Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01666
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01666
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA


MARIO11


DE


DE LA


CAMERA


DE REPRESENTANTES


VIGESIMO PRIMERO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE
VOL. LXXXIII LA HABANA NUM. 12


Sesi6n Ordinaria de Octubre 23 de 1946


PRESIDENT:

SECRETARIOS:


Sr.
Sr.
Sr.
Sr.


Ruben de Ledn y Garcia.
Enrique Collot P6rez.
Samuel Giberga Touret.
Sebastian Beltran y Moreno.


SUMARIO
A las cuatro p.m. la Presideneia dispuso se comprobase el quorum y al responder al pase ,de lista efectuado ochenta
y seis sefiores Representantes deelar6 abierta la sesi6n, (Pag. 2.). Lectura del Acta de la sesi6n anterior fe-
cha veintid6s de los corrientes, la que fu6 aprobada en votaci6n ordinaria y sin modiTicaciones (PAg. 2).


SESIO


ES









2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA

L-.:'la de dos comunicaciones de las Comisiones de Relaciones Exteriores y Trabajo y Reformas Sociales,
pr.:, p pando su constituei6n, (PAg. 2). Lectura de' distintas prbposiciones de ley que pasaron ,a las Comisiones
Pi l- i'nentes para su studio, (Pag. 3). Lectura de una Moei6n suserita por los seniores Urquiaga, Padilla, Mar-
tinez Fraga y otros, sobre -determinados pronunciamientos pfiblicos, de cartcter constitutional, en relaci6n con
el Gobierno, (PAg. 5). Sometida a discusi6n, us6 de la palabra para consumer el primer turno el senior Vinent,
el qee f.u6 interrumpido por los sefiores Pardo Jim6n ez, A. Cremata, George, Curti, Pernandez Jorva, Diaz Ro-
driguez, Ara, Diaz Ortega Bravo Acosta, Fraile, Sol devilla L1,im-., Urquiaga, Padilla y Cossio, a P..ti,.i,;i del
cual se declar6 permanent la sesi6n, (Pag. 7). Deja la Presidencia el senior Le6n Garcia y la oeupa el sefior
Collot). El senior Pendks consumi6 el -gi gnido turno en contra, sipndo interrumpido por los sefores George y Mar-
tinez arr, 'P.i.. 47). (Ocupa nuevamente la Presidencia eli.seoir Le6n Garcia). El ....'un.1o l iii. a favor
fu6 coinsumido por el sefior lIrquiaga Padilla, siendointerrumpido por los sefiores Roea Su:. l li'ri Mliili,
Escalante, Fraile, Ducassi y Giberga, (PAg. 5D). Sometido a votaei66n nominal, la Moci6n .:-l.stid:], fu6 reeha-
zada por sesenta y dos votos en contra y 'ei.intc a favor, (PAg. 615). Y agotado el Orden del Dia la Presiden-
eia levant6 la sesi6n a la eena y cuarenta a.m. del dia veinticuatro de los corrientes.


SR. PRESIDENT (DE LEON. GARCIA): Sres. Re-
presentantes: Se va a comprobar el qu6rum.

(El Oficial pasa lista)>

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Falta algiin
sefior Representante por: responder al pase de lista?

(Silencio).
Han respondido al pase de lista 86 sefiores Re-
presentantes.
Respondieron al pase de lista los seiiores Repre-
sentantes: Acosta, Aldereguia, Alonso Alvarez, Alon-
so Lorenzo, Ara, Armenteros, Bisbd, Blanco, Bohor-
ques, Bravo Acosta, Camejo, Canut, Carbonell So-
Ier, Codina, Cossio, Cremata, Curti, Diaz Fernain-
dez, Diaz Ortega, Dominguez, Dorta, Ducassi, Es-
calante, Esteva, Fernndez Jorva, Fernindez Martinez,
Fernandez Varela, Ferro, Figueras, Fleites, Fraile,
Garcia Benitez, Garcia Ibsfiez, Garcia Menocal, Gar-
cia Montes, George, Gonzalez Posada, Granda, Guis
InclAn, Gutidrrez, Hernindez de la Barca, Hernandez
Tellaheche, Iglesias Abreu, Infante, Jacomino, L6pez
Deustua, Luzardo, Martinez Fraga, Mujal, Mufiiz,
Nodal, Ochoa, Ordoqui, Pardo Jiminez A., Pardo
Jimenez .J, Pardo Machado, Payan, Pendis, Pefia,
Perez Carrillo, Perez L6pez, Pequefio, Pino P6rez,
Pino Santos, Puentes Rodriguez, Puentes Salinas,
Rio, Roca, Rojas, Rosales, Sanchez, Mastrapa, Sera,
Serrano, Soldevilla, Suarez Rivas, Taquechel, Tras-
ancos, Urquiaga Barberena, Urquiaba Padilla, Valdes
L6pez, Vinent, Vivero, Zayas Bazan, Biberga Tou-
zet Beltran Moreno y Le6n Garcia.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Hay qu6rum.
Queda abierta la sesi6n.


(Eran las 4 y 17 p.m.).

El Official de Actas va a dar lectura al Acta de
la sesi6n ahterior.

(El Oficial de Actas le da lecture).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se aprueba
el Acta?

(Sefiales afirmativas).

Aprobada.

SSe va a.dar cuenta con las Comunicaciones Ofi-
ciales.

(El Oficial de Actas lee):

RELACIONES EXTERIORES.

La Habana, 22 de Octubre 1946.

Sr, Presidente de la Camara
de Representantes.

Senior:
En el dia de la fecha ha quedado constituida:
de la manera siguiente, la Comisi6n de Relaciones
Exteriores.
PRESIDENTE: Porfirio Pendls Garra
Vicepresidente: Armando Caiias Mdlands
SECRETARIO: C6sar Camacho Covani
Vicesecretario: Guillermo Ara Alonso


I










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA 3


VOCALES

Jose A. Diaz Ortega, Noel del Pino, Francisco
Ducassi, Salvador Acosta, Lomberto Diaz, Jos6 R.
Aldereguia, Carlos A. Recio, Dolores Soldevilla, Ar-
turo Vinent, Joaquin Escribano, Mario Pino, Flo-
rencio Nibot, Manuel Rivero Setien, Victor Vega Ce-
ballos, Arturo Illas, N6stor Carbonell, Roman Nodal,
Blis Roca, Anibal Escalante, Joaquin Ordoqui, Ma-
nuel Luzardo, Benito Remedios, Enrique Llans6,
Josd M. Sera, Amadeo L6pez Castro, Edgardo Buttari,
Leonardo A. Murillo, Sebastihn Beltrrn, Radio Cre-
mata, Felipe Carbonell, Quintin George, Eduardo Z.
Bazin, Martin A. Iglesias, Ignacio A. Lorenzo, Inda-
lecio Pertierra, Pastor del Rio, Alfredo Jacomino,
Pablo Urquiaga, Antonio F. Rodriguez, Angel P. Ji-
m6nez, Jorge Garcia Montes, Antonio B. Acosta Eu-
genio R. Cartas, H6ctor Pag6s, y Martin G. Meno-
cal.

Lo que tengo el gusto de comunicarle, en cum-
plimiento de lo dispuesto en el Articulo 30 del Re-
glamento de este Cuerpo Colegislador.

De Ud., atentamente,

Porfirio Pendas Garra
PRESIDENT


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA):
se da por enterada.


La Camara


(El Oficial de Actas lee):

"TRABAJO Y REFORMS SOCIALES"

La Habana, 9 de Octubre de 1946.

Sr. President de la Camara
de Representantes.

Senior :

En el dia de la fecha ha quedado constituida
de la manera siguiente, la Comisi6n de Trabajo v
Reformas Sociales.

PRESIDENTE: Eusebio Mujal Barniol

Vicepresidente: Jorge Garcia Montes

SECRETARIO: Jose SuArez Rivas

Vicesecretario: Juan Taquechel L6pez

VOCALES
Francisco Aguirre, Jos6 R. Aldereguia, Ruben
Alonso, Angel Armenteros, Samuel Giberga, Juan
G. Garcia Benitez, Enrique Collot, Jose A. Diaz
Ortega, Arturo G6mez Quintero, Roberto Garcia
Ibanez, Manuel Orizondo, Lizaro Peila, Jesus Me-
nendez, Benito Remedios, Salvador Esteva, Grego-
rio Guas, Leonado Anaya, Cesar Camacho, Carlos
Fraile, Quintin George, Eduardo Ldpez, Deustua,
Pastor del Rio, Angel Pardo, Antonio Martinez Fra-
ag, Alberto Aragones, Angel Fernandez Varela.


Lo que tengo el gusto de comunicarle, en cum-
plimiento de 1o dispuesto en el Articulo 3o del Re-
glamento de este Cuerpo Colegislador.

De Ud., atentamente,

Eusebio Mujal Barniol
PRESIDENT

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La CGmara
se da por enterada.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Pido la pa-
labra para una aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una aclaraci6n el senior Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President
y Sres. Representantes: Es para hacer una aclara-
ci6n en relaci6n con una permuta de dos compafie-
ros pertenecientes al Comit6 Parlamentario que
preside, porque parece que se ha incurrido en un error
en cuanto a la Comisi6n de Seguros y Mutualida-
des, cuando lo. cierto es que se trata de la Comisi6n
de Political Econ6mica.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): jEsta de
acuero la CAmara con la aclaraci6n del seflor Marti-
nez Fraga?

(Sefiales afirmativas).

Aprobada.

Se va a dar cuenta con las Proposiciones de Ley.

(El Oficial de Actas lee la de los sefiores G6mez
Quintero Ramirez y otros, concediendo un cr6dito
de quinientos cincuenta mil pesos para la construc-
ci6n del Palacio Municapl y un edificio para la
Aduana en Manzanillo, etc.).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n, pasa a las Comisiones de Hacienda'y
Presupuestos y Obras P6blicas.

(El Oficial de Actas lee la de los seifores
Cossio del Pino y otros, sobre creaci6n del Municipio
de Sitiecito, en la Provincia de Las Villas).

SSR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi 6 n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee la de los sefiores
Cossio del Pino y otros, por la que se autoriza la cons-
tituci6n del Municipio de Calabazar, en Ia Provincia
de La Habana).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi 6 n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee la de los sefi ores
Cossio del Pino y otros, creando el Municipio de
Buenavista, en la Provincia de Las Villas).










4 DIARIO D)E SESIONES DE LA CAMERA


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la C o m si 6 n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee ia de los sefiores
Cossio del Pino y otros, creando el Municipio de
Cabailas, en la Provincia de Pinar del Rio).

SR PRTSIDENTE (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideration; pasa a la Comisi6n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee la de los sefi ores
Cossio del Pino .y otros, tendiente a crear el Munici-
pio de La Isabela, en la Provincia de Las Villas).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi 6 n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee la de los seiiores
Cossio del Pino y otros, creando el Municipio de
San German, Provincia de Oriente).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi 6 n de Asuntos
Provinciales y Municipales.

(El Oficial de Actas lee la de los sefiores
Orizondo CaraballI y otros, concediendo una pension,
vitalicia de $1,200.00 anuales pagaderos por dozavas
parties, a la Srta. Isabel Hechavarria Figueroa).


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA):
consideraci6n; pasa a la Comisi6n de
Presupuestos.


Tomada en
Hacienda y


(El Oficial de Actas lee la de los sefiores
Soldevilla Nieto y otros, sobre concesi6n de un crd-
dito de sesenta mil pesos para la construcci6n de un
parque infantil en Santiago de Cuba, que se denomi-
nara "Paulina Alsina").

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos y obras Puiblicas.

(El Oficial de Actas lee la de los s e iores
Vald6s L6pez y otros, modificando el inciso b) del
articulo 132 del Codigo Electoral, a objeto de com-
prender a los Delegados Politicos ante las Juntas Pro-
vinciales v Municipales en los beneficios de la dieta
que perciben los Delegados Politicos del Tribunal
Superior Electoral).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n pasa a las Comisiones de Justicia y
C6digos y Legislaci6n Electoral.

(El Oficial de Actas lee la de los seiiores
Suarez Rivas y otros, creando a Caja de los Pr6stamos
del Retiro Maritimo).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
pasa a las Comisiones de Navegaci6n Maritima y
Asistencia Social.


(El Oficial de Actas lee la de los s eiores
Dorta Duque y otros, concediendo un crCdito de cin-
co millones de pesos para dotar al Hospital Universi-
tario "General Calixto Garcia", de plants y cuerpos
-de edificio de tipo mono-block, suficiente a la funci6n
hospitalaria que presta).

SR. DORTA DUQUE (MANVEI.): Pido la palabra,

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Dorta Duque.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sr. President y
Sres. Representantes: Quiero referirme a la Propo-
sici6n de Ley que hemos tenido el honor de presen-
tar a la consideraci6n de esta CAmara, para poner de
relieve su trascendencia, importancia y oportunidad,
y a la vez paia rogar a la Comisi6n o Comisiones a
que pase dicha Proposici6n, la urgencia en el trata-
miento y consideraci6n de la misma.

Sr. President y Sres. Representantes: Se trata
sencillamente de dar soluci6n efectiva y practice a
un problema que a todos nosotros nos interest co-
mo cubanos ) como Representantes. Se trata de un
problema quc algunos de ustedes por distintas cir-
cunstancias, nosotros por nuestras relaciones uni-
versitarias, ya por los enfermos que muchas veces
hemos tenidc que Ilevar alli, conocemos. Se trata
del Hospital Calixto Garcia. Sabemos que el mis-
mo se encuentra en condiciones tales, que el mis
elemental espiritu de humanidad nos impone bus-
car una soluci6n. El Hospital se encuentra instala-
do en un n6mero determinado de pabellones viejos,
muchos de dllos, destartalados. En muchas ocasio-
nes ha habido desprendimientos de los techos y de
las paredes, y no bastaria un cr6dito de relative im-
portancia para apuntalar los edificios, que se encuen-
tran ya casi en estado de ruina, y ademis, porque
las condiciones en que se encuentra el Hospital, de
tener separados los pabellones unos de otros dificul-
ta la debida atenci6n. El estado en que se encuen-
tran las camas, la carencia de ropas suficientes y
de los utensilios necesarios para la comida es ver-
daderamente lamentable. Distintas soluciones han sido
cuidadosamente estudiadas, y en realidad la inica que
resuelve el problema es la que se recoge en esta
Proposici6n de Ley, la construcci6n de un edificio
en la forma de mono-block, que consiste en agrupar
en un s61o cuerpo los distintos pabellones, salas, etc.
El studio .del Presupuesto se ha hecho consideran-
do la base standard, o sea, aplicando la cantidad de
cinco mil pesos por cada cama que quede alli debi-
damente instalada, apreciandose el conjunto de to-
das las construcciones con relaci6n a la unidad cama;
y considerAndose la construcci6n de un Hospital con
cabida para mil camas, tendremos la cifra total de
cinco millones de pesos.

El Hospital Universitario es prActicamente hos-
pital national, pero es un Hospital que brinda a las
classes necesitadas de nuestra poblaci6n el servicio de
las mentalidades m6dicas mAs sobresalientes de Cuba,
que alli prestan gratuitamente ese servicio, es decir,
que a traves del Hospital universitario nuestras cla-
ses necesitadas reciben la atenci6n medical mas cui-
dadosa y mas eficiente.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

La cantidad referida de cinco millones se distri- A LA CAMARA
buye en 3 afios fiscales, que vienen a representar y
significar much menos del 1% de las recaudaciones Los representantes que suscriben, integrantes de
totales, por lo que, Sr. President y Sres. Represen- 'los Comites Parlamentarios de los Partidos Liberal y
tantes, por una parte que pudieramos calificar de Dem6crata, en cumplimiento de acuerdos del Comi-
insignificante, queda resuelto, definitivamente, ese pro- td Congresional Conjunto de ambos Partidos polf-
blema. ticos, en el Senado y en la Camara de Representan-
S'tes, relatives a someter a la cohsideraci6n y aproba-
Por sonsiguiente, Sr. President y Sres. Repre- ci6n de ambos Cuerpos Colegisladores sendas mo-
sentantes, me permtio, para que la Presidencia a su ciones para que el Poder Legislativo exija del senior
vez traslade este ruego, rogar a las Comisiones res- Presidente de la Rep6blica y de su Consejo de Mi-
pectivas que dictaminen. con la mayor rapidez posi- nistros el cumplimlento de las disposiciones consti-
ble esta Proposici6n de Ley. Muchas gracias. tucionales y legales para mantener la indispensable
armonia que require el libre y decoroso funciona-
SR. PRESIDENTE (DE LEON GARCIA): La Presi- miento de los Poderes Pliblicos, presentan a la con-
dencia, aceptando el ruego del Sr. Dorta Duque, lo tras- sideraci6n y resoluci6n de la Camara de Represen-
lada a los Presidentes de las Comisiones de Hacien- tantes la Moci6n que mas adelante se expresa fun-
da y Presupuestos y de Obras Piblicas, y lo hace damentada en los siguientes
suyo en el sentido de que a la mayor brevedad po-
sible traten de producer el Dictamen correspondien- M 0 TIV 0 S:
te en favor de la Proposici6n de Ley, que tiene por


finalidad construir un buen hospital con un credito
de 5 millones de pesos.
Contin6a la Orden del Dia.

(El Oficial de Actas lee la de los sefi ores
G6mez Quintero Ramirez y otros, por la que se dis-
pone que los empleados honorificos o gratuitos que
sirven al Estado, percibiran una dotaci6n mensual
nunca inferior a sesenta pesos).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos.
(El Oficial de Actas lee la de los s ei ores
G6mez Quintero Ramirez y otros, disponiendo que
la "Compahiia Cubana de Electricidad" extender
el 'servicio de alumbrado p6blico a toda la zona urba-
nizada de Manzanillo, etc).
Si. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tomada en
consideraci6n; pasa a la Comisi6n de Servicios Publi-
cas y Hacienda y Presupuestos.
Se va a dar lectura a una Moci6n de los sefiores
Martin Fraga y otros.
(El Oficial de Actas lee):

SR. URQUIAGA (CARMELO): Para una cuesti6n de
orden, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para pedir, Sr. Pre-
sidente y Sres. Representantes, que se le d6 lectura
integra a la Moci6n, con su encabezamiento, por en-
tender que es de verdadera importancia y trascen-
dencia que se conozca.

SR; PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se va a dar
lectura integramente a la Moci6n.

(El Oficial,de Actas lee):


Los Partidos Liberal y Dem6crata por medio
de su mis alta dirigencia political y parlamentaria, se
han dirigido al pals movidos por una alta responsabi-
lidad patri6tica denunciando las actividades del Go-
bierno que preside el Dr. Ramon Grau, San Mar-
tin, y que al vulnerar fundamentals pragmaticas de
la Constituci6n y de la Ley, an-ulan el libre funcio-
namiento de los Poderes Legislativo y judicial; ata-
can en sus cimientos el regimen de la propiedad sa-
bre el cual descansa el ordenamiento patrimonial de
la Naci6n; -someten a peligro inminente la seguridad
personal, al mantener impunes los crimenes cometi-
dos sin poner a disposici6n de los jueces y tribuna-
les.de justicia a los autores, c6mplices y encubrido-
res de los mismos en virtud de la fragmentaci6n del
principio de autoridad; permiten utilizar en lo elec-
toral el peculado, el soborno y las fuerzas eoaetivas
del Gobierno al servicio de intereses partidaristas;
en lo administrative el cohecho y la prevaricaci6n de
funcionarios y empleados publicos, estableciendo una
corruptela administrative y su secuela, ilorciendo los
margenes de los trueques y del diferencial azucare-
ro asi como los ilegitimos aprovechamientos de la
Bolsa Negra que han traido como consecuencia la
quiebra de la political de abastecimiento del Go-
bierno.

SLa Constituci6n de la Republica en sus articu-
los 134, 142, 255 y siguientes confiere al Poder Legis-
-lativo la facultad de regular los gastos e ingresos de
la Naci6n por medio de la Ley de Presupuestos u
otras de caracter extraordinario. El Presidente de la
Rep6blica inicamente puede votar cr6ditos por de-
creto cuando ocurran los casos de excepcidn a que
se refiere el articulo 260 de la Constituci6n siempre
que el Congreso no est6 reunido y que se contraigan
especificamente dichos creditos o suplementos de
credits para satisfacer necesidades originadas para
el caso de guerra o de peligro inminente de ella, o de
alteracidn del orden public o de calamidades publi-
cas. Pero no para cosas ajenas completamente a di-
chas circunstancias porque no puede disponer en nin-
gun caso de los crdditos y dineros del Tesoro de la
Nacion por la ocurrencia o acaecimiento simplemen-
te de los hechos enumeraIos como excepci6n a la
regla general contenidos en dicho precepto. Puede








_- DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


darse el caso si asi se estimase que por la existen-
cia de un cicl6n que pasare por ejemplo por Pinar
del Rio, que basado en esta calamidad piblica el se-
fior Presidente de la Repuiblica pidiera un credito
para fabricar el Palacio de Justicia de la capital de
Oriente.

Invadiendo facultades propias del Poder Legis-
lativo, el Poder Ejecutivo,. es decir el Gobierno, du-
rante el period comprendido desde el to de Octu-
bre de 1944 hasta el 10 de Octubre de 1946 inclusi-
ve, ha dispuesto de la enorme suma de $74.077,086.29
con flagrante violaci6n de la Constituci6n y de la Ley.

El President de la Republica ha hecho caso
omiso de los informes pedidos por ambos Cuerpos
Colegisladores, al amnparo de lo dispuesto en el Apar-
tado "F" del articulo 142 de la Constituci6n.
Los jueces y fiscales son independientes en el
ejercicio-de sus funciones y no deben obediencia na-
da mns que a la Ley. Articulo 280 de la Constitu-
ci6n. En el articulo 200 de la propia Constituci6n
se consagra la inamovilidad del Poder Judicial y por
el articulo 188 de la misma se establece que el Fiscal
represent al pueblo y constitute su primordial fi-
nalidad el de velar por el cumplimiento de la. Cons-
tituci6n y de la Ley.
Por presi6n ejercida por el Presidente de la Re-
publica sobre el Fiscal del Supremo Dr. Rafael Tre-
lo, en acto de tanta trascendencia e importancia co-
mo lo es el de la apertura de los Tribunales se con-
virti6 el Fiscal en instrument del Presidente de la
Repiblica, amenazando la independencia del Poder
Judicial al anunciar un proyecto gubernativo que
ataca a la constitutional inamovilidad de este Poder
del Estado.

Existe una verdadera conjura gubernamental en
contra de la estructura del Poder Judicial y de su
libre desenvolvimien'to, que se base en una political
de ataque, a la moral de jueces y magistrados, se des-
conoce en muchos casos la efectividad del procedi-
miento judicial, con grave quebranto" del equilibrio
juridico constitucionadl d pais y con violacion ex-
presa del articulo o25 de la Constituci6n. Prueba
evidence de que se suspende por medio de decretos
la tramitaci6n de los procedimientos judiciales y se
impiden la ejecuci6n de las sentencias de nuestros,
tribunales la tenemos en ,el decreto 2089 y 2090 de
fecha 30 de Julio de 1945 publicados en la Gaceta
Official de 19 de Agosto del propio afo.
Se ha ignorado por el Gobierno la legitima exis-
tencia de la propiedad privada, que reconoce al ar-
ticulo 87 de la Constitucion; se han desconocido las
obligaciones civiles que nacen de los contratos y que
consagra el articulo 23 de la Constituci6n al estable-
cer con violaci6n de lo preceptuado en su articulo
14 medidas de confiscaci6n y despojo, que legan has-
ta la transgresidn de la protection ofrecida a los sa-
larios de los trabajadores que fija el articulo 63 de la
Ley Fundamental del Estado. La confiscaci6n de la
maquinaria agricola, "y especialmente la retenci6n de
las 250,000 toneladas dellJamado "diferencial azu-
carero", vendidas por el Gobierno a paises fuera de
los Estados Unidos de Norte America, constituyen


francas transgresiones a intocables derechos, y que
pese a la ausencia de fundamento moral alguno co-
mo inform la nianipulaci6n, venta y cobranza de
las expensadas 250,000 toneladas de az6car encuadra-
das en escandalosas especulaciones y margenes del
precio objeto de los bienes despojados, ha servido
al Gobierno para pretender reeditar igual confisca-
ci6n de parte los salaries, participaciones y utilida-
des de obreros, colonos y hacendados mediante la
pretendida "captacidn del diferencial de precio" y
utilizando a ese fin medidas de violencia.
Se han hecho ineficaces las disposiciones consti-
tucionales llamadas a resolver todas las cuestiones
suscitadas entire patrons y obreros para el neecsario
equilibrio entire el capital y el trabajo, establecidndo-
se con ello el intolerable predominio de una dema-
-ci, sectaria y clasista.

Se ha burlado la obligaci6n constitutional im-
puesta por el articulo 52 de la Constituci6n, relative
a la fijaci6n del 'sueldo nensual del Maestro de Ins-
trucci6n Primaria, en ningun caso inferior a la mi-
llondsima parte del presupuesto total de la Naci6n.

Se ha dejado incumplido el deber impuesto por
el articulo 113 de la Constituci6n, al respect de las
pensions de los Veteranos del Ejercito Libertador, en
relaci6n con el articulo 61 de la Ley Fundamental del
Estado.

Se ha violado con caricter permanent la in-
amovilidad que el articulo 106 de la Constituci6n 'ga-
rantiza a los funcionarios; empleados y obreros pu-
blicos civiles de los Poderes del Estado, e imposibi-
litando, asi mismo, el ejercicio de los derechos que
consagra el articulo o09 de la Constituci6n para re-
currir las resoluciones gubernativas dictadas contra
los funcionarios, empleados y obreros del Estado.

El senior Presidente de la Repiblica ha quebran-
tado con su conduct el deber que impone a su ac-
tuaci6n el articulo 138 de la Constitucion que la en-
marca como poder -director y moderador y de soli-
daridad national.. Al propio tiempo su, conduct ha
infringido el articulo 141 de la Constituci6n por ha-
ber violado sus preceptos y la Ley, no obstante su
juramento o promesa de cumplirlas y hacerlas cum-
plir.

Y, finalmente, para no hacer interminable esta
relaci6n, se ha quebrantado el secret de la comuni-
caci6n telef6nica que establece el articulo 32 de la
Constituci6n y millares de cubanos viven en exilio
obligados por la persecusi6n gubernamental, que no
ampara sus personas contra las agresiones y vindictas
revolucionarias con filagrante transgresi6n del ar-
ticulo 30 de la Constituci6n.

El restablecimiento del imperio de la Constitu-
ci6n y la Ley, desconocida e ignorada por la conduc-.
ta gubernamental, tiene que imponerlo el Congreso
por su propio decoro y ,extraordinaria responsabilidad,
pues de otra suerte, la consentida usurpaci6n de su
facultades propias, mina su autoridad, quiebra su
prestigio, desnaturaliza sus funciones y atenta con-
tra su constitucidn'al existentencia. La radical abolici6n,








DIRI DE SEIOE D A AAR


por tanto, del arbitrario ejercicio de las facultades
del Congreso por el senior Presidente de la Rep6bli-
ca y el Consejo de Ministros, es indispensable para
reintegrar el Poder Legislativo el respeto debido a su
alta investidura y a sus propias e indelegables prerro
gativas.

Los hechos graves enunciados en los anteriores
motives, e mputados como violaciones constitucio-
nales cometidas por el Presidente de la 'Repfblica,
constituyen motives de la acusaci6n a que se refie-
re el Apartado "A" del articulo 125 de la Constitu-
ci6n en -relaci6n con lo preceptuado en el articulo
122 del propio Cuerpo para ante el Senado. La exi-
gencia constitutional de un quorum extraordinario a
esos efectos, de una parte, y de la otra la patri6tica
responsabilidad que inform la conduct de la mi-
noria en el Parlamento, nos IIeva como paso previo
a demandar por medio de esta Moci6n de todos los
sefiores representantes que integran este Cuerpo sin
distingo de matiz partidarista de clase alguna unidos
por altas razones de patriotism y por un espiritu
de defense del .Cuerpo a que pertenecemos y de nues-
tras instituciones republican, a aprobar unanime-
mente la siguiente.

MOCION:

La Cimara de Representantes declare:

Primero: Que el pueblo db Cuba se rige por la
Constituci6n de 1940, que es la que consolida su vi-
da como Estado independiente y soberano, orgami-
zado como Rep6blica unitaria y democratic para el
disfrute de libertad political, la justicia social, el bien-
estar individual y colectivo y la solidaridad humana,
residiendo la soberania en el pueblo del que dimanan
todos los Poderes P6blicos; v que el Estado ejerce
sus funciones por medio de los Poderes Legislativo,
Ejecutivo y Judicial y los organismos reconocidos por
la Constitucion o que conforme a la misma se esta-
blezcan por la Ley.

Segundo: Que son intocables los derechos del
cubano a residir en su patria, sin que sep objeto de
discriminaci6n alguna no importa cual sea su raza,
clase, opinion political o creencia religiosa; tanto a la
vida como a la propiedad privada, al secret de la
correspondencia, telegrfica, telef6nica y cablegrifica
y al libre mantenimiento y ejercicio de sus derechos
individuals, politicos y de todo orden, que en forma
alguna pueden ser limitados.

Tercero: Que los Poderes Publicos ejercerin sus
funciones cada uno dentro de la 6rbita de sus respec-
tivas atribuciones con absolute independencia y sin
que a ninguno de ellos le sea dable interferir las fa-
cultades del otro, o proyectar amenazas sobre su
constitutional existencia.

Cuarto: Que el Congreso de la Rep6blica es el
6nico Poder Publico facultado para former los C6di-
gos y las Leyes; para establecer las contribuciones e
impuestos necesarios a las atenciones de Estado; para
discutir y aprobar los presupuestos nacionales de gas-
tos e ingresos; y, en definitive para autorizar el mane-
jo y disposici6n de los fondos publicos de la Naci6n.


POR TODO ELLO
y consecuente con los motives que informan esta
declaraci6n, la Camara de Representantes rechaza y
- condena las' transgresiones constitucionales realizadas
por el Poder Ejecutivo contra el ejercicio de las fa-
cultades indelegables del Poder Legislativo y cuantas
han proyectado amenazas sobre la independencia del
Poder Judicial y quebranto de la libertad political, la
justicia social, el bienestar individual y colectivo y la
solidaridad humana.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Represen-
tantes a 16 de Octubre de 1946.
Carmelo Urquiaga. Padilla. Antonio Martinez
Fraga. Miguel A. de Le6n. Armando Cafilas Milan6s.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se pone a
discusi6n la Moci6n.

Se conceden 2 turnos a favor y 2 en contra.

SR. VINENT (ARTURO): Ptdo la palabra en con-
tra.
SR. MARTINEZ FRAGA. (ANTONIO): Pido la pa-
labra a favor.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra en con-
tra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra en contra el Sefior Vinent.

SR. VINENT (ARTURo): Sr. President, sefiores
Representantes: Por primera vez desdeAque me hon-
ro con pertenecer a este Cuerpo Colegislador, he al-
zado mi voz para. intervenir en un debate de caracter
politico, porque he querido evitar que los apasiona-
mientos propios de esa polemica me llevaran a utili-
zar vocablos mortificantes contra compafieros mios
a quienes tanto respeto, consider y distingo. Pero es
el caso que la Moci6n que acabais de presentar con-
tiene acusaciones tan groseras -y pe'rd6neseme la
frase- que no es possible que acallemos nuestra voz
cuando en este caso vamos a defender al Presidente
de la Rep6blica, un amigo personal mio que ninguno
de ustedes puede desconocer que es un hombre de
una conduct impoluta y de una honradez acrisolada.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): ZMe permit una
interrupci6n S. S., con la venia de la Presidencia?

SR. VINENT (ARTURO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA) i Tiene la pa-
labra el Sr. Angel Pardo Jimenez, para una inte-
*rrupci6n.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. Presid-ente y
sefiores Representantes: De las palabras del distin-
guido compafero se deduce un enfoque equivocado,
y como estamos al comienzo del debate, como ini-
ciamos la discusi6n de la material sobre la que vamos
a tratar, bueno es que situemos cada uno nuestra
postura.


7


D:IARIO DE SESIONES DE LA CAMERA









8 DIARIO DE S.ESIONES DE LA CAMERA

En primer t6rmino, se equivoca el distinguido Siento tener que molestar la atenci6n de los com-
compafiero cuando enjuicia la moci6n con un carac- pafieros de esta Camara, pero quiero dejar aclarado
ter personalisimo, y va a hacer una apreciaci6n de meridianamente la realidad de mi palabra. Se acusa,
que result, por no usar sus palabras, fuera de tono, companferos, repito, al Dr. Ram6n Grau San Martin,
en una forma antiparlamentaria e impropia, la Mo- -asi lo dice el primer motive de la Moci6n, de encu-
ci6n. No voy a usar sus t6rminos porque no los creo brir a funcionarios de su gobierno que laman "ve-
parlamentarios. nales". Luego entonces yo tengo que recoger las


La Moci6n enjuicia la conduct p6blica de un
funcionario, del Hon. Sr. President de la Republica,
y en ella no se menciona el nombre de la persona
fisica de Don Ram6n Grau y San Martin, porque
no estamos analizando su personalidad fisica. Enjui-
cia los actos publicos del Presidente de la Republica,
y que distinto result para el Congreso, si enfocamos
desde ahora el comienzo del debate situando cada
uno su postura y sus intenciones.
Querid6 compafiero: le rogamos por consiguien-
te, deseosos del andlisis integro de esa Moci6n y del
studio a fondo de cada uno de los problems tra-
tados, que enjuicie nuestra conduct parlamentaria
en el sentido de hombres responsables que vienen en
esta tarde a cumplir con su deber, el deber parlamen-
tario de Congresistas de enjuiciar la conduct del
President de la Rep6blica en la forma y a la manera
que lo vemos nosotros y que estimamos prudent y
convenient. Tenga la seguridad el compafiero que
el problema personal, ni de los compafieros de la
Mayoria ni del Sr. President de la Repiblica sera
rozado en el debate ni esta tocado en la Moci6n.
SR. CREMATA (RADIO): MMe permit el compa-
fiero Pardo Jim6nez un ruego...?
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Me permit
observer a S. S., que el Sr. Pardo Jim6nez ha termi-
nado y se ha sentado.
SR. CREMATA (RADIO): Es para un ruego, Sr.
SPresidente.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Entonces,
ruego al Sr. Pardo Jim6nez que se mantenga de pie.
Tiene la palabra el Sr. Cremata, para un ruego.
SR. CREMATA (RADIO): Era para rogar al Sr.
Pardo Jim6nez que permit al Sr. Vinent que nos
hable aqui del traje blanco del Dr. Ram6n Grau San
Martin.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Ac i 6rdese de
"Gtiira de Melena"...

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia ruega a los 'Sres. Representantes que no se esta-
blezcan dialogos ni se interrumpa a los oradores,
Continue el Sr. Vinent en el uso de la palabra.
SR. VINENT JULIA (ARTURO): Parece, Sr. Pre-'
sidente y Sres. Representantes, que nuestro compa-
Ti oT P,ardo Tmnp'7 r le haceo ca'il 6n tpm nn


palabras del compafiero Sr. Radio Cremata, que si,
que voy a hablar del traje' blanco del Dr. am6n
Grau San Martin, que es un hombre comf-dije antes
de una conduct impoluta, uno de los hombres mas
honrados con que se prestigia nuestro pueblo de
Cuba.
Se dice, para enjuiciar al Presidente, ue el pue-
blo de Cuba' se rige por la Constituci6n del 40, que
es la que consolida su vida como "Estado indepen-
diente y soberano, organizado como rep6blica\ uni-
taria y democratic, para el disfrute de libertad poli-
tica, la justicia social, de bienestar individual y colec-
tivo". Y yo pregunto, cuando en Cuba, compafieros
Representantes, se ha disfrutado de' ms y mayor
Democracia que hoy?, 2cuindo ha habido mayor Jus-
ticia social?, cuando" se han respetado mas los de-
rechos del hombre?. jSi yo Ilego a career que ya la
Democracia implantada por el Presidente de la Re-
p6blica ha rebasado sus limits, porque creen ustedes
que si el Dr. Ram6n Grau San Martin hubiera sido
como sus predecesores, ya muchos cubanos estarian
en el "Valle de Josafat"; pero afortunadamerite, el
Dr. Grau San Martin es un hombre human, es un
hombre just, es un hombre incapaz de realizar
un acto de character punible.
SR. CREMATA (RADIO): 0Con la venia de la pre-
sidencia me permit una interrupci6n S. S.?.
SR. VINENT JULIA (ARTURO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA); Tiene la pa-
labra el Sr. Cremata.
SR. CREMATA (RADIO): Es interesantisimo, Sr.
President y Sres. Representantes, el informed que
nos habra de brindar en la tarde de hoy el compa-
fiero Sr. Vinent, y much mas cuando el lo ha dicho
con toda raz6n, que Ilevaba much tiempo fuera de
los debates y que es hoy su primera oportunidad de
terciar en un debate politico. El decia en esta for-
ma: "yo quiero que ustedes me contesten si ha
habido alguna oportunidad en Cuba en que se ha
gozado de mias libertad y se ha aplicado mas la
Democracia". Es cierto?.
SR. VINENT (ARTURO): Es cierto.
SR. CREMATA (RADIO): Pues bien, .entiende
S. S. que el matar imputemente y el conocerse a los
asesinos y pandilleros por las autoridades, el citar a
esos asesinos a Palacio y el no perseguirlos las autori-
dades, es gozar de libertad y de democracia?


o Z re" r, A, y gace alp te
la Moci6n y se le ha olvidado su contenido, o no la SR. VINENT JULIA (ARTURO): Tenga la seguri-
ha vuelto a leer antes de venir a esta sesi6n. Yo voy a dad el compafiero Sr. Radio Cremata que el Sr. Pre-
recordarle al compafiero que si se menciona el nom- sidente de la Rep6blica es incapaz de permitir que
bre del Dr. Ram6n Grau San Martin, acusandosele se realicen los actos a 9ue usted se ha referido. Ni el
de encubridor de hechos reprobables cometidos por Presidente de la Republica, ni S. S., ni nadie, es
funcionarios de su gobierno, y lo voy a sacar de su capaz de evitar que existan las partidas a que S. S.,
error. se refiere,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 9


SR. GEORGE (QUINTIN): Sr. President: para un
ruego por la via de la cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Quintin George.

SR. GEORGE (QUINTIN): Sr. President y Sres.
Representantes: No solamente porque lo dice el Re-
glamento sino porque lo require efectivamente el
prestigio de la -Cmara, me permit formular la sli-
plica por medio de la presidencia de la Cimara a
cada uno de los compafieros que tercien en este de-
bate, en el sentido de que se dirijan a la CAmara y,
si tienen que hacerlo en lelaci6n a otro compafiero,
que lo hagan por mediaci6n de la Presidencia, por-
que debemos dar el espectdculo de que choquen las
ideas y los pensamientos de cada uno de nosotros,
pero no de que choquen los cuerpos, las personas
cuando esten emitiendo sus juicios libremente, tan
libremente como se deben emitir en esta tarde. Es
una suplica que me permit dirigir a los compafie-
ros de la Camara a trav6s de la Presidencia, en aras
de la armonia y del buen sentido parlamentario.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La presi-
dencia atenta a sugerencia hecha por el Sr. Quintin
George, ruega a los Sres. Representantes que se di-
rijan, como lo exige el Reglamento, a la Camara,
para evitar que se establezcan diilogos o se susciten
cuestiones que se salen de la Mocion que se discute.
Tiene la palabra el senior Pardo Jimenez.
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): En mi anterior in-
terrupci6n al distinguido companero le decia que en
la Moci6n no se enjuiciaba la vida privada del senior
Grau San Martin, y leyendo su part dispositiva, y
le agradezco que me haya pedido que la vuelva a leer,
en ninguna parte de la misma, que es el contenido a
discutir, se dice nada en relaci6n con eso; pero, como
he enfocado el problema de los encubrimientos, y
de los c6mplices, y de los autores, esta Minoria, en-
juiciando las funciones realizadas por el Presidente
de la Reptiblica, estima como constitutivo de un
delito: hechos de mialversaci6n, los hechos de encu-
brir, de prevaricar, de realizar cualquier delito que
roza efectivamente a la persona del Presidente de la
Repdblica; pero, como esta en el libre juicio de las
personas sensatas ver si efectivamente se enjuiciaban
tal como lo estime cada uno, y ya que pide hechos
y en cuanto a encubrimientos se refiere, ,estima la
CAmara y por ende los distinguidos compafieros de
la Mayoria, que result cometido el delito de encubri-
miento cuando urfa persona con responsabilidad de
gobierno conoce de un hecho punible, de una trans-
gresi6n, y en vez de actuar para que se sea reprimido
el hecho operado, reconoce y congratula a los auto-
res? Por ejemplo: Err una noche memorable para este
Congress, en el mes de Mayo de 1945, si mi memorna
no me falla, se produjo en este mismo Congreso un
hecho que estimo delictivo: fu6 apedreado el Palacio
de las Leyes de la Republica.
Fu6 apedreado. este Congreso, repito, pot: un
hecho que ni siquiera en lo moral puede tener jus-
tificaci6n en nuestra historic. Un grupo de individuos
se person en la calle de Prado y despu6s de injuriar,
cosa que no tiene consecuencia en el orden juridico,
porque injuriar a un politico, es decir enjuiciar sus


actividades, no debe tomarse en consideraci6n, pero,
despu6s de injuriar como yo decia, -fu6 agredida la
Camara, y solo por un esfuerzo fisico extraordinario,
no fu6 ocupado el Capitolio por una turba, y, des-
pues de eso, no conformes aun, lanzaron piedras, pie-
dras que destruyeron cristales, acometieron las ma-
quinas de Representantes y Senadores de la Repui-
blica, que son hechos, si mal no recuerdo, en el orden
juridico, constitutivos de delitos sancionados y pe-
nados por el C6digo Social: dafio a la propiedad.
Constituy6 .eso un ataque violent a uno de los po-
deres del Estado. Y, esa turba, ese grupo de ciuda-
danos, -vamos a Ilamarlo con respecto- en manrii-
festaci6n p6blica, en una relaci6n de absolute conti-
nuidad, se traslad6 del Palacio de las Leyes al Palacio
del Ejecutivo Nacional, y alli, en pleno Sal6n de
los Espejos, a plenitud del conocimiento del domi-
nio pfiblico, ese grupo fu6 recibido por el Honorable
Sr. President de la Rep6blica y fu6 congritulada la
comisi6n, felicitandosele por el gran servicio que ha-
bian prestado a la patria.
Y, eso, pregunto yo, -no es la comisi6n de un
delito? Constituye eso el encubrimiento de individuos
que han realizado actos punibles, o no?

Esta hecha la pregunta y yo creo que justifica-
ci6n tiene la Mocion para relacionar en su parte
expositiva hechos de esa naturaleza, que no 'se tra-
tan en la parte dispositiva, y si se enjuicia, solamente
la conduct del funcionano, del Presidente de la
Republica de Cuba.

SR. CURTI (SEGUNDO): Sr. Vinent, me permit
una interrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. VINENT (ARTURO): Con much gusto;

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Curti, para una interrupci6n.

SR. CURTI (SEGUNDO): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: He oido las palabras del distinguido
compafero, senior Pardo Jim6nez, aludiendo al acto
de la interpelaci6n celebrada aqui, efectivamente, el
mes de Mayo del aflo pasado, reconociendo, de este
modo, la buena memoria- del compafiero Pardo Ji-
menez.

En aquella oportunidad, y para ir al fondo del
problema, y no hacer ret6rica sobre el asunto, re-
cordari la Cimara de Representantes que el que
habla vino a este Hemiciclo, a much honor, inter-
pelado por la misma; y, recordarin tambi6n, no solo
os compafieros de esta Camara, sino el pueblo de
Cuba, que el Ministro de Gobernaci6n del Gobierno
de Grau San Martin en aquel entonces, quien tiene
el gusto y el. honor de hablaros ahora, conden6 en
este Hemiciclo los actos que se estaban realizando en
las afueras del Capitolio, y declarando al mismo tiem-
po que el Gobierno de la Republica los rechazaba
de plano y asi los condenaba.

Posteriormente y con el permiso del entonce%,
President de la Camara, el senior Miguel de Le6n,
march de este Hemiciclo a los efectos de tomar las
medidas que creia debian tomarse, como Ministro








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
-


del orden p6blico, a fin de que dicha situaci6n fuere
conjurada y, entire otras cosas, fui al Palacio Presi-
dencial a fecibir las orientaciones del Jefe del Eje-
S cutivo, y no quiero que mis palabras sean conderia-
torias a lo que acaba de decir mi distinguido compa-
fiero, sino sola y llanamente para colocar las cosas
en su just lugar.

No fue en el sal6n de los Espejos, compafiero
Pardo, donde nos recibiera a un grupo de compafieros
y al que habla el 'Primer Magistrado de la Naci6n,
sino,en su despacho de trabajo, y justamente para
tomar las medidas del caso.

Rechazo tambi6n las palabras del compafiero
Pardo Jim6nez, en el sentido de afirmar que el Pri-
m' er Magistrado de la Naci6n recibiera a los ciuda-
danos que en aquel minute estaban en el plano que
todos conocemos.

Esas son las palabras que yo quiero pronunciar
esta tarde en la Camara, para fijar la actitud del Go-
bierno de la Republica y de su Ministro de Orden
P6blico.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): 2Me permit el
compafnero Vinent una interrupci6n, con la venia
de la Presidencia?
SR. VINENT (ARTURO) : Desde luego, companero.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Perd6neme el com-
pafiero, pero como nuevos antecedentes, -como di-
ria el Juez- se traen al sumario, hay que tramitar-
los de inmediato porque si no pasan a ser fiambre.
El distinguido companero, entonces Ministro de
Gobernaci6n aclara en parte los hechos, pero no los
puede negar porque fue participe director eBi la inter-
venci6n ael Goblerno en relacion con los mismos,
pero no fu6 instruido ningun sumario porque aquien
no sabe que cometido un delit6 o una 'talta de cual-
quier naturaleza en relacion con la vida ciudadana,
mmrediatamente sean o no ciertos los hechos, se or-
dena la tormaci6n del sumario y el enjuiciamiento
correspondiente? Y el distinguido companiero, enton-
ces Miinistro de Gobernacion, no nos ha informado
de que se realizaran las gestiones para condenar a
los clelincuentes, si de los hechos se derivaban efec-
tivamente responsabilidades criminals. Pero s6 que
fueron -comentados por todos los peri6dicos de la
Republica y no fueron desmentidos por el honora-
ble Sr. President de la Republica. Es mas, si no re-
cuerdo mal las palabras del Sr. President fueron es-
tas: "Se ha hecho mbrito de los servicios prestados
al Partido y al pais". Y despues,.como colofon de
este reconocimiento, fueron ascendidos los hombres
dirigentes de aquel movimiento a puestos de mas
responsabilidad del Gobierno. Luego &podemos de-
cir que el Gobierno tom6 medidas contra esos hechos
delictuosos? Jamas podra reconocerse que no hay
delito en el grave ataque de que fu6 objeto este Pa-
lacio de las Leyes, en el que este palacio de la ley
recibi6 daios considerable, dafios materials, ya que
en este caso, dafios morales no pueden contarse para
llevarlos a los tribunales de' justicia porque se podria
decir que eran manifestaciones political en relaci6n
con el enjuiciamiento de personalidades political.


Pero los dafios materials, esos hechos que no
pueden negarse, esos dafios de los que a6n, quedan
huellas en las ventanas y en todo el edificio, hubo
actitud gubernamental para perseguir, enjuiciar y cas-
tigar? Ninguna. Eso es la comisi6n de un delito,
de un delito grave, de un delito de prevaricaci6n y
de encubrimiento de delincuentes.

SR. CURTI (SEGUNDO): Pido la palabra, Sr. Pre-
sidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): En su opor-
tunidad. Continue en el uso de la palabra el Sr.
Vinent.

SR. VINENI (ARTURO): Sr. President y sefiores
Representantes: Voy a contestar al compafiero y lue-
go acoeder6 a todas las interrupciones que se me
hagan.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La presi-
dencia le informa al Sr. Vinent que tiene que diri-
girse a la Presidencia y a la Camara en general.
SR. VINENT (ARTURO): A la presidencia me es-
taba dirigiendo.
Despuds de la interrupci6n del Sr. Segundo Cur-
ti ha quedado evidentemente demnostrado que el Sr.
President de l'a Repiblica para nada intervino, ni di6
su aquiescencia a la realizaci6n de esos actos, por tan-
to, no puede atribuirsele el cbnceptb de encubridor,
pero lo que mas me extrafia es que un ilustre aboga-
do como el Dr. Pardo Jim6nez acuse al Presidente
de que no se haya formado sumario ni causa crimi-
nal por el conocimiento de esos hechos. El compa-
fiero sabe que prevarican los funcionarios, que no
denuncian esos hechos ante los tribunales corres-
pondientes. ZQud tiene que ver el Presidente de la
Kepublica con que un funcionario, ya sea de la po-
licia o de cualquier otro cuerpo, no denuncie un
hecho y no se torme sumario, para juzgarlo, como
lo ha hecho, como encubridor?

SR. CREMATA (RADIO): ZMe permit una in-
terrupci6ri, con la venia de la presidencia?

SR. VINENT (ARTuRO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Radio Cremata, para una interrupci6n.

SR. CREMATA, (RADIO): Sr. President y sefio-
res Representantes:
En relaci6n a las palabras de mi distinguido
compafero Pardo Jimenez y que esta tratando de
aclarar o justificar, con todo su talent de que dis-
fruta, el compafiero Sr. Vinent, yo le queria reverde-
cer la memorial a mis dos compafieros y decirles que
si se tramit6 el sumario, si se puede calificar de su-
mario un expediente administrative incoado al efecto.
RecordarAn los compafieros que el que apareci6 co-
mo lider de los que apedrearon al Capitolio se llama
Manolo Mazas, conocido en la doctrine aut6ntica
con ese nombre,
SR. CURTI (SEGUNDO): ZC6mo conocido...? Ese
es su nombre.








DIARIO iE SESIONES DE LA CAMERA 11
_~;. -


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Se ruega a
los sefiores Representantes que no entablen diilogos.

SR. CREMATA (RADIO): ...segin apareci6 pu-
blicado en la Prensa y que no fu6 desmentido por
los hombres responsables que ejercitan la funci6n
del Gobierno. El expediente o sumario fue un as-
censo al Sr. Manolo Mazas en el Ministerio de Go-
bernaci6n, una recomendaci6n para que formara
parte de la Carrera' Consular, y si no fuera poco, una
congratulaci6n de Genovevd P6rez Damera en la que
obsequi6 a Manolo Mazas con una ametralladora y
una escopetarecortada. De manera que les recuerdo a
los sefiores Pardo Jim6nez y Vinent que si se radic6 un
expediente por el que se di6 un ascenso para el que
aparecia como lider de esos ciudadanos que apedrea-
ron el Capitolio.
SR. FERNANDEZ JORVA (ARMANDO): Me permit
una aclaraci6n?

SR. VINENT (ARTURO): En su oportunidad. Qui-
siera contestar antes al senior Radio Cremata.

Aceptando hipot6ticamente el hecho a que se re-
fiere el compafiero 'qu6 tiene que ver el Presidente de
la Repuiblica con que los tribunales de justicia no ac-
tien en determinados casos? uPuede 'llamArsele en-
cubridor por que 61, que desconoce esos hechos o est6
a punto ae desconocerlos, se le eijuicie como encubri-
dor?

....SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Fernandez Jorva.

SR. FERNANDEZ JORVA (ARMANDO): Sr. Presiden-
te y sefiores Representantes: Precisamente, he solici-
taco una interrupci6n de mi compafiero porque aque-
lla noche memorable yo fui de los Representantes que
al salir tue atacado por esa turba que estaba ampara-
da por la policia, porque un policia hubo de pregun-
tarme a mi a que partido pertenecia.
Cuando el compafiero Sr. Pardo Jim6nez hace esas
aclaraciones esta diciendo la verdad. Yo fui uno de
los que firm esa Mioci6o y no tengo nada de que
arrepentirme al declarar aqui que acusamos al doctor
Grau de esas transgresiones, porque es responsible el
Sr. President de la Republica de que se mantenga el
orden, porque si no tiene el valor suficiente debe re--
nunciar para que otro ciudadano d6 las garantias a tan-
to homore de bien que tiene que salir al extranjero
por que aqui peligra su vida. iPor que no se han des-
cubierto los asesinos de tantos infehces? ZPor qu cam-
pean por su respeto los pandilleros y gangsters? Res-
ponsable es el Presidente o su Gobierno: Kesponsable
es de las malversaciones y de los trueques que tienen
al pais sumido en la miseria.
Se habla aqui de subsidies, del diferencial y se
vende la manteca a 63 centavos; se habla de trabajo,
y no se esta haciendo nada. Esa obra de la Via Blanca,
no se terminara nunca y esta costando mas que la ca-
rretera central; los cr6ditos se suceden y es lo que nos-
otros denunciamos. Esa ha sido la political que ha des-
arrollado el Presidente de la Republica desde que ini-
ci6 su gobierno, para desgracia del pais. Yo queria ha-
cer esta aclaraci6n, y mis palabras no van a ofender a


ningun congresista del partido del Gobierno ni de lahi:
Alianza, pero ustedes no han podido demostrar aqui,
en ningun momento...

SR. DIAZ RODRIGUEZ (LOMBERTO): Para una cues-
ti6n de orden solicito la palabra.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Para una
cuesti6n de orden, tiene la palabra el senior Diaz,

SR. DIAZ RODRIGUEZ (LOMBERTO): Sr President
y sefores Representantes: He solicitado la palabra pa-
ra plantear como cuesti6n de orden, que la Presiden-.
cia se dirija al compafiero que esti haciendo uso de la
palabra y le Ilame la atenci6n, a fin de que al hacerlo
se diri-ja a la Presidencia y a la Camara, y no directa-
mente hacia nosotros, como si fueramos acusados.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
cia acepta la cuesi6n de orden planteada,,y ruega, por
consiguiente, al senior Fernandez Jorva, que al hacer
sus manifestaciones, lo haga dirigi6ndose a la Presi-
dencia y al resto de la Camara.
SR. FERNANDEZ JORVA (ARMANDO): Con gusto
me dirijo a la Presidencia de la Camara y a la Carnara
en general. Yo decia, senor Presidente y sefiores Re-
presentantes, que ustedes, los Representantes de la
Mayoria, no hacen mas que estar denunciando y lan-
zando sobre nosotros todos los errors que cometi6 el
gobierno pasado, pero no han podido justificar nin-
guno de los muchos .en que ha incurrido el gobierno
del doctor Grau San Martin. Aqui se han quedado flo-
tandb en el ambiente y en el espacio todas las acu-
saciones que nosotros hemos hecho a ustedes, que son
acusaciones reales y positivas. Digan por qu6 el arroz
esti a veinticinco centavos; digan por que la manteca
esti a cincuenta centavos y no se encuentra; digan
por que cuando hubo el interns del Gobierno se pudo
detener a los matadors del hijo del doctor Martinez
Sienz, sin que los matadores de los otros cubanos que
cayeron asesinados hayan podido ser detenidos? El
propio Presidente de la Camara calific6 de turbas a
los que estaban apedreando el Congreso, y sin embar-
go el senior Presidente de la Republica los recibi6 y
el senior Manolo Mazas fu6 premiado, comio muy bien
dijo .el compafiero Radio Cremata.

No nos imputen mas los errors del pasado. Ha-
gan las cosas como deben hacerlas en bien de la Re-
publica y en bien de la paz pdblica.

SR. ARA (GUILLERMO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Ara.
SR. ARA (GUILLERMO): Sr. President y sefiores
Representantes: Es primera vez que me encuentro en
el hemiciclo de esta Cimara, pero realmente me en-
cuentro asombrado al ver que en los sefiores Represen-
tantes de la Minoria se les represent como un caso
horroroso el hecho de que cuatro muchachos se reu-
nan frente al Capitolio Nacional y apedreen este edi-
ficio. Pero sin embargo, esos propios hombres de la
Minoria, que entonces constituian absoluta mayoria
de la Camara de Representantes, cuando un propio
Representante de este Cuerpo fu6 apaleado y maltra-








12 1DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA I


tado en la propia Jefatura de la Policia, a presencia
mia, estando preso y maltratado, como lo fui por los
hombres del gobierno de Batista, ese hombre que fu6
un perfect ladr6n, que entr6 en la Presiden-
cia de la Rep6blica usando un uniform military, por-
que no tenia otro uniform, ese hombre que posterior-
mente tuvo e hizo mal uso de los dineros de los cu-
banos, ese hombre que ahora, al hacer su divorcio, ha
tenido que hacer la partici6n de bienes, que asciende
a millones, entonces estos hombres de la Camara de
Representantes no se horrorizaban de estos h'echos,
estos hombres no se horrorizaban de que aparecieran
muertos en la Jefatura de la Policia, frente a sus pro-
pias casas y frente a este propio Capitolio hombres
que en aquella 6poca estaban en la oposici6n, pero
no en la oposici6n congressional esta, esta oposici6n es
facil, porque tiene el respaldo de la inmunidad par-
lamentaria; donde habia que hacer esa oposici6n era
en el medio de la calle, bien con la pistola en la ma-
no, o por medio de la palabra. Esa si que es verdade-
ra oposicion.

(Aplausos en las tribunas piblicas).

Sr. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presiden-
.cia advierte al p6blico que no puede hacer manifes-
taciones de ninguna clase, y que de hacerlo, se vera
en la obligaci6n de ordenar su desalojo.

Continue en el uso de la palabra el se'nor Ara.

SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Me permit una
interrupci6n el senior Ara?
SR. PARD9 JIMENEZ (ANGEL): Para una interrup-
ci6n, solicito la palabra.
SR. FRAILE (CARLOs): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La presi-
dencia advierte a los sefiores Representantes que no se
pueden hacer mis interrupciones. Cuando el senior
Ara termine su intervenci6n, la Presidencia concedera
la palabra.
Continue en el uso de la palabra el senior Ara.
SR. ARA (GUILLERMO): Se decia que en esas cir-
cunstancias y en esos moments los hombres que hoy
constituyen la oposici6n no se horrorizaban de estos
hechos, no se horrorizaban tampoco cuando el Pre-
sidente de la Republica, Fulgencia Batista, queria que
pasase una ley en la Camara y rodeaba este edificio de
inilitares, por la gente de Marine, y obligaba a esos
hombres a manitestarse como ellos querian, o como
ellos no querian. Y entonces ese pobre pueblo cuba-
no no recibia mas que lo que al Presidente le conve-
nia, porque esos senores Representantes, esos Repre-
sentantes de la oposici6n no se levantaban con la
energia que ahora 1o hacen; por que cuando se es mal-
tratado, cuando el pueblo que lo elige a uno es mal-
tratado y se mata en medio de la calle, no es ocasi6n
de estar de rodillas, sino de. renunciar el acta de Re-
presentante e irnos al medio de la calle para unirnos
a ese pueblo, para luchar con ese pueblo en beneficio
de nuestra patria.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Diaz Ortega, para una interrupci6n.


SR. DIAZ ORTEGA (JosE A.): En la primera opor-
tunidad en que tuve la ocasi6n de dirigirme a ustedes
me mostr6 alarmado y confundido con una Proposi-
ci6n de Ley, que encerraba en el fondo una ruda cri-
tica para el gobierno y que procedia de un miembro
de la Mayoria gubernamental. Les confieso que esta
tarde me siento mas confundido y alarmado aun, cuan-
do veo a una oposici6n que siempre estuvo de rodillas
ante los mandates de Batista, levantarse ahora para
realizar una sistemAtica oposici6n a la obra que rea-
liza el Gobierno del doctor Grau San Martin, y con
la cual nosotros nos responsabilizamos plenamente,
porque tenemos la seguridad que con ella se identifica
y responsabiliza todo el pueblo de Cuba.
Efectivamente, es lamentable y produce un po-
co de confusion en nuestros espiritus, saber que en al-
guna ocasi6n, no las turbas, sino el pueblo cubano,
que es un pueblo consciente, haya tenido absolute ne-
cesidad de manifestarse en forma violent frente a los
hechos de este Parlamento. Yo les confieso que el pro-
cedimiento lo repudio y hago por eso una cordial in-
vitaci6n a todos los integrantes de este Cuerpo, para
que midan todos y cada uno de ssu actos, porque el
pueblo sigue estando vigilante de nosotros, en esta
oportunidad como en aquella, y no esti seguramente
en manos del Honorable Sr. President de la Repu-
blica, ni en manos tamposo de los cuerpos policiacos
del propio Gobierno, impedir que en determinado
moment esa voluntad omnipotente del pueblo de
Cuba, se manifieste en alguna ocasi6n contra la con-
ducta de esta CAmara, y es possible que asi sea, cuan-
do ese pueblo que esta esperando que nosotros apro-
bmemos en esta Legislatura una series de leyes tiles,
de leyes que esta demandando con premura, se con-
venza, una vez mis, de que aqui, frente al deseo de la
Mayoria gubernamental, de realizar un trabajo efec-
tivo, de aprobar las leyes, que el pueblo require, es-
tA obstinada una Minoria oposicionista, que levanta
su voz tan s61o para el debate politico, para un deba-
te ini6til totalmente, que s6lo sirve para demorar y
obstruccionar la aprobaci6n de las leyes que estan pen-
dientes en las Comisiones y que podrian muy bien ser
aprobadas para beneficio popular.
Efectivamente que muchos atentados contra la
vida se han cometido; pero es necesario tambi6n que
el pueblo de Cuba sepa que hay una diferencia muy
notable entire los atentados que se estan perpetrando
ahora y los que se perpetraron en 6pocas anteriores.
Antes se asesinaba con el silencio c6mplice de la Ma-
poria que integraba entonces el Gobierno del pais, a
los hombres que simplemente habian cometido el de-
lito de pensar en political en una forma distinta a co-
mo la hacia en entonces Gobierno de la Rep6blica.
Ahora no, senior Presidente y sefiores Representantes;
ahora algunos hombres que sufrieron en su came o en
la de sus hermands, o en la de sus familiares, el flagelo
de aquellos crimenes politicos, estan. tal vez cobrAn-
dose la deuda que aquellos criminals tenian contrai-
da con ellos. Esa es una diferencia fundamental. Aho-
ra no es el Gobierno el que mata, como se hacia en
6pocas de Batista; ahora matan los hombres que tie-
nen prendido en sus entrafias el dolor que les infligie-
ran aquellos criminals que arrancaron las vidas de sus
hijos, o de sus hermanos o familiares. Es precise que
esto se diga aqui, de una vez y para siempre, a fin de
que no se trate de seguir confundiendo a la opinion








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 13
rl i i


piblica. Ahora son los revolucionarios los que matan,
en el ejercicio de un legitimo derecho, si cabe la ex-
presion, pues quiero que se sepa que soy de los hom-
bres que sieten siempre respeto por la vida de cada
uno de los ciudadanos.

Por 6ltimo, quiero manifestar, senior Presidente
y sefiores Representantes, que no s6 hasta d6nde ten-
gan autoridad para hablar de determinadas cosas los
que, con sus*votos en el Congreso, hicieron possible la
destituci6n de Miguel Mariano G6mez, provocando
con ello la mas amplia anarquia que ha confrontado
y padecido el pueblo -de Cuba!

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
el senior Vinent en el uso de la palabra; y para hacer
interrupciones han solicitado Ja palabra, sucesivamen-
te, los sefiores Cossio del Pino, Radio Cremata y Bra-
vo Acosta.

Sr. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para una cuesti6n
de orden, senior Presidente. He estado observando los
que solicitaban interrupciones, y me extrafia sobre-
manera que cuando se pide una interrupcion por un
Representante de la Minoria con anterioridad, se le
concede antes a un Representante de la Mayoria. Per-
done la Presidencia, pero el clue habla no ha visto que
el senor Diaz Ortega hubiese solicitado la interrup-
ci6n con anterioridad al que habla y al senior Cremata.
Ruego a la Presidencia y a los sefiores Secretarios que
tomen nota con respect a las peticiones que hagan
los sefiores Representantes.
SR. PRESIDENT (DE, LEON GARCIA): La presi-
dencia hace saber al senior Bravo Acosta que tiene muy
buen cuidado, y tiene verdadero interns en que todos
los debates y las aclaraciones que se le quieran hacer
al senior Vinent, pueden realizarse con toda garantia.
La Presidencia, en atenci6n al derecho que tienen to-
dos los sefiores legisladores, tiene muy buen cuidado
de ir tomando nota de las interrupciones que se vie-
nen pidiendo al que esta haciendo uso de la palabra,
y las va clasificando por su turno. Si el sefior Bra vo
Acosta, desde su asiento, no pudo ver que antes ha-
bia pedido la palabra el senior Diaz Ortega, la Presi-
dencia puede informarle que asi fu6, al igual que hu-
bo de pedirla, con anterioridad al senior Bravo Acosta,
el senior Cremata. La Presidencia expresa al senior Bra-
vo Acosta que puede tener la seguridad, tanto el co-
mo los demas sefiores Representantes, que en ning6n
caso habrA de ser parcial y siempre concedera la pala-
bra, por su orden, tanto a los Representantes de la Ma-
voria como de la Minoria.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Muchas gracias
por las manifestaciones fltimas de la Presidencia.

SR. GEORGE (QUINTIN): Para una cuesti6n de or-
den, pido ]a palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior George.

SR. GEORGE (QuINTIN): Sr. President y sefiores
Representantes: La cuesti6n de orden que quiero
plantear a la Camara, envuelve mas que la acusaci6n
de haberse desordenado la Camara, una s6plica insis-
tente, afectuosa, a todos los sefiores Representantes,


que en el arranque de este period congressional, agu-
dizan un tanto la expresi6n para dirigirse a los demas
miembros de la CAmara.

SR. CURTI (SEGUNDO): En eso estamos todosl

SR. GEORGE (QuINTIN): Yo me alegro profunda-
mente de que un Representante de la extraordinaria
capacidad del senior Segundo Curti, comparta con la
modest palabra del que habla, el juicio que voy a ex-
presar y que, sencillamente, he esbozado anteriormen-
te.

Hasta cuando se esta parlamentando entire repre-
sentantes de los ej6rcitos en guerra, se hace la parali-
zaci6n temporal de la violencia de las armas; y no po-
drian entenderse si se lastimaran personalmente unos
con otros, los que tienen la representaci6n de cada una
de las fuerzas beligerantes. La Camara de Represen-
tantes siempre 1siempre! --se ha esforzado por po- .
ner un conten a las expresiones que lastimen el de-
coro de la Cimara y el decoro de los Representantes.
Cuando se acusa con justicia, o sin raz6n, al Honora-
ble Presidente de la Rep6blica o a su Gobierno, les
sobra capacidad y talent a los miembros de la Cima-
ra, que son afines al Gobierno, para defenderlo y has,
ta para acusar, como reiteradamente se ha hecho aqui
desde la Mayoria, a representatives, no de la Camara,
sino a elements de mayor prestigio, a hombres de los
partidos contrarios, que haceti oposici6n; pero lo quce
si no he visto perd6neseme esta afirmacion es
que cualquier senor Representante de pasadas eleccio-
nes o de estas, de la Oposici6n o del Gobierno, haya
puesto una nota en su actuaci6n contraria a lo que
afirmo: .siempre se ha esforzado la Cimara de Repre-
sentantes por no lastimarse entire si sus miembros, por
no ofender ni a la Camara ni a los miembros que ha-
oen oposici6n o defense; y viene tomando esto un cau-
ce peligroso al inicio de este period congressional.
Cuando se dice que los Representantes que acusan,
antes eran coparticipes de crimenes, por ejemplo:.
cuando se dice que participaban de ventajas en el de-
lito de prevaricaci6n o de igual naturaleza, se esta fal-
tando al natural y necesario entendimiento entire los
que aqui traemos una representaci6n popular, para Ile-
nar nuestro cometido. Es possible que se exagere por
los Representantes de la Oposici6n o que se exagere
por los Representantes del Gobierno la defense y el
ataque reciproco; pero lo que si es necesario es que
- sin ver que estas pobres palabras parten de un Re-
presentante de la Oposicion hagamos un esfuerzo
por entendernos nosotros y discutir los problems de
Gobierno, si es necesario, y hasta de gobiernos ante-
riores; pero que, en manera alguna, se ponga una line
divisoria en que no podamos entendernos, que cho-
quen, pues, las palabras con las ideas, pero que no
nos ofendamos los Representantes.

Es la s6plica que dirijo a la Presidencia y con
ella a los distinguidos Representantes de la Oposi-
ci6n y del Gobierno.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La presi-
dencia, aceptando la cuesti6n de orden planteada por
el Representante senior George, trasmite la suplica, que
la Presidencia tambien hace suya, a los sefiores Repre-
sentantes, con el objeto de que eviten que en el de-
bate y en la defense de las ideas y de los criterios, pue-









14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
" 1 1 '" .~ -i. 1 i i Li. -.


dan proferirse frases o se expresen concepts que hie-
ran susceptibilidades y entorpezcan el libre juego po-
litico entire los sefores Representantes, ya que no hay
raz6n, en modo alguno, para hacer manifestaciones en
los bancos, por unos u otros representatives de los par-
tidos politicos, que puedan crear un estado de con-
fusi6n o de duda que perjudique la buena fe demos-
trada hasta ahora y el deseo de servir al pueblo que
tienen todos los seiores Representantes por medio de
sus iniciativas.

Ruego, por tanto, en nombre de esta Presidencia,
que se tenga cuidado por parte de los sefiores legisla-
dores, que se ponga a contribuci6n la capacidad de-
mostrada por ,ellos en -todos los moments, para evi-
tar que vayan sus frases a herir, lo que no hay dere-
cho, en modo alguno, a hacer, cuando estamos en un
Parlamento en que la capacidad y buena fe se ha pues-
to siempre de manifiesto por todos los sefiores Repre-
sentantes.

Tiene la palabra el senior Cossio del Pino, para
una interrupcion, si se la concede el senior Vinent.

SR. VINENT (ARTURO): Con muchisimo gusto
accedere a la interrupci6n del senior Cossio del Pino
cuando le contest al compafiero" senior Fernandez Jor-
va, su interrupci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Vinent.

SR. VINENT (ARTURO): Sr. President y sefiores
Representantes: El senior Fernandez Jorva me inte-
rrumpi6 y sintetiz6 su interrupci6n en estos tres pun-
tos: que 61 fu6 atacado por la turba en la puerta
de esta Cimara; segundo que el Gobierno consiente
pacientemente los crimenes que se han realizado, y
tercero, que el Gobierno dilapida los fondos p6blicos
en obras que no se terminarin, y, yd reacciono afir-
mandole a mi compafiero Sr. Fernandez Jorva, que
es sensible que un hombre de sus condiciones y un
hombre civico...

SR. CREMATA (RADIO): Con la venia de ]a Pre-
'sidencia deseo dirigir una siplica al Sr. Vinent.

SR. PRESIDENT" (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para una suplica- el senior Radio Cremata, si el
sefor Vinent accede.

SR. VINENT (ARTuRO): Con much gusto.

SR. CREMATA (RADIO): Es para suplicar que nos
diera la oportunidad, siquiera ya sea como una cor-
tesia a los hombres de la Minoria, para hacer una in-
terrupci6n en este minute, porque precise hacer re-
ferencia a las palabras de los compafieros sefiores Ara
y Diaz Ortega, porque es necesario que los que nos
sentamos en estos bancos nos sintamos satisfechos de
algo que es lo unico que puede considerarse indispen-
sable para la vida, que-es el prestigio personal de cada
cual. Yo suplico al compafiero Vinent que nos per-
mita interrumpirle en este moment.

SR. VINENT (ARTURO): Si la Presidencia me auto-
riza y el Sr. Cossio del Pino, con much gusto.


SR. CossIo DEL PINO (ALEJO): Para un ruego a
la Presidencia. Que si ello no impide que yo ocupe
el turno siguiente, que al conceder la interrupci6n se
la conceda al Sr. Bravo Acosta,'y posteriormente al
que habla.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
dencia informa al Sr. Cossio del Pino, que On las inte-
rrupciones no hay turnos, sino que se conceden cuan-
do el legislator que estA usando de la paabra las per-
mite, a trav6s de la Presidencia. En este caso, el Sr.
Cossio del Pino ha hecho el mismo ruego que hacen
tambi6n los sefiores Cremata y otros que sienten en
este caso el deseo de hacer aclaraciones, y la Presi-
dencia lo somete a la consideraci6n del Representante
que esta en el uso de la palabra.

SR. CossIO DEL PINO (ALEJO): El'ruego iba di-
rigido a la Presidencia porque como las interrupcio,
nes se hacen por medio de la Presidencia, mi ruego
iba a la Presidencia para que me permitiera hacer
una interrupci6n despues que se lo permitiera al Sr.
Bravo Acosta.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCGA): La.Presi-
dencia informa al Sr. Cossio del Pino, que esta con-
cede las interrupciones de acuerdo con la anuencia
del senior legislator que esta en el uso de la palabra,
en el moment que se solicitan. Si el Sr. Cossio del
Pino la solicita primero que, los demas, se le concede
primero.

,En este caso el Sr. Vinent concede la interrup-
cion?

SR. VINENT (ARTURO): Con much gusto vamos
a complacer al Sr. Radio Cremata.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Radio Cremata.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Sr. President:
como que seguramente el problema que va a tratar
el Sr. Radio Cremata lo voy a tratar yo tambiin, que
se refiere a acusaciones a la Camara, quiero rogarle
al senior Vinent, lo mismo que lo ha hecho el Sr.
Cossio del Pino, que nos permit la interrupci6n a
los dos. En cuanto a mi le prometo que sere lo mas
breve pbsible a fin de referirme a las aclaraciones de
los sefiores Ara y Diaz Ortega.
SR. FRAILE (CARLOS): SerAn tres porque yo tam-
bi6n quiero hacer aclaraciones.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Cuatro, porque
yo tengo solicitada la palabra.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-'
dencia de acuerdo con la interrupci6n que ha solici-
tado el Sr. Radio Cremata,'le concede la palabra.
SR. VINENT (ARTURO): Me permit la Presiden-
cia un minute? Yo estoy dispuesto a acceder a to-
das las interrupciones, pero tambi6n quiero que se
me conceda el derecho de contestar al interruptor.
En esta ocasi6n le concede con much gusto la inte-
rrupci6n al Sr. Radio Cremata. Posteriormente la in-
terrupci6n se la conceder6 a los demas compafieros,
pero antes quiero que me dejen contestar al Sr. Cre-
mata.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 15
i


SR. COSSIO DEL PINO (ALEJO); Para una cues-
ti6n incidental pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Cossio del Pino.

SR. CossIO DEL PINO (ALEJO): Para proponer la
permanencia de la sesi6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): ZAcuerda la
Cimara la permanencia de la sesi6n?

(Seiiales afirmativas).
Aprobado.

Tiene la palabra el Sr. Radio Cremata.
SR. CREMATA (RADIO): Sr. President y sefiores
Representantes: Gracias, muchas gracias a la genti-
leza que le es proverbial del compafero Vinent, y
permitaseme sefiores Representantes mis excusas si
he obrado con festinacion, si' he suplicado al pleno
de la Camara y en especial al distinguido compafiero
Vinent que me autorizara la interrupci6n, porque en-
tiendo, sefiores Representantes, que no podian que-
dar flotando en el ambiente las palabras de mi
distinguido compafiero y amigo sefior Guillermo Ara,
y del Sr. Diaz Ortega.
Si en algo en la vida p6blica de mi pais me he
afanado en defender, aun de aquellos que entienden
que la political no es mis que oportunismo, ha sido
de cuidar mi cr6dito personal. Me he preocupado -
decia minutes antes- completamente de ese relicario
politico, que ha sido la conservaci6n de lo que para
mi constitute mi unica riqueza, que es mi prestigio
personal. No estoy hablando en esta tarde como li-
der de un Partido Policito, ni como militant de la_
Minoria, no estoy hablando como congresista propia-
mente dicho; estoy hablando, si cabe, sefiores, como
un hombre puiblico que pretend y exige siempre
respeto a su cr6dito -publico --porque sera el 'unico
recuerdo que podra tener uno cuando ya por razo-
nes de la propia vida political, abandonemos el escafio.
Cabe siquiera la inexperiencia, y voy a comen-
zar por el Sr. Diaz Ortega, en sus palabras de esta
tarde, y cabe no porque no est6 ajustado y no sea
oportuno el debate politico, que es el arma que se
tiene siempre en los Parlamentos para fiscalizar y
enjuiciar al Gobierno, no es otra la funci6n de los
hombres de la Minoria, porque la Mayoria tiene el
deber de acertar y de legislar primordialmente, pero
cabe la inexperiencia porque el Sr. Diaz Ortega si va
al orden del dia observara que no hay todavia una Ley
dictaminada que este en discusi6n, gue no estamos
todavia en el tramite reglamentario para entrar en lo
que 61 entiende que es vital y necesarisimo para la
Rep~blica. Pero nosotros entendemos que es mas vi-
tal para la Repiiblica poner un freno para lo que
seguimos entendiendo constitute un grave error si
se continia por esa senda. Pero, cuando habla tam-
bien y se refiere a la destituci6n del Dr. Miguel Ma-
riano G6mez, le diria al Sr. Diaz Ortega que se in-
forme bien, que encontrarA seguramente en las fi-
las de los hombres'del Gobierno hoy a muchos de
los que destituyeron al Dr. Miguel Mariano G6mez,
de los que participaron de los beneficios del Coronel
Batista..


SR. COSSIO DEL PINO (ALEJO): Coronel no, Ge-
neral.

SR. CREMATA (RADIO): No. voy a defender en
la tarde de hoy al General Batista, y no lo voy a ha-
cer porque mis compafieros saben en la oportunidad
a que se referia el Sr. Ara, cuando el Representante
Jos6 Grau Agiiero -si mal no recuerdo- resultara
maltratado en la estaci6n de policia, yo formaba parte
de los bancos de la Minoria, como representante del,
Partido Acci6n Republicana, y no me haran men-
tir los compafieros ,que ocupan esos escafios, un Par-
tido que desapareci6 haciendo oposici6n al rojo vivo
al General Batista; sin preocuparle los peligros por
que pudieran pasar esos hombres, el Partido Acci6n
Republican que desapareci6 precisamente por el
egoismo, por el interest de muchos de los hombres
que ocupan hoy los bancos de la Mayoria.

Cuando el Dr. Miguel Mariano G6mez se re-
tir6 a la vida privada, cuando se fu6 a su finca de
Jatibonico, los hombres que estabamos en su par-
tido, los que no habiamos visitado a Palacio ni co-
nociamos Columbia, los que no votamos, ni proce-
deremos.a votar nunca, ninguna destituci6n presiden-
cial, porque aquello fue un error que estara gravitan-
do siempre sobre la historic political de Cuba; cuando
result, compafero Sr. Ara, maltratado el Repre-
sentante Jose Grau Agiiero, el Sr. Carlos Fraile pre-
sent6 una Moci6n, con mi cooperaci6n mas decidi-
da, amparando al compafiero Sr. Grau, pero le diji-
mos, aun mis al compafiero Grau, que fue el autor
de que se declarara como bandera national la bandera
del 4 de septiembre, que habia sido maltratado por
la propia asta de la bandera del 4 de septiembre.

Luego, en los bancos de la Minoria habia hom-
bres que sabian cumplir con su deber, y en los ban-
cos de la Mayoria figuran hoy hombres con gran re-
lieve national que se enriquecieron con Batista v que
participaron de la destituci6n del Dr. Miguel Ma-
riano G6mez.

Por eso encuentro bien las palabras de mi dis-
tinguido compafiero el Sr. Quintin George, aunque
no participo de ellas. Mi distinguido companfero el
Sr. Quintin George represent una etapa anterior a
la del Sr. Guillermo Ara y la mia. Por consiguiente,
el hace bien pero no conoce nuestro lenguaje. En
el Parlamento es necesario el guante blanco y la cor-
tesia amplia. Pero yo le recomiendo a los hombres
que estan en los bancos de la Minoria' que Ilamemos
las cosas como son y que vayamos a donde nos lle-
ven los hombres que estan en los bancos de la Mayoria,
para demostrarles que los hombres que estamos aqui,
tienen tantas o mis virtudes que los hombres de la
Mayoria.

Yo estuve poco tiempo en el Gobierno, yo fui
lider poco tiempo del Partido Liberal, y debo decirlo
con pena, mientras el que habla, y reto a cualquiera
de los hombres de la Mayoria a que me desmienta,
no concurri6 jams a una subastilla, a. un negocito,
pudo ver en las listas del General Benitez y en las de
la Renta de la Loteria, a muchos de los mas connota-
dos lideres de la Cubanidad de hoy.








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i-


Por eso yo no quiero que se nos lleve alli por-
que tendremos lamentablemerte qUe defendernos,
porque lo 6nico que les pido a mis compafieros es
el respeto a la unica riqueza que uno tiene, que es
su prestigio y su honestidad; lo demas no me pre-
ocupa.

Tampoco 'quiero, compafiero Ara, que se crea
que nuestra posici6n se ampara en la inmunidad.
Inmunidad de que? No vayamos a la Constituci6n.
epa que la inmunidad es relative. Los que no le te-
mimos a muchos de aquellos hombres, no le pode-
mos temer ahora a una autoridad que esta compues-
ta por hombres con antecedentes penales, que es-
ti compuesta de delincuentes vulgares, porque no se
les ha exigido para admitirlos como autoridades. Y
s6pase que yo como hombre no le temo a los pandi-
lleros ni a los revolucionarios de hoy, porque me con-
sidero tan revolucionario y tan hombre como ellos
para mantener mis derechos y el respeto a mis presti-
gios, y sepase ademas que no tengo guardaespaldas
ni pido amparo a esa autoridad relative.

2Pero podran negarme el compafiero Sr. Ara y el
compafiero Sr. Diaz Ortega que en todos los actos
de sangre que han ocurrido ha habido un interest de
venganza solamente?. Por eso este regimen traera tan-
tos dias de dolor a la sociedad cubana, porque los
muertos no se olvidan y menos cuando en las muer-
tes intervene el interns politico y el interns de lucro.

Pero es que aqui han habido muertes por dinero,
es que estamos cayendo en un regimen, en el caos que
significa que los hombres se den las garantias ellos
mismos como hombres sin preocuparse que se las
otorguen las autoridades.

Por todo ello quiero suplicar al compafiero Ara
y a mis compafieros de la Camara que no se descien-
da en el debate, que haya siquiera el respeto a los
hombres que conservan, dentro de la camaraderie y
dentro de los atributos que le son mis sagrados, si
no se tiene dinero, si no se tienen los medios osten-
sibles para ser grandes hombres en Cuba, -porque si
se ve que figuran en los bancos de la Mayoria hoy
hombres que han intervenido en los trueques en los
enjuagues de Batista o de Grau, que todos los cono-
cemos, por lo menos debe respetarse a los que estin
en esta Camara, conservando la integridad de su per-
sonalidad y de su honestidad-, que se respete a los
hombres que conservan, repito, todo su prestigio po-
litico y personal.

Aqui se ha hablado del divorcio de Batista. Yo
espero que lo defiendan los que le deben mas a
Batista. Yo soy un amigo personal de Batista, no soy
un deudor de Batista. Yo soy un amigo coparticipe
de hechos y de cosas en las que no particip6 ni de
las que disfrute. No hablemos aqui de divorcios, por-
que si se dividen los bienes, del actual Presidente,
aunque es soltero, se romperin todos los records que
hubo en ese propio juicio de divorcio. Pero no ha-
blemos de divorcio ni de families, porque en la pro-
pia familiar palaciega de hoy...

SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Llamo al orden a
la Presidencia.


SR. CREMATA (RADIO): La 'presidencia no me
puede Ilamar al orden a mi porque no llam6 al orden
al Sr. Ara.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
dencia no esta lamando al orden al Sr. Cremata;
la presidencia iba a informarle al Sr. Cremata que
habia sido llarhada al orden la presidencia, cosa que
es distinta.

SRA. SOLDEVILLA (DOLORES): -Pido la palabra
para una cuesti6n de orden, Sr. President.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Para una
cuesti6n de orden, tiene la palabra la Sra. Soldevilla.

SRA. SOLDEVILLA (DOLORES): Me parece, Sr.
President y Sres. Re presentantes, que el compafiero
Sr. Cremata. estaba abogando por el respeto al Con-
greso y por el respeto dentro del Hemiciclo, y sa-
biendo que sus palabras iban a molestar a los Repre-
sentantes de la Mayoria, iniciaba una series de acusa-
ciones de indole criminal si fueran ciertas, al punto
que yo le recomendaria, como Legislador, que las lle-
vara por la via que 61 sabe llevarlas como Abogado.

Me extrafia que se'hable de respeto cuando aqui
se toma a la familiar del Hon. Sr. President para pd-
nerla en tela de juicio, y como Legisladofa, ampara-
ria todo motive para que se vea que no hay absolu-
tamente ninguna cuesti6n de deshonestidad en la
respetabilisima familiar del Hon. Sr. President, y me
levantaria a hablar cuantas veces tuviera que hacerlo
en defense de la Primera Dama de la Republica y
de la familiar del Hon. Sr. President.

Por eso, Sr. President y Sres. Representantes,
-planteo como cuesti6n de orden y como cuesti6n fun-
damental, compafieros mios, para que aqui se traba-
je mas, para que no quedemos mal con los que nos
han traido aqui, para que podamos mirarlos de fren-
te y no avergonzados como muchos que tienen que
huirle a la consigna del pueblo, que debemos actuar
con verdadero respeto personal, respeto colectivo y
respeto a los hombres mas destacados de nuestro pue-
blo y a sus familiares.

Como mujer mas que como legisladoya pido y
hago este ruego a los distinguidos compafieros de la
Camara. (

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Radio Cremata, para contestar el rue-
go que le ha formulado la sefiora Soldevilla.

Ruego a la vez a los sefiores Representantes que
han escuchado las palabras de la sefiora Soldevilla, que
las tomen en consideraci6n, a fin de evitar que en
lo sucesivo se pronuncien palabras que puedan ser
mortificantes para alg6n senior Representante, o para
alguna persona responsible en la vida piblica del pais.

SR. CREMATA (RADIO): Voy a recoger las pala-
bras de mi distinguida compafiera sefiora Soldevilla,
y voy a recogerlas por lo mesurado, por lo plausible
y lo oportunas, y por venir, por encima de todas las
cosas, de una dama.











DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 17


Y, al propio tiempo voy a devolver el ruego que
me hace la senora Soldevilla a mis compafieros de la
Mayoria y a la propia compainera..

Ella decia que al inicio de mis palabras estaba
de perfect acuerdo con las mismas.

.Esa ha sido mi norma y continuari si6ndolo en
la Camara. No me considerare aludido por el compa-
fiero Guillermo Ara, del que soy gran amigo y admi-
rador, pero cuando se hacen estos enjuiciamientos por
lo general no se hacen excepciones, y por consiguien-
te no podia quedarme callado por que al hacerlo
estaba aceptando cuestiones y manifestaciones en oel
Diario de Sesiones. que gravitaban sobre uno mismo.
Voy a devolverle el ruego a la compafiera Solde-
villa para decirle a los seiores Aut6nticos, que al igual
que ellos hablan el idioma de Cervantes, igualmente
lo hablamos los que no militamos en el Partido Re-
volucionario Cubano, y por consiguiente ellos deben
utilizar iguales normas y expresiones que las que es-
peran que nosotros sigamos y expresemos. Porque
aqui se da el caso de que cuando se. empieza a hacer
historic political cuando los hombres de la Mayoria
utilizan algunas frases, que se pudieran estimar mor-
tificantes para la Minora, y se utilizan terminos co-
mo los de "Bandidos... ", "asesinos", "pillaje"..
entonces esas son frases que se hacen en todos los
.Parlamentos, pero cuando, se pronancian a la inver-
sa, o sea por los de la Minoria, entonces la Mayoria
las estima insultantes.

Tan es asi que cuando hace poco aqui se refi-
licron al Mayor General, o al Coronel Batista, o como
quiera llamarsele, porque aqui los grades no tienen
gran importancia, cuando se le enjuiciaba y se enjui-
ciaba a su esposa, qne tambien fu6 Primera Dama de
la Repibblica, con honor y gloria para la Republica,
mi distinguida companera no se inmuto ni se levant
de su escaio para pedir el respeto que ahora recaba.
Yo hablaba de la familiar y no determinaba quie-
nes eran los miembros de la misma. Vea como no
quise especificar porque entendia que no era ese el
canal que debia utilizar el senior Congresista.
Yo le pido a los sefiores de la Mayoria que nos
mantengamos dentro de los mirgenes de respeto y'
decoro que queremos mantenernos, y que veamos que
aqui todos tenemos una responsabilidad, tanto los
hombres del Congreso que estin por la Mayoria, y
que defienden a su Gobierno, como a los que nos
sentamos aqui en los bancos de la Minoria, que tam-
bicn cumplimos con nuestro deber, y venimos aqui
a enjuiciar, y a hacer critical constructive.
Los hombres, tanto los de ese lado, como los de
6ste, no somos todos responsables de los errors que
pueda cometer el Gobierno, ni tampoco tenemos,
err6neamente, que defender los errors de ese Go-
bierno, aunque algunas veces se defiendan por equivo-
caci6n.

No es possible cuando un senior de la Mayoria
trate de defender al Gobierno, pueda pensar que aqui
hay hombres en la oposici6n que la hacen con el
est6mago, y debe recordarse cuanto aqui se ha vivi-


do, cuinto nos hemos expuesto para vivir; y no es
justo, tampoco, que se diga que esta oposici6n se hace
basado en la inmunidad que ampara a un sefior Re-
presentante, y se nos lance el epiteto de que no hemos
sabido hacer Revoluci6n.

Sres. Representantes, la hemos ahbido hacer en
todos los moments, y tan la hicimos que la CA-
mara debe recorder que hube de hacerla contra Ba-
tista, como la hago ahora contra el senior Grau, y con
la seguridad y la tranquilidad de mi deber, no por-
que sea un valiente ni un guapo.

Existen en Cuba, hoy, sesenta y dos pandillas,
pero como sus components son cubanos, como yo,
v fueron conmigo a la escuela, en la escuela piblica,
donde me eduque, se que el mas valiente de ellos es
tan cobarde como yo, y como saben que soy cobarde,
y ellos tambidn lo son, por eso me respetan. Por eso
no tengo miedo cuando cumplo con mi deber.
Pero, por lo menos, que se me reconozca que
soy honrado, que estoy -bien inspirado, y que se me
respete como yo respeto a todos los ciudadanos de
mi pais.
For eso me he levantado esta tarde, para expre-
sarme en estos terminos, en nombre de mi concien-
cia, para no resultar tocado por vuestras palabras.

RecordarAn los sefiores Representantes c6mo se
produjo esta Camara de Representantes en la opor-
tunidad en que el periodista Seiglie fu6 asesinado, sien-
do Jefe de la Policia el Coronel Pedraza, y en cuya
oportunidad era Secretario de este Cuerpo Colegisla-
dor su propio hermano.
Aqui, no obstante ese hecho, presentamos valien-
temente una Moci6n y nos opusimos a ese m6todo,
condenmndolo, y declarando que no podiamos estar
de acuerdo con el crime, porque al hacerlo nos dd-
bamos cuenta qte los que aqui estabamos no eramos
delincuentes, sino politicos, eramos hombres que nos
preocupaba mis nuestra postura y conciencia que
las lines de partido, y de continuar aquella send
se hubiera perdido la libertad del pensamiento y el
respeto a la propia ciudadania.
Ello demuestra que cuando se reunen hombres
piblicos y politicos, no es menester'que en todas las
ocasiones tengan que coincidir en el pensamiento y
en la acci6p, porque desgraciado del pais en que to-
dos sus hombres coincidan en una propia position,
en que todos sus hombres, hombres de partidos po-
liticos afines, si se quiere, esten de acuerdo en de-
terminada linea, porque entonces no habria nada,
se perderia la libertad de pensamiento, y llegaria
a convertirse en un pais de parias, y para Cuba yo no
quiero esa clase de pais, para Cuba quiero un pais
de hombres que, como decia Unamuno tengan todos
los atributos, tengan la bondad y, la decencia y que
al mismo tiempo tengan la mano firrea para castigar
cuando las leyes se ultrajen y se vulneren. Muchas
gracias.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Bravo Acosta.











18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
; -- --- i 1 i ii iJ Nim


SR. VINENT (ARTURO): ZMe permit entonces la
Presidencia que me siente?

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefor President,
yo habia pedido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
. dencia en esta tarde parece que esta observando mal.
Le ruego al senior Bravo Acosta que en forma
alguna pueda interpreter que la Presidencia trata de
impedir que haga uso de la palabra. Al contrario, la
Presidencia tiene much gusto y verdadero interns
en que haga uso de ella despu6s que lo realice el se-
fior Fraile.

SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): El senior Bravo
Acosta siempre acata la resoluci6n de la Presidencia.

SR. FRAILE (CARLOS): Sr. President, vo le cede
mi turno al senior Bravo Acosta, por efectos de mi
S admiraci6n v por respeto a su edad.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el sefior Bravo Acosta.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Agradezco la in-
sinuaci6n del senior Fraile, con respect a la edad,
porque posiblemente lo que voy a manifestar si no
esta amparado en la edad, va a estar amparado en
un poco de experiencia y de residencia en este local.

Quiero hacer constar que en algunos extremes
he de hablar personalmente y a nombre de algunos
compafieros autorizado paar ello, y en otros extremos
he de hablar autorizado e indicado por el Lider de mi
Partido, en nombre del Comit6 Dem6crata.

Efectivamente: un popurri de representaci6n,
como dice un compafiero.

Yo quiero decir a mis distinguidos compafieros
que han hecho aqui manifestaciones con respect a
la actuaci6n de este Congreso, que para hacer acusa-
ciones contra congress anteriores, contra los que aqui
nos hemos sentado en 6pocas anteriores, -yo Ilevo
20 aflos en el cargo- se fijen bien, estudien la histo-
ria del Congreso para que entonoes puedan hacer
acusaciones que no podran realizar. Cuando se rea-
lizaron esos hechos -a que se referian, todos en la
Camara, sin distingos de partidos, a iniciativa unas
veces del Partido Liberal, otras del Partido Dem6cra-
ta, o a iniciativa del Partido Autentico, todos se le-
vantaron aqui para protestar de lo que eran transgre-
siones.,de la Ley, sobre todo cuando se atentaba con-
tra la vida de una persona. El Diario de Sesiones le
dirai a los compafieros que aquel Congreso, colectiva-
mente y en el orden individual, se port6 como corres-
pondia a un Congresista. Y en el caso especial de
Grau Agiiero, aqui hubo debates y graves acusaciones
contra el Gobierno que regia, y ahi esta el acuerdo de
esta Cimara, de decir al Gobierno que no se podian
realizar actos de esa naturaleza, que no podia aceptar
ni estaba conforme con ellos; pero hay que recorder
tambi6n, compafiero, que cuando votamos esa Moci6n,
se present al dia siguiente el propio perjudicado a
desmentirnos a nosotros y nos dijo que no le habia
pasado nada. Sin embargo, nosotros votamos la Mo-


ci6n y le dijimos p6blicamente al Gobierno que en-
tonces regia que no podia permitirse la repetici6n de
esos hechos. Esa- es la historic del Congreso. Esa es
la verdad del Congreso.

Con respect a las manifestaciones un- poco exal-
tadas del Compafiero Guillermo Ara, que se explica
por su juventud, y porque todavia tiene el fervor de
la lucha anterior. Pero ya el Sr. Ara tiene una posi-
ci6n en la que la Constituci6n, la ley y la ciudadania,
le exige y le impone otros procedimientos.

No quiero que estimen mis distinguidos compa-
feros que estoy pretendiendo darles una lecci6n, es-
toy volcando mis sentimientos y diciendoles c6mo
creo yo que debe procederse cuando se ocupa,este alto
cargo. Seguramente mis distinguidos compafieros,
cuando hagan consciencia de sus palabras en la tran-
quilidad de, su hogar, despues de pasar este momen-
to politico en que se debate las ideas y en que el
apasionamiento politico nos leva a hacer acusacio-
nes, han de pensar que un pueblo no puede vivir ba-
jo la amenaza constant de la vendetta porque eso se-
ria acabar con la naci6n. Para eso estan los tribunales
de justicia, para juzgar a los delincuentes; para eso
estin los cuerpos de policia, para perseguirlos, lo
que no se hace ahora. Ese es el camino. No vaya el
Sr. Ara o algunos otros distinguidos compafieros por
ese camiino. La revoluci6n, la lucha en la calle se pro-
duce cuando en cl Parlamento, los hombres que es-"
tin en la oposici6n no pI'.cni .proceder enla for-
ma que estimamos que debe procederse dentro de
la Constituci6n. La lucha, la revoluci6n de la calle
es cuando se cierra el parlamento, cuando la opinion
public no pueda expresarse. La revoluci6n no viene
ri vendri; no porque a los hombres que estan en la
oposici6n les falte valor, porque cada hombre es va-
liente -y yo me consider valiente por lo que voy
a expresar: el hombre que sabe defender su dignidad,
es valiente. El valor individual esta en relaci6n direc-
ta con el concept que se tenga de la dignidad per-
sonal. En mi calidad de hombre p6blico, -llevo 20
afios en el cargo y he sidq Ministro en el Gobierno de
Batista- no tengo nada de que arrepentirme, y pue-
do decirles que compafieros mios que se sientan en
el Memiciclo estan en igualdad de condiicones; sa-
bemos que el funcionarip tiene techos de vidrio, pero
,que al techo de vidrio de estos funcionarios. se les
pueden tirar piedras en la seguridad de que no van a
romper ninguna teja, porque la historic de los hom-
bres es p6blica e invite a todos los ciudadanos de la
Repiblica o a cualquiera que pueda tirar una piedra,
que con respect a nosotros la tire, a ver el resulta-
o que da. Yo puedo decir, que en 20 afios de vida
public no se me conocen propiedades, no se me
conoce negocios y eso lo puedo decir a pesar de
que Ilevo' 2 afios de congresista de las buenas y ma-
las 6pocas. Cuando vayan a registrar que tiene Bravo
Acosta lo unico que van a encontrar, es un hombre
que ha tratado de cumplir con su deber y nadie va
a poder hacerle una acusacion y eso he de conservarlo
y he de defenderlo a toda costa.

Hablaba un distinguido compafiero, que segura-
mente todavia no conoce la tramitaci6t de la Cama-
ra, que la CAimara no hace nada y yo creo que eso no
sea una inculpaci6n al Presidente de la Cimara, por-
que aunque hoy podian haber venido leyes determi-










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 19


nadas en la Orden del Dia porque ya se les di6 pri-
mera lecture, si no viene en la Orden del Dia nada
mis que este problema politico, es responsible el
President y la Mesa, gunque creo que ha hecho bien
el President de la Cimara en hacerlo asi para des-
ahogar los problems politicos y despu6s trabajar tran-
quila y fecundamente.

Les voy a dar un consejo, un iltimo consejo, no
de maestro, sino de compafiero: Tengan cuidado
cuando se habla de que vayan a la calle los hombres
de la oposici6n con las pistolas y las ametralladoras,
no vaya a resultar un procedimiento similar al de
otros paises en que se ha creido que se puede encen-
der una revoluci6n en un moment dado y despu6s
pueda venir la fuerza que gobierna para mantener el
orden frente a ese movimiento y en lugar de apoyar
al Gobierno, se han instalado en el mismo. Tengan
cuidado los que hablan de esto, porque yo pued6 ase-
gurarles lo siguiente: los hombres del Partido Dem6-
crata, y tengan la seguridad que todos los hombres de
la oposici6n, no tienen mas que un interns, que el
President de la Rep6blica cumpla sus cuatro aflos,
oyendo las critics y rectificando sus errors, porque
el gobernante debe oir las critics, y no colocarse en
el piano en que se coloca el senior Presidente de la
Repuiblica; porque en la Asamblea de los Trabajado-
res el dijo que el era muy terco, us6 esa palabra, y
debe tenerse en cuenta que el gobernante no debe
ser terco. El gobrnante no debe ser terco; el gober-
nante debe situarse en un piano equilibrado-y cuando
compete el error, debe reconocerlo y rectificar; por-
que no esta gobernando a su familiar, no est6 gober-
nando su hogar, sino que esta goberando a hombres
de todas las classes y administrando los intereses de
una nacion.

No crean que echAndole la fuerza a la Oposi-
ci6n, para que vaya a la revoluci6n callejera, cuando
no es la oportunidad, se puede tener 6xito. Ahi estai
el ejemplo de otros paises. Resulta que quien lo rea-
liza se queda con el recado, sin que la orden se cum-
pla, virandose contra la oposici6n y contra el Gobier-
no. Tengan cuidado cuando hablen de revoluci6n en
Cuba, porque ello puede ser grave, pues parece que
el plan del Gobierno es dar el golpe de Estado.

Para terminar, en nombre de los compafieros que
fueron miembros del Gabinete de Batista, y en el
mio propio, les digo: que me solidarizo con todos los
actos realizedos por ese gobierno. Cuando habia que
rectificar algun error, ahi esta el Diario de Sesiones del
Consejo de Ministrps, se rectific6; ahi esta el criteria
de como procedi6 cada uno. Cuando se estudie la la-
bor de cada uno de nosotros, se podra conocer que
ni a la Cimara ni a los congresistas no se les puede
.L i.lI.ir con el dedo, porque muchos de los hombres
que estibamos al lado de Batista aqui nos manifes-
tamos en contra de muchas medidas sugeridas por 6l.
iQu6 acusamos a la Mayoria de que venga a defender
la, political del gobierno, a votar una Proposicion de
Ley recomendada por el Ejecutivo en forma cerra-
da? No. No acusamos a la Mayoria de que venga, en
forma cerrada, a defender los postulados del gobier-
no; lo que combatimos es que no se rectifique aquello
que estimamos err6neo en la political del gobierno.
No puede haber acusaci6n, porque los hombres .del
gobierno, los que se sienten resppnsabilizados con el


mismo atiendan sus sugerencias y la defiendan aqui.
Ya lo ha dicho el compafiero Radio Cremata, ellos
est6n obligados a eumplir con sus compromises poli-
ticos. No se puede acusar a los hombres de la -Mayo-
ria porque hagan tales o cuales gestiones para apro-
bar medidas que sean auspiciadas por su gobierno,
aunque la estimen perjudicial, por el gobierno con el
cual estan solidarizados y responsabilizados.

Mis palabras esencialmente van dirigidas a es-
tos dos distinguidos compafieros, para decirles' -ha-
ciendo buenas las manifestaciones del compafiero
George y las palabras de la distinguida compafiera
Soldevilla- de que aqui estamos prestos a responder
en la forma en que se nos trate, pero que estamos
prestos tambien a tener la cortesia y el afecto para
todos y cada uno de los compafieros que se sientan
en esta Camara. Actuaremos en la forma que se nos
trate. Si se nos trata con respeto, trataremos con res-
peto; pero si se nos trata en otr aforma, lah!, entonces
estaremos todos prestos a responder en la forma que
sea necesaria, como hombres.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el senior Vinent.

SR. VINENT JULIA (ARTURo): Sr. President y
sefiores Representantes:...

SR. FRAILE (CARLOS): Me permit una interrup-
ci6n el compafiero, con la venia de la Presidencia?

SR. VINENT JULIA (ARTURO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una interrupci6n, el Sr. Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Sin que mis palabras entrafien una cri-
tica a los compafieros que con much 6xito, por cier-
to, han tratado de justificar su actitud en el Parla-
mento, sin que entrafie una critical, repito, quiero de-
clarar que no es mi prop6sito rectificar la actuaci6n
de nadie en la Camara.

Yo puedo remontarme a las labores del Comit6 Or-
todoxo en esta Camara, actuaci6n de piblico cono-
cida, que culmin6 con la alevosa muerte de los inol-
vidables compafieros Gonzalo Freyre de Andrade,
Miguel Angel Aguiar, y si no hubo mas muertos fu6
porque, por suerte para nosotros, no nos pusimos al
alcance de las balas homicides.
Yo puedo hablar aqui, porque ahi esta: fresco el
Diario de Sesiones, de cual fu6 mi actuaci6n duran-
te todo el gobierno de Batista, ya que mi ingreso en
el Partido Liberal ocurri6 en las postrimerias de aquel
gobierno, al disolverse el Partido Acci6n Republica-
na, en un interregno en que elCongreso no trabaj6.
Sin embargo, no es ese mi prop6sito. Mi actuaci6n
es conocida de todos los compafieros de este Congre-
so, y por consiguiente nada ganaria con ponerla de
relieve. No es ese, repito, por consiguiente mi pro-
p6sito.
No es la primera vez en mi larga vida parlamen-
taria que yo escucho como compafieros, algunas ve-
ces de la Mayoria y otras de la Minoria, -porque eso










20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
'f = -; = ii i t- i t


de la Mayoria y de la Minoria cambia, y seguirA cam-
'biando en la Camara como en el Senado- Ilevados
muchas veces por la vehemencia en un moment da-
do generalizan, y en la vida 'en ning6n terreno se
puede generalizar.

Aqui hemos oido, como refiri6ndose a estos he-
chos, various compafieros han generalizado; unas veces
los companieros de la Mayoria dirigi6ndose a la Mi-
noria, y otras veces los compafneros de la Minoria,
al dirigirse a los compafieros de la Mayoria. Eso es en
. mi opinion un grave error.

En definitive, yo no creo que sean las acusa-
ciones que se formulen contra un hombre o contra
una Instituci6ri, por muy valederas que 'stas sean,
las que marquen la estela en la historic de una per-
sona o de una entidad determinada, sino que son los
hechos, la actuaci6n, que si es honrada, -que si es dii-
fana, no hay cargo que la pueda destruir, y que si es
pequefia, baja, por grandes que sean los arguments,
por much que sea la elocuencia empleada, no hacen
Smas que ponerse en ridicule ante los hombres que
la conocen. Por eso yo digo que es inneecsario hacer
historic en este caso.'

Pero mi distinguido compafiero Ara, en el trans-
curso de su discurso dijo algo que me interest acla-
rar, porque eso si entrafia un cargo contra la CA-
mara de Representantes, no contra la actual Mino-
ria, sino contra la Camara de Representantes como
Cuerpo, y eso es algo que todos estamos en el deber
de cuidar, porque cuando se formula un cargo que
quebranta el prestigio de un Cuerpo, en definitive ese
quebranto cae sobre todos. En Cuba no ha habido
mas que un solo Congreso. Los hombres pasan, las
instituciones quedan. La Camara de Representantes,
bueno es que sepa, reaccion6, c6mo no habia de
reaccionar?, cuando sucedi6 el hecho a que se ha re-
ferido el compafiero Ara. Perd6neme la CAmara que
haga un poco de historia,.pero el caso lo amerita.
Creo que el doctor Miguel Mariano G6mez lle-
"eba tres meses en el poder, cuando a mi casa fueron
familiares del senior Pablo Arteaga, para informarme
de los actos de vandalism que se habian realizado
en la calle to y 21, frente a la casa donde vivia el se-
fior Pelayo Cuervo. Me dirigi alli y pude comprobar
que no ya tan solo el senior Pablo Arteaga, el viejo
Garcia, no ya Antonio Borges y otros cuyos nombres
no recuerdo, sino las mujeres y nifios que residian en
dicha casa habian sido maltratados y golpeados. In-
dignado por ese procedimiento me dirigi al senior
Carlos Pelaez, Ministro de Gobernaci6n, que estaba
en San Souci esa noche. Desde luego, cuando Carlos
Pelaez me vi6 y luego fu6 a la Jefatura de Policia,
donde estaba, el senior Ara, ya la "goma" habia so-
nado y el senor Pablo Arteaga estaba en unas condi-
clones que tuvieron que tenerlo dos meses oculto,
para que no pudiera lalir a la calle y no se le vieran
las huellas de la paliza que le liab..in dado. Y al dia
siguiente' concurri a esta Camara y present una Mo-
cion, que ahi esti en el Diario de Sesiones, y la so-
meti a la consideraci6n de la Cimara. En- aquella
epoca, el Partido Aut6ntico no tenia representaci6n,
porque no fu6 a las elecciones del 36; y la Minoria,
la oposici6n, la ejercia el Partido Dem6crata, es decir,
el Conjunto Nacional Democratico, como se Ilamaba


en esa epoca. Al presentar esa Moci6n expliqu6 a la
Camara y en el Diario de Sesiones deben constar
mis palabras-, que si este Cuerpo no aceptaba esa
Moci6n y aqui hay compafieros que me escucharon-,
mi acta de Representante yo la renunciaba aquella
misma noche, porque consideraba que era una humi-
llaci6n y una indignidad para mi pisar una vez mas
este hemiciclo; y debo declarar que la Cimara, por
unanimidad -mejor dicho; a excepci6n de un com-
pafiero, que aleg6 estaba de acierdo en elfondo, pero
no en la forma con la Moci6n, y no la vot6- s61o con
esa excepcion se acept6 esta Moci6n, donde se pedia
que se instruyera un expediente contra el Jefe del
Ej6rcito o el de la Policia y que se castigaran a los
:autores. Y se produjo ese espectaculo en aquella se-
si6n, pues tuve que actuar de Fiscal materialmente, y
obligu6 al Representante Grau Agiiero que se levan-
tara los pantalones v ensefiara las lesiones que le
habian causado, y. un Representante, con humorismo,
Ie dijo al senior Grau Agiiero que, en definitive, le
habian pegado con el asta de la bandera del 4 de
septiembre, porque 61 habia sido autor de esa ley.

La Camara, cumpliendo con su deber, y sin lines
de Partidos, ni de .Mayoria ni de Minoria, vot6 a
favor de la Moci6n, a pesar de que posteriormente, en
el expediente que se instruyera, el propio Represen-
tante lesionado declarara que no era cierto que habia
sido golpeado.

Todavia hay algo mis. El Sr. Carlos Peliez es
testigo de que fui a ver al entonces Presidente, senior
Miguel Mariano G6mez, --y alli en parte surgi6 tam-
bi6n la ley de los q centavos que trajo como conse-
cuencia su destituci6n; y yo le explique a Miguel Ma-
riano que se estaban reeditando los mismos procedi-
mientos que en 6poca de Machado: le expliqu .que
si por las mafianas aguzaba el oido, iba a.oir los que-
jidos y los gritos de dolor de los hombres que tortu-
raban en la Jefatura de Policia; y Miguel Mariano,
que es un hombre integro, orden6 inmediatamente
que mandaran a buscar a Pedraza; y al salir vi a Carlos.
Peliez y me dijo: "Si ti tienes una segunda entrevista
como 6sta, Miguel Mariano renuncia". Esa fu6 la
actuaci6n de la Camara en el caso del Representan-
te y de ese grupo de revolucionarios.
V6ase, pues, que la Cimara supo reaccionar como
Cuerpo frente a la agresion hecha a uno de sus miem-
bros. Y en lo que se refiere a la protest por crimenes
cometidos, tengan los compaieros la seguridad de
que siempre en la Cimara ha habido nicleos que han
protestado de los crimenes: en ]a .epoca de' Machado,
se protest desde el primero de estos crimenes, que
fu6 el del obrero Margarito Iglesias, y asi sucesivamen-
te. Cuando el General Peraza cae en Loma de Tierra,
la Camara suspendi6 su sesi6n, en serial de duelo, a
petici6n del senior Carmelo Urquiaga, aqui present.
Cuando ocurri6 el crime de Barrio, en que se dijo
inclusive que era a consecuencia de contrabandos, este
Representante se levant6 y protest6 de ello. Es decir,
que siempre, en ese orden de cosas, la Cimara se
ha mantenido en una linea recta.
Por lo demas, quiero terminar esta aclaraci6n,
haci6ndoles un ruego a mis distinguidos compaineros
de la Mayoria y Minoria, y explicandoles que estos
problems no conducen a nada. Las acusaciones, scan







DIARIO-DE SESIONES DE LA CAMERA 21
ill I tt -i -


de caricter colectivos o sean hechas entire compafieros
personalmente, ni beneficial al pais ni dan realce a
,la "Cmara, ni, en defintiva, resuelven las cuestiones
publicas. Claro que hay moments de calor, de ve-
hemencia, y de apasionamiento, en que se haoen car-
gos y se exageran las ideas; pero, en defintiva; ni un
Partido ni otro tiene por qu6 temerles a estas mani-
festaciones.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
'labra, para una interrupci6n, el Sr. Pardo Jim6nez,
y despu6s, para lo mismo, la tendran el senior Ara y
el Sr. Llans6.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Sr. President y
sefiores Representantes:
Hechas las aclaraciones debidas en cuanto a las
manifestaciones de los distinguidos compafieros se-
fiores Ara y Ortega, s61o queda, a mi manera de ver,
un particular que si debe ser contestado. El distin-
guido compafiero Ortega enjuiciaba una cuesti6n de
character national, negando autoridad a determinados
miembros de la CGmara para enjuiciar la labor de los
funcionarios actuales, y como eso si que entrafia algo
que puede desmerecer, si eso fuera aceptado como
criterio general, quero aclarar al distinguido compafie-
ro, que los Representantes a la Camara que vivieron
los dias de la destituci6n de. Miguel Mariano, eran
hombres representatives que ejercian sus funciones
con l libre determinaci6n de sus actividades y que
actuaron con- plena atribuci6n de la Constituci6n y
la Ley; realizaron en. aquel instant lo que creyeron
oportuno, ejerciendo su mandate como estimaron con-
veniente, con absolute libertad. No personalize, ni
quiero recoger las palabras del compafiero Ortega, di-
rigidas a nadie, personalmente; pero como aquello fu6
un hecho de caracter p6blico, y cuando los hombres
ejercen sus funciones de acuerdo con las atribuciones
que les da su mandate, 6stas pueden ser equivocadas
o acertadas, pueden producer beneficios o perjucios;
pero estan realizadas con facultades y dentro de la
6rbifa de las funciones. que se ostenta.
Por consiguiente, aquel Congreso, que es este
mismo de hoy, con las mismas atribuciones, con las
mismas facultades, con los mismos derechos para en-
juiciar al actual Presidente de la Repiblica, acusarlo
y hacer cuanto estime convenient de acuerdo con la
Constituci6n, tiene justificado ante el compafiero Or-
tega aquella actitud, que si tiene de error o de bien,
esa es la historic a quien corresponde enjuiciar esas
consecuencias political que a cada uno atafien en el
orden politico. La moral a que aludia no piuede ser
recogida como algo que vaya a deprimir, porque aqui
estamos los hombres responsables, a plenitud de res-
ponsabilidad en todos los 6rdenes: personal, politico
y puiblicos y el hecho de ejercitar este derecho de
acusar, como se acusa, no para llevar al Senado la
acusaci6n, sino para analizar la actuaci6n del funcio-
nario, como tal, esta diciendo que los hombres que
enjuician en esa forma, ejercitan su derecho a ple-
nitud, con la dignidad y, la virilidad que el caso exige.

Podria tomarse esa aseveraci6n como algo que
trata de justificar las faltas que pudiera haber come-
tido el Hon. Sr. President de la Rep6blica; creo que
no, un mal no puede justificar a otro mal, y el hecho


de que se diga que el Presidente anterior era muy
malo, no justifica la maldad del present ni puede de-
terminar la bondad del mismo, es algo que estari al
anilisis, al,juicio y a la determinaci6n del Cuerpo que
habr~ de juzgarlo: Me parece que no es todo lo acer-
tada que debe, la defense de este Gobierno al salir
al paso a la primera acusaci6n, al primer alegato, a ia
primera afirmaci6n de esta Minona, diciendo qfie el
Gobierno anterior era much mis malo. No, no es-
tamos enjuiciando al Gobierno del General Fulgen-
cio Batista, que si fu6 malo, que si tuvo consecuencias
malas, la historic seri la uinica que podri juzgarlo.
Estamos enjuiciando al actual Presidente de la Re-
p6blica,. y sernn las defenses concretas y definidas en
relaci6n con cada uno de los hechos, lo que juzgar6n
y absolvern o condenarin ante la opinion public.
Con esto queda aclarado al distinguido compafiero que
los hombres que votaron la destituci6n del Dr. G6-
mez Arias cumplieron en aquel instant con una fun-
ci6n que les deterrbinaba su cargo, votando a favor
o en contra, lo hicieron ejercitando funciones propiads
y la responsabilidad del hecho le cabe en el orden
hist6rico a cada uno.

SR. FRAILE (CARLOS): 2Ese es un criterio perso-
nal de S. S.?

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Personal.

'Y en tal sentido quiero aclararle que el hecho
de ejerpitar este derecho es un derecho constitucio-
nal de analizar la conduct de los funcionarios.

Terminada esta aclaraci6n, senior Presidente y se-
res Representantes, estimo que debemos dejar con-
tinuar al ilustre compafiero Dr. Vinent, porque en-
tiendo que han sido contestadas todas las alusiones de
los distinguidos compafieros de la Minoria.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): ContinUia
en el uso de la palabra el Sr. Vinent.

SR. VINENT (ARTURO): Sr. President y sefiores
Representantes:...

SR. LLANSO (ENM QUE): 'Me permit una inte-
rrupci6n, S. S., con la venia de la Presidencia?

SR. VINENT (ARTURO): Con Inucho gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Llans6 para una interrupci6n.
SR. LLANSO (ENRIQUE): Sr. President y sefio-
res Representantes: El hecho de ser disciplinado po-
dra producer el efecto de que lo que voy a expresar
result ya fiambre, porque ha pasado ya tiempo des-
de que se pronunciaron las palabras que me obligan
a hacer estas declaraciones. Claro esta que para ello
necesito ocupar la atenci6n de la Camara breves mo-
mentos y agotar ain mis la paciencia de nuestro com-
pafiero Vinent, que debuta en la tarde de hoy, pero
es que en el transcurso de la tournee oratoria que se
viene produciendo, se han pronunciado frases que me
veo obligado a aclarar, al menos para que asi conste
en el Diario de Sesiones. Admito ,que no fu6 la in-
tenci6n del Dr. Diaz Ortega, al referirse a los: iltimos
crimenes, hacer relaci6n al que yo me he de referir,







_2 PDIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
: I i --I ~


pues presumo que mas bien 61 se referia a los asesi-
natos cuyos autores no han sido aan descubiertos, pero
como quiera que 61 generaliz6 y mis tarde el Sr.
Guillermo Ara, cuando contestaba al Sr. Cremata,
sostenia no ser cierto que se hubieran cometidd cri-
menes por dinero, me veo compelido a levantar mi
voz esta tarde, para hacer constar que existen, al me-
nos, dos excepciones: el crime perpetrado contra el
Dr. Vald6s Rodriguez y el perpetrado y consumado
en la persona del adolesoente Luis Joaquin Martinez
Saenz. Esos crimenes no solamente se ejecutaron me-
diante precio, parte del cual se cobr6, sino ademas sus
autores estan hasta estos moments guardando prison
y si bien hay que reconocer que no han sido descu-
biertos todos los que integraban la cuadrilla de ase-
sinos que capitaneaba el Sr. Abelardo Fernandez, co-
nocido por "El Manquito", no es menos cierto que
los principles, o sean, los autores y muchos de los
coautores de esos denigrantps hechos, se encuentran
guardando prisi6n.
No es mi intenci6n, sefiores Representantes, ex-
tenderme, ni much menos divulgar lo que pudiera
constituir secrets del sumario; tengo fe extraordina-
ria en los Tribunales de Justicia de la Rep6blica; se
que a pesar de las gestiones que se vienen practicando,
en definitive han de recibir la merecida sanci6n por
los actos cometidos, pero si, me interest dejar peifec-
tamente aclarado ante ustedes y consignado en el
Diario de Sesiones que, entire los crimenes que se' han
mencionado, existen dos al menos, que no tienen
origen revolucionario alguno, que se han perpetrado,
dirigido y pagado por un hombre apasionado o equi-
vocado que obr6 aprovechandose de los moments de
confusion e impunidad existentes, para emplear los
servicios de hombres sin escrupulos, cuyos nombres
no quiero pronunciar en este recinto porque seria em-
pequefiecer al Congreso repitiendo los nombres de
malhechores tan vulgares. Los hechos a 'que me he
referido han teni4o ya, senior Presidente y sefiores Re-
presentantes, la sanci6n de toda la sociedad cubana
que los ha condenado, y tengo el convencimiento ple-
no que en definitive los Tribunales de Justicia los
condenaran a todos con las adecuadas penas que se-
fiala el C6digo de Defensa Social para hechos tan
repulsivos.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue el
el uso de la palabra el S. Vinent.
SR. VINENT (ARTURO): Sr. President y sefiores
Representantes: Quiero aclarar que, efectivamente, he
debutado en esta Camara en esta noche para inter-
venir en pol6micas de caracter politico, pero que apar-
te de eso he tenido muchas discusiones en Proyectos
fecundos en beneficio del pueblo.
Efectivamente, estabamos en este hemiciclo la
noche en que se produjo la alteraci6n de que nos ha-
blaba el compafiero Sr. Fernandez Jorva, y digo yo
que es sensible que este ciudadano ejemplar, hombre
civic no contribuyera con sus esfuerzos a que se
esclareciesen aquellos hechos a mi juicio delictuosos,
para castigar a los responsables de los mismos, no
venir aqui a acusar al gobierno de encubridor de esos
hechos delictuosos.
Comparto con l6, el criterio de que durante este
gobierno se han realizado distintos crimenes, eso no


lo podemos negar; pero existe una gran diferencia
entire los crimenes de ayer y los crimenes de hoy,
aquellos se realizaban a ciencia y paciencia del go-
bierno y por funcionarios del gobierno, estos se rea-
lizan por individuos completamente ajenos al go-
bierno.

SR. URQUIAGA (CARMELO): ;C6mo, y los emplea-
dos del Ministerio de Educaci6n?

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Ruego a los
Sres. Representantes no interrumpir al orador.

SR. VINEIT (ARTURO): Repito que estos se rea-
lizan por individuos que no son funcionarios del go-
bierno ni forman parte de las fuerzas p6blicas.

Yo voy a rememorar un hecho ocurrido ya en
6poca preterita, durante el gobierno anterior, y lo
voy a recorder porque se trata nada menos que de
un familiar mio. Francisco Menendez, sobrino de un'
alto funcionario del actual gobierno, fu6 detenido,
martirizado y posteriormente asesinado por aquel jefe
de policia y sus conmilitones. Ese hecho qued6 com-
pletamente impune, todavia nosotros no sabemos
d6nde reposan los restos de aquel hombre joven lleno
de vida cuyo porvenir nadie podia prever. Ese hecho,
digo yo, fu6 realizado por el entonces jefe de policia
Coronel Pedraza. Hoy, los hechos que se realizan son
diferentes a aquellos, hoy los realizan distintos grupos
bajo su, responsabilidad, y que, como bien dijera el
compafiero Sr. Llans6, el crime del liijo del ilustre
senador Martinez Saenz, no tiene nada que ver con
'funcionarios del gobierno sino se debe a malvados que
por precio o .por cualquier otra causa realizan o han
realizado hechos de esta clase.
Acusaba el compafiero Sr. Fernandez Jorva al
gobierno de que -dilapidaba los dineros del pueblo. Y
yo me pregunto, Sres. de la Minoria: acaso vosotros
estAis ciegos y no veis c6mo se. invierte el dinero? Yo
podria decir y repito, que en 6pocas preteritas no veia-
mps Via Blanca, ni veiamos Mercados Libres, no veia-
mos arreglo de calls y parques, sino veiamos suntuo-
sos palacetes que pertenecian a terceras personas y a
empresas -e individuos que personalmente se enrique-
cian con los dineros del pueblo. Los dineros de hoy
se distribuyen en obras'publicas que propenden al be-
neficio de la comunidad, y yo puedo decir en cuanto
a mi provincia y en cuanto a Santiago de Cuba por
ejemplo, que Santiago de Cuba, la cenicienta de siem-
pre, hoy cuenta con un magnifico edificio para la
Escuela de Artes y Oficios y un magnifico edificio
para la CArcel Provincial, y que esta en construcci6n
el Institute, que estA en construcci6n tambi6n el Hos-
pital General, que se ha construido la carretera que
conduce de Santiago de Cuba al Caney, la carretera
que conduce de Santiago de Cuba a Ciudamai, y
a otros lugares del municipio. Hoy mismo acaban de
iniciarse las obras contratadas despu6s de la oportu-
na subasta, por el Ingeniero Navarrete, consistentes
en la construcci6n de la carretera que conduce de
Santiago de Cuba al hist6rico pueblo de Siboney, me-
diante un costo de 80 mil pesos. Y antes Santiago
de Cuba nunca tuvo esas bienhechurias. En el go-
bierno anterior los dineros iban al patrimonio parti-
cular de los jerarcas de la 6poca, hoy el dinero se
invierte en beneficio del pueblo como lo digo y lo






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 23


demostrar6 cada vez que sea necesario. El gobierno
se empefia en llevar a cabo su Plan de Obras Publicas,
y lo estA realizando a plenitud.

Se acusa al Ejecutivo a traves de esta Moci6n, a
mi juicio equivocadamente. .Es que todavia creenios
que estamos frente a un regimen presidencialista?
No, Sres. Representantes, la Constituci6n de nuestro
pais, la Ley de Leyes contempla el caso de esta Mo-
ci6n, y los Sres. Representantes de la Minoria que la
suscriben, no debieran acusar al Presidente de la Re-
.p6blica sino traer a estos bancos al Primer Ministro,
que es el responsible de la obra de gobierno.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Con la venia de la
Presidencia para una interrupci6n al compafiero.

No debiera en verdad hacer uso de la via de la
interrupci6n puesto que me corresponde un turno a
favor de la Moci6n, pero como en la prActica parla-
mentaria result fiambre muchas veces algo que se
quiere decir si no se interrumpe a tiempo o se pre-
gunta o se inquiere en el moment oportuno, yo qui-
siera que antes que abandonara el tema de los encu-
brimientos el compafiero Sr.. Vinent, que lo esta ha-
ciendo muy bien y con brillantze si no con acierto
en el fondo a mi modesto juicio, me contestara algo
referente a dos casos concretos que le voy a exponer.
Pero antes de llegar a ello, aunque no voy a in-
sistir por el moment en los hechos de sangre, quie-
ro llamar la atenci6n sobre algo que pareceria de lo
contrario que se dejaba como una verdad cierta, que
funcionarios del gobierno no habian intervenido en
esos hlechos delictuosos; queria recordarle a nuestro
compafiero Sr. Vinent'dos casos: primero, el del des-
aparecido compafiero Dr. Eugenio Llanillo, en el cual
fueron funcionarios policiales los que actuaron, -
policias, sargentos, sefialados como culpables-; me
refiero al hecho concrete de que fueron funcionarios
policiacos, como cuesti6n de hecho. Y nadie podrA
desmentirlo porque tengo en mi powder el auto de
procesamiento y lo puedo poner a la disposici6n de
los que quieran verlo.

Y no se puede negar, cito el segundo caso, de que
en el hecho vergonzoso mediante precio que trajo
la desaparici6n nunca bien sentida, aunque como di-
jera su ilustre padre, no fu6 esteril, esa sangre vertida,
del hijo del Senador Dr. Martinez Sienz, mediaron
funcionarios del Ministerio de Educaci6n, funciona-
rios policiacos de mayor o menor graduaci6n, tenien-
tes, sargentos, policies, -el que se suicide, que era
policia-, y various mas.
Asi pues, esa aseveraci6n de que no intervienen
funcionarios del gobierno en los hechos criminosos
que se han realizado, no puede hacerse en forma tan
exacta. Yo no me atrevo a decir que fueron ordena-
dos por el gobierno, porque no me consta ni me gusta
lanzar infundios o calumnias, pero incuestionablemen-
te es una verdad notoria que en ellos han intervenido
funcionarios del gobierno de mayor o menor categoria.
Hace pocos meses fu6 alarmada la ciudad de La
Habana y toda al Repiblica por un complot pavoro-
so que se dice existia en el campamento de Columbia.
Los que vivimos alli cerca y en Marianao, escuchamos


dcscargas tras descargas, el martilleo de las ametralla-
doras, y creo que hasta algun que otro mortero que
se dispar6 posteriormente. Fueron deteriidos y proce-
sados 67 classes y soldados. Hubo por lo tanto un
movimiento de rebeli6n. Pero ocurre entonces- una
cosa curiosa. El Articulo 142 de la Corrstituci6n, In-.
ciso M, pone como o'bligaci6n del Presidente de la
Repiblica, que siempre que hubiese. peligro de in-
vasi6n, o cuando alguna revoluci6n amenazara la se-
guridad p6blica, no estando reunido el Congreso, el
President "lo convocara sin demoras para la resolu-
ci6n que proceda".
Pues bien, no se convoc6 al Congreso en aquella
oportunidad, vulnerandose un principio constitucio-
nal de manera incuestionable; pero es mas, se encu-
bri6 aquello porque no se di6 cuenta a tribunal mili-
tar de ninguna clase y graciosamente el Hon. Sr. Pre-
sidente de la Rep6blica lo dej6 fuera del ejdrcito y
ni siquiera lo llev6 al Consejo de Guerra correspon-
diente por el delito de rebeli6n cometido.

Hay aqui encubrimiento, o no lo hay?

SSi no hubo rebeli6n, por qu6 se alarm al pais,
con aquel estruendo y con el gasto innecesario de
centenares de miles de balas de ametralladoras y de
todos calibres, trayendo a todo el pais a una situaci6n
de confusion y de alarma?
Y, si la hubo, por qu6 no se di6 cuenta al Con-
greso, que es como debi6 haberse hecho, conforme
mandan la Constituci6n y las Leyes?

,Es, acaso, que el Hon. Sr. President de la Re-
pubhlca puede, considerarse un dispensador de favors
y de libertades a los ciudadanos?
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Revoluci6n de Pedraza?

SR. URQUIAGA (CARMELO): iAh!' Esos son los
malos ejemplos, y fue por ello que sobrevino despues
el primero de Junio de 1944.,

Pero, es que hay otro *caso mis doloroso toda-
via, y a pesar de ser contrario a ello, y me produce
sentimiento hacerlo, tengo que exponerlo aqui. Ja-
mis me ha gustado traer a nadie para enjuiciarlo ante
la opinion p6blica, ni poner en la picota p6blica el,
nombre de ninguna persona, y much menos si esas
personas son respetables, como lo es para mi el de
la que con este caso se refiere. Es un caso practice
de encubrimiento de delito denunciado por el pro-
pio Poder Ejecutivo, que ni siquiera fue denunciado
por esta oposicion, por esta Minoria, que no es la
que alega que se esten realizando estos hechos, sino
que lo hace el propio Ejecutivo.
Ahi, en la Ditecci6n del Hospital de Dementes,
fu6 designado, cuando tom6 posesi6n de la Presiden-
cia de la Republica, el senior Grau San Martin, el doc-
tor Valdes Castillo, catedratico de nuestra Universi-
dad, gloria de Cuba y a quien se estimaba como uno
de los prestigious mas preclaros en Medicina.

Se estuvo manteniendo por el Gobierno que era
maravilloso lo que ocurria en el Hospital de Demen-






24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
iiii iii II II- I- I- [( 1 11 i i II I i Iro l II I


tes de Cuba; que alli habia una magnifica administra-
ci6n; se imaginaba uno que diariamente se daban de
alta 30 o 46 orates gracias a los cuidados y a la t6cni-
ca extraordinaria que alli habia. Pues bien: un dia,
ereo que a denuncia del propio sefior Ministro de
Salubridad,-Senador de la Repiblica, que convenci6
al. senior Presidente de que aquelo era un infierno,
de que alli ocurrian enormidades, y que le llev6 las
cuentas y evidenci6 que se malversaban de 'manera
verdaderamente locaa", propia de un hospital de de-
mentes, el dinero que habia alli, que apareci6 una
cuenta, segin se public en los peri6dicos, de treinta
mil pesos al mes para comprar calabazas; que se de-
mostro, que se habian comprado instruments cien-
tificos que nunca habian llegado alli; que se acus6,c
incluso, a ese Director del Hospital, de tener con-
vertido aquel lugar en un centro de inmoralidades, y
todo ello, sefiores, trajo como consecuencia la se-
paraci6n violent y hablo de hechos ciertos, de 26
Salumnas que se encontraban en la Escuela de Enfer-
meras, despues que se llev6 alli a redactores de los
peri6dicos de ila ciudad de la Habana y de todos los
lugares importantes de la Rep6blica, despues que van
alli los reporters graficos sacando fotografias del estado
horrible en que aquello se encontraba, donde no te-
nian camas para dormir los enfermos, doride no ha-
bian instruments aDenras en la cocina para poder pre-
parar los alimentos, despu6s que se evidenci6, seg6n
se dijo oficialmente, que se habian defraudado mas
de setecientos mil pesos, se le da una comisi6n al Di,
rector del Hospital, y despues, por no quererse mudar
de alli, de la casa que vivia en el propio Hospital de
SMazorra, se le dejo cesante.
ZSe ha dado cuenta de esos hechos a los Tribu-
nales de Justicia?

Que yo sepa no se ha dado absolutamente cuen-
ta a nadie, y, si se ha dado, Zse han aportado esas mis-
mas pruebas que pesaron moralmente ante el Hono-
rable senior Presidente de la Rp6blica, a los tribuna-
les para que hubieran servido de testimonio contra
los hechos cometidos por el ilustre catedrdtico de la
Universidad, de mantra que hubiera sido procesa-
do, por lo menos?
V6ase, pues, como estos dos hechos concretos
demuestran que en el caso de rebeli6n de-Columbia,
si la hubo, no fu6 comunicado al Ci.ngieo. ni se pro-
cedio tal como mandan la Constituci6n y las leyes
n ilitares; y en el caso segundo del Director de Ma-
zorra, no se ha dado cuenta a los Tribunales de Jus-
ticia, y si se ha dado cuenta no se ha procedido ni la
denuncia ha tenido 6xito de ninguna clase.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Contindie el
el uso de la palabra el Sr. Vinent.

SR. VINENT (ARTURO): Voy ,a contestar las afir-
maciones de mi distinguido compafiero.
En cuanto a la referencia que hace de los cri-
menes del Abogado Llanillo y del hijo de Martinez
Saenz, da la casualidad, para fortune del Gobierno,
que mediante el process oportuno, estin sujetos a
las results de esas causes esos funcionarios del Go-
'bierno a quienes se acusa de haber intervenido en un
hecho delictuoso; y yo reconvengo al Lider del Parti-


do Liberal para que me diga si en el caso de Fran-
cisco Menendez hubo ni siquiera una acusaci6n, una
protest, ni nada que tendiera a investigar ese hecho
infamante.
En lo que respect a que el Presidente de la
Repdblica no diefa cuenta al Congreso de esa supues-
ta rebeli6n de que nos habla, reacciono afirmAndole
que conform al inciso "M" del articulo 142 de la
Constituci6n, que 1l invoca, dice asi:

"El Presidente de la Rep6blica debe proveer a
la defense del territorio national y a la conservacidn
del orden interior, dando cuenta al Congreso, siem-
pre -y oigalo bien el Lider Urquiaga-, que hubiere
peligro de invasion o cuando "alguna rebeli6n ame-
nazara gravemente la seguridad public no estando
reunido el Congreso".

Usa la Constituci6n la palabra "gravemente".
Y si el Presidente subjetivamente entendi6 que no
era un grave peligro de invasion qu6 le obligaba a
darle cuenta al Congreso?

De ese modo dejo contestada la pregunta que
me hizo el distinguido compafiero.
Y en lo que respect a las anomalias supuestas
tambi6n del hospital de dementes de Mazorra, razo-
no dici6ndole que si se ha incoido causa criminal,
que se estan averiguando los hechos y que no tengo
la menor duda de que de comprobarse las inculpacio-
nes han de recibir la sanci6n correspondiente.

Creo haber satisfecho la interrupci6n de tan
ilustre compafiero, y ahora voy a continuar exponien-
do que esas acusaciones que se le hacen al Presidente
de la Repdblica por hechos realizados por funciona-
rios del Gobierno, no se ajustan a la Ley. Hay que
recorder -y eso lo sabe bien -el ilustre compafero-
que nos regimos por nuestra Constitucion del 40. Que
el responsible de los actos del Gobierno, no es pre-
cisamente el Presidente de la Republica; que el res-
ponsable de los actos del Gobierno es el Primer Mi-
nistro. Traigase ahora al Primer Ministro al hemici-
clo, interp6lesele y juzguesele uria vez comprobados
los hechos de que se acusa al Presidente de la Repu-
blica. Lo. que no se puede hacer es por apasionamien-
to politico dirigir una Moci6n contra el Presidente
de la Republica, que no es culpable de ninguno de
los hechos que en ella se 'le atribuyen.
Se habla de que en Cuba no se disfruta de una
magnifica democracia. Ganas me dan de reir esa afir-
maci6n. Si en Cuba no hay democracia, no la hay,
en ninguna parte.del mundb, sefiores. Aqui done la
prensa se produce, tanto la escrita como la radial, en
la forma que mejor le parece dirigiendo 16s vocablos
itns afrentosos y las calumnias- mas 'soeces contra el
President de la Republica y el gobierno, y ni siquie-
ra ese funcionario se querella contra ella, no hay raz6n
para decir que en Cuba no existe la democracia.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): ZMe permit pna
interrupci6n, con la venia de la~Presidencia?

SR. VINENT (ARTURO): Con much gusto yo ac-
cederia, pero quiero terminar.






DIARTO DE SESIONES DE LA CAMERA 25
. r I II I t I r r


SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Pero es que se ha
referido a un hecho y quiero contestar.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continlie
en el uso de la palabra el Sr. Vinent.

SR. VINENT (ARTURO): Se habla en la Moci6n
de que no existe justicia social. En qu6 6poca de
nuestra era republican han- estado mejor atendidos
los hombres del trabajo?
SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Le ruego al com-
pafiero que me permit una interrupci6n muy corta.

SR. VINENT (ARTURO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Pardo Jim6nez.
* SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL): Muchas gracias ,al
querido compafiero Sr. Vinent que esti demostrando
su alta calidad de caballero, de gentil caballero y de
gran compafiero.
Sr. President y sefiores Representantes:

Hubiera esperado al final del discurso del com-
pafiero Vinent si no dejara sentadas, con sus pala-
bras, premises terminantes en relaci6n con la con-
ducta del Presidente de la Republica.

ZSe refiere el compafiero a la libertad de prensa,
a la libertad del pensamiento, a la democracia ple-
na que vive el pueblo de Cuba? Algo que no da el
President de la Rep6blica, sino que lo da la Consti-
tuci6n, que lo reconoce la Ley, que lo impone como
principio fundamental de la -Rep6blica, el Cuerpo
fundamental de la misma. Pero vamos a analizar la
eonducta- del Presidente de la Rep6blica y veremos
c6mo eso no es tan cierto.,

Decia el Sr. Vinent que la Prensa cubana tenia
la libertad de decir cuanto queria, .la libertad de en-
juiciar la conduct de los funcionarios piblicos en la
torma amplia que le aconsejaban sus directrices, pero
se olvida el compafiero Sr. Vinent que el propio
President de la Kepublica, en un discurso respon-
sable pronuniado por 61, decia que esa prensa era
criminal y que buscaria la forma dce encausarla cuan-
do se enjuiciara la actitud, la personalidad y la ac-
ci6n del Gobierno present. Eso fu6 dicho con toda
responsabilidad; no fu6 una improvisaci6n intima en
un lugar privado, asi es como piensa el Presidente de
la Rep6blica y c6mo estirla que se ejercitan los de-e-
chos constitucionales. Condena la acci6n, amenaza
a la prensa -porque implica una amenaza a esa pren-
sa tan gallarda y tan viril de que goza nuestra Rep6i-
blica, cuando con tanta libertad expresa su criterio-
porque analiza la actitud del gobierno. Pero esa ame-
naza represent el criterio del Gobierno: No esta de
acuerdo en que se hable, no esti de acuerdo en que
se produzca la libertad del pensamiento y que se
realice su funci6n, y busca en el C6digo Penal una
forma delictiva para amordazar a esa prensa y evitar
que se siga enjuiciando la conduct del Gobierno.
Eso es criterio del Presidente de la Republica en re-
laci6n con la libertad del pensamiento. Diganlo si no,
la clausura de varias estaciones de Radio.


Pero hay mis, el propio Presidente de la RCpd-
blica, en otro discurso responsible, dice -y lo dice
en una forma tajante- que es algo imperdonable,
delito de lesa patria: protestar, enjuiciar, hacer p6-
blica denuncia de los actos que realize el Gobierno,
y, por ejemplo, en este debatido problema de la cap-
taci6n del diferencial, dice el Ptesidente de la Repu-
blica, --repito--, responsible porque no es possible
pensar que no lo sea: "que todo el que esta en con-
tra de su criterio es un loco y que va a construir un
manicominio para encerrarlo. Que qtiere decir eso?
ZQu6 significa esa afirmaci6n del Presidente de la
Rep6blica? Que no permit, que no tolera, y amenaza
a la opinion p6blica para que no censure, no fiscalice,
no analice su actuaci6n como funcionario de la Repi-
blica.

Ello implica que no es tan cierto, ni tan cate-
g6rico lo que esta afirmando el compafiero Sr. Vinent.
Por eso la Moci6n lleva implicit el prop6sito ui'ico
de hacer rectificar al Presidente de la Republica y
hacer atemperar sus actos a la ley y a la Constituci6n.

Vea el distinguido compafiero, senior Vinent,
como no estamos viviendo en la Suiza agradable y
tranquila, ni en la tierra dichosa que esperaban los cu-
banos cuando le dieron su voto el primero de Junio
al Dr. Ram6n Grau San Martin.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el Sr. Vinent.
SR. VINENT JULIA (ARTURO): Sr. President y
sefiores Representantes: Yo creo -y 6ste es un mo-
desto juicio mio- que la imputaci6n que hace nues-
tro compafiero al senior Presidente de la Republica
es manifiestamente injusta. El Presidente podri ha-
ber dicho, no lo niego, lo que acaba de afirniar nues-
tro compafiero, pero se .puede decir en puridad que
en Cuba no hay libertad de prensa? Sefiores: si cuan-
do yo leo los peri6dicos que aqui se editan y leo los
horrores que se le dicen al Presidente de la Rep6bli-
ca, a los funcionarios de su gobierno y a sus fami-
liares, no acierto a comprender como ese magnanimo
hombre que preside la Republica no reacciona quere-
llandose, por lo menos, contra sus insultadores.
Pero es que aqui, bueno es repetirlo, se incurre
en el error manifiesto de presentarse una Moci6n
para acusar directamente al Presidente ,de la Republi-
ca por hechos de que debe acusarse al Gobierno. Y
cuando se acusa al gobierno, sefiores, no es 6ste el
procedimiento a seguir. La Constituci6n sefiale el pro-
cedimiento a que hay que tender cuando el go-
bierno se desorbita en sus facultades: traigase al Pri-
mer Ministro, interp6lesele, enjuiciesele, y cuando es-
to ocurra, si 61 es culpable de los actos del Gobier-
no, sanci6nesele como corresponde; pero no se to-
men los actos del gobierno para atacar al Presidente
de la Rep6blica, porque como dije antes ese es un
procedimiento manifiestamente injusto.

En cuanto a la captaci6n del difereitcial, que
es donde se le pone el dedo en la llaga al compafiero
Pardo Jim6nez, las razones. las conocen, es cuando
reacciona con mayor violencia. La tan cacareada cap-
taci6n es algo, sefiores, que estd sub-jurice, es algo que
esta esperando el fallo del mis alto Tribunal de Jus-






26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
,- t ,. ,


ticia. Hablemos de que el Presidente ha vulnerado
la Constituci6n, cuando el mas alto Tribunal de Jus-
ticia diga que efectivamente vulner6 los preceptos de
la ley; pero no sean: ustedes, sefiores de la Minoria,
-los que a prior juzguen la conduct del senior Pre-
sidente de la Republica por esa captaci6n de que tan-
to se ha hablado. Es el Tribunal Supremno de Justicia
al que corresponde hacer esa declaraci6n, y mientras
no se haga, no puede nadie decir que el Presidente
de la Rep6blica viol6 tal o cual precepto de la Cons-
tituci6n.

Yo creo que el Presidente de la Rep6blica obr6
bien, y obr6 bien, porque el Presidente de la Repi'-
blica no podia tener atadas sus manos ante la situa-
ci6n de todo punto ca6tica a que se estaba llevando
al pueblo de Cuba, porque nuestro Congreso, al que
yo me honro en pertenecer, no dict6 ninguna media
que le diera al Gobierno la oportunidad de resolver
los grandes problems que se le presentaran con oca-
si6n de la post-guerra. La captaci6n del diferencial
azucarero ha sido una media emergente del Go-
bierno; y la ha hecho, sab6is por qu6? Interpretando
aquellos decretos-leyes que ustedes dictaron y la Ca-
mara sancion6 dandole facultades extraordinarias al
Pdder Ejectuivo para resolver todos esos problems.

SYo estoy en esta Camara desde el aflo de 1942,
y cuantas cosas se hicieron por el anterior gobierno
en contemplaci6n a esos Decretos. Posteriormente la
Mayoria, que eran ustedes, fueron remisos a derogar
esos Decretos que entonces beneficiaban la obra de
gobierno del General Fulgen'cio Batista...
SR. FRAILE (CARLOS): Me permit una interrup-
ci6n el compafiero, con la venia de la Presidencia?

SR. VINENT JULIA (ARTURO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una interrupci6n, el sefnor Fraile.
SR. FRAILE (CARLOS): Por la verdad hist6rica.
Los 16 Acuerdos-Leyes se votaron uninimemente por
el Congress; los votaron los propios autinticos, los
vot6 yo, que no formaba parte de la Mayoria en aque-
lla epoca. El pais estaba en guerra, y habia, que ha-
bilitar al gobierno para que pudiera hacerle frente a
aquella situation. La prueba es que los votamos to-
dos. Asi es que cuando la Camara vot6 aquelos
Acuerdos-Leyes, lo hizo constitucionalmente.
Ahora bien, terminada la guerra, yo quiero que
el compafiero sepa que el senior Santos Jim6nez pre-
sent6 una Proposici6n de Ley solicitando la deroga-
ci6n de todos los Acuerdos-Leyes. Esa Proposici6n de
Ley pas6 a la Comisi6n de Aranceles e Impuestos, que
yo me honraba presidiendo. Y contrario al criterio
radical del doctor Santos Jimenez, porque si bien la
guerra se habia terminado, entrabamos en la post-
guerra, yo confeccion6 un dictamen que figure en la
Orden del Dia. Ese dictamen, transformado hoy en
Proposici6n de Ley, lo someto a la consideraci6n de
mis compafieros de la Mayoria, para que sea estudia-
do. Vean, pues, los distinguidos compafieros como
esta Mayoria procedi6 en aquella ocasi6n.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Vinent.


SR. VINENT JULIA (ARTURO): Sr. President y
Sres. Representantes: no niego el hecho hist6rico a que
se ha -referido nuestro distinguido compafiero; pero
es-el caso que ese Proyecto del senior Santos Jimenez
tuvo vigencia y realidad al cese del gobierno del Ge-
neral Batista...
SR. URQUIAGA (CARMELO): jNo, al cese de la gue-
rra!

SR. VINENT (ARTURO): Al cese del Gobierno del
General Batista.

SR. FRAILE (CARLOS): Perd6neme el compafiero,
pero tambi6n por la .verdad Hist6rica: al cese de la
guerra, porque precisamente en el proyecto se decla-
raba que la guerra habia terminado de hecho, y que
una cosa era la paz y otra cosa era la guerra, y en conse-
cuencia, la guerra habia terminado.
SR. VINENT (ARTURO): Yo acepto la realidad de
la buena fe del Congresista senior Santos Jimenez; pe-
ro es el caso que la Comisi6n de Aranceles e Impues-
tos, que tan dignamente presidia el compafiero FPai-
le, no tom6 nunca en consideraci6n ese proyecto, no
se dictamin6, y en ningin moment vino a la Ordep
del Dia.

SR. FRAILE (CARLOS): Perd6neme otra vez el
compafiero. Deseo aclarar el particular. La iniciativa
del Sr. Santos Jim6nez, al llegar a la Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos, la tome yo como Ponente. Me
mostr6 contrario a la derogaci6n de todos los Acuer-
dos-Leyes, porque entendia que era producer un estado
de confusionismo; y que, con vista a la post-guerra, el
President debia continuar teniendo esas facultades,
pero regladas nuevaniente por medio de una ley, co-
mo en material de abastecimientos, de precious, etc.
Entonces yo, perd6neseme que me refiera a mi,
pero no tengo mis remedio- hice una Ponencia que
mereci6 convertirse en Dictamen, y en ella no se deroga-
ban todos los Acuerdos-Leyes, sino unos cuantos, y el
resto de los Acuerdos-Leyes seguian igual, s61o que
sin ese nombre, por medio de una Ley de transici6n
econ6mica del period de economic de guerra al perio-
do de economic de post-guerra, que son economics
distintas. Eso lo aprob6 la Comisi6n tie Aranceles, fi-
gur6 en la orden del Dia; pero como estabamos en las
postrimerias de la Legislatura y despu6s vinieron las
elecciones, qued6 asi. Yo hice el Dictamen y lo pre-
sent6 como Proposici6n de Ley; ignore a que Comi-
siones habra pasado; pero puede ahora ser objeto de
studio oportunamente por la CAmara.
SR. VINENT (ARTURO): Es tan grande el concep-
to que tengo del Sr. Fraile, que seria incapaz de des-
mentirlo; pero lo cierto y real es una cosa: que los
Decretos estan vigentes, y que el Presidente de la Re-
publica, en uso de las facultades que dicho Decretos
le autorizan, fue6 que, a su juicio y de buena fe, capt6
el diferencial...

SR. GEORGE (QUINTIN): Para una interrupci6n,
con la venia de laPresidencia.

Para explicarle a mi distinguido compafiero, a fin
de que no se haga extraordinariamente extensa la se-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 27
ii -- --


si6n, que sea consecuente con su criterio y anterior ex-
presi6n y sustraiga del debate la ilustre personalidad
del Honorable Presidente de la Repi6blica, y que
cuando Se refiera a estos Acuerdos del Consejo de
Ministros, le atribuya la responsabilidad al Gobierno
y especialmente al Presidente del Consejo de Minis-
tros, pues de otra manera envolveria el derecho a cri-
ticar al Sr. President de la Rep6blica, refiri6ndose, co-
mo lo esti haciendo, siempre al Presidente de la Re-
p6blica y no al Presidente del Consejo de Ministros.
SR. VINENT (ARTURO): Reconozco la certeza de
las afirmaciones del compafiero Sr. George, y en lo
sucesivo, entiendase que cuando, able de captaci6n,
me estoy refiriendo al Consejo de Ministros y no al
Sr. President de la Rep6blica. Esta complacido el
compafiero.

El product de ese diferencial se esta aplicando
a obras de bien comun: ese dinero se esta aplicando
a satisfacer los subsidies; ese dinero se esti aplicando
a otras cosas, que indiscutiblemente propenden al be-
neficio del pueblo.


SR. URQUIAGA (CARMELO): Para
con la venia de la Presidencia.


una aclaraci6n,


Sr. President y Sres. Representantes.

Como he visto una manifiesta y flagrante con-
tradici6n entire lo que expres6 aqui mi distinguido
compafiero el Sr. Cossio del Pino y el Sr. Vinent, de-
searia que se me aclarara. El Sr. Vinent manifiesta que
esos dineros del diferencial se estin aplicando al sub-
sidio y cosas muy tiles; y el senior Cossio manifest
hace dias aqui -creo que antes de ayer- que no se
estaba gastando nada, que ese dinero que estaba en las
areas del Tesoro, esperando la resolution del Tribunal
Supremo de Justicia de la Rep6blica. Me deja eso
sumido en un mar de confusion, y no acabo de com-
prender como figures tan representatives de este Go-
bierno pueden afirmar indistintamente, cosas tan dife-
rentes y que no se compaginan una con la otra.

SR, CossIO DEL PINO (ALEJO): Para una aclara-
ci6n, con la venia de la Presidencia.

Evidentemente, dias pasados proclam6 en esta
Camara que el dinero product de ese diferencial, ca-
si integro, esti en el Tesoro de la Repdblica, some-
ti6ndome a las propias palabras del Presidente de la
Rep6blica, en el discurso que dirigi6 a los obreros
azucareros y que esta impreso en un folleto. Yo he
querido apreciar de las palabras del compafiero Vi-
nent, que van a ser aplicados en cuestiones de bene-
ficio public.

SR. VINENT (ARTURO): Quiero aclarar que el Pre-
sidente de la Rep6blica si ha declarado que uso para
los obreros azucareros $2.500,000 de ese diferencial.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Para este Gobierno
no es much.

SR. VINENT (ARTURO): Para eso tiene bastantes
rentas publicas.


Nadie puede negar la buena fe del Gobierno; el
President de la Republica es un hombre de buena
fe, un hombre honrado, incapaz de entretener un di-
nero que no le corresponda. Ese dinero del diferen-
cial, si el Supremo resuelve el recurso negativamente,
tengan la seguridad que sera invertido, como dije an-
tes, en obras que beneficien a la comunidad.

SR. URQUIGA (CARMELO): Y Si lo resuelven en
contra.. ?

SR. VINENT (ARTUTO): Yo, para darles paso a
compafieros tan distinguidos de esta CAmara, y a.
pesar de que-no puedo explicar lo que pensaba, quie-
ro cerrar mis pllabras con esta ultima manifestaci6n:
el pueblo de Cuba, a pesar de las imputaciones que
se haoen al Gobierno, ha demostrado, sefiores de la
Minoria, que respalda al Gobierno, y si no, que lo
diga la tercera jornada gloriosa del primero de junior,
donde de ciento y tantas alcaldias ganamos 84.

Yo termino afirmando que esta Moci6n -no se
ajusta a la verdad, que esta Moci6n no debia dirigirse
a hacerle inculpaciones al Presidente de la Rep6blica,
sino que lo que debieron hacer los sefiores de la Mi-
noria es traer a este hemiciclo al Primer Ministro, res-
ponsable de los actos del Gobierno, para que respon-
diera de los mismos.

He dicho.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Dr. Antonio Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sr. President
y sefores Representantes: Con extraordinaria sorpre-
sa por mi parte, me corresponde cumplir el turno en
defense de la Moci6n que suscribi6ndola tambi6n me<
han honrado otros compafieros; he oido el enjuicia-
miento que acaba de hacerle nuestro distinguido com-
pafiero, senior Vinent.

Mociones de esta indole, sujetas a todos los tra-
mites y al m~s sefialado rigorismo parlamentario, en
limpieza de expresi6n, en uso de los apropiados t6r-
minos gramaticales, invitaria por consiguiente a mi
distinguido amigo, senior Vinent, para que revisara
en los Diarios de Sesiones de este Congreso c6mo en
mociones similares que recogieron la pluma brillan-
tisima de Lanuza y de tantos otros hombres, no obra
una que quebrante las formalidades parlamentarias en'
el marco de respeto absolute que se deben entire si~
los poderes piblicos todos.
Esta Moci6n, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, tiene un preambulo que en su primer pd-
rrafo sefiala, con claridad y nitidez absolutas lo que
persigue: pronunciamientos de tipo gen6rico enmar-
cados imperativamente en preceptos de la Constitu-
ci6n. Busca el ejercicio pleno de la propia funci6n del
Congress, la reclamaci6n y la exigencia de la potes-
tad exclusive del Congreso para legislar y. para dis-
poner de los fondos piblicos, y no lleva su enjui-
ciamiento mas que como sefialamos, a una series de
transgresiones constitucionales que si bien es cierto
que por imperio de la Constituci6n le corresponde el
deber de enjuiciar al trav6s del articulo 125, declara.
paladinamente que po puede cumplimentarlo pot-







28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
- l -t t l i Il Il t tr tI ;


que no tiene votos para ello y, ademis, porque se
situa en un piano de absolute responsabilidad en el
moment hist6rico que vive el pais, para el ejercicio
de semejante derecho...

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): )Me termite una
interrupci6n S. S. con la venia de la Presidencia?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el sefor Cossio del Pino, para una interrupcion.

SR. Cossio DEL PINO. (ALEJO): Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: Hace un rato que estoy
tratando de interrumnpir al compafiero Vinent, pero
consider convenient esperar esta feliz oportunidad.

Esta Moci6n esta compuesta de un preambulo y
de su parte dispositiva. El preambulo ha sido amplia-
mente discutido por esta CAmara en una series de
continuadas interrupciones donde se han escuchado
desde las mas brillantes y elocuentes frases hasta las
mas vulgares que-pudiera pronunciar cualquier ciu-
dadano de median eapacidad intellectual.

El compailero Martinez Fraga parece que inicia
su pronunciamiento alejandose ael discutido pream-
bulo, para entrar de leno en lo que debe ser ma-
teria del debate, en la Moci6n en si.

Desde luego, s6lo va a existir una discrepancia
bastante pequeria entire mi opinion personal y la de
los que son proponents de esta Mocion. En el pream-
bulo hacen un enjuiciamiento durisimo contra la
persona del Presidente de la Republica, y cuando se
supone que en el texto de la Moci6n o en su parte
dispositiva, 6sta lhabria de producer un enjuiciamiento
Stambi6n para producer resoluciones definitivas, la Mo-
cion se lhmita a consagrar todos los fundamentos que
consagra la Constituci6n de la Republica y tocos
aquelos deberes y derechos que son mherentes a los
organismos que integran el Estado. He leido con de-
temmiento la Mocion, y realmente, sefiores, repito,
Smi opinion personal es que si el preambulo es una
" acusaci6n al Presidente de la Republica, el text de
la Moci6n es una autocritica, muy dura, por cierto,
al propio Congreso de la Republica. Yo no voy a en-
trar a discutir los puntos del preambulo, bastante
discutidos; me voy a liniitar a proclamar que en Cuba
existe libertad de emisi6n de pensamiento y de la
palabra, que existe absoluta y libre determinaci6n pa-
ra el ejercicio de las funciones en los cuerpos del
Estado, que no existe ninguna interferencia de agre-
sividad utilizando los medios coactivos y las fuerzas re-
presivas para imponerle a otros Cuerpos del Estado
los critenos personales del Poder Ejecutivo de la Na-
ci6n. Sin embargo, en el cuarto punto de esta Moci6n
paladinamente se declara: "Que el Congreso de la
iKepublica es el unico Poder Publico facultado para
tormar los C6digos y las Leyes, para establecer las
-contribuciones e impuestos necesarios a las atencio-
nes del Estado; para discutir y aprobar los presupues-
tos nacionales de gastos e ingresos; y, en definitive,
para autorizar el manejo y disposici6n de los fondos
' pblicos de la Naci6n".


Es bastante sensible que seamos nosotros mis-
mos los que tengamos que realizar nuestra auto-cri-
tica con la intenci6n de critical al Poder Ejecutivo
de la Naci6n, que esti llenando necesidades imposter-
gables que reclama el pueblo de Cuba y que desdi-
chadamente el Congreso de la Republica no las ha
proveido, sencillamente porque no se ha reunido
para llenar, en el cumpliimento legitimo de sus de-
beres, las facultades que tiene para la iniciativa de
los c6digos, de las leyes, para la promulgaci6n de
los presupuestos nacionales, para la distribuci6n de los
gastos publicos.
Si nosotros no lo hemos realizado por razones que
yo no quiero entrar a analizar, el hecho es uno: que
no se hizo, no desde este period de Gobierno, sino
que se debe much a los vicios y costumbres a que
se referia el compaiero Carmelo Urquiaga cuando
yo le sefalaba el problema de Pedraza, que consti-
tuy6 una amenaza para la paz p6blica y la seguridad
de los Poderes del Estado.
Si nosotros, miembros de este Parlamento, he-
mos recogido la herencia de los Parlamentos anterio-
res, que ban abandonado totalmente sus facultades
y prerrogativas, que en ningin moment hubo opor-
tunidad-cuando fui Minoria en esta Caimara-para
powder sacar adelante las leyes y c6digos ni la promul-
gacion de los presupuestos nacionales, aqu6 culpa tie-
ne el Poder Ejecutivo si tiene que llenar la realiza-
ci6n de esas obras impostergables y de esas necesida-
des inaplazables que reclama la Nacion del Gobierno?

ZPor qu6 el Congreso proclama esta tarde que
no hay libertad, que se estan extralimitando en sus
funciones los miembros del Poder .Ejecutivo? Si nos-
otros no hemos tenido la virtud-y cabe a la CAmara
la gloria de haber cimplido con ese deber elemental-
si el Parlamento ha tenido la alta responsabilidad de
darle un Presupuesto a la Naci6n, por las razones que
lo realizara el Senado de la Republica, no creo que
tampoco nosotros debamos ser los que enjuiciemos a
ese Cuerpo que estaba realizando funciones dentro
de sus prerrogativas y dentro de sus fa~cl.t.adis.

Pero eso si, sefiores Representantes, si la finali-
dad que persigue esta Mocion es hacerle una critical
al Poder Ejecutivo, sensible es tener que decir que
las capacidades de la profurididad y conocimiento in-
telectual de sus firmantes, se hayan equivocado en el
prop6sito.

Este document, como Representante, yo no lo
voto, y como mieinbro responsible del Parlamento de
mi pais tampoco lo voto. El Poder Ejecutivo llena
las necesidades de la Naci6n. El Poder Legislativo tie-
ne que erguirse y levantarse frente al- Ejecutivo pero
no para hacerle inculpaciones y acusaciones, sino pa-
ra hacer possible que esos Presupuestos que reiterada-
mente-el process hist6rico lo determine todos los
Presidentes, desde Batista a la fecha, han enviado los
Mensajes oportunos de acuerdo a como lo exige la
Constituci6n, aunque por conveniencia political, por
compromises o por cualquiera otra raz6n el Parla-
mento haya dejado de cumplir ese precepto. No se
le impute al Poder Ejecutivo, imputesele a la Cama-
ra. Por eso yo, como legislator, no voto esta Moci6n,
que ha sido presefitada con el inimo de atacar al










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 29



Poder Ejecutivo, pero que Ileva implicita una cri-
tica a) Parlamento, pues nadie ha impedido aqui, ni
yo he visto todavia a los soldados de Genovevo ni
a los soldados' de Batista venir aqui a impedir que el
Parlamento promulgara las leyes que necesita el pais.

Asi, sefiores Representantes, yo queria que el
debate se centralizara a la p.arte dispositiva de la Mo-
ci6n, y no trato de defender con esto lo que puteda
constituir extralimitaciones en sus funciones,'del Po-
der Ejecutivo; yo siempre me he pronunciado en es-
ta Camara de Representantes, como riiiembro del Par-
lamento. Jamis en el cumplimiento de mis deberes
he sido amigo personal de ningin Presidente de la
Rep6blica, y me quiero honrar con la amistad perso-
nal del doctor Grau San Martin, pero cuando Ilega
la hora de delimitar los poderes y facultades de cada
cual, el senior Presidente de la Republica forma parte
del Poder Ejecutivo, y yo me honro en pertenecer al
primer Poder del Estado, al Poder Legislativo, pero,
reitero, esta Moci6n es una critical al Congreso, no
es una critical al senior Presidente de la Repiblica.

SR. MARTINEZ FRAGA (ASTONIO): Antes de con-
tinuar hacienda' uso de la palabra en orden a la de-
fensa de esta Moci6n, voy a tener verdadero gusto en
contestar al senior Representante Cossio del Pino, los
puntos esenciales de su interrupci6n.

Esta Moci6n levanta al Poder Legislativo, esta
Moci6n consagra preceptos inalienables de la Consti-
tuci6n en orden al propio Poder Legislativo, esta Mo-
ci6n casi copia literalmente, en su parte dispositiva,
preceptos de la Constituci6n de 1940, esta Moci6n,
reclama para el Congreso de la Rep6blica la potestad
exclusive de hacer las leyes y, desde luego, esta si-
tuando como es 16gico, ante ese pronunciamiento, el
rechazo p6blico a cuantos poderes se estimen inves-
tidos de facultades legislativas, porque la Constitu-
ci6n no les ha dado esa condici6n ni ese carActer.
Esta Moci6n, por consiguiente, cr6ame el senior Re-
presentante Cossio del Pino, va enderezada a velar
por la investidura legislative, por la investidura legis-
lativa en orden al expreso reconocimiento que tene-
mos el deber de hacer de que solamente el Poder Le-
gislativo puede hacer leyes. Primera cuesti6n: a la
inversa, mas nadie ni ning6n otrb poder puede hacer
leyes. Lo dice la Constituci6n: el Poder Legislativo
hace la ley; el Poder Ejecutivo las cumple, las cumple
haci6ndolas cumplir por los medios que tiene a su
disposici6n de acuerdo con las propias eyes; y el
Poder Judicial las interpret.

Por consiguiente, cuando en esta Moci6n se es-
ta reclamando de los seiiores Representantes, no de
los Representantes del Gobierno, no, de los Repre-
sentantes del Partido Revolucionario Cubano (Aut6n-
tico), ni del Partido Liberal, ni del Dem6crata ni del
ABC ni del Socialista Popular, ni del Republicano;
no, se est6 reclamando de la investidura del Congre-
sista que proclame a la faz de la Reptblica que es
function exclusivea de ellos como miembros de este
Cuerpo el de hacer las leyes de la Repiblica, por
consiguiente, Ileva envuelto el rechazo y la condena
para cuantos poderes p6blicos, y si este es el Ejecu-
tivo, mas atin, hayan transgredido esas funciones esen-
ciales que vienen atribuidas inica y exclusivamen-
te, en forma excluyente, al Poder Legislativo.


Ese es un fin director que persigue esta Moci6n,
pero no es el unico. Va enderezada tambiCn, la part
dispositiva de esta Moci6n, a que se proclame a su
vez ante la faz de la Repiblica, que la disponibilidad
de los fondos piblicos del tesoro de la naci6n, de los
dineros nacionales, s6lo exclusiv.amente corresponde,
tambi6n por disposici6n excluyente, por privilegio
constitutional emanado de la voluntad del pueblo, ejer-
cerla y desenvolverla al Congreso de la Repiblica. Y
cuando se dice, se dice y se dice bien, tratando de
defender lo que se estima un enjuiciamiento, de que
las necesidades del pais, la rapidez con que el tiem-
po cursa y las demands inaplazables de una series
de classes y medidas perentorias que precisa llegar
a implantar, practicaiente, reconociendo o acaso tra-
tando de copiar er esto el pensamiento del celebre
professor de la Universidad de Paris, Mr. Duguit, en-
orden al estado de necesidad, que el estado de nece-
sidad todo lo permit y todo lo autoriza.

Pero en este caso, y en este cdso sefialadisimo,
debo hacer menci6n a que nunca, salvo los casos es-
pecificamente sefialados por nuestra Constituci6n pa-
ra esos casos especificos de estados de' necesidad, de
estados de urgencia, y que los enumer6 el Constitu-
yente sabiamente en el articulo 26Q, al filar los
tres casos exclusivos en que se podri disponer de
los dineros de la naci6n por medio del Poder Eje-
cutivo: cuando el Congreso estuviere cerrado, o en
caso de guerra, o en caso de alteraci6n de la paz
piblica, o en caso de calamidad p6blica.

En esos casos si ha hecho bien el Poder Eje-
cutivo en distraer los fondos de la naci6n para cu-
brir esas necesidades, si esas necesidades han tocado
a las puertas del pais para que se cumplimentaran y
lenaran.

Pero nada ni nadie justifica que este Congreso,
lo repito, que no me refiero a los Legisladores de los
Partidos Politicos, pues me refiero a los Congresis-
tas que aqui estamos, que fuimos investidos para'
ejercer estos cargos, al amparo de las disposiciones
de la .Constituci6n y unica y solamente al amparo
de estas disposiciones.

Por -eso esta moci6n, pese a los juicios que ha
merecido en mi modesto criterio totalmente equi-
vocados, quizas si para terciar, tambi6n equivocada-
mente, al fin laudable que persigue de enaltecer la
funci6n legislative, ha considerado el matiz meramen-
te politico a que se refieren los motives de esta Moci6n.

Esa es, senior Presidente y sefiores Representan-
tes, al respect de la primera interrupci6n del senior
Cossio del Pino, la aclaraci6n.

La otra question esencial que persigue esta Moci6n,
es el rescate de la funci6n constitutional unica y ex-
clusivamente por parte del Congreso, para disponer
de los fondos publicos, sin que nada ni nadie, con la
unica excepci6n del articulo 260, puede atribuirse a
la facultad de girar contra el dinero del pueblo para
cualquier cosa, por meritoria que pudiere ser o por.'
mal hecha que fuere. Carece de facultades el Con-
sejo de Ministros y carece de facultades el Presiden-
te de la Rep6blica para poder disponer libremente,
en forma arbitraria, caprichosa o providencial de los










s30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i'


dineros del Estado para construir la via blanca, para
hacer carreteras de toda indole que por muchos afios
ha reclamado el pueblo de Cuba y, en general, para
hacer este numero crecido de Decretos dictados por
el Poder Ejecutivo en caravana interminable de nu-
meros en que se asciende al trav6s de este baile loco
de nuestros ultimos Consejos, sobre todo de los cr6-
ditos de la naci6n para obras de toda indole, que aun-
que fueran buenas, lo prohibe terrrinantemente la
Constituci6n y que reclama esencialmennte el presti-
gio del Cuerpo llamado a velar por el funcionamiento
de ese exclusive privilegio que la Constituci6n le se-
fiala.

SRA SOLDEVILLA (DOLOREs): MMe permit una in-
terrupci6n S. S., con la venia de la Presidencia?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Ruego a la dis-
tinguida compafiera que me perdone, porque no puedo
traer Versailles aqui para rendirle pleitesia en la for-
ma que merece, pues quisiera ser just con todos mis
compaieros y como. el compafiero Cossio del Pino
tiene formuladas interrupciones, y ademas he hecho
un ruego y he" aclarado que despu6s que termine to-
das y cada una de las interrupciones atender6 a las
otras que se me formulen, yo le ruego a la compa-
fiera que tenga la bondad, ya que todos somos igua-
les' ante la Ley, y no se excluye de ello a la mujer,
por un error de los Constitucionales, que debieron ha-
ber hecho la excepci6n...

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
dencia ruega a la sefiora Soldevilla que atienda al
ruego que hace el senior Martinez Fraga, ya que, in-
clusive, ha ofrecido conceder, posteriormente, todas
las interrupciones que se le formulen;

Continue en el uso de la palabra el senior Mar-
tinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Y con esto doy
por contestada 'la segunda cuesti6n contenida en la
interrupci6n del senior Cossio del Pino; pero hay un
tercer motivo, es inaplicable su tratamiento en esta
moci6n, que no era possible eludirlo, pese a la forma
parlamentaria que le ha dado a la misma, y es que
resultaba inocua, vacio de contenido siquiera en or-
den a los pronunciamientos, que demand que el Con-
greso de la Rep6blica, y en este caso la Cimara, adop-
tara la aprobaci6n de esta Moci6n, con una parte dis-
positiva de tanta altura y envergadura que practica-
mente copia los preceptos constitucionales. Por eso
no podia pensarse en ningun moment, ni en nin-
guna oportunidad que los sefiores Representantes fir-
mantes de esta Moci6n, iban a situar a los compafie-
ros de otros Partidos, desde un punto de vista poli-
tico, llevAndolos amarrados por su deber politico, a
votar un no reconocimiento de los preceptos constitu-
cionales.
Por eso va dedicada a todos los congresistas sin
distingos de matiz politico alguno.
Esta tercera cuesti6n, compafiero Cossio y se-
fiores Representantes, se refiere a la cita obligada, im-
perativa, de los preceptos constitucionales que de ma-
nera p6blica y sefialada, que de manera reiterada y
reconocida se ha llevado a cabo por el Poder Ejecu-
tivo.


No era possible, senior Presidente y sefiores Re-
presentantes, que una Moci6n de esta indole fuera
encaminada a pronunciamientos de esta naturaleza,
sin hacer referencia a hechos que permiten condenar y
rechazar toda political contraria o trasgresora de los
preceptos de la Constituci6n.

Por eso y con el debido respeto a los sefiores
Congresistas y al Congreso, dice asi el encabezamien-
to de la Moci6n:

"Los Partidos Liberal y Dem6crata, por medio
de su mis alta dirigencia political y parlamentaria, so
han dirigido al pais movidos por una alta responsa'A
bilidad patri6tica denunciando las actividades del Go-
bierno que preside el doctor Ram6n Grau Sah Mar-
tin, y que al vulnerar fundamentals pragmdticas de
la Constituci6n y de la Ley anulan el libre funciona-
miento de los Poderes Legislativo y Judicial; atacan
en'sus cimientos el regimen de Ia propiedad sobre eT
cual descansa el ordenamiento patrimonial de la Na-
ci6n; someten a peligro inminente la seguridad perso-
nal, al mantener impunes los crimenes cometidos sin
poner a disposici6n de los jueces y tribunales de jIusu
ticia a los autores, c6mplices y encubridores de losl
mismcs, en virtud de la fragmentaci6n del principio
de autoridad; permiten utilizar en lo electoral el pecu-
lado, el soborno y las fuerzas coactivas del Gobierno al
servicio de interests partidaristas; en lo administrative
el cohecho y la prevaricaci6n de funcionarios y em-
pleados p6blicos, estableciend6 una corruptela admi-
nistrativa y su secuela, floreciendo los margenes de los
irucques y del diferencial azucarero, asi como los ile-
gitimos aprovechalmienfos de la Bolsa Negra que han
traido como consecuencia la quiebra de la political de
abastecimientos del Gobierno".

Era forzoso, era inevitable, pese a la altura que
se ha perseguido en el debate, a los fines esenciales
de esta Moci6n, que se hiciera referencia a los hechos
q'ue provocan la necesidad de que se hagan determi-
nados pronunciamientos por la Camara.

Por eso se hace referencia a una series de pre-
ceptos constitucionales que si bien es cierto que co-
rresponde al Poder Judicial interpreter la Ley, no es
menos cierto que por encima del Poder Judicial, en
esta cuesti6n, esta la voluntad soberana del pueblo,
del pueblo en este Congreso que tiene derecho, inclu-
sive, a dejar sin efecto una Ley, anularla por su pro-
pia voluntad y dictar una nueva en su lugar. Resul:
taba evidence la necesidad de explicar en esta Moci6n,
sin prop6sito politico alguno, el necesario cumpli-
miento de la parte dispositiva de la misma. Es por ello
por lo cual esos tres puntos: respete las funciones del
Congress; respete sus propias funciones y respete lo
que se refiere a los fondos piblicos como funci6n pri-
vativa del Congreso, para hacer funcionar los precep-
tos constitucionales para el mejor juego de los pode-
res publicos, y desde luego, sefialamiento previo y es-
pecifico de aquellas. transgresiones, que hacen que se
adopten esas medidas genericas respect a esos dos
puntos fundamentals.
Decia tambi6n el distinguido compaiero senior
Cossio del Pino que porque-y es lamentable, pese al
extraordinario civismo de que ha hecho gala esta tar-
de con esa frase-,-yo, creanme, nunca hubiera tenido











DIRT DE SEINSD L AAA


valor para defender al poder Ejecutivo dejando caer.
culpa sobre el Congreso, pero es una valentia de su
parte hacer ese reconocimiento, trata de defender to-
do esto a base de que el Congreso no ha cumplido con
su deber. El Congreso de ayer, se ha dicho aqui bri-
Ilantemente, es el Congreso de hoy, es el Poder Legis-
lativo de la Naci6n. Hay una series de medidas-y por
cierto, hay que hacer excepci6n de este Cuerpo Cole-
gislador que ha aprobado una series de leyes para el
cumplimiento de los preceptos sustantivos de la Cons-
tituci6n. Hecha esta excepci6n, que no se le puede
conceder en la misma categoria y n6mero al Senado
de la Repiiblica, al que me honr6 en perteneeer du-
rante cuatro afios, en orden al gran trabajo prestado
por este Cuerpo en los afios precisamente en que el
seflor Cossio del Pino honraba sus escafios con su
presencia-sin embargo, afirmaba que el Congreso no
cumpli6 con su deber votando una series de leyes
que eran necesarias y al Poder Ejecutivo no le que-
daba mis remedio que hacerlo por decreto en de-
fensa de la Naci6n. Quiero explicarle al compafiero
senior Cossio del Pino, y a la Camara, toda que olvi-
da el Art. 105 de la Constituci6n, que otorga al Poder
Ejecutivo el derecho, la iniciativa legislative, a dirigir-
se al Congreso y pedirle las leyes, no a dictarlas por
su sola voluntad, porque la Constituci6n lo prohibe,
a punto-tal que el Articulo 125 sefiala penalidades y
enjuiciamientos al Presidente de la Repiblica cuando
se infrinja cualquier precepto de la Constituci6n. Vea,
por consiguiente, mi distinguido compafiero interrup-
tor y los sefiores Representantes, c6mo cae por su base
la tesis de inculpar al Congreso en defense del Poder
Ejecutivo. Es que el Poder Ejecutivo tiene la obliga-
ci6n de dirigirse al Congreso en dqmanda de las le-
yes necesarias, porque no somos los legisladores, no
es el Congreso, el que administra la cosa piblica. El
que administra la cosa piblica es el Poder Ejecutivo;
es el Poder Ejecutivo el que esta llamado a conocer la
urgencia, las.necesidades y cumplimiendo la voluntad
popular que represent la Carta Magna, dirigirse a
este Congreso en solicitud de las medidas correspon-
dientes.

Tampoco en el caso de la Via Blanca ni en los
aproximadamente 60 millones de pesos de que ha
dispuesto el Poder Ejecutivo para Obras P6blicas, a
trav6s de un plan dislocado, en nada de eso parece
observarse una urgencia de guerra porque afortunada-
mente, salvo los cuban'os que cayeron en el servicio
civil len el orden de,los transportes, y salvo aquellos
cubanos que hicieron gala generosa de su sangre re-
pitiendo la historic de nuestros libertadores, en los
campos de Europa, Asia y Africa, el resto del pueblo
cubano tuvo la suerte enorme de no tener que per-
turbar el carifio de las madres, porque nadie fu6 im-
pelido, en defense de la democracia, a dar su sangre
en esta guerra. Por consiguiente, ninguno de esos
millones de pesos parecian encaminados para el pron-
to embarque de nuestros hombres para los lugares de
combat. No; nada de eso. Tristemente para nosotros,
en las conferencias de la paz, el sitio'que pudo y debi6
tener Cuba, estA vacio -a travis de la tesis que sostie-
nen los grandes o las grandes potencias, que nos nie-
gan ese derecho porque no contribuimos con nuestra
sangre que mancha el triangulo rojo, en cumplimien-
to de la demand de los pueblos oprimidos. Por nada
de eso era precise gastar al pie de 60 millones de pesos;
pero hay mas; tampoco hubo calamidades p6blicas


por las que la Constituci6n autorizara al Presidente
de la Repiblica a acudir al Tesoro Nacional a tomar
cantidades fabulosas para invertirlas en salvar esa gran
calamidad. No habia mas que el infortunado cicl6n
que, ademis de saludar al Presidente Grau en el ini-
cio de su Gobierno, saludaba tristemente a este pue-
blo dejando caer sobre nosotros un andamiaje de tris-
teza y desolaci6n. Y pese a la generosidad de este Con-
greso magnanimo que de dos millones de pesos, los'

elev6 a cinco para que el senior Presidente pudiera po-
ner remedio a esta situaci6n creada por esta calami-
dad. jOjalA que el Presidente de la Rep6blica ese cum-
plimiento que di6 a la Constituci6n frente a una si-
tuaci6n tan grave como fue el cicl6n, la hubiera man-
tenido siempre demandando a la voluntad del pueblo
que resident en el Congreso todas las leyes; todos lds
criditos necesarios para hacer obras de esa natura-
leza! iOjala hubiera venido aqui a pedir la Via Blanca
y tanto proyecto que han dejado |xqIucno a Julio
Verne en orden de los millones invertidos. Observa-
rA la Presidencia y los distinguidos compafieros que
salvo la molestia que le pueda ocasionar la demora,
en esa ansia que estoy notando que parece que le
avivan los recuerdos de estos preceptos, yo estoy dis-
puesto a oirlos a todos mis tarde, porque estoy seguro
que los arguments que esgrimo, que no son mios,
sino de la Constituci6n de la Repiiblica, que son de
la representaci6n del pueblo cubano, serin bastantes.
Para complacerlos reitero que oportunamente acepta-
re todas las interrupciones porque lo creo un deber de
cortesia parlamentaria y en segundo lugar...

SR. PENDAS (PORFIRIO): iMe permit una inte-
rrupci6n... ?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Le ruego al
companiero me deje terminar... Por consiguiente, vea
el compafiero Cossio" del Pino las razones que ampa-
ran v motivan esa Moci6n, tan distintas, tan alejadas
en el espacio y en el tiempo de los arguments que
S. S. hapresentado. Pese al rozamiento que hace del
necesario sefialamiento de los preceptos constitucio-
riales que ban sido transgredidos, y desde luego, en
demand de la potestad constitutional y de la armo-
nia de los Poderes Pu'blico".

Ahora, si S. S. desea cumplir la interrupci6n que
tenia solicitada, con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una interrupci6n, el senior Cossio del Pino.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Decia al iniciar
sus palabras, contestando mi interrupci6n, el compa-
fiero Martinez Fraga: que esta Moci6n venia a con-
sagrar los preceptos constitucionales. Realmente me
sorprende el hecho, Los preceptos constitucionales, se-
gun mi leal saber y entender, fueron proclamados el
dia 15 de Junio de 1940 en la escalinata del Capitolio
y puestos en vigor el dia 10 de Octubre de 1940. Que
este Cuerpo Colegislador haga un pronunciamiento con-
sagrando lo que consagr6 el pueblo de Cuba a trav6s
de sus Convencionales, me parece una reiteraci6n to-
talmente inocua, porque se sobreentiende que la to-
talidad de los ciudadanos de Cuba conocen los pre-
ceptos constitucionales y las prerrogativas de cada
uno de los Poderes del Estado.


81


DIARIO DE SESIONES DE LA C MA A










32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
L~~~ III '


Pero hay algo mas. Decia el compafiero Marti-
nez Fraga que esta Moci6n Ilevaba implicita la recla-
maci6n de la investidura de los sefiores Representan-
S tes. Sefiores Representantes: yo fui investido de todas
las prerrogativas constitucionales el dia que fui pro-,
clamado por esta Camara. de Representantes electo
S por la Provincia de la Habana. No creo que las in-
vestiduras de un Representante puedan ser reclama-
das en esta Moci6n, porque estin ya proclamadas en
la propia Constituci6n de la Republica. Decia 61 que
esta Moci6n viene a enaltecer al Cuerpo: Tampoco lo
consider consecuente. ICon que se enaltece al Cuer-
po? iCon pedirle a quien y sefialarle a qui6n cuAless
son las prerrogativas y los derechos y las funciones de
un legisfador, con eso se enaltece al Congreso? A quien
se lo estamos pidiendo? Al pueblo de Citba, que nos
honr6 con sus sufragios? ZA qui6n, entonces? iAl Pre-
sidente de la Republica, que represent un Poder que
debe star por debajo del Poder Legislativo, por ser
el Poder Legislativo del primer Poder del Estado? Esta
Moci6n, sefiores Representantes, vuelvo a reiterarlo,
no contiene ningtn fundamento bsico que evidence
ue el Parlamento va a conquistar algo que ha perdi-
do, si es .que algo ha perdido, ni que el Pailamento
vaya a realizar o hacer mas de lo que ha podido hacer.

Decia y me imputaba el compafiero Martinez Fra-
ga, en su respuesta a mi interrupci6n, que yo por de-
fender al Poder Ejecutivo habia hecho caer sobre el
Cuerpo de que formo parte una frase que podia empe-
quefiecerlo. Si esa no es la frase en si, por su gesto,
yo entiendo que ese era el espiritu de la misma.
Yo he pronunciado aqui con toda lealtad lo quce
se deduce de esta Moci6n, segun mileal saber v en-
tender, y quizas mi extraordinaria sinceridad al pro-
nunciarme en la vida public, sea una de las causes
que mas dafio me haya hecho para Ilegar al objetivo
mis elevado de las funciones pfiblicas de mi pais. Pc-
ro si para y6 realizar la critical no ya en el orden per-
sonal, sino en el orden public, yo me analizo y me
digo: yo soy un hombre que estoy totalmente capaci-
tado para realizar este gesto, porque he cumplido con
mi deber en todos mis actos, entonces vo no tengo
por qu6 sentir el lanzar u.a brulote contra nadie. Por
consiguiente, como yo soy un hombre extremadamen-
te apasionado, siempre me produzco con toda la sin-
ceridad de mi pensamiento y con toda la sinceridad
de mis convicciones, aunque muchas veces vaya en
contra de mi propia persona.
Yo no creo que esta Moci6n la Cimara de Re-
presentantes se negara a votarla, porque seria negar
el precepto constitutional que la misma mantiene.
Pero es que viene precedida de un preombulo que tie-
ne determinAdos objetivos politicos, que contiene en-
juiciamientos exagerados y que no es possible que to-
dos los miembros de este Cuerpo compartamos en
igualdad de criterio. Lo que se dice aqui lo dijimos
nosotros ayer, cuando ustedes eran Mayoria y forma-
ban parte del gobierno del Presidente Batista. Esto
que se dice aqul, lo dijimos ayer, y lo rcpiten ustedes
hoy. jPero, sefiores, cuinta diferencia existe entire el
ayer y el hoy! Ayer nosotros lo deciamos ejercit ndo
un derecho y ustedes lo negaban, 2manteniendo los
mismos principios que mantienen hoy? 0 era falsa la
posture de ustedes ayer, o es falsa la postura de us-
S tedes-hoy. Pero yo no soy de los hombres que gustan


.enjuiciar el pasado, y siempre he pasado por encima
de todo lo que pueda constituir errors, o que haya
constituido dolores para la Reptblica. Siempre mar-
cho hacia. el future. Reconozco que el Poder Ejecu-
tivo tiene la obligaci6n constitutional de pedir al Po-
der Legislativo la aplicaci6n de los fondos y el Poder
Legislative darle la legislaci6n adecuada. Pero volva-
mos a la critical nuevamente. No hay nada que pro-
voque mis las rectificaciones que el ejercicio de la
auto-critica. Una de las cosas que mas derramamientos
de sangre, que mas dolor ha provocado en la historic
de la humanidad fu6 la conquista por los pueblos para
redactar su Presupuesto. El Parlamento de Cuba, y
es doloroso reconocerlo, hace ocho afios que no con-
fecciona un Presupuesto que Ilcne las funciones que
especificamente le estan encomendadas. Quiero que
se sepa que no estoy defendiendo al Presidente de la
Repiblica. Es un error de los que screen que yo de-
fiendo al Poder Ejecutivo, cuando se extralimita e in-
vade las funciones encomendadas a otro Poder del
Estado. Yo estoy aqui realizando una auto-critica, y la
realize con-toda sineeridad, de lo que se deduce del
texto de la Moci6n. Y la realize con ponderaci6n, con
sinceridad y en un esfuerzo que sirva de rectificacio-
nes saludables para el pais.
Quiero que sepan utkdc:k que en esta Camara
de Representantes el go% de las veces he votado en
contra de mi Partido, y ahi esti el "Diario de Sesio-
nes", y ahi estan mis esfuerzos. Tengo para distin-
ci6n personal en el hecho legislative, que e e el C6-
digo Electoral se emitieron o10 votos: 100 votos a
favor y un voto en contra: el de C.ossio del Pino, des-
conociendo o desobedeciendo las lines trazadas por
mi Partido. Aqui se han traido otras proposiciones del
Gobierno en que yo no he participado, porque no
participate en nada que no vaya concordante con
la depurada actitud publica que he mantenido v con
la levantada actuacion que quiero mantener hasta que
deje de ser en la vida public de mi pais un Repre-
sentante eminentemente popular. Quisiera que aqui
se trajera otro tipo de Mocion, y quizas mi tempera-
mento independiente, mi character eminentemente in-
dependiente, que no debe su elecci6n a ning6n po-
tentado, sino a la voluntad legitima popular, y en esta
oportunidad hist6rica de Representante en el Parla-
mento del pueblo de La Habana, ful quizas presio-
nado por factors determinantes de mi Partido, para
que no saliera; para que ustedes, vean con qud libertad
de acci6n se produce este Representante, en el cum-
plimiento legitimo de sus deberes. Vea el companero
Martinez Fraga c6mo soy un legitimo defensor del
Parlamento; y lo prueba tambien mi actuaci6n aqui el
dia en que fu6 apedreado el Parlamento por una turba
de incapaces: 'era Presidente el senior Miguel de Le6n
y estaban los miembros del Consejo de Ministros, y
desde este mismo lugar imput6 al Ejecutivq la res-
ponsabilidad del hecho y recab6 del Ministro de Go-
bernaci6n y del Primer Minis.tro, que se encontraban
aqui, que le dieran al Congreso las garantias y prerro-
gativas a que el Congreso tenia derecho. Vean como
para mi es lamentable tener que levantarme y dar mi
opini6n en el .Parlamento, porque la produzco siem-
pre despojado totalmente de intenci6n political, de
ninguna intenci6n personal. Verdad que las verdades
son dolorosas; pero las verdades son hechos. La ,His-
toria no la he hecho yo; es la Historia que han hecho
los dias pasados. La actuacion de cada hombrt en Cu-










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 33
i t i


ba, ahi esti; la actuaci6n de cada uno de nosotros esta
ahi tambi6n, escrita en el "Diario de Sesiones" de
esta Cmara. Vean, pues: no defiendo al Poder Eje-
cutivo, que en esta oportunidad no lo necesita. No ha
sido enjuiciado para ser defendido; en esta oportuni-
dad ha sido, a mi juicio, una fatal interpretaci6n del
pronunciamiento. Eran otros los caminos; eran otras
las orientaciones. Ya tendra su oportunidad el querido
compafiero y los demis compafieros de la Camara, de
conocer c6mo es este Representante, cuando se plan-
teen los problems rectamente, para scr resueltos. Dia's
pasados me pronuncie contra la "congelaci6n" de
cr6ditos, no porque creia que no hubiera sido una lev
necesaria a la Rep6blica la regulaci6n de esos gastos
y la creaci6n de un plan organic de Obras Piblicas;
me produce, porque ello llevaba implicito una medi-
da de perturbaci6n a las obras p6blicas que, buenas
o malas, bien orientadas o mal orientadas, nadie pudo
exponer aqui que ninguna de ellas no contemplara
una neoesidad inmediata del pueblo de Cuba. Si aqui
se hubiera presentado un plan de obras piblicas que
llevara una disposici6n transitoria que congelara los
cr6ditos, ipso facto, aprobaba esa ley, aunque me hu-
bieran mandado a votar que no, yo hubiera vofado que
si. Los dias llegiran, y nos daran la oportunidad de
que cada cual se pronuncie aqui de acuerdo con la
sinceridad de sus principios y para poder resolver y
defender los intereses del pueblo.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
el senior Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefior Presi-
dente y sefiores Representantes: Mucho nos felici-
tamos de la exposicion de hechos que en el orden per-
sonal ha formulado el senior Cossio del Pino; y mu-
cho nos satisface el reconocer, com o ha hecho pala-
dinamente, el derecho y la obligaci6n que tiene el Po-
der Ejecutivo de solicitar del Congreso la iniciativa
legislative en relaci6n con todas aquellas cuestiones
que debe resolver con urgencia; y, desde luego, yo
pongo de mi parte, porque entiendo que es el final
de su juicio el que ha quedado omiso el precepto
constitutional; pero, desde luego, no es possible acep-
tar-y las frases mias deben estar taquigraficamente to-
madas-las inculpaciones al Congreso, para defeirder
un estado de necesidad del Poder Ejecutivo. porque
faltaban las tres cosas formuladas en el Art. 260: de
desor'den piblico, de guerra o de calamidad; frente a
esas 6nicas tres situaciones, unicamente, coincidiendo
con que estuviera el Congreso cerrado, puede el Poder
Ejecutivo, ante la demand urgent de necesidades,
distraer los fondos psiblicos: en los demas, siempre,
imperativamente, tiene que venir al Congreso, a tra-
ves de la iniciativa legislative que le otorga el Art. 135,
demandando esas leyes de character urgente que el, co-
mo administrator de la cosa p6blica, tiene imperative
necesidad de conocer mejor que el Congreso.
Mucho me satisface, por consiguiente, esa parte;
pero si debo aclarar que la Camara de Representan-
tes, para su honor, ha aprobado los Presupuestos de
la Repuiblica, lo mismo durante los cuatro afios del
President Batista que durante los dos afios que lleva
de Gobiernd el doctor Grau San Martin. Ha sido, aes-
graciadamente, el Senado de la Repiblica, el cemen-
terio de la Ley fundamental reguladora de los in-
gresos y de los gastos puiblicos. Unas veces por un mo-


tivo, otras veces por el deseo, como ocurri6 iltimamen-
te, de situar en la Ley de Bases preceptos totalmente
contrarios a las disposiciones de la pragmatica consti-
tucional, que hacen indelegables las facultades del
Congress; y cuando se quiso levar en el Presupuesto
del pasado afio, como precepto modificatorio, por me-
dio del Senado de la Republica, esa sustancial modifi-
caci6n de la Ley de Bases, aqui en la CAmara de IRe-
presentantes notuvo eco, para honor de todos, como
no podia tenerlo ninguna disposici6n que engendrara
el despojo de las propias facultades indelegables que el
Congress disfruta por preceptos de la propia Consti-
tuci6n.
Por consiguiente, en cuanto a la Ley de Presu-
puestos, con toda seguridad debe el compafiero Cossio
del Pino dejar liberado de esa culpa a este Cuerpo,
que es done estamos discutiendo y donde estamos
reclamando, sefiores Representantes, a titulo de Con-
gresistas, el rescate de los preceptos o de las faculta-
des y de la investidura con que estamos honrados por
el pueblo. No tiene necesidad el Representante de re-
clamar nada del pueblo, lo que el pueblo le di6; que
dias vendran en que ,el "recall" o la supresi6n del man-
dato constituya un precepto constitucional4 llevado a
la Constitucion del 40, para que el pueblo, en un mo-
mento dado, nos retire el mandate que nos otorg6,
cuando no sepamos cumplir cor, lo que para el mis-
mo es garantia sustantiva y adjetiva de su vida.
Por eso, sefor Presidente y sefiores Representan-
tes, ese aspect de las obligaciones del Congreso queda
totalmente aclarado, y si efectivamente, en el Senado
de la Republica, como en veces, pasadas, por situacio-
nes political, lo mismo del Presidente Batista' que
en el afio 44 o 45 del Presidente Grau San Martin, por,
cualquier situaci6n de tipo politico no se cumplimen-
t6 esa imperative obligaci6n, ah, entonces quedan los
demAs precepts de Ia Constituci6n cumpliendo su
juego y de forma alguna puede el Presidente de la
Republica, amparado en eso, salirse de la 6rbita pre-
supuestal para manejar a capricho v libremente los
dineros del pueblo.

Y tiene tambien la obligaci6n, por mandate de la
Constituci6n, a los tres meses siguientes, de acudir al
Congress en demand de esa aprobaci6n. Y asi suce-
sivamente, porque el constituyente fu6 eminentemen-
te previsor al votar esta Carta y' en forma alguna
dejo manos libres al Poder Ejecutivo en lo que a res-
pecto de los gastos e ingresos del dinero public co-
rresponde preceptuar. Por eso el estimado compafiero
senior Cossio del Pino, al reconocer la iniciativa que
tiene el Poder Ejecutivo para reclamar del Congreso
las leyes, esta situando con reconocimiento la no res-
ponsabilidad de este Cuerpo en cuanto al punt que
es objeto de enjuiciamiento como punto basico para
poder legar al analisis de una situation de transgresio-
nes para disponer libremente hasta la cantidad de 77
millones de pesos por el Gobierno de la Republica.
Tenia entendido que la compafiera, sefiora Sol-
devilla,,tenia solicitada una interrupci6n, que le con-
cedo gustoso en esta oportunidad.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra la sefiora Dolores Soldevilla, para una interrup-
ci6n.









34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
..


SRA. SOLDEVILLA (DOLORES): Compafiero Presi-
dente y compafieros Representantes: En primer lugar
era para contestarle al compafiero Martinez Fraga
algo quc no puedo dejar pasar en la tarde de hoy aqui,
pronunciado por 61. Estimo que esta en un error fun-
damental al decir que no se ha vertido una sola gota
de sangre cubana en la guerra que acaba de terminar
para las grandes naciones, pero que no ha terminado
para los pueblos pequefios, ahogados por passes im-
perialistas. Asi es que quiero recordarle que hay una
asociacion de ex-combatientes, que tiene la lista de
los muertos cubanos, y que esta legisladora, modest,
que les habla, ha viajado, por coincidencia, en nombre
del Gobierno de la cubanidad, quie ha podido ver
heridos y mutilados en Francia, en Inglaterra, en Es-
tados Unidos, y grandes .campos donde estin los hom-
bres que pelearon llegando a la recuperaci6n de sus
fuerzas fisicas, por extenuamiento de los combates de
tantos afios, y han sido cubanos, compafiero Martinez
Fraga; por eso yo estimo, que esa apreciaci6n ha sido
dicha al calor del debate, y le ruego que rectifique su
error antes de que yo continue en el uso de la palabra.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefor Presiden-
te, sefiores Representantes, distinguida compafiera: IHa
sido tanto el honor que me ha dispensado al inte-
rrumpirme, que tengo que pasar por alto lo que a un
compafiero Representante hubiera dicho: la inutilidad
de la interrupci6n. Parece ser que nuestros micr6fonos
son defectuosos, pero tuve el gusto, con mis palabras
modestas, de rendir un homenaie a todos los cubanos
que cayeron en Europa, en Asia, en Africa y en todos
esos paises defendiendo los principios de la' Democra-
cia, v tambien hube de rendir otro tribute a los hom-
bress-tributo modesto como mio-que murieron co-
merciando, o tratando de llevar por los mares de las
Antillas nuestros products a 'esos paises. Eso es re-
conocimiento a esos cubanos. Por eso, pese a que ya
estaba hecho y la compafiera ratifica ese pensamiento,
ocurre por segunda vez que dos Representantes, no
del Gobierno, dos Congresistas, coincide totalmente
con el pensamiento del que habla.
SRA. SOLDEVILLA (DOLORES): Yo estimaba que
era eso lo que habria dicho el distinguido compafiero,
pero ante la duda opt6 por solicitar la rectificacion pa-
ra tener la seguridad del juicio emitido.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Agradezco las
frases de la compafiera, pero vamos a quitar una letra
y modificar otra: en lugar de rectificaci6n le agrade-
ceria que dijera ratificaci6n.

SRA. SOLDEVILLA (DOLORES): Para mi, compafie-
ro Martinez Fraga, era rectificaci6n, porque entendia
que dijo que no se habia vertido una sola gota de san-
gre cubana en los campos de batalla.
En relaci6n al trabajo del Congreso y el Presi-
dente de la Rep6blica, nosotros los que no estamos,
acostumbrados a parlamentar, los que no tenemos
una gran cultural, porque iientras ustedes-lo digo con
toda sinceridad-estaban estudiando, nosotros estaba-
mos hacienda revoluci6n para que ahora se disfrute
de esta Democracia de Grau San Martin. No tengo
cultural, y sentiria que ustedes se fueran a ofcnder por
alguna frase un poco brusca o poco corriente de mi
persona, pero mi pobre entender viene de mi pueblo;
yo nada mas que tengo la experiencia, en relaci6n al


trabajo del Congreso, que me han dado las grandes
masas de los trabajadores de los centrales azucareros,
de los talleres v de las fibricas, de los homlxes del
pueblo, en los tranvias y en las guaguas que cojo, y
que dicen que este Congreso no trabaja, de los cines
de la capital, que cuando vamos a ellos vemos un no-
ticiero que dice: "Seflores legisladores, basta ya, coo-
peren con el pueblo". Sinceramente, hace ocho dias
me sentia responsible de algo que todavia no habia
hecho, y no quiero participar, ni que ustedes parti-
cipen conmigo, en esta legislature, clue lo he dicho
mil veces, va a ser hist6rica para nuestro pueblo por
las leyes que ustedes y nosotros vamos a levar adelan-
te; no quiero ser participe con ustedes de otra cosa
que no sea eso, el trabajo para ese pueblo, que lo re-
.clama con todo derecho, ya que tantas veces dicen
ustedes que son un product de esas masas populares.
Asi, compafieros, yo voy a decir que el Presidente Ra-
m6n Grau San Martin, no el Ejecutivo, dliciendo Eje-
cutivo por un lado y por otro inculpando, yo digo Grau.
San Martin, nada mas, cl Presidente nuestro, el Pre-
sidente de todo el pueblo de Cuba,el Presidente que
ha hecho leyes y hace decretos para que los disfruten
todos a la vez, porque en las obras publicas, compa'-
fieros de la Minoria, hay que dejar efialado clue los
hombres que dirigen las obras, son Republicanos, son
ingenieros Liberales, Ingenicros Democratas, porque
son los hombres tecnicos del pais, los hombres que
han estado en el Poder durante 10 o 12 afios, son los
que tienen derecho a levar adelante las obras pibli-
cas del Gobierno. Nosotros no nos quejamos por eso,
los Aut6nticos van a picar piedra en las calls, y la
pican porque eso es lo que saben hacer, en los ter-
minos, en los barrios y en los lugares de trabajo; los
Aut6nticos modestamente han dicho que las 1,500 es-
cuelas que se van a construir con el diferencial azuca-
rero, en el tempo muerto los propios obreros azuca-
reros de todas las provincias las van a llenar porque el
Gobierno dice que no tiene t6cnicos suficientes, que
no tiene ingenieros suficientes, porque hemos compro-
bado que, efectivamente, el Partido Aut6ntico care-
ce de mavoria de t6cnicos y la Alianza, en si asi como
ustedes, tambien, participan de toda esa Democracia
que existed en nuestro pais, pero no vamos a traer aqui
a cada minute nada mas que la part mala que esti-
men ustedes del Gobierno; digan tambi6r las obras,
en cantidad, que se estan hacienda desde Pinar del
Rio hasta Oriente-y a mi no me amilanan ustedes con
risitas, como al companero Nibot-. Yo puedo traer-
les aqui-y para eso creo que estamos en el hemiciclo-
todos los datos que me pidan y puedo traerles tambi6n
manifestaciones populares de cada t6rmino de la Re-
p6blica que sean portavoces de io que diga el pueblo:
si quiere que se paralicen las obras o que sigan. Y sin
querer entrar al anAlisis de la responsabilidad que a
cada cual nos corresponde por una cantidad de votos
m6s o menos crecida, termino porque esta declaraci6n
de principios, o como se Ilame, es una cuesti6n que
no tiene alteza de miras, que no tiene un solo halago
para el Gobierno; Gobierno que se levanta contra los
matones, contra las classes reaccionarias y de derecha
del pais, y se va levantando durante dos afios a fuerza
del apoyo de las classes populares, con el apoyo de la
CTC, que tan mal les parece a ustedes que le d6 el
apoyo al -Gobierno, con el apoyo de los campesinos;
con el apoyo de todas las classes populares y medias
de la naci6n.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 35.
-


Ahora se ven en las oficinas piblicas a hombres
negros, a negritas y negritos, y antes no se veian en la
dictadura de Batista, nada mas que hombres que iban
a las oficinas y firmaban. Ahora tenemos un regi-
men de igualdad, de prosperidad econ6nica, de res-
peto para la prensa, porque aqui se ha dicho tambi6n,
tratando de poner a mal al Poder Ejecutivo con el
gran poder de la prensa, que la prensa no tenia dere-
chd a publicar lo que queria, y eso es casi abusive,
compafieros mios.
Yo a todos ustedes, en orden parlamentario, los
admiro como hombres que durante afios han soste-
nido un criteria. Respeto el criteria de la Minoria,
porque responded a un criterio de partido, y hasta a
veces me hace gracia verlos como defienden sus puntos
de vista con valor y civismo; pero no podia dejar pasar
una vez mas que se diga que el Gobierno no trabaja.
Que no hay suficiente organizaci6n, esta bien que se
diga; que se afirme que este Cuerpo le puede dictar
medidas de mejoras administrativas al Gobierno, esti
bien que se diga y estaremos con ustedes. Que se ha-
gan las Peticiones de Datos a los Ministros, esta bien,
porque al Presidente de la Repiblica ie agrada y lo
que mas admira es sin distinci6n de classes ni .de par-
tido, la persona que trabaja.

Tenga la seguridad la Minoria de este Parlamen-
to que si nosotros honradamente, como hemos venido
entusiasmados por todos los esfuerzos, cada uno a
hacer leaves y a laborar por la Repiblica, dentro de
un plano de probidad, nos damos a la tarea de realizar
un trabajo serio, nosotros tendremos todo el poder
para la Cmnara y este regimen semiparlamentario en-
tonces si estaria cumpliendo con sus funciones, por-
que como tan inteligentemente ha expresado el com-
pafiero, sefior-Cossio del Pino, que sabe much mAs
de estas cosas que yo, es asi. El Parlamento cubano,
permitanme decirlo, Dorque no es una critical, no ha
trabajado como era debido, como quiere ahora traba-
jar a plenitud, a mi modo de entender.

Asi, compafieros, no vamos a ponernos con pos-
turas derrotistas, sino con posturas constructivas, con
un alto sentido patri6tico de verdad, y vamos a decir
que vamos a defender a este Cuerpo, que estaba caido
en la opinion public, para que sea honra y decoro
de esta naci6n, porque todos aqui tenemos hijos y
todos estamos aqui para que nuestros hijos en el ma-
fana-de Democratas como de Liberales, de Repu-
blicanos, como de Comunistas, de Aut6nticos Revolu-
cionarios, se sientan orgullosos.de la actuaci6n de nos-
otros.

Perd6nenme los compafneros mi intervenci6n, pe-
ro he querido hacer una intervenci6n y no se si lo he
hecho bien o mal, pero tengo la seguridad de que mis
sentimientos son de que este Cuerpo se dignifique en
el trabajo, aunque en su linea ideol6gica siga cada uno
de sus components por donde le marque su pauta de
partido.

SR. ROCA (BLAs): Sefior Presidente: Queria pre-
guntar a la presidencia si cree que hay quorum.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El senior
Bias Roca plantea un pase de lista?


SR. MARTINEZ FRACA (ANTONIO): Ruego a la pre-
sidencia precise que el senior Bias Roca duda del qu6-
rum, pero no teniendo la seguridad se lo pregunta a
la presidencia...

SR. ROCA (BLAS.): Creo queno hay qu6rum.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): El senior Bias
Roca duda del qu6rum. Se va a pasai lista para com-
probar si lo hay.

(El Oficial de Actas comienza el pase de lista).

SR. PENDAS. (PORFIRIO): Sefior Presidente: para
hacer un ruego al senior Bias Roca.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el seflor Pendis.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Era para rogarle que re-
tire su solicitud de comprobaci6n del quorum, porque
a la vista de todos esti que el quorum es suficiente.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Retira el se-
fior Bias Roca su petici6n de pase de lista?

SR. ROCA (BLAS): La retire, senior Presidente, pe-
ro me propongo presentar una proposici6n de Ley a
fin de que en el future se puedan consumer quince
turns en pro y quince turnos en contra de cualquier
mocion, y asi quizas acabemos antes.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes:

Antes de continuar mi turno de defense de la Mo-
ci6n, tendr6 verdadera satisfacci6n en contestar la
intervenci6n de mi distinguida compafiera. Pero an-
tes que nada deseo recoger una frase con que ha pre-
tendido enaltecernos a cuantos hemos tenido la suer-
te de poder llegar a adquirir una profesi6n pasando
por las aulas universitarias. Tuvimos la suerte enorme
los que no nacimos con edad suficiente para ir a de-
fender la independencia de Cuba en las revoluciones
del 68 y del 95, que fueron las unicas y grandes revo-
luciones, la unica y verdadera reooluci6n que ha ha-
bido en Cuba, y no tuvimos la oportunidad de vivir
aquella 6poca, para perder, como perdieron muchos
cubanos, la oportunidad de gozar de una profesi6n.
Pero, ademis, distinguida compafiera, cr6ame que
no ha necesitado S. S. pasar por las aulas univetsita-
rias para hacer el brillante informed con que nos ha
deleitado hace unos minutes, y ademis ha quedado
probado ante la historic de Cuba que universidades y
revoluciones en determinados moments han sido
iguales y que aqui se sientan muchos revolucionarios
que perdieron tiempo en la Universidad, pero que tu-
vieron el tes6n y la energia y la capacidad de saber es-
perar el tiempo neoesano para estar ahora aqui tam-
bin convertidos en revolucionarios.
Los que cruzamos por las aulas universitarias an-
tes de 1927, cuando comenzaron las expulsiones en
nuestro principal centro docente, pudimos terminal









36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


nuestros studios; pero los que los interrumpieron en-
tonces, si han tenido fe, los han sabido terminar tam-
bien.

Vea, pues, con que no es merito para nosotros,
es simplemente suerte, como suerte es para aquellos
revolucionarios que han tenido la oportunidad de pa-
Ssar por la Universidad y olvidar sus aulas, pensando
como en el caso de S. S., que no precisaba por cierto
de aquellas aulas para enaltecer ahora a la CAmara,
en forma tan brillante como lo ha hecho S. S. en
esta tarde.'

Pero, hay algo mis, distinguida compaiiera, hay
algo mas y es que, desde luego, en labios de mujer
no puede haber ofensa en forma alguna; y si estas pa-
labras son pronunciadas por quien a pesar de todo re-
presenta aqui,a la mujer cubana, tengo que recogerlas
con mi saludo mas afectuoso y con mi inclinaci6n
mis referente; no importa que sus labios hlayan dicho
aqui que esta Moci6n persigue fin mezquino; no im-
porta: cuando la mujer habla, aunque equivocadamen-
te, para nosotros siempre habla bien.
No importa que haya dicho S. S., que en esta
Mocion no hay alteza de miras. No importa. Basta
que lo diga una mujer cubana, para que tambi6n ten-
ga que inclinarme ante sus frases.
Si el encuadramiento hubiera sido distinto, tam-
bi6n hubiera sido distinta la respuesta adecuada a la
forma en que en mi modesto criterio equivocadamen-
te enjuicia S. S. esta Moci6n.
Pero, hay algo mis, distinguida compafiera, hay
algunas palabras mas dichas por S. S., que tengo pe-
cesidad de aclarar y recoger: Aludia nuestra distingui-
da companfera al prop6sito indiscutible de este Cuerpo
Colegislador de mdicarle al Poder Ejecutivo--y per-
mitaseme ue aclare, porque seguramente estov equi-
vocado, al hacer referencia al Poder Ejecutivo lo ha-
cenios en obligado acatamienito al precepto legal de
la Constituci6n de la Republica-el senior Presidente
de la Rep6blica es el Jefe del Poder Ejecutivo, pero
el que manda, o mejor dicho, perd6neseme, el que
debia mandar, es el Poder Ejecutivo, y no en este ca-
so, como lo atestigua la aclaraci6n de S. S., parece
ser que el que tiene que mandar, debe ser el Presi-
dente de la Republica. Por eso nosotros no nos refe-
rimos en la parte dispositiva de la Moci6n al senior Pre-
sidente de la Rep6lica; nos referimos al Poder Eje-
cutivo, porque nuestro tratamiento no es con el senior
President de la Rep6blica, sino con el otro Poder en
mandate de la i.:g ul. iri y del libre juego indispen-
sable que debe existir entire los Poderes Pubhlcos. Por
ello dice asi la Moci6n en su final:
.. "y consecuente con los motives que informan
esta declaraci6n, la Camara de Representantes recha-
za y condena las transgresiones constitucionales reali-
zadas por el Poder Ejecutivo contra el ejercicio de las
facultades indelegables del Poder Legislativo y cuan-
tas han proyectado amenazas sobre la independencia
del Poder Judicial y quebrando de la libertad political,
la justicia social, el biniestar individual y colectivo y
la solidaridad humana".
Fijese S. S., como no se nos ocurre, desde luego,
drigirnos al ilustre senior Presidente del Tribunal Su-
premo, doctor Edelman.


Hacemos esa referencia, distinguida compafiera,
porque en nuestra formaci6n mental no cabe, por-
que no lo reconoce la Constituci6n, un tratamiento
de reconocimiento especial al sefior Presidente de la
-Rep6blica, como Poder Publico. El senior Presidente
de la Rep6blica no es un Poder P6blico; el senior Pre-
sidente de la Repdblica es el Jefe de un Poder P6bli-
co, y por consiguiente cxiste, ademis, y sobradamen-
te se que no hace falta hacer referencia a ello, portue
S. S. lo conoce, existe, ademas, una ley organica que
"e llama Ley Orginica del Poder Ejecutivo, que re-
gula las funciones del Presidente como regular las dis-
tintas funciones de los sefiores Ministros, que forman
parte del Poder Ejecutivo.

Pero, en esa indicaci6n de S. S., al referirse a la.
invitaci6n del Congreso, en orden a alentar en lo
bueno al Poder Ejecutivo, toma una frase, que desde
luego, como frase de mujer cubana, acepto igualmen-
te, no mira con carifio ni puede mirar con afecto el
senior Presidente de la Rep6blica, a los que estin abajo
si efectivamente en esa gesti6n el que esti abajo es el
Congress de la Repiblica.

Creame S. S., a pesar del matiz intensamente po-
litico que much los enaltece, a pesar de la intensifi-
eaci6n del partjdarismo y de cuanto pesa y vale en
el inimo de los sefiores aut6nticos el prestigio y la
personalidad del sefor Grau San Martin, para nos-
otros y para la Constituci6n de la Repiblica y para
el pueblo de Cuba, es simplemente el Poder Ejecutivo
su Jefe exclusivamente y muy por encima de l6 esta
'el Congreso de la Rep6blica.

Ademas permitame aclararle a mi distinguida
compafiera, que en nuestro criteria y mis que en
nuestro criteria, en el criteria del pueblo de Cuba,
ocurre que piensan muy parecido, por no decit igual,
al objetivo que aqui se persigue: es la prensa de la
Repiblica, la prensa de la Repiblica que ha hecho
bueno el lema de un peri6dico criollisimo, que dirige
un cubano de extraordinario talent periodistico y de
patriotismo reconocido-y me estoy refiriendo al senior
ergio Carb6 y a Prensa Libre, en ese lema que dice
"Ni con unos, ni con otros, con la Republica". Y, ese
lema lo ha practicado tambi6n toda la prensa de Cu-
ba, y en toda, distinguida compafiera, la prensa, el
cuarto powder, el que regular, el que orienta, el que Ileva
sanos consejos, el que recoge la voz public para que
sea oida por el senior Presidente de la Rep6blica, que
muchas veces entristece cuando ve la Ilamada plaza
del pueblo, se ve su sombra al trav6s de los cristales de
las ventanas paseandose de un lado a otro, recordando
la tragedia de aquel h6roe de Hamlet, en aquel acto...
"En la duda, siempre en la duda",... cuando efecti-
vamente, el senior Presidente de la Rep6blica, como
Jefe del Poder'Ejecutivo, debe. ser siempre decidido,
porque ha sido condici6n fundamental del pueblo de
Cuba, su decision en todas las cuestiones y, sobre to-
do, dentro del marco de la Constituci6n y de la Ley.
La prensa, distinguida compafiera, ha recogido no
un dia, sino muchos dias, editoriales brillantes de sus
directors y redactores principles, prestandole un gran
servicio al pais, pero un gran servicio tambi6n, por-
que es obligaci6n ciudadana de la prensa, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, en orden a sumi-
nistrar datos, antecedentes, protests de pueblos en-









A RI I I IS NE DE .. I A. R 7


teros, escandalosa situaci6n en el manejo de las cosas
en pueblos de la Rep6blica, al prop6sito de que en-
miende, modifique, cambie la political personalista con
que ha invadido al Poder Ejecutivo y esti inivadiendo
tambinn, distinguida compafiera, al Poder Legislative
v ha dejado, inclusive, sombras, sombras en el hori-
zonte, atentatorias contra la constitutional dependen-
cia del Poder Judicial. el discurso equivocado, mal dirigido del senior repre-
sentante del fiscal, el revolucionario ilustre Rafael Tre-
jo, al anunciar, nada mnenos clue en la apertura de
los Tribunales, acto de grave solemnidad para el cu-
bano y especial reconocimiento que tribute el Poder
Ejecutivo al Poder Judicial...

SR. PENDAS (PORFIRIO): Quisiera que el distin-
guido compafiero me concediera una interrupci6n.
SR. MARTINEZ (FRAGA (ANTONIO): Ruego que me
perdone, pero yo exclusivamente he hecho una excep-
ci6n en honor a mi distinguida compafiera, pero quie-
ro que me permifa mantener la igualdad, la igualdad
* aut6ntica.
SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo lament que el doc-
tor Martinez Fraga, .que es viejo parlamentario, que,
inclusive, interrumpi6 a mis compafieros, 'en este mo-
mento en que esta hacienda afirmaciones respect al
senior Rafael Trejo, Fiscal del Tribunal Supremo, no
me permit interrumpirlo, pero lo acepto porque creo
que.es una nueva modalidad en el Parlamento, pero
cuando me llegue mi turn hablare en defense del
Fiscal del Tribunal Supremo, pero le adelanto que
yo tambidn seguir6 esta nueva pauta que ha trazado
en la tarde de hoy el distinguido compafiero, senior
Martinez Fraga, y no concedere interrupciones:
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo estoy ter-
minando, y tengo la seguridad de que no podri moles-
tarse, en forma alguna, el distinguido lider del Partido
Revolucionario Cubano. Cuando se esta contestando
a una dama creo que debe terminarse, y tan pronto co-
mo lo haga, la concedere gustosamente.
Yo decia que es prop6sito del Congreso adelan-
tar, encentrar, las actividades del Poder Ejecutivo y
nunca enjuiciarlas en la forma a que se refiere S. S., y
desde luego, para dar la oportunidad al distinguido
compafiero, senior PendAs, para que pueda contestar
-porque todavia no habia yo dicho nada del senior
Trejo y ya el iba a hacer su defensa-. lba yo a decir
en aquellos mementos, cuando fui interrumpido, la
forma normal, ya que esta de moda el vocablo, que
el Jefe del Ministerio Fiscal, en su discurso de salu-
tacion al inaugurarse el ano fiscal, anunciaba ante el
Pleno del Tribunal de Justicia, el prop6sito guberna-
tivo, a trav6s de una ley, a trav6s del Congreso, para
resolver o liquidar, en mi criteria, lo que constitucio-
nalmente ha establecido pragmatica en nuestra Carta
Magna, la independencia del Poder Judicial, hacien-
do temporal el ejercicio de los cargos de los miembros
del Poder Judicial.
Aclarada esta cuesti6n y dada la oportunidad al
seinor Pendas, estoy a su disposici6n para escuchar su
interrupci6n.
SR. PENDAS (PORFIRIO): Renuncio a la interrup-
ci6n y en su oportunidad hablar6 de las palabras del
Fiscal del Tribunal Supremo.


SR. PRESIDENTE (COLOT): Continfa en el uso
de la palabra el senior Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ (FARGA (ANTONIO): Terminadas
las interrupciones, parece que me es dable seguir en
el uso de la palabra en defense de esta Moci6n.

SR. RODRIGUZ (PRIMITIVO): ?Si el distinguido le-
gislador me permite...?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): "Con much
gusto.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Sefnor President y
sefiores Representantes: Merced a la .generosa bene-
volencia del distinguido jurista, ilustre parlamentario
y politico de la political claisica en nuestro pais, tan
pulcro en el decir como en el vestir, senior Martinez
Fraga, es que comenzar6 mis palabras de esta tarde, sin
el temor a que como le ocurte a los embusteros, la
voz avergonzada se me quiebre en la garganta.

No voy a defender al Honorable senior Presidente
de la Republica porque suficientemente defendido es-
tA el Primer Mandatario con la reciente just electo-
ral que con una limpidez a toda prueba, expresando el
pueblo, su voluntad, con una libertad sin precedentes,
se puede decir que barri6 integralmente de los pues-
tos de la gobernaci6n p6blica, a los elements oposi-
cionistas que tienen mi compasi6n porque los veo de-
batirse en una epilepsia creciente entire el escombreo
del cual les es impossible salir.

Soy enemigo de la poldmica pitblica en el par-
lamento, no por tetiperamento, porque temperamen-
talmente me gusta polemizar. Es cuesti6n de creencia.
Creo que al parlamento debe venirse a mis tiles me-
nesteres que aquellos que podemos realizar a plenitud
por otros medios como son la prensa y el radio, y al
parlamento a levantar en pugna creciente de ideas
expresadas con respeto y limpidez de expresi6n, las
doctrinas que cada uno de nosotros mantiene a ple-
nitud. Pero esta tarde, y ya cansado de escuchar en
sesiones anteriores, con una calma y paciencia fran-
ciscana, acusaciones al senior Presidente, que se ale-
jan integralmente de la verdad, no puede mi palabra
-que no ha temido nunca alzarse-, respetuosa de la
dignidad del semejante en la misma media que exi-
jo para mi, no puede mi palabra silenciarse, -a pesar
del ruego que me hacen mis compafieros que desean
salir pronto de este debate dilatorio del cual no6 se
deriva ningin beneficio para elpueblo que aqui hubo
de enviarnos con sus votos. Pero me ha parecido es-
cuchar en las palabras ilustres del versallesco legisla-
dor villarefio, doctor Martinez Fraga, mantener como
tesis de su argumentaci6n, el hecho de que el Hono-
rable senior Presidente de la Repiblica, doctor Grau
San Martin-icon que gusto pronuncio ese nombre,
como el de un patricio ilustre que si no tuvo la opor-
tunidad de dar su sangre en la manigua, esti hacienda
buena en la paz los mismos principios por los cuales
se inmolaron los libertadores de nuestra Patria, y que
con tanta frecuencia invocan los r6probos que han ul-
trajado el legado que ellos, al precio de su vida nos
otorgaron! Me pareci6 escuchar, repito, en la expre-
si6n del' versallesco legislator villarefio, como tesis
central de su argumentaci6n, el hecho de que el doc-


37 `'


-4'


WIARIO DE SESIONE DE LA CAMLARA









8I DE EI ES DEnl LAII I I I CA M AR


tor Grau se estaba extralimitando en sus funciones,
actuando de forma y manera que ejercitaba 'atribucio-
nies indelegables del Congreso. Si mal no recuerda
la flaca memorial de este modesto legislator, que se
siente honrado de ser compafiero de los que integran
este Cuerpo, nosotros a tenor del propio mandate
constitutional y en virtud del estado de guerra, hubi-
S mos.de delegar las funciones indelegables que nos com-
peten en el Poder Ejecutivo national. Y que yo sepa,
no s6 si estoy en error, hasta el present no se le han
revocado aquellas facultades. Por lo demas, bien pudo
el Congress de mi pais, la mayoria hoy en minoria,
que hasta fecha muy cercana integr6 una aplastante
Mayoria, que cometi6 con la Minoria que nosotros
integrabamos todos los abuses de fuerza que le vinie-
ron en ganas, bien pudo haber legislado con espiritu
previsor, y de seguro no estarian censurando lo que
al present censuran, de que el Presidente de la Re-
p6blica venga realizando y continuara realizando, si
Ia inercia legislative, contin6a medidas tendientes a
dar satisfacci6n cumplida a las ansias populares; ya
que el Poder Ejecutivo no puede estar esperando con
paciencia el trabajo a que viene obligado el Congreso
y que no acaba de aparecer.
El articulo 60 de nuestra Constituci6n dice lite-
ralmente lo siguiente: "El trabajo es un derecho in--
alienable del individuo. El Estado emplearr los recur-
sos que est6n a su alcance para proporcionar ocupaci6n
a todd el que carezca de ella y aseg6rarA a todo tra-
bajador manual o intellectual, las condiciones econ6-
micas necesarias a una existencia digna".
Es decir, el Estado empleara los recursos que es-
ten a su alcance, yo me pregunto, y pregunto a todos
los compafieros que se sientan en los bancos de la
Oposicion honrandolos, es mi criterio sincere, si no
es un problema de calamidad p6blica el que hubiera,
y lo hay todavia, un numero exageradamente grande
de compatriotas nuestros, fuertes, con muchos deseos
de trabajar, con los brazos caidos, sin poder ser 6ti-
les, y sin encontrar d6nde devengar' el dinero suficien-
te para mantener a sus families. Actualmente se en-
cuentran trabajndo en Obras Publicas cerca de cua-
renta mil ciudadanos, que equivale a igual nuimero
de families y a casi medio mill6n de ciudadanos que
viven del journal que devengan los obreros empleados
en los trabajos que estin gealizAndose con motivo del
vasto plan de obras p6blicas que viene efectuando el
Gobierno actual. iSi estos hombres no trabajaran en
esas obras, qu6 problema tan pavoroso estariamos con-
templando en el present todos nosotros!
Que las obras publicas no se han hecho como debie-
ron haberse hecho, atendiendo a una ley que elabo-
rara el Congreso, estableciendo una adecuada plani-
ficaci6n de las mismas? Culpa de qui6n? De la aplas-
tante Mayoria abulica, que nos trabaj6 en esa material,
cosa que no me negarA el versallesco legislator vi-
llarefio.

*Que no se han realizado las obras? Estas pala-
bras as escuche de boca de un distinguido compafie-
ro que se sienta en los bancos, done yo me sent
hasta hace poco, del senior Radio Cremata, parlamen-
tario expenmentado y politico de altos vuelos, que
comparti6 conmigo la tarea de adoctrinar desde la tri-
buna p6blica en 1940 a ese pueblo que hoy se re-


agrupa con ms- fortaleza que nunca en derredor de
la doctrine de nuestro Partido y en apoyo del Presi-
dente que actualmente la viene explanando con gene-
ral beneplacito, con las naturales excepciones de los
que no quieren avenirse a la labor patri6tica del ac-
tual Gobierno, en discrepancia con la political ineficaz
realizada por anteriores mandatarios.
Escuchen si no se han hecho obras p6blicas. Yo
no voy-a referirme a las obras piblicas que se han rea-
lizado en Provincias, porque ello compete a otros
compafieros que se sientan en estos bancos. Yo me voy
a referir uinica y exclusivamente a las obras p6blicas
que se han realizado en la Provincia de La Habana.
Es corto.
La Via Blanca; la Avenida, de Agua Dulce; el
arreglo de las calls del Cerro, el arreglo de las calls
de Santos Suarez; el arreglo de las calls de Luyan6,
el entubamiento del arroyo Tadeo, en Regla; el arre-
glo de las calls de Guanabacoa, la construcci6n de la
carretera de Bacurayabo a la Playa de Guanabo; el
arreglo de la carretera de Jaruco a San Antonio de Rio
Blanco; la construcci6n de la carretera de Giiines a
la playa del Rosario; la construcci6n de la carretera
de Giira de Melena a la playa del Cajio; la construc-
ci6n de un puente sobre el rio de Managua; el arreglo
de la carretera de Giiines a Melena del Sur; construc-
ci6n de la escuela Agricola en Melena del Sur; cons-
trucci6n de la escuela Agricola en el central Amistad,
la tierra del legislator Fernindez Jorva, que bafia con
sus aguas el Mayabeque; la construction del alcan-
tarillado de todos los lugares de La Habana, donde
no se habia hecho; el entubamiento del Arroyo Pas-
trana, en Luyan6; construcci6n de la Avenida de Dolo-
res; la construcci6n de una via mas, para hacer de do-
ble via la carretera de Rancho Boyeros; la carretera de
Alquizar a la playa de Guanimar; construcci6n de la
avenida que border la calle Fibrica; en construcci6n
el acueducto de Guanabacoa; construcci6n del par-
que de Trillo; ese parque de Trillo donde existe una
biblioteca, en la que los espiritus invisibles se recrean
con la lectura de buenos libros; la construcci6n del
parque Medina; en construcci6n oIs mercados libres
del Vedado, Cerro y Medina; construcci6n de la ca-
rretera de Guara a Melena del Sur; construcci6n del
muelle de Bataban6; construcci6n del Muelle del
Arsenal; construcci6n de la carretera de San Felipe
a Bataban6; construcci6n de la carretera de Palos a
Vegas; construcci6n de la carretera de San Antonio
de las Vegas a Guara, e infinidad de obras mas que
no recuerda la flaca memorial de este modesto legis-
lador. Y esto en lo que respect a las obras p6blicas
realizadas en mi Provincia, y no menciono las del
resto de la Isla para no hacer mas cansina esta breve
relaci6n. Pero refiramonos de paso a algunos pro-
nunciamientos de los motives que fundamental esta
Moci6n, que tiene las mismas caracteristicas de aque-
lla otra mal aventurada Moci6n que di6 al traste con
el ex-presidente doctor Miguel Mariano G6mez. Por
suerte para nosotros, no son iguales las circunstan-
cias, ni es igual el estado de opinion p6blica. Yo re-
to, pues; a cualquier legislator, cualquiera que sea el
Partido en que milite, no me interest, a que me de-
muestre lo contrario. En su propio patio en cambio
yo puedo demostrarle cual es el estado de opini6n
popular en lo que respect y se contrae al ilustre pa-
triota que al present rige con acierto los destinos


DIZARIO DE SESIONES DE L;A CASMAR.6J


38








A DE I D L A A


de nuestra patria. Reto publicamente, sin empachos
de ninguna clase, con la sincera convicci6n de quien
tiene la verdad como divisa y no alberga el menor te-
mor a demostrarlo objetivamente, con hechos que no
admiten dudas de ninguna naturaleza, que el pres-
tigio y la popularidad inigualable del Dr. Grau San
Martin va en ascendencia creciente?

'Dicen los motives de esta Moci6n: "atacar en
sus cimientos el regimen de la propiedad sobre el cual
descansa el ordenamiento patrimonial de -la na-
ci6n..."

El que habla, que no ha tenido la suerte de
ostentar titulos universitarios; pero que si lee bastan-
te, se ha preocupado, porque le interesan much
estas disciplines de leer revistas y tratados que se re-
fieren a cuestiones de indole economic; y en una
Revista, si mal no recuerdo: "Cuba Econ6mica y
Financiera", lei que en el afio 45 -en el afio de
gracia del Sefior de 1945-, siendo Presidente de la
Rep6blica el Dr. Ram6n Grau San Martin, se cons-
truveron fibricas urbanas y rurales por la exorbitan-
te respectable suma de treinta millones de pesos. Si
no hubiera garantia para la propiedad privada, Zcreen
los ilustres parlamentarios que me estan dispensando
la generosa atenci6n de escucharme estas modest s
palabras; que los ricachones iban a invertir sus dine-
ros en edificios que no se pueden llevar en un mo-
mento dado...? Creen, ademis, los distinguidos par-
lamentarios que hoy honran los bancos de la Opo-
sici6n, como nosotros ayer tambi6n los honramos;
que si no hubiera garantias para la propiedad privada,
se iba 'a producer el hecho que se esta produciendo
con frecuencia, de que grande empresas extranjeras
vienen a radicar en nuestro pais, estableciendo aqui
sus industries? como la Goodyear, la U.S., y otras...
Y tenemos noticias de que una impottantisima com-
pafiia fabricante de chicles, tambien va a venir para
aca, iporque no hay garantia para la propiedad pri-
vada en Cuba...! iEsto es sofistico! Es una asevera-
ci6n que, con todo respeto, califico de mendaz, de un
grupo de los sectors de correlaci6n de la economic
national, que se sienten lesionados porque el Go-
bierno, en uso del perfect derecho que le asiste, que-
ria tomar, y tomara, seguramente, lo que se ha dado
en lamar el Diferencial Azucarero. Estos sefiores que
no tuvieron escr6pulo de ninguna naturaleza -y yo
fui Convencional como el distinguidisimo parlamen-
tario senior George-, no tuvieron escripulo ninguno
-repito- en admitir aquella c6lebre Moratoria Hi-
potecaria, ahora que no tienen ninguna raz6n, como
hubo de explicarnos, con palabra maciza y argumen-
tos irrebatibles, el sefnor Jesus Menendez; ahora que
no tienen ninguna raz6n, alegan que es inconstitucio-
nal, la captaci6n del diferencial pretextando que afec-
ta a la propiedad privada sin recordar que el azucar
es patrimonio de la comunidad, como dijo Jos6 Anto-
nio Saco, compatriota ilustre que todos respetamos.
Es patrinionio de la comunidad, porque es la indus-
tria sobre Ia cual gravita la economic de toda la na-
ci6n, y no hay ning6n derecho que una cosa que se
consider patrimonio de la comunidad, sirva 6nica-
mente para engordar mas y mis a una series de ava-
riciosos magnates, que no sacian nunca su est6mago
insaciable. .I


Dice, ademas, esta Moci6n: "Someten a peligro
inminente la seguridad personal... al mantener im-
punes crimenes cometidos, sin poner a disposici6n de
los jueces y trjbunales de justicia, a los autores, c6m-
plices y encubridores de los mismos, en virtud de la
fragmentaci6n del principio de autoridad".
Si no estoy equivocado, fragmentar es dividir:
realmente concept6o tambien de mendaz esta afir-
maci6n. Si en alguna epoca en Cuba, de verdad, no
esta fragmentado el principio de autoridad es hoy.
La autoridad verticalmente viene del Honorable se-
fior Presidente de la Rep6blica, abajo... Hoy no hay
que ir a despachar a Columbia, ni estamos subordi-
nados a ninguno de los que visten el mameluco mi-
litar. Ahora cada uno de nosotros es digno legislator,
con todas las prerrogativas inherentes a nuestro car-
go y con todo el respeto y toda la consideraciCn qute
aquellos sefioresantes ignoraban, por el simple hecho
de vestir ese mameluco, v se consideraban con atri-
buciones bastante para entrarle a patadas a un sefior
legislator autor de la antipatri6tica Moci6n autori-
zando elevar junto al mistil de nuestra bandera, otra
bandera mas de colorines para vergiienza de la ban-
dera del triangulo rojo. Detal manera hoy esto no es
asi, que en un pueblo del interior, en esta campafia
ultima el Representante que habla estaba ejercitando
su derecho, hablando con la muchedumbre, y lleg6
un. Teniente queriendo suspender el acto. "El Pri-
mitivo ese, d6nde esti...?" -No, senior: el senior
Primitivo Rodriguez le dice a usted que vaya a lim-
piar los cascos de los mulos alli en el cartel; usted
parece que ha olvidado que el anterior Presidente anda
tomando el fresco por latitudes extranjeras, digiriendo
con prodigalidad cinica la inicua opulencia que no
puede honestamente justificar". Hoy no ocurre asi.
Vuelvo a leer: "Someten a peligro inminente la
seguridad personal..." 2Pero quien la somete? -El
Gobierno? No es lo mismo decir "crimenes cometidos
bajo el Gobierno de Grau", que crimenes cometidos
por el Gobierno de Grau. Y antes, en el Gobierno
anterior -lo sabe el distinguido parlamentario que
hay en el Dr. Radio Cremata -antes si era el Go-
bierno el que realizaba los crimenes eran los mamelucos
pagados por el Gobierno los que realizaban los crimenes;
v esos mamelucos hoy estan, obedientes y sumisos, bajo
la autoridad del Primer Magistrado de la Naci6n. Hoy no
se despacha en Columbia; hoy se despacha en Palacio. Y
el President Grau, .para emplear una frase muy ma-
noseada: "Mano de hierro en guante de seda", ha
rescatado la autoridad civil, y esos sefiores, obedien-
tes a sus especificas atribuciones organicas, respon-
den a lo que tienen que responder, aunque ahora son-
rian, con sarcasmo hiriente, distiguidos compafie-
ros que, acaso, afioran con tristeza 6pocas quoe difi-
cilmente pueden regresar:
Leo: "Permiten utilizar en lo electoral, el pe-
culado, el soborno y las fuerzas coactivas del Go-
bierno... "
SR. CREMATA (RADIO): Para una interrupci6n.
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Solicito se me am-
ampare en el uso de la palabra.
SR. CREMATA (RADIO): Para una pregunta a tra-
v6s de la Presidencia.


39


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMIARA







40 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i 11 i i i ,


SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra para una pregiunta el Sr. Cremata.

SR. CREMATA (RADIO): Desearia me dijera el
distinguido compafiero si el legislator de la sonrisa
hiriente era este Representante.

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): No, seflor. Sigo le-
yendo: "Permiten utilizar en lo electoral el peculado,
el soborno y las fuerzas coactivas del Gobierno al ser-
vicio de los intereses partidaristas..."

Si no fuera porque esta es una exageraci6n risi-
ble, yo la comentana; pero, realmente, fueron tan
limpias las elecciones iltimas, hay criterios tan res-
ponsables y tan respetables de que asi se realizaron,
que no creo que haya duda alguna en las mentes lim-
pias y en las conciencias tranquilas.

Sigo leyendo: "El Presidente de la Repiblica ha
hecho caso omiso de las informaciones pedidas pot
ambos Cuerpos..."

No se si ha contestado, o no, el sefior Presidente
de la Rep6blica; pero si hizo caso omiso, no hizo
mis que reciprocar la misma cosa realizada por este
Parlamento, cuando era Mayoria la que hoy es mi-
noria oposicionista con el Mensaje que el Presidente
hubo de leer en su toma de posesion personalmente
en el estrado presidential. La Mayoria no quiso to-
mar en consideraci6n el Mensaje Presidencial.

Acaso, si es cierto que no ha contestado las Pe-
ticiones de Datos, puede ser que lo haya hecho por
espiritu de reciprocidad para que ustedes no se sien-
tan molestos.

"Existe una verdadera conjura -gubernamental
en contra de la estructura del Poder Judicial" dice la
Moci6n. Hablando de coraz6n a coraz6n, con la sin-
ceridad que deben hablar los hombres, hay funciona-
rios en el Poder Judicial, honorables a plenitud,. que
desenvuelven sus funciones con una meticulosa es-
crupulosidad; pero, sefiores, lo saben todos, hay fun-
cionarios en el Poder Judicial, que son mancilla de la
Judicatura. De la misma manera que en los Par-
tidos Politicos de todos los matices hay hombres
buenosy hay hombres malos, no se puede negar que
en el Poder Judicial hay cada fuhcionario, que el
Gobierno debiera -es mi criterio personal- a tenor
del Articulo 142 de la Constituci6n, entrar a reorga-
nizarlo para apartar del mismo a ciertos g6rmenes
que estin haciendo muchisimo dafio al respetabilisimo
cuerpo que ustedes, como nosotros, con tanto calor
defendemos y apoyamos.

Dice tanibi6n la Moci6n: (lee). No se han
promulgado las leyes complementarias de la Cons-
tituci6n".
AAh, sefiores, desde cuindo esta en vigor, desde
cuindo esti en vigor la Constituci6n? Desde el aflo
1940, en que los distinguidos compafieros de la Mi-
noria eran los components de una aplastante Mayo-
ria camera, y que yo sepa, no se preocuparon de la
promulgaci6n de esa Ley complementaria, y lo que


no realizaron en 4 afos y lo que no realizaron en 2
anos que tambi6n fueron Mayoria siendo Presidente
el Dr. Grau San Martin, ahora a quiin se, lo inculpan.
AAl Presidente de la Republica?

Dicen ademis en la Moci6n: (lee). Producen
cesantias en maya y no resuelven los recursos presen-
tados por los cesanteados.

Bien, yo afirm6 categ6ricamente -y si mi afir-
maci6n no es cierta, quede ante la opinion pibblica
como un hombre mendaz-, que son millares los, re-
cursos resueltos por la Comisi6n de Servicio Civil y
millares las personas que han vuelto a ocupar nueva-
mente sus cargos. Pero, hay mis, nuestros compafie-
ros ,del Partido Revolucionario Cubano se quejan,
con sobrada raz6n, de que el Presidente de la Repu-
blica, en una political de extraordinaria generosidad,
en una political de armonizaci6n tratando de vertebrar
una verdadera fraternidad en la familiar cubana, no es
partidario de hacer lo que bicieron anteriores regi-
menes, y tienen ustedes que funcionarios de alta en-
vergadura en el engranaje gubernamental son militan-
tes muy distinguidos de Partidos que integran la
oposici6n al regimen actual. Sin ir muy lejos, yo oia
aF senior Carmelo Urquiaga hablar del Dr. Vald6s
Castillo, ilustre psiquiatra que fue Director de Ma-
zorra, sobre quien pesa un hecho que soy el primero
en lamentar, (son derivaciones de las ironias de la
vida o del Destino) y Vald6s Castillo es un ilustre
militant del Partido Liberal.

Para no cansar en este extreme, digamos ade-
mis que si no hay garantia para que scan inamovi-
bles los empleados del Gobierno, eso se debe no al
President Grau San Martin sino a la aplastante Ma-
yoria oposicionista de ayer, de hace escasamente al-
gunos dias, que no tuvo tiempo, por el trabajo abru-
mador que 'pesaba sobre ella, -claro que no, por las
combinaciones electorales que se hacen con los em-
pleados plblicos- no tuvo tiempo de elaborar la ley
complementaria constitutional que garantizase la ina-
movilidad de esos pobres compatriotas nuestros que
hoy con tanto ardor defiende la Minoria.

Finalmente dice la Moci6n: (lee). Hay cubanos
viviendo fuera de Cuba por que no tienen garantia
para vivir en su patria.
El Dr. Grau San Martin lo ha,repetido con rei-
teraci6n: vengan todos los que quieran a Cuba, en
buena hora. Y yo creo, y yo agrego, plagiando una
expresi6n que result rumorosa: vengan todos los que
quieran residir en Cuba que es un pais de reposo pa-
ra los espiritus fatigados; si no quieren venir y les
gusta mas Miami, no culpen al Presidente de la Re-
p6blica ni a los que apoyamos al Gobierno si esos se-
fiores quieren vivir fuera de riuestra patria porque
por alli los tratan admirablemehte bien y prefieren no
regresar, pero los que lo deseen, pueden hacerlo sin
temores.

Entremos ya en lo capital. Observo que uste-
des pretenden con esta Moci6n, no lo que de veras
pretenderian, sino lo menos que pueden pretender.
Claro yo no dudo que si pudieran hacer con el Dr.
Grau San Martin lo que se hizo con el Dr. Miguel








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 41
i im


Mariano G6mez, se haria, pero es muy dificil, esto
tiende a 6so, de acuerdo con el articulo 125 de la
Constituci6n, en relaci6n con el 122 de la propia Car-
ta Fundamental, tiende a eso, pero, claro, ustedes no
lo pueden confesar, porque es impossible que esto se
produzca, en primer lugar porque no cuentan con las
dos terceras parties del Congreso de acuerdo con el
mandate de nuestra Constituci6n y, en segundo lu-
gar, por la gravedad extraordinaria que el hecho im-
plicaria para nuestro pais. Si el pueblo se enterara de
que se pretend eso, habria de producirse, este legis-
lador con grandisimo sentimiento, lo confiesa este-
compafiero qire quiere de veras que haya aqui mayor
confraternidad y levantar el nivel del Congreso, por-
que ustedes han visto con qu6 respeto me produzco
para todos, si eso se produjera en Cuba, repito mare-
Jada rugiente, olas bramadoras de muchedumbres en-
crespadas vendrian aqui y -sin que se molesten uste-
des- no se por d6nde nos iban a lanzar, porque el
pueblo, y esos 50,000 ciudadanos que trabajan en el
mas vasto plan de Obras Piblicas realizado en nuestro
S pais, sin emprestito, s61o con lo que no se roba, ese
pueblo que esta apoyando al regimen del Dr. Grau
San Martin, ese pueblo que sabe que tiene un Presi-
dente de una profundisima honestidad, ese pueblo co-
noce que el Dr. Grau con clara inteligencia, con pro-
p6sito rigido, irreductible, esti rectamente orientado
hacia la satisfacci6n de la neecsidades populares, sabe
que el Dr. Grau San Martin .es la mejor garantia para
el desenvolvimiento normal de la vida ciudadana en
Cuba y para la felicidad a que tenemos derecho todos
los cubanos en esta patria tan mal. tratada por los
que no se avienen a comprender las realidades que
vivimos, pero que no les quedarA otro recurso que
admitir, que hay que marclhar a tono con los nue-
vos tiempos plet6ricos de ansias de rectificaci6n,
que todos los que manejamos las cuestiones del Go-
bierno debemos satisfacer con sentimiento pro-
fundo de humanidad.
Yo me siento muy satisfecho al comienzo de esta
legislature porque observe, salvo dos o tres compafie-
ros nuestros, de incontrolable impulse, que al calor
de la improvisaci6n, zahieren a algunos de nosotros,
que podriamos responder proyectando nuestra palabra
de la misma manera y en el mismo tono, pero que,
no lo hacemos celosos de consagrar en la Camara
una verdadera confraternidad, al objeto de que se cree
un vigoroso espiritu de Cuerpo, para que pueda el
Congress levantar su prestigio y su decoro ante.la
consideraci6n public y los gobernantes, y todos se
avengan al reconocimiento forzoso de que merece-
mos respeto y consideraci6n, el respeto que el Cuer-
po debe merecer. Porque no se puede negar, sin que
imputemos a nadie, yo soy muy respetuoso de los
medios de publicidad de mi pais, yo tengo una grande
y extraordinaria opinion sobre ellos y creo que si la
prensa quisiera el mundo marcharia mejor, no se
puede near que cuando se habla de los Legislado-
res, en crticas radiales o critics graficas, en articulos
periodisticos, se habla de nosotros en- los tonos mas
deprimentes y mas injustos.
Tambi6n yo hablaba asi, influenciado por el me-
dio ambiente, desconociendo, en puridad de verdad,
la tragedia del Legislador de mi pais. Nosotros no so-
mos mAs que unos servidores constantes y pertinaces
del pueblo, soportamos molestias de toda indole y


naturaleza y a pesar de esto se screen que estamos
en un lecho de rosas y nadando en millares de pesos.

Y como yo vivo esta vida, soy un positive inte-
resado en que nosotros, prescindiendo de nuestros
matices politicos, vayamos a eso, a levantar a plans
degrandeza, de respeto y de consideraci6n public,
a este honorable Cuerpo, a donde se Ilega con tanti-
simos esfuerzos y en donde para mantenerse hay que
realizar tantisimos sacrificios inacabables, al objeto
de merecer alg6n dia de esos propios medios de pu-
blicidad que hoy tan injustamente nos retratan ante
la opinion public, la propia consideraci6n y el res-
peto y ]a jerarquia que debemos merecerles los que
no somos ni mas ni menos que los mis asendrados
servidores del pueblo.

Si mis palabras, que no han sido esas mis in-
tenciones, han lastimado a alguien, de antemano pre-
sento mi mis leal y sincera excusa, y d6monos, poste-
riormente a este debate, debate politico, a la tarea
fecunda porque yo se que aqui hay prop6sitos de le-
gislar y de encauzar al pais por la buena senda, que,
en fin de cuentas, si el barco naufraga, los que vamos
dentro 'de el naufragaremos tambien. Muchas gra-
cias.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Despu6s de la
prolongada interrupcion de mi distinguido compafie-
ro, s61o debo aclarar pequefios concepts. Es .una lIs-.
tima que el Articulo 260,de la Constituci6n, al situar
dentro de los tres requisitos de excepci6n para que
pueda disponerse de los fondos p6blicos, lo hayan
echo los Constituyentes o la Asamblea de la cual
form parte S. S., tomando al vocablo en la interpre-
taci6n que concede la Real Academia de la Lengua
Espafiola. No era calamidad p6blica, como decia S. S.
o sea en orden a dar trabajo a cuantos no lo tienen,
a lo que se refiere el concept. Ese es un motive de
desempleo, y en forma alguina se puede aceptar la
tesis del distinguido compafiero al respect de que
los 40 mil obreros que figuran end el Ministerio de
Obras P6blicas, si hubiesen sido dejados cesantes cons-
tituirian un caso de calamidad piiblica. S61o seria un
caso de desempleo. Por consiguiente, el desempleo
seria una excusa constitutional de que podria dispo-
ner el Presidente para la utilizaci6n de millones de
pesos en obras p6blicas. Pero no fu6 ni pudo ser ese
el concept del Constituyente, porque este entendi6,
y entendi6 bien, que la calamidad public no es el
desemplo.

Pasando por alto estos detalles, no eritrar6 tam-
poco a considerar la actuaci6n del Sr. Ministro de
Obras P6blicas cuando se vi6 en el caso, ante acu-
saciones de toda indole, de dar de baja en el empleo
elevado a que se le habia llevado a un senior encar-
gado de obras que parece que disponia, -y la prensa
recogi6 este hecho-, de empleados nominales cuyos
gastos se calculan en mAs de un mill6n de pesos. Pa-
semos por alto todo esto. S61o venimos a sefialar las
transgresiones constitucionales y es dificil que aqui
se diga que no han habido transgresiones de los pre-
ceptos de la Constituci6n.

V6amos el caso lastimoso de los Veteranos de la
Independencia. Por ahi andan pululando en calls








42 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i I I


y parques, practicamente abandonados a su suerte.
Tambiin es culpa, pregunto yo, como se ha afirmado
o se ha propagado a travis del cine, dejando caer esa
gruesa responsabilidad, que los Veteranos de la Repl-
blica, esos viejitos que nos dieron la patria que tene-
mos, esten pasando la bochornosa situaci6n en que se
encuentran frente a la mansion del Poder Ejecutivo?
Tambi6n es culpa del Congreso, pregunto yo, todo
eso? No tiene el Poder Ejecutivo a su disposici6n dos
leyes y acaso,-el propio Senado de la Republica, done
se sientan los jefes de los Sres. Representantes en el
orden politico que ocupan estos Escafios en nombre
de la Mayoria, acaso no respondi6 a ese mismo prin-
cipio cuando unanimemente se vot6 la Moci6n del
Sr. Verdeja, encaminada a recordarle al Poder Ejecu-
tivo la necesidad de cumplir disposiciones de leyes
vigentes para resolver el problema de los Veteranos?
ZFue omisi6n, pregunto yo, cuando se dict6 por el,
anterior Gobierno la Ley de 19 de.Marzo de 1943, con
el prop6sito de disponer, para cumplir el Articulo 113
de la Constituci6n, de los fondos de la Renta de la.
Loteria para pagar el retiro constitutional a que tie-
nen derechos los veterans?

Sin embargo, aquella ley dejada sin efecto por
el President Batista por el Decreto 1567, porque no
habia fondos suficientes en la Renta de Loteria para
ello, fu6 objeto de especial tratamiento por este Con-
greso y aqui se dict6 la Ley nimero 7 de 31 de Mayo
de 1945, mediante la cual se autorizaba al Poder Eje-
cutivo de la Rep6blica para que dispusiera no de los
fondos de la Renta de la Loteria sino de los sobran-
tes de los fondos p6blicos para tender al problema
de los retiros y pensions de los veterans.

Ahi esta la ley y el Presidente de la Reptiblica
ha hecho caso omiso y no la ha cumplido pese a la
enorme recaudaci6n de los centros ptiblicos, pese a la
enorme rriqueza del tesoro national. Con estos pudo
tender y resolver el problema de los Veteranos, sin
embargo, el gobierno mantiene una actitud omisa
al respect.

Fue culpa tambi6n del Congreso de que el Ar-
ticulo 113 de la Constituci6n haya resultado incum-
plido por el Sr. President de la Repdblica, a pesar
de que el Congreso dispusiera pot una ley una es-
pecifica autorizaci6n para que se dispusiera a su vez
por el Presidente de la Repdblica de los fondos del
Tesoro para tender y resolver debidamente el pro-
blema de los Veteranos?

Pero acaso la mIs grave de todas las transgresio-
nes constitucionales realizadas por el Poder Ejecuti-
vo es esta, porque efectivamente, hay que sentir muy
en lo hondo el patriotism para no olvidar la situa-
ci6n tristisima que presentan hoy ante la considera-
ci6n pdblica, los Veteranos de la Independencia, que
si tienen una Ley del Congreso para que los ampare
pero que no se cumple o se olvida pese a la enorme
recaudaci6n que posee el tesoro de la naci6n.

SR. ARA (GUILLERMO): Es que el articulo 113
dice que las cantidades para jubilaciones y pensio-
nes se consignaran cada afio en el presupuesto gene-
ral de la naci6n y como no ha habido presupuestos,
no se han podido hacer esas consignaciones.


SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue en
el uso de la palabra el senior Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Voy a con-
testar la aclaraci6n a que se ha referido el distinguido
compafiero.

Es convenient leer todo el articulo 113, para
encontrarnos con el precepto terminante en que si-
t6a el Constituyente la obligaci6n del Ejecutivo a
este respect, cuando dice: "Los pagos de las pen-
siones a Veteranos de la Guerra de Independencia y
a sus familiares, se consideraran preferentes a toda
otra obligaci6n del Estado".

Y era mis 6til el recuerdo a nuestros veterans,
que estar plasmando proyectos de obras p6blicas sobre
el rio Managua, y el fastuoso puente a que se refe-
ria el distinguido compafiero que se construy6 y al
inaugurarse se destruyo y hubo que reconstruir de
nuevo.

Atender a las funciones p6blica a este impera-
tivo deber, es precise, pero hay que hacerlo a trav6s
de una Ley del Congreso, para que pueda el Presi-
dente de la Repuiblica utilizar los fondos p6blicos a
este respect.
SR. ARA (GuILLER3Iao): S.S., se referia al iltimo
parrafo del articulo 113, que dice: "el pago de la
pension", pero es que si no constant consignadas
esas cantidades en el Presupuesto, no pueden ser
pagadas.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Desde luego
yo recordaria a mi distinguido compafiero que volvie-
ra a otras paginas de la Constituci6n, para que viera
que hay preceptos de tipos sustantivos y de tipo ob-
jetivo.
Observard el distinguido compafiero que los Fon-
dos del Estado se disponen esencialmente al trav6s
de esa Ley Extraordinaria de Presupuestos, pero
puede, a su vez e GCongreso, porque para ello tiene
tacultades, resolve y disponer de esos fondos, como
lo ha hecho, por mnedio de una Ley, autorizar al Pre-
sidente de la Rep6blica para que disponga de los ex-
cesos de recaudaciones para satisfacer esa neecsidad.
Ha habido exceso.de recaudaciones. Esos excess los
tiene el sefior Presidente, y ha dispuesto inconstitu-
cionalmente de ellos, ha creado fantisticos planes de
obras p6blicas, pero ha olvidado un precepto, el pre-
cepto de una Ley, que le ordenaba tender en cuanto
a las pensions minimas a los veterans de la Guerra
de Independencia.

No hay disculpa de ninguna clase; no busqu6is
en la Constituci6n ningun precepto que pueda ampa-
rar al senior Presidente de la Rep6blica, porque total-
mente parece que el distinguido sefior Presidente de
la Republica, que honr6 a la Convenci6n Constitu-
yente, presididndola, ha olvidado, practicamente, mu-
chos de sus preceptos.

SR. ARA GUILLERMO): El compafiero Martinez
Fraga utiliza algunas veces los preceptos constitucio-
nales, solamente en las facultades que se dan al Pre-









DIRI DESSOE EL AAA4


sidente de la Repuiblica, para que en determinados ca-
sos disponga del tesoro y en otros casos no utiliza
esos preceptos. Ahora en este caso particular, dejbe
comprender que esas cantidades deben estar dentro
del presupuesto y como no han habido presupuestos
desde 1938, no es possible que el Presidente de la Re-
p6blica disponga de esas cantidades para esos pagos,
sino aparecen consignadas, y no se puede acusar de
dilapidar fondos por el hecho de que est6 realizando
obras p6blicas que son fundamentals para el pueblo.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANRONIO): Le aconsejaria
al compafiero que repasara la secci6n segunda, del
titulo d6cimo s6ptimo, que se refiere a la Hacienda
Nacional y a cuestiones de finanzas publicas, para que
encuentre como 'efectivamente el Congreso es el
unico que puede disponer de los fondos p6blicos, por
que es el 6nico investido de esa potestad para dispo-
ner del Tesoro. Reviselo el distinguido compafiero
y vera qu6 tranquilo va a quedar al observer como
efectivamente no hay posibilidad alguna de que que-
de incumplido un precepto constitutional a traves de
esa del mes de Mayo de 1945, que especificamente
vot6 el Congreso para resolver el problema de los
Veteranos que hoy mantienen este cuadro bochornoso
ante la conciencia piblica.
Desde luego, nuestro distifiguido compafiero, se-
flor Primitivo Rodriguez, tan afortunado en sus char-
las radiales, no ha tenido al parecer la misma fortu-
na esta tarde, como tampoco parece haberla tenido
Sen el seno del Partido Aut6ntico* ni ante la opinion
publica national, al respect de mantener como prin-
cipio politico en esta 6poca, en el siglo XX, y en el
afio de gracia de 1946, y despues de cuanto ha suce-
dido en Cuba, la reelecci6n presidential. La misma
poca fortune que esta teniendo en el seno del Partido
Revolucionario Cubano (Aut6ntico), partido en el
que se han levantado muchas voces para defender ese
principio fundamental de la no reelecci6n, que ha
dado lugar a que el pueblo se divida tantas veces,
la misma poca fortune, repito, que ha tenido alli, al
querer reeditar el pasado, la misma poca suerte, ha
tenido en esta oportunidad.
La revision de los motives de transgresiones que
sefiala la Moci6n, como raz6n de ser, lleva en si para
todos y cada uno de los sefiores Representantes, el
respeto a los veterans y a sus mnritos, porque resul-
taria absurd y hasta ofensivo a la cultural de este
Cuerpo Colegislador, que nuestro compafiero reite-
rara mas sobre este particular.
No creo que deba insistir ain mAs ni siquiera en
los crimenes impunes, ni ahondar mAs, aunque si debo
recorder ahora, por via paralela, unas palabras que un
dia, hace muchos afios, se pronunciaran en la Ca-
mara de Representantes, en su antiguo edificio, en
ocasi6n -de una protest violent que la prensa nacio-
nal entonces levant contra la conduct del que mas
tarde ocupara la Presidencia de la Repiblica y que
era entonces Secretario de Gobernaci6n del Gobierno
del General Jos6 Miguel G6mez. Me estoy refiriendo
al General Gerardo Machado, entonces, repito, Se-
cretario de Gobernaci6n. Ocurri6, senior Presidente
y sefiores Representantes, que el senior Secretario de
Gobernaci6n dispuso de una series de nombramientos
y la sociedad cubana* por voz de su prerisa, levant6


su protest, porque los antecedentes que acusaban
los nombrados por el senior Secretario de Goberna-
ci6n, el historical personal de todos y cada uno de
ellos, hacian evidence la protest p6blica frente a esos
hechos. Y, entonces, el general Machado, con todos
sus defects y con todos sus errors, -que nunca lleg6
a la transgresi6n constitutional a este punto, sino que
situ6 la responsabilidad hist6rica en aquella Conven-
ci6n Constituyente de 1928- (y fui uno de los que
combati6 aquel regimen, ya que hasta se me cerro
mi bufete y se me persiguio), entonces, a pesar de
eso, aquel Gerardo Machado, tuvo esta salida ocu-
rrentisima que seguramente habra de producirse en
alguno de estos debates. Dijo asi el entonces Secre-
tario de Gobernaci6n: "Y que quiere la prensa? 2Qu6
nombre para estos cargos, en raz6n del motivo y de
sus cargos y funciones, a los Padres Paules-

Aqui tendremos que decir lo mismo, si fijamos
nuestra mirada en el Ministerio de Educaci6n Puibli-
ca, en raz6n de los empleados que ocupan esos car-
gos, en raz6n de los autores materials de crimenes
pagados que puedan hacer declaraciones p6blicas, por
ese servicio punible, cuyo nombre no quiero repetir
en el Hemiciclo en orden a sustanciar audiencias al
senior Presidente de la Rep6blica y a disponer de una
n6mina crecida para distribuirla entire los beneficiados
en ese Ministerio?
No hagamos referencia a ese punto; limit6monos
simple y 6nicamente a la posici6n personalisima, acu-
ciosa, en que situa el Constituyente al Jefe del Poder
Ejecutivo como poder moderador y director de la
solidaridad national para que fuera el fiel de la ba-
lanza en el funcionamiento estricto del regimen semi-
parlamentario, que ya aqui de parlamentario y de r6-
gimen no le ha dejado nada. Pero a pesar de esto
es President del Ejecutivo de la Asamblea Nacional
del Partido Revolucionario Cubano; actlia en political;
recibe a los politicos, produce postulaciones alcaldi-
cias, desenvuelve actividades partidaristas, como las
han desenvuelto otros Presidentes antes que 61, y
cuando fue objeto de esta acusaci6n, recuerdo muy
bien, el Presidente del Partido Republicano,.el Sr.
Guillermo Alonso Pujol, que fuera nuestro compafiero
de lucha a trav6s de ese poder hipot6tico en el que
ha hecho funcionar su magistral talent bajo el per-
manente renuevo, decia y decia con verdad, que no
era possible que el General Batista fuera tambi6n Jefe
de la Coalici6n Socialista Democratica, -y 6ste inme-
diatamente abandon ese cargo y se alej6 de 61. Y
aquel gesto tuvo el aplauso piblico. Y a pesar del
enjuiciamiento de que ha sido objeto aqui el Presi-
dente Batista por sus muchos errors durante su go-
bierno, Cuba tiene que reconocerle, con la misma
simpatia que lo reconoci6 el Continente Americano,
que las primeras elecciones honradas que se celebra-.
ban en este pais, a 61 le cupo el extraordinario honor
de presidirlas. Y nuestro Partido presidido por un
hombre que horas despu6s, por vez primera tambi6n,
produce sus manifestaciones reconociendo el triunfo
de su adversario.
Cuando hay un hombre a quien se puede anotar
en la historic de su vida public el haber resuelto #l
gravisimo problema de la revoluci6n del cuatro de
septiembre, cuando hay un hombre que puede ir al
sal6n de oficiales, cuando se reunia la Junta reVolu-


48 i


DI.ARIO DE SESIONES DE LA CAM6ARA








44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
--


Scionaria presidida por el actual Primer Ministro Sr.
Prio SocarrAs, donde se encontraba tambi6n el com-
pafiero que nos preside, para nuestra satisfacci6n, don-
de habia que esperar que llegara el Sr. Grau San
Martin; no se me olvida que el Sr. Prio Socarris que
presidia la Junta Revolucionaria, pronunci6 estas pa-
labras: sargento Batista: venga a ocupar en el go-
bierno de la naci6n, que es el de la revoluci6n, el cargo
de Ministro de la Guerra. Y su respuesta fue: "A los
civiles les corresponde la gobernaci6n, yo continuare
ocupando entire mis compafieros, el puesto que me
corresponde". Aquella fue una lecci6n extraordinaria
que tuvo su culminaci6n a trav6s de los hechos. Surgi6
e 4 de septiembre con un program revolucionario
del Directorio Estudiantil. El golpe, de los militares
no tenia el aval -de un' document de una clase que
sirviera para el paso de tan grave responsabilidad.
Rompiendo la discipline del ejQrcito encuentra en
aquel document la base para comparecer ante la
opini6n piblica, y comparece. Surgieron en la misma
madrugada Batista y Grau San Martin, desde aquella
madrugada en que en la Junta Revolucionaria hubo
que esperar que Ilegara el Sr. Grau San Martin, que
no estaba present en su comienzo y quizas algunos
companeros aqui presents pueden haber escuchado
aquellas palabras. Siguieron juntos en'su desenvolvi-
miento pero faltaba el retonocimiento de los 'Esta-
dos Unidos; sigui6 el desorden publico, y cay6 el go-
bierno de Grau con el mismo apoyo con que fu6 exal-
tado a la Presidencia de la Republica, por el ej6rcito.
Cay6 el 18 de enero de 1934.
Es una cosa que, se ha observado siempre en
la America latina. En toda su historic se ha obser-
vado siempre la misma caracteristica: el General ha
sido el Presidente-de la Repiblica. En Cuba se quie-
bra este principio. En Cuba el hombre responsible,
hombre del e6jrcito que carg6 sobre sus hombros today
la responsabilidad, fu6 sorteando con dificultades mi-
les de tropiezos y escollos de aquellas actividades de
todo tipo, pero,es lo cierto que supo C.lun.ui su ac-
tuaci6n rindiendo su espada. ante la voluntad popu-
lar, y de acuerdo inclusive con una resoluci6n provi-
sional de la Asamblea fu6 exaltada a la Presidencia
de la Republica. El hombre que entr6 asi y sobre todo
que sali6 asi, sellando con su conduct ejemplar una
eecci6n, por primera vez, de tipo honrado, merece
de los cubanos el respeto y la consideraci6n aunque
merezca, como todo ciudadano, la critical en orden
a sus actividades de gobierno.
Por consiguiente, a este respect, el Sr. J]residen-
te ha infringido tambi6n el Articulo 141 de la Cons-
tituci6n. El 10 de Octubre de 1944, ante el jfbilo
p6blico, en el Palacio de la Presidencia y a presencia
del Presidente del Tribunal Supremo de Justicia y a
presencia del Cuerpo .Diplomatico, un dia, el Pre-
sidente de la Reptblica jur6 solemnemente, cum-
pliendo otro .precepto de la Constituci6n, cu'mplir
la Constituci6n y las leyes y hacerla cumplir, y es
evidence que aquel juramento o promesa ha quedado
en las actividades del Poder Ejecutivo, sin cumplir, en
cuanto a numerosos preceptos de la Constituci6n.
Hay mas, pero no es el prop6sito del firmante de
esta Mocion, hacer los pronunciamientos a que me
han obligado las interrupciones y si sefialar las trans-
gresiones, y pueden los sefiores de la Mayoria consi-
derar, que no votan esta Moci6n porque entienden y


consideran que no hay transgresiones constituciona-
les; cuando esa afirmaci6n se produzca aqui por los
hombres de la Mayoria que no pueden votar esa
Moci6n; cuando se diga aqui que no ha habido tales
transgresiones constitucionales, entonces ya tendre-
mos delimitados nuestros -campos: aquellos que se
colocan al lado del, Poder Ejecutivo, para afirmar
que no se ha violado la Constituci6n, y aquellos que
consideran que su actitud es francamente infractora.
Este en el aspect legal, meramente constitutional.
Pero ademis espero oir si es possible ahora esto, en
lo que se refiere al respeto que merece el Congreso.
Los poderes p6blicos viven de su autoridad. El Gene-
ral de un Ej6rcito no tiene su cabal autoridad sino
esti enfundado en un traje que no sea civil. El senior
President de la Republica precisa de determinados
cuadros oficiales, que determine uniformidad, que
determine respeto para mantener el ejercicio cabal
de su cargo. Lo msmo ocurre con el Congreso de
la Repubhlca.

No es possible, senior Presidente y Sres. Represen-
tantes, y lo he dicho ya en distintas oportunidades, al
travis de la prensa que me ha sido amable al recoger
mis articulos, cuando se ha calificado a la plaza pti-
blica como Parlaimefto. El respeto al Congreso tiene
que ser"'absoluto, porque la dignidad del Congreso
es una. No se puede proclamar a los cuatro vientos,
en la plazoleta que corresponde a la terraza note
de Palacio, que alli reside el Parlamento, ni que los
que alli acuden es el pueblo de Cuba, porque los que
alli acuden son. classes que reclaman beneficios. All.
no reside el Parlamento, ni la voluntad popular. El
Parlamento es este. La voluntad popular esta aqui y
los hombres que aqui nos sentamos somos los repre-
sentantes de esa voluntad popular. Nuestros manda-
tos lo hemos obtenido en buena lid. Transf6rmese
la Constituci6n, suprimasele, ref6rmesele, pero sefio-
res militants del Partido Aut6ntico no repitan la his-
toria de la familia de los Hamburgos. el propio doc-
tor Grau San Martin fu6 exaltado a la Presidencia de
la Repiblica por la voluntad del pueblo de Cuba, a
traves de un regimen y por medio de unas eleccio-
nes pristinas y honradas, que honran a CubS y hon-
ran al Continente. El propio doctor Grau no ocupa
ese puesto por virtud de una revoluci6n. Nosotros no
hemos conquistado nuestros cargos a punta de pis-
tola, sino por inedio de la consult popular, en esas
propias elecciones honradas y limpias. Por consiguien-
te, no es possible que el senior Primer Ministro,
de quien se decia que debi6 venir aqui para contes-
tar al Parlamento sobre esta cuesti6n, haga declaracio-
nes de tan alta responsabilidad, como las publicadas
en el peri6dico "El Mundo" de hoy. Las.declaracio-
nes del Primer Ministro, doctor Prio Socarras, dicen
lo siguiente:

(Lee).

Nosotros somos products de la legalidad, somos
products de la Constituci6n, somos pioducto de
elecciones desenvueltas al amparo de la Ley y de la
Constituci6n. No hemos venido aqui, despuds de en-
tablar un combat a pistola en la calle; nosotros no
ocupamos estos cargos al amparo, de la ametrallado-
ra, sino al ampro de los votos del pueblo Cubano que
nos los ha otorgado...









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 45


SR. RIVER SETIEN (ANTONIO): Me permite-una
interrupci6n el compafiero con la venia de ]a Presi-
dencia?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra; para una interrupci6n, el senior Rivero Setien.

SR. RIVER SETIEN (ANTONIO): Yo creo que lo
que se ha publicado en el peri6dico fu6 lo que oye-
ron los sefiores periodistas en la tribune a ellos des-
tinada; no lo que dijo el Primer Ministro desde la
tribune del Senado.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
ei el uso de la palabra el Sr. Martinez Fraga.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Desde luego
que puede haber ocurrido un error, pero ocurre que
todos los peri6dicos estin contest, al respect de
lo informado por el sefor Primer Ministro.

Pero hay algo mas, porque tenemos que darle
de todos modos la importancia extraordinaria que
merece la prensa. Aqui tengo a la mano un articulo
de un periodista insigne, del senior Alfonso Gonse,
que parece honrarse y a bien lo tiene, con la amistad
del senior Presidente de la Repiblica. Es un enjui-
ciamiento sencillo,,pero al travqs de su pensamienrto
es sencillamente un taladro. Dice asi: "Cr6nica de
Hoy.- Analizando al Partido Revolucionario Cuba-
no.., (continia leyendo)".

Tal parece una alusi6n direct al distinguido
companiero senor Primitivo Rodriguez.

SRA. SOLDEVILLA (DOLOREs): Me permit una
interrupci6n el compafiero con. la venia de la Pre-
sidencia?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una interrupci6n, la sefiora Soldevilla.

SR. SOLDEVILLA (DOLORES): Para decirle al dis-
tinguido compafidro Martinez Fraga, que el senor Al-
fonsd Gonse es miembro del Partido Revolucionario
Cubano, afiliado en el barrio de la Punta.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Tiene mIs m6-
rito todavia desde el punto de vista del civismo del
distinguido periodista, al hacer este enjuiciamiento
que voy a terminar de leer.
(Lee).
Esto dicho, mis que por un periodista, por un
distinguido miembro de la Asamblea del Partido Re-
volucionario Cubano, situa el problema de manera
tan precisa y, clara, que no require una mayor argu-
mentaci6n.
SR. RODRIGUEZ (PRIMIITIVO): ZMe permit una
interrupci6n el compafiero Martinez Fraga, con la
venia de la Presidencia?


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con much
gusto.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Primitivo Rodriguez para una interrupci6n.
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Sr. President y
Sres. Representantes: Soy de los hombres que acos-
tumbran a pensar en alta voz, y tratando de hablar
lo mas claramente possible, definite siempre su criterio
con la natural valentia de los que nos hemos forjado
a si mismos en el campo de la dinamica creciente de
los hombres que se proponen su personal superaci6n.
No tengo de que avergonzarme en mi vida, y cuando
esgrimo un argument o sostengo un criterio no ana-
lizo mas que mi conciencia., Fui educado, dentro de
las practicas'de la fe, y tengo para mi que el hombre
debe seguir los impulses de su conciencia, sin abrigar
temor de ninguna indole, sin temer las critics inte-
resadas de los que no se avienen a regimenes que no
propician el modo y la oportunidad del enriqueci-
miento relampagueante. Yo opino como cubano, con
el derecho que tengo a opinar, y no solo en el Parla-
mento, sino a traves del radio. I'odos conocen el'slo-
gan que utilize y que concrete mi pensamiento al
respect si el Presidente que tenemos es bueno, para
que buscar otro. Y me interest que este criterio mio
conste en el Diario de Sesiones, porque los hechos ha-
brnin de encargarse de darme la razon. Para no ahon-
.dar en la cuesti6n, no voy a analizar el pro y el contra
de las opinions de unos y otros bandos. Sera la pro-'
pia historic, la que clarifica las actitudes de los hom-
bres, la que habra de decir si tengo o no raz6n. Soy
reeleccionista con Grau, en el caso especifico de Grau
San Martin. Y lo soy por las mismas razones que
multitud de compatriotas de toda la Repuiblica lo
son, de hombres que no figuran en ninguna n6mina,
muchos que no figuran en- Partidos afines, pero que
han constituido Comit6s en todo el territorio nacio-
nal, quizis influenciados por nuestra palabra a trav6s
de la radio, porque es bueno que se sepa que la palar
bra no tiene relevancia, no- tiene valor si quien la
dice no estA percatado de la moral de su causa. Soy
reeleccionista, amigo Radio Cremata; lo soy, por cu-
bano, porque estimo que el actual mandatario de la
Naci6n esta gobernando con absolute honestidad, con
honestidad a plenitud, con honestidad sin preceden-
tes, porque soy de los que piensan que un hombre como
el actual Presidente de la Rep6blica, que consiente que
cualquier "pppanatas" diga de l1 lo que le venga en
ganas, sin tomar repression de ninguna naturaleza;
un hombre que respeta cabalmente la libre expression
del pensamiento, y un hombre que maneja los fon-
los publicos como si fuera su propio patrimonio, de
tal manera es la escrupulosidad con que los maneja,
que un hombre de esta naturaleza, merece continuar
gobernando el pais. Porque, si se produce el retorno
de la invasion de los barbaros, dias van a haber muy
crudos y muy amargos, porque el espiritu revan-
chista es grande en muchos que se disfrazan con el
ropaje de mansos. franciscanos y en el fondo tienen
un deseo, mal reprimido y peor disimulado, que se-
guramente nosbtros, mas generosos, mas elevados,
mas altos, no hemos aplicado. Nosotros, los Autdnti-
cos, estamos en el Poder; muchos de nosotros tenemos
en nuestras carnes las huellas de abuses intolerable,
y, sin embargo, piadosamente, como cumple al que
se sabe fuerte, respondiendo a una moral inexcusa-








46 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
..


ble, decimos: Esta bien; son cosas de ayer; demonos
hoy a hacer buenas en la practice de la gobernaci6n
del pais, los principios- que hubimos de proclamar en
la tribune public; ni revanchas, ii crimenes, rfi san-
gre, que a nada prictico o itil o bueno conducen, sino
a levanter la obra fecunda y constructive, con hechos
grificos, objetivos, que demuestren palmaria y evi-
dentemente que no son palabras simplemente: son
palabras que hablan de doctrine, de principios, que
despuds estari cabalmente robustecidos por la ejecu-
tona, pot la acci6n y por los hechos.
SR. GEORGE (QUINTIN): Para una aclaraci6n, so-
licito la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. George.

SR. GEORGE (QUINTIN): Parece realmente una
irreverencia que se interrumpa un discurso, la diser-
taci6n tan brillantemente desenvuelta por mi distin-
guido compafiero, el lider del Partido Dem6crata, y,
sobre todo, despu6s de haber oido las' palabras tan
bien cortadas, con estilo tan elegant -esto, sefiores
Representantes, no implica una expresi6n de cortesia
para el senior Rodriguez- del Sr. Primitivo Rodriguez:
yo puedo afirmar a la Camara, sin que some la nmis
corta intenci6n de halagarlo, de que he oido pocos
discursos tan elegantemente pronunciados y de un
estilo tan cabal como el del senior Primitivo Rodri-
'guez. Pero, aunque no sea nada mas que como una
corta adicion a sus brillantes y 6ltimas palabras, recor-
dar6 este hecho que he leido no se qu6 Tratado de
Political. Habia un politico de trascendencia v de ver-
dadera nombradia que, al referirse a los regimens
desp6ticos o dictatoriales, decia que en el fondo de
su alma era contrario a todos ellos, con una expresi6n
solamente: cuando el d6spota o el dictador era amigo
S suyo".
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): No he podido es-
cuchar bien a S. S.
SR. GEORGE (QUINTIN): Quiero aclarar an-
tes de volver a expresar mi pensamiento, que estas
palabras de despota o dictador no van dirigidas a
ningun Presidente de Rep6blica, ni para 6ste ni para
los anteriores. Pero, teniendo en cuenta que ha sido
blas6n brillante del senior Rodriguez, levantar su his-
toria revolucionaria contra las dictaduras del pasado,
reiteradamente he oido sus palabras, de una manera
brillante y valiente; pero observando hoy c6mo se
alista, c6mo se ha enrolado dentro de la nueva co-
rriente reeleccionista, quise traer a colaci6n lo que
recientemente he leido en un pesador dentro de
Derecho Polticio, que exponia que era medularmente
contrario a los regimenes desp6ticos o dictatoriales,
y hacia una sola salvedad: si el despota o el dictador
no es amigo...
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Pero ahora no es-
tamos en ese caso.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el Sr. Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Seguramente,
Sr. President y Sres. Representantes, el compafiero


Primitiyo Rodriguez .no estaba en el hemiciclo cuan-
do hacia referencia a los pasajes que leia; pero tengo
la seguridad de que el compafiero Sr. Rodriguez, que
nada de lo que se ha leido aqui fu6 escrito para el
Senador Chibas: fu6 escrito por un periodista eminen-
te del Partido Revolucionario Cubano; y cr6ame, ade-
mis, el senior Rodriguez, que los que somos politicos,
constitucionalistas y legalistas, que hemos sabido su-
frir las persecuciones de la Revoluci6n, sin hacer gala
ni mirito de ello, que no hemos querido levantar mo-
destos nombres a trav6s de sacrificios de familiares, ni
de nadie, entendemos que todos y cada uno de los
hombres que se sientan en el Congreso, tienen que
ser eminentemente respetuosos 'de la Ley y de la
Constituci6n, y cr6ame que hay miembros distin-
guidos del Partido Aut6ntico que trabajan afanosa-
mente'frente a la Constituci6n y frente a la Ley, y ha
sido S. S., el que ha brindado la unica victoria del
Senador Chibis, en orden a mantener su criterio pu-
blico contrario a la reelecci6n, porque en todos los
demis aspects ha tenido tan poca fortune como tie-
ne S.S. para levar adelante los fundamentos esencia-
les de estas transgresianes constitucionales.
Termino, pues, Sr. President y sefiores Repre-
sentantes, planteando la siguiente base: uinicamente
puede dejar de votarse una Moci6n de esta calidad,
que, recoge los principios fundamentals de la Cons-
tituci6n, sobre la cual se yergue el Congreso, en este
caso la Camara de Representantes, para condenar las
transgresiones' constitucionales realjzadas y, por con-
siguiente, rescatar los propios fueros del Congreso,
ante la disponibilidad de los fondos p6blicos y en el
arm6nico funcionamiento de los Poderes P6blicos;
inicamente si se declara por los sefiores Representan-
tes del Gobierno que no ha habido transgresi6n cons-
titucional de clase alguna y que el desenvolvimiento
realizado por el Gobierno ha sido en el orden cons-
titucional, impoluto y blanco. Si es asi, podran que-
dar con.su intenci6n, liberados de toda responsabi-
lidad; pero estimamos que la historic se repite, que
la responsabilidad va situando en nuestro caminos
nuestros pasos, que los errors graves que cometemos
hoy frente a las instituciones republicans, esencial-
mente frente a los Poderes Publicos, en alg6n mo-
niento de la historic pr6xima habrin de ser sefiala-
dos; y, ademais, olviden esa tesis loca de la revolu-
ci6n: existe un Gobierno por mandate popular, al
amparo de la ley y de la Constituci6n, no por medio le
la Revoluci6n, y terminen de una vez, para tranquili-
dad de Cuba, con ese concept interminable de la
Revoluci6n, que recoge la prensa cubana a traves de
las declaraciones del Primer Ministro y que coloca
a un Senador de la Republica en el caso de pedir
tambin --porque fu6 Constituyente, y si no lo hu-
biera sido, no importa-, un mayor acatamiento a
todas las pragmfticas de la Constituci6n.
Termino, pues, Sr. President y sefiores Repre-
sentantes, dirigiendome a todos los sefiores Repre-
sentantes que aqui estin; si quieren hacer caso de
excepci6n de los motives, de los t6rminos de redac-
ci6n, de los motives fundamentals de esta Moci6n,
como no podrain discutir nunca los cuatro primeros
apartados, porque son sustancialmente preceptos cons-
titucionales; si quiren votar en contra, declared a ple-
na responsabilidad, marquen su historic del future
con este hecho y diganle al pais, ustedes los Repre-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA .47


sentantes de la Alianza, que el doctor Grau no ha
cometido transgresi6n ninguna, para que las protes-
tas de Bayamo, de Santa Clara y Cienfuegos, en toda
la Repiblica, recojan el triste eono de las palabras
de .ustedes.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Pendas.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Sr. President y sefiores
Representantes: Voy a hacer en la noche de hoy, en
que la Camara ha demorado la tramitaci6n de esta
Moci6n, por una series sucesiva de interrupciones, que
parecia hacer interminable este debate, quiero apro-
vechar esta oportunidad en que comienzo mis pri-
meras palabras para oponerme a la Moci6n que se
discute, para manifestar que la Camara no puede con-
tinuar en el uso del Reglamento que nos ampara y
que debe regular nuestras discusiones y nuestros pun-
tos de vista en lo que ha sido en esta noche, a mi jui-
cio, el abuso inconsecuente de las interrupciones. El
Reglamento de la CAmara regular de manera termina-
nante el uso de la palabra, y en su articulo 114, en
que especifica en las distintas oportunidades en que
cada senior Representante puede hacer uso de la pa-
labra, dice en su mencionado articulo 115 lo siguien-
te: (lee).

Y nosotros hemos visto c6mo en el curso de es-
.te debate cuando se ha querido aclarar o se ha dis-
crepado en la emisi6n del concept de los que estAn
exponiendo su punto de vista alrededor de esta cues-
tion, se va enredando la idea y la cuesti6n a debatir,
y hemos visto en esta noche c6mo a trav6s de inte-
rrupciones lo que se ha hecho es consumer turnos y
crear nuevas interrupciones.

Yo quiero recorder aqui esta noche un hecho
que me viene a la memorial, un poco jocoso si se
quiere: cuando estibamos press en una galera del
Castillo del Principe, en el afio 1931, a un estudian-
te se le ocurri6 fundar alli una academia para que
cada uno de los que alli estAbamos consumiera cada
noche un turno sobre el tema que se le ocurriera,
bien politico, literario o filos6fico, y aquella acade-
mia, que despues recogiera brillantemente en articu-
los el peri6dico El Mundo, aquel brillante exponente
de la juventud cubana, Pablo de la Torriente, se lla-
m6 la academia del "Chiviricuan", y el primer pre-
cepto del Reglamento era "que se calle el interrup-
tor". Y aquello existia para que todos los que tuvi-
mos la oportunidad de disfrutar de aquella academia,
que entretenia y muchas veces nos ensefiaba en aque-
lla Prisi6n cosas sobre la political. velaba que no fue-
ra interrumpido el orador para que pudiera exponer
sus ideas.

Quiero esta noche advertir a los compafieros de
Cimara que debemos en sesiones sucesivas limitar un
poco este problema de las interrupciones, porque si
no, va allegar -el caso aqui de que nadie se va a opo-
ner a ninguna Moci6n o va a defender ninguna ini-
ciativa, sino que todos- esperaremos el moment de
interrumpir para de esa manera, al trav6s de la in-
terrupci6n, consumer un turno.


dos juristas que han redactado esta Moci6n -tal vez
mi escaso sentido en estas cuestiones sea por mi pro-
pia militancia political active de Cuba, que me obli-
ga, por razones de mi cargo, a estudiar cuestiones re-
lacionadas con la Constituci6n y las leves- pero no
comparto en el fondo la exposici6n que se ha hecho
aqui de lo que es la Moci6n. A mi juicio, la Mo-
cion, sefiores Representantes, no se puede estudiar
s6lo en su part disposifiva, hay que leer sus pre-
ambulos, y despu6s de leerlos, donde discrepo, con
todo el respeto que me pueden merecer los sefiores
que la han defendido, discrepo con la parte en que
se relaciona a la Moci6n en si, discrepo ademas, con
la efectividad de la Moci6n, porque a mi juicio, la
parte dispositiva de la misma es totalmente in6cua,
y digo que es in6cua porque no creo que el Congre-
so de la Rep6blica esta planteando al Poder Ejecu-
tivo una cuesti6n de que sea el Poder Legislativo
quien diga: la Constituci6n dice que nosotros tene-
mos tales facultades, si estan en la propia Constitu-
ci6n, como esti tambi6n el limited del ejercicio de
las funciones del Poder Ejecutivo.

Discrepo en caunto a las apreciaciones del pre-
ambulo porque; yo afirmo aqui responsablemente
-y mis afirmaciones no estan en este moment ama-
rradas tal vez a mi militancia de hombre de Gobier-
no- pero si quiero en ese orden de cosas declarar
aqui, cue muchas veces la situaci6n political de cada
uno, el arma que se esgrime para atacar, la da en de-
finitiva a esta Moci6n un character politico. Porque
yo entiendo, de acuerdo con el propio Articulo 125
de la Constituci6n, que para acusar al Poder Ejecu-
tivo y enjuiciarlo a su vez, es necesario ir al Articulo
122 de la propia Constituci6n, que determine que la
Camara puede acusar al Presidente de la Republica
ante el Senado cuando existan las dos terceras par-
tes de los votos favorables de los miembros que in-
tegran este Cuerpo.

Estimo que los sefores que redactaron esta Mo-
ci6n est6n en estos moments levantando la oposi-
ci6n frente al Gobierno y saben que es irrealizable
que en definitive se le hubiese podido plantear esa
cuesti6n al Presidente de la Rep6blica, si se hubie-
sen tenido las dos terceras parties de los votos favo-
rables de este Cuerpo para llevar este problema al
Senado.
Pero, circunstancias que no operan en el momen-
to cubano, no permiten que esto se repita en la his-
toria de Cuba.
Yo quiero, antes de entrar en otros puntos que
sefiala la Moci6n, decirle a la Camara de Represen-
tantes, que se ha especulado much con el discurso del
Fiscal del Tribunal Supremo, mi gran amigo y com-
pafiero y padre de un compafiero mio en las aulas
universitarias, Rafael Trejo; y yo tengo en mi pupi-
tre, en las Memorias del Tribunal Supremo de Jus-
ticia, el discurso del Fiscal Rafael Trejo. Yo quiero
entretener brevemente a la Cimara para leerle al-
gunos parrafos de ese discurso del Fiscal del Tribu-
nal Supremo.
En uno de sus parrafos declara (lee).


Yo no puedo esta noche, porque tal vez mi cul- Y despues terminal diciendo "a ese efecto, sin
tura juridica no est6 al nivel de la de los distingui- Idarle un (lee)."









44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Hay deseo en estas palabras del Fiscal del Tri-
bunal Supremo ni por consejo del Presidente de la
Republica, amenaza alguna para el Poder Judicial?

Pero, es que hay algo mias, sefiores Representan-
tes; en un peri6dico responsible que se public en'
la ciudad de La Habana, sali6 en la mafiana de hoy,
declaraciones que se atribuyen a un distinguido miem-
bro del Tribunal Supremo de Justicia, al Magistrado
Tabio. Y el Magistrado Tabio plantea ante la Sala
de Gobierno del Tribunal Supremo de Justicia, que
era necesario depurar un poco el Poder Judicial, y
eso no lo esta diciendo Rafael Trejo, Fiscal del Tribu-
nal Supremo, a quien se atribuyen en moments de-
terminados cuestiones political; lo esti diciendo un
miembro responsible, inamovible, del Poder Judicial,
un Magistrado ilustre, el doctor Tabio, que esta de-
clarando en un informed que hace a la Sala de Go-
bierno del Tribunal Supremo de Justicia, que hay
que depurar un poco el. Poder Judicial.

Nosotros podemos declarar aqui como legislado-
res del pueblo, no porque nuestro Partido, el Partido
Revolucionario Cubano vot6 en la Convenci6n Cons-
tituyente por la independencia del Poder Judicial,. por-
que habjamos sido nosotros en el transcurso de nues-
tra vida' joven en la political victims muchas veces
tambien de que los miembros de la Administracion
de Justicja en Cuba actuaban con un sentido par-
cial, cifii6dose a las 6rdenes que emanaban del Poder
Ejecutivo.
S Defehdimos nosotros la independencia del Podei
Judicial y la seguimos defendiendo porque entendia-
mos que la Administracion de Justicia debe estar
" libre de interferencia de militancia political, pero
queremos declarar aqui con todo el respeto que nos
merece el Poder Judicial, que el senior Fiscal del Tri-
bunal Supremo no ha amenazado a los integrantes
del Poder Judicial, y en esta Moci6n se declare que,
posibles transgresiones" que realizara el Poder Eje-
cutivo, que por boca del Fiscal del Tribunal Supre-
mo se amenazara la inamobilidad del Poder Judicial.

Vean pues, c6mo con frases y comentarios o dis-
cursos que no se han dicho, se ataca al Gobierno al
decirse en la Moci6n que se ha amenazado la inde-
pendencia del Poder Judicial. Y yo traigo aqui el
discurso del doctor Rafael Trejo en la ocasi6n de la.
apertura de los Tribunales de Justicia para probar
mis manifestaciones.
Aqui ;se ha dicho, y es otro punto candente en
el moment cubano, y que se ha lanzado en los 1lti-
mos dias a la opinion piblica, que se ha violado el
derecho de propiedad, y se ha hablado del recono-
cimiento que hace nuestra Carta Magna de la exis-
tencia de la propiedad privada. Efectivamente, en su
Articulo 87, la Constituci6n de la Rep6blica dice
que el Estado Cubano reconoce la existencia de la
legitimidad de la propiedad privada en su mis am-
plio concept de funci6n social. En su mis alto con-
cepto de funci6n social. Por que es que los propios
Cnovencionales del 40 no podian tenet el concept
de la propiedad que tuvieron en epocas pretdritas los
romanos. La propiedad en un regimen de Democra-
cia, en un regimen Liberal, no puede tener mas
que un sehtido y funci6n extraordinariamente social.


Y yo quiero citar esto aqui porque parejamente con
esta propia Constituci6n nace en la Repiblica de
Cuba la hermana gemela de esa Constitucion, que
se llama la Ley de Moratoria Hipotecaria. Ambas sur-
gen de un mismo memento hist6rico, del pensamiento
y del movimiento nuevo que" se habia' gestado en el
pueblo cubano. Porque si algrna cosa yo califico
de que se demor6 demasiado tiempo en'Cuba,' fu6
el haber vivido despues de la Revoluci6n de i933, que
si tuvo en el aspect de los partidos politicos un
sentido estrecho, tuvo en el aspect popular un am-
plio sentido; el pueblo cubano march en la Revo-
luci6n del 33 y demostrando su extraordinaria hidalguia
y su gran sentido del advance de los pueblos,: sin ana-
lizar durante aquel period de tres anos los sacrifi-
cios que aquella lucha cruenta significaba para la
juventud y para los hombres politicos de aquella 6po-
ca; lucharon juntos los hombres del 27 y los hom-
bres del 30, porque en Cuba hubiera una corriente
adecuada en el orden politico, seg6n las tendencies
modernas, y no vinimos hasta 1939 a elaborar la Car-
ta Magna, que recogiera todo el pensamiento poli-
tico contemporineo y todas las corrientes progresis-
tas de renovaci6n que se habian adentrado en la ciu-
dadania cubana.

Esa demora tal vez sea en definitive la responsa-
ble de muy graves males que estamos padeciendo. Y
esta propia Constituci6n que surge con un sentido.
de justicia social, le da a la propiedad su verdaddra
fimci6n social y gallardamente le ofrece la oportu-
nidad de sacarla del caos en que estaba para que
rindiera la funci6n social a que venia obligada y dicta
en sus preceptos transitorios, la Moratoria Hipo-
tecaria para salvar lo que ha sido, a mi juicio, el ner-
vio de la propia economic cubana y el nervio de esa
propia moratoria hipotecaria, los ingenios cubanos que
estaban casi totalmente arruinados. Y cuando le da
a esa industrial, que es la espina dorsal de riuestra eco-
nomia, todo el ascenso que merece en la vida social
y en el nivel econ6mico de este pueblo, porque es
una desgracia para nosotros ser un pais nuevo, emi-
nentemente productor de azucar, tuvo la Constitu-
yente que salvar a los ingenios por medio de una
ley de.Moratoria Hipotecaria, la estaba diciendo en
esa oportunidad la Convenci6n Constituyente del 39,
oue estaba salvando a los ingenios, porque ellos cons-
tituian y constituyen la m6dula misma de toda nues-
tra economic.
C6mo es possible que si en aquella oportunidad
nosotros vivimos un moment de verdadero sentido
de utilidad puiblica en cuanto a la propiedad, a la
propiedad de los ingenios, en el 45 no ibamos a te-
ncr el mismo sentido de utilidad social en cuanto
a la propiedad. en general. Ese problema tan can-
dente que se llama el diferencial azucarero.yo qui-
siera que viniera al Congr6so, porque en la mente
de muchos tal vez haya una similitud con mi pen-
samiento. Es necesario enfocar el problema respon-
sablemente. Yo declare una noche, cuando votamos pox
primera vez, y nuestros votos eran necesarios por man-
dato expreso de la Constituci6n; la Ley de Finan-
ciamiento Azucarero, que el papel de la Oposicion
que votaba responsablemente aquella ley, porque iba a
beneficiary los intereses fundamentals del pueblo cu-
bano, era el de situarse al lado de esos intereses; pero.










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA. 49
: i ,, : .. ,, I ii i i m


que entendia qu era urgente para Cub a una legisla-
ci6n que situara a los tres factors de la produc-
ci6n azucarera en una posici6n de just y equilibrado
beneficio mutuo, pero que- hiciera mnas, que pusiera
nuestras relaciones comerciales con otros paises, en
un piano de poder darle un future cierto a la indus-
tria azucarera en los mercados extranjeros. Y nada
de eso hemos" hecho, compafieros del Congreso.
Por eso declaro aqui que soy un partidario de-
cidido de traer el problema del diferencial azucarero
al Congress, que soy partidario de discutir aqui los
problems futures del azuicar cubano, que soy par-
tidario de discutir .aqui los problems de los colo-
nos, de los hacendados y de los obreros, para defen-
der los verdaderos intereses fundamentals de la eco-
nomia cubana y echar las bases de un future mejor
para nuestro pueblo. Porque ahora todo es bueno, el
azuear vale, el cubano tiene poder adquisitivo, consu-
me todos los products que le legan; pero, ah, se-
flores Representantes, la historic nos ensefia y por
eso muchas veces muy en contra de nuestro pensa-
miento, tenemos que recurrir al pasado.
Nosotros vivimos en 1919 una" extraordinaria or,
gia en el orden de la economic y del az6car, y des-
pues vino lo que tiene que venir cuando en un ciclo
econ6mico los factors se transforman y vienen en-
tonces dias de extraordinaria preocupaci6n para nos-
otros cuando esos propios mercados que hoy consu-
men nuestra azucar estin aptos para producer az6car
v abastecer a su propio pueblo.
Necesitamos, pues, sin ambages de ninguna na-
turaleza, sin plantear cuestiones, pudieramos decir, de
potestades, traer 'al Congreso todas esas cosas y estoy
seguro de que aqui estara la representaci6n Autentica
para, discutir las leyes y llevar a ellas sus puntos de
vista. Vengan, pues, dias de responsabilidad para el
Congress, vengan, pues, tareas de responsabilidad
para la CAmara de Representantes, que nosotros es-
taremos aqui afrontando esas responsabilidades y com-
partiendo esas tareas.
Se habla aqui de la political desmedida del Go-
bierno en relaci6n con el natural equilibrio que debe
existir entire el capital y el trabajo y se critical al Go.
bierno por su intervenci6n en los problems que sur-
gen entire las demands de los obreros v la satisfac-
ci6n que los patrons estin obligados a darles a esos
nicleos sociales que integran la mayoria del pais.
Pues bien, sefiores Congresistas, el Gobierno no ha.
burlado ni ha transgredido la Constituci6n. Hay que
estar ojo avisor y percatarse de las extraordinarias y
dificiles situaciones que ha tenido que confrontar el
Gobierno, y no precisamente el Gobierno del doctor
Grau San Martin, y ahi estA un Ministro del Trabajo
del Gobierno del Presidente Batista; el senior Jose
Suirez Rivas, que sabe la cantidad de veces que
tuvo que intervenir en problemnas de esta naturaleza
para dirimir cuestiones entire patrons y obreros, y yo
no conozco ningun pais del Globo en que los patro-
nos se hayan reunido para decir que hay que subir el
sueldo a sus empleados y obreros, porque esos obre-
ros y esos empleados no pueden vivir con lo que
esos patrons les pagan.
Vease, pues, c6mo no hay violaci6n del precep-
to constitutional, porque no hay la legislaci6n ade-
cuada para establecer con caricter permanent las


relaciones, no hay la legislaci6n para mantener el equi-
librio que se require para ello. La gran verdad, se-
fnores Congresistas, es que la Constituci6n nuestra es
una Constituci6n extraordinariamente avanzada y con-
templa el problema de la propiedad y que lo contem-
pla bajo el aspect de un sentido e\tra.,rdin.ri.mnien-
te revolucionario, porque tiene un sentido regulador
de los problems del trabajador cubano:

Pues bien, esa Constituci6n que responded a un
moment hist6rico que vive la Republica, al ser pro-
mulgada dej6 un par6ntesis abierto para que los ce-
rraramos nosotros los congresistas, y no debemos ve-
nr aqui a haeer inculpaciones, pues la realidad es
que por razones ajenas a la voluntad del Congreco no
hemos podido llenar lo que es la cuesti6n fundamen-
tal de todo este asunto, y establecer asi can character
permanent el equilibrio entire los tres PodercE del
Estado. Por eso creo que debemos ir de munra cfec-
tiva y cierta, avanzando a pasos agigantados, a la
aprobaci6n de las leyes complementarias de la Consti-
tuci6n, porque la Constitucin. que plamrio esos pre-
ceptos, que previ6 estos problems, ha dejado al Le-
gislador la necesidad de Ilenar esas lagunas para que
pueda tener toda su vigencia hist6rica.

Mientras no votemos las leyes complementa-
rias de la Constituci6n y entire ellas el C'digo del
Trabajo; mientras no saquemos la Ley de los Tribu-
nales de Conciliaci6n y Arbitraje para resolve por
medio de ellas las pugnas entire el capital y el trabajo,
entire los trabajadores y patrons, nosotros Ie estare-
mos diciendo al Poder Ejecutivo, cuando estos pro-
blemas se plantean, que tiene que resolverlos, y de no
realizarlo, se le plantearia una cuesti6n de orden pi-
blico que afectaria la producci6n y que en defini-
tiva afectaria a la economic del pais.

Esa es la verdad. Po eso el Poder Ejecutivo in-
terviene para resolver estas cuestiones.
Si en alguna oportunidad el Poder Ejecutivo
no satisface a los Patronos en un acto de supLrac.i6n
colectiva, y satisface a los factors del trabajo, culpa
no es del Poder Ejecutivo, por que el Poder Ejecu-
tivo no tiene leyes para cefiirse, y no tiene a su favor
los Tribunales de Arbitrajes, ni el C6digo de Traba-
jo, para poder interpreter en ese moment la Ley.
Cuando, hablabamos aqui del resultado clcLtoral
de 1946, un distinguido companero de la Minoria tenia
dibujada en sus abios una sonrisa de excepticismo,
y yo puedo afirmar que hay much de propaganda
en estas cuestiones political, y yo he vivido inten-
samente la historic de mi pais desde 1927, y he visto
muchas elecciones en. Cuba, y tal vez me falte por
ver algunas mis todavia. Y puedo afirmar que en la
Provincia de Las Villas no ha habido instrument
de coacci6n de clase alguna paar determfnar el re-
sultado de las urnas. Los dirigentes de los Partidos
'de Gobierno en aquella provincia han sido contra-
rios a toda intervention de los aparatos armados
del Estado.
Pero no es possible que en la lucha, por el apa-
sionamiento, o por el ardor de la batalla, no es po-
sible, repito, evitar que se exalten las pasiones de
los integrantes de todos los Partidos Politicos y sur-
jan los naturales incidents de siempre.










50 DI~iRO DE SEASON DE LACAAR


Pero, sefiores, no es possible que se pueda afir
mar aqui que ha habido coacci6n cuando se haga
icfIrcri., al resultado electoral de Cienfuegos, por-
que yo hice alli la campafia en uni6n del compafiero
sellor SuArez Rivas, que se sienta en los bancos de
'la Minoria, y puedo afirmar, que alli no se ejerci6 la
coacci6n por medio de la fuerza p6blica ni armada,
pata evitar que se hiCiera uso debido del sufragio.
Alli si hubo un estado de apasionamiento colectivo ex-
traordinario, porque el Partido Aut6ntico combati6 a
un, Alcalde al que habia llevado alli en el ano 1944, y
ese mismo Alcalde se march mis tarde, con la Al-
ca dia, con armas, con todo su bagaje, a la trinchera
enemiga; y yo quiero declarar aqui con responsabili-
dad, que la batalla de Cienfuegos fu6 una batalla en-
tre los Partidos Politicos, pero no una batalla con in-
teri- enil'.n de las"fuerzas armadas, ni de fuerzas ex-
ti.iil.il li poder civil, ni que alli se contara con el apo-
yo del Gobierno, apoyo que ha funcionado en muchas
oportunidades en la Rep6blica de Cuba, y eso podri
atestiguarlo un distinguido compafiero de la Minoria,
el senor Radio Cremata, quien recordara que en esta
mrsma provincia de la Habana fu6 coaccionado, sien-
d0 Legislador, en una campafia electoral.

Pues bien, todos los Partidos del Gobierno les'
dijimos a las fuerzas p6blicas que no queriamos que
intervinieran para nada en los asuntos electorales,
y que ese triunfo seria obtenido en las urnas por nos-
otros los civiles.

Se ha hablado aqui de las fuerzas coactivas en las
elecciones en 1946.

SPues bien, yo, con esa misma sonrisa, pero no
de excepticismo, sino de optimism, quiero confesar
aqui que ello no es cierto.

El resultado electoral de 1946 es el resultado na-
tural y 16gico de los Partidos politicos en ascenden-
cia, y el Partido Revolucionario Cubano Aut6ntico es
responsible de la labor gubernamental del Presiden-
te Grau San Martin, y los factors que se pusieron en
juego por la Alianza, factors politicos, desde lue-
gg, ha dado el resultado de haber obtenido una ma-
yoria p.ar estos Partidos de la Alianza y una minoria
p ra los otros partidos.

Esa es la verdad de las elecciones de primera y
sggunda vuelta que acaba de contemplar la Republical

SR. GEORGE (QUINTIN): Me permit una acla-
raci6n el compafiero, con la venia de la Presidencia?

SR. PENDAS (PORFIRIO): Con muho gusto, com-
pafiero.
SR. GEORGE (QUINTIN) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: La interrupci6n que produzco, apro-
vpchando el moment en que pareoe que quiere des-
cansar un minute mi distinguido compafiero, senior
Pendas, es para retrotraer esta situacion del debate al
moment en que produjo afirmaci6n que le interest
much al Representante que habla, acotar tambi6n.
Quiero recordarle, desde luego, aunque no sea
niada mas que para guardar respeto hist6rico y me-
recido a los magistrados cubanos, en los dias en que


mi distinguido compafiero, como product de aque-
lla revoluci6n, por la que tl fu6 objeto de persecu-
si6n y de prisi6n, que aquellos illtrie sabios que re-
presentaban la magistratura cubana, dejaron una es-
tela de honestidad, de honradez y de estricto cumpli-
miento de las leyes.

Lo que pudo haber sido objeto de pugna apa-
sionada en la mente de cuantos terciamos en aque-
llos tiempos, fue fundamental lo que produjo recurso
de inconstitucionalidad contra la supuesta violaci6n
del articulo 115 de la Constituci6n en el afio 1921.

Y parece un atrevimiento del que habla tratar
de hacer luz sobre esa material, despues de haberse
producido un op6sculo, un folleto, tan brillantemente
escrito por el miximo responsible de aquella 6poca:
el senior Gutierrez Quir6s, que luego ha declarado
que dentro de los preceptos de la ley que regian,
cl Tribunal Supremo hace la declaraci6n en la for-
ma que se pide.

Yo tuve la oportunidad de leer con acuciosidad
la producci6n de aquel ilustre var6n y de recorder
siempre la entereza de caricter, la rectitud de prn-
cipios y la total competencia de aquellos ilustres
magistrados, en la casi totalidad del poder judicial
en aquella oportunidad..
Quiero recorder, sefiores Representantes, y su-
plico a mis distinguidos compafieros, que sin animo
de militancia political interpreten este asunto, que se
desencadend con posterioridad, posiblemente a los
cuatro primeros afios de Gobierno del Presidente Cons-
titucional de aquella 6poca, general Gerardo Macha-
do, una situaci6n extremadamente violent. No es po-
sible que el que habla quiera traer a la memorial
aquellos hechos, ni siquiera provocar defense o ataque
.de lo que la historic se encargara de recoger, comen-
tar y registrar. Pero lo que si hay que reconocer es
que en aquella situaci6n, por lo menos en su inicio,
fu6 la verdadera depuraci6n del Poder Judicial, cuan-
do dependiendo del Poder Ejecutivo, hubo que de-
purar un poco los males que en la judicatura cubana
existian. Y con posterioridad a esa epoca fue un ver-
dadero derroche de pulcritud y brillantez la casi to-
talidad de la judicatura.
Quiero que me ayude el compafiero, el ilustre
lider del Partido Revolucionario Cubano Autentico,
quiero que me ayude conviniendo conmigo en que
cuando aquellos hechos se produjeron existia en Cu-
ba en vigor tambien la i11dcp1d1cl .;.i del Poder Ju-
dicial. Es decir, pues, que no esta en el precepto, sino
en Io que es impossible de tachar, cuando un nimero
elevado de la .judicatura. tenga su m', ti.i de critical
alguna vez. No es possible pedir a lo que fu6 product
de un choque tan violent como fue el advenimiento-
de los Gobiernos revolucionarios a partir del afio 33
que se produjera en otra forma, pero convenga mi
distinguido compafiero que aquella series de refor-
mas en la judicatura trajo la revbluci6n, pero no
la revoluci6n en la forma en que el compafiero usa
esta palabra, trajo una seriee de trastornos en las
leyes y de perturbaci6n que hemos podido superar
a traves de 13 aflos, y hoy la judicatura cubana, con
contadas excepciones que yo no conozco, constitute
un motivo de orgullo y prestigio para la Repu'blica.


50


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 51,
I i i


Yo no voy a cansar la atenci6n de la Camara,
que ya es muy tarde y todos quieren oir las palabras
del compafiero, senior Pendas, salvo criterio, el mio,
contrario a lo que se di6 en Ilamarse la moratoria hi-
potecaria, que sumaba un cuarto de siglo y que podri
ser una media just, pero que realize verdaderos
despojos, porque no fu6 liquidaci6n de la moratoria
pasada, sino el advenimiento de una moratoria que
fu6 un cicl6n hipotecario.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Pendas.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Bienvenida la interrup-
ci6n de mi distinguido compafiero, senior George, y di-
go bienvenida, porque me va a dar la oportunidad de
reafirmar el criterio mio personal en los hechos que
anteriormente analizaba.

Cuando yo hablaba de las cuestiones que en el
preimbulo de esta Moci6n se planteaban en relaci6n
con la actitud o las palabras del Fiscal del Tribunal
Supremo, yo estaba haciendo un anilisis objetivo de
la cuesti6n. No estaba afirmando o defendiendo mi
personal criterio en esta cuesti6n. La interrupci6n
bienvenida del doctor George me va a dar la opor-
tunidad de dejar constancia de mi modest opinion.

Yo estimo que en Cuba, cuyo temperament y
cuya idiosincrasia latina tiene que tomarse siempre
en consideraci6n en cuanto a nuestras relaciones so-
ciales y political y en cuanto al funcionamiento de
nuestras instituciones.

Hay personas,- inclusive miembros "distinguidos
del Colegio de Abogados de la Habana, que inter-
pretan qu e el ejercicio del funcionario judicial debe
ser temporal, queriendo copiar de otros paises, ve-
cinos nuestros, pero que no tienen nuestra idiosincra-
sia, pudi6ramos decir, nuestros antecedentes. Yo man-
tengo el criterio mio personal de que es necesario el
mantenimiento de la Independencia del Poder Ju-
dicial y lo mantengo responsablemente y por los ante-
eedentes. Ya dije que mi Partido otorg6 sus sufragios
en la Asamblea Constituyente para que se plasmara
enr realidad este precepto. El que ha convivido en la
political cubana sabe de la secuela de males que ori-
ginan los movimientos en el Poder Judicial, pero no
estamos frenbe a la idiosincrasia americana donde sus
fiscales de distrito son electos pot votaci6n popular,
lo cual no podria hacerse aqui. Soy partidario, desde
luego, del mantenimiento de la inamovilidad del Po-
der Judicial pero cuando hice un analisis de la cues-
ti6n que planteaba la Moci6n a ese respect y cuan-
do se acusaba al propio Fiscal del Tribunal Supremo
y decia que el propio Fiscal hablaba de la posibilidad
de una reform, pero era respetuoso de las leyes cuan-
do decia que esa reform tenia que venir al Con-
greso de la Rep6blica. V6ase c6mo no ha habido trans-
gresion.
Hecha esta aclaraci6n a mi distinguido compa-
fiero, seflor George, quiero declarar, y tal vez yo por
mi juventud o carencia de cultural juridica no pueda
mencionar en la noche de hoy al Profesor Dubit, pro-
fesor de Derecho de la Universidad de Francia, pero
puedo decir que el doctor Lanuza, professor de la Uni-
versidad de La Habana, parlamentario distinguido que


honr6 el Parlamento de Cuba, declar6 en una opor-
tunidad: Soy Profesor de Derecho de la Universidad
de La Habana, soy jurista, yo respeto las eyess y pro-
pugno su mantenimiento, pero cuando para el bene-
ficio p6blico hay que soslayar alg6n precepto legal,
yo estoy de parte del beneficio public.

Yo no soy jurista y yo no soy abogado pero puedo
decir aqui que cuando estamos en cuestiones political
dificiles en que no henos podido desarrollar lo que
la Constituci6n reclama en el orden de las leyes com-
plementarias, no se puede acusar al Consejo de Mi-
nistros por no haber resuelto tal problema. Porque
el Consejo de Ministros esta contemplando la necesi-
dad de resolver el hecho por si mismo porque en-
tiende que no habia tiempo de tocar a las puertas
del Congreso.

Yo creo, sefiores de la Minoria, que 6sta no es
una Moci6n que va a defender las facultades del Con-
greso porque en ella hay principios que estAn plas-
mados en la Constituci6n.

Yo creo que nosotros estamos en estos moments
en una oportunidad extraordinaria para rescatar, si
es que se ha perdido, que yo no lo creo, la potestad
del Congreso. Estamos en la oportunidad de venir
aqui, en estos moments en que el sefor Presidente
de la Rep6blica-para honor mio-no llama por te-
16fono a los sefiores que integramos la representaci6n
aut6ntica para indicarle que no demos qu6rum. Ve-
nimos a discutir con ustedes,* y si ustedes tienen un
criterio distinto al nuestro, una orientaci6n contraria
a la nuestra, estaremos aqui, en los bancos del Go-
bierno, discutiendo con ustedes hasta llegar a acuer-
dos de caracter definitive.

Yo creo, sefiores de la Minoria, que jams, en
ninguna otra oportunidad de la vida public cubana,
se le ha presentado a esta Camara una oportunidad
mas brillante, porque los hombres que representamos
la mayoria estamos dispuestos a trabajar, estamos dis-
puestos a aprobar las leyes que regulen los salaries, las
eyes, en fin, que el moment hist6rico exige. Nos-
otros tenemos el prop6sito de discutir aqui las leyes
que el pais necesita, nosotros habremos de traer aqui
el probleina del azdcar, el problema del diferencial,
y esa sera la oportunidad extraordinaria que habra de
presentirsele a la CAmara para que trabaje. Y esa se-
ra la oportunidad extraordinaria en que el Congreso
recupere las facultades que ha plerdido, si es que las
ha perdido, a traves de un trabajo efectivo, que nos
brinde la ocasi6n como los mas genuinos represetan-
tes de la democracia, de recuperar nuestro prestigio
y el libre funcionamiento de este Poder del Estado.

Yo estimo, compafieros de la Minoria-y no quie-
ro-cansar mis a la CAmara, porque hemos estado de-
batiendo esta cuesti6n por largas horas-que dejemos
un poco nuestros apasionamientos politicos, que nos
independicemos un poco, siquiera, de nuestra propia
militancia como hombres de partido de gobierno y
de partidos de la oposici6n, y que vengamos aqui a
discutir y a dotar al pueblo de la legislacign que el
pais reclama en todos los 6rdenes y en todos los
aspects, desde el aspect econ6mico hasta el aspec-
to social, y entonces, cuando hayamos realizado esa










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


labor iructifera, nosotros habremos rescatado para el
Congress, si es que las ha perdido, que no lo creo,
las tacultades que compete a este Congreso.

Yo termino diciendoles a los hombres de la Mi-
noria, que nosotros, los Representantes del gobierno,
los integrantes del Partido Revolucionario Cubano Au-
tintico votamos en contra de esta Moci6n, por esti-
mar que en los moments en que la misma se pro-
duce es totalmente inocua.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para consumer un turno en favor de la Moci6n,
el setor Carmelo Urquiaga.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Scfior Presidente y
sefiores Representantes: En situaci6n harto desfavo-
rable comienzo a consumer el turn a favor" de la Mo-
cion presentada por distinguidos compafieros y el
que tiene el honor de hablarlcs. Primero, porque se
ha hablado aqui a favor de la misma cuanto inteligen
te y habilmente, y con la justicia que nos asiste, podia
haberse manifestado; y segundo, porque lo avanzado
de la hora hace que resultara verdaderamente descon-
siderado si tratara de 'hilvanar un largo y prolijo dis-
curso. Pero dentro de esa misma brevedad, tratar6
de dar salida a mi pensamiento y de poner a contri-
buci6n todo lo que pueda mi buena fe y escasa inte-
ligeneia indicarme que debo decir en favor de la
mismpa.

To recuerdo, una tarde, memorable. Era el 14 de
Febrero de 1940. Asisti aqui, precisamente en este
recinto, a un acto solemne, que era la constitucion,
la organizaci6n en sus pasos primeros de la Asamblea
Constituyente de 1940* y no 1939, como creo que
por error se dijo por un compafiero que me precedi6
en el uso de la palabra.

No tenia el honor de ser Constituyente, pero
como creo que se sirve a los intereses del pais lo
mismo actuando directamente como actor en los
acontecimientos que se produzcan, que concurriendo
como espectador, con el interest patri6tico que todos
debemos tener por los asuntos patriots, me encon-
traba aqui con verdadero fervor y entusiasmo, y no
fueron en verdad defraudadas mis esperanzas:
Un patricio, quiero calificarlo asi, o por lo me-
nos una figure destacada de nuestra political, hacia
uso de la palabra. iCuinto calor, cuinto fuego, cuin-
ta sinceridad aparecia, por lo menos, que reflejaban
sus palabras! Desde ese alto sitial se dirigi6 a los se-
fiores Constituyentes. Demostr6 una cultural hist6rica
y un ,conocimiento de nuestra formaci6n revolucik
naria y political sorprendente. Habl6 de los anteceden-
tes que abonaban nuestra vida constitutional; hizo hin-
capie en que los pr6ceres del 68, imponentes, en me-
dio del fragor de las armas y de algunas victorias y
bastante mas derrotas, desgraciadamente, no vacila-
ron en buscar inmediatamente un lugar adecuado 'para
reiunirse y alli, en Guiimaro, se reuni6 la primera Con-
venci6n Constituyente, en medio de la alegria y en
medio de los aplausos de un pueblo, entsiasmado. Re-
cord6 que Carlos Manuel de Cespedes, el ilustre cu-
banm, sobre la mesa presidential de la modest mo-
rada, pero que era muy grande por lo que significaba,
done se celebr6 la Convencion Constituyente, hizo


entrega y depuso las altas funciones que el pueblo
en armas le habia concedido. Nos record c6mo alli
se plasm6 nuestra primera Constituci6n, tal vez un
poco sencilla e ingenua, pero plena de entusiasmos
y de buena fe; record que despu6s, en el 95, con pre-
mura paralela a la del 68, se reunieron de nuevo los
Convencionales, primero en Jimaguayi, y despu6s en
La Yaya, y dieron vida a la nueva Constituci6n que
rigi6 hasta 1901. IIabl6 despu6s entusiasmado de la
Constitudi6n de 1901, que dijo habia sido product
de la buena fe, de la voluntad conscience y sabia
de aquellos que la plasmaron y hablaba de qauella
que iba a acordarse precisamente en el 40 y que co-
menzaba a constituirse en sit formaci6n el dia-14 de
Febrero. Hizo advocaci6n de que la Constituci6n era
la base de un pueblo, y de que todos se disponian a
redactarla sin partidarismos de ninguna clase, sin-
ti6ndose todos cubanos, por encima de sus apeten-
cias, de sus ambiciones o de sus querellas personales.
Hizo formal promesa de que 61, por su parte, pondra
a colaci6n su mejor esfuerzo, y termin6 haciendo un
cAlido llamamiento a todos, para que actuaran con
patriotism, para que pusieran todos sus mejores es-
fuerzos al plasmar esa Constituci6n, que 61 decia y
concideraba como colof6n glorioso de toda la era y
vida republican. Terminaba afirmando que, jay!, del
cubano que no tuviese el patriotism suficiente para
hacer que esa Constituci6n se cumpliera y que esa
Constituci6n fuera la Biblia supreme a la cual acudiei
ramos siempre para respctar el derecho de todos los
ciudadanos.

,Qui6n era ese patricio a que me estaba refirien-
do? Pues era, compafieras v compaieros, el actual
President de la Repiblica, doctor Ram6n Grau San
Martin. Le daba tentonces a la Constituci6n, el res-
peto que la Constituci6n se merece; le daba a la Cons-
tituci6n todo aquel powder que debe tener como Car-
ta Fundamental, alrededor de la cual un pueblo rea-
liza sus esfuerzos y confia en la justicia de su derecho
y su bienestar future.

iSe han cumplido rectamente esos buenos pro-
p6sitos? Si, durante los cuatro primeros afios, del
40 al 44, continue siendo un fervoroso defensor de
la Co-rtit,..i.!i, y posiblemente, gran parte del fer-
vor, gran parte de la simpatia del pueblo, se debi6
a que consideraba que en 61 tenia el paladin, el de-
fensor de sus derechos y de sus principios constitucio-
nales; pero del 44 para aca, despu6s de asumida la
Presidencia, si no 61-que contra 61 no va directamente-
su Gobierno, el Poder Ejecutivo, que lo ejerce el Con-
sejo de Ministros, ha realizado multiples transgresio-
nes, no s6lo de indole legal, sino de indole moral,
en lo cual no se ha tenido la perception necesaria pa-
ra respetar, no s61o la letra, sino el espiritu de la Cons-
tituci6n, que debe ser interpretado rectamente, cuan-
do se quiere cumplir con ella, no en las apariencias,
sino en el fondo. Se pretend presentar aqui, por al-
gunos, al ilustre Presidente de la Repiblica como
un ser exceptional, tan meritisimo a la Patria, que
puede estar por encima de los preceptos escritos de
esa Constituci6n.
Se ha llegado, contando sus virtudes y sus m6-
ritos, a presentArsele en un piano que, a veces, me
hacia pensar que si Marti volviera, posiblemente no


- IL


"'







DIARIO DE SESIONES DE IA CAMERA 53
i- i t- -- i i- i i i i, i


se le hubiese tratado de colocar en un piano tan alto
de respeto, de consideraci6n y de alabanza. Y conste,
antes de entrar en otras consideraciones,'que quiero
expresar aqui que siento respeto por el Presidente
de la Repfiblica, primero, como caballero y ciudada-
no, y, segundo, por la alfa investidura que ejerce,.
y que me haria a mi sentirme menospreciado, menos-
preciando a quien represent la mas alta autoridad
ejecutiva. Pcro, sinceramente, no creo que sea nin-
guna irreverencia atacarlo; no creo en los superhom-
bres; no creo que lo sea tampoeo; que en un regi-
men denocritico como 6ste, todos los ciudadanos son
iguales; que la diferencia entire los ciudadanos estriba
en que unos ocupan deterninadas posiciones y otros
no la' ocupan, y que en un regimen democratic la
libre censura es un legitimo ejercicio que pueden
desenvolver todos los ciudadarros, no como una mer-
ced del Ejecutivo-ya que no estamos en un pais des-
p6tico-, sino como un derecho inalterable, sin el
cual no habria pueblo que pudiese vivir. Llegu6 a
pensar, reflexionando sobre todas estas cosas, si ain
suponiendo que tuviese esas extraordinarias condi-
ciones, pudiese aceptarsele que se colocara por encima
de la Constituci6n nuestra. Desde luego, comence por
rechazarlo, por absurdo, por antidemocrAtico, porque
me parecia que pobre de un pueblo que tiene como
unica esperanza la voluntad y el deseo mesianico* de
un hombre, por muy ilustre y muy elevado que sea.
Y llegu6 a la conclusion de que eso no podia tener la
aquiescencia definitive del pueblo cubano. Amante
como soy del studio de la historic de nilestros pue-,
blos latinoamericanos, en los cuales hay muchos de-
talles de su dese6volvimiento en que podriamos encon-
trar muchas situaciones parecidas a la que tenemos en
Cubaj y pudi6ramos escontrar alli sabias ensefianzas.
Nadie mas glorioso en la Am6rica, con la excepci6n,
para mi, tal vez por un deseo pequefio, porque se tra-
ta de nuestro territorio, que no es grande; disculpa-
ble por la admiration que pudiera sentir por nuestro
Marti: nadi'e mis grande, tal vez, con la excepci6n
de ese Ap6stol glorioso nuestro, que Sim6n Bolivar
en la historic de la formacion y de la independencia
de las Republicas latinoamericanas: no una, cuatro,
cinco, seis Repiblicas surgieron de su esfuerzo mara-
villoso, que, como estrellas que constelan un cielo bri-
Ilante, constituyen hoy orgullo de nuestra Am6rica!
Pues bien: recordaba el caso especifico, con una de
sus creaciones, tal vez ]a mis querida por 61 y que
cosideraba mis obra suya: Colombia. En Colombia
trat6 Bolivar de ejercer una supremacia absolute, de
imponer su capricho y sus dictados, como algo defi-
nitivo, y como algo que tenian que acatar todos. Fren-
te a 61 se levant un hombre modesto, un hombre
que con dificultad habia conquistado sus entorchados
de General, inclusive: el General Santander. Se puso
frente a Bolivar, a pesar de su inmenso prestigio, a
pesar de la gratitud que Colombia sentia por Bolivar,
y lleg6 a hacerse aquella lucha tan candente, lleg6 a
cobrar tales ardores, que dijo en cierta ocasi6n Bolivar
que aquella lucha era una gota de acibar en sus triun-
fos y en sus glorias. Estimaba que era una ingratitud
de un pueblo a quien 61 habia dado tanto. Gan6 la
lucha aquel hombre, Santander, al cual Bolivar cali-
ficaba, con cierto desd6n, como el hombre de la ley,
porque siempre traia a colaci6n la Constituci6n y las
leyes. Santander lo derrot6 de manera definitive, y
afios despu6s, Sim6n Bolivar, cargado de laureles y
triunfos grandiosos, fu6 a morir casi en el ostracismo,


si no material, moral, en Santa Marta, viendo c6mo su
obra se habia consolidado; pero c6mo en .la imposi-
ci6n que trataba de hacer de sus ideas a los pueblos,
6stos se habian rebelado, entendiendo que la libertad
y el respeto a la ley estin por encima de los dere-
chos que pueda alegar ningun hombre, por grande
que haya sido su actuaci6n, por brillante que haya
sido una ejecutoria, por grande en los meritos y en
los servicios que haya prestado a su Patria.

Y recordaba despu6s la lucha que hemos presen-
ciado recientemente, hace unos afios, entire otra fi-
gura brillantisima no de la Amdrica Latina, sino de
los Estados Unidos del Norte, Franklin Delano Roose-
velt, cerebro extraordinario, el m6rito de haber sal-
vado un pais del caos econ6mico y posiblemente de
haberlo librado de terrible males econ6micos y so-
ciales, fu6 su prop6sito ilidividualista, exagerado a
veces, estimo que podia llevar adelante sus planes por
encima de la Constituci6n y por encima de las leyes,
y vemos como tuvo un Tribunal Supremo que supo
tenerlo a raya, y que tras aquellos nueve individuos
en el orden fisico, que no esgrimian mis que la raz6n
que les asistia, que no tenian fuerzas fisicas detras de
ellos, ni fuerzas militares de ninguna clase, que tras de
ellos se coloc6 el pueblo entero, y a pesar del res-
peto, de la consideraci6n y la admiraci6n que sentian
por su Presidente, respald6 las decisions del Supremo
porque estimaron que ese derecho, que luce a veoes po-
co brillante, del cumplimiento estricto de la Consti-
tuci6n, estaba .por encima de la gloria, del bien-
estar 'que pudiera brindarles un hombre, por grande
que fuera.

Por eso es sacar de quicio aqui el problema de
la Constituci6n cuando se trata de presentar *al doc-
tor Grau San Martin como algo tan extraordinario y
vemos c6mo resultaba irreverent, c6mo result ofen-
sivo el poder o el tratar de combatirlo con algo que
son papeles, como es la Constituci6n en el orden ma-
terial, pero con algo que es, sin embargo, el eslab6n
.de este contrato social, que no otra cosa es lo que
significa una nacionalidad constituida, que onos une
a todos, y hace que cada cual tenga sus deberes y sus
detechos.

El President de la Republica, su Gobierno, ha
conculcado principios constitucionales? A Imi juicio,
si; y no voy a tratar de insistir detalle por, detalle,
porque de manera brillantisima lo hizo ya mi que-
rido amigo, senior Antonio Martinez Fraga, y seria in-
ttascendente e innecesario el irlos repitiendo de nue-
vo, pero voy a referirme a algunos de los aspects
de- esas propias transgresiones.

No se viola un precepto muchas veces atacindo-
lo de frente y desconoci6ndolo de manera absolute,
pero si desconoci6ndolo hasta done le parezca nece-
sario y possible, si tratando con desd6n a aquiellos a
quienes la Constituci6n garantiza sus derechos o pre-
rrogativas, si tratando si no de impedir, de obstaculi-
zar el libre desenvolvimiento de los otros Poderes
del Estado como son el Legislativo y el Judicial.
Decir que porque concurriera el Honorable Pre-
sidente de la Republica a leer su Mensaje aqui en es-
ta Cimara de Representantes en tarde memorable, de-
muestra ya su acatamiento hacia el Congreso, par6-







54 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


ceme ipfantil; fu6 un acto de tramite corriente en el
cual dej6 en frases oficiales sentado un criterio gene-
ral y anodino, sin pedir la cooperaci6n. para, planes
concretos y sin poner a pleno funcionamiento, con
su cooperaci6n, a ese propio Poder Legislativo.

Recuerdo-y quiero Ilamar la atenci6n que han
sido dos y distintos los inetodos seguidos--primero,
se le trata de desconocer dici6ndose que no era nece-
sario para sus planes de Gobierno, el que el 'Congreso
cooperara o no con el, que cuando hubiese leyes que
necesitaran el voto del Congreso, seguro el Congreso
se lo otorgaria. En eso se encubria bajo una velada ame-
naza, cierto desconocimiento y cierta falta de amis-
tosa compenetraci6n que debiera haber tenido para
el Congress que, si bien tenia Mayoria en los momen-
tos aquellos, no se le hubiese escatimado para ningu-
na obra de carActer national o alguna obra de necesi-,
dad p6blica para la cual hubiese requerido al mismo;
despu6s, sin embargo, vari6 esa tactica, ya el Congreso
le era convenient, pero en vez de dirigirse en la
forma que debia haberlo hecho un Presidente de la
Republica respetuoso de la Constituci6n demandando
su cooperaci6n para todas esas obras de interns pu-
blico y national, gan6 primero-y no voy a hacer
historic political de determinadas cosas que todos us-
tedes copocen--el concurso de determinados Partidos
y obtuvo la Mayoria en el Senado de la Rep6blica;
no le fu6 possible obterier ese mismo resultado en la
Camara ide Representantes, pero entonces hizo o pro-
cur6, o cooperaron para ello los distinguidos compa-
fieros qpie pertenecen al actual bloque mayoritario,
que no se integrara quorum durante la uiltima legisla-
tura, y tropezamos con la dificultad de que el fun-
cionamiento del Congreso no podia realizarse a ple-
nitud por falta de cooperaci6n, por falta del respeto
que se debia haber tenido a este propio Congreso.
Se ha hallado de transgresiones, y mi distingui-
do compafiero el doctor PendAs, en una arenga infla-
mada, brillante como todas las suyas, en la cual al
calor, el entusiasmo y la palabra brillante suple a
veces el entrar al fondo del enfoque de las cuestio-
nes que se plantean, roz6 ligeramente determinadas
cuestiones a las cuales si, aunque sea de manera muy
somera, he de tratar de dar una contestaci6n.
Habl6 con desenfado, como si fuese una cosa
sentada que todos teniamos que aceptarla, que no
habia habido violaciones contra el ejercicio de la pro-
piedad porque determinado Articulo de la Constitu-
ci6n establece que la propiedad privada es una fun-
ci6n social, y con ese termino vago, con ese precepto
sustantivo, como si no hubiese otros concretos, ter-
minantes y adjetivos, pareci6 que habia que dar como
bueno todo aquello que habia reali'zado el Ejecutivo.
Pues bieni, si es cierto, tenemos que volver a insistir
sobre ello que se aclare que la propiedad es una fun-
ci6n social, en determinado articulo, pero en el 24, de
manera especifica, se declara que "se prohibe la con-
fiscaci6n (contin6a leyendo) ".
Si no se ha cumplido en ese sentido, si se ha
querido contemplar s6lo el precepto de funci6n so-
cial y no todos los demas que amparan al ciudadano,
tse viola p no?; con eso se compete una transgresi6ni
constitucional al disponerse libremente de lo que co-
rresponde a ciudadanos, a particulares, que tienen per-
fecto derecho de defender su propiedad, Zo no?


Se ha hablado del respeto al Poder Judicial. El
doctor Pendas ley6 parrafos del discurso pronunciado
por el Fiscal Trejo; yo, desde luego, no en este caso
particular, que especialmente siento profundo respeto
y admiraci6n por el sefor Pendas, sino en general, soy
muy poco dado a prestarle gran atenci6n-a la lectura
de parrafos aislados, que muchas veces habria que con-
catenarlos con otros para poder apreciar lo que' en
realidad se ha dicho y cual fue la idea que se persigui6
con ello. Efectivamente, muchas veces los parrafos a
que se puede dar lectura y que es parte de Ia verdad,

ron aquellos en que se trata de amortiguar el efecto de
otras en las cuales si se ha manifestado una intenci6n
grave y definida en contra de la Constituci6n para
la cual se estan dirigiendo sus ataques. Pero no es eso
solo, es que anteriormente el senior Fiscal del Tribunal
Supremo, abrogindose facultades que no le concede
la Constituci6n, se permiti6 hacer p6blicas declara-
ciones de que habia que depurar el Poder Judicial
como si eso dependiera de 61, como si esa fuera una
facultad dcl Poder Ejecutivo y no de la Sala de Go-
bierno del Tribunal Supremo de la Repiblica y de
las Salas de Gobierno de las Audiencias, segin los ca-
sos y categories de aquellos a quienes haya que de-
purar.

El senior Fiscal del Tribunal Supremo de Jus-
ticia, en otro caso se dirigi6 en una comunicacion
irrespetuosa al Presidente del Tribunal Supremo de
Justicia, trazandole pautas referentes a lo que debian
hacer los Jueces y los Magistrados y mereci6, por cier-
to una acre contestaci6n que ustedes todos recorda-
rAn, del senior Presidente del Tribunal Supremo, di-
ci6ndole que el senor Fiscal no tenia competencia ni
autoridad para ir a hacerle indicaciones y much me-
nos conminaciones como aqu6lla.

Si todo eso no constitute una intimaci6n, abier-
ta unas veces y velada intimidation otras; si todo eso
lo unimos a la declaraci6n que hizo en la sesi6n de
apertura de los Tribunales, cuando manifest6 delan-
te de ellos mismos, que los funcionarios del Poder
Judicial debian ser electos al igual que todos los de-
mas funcionarios publicos del Estado, si todo eso no
constitute una desconsideraci6n, un peligro y un
ataque potential para aquellos contra los cuales se
dirige, no conozco que otra forma ciertamente puede
haber de amenazas.
Se ha hablado del trabajo. Yo quiero declarar en
nombre del Partido Liberal, que sentimos en tesis
general con todo lo que sea mejoramiento del traba-
jador, que no somos reaccionarios, que con un crite-
rio y un sentido amplio de lo que merece el traba-
jador, estimamos que todas las mejoras que scan com-
patibles y posbiles deben dArsele; pero el procedimien-
to que se ha seguido en todos estos problems del tra-
bajo no se ajustan a la Constituci6n en forma algu-
na. Veamos.
Se habla de los salaries; todos ustedes habrin
contemplado el caso reciente de los obreros de los
Omnibus Aliados, y volvamos a repetir para que no
sea mal interpretado mi pensamiento, que simpatiza-
mos en nombre del Partido Liberal con todo lo que
sea un mejoramiento efectivo para el trabajador. Pues
bien, el senior Presidente los retine, conmirra a una
y a otra parte y finalmente dicta un laudo establecien-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 55


do la jornada de 6 horas de trabajo con pago de 8 ho-
ras y un aumento de un 15 por ciento. A su vez, pro-
mete a los patrons que les haria determinadas reba-
jas en los impuestos sobre ciertos products. Pues
eso, senior Presidente y sefiores Representantes, no
puede realizarlo en forma alguna el senior Presidente
de la Republica sin hacer una grave transgresi6n cons-
titucional. Porque el Articulo 61, parrafo 2, de la Cons-
tituci6n, dice claramente que la Ley establecera la
forma y manera de regular peri6dicamente los salaries
o sueldos por medio de Comisiones Paritarias para ca-
da rama del trabajo, de acuerdo con el nivel de vida
y con las peculiaridades de cada region o actividad in-
dustrial o agricola. Es decir, que el Presidente de la
Republica se abroga facultades que la Constituci6n
confiere exclusivamente a las Comisiones Paritarias
que son las que pueden alterar los salaries en la forma
que estimen convenient.

SR. ROCA (BLAS): Con la venia de la Presiden-
cia, para una interrupci6n al compafiero Urquiaga.

Sefior Presidente y sefiores Representantes: a pe-
sar de lo avanzado de la hora, he pedido esta inte-
rrupci6n para hacer una pequefia aclaraci6n sobre las
palabras que el distinguido lider del Partido Liberal,
senior Urquiaga, acaba de pronunciar en este mo-
mento.

Yo consider en general que esta Moci6n pre-
sentada aqui y que llevamos tanto tiempo discutien-
do, es una Moci6n perturbadora, de claros fines poli-
ticos, enderezada simplemente a desarrollar un ata-
que parlamentario contra el senior Presidente de la
Republica, a crear intranquilidad en el pais y a des-
arrollar los germenes de una situaci6n que .seria ab-
solutamente grave para todos. Creo en general que
el procedimiento de tener continuamente al Parla-
mento en un perenne debate politico es contrario
a los interests de la Reptiblica, a los intereses del pue-
blo y a los propios interests del Parlamento. Entre las
funciones que tiene el Parlamento estA la de debatir
politicamente. Las funciones de la Oposici6n se ma-
nifiestan en cl Parlamento en la critical a la obra
de gobierno en estos debates que continuamente te-
nemos.
Pero esta no es la 6nica funci6n del Parlamento.
El Parlamento tiene, ademAs de esta funci6n, la de
legislar, la de darle al pueblo las leyes y las medidas
que necesita para su mejor desenvolvimiento y para
el logro de sus aspiracioncs, para Ilenar sus necesida-
des indispensables, y la verdad es que hasta ahora en
el curso de nuestro trabajo, el Parlamento le ha dado
una extensl6n exagerada a la tarea del debate politi-
co, de la critical, fecunda o infecunda, pero sin arri-
bar jams a la realizaci6n de aquellas leyes que el
pueblo quiere y demand.
Yo llamo la atenci6n en el sentido de que la sim-
ple critical no es capaz de convencer a nuestro pu6-
blo de la bondad de una linea political. La Oposicion
critical y critical negativamente al Gobierno, y no es
capaz de darle al pueblo nuestro un plan construc-
tivo, un program que llene sus esperanzas propias,
que venga a enmendar el mal que pueda hacer el
Gobierno, rivalizando Gobierno y Oposici6n en ser-
vir mejor los interests de la Republica y del pueblo.


I-Iasta ahora la obra de la oposici6n es negative y
por eso creo que no puede encontrar y no encontkari
verdadero eco en las masas de nuestro pueblo.
\
Tenemos, y por eso hice esta interrupci6n, el pro-
pio ejemplo planteado por el compafiero Urquiaga:
Ve que la Constituci6n de 1940 estableci6 que los sa-
laiios minimos debian fijarse por comisiones parita-
rias y de ahi deriva que es inconstitucional el hecho
de que el Gobierno, ante una emergencia clara, de
necesidad p6blica, evidence, como son las demands
de los obreros del transport urban motorizado de
La Habana, dicta un decreto aumentando sus sala-
rios en un quince por ciento y estableciendo la jor
nada de seis horas diarias de trabajo con pago de ocho
horas.

El consider esto inconstitucional, y, de, acuer-
do con el texto de la Constituci6n esto, en absolute,
no es inconstitucional. La Constituci6n establece que
los salaries minimos serin fijados por comisiones pa-
ritarias, pero aqui no se trata de salaries minimos; aqui
se trata de fijar salaries determinados, practicamente
mximos, en este caso, para los trabajadores. del trans-
porte, pues son los salaries que se les estn pagando
que se aumentan en un quince por ciento. Eso es lo
que dice la Constituci6n, la Constituci6n no dice que
todo el regimen de salario sera simplemerite determi-
nado por una comision paritaria,

Pero hay un hecho, aunque la Constituci6n di-
jera eso, nosotros no tenemos Comisiones Paritarias,
ni podremos tenerlas mientras el Congreso no d6 la
legislaci6n indispensable para esto. Y si en vez de
convertir al Parlamento en una simple tribune de
continue debate politico nos di6ramos con espiritu de
cuerpo a darle al pueblo las leyes que son necesa-
rias para el mejor desenvolvimiento de la propia Cons-
tituci6n de 1940, hariamos.mucho mas, porque esa
Constituci6n se cumpliera, que con critics infecundas
que s6lo persiguen fines politicos perturbadores en
estos moments para la march de la Naci6n.
SSR. PRESIDENT (DE LEON 'GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Carmelo Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fores Representantes: Confieso que senti verdadero
panico cuando el distinguido lider del Partido Socia-
lista Popular me interrumpi6. Me senti aplastado. Es-
time que habia incurrido en gravisimos errors y que
modestamente iba a tener que aceptar la confesi6n de
los mismos con toda sinceridad; me parecia, repito,
que se me iba, por quien fu6, ademis ilustre miem-
bro de la Convenci6n Constituyente, cuando yo era
un simple espectador de la misma,.a apabullar con ra-
zones contundentes y a convencerseme de mi error;
pero me levanto gozoso y satisfecho porque veo reafir-
mado una vez mas que estaba en lo cierto y que mi
distinguido y querido compafiero es el que esta en
un error.
No pensaba haber ahondado en este problema
del trabajo porque, repito, siento verdadera simpatia
por los trabajadores y por lo que por ellos se haga,
sin que eso quiera decir que tengamos que aceptar
que procedimientos ilegales o inconstitucionales ten-
gan nuestra aquiescencia.







56 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i ~~ ~ _- II,,r .. .... ....... .......s ,i .. ,, i


Pero voy a referirme de nuevo a la raz6n que me
asisia. El articulo que citaba de la Constituci6n,
pirrrafo segundo, se refiere, desde luego, efectivamen-
te, a la fijacion de jornales y establece que habran co-
misiones paritarias que sefialen jornales minimos, y
perdpneseme ahora que diga que creo, porque tal vez
sea esta una irreverencia, un error, en el cual posi-
blemente noha incurrido hasta ahora ning6n lider so-
cialista, decir que hay jornales miximos porque no
conozco ningun pais que los sefiale; hasta ahora to-
das las naciones, aun las mas reaccionarias, habian es-
timado que se debia dejar a la bondad, a lb compren-
si6n o a la necesidad del patrono, elevar los joriales
hasta donde se tuviere por convenient. En todas
parties del mundo hay journal minimo; lo que hay son
precious topes, precious maximos para los products, pe-
ro como el trabajo no se consider como tal, a na-
die se le habia ocurrido hasta ahora sefialar salaries
miximos; es decir, que lo que se sefiala en todas
parties del mundo es un salario minimo, y de ahi para
arriba todo lo que quiera pagar el patrono, si es
comprensivo y tiene ni: o'n exacta de las necesida-
des humans para que el trabajador pueda sentirse
mis satisfecho y rinda mejor su fruto. Pero es que me
acometi6 al principio la duda de si tal vez pudiera
star eso enriarcado en problems de conflicts entire
trabajadores y obreros que tenian que ir a la' coope-
raci6n social. Quiero significar que existe en Cuba,
formada, legal o ilegalmente, Constitucional o incons-
titucionalmente, a mi juicio Constitucionalmente,
porque he acudido alli en determinadas oportunidades
y he tenido que comparecer ante ella, que existe la
Comisi6n Nacional de Salarios Minimos, que la pre-
side un ilustre abogado, mejor dicho, no es un ilustre
abogado, es un ilustre medico, porque es un contra-
sentido mis de los muchos que presenciamos en la
cubanidad, pero cuya persona me merece los mayo-
res.respetos por su hombria de bien.
SR. SUAREZ RIVAS (JOSE): ZMe permit una in-
terrupqi6n el compafiero?
SR. URQUIAGA (CARMELO): Con much gusto.
Sq. SUAREZ RIVAS (JOSE): Sefior Presidente y se-
fnores Representantes: Le he pedido esta interrupcion
a mi distinguido compafiero y lider del Partido Liberal,
doctor Carmelo Urquiaga, que al hacer una cita en re-
laci6n icon una disposicion dictada en el dia de hoy
por el Consejo de Ministros, relative al aumento de-
cretado, muy merecidamente, a los trabajadores de los
Omnibus Aliados, ha sido interpretado err6neamente
por mi distinguido compafiero, senior Blas Roca.
Nosotros interpretamos el pensamiento del lider
del Comit6 Parlamentario del Partido Liberal, favo-
rablemente a los aumentos decretados en los jornales
de los trabajadores, pero que esperamos, como espera
1l, que la media dictada sea inocua porque tenemos
la seguridad que dentro de algunos dias se autorizari
a la Cqoperativa de Omnibus Aliados para aumentar
el precio del pasaje a siete centavos, pagandose, en
consecuencia, por los propios trabajadores que utili-
zan como medio de transport para ir a sus faenas dia-
rias, cuatro millones y medio de pesos a que asciende
poco mas o menos el aumento interesado por la Coo-
perativa, parte de esos aumentos de jornales y el res-
to casi dos millones de pesos en Beneficio de la Coo-
.perativa.


Porque lo curioso le todas- estas medidas socia-
les que dicta el actual Gobierno es que las mismas se
realizan "captando diferenciales". Por ejemplo, uno
de los primeros decretos dictados por este Gobierno
fu6 haciendole justicia a los trabajadores ferroviarios,
aumentindoles sus salaries frente al alto costo de la
vida y por razones de antigfiedad; pero inmediatamen-
te, fijense bien, senior Presidente y sefores Represen-
tantes, se dict6, propiciada por el Gobierno, otra me-
dida poi la cual se aumentaban las tarifas y los fletes
del transport en cantidad tal que enjugaban fAcilmen-
te los aumentos de jornales dispuestos y permitian a
las empresas ferroviarias obtener utilidades de various
millones de pesos. mas, captando por un difetrencial
entire los anteriores fletes y los nuevamente dispuestos
una cantidad quese les sustraia en forma indirecta
a los propios trabajadores cubanos en beneficio de la
citada compania.
Cuando los trabajadores que manipulan los az6-
cares en los muelles de Cuba pidieron con raz6n un
aumento de salaries para estas manipulaciones dado
el aumento de precio que habia obtenido este pro-
ducto; el Gobierno les c6ncedi6 un aumento superior
al que pedian, fijense bien, senior Presidente y sefiores
Representantes, pero un mes mas tarde se aumenta-
ban todas las manipulaciones de las tarifas de los bul-
tos en los muelles, captandose tambien en esta misma
forma un diferencial que beneficiando parcialmente
un sector de trabajo, permitia obtener mayores utili-
dades a las empresas que operan los muelles, superior
al de los jornales decretados, a expenses del pueblo
consumidor o sea de los trabajadores de nuestro pais.
Asimismo, cuando se decret6 complaciendo las
peticiones de las classes industriales y comerciales de
Cuba el Decreto sobre el impuesto del 2.7;%, ha re-
sultado en ]a practice que el mismo se ha revertido so-
bre el pueblo consumidor, captandose tambien ese di-
ferencial equivalent en ocasiones a un 9% a los tra-
bajadores cubanos. La bolsa negra, ya que es ut6pica
la list de precious de los articulos de primer necesi-
dad regulardos por la ORPA, opera tambi6n en forma
parecida, no es necesario porqe ya aqui en esta noche
se ha hablado de ello pot distinguidos compafieros del
precio real no nominal de la manteca, del arroz, etc.,
y en esa formal tambidn se capta por medio del agio
yla especulaci6n a los trabajadores cubanos que son
lo principles consumidores, conjuntamente con las
otras medidas decretadas, mis de ciento cincuenta mi-
llones de pesos en su capacidad adquisitiva, es decir,
rebajando jornales.
Esta captaci6n de diferenciales en forma indirec-
ta, equivalent a mis de ciento cincuenta millones
de pesos, es la que crea en nuestro pais una situaci6n
de justicia social completamente falsa, dividiendo a los
cubanos en dos classes: una, la del bodeguero, el far-
mac6utico, el comerciante y el industrial, enriquecidn-
dose torticeramente y la de los que trabajan con jor-
nales nominales y no reales que con lo que ganan no
pueden comprarse un traje decent y un par de za-
patos en la calle San Rafael, ni alimentar adecuada-
mente a su mujer y a sus hijos.
Yo lo declare aqui, con absolute sinceridad, soy
partidario de la "captaci6n del diferencial azucarero",
no solamente del diferencial azucarero, sino de todos
los diferenciales anAlogos, dentro del marco estable-


i








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 57
,11 i ... : i ii. ..i i


cido por la constituci6n y la ley, pero no como lo
hace el actual gobierno de la cubanidad, que los capta
abajo para revertirlos arriba, sino tomarlos de las utili-
dades de arriba 'para revertirlos abajo, a favor de los
trabajadores y del pueblo consumidor, aplicando tal
vez por antonomasia el mismo concept de la plus-
valia, es decir, que cuando un negocio obtenga utili-
dades excesivas por fen6menos que no son de la libre
iniciativa de la empresa sino mis bien de. situaciones
especulativas, ese dinero debe venir a su lugar de ori-
gen porque no es mas que en definitive dinero de san-
gre, dinero obtenido por la inmolaci6n de la juventud
de cada pais en la pasada guerra y ya no piuede se-
guirse considerando a los hombres de acuerdo con los
canones de la economic political ortodoxa como tiles
para crear la riqueza, cuando la verdadera riqueza es
la vida, la verdadera riqueza es color de plurpura y
esta en las venas, y es mas grande que el patron oro
y que el patron plata, porque es el patr6n vida, y sin
este iltimo no se puede disfrutar aqu6llos.

(Aplausos en el hemiciclo).

Eso es lo que queria expresar coincidente con
nuestro criterio el distinguido lider del Partido Libe-
ral, que no es mAs que el pensamiento de todos. los
que integramos este Comite.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Urquiaga.

SR. MUJAL (EUSEBIO): Le ruego al compafiero
que me conceda una interrupci6n. -

SR. URQUIAGA (CARMELO): Con much gusto.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): TIiene la pa-
labra el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Yo queria aprovechar es-
ta Qportunidad para felicitar al senior Suarez Rivas, por
la cooperaci6n que ha brindado al lider de su partido,
pero ha tratado algo que era distinto completamente
a 16 que estaba planteando el senior Urquiaga, y ha
hecho ver a todos, que 61 defiende la captaci6n del di-
ferencial, asi como defiende todas las medidas de de-
fensa social.
El senior Urquiaga, cuando hablaba del doctor
Bryon, que esti at frente de la Comisi6n de Salarios
Minimos, lo hacia en una forma que me obligaba a
aclararle que el doctor Bryon es medico, pero es una
de las personas mas competentes en material social,
y yo no dudo que el doctor Urquiaga lo dijo y que
quiere cargar a esa infeliz cubanidad el sambenito de
que era medico, y parece ser por loque he entendido,
que no se puede ser medico y entender de material so-
cial. A esa Comisi6n de Salarios Minimos, como acla-
raba el sefior Blas Roca, pertenece el doctor Bryon, y a
cuya Comisi6n deben concurrir el senior Fraile, el
sefor Martinez Fraga y el senior Urquiaga en defense
de los intereses patronales, que me parece muy bien,
pero cque tienen que estar en contra de esos aumen-
tos a los obreros.
Decia que no le parecia el aumento hecho por
el Consejo de Ministros a los obreros de los Omnibus
Aliados constitucionalmente hecho, y a lo que que-
ria'referirse el sefior Bias Roca es que si hasta ahora


el Congress, ustedes que han sido Mayoria taito tiem- ,
po, tuvieran tanto interns en que se cumpliera la
Constitucion y se aprobaran las leyes complementa-
rias, podriamos seguir esa pauta constitutional. ,/

Es natural que se les rebajen las horas de traba-
jo y que se les aumente el salario a los obreros de los
Omnibus Aliados, cuando nos encontratnos con un
Gobierno que quiere que esa carrera de inflaci6n no
llegue a ser mas grave y tiene que ir tomando me-
didas mrs importantes y de emergencia, porque no
ha encontrado un parlamento capaz de hacer las
leyes complementarias de la Constituci6n. Yo decia
que los intereses eminentemente patronales que habia
en la Asamblea Constituyente, estaban totalmente
negados a resolver esas medidas de orden social, v
decia, que dejbamos tantas cosas para que se hicieran
en las leyes complementarias, que en nuestra Carta
Fundamental no iba a tener vigencia. Se estim6 que
fu6ramos a otro tipo de Constituci6n, pero que tu-
viera resuelta la mayor parte de las cosas para no
tender que estar esperando las leyes complementarias,
las cuales se dijo que debian aprobarse en tres afios,
y en aquella 6poca se decia: tres afios es much tiem-
po. Y ya llevamos seis, y yo no s6 la cantidad de leyes
complementarias que se habran votado. Y la respon-
sabilidad es de ustedes, que han sido tanto tiempo
mayoria, como es hoy de nosotros que somos la Ma-
yoria. Y la Mayoria carga con la responsabilidad de
dar al pais esas leyes complementarias que la naci6n
necesita.
Pero yo quiero aprovechar esta oportunidad pa-
ra decirle, por ejemplo, a mi distinguido compafero
Suarez Rivas-y espero que nos tratemos con mis ca-
Inaraderia y no con tanto versallismo-que iba el Gobierno, en definitive, a aumentar el salario a
los obreros ferrocarrileros, a los obreros de los ferro-
carriles en un veinticinco, por ciento, si a la vez no
aumentaba los fletes? Iba el Gobierno a subsidiary a
esas empresas, que decian que no tenian con qu6 pagar
esos aumentos? Si el Gobierno hubiera adoptado uia
media radical, hubieramos visto a todos los Represen-
tantes de la Minoria, con excepci6n del compafiero
Suarez Rivas, que nos ha dicho que nos acompafiara,
protestar desde sus bancos. Las empresas dijeron:
"manden los ticnicos para que revisen mis libros, y
comprobarAn que no podemos pagar ese aumento en
los salaries". Por eso el Gobierno, que ha tratado de
servir a los trabajadores, percatado de que a mayor
precio debia pagarse mayor salario, puesto que a ma-
yor salario son mayores los precious, ha tenido que ir
unas veces subsidiando y otras veces aumentando los
fletes. Ha tenido que hacerle frente a las cosas en-
forma tal, que sus resoluciones resulten favorables
al pueblo. Pero ahora el senior Suarez Rivas dice que
el Gobiernq aumentara el pasaje de los Omnibus Alia-
dos, y que esa media significara para los trabajadores
un gravamen de mas de cuatro millones de pesos. Yo
creo que el Gobierno esta haciendo esfuerzos extra-
ordinarios para que no se aumente el pasaje. Yo creo
que el Gobierno de verdad, porque inclusive el Secre-
tario General de la Cooperativa de Omnibus Aliados
es Representante de nuestro Partido, y si algdn inte-
res tuviera seria a favor de ese Representante, ha
afrontado el problefia con verdadera imparcialidad,
con verdadera responsabilidad. El Gobierno ha consi-








58 I DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


'derado el asunto y ha tratado de no afectar a ninguna
de las dos parties. Es mAs, si algin interns se ha visto
afectado, ese ha sido el de nuestro compafiero de Par-
tido. El entiende, comb patrono, que el Gobierno
puede aumentar los salaries. Claro que hubiera sido
much mis fdcil para el Gobierno aumentar el pre-
cio del pasaje a site centavos. Pero el Gobierno se en-
cuentra hacienda esfuerzos extraordinarios para que
no se aumente el pasaje, esti intentando rebajar im-
puestos especial'es que; gravan diotintos i:(roductos
de esas empresas, a fin de que no se aumente el pa-
saje, para que el pueblo trabajador no tenga que su-
frlr esa carga, a la par que se aumenta el salario a los
Strabajadores de la Cooperativa de Omnibus Aliados.
Pero es que ya Batista lo dijo, aunque alguien lo ha-
bia afirmado antes: "palos porque bogas y palos por-
que no bogas..."'. Si el Gobierno no aumenta ei sa-
lario de los trabajadores, entonces se le califica como
de gobierno reaccionario. Entonces puede que surja
esa voz ilena de dolor del senior Pardo Jim6nez, para
decir que la captaci6n del diferencial la van a sufrir
los obreros. Esa es, pues, una media legislative que
tiene quell tomar el Gobierno, porque este es un ao-
bierno de caracteristicas logicamente revolucionarias
y de hondo sabor popular. Puede ser que si se hubiera
acudido a la Comision de Salarios Mmimos se hubie-
ra logrado un acuerdo igual; pero Zque me diria el com-
pafiero Urquiaga, cuando yo le afirme que los pa-
tronos y obreros solicitaron la intervenci6n del seflor
President de la Republica y desistieron de concurrir
a la Comisi6n de Salarios Minimos? Y si hicieron
esto, fu6 porque estimaron las parties en discordia que
el senior Presidente de la Repiblica podia resolver en
iusticia edte problema. De esa manera el compafiero
Menelao Mora se entrevist6 con Benitez, para mafiana
ver al Presidente de la Repiblica y buscar una solu-
ci6n adecuada. Por consiguiente, nuestro Gobierno de-
muestra que es el Gobierno de todos los cubanos
y no el Gobierno de una clase especial, como ocurria
con el anterior Gobierno.
SR. ESCALANTE (ANIBAL): Para una interrupci6n
al compafiero Urquiaga, solicito la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): CConcede el
senior Urquiaga la interrupci6n al compafiero Esca-
lante?

SR. URQUIAGA (CARMELO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el sefioe Escalante.
SR. ESCALANTE (ANIBAL): Senor Presidente y se-
lores Representantes: Cuando respondia nuestro com-
pafiero Urquiaga la interrupci6n hecha por el1 com-
pafiero Bias Roca hace breves instantes, decia 61 que
al venir a este lugar Bias Roca, se habia sentido pre-
ocupado y temeroso de haber incurrido en algun grave
error. Despu6s de haber escuchado nosotros en esta
noche la,interrupci6n del companiero SuArez Rivas,
creo que el senior Carnnelo Urquiaga tiene que seguir
en el mismo estado de animo anterior, cuando la in-
terrupci6r de Blas Roca, porque SuArez Rivas ha dicho
aqui que su pensamiento es el de Carmelo Urquiaga,
y que Carmelo Urquiaga con su palabras represent
a su vez su propio pensamieto. El senior Urquiaga me
pareci6 a mi que habia estado combatiendo la incons-


titucionalidad de los decretos de aumento de salaries
dictados por el actual Gobierno, pero oimos decir aqui
ahora por part del compafiero Suarez Rivas, que 61
es partidario del aumento de salaries por decreto. Pero
ademas, aunque no lo hubiera dicho aqui, sefiores, Sua-
rez Rivas dict6 durante el tiempo que desempefi6 la
Secretaria del Trabajo unos cuantos decretos de au-
mento de salaries. Y yo quiero decir, en esta noche,
que nosotros y los trabajadores aplaudimos en esa
ocasi6n la decision del entonces Ministro de Traba-
jo, de aumentar los salaries de los trabajadores por de-
creto, por considerarlo una necesidad national. Cuan-
do Suarez Rivas hacia aquello no estaba incumpliendo
la Constituci6n, porque yo estoy seguro que 6, no lo
habria hecho, si con tal media hubiera creido vul-
nerar la Constituci6n actual. Por esa raz6n, y como
61 apoy6 los aumentos de salaries por decreto, como
61 apoy6 esta media y ha dicho que su pensamiento
es el de Carmelo Urquiaga, nos encontramos en con-
secuencia que el compafiero Urquiaga, los sefiores de
la Oposicion que han tenido por vocero al compafiero
Urquiaga, en la prctica caen del lado de los que
opinamos que debe desecharse la Moci6n de critical
al senior Presidente de la Repilblica por llevar una
political social de aumento de salaries a trav6s de de-
cretos. Esta es una de las cosas que queoria decir.

Otra cosa que yo queria aclarar aqui esta noche.
Cuando hablaba Suarez Rivas parecia desprenderse de
sus palabras que la actitud de los trabajadores de
Omnibus, al reclamar un aumento de salaries, lleva-'
ba consigo como una especie de -maniobra para lo-
grar que se produjera un aumento en el precio del
pasaje. Esto me parecio entender de las palabras del
senior Suarez Rivas. Yo quiero aclarar al senior Sua-
rez Rivas, a los sefiores Representantes y a la opini6n
p6blica en general, que si ese fuera su pensamiento,
ese pensamiento es absolutamente equivocado: los tra-
bajadores de 6mnibus han reclamado aumento de sa-
lario, y no envuelve esto ninguna maniobra, porque
sus vidas, sus families, porque sus necesidades asi lo
exigian; todos sabemos que las condiciones de vida de
los trabajadores de omnibus, humildes obreros, son
muy dificiles al present. Pero hay mas: quiero decir
que los trabajadores de 6mnibus reclamaron aumento
de salaries, pero han dicho que 'son resueltamente
opuestos a todo aumento en el precio del pasaje, que
venga a pesar sobre los bolsillos de los trabajadores,
las masas humildes de nuestra capital.
Lo han dicho los trabajadores de 6mnibus, y nos-
otros, los Socialistas Populares que defendemos a los
trabajadores en todas direcciones, hembs tambi6n sos-
tenido la misma tesis: los obreros de 6mnibus quie-
ren aumento del salario; pero en ningun moment de-
scan se aumente el precio del pasaje al pueblo de La
Habana.

En esta noche tengo en mi mano, por cierto, un
exemplar del peri6dico "Hoy", que tengo el honor
de dirigir, y en el cual se inserta un editorial que
represent, por supuesto, mi criteria politico y el cri-
terio de mi Partido, en el cual se dicen estas palabras:
"Hace nada mis que algunos dias los propietarios
de 6mnibus...
continuea leyendo).








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 59
t|- i- t ii i


En consecuencia, sefiores Representantes, los tra-
bajadores han reclamado un aumento de salaries, sin
tener en cuenta y estando absolutamente desligados
de .la maniobra a que el senior Suarez Rivas se refe-
ria en esta noche, y que, por lo demis, yo desconozco
que exist. Los obreros de los 6mnibus reclaman au-
mento de salaries porque lo necesitan y, ademis, es-
tin opuestos al aumento del pasaje en\cualquier sen-
tido.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
el senor Urquiaga.

SR. FRAILE' (CARLOS): Pido la palabra para una
interrupcion, con la venia de la Presidencia.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el,sefior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Nuestro distinguido compafiero, el
sefor Mujal, al terminar su discurso-interrupci6n, ma-
nifest6 que, con toda seguridad, los sefiores Urquiaga,
Martinez Fraga y Fraile habian tenido oportunidad de
concurrir a las Subcomisiones que sefialan el salario
minimo, en representaci6n de intereses de empresas.
Por lo que a mi respect, me creo en el deber de acla-
rar al senior Mujal que, fuera de mis actividades parla-
mentarias, como abogado defiendo los intereses que
estimo convenientes, procurando que sean justos. Es
decir, que si, como abogado, en un moment dado re-
claman mis servicios un gremip o un sindicato, y en-
tiendo que la causa es noble y just, y se me retribuye,
los atiendo, y si los reclama una empresa, siendo abo-
gado como soy, tambi6n la atiendo, porque ni como
abogado ni como politico hago political de classes: yo
hago political de intereses generals de mi pais. Y tan
es asi, que como congresista reto, no ya al senior M4u-
jal, sino a la Cdmara en pleno, para que se busque una
sola iniciativa en que yo respalde y defienda los in-
tereses de una clase determinada. No olvide el sefior
Mujal que si no todos, casi todos los Proyectos que
ha traido el Partido Socialista y otros Representantes
que no pertenecen a ese Partido, en relaci6n con los.
Retiros Obreros, fueron con toda rapidez dictamina-
dos por la Comisi6n de Araneeles e Impuestos, y de
la que soy su Presidente, y a pesar de ello, no he dele-
gado en nadie, sino que yo mismo he hecho las Po-
nencias. Y que yo sepa ninguna de esas leyes de Re-
tiro Obrero beneficiaba intereses patronales. Estaban
beneficando a un interns de clase, de clase obrera, y
tuvieron en mi a un paladin, y el propio Partido So-
cialista tiene que reconocerlo asi. Como esas, todas
las demas iniciativas que se han presentado en la Ca-
mara,,de esa naturaleza.
Yo he visto la especie de conmoci6n que ha pro-
ducido a nuestra compafiero Mujal las declaraciones
de mi querido amigo y compafiero el senior Suarez
Rivas. Quiero aclarar que el senior SuArez Rivas no esta
exponiendo ahi criterio personal: esta exponiendo cri-
terio, no ya del Comit6,Parlamentario, sino de Partido.
Las declaraciones del sefior SuArez Rivas se inspiran
en la linea political del Partido Liberal. Ya aqui se
declare, y lo dije ya en la sesi6n de ayer, cuando se
discutia la Mocion sobre el Diferencial, que todos, ab-
solutamente todos nosotros estAbamos en el piano de
utilizar, o de aprovechar, si S. S. quiere, lo que pudi6-


ramos denominar exceso de utilidades, de utilidades
de sangre, como decia el compafiero Escalante, y que
no son de guerra, sino de post-guerra, no en benefidio
de una clase obrera determinada, ni para crear una
aristocracia dentro del propio proletariado, sino en be-
neficio social de Cuba en general, porque, repito, no
represent clase alguna aqur: no represent al proleta-
riado, ni represent al campesinado, pero tampoco re-
presento al capital. Represento al pueblo de Cuba, que
me eligi6 a mi, como ha elegido al senior Mujal. Y esa
ps la political en que .se inspira el Partido a que perte-
nezco.

Ahora bien: hay una pequefia diferencia entire la
forma en que se estan haciendo esas captaciones favo-
reciendo solamente una clase determinada, y la forma
que nosotros aspiramos, porque menguados o ruined
seriamos si no llegAramos a ello, y se inspira en una
formula fundamentalmente social, y se inspira en el
bien de todos, para evitar posibles contingencies muy
graves en nuestro pais: me refiero a esas captaciones,
o a. ese aprovechamiento por exceso de utilidades; pero
no para distribuirlo caprichosamente, ni tampoco con
un enfoque de 24 o 48 horas, ni de dos afios, porque
esas dificultades que puede legar a confrontar nues-
tro pais, no van a ocurrir en los dos afios que le
restan al Gobierno del doctor Grau, mi querido com-
pafiero, senior Mujal, Esa Os una de las cosas impor-
tantes que tenemos que prever, y por eso -en una
oportunidad en que yo hablaba de la Ley Organica de
los Presupuestos, aludia a la teoria de los ciclos econ6-
micos, y tomar las utilidades sobrantes, para hacer un
fondo de reserve national, y desde ahora ir proyectan-
do el fomento de la agriculture, obras pdblicas especia-
les en determinadas regions, para cuando venga el
desempleo evitar el hambre y la miseria que el mismo
traiga consigo. Y eso hay que preverlo desde ahora,
senior Mujal. No hacemos nada con tener una vision
raquitica de estas realidades, y despues que venga el
caos. Ahora bien: nosotros queremos que esto se haga
por la via. constitutional, que no hablemos mas de
"captaciones", sino que se creen impuestos, los im-
puestos adecuados, no s6lo de una industrial, sino de
todas las industries del pais: lo mismo la tabacalera,
que la ganadera, que la azucarera; y que esos benefi-
cios scan generals para todos los ciudadanos y no pa-
ra una clase determinada, porque existe una clase
que no es la clase obrera, que es la clase media, quiq
a mi me merece tanto respeto y consideraci6n como
el proletariado y el campesinado.

El otro aspect que se ha tocado aqui, y en rela-
ci6n con el cual se han hecho cargos a esta. Minoria,
en la cual ingres6 hace tan s6lo contados meses, por-
que entonces era Minoria, pero perteneciente a otro
Comit--yo estoy condenado a ser Minoria en el Par-
lamento-desgraciadamente: fui Gobierno, pero na-
da mIs que seis meses-, deseo hacer una acaracion,
que es la siguiente, y muy sincere: No s6 por que,
efectivamente siempre ha habido cierta indiferencia
general, no s61o por parte del Congreso, en constitu-
cionalizar-valga la frase-la legislaci6n del trabajo. Se
culpa ahora a esta Minoria, se dice que por qu6 no lo
hizo cuando era Mayoria; y yo pregunto a los compa-
fieros del Partido Socialista Popular, que hasta hace
poco formaron parte de esa Mayoria a que se refie-
ren, por qu6 ellos, que con muy buen juicio trajeron








60 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i in l


infini ad de seguros y otras medidas a las cuales no
negamos nuestro concurso, ellos, que si representan
aqui una clase determinada, no trajeron esa iniciativa?

Me informa un compafiero que esti presentada;
todos Isabemos-y no trato de hacer acusaciones-que
en el Parlamento no basta presentar una legislation,
sabemos que si las iniciativas parlamentarias se pre-
sentan y no se act6a sobre las Comisiones y luego so,
bre el Presidente para que se incluyan en la orden del
dia, y luego en el hemiciclo'para que se viabilice la
aprobacion por parte de los demis compaferos, no hay,
iniciativa que prospere. Y en ese plano no he visto
hasta ahora a nadie, ni aun a los propios compafieros
del Partido Socialista Popular. ZPor qu6? Lo ignore;
pero quiza result mis c6modo que sea el Poder Ejecu-
tivo, aconsejado con muy buen juicio, conjuntamente
pero siempre beneficando a la case proletaria, por los
dirigentes de la C. T. C. el que resuelva los proble-
mas; ayer fu6 Batista y hoy es Grau; por lo menos, me
imagine que es much mas prActico, que en esos pro-
blemas de trabajo sean' las Comisiones del Ministerio
de Trabajo las que resuelvan y no verdaderas Cotni-
siones Paritarias, que es lo que en realidad quiso el
constituyentista, que los problems del trabajo se re-
solvieran con el arbitraje del Poder Judicial.
Debo decirle al distinguido compafiero que ig-
noro yo la existencia de esas iniciativas a que se re-
fiere, asesorado de personas que estoy seguro cono-
cen la material, en esa denominada Ley de Transicion
econ6mica social de Cuba, que se enmarca dentro de
la Constituci6n.
Era cuanto tenia que decir.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en. el iso de la palabra el senior Carmelo Urquiaga,

SR. MUJAL (EUSEBIO): Me permit S. S., con la
venia de la Presidencia, una ligera interrupci6n?

SR. URQUIAGA (CARMELO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra, para una interrupci6n, el senior Mujal.
SR. MUJAL (EUSEBIO): Es para aclararle al senior
Fraile dos cosas personales: Deseaba aclarar, senior Pre-
sidente y senores Representantes, tres cosas; la pri-
mera, que deseo darle todo genero de explicaciones
al doctor Fraile en el sentido de que cuando jo habl6
de que hubiera ido a las Comisiones de Salarios Mi-
nimos, como defensor de los patrons, no lo hice en
tono ni con el prop6sito de molestarlo; tengo especial
interns en que esto quede asi aclarado...

Si. FRAILE (CARLOS): Yo no me he molestado;
de ninguna manera...

SR. MUJAL (EUSEBIO): Ya no es Suarez Rivas so-
lamente el que vota el diferencial; ahora es Fraile y
quiza si este de acuerdo al fin y al cabo hasta el pro-
pio compafiero, senior Urquiaga.

El segundo punto es, que no es problema de
molestarse, y lo dije en el mejor tono possible; quisie-
ra, naturalmente, que los Sindicatos utilizaran los ser-


vicios del doctor Fraile para que se sintiera vinculado
a aquellos intereses, como se siente ahora vinculado
a los intereses de los patrons.
Aparte de esto, deseo felicitar al doctor Grau San
Martin, a la Presidencia de la Cimara, y a los Aut6n-
ticos, p6rque cada dia se puede palpar que hay mis
personas partidarias de las medidas revolucionarias del
Gobierno del doctor Grau San Martin.

Ademis, siempre he creido que el Partido Libe-
ral es un Partido de progress; en la Asamblea Consti-
tuyente hice todo genero de esfuerzos para que el
Partido Liberal se canalizara, al trav6s de sus distin-
guidos miembros, como el doctor Ferrara, y a ttav6s
de las medidas que nosotros los Autenticos plantea-
mos, pero naturalmente, ignoraba que el R~rtido Li-
beral estuviera a favor del diferencial, ya que lo he
visto votar la Moci6n contra el diferencial, ya que el
Partido Liberal podia mejor escoger el papel ultra-
montano a que sin duda podian Ilevarlo algunas per-
sonas, pero ahora me doy cuenta de que los com-
pafieros SuArez Rivas y Fraile, y quiza el propio Ur-
quiaga, van a traer el Partido Liberal al plano 16gico
que debe ocupar.
Y la tercera cuesti6n es que exactamente como
miembro de la Mayoria admito las mismas critics que
hemos hecho a la Minoria; creo que nosotros estamos
aqui para escribir la historic del tuturo; los otros que
escriban la historic del pasado.

El President de la Republica muchas veces tie-
ne que actuar en situaciones de emergencia porque
no tiene las medidas que el propio Poder Legislativo
debio promulgar y no ha hecho.
Esa misma responsabilidad que yo he dicho de
ustedes cuando eran Mayoria, lo afirmo de nosotros,
y por eso creo que hay necesidad de trabajar, y no
creo que esa necesidad sea solamente de la Mayoria,
sino de la propia Minoria, porque el pueblo quiere
que trabajemos todos.
Finalmente quiero pedirle al doctor Fraile y a
todos los sefiores Representantes, especialmente a los
del Partido Liberal, que se sumen a esta noble tarea
nuestra de rescatar la economic cubana. Mi explica-
ci6n es en particular dirigida al compafiero Fraile, dis-
tinguido miembro de esta CGmara, que espero que
pronto se sumari a nuestras filas. ,
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Continue
en el uso de la palabra el senior Carmelo Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Me he seritido verdaderamen-
te satisfecho escuchando a nuestro compafiero, senior
Mujal, y desde luego, quiero aclararle que si bien po-
siblerhente lo que a algunos otros compafieros pueda
producer aburrimierto, o a esta Camara, el que ha-
bla en cuanto a 61 se refi.ere, puede decirle que me
distrae muchisimo y me result muy entretenido el
escucharlo; asi, pues, no tenga esa pena ni preocupa-
ci6n cuando haga uso de la palabra, porque S. S. posee
el raro privilegio de resultar siempre ameno, instruc-
tivo y elocuente; si los demAs compafieros no tenemos
esa virtud, es que la naturaleza nos la neg6, y iqu6 he-
mos de hacer para ello!
e









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 61
- i


Quiero aclarar, y reiterar, porque s6 c6mo se ma-
nifiestan las cosas y c6mo se interpretan muchas ve-
ces, que habia manifestado que el Partido Liberal es
partidario de los aumentos, en general, a los obre-
ros, y en particular, y quiero que conste asi bien claro
en el Diario de Sesiones --porque posiblemente ten-
dr6 que aclararlo en el futuro- de los empleados de
los Omnibus Aliados, queridos hermanos nuestros
que trabajan muy ru'damente, que tienen una respon-
sabilidad gravisima, que recojen muchas veces las an-
tipatias a que no son acreedores por las deficiencies
del servicio, de lo cual no tienen la culpa ni tampoco
los propietarios, sino que son consecuencias de la
pasada guerra, y que exclusivamente me referia a la
forma en que se han acordado esos aumentos, que
sostuve, y sostengo.ahora mas que nunca, que se ha
realizado de manera inconstitucional.

Como quiera'que yo no practice demagogia, ni
creo que la practique ningfin compafiero, me interest
a su vez, sin ninguna otra finalidad que la certeza de
la misma, el reiterar que me parece que para los
propios trabajadores es mas convenient que cual-
quier aumento que se acuerde se haga en forma le-
gal; y no como ocurri6 con el de los enfermeros, que
por no haberse acordado como era debido, fue de-
clarado inconstitucional por el Tribunal Supremo, si
bien es cierto que los patrons despues estimaron
que era injusto hacer una rebaja.

El propio senior Mujal aceptaba que la parte t6c-
nica, la parte legal que yo habia expuesto era incon-
trovertible, que efectivamento, existe la Comisi6n
Nacional 'de Salarios Minimos, que quiero reiterar v
aclarar que la preside alguien que, aunque no es
Abogado, -y creo que en esto no puede haber nada
que constituya ofensa, porque manifiesto mi admira-
ci6n porque un distinguido professional que no ha-
biendo sido sus inclinaciones las de las leyes, hava
resultado, cosa que no ocurre frecuentemente en la
vida, competentisimo, honrado y eficiente en una
discipline que no era la de sus estudios-, reitero que
me merece el mas profundo respeto porque lo he
visto actuar en ese Departamento y en su misi6n, con
celo, con tacto y con respeto para los derechos de to-
dos y per lo general, ha llegado siempre a conclusio-
nes favorecedoras para ambas parties, poniendolas a
todas de acuerdo.

Quiero ahora significar que me parece muy just
la jornada de 6 horas tambi6n. Esa iniciativa, que por
cierto, un batallador compafiero nuestro, el Ingenie-
ro Sr. Ducassi, que aqui se encuentra, desde hace
tiempo viene luchando para combatir el desempleo
y por mirar con .miada acuciosa el porvenir en la
Post-Guerra, que,'como el previ6, se esta presentando
pavoroso, ha plasmado en una inciativa a la que
creo que se le ha dado lectwa, solicitando la jornada
de 6 horas como una media para combatir el des-
empleo, dindole trabajo a muchos que no lo tienen,
y a su vez como una media humana, porque la su-
prema ensofiaci6n de todos los estadistas v fildsofos
es la preocupaci6n por el niejoramiento de la huma-
nidad y debe ser el que se trabaje lo menos possible
el que se tengan las mayores comodidades a que huma-
namente tienen derecho todos los individuos por el
s6o1 hecho de pertenecer a una sociedad.


Y aunque no me gusta hacer historic y hablar a-,
veces de cosas personales, porque entiendo que eso
gusta muy poco, no porque sienta desden hacia la
justicia sino porque entiendo que si no merezco res-
peto ante todos los demas, quiero aqui manifestar
que no de ahora, que siempre fui un decidido defen-
sor de los problems proletarios...

SR. DUCASSI (FRANCISCO): Me permit una in-
terrupci6n, con la venia de la presidencia.

SR. URQUIAGA (CARMELO): ,Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Tiene la pa-
labra el Sr. Ducassi.

SR. DucASSI (FRANCISCO): Sefior Presidente y
Sefiores Representantes: Voy a aprovechar gustoso
la oportunidad que me ha lhrindado el Sr. Urquiaga
para hacer ciertas aclaraciones a esta Camara de Re-
presentantes.
Agradezco profundamente a mi distinguido com-
pafiero Sr. Urquiaga las frases que ha pronunciado en
relaci6n a mi persona, para ir despues al fondo de la
cuesti6n explicando la Ley que tengo presentada. Yo
acepto lo que han dicho los Sres. Suarez Rivas y Fraile
y lo que se ha dicho aqui una y mil veces durante el
debate, es decir, que se debe captar no solamente el
diferencial azucarero/ sino todo los diferenciales, y
lo acepto porque es lo que dice mi proposition de
Ley. Aqui se ha dicho que se trata del desempleo. El
desempleo no es mas que un fen6meno; el problema
es econ6mico y asi debe de resolverse, no teniendo
yo la culpa que no se conozca este problema con la
debida claridad.

La realidad econ6mica de Cuba es que existe una
falta de redistribuci6p de ssu rentas. ,A traves de qu6?
de impuestos, como se ha dicho aqui y que no pue-
den ser otros, a mi entender, que los establecidos en
la Ley que estoy propugnando, porque la rebaja de
horas. de jornada no es una media clasista, es una
media que tiernde a repartir el exceso de utilidades,
lo cual se esta haciendo en otros paises a traves de
leyes que se laman de impuestos director, sobre el
exceso de utilidades o sobre el exceso de rentas, pare
que el Gobierno capte las cantidades devolviendolas
a la economic national a -trav6s de obras publicas y de
otras classes, en las cuales se emplean hombres no
pertenecientes a las ramas de su trabajo. Por ejem-
plo, si un zapatero no tiene trabajo, es muy dificil que
se vaya a dar pico y pala a la calle, mientras si se re-
baja las horas de jornada, el patrono paga a ese obre-
ro a trav6s de impuesto mis director, o sease por medio
del salario.

Vean pues los compaieros que la Ley que ten-
go presentada es unica y exclusivamente una media
mediante la cual se redistribuye la renta national a
trav6s de impuestos director como son las rebajas de
la jornada de labor, impuestos sobre la renta e im-
puestos sobre las utilidades. Vean pues mis compafie-
ros que mi Ley esta redactada de acuerdo con lo que
aqui se ha dicho y yo estaba esperando que llegara
este moment de la discusi6n para que mis compa-
fieros Sres. Suirez Rivas, Fraile y Urqulaga y los demis









,62 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
,- ,,, Ii


compafieros apoyen mi Ley como medio de resolver
esos problems que son profundos pero que hay que
legar a ellos para bien de la Reptiblica.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Lamento muy de ve-
ras quu no hubiese sido mas extenso nuestro querido
compafiero porque la media que el propende es de
importancia tal que debe ser estudiada muy acucio-
samente por este Congreso.
Volviendo a lo que me referia, queria, haciendo
un parvntesis en mi norma de no hablar nunca de
asuntos propios, pero preparindome para lo que se
me va a venir arriba, no aqui, no se asusten tstedes,
sino de cierta prensa y consideraciones de ciertos
compafieros, significar lo siguiente: junto con el Sr.
Aquiliro Lombard, en 1929 concurri como segundo
firmante a la llamada Ley del 75 por ciento para de-
fender a los obreros natives cubanos. Fu6 aprobada
por la Camara y no fu6 culpa nuestra si un Senado
que estimo no comprendia en aquellos moments los
latidos y las necesidades del pueblo, no la sancionara.
Y desde 1926 tuve el honor de presentar a la Cima-
ra de Representantes y de que fuera aprobada, v ahi
consta en los archives de la Camara, una Proposicin6
de Ley de Seguro contra el Paro Forzoso y de Pen-
si6n a la Vejez, media verdaderamente revoluciona-
ria y de un alto alcance, la cual se esta tratandb la
manera de implantarla hoy en dia. Conste que he
referido exclusivamente al aspect constitutional de
c6mo se estAn haciendo las cosas que deben hacerse
o amerita que se hagan, no en la forma que determine
la Constituci6n, sirio de manera caprichosa, como
ocurre en este caso, de la misma manera que un in-
quilino no paga la renta de su casa no tiene el derecho
porque le asista la raz6n a ir a desalojarlo, si no
que tiene que Ilenar los trImites legales, presentar
la demand en el Juzgado y que recaiga sentencia pa-
ra ejecutarla, hay ciertas normas que son de obliga-
torio cumplimiento para todos, yc que es la garantia
para otros, y que puede bulnerarse la Constituci6n
en determinados moments para bien del pais, pero
aparte de que t6cnicamente no debe hacerse asi, se.
sienta Uin precedent peligrosisimo porque para otras
medidas que tal vez no fueren buenas se puede bul-
nerar tambi6n la Constituci6n diciendo que ya habia
sido aceptada.
El senior Mujal reconoci6 que efectivamente exis-
te esa Comisi6n Nacional de Salario Minimo y que
pudo haber sido la misma, y que las parties convinie-
ron, manifiesta 1e, y yo discrepo de ello, al ponerlo en
manos del Presidente de la Repuiblica. Creo que no
es asi, porque he leido esas manifestaciones de plans
entera en los peri6dicos de la parte patronal dicien-
do que no le es possible acceder a lo que pide el Ho-
norable Sefior Presidente de la Repiblica y que sus
medios econ6micos no le alcanzan. Luego no se diga
que la media fu6 con el asentimiento de ambas
parties. Pero, es mis: A6n aceptandolo, que arnbas par-
tes quisieron hacerlo, no era possible totalmente ir a
un organismo que no tiene competencia para ello,
pues la Ley y la Constituci6n sefialan otros organis-
mos distintos.

Y no voy a insistir en este problema de trabajo,
que creo que ha sido suficientemente aclarado, rati-
fcando de nuevo nuestras simpatias amplias y las del


Partido Liberal para todo lo que sea protecci6n al
proletariado, atenci6n al mismo, pero atenci6n cien-
tifica de manera que result hacedera y viables todas
sus necesidades.

Quiero lamar la atenci6n de que este Partido ha
votado todas las leyes de seguro Social que se han pre-
sentado a esta Camara. Ya determinados compafieros
nuestros, entire ellos el Sr. Guis Inclan que se hon-
rara en presidir la Comisi6n de Asistencia Social ha
dictaminado esas iniciativas, no somos remiss ni lo
seremos nunca a ning6n beneficio hacia el trabaja-
dor.

Y ahora, paso a otro tema que no quiero dejar sin
una ultima contestaci6n aunque ya ha sido tratado:
la millon6sima al maestro.

Establece la Constituci6n en su articulo 52 que
el sueldo del maestro de Instrucci6n Primaria no de-
berA ser en ning6n caso inferior a la millon6sima parte
del Presupuesto total de la Naci6n.

Esa iniciativa que honr6 a la Convenci6n Cons-
tituyente y honr6 a la que creo que fu6 su mantene-
dora mas decidida, nuestra distinguida compafiera la
la Dra. Alicia Hernindez de la Barca es un precepto
Constitutional de ineludible cumplimiento. No se
puede alegar aqui que no ha habido una Ley com-
plementaria. No era precise. El Honorable Sefior Pre-
sidente de la Republica ha enviado dos Proyectos de
Presupuestos -aa la Cmara en cumplimiento de pre-
ceptos Constitucionales; y dentro de breves dias -pa-
ra el dia 2 del pr6ximo mes- tendremos el nuevo
Proyecto de Presupuesto.
Aqui se estuvo debatiendo sobre la interpreta-
ci6n de la millonesima, y acerca de si deberia sacarse
del Presupuesto total ordinario y extraordinario o so-
lo del Presupuesto ordinario. Tuve el valor de con-
tender, junto con otros compafieros de mi Partido v
a favor dde que la interpretaci6n fuera rectamente la
que sefiala la Constituci6n: PreSupuesto total y que
comprendiera todas sus partidas, tanto las del Pre-
supuesto ordinario, como las del extraordinario.
Pues bien, se envi6 al Senado y alli se entendi6
que era una Ley extraordinaria, y que requeria qu6-
rum especial de la mitad mas uno; y fueron lost votos
de los defehsores del Gobierno los que impidieron
que se Ilegara al nimero necesario paar aprobarlo. Se
encuentra hoy en dia pendiente del dictamen de una
Comisi6n Mixta. Pero yo no voy a insistir en si el
pago de la millonesima ha de cumplirse de acuerdo
con el Presupuesto total ordinario y extraordinario
o solo con el ordinario. iSe ha cumplido, por lo me-
nos, en cuanto al Presupuesto ordinario que son
ciento veinte y site millones de pesos, segun tengo
entendido? iNo! Ahora-se le sefiala al maestro un
aumento que es irrisorio, unas pesetas mas para el
Magisterio: Se les sefiala noventa y cinco pesos en vez
de los noveinta y cuatro que ganaban. aEs eso cum-
plir la Constituci6n? No es bulnerarla abiertamente.
Vease como hay ciertas inedidas que, por much que
sea el deseo de los esforzados defensores del actual
Gobierno no pueden ser defendidas con razones, por
lo menos que no sean las de confesar que se le quiere
dar la raz6n aunque no la tenga.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 63
"" i l I I .


Ahora voy a terminar, pues no he de demorar
mis de una hora (Risas) Bueno, por lo menos, me-
nos de una hora y en ese tiempo voy a referirme al
aspect politico, porque aqui se ha estado hablando
de ciertas cosas y dejando caer en el ambiente deter-
minadas species que no comparto en forma alguna.

No consider una violaci6n Constitucional de
part del Ejecutivo el que aspire discretamente --voy
a usar esa forma- a la reelecci6n o pr6rroga de Po-
deres por via de la reform Constitucional, porque,
muy bien dije aqui a su paladin maximo, el orador del
Autenticismo, segun oigo que se le llama con un es-
logan fino, en su hora de radio que me honro en es-
cuchar todos los domingos, cumpliendo todo el de-
recho que tiene cada ciudadano de que se reform
la Constituci6n, y ojala que todas las bulneraciones
que se confronted fueren de este- tipo, ,porque no
tendriamos motivo de critical en cuanto al procedi-
miento si se ajustan a la Constituci6n y al cumpli-
miento de la misma...

SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): !Me permit una
aclaraci6n S.S. con la venia de la Presidencia?

SR. URQUIAGA (CARMELO): Con much gusto.

SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Sr. President y
Sres. Representantes: He de ser breve y sintitico.
Claro que cuando hablamos de la reelecci6n del Pre-
sidente Grau San Martin lo hacemos a tenor de la
via que nos franquea la propia Constituci6n en su
articulo 286. Llenada esa tramitaci6n, y nunca de
otra manera porque si somos respetuosos de la Ley y
si creemos ciertamente que la soberania reside en el
pueblo y que de 61 se derivan todos los podercs,
nunca y de ninguna otra ranera seriamos reeleccio-
nista, a menos que se pasara por lo que preceptia el
articulo de la Carta Fundamental a que hemos he-
cho referencia, es decir, previo acuerdo de las tres
cuartas parties del Congreso en conjunto y previo re-
feredum de las dos terceras parties del numero total
de electores de cada Provincia.

El President que pase esa tramitacion distin-
guido compafiero Carmelo Urquiaga, no puede
de ninguna manera decirse que no tiene la mavoria
aplastante de la opinion public en su favor. Siempre
que se Ilenen estos trAmites, yo soy partidario resuel-
to, decidido, invariable, con el derecho que me fran-
quea la piopia Ley Constitucional, de la reelecci6n
del Dr. Grau San Martin.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Sr. President y Sres.
Representantes: Lo que dijo el Seiior Primitivo Ro-
driguez, nuestro distinguido compafiero no hace si no
recorder lo que yo habia manifestado. Ahora bien, to-
mando en serio este asunto quiero hacer una declara-
ci6n que consider muy important, alrededor de la
misma, y para lo cual yo rogaria a mis queridos com-
pafieros abusando de su benevolencia un iltimo es-
fuerzo de atenci6n porque creo que la amerita el te-
ma en si. Se ha entendido por muchos como un posi-
ble intent de vulneraci6n constitutional porque hay,
como 61 decia, la realidad constitutional que exige co-
mo paso previo para la reelecci6n a la pr6rroga, de tan
ingrata memorial, las tres cuartas parties en la Cama-


ra y en el Senado. Ahora bien, y deseo dar a mis pa-
labras toda la amplitud possible en los ambitos de la
Repiblica c6mo es possible que si habemos aqui 52
Representantes oposicionistas y algunos independien-
tes, que por algo se han alejado de las filas guberna-,
mentales, si hay 54 Representantes oposicionistas que
hemos hecho declaraciones por nuestros Comit6s y
por los organismos maximos de nuestro Partido que
somos contrarios a la reelecci6n y a la pr6rroga, y si
en el Senado de la Rep6blica hay 18 sefiores oposicio-
nistas y 5 o 6 Autenticos, pues bien si estos 18 senado-
res oposicionistas se han pronunciado en contra en
relaci6n con la reelecci6n y alli las tres cuartas par-
tes son 13 exactamente, 2como, me pregunto yo y se
pregunta el pais, c6mo se habla de reeleccion y de
pr6rroga que tiene que pasar por el tamiz de las tres
cuartas parties del Congreso, si ya la mitad se han
manifestado en contra de eso? No puedo descifrar ese
enigma o se piensa que se van a hacer determinadas
captaciones entire los -elementos oposicionistas o se
piensa pasar por encima de la via constitutional.

Aqui se ha hablado, y esto es una antesala de la
terminaci6n de mi discurso, perb creo necesario tra-
tar este tema porque es precise que se defienda por
nuestros Representantes para encauzar las opinions
de todos, por lo meios, de aquellos que noson gu-
bernamentales, algo que se ha manifestado como cier-
to y que a mi juicio no lo es.
Hablaba el distinguido lider del Partido Revolu-
cionario Cubano Aut6ntico del acrecentamiento de
las fuerzas del Partido Autentico. Otro distinguido
compafiero que no quiero nombrar no vaya a sentir
el deseo de pedir la palabra y nos malogre el. final de
esta sesi6n, de que el pueblo, de manera contest, le
habia dado su asentimiento y simpatia al actual go-
bernante del pais nos retaba a que hiciese la prueba
de concurrir con el a cualquier barrio o municipio le-
jano o cercano, para poderle constatar. No le quise
contestat en p6blico, pero le informed que en privado
le voy a aceptar esa invitaci6n porque aunque no sea-
amigo de surveys me gusta convencerme del sentir
general de mi pueblo. Pero no es bueno que se deje
como cosa sentada ese acrecentamiento, esa mayoria
desbordante del Partido Aut6ntico, porque, a mi jui-
cio, no es cierta, y del resultado de estas ultimas elec-
ciones no se desprende el triunfo aplastante como-
aqui se ha manifestado, sino todo lo contrario. Ve-
mos, por ejemplo que la capital de la Provincia de
Pinar del Rio, no fu6 ganada por los Partidos coali-
gados que simpatizan con la political del actual Pre-
sidente de la Rep6blica, v alli obtuvo un triunfo reso-
nante el candidate oposicionista y demostraci6n de
que mas de la mitad no simpatizaban con el Presi-
dente de la Republica.,

En La Habana, capital de la Republica, yo exa-
min6 el resultado de las elecciones municipales y veo
que si se suman los votos del candidate liberal y los
votos del candidate dem6crata-republicano, se pierde
por una pequefia diferencia de veinte y pico de mil
votos, a pesar de haberse cometido la torpeza de abai-
donar una posici6n como es la Alcaldia en manos de
un miembro de los simpatizantes del actual Gobier-
no. Si en la capital de la Reptiblica, divididos como
estaban, sin medios ni recursos de ninguna clase, la
victoria que obtiene el flamante candidate alcaldicio,









64 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
i i i iii i ,i-i f i i ii


a pesar de su historical, de ser un abogado distin-
guido, de haber tenido la suerte de manejar los fondos
de la Hacienda public en 6poca de gran prosperi-
dad que le permiti6 haeerlo con acierto, pero sin aho-
rro y sin dificultades, se triunf6 por 'una mayoria es-
casai de 24 o 25 mil votos, puede decirse que el triun-
fo fu6 tan aplastante? No voy a referirme a los auxi-
lios que pudo darle el Inciso K, de lo cuar no quiero
hablar ahora, pero a ello me referire la semana entran-
te, porque es bueno estudiar todas estas cosas, pero
lo cierto es que se perdi6 por una cantidad relativa-
mente pequefia, que no evidencia -el respaldb de la
obra de Gobieriio, a pesar de que estaba aqui en la
capital, donde se realizan esa series de obras, pero si
Smramos a los alrededores, qqub ocurre en Marianao,
que prActicamente es una parte del Municipio de La
Habana? Pues bien, alli el candidate mas combatido
posiblemcluitc por el Gobierno, alrededor del cual se
enfilaron todas las baterias, hasta donde la correcci6n
political podia permitirlo, triunf6 por una mayoria
desbordante sobre el candidate del Gobierno. Es de-
cir, que en Marianao, que puede ser considerado co-
mo una parte del Municipio de La Habina, obtiene
el triunfo por una mayoria aplastante de' mil y pico
de votos el candidate oposicionista, o seai que en
conjunto los dos candidates oposicionistas obtienen
cuarenta mil votos contra 14 mil votos que obtiene
el candidate del Gobierno.

Si. DI1z (LOMBERTO): Para una cuesti6n de or-
den solicito la palabra.

SR. PaRSIDENTE (DE LEON GARCIA): Para una
cuesti6n de orden tiene la palabra el senior Lomberto
Diaz.
SR. DIAZ (LOMBERTO): La cuesti6n de orden que
yo planteo oonsiste en lo siguiente: he observado que
hay un grupo numeroso de sefiores Representantes
que no estan atendiendo las palabras del compafero
Urquiaga. Como en este moment el senior Urquiaga
esta haciendo cilculos, esta mencionando cifras nu-
m6ricas y lo sefiores Representantes no le estan pres-
tando -la debida atenci6n, pudiera ser que alguno so-
licitara del sefior Urquiaga que le rectificara esas ci-
fras, lo que de hacerse provocaria que estuvi6ramos
aqui hasta altas horas de la noche. Por consiguiente,
yo solicito de la Presidencia, como question de orden,
que ruegue a los compafieros Representantes presten
la debida atenci6n al compafiero Urquiaga.

SR. PRESIDENTE (DE LEON GARCIA): Llamada al
ordeii 1. Presidencia, por el compafiero Diaz, la Pre-
sidencia ruega a los sefiores Representantes que pres-
ten la debida atenci6n al compafiero Urquiaga.
Continue en el uso de la palabra el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Agradezco al distinguido com-
paniero que haya solicitado de la Presidencia reclame
de los compaferos atenci6n para mis palabras, cosa
que yo no nie atrevi a hacer por delicadeza, por ser
yo el orador. Quiero decir que no voy a ser muy pro-
lijo en estas manifestaciones, pero me parece que es
just que aptovechemos el tiempo en esta sesi6n, en
que no hay problems legislativos que tratar, para dar
a la oposicion oportunidad de exponer sus puntos de


vista; porque si bien los Representantes del Gobier-
no se atribuyen la total simpatia popular, yo quiero
destacar aqui, con n6meros y datos, que es como se
demuestran esas cosas, que no es como ellos creen.
En Matanzas, y no voy a referirme a Guanabacoa,
que es como si dij6ramos otra parte del Municipio de
La Habana, donde triunf6 el candidate oposicionis-
ta, no pudo ganar el candidate del Gobierno en pri-
mera vuelta; y ahora, en segunda vuelta, tampoco fu6
suficiente el caudal de sus votos. Por consiguiente, yo
no veo el desbordamiento popular de que se habla en
favor de la obra del Gobierno de la cubanidad, ni
de que haya un consensus general ante el hombre pti-
blico que gobierna, porque yo creo, con el debido
respeto, que hay muchos que lo combaten. Cierto
que alli, en Las Villas, fueron mas afortunados los gu-
bernamentales, obteniendo una derrota para los Par-
tidos de la oposici6n. Pero alli en Camagiiey-y no
voy a tratar del asunto de Camagiiey, no voy a ahon-
dar en el mismo, porque es un punto neuralgico para
muchos-la verdad es que hubo un movimiento de re-
beldia frente a las invitaciones gubernamentales, y que
una gran parte de los ciudadanos se mostraron con-
trarios al candidate gubernamental, si bien es cier-
to reconocer que muchos dieron sus sufragios al mis-
mo. Y alli en Oriente,- un hombre modesto, con cuya
amistad me honro, Ilevado s6lo por el Partido Libe-
ral y una fracci6n dem6crata, frente a un candidate
que era llevado por los Partidos Revolucionario Cu-
bano, Socialista Popular, Republicano y parte de los
Dem6cratas, y ese otro Partido que se llama influen-
cia simpftica del Gobierno, sin medio de clase al-
guna, perdi6 por tan s61o dos o tres mil votos. UC6mo
aceptar esa mayoria aplastante que se nos sefiala? Des-
de luego que cada cual puede decir lo que le parez-
ca. Yo reconozco a los compafieros el derecho de de-
cir que todo el pueblo simpatiza con el doctor Grau,
simpatiza con el Gobierno del Honorable senior Pre-
sidente de la Reputblica. Es mis, yo el otro dia estuve
escuchando a un compafiero del Gobierno y me sen-
ti preocupado, porque lo escuchaba decir que todo
aquel que llevara en el coraz6n el sentimiento patri6-
tico admiraba la cubanidad.

Yo entonces pens6 que posiblemente mi coraz6n
flaco, incapaz de sentir ese amor, no abrigaba senti-
mientos patri6ticos, porque no amaba, no simpatiza-
ba con la cubanidad. Puede decirse todo eso, pero
ahi estan los nmneros, ahi estan las cifras, que ha-
blan por mi.

Sefor Presidente y sefiores Representantes, creo
que la labor de hoy ha sido fructifera, porque aunque
tenemos ciertas dudas al respect de que va a ser re-
chazada la Moci6n, de todos modos yo creo que no
hemos perdido el tiempo; se ha enjuiciado dentro
de la buena fe que nos asiste, y dentro de nuestro
derecho de hacer oposicion, porque es un derecho que
nos esta reconocido por la Constituci6n al establecer
las minorias, el derecho de las minorias, v no hay que
pensar que las minorias van a ser absorbidas por las
'Mayorias, creo que hemos cumplido con nuestra fun-
cion fiscalizadora, y que hemos sefialado los errors
en que ha incurrido el Gobierno, errors que algu-
nos de los oradores calificaron como exagerados, pero
demostrando con ello que algo habia de cierto en
nuestras manifestaciones.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 65
I cI


Creo, ademas, que el pueblo esta ansioso de
que no se debate p6blicamente lo que en los corrillos
se habla, debe sentir plena satisfacci6n al traer a
esta tribune, la mas alta de la Repiblica, todas :es-
tas cuestiones, con la buena fe y el prop6sito de ser-
vir al pais.
Quiero dar las gracias a la Presidencia por la for-
ma ejemplar en que ha conducido este debate, por el
espiritu amplio que ha manifestado, por la pondera-
ci6n de esa misma Mayoria que ha sabido aun en me-
dio de las dificultades que se han presentado, bordear-
las con un espiritu cordial y sincere, al cual corres-
pondemos nosotros, porque al fin de cuentas lo que
estamos nosotros haciendo es sirviendo a la- Repu-
blica y sirviendo al Congreso, al cual hemos venido
por la voluntad soberana del pueblo.
SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): La Presi-
dencia agradece las manifestaciones del lider del Par-
tido Liberal, sefor Carmelo Urquiaga, y consider un
deber declarar que experiment verdadera satisfacci6n,
ya que el pueblo de Cuba se va dando cuenta de que
todos los integrantes de la Camara de Representantes,
sin distinci6n de Partidos, estain dispuestos a servir
al pais dindole la legislaci6n necesaria; y esta Presi-
dencia ve con verdadero agrado, que tanto el Comite
Parlamentario Liberal, como todos los Comites Par-
lamentarios de la Cimara de Representantes, estin
demostrando al pais que este Congreso sabe y sabra
cumplir con su deber.

Se va a someter a votaci6n la Moci6n.

SR. GARCIA MENOCAL (MARTIN): Nominal, sefior
President.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): A votaci6n
nominal, por haberlo pedido un sefor Representante.

Los que est6n de acuerdo con la Moci6n, votarin
que si; los que est6n en contra, votaran que no.
(El Oficial de Actas efect6a la votaci6n).

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): ZFalta algin
senior Representante por votar?


(Silencio).

Han votado ,82 seiores Representantes: 62 que
no, y 20 que s.

Votaron en contra los seiiores: Acosta, Aguirre,l
Aldereguia, Alonso Alvarez, Alvarez Recio, Ara, Ar-
menteros, Aragon6s, Bisb6, Camejo, Canut, Codina,
Collot, Cossio, Cruz, Chiner, Curti, Diaz Ortega, Diaz
Rodriguez, Ducassi, Escalante, Esteva, Fernandez Mar-
tinez, Fleites, Garcia Benitez, Garcia Ibaifez, Giberga,
G6mez Quintero, GonzAlez Posada, Gutidrrez Casa-
nova, Hernandez de las Barca, Hernandez Tellaeche,
Luzardo, Llans6, Martin, Menendez, Milan6s, Mtjal,
Nodal, Ochoa, Ordoqui, Payin, Pendas, P6rez L6pez,
Pequefio, Pino Perez, Pino Santos, Remedios, Rivero
Seti6n A., Rivero Seti6n M., Roca, Rodriguez P., Ro-
driguez S., Rojas, Rosales, Sinchez Mastrapa, Sera,,
Serrano, Soldevilla, Taquechel, Vinent, Vivero y Le6n
Garcia.
Votaron a favor los sefiores: Beltrnn, Cremata, Do-
minguez, FernAndez Jorva, Fernandez Varela, Ferro,
Figueras, Fraile, Garcia Menocal, Garcia Montes, Guas
Inclin, Martinez Fraga, Mata, Mufiiz, Pardo Jiminez
A., Pardo Jimenez J., Suarez Rivas, Urquiaga PadillaS
Vald6s L6pez y zayas BazAn.

SR. PRESIDENT (DE LEON GARCIA): Queda re-
chazada la Moci6n.

La Presidencia ruega a los sefiores Representantes
que no abandonen el hemiciclo.

A reserve de coniunicarle la Presidencia por la
via official y como es reglamentario, se hace saber a
los sefiores Representantes, que por acuerdo con el
Senado de la Republica, ha sido convocada una sesi6n
extraordinaria, conjunta, para el dia 28, a las 6 de la
tarde, con el objeto de tratar una Moci6n, en relaci6n
con ]a Segunda Vuelta.

Y no habiendo otro asunto que tratar, se levanta
la sesi6n.


(Era la 1.43 a. m.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs