, al cabo, con su aprobaci6n o la general
repulsa.
Es evidence tambi6n, que los Poderes del Estado
y algunas instituciones disfrutan de otros dere-
chos tan esdnciales como el de la libre expresi6n:
el de orientarse y laborar en cumplimiento de sus
deberes, y el de situar la verdad dentro de su
exacta posici6n. Quien trabaja en la forma que
ha prometido o le estA impuesto, tiene que estar
convencido de que, en todo instant, se ha mante-
nido a la altura de las circunstancias y de su hora,
y puede ofrecer ante el ataque rudo o interesado y
la critical aguda y despiadada, la prueba efectiva
y trascendente de lo realizado. Y si ella se ajusta
a las necesidades y exigencias de la colectividad
que represent, no tiene por qu6 producirse de
manera irritada ni en forma detonante. Si hay
calumnia, injuria o exageraci6n desmedida en el


articulo objeto de este debate, alej6mosnos de caer
en los mismos errors y mostremos cual ha sido
nuestra conduct y cual el resultado del esfuerzo
rendido. La serenidad ha de ser uno de los atri-
butos caracteristicos del hombre piblico, como la
ponderaci6n de los organismos e instituciones res-
ponsables...
Por otra parte, no negar6 que result frecuente
-como algfn compafiero ha sostenido- que exis-
tan individualidades capaces de zaherir aquello
que no han alcanzado, o de regartear importancia
a cuanto no se ajuste a su modo de pensar o de
sentir... Ambas cosas, aunque no sean manteni-
das por nosotros, resultan humans, y en tener la
suficiente tolerancia para esos complejos espiri-
tuales, estriba en no poco la verdadera compren-
si6n. No ha luchado el hombre durante largos
siglos, ni se han arruinado sociedades y perecido
generaciones, para tornar la voluntad individual
en facultad constrefiida a una sola direcci6n o
sometida a un rigido criterio... Si tal cosa ocurrie-
se, resultaria inexistente la verdadera libertad de
expresi6n y resquebrajado uno de los basicossi-
llares de la democracia.
El ataque no siempre es contraproducente. A
veces, es itil para rectificar rumbos; prevenir erro-
res o provocar aclaraciones imprescindibles. Pu-
diera agregarse que organismos de la naturaleza
de este Cuerpo no pueden estar exentos de esas
manifestaciones de inconsecuencia o de equivo-
cada o apasionada apreciaci6n de sus actos.
Comprendo la noble indigraci6n del Dr. Lincoln
Rod6n. 21 ha ofrecido el maximo de energies y
entusiasmos por obtener el 6xito y mantener la
Camara en el plano de dignidades que le corres-
ponde. Pero no es este el primer ataque, ni sera
el Ailtimo... Por copioso que result el esfuerzo y
efectivo cuanto realicemos, habrA quien lo discuta
o lo interpreted a su manera o conveniencia... Las
Asambleas Legislativas, aun aquellas que tuvie-
ron la fortune de grandes aciertos, jams fueron
inmunes a la diatriba ni al regateo de merecimien-
tos. Disfrutan del privilegio desdichado de estar
siempre expuestas a la tormenta y a la piqueta
demoledora... Y es explicable: toman parte en
cuantos problems vitales afectan a la ciudadania,
y a veces, el interns colectivo puede lesionar un
sector determinado. Estan, ademas, integradas por
representatives de la political, en toda la gama de
sus manifestaciones nacionales; no todas sus figu-
ras pueden ser de primera magnitude, ni atesorar
condiciones de estadistas, de gobernantes, de soci6-
logos... Un solo desacierto, un acto aislado e inevi-
table, propiciara la ocasi6n y encendera la p6lvora
que alcance a la totalidad... Resultan, por eso, el
blanco vulnerable por antonomasia y por exce-
lencia...
En el curso del debate promovido, se han enun-
ciado distintas actuaciones. Dos, entire otras, han
sido las rgas salientes: la que aconseja un :p~blico
reto, invocando el honor colectivo, y la que aspira
a la protest, plena de vigor y realidad. En cuanto
a la primera, recordar6 una pagina, no muy leja-
na, de esta propia CAmara; sobre la segunda, evo-
care un episodio relacionado con la gigantesca








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

Revoluci6n de 1779 y un Presidente ilustre de la escrituras, documents e informes pudieran esti-


tercera Repuiblica francesa. Los precedentes, cuan-
do ensefian, son fecundos, y un hecho hist6rico, si
se traduce en experiencia, brinda siempre la ruta
clara del ejemplo...
Presidia este organismo un villareio de calidad,
forjado en el ardor de nuestras contiendas civicas
e inmolado en una de sus desoladoras tragedies:
Clemente Vazquez Bello. Un diario, de gran cir-
culaci6n, de manera sistematica fustigaba toda ac-
tividad del Congreso. Lo hacia de manera impla-
cable, insistente, molesta... Un dia, sus campafias
hubieron de llevarse a putblico examen. Cada le-
gislador se produjo, de acuerdo con su tempera-
mento. Se discuti6 much y las horas transcurrie-
ron... Y Vazquez Bello, que presidia, abandon
su sitial para inquirir desde un escalio: ",Qu6 de-
dicen los sefiores Representntes? ,Cual es, en defi-
nitiva y segun su criterio, la adecuada soludi6n?"
Al cabo hubo de precisarse: "Debe exigirsele una
reparaci6n por las armas al Director de ese peri6-
dico si no ofrece pleas rectificaciones." El com-


I


batiente villarefo no necesito que se insistiese; los No puedp compartir todas las aseveraciones for-
padrinos fueron nombrados; las condiciones esti- muladas por el Dr. Anibal Escalante, Lider del
puladas y el duelo concertado... iSe obtuvo lo que Partido Socialista Popular, sobre el Sr. Alfredo
se pretendia? iEs ese el camino que conduce a la T. Quilez y su Revista Cartales. Desconozco, como
verdad?... iPorque se ofrezcan al interest general el ha afirmado, si intenta resucitar los desapareci-
demostraciones de valor, habilidad y arrogancia, dos regimenes de Benito Mussolini y Adolfo Hitler;
se aclara un hecho y so comprueba una labor?... si odia a nuestro pueblo; consider enemigo al Con-
Las campanas de recias arremetidas; los escanda- greso y detest a las masas trabajadoras. Casi siem-
los publicos -merecidos o arbitrarios; capciosos o pre resultan divergentes los criterios emitidos por
fundamentados- ni se deshacen, ni se detienen combatientes de encontradas ideologias y de prin-
con la punta de la espada. No hay mas que una cipios distintos. Dividida la opinion universal on
manera efectiva de ascender en la political y de dos basicas orientaciones, seria muy extraffo encon-
mantenerse firme en la consideracion ciudadana: triar a irreconciliables mantenedores de uno y otro
responder a las legitimas necesidades y aspiracio- extremo, arribando a las mismas conclusions. Lo
lies de la colectividad; actuar con vision y respon- Ilgico es que resulten disimiles. De lo que si estoy
sabilidad; persistir en el empefio, conscientes de seguro es de que, desde hace mas de veinte afios,
nuestro deber de.legisladores. muy pocas veces se ha laborado tanto como en la
La -Gran Revoluci6n -aquella que proclamara actual legislature. Ahi esta la Gaceta Oficial; el
los Derechos del Hombre y se asomara a la gloria Libro de Actas; el DIARIO DE SESIONES... Ni
de todas las cumbres y a la sombra de todos los un solo dia habilitado ha dejado de celebrarse se-
abismos- era servida, en uno de sus moments si6n, aprobarse una iniciativa o iniciarse algun
excepcionales, por el gran poeta, autor de "Los studio. Las Comisiones se reoinen con ahincado
Girondinos". Alfonso de Lamartine, no obstante interest; el quorum es extraordinario, y sobre lo
disfrutar el honor de ser el Presidente de la Re- exagerado de algunas expresiones y lo candente
puiblica, era objeto de despiadados ataques. S e e de los choques verbales inevitable, la area ha
zaheria con crueldad y se le insultaba con encono. sido de utiildad y el pais ha sido debidamente ser-
Un dia, el periodista avanzando mas de lo espe- video. Bastara precisar todo esto; ofrecerlo sin hin-
rado, le llam6 ladr6n y hubo de mantener que se chazones ni actitudes altisonantes, para dejar cons-
habia enriquecido con el Tesoro Publico. Algunos tancia de un trabajo fecundo y fundamental, y
amigos -ese tipo especial que forma las camari- citerar qu en ningun instant nos ha faltado ni
llas en torno a los poderosos, y que entonces, como i dignidad ni elevacin, ni hemos estado de espal-
hoy, tanto dafio realizan cuando el que gobierna das a las grandes necesidades nacionales. Y si, a
no tiene bien sentada la cabeza o un claro sentido pesar de todo esto, algun error nos fuera impu-
de lo que implica conducir y orientar- hablaron table, rectifiqu6emoslo. En tal moment ratifica-
de suprimir al escritor; de exilarlo; de encarcelar- riamos que ni la infalibilidad es patrimonio nues-
lo o de algun modo silenciar su voz... Lamartine, tro, ni el empecinamiento debe ser norma de quien
var6n, eximio de su tiempo, con un nombre desti- enjuicia publicas labores...
nado a refulgir sobre los broncos de la Historia, En sintesis: insistamos en la tarea.emprendida.
desoy6 las enanas insinuaciones e hizo lo que de- y mejor6mosla en cuanto nos sea possible. Desista-
bia traducirse en todo instant similar como inelu- mos de la polemica ineficaz y de las resolucio-
dible norma: nombr6 una comisi6n integrada por nes inadecuadas. Sugeriria la adopci6n de dos
tres personalidades representatives de la honesti- acuerdos:
dad y la pureza de principios; les ofreci6 cuantas Primero: Que por la Mesa de la CAmara se ofrez-


niarse necesarios, urgiendolos, como caballeros, a
que estudiasen el origen de su fortune, su ascen-
dencia, asi como cuanto pudiera ofrecer la inequi-
voca prueba de la verdad. El gesto, por lo inusi-
tado, hubo de ganar el respeto y la general aten-
ci6n. Y, ,conoceis el resultado? El gran idealista
habia perdido en sus actividades piublicas y en el
ejercicio del Poder, mis de la tercera part de su
patrimonio particular!... De esta manera singular
qued6 dicho y proclamado que no debe temerse a
ningin ataque, por virulent e intempestivo que
6ste sea, si puede comprobarse -como en nues-
tro caso- que la tarea ha sido rendida; que el corto
tiempo de labores ha sido indudablemente apro-
vechado, y que cada Congreso tiene sus propias
responsabilidades y su propia Historia: la nuestra
se inici6 apenas unas semanas. La verdad no debe
ser ahogada ni desfigurada con interjecciones y
protests; su predominio ha de star sentado en
los hechos y en la serena claridad de su expo-
sicion.








DIARIO DE bEslUNES DE LA .'AMARA DE REPRESENTANTES 9


ca a los sefiores Directores de peri6dicos, escritos
y radiados, una nota detallada de las leyes apro-
badas; de los Proyectos en studio o remitidos al
Senado; de las Proposiciones de Ley en tramita-
ci6n y de cuanto se estime itil para evidenciar lo
que ha sido hecho o se pretend realizar.
Segundo: Que al finalizar la actual Legislatura
el President y los Lideres efectfien un resume
de las labores rendidas en la misma, para que de
ese modo el pais se encuentre en condiciones 'de
juzgar si hemos o no respondido a las exigencias
de nuestro mandate.
Quien quiera consolidar el prestigio de una co-
lectividad o de una reputation individual, labor
con decoro y cumpla sencillamente su deber.
Sr. President (Megias PNrez): Tiene la palabra-
el Sr. Illas.
Sr. Illas (Arturo): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Como individuo, nada en absolu-
to habia de preocuparme tan injustas calumnias,
como son las vertidas en el articulo a que nos es-
tamos refiriendo. Pero como integrante de un
organismo que es la mas genuina representacion
del pueblo cubano, si me siento obligado a protes-
tar de lo que consider una injusticia, no ya con-
tra el Congreso, sino contra el propio pueblo que
fue el que nos eligi6.
Mi Partido, el Partido Republicano, unanime-
mente condena dicho articulo y se suma plena-
mente a las manifestaciones de nuestro Presidente
el Dr. Lincoln Rod6n.
Estamos dispuestos a que se investigue nuestra
labor, porque estamos orgullosos de la labor rea-
lizada y asi como la libertad del pensamiento per-
mite que se cometan injusticias como la que se ha
cometido por la Revista Carteles, tambi6n el dere-
cho de hombres responsables nos autoriza a pro-
testar con todas las energies, y con.toda la rectitud
que nos impone nuestro cargo de Representante.
Condenamos, pues, plenamente ese articulo que
consideramos hijo, exclusivamente, de la envidia,
producida por el fracaso.
Yo creo que los ilustres Lideres que me prece-
dieron en el uso de la palabra han expresado ple-
namente y con justicia el pensamiento de este
Cuerpo.
Si alguna injusticia se ha vertido -y creo que
lo hizo sin darse cuenta de que lo hacia-- fue mi
querido e ilustre compafiero el Dr. Suirer Rivas,
cuando compare un articulo, hijo del bajo instinto
de la envidia, con el perro, que es animal de muy
nobles sentimientos.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Masferrer.
Sr. Masferrer (Rolando): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: En un peri6dico de esta
Capital -que de alguna manera hay que llamar-
lo- y que merece a este humilde Representante,
y seguramente a la opinion piublica democratic
de mi pais, tan poco cr6dito como la revista dere-
chista Carteles, que dirige el Sr. Quilez, y que
ademis aparece dirigido por un -emor Represen-
tante a la Camara, aparecieron en la mafiana de


hoy una series de concepts gravemente injuriosos
para la persona de este Representante que habla,
y que viene aqui a producer hoy en6rgicamente el
rechazo de tales imputaciones y a producer las
necesarias calificaciones, a que se ha hecho acree-
dor el libelo en cuesti6n,
Comentando el debate que tuvo lugar en este
Cuerpo hace dos dias, y la intervenci6n que en el'
mismo tuvo el Director del libelo, nos califican de
renegades, declaran que abandonamos la militan-
cia del Partido Socialista Popular por temor a una
vida dura, sefialando que nuestro miedo fisico y
politico nos ha llevado a no compartir los criterios
que sustenta el Partido Socialista Popular, el pe-
ri6dico y su Director-Representante; y finalmente,
declara que nuestras gestiones y actividades revo-
lucionarias no han tenido otro fin que ganar, por
medios torticeros, un acta de Representante.
Cuando militAbamos en el Partido Socialista
Popular; sosteniamos una ideologia socialist y
revolucionaria. Tan consecuente y franca como
la que sostenemos hoy.
Si alguien ha renegade de 1os postulados fun-
damentales del socialismo, no somos ciertamente
nosotros. Y vamos a probarlo con pocas palabras.
He sabido por los estudiosos de la ciencia poli-
tica que el socialismo se asienta en dos postulados
fundamentals: uno que se c,-itrite a su aspect
econ6mico, que es s6lo uno de estos aspects, y que
se orienta a la liquidaci6n de las classes sociales
mediante la abolici6n de la propiedad privada de
los medios de producci6n, y otro aspect politico
no menos important que el anterior, que-se re-
fiere a la defense incondicionada que hace el socia-
lismo militant de la libertad political, de la demo-
cracia, del derecho a la oposici6n, de la libertad
de prensa, conquistas gloriosas de la lucha hist6-
rica de los pueblos de Occidente contra el abso-
lutismo.
En una epoca existi6 en la Uni6n Sovi6tica el
Socialismo Revolucionario,, en su double aspect.
La deformaci6n de las doctrinas y prActicas mar-
xistas que supone la instauraci6n del stalinismo
y su nueva modalidad de liquidaci6n y agresi6n a
las naciones pequefias, nada tiene que ver con el
socialismo revolucionario que garantiz6 el derecho
de libre determinaci6n a Finlandia y los paises
bAlticos.
En la Uni6n Sovi6tica, en tiempos del gran
Lenin, en los propios peri6dicos 6rganos del Par-
tido Comunista, se reconocia el derecho a la for-
maci6n de partidos, a mantener en el seno del
ParTido Comunista una linea oposicionista a la
predominante en la direcci6n; existia una verda-
dera democracia political en la Uni6n Sovi6tica, y
los Socialistas Revolucionarios participaban en un
Gobierno de Coalici6n en la lucha contra la bur-
guesia reaccionaria, los cadetes y los monarquicos.
Actualmente, en la Uni6n Sovi6tica son negados
todos estos derechos. Una feroz dictadura de fac-
tura asiAtica sustituy6 a la dictadura democrAtica
del proletariado.
Valdria la pena descubrir cuantas veces puede
un peri6dico o una persona cualquiera emitir una








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
-- '-- i--- i-~-- i i ii ,-


opinion contra la prevalente en las esferas oficia-
les de la democracia sovi6tica.
Una sola vez seria, porque la seganda, no ten-
dria ocasi6n de producirla, ya que seria, inmedia-
tamente levado ante el pared6n de las ejecuciones
de la truculenta G. P. U.
Actualmente, hay en la Uni6n Sovietica mts de
10.000,000 de personas, de revolucionarios, de los
mejores hijos de las classes obrera y campesina
rusas, metidos en los campos de concentraci6n y
de trabajos de la Siberia. Las condiciones de vida
no son mejor alli que en los campos nazis de Mai-
danek y de Dachau.
Nadie puede, actualmente alli, trasladarse de
una fabrica a otra; el derecho de huelga no es
reconocido en el regimen sovi6tico, y se fusila a
cualquier persona por defender su economic, por
tratar de obtener mejores condiciones de trabajo,
por oponerse al brutal sistema de trabajo que alli
existe, y se fusila, asimismo, a cualquier persona
que sea capaz de producirse contra los sistemas de
trabajo a destajo inhuman a la altura de'la 6poca
que alli eufemisticamente llaman stajanovismo.
Y estas son las gentes que quieren darnos a rnos-
otros lecciones de democracia; y 6stas son las gen-
tes que quieren ensefiarnos el camino de la digni-
dad humana, personas que han fusilado a un h6roe
de la RepTiblica Espafiola, que fuera comunista
destacado, que fuera el conocido Jefe de la Cua-
renta y Seis Divisi6n del Ej6rcito Republicano Es-
pafiol, que se llamaba Valentin GonzAlez, "El Cam-
pesino", patriota que derrot6 a los italianos en
Guadalajara, y que ]uch6 denodadamente en el
frente de Madrid y en todos los frentes espafioles
contra la invasion de moros, alemanes e italianos.
Tambi6n por esa gente fue fusilado Bela-Kun,
destacado lider que produjo el movimiento revo-
lucionario de Hungria.
Que tienen que ver estos carniceros con un
regimen socialist?
,Es esto socialismo? iEs socialismo arrojar por
la ventana al hijo de Massarick, el fundador de la
Repuiblica Checa?
,Es socialismo el hecho de que esos desalmados
que deshonran al g6nero human hagan retrotraer
a sus ciudadanos a la Edad Media? ZSon esos los
m6todos socialists, los mas salvajes que mencio-
narse puede?
Recordemos tan s6lo el caso de la pobre maes-
tra rusa Oksana Kasenkina, que intent quedarse
en los Estados Unidos, y que vi6ndose imposibili-
tada para obtenerlo, como linico medio para llegar
al fin hubo de arrojarse por la ventana de la Em-
bajada despues de haber estado secuestrada por
la tenebrosa N. K. V. D.
,Que tiene que ver con el socialismo democra-
tico esta ferocidad?
Da risa ahora, oir aqui a estos sefiores venir a
protestar, por el hecho de que se coartara la liber-
tad, la libertad de prensa, cuando la CAmara re-
chaza indignada las groserias y falsedades del se-
for Quilez.
Su political es torcida, se orienta a confundir a
los hombres, a fomentar la debilidad en la lucha
democrAtica de los pueblos, sembrando la descon-


fianza en las masas, y hacer propaganda falaz en
favor de su sistema, para que miren hacia alli,
hacia esa llamada Patria del Socialismo, como la
fnica salvaci6n de sus desventuras que son mu-
chas bajo el regimen capitalist.
Los Socialistas Revolucionarios no tienen m6s
camino que luchar por el establecimiento de un
regimen sin propiedad privada, sin classes, sin ex-
plotadores ni explotados, pero sin tener que pagar
por ello el alto precio de perder sus libertades po-
liticas alcanzadas por la humanidad en los filtimos
cien aios de combat de su historic, plasmados
en la Declaraci6n de los Derechos del Hombre
y en las jornadas luminosas de la Revoluci6n
Francesa.
Dijeron nuestros denostadores que nos fuimos
del Partido Socialista Popular por temor a la vida
dura. ZQu6 vida dura? ZVida dura esa de los
C ic-_. 'es dirigentes 'del Partido Socialista Popular,
que mantienen una casa en la ciudad y otra en
la playa de Guanabo, que arrastran los mhs lujo-
sos' autom6viles, que cambian sus mujeres cada
dia, abandonando a sus compafieras mas abnega-
das, como se cambia de camisa, y que se han hun-
dido en los peores vicios burgueses?
Sr. President (Megias P6rez): La Presidencia
ruega al senior Representante que al dirigirse a
los sefiores Representantes, lo haga con respeto.
Sr. Masferrer (Rolando): Lo intentare, aunque
es. dificil.
.O es que cuando han hablado de sus afanes por
renovar la sociedad, transformar las relaciones
que hoy discriminan a la mujer, han torado por
modelo a los Estados asidticos, a la Turqufa ante-
rior a Kemal Ataturk, donde los dirigentes, los
jefes y las personas pudientes mantenian harenes
y serrallos?
iAh! 1Y a eso llaman vida dura! iQue vida tan
dura la de estos epicfireos y sibaritas!
Por meters en esta corrupci6n produjeron el
sacrificio de los mejores militants del Partido, de
hombres como Marcelino HernAndez, aquel desta-
cado negro de Santiago de Cuba, que no tuvo otra
salida que apelar al suicidio. Por eso se quit6 la
vida Miguel Llarch. Los mat6 la decepci6n que
aniquil6 sus mas caras ilusiones.
Nosotros queremos demostrar c6mo se puede
salir del Partido Socialista Popular, y se puede
seguir haciendo revoluci6n, se puede seguir labo-
rando contra la discriminaci6n racial, luchando
por la igualdad de las mujeres, por las mejoras de
salaries y por la convivencia pacifica y el respeto
entire todos los pueblos del mundo. Esto sin con-
vertirse en agent de ninguna potencia extranje-
ra. Atento s61o al mejor interns national.
Por eso, precisamente por eso, ciento .-tenIl
militants del Partido Socialista Popular en la
vecina Guanabacoa vinieron a engrosar nuestras
filas del Movimiento Snciali-ta Revolucionario. En
Cienfuegos, 150 integrantes de ese partido tambi6n
se han 'unido a nosotros, y en Guabasiabo, un es-
condido poblado de la provincia de Oriente, casi
todo el nicleo del Partido Socialista vot6 por nos-
otros y en contra de Ana Rivas, una militant
reaccionaria del Partido Republic.r,,:. pesar de








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


la consigna de Cesar Vilar, que se gan6 unos pesos
quiso cerrarnos el camino al Congreso. Es asi
corno estamos ahora en el Parlamento de nuestro
pais, apoyAndonos en el voto popular, y no en la
fuerza puiblica, porque no le tenemos miedo a ese
aparato de difamadores. Y van a oir nuestra de-
nuncia en esta tribune y en la plaza pilblica y en
los sindicatos.
Somos renegades, como Andr6 Malraux, Gide,
Koester, Ruth Fisher, el sabio soci6logo Augusto
Thalheimer, R6mulo Betancourt y otras glorias del
pensamiento y la acci6n en el movimiento revolu-
cionario mundial, que tuvieron que apartarse del
comunismo ruso cuando este se apart del mar-
xismo y el leninismo. Como tambien han sido
renegades en Cuba, otras tantos como Aureliano
Sanchez Arango, Martin Castellanos, Jos6 Antonio
Guerra,.Porfirio PendAs, Fernandez SAnchez, Eu-
uebio Mujal, Alberto Saumell, Regino Pedroso,
Carlos Montenegro y otros tantos que pertenecie-
ron al Partido Comunista en sus mejores epocas,
cuando el oso no habia ensefiado las ufias.
iY c6mo vivian los que laboraban en el peri6di-
co Hoy? Debemos en este morMento tambien le-
vantar nuestra modest voz para mencionar-aque-
1los infelices compafieros que laboraron en el pe-
ri6dico Hoy, en la 6poca en que trabajaron alli.
Hay que recorder a aquellos del peri6dico Hoy.
que dormian en el suelo o sobre las mesas de tra-
bajo, mientras los jefes vivian holgadamente, con
sus hijos en los colegios de lujo, con maestros de
misica, refrigeradores y autos y yates de recreo.
iD6nde estAn Granados, Merino, Guill6n, BeltrAn,
Custodio, Villar, Elosegui, Emma Perez, Montene-
gro, Rosabal y otros tantos redactores de aquel pe-
ri6dico, que cuando estaban enfermos lo notifica-
ban al peri6dico y el inhuman Director los some-
tia a la humillaci6n de ponerles el term6metro en
la boca para ver si era verdad que lo estaban y lo
estaban de veras?
Por lo demAs somos consecuentes con nuestra
tradici6n familiar. Hace muchos afios, muchos
afios, fu6 miembro de esta CAmara un familiar
mia, Antonio Masferrer y Grave de Peralta. Y yo
no fui a Espaia cuando tenia 18 afios de edad a
pelear por la libertad de aquella tierra y donde
estuve seis meses herido en un hospital y tener
trece cicatric s en el cuerpo, sino por el gran ideal
que anima mi espiritu. Mi tio no gan6 los galones
de CapitAn del Ejcrcito Libertador para calzarse
un acta.
Yo no estuve en la prisi6n political de mi pais
cuando tenia 16 afios de edad para venir a buscar
un acta de Representante, porque al pueblo se le
defiende atacando a la gente corrompida desde
cualquier tribune. Yo seguir6 combatiendo a los
que estAn haciendo piblica almoneda del movi-
miento obrero, como lo han hecho los sefiores del
Partido Socialista Popular. Lo siento por esos se-
fores del Partido Socialista Popular, pero yo tenia
que producer estas breves palabras para que conoz-
can los sefiores Representantes qui6nes son estos
sefores que pretenden erigirse en defensores del
pueblo, que se dicen oprimidos, y que sin embar-
go no son mas que unos farsantes de la peor es-


pecie. Aqui se dijo por un legislator comunista
que nosotros no nos marchamos en silencio del
Partido Socialista Popular como hicieron otros
tantos. No pertenecemos a la categoria de los zom-
bies, almas muertas del gran ducado de Moscovic,
que se arredran ante el imponente aparato de di-
famaci6n del comunismo. Nosotros peleamos, aqui
y en la plaza piblica, porque resplandezca la ver-
dad, por destruir el inito laboriosamente fabricado
por estas gentes de que ellos monopolizan las vir-
tudes civicas, el patriotism, el fervor revoluciona-
rio y la :Iane:c. i'ln Para silenciarnos tendran
que recurrir al asesinato como hicieron con Junco,
con Baneros, con Escrich y con Pali. Pueden ha-
cerlo asociandose a los profesionales del gatillo, a
los que trafican con el crime tarifado, los pandi-
lleros de la U. I. R., que tienen tan buen :record
de atentados como los checos y las comisiones de
orden del Partido Socialista Popular. Pero les re-
comiendo que midan sus pasos, pues esto tampoco
les va a ser fAcil, porque tambien aqui estamos
preparados. Perd6neme la CAmara por lo exten-
sas de estas declaraciones, pero era mi deber poner
las cosas en su lugar y decir estas verdades a estos
profesionales de la calumnia que se hacen pasar
por ap6stoles y son unos vulgares farsantes. Que
sepan que con nosotros no prosperan sus chantages.
(Aplausos en la tribune pdblica.)
Sr. President (Megias P6rez): Se advierte a los
sefiores de la tribune public que no pueden ha-
cer manifestaciones en pro o en contra, y que
cleben de pe'rmanecer callados.
Tiene la palabra el Sr. Primitivo Rodriguez.
Sr. Rodriguez (Primitivo): Sefior Presidente y
-.C.irt Representantes: Voragine tormentosa y
cruel esta que ha tocado vivir a la humanidad en
la 6poca actual. La maledicencia y la envidia ca-
balgan en corceles trAgicos de Apocalipsis por to-
dos los predios universales, y es que las grandes
masas han roto los diques de la esclavitud, han
encontrado el camino de su liberaci6n y marchan
por el con ruido y con estrepito hacia las altas
y empinadas cumbres de su felicidad.
Es que los explotadores del mundo aforan con
tristeza abrumadora las epocas para ellos de re-
cordaci6n tristisima en que el hombre vivia la
vida misera y reprobable de siervo de la gleba.
Es que hoy los grandes magnates de todas las
latitudes del mundo ven rotos sus controls y
desenfrenadas las muchedumbres que saben ha-
cia d6nde van, por que y de qu6 forma habran
de conseguir las justas reivindicaciones que de-
mandan.
Por eso los mAs altos representatives de los
opresores del hombre de trabajo, cuando tienen a
su alcance medios publicitarios proyectan su dia-
triba infamante sobre Cuerpos, que como el pre-
sente, recogen en su seno, no a lo mAs select de
la sociedad, no a los hombres de vida privilegiada,
no a los hombres de mAs privilegio intellectual, no
a las cumbres mas elevadas de la ciencia y de la
cultural -salvo raras excepciones- sino a los hom-
bres que saben pelear, brazo a brazo, con las gran-
des masas populares, y merced a su determinaci6n
libre y soberana, alcanzan el ascenso merecido de








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


su representaci6n para venir aqui, no a hacer dis-
cursos mas o menos brillantes, sino a hacer dis-
cursos contundentes y positives que redunden en
realidades evidentes, para aquelia porci6n respe-
table de pueblo que les otorgara su representaci6n.
Yo he escuchado aqui esta tarde, como todos, a
los que han proyectado justamente su indignaci6n
contra el Sr. Quilez, Director de la Revista Carte-
les: pero no escuche que ninguno de los compafie-
ros que me precedieron en el uso de la palabra,
hiciera menci6n de otro articulista que con bas-
tante frecuencia proyecta sobre el Congreso su
expresi6n hiriente, y esto trajo a mi mente el re-
cuerdo de una an6cdota que forzosamente he de
traer a colaci6n. Cu6ntase que habia un Central
azucarero donde los empleados no respetaban a su
Administrador, precisamente porque era un hom-
bre generoso y human, que no tenia manos recias
para imponer alli su discipline. Por otro, precedido
de fama de hombre recio, valiente, corajudo y
decidido, sustituyeron a aquel buen hombre que
hacia las veces de Administrador en el Central.
Vino el hombre fuerte, y al recorrer el Central
se encontr6 con un chino modesto, sencillo, obe-
diente, que nunca di6 que hacer en aquel gran
centro azucarero. El Administrador, al verlo, le
descarg6 un terrible pufietazo y lo lanz6 al suelo.
El duefio del Central le pregunt6 por qu6 le habia
hecho eso al chino, pues este no se metia con na-
die, y le contest: "Precisamente, porque no se
mete con nadie, porque es el menos capaz de rebe-
larse, le he dado el tromp6n, para que los demas
tomen respeto y entren rApidamente por la dis-
ciplina."
Quilez, al que no tengo el gusto de corrocer,
describe en la Revista Carteles, que es leida por
determinada parte de nuestra sociedad; pero que
no tiene una circulaci6n tan numerosa como el
peri6dico Prensa Libre, donde su administrator,
el Sr. Enrique Yaniz, al que si tengo el gusto de
conocer y con cuya amistad me honro, ha publi-
cado recientemente un articulo, afirmando que se
vive actualmente en este pais la etapa vergonzante
de la mediocridad en todo su esplendor. Y dice
que el Conrgeso, tan minusculo, salvo raras y con-
tadisimas excepciones, apenas si levanta su barri-
guita del suelo... (Textual!) Pues bien: lo que ocu-
rre es que, como decia al comienzo de estas pala-
bras, la maledicencia y la envidia cabalgan en
corcel apocaliptico desbocado por todas las tierras
del mundo, iy c6mo no iban a cabalgar tambi&n
en nuestro pais?... Quilez tuvo la pretensi6n de
levantar un partido politico, y apenas si alcanz6
cincuenta afiliados... Y otros quisieran alcanzar un
acta en esta CAmara, y a pesar de vivir a perpe-
tuidad en primera plana de determinado peri6di-
co, no alcanzarian ni siquiera la primera suplen-
cia... Es que se envidia, cuando los hombres, tras
esfuerzos rudos, llegan aqui a la Camara de. Re-
presentantes. Es que afioran con tristeza, repito,
la 6poca en que los miembros politicos eran los
que elegian los Representantes a la Camara en los
colegios electorales, y al present, la elecci6n es
verificada directamente por las propias masas po-
pulares, y como cuesta un trabajo inmenso, y como


hay de verdad que trabajar profundamente en
beneficio del pueblo y ser, si se quiere, hasta cria-
do del pueblo, estos sefiores, que no lo saben hacer,
pero que, ademAs, no lo harian nunca, porque tie-
nen una repugnancia creciente por todo lo que
huela a trabajo, se dedican a criticar...
Yo afirmo que aqui, si no esta la "elite" de la
intelectualidad, sabemos que hay hombres de muy
buena voluntad que rinden una labor ejemplar,
que acaso si se revisara la labor realizada por la
Cdmara en todas las epocas, se veria que no ha
habido ninguna que la supere en orden de trabajo
popular.
No s6 que hara, en definitive, este Cuerpo, pero
si estimo que si se va a tomar algfn acuerdo, debe
incluirse tambien --por qu6 no?- a Prensa Libre.
No hemos de tener ningin temor en ello, como no
se tiene a Quilez en Carteles... No hay ningfin de-
recho a estar constantemente proyectando sus ata-
ques a un Cuerpo, que si no hace mas, es porque
no lo puede hacer, ya que se trabaja en el afin
creciente que cada uno de nosotros alberga, de
rendir el mayor grado de utilidad possible a los
hombres y mujeres que delegaron en nosotros su
representaci6n; que se incluya tambien en el
acuerdo que aqui se tome, al Sr. Enrique Yaniz,
para que nos rate con el respeto y consideraci6n
que merecemos, pues cuidamos celosamente nues-
tro prestigio. Tenemos para 61, en el orden perso-
nal, porque somos su amigo, durante muchos afios,
respeto y consideraci6n, y las mismas considera-
ciones e igual respeto requerimos que tenga tam-
bi6n para nosotros. No hay ningun derecho, y va
siendo hora ya de que nosotros reclamemos de
consuno, con el esfuerzo que aqui realizamos a
diario, para levantar nuestro nivel de cr6dito en
el orden popular, en el orden del enjuiciamiento
de la opinion puiblica; no hay ningiin derecho, re-
pito, a que se nos ataque de continue con cosas
que se alejan de la verdad.
Yo propondria, ignorando lo que va a hacer mi
distinguido compafiero el Sr. Pastor del Rio, uno
de los hombres de mis esclarecido intelecto del
Cuerpo, que indudablemente nos prestigia y nos
realza ante la consideraci6n de elements tan exi-
gentes, que hablan de mediocracia, cuando no tie-
ne el hombre la ventura de lograr los pergaminos
que acrediten la capacidad del individuo, como si
fuese menester tener tal credencial, cuando yo he
visto que intelectuales reconocidos se han proster-
nado a las plants desp6sticas del mand6n ocasio-
nal de mi pais y reconocerles un intelecto super-
excelso..., sencillamente por la gran casualidad, ca-
prichosa, del Destino juguet6n, de haberlos encum-
brado a posiciones de relevancia extraordinaria...
Yo proponga que se incluya tambien en el acuer-
do que tomemos, al compatriota Enrique YAniz,
quien hablando del Congreso, decia hace dos dias,
que "apenas si levanta la barriguita del suelo..."
A reserve de conocer cual es la proposici6n del
compafiero Sr. Del Rio, voy a permanecer de pie...
Sr. Presidenie (Megias P6rez): Antes de que
pueda hacer uso de la palabra el Sr. Del Rio, ha
pedido la palabra el Sr. Escalante. Ahora bien, el








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13
------.5 i ----I----IL.---


Sr. Del Rio pudiera interrumpir al Sr. Escalante
en el moment de hacer uso de la palabra...
Sr. Rodriguez (Primitivo): Las dos vias son re-
glamentarias, y, obediente y disciplinado, acepto
la sugerencia del senior Presidente...
Sr. Del Rio (Pastor): Pido la palabra para hacer
un informed y proponer una cuesti6n incidental.
Sr. President (Megias Perez): Tiene la palabra
para una proposici6n incidental el Sr. Del Rio.
Sr. Del Rio (Pastor): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: He leido al sefor Presidente de
la Camara y a los demas cornpaferos lideres, la
redacci6n de los Acuerdos que he propuesto. Si
la Camara los hiciese suyos, dariamos termino a la
enojosa cuesti6n a que hemos dedicado algunas
horas de acalorado discutir...
Sr. President (Megias Perez): ZAcuerda la Ca-
mara aprobar la proposici6n hecha por el Sr. Pas-
tor del Rio?
Sr. Rodriguez (Primitivo): Sefior Presidente: No
sabemos lo que se va a aprobar.
Sr. President (Megias Perez): iEl senior Primi-
tivo Rodriguez no oy6 la proposici6n formulada
por el senor Pastor del Rio?
Sr. Rodriguez (Primitivo): Yo no se de qu6 se
trata.
Sr. President (Megias P6rez): Esta Presidencia
ruega al Representante, senior Pastor del Rio, que
reitere su proposici6n, a fin de que la Camara la
conozca cabalmente.
Sr. Del Rio (Pastor): Que se nombre una Comi-
si6n integrada por tres sefiores Directores de pe-
ri6dicos, que estudie la labor rendida por la Cama-
ra en la present legislature y precise el alcance
de la misma, determinando si los sefiores Repre-
sentantes han cumplido'cabalmente con su deber.
Que al t6rmino de la present legislature el Pre-
sidente y los lideres hagan un resume del trabajo
efectuado y lo ofrezcan al pais para que lo conozca
y analice.
Sr. President (Megias P6rez): ,Desea hacer al-
guna manifestaci6n el Representante Primitivo
Rodriguez?
Sr. Rodriguez (Primitivo): Si lo faculta el Re-
glamento y lo permit la Presidencia, si.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el senior Primitivo Rodriguez, aunque con la acla-
raci6n por parte de esta Presidencia al senior Re-
presentante Menelao Mora, que el Representante
Rodriguez se vi6 precisado a conceder una inte-
rrupci6n al senior Pastor del Rio, quien ha formu-
lado su proposici6n a trav6s de esa oportunidad.
Esta Presidencia en su oportunidad le concederA
la palabra al senior Mora. Tiene la palabra el se-
fior Primitivo Rodriguez.
Sr. Mora (Menelao):. Antes de que el senior Ro-


driguez hable, puede informarme la Presidencia
si la proposici6n ha sido aprobada?
Sr. President (Megias P6rez): No esta apro-
bada.
,Termin6 el Representante Primitivo Rodriguez
de hablar?
Sr. Rodriguez (Primitivo): Bueno, si. Ya he ter-
minado.
Sr. President (Megias Perez): Tiene la palabra
el senior Menelao Mora.
Sr. Mora (Menelao): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Claro esta que yo tambi6n me
pronuncio a favor de la libertad absolute de pren-
sa, a favor de la libertad de enjuiciar en cualquier
forma la conduct de los ciudadanos e iristitucio-
nes de mi patria. Claro esta que yo tambi6n digo
como aquel de la historic, que aun cuando no com-
parta en un moment determinado el criterio de
un conciudadano, sin embargo daria la vida por
el derecho a expresar ese criteria. Claro estA que
ampliamente debe ser criticada la labor de las
instituciones democrAticas, pero esa critical, ese
enjuiciamiento tiene un limited indiscutible, y ese
limited es el sefialado por las leyes de nuestra na-
ci6n. Es decir, cuando la critical, cuando el enjui-
ciamiento entrafia una injuria o una calumnia,
estAn las leyes-interpretadas por los Jueces y los
Tribunales-para castigar y sancionar a aquellos
que no se han ajustado a las normas establecidas.
Claro que todos conocemos, ya se ha dicho aqui
en una forma precisa y concrete, que el autor de
ese libelo es un fascistoide encubierto. Mucha ra-
z6n tiene el compafiero Primitivo Rodriguez: se
encubren y entonces bajo la capa de la prensa,
que tiene que tener esa libertad absolute para
expresarse, encubren las intenciones manifiestas
que tienen de ir en contra de la democracia. Es
claro que se pronuncien en contra de la Camara,
en contra del Congreso, porque la Camara, el Con-
greso es una instituci6n democratic y todo el
basamento de la democracia tiene que ser induda-
blemente destruido para tener el chance un dia
de establecer una dictadura o un sistema como
el que se ha establecido en otro pais, como el que
se ha hablado aqui. Claro esta que hemos sido vic-
timas en el orden personal mis de una vez, ciento
de veces, a diario, estamos siendo objeto de ata-
ques por compafieros de aqui de la Camara y
por otros organisms de la expresi6n 'pblica, pero
ello no es 6bice, ello no puede dar mnotivo, no pue-
de forzar mi voluntad a organizer una protest
como la que quiere organizarse aqui, protest de
nifios de escuela, sino una protest much mis
viril, porque cuando no se quieren acatar las le-
yes ni las normas de nuestro pais, las orientacio-
nes de los Tribunales de Justicia, hay otro tribunal
tambien digno, donde puede llevar al calumniador
para que respond de ese rejuego...
Sr. President (Megias Perez): Ruego a los se-
flores Representantes que ocupen sus escafios y
hagan silencio.








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
*"^1 '.I"" "" 1 '. IJ--- -- _--_ ,-----~- ^ -


Continua en el uso de la palabra el senior Mora.
Sr. Mora (Menelao): En verdad yo quiero .-,r-i-
ficar que en ningin moment yo me he preocu-
pado en asumir una actitud en6rgica contra aque-
llos que en el orden personal me calumnian a
diario. Yo, precisamente, que tengo bajo mi juris.-
dicci6n una institucion democratic, soy asediado
y recibo los zarpazos a diario de parte de los fas-
cistoides de la injuria, de la calumnia. Tengo un
desprecio absolute para aquellos que se expresan
en esa forma. Yo se que es un criterio dictatorial
lo que los lleva a producirse en esa forma, cuan-
do no la envidia por no haber alcanzado las posi-
ciones a que hemos llegado, para nuestro honor,
nosotros. Pero cuando esa critical, esa injuria se
dirige a la democracia, a una de sus instituciones
representatives, yo pretendo-y lo anuncio a esta
Camara-enviar mi representaci6n para llevar al
campo del honor a ese sefor Director que ha ca-
lumniado, que ha injuriado a este Cuerpo, que es
un Cuerpo que represent una instituci6n demo-
cratica, por la que tenemos que velar todos, por-
que la democracia es, indudablemente, la forma
institutional en que tienen libre juego las expre-
siones de los humans y hay que cuidarse a trav6s
de sus instituciones, y si no somos nosotros dig-
nos de cuidarlas y de responder en un moment
determinado, es que no somos dignos de disfru-
tar de esa democracia que queremos defender.
Claro, yo se que las leyes penan este prop6sito
mio. Pero a riesgo de ello estoy anunciando a la
Camara, que por lo menos yo, constituyo mi repre-
sentaci6n para que, en el campo del honor, res-
pondan los que son autores de esas injuries, de
esas calumnias, a este Parlamento, no a mi perso-
nalmente, porque las que se me hagan personal-
mente las desprecio, pero como Representante de
este Cuerpo lo hago.
Sr. Casas (C6sar): Para una cuesti6n de orden,
pido la palabra.
Sr. President (Megias P6rez): Para una cues-
ti6n de orden tiene la palabra el sefor Casas.
Sr. Casas (C6sar): Se esta infringiendo el Ar-
ticulo 64, en su inciso segundo del Reglamento.
Llamo la atenci6n de la CAmara que este proble-
ma no debe tratarse sino exclusivamente en s e-
si6n secret.
Sr. Escalante (Artibal): Pido la palabra.
Sr. Pefia (Lizaro): Para un ruego, pido la pa-
labra.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el senior Pefia para un ruego.
Sr. Pefia (Lazaro): Para rogar al compafero Ca-
sas que retire la cuesti6n de orden planteada, a
fin de facilitar que el compafiero Anibal Escalan-
te, lider del Partido Socialista Popular y Director
del per6dico Hoy, tenga oportunidad de responder,
como es su obligaci6n y su situaci6n political lo
exige, y yo espero de los compafieros de la Cama-
ra y del compafiero Casas, que accedan al ruego
formulado,


Sr. President (Megias Perez): La Presidencia
traslada el ruego del sehor Pefia al senior Casas.
Sr. Casas (C6sar),: A ruego del compafiero La-
zaro Pefia retire la proposici6n, pero mantengo
la tesis de que el asunto en relaci6n con la Revista
Carbales debe tratarse en sesi6n secret, porque
no puede recaer acuerdo en sesi6n puiblica ordi-
naria.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el senior Anibal Escalante.
Sr. Escalante (Anibal): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Yo no s6 si los sefiores Re-
presentantes conocen much de mecanica, pero
aunque yo tampoco entiendo much de esa disci-
plina, podria decir a la Camara una verdad muy
conocida: Hay motors retardados, hay motors
adelantados y hay motors ajustados. En la tarde
de hoy hemos podido apreciar una magnifica de-
mostraci6n de lo que son los motors retardados,
con chispa retrasada por dos dias.
Hace algdn tiermpo en esta propia Camara el
compafiero Caifias Milanes se referia a un senior
Representante .en el sentido de que se le parecia
algo asi como el doctor Jeckyll y Mr. Hyde (todo
en una pieza); y yo quiero aclararle en esta oca-
si6n al compafiero Caffias Milanes que 61 estaba
absolutamente equivocado: no se encontraba en
presencia de un doctor Jeckyll sino en presencia
de un Mr. Hyde, con todas las brutales caracteris-
ticas atribuidas a un Mr. Hyde.
No va la Camara en esta ocasi6n a oir de mis
labios palabras inadecuadas. No creo que sea un
espectaculo inferesante revolcarse en el fango de
la calumnia y de la mentira, como ha hecho el
senior Representante que me aludiera en mi ca-
ricter de Representante y de Director del peri6-
dico Hoy. No acostumbro a andar en los revolca-
deros de cerdos. Me mantengo modestamente on
mi posici6n, en la que todos los Representantes
conocen.
ZQu6 fu6 lo que dije yo hace dos dias? Yo dije
cosas muy claras, que no han aparecido solamen-
te en mi peri6dico, sino que las express aqui en
este hemiciclo ante los ojos y los oidos de todos
los sefiores Representantes. Yo dije que no habia
habido nunca un comunista que hubiera ido a
Cayo Confites a buscar un acta de Representante.
Esa afirmaci6n la ratifico hoy. Y afiado mas: que
no ha habido jams uno de nosotros que haya ido
a lucrar con la sangre de los infelices, engafiAndolos
miserablemente a sabiendas de que se engafiaba.
No estamos aqui, sin embargo, tratando de la
libertad de Santo Domingo, y, en consecuencia, no
me referir6 ahora a esa material, sobre la que ya
expuse nuestro criteria ,hace dos dias.
Hable aqui, tambi6n, de renegados. iY que cosa
es un renegade? Renegado es aquel que traiciona
los principios que dice haber mantenido y se en-
trega al enemigo. Yo ratifico aqui el concept que
expuse en aquella ocasi6n, porque efectivamente
nos hallamos ante el caso de un renegade.
Yo habl6 el otro dia...









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15
"- I '* .g- ii..-.i I i ,i 1 1 1 IU


Sr. Henriquez (Enrique): iMe permit una inte-
rrupci6n el senior Escalante con la venia de la
Presidencia?
Sr. Escalante (Anibal): Yo le rogaria a mi dis-
tinguido compafiero que me permitiera, por lo
menos, expresar unos cuantos criterios en la se-
guridad de que inmediatamente le daria ocasi6n
para su interrupci6n.
Hable aqui de traidores y us6 esa palabra por-
que no habia otro t6rmino para calificar la acci6n
de quien traciona un Partido abiertamente y se
convierte en traidor.
Yo hable aqui de cobardia, y ratifico la expre-
si6n, porque no puede usarse otro termino cuando
se trata de personas que por temor a las circuns-
tancias, por temor a la situaci6n, por temor a las
durezas y a las dificultades, abandonan un deter-
minado frente.
Son 6stas, palabras duras, pero palabras que no
constituyen ni calumnias ni injuries, porque se
refieren a hechos que podemos probar todos los
Representantes; a hechos que constant ante el tri-
bunal de la opinion public.
En 1dltimo termino, podria aparecer, quizas, muy
duro, pero yo califico siempre a los que actdan
de esa manera con esa palabra. Y no creo que la
valentia est6 en ponerse una pistola al cinto para
amenazar a troche y moche; para asesinar por la
espalda. Yo no le llamo a eso valentia sino le llamo,
tambi6n, cobardia. Valentia es la de las personas
que en todas las circunstancias saben defender
una causa just; valentia es la de aquellas gentes
que saben levantar su bandera y sus principios,
pase lo que pase y suceda lo que suceda, a veces
aunque no se use pistolas, a veces aunque no se
mate a nadie. &
Yo dije en aquella ocasi6n, y repito ahora, que
la vida es,dura en mi Partido, y no express nada
que sea ajeno al conocimiento de los sefiores Re-
presentantes. En primer lugar, todos ustedes sa-
ben, compafieros, que por raz6n de nuestra ideo-
logia, de las caracteristicas de nuestra lucha, de
nuestros principios, somos muy combatidos por
los intereses creados; todos ustedes saben que nos-
otros nadamos a veces contra la corriente; todos
ustedes saben que no es un lecho de rosas el del
militant comunista; todos ustedes saben, particu-
larmente, que en las actuales circunstancias gra-
ves amenazas de nuestros enemigos, de los ene-
migos de la libertad y la democracia, penden so-
bre nosotros. Por eso dije que nuestra vida era
dura, y por eso dije que habia que tener valentia
para poder enfrentarla cara a cara con responsa-
bilidad.
Pero, ademas, es dura por otras razones.
Se ha hablado aqui, miserablemente, calumnio-
samente, indignamente, como no deben hablar
las personas que se respetan a si mismas-de vidas
lujosas, de francachelas y de inmoralidades.
Quien tales palabras express sabe perfectamen-
te que miente. Y miente a sabiendas.
Los sefiores Representantes, por ejemplo, cono-
cen de este hecho: por razones propias de nuestro


Cuerpo, porque asi esta establecido, el sueldo de
un senior Representante es ciertamente crecido,
crecido en relaci6n al t6rmino medio y mas de
los ciudadanos. A veces, desgraciadamente para
algunos seiores Representantes, no les es a ellos
tan crecido como para poder resolver sus proble-
mas electorales y politicos, pero, por lo menos,
desde mi ingulo de hombre modesto, es un sueldo
crecido.
Creo que el compafiero Ara, hace algun tiempo,
habl6 de dos mil y pico de pesos a cada Repre-
sentante. Pues bien: en mi Partido, de los dos mil
y pico de pesos, los Representantes recibimos ex-
clusivainente doscientos sesenta pesos mensuales
para nuestros gastos.
Algunos compafieros, hablando conmigo, han
dicho que es demasiado poco para mantener un
nivel de vida decoroso; y yo les he dicho que des-
de su punto de vista, ciertamente asi lo es, pero
que nosotros estamos muy contents con esa si-
tuaci6n que nosotros mismos nos hemos impuesto
poi nuestra voluntad.
Pues bien: el que tenga esa entrada personal no
puede de ninguna manera ser un botarate- o un
individuo que gaste lujos.
Despues, en el orden personal, en mi Partido
se esta sometido a la critical constant, no s6lo de
los militants, sino de los afiliados: a la critical
piblica.
Yo .no excomulgo a los demds Partidos, porque
no sigan este procedimiento; pero 6se es el nues-
tro. Y estamos contents.
Por consecuencia, nosotros, ademds de por que
lo deseamos, por lo que acabo de expresar, man-
tenemos una vida honest en todos los sentidos
y el Representante que nos injuri6 miserablemen-
te, sabe, porque nos conoce personalmente, que
estamos diciendo la verdad y que 61 dijo una so-
lemne mentira.
Yo no voy a seguir ahondando en esas tonterias,
que es lo que son mAs que injuries, porque me
pareceria que seria rebajar demasiado el nivel de
esta honorable CAmrara. Pero he queriro decir
6sto para que se sepa, por lo menos, que no se
puede mentir impunemente ante los sefiores Re-
presentantes, que hay que tener un poco mrs de
vergiienza para venir a decir las cosas a este He-
miciclo...
Sr.. Payan (Manuel): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
SSr. Presidenie (Megias P6rez): Tiene la palabra
el senior Payan.
Sr. PayAn (Manuel): Sin acogerme a ningin
Articulo del Reglamento, tengo que exponer: que
tengo la seguridad de que estamos deliberando
sin quorum.
Asi es que, hacienda irrevocable mi prop6sito
de que se pase lista, ruego a la Presidencia que
asi se haga.
Sr. Escalante (Anibal): Pido la palabra para un
ruego.
Sr. Payan (Manuel): Es irrevocable mi solicitud.









16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
- ----.. I.II I I -- 1 1 II~ 11.1.111-l--llll 1 11111-- -- --- I- 1 ~ 111, .1..1.1... 111 I 1111111.11111i


Se estd realizando una magnifica demostraci6n
de defense al Cuerpo a que pertenecemos, levan-
tando su nivel patri6tico y moral.
De ninguna manera podemos los legisladores
darle la raz6n, en una relaci6n de hechos de esta
naturaleza, a la prensa, si no es demostrando que


re su petici6n de pase de list, en la seguridad
de que tratar6 de ser lo menos hiriente possible
para los oidos de los integrantes de este Cuerpo.
Sr. President (Megias P6rez): Se traslada el
ruego al Representante Payan.


por nuestra capaciaad, por nuestra cultural y por Sr. Payan (Manuel): Sefior Presidente y sefio-
nuestro patriotism, superamos cualquier critical, res Representantes: Pueden tener la seguridad en
por grande que se crea por el autor de la misma. estos moments los companferos militants del
Sr. President (Megias P6rez): A solicitud de Partido Socialista Popular, y muy especialmente
un senior Representante... mi estimado amigo y compafiero Anibal Escalan-
te que por mi mente no ha pasado ni un solo ins-
Sr. Escalante (Anibal): Pero es que he pedido tante de que el estuviera dilucidando en el seno
la palabra para formular un ruego al compafiero de la Camara de Representantes, un problema de
Payan. esta naturaleza, en la que un eompafiero de la
S. P e ( s r: Es qe la Presi- misma, al dirigirse al Partido o a 61 personalmen-
Sr. President (Megias Prez): Es que la Presi- te, hubiera tenido el prop6sito deliberado de herir
dencia, llamada al orden, tiene que aplicar el Re- en lo mrs susceptible su honor o su dignidad po-
glamento. litica o personal.
Sr. Escalante (Anibal): He pedido la palabra Cuando yo he realizado este acto, ha sido uinica
para un ruego, precisamente basado en el Regla- y exclusivamente con el prop6sito de poner pun-
mento. Puede el senior Payan escucharme, v acep- to final a este debate, que tiene caracteristicas de


tar o no mi ruego.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el senior Escalante para un ruego.
Sr. Escalante (Anibal): Sefior Presidente y se-
fores Representantes: Me sumo de coraz6n a las
palabras vehementes de nuestro distinguido com-
pafiero camagiieyano.
Ciertamente, es lamentable que en nuestra Ca-
mara nosotros tengamos que oir ciertas cosas que
hieren los oidos; pero yo, que quiero rogar al com-
pafiero Paydn que retire su petici6n de pase de
lista, le recuerdo modestamente que hace unos
instantes se levant aqui una persona para herir
los oidos de las personas, para decir barbaridades,
para hablar incluso de la honra personal de este
modesto Representante que esta haciendo uso de
la palabra, y el distinguido Representante PayAn
en aquella ocasi6n no pudo ponerse de pie para
pedir que se cortara aquel discurso que se estaba
produciendo, injuriante, agresivo.
Se hizo el discurso, se produjeron las calumnias,
se volcaron las injuries, y ;,c6mo puede ser que
yo no me levante en esta CAmara, por lo menos a
decir que no es cierto lo que se ha dicho?
,C6mo se me va a discutir el derecho que ten-
go a defender la honra-de mi Partido, la honra
mia personal, y la honra de los mios?
,C6mo se me va a encadenar y a no dejarseme
defender?
Soy modesto; me comporto en todas las ocasio-
nes con el debido respeto. Pero lo que no estoy
dispuesto a admitir es que a titulo de guapo, a
titulo de pistolero, venga alguien a injuriarme,
porque este modesto Representante esta dispuesto
a dar su vida en todas las ocasiones para defen-
der a su Partido, a su honra y a la honra de todos
los suyos!
Por esas razones, senior Presidente y sefiores
Representantes, ya que esto ha acontecido en pu-
blico, yo pido al distinguido compafiero que reti-


ser inacabable; porque todos los que militamos
en el seno de este Organismo legislative tenemos
el prop6sito de engrandecer nuestra condici6n de
legisladores elegidos por el pueblo, prescindien-
do en absolute de las banderias y de los prop6sitos
programaticos a los que cada uno pertenece.
Si, este era mi prop6sito, pero reconozco el le-
gitimo derecho que tiene un peri6dico de enjui-
ciar cualquier iniciativa, o de enjuiciar cualquiera
organizaci6n colectiva de nuestra Repiublica.
Tambien tiene la Camara de Representantes el
derecho y la obligaci6n de rebatir de manera fir-
me y decidida, desmintiendo a los que dicen que
no cumplimos con nuestros deberes.
Ya lo dijeron nuestros compafieros, que tenia-
mos que hablar en sentido de Cuerpo, y no en
condici6n de partido o de persona. Es por esta
raz6n que he pedido este pase de lista con el pro-
p6sito de que la Camara de Representantes, lo
mismo los comunistas que los aut6nticos que los
pertenecientes a los demAs partidos, demos un
profundo mentis a los que dicen que la Camara
de Representantes, no cumple con su deber.
Y atendiendo al ruego del compafiero Anibal
Escalante, retire la solicitud del pase de list en
la-seguridad de que la Camara de Representantes
ha de tomar un acuerdo que en definitive honre
y engrandezca al Poder legislative.
Sr. President (Megias P6rez): Continmia en el
uso de la palabra el senior Anibal Escalante.
Sr. Escalante (Anibal): Sefior' Presidente y se-
fiores Representantes: Agradezco extraordinaria-
mente a nuestro compafiero Payan su gentileza
y le agradezco tambi6n sus palabras que s6 que
solamente estan orientadas a levantar el prestigio
de este Cuerpo, tan atacado; que estin solamente
orientadas a defender al Congreso y a nuestro
regimen representative.
Decia yo, sefiores Representantes, que la vida
de mi Partido es dura por toda esa series de cir-
cunstancias que referi; que hay personas que las
resisten y que hay personas que no quieren asimi-










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


larse a ellas. Nosotros no forzamos a nadie a man-
tenerse dentro de esa discipline, dentro de esa
political. La militancia en nuestra lucha es volun-
taria: nadie esta amarrado.
No creemos, por supuesto, que monopolicemos
la honradez, ni la modestia, ni la dignidad. Cree-
mos que -como en el nuestro- hay hombres y
mujeres honestos y dignos en todas parties y en
todos los partidos; pero nuestro Partido tiene esas
caracteristicas a que yo me referia. Y cuando hay
alguien que sale de nuestras filas, pero sale calla-
do y no levanta una tribune de ataque a nuestro
Partido, tiene perfect derecho a salir y nadie lo
zahiere; pero cuando la salida esta motivada por
objetivos "non sanctos" y despues se quiere venir
a vestir ropajes albos, entonces, sefiores Represen-
tantes, nosotros los que estamos ahi dentro, no
tenemos mas remedio que salir a la ca'le a poner
los puntos sobre las ies.
En nuestro Partido han estado pIlr-,i..: digni-
simas, que hoy no son miembros de nuestra Orga-
nizaci6n, pero que conservan todo nuestro respeto.
El senior que me aludiera, mencion6 algunos
nombres de personas que estuvieron en nuestro
Partido y otros de personas que no estuvieron,
por cierto. Pero entire los ex miembros que men-
cion6 hay algunos con los cuales sostenemos las
mejores relaciones, amigos nuestros que no son
hoy en dia miembros de nuestro Partido, porque
no quieren serlo, pero que no por eso dejan de ser
nuestros .buenos amigos.
No; nosotros no atacamos a los que salen de
nuestro Partido; combatimos a aquellos que de
su salida hacen una base de ataques, y sobre todo
cuando conocemos los motives de la salida. Me in-
teresa aclarar estos hechos porque se han dicho
y se ha dado nombres, y nosotros mantenemos
nuestro respeto para muchas de las personas men-
cionadas.
Hablemos de otra cosa. Se ha atacado a la ideo-
logia de mi Partido, se ha atacado a mi peri6dico,
a nuestro peri6dico. Yo no voy a entrar en inte-
rioridades porque no quiero cansar a la C6mara,
y porque seguramente 6sto no interesari a los
sefiores Representantes. Creo que todos saben que
tambi6n la vida en nuestro dificil peri6dico-difi-
cil en el sentido de ]a riqueza material-es dura
y que mAximo sufridor de esa dureza es su diri-
gente, este humilde Representante que les habla.
Porque quiero'que sepan los compafieros Repre-
sentantes, que yo no percibo ingreso alguno como
Director del peri6dico Hoy, no obstante ser uno
de los hombres que m6s trabaja en 61.
Para el personal de nuestro peri6dico, abnega-
do, limpio, decoroso, valiente, sincere, yo quiero
tener, por lo menos en esta ocasi6n, ya que ha
sido calumniado e injuriado, unas palabras de re-
conocimiento; porque soy el Director del peri6di-
co y estoy reconocido a sus redactores, tip6grafos
y empleados, como lo esta mi Partido, como lo
estAn las masas a las cuales sirve Hoy de vocero.
Sobre nuestra ideologia y nuestros fines, como
se sabe, nosotros somos socialists; consideramos
qae la humanidad, que la sociedad marcharia bien
si estuviera organizada sobre la base socialist.


Y entendemos que ahora hay que marchar por los
caminos de la liberaci6n national, para que por
fin, alguna vez nuestra patria sea duefa de sus
destinos. 'Asi pensamos.
SAhora bien, esos principios hay que defender-
los con una ejecutoria diaria, y son Socialistas, a
nuestro juicio, los que combaten en ese campo, los
que luchan en esa direcci6n.
El senior que me aludi6 habl6 de un tal Movi-
miento Socialista Revolucionario... El papel aguan-
ta todo lo que en 61 se describe, dice un viejo refrAn
criollo. Pero no se debe uno guiar por los gomi-
grafos o por los nombres... Los hechos siempre
valen mas que las palabras. Ese tal Movimiento
Socialista Revolucionario, que es un partido que
carece de ejecutoria en la vida plblica de nuestro
pais, ha surgido para defender el acta de Repre-
sentante de un senior y las aspiraciones de algu-
nos pocos sefiores mis... Es un instrument de los
enemigos de nuestro pueblo... No tiene nada que
ver con el Socialismo o con la revoluci6n del pue-
blo... Hasta ahora estuvo ensarzado en la lucha te-
rrorista, en la lucha pistolera de nuestro medio
cubano; lucha que no creo-y lo digo sinceramen-
te como revolucionario que soy-que dignifique
a nadie, que dignifique a nuestro pais. Esa es una
realidad.
Mi Partido, que no es terrorist, mi Partido, que
no es pistolerista, mi Partido, que es Socialista de
verdad, entiende que hay que ir a las masas, no
con la pistola en la mano, sino con la lucha, con
la argumentaci6n, para ver qu6 dicen las masas
sobre estos problems.
Pero, ademAs, esa organizaci6n, todos sabemos,
sefiores Representantes, c6mo se cre6. Su lider
;ecibi.' mis de $60,000.00 de un aspirante nacio-
nal, el actual senior Vicepresidente de la Reptibli-
ca, para que defendiera un acta en el Partido Re-
publicano.. Tan pronto restul6 electo, se fu6 del
Partido Republicano, y prActicamente cometi6 un
grave delito que es calificado con una palabra
muy fea en nuestro 16xico.
Aparte de eso, yo s6 --y to puedo decir-, que
recientemente tal propio lider ha recibido una
gruesa suma de un senior Senador que hoy en dia
no reside en nuestro pais, que reside en Miami,
para que lo defienda; una gruesa suma que alcan-
za a la cantidad de $25,000.00.
T'.I.,, eso es cierto. ,Y c6mo, con esa moral, se
nos va a hablar a nosotros de organizaci6n poli-
tica, c6mo se nos va a hablar, sobre todo con esa
boca -llena de calumnias e injuries contra un Par-
tido honest que no estA en la lucha political para
servirse personalmente? iNo, sefiores Represen-
tantes: cuando no se tiene una vida limpia, no se
puede venir a fingir lo que no se sostiene y no se
puede injuriar impunemente!
iYo no me opongo a que cada quien defienda
su criterio; yo no critic a nadie que quiera lla-
marse como desee llamarse; pero si no estoy dis-
puesto a admitir que se nos quiera vender alguien
como impoluto, y, sobre todo, para atacar a hom-
bres y mujeres que -compafieros Representan-
tes- se precian muy much de su honradez y de
su honor!...










18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPFRESENTANTLEb


No voy a entrar en consideraciones con respect
a la political international. Se extienden demasia-
do estas frases. Yo no voy a rebatir en esta oca-
si6n todas las calumnias sacadas del arsenal, ya
obsolete, de Goebbels, contra la Uni6n de Repui-
blicas Socialistas Sovi6ticas. Yo respeto y admire
a la Uni6n de Repfublicas Socialistas Sovi6ticas;
yo s6 lo que es la Uni6n Sovi6tica. Yo s6 -como
saben todas las personas honestas- que las ca-
lumnias de Goebbels no correspondent a la verdad;
que fueron destruidas por la realidad.
Antes de la guerra, el hitlerismo las levant6;
hablo de los inexistentes campos de concentraci6n
en la Uni6n de Republicas Socialistas Sovi6ticas;
hizo todo lo que pudo por confundir al mundo so-
bre lo que era el regimen sovietico socialista, pero
fracas estruendosamente, porque de sus mentiras
a la realidad iba una extraordinaria distancia.
Simplemente rechazo tales calumnias antisovie-
ticas tomadas -repito-- del arsenal de Goebbels.
Y no entro a discutir mas ninguna cuesti6n para
no cansar a esta digna Camara.
Por fltimo, sefiores Representntes: quiero decir
que es lamentable todo esto que ha acontecido
aqui, sobre todo en estas circunstancias. Habia-
mos estado enjuiciando una critical mordaz, que
los sefiores Representantes han entendido calurn-
niosa, contra este digno Cuerpo. En medio de esta
discusi6n, cuando la Camara, como decia muy bien
el compafiero Sr. Payan, necesitaba la unidad de
criterio para demostrar a la opinion pfublica que
los sefiores Representantes eran celosos cumplido-
res de sus deberes y defendian, con sus deberes,
al regimen actual; cuando esto se hacia, salt aqui
una voz a tratar de sembrar el desconcierto en la
Camara, a tratar de presentarnos a nosotros, a este
humilde Representante y a sus compafieros, como
lo que no somos, y a llenarnos de injuries, para
crear este incident. Lamento extraordinariamen-
te que las cosas se hayan producido asi; pero no
podia dejar de tomar la palabra, para aclarar nues-
tra posici6n y decir lo que estimabamos indispen-
sable, porque es necesario que se acabe en el seno
de esta Camara con la actitud de todos estos se-
fores que creen que porque usan pistola al into,
y son matones o se hacen propaganda de matones,
ya tienen el derecho de injuriar a los sefiores Re-
presentantes.
Por lo menos, yo quiero hacer constar aqui que
los Representantes Socialistas -y s6 que no somos
nosotros solos-, no estamos dispuestos a permitir
que estas cosas sucedan en el seno de la CAmara.
Cada vez que alguien se levante irresponsable-
mente, calunaniosamente, injustamente, a atacar-
nos, va a encontrar en nosotros la respuesta me-
recida. Porque es necesario, repito, que se acabe
con esta especie -permitaseme la palabra- de
chantaje quese ha venido ejerciendo en la CAmara.
Eso es lo que queria decir. Ratifico todas las
palabras que verti en la sesi6n de antier, y, desde
luego, las que he pronunciado ahora.. Y ruego a
la CAmara me excuse por haber tornado tanto de
su tiempo.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Del Rio.


Sr. Del Rio (Pastor): Sefior Presidente, lic,'i'e.,
Representantes: Un solo minute, para darle lec-
tura a los acuerdos que hemos propuesto a la CA-
mara y que tienen la aprobaci6n del sefor Presi-
dente y de los sefiores Lideres, y en los cuales
se recogen las atinadas observaciones mantenidas
por los estimados compafieros Primitive Rodriguez
y Guillermo Ara. Dicen asi: "Que por la Mesa de
la Cimara se ofrezca a los sefiores Directores de
peri6dicos y horas radiales, una nota detallada
de las Leyes aprobadas, de los Proyecios y Propo-
siciones en studio y de cuanto se estine necesario,
para que se conozca, en todos sus extremos, la
labor realizada."

"Que al t6rmino de la presence Legislatura, el
PresidenLt y los Lideres hagan un resume del
trabajo efectuado y lo ofrezcan al pais, para que
6ste lo aprecie y juzgue su importancia."

Sr. President (Megias P6rez): LEstA de acuerdo
la Camara con el proyecto de Acuerdo que acaba
de leer el Dr. Pastor del Rio?
I,' i:ln.;, afirmativas.)

Aprobado.
Continia el Orden del Dia con las Proposiciones
de Ley.
(El Oficial de Actas lee la de los Sres. Regalado Ro-
driguez y otros, modificando el apartado 2 del Articu-
Ic 86 del C6digo Electoral, a fin de producer un precepto
general que permit la mis apropiada integraci6n de
las Juntas Provinciales Electorales, con un criterio uni-
forme.)
Sr. President (Megias Proz); Tomada en con-
sideraci6n, pasa a la Comisi6n de Legislaci6n
Electoral.
(El Oficial de Actas lee la de los Sres. Regalado Ro-
driguez y otros, tendiente a crear el Partido Judicial
de Tercera Clase de Vifiales, en la provincia de Pinar
del Rio.)
Sr. President (Megias P6rez): Tomada en con-
sideraci6n, pasa a las Comisiones de Justicia y
C6digos y Hacienda y Presupuestos.
(El Oficial de Actas lee la de los Sres. Escobar Que-
sada y otros, concediendo un cr&dito de $2,000.00 para
reparar y pintar la residencia de la Delegaci6n de Ve-
teranos en Gibara.)
Sr. President (Mcgias P6rez): Tomada en con-
sideraci6n, pasa a la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos.
(El Oficial de Actas lee la de los Sres. Pino Martinez
y otros, disponiendo que en las ciudades de Santiago
de Cuba, Camagiiey, Santa Clara, Matanzas y Pinar del
Rio, se construirA un Palacio de Justicia, en el que seran
alojados todos los tribunales correspondientes a las refe-
ridas localidades.)
Sr. President (Megias Pereal: Tomada en con-
sideraci6n, pasa a las Comisiones de Hacienda y
Presupuestos y Obras Pfiblicas.









DIARIO DE SESlIUl cES DE LA CAllAiiA DE REPRESENTANTES 19

(El Oficial de Actas lee la de los Sres. 1llas Cuza y supuestos de i, R,.;l^bin .... como subvenci6n mensual a
otros, modificando el Articulo 24 del C6digo li.si :11l. las ,personas que hayan obtenido el primer y segundo
en el sentido de sustituir, por la del 30 de abril, la fecha lugar en el torneo "Capablanca in 1I.m...Ii :iii ', etc.)
de 19 rd i onir ara In Il nleahrarci>n rio i1c olnrinrec -r


nerales y parciales.)

Sr. President (Megias Perez): Tomada en con-
sideraci6n, pasa a la Comisi6n de L -:i-j-1ei6,
Electoral.
Lectura de Dictamenes.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de i-l.,u I,
da y Presupuestos al'Proyecto de Ley del Senado, con-
cediendo pension a las Sras. Maria de los Remedios y
Lucila del Pino Hernandez, hijas del patriota Rafael
del Pino y Diaz.)

Sr. President (Megi'a. P-:.'el.I: Se imprimira, se
repartiran copias e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.

(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
ua y Presupuestos al Proyecto de,Ley del Senado, con-
cediendo pension al Sr. Alberto Couspeire.)

Sr. President (Megias P6rez): Se imprimira, se
repartirin copias c incluirA en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos al Proyecto de Ley del Senado, con-
cediendo pension a la Sra. Pilar Delgado y al Sr. Idilio
P6rez.)

Sr. President (Megias P6rez): Se imprimird, se
repartiran copies e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos al Proyecto de Ley, concediendo un
cr6dito de $783,000.00 para la compra de instrument y
materials con destino al Observatorio Nacional.)

Sr. President (Megias P6rez): Se imprimird, se
repartiran copias e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.

(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos al Proyecto de Ley, para que se
crija un busto al pensador :.o-.'. tb.lji.i ii.. Eugenio Ma-
ria de Hostos, en la Plaza de ]a Fraternidad.)
Sr. President (Megias P6rez): Se imprimira, se
repartiran copies e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos al Proyecto de Ley, concediendo una
pension de $1,200.00 anuales, a la Sra. Maria Cristina
Cabello viuda del Capitin del Ej6rcito Libertador, sefioi
Julio Montejo, que desapareci6 misteriosamente el dia 6
de enero de 1921.)
Sr. President (Megias PNrez): Se imprimird, se
repartiran copies e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos al Proyecto de Ley, disponiendo la
inclusion de determinadas cantidades en todos los Pre-


Sr. Prosiderte (Megias P6rez): Se imprimira, se
repartiran copies e incluira en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El (,i. .,1 de Actas lee el de la Comisi6n de Propie-
dad Inmobiliaria, contrario a la Proposici6n de Ley de
los Sres. FernAndez Varela y otros, relative a la crea-
ci6n de un Patronato Pro Nuevas Viviendas, a trav6s de
,un sistema que proveerm de casa propia a los empleados,
obreros y personas de la clase media.)

Sr. President (Megias Pire:.) Fal'ta el de la
Comisi6n de Obra PubNicIs.
iAcuerda la CAmara conceder un plazo de diez
dias a la Comisi6n de Obras PFiblicas para que
emita su Dictamen?
i ,-' t' l '-, : l n it-t ..]- ,

Acordado.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justieia
y C.; ii',:. al Proyecto de Ley disponiendo que llevarAn
firma de abogado los escritos estableciendo rncursos con-
tra las resoluciones administrativas, etc.)
Sr. PrC iidct.!e (T'iegi'.!s P6rez): Se imprimira, se
'1.. i 1 i.',ni copias e incluira en un pr6ximo Orden
,l el )ica.

(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justicia
y C6digos al Proyecto de Ley modificando la Ley de 3
de junio de 1939, que cre6 el cargo de Juez de Guardia
I.'..- lr., en la ciudad de La Habana, en el sentido de
que los Jueces Municipales Suplentes de la ciudad de
La Habana sutituirAn, en caso de licencia o enfermedad,
al Juez de Guardia Nocturna, etc.)

Sr. Presiden:e (Megias P6rez): Se imprimira, se
repartiran copies e incluird en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n "de Justicia
y -... I.-.. al Proyecto de Ley modificando la Ley que
cre6 la Caja de Resarcimientos, en relaci6n con los deli-
tos de contravenciones y de acuerdo con las sugerencias
formuladas en el II Congreso Juridico Nacional.)
Sr. Pi e ,.Jnte (Megies Perez): Se imprimira, se
repartiran copies e incluira en un pr6ximo Qrden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la C':.ii in--ri de Justicia
y C6digos al Proyecto de Ley modificando el Articulo 55
de la Ley del Servicio Civil, en relaci6n con la solici-
tud de licencia por parte de los empleados pdblicos.)
Sr. President (Megias Pere=): Se imprimirA, se
repartirin copias e incluirA en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lec el de la Comisi6n de Justicia
y C6digos al Proyecto de Ley por el que se dispone que
los auxiliares y subalternos del Poder Judicial, Minis-
terio Fiscal y los de los organismos electorales, que es-
ten en posesi6n de un titulo universitario, y eleven mAs








20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE Ii.!'iPEENTAi4TES.
....I--. IIl.ll.*I.III, ,. r.,,.,.. l,...,.. .-.-... ..


de veinte afios de servicio al Estado, etc., tendran dere-
cho a jubilarse con el 75% del mayor haber, incluyendo
gastos de representaci6n.)
Sr. President (Megias Perez): Se imprimira, se
repartiran copias e incluird en un pr6ximo Orden
del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justicia
y C6digos al Proyecto de Ley por el que se declara- de
utilidad public a la "Asociaci6n de Scouts de Cuba",
miembros de la Organizaci6n Internacional de los Boy
Scouts.)
Sr. President (Megias Perez): Falta el de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.
ZAcuerda la Cimara conceder un plazo de diez
dias a la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos
para que emita Dictamen?
(Sefiales afirmativas.)
Acordado.
Discusi6n de DictAmenes y Proyectos de Ley.
Sr. Suarez Rivas (Jose): Para una informaci6n
en cuanto al Dictamen que se va a discutir, pido
la palabra.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Suarez Rivas.
Sr. Su,rez Rivas (Jos6): Sefor Presidente y se-
fiores Representantes: El Dictamen que se va a
someter hoy a la consideraci6h del pleno de la
Camara es para mi uno de los mAs importantes
que se han sometido a su consideration.
A los efectos del studio de esta legislaci6n, que
es la relative a los Tribunales de Trabajo, en la
Comisi6n de Trabajo y Reformas Sociales, que
preside nuestro ilustre compafiero el Sr. Suri Cas-
tillo, y Ponente ademas de este Proyecto de Ley,
que fue presentado a la Camara por el distinguido
lider y compafiero del Partido Revolucionario Cu-
bano,, Segundo Curti, acordamos seguir en su tra-
tamiento, dada su importancia, el mismo procedi-
miento que se ha seguido en el Senado de la Re-
pfiblica para tratar de la Banca Central o de la
Banca Nacional. Es decir, que la Comisi6n de
Trabajo y Reformas Sociales nombr6 una Comi-
si6n de su seno, integrada por representatives de
los distintos Partidos politicos, el propio Surf Cas-
tillo,.el compafiero Rodrigo Lominchar, Rubdn
Alonso, los compafieros del Partido Socialista Po-
pular Lazarp, Pefia y Quincosa, el Ingeniero F6lix
Martin, nuestro compafiero del Partido Dem6crata
Garcia Montes, y el que tiene el honor de dirigirles
la palabra, y entire todos, rendimos este Dictamen
en que procuramos darle soluci6n a los problems
vitales del trabajo en Cuba.


laboral est6n casi perfectamente ordenadas. Se
encuentran en la obra de Garcia Pedrosa, en la
obra de Sanchez Roca. Y ademas estimamos que
en nuestro pais en el orden social se ha producido
uno de los fen6menos mas raros de la legislaci6n
social del mundo. Muchas de las normas que de-
bian forzosamente pasar por la etapa de'resolucio-
nes, por la etapa de leyes, hasta llegar a un C6digo,
en nuestro pais las hemos incorporado de un salto
al C6digo Orginico del Estado, a la Constituci6n
de la Repfblica, y nos encontramos con el curioso
caso de que en nuestro pais la legislaci6n social,
en su aspect revolucionario,' encuadrado en la
Constituci6n de 1940 se ha desarrollado de arriba
abajo. Estimamos que el problema de Cuba, mas
que de ordenamiento de las normas sustantivas
del trabajo, es un problema de procedimiento. En
Cuba la tramitaci6n de los contratos colectivos de
trabajo y una series de planteamientos de tipo
legal tienen que tramitarse por la via de la Ley
de lo Contencioso-Administrativo o por la Ley
Organica de las Secretarias de Despacho. Es decir,
que el procedimiento que se sigue actualmente es
un procedimiento arcaico, se siguen 1is normas
establecidas en 1888, procedimientos de una extra-
ordinaria lentitud y que muchos de ellos -todos
los que actuamos en estas cuestiones lo sabemos-
se encuentran pendientes de vistas sefialadas para
el afio 1952 por el Tribunal Supremo, de problems
de los afios 38 y 40. Y eso que sucede en el orden
del trabajo o en el orden de la contrataci6n colec-
tiva nos lo encontramos tambien en el derecho de
pedir los trabajadores lo que comunmente llaman
reivindicaciones.
En Cuba se ha estado utilizando,' para poder
establecer demands, en las disputes laborales, un
procedimiento de conciliaci6n que es el que se
dict6 para la regulaci6n de las huelgas. Es decir,
para la declaraci6n de licitud o ilicitud de una
huelga, y dentro de-ese procedimiento es que se
tramita la mayoria de las disputes laborales de
nuestro pais. Y, cosa curiosisima: los fallos de
esas Comisiones han declarado las Audiencias y
tambi6n el Tribunal Supremo, "que no tienen efi-
cacia ni son do obligatorio cumplimiento".
Analizamos tambi6n el problema de las Comi-
siones de Inteligencia Obrera de los Puertos cons-
tituidas en forma paritaria y presididas por un
funcionario judicial, pero no con jurisdicci6n espe-
cifica y a pesar de sus enormes facultades, ya que
esa Ley fue vetada por el Presidente Zayas --por-
que la Comisi6n de Inteligencia tiene mis faculta-
des que el Presidente de la Repuiblica- vemos
c6mo en la prActica el funcionamiento de' esas
Comisiones no ha dado resultado, y no ha dado
resultado porque no existed una jurisdicci6n de
trabajo.
Analizamos tambi6n el aspect de que los pro-


Actuamos en esta cuesti6n sin sentido partida- blemas sociales cubanos no podian continuar, en
rista. Estimamos fundamental que habia que ha- cuanto al. aspect de disputes laborales en manos
cer una modificaci6n central al Proyecto del corn- del Ministerio del Trabajo, ya que un precepto
pafiero Segundo Curti. Entendimos que el proble- imperative de la Constituci6n es el que ordena
ma de Cuba no era fundamentalmente hacer un que se pusiesen en manos del Poder Judicial o de
C6digo del Trabajo. En Cuba las normas de dere- un funcionario del Poder Judicial. Porque resul-
cho sustantivo que regulan los derechos de tipo taba la extraordinaria anomalia de que el propio








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


Ministerio del Trabajo dictaba los Reglamentos,
el mismo Ministerio los interpretaba y muchas de
esas razones motivaron un estado de intranquili-
dad que provoc6 lo que en ocasiones se ha dado
en llamar una guerra social.
Estudiando el aspect primario de la Proposi-
ci6n de Ley del compaiero Segundo Curti, esti-
mamos que debiamos levar dentro de los Tribu-
nales de Trabajo y de una jurisdicci6n propia,
especifica, todos los problems laborales cubanos
y se produjo, sefiores Representantes, un hecho
que para mi tiene relevancia hist6rica, de una
gallardia y hermosura extraordinaria: individuos
que se encuentran hoy aqui en disputes en ambos
bandos, y que compartieron en el seno de la Co-
mision, estuvieron, con un sentido patri6tico ex
traordinario, de acuerdo en que todos los proble-
mas sociales de Cuba, tanto los de conciliaci6n
como los problems que discutan los Tribunales
de Trabajo, fuesen puestos en manos imparciales,,
en manos de una jurisdicci6n especial que se crea
por esta Ley, para que sus funciones ofrezcan una
absolute garantia y que no haya una actuaci6n de
tipo politico en la actuaci6n de tipo legal.
En sintesis, eso es lo que recoge esta Proposi-
ci6n de Ley, que fu6 dictaminada por unanimidad
por todos los components de la Comisi6n y que
se somete hoy al pleno de la Camara de Repre-
sentantes.
Como es una Ley de cardcter extraordinario,
porque modifica"la Ley OrgAnica del Poder Judi-
cial, necesita de una votaci6n extraordinaria de
sesenta y nueve votos que si.
Yo espero que la labor que hemos realizado to-
dos los compafieros de la CAmara, sin sentido par-
tidarista, sino para dotar al pais de un instrument
que en las disputes laborales sea absolutamente
imparcial tenga vuestra aprobaci6n, y creo que
habr6is dotado a Cuba de una obra extraordinaria,
porque habr6is terminado con innumerables con-
flictos, y complacerkis no s61o a patrons y obre-
ros, sino a la gran ciudadania cubana que espera
que la Camara actie en este sentido con ponde-
raci6n y respeto, a tenor de todo el derecho que
consagra la Constituci6n de la Repiblica.
Esta era la informaci6n que queria hacerle a
los distinguidos compafieros antes de que se some-
tiera a discusi6n el Dictamen que hubimos de ela-
borar todos de mutuo acuerdo.
Sr. Curti (Segundo): Sefior Presidente, iiri, la
palabra, para un ruego.


Soy de los que creo -respetando desde luego
el criterio del compafiero Mora, honroso y digno-
que 6sta no eg una cuesti6n que debe.solventarla
un senior Representante, sino que debe derivar
hacia una soluci6n de Cuerpo. Se ha aprobado la
Moci6n del compafie'o Pastor del Rio, y entiende
el Representante que habla -a reserve de la opi-
ni6n, desde luego, que pudiera exponerse en con-
trario en esta Camara- que la soluci6n al incident
promovido por el desafortunado e iujuriante 'ar-
ticulo esta en lo propuesto por el compafiero Pastor
del Rio.
Por tanto, ruego al compafiero Menelao Mora
que desista del planteamiento que 61 ha hecho.
Es todo cuanto tenia que decir alrededor deesta
cuesti6n.
Sr. P-residente (Megias P6rez): En la oportuni-
dad adecuada, cuando termine de hacer uso de la
palabra el Sr. SuArez Rivas, la Presidencia tras-
ladara el ruego al Sr. Menelao Mora.
Sr. Del Rio (Pastor): Para una pregunta al se-
for Suarez Rivas, pido la palabra.
Sr. Presidenie (Megias P4rez): Tiene la palabra
el Sr. Pastor del RIl para una pregunta al sefor
Suarez Rivas.
Sr. Dil Rio (Pastor): Sefior Presidente, sefiores
Representantes: De la manera mAs breve, para
rogarle una informaci6n al active Lider del Par-
tido Liberal: No tuvimos la oportunidad de con-
currir a la ultima sesi6n de la Comisi6n de Trabajo
y Reformas Sociales, donde hubieron de tratarse
los ultimos articulos del Dictamen sobre el esta-
blecimiento de los Tribunales del Trabajo. En las
anteriores estuvieron representados todos los Par-
tidos: ,se produjo igual circunstancia en esta dlti-
ma reuni6n?...
Sr. Curii (Segundo): Sefior Presidente, pido la
palabra.
Sr. President (Megian P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Curti.
Sr. Curti (Segundo): Para pedir la permanencia
de la sesi6n.
Sr. President (Megias P6rez): ZEst& de acuerdo
la Camara con la permanencia de la sesi6n?
S- : ni I afirmativas.)
Aprobado.


Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra Tiene la palabra el Sr. Suarez Rivas para con-
el Sr. Curti. testar al Sr. Pastor del Rio.


Sr. Curti (Segundo): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: He sido informado, a mi re-
greso de la entrevista que sostuvieron el Presi-
dente y los Lideres de la Camara con los sefiores
integrantes del Bloque de Prensa, que en virtud
del planteamiento hecho esta tarde aqui, alrede-
dor del articulo publicado por Carteles, el compa-
fero Menelao Mora esta en disposici6n de enviarle
su representaci6n personal al Director de esa pu-
blicaci6n, Sr. Alfredo T. Quilez.


Sr. SuArez Rivas (Jos6): Para informar, con mu-
cho gusto, al lider del Partido Dem6crata, senior
Pastor del Rio. Dije al comenzar mis palabras que
esta no es una Ley de un Partido determinado;
que es una Ley de la Cimara, en la cual habiamos
tenido intervenci6n, con sentido patri6tico, repre-
sentativos de todos los Partidos Politicos; y que
el Partido Dem6crata estuvo representado en la
Comisi6n de Trabajo y Reformas Sociales por uno
de los Abogados mis brillantes, representative de








22 DIARIO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
. i-~_-~~ ii i, i


su Partido, el Dr. Garcia Montes, quien tuvo la
Ponencia despues de redactada, cinco dias en su
casa, para estudiarla, y volvi6 al seno de la Comi-
si6n hacienda determinadas objeciones que fueron
aceptadas por el pleno de la Comisi6n. Las obser-
vaciones hechas por el Partido Socialista Popular
tambi6n fueron aceptadas; las hechas por los com-
paiieros del Partido Revolucionario Cubano Auten-
tico tambien fueron exactamente consideradas.
Este dictamen es el product de la voluntad de
la Camara, porque, ademas ha sido sometido hoy
a los distintos lideres de los Partidos Politicos que
integramos la Camara, y todos hemos dado nues-
tra conformidad.
Todo esto era lo que queria informar al corhpa-
fiero Sr. Del Rio.
Sr. Del Rio (Pastor): Para agradecer al doctor
Suarez Rivas la amabilidad de su informed; reco-
nocer, una vez mis, la importancia del Proyecto
que se estudia, y anunciar que, habiendo tenido
la colaboraci6n de todos, el Partido Dem6crata,
que hubo de defenderlo en la Comisi6n, habri de
votarlo en el pleno de la Camara.
Cuanto contribuya al sostenimiento de la paz
social y al mis rapido entendhiiento entire los
factors que mantienen y elevan nuestro progre-
so, es util que se propugne y beneficioso que se
aplique.
Sr. Mora (Menelao): Sefior Presidente, pido la
palabra, para una informaci6n.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la palabra
el Sr. Menelao Mora.
Sr. Mora (Menelao): Sefior Presidente y seno-
res Representantes: Sinceramente, compafieros,
no habia puesto atenci6n en la explicaci6n que
hacia el compafiero Sr. Suarez Rivas sobre este
Dictamen.
Yo quiero que se me informed por la Presidencia
si esta a discusi6n el Proyecto, o no.
Sr. Suarez Rivas (Jos6): Estoy informando en
relaci6n con el Dictamen, para darle conocimiento
de caracter general a todos los compafieros de la
CAmara.
El Dictamen se va. a someter a la consideraci6n
del pleno en este moment. Yo he pedido la pa-
labra, sencillamente, comisionado por los miem-
bros que intervenimos en la elaboraci6n de este
Dictamen para hacer una informaci6n a la Chma-
ra, acerca de la forma en que se habia desenvuelto
la iniciativa en la Comisi6n que estudi6 este pro-
blema; para decir que habiamos estado de acuerdo
todos, porque fundamentalmente tuvimos en cuen-
ta una cuesti6n: que es esta una Ley Extraordina-
ria, Ley Organica que modifica la Ley Organica
del Poder Judicial, y necesita, por consiguiente,
una votaci6n extraordinaria, es decir, sesenta y
nueve votos, todos que si, porque si no los tiene
no tenemos ningfin 6xito y en ese sentido estoy
informando de los distintos aspects que tuvimos
en cuenta en el seno de la Corisi6n, para produ-


cir este Dictajnen por unanimidad de todos los
Comit6s Parlamentarios de los Partidos que inte-
gran esta Camara de Representantes.
Sr. Mora (Menelao): Yo doy las gracias al com-
pafiero Sr. Suarez Rivas, y quiero manifestar que
entiendo que la Ley, ademas de tener ese caricter
extraordinario, tiene tambi6n la importancia ex-
traordinaria de que los conflicdos entire trabajado-
res y patrons se simplifiquen, en esta 6poca de
teivindicaciones indiscutibles, en que hay momen-
tos en que se sufren las consecuencias por aigunas
de las parties, y en otros, quizAs, por las dos parties,
porque no habiendo los organisms que en forma
legal atiendan a la tramitaci6n de los asuntos, que
atienda a las demands de trabajo, para hacer las
concesiones correspondientes, es evidence que tie-
ne que haber trastornos y estamos sometidos a
que se cometan injusticias en todo moment.
Yo estoy diciendo esto y quiera aclarar ademas,
por via de informaci6n, que deseo que vayamos
a la discusi6n y aprobaci6n de este Proyecto.
Yo estoy atravesando por la crisis mis aguda
que puede atravesar ninglin Director de empresa
privada precisamente por la falta de coordinaci6n
y de regulaciones de los conflicts sociales, porque
en una forma inopinada e inconsulta, se disponen
y conceden demands que son justas en el piano
de la contemplaci6n lirica, indiscutiblemente, pero
que al dictarse no se observan cuiles son las posi-
bilidades de la empresa. Y ahi tenemos la empresa
cubanisima de los "Omnibus Aliados", pereciendo
dia a dia,-en una confabulaci6n gigantesca, para
hacerla desaparecer, en provecho de unos cuantos.
Ahi esta la denuncia que he hecho de los deten-
tadores de estos interests, que quieren apoderarse
de esa criollisima empresa, que, por falta de la
garantia de una legislaci6n de esta naturaleza, esti
propiciando, dia a dia, que se termine con la eco-
nomia national.
Esta empresa, que es un ejemplo positive del es-
fuerzo colectivo de los trabajadores, multiplicado
una y otra vez, esta a punto de perecer, porque
unos detentadores quieren apoderarse de ella.
Por eso, interest que vayamos a la Ley, para
que todas las empresas, asi como los trabajadores,
tengan la garantia suficiente, para que pueda dar-
se lo que cada cual reclame legitimamente, pero
protegiendose igualmente los derechos legitimos
que merecen las empresas particulars, que igual-
mente merecen y necesitan de esa protecci6n.
Muchas gracias.
Sr. President (Rod6n Alvarez): ContinUa en el
uso de la palabra el Sr. SuArez Rivas.
Sr. Suarez Rivas (Jos6): Sefior Presidente y se-
fnores Representantes: En primer lugar, sencilla-
mente para afiadir, que lo que nos hemos pro-
puesto al realizar esta labor, es cumplir lo que nos
manda la Constituci6n, a la que hemos dado ca-
ricter de importancia, ya que al comenzar mis
palabras dije que esto era el C6digo de Trabajo
Cubano, ya que las normas de'derecho sustanti-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23


vo que se encontraban en la Constitucion de la
Repdblica, que contretabamos, un procedimiento
adjetivo con absolute imparcialidad, creando juris-
dicci6n especifica con jueces propios y con parti-
cipaci6n de los interesados dentro del Poder Judi-
cial, para que no hubiese intervencionismo de tipo
partidarista ni politico en el regimen que hemos
organizado.
Ojala que, dentro de la Ley, se encuentren satis-
factoria resoluci6n a los problems que confront
la cubanisima Empresa de Omnibus Aliados.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Esta Presiden-
cia, recogiendo el ruego formulado por el Sr. Curti,
lo traslada al Representante Sr. Menelao Mora, en
relaci6n con el incident planteado, o mejor dicho
surgido alrecedor del articulo publicado por el
Director de la Revista Carteles.

Sr. Mora (Menelao): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Yo entiendo que al haber anun-
ciado mi prop6sito de llevar al campo del honor
al Sr. Quilez, para que respond de esas injuries
y calumnias que ha vertido, no contra mi persona,
porque entonces lo hubiera perdonado, porque si
hubiera dicho que soy de "esos", que dice 61, qui-
zAs no le hubiera hecho ningdn caso; pero como
entiendo que se afecta inclusive un pilar, una
instituci6n de la Democracia, entendia que proce-
dia hacer mi anuncio a ese respect, y que no
comprometia a la Camara para nada. Yo no estaba
pidiendo autorizaci6n, porque no me corresponde
ilevar el nombre de la CAmara, y no podia permi-
tir la autorizaci6n porque estamos en presencia
de una figure de delito y no es possible que la
CAmara accediera a ese respect.

Por lo tanto, no creo yo que estoy comprome-
tiendo al Cuerpo y por esa raz6n,, sencillamente,
declare que, como Representante, no lo reto, pero
como hombre si lo reto y entonces mandar6 los
padrinos en carActer personal.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Continfa el
tratamiento del Orden del Dia. Se va a dar cuenta
con el Dictamen de la Comisi6n de Trabajo y
Refornias Sociales.
(El Oficial de Actas lee:)
La Habana, 15 de noviembre de 1948.-Sefior Presi-
dente de ]a Camara de Representantes.-Sefior: A los
efectos reglamentarios procedentes, tengo el honor de
remitirle adjunto el Dictamen formulado por esta Co-
misi6n, modificando el Proyecto de Ley que establece
los Tribunales de Tralajo.-De usted atentamente, Emi.
lio Suri Castillo, Presidente.

A LA COMISIONDE TRABAJO
Y REFORMS SOCIALES

El Representante que suscribe, designado Ponente
para el studio e informed de la Proposici6n de Ley
presentada a la Cfmara por el Representante Sr. Se-
gundo Curti Messina y otros, relative a la creaci6n de
los Tribunales de Trabajo, tiene el honor de someter
a la consideraci6n de sus compafieros, la siguiente


PONENCIA
LEY DE LOS'TRIBUNALES DE TRABAJO
CAPITULO I
De la Organizaci6n de los Tribunales de Trabajo,
su Jurisdicci6n y Competencia.
Disposiciones Generales.
Articulo l.-Se crea la 1.1 'ilLi .i del Trabajo como
unica instituci6n jurisdiccional, contenciosa en la rama
laboral o del trabajo en nuestro Derecho, para interve.
nir, conocer y resolver en cuantos conflicts individuals
y colectivos se originen entire los diversos elements de
la producci6n, interpretando y aplicando las normas
legales pertinentes y ejecutando sus propias decisions.
Art. 2.-La Magistratura del Trabajo se ejercera por
los Tribunales del Trabajo que se crean por la present
Ley y que seran los dnicos con potestad para aplicar e
interpreter todas las leyes y disposiciones legales en ma-
teria laboral o de trabajo.
Art. 3.-S6]o quedaran excluidas de la jurisdicci6n de
cste Tribunal Jas reclamaciones relatives a pensions,
jubilaciones o retiros de los distintos seguros sociales es-
tablecidos, las que.se continuaran tramitando por los pro-
cedimientos actuales en vigor. Estos Tribunales de acuer-
do con el procedimiento en esta Ley establecido, cono-
cerin de todas las cuestiones relatives a accidents del
trabajo.
Art. 4.-Bajo la denominaci6n general de Tribunales
de Trabajo usada en esta Ley, se comprende los que
con tal nombre funcionen en los Partidos Judiciales y
T6rminos Municipales, en su caso, y las Salas y Seccio-
nes de Salas que se crean por esta Ley, en las Audien-
cias respectivas y en el Tribunal Supremo.
Pot Juez de 'Trabajo se entendera el miembro del
Poder Judicial que presida los Tii i.u! I1. de Trabajo
en primer instancia, y por Magistrado del Trabajo cada
miembro del Poder Judicial que forme la Sala o Sec-
ci6n de Trabajo en las Audiehcias y en el Tribunal
Supremo.
Art. 5.-La base territorial dc esta jurisdicci6n es el
Partido Judicial y en eada uno de ellos habra, por lo
menos, un Tribunal de T' .oI,.I

De.los Tribunales de Trabajo.
Art. 6.-Se crean los Tribunales de Trabajo que ten-
dran forma paritaria y estaran compuestos de cinco
miembros: un Juez, miembro del Poder Judicial, que
sera su Presidente; dos delegados de los trabajadores,
uno designado por la organizaci6n obrera, si existiere,
y otro, que sera.trabajador en active, designado por el
grupo de trabajadores en active a que pertenezca (l
cbrero afectado, y dos delegados de las organizaciones
patronales debidamente inscriptas en el referido Minis-
terio y oficina, o de las distintas ramas industriales y
comerciales que no estando organizadas e inscriptas, per-
tenezcan a la misma rama de trabajo que origin el
conflict sometido a la consideraci6n y resoluci6n de
estos *i!ll ll:I
La funci6n de estos delegados es consultiva y tienen
por tanto voz, pero no tionen voto en la decision del
asunto sometido a la consideraci6n y resoluci6n del
Tribunal.









24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


La facultad de decidir corresponde finicamente al
Juez de Trabajo.
Transcurrido el t6rmino que concedera el Juez para
la designaci6n de los miembros que deberan componei
el Tribunal, este funcionara, aunque no hayan sido desig-
nados todos o algunos de sus miembros y concurran o no.
Art. 7.-El Juez de Trabajo debera hacer constar en
los fundamentos de la resoluci6n que dicte, la opinion
o criterio de los Delegados patronales y obreros.
Art. 8.-Estos Tribunales de Trabajo seran los uinicos
competentes para conocer y decidir en primera instan-
cia de todos los conflicts individuals y colectivos que
se driven de las relaciones entire los patrons y sus
trabajadores o con motive de las actividades laborales,
profesionales o sindicales a que se refiere el Articulo
primero de la present Ley, de cualquier indole que
fueren, bien sea de los conflicts de derecho o de los
llamados econ6micos o de,intereses, con la sola excep-
ci6n de las reclamaciones a que se refiere el Articulo 3
de esta propia Ley.
Art. 9.-Los Tribunales de Trabajo conoceran. asimis-
mo, de las denuncias sobre infracciones o contravencio-
nes de las Leyes del Trabajo. En los casos en que el
Tribunal de Trabajo estime que alguna de las parts o
ambas ban cometido infracciones o contravenciones de
las Leyes del Trabajo, dart cuenta al Juzgado de Ins-
trucci6n o Correccional competent, para que por cl
Juez se instruya el sumario o se juzgue cl caso, de
acuerdo con las leyes y disposiciones que rigen la
material.
Art. 10.-El Juez de Trabajo tendra una asignaci6n
fija mensual, id6ntica a la de los Jueces de Primera
Instancia, y los Delegados percibiran una dieta de cinco
pesos por cada dia de actuaci6n en el Tribunal de
Trabajo.
Art. 11.-Para cada Tribunal de Trabajo debera desig-
narse un Secretario, un official mecan6grafo, un algua-
cil y demas personal que sea necesario.
Art. 12.-Los Tribunales de Trabajo funcionaran en
los Partidos Judiciales, debiendo crearse uno, por lo
menos, en cada Partido Judicial, y ejerceran su juris-
diccion en el territorio de sus respectivos Partidos.
Art. 13.-No obstante lo anterior, el Poder Ejecutivo
queda facultado para crear uno o mas Tribunales de
Trabajo en los T6rminos Municipales, en el caso en que
por la extension del Partido Judicial y del numero de
conflicts a resolver sea necesario, para la mejor admi-
nistraci6n de la justicia social, laboral o del trabajo.
Estos Tribunales ejerceran su jurisdicci6n en el territo-
rio correspondiente 1a T6rmino Municipal para el que
fueron creados.
Art. 14.-Estos Tribunales de Trabajo que se creen,
en su caso, en los T6rminos Municipales, tendran com-
pleta independencia de los que funcionan en los Parti-
dos Judiciales, seran dotados con igual personal y fun-
cionaran en la misma forma y con sujeci6n al mismo
procedimiento de los creados en los Partidos Judiciales.
Art. 15.-Las cantidades necesarias para cubrir las
asignaciones de los Jueces y Magistrados de Trabajo,
dietas .de los Delegados, remuneraci6n del personal, ma-
teriales y demas gastos propios de estos Tribunales, de-
berin consignarse en el Presupuesto General de la Na-
ci6n que en cada oportunidad so confeccione.


De la Sala y Secciones de Leyes del Trabajo
en las Respectivas Audiencias.
Art. 16.-Se crea en la Audiencia de La Habana ]a
"Sala del Trabajo", que se compondra de cinco miem-
bros: un Presidente de Sala y cuatro Magistrados, y
una "Secci6n del Trabajo", en cada Audiencia de Pro-
vincias para conocer de las apelaciones que se establez-
can por las parties, contra las resoluciones de los Tribu-
nales de Trabajo.
Art. 17.-Cuando el nfmero de casos que se someta a
la consideraci6n y resoluci6n de todas o cada una de las
Secciones del Trabajo de las respectivas Audiencias sea
tal que no permit a 6stas resolverlos con la rapidez que
este procedimiento. exige, deberA crearse la Sala del
Trabajo, que estara dompuesta y funcionara en la misma
forma que la creada para la Audiencia de La Habana.
Art. 18.--Las resoluciones que se dicten por la Sala
del Trabajo de la Audiencia de La Habana o por las
respectivas secciones del Trabajo o Salas en su caso,
de las Audiencias Provinciales, son definitivas y de obli-
gatorio cumplimiento por las parties.
Contra estas resoluciones s6lo se concede recurso de
casacion en los mismos casos que se regulan en la Ley
de Enjuiciamiento Civil para ante la Sala Espedial del
Trabajo del Tribunal Supremo. En este caso podra o no
el Tribunal disponer el cumplimiento de la resoluci6n
recurrida.
Art. 19.-Esta Sala y Secciones deben ser dotadas del
personal necesario para su funcionamiento.
Sala Especial del Trabajo.
Art. 20.-Hasta tanto se cree el Tribunal de Garantias
Constitucionales y Sociales, se crea por la present Ley,
en el Tribunal Supremo, la "Sala Especial del Traba-
j.,", compuesta de site miembros, para conocer de los
recursos de casaci6n que se establezcan contra las sen-
tencias de la Sala de Trabajo de la Audiencia de La
Habana y de las Secciones de Trabajo y Salas de Traba-
jo en su caso, de las respectivas Audiencias Provinciales.
Art. 21.-Esta Sala debe ser dotada del personal ne-
cesario para su funcionamiento.
CAPITULO II
Del Procedimiento.

Art. 22.-La sustanciaci6n de los juicios laborales ante
los Tribunales de Trabajo, en primera instancia, se ve-
rificarA con arreglo a lo que disponen los Articulos ai-
guientes.
Art. 23.-La demand se formularA per rescrito y sin
necesi4ad de ajustarse a otras formalidades de las aqui
expresadas, y contendran los siguientes requisites:
19-La designaci6n ante el Tribunal que se present,
29-Los nombres, apellidos, profesi6n y domicilio del
demandante y del demandado.
39-La enumeraci6n clara y concrete de los hechos
sobre que verse la pretension y su fundamento
de derecho.
40--La siplica de que se condene al demandado fijAn-
dose con claridad y precision lo que se pide y la
persona o entidad que se demand.
59-La firma del que la present.

Por medio de otrosi, podra solicitarse el recibimiento
a prueba.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25
i- ---


Art. 24.-Con el escrito de demand debera acompa-
fiarse necesariamnnte el poder que acredite la persona-
lidad del representante, cuando el interesado no inste
personalmente.
Tambien deberA acompafiarse a la demand el docu-
mento o documents en qud la part interesada fund
su derecho.
Si no tuviere estos ltimos a su disposici6n, designarA
el archivo o lugar en que se encuentren los originales.'
La presentaci6n de documeptos a que se ,..1. i.:!n os
pArrafos anteriores, cuando sean publicos, y con excepl-
ci6n de los acreditativos de la personalidad, podra hacer-
se por copia simple si el interesado manifestare en el
escrito que carece de otra fehaciente, pero no producira
eiecto alguno, si durante el termino de prueba :ao ;e
llevare a los autos una copia del document con los
requisitos necesarios para que haga fe en juicio.
El demandante presentard conjuntamente con la de-
manda tantas copias de la misma y de los documents
acompafiados, cuantos sean los demandados.
El Juez de Ti .i. ,i.. advertird a la parte demandante
los defects y omisiones de los requisitos sefialados en
el Articulo 23 en que hayan incurrido al redactar la,
demand, o en la presentaci6n de' documents, a fin de
que los subsane dentro de tercero dia.
Art. 25.-Cuando el Juez del Trabajo estime que es
incompetent por raz6n de la materla o del territorio,
dictara auto dentro de quinto dia, a continuaci6n de la
presentaci6n de la demand declarAndolo asi, y previ-
niendo al demandante ante quien pueda hacer uso de
su derecho.
Contra el referido auto podrA establecerse el recurso
de apelaci6n en ambos efectos, para ante la Sala de
Trabajo o Secci6n de Trabajo de la Audiencia respective.
En defecto de su misi6n expresa, sera competent el
Juez de Trabajo correspondiente al lugar de la presta-
ci6n de los servicios y si estos tuvieren efecto en dis-
tintas jurisdicciones, sera Juez competent, a elecci6n
del demandante, el del domicilio del demandado o el
del lugar del contrato, si hallandose en 61 el demandado
pudiera 'er citado.
El Juez que tenga competencia para conocer de un
pleito laboral, la tendrA tambi6n para la reconvenci6n
sobre material de su jurisdicci6n, para todas sus inciden-
cias y para llevar a efecto las providencias y autos que
dictare y para la ejecuci6n de la sentencia definitive.
Art. 26.-Cuando el Juez de Trabajo estime que es
competent para conocer del asunto propuesto y el de-
mandante haya cumplido los requisites a que se refiere
el Articulo 23 de la present Ley, declararA admitida la
demand y sefialara, dentro de los diez dias siguientes,
el dia .y hora para la celebraci6n del juicio laboral, pre-
viniendo a las parties que comparezcan con todos los me-
dios de prueba de que intenten valerse.
A ese efecto darA traslado de la demand y documen-
tos acompafiados al demandado cit6ndolo con la preven-
ci6n de que se seguira el juicio en su rebeldia si no
compareciere.
Art. 27.-Si no compareciere el demandante, por si o
por medio de representante designado al efecto, en el
dia y hora sefialado para la comparecencia verbal, se le
tendra por desistido en la celebraci6n del juicio y se
ordenard el archive de las actuaciones.
No compareciendo el demandado que haya sido debi-
damente citado, se continuarA el juicio en su rebeldia


sin volver a citarlo. Para la citaci6n del demandado se
tendra en cuenta lo dispuesto en los Articulos 721, 722
y 724 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
Las parties podrAn designer su representante en juicio,
mediante poder consignado en escritura pdblica, o por
simple comparecencia ante el Secretario del Tribunal
que conozca del asunto.
Art. 28.-S61o podran comparecer en juicio laboral los
que est6n en pleno ejercicio de sus derechos"civiles.
For los que no se hallen en este caso compareceran
sus representantes legitimos o los que deban sufrir su
incapacidad con arreglo a derecho.
Las mujeres casadas, y los mayores de dieciocho afios,
podrAn comparecer ante los Tribunales del Trabajo sin
necesidad de licencia ni autorizaci6n marital, o de los
padres o tutores, para ejercitar las acciones que le co-
rrespondan en asuntos de .a competencia de dichos Tri-
bunales.
Por las organizaciones patronales u obreras, comprre-
cerAn las personas que ostenten su representaci6n de
acuerdo con la Ley o con sus estatutos constitucionales.
Cuando los obreros o patrons no pertenezcan a una
organizaci6n sindical, se constituiran en grupos y desig-
naran entire si a las personas que habran de represen-
tarlos, tanto ante el Tribunal como en el juicio y cuya
designaci6n se acreditara mediante acta notarial o com-
pareciendo personalmente los afectados ante el Secre-
tario del Tribunal.
En los tramites que se ventilen ante los Tribunales de
Apelaci6n, de las Audiencias y el Tribunal Supremo,
las parties estaran obligadas a litigar bajo la direcci6n
professional de Letrado.
En los juicios que se ventilen ante los Tribunales de
Trabajo, serA potestativo de las parties valerse o no de
Letrado.
La designaci6n de Letrado podrA realizarse on el acto
de la comparecencia o en cualquier estado del procedi-
m~iento por comparecencia ante el Secretario que conozca
del asunto.
Art. 29.-El demandado, antes o en el moment de la
comparecencia verbal, podra presentar escrito contes-
tando la demand, aceptando o negando concretamente
los hechos de la misma y alegando cuantas excepciones
estime convenient.
Del mismo modo debera presentar los documents
acreditativos de su personalidad y aquellos en que funde
su contestaci6n, acompahando copia de los mismos.
Si no tuviere estos filtimos a su disposici6n, designarA
el archive o lugar en que se encuentren los originals.
La presentaci6n de documents a que se refiere este
Articulo, cuando sean pfiblicos, y con excepci6n de los
acreditativos de la personalidad, podrA hacerse por copia
simple si el demandado manifestare en el escrito de con-
testaci6n que carece de otra fehaciente, pero no produ-
cird efecto alguno, si durante el termino de prueba no
se llevare a los autos una copia del document con los
requisitos necesarios para que haga fe en juicioi
El Juez podrA a instancia de parte, decretar la acu-
mulaci6n sin mAs tramites de la reclamaci6n que se
presented, que sean de la misma naturaleza, siempre
que afecte a trabajadores o patrons de un mism6 cen-
tro de trabajo o de la misma rama professional. Contra
dicha resoluci6n no se dard recurso alguno.
Art. 30.-En el acto de la comparecencia el Juez de
Trabajo, si han concurrido ambas parties, intentarA la









26 DIARIO DE SESIONE:Ls DE LA CAMERA DE -J;.I,1EtISNTANT'ES
--~~~~~~~~~ i---- -----~-- e~~ -


conciliaci6n de las mismas. Lo convenido por las parties
en conciliaci6n se hard constar en el acta y se llevarA
a efecto por los tramites de ejecuci6n de sentencia.
Art. 31.-Si no diere resultado la conciliaci6n, en el
inismo acto, el Secretario dara cuenta del hecho, y el
actor ratificara, rectificara o ampliarA su demand, aun-
que no podra hacer ninguna variaci6n sustancial de la
misma.
El demandado contestara aceptando, total o parcial-
mente la demand, o negando concretamente la misma
y alegarA cuantas excepciones estime procedentes. Si'
hubiere presentado escrito de contestaci6n, se limitara
a ratificar el contenido del mismo, ampliando auevas
excepciones si lo estimare convenient. Tambien podra
formular reconvenci6n, dentro. de tercero dia de haber
sido citado, pero siempre que los hechos en que la :Tunde
sean, por raz6n de la mat6ria, de la competencia del
Tribunal del Trabajo.
Las cuestiones previas o prejudiciales, civiles o admi-
nistrativas que se planteen, las resolver el Juez del
Trabajo en su sentencia, antes de decidir sobre el :ondo
del asunto.
Del mismo modo tendra aplicaci6n, en su caso, lo dis-
puesto en el Articulo 513 de la Ley de Enjuiciamiento
Civil.
Art. 32.-Las parties presentaran en el acto de la com-
parecencia las pruebas de que intenten valerse.
Seran admisibles cn estos juicios todos los medios de
prueba a que se refiere el Articulo 577 de la Ley de En-
juiciamiento Civil, la que se practicarA conforme se
previene en la Secci6n y del Titulo II de dicho cuerpo
legal, ajustando dicha practice, en lo possible, a la natu-
raleza del juicio laboralb~
Tambien podra admitirse como prueba la petici6n de
un informed al Ministerio del Trabajo o la practice de
una investigaci6n por medio de un Inspector de dicho
Ministerio qdien deberA rendirlo por escrito al Juzgado
sin perjuicio de comparecer ante el- mismo para ratiki-
carlo y contestar a las preguntas de las parties.
El Juez admitirA en el acto las que estime pertinentes.
Contra su resoluci6n denegando la prActica de alguna
diligencia de prueba propuesta, podra la part interesa-
da hacer constar su protest en acta a fin do reproducirla
en la segunda instancia.
Art. 33.-Se practicaran en el acto de la comparecen-
cia las pruebas que sean posibles. Para las que no pue-
dan practicarse en dicha comparecencia, el Juez conce-
dera un tdrmino que no podra exceder de diez dias.
Dicho t6rmino se podra ampliar hasta veinte dias, si
la diligencia de prueba admitida hubiere de practicarse
fuera de la localidad donde radica.el Juzgado. En estos
casos, las parties podran designer la persona que la pre-
sencie en su representaci6n, y esta designaci6n,se hara
constar en el despacho que se libre para su diligencia-
miento.
Las parties y sus defensores que concurran a las dili-
gencias de pruebas se limitarAn a presentarlas y no les
sera permitida otra intervenci6n en ellas que la que se
expresa en cada clase de prueba en particular.
El Juez podra hacer a las parties las preguntas que
estime necesarias o convenientes para el esclarecimiento
de los flechos.
Tambien podra hacer a los testigos y peritos, de oficio
o a instancia de parte, las preguntas que estime necesa-
rias o convenientes para el esclarecimiento de los hechos.


En uno'y otro caso se haran constar en el acta las
preguntas y las respuestas.
Art. 34.-Cuando el Juez lo estime convenient, y lo
amerite la importancia de la cuesti6n debatida, podr:
trasladarse fuera de su localidad para verificar a su
presencia cualquier diligencia de prueba propuesta por
las parties.
Art. 35.-Los Jueces o Tribunales del Trabajo podrAn
disponer o practicar de oficio, antes de dictar sus fallos
y"para mejor proveer, cualquier diligencia de prueba
que estimen convenient para resolver las cuestiones
planteadas, cuyas diligencias deberAn de practicarse den-
tro de un plazo que no podra exceder de veinte dias.
Art. 36.-Practicadas las pruebas o transcurrido el t6r-
mino concedido para ello, sin necesidad de instancia,
mandard el Juez o Tribunal que se unan/a los autos las
ejecutadas y que se traigan hechos a la vista para sen-
tencia, la que debera ser dictada dentro del quinto dia.
Art. 37.-Las sentencias se dictarfn en forma clara y
precisa haci6ndose las declaraciones que procedan y sean
congruentes con la demand, condenando o absolviendo
!al demandado y decidiendo todos los puntos litigiosos
que'hayan sido objeto del debate.
Cuando estos puntos hubieren sido various, se hard con
la debida separaci6n el pronunciamiento correspondien-
te a cada uno de ellos.
Sera de aplicaci6n en estos juicios laborales lo dis-
puesto en el Articulo 362 de la Ley de Enjuiciamiento
Civil.
Art. 38.-Cuando el juicio laboral fuere"motivado por
el despido, correcci6n, traslado o reingreso del trabaja-
dor, el Juez'reclamari del patrono el expediente original
de despido o correcci6n, concedi6ndole para su remisi6n
un plazo de cinco dias. Dicho expediente sera unido en
cuerda floja a los autos principals y lo que result del
mismo sera tenido en cuenta al apreciar en conjunto la
prueba practicada.
El Juez en su sentencia podra ratificar o dejar sin
efecto el despido decretado por el patrono, ordenando
la reposici6n inmediata del trabajador. Asimismo podra
disminuir la sanci6n patronal si la estimare excesiva.
En el caso que declare con lugar la' demand, en todo
o en parte, el Juez de Trabajo estarA obligado a hacer
el pronunciamiento que proceda con respect a la indem-
nizaci6n de los dafios y perjuicios inferidos, y si esto no
fuere possible, fijarA las bases para su liquidaci6n, siem-
pre que hubieren sido reclamados por el actor de la
demand.
El trabajador despedido podra reclamar contra la reso-
luci6n patron'al de despido mediante el correspondiente
juicio interpuesto ante el Tribunal del Trabajo, dentro
de los treinta dias siguientes a la notificaci6n de la
resoluci6n patronall de despido, con o sin expediente.
En este caso el trabajador deberA acumular y reclamar
conjuntamente ante el propio Juzgado su reposici6n en
el cargo y la indemnizaci6n de los dafios y perjuicios
correspondientes.
Art. 39.-Los escritos de demands y de contestaci6n
asi como cualquiera otro que se presentare ante los Tri-
bunales del Trabajo, no llevaran sellos del timbre ni de
ninguna otra especie.
Tampoco llevarAn sells del Timbre, las certificacio-
nes que se expidan por los Tribunales del Estado, la
Provincia o el Municipio, cuando dichas certificaciones









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPliES.-lJIJTANTES 27
-- --- -------- ,r---


deben surtir sus efectos en los juicios que se ventilen
ante los Tribunales del Trabajo..
Art. 40.-Las parties podran'ejercitar el derecho de re-
cusaci6n por algunas de las causes legitimas establecidas
en el Articulo 189 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.
La recusaci6n debera plantearse en el moment de la
comparecencia y se ventilara por los tramites estableci-
dos por el Articulo 218 y siguientes de la Ley de En-
juiciamiento Civil.
Art. 41.-Los funcionarios del Estado, la Provincia o
el Municipio, asi como los patrons, o sindicatos de pa-
tronos, y los trabajadores, o sindicatos de trabajadores,
o cualesquiera otra persona natural o juridica, estarin
obligados a facilitar cuantos datos o informs les fue-
ren pedidos por los Tribunales del Trabajo.
Art. 42.-Las disposiciones en la Ley de Enjuiciamien-
to Civil y de la Ley Organica del Poder Judicial se
aplicaran con caracter supletorio a las prescripciones
de la present Ley, en cuanto no se opongan a lo esta-
blecido en la misma.
Art. 43.-Los Tribunales del Trabajo, al dictar sen-
tencia impondran las costas a las parties que hubieren
actuado con notoria temeridad, cuyas costas seran regu-
ladas y tasadas segiln lo dispuesto en la Ley de Enjui-
ciamiento Civil.
CAPITULO III

De los Recursos contra las sentencias de los
Tribunales del Trabajo.

Art. 44.-Contra las sentencias dictadas por el Tribu-
nal del Trabajo se concedera recurso de apelaci6n para
ante la Sala del Trabajo o Secciones del Trabajo de las
A-udiencias respectivas, dentro de un termino de tres
dias hAbiles a partir de la fecha de la notificaci6n de
la sentencia.
Dicha apelaci6n podra interponerse en el acto de la
notificaci6n de la sentencia, haciendolo constar en la
diligencia de la misma, o por comparecencia ante el Se-
cretario del Juzgado o por medio del correspondiente'
escrito, que se presentara ante el propio Tribunal del
Trabajo.
Admitida la apelaci6n se remitiran los autos a la Sala
o Secci6n de Trabajo de la Audiencia que correspond,
con emplazamiento de las parties.
Art. 45.-Recibidos los autos en la Audiencia, se pa-
saran 6stos al Magistrado Ponente, y la Sala o Secci6n
de Trabajo convocari a las parties a una comparecen-
cia para la cual sefialara dia y hora dentro de los diez
dias siguientes.
En dicha comparecencia, si ambas parties asisten, los
Magistrados de Trabajo intentaran la conciliaci6n de las
mismas. Caso de haber avenencia, se hara constar en
acta y lo convenido se llevara a efecto por el trAmite
de ejecuci6n de sentencia.
Si no diere resultado, la conciliaci6n, se concedera a
cada part un plazo que no podrd exceder de treinta
minutes, ni menor de quince, para informer sobre los
hechos y fundamentos de derecho de su demand o con-
testaci6n, asi como sobre el resultado de las pruebas
que se hayan practicado.
Si s6lo concurriere una de las parties, la Sala o Sec-
ci6n concederi a esta parte el plazo antes indicado para
su informed.
Si no concurriere alguna de las parties, o despu6s del


informed a que se refieren los parrafos anteriores, se de-
clarara el asunto visto y concluso para sentencia, la cual
debera dictarse dentro del quinto dia.
Art. 46.-La Sala o Secci6n del Trabajo antes de dic-
tar sentencia podra hacer uso del derecho que le con-
cede el articulo 33 de la present Ley. En este caso,
.quedara en suspense el t6rmino para dictar sentencia
durante el plazo concedido para practical las diligen-
cias de pruebas para mejor proveer.
Art. 47.-Dictada la sentencia cqntra la cual no se
concedera mis recurso que el de casaci6n a que se re-
fiere el capitulo IV de esta Ley, se devolveran los autos
al Tribunal de origen, dentro del segundo dia, con tes-
timonio de la misma, para su ejecuci6n, una vez que
:ea :irme.

CAPITULO IV

Del Recurso de Casaci6n contra las sentencias de las
Salas o Secciones del Trabajo de las Audiencias.

Art. 48.-Contra las sentencias dictadas por las Salas
o Secciones de Trabajo de las Audiencias, en segunda
instancia, s6lo se concedera el recurso de casaci6n para
ante la Sala Es'pecial de Trabajo del Tribunal Supremo
en los casos previstos y regulados en los articulos 1,690
y 1,691 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, dentro de un
t6rmino de diez dias habiles a partir de la fecha de no-
tificaci6n de la sentencia de la Audiencia.
Admitido cl recurso, se remitirfn los autos a la Sala
Especial del Trabajo del Tribunal Supremo.
Art. 49.-Recibidos los autos se pasaran al Magistra-
do Ponente per un termino de cinco dias.
Devueltos los autos por el Ponente, la Sala Especial
del Trabajo de modo inmediato sefialar& dia y hora para
la vista, la que debera tener efecto dentro de los diez
dia8 siguientes al vencimiento del iltimo termino con-
cedido para instrucci6n, la que no podra, suspenderse
por mofivo alguno, salvo los de fuerza mayor.
Art. 50.-Dictada la sentencia, se devolver6n los autos
al Tribunal del Trabajo, que conoci6 del asunto en pri-
mera instancia, dentro de tres dias, con testimonio de
ella para su ejecuci6n.

CAPITULO V

De la admission de pruebas en la segunda instancia.

Art. 51.-Sin perjuicio de las facultades otorgadas a
los Tribunales de Trabajo por el articulo 35 de la pre-
sente Ley, las parties podrAn solicitar el recibimiento
a prueba en la segunda instancia, ante la Sala o Secci6n
de Trabajo estimare pertinent la diligencia de prueba
denegada en la primer instancia.
Primero: En el caso del iltimo parrafo del articulo
32 de la present Ley, el Juez o Tribunal estimare per-
tinento la diligencia de prueba denegada en la primer
instancia.
Segundo: Cuando por cualquier causa no imputable
al que solicitare la prueba no hubiera podido practi-
carse en la primera instancia, toda o parte de la que
hubiere propuesto.
Tercero: Cuando hubiere ocurrido algdn hecho nue-
vo, de influencia en la decision del asunto, con poste-
rioridad al t6rmino concedido para proponer la prueba
en primera instancia.
Art. 52.-Contra el auto en que se otorgue el recibi-









28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
i i i, ii iii ii -- ---- -- 5I~- -I


miento a prueba en la segunda instancia no se dara
recurso alguno.
Contra el que deniegue dicho tramite o cualquiet
diligencia de prueba, s61o se dara el recurso de saplica
ante la propia Sala o Secci6n del Trabajo.
Art. 53.-En cuanto a los t6rminos y medios de prue-
ba y forma de practicarse, se observer lo establecido
en esta Ley para la primera instancia.

CAPITULO VI

De la ejecuci6n de las senlencias.

Art. 54.-Luego que sea firme una sentencia en asun-
tos del trabajo, se procedera a su ejecuci6n, siempre a
instancia de parte.y por el Juez del Tribunal del Tra-
bajo -que hubiere conocido del asunto en primer ins-
tancia.
La ejecuci6n de las sentencias en material del Tra-
bajo, se ajustarA, en lo possible, a lo dispuesto en el
Titulo VIII Secci6n Primera de la Ley de Enjuiciamien-
to Civil, reduciendo los t6rminos de modo que en ningiin
caso excedan de la mitad del.tiempo de los alli estable-
cidos.
Art. 55.-Cuando se ordene en la sentencia la repo-
sici6n de un trabajador o se anule el traslado, suspen-
si6n o correcci6n decretada, la parte interesada debera
solicitar para que se requiera al condenado para que
dentro del t6rmino de diez dias d6 cumplimiento a la
resoluci6n dictada, con apercibimiento de que si no lo
hiciere incurrira en desobediencia punible de la que se
dara cuenta al Juzgado correspondiente.

Disposiciones Transitorias
Primera: Los expedientes administrativos que se en-
cuentren en tramitaci6n en el Ministerio del Trabajo
al entrar en vigor la present Ley, y en los cuales no
haya recaido resoluci6n del Ministro del Ramo, se so-
breseeran de oficio haciendose conocer a las parties in-
teresadas en el mismo el derecho que tienen de formu-
lar su reclamaci6n ante los Tribunales de Trabajo, de
.acuerdo.con las disposiciones de la present Ley, lo que
deberAn hacer dentro de un t6rmino improrrogable de
treinta dias habiles a partir de la fecha en que se les
notifique la resoluci6n de sobreseimiento del Ministerio
del Trabajo.
Segunda: Los Jueces de los Tribunales de Trabajo de
Primera Instancia seran nombrados por oposicion, por
la Audiencia respective y los Magistrados, tanto de la
Sala o Secci6n del Trabajo de las Audiencias como de
la Sala Especial del Trabajo del Tribunal Supremo se-
ran nombrados por este alto Tribunal de entire los pro-
pios Magistrados de la Audiencia y del Tribunal Supre-
mo y por Letrados que no pertenezcan al Poder Judicial.
Tercera: Para ser Juez de Trabajo y Magistrado de
Trabajo de las Salas y Secciones que se crean en la
Audiencia y en el Tribunal Supremo por la present
Ley, sse require:

a) Ser cubano por nacimiento.

b) Haber cumplido 25 afios para Juez de Trabajo; 30
afios para Magistrado de las Salas de Trabajo de las
Audiencias y 35 afios para Magistrado de la Sala Espe-
cial del Trabajo del Tribunal Supremo.
Cuarta: El Poder Ejecutivo, en su caso, debera faci-
litar de otras dependencias del Estado, con caricter


provisional, el personal subalterno necesario, a los efec-
tos de la habilitacion de los Ti i,..i, .i de Trabajo.

Disposiciones Finales
Primera: Las disposiciones de la present Ley comnen-
zarin a regir a los noventa dias de su promulgaci6n en
la Gaceta Oficial de la Replblica.
Segunda: Quedan derogadas todas las 'disposiciones
que se opongan o contradigan con lo establecido en la
present Ley.

La Habana, Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Tra-
bajo y Reformas Sociales, a los catorce dias del mes de
noviembre de mil novecientos cuarenta y ocho.-(Fdo.)
Emilio Suri, Ponente.

DICTAMEN

Reunida la Comisi6n de Trabajo y Reformas Sociales,
en el dia de la fecha, en sesi6n segunda convocatoria
declarada permanent, tom6 el acuerdo de aceptar el
anterior informed favorable en su totalidad, de .la pro-
posici6n de Ley, denominada "Ley de los Tribunales
del Ti.,:...y. '. elevandolo a la Camara de Representan-

tes, como dictamen de esta Comisi6n para su resoluci6n
definitive.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Trabajo y Re-
formas Sociales, a los quince dias del mes de noviembre
de mil novecientos cuarenta y ocho.-Vto. Bno.: Emilio
Suri, Presidente.-Jos6 SuArez Rivas, Secretario.

Sr. President (Rod6n Alvarez): Se va a dar
cuenta con las Enmiendas presentadas.

(El Oficial de Actas lee la del senior Garcia Montes,
adicional-al articulo quinto, que dice "la forma y ma-
nera en que se haran las sustituciones de los Jueces de
Trabajo y de los Magistrados de las Audiencias y del
Tribunal Supremo, se determinaran en el reglamento",
y sustitutiva de la.segunda Disposici6n Transitoria, sus-
crita por los sefiores Lominchar y otros.

Sr. Presidenie (Megias P6rez): Se pone a discu-
si6n el Dictamen. Se conceden dos turnos en pro
y en contra.
(Silencio.)

No habi6ndose pedido la palabra en contra, se
pone a votaci6n. Los sefiores Representantes que
esten de acuerdo con el Dictamen, votaran que
si, los contrarios votarah que no, en el bien enten-
dido que la aprobaci6n del Dictamen implica la
aprobaci6n del Proyecto.
(Se efectia la votaci6n.)

,Falta algtn senior Representante por votar?
(Silencio.)

Han votado 67 sefiores Representantes.
Emitieron sus votos a favor los sefiores Representan-
tes: Aguilera, Alonso Alvarez, Alvarado, Alvarez Recio,
Alvarez Rodriguez, Ara, Aragon6s, Arenal, Bisb6, Bo-
horques, Bustc, Caifias (A.), Canut, Carbonell, Casas,
Collado, Collot, Cremata, Cruz Caco, Curti, Cusid6, Diaz
Ortega, Escalante, Escobar, Ferro, Fleites, Galeote, Gar-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29
w---~::---_- I i-C~i L- i~ i i i- ii i- Ii


cia Gall6, Garcia Ibfiez, Garcia Monies, Garcia de la
Torre, Guas, Henriquez, Hernandez de la Barca, Illas,
Lago, Lominchar, L6pez Deustua, L6pez Lourido, Lopez
Llorens, Martin, Mora, Nibot, Ordoqui, Pardo Jimenez,
PayAn, Pefia. Perez Carrillo, P6rez Espin6s, Pino Marti-
nez, Puentes, Quincosa, Regalado, Rio, Rivero Partagas,
Rodriguez Rodriguez, Rojas, Rosales, Suatez Rivas, Suri,


Tapia, Trasancos, Urquiaga, Rod6n, Pino PNrez, Valdes
Lopez y Megia.

No hay qu6rum.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las 7 y 18 p.m.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs