Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01644
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01644
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DiARIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES


VIGESIMO PERIOD CONGRESSIONAL

PRIMERA LEGISLATURE

VOL. LXXX. LA HABAA NUM. 16

Sesi6n Ordinaria de Noviembre 8 de 1944

PRESIDENT: SB, MIGUEL A. E LEON FUENTES

SR. LUIS GRAU AGUERO
SECRETARIES: S S
SR, CARLBS ALYAREZ RECIO

SU MARIO

A las cuatro p. m. la Presidencia dispuso se comprobase el qu6rum, y al responder al pase de lista efectuado setenta
y nueve seiiores Representantes, declare abierta la sesi6n, (Pig. 2).-Lectura del acta de la sesi6n ordinaria
anterior, fecha siete de los iorrientes, la que fua aprobada en votaci6n ordinaria y sin modificaciones,
(Pag. 2).-La Presidencia hizo llegar a la Camara, las palabras del sefior Presidente de la Repfiblica que
hubo de pedirle las hiciera en su nombre, dando las gracias, a este Cuerpo Colegislador, por la prueba de con-
fianza que le habia dispensado, al votar la Ley, de los damnificados por el cicl6n; y haciendo votos por una
cabal compenetraci6n, entire ambos Poderes del Estado, (Pig. 2).-Lectura del Proyecto de Ley del Senado,
relative a aumentar el centenario del nacimiento del Mayor General Antonio Maceo Grajales, fu6 remitido
a las Comisiones de Cultura y Educaci6n y Hacienda y Presupuestos.-Lectura de la Constituci6n de las Co-
misiones Permanentes, (Pag. 2).-Lectura de diversas Proposiciones de Ley, que pasaron a studio de las Co-
misiones Permanentes, (Pag. 2).-Lectura de una Moci6n, suscrita por los lideres y otros sefiores, relative a
enviar una felicitaci6n calurosa al Honorable Presidente de los Estados Unidos, (Pag. 3).-En votaci6n or-
dinaria y sin mis, debate fu6 aprobada la Moci6n, (Pag. 3).-Continuaci6n del debate, sobre el Dictamen de la
Comisidn de Justicia y 06digos, al Proyecto de Ley, que declara la inamovilidad de los funcionarios, empleados
y obreros pfblicos, reconocida por la legislaci6n vigente, (Pag. 3).-Para donsumir el primer turn en contra
del dictarmen a favor del Voto Particular el senior Bisbd, (Pig. 4).-El primer turno a favor del Dictamen 7
en contra del Voto Particular fu6 consumido por el senior Praile, (Pig. 25).-E1 senior Pendis interest pase








2. DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

de lista y efectuada 6sta, respondieron sesenta y ocho senores Representantes, por Io que comprobado el
qu6rum, continue la sesidn, (Pag. 36).-El segundo turno en contra del Dictamen y a favor del Voto Particu-
lar fu6 consumido por el senior Cossio del Pino, (Pag. 34).-E1 segundo y filtimo turno a favor del Dictamen
y en contra del Voto Particular, fue consumido por el senior LoriA Bertot, (Pag. 43).-A ruegos del senior Le6n
Garcia, se adopt el acuerdo de conceder un receso de quince minutes para un cambio de impresioines, el
Comite Parlamentario del Partido Revolucionario Cubano (Aut6ntico) y en tal virtud, la Presidencia suspen-
di la sesi6n a las doce y cincuenta y ocho a. m., (PIg. 58).-Reanuadad la sesi6n a la una y trece a. m., el
senior Pendas expuso a la Camara, que el Comit6 Parlamentario del Partido Revolucionario Cubano (Autdn.
tico) habia acordado retirarse del Sal6n de Sesiones, (Pag. 58)).-Sometido a votaci6n nominal el Dictamen
y Voto Particular debatido respondieron cincuenta y nueve sefores Representantes, no recayendo acuerdo por
haber sido comprobada la falta de qu6rum, y en tal virtud la Presidencia levant6 la sesi6n a la una y treinta
y cinco a. m. del dia nueve de Noviembre de mil novecientos cuarenta y cuatro, (Pag. 58).


SR. PRESIDENT: (DE LEON FUENTES): Se va a
comprobar el qu6rum, sefnores Representantes. (Eran
las 4 p. m.).

(El Oficial de Actas efect6a el pase de lista).

SR. PRESIDENT: (DE LEON FUENTES): Falta alg6in
senior Representante por responder al pase de lista?

(Silencio).
Han respondido al pase de lista 77 sefiores Re-
presentantes.
Respondieron al pase de lista los seinores: AI-
dereguia, Alomi, Aragon6s, Benitez, Bisb6, Bravo
Acosta, Buttari, Cuevas, Escalante, Escobar, Escriba-
no Andrevis, Esteva Lora, Ferro, Figueroa, Fraile,
Fuente Diaz, Garcerin, Garcia Menocal, Garcia Be-
nitez, Garcia Ramos, G6mez G6mez, Gonzalez Po-
sada, Granda, Grau Agiiero, Guas Inclin, Gutierrez,
Hernandez Tellaheche, Iglesias, Infante, Lara, Le6n
Garcia, L6pez Castro, Lorie, Llans6, Martin, Marti-
nez Fraga, Mata, Milands Tamayo, Mora, Mufiiz, No-
dal, Ochoa Rojas, Ordoqui, Pag6s, Palma, Pendis, P6-
rez Capote, P6rez Diaz, Pertierra, Piedra, Pino Mar-
tinez, Puente Felipe, Puente Salinas, Rio Carrillo, Ri-
vero Morales, Rivero Setien, Rivero Tamayo, Roca,
Rodriguez Menindez, Rodriguez Alonso, Rodriguez
Rodriguez S., Sinchez Mastrapa, Santos Jim6nez, Se-
ra, Trasancos, Urquiaga Padilla, Urquiaga Barberena,
Vald6s L6pez, Vazquez Bello, Vega, Vinent, Wolter
Rojas, Grau Agiiero, Alvarez Recio y Le6n Fuentes.

Hay qu6mrm. Se abre la sesi6n.

(Eran las 4 y 20 p. m.).

Se va a dar cuenta con el Acta de la sesi6n an-
terior.
(El Oficial de Actas la lee).


sara en su nombre a todos los components de este
Cuerpo. El Sr. President de la Republica pidi6 que
diera las mis expresivas gracias a la Cimara por la
prueba de confianza que le.habia otorgado votando
la Ley de los Damnificados del cicl6n de una manera
tan patri6tica,. facilitando al Poder Ejecutivo los me-
dios y recursos para ese fin. Al mismo tiempo hizo
votos para que existiera una cabal compenetraci6n
entire el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.
Se va a dar cuenta con la Orden del Dia.
(El official de Actas lee varias Comunicaciones de las
diferentes Comisiones Permanentes de la Cimara,
participando su constitucidn).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Camara se
da por enterada.

Se va a dar cuenta con las proposiciones de ley.
(El official de Actas lee la de los seiiores Orizon-
do y otros sobre reorganizaci6n de las Escuelas de en-
fermas).

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tomada en
consideraci6n pasara a la Comisi6n de Salubridad.
(El official de Actas lee la de los seiores Llans6 y
otros sobre retire de abogados).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tomada en
consideraci6n pasara a la Comisi6n de Justicia y C6-
digos.
(El official de Actas lee la de los seinores Herngndez
Tallaeche y otros sobre creacidn de un Juzgado Co.
rreccional en Camagiiey).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tomada en
consideraci6n pasara a las Comisiones, de Justicia y
C6digos y Hacienda y Presupuestos.
SR. ESCALANTE (ANIBAL): Pido la palabra.


SR. PRESIDENT: (DE LEON FUENTES): iSe aprueba SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
el Acta? labra el senior Escalante.


(Scfiales afirmativas).
Aprobada.

Sefiores Representantes: Antes de entrar en la Or-
den del Dia la Presidencia desea trasladar a la CA-
mara unas palabras que el Sr. President de la Re-
pibblica hubo de pronunciar y pedir que las expre


SR. ESCALANTE (ANIBAL): Sefor Presidente y se-
fnores Representantes: En la Mesa hay una mocion
que los distintos lideres de los Partidos y yo hemos
rcdactado. Ruego a la Presidencia que ordene su lec-
tura a fin de que podamos tratarla en esta sesi6n.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Se va a dar
cuenta con la Moci6n presentada a la Mesa.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 3
"I *. r .--


(El official de Actas lee):

MO CION

A LA CAMERA DE REPRESENTANTES

El triunfo que acaba de conquistar el gran Presi-
dente de los Estados Unidos, senior Franklyn D. Roo-
sevelt, al ser electo en su cargo, por cuarta vez conse-
cutiva y por una gran mayoria de votos, tiene una
extraordinaria significaci6n para todos los pueblos.

La Naci6n norteamericana ha reafirmado su volun-
tad energica de continuar la political que represent el
President Roosevelt; continuaci6n firme de la gue-
rra hasta el aplastamiento del Eje fascista; derrota de
los apaciguadores; cooperaci6n international para la
seguridad y la paz en la postguerra; political de Buena
Vecindad.

El pueblo de Cuba, que ha esperado ansioso esta
victoria electoral, comprende que a trav6s de esa po-
litica anteriormente expresada es que puede hallar-
se soluci6n a muchos de los problems que agobian
a la Humanidad. Para nosotros, pueblo pequefo,
todo lo que sea afirmaci6n de los principios de jus-
ticia y democracia, unidad y esfuerzo anti-fascista, con-
tenidos en la declaraci6n de Teheran y la Carta del
AtlAntico, es particularmente significativo, como lo es
tambien el esfuerzo que procura sostener y conso-
lidar las relaciones entire Cuba y los Estados Unidos,
entire los pueblos pequenos y grandes, sobre bases
de mutuo respeto y buena vecindad.

Por tales consideraciones, v teniendo en cuenta que
el ilustre Presidente Roosevelt es un portavoz de esos
criterios, los Representantes que suscriben tienen el
honor de proponer a la Camara la siguiente
MOCION

Que, como exponente de la voluntad del pueblo
cubano, la Cimara acuerde y envie una felicitaci6n
calurosa al Honorable Presidente de los Estados Uni-
dos con motive de su cuarta elecci6n, haci6ndole pa-
tente el regocijo que ha provocado su 6xito y las
esperanzas que anuncia a nuestra Naci6n, que hoy mas
que nunca confia en que la guerra sera llevada im-
placablemente hacia su fin victorioso sobre las fuer-
zas brutales del nazi-fascismo y que las Naciones Uni-
das habrin de reconstruir el mundo de la post-gue-
rra sobre bases de libertad y democracia, de justicia
y seguridad para todos los pueblos.

Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a los 8 dias del mes de noviembre de 1944.

(Fdo.) Anibal Escalante, Edgardo Buttari, Porfirio
Pendls, Rafael Santos Jimenez, Enrique Llans6, Ger-
man Wolter Rojas, Octavio Pardo Machado, Luis
Grau Agfiero, Carlos Fraile.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el sefior Escalante.


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): ZEsti de
acuerdo la Cimara, conforme al Articulo 178 del Re-
glamento, en que se discuta la Moci6n en la tarde
de hoy?

(Seiiales afirmativas).

Aprobado.

A discusi6n. Se concede un turno en pro y otro
en contra.

(Silencio).

No habiendose solicitado la palabra en contra se
pone a votaci6n. Los que esten de acuerdo se ser-
viran ponerse de pie.

(La mayoria de los seiiores Representantes se pone
de pie).

Aprobada la Moci6n.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Seior Presidente yo ha-
bia pedido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Ya se ha efec-
tu6 la votaci6n, sefior Urquiaga.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Bueno, pues, ruego que
se haga constar mi voto en contra.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La presiden-
cia lamenta no haber podido oir cuando. el seflor
Urquiaga pidi6 hacer uso de la palabra. Se hard
constar su voto en contra.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sefiores Re-
piesentantes: Contin6a el debate sobre el Dictamen
del Proyecto de Ley de Inamovilidad de los Emplea-
dos P6blicos.

SR. DE LEON (RUBEN): Pido la palabra para una
cuesti6n incidental.

SR. PRFSIDENTE (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior de Le6n.
SR. DE LEON (RUBEN): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: En el dia de ayer el Comit6 Parlamen-
tario Aut6ntico, a solicitud de los compafieros de la
Mayoria, acord6 venir a esta sesi6n y estar en ella
hasta que se agotara la Orden del Dia.

Aqui estamos respondiendo a nuestra palabra, pero
el Partido nuestro, o mejor dicho, el Comite Parla-
mentario de nuestro Partido de los representantes
orientales, tiene hoy a las seis de la tarde una en-
trevista con el Honorable senior Presidente de la Re-
pilblica, y quiero hacerlo present asi a la Cimara,
para que 6sta sepa los motives por los cuales a esa
hora nos trasladaremos a Palacio. No es que rehuya-
mos el debate, porque gustosamente podremos mas
tarde, despu6s de la entrevista, volver a la Camara.


SR. ESCALANTE (ANIBAL): Pido a la Cimara que SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Cimara se
discuta en esta misma tarde la Moci6n. da por enterada.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra, para una
informaci6n a la Camara, senior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el sefor Pends, para una informaci6n.
..SR. PENDAS (PORFIRIO): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: He recibido una carta del compafiero de
nuestro Partido, senior Eusebio Mujal, y tengo inte-
res en que la Cimara escuche esta pequefia informa-
ci6n que result de su carta, y la cual reserve para el
moment en que se discutiera la Ley de Inamovi-
lidad, propuesta por el senior Fraile.
La carta del compafiero Mujals,.dice lo siguiente:
"Mi muy estimado amigo y compafiero:

"Mi intervenci6n de hoy por la tarde en la
Camara, tiene quizas necesidad de una aclaraci6n que
har6 en esta carta, pero como..."
(Continia leyendo).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Cimara se
da por enterada.
Tiene la palabra el senior Bisb6, en contra del Dic-
tamen y a favor del Voto Particular.
SR. BISBE (1ANUEL): Sr. President y Sres. Re re-
sentantes: Si pensara solamente en los votos abru-
madores de la Mayoria, frente a esta Minoria aut6n-
tica y republican que represent y defiende en la Ca-
mara la political del Gobierno, ni siquiera entraria en
este debate. Pero yo, Sres. Representantes, siempre
he tenido una fe extraordinaria en el poder del razo-
namiento, en la fuerza de la raz6n, y pienso que la
raz6n s6lo esta de una parte, y como creo que la ra-
z6n esta de nuestra part, vengo a discutir con fe,
convencido de que nuestra raz6n ha de abrirse paso.
Si en definitive la posici6n de la Mayoria fuese sim-
plemente abroquelarse en sus votos, para que al ca-
bo de este debate, con sus votos, lo decidiera todo,
ye tal vez no pondria la fe que estoy poniendo en
mis palabras. Me limitaria, cuando mas, a repetir una
famosa frase y a decirle a la Mayoria camera: "Pe-
ga, pero escucha". Mas yo confio, Sres. Represen-
tantes, en que nuestra raz6n no solamente sera aten-
dida por los miembros de la Mayoria, sino que sera
aceptada, si esta raz6n logra abrirse paso a lo largo
del debate, y digo esto porque creo en la buena fe
y en el espiritu patri6tico de los hombres que aqui
sc sientan y porque muchas veces me pregunto cual
es la Mayoria en esta Camara v cual es la Minoria
v todavia no acierto a encontrar una linea que me
diga: "aqui terminal la Mayoria, y aqui empieza la Mi-
noria cameral. Pudiera ser, en efecto, que en un
determinado moment coincidi6ramos los que en otro
moment vamos a discrepar. Apelo, pues, a esa bue-
na fe que supongo en cada uno de los compafieros
de la Camara; apelo a su patriotism v entro en este
debate con fe en la victoria de nuestra tesis, a pe-
sar de esos votos abrumadores de la actual Mayo-
ria.


propuesto por el Representante Carlos Frayle. Pu-
diera situarme solamente en el terreno politico y mo-
ral; pudiera circunscribir el debate a ese campo po-
litico y moral en el cual los Representantes aut6nti-
cos y republicans nos sentimos mis firmes para lle-
var adelante nuestra tesis. Pero no rehuyo por eso el
terreno constitutional, convencido de que el Repre-
sentante que propone esta Ley se ha de fundar, de
manera principal, en la Transitoria II de la Secci6n
II del Titulo VII, del Capitulo VII de la Constitu-
ci6n, porque en definitivea, en el primer articulo de
su Ley, no hace otra cosa que transcribir casi lite-
ralmentc parte del citado precepto constitutional.
Sres. Representantes: Me opongo al Proyecto de
Lev que discutimos por estas tres razones fundamen-
tales: porque lo estimo innecesario; porque lo es-
timo inoportuno; y, porque lo consider alarmista.
Pero antes de entrar en la material propia del de-
bate, quiero que mis compafieros de la Camara me
permitan analizar, afin cuando s6lo sea ligeramente,
la conduct del Gobierno que se inaugur6 el to de
Octubre, lo que ha hecho en este corto period de
actuaci6n, que apenas lega al mes.

Permitidme que diga antes que nada, y lo digo
con orgullo de cubano y con responsabilidad de mi-
litante del Partido Revolucionario Cubano, que to-
das las promesas formuladas por el Honorable Sr. Pre-
sidente de la Repulblica se estan cumpliendo. El pro-
grama que se anunciara al pueblo se lleva adelante.

SR. GARCIA RAMos (SALVADOR): Me permit el senior
Bisb6 una interrupci6n, con la venia de la Presidencia?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto. Me com-
placen las interrupciones. Prefiero el diAlogo al mon6-
logo.

SR. GARCIA RAMOS (SALVAD6R): Sr. President y
sefiores Representantes:

Yo lamento extraordinariamente tener que cortar
por breves moments el magnifico discurso que viene
ofreciendo a esta Camara, en oposici6n a la Ley del
senior Fraile, mi distinguido compafiero el senior Bisb6,
pero como el Sr. Bisb6 esta fijando la political del Go-
bierno alrededor de esta legislaci6n, he querido hacer
una aclaraci6n, va que creo que la political del actual
Gobierno, en relaci6n con el problema de los emplea-
dos p6blicos, se hace cada dia mis confusa y mas inex-
plicable. Ya result una nebulosa: Porque si es verdad
que el Honorable Presidente de la Repiblica, en discur-
sos, en declaraciones p6blicas, en frases ofrecidas a
comisiones que le han visitado y en entrevistas privadas,
ha declarado su absolute respeto para los empleados
probos y competentes no es menos cierto que el Go-
bierno, su propio Gabinete, presidido por 61, dict6 hace-
varios dias una media modificando el Reglamento de
la Ley del Servicio Civil, en tal forma, que hace im-
posible que cuando uno de esos honestos servidores
del Estado, a que 61 se referia, fuera desplazado, no
podria recurrir v ni defender sus derechos.


He pedido la palabra para oponerme al Proyecto Pero ademis, esta situaci6n se agrava cuando obser-
dc Lev de Inamovilidad de los Empleados P6blicos,. vamos la political del Gobierno en los actuales Presu-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
&L. L. 1--~-


puestos. Cuando se estudia el Presupuesto por Minis-
terios y nos encontramos con cambios en la nomencla-
tura de los puestos, desempefiados por hombres que
llevan mis de 20 afios de servicio. Y cuando uno estu-
dia estas cosas, se tiene que sorprender y tiene que lle-
gar a esta conclusi6ri: Yo tengo fe absolute en las pa-
labras del doctor Grau, pero los actos que viene reali-
zando su Gobierno evidencian algo que desvirtuan sus
pronunciamientos, o'es que existe el divorcio entire el
pensamiento del Dr. Grau v los hombres de su Gobier-
no?
Por eso estamos aqui la Mayoria, para votar una Ley,
que no es inoportuna, que no es alarmista, como la na
calificado el distinguido compaiero Sr. Bisb6, para vo-
tar una Ley que lo unico que pretend es amparar a los
empleados p6blicos en la inamovilidad que le recono-
cen las Leyes anteriores y la Constitucion, hasta quc
este Congreso se digne dictar las medidas de la Carre-
ra Administrative, que dispone la Constituci6n.
Si es verdad y son buenos los prop6sitos del doctor
Grau; si es verdad que en el Mensaje enviado al Con-
greso pidi6 el tratamiento con caricter urgente de esta
niedida, de la Carrera Administrativa, el doctor Grau,
cuando llegue esta Ley no podri vetarla, porque es la
Ley de su pensamiento, el pensamiento que ha decla-
rado en sus discursos y en sus declaraciones.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua el
Sr. Bisbe.

SR. BISBE (MANUEL): He escuchado con much
atenci6n las palabras que acaban de pronunciarse, pero
veo que el Representante Garcia Ramos se anticipa
realmente al punto al que iba a llegar, y como se an-
ticipa a ese puntq, quiero decirle, sin mas dilaci6n, que
el Sr. President de la Replblica amparara al emplea-
do cumplidor, pero no legitimarA de ninguna manera
una situaci6n political que represent once afios de bo-
telleria y prebendajes.

(Grandes aplausos en las galerias).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Advierto a las
personas que se encuentran en las galerias que no pue-
den hacer manifestaciones de ninguna indole. La Pre-
sidencia llama la atenci6n al pdblico en ese sentido por
una sola vez y le informa que en cumplimiento del
Reglamento ordenari el desalojo de las tribunas si se
vuelve a hacer manifestaciones en pro o en contra de
las ideas de cualquier Sr. Representante.
Contin6a en el uso de la palabra el Sr. Bisb6.

SR. FRAILE (CARL6s): Para una interrupci6n, Sr.
President, con la venia del Sr. Bisb6.
SR. PRESIDENT (DE LE6N FUENTES): Acepta Ia in-
terrupci6n el Sr. Bisbe?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el Sr. Fraile.

SR. FRAILE (CARL6S): Sr. President y Sres. Repre-
sentantes: Normalmente debiera resultar casi impro-
cedente que un Representante que ha solicitado consu-


,nir un turno a favor de una ley, interrumpa al compa-
iero que esti consumiendo el turno en contra de la
misma ley, ya que se presupone que en la oportunidad
en clue haga uso de la palabra a favor debe ser cuando
riposte a todos los arguments y objeciones que se le
hayan hecho a la ley; pero como que en esta Cimara,
por via de interrupci6n, se dice todo lo que se tiene
lue decir, --v sto no es una critical sino un recono-
;imicnto a lo que viene a constituir casi-una tradici6n-
:uando nos llega la oportunidad de consumer nuestro
"urno no tenemos virtualmente nada interesante que
decir.

Caigo en esta prictica, que pudiera Ilamarse viciosa,
pero que la costumbre esta consagrando en la Cimara
le Representantes, para aclararle al compafiero Bisb6,
-y esto si tiene el caricter de una interrupci6n y no
e- intercalar un turno- que no es cierto que esta ley
,aya a amparar 11 afos de prebendaje, que ni en esta
ley ni en ninguna ley del mundo, que yo sepa, am.para
ai la 'botella" ni la incompetencia o la incapacidad del
ampleado, y much menos el culto al cohecho o al
peculado. En los paises en donde se produce todas
:sas cosas, nunca se puede inculpar a la legislaci6n, de-
be culparse al gobierno, al ejecutivo, que las permit y
las autoriza, pero por much que busque el distinguido
;ompaniero no encontrara en esta ley un solo precepto
que ampare al "botellero", al que en toda legislation
se le declara cesante, y yo dudo much que los tribu-
nales ordenen que se reponga a un empleado que no
concurra a la oficina, al que se le forma un expediente
v se le despoja del cargo.
Yo no quiero inferir a los tribunales la ofensa de
:reer que van a disponer que efectivamente esos hom-
bres que se ha probado en un expediente que no tra-
bajan, deban seguir siendo empleados, desempefiando
!os cargos en perjuicio de la Administracion y de otros
-ubanos.

Y en cuanto a la prActica del cohecho y del pecula-
'o, evidentemente que es a la Justicia a quien corres-
ionde decidir la cuesti6n e imponer debida sanci6n
penal.
Esta ley en sintesis, distinguido companero, lo unico
Lue hace es mantener la inamovilidad que establece la
Constitucin, porque en definitive ha sido la Consti-
tuci6n la que ha venido a proteger en absolute al em-
leado. Ni damos ni quitamos nada. Ni ampliamos la
namovilidad existente desde el 40, ni la restringimos,
.elamos porque se conserve integramente tal como la
:cconoci6 el constituyente del 40 y tal como la hizo
constar en la Carta constitutional, pues si antes la ina-
movilidad era un problema de legislaci6n en lo que se
refiere a la que existi6 antes del 40, despubs del o40para
ser algo mAs que eso, el Constituvente la Ilevo a un
precepto constitutional cue hasta el propio Congreso,
nosotros mismos no podriamos violar, precepto que
en definitive ha venido a ser violado como consecuen-
:ia del decreto presidential del gobierno actual.

SR. BISBE (MANUEL): Dar6 la mis cumplida res-
puesta al Sr. Fraile a lo largo de la defense de mi tesis,
porque ha de legar un moment en que analice la
situation actual de nuestra burocracia y pueda probar
que la actual burocracia responded a determinados in-
tereses politicos y represent toda una maquinaria al








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
--- --- I s


servicio de fines politicos, asi como, que, de acuerdo
con los informes que tengo, y a pesar de lo que su
S. S. afirma, hay botelleria y prebendaje en muchos de
los departamento de nuestra administraci6n.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): jMe permit una.
interrupci6n?

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sr. Bisb6: El
Sr. Lori6 desea hacerle una interrupci6n. S. S. tiene el
derecho o la facultad de conceder o no esa interrup-
ci6n, porque es una prerrogativa que le otorga el Re-
glamento.

SR. BISBE (MANUEL): Yo agradezco much la aclara-
ci6n de la Presidencia. Se que es una prerrogativa del
Representante la de conceder o no la interrupci6n; pe-
ro quiero tener una norma en esta Camara, que es la de
no negar nunca ninguna interrupci6n justificada que se
me pida. Soy professor hace mas de veinte afios, y
esto -repito- me hace preferir el diilogo al mono-
logo. Le concede la interrupci6n al Sr. Lorie.

Sr. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior Lori6.

SR. LORIET BERTOT (FRANCISCO): El distinguido Re-
presentante que esti hacienda uso de la palabra tan
brillantemente, acaba de decir, provocando un aplauso
nutrido de las tribunas, que hubo 11 afios de proben-
daje y peculado. Yo quiero preguntarle al distmguido
compafiero si ha advertido, en el enardecimiento de su
discurso, en su fdrvido entusiasmo, que ha acusado tam-
bi6n al senior Grau San Martin, al actual Gobierno y
al Partido Republicano, que form parte en el afio
1936 del Gobierno del seinor Miguel Mariano G6mez,
porque si la noci6n del tiempo que yo tengo no ha
sido rectificada, me parece que dentro de esos 11 afios
que se han cumplido justamente el 4 de Septiembre
de este afio, esta comprendido el Gobierno Aut6n-
tico en sus 4 meses. De modo que quiero saber si
la acusaci6n que ha hecho el senior Bisb6, va tambidn
el Gobierno del senior Grau San Martin, o si se pro-
pone dentro de los 11 afios hacer alguna excepcion.

SR. BISBE (MANUEL): El gobierno autentico s6lo es-
tuvo 133 dias en el Poder.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Pero es que yo creo
que esos 133 dias estin dentro de los 11 afios.

SR. BISBE (MANUEL): Pero se sobretiende que no
puedo, en el alcance de mis palabras, incluir esos 133
dias del gobierno autentico, durante los cuales se hi-
zo lo que no se habia hecho en Cuba durante un ter-
cio de vida republican. Durante ese corto lapso de
tiempo senior Lorie Bertot, se atendi6 a la defense de
los intereses cubanos; se legisl6 con el pueblo y para
el pueblo; se hizo obra efectiva en beneficio de todos
los cubanos; se le did el voto a la mujer; se concedieron
a los obreros medidas provechosas; se rebaj6 el pre-
cio del fllido electrico; se estableci6 la Ley de Nacio-
nalizaci6n del Trabajo o del 50 por ciento; se ins-
taur6, en fin, un regimen de honestidad administrati-
va, como nunca lo ha habido en Cuba, punto 'que
siempre han reconocido los Representantes que se sien-
tan en los bancos de la Mayoria, al extreme que en


medio de la oposici6n mis terrible que se ha hecho
a un gobierno en nuestro pais, y no obstante haberse
suprimido algunos impuestos y rebajados otros, queda-
ron mils de seis millones de pesos en las areas del tesoro.
No podia, pues, incluir en mi condenaci6n, al gobier-
no autintico del o1 de Septiembre, sino a tod o 1 que
vino despues, que fu6 una lamentable oleada de des-
vergienzas.

SR. RIVER SETTIEN (MANUEL): MMe permit el se-
fior Bisb6 una interrupci6n? Para decirle al senior Lo-
nc Bertot que los empleados del Gobierno Revolucio-
nario del sefnor Grau San Martin, en la sangrienta y
barbara huelga de Marzo, fueron arrojados de todos
los Ministerios.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Contin6a el
sefor Bisb6 en el uso de la palabra.

SR. BISBE (MANUEL):.YO me referia, senior Presi-
dente y sefiores Representantes, a que en este mes es-
caso que llevamos de gobierno, se vienen cumplindo
todas las promesas hechas por el senior Presidente de
la Repdblica, a que se viene levando adelante el pro-
grama que el Partido Revolucionario Cubano ofreci6
cumplir. Se dijo que se suprimirian los boletos, y se
han suprimido los boletos, en un esfuerzo por arran-
car del pueblo cubano uno de los vicious que mis dafio
le hacen, y no de ahora, sino desde aquellos tiempos
en que Jos6 Antonio Saco escribi6 su admirable "Me-
mona sobre la Vagancia en la Isla de Cuba". Desde
entonces el juego era un cancer que venia destru-
yendo a nuestro pueblo. Pues bien, sefiores Repre-
sentantes, el gobierno ha cumplido esa promesa y se
combat el juego. Tambien se dijo que se iban a
reducir'os impuestos superfluos, los de dificil cobran-
za y los que gravitaban sobre, las classes populares, y a
pesar de la dificil situaci6n en que el anterior go-
bierno dej6 la hacienda pfiblica, se ha cumplido tam-
bi6n esta promesa.

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Me permit una in-
terrupci6n S. S.?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto.

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Sr. President y Sres.
Representantes: QuizAs el mas alto honor que pudiera
corresponder al author de la iniciativa de este Proyecto
de Ley que se discute, o sea el compafiero senior Frai-
le, y los demas firmantes, es precisamente que sea
el senior Bisb& el que lleve la palabra de oposicion a es-
te Proyecto de Ley. Y, precisamente, porque el se-
nor Bisb6 es persona acreditada de intellectual de altos
vuelos; lo ha acreditado desde la CAtedra, lo ha acre-
ditado en el ejercicio de la vida p6blica, y se esta ga-
nando por minutes ese cr6dito de todos nuestros com-
pafieros. El esti hacienda una resefia de cuanto ha
prometido el senior Grau y cuanto ha cumplido de las
promesas; pero como el debate y las interrupcio-
nes al debate no deben tener otra inspiraci6n que en-
cauzar el mismo, yo quisiera preguntarle si tambien no
prometi6, a trav6s del restablecimiento de las Disposi-
clones Transitorias olvidadas en el Decreto del Ge-
neral Batista, cuando regul6 la Carrera Administrativa,
ploteger la inamovilidad que ampara la Ley del Ser-
vicio Civil? Porque como el Presidente Grau ha pro-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 7


metido proteger la inamovilidad de los empleados pd- SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
blicos, tengo que ver hoy el gran talent de nuestro labra el senor Pendis.
compafiero el sefior Bisb6, oponerse a esta Ley, una
Ley, senior Presidente y sefiores Representantes, que no SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo he llamado a la bene-
viene mas que a ratificar, complementary, asegurar, en volencia de mi compafiero doctor Bisb6 que con una
fin, lo que desea el Presidente senior Grau, porque es- argumentaci6n tan brillante se estaba oponiendo a es-
ta ley no hace otra cosa, como afirm6 el senior Bisb6, ta Ley, porque yo he oido palabras del senior Marino
en su articulo primero, que confirmarlo. El resto... .de L6pez Blanco que francamente me han sorprendido.
qu6 se trata? De lo que siempre se sefial6 como vicio Tal parece que Marino vuelve al tiempo en que es-
de la Ley del Servicio Civil, que cre6 el climax para cribia de mimetismo. El doctor L6pez Blanco pide
que la Asamblea Constituyente comprendiera la nece- que se castigue a los infractores, isi el doctor Lopez
sidad de organizer de nuevo la carrera administrative, Blanco cuando fue Ministro tambien fu6 un infractor!
la falta de sanciones. Esos principios y esas prome- El declar6 lesivas todas las reposiciones decretadas por
sas en las que el pueblo tiene fe, como lo demostr6 la Comisi6n del Servicio Civil, ipor qu6 pide que se
en las urnas que consagraron al Presidente Grau, han castigue a los infractores, si S. S. fu6 uno de los gran-
de tener oportunidad de ponerse en practice por el des infractores cuando fu6 Ministro?
Ejecutivo, porque la iniciativa del doctor Fraile no se
opone sino que reafirma el prop6sito de que se cum- SR. LOPEZ BLANCO (MARINO): Pido la palabra para
plan la Constituci6n y las leyes. La Ley que discuti- contestar.
mos reviste de garantias la inamovilidad vigente del
empleado p6blico, creando sanciones para los infrac- SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
tores de la Ley del Servicio Civil, hasta ahora omisa Isbra el senior Marino L6pez Blanco.
.a ese respect. Los Representantes de la Mayoria, cier-
tamente que debimos haberlo hecho antes, pero aca- SR. LOPEZ BLANCO (MARINO): No deseo dilatar este
so el Programa de la Coalici6n Socialista DemocrAtica, debate, y menos provocar el que se produzcan mis in-
:sumamente extenso, embargo nuestra atenci6n en otros fracciones reglamentarias, como la de interrumpir a un
aspects. Pero consignemos claramente que en esta interrupter. El senior Presidente es bendvolo y no me
,cuesti6n coincidimos hoy con el Presidente Grau: que- quiere dear en indefensi6n. Pues bien, yo le diria al
remos garantizar la inamovilidad, reconocida por una senior Pendas que ese no es argument para lo que
Disposici6n Transitoria de la Constituci6n, del emplea- estamos discutiendo. Supongamos que yo hubiese si-
do public, sin que ello obste a que se les pueda des- do un infractor, seria un caso de arrepentimiento. Po-
tituir por just causa y previo expediente. Sefiores: dria decirle al senior Pendas: estoy arrepentido de ha-
El President de la Rep6blica no es el que separa a ber infringido la ley, y no deseo que en lo sucesivo
todos los empleados publicos. iAh! si fuera el doctor se siga infringiendo.
Grau, de seguro que no habria duda. Pero los em-
pleados tienen sus categories y la ley fija la jurisdic- El Partido Revolucionario Cubano inmerso de la
cion en cada caso para resolver estos asuntos. Unas doctrine de Marti debe aplaudir mi actitud de ahora
veces es el Presidente, otras, son los Ministros del Go- v no oponerse a esta Ley.
bierno, que pueden ser cambiados.
SR. PRESIDENT (DE LEON BLANCO) : Continue el se-
De verdad, sefiores Representantes, que anhelo viva- fior Bisb6.
mente escuchar al doctor Bisbe combatir una Ley que
afianza principios defendidos por el doctor Grau San SR. BISBE (MANUEL): Yo venia sosteniendo que se
Martin, en su Decreto revocador del conocido como esta cumpliendo el program del gobierno, que se estan

organizador provisional de la carrera administrative" realizando las promesas hechas por el senior Presidente
del ex Presidente Batista. Y, lo anhelo, porque s6 de de la Rep6blica. El distinguido Representante senior
su talent y no me explico c6mo va a poderlo hacer. Marino L6pez Blanco, advierte, sin embargo, una con-
El doctor Grau express6 haber defendido personalmen- tradicci6n en la political del Ejecutivo en relaci6n con
te en la Asamblea Constituyente la inamovilidad del los empleados pdblicos. Yo quiero aclarar el verda-
empleado public, interin no se organizara por el dero pensamiento del senior Presidente de la Rep6blica.
Congress la carrera administrative. Esta ley no en- El doctor Grau San Martin quiere la inamovilidad del
torpece el prop6sito de depurar la Administraci6n Pd- empleado public, como la quiere el senior Marino
blica. Se puede separar a los incapaces y a los trans- L6pez Blanco, como la quiero yo, como la queremos
gresores de la Ley, pero, eso si, es necesario formarles todos. Yo se de sobra que cuando exista en nuestro
expediente, alegar y probar una just causa, oir al pais la inamovilidad del empleado p6blico, la political
acusado, y franquearle los recursos para que pueda de- va a superarse, y hago esta afirmaci6n poniendo el ejem-
fenderse de un juicio err6neo. Y no se able que la plo de mi vida por delante. Yo estoy en esta Ci-
mayor parte de los empleados p6blicos pertenecen a de- mara porque 21,000 habaneros votaron por mi, sin que
terminadas banderias political; ese es un derecho legi- tuviera un puesto en mis manos para hacer political ni
timo que la Constituci6n ampara. No creo que el se- contara tampoco con los cuantiosos recursos que sue-
fior Presidente de la Repdblica persiga a ningun em- len invertirse para realizar estas aspiraciones. Ahlora
pleado p6blico por sus ideas. El pensamiento es libre, hago gestiones por mis amigos -no tengo inconve-
y las causes de separaci6n de los empleados estan regla- niente en decirlo- con lo que cumplo un deber, por-
das en la Ley.. que es justo que ayude a los que estuvieron a mi la-
do, pero esto no me impide reconocer la necesidad de
SR. PENDAS (PORFIRIO) Pido la palabra para contes- abrir nuevos rumbos a la political cubana. El dia que
tar una alusion. el empleado p6blico sea inamovible no necesitare-







8 DIARIO DE SESIONES DE LA GAMARA


mos de estos galopes por los ministerios, sino que nos
presentaremos al cuerpo electoral con nuestra propia
ejecutoria y el cuerpo electoral votari libremente pot
aquellos que estime sus mejores mandatarios para re-
presentarlo en el Congreso. El doctor Grau San Mar-
tin -s6pase bien- quiere respetar al empleado capaz,
probo y cumplidor, pero yo quisiera que el senior Ma-
rino L6pez Blanco me precisara cu1l es la inamovi-
lidad que esti defendiendo. Permitidme que cambie
el plan de mi discurso para llegar inmediatamente al
tema constitutional.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): MMe permit una
interrupci6n, con la venia de la Presidencia?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Antes de que el se-
fior Bisb6 entire en lo que va a ser la medula de su
discurso desearia hacerle esta interrupci6n. El doctor
Bisb6, como desde luego tiene el recurso de la palabra
inflamada y es professor de la elocuencia serena, cuan-
do habla en el tono reflexive del professor, argument a
con razones convincentes, pero cuando, bien sea que lo
excite una interrupci6n o porque esa es la tecnica de su
oratoria, olvida contestar alguna de las interrupciones
que se le formula. Por eso yo quiero que el senior
Bisb6 aclare aqui estas dos cuestiones que en el calor
de su palabra ha olvidado.
Primero, el senor Bisb6 ha aclarado, a instancia de e:-
te Representante, que tiene un sincere interns en que
el doctor Grau triunfe plenamente en su gesti6n en la
Presidencia de la Repdblica, porque estima el senior Bis-
b6 que el triunfo no seri del doctor Grau sino tam-
bidn sera el triunfo de la Repdblica. Este Represen-
tante, velando por el prestigio del gobierno del doe-
tor Grau llam6 la atenci6n para que se aclarara to-
da esa acusaci6n, esa t e r r ib e acusaci6n hecha
en el Monte Sinai por el senior Bisb6, que de ser po-
sible, y asi se hizo, ha quedado exonerado el Gobierno
de toda culpa por el senior Bisbd. iAh, sefiores Re-
presentantes!, pero como mi interrupci6n tiene otro as-
pecto, creo tambi6n que en esta epoca de arrepenti-
miento, en esta 6poca en que vemos que los hombres
van a purificar su alma y de un regimen que tiene Li
virtud que a uno contagia, y hay que reconocer since-
ramente que todos estamos contagiados, pues bien, en
esta 6poca de rectificaciones si aqui se acaba de decla-
rar que el gobierno del doctor Grau no entra, no po-
dia entrar en esa acusacion yo queria hacer esta acla-
raci6n: entonces, si el senior Bisb6 acaba de decir que
despues de esos ciento treinta y tres dias todo lo que
dejo aquel gobierno fu6 una olimpiada de desvergiien-
za... jfue asi...? pero es que en esa olimpiada de
desvergiienzas lanza a su aliado el Partido Republicano,
porque yo no se si todavia la alianza autentico-repu-
blicano subsiste; tengo mis dudas por las manifesta-
ciones que se hacen en el seno de esta CAmara y no
vaya a pensar el companero que soy inclinado siempre
a la duda, yo no soy el principle de Dinamarca, yo no
soy un Hamlet, por lo menos en eso no soy un Ham-
let autentico, pero es natural que encontrandose v6r-
tice y v6rtice de esa acusaci6n el Partido Republicano,
si no estA rota la alianza, yo necesito que aqui se exo-
nere, se aclare, se diga si en esa olimpiadas de desvr-
giienzas estin tambien incluido destacados miembros


del Partido Republicano, alguno de los cuales desem-
pefi6 en el afio 36 el Ministerio de Hacienda, y a fe
que lo hizo con probidad, porque me consta por ha-
ber sido Representante en aquella epoca y conocer de
que manera ese miembro del Partido Republicano, el
doctor Dorta Duque, catedritico de la Universidad,
hombre especializado en el studio del derecho que ha
venido ahora a las candentes luchas de la political, pe-
ro que siempre ha desenvuelto su actividad en el cam-
po de la ciencia juridica y que es uno de los hom-
bres que mIs saben, que mas conocen una de las ra-
mas del Derecho Civil, el Derecho Inmobiliario...

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Pido la palabra para
alusiones.

..SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): En su oportu-
nidad. Continda en el uso de la palabra el senior Lo-
ric Bertot.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Quiero por tanto
que el distinguido compafiero haga esa aclaraci6n.
Pero ademAs y para terminar, para que lo haga de
una vez y para siempre, porque no soy aficionado a la
oratoria, ya tiene el senior Bisbe formulaba esa pre-
gunta que envuelve una aclaraci6n y en segundo lugar,
porque los abogados siempre tenemos primero y en se-
gundo lugar, el sefor Bisbe ha dicho que 1e va con-
tra la carrera administrative, que el va a producirse
y se esta produciendo contra a ley del sefor Fraile,
que es una ley que como 61 mismo ha dicho no hace
mas que recoger preceptos de la Constituci6n y va-
ciarlos, lo ha acusado de copista hasta de plagiar la
Constituci6n; si ha dicho eso, ha dicho tambien que
una de las razones que lo mueven a combatir esta
ley es porque la burocracia actual constitute una ma-
quinaria political, y a rengl6n seguido dice, "yo sa-
li electo sin puestos p6blicos, me dieron veinte mil su-
fragios, -yo lo felicito en este caso por el numero
de votos que obtuvo-, y si estoy buscando puestos
para mis amigos es porque tengo compromises y me
creo obligado a servirlos"... iAh, el senior Bisb6 ofre-
cio puestos tambi6n como nosotros!...

SR. BISBE (MANUEL): Pido que se retire en el acto
esa frase; yo no he hecho un solo ofrecimiento de
puestos p6blicos para llegar a esta CAmara; no admi-
to esa afirmaci6n porque es falsa y pido que se re-
tire.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Cilmese el senior
Bisb6. Si hay que hacer rectificaciones despu6s de la
que ha hechd el sefor Marino L6pez Blanco y des-
pu6s de la que han hecho distinguidos miembros del
Partido Autentico, tambi6n las hago yo, pero djeme
antes llegar a ese moment sobre acaraciones; todos
hemos oido que el senior Bisb6 ha dicho "he salido
electo por 20,000 sufragios y si estoy buscando puestos
es porque me creo en el deber...

SR. BISBE (MANUEL): En el deber y en el derecho.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Las fronteras del de-
ber y del derecho estin todas barridas...
SR. PENDAS (PORFIRIO): Ustedes han usufructuado la
cosa p6blica durante diez afios y la quieren seguir usu-
fructuando.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 9


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Ruego a los
sefiores Representantes que no interrumpan al orador.
Continta el senior Lorie Bertot.

SK. LORIE BERTOT (FRANCISCO): La interrupci6n es
un derecho, es muy interesante, es un deber no un
derecho...

SR. PENDAS (PORFIRIO): Estuvimos coartados.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Suplic6 al se-
fior Pendas que no interrumpa al orador.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Siempre que me aluda le
contest.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La presidencia
con much gusto le darA la palabra en su oportunidad
para alusiones, no olvide el senior Pendis que el senior
Lori6 Bertot esti haciendo uso de una interrupci6n.
Continue el senior Lori6 Bertot, ruego a los sefiores Re-
presentantes que supriman los dialogos.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): No es mi propdsito
coartar el ejercicio del derecho, en este caso al derechc
de buscar puestos p6blicos, que parecia un derecho ver-
gonzoso que solamente utihzabamos nosotros; no so;
capaz sinceramente de pensar eso de ellos; no pretend
enmendar la political de un partido que siempre ha alar-
deado de su doctrine aunque ahora parece que quieren
coger la doctrine aut6ntica y meterla en una gave-
ta...

SR. BISBE (MANUEL): Eso no es exacto; rechazo es.
afirmaci6n. Pido la palabra senior Presidente, para con-
testar al senior Lori6.

SR. PRESIDENT (DE.LEON FUENTES): El senior Loric
Bertot esta haciendo uso de la palabra precisament,;
porque el senior Bisb6 se lo ha concedido para una in-
terrupci6n...

SR. BISBE (MANUEL): Suplico a la Presidencia que
me perdone, tiene today la raz6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continue el
senior Lorie.

Si. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo estaba... Zd6n-
de estaba? iAh, estaba en la gaveta!... Decia...

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTNS): La presidencia
ruega al senior Lori6 Bertot que sea conciso en la in
terrupci6n.

SR. LoIlE BERTOT (FRANCISCO): Decia yo que est,
Mayoria, cuando era Gobierno, aceptaba la clasifica
ciln de partido de n6mina, y aqui, en este Heiniciclo
cuintas veces se nos acus6 de manera encendida d<
esa condici6n inferior como Partido politico, y se h
habia dado la clasificaci6n de Partido de Doctrina, d(
principios, a los otros Partidos de la Oposici6n.

Pues bien, ahora, c6mo voy yo, que estoy en la opo
sici6n, a coartar el derecho que tienen los sefiores miem
bros de los Partidos de Gobierno para buscar puesto


pfblicos, y convertir entonces a su Partido en Partido
de N6mina, y nosotros iremos entonces a la gave-
ta y recogeremos la doctrine y la enarbolaremos como
una bandera hermosa, porque para algo hemos apren-
dido much en las anteriores legislatures, con las lec-
ciones que nos dieron los miembros de los que enton-
ces eran oposici6n. Este es pues, el moment de la
doctrine, para los partidos de la oposici6n.

Pero el sefor Bisb6 decia, amigos, de haber dicho
que estaba buscando puestos para sus amigos, como
un derecho politico que tiene y un derecho que soy
el primero en reconocer, decia, repito, que impugnaba
la Ley del senior Fraile porque existia una maqunaria
political.

iAh! iMuy bien! Entonces, lo que quiere el sefor
Bisb6 es hacer otra maquinaria political, y sobre esa
maquinaria political, de la propiedad de los Partidos
del Gobierno, hacer la carrera administrative; y esto,
es lo que esta representaci6n alega, y lo que el sefno
Fragile quiere: no quiere mantenerla como maquina-
ria electoral; no quiere tampoco que los partidos de
Gobierno hagan una maquinaria political. Lo que quie-
re es que se respete el imperio de la Ley constitu-
tional, porque no otra cosa precept6a la Ley del senior
Fragile, como lo demostraremos oportunamente.

Pedia al senior Bisb6 que me hiciera esas dos acla-
raoiones; o sea, si es que etectivamente ya esta rota
la alanza, y la otra, que me aclare los concepts que
acabo de tormular.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Contina en
el uso de la palabra el senior Bisbe.
SR. BISBE (MANUEL): Estaba contestando al senior
L6pez Blanco cuando surgio esta nueva interrupclon.
oniora hago esta suplica a mis compaileros de la ta-
inara: que se me permita, aplazando unos mstantes las
inrerrupciones, avanzar en el uesarroilo de mi argu-
mentacion.

Soy partidario, Sres. Representantes, de la Carrera
amrinistrativa; los autenticos y los republicans que-
remos una Carrera Aclminstrativa que garantice la ma-
nioviliad dce los empicacos publcos. rero, Zque ma-
movihuad es la que se esta aetendlendo? rara con-
cestar esta pregunta es menester exammar la torma
en que nuestra Constitucion regular la mamoviliaad.

SR. DORI'A DUQUE (MANUEL): ZMe permit una in-
Sterrupcion, mi dlstingucio companero?

SR. BISBE (MANUEL): Quisiera que mi distinguido
companero aplazara su mteurupcion en la segurlaad de
I que ne de contestar al senor Lone bertot ran pronto
- como examine ei aspect constitucionai de la inamo-
Svibilidad.

e Efectivamente, no he de olvidar ese particular.

Pero volvamos al punto que ibamos a desarrollar.
La Constituci6n, senores Representantes, en lo que.pu-
- diera llamarse doctrine constitutional de la inamovi-
- lidad, establece dos inamovilidades: una, la reconocida
s por la legislaci6n vigente, y otra, la que garantiza la pro-







10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


pia Constituci6n. Ahora bien, cuil es, sefiores Repre-
sentantes, la inamovilidad que garantiza nuestra Cons-
tituci6n? Para que no haya duda alguna voy a uti-
lizar el propio texto constitutional. El articulo 105,
en efecto, comienza por definir lo que son funciona-
rios, empleados y obreros p6blicos. Dice asi este ar-
ticulo: "Son funcionarios, empleados y obreros p6bli-
cos los que previa demostracion de capacidad y cum-
plimiento de los demas requisites v formalidades esta-
blecidas por la Ley, sean designados por autoridad
competent, etc". Permitidme que subraye la frase
"previa demostraci6n de capacidad y cumplimiento de
los demas requisites y formalidades establecidas por la
Ley". Pero ain mis, el siguiente articulo, en vista de
esa definici6n que se da de los funcionarios, emplea-
dos y obreros pilblicos, dice: "Los funcionarios, em-
pleados y obreros pfiblicos civiles de todos los pode-
res del Estado, los de la Provincia, del Municipio y de
las entidades o corporaciones aut6nomas, son servido-
res exclusivamente de los intereses generals de la Re-
p6blica y su inamovilidad se garantiza por esta Cons-
tituci6n, con excepci6n de los que desempefian cargos
politicos y de confianza". Pero ya antes se ha defi-
nido o1 que es el funcionario public, el empleado
piblico, el obrero p6blico, y se ha fijado, sefiores Re-
presentantes, un requisite para poder tener la condi-
cion de funcionario, de empleado o de obrero pd-
blico, que es el de-haber demostrado capacidad.
Este es el pensamiento de los constituyentistas de
1940, y tan es asi que en el articulo 108 se dice tex-
tualmente: "El ingreso y el ascenso en los cargos pu-
blicos no exceptuados en el articulo anterior, solo po-
dra obtenerse despu6s que los aspirantes hayan cum-
plido los requisitos y sufrido, en concurso de m6ritos,
las pruebas de idoneidad y de capacidad, que la Ley
estableceri, salvo en aquellos casos que por la natu-
raleza de las funciones de que se traten, sean decla-
rados exentos por la Ley". Pues bien, sefiores Repre-
sentantes, esa inamovilidad permanent es la que nos-
otros queremos, es la que quiere el senior Presidente
de la Rcpiblica; es, en fin, la inamovilidad que ha
debido tener su expresi6n definitive en la Ley de la
Carrera Administrativa, que ustedes tuvieron cuatro
aflos para poder votar y que ustedes sabrAn mejor
que yo por que no votaron. En efecto, en el Ar-
ticulo 1 de la Secci6n segunda, del Titulo s6ptimo
de las Disposiciones Transitorias, se dicta la siguiente
norma: "Dentro de las tres legislatures que sigan in-
mediatamente a la promulgaci6n de esta Constituci6n,
sc aprobaran y pondran en vigor las leyes necesa-
rias para la implantaci6n de la carrera administrative,
ajustandolas a las normas contenidas en los articulos
correspondientes de la Secci6n de Oficios P6blicos y
en estas Disposiciones Transitorias y a las demis que
sc estimen convenientes, siempre que no modifiquen,
restrinjan o adulteren las establecidas en la Constitu-
ci6n".

SR. FRAILE (CARLOS): Me permit una interrupci6n
S. S., con la venia de la Presidencia?

No es con espiritu pol6mico...

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sr. Fraile: La
Presidencia le ruega que al usar de su derecho de in-
terrumpir lo haga por via de la Presidencia.


SR. FRAILE (CARLOS): Yo dije, con la venia de la
Presidencia, pero lo dije en voz baja, por lo cual ruego
al senior Presidente que me excuse.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presidencia
no oy6 las palabras del senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Puede estar segura la Presi-
dencia que pedi su venia, pues de otra manera, no hu-
biera pedido excusas por haberlo realizado en voz baja,
sino por haber omitido el cumplimiento de ese requi-
:ito reglamentario. Puede tener la seguridad la Presi-
dencia de que lo dije en voz baja.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Entonces la
Presidencia no escuch6 a S. S.

Tiene la palabra el senior Fraile, para una interrup-
cion.

SR. FRAILE (CARLOS). No es para una poldmica poli-
tica para lo que he solicitado esta interrupci6n. Es sim-
plemente en relaci6n con los arguments que esta em-
pleando S. S.

S. S. afirma que el requisite del examen previo lo
exige la Constituci6n. Yo mantengo el criteria, que
como muy bien dijo S. S. al principio, hay dos tipos de
inamovilidad. Una, es la que nos dara la Carrera Ad-
ministrativa, y cuyas bases nos esta dando la Constitu-
ci6n. Tan eso es asi que ruego a S. S. que vuelva a leer
el articulo que ley6 y vera que dice: "La inamovilidad
que garantiza esta Constituci6n entrard en vigor, (con-
dicional), previo el cumplimiento de los requisites y
condiciones que se establezcan en la Ley que dicte el
Congress".

Por el contrario, la inamovilidad a que se esta re-
firiendo la Constituci6n, que mira al future, y que
tiene una condici6n, que es la que se establezca la Ca-
frera Administrativa y el Tribunal de Oficios P6blicos,
es para la cual se exigen los requisites constitucionales
de la capacidad o demostraci6n previa de capacidad;
porque en lo que se refiere a la inamovilidad vigente,
la Constituci6n lo lnico que dice en la Segunda Tran-
sitoria es que mientras tanto el Congreso no apruebe
la Ley de la Carrera Administrativa, se respetard la
inamovilidad que ampara la legislaci6n vigente.

Veamos pues como, en mi opinion y conste que
respeto la tesis del compafiero, tenemos dos tipos de
inamovilidad, uno para el future, que es el que se re-
fiere a la Constituci6n y otro, hasta que no se legislare
sobre la material.

Aqui es donde esta el problema. Tenemos que atem-
perarnos a la Ley, pues si bien es cierto que la Ley del
Servicio Civil exige el examen previo, no es menos cier-
to que la jurisprudencia, fundamento de derecho de
la propia Ley, ha declarado que el ejercicio en el des-
empefio del cargo durante un tiempo determinado
-seis meses- es una demostraci6n de capacidad tan
elocuente como el propio examen previo.
Perd6neme el compafiero, pero creo que 6sta si es
precisamente una interrupcion, porque se refiere con-
cretamente al punto de vista que 61 mantenia.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 11


SR. Rock (BLAS): Sefior Presidente: Como supongo
que el Sr. Bisb6 va a consumer un largo turno, si no se
ha pedido la permanencia de la sesi6n, la pido en este
moment.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): EstAn de
acuerdo los sefiores Representantes en acordar la per-
manencia de la sesi6n?

(Seiiales afirmativas).

Aprobado.

Contin6a en el uso de la palabra el Sr. Bisb6.
SR. BISBE (MANUEL): Estoy, pues, sosteniendo que
hay una inamovilidad que nosotros deseamos, pero que
no se ha producido todavia. Por qu6? Precisamente
porque la actual burocracia response en su mayor par-
te a una situaci6n political. Afirmaba el Sr. Lorie Ber-
tot que nosotros tratariamos ahora de sustituir una
maquinaria political por otra. Esti equivocado. Deseo
afirmar que nuestro Partido, el Partido Revolucionario
Cubano, responded a un program bien definido y se
mueve a impulses de una emoci6n que se cre6 en el
pueblo cubano como consecuencia de la obra de go-
ierno del to de septiembre. Pero el hecho de que
nuestro partido sea un partido de doctrine y de emo-
ci6n, no quiere decir que nosotros entendamos que
para poder llevar adelante nuestro program, no ten-
gamos que situar a nuestros mejores militants en los
cargos mas responsables de la administraci6n. El triun-
fo del Dr. Grau San Martin ha sido un triunfo popu-
lar, pero un triunfo que viabiliza la Alianza, y logra
de manera fundamental el Partido Revolucionario Cu-
bano. Nosotros no defendemos una political de ma-
quinarias political, porque la gran lecci6n del 1 de junior
ha sido el derrumbamiento de las maquinarias; pero
nosotros si reclamamos para nuestros militants posi-
clones de responsabilidad, trincheras de lucha, desde
las cuales puede servirse de la mejor manera a nuestra
causa. Pero, en definitive, Sres. Representantes, si lle-
garamos a una situaci6n burocratica que respondiera a
nuestros intereses politicos, y me preguntara el Sr. Lo-
rid Bertot si debiamos declarar la inamovilidad de los
empleados entonces existentes, le contestaria: "No, es-
ta situaci6n es tan political y tan transitoria como la de
ustedes". Yo defender la permanencia de los emplea-
dos phiblicos -y ansio que Ilegue este momento- cuan
do los empleados de mi pais hayan llegado a sus posi-
ciones a travis del cumplimiento de los ya menciona-
dos requisitos constitucionales. No queremos legitimal
la situation political de Uds., porque eso no s61o seria
manifiestamente de g6nero tonto, sino que iria contra
nuestros prop6sitos de adecentamiento administrative,
pero tampoco aprovecharemos -enti6ndase bien- la
oportunidad de ser poder para legitimar la situaci6n
burocrftica que nosotros podamos crear. En el Con
gieso, en ustedes, que en las pasadas legislatures tam-
bien formaban la Mayoria General, estuvo la posibili-
dad de soluci6n. Cuatro afios pasaron inutilmente.
Durante esos cuatro afios, ustedes, Representantes de
la Mayoria, que entonces tambi6n eran Mayoria, hu-
bieran podido aprobar, contando con la sanci6n pre
sidencial, cuantas leyes hubieran querido. Pero enton-
ces no se aprob6 la Ley de la Carrera Administrativa.
iAhl Sefiores Representantes, fue necesario que contra


Lodo lo que ustedes esperaban triunfara el doctor Ra
m6n Grau San Martin, porque ustedes no pensaron
nunca que ese triunfo fuera possible. -S61o creiamos
en el triunfo los que teniamos en nuestro coraz6n la lla-
ma de la fe alimentada por largos afios de sacrificios y
de luchas- para que ustedes se preocuparan por con
solidar una situaci6n burocritica, que, por otra parte,
habian cambiado cada vez que les habia convenido.

S61o despu6s del 1 de junio, s61o despu6s del triunfo
del Dr. Ram6n Grau San Martin, cuando ya habia
un nuevo gobierno electo, fu6 que. el Presidente que ce-
s6 el pasado to de octubre, en un gesto poco serio y que
jarecia de oportunidad, dict6 por decreto -invadiendo
una vez mis las funciones legislativas- una carrera ad-
ministrativa, que debi6 haber impulsado y convertido
ii realidad, contando como contaba con una aplas-
tante mayoria congressional, durante los cuatro afios de
su gobierno.

Esa es la verdad, Sres. Representantes, fu6 durante el
pasado period de gobierno y en cumplirniento de la
Jonstituci6n, que se debi6 haber establecido la Carre-
1a Administrative, votando la ley correspondienLe, y
entonces los Representantes del Particle Revoluciona-
iio Cubano estariamos defendiendo la Inamovilidad.

Vea el compafiero Lorie Bertot que no me apasio-
no. Yo no puedo legitimar la actual situaci6n burocrd-
Lica, porque la misma represent una situaci6n political
, encica; pero repito que si mariana se tratara de legiti-
mar la situaci6n burocratica que ahora nace y de con-
aagrar al empleado por e! solo titulo de aut6ntico, yo,
que llevo el autenticismo en lo mis profundo de mi
coraz6n, tampoco legitimaria nuestra situaci6n, porque
no pocemos responder al vicio con el vicio, al error
con el error.
Mi posici6n, pues, es clara y sobre todo, es firm.
Estamos defendiendo la Inamovilidad permanent, la
clue postula la Constitucion, pero yo declare, y voy a
caemostrarlo, que actualmente el cuadro de la adminis-
iracion public represent la cristalizaci6n de interests
politicos. Yo tengo en mis manos varias n6minas de
I.L pasada administraci6n. Yo voy a leerles ahora la
n6mina de la Jefatura Local de Sanidad de Marianao:
los nombres de los empleados, los cargos que ocupan,
las fechas de sus nombramientoo y las personas que los
recomiendan. Los Sres. Representantes podran ver que
no hay un solo empleado que no respond a un res-
paldo politico y podran observer tambien las fechas
ce los nombramientos (Lee):

JEFATURA LOCAL DE SANIDAD DE
MARIANAO

Dr. Ramiro L. de Mendoza. En. 1141. Jefe 6ta. Jef.
Local Recomendacidn: Presidente Batista.

Dr. Bartolome Jim6nez.-Jun. 28141. Official 2da. Insp.
Recomendaci6n: Panchin Batista.

Arturo Carbonell. Jun. 14141. Aux. ira. Of. Reco-
mendaci6n: Panchin Batista.

Jos6 Marti. Jun. 2141. Aux. ira. Insp. Recomenda-
ci6n: Panchin Batista.






12 DIARIO DE SESIONI

No quiero referirme a este hom6nimo del Ap6stol,
porque tampoco quisiera hablar de los nombres ima-
ginarios de que estin lenas las n6minas del Estado;
no quisiera referirme a los casos de los empleados que
acumulan indebidamente various cheques; tampoco
quiero hablar de un hecho que presence hace unos
dias en el Ministerio de Salubridad, cuando se exigi6
que los empleados fueran personalmente a firmar la
n6mina para evitar las suplantaciones, que una perso-
na que respondia a un nombre de mujer, era nada me-
nos que un corpulento hombre de mas de 200 libras de
peso y 6 pies de estatura... (Risas)... Yo no quiero
hablar de nada de eso. Tal vez, Sres. Representantes,
ese Jos6 Marti no sea mis que una de esas figures no-
ninales que aparecen en las n6minas del Estado.

(Continua leyendo).

Ramiro Echevarria Anaya Mar. 13141. Obrero. Re-
comendaci6n: Coronel Galindez.

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Vea el compafiero
que los obreros no son mamovibles.
SR. BISBE (MANUEL): Podriamos. continuar la lectu-
ra de otras n6minas y todas vendrian a servir de fun-
damento a la tesis que estoy sosteniendo. Vean, por
ejemplo, la n6mina de la Jefatura Local de Salubridad
de Madruga. Aqui todos los empleados son del Sena-
dor Hornedo, desde el Jefe Local de Sanidad hasta el
ultimo obrero. Y ahora yo pregunto a la CGmara y
hago esta pregunta invitando a los Sres. Representan-
tes a la mayor responsabilidad, 2a qu6 empleado se pre-
tende amparar?; a los cumphdores, a los que estin
a titulo de capacidad, o a los que responded a un in-
teres politico de partido? Pues si es a los primeros, per-
miticlme que diga que esta ley es innecesaria, porque
al empleacdo cumplidor y honrado, el que esta a titulo
de tecnico o de capacitado, lo defiencte el actual Pre-
sidente y lo defiende el Partido Revolucionario Cuba-
no. Pero si es a los segundos, a los que responded a
un interest de maquinana political, a esos seria absurdo
pretenderlos defender, cuando la situaci6n political que
los llev6 a ocupar esos puestos fu6 vencida de manera
decisive en las urnas. He ahi la cuesti6n...

SR. MORA (MENELAO): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Ruego a S. S.
cite el articulo del Reglamento.

SR. BISBE (MANUEL): Quisiera que mi distinguido
companero...

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sr. Bisb6: A
la Presidencia se le plantea una cuesti6n de orden, y
la Presidencia, en cumplimiento del Reglamento, tie-
ne que solicitar se le indique el articulo concalcado.

SR. MORA (MENELAO): Sr. President y Sres. Repre-
sentantes: El Representante que habla quiere hacer
esta aclaraci6n a la Presidencia, para plantear despues
la cuesti6n de orden, Como se ha dicho que no se ad-
mitian interrupciones por ahora, queria aclarar si por
ahora quiere decir en ningun moment al Represen-
tante que habla.


3S DE LA CAMERA


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia le informa al Sr. Mora que 6se es un derecho o pre-
rrogativa del orador, pues no esta obligado a conceder
interrupciones cuando esta haciendo use de la palabra
en el debate.

SR. MORA (MENELAO): Yo s6, Sr. President, que
acaso no haya ningun precepto que autorice a conceder
las interrupciones; pero es una prActica que he observa-
do en esta CGmara. Entiendo que debemos seguir con
esa practice en general, o no se sigue con nadie en par-
ticular, sin hacerse distinciones.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Sefior Presidente.
Se plantea la cuesti6n de orden o la planteo yo.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Senor Cossio:
La Presidencia esta llevando el debate dentro de la ma-
yor armonia y cordialidad entire todos los compafieros,
y espera que su S. S. le ofrezca la ocasi6n de aclarar
al Senior Mora sobre la cuesti6n por 61 planteada. La
Presidencia esta amparando al orador en el uso de la
palabra; pero como el senior Menelao Mora esta lla-
mindola al orden porque el orador ha concedido in-
terrupciones a unos companeros y a otros no, deelara
que, de acuerdo con el Reglamento "ning6n Repre-
sentante mientras se halle.en el uso de la palabra guar.
iando la correcci6n debida, podrA ser interrumpido'
no obstante, es uso y costumbre, traditional si se quiere
en nuestro Parlamento, conceder la interrupci6n cuap-
do se solicita del orador por via de la Presidencia. El
Reglamento de la Cgmara no concede ni niega las in-
terrupciones.

Continue en el uso de la palabra el senior Bisb6.

SR. BISBE (MANUEL): Soy partidario de conceder
interrupciones, prefiero las interrupciones como hace
un moment hice constar; pero hace unos instantes
supliqu6 a mis compafieros de la Camara que me permi-
cieran avanzar en el desarrollo de mi tesis. Hay, ade-
mas, dos interrupciones que estoy contestando, la del
Sr. Marino L6pez Blanco -a quien estoy dando res-
puesta- y la del Sr. Lori6 Bertot -a quien no he con-
testado todavia-. Si permitiera una tercera interrup-
ci6n, antes de haber resuelto las dos anteriores, y de la
misma manera permitiera otras, acabaria por perder
la cuenta y no podria contestar debidamente a todas.
Es cuesti6n de m6todo, Sres. Representantes. Esa es
la raz6n por la cual pedia que se aplazaran las interrup-
ciones -no que no se hicieran- para llevar adelante
mis arguments y entendernos mejor. Puede tener la
seguricad el Sr. Menelao Mora, a quien mejor que a 61,
que en el moment oportuno le concedere con mu-
cho gusto la interrupci6n que me pide.

Yo he tratado, Sres. Representantes, de distinguir
claramente las dos inamovilidades que establece nues-
tra Carta Magna. He tratado de fijar bien este punto:
hay una inamovilidad que nosotros amparamos, como
lo demuestra el primer mensaje presidential al Con-
greso, en cuyo document el Presidente Grau pide
ia aprobaci6n de la Ley de la Carrera Administrativa.
Pero. Sres. Representantes, todavia no ha llegado ese
moment. Lo cierto es que estamos frente a una situa-
ci6n burocritica de tipo politico, como manana po-
demos estar frente a otra. Queremos la inamovilidad


-- ----m~---- -
---------








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 13


de los empleados pfblicos, pero no la que ustedes de-
fienden, que es la inamovilidad de los empleados pues-
tos por ustedes, ni queremos tampoco la inamovilidad
de los empleados que ahora podamos nombrar nosotros,
sino la inamovilidad que se produzca, fuera de toda
situaci6n political, cuando los empleados lleguen a sus
cargos cumpliendo los requisitos constitucionales. Oja-
lI que pronto league ese moment, ojalA que pronto
sea una realidad la Carrera Administrativa. Entonces
no se hablara mis de maquinarias political, ni se hara
la distinci6n entire partidos de maquinarias y de doc-
trina, y nosotros -que siempre lo hicimos- seguire-
mos levantando la bandera de nuestra doctrine, y el
Sr. Lori6 y los que militan en su partido podrAn levan-
tar tambi6n de su doctrine. Mucho se ha adecentado
en Cuba la political con el voto director que abre el ca-
mino del triunfo a los candidates de prestigio personal,
pero much mas habrj de adecentarse cuando exista la
Carrera Administrativa. Ese es el gran pecado de uste-
des. Confiaron demasiado en una maquinaria political
que no podia mantenerse a espaldas del calor popular
y legaron a permitir que se fabricaran candidates pa-
sando por encima de las simpatias political de los mis-
mos afiliados de sus respectivos partidos. Ahora esti
ustedes recogiendo los resultados. No, no es el momen
to de pedir la inamovilidad de los actuales empleados,
es el moment de lamentarse por haber dejado trans-
currir las tres primeras legislatures y las que vinieron
despuds y no haber aprobado la Ley de la Carrera Ad-
ministrativa ni ninguna de las otras leyes complemen-
tarias de la Constituci6n. Ya yo dije porque no lo hi-
cieron. No lo hicieron porque no pensaron en nuestra
victoria del 1 de junio y porque en caso de ganar us-
tedes, lo que les convenia era la movilidad. Ustedes
vienen ahora a defender sus intereses politicos; esta
defense es hasta cierto punto humana, porque es una
autodefensa, pero es una defense demasiado tardia.
Una aclaraci6n mis: yo no condeno que en las listas
que acabo de leer figure nombres de politicos reco-
mendando a los que ocuparon estos cargos. Mafiana
vendrAn otras listas y figuraran otros nombres. Lo que
sostengo, Sres. Representantes, es que la actual situa-
ci6n burocritica responded en gran parte a la situaci6n
political vencida en las urnas del 1 de junior y que a
una nueva situaci6n political triunfante, mientras no
exista la Carrera Administrativa, tiene que correspon-
der una nueva situaci6n burocratica. No puede ser
que a una situaci6n political victoriosa se le quiera ce-
c
rrar el camino. No puede ser que, el Congreso de la
Repdblica quiera impedir al Presidente de la Republi-
ca que lleve hombres de su confianza y representati-
vos de sus ideales politicos a las filas de la administra-
ci6n p6blica. Ese es un derecho que tiene el Sr. Pre-
sidente de la Repiblica. Ese es el derecho que le rea-
firma el mill6n de votos cubanos que se depositaron
en las urnas del 1 de junio, para exaltarlo a la Primera
Magistratura de la Naci6n. Con lo dicho, Sres. Repre-
sentantes, he tratado de contestar la pregunta del Sr
Marino L6pez Blanco.

SR. LOPEZ BLANCO (MARINO): Pido la palabra para
una interrupci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sr. Bisb6: 5
Sr. L6pez Blanco: La Presidencia entiende que habien
do solicitado anteriormente el senior Menelao Mora Ia


palabra para una interrupci6n, es una cortesia parla-
mentaria concederle la interrupci6n en este moment.

SR. BISBE (MANUEL): No estoy de acuerdo, Sr. Pre-
sidente con su interpretaci6n. Yo le aclar6 al Sr. Mora...

S8. MORA (MENELAO): (Interrumpiendo): Sr. Pre-
sidente: Resulta infringido el Art. 115 del Reglamen-
to. Realmente, quiero decir que carezco de prActica
parlamentaria, pero he observado en la prActica y visto
siempre la burla en estos casos, en que se abusa de la
palabra, diciendo muchas veces tonterias, y no me ha-
bia preocupado en leer el Reglamento. Yo sabia que
era una prActica viciosa y que no era facultad de nin-
giin Representante el conceder la palabra para inte-
rrupciones. El Art. 115 es terminante cuando dice lo
siguiente, en su parrafo segundo:

"Ning6n Representante, mientras se halle en el uso
de la palabra guardando la correcci6n debida, podra
ser interrumpido".

Y en letra cursiva, en el mismo articulo del Regla-
mento -lo que significa que todavia no esta aproba-
da esta parte del Reglamento- se expresa que podra
,er interrumpido el orador si 1o autoriza 6ste y la Pre-
sidencia. Entonces, se presta a que el Representante
Lenga esa facultad de conceder o n6 la interrupcion;
-ero result muy gracioso que se concedan a capricho
!as interrupcibnes a los Representantes a quienes uno
Ie tenga simpatia, y no se concedan a otros. En cuanto
i mi, puedo decir que son 19,000 votos los que me
-espaldan, sin tener siquiera un miembro de Mesa, lo
que significa que, por modesto que sea, tengo derecho
i exponer mi opinion y hacer interrupciones. Por eso
he planteado la cuesti6n de orden, y pido a la Presi-
aencia que aplique rigurosamente el Reglamento, para
ver si ts possible que trabaje la Cimara, a fin de que po-
damos darle soluci6n a los problems vitales que re-
quiere el pais sean resueltos.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Se ha plantea-
do una cuesti6n de orden a la Presidencia, al amparo
del Art. 115 del Reglamento, que bien claro dice en
;u segundo parrafo que ning6n orador en el uso de la
oalabra podrA ser interrumpido. Bien saben los sefiores
Representantes que la cortesia y la costumbre parla-
mentaria permiten interrumpir al orador siempre que
iste lo autoriza; pero, planteada la cuesti6n de orden,
la Presidencia somete a la consideraci6n de la Camara
la interpretaci6n del Art. 1ii del Reglamento, de ma-
nera literal.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el Sr. Pendis.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: La realidad es esta -y mis palabras van
encaminadas, porque la Presidencia hace una Ilamada
a la Cimara, para la interpretaci6n del Art. 115 del
Reglamento: Yo no he pasado nunca en esta Camara
de reglamentista; pero entiendo que antes de que la
SCmara delibere sobre esta question que tiene enorme
Strascendencia, no para la sesi6n de hoy sino para las







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


sesiones sucesivas, en relaci6n con los posibles debates
que aqui se planteen.

Yo he visto en esta CAmara, en los cuatro. afios que
he permanecido en ella, que ha sido norma del parla-
mento conceder aclaraciones. He escuchado con extra-
ordinario interns las palabras del Dr. Bisb6. El Dr.
Bisb6 explicaba su punto de vista politico y juridico
en su oposici6n a esta ley... (Rumores en el sal6n).
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Yo les ruego a
la Cimara se sirva guardar silencio para poder escuchai
al Sr. Pendas.

SR. PENDAS (PonFIRIo): El Dr. Bisb6 cuando expo-
nia la primera parte de su discurso concedi6, a mi jui-
cio, muchas oportunidades para que se le hicieran in-
terrupciones.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia ruega al Lider de la Minoria que sea conciso. Plan-
teada la cuesti6n de orden, la Presidencia no puede
Ilevar este asunto a discussion, sino que, planteada la
cuesti6n de orden, tendria que ponerlo a votaci6n.

SR. MORA (MENELAO): Sobre este mismo articulo
del Reglamento que es terminante, por el cual no pue-
de haber otra interpretaci6n y si la hubiera implicaria
una reform del mismo, y esa reform habria que dis-
cutirla en sesi6n ordinaria o extraordinaria, me parece
que no cabe, interpretaciones. Yo quiero aprovechat
esta oportunidad para aclarar si se sigue la prictica
viciosa de concederle la interrupcion a un Representan-
te y a mi no, ese Representante que no me concede la
interrupci6n tiene que darme explicaciones porque no
admito complejo de inferioridad y me consider con la
misma capacidad y el mismo derecho que cualquiera
otro Representante.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presidencia
quiere informar al Sr. Menelao Mora, que el Sr. Bisbe
en su oportunidad aclar6 y di6 las explicaciones al Sr.
Mora en el sentido de que con much gusto le conce-
dia la interrupci6n a su S. S., acaso con mis gusto que
a otros sefiores Representantes, pero que debido a que
estaba contestando a dos interrupciones, una del Sr.
L6pez Blanco, y otra, muy complicada del Sr. Lorid
Bertot, era just que le pidiera un plazo suficiente
para contestar esas interrupciones, y 61 aclar6, repito,
que en su oportunidad le concederia la interrupci6n
con much gusto. La Presidencia ruega al Sr. Menelao
Mora que retire la cuesti6n de orden que habia pre-
sentado.

SR. MORA (MENELAO): NO habia captado en su
oportunidad la explicaci6n del Sr. Bisb6 y estaba bajo
la impresi6n de un hecho distinto, por tanto, retire
la cuesti6n de orden presentada.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Retirada la
cuesti6n de orden por el Sr. Menelao Mora, continlde
en el uso de la palabra el Sr. Bisb6, por no ser de ne-
cesidad que el Sr. Lider de la Minoria continue ha-
ciendo declaraciones con respect a interpretaciones
reglamentarias.
SR. ROCA (BLAS): Para preguntar c6mo fu6 resuel-
ta la cuesti6n de orden?


SR. PRESIDENT' (DE LEON FUENTES): Fu6 retirada.

SR. ROCA (BLAS): Satisfecho.

SR RODON (LINCOLN): Pido la palabra, para una
aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el Sr. Lincoln Rod6n.

SR. RODON (LINCOLN): Yo tengo una gran preocu-
paci6n de c6mo he de conducirme... (Rumores en el
sal6n).

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La presidencia
no puede oir al Sr. Rod6n y ruega a los sefiores Repre-
sentantes se sirvan hacer silencio.

SR. RODON (LINCOLN): Yo tengo una gran preocupa-
ci6n por razones que los compafieros que estamos aqui
somos de distintas provincias, de distinto criterio, de
distinta cultural, de distintas profesiones, de distinta
manera de ser, y estamos constantemente en el plano
de la cortesia parlamentaria, en el piano de los derechos
y las prerrogativas, pero que resultan a veces despues
desaires muy desagradables para los compafieros, fal-
tas elementales de educaci6n. Yo quiero que la Pre-
sidencia me aclare, despu6s de la situaci6n porque aca-
ba de pasar el compafiero Menelao Mora hoy y la que
pas6 el Representante que habla hace unos dias, si la
practice parlamentaria, la cortesia parlamentaria es una
cosa caprichosa, y la cortesia y la educaci6n tienen una
elasticidad sometida a la liberrima voluntad del Re-
presentante para colocar en un moment determinado
en situaci6n de inferioridad.

Es precise, es necesaric que la Presidencia aclare de
mnanera general, la interpretaci6n del articulo 115 del
Reglamento y consulate a la Cimara, porque no creo
que puede estarse constantemente colocando a un Re-
presentante en situaci6n desairada, frente a otro Re-
piesentante que por la vehemencia de su palabra, en
un moment determinado sea una persona delicada,
eniale normas de procedimiento, diga al principio de
sus palabras que quiere conceder todas las interrupcio-
nes que se le hagan, y despu6s, olvidarlo, en el calor
del debate su promesa, diga que no las concede. Indu-
dablemente ha habido una descortesia y un desire.
Yo creo que es precise que se aclare de una vez este
problema de cortesias y de desaires para evitar situa-
ciones dificiles entire los Representantes.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia quiere informer al Sr. Rod6n que es costuMnbre acce-
der a las interrupciones, porque es una cortesia parla-
mentaria, pero bien entendido que, el orador que esti
haciendo uso de la palabra en un debate y va a desen-
volver una idea, necesita que se le den facilidades para
responder a las preguntas o interrupciones que se le
han hecho. El Sr. Bisbe, en el caso del Sr. Menelao
Mora, aclar6 que en su oportunidad, cuando contesta-
ra al Sr. L6pez Blanco y Lorie Bertot, con much gus-
to le concederia la interrupci6n.

La Presidencia, interpretando el Articulo 115 del Re-
glamento, de manera definitive tendria que no permi-
tir interrupciones, porque no podria, porque no puede









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 15


ser interrumpido el orador. Por esa raz6n, atendiendo
a la costumbre parlamentaria, la Presidencia someti6
a la consideration del pleno la interpretaci6n del ar-
ticulo 115 del Reglamento, y lo resolvi6 de acuerdo
con la practice parlamentaria establecida.

SR. RODON (LINCOLN): Me he quedado en la misma
situaci6n; parece que hoy estoy yo con el cerebro com-
pletamente oscuro. He preguntado a la Presidencia,
de una manera clara, que norma se ha de seguir en el
future a las interrupciones. La Presidencia me contes-
ta que es una cortesia parlamentaria el acceder a las
interrupciones, a contrario census cuando no se con-
ceden las interrupciones se ha cometido una descor-
tesia.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra para un ruego el sefior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente y seiores
Representantes: es para rogarle a mi compafiero el se-
nor Rod6n que no insist en plantear el problema de
la interpretaci6n parlamentaria, pues nos llevaria a
discrepancies de criterios que traeria como consecuen-
cia la demora en el tratamiento de una Ley que aun-
que los sefiores Representantes no lo estimen asi, yo
estimo que tiene una gran trascendencia.

La Presidencia, interpretando el Reglamento ha de-
clarado que el que este en el uso de la palabra no pue-
de ser interrumpido y la Presidencia esti obligada a
ampararlo en el uso de la palabra. Ese es el Reglamen-
to, pero no cabe duda que en la practice y la tradici6n
han consagrado entire nosotros el use o la costumbre de
la interrupci6n, costumbre que se inici6 en este parla-
mento por lo que pudiera en verdad llamarse una inte-
rrupci6n cuando se interrumpe al orador para influen-
ciar su argumentaci6n con una cita o hacer una pre-
gunta tendiente a poner en evidencia las afirmaciones
que hacen en sentido contrario. Sinceramente, eso ha
degenerado, y como dije hace un moment, compafiero
ha habido que por vias de interrupci6n consume tur-
nos enteros para dar lugar a que el que esta consumien-
do su turno no tiene nada que decir. Si interpretamos
cabalmente el Reglamento nadie puede interrumpir al
que habla, ni much menos contestar las interrupcio-
nes; en la practice hemos venido manteniendo lo con-
trario, el propio compafiero, el senior Bisb6 al conceder
la interrupci6n al senior Mora le demostr6 que cuando
un Representante accede a un n-imero de interrupcio-
nes y se niega a otras no lo hace con el deliberado pro-
p6sito de lastimar ni menospreciar a nadie, porque este
mismo Representante que tiene acreditado que siem,
pre ha tratado a todos sus compafieros con el afecto y
la consideraci6n que ellos se merecen, moment ha
habido en que se ha negado a ser interrumpido por ra-
z6n de estar pronunciando un discurso en el que de
ser interrumpido se puede producer el desconcierto al
no permitir que el orador termine su parrafo. Y por
eso yo apelo al senor Rod6n para que no mantenga
la apelaci6n, que la deje para que la Camara en una pr6-
xima sesi6n determine ese asunto con la amplitud con-
que 61 se lo merece.


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Rod6n.

SR. RODON (LINCOLN): Antes de contestar al senior
Fraile, quiero aclarar al senior Bisb6, porque mi pala-
bra pudiera ser interpretada en otro sentido, que mis
palabras en relaci6n con la cortesia y la descortesia no
va encaminada de manera especial a las manifestacio-
nes y a la conduct asumida por 61, sino a trav6s de
todos los process de las sesiones en que he venido
observando esta misma situaci6n. Yo conozco al sefioi
Bisb6 y me honro con haber sido uno de sus alumnos,
y por ello s6 que una de sus caracteristicas es la de la
cortesia, la decencia y el compaierismo, pero a trav6s
del debate violent, apasionado 61 no le dijo en un
primer moment al compaiiero Mora que le iba a
conceder la interrupci6n a posteriori, sino que no la
concedia y entonces el compafiero Mora, tenia una
situaci6n dificil: Al compafiero Lori6 Bertot le habia
concedido dos interrupciones, y despues al compafiero
Mora le niega una.
Ahora, tratando de contestar al ruego del compa-
fiero Fraile, y si la Presidencia y la Cimara estin de
acuerdo con este criterio, yo creo que todo queda per-
fectamente aclarado. Si la practice parlamentaria que
debe ser superior al reglamento, que asi como en las
leyes la practice es ley, en el parlamento, la practice
debe ser superior al reglamento. Entonces, entiende el
Representante que habla, que siendo practice parla-
mentaria contestar, conceder las interrupciones, me
permit opinar que lo que puede hacer un orador es
aplazar las interrupciones pero jams negarlas...

SR. PENDAS (PoRFIRIO): Para una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): En su oportu-
nidad senior Pendas. El senior Rod6n esti contestando
un ruego.
SR..RODON (LINCOLN): Entiendo pues que es una
cuesti6n de cortesia y de practice parlamentaria conce-
der las interrupciones. La interpretaci6n que debe ddr
sele es que siempre por cortesia se accederd, pero si el
orador por razones de tener que desarrollar una idea,
con la interrupci6n se le queda trunca, podri pedirle
al compafiero que le place la interrupci6n para cuan-
do termine, pero siempre en la prictica se debe acce-
der a ella. Ese es el criterio del Representante que ha-
bla y entiende que en esta forma no habri en ninguin
moment ruptura de la prActica parlamentaria ni de
la cortesia parlamentaria.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Accede al rue
go el senior Rod6n o plantea una cuesti6n de interpreta-
ci6n a la Cimara?

SR. RODON (LINCOLN): Accedo al ruego con esta acla-
raci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Pero esa acla-
raci6n que hace S. S. envuelve un acuerdo de la Ci-
mara ...


SR. RODON (LINCOLN): Para contestar al ruego pido SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra para una
la palabra. cuesti6n de orden.









16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
,


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pendas.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Creo firmemente, -y acui va mi cues-
ti6n de orden, no quiero impacientar mas al companfe-
ro Bisb6 que tan gentilmente ha concedido numerosas
interrupciones-, que el articulo que a la Cirrara ih.
teresa, que es el que planted el problema de las inte-
irupciones de acuerdo con el cual ninguin Represen-
tantc puede interrumpir a otro, es el articulo 130 que
regular la manera de aclarar, y que dice que se pueden
hacker dos interrupciones en el curso de un debate, perc
riempre se ha tenido como practice, y ya esa es tam-
bidn fuente de derecho, aunque la prictica esti poi
encima del Reglamento, que en los debates politicos
sc conceda interrupciones para aclaraciones, porque una
cosa es aclarar y otra es interrumpir, que es lo que ha-
ce aqu6l que quiere frustrar la realizaci6n de una idea,
y aclarar es el que quiere contrarrestar, exponer argu-
mentos o puntos de vista contrarios a los del orador
Efectivamente el articulo 130 del Reglamento dice que
se le puede hacer dos aclaraciones al que esti en el uso
de la palabra en el curso del debate, pero eso no ha re-
gido nunca en la Camara porque siempre se ha aten-
dido a lo que ha sido prictica y yo he presenciado a
viejos parlamentarios cuando estan desarrollando una
tesis aplazar la aclaraci6n. Ha dicho el Sr. Bisb6 "com-
paferos les ruego que no me hagan mis aclaraciones
asta que no termine mi juicio; en su oportunidad ac-
ceder6 a todas las aclaraciones y yo creo que ccn eso
s6lo ha querido mantener lo que es prActica en los de-
bates politicos, que se hagan las aclaraciones o que se
expongan los puntos de vista o los arguments de cada
cual, de acuerdo con el articulo 130...

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Quiero infor-
mar al senior Pendas que si se fija en el parrafo segun-
do de ese articulo entonces se limitari a dos sefiores
Representantes, que son los que podran hacer las acla-
raciones.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo hablaba de eso, y el ar-
ticulo del Reglamento dice efectivamente que son dos
las aclaraciones, pero como el comportamiento y la
conduct de la Camara es tambien fuente de derecho,
pero en la Cimara se ha dicho siempre que las aclara-
ciones se amplien...

SR. MORA (MENEIAO): Pido la palabra para una
cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Mora.

SR. MORA (MENELAO): Tengo entendido que no es
possible hacer interrupciones porque yo quiero conocel
cual es el derecho mio, y que es lo que me correspon-
de, y hasta d6nde llega el derecho del caballero en estc
caso.

Por eso quiero que declarando con lugar mi cuesti6r
de orden, deje aclarado este problema, sin dudas de
clase alguna.


SR. MILANES TAMAYO (JOSE): Pido la palabra, para
una aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra S. S.

SR. MILANES TAMAYO (JOSE): Mi querido compa-
fiero el senior Pendis, habla de aclaraciones, y una co-
::a es la aclaraci6n y otra es la interrupci6n.

Sin la interrupci6n el parlamentarismo seria un
cadaver.

El arma mis fuerte y lo que le di mas vida, es la
interrupci6n.

Hay una practice parlamentaria, un derecho consue-
tudinario establecido, de que se admitan siempre las
interrupciones, y eso es much rms fuerte que un "ar-
ticulito" del Reglamento, que es lo que debe acordar-
se, y propongo lo acuerde la Camara, o sea, que el
Representante que este hablando admit siempre todas
las interrupciones y lo que mis puedan hacer es apla-
zar, cuando tengan que contestar interrupciones an-
teriores.

Asi lo propongo a la Cimara.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): No habiendo
sido convocada la Camara en la tarde de hoy, para in-
troducir reforms al Reglamento, la Presidencia, en su
oportunidad, cuando se le plantee la cuesti6n de orden,
resolvera segun su leal saber y entender, y cualquier
senior Representante que lo desee, podra apelar de la
resoluci6n presidential. Terminado el incident.

Continua en el uso de la palabra el sefor Bisbd.

SR. BISBE (MANUEL): Yo lamento que se haya ori-
ginado este debate con motivo de una cuesti6n que no
ha debido plantearse y de la cual no soy responsible en
manera alguna. No he querido ser descortis con nin-
gin compafiero, ni much menos negarme a conceder
interrupciones, porque nadie defiende mAs que yo la
conveniencia de la interrupci6n en el debate parla-
mentario. La mejor prueba es que concedi cuantas in-
terrupciones se me pidieron. Pero lleg6 un moment,
en el curso de la exposici6n, en que tenia que contestar
:1 dos compafieros -al Sr. L6pez Blanco y al Sr. Lori6
.Bertot- y entonces hice una s6plica a todos. Apelo
a los aqui presents para que me digan si no lo hice.
Yo pedi, Sres. Representantes, que no se me interrum-
piera hasta que diera cumplida respuesta a esos dos
compaferos. En ese moment, lo reconozco, el Sr.
Lorie Bertot me pidi6 una nueva interrupci6n y la
negu6 y el Sr. Menelao Mora solicit otra y tambien
la negu6. Pero en el acto, al Sr. Menelao Mora, que
no habia intervenido en el debate, le di una cumplida
cexplicaci6n manifestindole que tan pronto como con-
-estara al Sr. Marino L6pez Blanco y al Sr. Lorie Ber-
tot tendria la oportunidad para hacer la interrupci6n
que solicitara. Contestada la cuesti6n planteada por el
SRepresentante L6pez Blanco 6ste me pidi6 de nuevo
una interrupci6n, y estim6 que no implicaba una des-
Scortesia para el Sr. Mora atenderla, puesto que estaba









DIROD EINS EL AAA1


cifi6ndome a lo que habia dicho, que deseaba dar cum-
plida respuesta alas cuestiones que los compafieros L6-
pez Blanco y Lori6 Bertot me habian planteado.

Tengo la seguridad de que todos los compafieros de
la CAmara inclusive el Sr. Mora, pasado este moment
de ofuscaci6n, han de ver la diafanidad de mi conduc-
ta.

Estoy dispuesto a conceder cuantas interrupciones se
me pidan; pero, hay un moment, compaieros, en que
necesitamos entendernos si no queremos enloquecer
el debate, y a mi me hacia falta, de acuerdo con el
plan que me habia trazado, dar respuesta a las cuestio-
nes que se me habian planteado.

Vuelvo a decir que lamento todo esto. Afirmo que
no es menester insistir en el tema de la interrupci6n
-de la cual a veces, dicho sea de paso- se abusa en
extremo- porque en el espiritu de todos esta que se
puedan hacer cuantas interrupciones deban hacerse.
Si no hubiera hecho el ruego de que no se me hicieran
nuevas interrupciones, hasta que contestara a mis dos
distinguidos compafieros, nunca hubiera negado la in-
terrupci6n que me pidi6 el Sr. Lori6 ni la que me pidi6
el Sr. Mora.'Lo mnico que hice fu6 aplazar esas inte-
rrupciones, lo que es usual en nuestra practice parla-
mentaria.

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Me permit una in-
terrupci6n, S. S., con la venia de la Presidencia?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto.

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Yo interrumpi al
compafiero Bisb6, a pesar del ruego que habia formu-
lado, porque acababa de contestar a la interrupci6n
mia; y como estim qcue no lo habia hecho cumplida-
mente, le interrumpi nuevamente para que me acla-
rase el alcance de sus manifestaciones.

Coincido con el senior Bisb6, en que la Constituci6n
habla de dos inamovilidades: una para cuando se des-
envuelva por el Congreso el nuevo ordenamiento de
la carrera administrative, y otra, para mientras eso no
ocurra.

En torno a este asunto el senior Bisb6, con palabra
encendida y arguments que no persuade, habla de la
historic de nuestros movimientos burocraticos, de la
raiz political de los mismos; pero yo no he percibido
claramente que el compafiero Bisb6 haya replicado mis
palabras. Mi interrupci6n fu6 encaminada a decirle
al Dr. Bisb6 que nuestra Ley no obstaculiza los altos
prop6sitos del Honorable Sr. President de la Repid-
blica, que claro esta, tiene el derecho, porque la Ley
y la Constituci6n se lo otorga, de llevar a la funci6n
p6blica responsible a los hombres de la alianza poli
tica que esti comprometida con la opinion de reali-
zar un program que ha triunfado en las urnas del
pueblo.

Esos cargos, son los que la Ley sefiala, los cargos
de confianza, los de libre remoci6n, porque los pro-
gramas politicos no se desenvuelven a trav6s de las


minisculas posiciones burocAticas. Por eso las restantes
po:iciones burocraticas, senior Presidente y Sres. Re-
presentantes, estin garantizadas por la Disposici6n
Transitoria, de la Constituci6n.

Y, mi pregunta al senior Bisb6, despu6s que oi su bri-
llante, larga e interrumpida informaci6n, es la siguien-
te:

-"Digame, senior Bisb6: Usted defiende, como el
senior Presidente de la Rep6blica lo hace constar en
su Decreto Presidencial derogando el anterior del Pre-
sidente Batista la inamovilidad que ampara la Dispo-
sici6n Transitoria de la Constituci6n?

Pues bien, 61 nos diri si la defiende.

Si la defiende, tendri que votar esta Ley, porque nos-
otros votamos esta Ley porque queremos cooperar con
el sefor Presidente de la Reptblica a garantizar el im-
perio de la Disposici6n Transitoria.

Esa Disposici6n Transitoria que garantiza al em-
pleado public, con independencia de su criterio.

gQu6 importa senior Presidente y Sres. Representan-
tes que una larga estadia en el disfrute de las funcio-
nes pfiblicas haya dado oportunidad de que se hayan
nutrido de proselitos los partidos que estin con la
oposici6n?

Eso lo respetarA, el senior Presidente de la Rep6bli-
ca, porque.el senior Presidente ha dicho en ese Decreto
que 61 lo fund en que el anterior Presidente queria
hacer cumplir articulos de la Constituci6n omitiendo
la Disposici6n Transitoria que decia que la inamovili-
dad que rige es la que ampara las disposiciones vigen-
tes. Pues esta Ley nosotros la propiciamos en coordi-
naci6n con el poder Ejecutivo teniendo en cuenta cual
es el pensamiento del Presidente de la Repufblica ex-
presado en el referido Decreto y en el Mensaje que
ha dirigido al Honorable Congreso.

A nosotros no nos ha faltado, y s6palo el compafie-
ro Bisb6, quienes hayan acudido para que hici6ramos
determinados modificaciones a esta Ley, y no las he-
mos querido hacer para mantener pristine, original,
la iniciativa del senior Presidente de la Rep6blica avi-
do de restablecer el imperio de la inamovilidad.

Espero que el senior Bisb6 nos ha de decir, con esa
gallardia, con esa sinceridad, con ese criterio honrado
clue le caracteriza, si 61 se opone a este ley frente al
Sdceseo del sefor Presidente de la Republica: garantizar
la inamovilidad de los empleados p6blicos.

Repito que el senior Presidente puede corregir los
(icios de la Administraci6n Piblica formando expe-
dientes a los empleados que faltan al cumplimient6
de sus deberes.
Por eso no me explico como no estamos todos de
acuerdo en votar una Ley, que ejecute un anhelo
saludable: garantizar los derechos adquiridos al am-
Sparo de las leyes.


17


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA








18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


SR. BISBE (MANUEL): Yo estimaba que habia res-
pondido a la cuesti6n que me planteaba mi dis-
tinguido compafiero, el senior Marino L6pez Blan-
co. Ahora he oido su contra argumentaci6n y ain
cuando, a mi juicio, no afiade nada nuevo a lo ya
dicho y por mi contestado, advierto una ironia sutil
en el fondo de sus palabras...

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Yo suplicaria al
compafiero que no viera en mis palabras ninguna
ironia, porque la ironia, ya la defini6 el gran Be-
navente diciendo que era una tristeza que reia por-
que no podia llorar, y yo estoy en ese caso.

SR. BISBE (MANUEL): He distinguido claramente
las dos inamovilidades qde determine la Constituci6n,
y he dicho tambi6n claramente que nosotros que-
remos la inamovilidad que surja de la Carrera Ad-
ministrativa. Hasta que esta Carrera Administrativa,
que ya debi6 haber merecido la atenci6n del Con-
greso, no se establezca por una Ley del mismb, no
vamos a admitir de ninguna manera, y expreso mi
propia opinion, que se vaya a legitimar la pasada si-
tuaci6n political, cuando ya en el pais hay una nueva
situaci6n political triunfante.

Contesto ahora al senior Lori6 Bertot, la alusi6n
que hizo al Partido Republicano...

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): No, compafiero,
que hizo S. S.

SR. BISBE (MANUEL): Que hizo usted, compafiero
Lorid, porque en mis palabras ni en mi pensamien-
to, ha existido semejante intenci6n.

No hay alusi6n al Partido Republicano, porque el
mismo no existia en ese moment. El Partido Re-
publicano es un partido nuevo, surgido en una deter-
minada etapa de la vida pitblica cubana, con un
program y una proyecci6n perfectamente definidos.
El Partido Revolucionario Cubano se uni6 al mis-
mo en un pacto ideol6gico, que contempl6 no so-
lamente la posibilidad de liquidar el continuismo, si-
no la de transformar el cuadro de nuestra vida p6-
blica. Ah, )que pueda haber en las filas del Par-
tido Republicano, o en las nuestras, hombres cu-
ya conduct political pasada, est6 en contradicci6n
con nuestros principios fundamentals? Un partido
politico, lo sabe bien el senior Lori6 Bertot, es par-
te de una -naci6n. No se forman los partidos sola-
mente de angeles o de ap6stoles. Pero el Partido
Republican -y esto es lo importante- es un par-
tido nuevo con el cual, en un pacto ideol6gico, se
une el Partido Revolucionario Cubano.

En cuanto a la alusi6n que el senior Lorid Ber-
tot hacia a mi distinguido professor, el doctor Dorta
Duque, no es necesario que la contest, porque esta
CAmara sabe muy bien que el doctor Duque era en
aquellos moments miembro del Gabinete del Pre-
sidente Miguel Mariano G6mez, a quien, por opo-
nerse a la oligarquia military imperante, y para bal-
d6n de nuestra historic republican, se le destituy6 en
On acto de incalificable injusticia.


SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo no me habia
referido al Partido Republicano, y me habia referi-
do al Partido Republicano. No me habia referido al
Partido Republicano y me habia referido al Partido
Republican. Parece pura metafisica -esto, y sin
embargo no lo es. Pero lo que yo voy a aclarar a\
compafiero lo que me interesaba era, y es, exone-
rar publicamente, es decir, que S. S. porque la ver-
dad es que como yo pertenezco a un partido tradi-
cional, al Partido Liberal, no me creo con la fa-
cultad de exonerar ni de acusar, esas exoneraciones,
esas acusaciones correspondent a los nuevos partidos,
a los partidos puros, a los partidos intachables. Por
eso, yo lo que queria era suscitar en el distinguido
companiero una rectificaci6n para que no se viera
envuelto en ese interregno de once afios el doctor
Dorta Duque, que no se viera, que no viranmos al
doctor Dorta Duque corriendo o practicando cual-
quier deported en esas olimpiadas de desvergilenza a
que se referia S. S.

Y ahora me siento muy satisfecho de que ante
una aclaraci6n y una exoneracion del doctor Grau
y a su gobierno, ahora tambi6n haga el senior Bis-.
bd una exoneraci6n, con la autoridad que tiene S. S.
por pertenecer a un Partido Revolucionario, a un
partido nuevo, de mi distinguido compafiero y de
mi maestro; tambi6n, el senior Dorta Duque.

SR. BISBE (MANUEL): Es extraordinario el celo que
pone el senior Lori6 Bertot en vigilar la intenci6n
y el alcance de mis palabras. Yo se lo agradezco
encarecidamente. Me alegro que me haya brindado
la oportunidad de hacer esas dos exoneraciones...

Como creo que ya he contestado, las dos cuestio-
nes que estaban planteadas, como habia pedido ex-
cusas a esta Cimara por no conceder nuevas in-
terrupciones, hasta no contestar esas dos cuestiones,
concede ahora, con muchisimo gusto, al compafiero
Menelao Mora, la interrupci6n que habia pedido.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior Menelao Mora.

SR. MORA (MENELAO): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Luchan en estos moments en mi, mi
coraz6n v mis sentimientos, junto a mi cerebro.-Me
dicen mis sentimientos que no haga uso de.la pa-
labra, que ha pasado el moment oportuno de ha-
cer las declaraciones que tenia en la mente, y que
agradeciendole al compafiero y professor Bisb .la gen-
tileza dispensada no hiciera uso de la palabra.

Pero, por encima de este sentimiento mio, de es-
ta situaci6n creada, priman mis ideas y mi cere-
bro, como quiera que se trata de una cuesti6n que
estimo fundamental en principios revolucionarios,
cuesti6n que se esta discutiendo, no hago uso de la
palabra y agradezco al professor senior Bisb6 la gen-
tileza, y le digo mis ain: que lo sigo admirando--por
su capacidad y honestidad, como .siempre lo he ad-
mirado desde que lo conoci. Esta es u-na cuesti6n
que, a mi juicio,. se debate entire dos tendencies in-
discutibles: una tendencia political situaci6n political








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 1i


que fenece, y una situaci6n political que avanza, que
se estaciona en la direcci6n de la cosa p6blica, y, en
medio de estas dos cuestiones, me consider yo sin
corresponder ni a la una ni a la otra, a la situaci6n
intermedia, del Representante que viene aqui por man-
dato de la voluntad popular, a decidir sobre las cues-
tiones fundamentals, y es deber incuestionable el
intervenir en el debate, cuando estima que su opi-
ni6n pudiera.orientar la soluci6n de la cuesti6n plan-
teada, porque a mi se me antoja esta pregunta: Es-
ta en la conciencia de todos los sefiores Represen-
tantes la cuesti6n de la Carrera Administrativa, o no
esti?. iHay un deseo vivido, ferviente, verdadero, de
dar soluci6n a esa vieja cuesti6n, que no han que-
rido o no han sabido darle a trav6s de algunos afios?
Si hay ese deseo, es precise examiner con deteni-
miento la situaci6n que tenemos a la vista, porque
si no se cre6 la Carrera Administrativa a trav6s de
cuatro afios, acaso se pens6 que porque era un es-
torbo para hacer los movimientos a fin de obtener
Ia mejor situaci6n political.

Y pregunto: si ahora no se hace en esta situaci6n,
con esta Mayoria aqui, que entonces no llev6 la
cuesti6n a debate; y si en esta situation se Ie des-
posee de algo que es considerado como suyo, y vie-
ne una nueva situaci6n, siendo Mayoria ista, ase
plantearA el debate. en el future con probabilidades
de 6xito? Ustedes me dirain que si; yo os digo que
no, porque la situaci6n seri la misma; porque si en
estos moments hay una determinada situaci6n bu-
rocrAtica, al decursar de los afios hemos de tener la
misma situaci6n -que ahora se plantea.

Claro esti, senior Bisb6, que los que hemos salido
asi, por la voluntad popular, los que luchamos y sa-
limos a la palestra p6blica, sin las prebendas y los
recursos necesarios, tenemos un deber de gestionar
un medio de trabajo para aquellos que nos enviaron
aqui; un deber que no debe interpretarse como el
de levar la incapacidad o el peculado a ja cosa
p6blica; sino el deber de recomendar a los mejores,
a los que consideramos los mas capacitados para cum-
plir su deber.

Pero, tambi6n, es precise ver la situaci6n de aque-
llos que se encuentran laborando en la cosa piublica
desde hace muchos afios; es precise que pensemos
.en estas cosas, medianadamente, y que llevemos ins-
trumentos adecuados para que ese movimiento que
quiere hacerse, y que hay que hacer, sea en benefit
cio p6blico. Hay que limpiar la escoria que boy
inunda las oficinas p6blicas, hay que barrer con lo!
"botelleros", pero el "botellero" de todos los Par
tidos, tanto del Partido a que pertenezco como a.
del Partido a que ustedes pertenecen, y llevar a lo!
hombres de mas capacidad, para lo cual es necesa
rio establecer normas e instruments. Hay, que ve:
las cosas desde el punto de vista de que, si indu
dablemente hay que hacer el movimiento, 6ste deb(
verificarse de acuerdo con normas establecidas.

Yo no puedo ver en manera alguna, sefiores Re
presentantes, sin levantar mi voz de protest, que si
quiten los puestos a las personas que hoy los dis


frutan y que son personas que trabajan y que no
deben ser barridas' de las oficinas piblicas.

Yo entiendo que deben atenderse los principios pro-
gramiticos, esos principios que ustedes han sabido
inspirar y que llevaron a la Constituci6n los que tu-
vieron el honor de pertenecer a la Asamblea Cons-
tituyente. Por eso es que yo, hoy, mafiana, cuando
sea necesario y en todo moment votar6 por la inamo-
vilidad de los empleados p6blicos, de los que tra-
bajan, de los honrados y iustos, que han sabido cum-
plir con su deber.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continue en
el uso de la palabra el senior Bisb6.

SR. BISBE (MANUEL): He escuchado con verdade-
ro interns las palabras del senior Menelao Mora, y
ahora mas que nunca me alegro que 6sta haya sido
la oportunidad de su interrupci6n, porque en otro
moment hubiera venido a cprtar un debate que ya
se habia establecido. Sus palabras han tenido para
mi un valor de voz independiente, un enfoque casi
personal de la cuesti6n que estamos discutiendo.

Yo tambi6n se de esa tragedia del empleado p6-
blico. Yo se que el empleado p6blico, que no es
precisamente un prpfesional de la political, ha vi-
vido siempre bajo la espada de Damocles de los cam-
bios politicos. Por eso quiero, y asi lo he dicho, la
inamovilidad del empleado; pero no la inamovilidad
que hunde su raiz en una situaci6n political, no la
de ahora ni la de mafiana, sino la inamovilidad pro-
ducto de la Carrera Administrativa, que ha de exi-
gir el cumplimiento de requisitos previous (para que los
empleados sean inamovibles...


SR. MORA
mo se llega
p6blicas de


(MENELAO): (interrumpiendo): Y, ac6
a esa situaci6n, si se Ilenan las oficinas
aut6nticos?...


SR. BISBE (MANUEL): NO van a Ilenarse, compa-
fiero Mora. Por eso hablaba al principio de mi dis-
curso, y lo reitero ahora, que el senior Presidente no
ha faltado a ninguna de sus promesas; que el senior
President ha dicho y repetido que el empleado cum-
plidor no tiene nada que temer. Ese empleado cum-
plidor, capaz y honrado, al margen de la political par-
tidarista, no necesita de esta Ley para sentirse am-
parado, porque su mejor defensor ha de ser el propio
President de la Rep.iblica.

Voy a concluir mi discurso, pidiendo excusas a la
Cimara porque tal vez, al calor del debate y las
interrupciones me he extendido demasiado; pero no
ha sido mi animo cansar, sino razonar, exponer con
la mayor claridad y buena fe mis puntos de vista. Yo
he sostenido que combat la Ley del senor Frayle
por innecesaria. La estimo innecesaria porque el em-
pleado p6blico cumplidor y honest esta garantizado.
La combat tambi6n por inoportuna. La estimo in-
oportuna, porque tiende a cerrarle el- camino a una
situaci6n political que ha triunfado para legitimar los
intereses de una situaci6n political que ha sido de-
rrotada, y porque entiendo, en nombre de esas bue-








20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


nas relaciones, a que el senior Presidente de la Ca-
nara aludia en esta sesi6n, que no podemos nosotros
quitarle al Presidente de la Repfblica el derecho que
tiene a realizar los cambios que estime necesarios
para que la administraci6n pfiblica respond a su pro-
grama y a sus prop6sitos. La combat, en fin, por
alarmista. La estimo alarmista porque la Ley se ha-
ce eco de un rumor injustificado, al estimar que han
de producirse cesantias en masa. Este es un gobier-
no just que no ve en el empleado capaz la mi-
litancia political v que hard la remoci6n burocritica
con un profundo sentido de justicia.

Compaieros Representantes: vo decia al comen-
zar mi discurso que el senior Presidente de la Re-
piblica estaba cumpliendo todas sus promesas. Se
han suprimido los boletos. se esti combatiendo el
juego, se han suprimido algunos imnuestos y se han
disminuido otros, se han removido los mandos mili-
tares para afianzar la autoridad civil, sin que esto im-
plique un ataque al ejircito,,porque el ej6rcito debe
existir como tal en sus funciones militares, pero no
debe desorbitarse, no debe desbordarse, no debe sa-
lirse de la 6rbita. de sus propias funciones. El mili-
tar tiene el respeto del cubano mientras no sea mas
que military, pero mientras tengamos generals y co-
roneles que recomienden empleados v se. mezclen en
1n political, esos militares estin haci6ndose merece-
dores de la condena puiblica, porque se extralimitan
en sus atribuciones.

He ahi mis puntos de vista. No hav que scm-
brar la alarm en el buen empleado plblico, torque
sin necesidad de esta Lev, y se lo aseguro al senior
Frayle, el gobierno sabra adoptar una posici6n just en
relaci6n con el empleado piblico...

SR. BUTTARI (EDGARDO): Me permit una inte-
rrupci6n, con la venia de la Presidencia?

SR. BISBE (MANUEL): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la
palabra el sefior Buttari.

SR.'BUTTrARI (EDGARDO): Sr. President y sefiores
Representantes: Realmente no queria en ninguna for-
ma interrumpir el discurso, en algunos aspects fe-
cundo v brillante v en otros un poco inequivoco e
inexacto, del ilustre compafiero senior Bisb64, a quien
admiro en la citedra y a quien-he aprendido a admi-
rar en este hemiciclo. Sin embargo, no puedo pasar
por alto, no ya como Representante que propugna,
en el orden individual, el Provecto de Ley del doc-
tor Fraile, sino tambiein en mi calidad de Lider del
Comit6 Parlamentario Liberal, cuyo sentimiento y
cuyo Densamiento estoy obligado a interpreter ante
esta C~mara.

Algunas afirmaciones del doctor Bisb6, que, indu-
dablemente confunden el claro pensamiento y el no-
ble prop6sito que inspire al doctor Grau San Mar-
tin, cuando promulg6 su Decreto 3710 de este afio
derogando el Decreto provisional de la Carrera Ad-
ministrativa. Entre las objeciones que ha hecho el


senior Bisb6, -y quiero aclarar que me sumo a mu-
chos aspects de su discurso y de su oposici6n a
esta Ley en lo que se refiere a los principios genera-
les que deben primary en toda carrera administrativa,-
decia que esta Ley es como una encrucijada que quie-
re cerrarle el camino al Honorable senior Presidente
de la Rep6blica para que, con un personal mis o
menos afin a sus ideas political y a su Partido...

(En las tribunas part del piblico permanece de
pie).

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Se ruega al
pdblico que ocupe sus asientos.

SR. BUTTARI (EincARb): ..para que con un per
sonal, mtins menos identificado con sus prop6sitos y
mis o menos afin a la idea revisionista de su go-
bierno, pueda realizar sus planes constructivos. Quiero
aclarar, inicialmente, que en los cortos dias de esta
Legislature el doctor Carlos Fraile, el brillante e in-
teligente autor de este proyecto -valga el t6rmnino-
ha sido un colaborador eficiente del doctor Gran. El
doctor Carlos Fraile en su actuaci6n en este Parla-
mento y en su actuaci6n como P'esidente de la
Comisi6n de Aranceles e Inpuestos no ha hecho mas
que viabilizar, concretar y, hasta si se quiere, adicio-
nar, en sentido construction, aauellas ideas envuel-
tas en las eyes traidas a este hemiciclo para faci-
litar la actuacion del Ejecutivo. Pero es mas; esta
Ley del doctor Fraile con ser de 61, que desmiente
cualquier prop6sito oculto, de ninguna manera en su
texto ni en su contenido puede inspirar ni puede
darle paso a una apreciacion mas o menos equivoca
de lo que aspira. Primeramente, porque en nada
se opone a la Constituci6n de la Rep6blica, y la Cons-
tituci6n de la Rep6blica le reconoce al Poder Eje-
cutivo la autoridad de remover todos aquellos car-
gos que consider de confianza -y asi lo estimaron
los sefiores Constituyentistas- para que con esos nue-
vos cargos de directors, cargos de confianza, pueda
realizar, y no sea entorpecida la gesti6n del nuevo
President, o Presidente de todos. Y hay algo mis
todavia v es que el doctor Fraile esti luciendo aqui
en este hemiciclo, donde hay utna cantidad numerosa
de ilustres congresjstas aut6nticos, esta luciendo, en
uni6n del doctor L6pez Blanco v otros ilustres com-
Dafieros de la Mayoria, como los interpretes mis fie-
les del pensamiento politico del doctor Grau.

Ha dicho el doctor Grau y lo ha dicho p6blica-
mente, que 61 no quiere producer remociones buro-
criticas a granel. En esto el doctor Grau da la sen-
saci6n de conducir sus actividades ejecutivas dentro
de los marcos constitucionales.

Pero ha dicho tambi6n -y esto senior Presidente y
sefiores Representantes ya tiene otra virtualidad y
otro sentido-, que no quiere un partido de bur6cra-
tas. Las respuestas que da la Mayoria al doctor Grau
es recoger uno de los POR CUANTOS de su De-
creto donde dice "no deberi verse en lo cue ahora
se promulga otra intenci6n oue la de restablecer...
(continda leyendo); refiriendose a la ley del Ser-
vicio Civil de 1909.








DIAKlO DE SESIONES DE LA CAMERA 21

La Mayoria en este Proyecto de Ley recoge de esa Por otra part, el Comit6 Parlamentario Liberal al
manera el pensamiento politico del doctor Grau y pa- apoyar esta Ley, no hace nada mais que recoger la
ra decirle, "ten cuidado, que muchos de tus colabo- historia legislative de todas las intenciones y de to-
radores no pueden interpreter tu pensamiento, como los los prop6sitos de brillantes congresistas cubanos
sucede con los ante-proyectos de presupuestos donde a trav6s de los anales de la Republica y a travds de
se rebajan cientos de plazas de empleados manda- Il Ley de 1909 y su Reglamento de l910, y a traves
dos a reponer por el Tribunal Supremo de Justicia di la Ley de 18 de Enero de 1911 y a travis de la
y-garantizados por la Constituci6n con veinte aflos., Ley de 25 de Junio de 1919, que han tratado en di-
de servicios burocraticos; el senior Fraile le dice al ierentes formas de consagrar el principio de la inamo-
doctor Grau: "td no puedes imponer sanciones pero vilidad de la Carrera Administrativa.
vo las impongo y el Decreto que ti haces derogan-
do el Reglamento provisional de la Carrera Admi- Aprovecho pues la oportunidad para declarar en
nistrativa promulgado por el gobierno del General Ba- sta Cimara que esta Ley de ninguna manera supone
tista, yo te lo voy a garantizar todavia mis, median- una encrucijada ni un ardid para hacer fracasar los
te una ley que establezca sanciones para que tu prop6sitos del Gobierno del Dr. Grau; que el Comiti
puedas castigar a aquellos de tus colaboradores que r-arlamentario Liberal ve en ella cristalizada comple-
quebranten o sean infieles a tu:, principios". tamente, con toda la seguridad que dan las sancio-
nes, que el doctor Grau podri decirle dentro de
Esta es, senior Bisbe, la aclaraci6n que queria ha- cuatro afios al pueblo de Cuba: "yo he cumplido con
cer. mi promesa de no promoter remociones burocraticas,
o ey n ea aa p idie i i he cumplido"; porque esta Ley le va a permitir de-
Yo estoy en esta Cmara presidiendo el Comit cirlo dentro de cuatro afios; y, ademas, compafiero
Parlamentario Liberal que ha declarado que por en- Bisb6, la Ley del senior Fraile que se le imputa de
cima de todos los interests de partido, que por en- amparar "botelleros", de ninguna manera puede am-
cima d los teress creados est su at su anparar al "botellero", porque el "botellero" es un
sia, esta la urgencia que siente de colaborar, de ha- runcionario que no asiste a su trabajo o puede se
cer possible que el doctor Grau haga y consolide las hsta iaginao y siempre la autordad administra-
o pueblo dhasta imaginario y siempre la autoridad administra-
promesas que hizo al pueblo de Cuba en su platafor- tva del Jefe del Departamento tiene la oportunidad
a poitica; en esa lataforma, cuando proe dejarlo fuera, amparado por esa propia Ley y po
te no hacer movimientos burocraticos y mantener el l ey del Servicio Civil en done se mspirael Pro-
estatus juridico que garantiza a today la burocracia na- yecto del senior Fraile.
cional, provincial y municipal, el doctor Grau no que-
ria decir que iba a garantizar a los empleados que
nombrara su gobierno, sino que iba a garantizar a la Y con estas palabras, compafiero Bisb6, termino, ro-
burocracia en el ejercicio de los cargos nacionales. gandole me excuse que lo haya interrumpido por tan
Do eves instantes.
Pero hay mis, y perd6neseme que haga un poco
de humorismo ahora. Nosotros tenemos que ser ne- SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra para una
cesariamente un poco escepticos; nosotros tenemos que -aclaraci6n.
estar a veces un poco desencantados y amargados,
porque muchos compaiieros aut6nticos que se sientan SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Tiene la.pa-
en estos bancos, amigos personales mios, me han di- tabra el senior PendAs.
cho en la calle y en este Congreso que los emplea-
dos. pdblicos votaron por el doctor Grau. Y es ver SR. PENDAS (PORFIRIO): Senor Presidente y sefio-
dad que una gran mayoyia de los empleados pd- res Representantes: He solicitado la palabra para ha-
blicos votaron por el doctor Grau; y es verdad que cerle una aclaracion a mi compafiero el senior Bisb6,
el senior German Alvarez Fuentes, Ministro de Agri- porque he visto en esta noche c6mo a trav6s de las
cultural aclar6 cuando se le imput6 que dejaba cesan- aclaraciones se emiten juicios de extraordinaria respon-
tes a empleados contrarios al gobierno, que pertene- sabilidad, que tal vez no se puedan recoger en una
cian a determinado partido politico, dijo que habia ce- contestaci6n rapida y precisa, motivada por la propia
santeado tambi6n una cantidad numerosa de auten- aclaraci6n. Yo he escuchado con todo el respeto que
ticos. Preguntadle tambidn al senor Julio L6pez, si me merece el Lider del Partido Liberal; yo no quiero
en la Oficina de Regulaci6n de Precios y Abastecimien- en esta oportunidad sino que he de decirlo cuando
tos se nombr6 durante la administraci6n del Gene- consume un turn en detensa de una de mis en-
ral Batista a una gran cantidad de aut6nticos. Y si miendas a la ley, relative al Decreto que acaba de
esto es verdad, si nosotros lo que queremos es ga- promulgarse, en esa oportunidad discutir la cons-
rantizar a aquellos sefiores que les dieron sus votos utucionalidad de tal Decreto, pero como el senior Bu-
al doctor Grau, si es verdad que nosotros queremos ttari ha emitido juicios y ha necho aseveraciones que
garantizar a los aut6nticos que ain estan en el Mi- entrafian un sentido politico, yo me he visto pre-
nisterio de Agricultura y a aquellos que fueron nom- cisado a abusar de la paciencia y de la benevolen-
brados en la Oficina de Regulaci6n de Precios, no se cia de mi compafiero el senior Bisbc, para decir unas
nos puede imputar de ninguna manera que nosotros breves palabras alrededor de esta cuesti6n.
tratemos de defender puestos p6blicos, que no son
nuestros, que se pronunciaron el dia primero de ju- Yo si creo y no es un criterio nuevo el mio, que
nio por la elecci6n del doctor Grau San Martin para la Ley entrafia un sentido politico; que la Ley en-
la Presidencia de la Rep6blica. trafia oponerle un valladar al Podei Ejecutivo en un







22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


legitimo derecho que tiene para renovar de acuerdo
con sentido justiciero que estoy seguro asi lo hara.
la actual administraci6n p6blica.

No es un problema nuevo 6ste de las renovacio-
nes de la administraci6n p6blica; no es nuevo en
Cuba, ni tampoco lo es. en el extranjero, incluso en
paises donde se han consagrado los principios demo-
crdticos.

Yo recuerdo, cuando estudiaba Derecho Adminis-
trativo, qde nos hablaban de que en Atenas, los car-
gos se adquirian por sorteo; que en Creta, los cargo
estaban reservados a la aristocracia, y que en Francia,
en la 6poca modern, se vendian estos cargos. Y, en
los propios Estados Unidos, se suscit6 una polemica
en el Congreso Americano, a virtud del triunfo del
President Jackson.

Los que han interpretado y conocen el Derecho
Administrative, no han podido todavia emitir un jui-
cio complete y definitive de lo que significa la re-
novaci6n de la administraci6n p6blica, y han esgri-
mido sus arguments en pro y otros en contra.

Recuerdo que en aquella oportunidad el Presidente
Jackson declare ser de estricto sentido democratic
ir a la renovaci6n de la administraci6n piblica, por-
que si no se va a ella en su oportuniaad, estamos
propiciando un regimen de sentido castrense, porque
estamos creando, al calor de la democracia, una cas-
ta privilegiada, que tiene el usufructo de la admi-
nistraci6n p6blica a la par que otros no tienen esa
oportunidad.

Yo soy de los que defienden, en mi pais, la ne-
cesidad que tenemos de crear fuentes de trabajo y
de producci6ri para evitar que el erario pdblico, la
administraci6n, sea la solution de los problems in-
ternos de orden econ6mico de una gran mayoria de
la poblaci6n cubana.

Sentado este criteria y en complement precisamen-
te a la exhibici6n de una n6mma political que hizo
Saqui esta tarde el senior Bisb6, todos los Represen-
tantes que aqui se sientan, saben positivamente que
los que estan hoy en el disfrute de los cargos de
la acdministraci6n public, han legado a ellos por la
via de la recomendaci6n political, de aquellos que tu-
vieron la oportunidad y el moment de disfrutar, a su
vez, de los cargos pblihcos obtenidos por medio de las
urnas, y es just que ahora tambi6n gocen de los mis-
mos los que al igual han obtenido esas prerrogativas
a trav6s de las propias urnas.

Esto lo saben los sefiores Representantes.

Pero, hay algo mis ain: A mi se me han acercado
algunos sefiores Representantes de la Mayoria, expo-
niendome datos acerca de la renovaci6n political den-
tro de sus propios Partidos, y me han dic o que es-
taban en definitive de acuerdo con que se efectie la
renovaci6n de la administraci6n piblica, porque la
administraci6n p6blica s6lo ha representado en Cuba
la perpetuaci6n de un sistema politico, y de un tipo


de monarquia dentro de los propios Partidos de la
Coalici6n Socialista Democratica, que han tenido el
control de las asambleas, precisamente porque han
tenido el control de los organismos politicos a tra-
-v6s de los aparatos burocrAticos.

Aqui lo ha dicho en esta Camara, esta tarde, cuan-
do hablaba con sinceridad, el compafiero Menelao
Mora.

Luego, si dentro de los propios organisms de los
Partidos de la Coalici6n Socialista Democratica han
sentido ellos la imposici6n ferrea de la maquinaria po-
litica lograda a trav6s de los privilegios- de la admi-
nistraci6n p6blica, compafieros Representantes, es in-
6til que se nos quiera demostrar que esta Ley va a
consagrar un precepto de la Constituci6n; es indtil
que se nos quiera demostrar con el argument del
Lider del Partido Liberal, que ella viene a recoger el
leseo vehemente del senior Presidente de la Kepi-
blica, de acuerdo con este Decreto.

Para terminar, porque no quiero cansar ,mis la
atenci6n de la Camara, quiero contestar un punto
concrete al senior Buttari.

Efectivarnente: en la Oficina de Regulaci6n de Pre-
cios y Abastecimiento se le dieron empleos a hom-
Dies de orgen revolucionano. be di6 empleo a hom-
Dres que habian sido militants del Partido Revolu-
cionano Cubano. Efectivamente, tueron lievados a
aquella organizaci6n por aquella oficina piblica cuan-
au tu6 Director de la misma un miembro destacado
del movimiento revolucionano ae epoca preterita, en
etapa que no quiero recorder er esta oportunidad.

Me estoy refiriendo al ingeniero senior Aurelio He-
via, quien llev6 alli a un grupo de hombres de ori-
gen revolucionario, algunos de los cuales habian sido
militantes del Partido Revolucionario Cubano.

Y, aqui va mi contestaci6n para tranquilizar al se-
ior Burtari: Si, efectivamente, no se cogi6 la Admi-
nistraci6n P6blica como aparato politico para el lo-
gro de la primacia del Partido, sino por el contrario
se oblig6 a esos hombres de la oposici6n, a que se
afiliaran a los Partidos de Gobierno, se obhg6 a hom-
bres distinguidos que hubieron de pasar por la pena,
por lo que no se puede permitir que pasen por los
nombres ni acepten en ninguna oportunidad, por di-
ficil que sea, se les oblig6 a atiliarse en particos gu-
bernamentales, por su condici6n econ6mica, y por sus
hogares, sus mujeres y sus hijos, lo que tuvieron que
aceptar no obstante sus deseos vehementes de mi-
litar en los otros partidos.

Yo he presenciado en la ORPA obtener firms por
medios obligatorios de adhesi6n a los partidos de la
Coalici6n, y hacienda fe de que defendian a Sala-
drigas, porque asi se les impuso por aquellos hom-
bres que en aquellos moments manejaban la ad-
ministraci6n p6blica cubana.

Digame ahora, con estos arguments, si no es evi-
dente y sin lugar a sutilezas ni dudas de clase al-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 23


guna, que en estos cuatro afios la admninistraci6n
p6blica ha sido usada como aparato politico. v si esa
Ley lo que tiende en definitive no es mas que a de-
cretar la inamovilidad de esos propios empleados que
han llegado a esa n6mina que ha traido esta tarde el
senior Bisb6.

Yo quisiera preguntarle a esos amigos mios y a esos
Partidos que estan esperando la renovaci6n de esos
cuadros, de esos partidos que estan esperando que lo:,
monarcas de la burocracia desaparezcan, para decir-
les una frase de ellos: Estamos deseosos de que esos
monarcas desciendan al Ilano y que vayan al sol y a
la luvia, para ver qui6n tiene el respaldo popular de
esos partidos.

Cuando sea dieho eso, no hay raz6n alguna para
que este Congreso vote una Ley que tienda a de-
jar la .administraci6n p6blica anterior.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continfa en
el uso de la palabra el senior Bisb6.

SR. BISBE (MANUEL): Concluyo este discurso que
ha, sido mais largo por las interrupciones que por el
discurso mismo y que ha motivado tantos debates
con m'otivo de la tesis que vengo sosteniendo. Yo
creo que no hay que afiadir mas nada. Vuelvo a esa
fe que ponia en mis palabras al comenzarlo. Se que
ustedes tienen los votos para aprobar la Ley del Re-
presehtante Carlos Fraile. Se que esos votos nos van
a abrumar; pero repito que no se precisamente d6nde
esta la linea divisoria entire la Minoria que repre-
serita y defiende la political del gobierno y la Ma-
yoria Cameral. Hemos razonado. ,Hemos discutido
ampliamente. Hemos dicho que el empleado p6bli-
co que cumpla sus deberes sera respaldado. Pero he-
mos dicho tambien que habrA renovaci6n parcial, que
la tiene que haber porque no puede ser que nosotros
vayamos a legitimar una situation political que ha sido
derrotada, ni vayamos a consolidar una situaci6n bu-
rocrftica al servicio de los intereses politicos que us-
tedes representan. He expuesto nuestras razones. Aho-
ra, a ustedes, compafieros de la Mayoria, cabe por
entero la responsabilidad de la aprobaci6n de esta Ley.
Ustedes van a aprobarla. Pero una vez mas conside-
ren nuestras razones, piensen que estamos entrando
en una nueva etapa de la political cubana, conside-
ren que ahora hay un personaje principal en el es-
cenario politico que se llama el pueblo, y que part
de ese pueblo es tambidn la masa sacrificada de nues-
tro partido, de esos hombres que durante mas de diez
anos, a pesar de. todas las tentaciones, se mantuvie-
ron leales a sus principios y a su bandera, a su mo-
ral y a su historic, y no intenten vanamente cerrar
el camino al senior Presidente de la Rep6blica para
que -ste pueda lograr una administraci6n plblica que
respond a sus aspiraciones e ideales. He dicho.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el doctor Dorta Duque.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sr. President y
sefiores Representantes: La oportunidad para hablai
ciertamente fu6 aquella en que las palabras ir6nicas de


mi querido amigo el sefor Lorie Bertot referia una
3cci6n inexistente en boca del senior Bisb6, pero en
realidad yo no podia en aquel moment contestar la
alusi6n del senior Lorid Bertot porque era natural y
d1gico, y ademis muy indicado en punto a la cor-
tesia, el dar la oportunidad al senior Bisb6 para que
contestara al doctor Lorie. Y ciertamente lo hizo de
una manera tan precisa y tan elocuente que le agra-
deci profundamente sus manifestaciones en el orden
colectivo y en el orden individual.

Pero fueron tan punzantes las alusiones del senoi
Lori6 qu.e de ninguna manera puedo yo, en mi con-
dici6n de Lider del Partido Republicano y en mi con-
dici6n de Representante a la Cimara, dejar de con-
testar.

Si. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo no he hecho
alusiones al Partido Republicano, ni al doctor Dor-
ta Duque, ni han sido punzantes ni de ninguna cla-
se. Lo cierto es que, ante, no de una alusion, sino
ante una acusaci6n clara, terminante, definida, y ca-
si estent6rea, se le ha hecho a S. S. aparecer, y se
le ha envuelto en la acusaci6n general de esas fa-
mosas olimpiadas de la desvergiienza, a que se re-
feria el senor Bisb6.

Porque yo pensaba que si dentro de esos once afios
S. S. ocupo el cargo de Ministro de Hacienda, y lo
ocup6 con probidad y con eficiencia, habia que acla-
tar si el senior Bisbe seguia acusindolo o lo exonera-
ba, y ya vimos c6mo el senior Bisb6 lo exoner6 de
esa acusacion, ya vimos que el sefnor Bisb6 en una
nueva rectificaci6n de ese period de diez aflos entre-
saco 133 dias, y vimos despues, generosamente, tam-
bi6n haciendole justicia, entresacando de esos once
anos y de las famosas olimpiadas, la actuaci6n bri-
llante y honest de S. S.
Queda, pues, aclarado que no he aludido a S. S.,
Aino que he tratado de defenderlo. Pero parece que
mi defense no ha complacido al doctor Dorta Du-
que, y desde luego, seguramente se debe ello mis
ala deficiencia del abogado defensor que a la mis-
ma causa.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): El senior Lorie Ber-
tot me ha ensefiado que es un maestro en el Par-
lamento, y yo que fui su maestro en la Cftedra me
complazco en declararlo asi, en proclamarlo asi: maes-
tro en las lides parlamentarias. El sefor Lorid no
s6lo utiliza la alusi6n direct sino emplea tambi6n la
alusi6n por de rebote, envolviendo las palabras del
senior Bisb6 a los efectos indiscutibles de que me afec-
ten a mi.

Pues bien, el senior Bisb6 ha contestado admira-
blemente a las alusiones, o como quiera lamarlas
mi distinguido compafiero, del senior Lorid, pero me
interest, si, insistir sobre las responsabilidades de es-
tc period, no desde luego para promover un deba-
te politico ni tampoco para someter a revisiones his-
t6ricas el process politico de los diez afios que han
pasado, pero indiscutiblemente estimo que hay res-
ponsabilidades de caricter personal y responsabilida-
des colectivas.








24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


En lo que se refiere a las responsabilidades de
carActer personal, ya el senior Bisb6 las ha aclarado,
y yo much se lo agradezco, y se ha referido a mi
intervenci6n en el manejo de la Hacienda Ptblica
durante el breve tiempo que la ocup6. Muchas gra-
cias.

En cuanto a las responsabilidades colectivas, es de-
cir, a responsabilidades de los partidos politicos, muy
blen ha dicho el senior Bisbe, que esas responsabi-
lidades no caben para el Partido Republicano, por-
que el Partido Republicano surgi6 precisamenre dei
liombres que se separaban y ae nombres nuevos to-
mando una ideologia y up program claramente de-
tinidos. El program del Partlao Kepublicano tenia
sustancialmente tres puntos: "oponerse al continuis-
mo, defender las insutuciones basicas y tunclamenta-
les de la sociecad cubana, que estaban amenazaaas,
y en tercer lugar, adoptar un program ce progre-
so y de mejoras populares, entendienco que estas se
pueden lograr sin menoscabar ni destruir las institu-
ciones fundamentalss. Y por eso nuestro particdo
ha torado como base una expression progresista: ae-
fiende las instituciones y ama y desea el progress
y el mejoramiento y el Dienestar colectivos.
El Partido Republicano es un partido de defense
de las instituciones, esto es un objetivo especitico y
ello no quiere decir que los demas particos no as-
piren a to mismo, pero nuestro Partido, como ra-
z6n de ser, como raz6n de su existencia, tiene esa
aspiraci6n.

Por ello, cuandb este Partido conoci6 del Proyec-
to de Ley del senior Fraile se ha alarmado extraordi-
nariamente.
Y no se asuste el senior Fraile, porque justamente
creo que debe ser el respetd a la Constituci6n de
la Republica una actitud que todos los Partidos Po-
liticos debemos adoptar. Infringir la Constituci6n de
la Republica de manera tan evidence como lo hace
este Proyecto de Ley, me parece que seria una de-
cisi6n muy grave en la historic de esta Camara. Una
infracci6n hteral, una infracci6n de concept y una
infraccion de fondo: eso es lo que contiene el Pro-
yecto del senior Fraile. Y voy a explicar, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes; la defense de la
Constituci6n, base y fundamento de nuestras institu-
ciones fundamentales...

SR. FIGUEROA (LEOPOLDO): Previamente, le pido
excusas al senior Dorta Duque porque ya gentilmen-
te habia accedido a la interrupci6n que de 61 so-
liciti; pero es que si a un Representante se le aplica
el Reglamento, debe ser aplicado a todos.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Efectivamen-
te. Llamada la atenci6n de la Presidencia, llama a
su vez al orden al senior Dorta Duque, para que
sc atenga al Reglamento al contestar las alusiones. En
su oportunidad, cuando se consuma un ttirno, podrA
hacer interrupciones y hacer esas aclaraciones.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Yo me he extendi-
do mn estas consideraciones, porque, en realidad, he


observado que en todas las aclaraciones y en todas
las interrupciones no se ha hecho otra cosa que con-
sumir turnos en pro o en contra. Yo no he hecho
otra cosa que acogerme a lo que hasta ahora se ha
Ilamado cortesia parlamentaria, para hacer uso de la
palabra.

SR. FIGUEROA (LEOPOLDO): Sr. President: Retiro
la cuesti6n de orden planteada.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia tiene muchisimo gusto, ya que ha sido retirada
la cuesti6n de orden planteada, en que el senior Dor-
ta Duque continue haciendo su aclaraci6n.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sr. President y se-
nores Representantes: Me reserve el continuar hacien-
Jo uso de la palabra para cuando consuma un turno, a
rin de exponer estas ideas que creo que la Cimara
debe conocer.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior Buttari, para contestar alusiones.

SR. BUTTARI (EDGARDO): Sr. President y sefiores
Representantes: Yo voy a cefilrme exclusivamente a
as acos alusiones que me ha echo et senior tenaas.
I Una de ellas es recordarme una trase ael fresicente
jackson en relacion con el movimlento burocratico
en los Estados Unidos; y la otra es interpretando mis
palabras, como si yo hubiera creido que las perso-
nas de origen revolucionano que rueron propuestas
por el doctor Carlos Hevia, por el doctor Alejandro
v ergara y por el doctor Canos Diago, en la UKiA,
nubieran sido personas incignas, que aceptaron esos
cargos para someterse a un plan o a una linea poli-
cca daaa. Quiero aclararle al compafiero senior 'en-
aas, que*a muchos de ellos los aprecio personalmente,
porque fueron compafieros traternos ae luchas, y a
otros, aunque no me vincula a ellos un grado espe-
cial de atecto, siempre los respete, y pueuo afirmar
que, etectivamente, muchos de ellos, o algunos de ellos,
nasta algunos que han sido electos localmente para
1I cargo de Alcalde, siguieron atiliados al Partido Ke-
volucionario JCubano; otros siguieron con entusiasmo
la linea political del senior baladngas, porque, a la
postre, el senior Saladrigas es un ilustre cuoano, que
Lue tambi6n un no menos ilustre candidate a la 're-
idiencia de la R"ephblica, que despertaba entusiasmo
en gran parte de la poblacion y algunos de aquellos
amigos nombrados en esos cargos to siguieron tam-
bien. En cuanto a lo de Jackson, yo, erectivamente,
o1 desconozco. Confieso que ignore la frase elocuen-
tisima del Presidente Jackson; pero conozco otra, que
es tan important y tan trascendental como la del
fiesidente Jackson, y es la c6lebre carta del Rey Leo-
poldo a Van Zeland, Premier entonces del Gobierno
Delga, cuando se le denunci6 al Rey, por la prensa,
que su Ministro de Hacienda se habia atrevido a re-
comendar a un individuo para ocupar un cargo en
la Aduana de Amberes. Como esto esti absoluta-
mente sancionado por la Constituci6n belga, el Rey
Leopoldo dirigi6 una carta al Premier, diciendo que
habia leido eso en los peri6dicos, y no podia conce-
bir que un Ministro traficara con- la influencia para
nombrar amigos en los cargos piblicos.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 25


Y como al fin y al cabo, lo que queremos es que
el doctor Grau, que es un Presidente que tiene depo-
sitada en 61 la fe absolute de todo el pueblo de
Cuba y de esta Mayoria tambi6n, en cuanto a la
honestidad de sus prop6sitos constructivos; queremos
que el doctor Grau San' Martin tenga en esta ley
Ie instrument que tuvo el Rey Leopoldo para exi-
gir responsabilidad al Jefe de Gobierno cuando el Mi-
nistro infringi6 la Ley. Esa es la aclaraci6n.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra para una
alusi6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): No ha habido
alusi6n.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Para un ruego, senior Pre-
sidente.. uiero recordarle al Presidente de la Camara
y a la Camara, que el senior Buttari no entendi6 mis
palabras en relaci6n con el problema de la permanen-
cia de ciertos funcionarios en la ORPA. En cuanto a
lo de Jackson, no me interest aclararlo al senior Bu-
ttari, ni esta obligado a contestar la pregunta, como no
estoy obligado yo a conocer la carta del Rey Leo-
polao. En cuanto al problema de la permanencia de
los revolucionanos en la ORPA, me interest recti-
hcar las palabras del senior Buttari. El senior Buttanr
explicaba, cuando habia solicitado la palabra y estaba
en el uso de ella para contestar una alusion, que 61 no
entendia que habia sido una inlignidad ni que eran
compafieros indignos; decia que tenia un gran nume-
ro de amigos entre ellos, -o tambien tengo amigos
entire ese grupo, y no he dicho en mngun moment
que hubiera siao una indignidad por parte de esos
hombres que habian sido cestacaaos revolucionarios,
el que aceptaran cargos en la ORPA. VMe interest
rectiticar que no he .aicho eso, sino que es la inten-
ci6n de ooligarlos a afliarse a partidos de la Coali-
cion Socialisra Democratica, lo que signiticaba la in-
dignidad. Yo no he dicho que ruese mdigna la can-
dicatura del senior Saladrigas. Yo he dicho que lo que
es inuagno es obhgar a un ciudadano a que sirva a
aetermmado sector en la vida public cubana.

La indignidad estriba en la obligaci6n, precisamen-
Lc en la oolgaci6n de marchar aerras de la candica-
tura del Presiaente de la Coalicion bocialista Demo-
critica, so pena de perder sus puestos. Ahi esta la
indignidad.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra para consumer un turno a favor del Dictamen el
senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente y seiores
Representantes. Esta noche, al disponerme a hacei
uso de la palabra, vienen a mi memorial las frases
de un campesino amigo mio, que por cierto es un
hombre muy ingenioso, que concurno en cierta opor-
tunidad a esta Uamara estimulado, entusiasmado poi
oir a un Representante amigo de 61 y de todos nos-
otros, que consumiria un turno sobre un tema ex-
traordinariamente interesante. Terminada la session y
comentando con mi amigo, el guajiro, que juicio se
habia formado en definitive del debate y del Repre-
sentante encargado de deleitar a la Cimara con su
palabra, tuvo un gesto -de displicencia y me dijo:


"iPobre hombre iImaginese, todos los que hablaron
ji retazo, le sustrajeron la substancia a la sopa y a 61
1e dejaron el agua!". Y sin que esto que acabo de
cecir entrafie, aesde luego, critics a los companeros
que, por via de interrupci6n y con el prop6sito que
.gradezco muchisimo de ayudarme a defender la Ley
_-ue propicio, y que en definitive es de toda la Mayo-
,ia, ban hecho uso de la palabra, al contrario, guard
profunda gratitud a todos ellos y especialmente a]
doctor Buttari, cuyas palabras elocuentes y precisas
pudieran inclusive eximirme de la obligaci6n de consu-
mir este turn, declarando simplemente que hacia
mias sus palabras en apoyo y detensa de la Ley.

Quiero, antes de entrar en material, como diria el
lustre professor Dorta Duque, que honra esta Cima-
ia, teiicitar a mi distinguico compafiero, el tambien
Jiustre catedrftico de la Universiclad, doctor bisb6, a
.ulie n otra oporrunlicac tuvimos en esre lemniciclo
ai occasion Ie escuchar comi oraaor y a quien, nace
ireves instantes, nemos aunmiralo en orra labor mas
jraua y citicil que la ael oraaor, que la ael tnbuno y
has aun que la ael conreencista: la ael parlamenta-
-o. La labor ael parlamentano, sefores Kepresen-
Lantes, precisa rapcelz en el pensamiento y tirnneza y
,erteza en la replca. eso, que en el curso ae los
n.ios se acquire, ha demosrraco el senor bisbe que
lJ, bisoflo en su primer encuentro en el rarlamenro,
piucla ae ancemano: conuiciones que acoinan a los
,4oniDres que saDen cierenaer lueas con el arma luas
,ioule: la palabra. I 1o lencito ramlien porque reco-
IocienclO en el, a la nlora ce proclamar ias virtues
ue la coctnna que sustentLa, la inisma emocion y sm-
Ceriaac que cualesquiera ue sus correllgionanos, y la
ia aetenctlao con calor en ia argumenracion, y uesen-
ueiro su tesis aentro ue ia nias esuicra y aDsolura
scnnreza y con una gaianura tn la rorma que, en
.rinimcva, naaie tla puulao m1 ponda cprocllane. AS]
cs, aisringuicos companeros, como se iaoora en el
aariamlleLO. INO coy lecciunes, ODServo y anoto el
ulcllO, ianlpleuicnte. r ca iu cOll se lauora en el
-unglcbso, uun un alto cspuaii ue Lnlipanllusllo y
onI1 u1n ln11Lato y aimpio cuncepro ue la opinion
icntaa; asi es como se pueuen nacer leyes, y abi cs,
JcIuies ixepresentanres, coalo Sc exponen lucas, que
-n un momcnto ao111 pueucn inmnuir en l anlmo uc
L.na mayona: onencanao soreD un pnncipio que puuo
).,aiecer lazonaule a pruna-racle y iuego iesuIar cqui-
'ocaioO. ror eso, en la nucne dae noy, sienro reno-
iata imi e ae cuDano y ce congresisra, at concempiar
0omo1 en el rarlamenro aie mi palia, que ranros sacea-
,os y cnricas na reciDlao en esros ulumos anos, se
Diare un nuevo nonzonre y son inas rsuenas las pers-
pecucvas y las esperanzas ue que, no quece una sola
iuea, una sola minciauva, un solo prouiema que no
vcnga al seno augusto ael carlamenro a alscuLrse y
pabc por el cnsol ie la controversial patnotica 'y cons-
Liuctiva...

r o quisiera, antes de entrar a replicar a los argu-
mentos expuestos aqui esta noclie por el doctor bisoe,
que es a to que voy a himitar mi turno, ya que no
me propongo liacer una aetensa de la Ley porque ya
1I han hecno otros companeros, bincarle la opor-
tunidad a mi querido professor el doctor Dorta Du-
que, para que exponga su criteria en relaci6n con la
supuesta inconstitucionalidad de este Proyecto de Ley.







26 DIARIO DE SE;SIONES DE LA CAMERA
i -- i- i -- i--- -si


SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Pido la palabra pa-
ra una alusi6n.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior Dorta Duque.
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Sefior President y
sefiores Representantes: La gentil invitaci6n de mi que-
rido amigo el doctor Fraile, que al igual que el doctor
Lorie Bertot honr6 un dia mi modesta catedra, sen-
tandose en los pupitres de alumnos, y que hoy es mis
bien un maestro consumado v principalmente maestro
mio en estas cuestiones parlamentarias, en las que
ciertamente soy un novato, hace que ocupe la aten-
ci6n de esta Camara.
Anticipandome, y desde luego, comprendo su im-
paciencia porque el anuncio de mi tesis tiene que in-
teresarle, porque es consumado jurista que pone cui-
dado en sortear las dificultades y obstaculos de orden
constitutional, que pudieran presentarse, vislumbro un
prop6sito humoristico que el parece tener a travis de
este debate.
Sefior Presidente y sefiores Representantes: Cuando
en la Asamblea Constituyente -y yo me honre en
pertenecer a ella-- se discuti6 esta cuesti6n fundamen-
talisima, hubo un pensamiento capital, hubo pensa-
miento capital de crear la Carrera Administrativa, es
decir, crear dentro del Estado una organizaci6n de
funcionarios v empleados con dos finalidades: una,
crear un personal competent y dedicado, y a la vez,
asegurar a ese personal la inamovilidad, a la que te-
nia un indiscutible derecho. Entonces, se estableci6
en el texto constitutional una norma, pero como esa
norma tenia que desenvolverse en una ley organi-
ca -por supuesto qile no sabiamos que iban a trans-
currir cuatro afios desde la promulgaci6n de la Cons-
tituci6n hasta ahora, sin que se hubiera creado la Ca-
nera Administrativa,- pero si pensamos que se iba a
producer con un espacio de tiempo suficiente, para
que se elaborara la Ley Orginica de la Carrera Ad-
ministrativa. Y entonces, se consider una situaci6n
transitoria que parece que se ha hecho permanent y
cumpliendose lo que respect de la Ley Hipotecaria
se ha dicho, parece que en Cuba las cosas provi-
sionales son las definitivas. Pues bien, se consider
cntonces la existencia de ese espacio de tiempo entire
la Constituci6n y la Ley Organica de la Carrera Ad-
ministrativa y el legislator dispuso que se respetara
la inamovilidad de los empleados publicos, que se
respetara la inamovilidad del Servicio Civil, de la le-
gislaci6n vigente entonces, y qu6 se hace ahora? Se
crea un nuevo tipo de inamovilidad porque extiende
esa garantia a otros funcionarios y a otros empleados
que no estaban amparados por la legislaci6n vigente
al tiempo de promulgarse la Constituci6n. Y es cla-
ra y terminante la Disposici6n Segundo, que dice
asi:
"La inamovilidad reconocida por la legislaci6n vi-
gente se respetara hasta tanto el Congreso apruebe y
cl Gobierno sancione y promulgue la egislacin com-
plementaria reguladora de la Carrera Administrativa.
La inamovilidad que garantiza esta Constituci6n en-
tjara en vigor previo el cumplimiento de los requisitos
; condiciones que se establezcan en la Ley que dicte
cl Congress, los cuales comprenderan a todos los fun-
cionarios, empleados y obreros civiles del Estado, la


Provincia y el Municipio, con la sola excepci6n de
dquellos funcionarios, empleados y obreros que acredi-
tcn Ilevar mas de veinte aflos de servicios en la admi-
nistracidn p6blica".

Y aqui estamos produciendo una Ley que no es
creando una Carrera Administrativa y el texto cons-
titucional ha dicho: hay que respetar esa inamovili-
dad y lo inico que puede hacerse es la Carrera Ad-
ministrativa, lo otro es burlar esa Disposici6n, intro-
ducir una tercera legislaci6n, que sea un tipo nuevo,
un tipo distinto a la Carrera Administrativa que es
un prop6sito del legislator, y esa sera la enorme res-
ponsabilidad de esta Camara el lograr que venga la Ca-
irera Administrativa. Si se aprueba la Ley del senior
Farile que crea un tipo nuevo, que produce una ter-
cera legislaci6n a ese respect, jamis habri Carrera Ad-
ministrativa, porque Carrera Administrativa no es s61o
la protecci6n del empleado sino que es tambien la
protecci6n al Estado. Por eso el Comit6 Parlamen-
cario del Partido Revolucionario Cubano y el Comit6
i-arlamentario del Partido Republicano desean subra-
yar la inconstitucionalidad de esta Ley que aqui se
pretend porque no se trata de cumphr la Constitu-
cion sino de crear una nueva legislaci6n a la Carrera
Administrative.
SR. FRAILE (CARLOS): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Confieso que cuando mi querido pro-
fesor el senior Dorta Duque anuncio que tenia el
prop6sito de impugnar por resultar viciada de incons-
titucionalidad esta modesta iniciativa parlamentaria
mia, me senti hondamnente preocupaco; mas preocu-
pado -y perd6neseme esta confession, no la estimen
ios restantes sefiores Representantes como deprimente
para ellos sino como un homenaje a quien ha sido
mi profesor- que si cualquier otro senor Represen-
tante, por expert que fuera en material de cerecho
constitutional, hubiera hecho esa afirmaci6n. Mi pre-
ocupaci6n -y no vea el compafiero Dorta'Duque una
irreverencia en este orden de cosas- ha desapare-
cido; irespiro a pulm6n pleno!, y respiro a pulmon
pleno por una raz6n muy sencilla: porque en esta
Ley -y con razon como muy bien dijera el senor
Lorie Bertot, casi se me ha culpado de copistai- no
sc establece, mi querido professor, una nueva legisla-
ci6n. Yo respeto siempre su criterio, pero en mi opi-
nion no hay nada de nuevo en esta legislaci6n y voy a
demostrarlo.

En su Articulo Primero esta Ley, que todos cono-
cemos, lo lnico que hace es proclamar el principio de
1. inamovilidad de los empleados hasta tanto se pro-
mulge la Carrera Administrativa, exactamente como
lo expresa la Constituci6n. No se adiciona nada ab-
solutamente desde el moment que dice que: La ina-
movilidad reconocida por la legisiaci6n vigente al pro-
mulgarse la Constituci6n de 1940, e interpretada por la
jurisprudencia, se respetara hasta tanto el Congreso
apruebe y el Gobierno sancione y promulge la legis-
laci6n complementaria reguladora de la Carrera Ad-
ministrativa, y en su consecuencia no podra decretarse
la cesantia de los funcionarios, empleados y obreros
pdblicos, ni rebajarseles de categoria sin previa forma-
cidn de expediente por causa justificada, instruido con
audiencia del interesado y con los requisitos que esta-
blece la Ley del Servicio Civil de it de Enero de
1909".









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 27


Y es l6gico que cuando se habla de jurisprudencia
se haga menci6n de una frase feliz: "La Ley rige y
la jurisprudencia gobierna", y repita que "se respe-
tara hasta tanto el Congreso apruebe y el Gobierno
sancione y promulgue la legislaci6n complementaria re-
guladora de la Carrera Administrativa, y en su conse-
cuencia"... iy esto no es mas que una consecuencia,
como muy bien dice el propio Articulo!...
SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Me permit una in-
terrupci6n?
SR. FRAILE (CARLOS): Es un honor para mi.

SR. PRESIDENT (DEIEON FUENTES): Tiene la pa-
labra para una interrupcron el senior Dorta Duque.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL),: En realidad, sefior
President y sefiores Representante, el senior Fraile y
yo nos estamos asustando en vano porque 61 se preocu-
p6 cuando yo apunt6 mi argument de inconstitucio-
nalidad y despu6s se le pas6 el susto. Yo debi decir-
le que me preocup6 tambi6n y me asust6 porque el
sefior Fraile estaba defendiendo su tesis, pero veo que
la tesis del senior Fraile y la mia es la misma, y ahi
es done esta la inconstitucionalidad, porque el senior
Fraile estima que no pueden haber dos tipos de inamo-
vilidad, la de la vigente legislaci6n al amparo de la
Disposici6n Transitoria y la de la Carrera Administra-
tiva cuando se dicte. Entonces, si eso es asi esta con-
secuencia que sefiala el senior Fraile no puede ser de
manera alguna, porque dice: "que en su consecuen-
cia no podra decretarse la cesantia de los funciona-
rios, empleados y obreros publicos, ni rebajdrseles de
categoria, etc., etc.". Y eso, sefior Fraile. no lo dice
la legislaci6n vigente porque la legislaci6n vigente regu-
la precisamente c6mo y de qu6 modo se han de pro-
ducir las cesantias y suletarse al'expediente, y S. S. en
esta Ley quiere hacer lo contrario.
SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Me permit una
interrupci6n el senior Fraile?

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Wolter, para una interrupci6n.

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Sefior President
y sefiores Representantes: El Comit6 Parlamentario
Independiente de la CAmara, ha tomado el acuerdo de
oponerse a esta iniciativa del senior Fraile. El Comit6
Parlamentario Independiente en ese sentido ha de
unirse a los Comites Parlamentarios del Partido Re-
publicano y del Partido Aut6ntico, con una tesis dis-
tinta de la sostenida por el Partido Republicano, y con
otra tesis tambi6n distinta de la del Partido Aut6nti-
co, puesto que ningun miembro del Comit6 Parlamen-
tario Independiente tiene un solo puesto en ningun
Ministerio ni esta gestionando tampoco la colocaci6n
de un solo amigo de ninguno de los miembros de
este Comit.

El Comit6 Parlamentario Independiente se va a
opener a esta iniciativa, sencillamente porque la cree
carente de today eficacia juridica, porque pretend pro-
teger el interns de dos parties que debieran ponerse
de acuerdo y marchar de acuerdo pot ser intereses le-


gitimos, el interns legitimo del empleado actual, del
impleado probo, honrado y competent y el interns
tambidn legitimo del cubano que con perfect dere-
cho de injertarse en la n6mina de un pais en que
c'esgraciadamente mas de setenta mil families se nu-
hten con la n6mina del Estado. Pero ha sido una
:osa totalmente nueva para este Representante el oir
cjue esa Ley que 1e califica de inconstitucional es una
Ley constitutional. He oido con atenci6n a mi que-
.ido maestro el doctor Dorta Duque y no he podido
iallar todavia, y es el objeto de mi pregunta, en qu6
precepto, en que frase este precepto choca con la
Jonstituci6n. Si el Proyecto s6lo establece que se
inantiene la inamovilidad que existia con anterioridad a
ia Constituci6n de 1940, y como dijo el compafiero
,3isb6, copia textualmente una Disposici6n Transito-
ria de esa Constituci6n. El precepto es totalmente
in6cuo, y como in6cuo no puede ser inconstitucio-
i-al, porque precisamente esta copiando el Articulo de
la Constituci6n. El senior Dorta Duque puede com-
probarlo.

SR. DORTA DUQUE (MANUEL): Eso es lo que que-
ia que me explicara, porque yo no veo ese liltimo pa-
-afo en la Constituci6n.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Ruego a los
nfiores Representantes que, para hacer uso de la pa-
labra la soliciten de la Presidencia. Continfa en el
uso de la palabra el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Estamos presenciando, no ca-
be duda, una escena original: el senior Dorta Duque
,c preocupa por la inconstitucionalidad, mejor dicno,
por la supuesta inconstitucionalidad de la Ley, y a su
-ez el distinguido compafiero Wolter Rojas, la im-
pugna, pero no por esas razones, sino porque la ca-,
iflca de in6cua, precisamente porque se limita a co-
piar los preceptos de la Constituci6n.

Yo respeto, desde luego, el criteria del senior Dorta
Duque, quien gui6 mi mente en los primeros estu-
clos de esta discipline del saber, y a quien debo en
iefinitiva lo que se en material de derecho. Si en es-
cc caso 61 esta en lo cierto y su actitud no responded
-y yo no lo creo asi- a un problema de carActer po-
litico, lamentaria estar equivocado y contradecirlo; pe-
ro en definitive, mas bien, puesto a escoger, situado
an la digyuntiva de elegir entire los dos criterios ex-
puestos aqui esta noche por mis distinguidos compa-
.ijeros, no me quedo ni con el del senior Dorta Duque
de la inconstitucionalidad y nuevo tipo de inamovili-
dad, ni con el del senior Wolter Rojas, de la inocuidad
de la Ley...

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Me permit una
interrupcion S. S., con la venia de la Presidencia?

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto.

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Desde que esta
Proposici6n de mi querico amigo y compaiero senior
l'ralle, se trajo al seno de la CAimara, yo no creia
en prmcipio que fuese in6cua, incolora o de poco
efecto practice. Yo la crei a la inversa. Creia que
era una Ley de esas que algunas. veces, -y no me
retiero a esta Legislatura- se han pasado en esta CA-
mnara, de las que se llaman leyes de remache, y yo








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


recibi la Proposici6n del senior Fraile con esa aver-
sion que me produce siempre las Leyes de Rema-
che.

Precisamente el Articulo Cuarto de ese Proyecto de
Lev, al establecer una sanci6n a los funcionarios pibli-
cos que ordenaran y trasladaran, etc., una sanction de
multa y dc supresion para ocupar cargos p6blicos du-
rante un tiempo, que fluctia entire dos y cuatro afios,
si la memorial no me es infiel, me producia, repito,
cierta intranquilidad por career que era una Ley de
Remache. Por eso me dediqu6 a estudiar el asunto, y
a primera vista vine a darle, hasta cierto punto, la
raz6n al compafiero Fraile.

En la Universidad --y creo que estaba en parte
en el program de classes del compafiero Dorta Du-
que- aprendi clue no existe precepto sin sancion, que
es precisamente la sanction lo que da eficacia, vigor,
vida al precepto, por asi decirlo, pues de otra forma
se convertiria en principio filos6hco.

Vi tambien las critics que se habian hecho a la.
Ley ael servicio Civil infnngiaas por todos los Go-
Diernos que Ia teniao esta K1epuolica, porque esta
Ley carecia de una sanction para el tractor. Y yo
me vcia entonces en la aualiaad ae entenaer que si
toaos los rarticlos Foliticos y todos los Lomites Par-
lamentanos ae la Uamara han otreciao al GCobierno
su cooperation, sena y llonesta, en toclas las meai-
aas que tienaan al engranaecimiento de nuestro pals,
el hechto ae establecer una Ley ce Kemache, que iba
a mantener pnsionero al Poaer tjecutivo e imposi-
bilitarlo ae nombrar al propio personal con el que
oebe reatizar sus tunciones adinunstratlvas, nosotros
no estabamos cumplienco con aquel otrecimiento,
exactamente igual que si el senor ;rau clestituye a
los empleados probos clespues de las declaraciones
multiples que ha hecho en contrario.

Como yo no acostumbro ir en contra de- los ofre-
cinnentos hechos y como el Comit6 a que pertenezco,
o en ocasion en que hubo de inaugurarse este Cuerpo
planted su line ae conduct, de mantener sus opi-
nones en el seno de la Camara, me encontre, repiro,
en esa dihcuitad ce quien como abogacto entiencle
que no debe haber precepto sin sanction -y que la
Ley del servicio no tiene- frente a la sanction im-
puesta no ya para la protecci6n de un Proyecto sino
como vehiculo para establecer el .Keglamento. *Y ain
asi en eso, he salido totalmente de duda y por eso
hoy, con conocimiento del Proyecto 1o sigo cahticancdo
de inocuo porque establece una sancion que ya es-
taba establecida. Ademas, no creo sea mconstitucio-
ial el froyecto, como lo estima el compafiero Dorta
Duque.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Contin6a en
el uso de la palabra el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Si original resultaba la si-
tuacion creada por mi distinguido compafiero Dorta
Duque, al impugnar la Proposici6n de Ley como in-
constitucional, mas -original result todavia la tesis del
segundo, el senior Wolter Rojas, al sostener su inocui-
dad, maxime cuando en su argumentacion fij6 que
Ic asalt6 la duda de que esta Ley tenia similitud con
otras, que seg6n 61, ha discutido la CAmara, y que


han dado en denominarlas Leyes de Remache. Des-
pucs, cuando el compafiero hace un studio concien-
zudo, me da la razon porque aduce que para darle
eticacia y vida a la Ley es necesario establecer la san-
cidn, pero mas tarde me quita la razon porque trente
al otrecimiento que hiciera la Camara al Gooierno de
cooperar y colaborar en todas las medidas de interest
fundamental ce la Rep6blica y al conocimiento que
ei tiene de que existed sancion establecida, para los m-
tractores de la Ley del Servicio Civil, opta por im-
pugnar el Proyecto de Ley ae in6cuo, dejando al
rocter Ejecutivo la total remoci6n de los empleados
aun de aquellos que protege y defiende la Constitu-
clan de la Repdblica, porque tiene la seguridad de
que los empleados probos, competentes y cumplido-
res de sus deberes, los respetara el seftor Presiente
ie la Republica en sus cargo; pero como el Repre-
lentante que habla tiene conocimiento ce que nan
siclo separados ce sus cargos muchisimos de esos em-
pleados, que adernas tienen mas ae veinte afos sir-
viendo lealmente al Estado, planted en esta Ley las
mecdias que, en su opinion, amparan a esos emplea-
dos en el ejercicio de sus derecnos, consagrados por
wi Constitucion y por la junspruaencia del tribunall
jupremo de justicia. No existed, pues, senior Fresi-
aente y seinores Kepresentantes, nm mocuicad ni in-
constitucionalicad en el Froyecto de Ley que se dis-
cute. Porque yo me pregunto, sefiores: Sio esta Ley
es inocua, por que preocuparse, por que combatiria
ranto? torque precisamenre este rroyecto de Ley no
viola la Constitucion sino que atemperanctose a ella
sale en detensa de los empleacos que el propio 'iexto
-onstitucional respalda y aetmende; y nosotros no ha-
cemos mas que ser tieles interpreted ae la Constitu-
clin al propiciar una Ley de este tipo. ..

SR. DORTA DUQUE (MANUEL) : Entonces, es innece-
sana.

SR. FRAILE (CARLOS): iNo! No es innecesaria y
alia legaremos... Porque m este Kepresentate m la
om~ision ae Justicia y Cocngos, que la voto con la
cola excepcion 0el Kepresentanre aurentico, sefor Vi-
nent, m la propia IViayona de la Camara, -y nay que
uecirlo porque de 1o contrano sena un velaimen-
que esta nregrada por hombres que tienen tanta capa-
ciacd como los que estan impugnanao esta Ley, nu-
Dieran, si tuera mocua e inconsirucional, apoyado y
aprobado la Proposicion de Ley, y m la propia uonte-
aeracion de Empleaaos Publicos nubiera pUDlicamente
teclamado su aprobacion. Entonces, senores Repre-
sentantes, tenemos que Ilegar a la conclusion de que,
si es Inocua, argumehto que esgnmen los impugnaao-
res de esta legislation, mocuos en nuestros encendi-
mientos somos toaos nosotros. iY voy a demostral
por que no-es inmcuo el Proyecto dte Leyl

SR. LOIE BERTOT (FRANCISCO): Yo he oido califi-
car la Ley e iniciativa del sefior Fraile, que tan en-
cendidos debates ha producido en el seno de la Cd-
mara,- de inocua, de inutil y de superficial. Y yo me
pregunto: ZEntonces, por que se la combat?

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): ZConcede la
interrupci6n el sefior Fraile?








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 29
,i i r i i i l i


SR. FRAILE (CARLOS): Si el senior Wolter Rojas ha
solicitado la palabra, para una aclaraci6n, no para u'na
interrupci6n, procede pedirla a la Presidencia y no
procede la autorizacion del que habla; si la ha soli-
citado para una interrupci6n, entonces con much gus-
to accedo.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior Wolter Rojas.

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Sefior President y
sefiores Representantes: Para contestarle a mi que-
rido compaiiero, senior Lorie Bertot. Yo no puedo
votar en este Cuerpo una Ley que yo califico de in6cua.
La Ley esta tiene cierta razon de ser. Hay palabras
que explican ideas. Yo la califico de in6cua porque
esas ideas estin expresadas en la propia Constitu-
ci6n v en la Ley del Servicio Civil. De manera que
esta Lev del compafiero Fraile es selicillamente una
interpretaci6n de los incisos constitucionales y de la
Ley del Servicio Civil, pero como este Cuerpo no
es un Cuerpo Judicial sino un Cuerpo Administrativo,
como, que aqui venimos no a interpreter la Ley, ni la
Constituci6n, ni el alcance de una Ley Organica como
es la Ley del Servicio Civil, a que esti obligado todo
gobernante, a former expedientes para ordenar la se-
paraci6n, la cesantia, etc., ese Proyecto de Ley se esta
convirtiendo en una mera interpretaci6n de la Ley del
Servicio Civil mientras no la modifique. Por esa ra-
z6n yo he argumentado que esta Lev no es inconsti-
tucional, ni modifica ni derdga la Lev del Servicio
Civil, por esa raz6n y como no somos Poder Judi-
cial, sino Poder Legislativo, yo no puedo votar aqui
una Ley que no modifica ni altera ningun estado le-
gal anterior a su promulgaci6n.

(Deja la Presidencia el senior de Le6n Fuentes y la
ocupa el senor Ordoqui).

SR. PRESIDENTE (ORDooUI): Continia en el uso de
aI palabra el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Yo pudiera, como argument
maximo v definitive, para pedir la aprobaci6n de esta
Ley, hacerme fuerte en esa declaratoria de inocuidad,
que esgrime el compafiero Wolter Rojas, y tendriamos
entonces que ver que acaso la Minoria vendria a
efectuar un simple escarceo parlamentario, que anada
conduce...

SR. PENDAS (PoRFIRIO): Para una interrupci6n, se-
fior Presidente.

(Ocupa el senior de Le6n Fuentes la Presidencia).

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto.

SK. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pa-
labra el senior PendAs.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo celebro, senior Presiden-
te y sefiores Representantes, que la oportunidad en
que yo hago la aclaraci6n al compafiero Fraile, el
ver que se siente satisfecho, que la sonrisa asoma de
nuevo a sus labios. Efectivamente, coincide con 6l en
un punto de vista: la Ley no es in6cua de ninguna
manera.


SR. FRAILE (CARLOS): Ahora esta justificada la ac-
titud del Partido'Aut6ntico.

SR. PENDAS (PORFIRIO): La Ley no es in6cua por
dos razones: La Ley tiende a ponerle fin a la vi-
gencia del Decreto que acaba de promulgar. el, doctor
Grau San Martin.

SR. FRAILE (CARLOS): Justamente, compafiero.

SR. PENDAS (PORFIRIo).: La Ley tiende linica y ex-
clusivamente a que el Decreto recientemente dictado
por el Gobierno de la Republica no pueda ser apli-
cado. Ese es el primer punto, esa es la intenci6n de
la Ley. jPor qu6 se present en la CAmara de Re-
presentantes esta Ley, Ilamada de inamovilidad, que
algunos han calificado de in6cua, de inconstitucional,
-vo estoy convencido de que es inconstitucional- y
otros de remache? La razon es muy sencilla. El Go-
bierno que ces6 el to de Octubre de 1944 promulg6
un Decreto en virtud del cual se declaraba la inamo-
vilidad de los empleados p6blicos, de la Administra-
ci6n. Cuando llega el Gobierno actual se encuentra
con que el Gobierno anterior que habia sido extra-
ordinariamente pr6digo en invadir las facultades del
Congress, invade una vez mAs las facultades de este
Congress y en lugar de haber hecho lo que le com-
petia al Poder Ejecutivo de acuerdo .con la Cons-
tituci6n del 40, y de acuerdo con el respeto que aquel
Poder Ejecutivo debia haber tenido para este Poder
Legislative, no envia durante cuatro aiios ning6n pro-
yecto de ley que recogiera, que plasmara los precep-
tos de la Constituci6n. Y a mi no me puede ense-
far ning6n abogado pot competent que sea, que
esos preceptos de la Constituci6n hay que interpretar-
los separadamente.

La realidad es una cosa, el espiritu que anim6 al
constituyentista del 40 y el propio espiritu y la esen-
cia del precepto constitutional, lo que quieren decir
es que hay que ir a la creaci6n de la Carrera Adminis-
trativa, precisamente para evitar los debates de esta
naturaleza envuelvan la political cubana. Esperaba el
constituyentista del 40, ese era su deseo, ese es el
fondo y la esencia del precepto constitutional, la crea-
ci6n de la Carrera Administrativa para evitar que la
burocracia se convirtiera en un forceieo de los partidos
politicos, v no hace eso el Poder Ejecutivosino que
dicta un Decreto que yo he calificado de demagogo,
un Decreto que si viola la Constituci6n, un Decreto
que pasa por encima de las facultades de este res-
petable v honorable Congreso. Y quiere entonces el
President que se march en s.u gira a Sur-America,
deiarle un poco de tranquilidad a los empleados p6-
blicos, y les deja una tranquilidad que el propio Po-
der Ejecutivo sabia que era una tranquilidad que se
iba a transformar despu6s en una intranquilidad y un
.nerviosismo para la burocracia. Y lo sabia el Poder
Ejecutivo, porque no desconocia ni podia desconocer
que estaba en ese Decreto violando flagrantemente
la Constituci6n y las propias atribuciones de este
Congress. Y el Poder Ejecutivo que se march, el
Gobierno que se march, dicta un Decreto, en el
cual decia que se habia asesorado por elements y
por organismos tecnicos ajenos precisamente a los
Partidos Politicos y al propio Gobierno. Y nos en-
contramos, despues que el propio Decreto del Go-
bierno actual afirma que no se habia consultado para








30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


nada ni al Colegio Nacional de Graduados Univer-
sitarios en Administraci6n Piblica, ni al Colegio de
Abogados de La Habana, ni a la Facultad de Ciencias
Sociales y de Derecho Pdblico de la Universidacl. Y
yo, francamente, creo que no podia consultarles, por-
clue si hubiera consultado el Gobierno a esos orga-
nismos, 6stos le hubieran dicho al Gobierno: "No tra-
tes de tomarles el pelo a los empleados puiblicos de
Cuba; ese Decreto es inconstitucional e illegal .

La raz6n poderosa del Gobierno actual es que se
encuentra con una actividad por parte del Ejecutivo
en los fltimos meses del Gobierno anterior, destina-
da a frustrar la gesti6n administrative, el curso efec-
tivo del Gobierno que iba a tomar posesi6n el to de
Octubre, porque como habia dicho el sefor Bisb6, no
habian concebido ellos que iba a ser electo Presidente
de la Rep6blica el senior Grau San Martin, v, efec-
tivamente, el pueblo eligi6 libremente a su Gobernan-
te, y el propio Presidente que abandon el Poder
el to de Octubre, que tiene el 2 de Junio incluso la
simpatia popular, porque habia presidido unas eleccio-
nes indiscutiblemente honradas, en lugar de haber
preparado el camino para que el Gobierno product
de la voluntad inalienable del pueblo cubano, hu-
biera ido al disfrute v al ejercicio puro y cabal de
ese Poder, le fu6 Ilenando de escollos v obsticulos
el camino, para que cuando llegase el Gobierno le-
gitimamente elegido por el pueblo, encontrase en kI
Administraci6n P6blica todos los escollos v obsticu-
los que se interpusieron en el camino del actual Po-
der Ejecutivo, y que esta Lev, precisamente, viene
aqui en esta oportunidad a la Cimara, a comple-
mentar los innumerables obsticulos que le dejara el
President Batista al senior Grau San Martin.

Conocemos nosotros, los que hemos vivido el mo-
mento politico cubano, c6mo declaraba lesivas el Pre-
sidente Batista las reposiciones ordenadas por la Co-
misi6n del Servicio Civil, y c6mo estas reposiciones.
en casi todas las ocasiones, se sacaban por influencia
de los Partidos que disfrutaban el Poder. Sabiamos
nosotros como incluso se propuso la inteEraci6n de
li Comisi6n del Servicio Civil por aquel Poder Eje-
cutivo. Los Congresistas que me escuchan saben que
ese Poder Ejecutivo tuvo el arte y la habilidad ex-
traordinarias de mantener divididos todos los secto-
res politicos cubanos. Ese Presidente de la Repd-
blica oue no despachaba las cuestiones del Eiercito
como lo hace el actual Presidente, con el Tefe del
Eijrcito, sino que despachab'a, en su Despacho, con
el Jefe de una Unidad Militar v con los fefes de
Provincias directamente, v aue mantenia al Ej6rcito
como una instituci6n political; ese Presidente lle.6
hasta a proponer al Senado de la Repiblica, v el Se-
nado no aprob6, el nombramiento de'un hombre que.
siendo periodista. vej6 en su peri6dico a la mujer
cubana. Ese individuo fu6 Ilevado como Delegado
a la Comisi6n del Servicio Civil. El Presidente Ba-
tista queria y esperaba mantener la Administraci6n
Publica en sus manos constantemente.

Yo he presenciado en el Palacio Presidencial c6mo
despues de un Decreto dictado por el Ministro actual,
casi todos los empleados que trabajaban en Palacio
no tenian una n6mina estructurada cientificamente,
porque todos eran empleados de otros Ministerios, que
trabajaban en comisi6n. Los empleados de Palacio


prestaban sus servicios a trav6s de la Oficina de Pro-
paganda, que para vergtienza de Cuba se encontraba
en manos extranjeras.

Yo he presenciado todas estas cosas, compafieros de
la Camara. Yo he visto en mi pais todas estas cosas, y
el Decreto del Presidente 6ltimo, precisamente iba a
respaldar todas estas cosas, de las que nosotros tenemos
que abochornarnos, no como Autenticos, ni como De-
m6cratas, ni como Liberales, sino como cubanos.

A mi me ha confesado un Ministro de este Gobierno,
que se ha visto obstruccionado por empleados de la
Administraci6n Piblica pasada, y que incluso no le fa-
cilitaban los datos necesarios para la confecci6n de los
Presupuestos, a un Gobierno que habia de tomar pose-
si6n el diez de Octubre y que no iba a tener el tiempo
material para la confeccion de tales Presupuestos, si no
tomaba los datos con anterioridad.

Frente a toda esta situaci6n exceptional y normal,
que nos habia creado el Gobierno anterior, y que pre-
tendi6 legalizar aquel Gobierno a trav6s de un Decreto,
tuvo forzosamente el Gobierno actual que dictar otro
Decreto, echando abajo el Decreto anterior que era in-
constitucional. Y ese Decreto que promulgo el actual
Gobierno, que es un Decreto que viene a vertebrar la
Administraci6n Puiblica, era necesario a la Repiblica,
en el orden de la political econ6mica, en el orden de la
political fiscal. Y esta Ley que dicen aqui que es inocua,
quiere precisamente dejar sin virtualidad ese Decreto;
y no puede ser en manera alguna inocua esta Ley, por-
que esa es la idea o la finalidad de la Ley. La finalidad
de la ley no es poner en vigor la Carrera Administrativa.
La finalidad de la ley es darle caricter de permanencia
al disfrute de los Partidos Politicos, o de un grupo de
hombres de esos Partidos Politicos que tuvieron el pri-
vilegio de tener en sus manos la Administraci6n Publica
del Pais. Ya ven ustedes, sefiores Representantes, c6mo
esta Ley no puede ser, ni por su intenci6n ni por su fi-
nalidad, inocua de ninguna manera. La intenci6n es
que no tenga aplicaci6n el Decreto del Gobierno actual,
v la finalidad es, ya lo he dicho. anteriormente, mante-
ner los cargos de la Administraci6n Publica cubana en
manos de los privilegiados del regimen anterior. CC6mo
es possible que una ley asi pueda ser calificada de ino-
cua, si tiene esa intenci6n y esa finalidad?

SR. PRESIDENT (De LEON FUENTES): Continma en el
uso de la palabra el senior Fraile.

SR. FRAILE (CARLOS): Despu6s de repetidas interrup-
ciones, y sobre todo la ultima que me ha hecho mi di-
lecto compafiero el senior Pendas, cuya tesis viene a for-
talecer mi argument de que esta Ley no es inocua, voy
a ver si logro continuar consumiendo mi turno, pero no
sin antes insistir en que experiment una extraordina-
ria satisfacci6n al constatar que esta Ley ha tenido la
virtud de brindarnos la oportunidad de ver a tres des-
tacados congresistas que, coincidiendo en hacer oposi-
ci6n a la misma, discrepani fundamentalmente unios de
otros. Uno, el senior Dorta Duque, que mantiene su in-
constitucionalidad; el segundo, el senor Wolter Rojas,
que defiende la constitucionalidad de la Ley, por ser
inocua precisamente; y el tercero, el senior Pendas, na-
da menos que el lider aut6ntico, el que con razonamien-
tos elocuentisimos trata de demostrar que, efectivamen-
. te, la Ley no es inocua, y que 'viene aqui en esta opor-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 31
lI .. 'l I" t ---~I T "' ....


tunidad a la Cmtara estas son sus propias palabras-
a complementary los innurerables 6bstAculos que deja-
ra el Presidente Batista al Presidente Dr. Grau San
Martin'. Yo discrepo fundamentalmente de esa opi-
ni6n de mi compafiero el senior Pendas. Yo declare an-
te esta Cimara, que no me dejard mentir, que en mi
opinion el Decreto del Presidente Batista era inconsti-
tucional, pero tambiin apunt6, posteriormente, la in-
constitucionalidad del Decreto del Presidente Grau,
porque no se limit solamente a derogar el anterior si-
no porque va contra una situaci6n de hecho y de dere-
cho, que a trav6s de toda la historic administrative esti
-consagrada por ]a Ley y que ampara la profusa jurispru-
dencia dictada al respect y que protege al empleado
piblico. Los otros arguments mis propios del debate
politico, no son de considerar y ripostar en esta opor-
tunidad en la que el Representante que habla desea ce-
iirse estrictamente a la defense del Proyecto de Ley;
pero podria responderle que en todo instant esti en
mnanos del Poder Ejecutivo el poder de separar, por la
recta via de la formaci6n de un expediente administra-
tivo, a todo aquel funcionarino o empleado que obsta-
culice su administraci6n y que no cumpla con los debe-
res de su cargo. Yo no vengo aqui a esta Cimara a obs-
taculizar al Gobierno ni a complementary ningunamedi-
da del anterior Gobierno; yo vengo aqui a plantear, a si-
'tuar, a dilucidar, a discutir una media legislative, que
buena o mala, esti inspirada en toda mi buena fe y que
es product de una series de antecedentes que, a mi en-
tender, abonan la necesidad imperiosa de que el Con-
greso, en uso de sus facultades, le imparta o no su apro-
baci6n. Yo no vengo aqui a censurar por el mero vicio
de censurar. Yo critic una media del Gobierno pero
traigo a la consideraci6n de esta Camara una iniciativa,
para que este Gobierno, que habl6 tanto del respeto a
I Constituci6n, subsane su error y rectifique su crite-
rio respect de una cuesti6n de tan capital importancia
como la que se debate aqui en la noche de hoy ...

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): jMe permit una in-
terrupci6n?

SR. FRAILE (CARLOS): Estoy dispuesto a seguir admi-
tiendo todas las interrupciones que me quieran hacer
mis compafieros, pero desearia exponer tres o cuatro
ideas, para que no me pase como decia el campesino,
que los compafieros se llevan la poquita substancia que
queda de la Ley y me dejan solamente el agua...

SR. LOPEZ BLANCO MARINOO): Como S. S. hablaba
de la virtud que ha tenido esta Ley de permitir que
compafieros muy competentes e ilustrados contendie-
ran en el debate y se ha ido en un vaiven permanen-
te .del debate politico al debate juridico hace tiempo
que tenia la misma preocupacidn que el Dr. Fraile por-
que soy tambidn de los que se sienten orgullosos de set
discipulos del Dr. Dorta Duque. El nos ensefiaba en la
catedra que en los casos de interpretaci6n de las leyes
habia que tener en cuenta la opinion cientifica de los
autores, y la opinion cientifica de un autor que
voy a exponer, por via de interrupci6n al doctor
Fraile, colaborando en su empefio de conseguir
la aprobaci6n de esta Ley. Nadie puede dudar, sefor
President y sefiores Representantes, de la autoridad ju-
ridica del doctor Dorta Duque, pero nadie puede du-
dar, tampoco, de la autoridad como jurisconsulto del
doctor Estanislao Cartaiia, y 6ste, al frente de un libro


que acaba de exhibit a la Cimara el doctor Fraile, ha-
ce un comentario del sefior MAximo Alvarez, Jefe de
Despacho de la Comisi6n del Servicio Civil, que dice
en la forma siguiente: (lee):

Por consiguiente, aqui hay una autoridad cientifica
que ofrezco al doctor Fraile, a fin de poder emancipar
con nuestro votos aquella gratitud inmensa que siem-
pre el professor deja en el fondo del pensamiento y de la
conciencia de sus discipulos, que nos ensefia ideas, aun-
que muchas veces en esto de los inventos, suelen los in-
ventos matar a los inventories. Por eso llamo en auxilio
del doctor Fraile la opinion autorizada del doctor Car-
tafiA.

SR. FRAILE (CARLOS): Muy agradecido quedo del au-
xilio prestado por el doctor Marino L6pez Blanco, vien-
do que no faltan tratadistas que salen en defense de es-
t, Legislaci6n. Decia yo, senior Presidente y sefiores Re-
presentantes, que en merito al tiempo no deseaba can-
sar mns de lo que ya esti la atenci6n de los compafieros
sobre una legislaci6n que si algo tiene y eso nadie
puede discutir es que es una de las legislaciones mas
discutidas de este Parlamento. Decia que me iba a con-
cretar a refutar los arguments basicos, fundamentals,
expuestos por el doctor Bisb6, que consumi6 un turno
en contra de la Ley.

El senior Bisb6, sintetizando, calific6 esta Ley de in-
necesaria, inoportuna y alarmista. Yo disiento del crite-
rio del compafiero. Precisamente, si algo caracteriza es-
ta Ley es que es absolutamente necesaria, es mis, es im-
prescindible. Veamos por qu6. Es precisamente el De-
creto dictado filtimamente por el Gobierno del doctor
Grau el que hace necesaria esta Ley como muy bien di-
jera el lider aut6ntico senior Pendas. No tenemos por
qu6 enfrascarnos en debates respect del Articulo Pri-
uiero, pues en definitive lo que hace es proclamar los
principios que contiene la Constituci6n. Es en su Ar-
ticulo Segundo donde la Ley...

SR. DORTA DUQUE (M/ANUEL): TMe permit una in-
terrupci6n el senior Fraile, con la venia de la Presiden-
cia?

SR. PRESIDENT (DE LEON FPENTES): La Presidencia
concede la palabra al doctor Dorta Duque, pero quiere
declarar que tambien fu6 alumno del doctor Dorta Du-
que.
SR. DORTA DUQUE (MANPEL): Sefior President y
sefiores Representantes. Es un honor extraordinario pa-
ra mi encontrarme en medio de tantos discipulos dis-
tinguidos, que honran esta Cimara y el honor se au-
menta cuando aprecio la cortesia y amabilidad en pro-
clamarlo asi. Cada uno de ustedes ha querido mas que
rendir un tribute a quien fue modestisimo professor,
acaso traer a la mente los dias lejanos, aquellos dias di-
chosos de la Universidad.

El Dr. Fraile quiere hacer pasar su primer articulo co-
mo una cosa absolutamente inofensiva y este primer
articulo es justamente el que contiene el principio bisi-
co y substantial de una nueva modalidad, de esa terce-
ra inamovilidad que es la que prohibe la Constitucidn,
y contra la cual va nuestra opinion, y de tal manera es
asi, que vean los sefiores Representantes lo que dice la
propia Ley. La propia Ley dice: "Cualquier resoluci6n








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


que modifique, altere, enerve o menoscabe el principio
de inamovilidad contenido en el articulo anterior sera
nulo, etc., etc." Es decir que, el articulo anterior lejos
de ser una cosa sin trascendencia, una cosa inocua, algo
que se pone al correr de la mAquina, contiene nada me-
nos que el tercer principio de inamovilidad.

SR. FRAILE (CARLOS): Vean ustedes, sefiores Repre-
sentantes, como ahora result que no es el articulo pri-.
mero sino el segundo el que no es inocuo. Realmente,
ai Ley no es insconstitucional, ni crea, como dice el
doctor Dorta Duque, una tercera inamovilidad. La Ley
como yo decia anteriormente, esti proclamando el prin-
cipio de inamovilidad porque hemos querido oportuna-
mente recorder que en este precepto constitutional, que
ampara al empleado, no existe distinci6n de partidos; y
el articulo segundo lo que result es una consecuencia
de cse principio de la inamovilidad constitutional,
enunciado en el articulo primero, para darle todo su
Sailor v eficacia...

DORTA DUQUE (MANUEL): iAhi esta el peligro!

Sn. FRAILE (CARLOS): Repito, pues, que la Ley es
r-ecesaria,. precisamentc porque la justifica el Decreto
recientemente promulgado por el Gobierno del doctor
Grau...

SR. W\OLTER ROJAS (GERMAN): Me permit una in-
terrupci6n, con la venia de la Presidencia?

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto.

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): Queria con respect
al articulo segundo saber-es una opinion del Sr. FIraile
-si se entiende que todo lo que se oponga a una Ley
es nulo o no es nulo; si es nulo, ese articulo segundo
que s61o dice que la inamovilidad, que todo acto que
vaya contra la inamovilidad es nulo.

SR. FRAILE (CARLOS): Creo que el compafiero se
equivoca porque a pesar de ese principio de derecho, le
voy a demostrar que si esta Lev no echa por tierra el
Decreto del doctor Grau, a pesar de los preceptos cons-
titucionales que garantizan la inamovilidad se aplicaria
el Decreto v no tendri eficacia ni la propia Ley del Ser-
vicio Civil ni la Constituci6n; vea c6mo tiene su finali-
dad el articulo segundo.

SR. WOLTER ROJAS (GERMAN): iMe permit una
interrupci6n?

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto, pero le rue-
go al compaiiero que no entablemos diilogos, porque
va a degenerar en una discusi6n. Si algun companero,
en una pol6mica de caricter politico, desea hacer una
interrupci6n, la creo 16gica; pero no creo oportuno que
entablemos una discusi6n, porque este debate debe te-
ner el caricter amplio y espontineo para todos los de-
mis compafieros. De lo contrario el debate se reduciria
a este Representante y a S. S.

SR. PRESIDENT (DE LEON FPENTES): Tiene la pala-
bra el senor Wolter Rojas, para una interrupci6n.

SR. WOLTER ROJAs (GERMAN): Considero inocua la
Ley en el sentido juridico; no he considerado inocua la


Ley en el sentido politico, tesis muy bien defendida por
el compafiero Bisb6 por la conmoci6n publica que esta
Ley trae, y ademas, tampoco la consider inocua en lo
que significa de protecci6n para el empleado publico...

.SR. FR'AILE (CARLOS): iVaya, hombre! A1 fin!...

SR. WOLTER ROJAs (GERMAN): iUn moment! Us-
ted tendri mi voto cuando se vaya a discutir el articu-
lo tercero de la Ley; porque el Decreto del Dr. Grau
suspendiendo la Carrera Administrativa que cre6 in-
constitucionalmente, por Decreto, el Gobierno del Ge-
neral Batista, ha modificado, ha restringido ese concept
to de la inamovilidad del empleado p6blico reconocido
por la Ley del Servicio Civil y lo ha restringido, lo ha
limitado cuando al obrero piblico, al infeliz empleado
piblico que no tiene los recursos legales de un abogado
que le dirija un Recurso, hace que el Recurso de Apela-
ci6n cue pueda establecer ante la Comisi6n del Servi-
cio Civil se le Ilenen de requisites tales que le hagan im-
posible ese Recurso de Apelaci6n. Y cuando la Ley del
coinpafiero senior Fraile facility al empleado -p6blico
cesanteado el que pueda acudir ante la Comisi6n del
Servicio Civil, le sefiala un t6rmino a la Comisi6n para
que fall, le sefiala un t6rmino a los Tribunales de Jus-
ticia y hace obligatorio el cumplimiento de la Resolu-
ci6n que en definitive dicte, esti indiscutiblemente in-
terpretando total y cabalmente el concept de la in-
amovilidad piblica, que es distinto de las banderias po-
liticas, que es distinto de las banderias de la Coalici6n y
de la Alianza; y yo precisamente critic el Decreto ese
del Dr. Grau en el sentido de que tiende a ponerle obs-
ticulos, excess de requisitos a lo que es ya un principio
garantizado por la propia Constituci6n, que obliga a los
Tribunales de Justicia a fallar sin atenerse a la forma; el
requisite exagerado, el tiempo ilimitado, hace inefecti-
v a linamovilidad p6blica, que es cosa distinta de la
inamovilidad en si. La Ley suya, al reconocer la inamo-
vilidad, no crea nada nuevo, pero la Ley suya, en el ar-
ticulo tercero al permitirle el derecho al empleado ce-
sante para que acuda con facilidad a la Comisi6n del
Servicio Civil, para que se le resuelva en justicia su ape-
laci6n, en eso si no es inocua su Ley, compafiero Fraile.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continue el
senior Fraile en el uso de la palabra.

SR. FRAILE (CARLOS): iAl fin, sefiores Representan-
tes, las ultimas palabras del compafiero Wolter Rojas,
aclaran perfectamente la no inocuidad de la Ley! To-
do es cuesti6n de ir ahondando en la entrafia del mo-
tivo que la inspira y se Ilega a la conclusion de que es-
tc Proyecto de Ley es necesario y tiene una finalidad de
garantia para todo aquel individuo que se halle en el ca-
sr, de ejercitar un derecho que el Decreto del Presiden-
tc Grau hace ineficaz. Yo voy a cerrar, pudi6ramos de-
cir, el ciclo de la inconstitucionalidad del articulo pri-
mDero y de la inocuidad del articulo segundo de la Ley
que inicialmente fu6 mia, pero que en definitive ya no
lo es sino de la Mayoria de la CUmara de Representan-
tes, sin distinci6n de Comit6s Parlamentarios, dejando
al senior Dorta Duque la tarea de convencer al sefior
Wolter Rojas de que la Ley es incoristitucional, al se-
fior Wolter Rojas la de convencer al senior Dorta Du-
que que es consitucional, y a su vez al senior Wolter Ro-
jas la de convencer al senior Pendas de que'la Ley es
inocua, y al senior Pendis de convencer al senior Wol-
tel de que es inocua. En definitive, si es o no inocua no





38


tiene trascendencia de ninguna clase, porque la Ley no pleado, mas que en el deseo de garantizar el ejercicio de
puede prejuzgarse en esa forma, pero he dicho por mi un derecho que la legislaci6n vigente le concede. La
parte que de alguna manera y con la benevolencia de Ley ha sido impugnada por el sefor Bisb6 considerin-
mis compafieros tengo que refutar los arguments de dola inoportuna. El senor Bisb6, al emplear ese califi-
mi distinguido compafiero el senor Bisbe. Consider cativo, no se referia, estoy seguro, al aspect juridico,
bien enunciado mi criterio y voy en breves frases, por- porque una Ley que en opinion de los 'sefiores Repre-
que me consider obligado a consumer un turn en pro sentantes que la defienden que viene a Ilenar una nece-
de la Ley, a refutar los arguments del compafiero que sidad de la naturaleza a que yo me referia anteriormen-
me antecedi6 oponi6ndose a la inciativa. te, es, sin lugar a dudas, oportuna, porque surge des-
-pus del Decreto que viola la Constituci6n y agrede a
Decia que es necesaria, imprescindible, y la raz6n es los empleados p6blicos. iNunca mis oportuna que aho-
la siguiente: el Decreto del Dr. Grau, en mi opinion, es ra una iniciativa perlamentaria que, como 6sta, proteje
inconstitucional pues rompe con el principio de la in- y ampara a quienes lesiona en sus derechos el Decreto
amovilidad no porque lo amplie o lo restrinia, sino por- del actual Gobierno!...
que al exigirle al empleado requisitos que le son impo-
sible cumplir, lo situa en un piano de pleno desampa- Ahora, si analizamos la oportunidad o inoportunidad
ro. Si ese Decreto se hubiera dictado con vista al futu- de la Ley, y colocandonos desde el punto de vista que
ro, si se hubiera limitado inica y exclusivamente, como analiza el senor Bisb6, al referirse a que esta legislaci6n
lo hace al principio, a derogar el Decreto del General trataba de impedir que el Gobierno realizara la remo-
Batista, que creaba la Carrera Administrativa, enten- ci6n del personal, para llevar al mismo a hombres de su
diendo el Gobierno actual que por esa raz6n era incons- absolute confianza, ya que en definitive si el doctor
titucional, este Representante hubiera estado total y Grau es el responsible del Gobierno debe rodearse de
absolutamente de acuerdo con el criteria juridico que hombres en los que 61 confie plenamente, podia resul-
il;spir6 el Decreto del doctor Grau. Raz6n? Porque el tar o result que, desde ese punto de vista, la Ley es in-
Decreto del Presidente Batista viol6 la Constituci6n, al oportuna a juicio de la Minoria gubernamental; pero
ejercer funciones puramente legislativas, que en ese ca- la Lev no es inoportuna a nuestro juicio; y no es inopor-
so concrete la Constituci6n confiere al Congreso, ade- tuna porque claramente, terminantemente, la Constitu-
!antLndose a crear la Carrera Administrativa, que ini- ci6n, al determinar que se respetar6 la inamovilidad
camente podia estructurar el Congreso. Pero, ja sefio- existente hasta que se promulgara la Carrera Adminis-
res Representantes!, a su vez el Gobierno del doctor tiativa, estaba declarando intangibles a los funcionarios
Grau, en ese propio Decreto, viol6 tambi6n la Consti- existentes en aquella 6poca y a los que se nombraron
tuci6n, al impedir que el empleado pudiera ejercer los con posterioridad sin distinci6n de banderias political,
derechos que la legislaci6n vigente le concede cuando porque entendia que era un interregno mis o menos di-
sc le cesantea, porque los requisitos que se le exigen le latado, pero que a la larga se Ilenaria, como se va a lle-
son materialmente impossible de llenar! nar por este Congreso rapidamente; y entonces, distin-
guidos compafieros, tenemos que Ilegar a la conclusion
Y se da el caso extraordinario de que al quedar corn- que, si el personal administrative actual tiene que ser
pleta y definitivamente invalidado el derecho del em- respetado por mandate de la Constituci6n y el perso-
pleado, de recurrir con posibilidades favorable ante la! nal que vaya a figurar en el future tiene que estar res-
Comisi6n del Servicio Civil, porque como he dicho an- paldado por la Ley creadora y reguladora de la Carrera
tes, el go por ciento de los empleados carecen del cer- Administrativa, no es facultad, no es potestad. del Pre-
tificado de examen, la Comision, al no acompaiiar el sidente de la Reptiblica, ni de acuerdo con los precep-
empleado cesanteado ese requisite al Recurso de Apela- tos constitucionales ni en su dia por lo que preceptua
ci6n, lo declararA irremisiblemente sin lugar. Pero ifi- la Lev de la Carrera Administrativa, el escoger libre-
jese bien la Camara, observe, reflexione sore el contra- mente el personal del que se ha de rodear. Ya la propia
sentido moral y juridico que plantea el Decreto!: al Constituci6n determine y la propia legislaci6n vigente
empleado que recurre se le exige el certificado de exa- sefiala, cuAles son los cargos de confianza, que el Presi-
men, pero al individuo que se nombra en su lugar, al dente de la Rep6blica puede libremente remover, por-
que lo sustituye en su cargo, no se le exige ese requisi- que a los restantes y ya lo hemos repetido esta
to de estar examinado sino la certificaci6n de estar afi- Ley nos los ampara, como no ampara a los "botelle-
liado a un determinado Partido Politico. Si ese Decreto ros", ni a los concupiscentes, y en relaci6n con esos em-
todavia se hubiera dictado con vistas al future, no ten- pleados, tiene el doctor Grau las manos libres porque
dria el problema de ser inconstitucional por la retroac- por lo menos -- y este congresista sinceramente lo de-
tividad que plantea; pero no puede en manera alguna clara -- no desea'que en su pais existan ni la concupis-
haberse dictado con vista al future porque precisamen- cencia, ni la "botella", ni el peculado, ni que el analfa-
te se ha dictado con vista a los Recursos de Apelaci6n betismo desplace a los hombres probos, a los que tie-
que presentarin ahora los empleados con motive de las nen preparaci6n, a los que han servido y sirven lealmen-
cesantias, y tendriamos el caso especifico de la retroac- te a la Repiiblica desde los cargos que desempefian.
tividad, exigi6ndoles a los empleados que fueron nom- Por tanto, sefiores Representantes, la Ley es oportuna.
brados en el ano cuarenta, requisitos que la iegislaci6n
vigente no les ha exigido en ningun moment. Y ahora nos queda el iltimo argument: el alarmis-
m o. Pues bien, debo reconocer que efectivamente esta
Vea c6mo respetando su criterio, pero exponiendo el Ley ha producido alarma. Pero digaseme, 2alarma en-
mio, entiendo que la Ley es necesaria, que llena una ne- tre quienes? Porque precisamente la alarma no se pro-
cesidad, la de viabilizar el derecho del empleado pibli- duce entire los bur6cratas. Podri haber despertado alar-
co, sin distinci6n de matices politicos porque no se ins- ma entire las personas que, creyendo que la Constitu-
pira, aunque aqui se ha afirmado otra cosa, en bande- ci6n no ampara a los actuales empleados y que efectiva-
rias political, sea cual fuere el matiz politico del em- mente, practicando la teoria que tanto se discuti6 en


DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA








34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


los Estados Unidos, de que la Administraci6n era un
botin electoral, entienden que deben sustituir a los em-
pleados en su totalidad que desempefian cargos de la
Administraci6n Puiblica actualmente, cuando en reali-
dad los que deben ser sustituidos son los "botelleros",
los analfabetos y terminar con la concupiscencia politi-
ca y administrative; pero no a los empleados probos,
competentes, honrados y cumplidores de su deber..
. .Ahora bien, la alarma entire los empleados pblicos
Ia ha producido no esta Ley que ha llevado un rayo de
esperanza a sus espiritus sino el Decreto del Gohierno
del doctor Grau, que ha despertado la inquietud en esos
empleados, cerjandoles las puertas a los que tuvieren la
necesidad de apelar, de presentar recursos contra las ce-
santias.

Estos son, sefiores Representantes, los arguments ex-
puestos, serena y reflexivamente contra el Proyecto de
Ley que se discute; y 6stos son los razonamientos que
a su vez, con un alto sentido de la responsabilidad que
como congresista tengo, que opongo serenamente en
defense de esta Ley. Lo demAs, el aspect politico que
sc ha querido dar a la misma, duefios son los sefiores
congresistas de d6rselo, porque esta Ley, en definitive,
la finalidad que persigue es la de acabar de crear o sim-
plemente garantizar el derecho del empleado public,
para que.pueda recurrir ante la Comisi6n del Servicio
Civil, y para que se promulguen las sanciones que ven-
gan a dar plena eficacia a la Ley, porque como ha di-
cho un gran criminalista: "el precepto sin sanci6n es
una campana sin badajo", y es necesaria la sanci6n pa-
ra los que infrinjan los preceptos de la Constituci6n vi-
gente, que ampara a.los empleados probos y competen-
tes que desempefien esos cargos. No me interest a mi
qui6nes sean los que desempefien esos cargos, lo que me
interest es que se mantengan intactos los preceptos
constitucionales, porque no se puede, sefiores Repre-
sentantes, cuando se es Oposici6n, esgrimir en la tribu-
na p6blica el argument de la intangibilidad de la
Constituci6n, y depues, cuando se es Gobierno, barre-
narla, violarla, desconocerla, para abrir un cauce por
done se canalicen las aspiraciones burocraticas de los
afiliados a un Partido, sin que una voz se levante en
este Parlamento para proponer las medidas que garan-
ticen los derechos de quienes ya los tienen consagrados
por la Ley y la Constituci6n en beneficio de los que
creen que la administraci6n public es un botin, para
repartirlo sin miramientos de los que han envejecido en
el cumplimiento de sus deberes para con el Estado,
sirviendo en esos cargos con honestidad y competencia.
Y voy a terminar, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, precisamente por donde comenzara mi dis-
tinguido compafiero el senior Bisb6, que apelaba a la
razon, al buen juicio, iv pot que no decirlo? al patrio-
tismo de los miembros de esta Camara, para que no vo-
taran este Proyecto de Ley, porque 61 entendia que no
procedia su aprobaci6n por las razones que al iniciar su
discurso expuso, y que yo brevemente acabo de impug-
nar. Por eso, yo a mi vez, expuestas las razones en que
sc inspira la legislaci6n, quiero declarar que entiendo de
verdad v sinceramente, que estoy colaborando con el
propio Gobierno, al mantenimiento de sus principios y
Dostulados, cuando propicio una Ley de esta natura-
leza.

La Cimara ha laborado con extraordinaria intensi-
dad, como no ha laborado jams, para aprobar las leyes


que tienden a resolver los problems surgidos alrede-
dor de los damnificados del cicl6n, y que son en defini-
tiva las Unicas medidas que han llegado al seno de este
Cuerpo, que las consider con simpatia y rapidez, otor-
gando un voto de confianza al propio doctor Grau, con-
vencida la Camara de su honestidad, al poner a su dis-
posici6n cinco millones de pesos, para que los invirtie-
ra en la forma que 61 estime mis convenient, para lle-
var lo mis rapidamente possible el auxilio que deman-
dan esos miles y miles de cubanos, afectados, en una
hora trigica, por el terrible cicl6n que azot6 la part
occidental de la isla.

La Cimara estudia en estos moments y los: pro-
pios aut6nticos lo saben el Ante-Proyecto de Presu-
puestos remitido por el Gobierno del doctor Grau. La
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos se dispone a tra-
tar una ponencia en relaci6n con este mismo problema
sobre la Ley Orginica de los Presupuestos procedente
del Senado de la Republica, que solicitara personalmen-
te el doctor Grau al leer su Mensaje ante esta Cimara.
.' este Cuerpo Colegislador se dispone a abordar cuan-
to antes el tratamiento de la Ley de Contabilidad y
oportunamente lo har6 tambi6n con la Ley sobre los
Tribunales de Cuentas.

Estos son los pilares, las bases, la colaboraci6n que es-
tamos brindando, para que pueda existir en nuestro
pais una verdadera administraci6n honrada. Esas leyes
las exigi6 oportunamente la Constituci6n, y han sido
demandadas expresamente por el Presidente Dr. Grau,
y convencida la Camara que 61 sabri ser un verdadero
int6rprete de las mismas, habri de votarlas.

Al hacer eso la Mayoria de la Cimara, adversaria po-
litica pero leal del doctor Grau y de su Gobierno, esti
reconociendo, como muy bien dijera en la noche de
aver el sefior Rub6n de Le6n, el contenido filos6fico de
las elecciones generals celebradas 1ltimamente en
nuestro pais. Efectivamente, por una mayoria extraor-
dnaria de mis de doscientos mil votos, que apreci6 an-
tes que nadie el propio candidate de la Coalicion Socia-
lista Democritica, doctor Carlos Saladrigas, obtuvo el
triunfo el doctor Grau en esas elecciones; pero ese triun-
fo- y asi tiene que reconocerlo todo el mundo no
fu6 un triunfo de caricter politico- he aqui el verda-
dero contenido filos6fico del resultado de esas eleccio-
nes. Es una victoria a la que colaboraron todos los Par-
tidos de la Alianza Aut6ntico-Republicana. La propia
votaci6n del doctor Grau v la propia Minoria que re-
presenta al Gobierno en el Congreso, esti demostran-
do que, por encima de las banderias political, hubo un
grupo de ciudadanos que puso su fe en el doctor Grau
y por eso le di6 sus votos, llevindonos a nosotros, los
coalicionistas, a la derrota.

Y si la opinion p6blica de nuestro pais ha puesto to-
das sus esperanzas en el doctor Grau San Martin y tam-
bi6n cifra sus anhelos en este Congreso, product en
parte de esas elecciones y de la anterior que fu6 tan le-
gitima y pura como esta 6ltima, y cuando nosotros en-
tendemos, como en este caso entendemos de buena fe,
por una u otra circunstancia que, cuando se dictan me-
didas de la naturaleza del Decreto, que enervan el de-
recho del empleado pdblico para apelar ante la.Comi-
si6n del Servicio Civil y que violan la Constituci6n,
creemos de buena fe, lo repetimos, que cumplimos un
cieber patri6tico, que estamos ayudando a la obra de go-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 85


bierno del Presidente Grau cuando sutilmente trata-
mos de evitar que se produzca el hecho con todas sus
terrible consecuencias ante la opinion piblica y que
ustedes, compafieros de la Minoria gubemamental,
tendran que reconocer. Por todas estas consideraciones,
senior Presidente y sefiores Representantes, yo solicit
de la Camara la aprobaci6n de este Proyecto de Ley.

SR. DIAZ (LOMBERTO): "Sr. President: Yo he espe-
rado a que el senior Fraile terminara, para pedir un pa-
sc de list porque abrigo dudas sobre la existencia del
qu6rum reglamentario.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Solicitada la
comprobaci6n del qu6rum, se va a pasar lista.

(El Oficial de Actas comienza el pase de lista)

SR. PENDAS (PORFIRIO): Pido la palabra para hacer
un ruego al senior Diaz.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pendis.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Para rogar al compafiero
Lomberto Diaz, que retire la petition de pase de lista
que ha formulado.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Diaz.

SR. DIAZ (Lomberto): Accedo, con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Cossio, en contra del Dictamen y a favor
del voto particular.

SR. PENDAS (PoRFIRIO): Para una cuesti6n inciden-
tal.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pendis.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Sr. President y sefiores Re-
presentantes, he pedido la palabra mas que para una
question incidental, para hacer un ruego.

PrActicamente la Camara ha debatido esta Ley, se
han expuesto los criterios de la Mayoria y de la Mino-
ria. Por eso yo solicited del compafiero autentico que re-
tirara el pase de list para proponer y hacer un ruego a
la Camara en el sentido de que suspendieramos este
debate y lo aplazaramos para el proximo lunes a las cin-
tro de la tarde.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Fraile como primer firmante de la Ley.

SR. FRAILE (CARLOS): No soy yo ciertamente el lla-
mado a responder al ruego del senior Pendas, aunque no
cabe dudas de que una indicaci6n mia pudiera tenei
mis o menos influencia por ser yo uno de los Repre-
sentantes mas interesados en la aprobaci6n de la Ley.
Por esas razones yo le agradeceria al compafiero Pendas,
que aunque acaso parezca capciosa la aclaraci6n, para
mi no lo es, que aclare si los compafieros autenticos es-
taran dispuestos a acompafiarnos como hoy en la discu-


si6n de esta ley el lunes pr6ximo en que apareceri en el
inumero uno de la Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Sefiores Repre-
sentantes, se ha hecho una proposici6n de aplazamlen-
to de esta sesi6n para el lures...

SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Garcia Ramos.

SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): Sr. President y se-
fiores Representantes. La presidencia decia, se ha he-
cho una proposici6n de aplazamiento de esta sesi6n
para el lunes; como la proposici6n puede ser modifica-
da, el representante que habla interpretando el sentir
de la Mayoria de los Representantes aqui presents, se
opone y estima que la Mayoria estaria complacida si en
lugar de suspenderse la sesi6n para el lunes, se suspen-
diera con un receso, para mafiana a las cuatro de la
tarde.
SR. FRAILE (CARLOS): Sr. President: ante la dife-
rencia de criterios, que hay en relaci6n con la suspen-
si6n del debate, yo suplicaria que se reunieran los lide-
res ahora mismo y resolvieran la cuesti6n, ya que no
puedo asumir la responsabilidad en un asunto que com-
pete a la Cimara en pleno.
SR. PAGES (HECTOR): Pido la palabra para una acla-
raci6n al senior Pendis.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pag6s.
SR. PAGES (HECTOR): Sr. President y sefiores Repre-
sentantes. Ayer, el senior Pendis contrajo un compromi-
so con esta mayoria de mantenerse aqui hasta tanto se
aprobara la Ley sin romper el qu6rum. Creo que su pro-
posici6n implica la ruptura del qu6rum y de ese com-
promiso.
SR. PRESIDETTE (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pendas.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Ayer propuse en esta Cima-
ra v los hechos han demostiado nuestra buena inten-
ci6n, que vendriamos aqui a discutir esta Ley, siempre y
cuando se mantuviera el qu6rum por parte de la Mayo-
ria; y la realidad es que en varias ocasiones he sido soli-
citado por mis compafieros de Comit6 para cque se pi-
diese la comprobaci6n del quorum y me he negado a
ello como las palabras del senior Diaz lo han demostra-
do. Nosotros aceptamos continuar aqui, mientras los
miembros de la Mayoria mantengan el qu6rum, y por
eso no habiamos interrumpido al sefor Fraile, que es
el autor de la Ley. Por esa raz6n yo no acepte que se pi-
diese el pase de lista correspondiente, cuando hemos
estado durante una hora sin qu6rum. De manera que el
compromise y la proposici6n que hice a la Cimara, que-
dan cumplidos con creces.

Una vez lenado este trAmite, quiero contestarle al se-
for Pag6s que nosotros no continuaremos discutiendo
esta Ley sin el debido qu6rum por parte de la Mayoria.
SR. PAGES (HECTOR): Sr. President: Pido el pase de
list.








36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


SR. PRESIDENTE (DE LEON Fuentes): Pedido el pase
de lista por el Sr. Pag6s, se va a comprobar el quorum.

(El Oficial de Actas efect6a el paseo de lista).

SR. PRESIDENT (DE LEON FPENTES): Falta alg6n
sefor Representante por responder al pase de lista?

SR. PAGES (HECTOR): Deben poner ahi al Comite
Parlamentario Aut6ntico, que quedaron con nosotros
en votar la Ley.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Han respondi-
do 68 sefiores Representantes.

Respondieron los seiioress Alom6, Aragdn, Aragon6s,
Faire, Benitez, Bishb, Blanco, Bravo Acosta, Buttari,
Cuevas, Cisneros, Cossio, Dominguez Roque, Dorta
Duque, Escalante, Escobar, Esteva, Ferro, Figueroa,
Fraile, Fuentes Diaz, Garcerin, Garcia Ramos, G6mez
G6mez, Gonzilez Posada, Guas Inclin, Iglesias Abreu,
Infante, Lora, L6pez Blanco, L6pez Castro, Lorid, Llan-
sd, Martinez Fraga A., Martinez Tapia, Mata, Mora,
Muiiz, Nibot. Oliva, Ordoqui, Pagds, Palma, Pardo fi-
mnnez, Pendis, P6rez Capote, P6rez Diaz, Pertierra,
Piedra, Remedios, Rivero Morales, Roca, Roddn, Rodri-
guez Alonso, Rodriguez Rodriguez P., Rodriguez Ro-
driguez S., Rojas, SAnchez Mastrapa, Santos Jimrnez,
Sera, Urouiaga Padilla, Urquiaga Barberena, Valdds
L6pez, Vdzquez Bello, Wolter Rojas, Alvarez Recio,
Grau y Ledn Fuentes.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Hay qu6rum:
contin6a ]a session. Tiene la palabra el senior Cossio del
Pino en contra del Dictamen y a favor del Voto Par-
ticular.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Sr. President y se-
uores Representantes: Si al compafiero Fraile le deja-
ron alguna substancia a mi no me dejaron ni siquiera
el recuerdo. T6came consumer un turno en esta oportu-
nidad en contra del Proyecto de Ley que se discute,
Quizas en contra de mi pensamiento, quizis en contra
de mis sentimientos, quizas en contra de mis mejores
prop6sitos. Pero, antes de entrar en material -parodian-
do al distinguido compafiero Dr. Dorta Duque, que pa-
ra fatalidad mia no ha sido mi profesor-quiero hacer
un par6ntesis sobre la frase de alarmista que esta Ley
ha creado va, no s61o entire los bur6cratas, no s6lo entire
los que no lo son, y entire los de una y otra militancia
political con aspiraciones, sino en toda la naci6n.

Nuestro pais, nuestro pueblo, mejor dicho, es un
pueblo profundamente impressionable, e impressionable
con aquellas opinions que estin siempre indicando o
piegonando una catstrofe national. Estos dias han si-


decia organizada por la militancia de los partidos revo-
luci6narios. Y como en mas de una oportunidad he oi-
do expresar q. el pueblo podia aglutinarse alrededor del
Congress para coaccionar la libre determinaci6n de su
soberania, yo me sentia alarmado, no alarmado por el
termor de mi persona fisica, sino alarmado porque pu-
diera contribuir por algin factor interesado que se aglu-
tnaran quienes exaltados por la pasi6n podian venir
aqui a reclamar, en una forma improcedente, que este
Congress legislara en una manera que no era la con-
cordante con su soberania. Y me preocupaba eso, por-
que yo antes que nada, habir de ser legislator en el
desempenio absolute de mis funciones, y para mi hu-
biera sido doloroso que se hubiera originado una con-
tmngencia de esa naturaleza porque yo soy de los que
creen que aqui en el hemiciclo es done esti represen-
tada la soberania del pueblo, y que es aqui, sefiores del
pueblo, done se debate con justicia y alteza de mi-
ras, todo aquello clue constitute para la nacion un inte.
res vital. Pero lo que mas grave para mi era que algunos
de esos sefiores me dijeran que le habian dicho, nada
nenos, que el Presidente de la Rep6blica pretendia ha-
cer, nada menos, que semejante atentado y que era el
el que lo prohijaba, y eso si quiero recogerlo, porque
quiero y pretend, y creo interpreter el recto pensa-
miento del Presidente de la Republica, Dr. Grau, que
es un dem6crata convencido, un hombre respetuoso de
las instituciones republicans, de la Constituci6n e in-
capaz de abrigar un pensamiento contra la Rep6blica
que con tanto esfuerzo y sacrificio de su persona esta
tiatando de encauzar hacia los fines soberanos de la vi-
da national.

Hechas estas aclaraciones y contemplando la forma
en que se han desarrollado los debates, siento confor-
tado mi pensamiento: nada perturbara el funcionamien-
to de la vida national. Pero ahora quiero, al entrar, al
fijar los pocos puntos de vista que yo creo que han si-
do tratados por otros compafieros, pero que quiero, en
cumplimiento de este indeclinable deber dejar sentado,
quiero al entrar en ello, declarar que este Proyecto de
Lev es exactamente como lo proclamara mi companero
sefor Bisb6, improcedente, inoportuno y alarmista, en
contra de la opinion rebatida con tanta impieza de mi
compafiero el senior Fraile.
La improcedencia de este Proyecto de Ley radica en
clue los empleados p6blicos, los empleados del Estado
tenian una lev de inamovilidad desde el aflo 1909, ley
de inamovilidad que fatalmente no ha sido respetada
por ninguno de los gobiernos que nos han antecedido;
ley de inamovilidad y garantia como establece el ar-
ticulo primero de la Ley del Servicio Civil, que ha sido
olvidado por los que tienen el indeclinable deber de
respetarlo. Y he aqui, sefiores Representantes, por que
la improcedencia de esta Ley que viene a establecer una
redundancia, si cabe la frase.


do para mi de verdadero alarmismo. Yo me sentia pro-
fundamente alarmado al tener que consumer un tur- Si la Ley del Servicio Civil ampara de una manera le-
no esta tarde porque diversas personas, empleados pti- gal en sus derechos a los empleados p6blicos, vavamos
blicos v amigos de mi militancia political, en diversas al cumplimiento estricto de la Ley, que es el proposito
oportunidades, me han detenido en la calle para hacer- que inspire al gobierno que actualmente rige los desti-
me, nada menos, que la siguiente pregunta: "Dicen n-os de la naci6n. Si este Proyecto de Ley viene a esta-
que la Mayoria de la Cimara Ileva a los empleados p6 blecer sanciones especificas sobre los futures delincuen-
blicos a obligar la oportunidad de que la ley de inamo- tes, este Proyecto no viene mas que a consolidar lo que
vilidad pase', y me decian esos empleados p6blicos que ha constituido la delincuencia traditional en nuestra
asi me hablaban, que se veian obligados a realizarlo pa- administraci6n p6blica, y a asegurar y a garantizar el
ra venir a amparar de la possible agresi6n popular que se que constituya probablemente para el future el mis









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 37


grave delito de lesa patria. Y alli va un fundamento.

La Ley del Servicio Civil ha sido suspendida por go-
biernos anteriores; fue suspendida en el afo 1911, como
proclamara el lider del Partido Liberal que decia que
ahi era de donde partia la gravedad; las modificaciones
del aflo 11 se hicierpn porque fue suspendida la ley y
sus efectos; porque fu6 suspendida tambien en el aio
1922; porque fue suspendida tambiin para con otros fi-
nes y lo proclamo yo, en el ano 1933, y fu6 suspendida
tambi6n en el afo 1934; pero lo fue mas cruelmente en
el ailo 1930 en el que muchos de los legisladores que
hoy se sientan en estos escafios debieron haber levanta-
do con plena responsabilidad su palabra para impedir
que aquel atentado a los derechos de los empleados con-
sagrados por la legislaci6n del Servicio Civil se vieran
vulnerados totalmente. Ahi esti la alarma, y recojo las
palabras del compafiero Garcia Ramos cuando hace re-
ferencia al ante-proyecto de presupuestos que se ha en-
viado por el actual gobierno al studio de la Camara;
lie ahi, cuando en el afio 1930 no s61o se suspendi6 la
ley y su cumplimiento sino que se cambi6 tambien in-
tegralmente la nomenclatura de los presupuestos ha-
ciendo possible que la cantidad de empleados no clasi-
ficados que dej6 en desamparo la ley fuera tan grande
clue casi lleg6 al 75 por ciento del presupuesto national.
He ahi donde se inicia uno de los mas grandes y crimi-
nales prop6sitos que contra los empleados piblicos se
ha hecho, cuando se cambia la nomenclatura y se les
deja en el mis absolute y total desamparo.

Ahora, cuando un gobierno que viene recogiendo to-
dos los males como una experiencia, sin pretender to-
marlos como fuentes de revancha sino como una efi-
clencia hacia el future para el reconocimiento y el orde-
namiento de la vida del Estado, ahora, senor Presidente
y sefiores Representantes, se le viene de la manera mas
improcedente que puede decirse, a impedir que este
Gobierno asegure la nomenclatura del presupuesto na-
cional, atemperando a las obligaciones y a las necesida-
des del Estado y a su administraci6n, y atemperando la
garantia de la inamovilidad que ofrece la propia Ley del
Servicio Civil.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): Me permit una in-
terrupci6n S. S.?

SR. Cossio DEL PINO (Alejo): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra para una interrupci6n, el senior Garcia Ramos.
SR. GARCIA RAMos (SALVADOR): Sefor President y
sefiores Representantes. Mi interrupci6n al distinguido
lider del Partido Aut6ntico, y al decir lider no desco-
nozco la preeminencia official del lider de ese partido
senior Pendds, pero lider de las luchas aut6nticas, la ha-
go para referirle un hecho hist6rico, que quizis 61 des-
conozca.
Cuando en el afio de 1911 disfrutaba del poder el Par-
tido Liberal se suspendi6 la Ley del Servicio Civil. Es-
taba en aquella oportunidad de Ministro de Hacien-
da Don Marcelino Diaz de Villegas. Aquella media
caus6 una extraordinaria alarma en el pais, pues se pen-
s6 que aquella media del Gobierno iba a traer como
secuela el desplazamiento de todos los empleados que
en aquella oportunidad prestaban servicios en el Esta-


do, y que eran en su mayoria conservadores, pero a las
pocas horas, surgi6 un convenio, un convenio patri6ti-
co entire el Partido Liberal que presidia el Mayor Gene-
ral Jos6 Miguel G6mez, y el Partido Conservador que
I,. ..I I. Jose Antonio Gonzalez Lanuza, y se le otorga-
ron en esa oportunidad al Partido Conservador, que ha-
bia sido vencido en una revoluci6n triunfante y en las
ultimas elecciones, el 33 por ciento de los puestos pu-
blicos, clue se convirtieron en mis de un 60 por ciento
menos en el Ministerio de Hacienda.

En aquella oportunidad se respetaba algo, en esta
cportunidad parece que no se quiere respetar nada; pa-
rcce que el triunfo del Dr. Grau San Martin, es tan
grande y tan amplio, que todo lo abarca y que a todo
ene derecho ain a atacar despiadadamente a los em-
pleados que han encanecido en los puestos p6blicos.
No pretendemos nosotros con esta Ley tratar de im-
pedir clue el Gobierno haga uso de sus naturales prerro-
gativas para Ilevar a las posiciones publicas a los horn
ores clue lo han ayudado a triunfar y los cuales necesi-
ran, para una labor administrative y de gobierno, pero
ios oponemos al desplazamiento en masa.

Estamos alarmados, sinceramente lo confesamos. Yo
no s6 si los empleados p6blicos lo estan tambi6n, pero
quizas si la alarma que habla S. S. sea en las filas de
vuestro partido, porque creen que esta Ley les va a im-
pedir el derecho legitimo que ellos piensan tener y tie
nien a ocupar puestos publicos, pero es necesario que se
piense que a esas posiciones burocrAticas tienen dere
cho tambi6n a disfrutarlos todos los cubanos, porque el
general Batista lleg6 al poder y respet6 a empleados pi-
blicos que alli se encontraban. Yo tuve el honor de ser
Representante a la Cimara en el afio 1938 y pas6 tres
anios sin obtener ni un solo puesto en la administraci6n
public, por el respeto que el general Batista le daba
I esas leyes de amparo a la inamovilidad del empleado
public. No se diga que el hecho de la huelga de mar-
io produjo un desplazamiento en masa, esto no es cier-
to; era logico y natural que frente a una huelga suce-
aieran las cosas que sucedieron y que cayera un grupo
grande de empleados p6blicos, pero no hubo degollina
general.

Pero en un cambio constitutional de poderes, como
el que se ha producido con la elecci6n del Dr. Grau
San Martin, aupado por un enorme nimero de votos,
no es possible que la llegada al gobierno de este gran
hombre, de este ciudadano ilustre, signifique el despla-
zamiento inicuo e inhumane de tanto padre de familiar
/ de tantos infelices que durante afos y afios han veni-
do sirviendo lealmente a la administraci6n piblica.

SR. FRAILE (CARLOS): Pido la palabra.

SR. Cossio DEL PINO (Alejo): iMe permit contes-
tarle antes al senior Ramos?

SR. FRAILE (CARLOS): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Cossio del Pino.

SR. CONNIO DEL PINO (Alejo): Sefior Presidente y
sefiores Representantes, el compafiero senior Garcia Ra-
mos al levantarse con su experiencia parlamentaria an-










te un bisono como yo, me alarm, la verdad, y crei que sexo, tiene cifrada su esperanza en que su candidate
me iba a quitar las razones fundamentals que yo esta league al Congreso para poder resolver su situaci6n de
ba exponiendo. Pero es que precisamente sus frases son vida.
las que me alarman, no porque crea que me lo propo-
nen, porque los ancedentes son funestos, que pudiera Y yo me pregunto, sefiores Representantes: Si esto
venir otro concerto del 33 por ciento del reparto buro- es asi, si los sefiores Aut6nticos no ansian, no desean
cratico (risas). Pero desde luego quiero recoger preci- esas posiciones, por que nos las discuten? Por qu6 es-
samente esas palabras del compafiero sefor Garcia Ra- tan peleando por ellas?
inos para demostrarle c6mo los proclamadores de la vi-
gencia de la inamovilidad, han consentido a trav6s de Alrededor de este problema, yo no aspiro ni pretend
los afios confundirse en unos sempiternos burladores de iada en el orden personal. Si tercio en el debate, con
los principios de la Comisi6n del Servicio Civil, y a ese esta interrupci6n al senior Cossio del Pino, es por una
efecto, le voy a leer al compafiero Garcia Ramos... mera raz6n moral; y al hacerlo, quiero aprovechar la
oportunidad para decir, a fuer de sincere, que yo he si-
SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTEI): Y a la Camara. do un Representante virtualmente en la oposicion, du-
rcnte los dos anos que llevo en la Camara que son
SR. Cosslo DEL PINO (ALEJO): Y a la Camara. los iltimos del Gobierno de Batista- si es que en la
oposici6n se entiende que estaba, por no haber teni-
SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Contin6e el do posiciones en dicho Gobierno. Fui tratado como el
senior Cossio del Pino. peor de ustedes, los oposicionistas de entonces. Pueden
SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Las recomendacio- revisarse las n6minas de los Ministerios, y se verA que
nes, que son especificamente prohibidas en la Ley del no hay un solo empleado que respond a la consigna-
Servicio Civil, en su articulo 73: "Ningin aspirante, ci6n de Gregorio Guas Inclan.
etc. (Continda leyendo).
No vengo aqui, por consiguiente, a defender lo que
El compafiero Garcia Ramos viene con sus argumen- no tengo; vengo, en todo caso, a defender un principio
tos a consolidar los mios; viene a darme la raz6n y vie- ajeno a los intereses de toda banderia.
no a permitirme, en esta oportunidad, proclamar con
toda entereza, que las palabras mias pueden recogerse Cuando se esta proclamando que los empleados que
para interpreter el pensamiento del Honorable Sefior se van a dejar cesantes son los empleados incapaces y
President de la Repfiblica, que es el orientador y el au- aquellos que no trabajan; cuando todo esto se esgrime
tor de este movimiento politico revolucionario; que como argument de depuraci6n para las cesantias, se
nosotros no aspiramos a colocar en los cargos p6blicos esta diciendo que los empleados comprendidos en los
a ning6n hombre por sus m6ritos politicos, ni preten- movimientos de separation, no son empleados hones-
demos tampoco hacerlo porque ello pudiera constituir tos, capaces ni cumplidores, que esa es la raz6n inica, se-
un precedent funesto, que seria el procedimiento fu- fiores aut6nticos, que se invoca para decretar las cesan-
nesto del pasado, y caeriamos en la repetici6n de aque- Eias en masa y sin el requisite previo de la formaci6n de
llos mismos delitos que nosotros estamos tratando de expediente.
evitar, y para los cuales buscamos sanci6n.
Pero si ustedes, los congresistas adictos al nuevo Go-
SR. GUAS INCLAN (GREGORIO): Me permit una in- bierno, no van a disponer de esos empleos, ni menos
terrupci6n S. S., con Ia venia de la presidencia? van a interponer su influencia para que no sean despla-
zados sus actuales ocupantes, tendran que confesar, o al
SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Con much gusto. nienos dar a entender, para que de alguna manera jus-
tificar tan drAstica media, que ello se debe al sano pro-
SR. GUAS INCLAN (GREGORIO): Sefior Presidente y p6sito de eliminar de la Administraci6n Publica a los
sefiores Representantes: parasitos, a los incapaces, a los dehonestos y faltos de
probidad.
Me he quedado perplejo al escuchar las manifestacio- probidad.
nes de mi querido amigo el senior Alejo Cossio del Pi- Yo doy a ustedes mi palabra de honor, y al senior Ale-
no; y yo me pregunto, senores: apor que este afin de jo Cossio del Pino en particular, que a estas horas hay
cue la Ley no salga, si ellos, los autdnticos, no van a re- empleados cesantes que, tras de haber probado su com-
comendar a ning6n empleado; si estos empleados se petencia, son personas decentes; que hay listas confec-
van a colocar por obra y gracia del Espiritu Santo; si cionadas de hombres capacitados y competentes que
no van a ser los Representantes de esa afiliaci6n los que van a ser dejados cesantes y yo no quiero, sefiores Re-
van a hacer esas recomendaciones, por qu6 tiene esta presentantes, que se les ponga este "inri", como un
Ley la virtud de ser combatida? PFor qu6 esta lucha marchamo de indignidad, al tiempo que se les cierra el
extraordinaria? horizonte y no se les permit reclamar ante la Comi-
si6n del Servicio Civil, porque ese Decreto,-y eso es lo
Yo oi al senior Bisb6, cuando 61 decia, con esa entere- que viene a evitar esta Ley- deja al empleado hu6rfano
za de carActer que le distingue, que 61 iba a recomendar ce amparo y sin derecho a recurrir ante la Comisi6n del
a sus amigos; que 61 se daba cuenta de que los hombres Servicio Civil; porque el Decreto que se ha promulga-
que lo habian ayudado, y que habian aportado esos do, modificando determinados preceptos legales por los
veinte mil votos preferenciales en su elecci6n, necesi- que se rige aquel organismo, viene a remitir joh sarcas-
taban el calor de su mano amiga, como lo hemos ne- no!, al infeliz empleado al afio 1909, la fecha remote
cesitado nosotros a trav6s de todo este period politico. ce su creaci6n, para que parta de alli su derecho a figu-
Porque es una verdad que el politico tiene que tender rar en el servicio clasificado, o en su defecto, haber sido
a sus amigos, y que cada agent electoral, de uno y otro previamente examinado,


38


DIARZIO DE SESIONES DE LA CAMERA









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 39
- --I --- -


Yo-quiero que el senior Cossio del Pino me diga cud-
les son los empleados p6blicos que han sufrido ese exa-
men, y.cuales son los otros empleados que, al cabo de
36 afios de haberse promulgado la Ley del Servicio Ci-
vil, se hallan comprendido en el servicio clasificado, y
por ende, en los beneficios que reconoce dicha legisla-
ci6n a los que, al ponerse en vigor la misma, eran ya ser-
vidores del Estado.

Muy pocos o ninguno, porque el que no se ha muer-
-to ya, se encuentra acogido a la jubilaci6n. Por eso hay
que legar a la conclusion de que si la Ley que se discu-
tc no llega a ser aprobada y promulgada, que no viene
mais que a eso, a tranquear el derecho de reclamaci6n
ante la Comisi6n del Servicio Civil, esos empleados
quedarin indefensos, y lo menos que puede ofrec6rsele
a un cubano en desgracia, es darle el derecho de que de-
fienda el pan de sus hijos.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): El compafiero Gre-
gorio Guas Inclin viene nuevamente a fortalecer mis
empefios.
Primero me complace de una manera extraordinaria
que 61 haya declarado aqui esta noche que no tenia en
dos afios un solo empleado piblico y creo que ahora
tampoco lo tiene.

Luego su political n'o es product de la empleoma-
nia.

No he venido aqui a esta Cimara a sefialar si los em-
pleados que van a quedar cesantes son de Gregorio, de
Rafael o de Miguel..

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presidencia
ruega al senior Cossio del Pino que al dirigirse a los se
fiores Representantes lo haga en forma adecuada, por-
que da la casualidad que el senior Del Pino ha sefialado
a dos hermanos del senior Gregorio Guas, por sus nom-
bres, en la cita que ha hecho.

SR. GUAS INCLAN (GREGORIO): Deseo manifestarle
al senior Cossio del Pino que es un honor para este Re-
presentante el hecho de que por 61 se. nombre a uno
de mis hermanos.
SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Yo doy las gracias
al senior Guas Inclan, y quiero manifestarle, asi como a
la Presidencia, que estoy muy apenado, pues no ha si-
do mAs que una mera coincidencia, una coincidencia
fatal, el haber mencionado esos nombres, pues no ha-
bia sido ese el prop6sito del Representante que habla.

Pero al proclamar el compafiero Guas la improceden-
cia del Decreto en cuesti6n, que aqui se discute, esta
precisamente dindonos a nosotros la oportunidad de
lo que yo venia manteniendo: de poner en vigencia la
legislaci6n y de estructurar la organization administra-
tiva del estado atemperado, limpio y justamente las le-
yes vigentes,


ci6n y cumplimiento de los demis requisitos y formali-
dades establecidas por la Ley sean designados por au-
toridad competent, etc.

Luego el Decreto a que se esti haciendo referencia,
en ninguna oportunidad viene a cercenar el derecho
cuando aquellos derechos son legitimamente esgrimi-
dos.

Aqui, en las sesiones anteriores, se proclam6 por dis-
tinguidos Representantes de la Mayoria que ese Decre-
to inconstitucional habia sido copiado por el Presiden-
te Grau, cayendo en esa gravedad que constitute pa-
ra un Presidente renovador como 61, fiel cumplidor de
todos los principios, que copiaba un decreto, una regla-
mentaci6n que habia sido declarada inconstitucional
por el Tribunal Supremo, y yo quiero recoger en esta
oportunidad las frases aqui emitidas en ese sentido.

El President Grau es tan respetuoso del Tribunal
Supremo, que en ninguna oportunidad ha dejado de re-
coger lo que constitute doctrine y principio del propio
tribunal.
El Articulo 56, que es el que se dispute, es precisa-
mente su modificacion establecida por el decreto de 3
de Marzo de 1937; luego el Dr. Grau, copiaba un ar-
ticulo que fu6 reglamentado por el Presidente Laredo
Bru. Declara el precepto cierto, pero en una sola opor-
tunidad, en una oportunidad en que un empleado cuyo
nombre en este moment no recuerdo, recurre ante la
Comisi6n de Servicio Civil, y se le niega el derecho de
la recurrencia, porque no puede acreditar...

SR. FRAILE (CARLOS): Para refrescar la memorial del
compafero quiero informarle que el nombre de ese em-
pleado es Waldo Soriano Calder6n.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Efectivamente; y fu6
recurrente en 2 de febrero, mientras que el decreto se
promulg6 el 3 de marzo, y fu6 declarado en el recurso
en cuesti6n porque se le aplicaba con efecto retroacti-
vo, pero qued6 vigente a todos sus efectos.

Y hoy el compafiero Fraile, pudiera recurrir a este li-
bro que esta escrito por el secretario de la Comisi6n del
Servicio Civil que es un empleado competentisimo, pa-
ra que vea proclamada ahi la vigencia del decreto de 3
de marzo de 1937.

Luego el Dr. Grau, respetuoso de todos los principios
mantenedor de todas las doctrinas morales, no ha he-
cho mAs que copiar lo que fu6 sancionado y reconocido
por el propio Tribunal Supremo.

SR. FRAILE (CARLOS): En primer lugar, quiero acla-
rar a mi distinguido compafiero el senior Cossio, que en
relaci6n con la inamovilidad hay que hacer esta distin.
c6n: La etapa en que la inamovilidad es potestativa del
Congress mantenerla, suspenderla, suprimirla, restrin-
girla o ampliarla, porque no habia ning6n precepto


constitutional que la respaldara. Era la etapa de la Ley
En ninguna oportunidad ese Decreto restringe los de Servicio Civil, susceptible, como otra Ley cualquie-
derechos establecidos por la Ley, para ninguno de los ra, de ser modificada por el Congreso, era una 6poca de
funcionarios p6blicos, que est6n debidamente respon- atraso si se quiere en ese orden de las cosas, pero en la
diendo al articulo 105 de la vigente Constituci6n que que, como los Estados Unidos y en muchos otros pai-
reclama de una manera expresa que son funcionarios, ses, predominaba el criterio de que la burocracia repre-
empleados y obreros p6blicos, los que previa demostra- sentaba una conquista electoral. Posteriormente, surge








40 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
,nl-- ----------------


la etapa del imperio de la fuerza, cuando a partir del
12 de Agosto se rompe el status juridico, vuela la ina
movilidad del empleado, y entonces, sin hacer mencion
de las razones o sinrazones de aquel moment, se ob-
serva el hecho de que a punta de pistola son sacados de
sus propias oficinas funcionarios antiguos y honestos.
Ese estado de cosas, es rebasadowy viene entonces la eta-
pa actual clue se inicia en 1940, cuando evolucionando-
sc progresivamente, se Ilega al period constituyente
que es al clue debemos la inamovilidad propiamente di-
cha, es lue se proclama el principio de la verdadera
inamovilidad y se sientan las bases para una inamovili-
dad future clue el Congreso viene obligado a hacer a
base del Tribunal de Oficios Pfiblicos. Y en el interreg-
no a partir de la Constituci6n del 40 v mientras se ha-
cia esa Ley se aprueba, como ya habia declarado el prin-
cipio de la inamovilidad, y para cubrir esa etapa se de-
clara que se entendera como inamovilidad la determi-
nada por la legislaci6n vigente; luego, amparaba ese
status juridico del moment, por lo tanto es en esa epo-
ca con respect a la cual se ha evolucionado en relaci6n
a la burocracia.

Pero ya es que la cosa cambia, ya ni el propio Con-
greso a no ser cuando defina la Carrera Administrati-
va por la ley pueda ampliar o restringir el status juridi-
co de la inamovilidad sino que tiene que ajustarse a
las bases que le sefiala la propia Constituci6n, no pue
de haccrlo caprichosamente, cuando se discuta y aprue-
be la legislaci6n.

Eso en cuanto al problema de lo que se habia hecho
hasta ahora en material burocrAtica...

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): ZPodria decirme el
compaiero, si entiende que es la legislaci6n vigente la
que hay que cumplir?

SR. FRAILE (CARLOS): No soy yo, es esta proposition
auien le responded, nosotros no podemos alterar el sta-
tus juridico que garantiza la inamovilidad porque eso
esti previsto en un precepto constitutional. Los em-
pleados de la Renta de Loteria por ejemplo, visitaron
al congresista que habla pidi6ndole ser incluidos en es-
ta Ley, y tuvimos el dolor, porque es un dolor dejar en
el desamparo a padres de families que realmente traba-
jan, de decirles que no podiamos hacer nada por ellos,
ya que la propia Ley que cre6 la Renta los excluia de
los beneficios de la legislaci6n civil, que es precisamen-
te una de las legislaciones a la que se refiere la Consti-
tucion; porque la Constitucion no se refiere a una ley
determinada, dice "la legislaci6n" y en ese termino,
"legislaci6n vigente", lo mismo entra una ley que un
reglamento pero que sea de orden civil.

Ese es el concept que este Representante y los com-
paneros que le acompanan hemos tenido con respect
al problema enunciado en la propia Constituci6n.

En cuanto al problema del recurso a que se referia
S. S., quiero aclararle que ese recurso fue interpuesto,
como yo refrescando su memorial le decia, por el senior
'Waldo Soriano, el cual, entire par6ntesis, estaba muy
rjeno a cue le ibamos a recorder tan insistentemente en
una sesi6n del Parlamento cubano; motiv6 que el Tri-
bunal Supremo, siendo Ponente el Mlagistrado Evelio
Tapia, dijera entire otras cosas lo siguiente...


SR. ROCA (BLAs): Sr. President: Para preguntar a
ia Presidencia si cree que aqui hay qu6rum.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Duda del
:Iu6rum el senior Bias Roca?
SR. RocA (BLAS): En realidad, lo que pasa es lo si-
guiente: estamos tramitando la discussion y votaci6n de
esta Ley.. Se ha consumido un turno a favor y un tur-
no en contra, y se esta consumiendo un tercer turno en
contra; pero a traves de estos turnos a favor y en con-
tra, se ban consumido innumerable turnos a tavor y en
contra, y estamos alargando demasiado el tratamiento
de esta ley interesante. Todos los arguments deben
ser esgrimidos; pero hace much rato que los Represen-
tantes aqui reunidos creemos que se han agotado todos
los arguments; que se ha deinostrado que la ley es
inocua y se ha demostrado que no es inocua; se ha de-
mostraao que la ley es inconstitucional y tambien que
es constitutional; se ha demostrado que no sirve para
nada y que sirve para todo: todas las cemostraciones se
nan hecho. A traves de la discusi6n de esta ley se ha de-
mostrado que el Gobierno pasado hizo barbaridades y
se ha demostrado que no las hizo.
Se han planteado problems politicos de todo orden.
La discusi6n esta evidentemente agotada, y todos, Ma-
yoria y Minoria, tenemos ya ganas de pasar al trAmite
de votaci6n, que llevard bastante tiempo, porque tengo
entendido que hay una series de enmiendas que requeri.
ran un gran tiempo para votar, y temo mucno que ter-
mine el dia, comience el otro, y continuemos con un
Lurno a favor y otro en contra, que se convierten en
cien turnos a favor y cien en contra, y aclarando cosas
ya aclaradas y hablando del cielo, de la tierra, y de las
estrellas.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Contin6a el se-
fior Fraile.
SR. FRAILE (CARLOS): Me complace la declaraci6n
del senior Roca, y lo que lamentaria es que los restan-
tes compafieros no compartieran ese cnterio, porque
por mi part, ahora mismo aceptaria que se sometiera a
votaci6n el Proyecto, aunque dudo que el Sr. Cossio
del Pino tenga el mismo criterio que yo.
Pero voy a complacer al distinguido compafiero senior
Roca; no voy a leer parrafo alguno de la sentencia, si-
no sencillamente aquello a que se refiere a lo que afir-
rnaba el senior Cossio del Pino, que el Decreto no habia
sido declarado inconstitucional. Son tres lines nada
inas; dicen asi: ("Fallamos y debemos fallar..-. (Con-
mtiua leyendo).

Y terminal diciendo: "Que no se aplique en lo suce-
sivo el Decreto declarado nmconstitucional..."
Eso pas6 con el Decreto a que nos referimos; y eso
pasara, si por suerte, como yo espero, esta Ley no se
adelanta, cuando el recurso de inconstitucionalidad que
se ha de presentar contra el Decreto del Dr. Laredo, se
sustancie por nuestro mis alto Tribunal de Justicia.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua el se-
fior Cossio del Pino.
SR. Cosslo DEL PINO (ALEJo): Primeramente, se-
fior Presidente y sefiores Representantes, para lamentar








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 41


muchisimo que haya sido yo, precisamente, el con con
tanta fatalidad ha causado la impaciencia de mi distin-
guido compafiero el senior Roca.

SR. ROCA (BLAS): Para una aclaraci6n. Ni el compa-
fiero senior Cossio del Pino, ni ningun companero ja-
mias me harin impacientar cuando lo este escuchando.
Lo que me impacienta es que no dejen hablar al com-
pafiero senior Cossio, haciendole interrupciones, como
no dejaron habuar al senior Bisbe, que estuvo mais de
tres horas de pie, y creo que s61o habl6 una hora y cuar-
to, porque los compafieros lo estuvicron interrumpien-
do constantemente. El senor Fraile fu& menos inte-
rrumpido y pudo terminar ripidamente. Estoy seguro
que el pensamiento del compofiero senior Cossio del Pi-
no podria desarrollarse mejor y mas rapidamente si no
lo interrumpieran.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua el se-
fior Cossio del Pino.

SR. Cossio DEL PINO): Yo me felicito muchisimo de
la aclaraci6n del distinguido compafiero senior Bias
Roca; pero es que en el Parlamento, precisamente, la
discussion trae la luz. Como en el animo de los que esta-
mos ocupando, en cumplimiento de indeclinables debe-
res, este ciclo del minute que estamos viviendo, lleva el
prop6sito de orientar y ver si es possible levantar la res-
ponsabilidad de todos los compafieros de la Camara,
para que actuemos en favor del pais, pues creia que se
me queria llevar a ese extreme. Para que vean los com-
pafieros hasta d6nde llegan las discusiones que son io-
cuas y no valen, nosotros llevamos 17 afios, por lo me-
nos los leva el que habla, luchando en Cuba pbr ins-
taurar un regimen de alta moralidad y elevados prin-
cipios, y he visto a los 17 afios que aquellos que nos-
otros considerabamos delincuentes habituales, se procla.
man delincuentes y se declaran hombres de respeto...

SR. FRAILE (CARLOS): Una aclaraci6n. Quiero que el
compafiero senior Cossio del Pino aclare ese concept
de que se ha visto que se proclaman delincuentes deter-
minados individuos, porque quiero hacerle una aclara-
ci6n: entire esos no se encuentra el Representante que
habla.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia se une al ruego del senior Fraile, y pide al senior Co-
ssio del Pino que aclare sus palabras, y diga si se re-
fiere a algiin senior Representante; aunque tiene la se-
guridad de que no ha estado en su ainimo referirse a nin-
guna de las personas que tienen el honor de ocupar un
escaflo en la Camara.

SR. CossIO DEL PINO'(ALEJO) : Sr. President: Nun-
ca mejor oportunidad que la que me brinda el compa-
fiero senior Fraile, para proclamar aqui que el hombre
que menos delincuentes ha proclamado he sido yo,
puesto que no he sido juez de ningfin tribunal. Si de
delincuentes aqui se ha hablado, me supongo que no es
esa delincuencia que entra en el procedimiento crimi-
nal, de los sefiores que vulgarmente salen a robar aqui
y alli; yo realmente me ajusto a las palabras que se han
dicho, pero que yo realmente ni afirmo ni mantengo.
Yo no creo que haya declarado a ningun compafiero
delincuente y muchisimo menos al compafiero Sr. Car-
los Fraile.


Senior Presidente: Si las palabras mias pueden las-
Iimar a algdn senior Representante, las doy por retiradas.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presidencia
.gradece en nombre. de la Camara esas palabras del se-
iior Cossio.
Tiene la palabra el Sr. Fraile.

SR. FRAILE (CARLOs): Simple y sencillamente, yo iba
-: aclarar e insistir porque la torma en que habia necho
ii aclaraci6n el companero antes de llegar a sus pala-
iras iinales no satistacian a este Representante, a pesar
e que tenia la seguridad de que en ningdn moment el
..enor Cossio del rino pocia dirigirse a ningun compa-
nero, pero en la forma en que lo nizo talmente parecia
que se reteria a algun congiesista, y como aqui hace al-
gunos moments, el doctor Lopez 1lanco, retinendose
.: los problems burocraticos, a]qo que quizas el hubie-
ia hieclo algunas cesantias, yo cieseaa que se hiciera la
aclaraci6n por el senior Cossio.

SR. IRESIDENTE (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia aclara y espera que el senor Cossio ael Pino no ae-
ec ducas respect ae las palabras vertidas por el senior
L6pez blanco que no envuelven ninguna aelincuencia.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Estin retiradas to-
,as las expresiones. Quizas no me he echo compren-
,ter. Las solhcas rectincaciones son proclamadas por to-
,os, como aecia el Dr. Lone Bertor... -ernaos del vi-
,us de la virtue porque nosotros eramos los que las pro-
JamAbamos.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presidencia
agracece las palabras aclaratorias del br. Cossio del Pi-
,.o. babe la Presicencia que el senior Cossio del Pino es
.espetuoso con tocos sus companeros y no ha querido
aenrlos con sus palabras.

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): El compafiero senior
Iraile ha aeclarado la inconstitucionalicaac del Decreto
atemperantose en una sentencia, y yo voy a atemperar-
ime al libro que 61 lee, en su pagina 226, que dice asi:.
(ice). Luego, mantengo que la vigencia ae ese Decreto
ju e se le acumula al Dr. Grau, porque copia el decreto
anterior, esta vigente desde el afio 1937.

SR. FRAILE (CARLos): Despues de lo que dijo el se-
flor Bias Roca, renuncio a los libros.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia ruega a los seiires Representantes que al hacer uso
ce la palabra eviten los nombres y apellidos para evi-
lar las aclaraciones.

* SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): Yo casi iba a termi-
nar en mas de dos oportunidades porque comparto la
opinion del Sr. Bias Roca. Aqui se ha dicho todo 1o que
-e tenia que decir y nada habri de transformer el resul-
L.do de esta sesion que, desde luego, yo consider que
-cngo que acatar porque el factor num6rico es convin-
cente.

Decia, para terminar,,que esta Ley era una Ley alar-
mista para los que como nosotros nos hemos propuesto
rectificar y reordenar todo aquello que de desorden tie-
nc la organizaci6n political administrative del Estado. Y








42 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA.

como nos hemos propuesto ese elevado empeno y lo ve- y que en esta CAmara no se ha proclamado por nosotros
nimos demostrando con los hechos en los pocos dias sino por los lideres de la Mayoria. Por eso queria ape-
que llevamos en la gobernaci6n del pais, esta Ley nos lai a esa Mayoria que reconoce hasta d6nde l1ega la pu-
alarma porque casi viene a impedirnos estructurar un reza de intenciones del Honorable Sr. President de la
presupuesto con una nomenclatura especifica donde to- Repiblica, que un precepto, no de inamovilidad, por-
dos y cada uno de los individuos que desempefien car- que ya existe, se va a respetar por un precepto que es-
gos se sientan garantizados por las leyes que rigen la tablece sanciones especificas a los Ministros que en este
materia de la Comisi6n del Servicio Civil. Y decia es- process de reorganization puedan delinquir, si han se-
to porque me atemperaba a las frases del Sr. Garcia parade algunos empleados que se pide en esta Ley, no
Ramos cuando sefialaba que en el presupuesto se iba es precisamente que tienen que tener una experiencia
a variar la nomenclatura de la organization administra- extraordinaria deo10 que constitute el iro. de lunio pa-
tiva, y es por eso, pero nunca porque haya habido el ra los hombres de este pais. Podemos argumentar con el
proposito en el Gobierno de hacer esas famosas cesan- ejemplo magnifico y que yo proclamo esta noche aqui,
tias en masa, en lo que no sean cargos burocrAticos ex- de los hombres que regian los destines del pais en aquel
cesivos debidos a razones de indole political que se co- dia feliz para Cuba, para la democracia, en que se res-
rnocen, del pasado, y que aqui se han proclamado, y que petaron todos los principios y todos los derecnos ciuda-
por raz6n de mutilacion de algunos organismos como el cdanos por primera vez en la historic de Cuba; por eso,
ide la "bolita" diaria. Para nadie es desconocido que la. porque asi como ustedes participaron en aquel dia fe-
'bolita" mantenia 600 empleados que no s6 si eran liz e hist6rico para la republica y para la numanidad
necesarios o no, pero que figuran en las n6minas ofi- democrAtica, con aquel concept de la responsabilidad,
ciales y que esa ley les da la oportunidad de mantener- esta mayoria camera que tiene Ia responsabilidad espe-
se en ella porque los declara inamovibles. cifica de lo bueno y de lo malo, no puede pasar por al-
to process en que nosotros estamos empefiados.


Esa Ley viene a pretender impedir cierras reorgani-
zaciones en ciertos departamentos, pero miren si el
pensamiento del Presiciente de la Republica esta recta-
muente inspirado que no establece principios de mili-
tancia political en las designaciones de sus colaboradores
que ahi esti el ejemplo que se puede proclamar, de vas-
to perjuicio para los que opinan que la political debe
coinciclir con los cargos de la burocracia estatal. Ahi es
ta el Director de la Kenta de Loteria, cargo de absolu-
ta confianza que es desempefiado por un miembro del
tartido Democrata. Ahi esti el Jefe de la Oficina de
Importaci6n y Exportaci6n que era un abecedario y ha
sido sustituiio por otro abecedario. Ahi esti la reorga-
nizaci6n admimstrativa del 'Ministerio de Hacienaa,
donde mis de 14 cargos importantes, solamente estin
desempefiados por tres autenticos, uno, el Interventor,
que es un cargo que ustedes saben que en la adminis-
tracion no represent nada; el otro es el Sub-Tesorero
y el otro de Tesorero, y otro de Director del Fondo Es-
pecial de Obras Plblicas. Los demas cargos son desem-
pefiados por liberals, dem6cratas y abecedarios. En la
Ensefianza P6blica, sabemos que el Superintendente
General de Escuelas, que es precisamente uno de los
cargos mas importantes, quizas el segundo cargo, esta
desempefiado por un dem6crata. Saben que de los seis
superintendents provinciales de escuelas estan desem-
pefiados por dos aut6nticos, y los demas por militants
de otros partidos. Luego, ad6nde esti la amenaza que
constitute la administration del Dr. Grau frente a los
intereses legitimos de los hombres que tienen la capa-
cidad del cargo? Se dice o se puede mantener que en-
tre nosotros no hay suficientes hombres capaces para
desempefiar esos cargos? iFalso, falso en pnncipio! Se
mantienen en esos cargo porque el Presidente de la Re-
puiblica esti dotado del mas alto espiritu de justicia que
ha podido concebir cubano alguno en la organization
political y administrative de nuestro pais. He aqui por-
qu6 vengo a negar rotundamente que la organizaci6n ad-
ministrativa pueda tener fines politicos, objetivos para
favorecer a una militancia political determinada. Yo
puedo afirmar esto, y decir hasta d6nde puede llegar
el alto concept de rectificaci6n' en que estin empefia-
dos los hombres que por alguna raz6n circunstancial,
nos sentimos los mas estrechos colaboradores del doctor
Grau en la obra de rectificaci6n en que est, empefiado,


Nosotros somos aqui una minoria en esta Cimara,
pero este no es un caso unico. Ayer el senior Andr6s
Eloy Blanco proclamaba aqui que el gobierno del Pre-
sidente de su pais tenia minoria en la CGmara y sin em-
bargo alli se estaba llevando la political administrative
del Estado a traves del Parlamento con tanta elevaci6n
y con tantos principios democraticos que i6 en la mino-
-ia se sentia regocijado y reconfortado, porque la demo-
cracia estaba sentando alli los mas s6lidos pilares. ZPor
cqu raz6n nosotros en esta oportunidad en que esta
Camara congrega a una mayoria aplastante sobre los
votos que aqui representan ia political orientadora del
gobierno del Presidente Grau, por qu6 raz6n nos nie-
gan la oportunidad de rectificar de una manera honest
cecidida y definitive todos esos errors que proclama el
compafiero senior Fraile por efecto de aquella dictadura
nmilitar que padeci6 Cuba en los primeros meses pos-
teriores al aio 33 y que vino despues innegablemente
traduciendose en un estado de opmni6n responsible en
este process que vivi6 Cuba iltimamente? ZPor qu6 ra-
z6n se quieren empefiar en mantener una cosa que no
puede tener eficacia de ninguna indole, porque no ten-
dri eficacia en las propias proyecciones presidenciales si
cs que el Presidente r. Grau, revestido de su autori-
dad presidential y revestido de sus prop6sitos le otor-
gara un veto a la ley? iAh, entonces, por que ofrecer
a este Congreso que con tanta responsabilidad esta ac-
tuando, el golpe de efecto ante la opinion public de
que se va a entorpecer la labor depuradora de la admi-
nistraci6n pdblica que esti en nuestras manos el propi-
ciar?

El Parlamento es el primer 6rgano del Estado, el ter-
cer organismo viene a serlo el Poder Ejecutivo; pero ac6-
mo es possible que un parlamento que tiene la respon-
sabilidad de regular las leyes y de velar por su eficacia
y su cumplimiento, pueda dictar leyes que maniaten al
Poder Ejecutivo en sus prop6sitos cuando son elevados.
y cuando son responsables?

Yo apelo a la Mayoria de la Cimara, apelo a la res-
ponsabilidad del Parlamento en este minute hist6rico
y le reclamo con el mejor sentido que mis palabras y
mis prop6sitos puedan abrigar, con ese mejor sentido es







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA 43


que reclamo esta noche que no hagan responsible de
cso que puede constituir un entorpecimiento en el fu-
turo para la organization administrative del Estado:
que si es verdad que los cargos pdblicos no van a cons-
tituir en el future problems electorales ni a mantener
mias monarcas, como aqui se ha hablado esta noche, y
cse es el prop6sito que persigue esa ley, por qud raz6n
se va a entorpecer la nomenclatura'del presupuesto que
la vida administrative del Estado require? _Oue el pre-
supuesto esti Ileno de deficiencies? iAh, senores, aqui
esti esa Mayoria estudiando esos presupuestos que en
tempo y forma fueron enviados al Congreso por el Po-
der Ejecutivo!; sobre estos esta la responsabilidad, por-
cque si son buenos o malos de ustedes es la responsabi-
lidad; de ustedes es la responsabilidad de que no se pro-
duzca ningdn desplazamiento; pero es necesario que se
I!egue al principio coordinator de la vida del Estado pa-
ra llenar sus fines, es necesario que se coordinen los prin-
cipios del Estado y que de una manera cierta y defi-
nitiva, de una manera que no quede lugar a dudas que-
de graficado en la conciencia national que la mayoria
del Parlamento, en ningun moment, entorpecerA el
prop6sito noble del doctor Grau y que no se apartarai
de lo que es el indeclinable prop6sito en el cumplimien-
to tambidn indeclinable de los legitimos deberes, en el
legitimo ejercicio de su soberania..Muchas gracias.
SR. PRESIDENT (DE LEON FPENTES): Tiene la pala-
bra a favor del Dictamen y en contra del Voto Particu-
lar, el senior Lorid Bertot.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Seiior President y
sefiores Representantes: Me propongo distraer la aten-
ci6n de la Camara por muy breve tiempo. Ya lo dijo el
senior Blas Roca, y lo dijo con palabras precisas, claras
y rotundas, como si fueran cortadas con una hoz y re-
machadas con un martillo: "el debate esta agotado".
Ya lo dijo: "El debate esti agotado". Qud decir en-
tonces, senior Presidente y sefiores Representantes,
acerca de una material que lo ha agotado todo como con
fino humorismo dijera el distinguido Representante del
Partido Socialista Popular? Pero mi situaci6n se hace
todavia un poco mis dificil, por la cualidad, por las con-
diciones especiales de mi contradictor el senior Cossio
del Pino.
Yo me creia que iba a debatir aqui, e iba a discutir
con un hombre de came y hueso, con un semejante a
mi, y claro esta, aun cuando la diferencia en cuanto a
muchisimos extremes y especialmente en cuanto a la
apariencia fisica es muy distinta, yo pensaba que era un
semejante, que era igual a mi, a pesar de eso y a pesar
de que somos iguales en algunos aspects, me encuen-
tro, sefiores, en que voy a contender con un hombre
que durante diez y siete afios en Cuba ha estado luchan-
do por implantar un regimen de alta moral; es decir:
voy a contender con un ap6stol de la moral...

SR. Cossio DEL PINO (ALEJO): MMe permit una in.
terrupci6n?
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Con much gusto
voy a conceder la interrupci6n al distinguido compafie-
ro y todas las interrupciones que se me quieran hacer. A
mi me complacen much las interrupciones; las inte-
rrupciones son el verdadero colorido del parlamento,
pero eso si, la responsabilidad de la extension de mi dis-
curso depend de las interrupciones.


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra para una interrupci6n el senior Cossio del Pino.

SR. Cosslo DEL PINO (ALEJO): Quiero aclarar al
compafiero Lorid Bertot que yo soy un hombre de car-
ne y hueso exactamente igual a 61, en lo lnico que te-
nemos diferencia es en la promocion political. El se pro-
movi6 en un ambiente completamente distinto al mio
y yo tengo en este process en que estoy empefiado des-
cie hace 17 afios, una responsabilidad moral extraordi-
naria, que es el compromise que tenemos contraido los
ce mi promocion con los muertos y con los caidos en
el largo sendero de nuestro empefio. Pero desde luego,
quiero para acumular un poco de mis razones, que el
compafiero Lorie Bertot recuerde mi paso por la vida
p6blica, que es corto y se inici6 en el Ayuntamiento de
1i Habana y desde alli aca es una pagina totalmente
blanca.

SR. PRESIDENT (DE LEON FPENTES): Continla en
el uso de la palabra el senior Lorid Bertot.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Agradezco la acla-
raci6n del distinguido compafiero. No discuto que su
breve vida p6blica sea una pagina blanca; pero me ha
complaciclo su interrupci6n, y me ha afirmado lo que
acababa yo de decir que 61 ha luchado intensamente
durante 17 afios en los aridos caminos de la political, y
que cuando ha querido poner un poco de colorido pa-
Letico en su aclaraci6n, na invocaao a los muertos y a
las victimas...

Se ha afirmado tambidn la promoci6n, y si no es lo
contrario, se esta pasando un rato desagradable con la
clocuencia de mi pobre y modest palabra.

Sefiores: Esta Ley qud clase de Ley es? Qud ma-
ieria contiene que ha producido cosas extraorclinarias
en el Parlamento?
Lo primero que hemos advertido es que ha tenido vi-
sitantes ilustrisimos durante el debate. Y no me retie-
ro al poeta Iloy Blanco, porque como es natural se
trata tambidn de una figure ilustre de la political, de la
revoluci6n y de las letras. Me voy a referir a otras fi-
guras hist6ricas que..han sido evocadas aqui por la pa-
labra arciente de los tribunes y por la palabra reposa-
da de los parlamentarios, y que nan sido, desde luego,
visitantes a nuestra sesi6n.

Yo tengo una pequefia list aqui que complaceria a
cualquier cronista social.

Despuds del senior Eloy Blanco, convocamos la pre-
sencia de Hamlet. Yo fui el responsible de haber trai-
do aqui al Principe de la Duda. i a en esas invocaciones,
el senior Buttari nos trajo al Presidente Jackson, e in-
inediatamente el senior iisb6 invoc6 al Key Leopoldo,
al elegant soberano de los belgas; despuds Fraile, claro
esta, jurista ilustre, nos trajo Papiniano, y por ultimo,
el doctor Bias Roca...

SR. ROCA (BLAS): Nada de doctor, zapatero, senior
LoriC Bertot.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO) : Doctor en parla-
mentarismo.








44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

Bias Roca, repito, nos trajo el sol, el cielo y nos di6 Continfia en el uso de la palabra el senior Lori6
una lecci6n de astronomia. Bertot.


Y yo me pregunto: Qu clase de Ley es esta que
provoca todas estas invocaciones v nos trae a los muer-
tos y a las victims y personajes hist6ricos, y a los hom-
bres de la leyenda y de la historic?

Entonces, sefiores, permitidme a mi, tambi6n, que
tiaiga otra figure, a otra figure que creo no desentona-
na en este ambiente. Lejos de ello, es una figure que
se cita continuamente en la political: La figure de Ma-
quiavelo.
Y ya tenemos aqui, tambi6n, de visit, a Maquiavelo.

Cabe, pues, que recuerde un consejo que 61 le daba
a su Principe: Ustedes saben perfectamente que una de
las obras fundamentals de Maquiavelo es 'El Princi-
pe". Versa ella sobre consejos sencillos, consejos ino-
centes e ingenuos, que daba a su principle.

Desde luego, todos queremos granjearnos el favor
del principle, y los autdnticos han querido granjearse el
favor de su principle, que no es otro que el doctor Grau,
y para obtenerlo le han ofrecido su doctrine y la elo-
cuencia de sus palabras.

Decia Maquiavelo a su principle: "En todas tus re-
laciones con tus subditos, puedes coaccionar sus pen-
samientos, puedes violentar sus sentimientos y sus ideas
religiosas, puedes hasta herir su honor; Ah!, pero cuida
much de lastimar los intereses materials de los hom-
bles, amado Principe!"

SR. RODRIGUEZ (PRlMITIvo): Yo suplicaria muy cor-
t~smente al ciustico y distinguido compafiero que esti
en el uso de la palabra, que diga a este modesto hijo
del pueblo, en que pagina y en qu6 parrafo se encuen-
tran esas manifestaciones a que alude.

SR. PIEDRA (PRISCILIANO): Sr. Lori6, contestele, por-
que si no lo tirara por la ventana...

(Risas en todo el hemiciclo)

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Sres. Representan-
tes: Oportunamente contestare al distinguido y exal-
tado miembro del Partido Revolucionario Cubano.


SR. PENDAS (PoRFIRIO): Sefior Piedra: Maquiavelo
era blanco pero con el alma negra, mientras que usted
es negro con el alma blanca.

SR. PIEDRA (PRISCILIANO): Sr. President, yo me re-
tiro del sal6n para asi complacer al senior Blas Roca.

(Risas)

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continufa en
el uso de la palabra el senior Lorie.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Maquiavelo decia, y
tenia raz6n, que rozar siquiera los intereses materials
de los hombres es peligroso y alarmante, aunque a la
verdad yo no me explico...

SR. DIAz RODRIGUEZ (LOMBERTO): Sr. President:
Yo quisiera aclararle al compafiero que las frases del
compafiero Prisciliano de que le habian anunciado que
lo lanzaria por la ventana no es de trascehdencia y peli-
grosa, sino de un sentido jocoso; y al compafiero Lori6
Bertot, que entiendo que hablar de intereses materia-
les tampoco encierra peligro de ninguna clase.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua en
el uso de la palabra el sefior Lori6 Bertot.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo agradezco since-
ramente a S. S. la informaci6n porque a la verdad ya
estaba teniendo temores; pero ya mas tranquila mi con-
ciencia y ademis encontrandome lejos de una venta-
na, voy a proseguir.

Teniamos, que no se puede rozar intereses materia-
les, porque cuando se trata de una material como esta
de la burocracia, de la pobre burocracia, sucede con to-
do esto, cosas extraordinarias. Y es natural que ello sea
asi, porque despues de todo hablando no en ap6stol si-
no con la palabra sencilla de un hombre que esti en
contact intimo con la realidad de la vida uqu6 es si no
todo este problema de la burocracia, de la Carrera Ad-
ministrativa sino un problema de reparto del botin del
vencedor?
SR. LEON (RUBEN): Para una aclaraci6n, senior Pre-
sidente, pido la palabra.


SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo quisiera saber, senior Lo- S. PRESIDENT (DE LEON FUENTES) : Tiene la pala-
rin Bertot, si el Maquiavelo suyo es Prisciliano... bra el senior Le6n.


(Risas).


SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Por ejemplo, en la
edici6n que yo tiltimamente lei, que es un libro tra-
ducido, y hay muchas traducciones, esti en la pAgina
14, linea tercera.
SR. PIEDRA (PRISCILIANO): Maquiavelo era blanco.

(Risas)

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Ruego a los se-
fiores Representantes que no entablen dialogos, y que
al usar de la palabra, la soliciten de la Presidencia.


SR. DE LEON (RUBEN): Sr. President y sefiores Re-
presentantes. Yo una vez mis me sentiria muy satisfe-
cho y se comprobaria hasta la saciedad, que las palabras
vertidas por el compafiero Presidente se habian com
probado una realidad congressional. Existe aqui una per-
fecta compenetraci6n si cabe de orden afectivo, que per-
mite que un novel congresista pueda dirigirse, no con
el prop6sito de interrumpir de un modo sistemitico a
personas de tanta relevancia como el senior Lori6 Ber-
tot, que maneja con sabia elocuencia y, mas que con sa-
bia, con elocuente palabra, todo lo que a legislaci6n se
refiere en este caso burocratico; pero mi sugerencia a
los congresistas que me escuchan la vais a oir, de un
modo mas especifico; el propio compafiero, en la ab-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 45

soluta seguridad, no porque de ello dude, que vera en no como una siplica que vienen a hacerle de buena
mis manifestaciones ese deseo que he venido preconi- fe estos compafieros suyos, ese prop6sito mio, basado
zando ingenuamente. Pens6 y acabo de decirlo, que en consideraciones de caricter trascendente, pudiera
acaso no debieramos ser tan ingenuos cuando se trata plasmarse en cualquier proposici6n eclkctica para que
de dirigirnos a hombres tan responsables como los que sirviera de base a la solution que en definitive pudie-
integran por derecho propio y prestigio que los enaltece ra encontrar este Congreso.
esta Camara de Representantes, que hoy esta en asam-
blea constituida para tratar uno de los problems mAs Mi idea, compafieros, es la siguiente: Por qu6 es-
escabrosos que se han presentado en la Legislatura que ta Camara no suspended la legislaci6n que se preten-
iniciamos hace pocos dias. de realizar esta noche de la inamovilidad de los em-


Ruego por tercera vez, a quienes han demostrado su
amabilidad para este congresista que me permitais de-
cir algunas palabras en relaci6n con la idea que tengo
nacida en ese entusiasmo que antes califique de inge-
nuo, pero que ahora observando con seguridad el an-
helo que todos tenemos de buscar una soluci6n just
a este problema, porque acaso el debate puede encau-
zarse en un turno l6gico dentro de lo il6gico que pa-
rece estar manifestandose, cuando estamos discutiendo
algo que a simple vista y en lo superficial, pudiera re-
presentar el interns de quitar a unos para poner a otros.

Mi prop6sito de un modo mis concrete es el siguien-
te. Acaso yo aparezca esta noche aqui, porque estando
desde que empez6 la sesi6n necesitado de ausentarme
supliqu6 a los orientales que teniamos que ir a Palacio
a cumplimentar una orden del Ejecutivo, acaso yo ven-
ga a aparecer como vulgarmente se dice en la voz de la
calle, que muchas veces result ser ley supreme en los
anales politicos, tal vez aparezca. yo como cay6ndome
del nido, por legar tarde; acaso inclusive est6 ya can-
sando a mis compafieros y quizas en el orden legal es-
t6 fuera del Reglamento. Mi prop6sito era el mismo
que me trajo un dia a la Camara de Representantes y
me reuni6 con un grupo de compafieros y les dije las
palabras que mal hilvanadas tuve que pronunciar con
un poco de precipitaci6n y con el natural nerviosismo
que tiene que overarse en quien como yo soy nuevo
en estas cosas, y debe enfrenfarse con la experiencia que
tienen los compafiros que en muchas ocasiones aqui
han hecho uso de la palabra.

Concretando mi idea, este problema burocritico, pa-
sa los limits de la acci6n political de los partidos, pa-
sa los limits de la acci6n personal y de la accion parti-
darista, en mi criterio y lega a ser algo asi como una
necesidad national, sin que esto quiera en modo algu-
no decir que esta necesidad Ileva implicita una repre-
si6n agresiva contra la actual burocracia en los distin-
tos Ministerios.

Los compafieros aut6nticos que hicieron antes que yo
uso de la palabra, trataron de demostrar, aunque su pa-
labra elocuente no lo lograra, a pesar de la buena fe que
a todos nos anima, la necesidad de buscar una soluci6n
arm6nica a un problema tan complejo. No se trata de
ir contra todo, ha dicho el Honorable senior Presidente
de la Repiblica; no se trata de ir contra todos decimos
nosotros los representantes del gobierno en la Camara;
se trata de buscar un amparo al Ejecutivo, para que 61
pueda tener un poco de facilidad en el desenvolvi-.
mieno de su plan de gobierno que en el Mensaje que
enviara al Congreso ofreci6 a la Naci6n.

Y ese prop6sito, que yo le suplico al compafiero
Carlos Fraile, que tome en consideraci6n, aunque el
Reglamento acaso no lo autorice, como enmienda, si


pleados p6blicos, dejando la segunda idea para un t6r-
mino perentorio de dos o tres meses y permitiendo
una remoci6n burocratica que tenga los limits si-
guientes: que esta remoci6n no afecte a los funciona-
rios del Estado que tengan 20 afios, quizas hasta 15
afios, en el desenvolvimiento de la cosa administrati-
va, y ademAs, que en la pr6xima Ley que la Camara
de Representantes tendra que aprobar, en un plazo
que, como sefial6 antes, no debe ser mayor de 4 me-
ses, esa Ley Orginica, esa Ley de la Carrera Adminis-
trativa, Ileve entire sus postulados esta idea, que pue-
de ser aceptada por todos los congresistas que me es-
cuchan y a6n por los que no estan presents en la dis-
cusi6n de asunto tan trascendental?

ReconozcAmoslo desde ahora, suspendiendo este
Proyecto de Ley, y yo le suplico al compafiero senior
Fraile que yea la sana intenci6n de mis palabras, que
esa pr6xima ley lleve un articulado donde se reconoz-
ca a los funcionarios del Estado, que han estado mAs
de 5 afios en el ejercicio de sus funciones, 5 o hasta 10
puntos en los eximenes que dentro de la Carrera Ad-
ministrativa seguramente se han decelebrar. jCon qu6
objeto? Y ya esoy hablando con un poco de precipi-
taci6n, porque temo que no se me interpreted bien y se
me trate de interrumpir, porque realmente pudiera es-
tar pasindome del horario.

Mi idea, compafieros, es muy sencilla: suspenda-
mos, en definitive, todo lo que pueda significar inamo-
vilidad de los empleados pdblicos, y tomemos un
acuerdo respect a una ley que establezca desde ahora
que no se puedan mover a los funcionarios del Estado
que lleven zo afios en el ejercicio de sus funciones, y
desde ahora aprobemos, compafieros, algo que es vi-
tal, que demuestra la buena fe del Gobierno, que de-
muestra la buena fe de los bancos que representamos
al Gobierno: reconocerles a los funcionarios actuales
que pasen de 5 afios, que tendrin una puntuaci6n ma-
yor cuando vayan a examinarse en los tribunales que
se creen para la Carrera Administrativa, porque todos
nosotros reconocemos que muchos han estado cum-
pliendo con su deber, aunque hay muchos tambi6n
que no lo han sabido cumplir.

Pero no es just, no es human, cuando se preten-
de por los compafieros interrumpir la acci6n del Ejecu-
tivo, impedir que los hombres que han luchado con
capacidad y con prestigio dentro de una organizaci6n
political, puedan ahora encontrarse con el valladar in-
franqueable de que el Congreso de la Rep6blica, des-
pues de afios sin haber legislado sobre la Carrera Ad-
ministrativa, se lo impidan. SHasta d6nde pregun-
to yo- el pueblo de Cuba,, que durante 11 afios estu-
vo esperando la victoria del senior Grau San Martin,
1- victoria del Autenticismo, va a abstenerse de saltar
tales obstaculos, por altos que sean? pues por encima
del obsticulo de las eyes, esta el derecho inalienable








46 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

de las grandes masas populares, que claman ahora, con luci6n y a la Rep6blica, en destacadas posiciones. Por
tanta justicia como la que ustedes defienden, porque tanto, no se le puede considerar como un novel. Lo
ellos tengan tambi6n su oportunidad de defender al sera en el Parlamento, pero no en la organizaci6n ge-
Estado cubano. neral del pais. Y ahora voy a contestar los tres ruegos
clue integran su interrupci6n; voy a contestar especifi
Vean, y voy a terminal, c6mo mi idea no es ir con- camente las tres cuestiones. Pero, antes de contestar,
tra nadie. Demos facilidades; pero esta Mayoria con- hay que hacer una aclaraci6n. El senior Rub6n de
gresional, con el gran sentido de responsabilidad que Le6n viene de Palacio, y todo el que sale de Palacio,
tiene, debe comprender hasta d6nde es grave imposi- aale siempre optimista... (Risas). Ustedes conocen
bilitar que el Ejecutivo Ileno de las mas sanas inten- que es un lugar. com6n, y sobre todo, lo conocen me-
ciones, realize la obra de Gobierno que el pueblo de jor los periodistas, que cuando sale un personaje de
Cuba le ha encomendado. visitar al Presidente de la Repdblica, sale siempre son-
riente, y cuando le preguntan los periodistas: "jTiene
Ojalh mis palabras, mal hilvanadas, repito, porque algo para la publicaci6n?", contest: "Me siento op-
vienen de quien ha estado laborando durante largas timista". (Risas). Claro esta, 61 se ha contagiado y
horas sin tener tiempo de descansar; logren que esta nos ha traido aqui ese optimism, porque si esas pa-
Mayoria se convenza de que el problema es grave, que labras de Rub6n de Le6n, tan generosas, tan Ilenas de
necesita por todos ustedes un razonamiento ecuAni- 3incera emoci6n, respondieran al criteria del Honora-
me, y no lancen su mayoria sobre nosotros, no lancen ble Sr. President de la Republica que le acabara de
sus votos contra nosotros. Est6dienlo con ecuanimi- hacer esa manifestaci6n, al criteria no, porque el cri-
dad. El compafiero sefior Lori6 Bertot hablaba de ;rio del sefor Presidente de la Rep6blica lo conozco
Maquiavelo; pero el compafiero tambi6n podia hablar muy bien, y me he de referir al criteria del senior Pre-
de Terencio, y Terencio dijo, como gran fil6sofo: "To- sidente de la Republica y voy a destacar aqui la con-
do lo human me lo explico". Yo, como human, me tradiccion enorme que existe entire su pensamiento y
explico la actitud de la Mayoria; pero como human, mus nobles intenciones con lo que hacen algunos de
la Mayoria tambi6n debe conocer las razones de un sus colaboradores.
pueblo y las razones del Ejecutivo y las buenas inten-
ciones del compafiero que ha tenido la satisfacci6n de SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Me permit una in-
que la Presidencia le concediera el uso de la palabra. terrupci6n?
SR. ROCA (BLAS): Para una cuesti6n de orden, se- SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): El senior Lo-
fior Presidente. ri6 Bertot desea que le permitan terminar sus palabras.


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra para una cuesti6n de orden.

SR. ROCA (BLAS): iDebe entenderse que el compa-
nero senior Rub6n Le6n ha planteado la suspension
del debate hasta dentro de tres meses, respect a esta
Ley?
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia ha entendido que lo que propone el senior Le6n
es que se hiciera una legislaci6n dentro de tres meses
sobre la Carrera Administrativa.

SR. ROCA (BLAS): Le pregunto por esto: si las in-
terrupciones siguen como van, estaremos much mAs
de tres meses, y no hay que asustarse por eso, antes de
aprobar la Ley.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua el
senior Lori6 Bertot.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Agradezco profun-
damente la interrupci6n del Representante del Parti-
do Revolucionario Cubano. Lo agradezco, en primer
lugar, porque al citar a Terencio, me ha hecho recti-
ficar una omisi6n injusta: al oir citar a Terencio me olvi-
daba de que tambi6n ha estado en esta sesi6n Bena-
vente, evocado por la palabra pulida y fina del Repre-
sentante L6pez Blanco. Doy, pues una explicaci6n a
Benavente, a Marino L6pez Blanco y a Terencio, y
voy a contestar la interrupci6n del distinguido com-
pafiero senior Rub6n Le6n. El se ha calificado de no-
vel, de inexperto. Yo no creo que lo sea, porque ha'
demostrado en el curso de su interrupci6n que tiene
habilidad y, ademas, ha prestado servicios a la Revo-


SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo aplazo la inte-
rrupci6n porque me van a confundir y vamos a ir por
orden. Yo ruego que se me deje terminal.

Decia que el optimism del senior Rub6n de Le6an
responderA a promesas que le hubiera hecho ahora el
sefior Presidente de la Rep6blica y que 61 hubiera tras-
mnitido "sotto voce" en los oidos presidenciales. En-
tonces el problema variaria, pero el distinguido Repre-
sentante del Partido Revolucionario Cubano nos di-
ce: "No discutan esta Ley, no aprueben esta Ley, va-
mos dentro de tres nieses a hacer una legislation en
que se regule y se garantice los derechos de los em-
pleados publicos." iMuy bien! Pero nosotros creemos
que no podemos complacer al senior Rub6n de Le6n,
que tenemos que llevar adelante esta legislaci6n, que
no es una legislaci6n alarmista como ha dicho el dis-
tinguido Representante de la Minoria. iNo! Esta ini-
ciativa feliz del distinguido parlamentario Sr. Fraile
no puede calificarse con acierto como un Proyecto de
Ley alarmista, en primer lugar porque, ciertamente,
es muy dificil que con las cosas que estin ocurriendo
en Cuba desde hace tiempo, pueda una legislaci6n co-
mo esta alarmar a nadie y much menos si se trata de
una Ley inocua. Este proyecto, esta Proposicion no
es una proposition de character politico ni de caracter
electoral, esta proposici6n no es una bravuconada de
b. Mayoria que quiere arrojar sus votos sobre la Mino-
ria gubernamental. iNo, sefiores Representantes! Es-
ta Legislaci6n es una reacci6n, pero no reacci6n en el
sentido que la sensibilidad revolucionaria pueda inter-
pretar, es una reacci6n defensive del Congreso, es de-
cir, de la Mayoria contra derechos conculcados, contra
violaciones constitucionales flagrantes y con esto si se
produce una alarm en el territorio national.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 47

He llegado ya a lo que es la primera parte de mi dis- dos encontrar una soluci6n a ese grave problema cuba-
curso y es la raz6n de ser de esta Ley. Por qu6 ha apa- no que no se resolvera ni much menos, con la susti-
recido en el hemiciclo este Proyecto de Ley? Pero an- tuci6n totalitaria, permitaseme la frase, de la actual
tes de seguir, sefiores Representantes, tengo much burocracia, por la burocracia que nosotros se calcula
gusto en oir las intrrupciones de mis compafieros. o suponen pudieramos poner. No es esa la intenci6n
compafiero Lori6 Bertot, lo que se busca es algo mis
SK. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): El senior Ru- profundo, algo que nos acerque mas a la realidad, a
b6n de Le6n habia solicitado con anterioridad una la entrafia de nuestro suelo, que nos conduzca a que el
interrupci6n que el senior Lori6 le habia negado. Se pueblo cubano no tenga que defender de la burocra-
la concede ahora, Sr. Lori6 Bertot? cia. Por eso sostenia la frase que parecia just y razo-
nable; nosotros comprendemos la preocupaci6n que
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Con much gusto. pueda tener un ciudadano que actualmente ocupa un
SR. PRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Tiene la pala- modesto puesto del Estado, lo comprendemos nos-
bra el Sr. Rub6n de Le6n. otros, por eso decia que era humanQ pensar en ese
problema grave; pero ese no es un problema del go
SR. DE LEON (RUBEN): Sr. President y sefiores Re- bierno del Dr. Grau, ese no es un problema de la Re-
presentantes: Compafiero Lori6 Bertot: contestando pu'blica. Es a todos nosotros los congresistas a quie-
la pregunta que usted me hacia con respect a mi op- nes nos corresponde luchar por ayudar a ese gobierno,
timismo, debo decirle, a fuer de hombre sincere, que al que fuera gobierno a buscarle la soluci6n de ese pro-
yo soy un absolute convencido del optimism; per- blema que muchos hombres estadistas que conocen de
tenezco a una escuela, quizis el compafiero especiali- nuestras verdaderas necesidades han querido encon-
zado en grandes problems de tipo sociol6gico y ps- trar. Vamos no a buscar una soluci6n parcial de un
col6gico la conozca. En los Estados Unidos permi- problema que puede confrontar el gobierno, por la
time la disgresi6n, siempre result ameno dirigirse al aDetencia justa y 16gica de los hombres que son repu-
compafiero Lori6 Bertot- form parte de una Asocia- blicanos, de las mujeres que son aut6nticas; no es ese
ci6n que existe en el Estado de la Florida, que pre- s610 el problema.
cisamente Ileva como titulo "La Asociaci6n de los
Hombres Optimistas", por cierto que el Presidente de Cu nto anhelo, cuinto deseo yo tener mi voz hoy
esa Asociaci6n, lo era, en a oca en qu yo vivia en mis potent, star mas cargado de energia, poder con-
esa Asociacion, o era, en la poca en que yo vivia en tar con el juvenile arrest que en otras ocasiones me
el exilio, el actual Vicepresidente de la Republic2 tar conee juvemil a arrest que en otras ocasiones me
el exilio, el actual Vicepresidente de la Repdblica ha acompafiado,-para llevar al animo de los legislado-
americana Wallace. Pero mi optimism, compafiero res que lo que estov manifestando, lo digo a pulm6n
LoriC y por eso tantas veces solicit la palabra a vir- batiente, es un criteria optimist, porque no me cabe
tud de ruego, no es un optimism de palacio, que na- duda que mi criterio seri bien entendido sempre, 0
cce de una entrevista ahora incidental con el Presiden- mi criterlo seri bien entendido siempre,
te de la Rpiiblica; es un optimism que nace de la in- interpretC esta noche, lo interpretC ayer, y lo interpre-
terpretaci6n que yo le doy al pensamiento, que conoz- tedad siempre, que el compaiero Loritam Bertot youe en
co, del Presidente de la Repiblica y el criterio una- edad supongo me iguala, tiene tambiCn como yo el
nime que tienen mis compafieros del Congreso. Cuan- deseo de que el problema se termine definitivamente,
do dije aqui que teniamos un sentido human de la sara que cuando venga la Carrera Administrativa, Cu-
ba estCi como lo han deseado muchos cubanos, no
cuesti6n, no usC la frase human por una simple ar- e sefalarlos para no halagarlos,no pretend el
gucia political, lo dije con toda propiedad. El sentido iero sefialarlos pra no halagarlos, no pretend
human nuestro nos hace comprender que las necesi- ue habla encontrar solucin para Cuba, no preten-
dades econ6micas de nuestro pueblo han hecho, des- h encontrar solu n para el Gobierno! Estoy seguro
graciadamente de nuestro pueblo, un pueblo que en cue cuando la capacidad de mis compaeros compren-
el 80 por ciento vive de la burocracia. Sana intenci6n ue cuando la capaidad de mis compaeros compren-
ana ntncn da hasta lo profundo de mis palabras, no vean en ellas
la de los legisladores que me escuchan, sana intenci6n efectismo politico, sabrIn que ustedes primero que yo,
tambiCn la del gobierno del Dr. Grau que preside la seg mente poirqe a ustedes a cpid l os aom
naci6n, de buscarle, compafcro Loric, una soluci6n a seguramente porque a ustedes la capacidad los acom-
nacion, de buscarle, compafiero Lone, una solucion a ,
ese problem Daa, ayudaran a que en Cuba no tenga necesidad el
ese problema que ioa veido tenienm o exn los iamosn hombre ni la mujer de defender tan s6lo de un pues-
te del Gobierno de Batista, odriamos remontarnos, y to burocratico, sino que pueda encontrar sostCn y sen-
cl Gobir de Batta, podriamos remontarnos, tirse feliz porque vive en un medio done la econonia
decir a ls 1tim 20 afs de la Repblica, una pro- est en alto v la personalidad international se sostie-
porcion gigantesca que hace temer por la verdadera e y done el cubano no necesitar ir detris del po-
personalidad econ6mica de nuestro pals. El problema io para que le ofrezoa un puesto.r ir de de
de la burocracia, compafiero, no debemos irlo a bus- litcopara que zca un
car, he dicho en otras ocasiones,' no debemos ir a SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo habia sospecha-
buscar interpretaci6n a este problema politico el afio do y me he convencido de ello, S. S. SospechC que era
33, acaso tengamos que remontarnos mis allA y tenga- un gran optimista y hemos visto que pertenece a la
mos que encontrarlo en el crac econ6mico que sufri6 Asociaci6n de los Optimistas que seguramente prac-
Cuba a raiz de la guerra del afio 18, aquel crac azu- tica la filosofia pura, casi candorosa, de Marden. Bien,
carero hizo de Cuba un pais pobre, Cuba vivi6 den- pero es que no me convince ese optimism, y en este
tro de la inflaci6n econ6mica a que nos habia condu- caso no puedo complacer a S. S. por ahora. Le prome-
cido la mala political azucarera. Desde aquella 6poca to prestarle mi concurso cuando traiga aqui al seno de
Cuba viene viviendo desgraciadamente dentro de un esta Cimara esa legislaci6n a que 61 se refiere que va
pioblema de tipo burocritico. jQu6 pretendemos hoy? a resolver el problema econ6mico de Cuba para que
2Qu6 han pretendido los Gobiernos de buena fe? Mu- no sea un pais eminentemente burocr;tico. Tenga la
chos hombres que estoy seguro se sientan en los ban- seguridad el compafiero que contara con mi modesto
cos de la oposici6n, han pretendido, pretendieron to- aporte.








48 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
c -- -~- -~-. .I


SR. RIVER SETIEN (MANUEL): iMe permit una
interrupci6n el compafiero?

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Rivero Setien, para una interrupci6n.

SR. RIVER SETIEN (MANUEL): Sr. President y se-
fiores Representantes, se ha hablado a lo largo de es-
te debate de la Constituci6n, de la Ley del Servicio
Civil, del C6digo de Defensa Social y de todas las le-
yes de tipo constitutional que pueden tomarse como
argument para defender o para impugnar la ley que
se debate. Pero el Representante Lorie Bertot, en un
moment para mi felicisimo, de su intervenci6n, ha-
blaba del pensamiento del Presidente Dr. Ram6n
Grau San Martin.

Yo creo, senior Presidente y sefiores Representantes,
que si se sostiene, como se ha sostenido en mis de una
ocasi6n en esta Camara por los distintos lideres de to-
dos los partidos y en particular por gran nuimero de
Representantes, que el moment que vive Cuba, que
el moment que vive el mundo es un moment quc
pudi6ramos considerar de transition political, lo pri-
mero que debiamos haber hecho v fundamentalmente
debian haber hecho los miembros de la Mavoria dc
esta Camara era preguntar cual es el pensamiento po-
litico del Dr. Grau San Martin, Presidente de la Re-
piblica.

Compafiero Lorie Bertot, el Dr. Ram6n Grau San
Martin y con el Dr. Grau San Martin un grupo de cu.
banos que representamos en estos bancos del gobier-
no se sabe interpreted de que el primero de junio nc
triunf6 un partido politico en Cuba, que el primerc
de junior lo que triunf6 fue un movimiento de carac-
teristicas sociales, political y econ6micas, movimientc
que desde hace much rato este pueblo inicio quizza
alla por el afio de 1923, y aqui se ha dicho y es verdad:
que no fueron s61o los aut6nticos y los republican,
los que votaron por el Dr. Grau San Martin, no poi
el Dr. Grau San Martin votaron los que supieron in-
terpretar ese movimiento que esti viviendo el pueblo
cubano, y el Dr. Grau San Martin se siente intorpre-
te de ese movimiento de nuestro pueblo. Si el prime-
ro de junio el pueblo cubano sin pensar en partidos,
sin pensar en maquinarias political, sin oponerse si-
quiera a la raz6n de la fuerza que pudiera impon6rsele
fue a las urnas v llev6 al Dr. Grau San Martin a la
Presidencia de la Reppblica, los Representantes Co-
munistas, los Representantes Dem6cratas, los Repre-
sentantes Liberales, los Representantes Abecedarios y
en lltimo t6rmino nosotros los Representantes repu-
blicanos y aut6nticos debemos preguntar cuil es el
pensamiento del doctor Grau San Martin. Y el pensa-
miento del Dr. Grau San Martin, senior Presidente y
senores Representantes, no puede ser otro que el de
cumplir cabalmente esa encomienda, ese compromi.
so que d tiene contraido, que no es el de la apetencia
burocratica de los hombres del Partido Republicano ni
de los hombres del partido autentico, sino que es un
compromise contraido con el pueblo, con el pueblo
todo de Cuba, que se le d6 oportunidad p:ara que el
equipo de la gobernacidn del pais llamacdo burocra-
cia, pueda responder a su plan de Gobierno, y yo me
sumo a ese ruego cordial que hacia el senior Ruben de


Le6n de que los sefiores de la Mayoria no se abroque-
len en la fuerza de los votos, porque la fuerza de los
numeros no da la raz6n. Lo dijo el pueblo cubano
muy recientemente: la Coalici6n Socialista Democri-
tica nos llevaba una montafia de afiliaciones y el pue-
blo cubano no se sum6 a la Coalici6n Socialista De-
mocratica.

Yo pido, repito, que esta Camara en un ambiente
de serenidad, y haciendo buena la palabra de los li-
deres del dia en que se inici6 la Legislatura, estudien
y pregunten cuil es el pensamiento del doctor Grau y
si de verdad estin de acuerdo en cooperar con el Po-
der Ejecutivo para encaminar a Cuba por causes que
eleven a nuestra nacionalidad, yo tengo la seguridad
que los Representantes de la Mayoria no aprobarin
este proyecto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continua en
el uso de la palabra el sefJor Lori6 Bertot.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Decia, senior Pre-
sidente y seinores Representantes, que el Proyecto que
se debate no es una Ley alarmista; es una Ley que re-
fleia la reacci6n frente a los hechos, y frente a la le-
gislaci6n; y que si ha producido alarma no debe ser
asi, porque esta Ley va contra la alarma y contra el te-
mor; no es una Ley que pueda inspirar temor. Es to-
do lo contrario; y cuando yo iba a empezar a estudiar-
la, muy ligeramente, por cierto, pues me iba a refe-
rir a dos problems nada mns, la raz6n de ser de esa
Ley y su verdadero alcance y sentido, surgeon otras cosas.
el Congress en el Dr. Grau San Martin; pero que el
imperative categ6rico que nos llev6 a todos a votar esa
Ley primero en el Senado y despues en la Cimara, era
la necesidad urgent del pueblo de Cuba, que deman-
daba la aprobaci6n de esa Ley.

Nosotios no podiamos, nosotros teniamos un com-
promiso contraido con el pueblo de Cuba,,puesto que
nosotros somos sus mandatarios y estamos obligados
a legislar y vertebrar leyes que sirvan para remediar sus
necesidades.

Para remediar esas dificultades de caricter de emer-
gencia, que requerian las necesidades del pueblo de
Cuba, canalizadas a trav6s del Ejecutivo, hay que ha-
cerlo por medio de 6ste, y en esta oportunidad esta-
ba el doctor Grau al frente de ese Poder Ejecutivo.

Efectivamenta, la Cimara vot6 y deposit su con-
fianza en el Poder Ejecutivo y por boca mia felicit6
al President de la Camara de Representantes, al
President de la Comisi6n de Aranceles e Impuestos
y a los Representantes todos, en general, por la rapi-
dez con clue se trat6 el Proyecto; pero los propios li-
deres recogieron el palpitar de la opinion piblica y
la votaron, porque era, repito, una ley de emergencia
popular y ellos representaban tambien a ese pueblo, y
no olvidando esa representacion votaron esa legisla-
ci6n por el caricter urgent que tenia, para salvar al
pueblo de Cuba, del que son mandataries.
SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Entonces estamos
frente a otra contradicci6n caracteristica del nuevo r6-
gimen, porque mientras el lider del Partido Recolu.
cionario aqui niega que niuestra cooperaci6n ha sido
sincera, y que tenemos realmente el deseo ferviente






DIARIO DE SiESIONES DE LA CAMERA 49
- m- n--^- -- m -I


de que el senior Grau triunfe, nos dice: No se lo agra-
decemos. Ustedes no han hecho mas que cumplir con
un deber, presionados por el pueblo, es decir para ii
en atenci6n a una necesidad. Y sin embargo, el Pre-
sidente de la Rep6blica, cuando el Presidente de la
Cmrara le llev6 la Ley, le dijo: 'Transmita usted a la
Camara de Representantes mi gratitud por la forma
elevada con que ha procedido ese Cuerpo Colegisla-
dor." Es decir, que el Presidente de la Repfiblica esta
agradecido; pero el lider del Partido Revolucionario
Cubano, no esta agradecido.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Me permife la palabra,
para una aclaraci6n, con la venia de la Presidencia?

Yo quiero aclarar al distinguido compafiero sefior
Lorie Bertot, por el cual en el orden personal tengo
una verdadera simpatia.

El senior Lorie es un polemista distinguido que tie-
no un extraordinario control sobre su pensamiento.

El senior Lori6 Bertot pasa del sentido humoristico
de las cosas, al sentido serio, rApidamente.

Y vo hice esa aclaraci6n, porque estimaba entonces
que el senior Lori6 estaba interpretando seriamente el
problema.

No he dicho que el Presidente de la RepTblica no
agradeciera la funci6n del Poder Legislativo.

Hay una frase del Presidente, en su Mensaje, diri-
gido a nosotros el dia 10 de Octubre, que tiene extra-
ordinaria transcendencia.

Yo acompafid al Presidente de la Camara cuando le
entreg6 la Ley al Presidente de la Rep6blica, y aquel
le pidio a este ultimo transmitiera a este Cuerpo su fe-
licitaci6n por la urgencia con que se habia llevado a
cabo la aprobaci6n de esta Ley.

El President habia dicho en su Mensaje:

"El Gobierno que desde este dia... (lee).

Pues bien, sefior Lori6 Bertot, lo que hizo el Con-
greso al votar esta Ley que yo felicito a la Cimara por
ella, ha sido poner en funci6n, lo que es el deseo del
President de la Rep6blica, unidos en un mismo pro-
p6sito en esta oportunidad el Congreso y el Poder Eje-
cutivo, de resolver realidades que son colectivas; pero
e! compaiiero Lori6 Bertot ha dicho frases que no me
afectan como aut6ntico, sino como legislatorr. El ha
dicho, que le hemos hecho un favor al Presidente de
la Rep6blica, votando esa legislaci6n. No, le hemos
hecho un servicio al pueblo cubano que demand de
nosotros la ejecuci6n de esa media. Pero eso no quie-
re decir, ni yo puedo admitir como legislator aut6nti-
co, que el Congreso se redne para hacer un favor al
President. Eso seria desmerecer la funci6n de este
Congress. Se reune para realizar una funci6n de ca-
ricter social. Y el Presidente de la Repiiblica, que se
siente obligado con, ese pueblo, que cree que recoge
el palpitar y el sentimiento de ese pueblo, felicitaal
Congress por intermedio del Presidente de la CQmara
y especialmente a la Camara, porque cree que la fun-


ci6n social encomendada a ambos cuerpos ha sido rea-
lizada a plenitud y porque cree que con ello se esta
recogiendo el sentir y el pensar del pueblo, tanto por
el Congress como por el Presidente de la Repibhca.
Pero, cr6ame el compafiero, que no consider que con
ello le hemos hecho un favor al Presidente de la Re-
p6blica.

Termino, pues, compafiero Lori6 Bertot, dici6ndole
que no he querido mis que aclarar este punto, por-
que en mi animo no esti mis que la idea de contri-
buir en definitive a la soluci6n de este problema. Pero
he querido aclararle mi pensamiento al compafiero,
porque creo que no quiso entender mis palabras.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo no he hablado
de favors ni de servicios personales. No es possible
que se able en el Hemicic o de favors al Presidente
de la Repiblica, ni a ninguna persona ni a ninguna
entidad; pero lo cierto es que el Presidente de la Re-
p6blica, ha mostrado su agrado, bien sea por la rapidez
con que se ha votado la Ley, o tal vez porque una le-
gislaci6n en que no se ha especificado la forma en que
se va a emplear el dinero o sean los cinco millones de
pesos, sino que se ha hecho en una forma generica, pa-
ra que sea el Presidente quien lo haga, esta demostran-
do la confianza superior que tiene el Congreso en el
President de la Rep6blica; y es por eso quizas, que
este agradecido el honorable senior Presidente, y no
lo agradezcan los lideres autinticos en la Camara.

Pero me propongo terminar. Mi discurso es muy
sencillo. Yo he dicho que esta Ley no es alarmista, que
reacciona contra la alarma, y contra la violaci6n de la
Constituci6n y de las leyes. Y lo voy a demostrar. Dije
que reacciona contra hechos y reacciona contra dere-
chos, es decir contra derechos que violan otros dere-
chos, como es el decreto a que voy a referirme, que
tratando de suplir las deficiencies del anterior regimen,
fu6 a superarlo en sus excess.

He dicho que frente a la alarma producida por los
hechos, reaccionamos, y voy a referirme a esos hechos
y les voy a poner un pequefio titulo.

Primer hecho alarmante; y voy a seguir un orden
cronol6gico -la defenestraci6n de uri miembro dis-
tinguido de la Camara, lo que hemos lamado la defe-
nestraci6n de Primitivo...

SR. RODRIGUEZ (SANTIAGO): Para una aclaraci6n, se-
fior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Rodriguez.

SR. RODRIGUZ (SANTIAGO): Yo he oido Sr. Presiden-
te y Sres. Representantes con paciencia benedictina
durante toda la tarde y noche de hov la palabra en pro
y en.contra, asi como todas las multiples interrupcio-
nes, que se han levantado en torno a este Proyecto de
Ley tan debatido, y que sabemos a plena conciencia
los miembros de la Minoria que habra de ser aproba-
do. Me ha extrafiado extraordinariamente, ,ver la faci-
lidad con que los elements de la Mayoria, estAn ha-
blando constantemente de la alarma que esta ley esta
creando. Y yo me pregunto lo siguiente: El program







50 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


del Partido Revolucionario Cubano al que me honro
en pertenecer, tiene y tenia como tripode fundamental
estos tres postulados; primero: reform tributaria, se-
gundo: supresi6n de impuestos innecesarios, tercero y
fundamentalmente: el adecentamiento de nuestra ad-
ministraci6n acabando con la concupiscencia y el pre-
bendaje en la cosa piiblica de nuestro pais.

Este program durante la pasada campafia pre-elec-
toral se explic6 con lujo de detalles en todos los actos
piblicos realizados por el autenticismo: sobre el insis-
tieron reiteradamente -todos los oradores que honra-
ban la tribune aut6ntica.
Frente a esta part.e del program, el pueblo, como
dijera elocuentemente aqtii un distinguido compafiero,
sin banderias de ninguna clase, ni ideologias especifi-
cas de ninguna indole, en una de las elecciones mas
honradas que presenciara Cuba le di6 su voto favora-
ble al Dr. Grau San Martin, que era el que estaba lie-
vando la voz cantante y primerisima en esta exposici6n
que entrafiaba el program de la Revoluci6n, del Par-
tido Aut6ntico. DD6nde esti, pues, me pregunto yo, si
fueron los votos del pueblo los que ratificaron ese pro-
grama, la alarma de que aqui se habla? Cuil es la
alarma, compafiero Lori6 Bertot? La alarma no es otra
que la de los "botelleros", la alarma no es otra que
la de aquellos que ban llegado a los puestos piblicos
por el favor exclusivamente de determinados politicos
y que quieren mantenerse en las posiciones de la cosa
piublica de nuestro pais en esa forma, y contra todo
principio moral y de capacidad. En lltimo extreme, y
para terminal, yo dgo 6sto porque tengo la absolute
seguridad que si se hiciera actualmente un plesbicito
para ver si el pueblo de Cuba se manifiesta con esta ley
o frente a esta ley, el pueblo enter, que esti con Grau
y frente a los Representantes de la Mayoria, para el
adecentamiento de nuestras costumbres y por el ade-
centamiento de nuestra moral, estaria en contra de esta
Ley y a favor del Gobierno Aut6ntico que no podria
cumplir el adecentamiento y la adecuada honestidad de
la Hacienda P6blica cubana sin la previa eliminaci6n
de todos aquellos que no han sabido ni honrar, ni dig-
nificar el puesto que ocupan en las distintas oficinas
p6blicas, para llevar a los mismos a quienes fueran ca-
paces de coadyuvar a la obra grande del actual Presi-
dente Dr. Grau. He terminado.
SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Para una alusi6n, senior
President.
SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): En su opor-
tunidad.
Continue en el uso de la palabra el Sr. Lori.
SR. LORIEr BERTOT (FRANCISCO): El primer hecho
que nos ha alarmado fu6 la anunciada defenestraci6n,
cuyo sentido voy a explicar. Ustedes recuerdan que des-
pues de la gloriosa jornada del primero,de Junio, hubo
una profusi6n de discursos v en una exaltaci6n de la
oratoria... y como un distinguido miembro de esta
Cimara es orador de elocuencia exaltada, dijo desde
uno de esos micr6fonos fatigados, que se proponia arrb-
jar por las ventanas de los Ministerios a los empleados
p6blicos. ..
SR. RODRIGUEZ PRIMITIVEO): Pido la palabra para
una aclaraci6n, Sr. President.


SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el Sr. Rodriguez.

SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Presumiendo que du-
rante el enconado debate, que pense que seria encona-
do debate, y que afortunadamente, por una de esas co-
sas en las cuales uno aprende bastante, se esti desen-
volviendo con altura exemplar, que habla de la elocuen-
cia extraordinaria, del alto concept que tienen del
Parlamentarismo los distinguidos compafieros que in-
tegran este Honorable Cuerpo, viene desenvolviendose,
repito, de manera que merece el beneplicito de todos
y la admiraci6n seguramente de los compatriotas que
desde las tribunas p6blicas estin contemplando este
especticulo fecundo; pensando, repito, que seguramen-
te habria de hablarse de la expresi6n que metaf6rica-
mente us6 el que habla, al conjuro de la expresion im-
provisada frente a un micr6fono, he traido la copia ta-
quigraficamente del discurso, para ilustrar al distingui-
do compafiero, ironista que maneja maravillosamente
la expresi6n sarcistica, lo que quise decir y lo que dije
de una manera cabal, o, de una manera, mejor dicho,
literal. Dice asi:

(Lee)

A tenor de expresiones escuchadas por el Represen-
tante que habla, a trav6s de las propias emisoras radia-
les, de elements que hacian campaia en favor de la
inamovilidad de los empleados piblicos, fu ,que dije:

(Lee)

Vease, por mis palabras, distinguido parlamentario,
al que he estado, en justicia, alabando con este compa-
fiero de la Mayoria, que no es mIs que el product de
la exaltaci6n pasional de un moment de improvisa-
ci6n tribunicia; pero confirm con mis palabras, por-
que no soy hombre que se retracta con facilidad, que
si seria capaz, si se nos plantease una cuesti6n de vio-
lencia, de igual modo que en el Parlamento he sido
respetuoso con el derecho de todos, responder con la
violencia a los que mantuvieron id6ntica actitud agre-
siva.

(APLAUSOS EN LAS TRIBUNAS PUBLICAS).

SR. PTRESIDENTE (DE LEON FUENTES): Sefiores del
public: La Presidencia, consecuente con todas las opi-
niones, ruega encarecidamente al piblico que guard
silencio; de lo contrario, se veria obligada la Presiden-
cia a tomar una actitud de acuerdo con el Reglamento.

Contin6a el Sr. Lorie.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Me parece muy
oportuna la aclaraci6n del distinguido compafiero. Ha-
blando, como 61 mismo dice, despuds de invocar al Al-
tisimo, en lenguaje metaf6rico; pero la verdad es que,
fuera metifora o no fuera metafora, habia la posibili-
dad de ese lanzamiento por la ventana; y aunque tal
no fuese el prop6sito, y soy el primero en reconocerlo
a S. S., es lo cierto que, bien por la tergiversaci6n de
sus palabras, o por otra causa, se produjo alarma, y se
llegaron a producer dibujos humoristicos, y en el peri6-
dico "El .Mundo", el caricaturista Vergara represent
con sus trazos a una sefiora colocando un colch6n de-
bajo de una ventana, y al Ilegar una persona que la ve,








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 51
- IL L- P


le pregunta, asombrada: "iY por que coloca ousted ahi
ese colch6n?"; a lo que le contest la sefiora: "Porque
mi marido trabaja en ese Ministerio junto a esa ven-
tana... y por previsi6n he colocado aqui ese colch6n..."

(Risas).

SR. RODRiGUEZ PRIMITIVEO): 2Me permit el Sr. Lo-
rin Bertot? Yo he escuchado, con la natural compla-
cencia con que un Representante que esta pagado por
el pueblo para estos menesteres, debe escuchar el des-
arrollo de las sesiones camerales -sin comer todavia,
que no tiene eso ninguna importancia, cuando hay tan-
tos compatriotas que no comen porque no tienen, al
paso que yo no lo he hecho porque no he querido-;
por eso, por estar aqui en la sesi6n y en su interesante
desenvolvimiento.

Yo no tengo empacho en confesar, porque me precio
de ser un hombre que rige los actos todos de su hu-
milde existencia, por la franqueza mis limpia y mas
cabal; que escucho y procuro no molestar; porque si
tengo la intenci6n, el prop6sito supremo y la encomia-
ble aspiraci6n de aprender aqui la t6cnica parlamenta-
ria, ya que Dios me di6 el recurso que dicen que poseo
de powder expresarme con facilidad, para ver si llego
algdn dia a ser un parlamentario y poder batirme aqui,
con decision y con entereza, defendiendo principios, al
calor de la inspiraci6n sincerisima y obediente al man-
dato del corazon. Yo he escuchado todo tranquilamen-
te; pero lo que no acierto a explicarme es ese unilate-
ral criterio humanista de una gran parte de los elemen-
tos que integran la Mayoria camera. Todos tienen una
grandisima conmiseracion de los pobrecitos e indefen-
sos empleados pblicos, que llevan tantos afos sir-
viendo de una manera ejernplar al Estado... Todos se
alarman soberanamente, porque sienten que su coraz6n
apresura el ritmo, la conciencia se estremece, frente al
hecho de que este humilde servidor de vosotros pueda
arrojar por la ventoa. an empleado p6blico; y yo
me pregunto ay no han sentido nunca conmiseracion
por los indefensos revolucionarios que por mantener
principios de una integridad cabal fueron maltratados
impia, cruel, salvajemente y en ocasiones le arrebata-
ron la existencia? No hubo entonces un solo hombre
que lanzase su voz condenando aquellos desafueros
condenables. Es que hay cubanos de dos castas? Los
hay cuando conviene a los intereses de alguien; no
existen cuando conviene a los propios intereses que
saben sentar estas discriniinaciones lamentables.

Cuando a nosotros se nos perseguia, cuando se nos
atropellaba, cuando se nos vejaba, se nos insultaba,
cuando la sola enunciaci6n de nuestro credo revolu-
cionario que no podia reprimirse dentro del pecho, si
6ramos empleados pdblicos se nos lanzaba a la calle
sin que hubiera el mas minimo sentimiento de piedad
y de conmiseraci6n, hasta en las empresas privadas era
tabui confesar la militancia aut6ntica. Ahora no se ar-
gumenta por ninguno de mis mas enconados adversa-
rios, y todos saben por qu6 hablo mal y lo hago lo
menos possible para que no se me censure, vean uste-
des c6mo atacan, con que rudeza, la pretension de..
hombres y mujeres que durante once afios, perd6neme,
no sea que el humorist formidable que hay en el Sr.
Lorie me vaya a involucrar, durante diez afios han so-
portado los rigores de todas las incomprensiones, y
que ahora, triunfante el partido de la Revoluci6n, triun-


fante el doctor Grau, quieran, no por usufructuar po-
siciones burocrAticas, sino por cooperarar al triunfo y a
la consolidaci6n de la obra del Dr. Grau, *quieran ocu-
par posiciones que muchos de los que las ocupan han
mancillado y han degradado, porque aqui tengo yo
declaraciones del Fiscal de la Rep6blica diciendo que
hay 6,039 causes incoadas por defraudaci6n y otras co-
sas censurables. Y ahora, cuando hemos triunfado los
autcnticos, cuando quieren nuestros hombres y nues-
tras mujeres cooperar a la obra del doctor Grau, el
Representante que habla que lleva dos afios aqui tra-
tando de aprender de la maestria insuperable de los
grandes parlamentarios que me ilustren, cuando pensa-
ba que vosotros, inspiractos en sentimientos patri6ticos
de inconfundible cubanidad, ibais a cooperar con nos-
otros, a premier la obra de esos hombres y mujeres, no
en lo que atafie a lo que vayan a ganar en el triunfo,
sino en lo que respect al hecho de que debe cooperar
con el doctor Grau, vosotros, hoy, est6is tratando de
cerrar las puertas por done puedan pasar los hombres
y mujeres de la revoluci6n que quieren prestar el ser-
vicio de su cooperaci6n a la obra de gobierno del Dr.
Grau. Yo ruego, yo encarezco que si he lastimado a
alguien con mis explicaciones, me lo perdonen, porque
esa no es mi intenci6n, y no es por cobardia, porque
yo soy de los que tienerLla intima y profunda convic-
cion, aunque riais de este criterio, que el hombre que
ha de vivir 50 afios, no puede virvir 50 anos y un dia,
por consiguiente, me excuse si en algo he lastimado a
algun compafiero. He tratado en el parlamento, y lo
saben todos, de comportarme en forma y manera tal
que nadie- tenga razones dadas por mi para albergar
un criterio en discrepancia con lo que me ordena y
manda imperativamente el coraz6n. Muchas gracias.

SR. PRESIDENT (DE LEON'FUENTES): Continua en
el uso de la-palabra el Sr. Lorid Bertot.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Yo conocia los sa-
crificios de los revolucionarios. S. S., con palabras con-
movedoras los ha evocado aqui, pero yo quiero aclarar
. S. S., y es mas, al pueblo tambien, -por primera vez
.ie invocado al pueblo, ese pueblo que io ha aplaudido
a usted-, que no seria yo capaz de impedir que esos
acrificios obtengan la debida recompensa; que no seria
yo capaz de impedir que esa impaciencia por venir a
cooperar con el Dr. Grau, fuera combatida por nosotros.
No. Es que voy a hacer una declaraci6n aqui que puede
Ler hasta sensacional, si se quiere. Esta ley que estamos
L.iscutiendo, si la hubieran examinado con mis deteni-
miento, si no hubieran pensado con impaciencia en
acudir al Dr. Grau, en avalanche para ofrecerle su coo-
peracidn, si se hubieran detenido a estudiar esta Ley,
podrian decir: Esta ley no impide la recompensa a los
:.acrificios de los revolucionarios. Esta ley no impide
al vencedor el reparto del botin burocratico. Esta ley
.61o dice que el vencedor se reparta el botin pero que
se lo reparta con cierto orden v cierta consideracion. .

SR. RODRIGUEZ (PRIMITIVO): Con cuanto gusto y con
cuanto delete spiritual estaba escuchando hasta hace
unos moments su palabra sutil, matizada de una iro-
nia, pero le confieso que esa expresi6n de S. S., un
hombre de cultural grande y poderosos recursos, del
*'reparto del botin", hiere la sensibilidad, porque no
se trata del reparto del botin. Yo he explicado clara-
mente que lo que se pretend no es reparto del botin.
El Representante que habla ha explicado hace breves








52 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
It .


moments que lleva dos afios en la Camara y que no
tiene un solo puesto public, que recientemente hubo
de apoyar a su hermano, sin recursos economicos y que
esti aqui en la Cimara compartiendo la labor patrioti-
ca que todos realizamos. No es el reparto del botin,
sino hombres y mujeres empefiados en obtener su par-
ticipaci6n en la obra de gobierno del Dr. Grau.

Yo abrigo la esperanza de que no habri un solo hom-
bre de los que integran este Cuerpo que frente al pro-
nunciamiento de un compafiero, sea cual fuere su ma-
tiz politico, se proyecte contra 61. No he hecho nunca
el menguado favor a los compafieros de esta Cimara de
pensar que estuvieran aqui a expenses del reparto del
botin. No. Los aut6nticos hemos podido en el debate
politico de esta ley, evidenciar la desconfianza que tie-
nen, no en nosotros, sino en el Dr. Grau.

El ataque que hemos hecho a esta Ley demuestra
que nosotros nbs hemos proyectado a una altura que
los que sean justos tienen que reconocer, que pudien-
do haber hecho de esta ley un debate politico encona-
do, nos hemos limitado a ataques y expresiones que
son reflejo exacto de la verdad mas cabal, para no ro-
zar ni ligeramente siquiera la suceptibilidad de ningu-
no de los compafieros, y ahort nos estiman ustedes ca-
paces de estar discutiendo el reparto del botin.

Crea mi distinguido compafiero Lori6 Bertot con
cuanto gusto, con que intimo y regocijante satisfacci6n
recibiria el Representant6 que habla el que usted mo-
dificase esa expression un tanto chabacana y ramplona,
que no encaja dentro del marco just de un debate par-
lamentario y que lesiona el espiritu de los que pacien-
temente lo estamos escuchando, porque no es una ex-
presion halagadora para nuestro animo, no tengo em-
pacho en expresarlo; le digo al distinguido compafiero
que lo escucho con verdadero delete, 61 plantea los
problems con la inteligencia que le es habitual y em-
plea un lenguaje que ojalA todos lucieramos en este
Hemiciclo para que comprendieran las muchedumbres
cubanas que una cosa es la calle con- el rumor creciente
de las multitudes con la constant exaltaci6n de las
muchedumbres y otra cosa es el parlamento donde al-
tos, elevados y generosos han de producirse los hom-
bres que representan y simbolizan al pueblo.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia concede la palabra al senior Lorie Bertot haci6ndole
el ruego que se cifia lo mis exactamente possible al
debate.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): No era mi prop6si-
to herir la sensibilidad delicada de la revolucion, no;
nosotros, partidos de n6minas, le Ilamamos reparto del
botin; ustedes se preocupan del bien decir y le llaman
impaciencia por colaborar con el Presidente (risas).
Bien no tengo ningun inconvenient en complacer a
S. S.. Vamos a llamarlos asi, y si quiere todavia arre-
pintidndome de esa expresi6n que ustedes estiman cha-
bacana podriamos decir que se reparten los trofeos ci-
neg6ticos (risas) y entonces hemos llegado al len-
guaje sutil que tanto admira S. S. Pero vamos a poner
punto final.

SR. DE LEON (RUBEN): Me permit una interrup-
ci6n.


SR. PTESIDENTE (DE LEON FUENTES): Concede la
interrupci6n?

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Rub6n de Le6n.

SR. DE LEON (RUBEN): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Antes de hacerle una aclaracion mas,
!a dltima, al distinguido compafiero, voy a hacerme eco
accidentalmente de unas palabras muy bien pronuncia-
das en mi opinion y con 61 asumo la responsabilidad,
que el compafiero, muy distinguido tambien por cier-
to, senior Carlos Fraile, dijo ayer tarde de pasada al
terminarse la sesi6n. "Sefiores Congresistas que no ten-
ga yo que acudir a la caballerosidad de mis compane-
ros"; porque se esti haciendo necesario que cuando un
Representante esti en el uso de la palabra la Presiden-
cia no tenga *que llamarle la atenci6n a ninguno de los
otros para que podamos cumplir como decia Carlos
Fraile, y por eso decia que me responsabilizaba con
sus palabras, para no caer en un piano que hacia pen-
sar a veces en la falta, no digamos de educaci6n, pero
si de la necesaria ecuanimidad para escuchar con de-
tenimiento los discursos siempre muy bien dichos de
todos los compafieros que aqui piden la palabra al se-
fior Presidente.

Una de las cosas que yo me habia reservado sin nin-
gmin prop6sito de destacarme en el Congreso, que iba
a decir en una sesi6n secret, es que en una dpoca de
mi vida yo tambidn estuve en las gradas donde hoy hay
cubanos escuchandonos y observe sin ser un investiga-
dor ni un cientifico un poco de movimiento desusado
dentro del Hemiciclo, que me hizo pensar mas de una
vez que eran muy pocos los que hablaban y muchisimo
menos los que escuchaban. En aquel moment no
quise darle mayor interpretaci6n a aquel fen6meno de
desasosiego de tipo colectivo. Observo hoy, y para sa-
tisfaccion. mia que este Congreso esta preocupindose
por tender a los problems que se someten a su trata-
miento y que en muy raras ocasiones observamos a un
compafiero responsible fuera de su asiento escuchan-
do siempre la atinada palabra del que estuviera usAn-
dola.

Felicito al compafiero senior Carlos Fraile que hizo
aquella observaci6n Ilena de peso, pero la consider tan
oportuna, porque los que nos observan estAn pendien-
tes tambi6n del movimiento, si acaso locomotriz que
a veces empleamos dentro del Hemiciclo.

La aclaraci6n ahora que es la iltima. En una 6poca
de mi vida cuando andabamos en acciones revolucio-
narias, y la frase revolucionaria en este caso la empleo
con mayiiscula, intent dentro del organismo a que
pertenecia buscar una soluci6n que hiciera possible el
evitarle a Cuba grades dificultades. Era yo entonces,
compafiero.Lorie Bertot, miembro del Directorio Es-
tudiantil del aflo 1930. Aquel Directorio, lleno de ca-
bezas juveniles, -muy pocos habiamos arribado a los
,veinte afios,- tom6 un acuerdo del que me siento muy
orgulloso porque demostr6 un gran sentido de la res-
ponsabilidad. Se dice a veces que la responsabilidad
esta en acci6n contraria al hombre joven. El acuerdo
era eminentemente politico y yo lo consider tambien
eminentemente valiente. El Secretario de Obras P6-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 53


blicas de aquella 6poca el Dr. Carlos Miguel de Cds-
pedes, habia querido tener una entrevista con el Direc-
torio Estudiantil Universitario; nos sorprendi6 a todos
aquel prop6sito del doctor Carlos Miguel de Cespedes,
pero pensando, ho obstante nuestra juventud y nues-
Lra postura insurreccionalista, que nuestro concept
responsible del ciudadanismo nos obligaba a una entre-
vista que pudiera ser para los que nos acompafiaban
en la revoluci6n mal interpretada, tuvimos la entrevista
con Carlos Miguel de C6spedes, y esa entrevista, com-
pafiero, yo la consider memorable. Logramos una cosa
que parecia impossible. Emocionamos con nuestras pa-
labras juveniles, repito, cargadas de sinceridad, de idea-
lidad y de patriotism, llevar al animo de Carlos Mi-
guel de Cespedes cual era el verdadero prop6sito del
Directorio Estudiantil de 1930. Carlos Miguel de Cds-
pedes, entonces Secretario del Gobierno de Machado,
fu6 al Palacio de la Presidencia y convenci6 al Presi-
dente de la Repdblica de que nosotros teniamos raz6n,
habiendose logrado una cosa que parecia impossible.

Ouizis recuerden muchos de los presents aquel
moment que Cuba vivia. Machado estuvo a punto de
realizar un hecho que de haber acaecido hubiera dado
al traste, hubiera terminado con acontecimientos que
luego nosotros, los dirigentes de la Revoluci6n inclusi-
ve, no pudimos refrenar. Machado se convenci6 du-
rante muchas horas. Lo aseguro yo asi a este Congreso.

Algunos hombres que estaban tambidn ofuscados, no
quisieron aceptar a plenitud aquel consejo leal del ami-
go del Presidente de la Repbiblica. El Presidente de la
Rep6blica estuvo tan solo 48 horas indeciso. Luego
vinieron otros, acaso de tan buena fe, y quizis tan bue-
nos amigos como el otro, pero no supieron sostener el
prop6sito que Carlos Miguel de C6spedes llev6 inicial-
mente a la idea del Presidente Machado. Despu6s, el
quizis no le quedara mas remedio, por el cauce aquel
propio Carlos Miguel de C6spedes tuvo que continual,
intrincado y desenfrenado, a que lo' Ilevo aquella po-
litica.

He traido este ejemplo a colaci6n, Sr. President y
Sres. del Congreso, porque me anima un prop6sito, he
repetido muchas veces y no quisiera repetir mas, que
es analogo a las palabras vertidas por mi companero
senior Primitivo Rodriguez. No se si aqui se ha acos-
tumbrado a la palabra agresiva, que conduce a veces a
las cuestiones personales. Sinceramente yo no quisiera
nunca que se me coldcara en ese extreme. Quisiera po-
der desenvolver mis funciones de legislator siempre
en un piano de capacidad y de comprensi6n, tal como
debe ser en todas las pol6micas de los Parlamentos del
mundo.

Quisiera que nos condujeramos, repito, con mesura
y con tranquilidad, porque si no fuera asi entonces, sin
quererlo tendriamos que volver a recorder esos anos
juveniles y acudir otra vez a esa acci6n precipitada
que a veces nos obliga a acudir al carActer, y nos ve-
riamos impelidos entonces a luchar a la defensivea,
cuando no hay necesidad, cuando no hay motives
para que usemos frases que no deben en ning6n mo-
mento lastimar a nadie, sino frases que deben s61o
de orientar al Congreso, y propiciar las legislaciones
que son capaces de brotar de los hombres de capaci.
dad y prestigio que aqui se sientan.


Por eso una vez mas ruego a los compafieros de la
Mayoria que no interpreten las palabras de los re-
presentativos del Gobierno como palabras anhelosas
de un proposito "bajuno", de una expresi6n desespe-
rante del deseo injustificado, si cabe, de ir detr6s de
algo que consideramos nos pertenece a nosotros, por-
que antes les pertenecia a ustedes.

Los puestos burocrfticos no son del Ejecutivo. Asi
lo interpretamos nosotros. Los puestos burocriticos
pertenecen al Estado cubano.

Cuando defendemos nuestra tesis la defendemos
basindonos en algo concrete. Tratamos de facilitarle
al Ejecutivo que desenvuelva el plan de Gobierno y
quizas en su dia ese es en nuestro anhelo- uste-
des esten tambi6n acompafindonos con la capacidad
de ustedes, los hombres que hoy estan en la oposi-
ci6n y que yo quisiera que un dia nos acompaiaran
tamb1in, para poner en ejecuci6n ese plan que no
queremos para nosotros solos.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Continia en
el uso de la palabra el senior Lori6 Bertot.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Decia, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, cuando me inte-
irumpio el distinguido miembro del Partido Aut6n-
tico con su palabra chamuscada por la emoci6n, ha-
ciendome determinadas aclaraciones, a las que no
voy a referirme para no aplazar mis lo que es la subs-
tancia de mi tesis, decia, que iba a terminal; y, si me
permiten terminar lo hare en dos minutes:

La extension de mi discurso se debe al hecho de
las interrupciones, aunque estas me agradan much,
porque hacen pintoresco el Parlamento.
Decia que esta Ley, que tanto ha inquietado a los
miembros del Gobierno, permit hacer cesantias,
hacer nombramientos, por 1o qcue se puede ver que
estamos colaborando con la obra del Presidente de la
Reptblica.

Parece que ustedes no han estudiado el texto de
la Ley.

Esta Ley no impide el movimiento burocrftico; lo
facility. Lo que hace esta Ley es acoger el pensamien-
to del Presidente de la .Reputblica, que parece que no
siempre coincide el de algunos de, sus colaboradores.

Esta Ley pudi6ramos calificarla como una Ley au-
tentica, y voy a demostrarlo.

Decia, senior Presidente y sefiores Representantes,
que la raz6n de ser de esta Ley es la primera parte de
mi discurso. La segunda es el contenido de la Ley. La
raz6n, son los hechos alarmantes que nos han obliga-
do a producer esta Legislaci6n. Me referi al primero,
y suscit6 debate de -un distinguido compafiero y voy
a referirme ahora al segundo hecho alarmante, con-
tra el clue ha reaccionaco esta Legislaci6n, que es el
siguiente: Los Ministros Barrenderos; y al decir esto,
no me refiero, desde luego- no vaya a interpretarse
con suspicacias al hecho de que se hayan traido ba-
rrenderos a colaborar con el Presidente de la Repd-
blica. No. Me refiero a esos Ministros que estan siem-







54 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA
,, ,' "T I ~ -


pre en su despacho, diciendo: "Hay que barrer; hay
que barrer, sin respetar la Constitucion, sin respetar
la condici6n de Veteranos, y sin respetar la legisla-
cion".

He ahi otro hecho alarmante.

El tercer hecho, es ya un hecho mas grave, si se
quiere. Es el proyecto de Presupuesto Nacional. En
ese proyecto de Ley hay detalles que nos han alar-
mado much.

Se ha dicho reiteradamente que este Gobierno es
un Gobierno ticnicq, es decir, que se prefieren a los
tecnicos para su formaci6n; y cuando nosotros espe-
rabamos que nos llegara un presupuesto completa-
mente t6cnico, nos hemos encontrado con esta ano-
malia; alarma contra la que tambi6n esti reaccionando
esta legislaci6n.

Cuando hay necesidades de tener colaboradores,
hemos encontrado que determinados cargos piblicos
son desempefiados por hombres que llevan 20 afios
sirviendo a la Repiblica, se ha encontrado un recur-
so t6cnico, que es el de cambiar la denominaci6n de
los cargos, y donde dice sencilla y humildemente "Je-
fe de Quinta Clase", se le agrega "Doctor en Cien-
cias Comerciales". Claro esti que el cargo no necesi-
ta la condici6n ni la pericia de los experts en cien-
cias comerciales. Como es natural, si esos presupues-
tos fueran aprobados en esa forma, ese individuo que
goza de la inamovilidad se ve desplazado, o se veria
clesplazado por esa simple denominaci6n. He aqui un
hecho alarmante.

Ah, pero cuando se necesita tambi6n para satisfa-
cer lo que nosotros llamamos "apetencias burocriti-
cas", con un lenguaje del que me averguenzo aqui
ante los distinguidos representatives de la Revolu-
ci6n, cuando un correligionario mas desea incluirse
en la n6mina del Estado, nos encontramos, por ejem-
plo, que se dice "Vista de Aduana, Farmac6utico",
entonces viene la tecnica, pero la tecnica al revs, se
borra la palabra "farmaceutico" y no queda mas que
"Vista". iAh, qu6 gran tecnica es esta, sefiores Re-
presentantes! Yo diria, si es que no fuera a herir con
eso a los sefiores Representantes, que es la t6cnica del
despojo que nos ha alarmado a nosotros y que ha pro-
ducido esta legislaci6n, que no es alarmista sino que
va contra la alarma, precisamente.

Hay otro hecho tambien que ha determinado la ini-
ciativa del sefor Fraile, y es la promulgaci6n de un
decreto del actual Gobierno. Observen los sefiores Re-
presentantes, y especialmente la !Minoria guberna-
mental, que no me refiero, cuando digo que no hago
imputaciones, sino mas bien consideraciones, porque
yo no estoy haciendo imputaciones a nadie, porque
cuando hago consideraciones o critics nunca me re-
fiero al Presidente de la Rep6blica, digo el gobierno,
porque constitucionalmente el Presidente de la Re-
p6blica es el Poder Moderador, es 61 un element de
solidaridad national y represent a la naci6n; y ade-
mis, se hace argument esa raz6n constitutional, si
no fuera suficiente porque concurren en el doctor
Grau San Martin condiciones suficientes que mue-
ven a esta Mayoria a prestarle desinteresada y patri6-
ticamente su colaboraci6n; yo me refiero al Gobierno


y a algunos miembros del Gobierno, porque desde lue-
go, hay que reconocer que el Dr. Grau es un hombre
de muy buenas intenciones, de muy puras intencio-
nes; yo me honro con la amistad del Dr. Grau, y yo
he hablado con el Dr. Grau en repetidas obasiones, es
decir, pocas veces no os alarmeis y desde luego,
antes del Primero de Junio, conozco su pensamiento,
su sinceridad, he oido y he leido sus discursos, de mo-
do que la doctrine aut6ntica la simboliza de una ma-
nera perfect el doctor Grau y todos estamos ansio-
sos de que produzca sus efectos beneficiosos a la Re-
p6blica en tanto tiene de renovaci6n y de progresista,
y no me duelen prendas, al contrario, para exaltarlo
como merece. Y quiero que los Representantes co-
nozcan un hecho que ocurrio en el afio 33. Estaba en
la Presidencia de la Repiblica el Dr. Grau y se le
negaba por muchos cubanos su cooperaci6n; estaba
yo en Santiago de Cuba en esos instantes, en ese rin-
c6n olvidado y polvoriento de la Republica, y un gru-
po de profesionales entire los que me encontraba yo,
qcue no hacia political, porque surgi a la vida de la po-
litica despues del afio 33, nos reunimos en aquellos
moments dificiles y acordamos prestarle nuestra co-
operaci6n al Gobierno del Dr. Grau, pero no en car-
gos burocraticos sino a distancia, haci6ndole un am-
biente propicio para el desenvolvimiento politico de
su Gobierno en aquella situaci6n adversa. De modo
que no es ahora, smo que es antes de ahora y es-
toy dispuesto a reconocerlo asi estuve yo dispues-
to a prestar mi cooperaci6n a aquellas medidas pa-
tri6ticas.

Pero es que hay una discrepancia tan grande en-
tre los prop6sitos que animan al Dr. Grau y a los de
algunos de sus colaboradores, que inevitablemente ha
tenido que producirse este hecho de alarma que de-
termina la present legislaci6n. Yo lamento...

SR. PENDAS (PORFIRIO): Para una interrupci6n, se-
fior Presidente.

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): Tiene la pala-
bra el senior Pendas.

SR. PENDAS (PORFIRIO): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Tal parece que la Camara en .es-
ta noche pretend llevar este debate politico a un
circulo vicioso...

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Para una aclara-
ci6n al compafero. Yo no tengo interns ninguno en
enfrascarme en un debate politico. Cuando he dicho
que hay una discrepancia entire los colaboradores del
President que no interpretan su pensamiento y sus
buenos prop6sitos, no me he referido ciertamente -y
lo declare de una manera enfAtica a sus colabora-
dores en el Congreso sino a otros colaboradores, y la-
mento much que no se hayan escogitado figures tan
brillantes y honestas y de capacidad probada que fi-
guran tanto en el Senado como en la Camara dentro
del Partido Aut6ntico y del Partido Republicano pa-
ra integrar el Gabinete del doctor Grau; tal vez si se
hubiera hecho esto, si se hubiera hecho con mas de-
tenimieno una selecci6n de otros hombres, jah, la in-
terpretaci6n del Programa del Partido Aut6ntico se-
ria mas pura y los prop6sitos serian realmente cum-
plidos! Aclaro eso para que el compafiero no yea que
hago imputaciones a la representaci6n congressional








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 55

del Congreso; no, yo hago imputaciones a determina- blica hubiese sido electo por el voto indirecto o por el
dos colaboradores, y no a todos, porque en el Gabine- tipo colegiado, y hubiesen sido los Representantes los
te .hay tarnbi6n figures honestas, de capacidad y de que hubiesen tenido que elegir el Presidente de la Re-
eficiencia. p6blica, hubiesen elegido a Carlos Saladrigas o tal vez
al senior Prisciliano Piedra. Pero como no fuC el Con-
SR. PENDAS (PORFIRIO): Yo he escuchado al senior greso de la Republica el que ha elegido en nuestro sis-
Lori6 Bertot. El senior Lori6 Berot, es hombre aveza- tema constitutional al Presidente de la Repuiblica, fu6
do a la pracica del Parlamento. Yo pedi la palabra pa- el pueblo, y efectivamente, la mayoria del pueblo cu-
ra aclarar concepts del senior Lori6. El vuelve a to- bano, la que eligi6 al senior Ram6n Grau San Martin.
mar la palabra, para aclarar los concepts que al sefioi Cuando me referia al problema de Mayoria y Minoria,
Lori6 le interest aclarar. Pero como yo he pedido la y fui interrumpido teatralmente por mi compafero se-
palabra no para recoger los concepts del senior Lori6, fior Prisciliano Piedra, me referia a que no se pue-
sino para aclarar lo que a mi me interest aclarar, deseo den tramitar las cosas de la Rep6blica a travis del cau-
ser claro y precise, y voy a puntualizar. ce de la imposici6n de la Mayoria sobre la Minoria,
y que cuando leguemos a un debate politico de una


Comenzaba el inicio de mis palabras, senior Presi-
dente y sefiores Representantes,, diciendo que la Ci-
mara estaba girando en un circulo vicioso. Hemos de-
batido este problema sobre la Ley de la inamovilidad
que la Mayoria oposicionista defiende y que la Mino-
ria gubernamental combat. Cada vez que nos enfras-
camos en los distintos puntos originados por el deba-
te, de.la controversial surgida por la opinion de la Ma-
voria y el criterio de la Minoria; se aprovecha la opor-
tunidad para hincar mas la Oposici6n gubernamental.
No quiero que estas palabras mias, que son dichas
con toda la responsabilidad de un legislator del Go-
bierno, se pretendan tomar como una llamada a
la pelea en el orden politico entire Mayoria y Mino-
ria. No quiero ;que estas palabras mias se puedan to-
mar en esta Camara como un reto para volver a las
,pocas anteriores de esta Camara. Repito mis pala-
bras de la sesi6n initial, porque creo que habra que
repetirlas, reiteradamente, en esta Camara: "No as-
piramos nosotros, que hemos demostrado en los deba-
tes en este Congreso, en la epoca en que eramos opo-
sicion frente a la Mayoria gubernamental y frente al
Gobierno, que aspirAbamos a que se levantara el ni-
vel politico del Congreso." Y cito esta frase, porque
tal parece que la Mayoria quiere que se reediten los
procedimientos anteriores; tal parece que la Mayoria
,quiere establecer la vieja trinchera que nos separaba en
afios anteriores; tal parece que la Mayoria, cuando nos
derrot6 aqui, reiteradas veces, con. la fuerza de sus vo-
.os, en que incluso se impusiera a esta Minoria supre-
siones reiteradas tambidn de preceptos reglamenta-
rios; quiere tambi6n, desafortunadamente para el pais,
y para este propio Congreso, seguir imponiendo siem-
pre la fuerza de sus votos; pero, oigan bien los sefiores
Congresistas: muchas veces, en muchas oportunida-
des, se ha tenido la fuerza de los votos en este Congre-
so. La Mayoria, pudieramos decir, se abroquela alre-
dedor de un concept, alrededor de una ley, y se la
impone a la Minoria; pero en muchas ocasiones, la ra-
z6n la tiene la Minoria y la sinraz6n la tiene la Ma-
yoria.

SR. PIEDRA (PRISCILIANO): (Interrumpiendo): No,
porque entonces seria Saladrigas Presidente...

SR. PRESIDENT (DE LEON FUENTES): La Presiden-
cia ruega a los sefiores Representantes que nb inte-
rrumpan al orador.

SR. PENDAS (PoRFIRIO): Yo hablaba de la Mayoria
en la discusi6n de las cosas en la Camara de Represen-
tantes. Estoy seguro que si el Presidente de la Repd-


Ley, expongamos nuestro criterio de responsabilidad;
pero no vayamos a ejercer las armas de la sutileza, pa-
ra dejar en el ambiente las palabras que un hombre
responsible, y todos los Representantes del Partido
Revolucionario Cubano y del Partido Republicano se
sienten responsables en la obra inicial del Gobierno
del senior Grau San Martin.

Creo que, efectivamente, el Presidente de la Repi-
blica es el Poder coordinator, y el senior Grau San
Martin lo declar6 en su Mensaje a este Honorable
Congress: "Aspiro a ser el Poder coordinator"; pe-
ro conjuntamente con ese Poder coordinator estan los
hombres responsables que auxilian al Presidente en el
ejercicio del Poder Ejecutivo, que tiene el Consejo de
Ministros, y el Consejo de Ministros que ha llevado al
senior Grau en su primer etapa de Gobierno, tiene el
respaldo absolute de los Senadores aut6nticos v repu-
blicanos y el respaldo absolute tambien de la Repre-
sentaci6n gubernamental en esta Camara.

No estamos interesados en discutir si fueron alli un
mimero determinado de Representantes y Senadores.
El senior Ram6n Grau San Martin escogio libremente
su Consejo de Ministros, y yo puedo decir aqui esta
noche a la Mayoria Oposicionista, que estoy satisfe-
cho de la labor que estan realizando esos Ministros
junto al senior Grau San Martin. Yo puedo informal
a la Mayoria de esta Cimara que la labor realizada
por los Ministros del Gobierno del senior Grau en los
dias terrible del cicl6n, en que nosotros llegamos el
10 de octubre al Poder con la herencia terrible de un
Mercado Negro, con la herencia terrible de la mis es-
pantosa concupiscencia, la concupiscencia de admi-
nistradores de la cosa public que administraban pa-
ra ellos, en detrimento de los intereses del pueblo. Yo
puedo decirle a esa Mayoria Congresional que da pe-
na las n6minas descubiertas por los Ministros en sus
respectivos Ministerios; yo le puedo decir a esa Ma-
yoria que tal vez un Ministro haya cambiado la no-
minaci6n de un cargo, porque ha considerado que tal
cargo deba ser desempefiado por un titular; pero tam-
bi6n puedo decirle que ha habido una persona en un
Ministerio de la Rep6blica, que ha sido durante cua-
tro afios Director de Estadistica, y ni un solo dia ha-
bia asistido al trabajo...
Puedo decirle a la Mayoria en esta oportunidad,
que el Gobierno del senior Grau San Martin ha su-
primido absolutamente todas las botellas. Puedo de-
cirle a esa Mayoria que de los Ministerios se han va-
ciado en distintas oportunidades elements de los par-
tidos politicos que iban a desarrollar y canalizar las








56 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

aspiraciones en estas fltimas elecciones, como jorna- nos, sociales y colectivos. Y esa es la labor que esta
leros, profesionales dentistas, abogados, como jorna- realizando el Consejo de Ministros del Dr. Grau. Y
leros en las n6minas, quienes percibian sus sueldos y yo pregunto, si a pesar de lo corto del tiempo, si a
desde luego, no iban a trabajar... pesar de los obstaculos anteriormente creados, si el
pueblo de Cuba esti recogiendo en parte los frutos


Esa fue la poda inicial que hizo el sefor Grau San
Martin. El Gobierno del Sr. Grau, a los 4 dias de es-
tar en el ejercicio de sus funciones, ha ido a una po-
litica de precious, en que ha acabado con el agio, en
clue ha terminado con los especuladores, que se han
enriquecido con esta cosa tragica de la Guerra, que
mientras da !a batalla la ciudadania responsible en los
paises democrfticos, para darle la ultima batida a los
regimenes fascistas, los mercaderes de la sangre de los
pueblos se han enriquecido al amparo de quien diri-
gia todos estos turbios negocios, desde el tercer piso
del Palacio Presidencial, al amparo de Jaime Mau:ine.

Y cuando hemos presenciado en un pais el espec-
taculo bochornoso de la negaci6n de la ciudadania, de
la negaci6n de todo lo que significase espiritu de re-
novacion o superaci6n, que debe ser, sefiores Yepresen-
tantes, no u nanhelo aut6ntico, no un anhe!o republi-
cano, un anhelo gubernamental, sino un anhelo
de todos los cubanos; cuando asistimos a ese espec-
ticulo, cuando viene el cambio de los poderes, el Go-
bierno se encuentra con que habia tenldo que reali-
zar una labor ingente para poner la rosa public so-
bre una march que significara mejoria en todos los
aspects de la vida national. Cuand. este Consejo de
Ministros que apenas lleva un mes; en el ejercicio de
sus funciones, se le planted el problema de un presu-
pueso en que incluso, repito palabras anteriores, en
muchos Ministerios se le negaron los datos para que
no se pudiera vertebrar un presupuesto en escaso tiem
po de que se podia disponer, como todo eso sucede
venimos a debatir esta Ley y el senior Lorid Bertot,
que tiene mis consideraciones en el orden personal y
que disfruta de una innegable desenvoltura en esta
Cimara, que tiene desarrollado el sentido del humo-
rismo, pone, como decimos en el argot criollo, una de
cal y otra de arena. Nos habla de su admiraci6n por el
Dr. Grau, nos explica como en el ano 33, siendo un
professor, alli en la vieja y legendaria ciudad de San-
tiago de Cuba, se puso al servicib del Dr. Grau v des-
pues que nos explica esas cosas, se pone a critical al
Consejo de Ministros. Yo hubiera preferido que el
doctor Lorid Bertot no hubiera dicho frases halaga-
doras para el doctor Grau y hubiera preferido que el
doctor Lorie Bertot no quisiera aprovechar el mo-
mento cn que esta poniendo una de cal para poner
una tonelada de arena. Tal parece que esti interesa-
do en que se prolongue este debate politico, y cuando
elogia al Presidente Grau pretend dejar e en tredi-
cho a algunos de los Ministros que responsablemente,
patri6ticamente con el Dr. Grau, comparten en estos
moments la responsabilidad de Poder. Responsabi-
lidad, senior Lorid, en los instances en que llegan esos
hombres al Poder, no es muv halagtiefio, 3 no son
muy halagiieios porque el Dr. Lorid es un hombre
culto, es un hombre entendido en estas cosas political
y tiene que saber que cuando viene el cambio de un
gobierno, y cuando se inicia el cambio de nuestras
costumbres y de nuestros procedimientos, la tarea es
dificil, la tarea es ingente, la tarea require el sairi-
ficio de las 20 horas de labor diaria; require abando-
nar todo lo que se refiere a un orden personal, indivi-
dual, para ir a la soluci6n de los problems ciudada-


de esa labor es ese el moment y la oportunclad, se-
for Lorie Bertot, para que usted venga a la Cimara
y diga una frase halagiiefia al Presidente Grau, diga
una frase...

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Justa.

SR. PENDAS. (PORFIRIO): ...una frase just y quie-
ra endilgarle, de paso su critical al Consejo de Miis-
tros? Yo creo, sefiores Representantes que no es el
moment para caer en ese debate politico. Nosotros
no hemos rehusado nunca ni hemos de rehusar el de-
bate politico. Queremos en la oportunidad que la Ma-
yoria quiera, entrar en ese debate, pero aspiramos tam-
bidn a que este Poder Legislativo realice ampliamen-
te, realice cabalmente, a plenitud, su funci6n responsa-
ble, como espera el Presidente de la Repiblica, co-
mo lo ha dicho en stl Mensaje y como lo ratifico con
mis palabras. Que el Congreso se responsabilice, en es-
_a etapa de superaci6n national y que el Congreso
aporte lo mejor de sus esfuerzos y lo mis ilustre de su
pensamiento porque el Congreso tiene aqui grandes
voluntades, hombres ilustres, hombres de extraordina-
rio pensamiento y cuando nos unimos en un prop6si-
to comun en el interns de beneficiary a Cuba y sus
hombres, habri recibido entonces el pueblo el fruto
necesario de las labores de este Coligreso conjunta-
mente con el Gobierno que aspira, sefiores, a que la
labor y la responsabilidad sea conjunta.

SR. LORIE BERTOT (FRANCISCO): Sr. President y
senores Representantes: Yo aplazo para otra oportu-
nidad las cuestiones planteadas por el.lider del Par-
tido Revolucionario Cubano, y ademAs, contra mi cri-
terio y pridicas, anuncio que no voy a conceder mis
interrupciones, que van despuds de todo a favorecer
a ustedes, porque voy a terminal en breve fiempo.

Decia que uno de los hechos que nos alarma y que
ha determinado que se discuta en el seno de esta C-
mara esta Proposici6n elevada a Proyecto, es el Decre-
to dictado el dia 16 de Octubre de- 1944, Decreto que
no voy a leer sino al que voy a referirme muy some-
ramente, que tuvo la finalidad aparente de derogar el
decreto anterior, el promulgado por el Presidente an-
terior v que, sin embargo, al amparo de esa derogaci6n,
deja totalmente desamparados a los empleados publi-
cos, a los honestos, a los probos, a los inamovibles, a
todos los empleados, de tal modo es asi que hay una
contradicci6n manifiesta entire los por cuantos que
fundamental el Decreto y la parte resolutiva del mis-
mo, porque en uno de ellos se dice que es prop6sito
firme del Gobierno respetar la Constituci6n y, sin em-
bargo, contradiciendo todo este postulado doctrinal que
se ha dicho, repetido y se ha reiterado tanto, en la
parte resolutiva del decreto se establecen tantos requi-
sitos que hace completamente impossible la defense de
los legitimos derechos de los empleados p6blicos. No
me refiero a los emplados que pueda amparar esta ma-
yoria, no me refiero a los empleados venales que quie-
re destituir la Minoria gubernamental, me refiero a
todos los empleados piblicos. Este Decreto va contra
el derecho de todos los empleados publicos. Se exi-





Pages
57 to end
Missing
From
OrigianI




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs