Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION THUMBNAILS PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01708
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01708
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA









DIARIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

VIGESIMO SEGUNDO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE

VOL. LXXXV LA HABANA NUM. 14

SESSION OWDINARIA DE NOVIEMBi 9 DE 194d
President: Sr. Lincoln Rod6n Alvarez

Secretdrios: Sr. Noel del Pino Perez
Sr. (arlos fraile Goldoars

Se comprueba el qu6rum y responded al pose de lista ochenta y cinco sefiores Representantes. -
Lectura y aprobaci6n del acta de la sesi6n anterior. Lectura de comunicaciones. Lectura y
phase a Comisiones de Proposiciones de Ley. Lectura de Dict6menes. Lectura de una Moci6n
de los seiiores Curti y otros, en relaci6n con la conmemoraci6n del Primer Centenario de Ma-
nuel Sanguily. La Presidencia dispone la votaci6n del Proyecto de Ley de Arrendamientos y
Predios Rusticos. Usa de la palabra la Sra. Hern6ndez de la Barca manifest6ndose en rela-
ci6n con determinadas acusaciones que se han formulado por seiiores Representantes. Inter-
viene el Sr. Garcia Montes. La Presidencia h ace aclaraciones reglamentarias. Se efectua la
votaci6n y se aprueba el Proyecto de Ley de Arrendamiento de Predios Rusticos y Aparcerias. -
Explican sus votos los seniores Ad6n; Ara, Alva rez Rodriguez, Bisb6, Busto, Caifias (A), Galeo-
te, Garcia Ib6iez, Henriquez, Martin, Mora, Masferrer, Orizondo y Rodriguez P. Para con-
testar alusiones hablan los sefiores Busto, Vega Ceballos y Garcia Montes. La Presidencia hace
seiialados pronunciamientos en relaci6n con las cuestiones planteadas alrededor del Proyecto
aprobado. Usan de la palabra los seiiores Busto, Galeote, Jacomino, Hern6ndez de la Barca,
Vega, Garcia Montes y Caiias (A). La Presidencia declare que considerada suficientemente
aclarados los pensamientos expresados par todos y cada uno de los sefiores Representantes. Ex-
plica su voto el Sr. Rio Carrillo y para razonarlos usan de la palabra Ids seitores Vald6s L6pez
y Tejeda Seti6n. Alteraci6n del Orden del Dia para tratar la Moci6n sobre el homenqje a Ma-
nuel Sanguily. AI disponer la Presidencia la discusi6n de la Moci6n, el Sr. Caiiias (A) ruega
se traiga al Orden del Dia pr6ximo el Dictamen de la Comisi6n de Tabaco al Proyecto de Ley
Tabacalera. Interviene el Sr. Diaz Ortega. El Sr. Curti ruega se permit la votaci6n de su
Moci6n, que fu6 aprobada. Contin6a en el uso de la palabra el Sr. Diaz Ortega en relaci6n
con el Proyecto de Ley Tabacalera, interviniendo los seiores Caiiias (A) y Perez Carrillo. El
Sr. Alvarez Rodriguez solicit phase de list que retire a ruegas del Sr. Diaz Ortega. La Presi-
dencia traslada a la C6mara el ruego del Sr. Caiias (A). El Sr. Megias P6rez declara coma
cuesti6n de orden que la facultad de confeccionar el Orden del Dia es potestativa de la Mesa. -
En relaci6n con este asunto hablan los seiores Cafias (A), Fraile, Su6rez Rivas y el Sr. Megias
P6rez que pidi6 phase de lista, que efectuado, responded cuarenta y dos sefores Representan-
tes levant6ndose la sesi6n par falta de qu6rum a las nueve y dieciocho minutes p. m.







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
-I


Sr. President (Rod6n Alvarez): Se va a com-
probar el qu6rum,- senores Representantes.
(El Oficial de Actas comienza el pose de lista.

Sr. President (Rod6n Alvarez): jFalta algin
Sr. Representante por responder al pose de lista?
(Silencio).

Han contestado at phase de lista 85 sefores Re-
presentantes.
Respondieron al phase de lista los Representontes seiores:
Addn, Aguilera, Aldereguia, Alonso Avoarmz, Alonso Loren-
zo, Alvarado, Alvarez Lefebre, Alvarez Rec:o, Alvarez Ro-
driguez, Ara, Armenteros, Bisb6, Bohorques, Busto, Cabrera,
Caifias A., Camejo, Canut, Carbonell, Collado, Co'lot, Cruz
Chiner, Curti, Cusid6, Ducassi, Escalante, Esteva, R~rn6ndez
Martinez, Fern6ndez Vardea, Ferro, Figueras, Fleites, Galeo-
te, Garcio Gall6, Garcia Montes, Garcia de la Torre, G6mez
Quintero, Guas, Guerrero, Henriquez, Herndndez de la Bar-
ca, Illos, Jacomino, Logo, L6pez Deustua, L6pez L'orens,
Luzardo, Martin, Megias, Mora, Ordoqui, Orizondo, Pequeiio,
Pirez Carrillo, Pfrez Espin6s, Pino Santos, Puentes, Regalado,
Remedios, Rio, Rivero Partag6s, Rivero Seti6n, Robau, Rodri-
gulaz Cartas, Rodriguez Rodriguez, Rosales, S6nchez Mastra-
pa, Snchez P6rez, Sera S. R., Sera J. M., Serrano, Soldevlla,
Su6rez Rivas, Suri, Tapia, Tejedo, Trasancos, Urquiaga, Vat-
des, Vega, Villa, Villaobos. Lincoln Rod6n Alvorez. Noel del
Pino y Carlos Fraile Goldor6s.
Hay qu6rum,
Se abre a1 sesi6n.
(Eran las 4.33 minutes p.m.).

Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia): Sr. Pre-
sideste, para una cuesti6n incidental y previa, pido
la palabra, antes de la votaci6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Se va a dar
lectura primeramente al Acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas lee lo correspondiente a la sesi6n del
8 de noviembre de 1948).

dSe aprueba el Acta?
(Seiales afirmativas).

Aprobado.
Se va a dar cuenta con las comunicaciones
oficiales.
El Official de Actas lee:


La Habana, 6 de octubre de 1948.-Sr. President de la
C6mara de Representantes.-Sefior:
En el dia de la fecha ha quedado constituida de la ma-
nqra siguiente, la Comisi6n de Transporte Terrestre.
President: Menelao Mora Morales.
Vicepresidente: Wifredo Figueras.
Secretario: Alfredo Izaguirre.
Vicesecretario:, Alberto C. Cruz.
Lo que tengo el gusto de comunicarle, en cumplimiento
de lo dispuesto en el articulo 30 del Reglamento de este'
Cuetpo Colegislador.
De usted atentamente.-(Fdo.) Meneloo Mora Morales,
President.

Sr. President (Rod6n Alvarez): La C6mara se
da por enterada.
El Official de Actas lee:
La Hobana, 6 de ottubre de 1948.-Sr. President de la
C6mara de Representantes.-Seior:
En el dia de la fecha ha quedado constituida de la ma-
rera siguiente, la Comisi6n de Asuntos Provinciales y Mu-
nicipales.
President: Mario Galeote Carrasco.
Vicepresidente: Luis Grau AgUiero.
Secretario: Roberto Ortega Suazo.
Vicesecretario: Enrique Canut Casals.
Lo que tengo el gusto de comunicarle, en cumplimiento
de to dispuesto en el articulo 30 del Reglamento de este
Cuerpo Colegislador.
De usted atentamente.-(Fdo.) Mario Galeoti Carrasco,
President.

Sr. President (Rod6n Alvarez): La C6mara se
da por enterada.
El Official de Actas lee:
La Habana, 6 de octubre de 1948.-Sr. President de la
C6mara de Representantes:-SeF~or:
En el dia de la fecha ha quedado constituida de la ma-
nera sigtuiente, la Comisi6n de Riqueza Pecuaria y sus .De-
rivados.
President: Benito Remedios Langaney.
Vicepresidente: Wilfredo Figueras Gonz6lez.
Secretario: Luis Grau AgUero.
Vicesecretario: Arturo Illas Cuza.
Lo que tengo el gusto de comunicarle, en cumplimiento
de to dispuesto en el articulo 30 del Reglamento de este
Cuerpo Colegislador.
De usted atentamente.-(Fdo.) Benito Remedios Langa-
ney, Presidente.


La Habana, 6 de octubre de 1948.-Sr. President de la Sr. President (Rod6n Alvarez): La C6mara se
C6mara de Representantes.-Sefor: da par enterada.


En el dia de la fecha ha quedado constituida de la ma-
nero siguiente, la Comisi6n de Caf6, y Pl6tonos.
President: Ruben Alonso Alvarez.
Vicepresidente: Antonio Franco Tauler.
Secretario: Joaquin Pedraza Cabrera.
Vicesecretario: Jose G. Bohorques.
Lo que tengo el gusto de ocmunicarle, en cumplimiento de
oI dispuesto en'el articulo 30 del Reglamento de este Cuerpo
Colegislador.
De usted atentamente.--(Fdo.) Ruben Alonso Alvarez,
President.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La C6mara se
da por enteracra.
El Oficiol de Actas lee:


Se va a dar cuenta con las Proposiciones de Ley.
(El Oficial de Actas lee la de los serores Busto Padin y
otros, sobre creaci6n de Escuelas para la ensefanza de la
profesi6n de enfermeros, de uno y otro sexto, que funclo-
nar6n en los Hospitales Civiles de Pinor del Rio, Matanzas,
Santa Clara, Cienfuegos, Sagua la Grande, Comagiey, Ciego
de Avila, Santiago de Cuba, Holguin y Hospital Nocional de
Dementes).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomado en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Salu-
bridad y Homicultura y de Hacienda y Presupues-
tos. S(Sefoles ofirmativas).






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3
- L I IIIII I L


Aproba'do.
(El Oficial de Actas lee la de los senores Logo Pereda y
otros, concediendo un credito de un mill6n quinientos mil
pesos pora la adquisici6n de una plant de incineroci6n de
basuras y desperdicios con destiny a suplir las necesidodes
del sistema de limpieza de.la ciudad de-La Habana y tar-
minos limitrofes).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Torado en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Salu-
bridad y Homicultura y de Hacienda y Presupues-
tos. (Est6 de acuerdo la C6mara?
(Seiales afirmativas).

Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los seFores Regalado Ro-
driguez y otros, por la que se concede un credito de cin-
cuenta mil pesos para-la reparaci6n y ensanche de la carre-
tera que porte de la calle Sol y Ilega al Cementerio Muni-
cipal de la ciudad de Pinar del Rio).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestos y ,Obras Piblicas. (Est6 de
acuerdo la C6mara?.
(SeFales ofirmativas).

Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los seFores Pino P6rez y
otros, modificando el articulo 132 del C6digo Electoral, en
el sentido de que los miembros de los Tribunales Provincia-
les y Municipales de lo Contencioso-Electoral, tendr6n dere-
cho a percibir las diets a que se refieren los incisos b), c)
y d) del expresado precepto electoral, por cada sesi6n a que
osistan, lo mismo que se este o no en period de reorgani-
zaci6n de partidos o en periods electorales).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestcs y Legislaci6n Electoral. (Est6
de acuerdo la C6mara?
(Senales afirmativas).

Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los sefiores Ferro Martinez
y otros, por la que se creo una Escuela Primera Superior
Mixta en el Distrito Escolar Urbano de San Crist6bal, pro-
vincia de Pinar del Rio).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisio'hes de Cultura
y Educaci6n y Hacienda y Presupuestos. (Est6 de
acuerdo la C6mara?
(Sefiales afirmativos).

Aprobado.
(El Oficial de Actos lee la de los seFores Fern6ndez Va-
rela y otros, modificando la Ley sobre Seguro de Salud y
Maternidad Obrera, en relaci6n con el sector agro-pecuario).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a la Comisi6n de Seguros y
Mutualidades. (Est6 de acuerdo la C6mara?
(Seiales ofirmotivas).

Aprobado.


(El Oficial de Actas lee la de los sefores G6mez Quintero
y otros, denominada "Ley de Protecci6n a lo Moral de la
familiar de los miembros del Ejercito Libertador", y se dis-
pone que los hijas de Veteranos, cualquiera que sea su es-
tado, tendr6n derecho a disfrutor de las pensions que se
produzcan-por fallecimiento de sus padres).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a 'la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos. (Est6 de acuerdo la C6mara?
(Seiales afirmativas).

Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los se'ores Collado Diaz
y otros, concediendo un cr6dito de $250,000.00 para diver-
sos caminos vecinales en el Termino Municipal de Pinar del
Rio).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
oa y Presupuestos y Obras P6blicas. (Est6 de
acuerdo la C6mara?
(Sefia!es afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los sefores Collado Diaz
y otros, concediendo un cr6dito de $70,000.00 para la cons-
trucci6n de un camino vecinal desde el Crucero Echevarria
a los barrios de Arroyo de Agua y Legua, t6rmino de Con-
soloci6n del Sur; y de otro camino vecinal desde Consolaci6n
del Sur hasta Herradura, provincia de Pinar del Rio).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6'a las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestos y Obras Publicas. (Est6 de.
acuerdo la C6mara?
(Sefales afirmativas).

Aprobbdo.
(El Oficial de Actas lee la de los sefores Collado Diaz
y otros, sobre concesi6n de un cr6dito de $140,000.00 para
reparar la carretera que va de la ciudad de Pinar del Rio
a San Juan y Martinez, y construcci6n de cuatro puentes de
concrete y acero, en sustituci6n de los existentes en ese tra-
yecto, m6s la construcci6n de una carretera de Vifales al
Cementerio de esta poblaci6n, provincia de Pinar del Rio).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestos y Obras Pbblicas. acuerdo la C6mara?
(Senales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee Io de los sefores Collado Diaz
y otros, par la que se concede un cr6dito de $135,000.00
para la construcci6n de un puente sobre el Rio San Diego;
para la reconstrucci6n de la carretera que parte del entronque
de la Carretera Central hasta el paradero del ferrocarril de
Bacunagua, del tbrmino de Los Palacos y para la construc-
ci6n de calls y aceras en Paso Real de San Diego, provin-
cia de Pinar del Rio).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
aa y Presupuestos y Obras Publicas. (Est6 de
acuerdo la C6mara?






4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


(Sefales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los seFiores Collado Diaz
y otros, concediendo un cr6dito de $240,000.00 para la cons-
trucci6n de caminos vecinales y otras obras p6blicas en los
terminos municipales de Artemisa, Vifiales y San Luis, pro-
vincia de Pinar del Rio).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Hacien-
da y Presupuestos y Obras Publicas. jEst6 de
acuerdo la C6mara?
(Senales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee la de los seFores Collado Diaz
y otros, por la que se concede un credito de $228,000.00
para la construcci6n de calls, aceras y paseos en los pue-
blos de Artemisa, San Juan y Martinez, San Luis y Vifales,
provincia de Pinar del Rio).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
da y Presupuestos y Obras POblicas. acuerdo la C6mara?
(SeFiales afirmativas).
Aprobado. ,
(El Oficial de Actas lee la de los seFores Alvarez Recio
y otros, sobre creaci6n del Fondo de Seguros para miembros
de la Bolsa de La Habana y sus familiares).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tomada en
consideraci6n pasar6 a las Comisiones de Arance-
les e Impuestos y Seguros y Mutualidades. de acuerdo la C6mara?
(Senales afirmativas).
Aprobado.

Se va dar cuenta con una Moci6n.
El Official de Actas lee:
A LA CAMERA DE REPRESENTANTES
SEGUNDO CURTI MESSINA tiene el honor-de someter a
la consideraci6n de la C6mara de Representantes de que
forma parte, to siguiente:
Por cuanto: Se conmemora este aio el primer centenario
del nacimiento de Manuel Sanguily.
Per cuanto: Adem6s de heroico soldado de nuestra guerra
de Independencia; critito insobornable; escritor de gran es-
tilo; historiador honrado y eminentisimo orador (se ha dicho
que fu6 el orador par antonomasia del 95, asi como Zam-
brana lo fuera del 68), Manuel Sanguily ha sido miembro
de [a Constituyente de 1901 y Senador de la Repbblica, ha-
biendo dejado en los Diarios de Sesiones del Congreso, la
huella imborrable de sus iniciativas patri6ticas y de sus alti-
simas dotes de parlamentario.
Por cuanto: Viene siendo pr6ctica honrosa de, nuestra C6-
mara la dedicaci6n de homenajes p6blicos, enaltecedores de
la memorial de nuestros grades hombres.
Por cuanto: La ilustraci6n de la C6mara de Representantes
no necesito que se aFadan otros titulos que Sanguily posee
paro el eterno agradecimiento cubano.


Por tanto: El Representante que suscribe tiene el honor
de proponer a la C6mara la siguiente
MOCION
La C6mara de Representantes acuerda:
1.- Ofrecer; antes de que termine la actual legislature,
y, por ende, el aio del primer centenario de Manuel San-
guily, una sesi6n especiol y solemne dedicada a recorder que
el citado patriots ejemplar fu6 uno de los hcmbres que m6s
virilmente "hicieron nuestra Rep6blica", como gustaba de
repetir Jose Marti.
2. Invitar asimismo al Senado para que adopted an6logo
ccuerdo a fin de que la sesi6n sea Conjunta.
3.- Los Presidentes de ambos Cuerpos Colegisladores se-
iia!ar6n dia y hora para este acto.
Sal6n de Sesiones de la C6mara de Representantes, a los
8 dias de noviembre de 1948.-(Fdo.) Segundo Curti.-Pas-
tor del Rio.-Carlos Fraile.-Noee del Pino.
Sr. Curti (Segundo): Sr. President, pido la pa-
labra.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Curti.
Sr. Curti (Segundo): Sr. President y senores
Representantes:
Como hab6is oldo, la Moci6n tiende a que el
Parlamento cubano honre en esta oportunidad la
privilegiada figure de Manuel Sanguily, con mo-
tivo de cumplirse el primer centenario de su na-
cimiento.
Quien como 61, en nuestras guerras de indepen-
dencia trabajara con denuedo y altisimo patrio-
tismo; quien pusiera al servicio de la causa cu-
bana su verbofulgurante y su acci6n demoledora;
quien, ya establecida la Rep6blica se alz6 frerte
a aquellos que quisieron entregar nuestras tierras
al extranjero, haciendo oir su voz en la Constitu-
yente, y hacienda possible en los albores de la Re-
p6blica, que el cubano tuviera conciencia plena
de la responsabilidad adquirida con el estableci-
miento de la Rep6blica; quien despu6s en el Se-
nado hiciera gala constant de sus dotes de par-
lamentario brillante; bien merece que la Repi-
blica, a trav6s de sus 6rganos m6s expresivos,
dentro de la soberania popular, el Senado y la
C6mara, le rinda just homenaje.
Por eso es que me atrevo a pedir a los compa-
ieros de este Cuerpo, que discutan en la tarde de
hoy, y en el moment correspondiente, de acuer-
do con el Reglamento, esta Moci6n que tiende a
honrar a quien tanto honra a Cuba: don Manuel
Sanguily.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : (Est6 de
acuerdo la C6mara en discutir hoy mismo la Mo-
ci6n propuesta por el Representante Sr. Curti?
Acordado.
(SePales afirmativas).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Se va a dar
cuenta con la lecture de Dict6menes.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Aranceles
e Impuestos al Proyecto de Ley del Senado, instituyendo un
premio denominado "Copa Congreso de la Republica de
Cuba", para las regattas nocionoles de remos junior).






DIARIQ DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5
--


Sr. President (Rod6n Alvarez): Falta el Dic-
tamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupues-
to. Acuerda la C6mara concederle un plazo de
10 dias, para que dictamine?
(Seaales afirmativas).
Acordado.
(El Oficiol de Actas lee el de la Comisi6n de Aranceles
e Impuestos al Proyecto de Ley, estableciendo un impuesto
de un centavo par fracci6n de billete de la Loterfa Nacional,
aue ser6 destinado a la construcci6n de acueductos, alcan-
tarillados y pavimentaci6n de las ciudades del interior de
la Isla).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Folta el de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuesto. (Acuerda
la C6mara concederle un plazo de 10 dias para
que dictamine?
Sr. Martin (F61ix): Yo propongo que se conce-
da un plazo de 5 dias.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Ha oido la
C6mara la proposici6n que hace el Sr. Fl6ix Mar-
tin, de que el plaza sea de 5 en lugar de 10 dias.
LLo acuerda la C6mara?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justicia y
C6digos bl Proyecto de Ley sobre concelaci6n de censos).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Se imprimar6,
se repartir6n copias y se incluir6 en una pr6xima
Orden del Dia.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justicio y
C6digos, contrario a la Proposici6n de Ley de los seFores
Martin y G. de Mendoza y otros, disponiendo una emisi6n
de bonos para satisfacer haberes atrasados a funcionarios
y empleados p6blicos, etc.).

Sr. President (Rod6n Alvarez): Falta el de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos. Acuerda
la C6mara concederle un plazo de 10 dias para
que dictamine?
(Seniales afirmativas).
Acordado.
(El Oficial de Actas lee el de la Comisi6n de Justicia y
C6digos, contrario al Proyecto de Ley del Senado, ordenando
rectificar las jubilaciones concedidas con arreglo a los pre-
ceptos de la Ley de Jubilociones y Pensiones del Poder Ju-
dicial) .
Sr. President (Rod6n Alvarez): Se imprimar6,
se repartir6n copias y se incluir6 en una pr6xima
Orden del Dia.
A continuaci6n pasambs a la discusi6n de Dic-
t6menes y Proyectos de Ley.
En la sesi6n anterior quedamos en el tr6mite
de votaci6n de las modificaciones introducidas por
el Senado al Proyecto de Ley de este Cuerpo sobre
Arrendamiento de Predios R6sticos y Aparcerias.
Sr. Ad6n (Nicol6s): Pido la palabrg para una
cuesti6n incidental.


Sr. President. (Rod6n Alvarez): La habia pe-
dido antes la Sra. Alicia Hern6ndez de la Barca.
Sr. Suarez Rivas (Jos6): Pido la palabra' para
un ruego.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene priori-
dad la proposici6n incidental.
Sr. Su6rez Rivas (Jose): Entonces pido [a pa-
labra para una cuesti6n de orden:
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Es preferente.
Seiale su S. S. el articulo-del Reglamento en que
la fundamento.
Sr. Suarez Rivas (Jose): Es el articulo relative
a que cuando un asunto se encuentra en tr6mite
de votaci6n en la C6mara, esta no puede ser inte-
rrumpida.
Sr.'Presidente (Rod6n Alvarez): Que se lea el
orticulo...
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia): (Inte-
rrumpiendo) Sr. President y sefores Represen-
tantes: Yo molesto muy poco, aqui a cada rato
se infringe el Reglamento, y pido a la benevo-
lencia de mis compafieros esta tarde, que me 'con-
cedan solamente cinco minutes. No voy a ir con-
tra la Ley; al contrario, compaFiero, Sr. Su6rez
Rivas, tenga la bondad de escucharme, repito que
no voy a ir contra la Ley, al contrario; pero es
prurito intimo de conciencia que quiero manifestar
aqui antes de dar mi voto favorable a esa Ley, y
yo le ruego a mis compaieros que me permitan
breves minutes para hacerlo.
Sr. Su6rez'Rivas (Jose): Sr. President, pido la
palabra para contestar a la Sra. Hern6ndez de la
Barca.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pa-
labra el Sr. Su6rez Rivas.
Sr. Su6rez Rivas (Jos6): Es que la compafera
puede en la explicaci6n de votos, hacer esas acla-
raciones.
Como nos encontramos en el tr6mite de vota-
ci6n,-de acuerdo con el Art. 101, s6lo procede vo-
tar. El Presidente anunci6 a la C6mara, que iba a
procederse a la votaci6n, y si estamos en ese tr6-
mite, s6lo.puede concederse la palabra a un com-
poaero en relaci6n con la votaci6n.
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia): Precisa-
mente es en relaci6n con la votaci6n, y adem6s,
por algo que ha pasado anoche, precisamente, de
lo que me enter despu6s de salir de aqui.
Sr. President (Rod6n Alvarez): En relaci6n
con la votaci6n, tiene la palabra la Sra. Alicia
Hern6ndez de la Barca.
Sra. Hernndez de la Barca (Alicia): Sr. Pre-
sidente y sefores Representantes: Lamento ver
que estos minutes que voy a robarle a mis com-
paneros disgusten a algun Sr. Representante pero
era necesario que esta tardeyo levantara aqui mi
voz para hacer algunas aclaraciones con respect
a la votaci6n precisamente Sr. Su6rez Rivas, de
esa Ley de Aparceria tan traida y tan llevada; y
es necesario, no solamente por cuesti6n personal,






6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
II I


sino tambi6n por 6tica de este Cuerpo Colegis-
lador.
De un tiempo a ac6, Sr. President y "senores
Representantes, con desaz6n, yo he contemplado
algo inusitado en todos los Cuerpos, como es la
falta de espiritu de Cuerpo y de compaferismo.
Han habido unos cuantos companeros que se han
levantado a hacer acusaciones. Unas veces por in-
dulgencia y por afecto, hemos acallado nosotros
esas protests que nos herian de veras dentro de
Ic m6s intimo de nuestras ,conciencias, y otras
veces precisamente por no interrumpir, o tambi6n
por no parecer que hay una mayoria disgregada
que no se tiene respeto ni consideraci6n. Ante esa
circunstancia, no obstante sentirlo, he permane-
cido sentada en este pupitre. Pero yo, que no gus-
to de estos exabruptos ni de estas campanadas
para la galeria, me prometi a mi misma, en el dia
de hoy que yo tenia que decir estas cosas aqui.
Debia haber pedido una sesi6n secret, para
que discuti6ramos lo que voy a decir; pero preci-
samente mis palabras se han motivadorpor lo que
aqui en p6blico se ha dicho, y es precise que en
p6blico se oigan tambi6n las mias.
A parte de que nos han acusado con otras pa-
labras menos elegantes, de incapacitados y de sor-
dos a los clamores del pueblo en distintas ocasio-
*nes, lo cual no es verdad, se nos ha acusado con
una falta de etica, rayana en la inconsciencia
entire compaFeros de nuestro propio Comit6, al
votar una Ley de gobierno, hacienda granjeria po-
pular a costa nuestra, hemos tenido que collar y
soportar a costa nuestra que se dijera en la calle
que se estaba contra tal Ley, porque los que vo-
tamos Io hacemos por dinero y por aumento de
sueldo.
Sr. President y seiores Representantes: La vida
p(blica cubana est6 muy confusa, pero en todo
ejercicio del politico, hay dos aspects o dos nor-
mas: unos, los que se lanzan a buscar posiciones
a punt, de pistola y de todo lo que haya que ha-
cer, y otros, los que han tomado el camino recto,
silencioso y modesto, pero que tratan de servir de
verdad, y no podemos permitir que los que hemos
Ilevado, quien sabe si no con toda la brillantez
requerida, una vida clara y honest, que hemos
procurado servir a nuestro pueblo, se nos acuse
una y otra vez de incapaces, de que no venimos a
la C6mara, cuando siempre estamos aqui, se nos
acusa de ladrones, que votamos las Leyes por di-
nero. Y de aqui en adelante, Sr. President y se-
fiores Representantes, la que habla, aunque pa-
rezca majadera y aunque parezca que las muje-
res siempre damos la nota discordante, no habri
de permitir ni una vez m6s que phase eso.
S.r. President y senores Representantes, se dice
en la calle que la C6mara no tiene grandes pres-
tigios; pero sus miembros contribuyen a aumentar
este concept, pues aqui se arguye que votamos
tales Leyes porque el Presidente nos ha aumentado
el sueldo; lo que es, completamente incierto.
Se ha asegurado en el dia de ayer, que esta Ley
de Aparceria, que el Partido Revolucionario Cu-
bano, Ileva, si no en el mismo texto, si en su
esencia, como propia doctrine el mismo funda-
mento de esta Ley en bien del campesinado, y sin
embargo se ha dicho que habia 20 millones de
pesos por medio;: y yo que soy sincera y modest,


y que no he tocado un centavo del Tesoro Publi-
co, como la mayoria de los que aqui se sientan,
o mejor dicho, todos los compaoeros que aqui se
sientan, no podemos permitir que porque hemos
dado nuestro voto favorable a esta Ley, se diga
que hayamos cogido dinero, y si eso es asi, que
se diga, que se sehale y que se justifique. Muchas
gracias.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : A votaci6n ias
modificaciones introducidas par el Senado al Pro-
yecto de Ley de este Cuerpo sobre Arrendamiento
de Predios R6sticos y Aparcerias. Los que est6n
de acuerdo con las modificaciones, votar6n que
si; los que est6n en contra, votar6n que no. La
cprobaci6n de las modificaciones implica la apro-
baci6n del Proyecto. Votaci6n nominal.
Sr.'Garcia Montes (Jorge) : (Interrumpiendo)
Yo le quisiera preguntar a ios lideres y a la Pre-
sidencia, si vamos a entrar en votaci6n sin reco-
ger nadie estas frases.
Sr. Su6rez Rivas (Jos6): Ahora estamos en el
tr6mite de votaci6n y no se puede, pero despu6s
del tr6mite de votaci6n yo solicit la palabra y
estimo que Ips lideres tambi6n lo har6n para ha-
blar alrededor de este asunto.
Sr. President (Rod6n Alvarbe) : Llamada al
orden la Presidencia, expresa que de acuerdo con
el Reglamento estamos en el tr6mite de votaci6n,
y no se puede hacer uso de la palabra. La Presi-
dencia no puede vulnerar el Reglamento bajb nin-
g6n concept, par tanto continUa la votaci6n.
Sr. del Busto (Rafael): Pido la palabra para
una alusi6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): En su opor-
tunidad.
(El Oficial de Actas comienza la votaci6n).
Sr. President (Rod6n Alvarez): JFalta alg6n
Sr. Representante por votar?
(Silencio).
Han votado 80 se~ores Representantes; 70 que
si y 10 que no. Quedan, pues, aprobadas las en-
miendas introducidas por el Senado al Proyecto
de Ley de este Cuerpo sobre Arrendamiento de
Predios R6sticos y Aparcerias..
Votaron a favor los Representantes sef ores: Aguil~ra, Ai-
dereguiat, Alonso Alvarez, Alonso Lorenzo, Alvarado, A:varez
Lefebre, Alyarez Rodriguez, Ara, Aragon6s, Armenteros, Bis-
bd, Cabrera, Carbonell, Collot, Ciamata, Cruz Chine, Curti,
Diaz Ortega, Ducassi, Escalante, Fern6ndez Martinez, Ferro,
Figueras, Galeote, Garcia G~'16, Garcia Ib6fiez, Garcia de la
Terre, G6mez Quintero, Gregor;o Guas, Guerrero, Henriqui z,
Hern6ndcz do !a Barca, Lago,.L6pez Deustua, L6pez Lourido,
1.6pez Lclrens, Luzardo, Martin, Masferrer, Megias, Mora,
Ordoqui, Pequeiio, P6ejz Cari'lio, P6rez Espin6s, Pino Mar-
tnez, Pina Santos, Puentes, Regalado, Rios, Rivero Seti6n,
Rodriguez Rodriguez, Rojas, Rosales, S6nclez Perez, Sera J.
M., Sera S. R., Serrano, Soldevilla, Su6rez Rivas, Suri, Tapia,
Tejeda, Vold6s L6pl-z, Villa, Vil'alabos, Fral:e, Pino P6r'ez
y Rod6n. Vctaron en contra los Representantes se~ores: Addn,
Alvarez Recio, Busto, Caiiias A., Fern6ndez Varela, Garcia
Montes, Jacomino, Orizondo, Urquiaga y Vega. a







DIARIO DE.SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


Sr. President (Rod6n Alvarez): Acuerda la
C6mara que phase directamente al poder Ejecu-
tivo?.
(Sefiales afirmativas).
'Acordado.
Para explicar su voto, tiene la palabra el Sr.
Nicol6s Ad6n.
Sr. Adri (Nicol6s): Yo era partidario de esta
Ley al'principio, y ayer mismo pensaba votar a
favbr de ella, pero despues de oir hablar al senior
del Busto que toc6 los puntos fundamentals sobre
la Ley de Coordinaci6n Azucarera, esta manana,
reunido con mis compaheros en la Asociaci6n de
Colonos, me convenci de que esta Ley era un golpe
de muerte para el colonato cubano.
El colonato cubano en esta zafra pasada no ha
ganado absolutamente nada -y me estoy refi-
riendo a los 30 mil colons pequeios que tene-
mos en la Rep6blica-, porque ustedes deben sa-
ber que los salaries que hay que abonar en tiempo
muerto mds los que se abonan durante la zafra,
suman una cantidad considerable, luego, tienen
que haber perdido esos colons.
Yo quiero que ustedes me dispensen porque yo
no soy un parlamentario y f6cilmente- no puedo
hacer usa de la palabra.
La Ley le aumenta al pequeho colono de 15
pesos que estaba establecido por la Ley de Coor-
dinaci6n Azucarera, como dijo el senor Busto, a
170, 180 y 190 pesos. Colonitas que pagan a raz6n
de 15 pesos por caballeria y que en 30 6 60 mil
arrobas ganan escasamente 200 pesos al aoo, yo
quiero que. se me diga c6mo van a poder pagar
esa renta.
Asi que esta Ley viene a perjudicar precisa-
mente a aquellos que tratamos de beneficiary por
otro lado, que es al colono chiquito, quien no tie-
ne absolutamente nada, pero que, afortunada-
mente tiene lo que no tienen los dem6s, que es
un pedazo de tierra que se le ha dado para cul-
tivar.
Yo no voy a entrar en material. La base de la
economic del pais es la industrial azucarera. Cuan-
do el az6car no vale nada en Cuba, nada vale
nada, y recuerdo que hubo 6poca en esta C6mara
en que pasaron 6 6 7 meses sin que pudieran co-
brar los sefores Representantes sus sueldos; eso
era cuando el azicar estaba a medio centavo.
Soy contrario adem6s a la Ley, porque no reco-
noce el derecho a las bienhechurias, establecido
por la Constituci6n actual, que en su Disposici6n
Primera Transitoria, plasma el derecho de perma-
nencia en la tierra, reconocido por la Ley de Coor-
dinaci6n Azucarera, obligando a los colonos a ce-
lebrar nuevos contratos por t6rmino de seis ahos,
y porque es lamentable, en el siglo de advance en
que vivimos, que no se proteja a los representantes
de lo que es el nervio vital de la economic cu-
bana, que es el colono.
(Y, ustedes saben-a qui6n va a favorecer esta
media que va en contra del colonato? A las com-
panias americanas que tienen miles y miles de
caballerias de tierra y que le podr6n cobrar por
estas, al colono chiquito, cientos de pesos. No es-
toy hablando del colono grande, yo soy un colono


grande y a mi no me perjudica que me cobren
cientos de pesos; a quien va a perjudicar es al co-
lono chiquito. Tengo la seguridad absolute de que
si el colonato se mueve oportunamente, que ha
estado ciego ante esta Ley, como me ha pasado a
mi, el Honorable Sr. President de la Rep6blica
tendr6 razones suficientes para vetarla. He dicho.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la oala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Ram6n Alvarez.
Sr. Alvarez Rodriguez (Ram6n): Sr. President
y sefores Representantes: He votado que si, por-
que entiendo que es la unica vez que se le va a
proporcionar al campesino algo de lo que siempre
se le ha ofrecido en todas las campaFias politics,
porque es la primer vez que se va a votar en rea-
lidad una Ley que los ayuda, y aunque no dejo
de reconocer que tiene sus defects, porque no
recoge en su totalidad las ansias y necesidades de
esos campesinos, pero ello ya va significando un
positive advance, una positive media de beneficio
en su camino para poderles Ilevar un poco m6s de
trctnquilidad cuando Ilegue el rhomento tr6gico de
los vencimientos de los contratos.
Es por eso por lo.que me he producido en favor
de esta Ley. Creo que necesita algunas modifica-
ciones y la C6mara en su dia habr6 de recoger
esas modificaciones para plasmarlas en un Pro-
yecto de Ley que resuelva en definitive las nece-
sidades que afectan a estos campesinos; pero por
el moment, cuando los pequeFos campesinos no
tienen nada, esta Ley significa una media in-
cuestionable de protecci6n para ellos y por lo me-
nos, una media de tranquilidad y de garantia y
una prueba de que esta C6mara ha trabajado en
beneficio de esa close por primer vez, desde que
estamos aqui. 6
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Ara.
Sr. Ara (Guillermo): Lo har6 por escrito, Sr.
President.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Bisbe.
St. Bisb6 (Manuel): Sr. President y seiores
Representantes: iLargo y extraordinario debate
el que se ha producido alrededor de la Ley que
acabamos de aprobar! A veces, en el cursor del
mismo, nos ha parecido encontrar el conflict de
dos concepts de la propiedad; otras veces, hemos
creido ver un simple conflict de intereses. He-
mos presenciado c6mo defensores de la Ley han
pasado al campo de los adversaries de la Ley. He-
mos visto a muchos de los adversaries de la Ley,
rostr6ndose, sin embargo, partidarios de la idea
que anima el Proyecto de Ley. Hemas visto, en
fin, como muchos de sus defensores han acribi-
Ilado el Proyecto de Ley hacienda objeciones a
casi todo el articulado de la misma. Pero, en de-
finitiva, Sr. President y sefores Representantes,
el Proyecto de.Ley de Arrendamiento de Predios
R6sticos y de Contratos de Aparceria, ha sido apro-
bado por abrumadbra mayoria.
En realidad, algunos de los defensores de la
Ley, Ilevados de un sincere ardor pol6mico, dejan
tan maltrecho el cuerpo de la Ley que la victoria







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


que hoy nos anotamos los partidarios de ella, pu-
diera parecer una verdadera victoria pirrica, por-
que lo que sale a la luz de este debate' no es un
Proyecto saludable que mueva a la esperonza, sino
un cuerpo legal Ileno de cicatrices.
Si esto es asi, es necesario que expliquemos,
aun abusando de la atenci6n siempre generosa de
esta C6mara, las razones que el Comit6 Cameral
Ortodoxo ha tenido para dar sus votos a favor de
esta Ley.
En la intervenci6n que hicimos, al interrumpir
al Dr. Vega Ceballos, fijamos nuestra posici6n en
el debate, tomando coma base el concept de la
propiedad y estimando que los que se oponiqn a
la Ley defendian el concept romano de la pro-
piedad absolute y el concept individuaista de la
Revoluci6n francesa que, a trav6s del C6digo Na-
pole6nico, pas6 al derecho civil de casi todos los
poises del mundo. Defendimos frente al concept
absolute e indivdualista de la propiedad, la pro-
piedad como funci6n social, concept claramente
definido en nuestro texto constitutional.
Pero en aquella intervenci6n, no pudimos situar
a nuestro Partido en relaci6n con la Ley que aca-
bamos de aprobar. ;Por qu6 el Comit6 Cameral
Ortodoxo ha votado a favor de esta Ley? La res-
puesta est6 ligada, se9ores Representantes, a la
propia doctrine agrarian que sustenta nuestro Par-
tido.
El Partido del Pueblo Cubano consider que es
fundamental e inaplazable la reform agraria, y
este criteria le Ileva a darle en su programs a la
reform agraria toda la importancia que en reali-
dad tiene. Los dos principios que orientan nuestra
doctrine agraria son los siguientes: 1) La tierra
tiene que perder su car6cter de simple mercancia
para convertirse en un instrument social que
cumpla la funci6n supreme de la producci6n; 2)
El suelo de Cuba debe ser del cubano. Por el pri-
mer principio sustituimos el concept de la pro-
piedad coma simple mercancia por el concept de
la propiedad como instrument de la producci6n
Por el segundo, respondemos a un criteria nacio-
nalisto-que ya no deberia tener la repudiaci6n de
ning6n Partido politico cubano.
Estos dos criterios program6ticos de nuestro
Partido tenian que inclinarnos favorablemente a
este Proyecto, porque es innegable que el mismo
supera el antiguo concept de la propiedad, aquel
que daba al propietario el derecho de usar, de
disfrutar y de abusar, y acepta el nuevo concept
de la propiedad admitiendo que las tierras tienen
que considerarse en funci6n de la producci6n, y
que 6sta interest a toda la colectividad. Pero es
que incorpora, adem6s, el principio nacionalista
que forma parte de la doctrine agraria de nuestro
Partido, al impedir el arrendamiento de nuestras
tierras a lo0 extranjeros. Cierto que aqui se ha
dicho que es absurd, que si se puede en nuestro
pais vender la tierra *al extranjero no vaya a po-
aerse arrendar, es decir, que si se puede to m6s
no se pueda lo menos. Nosotros invertimos el ar-
gumento y lo volvemos a nuestro favor, y decimos
que si compartimos la vieja aspiraci6n de don Ma-
nuel Sanguily de que la tierra s6lo se puede ven-
der a cubanos, es decir, si queremos los m'6s, no
podemos dejar de votar lo menos, como un paso


hacia la cristalizaci6n definitive de la vieja aspi-
raci6n de Sanguily.
No con 6nimo de cansar la atenci6n de la C6-
mora, pero si con el prop6sito de argumentar a
favor de esta Ley, yd invitaria a los senores Re-
presentantes a revisor el pensamiento agrario de
Jose Marti y nos encontrariamos que nuestro-
Ap6stol comprendi6 magistralmente los problems
de nuestro agro y apunt6 las soluciones necesarias.
iL6stima grande, sefores Representantes, que no
se hayan realizado tampoco en este campo las fe-
cundas advertencias de Jose Marti!
No podia ser ajeno, en efecto, al espiritu de
previsi6n martiano, el problema de la tierra en
Cuba. Lo primero que establece Jos6 Marti es lo
que pudieramos Ilamar la inmortalidad de la tie-
rra, porque nuestro Ap6stol piensa que "la tierra
nunca decae, ni niega sus frutos, ni resisted al ara-
do, ni perece". Se preocupar6 par la cuesti6n del
reparto o la distribuci6n de la tierra, f6cil en un
pais de tierras sobrantes coma el nuestro. "Ancha
es la tierra -dice- en Cuba inculta, y clara es
la justicid abrirla a quien la emplee y esquivaria
de quein no la haya de usar"; y con buen sistema
de tierras, f6cil en la iniciaci6n de un pais sobran-
te, Cuba tendr6 casa para muchos hombres bue-
nos, equilibrio para los problems sociales y raiz
para una Rep6blica que, m6s que de disputes y
de nombres debe ser de empresa y de trabajo".
Estas palabras conservan toda su vigencia. M6s de
cuarenta afos de vida republican, en los cuales
hemos visto desarrollarse el monstruo del latifun-
dio azucarero, s6lo nos han permitido, hasta aho-
ra, jugar a los repartos de tierra, sin que se haya
realizado ningin plan efectivo.
Marti levantar6 tambi6n su voz contra el mo-
nocultivo. "Debe verse -dice- con miedo este
ral h6bito de entregarse a un cultivo exclusive".
Sobre este mismo tema hard tambi6n esta utili-
sima observaci6n: "Los cultivos numerosos de di-
versas ramas agricolas y sus industries correspon-
dientes, mantienen en equilibria a lo pueblos dados
a cultivos mayores exclusivos: caf6, cafia de azG-
car, etc. Han venido a ser estos cultivos, con las
grades operaciones burs6tiles, verdaderos juegos
de azar, y coma bombs m6gicas, que yq son de
oro, ya de jab6n". Sobre la necesidad de transfor-
mar las tierras baldias en tierras productivas su
pensamiento es claro y terminante. "El cambio de
tierras estiriles -dice Marti-- en tierras produc-
tivas, aunque lastime preocupaciones de Partido
y aFosos intereses tradicionales, es causa inme-
diata de la riqueza del pais, lograble f6cilmente,
con la creaci6n de muchos pequeios propietarios".
En fin, Marti, prescindiendo de otros matices de
su doctrine agraria, pensar6 que sin la instruc-
ci6n rural toda esta obra es initil. "La instruc-
ci6n -dice- acaba lo que la agriculture empie-
za"; y todavia con m6s claridad, destaca que "en
los pueblos que han de vivir de la agriculture los
gobiernos tienen el deber de ensefar preferente-/
mente el cultivo de los campos".
Nuestro Partido recoge este hermoso e incum-
plido program martian coma el mayor home-
naje a esta close campesina que a su juicio cons-
tituye nuestra mejor masa nacicna(, ya que Marti
pensaba, y pensaba con raz6n, que "el'mejor ciu-
dadano es el que cultiva una extension mayor de







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9

tierra". Pero da dolor decirlo, sefores Represen- positives; los tiene y los vamos a enumerar en
tantes, aunque no queda m6s remedio que decir- seguida.
la: casi al cumplirse medio siglo de vida republi- La Ley regular la duraci6n de los contratos y
cana, esta doctrine, como otras muchas pr6dicas fija que la duraci6n minima de los arrendamientos
de Jose Marti, sigue siendo una bella nube de pro- de las fincas destinadas al cultivo de caia, taba-
mesas suspendida sobre nuestras duras y lamen- co, caf6, cacao, arroz o pipia y de las dedicadas
tables realidades. La ortodoxia recoge esta doctri- c pastes de ganados ser6 seis anos prorrogables a
no, la hace suya, y al levantarla como program otros seis, y la-de las fincas destinadas al cultivo
propio, pone su mayor entusiasmo y su mayor de frutos menores ser6 de tre anos prorrogables
energia en su realizaci6n. tlambi6n a otros tres. Esta es, sefores Represen-
Para resolver nuestro complejo problema agra- tantes, una conquista de la Ley. La Ley establece
rio, el Partido del Pueblo Cubano se dispone a pro- la renta m6xima, lo que no impide, como argu-
piciar inmediatamente la acci6n legislative nece- mentaba el Dr. Vega Ceballos, la renta minima,
saria para eliminar el monocultivo y el latifundis- ya que se fija la rental tope, Io que no quiere decir
mo. "Nuestra organizaci6n- econ6mica -se dice que el propietario de acuerdo con el arrendatario
en nuestro Programa- concentrada en dos a trees no pueda fijar otra menor. Este es otro punto po-
productos de la tierra para la explotaci6n, sirven sitivo de la Ley. La Ley establece el derecho del
de base para adquirir del exterior casi todo lo que arrendatario a las mejoras o bienhechurfas y este
necesitamos para nuestra subsistencia, imprime a extreme que es de absolute justicia es otra con-
la economic cubana.un car6cter de subordinaci6n quista.de la Ley. La Ley regular los contratos de
a los mercados extranjeros, con graves consecuen- aparceria, y si se piensa en la anarqufa y la injus-
cias para el pais, particularmente en mementos ticia que ahora impera en esos contrartos, hay que
de fluctuaci6n y crisis en las relaciones econ6mi- considerar que 6sta es tambien una conquista de
cas internacionales". Para superar el monocultivo la Ley. La Ley, en fin, establece el arrendamiento
se ha perdido por el gobierno que presidi6 el Dr. forzoso de las fincas r6sticas en que aburde "el
Grau, pese al program y a la doctrine de-su Par- aroma, marabt o weyler" y de las tierras labora-
tido, la mejor de nuestras oportunidades. Esto nos bles no dedicadas a cultivos agricolas a a crianza
obliga a reclamar con m6s insistencia que nunca, de ganados, y este punto, aceptando el concept
una political agraria diversificadora, ya que seria de la propiedad coma funci6n social, de la tierra
absurdo hablar solamente, como acaba de hacerlo al servicio de la colectividad, es otra conquista de
el President Prio, de la necesidad de diversificar la Ley.
los mercados. Aspiramos tambien a buscar solu- Se ha dicho par los contradictores de la Ley que
ciones legislativas al problema del latifundismo, 6sta es inconstitucional, pero nosotros entendemos
ya a trav6s del impuesto progresivo sobre las tie- que responded al espiritu de la Constituci6n del 40
rras o a trav6s, que es lo mejor, de la adquisici6n y de manera especial a los articulos 87, 90 y 274
par el Estado, previa indemnizaci6n, de las tierras, de nuestro texto constitutional. &Que tiene luna-
y asi se dispondr6 de tierras suficentes para ir a res? jC6mo vamos a negarlo! Ahora mismo acaba
una political verdadera de reparto de tierras, no a de hablarse de la situaci6n que esta Ley crea a
esos repartos efectistas y pintorescos de los que los colonos. Lo lamentamos. El Comit6 Cameral
se hablaron en la sesi6n de ayer, a esos repartos Ortodoxo rio quiere que los pequeios colonos va-
de tierra en cartucho, como han sido bautizados yan a sufrir ningin perjuicio; pero han presen-
felizmente por el genio humoristico de nuestro tado sus observaciones demasiado tardiamente,
pueblo. cuando ya esta Ley estaba en tr6mite de votaci6n.
Para favorecer la redenci6n de nuestra masa Ya no les queda m6s que un camino: hacer Ilegar
campesino, el Partido del Pueblo Cubano prote- sus puntos de vista al Sr. President de la Rep6-
ger6 las relaciones nacidas del process de la pro- blica. En este caso, como en el caso de otros lu-
ducci6n agricola con un regimen de verdadera nares o lagunas, el Sr. President, dentro de ese
justicia, organizar6 cooperatives de producci6n cmplio criteria que reconocia el Representante En-
contando con la direcci6n y ayuda del Estado, rique Henriquez, puede enviar por medio de un
atender6 a la irrigaci6n de las zonas agricolas, mensaje las sugerencias legislativas necesarias, o
estimular6 la tecnificaci6n y electrificaci6n de la puede actuar nuestro Cuerpo par su propio de-
agricultura, proteger6 al campesino en la vehto recho.
de sus cosechas, sustituir6 la refacci6n privada Pero hemos avanzado de todos modos y hemps
por un sistema crediticio ofical, crear6 un sistema avanzado much. Se ha logrado, senores Repre-
de asistencia econ6mica que aminore los riesgos sentantes, Io que parecia impossible, y ya tenemos
de la producci6n y aplicar6 cuantas medidas me- la primera Ley agraria, y esta Ley, estoy seguro,
joren el nivel medio de la vida de nuestros campe- ha de actuar como espina irritativa de la reform
sinos y abran a sus hijos las mismas posibilidades agraria. Ahora si que se van a producer. nuevas
que se abren a los hijos de los cubanos que viven legislaciones. Ahora vendr6n otras Leyes a com-
en los medios urbanos. pletar 6sta que acabamos de aprobar y que si no
Hasta aqui nuestro program y nuestra politico represent el m6ximun de las aspiraciones de
agraria. Su exposici6n sirve para justificar por que nuestros agraristas, viene a dar satisfacci6n a al-
hemos votado a favor de esta Ley. Claro est6 que gunas ae sus demands, par lo que cuenta con el
esta Ley est6 a gran distancia de este program apoyo de sectors tan significativos como el que
agrario, pero no se puede negar que es mejor em- represent la Confederaci6n Cqmpesina de Cuba.
pezar por algo, que seguir esperando, como hemos Ya dijimos, en otra oportunidad, que si aspi-
esperado hasta ahora. Esto no quiere decir que la r6bamos a lo m6s en la reform agraria, no po-
Ley que acabamos de aprobar no tenga aspects diamos dejar de votar lo menos. Este es un primer








,10. DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


paso, un inicio, y hay un proverbio griego que dice
con raz6n que el comienzo es la mitad de todas
las cosas. Estamos dando un primer paso en el ca-
mino de la reform agraria y no debemos despre-
ciarlo, porque si ese proverbio es cierto, estamos
con este primer paso realizando nada menos que
la mitad de la reform agraria.
Pongamos fin a esta explicaci6n de voto m6s
extensa de lo que hubiera deseado. Yo s6 que en
esta C6mara hay compaieros muy distinguidos
que no quieren reconocer la socializaci6n que se
ha operado en el campo del derecho privado. A
esos distinguidos compaieros les recuerdo que el
derecho no puede estancarse, que tiene que evo-
lucionar, que marchar a comp6s del tiempo que
se vive. Roma con sus conquistas, cre6, frente al
jus civil que era el derecho de la ciudad, derecho
conservador y cerrado a toda innovaci6n, el jus
gentium, el derecho de los pueblos conquistadors,
que era un derecho liberal, progresista, renovado
incesantemente. Estas soluciones de hay no ser6n
las definitivas, pero son las de nuestro tiempo,y
seria absurdo pretender ignorarlo. Estas admira-
bles palabras del professor Duguit vienen a expre-
sarlo: "Nada hay definitive en el mundo: todo
pasa, todo cambia; y el sistema juridico que est6
en vias de laborarse actualmente, dejar6 su lugar
un dia a otro que los jurisconsultos y soci6logos
del porvenir habr6n de determinar".
Finalmente, seiores Representantes, mi felicita-
ci6n a todos los que han hecho possible la apro-
baci6n de esta Ley, y mi reconocimiento al Co-
mite Parlamentario Liberal que ha propiciado y
defendido brillantemente esta iniciativa, hasta
conducirla a su aprobaci6n definitive.
(Grandes aplausos).
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la palq-
bra, para explicar su voto, el Sr. del Busto.
Sr. del Busto (Rafael): Sr. President y senores
Representantes: Realmente, no pareceria necesa-
rio _que yo esta tard6 explicara por qu6 he votado
en contra de esta legislaci6n. Me parece que en
el turn que hube de consumer en contra de esta
legislaci6n en la noche de ayer, fui muy claro y
muy conciso; pero es que quiero dejar constancia
de manera categ6rica, m6s clara a6n, par quB yo
he votado en contra de esta Ley.
Yo entendia que esta Ley era una Ley que por
Io menos consagraba el principio de obligar a los
terratenientes a arrendar sus tierras al campesino
cubano, y a pesar de todos los defects de orden
juridico y de orden constitutional que pudiera te-
ner esta Ley, pensaba que si se consagraba ese
principio de protecci6n al campesinado debia vo-
tarlo. Pero es que como muy bien yo decia anoche,
es falso, absolutamente falso que obligue a los
terratenientes a arrendar sus tierras al campesina-
do, porque el Art. 20 y el p6rrafo g) del Art. 46
de la Ley, da a los terratenientes posibilidades
amplias de burlar al campesinado cubano. Pero
ademas, en el Art. 59 de esta Ley, en su ultimo
p6rrafo, en la Primera Disposici6n Transitqria, y
en la unica Disposici6n Final que contiene, se in-
tenta realizar; porque todavia el crime no est6
consumado, y yo tengo esperanza de que el Pre-
sidente de la Rep6blica enfoque este problema con
verdadera responsabilidad, con m6s mesura y con


m6s serenidad que en la forma en que lo ha hecho
la C6mara.
En ese Art. 59, en esa Primera Disposici6n Tran-
sitoria y en esa unica Disposici6n Final, se realize
un atentado sin precedentes contra el iolonato
cubano, contra el campesinado de Cuba.
SA trav6s de la Ley de Coordinaci6n Azucarera,
habia logrado ventajas de positives beneficios para
esa gran parte, para, esa parte constructive del
campesinado cubano que est6 representada par el
colonato, y en ese Art. 59, en esa Primera Dispo-
sici6n Transitoria y en esa unica Disposici6n Final,
se destruye total y definitivamente el derecho de
permanencia de los colonos en la tierra, remiti6n-
dolo a lo anulaci6n de los contratos. Y adem6s en
ese Art. 59 se va contra una conquista legitima
de los hombres que habian estado trabajando la
tierra cubana, sembrando caia en ella desde la
instauraci6n de la Rep6blica, y que al promul-
garse oa Ley de Coordinaci6n Azucarera tenia 6sta
en su contrato, el mandate de que respetara la
.renta que estaban 'pagando, que en ningin caso
era de m6s de $30.00 anuales.
Y ahora, al aprobar el Senado esa Enmienda al
Art. 59 que es el p6rrafo final, al aprobar la C6-
mara esta Ley, con esa Enmienda, si desgraciada-
mente el Presidente de la RepGblica sancionara
esta Ley, esos 30 mil eolonos que todos tienen
contrato de antes del a~o de 1937, ya en la pr6-
xima zafra o en la otra, porque 6sto tiene un ano
para adaptarlo, no van a pagar 15 ni 20 ni 30 pe-
sos por caballeria, sino que van a tener que pagar
de acuerdo con los precious con relaci6n a la es-
cala del Art. 31 de la Ley de Coordinaci6n Azu-
carera, que fluctia entire la cantidad de $160.00
y $190.00, o sea much m6s, de diez veces m6s
que lo que actualmente est6n pagando.
Esas son las razones por las que este Repre-
sentante ha votado en contra de esa Ley; porque
soy Representante de una Provincia que es posible-
mente en la que m6s pequeios colonos existen.
Yo tengo la seguridad que algunos miles de esos
colonos me dieronr sus votos y yo no puedo traicio-
narlos votando una Ley que tiende a sumirlos en
el hambre y en la misera.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra para explicar su voto, el Sr. Caiias Milan6s.
Sr. Caiias Milanes (Armando): Sr. President
y seFores Representantes: No obstante haber in-
tervenido par la via de interrupci6n en:el debate
de esta legislaci6n, he querido aprovechar la
cxplicaci6n de-mi voto en contra de la aprobaci6n
de esta Ley, para dejar constancia de manera de-
finitiva de las razones que he tenido para hacerlo.
Este Proyecto de Ley, que acaba de aprobar la
C6mara'ha dejado en el ambiente del hemiciclo,
como es f6cil observer, una estela de tristeza-y de
preocupaci6n ostensible en casi todos los rostros,
cun en el de aquellos que lo han aprobado, aim
en el de aquellos que a mis palabras sonrien, que
en no pocas ocasiones'los he visto consultar sus
notas, deplorando lo que es el compromise con-
traido.
Este Proyecto de Ley, contrario a lo que algunos
han opinado -y deploro sinceramente la ausen-
cia en el hemiciclo de los m6s interesados en su
cprobaci6n, porque hubiese querido que 6stas, mis






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


ultimas palabras en relaci6n con este asunto, las
hubiesen escuchado-, ser6 sancionado,. en mi
modest presunci6n; ser6 sancionado por razones
de "T6cnica Politica Congresional'; palabras
que tengo interns en que los taquigrafos no se
equivoquen en cuanto a,esta sincera expresi6n,
al opinar de su resultado. Digo "T6cnica Politico
Congressional para que no haya duda en ningu-
no de los que me escuchan, y voy a explicar qu6
quiere decir. T6cnica: Conjunto de procedimien-
tos. Habilidad. para usar de esos procedimientos.
En este caso es un modo, una manera, un pro-
cedimiento politico. Ya sabemos lo que es Congre-
sional: pues, en el Congreso.
La Ley no contempla de manera general y co-
lectivamente la denominaci6n que se le ha dado;
la denominaci6n de manera general y colectiva es
un Proyecto que la Constituci6n le pide al Con-
greso de la Republica que apruebe, que lo acuer-
de; y esta legislaci6n no es el Proyecto que debi6
estudiar el Congreso y que debi6 aprobarse para
salvaguardar los intereses colectivos que caen den-
tro de. la denominaci6n que este Proyecto tiene
En el aho 1940, con la Presidencia modestisima
del Representante que ahora les habla, y por ini-
ciativa del distinguido compaFero de entonces en
la C6mara, Dr. Eduardo Sudrez Rivas, y con la
cooperaci6n eficaz del que les'habla, sali6 de Ia
C6mara para el Senado un Proyecto de Ley de
Arrendamiento de Predios R6sticos y Aparcerias..
Aquello era un Proyecto que dej6 satisfecha a la
C6mara y al Sr. Su6rez Rivas, su iniciador Perc,
aquel Proyecto de la C6mara, representaci6n po-
pular del pueblo cubano, done los intereses est6n
m6s minuciosamente representados, se sinti6 sa-
tisfecha con aquel Proyecto. Del Senado de la Re-
piblica no podia salir el Proyecto original envia-
do por la C6mara de Representantes, repito, por
iniciativa del Sr. Su6rez Rivas. Aquel Proyecto si
contemplaba de manera colectiva, precise y 6ni-
camente -observen.los sehores Representantes-,
contemplaba la regulaci6n de los contratos de pre-
dios rusticos y aparcerias, pero este que el S.ena-
do nos ha mandado no contempla solamente 6so,
deja de contemplar esos intereses generals de
manera cierta y efectiva, escud6ndose en el noble
prop6sito que anima la confecci6n del Proyecto y
va a contemplar dos puntos contenidos en la Ley
que son dos puntos de intereses materials, de
manera incuestionable, intereses materials espe-
cificos, senalados en la C6mara, en la prensa y
en todas parties.
Esa es otra de las razones por la cual el Repre-
sentante que habla vot6 en contra de la.aproba-
ci6n de esta Ley. Esta Ley no ha dejado satisfecha
a la C6mara, prueba de ello nos la ha dado, ve-
hementemente, minuciosamente, cuidadosamente,
el lider del Partido del Pueblo Cubano (Ortodoxo),
que indudablemente, con la buena fe que a ellos
les caracteriza, como a los dem6s miembros de
los distintos Comites Parlamentarios de la C6ma-
ra, ha venido a votar una legislaci6n que a juicio
de ellos viene a brindar algo m6s, que hoy no
tiene el campesinado cubano. Pero, trae un studio a una explicaci6n de voto? Por
qu6 se viene con aquella vehemencia, con aquella
falta de satisfacci6n personal, con aquella triste-
za, con aquel ansia de lamelntar que ese Proyetog


no encierra los anhelos totales de su Partido?
Porque no se sienten satisfechos con esa legisla-
ci6n. (Por qu6 aparece dividido el Comit6 Parla-
mentario'de la Mayoria, que inicialmente pare-
ci6 una voluntad un6nime de esa mayoria, de
cprobar esta legislaci6n? El que habla, es partida-
ro de la funci6n social de la propiedad, la acep-
ta de piano tal y como est6 plasmada en la Cons-
tituci6n de la Rep6blica, lo que en manera algu-
na, se proyecta en esta legislaci6n. Parece que se
proyecta, pero no es asi, no es m6s que un disfraz
que hay en ese Proyecto, y luce nada m6s que con
el prop6sito de orientar lo que el Senado de la
Rep6blica nos envia para su aprobaci6n.
El Senado de la Rep6blica tiene un criteria dis-
tinto al de la C6mara de Representantes. Posible-
mente el actual Senado de la Rep6blica no tiene
el mismo criteria que encierra el Proyecto que aca-
bamos de aprobar; porque no es del actual Sena-
do de la Rep6blica el que hemos recibdo; perte-
nece al anterior Senado.
Se dijo aqui, en m6s de una ocasi6n par los pro-
pugnadores de la Ley, que si esta legislaci6n no
se aprobaba tal como venia, no habria Ley. Es un
error. El tratamiento no era otro que votar en con-
tra de las modificaciones del Senado, y que fuer6
entonces a la Comisi6n Mixta de Senadores y Re-
presentantes que podia, representando al actual
Senado y a la C6mara, con el pensamiento de los
Legisladores de hoy, confeccionar un nuevo Pro-
yecto, con un criteria distinto al que viene plas-
mado en esa legislaci6n, que de manera tan triste,
tan silenciosa y falta de la alegrfa y satisfacci6n
de aquel que ha cumplido cabalmente su deber, ha
sido aprobada en la tarde do hoy, para infortunio
de las parties interesadas.
Por todas estas razones me complace reiterar
que esta legislaci6n en manera alguna ha dejado
satisfecha a la C6mara. En tanto se continue
cceptando Proyectos de Ley en la forma en que
vienen confeccionados, que tienen "algo" de lo
muchh" que debieran tener y mientras no nos
detengamos a recabar nuestros verdaderos fueros
y enfrent6ndonos con las opinions contrarias rea-
licemos lo que decia en dias pasados el' Dr. Pastor
del Rio: "legislar si, pero legislar bien", no podre-
mos senti;nos plenamente satisfechos.
5i el Sr. President de la Rep6blica, por las ra-
zones que he dejado sentadas hace un moment,
consideradas de tecnica political congressional, san-
cionara la Ley, en ese caso, no se hard esperar el
deseo de modificarla, y ya tendremos para rato,
sefores Representantes, para intentar la modifi-
caci6n despu6s de haber creado los intereses rudos
que alli se crean, no en favor del campesinado que
modestamente entiende que nada se le da -y
cuando hablo del campesinado, perd6neseme la
falta de modestia en estas palabras, a pesar de
mi condici6n de abogado y legislator, tambien
say agricultor, y creo, modestamente, que no de
los m6s pequefos-. Estoy en contact director con
el campesinado cubano; conozco real y efectiva-
mente de sus vicisitudes y necesidades y puedo
asegurar, respetando el criteria de los senores Re-
presentantes, que esta Ley, no solamente no les
da, sino que les priva, y para darles un ejemplo
de ello, les voy a hacer un ligero relate de algo
muy curioso, En una ocasi6n en uno finca, en






12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I I


el verdadero campo de nuestro pais, un guajiro de
86 anos, trabajador, probablemente 30 6 40 anos
carretero, hombre de trabajo de verdad, aut6ntico,
antiguo liberal, el Representante que habla le
pregunt6 por que era aut6ntico, y me dijo que
"porque Batista Il ha hecho un gran dauio a la
comarca" -des interesante, verdad?- le pregun-
t6 nqevamente: "iPor qu6, si Batista habia aumen-
tado el salario al campesino, ha ocasionado daio
a la comarca?" Y con toda serenidad y rapidez
me respondi6: "Ese fu6 el mal que hizo. ." M6s
interesante todavia.
En mi deseo de aclarar aquel caso tan estrafa-
lario y raro, y despu6s de varias preguntas, me
dijo que si, que, "efectivamente, antes de que 6so
ocurriera, trabajaban en esa finca cuarenta o cin-
cuenta trabajadores que ganaban el journal de
aquellos dias, pero que, desde.que se habia aumen-
tado el journal a los trabajadores en aquella oca-
si6n, s61o trabajaban siete u ocho, porque la finca
no podia con aquellos jornales poner en produc-
ci6n la cantidad de terreno que entonces labo-
raban".
Por supuesto que 6sta no es una raz6n del todo
t6cnica y del todo cientifica. La t6cnica y la parte
cientifica de estos studios hoy dia se refieren a
agriculture mecanizada, que est6 inici6ndose ape-
nas en nuestro poas, pero en la mayor parte de
nuestro pais la agriculture no es mecanizada, y
lo que va a ocurrir con la parte del ropaje que
este Proyecto tiene, al parecer, de Arrendamiento
de Predios Rusticos y Aparceria es que el que ten-
ga predios r6sticos no los arrendar6 y el que va
a tener aparceros, se abstendr6 de tenerlos, en
tanto no se consiga los que a 61 le convenga.
Por eso esta legislaci6n no resuelve el problema
de Arrendamiento de Predios R6sticos y Aparce-
ria. Esas son, entire otras muchas cosas y adem6s,
las que todos ustedes conocen y conjuntamente
conmigo, bien acompafados, silenciamos, las ra-
zones que he tenido para votar que no el Proyecto
de Ley que se acaba de aprobar.
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la pdla-
bra el Sr. Galeote, para explicar su voto.
Sr. Galeote (Mario): Sr. President y sefores
Representantes: Natural que en varias ocasiones,
al emitir nuestro voto en esta C6mara, a pesar de
que lo hemos hecho -o al menos el que habla--
con entereza y alteza de miras, porque nadie me
amarra en este hemiciclo a votar lo que ellos quie-
ren, a impon6rmelo, porque he Ilegado a esta Cd-
mara como ustedes, electo por los votos del pueblo
y no para que nadie me pueda coaccionar en este
hemiciclo, ni nadie me puede dar normas ni doc-
trinas de ninguna close, pero es natural que yo
me canse un poco al air que cada vez que se vota
aqui algo, salgan los compaoeros a compadecerse
de los que votamos; y yo le ruego a los companeros
. dehemiciclo que no se compadezcan por la forma
de votar de ningLn legislator.
Vot6 hace dias, cuando se pidi6 clemencia para
los miembros de este grupo aut6ntico, con ente-
reza, y volveria a votar en igual forma de nuevo.
He votado aqui hoy que si, en primer lugar,
porque he oldo a mis compaoeros aut6nticos ex-
presarse en favor- de esa Ley; y adem6s, porque
he tenido la paciencia; horas y horas, de air al


ilustre parlamentario, Sr. Vega Ceballos, comba-
tiendo esa Ley, y quiero confesar a la C6mara que
eso fu6 lo que m6s me inclin6 a pensar en favor
de la misma.
Pero. no es eso todo lo que me preocupa. Lo
que m6s me preocupa, como legislator, como Re-
presentante a esta C6mara, es que aqui se acla-
ren los concepts que se vierten. Aqui se ha ha-
blado de veinte millones de pesos; aqui se ha ha-
blado y la prensa se ha hecho eco de esos veinte
millones de pesos. Aqui es ha hablado y la prensa
se hard eco hoy de las declaraciones de la com-
paoera, Sra. Hern6ndez de la Barca, y con el toque
de la campana de la Presidencia y con el silencio
rotundo de la C6mara, no-se solucionan ni acla-
ran los problems. Por eso yo, el m6s modesto de
los Representantes, rogaria al Sr. President de la
C6mara que me escuchara lo que voy a decir a
continuaci6n. Yo me retiero al Sr. President
en propiedad de la C6mara, que est6 hablando al
lado del escaio presidential.
(Ocupa la Presidencia el Sr. Rod6n Alvarez. Eran las
6 y 5 p. m.).
Yo quisiera que la C6mara de Representantes,
por medio de las cuartillas taquigr6ficas, cono-
ciera de las palabros pronunciadas en la-sesi6n
de ayer; y quisiera tambi6n que la C6mara cono-
ciera de las palab'ras vertidas por la Sra. Alicia
Hern6ndez de la Barca hoy, y yo quiero manifes-
torle al Sr. President y a los seFores Represen-
tantes, que en este mismo moment abandonar6
este hemiciclo y me situar6 en el Palco de la Pren-
sa para hacer la infbrmaci6n de acuerdo con las
cuartillas taquigrdficas que obran en poder de
esta C6mara.
Espero, no obstante, que aqui se aclaren esos
concepts. No soy tampoco de los que entraron en
esta C6mara por la puerta ancha; soy de los de
abajo y llegu6 tambi6n por el voto de los de abajo,
v no tengo nexo ni relaci6n de ninguna close con
"los grandes ladrones de tierra" de que aquf se
ha hablado. He votado que si, porque creo just
y sincera esta media y adem6s, porque creo que
es una buena base hacia el nacionalismo que pro-
pugna el Partido Aut6ntico en su Programa
Por eso ruego a la Presidencia y a los seFores
Representantes que me perdonen esta osadia, si es
osadia, 'y que me perdonen esta indisciplina, si
es indisciplina, pero libre como soy, como hombre
de Partido y como cubano y Representante me ire
c ocupar una modest silla en el Palco de la
Prensa.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La Presidencia
ruega al Representante Sr. Galeote, que venga
hacia el estrado presidential.
Sr. Ara (Guillermo): Yo quisiera que la Presi-
dencia aclarara las frases del compaiero Galeo-
te, cuando dice que se va para el Palco de la
Prensa, si ello implica una renuncia a su acta co-
mo Representante.
(Risas en el hemiciclo).
(Ocupa la Presidencia el Sr. Megias P&rez. Eran las
6 y 8 p.m.).
Sr. President (Megias P6rez): Tiene la oala-
bra, para explicor su voto, el Sr. Garcia lb6dez.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


Sr. Garcia Ib6fiez (Roberto): Sr. President y
senores Representantes: Yo no voy a explicar mi
voto, porque ya o h haecho de modo cumplido el
lider de mi Partido, el compaFero Sr. Bisb6. Creo
que 61 expuso con enter claridad dos hechos a
mi juicio fundamentals. Eso est6 en el Programa
del Partido del Pueblo Cubano, y nosotros debe-
mos ser leales a nuestra generaci6n, a nuestro
tiempo y al Programa del Partido que encarna las
ansias, los anhelos de esa genemaci6n y de ese
tiempo. Renuncio, por tanto, a la explicaci6n de
mi voto, pero quiero hacer un ruego a la Presi-
dencia, antes de ocupar otra vez mi escaio.
El ruego es el siguiente: que se aclare perfecta-
mente bien Lo que ha dicho el compaFero Sr. Ga-
leote, porque aunque el compaiero Sr. Ara plan
te6 las cosas, preguntando si era una renuncia,
yo me atrevo a completar la idea, porque tal vez
se trate de una permuta, y en ese caso habr6 que
escoger al compaFero de la .prensa que habr6 de
venir a ocupar su puesto en el hemiciclo. Nada
m6s, Sr. President.
(Ocupa la Presidencia el Sr. Rod6n Alvarez. Eran las
6 y 10 p. m.).
Sr. President (Rod6n Alvarez) : SeFiores Repre-
sentantes: Cumpliendo los tr6mites reglamenta-
rios, despu6s de las explicaciones de voto, la Pre-
sidencia hard las explicaciones concernientes a
todos los problems que se han planteado.
Mientras tanto continian las explicaciones de
voto. El Representante Sr. Galeote queda en el
hemiciclo, a ruego de la Presidencia, y desde ahi
puede escuchar todas las manifestaciones, hacer
ias que desee y esperor todas las explicaciones.
Tiene la palabra, para explicar su voto, el Sr.
Henriquez.
Sr. Henriquez (Enrique C.): Sr. President y
sefores Representantes: Despu6s de haber consu-
mido un turno a favor de la Ley de Arrendamiento
y Aparceria, en realidad seria caer en repeticiones
reproducir lo principal de la argumentaci6n que
en ese turno desarroll6.
Sin embargo, nuevas reflexiones y nuevos he-
chos me compelen a explicar mi voto, aunque.sec
de manera breve.
El Dr. Bisb6 seial6 hace un moment ventajas
concretas de la Ley de Arrendamiento y Aparceria.
Yo quiero recorder, para justificar mi voto favo-
rable, que de casi seiscientos mil agricultores so.
lamente treinta y seis mil son propietarios de Ic
tierra, es decir, que el resto ha de trabajar en
tierras ajenas.
Quiero recorder igualmente que del 6rea culti-
vable de la Rep6blica una parte muy pequeia est6
atendida por sus propietarios; que el 83.6% de
los agricultores son arrendatarios, subarrendata-
rios o aparceros, precaristas o similares, y suman
m6s de cuatrocientos mil hombres de los cuales.
depend directamente la mitad de la poblaci6n
cubana e indirectamente la poblaci6n entera.
Recordemos tambi6n que si calculamos global-
riente en quinientos mil los agricultores cubanos,
en n6meros redondos, durante la zafra, encuen-
tran ocupaci6n trescientos mil, mientras que dos-
cientos mil permanecen de manera fija en los
campos. Ahora bien, despVues de lo trees o cuatro


meses de zafra, he aqui que los trescientos mil
hombres -cortadores de caoa, peones, carreteros,
obreros agricolas-, carentes de ocupaci6n, vie-
nen a recaer, a gravitar, sobre los doscientos mil
agricultores que han permanecido sobre la tierra,
los cuales tienen obligatoriamente que compartir
su misero sustento con aqu6llos; y, si no, vienen a
caer sobre las ciudades, a exhibir delante de los
burgueses citadinos, una lamentable muestra de
la desocupaci6n y de la infelicidad que sufren
nuestros guajiros.
El haber sefialado con cifras concretas la mag-
nitud del problema de los campesinos que no te-
niendo tierra ellos mismos tienen que ir en m6s de
un 80% a trabajar la tierra de los otros, viene a
decir elocuentemente cu6n grande es la necesidad
de que esos campesinos puedan efectuar dicho
trabajo en condiciones humans, en condiciones
econ6micas, para que el resto de la naci6n no re-
fleje a la postre su infelicidad y su miseria. Por
eso consider de tan grande urgencia la aproba.
ci6n de esta Ley, que viene a ser una regulaci6n,
alli donde no habia m6s que el capricho y la ar-
bitrariedad.
He votad6 por esta Ley tambi6n, como lo dije
oyer, porque la situaci6n de los campesinos es ya
intolerable, y puede producer en breve verdaderas
tragedies en los campos; y recorded que la sangre
habia corrido ya, y dije que yo sabia pertinente-
mente que de no aportar alivio a la situaci6n de
los campesinos sin tierra, a la de los campesinos
explotados, a la de los campesinos esclavizados,
la sangre volveria correr en breve plazo.
He votado por esta Ley, por esta Ley que viene
a remediar en parte la situaci6n de los campe-
sinos -que son mambises e hijos de mambises-
porque los cubanos humildes del campo, bajo la
direcci6n de Maceo y de M6ximo G6mez, de Agra-
monte y de Calixto Garcia, conquistaron la liber-
tad politico para la Rep6blica, pero perdieron la
tierra, y que nosotros, por tanto, no podemos con-
siderar complete la obra de la Guerra de Inde-
pendencia. El Tratado de Paris fu6 firmado por
espaFoles y norteamericanos, y ese Tratado con-
sagr6 la permanencia de los derechos de los pen-
insulares espaFoles, pero dej6 perdidas las tierras
para los cubanos humildes, las tierras que les ha-
bian sido corifiscadds.por haberse ido a la mani-
aua a reclamar la libertad de su pais.
He votado por esta Ley, porque, a pesar de sus
defects, constitute un paso -el primero en tan-
tos aoos de Rep6blica- hacia adelante en el ca-
mino de una estructuraci6n y una mejor regula-
ci6n de la economic de los campos; he votado fa-
vorablemente -lo dije tambi6n ayer- a pesar de
que esta Ley tiene defects, porque fio en que el
Poder Ejecutivo y nuestro propjo patriotism nos
ayudar6n a rectificar esos defects,
Una buena prenda de nuestra sinceridad, de la
sinceridad de los que defendemos la Ley de Arren-
damiento y Aparceria es, precisamente, haber re-
conocido los defects que contiene la Ley, pero
esta coyuntura magnifica debia ser. aprovechada
t6cticamente, y por eso, con el recuerdo vivo to-
davia de los diez anos que ha dormido esta Ley
en las-gavetas del Parlamento, nosotros despu6s
de un balance angustioso entire las ventajas y los
defects de la Ley, acordamos aprovechar de in\-






14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
U


mediator los aspects positives, si bien estamos en-
teramente dispuestos a realizar cualquier esfuerzo
por rectificar y mejorar la Ley.
He aqui que en el dia de ayer ha surgido de una
manera abrupt una oposici6n inesperada a la Ley
de Arrendamiento y Aparceria. La encabez6 un
distinguido colega y amigo, el Sr. del Busto, y el
eje principal de su argumentaci6n fu6 la situa-
ci6n de unos que 61 calcula en treinta mil peque-
hos colonos, que, seg6n 61, se ven atropellados por
esta Ley de Arrendamiento. Decia del Busto que
los colonos que a favor de una legislaci6n de 1937
pagan 15, 20 y hasta 30 pesos por cada caba-
Ileria, ahora, al promulgarse esta Ley, cayendo
dentro de la regulaci6n que establece la Ley de
Coordinaci6n Azucarera, tendr6n que pagar 150,
180 y hasta 190 pesos por caballeria. Dijo que los
hombres del Bloque Agrario del Congreso nos ve-
rfamos en gran dificultad para afrontar a los
treinta mil colonos que 61 consider perjudicados
por la Ley. Y se pregunt6 qu6 hariamos.
Y yo le contest que nosotros, los que luchamos
de buena fe por la liberaci6n del campesino, no te-
memos enfrentarnos con nadie, en ning6n terre-
no. Firmes y fuertes en nuestra buena fe, pode-
mos darle la carol, siempre, a cualquier ciudada-
no cubano, aunque reclame justamente sus dere-
ch6s (en ese caso pudieran estar los treinta mil
colonos del Busto, pero ello ha de determinarse
por una acuciosa investigaci6n).
En 1937, en 6poca de estrechez, cuando el az6-
car no valia, una legislaci6n protectora vino a fi-
jar cuantia pequeia a la renta de los pequenos
colonos; pero despu6s el azccar ha tomado valor,
y los colonos que han venido m6s tarde y no pu-
dieron acogerse a aquella protecci6n, se han aco-
gido a una legislaci6n flexible como la Ley de
Coordinaci6n Azucarera, que hace que la renta
sube si sube el precio del az6car y baja si eL pre-
cio del azucar baja. Esta Ley de Coordinaci6n
Azucarera, no es una Ley inicua, es una Ley just.
Qui6n sabe si pudieran serial6rsele algunos defec-
tos; qui6n sabe no proteja suficientemente a los
colonos m6s peauefios, acoso a algunos de esos
treinta mil de del Busto. Pero no puede decirse
que querer dar a unos colonos el mismo trato que
a otros -es decir, pretender que los colonos de
1937 se acojan a la regulaci6n a que se har aco-
qido los otros- es pretender una iniquidad. Tam-
bi6n niego que se est6 amenazondo la permanen-
cia consagrada en la legislaci6n actual, en las
zonas azucareras. Yo no he visto en la Ley tal
amenaza. Esta amenaza, sin embargo, h6bilmente
anunciada y manejada, lleg6 a conmover las opi-
.niones de algunos colegas. No est6 amenazada,
y eso se ver6, la permanencia de los que cultivan
la cana.
Finalmente, -algo peor todavia- se agit6 un
fantasma horrendo ante nosotros, el de la venali-
dad. Cierta prensa ha publicado que est6n co-
rriendo muchos millones de pesos en este asunto,
y nosotros, los defensores de la Ley de Arrenda-
miento y Aparceria, tenemos que preguntarnos
con inquietud y con enojo, si no es estar dejando
coer, solapadamente, una sospecha sobre nosotros,
el hacer tal suposici6n, y propalarla, como que
haya millones de pesos corriendo para que se
apruebe la Ley de Arrendamiento y Aparceria.


Pero como la inculpaci6n -que asi debe ser Ila-
mada- no ha sido sostenida, no ha sido respan-
soblemente respaldada por del Busto ni por nadie,
yo la echo al cesto, donde deben echarse las acu-
saciones an6nimas e irresponsables.
Hemos votado, por esta Ley, porque significa
un paso adelante en el camino de la reform agra-
ria, con sus aspects positives que aprovechare-
mos; y con sus aspects negatives que estoy se-
guro de que tendr6n remedio; y esto lo digo para
aue lo oigan los pequeios colonos que se crean
amenazados. La Ley es para mi un paso adelante.
La hemos defendido con buena fe y cuando en los
cctos humans intervienen la buena fe y la moral,
esos actos dan frutos beneficiosos y positives. El
machete de Maceo, decia yo ayer, cort6 las ca-
denas politics de este pais, y nosotros en la Re-
p6blica, hemos permitido que se reanuden las ca-
denas econ6micas en torno a nuestros campesinos.
Votando por esta Ley, creo haber contribuido al
comienzo de la destrucci6n de esas cadenas, y por
eso me siento satisfecho de haber ocupado uno de
los turnos principless en su favor, y felicito a los
compaoeros que me han ayudado a defenderla.
Sr. del Busto (Rafael) : Sr. President, pido la
permanencia de la sesi6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): (Est6.de acuer-
do la C6mara?
(Sefales afirmativas).
Aprobado.
(Eran las 6 y 25 p. m.).
Tiene la palabra el Sr. F6lix Martin, para ex-
plicar su voto.
Sr. Martin (F1lix): Sr. President y sefores Re-
presentantes: Voy a ser extremadamente breve en
la explicaci6n de mi voto, no solo porque ya est6
explicado de manera magistral por nuestro lider
el Sr. Bisb6, sino porque advierto en la C6mara
el deseo de entrar a tratar una cuesti6n que a
todos nos interest como es el de las inculpaciones
que aqui se han hecho en relaci6n con el presti-
gio de la C6mara.
S61o voy a agregar a lo dicho por el Sr. Bisb6,
que he votado a favor de esta Ley porque encierra
en su fondo un contenido de advance social que,
indudablemente abrir6 las puertas para el trata-
miento de todas aquellas necesidades comprendi-
das en el C6digo de Reforma Agraria.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Menelao Mora
Sr. Mora (Menelao): Sr. President y senores
Representantes: Aqui se decia que habia m6s de
veinte millones de razones que han impulsado a
votar en pro de esta Ley. Como yo he votado por
la Ley, tambi6n quiero-decir cu61 es la raz6n, cu6-
les son las razones fundamentals que me han
impulsado para dar mi voto favorable a esta Ley
que consider de beneficio positive para la colec-
tividad. Y conste que las razones mias no est6n
dentro de los veinte millones a que se ha aludido.
Yo soy de los que mantengo que la C6mara de
Representantes, no puede estar falta de prestigio
nuncg, Considero el prestigio de la C6mara como







DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES ,15


instituci6n, como crisol done se vierten todas las
razones y todas las opinions, desde las m6s libe-
rales hasta las m6s reaccionarias. La C6mara, re-
pito, como instituci6n democr6tica, no puede ser
menoscabada y sierrpre ha de relucir como el crisol
magnifico, como la tribune de la verdadera' de-
mocracia.
Acaso muchos de nosotros los Representantes
hayamos caido en esa "falta de prestigio" a que
se referia la compaiera Alicia Hern6ndez de la
Darca, porque la Ley, naturalmente, tiene falls,
tiene lagunas incuestionables.
Yo he oido con detenimiento absoluto, con de-
leite, -(por.qu6 no decirlo?- la peroraci6n mag-
nifica de ese gran parlamentario que se llama
Victor Vega Ceballos. Yo seguia paso a paso sus
razones, y queria ver d6nde estaba la verdad.
Hombre de cultural indiscutible, maneja admira-
b!emente el sofisma, y algunas veces, por cono-
cimiento director de hechos que exponia, Ilegaba
a la conclusion de que era un hombre que sabia
exponer las razones, algunas veces absurdas, re-
vestidas con un ropaje magnifico, y, entonces, ya
me di6 pie para que yo conociera y tratara de des-
'cubrir la realidad positive de sus argumentaciones.
Porque, es verdad, algunas veces tuve titubeos,
en mi criteria, sobre todo, cuando 61 decia que
c6mo era possible que se admitiera, que se prohi-
biera, que se arrendara al extranjero un predio
determinado y sin embargo, no se le probibiera
comprar el propio predio.
Confieso que es una raz6n poderosa; pero, si
se le prohibiera, que no habr6 de prohibirse, en
el future la venta del predio al extranjero, votaba
en favor de la opinion del compaFero Victor Vega
Ceballos; pero es que cuando venga esa Ley -y
espero que venga- he de votar, tambi6n, en pro
de ese prop6sito de impedir que el extranjero ab-
sorba, y monopolice, la tierra cubana.
Empecemos por algo, digo yo. Si vamos a em-
pezar por prohibir el disfrute, el uso del predio,
de la tierra, por el extranjero, con ese medio va-
mos a nacionalizar nuestra riqueza, y la primera
de ellas, es la riqueza que constitute la tierra,
madre divina de todas las riquezas del Universo.
Pero, done m6s me confundi6 y acaso descu-
bri la profundidad de sus argumentaciones y Ic
culto que es y lo h6bil con que maneja el sofisma,
fu6 cuando 61 se referia al marab6, diciendo que
la tierra que estuviera cubierta de marab6 consti-
tuia una riqueza, precisamente, y no se iba a en-
tregar al arrendatario.
No, compaiero Vega Ceballos, la tierra que se
ve cubierta de marabu no produce ni yerba, no
produce yerba ni para los chivos. Yo puedo garan-
tizarle perfectamente que es una tierra improduc-
tiva totalmente, que no puede ser dedicada ni al
ganado ni a los chivos, porque, adem6s de ello, el
cultivo, el corte del marab6 es una labor azarosa,
peligrosa, improductiva, porque aon cuando su
madera es buena, ya que con ella se produce car-
b6n, es, sin embargo, muy costoso el procedi-
miento para obtener esa material.
Y si ese compaoero presentaba esos argumen-
tos, y al plantearlo Io hacia en forma tal, no cabia
duda que con ello lograba hacernos considerar la
consistencia de nuestras opinions.


Yo me decia: Hay que tener cuidado con todas
las argumentaciones del compa~ero Vega Ceba-
Ilos, porque la verdad es que la tierra cubana, esa
tierra feraz, esa tierra productive, no da lo sufi-
ciente p ara el mantenimiento de la poblaci6n
rural.
A este fen6meno es al que se debe el 6xodo
continue de nuestros guajiros hacia las ciudades,
donde acuden a fin de encontrar lo m6s adecua-
do para l6grar su sustento.
Es precise dignificar, es precise hacer produc-
tiva la tierra; es precise entregarla al que trabaja
para que d6 la riqueza, para que haga circular la
riqueza de la economic cubana.
iClaro que la Ley tiene lagunas incuestionables'
Yo digo que apenas se ha dado un pasito en el
largo camino que hay que recorrer para reivindi-
car a nuestros guajiros.
Nada hacemos, inclusive, con entregarle la
tierra, con repartirle la tierra, si no les abrimos
los recursos indispensables para hacerlas produc-
tivas. De nada servir6, inclusive, que se les rega-
len dos o tres caballerias a determinadas families,
si a continuaci6n no se les prove de los medios
necesarios, si no se les refacciona para hacer que
esa tierra produzca adecuadamenteI
iAh! Pero, es que viene caminando ya el Ban-
co Central, el Banco Nacional, que_acaso sea el
medio adecuado para Ilegar a este fin. Es que es-
tamos dando los pass necesarios para proveer,
para hacer que estas necesidades sentidas sean
cubiertas.
Por eso, entiendo yo, la Ley, aunque mala, es
una Ley que va a reivindicar, que est6 reivindi-
cando al guajiro cubano.
Por todas estas razones, y, porque, adem6s he
presenciado el espect6culo bochornoso de tantos
guajiros, que viven una vida miserable, una vida
paup6rrima, con proles larguisirmas, con vientres
dilatados, debati6ndose en una miseria espantosa,
en esta tierra feraz, que tan buenos frutos pro-
duce. Por esas razones, y porque adem6s recuerdo
tambi6n los tristes dias en que labr6 la tierra, y
que pas6 todas las miseries que aqui se han can-
tado, por todo ello, es que vot6 a favor de esa
Ley tan combatida.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra el Sr. Masferrer.
Sr. Masferrer (Rolando): Sr. President y seio-
res Representantes: La experiencia hist6rica que
ofrece la lucha de closes librada en toda 6poca,
prueba que jam6s podr6-arribarse a un criteria
de justice que satisfaga por entero a coda uno de
ios grupos clasistas que dividen a la humanidad
en esta tremenda lucha hist6rica que ha sido el
motor del progress mismo de la humanidad.
Me he orientado con un criteria empirico al
votar esta Ley. Un criteria que, a muchos, pudiera
lucirle simplista, pero que viene avalorado con el
mejor criteria martiano.
Decia Jos6 Marti que para descubrir en las
pugnas political de la 6poca,. de qu6 lado estaba
la justicia, bastaba con leer "El Diario de la Ma-
rina", y tener como bueno lo que ella vituperaba
como malo y por malo lo que consideraba como
bueno.







16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Con ese mismo criteria martian yo he ido
orientando mi posici6n para votar esta Ley, para
pedir este instrument de justicia.
Se ha hecho una campana para impresionar
los espiritus capaces de ser levados a la confusion
ante cosas elementales; al ejemplo del marab6
que destruye la economic agricola cubana, por-
que efectivamente el marabG es un azote para la
riqueza national, para nuestra agricultural. Pero
muchos m6s peligroso es el otro marab6. El ma-
rab6 que ha movilizado a sus abogados, a sus me-
jores inteligencias para venir aqui a frustrar esta
legislaci6n. ...
Sr. Vega Ceballos (Victor): (Interrumpiendo)
Sr. President, pido la palabra para recoger esa
alusi6n que est6 hacienda el compaFero. No so-
mos nada m6s que dos abogad/s los que hemos
intervenido en esta legislaci6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): En su oportu-
nidad.
Sr. Masferrer (Rolando): Hemos identificados
f6cilmente a los abogados de los bancos extran-
jeros que en estos 1ltimos afos han robado mayor
cantidad de nuestro territorio national que el pro-
pio marabt~.
Hemos identificado a los defensores de los te-
rratenientes de cada Provincia que han venido
aqui a destruir esta iniciativa que se inclinaba a
defender los verdaderos intereses nacionales, he-
mos emitido nuestro voto favorable despu6s del
debate de esta legislaci6n que de hecho ros ha
sacado del Partido Republicano, en cuyas filas
hemos militado durante tres o cuatro meses. El
Partido Republicano se ha mostrado aquf como de-
fensor de los derechos de las empress extranjeras
que destruyen la integridad national, y nos encon-
tramos con este otro hecho; en la historic political
de nuestro pais, el Partido Liberal y el Partido
Conservador encuadraron en sus filas a hombres
de id6ntica filiaci6n intellectual y de disimiles pro-
cedencias clasistas, pero para definir el process
hist6rico cubano, teniamos s61lo estos dos Partidos
que se producian en raz6n de los intereses de to-
das las classes sociales.
Hoy tenemos que el viejo Partido Liberal, done
pierden influencias los millonarios, que se ha pro-
ducido a favor de los interests populares y de la
pequena burguesia national cubana, y de los pe-
quehos campesinos que son los mismos que mi-
litan en el Partido Revolucionario Cubano. En
cambio, hemos visto que el Partido Republicano
se ha manifestado como un Partido de los pode-
rosos y sus hombres aqui han ido haciendo Lin' tipo
de argumentaci6n falaz para pretender y demos-
tear que la propiedad privada es un "tabu". Y no
les qued6 otro argument que esgrimir que el de
que la Constituci6n ampara al capital, sacando-a
colaci6n el viejo criteria del derecho romano al que
ha hecho menci6n el distinguido compaoero Dr.
Bisb6. Criterios superados por las nuevas corrien-
tes filos6ficas que dominant lo juridico.
Definitivamente, estas situaciones han servido
para que se vaya separando en nuestro pais los di-
ferentes n6cleos, y el campesinado vaya descu-
briendo qui6nes son sus bmigos y d6nde est6n sus
enemigos, que lo son los que han votado contra
esta Ley de Arrendamiento y Aparceria.


Porque se da el caso de que la Rep6blica de
Cuba se ha dividido en pequefios estados con sus
Leyes propias dentro del Estado cubano, como son
las compaeias norteamericanas que tienen grandes
cantidades de tierra en la costa norte de Oriente.
S61o la Compaiia de Chaparra tiene 23 mil caba-
Ilerias de tierra en su poder, y de esas quiz6s,
siete u ocho mil caballerias, sean las empleadas
para el cultivo de la caia. El resto la mantiene
como reserve y para potreros, y cuando los campe-
sinos empujados por la miseria intentan ganarse
!a vida labrando esas tierras, como ha sucedido
en la Zona de Alvaro Reinoso, cerca de Nuevitas,
se han producido asesinatos incalificables.
Nos encontramos entondes de un lado con la
fuerza de los terratenientes que se han colocado
frente al mejor interns popular, y del otro lado,
los que se muestran consecuentes con los intereses
nacionales. Asi se definen los campos de la poli-
tica cubana. Asi el pueblo conoce a sus amigos -y
a sus enemigos. Para eso tambi6n ha servido este
debate.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Primitvo Rodriguez, para explicar su
voto.
Sr. Orizondo. (Manuel): Sr. President, yo ha-
bia pedido tambi6n la palabra para explicar mi
voto y como en el orden alfab6tico mi nombre
viene antes del Sr. Primitive Rodriguez, le supli-
co al Sr. President me concede la palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene raz6n
el Sr. Orizondo. Fu6 un error del Secretario que
habia tachado el nombre del Sr. Orizondo entire
los que habian solicitado explicar su voto.
La Presidencia ruega al Sr. Primitive Rodriguez,
que tenga la bondad de permitir que explique su
voto el Sr. Orizondo y a continuaci6n la Presiden-
cia le conceder6 la palabra.
Sr. Rodriguez (Primitivo) : Con much gusto.
Sr.-Presidente (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Orizondo.
Sr. Orizondo (Manuel): Sr. President y seno-
res Representantes: No hay error en la Secretaria
de la Presidencia de la C6mara, -a haberme to-
chado como uno de los oradores que iba a expli-
car su voto, despu6s de sometida a votaci6n la
L.ey, que durante tantos dias se ha discutido en el
hemiciclo de la C6mara de Representantes. Efecti-
vamente, yo me habia acercado a la Secretaria
de la C6mara parac que borrara mi nombre puesto
que yo renunciaba a explicar mi voto y lo haria en
honor a la brevedad de las labores que tenia for-
zosamente que realizar la C6mara en esta tarde,
por escrito.
No me explico que individuos que combatieron
la Ley o que la defendieron emitiendo sus opinio-
nes en el hemiciclo de la C6mara de Represen-
tantes, tuvieran necesidad de explicar su voto
despu6s de aprobada la Ley. Como que yo no me
encontraba en esa circunstancia, aunque todos los
companeros saben que soy contrario a la Ley, a
la forma de la Ley, no a la esencia e ihtenci6n
de la misma, y como que el Representante Mas-
ferrer ha pronunciado ciertas palabras referentes
al Partido Republicano, cuyo Partido le propici6 la







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


oportunidad para salir triunfante en las l6timas
elecciones, y 61 ha tachado a los Representantes
que han votado en contra de esta Ley, de enemi-
gos del pueblo y amigos de los grandes terrate-
nientes y latifundistas, es que levanto mi voz para
decir, con sentimiento, algunas cosas respect a
las palabras pronunciadas por el Sr. Masferer, que
no est6n de acuerdo con los sentimientos y pro-
nunciamientos del Partido Republicano, que quie-
re ser un partido progresista, pero un partido que
progress pero no galope ni a la carrera, sino que
como saben los seiores Representantes, los hom-
bres del Partido Republicano, pesan y median
cuales han de ser'sus determinaciones, y hasta
que punto van. Desde.que se trajo esta Ley al he-
miciclo de la C6mara, yo adverti una series de irre-
gularidades que se me antojaban iban a traer di-
ficultades en la C6mara para su aprobaci6n, por-
que no es una Ley ni de la C6mara ni del Senado.
Es una Ley que se labor hace trece afos en
la C6mara y ha sido total y virtualmente modifi-
cada por el Senado de la Rep6blica, y no precisa-
samente por el Senado actual, sino por el S.enado
que ces6 en el mes de septiembre ultimo.
Es una Ley en cuyo pre6mbulo dice el Senado,
al devolverla a este Cuerpo Colegislador, que han
sido modificados todos los articulos de la Ley, con
excepci6n de dos que fueron suprimidos. Luego, es
una nueva Ley que no conocia la C6mara y que
no conoce el Senado actual.
Los hombres del Partido Republicano, y yo per-
sonalmente, somos partidarios de una Ley de
Arrendamiento de Predios R6sticos y Aparceria,
pero estimamos que la votada esta tarde por la
C6mara de Representantes, lejos de beneficiary a
los pobres campesinos cubanos, lo que hace es ce-
rrarles todas las puertas para conseguir tierras en
arrendamiento.
Yo soy Representante de una region de la Re-
p6blica en que m6s abundan los pequeios parti-
darios, aparceros, y tambi6n los oequenos terra-
tenientes. El Sr. Su6rez Rivas, ilustre lider del Par-
tido Liberal y esforzado paladin de este Proyecto
de Ley, lo sabe perfectamente. Hablaba ayer de
fincas r6sticas arrendadas a pobres guajiros que
habian estirpado el marab6, y es bueno que sepa
esta realidad, que despu6s de veinte afos, y no con
los diez que seiala la Ley aprobada ni el corto
numero de cordeles que exige la misma para ex-
tirparlo, es bueno que sepa, repito, que en Sancti
Spiritus hay fincas en estas condiciones que han
sido arrendadas,, y bien conoce el Sr. Su6rez Rivas
que contin6an en posesi6n-de esos arrendadores
o .arrendatarios.
Yo aseguro a la C6mara de Representantes y
a todos los compaferos, que con 'esta legislaci6n
dificilmente, si no impossible, podr6n conseguir los
pobres guajiros quienes les arrienden parcelas de
terreno para cultivarlo y traer sus products al
mercado national. Insisto en que yo no quiero
cansar a la C6mara con la 6xplicaci6n de voto, y
si he levantado mi voz ha sido precisamente para
salirle-al paso al Representante Sr. Masferrer que
ha venido, sin consideraci6n de ning6n g6nero y
sin analizar el Programa del Partido Republicano,
despu6s de utilizarlo como vehiculo para conquis-
tar un escano en este Cuerpo, a decir inexactitu-
des de los hombres y de las proyecciones del Par-


tido, que en este sentido se precia de ser tan avan-
cista como el que m6s y que ha esfudiado con pro-
fundo interns el problema del compesinado cuba-
no, recogiendo en su Programa cuantas iniciativas
y determinaciones puedan beneficiary y favorecer
esta humilde clase de la ciudadania.
Creo, repito, quite la Ley que acabamos de votar,
lejos de beneficiary al campesinado lo perjudica.
Por eso he votado en contra de este Proyecto de
Ley.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el Sr. Primitive Ro-
driguez.
Sr. Rodriguez (Primitivo): Sr. President y se-
fiores Representantes: Con gusto hubiera accedido
yo a la gentil sugerencia del.querido Presidente
de la C6mara que con ejemplaridad nos preside,
de no explicar mi voto, si esta tarde aqui mis
compaEeros se hubieran concretado a una mera
expjicaci6n de votos, pero como de eso se ha pa-
sado a un torneo parlamentario en el que cada
expositor ha ratificado el ideal o doctrine de su
Partido, tengo yo, a mi vez, que explicar mi voto
aqui esta tarde para tambi6n ratificar la ideologia
que sustenta mi Partido y que no se concrete me-
ramente a expresiones ret6ricas sino que est6 con-
tenida en Id Carta Fundamental que nos regular.
Orientados por la magia sorprendente del pensa-
miento martian, mi Partido forj6 este triptico
patri6tico de socialism, nacionalismo y antimpe-
rialismo, que recoge y vertebra las inquietudes del
pensamiento de aquel espiritu sefero que fu6
nuestro Ap6stol inmortal.
La Ley que acabamos de aprobar nos sitka en
esta impresionante encrucijada: o votamos favo-
rablemente por su aprobaci6n para favorecer a
435 mil aparceros que representan los hombres
olvidados de mi pais, los que se inclinan sudoro-
sos y jadeantes para.arrancar del suelo fecundo,
de la fertilidad extraordinaria de la tierra de mi
patria, lo que ella produce, o para evitar la injus-
ticia, negar mi concurso a !a aprobaci6n de esta
Ley, al objeto de contrarrestar el evidence perjui-
cio que ella represent para 30 mil pequenos co-
lonos cubanos. Frente a la expresi6n num6rica, me
decide a conciencia por los 435 mil aparceros,'re-
conociendo que la Ley va a beneficiarlos de mane-
ra direct, sin dejar de reconocer a la vez que va
a perjudicar a 30 mil pequeFios colonos, pero como
es facultad privativa de cada uno de los senores
Representantes que.nos sentamos en este Cuerpo,
presenter en la.oportunidad que se crea propica,
las modificaciones a los articulos que recoge esta
Ley, no veo la raz6n de que nos inquietemos por
el perjuicio que represent para los 30 mil peque-
nios colonos, que podemos reivindicar con poste-
rioridad.
La Constituci6n de nuestro pais que fu6 redac-
tada y codificada por todos los que represent6ba-
mos los Partidos politicos vigentes de la naci6n,
dice en el p6rrafo segundo del Art. 90 lo siguiente:
"La Ley limitar6 restrictivamente la adquisici6n
y posesi6rr de la tierra par personas y companies
extranjeras y adoptard medidas que tiendan a re-
vertir la tierra al cubano"
Si de algo podemos quejornos los que favora-
blemente hemos votado esta Ley, es precisamente







18 DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I ,


del d6bil ensayo nacionalista que la misma entra-
ia porque debi6 entrarse al problema como acon-
sejaba nuestro Ap6stol, con la mango al codo, ha-
ciendo que esta Ley fuese una Ley positivamente
nacionalista y no revestida con el impulso cobar-
de de los que no tdnemos el coraje de enfrentarnos
con los problems que con mandate categ6rico la
Constituci6n nos ordena. Adem6s, mi Partido, qu:
tiene en el triptico de su ideal la concepci6n na-
cionalista que est6 contenida debidamente en
nuestra Constituci6n, por iniciativa nuestra y que
no se contrae a meras expresiones ret6ricas, hu-
biera visto con verdadera satisfacci6n que se. hu-
biese entrado ar problema sin vacilaciones, sin ti-
tubeos y sin cobardias.
Esta Ley de Aparceria y Arrendamiento de Pre-
dios R6sticos, indudablemente que represents un
advance positive, aunque lento y un tanto timido
en los impulses naturales a que obligan los nue-
vos tiempos. Y nosotros, sin el 6nimo de offender
a ning6n compaFero, lo hemos.dicho en reitera.
das ocasiones porque tenemos respetos profundos
para todo el que sabe erguirse con majestad a de-
fendbr el criteria que sustenta, seriamos incapaces
de abrogarnos en ning6n moment el car6cter de
monopolizadores de oa raz6n absolute, ya que hay
tal complejidad en las ideologies, en las doctrinas
y en los pensamientos, que acaso ser6 precise el
devenir del tiempo para que 61, vaya situando de
manera precise de qu6 parte se encuentra la raz6n.
Ciertamente, no puede ocultarse, se ha dicho
con reiteracl6n en la tribune p6blica, en la prensa,
en la radio y en el Parlamento, que el hombre del
campo es el hombre olvidado. de nuestra patria.
'Se ha dicho con cansina reiteraci6n que se va a
abusar de su ignorancia .crasa, para con expre-
siones atrayentes por la musicalidad del ritmo de
la palabra, captarlo como mansa oveja; para que
deposit su voto en favor de quienes despu6s no
habr6n de interpreter cabalmente sus ansiedades.
Como nosotros, modestos hijos del pueblo, he-
mos venido aqui con la sana y leal intenci6n de
aportar nuestra modest colaboraci6n a toda ini-
ciativa que tienda a beneficiary a los m6s, aunque
lesione a los menos, puesto que con ello somos
consecuentes con el ideario de nuestro Partido,
que pudi6ramos resumir en esta expresi6n "de
quitar un poco a los que lo tienen todo para re.-
partirlo entire los que nada tienen', votamos favo-
rablemente esta Ley, sin la m6s leve recriminaci6n
de conciencia, sin que ocurra como por tr6gicos
agoreros y con pat6nticas expresiones se-nos decia
que habia tristeza en la mayoria abrumadora con
que por sesenta y ocho votos contra diez habiamos
aprobado esta Ley de Aparceria y Arrendamiento.
Bien es cierto que para hacer prevalecer un
criteria no debe lastimarse el criteria que susten-
tan nuestros contradictores. Una cosa es la tribu-
na p6blica, con la algarada para la muchedumbre
y la exhortaci6n vigorosa, corajuda y rebelde .
los hombres tremantes de justicia, y otra muy di-
ferente y distinta lo es el Parlamento. El que habla
he sido y continia siendo un vigoroso agitador
popular, que va al pueblo a levantar consigns de
respaldo para el rescate. de la justicia, que es pre-
ciso que todos conformemos en un af6n supremo
de vertebrar en el pais un estado social que derive
en tranquilidad, beneficios y felicidad para toda


'a pobloci6n que integra nuestra patria. Pero el
Parlamento es la augusta y several tribune de los
hombres de ponderaci6n y equilibrio, done debe-
mos todos respeto a nuestros contradictores.
Yo opino que nuestros aliados del Partido Re-
publicano, acaso pensando como yo, que esta Ley
entrafia un d6bil intent nacionalista y un cobar-
de y pusil6nime ensayo socialist, hubieran que-
rido, como el que habla, vertebrar una Ley de mu-
cha mayor amplitud, que se ajustara m6s al im-
perativo categ6rico de nuestro texto constitucio-
nal, paro que Ileguemos a la promulgaci6n de las
Leyes Complementarias a quc obliga ese texto sa-
grado, que estando en vigor desde el afio 40, se
mueren de risa las Leyes que habr6n de comple-
mentarlo, para que efectivamente tenga vigencia
cabal. Yo pienso que nuestros companeros del
Partido Republicano no pueden ni deben mantener
discrepancies con los del Partido Revolucionario
Cubano. Pero es que el apasionamiento natural
de la juventud, el violent y corajudo impulse de
los hombres que se han forjado asimismo, como
artifices maravillosos de una personalidad, que a
media que realmente vaya decursando el tiempo
habr6n de conformarse de manera maestra, por-
que son hombres en que se destaca con relevarites
caracteres su cultural, una I6cida inteligencia y
una muy 6gil mentalidad, yo pienso que estos
hombres, coma el que habla, han de.ir madurando
en esta alta y responsible tribune camera, para
afrontar los problems con ponderaci6n, aunque
con la energia natural que reclama todo intent
que va precedido por el impulse natural de un
sensible coraz6n y de una conciencia que no sabe
doblegarse.
Ojal6 que el ligero rozamiehto que hizo el com-
paiero Masferrer, a quien distingo y admiro por
muchas sobradas razones, se zanje, coma espero,
por los cauces naturales de la mutua comprensi6n
y cordialidad. Ojal6 que los impulses de nuestros
noveles companieros, que con tanta vehemencia se
produce aqui, done pudi6ramos decir que est6
la Universidad de la political, cristalicen r6pida y
prontamente, para que no se produzcan en el
Cuerpo estas discusiones enconadas y violentas,
que no son impulsadas por el deseo de zaherir.
Estoy seguro, que son movidas, forjadas por la
vehemencia natural que presto a la improvisaci6n
el ritmo acelerado de un coraz6n inquieto par el
ansia suprema de consagrar en realidad un estado
de justicia integral.
No tenemos por qu6 inquietarnos, ni por que
entristecernos. L6stima que el compafero'Sr. Cai-
FasMilan6s no estuviera aqui, para que, repitien-
do la frase del compaoero Henriquez a otro com-
panero que se dolia con 16stima de nuestra ac-
tuaci6n frente a la aprobaci6n favorable de la Ila-
mada Ley de Represi6n al Gangsterismo, escucha-
ra de nosotros que no puede haber pesadumbre-
en los corazones que est6n movidos por el rego-
cijo profundo de saber que actOan a plenitud de
conciencia, y que cuando en un lugar, o en un
Parlamento, o en donde sea, de 78, 68 se pro-
ducen favorables a una idea, es porque induda-
blemente esa idea entraia positive justicia, posi-
tivo beneficio y positive felicidad.
Felicito al compaFero, Sr. Su6rez Rivds, al que
vi inquieto por la aprobaci6n de esta Ley, y a la







DIARIO.DE SES.IONES.DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19


vez felicito al Partido Liberal, .porque contin6a
siendo, con la salvedad que hiciera el compaFiero
Masferrer, un Partido en el que mueve la actua-
ci6n, de sus hombres j6venes las inquietudes de
justicia que hacer vibrar profundamente a las
muchedumbres que integran sus masas rebeldes,
aguerridas y de militancia f6rrea, porque sin tener
caudillo, contin6an siendo leales al Partido Libe-
ral, aunque un gran n6mero de aqu6llos se hayan
pasado para ac6, para este Partido Revolucionario
Cubaho, donde caben todos los hombres que ten-
gan el ideario hermoso de hacer buena la inquie-
tud previsora del que rige esta patria.
Sr. Cruz Chiner (Fernando de la): Razon6 por
escrito su voto favorable a las modificaciones intro-
ducidas por el Senado al Proyecto de "Ley sobre
Arrendamiento de Predios R6sticos y Aparceria, de
la siguiente manera:
"He votado favorablemente a 'llas por dos ra-
zones principles: 1- Porque es una necesidad
sentido la protecci6n al campesinado cubano d6n-
dole a la propiedad la funci6n social que consa-
.gra nuestra Constituci6n, y 29 Porque esta Ley
trae aparejada la nacionalizaci6n de 1as tierras de
lo que siempre hemos sido partidario. Se consa-
gra el derecho del cubano con preferencia a tra-
bajar la tierra para ganar el sustento de su vida
y de su familiar.
"Perb he querido explicar mi voto porque real-
mente esta Ley, en la forma en que viene del Se-
nado, es a mi entender, un adefecio juridico. Las
ideas y los principios que quiere consagrar son
buenos, pero la normalizaci6n o desenvolvimiento
en articulos de esos principios e ideas est6n muy
mal. Para darnos ligeramente cuenta de esta Ley
en la forma en que quieda, basta saber que es ini-
ciativa de la C6mara; y el Senado modific6 y adi-
cion6 todos y cada uno de los articujos aprobados
por la C6mara, formando una amalgama que na-
die entiende y que se prestar6 a interpretaciones
variadas y contradictorias y los dos 6nicos articu-
los que no modific6, los suprimi6 totalmente. Asi
que aunque hubiera sido s6lo por t6cnica legisla-
tiva, la Ley debi6 pasar a la Comisi6n Mixta de
C6mara y Senado para redactor un nuevo Pro-
yecto que Ilenara las ansias populares y no se pres-
tara a malas interpretaciones, y a cuya Comisi6n
se le hubiera sefalado un plazo fijo para que rin-
diera su labor. Asi hubi6ramos tenido una buena
Ley; pero ante la realidad que nuestra postura
fuera interpretada err6neamente, he votado que
si a esta Ley en la forma defectuosa que esf6,
pero salvando mi responsabilidad para la historic".
Sr. Tejeda Setin -(Teodoro): (Razon6 su voto
por escrito de la siguiente manera:
"Sr. President y senores Representantes: El
Proyecto de Ley que acaba de votar la C6maro
de Representantes no satisface plenamente las
exigencias de un.justo regimen social econ6mico
para nuestra close campesina, Insistentemente se
ha venido demandando por la "Confederaci6n
Campesina de Cuba", que se regular la contra-
t6ci6n agricola con vista a dar una debida y ade-
cuada protecci6n a los pequefos y medios produc-
tores que trabajan la tierra ajena mediante arren-
damientos y aparceria. Raro es hoy el pais civi-
lizado que no reconoce la necesidad de esa pro-


tecci6n y de superar los viejos postulados del de-
recho rbmano que hoy obstaculizan la evoluci6n
de esas instituciones y se enfrentan con el inevi-
table desarrollo de la economic y su repercusi6n
en. la vida social. Partir hoy, a una distancia de
siglos de aquellos tiempos de economic primitive,
del principio de la autarquia en la contrataci6n:
sostener de un modo absolute que existe identidad
volitiva y subjetiva entire las parties que concier-
tan un contralto, cuando en realidad existen dife-
rencias fundamentales de orden econ6mico que
!as inducen a actuar o decidir por m6viles inque-
brantables de necesidad, es una dolorosa ilusi6n a
la que hay que atribuir las gravisimas perturba-
ciones que se observan en la vida econ6mico-
social de nuestro pais.-Porque, tiva puede haber entire el terrateniente que dis-
fruta de pingUies rentas y el campesino sin tierras
y con familiar que contrata con 61 para hacerse
de un sitio con que sostenerse y sostener su fami-
lia? Acaso el estado de necesidad deL guajiro sin
tierra no es un factor ineludible de influencias en
su decision, que lo fuerzan a aceptar condiciones
que no aceptaria de no mediar ese estado de ne-
cesidad? (Y no se deriva de ello, por consiguiente
que el legislator, si ha de actuar con espiritu de
justicia o equidad, ha de tomar en cuenta esas
diferencias para proteger adecuadamehte al nece-
sitado, contra la compulsion contratal? El Proyec-
to que hemos votado, y que result casi una no-
vedad en el campo de la contrataci6n que antes
correspondia al derecho civil y que ahora ir6 a
former probablemente del nuevo derecho agricola,
responded en alguna media a esas exigencias que
ontes indic6bamos de las diferencias subjetivas
de las parties en la contrataci6n, y es por eso que
ros hemos encaminado a darle nuestro voto, si-
quiera para sentar ya un principio legislative que
nos permit en un pr6ximo future remediar las
grandes omisiones, y quiz6s, excess, del Proyecto
en cuesti6n. Esas omisiones fundamentals con-
sisten en la falta de regulaciones obligatorias
para la partici6n o division de los frutos en los
contratos de aparceria en general. El Proyecto s6lo
atiende, por indiscutible influencia de los campe-
sinos mejor organizados de las zonas tabacaleras,
a establecer tipos quiz6s empiricos pero satisfac-
torios para la division de las cosechas. Pero no se
ha reparado que hay aparcerias de otros produc-
tos, entire ellos los m6s importantes como el mani,
los granos, los tub6rculos, los.pl6tanos, las piiias
y similares. El Proyecto de Ley que hemos apro-
bado deja a los aparceros de esos frutos, a merced,
de los aparceristas y terratenientes, omision grave
si se toma en cuenta la iniquidad con que actual-
mente se trata a los campesinos aparceros en la
mayoria de las zonas agricolas de Cuba. Otra
omisi6n sumamente lamentable es la falta de re-
glas que protejan a los Ilamados precaristas, con-
tra la iniquidad de los que ya consienten la ocu-
paci6n de la tierra para luego reclamarlas cuan-
do ya est6n cultivadas y fomentadas, rob6ndose el
sudor de los guajiros. De no mediar la convicci6n
de que si no aprobamos las enmiendas del Senado
pjada podriamos lograr en esta Legislatura, es se-
guro que este Proyecto no iria a la sanci6n presi-
dencial en la forma que va. Es- lecir, nuestro voto
favorece la parte positive del Proyecto en cuanto







20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tiende a una mejora inmediata de la economic de
los agricultores sin tierra, pero no significa en
modo alguno una renuncia al derecho de iniciar
pr6ximamente Proyectos que vayan al fondo de
los graves problems de la cpntrataci6n agricola.
.Debemos tambi6n dejar consignado en esta expli-
caci6n de voto, nuestra conformidad absolute con
el regimen de arrendamientos obligatorios de tie-
rras laborables no utilizadas per sus duehos. Esta
gran innovaci6n inicia de un modo stable en
nuestro pais el process de modificaci6n esencial
del concept de la propiedqd. Esa modificacion
sigue el curso esencial del precepto constitutional
que reconoce el regimen de la propiedad privada
en su concept de funci6n social. Tal y como com-
prendemos este principio; su aplicaci6n pr6ctica
en el campo del derecho positive entraiaria ala
adici6n a la definici6n traditional del concept de
propiedad de -la nota caracterfstica de la aplica-
ci6n o uso debido que ha de darse a las cosas de
acuerdo con las necesidades sociales: lo que en
definitive entranaria que el dueho de una indus-
tria a de una tierra productive que la dejara sin
explotar, sin raz6n, quedaria sin el derecho domi-
nico por prescripci6n, sin indemnizaci6n, y rever-
si6n de las cosas al Estado para que las devolviera
a la actividad econ6mco-social. Por ultimo, no
quiero dejar pasar la ocasi6n sin critical el hecho
de que a este Proyecto de Ley se le haya adicio-
nado satur6ndola, un capitulo que nada tiene que
ver con la contrataci6n agricola y que se refiere
al reconocimiento de derechos posesorios, en una
forma que,'sin profundizar en el an6lisis, nos pa-
rece no s61o anticuada, sino quiz6s, peligrosa en
muchos casos para el derecho de guajiros ocupan-
tes de tierras, que per falta de instrucci6n y me-
dios id6neos de defense puedan verse afectados o
desalojados. Este capitulo deberia ser tambi6n ob-
jeto de posteriores iniciativas legislativas que des-
truyeran sus m6s posibles consecuencias nocivas.
En conclusion, votar afirmativamente este Proyec-
to es un paso de advance en la estabilidad de los
agricultores que trabajan tierras ajenas; pero es
un paso riesgoso, que nos vimos obligados a dar
para no perderlo todo, en tanto se substancian
nuevas iniciativas".
Sr. Valdes L6pez (Alfredo): (Razon6 su voto
por escrito, favorable, de la siguiente manera)
"Sr. President y sehores Representantes: Sola-
mente per un imperative de discipline impuesto
por el Comit6 Parlamentario del Partido Liberal,
Organizaci6n political a la que pertenezco desde
hace muchos afos. Pero ello no empece, para que
yo reconozca los multples defects de que adole-
ce dicha Ley. Va contra el colon de tierras orren-
ddads; eleva la rent'a de quince pesos par caba-
Ileria a ciento sesenta a ciento noventa pesos,
principalmente a los que se encuentran en tierras
propieda'd del ingenio, que son la mayoria de ellos;
perjudica al pequefo colono a la vez que al gran-
de, par ello no beneficia a esta clase que consti-
tuye el nervio vital de la economic cubana. Tam-
poco reconoce el derecho de las bienhechurias,
precepto establecido per nuestra Constituci6n; ya
contra los cosecheros y contra el aparcero a pesar
que dicen sus defensores que lo protegen. Mi es-
peranza estriba que conforme hoy ha sido votada


con entusiasmo por sus defensores, ha de Ilegar
pronto, muy pronto la oportunidad en que concu-
rramos aqui a modificarla como muy bien expre-
sara el compaFero Henriquez quien estima que
esas modificaciones no se har6n esperar. Por eso
he votado que si, como dije antes, Onica y exclu-
sivamente per discipline".
Sr. President (Rod6n Alvarez).: La Presi-
dencia ...
Sr. del Busto (Rafael): (Interrumpiendo) Sr.
President: Si se terminaron las explicaciones de
votos, yo tenia pedida la palabra para contestar
alusiones.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
decia que no va a terciar en el debate sino que
desde la Presidencia va a hacer un llama-
miento...
Sr. Vega Ceballos (Victor) : Yo pedi la palabra
desde que vot6, Sr. President, para explicar mi
voto, y no he desistido de ese empeno en ninguna
oportunidad.
Sr. del Busto (Rafael) : Para contestar alusiones,
pido la palabra, Sr. President.
Sr. Gaicia Montes (Jorge) : Para contestar alu-
siones tambi6n, pido yo la palabra.
Sr. Vega Ceballos (Victor): Yo le ruego-a la
Presidencia que me informed en qu6 oportunidad
puedo explicar mi voto, y cu6ndo contestar a las
alusiones; si las debo de contestar ahora o si las
puedo contestar explicando el voto, o si debo con-
'sumir los dos turnos. En cualquiera de las dos for-
mas que Io resuelva la Presidencia yo lo aceptar6.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Queria dirigir-
me a la C6mara, en mi condici6n de Presidente,
desde aqui mismo, no para entablar un debate,
porque tendria que bajar a los escaios del hemi-
ciclo, y tenia el- prop6sito, come decia, de hacerlo
antes de conceder la palabra para contestar alu-
siones, e inmediatamente despuss de haber hecho
las manifestaciones que creo convenient per el
cargo que ocupo.
Si permit la C6mara que esta Presidencia diga
breves palabras, lo har6, pero si los compaferos
que han pedido la palabra para alusiones desean
hacer manifestaciones en relaci6n con la Presi-
dencia, errtonces la Presidencia esperar6 y los es-
cuchara...
Sr. Vega Ceballos (Victor): De ninguna mane-
ra, cuando la Presidencia desee hacer alguna ma-
nifestaci6n por lo menos este Representante se
siente inhibido de hacer cualquier otra manifes-
taci6n, sino esperar la oportinidad que la Presi-
dencia le conceda la palabra.
Sr. Garcia Montes (Jorge): El Representante
que habla participa del criteria del Sr. Victor Ve-
go, y acepta gustoso que la Presidencia haga use
de la palabra primeramente.
Sr. del Busto (Rafael): Yo habia pedido la pa-
labra para alusiones, pero acepto que la Presiden-
cia haga uso de la palabra primeramente.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


Ahora bien, el Sr. Victor Vega acaba de recla-
marle la palabra a la Presidencia, que habia pe-.
dido para explicar su voto. Yo quisiera que,la Pre-
sdencia y el Sr. Victor Vega aclararan esta situa-
ci6n o si es que el Sr. Victor Vega renuncia al de-
recho de explicar su voto.
Sr. Vega Ceballos (Victor): No he renunciado
en ninguna oportunidad.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Segin el orden
que aparece en Secretaria, han pedido la palabra
ius seRores del Busto, Vega Ceballos y Garcia
Montes.
Sr. Jacomino (Alfredo): Pido la palabra para
olusiones.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
quiere expresar que en ningun moment se ha
sentido m6s orgullosa, m6s satisfecha, m6s hon-
rada, no poa el cargo que le honra inmerecida-
mente .sino porque esta, la nueva C6mara, al
amparo de nuestra Constituci6n, de nuestro Re-
glamento y de nuestra Ley de Relaciones, est6
rindiendo una labor de indudable y profunda tras-
cendencia national.
La C6mara actual fu6 rdnovada en su inicio el
tercer lunes de septiembre. Se constituy6, de acuer-
do con su Reglamento, para responder ante el
pais, el cinco de octubre, al dejar constituida su
Mesa, y para iniciar sus labores dos dias despujes
de constituirse sus Comisiones Permanentes. Esta
C6mara es nueva, m6s que nueva es muy joven,
apenas si tiene un mes de estar viviendo a plenitud
de funciones constitucionales: de Derecho y de
Deber..
Per eso yo decic que como Representante, nun-
ca me habia sentido tan orgulloso y tan satisfe-
cho, porque puedo afirmar, a nombre de todos
ustedes, dos cosas fundamentals: La C6mara ha
cumplido con su deber 'fundamental de dare Le-
yes beneficiosas al pais; en 25 dias se han apro-
bado Leyes que tenian ocho y nueve a0os de estar
pendientes de aprobaci6n, Leyes coma la del R
tiro Azucarero para los obreros y empleados de
esta industrial b6sica del pais, que Ileva la tran-
quilidad permanent a medio mill6n de cubanos;
la Ley que viene a aumentar los fondos de la Caja
del Retiro Ferroviario a los efectos de que la part
patronal, de acuerdo con un precepto constitucio-
nal, tenga que tributar al igual que lo hacen los
obreros y empleados, el cinco po ciento. Estas son
realidades que el pueblo de Cuba ha palpado, y
yc puedo afirmar a ustedes que constantemente
estoy recibiendo, para que lo trasmita a esta C6-
mora, el agradecimiento y la congratulaci6n del
pueblo de Cuba en general, muy especialmente de
los obreros y empleados de la industrial azucarera.
Debo sefalar que el mi6rcoles pasado sali por
la via f6rrea hacia mi Provincia, y tan pronto lleg6
a conocimiento del empleado ferroviario que en
ese trend viajaba el Presidente de la C6mara, al
amanecer del jueves, fui recibido por todos los
Jefes de Estaciones, conductores de trenes, retran-
queros y maquinistas, en cada paradero, pues uno
a otro se trasmitia la noticia,-de que alliiba, en
el Tren Central, el Presidente de la C6mara de
Representantes, que habia obtenido que la C6ma-
ra aprobara la Ley del Retiro Ferroviario, y en


cada maquinista, en coda retranquero, en coda
conductor, y en cada Jefe de Estaci6n, no hubo
m6s que frases de elogios para esta C6mara y de
reconocimiento para la labor que habia realizado
en tan pocos dias.
Yo decia que me sentia altamente satisfecho,
orgulloso m6s que nunca, despu6s de haber pasa-
do ocho aios en esta C6mara.
El m6s humilde de sus miembros traslada a us-
tedes estas manifestaciones de una gran parte de
este pueblo que reconoce la labor realizada por
este Cuerpo Colegislador.
Hechas estas manifestaciones, quiero recoger
las manifestaciones p6blicas atribuidas a algunos
companeros y las referidas esta tarde aqui por
otros, en la seguridad m6s absolute de-que han
sido mal interpretadas o mal expresadas.
Yo puedo afirmar, como Presidente de la C6-
mara, a nombre de la Mesa y a nombre de la Co-
misi6n de Gobierno -en los dos aspectos- y a
nombre tambi6n de todos los lideres representa-
dos en esta C6mara, de los distintos Partidos Po-
liticos, que esta joven C6mara de Representantes,
de apenas un mes, puede ponerse en parang6n y
paralelo, a las mejores C6maras que ha tenido
nuestro pais. ..
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia): ;Me per-
mite una interrupci6n la Presidencia?
Sr. President (Rod6n Alvarez): Con much
gusto.
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia): Sr. Pre-
sidente y senores Representantes: Como de las pa-
labras que nos ha dirigido en estos moments el
Sr. President, se colige que van envueltos algunos
de los concepts que yo esta tarde pronunci6 aqui,
quiero aclararle al Sr. President, a la C6mara de
Representantes, y al pais en general, si ello es
necesario, que yo me siento altamente orgullosa
de ser Representante, de haberlo sido en los pe-
rlodos pasados y, precisamente, hablaba en esta
tarde velando por Ibs fueros de la C6mara de Re-
presentantes, porque ahora m6s que nunca, yo s6
que esta C6mara est6. gozando..de credito en el
prestigio popular. Por ello, porque nos preside un
hombre que tiene la voluntad de trabajar y de
servir, al que combat cuando se indic6 para la
Presrdencia, y que confieso leal y sinceramente,
que soy hoy una de sus m6s devotas admiradoras,
porque he visto en la pr6ctica la labor que Ileva
a cabo, moment a moment, a tal extreme -y
permitame el Sr. President que haga esta alusi6n
a su persona- que ha renunciado a la diferencia
de haberes que le corresponde como Presidente,
para poder mejorar los servicios de la C6mara.
Precisamente, he salido en defense de los senores
Representantes y de sus principios,- que venimos
aqui a laborar, que tenemos deseos de aprobar
Leyes honestas y decentes, y me pronunciaba, tal
vez defectuosamente y pido que se me disculpe
por ello, porque estoy obligada a hablar bien, ya
que he pasado por la Universidad, aunque com-
prendo que la Universidad no da talent ni brillan-
tez, y hay aqui companeros que no han tenido la
oportunidad de pasar par aquellas aulas y sin em-
bargo, se expresan de manera muy clara y muy"
brillante. No habl[ bien y por ello rectifico. Pedi







22 DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I I I-


la palabra y expuse mi pensamiento en defense
del prestigio de la C6mara de Representantes, ve-
lando porque no se diga m6s por ninguno de sus
miembros que aqui no se trabaja, que aqui se co-
bra "extra" para votar las Leyes. Eso es lo 'que
yo quise decir, Sr. President y seiores Repre-
sentantes.
Siempre he sido leal 6 mis principios, a mi Par-
tido y a las instituciones a que pertenezco y en
las que me encuentro bien y por lo tanto, soy leal
de veras a esta C6mara de Representantes. Tal
vez yo estuve un poco. descontrolada porque en
la calle se murrmuraba que aqui se habia dado di-
nero para votar esta Ley. Que se me perdone, Sr.
President y compaferos Representantes, si en al-
gun moment se ha colegido de mis palabras que
he querido .ofenderles; al contrario y que conste
asi: he querido defender el prestigio de la C6ma-
ra de Representantes y de cada uno de sus
miembros.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Sefores Repre-
sentantes: Efectivamente para continuar, y perd6-
neseme que tome dos o tres minutes m6s a la C6-
mara para hacer algunas consideraciones. Yo feli-
cito a la compaFiera Alicia Hern6ndez de la Barca,
por sus manifestaciones claras, di6fanas y precisas,
en cuanto a que su intenci6n y sus deseos son los
de cada uno de los seFores Representantes: velar
por el cumplimiento de nuestros deberes y por
nuestro prestigio. Yo felicity, repito, a la compa-
Fnera Alicia Hern6ndez de la Barca, en nombre de
la C6mara, pues ella ha dejado perfectamente
satisfechos a todos.
Antes de terminar, yo deseo aclarar que las ma-
nifestaciones exteriores puestas en boca de cual-
quier Sr. Representante, no deben ser observadas
con alarma ni con preocupaci6n.
Yo recuerdo que un gran pensador afirm6 en
una ocasi6n que discrepaba del pensamiento de
otro, que era tan respetuoso en aquella 6poca en
que todavia no funcionaba a plenitud el regimen
democr6tico, sino que simplemente estaban en
lucha las libertades individuals, y como funda-
mental y primordial libertad la del pensamiento,
recuerdo, repito, que aquel gran pensador del siglo
pasado, manifestando discrepancia con otro, afir--
maba que para defender la libertad del pensa-
miento, la libertad de opinar de su opositor, Ilega-
ria a ofrendar su vida, para que aquel otro pudie-
ra mantener libremente el criteria opuesto al suyo.
Asi pensaban los hombres del pasado, cuando
todavia no habia la concreci6n definida del r6gi-
men democr6tico que vivimos actualmente, para
respetar los criterios ajenos. Lo que hay que tener
en cuenta es que ese respeto al criteria ajeno no
venga a perturbar la tranquilidad spiritual, ni
adentrarse en el sentimiento de cada hombre,
para juzgar las actitudes ajenas. Yo estoy absolu-
tamente seguro que cada sefor legislator ha man-
tenido aqui su criteria con honradez absolute, mo-
vido por los principios de su convicci6n political o
ideol6gica, sin que en ninguno de ellos haya in-
fluido en absolute ning'n interns extraoo.
Los hombres que han mantenido aqul criter-ios
contraries a la aprobaci6n de esta Ley, que ha
tenido la votaci6n favorable de la mayoria, sin
que sea cuesti6n de Partidos -me refiero a la
mayoria de los seFiores Representantes- y que hd


tenido el voto favorable de esta Presidencia, mere-
cen ser tan respetados, merecen losmayores res-
petos y las mayores consideraciones, que con
valor y con mayor valor todavia que nosotros,
han adoptado esa actitud, igual que este Re-
presentante, al votar a favor de una legislaci6n,
que en todos sentidos luce popular; raz6n de ad-
miraci6n en el criteria de esta Presidencia, a esos
Representantes que, por lealtad y convicci6n' a
sus principios, han tenido el valor de arrostrar las
dificultades que les pueda traer en la vida poli-
tica, la dificultad de merma de su popularidad,
porque la popularidad -y el p6blico en general es
una opinion cambiante e impresionable- es la
que mantiene vigente al hombre piblico, y nos-
otros, hombres responsables, deberiamos como
compaferos, admirar a esos hombres en lugar de
criticarlos.
Ese es el criteria de esta Presidenciq, y asi Io
express. Entiende que no ha habido el deseo par
ninguno de los compaferos, de mortificar y much
menos de ofender ni de poner en duda Ib actua-
ci6n limpia de los que han combatido esta Ley.
Son ideas, son criterios -err6neos, si se quiere-
pero jam6s en ellos la intenci6n mal6vola, ni'la
idea que pueda entraFar que ha movido a esos
Representantes intereses malsanos.
-Para terminar, debo expresar -porque 6sto
interest a la C6mara- que esta nueva C6mara
a trav6s de su Mesa, de su Comisi6n de Gobierno
y de sus lideres, ha conocido a plenitud de su des-
envolvimento interior y exterior. Aunque el Re-
glamento dispone que estas cuestiones deben ser
tratadas en sesi6n secret, me veo compelido a
responder al planteamiento en la misma forma en
que fu6 hecho, es decir, en sesi6n p6blica. Por eso
la Presidencia se permit decir que la C6mara de
Representantes puede estar satisfecha de su labor
y presentar su actuaci6n a trav6s de cristales
transparentes, ofreciendo, desde el 5 de octubre.
hasta la'fecha, todas lascuentas muy detalladas
de todos sus actos; puede la Comisi6n de Gobier-
no decir o 'que ha hecho y lo que no ha hecho,
pudiendo afirmar con entera responsabilidad que
ha cumplido los preceptos constitucionales,' los
ccuerdos del .Cuerpo y que,no ha usado ni en el
orden interior ni en el exterior, de ninguna in-
fluencia moral ni material, ni emolumento algu-
no, para que la C6mara se produzca en un sentido
u en otro. Repito que la Presidencia pone a dispo-
sici6rr de todos los sefores Representantes, de la
prensa, a la luz publica cuando lo deseen, a pleno
sol, la actuaci6n de la Comisi6n de Gobierno desde
el 5 de octubre a las seis de la tarde, para que se
yea que en todo instant podr6 responder orgullo-
samente que esta C6mara es tan honorable y deco-
rosa coma la que m6s, como la que mns ha tenido
en cualquier tiempo nuestro pais.
Muchas gracias.
(Grandes aplausos en el hemiciclo).
Tiene la palabra.el Sr. del Busto, para contes-
tar alusiones.
Sr. del Busto (Rafael)-: Sr. President y senores
Representantes: Las magnificas y sentidas pala-
bras del Presidente de la C6mara han de abreviar
much la intervenci6n mia de esta noche, para







'.. DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23
I I. I


contestar determinadas alusiones quc se han he-
cho en la Camara al amparo de una proposici6n
incidental y en las explicaciones de los votos, en
el tratamiento de la Ley de Arrendamiento y Apar-
ceria.
Digo que las palabras del Presidente han de
abreviar much las mias, porque la Presidencia ha
explicado magistralmente c6mo es la C6mara;
c6mo esta es una nueva C6mara, que de ninguna
manera est6 responsabilizada con las cosas que
hayan ocurrido en otros tiempos.
Pero, es que yo he visto esta tarde aqui, con
verdadera sorpresa, c6mo en esta C6mara hay
tantos sordos, tantas personas que no oyen bien,
o que no nos honran con su atenci6n cuando ha-
blamos para al comentar las cosas que se dicen
en el hemiciclo y condenarlas de una manera tan
dura, se digan verdades, no cosas a las que yo no
quiero calificar esta noche de falsedades, porque
soy incapaz de atribuirle una falsedad un com-
panero o una compaFera en la C6mara de Repre-
sentantes.
Cuando yo tenia tantos deseos de venir a la
C6mara, pensaba en que iba a Ilegar aqui para
ser 6til a mi pais, y que iba a Ilegar aqui para que
mis manifestaciones, para que los pronuncia-
mien'tos que'yo hiciese en el hemiciclo, tuviesen lo
que yo habia ordo decir que tenian los pronuncia-
mientos de los Representantes: ique eran in-
violables!
Yo pensaba que podria expresar mi pensamien-
to libremente en la C6mara, sin que los compa-
fieros se alzaran en masa para querer destruirme
-iy s6pose que eso no podr6n hacerlo de ningu-
na manera!. .. Yo habia oido decir que en el Par-
lamento se mantenian los principios, las ideas, los
criterios, y que todos ellos tenian un respeto ex-
froordinario por parte de todos los seiores legis-
ladores.
Pero, es que yo he escuchado esta tarde c6mo
la-distinguida compafera Alicia Hern6ndez de la
Barca, por la que yo siento gran admiraci6n, ha
afirmado que ayer, en este hemiciclo, se dijo que
en 6sto habia un negocio de veinte millones de
pesos.
Pero, Sr. President y seiores Representantes*
yo tengo necesariamente que sentirme aludido. Y
tengo que sentirme aludido porque el 6nico que
habl6 de que en esta Ley podian haber cosas in-
confesables, millones de pesos, fu6 este Represen-
tonte que les habla. Sin embargo, yo me remito a
las versions taquigr6ficas de la sesi6n de ayer,
y que aqui las tengo; es que yo, para demostrar
que no soy sordo, me remito tambi6n a las versio-
nes taquigr6ficas de la sesi6n de hoy, para afir-
mar estas dos cosas: Primero, que es cierto, rigu-
rosamente cierto, que la propia compaFera Alicia
Hern6ndez de la Barca ha Idicho esta tarde, en
este hemiciclo, que aqui se habl6 ayer de que en
esto habia un negocio de veinte millones de pesos
para los Representantes; y segundo, afirmo, igual-
mente, que no es cierto que en la C6mara, en el
dia de ayer, ningIn Sr. Representante,-de los que
intervinieron en este debate, haya dicho tal cosa
Pero, es que no s6lo la 'compaoera Alicia Her-
n6ndez de la Barca ha dicho que aqui se habl6
de veinte millones. Es que tambi6n lo ha dicho el
compaiero Mario'Galeote, quien nos ha puesto en


el trance dificilisimo de que hasta nos menace
con que vaya a abandonar su cargo de Represen-
tante, para obtener el de periodista...
Sr. Galeote (Mario): Sr. President: Yo roga-
ria por su conduct al compafero Busto, que me
permitiera interrumpirle, a fin de hacerle unas
aclaraciones que habrian de orientarlo precisa-
mente en su discurso.
Sr. del Busto (Rafael): Con mucho gusto.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Galeote.
Sr. Galeote (Mario): Sr. President y senores
Representantes: Decia hace breves moments, en
la C6mara, que la prensa se habia hecho eco de
una frase pronunciada en este hemiciclo, de la
que yo no ful testigo, ya que no me encontraba
en el sal6n en ese moment. Informaba, que la
prensa decra que habian veinte millones de pesos
jugando en esta Ley.
Y, entonces yo, serenamente, of las manifesta-
ciones de la compaFera Sra. Alicia Hern6ndez de
la Barca,' que pedia la actuaci6n de esta C6mara,
para que se diafanizara ante el publico que era
lo que habia sobre este asunto, por la moral v por
el prestigio de la C6mara y de los sefores Repre-
sentantes.
Yo nunca dije, ni dir6, porque no lo of, que el
compaFero Sr. del Busto habia dicho que habian
veinte millones de pesos, e insist ante la C6mara,
para que se aclarara esta cuesti6n, que se fuera
al DIARIO DE SESIONES, que se fuera a las copies
taquigr6ficas y se viera lo dicho por los compaoe-
ros Alicia Hern6ndez de la Barca y del Busto,
para llegar a la conclusion de si era o no cierto
lo que se decia, y se hicieran las aclaraciones per-
tinentes.
Nunca amenac6 a la C6mara con abandonar
mi acta de Representante. iEso es una mentira!, y
nadie puede softener aqui que yo he renunciddo
mi acta de Representante.
Solamente quiero hacer constar, Sr. President
v seFores Representantes, que yo queria saber si
este era un asedio, y por ello pedia *que se obtu-
viera la informaci6n y se hicieran las aclaraciones
a la prensa.
Quiero que sepan el Sr. President y los com-
paieros Representantes, que. cuando hice esa afir-
maci6n quise ser ben6volo, quise poner a dispo-
sici6n de la C6mara ese humilde peri6diquito que
se llama "Siempre", para Ilevar las cosas a su lu-
gar y decir al pueblo la verdad, en evitaci6n de
que otras publicaciones lancen acusaciones contra
nosotros, en la forma que en otras oportunidades
lo han hecho.
Acepte el compaFero del Busto esta aclaraci6n
cue se ajusta fielmente a la verdad de los hechos,
y acepten tambi6n los compaoeros mis palabras.
porque yo no tengo por qu6 renunciar cqui en la
C6mara.
Sr. President (Rod6n Alvarez): ContinUa en
el uso de la palabra el Sr. del Busto.
Sr. del Busto (Rafael) : Sr. President y sefores
Representantes: En primer lugar, para aclarar la
oportunisima intervenci6n que ha hecho el com-
paoero Mario Galeote, que yo acepto a cabalidad.






24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Desde luego, que en su aclaraci6n, que result
extraordinariamente dura para los oidos de la C6-
iara y de este Representante, 61 califica de menti-
rosas determinadas aseveraciones que yo acababa
de hacer.
Sr. Jacomino (Alfredo) : Sr. President, yo Ila-
mo la atenci6n a la Presidencia porque se est6n
produciendo frases que no son parlamentarias y
que pueden dar lugar a incidents violentos en la
.C6mara, y ruego a la Presidencia se sirva Ilamar
la atenci6n de los senores Representantes, a fin
de que no se produzcan esos incidents violentos.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Llamada al or-
den de la Presidencia, ruega al Representante que
hizo uso de la palabra, que aclare el sentido de las
mismas, a los efectos de que los sefores Repre-
sentantes no puedan sentirse mortificados por sus
palabras, que se pronuncien fuera de las que co-
rresponden al Reglamento.
S. Galeote (Mario): Sr. President y seFiores
Pepresentantes: Perd6neme el Sr. Jacomino y per-
d6neme el Sr. Victor *Vega Ceballos, yo quiero
que ustedes comprendan que este modesto Repre-
sentante es la segunda vez que hace uso de la pa-
labra en esta C6mara; ustedes no pueden exigirme
a mi ni la capacidad, ni la elocuencia, ni el cono-
cimiento suficiente que puedan tener ustedes.
Yo quiero hacer constar que si dije la palabra
"mentira" no estuvo en mi 6nimo el poner al Sr.
del Busto ni a ning6n otro compafero en una si-
tuaci6n dificil, asi es que yo ruego al compaFero
President que me perdone, asi como a los dem6s
distinguidos companeros. Pero tambien rogaria a
la Presidencia que Ilamara la atenci6n de los otros
companeros que aqui se levantaron para hacer la
defense de la Ley, y que yo he estado horas y ho-
ras sentado en este escaio oyendo estas mismas
cosas y muchas m6s y nadie le ha Ilamado la
atenci6n. Asi es que yo en nombre de la juventud
present, que tal vez sean los mejores legisladores
ael mafana, ruego a los sefores Representantes
que me disculpen, asi como al Sr. Jacomino, que
puede ser nuestro maestro, nuestro professor en
esta cruzada parlamentaria.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Continue en
el uso de la palabr6 el Sr. del Busto.
Sr. del Busto (Rafael): Sr. President y senores
Representantes: Como yo decia, agradezco lo
aclaraci6n del compamero Sr. Galeote, y a a vez
agradezco igualmente la rectificaci6n que ha he-
cho de una frase que hubo de verter aqui y que
yo califiqu6 de dura.
Yo decia que no s6lo la compaFiera Alicia Her-
n6dez de la Barca, habia afirmado que aqui se
habl6 ayer de 20 millones, sino que tambi6n lo
hicieron otros companeros..
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia) : Para una
aclaraci6n, Sr. President.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra, para una aclaraci6n, la Sra. Alicia Her-
n6ndez.
Sra. Hern6ndez de la Barca (Alicia) : Para una
oclaraci6n, porque el Sr. del Busto sigue insistien-
do; yo no he querido prolongqr m6s este debate,
pero la verdad es que como 61 sigue insistiendo,


no tengo otra alternative que hacer determinadas
oclaraciones. El companero Galeote ha pronuncia-
do, hkce un moment, la palabra "mentira" y el
compaPero-del Busto levant6 un poco el tono y
dijo y repiti6 y sigue hablando de "20. millones".
Cuando yo Ilegu6 ayer al hemiciclo, oi que el
compafero del Busto denunciaba "que habia asun-
tos inconfesables en esta Ley", y yo ayer mismo
le hubiera hecho la aclaraci6n, pero el distingui-
do compafero Enrique Henriquez y otros m6s me
dis'uadieron de ello, para que permitiera que la
Ley pasara en esa tarde. Pero hoy el compafiero
del Busto lleg6 y dijo lo mismo que ayer. y yo es-
timo que el compaFero del Busto debia denunciar
a los compaFeros q'ue han cogido dinero, como
se dice ...
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La Presidencia
reitera la llamadi al orden de que ha sido objeto
anteriormente y ruega a los seiores que est6n ha-
ciendo uso de la palabra, que usen el 18xico par-
lamentario. Continue el Sr. del Busto.
Sr. del Busto (Rafael) : Sr. President y senores
Representantes: Antes de continuar quiero respon-
der en la parte correspondiente a la Ilamada al
orden de la Presidencia, en el sentido de que en
mi intervenci6n de esta tarde me estby guardan-
do extraordinariamente de no decir ninguna frase
que pueda lastimar a ning6n Sr. Representante ni
a ninguna otra persona.
Yo decia que no s61o la compaiera Alicia Her-
n6ndez, habia afirmado que aqui se habia habla-
do ayer de 20 millones de pesos, sino tambi6n que
el Sr. Menelao Mora, al hacer uso de la palabra
dijo que se habia hablado, no de 20 sino de-28
millones de pesos...
Sr. Mora (Menelao): Para una aclaraci6n, Sr.
President, pido la palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Menelao Mora.
Sr. Mora (Menelao): Yo habl6 de 28 millones
de razones, no de pesos, y entonces me limt6 al
cuento que habia hecho el Sr. Primitive Rodriguez,
de aqu6l c6lebre soldado Fern6ndez y el Capit6n
que estaba Ilam6ndolo en la Estaci6n repetida-
mente;-entonces un soldado sac6 la cabeza y el
Capit6n le lanz6 una bofetada, y al instant e!
soldado le pregunt6: "iPor qu6 me pega?", el Ca-
pit6n le interrog6 a su vez: ".Eres tu el soldado
Fern6ndez?" "No, seinor", le contest el soldado,
"no lo soy". "Pues te pego por esa misma raz6n".
Y eso mismo dije yo a los compaferos en la
tarde de ayer, que en este asunto han existido 28
millones de razones, no de pesos, para que sea
aprobada la Ley.
Sr. del Busto (Rafael): El compaFero Menelao
Mora entendi6 rmal. Yo no dije que 61 dijera que
yo habia dicho, yo dije que aqui se dijo y enton-
ces yo estoy saliendo en defense de lo que. se dijo
aqui. En modo alguno me pueden aplicar el cuen-
to del soldado. Pienso que el Sr. Menelao Mora,
como est6 familiarizado con las guaguas, ha ca-
lificado la Ley con esa frase popular entire gua-
gLieros: "un pasito alante".
(Risas).






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25
I I


Yo, Sr. President y seiores Representantes,
voy a termihar afirmando lo siguiente: El que ha-
bl6 aqui de millones de pesos fui yo, y el que dijo
que esos millones de pesos -dos para ser exac-
tos- los iban a ganar los ochenta Registradores
de la Propiedad que existen en Cuba, fui yo. Es
m6s, yo dije que hubiera querido ser en estos mo-
mentos Registrador de la Propiedad. Pero hay m6s,
cue yo quiero afirmar ahora, ya que de millones
de pesos se habla, que efectivamente, esta Ley
represent unos cuantos millones, y creo que son
un poco m6s de 20.millones de pesos, porque en
m6s de 20 millones de pesos se van a beneficiary
las empresas monopolizadoras extranjeras de Cuba
cuando'le quiten el derecho de permanencia al
colono y a pagar las rentas que anteriormente
pagaban. Por eso yo afirmo ahora, y no ayer, que
aqui hay muchos millones de pesos, no para los
"sefores Representdntes ni para los Senadores y
cuando-yo dije ayer que en la redacci6n del l6ti-
mo p6rafo del Art. 59 de la Ley de Arrendamiento
de Predios Risticos y Aparcerias podia haber algo
inconfesable, no hacia la afirmaci6n gratuita e
irresponsible. Desde luego; el que ha hecho algo
inconfesable no me lo va a decir a mi. A lo mejor
los autores de la Enmienda, los que intervinieron
en esa Enmienda, son los responsables...
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Victor Vega Ceballos.
Sr. Vega Ceballos (Victor): Sr. President y se-
iores Representantes: Muy lejos de mi la idea
torpe, par inadecuada, de contestar la vil calum-
nia que quiere situarme como vendido al oro del
poderoso, porque me he opuesto a la aprobaci6n
de la Ley de Arrendamiento de Predios Risticos
y Aparceria.
Comprendo perfectamente que la vanidad de
intervenir en la cosa p6blica se pague a muy alto
precio, sobre todo en los pauses de raiz democr6-
tica. El que tiene access a la vida p6blica, pare-
ce que est6 acerc6ndose, en lo possible, a los dioses,
y este grave pecado, en la vida terrena, tiene que
pagarse muy caro; se paga con la reputaci6n; 'se
paga con el honor; se paga con el sosiego de la
familiar; se paga, aun despubs de muerto, porque
los que nos suceden, nos juzgan, las m6s de las
veces, no a trav6s de nuestras acciones, sino a
trav6s de las interpretaciones interesadas o err6-
neas de nuestros contempor6neos.
Cuando esta tarde escuchaba aqui coma, con
grave detrimento del idioma y de los buenos m6-
todos parlamentarios, se estaba arrojando el cieno
a paletadas, no ya sobre la reputaci6n de uno o
de diez Representantes, sino del Congreso en ple-
no, recordaba un pasaje de una de las obras m6s
hermosas que he leido en mi vida; una obra de
ese excelso escritor italiano Ferrero. cuando des-
cribia las vicisitudes terrible de la ilustre familiar
Julia; que habiendo dado leyes agrarias justas, no
al estilo de estas que creemos nueva y es tan vie-
ja que las races se pierden en la noche de. los
tiempos, solo sirvieron (para aniquilar su !patri-
-monio y destruir su felicidad; coma habiendo pro-
mulgado leyes suntuarias, para contener la rela-
jaci6n de las costumbres, 6stas sirvieron para iur
fueran acusadas ante los Tribunales las mujeres
de tan noble casa y en definitive condenadas al


destierro y a la muerte. Y despu6s de pintar con
vivos colors las duras vicisitudes con que pag6
esta familiar su efimera grandeza, terminal con ese
p6rrafo que son6 en mi coraz6n coma una campa-
nada de duelo: "Si alguno, entire los que han leido
esta historic, se encontrara un dia en Roma y
fuera a escuchar un concerto en el antiguo Corea,
Ilamado hoy Augusteo, dirija un pensamiento a
estas lejanas victims de una historic terrible, y
piense que alli, done en pleno siglo XX oye co-
rrer torrentes sonoros de melodiosa *m6sica, ali
solamente pudieron, hace veinte siglos, ponerse a
salvo los miembros de la familiar de Augusto, odia-
dos y perseguidos por haberse elevado un poco
sobre la antigua aristocracia romana, y pudieron'
descansar, al fin, por vez.primera, hechos cenizo,
en la paz inextinguible de la muerte".
Comprendo perfectamente que algunas perso-
nas juzguen las- actitudes ajenas de acuerdo con
sus prcpios sentimientos, y vean en los dem6s algo
asi coma un reflejo de su conciencia. Pero no nos
reunimos en.este Parlamento para el planteamien-
to de mezquinas cuestiones; que temple de las
Leyes es 6ste, y no charca cenagosa done venga-
mos a volcar nuestras bajas pasiones y a enlodar
lo poco que de digno haya en nosotros.
Palabras tiene el idioma castellano capaces de
traducir el pensamiento human, sin daiar la re-
putaci6n ajena; y derecho tiene todo el que aqui
se sienta a exponer sus ideas, sin que par 6sto est6
autorizado ninguno para, en el andlisis de ellas,
formula la calumniosa imputaci6n de que se ha
realizado un acto de venalidad. Tanto desprecio
merece el que nos sit6a como entregados a los in-
tereses de los poderosos, porque nos oponemos a
esta Ley, como repulsion inspiran los que impu-
tan a la mayoria que la vot6 el haber amparado
un negocio de veinte millones de pesos.
iMis6rrima situaci6n la de nuestro pais! iTriste
y desgraciada condici6n a que nos ha dejado re-
ducido-la ofensiva demag6gica de unos y la intcm-
perancia y empecinamiento de, otros! Porque ni
los que hemos atacado la Ley, que somos pocos,
ni los que la han defendido, que son los .m6s, he-
mos logrado prestar ningin servicio a Cuba; s6lo
hemos conseguido dar un miserable espect6culo al
pueblo que nos contempla y nos vigila.
(C6mo Ilamar compaFeros a quienes no se de-
tienen ante el grave daFio que para la reputaci6n
de todos supone que se nos sehale coma vendidos,
no a una idea, no a una causa, sino al oro corrup-
tor, que nada pesa y nada decide en el destiny de
los pueblos nobles y de los hombres honrados? Los
parientes, nos los da Dios y tenemos que aceptar-
los resignadamente; los amigos y los compaferos,
esos los elegimos nosotros. Por mi parte me. de-
claro conforme con Ja actitud de quienes afirman
separarse de nosotros porque estamos maculados
con el contact de los capitalistas.
Sabia, cuando vine a combatir esta Ley, que no
tendria a mi favor los aplausos de- la tribune p6-
blica. Conocia que no habrian votos suficientes
para impedir que la Ley fuera aprobada. Pero na-
da de esto me arredr6. Yo sirvo a un senor omni-
potente, que brilla m6s y suena mejor que el oro;
que tiene m6s fuerza y m6s calor y mds luz que
el sol; que tiene m6s energia que todas las cc'ta-
ratas del mundo; que es m6s grande y poderoso







26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I


que todos los mares del Universo; y ese amo, se-
iores, ese tirano, es mi propia conciencia, es mi
propio criteria. Antes la muerte mil veces, que ve-
nir aqui, acobardado ante el ma! juicio ajeno,
ocultando mis pensamientos y callando mi opinion
sobre un problema que daia la esencia misma de
la nacionalidad.
Muchos, como el aldeano vanidoso de que ha-
b!6 nuestro Marti, "con tal de que le mortifiquen
a! rival que le arrebat6 la novia, o le crezcan en
la alcancia los ahorros, o le tengan por el primero
en su aldea, dan por bien sentado todo el orden
social, sin preocuparse del gigante de las siete le-
guas, que va por el mundo, con voraz apetito, en-
gullendo pueblos". Algo de esto ocurre aqui, aun-
'que no faltan los que se dan cuenta, aun mante-
nedores de la Ley como el Dr. Bisb&, de que han
obtenid6 una victoria pirrica. Obs6rvese la inquie-
tud de los 6nimos; advibrtase la inconformidad de
los m6s; mirese como no est6n contents ni albo-
rozados ros que casi han logrado la unanimidad
de los votos. Tal vez interpretan nuestra actitud
como la de un juez severe; y nuestras palabras
coma las de un professor pedante, que quiere ser
escuchado siempre en autoridad.
Lo que hay, sin duda, en la conciencia de todos,
aunque se niegue, es la tristeza a que aludia el
Dr: Cafias Milan6s. Si, senores, hay un poco de
tristeza en vosotros los que hab6is aprobado la
Ley, porque- la sab6is mala, porque comprend6is
que no podr6 cumplirse en todo ni en parte, por-
que reconoc6is que estamos obligados a darle al
pueblo una buena Ley, y que la excuse, de que
podemos mejorar, m6s tarde la que acab6is de
aprobar, s61o valdria si las Leyes se importaran
de lejanos poises y no, como en el caso present,
cuando la formamos nosotros mismos.
Os hablo en nombre del amor propio profesio-
nal que me inculcaron en la vieja escuela; *en
cquella escuela done aprendi que el concept ro-
mano de la propiedad no era tan absolute; que
aquella matriz del Derecho que se llama Roma,
sabia partir de lo absolute para Ilegar a lo rela-
tivo, y que ante Ids necesidades del Estado y ante
las conveniencias de la sociedad, di6 normas limi-
tando los derechos del individuo, ain el sagrado
derecho de propiedad.
Porque los romanos hace m6s de 25 siglos es-
cucharon a los Gracos planteando el problema
agrario, lo hemos traido aqui nosotros, y a un he-
cho viejo lo hemos vestido con un traje nuevo;
salvo que el traje es de p6simo gusto, y est6 mal
ajustado al cuerpo de .la criatura que deseamos
,estir. iQue duda'cabe de que no estamos en tiem-
pos de los 6ntiguos romanos! Los romanos, al igual
que los espaioles, sus legitimos herederos, redac-
taban las Leyes con singular claridad, para que
en la interpretaci6n no se perdiera el recto pensa-
miento del legislator; la raz6n de existencia de la
norma; no sufriera detrimento el bien que ampa-
raba o el interest que defendia.
No me aterra, no me inquieta, no me preocu-
pa que se me estime defensor de los grandes ca-
pitalistas. Porque los hay, porque existen, porque
en la movilizaci6n de sus riquezas provocan el
bienestar de la naci6n, han surgido todas estas
cuestiones; y nos han dado la oportunidad de dis-


cutir y de convertirnos en objeto de la atenci6n y
de la critical p6blica.
No tengo fobia contra el pobre, porque seria
tenerla contra mi. No tengo fobia contra el rico,
porque no lo envidio. Soy un pobre millonario, que
se cree condueho de todo lo que existe en la Na-
turaleza. Admito que asi como hay m'sicos emi-
nentes, grandes poetas, brillantes prosistas, mag-
nificos escultores, sublimes pintores, hay tambi6n
quienes no saben dar una pincelada, ni escribir
una cuarteta, ni pergeiar des p6rrafos para ex-
presar sus ideas. Claro est6 que estimemos lamen-
table ese poderio de uno y-esa indigencia de otros;
pero es cuenta que habria que pedirle al Creador,
quien seguramente podria explicarnos por que hi-
zo a unos hombres blancos y a otros negros; per
qu6 ti66 de rojo la piel de unos y dej6 amarillos
a otros; por que unos series son inteligentes y otros
s6lo tienen instintos; par qu6, en el libre juego
de la vida, unos logran r6pidamente el triunfo con
poco esfuerzo, y otros tras mil fatigas, pasan el
tiempo anhel6ndolo sin alcanzarlo.
Como no he sentido nunca envidia, no odio al
rico ni national ni extranjero, como tampoco odio
al pobre. Me luce el movimiento ultra-naciona-
lista totalmente equivocado y desconocedor de los
progress de la humanidad. (Era ultranacionalis-
ta Jos6 Marti, nuestro Ap6stol, el que reconoci6
el valor politico del espaFol amigo de la libertad,
de quien dijo: "No puedo temer al espanol liberal
y bueno, a mi padre valenciano, a mi fiador mon-
taF6s, al gaditano que me vel6 el sueio febril, al
catal6n que juraba porque no queria el criollo huir
con sus vestidos. Tampoco he de temer al ingl6s
que nos trae sus conocimientos t6cnicos para lo
extracci6n del az~car de nuestras cafas, ni al
francs que nos regala con su cultural y con su to-
lento"? Marti combati6 siempre a los enemigos
de la libertad del hombre, a los que le entorpecian
sus suenos de felicidad humana, a los que impe-
dian la independencia de su tierra. (Ultranacio-
nalista Marti, el hombre ecum6nico, que en su pe-
regrinar por el mundo, logr6 c6tedra y represen-
taci6n de importancia en tierra extraoa, y que en
America y en Europa encontr6 siempre color de
hogar, y estimulo a sus prop6sitos, y aliento a sus
afanes? (C6mo pudo ser ultranacionalista quien
acat6, coma jefe supremo de nuestro Ejercito Li-
bertador, al gran dominicano M6ximo G6mez, y
reconoci6 la jerarquia del polon6s Roloff? (C6mo
serlo nosotros, olvidando que m6s de una tercera
parte de nuestros libertadores eran chinos y afri-
canos? (C6mo serlo, si cuando Ilegamos a la casa
poterna advertimos, en el habla de nuestros proge-
nitores, el acento fuerte y castizo del espaiol, Ile-
gado aqui en busca de mejor fortune, creador de
familiar honest, cimiento inconmovible de nues-
tra sociedad? listas de todas maneras, y vamos a pretender ex-
pulsar al extranjero de toda honrada actividad,
cuando diariamente demandamos de naciones
amigas tratados comerciales, y de la vecina Repi-
blica norteamericana especial tratamiento para el
auge de nuestra primera industrial? UC6mo expul-
sar a quienes, unas veces con su capital, han fo-
mentado nuestras industries, y otras, con su es-
fuerzo corporal, han hecho producer la tierra ho-
ciendo mds vigorosa nuestra nacionalidad?







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27
I ~ ~-a I


S.e repetia aqui, con imprudente af6n, querien-
do deducir consecuencias desagradables, la frase
de Marti: "He vivido en el. monstruo". Pero con-
vengamos en que Marti se referia a la grandeza y
pujanza' de la naci6n norteamericana. Porque no
de otra suerte puede ser calificada la noble na-
ci6n, que, !en dos ocasiones recientes, pase6 por
los mundos su bandera estrellada en defense de
los d6biles y de los ideales de democracia y de li-
bertad;, la que hace pronto un siglo libr6 sangrien-
ta guerra civil, porque en su territorio no alum-
brara m6s el sol el rostro adolorido de un esclavo;
ia que en arranque generoso y cordial, hizo correr
la sangre de su pueblo junto con la de nuestros
soldados, en las justas inolvidables del Caney y
de San Juan.
iLatifundismo! iCampesinado! Palabras al fin,
que si no se utilizan con verdadero sentido de rea-
lidad, son palabras vacias que nada significant.
L.a palabras, como las criaturas, tienen alma, y
el alma de las palabras no dabe deformarse nun-
ca. Cuando se dice latifundio, se est6 empleando
una voz latina que quiere decir fundo grande, pero
a la que damos la'acepci6n de fundo improduc-
tivo.
Cuando vosotros me habl6is de fundo improduc-
tivo, del fundo abandonado que no cumple su fun-
ci6n social, os entiendo plenamente; pero cuando
me habl6is simplemente de latifundio, estoy mi-
rando los ojos agresivos de quienes se sienten mo-
lestos porque otros hayan logrado en su pais lo
que ellos no han podido conseguir. No es asi como
quiero ver la representaci6n de mi pueblo en el
Parlamento; porque el pueblo cubano ha dado
pruebas reiteradas de que es generoso: el pueblo
cubano, terminada la guerra por la Independen-
cia, no vaci!6 en acoger en un estrecho abrazo a!
espahol que perteneci6 al regimen caido o al que
visti6 el traje de guerrillero o-voluntario; le abri6
las puertas de su hogar, convivi6 con ellos en los
circulos sociales y literarios, lo hizo su hermano
y su companero en la obra de reconstrucci6n na-
cional. El cubano, siempre generoso y noble, no
puede volverse ahora contra sus tradiciones.
Si me he pronunciado contra esta Ley de Arren-
damiento y Aparceria, es porque entiendo que
contraria los articulos 19, 20, 22, 23, 24 y 274
de la Constituci6n. Si me he pronunciado contra
esta Ley, es porque entiendo que no resuelve el
problema campesino, y que estamos obligados a
resolverlo. Es porque no me asustan la limitaci6n
de los arrendamientos, ni .la cohgelaci6n de las
rentas. No me asusta siquiera el reparto de la pro-
piedad; despu6s de todo en aquellos poises donde
ese reparto se ha establecido, ha sido un fracaso,
y han tenido que ir a buscar en la cooperative la
soluci6n del problema agrario. Ese gran pais, que
est6 dando a la humanidad, desde hace m6s.de
treinta ahos el espect6culo de un formidable ex-
perimento politico-social, la Uni6n de las Rep6-
blicas Socialistas Sovi6ticas, despu6s de haber
fraccionado la tierra y de haberla repartido a los
campesinos, tuvo que readquiriria y agrupar los
pequehos predios en grandes fincas para coopera-
tivas o granjas colectivas del Estado. Lo mismo que
en Checoslovaquia, en Rumania, en Chile, son las
Cooperativas agricolas las que han resuelto el pro-
blema agrario y no el fraccionamiento de la pro-


piedad, que s6lo contribuy'e al debilitamiento eco-
n6mico de la naci6n. A todo podemos llegar me-
nos a cambiar el espiritu human, que es invaria-
ble. No todos los hombres son laboriosos; unos to
son y otros no. Hay hombres que sobre la tierra,
con su esfuerzo y laboriosidad labron su fortune;
otros mueren de hambre sobre ella; y como el Es-
tado es una gran casa de beneficencia, tiene que
proveer a las miserias y a las necesidades del ciu-
dadano y, atrayendo la tierra hacia si, crear los
predios 'colectivos para la explotaci6n agricola,,
como lo recomienda nuestra Constituci6n.
No creo de ninguna manera que esta Ley re-
presente un paso de advance; si es un paso de
advance es porque caminamos sobre un pantano
donde naufragan y se pierden todas las esperan-
zas del cubano.
Volga esta recogida de alusiones por explica-
ci6n de voto Mucho he cansado ya la atenci6n
ben6vola de vosotros para qie ahora venga, al
cabo de las horas y terminado el debate y la vo-
taci6n, a tomaros m6s tiempo. Pero en la impro-
visaci6n, eJ el af6n de quedar bien, en el -prop6-
sito de superarse cada uno, se ha olvidado algunas
veces de que hay un limited m6s all6 del cual no
se puede pasar, y me he visto obligado a tomar ese
tiempo para volver a fijar mi situaci6n y explicar
por que se puede en un Parlamento libre, hablar
libremente -de cualquier tema que a 61 se someta.
Por lo dem6s, s61o me rest hacer una petici6n
a la Presidencia de la C6mara. Es una petici6n
que no envuelve, en forma alguna, prop6sito
admonitorio: Yo quiero rogarle al senor Presiden-
te que en lo future, durante el desarrollo de las
sesiones, cuide de la observancia de los articulos
teglamentarios que imponen al Congresista la
obligaci6n de pulir su lenguaje y ajustarlo al tra-
tamiento de las cuestiones sin menoscabo del buen
gusto ni de las normas parlamentarias.
Muchas gracias.
Seior Presidente (Rod6n Alvarex) : Senores Re-
presentantes: La Presidencia recoge la Ilamada al
orden del Representante seFor Victor Vega Ceba-
Ilos y entiende que efectivamente debe ser celoso
para qu en el uso de la palabra los sehores Repre-
sentantes usen el 16xico corecto y parlamentario.
La Presidencia traslada pues, a los senores Re-
presentantes, las observaciones del sehor Vega
Ceballos, en un-plano de cordialidad, con la se-
guridad de que los seFores Representantes, con
su buen juicio y serenidad, habr6n de tenerlo muy
en cuenta en -Io sucesivo.
Muchas gracias.
Seiior Presidente (Rod6n Alvarez): Para con-
testar alusiones tiene la patib'ra el senor Garcia
Montes.
Senor Garcia Montes (Jorge): Sr. President y
senores Representantes: Es tarde, la C6mara est6
cansada, y yo no voy a molestarla con un largo
discurso. Tengo la suerte de que, colocado en
id6nticas condiciones que yo, acaba de hablar bri-
Ilantemente el Sr. Victor Vega Ceballos.
Nunca he sentido m6s que hoy, carecer, como
confieso que carezco, del divino don de la elocuer-
cia, al oir las brillantisimas palabras y el extra-







28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES'


ordinario discurso que pronunciara el Sr. Victor
Vega Ceballos. Si yo fuera capaz de experimental
el sentimiento de la envidia,'declaro que, por pri-
mera vez, hubiera envidiado las condiciones extra-
ordinarias de orador que le ha permitido expre-
sarse en esta noche como lo ha hecho, y puesto
que las ideas y los concepts y los sentimientos y
las opinions expresadas por el Sr. Vega Ceballos
son los mios, puesto que lo ha hecho mejor que
yo pudiera hacerlo, puesto que ha expresado tam-
bi6n mi pensamiento, mis ideas y mis sentimien-
tos, yo me limit a decir a la C6mara que hago
mias todas las palabras y todas las expresionds
pronunciadas esta noche par el Sr. Vega Ceballos.
Seiior Presidente (Rod6n Alvarez): Tiene la pa-
labra para contestar alusiones el Sr. Alfredo Ja-
comino.
Senor Jacomino (Alfredo): Sr. President y se-
fores Representantes: No obstante las primeras
manifestaciones del ilustre compa9ero Primitivo
Rodriguez que toc6 magistralmente un punto inte-
resantisimo, y las palbras en el mismo sentido del
Sr. President, y tambi6n el brillantisimo discurso
del Sr. Victor Vega, que nos ha deleitado esta no-
che, con precision y claridad, como soy uno de los
Representantes que ejerciendo el derecho demo-
cr6tico que en este Parlamento existe, vot6 en con-
tra de un Ley que estim6 y estimo que es contra-
ria a los intereses que en la misma se dice de-
fender.
Como vot6 en contra de esa Ley, con ese lib&-
rrimo derecho, y aqui se han lanzado afirmacio-
nes rotundas y no parlamentarias, y pos ello hace
un instant, tuve que decirle carifiosamente a la
Presidencia, que observara el curso del debate, lo
que tambi6n han reiterado m6s tarde otros com-
paneros, porque podrian producirse situaciones
violentas y dificiles en el hemiciclo de la C6mara,
al hacerse afirmaciones que rebajara el debate,
entire ellas la de que los que habiamos votado en
contra de la Ley de Aparceria est6bamos a mer-
ced de intereses mezquinos.
Sr. President y Seiores Representantes: Yo si
soy campesino; yo si naci en un bohio de guano y
no tengo ningun temor en declararlo. Yo conozco
las necesidades de los guajiros y como las conozco
no me quiero Ilenar aparentemente de gloria, di-
ciendo, ahi hay una Ley de Arendamientos, aun-
que en el fondo no hay nada ,cierto ni positive. Y
voy a senalar solamente dos aspects del proble-
ma. El primer, ya Io sefal6 de manera magistral
en el dia de ayer el Sr. Busto, y hoy se vieron co-
rroboradas sus manifestaciones, cuando han con-
currido los colonos a esta C6mara re Representan-
tes a decir que esa Ley va en contra de sus inte-
reses. El otro extreme, es que es inconstitucional,
y quiero apelar al Sr. Bisb6, para que me diga si
la Transitoria Primera de esta Ley es constitucio-
nal o no, y quiero decir que en esa Transitoriq
done se da un a6o de plazo para que se acojan
a esta Ley todos los seFiores arrendatarios, es com-
pletamente cqntraria a la misma, no obstante de-
cir en su Art. 19 que ser6 para los contratos fu-
turos, despu6s la Transitoria Primera los manda a
todos a ponerse bajo su amparo y su tutela, y
quiero decirle a esos defensores de la Ley que vean
si pueden resolver los siguientes casos que voy a


plantarles: Si la Ley prohibe los subarrendamien-
tos, si la Ley prohibe la cesi6n del contrato de
arendamiento, aquellos sefores que sean actual-
mente subarrendatarios est6n totalmente lanzados
a la calle, senores Representantes, y lo afirmo ca-
teg6ricamente, porque cuando vayan a hacer sus
contratos de acuerdo con la Transitoria Primera
de la Ley, no podr6n hacer contratos de subarren-
damientos, porque la Ley los prohibe, ni podr6 el
arrendador cederles una parte de esos subarren-
damientos, porque la Ley prohibe tambi6n la cesi6n
de parte del arrendamiento; por consiguiente, esos
seFores est6n totalmente lanzados a la calle con
la aprobaci6n de esta Ley.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Pastor del Rio.
Sr, del Rio (Pastor): SeFiores Representantes:
para explicar a los senores Representantes que no
pudiendo hacer la explicaci6n de mi voto con today
la amplitud necesaria, me propongo hacerlo por
escrito.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra, para alusiones, el Sr. Cainas Milan6s.
Sr. Cailias Milanes (Armando): Sr. President
y sefores Representantes: Durante mi breve ausen-
cia del hemiciclo, despu6s de la aprobaci6n de la
Ley, he podido conocer de algunas manifestacio-
nes de un distinguido compaFero miembro desta-
cado del Partido Republicano, con relaci6n a los
Representantes que de una u otra manera fuimos
opuestos a la legislaci6n que la C6mara aprob6
esta tarde.
Los sefores Representantes, de hace ya apro:
ximadamente once o doce anos, para honor y sa-
tisfacci6n de mi persona, me han visto aqui, espe-
cialmente en los 6ltimos cuatro a cinco aFnos, sos-
tener sin titubeos de ninguna clase mi postura de
oposici6n al pasado y al actual Gobierno. En una
epoca en que el ex Senador Eduardo Chib6s, hoy
President del Partido del Pueblo Cubano, defen-
dia con gran tes6n y excepcional orgullo el Go-
bierno del Presidente Grau San Martin, que en-
tonces consider bueno para Cuba por las razones
que tuvo en aquella oportunidad, recuerdo yo que
se dedicaba de manera especifica, a r6ferirse a
cquellas personas que con especial dureza se ex-
presaban de aquel Gobierno, especialmente sacan-
do a la luz pGblica aquellas cosas que a su juicio
le quitarian la autoridad moral que se suponia
aue tuvieran el congresista o las personas que se
dedicaban a hacer oposici6n en aquel entonces.
Para satisfacci6n mia, no ,recuerdo oportunidad
alguna, que ni el paladin excepcional en aquel
entonces del Gobierno del Sr. Grdu San Martin ni
ninguna otra persona en defense de aquel Go-
bierno tuviera la oportunidad, para desdicha mia,
de poderme sefalar como responsible de algin
hecho vergonzoso, que pudiera hacerme perder la
autoridad moral con que creo que puedo expresar-
me en la C6mara y en cualquier otro sitio, para
que hoy un compaFero de la C6mara enjuicie el
libre y noble ejercicio de nuestras prerrogativas
constitucionales, pulcras y honestas, con la grave-
dad que revisten unas palabras irresponsables,
porque no tiehen otro calificativo. Porque a mi
modesto juicio, los 136 Representantes que hay







DIARIO DE SESIONES DE.LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


aqui, conservando cada uno su. criteria y respe-
tando el de los dem6s, tiene el derecho a expre-
sarse; pero ya lo dice el Reglamento: con la con-
sideraci6n debida, no por la satisfacci6n de las
pasiones de cada uno de nosotros, sino para ejem-
plo p6blico de nuestra propia Repiblica y de nues-
tro propio pueblo, que nos ha enviado aqui a ex-
presarnos correctamente en su nombre.
Yo soy una persona sencilla, de mente muy
sencilla... Cuando me siento cansado, no vengo
aqui a cansar a los dem6s. Me voy al cine. Me
gusta a veces distraerme con este tipo de pelicu-
las misteriosas, para personas de meote sana co-
mo la mia.
Recuerdo que me interesaba much una vez,
una pelicula que se Ilamaba "Dr. Jekyl y Mr. Hy-
de", la que aqui se conocia con el nombre de
"El Hombre y la Bestia". Tambi6n recuerdo aque-
Ila otra de Frankestein. En esas peliculas apare-
cen cosas que ustedes tienen que recorder. Repito
que soy una persona que no se dedica a molester
a los dem6s. Tengo esa sencillez; quiero confesar-
lo ante ustedes, soy una persona de mente simple,
que no me molesto con muchas cosas, y par ello
las alusiones del distinguido companero, que de-
ploro que est6 ausente, no me molestan; pero es
mi deber dejar aclarado en la C6mara lo que no
est6 justificado.
Desafortunadamente para mi, no soy abog(do
de ninguna empresa, entidad a compafia que est6
interesada en tierras... iOjal6 mis servicios pio-
fesionales pudieran ser prestados a una entidad
valiosa de ese tipo! Seguramente vendria a ho-
cerlo, sin defender aqui los intereses particulars
de esa empresa.
El compaoero distinguido, que por una u otra
raz6n se ha ausentado del hemiciclo, se ha priva-
do de oirme. Mi aclaraci6n le hubiera convencido
que hasta ahora no ha tenido raz6n.
En el caso de 61, me lo explico todo. ., 61 tient
el derecho de expresarse corno lo tenga a bien. S6
que ha sido elegido limpiamente par la Provincia
de Oriente, por el Partido Republicano; y este Par-
tido lo ha servido a 61 especial y sustancialmente,
envi6ndolo aqui a defender sus principios, y como
tal, tiene derecho a expresarse en la forma que lo
tenga a bien, pero *reglamentariamente.
Recuerdo que en fodas sus campaias y prbpa-
Sgandas, siempre fu6 juiciso y nunca tuva actos de
violencia. Por.eso es que yo lo recordaba asi; m6s
hoy, cuando volvi la espalda, y vuelvo a ponerme
de frente y a contemplarlo, por un moment, me
pareci6 ver al Dr. Jekyl! ...
Por supuesto que esta aclaraci6n ha sido 6ni-
camente con el objeto de dejar constancia de mi
extrafieza en que exista un compciero que tiene
todas esas caracteristicas y pueda expresarse en la
calle de modo juicioso, sereno y mesurado, y aqui
en formas tan desconsideradas. ..
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
inform que consider suficientemente aclarado,
dentro de las normas y del sentido m6s elevado
del regimen parlamentario, las palabras y los pen-
samientos expresados por todos y cada uno de los
se~ores Representantes alrededor de este asunto, y
csimismo entiende que en todos los nomentos la
C6mara lo ha hecho de una manera elevada y


digna como.corresponde a un organism de esta
naturaleza.
Se va a dar cuenta con una solicitud de alte-
raci6n del Orden del Dia.
El Official de Actas lee:
A LA CAMERA
Los Representantes que suscriben interesan.de la C6mara
'o alteraci6n de la Orden del Dia para la inmediato discu-
si6n y resoluci6n de la Moci6n suscrita por el Sr. Segundo
Curti Messina y otros, sobre la Sesi6n Conjunta para honrar
;a memorial de Manuel Sanguily.
Sal6n de Sesiones de la C6mara de Reprpsentantes, a
9 de noviembre de 1948.-(Fdo.) Segundo Curti.-Pastor del
Rio.-Noel del Pino.-Lincoln Rod6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Esta Moci6n,
por acuerdo de la C6mara, debia tratarse en la
sesi6n de hoy.
(SePales afirmativas).
Acordado.
Se pone a discusi6n la Moci6n...
Sr. Caiias Milan6s (Armando): (Interrumpien-
do) Pido la palabra para una pregunta a la Pre-
sidencia, sin que ello vaya a tomarse ni dos mi-
nutos.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. CaiFas Milan6s.
Sr. Caiias Milanes (Armando): Sr. President
y seiores Representantes: Yo he recibido en estos
dias una gran cantidad de telegramas y de cartas
de personas interesadisimas, que parecen clamar
como una necesidad, que se discuta la Ley pre-
sentada por el distinguido compaoero Diaz Orte-
ga: La Ley-Tabacalera, que esta manana en ave-
tiguaciones que hice se me inform que ya estabo
dictaminada. Rogaria a la Presidencia, que, si
fuera possible, conociendo el interns p6blico que
hay en relaci6n con esa Ley, que la trajera en uno
de los primeros lugares del Orden del Dia de ma-
fiana, por tratarse de una legislaci6n que tiende,
efectivamente, a beneficiary esa close y que tiene
todo el apoyo de la opinion p6blica.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
informa que ya est6 confeccionada la Orden del
Dia de mafiana, pero trasladar6 el ruego a la
Mesa, ya que es 6sta, de acuerdo con el Regla-
mento, la que confecciona la Orden del Dia, a los
efectos de que consider la solicitud del Sr. Cai-
nas, y traiga a la mayor brevedad possible, al Orden
del Dia, el Proyecto en cuesti6n, en uno de los lu-
gares preferentes.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Pido la palabra en re-
laci6n con el ruego del Sr. Caifias.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Diaz Ortega.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Sr. President y sefo-
res Representantes: Parece que est6 viviendo la
C6mara de Representantes...







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sr. Curti (Segundo): Me permit una inte-
rrupci6n S. S.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Con much gusto.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Curti.
.Sr. Curti (Segundo): Sr. President y sehores
Representantes: La Moci6n que tuve el altisimo
honor de presentar esta tarde a la C6mara, en-
vuelve un motive de altos quilates en el orden
ciudadano. Tengo la impresi6n, recogida en mis
conversaciones sostenidas esta tarde con distintos
companies que no va a ser discutida por nadie,
y que ser6 aprobada par unanimidad. Aprovecho
esta interrupci6n, para rogar al companero Diaz
Ortega, que permit el tratamiento de la misma
al efecto de que sea aprobada en esta oportuni-
dad, en homenaje a don Manuel Sanguily, y que
posteriormente, continue en el'uso de la palabra
alrededor del tema tabacalero el compafero Diaz
Ortega, o los compaheros que tengan a bien ha-
cerlo.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Con much gusto ac-
cedo a la petici6n que me formula el companero,
si posteriormente tengo la oportunidad de expre-
sar mi opinion en relaci6n con las palab'ras pro-
nunciadas por el compaiero Cailas Milanes.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Posponiendo
para otra oportunidad el hacer uso de la palabra,
el Sr. Diaz Ortega, se pone a discusi6n la Moci6n.
Se conceden dos turns a favor y dos en contra.
(Silencio).
No habiendo solicitado la palabra en contra, se
pone a votaci6n. Los que est6 de acuerdo...
Sr. Rodriguez (Primitivo): Nominal, Sr. Presi-
dente.
Sr. del Busto (Rafael): Para un ruego, pido la
palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra el Sr. del Busto.
Sr. del Busto (Rafael) : Sr. President y senores
Representantes: He pedido la palabra para rogar-
le al compaFero...
Sr. Su6rek Rivas (Jose): (Interrumpiendo Para
una cuesti6n de orden. Esto se acaba de votar ya.
Lo ha sometido la Presidencia a la consideraci6n
de la C6mara, y hemos votado que si.
Sr. Curti (Segundo): En homenaje a la memo-
ria de Manuel Sanguily, ruego al Sr. Primitivo Ro-
driguez, que retire su petici6n.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
oclara que no pudo terminar de pronunciar las pa-
labras reglamentarias al poner a votaci6n la Mo-
ci6n, pues fue solicitada votaci6n nominal por un
Sr. Representante.
Se le va a dar lecture nuevamente a la Moci6nl
(El Oficial de Actas lee).
Se conceden dos turnos en pro y dos en contra.
(Silencio).


No habi6ndose solicitado la palabra en contra,
se pone a votaci6n. Los que est6n de acuerdo con
la Moci6n, se pondr6n efectivamente de pie
(Los seAores Representantes se ponen efectivamente
de pie).
Aprobada por unanimidad la Moci6n.
(Est6 de acuerdo la C6mara en oir la opinion
del Sr. Diaz Ortega, relaconada con el plantea-
miento formulado por el Sr Cafias Milanes res-
pecto de la Ley Tabacalera?
Sr. Rodriguez (Primitivo): (Interrumpiendo)
Sr. President, como tengo dudas del qu6rum, pido
que se phase lista.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La Presidencia
rogaria al Sr. Primitivo Rodriguez, que permitiera
el tratamiento ...
Sr. Rodriguez (Primitivo): (Interrumpiendo)
Es que yo estoy profundamente interesado en esta
Ley, y tengo una series de Enmiendas redactadas
a la misma, pero como no las traje y estimo que
no hay suficiente qu6rum para que sea tratada
en estos moments, es por lo que solicito se com-
pruebe el qu6rum.
Sr. Fraile (Carlos): Para rogar una vez m6s al
Sr. Primitive Rodriguez, que retire su solicitud.
Sr. Rodriguez (Primitivo) : Retirada.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Dfaz Ortega.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Sr. President y seno-
res Representantes: En respuesta a la alusi6n for-
mulada por el companero Cailas Milan6s, expre-
sando que la C6mara est6 viviendo dias en_que
impera el contrasentido, yo tambi6n quiero formu-
lar la misma expresi6n porque no ha much se
hubo de hacer una solicitud en el sentido de que
fuera traida a la Orden del Dia, el problema, ya
solucionado afortunadamente de 'a Ley de Arren-
damiento y Aparceria, y formula al Sr. President
de la C6mara, y al lider de mi Partido, la objeci6n
de que trat6ndose de un Proyecto de enorme tras-
cendencia, y habiendoseme acercado compaieros
de mi Partido para indicarme la conveniencia de
clue se pospusiera por dos o tres dias el debate,
porque querian realizar un studio profundo de
esa legislaci6n, accedi gustoso. Se convoc6 a ese
prop6sito a una reuni6n de lideres de todos los
Partidos representados en la C6mara y trat6 en
dicha reuni6n la cuesti6n que a mi vez, habia
planteado al Presidente de este Cuerpo, y al lider
del Partido Aut6ntico. Fu6 la respuesta de todos
esos lideres que entendian que esta legislaci6n ha-
bia sido ya suficientemente discutida y debia
traerse inmediatamente a la consideraci6n de
este Cuerpo para ser aprobada o-mo.
Despu6s, en los dias siguientes, he observado
con asombro que algunos de aquellos lideres que
eran decididos partidarios del tratamiento inme-
diato de esta Ley en esta C6mara, hacian a la
nmisma una formidable oposici6n; es decir, que se
habia operado un cambio de frente.
Ahora, respect de la Ley Tabacalera, recuerdo
que cuando se ley6 por primera ocasi6n el Dicta-


_I -- --P_-r_~Z~-8- I


- 30






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 31
------ -~- cl---.=-


men, se pidi6 a la Mesa de [a C6mara que pospu-
siera el tratamiento y discusi6n de la misma. Y en
esta ocasi6n, se produce una petici6n de tipo con-
trario, es decir que se solicite que inmediatamente
se traiga al conocimiento y discusi6n y aproba-
ci6n de este Cuerpo, la mencionada legislaci6n.
Yo quiero expresar que en dias pasados formu-
16 al Sr. President de este Cuerpo, id6ntica soli-
citud a la que formula actualmente el compaiere
Cainas Milanes, es decir, que entendia que mi
Ley, era una Ley, que revestia una trascendencia
e importancia fundamental para uno de los sec-
tores b6sicos de nuestra economic, y por lo tanto
debia ser ilevada inmediatamente a la Orden del
Dia, pero sectors de influencia poderosa han es-
tado reclamando por diversos conductos que esa
legislaci6n no sea traida inmediatamente a la
Orden del Dia.
Yo he recogido esas sugerencias en este .sen-
tido. Como que el Proyecto de Ley ha sido publi-
camente objetado por los representatives de la in-
dustria tabacalera en sus sectors opuestos, he
querido que la C6mara de Representantes por con-
ducto de la Comisi6n del Tabaco, conozca todas
y cada una de las objeciones que se le han formu-
lado a este Proyecto de Ley, poroue tengo interest
que todos y cada unoconozcan los fundamentos
de esas objeciones y los diferentes criterios que
sustenten sobre la misma.
Por esta raz6n es que entiendo que debe d6rse-
le oporturiidad para que esa'legislaci6n se Ileve
a la Comisi6n del Tabaco, y sea conocida alli por
los Representantes que la integran y por todos los
restantes miembros de este Cuerpo, a quienes
tengo el gusto de invitar y que tienen el derecho
de acudir a esa reuni6n para que a presencia de
todos, en "petit comit6" conozcan de las objecio-
nes que se han formulado a esa legislaci6n.
Sr. Calias Milan6s (Armando): Pido la pala-
bra, Sr. President.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pa!a-
bra el Sr. Armando Caiias Milan6s.
Sr. Cainas Milan6s (Armando): Sr. President
y senores Representantes: Cuando hice mi ruegc
a la Presidencia y a la C6mara, no habia escu-
chado las palabras extraordinarias del compaFero
Diz Ortega, que tan acertadamente intent. resol-
ver la cuesti6n tabacalera.
No hay la menor duda de que ese Proyecto ha
despertado un extraordinario interns, de unos fa-
vorablemente, y de otros de manera discrepante;
pero no cree el Representante que habla y cree
que en esto la Presidencia le acompaiar6 en el
criteria que tiene y el cual exteriorizo de esta ma-
nera: Si es un Proyecto dictaminado ya por una
Comisi6n, no hay raz6n ninguna, ni precepto re-
glamentario que pueda autorizar reuni6n ninguna
ni referirla a ningun "petit comit6", para estudiar
esta cuesti6n del tabaco. Siendo de una trascen-
dencia extraordinaria para el pais y siendo una
cosa ya conocida por la opinion public interesada
en un sentido o en otro, la C6mara debe tratarla
inmediatamente. Modestamente eso opina este
Representante, y reitera el ruego al Sr. President
de que si es possible y no discrepa de esta opinion,
y no interfere su prop6sito, que trasmita a la C6-
mara el ruego que hago, en el sentido de que la


C6mara acuerde, en la misma forma que lo hizo
en el caso del Proyecto de Ley sobre Arrenda-
miento y Apaceria, que .la traiga en el Orden del
Dia de mahana o del lunes, porque los intereses
que trata de salvaguardar, justifican perfectamen-
te el inmediato tratamiento de esta Ley, que ya
ha sido previamente dictaminada por la Comisi6n
del Tabaco, y no tiene justificaci6n alguna otra
reunion ya que la que reglamentariamente proce-
de es la del hemiciclo de la C6mara.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La Presidencia
recoge el ruego del Sr. Caifas Milan6s y lo tras-
lada a la Mesa y al Pleno, a fin de que en la Orden
del Dia del lunes, aparezca este Proyecto de Ley.
Al mismo tiempo, cita a los lideres para que ma-
nana, inmediatamente despues de la sesi6n, ten-
gan un cambio de impresiones con la Presidencia.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Sr. President. Pido la
palabra en relaci6n con el ruego del Sr. Caifias
Milan6s.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra el Sr. Diaz Ortega.
Sr. piaz Ortega (Jos6): Quiero agradecer al
compahero Sr. Cainas Milanes, el interns que nos
demostr6 por la legislaci6n tabacalera que como
toda la C6mara consider, es un Proyecto de im-
:ortancia por tratarse de la segunda industrial del
pais.
Naturalinente que me satisface much, ade-
m6s, que el compaFero Caiias Milan6s confirm
mis palabras cuando en aquella sesi6n en que se
discutia por vez primera este punto, sostenia yo
ante este Cuerpo que una Ley que habia sido ob-
jeto de dictamen no debia sufrir ningun process
dilatorio en su tratamiento. Sus palabras de hoy
confirman mi opinion de aquella' tarde.
Quiero expresar que no tengo ninguna objeci6n
que hacerle a la proposici6n del compaiero. En-
tiendb que lo correct y normal es que un Dicta-
men que Ileva m6s de 15 dias sobre la Mesa debe
tratarse a la mayor brevedad.
Simplemente queria tener la oportunidad, para
satisfacer el interns de esos sectors que combaten
la Ley Tabacalera, y satisfacer tambi6n el ansia
de conoceria m6s profundamente, m6s amplia-
mente, que tienen algunos compaheros. Ruego,
pues, que se celebre esa reunion previa que po-
dria servir como un vehiculo de conciliaci6n de los
intereses en pugna, pero quiero decir que no tengo
ninguna objeci6n que hacer a la proposici6n del
Sr. Cainas Milanes, sino me sumo a su ruego para
pedir a la Presidencia que se traiga en la pr6xima
Orden del Dia para su tratamiento.
Sr. P6rez Carillo (Ernesto) : Pido la palabra,
Sr. President.
Sr. President (Rod6n Alvqrez) : Tiene la pala-
bra el Sr. P6rez Carrillo.
Sr. P6rez Carrillo (Ernesto) : Sr. President y se-
iores Representantes: Yo discrepo de mi distin-
guido compa~ero de dar esa nueva oportunidad a
los sectors que se estiman afectados por esta Ley.
Y discrepo por esta raz6n: Hay senores fabrican-
tes de cigarros y hay senores fabricantes de taba-
cos, y yo soy fabricante de tabaco, y hay sefores






32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
1 [ --e -


almacenistas de tabaco que se Ilenan la boca para
decir que ese Proyecto de Ley no se va a tratar en
la C6mara de Representantes y que no tienen por
qu6 preocuparse.
Nosptros tenemos que demostrarles que quere-
mos esa Ley Tabacalera con las modificaciones
aue sean necesarias sin lesionar intereses. Pero si
creo que no debemos darles m6s oportunidad, des-
puts de aquella informaci6n pCblica que se.hizo
al respect de la Ley. Debemos entrar en el tra-
tamiento de ese problema inmediatamente sin dar
m6s oportunidad, y que los compaferos presented
sus enmiendas a ese Proyecto de Ley, pero que
no se demore m6s ese process. Yo no voy a ex-
olicar ahora los sectors que se oponen a la Ley
Tabacalera; cada uno tendr6 sus motives a razo-
nes para ello. Yo creo que si es posible,'el lunes
debemos entrar de Ileno en la discusi6n de ese
Proyecto de Ley a ver si la segupda riqueza na-
cional puede tener al fin una Ley y no un Decreto,
coma hasta ahora,
Sr. Diaz Ortega (JosB): Pido la palabra, Sr.
President.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene Ip pala-
bra el Sr. Diaz Ortega.
Sr. Diaz Ortega (Jose : Yo recojo las pa!abras
del Sr. P6rez Carrillo y me sumo a ellas para ro-
gar al S.r. President de la C6mara, para que efec-
tivamente se traiga a discusi6n lo m6s'pronto que
sea possible, esta legislaci6n tabacalera porque si
quiero dejar constancia plena en este hemiciclo de
cue he sido partidario de dar oportunidad amplia
y suficiente a todos los sectors de la industrial,
interesados en esta legislaci6n, que se han produ--
cido en contra de ella, y dar oportunidad tambi6n
a todos los integrantes de este Cuerpo para que
conozcan a plenitud todos los preceptos que la
misma contiene. Pero aclarado suficientemente
ese aspect del problema, tengo verdadero gusto
y satisfacci6n en sumarme a la petici6n de los
compaieros Calias Milanes y P6rez Carrillo.
Sr. Cainias Milan6s (Armando): Para una pre.
gunta a la Presidencia. .
El Representante que habla vi6 con gratitude que
el President trasmiti6 a la C6mara el ruego que
hizo de traer en la Orden del Dia del lunes el
Dictamen de la Ley,Tabacalera. La pregunta con-
siste en esto: &Qued6 aprobada por la C6mara?
Sr. President (Rod6n Alvarez : La Presidencia
no Ia someti6 a votaci6n sino simplemente tras-
lad6 el ruego al Pleno de la C6mara y el Pleno
todavia no se ha manifestado.
Sr. Alvarez Rodriguez (Ram6n): Por dudar del
qu6rum, solicito pase de Ista.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : A solicitud de
un Sr. Representante, por tener dudas del qu6-
rum, se va a pasar lista.
Sr. Caiifas Milan6s (Armando): Ahora se ha
pedido un pase de lista antes de que la C6mara
acuerde traer en la Orden del Dia del lunes el
Proyecto de Ley Tabacalera. jYa ven los senores
Representantes! El Representante que habla vi6
con much gusto que la C6mara acordara traer


el Dictamen de la Ley de Arrendamiento al Orden
ael Dia, y es raro que haya alguien que no quiera
que se traiga a la consideraci6n de la C6mara un
Dictamen tan interesante y que est6 mereciendo
Id atenci6n de todos como es la Ley Tabacalera.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
informa al Sr. Caifas Milanes que ha trasladado
el ruego al Pleno; pero plcnteada la cuesti6n de
un phase de lista, se ve en la necesidad de cumplir
el Reglamento.
Sr. Diaz Ortega (Jos6): Yo ruego al compare-
ro Ram6r Alvarez, que siendo un pinareFo como
yo, interesado en la cuesti6n del tabaco, acceda a
la petici6n formulada por los distinguidos compa-
rneros Caiias Milan6s y otros, para que inmediata-
rnente sea traido a conocimiento de la C6mara un
Proyecto de Ley que interest a m6s de ochenta
mil families cubanas, y que teniendo en cuenta
esas manifestaciones que se han vertido aqui, re-
tire su proposici6n de que se compruebe el qu6-
rum, para que la C6mara, si es possible, puede to-
mar acuerdo en relaci6n con la cuesti6n planteada.
Sr. President (Rod6n Alvarez): La Presidencia
traslada el ruego del Sr. Diaz Ortega al Sr. Ra-
m6n Alvarez.
Sr. Alvarez Rodriguez (Ram6n): En mi interest
de ayudar como los demas compaferos a ese n6-
cleo de campesinos que esperan par la aprobaci6n
de esta legislaci6n, yo retire mi solicitud de pase
de lista.
Sr. Caiias Milanes (Armando): En ese caso yo
reitero mi ruego.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La Presidencia
traslada a la C6mara el ruego del Sr. Cafias Mi-
ian6s, en el sentido de que tome acuerdo en re-
laci6n con traer a la Orden del Dia el Proyecto de
Ley...
Sr. Megias (Sergio) : (Interrumpiendo) Para
una cuesti6n de orden, pido la palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Para una cues-
ti6n de arden tiene la palabra el Sr. Megias.
Sr. Megias (Sergio): Sr. President y sefores
Representantes: Yo estimo que la facultad que se
quiere trasladar a la C6mara, para confeccionar
la Orden del Dia, es potestativa de la Mesa. No
creo que los que han aconsejado, que se traslade
este asunto al Pleno de la C6mara, tengan algtn
motive especial para hacerio asi, puesto que, re-
pito, esa es una facultad potestativa de la Mesa
y no es necesario que se someta a la consideraci6n
del Pleno, y much menos en una cuesti6n en que
todos los sefores Representantes estamos casi con-
vencidos de que no existe qu6rum suficiente, por-
que entonces, en ese caso, me ver6 precisado a
solicitor que este asunto sea sometido a votaci6n
nominal.
Sr. Caiias Milan6s (Armando): Para una alu-
si6n, pido la palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. CaiFas Milan6s.
Sr. Caiias Milan6s (Armando): Sr. President
y senores Representantes: Por esta via me veo






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33
-----, I


obligado a dar una explicaci6n a la Presidencia,
para el caso de que pudiera interpreter mal mis
palabras. El que habla conoce, ciertamente, que
la facultad reglamentaria de confeccionar la Or-
den del Dia no es ya de la Mesa, sino que es del
Sr. President. El prop6sito de este Representante
no es trasladar del Presidente al Pleno de la C6-
mara ese ruego, sine imitando al Sr. President
que en dias recientes todavia, cuando se trat6 la
Ley de Arrendamientos de Predios Risticos y
Aparceria, en su buen deseo de no ser 61 el que
dispusiera que un asunto de tanta trascendencia
fuese colocado o no en la Orden del Dia, el propio
Sr. President traslad6 al Pleno de la C6mara la
pregunta de si estaba o no conforme en que se
trajera en lugar preferente de la-Orden del Dia
dicho Proyecto; porque pudiera ser que hubiera
otros compaieros, igualmente interesados en que
el Sr. President los complaciera, en cuanto a po-
ner en lugar preferente determinados Proyectos
de Ley, y por 6so es por lo que este Representante
le ha rogado al Sr. President que someta al Pleno
esfe asunto.
Sr. Fraile Goldar6s .(Carlos): Pido la palabra.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Fraile.
Sr. Fraile Goldar6s (Carlos): Sr. President y
Sres. Representantes: Hace breves dias la C6mara
de Representantes efectivamente adopt el acuer-
do de que figurara en el lugar preferente del Or-
den del Dia, hasta que recayese acuerdo sobre la
misma, el Proyecto de Ley procedente del Senado en
relaci6n con el Arrendamiento de Predios R6sticos
y Aparceria. En opinion de este Representante, el
acuerdo de la C6mara fu6 improcedente. Este Re-
presentante, no quiso plantear un problema de ca-
r6cter reglamentario, porque trat6ndose de un
Proyecto de Ley que ya habia provocado dema-
siados debates y controversies en este hemiciclo,
crey6 oportuno no intervenir en ese problema, m6-
xime cuando los acuerdos de la C6mara, sino son
interpretando el Reglamento, no sientan prece-
dente.
Sabemos todos que la C6mara puede adoptar
todos cuantos acuerdos estime convenientes, con
violaci6rn o no del Reglamento, sin que ello en
definitive modifique el Reglamento, salvo el case
de una interpretaci6n reglamentaria.
Todos sabemos que cuando se adoptan acuer-
dos en relaci6n con determinadas interpretaciones
de tipo reglamentario, sientan precedent, siem-
pre y cuando sean de car6cter interpretative, tam-.
poco modificativos. En esto el Reglamento es clara
y terminante.
Sr. Caihias Milan6s (Armando): (Me permit
una interrupci6n S. S.?
Sr. Fraile Goldar6s (Carlos): Con much gusto.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el Sr. Cainas.
Sr. Cainas Milan6s (Armando): Sr. President
y senores Representantes: No hay la menor duda
de que nuestro distinguido compafero; coautor de!
Reglamento, est6 diciendo absolutamente la ver-
dad. Tal cual 61 lo dice, asi es. Pero 61 mismo ha


considerado con igual valor, que los preceptos re-
glamentarios, lo que ha side traditional en la C6-
mara -y no es que sea un precedent sentado
por el nuevo Presidente- como en el case de la
Ley de Arrendamiento de Predios R6sticos, es que
en innumerables oportunidades la Presidencia ha
sometido a la consideraci6n de la C6mara, para
obtener su consensus, si deseaba que fuera incluf-
do en lugar preferente del Orden del Dia, deter-
minada legislaci6n.
El compaeero Fraile seguramente encontrard
oportunidad de complacer al Representante que lo
ha interrumpido, al aceptar como uan cosa cierta,
la costumbre traditional de hacer solicitudes a la
Presidencia, y los asentimientos de los senores
Representantes que me est6n oyendo, me hacen
sentirme satisfecho de que no estoy planteando
noda desusado. Esto es tradicionalmente la cos-
tumbre de la C6mara, o sea, de que cuando un
Sr. Representante solicite que determinado asunto
sea tratado de manera preferente en la Orden del
Dia, y al propio tiempo otros senores Represen-
tantes hagan id6ntica solicitud, la Presidencia lo
someta a la consideraci6n del Pleno para que de-
cida, puesto que es una decision superior a la de
la Presidencia, y de esta manera la Presidencia
ha complacido a la C6mara y al Representante
que ha hecho la solicitud. Eso es todo.
Yo no creo que ningun Sr. Representante tenga
especificamente interns en que no se traiganunca
al Orden del Dia determinado Proyecto de Ley.
Creo que 6sto, aun no siendo exageradamente re-
glamentario, es una costumbre establecida en la
C6mara, y por eso pido que la C6mara acuerde
traer en el Orden del Dia del lunes el Proyecto de
Ley de defense de la clase tabacalera.
Sr. Fraile Goldar6s (Carlos): Primera aclara-
ci6n: Sabe la C6mara y lo sabe el Sr. Cafias en
particular, que yo, cuando veo problems de esta
naturaleza, haga abstracci6n de personas y de
Leyes. Lo que pretend este Representante, Sr.
President y sefores Representantes, es que no
mantengamos como una pr6ctica diaria la corrup-
tela que se ha mantenido en la C6mara.
Sr. Caifias Milan6s (Armando): Me permit el
companero ...
Sr. Fraile Goldar6s (Carlos): Yo le ruego al
compaFero que no me interrumpa y me escuche
con la misma atenci6n con que yo lo escuch6.
Sabe el S.r. Cainas y lo sabe la C6mara tam-
bien, que no hay costumbre contra la Ley; que
la costumbre puede sustituir a la Ley, cuando 6sta
no existe. Pero nuestra Ley en esta material es el
Reglamento de la C6mara de Representantes. Es
la Ley interior del Parlamento. Y ese precepto que
atribuye a la Presidencia, no a la Presidencia, sine
a la Mesa, la facultad de la confecci6n de la Or-
den del Dia y la obligaci6n de fijarla en lugar vi-
sible, para que la conozcan con antelaci6n todos
los senores Representantes, ese precepto, repito,
no se ha incluido en ese Reglamento caprichosa-
mente, sine precisamente para que no se enfras-
quen en la discusi6n de la Orden del Dia de la
stsi6n del dia siguiente,'los senores Representan-
tes, sin tiempo suficiente para darle publicidad y






34 DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
I--~- -s -C- I I I-


reporter las copies, respect a las Leyes que deban
figurar en. la misma.


Mi criteria es que los Reglamentos no se modi-
fiquen sino como to determine el propio Regla-
mento: en sesi6n extraordinaria convocada al
efecto. Por tanto, cuando la C6mara est6 adop-
tando acuerdo en relaci6n con la Orden del Dia,
se coloca fuera del Reglamento, porque tendria
que ir al tr6mite de la convocatoria extraordinarily
.que el mismo prev6. Y no se me hable de la sobe-
rania de la C6mara, porque esa soberania en tan-
to en cuanto ella misma no la autolimite, es la
que se previene tanto en la Constituci6n de la Re-
p6blica como en la Ley de Relaciones entire ambos
Cuerpos Colegisladores. Ese es el.criterio de este
Representante.
En puridad de verdad lo que no quiere este Re-
presentante es que 6sto que se ha hecho seccio-
nalmente por la C6mara sin que tenga derecho a
hacerlo, se convierta en una corruptela que se Ile-
ve a cabo de dia en dia, apart6ndonos del Regla-
mento y de la Ley. Yo no tengo ningin interns
especial en que 'deje de figurar o figure en la
Orden del Dia, en la forma que se indica, la Ley
Tabacalera, pero a mi juicio lo m6s correct es
que se le indique a la Mesa o se le sugiera a la
Mesa el interns que tiene un grupo de Represen-
tantes de que venga en la Orden del Dia, y IG
Mesa con muchisima gusto ha de acceder a esa
sugerencia; este propio. Representante no tendr6
inconvenient en ello, y procediendo en esa forma
quedaremos complacidos todos y habremos cum-
plido con lo que preceptia el Reglamento, la Ley
de Relaciones y la Constituci6n.
Sr. Caiiias Milanes (Armando): Pido la palabra
para una pregunta.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra el'S.r. Caiias Milan6s.
Sr. Caifas Milan6s (Armando) : Deplora el Re-
presentante que habla, molester tanto a la Pre-
sidencia: En este caso para ver si era possible, den-
tro del Reglamento, ahora que tengo aqui cerca
al Dr. Fraile, si la Presidencia a ruego del Repre-
sentante que habla, pudiera preguntar a los Re-
presentantes que est6n en la C6mara si tienen
algin inconvenient en que la Mesa, a ruego de
este Representante, traiga en la Orden del Dia
del lunes, en primer lugar, la Ley Tabacalera.
Sr. Su6rez Rivas (Jos6) : Pido la palabra para
un ruego.
Sr. Megias (Sergio): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : La cuesti6n de
orden tiene prioridad Sr. Su6rez Rivas. Tiene la
palabra ...
Sr. Su6rez Rivas (Jos) : Para un ruego y una
cuesti6n de orden a la vez, Sr. President.
Sr. President (Rod6n Alvarez) : Tiene la pala-
bra el Sr. Su6rez Rivas.
Sr. Su6rez Rivas (Jos) : Sr. President y seio-
res Representantes: Hace various dias aqui en la
C6mara yo pedf al Sr. President que leyera el


inciso noveno del articulo creo que 1 7 de la Cons-
tituci6n de la Rep6blica, que entiendo que tam-
bi6n rige igual que el Reglamento de la C6mara
y la Ley de Relaciones a los efectos de que las
Leyes que vienen del Senado de la RepDblica tie-
nen prioridad en su tratamiento respect de las
dem6s que se encuentran dictaminadas por el
Cuerpo.
Sr. President (Rod6n Alvarez): Que se lea el
Art. 117 de la Constituci6n.
El Official de Actas lee:
"ART. 117.- La Ley establecer6 las sanciones correspon-
dientes a quienes infrinjan los preceptos contenidos en esta
Secci6n".
Sr. President (Rod6n Alvarez): A qu6 articu-
to se refiere el Sr. Su6rez Rivas, porque el 117
que ha sido leido no tiene relaci6n con lo que 61
planted? Seguramente el Sr. Su6rez Riyas se re-
fiere al Art. 137. Desele lectura al Art. 137.
El Official de Actas lee:
"ART. 137 (p6rrafo N9 7).-El Prpyecto de Ley apro-
bado por uno de los cuerpos colegisladores ser6 discutido y
resuelto preferentemente par el otro. Este precepto no es de
cp'licaci6n a las leyes extraordinarias".
Sr. Su6rez Rivas (Jos6) : Precisamente ese ar-
ticulo es el que da prioridad a las Leyes aproba-
das por un Cuerpo sobre las que se encuentran en
el otro para su inclusion en el Orden del Dia. Ba-
sado en ese articulo fue que hice el planteamiento
de que se pusiera en la Orden del Dia la Ley de
Arrendamientos y Aparceria, asi como otras Leyes
que se encuentran pendientes del Senado de la
Rep6blica, como es la complementaria de la ca-
pacidad civil de la mujer.
Sr. Presidente- (Rod6n Alvarez): Tiene la pala-
bra, para una cuesti6n de ordeh el Sr. Megias.
Sr. Megias (Sergio): Sr: Presidente y se~ores
Representantes: No es el interns del companero
Sr. CaiFas Milan6s precisamente en forma espe-
cifica, el que se traiga a la Orden del Dia de la
pr6xima sesi6n, o de la que fuete possible, la Ley
Tabacalera. Y creo es asi, porque creo tambi6n
haber entendido las palabras del Presidente cuan-
do al recoger el ruego del Representante Sr. Cai-
oas Milanes, dijo que trasladaba o ponia en cono-
cimiento de la C6mara este ruego, y'la Mesa in-
clusive, iba a tratar de reconsiderar el Orden del
Dia confeccionado para la sesi6n de marana, tra-
tando de complacer a los compaEeros que en este
hemiciclo, con un criteria just, tratan de que se
conozca la Ley Tabacalera, que interest tanto co-
mo al compaiero Callas Milan6s, a los dem6s
compaoeros de mi Partido. Pero como que veo que
insisted m6s, que en que se modifi'que la Orden del
Dia de la sesi6n de maiana, de que\ se incluya en
Ia del lunes, en el sentido de querer conocer, el
compa~ero Cafias Milan6s, quienes son los Re-
presentantes que no est6n de acuerdo en que se
traiga en la Orden del Dia de la pr6xima sesi6n
esta Ley; este Representante concrete su cuesti6n
de orden a lo siguiente: Como quiera que oara
complacerlo es necesario que est6 present el n6,-
mero suficiente de Representantes, para que salga
/'




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs