Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01684
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01684
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA


110


DE


SESIONES


DE LA


CAMERA DE RIPRESENTANTES

VIGESIMO PRIMERO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE
VOL. LXXXIII LA HABANA NUM. 3.
Sesi6n Extraordinaria de Diciembre 29 y 30 de 1946


PRESIDENTS:


SECRETARIES.


Sr.
Sr.


Ruben de Ledn Garcia.
Enrique Collot P6rez.


Sr. Manuel Orizondo Caraball.
SSr. Sebastian Beltran Moreno.
Sr. Lomberto Dfaz Rodriguez.


SUMARIO
A las cuatro p.m. la Presidencia dispuso so comprobase el quorum y al responder al pase de lis&a efectuado se-
tenta y tres sefiores Representantes, deelar6 abierta la sesi6n (Pkg. 3). Lectura del aeta de la sesi6n extra-
ordinaria de fecha veintiocho de los corrientes, la que fue aprobada en votaei6n ordinaria y sin modificaeio-
nes. (PAg. 3). Lectura de la Convocatoria a Sesi6n Extraordinaria, (PAg. 3,). Para una cuosti6n previa us6
de la palabra el senior Bravo Acosta, el que razond la misma en el sentido que el Dicta'nen de la Comisi6n
de hacienda y Presupuestos, que recomienda la aprobaci6n do los Proyeetos de Presupuerftos, ordinario y ex-
traordinario, para el afio fiscal de mil nov'eientos enarenta y site y Proyeeto de Ley de Bases para su ejecu-
ci6n, eonfeccionado por el Poder Ejecutivo y remiti dos a studio y resoluci6n de este Cuerpo Cologislador,


01









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

infringe el articulo doscientos cincuenta y ocho de la Constituci6n, por cuanto 1a confecei6n del Presupuesto'
Extraordinario es funci6n del Congreso, siendo int# rrumpido por los sefiores Fraile y Buttari, al solicitar la
palabra el senior Fraile para una interrupeit6n, el so hor George planted una question de orden en el sentido,
que el sefiorr Bravo Acosta concrete su proposui.i6n in vidental que la misma se someta a votaci6n inmediata-
mente, (Pag. 4). DespuBs de aclaraciones d.'l aeicr Fraile. 'a Presidencia rog6 al senior Bravo Acosta concre
tase su proposici6n incidental y declar6 no u.lmitiria r nra interrupeiones, aplicando el articulo ciento dos del
Reglamento (Pag. 7). Usaron de la palabra para lia;-:r .,r;lraciones de carActer reglamentario los sefiores
Pardo Jimenez A., Fraile, George y la Preridri la ,lu, de.:l.lr.. que el senior Bravo Acosta usaba de la palabra
al amparo del inciso tercero del articulo ciento eator ce y ratifie6 su anterior resoluci6n ide que no procedian
l.sI inierrupiiotii.. (Pig. 7'. El .ofiir Bravo A costa Inir. t s:, popos i'in n .1 l ti;1u d.- u lu. un. piocedia
I tratuniiento del Presupu.-stu Extraordinario. a qu .e r.-cfin rie e Ditailr.-n 1, 1.i inTllsiin de li aei-nda y. Pr.
_upuestos, por infringir cl artitulo doscieutos rincu ntn y oc, ho (l la C'.nstitucio6in P:g. La Pr.ii'sln.':.
dtrlar6 que souiieteria I vota. In I' aut':rirr j.roposb.*'l'" u llu llttlil, l .-l.ul( s d>1 nI' lir-:1tIIII dJ. Ioi .1-,irll-.u&
Geoige y Bravo A:.t.at, el ,efior CarhoIuell Andrirca n, plaul -o una iuct.ti.n.i d. ordel ..i n .l,. :i.n l,1 :ak.ti .n
,into cuatro d.l' Reglinitento, en rl sentido lque trat.;lid.,'e de un I'rovi, o ,I|. L,, 11. 1 Ilt.,'edi la i [,ril,:,:.i1
iin formnulndn por el sunor Bra\ii .\,-ostn v la Presi leucia Id cir.t I ,ir lur1 I r I t: (iltr nit a '11M tit1n. v Vn V u Ni I II
secuti.n n expone lu-r lu 'niiira r tno titie i que resol sul lro diI:. prop.jr si.i .n inr d.ii' tal i Pisg. 12i E-:l .
fior Bravo A, o lta apci'i ,le la resrolui6n Pr:-isidenrial Iper e tilar r qi, 1.-1, Is r.n r r.-u lt: -'i i ., uestiin i:. n *, t:I .i. i',
nominal (Pag. 12.'. Ei. v..ta,:h1,n uoniinal qoliciriado Pi r 01 4oir Bra,t .\ tl fu,: i': rititf...1 la -.hlii.- ..nI Pre-
sideneial por ochenta y un votes a favor y veinte y tires en contra. (PAg. 12). Usaron de la palabra los
sefiores Bravo Acosta, Cremata, Fraile. al que hizo aclaraciones de ear6eter reglamentario a su solicitud, la Pre-
sidencia, George, L6pez Castro, Martinez Fraga, Par do Jimnez A., Rodriguez P., y Urquiaga Padilla. (PAg. 12).
Hicieron uso de la palabra los sefiores Urquiaga Padilla, Buttari y Martinez Fraga, el senior L6pez Deustua
planted una cuesti6n de orden alrededor del articulo eiento treinta del Reglamento, exponi6ndole la Presideneia
que concederia la palabra al -.iir Martine.' Fraga, al amparo del inciso octav' del, artioulo ciento catorce, para
que fijase la postura del Coniite Parlamientari., del partido Dem6crata que preside; (P6gj. 20). Lectura del
Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuesti, al Proyecto de Presupuestos, ordinario y extraordinario
para el aio fiscal de mil noveeientos cuarenta y sie te y Proyecto de Ley de Bases para la Ejecuci6n de los
mismos, asi como los Votos Particulares formulados, siendo interrumpida la misma por el senior Le6n Fuentcs
a petici6n del cual se pas6 lista, respondiendo a la misma setenta y site sefiores Representantes, y comprobada
la existencia del quorum, continue la sesi6n. (Pag. 25). El. sefir Buttari retir6 los Votos Particulares que ba-
bia presentado. (PAg. 25). La Presidencia someti6 a discusi6n el Voto Particular formulado por el senior L6-
pez Castro, concediendo dos turns a favor y dos en contra. (Pig. 25). El primer turio en contra fu6 consu-
mido por el sefior Perez L6pez siendo interrumpido per el senior Pardo Jim6nez, A. (PAg. 2,6). El primer turno
a favor fu6 consumido por el senior L6pez Castro al que hicieron interrupciones los seliores Pardo Jim6nez A.,
Martinez Fraga, Buttari, Fraile y Suirez Rivas a petici6n del cual se pas6 list, a la que respondieron ochenta
y un sehiores Represontantes, per lo que comprobado el quorum, continue la sesi6n. (PAg. 28). Continue el
senior L6pez Castro su turno, sufriendo interrupciones de los sofiores Buttari. Bravo Acosta, Pardo Jim6nez A.,
y George. (PAg. 43). Lectura de los artieulos treinta y uno y treinta y dos de la Ley de Relaciones entire am-
bog Cuerpos Colegisladores y entire el Congreso y el Gobierno (Pig. 58). Continfi6 en' I liso de la palabra
el senior L6pez Castro terminando su turn. (Pag. 58). El segundo turno a favor us6 de la palabra el senior Gar-.
cia Montes, el que fu4 interrumpido por los sefiores Brayo Acosta, Pardo Jim6nez y Diaz Rodriguez (Pag. 61).
En v'otaci6n nominal interesada por el senior Pardo Ji rmnez fu6 rechazado el Voto Particular debatido por so-
tenta y nueve vops en, contra y dieciocho a favor. (Pag. 68). Explicaron sus votos los sefiores' Bravo Acos-
ta, Guas Inclin, Martinez Fraga y Pardo Jim6nez A. (Pig- 69). El senior Curti rog6 a la Presidencia se diese
cuenta con la suspensi6n de preceptos reglamentarios presentada.. (P6g. 771). La Presidencii de, conformidad
con el articulo eiento tres del Reglamento, declar6 dispondria dicha lecture. (P6g.. 72). El seflor Urquiaga
Padilla solicit6 pase de list y efectuada 6sta respondieron ochenta y dos sofeoreRs"epresentantes, por lo quo
comprobado el quorum continue la sesi6n. (Pag. '72). Lectura de la suspension de preceptos reglamentarios, sus-
crita por los seinores Curti, Mujal, Escalante, Llans6, Pardo Machado ty Carbonell Andricain. '(Pag. 75). La
Presideneia la someti6 a votaci6n nominal, quedando aprobada por setenta y nueve votos a favor y dieciseis
en contra. (Pag. 76). La Presidencia declar6 que a to nor de lo. dispuesto en la suspension de preceptos aprobada
los seilores Representantes presentarian su plit.n lrin de votos por escrito, el senior Urquiaga Padilla expuso
que esa prohibici6n no rezaba con el present caso y la Presidencia acept6 el eriterio- .dicho senior y expuso
que concederia la palabra a los fines de Is .plii 6n do sus votos. (P1g. 76). El senior Martinez Fraga
express que los Representantes del Pattitll Dn,,i6, rat.i que .lil.inn solicitado explicar sus votes la renunciaban,
a fin de que el lider del mismo ni.i:jr I:l postura de dicho Partido Politico. (Pag. 77). El senior Bravo Acosta
renunci6 la explicaci6n de su veto. (Pag. 77). Usaron de la palabra para explicar su voto, los sefiores Dorta
Duque, Fernandez Varela, Martinez Fraga y el sefier Rod6n el que hizo un Ilaipamiento a la cordialidad e in-
tores6 un receso de diez minutes. (P-'i. 77'. Exilicaron so voto los sofiores ITrquiaga Padilla' y Vega. (PA-
gina 812). (Abandona lape- irin.e i. I -.C *1 *lr il .on Garcia y la ocupa el senior Collot). (Pag. 86). El sefior
de Le6n Garcia us6 de la pl-l.-.rt y :ii.-,'. I,,.plianiento la coiducta que habia seguido desde la Presidencia
de este Cuerpo Colegislador y que continuaria ofreceendo, plenas garantias' a todos los sefiores Representan-
tes para el libre ejereciio de sue funciones. (Pg. '86).' (Los Reprqsentantes de los.-:Parti.dos oIem6cratas y Libe-
ral abandonan el Sal6n de Sesiones). (Ocupa nuevamOente la Presidencia el senior de Le6n Garcfa y la Secreta-
rta de la Minoria el seflor Lomberto Diaz RodrigueZ). Expli. ar'.i tambidn sus votos los senores Martin y
Rodriguez P. (Pag. 89). A petici6n del sefaor 0 e.rfe "...t "i. un receso de veinte minutes, suspendiendo
la Presidencia la sesi6n en tal virtud a las diez y vei"nt a.m. (Pg. 92). Reanudada a las one y eineo am.
se aord un nuevo recess de trinta minutes, susp diendo Presidencia la sosi6n, en tal virtud a las once
v scis a.m. (Pang. 94). Reanudado a las doce y cuatro p.m. se puso a discusi6n un Voto Particular formulado
nor el seofor Escalante. consumiendo un turn en contra el selor Mujal ya favor el sefor Esealante. (PAg. 94).
En rvotaci6n ordinaria fu rechazado el Voto; Particu Var. (PAg. 96). Lectura del Voto Particular del sefior Dor-
tn Dniae. el anl puesto a disensi6n consumii6 Ia prim n' turn n el senior Llnns6. (Pah. 96). A ruegos del sefior
TLlar 6 so coneedi6 un recess de diez minutes, a fin de on" IIn Prepidencip contin'iep las ppestionns one vienl reali-
,anndn ante In representaci6n de los Particdos Liber-al -" T)omerta v on su consecueniea. la Pr. -;.l..i-. si, s-
'nndi6 Ia seai6n a las doce y cuarenta v uno n.m. (PA" W97. 'R.inindnd n ,.las r doe v ei-neenta 'r dos. T a
Representaec6n Liberal hace su entrada on el HemiielA (T4'. 47'). UTA.dTTs la npaahra. el: nfior OCurti. (PA-
'ina 97). La Presidencia felicit6 a la Cmara per In -nlneiAnS dl esst" nrohleme v rlaspunl de extend'ersn en
consideracione" termin6 felicitando a la minoria. (Pa" 9'7. TEl senior TTr'nriano Padilln. P0 nombre v repre-
sentaci6n del Partido Liberal despubs de asradecer las fri"es d, los s"lfires durti v Ia Presidencia. di6 las rra-
ia.s a todos v espeeialmente al senior Rod6n. mnnifes+*ndo. sadoer6. ne, InT r prpsentnei6t liberal se mantendria
en el Hem iecelp para oir el discurso del doctor Dorta Dlnque. v luego se retiraria, (Pa g. 98). El primer turn









DIARIO DE SESIONES DE LA: CAMERA 3

a favor del Vote Particular lo consumi6 el aeftor Dorta Duque. (Pag. 99). El sefior Rivero Seti6n, consumi6
el segundo turn en contra. (Pg. 102).. En votaci6n ordinaria fu6 rechazado el Voto Particular. (Pag. 103).
Lectura del Dietamen de la Comisi6n de Hacienda y Presipuestos, al Proyceto General de Presupuestos para el
aiio mil nov'eeientos cuarenta y siete, asi como su Ley de i3ases para su ejecuci6n y las enmiondas presentadas,
y puesto a discusi6n us6 de la palabra en contra el sofior Ara. A favor la us6 el soior Vega. (P6g. 103). El
cfior Rod6n retir6 todas las enmiendas que habia pre sontado, manteniendo solamente la que se refiere al pago
de la millon6sima de los maestros de instrueci6n pri maria. (P6g. 107). En votaci6n nominal fu6 aprobado el
Dictamen, asi como el Proyeeto de Ley de Bases para el afio de mil noveeientos cuarenta y site, por setenta
y siete votos a favor y ninguno en contra. (Pkg. 10S6. A propuesta del senior Diaz Ortega se concedi6 un
receso de quince minutes, y en virtud del acuerdo, la Presidencia suspendi6 la sesi6n a las tres y veinte y tires
p. m. (Pag. 111). Reanudada la sesi6n a las trees y cin'uenta y nueve p.m., so le di6 lecture a una enmienda
suscrita por log lideres de los Partidos sobre creaci6n de Eseuelas del Hogar e .Ciego de Avila, Manzanillo,
Guanttnamo y Victoria de las Tunas, la que fud aprobada en V'otaci6t ordinaria. (Pag. 112'). Lectura de una
Enmienda suscrita por los Partidos de la Mayoria, eq niparando los CatodrAticos de los Institutos de Segunda
Ensefianza y personal doeente, la que fu6 aprobado en votadi6n ordinaria (Pig. 113). Aprobado definitivamen-
to el Proyeeto General de Presupuestos Ordinario y Extraordinario para el afo mil novecientos cuarenta y shl-
to .y el Proyeeto de Ley de Bases para su ejecuci6n, con las enmiendas referidas so acord6 remitirlo directa-
monte at Senado a los efectos constitucionales. (PAg 11). El senior Curti felicit6 a la Camara y muy ospe-
cialmente al senior Presidente. (Pag. 113). Los sefiores Escalante, Llans6 y Pardo Machado, hiciron las mis
mas nanifestaeiones. (Pag. 112,). La Presidencia agi adci6 los donceptos vertidos y trasmiti6 dicha felicita.
ci6n a los Miembros de la Mayoria y de la Minoria, a los fi'icionnrios de este Cuerpo Colegislador y a la Pren-
sa per la cooperaci6n prostada. (Pig. 113). Y agota o el Orden del Dia levant la sesi6n a las cuatro y doce
p.m. del dia treinta de los corrientes, mes y aflo.


SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Se va a
comprobar el qu6rum, Sres. Representantes.

(ElOificial de Actas efectia el pase de lista).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): 1Falta algin
senior Represcntante por responder al pase de lista?

(Silencio).

Han respondido al pase de list 75 sefiores Re-
presentantes.

Respondieron al pase de lista los seiores Repre-
scntantes: Acosta, Aldereguia, Alonso Alvarez, Alvarez
Lefebre, Alvarez Recio, Ara, Aragonds, Armenteros,
Blanco Torres, Bohorques, Camejo, Canut, Carbonell
Andricain, Codina, Collot, Cruz Chiner, Curti, Diaz
Fernandez. Diaz Ortega, Diaz Rodriguez, Dorta, Du.
cassi, Escalante, Escribano, Esteva, Fernandez Mar-
tinez, Garcia, Benitez, Garcia Menocal, George, G6-
imez Quintero, Gonzilez Posada, Gutidrrez Casanova,
IHernndez de la Barca, Hernandez Tellaheche, L6.
icz Dcustua, Luzardo, Llans6, Martin, Mora, Mujal.
Nibot,. Ochoa, Ordoqui, Pag6s, Pardo Machado, Pc-
fia, Pcquelo, Perez L6pez, Pino Martinez, Pino Pe-
rcz, Pino Santos, Puentes Rodriguez, Puentes Sali-
nas, Remedios, Rivero Partagis, Rivero Setidn A.,
Rivero Seti6n M., Rodes, Rod6n, Rodriguez Cartas,
Rodriguez Rodriguez P., Rodriguez Rodriguez S.,
Rojas, Rosales, Sinchez Mastrapa, Sera, Serrano, Sol-
devilla, Vega, Vinent, Orizondo, Beltrin y de Le6n
Garcia.


Hay qu6rum.

Se abre la sesi6n.

(Eran las 4.30 p. m.).

Se va a dar lectura al acta de la scsi6n ante-


(El Oficial de Actas la lee):

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA):
cl Acta?

(Senales afirmativas).


ZSe aprueba

1


Aprobada. .

Se va a dar lectura a la Convocatona.

(El Oficial de Actas lee):

CONVOCATORIA

De conformidad con el articulo sesenta, y nueve
dcl Reglamcnto de cste Cuerpo Colegislador, y el
virrafo final del articulo treinta v uno de la Ley de
Relaciones entire ambos Cuerpos Colegisladores y en-
tre el Congreso y el Gobierno, convoco a la Camara
de Representantes, a sesi6n extrao:rdinaria. para el
dia de mariana, viernes veintinueve de los cursan-
tes, a las tres p. m., a fin de discutir y votar el si-
guiente: ..








4 DIAAIO DE SESIONES DE LA CAMERA


ORDEN DEL DIA

UNICO: Dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos al Proyecto de Presupuestos, ordina-
rio y extraordinario para el aiio fiscal de mil nove-
cientos cuarenta y siete y Proyecto de Ley de Bases
para la ejecuci6n de los mismos y Votos Particula-
Sres formulados.

La Habana, Noviembre 28 de 1946.

RUBEN DE LEON.
President.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO).: Pido la palabra
para plantear una cuesti6n previa a la Cimara en
relacion con lo que se va discutir.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Senior President
y sefiores Representantes:
La Camara, al producirse en todo aquello que se
somete a su consideracion, y especialmente en su de-
ber de dotar de leyes a la Rep6blica, tiene que cui-
dar muy much del cumplimiento exacto de los pre-
ceptos constitucionales. Hoy Se ha traido a la conside-
raci6n de la Camara el Proyecto de Ley que es mas
esencial para cualquier pueblo que quiere vivir de-
mocriticamente y organizado en forma que pueda
tender a las necesidades nacionale, el Proyecto de
Presupuestos con su Ley de Bases. Permitame la Ca-
mara que antes de hacer la Proposici6n que he de
someter como cuesti6n previa, mencione algunos pre-
ceptos legales en los cuales me fundamento para ob-
tener de la Camara la interpretaci6n, la declaraci6n
que estimo debe ser previa a la discusi6n de la Ley
de Presupuestos.
El Constituyente del 40, al considerar la necesi-
dad y la posibilidad de un Presupuesto extraordina
rio, hizo la distinci6n que correspond entire el Pre-
supuesto annual y el Presupuesto extraordinario, de
tal manera que en el articulo 258 de la Constitu-
cion establece las dos diferencias: la del presupuesto
annual, que es el ordinario, y la del Presupuesto ex-
traordinario, en los casos en que 6ste sea necesario.
Y tal es la distinci6n que hace de un Presupuesto
a otro, que sefiala de manera especifica a quien co-
rresponde la formaci6n de uno y la formaci6n del
otro.

Es tal la especificaci6n que hace el Constituyente
y tan clara, que la Camara no tiene mis remedio que
seguir literalmente lo que ese precepto constitucio-
nal determine. Yo me voy a permitir leer el Articulo
258 de la Constituci6n: (Lo lee). Es decir, que el
Constituyente -y eso tiene que aceptarlo el Congre-
so- sefiala que el Ejecutivo hace y prepare el Pre-
supuesto annual, pero cuando se refiere a un Presu-
puesto Extraordinario, no es el Ejecutivo el que tiene
intervenci6n en la formaci6n del mismo. Es el Con-
greso el que tiene que determinar la necesidad del
Presupuesto Extraordinario. Es tan claro este precep-
to que nos encontramos que no puede el Ejecuti\o


tratar del problema de Presupuesto extraordinario.
Luego, el Congreso atendiendo a ese precepto, ha-
ciindolo bueno en la Ley de Relaciones entire ambos
cuerpos y entire el Congreso y el Poder Ejecutivo, en
su articulo 34 trata todo lo que hay que hacer.sobre
Presupuesto annual y por que no trata del extraordi-
nario? Porque no tiene nada que ver el Ejecutivo
en la formaci6n del mismo. Asi es que este pre-
cepto constitutional da potestad al Congreso en la
formaci6n del Presupuesto extraordinario y el no per-
mitir al Poder Ejecutivo que se mezcle en esa fa-
cultad dada al Congreso de la Rep6blica, viene rati-
ficada en la Ley de Relaciones entire ambos Cuerpos
y el Poder Ejecutivo, sancionada por el Presidente
de la Rep6blica y en vigor.
Si hubiera querido darle alguna participaci6n el
Poder Ejecutivo en la formaci6n del Presupuesto ex-
traordinario, seguramente que el Congreso en la Ley
de Relaciones hubiera establecido la forma en la cual
podia intervenir el Poder Ejecutivo en la formaci6n
del Presupuesto Extraordinario. Ademis, aim dindo-
le la facultad al Poder Legislativo, constrifie al Con-
greso, sefialandole los moments en que puede acor-
dar un Presupuesto extraordinario, ya que la Cons-
tituci6n dice, que ha de ser solamente en casos de
perentoria necesidad. Luego, esti perfectamnente de-
limitada cual ha de ser la intervenci6n del Ejecutivo
y cuil la intervenci6n del Congreso en la forma-
cion del Presupuesto extraordinario. El Poder Ejecu-
tivo, cumpliendo lo dispuesto en la Constituci6n y
en la Ley OrgAnica del Poder Ejecutivo, en vigor,
mand6 el Mensaje con el ante-Proyecto de Presupues-
tos, y la primera extralimitaci6n del Ejecutivo en este
aspect es que en ese presupuesto anpal, incluye lo
que no es de su potestad: el presupuesto extraordina-
rio. No puede el Poder Ejecutivo lesionar las atri-
bucioner del Congreso respect del Presupuesto ex-
traordinario y sin embargo, lo hizo en el Mensaje
que envi6 al Congreso, y que forma de ambos Pre-
supuestos un solo Presupuesto, queriendo hacerlo apa-
recer como una entidad uinica aunque despues lo dis-
grega y forma dos en su desarrollo.
SR. FRAILE (CARLOS): ZMe permit una interrup-
ci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el senior Fraile.
SR. FRAILE (CARLOS): Seior Presidente y sefio-
res Representantes:
El problema que somete a la consideraci6n de
la Camara el distinguido compainero Bravo Acosta,
es de una trascendencia extraordinaria. El esta esta-
bleciendo la diferencia en la tramitaci6n del Presu-
puesto ordinario y el Presupuesto extraordinario. Yo
estoy absolutamente de acuerdo con la tesis de Dere-
cho Constitucional que plantea el distinguido compa-
fiero, y veamos por qu6.
Cuando se trata del Presupuesto Ordinario la
Constituci6n es terminante y dice que la formaci6n
de los Presupuestos anuales del Estado corresponde










DIARIO DE SESIONES DE LA CAM1ARA 5
; / '


al Poder Ejecutivo y su aprobaci6n o modificaci6n
al Congress de acuerdo con otros articulos que to-
dos conocemos. Ahora bien, cuando se trata de un
Presupuesto Extraordinario, como 61 lo determine,
no es el Ejecutivo el que puede former el Presu-
puesto, es el Congreso el que tiene que hacerlo a
tenor de las circunstancias excepcionales a que se re-
fiere la propia Constituci6n, es decir tienen que exis-
tir necesidades perentorias que tal cosa justifiquen,
necesidades que tiene que recoger el Congreso por
medio de una Ley. Vemos, pues, en un caso corres-
ponde al Ejecutivo el studio y formaci6n de los
Presupuestos anuales del Estado, y en el otro caso,
en el caso del Presupuesto Extraordinario, esta ini-
ciativa corresponde al Congreso. Podra el Ejecutivo
dirigirse al Congreso y sugerir la aprobaci6n de un
Presupuesto Extraordinario, pero es de aqui de donde
tiene que surgir el presupuesto de acuerdo con lo
que determine el Articulo 258 en su pirrafo final
de la Constituci6n que dice: "El Presupuesto Ordi-
nario serA ejecutivo con la sola aprobaci6n del Con-
greso, que lo hard publicar inmediatamente". Esto,
por consiguiente, no se produce en el caso del Presu-
puesto Extraordinario. jPor que? Porque en el Pre-
supuesto Ordinario surge por iniciativa del Ejecutivo
v nosotros lo modificamos y haciendo uso de nuestra
facultad lo enviamos directamente a la Gaceta, sin
que tenga que volver de nuevo al Ejecutivo, mientras
que en el Presupuesto Extraordinario, como es el cri-
terio del Congreso en relaci6n con el cual nada tiene
que ver el Ejecutivo, no puede ir directamente a la
Gaceta, sino que tiene que ir directamente al Eje-
cutivo para su aprobaci6n. Vemos pues c6mo de ma-
nera tan clara la Constituci6n resuelve estos dos pro-
blemas. Podra argumentarse que .ese Presupuesto Ex-
traordinario que rige es product de un Acuerdo-Ley
del Congreso. Absolutamente de acuerdo con esa
tesis, y en relaci6n con este PresuPuesto Extraordinario
mantengo el criterio .de que se puede prorrogar el
mismo, pero para introducir modificaciones en 61,
como lo hace el Ejecutivo, es unicamente el Con-
greso quien tiene facultad para hacerlo. Por lo tan-
to si el Ejecutivo nos hubiera remitido el mismo
Presupuesto Extraordinario, estariamos prorrogando un
Presupuesto otorgado por una Ley, pero cuando hace
un nuevo Presupuesto, como el que nos ha sido re-
mitido, esta invadiendo una facultad del Congre-
so.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continia en
el uso de la palabra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo decia que el
senior Presidente de la Rep6blica...
SR. BUTTARI (EDGARDO): Me permit una inte-
rrupci6n el compafero Bravo Acosta, con la venia
de la Presidencia.

SR. BRAVO ACOSTA (AINTONIO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la
palabra el senior Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Para aclarar al compaiiero Bra-
vo Acosta y al mismo tiempo extender aun mIs el


criterio mantenido sobre la inconstitucionalidad del
Presupuesto Extraordinario, incluido en el mismo Pro-
yecto de Ley de Base del Presupuesto Ordinario, man-
tenido por el sefior Carlos Fraile.

En una Ponencia, convertida en Dictamen por la
Comisi6n de Hacienda y Presupuesto, a propuesta
del senior Fraile, la mencionada Comisi6n, aprob6 pot
unanimidad lo siguiente: articulo septuag6simo: "El
Presupuesto Extraordinario s61o podri... (Siguen le-
yendo) ".

Y yo quisiera senior Presidente- y sefiores Repre-
sentantes, que la Camara prestara atenci6n a este
acuerdo torado por unanimidad en el seno de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos sobre la Ley
Organica de los Presupuestos. Unicamente los ingre-
sos extraordinarios podrin nutrir los Presupuestos Ex-
traordinarios. Ese es un acuerdo de la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos de la Camara de Repre-
sentantes.

Por lo demis, la propia Ley nimero 34, de 23 de
Diciembre de 1941, determine perfectamente to que
es un Presupuesto Extraordinario y que ingresos pue-
den cubrit el Presupuesto Extraordinario. En el ul-
timo pirrafo del inciso primero, se declara lo si-
guiente: "El Ejecutivo... (sigue leyendo").

Y yo quiero manifestar lo siguiente: el Ejecutivo
ha enviado a esta Camara de Representantes dos pre-
supuestos; un Presupuesto Ordinario y un Presupues-
to Extraordinario. AdemAs, que el Ejecutivo viola
con la elaboraci6n y confecci6n de ese Presupuesto Ex-
traordinario, mas de 30 articulos constitucionales que
debieron tenerse en cuenta en el texto de la Ley de
Bases, el Ejecutivo, cometiendo la mis violent y es-
candalosa transgresi6n constitutional excluye del Pre-
supuesto Ordinario.setenta millones de pesos, sustrai-
dos de las necesidades administrativas del Estado. La
oposici6n. los partidos de la oposici6n, en esta Ca-
mara de Representantes, en su oportunidad, en la
defense de los Votos Particulares presentados y en
la oposici6n constructive y serena que hara desde
el punt de vista tecnico y constitutional, desde el
punto de vista de los Tratados y Doctrinas sobre
Hacienda Piblica, combatieramos la Ponencia de esa
mayoria Pero queremos sefialar de una manera con-
creta y firme hasta donde se va a colocar esa mayo-
ria, aceptando lo que constitute la mas violent de
las transgresiones de todos los principios constitucio-
nales y que afecta a la conciencia national en cuanto
al respeto 9 laI Constituci6n que constitute la exclu-
si6n de setenta millones de pesos del Presupuesto
Ordinario, con olvido y agresion manifiesta para los
intereses respetables de todos esos servicios que vie-
nen a satisfacer grandes y apremiantes necesidades na-
cionales.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continla en
el uso de la palabra el senior Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo decia que el
scefor Presidente de la Republica, al enviarnos el
Mensaje con el Ante-Provecto de Presupuestos en la
forma que lo habia realizado, significaba una trans-
Sgresi6n de la Constituci6n.









6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Pudiera ser que fuera extrafio que nosotros nos
sorprendi6ramos de esta transgresi6n constitutional,
cuando tan acostumbrados nos tiene el senior Presi-
dente de la Rep6blica, al violar la Constituci6n cons-
tantemente, no obstante sus ofrecimientos de antes
de Ilegar al Poder y despu6s de estar en el Poder.
Pero la realidad es que se verifica una transgresi6n
de !a Constituci6n. La responsabilidad de los Pre-
supuestos, cuando vayan a la Gaceta, no correspon-
dera al Ejecutivo: correspondera al Congreso, porque.
en definitive, de acuerdo con la Constituci6n, lo
que es valido, lo que ha de resultar legal, es, como
ecia el senior Fraile, despues que el Congreso, al dis-
cutir el anteproye'cto, haga las modificaciones indispen-
sables, de acuerdo con la .Constituci6n. Por tanto, la
responsabilidad es del Congreso; y el Congreso tiene
que velar por el respeto a la Constituci6n y por el
respeto a si mismo, votar una Ley que no pueda
ser anticonstitucional.

Por ello, yo me pregunto: .Puede la Camara en-
trar en el studio de estos Presupuestos anticonstitu-
cionales? Pudiera decirse que puede entrar, a virtud
del acuerdo de la Comisi6n de Hacienda y Presu-
puest's, porque este acuerdo de la Comisi6n expre-
sada, por votaci6n de mavoria, acepta la remisi6n he-
cha por el Poder Ejecutivo, y entra en el mismo a es.
tudiar todos los problems planteados por el Podei
Ejccutivo, incluyendo los Presupuestos extraordinarios
en el ordinario, a lo que nos opusimos.
La Ponencia, al realizar su trabajo, en relaci6n con
los Presupuestos, esti aceptando la forma y la vio-
laci6n realizada por el Poder Ejecutivo. El Ponente
debi6, a mi modesto juicio, haber entrado en el es-
tudio de,la constitucionalidad o no, del Mensaje y del
Ante-Proyecto de Presupluestos, para entonces, de
acuerdo con este studio, ofrecer a la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos lo que debi6 ser la soluci6n
legal y constitutional; pero el Ponente acept6 el an-
teproyecto, sigui6 el camino trazado por el Mesias, y
era natural que aceptara lo que el Mesias decia...
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, a su vez,
por mayoria de votos, acepta el criteria del senior
onente, de que es possible traer a. la CAmara un
Presupuesto inconstitucional, por virtud de la intro-
misi6n hecha en el Presupuesto annual ordinario, del
Presupuesto extraordinario. Pero la Camara es, la
que, en definitive, tiene que resolver sobre la proce-
dencia o no de la discussion del Presupuesto, a virtud
del Dictamen remitido por la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos.

SK. FRAILE (CARLOS): MMe permit una inte-
rrupci6n?
SR. GEORGE (QUINTIN): Para una cuesti6n de
orden, pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el sefor George.

SR. GEORGE (QUiNTIN): Sefior Presidente v se-
fiores Representantes: El que habla compare en su
casi totalidad los razonamientos del senior Bravo Acos-
ta, que estAn comprendidos en su gran parte en el
luminoso Voto Particular que ha formulado al Dic-


tamen el distinguido Representante senior L6pez Cas-
tro, y que tiene el que habla el prop6sito de votarlo;
pero, subsidiariamente, aunque no tuviera la suerte de
sacar el Voto Particular, que, a mi juicio, es superior
al Dictamen, con mis respetos para el Ponente y a la
Mayoria que vot6 en favor de la Ponencia, elevin-
dola a Dictamen; queria decir, de paso, a los sefores
Representantes, que no estoy en desacuerdo con todos
estos razonamientos y todas esas alegaciones del Re-
presentante que ha hecho uso de Ia palabra; pero
queria plantear la cuesti6n de orden, que inmedia-
tamente voy, sencillamente, a explicar, aclarando que
no es mi deseo limitar los extraordinarios recursos que
tienen los lideres de los Partidos Liberal y Dem6-
crata para impedir, si se puede, que salgan los Pre-
supuestos dentro del plazo que seialan los precep-
tos constitucionales. Pero es bueno que la Minoria y
la Mayoria se coloquen tambien dentro del marco del
Reglamento. Si se peca por defecto, tambi6n se pue-
de pecar por exceso dentro del cuadro de la Mino-
ria. Cuando se pide la palabra para una cuesti6n
previa, se esti indicando que se va a pedir para ha-
cer una proposici6n incidental, todas las cuales son
previas a las cuestiones que se someten a la consi-
deraci6n de la Cimara. Pero cuando. en lugar de
cumplirse con el precepto reglamentario, que dice que
cuando se va a hacer una proposici6n incidental, se
haga por escrito, o si no, se debe explicar sin razo-
nar, y esto no se realize, asi, se esta violando el Re-
glamento, y no tendri derecho entonces un Repre-
sentante de la Minoria, cuando la Mayoria quiera
reducir el ttrmino a que tiene derecho un Repre-
sentante en la explicaci6n del voto o en consumer un
turn.
Yo pido. pues, al senior Presidente de la Camara
que, tenie'do en cuenta que su indulgencia pueda
afectar el derecho de los demas sefiores Represen-
tantes que aqui se sientan, aplique estrictamente el
Reglamento; es decir, que como delegaci6n de cada
uno de los sefiores Representantes que aqui nos sen-
tamos, no puede la Presidencia, sea por indulgencia,
o por consideraci6n especial de cortesia hacia un Re-
presentante, cercenar el derecho que tienen los demas
sefiores Representantes de que, se aplique el Regla-
mento.

Por tanto, pido- por mediaci6n de la Presidencia
al distinguido Representante que pidi6 la palabra
para una cuesti6n previa, que explique en que con-
siste esa cuesti6n previa, si es de las que especial-
mente se expresan en el Reglamento, es decir, dentro
de las cuestiones incidentales, y si se saliera, de las
que taxativamente sefiala el Reglamento.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Llamada al
orden, al amparo del Articulo 1o2 del Reglamento, la
Presidencia comunica al doctor George que el doctor
Bravo Acosta esti en el uso de la palabra para una
cuesti6n incidental, y no se pueden conceder interrup-
ciones.

S. FRAILE (CARLOS): Para una interrupci6n, pido
la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la
palabra el sefior Fraile,









WARIO DE SESIONES DA JA CAMA1iA 7


SR. FRAILE (CARLOS): Yo acabo de recibir una
lecci6n en materia reglamentaria y quiero justifi-
car mi conduct ante esta CAmara. Yo, que trato
siempre de mantenerme dentro del Reglamento, quie-
ro decir a mi distinguido compafiero senior Quintin
George, que al plantear 61 la cuesti6n de- orden, co-
menzo por violar el Reglamento, porque de acuerdo
con el Articulo 123, mi distinguido compafiero debi6
haberse limitado a determinar cual era el articulo que
consideraba infringido y muy breve y sucintamente
haber explicado los fundamentos. Sin embargo, nos-
otros nos hemos deleitado escuchando las palabras
del senior George durante quince minutes, sobre ma-
teria reglamentaria. Lo cual quiere decir, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, que aqui, o se
aplica estrictamente el Reglamento, .lo cual es muy
dificil, y nunca se ha logrado en esta Camara, o se
cae, como hace la Presidencia, con buen juicio, en el
terreno de la gentileza parlamentaria. Y es por esa
raz6n por la cual este Representante, como otros dis-
tinguidos compafieros, se, ha permitido el lujo, digA-
moslo asi, de hacer interrupci6n extrarreglamentaria
a mi distinguido compafiero seflor Bravo Acosta.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para una cuesti6n de
order.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARciA): Tiene la pa-
labra el senor George.

SSR. GEORGE (QUINTIN): El Articulo 122 del Re-
glamento dice:

"El que usare de la palabra para hacer alguna
proposici6n que no es precise formular por escrito,
lo harA sin explicaciones de ninguna clase, Jimitindose
a formular escuetamente la proposici6n que desee pre-
sentar".

Y cl segundo parrafo del, Articulo 102 del Re-
glamento dice:
"No podri interrumpirse la discusi6n y votaci6n
de ningin asunto por medio de alguna proposici6n
.que no sea de las expresamente determinadas en este
Capitulo.
Como quiera que el distinguido compafiero dice
que emple6 quince minutes, debo aclarar que en mi
corto razonamiento solamente hube de emplear cua-
tro minutes. Mi prop6sito era dejar sentado que con,
venia a la Minoria colocarse dentro del Reglamento,
para estar en aptitud luego de exigir tambi6n a la
Mayoria que se ajustara al Reglamento.
Yo pido a la Presidencia. que la c ue'ti6n de
orden planteada por mi, que no, admite discusi6n,
la resuelva en contra mia si quiere, pero que la re-
suelva sin conceder a mAs nadie el uso de la pala-
bra porque no procede por ser una. cuesti6n. de or-
den.

SR. FRAILE (CARLOS): Para una cuesti6n de or-.
den, senior Presidente.
SR, PRESIDENT (DE LEON GARCIA):. Pero es que
el senior Qiintin George ha planteado una cuesti6n
de orden que no ha sido resuelta...


SR. FRAILE (CARLOS): Pero yo planteo otra cues-
ti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La Presiden-
cia se ve en el caso previsto, de acuerdo con el Re-
glamento, de poner a votaci6n la cuesti6n de orden
planteada por el senior Quintin George.
SR. FRAILE (CARLOS): Pero es que el precepto
a que se refiere el sefnor George no rige, es una
enmienda que no fu6 aprobada por la Camara.
SR. DE LEON (MIGUEL): Para una informaci6n,
senior Presidente.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La Presiden-
cia ruega a los sefiores Representantes que presten
atenci6n a lo que va a resolver, sobre la cuesti6n
de orden planteada por el senior Quintin George, y,
la Presidencia, de acuerdo con el Articulo 102 del
Reglamento, anuncia a la CAmara que no concedera
la palabra para interrupciones a la cuesti6n que esti
planteando el seflor Bravo Acosta. Contin6a en el
uso de la palabra el senior Bravo Acosta,
SR. FRAILE (CARLOS): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): ZPara qu6
pide la palabra el senior Representante?
SR. FRAILE (CARLOS): No voy a plantear de nuevo
la cuesti6n de orden, pero el parrafo del Articulo 122
-y era lo que queria aclarar- en el cual se funda-
menta mi dilecto compafiero el senior George para
plantear su cuesti6n de orden no ha sido aprobado

por la Camara. Vea la presidencia que esta en le-
tra bastardilla, fu6 una enmiepda que se present y
no fu6 aprobada, por consiguiente, es letra muerta, no
rige en la Camara de Representantes.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La Presiden-
cia no ha resuelto la cuesti6n de orden planteada
por el senior Quintin George al amparo del Articulo
122, sino al amparo del Articulo 102 del Reglamento,
en virtud del cual concedi6 la palabra al senior Bravo
Acosta para proponer una cuesti6n incidental y que
dice textualmente que:

"No podra interrumpirse la discusi6n ,y vo-
taci6n de ningun asunto por medio de alguna
proposici6n que no sea de las expresamente de-
terminadas en este capitulo".

Continua el senior Bravo Acosta en el uso de
la palabra.

SR. FRAILE (CARLOS): Luego, cabe la discusi6n;
puede haber discusi6n, aunque no debate.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): La Presiden-
cia ruega al senior Bravo Acosta que continue en el
uso de la palabra y saber qu6 es lo que va a plan-
tear.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Pido la palabra,
para una cuesti6n de orden.









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
II ( I .. . I I .... ... .. __; : I___._. _.... I I ll, _o lll [


SR. FRAILE (CARLOS): Que cite el articulo que
consider infringido.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): gQu6 articulo
consider S. S. infringido?

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): El 102 del Regla-
mento. i .

SR. FRAILE (CARLOS): Que se lea el Articulo o12,
sefior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El Articula
102 dice "que s61o podran presentarse en el curse
de un debate las proposiciones incidentales que se
relacionen c6n el asunto de que se trata. ", -como,
en este caso lo hace el senior Bravo Acosta- ..."y
siempre que tengan por objeto suprimir, suspender o
facilitar la resoluci6n de aqu'1. No podra interrum-
pirse la discusi6n y votaci6n de ningin asunto por
medio de alguna proposici6n que no sea de las ex-
presamente determinadas en este capitulo".

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sefior President:
Como quiera que la resoluci6n de la Presidencia
no deseo que cree un preoedente en la CAmara que
lesione los intereses de cada Representante, y estimo
qu no se ajusta a los preceptos invocados por la Pre-
sidencia, porque se refiere precisamente a no inte-
rrumpir la discusi6n de un asunto ni la votaci6n de
un asunto con cuestiones ajenas a la material que va
,a resolverse con la cuesti6n previa planteada; y como
quiera que lo que va a prohibit la Presidencia con
su resoluci6n es la interrupci6n en la discusi6n del
aiunto planteado por el senior Bravo Acosta, estimo
que se ha infringido el Reglamento y pido a la Presi-
dencia que ampare a los sefiores kepresentantes en
el uso del derecho que tienen para interrumpir en los
casos que proceda por el Reglamento, al senior Bravo
Acosta, en el planteamiento que esti haciendo de
una cuesti6n previa de las no resueltas al amparo
del Articulo 114. Y toda vez que las interrupciones
que se hagan van a relacionarse con la discussion que
se tenga y con la votaci6n que se opere sobre el asun-
to sometido a debate, no es possible que se aplique en
una forma restrictive ese precepto, para los iderechos
que tienen los sefiores Representantes a interrumpir
en relaci6n con la discusi6n v con la votaci6n de la
cuesti6n previa planteada.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En concrete,
Zqu6 plantea el sefior Pardo Jim6nez? ZApela de la
resoluci6n de la Presidencia, para someterlo a la con-
sideraci6n de la Camara inmediatamente?

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Planteo que recti-
fique la resoluci6n la Presidencia en el sentido de
que no se aplicard en cuanto a las interrupciones que
tengan relaci6n direct con la cuesti6n planteada
por el comp.iairo senior Bravo Acosta o por cualquier
compafiero en una cuesti6n previa que tenga que
resolverse de acuerdo'con el Articulo 114 del Regla-
mento.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): La Presiden-
cia no rectifica la resoluci6n que anunci6 a la C4-


nmara, porque al amparo de los Articulos 1oz y 103
hasta el 114, el senior Pardo Jim6nez puede conven-
cerse de que la Presidencia ha resuelto que no pro-
ceden interrupciones cuando se trata como en este
caso, de una proposici6n incidental.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Como no estoy con-
forme con la resoluci6n de la Presidencia y no es
mi prop6sito apelar de la misma porque lo dije ya que
lo que queria era que no se sentara un precedent
que viniera a coartar los derechos de los sefiores Re-
presentantes, hago esta explicaci6n para que quede
constancia de que los sefiores Representantes podrin
hacer las interrupciones que sean conoedidas de acuer-
do con el Reglamento, como cosa previa, o sea, cuan-
do se trate de una cuesti6n previa como la que ha
de resolverse de acuerdo con el Articulo 114.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para una pregunta, senior
President.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente: sobre
qu6 asunto.:.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Ruego al se-
fior Quintint George que permit que contintie en el
uso de la palabra el sefior Bravo Acosta.

SR. GEORGE (QUINTIN): Es una cuesti6n de orden
la que planteo.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA)': ZAl amparo
de qu6 articulo...? /

SR. GEORGE (QUINTIN): Del 114.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior George.

SR. FRAILE /(CARLOS): Que se lea el Articulo in-
fringido, senior Presidente.

SR. GEORGE (QUINTIN): Sefior celador reglamen-
tario, el compafiero Fraile, lo voy a leer yo...

SR. FRAILE (CARLOS): No, senior, lo tiene que
leer el locutor...

SR. GEORGE (QUINTIN): jNo, c6mo no, lo voy
a leer yo, porque tengo derecho a hacerlo, y des-
pues si S. S. lo desea, que lo lea el locutor.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): De acuerdo
con el Reglamento, el seflor Representante que plan-
tea la cuesti6n de orden al amparo del Articulo 114
puede empezar ley6ndolo o solicitar que se lea el Ar-
ticulo que consider infringido. Tiene la palabra el
senior George.

SR. GEORGE (QUINTIN): El Articulo 114 del Re-
mento dice:

"S6lo se podri hacer uso de la palabra:
1. Para consumer alguin turno en pro o en con-
tra de una proposici6n, enmienda, dictamen
o voto particular, despuds de abierta la dis-
cusi6n;










DIARIO DE SESIONES PE LA CAMERA 9 '


2. Para rectificar hechos y concepts emitidos
en el curso de un debate, cuando se ha con-
sumido un turn en 1l;


3. Para hacer alguna proposici6n de las que no
es precise formular por escrito;

4. Para cuestiones de Orden;

5. Para hacer preguntas o ruegos;
6. Para contestar preguntas o alusiones;

7. Para retirar alguna proposici6n o enmienda;
8. Para hacer alguna aclaraci6n;

9. Para dar cuenta del resultado de alguna co-
misi6n especial.

El que cediere a otro la prelaci6n en el uso de
la palabra, se entender, que la renuncia.
No hay otro motivo taxativamente sefialado y
el primer parrafo, inicial de este Articulo dice que
s6lo se podrAi hacer uso de la palabra en estos casos.
El senior Bravo Acosta se levanta y con la autoridad
y el talent que le es peculiar, le dice a la Presidencia
que para una cuesti6n previa, y cuestiones previas son
todas las que se quieran plantear interrumpiendo el
curso o inicio de una discusi6n.

Yo digo a la Presidencia que tiene la obligaci6n
de preguntarle al senior Bravo Acosta cuil es el mo-
tivo por el cual pide la palabra y que la Presidencia
se lo diga a la CAmara para que sepa sobre qu6 asunto
va a hablar. Es, pues, necesario que diga cual es la
proposici6n incidental y que sin discussion se someta
a votaci6n de la Cimara, porque el Reglamento tam-
bi6n expresa que sin discusi6n se deben votar estas
cuestiones incidentales.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Llamada al
orden por segunda vez la Presidencia ruega al senior
Bravo Acosta que manifieste concretamente al am-
paro de qu6 articulo pide la palabra, para poder la
Presidencia ampararlo en el uso de la misma, y para
que la Camara pueda conocer y resolver de la cuesti6n
que plantea el senior Bravo Acosta.

La Presidencia, ruega a los sefiores Representan-
tes que permitan al senior Bravo Acosta contestar.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Pjdo la palabra para un
ruego.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En su oportu-
nidad senior Buttari. Tiene la palabra para contestar,
el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior President
y sefiores Representantes: Si la Camara hubiera pres-
tado un poco de atenci6n, mejor dicho la Camara no,
algunos compafieros, al inicio de mi proposici6n de
la cuesti6n previa, seguramente sabria ya, porque lo
sabe la Presidencia y lo sabe la CAmara, y lo he dicho


yo, que voy a plantear como cue-tidn previa la in-
constitucionalidad y la incompetencia de la Camara
para discutir un Presupuesto que no tiene forma cons-
titucional.
SR. FRAILE (CARLOS): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para una cuesti6n de orden el senior Fraile.

SR. FNMILE (CARLOS): No hay derecho para que
a un Representante que esta razonando un problema
que plantea por via de cuesti6n de orden no lo es-
cuchemos. Si el senior Quintin George conoce eso
del Reglamento los demas no lo conocemos, pero en
ningin Parlamento del mundo, cuando precisamente
es requerido un Representante por la Presidencia pa-
ra que fundamente la cuesti6n que esta planteando,
se le puede decir que no tiene derecho para con-
tinuar en el uso de la palabra.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue en
el usd de la palabra el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo voy a concre-
tar la cuesti6n que voy a plantear a la. Camara, pero
ante el numero de interrupciones que se me ha hecho,
espero que la Presidencia me permitird primero tratar
de contestar las interrupciones. Yo no estoy en una
escuela, yo leo el Reglamento y lo interpret, pero
no admito classes de ningun compafiero por much
que sepa de Reglamento, porque con arreglo a mi
criteria yo lo interpreto, la Presidencia resuelve y en
definitive la Camara dice qui6n tiene ta raz6n.

He pedido la palabra para una cuesti6n que no
esti comprendida entire ninguno de los asuntos sefia-
lados por 1l Reglamento, pero al amparo del numero
3 del Articulo 114, y que esta resuelta en el Articulo
112, no en el 122, que dice el senior George, sino en
el 122 que dice el Reglamento, v este lo unico que
tiene en-vigor es lo siguiente. Dice el parrafo ter-
cero del articulo 114:

(Lee).

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La Presiden-
cia le concede la palabra al sefior Bravo Acosta al
amparo del parrafo tercero del articulo 114, para ha-
cer algunas de las proposiciones que no es precise
formular por escrito, pero la Presidencia repite su
resoluci6n anterior de que no permit interrupciones
en este caso.

Continia en el uso de la palabra el senior Bravo
Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Quiero hacer cons-
tar que desde el primer moment la Presidencia
manifesto este criteria, lo inico que dijo la Presi-
dencia en lo que tenia criterio distmto el compafiero
senior Pardo Jim6nez, era con respect a la interrup-
ci6n, pero la Presidencia ha mantenido en todo mo-
mento el derecho que me asiste. Pero esta, ademAis
ratificado donde desarrolla el derecho a pedir esto
en el Articulo 122, que dice lo siguiente:,










10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
a t i i i


"El que usare de Ia palabra para hacer alguna
proposici6n que no es precise formular por escrito,
1o ard sin explicaciones de ninguna clase, limitAndose
a formular escuetamente la proposici6n que desee pre-
sentar.

Y lo demis en letra bastardilla, no ha sido apro.
bado ni resuelto por la Camara. De manera que
estoy amparado por la Presidencia dentro de los pre-
ceptos reglamentarios.

Yo estaba en el curso de mi exposici6n haciendo
ligeramente uh anAlisis, muy ligero, porque no he
entrado todavia ni entrar6, a la inconstitucionalidad
en si de los Presupuestos, porque eso quedarA para
cuando vaya a discutirse el Dictamen de los Presu-
puestos. S61o hago la cita de los preceptos legales y
constitucionales que son mas aplicables a lo que he
de proponer a la Cimara y que he enunciado ya.

Como quiera, decia yo, que la Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos, la Mayoria, recoge la Ponencia
y la hace Dictamen, y la Ponencia, a su vez recoge
cl Mensaje Presidencial, y estimo que el Mensaje
Presidencial hace transgresi6n de los preceptos cons.
titucionales, Ilego a la conclusion de que el Dictamen
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos esta
viciado de inconstitucionalidad y no debe ser consi-
derado por la Camara porque infringe los preceptos
konstitucionales, y la Camara no puede discutir con-
juntamente en una Ley un Presupuesto Ordinario y
uno Extraordinario. Y en concrete, la proposici6n es
la siguiente: Que la'Cimara acuerde que a virtud que
el Dictamen que se trae de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos include el Presupuesto Ordinario y
el Extraordinario, infringiendo el Articulo 258 de
la Constituci6n, la Camara no puede conocer de
un dictamen establecido en esta forma, y por tanto,
hay que' echarlo a un lado y no deliberar sobre este
asunto.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia so.ment a votaci6n la proposici6n que al amparo
del Articulo 114, pairrafo tercero, acaba de hacer el
sefior Bravo Acosta.

Los que esten de acuerdo...

SR. DE LEON FUENTES (MIGUEL): Votaci6n no-
nihinal, senior Presidente.

Sw. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La proposi-
ci6n consist en lo sigulente: Que la Camara acuerde
no tratar los Presupuestos enviados por el Ejecutivo,
Extraordinarios, por considerar que con esos Presu-
puestos Extraordinarios se infringe la Constituci6n de
1a Repuiblica, ya que el senior Bravo Acosta interpreta
que es funci6n express del Congreso de la Rep6blica
-confeccionar los Presupuestos Extraordinarios de la
Rep6blica.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior Ptesidente:
Me permit la palabra para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Para una acla-
raci6n en relaci6n con lo que ha propuesto, tiene la
palabra el senior Bravo Acosta.


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La aclaraci6n es
\la siguiente: Que la Camara no puede tratar el Dic-
tamen emitido por la Comisi6n de Hacienda v Pre-
supuestos, a virtud de que incluya en este bicta-
men el Presupuesto Extraordinario, con infracci6n del
Articulo 258 de la Constituci6n, ya que vienen dos
Presupuestos, uno Ordinario y otro Extraordinario,
en un solo Dictamen, y por tanto ese Dictamen y el
tratamiento de el seria inconstitucional.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para una pregunta pido
la palabra.
SR. DE LEON (MIGUEL): Estamos en trAmite de
votaci6n, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia entiende que la pregunta que desea hacer el se-
fior George es en relaci6n con la votaci6n, ya que
la Presidencia anunci6 la proposici6n del senior Bravo
Acosta y el sefior Bravo Acosta quiso aclarar

Tiene la palabra el senior George para una pre-
gunta.
SR. GEORGE (QUINTIN): Cuando formula la pri-
mera pregunta a la Presidencia permit, para que no
se suptsiera que trataba de interrumpir violent,
mente al senior Bravo Acosta, que la Presidencia
usara de la palabra, no pudiendo determinarse el al-
Cahce de mis palabras.
Lo cierto es que estoy de acuerdo con los articu-
los 102 y 103.
En virtud de lo que express terminantemente el
articulo 102, no se puede proponer nada incidental-
mente a la Camara, que no est6 taxativamente sefia-
lado dentro de los diez casos de proposiciones inci-
dentales sefialados, y como la forma en que lo pro-
pone no le ha dado a la Presidencia tiempo de consul-
tar en cuil de estos n6meros esta comprendido, yo
quiero preguntar a la Presidencia cuA proposici6n in-
cidental se ha formulado, porque si no esta dentro de
ellas seria antireglamentario que la votaci6n se pro-
dujere.

SR. PR:sDeNi r. (DE LEON CARCIA): La Presiden-
cia estima que el senior Bravo Acosta se refiere al
parrafo primero del articulo io0 del Reglamento, y
asi lo aclar6.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Permitaseme acla-
rar: Si se toman las cuartillas taquigraficas se veri
que las uiltimas palabras pronunciadas por este Re-
presentante, de manera precisa, dicen que a virtud
de esa inconstitucionalidad no ha lugat a tratar so-
bre este asunto. Eso consta en las cuartillas de modo
terminante.

SR. CARBONELL (NESTOR): Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDEN'TE (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Carbonell.
SR. CARBONELL ( NETOR): Sefior Presidente y se-
fiores Representahftes:










lIARIO DE SESIONES DE LA CAMARAl 11
,l--- ," "- '"- .. l I l ll ,, .. I I I I I


La cuesti6n de orden que voy a plantear es al
amparo del articulo 104 del Reglamento.

Si la Presidencia inform6 que la proposici6n in-
cidental que formulara el compafiero Bravo Acosta
es la comprendida en el parrafo primero del articulo
103, o sea la de no ha lugar a deliberar, yo planteo,
a mi vez, a la Presidencia de la Camara, la cuesti6n
de orden, en relaci6n con el articulo 104, que dice:

"La prbposici6n de no ha lugar a deliberar, siem-
pre que no se trate de un proyecto de ley, podri pre-
sentarse por un Representante, y sera resuelta sin dis-
cusi6n".

De modo que el senior Bravo Acosta infringe el
articulo 104, cuando formula la proposici6n -inciden-
tal relacionada en el inciso primero del articulo 103,
y 6sta es la cuesti6n que yo planteo.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia solicit6 que el senior Bravo Acosta concretara su
proposici6n al amparo de qu6 parrafo del articulo
de referencia, del Reglamento, hacia su proposici6n.

El senor Bravo Acosta manifest que lo hacia
al amparo del articulo 103, que no ha negado, sino
que ha ratificado, y como la parte primera de ese
articulo dice que "no ha lugar a deliberar...", la
Presidencia hace conocer a la Camara que el articulo
104 es terminante y que tiene que aplicarse, porque
en este caso se trata precisamente de un proyecto de
Ley.

Por tanto, la Presidencia mantiene su decision
de no -ha lugar a deliberar, porque se trata de un
Proyecto de Ley, precisamente el mas important de
la Repiblica: los presupuestos.

SR. FRAILE (CARLOS): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa.
labra el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente v seflo-
res Representantes: La Presidencia habia sometido a
votaci6n este asunto, al extreme que el Representante
que habla, planted una cuesti6n de orden al dirsele
la palabra al senior George, durante ese tramite, la
que retire en virtud de aclararse que se le con-
cedia en relaci6n, precisamente, con la votaci6n, y
ahora lo que 6inicamente cabe alrededor de este asun-
to -es determinar si la misma se verifica en votaci6n
ordinaria o nominal. Yo estimo que no puede con-
cederse la palabra a nadie sobre otros extremes, y
por consiguiente si se hace estamos fuera del Regla.
mento.

SR. CARBONELL (NESTOR): Yo he planteado una
cuestin de orden a la consideraci6n de la Camara
que no puede estar nunca fuera del Reglamento, y
rmnxime cuando se infringe. un precepto reglamen-
'tario. Lo dispuesto en el articulo 104 del Regla-
mento es terminante..


SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente: EstAba-
mos en tramite de votaci6n y este tramite hay que
terminarlo. Pido que se aplique el Reglamento.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Sefiores Repre-
sentantes: A la Presidencia no le queda mas reme-
dio, de acuerdo con el Reglamento, que...

SR. GEORGE (QUINTIN): Sefior Presidente: Pido
la palabra, precisamente sobre la votaci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la, pa-
labra el senior George.

SR. GEORGE (OUINTIN): Yo he pedido la palabra
para planter una .cuesti6n de orden alrededor de la
votaci6n: Deseaba preguntar en cuil de esos n6meros,
en cual de ellos, estaba comprendida la cuesti6n for.
mulada por el senor Bravo Acosta, y antes de que
la Presidencia me respondiera, me ha interrumpido,
adelanthndoseme, acertadamente, a lo que era mi ra-
zonamiento, el senior Carbonell.

Sobre la votaci6n pedi la palabra para sefialarle
a la Presidencia la improcedencia de la votaci6n y
que si tiene raz6n el que habla al planter una cuesti6n
de orden sobre la votaci6n. Este Representante es-
tima que la Presidencia cumple con su deber ha-
ci6ndolo asi.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia mantiene su resoluci6n anterior en vista de que
la aclaraci6n del senior Bravo Acosta vers6, y esto fu6
lo que la Presidencia anunci6 i la Cimara, que su
proposici6n se basaba en el pArrafo primero del ar-
ticulo 103. La Presidencia hace saber a la Camara
que al amparo del articulo 104 no se pueden so-
meter a ,votaci6n proposiciones como la formulada
por el senior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Senior President:
Pido la palabraupara apelar de la resoluci6n de la
Presidencia, porque deseo dejar constancia oen el DIA-
RIO DE SESIONES de mi protest, ya que habiendo
la Presidencia sometido a votaci6n mi proposici6n,
el senior George solicit6, a su vez, la palabra, para
aclarar, y cuando se pide la palabra en tramite de vo-
taci6n, la Presidencia no puede concederla nadd m's
que para aclarar en relaci6n con la forma de votaci6n,
si es nominal u ordinaria.

Quiero dejar sentada mi protest y al mismo
tiempo apelo contra la resoluci6n de la Presidencia,
por estimar que la Presidencia despu6s de haber di-
cho que ponia a votaci6n mi proposici6n, vuelve
atras y entonces aplica un precepto que no aplic6
oportunamente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia no se volvi6 atras en su resoluci6n, porque so-
meti6 a la Camara la resoluci6n de la proposici6n
del seflor Bravo Acosta, en el sentido, or interpre-
tAndose que se iba a votar si era constitutional o no
el que la CQmara de Representantes votara y cono-
ciera del presupuesto ordinario y extraordinario.









12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Por tanto, la Presidencia, habiendo sido apelada
su resoluci6n, somete a la consideraci6n de la CA-
mara la proposici6n del senior Bravo Acosta.
Los que esten de acuerdo con la resoluci6n de
la Presidencia votarin que si. Los que est6n en con-
tra, votaran que no.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Votaci6n nominal,
senior Presidente.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): A votaci6n
nominal.

(El Oficial de Actas efectila la votaci6n).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): JFalta algfin
senior Representante por votar?

(Silencio).

Han votado 104 sefiores Representantes: 81 que
si y 23 que no.
Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aldereguia,
Alonso Alvarez, Alvarez Lefebre, Alvarez Recio, Ara,
Aragonds, Armenteros, BisbC, Blanco. Bohorques, Ca.
mejo, Canut, Carbonell Andricain, Codina, Collot, Co-
ssio, Cruz, Curti, Diaz Fernandez, Diaz Ortega, Diaz
Rodriguez, Dorta, Ducassi, Escalante, Escribano, Este-
va, Fernandez Martinez, Fleites, Garcia Benitez, Gar-
cia lbaiiez, George, Giberga, G6mez Quintero, Con-
zalez Posada, Guti6rrez Casanova, Hernandez de Is
Barca, Hernindez Tellaheche, L6pez Deustua, Luzar-
do, Llans6, Martin, Menendez, Milanes, Mora, Mujal,
Nibot, Nodal, Ochoa, Oliva. Ordoqui, Pages, Pardo
Machado, Pefia, Pequeno, Pdrez L6pez, Pino Marti-
nez, Pino Perez, Pino Santos, Puentes Rodriguez, Puen-
tes Salinas, Remedios, Rivero Partagais, Rivero Setidn
A., Rivero Seti6n M., Rodds, Rod6n, Rodriguez Car-
tas, Rodriguez P. Rodriguez A., Rojas Rosales, San-
chez Mastrapa, Sera, Serrano, Soldevilla, Trasancos,
Vega, Vinent, Orizondo y de Le6n Garcia.

Queda ratificada la resoluci6n de la Presiden-
cia. Para explicar su voto tiene la palabra el senior
Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior President
v sefiores Representantes:
Cuando en el curso de un debate o de una dis-
cusi6n reglamentaria se trata de llegar a la verda-
dera interpretaci6n del Reglamento, es 16gico y na-
tural que el Representante que estime que una reso-
luci6n de la Presidencia va en contra de su cri-
terio, vaya al pleno de la Camara de Representantes
para su resoluci6n definitive.
Yo he apelado de la resoluci6n de la Presiden-
cia porque remiti6ndome a las cuartillas taquigrifi-
cas se vera que el Presidente de la CAmara so-
meti6 a votaci6n la proposici6n hecha por d Re-
presentante que habla. En el curso de ella, undis-
tinguido compafiero conocedor del Reglamento, pero
que en algunas ocasiones pasa sobre 61, habl6 de una
cuesti6n de orden habiendo solicitado la palabra en


relaci6n con la votaci6n. Me he amparado, para ape-
lar de la resoluci6n de la Presidencia, en el Articulo
29 del Reglamento, que dice: (lee). Esto ocurre
con la Proposici6n hecha por el Representante que
habla. Sigue el segundo parrafo: "desde este ins-
tante no se concedera la palabra.. (continuia le-
yendo").

Es decir, que estima el Representante que habla
que habiendo el senior Presidente sometido la cues-
ti6n a votaci6n, ya no habia cuesti6n de orden en
relaci6n con la presentada por el senior Ouintin Geor-
ge y por el senior Carbonell. Que debia realizarse
la votaci6n v no volver atr4s. y despu6s la Presi-
dencia, interpreter la cuesti6n de orden, v oue al no
hacerlq asi, sepun la votaci6n. no se habia proce-
dido dentro de los canones del Reglamento. Por ello
hube de establecer la apelaci6n. La Camara sobe-
ranamente ha resuelto que esta bien, aue despu6s de
sometido un asunto a votaci6n se puede volver atris.
Ahora la responsabilidad no es s61o de la Presidencia,
es de la Camara. Ouiera Dios esto no sea doloroso
para cualquier otra oportunidad, poraue hoy se es Ma-
yoria, pero mafiana se puede ser Minoria. En los
vaivenes de la political unas veces se es martillo y
otras veces se es vunque. pero hay que saber utilizar
el martillo para atenuar los golpes cuando se es yun-
aue, y entonces no se convierta el martillo en man-
darria.

SR. PRESIDENT (DE LON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Cremata.
SR. CREMATA (RADIO): Para expresarle a la Ca.
mara nor que he votado que no en cuanto a la pro-
posici6n que hiciera el distinguido compafiero Bravo
Acosta, como consecuencia de la cual hubo de apelar
de la decision de la Presidencia.
Debo declarar, antes de explicar los razonamien-
tos en que me baso, que me duele extraordinariamen-
te el tener quc explicar mi voto en una apelaci6n
de la Presidencia, no porque con ello se entienda una
critical, puesto que no hay lugar mas apropiado que
el Parlamento para las interpretaciones de estas cues-
tiones de derecho, ni se estime que envuelve tampoco
la interpretaci6n de la declaraci6n del prop6sito de
la Presidencia una cuesti6n de confianza; sino por-
que, precisamente cuando la Presidencia de la Camara
interpret un precepto reglamentario no constitute
propiamente lo que pudi6ramos Ilamar un prece-
dente. Pero cuando se apela al pleno de la Camara
ya la cuesti6n es distinta, porque va no es el cri-
terio o la interpretaci6n de la Presidencia, sino el
criterio del Cuerpo que queda permanentemente,,que
sienta, pudieramos decir, jurisprudencia.
Debo declarar a la Cimara que la oportunidad
en que se levant6 el compafiero Carbonell y plan-
te6 su cuesti6n al amparo del Articulo 104 del Re-
glamento, entendia este Representante, y sigue en-
tendiendo, que tenia raz6n. Naturalmente la Presi-
dencia habia sometido a votaci6n esta cuesti6n, y so-
metida a votaci6n no cabian otras cuestiones de 6r-
denes que la sefialada -expresamente por el articulo
99 deL Reglamento, o sea en relaci6n con la vota-
ci6n. Es decir, senior Presidente y sefiores Repre-








D D DE LA CAMAR 13


sentantes, que el problema cardinal que se debatia
era si cabia o no la interpretaci6n que la Presidencia
le di6 en esa oportunidad. Reitero por consiguiente
que soy contrario a las apelaciones en cuanto a las
decisions de la Presidencia, porque estas cuestiones
sirven de pauta en el future, constituyen un prece-
dente. Desde luego, que, estas cuestiones no pueden
atril~uirse a la pasi6n de un Presidente, aunque el
no sea apasionado, sino a la mayoria que en al-
gunas ocasiones se produce en forma ferrea, cosa
que puede volverse contra ella en alguna oportunidad
Me ha tocado la suerte de sentarme en la Camara
future. Yo reitero que no soy expert en Reglmento,
entire los companieros Fraile y George, y de vez en
cuando son tales las acometidas en ese sentido, que
lego a la conclusion de que no tengo memorial y
verdadero sentido para interpreter el verdadero sentido
del Reglamento.

Yo creo que en un pais democritico, que en una
Cimara que debe ser propiamente de un regimen
republican, debe permitirse con amplitud la manifes.
taci6n de todas las opinions, los hombres que la
componen no deben cefiirse a una rigidez verdade-
ramente extraordinaria. Las mayorias, que tienen vo-
tos, y son las que mandan, no deben encastillarse en
esa opinion para obligar a los hombres de las mino-
rias a que no puedan expresar su criterio. Y aunque
se interpreted que las cuestiones planteadas por las mi-
norias eleven el prop6sito de obstruccionar, ellas dan
luz y la mayoria debe darles toda clase de facilidades
para que puedan plantearlas.

Yo tengo por norma ajustar todos los actos de
mi vida al mantenimiento de un principio, no porque
yo estime que debe ser, porque satisfaga un interns
de carActer personal, sino porque la Camara funcione
como debe funcionar es por lo que he votado que
no, porque estimaba que la Presidencia no podia
rectificar, no podia en forma alguna evitar la vota-
ci6n, porque ello constituia una revision de su pro-
cedimiento primitive. Por eso lo hice, pero lamen-
tando sinceramente que este hecho se haya producido
por cuanto entiendo que sienta un precedent para
el future. La Presidencia debe sentirse satisfecha de
que estas cuestiones ocurran, porque ellas no envuel-
ven una cuesti6n de confianza, sino que buscan una
mejor interpretaci6n a trav6s de las mayorias, y es.
tas mayorias, obedientes y disciplinadas, parece que nos
van a traer muchos dolores.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: El compafiero que solicit votaci6n
nominal para resolver sobre la apelacion a una deci-
si6n de la Presidencia, ante una cuesti6n de orden
planteada, estuvo acertadisimo; y estuvo acertadisimo,
porque la votaci6n ha venido a ser a modo de se:
dante frente al cuadro del senior George y yo al
discutir sobre la procedencia o no de la question de
orden planteada, encuadrando muy bien aqui lo re-
ferente a la ametralladora de que hablaba el com-
pafiero v las manifestaciones, que a modo de ataque
por los flancos hacia el compafiero Bravo Acosta.


Yo quiero declarar, y los compafieros que me
escuchan saben que no falto a la verdad, que en
este problema reglamentario yo ni siquiera consider
la linea del partido. Para mi el Reglamento de
la Cimara, la Ley interior nuestra esti por encima de
todas las disciplines. Y es por esta raz6n, de abso-
luta buena fe, nadie es infalible en la vida, que he
votado en contra de la interpretaci6n dada por la
Presidencia, y me parece que la ha tenido desde el
moment que la mayoria ha votado de acuerdo con
su tesis, y en los regimenes democriticos la mayoria
siempre tiene raz6n, yo hubiera sumado mi voto, co-
mo en otras oportunidades lo he hecho.

Antes de explicar por/ qu6 raz6n he votado en
contra del criterio mantenido por la Presidencia, que
en definitive no entrafia una cuesti6n de confianza,
porque repito no existe nadie infalible, puesto que
la Presidencia es la encargada de interpreter el Regla-
mento pero es la Camara la que decide; como lo ha
hecho en esta tarde, y much mas cuando el proble-
ma ha sido planteado por un miembro de la mi-
noria, puesto que al hacerlo un miembro de la ma-
yoria ya asumiria otro carActer, debo decir lo si-
guiente: El compafiero que me precedi6 en el u'so
de la palabra se mostraba alarmado, por ser un he-
cho consumado, ante lo resuelto primeramente por
la Presidencia y despues por la Cimara, o sea que
en tramite de votaci6n un asunto, la Camara podia
retrotraerse por la via de una cuesti6n de orden a su
estado primitive. En mi opini6n, y si me equivoco,
le ruego a la Presidencia que me aclare, yo lo he
interpretado de la siguiente manera. Yo entendia
que habia discrepancia respect a un problema de
hecho. La Presidencia entendia que el asunto no se
habia sometido a votaci6n; yo entendia que si, al
extreme de que cuando el senior George, y en esto
estoy de acuerdo con el calific'ativo que hacia el
compafiero de la ametralladora, pidi6 la palabra yo
alegu6 que su cuesti6n de orden tenia que ser ex-
clusivamente en relaci6n con la votaci6n, porque es-
tando en ese trimite, de acuerdo con el articulo 99
del Reglamento no se podia plantear para otra cosa
distinta.

Repito, y este es un asunto interesante que
quiero aclarar, que en mi opinion la Presidencia lo
que someti6 a la consideraci6n de la Camara era
su resoluci6n aplicando el articulo 104 a la propo-
sici6n del senior Bravo Acosta.

SR. FRAILE (CARLOS): Por raz6n de la cuesti6n
de orden planteada por nuestro compafiero senior
N6stor Carbonell; es decir, que retrotravendo -yo
no estoy interpretando el Articulo 99, sino aplicando
el Articulo 104-, en virtud del cual se cerraba la
puerta a la cuesti6n planteada por el senior Bravo
Acosta. Ruego a la Presidencia que me aclare este
particular.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia sostiene el criterio que el senior Fraile manifiesta;
pero el Articulo 99, que oye la Presidencia men-
cionar coi frecuencia, dice textualmente:
"Presentada una proposici6n que no admita de-
bate, o agotados los turnos reglamentarios en Ia dis-


/ 13


DIARIO DE SESJONES DE L; CA14ARA








14 DIARIO pE SESIONES DE LA CAMERA


cusi6n de cualquier moci6n, dictamen, proyecto de
ley, enmiendas, etc., el Presidente anunciara que se
someta a votaci6n. Desde ese instant no se conce-
deri la palabra mis que para una cuesti6n de orden
relacionada con dicha votaci6n, o para solicitar que
ella deba verificarse con sujeci6n a lo dispuesto en
este Reglamento. Sobre ninguna de esas cuestiones
se abrirA discusi6n, resolviendose en seguida por la
Presidencia".
Precisamente, en el moment en que la Pre-
sidencia anunciaba: Se somete a votacion, el senior
Carbonell, al amparo de ese articulo, y en relaci6n
con et Articulo 104, expclic6 c6mo se debia votar la
proposici6n del senior Bravo Acosta.

SR. FRAILE (CARLOS): Agradezco la informaci6n
que me ha hecho la Presidencia, no solamente a mi,
smo a la Camara en general. Por lo tanto, deben
disiparse los temores que tenia el compafiero que
me precedi6 en el uso de la palabra, en el sentido
de que, no obstante lo dispuesto en el Articulo 99,
podia retrotraerse, en el tramite a votaci6n, un asunto,
porque tengo la seguridad de que la Presidencia es
incapaz de aplicar el Reglamento en forma que ptn-
diera sentar un precedent que seria funesto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Asi lo estiP
ma la Presidencia, y jams la Presideneia, en ninguna
circunstancia y en ningun inomento estari fuera del
Reglamento.

SR. FRAILE (CARLOS): Por lo tanto, senior Pre
sidente y sefiores Representantes, hechas estas acla-
raciones y comprobado que esto no sienta precedent,
porque se refiere al caso controvertido, quiero de-
clarar que he votado en contra de la resoluci6n de
la Presidencia, por un problema de interpretaci6n,
de hecho. En mi opini6n, ya estibamos en el tramite
de votaci6n y la Presidencia tiene mis derecho que
vo a conocer cuindo se estA en ese trinmite. Pot
estas razones, pues he votado que no

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior George.

SR. GEORGE (QUINTIN): Mas que para explicar
mi voto, senior Presidente y sefiores Representantes,
para explicar mi conduct en el planteamiento de
la cuesti6n de orden.

Cuando planteaba la cuesti6n de orden, estaba
verdaderamente anticipindome a la explicaci6n del
voto. El articulo 99, que con motive de las expre
siones del senior Fraile, ,ha leido en parte la Presi-
dencia, da totalmente la raz6n al que habla para el
planteamiento, es decir, que no se puede proponer
mis nada que no sea la cuesti6n de orden sobre
la votaci6n, y agrega en su parte final este pirrafo:
"o para solicitar que ella deba verificarse con sujeci6n
a lo dispuesto en este Reglamento. Sobreninguna de
esas cuestiones se :ibriri discusi6n, resolvi6ndose en
seguida por la Presidencia".
Pon nrn cp niprlp int-mrrpfar olrpnf olmn Ade


votacj6n, en que se pida que se acuerde no ha lugar
a deliberar, esti frente al Reglamento la votaci6n; pero
hay algo mis: la extraordinaria perspicacia y los ex-
traordinarios recursos parlamentarios de mi distingui-
do compafiero sefor Bravo Acosta, llevaron a hacer
razonamientos que, sin darse cuenta, y sin apelar a
una sutil interpretaci6n, hacia impossible que la Pre.
sidencia sometiera a votaci6n el "no ha lugar a delibe-
rar" que proponia, porque 61 nunca propuso que
se suspendiera la deliberaci6n sobre el problem.
El se referia exclusivamente al proyecto de Presupues-
tos extraordinarios; aclaraba el senor Bravo Acosta
que solamente Ilevaba su proposici6n implicito que
no se deliberara sobre la part que se referia al Pre-
supuesto extraordinario. Entonces, respetuosamente.
come siempre lo hago -no obstante la pintoresca fra-
se de que uso una ametralladora en mis expresio-
nes- queriaplantearla a la Presidencia de la Cimara
que este provecto no es possible que se divida, para
que en una parte se delibere y en la otra no. Lo
que la Presidencia podia hacer era enmendarlo, su-
primiendo todo lo que, despu6s de aprobado el pro-
yecto, quisiera suprimir el senior Bravo Acosta, o los
que comparten o compartimos su criterio, suspenderlo
asi o aceptar la cuesti6n de deliberar; sobre todo 61:
es decir, era indivisible la votaci6n en ese extreme.
Pcro, concluyentemente, como una asistencia talento-
sa, mi distinguido compafiero senor Carbonell, plan-
tc6 de una manera absolute y total que. tratindose
de un proyecto de ley, era impossible que se Ilevara
la votaci6n adelante; y entonces estaba totalmente
comprendida mi proposici6n en la parte del Articulo
99 que tuvo la inteligencia la Presidencia de leer.
respondiendo a solicitud del distinguido compaiero
senior Fraile.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la pa-
palabra para explicar su voto el senior L6pez Cas-
tro.

SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): Sefior President
y sefiores Representantes:

He votado que no, realmente, esta tarde, en la
CGmara, sin haber clarificado todavia, mentalmente,
cuiles son las tesis en debate. Son muy confusas.
He votado que no, porque la disertaci6n que estaba
hacicndo mi distinguido compafiero senior Bravo Acos-
ta, Fobre material de constitucionalidad e inconstitu-
cionalidad, estaba constituyendo una especie de ante-
cedente previo que habia de serme muy valioso cuan-
do yo fuera a exponer mi tesis.

Siempre me pareci6 que era un recordatorio con
amplitud de criterio y con mas talent que el que
yo podia hacerlo, y, por lo tanto, provechosa para la
utilizaci6n de este criterio en cuanto a lo que habr6
de exponer esta tarde.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el sefior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Senior Presiden-
te y sefiores Representantes:


sea nominal u ordinaria la'votaci6n. Si el Reglamento Un voto negative a una decision del senior Pre-
prohibe que un Proyecto de Ley sea objeto de una sidente de la Cmara, acredita siempre una compli,








DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 15
I 1 ILII I. __ r I I I IL J ,, ri -J


cada explicaci6n; y en este caso, el Representante
que habla, al hacerlo, lo va a hacer en beneficio de
la propia Presidencia de la Camara. Por vez pri-
mera se observan dos criterios mantenidos por la Ca-
mara de Representantes al respect del mismo asunto:
uno, compartido por la mayoria de votos que han
respaldado la iltima decision de la Presidencia, y la
primera, simplemente por 23 votos, que no hemos
respaldado la 6ltima decision de la Presidencia, res-
pecto a su primera decision. El apotegma romano
de "primo: in temper primo in jure", lo hemos
sabido respetar nosotros frente al criterio tardio ma-
nifestado por el ilustre compafiero senior Carbonell
respect a la interpretaci6n literal del Articulo 104
del Reglamento que no permit el planteamiento de
cuestiones incidentales de no ha lugar a deliberar cuan-
do sq contraen dichas proposiciones a proyectos de
ley.

Esa cuesti6n de orden planteada, lo fu6 indebida
y antireglamentariamente por el senior Carbonell. Los
que hemos votado negativamente la iltima resoluci6n
del senior Presidente, repito, lo hemos hecho respe-
tando su primera decision, y la primera decision se
ampara lisa y llanamente en -el Articulo 99 del Re-
glamento que dice: "Puesta a votaci6n una cuesti6n
de cualquier orden, no se puede permitir la palabra
mas a ningun senior Representante, salvo que sea en
relaci6n con la votacion".

Se solicit de la Presidencia, qu6 forma de vota-
ci6n se emplearia. Las. voices de la Minoria recla-
maron la votaci6n nominal y, despuds, con esa gene-
rosidad a que nos tiene acostumbrados hasta hoy la
Presidencia, se fu6 concediendo la palabra a distintos
compafieros hasta que en el iltimo tren lleg6 la cues-
ti6n de orden planteada por el senior Carbonell. Con
todas las razones, con todos los derechos, no cabe
una cuesti6n incidental de no ha lugar a deliberar
cuando se plantea al respect de un proyecto de ley;
pero es lo cierto, sefior Presidente y sefiores Repre-
sentantes que el senior Bravo Acosta planted, al am-
paro del Inciso Tercero del Articulo 114 del Regla-
mento, el derecho de hacer uso de la palabra para
someter a la consideraci6n y studio de la Camara
una cuesti6n previa relative a la inconstitucionalidad
sufrida por el Mensaje del senior Presidente de la
Rep6blica al proponer simultinea y conjuntamente,
al amparo de una sola Ley de Bases, dos presupues-
tos, ordinario el uno y extraordinario el otro.. Y
esa cuesti6n planteada pot el senior .Bravo Acosta te-
nia que desembocar 16gica y naturalmente, si no lo
hubiera impedido la prisa y deseo de acertar de mu-
chos compafieros, en la cuesti6n incidental de no ha
lugar a deliberate. Y en esa oportunidad; seguramen-
te, si lo hubiera planteado el senior Carbonell, la
Presidencia cumplia estrictamente y defendia el Re,
glamento.
La Mayoria ha preferido respaldar la decision
del Presidente en cuanto al ciimplimiento de una
cuesti6n \de orden planteada a destiempo, tardia e
indebidamente en el orden reglamentario, por el
senior Carbonell; la Minoria ha creido respaldar la
decision primera del senior Presidente, en orden a
que estando ya puesta a votaci6n una cuesti6n de
esta naturaleza solamente procedia votarla, a punto


tal, repito, que ya se habia indicado la forma de vo-
taci6n que se solicitaba de la Mesa.

Vea pues la Cimara y yea el senior Presidente
en primer lugar, la gran fortune que ha tenido en
la vez primera en que se discute y se Ileva al pleno
una decision suya, dos decisions practicamente con-
trarias, unfa en el cuadro de los hechos, que des-
puds de todo, si la Presidencia hubiera mantenido
ese criterio, ya no podia plantearse la cuistidn indi-
cada por el senior Carbonell, que hubiera tenido fran-
cas las puertas de la admisi6n si hubiese.sido plan-
teada en su oportunidad.

Sin embargo, esto nos ha dado la oportunidad
de poder aclarar y dejar precisado que el derecho a
hacer uso de la palabra por cualquier senior Repre-
sentante tiene que canalizarse indispensablemente a
trav6s de los otros preceptos del Reglamento, esto es,
que al hacer uso de la palabra un Representante para
cualquier cuesti6n, para una proposici6n como ssta
que indica el Apartado Tercero del Articulo 114,
-de las que no se someten a la consideraci6n de la
Camara-, debe necesariamente hacerse la referencia
como en definitive y al final de sus palabras lo hizo
el senior Bravo Acosta en orden a un planteamiento
de una cuesti6n incidental de no ha lugar a deli-
berar; y en su consecuencia, resultando inadmisiblec
su planteamiento por la aplicaci6n del Articulo 104,
hubi6ramos tenido la oportunidad si no hubiera exis-
tido la prisa tan caracteristica por parte de todos
nosotros en dejar resuelto en tiempo esta cuesti6n.
S Con esto dejo explicado mi voto negative a la
decision de la Presidencia que fue sometido a la
consideraci6n v votaci6n de la Camara, pero al pro-
pio tiempo quiero dejar tambi6n mantenido, en de-
fensa de los actos de la Presidencia hoy y mariana,
que cualquiera que sea su resoluci6n, debe velar siem-
.pre la Camara porque los actos de la Presidencia
sean consagrados por la propia Camara. Y esta vez,
creamelo 'la CAmara, la Minoria ha respaldado los
actos iniciales de la Presidencia, no los actos poste-
riores que en definitive fueron respaldados pot la
Mavoria. Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la pa-
labra el seflor Pardo Jimenez para explicar su voto.
.SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sefior President y
sefiores Representantes:
He votado que no pot estimar que la resoluci6n
de la Presidencia no se atemperaba a lo estable-
cido en el Articulo 99 del Reglamento, ya que con-
frontando una situacion de hecho la Camara pot
haber sido sometida a votaci6n la proposici6n del
compafiero senior Bravo Acosta, no era possible acep-
tar ninguna interferencia que fuera contra la vota-
ci6n que estaba ya sometida y que tenia que resolve
la cuesti6n planteada. La apelaci6n establecida a la
CAmara y mi voto favorable a ella no puede esti-
marse como motive de agravio a la Presidencia ya
que esta, en uso de sus facultades, interpreta el
Reglamento y es su deber aplicarlo. Y cuando la
Camara o un compafiero estima mal aplicado el Re-
glamento, no implica un criterio contrario en el or-
.den personal al compafiero Presidente.








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMA'RA
i ~ ~ i-- ii- iii i


La situaci6n creada y que es bueno aclarar por-
que siempre tiendo a evitar preoedente funestos, so-
lamente contiene una infraction reglamentaria y es
la referida del Articulo 99, porque la asistencia inuy
legal pero muy tardia del distinguido companfero
senior Carbonell en relaci6n con el fondo de la cues-
ti6n planteada, no procederia tenerse en cuenta por-
que habia sido presentada a destiempo, a destiempo
porque el Articulo 99 no admite interpretaciones, no
admite mas que la recta conduct y aplicaci6n de
la Presidencia para evitar que los debates se resu-
citen cuando fenecidos se somete a votaci6n la cues-
ti6n planteada. Y es aqui done, efectivamente, nos
encontramos el vicio cometido en la aplicaci6n del
Reglamento.
La Presidencia estim6, y no es mi apreciaci6n
personal, sino el contenido de ese DIARIO DE SE-
SIONES y de esas notas taquigrificas, que calcan
los hechos y los transfieren al acta, tienen que tener,
porque las palabras fueron vertidas, el concept ver-
tido por la Presidencia de que someti6 a votaci6n la
cuesti6n planteada por el senior Bravo Acosta. Y
tienen tambien fuerza para robustecer la existencia de
la conclusion llegada por la Presidencia, la interven-
ci6n del compafiero Quintin George, que en un mo-
mento en ueque quiso intervenir para hacer alguna
aclaraci6n, uso del 6nico termino reglamentario que
fenia, pidi6 la palabra para una cuesti6n de orden
en relaci6n con la votaci6n, porque se atemper6 a lo
establecido en el Articulo 99 que s6lo pennite esas
intervenciones una vez sometida una cuesti6n a vo-
taci6n por la Presidencia. Y es aqui donde el Re-
presentante que habla, queriendo que siempre la Pre-
sidencia ejercite sus funciones con la absolute impar-
cialidad con que lo ha venido haciendo hasta esta
tarde, Ilamaba la atenci6n a la misma a los efectos
de que lo mismo que en el caso del Articulo 102,
cuando queriendo cortar definitivamente la discusi6n
de una cuesti6n, queria impedir las interrupciones
que son legales, le suplicaba y le pedia que no tratara
de establecer un precedent con su resoluci6n, sino
resolver el caso particular en relaci6n con la cuesti6n
planteada por el senior Bravo Acosta, pero no como
una interpretaci6n del Reglamento porque eso podria
producer en el future quebrantos y lesiones al derecho
de cada uno de los seflores JRepresentantes.

Por esto, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, estimo que todas las cuestiones reglamenta-
rias tienen que ser tratadas con una absolute impar-
cialidad, y tienen que ser reSueltas por la Camara
sin miramientos partidistas sino con el juicio sereno,
certero y ponderado de quien va a resolve no cues-
tiones political sino sustanciales que afectan en otro
orden. Y en t6rminos generals a todos los sefiores
Representantes, tanto de la Mayoria como de la Mi-
noria; y en esta cuesti6n precisamente tenemos que
admitir que el Reglamento es una ley sustancial, y
una. ley de tramite qu4 implica el acatamiento ab-
solutd para todos los miembros de la Camara, v en
esa tramitaci6n que da a todas las cuestiones que se
plantean tenemos que ser fieles observantes de sus re-
glas, porque de lo contrario caeriamos inmediata-
mente en la anarquia, cuando a cada moment y
en cada oportunidad, violando el Reglamento, to-
memos cauFes y caminos distintos a los sefialados por


el propio instrument sector de la Caimara para
llevarnos a cuestiones arenas y dar oportunidades al
surgimiento de cuestiones que interfieren el trata-
miento debido a cada caso. Y en iste, senor Presi-
dente y sefiores Representantes, cuando no ibamos
a resolver en el fondo la cuesti6n planteada por el
compafiero Bravo Acosta, sino una cuesti6n de orden
que se refiere precisamente al Articulo 99, que es de-
finitivo, queremos ir al fondo de la cuesti6n para
resucitar su vigencia y tratar de justificat la postura
buscando el acierto c desacierto del compafiero Bravo
Acosta en el tratamiento original. Y ese es el error;
estaba de mmis la sugerencia del compafiero Carbo-
nell, porque no lo hizo a tiempo, no lo hizo a tiempo,
porque oportunidad tuvo en el moment de plan-
tear el senior Bravo Acosta la cuesti6n, para haber
intervenido, para haber interrumpido al mismo di-
ciendo que al amparo del Articulo 114 era impro-
cedente. Pero una vez sometida a votaci6n, una
vez planteada la cuesti6n a la Cimara para resolver
con los votos, no es possible interferir esa situaci6n
de hecho para tomar un rumbo distinto en cuanto
a la resoluci6n de la Presidencia. La Presidencia
en el orden reglamentario, de acuerdo con el Ar-
ticulo 99, no le quedaba otro camino legal que
continuar la votaci6n. No import, y no podemos it
al fondo del problema planteado para buscar justi-
ficaci6n en la media rectificadora de la Presidencia
cuando suprime Ia votaci6n como una resoluci6n con-
traria al espiritu y a la letra del Reglamento; y por
esto es por lo que este Representante ha votado en
contra de la Presidencia, para que no se acepte su
resoluci6n, porque de admitirse, en todo instant esta-
riamos infringiendo el Reglamento dandole facultades
a la Presidencia para en cada momento cortar de
una vez la votacion con interpretaciones ajenas en
situaciones distintas y en oportunidades inaplicables.
Por eso he votado que no, y lo he hecho no para
discrepar en el orden personal de criterios de la Pre-
sidencia, sino para discrepar en el orden de la inter-
pretacion del Reglamento y, repito, estas cuestiones
no deben ser vistas con el interest de la Mayoria ni
de la Minoria, sino con el absolute interns, limpio y
claro del Representante en el libre ejercicio de sus fun-
ciones.
Por eso, lie votado que no.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Primitivo Ro-
driguez.

SR. RODRIGUEZ (PRIaITIVO):,Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Yo escuchaba con verdadero
deleite la brillante ain cuando caprichosa lecci6n de
Derecho Constitucional que nos estaba dictando con
palabra pausada, serena, tranquila, como aquel que
pretend dilatar el process de aprobaci6n de una cues-
ti6n que esta positivamente empefiado en rechazar,
del senior Bravo Acosta. Y me decia in mente, de so-
bra sabe el ilustre jurista que hay en el doctor Bravo
Acosta, que no es precisamente la Camara la que debe
resolver una cuesti6n de interpretaci6n constitucio-
nal, sino que compete mas bien y en puridad de dere-
-cho al Tribunal Supremo de Justicia.

Y, pensando eso, me vino a la mente un viejo









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 17


proverbio latino "Nihil novum sub solem" (No hay
nada nuevo bajo el sol).

El aflo pasado, cuando se discutia por este Cuer-
po el ante-proyecto de Presupuestos, que, obediente
al mandate de la Constituci6n y en tiempo oportuno
envi6 el Presidente de la Repiblica, si mi mente no
me falla, -y el DIARIO DE SESIONES no quiere
bacerme aparecer un embustero-- por este Cuerpo
hubo de votarse la aprobaci6n de los dos presupues-
tos: el Ordinario y el Extraordinario, sin que en
aquella ocasi6n, -que recuerde este modesto legisla
dor- se levantara la voz siempre vibrant y esta tarde
muy lenta, y muy pausada, como remora que quiere
retardar el advance de la Ley Presupuestal, del compa-
fiero Bravo Acosta.

Cuando el senior Presidente de la Republica se
ve obligado por abulia del Congreso, o acaso por
interns de grupo de determinados Congresistas, a te-
ner que gobernar por Decretos, para satisfacer las
justas ansiedades populares, se levantan en seguida,
energicas y viriles, las voices de nuestros sistemiticos
opositores para condenar la acci6n constructive y pro-
fundamente fecunda de un hombre como el doctor
Grau intensamente inquieto por las necesidades na-
cionales y entonces critical que habi6ndose levanta-
do nuestra voz en la tribune p6blica, en critical viril
y honest, honrada y sincera a gobernantes anterio-
res que de espaldas a los interests populares y a los
mandates de la Constituci6n, gobernaron caprichosa-
mente,.

El Articulo 99 del Reglamento, tantas veces men-
cionado aqui esta tarde, dice:

"Presentada una proposici6n que no admita de-
bate, 6 agotados los turios reglamentarios en la dis-
cusi6n de cualquier moci6n, dictamen, proyectos de
ley, enmiendas, etc., el Presidente anunciara que se
somete a votaci6n. Desde este instant no se con-
cederi la palabra mis que para una cuesti6n de orden
rclacionada con dicha votaci6n, o para solicitar que
ella deba verificarse con svjecion a lo dispuesto en
este Reglamento. Sobre ninguna de esas cuestiones
se abrira discussion, resolviendose en seguida por la
Presidencia".

Como el senior Presidente de la CAmara aten-
diendo las atinadas sugerencias del compafiero Nes-
tor Cirbonell interpret justamente lo que ordena y
manda el tantas veces mencionado Articulo 99, los
hombres que tenemos cl valor civico de nuestras con-
vicciones y ajustamos nuestros actos y nuestras ac-
ciones al mandate inexcusable de la conciencia, vo-
tamos que si aprobando complacidos la resoluci6n
dcl senior Presidente de la C~mara, no va por espi-
ritu de compafierismo ni siquiera por el mandate de
la discipline, sino simple y sencillamente porquc en
nuestro modesto criterio estA la convicci6n profunda-
mente arraigada de que el senior Presidente procedi6
con estricta sujeci6n al mandate del Reglamento que
nos rige y gobierna.


espiritu de patriotism, a vuestra sinceridad, la que
no he dudado nunca existe en vuestros cubanos co-
razones, para que cuando discutamos los Presupuestos
que habrin de regirnos, dejemos alla, en el dintel de
la puerta de entrada al Capitolio, nuestras nomencla-
turas political, nuestrosi credos sectarios, nuestras hu-
manas pasiones, como series humans que somos y
pongarnos manos a la obra de dotar al pais de los
Presupuestos que hace tantos afios la naci6n reclama
y por sumisa obediencia de los Cuerpos Congresio-
nales que entonces permanecieron de rodillas a sus
plants. Cuando criticAbamos aquello lo haciamos con
sinceridad, y con la profunda convicci6n,. muy den-
tro, de que al llegar nuestra oportunidad mayoritaria
dotariamos al pals de los Presupuestos a tenor de la
mentalidad cientifica de nuestros gobernantes que pa-
rece ser muy pequefia y muy endeble, en' compara-
cion con la robusta y creciente mentalidad de los
ilustres juristas que se sientan en los bancos de la
Oposici6n y que no parecen estar de acuerdo con
el ante-provecto de Presupuestos enviado por el Ho-
norable seinor Presidente de la Rep6blica, con el de-
seo profundo de que fueran integramente aprobados
por este Cuerpo Colegislador para no tener que estar
escuchando critics caprichosas de aquellos que no se
avienen nunca a comprender d6nde se encuentra la
raz6n.

Si ciertamente quieren ustedes dotar de Presu-
puestos al pais, aun cuando tengan el criteria de
que son anti-cientificos los presupuestos que en esta
tarde seran aprobados aqui, apru6benlos, y alli el
Ejecutivo de la Naci6n con la respoisabilidad que
pesarA sobre el, por lo cientifico o anti-cientifico de
la Ley Presupuestal; pero manana no digan los dis-
tinguidos compafieros de los bancos de la Oposici6n
si por su torpedeamiento habilidoso, al amparo de
los recursos del Reglamento que nos rige, y a extra-
ordinaria generosidad del senior Presidente de este
Cuerpo Colegislador, no se aprueban los Presupuestos
que esta tarde aqui vamos a discutir, no critiquen
entonces si el senior Presidente de la Repdblica vuelve
de nuevo a tener que continuar gobernando por
Decretos, que por razones inexplicables no han po-
dido desde 1937 aprobarse por ambos Cuerpos Cole-
,isladores. El afio pasado los aprobo la Cimara; el
Senado no. Este ano, aprob6moslos nuevamente, y
que caiga sobre el senior Presidente de la Rep6blica,
la responsabilidad de lo cientifico o do lo anti-cienti-
fico del ante-proyecto de Presupuestos.

La inteligencia es un don del cielo; no todos
tenemos la dicha inmensa de contar con el privilegio
envidiable de que el Set Supremo nos haya dotado
del cerebro prolifico que tienen los compafieros que
sc sientan en los bancos de enfrente, y que ojala
sirvan para encauzar al pais por los patrioticos derro-
teros que s6 ciertamente estan empefiados en seguir
de todo coraz6n.

SR. PRESIDENT DE LEON (RUBEN): Tiene ]a pa-
labra, para explicar su voto el senior Carmelo Ur-
quiaga.


Compafieros: Apelo, aprovechando el moment SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y
que me brinda la explicaci6n de mi voto, a vuestro sefiores Representantes: Confieso sinceramente que me








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


he sentido tentado por la invitaci6n basica, por el
reto lanzado por el distinguido compafiero, senior
Primitive Rodriguez, a hacer aclaraciones y explica-
clones que irian al fondo de la actitud nuestra en este
problema de los presupuestos; pero no me parece
que seria ello una buena practice parlamentaria, por-
que el moment no es oportuno, aunque si habrA
de llegar.

Antes de entrarse en la discusi6n de los Presu-
puestos, -si es que llegamos a ello, me propongo de
manera brevee y somera explicar con claridad, con
absolute diafanidad, nuestra actitud y el por que de
ella, y aceptar, a plenitud, como cuadra a quien pro-
cede de acuerdo con su conciencia, la responsabilidad
que pudiera cabernos.

Ademis, no he querido hacer contestaci6n aqui
de Ipputaciones, unas afectuosas y otras que no lo
son tanto, del distinguido compafiero al que hube
de referirme, porque en este moment en que se
trata de hacer prevalecer el Reglamento, me parece
que seria faltar a ello porque las explicaciones de votos
deben ceiirse a las razones por las cuales formula-
mos nosotros nuestros votos en cada caso.

Aqui, en esta apelaci6n que se formula ante la
Cimara contra una resoluci6n del senior Presidente,
hay un fondo doloroso que he de exponer. Es la
primera vez que se apela,, desde que nos honramos
con la Presidencia de nuestro joven v distinguido com-
pafiero, senior Ruben de Le6n, de una decision suya.
Habia presidido hasta estos moments, -justo es
confesarlo- con una imparcialidad tal, que a todos
nos habia producido magnifica impresi6n, y Zpor qu6
no confesarlo?, con una imparcialidad tal, con una am-
plitud tal, que a veces parecia que Ilegaba al limited
de la benevolencia con la Minoria, reposado y juicio-
so a mi mianera de entender las cosas, porque el
President de la Camara, que no es a fin de cuentas
el president de una facci6n determinada, debe sen.
tirse amparador del derecho de todos en la C.mara,
y particularmente de aquellos que son minoria porque
no tienen en sus manos la uiltima raz6n de la vota
ci6n aplastante que es en definitive la que ha de
resolver las cuestiones que aqui se planteen. Qu6
menos puede pedirse que amplitud de criterio, que
parcialidad ligera, -si possible es emplear esa pa-
labra- a favor de aquellos cuya misi6n es hablar y
cuya misi6n es defender sus arguments con todas
las razones que puedan ocurrirseles. Por eso ha cau-
sado penosa impresi6n esa resoluci6n de la Presidencia,
porque ha roto una norma que parecia inquebrantable
ya que nos hacia presumir, que nunca habrian de
surgir problems en las interpretaciones reglamen-
tarias.
Yo no voy a ahondar profundamente en la idea
del precepto reglamentario, el Articulo 29 porque ya
lo han hecho muchos compafieros y sera cansar la
atenci6n de la Camara repitiendo cosas que ya se
han escuchado; yo quiero aceptar que pudiese haber
dudas incluso en esa interpretation, que no fuese
una de esas interpretaciones redonda, cabal, terminan-
te y just, que surge de textos clarisimos de los cua-
les sin una flagrante mala fe nadie podria discutir ni
disentir de criteria, pero si bien es cierto que pu-


diera haber tenido raz6n hasta cierto punto el senor
Carbonell en la interpretaci6n planteada al Articulo
1o4 que establece que no se puede pedir suspension
de debate cuando se trata de Proyectos de Ley. su-
poniendo, repito, que hubiese motive de duda, a mi
juicio, la Presidencia debi6 haber fallado, por dos ra-
zanoes, a favor de sostener su primitive tesis, de que
se estaba sometiendo a votacion la proposici6n del se-
fior Bravo Acosta y que no era possible dar march
atris en el camino emprendido. Por dos razones,
repito, y la primer es la siguiente: Estrictamente
de acuerdo con el texto del articulo, no cabe dudas
de que sin recurrir a un sofisma no puede preten-
derse, al interpretarse el Articulo 29 del Reglamento,
que al someterse a votaci6n cualquier proposici6n,
s6lo pueda pedirse la palabra en relaci6n con la pro-
pia votaci6n, es decir, con la forma en que esta vo-
taci6n ha de verificarse, y que result algo que no
puede estimarse de una claridad absolute en favor de
la interpretaci6n que quiera dirsele, que era sobre
la votaci6n, pero se trataba de impedir porque no
cabia en el problema planteado.
Segundo, -y no se tome esto como una audacia
de pensamiento, porque entiendo que el Articulo 104
se refiere efectivamente a los Proyectos de Ley, y
para mi el ante-Proyecto de Presupuestos que aqui
se esta discutiendo no es estricta v cabalmente el
Proyecto de Ley corriente que contempla el Regla-
mento en sus diversos articulos y denominaciones.
Un distinguido compafiero al Proyecto de Presupues-
to, y lo reafirmaba el senior Presidente. lo lamaba
la mas important de las leyes que podia votar el
Congress. No estoy de acuerdo -y esto como una
digresi6n- porque las leaves que se refieren al honor
y a la dignidad de los ciudadanos deben star muy
por encima de las leyes que tratan cuestiones econ6-
micas. Pero aceptando las frases que 61 pronunciara
aqui, que evidenciaba su pensamiento de que el con-
sideraba como una ley especialisima, como una ley
distinta a todas las demas, ese Presupuesto que aqui
estamos discutiendo, y por tanto, encajarlo como un
Proyecto de Ley corriente, result a mi juicio muy
duro de entender por aquellos que se dedican a la
discipline parlamentaria. Pero yo he ido mis alli,
quiero aceptar que el senor Presidente pudiera tener
razon, que podia volver sobre sus actos, despu6s de
lanzar la frase sacramental de "se pone a votaci6n".
Quiero aceptar que esta teoria que acabo de eiun-
ciar de que no es un Proyecto de Ley corriente el
Presupuesto que se esta discutiendo, que sea un pro-
yecto de Ley corriente v ordinario, y que por lo
tanto le fuera aplicable al Articulo 104 del Regla-
mento, pues bien, -se vive no solo de entelequia, se
vive de la ley, de la practice, de lo real, de lo ase-
quible, de lo que facility. Facility la resoluci6n de
la Presidencia que facilitara, repito, lo que aqui se es-
taba planteando, -el reloj demostr6 que no-. Si se
hubiera puesto a votaci6n en aquellos moments, co-
mo se pidi6 por los miembros de esta Minoria, la
proposici6n del compafiero senior Bravo Acosta, hu-
bieran transcurrido 8 o 9 minutes y posiblemente la
Mavoria hubiera cosechado un triunfo mis al votar
en contra de la proposici6n del senior Bravo Acosta.
porque no me hago la ilusi6n de que nos hubiesen
honrado con sus votos, someti6ndose al criteriteo de que
por inconstitucional no debia aceptarse la votaci6n









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 19
I |1. ..1 II r I I I


del Presupuesto extraordinario conjuntamente con el
ordinario porque en realidad son distintos, de origen
distinto v de caminos distintos que ha de seguir des-
puCs que Ilegue al Senado, si es que Ilega alla.
V6ase c6mo nuestro hibil e inteligente Presiden-
te, que habia demostrado esa inteligencia y habilidad
en multiples oportunidades, en este caso no estuvo
a la altura, a mi modesto juicio, que las circunstan-
cias demandaban para habcr encauzado este debate,
que si no hubiese sido impulsado con esa celeridad
que veo reflejada en el rostro de muchos compaferos
c la Mayoria, para que esto se termine rapidamente,
cuando a asuntos de esta naturaleza, de esta trascen-
dencia, por lo menos, nosotros, debiamos considerarlos
detenidamente, no nos hubi6semos adentradd en este
largo peregrinaje de ideas alrededor de un problema
que no tiene tanta importancia.
Si quiero manifestar, porque me impele a ello en
cl ordcn personal mi condicion de caballero y ami-
go, que en modo alguno el planteamiento de esta
cuesti6n ante el pleno de la Camara, la votaci6n ad-
versa de vefite y tres compafieros nuestros aqui,
pueda implicar, en forma alguna, un voto de des.
confianza, un agravio ni una herida en su amor propio
para nuestro qucrido Presidente de la Cimara. De
hombres es errar, y pobre dcl que no se equivoca en
ocasiones. Si fuera infalible no estaria desempefiando
la Presidencia de esta Camara de Representantes, sine
que posiblemente estaria dedic6ndose a altas ma-
nifestaciones espirituales, esperando la beatificaci6n
de tiempos futures por sus grandes virtudes y santi-
dades. Creo que si hubo error lo hubo de buena
fe, v creo que eso habri de servirle de acicate para
estudiar con mas acuciosidad en el future, como lo
ha venido haciendo hasta aqui, cualquier problema
que se present, no miraido la parte estrictamente
reglamentaria, sino mirando la parte material ya que
ello le permitira desenvolver con mayor facilidad las
labores de esta Camara.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARciA): Se va a
dar lecture al Dictamen y Voto Particular.

SR. BUTTARI '(EDGARDO): Para un ruego pido la
palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para un ruego el seflor Buttari.
/
SR. BUTTARI (EDGARDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes:
Cuando en medio de la atm6sfera caldeada se
planted la exigencia de la aplicaci6p del Reglamento
por parte de nuestro distinguido compafiero que hoy
tengo a mi derecha y que no quisiera nunca tener en
frente, el senor George, yo queria rogarle a la Presi-
dencia, si es possible, que le diera lectura al Articulo
32 de la Ley die Relaciones entire el Poder Legisla-
tivo y el Poder Ejecutivo. Ahora formulo nuevamen-
te este ruego a la Presidencia.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se va dar
lectura al Articulo 32 de la Ley de Relaciones en-
tre los Cuerpos Colegisladores y el Poder Ejecu-
tivo,


(El Oficial de Actas lee):

"Si la Cimara por fuerza mayor no pudiere cum-
plir el deber que le impone el p~rrafo segundo del
Articulo 258 de la Constitucidn, y remitiere al Senado
el Proyecto de Presupuestos con su acuerdo con pos-
terioridad a la fecha seiialada, el Senado, al conocet'
del Proyecto podrii acordar los trmninos en la trami-
tacion correspondiente, a fin de que el Presupuesto sea
votado antes del primer dia del afio econ6mico en que
deba comenzar a regir".

Ha sido complacido el sefor Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): De manera senior Presi-
dente y sefiores Representantes, que .la finalidad del
Rcpresentante que habla, que en su oportunidad lo
hara cn contra de los Presupuestos, pues tiene varias
cnmiendas presentadas al Proyecto de Ley de Bases,
no cs obstruccionar ni entorpecer la sanci6n de los
los mismos por este Cuerpo. El senior George preocu-
pado porque pudiera decursar el t6rmino constitu-
cional para su aprobaci6n, planted su proposici6n de
que fuera aplicado el Reglamento 'para que la Ca-
niara no se fuese por los Cerros de Ubeda en cuanto
a esta interpretation. Yo quiero declarar que el Sena-
do de la Rep6blica tiene oportunidad durante el mes
de Diciembre para discutir los Presupuestos de acuer-
do con la Ley de Relaciones.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Se va a
dar lectura al Dictamen y a los Votos Particula-
res. 0

SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): ZPara que
solicita la palabra el senior Urquiaga?

SR. URQUIAGA (CARMELO): Para hacer unas ma-
nifestaciones a -la Camara.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia desea aclarar que los Presupuestos no estan a
discusi6n todavia. Pero a un ruego del senior Urquia-
ga la Presidencia le concede la palabra. Tiene la
palabra el senior Urquiaga.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y
sefores Representantes: En realidad agradezco much
la bondad del senior Presidente concediendome la pa-
labra en un caso como el present, en que ha en-
tendido que no me asistia raz6n alguna para hacer
uso de la palabra; pero en verdad el inciso Sexto o el
Octavo del articulo 114 dice que se puede hacer uso
de la palabra para una aclaraci6n.
En mi carncter, inmerecido, de lider del Comit6
Parlamentario Liberal, he estimado de mi obligaci6n,
cunupliendo acuerdos anteriores no s61o del Comit6
Parlamentario que me honro en presidir, sino del Co-
mit6 Congresional del Partido Liberal, y yendo mas
alto ain, siguiendo orientaciones del que es nuestro
ilustre jefe, doctor Ricardo Nufiez Portuondo, de-
seaba aclarar nuestra actitud, con lo cual no he de
tratar de demorar, porque seria enpequefiecer la mi-
si6n que en este moment desempeiio, aunque me









20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMA-RA


reserve el derecho de hacerlo plenamente a poste-
riori. He de exponer, pues, de manera sencilla y
breve cuil ha de ser la actitud official, por lo menos,
de aquellos que siguen las orientaciones de este Co-
mite Parlamentario Liberal.

Somos opuestos a que hava Presupuestos. Lo
declare franca, abierta y ptblicamente, de manera
que no pueda entenderse que al oponernos a estos
Presupuestos en alguna forma que se haga, lo esta,
mos realizando en la obscuridad, tratando de incurrir,
digo, de esquivar nuestra responsabilidad y de conse-
guir nuestro objetivo por medios amafiados o habili-
dosos. Lo trataremos de hacer, porque entendemos
que ese Proyecto o Ante-proyecto de Presupuestos que
aqui se ha enviado no es el que conviene a la Na-
ci6n, porque Presupuestos en si seria una palabra vaga
si no llevara tras de si el prop6sito concrete y de-
cidido de mejoramiento y servicio piblico.
Se nos quieren echar arriba inculpaciones de que
somos responsables de que el pais se encuentre sin
Presupuestos. Quiero referirme, por lo menos, del
ano 1944 para aca, que a aquella Camara, mientras
fue Mayoria lo que es actualmente Minoria, no le
alcanza esa responsabilidad. Votamos los Presupues-
tos frente a la obstrucci6n continue, al esfuerzo te-
sonero de los que hoy en dia desempefian el hist6rico
rol de Mayoria en esta Cimara. Fue precise que se
trajeran a este hemiciclo lo que era entonces Ma-
yoria -67 votos-, sin contar uno solo de los guber-
namentales, para que fuera aprobado el anteprovecto
de Presupuestos, que fue enviado al Senado de la
Reptiblica y que no se aprob6 alli, a pesar de que
ya, desde hacia tiempo, controlaban la Mayoria en
el Senado los que siguen las indicaciones guberna-
mentales -en el sentido politico, me refiero-. Por
lo tanto, 6sta es una actitud nueva, se diri. Efecti-
vamente, lo es; y lo es porque bueno es que se sepa;
(y habr6 de exponerlo con amplitud, al consumer el
turno en contra de ese Dictamen y a.favor del Voto
Particular), porque no son los mismos que se en-
viaron el afio pasado y el afio anterior, de tal modo
que basta la simple comparaci6n de los anteproyectos
presupuestales anteriores, con estos actuales, para que
se yea que ni remotamente tienen parecido de nin.
gina clase. Tuvimos que reflexionar much antes de
Ilegar a esta dolorosa conclusion; pero entendimos que
si iban a votarse unos Presupuestos en los cuales
se hacian ataques a derechos respetables conquitados
por benem6ritos conciudadanos nuestros; si se iban
a consolidar Decretos que preceptuamos de inconsti
tucionales o que estin a punto de expirar; por el
propio termino que se habia fijado; si se consagran,
por ejemplo, todos los inzresos que produce el inciso
K, para ser empleados mis arbitrariamente que nun-
ca; si se desorganizan departamentos enteros que, hoy
por hoy, bien que mal, estan funcionando te6rica-
mente, por lo menos, en el iplano preiisneial, con
cierta cohesi6n y con cierta similitud a las necesida-
des ptfblicas, incurririamos en una grave responsa-
bilidad votindolos, cuando nuestro 'deber nos impul-
saba a aprobar Presupuestos que fueran buenos y no
Presupuestos que fueran malos. Entonces, despu6s
que todas esas razones que, de manera somera, he
expuesto a esta Honorable Camara, nos hicieron lie-
gar a la conclusion de que no debiamos votar los


Presupuestos, surgi6 una segunda fase: Debiamos li-
mitarnos, con la concurrencia de nuestros votos, a
exponer nuestro criteria contrario a la aprobaci6n de
los Presupuestos; o debiamos recurrir a todo aquello
que, parlamentariamente, sea licito utilizar como arma
de combat, para obstruccionar los Presupuestos? Lle-
gamos a la conclusion de que combatirlos s61o ne-
gandoles nuestros votos en el moment oportuno de
la v6taci6n, era una prueba de ineptitud grande o de
indolencia ante el pais.

SR. BUTTARI, (EDGARDO): NMe permit el senior
Urquiaga una interrupci6n?

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El senior Ur-
quiaga esta hacienda una aclaraci6n al amparo del
Articulo 114, inciso octavo. En este caso la Presi-
dencia se ve en la obligaci6n de no permitir inte-
rrupciones.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Por mi part, con mu-
chisimo gusto.

Sk. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia no puede admitir interrupciones, basandose en la
resolution anterior.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Es para una pregunta,
senior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En su opor-
tunidad, senior Buttari.
/
SR. BUTTARI (EDGARDO): Yo queria saber a qui6n
le esta aclarando el senior Urquiaga.
SR. PRESIDENT (DE (LEON GARCIA); Esta aclarAn-
dole a la, CAmara sobre la actitud de su Partido en
relaci6n con los Presupuestos. Eso es lo que inter-
preta la Presidencia.

Contina. el senior Urquiaga en el uso de la pa-
labra.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Lamento que interpretacio-
nes reglamentarias hayan impedido al compafiero Sr.
Buttari haber expuesto alguna idea o algIin razona-
miento que tuviese a bien hacer; pero estoy seguro de
que en cualquier otro moment tendri oportunidad
sobrada para exponer sus puntos de vista, incluso si
disiente del compafiero que habla, y que manifest
desde el principio que lo hacia exponiendo estricta-
mente' acuerdos del Comit6 Parlamentario Congresio-
nal del Partido. Contin6o, pues. Ya en esa coyun-
tura teniamos que decidir si habriamos de limitarnos
a votar en contra de los Presupuestos y exponer nues-
tras razones en contra del mismo, o realizar eualquier
labor de indole parlamentaria que fuera licita y per-
mitida en los Parlamentos del Mundo, v dentro de
la costumbre establecida, y se Ileg6 a la conclusion
de que no hariamos nada nuevo, sino copiar precisa-
mente lo establecido por las anteriores Minorias en
la Camara -actual Mayoria-, que muchas veces de-
clar6 aqui que era obligaci6n de la Mayoria integrar,
de principio a fin, el numero suficiente para que,
hubiese qu6rum en la Camara; que no era possible que









R DE S DE LA, ,AMAR ,'.


dentro de un plano de lucha abierta y ardorosa se
escatimase ningun recurso que pudiese estar a nues-
tro alcance, para por medio de discusiones, tediosas,
si se quiere, pero necesaria para el esclarecimiento de
la verdad, que se prolongaran durante horas, y durante
dias, si era possible, v habia resistencia suficiente, como
debe haber, en los legisladores, para contender en
problema de tan gran importancia. Por eso termino,
porque prometi -y quiero cumplirlo- qu'e iba s61o
a enunciar ideas, que despues habre de desenvolver
en el curso de esos debates, que han de ser movidos;
pero he querido exponer de manera franca, leal y
abierta la actitud del Comite Parlamentario del Par-
tido Liberal, en los acuerdos que, por lo menos, co-
nozco y me constant oficialmente, de oponernos a
ese Presupuesto que se propone, 0 bien de oponernos
al Dictamen respetabilisimo, pero que no comparti-
mos, de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, de
la cual Tu6 Ponente nuestro compafiero Sr. Victor
Vega Ceballos, que, en realidad, estoy segurd fu6
leal al manifestar en su propio informed, que estai
plagado ese Presupuesto de errors y de inexactitu-
des, lo cual evidencia como seran esos Presupuestos,
cuando el propio Ponente, cuando aqu6l que formula
el Dictamen que aprueba la propia Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos, dice textualmente "que el
Proyecto de Bases y el Presupuesto adolecen de visi-
bles errors, subsanables unos dentro del marco estre-
cho que la Constituci6n sefiala al Congreso, para su
modificaci6n, e imposibles o dificiles de subsanai
otros".

Por eso, entendiendo nosotros que cuando aque-
llos que estin llamados a defender una obra, comien-
zan, con una lealtad que les enaltece y honra, a re-
conocer que esta plagada aquella que se propone de
errors y de deficiencies, algunas de las cuales son
insubsanables, Zque menos podiamos hacer nosotros,
la Oposici6n, la Minoria, que debemos cumplir nues-
tro deber constitutional de fiscalizar y oponernos a
todo aquello que estimemos que no esta bien hecho,
y negar nuestro concurso, no en forma pasiva, sino
activamente, a la aprobaci6n de lo que creemos que
en vez de ser la soluci6n presupuestal de Cuba, la
sumirA en un caos del cual dificilmente podri salir.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): jAl amparo
,le qu6 articulo?

SR. BUTTARI (EDGARDO): Del it4 del Reglamento.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President y sefiores
Representantes: Anteriormente, por un error del Re-
presentante que habla, quise informal a la Camara,
abundando en los datos y en el discurso de nuestro
distinguido lider el Sr. Carmelo Urquiaga. Y nunca
la reiteraci6n y la insistencia es suficiente para dejar
meridianamente aclarada la posici6n del Partido Li-
beral ante el dilema que nos plantea el Ejecutivo de
votar de acuerdo con el Articulo 134, Inciso N de
nuestra Constituci6n los Presupuestos Generales del


Estado o de no votarlos. Y digo dilema, porque el
Poder Ejecutivo barrenando todos los preceptos cons-
titucionales; porque el Poder Ejecutivo, haciendo caso
omiso de la doctrine de Hacienda Piblica qu ele-
mentalmente recomienda la unidad del Presup iesto
como medio y fin para su revision y control, de acuer-
do con la tesis mantenida por otro distinguido liberal
que a nombre de nuestro ComitC ha presentado un
Voto Particular, me refiero al compafiero senior Ama-
deo L6pez Castro, nosotros, los miembros de la Opo-
sici6n queremos, repito, dejar perfectamente situada
y concretada nuestra postura, tanto political como ideo-
16gica y, ante los problems administrativos que nos
plantea el anteproyecto de Presupuestos.

El Articulo 134 de la Constituci6n dice que la
C~mara aprobani los Presupuestos Generates del Es-
tado. Ese articulo esta en una estrecha vinculaci6n con
el Articulo 255, que trata de la forma y modo de
vertebrar los Vresupuestos Generales del Estado. Pero
de ninguna manera puede aceptarse la interpretaci6n
que violent la Constituci6n, que, precisamente, como
lajo el Presidente de la Republica, parece que por
ser tan joven se ha violado tan reiteradamente.
No puede entenderse que estamos obligados a
sancionar un acto de una inconstitucionalidad tan
manifiesta como es la de incluir el Presupuesto Extra-
ordinario en el mismo anteproyecto de' la Ley de Ba-
ses con que se quieren aprobar y sancionar los Pre-
supuestos Generales de la Naci6n.
Conste pues que el Partido Liberal esta dispues-
to y quiere y desea colaborar y luchar con la Mayoria
coao a coco, para que la naci6n cubana inicie su
nuevo ciclo de ordenamiento de su hacienda puiblica.
Creemos que la economic privada esta posiblemente
tan urgida como el Estado mismo, que haya un poco
de orden en los intereses generals de la naci6n; pero
no podemos. aceptar que el Partido Liberal se vea
arrastrado en las mismas transgresiones constituciona-
les que el Poder Ejecutivo esta realizando con el en-
vio a este Cuerpo del anteproyecto presupuestal que
estamos discutiendo.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la pala-
bra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): iPara qu6
pide la palabra el Sr. Representante?

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Para hacer una
aclaraci6n a la Camara en relaci6n al caso Octavo del
Articulo 114.

SR. L6PEZ DEUSTUA (EDUARDO): Pido la palabra
para una cuesti6n de orden.
SR, PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Deustua.
SR. L6PEZ DEUSTUA (EDUARDO): Sr. President
y senores Representantes: A juicio del Representan-
te que habla, que es respetuoso de todos los criterios,
pero que a su vez como miembro de esta Camara
tiene lerecho a emitir sus opinions, se esta vulne-
rando el Articulo 114 del Reglamento, en su parrafo
octavo precisamente.


21


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
.~~ ~ i ll ,i i i i i l i i ll


A nosotros, los que somos nuevos en esta Cama-
ra, nos agrada oir a los maestros de la palabra y de
la experiencia en el ambiente legislative, cuando el
mismo va encaminado en un sentido responsible y
patri6tico a abrir el camino a las soluciones definiti-
vas de los problems nacionales. Y el distinguido lider
del Partido Liberal, Sr. Carmelo Urquiaga y el no
inenos distinguido compafiero Sr. Buttari, al hacer uso
de la palabra por via de aclaraciones, a luicio del
Representante que habla, esta infrigi6ndose con ello
el Articulo 114, en su parrafo octavo, del Reghmento.
porque la aclaraci6n, tal como la interpreta el Articulo
130, es, senior Presidente y sefiores Representantes,
cuando se esta en debate, y todavia no ha llegado
la hora del debate, todavia esta Ley no se ha leido
y no se ha puesto el dictamen a debate.

El Articulo 130, que voy a tener el gusto de leer
a la Presidencia y a los sefiores Representantes, dice:
''"Cuando los Representantes usen de la palabra...
(Continua leyendo).

La 16gica interpretativa, a juicio de este modesto
Representante, es que las aclaraciones han de surgit
con motive del debate, de la discusi6n del dictamen,
no con asuntos previous que si bien es cierto van enca-
minando la soluci6n definitive del problema que se va
a debatir, van a una dilaci6n innecesaria; porque hay
tiempo de entrar en el dictamen, de discutir el dicta-
men, los votos particulares y las enmiendas, cualquie-
ra que sea el resultado de la discusi6n.

Llamo al orden a la Presidencia porque estimo
que si cada Sr. Representante va a consumer un tur-
no, muy tarde o casi nunca entraremos en definitive
en el problema de la discusi6n del dictamen.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Llamada al
orden la presidencia al amparo del Articulo 130, hace
saber a la CAmara que concedi6 la palabra al Sr.
Carmelo Urquiaga porque como lider del Comit6 Par-
lamentario del Partido Liberal y al amparo del Ar-
ticulo 114, consider prudent hacer aclaraciones con
respect a la actitud de su Partido en relaci6n a los
presupuestos; en igual caso, y al amparo del Articulo
114, la presidencia va a darle la palabra al Sr. Mar-
tinez Fraga, pero anuncia que despu6s de darsela a
los lideres de los Comites del Partido Liberal y De-
m6crata, aplicara el Articulo 130 porque es obliga-
ci6n de la presidencia en este caso.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President: pido la
palabra para una alusi6n.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA); En su opor-
tunidad.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Creo que la oportuni-
dad es 6sta, antes que able a nombre de su partido el
Sr. Martinez Fraga, porque estimo que es un asunto
distinto. Suplico a la presidencia que se me permit,
con la misma brevedad con que lo hice anteriormente,
contestarle al Sr. L6pez Deustua.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): La presiden-
cia estima que no ha sido aludido el Sr. Buttari, pero


como tiene verdadero interns en demostrar su mis
absolute imparcialidad, no quiere que se suponga que
no desea dar garantias plenas a todos los sefores Re-
presentantes, y en ese sentido le concede brevemente
la palabra al senior Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President y sefores
Representantes: Yo quiero aclarar, antes que nada,
que en mi opini6n nunca he concebido la posibilidad
de que el compafiero Dr. Rub6n de Le6n, que con
tanta probidad, acierto' y liberalidad preside nuestra
C4mara, pueda caer en el campo de la dictadura re-
glamentaria; por eso es que me he acogido a su bene-
volencia, pens,,ndo de antemano que me ampararia.

Oucria aclarar que pedi la palabra al amparo
del Articulo 114, inciso 8) en relaci6n con el propio
Articulo 130, porque como Representante tengo de-
recho a informar a la Cimara del criteria o de la
linea political de mi Partido, del Partido'que repre-
sento, y habi6ndolo hecho el lider a nombre del Co-
mit6 Parlamentario a que pertenezco, crei oportuno
robustecer su exposici6n aportando adicionalmente da-
tos y observaciones que vienen a robustecer, repito,
su exposici6n, hecha por 61 con tanta eficacia y bri-
llantez.

Lo que si me sorprendi6 es ver c6mo la Mayoria
tiene ese singular powder de acrecentarse y c6mo ha
estado invadiendo los campos de la Oposici6n, vi6n-
dose sorprendida 6sta por esas aplicaciones reglamen-
tarias que }e impiden a la Oposici6n, con su criteria
moderado, sereno, como lo hace, exponer los crite-
rios mas elementales en relaci6n con la Ley de Presu-
puestos, criterio que por otra parte le interest tanto
al pueblo de Cuba, como la propia aprobaci6n de los
mismos Presupuestos.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene ]a pa-
labra el Sr. Martinez Fraga.

SR. MARTiNEZ FRACA (ANTONIO): Sr. President
y sefiores Representantes: Antes que nada para reite-
rar mis gracias a la Presidencia al respect de la inter-
pretaci6n dada a la cuesti6n de orden ofrecida por
mi distinguido compafiero de Las Villas, Representan-
te por el Partido Liberal.
La postura del Partido Dem6crata esta tarde al
respect de la discusi6n y aprobaci6n de los presupues-
tos anuales, ordinarios, del Estado, conjuntamente
con un provecto de presupuesto extraordinario, tam-
bi6n por el t6rmino de un afio en su vigencia, es
simple v llanamente negative, y lo es porque el Par-
tido Dem6crata al amparo de acuerdos de su Asamblea
y Ejecutivo nacionales, ha reiterado una v otra vez
imperative necesidad de que la economic national
est6 vertebrada a trav6s de lo que constitute la Ley
esencial de todo pais civilizado, su Ley de Presupues-
tos. Rigiendo como rige todavia, la Ley de Presupues-
tos del afno econ6mico 1937-38 y habi6ndose transfor-
mado antes, en y en el period de post-guerra las si-
tuaciones de today indole que comprenden al pueblo
cubano, l6gicamente tenia que ser aspiraci6n de este
Partido que tengo el honor de representar en la Ci-
mara, el establecer, de acuerdo con la Constituci6n y
por medio de la correspondiente aprobaci6n del Con-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 23
. .. . .. .. . .. .. .. .. .. I ] IL I ... m .. . ..


greso, la Ley de sus Presupuestos anualess Por con-
siguiente, el Comit6 Parlamentario del Partido Dem6-
crata confront, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, esta situaci6n: de acuerdo con el Articulo
258 de la Constituci6n el estudiory formaci6n de los
presupuestos anuales es prerrogativa exclusive del
Poder Ejecutivo; no podia, por consiguiente, el Par-
tido Dem6crata al traves de sus Representantes en la
Cimara, tratar ni de former ni de estudiar la Ley
de Presupuestos, porque no es facultad del Congre-
so, si que por el contrario es facultad exclusive del
propio Poder Ejecutivo. Examinados esos presupues-
tos a grosso modo en las circunstancias de tiempo
y de lugar que le han permitido al senior Ponente de
la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos en orden a
las breves oportunidades que hemos tenido para es-
tudiar los correspondientes cuadernos de esos presu-
puestos, y sobre todo para poder conocer los cuader-
nillos que modifican en su parte numerica dichos cua.
deros de Presupuestos, observamos las dificultades
extraordinarias que iba a confrontar el Partido Dem6-
crata en sus acuerdos oficiales en orden a la conduc-
ta de sus Representantes en la C(mara. Se observaba
que la Ley de Presupuestos anuales llevaba a cabo, en
los propios presupuestos anuales violentas transgre.
siones de otras Leyes votadas por este Congreso y
que tenian y debian ser totalmente respetadas en esa
exclusive oportunidad de studio y confecci6n de
los presupuestos que corresponde al Poder Ejecutivo.

Observamos entire otras, c6mo distintas Leyes
del Congreso, tales como aquellas que crearon el
institute Ce U imes y otras mas, tueron prdcticamente
supimidas, el derecho legitimo, el marbete oticial que
el Congress le puso a determinados condos del Ijsta-
do, y oe esa guisa, recornendo la legislation nos en-
contramos la parte mas grave, que el senior Presidente
de la repubilca si bien cs cLerto que tiene la exclusive
tacultad para estucdar y conteccionar los presupuestos
anuales, no las tiene en ese aspect para imponerle un
acuerao al Congreso ue la Ktepublica. Los presupues-
tos anuales, penso, y penso con acierto, et IFartico Dec
mocrata, cuyo estuulo y conteccion es prertogativa ex-
clusiva ael i esidenre e ae la epubica y te su Consejo
ae ivunstros, en cambio, impone at Congreso una
conclicon limitativa, la de aprouarlos o no aprobarlos,
simple y umcamente. For eso observamos que entire
las racuitaces no aelegables cel Congreso, -en su apar-
tado letra c) ael Articulo 134 se cice trancamente lo
siguiente: discutir y aprobar los presupuestos anuales.
i\o le permit at longreso nada mas que discutirlos
y aprouarlos; no pueae siquiera acordarios. Ln cam-
oio, (lentro ce csas propias tacultaaes maelegables
que sefiala el inciso n) del propio Articulo 134 de la
pragnmanca eel stacdo, ooseivanios que le concede, ae
inauera especitica, al Congreso, la racultac de acor-
car toaas aquellas leyes quc alsponga la Constitucion.
1 como es cierto que en el Aruculu 256 ce la propia
Constitution se escaolece una Ley por esa constuu-
cion para el caso ae que puecia, neaiante un caso
excepceonal, perentono, aprcmiante y urgente acoraar
una Ley para un presupuesto extraorinanro, es inals-
cutble que se ie clerra la oportuniaac al Congreso de
powder discutir y acordar los presupuestos extiaoraina-"
nos que vienen conjunta y simultaneamente someti-
dos a la consideraci6n de la CAmara en una misma


Ley de Bases, al amparo de ese precepto, del Articulo
258, para discutir y aprobar simplemente, los Presu-
puestos.

S Por tanto, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, la situaci6n ~el Partido que tengo el honor de
representar en la Camara era 'asaz dificil. Miramos
hacia el pasado, recorrimos los antecedentes del pre-
supuesto de 1946, y aquellos proyectos que fueron
objeto de un studio especial por parte del Partido
Dem6crata, crey6, y crey6 con acierto, aunque mas

tarde los hechos demostraran su palmaria equivoca-
ci6n, crey6 que hacia bien en votar aquellos presu-
puestos pese a las mismas infracciones constituciona-
les de que adolecian, en orden a la presentation simul-
tanea de un presupuesto ordinario y uno extraordi-
nario, en que tampoco se le daba la oportunidad cons-
titucional que el Congreso tiene de poder acordar su
presupuesto extraordinario, ya que se le obligaba sim-
plemente a aprobar o no aprobar los presupuestos
anuales conjuntamente presentados al amparo de la
misma Ley de Bases. Pero, tuvimos en cuenta, y lo
tuvo en cuenta la Asamblea Nacional del Partido De-
m6crata, esta situaci6n especifica. Hacia poco tiempo
que el senior Presidente de la Rep6blica habia esca-
lado los mandates del Poder.

La opinion p6blica le habia abierto un credito
extraordinario, por primera vez en la vida de Cuba
republican, escalaba el Palacio Presidencial un hom-
bre con tanto respaldo de la opinion public, no s61o
de aquella mayoria que mantuviera doscientos mil
votos en su elecci6n presidential, si que tambi6n con
extraordinaria generosidad y gentileza sin limits, lo
habia hecho en nombre de la Oposici6n, el candidate
de la Presidencia, derrotado en su aspiraci6n, el doc-
tor Carlos Saladrigas, cuando se levant6 para decirle
al pais por vez primera en Cuba que habia triunfado
en esa elecci6n el senior Grau San Martin.

El Partido Dem6crata, consecuente con esa ac-
titud, crey6 necesario facilitar, por encima de esa vul-
neraci6n constitutional, discutir los Presupuestos, no
aprobarlos, acordar los Presupuestos Extraordinarios
con las modificaciones limitadas por la Constituci6n,
repito, acordarlos o no acordarlos, limitaci6n que se
vi6 imposibilitado de actuar; y lo hizo porque no tenia
entonces la caravana extraordinaria de transgresiones
y de olvidos y de equivocos de toda indole de que
adolecen los actuales Presupuestos, tanto los extra-
ordinarios como los ordinarios.

Por eso esta tarde la actitud del Partido Dem6crata
tiene que ser totalmente negative a estos Presupues-
tos. El Partido Dem6crata prefiere que la vigencia
official de los Presupuetos, hoy vigentes, en estos mo-
mentos, aquellos que se aprobaron por los represen-
tativos de la voluntad popular para el afio econ6mico
del 37 al 38, decirlo asi, en voz alta a la opinion
public, y tener toda la plena responsabilidad que
sobre nosotros pueda caer, continue rigiendo durante
90 dias mis, y que durante ese termino de 90 dias,
el gobierno de la Repiblica, recogiendo la buena
incuestionable fe de los que han abonado su conduc-
ta y por la nuestra del pasado afio, recoja todas estas
indicaciones relatives a las violaciones de la Ley y de








24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i i i i' i I,, I, i I i -


la Constituci6n, para que cumpliendo tambi6n la
Constituci6n, dentro de ese propio t6rmino de 90
dias, someta a la consideraci6n del Congreso, un nue-
vo Proyecto de Presupuestos durante los 9 meses sub-
siguientes al anio econ6mico de 1947. Esas son las ra-
zones fundamentals que Ilevan al Partido Dem6crata
a oponerse totalmente a estos Presupuestos, y lo hace
ademis porque no quieren los representantes del .Par-
tido Dem6crata, cargar la enorme responsabilidad
que habria de caer sobre el Congreso de la Repuiblica,
aprobandose una Ley de Presupuestos, cuando aqui
a las propias puertas de este Palacio se han presen-
tado demands de hombres y mujeres, funcionarios y
empleados del Estado, amparados en leyes, al prop6
sito de que no se permit el incumplimiento de eyes
o el olvido de legislaciones que amparan derechos into-
cables algunos de ellos de inamovilidad.

Por estos- pasillos han desfilado numerosos eem-
pleados del Estado, repuestos al amparo. por senten-
cias de nuestro mas alto Tribunal de Justicia, que son
barridos al trav6s del curioso sistema que establece
tecnicismos especiales en la Ley, para que no pue-
dan continuar desempefiando sus cargos. Han venido
219 'Inspectores aqui, han visitado el Palacio de la
Presidencia, y el Presidente les ha dicho la imposibi-
lidad en que se ve de pedir mediante Mensaje pos-
terior al Congreso que modifique esos Presupuestos.
Y todos sabemos aqui, que el Articulo 257 preceptda
innuy poco, muy poca cosa lo que podemos hacer,
torque casi todo lo ha limitado en forma negative.
Podemos suprimir, inclusive ingresos permanentes del
Estado, pero para ello tenemos que suprimir los pro-
pios gastos permanentes del Estado. Nos vemos li.
mitados a un estrecho callej6n: aprobar o no los Pre-
supuestos y nos vemos obligados tambi6n a aprobar
o no los Presupuestos Extraordinarios, pese a la fa-
cultad que tiene el Congreso de acordarlos, inclusive,
que es distinto a aprobarlos o rechazarlos.

Todas estas razones las avalamos con nuestra
buena fe y nuestra conduct del pasado afio. El Par-
tido Dem6crata acude ante este pulpito de la opinion
piblica, aceptando la plena responsabilidad de su pos-
tura y asi creyendo de buena fe, como antes crey6
que las observancias constitucionales habrian de cum-
plirse, que las palabras del Presidente Grau San Mar-
tin serian intangibles, igualmente se produce ahora.

En aquel entonces pensabamos con entera sa-
tisfacci6n v facilitamos nuestros votos a la aprobaci6n
del presupuesto, porque habiamos recogido al traves
de la palabra autorizada del ilustre candidate a la
Presidencia de ia Rep6blica, y m6s tarde Presidente de
la misma, estas declaraciones, formuladas por 61 en
5 de septiembre de 1942:

"Tendr6 la Constituci6n como un mandate irre-
vocable. La Constituci6n con sus preceptos claros y
justos en todas sus parties ser cumplida inflexiblemen-
te por mi Gobierno. La political sentada en el Con-
greso, la autoridad del Congreso mantenida, sin inter-
ferencias ni disminuciones; el correct y exacto fun-
cionamiento del regimen parlamentario regulado ten-
dri en mi Gobierno absolute dignidad y prestigio".


Creaxme eso, sefiores Representes y vinimos en
el mes de noviembre de 1946 a hacer bueno ese cri-
terio y ese cr6dito nuestro y votamos absolutamente
todos el mismo Proyecto de Ley, similar en su re-
dacci6n, similar en sus infracciones constitucionales,
y con los mismos defectos que el que contiene el en-
viado hoy por el Gobierno de la Rep6blica.,

Aquellos, sin embargo, pese a la 'infracci6n cons-
titucional apuntada, no traian ni el error, ni los graves
dafios, ni los errors, que van a provocar un desnivel
inmenso en la economic del aflo 1937. Traian en me-
nor cantidad lo que el Gobierno entendia y r6ease
que lo consideramos de buena fe necesidades 'abso-
lutas de todo tipo y de todo orden para resolver el
problema national.

Con el aval de nuestra conduct de 1946, con
el prestigio de nuestra actuaci6n, defendiendo los
principios de la Constituci6n cumplidamente, venia-
mos esta tarde a oponermos en forma terminante a
la aprobaci6n de una Ley de Presupuestos, -tal como
la acord6 nuestra Asamblea Nacional-- de unos pre-
supuestos que violan la Constituci6n, que olvida las
propias leyes votadas por este Congreso, que echa a
un lado sus decisions y que pasa por encima de in-
calculables valores y decisions eXtraordinarias del
Poder Judicial, que salvaguardan o que debian salva-
guardar definitivamente, integramente, derechos de
los funcionarios y empleados del Estado.

No queremos avanzar en esta oportunidad en que
se trata de ser lo mas breve possible para explicar esta
postura responsible en otros examenes de esos pre-
supuestos
Sera ello objeto del debate politico. Me estoy re-
firiendo, en esencia, a la aplicaci6n de lo que es un
presupucsto para recoger las necesidades econ6micas
de Cuba, y que tambi6n otras declaraciones que tendr6
el placer de repetir en la discusi6n de este Proyecto,
hiciera el Presidente de la Repiblica, cuando era can-
didato a la. misma.
Con estas palabras, Sr. President y sefiores Re-
prcsentantes, deseamos y espera el lider del Partido
Dem6crata, aclarar que sus Congresistas, con toda
la responsabilidad del caso, simple y llanamente son
opuestos a los presupuestos, en el bien entendido que
declaramos a la faz del pueblo cubano que preferi-
mos la vigencia por 90 dias mis de los actuales pre-
supuestos, originados en el afro econ6mico de 1937-
1938 que votar estos presupuestos con los dafios y per-
luicios irreparables que traerian sobre si y que desde
luego demandamos tambi6n esta tarde que el senior
Presidente de la Republica consider que si esta tesis
prospera, habra de hacdrsele un gran dafio a aquellos
empleados a quiencs se estan vulnerando sus dere-
chos. Nosotros preferimos que rijan los Presupuestos
del aflo econ6mico del 37 al 38 y que el Ejecutivo
cumpla con la obligaci6n constitutional de que en el
termino de 90 dias ofrezca unos presupuestos respe-
tuosos de los preceptos de la Carta Fundamental, y
en definitive que al hacer este ofrecimiento, al cum-
plir este trAmite de caricter ogligatorio para que puc-
da el Congreso votar esta Ley, remita, si todavia la
guerra europea arroja su torrente de sangre sobre el









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 25


mundo, si sigue pensando ,en los sacrificios que el
pueblo realize por la guerra, que envie un Presupuesto
extraordinaria por separado, para asi no entorpecer
el derecho, la facultad que tiene el Copgreso de acor-
dar los presupuestos en la forma que la Constituci6n
determine.


Se conceden dos turnos a favor y dos turnos en
contra. A favor han solicitado la palabra los sefiores
Amadeo L6pez Castro y Radio Cremata; en contra
los sefiores Virgilio P6rez y Segundo Curti.

Tiene la palabra en contra el senior Virgilio Perez.


SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Se va a dar SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Me permit
lectura al Dictamen y votos particulares. la Presidencia?


(El Oficial de Actas les da lectura).

SR. DE LE6N (MIGUEL): Teniendo dudas del qu6-
rum, solicito se pase lista.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): A petici6n
de un senior Representante, se va a comprobar el
qu6rum.

(El Oficial de Actas pasa lista).

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): aFalta algiln
senior Representante por contestar al pase de lista?

(Silencio).

Han contestado al pase de lista 77 sefiores Re-
presentantes.

Respondieron a la misma los seilores: Acosta,
Alderegula, Alonso Alvarez, Alvprez Lefebre, Alvarez
Recio, Ara, Aragon6s, Armenteros, Bohorques, Came-
jo, Canut, Carbonell Andricain, Codina, Collot, Cruz,
Curti, Diaz Ortega, Diaz Rodriguez, Dorta Duque,
Ducassi, Escalante, Escribano, Esteva, Fernindez Mar-
tinez, Fleites, ,Garcia Benitez, Garcia Ibfiiez, Garcia
Menocal, George, G6mez Quintero, GonzAlez Po-
sada, Gutierrez Casanova, Hernindez de la Barca,
Hernindez Tellaheche, Le6n Fuentes, L6pez Deus-
tua, Luzardo, Llans6, Martin, Men6ndez, Milands,
Mora, Mujal, Nibot, Ochoa, Oliva, Ordoqui, Pages,
Pardo Machado, Payin, Pefia, Pequefio, P6rez L6,
pez, Pino Martinez, Pino P6rez, Pino Santos, Puentes
Rodriguez, Puentes Salinas, Remedios, Rivero Par-
tagis, Rivero Setien A., Rivero Seti6n M., Rod6s,
Rod6u, Rodriguez Cartas, Rodriguez P., Rodriguez
S., Rojas, Rosales, Sinchez Mastrapa, Sera, Serrano,
Soldevilla, Vega, Vinent, Orizondo y de Le6n Garcia.

Hay qu6rum. Continia la sesi6n.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Pido la palabra,

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene-la pa-
labra el senior Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): En relaci6n con los Vo-
tos Particulares presentados por mi en el seno de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos deseo retirar-
los, porque van como enmiendas a los articulos 22
y 23 del Dictamen.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Por retirado
los Votos Particulares del senior Buttari, se pone a
discusi6n el Voto Particular del Sr. L6pez Castro.


SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Como quiera
que hay un nmmero mayor de Representantes que de-
sea hacer uso de la palabra a favor de ese. Voto Par-
ticular, yo propongo la ampliaci6n del debate a un
turno rips.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): A solicitud
del lider del Partido Dem6crata, senior Martinez Fra-
ga, se pone a votaci6n la ampliaci6n del debate a
un turno mas.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Deseo que la
Presidencia tenga en cuenta que, de concederse la
ampliaci6n del debate, yo deseo hablar a favor del
Voto Particular.

SR. GEORGE (QUINTiN): Para que la Presidencia
tenga la bondad de informarme si alg6n senior Re-
presentante ha solicitado la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Han solici-
tado la palabra en contra los sefiores Curti y Virgilio
P6rez y a favor los sefiores Radio Cremata y L6pez
Castro.

SR. GEORGE (QuINTIN): Me uno a la solicitud
del seflor Martinez Fraga a que se amplie el debate,
en cuya oportunidad solicito hablar a favor.

SR. CARBONELL (NESTOR): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-

labra el senior Carbonell.
SR. CARBONELL. (NESTOR): Para dirigirme al li-
der del Partido Dem6crata, senor Martinez Fraga,
que ha solicitado la ampliaci6n de un turn mis en
el debate. Le sugiero al lider del Partido Dem6crata,
que esti apoyado en su proposici6n por el senior Geor-
ge, una possible soluci6n.
Existen tres Votos Particulares presentados: el
del senior L6pez Castro. En este Voto Particular han
solicitado la palabra a favor los sefiores Cremata y
L6pez Castro. Hay otro Voto Particular suscrito por
el senior Dorta Duque, a favor del cual solamente ha
pedido la palabra su autor, pudiendo ien la discusi6n
de ese Voto Particular consumer un turno a favor el
lider del Partido Dem6erata, sefior Martinez Fraga.
Queda el del senior Escalante, a favor del cual sola-
mente ha pedido la palabra su autor, pero ademis
en la discusi6n del dictamen, tiene una nueva opor-
tunidad de hablar el senior Martinez Fraga. De esta
manera existe amplitud en el debate.








26 DIARIO DE SESJIONES DE LA CAMERA


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo agradezco
muchisimo la amable invitaci6n del compafiero Car-
bonell, pero lamento disentir de su criteria. Ahora
se va a poner a discusi6n el Voto Particular suscrito
por el Representante senior Amadeo L6pez Castro y a
ese respect se han concedido por la Presidencia dos
turns a favor y dos turnos en contra. Dos Represen-
tantes han solicitado la palabra en contra y dos a
favor. El Representante que habla en relaco6n con
el Voto Particular del senior L6pez Castro ha pedido.
la ampliacion de un turno mis y solicita la paiabra a
tavor del mismo. Cuando venga el Voto particular
del senor Dorta Duque, en esa oportunidad me en-
contrare en libertad de hablar a ravor o en contra;
y cuando venga la discusi6n del Dictamen solicitare
nablar en contra del mismo. Ahora bien, en esta
oportunimad he sohcitado la ampliaci6n del debate,
porque deseo intervenir en el mismo.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCiA): La presiden-
cia somete a votaci6n la ampliaci6n del debate en la
forma solicitada por el senior Martinez Fraga. Los que
esten de acuordo...

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Votaci6n nominal
senior Fresidente.

SR. GEORGE QUINTIN): Para un ruego pido la
palabra.

SR. PIESIDENTE (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para un ruego el senior George.

Sn. GEORGE (QUINTIN): Para rogar al compafiero
1'.,iu Jimenez que retire su solicitud de Votacion
iNominal, porque si hay un criteno indulgente por
parte de los seiores Kepresentantes de la iMayoria,
realmente aebiamos corresponder a una gentileza con
otra gentileza y no con una obstruccion.

SR, PARDO JIMENEz (ANGEL): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): El senior Par-
)do Jimenez tiene la palabra, para contestar el ruego
que le ha sido tormulado por el seflor George. La
rresidencia en su oportunicad dari la palabra al se-
fior Buttari.

ISR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Quiero aclarar a la
Presidencia y a los sefiores Representantes que si hube
de solicitar votacion nominal fue porque oi criterios
negatives por part de algunos senores Representan-
tes. Como el criteria favorable a esta ampliaci6n es
general doy por retirada mi solicitud de votaci6n no-
minal.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Para un s6plica, Sr.
S President.

SR. PRESIDENT (bE LE6N GARciA): Tiene la pa-
labra el Sr. Buttari.
SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President y sefiores
Representantes: Xo, realmente, celebro la actitud del
compafiero Sr. Pardo Jimenez, y quiero hacerle pre-
sente a la Mayoria que quien na necho la solicitud
de ampliaci6n del debate, es nada menos que el


representative de un Partido politico en el Congre-
so, que es su lider, que necesita, si puede decirse,
irremediablemente, exponer sus puntos de vista y sus
tesis, que no es, en este caso, personal, sino de su
Partido, *que ha hecho suyo el Voto Particular del
compafiero Sr. L6pez Castro. Por tal niotivo, ruego
a la Mayoria que tenga en cuenta todas estas consi-
deraciones, antes de formular su decision sobre si se
amplia o no el debate.

SR. CARBONELL (NESTOR): Para mostrar nuestra
conformidad con la ampliaci6n del debate en relaci6n
con el Voto Particular del compafiero Sr. Amadeo
L6pez Castro, concedi6ndose un turn mis.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): ZAcuerda la
C~mara ampliar el debate a un turno mas, o sea,
tres tumnos a favor y tres en contra del Voto Particu-
lar?
(Sefiales afirmativas).

Acordado.

Tiene la palabra el senior Virgilio P6rez, cn con-
tra.

SR. PJREZ (VIRGILIO): Sr. President y seflores
Representantes: Muy breve he de ser en el uso de
la palabra, para darle oportunidad a esta brillante
Oposici6n, de que pueda exponer todos sus crite-
rios, todas sus' iceas en relaci6n con el Voto Particu-
lar a que hemos de oponernos.

El pais ha venido demandando del Congreso,
desde hace diez afios, que dote a la Naci6n de su
Ley de Presupuestos. No es possible esperar que la
obstrucci6n de esta Minoria Congresional logre evi-
tar que el Congreso llene su funci6n a plenitud.
Durante casi diez afios fuimos a la tribune puiblica
a decirle al pais que no habia presupuestos porque
6ramos Minoria. Esta noche, cumpliendo de esta ma-
nera con el compromise que tenemos contraido con
el pueblo, al ser Mayoria, hemos de propiciar que la
Naci6n tenga Presupuestos.

SR. PARDO JIMINEZ (ANGEL): iMe permit una
interrupci6n con la venia de la Presidencia?

SR. PaREZ (VIRGILIO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra para una interrupci6n el Sr. Pardo Jim6nez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President y
sefiores Representantes: Afirmaba el distinguido com-
pafiero Sr. Virgilio P6rez que la Mayoria queria es-
cuchar a la Minoria las objeciones que se le harian
a trav6s del Voto Particular del Sr. L6pez Castro al
anteproyecto de Presupuestos, y que 6sa era conse-
cuencia de la voluntad de, la Mayoria, de dotar al
pais de un Proyecto de Presupuestos y de una Ley
de Presupuestos, porque era el prop6sito, el deseo del
Gobierno, hacer buena su afirmaci6n al tomar el
Poder, y en la propaganda political, a traves de' toda
su campafia electoral, de que deseaba darle al pais
Presupuestos, porque sin ellos no se podia gobernar.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 27
- i-


Y yo, que he escuchado esa afirmaci6n, y que
a trav6s de dos anios que lleva el Gobierno en el ejer-
cicio de las funciones del Poder, he notado, y lo ha
notado el pais entero, la negative absolute con los
hechos, y no con la propaganda electoral, ni con las
palabras, de una obstrucci6n manifiesta y un deseo
constant de gobernar sin Presupuestos; me pregunto:
Cuil es la verdad en la intenci6n del Gobierno: sus
hechos v sus acciones, o sus ofrecimientos electorales
y sus dichos?

En 1944, aleg6 el Gobierno que queria Presu-
puestos, y bien me acuerdo de aquel Mensaje del
President de la Reptiblica, que nos pedia...

SR. PIREZ (VIRGITIO): (interrumpiendo): Yo
quiero que aclare el senior Pardo Jimenez, en rela-
ci6n con la interrupci6n, si es un discurso lo que esti
hacienda.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La presiden-
cia le concedi6 la interrupci6n al senor Pardo Jimn-
nez, por haberla aceptado el senor Virgilio Perez, que
estaba en el uso de la palabra. En ese caso, iel senior
Pardo Jim6nez, siguiendo\el sistema reglamentario y
parlamentario, habri seguramente de ser breve en su
aclaraci6n.

Continue el senior Pardo Jim6nez.

SR. PARDO JJMIMNEZ (ANGEL): Muchisimas gra-
cias, y no obstante la gentileza de la Presidencia, al
interpreter cabalmente el Reglamento, yo ofrezco mis
excusas al distinguido compafiero, y le pido que deci-
da si quiere que continue en el uso de la palabra en la
interrupci6n, porque 61 fu6 gentil conmigo y yo quie-
ro ser gentil con 61, ofreciendole la oportunidad de
que me retire la interrupci6n, si no quiere que con-
tinmie hablando.

SR. PlREZ (VIRGILIO): Quiero ser gentil con mi
compafiero; pero quiero tamnbi6n que 61 tenga esa
gentileza conmigo, porque apenas pronunci6 unas pa-
labras,, 61 me pidi6 la interrupci6n, y no seria 16gico
cue 61 abusara de esa gentileza mia, pronunciando un
discuso.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Continue el
Sr. Pardo Jim6nez.


actos, y no podria de ninguna manera desistir en esta
oportunidad de ser, como ha sido siempre, caballeroso
y gentil.

Yo decia, Sr. President, yes 16gico que lo haga
en forma de discurso, porque es un'turno, un turno
,de la interrupci6n lo que voy a consumer, no turn
en contra ni a favor del dictamen, ni a favor ni en
contra del voto particular, un turn en relaci6n con
la interrupci6n; yo decia, Sr. President y sefiores Re-
presentantes, que no podiamos aoeptar como una con-
clusi6n definitive que la actitud del gobierno, que des-
de hace dos ainos y meses esta en el poder, sea la anun-
ciada por el distinguido compafiero Sr. Virgilio P6-
rez, y perd6neme que le rectifique, porque no son
mis palabras las que lo rectifican, es la conduct del
Poder Ejecutivo, negando la posibilidad de que haya
efectivamente presupuestos.

En 1944, yo le decia a 61 y a la Cimara, que no
habia habido presupuestos porque aleg6 el Poder Eje-
cutivo de que dado el escaso period de tiempo con
que contaba no habia podido presentar un antepro-
yecto de presupuestos ajustado a la Constituci6n, y
que estaba plagado .de errors, y por eso tomo el
Poder Ejecutivo las medidas pertinentes para hacer
possible que abortara el proposito del Congreso de
dotar al pais de Presupuestos. Y me acuerdo c6mo en
el Senado de la Republica, a travs, de las gestiones
oficiosas se produjo la caida del acuerdo necesario
para que hubieran presupuestos, precisamente por la
ausencia de los votos de los que representaban al go-
bierno en el Senado.

Y en 1945, cuando ya hacla un ailo y meses que
cl Gobierno estaba en el poder, volvi6 un antepro-
yccto de presupuestos a la Camara y con todos los
defects que tenia fu6 aprobado por la Camara y en
el Senado se adujeron los mismos arguments: quo
dado el escaso tiempo que se encontraba en el poder,
no habia habido oportunidad de confeccionar el ante-
proyecto de presupuestos con las bases que la Cons-
tituci6n exigia, y con la amplitud que el pais recla-
maba; y entonces, en el Senado de la Rep6blica vol-
vieron a producirse .las gestiones oficiosas para que
fracasaran los empefios del Congreso de dotar al pais
de un presupuesto.

Y hnora micron en el anteprnvecto dr nresl-


SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Creo que el dis- puestos enviado a la Camara, puedo asegurarlo, -y
tinguido compafiero Sr. Virgili6 Perez, ilustre y pro- lo aseguro porque lo he leido detenidamente-, que
minente miembro de la Mayoria, no hace mas que estA de manifesto el empelio del Poder Ejecutivo
reflejar la impaciencia de la incertidumbre del mismo, de que no vuelvan a haber presupuestos, porque en
frente a las aseveraciones que hiciera, que se derrum- esta ocasi6n no ha esperado a la gesti6n en el Senado
ban al mas pequefio analisis de la Oposici6n. Es natu, sino que a trav6s del anteproyecto de presupuestos
ral y 16gico que asi se produzca, porque es conse- present una estructuraci6n que se aparta de la Cons-
cuencia l6gica de los acontecimentos que le vienen tituci6n y que desnaturaliza y desoganiza todos los
encima, y perdoneme el distinguido compafiero: he servicios publicos, que los hombres responsables que
hecho uso de un derecho parlamientario, y he hecho se sientan en los bancos de la Minoria, se ven impo-
uso de una gentileza del conpafiero, y le he pedido sibilitados de aprobar con sus votos, los que habrin
que me lo retire, porque si hubiera tenido en su inten- de ser necesarios para que se apruebe este antepro-
ci6n el deseo de que no hablara, con el respeto que yecto de presupuestos, porque adolece de tan extra-
debo a la Camara, me hubiera sentado, interrumpien- ordinarios errors que es mil veces preferible, oidlo
do mi interrupci6n; pero me lo ha concedido y se lo bien, queridos compaferos, mil veces preferible, man-
agradezco sinceramente, porque es de esa manera que tener el presupuesto que rige en 1946, antes que
se produce el distinguido compaiiero en todos sus producer un proyecto de presupuestos convertido en









28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
--- h


icy, que si lo aprobiramos iria a desorganizar toda
!a administraci6n piblica y va a ser impossible que
nuestro pais pueda desenvolverse en el afio de 1947,
con los peligros subsecuentes de que, de no aprobar-
se en 1947 puedan continuar rigiendo a trav6s de
muchos afios, convirtiendo nuestra administraci6n en
un caos.

Por eso es que estimo y estimare siempre, que el
Poder Ejecutivo no ha tenido el prop6sito de que
se vote una Ley de Presupuestos, porque 6ste que
ahora confrontamos adolece de tantos defects que
hace impossible presumir en buena tecnica el interest
del gobierno a lo que haya en 1947, y por eso es
que quena hacerle esta interrupcion al compafiero
para aclararle que el gobierno no ha tenido interest
en dotar a la Rep6blica de Presupuestos, porque no
lo tuvo en el 44, no lo tuvo en el 45 y no lo tiene
en el 46 cuando nos envia este anteproyecto que
seg6n las propias manifestaciones de los hombres res-
ponsables de. esa Mayoria, y me atengp a la propia
Ponencia que vamos a discutir esta noche, en esa
misma Ponencia se hacen manifestaciones concretas
de !a enormidad que represent la Ley de Bases y de
la enormidad que representan los cuadernos estruc-
turados por cada uno de los Ministerios, donde se
notan los errors que vician de absolute improceden-
cia la aprobaci6n de este proyecto.

Por eso, distinguido compIafiero, le aclaraba para
que la Cimara se diera cuenta c6mo era notorio ante
el pais la acci6n del gobierno que no quiere presu-
puestos, que quiere seguir gobernando en forma de
decretos, no en forma de decretos, porque ellos en
definitive son ilegales y tienen la sancion piblica
negative, porque quien infringe la Constituci6n siem-
pre esta fuera de ella y siempre tienen esa critical 1 no,
quiere vivir a traves de las oportunidades que le brin-
da este anteproyecto de presupuestos, como su con-
ducta anterior, al margen de la Constituci6n y de
la Ley.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Continia en
cl uso de la palabra el Sr. Virgilio P6rez.

Sn. PEREZ (VIRGILIO): Agradezco las frases que
me ha dedicado el distinguido compafiero Sr. Pardo
Jimenez, y voy a compartir el criterio de 61. Dice que
a los dos afios de estar gobernando el pais, queremos
Presupuestos. Menos mal que a los dos afios, porque
mi companero el Sr. Pardo Jimenez comparti6 du-
rante 8 afios lo que fu6 la Mayoria, y el Poder Eje-
cutivo no quiso durantc esos 8 aflos que la naci6n
tuviera presupuestos.

Pero, como veo que mis compafieros estan ansio-
sos de expon er a la Camara su criterio en relaci6n con
los votos particulars, no quiero restarles la oportuni-
clad de que por mi palabra se demoren ni siquiera
un minute en oir la palabra autorizada de tantos dis-
tinguidos compafieros para defender sus puntos de
vista.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra, para defender el votor particular, el Sr. Ama-
deo Lopez Castro.


SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO)': Sr. President y
sefiores Representantes: Al recibir del Comit6 Par-
lamentario del Partido Liberal el encargo de formu-
lar la ponencia official en relaci6n con el Proyecto de
Presupuestos remitido por el Ejecutivo de la Na-
ci6n para el pr6ximo ano, admiti tal empefio por un
sentido de discipline, pero seguro de no tener facul-
tades adecuadas para esta tarea.

Consider ademrs que la responsabilidad adqui-
rida al ocupar una posici6n legislative obliga a servir
sin limitaciones en cuesti6n tan fundamental; v por
eso, me despoj6 de escr6pulos que pudiera denomi-
nar no de modestia, pero si de aptitud; acept6 la tarea
y la acometo con la mejor disposici6n.

Al efecto: formula la ponencia que mereci6 el
honor de ser suscritas por mis demas compafieros de
partido y acudo a este debate con un criterio de res-
ponsabilidad ante la Camara y el pais seguro de que
nos sentimos obligados de cumplir la Constituci6n y
las leyes y defender los interests nacionales, haci6n-
donos dignos del mandate que nos otorg6 la volun-
tad popular.


Mi muy estimado compafiero Virgilio P6rez en
su informed de impugnaci6n a mi ponencia estableci6
la critical de que los gobiernos precedents no habian
formulado presupuestos. Si estuviera en el campo del
debate politico, podria cumplidamente explicar que
razones tan peculires concurrieron entonces que jus-
tificasen tal hecho. Pero ello, dilataria esta labor un
poco esterilmente, en contradicci6n con mis palabras
iniciales, para el pais que espera por nuestra obra po-
sitiva y sus resultados. Por tal motive, remito a quien
no lo conozca a la revision del Diario de Sesiones
en la intervenci6n que tuve al discutirse los presupues-
tos del afio 1945, en cuya 6poca justifiqu6 ese hecho
y no creo que sea oportuno repetirlo aqui.

El ana~lisis de la cuesti6n presupuestal cubana,
se esti conduciendo con altura en esta Camara y me
felicito porque consider que en esta hora todos de-
bemos sentir la responsabilidad de nuestro present
y future. Desgraciadamente ha sido caracteristica ge-
neral, a trav6s del tiempo haber desenvuelto nuestra
vida national, apart de la decision heroic de nues-
tras guerras de indepcndencia, tratando de hacer las
cosas por salir del paso. Desde el descubrimiento, siem-
pre hemos actuado generalmente asi, con grave dailo
para la Naci6n.
Hoy parece que queremos evitar esa modalidad
tipica y estamos obligados a hacerlo. Podria tolerarse
otra actitud en actos que no tengan mis repercusi6n
que en la esfera national, y que su restificaci6n quede
dentro de nuestra propia potestad. Pero cuando se
trata, por el contrario, de decisions que afectan las
bases permanentes de nuestro desarrollo y alcancen
el plano de las responsabilidades internacionales colo-
cando toda rectificaci6n fuera de nuestro propiQ cri-
terio, entonces es imprescindible hacer un alto en el
camino de las improvisaciones y errors y fijar con
riguroso cuidado el camino de.nuestras responsabili-
dades. El presupuesto que hoy consider esta Camara
no es s61o una cuenta general de gastos e ingresos.
Debe ser tambien instrument de proyecci6n y, encau-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA .29
n .... If ,


zamiento de la economic national; debe dotar a Cuba
de servicios fundamentals para el desarrollo de su
riqueza, para la afirmaci6n de su paz social, y, en de-
finitiva, para figurar en el concerto de las naciones
con el rango que merece. Yo creo con firmeza que
nuestro destino toca la zona de la gran oportunidad
para afianzarnos y consolidarnos. Saberla sustanciar
es deber indeclinable del present gobierno y de sus
hombres representatives.

El Ejecutivo de la Naci6n, al amparo del man-
dato constitutional que asi lo establece, ha procedido
a la formulaci6n del proyecto de presupuestos que hoy
se discute.

A ese efecto ha remitido lo que 61 llama presupues-
to ordinario, presupuesto extraordinario y Ley de Ba-
ses.

Los proyectos remitidos contienen tan flagrantes
violaciones de la Constituci6n y de las leaves que im-
posibilitan, en mi concept, su aprobaci6n, pues toda
conformidad acusaria una complicidad imperdonable
del Poder Legislativo.
La cuantia y ordenamiento de la Constituci6n
son en este caso desconocidas, porque se desdobla el
presupuesto ordinario en dos, ya que una cantidad
sustancial de gastos ordinarios se situan en el extra-
ordinario del cual puede decirse que merece exclu-
sivamente ese calificativo por la inconcebible hipertro-
fia de sus cifras.
UC6mo puede explicarse que haberes del Poder Ju-
dicial que caen dentro de la categoria de gastos
fijos de la Naci6n, figure, en el presupuesto
extraordinario, si el propio mandate Constituciolal
los consider como gastos permanentes de la Naci6n y,
por lo tanto, inmutables dentro del presupuesto ordi-
nario.... ? Pues bien: de este tipo de transgresiones
esta plagado el presupuesto extraordinario v, en razon
de ello, desconocido el mandate Constitucional de lo
que debe ser un proyecto de gastos de esa naturaleza.
La practice viciosa de los presupuestos extraor-
dinarios o especiales es ademAs universalmente con-
denada. Vamos a citar algunas opinions a este res-
pecto con el prop6sito de justificar plenamente que
la inconformidad manifestada en nuestro voto par-
ticular, estA afirmada no por un criterio de oposici6n
political, sino por el recto pensamiento de los que
tienen autoridad debida.
El professor francs Jezc, cn su curso elemental de
Ciencias de las Finanzas nos dice que "los presupues-
tos extraordinarios provocan las mis series objeciones
en el fondo y en la forma; y agrega: que todo presu-
puesto extraordinario es necesario que 19 est6 integra-
do por recursos excepcionales; 29 est6 separado mate-
rialmente del presupuesto ordinario. En cuanto al fon-
do, indica que los ingresos de que se nutra el pre-
supuesto extraordinario deben ser products eventua-
les. Con el presupuesto extraordinario, afiade 61, es
muy fuerte la tentaci6n de equilibrar el presupuesto
ordinario, haciendo pasar de 6ste al extraordinario los
gastos molestos. Desde el punto de vista de la forma
no es menos criticable, porque se presta a la prActica
detestable de fraccionar el monto total de los gastos


para disimular la ascendencia exacta de los mismos.
La Ley francesa de 26 de diciembre de 1890 ya su-
primi6 completamente la posibilidad de formular pre-
supuestos extraordinarios con este vicioso criterio.

El professor argentino Ruzo en su curso de Finan-
zas dice: "Unidad del Presupuesto significa, pues, en
sintesis, que en el Estado debe existir un solo presu-
puesto; es precisamente el concept antag6nico de la
pluralidad.

Un solo presupuesto constitute el mejor medio de
contralor y comparaci6n; supone tambi6n evitar las
infiltraciones de fondos mediante la adecuada fisca-
lizaci6n de parte de las autoridades encargadas de
realizarla. Presupuestos multiples por el contrario abru-
man la administraci6n y dificultan la vigilancia del
manejo de los bienes piblicos, porque desaparecen
la claridad y la facil comprension que debe ser ele-
mento esencial de todo presupuesto.

La unidad del presupuesto esti prescrita en la

legislaci6n de los pauses mas adelantados. En la Ley
de los EE. UU., en su reform del afio 1921 se esta-
blece el mismo principio.

El Profesor Buck, en su obra titulada "El pre-
supuesto en los Gobiernos actuales" expresa que la
regla de la universalidad supone que el presupuesto
comprende todos los requerimientos financieros del
Gobierno sin omitir ningun ingreso ni gasto.

El "Sistema de Finanza Nacional" de Jung
opina en los t6rminos siguientes: "En la regla de
todas las recaudaciones deben ingresar en un solo fon-
do, el fondo consolidado y todo el dinero desembol-
sado debe provenir de dicho fondo.
Se han citado los anteriores textos, no en vano
alarde de erudici6n impropio de una cuesti6n pfbli-
ca y practice como la present sino en servicio y cla-
rificaci6n de la misma.

Lo fundamental, sin embargo, es la coincidencia
de la doctrine con nuestra Constituci6n, es decir, que
los preceptos de ese cuerpo juridico son de orienta-
ci6n eminentemente unitaria.

El articulo 255 exige que todos los 'ingresos y
gastos del Estado, con exccpci6n de los que se men-
cionan en el parrafo segundo de dicho prccepto, serin
prcvistos y fijados en presupuestos anuales. Este texto
consagra asi de modo categ6rico la regla de la unidad
que los autores que antes mencionamos recomiendan
por eficaz y provechosa.
Es cierto que al final del primer pirrafo del ar-
ticulo 258 se autoriza al Congreso, en caso de necc-
sidad perentoria, para acordar, por medio de una ley,
un presupuesto extraordinario; pero la frase "nece-
sidad percntoria" esta revelando de modo indiscuti-
ble que cuando concurren circunstancias extraordina-
rias que exijan una media perentoria puede acudirse
excepcionalmente a este expediente, tan criticado por
los tratadistas. No puede admitirse que la necesidad
perentoria a que se refiere el precepto constitutional
pueda aplicarse al presupuesto extraordinario presen-








30, DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
ii \ '- ,- 11 II


tado por el Poder Ejecutivo. Tiene el mismo una mag-
nitud casi tan elevada como la del ordinario; a6n ha-
biendo desaparecido los requerimientos bdlicos a vir-
'tud del cese de las hostilidades. Es por tanto impro-
cedente el calificativo "para la defense national",
qcue la partida bautismal del Gobierno quiere asig-
narle.

No puede ser necesidad perentoria los haberes
del Poder Judicial, ni parte de los gastos fijos del
Congress, ni los cientos de capitulos de linaje pare-
cido que son para satisfacer los servicios mas norma-
les de'la Naci6n en paz o en guerra, en abundancia
o n. escasez.

Ni por su forma ni por su sentido el llamado pre-
supuesto extraordinario llena las exigencias constitu-
cionales.

Se preenta en la misma oportunidad que el or-
dinario con proyecto de Ley de bases comunes para
ambos, con ingresos ordinarios y con Capitulos de
gastos de igual caricter.

Debia por el contrario para ajustarse al t6rmino
constitutional utilizar solamente ingresos extraordi-
narios y tender exclusivamente gastos extraordinarios
ocasionados por atenciones imprevistas o perentorias.
si es que queremos emplear los tcrminos del texto
Constitucional, pero nunca hacer un fraccionamiento
de los gastos ordinarios de cualquier dependencia del
Estado y distribuirlo caprichosamente entire ambos
presupuestos, con el l6nico prop6sito de burlar otras
disposici6nes constitucionales como la millon6sima
de los maestros y la contribuci6n del Estado a la Uni-
versidad mediante una disimulaci6n del monto de
los gastos del presupuesto ordinario.

En cuanto a la forma tampoco es constitutional,
pues el articulo 258 claramente establece que el pre-
supuesto extraordinario sea acordado mediante una
ley y por ello tenemos el precedent de la adminis-
traci6n anterior que cuando se vi6 precisada a tomar
una decision de este tipo por los reclamos de la gue-
rra, acudi6 al Congreso y obtuvo su aprobaci6n por
el Acuerdo Ley No. 16 de 6 de febrero de 1942.

Sin embargo, se ha prescindido ahora de la Ley,
cuya discusi6n debe versar sobre la necesidad perento-
fia que justificaria en su caso la oportunidad para un
presupuesto extraordinario con el caricter de tal y se
restringe las facultades del Congreso al pretender so-
meter a un examen, discusi6n y aprobaci6n de con-
junto los dos presupuestos.
No es possible alegar que la exigencia Constitu-
cional se cumple al aprobarse la Ley de Bases pues
aunque se le da -el calificativo de Ley, contiene unica-
mente reglas para la ejecuci6n del mismo, sin previa
discusi6n acerca de la procedencia o improcedencia
del presupuesto ordinario, ya que su existencia, se
deriva deun imperative de la propia Constituci6n en
tanto que el presupuesto extraordinario por su natu-
raleza exige la. previa determinaci6n por ,el Congreso
de existe la necesidad perentoria justificativa de su
aprobaci6n. Es mis, ni siquiera el texto constitutional
exige el proyecto previo del Poper Ejecutivo, pues,


en tanto, el presupuesto ordinario en su studio y
formaci6n correspond al Poder Ejecutivo y su apro-
baci6n o modificati6n al Congreso, en cuanto al extra-
ordinario le da ]a facultad de acordarlo, lo cual es
cosa bien distinta que aprobar o modificar.
I
Seg6n se ha indicado reiteradamcnte el presu-
puesto extraordinario remitido es tan s61o un desdo-
blamiento de los gastos del ordinario con el prop6si-
to de aminorar los de este ultimo. La lectura de los
distintos epigrafes de la relaci6n de gastos que figu-
ra n en el proycto del Gobierno no permitiria, a quien
no estuviera al corriente de las cosas que ocurren en
nucstro pais, imaginary algo extraordinario en las aten-
ciones cubiertas por esas apropiaciones, pues compren-
de todos los departamentos del Poder Ejecutivo, desde
la presidencia de la Repuiblica hasta el 61timo Minis-
terio, abarcando ademas las pensions de Veteranos
que por la funci6n de seguridad y protecci6n a la
cual estin destinadas no pueden tener lugar adecuado
en un presupuesto extraordinario, destinado a subve-
nir necesidades eventuales o atenciones excepcionales.
Mucho menos podria sospechar que el referido presu-
puesto tient como objetivo la defense Nacional y
menos aim si conipara las consignaciones de Ministe-
rios como el dc Educaci6n y Obras Piblicas promo-
vedores de la Cultura y bienestar general, pero total-
mcnte ajenos a las necesidades militares o de defense
de cualquier orden.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): MMe permit una
interrupci6n con la venia de la Presidencia.
SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Para una
interrupci6n tienie la palabra el Sr. Pardo Jiminez.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President' y
sefiores Representantes: Sencillamente la interrupci6n
va cncaminada al piop6sito de pedirle al distinguido
compafiero Sr. L6pez Castro una aclaraci6n que estimo
de gran utilidad para la tesis que estA sustentado refe-
rente precisamente a la transferencia que en la Ley de
Bases se pide para cubrir lo que llamaremos Presu-
puesto extraordinario.
iEstima el distinguido compafiero Sr. L6pez Cas-
tro que esa transferencia que se interest se hace con
el objeto de cubrir algunos aspects de necesidad na-
cional extraordinarios motivados por aquellas causa-
les que en el orden constitutional abre las posibili-
dades de un Presupuesto extraordinario, o si se de-
dican exclusivamente para la atenci6n de servicios
ordinarios, para la atenci6n de gastos ordinarios igua-
les a los que se consignan en el presupuesto fijo,
y por consiguiente es possible que la transferencia se
estime como una urgent necesidad econ6mica para
tender a gastos extraordinarios de la Rep6blica mo-
tivados por guerra o por alguna acontecimiento extra-
ordinario de urgencia? Esta es la pregunta que queria
hacer al distinguido compafiero porque abundo en su
tesis.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Contin6a en
el uso de la palabra el Sr. L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Voy a contestar
con much gusto al compafiero seflor Pardo Jimenez









DIARIO DE SEISONES DE LA CAMERA 31


que el presupuesto ordinaria de la Naci6n remitido
por el Poder Ejecutivo visto dentro de la tesis
formal y no de servicios, contiene gastos e ingresos
ordinarios; pero el presupuesto extraordinario le he
estado biscando precisamente dentro de la formu-
laci6n que 61 me hace, una denominaci6n ben6vola
y creo hab6rsela encontrado: Es un hibrido; tiene una
parte de presupuesto ordinario y otra menos acusada
de presupuesto extraordinario. Es decir, que hay algu-
nos ingresos que pudi6ramos calificar de extraordi-
narios, pero la mayor cuantia de los mismos son nor-
males. En los gastos sucede lo mismo y ello lo vere-
mos en forma mas concrete y definitive cuando ha-
gamos un anilisis detallado de sus respectivos capi-
tulos. La realidad es que eso que se llama presupues-
to extraordinario no tiene 4aada mars que pequefios
elements que puedan calificarse de tales y est/in
unidos a otros de distinta especie y no veo como a
ese artificio puede calificarsele con otra denomina-
ci6n que la que acabo de atribuirle.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): *Me permit
una interrupci6n el companiero, con la venia de la
.Presidencia?

Si. L6PEZ CASTRO (ARMADEO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Ticne la pa-
labra el Sr. Martincz Fraga.

SR. MIARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Es tan cierta
la afirmaci6n de hibrido que ofrece a la'consideracion
de la Camara nuestro distinguido el Sr. L6pez Castro,
que en verdad se queda corto en el verdadero alcance
clisico y literal del vocablo. Y digo esto porque tengo
la seguridad de que no habi6 de offender la cultural
de la Cimara al hacer la referencia. El Presupuesto
para la defense national en vigor, dictado por el Go-
bierno del Presidente Batista, bajo el n6imero 16 del
correspondiente Acuerdo Ley del afio 1942 y al amparo
de la tnica ley que ha dictado el Congreso de la Re-
pliblica para regular Presupuestos Extraordinarios que
es la Ley nuimero 34, que cre6 el llamado estado de
emergencia previsto por la Constituci6n de la Repii-
blica. Y el gobierno del Presidente Batista, al amparo
de la Ley n6mero 34 votada por el Congreso y creado-
ra de la delegaci6n de facultades especificas, inclusive
la de poder discutir y aprobar los presupuestos ordi-
narios, con la excepci6n que sefiala en uno de sus pre-
ceptos apel6 el entonces gobierno para dictar un
Acuerdo-Ley, el n6mero 16 de 1942, estableciendo
un presupuesto de tipo extraordinario, de caricter ex-
traordinario, que se llam6 precisamente con esta de-
nominaci6n cuando reza su articulo primero y dice:
"Este Acuerdo se denominari Presupuesto Extraor-
dinario para la defense national"', o sea el mismo prin-
cipio que invoca el actual Presidente de la Rep6blica
para pedirle al Congreso, no ya este Acuerdo, que
seria facultad privativa nuestra, sino para que apruebe
el Presupuesto Extraordinario que ha remitido.
Este Presupuesto Extraordinario en vigencia, dic-
tado en el afio de 1942 al amparo del Acuerdo-Ley
numero 16 fu6 mas tarde ratificado por el Congreso
y ascendi6 su total a lo que era un presupuesto extra-
ordinario para la defense de la reptiblica en una con-
cepci6n l6gica, no una repetici6n o dualidad de pre-,


supuesto extraordinario, que es lo que nos remite el
senor Presidente de la Repiblica en esta oportuni-
dad. Y las cifras fijadas para ingresos ,en aquel pre-
supuesto extraordinario, legitimamente extraordinario,
votado por el Acuerdo-Ley del Consejo de Ministros
al amparo de la facultad que le otorgaba la Ley nu-
mero 34, senal6 su ascendencia a la cantidad de nueve
millones setecientos cinco mil pesos con cuarenta y
ocho centavos. Asi mismo se fijaban una series de
impuestos especiales para recabar fondos para la de-
fensa national en los siguientes concepts: "para la
defense national, Ej6rcito y Marina, un mill6n
cuatrocientos mil pesos..." (continda leyendo).

Y asi, todas sus partidas se.van refiriendo exclusi-
vamente a concepts necesarios para la defense na-
cional.
Por el contrario el actual Presupuesto Extraordi-
nario, que no es mas que un presupuesto ordinario
disfrazado que a contrario-sensus del contenido consti-
tucional se ofrece a nuestra aprobaci6n, no da referen-
cia de ninguna clase, absolttamente ninguna a la de-
fensa de la Republica en ocasi6n de aquella guerra.
Es una simple dualidad o repetici6n del propio pre-
supuesto annual ordinario en que inclusive se Ilega a
citar gastos de character permanent, como son los del
Poder Legislativo y los del Poder Judicial en deter-
minadas cantidades: un mill6n para el Congreso y tres
millones para el Poder Judicial, que se situan centro
de ese llamado presupuesto extraordinario para la'
defense de la reptublica. Y no s61o con esas simple
partidas, sino que partida a partida recorre los distin-
tos Ministerios con sus cantidades de empleados, el
gran premio del gobierno de la cubanidad, sin dedi-
car un solo capitulo a la defense. Y yo pregunto al
compafiero L6pez Castro, ratificando su criterio de
hibrido, vocablo que yo consider poco en el alcance
de este desbarajuste que nos ha remitido el Poder
Ejecutivp, si es possible considerar, tan siquiera deno-
minar o amparar, sin offender el idioma de Cervantes
con el calificativo de Presupuesto Extraordinario con
el fundamento de la defense national, dedicar ochenta
y cinco millones de pesos, aparte de una cantidad cre-
cida que asciende alrededor de veinte millones de
pesos para ese Ministerio favorecido por los Hados,
que so llama el Ministerio de Obras Piblicas, con una
series de millones hasta el aproximado de unos setenta
y tanto millones para aumentar generosamente la bu-
rocracia national y cubrir concepts que constitucio-
nalmente tienen que star situados en los pre-
supuestos fijos, porque es un concept permanent
seialado por la Constitucifn y que deben aparecer
en los presupuestos ordinarios. Me estoy refiriendo
al presupuesto fijo del Poder Legislativo y del'Poder
Judicial. Incongruente y extraordinaria la actitud del
Poder Ejecutivo, no solamente restindole facultades al
Congress para acordar un presupuesto extraordina-
rio, sino ademis tratandole de presentar como presu-
puesto cxtraordinario con motivo de la defense na-
cional, un presupuesto plenamd nte prdinario v con
olvido total de lo que es un presupuesto extraordina-
rio para la defense, como aconsejaban las medidas vi-
gentes en 6poca de guerra y que di6 lugar a que se
criticara aquel gobierno presidido por el Presidente
Batista, que dedicaba tan s6lo nueve millones de pe-
sos para el presupuesto extraordinario, para el Ej6rcito,








32 DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA


etc. Puede, efectivamente calificarse aquella actuaci6n,
como impropia desorbitada e indebida, y por el con-
trario debemos calificar como hibrido 6ste que nos
ha formulado"y remitido el Poder Ejecutivo?

Pero hay algo mins, senior Presidente y sefiores
Representantes, que es interesante conocer para dar-
nos exacta cuenta hasta d6nde Ilega el actual gobier-
no en sus flagrantes transgresiones de la Constituci6n
y de la Ley.

Efectivamente, este presupuesto extraordinario
creado por los Acuerdos que aqui se refieren, con los
impuestos que le sirven de base, se acord6 en 1942,
epoca totalmente distinta a la actual en que ruedan
los millones hacia el tesoro piiblico y con la misma
facilidad se dilapidan, epoca diferente en cuanto a
las recaudaciones piblicas y por consiguiente con au-
sencia superior en su cuantia, esos acuerdos no pue-
den, dice la ley votada por el Congreso, no pueden
considerarse facultades del Poder Ejecutivo para dis-
poner de esos dineros, ni para Presupuestos Ordina-
rios y para Presupuestos Extraordinarios. Vease si no
lo que reza en la propia ley nimero 34, en su articulo
teroero que dice asi: "La facultad de aprobar los pre-
supuestos... (contin6a leyendo).
Y esto coincide con el inciso C. del articulo 134
de la Constituci6n que 'se refiere a las facultades no
delegables del Congreso; es el que faculta al Congre-
so para discutir y aprobar los presupuestos anuales.

Y esas facultades se delegaron por medio de esta
ley del Congreso en favor del Poder Ejecutivo.

Pues bien: esta Ley, que fu6 tan amplia, tuvo,
sin embargo, un freno que delimita las responsabili-
dades del Poder Ejecutivo en orden al Congreso; y
observe la C6mara, la Presidencia, y mi distinguido
compafiero que me ha permitido la interrupci6n, c6-
mo reza la propia ley en su articulo 3:

"La Facultad de aprobar los Presupuestos ordi-
narios... (contin6a leyendo).

Mis tarde, cuando el Poder Ejecutivo, al amparo
de esta delegaci6n de facultades, vota su Presupuesto
extraordinario, el Acuerdo-Ley No. 16, sit6a este pre-
cepto en su articulo 49, que dice asi:

"Los ingresos calculados como anticipo..... (con-
tinua leycndo).

Quiero esto decir quc la vigente Ley del Congre-
so, no modificada por el Congreso, deleg6 estas fa-
cultades en el Poder Ejecutivo, para que, efectiva-
mente, 6ste pudiera ejercitar durante 45 dias del es-
tado de emergencia, facultades privativas del Congre-
so; a pesar de eso, los dineros correspondientes a los
ingresos de esos impuesto que creo el Poder Ejecutivo,
al amparo de esa delegaci6n, no pueden incluirse ni
en el Presupuesto ordinario, y much menos en el
Presupuesto extraordinario.

Sin embargo, hoy observamos la extraordinaria
conduct de quien ofreci6 hacer de la Constituci6n
de la Repdblica un mandate y de la Ley una regla de


estricta observancia, cuando se extract, por medio
de una transferencia, 70 millones del Presupuesto or-
dinario, para ir a nutrir un Presupuesto que se Ilama
extraordinario, y que se dice amparado en la defense
national y que, ~iempre y inicamente, se dedica a re-
producir, por duplicado, el Presupuesto ordinario. Cla-
ro esti que los mriltiples ofrecimientos hechos poroel
President de la Rep6blica cuando lleg6 al Palacio
Presidential, tenian que vestirse en orden a sus mil-
tiples incumplimientos: claro esti, por ejemplo, que
los sueldos correspondientes a la denominaci6n cons-
titucional de la Millonesima, a la que se refiere el
Art. 52 -6 59- de la Constituci6n, tendrian que
reglarse de mantra direct, por la ascendencia de los
ingresos, que habrian de dimanar de la verdadera as-
cendencia de ese Presupuesto ordinario, o sea, alre-
dedor de 190 millones; pero eso traia, colocaba sobre
la mesa una trigica resoluci6n: mal o bien tomada,
pero que fue resoluci6n unanime de la Convenci6n
Constituyente de 1940, que el actual Sr. President
de la Repiblica, Dr. Ram6n Grau San Martin co-
menz6 a presidir, aunque, desde luego, no pudo ter-
minar, ya que teniamos un plazo corto y breve para
hacer esta Carta Fundamental, y los hechos venian a
acusar la imposibilidad de realizarla, si continuaba
en su cargo el actual Presidente de la Repiiblica.
Hago esta referencia,, porque, desde luego, me
correspondio el honor, junto con mi compaftero Sr.
Bravo Acosta, Delegado a la Convenci6n Consti-
tuyentc por el Partido Dem6crata Republicano y el
que habla por el Conjunto Nacional DemocrAtico,
de hacer el planteamiento de la cuesti6n de confian-
za al entonces Presidente de la Convenci6n Constitu-
vente, para que su confianza le fuera retirada, como
efectivamente lo fue, en aquella celebre session que
he oido reproducir en algunas oportunidades por esa
practice curiosa de la conservaci6n y del archive que
tiene el Partido Socialista Popular, a trav6s de la
imdresi6n de libros.

Por consiguiente, al hacer esta referencia, vean
los distinguidos compafieros que el Sr. President de
la Reptiblica tenia que vestir su incumplimniento, y
aunque estuviera bien torado o mal torado, aunque
fucra demag6gico o no demag6gico, lo cierto es que
cn aquclla Conven:i6n Constituyente, en Ja que me
honrara formando part de la misma, actuando prAc-
ticanmnte bajo la direct acci6n popular, vot6 aqui,
en este mismo hemiciclo, la Millonesima para los
Macstros, en relaci6n con la ascendencia total de
los Presupuestos. Sabemos demasiado bien lo dificil
quo result dar cumplimiento a ese precepto consti-
tucional; pcro es un precepto constitutional que hay
que cumplir.
Cuando cl Presidente Batista ocupaba la Presi-
dencia de la Repiiblica, y nosotros ocupabamos los
bancos de la Mavoria, 6sta fu6 un arma que utilizaron
en multiples ocasiones los Representantes de la Cu-
banidad, y en muchas oportunidades nosotros no tu-
vimos mas remedio que bajar nuestra cabeza, lo mismo
que ahora vemos que las bajan los miembros de la
ayoria, ante el argument que justifica el manifies-
to incumplimiento de los preceptos de la Constitu-
ci6n por part del actual Gobierno. Lo cierto es que
ese precepto habia que justificarlo, y de ahi la divi-









DIARIO DE.SESIONES DE LA CAMERA 33
- t- l tl t ,


si6n de los gastos ordinarios, transfiriendo 70 millo-
nes'de pesos a los Presupuestos calificados hoy, muy
afortunadamente, pero todavia no de manera sufi-
ciente, por mi distinguido compafiero senior Ama-
deo L6pez Castro, como Presupuestos hibridos: Unas
bien, Sr. President y Sres. Representantes, a estos
Presupuestos. podriamos calificarlos de grah injerto:
es el verdadero injerto de la Cubanidad; es la justi-
ficaci6n de la demagogia, de la existencia de la guerra
sin guerra, del mantenimieto de un impuesto que ayer
fucra criticado abiertamente en ]a plaza p6blica de
manera especial y direct, cuando haciendo un juicio
en derredor del Partido Comunista, el Presidente hoy,
Dr. Grau San Martin, ayer candidate presidential,
se permitia enjuiciar a ese Partido en la forma mis
violent, enunciando que jamis y en ninguna opor-
tunidad, sus juicios al respect habrian de ser modi-
ficados. iParece que fu6 aver...! iParece que no fu6
ayer!..., cuando se levantaban contra estos comunis-
tas, porque hoy ese Partido march en un estrecho
abrazo demag6gico, a ver quien aprieta mas fuerte al
otio, en detrimento de los intereses nacionales, con
el Partido Socialista Popular, nombre legitimo a que
tiene derecho cl Comunismo Internacional por todo
el mundo.

Permitame el compafiero L6pez Castro que haya
tornado demasiado tiempo en esta disgresi6n, porque
me qucria referir tinica y exclusivamente al Acuerdo
Ley No. 18, creador de estos Presupuestos extraordi-
narios y los fundamentos esenciales en que los hizo
estribar el entonces Gobierno, y la comparaci6n que
puede hacerse con el actual Presupuesto extraordina-
rio que nos ofrece el Gobierno del Presidente Grau!
Claro estA que el Congreso debe tener en cuenta, debe
ser consecuente con los conocimientos hacendisticos
del modern Necker que tenemos en Cuba, que no
podia aprendcr ni similar esas facultades especificas,
de tipo constitutional, que se conocen, en forma in-
delcgable, al Congreso de .la Rep6blica!
Si pudidramos examiner detenidamente estos
Presupuestos, lo que es muy dificil, porque el distin-
guido compailero Sr. Victor Vega, que honra esta CA-
mara, y que ha honrado a la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos, en su Mayoria, con el Dictamen ofre-
cido a nuestra consideraci6n, no le ha quedado mis
remedio que recoger con la benevolencia de un letrado
distinguido todos estos injertos, compafiero L6pez
Castro, no hlibridos; injertos que ha ofrecido el Gobier-
no a la consideraci6n del Pader Legislativo.
Vca, por consiguiente, mi distinguido compafiero,
y vea la Camara cuanta diferencia entire el Presupuesto
cxtraordinario del Acuerdo Ley No. 16, votado por el
Gobierno del Presidente Batista; Acuerdo Ley de de-
legaci6n de facultades creando el Estado de Emergen-
cia cn 1942, y este extraordinario Presupuesto, califi-
cado como tal, remitido por el scfior Prcsidente de la
Repdblica, bajo su firma responsible, a la conside-
raci6n del Congreso.
Quizas le sirvan estos arguments que ofrezco a
la consideradi6n del distinguido compafiero y de la
CAmara, para modificar un tanto su criterio: creo que
modifica el vocablo, y en lugar de hibridos. vamos
a calificarlos como un monstruoso injerto de la
Cubanidad reinante...! Muchas gracias...


SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Continua en
el uso de la palabra el seflor Amadeo L6pez Castro.

SR. L6P'EZ CASTRO (AMADEO): Agradezco la bri-
llante intervenci6n por la via de interrupci6n del Dr.
Martinez Fraga y continuando la consideraci6n de
esta duplicidad de presupuesto, Ilegamos a las siguien-
tes conclusions: No se cumple er articulo 255 de
nuestra Constituci6n en cuanto a que el Presupuesto
ordinario contenga todos los ingresos y gastos de ese
carictcr, ni ain antes de hacer la transferencia de los
70 millones, ya que los ingresos nacionales contem-
plados en los mismos no constituyen todos los elemen
tos que la Constituci6n ordena que figure imperati-
vamente.

No se cumple tampoco el articulo 258 al formu-
lar el presupuesto extraordinario ya que no concurren
las condiciones especificas que el mismo establece.
Se puede afirmar que cuando ellas concurriesen no
s6lo podria haber en un afio un presupuesto extra-
ordinario, sino por el cofitrario multiples presupuestos
extraordinarios, pero para ello es necesario reclamos
del pais de tipo imprevisible e inaplazable, cuya inicia-
tiva para acordarlos puede nacer del propio Poder
Legislative frente a situaciones emergentes o de peli-
gro que la justifiquen.

Por tal motive no debe la Camara aprobar este
tipo de presupuesto extraordinario, que sena un prece-
dente funesto para el future ordenamiento de las fi-
nanzas del Estado.
Un acto de esta naturaleza borrara los criterios
tan claramente establecidos en los preceptos constitu-
cionales citados, asi como darr margen en el orden
de la contabilidad, en la agrupaci6n de los servicios
v en la propia vigencia de estos servicios a la mis
lamentable confusion de un ordenamiento imprescin-
dible.
Si por el contrario estuvi6ramos ante el caso anor-
mal de una gran catastrofe, de la atenci6n urgente
de peligros para la seguridad de la Naci6n o de otra
causa semejante, justificada seria cualquier actitud,
pero no estamos por fortune contemplando ese mo-
mento. Si alg6n dia Ilegase, puede hacer el Ejecutivo
su formulaci6n con el Mensaje correspondiente, sin
relaci6n con el presupuesto ordinario, ni la Ley de
Bases, sino completamente separado, respondiendo a
las otros factors que hemos analizado.
Impugnadores habrA que puedan aqui acudir con
el criterio de la tesis plural, pero ellos no podrAn se-
guir la preceptiva de nuestra Constitucion y, lo unico,
que podrian sembrar es anarquia y desorden, crear en
definitive condiciones perjudiciales para el desenvol-
vimiento de un pueblo que aspira a vivir bajo el im-
perio de la democracia y con la vigencia que esta-
blecen la Constituci6n y las Leyes.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Me permit una acla-
raci6n S.S., con la venia de la Presidencia?

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Buttari para una aclaraci6n.








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
II -- ll ..-i -- T I I ,


SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President y sefio-
res Representantes: El Representante que habla, co-
mo todos sus compafieros que militan en los bancos
de la Minoria, se interest especialmente en el proble-
ma que estamos ventilando sobre la constitucionalidad
o inconstitucionalidad del actual ante-proyecto de
presupuestos; y de manera especial trata de robustecer,
trata por todos los medios que concede la practice
parlamentaria y con todos los recursos intelectuales
que nos facilitan y nos propician, ademis de los Tra-
tados en la material, las propias leyes vigentes en
nuestro pais, de manera particular la Constituci6n
de la Republica, y de modo especifico, de un modo
que para nosotros debiera ser ineludible, de una ma-
nera que nosotros no podemos esquivar sin ir contra
nuestros propios actos, sin ir contra nuestra propia
conciencia parlamentaria, condensado y concretado en
un informed adoptado por mayoria en la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos de este Cuerpo con relaci6n
a la tesis legitima, a la tesis constitutional en que
debe interpretarse y a lo que es un presupuesto ex-
traordinario.

Antes de acudir a fuentes de informaci6n, de las
cuales tomaremos, uinicamente, los datos necesarios,
para no aburrir y cansar la atenci6n de nuestros com-
pafieros, se me ocurre traer a colaci6n una leyenda
india, que me acaba de referir un distinguido com-
pafiero nuestro:

Con esa sabiduria oriental de los hindies, se
hace un cuento entire el espiritu de un burro y el
espiritu de un hombre que se encuentran en el
cielo.

Cuando se ven por primera vez el hombre reac-
ciona torvamente; no acierta a decir ni a realizar lo
que quiere; sino que hace ademin de coger los arne-
ses, de ponerlos sobre el burro; los pone al rev6s, los
vuelve a poner, los quita, y, en resume* que no acier-
ta a ponerle los arneses al burro.

Entonces el burro lo mira, con esa serenidad
"burril" a que nos tienen acostumbrados esas bes-
tias, y le dice: "Es que estis equivocado; es que el
espiritu del burro eres tu, y el espiritu del hombre
soy yo, pero todavia gravitan en tu espiritu las leyes
ativicas que imponen el criterio de la maldad del
espiritu del hombre en la tierra sobre el espiritu que
tienes de burro en el cielo. T6, en la tierra, abusaste
conmigo, tii me atropellaste, tiu me perseguistes, tu
me castgaste y me hiciste cargar, pero tu maltrato
siempre fu6 much mis doloroso y mis grande que
el trabajo excesivo a que me tenias sometido.

Hoy, salvando con todo el respeto y con toda la
consideraci6n que merece, como Primer Mandatario
de la Repiblica, se me ocurre una gran similitud entire
esta leyenda y lo que ocurre con el ante-proyecto de
presupuestos.

Durante diez afios el senior Presidente de la Re-
pi'blica, lidereando un gran Partido, grande por la
calidnd. grande nor las condiciones. el talent de sus


afiliados, ese mismo .Partido, y el Honorable Presi-
dente de la Repiblica, estuvieron atacando con raz6n
la political hacendistica de los Gobiernos que le pre-
cedieron.

SEfectivamente, tenian raz6n, porque es fundamen-

y vital para la economic official, la vigencia y la verte-
braci6n de unos presupuestos que al par que resuelva
imponga remedio a los problems especificos de la
hacienda p6iblica, sirva de estimulo, sirva de ayuda,
tal para la administraci6n del Estado; es indispensable
sirva de proyecci6n, de encauzamiento y de coopera-
ci6n a las actividades creadoras y productoras de nues-
tra economic privada.

Un buen presupuesto tiene que recoger, inter-
pretar y ayudar al desarrollo, a la vigorizaci6n de la
economic privada, de las actividades productoras y
del comercio en general.

Durante diez afios se habl6, se Drotest6, v se nos
acus6 de inconstitucionalidad en la labor de fiacienda
pliblica desarrollada; en los iltimos afios, desde la
misma trinchera de la oposici6n se acus6 a los Gobier-
nos anteriores de las inconstitucionalidades, de las
transgresiones, de los atropellos continuados una vez
y otra vez en los diferentes ante-proyectos de Presu-
puestos remitidos a esta Cimara de Representantes.
Pero ahora, senior Presidente y sefiores Representantes,
ahora estamos en el cielo, ahora estamos en la gloria,
ahora tenemos el vertigo de la altura; ahora estamos
perdidos entire las nubes y ahora enviamos, sin acier-
to, sin ton ni son, sin coordinaci6n de ninguna clase,
atropellando, mandamos un Proyecto a esta Camara
de Representantes confundiendo lo que es un Proyec-
to extraordinario con lo que es un Proyecto ordina-
rio, cometiendo toda clase de sin razones y olvidando
hasta las practices mas elementales en la haciendo pi-
blica. De modo, pues, que es just y es razonable;
de modo pues, que invita a la meditaci6n y a la refle-
xi6n: de modo, pues, que si hay algo de just en el
fondo de nuestra alma; que si hay algo que nos obli-
ga a rectificar y reconocer los errors propios, como
pecadores penitentes, es que esta Mayoria y esta Mi-
noria atiendan las palabras mesuradas del compafiero
L6pez Castro que no esti haciendo mis que tratando
de buscar una soluci6n a este Cuerpo Colegislador pa-
ra que tenga en el future la autoridad y la fuerza
moral de estar enmarcado dentro de la Constitucion.
Para que no se pueda decir a esta Congreso maiana:
Ustedes, a pesar de todos los arguments; ustedes, a
pesar de que se les ha leido una vez y otra vez los
articulos de la Constituci6n que impiden que san-
cionen esos Presupuestos, ustedes respondiendo a ese
criterio que viene del cielo;, ustedes, obedeciendo a
consignas political; ustedes, obedeciendo a ese crite-
rio que viene de las nubes, clue todo lo cambia, que
todo lo.confunde, que todo lo trastrueca; ustedes, si-
guiendo esas indicaciones, cometen el terrible ,error
de salirse de la Constituci6n, de ensefiar a los gober-
nantes futures, con qu6 tranquilidad de espiritu Se
puede violar la Carta Fundamental que hace seis afios
nos dimos nosotros.


dirigentes, contando v empezando por nuestros distin- -
guidos compafieros de la Mavoria v grande por sus Abanona a Pesidcia el seor dLen ar-
numerosas afiliaciones; pero, durante diez afios esos cia y a ocupa el sefor Collot).








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 35
I i I I I I i I = ii i I [ I


SR. PRESIDENT (COLLOT): Continda en el uso
de la palabra el Sr. L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Sr. President y
sefiores Representantes: No quiero insistir en una te-
sis que me parece tan evidence y ademas que ha
sido reafirmada por las intervenciones tan brillantes
v certeras de otros compafieros irns autorizados que
vo para juicios de este tipo.

Finalizaremos pucs esta parte de anilisis presu-
puestal de tipo juridico, calificando los ante-proyectos
de presupuestos de incohstitucionales. S61o me rest
afadir con que agudeza se ha sefialado aqui la dife-
rencia de ambos en su forma, en su fondo y hasta
en el tratamiento parlamentario, que mientras el pri-
mero s6lo reclama despues de la iniciativa del Ejecu-
tivo Nacional la aprobaci6n del mismo por el Congre-
so de la Rep6blica, el segundo para adquirir rango
de Lcy dcbe tener la sanci6n presidential tratamiento
que por si s6lo bastaria para explicar nuestra oposi-
cion a la creaci6n de la amalgama presupuestal que
contemplamos y que no senia mas que una fuente
pcrturbadora e indeseable del ordenamiento de los gas-
tos c ingresos de la Naci6n que deben constituir un
pilr tan fire, si es que aspiramos a una recta v
ordenada administraci6n piblica sustituyendo la anar-
quia, cl desorden, la confusion y la inobservancia de
nuestra Constituci6n y de nuestras leyes que son ele-
mentos de obligatoriedad para todo el que gobierne
un pais.

Iniciemos ahora el analisis de si el Presupuesto es
realmente como cuadro dentro de las necesidades que
la Rep6blica vive, un instrurpento de provecciones y
encauzamiento de la economic national. Much an-
tes de terminal la contienda belica los passes democri-
ticos comenzaron a planificar para la espera de este
minute hist6rico que llamaban period de transici6n
evitando que cuando con 61 nos enfrentasemos, no tu-
vi6ramos que improvisar ni dejar pasar el mismo este-
rilmente con las consecuencias pertinentes a la im-
previsi6n. Los paises responsables no deseaban en-
frentarse con la paz cegados y deslumbrados por la
misma creyendo que todasas s cuestiones habian sido
rcsueltas por este hecho, ya que la contienda anterior
habia demostrado, ser necesario seguir tesoneramen-
te una labor de political previsora que al propio tiempo
que restafiase las heridas de la fuerza bruta encauzara
v armonizara el pensamiento universal en el anhelo
de hacer itil lo que habia costado tanta sangre v tan-
tos sacrificios, traducida en definitive para la hu-
manidad en una vida mais feliz y mis digna para
todos.

Cuba, a trav6s de la lucha, tuvo por fortune un
destino hist6rico que pudieramos Ilamar benevolo.
Entra en la paz sin la tragedia de otros pueblos que
cstan destruidos y aniquilados. No tiene problems
insuperables y yo me pregunto: ZDebemos aprovechar
esta circunstancia con un sentido responsible para el
bienestar future de nuestro pais? Afirmo que si,
que seria imperdonable que sigamos viviendo con
olvido del minute decisive, cuando sabemos cierta-
mente que nos acechan graves peligros, que suvervi-
vira mejor el mis apto, y que ain estamos a tiempo
para poner remedio a nuestros errors, a nuestra in-


dolencia y en definitive a nuestros problems hist6-
ricos.

Analizando nuestra posici6n actual en lo que a
lo econ6mico se refiere puede que seamos exagerada-
mente optimistas. Es cierto, que a trav6s de la rique-
za azucarera del pais tenemos un auge superior en
recursos y bienestar a los periods critics que tanto
han hecho sufrir a este pueblo. Resulta innegable que
los demais elements de la producci6n nos animan en
una tonalidad favorable; pero result innegable que
algunos de estos l6timos ya comienzan a declinar de
un modo palpable y esa linea descendente continuard
acusindose con rapidez. Hay en el panorama de la
economic cubana muchas cosas ficticias. Es endeble,
es inestable, es transitoria. Si idealmente consideri-
ramos que el cuadro de la economic azucarera pudiera
tener un brusco descenso, es seguro que nos encon-
trariamos ante una position muy dificil quizis sin so-
luciones adecuadas porque medidas precautorias quc
prevean y eviten estos dafios no se han tornado ni pa-
rece que quieren tomarse a pesar de que .todos una-
nimemente reconocemos la necesidad de su formula-
ci6n.

El Presupucsto Nacional, cs posiblemente el ins-
tumnento de Gobierno cn que de un modo mins eficaz
y certero la acci6n estatal debe dar energia a la hora
que vive. Cuando una Naci6n tiene que responder
a los gastos que original una contienda bdlica su pre-
supuesto tiene sobre todo que estar dirigido a cubrir
esas necesidades.

Cuando como boy estamos en un minute de
auge econ6mico y paz material debemos pensar que
despu6s de la abundancia viene la depresi6n. Este
cambio no surgiri por el animo de nadie que quiera
agredirnos, si no por la propia defense de cada pais,
y ante tal cuadro nosotros tambi6n debemos emular
a los demas en una obra de superaci6n que quizis po-
damos realizar con mayores facilidades que ningun
otro pueblo de la tierra.

Parece obligado que debiamos orientar y dirigir
nuestros esfuerzos a restablecer la producci6n y el co-
mercio international en forma tal, que permit a la
economic cubana volver a sus bases normales de des-
arrollo. pero auspiciando al propio tiempo todas las
posibilidades de expansion y creaci6n de nuevas ri-
quezas para el pais. Las altas recaudaciones fiscales de-
ben ser el element de consolidaci6n y expansion de
esta obra que por constituir un hecho transitorio tiene
que tener su reflejo y contra partida evidence en el
presupuesto Nacional, ya que el mismo repetimos es
un instrument de apoyo y desenvolvimiento para las
energies creadoras de la Naci6n.

Sin embargo ni el presupuesto ordinario ni el
presupnesto extraordinario, comprendido en el Men-
saje niumero 14 del Poder Ejecutivo, contemplan ni
aprovechan esas realidades y por el contrario incident
en la repetici6n de condiciones ya superadas y en el
desconocimiento de los hechos mas vivos y mas de-
cisivos para el pais.

Asi, por ejemplo, nos encontramos que las nece-
sidades y servicios de la defense Nacional, aparecen








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i~ ii I ,- --T- ,- --


dotadas con las mas generosas cantidades que elevan
entire los dos presupuestos a la cifra de 31 millones
de pesos, que result una de las partidas mis fuertes
de la cuenta general de gastos e ingresos en los pre-
cisos moments en que terminal la guerra y en que
las naciones combatientes se desmovilizan y reduce
este tipo de gasto en cifras astron6micas y todo ello
realizado y auspiciado por un Gobierno de limpio
origen derocrntico, asistido por un Congreso de igual
legitima representaci6n y en que la vida cubana en
terminos generals no se encuentra amenazada por
ningtin factor de perturbaci6n de mayor alcance, de
los que no puedan ser disciplinados por la mas ru-
dimentaria organizaci6n de policia. Esta atenci6n des-
proporcionada a los servicios de la defense Nacional,
esta sefialando la t6nica de incomprensi6n y desco-
nocimiento que el Poder Ejecutivo posee de las ne-
cesidades fundamentals de la sociedad cubana. In-
sistimos en el concept de que el presupuesto tiene
que constituir un reflejo vivo de la realidad del pais.
La formulaci6n de egresos de 31 millones de pesos
para defense en un presupuesto global de apernas 200
millones, prueba que el Gobierno de la Republica se
mueve a contrapelo de la realidad de Cuba y de la
realidad del mundo. Porque, ademas, es necesario
agregar que tan elevada suma no envuelve ni siquiera
el reequipamiento de nuestros institutes armados con
su dotacion adecuada, sino que se limit a cubrir
atenciones burocriticas de un desmesurado efectivo
que dichos institutes han alcanzado. Podr el Gobier-
no viendo peligros inexistentes suponer que esta rea-
lidad estr justificada. Pero nosotros podemos afirmar
que las condiciones generals del orden interno y las
propias necesidades de Cuba en el exterior son por
el moment elementales. Nadie en el pais estA en la
fragua de actitudes que puedan hacer peligrar la es-
tabilidad gubernamental. Lo que aqui todo el mundo
ansia es que se gobierne adecuadamente; que nues-
tros problems se resuelvan a trav6s de la acci6n ci-
vica, ejercida al amparo de la Constituci6n y de las
leyes. Todo lo demas es ver fantasmas dofide no exis-
ten problems. Es vivir fuera de la realidad ambien-
tal o querer mantener una posici6n de zozobra y de
incuietud que es perjudicial para el pais y que res-
tara energies que pueden y deben ser tan provecho-
sas para la Naci6n.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): ZMe permit
una interrupci6n?

SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): Con nucho gusto.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO):, Se referia nues-
tro distinguido compafiero a quien interrumpo nue-
vamente, abusando de su bondad v de la bondad de
la Cimara, a lo parad6jico que resultaba considerar
la aprobaci6n de la cualidad presupuestal ofrecida a
la consideraci6n del Congreso y lo contradictorio de
la conduct en orden a los ofrecimientos del Partido
Revolucionario Cubano. Quisiera aclararlo al distin-
guido compafiero Sr. L6pez Castro que no hay tal
paradoja, que no hay tal contradicci6n: en mi modesto
y personal criterio -y tengo entendido tambi6n en el
criterio de gran parte del pueblo de Cuba-, no es
mais que la 16gica consecuencia de ]a enorme farsa po-
litica que se viene desenvolviendo a trav6s de la ex-
traoidinaria dLfr.Jididicn de la confianza popular.


Observe, si no, el compafiero L6pez Castro, y obser-
ve tambi6n la Camara, como fu6 enjuiciado todo es-
to, de manera excepcional la Ley denominada de
violentaci6n de los impuestos, por el Presidente Grau,
cuando era candidate a la Presidencia, y observe tam-
bi6n el compromise formal que adquiri6 con el pue-
blo de Cuba, al respect de solicitar, como en pri-
mera media, del Congreso de la Republica, la supre-
si6n de esa Ley de violentaci6n de los impuestos, que
hov sirve para nutrir nada menos que alrededor de
30 millones de pesos, conceptuados muy por deba-
jo, desde luego, de ese famoso Presupuesto ordinario
,que permit, a su vez, la transferencia de 70 millones,
como fondos del Presupuesto extraordinario, tan cri-
ticado esta noche. A este respect, con la venia. de la
Presidencia y del distinguido compafiero a quien inte-
rrumpo, me voy a permitir recorder a los distinguidos
compafieros que militen en el Partido Revolucionario
Cubano (Aut6ntico), no, desde luego, a los nuevos
aliados que figuran en esos bancos y que, a trav6s de
esa doctrine spiritual de sacrificio y de devoci6n cons-
tante a la Patria, ha arrebatado bellos rubies, extraor-
dinarios brillantes y blaneas perlas en las diademas
Liberal y Dem6crata, para ir a inscrustarse en la parte
ariterior o posterior de esa bellisima mitra' que luce
el Ap6stol evang6lico de la Cubanidad...!

Por eso este recordatorio va dirigido esencialmen-
te a los Representantes del Partido Revolucionario
Cubano (Autentico); y perd6nenme los sefores que
amparan en conduct political en la doctrine filos6-
fica de sacrificio del permanente renuevo", que no
haga referencia a ellos en esta oportunidad, como
tampoco a los distinguidos compafieros Abecedarios y
Comunistas, al respect de los cuales ultimamente si
tenrdre que recordarles algo quizas interesante.

Pues bien: a este respect, y en relaci6n con una
fuente importantisima que nutre estos Presupuestos
-me refiero a la Ley No. 7 de 1943-, tan combatida
por los sefiores representantes del Partido Aut6ntico
y que defendieron junto a nosotros esos rostros res-
pcnsables que hoy veo cent.ad:cl bajo la bandera de
la Cubanidad; c6mo se expresa el Presidente Grau en
su famosa entrevista de 5 de Septiembre de ,1943.
Juzgaba asi el actual Presidente de la Republica, en-
tonces candidate, a esta legislaci6n que tantos ingre-
sos trae a este Presupuesto ordinario y extraordinario
que criticamos prudentemente esta noche. Decia el
entonces candidate: "Nunca el pais ha sufrido mayor
agobio fiscal... (sigue leyendo).
Quiero aclarar, sefiores Representantes, que ca-
da vez que contemplan una identidad absolute entire
estas palabras del Presidente Grau, entonces candi-
dato en 1943, y la vigencia de los hechos presents,
tengan en cuenta que esto era cuando hablaba como
candidate criticando al Gobierno de Batista, porque
es tal la similtud en el acontecimiento politico, es
tan cierta la identidad en el hecho hist6rico, que es
fAcil que confundamos el ayer y el hoy, la conduct
present y la conduct de ayer, la conduct que ayer
se critic y que hoy se realize: "Si se examinan los
impuestos creados... (sigue leyendo).

En esto quiero aclarar que no hay nada parad,.-
gico en la pregunta que se hacia al distinguido com-









DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 37
in it t [ t t i, r


pafierd a quien interrumpo, y no hay ninguna para-
doja en considerar que ahora no hay guerra, porque
tampoco consideraba el candidate Grau entonces que
no habia guerra cuando express: "Cuba no habia en-
trado en la guerra... (sigue leyendo).

Pocos hombres p6blicos han mirado hacia el fu-
turo con tanta precision como el' candidate Grau en
1943. Si no habfa conciencia de guerra cuando los pai-
ses de Europa chocaban unos contra otros, malamen-
te puede haber conciencia de guerra cuando los cri-
minales de guerra fueron ajusticiados hace ya much
tiempo en Nuremberg. Observe el compafiero L6pez
Castro como no hay paradoja alguna: es la persisten-
cia de la farsa political, es la persistencia de la defrau-
daci6n de la confianza piblica. "En la revision inte-
gral del sistema tributario es indispensable ... (con-
tinia leyendo).
Concepto del impuesto... Concepto del im-
puesto: se preguntarin los hacendistas de todos los
paises de la Europa arcAica y de la Am6rica modern;
concept del impuesto... Zy es que, acaso, es concept
del impuesto olvidar el cumplimiento del Art. 357
de la Constituci6n de la Reptiblica, que exige fijar
todos los ingresos del Estado, en mantener ocultos, sin
traerlos a esta lista de ingresos, los r8 millones pro-
ducto del infortunado Diferencial Azucarero? Con-
cepto del impuesto: Es que es, acaso, un impuesto en
reverencia al precepto de la Constituci6n, el apropiar-
se por medios absurdos, ilegales o inconstitucionales,
de los bienes propios, al prop6sito de cumplimentar
ofrecimientos incumplidos en relaci6n con los sub-
sidios de los articulos de primera necesidad...? Con-
cepto del impuesto! Observe el distinguido compa-
fiero como no hay paradoja. Es la persistencia cons-
tante del mismo cuadro de defraudaci6n de la con-
fianza puiblica en todos los ordenes nacionales.

Y agreg6, en aquella entrevista hist6rica, el en-
tonces candidate Dr. Grau San Martin lo siguiente:
"No lo ve como funci6n social... (sigue leyendo).

Scguramente, y comprenda el compafiero, senior
L6pez Castro, c6no no existe paradoja con el con-
cepto crematistico que a este respect tiene el Go-
bierno, para que reviertan a la !comunidad, a trav6s
de una n6mina burocrAtica extehsisima los millones
del Tesoro Pibblico: "La funci6n de servicio social...

4 (contin6a leyendo).
Sc administra sin honestidad, decia entonces en
1943; y yo pregunto ahora: ZY cual es la honestidad
administrative del present? ZD6nde se encuadra y cual
es la honestidad administrative del present? ZD6n-
de se encuadra esa honestidad levantada, alta, pris-
tina e inmaculada\ que se ofreciera al pueblo de Cuba
y que no es hoy mas que detenciones de actuaciones
inclusive? Conozco una actuaci6n especifica que mu-
cho habla en favor de un compafiero de la CAmara
que milita en el Partido Revolucionario Cubano y
que ocup6 un Ministerio hasta hace poco. Tuvo el
civismo ese distinguido compafiero nuestro, cuando
observ6 que esa honestidad no se aplicaba en de-
terminado Departamento de su Ministerio, de hacer
que los comisionados especiales rindieran los informes


correspondientes y 61 por su propia mano entreg6 el
informed acusatorio al senior Presidente de la Repuibli
ca para que lo hiciera llegar al Juzgado de Instruc-
ci6n. Y aquel informed correspondiente al gesto digno,
civico, complete de quien fuera Ministro de Gober-
naci6n hasta hace poco, nuestro compafiero el se-
flor Segundo Curti, a6n se mantiene durmiendo el
suefio en las gavetas presidenciales sin llegar al de-
partamento de justicia correspondiente a trav6s del
Juzgado de Instrucci6n.

Y asi, senior Presidente y sefiores Representantes,
son tantos y tantos los lunares que emergen de esa
falsa honestidad administrative, que tendria que lle-
varse muchas horas para sefialarlos, y no tengo dere-
cho de hacer descansar tanto al compafiero senior
Amadeo L6pez Castro, ni de cansar tanto a la Ci-
mara haciendo una referencia interminable. Pero vea-
mos c6mo terminal a este respect el pensamiento
del entonces, candidate Grau San Martin, para que
yea el senior L6pez Castro c6mo no hay paradoja po-
sible, como hay una gran farsa, la sblemne farsa po-
litica:

"RecordarA, -decia el candidate Grau San Mar-
tin-, que fu6 el Partido Revolucionario Cubano..."
(Continia leyendo). ...y rapida soluci6n".

Y qu6 se ha hecho, compafiero Amadeo L6pez
Castro, que se ha hecho durante estos dos afios de
ese decantado prop6sito de levantar, sincronizar a los
fines sociales correspondientes en esos marcos de ho-
nestidad el r6gimen tributario de Cuba? ZY qu6 se
ha hecho ademAs, preguntaria yo, si observamos este
responsible pronunciamiento que hiciera al amparo
de sus glorias el propio doctor Grau San Martin? "La
contradicci6n mas. evidence a esa political econ6mica,
-la misma political econ6mica que se filtra hoy en
un simulado presupuesto extraordinario y a, traves de
un presupuesto ordinario recortado-, la contradicci6n
mas evidente...

(Lee).

Permitasemc que le aclare que esta referencia al
powder no es al poder de los 4 afios que le otorg6 el
pueblo de Cuba a trav6s de la Constitucion y por
imperio decisive de la mayoria; fu6, senior Presidente
y sefiores Representantes, el poder que se adquiri6
dias despu6s del 4 de Septiembre de 1933, cuando
en la misma cuna, bautizado por los mismos rayos
del sol naciente en el Campamento de Columbia, re-
cibian la bendici6n del cuartelazo el Presidente Grau
v el que despuds fu6 Coronel, General v Presidente
de la Repiiblica, Fulgencio Batista y Zaldivar. Y
hago esta aclaraci6n'para que en la mente de los dis-
tinguidos compaferos que me escuchan no se con-
funda la referencia al poder Aut6ntico, que afortu-
nadamente para Cuba s61o durara 4 meses, como
para desgracia del pueblo de Cuba 6ste durari 4 afios,
que hacia el candidate en la oportunidad a que me re-
fiero,

Pues bien, decia: "La contradicci6n mas eviden-
te de esa political econ6mica...
(Lee).









38 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
t- t-- tt


Cubntos suefios de garantia, senior Presidente y
sefiores Representantes, tuvo el capital cubano y cuan
grande ha sido su decepci6n cuando ahora, a trav6s
de tajos a diestro y siniestro ha ido imposibilitando
la funci6n social del capital ,en orden a la creaci6n
de fuentes de riqueza y de medios para el trabajo.

"De acuerdo, -termina el candidate Grau San
Martin en esta oportunidad- de acuerdo con la doc-
trina de mi partido...
(Lee).
Contin6a esperando el Congreso como continue
esperando el pueblo de Cuba el cumplimiento de to-
dos los ofrecimientos del hoy Presidente de la Repi-
blica; aun no ha visitado la Secretaria de nuestra CA-
mara un mensaje del senior Presidente haciendo bue-
nos estos ofrecimientos que hoy aprovecha mixtifican-
dolos a trav6s de un presupuesto extraordinario simu-
lado y de un presupuesto ordinario practicamente re-
cortado.

Esas referencias, sefior Presidente v sefiores Re-
presentantes, las hacia a mi distinguido compafiero
el senior Amadeo L6pez Castro, al prop6sito de que
observara 61 y observara la Camara c6mo no es para-
d6gica la actuaci6n de antes y la actuaci6n de ahora;
es la misma, absolutamente la misma actuaci6n: la
enorme farsa political acentuada de manera extraordi-
naria desde el poder.

Y desde luego, poca complacencia, poca conse-
cuencia se guardaba entonces en relacton con esa ley
de ampliaci6n tributaria criticada tan duramente pot
el actual Presidente de la Republica, en la fecha a
que me he referido de 1943, con aquellos elements
constituyentes de partidos politicos que no habian
querido hacer el juego a aquellas determinaciones del
candidate autentico y que sin embargo, con genero-
sidad extraordinaria lo vienen siguiendo hoy de manera
cientifica, practice, normal y normal. Me estoy re-
firiendo a la poca consecuencia observada por el
candidate Grau entonces con sus devotos, afectuo-
sos, silenciosos ep todas estas actuaciones del Presu-
puesto, de los distinguidos compafieros que para su
honor militan en el Partido Socialista Popular, que
como antes dije y repito ahora, reflejan en Cuba el
Comunismo Internacional.

A ese respect se express el doctor Grau en esa
misma oportunidad, al hacer una separaci6n total,
complete, abierta, entire la actuaci6n comunista y la
actuaci6n autentica, del siguiente tenor:

"Es un error... continuea leyendo).

Y esto Ic decia el candidate Grau riefiri6ndose a
la unidad demag6gica aut6ntico-comunista y respon-
diendo a preguntas hechas al respect.

(Continia leyendo).

Se estaba refiriendo el candidate Grau a la Coa-
lici6n Socialista Democratica, en la que fuimos hon-
rados en el aspect politico con la presencia del
Partido Socialista Popular.


(Contintia leyendo).

Y ahora viene la referencia a esta malhadada ley
de ampliaci6n trihutaria, y 6stas son declaraciones
que hizo el actual Presidente Grau despu6s de haber
hiecho gala de su Parlamento al aire libre, en el par-
que del pueblo, despu6s de consentir como sistema en
vigencia las audiencias p6blicas de todos los sectors
del pais, despues de haber emulado un nuevo Con-
greso, dijo estas palabras criticando una conduct
parecida o similar, pero que a'in no habia elevado
a un tan alto grado superlative el Presidente Ba-
tista.

(Lee).

Y termin6 el ilustre candidate del Partido Re-
volucionario Cubano, defendido hoy por la alianza
Aut6ntico-Republicana, con sus parches y sus mejo-
ras, y con esa colaboraci6n sentidisima del Partido
ABC y de los maltratados de ayer, nuestros distingui-
dos compaieros del Partido Socialista Popular, ter-
min6 con esta admonici6n que a6n debe todavia vi-
brar en los oidos de todos los afiliados del partido
clasista que se denomina Socialista Popular. Termi-
n6 el Presidente Grau asi:
(Lee).

Vea pues el ompafiero senior L6pez Castro como
no hay parad6jica actuaci6n entire la 16gica formaci6n
de un presupuesto extraordinario, contemplando no
la simulaci6n de gastos hasta ochenta y tantos millo-
nes de pesos, sino simplemente lo que debia ser 16-
gica consecuencia de un estado de postguerra y por
nedio de un Proyecto de Ley aparte que no res-
tringiera las facultades del Congreso como efectiva-
mente, esa Ley fundamental denominada de Amplia-
ci6n de los Impuestos, que sirviera para que el Me-
cias dejara caer el litigo de sus palabras sobre las es-
paldas de sus coadyuvadores del presupuesto; vea pues,
c6mo no hay contradicci6n alguna, vea pues el com-
pafiero Amadeo L6pez Castro la persistencia en la
simulaci6n, persistencia en el engafio a la opini6n pu-
blica que recibe al trav6s de estos proyectos, avalados
con la firma respectable del Presidente, la misma des-
ilusi6n y desencanto que ha estado recibiendo al tra-
v6s de toda la acttaci6n gubernamental.

Recoja pues, el compafiero L6pez Castro esta
informaci6n, y perd6neme que le haya rectificado con
esos hechos hist6ricos, con esos pronunciamientos cier-
tos, le haya rectificado el concept y el criterio inde-
bido de que ha hecho gala esta tarde para califi-
car el enorme contrasentido del injerto presupues-
tal.

(Abandona la Presidencia el senor Collot y la ocu-
pa nuevamente el senor de Le6n Garcia).

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Continue en
el uso de la palabra el senior Amadeo L6pez Cas-
tro.

SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): Sefior President
y sefiores Representanites.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 39
.. ...... ,n i m r i i H I I I I I I I l.. I I [ 1 [ I I [ I [ I 1


Creo necesario reafirmar que he meditado mu-
cho con verdadero asombro cuando contemplo que
figure como presupuesto de guerra 31 millones de
pesos en la cifra de egresos para esta atenci6n. Y no
puede calificarse tal decision gubernamental mas que
como un grave error en el ordenamiento de los gastos
publicos.
Uricamente cabe el supuesto de que por no-
ticias que pudiera suministrar la diplormacia secret,
va abolida, estemos frente a un nuevo conflict mun-
dial, que nuestra ceguedad no ve por ninguna part,
o que el pais tiene enemigos imaginarios prestos a
una acci6n que no cuenta con el espiritu p6blico,
podrian justificar el mantenimiento de este institute
armado de proporciones tan innecesarias como il6gi-
cas.

Pero hay algo mas; ocupa el poder el partido Re-
volucionario Cubano que tiene ideologia propia y man-
tiene a diario con el mayor 6nfasis que desea, apro-
vechando su oportunidad de gobierno, establecer su
program de advance y desenvolvimiento de la Naci6n,
pero no contempladas a trav6s de hechos b6licos, sino
por el contrario en rApidas evoluciones calorizadas por
la palpitaci6n de una juventud de 20 afios que aspira
a que desaparezcan del pais los factors de tipo co-
lonial que a6n puedan sobrevivir y que se conduzca
la cosa p6blica'de modo y manera que vayamos rec-
tamente a un mejoramiento sustancial de las classes
mis necesitadas, no quedando en este aspect rezaga-
dos de lo que constituya la t6nica y el ritmo del mo-
mento del mundo.

Sinceramente ello se cae de piano, cuando nos-
otros contemplamos que aquellos organismos del Es-
tado que.estan Ilamados a constituir el fiel sost6n del
future cubano, nosotros los fiamos a las armas, en
lugar de hacerlo en un empuje decisive que borre
nuestros errors del pasado y nos prepare adecuada-
mente para el porvenir a travis de nuestra Agricul-
tura, de nuestro Comercio, de nuestras relaciones in-
ternacionales, de nuestra Educaci6n, de nuestra Cul-
tura, de nuestras obras p6blicas, de nuestro mejora-
miento social y en definitive de una adecuada orga-
nizaci6n de funciones creadoras en beneficio y pro-
vecho de todo el pais.
Cuba tuvo en. la primer guerra mundial como
secuela, lo que llamamos "la danza de los millo-
nes"; la experiencia nos demostr6 que nuestra im-
previsi6n no's6lo la hizo est6ril sino perjudicial. El
auge del tiempo present es mas s6lido, es mas firme.
El destiny ha sido a6n mis generoso en esta oportu-
nidad por las modalidades que la prosperidad asume;
el peligro, sin embargo, se acerca y debemos hacer-
nos invulnerables en todo cuanto podamos en relaci6n
con el mismo, para no tener aposteriori que lamentar
nuevas horas sombrias.
Esto, sin embargo, no puede lograrse cuando eon
to millions de pesos de presupuesto, el Ministerio
de Agriculture s61o cuenta con 4 millones para todas
sus iniciativas y servicios, a menos que cegados por un
error imperdonable consideremos que la present si-
tuaci6n resultari inmutable en los anos venlderos rom-
piendo todas las reglas de la 16gica y de la experien-


cia, y que resultarAn baldios los esfuerzos de las de-
mas naciones que luchan por un equilibrio de produc-
ci6n al menos distinto totalmente al que hoy esta-
mos atravesando.

No olvidemos, ademis que capitalmente nuestro
gran comercio de exportaci6n actual obedece a que
el az6car y sus derivados, asi como los subproductos
de la misma, han tenido una demand excepcional
durante la guerra, que continia en este period de
transici6n.
En la contienda Cuba fue un verdadero aliado
de las democracies, adopt la postura que la dc-
fensa de esa doctrine reclamaba v colabor6 a talcs
prop6sitos con todo' cuanto tuvo a su alcance. HItc-
el cuadro favorable persiste pero terminara a no muy
largo plazo. Un sencillo ejemplo nos conducirA a la
evidencia de esta afirmaci6n.

El pasado afo la hdrmana naci6n de M6xico im-
port6 10oo.oo toneladas de az6car de nuestro pais.
Posiblemente tenia a6n mayores apetencias. En la
pr6xima zafra las necesidades mexicanas han queda-
do reducidas a 50,000 toneladas y si son ciertas las
afirmaciones de la Asociaci6n de Productores de dicho
pais, en el afno 1948 dos nuevos ingenios y la re-
forma y ampliaci6n de ocho de los existentes colo-
caran a esta industrial en la posici6n de pais expoc-
tador de tal product. Es decir, que asi, con ese rit-
mo dejara Cuba su posici6n de abastecedor de los de-
ficits de otras naciones y,' por el contrario, surgirin
productores competitivos que haran declinar nuestra
actual posici6n.
Ante este cuadro deben buscarse remedies y ga-
rantias de tipo estatal, que aseguren el mejor ordena-
miento para la riqueza national.

Cada pais dentro de sus posibilidades esta bus-
cando en este instant sus grandes soluciones. Nos-
otros en mejor posici6n que nadie tenemos que afa-
narnos por preparar las nuestras y vo no puedo: per-
manecer callado ante el cuadro presupuestal que con-
templo sin rogar que hagamos un alto, meditar, razo-
nar, Ilevar nuestra responsabilidad y nuestra funci6n
como Reprcsentante del pueblo para encontrar vias
que nos conduzcan al 6xito. Si tenemos oportunida-
des azucareras por un period de tres o cuatro afos
vamos a xaprovecharlas antes que la declinaci6n con-
duzca la vida del pais a posiciones desventajosas e
impropias para tomar ciertas iniciativas, dotando el
Ministerio titular en material de creaci6n y en ma-
teria de fomento, no con cuatro millones de pesos, de-
dicados en definitive en su mavoria a meros factors
burocraticos, siro con las cantidades suficientes para
ue el mismo sea element 'de advance, de progress,
e desarrollo econ6mico, de nuevas iniciativas, etc.

Francamente parece que estalnos al contemplar
la dotaci6n del Ministerio de Agricultura ante un pre-
supuesto de ascendencia global de una hora critical.
La realidad es que estamos en este aspect frente a
una hora inerte.

Pero result mas parad6gico auin que este en el








40 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

poder el Partido, Revolucionario Cubano con su pro. compra de az6car por parte de M6xico, al extreme
grama de acci6n y de progress, con sus pronuncia de que la balanza commercial, a pesar de todo esto
mientos definitivos, de evitaci6n de las grandes des- que se realize, es desfavorable para nuestro pais, si
igualdades sociales, especialmente en lo que al guajiro no me equivoco. Y yo tenia entendido, en el pro-
cubano se refiere, pero que los remedies a estos mna blema del garbanzo, que estando obligado por un
les no se plasman en forma alguna en el presupuesto convenio que se hizo con la aludida Reptiblica her-
general de la Nacion. mana, el garbanzo que es un element bAsico, sobre
todo en estos moments de escasez, debia sernos su.
Cuanto contrast de esta realidad cuando con- ministrado y habiendo aumentado extraordinariamen-
templamos a un pais como Inglaterra que a pesa: te el precio, 61 dice que nuestro Gobierno ha re-
de ser superindustrializado pero ve que decline su nunciado gentilmente, de una manera altruista, a esa
gran poderio colonial formula y esta ejecutando el cantidad de diez mil sacos de garbanzos que debian
plan de la postguerra, dando a la agriculture del te- haber llegado a nuestra patria. Nosotros pensamos
rritorio continental, un impulso en coincidencia con que era para obtener ventajas para nuestro az6car.
las necesidades futuras de la Naci6n que aseguren a Es cierto que el cuadro de nuestra industrial azu-
travs de la agriculture un minimun para la almen- carera, con M6xico es ese? ,Por qu6 hemos renun-
taci6n de su pueblo. Y este esfuerzo 1o realize quien ciado graciosamente a no s6 cuintos sacos de gar-
acaba de rendir una lucha agotadora, que sus tierras banzos porque la diferencia entire el precio a que es-
son pobres, que su clima es inh6spito y que sus hom- taba obligado a dArnoslo y al que se cotiza actual-
bres no han tenido gran afici6n por esta fase de la mente en el mundo es de unos cuantos millones de
actividad productora. pesos?


Sin embargo, hoy esti en una inacabable tarea
de esfuerzo y acci6n reflejada en el presupuesto del
Estado para que cuando lleguemos a la normalidad
encontrar una base de equilibrio, en su ordenamiento.
El Canada febrilmente tambicn se supera en to-
do lo que pueda resultar la creaci6n de una nueva
fuerza de riqueza y es el Estado el primer tutor y
colaborador en el exito de estas finalidades.

Nosotros, por el contrario, contemplamos en es-
te minute una hipertrofia de lo que es nuestro pro-
ceso natural como pais productor de azucar al am-
paro de los beneficios que ocasionalmente el mercado
mundial nos depara. Lo dermis result indiferente.
Pero, a'in dentro del propio campo azucarero no tene-
mos preocupaciones a pesar de que debiamos tener
muchas. Muy graves problems surgiran sino comen-
zamos a contemplar la posici6n de los que han sem-
brado cafia sin cuota; de que los m6todos de cul-
tivo permanecen estancados. De que la irrigaci6n y
la mecanizacion se dejan al albedno del capricho in-
dividual mientras en otros paises la tecnica, la inves-
tigaci6n, el aprovechamiento de los subproductos y
los mercados para los mismos avanzan para colocarse
en posiciones ventajosas que nos conduzcan de la
mano a criterios de superaci6n y de progress inapla-
zables.

SR. FRAILE (CARLOS): MMe permit una interrup-
ci6n, con la venia de 1a Presidencia?

SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARciA): Tiene la pa-
labra el senior Fraile.
SR. FRAILE (CARLOS): Yo reconozco' que en
nuestro distinguido compafiero senior L6pez Castro
concurre una circunstancia. Ha sido y es un hom-
bre consagrado al studio de todos esos problems
fundamentals de'nuestro pais, de las relaciones co-
merciales. El esta planteando un problema muy in-
teresante y extraordinariamente important que es el de
las relaciones comerciales a base, desde luego, de la


SR, LOPEZ CASTRO (AMADEO): Inmediatamente
aclarare la informaci6n dentro de los datos que yo
poseo, pero le rogaria al compafiero senior Fraile que
me permit, por lo menos, redondear mi pensamien-
to en un moment determinado en relaci6n con algo
que constitute un factor de tipo global para lle-
varnos al criterio que debemos tener una inquietud
del future; que no debemos estar pensando que hay
eternidad en lo que no s6lo es enmero, sino en lo
que debemos ver con la responsabilidad de este mi-
nuto hist6rico,, para buscar remedies y planificacio-
nes de tipo estatal que constituyen el ordenamiento
para la naci6n. Los dejamos pasar desapercibidos,
seguimos siendo cigarras con nuestro canto de opti-
mismo, y que no hayamos pensado seriamente en
estos problems y no hayamos meditado en la res-
ponsabilidad que tenemos a trav6s del mismo. Es-
tamos pensando que tenemos en nuestras manos un
vellocino que no se terminal nunca. Yo decia a la
Cimara hace pocos dias, que cada pais esta bus-
cando en estos moments, donde esta su soluci6n.
Nosotros tenemos que pensar tambidn de un modo
ejemplar cuales pueden ser los peligros que nos ace-
chan en el future y al mismo tiempo, si en nuestras
manos estA, hacer un alto, y entonces ante ese alto,
meditar, razonar, llevar nuestra responsabilidad y nues-
tra funci6n como Representantc del pueblo a ver si
podemos encontrar vias que nos conduzcan, sino al
error, a lo que es nuestro deber en este minute his-
t6rico. Y en ese orden de cosas, yo digd: Si tene-
mos oportunidades azucareras pero en un period que
con seguridad debe tener un par de anos. iAh! Pe-
ro ya Ilegamos a la cuspide; ya vamos a empezar a
declinar, a partir de la pr6xima zafra, y vamos a em-
pezar a declinar porque Cuba' va a realizar una za-
fra que constituira posiblemente el record de produc-
ci6n en el pr6ximo anfo, pero en condiciones muy
anormales, porque la vida del pais y por la impre-
visi6n de tipo official traditional en nosotros, no esta
preparado para acondicionar el mas alto beneficio
que nos permit dar estabilidad a la que de nosotros
depend en el future, y no puede haber estabilidad,
y no puede haber una function creadora a trav6s del
Estado cuando nosotros venimos a esta Camara y









DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 41
[ I I II I I III I "I I I-


nos encontramos en una hora hist6rica en que hay
200 millones de Presupuesto, con el Ministerio titere
en material de creaci6n, en material de iniciativa, en
material de fomento, en material de avuda, de rea-
lidades, que podamos Ilevar a ese cuerpo econ6mico
y social de la naci6n que representan cuatro millones
de pesos y que en definitive esos cuatro millones de
pesos no estan contemplados en obras constructi-
vas, sino en meros factors burocraticos. Parece que
estamos contemplando francamente a un Presupuesto
que respondiera a una vida national en precario, a
una vida miserable, a una vida de la que tendremos
que salir como de paso, contando s61o con 60 o 70
millones de pesos. Quien analice la vida de Cuba a
trav6s de los 6iltimos afios sabe que Cuba.cuando ha
tenido 60 millones de pesos de Presupuesto, ha gas-
tado cuatro millones en el Ministerio de Agricultura,
pero cuando tenemos zoo millones de pesos, cuando
estamos en la hora crucial hist6rica de acudir con
remedies, cuando contemplamos los grandes problem
mas que tiene la naci6n tanto en el interior como en
el exterior; cuando estamos contemplando que la ini-
ciativa permanence inerte, el Estado tiene que dar un
paso de advance, tomar esa iniciativa, tomar ese sen-
tido de responsabilidad y dotar a ese Ministerio con
los elements que respondan a la hora hist6rica, a
menos que reconozcamos que hay un error, que seri
insalvable para el future del pais.

Y por que? ZQu6 es lo que estamos viendo?
Por qu6 esto no va a durar veinte afios? ZPor qu6
no debemos tener el optimism de que sea otra ge-
neraci6n la que dote en forma just el presupuesto
del Ministerio de Agricultura v nosotros seguir con
tan s61o cuatro millones v treinta v un millones para
la Secretaria de Defensa? ZEs que no podemos cum-
plir con esa obligaci6n? iEs inevitable la misma?
Si lo es, la hora hist6rica lo reclama. No hay pais
en este minute que no est6 contemplando este pro-
blema. No hay pais que, desde el aflo 1942, no est6
planificando programs para este minute intermedio
que se ha dado en Ilamar de la postguerra. No hay
pais que a trav6s de un program minimo no est6
adaptando medidas para hacerle frente a esos dias
dificiles que no van a venir on orden b6lico, pero.
que han de venir en el orden econ6mico y que son
tan esenciales v basicos cuando todo el mundo esta
aspirando a un future en que haya mejoramientos
social y econ6mico en cada uno de los paises del
universe. Y much mis en este pais, y con la vi-
si6n que ha de tener el Partido Revolucionario Cu-
bano que tiene un bello program, que precisamente
contempla este problema, y porque los components
del mismo saben de un modo cierto que vivimos to-
davia dentro de grandes desigualdades sociales, en
que todavia hay un guajiro que vive en la miseria de
nuestros campos, en que todavia hay una cantidad de
privilegios y de realidades que el Estado tiene que
remediar.

Pero primero que nada analicemos la part ex-
terior, la lucha que vamos a tener, no en lo interno,
sino en lo externo. Yo remito a mis compafieros,
para no hacer demasiado dilatado y tedioso este in-
forme a la experiencia de Inglaterra. Inglaterra, por
ejemplo, es un pais superindustrializado, un pais que


no contempla nada mas que el acopio de sus colo-
nias para explotar las mismas a trav6s de una fun-
ci6n t6cnica superior. Si ustedes cogen el plan ingl6s
de la postguerra se encuentran que hay \na reali-
dad: en la postguerra Inglaterra tiene que ocuparse
de la agriculture. ZPor que? Porque el pueblo in-
gl6s sabe que ha llegado el moment historic de su
declinaci6n y esta contemplando que es necesario que
resuelva su problema agricola porque la t6cnica in-
dustrial no sera suficiente para que ella pueda vivir,
porque ya han pasado los tiempos hermosos que per-
mitian establecer a trav6s del tiempo esa imposici6n
de tipo industrial. Inglaterra ha llegado a este pen-
samiento: necesita, por lo menos, asegurar a trav6s
de la agriculture de este pais un minimun, que re-
presenta el minimun de alimentaci6n del pueblo in-
gl6s, que sea capaz por si mismo de producirlo, que
sea capaz por si mismo de elaborarlo. Aquel pueblo,
que tiene tierras pobres, que tiene un clima inh6spito,
que tiene hombres que no han tenido una gran afi-
ci6n por la agriculture, que esti empefiado en una
area inacabable de esfucrzo y de acci6n, a trav6s del
presupuesto del Estado y de toda acci6n real para
desarrollar la agriculture esti desarrollando sus me-
jores empefios y esfuerzos en esta obra hist6rica de
la postguerra, para que cuando venga la normalidad
haya un minimun de equilibrio en su vida como pue-
blo.

Y qu6 estamos haciendo rosotros? Nosotros
tenemos en este minute una hipertrofia de lo que es
nuestro process natural como pais productor de az6-
car. Ya cuando hagamos esta noche de un modo
detallado el anilisis de esa cuesti6n sefialaremos lo
que consideramos los lineamientos de los problems
azucareros en los que quizis el Partido Revoluciona-
rio Cubano encontrara que hay una concomitancia
de ideas centre mi sustentaci6n y la que ellos man-
tienen en su program. Y no tengo nada de que
arrepentirme porque mi ejecutoria asi lo avalora. Por-
que yo quiero declarar en esta Cimara que la idea
de crear el pequefio colono es paternidad que yo me
atribuyo, con orgullo y con honor. Yo quiero que
se sepa, no por vanidad, pero si respondiendo algo
que alguien me pregunt6 cuamndo me interrumpi6 en
el curso del debate sobre Zqu6 habia hecho yo al
frente del Ministerio de Agricultura? Yo quiero de-
cir que fueron muchas las cosas, aunque no tenia fa-
cultades para hacerlo, que al frente de dicho Minis-
terio realic6, tratando de contribuir en lo mas al me-
jor desenvolvimiento econ6mico de esta naci6n. En
ese orden de cosas yo digo: qu6 debemos hacer
aqui? Lo primero que hay que pensar es ir a un or-
denamiento agricola que permit a Cuba garantizar
para hoy y para esas horas negras que se nos acercan,
que el cubano tenga un minimun cle alimentaci6n,
que el cubano no tenga que pasar como pas6 en el
afio 33, cuando el az6car estuvo muy baja bajo el im-
perio del hambre, porque cuando falte este auge
econ6mico al que debe ser gran monopolio del pais,
el Estado, por falta de recursos econ6micos no pueda
realizarlos. Pero boy Si, Jhoy la amilitud d los
recursos econ6micos si permiten la realizacion de es-
tas ideas, de estos planes y de estos anhelos. No
puede esto contemplarse en un pais que tiene cuatro
millones de pesos en el presupuesto de Agricultura.









42 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


No puede esto contemplarse, cuando nosotros vemos,
a trav6s de nuestros presupuestos que no hay ini-
ciativas de esta naturaleza. yo voy a sefialar al-
gunas que yo consider que son factibles, v facti-
bles de un modo muy ficil.

En primer lugar, todo el mundo est; hoy pre-
ocupado por el advance de los m6todos agricolas. Y
Cuba no ha tenido nunca dentro de su vida colo-
nial econ6mica preocupaci6n por una agriculture de
riego. La razon es la siguiente: porque el pensa-
miento agricola que ha regido a nuestro pais ha sido
un pensamiento meramente azucarcro; y perd6neme 1a
Camara que yo le diga que la cafia de azicar, en
nuestro pais, no necesita agua para su desenvolvi-
miento; no hace falta ser un t6cnico agricola para
Ilegar a la conclusion de que en Cuba jams se ha
dejado una zafra por la seca, ni se ha dejado de hacer
una zafra por exceso de lluvia. Puede haber una dis-
minuci6n de un 5 por ciento en la producci6n; puede
haber un aumento de un 9 por ciento en la pro-
ducci6n; pero la cafia crece en Cuba sin que haya
que hacer nada por una plant que nos report tan-
tos beneficios; pero si para establecer un simil, que
aquellos que tengan origen campesino han de com-
prendermie: casi, casi tiene la supervivencia de una
hierba mala. Cuando hay que destruir los campos
de cafia, no fecene ficilmente: es la acci6n del hom-
bre, con los factors mnecinicos, la que tiene que
acudir para extirparla, porque si no, florece a6n a
trav6s de los afios, desde luego, con todas las difi-
cultades de una plant que esti sin cultivo alguno.
SR. BUTTARI (EDGARDO): ZMe permit una in-
terrupci6n?

Sn. L6mrz CASTRO (AMADEO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa.
labra el senior Buttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes:,

Debemos de confesar que pocas veces, en el
coito process que ha vivido este Cuerpo Colegisla-
dor, despu6s de su organizaci6n post 6poca 1933, los
seniores Representantes han tenido pocas oportunida-
des de oir la palabra bien informada de un compa-
hero nuestro, product de las capas humildes de nues-
tro pueblo, que viene aqui con serenidad de espiritu,
abierto a todas las preocupaciones a decirnos la pa-
labra brientadora, en uno de los problems mas di..
ficiles, en una de las leyes mAs fundamentals de la
Repfiblica.

SR. SUAREZ RIVAS (JOSE): Sefior Presidente: Ten-
go dudas del quorum; solicito se pase lista.

Si. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): A solicitud
de un senior Representante se va a pasar lista.

(El Oficial de Actas pasa lista.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): iFalta algiin
senior Representante por contestar al pase de lista?


(Silencio)..

Han respondido 81 sefiores Representantes,

Respondieron a la misma los seilores: Acosta, Al-
dereguia, Alonso Alvarez, Alvarez Lefebre, Alvarez Re-
cio, Ara, Aragonds, Armenteros, Bisbe, Bohorques, Ca-
mejo, Canut, Carbonell Andricain, Codina, Collot,
Cruz, Curti, Diaz Fernandez, Diaz Ortega, Diaz Ro-
driguez, Dorta, Ducassi, Escalante, Escribano, Esteva,
Fernindez, Maitinez, Fleites, Garcia Benitez, Garcia
Ibiiez, Garcia Menocal, George, Giberga, G6mez
Ouintana, Gonzilez Posada, Gutierrez Casanova, Her-
nandez de la Barca, Hernandez Tellaheche, Lpez
Deustua, Luzardo, Llans6, Martin, Men6ndez, Mia-
nes, Mora, Mujal, Nibot, Nodal, Ochoa, Oliva, Or-
doqui, Pages, Pardo Machado, Payan, Pefia, Pequefio,
Perez L6pez, Pino Martinez, Pino Perez, Pino Santos,
Puentes Rodriguez, Remedios, Rivero Partagis, Rivero
Seti6n A., Rivero Seti6n M., RodCs, Roddn, Rodri-
guez Cartas, Rodriguez P., Rodriguez S., Rojas, Ro-
pales, Sinchez Mastrapa, Sera, Serrano, Soldevilla, Tra-
sancos, Vega, Vinent, Beltran, Orizondo y de Le6n
Garcia.

lay qu6rum. Continua la sesi6n.

Continiia en el uso de la palabra el senior Bu-
ttari.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes:

Decia yo, hasta qu6 punto merecia que esta Ci-
mara de Representantes atendiera v sopesara debida-
mente las consideraciones que alrededor del Presu
puesto Nacional, como instrument de desenvolvi-
miento de nuestra economic hacia nuestro ilustre com-
pafiero el ingeniero Amadeo L6pez Castro.
Wagner Sombart, al hablar de los presupuestos,
dice que estos tienen cierta indole contractual, un
compromise contractual en que el gobierno o el poder
publico ofrecia y la representaci6n national exigia el
cumpli'miento de ciertas obligaciones para la satis-
facci6n plena y absolute de las necesidades publicas.
De manera que, -contin6a el ilustre economist y
financiero-, el acuerdo en las Cimaras Legislativas
tiene que ser dificil; tiene que ser dificil porque la
representaci6n popular exigird las restricciones poli-
ticas y administrativas del poder central en material
de presupuesto, al mismo tiempo que limitando los
desmanes del poder central en el presupuesto restrin-
giendo sus solicitudes y peticiones de credito; tiene
la representaci6n national que velar por los intere-
ses populares, que defender a los contribuyentes que
son los nutridores de ese presupuesto national.

De modo que no puede extrafiar a nadie que
haya dilema, que haya poldmica, que haya debate en
el seno de esta asamblea legislative, porque estamos
tratando ni mas ni menos que de presupuestos; y en
Economic Politica, lo mis disyutido en material de in-
terpretaci6n y de doctrine political es el presupuesto
general del Estado.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 43


Afirmaba el ingeniero L6pez Castro, que el pre-
supuesto national tiene que contribuir dentro de los
planes oficiales del Poder Ejecutivo, al desarrollo de
las fuentes de riqueza nacionales particularmente en
esta etapa de la postguerra, y nosotros nos encontra-
mos que en este anteproyecto de presupuesto se ha
hecho caso omiso de las necesidades econ6micas v de
las previsiones econ6micas que debiera tener el Go-
bierno de Cuba con relaci6n a las contingencies de
la postguerra. En esto el Poder Ejecutivo como en
todas,las demas materials de indole social y de indole
mercantil, ha hecho caso omiso, porque todavia el
Gobierno actual no ha promulgado una sola media
que trate de prevenir en lo possible los seguros e inevi-
tables conflicts que en todos los 6rdenes de las ac-
tividades sociales habremos de confrontar muy pron-
to. Se hace caso omiso de la marina mercante, se
hace caso omiso de la political de subsidies, pero no
de la political de subsidies de tipo colonial, de tipo
imprevisor, de tipo irresponsible, barrenando y de-
moliendo las fuentes industriales de nuestra econo-
mia dom6stica, barrenando las tarifas arancelarias que
minimamente protejen a esas fuentes industriales para
it a favorecer en una cantidad extraordinaria de mi-
lones de pesos del erario cubano, salido de las en-
trafias del pueblo cubano, a la industrial extranjera.
Durante dos anos continuados, el Gobierno de la
Repuiblica en este panorama que confront el mundo
de poner remedio*a las necesidades domesticas, no
ha hecho nada mas que agravarlo, propiciando la im-
portaci6n de articulos elaborados en mercados extran-
jeros, en perjuicio de la producci6n fiacional y sin
que, por otra parte, haya contribuido en lo mas mi-
nimo a favorecer y a propiciar el natural desarrollo
de estas industries cubanas similares, que hasta la
fecha de la guerra venian trabajando y produciendo
los articulos necesarios a las demands vitales del pue-
blo de Cuba.

Eso era, en definitive, cuanto queria decirle al
compafiero L6pez Castro para contribuir en lo posi-
ble a sostener la tesis de el, porque por lo demas,
toda una series de arguments interminables desde
el punto de vista irrecusable de las necesidades in-
dustriales de Cuba pueden inculparsele a ese ante-
proyecto presupuestal que s61o se ha hecho para man-
tener una burocracia de cincuenta mil empleados pu-
blicos en niveles de miseria y de hambre, mientras
al Ejdrcito se le dota con treinta millones de pesos,
para que sus jefes y oficiales se den paseos tunsticos
a los Estados Unidos.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Continfia en
cl uso de la palabra el senior L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Sr. President y
sefiores Representantes: Analizaba que el pais tenia
como principal objetivo econ6mico una political me-
ramente azucarera y no podeMos critical esta acti-
tud porque la actividad particular va siempre en busca
de los factpres que se traduzcan en beneficio econ6-
mico inmediato. Por el contrario, la posici6n orienta-
dora del Gobierno tiene que contemplar los mismos
desde puntos de vista que a veces no resultan inme-
diatos. Esta es la diferencia de panorama. Es de-
cir, que mientras que el capital privado hoy en Cuba


siembra cafia y lo iinico que desea y vigila es el precio
del az6car, el Gobierno de la Reputblica tiene que
tener vision mas previsora y a semejanza de Inglate-
rra desarrollar un gran program agricola ain cuando
aparentemente las condiciones sean adversas para el
desarrollo inicial de tales actividades. Pero aun den-
tro de la political azucarera es inaplazable la creaci6n
de un centro de investigaci6n y de experimentaci6n
de caracter agricola-industrial, principalmente orien-
tado hacia el studio de los derivados del azucar.
Por much que se able de la necesidad de que
la industrial azucarera supere la linea fija y trac1iclo-
nal, la iniciativa surgira, cuando un centro de tecnicos
de primera calidad pruebe experimentalmente la ex-
tracci6n de cada uno de esos derivados, su calidad,
sus costs y demuestre objetivamente a cada empresa
la vcntaja de entrar en esa nueva line productive.
Ning6n otro product ante los avances de la quimica,
industrial tiene mis posibilidades que el azicar, para
encontrar derivados tiles de la misma y nuevos apro-
vechamientos. La goma sintetica es un ejemplo de
esta afirmaci6n nuestra.

Pero esta indicaci6n no puede ser aislada; hay
que unirla en el desarrollo de otras posibilidades a
nuestra agriculture.
Para cuindo aplazamos las obras de regadio,
la construcci6n de almacenes refrigerados y de dep6-
sitos, la apertura de caminos vecinales, la iniciacion
de cooperatives, la coordinaci6n de cosechas y man
tenimiento de precious que den a nuestro desarrollo
agricola el impulse creador y construction que ne-
cesita...? 2Para qu6 6poca llegar6,a trav6s del Pre-
supuesto Nacional la iniciativa de la conservaci6n de
nuestros suelos, el fomento de la riqueza forestal, el
problema del desempleo en tiempo muerto y el efi-
caz mcjoramiento de nuestros agricultores, que no sean
de tipo azucarero... ? C6mo es possible que desapro-
vechemos este moment para no invertir de nuestro
presupuesto cantidades sustanciales que desarrollen un
discreto sistema de legadios en Cuba que scan coadyu-
vantes, sin Ilegar a una ordenaci6n autartica, a que
la alimentaci6n del pueblo cubano tenga ufi minimun
de posibilidades de producci6n national suficiente en
las horas dificiles...? Desgraciadamente, por la iner-
cia estatal y el auge azucarero, vamos en una funci6n
regresiva y hay que obligadamente dar vuelta en
el camino.
Cuba tiene diez o doce rios que ya estin afo-
rad6s de modo suficiente, con Areas aptas para el
riego y con mercado para los articulos que ellas pue-
dan producer. Algunas tienen hasta formulados sus
proyectos por la Comisi6n de Fomento Nacional.
Cuando el actual Gobierno ascendi6 al poder, el se-
fior Presidente de la Repiblica prometi6 solemne-
mente al pais en su primer Mensaje su esfuerzo para
que'no fuese una gota de agua al mar.
No obstante ello, en tres presupuestos conse-
cutivos v en toda la acci6n de Gobierno, la acti-
vidad estatal queda rqducida a la adquisici6n de unas
cuantas perforadoras que constituyen un auxilio al es-
fuerzo individual, pero que no tiene ninguna mayor
trascendencia en el gran problema agricola cubano.









44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i -


Nadie podri atribuir a oposici6n sistematica, cuan-
do reclame como lo hago, que incluyamos en un pre-
supuesto que proyecta $4.800.000.00 en el Capitulo
de Avenidas primaries de La Habana no menos de
$5.000.000.00 para que el pais tenga cuatro mil ca-
ballerias de tierra regadas que puedan darnos cul
tivos tan esenciales como el arroz, granos y horta-
lizas, que ademis de sus beneficios en el orden de
la producci6n permitan en el orden social una ac-
tividad agricola de tipo intensive que ayude en la
tarea de tiempo muerto, que hoy no contemplamos
con rigor pero que dentro de tres o cuatro aflos
puede reaparecer sin que haya recursos, para enton-
ces ejecutar tales obras.

Ninguna inversi6n puede tener una utilidad como
6sta.

Me complace exponer esto ante los estimados
compafieros del Partido Revolucionario Cubano para
reiterar que esta obra es de tipo revolucionario, es de
advance, es de creaci6n, es inaplazable pero ademis
no es de caracter azucarero.

En Cuba hay cuarenta mil colonos, pero hay el
pequefio agricultor, que vive diseminado por todo
el pais, que necesita elements auxiliares para llegar
a un plano fecundo y el Gobierno debe mirar y
orientar actividades de esta naturaleza, no con mero
sentido econ6mico, sino hasta con posici6n pr6diga.
Puede que una political agraria de riego constituya
,inversiones para el erario piiblico no reintegrables,
pero ello no impbrta; orientese, con un sentido social
que no est6 al servicio de los grandes intereses y,
entonces, obtendremos un gran resultado aun en el
campo de la ensefianza agricola, que justificarnin
]as p6rdidas si las hubiere.

Diez sistemas de regadio controlados inicialmente
por el Estado y distribuidos a traves del territorio na-
cional opcrados por pequefios agricultores, serian diez
grandes escuelas de advance y de progress para el me-
jor fundamento de nuestro porvenir.

El Gobierno anterior, inici6 un prograna de re-
frigeraci6n con seis establecimientos de este tipo. El
actual Gobierno con los recursos que tiene, debia
haber ampliado cl mismo con veinte almacenes mis.
Lo que ha hecho es, dentro de sus m6todos de pro-
paganda atribuirse una obra quc no es suya.

Pero yo quiero en esta hora sefialarle que Vuclta-
bajo y las demAs zonas tabacaleras de Cuba, recla-
man almacenes de dep6sito para que los modestos agri-
cultores puedan guardar sus products con condicio-
nes de conservaci6n adecuada. Que almacenes para
la conservaci6n de granos de tipo no refrigerado, estin
siendo reclamados por todo el pais, no para el uso
de especuladores y comerciantes, sino precisamente
para el servicio de'la agriculture menor con un sistema
de cr6dito, que complement el adecuado funciona-
miento de estas actividades.

Las economies tabacaleras y cafetaleras, van a te-
ner en muy breve plazo graves dificultades. El Estado
tiene que acudir a remediarlas y much podia hacerse


si a trav6s de un presupuesto tan nutrido de ingresos
como el present algo hiciesemos por las mismas.

La producci6n cafetalera de Cuba reclama inapla-
zablemente caminos vecinales, plants despulpadoras
y otras medidas que mejoren su calidad. Descasca-
radoras y almacenes al servicio de los pequefios agri-
cultores. El Gobierno tiene en sus manos cantida-
des muy sustanciales procedentes del Diferencial cafe-
talero hace afio y medio, las tiene atesoradas mien-
tras este grano continfia descendiendo de las/altas
montafias de Oriente con las clasicas arrias para en-
tregarlo a una descascaradora que opere un especulador
y con m6todos de cultivo y desecaci6n que en otros
paises, ya tienen caracter hist6rico.

Es cierto que Cuba tiene hoy deficit de caf6.
Pero pronto llegaremos al minute de tener superivit.
Para esa 6poca, ni el Instituto del Caf6 que es un or-
ganismo regulador, ni el Presupuesto Nacional, ni la
Estacion Experimental de Cafe, podrin dar soluci6n
a la crisis y s6lo cabran medidas ocasionales que
resuelvan deficientemente la realidad creada.

Cuin distinto seria el panorama, si nuestro Minis-
terio de Agricultura, para estos fines y otros similares,
se le dotara con veinte y cinco o treinta millones de
pesos en el presupuesto, como se dota al Ministerio
de Defense.

No puedo a travCs de estos sefialamientos gene-
rales y de soluciones tambi6n generals, a trueque
de cansar a la Cimara, dejar de sefialar aunque sea
levemente el problema de la ganaderia.

Siendo la economic cubana fundamentalmente
agricola, la primer guerra mundial cambi6 totalmente
su fisonomia llevindola a ser en alto grado depen-
diente del comercio exterior.y por el desarrollo inusi-
tado del future azucarero intensamente especializada.

Tal situaci6n la hizo mis carente de estabilidad
y mis dependiente de la economic americana y.del
mercado mundial. Ante la crisis pavorosa de los ini-
cios de la d6cada pasada, se oper6 una transformaci6n
bastante apreciable del desarrollo de su agriculture e
industrial ligera, con vista especialmente al mercado
interior y con algunas ramificaciones exteriores. Los
ejemplos mas notables de estas actividades han sido
la ganaderia y la exportaci6n de vegetables frescos.

La uiltima guerra sin embargo y este period de
transici6n estAn acusando un estancamiento en el
advance initial.

Para el future ninguna riqueza cubana puede
prestar al pais una posici6n de s61ido fundamepto
cOmo la ganadera. Y sin que se desborde si no por
el contrario encauzando la misma dentro de las ne-
cesidades del pais en el orden econ6mico, agricola y
social, dqe merecer de los actuales gobernantes la
mejor atenci6n.

Nuestros competidores extranjeros tienen en es-
ta actividad dificultades insuperables para violentar
la misma como en ninguna otra actividad agricola.









DIARIT DE SESIONES DE LA CAMERA 45


La funci6n reproductora tiene que sustanciarse en fun-
ci6n del tiempo establecido por la propia naturaleza,
y es por ello y por el enorme servicio que bAsica-
mente puede y debe prestar de modo permanent
para la alimentaci6n popular de Cuba, que el Estado
tiene quc proteger y auspiciar la misma con todas
las medidas que est6n a su alcance.

Con un piesupuesto como el actual el Estado
debia realizar el esfuerzo para obtener una verdadera
invasion de ejemplares de las mejores razas, establecer
ripidamente estaciones de inseminaci6n artificial, ob-
tenci6n de alimentos de ganado a precious razonables
y cuantas mis medidas propicien la incrementaci6n
no s61o con vista al gran ganadero que posible-
mente no lo necesita, sino orientando al pequefio
criador que esti totalmente abandonado a su suerte.

Las medidas arancelarias de rebaja de derechos
de products de la ganaderia v sus derivados tan
prolifica en los ultimos tiempos han sido un error
por considerarse aisladamente. Debieron acompafiar-
se con igual tratamiento a la producci6n cubana
para que sirviese de estimulo en lugar de descon
fianza y desorientaci6n en nuestros productores do-
misticos.

La caracteristica de estas opinions de tipo gene-
ral, tiene que ser muy breve y por ello nos vemos
precisados a no insistir sobre los problems capitals
de nuestra producci6n considerada individualmente,
y en las modificaciones que formuliramos al pro.
yecto de Ley de Bases dejaremos consignado las posi-
bles iniciativas que esta Cimara puede tomar dentro
de las flimitaciones constitucionales, vamos de inme-
diato tambi6n a abordar el problema agricola-social
por la importancia que el mismo tiene.

Este problema les mas hondo, mis delicado y
mis dificil aun de considerar que los anteriores. La
realidad es que vivimos esta hora grivida sin querer
notificarnos de la realidad que atravesamos. Nuestro
obrero y nuestro campesino humilde, tienen en este
moment un mayor journal o una mayor retribuci6n
por su trabajo, comparado con las condiciones critics
que ha tenido 'el pais en otras 6pocas. Pero ello
no les ha llevado a obtener un mejoramiento sus-
tancial de su vida. El cost de las subsistencias
esta restando la totalidad de las ventajas que el
aumento de journal pueda darles. Hay zonas en que
nuestros campesinos ya estAn viviendo en las mismas
condiciones que antes de comenzar esta era de pros-
peridad. Su bohio es el mismo, su piso de tierra
permanece inmutable, los parisitos v las miserias ma-
teriales y morales que hist6ricamente han padecido
continuan.

No hay dudas sin embargo que despu6s del mo-
vimiento revolucionario de 1933 la conciencia civica
ha cambiado. Nuestra cultural political es superior, por
lo menos hay un despertar ciudadano traducido en un
an'helo de mejoramiento y de coraje para reclamar
derechos que antes quedaban envueltos en la ignoran-
cia y en una tradici6n de vasallaje de tipo colonial.
Se habla hoy de reform agraria como t6rmino de
inaplazable consideraci6n con el beneplacito de los


mis. El latifundismo constituy6 en otra 6poca un
titulo de sefioriaje, hoy es algo que recibe una con-
denaci6n mayoritaria de la opinion public del pais.
Parece axiomAtica la sentencia: "la humanidad no
podri tener en lo adelante sosiego y paz, en tanto
cada hombre no tenga cada amanecer un litro de
leche". Es decir, que el desocupado, hasta el indo-
-lente tienen el derecho de que no les aterre vivir para
morir bajo el imperio del hambre. Y este problema
tiene que contemplarlo todo Estado modern.

Nuestro Gobierno al iniciarse, habl6 enfiticamen-
te de nuestro bohio, de nuestro piso de tierra y ya
incidiendo en lo hondo de nuestro regimen agrario,
de reparto de tierras, de arrendamiento, de aparce-
rias, de cooperatives agricolas, etc... iPodriamos re-
clamar en esta hora que tales problems estuvieran
ya resueltos.. .? Ciertamente que no...? Es 16gico,
sin embargo, que este Gobierno al presentar su tercer
presupuesto, atravesahdo las finanzas p6blicas el mejor
period de nuestra historic, no tenga ninguna inicia-
tiva, ni contemple el problema ain con caricter ex-
perimental... ? No podemos conformarnos a una res-
puesta negative y por ello proponemos modificaciones
en la Ley de Bases que en viviendas campesinas, en
reparto de tierras, en caminos vecinales, etc., se inicie
una acci6n y un movimiento que el pais esta recla-
mando como inaplazable.

Yo deseo aclarar que ambiciono estas soluciones,
dentro de nuestro status politico. Con nuestra Cons-
tituci6n, con nuestras leyes, con nuestra democracia,
con nuestros recursos, pfblicos y privados sin radica-
lismos violentos, con una evoluci6n 16gica pero en de-
finitiva tan' enrgica y capaz como sea necesario. Con-
sidero que si nos damos con empefio a esta tarea
obtendremos para la misma la opinion favorable de la
mayoria del pais.

Hay un hecho peculiar que nos obliga a con-
siderar en otro aspect que la oportunidad presu-
puestal es inaplazable. El pr6ximo presupuesto debe
producirse en la plenitud de la proxima campana po-
litica y el climax de ese moment, las pasiones par-
tidaristas, las preocupaciones propias de esas activida-
des ya no simpediran realizar esta tarea con la sere-
nidad que debe ejecutarse. Posiblemente por tal ra-
z6n el pr6ximo afio no haya presupuesto y ante heeho
tan palpable, ante realidades con tanta vigencia no
dcbebnos perder un minute tan precioso en la hora
decisive, tanto el Gobierno como la Oposici6n. La
culpa seri com6n. Lo prudent seria hacer un alto,
cncontrar la salida y resolver como cuadra a nuestra
responsabilidad.

Mi distinguido compafiero y amigo el doctor
Buttari, con palabra certera sefial6 el contrast entire
nuestras actividades productoras y las comercialcs en
lo que respect a la intervenci6n estatal.

Ep el afio que acaba de transcurrir se .ha otor-
gado en material de subsidies director o indirectos
por iniciativa del Ministerio de Comercio muchos
millones de pesos. Es adecuada o perjudicial esta
political? Yo creo que no se puede calificar ni con
aplausos, ni con critics absolutas. Es una modalidad









46 DIARIO DE SESIONES DI LA CAMERA


de urgencia. Lo grave, lo err6neo, To imperdonable,
es que result unilateral, que se aplica a los articulos
de im ortaci6n desconociendo l tenci6 re e


el
bol
los
afi
sol
el
inv
ci6
ole
cll
csc
acu
ex]
vit
a
ta
ba
ca(
tra
dr
ser
y
arr
de
y
mI


tif
mI
na
na
co
da
ac
ga
su
N

10
p
p
nc
pr
la
ne


bi
di
cc


ir


tinguido compafiero, senior Amadeo L6pez Castro, ha-
blando sobre el Presupuesto negativo...


plllrV LL^AVII -JV\rlA*-n/ la a nJIV I ue me cIVI
fomento de la producci6n national, llevando a los SR. CURTI (SEGUNDO): ZHabia terminado ya el
Isillos de los productores ajenos lo que negamos a senior Amadeo L6pez Castro...?
nuestros. Pero esto ocurre despu6s de mis de dos
)s de gobierno, sin que se haya producido una SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): No lie terminado
a iniciativa para remediar a fondo la situaci6n con' todavia.
estimulo a nuestra propia producci6n. No se ha
'ertido en Cuba nada para incrementar la produc- SR. PRESIDENTE DE LEON (GARcIA): El sefor
n de arroz, ni de maiz, ni de caf6, ni de semillas Bravo Acosta esta usando de la palabra por via de
aginosas, ni de la plroducci6n ganadara y por interrupci6n, concedida par el senior L6pez Cas-
o estamos asistiendo a los mismos fen6menos de tro.
asez de hace dos afios que antes disculpibamos
isando una sequia pertinaz, pero que hoy no tienen Continia en iel uso de la palabra el senior Bravo
plicaci6n. La political del Gobierno en este orden Acosta, y despu6s seguira consumiendo su turno, si lo
al del abastecimiento no es s61o un fracaso en cuanto desea, el senior L6pez Castro.
sus m6todos para lograrlo, sino un gravisimo aten-
do a la estabilidad permanent de la economic cu- SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Reitero de que nues-
na a trav6s de una producci6n expansive, herida tro compafiero hablaba de presupuesto negative, y
da dia mas por la political suicide de traer del ex- desde luego, la tesis que viene desarrollando brillan-
njero con privilegios v beneficios lo que aqui po- temente el, la realize dentro de un tecnicismo en el
iamos obtener con razonable ayuda. CuAn distinto cual,tiene perfect conocimiento y esti ilustrando a
ria el panorama future si con los recursos estatales la CAmara; pero es convenient que con hechos tan-
particulares nos dieramos a propiciar una political gibles, con cosas de esos presupuestos se conozca que
ocera, por ejemplo, que nos preserve dias dificiles efectivamente todo cuanto manifiesta el senior Ama-
un mmimun de producci6n que limited el hambre deo L6pez Castro, en relaci6n con lo negative de es-
el desempleo y que mitigue el cr6nico tiempo tos presupuestos es cierto; que no se consider que
uerto. es una apreciaci6n personal, sino que es product
del studio que ha realizado y de los numerous que
Creo que estamos aiun en la oportunidad de rec- aparecen en los distintos cuadernos del presupuesto,
icar. A mis distinguidos compafteros de esta Ca- efectivamente. Se va a realizar, si no aprobara, un
ara que militan en la Alianza Aut6ntico-Republica- presupuesto negative para la Rep6blica, negative en
dirijo mis palabras. Ellos constituven la mayo, el orden de los interests nacionales, porque no crea
. La aceptaci6n de mi thesis no podrian considerarla nada. Los presupuestos no traen nada para el servi-
mo un descubrimiento. Son sus promesas olvida- cio ptiblico a la naci6n, nada que sea digno de tomarse
s. Creo que lo 6nico que podria constituir es un en consideraci6n y que pueda revertir a la naci6n, al
ieito para todos. Afirmo, sin embargo, que la ne- pueblo, a los que viven en esta naci6n, de nada que
ci6n de su'concurso a mi reclamo aprobando el pre- sea beneficioso a la misma. Resulta si, un beneficio,
puesto como fu6 formulado por el Ejecutivo de la un presupuesto positive en cuanto a otro aspect:
aci6n constituiria un acto negative a las realidades positive en cuanto al mantenimiento del principio
cionales y de espalda a la hora que vivimos. En prorroguistas que se pretend empezar ahora; un au-
que a la tesis econ6mica de este anilisis del presu- mento positive si, Zpara que?, para que el Gobierno
uesto se refiere quiero terminar resumiendo que im- puleda mantener una maquinaria electoral con fines
ignamos la ponencia prcsentada porque la misma perjudiciales, a la naci6n. Cuando se vean los nuimeros
o cumple en modo alguno esta finalidad de todo de estos Presupuestos y se encuentre como han dis-
esupuesto adecuado: servir de instrument para pro- tribuido, detalle por detalle el dinero y las partidas
over las energies creadoras de un pais, constituyendo de los cuadernos presupuestales, que mientras se crean
exacta relaci6n entire la acci6n del Estado y las cargos burocriticos en abundancia, como para el re-
ecesidades de la Naci6n. gadio en que hay una n6mina excesiva, que no hay
un centavo para adquirir tierras y hacer construc-
Reclamo que por el contrario se modifique apro- ciones. Estamos hablando de que es positive en cuan-
ando, por lo menos los articulos que agregare al mo- to trata de imponerle al pueblo, que es lo que se
ificar la Ley de Bases encaminados a este fin, en pretend, la reelecci6n o la pr6rroga de Poderes para
oincidencia con la tesis expuesta. el future, y ese positivismo ha de traerle al pueblo
de Cuba seguramente dias de sangre y dias de luto,
SR. BRAVO AcOSTA (ANTONIO): MMe permit una porque cuando se pretend imponer al pueblo la re-
iterrupci6n S. S. con la venia de la Presidencia? elecci6n o la pr6rroga, que es lo que se pretend con
este Provecto, entonces la gravedad de esos hechos
SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Con much gusto. va a caer en el Presidente de la Repiblica que per-
mite que se vaya preparando la maquinaria para su
SR. PRESIDENTE (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa- rcelecci6n, y 61 es el unico que lo puede impedir.
ibra el senior Bravo Acosta para una interrupci6n. Vamos a encontrar en relaci6n con esto que en un
solo Ministerio, -creo que los sefiores Representan-
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Senior Presidente tes de la Mayoria no se habran fijado en el detalle-
y sefores Representantes: Yo oia a nuestro dis- y yo voy a demostrar con numeros y con estadisticas,


la










11MAR10 DE SESSIONS DE LA CAMERA 47


comparando el presupuesto actual y el anterior, en
lo que pretend el Gobierno y en lo que aumenta
el ponente, he de realizar en detalle y con nnmeros
como se aumentan las partidas y nos hemos de en-
contrar, repito, como en un solo Ministerio, en el de
Obras Piblicas, se aumenta en personal $1.240.000.00,
despues de tener 800 mil pesos en el presupuesto ac-
tual. (A qui se va con eso? Exclusivamente a im-
poner, por el soborno, una situaci6n political. Yo en
esta noche y cuando me toque mi turno correspon-
diente voy a leer aqui las declaraciones de lideres au-
tenticos, de verdaderos autinticos, qu6 es lo que se
pretend hacer con estos Presupuestos. Lideres autin-
ticos que han enjuiciado los n6meros de este Presu-
puesto y que han dicho publicamente que el Gobierno
del doctor Grau va por un camino que no es el que
quiere el Partido Aut6ntico y el que siente la ideologia
del Partido Aut6ntico, sirio que el doctor Grau, con
estos presupuestos, trata de crear una clientele po-
litica para Ilevarla por el camino que el pueblo no
ha de permitir.

Como decia el doctor L6pez Castro es negative
este Presupuesto en cuanto a beneficios que pueda
reportarle a la naci6n, pero es positive en cuanto al
beneficio que pueda obtener el Gobierno para creal
esa clientele political con el fin de lograr el conti-
nuismo que el pueblo no ha de dejarse imponer. Y
digo que no se dejara porque tengo la seguridad ab-
soluta que muchos lideres aut;nticos, los de verdadera
ideologia autentica, cuando se plantee la pr6rroga o
reelecci6n, han de salirle al paso, y cuando league ese
mmomnto, el doctor Grau ha de ser el inico culpable
de las 'desgracias que ocurran, por querer perpetuarse
en cl Poder por medios que siempre el pueblo ha
repudiado porque no son legales.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Contin6a en
el uso de la palabra el senior L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Sr. President y
sefiores Representantes: Dentro del ordenamiento con
que realizamos el analisis del proyecto de presupues-
tos, nos correspond considerar el mismo en funci6n
de los servicios publicos. Al considerar en qu6 grado
y manera el mismo responded a un eficaz ordena-
miento de los gastos e ingresos del Estado, casi re-
sulta innecesario nuestro propio criteria; para ello
podria bastar el contenido de la ponencia official,
pero no nos parece superfluo agregar algunos ele-
mentos que fueron olvidados y que precisa consig-
narlos por la importancia ilustrativa que los mismos
tienen.

No creemos pecar de exagerados si afirmamos que
contiene errors tan elementales que no es necesario
ser un t6cnico para el anilisis de los mismos, sino
que resaltan bajo la aeci6n del mas somero examen.

En el afio 1938 desempefi6 el Ministerio de Ha-
cienda durante tres meses. El minute para las fi-
nanzas publicas era muy critic; nos enfrentamos
con un presupuesto vigente de ingresos y gastos muy
dificil de cubrir. Buscabamos soluciones y finalmen-
te Ilegamos a la conclusion de que habia que acudir
al reajuste presupuestal, posiblemente la media mis


ingrata para todo el que ocupe esa posici6n, no
s6lo por los interests que obligadamente lesiona, sino
por el sentido negative que en general la acci6n tiene
para toda la economic del pais.

Antes de tomar esta decision, tratamos por to-
dos los medios de investigar si habia error en nues-
tras apreciaciones, sobre todo en considerar exagerado
el calculo de ingresos comparado con la realidad que
se obtenia de la recaudaci6n.

En esta tarea investigadora consultamos a los que
se reputaban como t6cnicos en el Ministerio. El mi-
nuto sin embargo era apremiante y para decidir opta-
mos por buscar la regla minima que por lo menos
no nos condujese a lerrores de magnitude imperdona-
ble y llegamos a la conclusion de que el valor econ6-
mico de nuestra zafra azucarera tenia una relaci6n
de proporcionalidad direct con los ingresos del Es-
tado. Asi, bajo esta norma se realize la rectificaci6n
del Capitulo y en un period de seis meses se obtuvo.
un error de $20,000.00 en la ascendencia total de
los ingresos.

Este antecedente no puede Ilevarine al enfAtico
criteria de infalibilidad, pero no hay dudas de que el
mismo puede y debe ser un indice estimable al con-
siderar globalmente la cuesti6n, much mis cuando
en el conocimniento de otros elements como el de
la Renta Nacional estamos muy lejos de conocerlos
acertadamente para que sirvan de factors decisivos
en comprobaciones de esta clase.

En atenci6n al sistema tributario, vigente, y a
las posibilidades de producci6n y precio de la pr6-
xima zafra, la primera conclusion estableciendo la
comparacion con el afio precedent nos conduce a
considerar que el calculo de ingresos que aparece en
el proyecto de presupuestos esta mermado en una sus-
tancial cantidad en relaci6n con lo que debe obte-
nerse como realidad contributiva.

Su afirmaci6n me conforta saber que esta' rei-
terada por la brillante exposici6n que el Represen-
tante doctor Dorta Duque hace en el voto particu-
lar que sobre este problema figure en el Orden del
Dia, coincidente en un todo con el que habla.

No seri baldio por otra part, realizar una com-
paraci6n del proyecto de presupuestos que estamos
analizando con el que remiti6 el Poder Ejecutivo el
afno anterior, para demostrar c6mo en ambas formu-
laciones se inCurre eri conclusions contradictorias
que resultan a todas luces inexplicables.

La recaudaci6n por Renfas de Aduana, en el
presupuesto que esta rigiendo durante el present afio
es de $30.000.000. Las que se asignan en el proyecto
para 1947 es de $39 millones. No hay dudas que
posiblemente salvos aquellos impuestos de tipo di-
recto a la producci6n azucarera por saco, ninguno
debe ser acrecentado en proporci6n mAs direct que
el que estamos considerando, si se toma como indice
el valor global de nuestra zafra azucarera. En efec-
to: el volume y precio de la misma aumentan el
volume de nuestras exportaciones de un modo di-


47


WAIRIO DE SESIONES DE LA CAMA~rRA.










48 DIARI DE SEASON DELACAR


recto y acrecerin nuestras importaciones en forma
proporcional. La normalizaci6n de la industrial ame-
ricana, las restricciones que durante la guerra nos im-
pidieron importar lo que el pais necesitaba, nos con-
duccn a persar que el pr6ximo afio, este rengl6n ha
de ser una cifra 16gicamente tan alta que un 25 por
ciento no seri el coeficiente adecuado para el calculo
de las rentas aduanales que el Ministerio de, Hacien-
da err6neamente esta asignando a las mismas.

Dos razones finicamente pueden justificar estc.
manifesto ocultamiento; la primer, de obtener una
mayor recaudaci6n destinada en definitive a nutrir los
sobrantes del presupuesto para tener disposici6n de
fondos por via decretal, aprovechando los recess del
Congress. La otra, de quse se haya tomado una po-
sici6n ultraconservadora para poder continual la anar-
quica political de subsidies a products extranjeros
por via de exenci6n de derechos aduanales.
No creo necesario insistir con otros arguments
porque el Representante Dorta Duque en su ponen-
cia lo hace en detalle, y probara a la Cimara lo sus-
tancial de este error.

En el capitulo segundo "Derechos de Mejoras
de Rios y Puertos" el caso es mis manifiesto: se
asigna la misma cantidad que el aflo anterior. Pero
si en el capitulo primero que acabamos de analizar
se consider que va a existir un 25 por ciento de au-
mento en las importaciones Zno es 16gico tambidn
pensar que habrd un 25 por ciento de aumento en
el tonelaje? ZPor qu6 permanece esta partida inmu-
table cuando el impuesto no se modifica, ni las regu-
laciones del mismo han sufrido alteraci6n?

En cuanto al cAlculo de rentas consulares son es-
trictamente aplicables los mismos arguments que al
de rentas aduanales con un agravante de que nuestras
importaciones se harin mis diversificadas dada la aper-
tura que por el cesc de la guerra van a tener los mer-
cados mundiales y con ella la incrementaci6n de las
operaciones comerciales que se realicen con paises con
los cuales no tenemos convenios comerciales y obli-
gadamente elevarAn por las tarifas que se aplican
la recaudaci6n por este concept en cifras muy su.
periores a la calculada por los formuladores del pro-
yecto de presupuestos que estamos considerando.

En el establecimiento de rentas terrestres, en el
piesupuesto anterior se formula 52 millones de pesos
considerando los mismos englobados con el impuesto
de ventas y entradas bfutas. En el presupuesto ac-
tual pudorosamente ambos capitulos se separan para
no destacar la cuantia que se calcula al mismo.

La realidad que existe v que el pais no conoce
suficientemente, es que cuando se modific6 por via
de decreto el cobro de este impuesto en las aduanas
dicha regulaci6n a pesar de los cantos que 'se ento-
naron a la misma y de los reclamos aparentes de
opinion puiblica que por ella se suscitaron, el pueblo
consumidor, el que paga, el que necesita lo que re-
cibi6 como beneficio de tal media, fu6 una nueva
carga traducida en que ese impuesto fu6 aumentado
en su perjuicio, que ha quedado envuelto dentro de


la complejidad del sistema pero que no hay duda de
que gravita sobre dicho pueblo a pesar de que fu6 pro-
grimatica del present Gobierno la disminuci6n de
impuestos de este caraicter con la solemnidad de una
promesa indeclinable.

En el cAlculo de ingresos product de la Loteria
Nacional se fijan los mismos en 3 millones de pesos.
Pero al precisar los gastos en el Capitulo correspon-
diente, s61o se consigna aquellos que correspondent
estrictamente a personal, y los relatives a material y
otras atenciones, estin ausentes.

Es decir, que hay una vez mis manifiesta vio-
laci6n de las disposiciones del articulo 255 de la Cons-
tituci6n que dispone, y es de obligatoriedad su cum-
plimiento, que todos los ingresos y gastos del Estado
figure en los Presupuestos Nacionales.

Sin embargo, las cantidades que el Departamento
de Loteria utiliza para atenciones que no sean estric-
tamente de personal, no figuran en 61 y los ingresos
correspondientes eon que se abonan las propias aten-
ciones son tambien restados previamente del mismo,
dandole a este Departamento una excepci6n que la
Constituci6n no le atribuye, ni autoriza, por que ella
solamente tiene vigencia cuando es dedicada al Se-
guro Social, Obras Publicas, Fomento de la Agricul-
tura y regulaci6n de la actividad industrial, agropecua-
ria, commercial o professional y en general al fomento
de la riqueza national.
El capitulo de ingresos correspondiente a Fon-
dos Especiales tal parece que vive ausente ddl ritmo
que siguen los demas impuestos de la Naci6n. Es
de dominio publico que la pr6xima zafra tendri una
producci6n de un mill6n de toneladas mAs que la
del present afio. El hecho no tiene vigencia en el
criterio del Ministerio de Hacienda al formular el ca-
pitulo de ingresos, a6n cuando cada saco de az6car
paga un impuesto especifico unitario que tiene que
traducirse sin discusi6n en un aumento proporcional
a esta cuantia, es por eso que podemos afirmar, que
la cifra que esti atribuida a los Fondos Especiales no
responded a las realidades contributivas y recaudato-
rias que los mismos tendrin en el pr6ximo afio.

Pero si queremos sobre este extreme ser mais
claros e incidir en el detalle, basta exponec que
los tres capitulos determinants son cuantia de la
zafra azucarera, ingresos de Loteria e ingresos por el
Capitulo de Sueros y Vacunas, dependiendo este ul-
timo de la cantidad de articulos de tabaco y sus de-
rivados elaborados en Cuba. Y yo me pregunto si
una zafra de 5 millones de toneladas de azucar va
a tener el mismo numero de sacos que una de
cuatro. Si la Loteria va a recaudar las mismas can-
tidades cuando el n6mero de billetes se aumenta en
cada sorteo, y cuando el consume local de tabacos
y cigarros toca en el campo estadistico a las mis
altas cifras de nuestra historic.

En el Fondo Especial de Obras Puiblicas sucede
lo mismo. Abolido el uso del carburante; el exceso
de consume de gasoline nutre este impuesto con
11 centavos por gal6n. La importaci6n de autom6-


48


DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 49
*. "- --- I ---L. -UII


viles de pasaje y carga y el abastecimiento normal de
gomas, duplica nuestro trafico, y como consecuencia
el consume de gasoline toma el ritmo ascendente que
estos hechos demandan.

SR. PARDO JIMEINEZ (ANGEL): jMe permit una
interrupci6n, con la venia de la Presidencia?

SR. L6PrZ CASTRO (AMADEO): Perd6neme un
nomento nada mis, para darle un dato al distingui-
.o cqmpafiero Ponente; que tenemos cincuenta mi-
lones mas de importaci6n, solamente en el capitulo
de gasoline, que a 11 centavos son $5.000,oo000.0oo dentro
de ese capitulo.

Con much gusto concede ahora la interrupci6n

que solicit el Sr. Pardo JimCnez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President y
sefiores Representantes: Tenia un vivo interns en in-
terrampir al distinguido compafiero Sr. Amadeo L6-
pez Castro, que en la material de ingresos nos esti
ilustrando con amplitud de detalles y con plenitud
de conocimiento, y realmente cuando el distinguido
compafiero enumeraba los calculos de ingresos que
aparecen en el anteproyecto de Presupuesto y que.
hacen ascender en su totalidad a los mismos a fa can-
tidad de $198.000,ooo.oo para el pr6ximo Afio Fis-
cal, me venia a la mente en primer t&rmino las dis-
tintas informaciones...

SR. MUJAL (EUSEBIO): Para una cuesti6n de pr-
den pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Al amparo
de qu6 articulo, senior Mujal?

SR. MUJAL (EUSEBIO): Al amparo del Articulo
130, que dice lo siguiente:
(Lee el Articulo 310).

Como ya 6 sefiores Representantes han hecho
.laraciones al Sr. L6pez Castro....
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Interrupcio-
nes...

SR. MUJAL (EUSEBIO): ...Con la venia de la
Presidencia y de los demis sefiores Representantes
deseo aclararle al compafiero que quien debe hacer
la manifeqtaci6n de si es interrupciones o -plaraci6n
debe ser el Presidente. Yo he oido claramente cuan-
do ha dicho que es una aclaraci6n. Eso e lo que 61
ha dicho y es lo que debe constar aqui en 1. nota de
los taquigrafos, y-es lo que siempre. se entiende.
Ademas, el Articule 114, cuando di facultad de usar
la palabra, en ninguno de sus apartados dice que se
podri interrumpir, el verbo interrumpir no figure
entire las nueve motivaciones que se pueden aducir
para hablar. Los nueve process por los cuales se pide
la palabra, son claros, y son:

(Lee el articulo correspondiente del R. glameito).


Yo reclamo de la Presidencia de la Cimara ga-
rantia, plena al cumplimiento del Reglamento, porque
ademas de 6so, los compafieros que estin aclarando
al criteria del Representante que esti hablando, no
aclaran sino lo que hacen es interrumpir de modo
realmente lamentable, a mi modo de ver, la exposi-
ci6n brillante del Ingeniero L6pez Castro, que con
tantas interrupciones o aclaraciones no acaba de des-
envolver, de modo general, su criterio.

Asi que ruego al companero Presidente que apli-
que el Articulo 130 y que de nuevo le plantee al Sr.
L6pez Castro que continue en el uso de la palabra,
retirindola a cualquiar otro compafiero que la hu-
biera pedido en este moment.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La presiden-
cia llamada al orden al amparo del Art. 130, tiene su-
mo gusto en explicar al Sr. Mujal, que si bien es cierto
que el Art. 114, no menciona en niiguno de sus
nueve motives, las "interrupciones" como uno de
ellos para usar de la palabra, es evidence que la cos-
tumbre ha hecho esta prActica parlamentaria de uso
frecuente por los sefiores Representantes.

En ese sentido le ruego al compafiero Pardo
Jim6nez, que concrete su idea en el mis breve plazo
possible. Continua en el uso de la palabra el Sr. Par-
do Jimenez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President y se-
fiores Representantes: Agradezco profundamente la
forma en que acaba de interpretar la Presidencia la
cuesti6n de orden planteada por el distinguido com-
paiiero Sr. Mujal, porque ello implica que podemos
equir manteniendo el debate a la misma altura en
'lue lo llevAbamos hasta el present, en que el ilustre
compafiero Sr. L6pez Castro, esti dando tanta ilus-
raci6n a la Cimara en material tan dificil como es
la material financiera v hacendistica del Estado, y en
ee sentido habr6 de hablar...

SR. MUJAL (EUSEBIO): Para una alusi6n pido
la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En su opor-
tunidad.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Para una cuesti6n de or-
den. Al amparo del Articulo 130.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCTA): Tiene la pa-
labra el Sr. Mujal para una cuesti6n de ordeil.

SR. MUJAL EUSEBIO): La cuesti6n de orden que
plnteo es la siguiente: Cuando un Representante
recam.a ,e cumplimiento del Reglamento, no es para
retpajr la altura de la discussion o del debate en la
C6m'ara. 'Los compafieros queL interrumpen al Sr. L6-
pez Castrb o a cualquier otro senior Representante con
aclaraciones que no son tales aclaraciones, que no lo
hacen con interrupciones, son los que rebajan la ca-
te.oria v la c-lidad del debate, v no -1 Representante
one recdamq el cumplimiento del Articulo 30., Si a
T-residencia mantiene el criterio de o'ie el compafiero
Pardo Jimnnez puede seguir haciendo uso de la pa-









50 DIARIO DE SEIONES DE LA CAMERA
1 I 1


labra, a pesar de lo estipulado en el articulo 130 del
SReglamento, yo apelo de la determinaci6n de la Pre-
sidencia al pleno de la Cdmara.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la palabra
para formular un ruego.
SR. PRESIDENT (DE(LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga a ese efecto.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANToNIo): Sr. Pr6sidente
y sefiores representantes. Yo enderezo el ruego que
voy a formular en nombre de mi Partido al Repre-
sentante Sr. Mujal, pasando por alto, desde luego,
porque hay que hacerlo asi, el criterio personal que el
Sr. Mujel tiene de las interrupciones parlamentarias;
pero al prop6sito de lo que mIs agranda al Parlamen
to, al Parlamento, de parlar, hablar, discutir, aclarar,
en la inica tribune p6blica que tiene la Reptblica
acepte la soluci6n tradicionalista que ha dado la Pre
sidencia, como la ha aceptado la Minoria."en el sen-
tido de recover, como hemos recogido el ruego en
que traduce la cuesti6n de orden planteada por el
senior Mujal, porque esa es la mis brillante forma
parlamentaria en que efectivamente pueden continuar
las interrupciones, aunque sin hacer abuso de esas'
concesiones en orden al tiempo que se emplea para
ellas.
Por ese motivo vo le rogaria al senior Mujal, en
nombre de mi Comite Parlamentario que tuviese la
amabilidad de aceptar, sin apelar, la resoluci6n de la
Presidencia, sobre todo para que nunca exista pn el
Parlamento una apelaci6n contra la clAsica resoluci6n
que ha dado la Presidencia esta noche: que es la de-
fensa de la tradici6n del Parlamento, y la defense de
la tradici6n del Parlamento estd fundamentada en las
interrupciones. Claro esti, que material tan compleja
como 6sta, exige un poco mas de tiempo que el
usual, porque la interrupci6n apenas debe consisitir en
unas frases, es un hecho que muchas veces tiene la
fuerza v el vigor de entorpecer y destruir toda una
argumentaci6n y en ocasiones inclusive, parlamen-
tarios experts se quedan sentados sin tener nada que
decir. Esa es la gran importancia que tiene el usar
del derecho de las interrupciones. Pero en materials
de esta naturaleza en esta discusi6n de esta noche, en
que los sefiores Represntantes de la Minoria, 'que
tambi6n estan cumpliendo aqui con su deber y dis-
trayendo s'u tiempo como entiende el Representante
que habla, que tambi6n cumplen con su deber los
sefiores Representantes de la Mayoria, permaneciendo
el tiempo que sea necesario para en definitive, llevar
adelante su tesis con el imperio de sus votos, es nece-
sario mantener esta tradici6n parlamentaria que acre-
dita a la Cimara y restablece el alto concept del Parla-
mento.
Creame el Sr. Mujal que si acepta el ruego que le
he formulado ganaremos tiempo, porque de lo con-
trario tendriamos que ir a una votaci6n nominal, que
no es el prop6sito que anima ni a la Mavoria ni a la
Minoria. No queremos ir a esa votaci6n porque en
definiti\a. tenga la seguridad que este Representante,
\ hl. que se, encuentran comprendidos dentro del
Comit6 Parlamentario del Partido Dem6crata,itespa!l
darian al Presidente de la Cimara en la mas brillante
de sus decisions.


Ruego al Sr. President, por consiguiente, trasla-
de el ruego que formulo al Sr. Mujel en nombre de
este Partido Dem6crata.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa.
labra el Sr. Mujal para contestar el ruego que le ha
sido formulado.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Sr. President v sefiores
Representantes: El ruego que me formula el compa-
fiero Martinez Fraga, ya dentro de la practice un
poco viciosa que se sigue aqui esta noche, de que las
aclaraciones no son aclaraciones, y las interrupciones
no son interrupciones, porque cada compafiero habla
como le cuadra, sin someterse a un trAmite legal, y
deseo que el compafiero Martinez Fraga me escuche
lo que le estoy diciendo...

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Estaba tratando de expli-
car, que he apelado de la determinaci6n de la Presi-
dencia, porque es precise 'que los compafieros de la
Minoria, se percaten de que las cosas \idiscutiblemen-
te deben hacerse tal como deben hacerse y no como
cada uno quiere que se haga. El Parlamento no es
para parlar solamente, como dice el Sr. Martinez
Fraga, porcue con perd6n del Parlamento y del Sr.
Martinez Fraga, el Parlamento sirve para algo mas
que para parlar, porque donde se parla es en la casa
de loros, como igualmente se puede parlar en cual-
quier otro lugar. El Parlamento tiene un misi6n mas
elevada que la que plantea el Sr. Martinez Fraga.
Aqui se pueden hacer interrupciones .y aclaraciones
en el verdadero sentido que la expression tiene. Las
palabras del lider del Partido Liberal, aqui, desde el
primer instance, demuestran que la Minoria quiere
ir a una labor obstruccionista,' y entonces el Repre-
sentante que habla, percatindose de esas propias pa-
labras, tiene derecho a reclamar que se cumpla el Re-
glamento. Pidi6 que se cumpliera el Reglamento y la
Presidencia Ilevada de un criterio de benevolencia que
le adorna, y que le felicito, viene a encuadrar los ar-
ticulos'de modo de dar mayores garantias todavia a
esa propia Minoria. Esti bien que sea asi, pero la
Minora debe cumplir el Reglamento y comprender
hasta d6nde puede, de modo cabal y ordenado, hacer
las interrupciones. En realidad yo interrumpi por se-
gunda vez e iba a apelar la determination de la Pre-
sidencia, porque el compafiero Pardo Jimenez, quiso
decir en sus palabras que la reclamaci6n de que se
cumpliera el Reglamento rebajaba la calidad del de-
bate con mis palabras; pero es que el compafiero
Pardo Jimenez, otras veces, acostumbra entretener a la
Cmara, muchas veces caprichosamente, y no tiene
.derecho a calificar mi actuaci6n, como lo ha hecho.
Por eso apel4 la determinaci6n de la Presidencia, por-
que si hay un articulo del Reglamento que me permit
en realidad hablar y plantear cierta cuesti6n y la
presidencia lo resuelve de modo contrario a la opinion
personal del senior Pardo Jim6nez, no es precise que
.el otro compafiero Representante quiera venir a sen-
tar catedra de altira 6 'en realidad, a tratar de reba-
jarme dentro del propio debate.









]DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 51
| i i


Por eso, apelando la decision de la Presidencia,
a ruegos del compafiero Martinez Fraga, no porquc
61 nos able de que va a pedir votaci6n nominal, y
que las votaciones nominales nos van a entretener,
porque tampoco esta Mayoria esta aqui, sentada y
callada, sin que por ello pueda suponersele que esta
pintada en la pared, no es por eso, repito, por lo que
retire mi apelaci6n, sino lo hago dentro de un trami-
te natural y legal, porque me parece que el cuadro, que
en definitive, el Presidente de la Camara, en lugar de
aplicar estrictamente el Reglamento con lo que evitaria
que un debate se prolongara, de modo que me per-
mito poder calificar como cuadre a mi pensamiento,
yo en realidad acepto retirar esa apelaci6n, y consien-
to en que el companiero Pardo Jim6nez siga hablan-
do, pero le devuelvo el ruego que me hace el com-
pafiero Martinez Fraga, como una especie de rebote
que le hago en el sentido de que la interrupci6n, de
que las aclaraciones o interrupciones deben ajustarse
al Reglamento y alli, no hay un solo articulo que
permit las interrupciones del modo que se estan ha-
ciendo aqui esta noche.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Retirada la
cuesti6n planteada por el senior Mujal, continue en
el uso de la palabra el Sr. Pardo Jim6nez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President y se-
fiores Representantes, en primer lugar acepto el ruego
de la Presidencia, en relaci6n a la brevedad en con-
sumir esta interrupci6n.

En cuanto a las palabras del compafiero Mujal
quiero aclararle, en primer t6rmino, que no fu6 mi
prop6sito, porque jams lo he tenido, de molestar a
ning6n compafiero, el de declarar que 61 rebajara el
nivel del debate, pero si lo fu6 el de imponer mi cri-
terio personal de que la Presidencia lo elevaba cuando
con el debido respeto para todos los sefiores Represen-
tantes permitia que las tesis se expresaran en la for-
ma que cada uno de nosotros creamos convenient.

En cuanto a que yo, en mis intervenciones en el
Parlamento pueda tener mis o menos intenci6n en
molestar a algynos companeros y que sea o no capri-
chosa, esa es cuesti6n personal que afecta solamente
al derecho de cada uno para ejercitarlo en la forma
y manera que le venga a bien, ya que el Reglamento
autoriza a cada uno de los sefores Representantes para
que hagan uso de su derecho parlamentario en la for-
ma y maneraque mejor crea.

Por consiguiente, yo, en ese sentido, lamento mu-
cho que para el distinguido compatiero Sr. Mujal, mi
intervenci6n en el Parlamento pueda ser calificada
por 61 en la forma que lo hace; pero no obstante ese-
criterie, seguire manteniendo y seguir6, ejerciendo to-
dos los derechos que nme frtai ueael Reglamepto y
todas y cada una de-las veces que crea que debo hablar;
hablare en la forma y manera que crea mejor.
En este sentido, senior Presidente y sefiores Re-
prcscntante;. siehdo lo mis breve possible en esta inte-
Trupci6n que Ileva mis que la interrupci6n a, compa-
fiero L6pez Castro el prop6sito de hacer aclaracio-
nes y el de hacer algunas preguntas al compafiero L6-


pez Castro para lo que me autoriza el Reglamento,
estaba expresando que en esta material de calculos de
ingresos que aparecen en el anteproyecto de Presupues-
to, notaba, con sorpresa para mi -y que es una de
las preguntas que le iba a formular al compafiero se-
fior L6pez Castro-, -c6mo es possible que el Gobier-
no en material de calculo de ingresos, pudiera afirmar
oficialmente que 6stos para el afio de 1947, los calcu-
la en $198.562,100.00, tomando como calculo para
estas apreciaciones, no las realidades de las recau-
daciones de los afios anteriores ni tampoco las natu-
rales apreciaciones en el orden econ6mico puedan
influir para que en el pr6ximo afio de 1947 lejos de
producirse mermas en las recaudaciones, l6gicamen-
te, naturalmente, habrA de producirse aumento con-
siderable en los mismos. Cuando he leido y he oido
afirmaciones concretas por parte de personas autori-
zadas oficialmente del Gobierno anunciando al pais
que como product de la diligencia de la administra-
traci6n actual, las recaudaciones de 1946 llegan apro-
ximadamente a 230, 240 millones de pesos y que esto
esta justificado cuando tomamos de los anteproyectos
de Presupuestos las cantidades que el Gobierno decia
haber invertido en los gastos fijos del Presupuesto de,
1946 y le agregamos la enorme cantidad que' a los
efectos de planes de Obras Pulblicas el Gobierno ha in-
vertido en el afio de 1946, Ilegamos a la conclusion
siguiente: que los calculos de ingresos que vienen en
el anteproyecto de Presupuesto, como afirmaba el
Sr. L6pez Castro, estan divorciados totalmente con la
realidad de la ascendencia de las recaudaciones posi-
bles para el afio de 1947. Se ha dicho, se ha publica-
do que el Gobierno ha invertido o tiene contraida
obligaciones para sus planes de Obras Publicas en el
aflo de 1947, por mas de 63 millones de pesos, y como
esos 63 millones de pesos para Obras P6blicas no vie-
nen incluidos en el ante-Proyecto de Presupuestos y
si sblo la cantidad de 19 millones de pesos, nos en-
contramos que solamente en esta material, en clcu-
los prudentes, se estan ocultando la recaudaci6n de
mis de 40 millones de pesos que debian haber sido
tornados en consideraci6n para imponer en los cAlcu-
los de este Proyecto de Presupuestos una cantidad
superior a 240 millones de pesos como possible re-
caudaci6n de 1947. Y se ha dicho est6 que yo afirmo,
que no son apreciaciones personales mias, sino la voz
autorizada de representatives del Gobierno para expo-
ner la eficiencia administrative del Gobierno, que a
la enorme cantidad recaudada en el afio de 1946
agregaban que en el pr6ximo afio de- 1947 nuestra
economic influida de una manera sustancial con la
venta de la zafra de 1947 que asegura un ingreso a
la Reptiblica de mas de 200 millones de pesos por
encima de lo recaudado en 1946, dada las recaudacio-
nes por importaciones que se realizan, c6mro es po-
sible, pregunto al compafiero L6pez Castro que una
prueba tan elevada ha dado esta noche de sus cono-
cimientos en esta material, c6mo es possible que los
'cilculos de ingreso de 1947 puedan solamente ascen-
der a 198 millones.de pess? S61oo ticnc una conte-ta-
ci6n: Que el prop6sito del Gobierno sea encuadrar
el Presupuesto possible para 1947 en esta cantidad calcu-
lada de ingreso, pa:ra entonces poder con las posibili-
dades de sobrantes de Presupueito sepuir su political
de Decretos, justificando a.s los gastos que quiera
hacer extra-presupuestal, a trav6s de esas medidas in-









52 DIARIO DE SEJIONES DE LA CAMERA
-I -D-_- I


constitucionales, llevando entonces a nuestra econo-
mia estatal a un camino de ajuste presupuestal y a un
camino de desajuste presupuestal. Ajuste en lo que
se refiere a los gastos fijos del Presupuesto con excep-
ci6n del Plan de Obras P6blicas expuesto en el Pre-
supuesto Extraordinario, de 18 millones de pesos;, y
a un desajuste presupuestal para poder imponer, a tra-
v6s de Decretos, sus planes de orientaciones de Go-
bierno de mis de 50 millones de Presupuesto que
falta en el calculo prudent, en este Proyecto de Pre-
supuesto. Y vean los sefiores Representantes c6mo al
hacer esta aclaraci6n, estoy interesando del Sr. L6pez
Castro que continuando en ese anilisis de los ingresos
ilustre a la Camara sobre esta material, cuando toda-
via falta por analizar por 61 un capitulo que yo estimo
de extraordinaria importancia para el afio de 1947 y
que se refiere a consideraciones que contiene el Pro-
yecto de Presupuestos y que figure como sobrante
del fondo de fomento national que en el afio de
1946 se calculaba ya en una cantidad de no menos
de 6 millones de pesos y que consiguientemente, a
trav6s del incremento que toma ntestra economic por
las importaciones, hace suponer que esa cantidad ha
de sobrepasar a/los calculos de 1946, y siendo esta
material de los ingresos base y fundamento para calcu-
los de 1947, creo que no debemos dejar pasar esta
oportunidad para hacer la critical natural y 16gica de
lo que estimo just o s6ase la confecei6n de un pre-
supuesto cientifico, sin dejar en nuestros caleulos de
ingresos cantidades fuera de lo que positivamente
constituyen los ingresos y gastos del presupueto para
1947; ya que entonees resultaria oficioso que estuvi6-
ramos luchando por encauzar nosotros nuestra eco-
nomia y nuestras finanzas estatales a trav6s de unos
presupuestos, sin dejar escapar cAlculos de ingresos y
por consiguiente los calculos aproximados de nues-
tros gastos para 1947. Por eso he hecho esta interrup.
ci6n, con las preguntas que entrafia, para que el com-
pafiero L6pez Castro, que en estas cuestiones conti-
nue en el analisis que esta hacienda para completar
su brillante labor en este sentido, me contest sobre
estos t6picos que me he permitido sefialar en esta
noche.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continia en
el uso de la palabra el senior L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (ATMADEO): Sr. President v
sefores Representantes: Abordibamos cl problema de
la gasoline y su consume en relaci6n con la recauda-
ci6n del Fondo Especial de Obras PNblicas, cuando
cedi gustoso la palabra a mi distinguido compafnero
el Dr. Pardo Jim6nez. Parece que la naturaleza in-
flamable de este liquid contagi6 momentineamente
a la Cimara, pero restablecida la nqrmalidad del de-
bate, consider innecesario insistir en detalles sobre
este extreme porque la brillante actuaci6n de mis
compafieros lo han clarificado en t6rminos tales que
seria una redundancia imperdonable Ireiterar nada
de lo que aqui se ha expuesto.

Ese Fondo Especial de Obras Publicas se nutre
ademis del 3% y del 10o por ciento de los derechos
aduanales y como los calculos de .los mismos, segun
expresamos, han sido realizados con criterio restric-
,tivo, tal anomalia pesard en la proporcionalidad debida


en este capitulo, agr6guese finalmente en esta recau-
daci6n las cantidades que correspondent al transport
terrestre y que las que pertenecen al Registro de Ex-
tranjeros, por un reciente decreto, van en su totali-
dad a este Fondo y no parcialmente como ha sucedido
hasta ahora, y legaremos de este modo objetivo, a la
seguridad de la subestimaci6n con que las tendencies
de recaudaci6n del Fondo Especial de Obras P6bli-
cas, han sido establecidas alli.

En el calculo de los ingresos correspondientes a
la Ley de Ampliaci6n Tiibutaria n6mero 7 de 5 de
abril de 1943, se repite el propio fen6meno porque
subsisten las causes clue lo original: Si estos impues-
tos se calculan tomando basicamente mermado, otros

son coeficientes de participaci6n invariables, su re-
sultado tiene las mismas caracteristicas que los ele-
mentos de los cuales tienen origen.

El distinguido compafiero del Partido Dem6cra-
ta Sr. Pardo Jimenez preguntaba asombrado, como no
figuraban en el Capitulo de Ingresos los sobrantes co-
rrespondientes a la Comisi6n de Fomento Nacional.

Si no fuera por el respeto que la Cimara me
merece y por la altura que debemos dar a este debate,
mi respuesta me Ilevaria a recordarle el cuento popu-
lar del ciudadano que ante la interrogaci6n del agen-
te de la autoridad le respondi6: "y c6mo estoy pu-
diendo "?

La realidad es que el gobierno anterior formalize
tal empr6stito, en 6poca que el pais atravesaba muy
dificiles condiciones economicas, con el objeto de alle-
gar recursos que dieran trabajo y se realizacen obras
que resultaban inaplazables sin que los ingresos nor-
males de la naci6n permitieran la ejecuci6n de las
mismas.

El resultado es visible. La carretera central en
mis de mil kil6metros esti reconstruida o suficiente-
mente reparada con estos fondos con condiciones de
estabilidad y duraci6n tan eficaces como cuando fue
t.erminada de construir. Los almacenes frigorificos fue-
ron tambidn construidos con cargo a los mismos fon-
dos. La terminaci6n del alcantarillado de Santiago de
Cuba y Guantandmo; el saneamiento de la primer'
de 6stas ciudades a trav6s de la construcci6n de los
drenes de-los arroyos Yarto y Yaray6 y otras nuevas
inuy sustanciales de su abasto de agua.

La carretera de Herradura a la Central, la carre-
tera de Guanajay a Bahia Honda, el camino de Bahia
Honda a La Palma, mis de diez carreteras auxiliaries
para el servicio agricola e industrial, de la provincia de
La Habana'fueron reconstruidas o construidas. La ca-
rretera de Santa Clara a Sagua. La carretera de Sagua
a Corralillb,' la parte de camino ejecutada 'de Holguin
a Baracoa, etc.

AdemAs dicha Comisi6n adquiri6 $300,000.00 en
maquinarias agricolas cuyos principles capitulos fue-
ron los siguientes:

Cincuenta tractores de esteras, con sus arados de
tries y cuatro discos. Cuarenta equipos agricolas para









DIARIO DE SES.IONES DE LA CAMERA 53
I.. - i *' l H ^ -- ll 1 1 -


-cultivo y recolecci6n de arroz, con trilladoras, sega-
doras atadoras, comvine, etc. Trilladoras de mani
de fuerza motriz con capacidad para operar una gran
parte de la cosecha national. Un centenar de sem-
radoras para maiz y granos. Motores para unidades
de fuerza agricola y various equipos mas, que fueron
entregados al Ministerio de Agricultura, en aquella
epoca, regido, por el Dr. Martinez Sienz, para dis-
tribuirse por toda la Naci6n.

Las dificultades de la guerra que atraveshbamos,
impidi6 que el numero fuera mayor, pero todo ello
se hizo con $300,000.00 en una operaci6n de Gobier-
no a Gobierno, sin intermediaries y sin mirgenes.

Toda esta labor de la Comisi6n de Fomento se
ha realizado con menos de veinte millones de pesos.

Cuando el Gobierno del General Batista ocupa-
ba el poder, me honr6 con la presidencia de esta Co-
misi6n, que tuvo las iniciativas que antes sefialamos
y otras menores.

Al entregar el Gobierno en to de octubre de 1944,
se dej6 saldadas las cantidades que se habian tornado
como pr6stamo al Export And Import Bank, con obje-
to de que el regimen que le sucedia, optira por elegir
y disponer la political. que en material de emprestitos
exteriores considerara mas convenient para los inte-
reses nacionales y especialmente pot que las condi-
ciones econ6micas del pais eran totalmente distintas
a la fecha en que la operaci6n se concert y much
mis en este aspect se habia hecho por los nuevos
mandatarios un pronunciamiento terminante.

El Gobierno del Presidente Grau opt6 por con-
tinuar las obras con el pr6stamo bancario y el sistema
y organizaci6n que habiamos establecido. asi, con
tinuo hasta el 30 de Junio de 1946 en que por deter-
minaci6n del propio convenio, no podia el Banco
continuar con nuevos prestamos a, menos que una
Ley del Congreso lo autorizase. Se hizo una liquida-
cion general y el adeudo pendiente contraido por este
Gobierno ha quedado como una deuda exterior mis
de la Rep6blica, sujeta a las regulaciones del Con-
trato.

Cuando el contrato fu6 formulado, se ofrecieron
para su pago y amortizaci6n, cantidades product de
impuestos ya vigentes en exceso de las que en reali-
dad el adeudo, reclamaba, pero se convino que los
sobrantes irian a nutrir los fondos pdblicos del Pre-
supuesto Nacional.

Esta breve sintesis justifica plenamente la exis-
tencia de un capitulo correspondiente a sobrantes de
la recaudaci6n para los fondos de Fomento Nacional,
que debe tener en el pr6ximo presupuesto mayor as-
cendencia que en ningun otro, a virtud de que la
zafra azucarera sera mayor y uno de los impuestos es
especificamente sobre unidad de sacos de azucar. Asi
lo determine la Ley. Asi debia cumplirse dentro de un
recto ordenamiento juridico y fiscal, asi se ha inter-
pretado en todos los proyectos de presupuestos ante:
cedentes al present. El cambio de opinion no tiene
a'mi juicio, otra explicaci6n que el de atesorar sobran-


tes como se hace en los otros capitulos de ingresos
que por la via decretal florezca a plenitud en los re-
cesos congresionales cuando haya presupuestos y cuan-
do no los haya, por igual.

Las presents recaudaciones del actual afio fiscal
deben confirmar plenamente, los juicios que aqui emi-
timos.

Unicamente pot via de aclaraci6n debemos agre-
gar que si se tomara la cifra global obtenida en el mo-
mento que el presupuesto se confeccion6 podrian apa-
recer temporalmente algunas partidas mermadas, es-
pecialmente las dependientes del impuesto de utili-
dades porque 6ste se cobra por una sola vez y es
precisamente, en las postrimerias del aflo econ6mico.
Casi todas las compalfias que operan en el pais for-
mulan sus balances en 30 de septiembre y es tainbien
al final del alio que se hace un acopio. de importa-
ciones con destiny a las reparaciones de las fAbricas
de la industrial azucarera y a la preparaci6n de los
elements para la zafra.

El Dr. Dorta Duque en un brillante voto particu-
lar que sobre esta material ha presentado a la Comi-
si6n de Hacienda y Presupuestos y que defender
aqui con s6lidos arguments como el sabe hacerlo,
consider que los ingresos' estan aminorados en mas
de 15 millones de pesos, sin incluir en los mismos,
las cantidades provenientes del Fondo de Fomento
Nacional que elevarian esta cifra a un montante muy
superior a 20 millones de pesos.

Tal criteria, por si solo, dada la autoridad de
quien lo formula es signo de imparcial analisis.

Como en la Ley de Bases nosotros hemos de for-
mular sustanciales modificaciones que permitan en lo
que cabe a las atribuciones de este Congreso que el
mismo rinda a la Nacion una funci6n 6til, tenemos
que hacer resaltar el hecho de que esta forma de
calcular los ingresos del Proyecto de Presupuesto que
estamos considerando, para acudir a la utilizaci6n de
este superAvit con el criterio constructive y .funcional
que las necesidades nacionales estin reclamando con
urgencia.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Con la venia
de la presidencia, para una aclaraci6n muy sencilla.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Fraga.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Es para un
simple chequeo, abundando en esa tesis y haci6ndole
le observaci6n al compafiero Sr. Amadeo L6pez Cas-
tro de que no es solamente las partidas a que hacia
referencia sino la tnanifiesta contradicci6n entire el
fondo total de ingresos presupuestados para el afio
econ6mico de 1947, y el total de ingresos que hubo
de presupuestar en proyecto correspondiente al afio
econ6mico frustrado de 1946.

Y observe el compafiero que esti haciendo uso
de la palabra, c6mo es cierto y result totalmente
Inexplicable, que el afio pasado, en el antepr(ceL'tb de









54 DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA
- -- -- i i i


presupuestos y en relaci6n total de ingresos del Estado,
complementando lo dispuesto en el Articulo 255 de
la Constituci6n, se sefial6 sobrantes del fondo nacio-
nal, -ley 31 de 1941-, la cantidad de 6 millones de
pesos por ingresos; y en cambio, en la lista de ingre-
sos totales de la Naci6n no aparece en forma alguna
lo correspondiente a los ingresos de los impuestos re
lativos al empr6stito del Export and Import Bank.

Pero, ademis de eso que ya lo habia relacionado
el compafiero Sr. Amadeo L6pez Castro, nos encontra,
mos con diferencias extraordinarias pese al incremen-
to de las recaudaciones en todos los 6rdenes pero
fundamentalmente en lo que se cdntrae a rentas. Y
tenemos entonces presupuestado en el afio econ6mi.
co de 1946, para Rentas Terrestres la cantidad de 52
millones, 29 mil, ioo pesos, oh, caso asombroso; para
este afio, pese a la mejora extraordinaria de las recau-
daciones, solamente se calculan como ingresos rentas
terrestres, en lugar de por lo menos la misma cantidad
de 52 millones, 29 mil oo pesos, la minima de 38
millones, 301 mil pesos.

Observe el compafiero Sr. L6pez Castro c6mo
efectivamente result inexplicable que el afio pasado
las rentas terrestres que se estimaron en 52 millones
y tanto, en este afio, sin embargo, pese al exceso de
recaudaci6n, se estiman en 38 millones trescientos y
tantos mil pesos, una cantidad desde luego muy infe-
rior. Pero si seguimos observando, nos encontramos
con que los ingresos provenientes de fondos especia-
les que tienen un incremento determinante en este
afio, se presupuestan como ingresos en el afio 1946
en la suma de 7 millones cuatrocientos cuarenta y
seis mil quinientos pesos, y sin embargo este afio los
ingresos provenientes de fondos especiales que debian
ser muy superiores, se estiman en una cantidad infe-
rior a 6sa, y calcul6 el Gobierno en 7 millones ciento
ochenta y dos mil pesos. Y'la Ley, Ia famosa Ley
de Violentaci6n de los Impuestos, cuyos cilculos de
ingresos son extraordinarios, se calcul6 en el presu-
puesto correspondiente al afio econ6mico anterior de
1946, en la suma de 27 millones cuatrocientos treinta
y tres mil pesos, y este afio, pese a la duplicidad de
recaudaci6n que este caracteristico impuesto implica,
simplemente se estima aumentado en casi menos de
dos millones de pesos, solamente en 30 millones y
tanto.

Estas observaciones en que he amparado la in-
terrupci6n que formula al distinguido compafiero, tie-
nen como prop6sito adicional a los arguments y a los
antecedentes que ha expuesto a la Camara ante ese
cuadro incomprensible de por que en este afio econ6-
mico se presupuestan unos ingresos que resultan prac-
ticamente inferiores en una series de concepts deter-
minados a los calculos de ingresos presupuestos en el
afio econ6mico de 1946 a mas de las partidas indicadas
por el compafiero L6pez Castro, por todas estas parti-
das a que acabo de hacer direct referencia.

Muchas gracias.


SR L6PEZ CASTRO (AMADEO): Una vez realiza-
do el an6lisis del capitulo de ingresos vamos a consi-
derar las contrapartidas de gastos. Estas en un Pre-
supuesto, siempre es mas dificil y complejo cuando se
acude al detalle por la extension del mismo. Pero
quien tenga un poco de practice en la t6cnica admi-
nistrativa en lo que se refiere al concept que podria-
mos llamar global del mismo debe resultar tarea sen-
cilla porque la mayoria de las cuestiones se explican y
justifican por si solas. La importancia y ascendencia
de cada capitulo, debe justificarse por el servicio que
presta a la Naci6n, y la utilidad nace en la mayoria
de los casos de la propia opini6i piblica que siempre
juzga con acierto estas cuestiones si prestan eficaces
beneficios al pueblo.

Yo tengo que confesar, sin embargo, que en el
caso actual, esta regla quiebra. La existencia de dos
Presupuestos, uno ordinario y otto denominado extra-
ordinario, con' caracteristicas especificas de ordinario;
la division inexplicable de servicios en uno y en otro,
a veces, con criterio contradictorio. Los asomos de
tecnificaci6n que en unos Ministerios aparecen. La
positive hipertrofia burocritica que en otros abundan.
La creacion de duplicaci6n de servicios, en el campo
general de 1l administraci6n.. La supresi6n inexplica-
ble de alguos que resultan imprescindibles a todas
luces, crean un estado de desconcierto en quien desee
ajustadamente former un juicio y llegar a una conclu-
sion que igual que me senti perplejo buscando el vo-
cablo que calificase al Presupuesto denominado ex-
traordinario he buscado al que pueda adjetivar este
ordenamiento y sus directrices y tengo obligadamen-
te que aplicarle el de maremagnum. Y voy a tratar
de probarlo a la Camara no a trav6s de una anAl'iss
de detalle que resultaria tedioso sino con una expo-
sici6n sint6tica y viva.

Para ello, bastaran nada mis que unos cuantos
ejemplos de los cuales hay en todo el cuerpo del pro-
yecto una cantidad inacabable de elements simi-
lares.

El Ministerio de Hacienda consigna para ejer-
citar el derecho de tanteo 40 mil pesos de consignacion
anuales, ese derecho tiene various objetivos. Fu6 pre-
cisamente concebido y establecido por el gobierno
del Dr. Grau en el aflo 1934.

En' primer termino,, es defense y dique a los
abuses de los que atentan contra el impuesto de tras-
misi6n de derechos reales por via de la tercera subas-
ta que esti amparada por nuestras leyes y que 6nica-
mente con esa facultad del Estado no pueden reali-
zarse flagrantes transgresiones al ejercer la misma. Pe-
ro, ademis, la idea capital fu6 un principio del Par-
tido Revolucionario Ctubanoi de defense del patrmo-
nio national ante la bi.irla de los extranjeros en que
el Estado tenia que cruzarse de brazos frente a las
liquidaciones de compafiias que operaban a su anto-
jo sin que nadie pudiera poner coto a sus operaciones
aunque ella representase un manifiesto ataque a una
sana ordenacion de un justo nacionalismo 'econ6mtico.


SR. PRESIDENTE (DE LE6N GARCfA): Continiia en Las definiciones estrictas de nuestra Constitu-
el uso de la palabra el Sr, L6pez Costro. ci6n n material de dere-bo de propiedad debian pre-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA ; 55
- i ii


venirnos para que en un Presupuesto de 200 millo-
nes de pesos no sean 40 mil pesos la cifra que debe
dedicarse a tan important capitulo, porque entonces
todas las posibilidades se derrumban y la finalidad
de esta consignaci6n tendrA una efectividad te6rica
traducida exclusivamente en el campo de los buenos
prop6sitos. Los intereses a ella confiados quedan to-
talmente desamparados y esto no debe realizarlo el
Ministerio de Hacienda que es en definitive el ele-
mento rector general del Proyecto de Presupuesto de
la Naci6n.
En cambio, en el propio Ministerio de Hacienda,
la Intervenci6n General del Estado que hoy es un
organismo que vive en precario, por la merma de sus
facultades al extreme de resultar un simple anotador
de cr6ditos y que esta Ilamado a ser sustituido por el
Tribunal de Cuentas que nuestra Constituci6n deter-
S mina, crea un Departamento de pagaduria y aumen-
ta en algunas direcciones para materials el duplo
de Presupuestos anteriores, en pugna abierta real-
mente con la restricci6n que se da al cr6dito destina-
do por el Estado para ejercitar el derecho de tanteo.

El Ministerio de Obras Piblicas, a travis del
lamado Presupuesto Extraordinario dota para obras
tiles cantidaces muy sustanciales y pecaria de injus-
to, si estableciera sobre este extreme critics inade-
cuadas. Pero en lo que no comparto el criteria de la
distribution economic es que no hay una funci6n
compensadora y acertada en la distribuci6n de estos
cro6atos en armonia con las necesidades nacionales
del moment y especialmente con vista al factor eco-
n6mico. No creo que la Cimara necesita que le reite-
re con cuanto clamor se reclaman vias de comunica-
ci6n de tipo econ6mico que den impulse a la median
y modest agriculture, que vayan nuestros campos a
dar posibilidades de explotacion y asiento a innume-
rables cmdadanos que np pueden cultivar determi-
naaas zonas porque los frutos obtenidos en los mis-
moo, no tenarian access a los mercados consumido-
res por talta de facilidades para su transport.

No result por lo tanto razonable ningun plan
que no tiene ninguna consignaci6n para cameos
vecinales, ni obras viales de ese character y en cambio
caesuna mas de 1o nillones de pesos para obras de
embellecimiento urban. Por muy tiles que estas
ultimas resulten, urgentes son las otras. Cuando se
haDla de 5 millones de pesos para avenidas de tipo
pnmario para la ciudad de La Habana debe haber
por lo menos igual cuantia para obras dedicadas den-
tro de cste campo al fomento y vigorizaci6n de nues
tra riqueza que constituye en definitive nuestra gran
fuente de sustentaci6n.

Por esta raz6n en la Ley de Bases agregamos
tambi6n un capitulo que modifica la Ponencia Ofi-
cial y deja expresa constancia del tipo de ordena-
miento aqui expuesto.

En el Ministerio de Gobernaci6n nos encontra-
mos un aumento de 4 centavos per cipita para la
alimentaci6n de los press. Si se tomaran los nmme-
ros indices del aumento que sufren a diario los articu-
los de primera necesidad se veria cuan distant de la


realidad esti alejada la cifra presupuestal. No quiero
acudir c6mo me han indicado a establecer compara-
ciones con la largueza y prodigalidad que se ha hecho
respect al ganado de nuestras Fuerzas Armadas por-
que el argument es deprimente y s61l pido a la Ci-
mara que se busquen formulas que establezcan en este
Capitulo trato mis human.

En cambio, en el propio Ministerio de Goberna-
ci6n hay frondosos aumentos en los gastos de repre-
sentaci6n y un incremento desbordado en el personal
del propio Ministerio. Parece razonable que se ami-
noren 6stos y se de a los press el minimum al menos
que hoy reclama una vida humana.

El Ministerio de Agricultura tiene en la tesis
econ6mica formulaciones generals, pero el analisis
particular de los capitulos contiene tambidn muchos
detalles que merecen el comentario con algunos ejem-
plo's que se explican por si solos.

Se suprime el Delegado agricola en New York
y en el Canada y el Delegado agricola en New Or-
leans. Esta media necesita una previa explicacion. Es
prictica usual que los vegetables de invierno que en-
viamos a los Estados Unidos sean remitidos en con-
signacion para ser vendidos en piiblica subasta en los
centros de consume. El pequefio agricultor entrega
sus frutos, se envian al extranjero y despues se le
liquid con vista a los precious que obtuvieron en esa
subasta. Los principles centros de consume son New
York y New Orleans. Los uinicos vigilantes que pue-
den dar seguridad a los agricultores cubanos de la ho-
nestidad de esa subasta y de los resultados que se
envian de las mismas son estos Delegados agricolas;
lo demas son intereses concertados que generalmente
act6an a favor de sus propios beneficios.

Estos Delegados funcionan en conexi6n direct
con la Direcci6n de Agricultura que a su vez trasmite a
todos los solicitantes de la Rep6blica las informacio-
nes que resultan provechosas no s61o en la material
especifica de la subasta sino en cualquier otra cues-
ti6n de interns que depend de los mismos. El cost
de funcionamiento de estas dos Oficinas asciende a
unos 14 mil pesos anuales. Creo que no necesita mis
comentarios, ni mis argumentaci6n lo desacertado de
la media propuesta. Por el contrario lo que parece
just es reorganizarlo con much mas amplitud, con
personal especializado, como hacen otras Naciones
en nuestro pais en defense de intereses reciprocos,
para que nuestra principal riqueza tuviese otros cen-
tros observadores e informadores que rindieran una
labor que result tan eficaz.

Se suprime la Oficina de Montes y Minas de la
Provincia de Orierfte, es decir, de la que atiende en
este aspect la mayor riqueza en nuestro pais. Por
esta disposici6n administrative cuando cualquiera est6
interesado como obligadamente lo estari por las ca-
racteristicas de su subsuelo para una consult, para,
un informaci6n, para un anilisis previo, para una
orientaci6n inmediata, tiene que acudir a una cen-
tralizaci6n que radical en el otro extreme de la Isla
con personal que posiblemente no tiene las condicio-
nes de especializaci6n suficiente que- el que conoce










56 DIE N DLR


aquel medio y con muchos afios de experiencia puede
resolver con mds exito sobre cualquier cuesti6n.

.Se suprime el Departamento de asuntos azucare-
ros. Es decir, que de acuerdo con lo que deben ser
orientaciones de tecnificaci6n desaparecen en mate-
ria de azicar, a trav6s de nuestro Ministerio de Agri-
cultura, como si este element no tuviese interven-
ci6n y peso en el desarrollo de nuestra vida eco-
n6mica, agricola y social.

Se crea la Direcci6n de Colonizaci6n y de Repar-
to de Tierras. Iniciativa muy plausible. Se consignan
$62.ooo.oo para personal Temporero de esa Direcci6n,
pero lo que no se crea, ni se consigna, es un solo
centavo para adquirir tierras. Y yo me pregunto si de
acuerdo con las propias disposiciones de nuestra Cons-
tituci6n se desea adquirir tierras de particulares, no
hacen falta elements econ6micos que justifiquen las
funciones a realizar por ese personal temporero.

En cambio vamos a ver otro Ministerio que pre-
cisamente mantiene criterios contradictorios con el
de Agriculture, afectando gravemente toda la poli
tica econ6mica del gobierno y repercutiendo desfavo-
tablemente en toda la economic del pais.
El Ministerio de Comercio crea el Negociado
de Numeros Indices. Ello no represent nada mas
que una mera duplicaci6n de servicios, porque ya el
mismo desde 1938 radica en el Ministerio de Agricul-
tura donde tuve el honor, de ser su creador en tal
fecha, y ha prestado eminentes servicios al indicar a
la Naci6n los cambios econ6micos ore en miteria
tan sustancial como el costo de vida hemos atrave-
sado durante el period de la guerra..
Podri argumentarse que el Ministerio de Comer
cio va a darle otra modalidad, pero la raz6n es pueril.
Lo 16gico es que se hubiera ampliado si -se quiere,
dad9 los recursos presupuestales presents el que ra
dica en el Ministerio de Agricultura y nuestros pro-
ductores y consumidores tendrian cada vez nn ser-
vicio mas eficaz en lugar de contemplar un fraccio-
namieito que lo 6riico que traer ison confusiones y
dudas.
Vimos con asombro suprimir el Negociado de
Asuntos Azucareros en el Ministerio de Agricultura.
Es decir, desaparece en lo que corresponde especifi-
camente a funci6n creadora, tanto agricola como in-
dustrial. En cambio, en el Ministerio de Comercio
se crea una Direcci6n para Azdcares y Mieles a pesar
de que nuestras zafras se venden globalmente v que
por una Ley vigente de la Repdblica hay un orgarr-s-
mo, el ICEA, con facultades 'especificas para esta
funci6n. Pero ademis, el system" de intervencionismo
de Estado, en este aspect, estan al fenecer. El pe-
riodo de transici6n de Puerra a post-guerra que atra-
vesamos reclama volver a los canales normales del co
mercio y no creo que sea una Direcci6r, la icrarquia
administrative adecuada a este cuadro y a estas ne-
cesidades.
SR. GCORCF (OMCrNTI I: NMe pernlie una inte-
rrpciAn e] senior L6pez Castro con la venia de la
Presidcncia?


SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Con much gust,.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra para un interrupci6n el senior George.

SR. GEORCG (ULINTIN): Sr. President v sefiores
Representantes: Incurrira mis en una irreverencia,
er una perfect herejia, si tratara de interrumpir un
informed tan luminoso como el que acaba de producer,
o terminara produciendo nuestro distinguido comia-
fiero, el senior L6pez Castro. Nos ha dado, por lo me-
nos al que habla, y lo confiesa honradamente, una
verdadcra lecci6n en material presupuestal y de ha-
cienda public. Pero suponiendo el que habla que
los intereses nacionales requieren cuidado en material
de esta naturaleza, por mediaci6n de la interrupci6n
que formula y que de un modo tan atento me acepta
el distinguido compafiero, voy a hacerle un ruego
a los distinguidos miembros de la Camara de Repre-
sentantes que interrumpen constantemente al senior
L6pez Castro, tratando desde luego, de iluminar un
poco mas el debate. Pero si, como supone el que
habla, ha de existir en la Camara una reciproca con-
sideraci6n y companerismo, apela desde luego, a que
se ponga 6ste en practice, para que propicie el desen-
volvimiento de esta material y la votaci6n de ella. No
quiere el que habla, en manera alguna, significar que
es 'opuesto a clue se delibere con toda la extension
que normalmente debe discurrirse en material de tan-
ta trascendencia como &ta; pero si quiere aprovechar
la oportunidad para de una manera respetuosa
decir que result intrascendente si el prop6sito -con
buena intqnci6n llevado a cabo, desce luego- de que
no se produzca la aprobaci6n de los Presupuestos,
es el que inspira las repetidas interrupciones a mi dis-
tinguido compafiero senior L6pez Castro. El que habla
express el criterio que tiene el Congreso y que tiene
el propio Poder Ejecutivo sobre esta material: es decir,
el Congress, votando los Presupuestos, porque cons-
titucionalmente es la instituci6n que debe votarlos, y
el Poder Ejecutivo aplicarlos. Al votarse la Ley de
Relaciones entire ambos Cuerpos Colegisladores y el
Poder Ejecutivo, esta Cimara ha interpretado, ha fi-
jado ya la interpretaci6n que le da al Articulo 258 de
la Constituci6n, que sefiala en su tramitaci6n que
debe presentarse el anteproyecto de Presupuestos con
60 dias, por lo menos de antelaci6n, en la Camara
de Representantes por el Poder'Ejecutivo; y que debe
la Camara de Representantes discutirlos y aprobarlos
con tiempo suficiente para enviarlos an Senado antes
de los 30 dias precedentes al dia en que ha de empe-
zar su vigencia; y el Congreso,. interpretando recta-
mente la intenci6n del Constituyentista de 1040 en-
tiende que ese Dlazo, esos t6nninos no son fatales en
la sustentaci6n interior del Congreso, y que, nor con-
siguiente, aunque se vencieran los treinta dias que
tiene la Camara para sustanciar y votar dicrlos Pre-
uoiuestos, esta en oportunidad constitucior"l v le-
al para dfiandarlos al Senado, siemnre 'nue el Senado
entienda que la fudrza mwior esta justificada. Enton-
ces, el Sen.Ao, dentro de los dias que le quedan del
mes de Diciembre, aunque sean reducidos a menos de
los 30 dias que sefiala la Constituci6n v la Lev de
Relaciones; si el Senado entiende que ectai ijtificada
la fHerza mayor, ha de continnar la d'i--,'noin y vo-
tceidn de los Presupuestos.


56


DIARIO IDE SESJIONES DE LA CAMERA









DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 57
i tt


Es por consiguiente, de oportunidad que, de una
manera cort6s y respetuosa, llame la atenci6n el Re-
presentante que habla, de que estamos aqui con el
deseo, desde luego, de oir cuantos criterios y cuantas
tesis se sustenten alrededor de este problema; pero
que, en manera alguna, ha de tener trascendencia en
la discusi6n la prolongaci6n del debate. Para que no
suponga la Presidencia y la Camara de Representan-
tes que se levanta el que habla con criterio politico,
se va a permitir entretener por breves minutes la
atenci6n de la Camara, sefialando los preceptos que
invoca para sostener su tesis.

El articulo 258 de la Constituci6n, que es sobre
el cual gira la cuesti6n batallona del t6rmino, dice lo
siguiente: "El Poder Ejecutivo presentari al Con-
greso, a trav6s de la Camara de Representantes...
(sigue leyendo).
Pero, fijese la Cimara de Representantes que el
t6rmino no es fatal: remite inmediatamente la respon-
sabilidad al Ejecutivo y especialmente al Ministro
de Hacienda, para el caso en que no Ileguen con la
oportunidad sefialada en la Constituci6n; pero esta-
blece la posibilidad que sea con posterioridad, siem-
pre que el Congreso en el desenvolvimiento de sus
propias funciones y de sus propias facultades, legisle
y apruebe los Presupuestos.
Dice inmediatamente: "El Presidente de la Re-
p6blica y especialmente el Ministro de Hacienda in.
currirnn en la responsabilidad que la ley determine...
(sigue leyendo)
Es decir, que aun dentro de la obligaci6n stable
cida al Ejecutivo, Ilega a la posibilidad, prevista en es-
te precepto, de que tambi6n se presented dentro de los
6o dias que debe tener el Congreso para votarlos en
la C~mara y en el Senado. No es, sefiores, de buena
tecnica juridica, dentro de una sana hermeneutica,
que haya que aceptar que este en el mismo caso que
para interpreter el tiempo que tiene la CAmara pri-
mero y el Senado despues, en la sustanciaci6n interior
de los Presupuestos, en la discusi6n y aprobaci6n
de los mismos. No podri interpreter el Congreso,
tampoco, ni persona alguna, con una sana interpre-
taci6n, los preceptos en que se sefialan las fechas y
t6rminos, aparentemente fatales, que no tiee ;el
Congress facultades, por no haberse legislado dentro
de las dos o tres legislatures siguientes, sobre material
constitutional, y especialmente en material de excep-
ci6n. Por ejemplo: cuando sefiala la Constituci6n el
derecho que tiene el Congreso en la iinica transitoria
de la Secci6n Quinta, sefialando que dentro de las dos
Legislaturas siguientes a la fecha de la Constituci6n,
el Congress puede votar una Ley de Amnistia para
delitos politicos de caracter doloso, e inmediatamente
sefiala tambi6n que puede votar amriistia sin los re-
quisites de character permanente Sgtablecidos en la
Constituci6n, en favor de los delitos de caricter co-
mun realizados por funcionarios y empleados p6bli-
cos, que, como sabemos, esti sefialada en la Constitu-
ci6n la prohibici6n especialmente, sin Ilenar los re-
quisitos que taxativamente ha sefialado.

Es, pues, de buena t&cnica interpretarlo asi; pero
hay algo mris, que esta aparentemente ligera interpre-


taci6n, por la modestia del Representante que habla.
Es que la Camara de Representantes deja de ser con-
secuente con el criterio que ha sustentado llevando
a la Ley de Relaciones entire ambos Cuerpos Colegis-
ladores, y entire ambos Cuerpos Colegisladores y el
Poder Ejecutivo, este precepto que es de una manera
clara y terminante, definidor del alcance que tiene
el seinalamiento de este caso para su tramitaci6n
interior. Dice el Art. 32 de la Ley de Relaciones efitre
ambos Cuerpos Colegisladores y entire estos y el Eje-
cutivo: "Si la Camara, por fuerza mayor, no pudiera
cumplir... (sigue leyendo).

Es decir, que el termino fatal inico es el inicial
para la vigencia y que la tramitaci6n interior de la
Cimara y la posterior tramitaci6n en el Senado, estin
comprendidas dentro de los sesenta dias, cualquiera
que sea el nuimero de dias que emplee la Cimara y
cualquiera que sea la reducci6n a que se vea obliga-
do el Senado en su tramitaci6n.

Quiero con esto decir,, sefiores Representantes,
que nos estamos torturarido la paciencia; que si vamos
a votar, como tengo entendido que una gran part,
si no la mayoria de la Camara, ha de votar a favor
del Voto "Particular del senior L6pez Castro, que va-
yamos cuanto antes a la votaci6n y que, levantando
nuevamente el sentimiento de compafierismo, nos
guardemos las consideraciones debidas. Tenemos, pot
lo menos el que habla lo entiende asi, la obligacion
de producer votaciones en esta material, y es casi se-
guro -el que habla tiene por lo menos una corta ex,
periencia sobre esto pero muy afincado el criterio-
de que es muy raro el caso de que una minoria dis,
crevante, habiendo un t6rmino amplio, triunfe en su
criterio de votaci6n sobre una mayoria que esta deci-
dida, y lo prueba la persistencia de la permanencia en
ella en esta sesi6n, que esti dispuesta a producer la
votaci6n de acuerdo con las orientaciones que ella
trae al seno de la Camara.
No supongan los sefiores Representantes que es
una majaderia o una impertinencia del que habla. Si
asi lo entendieren, yo emplazo de una manera cordial,
de una manera afectuosa a todos mis compafieros pa-
ra que dentro de 72 horas, si quieren continuar aqui,
o dentro de un mayor n6mero de dias, sea la realidad
la que d6 la raz6n, si se votan o no los presupuestos
o si se ponen o no en vigor, no obstante la persisten-
cia en la discussion y ]a prolongacion del debate. Es lo
que queria decirle al distinguido compafiero por la
via del ruego.

SR. PRESTIENTE (DE LE6N GARCIA): Continfa en
el uso de la palabra el Sr. L6pez Castro...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President:
en relaci6n con este asunto y ya que nuestro amigo
no oy6 las recomendaciones del senior Mujal, sobre
que las interrupciones deben ser sobre las cuestiones
que se debate, yo voy a rogar al Sr. L6pez Castro
que ruegue a su vez a la Presidencia que ordene la
,cctura del 1ltimo parrafo. del artictilo 31 de la Ley
de Relaciones entire ambos Cuerpos, y a ello voy a li-
mitar mi interrupci6n nada mis.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): CGn much gusto,









58 DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA
m-i -- -- \-- ,,,, i


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Ruego al
Sr. L6pez Castro que para acceder al ruego del Sr.
Bravo Acosta se ponga de pie. (El seinor L6pez Cas
tro se pone de pie).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Sr. Bravo
Acosta: no s61o se le va a dar lectura al iltimo parra
fo del Articulo 3- de la Ley de Relaciones, sino que
lo va a leer la propia presidencia porque los locuto-
res estin ya visiblemente cansados.

SR. GEORGE (QUINTIN): Sr. President: como
lo que propone el Sr. Bravo Acosta es la lectura del
document, ruego a la presidencia que la amplie con
la del Articulo 32.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El ltimo
pirrafo del Articulo 31 dice asi: "Treinta dias antes
de la fecha... (lee).

Y el Articulo 32 dice textualmente: "Si la Cai-
mara por fuerza mayor... (lee).'

Continia el Sr. L6pez Castro.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Mis palabras pri-
meras, Sr. President y sefiores Reresentantes, al re-
iniciarse el debate, tienen que ser de disculpa para la
presidencia, por no haberme puesto de pie para res-
ponder al ruego del Sr. Bravo Acosta, con el debido
respeto a la jerarquia que debe guardarse a la pre-
sidencia y con la consideraci6n que la misma me-
rece...

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): La presiden-
cia le ruega al Sr. Amado L6pez Castro, que conside-
re que no se trata de la presidencia sino del Regla-
mento de la Camara. La presidencia ha accedido con
verdadero gusto, y accedera cuantas veces sea necesa-
ria, a que el Sr. L6pez Castro, al ser interrumpido
por algun Sr. Representante, pueda sentarse si lo de-
sea y lo solicita, pero la presidencia tiene que velar
por los fueros del Reglamento.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): Deseo en primer
te&rmino agradecer profundamente las palabras del
senior Quintin George, que tan bondadosamente ha
calificado mi informed de esta noche. Continuar6 aho-
ra realizando un breve anilisis del Ministerio de Edu-
caci6n. En el mismo se crea una nueva t6cnica en
material presupuestal. Por ejemplo: se toma el per-
sonal docente de los Institutos de Segunda Ensefian-
za aun aquellos que han obtenido una Catedra espe-
cifica por oposici6n y se agrupan globalmente, din-
dose por el propio Capitulo de presupuestos faculta-
des al Ministro para destinarlos al lugar que estime
convenient. Es decir, que la obtenci6n especifica
de un derecho a una Citedra determinada con la
vinculaci6n que 16gicamente un Profesor establece
con el centro de ensefianza donde ejerce sus fun-
ciones, puede ser alterada por una mera orden Mi-
nisterial con detrimento de los derechos legales y mo-
rales que ese Profesor pueda haber adquirido a tra-
v6s del ejercicio de una funtci6n tan respectable como
la dooente.


SR. URQUIAGA (CARMELO): Sr. President: Rue-
go a la presidencia llame la atenci6n a los Sres. Re-
presentantes para que presten atenci6n al orador.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Llamada al
orden la presidencia por el Lider del Comit6 Parla-
mentario Liberal, ruega a los Sres. Representantes
que presten atencion al orador.

SR. L6PEZ CASTRO (AMADEO): No creemos, que
el Sefor Ministro de Educaci6n pueda hacer mal uso
de este derecho, pero no hay nada que justifique
crear la incertidumbre e inseguridad que aqui se for-
mula dAndole un cahicter global al presupuesto con
las mismas caracteristicas que si se tratara de meros
empleados temporeros. En el ejercicio de la funci6n
protesoral, para el que la siente, hay much vincu-
laci6n con la sociedad en que vive, hay much com-
penetraci6n spiritual con el Centro donde se ejer-
ce y con el alumnado que se ensefia, y el mismo en
lo possible, debe teler un ordenamiento que propicie
su estabilidad, que la asegure, que la reafirme para
que no pierda fe ni eficacia en el desempefio de sus
funciones, que no son las de meramente recibir una
retribuci6n a cambio de un servicio. Por eso estimo
que cada Centro debe tener su plantilla especifica co-
mo establecen y determinan nuestras leyes y me opon-
go a este englobamiento que como innovaci6n pre-
supuestal contiene el proyecto de presupuesto que
discutimos.
En el tratamiento de algunos servicios de la en-
sefianza se disminuyen o se aumentan sin estar justi-
ficada la media, ni autorizada la rrestructuraci6n por
ninguna ley de la Rep6blica. Las nuevas escuelas
polit6cnicas pueden ser un empefio muy feliz. Pero
los, servicios de los funcionarios de las escuelas rura-
les que tambi6n son los. responsables de la disminti-
ci6n del analfabetismo en nuestro pais y de mejoras
de caracter social de innegable vigencia, tienen por
su labor y por su ejecutoria que merecer la conside-
raci6n del Sefior Ministro de Educaci6n sin que
otros factors ajenos a esta realidad priven a files
servidores del Estado a seguir prestando su concurso
a una obra de beneficio colectivo y de mejoras ciu-
dadanas tan provechosas en defintiva para la Na-
ci6n.

SEn el Ministerio de Salubridad, la Ley Orginica
del Poder Ejecutivo establece preceptos en cuanto a
los creditos que correspondent individuamente a los
hospitals para la manutenci6n de los enfermos. A
trav6s del proyecto de presupuestos se formula un
nuevo ordenamiento que tconstituye una virdade-
ra transformaci6n del sistema.

En sintesis funcionard de ahora en adelante una
oficina central encargada de este servicio que se tra-
duce en una dristica transformaci6n del, sistema.

Me parece muy violent la media. Lo pru-
dente hubiera sido realizar un previo ensayo y des-
pu6s de conocido su resultado, con la experiencia que
aconseje las modificaciones ensayadas, implantarlo o
no, con el caracter tan amplio que aqui se intent.
Casos se conocen a trav6s de nuestra historic admi-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 59
i i


nistrativa de que ese tipo de contralizaci6n da resul-
tados negatives. La tramitaci6n es mas dilatada. Pro-
blemas urgentes e inaplazables no pueden resolverse
sin consult previa con la oficina central dando lu-
gar a los mas series conflicts y, a veces, a trasgresio-
nes obligadas para el funcionamiento que tiene que
actuar, aparte de que por much generalizaci6n que
S quiera establecerse, cada caso tiene peculiaridades
que unicamente un funcionamiento individual puede
resultar provechoso dentro de los fines requeridos.

Como Director de una Granja Escuela puedo
valorar con el aporte de conocimiento personal, el
resultado de estos sistemas de centralizaci6n y de-
claro que los mismos resultados perjudiciales para el
mejor funcionamiento del centro. Con el sistema
unitario algunos centros funcionarin bien, otros ten-
dran deficiencies. En el sistema centralizado cuando
6ste cometa errors o deficiencies participarin de
las mismas todo el sistema que de 61 depend.

Consider que en el anilisis en detalle del pre-
supuesto de gastos no podemos extenderlo mas so-
pena de ser muy extenso. Los ejemplos que hemos
sefialado pueden ser element informative suficien-
te para la formulaci6n de un criterio general. Se ve
claramente que no hay lineamientos de orientaci6n
definida. En unos se acude a la tecnificaci6n, en otra
priva el criterio contradictorio de ta rera burocra
tizaci6n. Hay casos de ampliaci6n de servicios. Ejem-
plos innumerables permiten afirmar su presi6n de
servicios esenciales. Se establecen criterios de centra-
lizaci6n. Creaciones individuals son tambi6n im-
plantadas como nuevo element en la administra-
ci6n. Por ello, ]a calificaci6n de su ordenamiento y
de su eficacia es francamente desfavorable y el cali-
ficativo de maremagnum que aplicamos al iniciar el
andlisis lo mantenemos como adjetivaci6n final y
resume del analisis presupuestal que contiene, tan-
to el presupuesto ordinario como el extraordinario
que estamos considerando en el debate.

El proyecto de ley de Bases que contiene la po-
nencia discrepa fundamentalmente del que contiene
nuestro voto particular. Las diferencias entire ambas
formulaciones tienen dos motives; uno, el proyecto
de Ley de Bases en si que a nuestro juicio como cuer-
po legal algunas modificaciones y otras que resultan
obligadas por los criterios opuestos que en el analisis
de la Ley de ingresos y gastos mantiene el digno po-
nente de la mayoria con el Representante que tiene
el hoqor de estar dirigi6ndose a la Camara.

La Ley de Bases de los presupuestos de ingre-
sos y gastos del Estado constitute en esencia el Re-
glamento para su ejecuci6n, esto es, el instrument
legal complementario en cuya virtud se asegura la
aplicaci6n de los mismnos, precisando sus concepts,
estableciendo y regulando tramites, y dando concre-
tas facultades al Poder Ejecutivo para determinado
fin, asegurando la realizaci6n mejor de la cuenta de
ingresos y gastos, evitando los subterfugios o pretex-
tos que burlen la expresa volutad del Congreso en el
tratamiento de las finanzas pfiblicas y, en si garan-
tizando a funcionarios y empleados sus terechos in-
clhuendo que meras denominaciones en los cargos o


sueldos, invaliden sus derechos al desempefio o in-
amovilidad correspondiente. Del propio modo debe
garantizar con caracter de reafitmaci6n la exigencia
de aquellos titulos de capacidad que la ley determine
para el desempefio de funciones que requieran capa-
citaci6n adecuada o por el contrario evite la fija-
ci6n de titulos cuando no se establece legalmente.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Me permit
una pequefia interrupci6n S.S. con la venia de la
Presidencia para una aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Fraga para una aclaraci6n.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President
y Sres. Reprerentantes, es simplemente para recor-
dar al compafiero Amadeo L6pez Castro, en sti des-
granar constant de errors, absurdo, conductas irre-,
gulares que se van observando en el Presupuesto, que
va dejando caer en los oidos de la Mayoria, en los
nuestros, y asimismo en el Diario de Sesiones para
su correspondiente oportunidad, que salt6 en su ra-
pida descomposici6n de las cifras del Ministerio de
Salubridad, un cr6dito curiosisimo: Nos estamos re-
firiendo, no s6lo a esos cuatro millones novecientos
mil pesos que han quedado al libre arbitrio del Sr.
Ministro de Salubridad, si que especialmente al cr&-
dito por la suma de $165,928.70, que se contienen en
el Capitulo Primero, Articulo Unico del Presupuesto
Extraordinario del Ministerio de Salhridad, desti
nado nada menos que al descanso retribuido de los
obreros de ese Ministerio; y llama poderosamente la
atenci6n que en ausencia de legislaci6n al efecto,
cuando en ning6n otro Ministerio done hay cen-,
tenares de jornaleros se prev6 la fijaci6n ampirica de
un precepto constitutional, en el Ministerio de Sa-
lubridad se sefiala nada menos que $165,ooo.oo de
los cuales, no goza ninguno de los Hospitales de mi
provincia, nada menos que para satisfacer el descan-
so retribuido de los obreros y jornaleros de ese Mi-
nisterio.

Como quiera que en su ripida lectura y ligeros
razonamientos de estas cosas habia pasado por alto
el compafiero Amadeo L6pez Castro, esta curiosisi-
ma cifra, que se ampara nada menos que en el des-
canso retribuido de los obreros de limpieza de calls
del Ministerio de Salubridad, en ausencia en los de-
mAs Ministerios, me permit hacerle la correspondien-
te indicaci6n para que no quedare el Diario de Se-
siones sin esta curiosisima adici6n presupuestal del
propio Presupuesto Extraordinario.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Continua en
el uso de la palabra el Sr. Amadeo L6pez Castro.

SR. LOPEZ CASTRO (AMADEO): Por ello debe
evitarse en la Ley de Bases con cuidadoso esmero,
que en forma direct o indirecta se produzca o pue-
da producer alguna delcgaci6n de exclusivas facul-
tades legislative en favor del Poder Ejecutivo que le
pnrmita con desconocimiento del Congreso disponer
de los fondos pfblicos.

La ponencia official ha tenido la recta iniciativa








60 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
m~~~ |il rol Jll i r ,i


y just es reconocerlo, de modificar el proyecto re-
mitido por el Gobierno con algunas de estas orienta-
ciones. Pero no han sido establecidas de modo tan
Cabal que eviten los graves e irreparables males que
su vigencia puede producer.

Nos referimos en primer t&rmino en la acepta-
ci6n que se hace de los presupuestos ordinario y ex-
traordinario a pesar de su improcedencia e inconstitu-
cionalidad por los motives que ya ampliamente he-
mos informado.

Ademas de manera expresa, queremos dejar tes-
timonio de nuestra oposici6n para el proceder del
Poder Ejecutivo --inico constitucionalmente auto-
rizado para estudiar y former los presupuestos-, al
desnaturalizar la funci6n y fines de los mismos, des-
conociendo el derecho inalienable de los maestros de
instrucci6n primaria sobre la millonesima de sus ha-
beres, tal como lo establece el articulo 52 de la Cons-
tituci6n.

De igual manera una de las mayores injusticias
que se aprecian en ambos proyectos es la relative al
derecho de tenencia en unos casos o de inamovilidad
en otros para el mantenimiento en su cargo y fun-
ciones a los catedriticos de los Institutos, escuelas
normales y otros centros docentes similares y el tra-
tamiento que se da a los servidores de la Escuela
Rural. En material tan important como la adquisi,
ci6n de materials o efectos, debe establecerse el tri-
mite legal de la previa subasta como element insos-
layable en la regulaci6n adninistrativa.
El clamor popular, cada dia en aumento esta in-
conforme de que el Poder Ejecutivo disponga por de-
creto de cr6ditos so pretext de una guerra felizmen-
te terminada hace mas de un afio, para fines que nada
tienen que ver con empefios bdlicos y con el grave da-
fio de impulsar una political econ6mica inflacionista.
Tal prerrogativa debe cesar y el proyecto de Ley de
Bases debia contener el precepto correspondiente a
impedir esa extralimitaci6n, asi como facilitar al Con-
greso como mandatario del pueblo, la ejecuci6n de
eyes de beneficio colectivo en las que se afecten los
fondos publicos.

No compartimos tampoco el criterio de la Base
XXII en relaci6n con ratificar el fundamento legal
de las recaudaciones para funciones del Ministerio
de Educaci6n por considerarlo innecesario.

Despuds de realizado el anilisis de la Ley de
Bases de la ponencia y las deficiencies en que la mis-
ma incurre, nos rest llegar a la conclusion final don-
de profundas dudas y las mas hondas meditaciones
han embargado nuestra mente en la consideraci6n de
un problema de las complejidades del presupuestal.
De acuerdo con los preceptos constitucionales
que rigen la formulaci6n de esta Ley, el Congreso
result un prisionero del Poder Ejecutivo, sus limita-
ciones son extraordinarias, y sus facultades de ca-
racter negative solamente.
Parece a primera vista que lo adecuado seria una
conclusion totalmente negative. Las violaciones cons.


titucionales, la falta de orientaci6n econ6mica la au-
sencia del buen ordenamiento administrative y la fra-
gilidad de la Ley de Bases, debian levarnos de la ma-
no a solicitar la no aprobaci6n de los presupiuestos.

Sin embargo, la conclusion es muy grave. Un
Estado sin un ordenamiento de este tipo por muy
malo que este sea, recibe un grave dafio aun tan s61o
con la cronicidad del procedimiento. Es hora que
haya presupuestos; es inaplazable que haya presu-
puestos, aunque sea solamente para hacernos la ilu-
si6n de que este cuerpo legal tiene vigencia para la
Naci6n. Si asi no fuese, tal pareceria como que el
Estado esti desconociendo una funci6n tan esencial
como la de gastos e ingresos a la cosa pAblica.
Por eso, un sentido de responsabilidad refrena
las conclusions radicales, tratando de obtener el mal
menor.

Ahora bien a nuestro alcance como legisladores
solo esti aplicar remedies parciales, medidas que so-
mos los primeros en reconocer que no resultan deci-
sivas para los reclamos del pais, pero que en definitive
produce beneficios; y tenemos que defenderlas con
el calor y la emoci6n que lo hariamos como si fue-
ran actos trascendentales. Por este motivo pedimos a
la Camara con toda vehemencia la aprobaci6n del
cese del estado de guerra, la disminuci6n de los fon-
dos del Ministerio de Defensa en cantidades que
resulten adecuadas para iniciar un program de la
vivienda campesina y el reparto de tierras.

La ejecuci6n inmediata de sistemas de regadios
con cargo a los fondos de fomento Nacional, la cons-
trucci6n de caminos vecinales y obras de cartcter vial,
compartiendo los cr6ditos de Obras Puiblicas desti-
nados a obras de embellecimiento y boato, utilizando
los sobrantes que en la actualidad estan atesorados en
el Fondo Especial del Caf6, en la prestaci6n de ser-
vicios y en la realizaci6n de obras tiles a favor de
esta riqueza de la utilizaci6n de los sobrantes o supe-
ravit.del presupuesto subestimado en el Capitulo de
ingresos en una funci6n de fomento y afirmaci6n de
nuestra producci6n tabacalera, ganadera y de modo
especial de protecci6n del pequefio agricultor diversi-
ficado que como arrendatario aparcero en la mayoria
de los casos, vive en un olvido absolute en el trata-
miento que en su beneficio debe tener el poder pu-
blico.
Finalmente tambien reclamo que en la modi-
ficaci6n de la Ley de Bases se establezcan preceptos
que den a los servidores del Estado los derechos que
nuestra Constitucidn y las leyes les tienen atribuidas.
Estos son los lineamientos capitals que contiene
mi voto particular en la modificaci6n de la Ley de
Bases que esta Camara conoce en detalle. No cree-
mos con ello, conseguir presupuestos que puedan
cumplir cabalmente la finalidad que la Naci6n re-
clama. Reconocemos que son meros paliativos, pero
es hasta donde nos permit Ilegar la limitacion cons-
titucional. Es para evitar tambi6n tener una actitud
'totalmente negative, como. seria la alternative, soli-
citando el rechazo global del proyecto de presu-
Spuestos.









DIARIQ DE SESIONES DE LA CAMERA 61
"'-----i ^---- A ..


Nuestras indicaciones no pueden tener la pre-
sunci6n de ser el 6nico camino viable: solamente
estamos sefialando una ruta. Lo que si creemos con
firmeza es que result impossible cerrar los ojos ante
las realidades que vive el pais y no prepararnos para
el future.

A la mayoria de la Cimara me dirijo para que
mida tambi6n su responsabilidad en relaci6n con las
decisions que ha de tomar en.este minute. Mi voto
particular rapidamente va a ser sometido a votaci6n.
Dentro de mis limitaciones personales creo que he
cumplido con mi deber. He tratado de elevar el de-
bate, y, como prometi al inicio de mis palabras, he
creido impropio hacer florecer lo que pueda resultar
asi6n political. Sin embargo no puedo rehuir mis de-
eres de Representante del pueblo, recogiendo y en-
cauzando el mejor esfuerzo que me quepa ralizar. El
tiempo que he empleado no puede tener en ninguin
moment el criterio de funci6n obstruccionista. Las
repeticiones obligadas no han sido mas que el produc-
to de mi anhelo por el mejor entendimiento de mi
tesis.

Si alg6n 6xito obtengo seri por vuestra benevo-
lencia.

Si salgo derrotado tened la seguridad de que no
sentir6 tampoco ninguna honda amargura. Simple-
mente har6 votos porque la Camara adopted en defi'
nitiva acuerdos que se traduzcan en bienestar nacio-
nal y en cumplimiento de los altos deberes del Con-
greso, que nos permitan afirmar en esta hora tan res-
ponsable, que no esta lejano el dia en que se cumpla
para Cuba la hermosa sentencia Virgiliana: Cuando
muera la serpiente v la engafiosa yerba ponzofosa;
cuando de los grandes leones no sean medrosos los
rebafios; cuando la blanda espiga se dore en el cam-
po v la rubia uva cuelgue de las zarzas incultas; cuan-
do las duras encinas suden rocio de miel; cuando la
tierra derrame a haldadas sus primeros dones, se
habra creado para la Nacion, sirviendola con anhelo,
el gran orden de los siglos nuevos.

(Aplausos).

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Curti.

SR. CURTI (SEGUNDO): Sr. President y sefiores
Representantes: Para en nombre del Comit6 Parla-
mentario Aut6ntico, y demAs Comites que, conjunta-
mente con el nuestro, integran el Bloque de Gobier-
no, felicitar sincera y calurosamente por el esfuerzo
mental y fisico realizado por el distinguido autor del
Voto Particular al Dictamin de la Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos, en relaci6n con los Presupues-
tos que de seguro habrin de regir en nuestra Repi-
blica a partir del pr6ximo Enero de 1947.

Y para en nombre de los propios Comit6s Parla-
mentarios anteroormente aludidos, pedir al Pleno de
la Camara el rechazo formal del Voto Particular emi-
tido al Dictamen mencionado del distinguido com-
pafiero Sr. Amadeo L6pez, Castro.


SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Garcia Montes.

SR. GARCIA MONTES (JORGE): Sr. President y
sefiores Representantes: Consumo este turno por
mandate del Comit6 Parlamentario Dem6crata. Du-
rante el tiempo que desempefi el cargo de Repre-
sentante, creo que no intervine sino en muy conta-
das ocasiones -y en intervenciones momentaneas-
en los debates referentes a la material presupuestal.
No es cuesti6n o problema que conozco, ni por
el cual siento especial afici6n, y repito que solamente
un deber de discipline political me trae esta noche
al debate'.

Facilita, desde luego, mi labor el extraordinario
trabajo y el esfuerzo notabilisimo que ha realizado
esta noche el Ingeniero Sr. Amadeo L6pez Castro.

El studio que de los presupuestos ha hecho
nuestro distinguido compafiero es de aquellos que
sin exageraci6n y con entera justicia puede calificarse
de notable. Poco, muy poco puede agregarse a los
arguments de extraordinario vigor que alego en de-
fensa del Voto Particular que como Ponente redact6
y que firmaron los miembros de los partidos Libe-
ral y Dem6crata de la Comisi6n de Hacienda y Pre-
supuestos. Por consiguiente, reitero, (y tranquilize al
mismo tiempo a la Camara), que creo que no sera
necesario el empleo de 'un tiempo anormalmente
largo para agregar algunas consideraciones y algunas
palabras al elocuente y erudito discurso del Ingeniero
Sr. Amadeo L6pez Castro.

Las palabras que voy a pronunciar se encaminan
a, la defense del Voto Particular formulado por la
minoria. Este Voto Particular'comienza con una in-
formaci6n que consider de extraordinaria y de ca-
pital importancia.

"El deber del Congreso, en el tratamiento de las
materials legislativas y de modo muy especial en aque-
Ilas que se relacionan con las instituciones funda-
mentales de la Constituci6n, implica el cuidado que
dicho tratamiento se ajuste en todos sus aspects a la
Carta Fundamental, ya que el respeto y el acatamien-
to a la misma, constituyen en todo regimen democra-
tico la garantia mis firme de un desenvol'imiento pa-
cifico y feliz de la vida national"..

El Sr. L6pez Castro y la minoria estiman en
esta parte del Voto Particular a que acabo de dar
lectura, que es fundamental a la existencia de un
regimen democratic el cumplimiento estricto de los
preceptos constitucionales. Agregaria yo, ampliando
este concept, que el cumplimiento estricto de la ley
es condici6n fundamental y precisa para la existen-
cia de un verdadero regimen democritico.

El regimen de libertad, de libertad political quie-
ro decir, no puede existir sin el cumplimiento estric-
to de la ley, hasta tal punto que un notable tratadista
Guicardini, define la libertad como el predominio de
la ley sobre los apetitos individuals. No es possible,
reitero, la existencia de un regimen de libertad po-
litica sino dentro de un cumplimiento estricto de la









62 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Ley o del sometimiento de los apetitos y de los inte-
reses individuals a la voluntad general. representada
por la ley. Por consigiente, la tesis que pretend sos-
tener y que con verdadera pena oigo repetirse a me-
nudo en esta Camara, -investida precisamente de la
facultad de hacer la ley-, que el interns general o el
bien p6blico debe sobreponerse siempre y estar poi
encima de la ley, me parece altamente peligrosa al
regimen democritico y a la libertad political. La difi-
cultad y el problema consistiria siempre en definir
cual es y donde reside el interns general o el bien p6-
blico que quieren ponerse por encima del cumpli-
miento de la ley.

En realidad, Sr. President y 'Sres. Representan-
tes, todos los regimenes dictatoriales, todas las dic-
taduras, se justifican siempre en la necesidad de sa-
tisfacer los intereses generals y el bien ptblico. No
ha habido ningiin dictador en la vida modern que
no haya invocado para ponerse o colocarse por enci-
ma de la ley, la necesidad de la satisfacci6n del bien
pt'blico, de los intereses generals, que ha colocado
por encima del regimen democrftico y del sistema
del cumplimiento de la ley.

De manera que el sistema de colocar lo que se
llama el interns general o el bien p6blico por encima
de la ley o de la Constituci6n, es, sin duda ninguna,
el principio por lo menos del establecimiento de un
regimen de dictadura, de un regimen de' facto, con-
trario a un regimen democratic, lo contrario de un
regimen de libertad political.

No es possible, Sr. President v Sres. Represen-
tantes, confiar en la buena voluntad de los hombres,
porque si la historic ensefia algo, demuestra que cuan-
do los hombres tienen poder, lo han utilizado siempre
en beneficio de la clase que ha tenido o que ha posei-
do ese powder. La mnica imitaci6n eficaz es la existen-
cia de un regimen legal que ponga a coto esta tenden-
cia natural en el ser human, de aprovecharse del po-
der en su propio beneficio. Aparte digo todo esto, por-
que el Proyeceto remitido por el Poder Ejecutivo, en
la opinion del Representante que habla, quebranta
y lesiona los principios que en material presupuestal
consagra la Constitucion de la Rep'iblica.

El Sr. Amadeo L6pez Castro, mi antecesor en
el uso de la palabra, explic6 ampliamente a la Ci-
mara las razones o los motives por los cuales estima-
ba que el Proyecto de Presupuestos y la ponencia, in-
fringen los preceptos de la Constituci6n que regulan
c6mo y de qu6 manera debian el Ejecutivo y el Con-
greso colaborar en la aprobaci6n de un Proyecto de
presupuestos y cuales son las facultades del uno y del
otro en esta material. Es, sin embargo, convenient
agregar algunas consideraciones a iste respect.

La Camara conoce que el presupuesto remitido
por el Poder Ejecutivo y la Ponencia, dividen el Pre-
supuesto en dos parties: lo que llaman el presupuesto
ordinario y lo que laman el presupuesto extraordi-
nario. Empleo de prop6sito la palabra "llaman",
porque no se trata en realidad de un presupuesto or-
dinario y de un presupuesto extraordinario. La sim-


ple lectura de lIs fuentes de ingresos de uno y de
otro y la lectura de los gastos contenidos en el pre-
supuesto ordinario y en el extraordinario, demuestran
plenamente que no es mis que la division de un mis-
mo presupuesto en dos parties diferentes, que se ha
querido lamar por las necesidades que explicar6 de
inmediato, presupuesto ordinario y presupuesto ex-
traordinario.
El Articulo 253 de la Constituci6n, establece
que todos los gastos y todos los ingresos figurarAn en
un presupuesto annual, de manera que se establece de\
esta manera en la Constituci6n de la Repuiblica el
principio de la universalidad y unidad del Presupues-
to; el Proyecto que divide los gastos y los ingresos pre-
supuestales de manera arbitraria, quebranta y viola lo
dispuesto en el Articulo 253 de la Constituci6n que
se basa, ademis, en principios de caricter cientifico
que con citas de escritores notables demostr6 el In-
Reniero Amadeo L6pez Castro que justifican o esta-
blecen lo que yo Ilamaba los principios de universa-
lidad y de unidad en el presupuesto. Principios que,
como las propias palabras indican, aconsejan que el
Estado debe tener un solo presupuesto, y que en ese
presupuesto deben incluirse todas las partidas de gas-
tos y de ingresos. Reconoce nuestra Constituci6n la
existencia de un presupuesto extraordinario, pero re-
conoce la existencia de ese presupuesto como una
entidad diferente y distinta, que surge s61o frente a
necesidades que llama la Constituci6n perentorias.
Tipicamente al estallar la ultima guerra se vi6 preci-
sado este Congreso a rear un Presupuesto Extraor-
dinriio para tender a las necesidades de la defense,
yv para tender a esas necesidades y a los gastos que
ella ocasionaba, se crearon los ingresos de character ex-
traordinario tambi6n, que requerian las necesidades
de igual caracter extraordinario, que la guerra habia
producido. Pero, terminado el conflict, aunque esta-
mos todavia t6cnicamrente en estado de guerra por-
que no se haya firmado el Tratado de Paz, pero ter-
minadas indiscutiblemente las necesidades b.1i i y
de defense que las hostilidades crearon, es claro que
la necesidad de un presupuesto extraordinario queda-
ron por lo menos, extraordinariamente, limitadas, y
el Poder Ejecutivo al incluir en lo que llama presu-
puesto extraordinario no s6lamente las necesidades de
orden military o de defense que a6n existen, sino otras'
muchas necesidades que no tienen que ver absoluta-
mente nada con la defense ni con la guerra, y al trans-
ferir, como examinar6 mais adelante, impuestos o in-
gresos de caracter ordinario al propio presupuesto
extraordinario, efectivamente ha creado algo inexis-
tente, irreal, que no responded a ninguna necesidad
efectiva y que ha sido, come lo sabemos todos, un
subterfurgio para legar a objetivos que por necesida.
des economics o de cualquier otra consideraci6n,
necesitaba el Poder Ejecutivo satisfacer.
Asi vemos c6mo la division que el Poder Eje-
cutivo ha hecho del Presupuesto en dos parties, or-
dinario y extraordinario, viola dos preceptos de la
Constituci6n, el Articulo 253 que establece el prin-
cipio de la unidad presupuestal y de la universalidad
presupuestal, y el 258 que determine los casos especi-
ficos en que debe aprobarse por el Congreso, y por
una Ley, un presupuesto extraordinario.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 63
- -


La Camara conoce que la necesidad de eludir
el pago de determinadas obligaciones que la propia
Constituci6n establece, ha sido la verdadera raz6n
que aconsej6 al Poder Ejecutivo la division del pre-
supuesto en dos parties, y asi a las violaciopes consti-
tucionales a que yo aludia anteriormente, de los Ar:
ticulos 253 y 258 de la Constituci6n, se unen otras
violaciones constitucionales, la de los preceptos o
disposiciones que establecen el pago de la millon6-
sima a los maestros y la que dedica una participaci6n
de los ingresos nacionales a la Universidad de La Ha-
bana, porque al dividir el presupuesto en dos, se ha
adoptado la interpretaci6n de que lo que correspon-
de a los maestros y a la Universidad, debe calcular-
se 6nicamente sobre los gastos establecidos en el pre-
supuesto ordinario.

Como se ve, se trata, por consiguiente, de una
estratagema, de un subterfurgio, de un procedimiento
para esquivar el cumplimiento de una obligaci6n que
admito que puede ser gravosa, pero que la Consti-
tuci6n estableci6 y que los Partidos Politicos que
compartieron la responsabilidad en la aprobaci6n de
este Precepto en la Asamblea Constituyente,' no pue-
den ahora rehuir. Fud cosa de pensar en aquellos
moments, en que se querian conquistar votos con
actitudes demagogicas, si era aceptado o no estable-
cer determinados preceptos y obligaciones en la Carta
Fundamental de la Rep6blica. Pero establecido ya
por la voluntad de aquel supremo organismo que di6
al pais la que es hoy su Carta Fundamental, no es
licito a los Partidos Politicos que, repito, comparten
la responsabilidad de la aprobaci6n de aquella Carta,
el eludir su cumplimiento, porque caeriamos enton-
ces en la falta de cumplimiento y de respeto a la
Carta Fundamental del Estado, y ya hemos preten-
dido demostrar que el respeto a la Constituci6n y a
las Leyes es un requisite o fundamento del cual no es
possible prescindir sin que entire de inmediato en pe-
ligro el regimen democrAtico de Gobierno y la exis-
tencia de la libertad political.


juicio la facultad que le corresponde al Congreso de
aprobar, mejor dicho de acordar los Presupuestos
Extraordinarios. La Camara sabe que con respect al
Presupuesto General de Gastos, o sea al Presupuesto
Ordinario, el Presidente de la Repuiblica, o mejor, el
Poder Ejecutivo, tiene la iniciativa; manda el Pro-
yecto de Presupuestos a la Camara y 6sta solamente
puede aprobarlos o establecer modificaciones con las
limitaciones establecidas en el propio articulo 253, 0
sea que no establezca modificaciones, o alteraciones
administrativas, o' de otro orden, y solamente en el
sentido de reducir los gastos, pero jamis en el sentido
de aumentarlos. Esto es consecuencia y el origen his-
t6rico del Parlamento, que tenia como facultad fun-
damental y como objetivo principal, elilimitar la fa-
cultad de los reeves para disponer de los dineros pi-
blicos; pero la Constituci6n no emplea igual proce-
dimiento cuando se trata de un Presupuesto Extra-
ordinario, sino que por el contrario concede al Con-
greso la facultad de acordar, v acordarlos, gramati-
calmente, saben los sefiores Congresistas, que es co-
sa completamente distinta a aptobarlos.

Entiende el Representante que habla, que cuan-
do se trata de un Presupesto Extraordinario, puede el
Congress libremente acordar el Presupuesto. Tan es
asi, que el procedimiento que sefiala la Constituci6n
para llegar a esta finalidad es una Ley que el Con-
greso aprueba. Pero cuando nosotros permitimos que
el President de la Rep6blica nos envie, al mismo
tiempo, y en un solo cuerpo y con unia sola Ley de
Bases, el Presupuesto- Ordinario y el Extraordinario,
permitimos que se nos discuta la facultad que tene-
mos de aeordar el Presupuesto Extraordinario y que
se pueda mantener que tanto en un caso como en el
otro, las facultades nuestras quedan limitadas a la
aprobaci6n del Presupuesto en la forma como ha sido
enviado por el Poder Ejecutivo, o a su modificaci6n,
con las limitaciones establecidas por la Carta Fun-
damental de la Rep6blica.


De manera que me parece peligroso que seamos
Me referia yo a un detalle de la forma en que nosotros quienes permitamos que se nos cercenen o
el presupuesto extraordinario habia sido confeccio- mutilen las facultades claras que, en cuanto o en
nado. Es un detalle curioso y que revela la base falsa lo que se refiere al Presupuesto Extraordinario, con-
en que se asienta el presupuesto extraordinario. Era cede al Congreso de la Rep6blica el articulo 258 de
lo l6gico, era lo natural que en el presupuesto ex- la Constituci6n.
traordinario figuraran los ingresos ordinarios y en el
extraordinario los ingresos de igual carActer, ingresos SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Permite una in-
que fueron -creados de manera especial con motivo terrupci6n S.S. con la venia de la Presidencia.
del conflict b6lico que estall6 en diciembre de 1941.
Sin embargo, no se ha hecho asi; setenta millones de SR. PRESIDENTE (DE LE6N GARCIA): Tiene la pa-
ingresos ordinarios se transfieren al presupuesto ex- labra el Sr. Bravo Acosta para una interrupci6n.
traordinario. Esto, sefiores Representantes, parece
una aut6ntica broma, o una broma autentica, como SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President y
quiera la Cimara. Llevar a un presupuesto extraor- Sres. Representantes, yo estaba oyendo las manifes-
dinario los ingresos ordinarios, y sobre todo cuando taciones del distinguido compafiero Sr. Garcia Mon-
las necesidades y los servicios que se cubren en el pre- tes, v en todo lo referente a la aplicaci6n constitucio-
supuesto extraordinario, en su inmensa mayoria, son nal que d6 hace, paTa aplicarla a estos Presupuestos,
en realidad servicios y obligaciones que deberin fi- estoy de acuerdo con l1; pero quiero recorder al com-
,gurar en el ordinario es, permitame la Camara, una pafero Garcia Montes, que hay algo mais que segu-
broma, una tomadura de pelo que se da al pais al ramente el lo conoce y que esta interrupci6n le im-
establecer un regimen totalmente desprovisto de .base pide Ilegar a clla.
y hasta de seriedad. Pero, ademis, al emplear tal sis-
tema, pone en peligro la Camara de Representantes Para la formaci6n de los Presupuestos hay que
y el Congreso sus facultades, porque pone en tela de, atemperarse, ademas de los preceptos legales y cons-









64 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


titucionales que hay que cumplir, a los preceptos de
la Ley Organica del Poder Ejecutivo, y hay precep-
tos tan terminantes de esta Ley Organica, como el
377, que obliga, que para poder entrar en el studio
de los Presupuestos en los casos en que ocurra, como
en este Presupuesto, que se nos han mandado en
que hay cambio de Secciones, supresiones, creaciones
de nuevos servicios, es indispensable de todos modos
el que cada Ministro pueda dar la explicaci6n de por
qu6 se realizan esos cambios.

iQu6 se persigue con esos cambios? Y qu6 per-
sigue con eso la Ley?: Pues se persigue que el Poder
Ejecutivo cumpla el precepto constitutional de que
podra acordar o modificar el Proyecto de Presupues-
tos, siempre que no vaya en contra de disposiciones
administrativas o legales, que no incluya una me-
dida legal o legislative en el Proyecto de Presupues-
tos.
Y estimo yo que cuando el Presidente de la
Republica nos remite un Aute-Proyecto de Presu-
puestos no cumple el Articulo 377 de la Ley Orga-
nisa del Poder Ejecutivo, no explica por qu6 se su-
prime un servicio, v al hacerlo asi, el Presidente esta
infringiendo tambi6n la Constituci6n porquec esta
'suprimiendo determinados servicios.

Si por la Ley de los 9 centavos se crearon im-
puestos, que se dedicaron a cubrir plazas de maes-
tros, inspectors, hogaristas, v todo ese grupo que
nosotros llamamos Maestros Civicos, v merced a
ellos, vino la creaci6n de esos impuestos, repito, 4por
qu6 suprime a los maestros y coge los impuestos para
otros asuntos de la Naci6n que no son los especificos
para que fueron creados?
SEl Presidente infringe la Constituci6n al dispo-
ner que se supriman servicios, v si lo hace tiene que
suprimir los impuestos o ingresos creados para 61los.

Pero hay algo mis: Si seguimos y aceptamos que
el President de la Repiblica, por medio de un Ante-
Provecto de Presupuestos y despu6s se realize por
medio de la Ley de Presupuestos, no por una Ley
Especial como corresponde, suprima el servicio crea-
do por una Ley, o Decreto-Ley o disposicion que tic-
ne el caricter de Ley obligatoria, el Presidente de la
Reptiblica esta, por medio de ese Ante-Proyecto, y lo
esta tambi6n realizando la Camara, en una legislaci6n
presupuestal derogando leyes que establecieron ser-
vicios, los cuales hay que cumplirlos.

En buena t6cnica juridica y hacendistica, el Pre-
sidente de la Rep6iblica, "no lo han cumplido los
anteriores Presupuestos"', cuando tuve la oportuni-
dad y honor de ser Ponente de la Ley de Presupuestos
en el afio de 1945, aclar6 a este extreme: es indispen-
sable, en la formaci6n de todo Presupuesto, si se
quieren hacer verdaderos Presupuestos, que empiece
el Gobierno por decir que Leyes hay en vigor que se
estin cumpliendo y que cree el Gobierno necesario
para desenvolver su vida administrative; como alre-
dedor de esto podria ocurrir un desnivel, porque sea
excesivo el n6mero de egresos que haya que realizar,
en relaci6n con los ingresos que deben haber para


tender a las necesidades piblicas, entonces es que
viene la nivelaci6n y el Congreso es el encargado de
realizarla. Si los gastos exceden a los ingresos, el Con-
greso tiene que hacer una de estas dos cosas: o tiene
que reducirlos, de acuerdo con los preceptos consti-
tucionales para nivelar, o inmediatamente el deficit
que se produce suplirlo por medio de una Ley espe-
cial.

Yo le lamaba la atenci6n al compafiero, de que
no s61o adolece de ese defect constitutional que
sefialo, sino tambien del incumplimiento de precep-
tos legales de obligatorio cumplimiento, al mandarse
un Ante-Proyecto de Presupuestos de esta naturaleza.

ZQue se hace? Se suprimen servicios esenciales
para la naci6n y se crea un gran n6mero de emplea-
dos, de burocracia.

ZEs 6so lo que dispone la Ley? ZEs eso lo que
dispone la Constituci6n? En manera alguna. Estamos
en un caso de excesiva violaci6n de los preceptos cons-
titucionales y de los preceptos legales que obliguen
a traer presupuestos que puedan ser discutidos debi-
damente.

Eso es lo que queria informar.
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Contin6a en
el uso de la palabra el Sr. Garcia Montes.

SR. GARCIA (MONTE:): Tengo que agradecer al
compafiero Bravo Acosta la interrupei6n que me ha
hecho, porque lindiscutiblement6, ha brindado un
aporte valioso al debate. Efectivamente, no se trata,
-como ha demostrado- solamente de violaci6n de
los preceptos constitucionales que yo le sefialaba por
estimar que eran los mis graves; pero no cabe duda
que existen tambi6n en la forma en que el Presu-
puesto ha sido redactado, violaciones de la Ley Orgi-
nica del Poder Ejecutivo.
Pero hay mas. Existe lo que pudi6ramos llamar
una violaci6n del buen sentido v del respeto que
deben guardarse los poderes publicos, porque si el
Congress por medio de una Ley ha organizado un
servicio publico, ha establecido derechos de inamo-
vilidad a favor de empleados y funcionarios, no pa.
rece razonable, ni parece convenient a los intere-
ses generals que el Poder Ejecutivo, a trav6s de la
Ley de Presupuestos, suprima esos servicios y suprima
esa inamovilidad concedida a tales funcionarios. Y
ese es lo que hace este Proyecto de Presupuesto. De
modo que a las violaciones legales y constitucionales
que ya he citado repetidas veces, agregamos esto co-
mo un defecto mis de caracter fundamental que ha
obligado a la Minoria a oponerse y a formula el Voto
particular que esta madrugada yo defiendo.

El Sr. L6pez Castro estudi6 como segundo pun-
to fundamental de su Ponencia lo que 61 llama el
Presupuesto como instrument de la Economia Na-
cional. La lectura del primer pirrafo de la pagina
seis, creo que revela mejor que pudiera hacerlo yo
cuAl es la idea que express con las palabras anteriores
el ingeniero L6pez Castro: "Hemos sefialado en










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 65
t .. ... -- .. -. -t t t- -- r.


ruestras consideraciones generals como segunda ca.
racteristica adecuada de un presupuesto, la de cons-
tituir un instrument que articulando los recursos del
Estado v estableciendo la pauta de sus actividades,
le permit, desenvolver una acci6n encaniiriada a la
expansion de todas las actividades dc la economic del
pais y a la maxima creaci6n de nuevas fuentes de ri
queza y bienestar popular. En este aspect el presu-
puesto de la Naci6n tiene que ser un reflejo exacto
y cabal del cuerpo econ6mico social, de sus necesi-
dades, de sus aspiraciones, de sus objetivos y de sus
fines. El presupuesto tiene que guardar una estrecha
concatenacion con la estructura del cuadro econ6-
mico. Prosperidad o depresi6n, gucrra. o paz, incre-
mento o contracci6n de la vida national, tienen que
recogerse en !a t6nica general del presupuesto si el
mismo ha de cumplir sus grandes fines y superar la
limitoda e inaceptable condici6n de contemplar tan
solo las nccesidades burocrAticas del Estado".
Me parece que express de manera perfeeta ei
ingcniero L6pez Castro lo que debe ser realmente un
presupuesto. El Prcwupuesto del Estado debe orga-
nizar la vida econ6mica del pais. y desgraciadamente
el presupuesto que tratamos y discutimos esta noche
es tipicamente un presuesto burocritico. Si se exa.
minan sus partidas, se observa que con excepci6n de
los cr6ditos de obras publicas. casi todas las consigna-
ciones presupuestales contenidas en el mismo, se de-
dic;in al mantenimiento de cargos piblicos. De ma-
fnera que frente a las graves necesidades v las graves
dificultadcs que Fe descubre ya que confront el pais,
el Gobierno se cruza de brazos v nos trade un presu-
puesto national en que no se trata de dar soluci6n
a ninguno de los problems que el pais esta confron-
tando hoy, y al no menos grave y mas alarmante que
parece natural que el pais confront tan pronto como
el problema azucarero cambic para legar a constituir
una gravisima preocupaci6n para todos nosotros. El
inico capitulo que pudiera considerarse como un
capitulo en que se atienden obligaciones constructi-
vas cs el referente a Obras Piblicas. Sin embargo. en-
ticndo que se emplearia mejor el dinero en la repara-
ci6n de las obras que tenemos ya realizadas que no
cn la construcci6n de otras nuevas. Este es un criteria
iue cxptiso al tomar posesi6n de la Alcaldia de La
Habana cl Dr. Manucl Fernandez Supervielle, repi-
tiendo ideas expuestas! Pot el Dr. Carlos Saladrigas,
quizas sin pensar que al hacerlo estaba haciendo una
critical a su gran amigo el Sr. President de la Repu-
blica, pero quc es una tesis que vo estimo cierta.
Primero es conservar lo que tenemos y despues rea
lizar nuevas obras; y saben los sefiores Representantes
como se encuentran muchas de las carreteras de nues-
tras provincias. Por ejemplo, cada vez que yo tengo
que trasladarme de la capital de la provincia villarefia
\ Saoua Ia Grande, donde desenvuelvo mis activida-
des political, es un verdadero calvario porque la ca-
rretera se encuentra en condiciones ruinosas y vo
pienso que si por esa experiencia tengo que pasat
vo cuando vov alli no con much frecuencia, cual es
la situaci6n en que se encuentran los pacientes ve
cinos de Sagua la Grande cuva carretera se encuentra
siempre asi. Esta es una critical a la que no ha es-
capado ningiin Gobierno en Cuba. La poblaci6n de
Sagua ha sido siempre olvidada por los Gobiernos.


No se reparan las carreteras que tenemos, pero se
emprende la construcei6n de obras de lujo, porquc
de tal puede calificarse la Via Blanca en que se hafn
invertido ya cantidades extraordinarias y para la cuAl
se include en el Presupuesto tres millones y pico de
pesos. Esta afici6n a, realizar nuevas obras refleja la
vanidad de los gobernantes. El reparar las obras cons-
truidas por otros no liga su nombre a esas obras. Lo
que quieren es que se diga que fulano,o ciclano cons-
truy6 esta carretera, este hospital. Pero yo creo que
es- mits itil v patri6tico mantener buenas las care.
teras y bien dotados los hospitals, que hacer nuevas
carreteras para tenerlas en alas condiciones, o cons-
truir un hospital para despues dejarlo indotado. Por
eso, aunqt e el presupuesto de obras piblicas debe
considerarse como de carter constructive, entiendo
quc el destino que se da a los dineros no es el mis
beneficioso para el pais. Si noto algo respect de lo
cuil nos Ilamaba la atenci6n en dias pasados el Rc-
presentante Sr. Rod6n: la distribuci6n desigual entire
las provincias con la tendencia tambicn de favorecer
a La Habana con perjuicio de las demis provincias
interiors .
Basta una lectura r6pida al Capitulo referente a
Obras Piblicas, para darnos cuenta de que se rein-
cide una vez mas en este mal prop6sito, al que pre-
tende poner remedio el Representante Rod6n, a tra-
v6s de una iniciativa que tomamos en consideraci6n
y que espcro sea dictaminada favorablemente por
la Comisi6n correspondiente y venga en plazo breve
d debate en esta CAmara.
Si comenzamos el studio mas detallado de las
distintas partidas presupuestales, inmediatamente sal-
tan a la vista una series de inconsecuencias del go-
bierno autintico. Surgen de inmediato una series de
compromises contraidos con el pais, que no han sido
cumplidos. Por ejemplo: en el Presupuesto del Mi-
nisterio de Defensa figuran 31 millones de pesos.
Como puede olvidarse la extraordinaria campafia que
durante tantos afios realize el Partido Aut6ntico v
realize su candidate presidential entonces, y hoy pre-
sidente de la Rep6blica, contra el exceso de los gastos
militarcs. Recuerdan los sefiores aut6nticos sus conti-
nuadas campafias contra el militarismo, jy c6mo se
reconcilian aqu6llas campafias con este presupuesto
de Defense, en que se asignan a ese Ministerio trein-
ta v un millones de pesos? Es claro que est, res-
,nonsabilidad no la comparten los aliados del Partido
Revolucionario Cubano. ni republicans, ni abeceda-
rios, ni socialists populares la comparten. Hablo sal-
vando las personas; hablo de los partidos, torque los
mismos compartieron con el Liberal y el Democrata
las responsabilidades de mantener un presupuesto ele-
vado en el Ministerio de Defensa, y, por consiguien-
to, estAn en el mismo piano en que estaban aver. Pero
el Partido Revolucionario Cubano que combaiti6 es-
to, v que hizo de esto la piedra angular de su propa-
sinda y tal vez de su triunfo, mne parece que no cum-
ple hoy su compromise con el pais cuando nos trae
un Proyecto de Presupuestos en que asigna al Minis-
terio de Defensa la cantidad de treinta v uno millo-
nes de pesos.
La expresi6n de que Cuba es un pais eminente-
mente agricola se ha repetido hasta la saciedad, pero









66 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA
i- t- ii --


no porque se haya repetido, deja de ser cierta. Efec-
tivamente, el desarrollo industrial de Cuba es limitado
y Cuba vive, principalmente, de su agriculture. Se
ofreci6 por el senior Presidente de la Republica la
atenci6n preferente a las cuestiones de este tipo, y,
sin embargo, en el Proyecto de Presupuestos que dis-
cutimos solamente se asignan cuatro millones de pe-
sos al Ministerio de Agricultura y treinta y un millo-.
nes de pesos al Ministerio de Defensa. Si estuvi6ra-
mos en guerra, si Cuba estuviera frente a una situa-
ci6n grave de orden piblico, podria tener una jus-
tificaci6n esta extraordinaria diferencia, pero ningu-
na raz6n existe que justifique, y much menos que
haga reducir a una cantidad tan pequefia, sobre todo
en relacion con los demas Ministerios, el Presupues-
to del Ministerio de Agricultura. Al desenvolvimien-
to de la riqueza agricola Cuba decia dedicar anual-
mente una cantidad respectable de dinero. Y al no
cumplir este compromise el Poder Ejecutivo, ello
demuestra una vez mas lo que llama un autor emi-
nente la metamorfosis psicol6gica que se opera en los
hombres, o en los politicos, cuando pasan de la opo-
sici6n al gobierno.

El gobierno ofreci6 v el Presidente habl6 a me-
nudo de la necesidad de desarrollar en Cuba un plan
de regadio, como contribution al desenvolvimiento
de la riqueza agriccla del pais. El Ingeniero Amadeo
L6pez Castro recordaba la famosa frase de Kemal
Pacha, que repitio el Presidente de la Republica sin
citarlo: "ni una gota de agua al mar". Como si la na-
turaleza hubiera querido hacer quedar mal al Presi-
dente, este afio ha Ilovido mas que nunca y mas agua
que nunca ha ido al mar. No se ha hecho nada, pues,
en cuanto a regadio. Es mas, los proyectos que habia
comenzado el gobierno anterior no han sido llevados
a la prictica. Y el gobierno aut6ntico, por consiguien-
te, ha incumplido su compromise mis seriamente
contraido con la opinion piblica.

Del cr6dito de veinte y cinco millones de pesos
concedido a la Reptblica de Cuba por el Import and
Export Bank, se habia destinado una cantidad al
studio y al desenvolvimiento de un plan de regadio,
pero es lo cierto que, ocupado en otras cosas el Po-
der Ejecutivo, no ha podido tender a estas cuestio-
nes. El pr6stamo se conserve cuando el Presidente
Grau Ileg6 al Poder. El Presidente Batista habia pa-
gado al Banco todo el dinero que hasta aquel momen-
to habia sido torado, porque como se habia hablado
contra el emprestito tanto, y se habia hablado tanto
contra el dinero extranjero, debi6 pensar, repito, (por-
que hable pocas veces con 61), supongo que pens6,
repito, que el Dr. Grau no desearia hacer uso de aque-
Ilos fondos. Pero el Dr. Grau despues de haber conde-
nado tanto esa operaci6n del empr6stito con un
banco extranjero, utiliz6 los veinte y cinco millones;
pero no los utilize con toda diligencia, y ha ocurrido
que ha transcurrido el plazo pactado por el banco y
el Estado Cubano, sin que el Estado hava utilizado
nueve millones de pesos que pudo haberlo usado en
estas obras de regadio que el Poder Ejecutivo ofreci6
al pueblo de Cuba. No es que no los haya querido
utilizar, porque realize gestiones el Poder Ejecutivo a
trav6s del Ministerio de Obras Piblicas para que el
banco prorrogase el tfrmino, Pero la formula que se


propuso, en la que se eliminaba por el gobierno de
Cuba la aprobaci6n necesaria del Congreso, no sa-
tisfizo al Banco, y mientras que el Gobierno de Cuba
mantenia que no era necesaria la aprobaci6n del
Congress para que el plazo durante el cual se pu-
diera utilizar ese prestamo, pudiera prorrogarse, el
Banco, mas respetuoso de la Constituci6n de la Re-
p6blica que el Gobierno de Cuba, se neg6 a pr6rro-
gar esa obligaci6n, si este Congreso no le impartial
su aprobaci6n.

Es por esa raz6n que ese cr6dito no pudo ser
utilizado, y esa es la raz6n por la que el Gobierno
no ha cumplido compromises contraidos con la opi-
ni6n pibblica, de desarrollar un sistema de regadio
necesario al pais y que hubiera contribuido segura-
mente al desenvolvimiento de la riqueza agricola de
nuestra Patria.

El President ofreci6 tambi6n un plan de reparto
to de tierras v viviendas campesinas (declaraciones
hechas al pais en 6 de octubre de 1944). A pesar
de que el Gobierno cuenta con recursos cuantiosos,
nada se ha hecho, ni nada nos trae el Presupuesto
para cumplir ese compromise del Cobierno con el
pais: es una promesa mis contraida por el Presi-
dente de la Repuiblica con el pueblo de Cuba e in-
cumplida por el Presidente. Ha tenido que surgir
la iniciativa de la mejora de la vivienda campesina,
de estos bancos. La Camara conoci6 en dias pasados
v le imparti6 su aprobaci6n a un Proyecto de Ley
de nuestro compafiero Pardo Jimnez, 'que establece
un sistema de mejoramiento de la vivienda campe-
sina; pero, repito, a pesar de los recursos cuantiosos
de que dispone el Gobierno, brilla por su ausencia
en estos Presupuestos toda iniciativa respect a re-
parto de tierra y respect a mejora de la vivienda
campesina.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): ZMe permit una
interrupci6n?

SR. GARCIA MONTES): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (Dr LE6N GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Angel Pardo Jimenez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sefior President
y sefiores Representantes:

Como quiera que el distinguido compafiero senior
Garcia Montes esti analizando en este moment de
su discurso las promesas del Presidente de la Repuiblica
en su empeflo electoral, para el caso de ocupar el
Poder, y se esti refiriendo precisamente a su ofre-
cimiento de obras p6blicas, yo le voy a hacer una
aclaraci6n al distinguido compafiero y a la Cimara:
como, en su prop6sito electoral, ofreci6 como platafor-
ma de su Gobierno una reestructuraci6n de los pla-
nes de obras publicas, para encaminarlos a lo que
se ha llamado la construcci6n de caminos vecinales,
que pusieran enc contact las zonas de potencialidad
productora agricola con los centros de poblaci6n y
mercados consumidores. Y hemos visto como el pais
ha sido defraudado, cuando frente a aquellas pro-
mesas halagadoras para el pais, de construcci6n de









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 67
-~ Ill- --llll I- I# !


caminos y vias fundamentals, para poner en con-
tacto las zonas, de producci6n con los mercados, se
desvia cl prop6sito para, convertirlo s61o en prop6-
sitos de construcciones fant~sticas de vias de lujo, que
s6lo podrin ser utilizadas por las personas pudientes
en sus moments de recreo, y asi vemos consumer
cantidades extraordinarias en todo lo que se ha dado
en Ilamar la Via Blanca, que represent un empefio
de una carretera que, corriendo por el Norte de la
Isla, una a La Habana con la Playa Azul, en Varade-
ro. Y hemos visto en esos planes fantisticos c6mo
la inexperiencia y la falta de pulcritud en los pro-
cedimientos, hace que se gasten cantidades extraordi-
narias, hasta ahora desconocidas, en la construcci6n
de la carretera, v s61o en el movimiento de tierra
de algunos kil6rmetros de Matanzas a La Habana,
se han invertido mas de $375,000o en 4 o 5 kil6me-
tros de movimiento de tierra v terraplenes; como de
la salida de La Habana, hacia lo que se proyecta,
Varadero, en s6lo dos kil6metros o tres a lo sumo,
va se llevan invertidos -que se conozca por la pu-
blicidad que se ha dado en la Gaceta Oficial- mas
de cuatro y medio millones de pesos. Hemos pre-
scnciado como una y otra vez se repara la carretera
flamante de esa Via Blanca....

S((Abandona la Presidencia el senior de Le6n Gar-
cia y la ocupa el senior Collot).

SR. PRESIDENTE (COLLOT): Tiene la palabra el
senior Diaz.

SR. DIAz (LOMPERTO): Al amparo del Articulo
130 del Reglamento, solicito de la Presidencia que
lame al orden al distinguido compafiero senor Pardo
Jim6nez, interesando de l1 que cina su interrupci6n
a 1o que es su objeto v que no pretend hacer un
nuevo discurso a trav6s de la via, ya socorrida, de la
interrupci6n.

SR. PRESIDENTE (CoLLOl): Llamada al orden la
Presidencia, ruega al senior Pardo Jimenez que se
cina al tema 'de su interrupci6n.

SR. P~RDO JIMENEZ (ANGEL) Consecuente con
la indicaci6n de la Presidencia, tendr6 sumo gusto en
ser o1 mis breve possible, ya que cambiar de tema
no podrd, porque se refiere expresamente al objetivo
de la interrupci6n, pues quiero atemperar mis inter-
venciones a las indicaciones respetuosas y oportunas
de la Presidencia.

Decia yo en cuanto a esa Via Blanca que habia-
mos presenciado sus reparaciones continues, hasta cua-
tro, cinco y seis veces en los mismos tramos, sin quc
todavia se hubiera abierto al servicio p6blico, que ha-
bian costado millones y millones de pesos, mientras
que los caminos vecinales, mientras que las vias fun-
damentales que pusieran en contact las zonas de
producci6n con los mercados y las poblaciones, se
encontraban intransitables y no habian sido iniciadas
sus obras.

Por eso, robusteciendo las manifestaciones del
compafiero senior Garcia Montes, que aludi6 a esta
material como algo sustancial que debia haber sido


tratado en el anteproyecto de Presupuestos y que nos
vemos privados de poder consignarla por las restric-
ciones constitucionales, .puedo decir que ello es un
fraud cometido al pueblo de Cuba; un fraude que
sirvi6 para buscar votos en la campafia electoral; que
sirvi6 para decepcionar al pueblo que, frente a las
neceridades urgentes del mismo, no bien satisfechas
aqucllas promesas que con tanta emoci6n se prodi-
garon en la campafia electoral y que con tanto desden
se han olvidadc desde el poder por el present Go-
bierno.

(Abandona la Presidencia el senior Collot y la ocu-
pa nuevamente el senior de Le6n Garcia).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continia en
el uso de la palabra el senior Garcia Montes.

SR. GARCIA MONTES (JORGE): Sefior President
y shiorcs Representantes:

El senor Pardo Jimcnez apunta una series de
datos y los agrega a los que yo sefialaba respect a
la defectuosa inversi6n de los fondos de Obras Piu-
blicas, y al descuido en que el Estado manticne las
neccsidades agricolas del pals. Todos conocemos los
hechos expuestos por el senior Pardo Jimenez. Pocos
son los Representantes que no utilizan las darreteras
a las cuales 61 ha hecho referencia. Por ejemplo,
Agua Dulce. Yo he visto tres veces reparando Agua
Dulce en el termino de un afio. Caso curioso. Un
dia regresaba de Las Villas hace poco, dos meses, y
vi unos tubos enormes colocados en las calls v abierta
la Avenida de Agua Dulce. Me informaron que ha-
bia sucedido algo curioso: los ingenieros que habian
construido la obra, no se habian acordado del desagiie
y despubs de construida la obra tuvieron que abrirla
de nuevo, romper el pavimento para colocar entonces
lo0 tubos.

Creo que algo parecido sucede con la luz. Pero
desde luego, sea una cosa o la otra, es un hecho
incuestionable, porque lo he presenciado yo y lo han
visto los cpmpafieros, que en un afio ha sufrido esa
'venida, construida y abierta al p6blico hace tin afio
y pico, tres reparaciones. Exactamente lo mismo, exac-
tamente igual puede decirse de la Avenida de Dolo-
res; qae empata la Carreteia Central con Agua Dulce,

De manera que no parece que se invierten muy
bien por Obras Piblicas los fondos del Estado, o,
por lo menos, -y es lo mis caritativo que puede
decirse-- no se invierten con pericia y competen-
cia.

Queria decir algo tambi6n respect al Miristerio
dc Educacion. Se ponen a disposici6n de este Mi-
nisterio mis de cuarenta millones de pesos. Nada
tendriamos que decir si los cuarenta 'millories de
pesos que se consignan al Ministerio de Educaci6n
se dedicaran exclusivamente a esas necesidades, pero
el Congress sabe que no se dedican a ello. Sabe el
Congress que, para vergiienza de este rxginien, el cen-
tro maximo de botelleria que existe hov en la Ad-
ministraci6n, es el Ministerio de Educaci6n. En otros
gobiernos que se lamaban inmorales, se dedicaba ge-









68 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i- i -l i l IIII 'I I


neralmente la Loteria a esos menesteres, a esos bajos
menesteres de la political y que las debilidades de los
series humans hacen siempre necesarios. Pero ha
cabido a la "cubanidad" la gloria y el honor en, trans-
formar en sentina del regimen el Ministerio de Edu-
caci6n.

Y no lo digo yo, no es la afirmaci6n de un ad-
versario o un opositor del Gobierno, es la afirmaci6n
repetida en sesiones p6blicas del Senado y en 1a
prensa de un grupo de prominentes Senadores de
los partidos de mavoria. La Camara conoce las ex-
presiones que fneron vertidas en dias pasados en el
Senado por Senadores de los partidos Socialista Po-
pular y Revolucionario Cubano, y la opini6n que ma-
nifestaron respect a la forma en que las cosas se
realizan en el Ministerio de Educaci6n. De manera
que esta censura y esta critical que yo dirijo al r6-
gimen y especialmente al Ministerio de Educaci6n,
tienen la responsabilidad y el respaldo de personas
que no pueden ser juzgadas ciertamente de oposicio-
tistas ii de apasionados enemigos del Gobierno. /

?C6mo se distribuyen, c6mo se consignan en el
Presupuesto los Ingresos? El ingeniero senior L6pez
Castro, quc, repito, me ha dejado poco que hacer, ex-
plicaba c6mo el calculo de los ingresos es manifies-
tamente err6neo, comd si se tiene en cuenta el au,
mento de la producci6n azucarera, al mismo tiempo
que el aumento de precious del product, debe es-
perarse un aumento en las recaudaciones, que hacen
ascender a 17 millones de pesos. Se omite, ademas,
en el calculo de Ingresos, sin que se haya explicado
por que, el imported de los sobrantes de la lev que
cre6 la Comisi6n de Fomento Nacional.
Quiere decir que habra alrededor de 20 millones
de pesos que no aparecen consignados en el Presu-
puesto como tales ingresos del Estado, y tiene raz6n
para decir el Representante que habla que el prop6sito
de esta omisi6n es permitirle al Gobierno continuar
disponiendo de cr6ditos por medio de Decretos, v
uno de los arguments fundamentals que hubiera
inclinado mi voluntad a votar favorablemente un pre
supuesto aunque fuera un presupuesto malo, era que
este procedimiento criticable y daftino a los interests
generals del pais, terminara por fin; pero si las puer-
tao quedan abiertas, si de prop6sito se permit con-
Linua disponiendo por Decreto, a espaldas del Con,
greso de los dineros publicos, no creo que pongmlnos
coto a ningin rtal aprobando un presupuesto aquejado
de tant;os defects como los que padece el ante-pro
yecto iemitido a la Camara por el Poder Ejecutivo.
Vov a complacer a la Mayoria terminando mis
palabras. Creo que estamos cansados los dos. En
el dia de ayer estuve cumpliendo deberes politicos
en la lrcha que libramos en el t6rmino de Cama.
juani para ser derrotado el Partido- Dem6crata, en
contra de todos los partidos de gobierno v contra
todos los recursos del Gobierno por s610 50 votos.
He dormido en tres dias cinco loras y realmente, el
cansancio me agobia. Pero no quisiera terminar estas
palabras sin hacer alguna referencia a la ausencia ab-
soluta v total del cumplimiento de otro ofrecimiiento
del partido de gobierno y del senior Presidente de la
Reptiblica.


RecordarAn los sefores Representantes que en
entrevista concedida al "Diario de la Marina", el
senior Presidente de la Reptblica ofreci6 de manera
express' la derogaci6n de la Ley de Ampliaci6n Tri-
butaria. Ofrecia entonces el candidate; los candida-
tos pueden ofrecer con much facilidad. Pero fue
utn compromise de tal modo especifico y solemne,
que la falta de cumplimiento del mismo represent,
cuando menos, una grave responsabilidad de orden
moral. Al cabo de dos afios de gobierno, cuando
las recaudaciones han aumentado de manera extra-
ordinaria, pot la situaci6n econ6mica del pais, no
por ninguna otra raz6n como ha querido hacerse apa-
recer, podia va el Poder Ejecutivo dar cumplimiento;
sin grave aucbranto, al compromise solemn que ha-
bia contiaido con su pueblo, y era 16gico esperar
que en cste Proyecto de Presupuestos, se aproveehara
la oportunidad para dar cumplimiento a tal compro-
miso, v a tales promesas. Pero no hay absolutamente
ninguna stpresi6n de impuestos, sino que lejos de
cumplir el compromise, se aprovecha la oportunidad,
se aprovecha la coyuntura para llevar de manera de-
finitiva a los presupuestos nacionales los impuestos
creados con motivo de las necesidades de guerra.

Estas son las razones por las cuales estima el
que habla que la CAmara debe impartir su aproba-
ci6n al Voto Particular, y estas, son las razones por
las cuales la Minoria impartira su aprobaci6n en el
dia de hov al Voto Particular firmado por los Repre-
sentantes de los Partidos Demncrata y Liberal, en la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos y obra funda-
mental del ingeniero senior L6pez Castro.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se pone a vo-
taci6n el Voto Particular.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Votaci6n nominal,
senor Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): A solicitud
de un sefor Representante, se va a votar nominal-
mente. Los que esten conformes votaran que si; los
que est6n en contra, votarin que no.

(El Oficial de Actas efecua la votaci6n nomi-
nal).
SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): iFalta algin
senior Representante por votar?

(Silencio).

Han votado 97 sefiores Representantes; 79 que
no; 18 que si:
Votaron en contra los sefiores: Acosta, Aldereguia,
Alonso Alvarez, Alvarez Lefebre, Alvarez Recio, Ara,
Aragon6s, Armenteros, Bisbe, Bohorques, Canmejo, Ca-
nut, Carbonell, Andricain, Codina, Collot, Cossio,
Cruz, Curti, Diaz Fernindez, Dipz Ortega, Diaz 'Ro-
driguez, Duccasi, Escalante, Escribano, Esteva, Fer-
nandez Martinez, Fleites, Garcia Benitez, Garcia Iba-
iiez, George, Giberga, G6mez Quintero, Gonzilez Po-
sada, Guti6rrez Casanova, Hernandez de la Barca, Her-
nandez Tellaheche, L6pez Deustua, Luzardo, Llans6,









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA .69
-- il il L_


Martin, Men6ndez, Milanes, Mora, Mujal, Nibot, No-
dal, Ochoa, Oliva, Ordoqui, Pages, Pardo Machado,
Payn, Peila, Pequeio, P6rez L6pez, Pino Martinez,
Pino, P6rez, Pino Santos, Puentes Rodrguez, Puen-
tes Salinas, Remedies, Rivero Partagas, Rivero Setien
A., Rivero Setien M., Rodds, Rod6n, Rodriguez Car-
tas, Rodriguez P. Rodriguez S., Rojas, Resales, San-
chez Mastrapa, Sera, Serrano, Soldevilla, Trasancos,
Vega, Vinent y de Le6n Garcia.

Votaron a favor: los seiiores Bravo Acosta, Buttari,
Dominguez, Dorta, Fernindez Varela, Ferro, Figueras,
Garcia Menocal, Garcia Montes, Guas Incldn, Izagui,
rre, L6pez Castro, Martinez Fraga, Pardo Jimenez A.,
Pardo Jim6nez J., Urquiaga Barberena, Urquiaga Pa,
dilla y Zayas Bazan.

Queda rechazado el Voto Particular.

Tiene la palabra el senior Bravo Acosta para ex-
plicar su voto.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior President
y sefiores Representantes: He votado afirmativamen-
te, y en breves aalabras quiero explicar las razones
que para ello he tenido.

Consciente de mi responsabilidad como miembro
del Congreso, no s61o por el studio que he realizado
de los Presupuestos y de los preceptos constituciona-
les que al mismo son apJicables, y las Leyes en vigor
que debieran ser respetadas, sino tambi6n porque oyen-
do a mi distinguido compafiero seinor Amadeo L6pez
Castro, en la defense del Voto Particular que acaba
de ser rechazada, he llegado a la conclusion de que
efectivamente, podemos prestarle un servicio a la na-
ci6n, si procuramos que estos Presupuestos puedan
llevar el cachet constitutional, que es indispensable a
todo Presupuesto.

Cuando se discuten los Presupuestos de la na-
ci6n, cuando se va a entregar a la Administraci6n Pi-
blica los dineros del pueblo, la responsabilidad del Con-
gresista, que ha de sancionar estos hechos, es mayor
aim que en cualquier otra ley ordinaria. Cualquier
otra ley ordinaria puede ser objeto de modificaciones
que pueden acordarse en corto o largo plazo, y la
lesi6n que pudiera resultar de cualquier ley no tiene
la trascendencia de la lesi6n que puede ocasionarse a
la naci6n al votarse unos presupuestos inadecuados.

Es tal el nrimero de cuestiones que encierran es.
tos presupuestos que no es possible ni siquiera ha.
ciendo los esfuerzos mayores que se pudieran hacer,
Ilegar a la conclusion de que havamos tenido que
votarlos. Yo he querido en este dia, no s61o tener el
criterio particular mio, sino tratar de formarme una
opini6n, oyendo el criterio de aquellos elements que
estando al.lado del Cobierno hayan enjuiciado el Pre-
supuesto de la naci6n.

Un distinguido compafiero nuestro, perteneciente
al Partido Revolucionario Cubano (Autentico), al en-
juiciar estos Presupuestos se hizo esta pregunta: 4Que
es meior, votar estos Presupuestos malos o no votar-
los? En el curso de si enjuiciamiento, hecho p6-


blico en la prensa, este distinguido compafiero sefial6
distintos errors, errors que han sido un punto de
afianzamiento mayor en mi criterio para mantener esto
que expreso al votar afirmativamente por el Voto Par-
ticular del senior Amadeo L6pez Castro.

Se me escapaban en el studio hecho distintas
cuestiones que no habia tenido tiempo de estudiar,
porque de sobra es conocida por la Camara, como
han sido estos Presupuestos. El poco tiempo Ique he-
mos tenido los elements de la Oposicion para eS-
tudiar los Presupuestos, es conocido, pdrque la rea-
lidad es que el studio no podia hacerse, no se podia
hacer por los cuaderhos enviados por el Poder Eje-
cutivo y despues, tampoco, podriamos hacerlo con los
cuadernos presentados por el Ponente. En esos cua-
demos se ha visto despu6s que fueron traidos a la
Cimara, fuera del termino que,debian haberse traido,
todavia cuando los vemos no vamos a saber qu6 vamos
a votar en definitive. Tienen tambi6n n6meros en-
mendados con lIpiz o tinta esos Presupuestos en los
cuadernos aprobados por la CAmara que ha tenido
perplejo a los que lo han estudiado. Encontramos
que hay numerous cuyas cantidades no coinciden en
la suma, y cuando esto es materialmente grifico, unido
,a lo otro, tiene que detenerse el legislator para pen-
sar qu6 es lo que va a hacer, c6mo ese distinguido
compafiero del autenticismo se detiene para ver qu6
es lo que va a hacer en su propio caso. No conozco
ain su criterio de c6mo se producira en definitive,
pero levendo su enjuiciamiento, quizis apruebe su
totalidad, pero un gran numero de. enmiendas ven-
dri y las aceptard, porque coincide perfectamente
con el criteria que tengo de muchas de las partidas
que son objeto de modificaciones.

Todo lo que he venido sosteniendo con respect
a errors y pueda sostener, he creido convenient Ile-
varlo por medio de enmiendas al objeto de que se
rectifiquen los errors, si como parece va a ser apro-
bado el presupuesto en su totalidad. Es innegable
que cuando se va a dotar a la naci6n de lo que es
esencial, el presupuesto, fijemos much nuestra aten-
ci6n. Ahora en este moment estamos en situaci6n
distinta a afios anteriores con respect a los Pre-
supuestos.

Cuando en afios anteriores no se aprobaban los
Presupuestos, la naci6n tenia que correr todo el pe-
riodo de tiempo del afio econ6mico para volver a
tratar de otros Presupuestos. En cambio, ahora no.
Ahora qqu6 puede resultar en el supuesto de que
no hava Presupuestos, que'creo que los habri porque
la Mayoria se ha empefiado en ello, qque puede re-
sultar de fruto? Que tengamos un period de tres
meses en los cuales se seguird rigiendo la'naci6n por
Decreto, pero la Camara, en el supuesto de que no
haya Presupuestos, actuando como debe actuar, si-
tuandonos en Representantes, pero atendiendo a su
vez los de la Mayoria lo que como un derecho legi-
timo y constitucional reclama la Minoria. Podemos
dar un Presupuesto que en definitive seri un bene-
ficio para el Gobierno y para su desenvolvimiento, por-
que cuando tenga un Presupuesto ajustado al servicio
de la naci6n, serAmun 6xito para el Gobierno, y en









70 DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA
- t -- -- t l: tlil tt


ese 6xito, tenga la seguridad la Mayoria, que la Mi-
noria ha de prestar su concurso para que el Presu-
puesto rija como debe regir, constitucionalmente, de
acuerdo con la ley de beneficio para el pais. Demos
al pueblo lo que del pueblo sacamos por medio de
las leyes de impaestos, v que podamos quitar todos
esos errors que senalaba el ingeniero L6pez Castro
Le podemos revertir epi esos servicios que hin sido
omitidos y que son indispensables para el bienestar so-
dial, politico y economic de la naci6n. 'Que impor-
tan tres meses mas, para que podamos Ilevar a vias
de hecho lo que todos anhelamos? Nosotros quere-
mos presupuestos pero verdaceros presupuestos. No
crean los sefiores Representantes que el proposito es
el obstruccionismo de manera absolute. iNo! Qui-
zAs si hubiera la posibilidad de la rectificaci6n de
muchos de los errors del Presupuesto, quizis pudid-
ramos entrar a considerar la posibilidad de la aproba-
ci6n, pero don esa posibilidad si no le prestabamos
la totalidad de los servicios a la naci6n, por lo me-
nos le habiamos de quitar muchas de las dificulta-
des; pero tengo la seguridad absolute que los Pre-
supuestos que se quieren son esos Presuestos y creo
que le estamos prestando un servicio a la naci6n tra-
tando de que no sean aprobados estos Presupuestos.
Oportunidad hay para que el Congreso pueda con
el studio de este mismo ante-Proyecto hacer el Pre-
supuesto para los tires trimestres que faltan.

Me llam6 much la atenci6n y me fij6 much
en la explicaci6n y en el studio que hizo el sefioi
L6pez Castro con respect a si se aprueban estos
Presupuestos como estan, y el decia muy bien: Co-
nocemos la political en Cuba como se desarrolla. El
afio que viene hay elecciones, hay reorganizaci6n,
tenemos que dedicar muchas de nuestras actividades
a esas actividades political y si estos Presupuestos se
aprueban no hemos servido en nada al pueblo, el afio
siguiente, en el 48, quedaran en vigor esos Presupues-
tos, porque de obtener el Gobierno estos Presupuestos
en la forma en que estan redactados, v han sidq
aceptados por la mayoria de la Comision .de Hacienda
y Presupuestos, serin los que rijap, a pesar de nuestros
esfuerzos en contra, en el afio 48, y la responsabilidad
del Congreso consiste en evitar que estos errors si-
gan rigiendo para el afio de 1948 cuando ya seri
tarde para lamentarnos.

No tengo la seguridad, espero que si en defini-
tiva la mayoria aprueba estos Presupuestos, no sea
tan rigida la consigna de que no se admitan en-
miendas de ninguna especie, porque ya hecho el mal,
a mi manera de ver, pudiera resultar beneficioso para
el Gobierno que se introdujeran modificaciones que
vinieran a salvar en cierta forma, la situaci6n de ne-
cesidad de la naci6n. Que se rectifique algo oue
es esencial con arreglo a todas las leyes y especial-
mente a la Constituci6n: que no se reciba dinero de
impuestos, suprimiendo los servicios para los cuales
esos impuestos fueron creados.. Unas horas mis, una
reacci6n por parte de la Mayoria que piense un mo-
mento en ese discurso y que si es cierta la felicita-
ci6n hecha al compafiero seinor L6pez Castro, que
por lo menos algunas de esas indicaciones, -que
no es el partidarismo politico el que lo hace produ-
cirse asi-, al ser felicitado, debe entenderse que es


una aceptaci6n de las manifestaciones del senior L6pez
Castro, que se vaya a una rectificaci6n v con ello
habremos de dar la sensaci6n de que el Congreso ha
estudiado y ha tratado de remediar todo lo que es
indispensable remediar.

Yo decia que iba a ser breve en esta exposici6n
y efectivamente lo voy a ser. Yo voy a terminar re-
cordando a los compafieros la conveniencia de que
esos errors scan ratificados, si es que se aprueban los
resuptiestos, y si en esa rectificaci6n coincide toda
a mayoria, pero en lo que si es esencial, en aquellos
problems en que podamos prestarle un servicio a
ia nation, porque de no ser asi, cuando estos Pre-
supuestos den al traste con el desenvolvimiento econ6-
mico de la Naci6n, jah!, entonces la responsabilidad
seri exclusivamente de todos aquellos que lo sancio-
naran, aunque el perjuicio lo sufririamos todos, no
s61o los que nos encontramos aqui, en la Camara,
sino el pueblo que vive alli y que espera que po-
.damos realizar, mediante la Ley de Presupuestos, los
'bcneficios a que tiene derecho, porque para eso ellos,
el pueblo, aporta lo que es necesario para mantener
la maquinaria gubernamental.

Por estas razones yo he votado favorablemente
el Voto Particular del senior L6pez Castro.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra, para explicar su voto, el senior Gregorio Guas
Inclan.

SR. GUAS INCLAN (GREGORIO): Seflor President
y sefnores Representantes:

Resulta casi un crime, un abuso al compafieris-
mo, que despu6s de, tantas horas de sesi6n, nos le-
vantemos en la madrugada a explicar nuestro voto.
Pero es necesario que cada cual deje su criteria sen-
tado con relaci6n a estos Presupuestos que estamos
tratando.

Yo creo que estos Presupuestos han sido confec-
cionados con la intenci6n de que no fueran votados.
Son tan garrafales sus errors, los clasifico y califico
como un adefesio y creo que cuando se confecciona-
ron se hacia con el prop6sito de que ni la Mayoria, ni
la Minoria los votaran, por lo malo que estos Presu-
puestos resultan. Pero yo pienso que esta Minoria, que
esta hacienda un esfuerzo extraordinario, va a ob-
tener, si la lograra obtener, una victoria a lo Pirro.
Es decir; que si obtenemos que no haya Presupues-
tos le estaremos dando un bafio de rosas al Presi-
dente. Podri seguir gobernando nuestro ilustre Pre-
sidente, sin sujetarse a ley de ninguna especie, y llo-
veran, seguiran Iloviendo los decretos presidenciales.
Pero si no se votan los Presupuestos, se obtiene este
resultado. Y si se votan, sefiores, se le ha confeccio-
nado un traje a la media al Ejecutivo y gobernara
con ellos lo mismo que antes, sin Presupuestos que
lo obliguen a nada. Exactamente igual. No es po-
sible que esa Mayoria, hombres conscientes e inteli-
gentes, despu6s de oir ese informe luminoso del senior
L6pez Castro, se pueda producer libremente, si pu-
diera hacerlo, sin obedecer a una consigna political,
tengo la seguridad que ellos hubieran votado como yo,









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 71
TJ|~~ Il I I lll I. I II .. ,, i Hq ], i I i r f | n I IIT in im i i ]


a favor del Voto Particular del senior L6pez Castro.
Pero las cosas son asi y ustedes llegaran a votar los
Presupuestos. Se dari el caso inaudito de que en
un mismo Cuerpo legal vengan Presupuestos ordina-
rios y el Presupuesto extraordinario. Yo no soy un
jurista, soy un modesto dentist, pero el sentido co-
mun, que es lo menos com6n de los sentidos, nos
dice que no es possible que en lo que es- ordinario
se incluya lo extraordinario. Lo extraordinario es la
excepci6n; es decir, que este Presupuesto luce viciado
en su origen, porque ,estamos propugnando una ley
que es inconstitucional en su nacimiento.

Pero se da el caso inaudito de que en estos Pre-
supuestos, cuando se esta otorgando al Ministerio de
Defense treinta y un millones de pesos, al Ministro
de Agriculture, como decia el senior L6pez Castro,
s61o le estin dando cuatro millones de pesos.

Sefiores: yo quiero que se me diga si en nuestro
pais, que tiene que ser eminentemente agricola, es
possible que con s61o cuatro millones de pesos se haga
agriculture, en los moments en que Cuba tiene una
verdadera danza de los millones. Estamos, sefiores,
en unas segundas vacas gordas y necesitabamos nos-
otros, que en estas vacas gordas, se empleara el di-
nero en la agriculture, para que este pais pudiera
veneer, pudiera avanzar hacia el progress, intensifi-
cando su riqueza agricola, porque no podemos ser otra
cosa. Desgraciados de nosotros cuando nos empefie,
mos en hacer de nuestro pais un pais industrial.

Por eso yo he votado a favor del Voto Particular
del senior L6pez Castro, y con esto estoy indicando
mi voto en contra del dictamen.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra, para explicar su voto, el senior Martinez Fraga.

SR. MARTiNEZ FRACA (ANTONIO): Sr. President
y sefiores Representantes:

Debia comenzar mis palabras para explicar mi
yoto afirmativo a favor del Voto Particular suscrito
por la Minoria con frases mis o menos parecidas a
las que acaba de pronunciar, al explicar su voto,
nuestro compailero Gregorio Guas Inclan. Y debia
.hacerlo, porque en el fondo de sus frases se produce
un juicio sereno, firme y enderezado a velar por las
funciones del Parlamento. Llevamos largas horas de-
batiendo esta cuesti6n. El anilisis y el juicio que se
ha hecho del Voto Particular suscrito por la Minoria
y encabezado por nuestro distinguido compafiero, el
sefior L6pez Castro, y es que lamentamos, senior Pre-
sidente v sefiores Representantes, que el contenido de
esta explicaci6n de voto no lo recojan con la mere-
cida atenci6n los seiiores Representantes de la Mayo-
ria. Decia que habia encuadrado con acierto en sus
frases el compaiiero Gregorio Guas Inclin la respon-
sabilidad del Parlamento. Largas horas llevamos de-
batiendo esta cuesti6n y se ha podido poner sobre
la mesa de la CAmara todas las irregularidades y
todos los perjuicios que estos Presupuestos, tal como
estan, habrian de irrogarle a la Republica en caso
de su aprobaci6n por la Cimara y el Senado.


El compafiero Bravo Acosta indicaba con acierto
y con gran responsabilidad, apuntando una posibili-
dad de studio, de que 6sta era una cuesti6n a con-
siderar, sin partidarismo politico, por Mayoria y Mi-
noria. Una Lev como la de los Presupuestos de la
Reptiblica no es una ley political, Una Ley como la
de los Presupuestos no debe venir con la consign
cerrada dada por el Gobierno de pasarla a outrance,
de cualquier forma, frente al criterio responsible de
una mayoria gubernamiental. En buena hora...
SR. DIAZ (LOMBERTO): Pido la palabra para un
ruego a la Presidencia.

SR. PRESIDENT (Dt LE6N GARCiA): Tiene la pa-
labra el senior Diaz.
SR, DIAZ (LOMBERTO): Para interesar de la Pre-
sidencia que ruegue a los sefiores Representantes que
ocupen cada uno sus escafios, porque la explicaci6n
de voto del senior Martinez Fraga es muy interesante,
y es just que la Camara le preste la atenci6n debida
al distinguido compaiiero.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se ruega a los
sefiores Representantes que ocupen sus escafios. Con-
tinia el senior Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Doy las gracias
al compafiero que de manera tan amable ha llamado
la atenci6n de los compafieros. Quiero reafirmar su
juicio, porque efectivamente van enderezado directa-
mente a la Mayoria de la Camara, el contenido de
mi explicaci6n de voto favorable al Voto Particular
que tan brillantemente explicara el compafiero sefor
L6pez Castro.

Decia que la Ley de Presupuestos anuales del
Estado no es una ley de simple tipicidad political, para
cuva aprobaci6n la Mayoria tiene que abroquelarse
de todos modos en sus votos, y cetrar el paso a toda
sana intenci6n y a todo prop6sito elevado, y tratar
de implantarse como se hunde un clavo en la ma-
dera, de todos modos, a capricho cerrado. La Ley
de Presupuestos a todos nos afecta. Todos la que-
remos; todos la levamos en nuestros principios pro-
gramAticos de Partido. Todos hemos hecho formal
compromise con la pini6n p6blica de otorgarle al
pais una Ley que vertebre, definitivamente, no so-
lamente la oiganizaci6n de los diferentes departa-
mentos del Gobierno en sus Ministerios, sino que-tam-
bi6n de mantra precisa resuelva, por lo menos, en
su esencia, la vida econ6mica del pais. Piensen bien
los sefiores de la Mayoria que, efectivamente, tene-
mos gravitando sobie nosotios la responsabilidad de
no haber podido otorgar al pais, lo mismo en la CA-
mara que en el Senado, una ley que adjetive las ne-
cesidades que han venido acumulandose desde el afio
econ6mico del 37 al 38. Y, cuando despu6s de ese
largo period, el Gobierno de la Repiblica present
su anteproyecto de Presupuestos del afno 1946, y los
que hoy formamos filas en esta Minoria, que en-
tonces ocupAbamos los bancos de la Mayoria, facili-
tamos con nuestros votos las aspiraciones del Gobierno
entonces, que cumpli6 con su deber enviando unos
Presupuestos, aunquc envidndolos con flagrante trans-








'72 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
[ t- t t t-- t t t


gresi6n de los preceptos constitucionales, y aquellos
Presupuestos, como hube de decir en una de las in-
terrupciones, no consagraba los graves e irreparables
perjuicios que 6ste consagra.

Si la responsabilidad de la Mayoria es de tipo
national, la de la Minoria tambi6n. Seria absurdo y
suicide por part de los Representantes que integran
el Bloque de la Mayoria, imponer de todos modos
unos Presupuestos de esta naturaleza, de tan graves
consecuencias. Y ya lo decia el compafiero senior
Bravo Acosta, con gran acierto: aprobamos estos Pre-
supuestos tal como estan; rigen durante todo el pe-
riodo econ6mico de 1947. Llega la oportunidad de
remitirlos nuevamente para el aflo econ6mico de 1948,
y entonces corremos el grave e imperdonable riesgo
de que, no consolidindose la Mayoria, tengan que set
aprobados nuevamente para ese afio, u otros mAs, o
s6ase, Presupuestos que todos sabemos palmaria-
mente, a flor de labios responsables, que estan pla-
gados de errors gravisimos.

Hay sobre ]a Mesa una series de Enmiendas, mu-
chas de ellas recogidas en este Voto Particular. Las
ihabrA tambi6n en el Voto Particular que formula una
figure parlamentaria, professional v acad6mica de la
categona y, envergadura del senior borta Duque. No
son, por consiguiente, Votos Particulares de tipo po-
litico, al proposito de hacer impossible la aprobaci6n
Sde esta Ley: son Votos que van enderezados a la
lMayoria, para que pueda contemplar la necesidad de
observer la vigencia de determinadas Enmiendas. Ya
lo 'apuntaba el compafiero senior Bravo Acosta, por-
que si se cierra desde ahora sobre la Minoria la
Slayoaria a obstaculizar las Enmiendas, que todos he.
mos reconocido con nuestras gestiones y nuestros con-
tactos que, efectivamente, comprenden e irrogan gra-
ves perjuicios a intocables derechos de empleados y
necesarios servicios del Estado.

ZCon que cara se pueden presentar los Congre.
sistas de Oriente en esa Provincia, cuya riqueza esen
cialmente es minera, habiendose borrado del Presu-
puesto, como apuntaba con gran acierto el senior
Bravo Acosta, la Oficina de Minas, y asi, cuando un
guajiro encuentre una roca o una piedra, y no pueda
trasladarse a La Habana, esa riqueza quedara sepul.
tada para siempre, porque en su indefensi6n econo-
mica no podra venir a La Habana.

Seamos francos y responsables en esta madrugada.
2Por que cerrar todas las posibilidades a una series
de Enmiendas que podemos viabilizar? ZPor qu6 fren-
te a esos Votos Particulares no habra un entendi-
miento que rechaze la mecinica del sistema totali-
tario, el principio del Kromprinz, que tantas des-
gracias ha causado a Europa? TPor que no discuti-
mos y con esa misma responsabilidad, porque esta
no es una Ley de tipo politico que pueda imponer
obligaciones political ineludibles, entire Mayoria y
Mlinoria, porque si no, jams la Mayoria de 1944 hu-
biera aprobado, como lo hizo, el anteproyecto pre-
sentado por el Gobierno. Hemos abonado nuestra
conduct de hoy con esa responsabilidad. Invitamos
tambidn a esa Mayoria a que nos secunde en esas
responsabilidades y en esa conduct.


Vendra dentro de poco a discutirse el Voto Par-
ticular del senior Dorta Duque, y se present una nueva
oportunidad para que se abra un entendimiento con
la Mayoria, cuando conozca la series de cuestiones ju-
ridicas y la series de hechos gravisimos que esos Pre-
supuestos, tanto desde el punto de vista legal como
desde el punto de vista constitutional.

iNueva oportunidad para llegar a un entendimien-
to ante una responsabilidad comin! Esto, porque no
puede constituir el triunfo de la Mayoria, por sus vo-
tos, ni tampoco el triunfo de la Minoria obstruccio-
nista. Tengan en cuenta las responsabilidades que
el pais nos exige. Ustedes entienden, cumpliendo
estrictamente la linea political del Gobierno, que esos
Presupuestos, tal como estAn, tienen que aprobarse,
y si no se irrogan perjuicios para el pais. Nosotros
entendemos tambien que esos Presupuestos son gra-
ves para el pais; pero hemos ofrecido soluciones, he-
mos presentado Enmiendas. Concili6moslos, porque
en buena hora, quizAs, podamos llegar a soluciones
que remedien los graves errors que esos Presupues-
tos contienen.

Este enjuiciamiento que aprovecho hacer en la
explicaci6n de mi voto favorable al Voto Particular,
es, senores Representantes, la mejor explicaci6n de vo-
to que puedo hacer, recogiendo las ideas apuntadas bri-
llantemente por el sefior Bravo Acosta, apuntadas al
mismo tiempo para que el senior Presidente de la
Camara, con su grande y propia responsabilidad, trate
tambi6n con la Mayoria, para poder entrar en un
cauce de entendimiento, si es possible, en tanto esta
sesi6n se va sustanciando.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto el senior Pardo Jim6nez.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sefior President y
sefiores Representantes:
He votado por si, y, por consiguiente, aprobado
el, Voto Particular del distinguido compafiero senior
L6pez Castro, porque estimaba que con su aproba-
ci6n se daba oportunidad a rectificar los errors sus-
tanciales del anteprovecto de Presupuestos, v hacia po-
sible disipar las dudas que abrigamos y que abriga el
pais, de que con la aprobaci6n de estos Presupuestos,
con los enormes errors que entrafia, se causaria un
mal mayor que el de prorrogar los presupuestos vi-
gentes que rigen en 1946.
Pero esa tesis y esa duda ha sido disipada en
una forma negative 'con el empefio de la mayoria al
imponer con sus votos el rechazo del Voto Particu-
lar del senior L6pez Castro, que como aqui se dijera,
tuvo el reconocimiento y la felicitaci6n del lider del
Comit6 Parlamentario der Partido Autentico en nom-
bre de su partido y en nombre de los que forman los
denms partidos de gobierno, no tuvo la virtualidad de
despertar en las conciencias de los miembros de la
Mayoria el prop6sito rectificador que entrafiaba el and-
lisis sereno y concienzudo v medular de ese brillante
informed.
Y triste paradoja; se reconoce, se felicita y enal-
tece la tesis mantenida v no se aceptan sus razona-
mientos y se ircide en los errors apuntados.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 73
* I I i U I I ,


gQu6 quiere decir esa actitud, qu6 implica esa ac-
titud? Que no hay por parte del Gobierno, dicho
sea con todo respeto a la Mayoria, el .prop6sito de
acertar v encauzar las finanzas nacionales a traves
de los preceptos de la Constituci6n y de la Ley, que
s6io anida el prop6sito gubernamental de Ilenar un
tramite en la forma y manera que mis le conviene
a sus prop6sitos permanentes de vivir al margen de
la Constituci6n y de la ley.

Asi, en ese anAlisis sereno v complete que hi
ciera el companero senior L6pez Castro, ensefi6 a la
Cimara los distintos errors que en el orden coistitu-
cional y legal se cometen en este anteproyecto. Este
solo enunciado hubiera sido suficiente para que, si
animando a la mayoria el deseo de acertar, se hubiera
aceptado el Voto Particular, que no era negative sino
rectificador de los errors y del prop6sito de dotar
al pais de un nuevo presupuesto. Esta political del
Gobierno me afirma en el criterio mantenido a tra-
v6s de todos estos meses en que hemos estudiado o
querido estudiar los presupuestos. Porque he afirmado
varias veces que del analysis de ese anteproyecto se
desprende el interns del Gobierno de no aprobar los
Presupuestos porque sus errors sustanciales lo ha-
cen inadmisible en buena t6cnica juridico-legal. Y
si se han apuntado rectificaciones, si no se niega en
ese voto particular la posibilidad de dotar al pais
del provecto de ley de Presupuestos, me pregunto
yo, d6nde esta el inter6s de dotar las finanzas piu-
blicas de una ley de Presupuestos cuando no se
admite ninguna rectificaci6n, cuando no se admiten
siquiera rectificaciones de errors materials que en el
orden de la contabilidad se cometen en ese ante-pro-
yecto y se quieren mantener a todo trance errors
aritm6ticos que llevarin en definitive a una dificultad
grave al Gobierno cuando confrontando esas cifras se
encuentre con que no han sido siquiera bien multi-
plicadas o sumadas.
En primer lugar, como error sustancial apuntado
en el Voto Particular, el Poder Ejecutivo no se ha
ateiperado a los preceptos constitucionales para le-
nar su obligaci6n de estructurar el anteproyecto de
Presupuestos, confundiendo el Presupuesto ordinario y
el extraordinario y confundir la obligaci6n de la es-
tructuraci6n del Presupuesto fijo con lo que pudiera
ser la iniciativa de una Ley de Presupuestos Extraordi-
narios. Y en ese studio no se han tenido en cuenta
los verdaderos ingresos que obtiene el Estado por; los
distintos concepts contributions que gravan la econo-
mia del pais. Yo no lo creo, lo confieso sinceramente,
un error involuntario; lo estimo un prop6sito prede-
terminado del Poder Ejecutivo para continuar con
su political tortuosa de disponer de los fondos publicos
a trav6s de los decretos presidenciales.

A ello me lleva el que se haya dejado fuera
de los calculos de los ingresos una cantidad extra-
ordinaria de dinero que pasa, seg6n los cilculos del
autor del Voto Particular, de mis de 20 millones de
pesos y que yo califico, apreciando los propios jui-
cios del Gobierno, en mas de 40 millones de pesos.
Y es possible quc se pueda estructurar un presupuesto
de acuerdo con la legislaci6n constitutional vigente
sino que se agrupen todos los concepts contributi-


vos, y por ende, todos los ingresos de la naci6n? Es-
.to por si s61o implica una infracci6n que induce,
mas que a la meditaci6n a proceder con prudencia,
porque no haremos ning6n bien, no llenaremos nues-
tras funciones si en nuestro empeflo de legislar para
dotar al pais de un Presupuesto dejamos las puertas
abiertas para que el Poder Ejecutivo, disponiendo de
sobrantes del presupuesto pueda disponer de cantidad
extraordinaria a trav6s de decretos presidenciales para
dedicarlas a gastos no incluidos en el presupuesto na-
cional, y ello me lleva de la mano a no legalizar con
mi voto lo que es una ilegalidad, y a no permitir con
mi esfuerzo parlamentario que se constima una trans-
gresi6n inconstitucional que a mas del error que im-
plica el ante-proyecto abra las puertas para que con-
tin6e sin freno el despilfarro que en el orden econ6-
mico vive el pais por el interns personalista del Presi-
dente de la Reps'blica de gobernar por si y para si
sin atemperarse a la Ley ni a la Constituci6n v con
el olvido manifiesto de las facultades propias del Con-
greso de la Rep6blica.
Si oy6ramos la voz de la calle, que no es la voz
inconsciente del populacho sino la voz qqe interpreta
el sentir dela opinion public, tendremos que captar
ese movimiento que surge de entire los favorecidos y
favorecedores del Poder Ejecutivo, con el intent in-
constitucional e illegal de la pretendida reelecci6n o
pr6rroga de poderes y no se me vava a decir que con
esta alegaci6n estoy alejAndome del problema presu-
puestal porque esa voz de la calle a que me referia,
concatena perfectamente y de una manera arm6nica
el proposito del Gobierno de dejar que este presu-
puesto, impuesto al pais, con el deseo de tener manos
libres para poder disponer de cantidades extraordina-
rias de dinero para consumer una vez mas ese fraud
a la opinion p6blica que representaria el prop6sito le-
gislativo o gubernamental de ir a la reelecci6n de los
Poderes o ir a la pr6rroga de los mismos.

Se ha dicho que hay millones de pesos distraidos
a travys de los Capitulos del Presupuesto, para poder
manejarlds libremente y disponerlos a los fines econ6-
micos indicados, y esto se complete con el conoci-
miento nuevo que tiene la Camara hov cuando se ha
denunciado a la faz pliblica, porque se ha hecho en
esta sesi6n que es public, que el Presidente de la
Republica ha dejado fuera de los calculos de los ingre-
sos legitimos del Estado una cantidad de millones de
pesos que representan sumas' fabulosas que quedarian
consiguientemente en la interpretaci6n que le da el
Poder Ejecutivo a sus funciones, a la libre disposici6n
del Poder Ejecutivo como sobrantes del presupuesto
de 1947. Y eso si que tiene que entrafiar una preocu-
paci6n grave para la Camara y para el pais.

Si analizamos, ademas, la desorganizaci6n que se
pretend llevar a cabo de los servicios administra-
tivos del Estado, comprendemos aun mis la gravedad
del moment que vive este Cuerpo Colegislador.

No son palabras alarmistas del autor del Voto
Particular, y por ende no podrAn ser interpretadas
las mias en un sentido alarmista porque son los pro-
pios cuadernos del ante-proyecto del Presupuesto y
la Ley de Bases,.que ha sido presentada a la consi-









74 DIARIO DE SETIONES DE LA CAMERA


deraci6n de la Camara los que produce la alarm
debida y los que invitan a la meditaci6n y a la pon-
deraci6n.

Ese Ministerio de Educaci6n, que a trav6s de to-
dos los afios de la Rep6blica fu6 siempre digno de
los mayores respetos por todos los gobernantes, y fu6
siempre respetado por todas las exigencias political que
han gobernad6 a la naci6n, es un ejemplo de lo
que pudi6ramos Ilamar la desorganizaci6n administra-
tiva que se pretend generalizar en todos los depar.
tamentos del Estado y que viene encubierta en la
Ley de Bases y en el Ante-provecto de Presupuestos
enviado por el Poder Ejecutivo.

Baste s61o sefialar que el magisterio cubano, que
hasta ahora vivia ajeno a las tragedies political, se
pretend dividirlo en dos classes. Una, las privilegia-
das, y otra, la sometida a los mayores riesgos y rigores
que puede tener empleado alguno del Estado. Unos,
un grupo incluido en el presupuesto fijo ,de la na-
ci6n, y otro incluido en el Presupuesto Extraordinario
que para 1947 se estructur6 conjuntamente en este
proyecto de Presupuesto. Para uno lo es aplicable y
seran intocados por la inamovilidad que goza el ma-
gisterio cubano; a otros, pese a la promesa del Pre-
sidente de la Republica, pese a nuestro intent de
garantizarlo a travis de la Ley de Bases, pese...

SR. DIAZ (LOMBERTO): Pido la palabra para un
ruego, senior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Para un ruego
a la Presidencia tiene la palabra el senior Lomberto
Diaz.
SR. DIAZ (LOMBERTO): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Lamento muchisimo tener que in-
terrumpir la brillante disertaci6n del compafiero Par-
do Jiminez en los moments que explica su voto.
Hace unos moments, en la oportunidad que explicaba
su voto el senior Martinez Fraga, llam6 la atenci6n
a la Presidencia para que pidiera a los compafieros
que ocuparan sus escafios v overan las manifestacio-
nes que estaba hacienda. \7e6 con verdadero disgus-
to y este es el ruego que formulo a la Presidencia, que
fu6 contraproducente mi petici6n, ya que noto que
los compafieros no estan prestando la debida atenci6n
al orador en la explicaci6n de su voto, y yo reclamo,
si es possible, que la" Presidencia por medio de un
campanillazo pida a los sefiores Representantes que
garden silencio y escuchen al senor Pardo Jim-
nez.

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCIA): La presiden-
cia de nuevo, a solicitud del senior Lomberto Diaz,
ruega a los sefiores Representantes que ocupen sus
escafios y presten atenci6n al senior Pardo Jim-
nez.
Continua en el uso de la palabra el senior Pardo
Jim6nez.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sefior President
y sefiores Representantes: Muy agradecido quedo al
distinguido compafiero, que vela porque todos los
compafieros de la Camara presten atenci6n a mis mo-


destas palabras; pero eso tiene su explicaci6n y es lo
largo de la sesi6n que va cansando a muchos compa-
fieros que no quieren meditar lo suficiente para evitar
gravisimas consecuencias al pais y a la propia Ca-
mara.

Yo decia, que pese a los intentos de algunos com-
pafieros que deseaban proteger a ese grupo del Ma-
gisterio cubano que quedaba preterido en el ante-pro-
yecto de Presupuestos; pese a la oferta del Presidente
de la Repiblica que indicaba que no iban a ser
tocados, y pese a todos los esfuerzos que realizan
sus compafieros del Magisterio, esos 9 mil y tantos
Maestros de Instrucci6n P6blica que iban a figurar
en el Presupuesto Extraordinario quedaban en un ,es-
tado de inferioridad y en un estado de peligro que
no podria asegurarse que en el pr6ximo afio econ6-
mico pudieran continuar figurando en sus cargos, por
los graves peligros que entrafia encontrarse una n6-
mina y encontrarse en un presupuesto eventual que
tiene s61o una vida irregular y momentanea en el
pais.
Ese Presupuesto Extraordinario que pretendemos
aprobar en contra de los preceptos constitucionales,
y alli ya va el primer vicio de esos pobres maes-
tros, esos Presupuestos Extraordinarios pueden caer
en cualquier instant tan pronto cesen los motives
extraordinarios que tiene esta Mayoria para adoptar
tales medidas; pero analicemos lo que significa el pre-
supuesto national, analicemos lo que significa en nues-
.tro pais una media de esta naturaleza, y convenga-
mos en lo dificil que resultara un nuevo intent de
otro presupuesto en 1948; y si como aqui se apuntara,
en 1948, por motives de las luchas electorates que
se avecinan, y como consecuencia de las dificultades
que pueden presentarse en el orden econ6mico, no
estructuraramos un nuevo presupuesto ordinario, el pre-
supuesto extraordinario, que s61o puede tener la vida
de este afio de 1947, quedaria naturalmente en "bar-
becho", y, por consiguiente, quedaria inexistente una
vez que llegara el afio 1948, inexistente el presupuesto
extraordinario, inexistentes las posibilidades de ese
Magisterio cubano a poder continuar prestando sus
servicios amparados por la n6mina official, y ese error
es bastante para que tomemos cuantas medidas scan
necesarias en evitaci6n de esa calamidad que pudiera
caerle a esa clase generosa y sufrida del Magisterio
cubano que con tanta devoci6n cumple a travis de
todos loq aiios su magnifica misi6n de dar cuantos
esfuerzos est6n a su alcance para mitigar el analfa-
betismo cubano.

Esos esfuerzos nos animan, en primer lugar, a
buscar las modificaciones que sean necesarias para
amparar a estos maestros, como a todos los demrs
servicios organizados en el ante-proyecto a travs, de
ese Voto Particular, y nos anima con las distintas
enmiendas que hemos presentado para que sean so-
metidas a la consideraci6n de la Camara, y a trav6s
de ellas, hemos querido esforzarnos por rectificar todos
y cada uno de los errors contenidos en el ante-pro-
yecto, y en su caso, cuando nuestras sdplicas y nues-
tras observaciones no fueran escuchadas con todo el
vigor de nuestro esfuerzo, para evitar la consumaci6n
de tan gravisimos errors y hacer que en el pr6ximo










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 75
ii i i i i i 1 i


aflo, como un mal menor rija el presupuesto de 1946
y no este intent del Gobierno, que lejos de mitigar
las deficiencies del de 1946 las multiplica y eleva a
categoria de errors fundamentals que impiden toda
colaboraci6n al mismo.

En esta forma, senior Presidente y seflores Repre-
sentantes, estimamos cumplimentar nuestros deberes
parlamentarios; eh esta forma intentamos rectificar
os errors y Ilevar a la Mayoria para que en un es-
fuerzo realizado...

SR. CURTI (SEGUNDO): Sefior Presidente: Pido la
palabra para una cuesti6n incidental, al amparo del
Articulo 103 del Reglamento; sefialando lo que ex-
pondre inmediatamente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Curti para una cuesti6n incidental.

SR. CURTI (SEGUNDO): Senior Presidente y sefio-
res Representantes: Existe sobre la Mesa una propo-
sici6n suscrita por los distintos lideres que representan
a los Comites Parlamentarios del Bloque Gubema-
mental a los efectos de pedir la suspension de los
preceptos reglamentarios.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Llamada la
Presidencia al orden, al amparo del Articulo 103, se
le informa que existe presentada una petici6n for-
mulada por los lideres de los Comites Parlamentarios;
va a dArsele lectura a dicha solicitud.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Permitame la Pre-
sidencia que yo plantee a mi vez una cuesti6n de
orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El senior Cur-
ti ha planteado una cuesti6n incidental que tiene
prioridad en este caso, por haberse presentado pti-
mero, segiun lo dispone cl Articulo 113.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): El sefior Curti ha
planteado una cuesti6n de orden.

SR. CURrI (SNGUNDO): Es una cuesti6n inciden-
tal.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): El sefnor Curti ha
planteado una cuesti6n de orden, senior Presidente...

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia llamada al orden, no le queda mas remedio que
darle lectura a la incidental presentada.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. Presidente...

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Pardo Jimenez.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): ...y sefiores Re-
presentantes: Creo que el procedimiento vicia todo
prop6sito...

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Sr. President: Pido
lah palabra para una cuesti6n de orden.


SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Le pido a la Pre-
sidencia me ampare en el uso de la palabra, de acuer-
do con el Reglamento.

SR. PRESIDENT (DE LEON GABCIA): La Presi-
dencia siempre ha amparado, de acuerdo con el Re-
glamento y de acuerdo con su criterio, a los Repre-
sentantes cuantas veces han solicitado la palabra, pero
la Presidencia se ve en estos moments en una situa-
ci6n especial. Al amparo del Articulo 113, y asi lo
exiPe el Reglamento, se le pide a la Presidencia que
se le de lectura a una petici6n de suspension de pre-
ceptos reglamentarios.

SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): No caben
cuestiones de orden en estos moments. A solicitud
de un Sr. Representante, se va a comprobar el qu6rum.
(El Oficial de Actas efect6a el pase de lista)

ZFalta algin senior Representante por responder
al pase de lista?
(Silencio).

Han respondido al pase de lista 82 sefiores Re-
presentantes.
Respondieron a la misma los sefiores: Acosta,
Aldereguia, Alonso Alvarez, Alvarez Lefebre, Alvarez
Recio, Ara, Aragonds, Armenteros, Bisb6, Bohorques,
Camejo, Canut, Carbonell Andricain, Codina, Collot,
Cossio, Cruz, Curti, Diaz Fernandez, Diaz Ortega,
Diaz Rodriguez, Dorta, Ducassi, Escalante, Escriba-
no, Esteva, Fernindez Martinez, Fernandez Varela,
Fleites, Garcia Benitez, Garcia Ibifiez, George, Giber-
ga, G6mez Quintero, Gonzilez Posada, GutiCrrez Ca-
sanova, Hernindez de la Barca, Hernindez Tellaheche,
L6pez Deustua, Luzardo, Llans6, Martin, Mendndez,
Milan6s, Mora, Mujal, Nibot, Nodal, Ochoa, Oliva,
Ordoqui, Pages, Pardo Machado, Payin, Pefia, Peque-
no, Perez L6pez, Pino Martinez, Pino Perez, Pino San-
tos, Puentes Rodriguez, Puentes Salinas, Remedios,
Rivero Partagis, Rivero Seti6n A., Rivero Seti6n M.,
Rodds, Rod6n, Rodriguez Cartas, Rodriguez P., Rodri-
guez S., Rojas, Rosales, Sinchez Mastrapa, Sera, Serra-
no, Soldevilla, Trasancos, Vega, Vinent, Orizondo y
de Le6n Garcia.
Hay quorum. Se va a dar lectura a la Petici6n de
suspension de Preceptos Reglamentarios, al amparo
del Articulo 106.
(El Oficial de Actas le da lectura).

SR. URQUIAGA (CARMELO): Solicito que se lea
nuevamente y con mis 6nfasis para entender de lo que
se trata, no con la seguidilla y rapidez con que se ha
hecho.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Con much
gusto. Lease nuevamente la solicitud de suspension
de los preseptos reglamentarios presentado a la Mesa.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia, al amparo del Art. 106 del Reglamento, somete









76 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
: ,~ ~ t iI, r r I ,, ,11 -,i U ] I I I.. I ,


a votaci6n la solicitud de suspension de los preceptos
reglamentarios a que se acaba de dar lectura. Vota-
ci6n nominal. Los que esten de acuerdo votar~n que
si; los contrarios votarin que no.
(El Oficial de Actas comienza la votaci6n).

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President:
Yo quisiera que se volviera a leer la suspension de los
preceptos reglamentarios solicitada, porque este Re-
presentante debido a los dialogos habidos entire los se-
fiores Representantes no ha podido darse cuenta de
su contenido.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA.): La Presiden-
cia hace saber a los sefiores Representantes que a so-
licitud del lider del Partido Liberal se procedi6 a dar
una segunda klctura de la solicitud presentada a la
Mesa, estimando la Presidencia que si algun senior
Representant.e no oy6 debidamente su lectura ha sido
por tender a cuestiones arenas a la Camara.
La Presidencia se ve forzada, al amparo del Art.
106 del Reglamento, que es terminante, a someter a
votaci6n, como lo ha hecho, la solicitud de suspension
de los preceptos reglamentarios que se ha presentado
a la mesa.
Continiia, pues, la votaci6n.
(El Oficia de Actas continue el pase de lista).

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL); Al amparo del Art.
99 del Reglamento, como cuesti6n de orden en re-
laci6n con la votacion, pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue la
votaci6n.
(El Oficial de Actas terminal la votaci6n).

SR. PRESIDENT (DE LE6N GARCiA): ZFalta alguin
senior Representante por votar?
(Silencio).

Han votado 95 sefiores Representantes: 79 que
si 16 que no.

Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aldereguia,
Alonso Alvarez, Alvarez Lefebre, Alvarez Recio, Ara,
Aragones, Arinenteros, Bisbd, Bohorques, Camejo, Ca-
nut, Carbonell Andricain, Codina, Collot, Cossio,
Cruz, Curti, Diaz Fernindez, Diaz Ortega, Diaz Ro-
driguez, Ducassi, Escalante, Escribano, Esteva, Fer-
nindez Martinez, Fleites, Garcia Benitez, Garcia Iba-
iez, Giberga, G6mez Quintero, Gonzilez Posada, Gu-
ti6rrez Casanova, Hernmndez de la Barca, Hernindez
Tellaheche, L6pez Deustua, Luzardo, Llans6, Martin,
Menendez, Milan6s, Mora, Mujal, Nibot, Nodal,
Ochoa, Oliva, Ordoqui, Pag6s, Pardo Machado, Pa-
yin, Pehia, Pequefio, Perez Lopez, Pino Martinez, Pino
Perez, Pino Santos, Puentes Rodriguez, Puentes Sa-
linas, Remedios, Rivero Seti6n A., Rivero Seti6n M.,
Rodds, Rod6n, Rodriguez Cartas, Rodriguez P., Ro-
driguez S., Rojas, Rosales, Sanchez Mastrapa, Sera,
Serrano, Soldevilla, Trasancos, Vega, Vinent, Orizon-
do y de Le6n Garcia.
Votaron en contra los sefiores: Bravo Acosta, Dor.
ta, Fernandez Varela, Ferro, Figueras, Garcia Meno.
cal, Garcia Montes, Garcia de la Torre, Guds Incln,
Jzaguirre, Le6n Fuentes, Martinez Fraga, Pardo Ji.


minez A., Pardo Jimenez J. Urquiaga Padilla y Zayas
Baz~n.
Queda, aprobada la suspension de preceptos re-
glamentarios, porque esta demostrado que existen las
tres cuartas parties que se necesitan reglamentaria-
mente.
Las personas que han solicitado explicar sus vo-
tos, al amparo de lo que acaba de acordarse por la
Camara, que es soberana, de acuerdo con el Regla-
mento, lo haran por escrito.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para una cuesti6n de
orden pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sr. President y se-
flores Representantes: Yo entiendo que esto comen-
zara a regir para lo sucesivo; pero no para este propio
acto, en donde no tiene virtualidad.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia se ve en el triste caso de comunicarle al lider del
Comit6 Parlamentario del Parfido Liberal, que lo que
acaba de aprobar la Camara es la suspension de los
preceptos reglamentarios, y se dice textualmente en
uno de los parrafos de la solicitud que las explicaciones
de votos se haran por escrito.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Sr. Presidente:,Yo le
ruego que escuche las razones. Ahi se ha votado una
suspens16n de preceptos que yo no voy a calificar;
pero esa suspension de preceptos comienza a regir des-
de que se na terminaco todo lo que es principal y
anexo a 61. Creo que sobre esto no puede haber dis-
cusi6n. Podri decirse que, una vez explicados los votos,
comenzarA a regir; pero antes es preciso powder expli-
car los votos, pucs no tiene vigencia para impedirlo.
Si creemos que, estando a mAs de 40 horas de expirar
el plazo fatal para la aprobaci6n de los Presupuestos,
me parece que es una interpretaci6n hasta injusta, y
sin finalidad de ninguna clase, el no permitir que pue-
dan explicarse los votos, que prometemos que habran
de ser con brevedad; pero, por lo menos, para salvar
riuestra posicion hist6rica y political ante esta Cama-
ra; que contempla algo que jamis se habia realizado.
Si el senior Presidente entiende que no tenemos
detecho en cuanto a las explicaciones de votos que
demandamos, yo apelo a la CAmara de la interpreta-
ci6n que le diera el Sr. Presidente, aunque espero que
cuando 6nicamente lo que se va a hacer es explicar
los votos, que tomarA a o1 sumo una o dos horas, me
parece que debe tenerse esa consideraci6n respect a
,esos sefiores, no por lo que ellos puedan valer, sino
por los nuicleos de opini6n que los respaldan, por los
Partidos nacionales que tienen su representaci6n aqui
y que deben merecer respeto y no burla de otros que
scan tambi6n partidos politicos que representan al
pueblo y que ahora, sin necesidad, quieren amordazar
nuestros labios y no permitirnos expresar nuestro pen-
samiento.
Por eso, ruego al senior Presidente que, compren-
Sdiendo que en buena t6cnica no puede comenzar a
regir esa suspension de preceptos en tanto no se hayan
agotado todos los traimites necesarios, conceda las ex-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 77


plicaciones de votos a todos los seilores Represen-
tantes que lo hayan recibido.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President:
Para aclararle a la Presidencia que todas las expjicacio-
nes de votos de los sefiores Representantes que inte-
gran el Comit6 Parlamentario del Partido Dem6cra-
ta, lo han renunciado, para que simplemente lo haga
el Representante que able, en su carActer de lider,
en la oportunidad que le corresponda.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sr. President: Yo
renuncio a la solicited de explicaci6n de voto que
tenia hecha, a fin de que el lider de mi Partido asuma
la representaci6n en ese sentido.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia, despu6s de las manifestaciones hechas por el se-
fior Urquiaga, lider del Comite Parlamentario Libe-
al, estima que el senior Urquiaga tiene raz6n y con-
cedera la palabra a las personas que solicitaron expli-
car su voto, y que fueron las siguientes en el moment
de votar: sefiores Dorta Duque, Fernandez Varela,
Martinez Fraga, Bravo Acosta, Urquiaga y Vega Ce-
ballos.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
]abra el Sr. Dorta Duque para explicar su voto.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sr. President y
sefiores Representantes: Yo he votado que no a la
proposici6n incidental de suspension de los preceptos
reglamentarios, por entender que existen en el Regla-
mento suficientes preceptos y normas para poder reali-
zar la labor de aprobar o rechazar los Presupuestos.
Y quiero aprovechar esta oportunidad para referirme
y dear constancia en el Diario de Sesiones, de mi pro-
testa en relaci6n con la decision de la Presidencia,
de no conceder la palabra para una cuesti6n de orden
en el moment de la votaci6n. Debo significarle al se-
fior Presidente v a los sefiores Representantes, que yo
he tenido el prop6sito fire, v asi lo hemos cumpli-
do todos los miembros del Comit6 que represent,
de actuar en forma tal de viabilizar la discusi6n y vo-
taci6n de los Presupuestos.
La Presidencia y los sefiores Representantes han
podido observer que en ningiin moment hemos uti-
lizado ningfin procedimiento de obstrucci6n, ni he-
mos pedido una sola vez ]a palabra para explicar nues-
tros votos, ni hemos interrumpido una sola vez, por-
que nuestro prop6sito es que hava Presupuesto de
todas maneras. Y nos henmos negado a- reiteradas pe
ticiones dc los lideres de la Minoria, en relaci6n con
su actuaci6n v su actitud en el hemiciclo. Hemos, por
consiguiente, mantenido, si se quiere, una actitud de
equidistancia. Sabe la Presidencia todo el respeto que
su actuaci6n nos merece; pero estimamos que una
violaci6n manifiesta de un precepto del Reglamento,
no puede ser admitida ni tolerada por la Cimara de
Repiesentantes ni por ninguno de los Representan-
tes.
El Articulo q9 es claro y terminante. "Presen-
tada una proposici6n que no admite debate..." como
esta... que no admite debate, o agotados los turnos
reglamentarios (lee) "Desde ese instante, es decir,
desde ese instant de la cuesti6n que comprende to-


dos los casos anteriores... no se concederiI mis que
para una cuesti6n de orden relacionada... (lee).
De modo, Sr. President y sefiores Representan-
tes, que ante un precepto tan claro, precise y termi-
nante, la Presidencia no puede negarle la palabra a
ningun senior Representante, y el precedent sera grave
y fatal para esta Camara y para todos los Represen-
tantes.
Por eso nosotros, que nos mostramos celosos del
cumplimiento del Reglamento, que hemos manteni-
do la equidistancia entire la mayoria y la minoria, nos
creemos con suficiente autoridad moral para protes-
tar, para consignar nuestra mas energica protest ante
una violaci6n manifiesta del Reglamento.
El dia en que nosotros aceptemos y toleremos las
infracciones reglamentarias, estaremos definitivamente
perdidos. Y la mayoria deberia ser tan celosa como la
minoria de, que se impida que un Representante pue-
da manifestar sus opinions y que se violent manifies-
tamente los preceptos del Reglamento. Ese dia, repito,
estaremos totalmente perdidos, ha terminado la Ca-
mara de Representantes en su funci6n augusta, por-
que nuestra protecci6n es el Reglamento. Queden
pues consignadas estas palabras del Representante que
habla.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto, el Sr. Fernandez Varela.

SR. FERNANDEZ VARELA (ANGEL): Sr. President
y sefiores Representantes: Despu6s de las palabras del
senior Dorta Duque, creo que queda bien poco por
decir y voy a ser extremadamente breve. He votado
que no, y quiero consignar mi protest por el proce-
dimiento que se ha utilizado en esta Camara. Consi-
dero desde lo mis intimo de mi intelecto y de mis
conocimientos que toda imposici6n de la fuerza sobre
el derecho, y en este caso el derecho es el Regla-
mento, es un principio de dictadura. En esta Camara
se planted una moci6n condenando el regimen de un
gobierno extranjero. Si queremos tener autoridad para
condenar los regimenes extranjeros tenemos que res-
petar los principios democriticos.que nos rigen.
Por otra parte, consider que la mayoria de esta
Camara no tiene fuerza moral, y quiero hacerlo cons-
tar asi, para asumir la actitud que ha asumido, puesto
que la deliberaci6n sobre los presupuestos debi6 haber
tenido un rramite mas correct del que ha tenido.
Consider que la mayoria no ha actuado con la cla-
ridad debida respect a este asunto. Los presupuestos
vinieron a la Cimara el dia 29, con 24 horas escasas
para considerarlo. Por lo tanto, no tiene autgridad mo-
ral la mayoria para determinar e impedir que una mi-
noria se oponga por los metodos parlamentarios a la
aprobaci6n de ese anteproyecto.
Pero ademis consider que en este caso no sola-
mente es una violaci6n flagrante del Reglafiento y de
los derechos que son inherentes a todos los Repre-
sentantes lo que se ha hecho sino que sientan los
principios de una dictadura y por ello quiero hacer
constar firmisimamente mi protest por tal procedi-
miento, puesto que efectivamente, si la mavoria quiere
los presupuestos, debi6 haber traido a su tiempo los
cuadernillos para que los sefiores Representantes pu-
dieran conocerlos, estudiarlos y aprobarlos o no.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para explicar su voto, el Sr. Martinez Fraga.

SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President
y sefiores Representantes: Esta explicaci6n de voto
totalmente negative a la gravisima cuesti6n incidental
planteada no es solamente personal, entrafia la res-
ponsable decision de un Comit6 Parlamentario, del
Comite Parlamentario del Partido Dem6crata, que a
su vez seri seguida, seg(n espero, por igual decision
del lider del Comit6 Parlamentario Liberal.
El Comite Parlamentario del Partido Dem6cra
ta, en este infortunado 30 de noviembre de 1946, bajo
el gobierno desafortunado del Presidente Grau, quie-
re dejar constancia expresa de los siguientes particu-
lares:
Protesta del sistema arbitrario, absurdo y coacti-
vo ejercido contra los sagrados derechos en hombres de
este comite que plantearon al amparo del Reglamento
cuestiones de orden al respect de la votaci6n.
Deja igual constancia de su protest respect de
las flagrantes violaciones llevadas a cabo con cualquier
otro Representante ajeno a su Comit6, como ha ocu-
rrido con otros distinguidos compafieros que tambidn
plantearon cuestiones de orden en relaci6n con la vo-
taci6n, y antes desde luego, de la aprobaci6n de la
brutal suspension de esenciales preceptos de la Cons-
tituci6n y el Reglamento.
El Comit6 Parlamentario del Partido Deno6cra-
ta tiene que enjuiciar siquiera sea someramente la mo-
ci6n que acaba/de aprobarse. Hay puntos singularmen-
te graves en ella, como jams se han considerado en
tiempo alguno por la Camara de Representantes, y
quien afirme lo contrario falta a la verdad. Dejar inde-
fensa a la minoria de la Camara integrada por los
Comit6s Dem6crata y Liberal, al respect del dere-
cho que tiene a presentar enmiendas a cualquier pro-
yecto exigi6ndole el requisite previo de la firma de
tres lideres, cuando no hay mas que dos comit6s, es
francamente, la violent imposici6n de la fuerza y la
total ausencia del derecho, a desenvolver sus funcio
nes parlamentarias, reconocidas por la tradici6n, la
Constituci6n, la Ley de'Relaciones y el Reglamento
de la CAmara de Representantes. Jimpedir que el sa
grado derecho de usar de la palabra se ejercite en la
forma que sefiala el Articulo 114, equivale al ensan
chamiento de la dictadura del Presidente Grau hasta
cl hemiciclo mismo contra los representatives direc
tos del pueblo de Cuba.
El silenciar la palabra, e impedir que aqui se en
juicie como ha venido haci6ndolo la minoria, sin es
tridencias, pero con firmeza, es el comienzo de un
situaci6n gravisima para el normal desenvolvimiento
de las labores de la Cimara de Representantes. Sor
contados los pases de lista cursados, las interrupcione
que se han hecho, tan pronto como el Sr. President
de la Cimara interpret justamente una cuesti6n d(
orden planteada por un Sr. Representante del Partid
Aut6ntico, de inmediato fu6 admitida la interpret
ci6n del Presidente por parte de la minoria y por ell
las,interrupciones de esta noche han sido media
en su tiempo, en sus prop6sitos y en sus fines.
Las explicaciones de votos, explicativas de la ra
z6n del voto de los sefiores Representantes tambi6r
se ven pricticamente barridas del libre ejercicio po
part de todos los sefiores que aqui estamos, no ei


nombre nuestro, sino en nombre del pueblo de Cu-
ba, y si no han sido pocas las agresiones que el Go-
bierno del Presidente Grau ha producido al pais, sepan
los senfores Representante6 del Gobierno que estan
escuchando la palabra responsible del Partido Dem6-
crata, que la mis violent transgresi6n, y el dafio mis
grave, acaba de escribir en las paginas Asperas y som-
brias del Libro de las Dictaduras de America, acaban
de producirse esta mafiana en la Camara de Repre-
sentantes de la Reptiblica de Cuba, al arrebatar a sus
integrantes del derecho a hacer uso de la palabra.
Estos pronunciamientos que facilitan el libre jue-
go parlamentario, previamente avalados por las voces
responsables de la Minoria demandando de los sefio-
res congresistas de los Partidos de Gobierno la aten-
ci6n de que entraran en consideraci6n las enmiendas
presentadas, tal como lo expuso el Sr. Bravo Acosta
y tambien el Sr. Guis Inclin y repite el lider que
habla, cerrindose decididamente a la Minoria previa
la aprobaci6n de determinadas enmiendas absoluta-
mente necesarias e indispensables para el bien de este
presupuesto. Todo esto sitfa la responsabilidad de, los
Partidos de Gobierno en encuadre de franca unila-
teralidad. S61o sit6a en esas responsabilidades de la
Constituci6n, de la Cimara de Representates, que tor-
ma part esencial del Congreso por part de los se-
flores Representantes que al amparo de ; firmas, que
habrn de consagrarse en la historic parlamentaria de
Cuba, como habrin de consagrarse los votos aqui
expresados en sentido afirmativo de los Representantes
Anibal Escalante, Enrique Llans6, Octavio Pardo y
N6stor Carbonell, entrafian, senior Presidente y sefio-
res Representantes, la mixima transgresi6n que pueda
calcularse en el libre derecho que tiene un pueblo.
Haber hecho revoluci6n durante tantos afios, ha-
ber sacrificado una juventud que Ilora y llorarl siem-
pre la familiar cubana para que aqui, en nombre del
President Grau San Martin,' al prop6sito inaplaza-
ble de imponer un presupuesto sin el derecho siquie-
ra de discutirlo, eso es la defraudaci6n maxima que
-puede.recibir el pais y que podemos recibir todos nos-
otros.
La Minoria, seflor Presidente y seilores Represen-
tantes, ha sido evidentemente coaccionada, y no ]o
ha sido esta mariana solamente, en que prActicamente
a dejado de existir, lb ha sido por las violaciones evi-
dcntes y palmarias de la Ley de Relaciones.
Esta CAmara, se lo record a la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos: 15 dias tienen para dicta-
- minar al respect de este Proyecto de Ley Presupues-
- tal. La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos recibi6
i esta legislaci6n en Proyecto el dia 4 del mes de no-
Sviembre y no se reunion esa Mayoria ni con la prisa ni
Scon la responsabilidad con que quiere \producirse esta
s mafiana para cumplir la Ley de Relaciones y que el
e dia 19 de noviembre pudiera la Camara de Represen-
e tantes, que la integramos hombres de todos los Par-
) tidos en representaci6n del pueblo de Cuba, con diez
- dias que podriamos estar discutiendo esta Ley sobra-
o damente para que ustedes impusieran su decision ma-
s yoritaria. Se nos ha privado de esos diez dias; cual-
quiera podrA pensar que lo acredita la conduct de
-ustedes, que ha sido un plan maquiavdlico para qui-
n tarle a la Minoria el legitimo derecho de discutir al
r amparo de la Constituci6n de la Reptblica, al amparo
n del Reglamento, al amparo de la Ley de Relaciones,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA 79
:1 I II i I i ii I i l I ,, ..


por el t6rmino necesario, por"lo menos de 15 dias, o
de o ,dias, estos Proyectos de Ley de tan grave im-
portancia para el pais. Que esta conduct la hubiera
observado la Mayoria transgrediendo de manera fla-
grante las 6nicas garantias que tiene la Minoria en
esta Cimara, y fueron mis uinicas palabras cuando se
constituv6 este Cuerpo, o su Mesa, el dia que se eli-
giera por los votos de la Mayoria al compafiero Dr.
Ruben de Le6n en ese cargo, que nosotros, que no era-
mos responsables de esa elecci6n, no teniamos aqui
mas apoyo, mas garantia, mas escudo para el libre
ejercicio de nuestros derechos constitucionales que el
Reglamento de la Camara de Representantes. Hoy
han matado el Reglamento de la Camara de Represen-
tantes, hoy en nombre de la cubanidad gloriosa del
Dr. Grau San Martin, el ilustre caudillo de las liber-
tades, el que tanto sufri6 v tanto hizo sufrir a la fa-
milia cubana sometida al sacrificio extraordinario, al
holocaust enorme para reivindicar los derechos ciu-
dadanos, la libertad de palabra que consagr6 la Carta
del Atlhntico, que provoc6 centenares y millones de
muertos, todo 6sto lo ha dejado pequeno el desafor-
tunado Gobierno que apoyan los Representantes de
la Mayoria. Esta fecha habra de ser fecha memorable
en la historic de la Camara de Representantes, pero
seri, qu6 duda cabe, la situaci6n mis dificil que pueda
confrontar gobierno alguno que presume de democra-
cia, la situaci6n mas dificil de cuantos graves errors,
transgresiones, amparo a medidas gravemente perju-
diciales, a la salud del pueblo, impunidad de cerca
de medio centenar de asesinatos, en fin, todo ese cua-
dro sombrio que alumbra la responsabilidad del Go-
bieino, es poco ante el sagrado derecho de la palabra
que ustedes en esta mariana cercenan en la Cimara
de Representantes, y lo hacen asumiendo una gravi-
sima resporisabilidad, responsabilidad tan grave que
sienta un precedent que ojala en otras Camaras fu,
turas no se produzca cuando scan Minoria los sefio-
res Representantes de la Mayoria que me escuchan.
Este gravisimo cuadro'que ofrece la aprobaci6n de la
Moci6n suspendiendo pricticamente el derecho de la
palabra y fundamentalmente la condici6n precisa de
que no se puedan hacer enmiendas, de que lleven la
firma de 3 lideres, cuando aqui solamente hay dos
Comites Parlamentarios y por consiguiente dos lide-
res, esa grave media tomada con efecto retroactive
a las enmiendas que estan sometidas y sobre la Mesa
de la Camara desde que comenz6 la sesi6n, es la ac-
titud mas grave; ya no podrin hablar en nombre del
sacrificio y de la libertad, les esta prohibido, porque
el sagrado derecho del sacrificio lo han aniquilado
en esta mariana; ya no podran hablar en nombre del
pueblo de Cuba, en nombre del Derecho y de sus
clamores y aspiraciones, porque en esta mafana ha-
b6is liquidado de una vez ese derecho de la palabra.
nada menos que de los legitimos Representantes del
pueblo, tan legitimos como ustedes, bendecidos en la
mismo elecci6n, como ustedes, consagrados por la
,mismo voluntad que ustedes, y cuando mariana -si
es que esta tirania no se establece definitivamente va,
ra todos los cuadros del pais, como 16gicamente ha-
bra de suceder, pudi6ramos acudir de nuevo ante la
opinion pipblica, el nombre de todos y cada uno de
los sefiores Representantes que .aqui estan y que han
apoyado con sus votos la supresi6n del Parlamento,
porque prActicamente es lo que se ha hecho hoy en


raz6n de la conduct que habra de seguir este Par-
tido; habrin liquidado, de una vez, y quizas para
siempre, la etapa de libertad que se nos lego en medio
de sacrificios extraordinarios.
Este cuadro, por consiguiente, Sr. President y
sefiores Representantes, sitia al Comit6 Parlamenta-
rio del Partido Dem6crata, ante la imposibilidad, si-
quiera sea de mantener el ruego que se hiciera, de
estudiar las 1o, 15, 7 6 9 enmiendas, como ofrecimos
hace bastante rato a los sefiores de la Mayoria para

enmendar este Presupuesto; supreme prActicamente esa
legitima aspiraci6n que solicit este lider de los se-
fiores responsables de los Partidos de Gobierno.
Por consiguiente, Sr. President y sefiores Repre-
sentantes, en nombre de la existencia del Parlamen-
to en Cuba, en nombre del derecho a hacer uso de
la palabra en Cuba, en nombre de la expresi6n del
pensamiento en Cuba, todo esto bajo el regimen enor-
memente irresponsible del Presidente de la Repibli-
ca, Dr. Ram6n Grau San Martin, obliga a que los
Representantes del pueblo de los Partidos Liberal y
Dem6crata, ante la transgresi6n que se ha cometido,
transgresi6n que no ha cometido Gobierno alguno en
Cuba, que jams se liquid en ninguna de las peores
epocas, ni en las dificultades political del General
Menocal, ni en las graves contingencies que sufriera
el Gobierno de Don TomAs Estrada Palma, ni en
las grandes cuestiones suscitadas en el Gobierno del
General Jose Miguel .G6mez, ni las protests extra-
ordinarias que se levantaron durante el Gobierno del
President Machado, ni en ninguna oportunidad, se
ha podido cometer ante la Repiblica, y en su coraz6n
vital, en su legitima representaci6n popular: la CA-
mara de Iepresentantes, la violaci6n, la transgresi6n
el estado de fuerza con que aqui se ha liquidado prAc-
ticamente la voz, el derecho a esta representaci6n, obli-
gaciones y deberes que nos asiste en nombre del pue-
blo de Cuba.
Consiguientemente con este pronunciamiento,
en nombre del Comit6 Parlamentario del Partido De-
m6crata, los Representantes que estamos aqui abando-
namos el Hemiciclo, y desde luego, tan pronto como
nuestro distinguido compafiero, el Sr. Carmelo Ur-
quiaga, lider del Comit6 Pa'rlamentario del Partido
Liberal, en cuya voz se recogera el pensamiento de
todos los Representantes que lo integran, haya habla-
do, entonces saldra de este Hemiciclo, donde no hay
derecho, done no hay amparo para los Representan-
tes del pueblo, para no regresar al mismo, mientras
no cxista cl respeto, amparo y derecho, y como con-
sideramos que esta transgresion sienta un precedent,
podemos decirle en esta tarde, cuando termine de ha-
blar el Sr. Carmelo Urquiaga, se iniciara la despedida
de los Representantes del pueblo, ante esta Camara
de Representantes.

SR. RODON (LINCOLN): Pido la palabra para un
ruego.

Sn. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para un ruego el senior Lincoln Rod6n.

SR. RODON (LINCOLN): Sr. President y sefiores
Representantes, el Representante que habla asume la
responsabilidad de haber dado su voto favorable a la
suspension de los preceptos reglamentarios.


*y;~-








80 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

SYo he seguido durante todo el dia de aver y en tos reglamentarios, Ayer, es decir, antes de ayer no
lo que va del dia de hoy el curso de esta sesi6n. La se suspendieron los preceptos reglamentarios porque
Minoria ha dcsenvuelto sus actividades con todas las el Dr. Dorta Duque y el Representante que tiene el
garantias parlamentarias; ha hecho uso del Reglamen- honor de hablarles, negaron sus votos que eran abso-
to con la liberalidad que hasta ese moment le ha lutamente indispensables. Con esa libertad y con esa
dado la interpretaci6n del Presidente de la Camara. franqueza que declare que hace dos dias negu6 mi
En cl exceso de esa liberalidad, y estoy hablando con voto a esa suspension de preceptos reglamnentarios,
la interpretaci6n personal que doy a todos los actos hoy me responsabilizo porque llegu6 a la conqlusi6n,
de mi pais, y por tanto de la Cimnau, y es una opi- tal vez err6nea, de que la Minoria haciendo uso, pero
ni6n mia personal la que he de dar, estaba interpre- mal uso de su derecho con el prop6sito deliberado
tando yo y creo que asi lo interpretaba toda la Mayo- de obstrucci6n sistematica. Nosotros, frente a esa si-
ria, que el prop6sito de la Minoria en el curso de un tuaci6n, nos responsabilizamos con la suspension de
largo debate y de interrupciones larguisimas por los preceptos reglamentarios, y yo me atreveria a pro-
propios miembros de la Minoria, tenia un prop6sito poner a los lideres del Gobierno, a los lideres de los
deliberado de obstruccionar la aprobaci6n del Pro- Partidos mayoritarios, al lider del Partido Republica-
yecto de Ley de los Presupuestos; pero los lideres de no, al del partido Socialista Popular y al del ABC,
la Minoria,. cdmo el senor Martinez Fraga, en el enjui- la revocaci6n del acuerdo de la suspension de precep-
ciamiento que acaba de hacer, quien ha afirmado tos reglamentarios, dando por sentado v como cier-
a nombre de su Partido, y dice tras hablar asi el lider tas las palabras dcl lider del Partido Dem6crata, pero
del Partido Liberal, que este ha de hacer lo mismo antes de eso, yo quisiera saber por que estaban supe-
en todas sus expresiones v en todos los concepts res, ditadas sus palabras a las palabras del lider del Par-
\ponsables, de que esa Minoria no esta ni ha desen- tido Liberal.
vuelto su actividades en el sentido obstruccionista de Yo creo, sinceramente, que en el animo de los
una oposici6n sistematica, capaz de imponerse es Mi- hombres del Gobierno no hay el mis ligero prop6sito
noria en forma dictatorial a la Mayoria, al expresarse de menguar ninguno de sus derechos. Y si la presi-
asi, yo acepto esas explicaciones y esas palabras empe- dencia en algo ha dado pruebas de excesiva condes-
fiadas por el lider del Partido Dem6crata, de que los cendencia y liberalidad ha sido en la interpretaci6n
Partidos de la Oposici6n estan unicamente deselvol- del Reglamento, y si esto es cierto, si se puede reco-
viendo su criterio. nocer esto como una verdad inconcusa, result exa-
Ahora bien, dado esto por sentado, vo he de afir- gerada la actitud y las palabras de la Minoria.
mar tambi6n con toda responsabilidad, clue es suscep- .Sr. Prcsidkilt y sefiores Representantes: Si estas
tible de interpretaci6n y de humanos el errar, y des- ;:) i,', mias no son verdad; si no hay verdad en ellas,
pu6s que levamos aqui mas de 15 horas, y cuando ya que hasta este moment ha sido reconocida por la
la violencia de las palabras de unos y otros, en el ejer-, Minoria, en cualquier moment del debate, la libe-
cicio legitimo de una Mayoria, en un regimen demo- ralidad excesiva de la Presidencia actual para inter-
cr~tico puedan tener alguna demasia, que no tiene el pretar el Reglamento, yo ruego a los compafieros de
prop6sito de herir ni de conculcar derechos legitimos la oposici6n que rectifiquen estas palabras mias. La
sible entire todos los sefiores Representantes; pero la Presidencia, frente a a solicited de cuatro lideres de
ni much menos el prop6sito de hacer Ia vida impo- los Partidos de Gobierno, ha sometido a la conside-
Camara de Regresentantes, a mi juicio, con un criteria raci6n de la Cimara, de acuerdo con lo que 61 esti
equivocado, que no es nuevo, y las Minorias, y el obligado por el propio Reglamento, la suspension de
Partido Revolucionario Cubano han hecho uso del Preceptos Reglamentarios. Frente a esa suspension
mismo derecho que ustedes estin haciendo hoy, han acordada y planteando dentro de esa solicitud, la cues-
abusado de los derechos del Reglamento, Ilevando ti6n de orden sobre la votaci6n,'yo, a tenor de hom-
una, oposici6n que parecia sistemitica, este Represen- b-e sincere, estimo que la Presidencia, bien porque no
tante ha hablado por el Partido Revolucionario Cu- escuchara a tieempo, o bien porque la premura o la
bano, durante 6 6 7 horas, y que sepa solamente ha violencia haya confundido al Presidente y a toda la
sido superado en el dia de hoy por el Sr. Amadeo Caimara, orden6 que continuara la votaci6n, y enton-
L6pez Castro, pues bien, ante una realidad que no ces la fuerza de ese acontecimiento hizo perder la
podemos desconocer, yo me atrevo a plantear, teme- serenidad.
roso si se quiere de no obtener el 6xito, pero con la No es la primera vez que en esta Caimara suce-
tranquilidad de que con mis palabras y mi mente, den acontecimientos como 6ste. El Representante que
guiadas con el fin de que todos podamos seguir aqni Ic habla a ustedes fu6 objeto de una agresi6n similar,
en plena,armonia y haya la verdadera compenetraci6n porque le fu6 retirada la palabra, y que yo recuerde,
que debe haber en un Cuerpo de esta clase, me atre- en los seis afios que llevo en esta Ci'mara y no s6
vo a plantear, repito, lo siguiente: si en la vida parlamentaria de mi pais, se lleg6 al
Yo propongo al Pleno de la Camara una revision caso de retirarle la palabra a un, Representante. Us-
de lo que aqui se ha planteado, una revision de las tedes recordarin que el Presidente de la Cgmara eri
1ploliu, y de los acuerdos, ya que las mentes ofus- aquel entonces, Sr. Miguel de Le6n entendiendo que
cadas, despues de 15 horas, cuando nuestro organismo aplicaba el Reglamento, o sencillamente porque ha-
estai cansado materialmente, cuando la mente no pien- bia sido llamado al orden por los sefiores Represen-
sa con la claridad y mesura de una persona que esta tantes, mientras yo entendia que estaba en el uso de
en el pleno uso de sus facultades. mi derecho, me retir6 la palabra. Y todos deben re-
Ustedes, sefiores Representantes, conooen de mi cordar .el incident desagradable que sie produjo cuan-
independencia de criterio, conocen de mi responsa- do yo me dirigi a la Presidencia al objeto de recla-
bilidad. Ayer yo no vote la suspension de los precep- mar lo que yo consideraba mi derecho. Y si todo








DIARIO D1) SESIONES DE LA CAMERA 81
11, Ir- 11i, IIIII I I [ I | i I | 1 1 ... h I j lt l l I I 11 I "


aquello tuvo una soluci6n feliz y yo reconoci que en
tltima instancia el Presidente Miguel de Le6n habia
reconocido todos los derechos a todos los sefiores Re-
presentantes y habia garantizado el ejercicio pleno y
cabal a cada uno de nosotros; si todo esto es cierto,
yo creo que es muy convenient para el prestigio de
todos nosotros, para enaltecer a la Minoria y para
darle el reconocimniento a esta Mayoria que no quiere
avasallar a la Minoria, con el coraz6n puesto en los
intereses de la Camara, que no demos el espectiaclo
de que con la violencia y la impaciencia de un mo-
mento hagamos impossible la vida entire unos y otros,
cuando no ha sido nada mis que la interpretaci6n
del ejercicio de un derccho, frente a una Minoria que
quiere sentar, de una mancra energica e indubitable
su oposici6n al actual gobierno.
Frente a todo esto, yo me atrevo a suplicar, me
atrcvo a rogar de todos los sefiores Representantes,
muy especialmente de los lideres de la oposici6n,
que revisen sus palabras, especialmente al Sr. Marti-
nez Fraga, y con la responsabilidad y la seriedad que
caracteriza a ese Partido y a sus hombres, al igual
que al Partido Liberal, en sus palabras y en sus pro-
mesas, que revisen esas promesas y esa actitud y re-
cuerden que estan aqui en cumplimiento de un de-
ber, y est6n dispnestos a rectificar en lo que ellos han
sido dcmasiado duros en su calificativo a la mayo-
ia. Y asimismo que la Mavoria interpreted que hecha
la rcctificaci6n por el Sr. Martinez Fraga, se presta a
revocar su acucrdo, sin que por ello esa Mayoria pue-
da cntcndcr que pierde sus fuerzas, porque ya es de
todos conocido que es de sabios rectificar. La Mayo-
ria, queriendo responsabilizarse con la aprobaci6n de
los Presupuestos, y teniendo necesidad de aprobar-
los en el dia de hoy, se ha visto forzada, despues de
16 horas de labor, a hacer uso de ese derecho regla-
mcntario, v puede haber habido algun error o alguna
action omisa.
Yo termino mis palabras con esta invocaci6n a
todos los compafieros Representantes: Si queremos que
frcnte a todas las dificultades de este pais, internos
o externos, frente a los eenmigos del Congreso, fren-
tc a los enemigos de la 'Cmara, frente a los enemigos
de los Representantes, frente a los enemigos de los
hombres que tenemos que hacer political, no les da-
mos argumcntos por nuestras actitudes Ilenas de pa-
si6n. y defendidndonos todos de nuestros enemigos
de fuera -porque aqui todos somos victims de csos
enemigos de fucra- que recapacitemos un moments
y dc acucrdo con estas palabras, pido a la Cimara un
reccso de diez minutes para one los lideres de todos
los Partidos con, el Presidente de la Camara conside-
rcn esta proposici6n, solicitud que yo deio hecha al.
pleno de la Camara, para que sea considerada por
los lideres de los distintos partidos conjuintamen'-
mente con el Presidente, es la siguiente: Conceder
un receso de diez minutes, que puede ser ampliado
a media hora, para que ellos considered la conveniencia
de rectificar el acuerdo iltimamente tornado, tenien-
do cn cuenta las palabras del lider del Plartido De-
m6crata v espero que el Partido Liberal haga suyas.
Muchos gracias.

CAMERA No. 30


do a un ruego, la Presidencia concedera la pa-
labia al sefor Mujal, pero en este precise mo-
mento la Presidencia no puede dejar de recono-
cer que el sefitr Rod6n ha hecho n plaiiteanmien-
to fundamental a la CAmara de Representates.
La Presidencia, en su oportunidad, opinarA so-
bre este extreme, porque no puede dejar de reco-
ge: ciertas manifiestaciones que le conciernien
pe sonalmente, pues siempre ha cumplido con el
Reglamento y ha dado pleas garantias a todos
'os sefiores Representantes.

Tiene la palabra el senior VMujal.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Sr. President y sefio-
res Representantes: Yo quisiera aprovechar la
oportunidad de las palabras del compafiero Ro-
d6n para aceptar -y ruego a los conpafieros
que presten atenci6n a la cuesti6n que me pro-
pongo plantear,- para aceptar, repito, a nombre
de los lideres de los Partidos de Gobierno la pro-
posici6n que ha hecho el compafiero Rod6n, en
el sentido de que se conceda un receso improrro-
gable, de media hora, para que se rednan lo's Ii-
deres de los distintos partidos y consi:deren lo
aqui planteado.

Indiscutiblemente que el Partido Aut6ntico, y
creo que asi mismo opinan el rest de los Parti-
dos que constituyen ]a Alianza, no podemos de-
jar de recoger en este instant cuantas expresio-
nes se han vertido por la Minoria, en el sentido
de que este procedimiento constitute una dicta-
dura, cuando lo cierto es que simplemente ejer-
citamos un derecho reglamentario.

Yo voy, por otra parte, a hacer aqui, a hacer
una explicaci6n cldsica de lo que debe ser un
derecho parlamentario y de lo que debe ser una
labor de la CAmara. Aqui no se ha seguido ina
mecanica de trabajo como yo he observado que
se sigue en otros lugares, que no son precisamen-
te en la CAmara de Representantes. Yo no veo
que sea una limitaci6n de ningdn derecho el plan-
tear que los turns tengan una limitaci6kl de
tiempo, y vayamos directamente, por consiguien-
te, a un trabajo ordenado y eficiente. Aqui el in-
geniero L6pez Castro ha sido interrumpido mas
de 14 veces por los propios miembros de la Mi-
noria, sin que en ninguna intervenci6n se notara
ura diferencia en cuanto a la argumentaci6n es-
grimida por e1 doctor Lopez Castro; lo que evi-
dencia que mas que una interrupci6n con un fin
dcterminado, significaba una verdadera obltrue-
ci6n. Esta tarde ya el senior Urquiaga nos anun,
ci6 ese tipp de oposici6n que consiste en la me-
dida obstruccionadora de toda labor que tendiera
a la zprobaci6n de estos Presipuestos. Nosotros
estamos completamente de acuerdo en que se ce-
lebre esa reuni6n de lideres, para que en dicha
1 cuni6n. se Ilegte a conclusions concretas, pero
hay que comprender, sefiores Representantes, que
tenemos que encauzar nuestro trabajo y deseu-
volver nuestras actividades como 16gica y natu-
ralmente correspond.


SR. PRESIDENTE (DE LEON GARCIA) : Atendien- Me permit decirle al Presidente, dp 14 CAmara








82 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARIA
Si I t l- a I


y a los demAs sefiores Representantes, que los
partidos del frente gubernamental aceptan la
proposici6n del compafiero Rod6n en cuanto a la
reunion de lideres, para ver si es possible encon-
trarle una soluci6h al problema planteado.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el senior Urquiaga.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Senior President y
sefiores Representantes: Pocas veces me he le-
vantado en esta CAmara de Representantes con
una mAs profunda emocion y ansiedad por lo
sombrio que contemplo el cuadro en el aspect
parlamentario, y si fuera eso solo, todavia no se-
ria tanto, que el tinte sombrio a que me refiero,
si no fuera porque veo que la situaci6n en el or-
den nacioial ha de ser, si no se pone a contribu-
ci6n buena voluhtad y sincere deseo de servir a
la colectividad y al pais, para buscar una solu-
ci6n d este problema aqui planteado.
Voy a entrar a contestar, por lo que.a mi afec-
ta al ruego o proposici6n formilada por el senior
Rod6n, cuya gentileza y cuya bondad reconozcQ
plenamente. Voy a hacer un ligero examen del
planteamiento de esta cuesti6n.

El dia de este propio mes tuve el honor de
levantarme en esta propia CAmara y hacer pre-
sente la grave situaci6n que podiamos confron-
tar, por no haberse, activado las laborers de la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos, por no ha-
berse rendido la Ponencia oportuna, y por no ha-
berse convocado oportunamente a esa Comisi6n.
Quien asi procede demuestra una evidence buena
fe, tratando de viabilizar lo's esfuerzos, tratando
de viabilizar el trabajo de esta CAmara de Re-
presentantes. No fu6 culpa nuestra, ni cierta-
mente de nuestro aliado, el Partido Dem6crata,
ni del Comite independiente que dirige el senior
Dorta Duque, que se presentara esta situaci6n,
que pudo haberse resuelto antes de que nos en-
contraramos aqui, con breves horas para solucio-
nar y comenzar el studio de los Presupuestos.
Ha habido negligencia o indiferencia por parte
de la M yoria en el tratamiento de este asunto,
y 16gico era que la Minoria, que debe hacer opo-
sici6n fiscalizadora y oposici6n political al pro-
pio liempo, porque no es delito ser politico, y
pcrque todos los que aqui nos sentamos somos
politicos, tratara de cumplir con ese rol his-,
t6iico al plantear ante esta CAmara nuestra ae-
titud, haciendo caer la.responsabilidad sobre la
'Mayoria y no sobre nosotros, por la oposici6n
que hacemos, dentro de los canones reglamen-
tarios de lo que estimamos, de acuerdo con nues-
tras conciencias, que no es convenient y litil al
pais.
No venimos aqui, como dijo bien el compafie-
ro ljartinez Fraga a Ilamar la atenci6n de la CA-
mara, y cansarla con continues pases de list.
Cerca de tres pases de lista en 16 horas, poco re-
presentan, lo que demuestra que no se utiliza ese
recurso de obstrucci6i parlamentaria. Dijiimos
que no estAbamos de acuerdo con el Presupuesto


Sque propone la Comisi6n de Hacienda y Presu-
I puestos, pero a su vez ofrecimos soluciones.
Y tuvimos la satisfacci6n del Voto Particular
formulado por nuestro compafiero senior L6pez
Castro, que fuera considerado por todos como
algo sesudo, bien estudiando y digno de conside-
raci6n y respeto, como lo demostraron los aplau-
sos con que se le premi6 al terminar su largo y
laborioso discurso.

Posteriormente, es cierto que se hicieron ex-
plicaciones de voto; pero no podia pen'sarse que
se dejara de ejercitar este derecho, casi a 48 ho-
ras, por lo menos, del t6rmino para que se en-
viaran esos Presupuestos al Senado, y que ello
fuera motive suficiente para una agresi6n tan
sfibita, tan inesperada y tan injusta. Despuds
que un distinguido compafiero nuestro expuso la
tesis, sin que nadie le hiciera una contradicci6n,
de que ni siquiera vencia mafiana, a las 12 de la
noche, fatalmente, el t6rmino para discutir los
Presupuestos en la CAmara y enviarlos al Se-
nado; despu6s que incuestionablemente podia
quedar una duda razonable de que la fuerza ma-
yor podia considerarse falta de tiempo material
para haber llegado a un acuerdo en 48 6 36 ho-
ras sobre esos Presupuestos, no pensamos nos-
otros, conociendo esa confianza que albergaba la
Mayoria y que habia sido mantenida por medio
de uno de sus nuevos miembros, que habria ne-
cesidad de restringir el use del derecho a la pa-
labra y de exponer nuestro pensamiento siem-
pre atinentes al punto a que nos hemos estado
refiriendo: los Presupuestos.

Pues bien: que es lo que ha significado esa sus-
pensi6n de preceptos? Posiblemente, los compafie-
ros que me han precedido o alguno de ellos, ten-
drA que saber lo significa; p)ero estoy seguro
que la mayoria de los miembros que la integran,
aquellos que defienden al Gobierno y que cons-
tituye aqui una Mayoria, no lo conocen, porque
en ese intringulis de preceptos reglamentarios y
en stispenso, de diversas manifestaciones que se
hacen tambi6n cohibiendo el derecho, no podia
pensarse que se realizara tal cosa.

VWase que se exige que para que las Enmien-
dtas puedan discutirrse, est6n firmadas por los li-
deres de tres Comit&s Parlamentarios, y a nadie
se le oculta que ]a Oposici6n esti integrada por
dos Comit6s y un grupo independiente, muy hon-
roso, lleno de calidad y m6rito, pero que regla-
mentariamente no integra un Comit6, porque no
'llega el n6mero a 4; es decir, que se daba el caso
an6malo de discriminar a los Representantes por
el nimero de Comit6s Parlamentarios a, que per-
tenecen, lo cual nos colocaba en el plano de que,
siendo 16gico que las Enmiendas las presentara,
no la Mayoria, sino la Oposici6n, fueran recha-
zadas de piano, sin conocer ni siquiera una de
ellas. Se iba contra el propio precepto constitu-
cional que prohibe la retroactividad de las leyes,
que debe ser ejemplo y direcci6n para todas
aquellas cosas que tenga alguna similitud, ha-
ciendo que todas aquellas Elmiendas, ain las








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 83
I l t I -l .. I I : :.. I


mejor inspiradas, que pudieran haberse traido
ahi, adn aquellas que recogian los errors de que
hablaba lea!mente en su Ponencia el distinguido l
companero senior Vega Ceballos, y que pudiesen
haber sido, con buen juicio y con studio acu-
closo, enmendadas aqui.

Se prohibe la explicaci6n de voto, haciendo
que tengan que presentarse por escrito, lo cual
rusultara improcedente, porque no habria de pe-
sar en las decisions de la CAmara, aunque cons-
taran en el Diario de Sesiones. Tambi6n se pro-
hibe el uso de la palabra por mas de 15 minutes,
tritese del asunto de que se trate, salvo un turno
de 60 minutes para discutir el Dictamen. Y des-
pu6s, todos esos nfmeros que ustedes escucharon
del Articulo 114, incisos 2, 3, 5, 7, 8 y 9, y que se
refieren a Jo siguiente: El 2: para rectificar he,
chos y concepts emitidos en el curse de un de-
bate, cuando se ha consumido un turno en ellos.
1l 3: para hacer ,una proposici6n de las que no
es preciso formular por escrito. El 4: para cues-
tiones de orden.

Sefiores: v6ase la importancia y la trascen-
dencia que tiene semejante cosa:

El 5: para hacer preguntas o ruegos.

El 6: para contest r preguntas o alusiones.

Ni siquiera se podrA rogar ni hacer preguntas,
ni alusiones.

El 7: para retirar alguna Proposici6n o En-
mienda.

El 8: para hacer alguna aclaraci6n.

El 9: para dar cuenta del resultado de alguna
comisi6n especial.

V6ase que significa establecer un torniquete,
po- una resoluci6n absurda, que convertiria a
los sefiores Representantes en aut6matas, sin me-
dies de expresi6n de ninguna clase, y se daria el
case de que un Parlamento que esti hecho para
hablar, y ejecutar tambi6n, pero una de sus fun-
clones principles es la de hablar, aunque un
compafiero no lo estima asi, al expresar que ha-
bia casas en donde habfa loros y no parece eran
parlamentos, y esa expresi6n yo la he conside-
rado de mal gusto, aunque respeto el pensamien-
to, porque cada cual puede emitir los juicios que
le plazcan; pero coartar, sefiores Representarntes,
el derecho de hablar, de expresar sus opinions,
en este Parlamento que debe ser el temple de
las leyes, en donde representamos al pueblo cu-
bano, infringiria no solo nuestro derecho, sino
el del pueblo cubano que aqui esti representado.
Pero es mas: 6sta ha sido una violaci6n tan
flagrante come injustificada. No cabe decir que
el Articulo 99 establece que, ".resentada una
proposici6n que no admite debate, o agotados los
turnos reglamentarios en la discusi6n de cual-
quier Moci6n, Dictamen, Proyecto, Enmienda,
etc., la Presidencia anunciara que se somete a


votaci6n. Desde este instant no se concederA la
palabra mas que para una cuesti6n de orden re-
acionada con dicha votaci6n, o para solicitar que
ella deba verificarse con sujeci6n a lo dispuesto
en este Reglamento. Spbre ninguna de esas cues-
tiones se abrira discusi6n, resolvi6ndose en se-
gumda po: la Presidencia".
Es decir, que cuando el eompaiero senior Dor-
ta Duque, que es jefe de un grupo parlamentario,
yue es un compaaero que enaltece y honra a esta
Camara, que mn siquiera se habia dejado arrastrar
por el sectansmo o la pasi6n political; cuando al
amparo del Aiticulo 99 pidi6 la palabra para una
cuesti6n de orden, la Presidencia, airadamente,
como si se eatuviese tratando de cometer un crn-
men, no hizo caso de la petici6n y la deneg6.

Ahora bien: este es el caso que espongo: el que
les habla, que es un modesto compaiero de us-
tedes, se precia, sin embargo, de ser tan cubano
come el que mas. Ha vivido una larga vida poli-
tica, y ha cosechado triunfos y derrotas, y la
amarga experiencia de los unos y de los otros,
porque hay victorias que son transitorias y que
ib que 'hacen es lanzar sobre el que las obtiene
male muy graves para el future, y hay derrotas
que Ilevan a la ruina casi fisica y social, sino
moral, a aquellos que la experimenten porque se
precipitan en una pendiente inclinada hacia
acontecimientos conocidos. Estimo de, gravedad
suma cualquier resoluci6n que por parte de esta
Minoria pudiera adoptarse. Creo que estamos
ob'igados a pensar come miembros de partidos
politicos, pero creo que no los traicionamos si
por encima de ese partidarismo ponemos con
manes limpias y mentes despojadas de ningfin
prejuicio o de ning6n pensamiento que no pueda
se: elevado e inspirado en los mis nobles y sa-
nos prop6sitos, el amor a Cuba, el amor a la
Patria.

Una retirada de la oposici6n en esta CAmara,
que fuera hecha con profundo agravio estiman-
do. que habia sido burlada en sus derechos, que
habia side tratada sin consideraci6n y respeto,
no ya del respeto que se debe a los hombres, a
los conciudadanos, sino a colmpafieros que por
eso mismo debieran ser tratados con considera-
ci6n y en forma que no les hiera, para que no se
cree un abismo en lo que debiera ser conjunci6n
de pensamientos y uni6n de intereses nacionales,
seria gravisimo. El dia que la oposici6n se retire
de la Camara, se retirarA tambi6n del Senado de
la Repiblica, porque seria un movimiento arni6-
nico y sincronizado, y el dia que se cierre esa
valvula de escape a. las pasiones naturales en un
pueblo ardoroso como el nuestro; el dia en que
no se pueda recurrir a eses expansiones civicas,
quc no se pueda acudir a esta alta tribune donde
el pueblo escucha y no se deja impresionar por lo
que digan !os defensores del gobierno o los opo-
sitores del gobierno. se abrird un ciclo peligroso'
y de graves y sombrios resultadoi para Cuba,
que despu6s de todo a ella nos debemos m~s que
a nadie.









84 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Yo escuch6 con emoci6n las palabras del se-
fior Rod6n. S6 que esta bien inspirado; s6 que
Sus afios juveniles no han side todavia macera-
dos por los contratiempos y los azarep de la vida,
s4 que lo guian buenas intenciones. Escuche tam-
bi6n a nuestro compafiero el senior Mujal. Me
pareci6 observer en 61 un prop6sito rectificador
aunque no tanto como en el compafiero Rod6n.
Habia escuchado la arenga encendida o inflama-
da que pronunciara un compafiero de esta Cama-
ra y compafiero como Lider del Comite Parla-
mientario del Partido Dem6crata; y hahia escu-
chado la protest encendida pero bien inspirada,
del senior Dorta Duque.'
En verdad, a mi me parece que son de tal gra-
vedad los acontecimientos que aqui se han produ-
cido y mas que los acontecimientos en si las pro-
yecciones que pudieran tener para el future, que
personalmente me sentiria tenltado a escuchar
por lo menos en un ultimo esfuerzo para ver si
era possible zanjar estas diferencias y llegar por
lo menos al conocimiento de, lo que pudiera ha-
cerse y que en el future no se pudiera decir que
fue nuestra actitud, por muy just que .estu-.
viera y por muchas razonesque la asistiesen, im-
premeditada y product de la pasi6n de la hora.
Yo me atreveria, en nombre del Comit6 Par-
Jamentario Liberal, si me acompafiase en esa .ac-
tuaci6i que yo estoy proponiendo, el senior Mar-
tinez Fraga y el senior Dorta DuqiUe, en aceptar
antes de tomar una resoluci6n definitive el re-
ceso que aqui se propuso, que se queria hacer in-
cluso -v6ase el apasionamiento con que se ac-,
tia-, de 30 minutes exactos, ni uno mas ni uno:
menos, como si cuando se trata de cuestiones de
esta indole pudiera significar algo intangible un
t6rmino determinado.

No me atreveria a aceptar la gravisima res-
ponsabilidad que IlegAsemos a afrontar en el fu-
ture sin hacer un esfuerzo para aceptar la pro-
posici6n de que se conceda un receso de tiempo
prudencial para que se reunieran los lideres de
la mayoria, el compafero del Comit6 Dem6crata
y el compai'ero Lider del Grupo Independiente,
y que tratemos por el bien de Cuba, por el pres-
tigio de esta Camara, de buscar una soluci6n fruc-
tifera a este penosisimo incident.

No me import que pudiese haber alguien que
piense que la debilidad o el aprovechamiento me
guian en este prop6sito. Quien tal pensara es por
que 61 es capaz de realizar esa acci6n, no con la
valentia con que yo lo hago en este moment sino
con fines encubiertos que jams he tenido en mi
mente. No he visitado un solo Ministerio para
solicitar un puesto piblico; no he abrumado al
President de la Caimara con peticiones de nin-
guna ridole salvo las naturalesy, corriente., que
pudiera tener el mis modesto de los Represpn-
tantes, pero no me duelen prendas para hacer
esta proposici6n, ni temo al juicio que pudiera
formarse de ella. Aquellos que como dijera Marti
ven el grado deleznable de las cosas y la sospe-
cha que todo lo corroe alredbdor de las acciones


de los otros holnbres,' merecen reprobaci6n y
desd6n..
Termino pues agradeciando las nobles pala-
bras y los prop6sitos elevados del senior Rod6n;
y agrdeciendo los prop6sitos mas indulgentes
que en moments anteriores en que estaba inspi-
rado nuestro compafiero el senior Mujal, y ruego
al senior Presidente que si no lo tiene a mal, con-
ceda la palabra a mi distinguido compafiero el
sehior Martinez Fraga, si 610 o desea, para ver si
acepta el receso propuesto para ver si' legamosi
a soluciones adecuadas entire hombresi que deben
inspirarse por altos intereses mas que por pe-
quefias pasiones, y qon el objeto mas elevado de
seryir a la CAmarat y a nuestra. Reepiblica toda.
SR. DORTA DUQUE (MANUTEL) Pido la palabra.

SR, PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En estos
moments tiene el uso de la palabria el seniorr Ve-
ga Ceballos, pero iba a hacerle el ruego de ver
si podia esperar, en vista de las palabras del se-
fior U'rquiaga, para ver si el senior Martinez
Fraga queria hacer algunas manifestaciones.

SR. VEGA CEBALLOS (VICTOR) Muy brevemen-
te para explicar mi voto, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (DEi LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el senior Vega Ceballos.

SR. VEGA CEBALLOS (VICTOR): Sr. President
y sefiores Representantes: No he accedido al rue-
go del senior Presidente de la CAmara, porque no
quiero de ninguna manera que se piense que las
palabras injustas y rayanas en acusaciones de
hechos que no se han realizado, vertidas per dis-
tintos compafierqo de la oposici6n; ban nublado
mi conciencia al extremo de callar aqui las ra-
zones por las cuales emiti mi voto a favor de la
media que acabamos de tomar.

Desde hacia. :arias hdras venia librando una
dura batalla para que no se planteara el proble-
ma de la. suspension de los preceptos reglamen-
taribs. No se me habia escapade en manera al-
guna la actitud adoptada por la oi:oisici6n ni la
forma inadecuada en que estaba conduciendo el
debate; pero entiendo que la mis noble conquista
de la 6poca.moderna es la libertad de pensa-
miento y la libertad de expresi6n y que estas li-
bertades tienen su mas alta consagraci6o, preci-
S.1mente enel Parlamento, y solamente muy car-
Egados de razones, cuando el tiempo fuera exce-
sivamente corto y la Oposici6n nos hubiera dado
pluebas mas sque suficientes de inconsecuencia,
podiamos no-otios tomar medida.tan several. La
Oposici6n t.ene el derecho de hablar, Zc6m.o nd
ha de teinrlo?, y de hablar ampliamente, es qui-
za el derecho que mas puede satisfacerle, y con
quO me.ior puede hacerse sentir en el Parlamento.
Nosotros: ouci tenemos Ia Mayoria abrumado-
ra de los votos. debemos ser consecuentes y cor-
teses: Si la' poskci6n no tiene influencia en el










DAiO DE EI DE LA CAMARA 85


Gobierno; si la Oposici6n no tiene gajes en el
Gobierno; si la Oposici6n no tiene puestos en-la
Administraci6n Pdblica, y, ademAs, leo privamos
del derecho de hablar en el Parlamento, Lqu, le
queda a la Oposici6n?

Ni el cansancio, ni la interpretaci6n err6nea
o recta de las palabras, debe llevarnos a, esa me-
dida, inicamente en un caso extreme podriamos
actuar en esa forma para que, nuestra -concien-
cia no nos reprochara nada. La vigilancia y el
acatamiento a la discipline del Bartido, tanto
mas velada y celada por mi .cuanto mis en peli-
gro la viera, me decidi6 a otorgar mi vote en fa-
vor de esa media, pero con la advertencia deo
que lo 1haria inicamente si se me permitia ex-
plicar mi'voto, de viva voz, not por escrito por-
*que la Mesa, en su Cabeza;- sabia c6mo pensaba
yo, y necesita que mis dem6s compafieros lo su-
pieran tambien:.

Eso es todo Id que tenia .que decir.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el senior Martinez Fraga para contestar
al ruego que le djrigi6' el senior Carm'elo Ur-
quiaga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. Presi-
dente y seiiores Representantes:, Las palabras
responsables de nuestro distinguido compafiero
senior Lincoln Rod6n en formal de ruego, tienen
que. ser contestadas por el Representate que ha-
bla con la misma responsabilidad con que pro-
nunciara las que dieron lugar a ese ruego, o con
la responsabilidad cabal de lider del Partido De-
m6crata y en nombre y en representaci6ni de los
Representantes que integran ese Comit6.

Envuelve ese ruego dos cuestiones, la primer
una rectificaci6n, la segunda la aceptaci6n del
cumplimiento de una media parlamentaria per
via de receso. Al respect de la primera, creame
el compafiero Lincoln Rod6n, creame la Camnara
y cr6ame la Presidencia lo nmcho, lo extraordi-
nariamente lamentable que para mi result no
poder rectificar ni en tin punto ni' en una coma
ninguna de las-palabras responsables. que en nom1
bre de mi Partido pronunci6 y que ya constant en
el Diario de Sesiones.- Fueron claras, terminan-
tes, precisas, se hizo una breve resefia de nues-
tra conduct en el Parlamento, practicamente
pocas palabras mejores que las del compafiero
Victor Vega para, interpretarlas. en la forma
precise, contundente con que lo ha hecho hace'
breves mementos. Vinimos aqui privados del le-
gitimo derecho que'la Ley nos concede, la Ley
de Relaciones; de discutir a' partir del dia 20 de
este mes las Leyes de Presupuestos; la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos por razones que no
nos compete y bajo la responsabilidad. de la
Mayoria, infringi6 la Ley de Relaciones; debia-
haber votado la Ponencia, transformado el Dic-
tamen con fecha 19, dentro de los -15 dias que
imperativamente le ordena la Ley de Relaciones,
en relaci6n con preceptos atinentes de la Consti-


tuci6n. No lo hizo, transcurrieron los dias y el
dia 25, lunes, viene a tratarlo con fiagrante vio-
laci6n de esa disposici6n legal. Llegamos a la
tarde del dia de ayer y los que tenemos el dere-
cho de desenvolver la obstrucci6n parlamentaria
dimos comienzo a nuestra labor privados del le-
gitimo derecho en orden al tiempo que nos co-
rrespondia y que nos fu6 arrebatado per una ac-
titud omisa de la Mayoria y de la Comjsi6n de
Hacienda y Presupuestos. Comenz6 la sesi6n, so-
licitamos una ampliaci6n simple de un turno en
la discusi6n del Voto Particular del compairero
Amadeo L6pez Castro. Hizo use de la palabra ena
contra de ese Voto Particular el senior Virgilio
P6rez, e hizo uso de la palabra a favor de ese
Voto Particular su primer firmante, y el nom-
bre de Amadeo L6pez Castro, miembro de esta
Minoria a la que honra, y de ese Partido Liberal,
ha quedado impreso hoy con letras de reconoci-
miento y aplausos en el Diario de Sesiones de la
CAmara de Representantes. Pocos discursos tan
medidos, tan sujetos al trAmite estricto de la ex-
posici6n de los principios que defendfa en ese
Voto Particular, y, ha sido extraordinariamente
ilustrativo a punto tal que la propia Mayoria co-
ron6 con sus aplausos generosos esa.brillante la-
bor realizada. Determinadas interrupciones en
las que es cierto -hay que confesarlo- siguien-
do la tradici6n generosa mantenida por el Pre-
sidente de la Camara, por anteriores Presidentes
y por el actual Presidente; se hizo uso de ese de-
recho ampliamente, pero tan pronto come se
planted' una cuesti6n de orden por el Represen-
tante Mujal, que resolvi6 la Presidencia por via
de ruego a la Minoria, limitamos en forma res-
ponsab!e esas interrupciones aunque desde luego
disfrutamos con muy contados Representantes
las explicaciones de votos. Llegamos a mis, pa-
rece que previendo este gravisimo cuadro que
aqui contemplamos hoy, seguramente por ese es-
tado de cansancio o nerviosismo que invade nues-
tros cuerpos y que oscurece nuestras mentes, a
invitar a los sefiores Representantes de la Ma-
yoria que abrieran los ojos, que afinaran el en-
tendimiento, fueron mis palabras en nombre del
Comit6 Parlamentario del Partido Dem6crata, a
las legitimas enmiendas porque nuestra actua-
ci6n parlamentaria tiene que star enderezada a
una soluci6n y esas enmiendas tenian que pro-
vocar la aprobaci6n por parte de la Mayoria.
Momentos despu6s, con inusitada sorpresa, sin
pensarlo siquiera, nos encontramos con la abrup-
ta presentaci6n de la infortunada Moci6n de sus-
pensi6n de precepts Reglamentarios, como ja-
mas en oportunidad alguna se haya conocido en
ninguno de los Cuerpos que integran el Congreso
de la Rep6blica.

Asi explicamos, lisa y llanamente, toda nues-
tra responsabilidad en este debate.

Como muy bien dijera el doctor Victor Vega,
hacienda uso legitimo por parte de la Minoria, a
la que se le habia arrebatado el derecho a dis-
cutir, 5, 6, 7, 8 6 9 dias, que pasando por encima
de los Articulos 31 y 32 de la Ley de Relaciones,


85 i


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA









86 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


asumi6 por si y ante si la Mayoria y la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos. Esos hechos los rei-
tero, los ratifico, porque son expresi6n evidence
del contenido del Diario de Sesiones.

El discurso fundamental que se ha pronun-
ciado desde que esta sesi6n comenz6 fu6 el del
co..mpailei':o Amadeo L6pez Castro, y yo invito
sinceramente a uno solo de los Representantes
de la Mayoria que pueda tachar ese discurso por
su brillantez, por el conocimiento que a todos nos
di6 de esos dificiles Proyectos de Presupuestos,
por sus observaciones atinadas, invito a uno solo,
repito, a que pueda tachar como media impro-
pia o, inatinada para discutir en el Parlamento.

A ese amparo, desenvolviendo con oonsecuen-
cia, con consecuencia .extraordinaria el derecho
que nos coiresponde a combatir a trav6s de las
medidas que el Reglamento dispone, esos infor-
tunados Presupuestos, tuvimos que desenvolver-
nos .con la premura del caso, sin conocimiento
apenas de los cuadernos para estudiarlos, abso-
lutamente a distancia nuestra los cuadeynillos de
la Ponencia, modificando la parte num6rica de
los mismo y asi, desamparados de ese derecho,
vinimos aqui; y yo le digo a los seiiores de la Ma-
yoria que comparecen, que hagan un paralelo
possible entire otras sesiones anteriores y la que
acabamos de celebrar.

Ratifico, por consecuencia, estas expresiones,
que son las mismas que dijera antes, y abora al
respect de las expresiones enjuiciadoras de la
actitud de los Partidos del Gobierno, en orden al
trascendental significado que trae y que lleva
aparejada la conduct de sus Representantes en
la CAmara -perd6neme. el compafiero Lincoln
Rod6n y perd6nenme los compafieros de la CA-
mara- que tampoco pueda modificar, retirar o
cambiar ninguno de sus conceptos.

Creanme, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, sinceramente me parecen todavia de-
masiado pobres para enjuiciar debidamente el
grave acontecimiento ocurrido aqui esta mafiana.

Resuelta esta cuesti6n de aclaraci6n, o ratifica-
ci u, paso a recoger la otra formulada tambi6n,
de manera generosa por el senior Rod6n, y much.
agradezco la oportunidad de decidir que me ha
dado el distinguido compafiero del Partido Libe-
ral, su lider, el senior Carmelo Urquiaga, para
decir, que cumpliendo exactamente las propias
palabras pronunciadas, tan pronto termine, los
Representarltes que integran el Comit6 Parla-
mentario del Partido Dem6crta, y en esa gene-
rosa alianza responsible hasta lo mAs intimo del
Partido Liberal, abandonaremos este Hemiciclo;
iremos a reunirnos los Representantes que aqui
estamos, para hacer los pronunciamientos opor-
tunos, y eso si, sepan los sefiores de la Mayoria,
mientras estemos en ese Cbmit6 los Representan-
tes de la Minoria, alli estairn abiertas siempre
las puertas para los Lideres del Gobierno o para
cualquiera Representante que nos quiera visitar,


a comentar las graves horas que vive la Repd-
blica; porque en definitive, los que odian el Con-
g:eso, los que quieren su caida, los que no son
capaces de abrigar en sus sentimientos el res-
peto a la mAs alta representaci6n de la Demo-
cracia, van a recibir, a trav6s de la conduct de
ustedes, la mayor de las satisfacciones.

Agradzcole al compahiero Rod6n por consi-
guiente su ruego y su indicaci6n y tenga por con-
testado el primer y por aclarado el segundo en
a oportunidad y forma que desee resolverlo esa
Mayoria. De ella es la responsabilidad desde aho-
ra en adelante. Si creen oportuno visitarnos por
la grave ocurrencia pasada, si entienden con su
responsabilidad de hombres piblicos, de compa-
fieros de la CAmara que deben visitarnos, aque-
lias puertas estin abiertas, pero no compartire-
mos con nuestros votos ninguna de esas decisio-
nes que quedan inicamente y exclusivamente en
manos de ustedes, la. responsabilidad de la exis-
tencia del Congreso.

Finalmente recuerden lo siguiente, recuerden
estas palabras, no ya del Lider del Comit6 Par-
lamentario del Partido Dem6crata, recu6rdenlas
de labios de un compaiero en responsabilidades
y en deberes en la Camara de Representantes:
Cuando la Minoria dsaparezca de aqui y desa-
parezca del Senado, cuando sus representaciones
en las Mesas renuncien y no hayan Vice-Presi-
dentes ni Secretarios que respondan de nuestras
garantias, entonces este Congreso habrA satisfe-
cho las ansias, habra satisfecho las ambiciones
de los que quieren establecer unadictadura per-
sonal en nuestro pais, donde estos pulmones de
la Democracia no puedan batirse alentando el
espiritu que clasifica y define al pueblo de Cuba.
(Abandona la Presidencia el senior de Le6n
Garcik y la ocupa el senior Collot.)

SR. PRESIDENT (COLLOT) : Tiene la palabra
el Representante senior Ruben de Le6n.

SR. DE LEON GARCIA (RUBEN): Sr. President
' sefiores Representantes: Yo quisiera que la
Presidencia y los sefiores Representantes pres-
taran atenci6n al Representante que habla, por-
que en su condici6n de Presidente de la CAmara
ha sido aludido en la determinaci6n que como
President de la misma tom6, y estima que, como
un elemental principio de compafierismo parla-
mentario, como principio de delicadeza y de cor-
tesia, los seflores Representantes y especialmente
los Lideres de los Comites Parlamentarios de la
Minoria, deben escuchar las manifestaciones que
voy a hacer.
Yo no quiero ahora iniciar mis palabras en-
trando en un debate politico de nuevo. No voy a
concretarme mis que al hecho de manifestaciones
que se han realizado en esta CAmara en relaci6n
con la actuaci6n de, Presidente de la misma.

Me ha sorprendido y me ha sorprendido enor-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA 87


memente que los Lideres de los Comit6s Parla-
mentarios Independiente, Liberal y Dem6crata,
hayan dicho que la Presidencia actu6 de un modo
dictatorial cuando someti6 a votaci6n la Moci6n
presentada por miembros responsables, Lideres
de Comit6s Parlamentarios en cuanto a la sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios.

Se ha dicho aqui, y yo lo rechazo de plano, de
que el Presidente no aplic6 el Articulo 99. El Pre-
sidente no aplic6 el Articulo 99, que segdn las
manifestaciones posteriores que hicieron cuando
explicaron sus votos los Lideres de los Comit6s
Parlamentarios, decian que solicitaba el senior
Dorta Duque, porque el senior Dorta Duque cuan-
do pidi6 la palabra, el Presidente le contestaba
que al amparo del Articulo 106 se veia impedido
de conced6rselo, y el senior Dorta Duque como
muy bien explicaba el senior Rod6n, no se hacia
oir por la Presidencia, sefialando el Articulo a
que hacia referencia, para plantear la cuesti6n
de orden, observaba y no puede negarlo la Ca-
mara, que habian alrededor del senior Dorta Du-
que various seiores Representantes, agitados, ges-
Siculando como gesticu'aba el senior Dorta Duque,
]e ni'g6 la palabra y pudiera haberle sefialado
tambi6n, porque era cierto, al sehor Carmelo Ur-
quiaba, Lider del Partido Liberal, y a otras per-
gonas mAs que estaban al mismo tiempo pidiendo
la palabra.

Eso en mi impresi6n, en mi opinion, como su-
cedi6 con el senior Pardo Jim6nez y otros que en
estos moments no recuerdo, demuestra que el
President de la CAmara no podia oir ni oy6 que
se hablara de cuesti6n de orden ni que se estuviera
pidiendo que se aplicara el Articulo 99, que hacia
possible que el senior Legislador tuviera toda la
garantia de la Presidencia.

Esto lo manifiesto con la misma entereza, con
el mismo valor civico con que el Lider del Co-
mit6 Parlamentario del Partido Liberal decia
hace unos moments que 61 "responsablemente",
-yo afiadiria, valientemente-, no decidia iana
cuesti6n como la que aqui se habia planteado, tan
rApidamente porque 61 comprendia la enorme res-
ponsabilidad que eso entrafiaba. Yo respond a
esas palabras valientes, del senior Urquiaga, en
la misma forma, diciendo que si tuviera alguna
duda de que mis palabras representaran una re-
tractaci6n en la interpretaci6n personal, de tipo
dictatorial, del Reglamento, y que si esa hubiera
sido mi actitud, ni las manifestaciones del lider
del Partido Dem6crata, ni las manifestaciones
oue puedan hacer otros Representantes, me po-
drilrn Ilevar a mi, en modo alguno, a dar un paso
atrrs, pero si digo y declare terminantemente,
que en el memento que yo negaba la palabra al
sefpr Dorta Duque, estaba interpretando, en mi
criterio justamente, el 'articulo 106, y en modo
alguno oi que se referia al Articulo 29 que exige
que como cuesti6n de orden, adn en plan de vo-
taci6n, Se conceda la palabra a un senior Repre-
sentante. Pero si a mis palabras se le pudieran
poner dudas y esta duda me llevara al plano que


las circunstancias exigieran, yo abonaria mas en
ellas, y voy a exponer ahora, con las mismas pa-
labras de los lideres de los Comites Parlamen-
tarios, mi criterio. Desde que me honr6 presi-
diendo esta CAmara de Representantes, trat6 -y
asi lo dije el dia qua tom6 posesi6n-, de buscai
la forma, dentro de lo politico, y digo dentro de
'o politico, no por ser miembro de un partido de
Gobierno, de aplicar el Reglamento en todos los
casos. Y en todos los casos, en los dos meses que
llevo presidiendo la Cfmara de Representantes,
fui acusado en varias ocasiones de ser demasia-
do liberal, como manifestaba aqui el seniorr Ro-
d6n, cuando algdn miembro de la Minoria estaba
en el uso de la palabra y alg6n compafiero de la
Mayoria queria interrumpirlo o negArselo.

Decia el senior Martinez Fraga en las decla-
raciones que hizo, no ahora, sino en las prime-
ras, que el Presidente de la CAmara fu6 parcial
cuando habia permitido interrupciones a un
miembro de la Mayoria y no habia p.ermitido in
terrupciones a unr miembro de los bancos de la
Minoria.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo invito al
Sefior Presidente, que en este moment estA ac-
tuando en Representante, a que lea el Diario de
Sesiones, porque esti totalmente quivocado. No'
he hecho esa afirmaci6n. He hecho otras que es-
toy esperando que recoja S. S,

SR. DE LEON GARCIA (RUBEN): Precisamente,
yo pude ver rApidamente el Diario de Sesiones,
a solicitud del Representante que habla, y si el
doctor Martinez Fraga quiere comprobar lo que
yo digo, no tiene mAs que pedir, sus propias cuar-
tillas y verA que en un pArrafo de ellas, dice, que
el President de la CAmara concedi6 una inte-
rrupci6n a un miembro de la Mayoria y que no
se lo permiti6 a un miembro de la Minoria. Iba
a decir yo, y digo ahora, que el propio lider del
Comit6 Parlamentario del Partido Dem6crata, no
hace ni siquiera tres dias -y si vamos a recu-
rrir al Diario de Sesiones, vera que con frecuen-
cia el lider del Partido Dem6crata lo hace, le re-
conoce al Presidente de la CAmara, que habia
actuado bien cuandto habia decidido en favor de
miembros de la Minoria. En various casos en las
iltimas sesiones de la CAmara, sucedi6 esto, es-
pecialmente cuando en varias ocasiones se trat6
de interrumpir al senior Pardo Jim6nez, como en
la noche de ayer sucedi6 tambi6n, y en este caso,
precisamente con el propio senior Pardo Jimenez,
cuando se trataba de una interrupci6n que le ha-
cia el senior Mljal, si podian tener raz6n los
miembros de la Minoria cuando digan y repitan
en esta CAmara que el Presidente de la CAmara,
no en una ocasi6n sino en multiples ocasiones,
interpretando -y a eso es lo que"yo le, digo, cri-
terio politico-, con criterion interpretation del
Reglamento, crey6 oportuno decir que la raz6n
estaba de parte de un miembro de la Minoria y
no de parte del miembro de la Mayoria.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONI) : \Le ruego









88 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA


que le vuelva a dar lectura al Diario de Sesiones
y vera el error sufrido por S. S.

SR. DE LEON GARCIA (RUBEN) : Dice asi: "Son
contados los pases de lista... (continUa leyenl
do)". Pero esto es en el caso especifico a que el
senior Repiesentante hace alusi6n cuando se tra-
ta de la interpretaci6n que di6 cuando concedi6
la palabra al senior Pardo Jim6nez, negandosela
precisamente a un compafiero de este Parlmmen-
to el senior Mujal.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Le: ruego
que vuelva a leer las cuartillas porque no dice lo
que dice, S. S.

SR. DE LEON GARCIA (RUBEN) : Eso es lo que
yo interpreto y lamento muchisimo en este caso
no poder complacer al compaiiero. Pero voy a
decir mds, senior Martinez Fraga.

Ya que el senior Martinez Fraga me invita, a
leer de nuevo el document, no puede negarse el
senior Martinez Fraga a reconocer que en mul-
tiples ocasiones -y hubiera querido que siem-
pre hubiese sucedido asi-, los Representantes
de la Minoria, tuvieron siempre, por parte de
esta Presidencia, todas las garantias que el Re-
glamento y la Presidencia le daba. Dije y repito
que me excedia en eso, y no tengo por qu6 relatar
las multiples ocasiones en que se me llam6 la
atenci6n por mantener siempre esta actitud, a
pesar del criteria que se ha manifestado hoy en
la CAmara.

Hay una frase final del lider del Comit6 Par-
lamentario del Partido Dem6crata que dice, lo
he copiado a la ligera: "Supresi6n de la dicta'
dura del parlamento". Yo me pregunto, sefior
Pr'esidente y secfores Representantes, yo no veo,
no la he podido ver jams, la dictadura dentro
del Parlamento. Aqui se han emitido juicios po-
liticos muy severos contra el Gobierno y a veces
juicios severos contra la actitud de la Mayoria,
casi estaba por decir que pudiera interpreters
que era injusto que me dieran el calificativo de
dictador del Parlamento y, pudiera quizAs, si la.
frase fuera interpretada en suir just esencia, de-
cir la dictadura ds e las Minorias; porque no es
just, sefor Presidente y seiores Representantes
que, cuando por todos los medios reglamentarios,
a veces tenemos derecho a decir de compafieros
y de amigos, como hasta hora nos hemos venido
desenvolviendo en esta Camara, que se nos cali-
fique de esa manera, cuando siempre hemos tra-
tado de llevar al animo de todos los compafieros
de !a Camara que permitan el libre juego deLpar-
lamentarismo, que permitan el libre juego de la
interpretaci6n del Reglamento, pero que en mo-
do alguno deben llevar'esta interpretaci6n libe-
ral, de tal modo injusto, de querer acorralar a
una Mayoria, que tiene un criteria sobre el pro-
blema de los Presupuestos y se trate de impedir
que estos Presupuestos se pudiesen aprobar.

V6ase si no, y lamento que estas palabras no


las pudiera pronunciar con todo el entusiasmo
que la responsabilidad del moment necesita y
exige. Un Representante, el senior Quintin Geor-
ge, en una interrupci6n que hacia al lider del
ComitB Parlamentario Liberal, trataba por via
de interrupci6n, de informarle a la CAmara que
seria, hasta cierto punto indtil, tratar de inte-
rrumpir los Presupuestos con defenses largas de
.os Votos Particulares emitidos, porque en defi-
nitiva se podria aplicar el Articulo 32 de la Ley
de Relaciones entire ambos cuerpos colegislado-
res. Las manifestaciones vertidas por el lider del
Partido Dem6crata, en mi opinion, en uno de sus
pa rafos interpretado por el compafiero Rod6n,
Lueron mas o menos ajustados en su informed ge-
aeral a este criterio del Articulo 32. Sin embargo,
mientras el Representante que habla oia al lider
Ael Partido Dem6crata manifestarse de este mo-
do, que el Representante que habla interpretaba
que seguia las mismas orientaciones que antes ha-
oia expuesto el senior George, yo pensaba y re-
cordaba que otro miembro cistinguido del Par-
Lido Dem6crata, el senior Bravo Acosta, le habia
pedido a la Presidencia que leyera el uiltimo pA-
rrafo del Articulo 31, es decir, que cuando ese
probtema, si era necesario lievar las cosas hasta
alli, se fuela a discutir, ya el Presidente y la
CiAmara venian observando que dentro del pro-
pio Partido Dem6crta, en caso de que esa hu-
biese side la interpretaci6n que el lider del Par-
tido Dem6crata le daba en relaci6n con los Pre-
supuestos, o sea, de no interrumpirlos, obser-
vaba que eran criterios contradictorios. No ma-
nifest6 et seinor Bravo Acosta una opinion ter-
minante sobre los ultimos pArrafos del Articulo
31 de la Ley de Relaciones; pero el solo enuncia-
miento que hacia, y el ruego que hubo de formu-
lar a la Presidencia para que se le.veran los fl-
timos pArrafos del Articulo 31, hacian pensar a
la CAmara seguramente que lo que se pretendia
decir era que en modo a!guno se podia aplicar el
Articulo 32, porque el filtimo parrafo del Ar-
ticulo 31 de la Ley de Relaciones que 61 pedia que
se leyera, y yo leo ahora, dice terminantemente
lo siguiente: "Treinta dias antes de que el Pre-
supuesto debacomenzar a regir... (continia te-
yendo)". Este criteria se veia, pues, encontrado.
El interns marcado que se veia por parte de los
lideres de la Minoria, sin interrupciones de nin-
guna case por parte de la Mayoria, sin que en
modo alguno hubieta la Presidencia interrumpi-
do uno solo de sus discursos, ni haber tratado de
constrefiir el marco estrecho sobre criterios que
se venian manifestando, se han consumido infi-
nidad de interrupciones, se han consumido dis-
cursos de 10 horas por el Ponente de uno de los
Votes Particulares, y se han consumido discur-
eos de t.es horas por otro de los hombres, com-
pafieros de la CAmara, que apoyaba el Voto Par-
ticular suscrito por el senior Amadeo L6pez Cas-
tro. En ese moment lleg6 una Moci6n, que de
acuerdo con el Reglamento ya en otras ocasio-
nes se ha presentado a la CAmara. La Mpci6n
tiene, de acuerdo con el. Articulo 106 del Regla-
mento, que ser conocida inmediatamente por la









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 89

CAmara. Asi lo interpret la Presidencia y asi lo brar sesi6n la Comisi6n de Hacienda y Presu-
puso a votaci6n. puestos.


Termino, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, manifestAndole a los sefiores que me
escuchan que nos damos exacta cuenta de la res-
ponsabilidad que tenemos con las decisions que
tomamos. Ojala en ningfin moment las decisio-
nes que se tomen deritro de la interpretaci6n del
Reglamento, dentro del sistekna parlamentario,
puedan interpretarse por un miembro del Parla-
mento, o por un Comit6 Parlamentario con res-
ponsabilidad, en forma que pueda darse a la Re-
pdblica, que pueda darse al pals la sensaci6n de
que aqui no se pesan las decisions, de que aqui
no se s.be tomar una determinaci6n con valen-
tia, sino de que aqui se toman las determinacio-
nes muy rapidamente y que no se presta el con-
curso necesario para que el buen juicio predo-
mine, y para que el pais, como hasta ahora tiene,
plena libertad en e! Parlamento, tenga asimismo
plena libertad en la Repdblica.

SR. PRESIDENT (COLLOT): Tiene la .palabra
el senior Felix Martin.

(El sector Collot abandon la Presidencia y la
ocupa el senor Kubin de Le6n.)

(Eran las 9 y 50 a.m.)

SR. MARTIN Y GLEZ. DE MENDOZA (FELIX): Se-
fior Presidente y seiiores Representantes: No es
possible aceptar. por el Representante que habla
la acusaci6n lanzada por el lider del Partido De-
m6crata, de que esta Mayoria, al tomar ese
acuerdo, esta realizando un acto dictatorial para
ccartar la libertad y nulificar el principio de la
democracia.

Nosotros hemos tornado ese acuerdo, precisa-
mente para complacer una aspiraci6n, un dere-
cho del pueblo, que a traves de muchos afios ha
venido reclamando la aprobaci6n de un Presu-
puesto nacional. Y vamos a aprovechar esta
oportunidad para decirle a la Minoria que ha
tratado de sabotear las reuniones de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos, para que decursara
el tiempo necesario sin que se procediera a su
tratamiento.

La Comisi6n de Hacienda, y Presupuestos se
reuni6 por primera vez el dia 20 de Noviembre,
y esa reunion a solicitud del senior Bravo Acosta,
se declar6 permanent para reunirse nuevamen-
te el sabado, sin pensar que tras esa. proposici6n
se ocultaba la idea de sabotear las reuniones de
la Comisi6ti de Hacienda y Presupuestos, para
que la naci6n no pudiese contar con esos Presu-
puestos. El sAbado 23 se reuni6 la Gomisi6n de
Hacienda y Piesupuestos y cuando ya existia el
qu6rum reglameneitario para comenzar la sesi6n,
dos sefiores de la Minoria pidieron un pase de
lista para que se cayera. ia reuni6n, porque ellos
se retiraban en esos moments, rompiendo el
qu6rum, y entonces 6ste se cay6, y no pudo cele-


Se vuelve a reupir el Domingo por la noche la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, y cuando
ya habia 28 sefiores Representantes dando qu6-
rum suficiente, los sefiores de la Minoria se vuel-
ven a retirar y pide el pasq de list, para que no
pudiera funcionar dicha Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos. Y es mis: el dia 27 de Noviem-
bre, argumentando con un sqntimriento patri&-
tico que debe star lejos de todo juego politico,
algunos sefiores de la Minoria se valieron de ese
pretexto para evitar que la CAmara de Repre-
sentantes pudiera tratar los Presupuestos. VWa-
se, pues, c6mo son los sefiores de la Minoria los
que quieren evitar que la Naci6n tenga Presu-;
puestos.

Es por esto que esta Mayoria, consciente de
su responsabilidad, y teniendo en cuenta que, por
encima de los derechos del pueblo y de la volun-
Lad del pueblo, no puede haber ning6n Regla-
mento, y haciendo uso precisamente del derecho
que le concede el Reglamento, ha aprobado la
suspension de preceptos, para darle a nuestro
pais. los Presupuestos que hace muchos afos vie-
ne demandando. Por otra parte, habiamos com-
probado, a trav6s 'del desarrollo de la sesi6n, que
era intenci6n manifiesta y demostrada de los se-
hoies de la Minoria tenernos aqui hasta el 6dl
timo moment, para que no hubiese Presupuestos.

No me arrepiento, a pesar de que soy contra-
rio de la suspension de los preceptos reglamen-
tarios; no me arrepiento en esta oportunidad,
porque con ello estoy cumpliendo con la voluntad,
de un pueblo, oponiendome a los que tratan de
sabotear la acci6n revolucionaria y patri6tica
que viene realizando el Presidente de la Repi-
blica, Dr. Grau San Martin.

SIH. PRESIDENT. (DE.LEON GARCIA).: Tiene la
palabra el senior Primitivo Rodriguez.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO) :'S,r. Presadente y
sefores Representantes.: No obstante la imper-
donable descortesia de unos compafieros que vi-
ven perpetuamente vestidos con el ropaje. versa-'
Ilesco, a los que tuve que rogar reiteradamente
que se quedasen en el hemiciclo, para no hacer
esa fea acci6n de abaddonarlo al tiempo de co-
menzar a hablar el Presidente de la Camara, com-,
pafieio Rub6n de Le6n, quien en mas de una oca-
si6n y con reiteraci6n plausible ha mantenido
con los integrantes de la Minoria oposicionista
cortesias que debieran reciprocar, por el mAs ele-
mental imperative de la educaci6n; yo he con-
sumir mi turno en la explicaci6n de mi voto, por-
que las palabras zahirientes vertidas por los
companleros de la Minoria, quedan grabadas en
el Diario de Sesiones, y el Representante que ha-
bli, consciente de su derecho y con el valor cl-
vico que acredita su vida p6blica, quiere tam-
bi6n, de la manera mAs respetuosa possible; pero
con el civismo y la virilidad que acostumbro pro-









90 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA


ducirme, dejar constancia en el Diario de Sesio-
nes de mi criteria personal.
La historic nos demuestra que los mks enco-
nados conculcadores del derecho ajeno, los mas
crueles ultrajadores de la libertad, los mas im-
piadosos burladores de la justicia, cuando tras
de mutilar todos los derechos, reciben el justi-
ciero castigo del pueblo que atropellan y que
lleno de santo coraje, los repudia con la viril in-
dignacidn con qukJ Cristo, el Redentor de los
hombres, ech6 a latigazos, a los que profanaron
el Templo con sus miseras ambiciones, recibie-
ron como castigo el rayo fulmineo de la vindica-
ci6n del Derecho, en procedente proyecci6n pu-
rificadora.

Las impresionantes ensefianzas de las doloro-
sas experiencias que aqui, en 6pocas no muy re-
motas, se nos hicieron paladear en repleta copa
de amarga cicuta, esta tarde, como vindicador
"boomerang" y por nuestra propia acci6n, re-
bota sobre los victimarios de otrora, no como
abuso intolerable de la fuerza mayoritaria que
integramos, sino como demostraci6n ejemplariza-
dora de lo amargo y deprimente que resultan
para el espiritu, los abuses desconsiderados de
quienes, en el preterito, nos hicieron victims in-
defensas, y hoy se han revuelto airados en los
bancos estremecidos de la Minoria oposicionista,
los mismos que entonces a'sumian complacidos
su rol de impiadosa fuerza mayoritaria.

Aqui se dijo por el distinguido jurista, senior
Martinez Fraga, compafiero al que dispense un
viejo y profundo afecto, que queria dejar cons-
tancia de su protest, "por el sistema arbitra-
rio, absurdo y coactivo", que nosotros estabamos
empleando. Y yo quiero refrescar la memorial de
los compafieros que me escuchan y que conmigo
han compartido las tareas de legislar, recordan-
doles que bajo la Presidencia del propio senior
Martinez Fraga, y con la firma respetabilisima
del lider del Partido DemScrata, mi consecuente
amigo, al que acmiro por su recio espiritu de
lucha, el senior Angel Pardo Jimenez, hubo de
consumarse, en oportunidad pasada, el mismo he-
cho que la Democracia, en funci6n, aqui ejercita
esta tarde: la aprobaci6n por la Mayoria que
integramos los bancos gubernamentales de la sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios. Al ampa-
ro de qua? Al amparo del'indice que norma y que
orienta nuestra actuaci6n en, este Cuerpo y que
esta perfectamente representado por los precep-
tos que integran el Reglamento en vigor. iY al
amparo de qu6 precepto? De qu6 articulo? Al
amparo del articulo 103, inciso-tercero, en rela-
ci6n con el articulo 106, que de manera termi-
nante ordena categ6ricamente que, presentada
una propogici6n incidental, que es el caricter que
tiene la suspension de preceptos, se vaya rApi-
damente, sin discusi6n de ninguna naturaleza,. a,
la votaci6n de la proposici6n de referencia. Yo
no acierto a explicarme c6mo es possible que unos
compafieros a los que hemos tratado con bene-
volencia respetuosa y ejemplar, escuchandoles


sus largos aun cuando interesantes discursos
manteniendo tesis caprichosas en derredor del
anteproyecto de presupuestos, tras de estar cer-
ca de 14 horas sin hacerles interrupciones de
ninguna naturaleza y escuchdndoles con espiritu
alerta, como lo reclama la natural cortesia que
le debemos a los compafieros de la minoria, no
me explico;.repito, c6mo la minoria podri justi-
ficar ante el pueblo y la propia consideraci6n de
su, compafiiros d6 mayoria, tanto el espiritu de
cortesanit del que con tanta reiteraci6n blasonan
los que no saben en 'tiempo y hora oportunos re-
ciprocarla, aun cuando -si son muy exigentes en
sus requerimientos, asi como su deseo por la exis-
tencia de Presupuestos.
Yo tengo la convicci6n muy arraigada y consta
en el Diario de Sesiones, en mas de una ocasi6n
por mi vertido este criterio, que no obstante las
disimiles opinions que mantengamos los que
aqui estamos defendiendo el criterio politico o
ideol6gico de la porci6n de pueblo que nos en-
viara con su delegaci6n a este Cuerpo a repre-
sentarla, debemos el mayor respeto a todos los
pensamientos. Y es mis, he abogado desde tiem-
pos muy amargos, en afios anteriores, cuando in-
tegrAbamos una lastimera minoria, victim pro-
piciatoria de los abuses intolerables de una ma-
yoria que entonces no reparaba en remilgos de-
mocriticos; yo decia entonces: vamos a crear un
espiritu de generosa y fecunda confraternidad,
vamos a trabajar en bien de Cuba, vamos a lu-
char como compete a hombres que constantemen-
te reiteran sus prop6sitos die ser tiles a la co-
lectividad. Y sigo manteniendo la opinion de que
no empeee al hecho de nuestras diferentes ideo-
logias y nuestros criterios contrapuestos, debe-
mos ayudarnos y tratarnos todos como herma-
nos que somos en la santa nacionalidad cubana,
y trabajar ardorosamente por el bien de Cuba.

No es un secret para nadie el torpedeamiento
que han hecho al anteproyecto de presupuestos
los compafieros que de manera tan lamentable,
olvidando los inxcusables imperatives a que obli-
ga la cortesia mis elemental, se marcharon de
aqui vencidos por la fuerza de la raz6n y del
nimero. Han torpedeado implacablemente el an-
te-proyecto de presupuestos, y es doloroso tener
que constatar el hecho, por demas provocador,
de que constantemente, durante los dos afios que
lleva el Dr. Grau S,an Martin rigiendo con sin-
gular acierto nuestro pais, no esten criticando en
el Parlamento, en la tribune, en la radio y en la
prensa, y nos esten diciendo que el Presidente
gobierna caprichosamente -al amparo de. decre-
tos, desconociendo la funci6n a que viene obli-
gado el Poder Ejecutivo en sus relaciones con, el
Congress.

El Sefior Presidente de la Repudblica, al tomar
posesi6n de su elevado cargo, vino aqui, a ese Es-
trado Presidencial, y personalmente ley6 su his-
torico menssaje a este~'onorable Cuerpo, consa-
grando con su acci6n su respeto profundo per el
Parlamento y su deseo ferviente de armonizar









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 91
, iJ ii


con todos los integrantes del mismo, ajeno com-
pletamente a la ideologia o la political, como lo
demuestra el Sefor Presidente cuando en la bu-
rocracia que integra el engranaje politico ad-
ministrativo puede afirmarse sin mentir que hay
una ap'astante mayoria de afiliados contraries a
nuestro partido que constantemente estAn criti-
cando y censurando la fecunda labor del Hono-
rable Sefor Presidente de la Repiblica.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Para hacer un
ruego pido la palabra, senior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra para un ruego el. sefor Dorta Duque.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL) : Mi ruego gravi-
ta, senior Presidente y sefiores, Representantes,
sobre la importancia y trascendencia que el nor-
mal funcionamiento de este Cuerpo tiene para
el cumplimiento de nuestras funciones, de nues-
tros deberes. y de nuestras prerrogativas.

Yo no creo, senior Presidente y seiiores Repre-
sentantes, que sea el moment oportuno para en-
juiciar la conduct de 'los miembros de la mino-
ria que han abandonado este hemiciclo, en au-
sencia de la misma, y por eso yo quisiera agra-
decer a mi distinguido compafiero que sabe como
lo quiero y como lo admire, que sabe que soy un
asiduo oyente de sus disertaciones porque por ra-
dio los Domingos las oigo con satisf ro rogarle, repito, que antes de continuar en el
uso de la palabra permit que yo en relaci6n con
los acontecimientos, express ciertos criterios y
ciertos juicios.

SR. PRESENTED (DE LEON GARCIA): La Presi-
dencia traslada al senior Rodriguez el ruego del
senior Dorta Duque.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO) : Tengo un sincero
S respeto por los criterios que generalmente no
comparto mAs que en determinados lineamientos,
del ilustre professor universitario doctor Dorta
Duque que le da realce, prestigio y esplendor a
este Cuerpo con su invalorable actuaci6n. Pero
antes de comenzar mis breves palabras, que ya4
van dejando de ser breves, bueno es aclarar que
rogu6 carifiosamente a los lideres de los partidos
oposicionistas que me hicieran el favor, de no
abandonar el Hemiciclo, aquiesciencia que logr6
en cuanto a su permanencia para que escucharan
al Sr. President de la Camara, pero no en cuan-
to. a mi, para que escucharan mis palabras, que
les asegur6 no iban a ser zahirientes, sino enca-
minadas a sentar categ6ricamente mi criterio per-
sonal, a tenor de mi modest inteligencia de hom-
bre de pueblo. No quisieron acceder a mi ruego
aun cuando soy de los Representantes que molesto
muy poco en el Hemiciclo. Asisto a todas las se-
siones y presto acuciosa atenci6n a la palabra
de todo el que nos habla cuando lo desea, sin im-
pacientarme.. Pero como comprendo que estoy ha-
blando de cortesia y no debo de predicar un pro-
p6sito, una intenci6n y negarlos en la prActica,


ya que no es ese mi sistema, porque mis palabras
marchan parejas con mis actos, acepto gustosq
la cordial y carifiosa indicaci6n del distinguido
professor universitario, senior Dorta Duque, no
sin antes emplazar a los distinguidos compafieros
que integran la minoria en fuga, .para que cum-
pliendo el deseo que tenemos de trabajar conjun,
tamente por el bien de Cuba, vuelvan a la C&,
mara, a compartir con nosotros esta* Ardua e im-
portantisima labor, tan penosa, tan Arida, en lo
que respect al reconocimiento de quienes la rea-
lizamcs y tan fecunda para aquellos que la recla-
man de nosotros...

SR. GIBERGA (SAMUEL): Sr. President: Con
todo el respeto que me merece el compafiero, rue-
go a la Presidencia que se cumpla el acuerdo
adoptado de suspension de los preceptos regla-
mentarios y que se proceda a la discusi6n del
Orden del Dia.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO) : Voy a terminar
porque precisamente mis amabilisimos compafie-
ros del Partido Autentico son conmigo muy exi-
gentes. No obstante ,les anuncio desde ahora que
cada vez que estime que mi modest palabra ha
de levantarse en este Hemiciclo, a costa de lo
que fuere, se levantard, porque no he venido aqui
por designaci6n caprichbsa de dedos imperiales,
sino del pueblo que me escucha con devocion y
que siempre ha sabido premier las actitudes de
mi vida, ajustada's a los imperatives mis escru-
pulosos del deber, indice que rige y que orienta
mi conduct.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el sefor Dorta Duque.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL) : Sr. President
y sefiores Representantes: Yo voy a tratar de
ser extremadamente breve puesto que quiero com-
prender distintos aspects de los incidents aqui
ocurridos, a los efectos de que todos meditemos
y consideramos como dije en mis palabras ante-
riores, la trascendencia de esta Camara que de
manera tan admirable se ha desenvuelto en sus
labores y sus trabajos.

Yo quiero recoger, en primer termino las pa-
labras del senior Presidente de la CAmara cuando
hablaba desde uno de los bancos en relaci6n con
las protests por su actuacion al aplicar determi-
nado criterio en los moments en que se produ-
cia una votaci6n.

El senior Presidente afirmaba que le habian
causado sorpresa mis palabras y mi protest. Yo
debo decirle al senior Presidente que antes ese
asombro lo habia tenido yo porque siempre en el
President habia observado no s6lo el funciona-
rio rdsponsable y cuidadoso del cumplimiento, de
sus deberes y de la aplicaci6n de los Articulos del
Reglamento, sino en una actitud siempre de be-
nevolencia en su interpretaci6n para facilitarles
a todos, los del Gobierno, de la Oposici6n o In-
dependientes, el uso de la palabra, a veces qui-









92 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
IS 1 I I I I I il i I i ni l i l ll l I II


za con abuso de la misma por part del Repre-
sentante que hablaba. El Sr. Presidente dice que
no escuch6 las palabras de solicitud de este Re-
presentante, y que como no apreciaba en ellad
una referencia a la petici6n de la palabra para
plantear una cuesti6n de orden y tampoco oy6
que se expresara el referido Articulo 99; 6sto
implica sencillamente una cuesti6n de acistica
quizA debido a que todavia los aparatos del He-
miciclo no se encuentran en debidas condiciones,
pero comprenda bien el senior Presidente de la
CAmara que si. nosotros apreciamos una eviden-
te infracci6n de un articulo del Reglamento, no
podemos situarnos en el sitial del Presidente para
no ir nuestras propias palabras y nuestros pro-
pios arguments. Y me interest hacer constar
que asi como soy extremadamente respituoso con
el derecho de todos, cuando se me afecta un de-
recho y mAs que un derecho personal respect del
cual puedo tener todos los olvidos y todos los
perdones, cuando se trata de un derecho como
Representante a la Camara, tengo necesariamen-
te que producirme en la forma como lo hice, con-
signando las protests del caso.

Quiero referirme ahora a algunas manifesta-
ciones que aqui se han hecho en relaci6n con los
compafieros que abandonaron el Hemiciclo; pa-
labras de nuestro distinguido amigo el ingeniero
senior Felix Martin, para significarle que no
puede decirse que la Mayoria boycoteara el fun-
cionamiento de la Comisi6n de Hacienda y Pre-
supuestos, puesto que una Mayoria no puede de-
cir que una Minoria boycoteara el funcionamien-
to de una Comisi6n, cuando la Mayoria puede
dar el quorum para que esa Comisi6n funcione
debida y adecuadamente, y si la Minoria obsta-
culizaba en aquellas oportunidades -y sepa la
CAmara que he luchado intensamente para que
se den al pais unos presupuestos, aunque sean
tan malos y tan desorbitados como los que se han
presentado a la conisideraci6n de la CAmara-
yo siemprle tuve mi opinion contraria a cualquiel
exigencia reglamentaria en ese sentido. Por con-
siguiente, yo creo que no debemos aceptar seme-
jante afirmaci6n hecha por el senior F6lix Mar-
tin. Lo digo, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, no creo que debamos permitir que esta
pugna provoque una grieta tan honda en el fun-
cionamiento de la, Camara que la lleve: s6lo a
funcionar con la Mayoria; creo que la Mayoria
asume una grande y extraordinaria responsabili-
lidad; la Mayoria ,no puede, a mi juicio, permi-
tir que esa actitud de la Minoria se mantenga,
Sy alli hay talent, experiencia y buena disposici6n
para saber buscar la formula adecuada y apro-
piada. en estos casos.

Lo que si quiero significar y sefialo es que
esa grieta que se inicia ahora no debe man-
tenerse por el bien de la Repdblica, por el bien
todos nosotros, por el buen funcionamiento de
esta Camara de Representantes y yo creo, sefiov
President y seriires Representantes, que todo lo
que se haga en ese sentido por parte de la Ma-
yoia, no sera sino una ratificaci6n de las con-


vicciones, democrdticas de esta Mayoria, y creo
que en ese sentido y en ese orden de cosas deben
agotarse todos los esfuerzos necesarios.

A mi juicio y quiero extenderme en algunas
consideraciones en relaci6n con la Moci6n inci-
dental presentada, quizas la misma la precipi-
tara, porque antes de dar un paso de esa grave-
dad y trascendencia, un acercamiento hubiera
quizas logrado una formula para salvar la res-
ponsabilidad y la actitud de la Minoria, y salvar,
a la vez los prop6sitos y los empefios de la Ma-
yoria.

Me parece quizis, por lo avanzado de la hora,
que se situaron en un plano, unos y otros, equi-
vocados, respect del enjuiciamiento de las cues-
tiones y de los problems aqui planteados. La
Mayoria tiene en sus manos la votaci6n. La Ma-
yoria tiene en sus manos el ntmero necesario de
votos; la Minoria no tiene esas armas y es injus-
to que se le restrinja el uso de la palabra, y me
parece que debe, ser cuidadosamente considerado
,el asunto.

En tal orden de cosas, senior Presidente y se-
fiores Representantes, yo pido a los sefiores de
la Mayoria que considered la gravedad, la tras-
cendencia y la importancia de esta media.

SR. GEORGE (QUINTIN): Pido la palabra para
una cLuestiSt incidental.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el senior George para una cuesti6n in-
cidental.

SR. GEORGE (QUINTIN) : Sr. President y seio-
res Representantes, a los efectos de una infor-
maci6n: quisiera t aber si ha sido retirada JlA
proposici6n del compaiero Mujal, de un receso
de media hora.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : No ha si-
do retirada, pero como la Presidencia estim6 que
era neoesario esperar que se consumieran las
explicaciones de votos, la Presidencia conoedi6
la palabra a ese fin a los sefiores Representantes
a reserve de someter mds adelante a la conside-
raci6n de la Cilmnara la proposici6n incidental del
senior Mujal.

SR. GEORGE (QUINTIN) : Creo que estoy en la
oportunidad de insistir.en la proposici6n formu-
lada, porque no es de traer grandes luces a la
CAmara..

Abundanlo en parte con el criterio que sos-
tenia nuestro ilustre compaiero, senior Dorta Du-
que, queria significarire a la Camara que el que
habla por una circunstancia especial de no ha-
llarse en el Hemiciclo cuando se propuso y se vot6
la proposici6n de suspension de preceptos regla-
mentaiios, no tuvo la oportunidad de votar en
favor ni en contra, y que esa circunstancia, re-
pito, coloca al Representante que habla en una









DIARIO DE SESIONES E LA CAMERA 93
, ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ~ ; tf tI llllI '1 m,- "l- ,r, IIII


possible situaci6n de imparcialidad en el proble-
ma sin que se le suponga star de part de los
que impacientemente acaso con raz6n, quizas
quisieron provocar con .urgencia la votaci6n de
los presupuestos, ni tampoco al lado de los que
acaso con un exceso de susceptibilidades se han
creido heridos en sus derechos y mortificados en
su amor propio, llevando su resoluci6n de una
manera tan drAstica, que implica la renuncia del
ejercicio de sus derechos en la CAmara de Re-
presentantes; pero como dijera acertadamente el
senior Dorta Duque, la media es de extraordina-
ria trascendencia, no solamente por lo que im-
plica la derivaci6n de la responsabilidad para una
sola de las bandas en que se divide la opinion
pfblica de gubernamentales u oposicionistas, si-
no porque lo rn s elemental cortesia obligia a
guardar cierta consideraci6n cu-ndo solamente
se puede ejercitar un derecho, que es el de hablar.

No pierda la Camara de vista la circunstancia
de que siempre se estA en una situaci6n de apa-
rente inferioridad cuando se le vence en la vota-
ci6n o en el debate, y parece generoso y parece
gentil, mas que equitativo, que la CAmara tienda
u.n puente moral a los que acaso en un moment
de ofuscaci6n se han creido lastimados por sus
dem6s compafieros.

Yo, abundando, sin saber que se habia hecho
la proposici6n de un receso, en el prop6sito de
que se suspend por diez o quince o treinta1 mi-
nutos el debate, acuerdo la Camara un receso y
reiterando, ratifidando la confianza y el cariflo
que le tiene la totalidad de la CAmara a la Presi-
dencia, lo comisione para que en nombre.de la
Camara, no s6lo por sus extraordinarios presti-
gios dnicamente, sino con la representaci6n de
todos los aqui presents vaya ante los compafie-
ros \que abandonaron el Hemiciclo e interceda,
poniendo a contribuci6n sus oficios, y me atrevo
a sefialar que la Camara asi lo entiendc, el que
se una al distinguido Presidente de la Cimara,
el prestigioso compafiero Dorta Duque, Ilevando
la representaci6n de todos nosotros y buscndole
una soluci6n de armonia al conflict de compa-
iieros que ha propiciado la aprobaci6n de la sus-
pensi6n de los preceptos reglamentarios que aqui
se ha tratado.

Hie terminado.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : La Presi-
dencia pone a votaci6n de la CAmara la propo-
sici6n incidental del senior Quintin George de que
se conceda un receso de 20 minutes para tras-
ladarse al lugar donde se encuentran los presti-
giosos miembros de la Camara y trata de lograr
,que las interpretaciones que. se han vertido en
la Camara, en ningfin moment den como resul-
tado que no podamos contar con la presendia
dentro del Hemiciclo de prestigiosos miembros
que han venido y asi lo interpreta la Camara,
honrando a este Cuerpo Colegislador.

SR. MUJAL (EUSFBIO) : Me permit la Presi-


dencia una aclaraci6n sobre el receso.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el senior Mujal.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Sr. President y se-
fiores Representantes: Desde luego no me opon-
go al receso, pero deseo aclarar que despues de
star tanto tiempo, tantas horas reunidos aqui,
el receso ha de ser sobre la palabra empefiada
por los demAs compaieros de. que no han de
abandonar el Hemiciclo en modo alguno, con es-i
tas dos condiciones: primera, que el receso no
sea superior a 20. minutes y que dentro de ese
tiempo la Presidencia vuelva a! Hemiciclo, cual-
quiera que sea el resultado de su gesti6n para
continuar discutiendo los presupuestos hasta
aprobarlos, y segundo, que nos comprometamos
a no abandonar el Hemiciclo.

SR. GONZALEZ (JUAN G.): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el sefior GonzAlez Posada.
SR. GONZALEZ (JUAN G.) : Sr. President y se-
fiores Representantes: He pedido la palabra, pa-

ra abundando en el criteria del compafiero, seion
Mujal, amp!iar sus nalabras a prop6sito de la
proposici6n del seniorr Dorta Duque, ampliada
tambien por el compafiero George, pero record*
dando a este Cuerpo Legislativo que acabamos
de ap obar por una enormidad de votos una sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios con la cual
se ha responsabilizado esta Mayoria.

SR. GARCIA IBAREZ (ROBERTO) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra S.S.

SR. GARCIA IBAREZ (ROBERTO) : Para hacerle
saber a la Presidencia, que a mi juicio, al for-
mular la proposici6n del compafiero Quintin
George, no lo hizo de modo complete, porque se
refiri6 exclusivamente al receso, sin consignar,
como habia propuesto el compafiero George que
el senior Presidente de la Camara y el senior Dor-
ta Duque se trasladaran al sal6n en que se en-
cuent~aen reunidos los compafieros de la Minoria
para invitarlos a volver al Hemiciclo. Reitero que
consider importantisima la gesti6n y la partici-
paci6n tambien del sefor Dorta Duque, que por
sus prestigious personales y por su situaci6n de
equidistancia en la Cam.ara puede ser factor con-
ciliador de suma importancia en este asunto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Acuerda
la CAmara conceder el receso de 20 minutes y
autorizar al Presidente para que en uni6n del
senior Dorta Duque se traslade al Sal6n de, la
Minoria al objeto de tratar de obteper que se
reintegren al Hemiciclo de la Camara los .;efiores
miembros de la Minoria que la abandonaron.









94 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i i iii i i i i l ii i


(Seiiales afirmativas).

Acordado.

(Comienza el receso).

(Fran las 10 y 25 antes meridiano).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Se reanu-
da la sesi6n.

(Eran las 11 y 20 p.m.)

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) :,Se reanu-
da la sesi6n.

(Eran las 12 y 10 p.m.)

Se va a poner a discusi6n, concediendo un tur-
no a favor y otro en contra, el voto particular
del Lider del Partido Socialista Popular, senior
Anibal Escalante.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Pido la palabra en
contra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el senior Mujal en contra.

SR. MUJAL (EUSEBIO) : Habiendo estudiado mi-
nuciosamente el Voto Particular que present el
distinguido compafiero Anibal Escalante, hemos
convenido en pedirle a esta Camara que en el
caso especial de este Voto Particular, vote en
contra en atenci6n a que una series de razones
que en dicho Voto Particular constant, nosotros
creemos que se contemplan en parte, en las en-
miendas que despu6s se leeran y en la propia
regulaci6n, que a tenor de dicha material se en-
cuentra en vigor.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Tiene la
palabra el sehor Anibal Escalante, a favor del
Voto Particular.

SR. ESCALANTE (ANIBAL) : Sr. President y se-
fnores Representantes: No es ni la hora ni el mi-
nuto apropiado para que uno pueda desarrollar en
toda la extension necesaria los criterios que im-
pusieron al Partido Socialista Popular, a su Co-
mit6 Parlamentario, a producirse en la Comisi6n
ide Hacienda y Presupuestos, como lo hace'el Re-
presentante que habla elevando sus enmiendas
y sus opinions en forma de Voto Particular ante
el conocimiento de esta CAmara.

La posici6n general del Partido Socialista Po-
pular, es como hemos tenido oportun'lad de ex-
presarlo en otras ocasiones, favorable a la dota-
ci6n al pais de una Ley de Presupuestos que re-
gule las finanzas nacionales, de modo adecuado.
Se basa este criteria, por sup uesto, principalmen-
te en el hecho de que es esto un mandate de
nuestra Constituci6n, pero ademas, en la convic-
ci6n de que un pais sin presupuestos, es imposi-
ble que pueda desarrollar su gestid(n administra-


tiva del mejor modo possible. Afn m4s, entiende
el ComitW Parlamentario del Partido Socialista
Popular, que el Presupuesto debe servir siempre
a un pais y particularmente al nuestro,, como
indice de orientaci6n de una political econ6mica
de caracter general. El Presupuesto, sus capitu-
los, sus proyecciones, debian y deben servir siem-
pre para dirigir la economic del pais conforme
a las necesidades mAximas del mismo.

Ahora estamos a 10 afros del moment en que
se aprobaron por 6ltima vez en nuestra Repd-
blica por el Congreso, una Ley de Presupuestos.
Desde entonces hemos. venido afio tras afios su-
friendo la anomalia de que la Ley de Presupues-
tos, era siempre la que habia regido en el afio
anterior. Sin embargo, en esta ocasi6n, quizas
mas que nunca, es interesante y es important
para nuestra Repdblica, el hecho de que se adop-
te definitivemente una ley de gastos y una ley
de presupustos.

Se habla en la Ponencia, de nuestro distingui-
do compafiero el doctor Victor Vega, elevada a
Dictamen, si mal no recuerdo, de las perspecti-
vas econ6micas. Es convenient decir, para que
la CAmara 1o tenga en cuenta, que las perspec-
tivas econ6micas de nuestro pais, no son a un
plazc relativamente corto, todo lo buena que nos-
otros quisi6ramos.

El mundo parece entrar para el pr6ximo anio
a mas tardar en el af de 1948, en una crisis cu-
yas proporcionesse calculan ya desde ahora, de
caracteristicas extraordinarias. Eispecialmente
Estados Unidos, quizAs sea uno de los primeros
pauses que sea golpeado ent esta crisis, y no nos
podcmos hace: ilusiones de ninguna clase, lo re-
pito, de que esa crisis de los Estados Unidos ha-
brA de i epercutir en forma semejante a la crisis
que azot6 el mundo en el afio de 1920 y siguien-
te. Por eso en estas circunstancias caracteristi-
cs .del moment que vivimos, repito, mas que
nunca es convenient y nec2sario ordenar la eco-
nomia y la administraci6n, de nuestro pais con-
forme a una ley de presupuestos modernos.

C6mo es, pudiera preguntarse algin senior Re-
presentante, que si 6ste es el criterio que man-
tiene el Partido Socialista Popular, no ha estado
en todo conforme con la Ponencia expuesta por
el compafiero Vega Ceballos en la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos. C6mo es que el Parti-
do Socialista Popular viene en esta ocasi6n a
ofrecer un Voto Particu'ar, que en part dis-
ciente de la Ponencia general del Dictamen apro-
bado en definitive por la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos? Nuestro Voto en la Comisi6n
de Hacienda y Presupuesto fu6 favorable a la
totalidad de la Ponencia, pero nosotros entendia-
mos que el Proyecto de Presupuesto que se pre-
sentaba a la consideraci6n de la CAmara no era
un Proyecto que tenia en toda su extension las
necesarias bondades para que satisfaciera las
necesidades del pais. Entendiamos nosotros que
habia lagunas importantes en el Prepudsto, que









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 95
--- -- i l, i Li


era necesario Ilenar. No hay contradicci6n entire
nuestro Voto Particular, entire nuestra political
general y la actitud que adoptamos en esta oca-
si6n. Creemos que hay que aprobar siempre las
leyes de Presupuestos, pero no creemos que haya
nada en nuestra Constituci6n, en nuestras leyes,
en nuestros m6todos reglamentarios que pueda
oponerse a que nosotros enmendemos aquello que
consideramos que no es exacto, que no es bueno,
que es err6neo. Se dice muchas veces que vale
much mas un mal presupuesto que no tener
presupuestos. Hasta cierto punto es esto verdad,
pero aun pudi6ramos decir que mientras se esta
en las manos de cada quien de los Representan-
tes la posibilidad de hacer bueno lo que todavia
no es bueno no debe cejarse en el esfuerzo.

Pudiera, pues, y debe corregirse lo que se en-
tiende es eir6neo, y por esa raz6n es, que el Co-
mit6 Parlamentario del Partido Socialista Popu-
lar llev6 enmiendas a la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos, y al ser derrotado nuestro pro-
p6sito alli le hemos traido al seno de la Camara,
para que la Cimara decide en definitive sobre
lo que ha de hacerse.

En qu6 consiste nuestro Voto Particular?. No
podria este Representante, no podria su Comit6
Parlamentario entrar a considerar todos los as-
pectos que consideraba equivocados, err6neos o
deficientes en el Proyecto de Presupuestos. Por
ese fundamento nosotros nos hemos atemperados
a algunas de los Capitulos que entendemo's funda-
mentales de ese Proyecto de Presupuestos. Po-
driamos haber entrado a discutir el problema,
por ejemp!o de agriculture, puesto que no hemos
visto que el Proyecto respond a las necesidades
actuales de nuestro pais en lo qUe respect a la
Agriculture. Podriamos tambi6n tnatando 'la
cuesti6n del funcionamiento del Presupuesto del
Ministerio de Comercio en lo relacionado al des-
arrollo y expansion de nuestra industrial. Podria-
mos, en fin, haber entrado en una series de Capi-
tulos del Presupuesto y haber ofrecido nuestras
mnodificaciones que entendiamos convenientes pa-
ra hacer un mejor presupuesto. Sin embargo,
una de las cosas en que hemos insistido con mis
particular atenci6n porque no contamos con ayu-
da material para hacerlo de otro modo, es en el
case de Educaci6n, el caso del Ministerio de Edu-
caci6n, al cual yo me quiero referir concretamen-
te para que se conozca y se comprenda mi pen-
samiento.

En el Presupuesto de Educaci6n hay una series
de errors. No los voy a enumerar todos en esta
ocasi6n. No voy a cansar la atenci6n ya cansada
de esta CAmara, en estos instantes, extendiendo-
ime indebidamente sobre este particular, pero no
puedo dejar de explicar el criterio de mi Partido,
sobre todo, en dos o tres cuestiones que deseamos
exponer puiblicamente.

El primer caso a que yo me voy a referir es
el que se refiere a. los maestros de la ensefianza
primaria. En el Proyecto de Presupuestos se ha


dividido, a mi juicio arbitrariamnte, a los maes-
tros en dos categories: una, en la que se encuen-
tran enclavados en los Presupuestos Ordinaries;
otra, los que se encuentran enmarcados en los
Presupuestos Extraordinarios. No hay ninguna
raz6n de orten tecnica, no hay ninguna raz6n
de orden financiero para haber hecho esta divi-
si6n, a mi juicio, y perdonen la expresi6n, ab-
surda. Parece que el motive fundamental, por
lo cual se hubiera hecho esta division es la de
disminuir, lo que pudiera considerarse el monto
total de la millorisima. Pero por lograr este re-
sultado pudiera darse la ocasi6n de que en el
mafiana los maestros colocados en el Presupues-
to Extraordinario fueran colocados en situaci6n
extraordinaria tambi6n y cesado los casos extra-
ordinarios que determinan este tipo de presu-
puestos, quedarian los maestros, como se dice
vulgarmente, en el aire. Esto quizA no sea, esto
ha sido ac'arado a una Comisi6n del Partido So-,
cialista Popular que tuvo el honor de entrevis-
tarse con el Primer Magistrado de la Naci6n;
pero, sin embargo, entendiamos que era pruden-
te ratificar las palabias del Presidente para ra-
tificar la political que el Presidente nos habia
expuesto, contenerlas en una enmienda que re-
dactamos en forma suscinta que Ilevara la tran-
quilidad a los hogares de los maestros que al
azar se encontraban colocados, como vulgarmen-
te se dice, repito, en el aire. Este es una porci6n
de mi caso expuesto en la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos y que yo traiga a la considera-
cion de la Camara.

Oro aspect es el que se refiere a los Profe-
sores de ensefianza secundaria y a todos los pro-
fesores de los Centros especializados que podian
quedar a merced de la buena o mala voluntad
del funcionario que se encontrase al frente del
Ministerio de Educaci6n.

Por esa raz6n el Partido Socialista Popular
entendi6 que era convenient decir que estos pro-
fesores serian ratificados en sus cargos, serial
mantenido en ellos y no se les consideraba en una
situaci6n de inestabilidad, en una situaci6n que
pudiera considerarse como totalmente desam-
parados.
SRA. HERNANDEZ DE LA BARCA (ALICIA) : Me
permit una interrupci6n el senior Escalante.

SR. ESCALANTE (ANIBAL) : Si la Presidencia la
autoriza, con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se ponen
De acuer-
do con la suspension de los preceptos.reglamen-
tarics acordada, no se pueden hacer interrupcio-
nes. Continia en el uso de la palabra el senior
Escalante.

SR. ESCALANTE (ANIBAL) : Estos son aspects
de mi Voto Particular, del Voto Particular del
Comitd Socialista Popular. Hay contenidas en
este Voto otras Enmiendas, que no se refierenr
fundamentalmente a dar garantias de estabili-









96 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i~~ ( i ,- ,, H H I II, I


dad a numerosos funcionarios docentes de este
Ministerio. Asi, actuando de esta manera, presen-
tando estas Enmiendas, crey6 el Partido Socia-
lista Popular que habria de hacer un servicio a
los Presupuestos, porque en nuestras manos es-
taba corregir lo que entendiamos que eran defi-
ciencias.

SR. PEREZ (VIRGILIO): Para una. cuesti6n de
orden.

SR- PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el Sr. Perez.

SR. PEREZ (VIRGILIO) : Para que aplique la Pre-
sidencia estrictamente el acuerdo de esta Cama-
ra en relaci6n con el tiempo para las explicacio-
nes de voto, porque el senior Escalante Ileva y '
10 minutes.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) : Todavia
la Presidencia no puede aplicarlo, porque el se-
fior Escalante s61o lIeva hablando exactamente
cinco minutes.

Continua el Sr. Escalante.

SR. ESCALANTE (ANIBAL): Si los dlistinguidos
companeiro que me han interrumpido no u lu-
bieran hecho, hace various minutes que este Re-
presentante hubiese terminado.

Cree el Partido S,ocialista Popular, al hacer
este Voto Particular e insisted en que estA hacien-
do un servicio al Gobierno, al cual se honia vn
apoyar en la calle y en el Parlamejnto. No c.ee
que se apoye exclusivamente cuando se habla de
apoyo; cree que se apoya cuando se hace un ser-
vicio, cuando se trabaja por evitar que se pro-
duzcan males a lo largo de toda la Repdblica.

Repito lo que dije hace un instant: este
ciitnrio no lo es s6lo de este Representante; no
es s6lo la opinion de su Comit6 Parlamentario:.
estoy seguro que represent tambi6n una amplia
mayoria, un gran n6mero de distinguidos com-
pafieros que se sientan en estos bancos. Quiero
decir y repetir lo que ya he expresado: que cuan-
do una comisi6n del Partido Socialista Popular
se entrevist6 con el Presidente de la Repdblica,
tuvo el honor esta Comisi6n que muchos de es-
tos criterios coincidieran con la opinion autori-
zada del Primer Magistrado de ]a Naci6n. En
esta textura, en estas condiciones, creo que el
Comit6 Socialista Popular ha hecho muy bien
en traer su criterio, para que la CAmara, en de-
finitiva, le imparta su aprobaci6n al Voto Par-
ticular, si asi lo tiene a bien. Eso es todo, senior
President y sefores Representantes.

SR. GEORGE (QUINTIN): Para rogarle a la
Presidencia que ordene se le dB lecture nueva-
mente al Voto Particular del Partido Socialista
Popular.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se va a


dar lectura nuevamente.

(El Oficial de Actas lo lee).

Se pone a votaci6n el Voto Particular del se-
fior Escalante. Se conceden dos turnos en pro y
dos en contra.

(Silencio).

No habiendose solicitado la palabra en contra,
se pone a votaci6n.

Los que esten en contra del Voto Particular
se er\'ii~an ponerse efectivamente de pie.

(La mt'goi *, de los seiores Representantes
permanecen sentados).

Rechazado el Voto Particular del senior Esca-
lante.

SR. GONZALEZ '(FRANCISCO): Sr. President:
Solicito que se hagan constar en acta los votos
emitidos a favor.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) Se harin
c.nstar los votos emitidos a favor,

Se va a poner a discusi6n el Voto Particular
de' Sr. Dorta Duque. Se conceden dos turnos a
favor y dos en contra,

(Solicitan hacer uso de la palabra a favor los
.;- ,ot,. Mujal y Dorta Duque; solicit4ndola en
contra los Sres. Llans6 y Rivero Setien).

(Abandona la Presidencia el senior de Ledn
Garcia y la ocupa el Sr. Collot Perez. Eran las
12.40 p. m.)

(El Oficial de' Actas lee el Voto).

SR. LLANSO (ENRIQUE): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: He de ser extraordina-
riamente breve al comenzar este turno en contra
del Voto Particular formulado por el Dr. Dorta
Duque al appobarse por la mayoria de los miem-
bros de Ia Comisi6n de Hacienda y Presupues-
tos el Dictamen que habremos de discutir den-
tro de breves moments. Esencialmente no he
tenido otra intenci6n que la de darle la oportuni-
dad al Dr. Dorta Duque para que pueda consu-
mir el turno en favor del Voto Particular del
cual es autor. No es que estime innecesario ar-
gumentar en contra de los fundamentos del Vo-
to a que me vengo refiriendo; y si s6'o que a mi
juiclo, es innecesario que lo haga, porque tanto
el Ing. Amadeo L6pez Castro, como el Dr. Gar-
cia Montes, al hacer uso de la palabra en favoir
del Voto Particular anteriormente discutido, se
han referido y hasta han hecho juicio critic a
los arguments que sirven de fundamento al Vo-
to Particular del Dr. Dorta Duque y al rechazar
la CAmara aquel Voto Particular, estA prejuz-
gando, o al menos, ha manifestado el criteria









DIARIO DE SESJONES DE LA CAMERA 97
r ,,,I I I I e , !I l I J I I a I i]l


cointrario tambien a los fundamentos en que des-
censa el Voto del Dr. Dorta Duque. Pero como
tengo el convencimiento de que el Dr. Dorta Du-
que, que es expert en la material hacendista, ha
de ilustrar a la CAmara con sus conocimientos
y experiencia, es por lo que he consumido este
turnro 6n contra de dicho Voto Particular con la
finalidad expuesta.

SR. PRESIDENT (COLLOT): Tiene la palabra
el Sr. Dorta Duque, a favor del Voto Particular.

.SR. LLANSO (ENRIQUE): Sr. President: No
's si con motive del acuerdo adoptado anterior-
nmente por la Cimara, la proposici6n que voy a
hacer, de caricter incidental, tiene cabida. Ad-
vie to a los seiiores Representantes que tiene
relaci6n con las gestiones que hemos estado rea-
lizando los Lide es de los Comites Parlamenta-
rios con determinados compafieros. Yo quisiera
solicitar de la Cimara que acordara recesar por
cinco minutes, para dar tiempo a que el Sr. Pre-
sidente titular termine las gestiones que estA
realizando en estos moments.

SR. PRESIDENT (COLLOT): Acuerda la Cama-
ra un receso de cinco minutes?
(Sefiales afirmativas).

Acordado.

(Eran las 12 y 41 p. m.)

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se va a
rcanudar la sesi6n. (Eran las 12.52 p. m.) Tiene
Ia paiabra el Sr. Segundo Curti.

SR. CURTI (SEGUNDO) : Sr. President y sefio-
res Representantes: CAbeme. ia alta responsabi-
lidad en este minute que consider hist6rico pa-
a la iUmara de Representantes, hablar en nom-
bre y representaci6n de los cuatro Partidos que
integran el Bloque Mayoritario Gubernamental.
Hace pocas horas en el seno de nuestro Cuerpo,
al calor del entusiasmo caracteristico en noso-
tros los cubanos defendiendo, de uno y otro lado,
a capa y espada, !o que creiamos nuestro deber,
at calor, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, del agotamiento fisico y mental, product.
del esfuerzo realizado en la consecuci6n del obje-
tivo propuesto, al calor des ello, repito, se suscit6
un incident extremadamente desagradable pero
que, me parece que ha venido a servir como pro-
p6sito indeclinable de los cubanos que en unos y
otros bencos en la Camara nos sentamos para
demostrar clara y terminantemente el fire, pro-
p6sito que tenemos de servir los altos intereses
patriots, incident que viene de modo indiscutible


firme e indiscutible somos los que aqui nos sen
tamos.

Sirvi6, ademns, para probar, como decian Lin-
coln Rodon y Edgardo Buttari, j6venes salidos
de esta generaci6n que gobierna ya a Cuba, para
sefalar c6mo los cubanos somos de nobles y de
buenos; demostrado ello con la presencia no s6-
lo de los l[deres de los Partidos que nos sentamos
en este lado ,sno con la presencia en aquel mo-
mento magnifico del Presidente de la CAmara de
Representantes, caracter aue bien s6 yo que es
indoblegable, el compaiero Ruben de Le6n. Es
csto, Lefior Presidentc y sefioles Representantes,
lo ocurrido hace unas horas, en e! seno de este
hemiciclo y lo ocurrido hace unos escasos minu-
tos en uno de los Comit6s Parlamentarios de
este Cuerpo Colegislador. Pero hay mis, a la in-
vitaci6n que yo creia era un deber nuestro, de
que viniesen nuevamente a participar de las ta-
Seas legislativas los dignisimos compaiieros del
Partido Liberal y del Partido Dem6crata, los pri-
meros, adelantAndose un tanto, pero firmes y
fielmente a sus principios politicos, acordaron re-
gresar a los puestos que son suyos; y ahi tennis,
compaileros de la CAmara, ya sentados entire nos-
otros, a los integrantes del Comit6 Parlamenta-
rio Liberal.

Esperamos asimismo a los compafieros del Par-
tido Dem6crata, qui6nes, a juzgar por noticias
oficiosas loegadas a nosotros, habrAn de regresar
pr6ximamente al servicio del pais, compartiendo
nuestras ta.reas legislativas.

Al compafiero, professor distinguido de la Uni-
vesridad de La Habana, y a los dos Representan-
tes que te acompaian, asimismo, en la tarea de
secvir lcs mejores intereses cubanos, para ellol
tambi6n nuestra palabra, que no puede ser otra
que cordial y acogedora.

S President y sefiores Representantes: Oja-
la incidents de esta Aaturaleza, producidos en
esta forma, pero sin ulterior prop6sito mezqui-
no, sino levantado de 'una part y otra, de esa
guisa, sirvan en el future para estrechar de una
parte y otra, de esa guisa, sirvan en el future
pa a estrechar las relaciones de los cubanos que
vcngan en el mariana, como nosotros hacemos
ahora, puestos al servicio de la Repfiblica.

Esperamos, pues, que con vuestras tareas ayu-
dareis de ahora en ade'ante a todas esta.s cosas,
que en definitive son nuestros deberes para con
la Repdblica.

Y muchas gracias..
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
d 'e Ia


aurca se suma a las manlfest8aciones que hace,
a servir para unirnos, si cabe, mis ain n nas en cnombre de los cuatro Partidos que integran
estrechas relaciones que deben reinar no s6lo co- ia Mayoria el Lider del Comit6 Parlamentario
imo representatives de Partidos Politicos, sino de Aut6ntico, y hace conocer a la CAmara, pfblica-
algo oue es para, mf mks profundo y mas s6lido, mente que una vez mas los Lideres y mliembros
el sentiment de hombres cables que de modo integrantes del Comite Parilnintariio Liberal,
el sentimiento de hombres cabales que de modo









98 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
I i


han dado una prueba de responsabilidad pdbli-
co, a que nos tienen acostumbrados, y a su vez
el President de la CAmara, inform a, este Cuer-
po Colegislador y al pueblo que esta prueba, co-
mo ellos la han manifestado, es lo mAs evidence
que se puede tomar del concept de la responsa-
bilidad, de amor al progress, de amor a la Re-
pfiblica.

La Presidencia, en este caso, no hubiese vuelto
a presidir la CAmara de Representantes, si no
hubiese tenido la oportunidad de ver dentro del
Hemiciclo de la misma a las figures prestigiosas
que han honrado a la CAmara, y hoy honran al
Partido Liberal.

Los Lideres del Partido Dem6crata me comu-
nican, lo que hago saber a la CAmara, con today'
mi responsabilidad, que el pr6ximo lunes ven-
drAn, como han sabido hacerlo siempre a cum-
plir con el pueblo, asistiendo a la sesi6n que ce-
lebre la CAmara.
SR. CURTI (SEGUNDO) : Deseo afiadir a las pa-
labras que acabo de pronunciar, y de acuerdo
con lo convenido hace unos moments con los
compafieros distinguidos que integral el Comi-
t6 Parlamentario del Partido Liberal, lo si-
guiente:

El motive del incident de esta mailana se
relacion6 con la suspension de los preceptos re-
glamentarios y yo quiero hacer conocer a la CA-
mara, en nombre del Bloque Gubernamental, que
la Moci6n presentada en la mariana de hoy tiene
todos sus efectos, except la coletilla que se ha
agregado, y esto en honor de los dignisimos com-
pafieros del Partido Liberal y que dice: "...has-
ta tanto se deje sin efecto durante la sesi6n".

Quieto aclarar a los compafieros del Partido
Autentico y de los demas Partidos que integra-
mos el Bloque de Gobierno que estamos, durante
la sesi6n, con nuestros votos en disposici6n abso-
luta de reintegrar nuevamente esta Moci4n a to-
dos los efectos pertinentes.
Muchas gracias.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el Sr. Carmelo, Urquiaga.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Sr. President y
sefores Representantes: Han pasado algunas ho-
ras y en realidad parecen minutes, por la mane-
ra tan breve con que han corrido. Surgi6 gravi-
simo incident en la mariana de hoy. No he de
seguir refiri6ndome al mismo, porque de todos
es conocido, e incluso como ocurri6 en sesi6n pd-
blica ni siquiera puede decirse que es s6lo del
dominio privado nuestro.

Se trataba mAs que de un problema de amor
propio, mas que de un problema de indole per-
sonal, mAs que ni siquiera de un problema po-
litico, de un problema de indole parlamentaria,
de principio y de pauta para el future.


Entendi6 la representaci6n minoritaria de es-
ta CAmara, de la cual formamos parte, conjun-
tamente con el Partido Dem6crata y el Grupo In-
dependiente que encabeza tan brillantemente el
Sr. Dorta Duque, que habia sido una determina-
ci6n injusta y excesiva, mas alli de los derechos
a donde podia llegar dentro de la practice parla-
mentaria corriente de suspension de preceptos,
que si Ia Minoria tiene el derecho de hacer uso
de, todos los preceptos reglamentarios, just es
reconocer tambi6n que dentro de determinados
limits, tambien la lMayoria puede hacer uso. del
derecho de suspension de los mismos, entendien-
dose que no se habia obrado con justicia y equi-
dad referente a lo que era nuestro derecho que
se habian excedido, no ya en la suspension, sino
en la adici6n de determinadas clAusulas en la sus-
pensi6n de preceptos solicitada, que constituia
en realidad, reforma reglamentaria.

Protestamos vigorosamente sobre lo que en-
tendiamos que era mAs que un atentado a nos-
otros, un atentado a la libertad de la Camara que
en si no tiene Mayoria ni Minoria, sino, que, como
Cuerpo, es una sola unidad.

Fu6 la sesi6n de esta maiana algo que queda-
ra en los anales parlamentarios de esta CAmara;
vibr6 en ella la emoci6n, la buena fM y la since-
ridad por part de todos.

Habia entendido esta Minoria que no podiamos
permanecer en este Hemiciclo, mientras no tu,
vieramos la seguridad de que no se nos habria
de aplicar pautas y sistemas que estimAbamos
inadecuados. Un amable compafiero, joven y lle-
no de hombria, el Sr. Lincoln Rod6n, tom6 la ini-
ciafiva de proponer antes de la retirada definiti-
va y que, como antes hemos dicho, pudo tener im-
plicaciones nacionales que a todos habria de per-
judicar y especialmente creo que ningdn prove-
cho notable habria conquistado, pues al retirarse
la Minoria, se quedaria s6lo el bloque mayorita-
rio, sin fiscalizaci6n, mas o meno's ardorosa pero
que cumplia un precepto constitutional, y que a
fin de cuenta habrian de redundar en merma del
prestigio de un Cuerpo que para serlo del todo
debe estar complete, con su Mayoria y su Mi-
noria, tal como establece la Carta Constitucional,
propuso e! Sr. Rod6n, lanzando aceite sobre las
encrespadas olas del apasionamiento, que no 'se
considerara la retirada nuestra como cosa defi-
nitiva; que se concediera un recess y que se die-
ra oportunidad para que el Sr. President de la
CAmara y los Lideres de los Partidos Mayorita-
rios celebraran una entrevista con los jefes de la
Minoria.,Esa entrevista 'se ha celebrado en un
alto piano de consideraci6n y respeto reciproco.
Los Representantes de la Mayoria, sin entrar a
discutir en detalle, estimando con mesurada con-
sideraci6n que el solo hecho de ser ellos Mayoria
y tener el aporte incuestionable de los votos, de-
bia hacer guardar total consideraci6n a aquellos
que constituimos la Minoria, gentilmente nos
ofreci6 explicaciones carii~osas que much hemos
agradecido. Nos di6 la reiteraci6n de afecto y









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 99
t_ t t tt l ln tii |


simpatia en el orden personalisimo y muy inti-
mo, aunque seamos contrincantes en el orden po-
litico. Se nos prometi6 que como quiera que la
Moci6n por la cual se suspendieron los preceptos
ioglamentarios, habia afortunadamente dejado
una brecha que era la posibilidad de dejarla en
vigor, no durante la sesi6n, sino en tanto en
cuanto la Mayoria estimara convenient dejarla
sin efecto. Y entonces ante esa solicitud carifio-
sa, pensamos que se debian aceptar esas explica-
ciones y esa retirada de lo que constitufa para
nosotros algo que estimamos primordial. Pes6
sobre todos la consideraci6n, respeto y el afecto
que sentimos por el Sr. Rub6n de Le6n, Presiden-
te de esta Camara. El pensamiento de que Ilegara
efectivamente a poner en prltctica el prop6sito
que nos anunci6 de abandonar la Presidencia, de
la CAmara. si despu6s de haber cultivado aroro-
samente durante various meses la confraternidad,
cl afecto de la CAmtra, se encontraba con que
todo eso caia al suelo, deshecho en odios infecun-
dos, nos movi6 a considerar de manera prudent
y razonada la actitud que habriamos de tomar.
El Sr. Dorta Duque, desde los primeros momen-
tos, se mostr6 propicio con sus compafieros, a re-
gresar, siempre que se diera la garantia y la ex-
plicacion suliciente que fuera capaz de salvar
nuestro decoro. No fu6 posib'e llegar a una so-
luci6n conjunta con el Partido Dem6crata. No;
porque no hablo en nombre de ellos, sino como
informaci6n privada; no, porque no se encuen-
tren en un piano de armonia similar al nuestro,
de consideraci6n y afecto, sino porque pensaban
si debian concurrir en el dia de hoy o en otra
oportunidad mis adelante. Ndsotros, mAs deseo-
Fos de ,ue no quedara flotando durante various
dias esa sombra que podia t aer una complica-
ci6n mAs, entendimos que en nada mermaba nues-
tra caba.llerosidad y nuestro amor propio, si ha-
ciamos hoy lo que habriamos de realizar unos
dias despu6s, y aqui concurrimos por las' razones
antes dichas.

Doy las gracias a los sefiores Lideres, al Pre-
sidente de la CAmaxa y a todos aquellos que in-
terpusieron sus btenos oficios, comenzando por
el Sr. Rod6n, al Sr. Segundo Curti que con fra-
ses amables acogi6 aqui nuestra presencia. Y
ahora he de decir lo siguiente en nombre de nues-
tros compafieros: No pensamos seguir conten-
diendo en la lucha de hoy. Habiamos, en verdad,
hecho una brillantisima demostraei6n, a nuestro
juicio, por la magnifica exposici6n que fu6 es-
cuchada por la CAmara de boca del ingeniero L6-
pez Castro; habiamos consumido turnos en inte-
rrupciones y en explicaciones de votos, la mayo-
ria de los que aqui nos encontramos. Combatimos
c' Presupuesto porque entendiamos que era malo;
1o seguimos entendiendo. pero creemos que des-
puds del incident aqui surgido, despuds de ha-
ber-agotado las argumentaciones, y restando un
solo turno que ha de consumer a favor del Voto
Particular el Sr. Dorta Duque, entendimos que la
opinion de la CAmara exteriorizada por unos que
defienden los Presupuestos por entender que
siendo males, es un mal menor, y port otras razo-
nes que no me, incumbe en estos moments inves-


tigar; y otros porque hemos entendido que era
malo y que no debiamos votarlo. Al exteriorizar
ese pensamiento, ya se habia hecho bastante. El
problema de! voto no era lo que a nosotros nos
interesaba, porque entire otras razones, no lo te-
Biamos. Nos hubiera significado un extraordina-
rio disgusto haber dejado una nota amarga y
uda con motive de la discusi6n de estos Presu-
pucstos. Hemos cumplido con nuestro deber y co-
mo una-ccrtesia especial al Sr. Dorta Duque que
va a consumer un turno alrededor de estos Pre-
supuestos y en just reciprocidad por haber. escu-
chado 61 pacientemente al Sr. L6pez Castro, de-
cidimos quedarnos aqui hasta que, termine su tur-
no; despu6s nos retiraremos, po agraviados, pues
entendemos que los problems se tratan comple-
tamente o no se tratan a media.

Ha sido convenient, porque ha evidenciado a
aquiilos que lo practicaron que ocurririan cosas
que si no de, indole material, de indole moral ha-
brian de afectaile, porque de la misma manera
que tcnemos consideraci6n para los compafieros
de la Mayoria, estoy seguro que ellos nos la tie-
ien igualmcnte a nosotros. Por lo menos, asi nos
o han manifestado, y es un motive de gran sa-
tisfacci6n para nosotros; ya que tenemos la se-
guridad de que no estaba en el atnimo de ellos
el inferirnos un agravio.

Quiero, *pues, terminar aclarando que la retira-
da que habremos de hacer despuds es exclusiva-
mente de indole corriente, especial, porque en de-
finitiva habriamos de votar en contra de los Pre-
supuestos. Tienen ustedes .los votos necesarios;
no se les puede hacer variar en vuestros crite-
ios y no es nuestro propdsito corresponder a esa
gentileza con la dilaci6n de esta sesi6n, sobre to-
do'para esos compafieros, miembros de la mayo-
ria, que siempre han sido amables y corteses pa-
ra con nosotros.

Me felicito sinceramente por lo que modesta-
mente me pueda tocar; pero me felicito igualmen-
te por .estas dos cosas: porque la Presidencia,
habiendo torado muy en serio si alta investidu-
ra, hubo de senti se adolorido de ver' que su bue-
na semi'la no habia caido eni tierra fecunda y en
segundo lugar por la CAmara, que no habrA de
encontrarse desorientada, sobre todo en momen-
tos como los que atraviesa nuestros pais.

Muchas gracias, senor Presidente, sefiores Li-
deres, compafielos todos y ojalA que incidentes
como 6stos s6lo sirvan para lograr una mayor
confraternidad, un may6r compafierismo, condi-
ciones que debe reinar siempre en todo Parla-
nento,

(Afoawusos).

SR. PRESS DENTE (DE LEON GARCIA): Tiene la
palabra el senior Dorta. Duque.
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sr. President
y seiiores Representantes: Quiero dar las gracias
mas expresivas por las frases' gentiles y los con-









100 DIARIO DE SESJONES DE. LA CAMERA


ceptos que envuelven a la vez una soluci6n a la
cuesti6n planteada por el seinor Presidente, del
Lider del Partido Revolucionario Cubano y del
senior Carmelo Urquiaga, lider del Partido Li-
beral.

Y antes de entrar en material, quiero dar una
explicaci6n a los sefiores Representantes, ademAs
de ofrecerles ser extremadamente breve y en re-
laci6n con esas' manifestaciones, voy de inme-
diato a mi explicaci6n.

Desde que llegue a la Camara en el dia de
ayer, esta abultada carter ha tenido intrigados
S a los distinguidos compafieros. Y es 16gico que
asf fuera, por las' apariencias y su volume, ya
que correspondia senior Presidente y sefiores Re-
presentantes al studio largo, delicado y minucio-
so que yo habia hecho de los Presupuestos y de
la Ley de Bases, para fundamentar todas y cada
una de las modificiones que yo proponia.

El cAlculo que yo habia hecho, acostumbrado
como siempre a hablar en forma precisa y lo mas,
cefiido al tema, podia llevarme aproximadamente
cinco horas. Pero no se asusten los sefiores Re-
presentaites.Por la madrugada, en una ocasi6n
el senior Rub6n. de Ie6n, despues de apreciar
la extension que pudiera tener este debate, me
hizo una pregunta gentil y cort6s; pero que en-
volvia indiscutiblemente, una petici6n, de reduc-
ci6n de un t6rmino que el consideraba extensi-
simo dado lo abultado de mi carter. Yo hice una
reducci6n de dos horas y le dije que mi turn
seria de dos horas solamente. Ahora, senior Pre-
sidente y sefiore Representantes, dado lo avan-
zado de ]1, hora, dado el hecho de llevar mAs de
30 sin haber descansado un solo moment, las
ofrezco que quizas no llegue a 30 minutes lo que
yo diga sobre esta material.
En primer t6rmino quiero reafirmar la tesis
que nosotros, los integrantes del Comit6 Inde-
pendiente, hemos dicho que somos contrarios a
los Presupuestos, que queremos modificarlos. He-
mos intentado hacerlo; pero que sino podiamos
lograr nuestros empeiios y nuestros deseos, no
por e'lo ibamos a dejar de votar los Presupues-
tos, porque entendemos, adem6s, por razones de
orden p6blico y de alta political a que me habr6
de referir, porque entiendo que es la forma o ma-
nera de ir reconstruyendo las finanzas de nues-
tra Repiblica.

Hace,tres o cuatro afios nadie se preocupaba
de Los Preupuestos, y creo que no pasaban de la
S Cmara al Senado. Hace dos afios que se esta
insistiendo, que se ha aprobado por la CAmara,
y la opinion pdblica va gravitando dia a dia
'sobre esta material, que es fundamental. Indis-
cutiblemente que 6stos son pasos, que 6stas son
tapas que hemos ido ganando en nuestro empe-
flo de dotar a la Repiiblica de su instrument
fundamental; porque, senior Presidente y seiiores
Representantes, nuestra fe tiene que cifrarse en
las instituciones y no en los hombres, porque han
sido tantos lro, desentuafins y las decepciones .su-


fridais, que s61o0 se puede~tener fe en las primeras
y no en los segundos.

Las razones juridico c6nstitucionales son las
siguientes: nosotros entendemos que vigentes los
Presupuestos, no se puede disponer mds de losb
fondos pfblicos por Decretos. Inclusive, el Minis-
tro de Hacienda o cualquier otro Ministro que lo
hiciera estaria iricurriendo en una malversaci6n.
Ademis, entendemos que puestos en vigor los
Presupuestos desaparece, esa raz6n moral de que
si el Congreso no dispone de los fondos pdblicos
el Poder Ejecutivo no se va a quedar maniatado
frente a las necesidades pfblicas, frente a los
servieios que deben prestar. Con esos Presupues-
tos esa raz6n desaparece.

Y en fin, estimo como una raz6n de alta poli-
tica lo manifestado al comienzo de dstas pala-
bras: la necesidad de ir reconstruyendo la orga-
nizaci6n financiera del Estado. Esa es la enorme
lucha, por ejemplo, contra los poderes excesivos
del Poder Ejecutivo, la lucha de los pueblos con-
tra quienes por una u otra, circunstancia se re-
sisten en una forma u otra al desenvolvimiento
adecuado de las instituciones.

Es tan important y esencial que el Congreso
de Presupuestos que yo quiero leer a esta Camara
una frase de un eminente parlamentario francs
de 6poca remota, de 1840, de Bonard cuando en
el Congress Frances afirm6 lo siguiente: "una
Asamblea pdblica no tiene mas derecho..."

(Continua Ic!iendo).

La negaci6n de. los Presupuestos es la negaci6n
supreme del Congreso. Ahora bien, el Congreso
tiene que usar de sus facultades plenas, tiene que
usar de sus prerrogativas. Si el Congreso se so-
mete a los criterios y prop6sitos del Poder Eje-
cutivo sin hacer el an6lisis y examen de los Pre-
supuestos, !ah! el Congreso entonces no cumple
con su deber.

Nuestra actitud -y estas palabras no pue-
den estimarse en ninglin moeiiento como que van
a obstruccionar la funci6n y la labor del Con-
greso-, nuestro trabajo y nuestro plan son de
cartcter puramente, constructive.

Desde el punto de vista, financiero y desde el
punto de vista econ6miico, consider que estos
Presupuelstos constituyen una letra de cambio
girada contra el destiny econ6mico de Cuba, con-
tra el future econ6mico, y creo que, a su venci-
miento, ha de constituir nuestro desastre eco-
n6mico; y eso es uno de los defects principa-
les y es uno de los puntos respect a los cuales
tenemos nosotros que proclamar aqui nuestro
criterio, para llanMar sobre este punto la atenci6n
de ]a opinion pliblica, la atenci6n del pueblo y
tambien la atenci6n del Gobierno, para ver si en
el pr6ximo Presupuesto se rectifican los graves
y series errors que alli aparecen.

Coisiderainoa ripidamrente los puntos princi-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs