Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01630
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01630
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


1RIO


CAMERA


DE


DE LA


DE REPRESENTANTES


VIGESIMO PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE
VOL. LXXX. HABANA ) NUM. 2.
Ses~~~~~~~~~~IndeCnttcndeetime21e


Sesi6n de Constituci6n de Septiembre 21 de
Continuaci6n de Septiembre 18.

PRESIDENT: SR, FANCISCO OUBSSI IEIET


1944


S HS


HENE BENITEZ WLBES
LZBIa PENR ONZLEZ


SUMARIO
A las cuatro p. m. la Presidencia reanud6 la sesi6n (pdg. 3).- Lectura del Dictamen
de la Primera Sub-Comisi6n de Actas que declare limpias las de los seiores Re
presentantes Manuel Dorta Duque, Joa quin Oridoqui Mesa y Fausto Guti6rrez Ca-
sanova, electos por los Partidos Repu blicanos y la Provincia de la Habana, So-
cialista Popular y la Provincia de Las Villas y Revolucionario Cubano (Autentico)
y la Provincia de Las Villas respective mente; sin debate y en votaci6n ordinaria
fu6 aprobado el referido Dictamen y la Presidencia proclam6 a los sefiores referi-
dos, Representantes a la Camara por un period de cuatro afios (pdgs. 3 y 4).-
Lectura del Dictamen de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas que declara limpias
a los sefiores Representantes electos p or las Provincias de Pinar del Rio, la Haba-
na, Matanzas, Las Villas y Camagiiey: Asi como reconociendo al senior Antero
Rivero Morales, a ocupar en su condici6n de primer suplente en la vacant produ-






2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

cida por fallecimiento del sefor Representante Francisco Pla Martin -sin deba-
te y en votaci6n ordinaria fueron procla mados los sefiores referidos Representantes
a la Camara por un period de cuatro afios y el senior Antero Rivero Morales, por
el tiempo que le faltaba por cumplir el senior Pla Martin (pAgs. 5, 6 y 7).- Lectu-
ra de otro Dictamen de la Segunda Sub- Comisi6n de Actas, relative a declarar lim-
pias las de los sefiores Salvador Acosta Casares y Pastor Dominguez Roque, elec-
tos Representantes por la Provincia de Camagiiey y los Partidos Revolucionario
Cubano (Autentico) y Liberal y por un period de cuatro ainos, sin debate y en'
votaci6n ordinaria fue aprobado, proclamando la Presidencia, Representantes a la
C(mara a los referidos sefores por un period de cuatro afios (p6g. 7).- Lectura"
del Dictamen de la Segunna Sub-Comisi6n de Actas sobre la impugnaci6n presen-
tada por el senior Andres Mauro Garcia y Hern6ndez, contra el certificado de elec-
ci6n de Representante electo por la pro vincia de Matanzas senior Jos6 Jacinto Tra-
sancos H-errera, que recomienda sea re chazada dicha impugnacidn y declare limpia
el Aeta, sin debate y en votaci6n ordina ria fu6 aprobado el referido Dictamen y la
Presidencia proclam6 Representante al senior Jos6 Jacinto Trasancos Herrera, Re-
presentante a la Camara por el Partido Republicano, Provincia de Matanzas y por
un period de cuatro afios (paigs. 7. 8 y 9).- Lectura de otro Dictamen de la Se-
gunda Sub-Comisi6n de Actas. aue recomienda sea rechazada la imnugnacion for-
mnllda nor el seoor .Tos6 Sosa Calcines contra el certificado de clecci6n del Repre-
s ntfnte electo nor la provincia de Camagiiey, y el Partido Republicano, senior
Octavio Pardo Machado. v se declare limpia el acta del expresado senior, sin ceba-
te v en votacion ordinmria fu6 aprobado el referido Dictamen.- La Presidencia
proclamo al sofeor Pardo Machado Representante a la Camara por la Provincia de
Cama,'iiev, el Partido Rennblicano v un period de cuatro afios (p6g. 9).- Lectura
de otro Dietamen de la Segunda Sub-Corisi6n de Aetas rechazando la impuona-
ci6n presentada por el senior Jose Antonio Bravo Martinez, contra el acta del Re-
presentnnte elpcto nor la Provincia de lIas Villas, sefor Ig'nacio Alonso Lorenzo,
sin debate v en votacion ordinaria fue aprobado el Dictamen proclamando la Pre-
sijencia al sefor TIgnacio Alonso Lorenzo, Representante a la COmara por la Pro-
vincia de Las Villas. el Partido Liberal v un period de cuatro alos (paves. 9 al 18).
-Leotnra de dos Dihtamenes formulados por la segunda Sub-Comisi6n de Actas
en rela n c on con Ins imnapfnaciones presentadas por los sefiores Ja"ime Llambes
ToldrA v Manuel TL6!ez Rev, ambas cont ra el Acta del Representante electo por la
Provincia de la qnbana vi el Partido Liberal senior Carmelo Trquiaga y Padilla, sin
dlo Rab v en votacidn ordinaria fueron rechazadas las impugnaciones y aprobados
los Diotmonenp. la Presidencia- Troclam.6 Representante a la C6mara. por la Pro-
vinon de (ln Fala nn. el Partido Liberal y un period de cuatro afios al sef~or Car-
oilc TTrmnin47oa Padila (6'ps. 38 al 26-.-Lectura de otro Dictamen de la Seiunda
PnTi-CnrisiAn de Actas relative a acep tar la renuncia presentada por el saior Ma-
nnel Pp6ez (alMn, v declarando lim)ia el acta del primer sunlente por Pinar del
Rio v Partido DPem6crata senior Jose M atias de la Fuente Diaz, sin debate y vota-
ci;n ord'Tnaria fin anrobada la renuncia y la Presidencia declare Renresentante a
la Camara al sefor Fruente Diaz, por el period que vence el afio mil novecientos
cunarnta v seis (n~A's. 28 y 29).- Lectura del Dictamen de la Segunda Sub-Comi-
si6n de Actas reference a acentar la re nuncia del senior Juan Marinello Vidaurre-
ta, y declarar limpia el aeta del primer suplente por la Provincia de la Habana y







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 3

el Partido Socialista Popular, Jose Maria Perez Capote, sin debate y en votaci6n
ordinaria se acord6 aceptar la renuncia y aprobar el Dictamen referido, la Presi-
dencia proclam6 Representante a la CAmara al sfior Jos6 Maria P6rez Capote por
un period que vence en mil novecien tos cuarenta y seis (pigs. 26 y 27).- Lectu-
ra del Dictamen de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas, referente a aceptar la re-
nuncia del senior Joaquin Martinez SAenz y declarar limpia el.acta del primer su-
plente por la Provincia de la Habana y el Partido ABC senior Ernesto R. 'Arag6n
y del Pozo, sin debate y en votaci6n or dinaria acord6 aceptar la renuncia y apro-
bar el Dictamen, la Presidencia proclam6 Representante a la CAmara por la Pro-
vincia de la Habana y Partido ABC que vence el afio mil novecientos cuarenta y
seis al senior Ernesto R. de Arag6n y del Pozo (pAgs. 27 y 28).- Lectura del Dic-
tamen de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas, reference a aceptar la renuncia del
senior Nicasio Fuentes Roca y declarar limpia el acta del primer suplente por la
Provincia de Oriente y el Partido Liber al senior Anselmo Alliegro MilA, la CAmara
acord6 aceptar la renuncia y aceptar el Dictamen, la Presidencia proclam6 al se-
fior Anselmo Alliegro, Representante a la Camara por el period que vence el afio
mil novecientos cuarenta y seis (pig. 30).- La Presidencia design a los sefiores
Pastor del Rio, Radio Cremata y Carlos Fraile, acompaiiasen hasta el Sal6n de Se-
siones a tomar posesi6n de sus respectivos cargos, a los sefiores Representantes an-
teriormente proclamados. Asimismo la Presidencia declare que convocaba a este
Cuerpo Colegislador a sesi6n extraordinaria para el pr6ximo lunes a las cinco p. m.,
a fin de elegir ]a Mesa definitive de este Cuerpo Colegislador (pag. 31).- Y agota-
do el Orden del Dia, la Presidencia levant6 la sesi6n a las cinco y diez p. m. (pagi-
na 31).


SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Sefiores Re-
presentantes: Se reanuda la sesi6n.

(Eran las 4 p. m.)

Se va a dar lectura a una comunicaci6n de la Pri-
mera Sub-Comisi6n de Actas.

(El Oficial de Actas lee).

La Habana, Septiembre 19 de 1944.

Sr. President de la Cimara de Representantes.

Sefior:
De conformidad con lo que dispone el Reglamen-
to de este Cuerpo Colegislador, tengo el honor de co-
municar a usted, que en el dia de la fecha la primera
Sub-Comisi6n de Aetas ha quedado constituida
de la manera siguiente:
President: Lincoln Rod6n Alvarez.

Secretario: Eliseo G6mez G6mez.


Vocal: Francisco Lori6 Bertot.


De usted atentamente,
(Fdo.) Lincoln Rod6n Alvarez,
President de la Primera Sub-Comisi6n de Actas.
SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA) : Se va a
dar cuenta con el dictamen de la Primera Sub-Co-
misi6n de Actas nombrada en la sesi6n anterior.

(El Oficial de Actas lee).
La Habana, Septiembre 1o de 1944.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
Senior:
A los efectos relamentarios procedentes, tengo el
honor de acompafiarle el Dictamen formulado por la
Primera Sub-Comisi6n de Actas, por el cual se declaran
limpias las correspondientes a los Representantes sefio-
res: Manuel Dorta Duque, Joaquin Ordoqui Mesa y
Fausto Gutierrez Casanova, electos por las Provincias
de la Habana y Las Villas respectivamente.
De usted atentamente,

(Fdo.) Lincoln Rod6n Alvarez,








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


President de la Primera Sub-Comisi6n de Actas.

A LA PRIMERA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
para conocer de los certificados de elecci6n de los sefio-
rez Manuel Dorta Duque, Joaquin Ordoqui Mesa y
Fausto Guti6rrez Casanova, Representantes electos en
las elecciones celebradas el dia 10. de Tunio de 1944
por las Provincias de la Habana y Las Villas respectiva-
mente, tiene el honor de emitir su opinion favorable a
la proclamaci6n de los citados compafieros en la si-
guiente
PONENCIA

Que examinada la documentaci6n correspondiente al
certificado de elecci6n expedido el dia 12 de septiembre
del corriente afio, por la Junta Provincial Electoral de
la Habana consta que el senior Manuel Dorta Duque ha
sido electo debidamente Representante a la C~mara por
dicha Provincia y por el Partido Republicano, por un
period de cuatro afios, sin que contra la elecci6n del
mismo en el moment de redactar este informed se haya
presentado protest ni impugnaci6n de ningiin g6nero
contra dicho certificado de elecci6n.

Que examinada igualmente la documentaci6n re-
mitida por la Junta Provincial Electoral de Las Villas
con fecha 10. de septiembre del corriente afio, consta
que los sefiores Joaquin Ordoqui Mesa y Fausto Gutid-
rrez Casanova, fueron debidamente elegidos Represen-
tantes a la Camara por la expresada Provincia, por los
Partidos Socialista Popular y Revolucionario Cubano
(Autentico), respectivamente, ambos por un period
de cuatro afios, sin que hasta el moment de la redac-
ci6n de este informed, aparezca contra el certificado de
elecci6n de los mismos protest ni impugnaci6n de nin-
guna clase.

Por consiguiente y en merito de las razones expues-
tas, asi como de conformidad con los articulos 124 y
120 de la Constituci6n y el articulo 4 del Reglamento
de 6ste, el Ponente aue suscribe ruega a la Primera Sub-
Comisi6n de Actas declare limpias las correspondientes
a los sefiores Manuel Dorta Duque, Joaquin Ordoqui
Meqa y Fausto Gutierrez Casanova, recomendando en
el Dictamen que formule la expresada Primera Sub-Co-
misi6n de Actas, la Proclamaci6n definitive de los ex-
presados compafieros por la Camara de Representantes.

No obstante, la Primera Sub-Comisi6n de Actas
resolvera lo que estime mas convenient.

Sal6n de Sesiones de la Primera Sub-Comisi6n de
Actas, en la Habana, a los diez y nueve dias del mes de
septiembre de mil novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Dr. Francisco Lori6 Bertot,
PONENTE.


DICTAMEN

Reunida la Primera Sub-Comisi6n de Actas, en la
fecha, previo el informed del Ponente senior Francisco
Lorid Bertot, adopt por unanimidad el acuerdo de
aceptar dicho Informe declarando limpias las actas de
los sefiores Manuel Dorta Duque, Representante elec-
to por la Provincia de la Habana, y el Partido Republi-
cano; y la de Joaquin Ordoqui Mesa y Fausto Gutie-
rrez Casanova, electos Representantes, por las Provin-
cias de Las Villas y por los Partidos Socialista Popular
y Revolucionario Cubano (Aut6ntico), respectivamen-
te, y los tres sefiores Representantes electos por un pe-
riodo de cuatro afios, Elevando dicho informed a la Ca-
mara de Representantes como Dictamen de esta Prime-
ra Sub-Comisi6n de Actas, a fin de que sean proclama-
dos definitvamente Representantes a la Cimara.

No obstante, la Cimara de Representantes resol-
vera.

Sal6n de Sesiones de la Primera Sub-Comisi6n de
Actas, a los diez y nueve dias del mes de septiembre de
1944.


Lincoln Rod6n Alvarez,
President.


Eliseo G6mez G6mez,
Secretario.


SR. ROCA .(BLAS): Sefior Presidente, se comprob6
el qu6rum?

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Se trata de
la reanudaci6n de la sesi6n. No es necesario cumplir ese
requisite.

SR. ROCA (BLAS): Ah, como es reglamentario que
antes de empezar toda sesi6n se compruebe el quorum,
yo creia que debia haberse hecho.

SR. PRESIDENT (DucAssI MENDIETA): No, es lo
mismo que despues de un receso.

Se pone a discusi6n el dictamen de la Primera Sub-
Comisi6n. Se conceden dos turnos reglamentarios para
su impugnaci6n. (Silencio). Se pone a votaci6n; los que
est6n conformes se serviran ponerse de pie. (La mayo-
ria de los seinores Representantes presents se pone de
pie). Aprobado el Dictamen. Quedan proclamados Re-
presentantes a la CAmara por un period de cuatro
afios, los sefiores Manuel Dorta Duque, Joaquin Ordo-
qui Mesa y Fausto Gutierrez Casanova, electos por el
Partido Republicano y la Provincia de la Habana, So-
cialista Popular, Revolucionario Cubano (Aut6ntico) y
la Provincia de Las Villas respectivamente.


Se va a dar lectura a una
gunda Sub-Comisi6n de Actas.


comunicaci6n de la Se-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 5


(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefior:

De conformidad con lo que dispone el Reglamen-
to de este Cuerpo Colegislador, tengo el honor de co-
municar a usted, que en el dia de la fecha la segunda
Sub-Comisi6n de Actas, ha quedado constituida de la
manera siguiente:

President: Manuel Dorta Duque.

Secretario: Salvador Garcia Ramos.
Vocales: Fausto Guti6rrez Casanova, Joaquin Or-
doqui, Marino L6pez Blanco.

De usted atentamente,

(Fdo.) Manuel Dorta Duque,

President de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.

SR. PRESIDENT DPCASSI MENDIETA): Se va a dai
lectura al Dictamen de la begunda bubcomisl6n de Ac-
tas que se compone de dos punencias porque postenor-
menLe a su aebignacion, es cecir, antes ae reuntiao ei
pnmer Dictameu anibaron a la iviesa de la Camara dos
certiticaciones ae sefiores Representantes, y esta los re-
mino a la Lomision, la cual emitio un nuevo Inrorme.
Se van a leer ambos dictamenes.

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 20 de 1944.

Sr. President de la Cimara de Representantes.

Sefior:
A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor de acompafiarle el Dictamen formulado por la
Segunda Sub-Comisi6n de Actas, en relaci6n con las
Actas clasificadas como no impugnadas, a tenor de lo
dispuesto en el articulo septimo ael Reglamento de la
CAmara, correspondiente a los Representantes electos
por las Provincias de Pinar del Rio, Habana, Matanzas,
Las Villas y Camagiiey; asi como tambidn reconocien-
do el derecho del senior Antero Rivero Morales de ocu-
par, en su condici6n de Primer Suplente por la Provin-
cia de la Habana y por el Partido Dem6crata, la vacan-
te producida por el fallecimiento del senior Francisco
Pla y Martin.

De usted atentamente,

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
President de la Segunda Comisi6n de Actas.


A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
para conocer de los certificados de election de los sefio-
res Representantes electos en las elecciones celebradas
el dia 10. de Junio de 1944, remitido por las Juntas Pro-
vinciales electorales de las Provincias de Pinar del Rio,
Habana, Matanzas, Las Villas y Oriente, asi como de la
solicitud formulada al senior Presidente de la Camara
de Representantes por el senior Antero Rivero Morales,
interesando en su carActer de Primer Suplente, por el
Partido Dem6crata por la Provincia de la Habana, se le
d6 posesi6n de la vacant producida por fallecimiento
del que la ocupaba senior Francisco Pla Martinez, tiene
el honor de emitir su opinion en la siguiente:
PONENCIA:
Que con fecha 6 y 14 de septiembre del corriente
afio, la Junta Provincial Electoral de Pinar del Kio, re-
mit16 a la Fresidencia de la Camara de Kepresentantes,
ios auphcados de Uertiticacos ae election expealaos
por alcna Junta, a los Kepresentantes electos: Amaaeo
u.opez Castro y Diego Cesar Rodriguez lMen6ndez, por
el rartiao Liberal, y Pearo blanco Torres y Ramon
,randa Fernanaez por el Partico Democrata; que con
,ecna 15 ae Agosto y doce ae beptembre ael actual
ano, la junta provincial Electoral ae la Habana, expi-
ilo los tertiticados de election de los sefiores: viiguel
ae Le6n Fuentes, Altredo Jacomino L6pez, y Mene-
,o Mora MIorales, como Representantes electos por el
zartido Democrata; Kadio. remata Valaes, Lagardo
juttari Puig, Nestor Uarbonell Andricam, electou por
J Partido Liberal; Manuel Bisb6 Alberni, Ilorencio
Nlibot INavarro, y Alejo (ossio del Pino, por el Fartido
Aevolucionario Gubano (Autentico) y el del senior
Dlas Koca Calderio, electo por el Partido Socialista -o-
pular; que con fecha 24 de Julio de 1944, la Junta Pro-
,incial Electoral de Matanzas remitio los Duplicados
ae los Certiticados de Elecci6n, expedidos a ravor de
los Kepresentantes electos por esa frovincia, sefiores
rictor Pages Cant6n y Jose Mufiiz Pefialver por el
Iartido Dem6crata; Jorge J. Mata de Cirdenas por el
/artido Liberal; Manuel Giberga Touzet por el Partido
Aevolucionario Cubano Aut6nuco; que con fecha pri-
mero y diez y seis de septiembre del aflo actual, la Jun-
ca Provincial Electoral ae Las Villas remiti6 los Dupli-
cados de los Certificados de Elecci6n, expedidos a fa-
vor de los Representantes electos por esa Provincia, se-
fiores: Joaquin Pedraza Cabrera, Antonio Fuentes Ro-
driguez, Pastor del Rio Carrillo y Juan Gonz~lez Posa-
Ja Glavijo, por el Partido Dem6crata; Indalecio Pertie-
rra Lifiero, Martin A. Iglesias Abreu y Leonardo Anaya
Murillo, por el Partido Liberal; Joaquin Escribano An-
drevis y Manuel Rivero Seti6n por el Partido Revolu-
cionario Cubano Autentico; Manuel Orizondo Caraba-
116 por el Partido Republicano y Antonio Martinez
Fraga por el Partido A. B. C.; que con fecha primero
de septiembre de mil novecientos cuarenta y cuatro, la
Junta Provincial Electoral de Camagtiey remiti6 los
Duplicados de los Certificados de Elecci6n, expedidos
a favor de los Representantes electos por esa Provincia,
sefiores Alfredo Vald6s L6pez, por el Partido Liberal;
Angel Pardo Jim6nez por el Partido Dem6crata y Artu-
ro Hernandez Tellaheche y Enrique Collot Perez por el
Partido Revolucionario Cubano Aut6ntico.
En la solicitud formulada por el Sr. Antero Rivero








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


Morales en su condici6n de Representante electo pri-
mer suplente por la Frovincia cie la Habana y por el
Partico Deincrata, en las elecciones parciales celebra-
das el lia quince ae marzo cde mil novecientos cuarenta
y dos, reclamando la vacant procucida el cia cliez y
ocho de Agosto del cornente ano con motivo del talle-
ciniento ael que la ocupaba, senior l'rancisco 'la viar-
tin y en vista de los aocumentos presentacos por el se-
for Rivero iviorales, acreditativos de sus derechos que
como primer suplente le correspondent, es pertnente
declarar que llenacos los requisicos exigidos por el C(o-
cago Electoral y por el Regiamenot ce la Lamara, le
conresponae susmLuir legaluenre a nuestro malogracto
compancro senor irancico rla y ilartin.

Examinada toda la documentacion relative a
a la election ue los senores ixeplesenianices que ancece-
deincinclenCe sC reiaclonan por cl roicence que suscmiuc,
se ilega a la conclusion de cue tocios eiios nan sito uc-
DcaiuacullLe eecros ikepleseiitantes a la amnara; y que
conitra la cleccion de los nnsinos y la valiuez ae sus kcr-
tiicauos no se nan presenatho prorescas ni impugna-
cion aiguna que pueuan areccar la legaliiaa de as ceic-
cion, por to que enconiranuose ciicnas acras claslnca-
cas conio no iipugnauas segun el ariculo sepcuno tei
Kegiallento ae la 1-ainara, ueDen ser aeciactaas Inn-
plan, a in ae que en cuenllnva, sean proclaniacios Ie-
presenCtaines a la cainaa, los que nan sl o leiacionaios
anlinounmence, roganiiole a la seguncia suo-conmlion et
actas, ae aceptar eace Iniornie, asi le exprese en el uic-
tamlen que lorniule, soncuiranuo de la uamara esa pro-
claniacion.

No obstante, la segunda sub-comisi6n de actas re-
solvera.

Sal6n de Sesiones de la segunda Sub-Comision de
Actas, a los ciez y nueve lias uci ines cie sepueniDre e
mu1 noveceiiLos cuarenua y cuarro.

(Fdo.) Fausto Gutierrez Casanova,
Ponente.

DICTAMEN

Reunida la Segunda Sub-Comisi6n de Actas en el
dia de la tecna previo el inrorme ael ronente or. l aus-
to tuuerrez casanova, acopro por unanimicad ei
acueruo cie aceptar el nlsmo, por ei que se eclaran lim-
pias las acras ue los senores i\epresentantes elecos poi
ia rrovincia ie rinar cel Kio y por un perioco ae cua-
tro anos: Ainaueo Lopez -asuo y Diego besar oarn--
guez ivienenuez, por cl Irartiuo LiDeral; y i-euro Diain-
co loires y iKamon Granaa 1ernanciez, por el iartiio
Demociata. ilUK LA KUl\/NUCIA DU LA I-HIA-
NA y por un period de cuatro arios a los Representan-
tes electos senores: Miguel de Leon Fuentes, Altredo
Jacomino Lopez y Menelao 1iMora Morales, por el Par-
ticdo Dem6ciata; Radio Cremata Valdes, Eagardo But-
tari Puig y ANestor Carbonell Andricain, elecros por e,
Partido Liberal; Manuel bisb6 Alberni, Florencio Ni-
bot Navarro y Alejo Cossio del Pino, por el Partido Re-
volucionario Cubano (Autentico) y bias Roca Calderio
electo por el Partido Socialista Popular. POR LA PRO-
VINCIA DE MATANZAS Y POR UN PERIOD
DE CUATRO ANOS, los sefiores: Hector Pag6s Can-


otn y Jos6 Mufiiz Peialver, electos Representantes por
el Partido Dem6crata, Jorge J. Mata de Cirdenas, por
el Partido Liberal y Samuel Giberga Touzet por el Par-
tido Revolucionario Cubano Aut6ntico; POR LA PRO-
VINC1A DE LAS VILLAS Y POR UN PERIOD
DE CUATRO ANOS, los sefiores: Joaquin Pedraza
Cabrera, Antonio Fuentes Rodriguez, Pastor del Rio
Carrillo y Juan Gonzalez Posada Clavijo, electos por el
Partido Dem6crata; Indalecio Pertierra Lifiero, Martin
A. Iglesias Abreu, y Leonardo Anaya Murillo, electos
por el Partido Liberal; Joaquin Escribano Andrevis y
ivianuel Rivero Setien por el Partido Revolucionario
Cubano Autentico; Manuel Orizondo Caraball, elec-
co por el Partido Republicano y Antonio Martinez Fra-
ga por el Partido A. i3. C.; POR LA PROVINCIA DE
,nlMAGUEY Y POR UN PERIOD DE CUATRO
ANOS, los sefiores: Alfredo Valdes L6pez, por el Par-
cido Liberal; Angel Pardo Jimenez, por el Partido De-
miocrata y Arturo Hernandez Tellaheche y Enrique Co-
ilot Perez, por el Particio Revolucionario Cubano Au-
tenitco.

Igualmente se declara limpia el Acta del Sr. Ante-
ro Rivero iviorales y reconociuo su raerecno a ocupa
como primer supienre por la rrovincia ce la 1Habana y
por el rarcrno LDemocrata, per el resto ael tempo que
I- taltaba por cumpnr su niandato como Kepresentan-
Le pOr la pfopia riovncia y por el mismo rarnao al
,aneclto o rancisco 'la y i\,arnn, quien result elegiao
en las elecciones celeoracias el quince ae iviarzo ce mil
novecienros cuarenta y cos; elevanco a la Camara de
iepresenrantes como Dictamen ae esta segunca bub-
Jominsion, el Intorme tormulado, al oDjero ce que la
,amara ce Kepiesenrantes resuelva en aennitiva 10 que
estime convenient.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas a los veelne eias del mes ce septemore ae mil
novecientos cuarenta y cuarto.

(Fdo.) Manuel Dorta Duque,
President.
(Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
Secretario.

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Se pone a
discusi6n el Dictamen de la begunda bub-Comision de
Actas. be conceden los turnos reglamentaros.

(Silencio.)

Se pone a votaci6n. Los sefiores Representantes
que esten conformes, se serviran ponerse de pie. (La
anayoria de los senores Representantes se pone de pie.)

Aprobado.

Quedan, pues, proclamados por un period de 4
ainos los siguientes sefiores Representantes:

Por la Provincia de Pinar del Rio: los sefiores Ama-
deo L6pez Castro y Diego C6sar Rodriguez Menindez
por el Partido Liberal, y por el Partido Dem6crata: Pe-
Iro Blanco Torres y Ram6n Granda Fernandez; por la
Irovincia de la Habana: Miguel A. de Le6n Fuentes,
Alfredo Jacomino L6pez y Menelao Mora Morales, por









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 7


el Partido Dem6crata; Radio Cremata Vald6s, Edgardo
Buttari Puig y N6stor Carbonell Andricain, por el Par-
tido Liberal; Manuel Bisb6 Alberni, Florencio Nibot
Navarro y Alejo Cossio del Pino, por el Partido Revo-
lucionario Cubano (Aut6ntico) y Bias Roca Calderio
por el Partido Socialista Popular. Por la Provincia de
IMatanzas: H&ctor Pag6s Cant6n y Jos6 Mufliz Pefial-
ver, por el Partido Dem6crata; Jorge J. Mata de Cirde-
nas, por el Partido Liberal y Samuel Giberga Touzet,
por el Paritdo Revolucionario Cubano (Autentico).
Por la Provincia de Las Villas: Joaquin Pedraza Cabre-
ra, Antonio Fuentes,Rodriguez, Pastor del Rio Carrillo
y Juan Gonzi]lez Posada-Clavijo, por el Paritdo Dem6-
crata; Indalecio Pertierra Lifiero; Martin A. Iglesias
Abreu y Leonardo Anaya Murillo, por el Partido Libe-
ral; Joaquin Escribano Andrevis y Manuel Rivero Se-
tien, por el Partido Revolucionario Cubano (Aut6nti-
co); Manuel Orizondo Caraballe, por el Partido Repu-
blicano y Antonio Martinez Fraga por el Partido A. B.
C. Por la Provincia de Camagtiey: Alfredo Vald6s L6-
pez, por el Partido Liberal; Angel Pardo Jiminez, por
el Partido Dem6crata, y Arturo HernAndez Tellaheche y
Enrique Collot P6rez, por el Partido Revolucionario
Cubano (Autentico.)

Igualmente se declara limpia el Acta del senior An-
tero Rivero, que viene a sustituir al fallecido Represen-
tante senior Francisco Pla, por el tiempo que le falta-
ba de su mandate.

S Se va a dar cuenta con el Segundo Dictamen de la
Segunda Sub-Comisi6n de Actas, sobre dos sefiores Re-
presentantes por la Provincia de Camagiiey.

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 21 de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Edificio.

Sefior:

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor de remitirle el Dictamen de la Segunda Sub-Co-
misi6n de Actas, aceptando el informed cel Ponente se-
fior Fausto Guti6rrez Casanova, favorable a la procla-
maci6n de los sefiores Salvador Acosta Casares y Pas-
tor Dominguez Roque, Representantes electos por la
Provincia de Camagtiey y por el Partido Revolucionario
Cubano (Autentico) y Liberal, respectivamente.

De used atentamente,

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
Pte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.

A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
para informal sobre los certificados de elecci6n de los
Representantes Electos sefiores Salvador Acosta Casa-


res y Pastor Dominguez Roque, tiene el honor de so-
meter a la consideraci6n de esa Sub-Comisi6n la si-
guiente
PONENCIA

Que examinada toda la documentaci6n relative a
la eleccion ce los sefiores Representantes electos. Sal-
vador Acosta Casares y pastor Dominguez Roque, Ilega
a la conclusion de que ambos han sino debiuamente
electos Representances a la Camara y que contra la
eleccion ae los mismos y la valicez ae sus certiticados
ae election no se Iran presentaGo protests nm Impugna-
clones que puecan atectar la leganidad de su election,
por lo que encontranctose dichas actas clasiticacas cono
no impugnanas, cdeben ser acclaranas hlmplas a tin de
que en acenntiva sean proclamacos Keprea enantes a la
mamara, rogancole a esa bub-comision, de aceptar este
intorme, asi lo express en el Dictamen que tormule, so-
acitanco de la Camara esa proclamacion.

No obstante, la segunda sub-comisi6n de Actas re-
solverd .

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veintiun cias del mes de beptiembre e meil
novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Dr. Fausto Gutidrrez Casanova,

DICTAMEN

Reunida la segunda Sub-Comisi6n de Actas en el
dia ae la recla, auupro el acuerao por unanimlaac ae
aceprar el anerior inrorme ael Ioncnte senor L~utie-
irez toasanova, ravoiaole a la proclanacion ae los seno-
,es Salvauor Acosta Lasares y rascor uominguez Ko-
_iue, conlo KepresencanLes elcros per la rrovincia de
,amaguey y por el raruno Kevolucionano LuDano
Autrenico) y Liberal respectivamenLe, elevandolo a la
,amara ce Representantes como Dictamen.

Vto. Bno.

(Fdo.) Manuel Dorta Duque,
Presiaente.

(Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
Secretario.

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Leido el
Dictamen, se conceden los turnos reglamentarios.

No habiendo pedido nadie la palabra en contra, se
pone a votacion. Los que esten ae acuerdo con el Dic-
Lamen se serviran ponerse de pie.

(La mayoria de los seifores Representantes se pone
de pie.)

Quedan, por tanto, proclamados Representantes
los sefiores Salvador Acosta Casares y Pastor Domin-
guez Roque, por un period de cuatro alios.

Se va a dar lectura al Dictamen de la Comisi6n de
Actas en relaci6n con la impugnaci6n hecha al Sr. Jo-
s6 Jacinto Trasancos y Herrera.








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA

(El Oficial de Actas lee). la propia Constituci6n en que expresamente confiere la
potestad de decidir sobre la constitucionalidad de las
SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS Leyes al Tribunal Supremo de Justicia.

La Habana, Septiembre 21 de 1944. 2.-Que siendo un precepto legal acordado por
esta misma camera no puede ella desconocerlo, en tan-
Sr. President de la Cimara de Representantes. to estC vigente, porque seria ir contra sus propios actos.
Sefior:
3.-Porque tratindose de un precepto legal de ca-
A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el ricter electoral que no pudo ser modificado m aun por
honor de remitirle el Dictamen de la segunda Sub-Co- el mismo Congreso, despu6s de haberse convocado a
mission de Actas, aceptando la Ponencia ciel Sr. Manuel una election, salvo que lo pidiere el Tribunal Superior
Dorta Duque favorable a la proclamaci6n como Repre- Electoral y lo acordaren las dos terceras parties del Con-
sentante electo por la Provincia de Matanzas, del senior greso, como dispone el articulo 104 de la Constituci6n,
Jose J. Trasancos Herrera. no puede en modo alguno esta Camara eludir el cum-
plimnento de un Precepto de esa inaole vigente para
De usted atentamente, Aejar de aplicarlo a una elecci6n ya celebraaa, cuando
respeco de ella, no pudo siquiera moditicar la legisla-
(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque, cion aplicable, porque ello seria una burla mamnesta
Pte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas, uel citaclo Articulo 104 de la Constitucion.

A LA SUB-COMISION DE ACTAS EN TAL VIRTUD

El Representante que suscribe, designado Ponente En merito de las razones legales aducidas me per-
de la impugnacion tormulada por el br. Andrrs Mauro mito proponer a la bub-Comision de Actas la acepta-
Garcia y -iernandcez, contra el Certiticado de election cl n ael Certiticado de election a que me contraigo, y
del irepresentante electo por la Provincia de ivatanzas e nsu consecuencia que declare limpia la mencionada
scnlur juoe JC jau.nI rasanius y lie-lera, ucne el niioi acta, se proclame como Representance a la Camara por
(e elinlr su juicio en reiacion con la siguienre: ia rrovmcia ae Matanzas al senior doctor Jose Jacinto
Irasancos Herrera por el Partiao Republicano. No obs-
P O N E NCIA. .anme, la buD-Comision resolvera lo que estime conve-
nienTe. balon ae besiones de la Zub-bomision de Actas,
1) ANTECEDENTES: a los vente y un aias ael mes de Sepiemore de 1944.
El senior Andr6s Mauro Garcia y Hernindez, elec- (Fdo.) Manuel Dorta Duque,
tor miio1inJLU en la rrovincia Ge Iviatanzas, cuya cunul- Ponente.
cn1011 JUbLi1Ca Cie lallniile con el _c eriLlcauo expeulu
pui ia jiita iviuincIpal LiccLOial ce earueniid quc DICTAMEN
a.cunlVlcll a, Ip)1e2iCsiLandu per e1 LeLtrauo Dr. anilos '.a-
nIL uliZal, ocun roueV uCDluaninciLe Daranlleauo que Reunida la Sub-Comisi6n de Actas en el dia de la
tainm n acomLiipLana eStaoleCi en escrLo cinigluo a la fecha, se actopt6 el acuerdo d eaceptar el anterior in-
tamaiLa de Iv.tc-l~ enLaiLesW y al anlpa.ro a alLulo a e rorme favoraDle a la proclamacion cel Representante a
ael I eiaiiL ae L ee CsC iucipo, iinpugnaciun retpecuo la Cimara por la Provincia de Matanzas del Partido
ac lia caue ae la elecn con ail uI. y ujacenro liae a- epublicano del senor Dr. Jose Jacmto Trasancos y He-
cos -icia, remcnluo comno bae y runamento de la rrela, elevandose a la Camara ae Kepresentantes el ci-
nilmina ia iiconle ucionaliiuac paicial ael amculo 330 caao intorme como Dictamen de esta sub-Comisi6n pa-
cal bouigo electoral vigente. ra su resoluciOn detinitiva.

11.-LA IMPUGNACION: Sal6n de Sesiones de la Sub-Comisi6n de Actas de
la Camara de Representantes, a los veinte y un dias del
En esta impugnaci6n se plantea como base y fun- mes de beptiembre de 1944.
daminio ac la Iuaiia a la inconstrucionatiad parcial
cel arL. 336 cel Locaigo Electoral vigence, por esnmar Vto. Bno.
que be inininge cl AILICUIO 103 de la 1_onsLttucion en
cuanto Caee b cn uentra limiLaco a juicio Gel Impug- (Fdo.) Manuel Dorta Duque,
nance por el aiaculo 90 en su segundo parrato. President.

Substancialmente se promueve una controversial de (Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
inconstnucionalita de un precepto legal acoraaco por
esta propia Calaara, lo que no puede en modo alguno Secretaro.
no aunnurse, por las siguicntes razones, a juicio ael ex-
poncnte. SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Se one a
discusi6n el Dictamen de la Comisi6n de Actas. e con-
i.-Que la facultad que el Articulo 129 de la vigen- ceden los turnos reglamentarios.
te Constutcion otorga al Congreso de resolver sobre la
validez de la election de sus miembros no le puede lle- No habiendo pedido nadie la palabra en contra se
var a sustituir el regimen jurisdiccional establecido por pone a votaci6n.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 9


Los que est6n conformes con el Dictamen se servi-
ran ponerse de pie.

(La mayoria de los sefiores Representantes se po-
ne de pie).

Aprobado.

Queda, pues, proclamado por un peri6do de cuatro
afios el senior Jos6 Jacinto Trasancos y Herrera, por la
Provincia de Matanzas.

Se va a dar cuenta con otro Dictamen de la Sub-
Comisi6n de Actas en relaci6n con la impugnaci6n he-
cha al Dr. Pardo Machado.

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 21 de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Senior:

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor de remitirle el Dictamen de la Segunda Sub-Co-
misi6n de Actas, aceptando la Ponencia del senior Ma-
nuel Dorta Duque favorable a la proclamaci6n como
Representante electo por la Provincia de Camagiiey,
del sef or Octavio Pardo Machado.

De usted atentamente,


senior Trasancos, informed que fu6 aprobado por la Sub-
Comisi6n, aceptandolo como Dictamen, e Ponente
que susbrime, se contrae en el present informed a man-
tener su tesis anterior y en su consecuencia, propone a
la Segunda Sub-Comisi6n de Actas, recomienda decla-
rar limpia el acta del senior Octavio Pardo Machado.
No obstante la Segunda Sub-Comisi6n de Actas
resolveri.
Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte y un dias del mes de Septiembre de
mil novecientos cuarenta y cuatro.

DICTAMEN

Reunida la Segunda Sub Comisi6n de Actas
en el dia de la fecha adopt el acuerdo de aceptar el
anterior Informe favorable a la proclamaci6n del Repre-
sentante a la Cimara, por la Provincia de Camagiiey,
del sefior.Octavio Pardo Machado, elevindose a la Ca-
mara de Representantes el citado informed como Dicta-
men de esta Sub-Comisi6n, para su resoluci6n defi-
nitiva.
Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veintiun dias del mes de septiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro.
Vto. Bno.
(Fdo.) Manuel Dorta Duque,
President.
(Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
Secretario.


(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
Pte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas. SR. PRESIDENTE (DUCASSI): Se pone a discusi6n
el Dictamen. Se conceden los turnos reglamentarios.


A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
de la impugnaci6n formulada por el senior Jos6 Sosa
Calcines, contra el Certificado de elecci6n del Repre-
sentante electo por la Provincia de Camagiiey, senior
Octavio Pardo Machado, tiene el honor de emitir su
juicio en la siguiente
PONENCIA:

Que por esa Segunda Sub-Comisi6n de Actas fu6
designado para conocer de la Impugnaci6n presentada
contra el acta del Representante electo por la Provin-
cia de Matanzas, senior Jos6 Jacinto Trasancos Herrera,
cuya impugnacion se contrae a la inconstitucionalidad
parcial del Art. 338 del C6digo Electoral vigente, por
estimar que se infringe el Art. 103 de la Constituci6n
en cuanto este se encuentra limitado a juicio del im-
pugnante pOr el Art. 98 en su segundo pirrafo.

Que por la raz6n de que la impugnaci6n presentada
contra el acta del senior Pardo Machado se refiere y
contiene los mismos fundamentos de la ya menciona-
da impugnaci6n al acta del Sr. Trasancos, fu6 designa-
do por esta Comisi6n para el studio del acta primera
referida.

En tal virtue, y habiendo informado el que suscri-
be de modo favorable y declarando limpia el acta del


(Silencio).

No habi6ndose pedido la palabra por ningun senior
Representante, se pone a votacion.
Los sefiores Representantes que est6n conformes
se servirin ponerse de pie.

(Los Sres. Representantes se ponen de pie).

Aprobado.

Queda, pues, proclamado, por un period de cua-
tro afios, el senior Octavio Pardo Machado, Represen-
tante a la Cimara, electo por la Provincia de Camagiiy.

Se va a dar cuenta con el Dictamen sobre la im-
pugnaci6n del Representante senior Ignacio Alonso Lo-
renzo.

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS
La Habana, Septiembre 21 de 1944.
Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefior:
A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el






10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA I
-~~~~~~, ,,,I -- --- U


honor de remitirle el Dictamen de la segunda Sub-Co-
misi6n de Actas aceptando el Informe del Ponente se-
lior Marino L6pez Blanco, favorable a la proclamaci6n
del senior Ignacio Alonso Lorenzo como Representante
electo por la Provincia de Las Villas y por el Partido
Liberal.

De usted atentamente,
(Fdo.) Manuel Dorta Duque,

Pte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.
A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS
Sefiores de la Comisi6n:

He estudiado cuidadosamente el escrito de impug-
naci6n presentado ante esta Comisi6n por el Sr. JOSE
ANTONIO BRAVO MARTINEZ, primer suplente
del Partido Liberal, contra el Acta de Representante a
la Camara del Sr. IGNACIO ALONSO Y LOREN-
ZO, electo por el mismo partido en las elecciones de
primero de Junio illtimo, en la Provincia de Las Villas.
Antes de considerar los distintos aspects que ofre-
ce esta impugnaci6n, quiero dejar constancia de que la
convicci6n a que he llegado es product del studio
desapasionado de las cuestiones planteadas, sin que me
haya dejado impresionar por los intereses muy legiti-
mos de cada parte, ya que mi misi6n, como la de la Ci-
mara de Representantes en su dia, es la de juzgar se-
renamente las cuestiones que se someten a su conside-
raci6n, y sobre las cuales emito esta
PONENCIA

LA IMPUGNACION:

El escrito de impugnaci6n reconoce que esta Ci-
mara de Representantes, en el afio de 1940 hubo de re-
solver una impugnaci6n igual a esta; en otras palabras,
que la cuesti6n que hoy se somete a la consideraci6n de
esta Comisi6n, permit apreciar identidad de cosas y


Apelaci6n ante la Sala de lo Contencioso y Leyes Espe-
ciales del Tribunal Supremo, y encontrindose este en
dicho tramite, hubo de dictarse el conocido Decreto
295o, de 21 de Octubre de 1940, que le fu6 aplicado y,
en consecuencia, archivada la Reclamacion.

Se advierte tambi6n de la propia impugnaci6n,
que contra la elecci6n del Sr. Alonso Lorenzo en 1944,
con fecha 8 de Julio, hubo de establecerse Reclamaci6n
Contencioso-Electoral al amparo del Inciso D) del Ar-
ticulo 364 del vigente C6digo Elecoral, reclamaci6n en
la cual el senior Jos6 Antonio Bravo y Martinez, recla-
mante en la misma, ha tenido todas las oportunidades
procesales, habi6ndose dictado en ella sentencia por el
Tribunal Provincial de lo Contencioso-Electoral de Las
Villas, con fecha 19 de Julio de 1944, en la cual se de-
clar6 CON LUGAR la falta de acci6n alegada por el
oponente a la misma Sr. Ignacio Alonso Lorenzo, can-
didato presuntamente eleco al cargo de Representante a
la Cimara por la Provincia de Las Villas, por el Parti-
do Liberal, declarandose en su consecuencia SIN LU-
GAR la Reclamaci6n establecida por el candidate no
presuntamente electo para el cargo de Representante a
la Cimara por el propio partido Sr. Jos6 Antonio Bra-
vo Martinez.

Establecida apelaci6n ante el Tribunal Superior
Electoral y celebrada la Vista Publica, bajo la Ponen-
cia del Magistrado Dr. Juan Carlos Andreu y del Jun-
co, se acord6: Declarar CON LUGAR EN PARTE, la
Apelaci6n interpuesta contra la sentencia dictada por
el Tribunal Provincial de lo Contencioso Electoral de
Las Villas, y se orden6 que se practicaran determinadas
pruebas que no habian sido admitidas por el Tribunal
inferior.

Que devueltos los autos de esta reclamaci6n al Tri-
bunal Provincial de lo Contencioso-Elecoral de Las Vi-
llas, se practicaron las aludidas pruebas, se celebr6 la
vista p6blica y en 24 de Agosto de 1944 se dict6 senten-


acciones, con la establecida en el Acta del Sr. Ignacio cla cuyos Consicierandos Segundo y ;uarto y part Uis-
Alonso por el Sr. Eduardo Radelat Navarro, primer su- positive declaran lo siguiente:
plente del Partido Conjunto Nacional Democrftico, en "CONSIDERA : u a nlidd
el que figurara ocasionalmente, como candidate a Re- CONSIDERANDO: Que la nulidad que pretend
presentante a la Cimara en el afio de 1940 el Sr. Igna- observer el recurrente, no es otra que la inexistencia del
cio Alonso Lorenzo. acto registral que apoya el viejo aforismo juridico "que
nullum est, nullum produxit efectum;" y que, en bue-
En aquella oportunidad, como en esta, la impugna- na doctrine, s6lo la declaratoria del Tribunal alcanza a
ci6n se hizo consistir en que el Sr. Ignacio Alonso Lo- la constataci6n de tal nulidad. Para demostrar aquella
renzo no era cubano por nacimiento ni por naturaliza- inexistencia, produce prueba documental que, analizada
ci6n, y que, por lo tanto, carecia de capacidad necesa- conform a las normas que las regular, no ya eviden-
ria para eercer la alta funci6n legislative en la Cmara cian lo errneo de las presuncones en que apoya su
de Representantes. pretendido derecho, sino que ni siquiera se atisba la po-
sibilidad de una duda en dichos documents registra-
En el afio de 1940, por los antecedentes que ofrece les en lo que respect al contenido cierto de los mis-
la propia impugnacion, se advierte, que contra la elec- mos y existencia del acto registral que acaso contenga
cion del Sr. Ignacio Alonso y Lorenzo hubo de presen- en su exteriorizaci6n errors materials que no alcanzan
tarse efecivamente, una Reclamaci6n de Tacha similar a las esencias del acto realizado; es decir, que el recu-
a esta, la cual no fue discutida en su fondo ante los Tri- rrido compareci6 ante el Encargado del Registro Civil
bunales de lo Contencioso-Electoral, debido a que el de Cartagena, y alli manifest y jur6 su declaraci6n de
Recurso interpuesto por el Sr. Eduardo Radelat Nava- intenci6n de adquirir la ciudadania cubana; se extendi6
rro, se formalize fuera del t6rmino concedido por el In- tambidn en el propio lugar el acta que fue firmada pot
ciso c) del Articulo 217 del derogado C6digo Electoral, los testigos que la Ley positive exige y de la que dio fe
motivo por el cual fue rechazado de piano, dando lugar el Secretario Judicial actuante. Y esa presuncion de ser
al auto de 18 de Octubre de 1940, dictado por la Au- la prueba que mis se acerca a la verdad. La del docu-
diencia de Las Villas, en el que se declare NO HABER mento piblico, se cohonesta con la pericial, que aprecia
LUGAR a admitir ni sustanciar la mencionada Recla- el Tribunal conforme a las reglas racionales y humans
maci6n, e interpuesto el correspondiente Recurso de de la sana critical, practicada a instancias del recurrente;







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 11


y con la inspecci6n ocular, de la que se aquilata la for-
ma irregular en que se llevaban los Libros del Registro
del Estado Civil de Cartagena, errors materials estos
que no pueden recaer sobre la persona que al Registro
acude, sino sobre el funcionario negligente o poco expe-
rimentado en el cumplimiento de sus deberes, maxime
si se tiene en cuenta, como se aprecia en la documental
referente a los asientos del Libro Duplicado que se lle-
va coetaneamente con el original, que sus asientos apa-
recen carentes de tales errors materials, que califica
el Recurrente como esenciales. Que a6n en la hip6te-
sis d que el acto registral presentara errors esenciales
que lo invalidaran de origen, ello no traeria como secue-
la la afirmaci6n que hace el Recurrente de que Alonso
Lorenzo no es ciudadano cubano, porque expedido el
Certificado de Naturalizaci6n con arreglo a las Leyes
vigentes y no instada su nulidad, evidentemente resul-
ta inocuo el pretendido pronunciamiento, pues dicho
iiltimo document mencionado, es el inico que acredi-
ta el estado politico del hombre, y esta afirmaci6n doc-
trinal se ve confirmada en el Decreto Num. 183 de fe-
cha 15 de Diciembre del afio de 1902, y encuentra con-
sagraci6n fundamental en el articulo 14 de la Constitu-
cion del afio de 1940, al mencionarla y expresar su exen-
ci6n de tributaci6n, am6n de que tal nulidad de un do-
cumento de dicha naturaleza, conforme al pirrafo 61-
timo del articulo 15 de la propia Constituci6n, s6lo po-
dri verificarse en juicio contradictoria ante Tribunal de
Justicia, y nunca ante una jurisdicci6n especial como
esta Contencioso-Electoral en que, por su propia natu-
raleza, se basa en prueba formal o preconstituida y tes-
tifical y pericial concretadas al event electoral, y en
extremes de la contienda political que garantiza el su-
fragio active y pasivo'.
"CONSIDERANDO: que, como se ha expresado,
el reclamante da por "inexistente" el acto registral
mediante el cual senior Alonso Lorenzo, al amparo del
inciso tercero del articulo sexto de la Constituci6n de la
Repdblica de 1901 y conforme al Decreto n6mero 859
de 1908, jur6 ante el Encargado del Registro Civil de
Cartagena hallarse comprendido en dicho inciso consti-
tucional antes citado; sin que tuviera que ser contenido
de dicha acta registral la renuncia a la ciudadania de
origen, pues por disposicion expresa del articulo noveno
del mencionado decreto del Gobierno Provisional, se
except6a la constancia de la renuncia de los interesados
en la declaratoria de intenci6n, asi como el juramento
que pretend omitido el reclamante. Y asi debi6 enten-
derlo la Presidencia de la Republica de Cuba cuando
expidi6 la Carta de Naturalizaci6n Cubana al senior
Ignacio Alonso Lorenzo, con fecha 23 de Mayo de
1927; documeno que aparece registrado al numero
10.094 folio 338 del Libro Noveno, segun result del
expediente numero 1.064 correspondiente al afio de
1927, del Negociado de Reclamaciones y Nacionalidad
de la Secretaria de Estado, hoy Ministerio del propio
nombre."'
"FALLAMOS: que debemos declarar y declara-
mos SIN LUGAR la falta de accion alegada por el
oponente Ignacio Alonso Lorenzo, candidate presunta-
mente electo al cargo de Representante a la Camara,
por la Provincia de Las Villas, por el Partido Liberal,
declarando en su consecuencia SIN LUGAR la presen-
te reclamaci6n establecida por el candidate no presun-
tamente electo al cargo de Representante a la Camara
por la Provincia de Las Villas, por el Partido Liberal,


senior Jos6 A. Bravo Martinez, solicitando que sea decla-
rado indebidamente electo al prealudido cargo al se-
flor Ignacio Alonso Lorenzo por no reunir las condicio-
nes de elegibilidad exigidas por el articulo 124 de la
Constituci6n en su inciso A) en relaci6n con el articu-
lo 5 del C6digo Electoral inciso c), n6mero uno dis-
poniendo que fuera tachado de la lista de candidates a
Representantes de esta Provincia, con los demis pro-
nunciamientos legales, imponi6ndoseles las costas al re-
clamante aunque no en concept de litigante temera-
rio o de mala fe. Comuniquese lo resuelto a la Junta
Provincial Electoral y al Tribunal Superior Electoral
cumpliendo lo dispuesto en el articulo 395 del C6digo
Electoral y lo demas que fuere procedente. Firmada
que sea esta sentencia, remitase al senior Fiscal de la
Audiencia testimonio de la present sentencia a los fi-
nes que fueren procedentes. Asi por nuestra sentencia
la pronunciamos, mandamos y firmamos. Dr. Ramiro
M. Rencurrell. Augusto L. Vidaurreta.- Fidel Re-
quejo."
No conforme con los pronunciamientos de la an-
terior sentencia, el Sr. Jos6 Antonio Bravo y Martinez
estableci6 Recurso de Apelaci6n ante el Tribunal Su-
perior Electoral, el cual, despues de celebrada la corres-
pondiente Vista P6blica y de practicada una prueba su-
plementaria para mejor proveer, en 15 de Septiembre
de 1944 y bajo la Ponencia del Magistrado Dr. Aurelio
Alvarez Maruri, dict6 sentencia, cuyos Considerandos y
parte dispositiva pasamos a transcribir en este Dictamen
por la importancia indiscutible que los mismos tienen.
"CONSIDERANDO: que en la present contro-
versia contencioso-electoral se interest por un candida-
to no presuntamente electo el amparo del acipite D)
del articulo 364 en relaci6n con el 389 ambos del C6di-
go Electoral, la declaraci6n de ineficacia para el cargo
de Representante a la Camara, por estimar el recra-
mante que no era aquel eligible para el cargo en el mo-
mento de la eleccion, en raz6n de no ser ciudadano cu-
bano como alega, y como era indispensable segun los ar-
ticulos 124 de la Constituci6n y 5, Inciso C) del C6-
digo Electoral, no obstante la vigencia de la Carta de
Naturalizaci6n expedida a su favor por la Secretaria
hoy Ministerio deEstado por ser inexistente el Acta del
Registro Civil en que jur6 la intenci6n de adquirir la
ciudadania cubana, previa de aquella por el double de-
fecto de haberse intercalado una hoja en el Libro del
Registro y haberse omitido en dicha acta la renuncia a
la nacionalidad de origen y en juramento a la Constitu-
ci6n Cubana'.
"CONSIDERANDO: que procede en primer t6r-
mino desestimar la excepci6n de falta de acci6n opues-
ta a la demand, fundada en la doctrine de los propios,
por haber concurrido el impugnante a la Asamblea en
que fueron postulados los candidates a los cargos de Re-
presentante a la Camara, sin formular protest alguna
y dejando transcurrir el termino en que como elector
pudo impugnar esa postulaci6n, consintiendo asi la mis-
ma; porque segan ha declarado recientemente este Tri-
bunal, ello obTigaria en todo caso a la Asamblea que
postul6, pero en modo alguno a sus miembros, con re-
laci6n a los cuales no puede conocerse la votaci6n, por
ser secret y tener que versar no sobre la totalidad de
los candidates a nominar, sino s61o en cuanto a dos ter-
ceras parties de ellos".
"CONSIDERANDO: que tanto la Constituci6n








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


de 1901 (aplicable al caso en examen por ser la vigen-
te en la fecha de la Carta de naturalizaci6n) como las
leyes constitucionales de 1934 a 1935, y la vigente Cons-
tituci6n de 1940, remiten a las leyes que enumeran y
regulan los requisitos y formalidades que sean necesa-
rio cumplir para la naturalizaci6n de un extranjero re-
sidente en territorio national y consiguiente obtenci6n
de la Carta correspondiente, que acredite el caracter de
naturalizado; document este en que se oorga al extran-
jero como acto de soberania del Estado, el privilegio de
gozar de la ciudadania, si ademas del cumplimiento de
aquellos requisitos y formalidades legales, se estima su
expedition de conveniencia political del Estado o no
surge ningun inconvenient que lo impida como ocurre
en los casos de declaraci6n de guerra; por lo cual el Tri-
bunal Supremo ha declarado en su sentencia nimero
26, de 6 de Diciembre de 1918, resolviendo controver-
sia de inconstitucionalidad, que el inciso Tercero del
articulo 6to. de la Constituci6n de 1901, no otorga un
derecho absolute a los extranjeros residents para ad-
quirior por naturalizaci6n la nacionalidad cubana s6lo
por el hecho de haber declarado despu6s de cinco de
residencia su intenci6n de adquirir dicha nacionalidad
y haber continuado residiendo dos afios mas en el te-
rritorio de la Repfblica, sino que claramente el derecho
que el Articulo otorga, esta subordinado a la obtenci6n
de la Carta de Naturalizaci6n".

"CONSIDERANDO: que ademas de lo expuesto
y por disponer el Articulo Cuarto del Decreto Presiden-
cial No. 183, de 15 de Diciembre de 1902 que los Cer-
tificados y Cartas de Ciudadania expedidos de confor-
midad con el mismo son suficientes para acreditar la
nacionalidad de las personas a cuyo favor estuvieren
otorgadas, result ser la tan repetida Carta de Naturali-
zaci6n expedida al demandado, el document fehacien-
te para ecreditar su nacionalidad cubana; y lleva apare-
jada la presunci6n de legitimidad a favor de los otros
documents de que ella deriva, mientras no se pruebe
lo contrario, en la forma que seguidamente se diri".

"CONSIDERANDO: que en relaci6n con la efi-
cacia de las Certificaciones de inscripciones del Regis-
tro Civil y los Certificados de Nacionalidad expedidos
por la Secretaria de Estado, el Tribunal Supremo ha
declarado en Sentencia de 12 de Septiembre de 1940,
dictada en material contencioso-electoral, que por la in-
tangibilidad de las primeras mientras no recaiga una
ejecutoria del tribunal competent, con audiencia del
Ministerio P6blico y de las personas a quienes intere-
se, impiden abso, digo, y en raz6n de la correspondencia
de estas con el segundo, impiden absolutamente esti-
mar como cierta la alegaci6n que sirve de fundamento
a la demand, pueso que contrariamente a lo que se
sosiene, justifican la condici6n de cubano del interesa-
do a tenor de lo estatuido en los Articulos 325, 326 y
327 del C6digo Civil y disposiciones concordantes. Por
tanto, si bien es ciero que el Articulo 171 de la Consti-
tuci6n expresa que el Poder Judicial se ejerce entire
otros por el Tribunal Superior Electoral, y que el 185
lo faculta para resolver las Reclamaciones Electorales
que la Ley someta a su jurisdicci6n y competencia, co-
mo el propio Articulo 181 citado remite a la Ley la or-
ganizacion, facultades y modo de hacerlo, no cabe en-
tenderlo autorizado para invadir la 6rbita de la que co-
rresponde a otros jueces y tribunales de lo Civil, ni,
en consecuencia, segun lo antes expresado, la de decla-


rar indebidamente electo un candidate conforme al Ar-
ticulo 389 del C6digo Elecoral, si para ello hay que anu-
lar o por lo menos negar y desconocer, la existencia le-
gal y juridica que corresponde a los documents p6bli-
cos acreditativos de la condici6n, estado civil, ciudada-
nia de las personas, como lo seria sin duda declarar la
Tacha piedida con base en la ineficacia de la Carta de
Naturalizaci6n expedida a favor del demandado y en
pleno vigor, lo que consta acreditado en autos fehacien-
temente, por defecto de los documents a virtud de los
cuales se expidi6".

"CONSIDERANDO: S61o en gracia a la argu-
mentaci6n que auin cuando se estime possible que el Tri-
bunal pueda decidir la controversial en la forma pedida
por el actor y que se entienda justificado, con la prueba
de inspecci6n ocular admitida por este Tribunal, segin
acta obrante en los autos y con las demis pruebas admisi
bles apreciadas en la forma que autorizan los preceptos
legales aplicables, del Libro de Ciudadania del Registro
Civil del Juzgado de Cartagena en que aparece el Acta
de Jura de Intencion del demandado, de adquirir la
ciudadania cubana, aparezcan las irregularidades consis-
tentes en faltar al libro alguno de sus folios y en apare-
cer intercalada y pegada una de las hojas del indice, en
que finaliza la aludida acta, en la cual se explica tal
anomalia, haciendo constar que se debe a defects en la
construcci6n del libro, lo que en todo caso serian erro-
res imputables a la Oficina; es obvio que result con-
tradicho por el resultao de las demas pruebas practica-
das, como son la Certificaci6n relative a la propia ins-
cripci6n segun el Libro Duplicado, de la cual no cons-
tan dichas irregularidades, de la prueba pericial practi-
cada por el perito designado por insaculaci6n, con vis-
ta de las firmas que autorizan las inscripciones de dicho
Libro principal de ciudadania, de resultado adverse al
demandante, de la declaraci6n del testigo Sarduy, (fo-
jas 140 de los autos), que desempefiaba el cargo de se-
cretario del Juzgado y que suscribi6 el acta en discussion,
tambien adversa a la alegaci6n del demandante; y sin
que sea eficaz ni apreciable como prueba testifical la
declaracion prestada ante Notario P6blico por el Juez
ante quien se otorgo la tantas veces aludida Acta de Op-
cion, porque tal medio empleado result contrario a las
normas legales regulates de dicha prueba testifical, la
cual prueba pot otra parte, dej6 de practicarse en forma
legitima por causa imputable al proponents que no lo
present para su examen segun hubo de ofrecer".

"CONSIDERANDO: tambien gratia aguendi que
aunque seg6n la Certificaci6n obrante en autos en el Ac-
ta del Registro cuestionada falta la renuncia express a
la nacionalidad anterior y el juramento de cumplir la
Constituci6n de la Repiblica, y demas leyes que rijan
s6lo son, segun declara la sentencia numero 16, de 17 de
octubre de 1912, dictada por el Tribunal Supremo en
material de inconsitucionalidad, preceptos reglamenta-
rios que unicamente envuelve, el primero, la confirma-
ci6n de la renuncia presunta, deducida del hecho de no
haberse inscripto en el Registro de Espafioles, (en el
caso present evidentemente manifestado de la propia
comparecencia ante el Encargado del Registro Civil pa-
ra optar por la ciudadania cubana asegurano estar com-
prendido en el Caso Tercero del Articulo Sexto de la
Constituci6n de 1901), y el segundo, que no afecta a la
sustatividad del derecho de ciudadania; ello aparte de
que la prealudida certificaci6n demostraria contra ter-









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 13


cero, segiin el articulo 1218 del C6digo Civil, s61o el
hecho de que motiva su otorgamiento y la fecha, pero
no que se hayan emitido en el expediente incoado la
renuncia y el juramento de que se viene tratando, lo
que ha de estimarse cumplimentado en dicho expedien-
te al expedirse en definitive la Carta de Naturali-
zacion.

"CONSIDERANDO: que por lo expuesto proce-
de declarar SIN LUGAR el Recurso de Apelacion, y,
en su consecuencia confirmar en todas sus parties el Fa-
1lo apelado, condenando al recurrente al pago de las
costas de la segunda instancia, sin apreciar temeridad o
mala fe a los efectos de la Orden Numero Tres de mil
novecientos uno".

"FALLAMOS: declarando SIN LUGAR el pre-
sente Recurso de Apelaci6n, y, en su consecuencia, con-
firmamos en todas sus parties la Sentencia recurrida, de
feca 24 de Agosto de 1944, con las costas de esta Ins-
tancia a cargo de la parte apelante, aunque no por ra-
z6n de temeridad o mala fe a los efectos de la Orden
Tres de 1901. Notifiquese a las parties, comuniquese al
Tribunal Provincial de lo Contencioso-Electoral de las
Villas para su conocimiento y efectos y afin de que lo
comunique a la Junta Provincial Electoral, librandose
por el secretario de este Tribunal las oportunas Certi-
ficaciones y con el acuse de recibo, archives este Rollo.
Asi lo pronunciamos, acordamos y firmamos.- (Fdo.)
RICARDO R. DUVAL. JUAN CARLOS AN-
DREU.- AURELIO ALVAREZ MARURI.- EMI-
LIO MENENDEZ.- DELIO SILVA".

No obstante ese fallo dictado por el Tribunal Su-
perior Electoral, el senior Jos6 Antonio Bravo y Marti-
nez ha querido plantear en ultima instancia ante esta
Camara de Representantes, la misma pretension, en for-
ma de impugnaci6n al Acta del Sr. Ignacio Alonso Lo-
renzo.

En el afio de 1940, los Tribunales de Justicia no
entraron a considerar el fondo de la question plantea-
da por el Sr. Radelat, que como hemos visto, es id6ntica
a la planteada porel Sr. Jos6 Antonio Bravo Martinez, y
la Camara de Representantes, en uso de su plena sobe-
rania, en sesi6n de 5 de Marzo de 1941, declar6 limpia
el Acta del senior Ignacio Alonso Lorenzo.

Esta nueva impugnaci6n contra el senior Ignacio
Alonso Lorenzo, se viene a plantear por lo tanto, des-
pu6s de agotados todos los tramites ante los Tribunales
de lo Contencioso-Electoral y despues de haberse pre-
sentado ante los mismos todas las pruebas que se tuvie-
ron por convenient.

Fijados estos antecedentes de indiscutible valor pa-
ra el fallo de la impugnaci6n sometida a nuestra consi-
deraci6n, vamos a pasar al analisis del

FONDO DE LA IMPUGNACION:

El impugnante en su escrito afirma que va a pro-
bar que Ignacio Alonso Lorenzo no es cubano y, por
consiguiente, que carece de capacidad para ejercer la
alta funci6n leeislativa en el Congreso Cubano. Y sin-
tetizando el pensamiento del impugnante, su plantea-
miento se afinca en dos puntos esenciales:


PRIMERO: Oue en el Acta de Jura de Intenci6n
llevada a efecto por Ignacio Alonso Lorenzo ante el
Juzgado Municipal de Cartagena, adolece de defects
de forma, tales como falta de juramento de la Consti-
tuci6n y ausencia de renuncia de la ciudadania de
origen.

SEGUNDO: Oue el acta de Jura de Intenci6n
ci6n llevada a efecto por Ignacio Alonso ante el Juzga-
do Municipal de Cartagena, adolece ademis de "gra-
ves irregularidades", que la hacen totalmente falsa e
inexistente, ya que fu6 extendida su parte final en una
hoja intercalada en el Libro Original de Ciudadania del
Registro Civil de Cartagena, sefialada con una letra
"Z" y tomada del indice del propio libro.

Frente a estas afirmaciones categ6ricas del impug-
nante, surge el derecho del impugnado, que lo basa en
la tenencia de su Carta de Naturalizaci6n la cual le fu6
expedida previo el cumplimieno de todas las formalida-
des legales y que constitute la prueba por excelencia
para acreditar la nacionalidad, document este que
mantiene su valor integral mientras por sentencia fir-
me dictada en juicio declarativo de mayor cuantia, con
asisteneia del Ministerio Fiscal y oidas las parties intere-
sadas, no se declare la nulidad del mismo, (en el expe-
diente de impugnaci6n traido a esta Comisi6n de la
Tacha interpuesta contra Ignacio Alonso Lorenzo por
el senior Eduardo Radelat, aparece a fojas 4 y 5 del mis-
mo, un Testimonio por Exhibici6n de la Carta de Na-
turalizaci6n del Sr. Ignacio Alonso Lorenzo y una Cer-
tificaci6n literal de la Direcci6n de Ciudadania y Mi-
graci6n, expresiva de que en 23 de Mayo de 1927 se ex-
pidi6 por el Presidente de la Repiblica de Cuba Car-
ta de Naturalizaci6n Cubana a favor del senior Ignacio
Alonso Lorenzo, natural de Arvellales, Asturias, Espa-
fia, de 30 aiios de edad, de estado casado, hijo de Ma-
nuel y de Isabel, por hallarse comprendido en el Irici-
so Tercero del Articulo Sexto de la Constituci6n, ha-
biendose registrado dicho document al n6mero 10,094,
Folio 338 del Libro 9, seg6n result del expediente
No. 1,064 correspondiente al afio de 1927, formado por
el Negociado de Reclamaciones y Nacionalidad.)
DEFECTS DE FORMA
En cuanto a los defects de forma, la apreciaci6n
del impugnante Sr. Bravo Martinez es equivocada, por-
que en los casos de Jura de Intenci6n, no es necesario
hacer ni el juramento de la Constituci6n, ni la renun-
cia de la nacionalidad de origen, y el Decreto 859, de
1908 en su articulo 9 asi lo expresa al afirmar "que las
inscripciones a que se refiere este Decreto, exceptuando
las de Declaratoria de Intencion, se hari constar que
los interesados renuncian a su nacionalidad anterior,
que juran cumplir la Constituci6n de la Republica de
Cuba, las leyes que rigen actualmente en la misma y
las que en ella rigieren en lo sucesivo".
Quiere decir que en las Declaratorias de Intenci6n,
la ausencia de esos requisitos no afecta a la sustantivi-
dad del derecho de ciudadania. La recta interpretaci6n
de este articulo la fija la Sentencia del Tribunal Supre-
mo de Cuba No. 16 de 17 de Octubre de 1912, dictada
en material de inconstitucionalidad, en la que declara
lo siguiente:
"El Articulo 9o. del Decreto del Gobierno Inter-
ventor de 26 de Agosto de 1908, no es contrario al In-








14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


ciso 4to. del Art. 6 de la Constituci6n, ya que de los dos
requisitos que establece para las inscripciones de ciuda-
dania, el primero, o sea, la renuncia expresa de su na-
cionalidad que se exige a los espafioles comprendidos en
el, no es mis que la confirmaci6n de la renuncia pre-
sunta deducida del hecho de no haberse inscripto co-
mo tales espafioles en los registros correspondientes y
es de carActer reglamentario, y el segundo, o sea, la obli-
gaci6n de prestar el juramento de cumplir la Constitu-
ci6n y sus leyes vigentes y que rigieren en lo sucesivo,
que tambi;n es de orden reglamentario, pues no afecta a
la sustantividad del derecho de ciudadania; es exigible
como garantia del buen uso del propio derecho y esti
en consonancia con la obligaci6n que el Art. 10 No. 4
impone aun a los mismos extranjeros de observer y
cumplir las leyes, decretos, reglamentos y demis disposi-
ciones que est6n en vigor en la Rep6blica".

Este criterio tambi6n ha sido compartido por el
Tribunal Superior Electoral en su Sentencia de 15 de
Septiembre de 1944, en la cual puede leerse el S6ptimo
de sus Considerandos, que trata esta cuesti6n.

DEFECTS INTRINSECOS:

La declaratoria de nulidad o de inexistencia de que
habla el impugnante, se basa en la apreciaci6n de que
en el acta inicial de naturalizaci6n de Ignacio Alonso,
o sea, en su Jura de Intenci6n, se han cometido graves
irregularidades a las cuales ya nos hemos referido, que
la hacen "nula de pleno derecho e incapaz de producer
efectos juridicos de ninguna clase".

En el orden del Derecho, estas nulidades o decla-
ratorias de inexistencia, no pueden obtenerse mas que
mediante la exitaci6n de la actividad de los 6rganos ju-
risdiccionales a quienes compete exclusivamente el co-
nocimiento de tales reclamaciones. Conforme a nues-
tras disposiciones positivas, la dnica jurisdicci6n para
realizar tales pronunciamientos, con alcance y eficacia,
es la civil, mediante el juicio plenario correspondiente
a que se refiere el Inciso Tercero del Articulo 482 de la
Ley de Enjuiciamiento Civil, procedimiento 6ste en
que es notoria e indispensable la intervenci6n del Minis
terio Fiscal, por ser el Registro Civil una instituci6n de
orden piblico y la ausencia del representante del Esta-
do, dado su interest en el procedimiento, produciria una
sentencia que no podria causar estado, por falta de las
personas que debieran ser oidas en el procedimiento.

En otros t6rminos, que los Tribunales de lo Con-
tencioso-Electoral a los cuales se llev6 esta cuesti6n y
ante los que se ha reclamado la declaratoria de nulidad
o inexistencia del acta registral de Jura de Intenci6n y
la nulidad de la Carta de Naturalizaci6n de Ignacio
Alonso, carecen de 6rbita competencial, de 6rbita ju-
risdiccional para fallar la aludida pretension del im-
pugnante.


analizado las pruebas practicadas y han llegado a la con-
clusi6n de que el acta registral de Jura de Intenci6n lle-
vada a efeco por Ignacio Alonso ante el Juzgado de Car-
tagena, si bien existen irregularidades en el Libro Origi-
nal de Ciudadania, aunque no en el Libro Duplicado
(que se lleva conjuntamente con aquel a virtud de lo
dispuesto en el Articulo 28 del Reglamento para la Ley
del Registro Civil), no son estas irregularidades de tal
ascendencia de las que pueda inferirse una base dolosa
ni tan graves que permitan declarar una nulidad "per
se", pues aprecian con muy buen juicio por cierto, que
de las mismas no es responsible el senior Ignacio Alonso
Lorenzo, pues en todo caso serian errors imputables a
la oficina.

DOCUMENTS DE VALOR
INCONTROVERTIBLES

Las Certificaciones de Inscripci6n en el Registro
Civil y la de los Certificados de Nacionalidad, expedi-
dos por la Secretaria de Estado, hoy Ministerio de ese
mismo nombre, constituyen pruebas incontrovertibles,
esto es, son documents incontrovertibles, que hacen
prueba plena.

El Tribunal Supremo de Cuba, en el Recurso de
Apelaci6n en material electoral, dict6 una sentencia cu-
ya jurisprudencia ha sido reconocida y aceptada por el
propio Tribunal Superior Electoral al fallar este Recur-
so de Tacha contra el Sr. Alonso Lorenzo, la cual en
uno de sus Considerandos declara lo siguiente:

"CONSIDERANDO: que tales inscripciones y
documents (las inscripciones del Registro Civil y el
Certificado de Nacionalidad expedido por la Secreta-
ria o Ministerio de Estado), por la intangibilidad de las
primeras mientras no recaiga una ejecutoria del Tri-
bunal competent, con audiencia del Ministerio P6bli-
co y de las personas a quienes interest y en raz6n de la
correspondencia con estos del segundo impiden absolu-
tamente estimar como cierta la alegaci6n que sirve de
fundamento a la demand; puesto que, contrariamen-
te a lo que sostiene, justifican la condici6n de cubano
del interesado a tenor de lo estatuido en los articulos
325, 326 y 327 del C6digo Civil y disposiciones concor-
dantes ...

Consecuente con esta tesis del Tribunal Supremo
de Justicia, el Tribunal Superior Electoral al fallar la
reclamaci6n contencioso-electoral establecida por Jos6
Antonio Bravo Martinez contra Ignacio Alonso Lo-
renzo, hace un anilisis que es necesario destacar, para
reafirmar la tesis que venimos sustentando, y que ha de
servir de base a los razonamientos finales de esta Po-
nencia...

Dice el Tribunal Superior Electoral:


"Si bien es cierto que el Articulo 171 de la Consti-
De las sentencias dictadas primero por el Tribunal tuci6n expresa que el Poder Judicial se ejerce entire otros
Provincial de lo Contencioso-Electoral de Las Villas y por el Tribunal Superior Electoral y que el 185 lo fa-
despju6s por el Tribunal Superior Electoral, sc puede culta para resolver las reclamaciones electorales que la
apreciar que ambos Tribunales han sido conscientes de ley someta a su jurisdicci6n y competencia, como el
su jurisdiction y han reconocido estos principios de no propio Articulo 181 citado remite a la Ley la organiza-
interferencia a otras jurisdicciones, pero no obstante ci6n, facultades y modo de hacerlo, no cabe entenderlo
ello, como una satisfacci6n para el reclamante, al emi- autorizado para invadir la 6rbita de lo que corresponde
tir su fall han estudiado el fondo de la cuesti6n, han a otros jueces y Tribunales de lo civil, ni en consecuen-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA i 15


cia, seg6n lo expresado, la de declarar indebidamente
electo a un candidate conforme al Articulo 389 del C6-
digo Electoral, si para ello hay que anular o por lo me-
nos near y desconocer la eficacia legal y juridica que
correspond a los documents p6blicos acreditativos de
la condici6n, estado civil y ciudadania de las personas,
como seria sin duda declarar la tacha pedida, con base
en la ineficacia de la Carta de Naturalizaci6n expedida
en favor del demandado y en pleno vigor, lo que consta
acreditado en autos fehacientemente, por defect de los
documents a virtud de los cuales se expidi6".

A mayor abundamiento, podriamos citar el Articu-
lo 9 de la Ley del Registro Civil, en el cual se declara
que "firmada una Inscripci6n, no podra hacerse en ella
rectificaci6n alguna, ni enmienda que altere sustancial-
mente el acto a que se refiere, sino -a virtud de ejecuto-
ria de Tribunal competent, con asistencia del Minis-
terio Publico y de las personas a quienes interest, dispo-
nimndose que esta ejecutoria sea inscripta en el Regis-
tro, poniendose al margen de la inscripci6n rectifica-
da v de la que se haga nuevamente una suscinta nota
de inutua referencia"; y si para la rectificaci6n, para la
adici6n, para la enmienda de una inscripci6n ese ar-
tLculo require una ejecutoria de tribunal competent,
parece l6gico que para anular totalmente una inscrip-
ci6n registral, se exija un procedimiento igual.

Confirm la necesidad del juicio plenario para ob-
tener tales enmiendas, rectificaciones, etc., la Sentencia
No. 153, de 29 de Septiembre de 1930, en la que se de-
clara: Cue la ejecutoria a que se refiere el Articulo 9
de la Ley del Registro Civil, es la dictada en juicio de-
clarativo de mayor cuantia que al efecto se promueva,
dado que a esta clase cie juicios es a los que correspon-
den los problems sobre el estado civil y la condici6n de
las personas".

Por otra parte, la Sentencia No. 69, de 5 de Oc-
tubre de 1906, del Tribunal Supremo de Cuba decla-
ra: "Que siendo de interns p6blico los pleitos que ver-
san sobre el estado civil de las personas debe ser parte
en ellos el Ministerio Fiscal".

PRUEBAS DEL IMPUGNANTE

Con la impugnaci6n se acompafian varias pruebas
que esta Ponencia ha estudiado. Entre ellas esti la Cer-
tificaci6n expedida por Francisco Cos y Garcia, Juez
Municipal del Registro Civil de Cartagena, acreditati-
va de la Jura de Intenci6n de Ignacio Alonso Lorenzo;
otra expresiva de que al folio 41 del Tomo Primero y
Unico de la Seccion de Ciudadania de dicho Juzgado y
a su margen existen anotaciones de visits efectuadas en
el Registro; otra, en copia simple igual que las dos
anteriores, acreditativa de que el indice del Tomo Pri-
mero no aparece el nombre que concuerde con el de
Ignacio Alonso; otra, tambien en copia simple, acredita-
tiva de que no aparece ningun otro asiento donde cons-
te que Ignacio Alonso Lorenzo haya jurado la Consti-
tuci6n de la Rep6blica y las leyes ni tampoco que haya
jurado su intenci6n de optar a la ciudadania cubana;
otra, en copia simple acreditativa de que al Libro Pri-
mero Unico de Ciudadania le faltan los folios treinta y
site, treinta y ocho, treinta y nueve y cuarenta, an-
teriores todos a la inscripci6n de Jura de Intenci6n de
Ignacio Alonso Lorenzo; otra copia simple del Acta No-


trial No. 129, otorgada en la ciudad de Cienfuegos, el
28 de Noviembre de 1940, ante el Dr. Jos6 Gonzalez
Posada y Lanier, suscrita por Ram6n Ramirez Sosa;
otra copia simple del acta notarial No. 75, otorgada ante
el Notario de la Villa de Rodas Dr. Jose Manuel Alonso
Garcia, de 2; de Agosto de 1944, a la cual tambidn
compareci6 el Dr. Ram6n Ramirez Sosa; otra copia sim-
ple del acta de Requerimiento de fecha o1 de Octubre
de 1940, hecho al Notario Dr. Jos6 Gonzflez Posada y
Lanier, por Eduardo Radelat y Navarro, para que se
constiuyera en el local que ocupa el Juzgado Munici-
pal de Cartagena y diera fe de la forma en que se habia
practicado la inscripci6n de la Ciudadania del senior Ig-
nacio Alonso Lorenzo; una copia de una certificaci6n
expedida por el senior Pedro Casamayor Formoso; otra
copia simple de un escrito de 21 de Octubre de 1940,
firmado por el Dr. Enrique Gal Galb6; una copia sim-
ple de la Sentencia dictada por la Audiencia de Santa
Clara en el Rollo No. 26, de 1944, de fecha ic de Ju-
lio del propio afio; otra copia simple de la Sentencia
dictada en Rollo 27 de 1944, por el Tribunal Superior
Electoral; otra copia simple de la Sentencia dictada por
los doctors Ramiro M. Rencurrell, Augusto M. Vidau-
rreta y Fidel Requejo, en la reclamaci6n No. 26 de
1944, de fecha 24 de Agosto de 1944; seg6n se expresa,
del Tribunal Superior Electoral, y tres copias fotogri-
ficas del Libro Original de Ciudadania del Juzgado Mu-
nicipal de Cartagena.

Las pruebas acompafiadas dicen muy poco al fon-
do de esta reclamacion, como no sea, de ser ciertas las
copias, los fallos dictados tanto por el Tribunal Provin-
cial de lo Contencioso-Electoral de Las Villas como por
el Tribunal Superior Electoral.

Las actas notariales suscritas segun se afirma, por
Ram6n Ramirez Sosa, son documents que carecen de
total valor probatorio, pues desvirtdan la genesis de la
prueba testifical, ya que hay ausencia absolute del ju-
ramento de decir verdad y se priva a la parte contraria
de las repreguntas a que tiene derecho.

PRUEBAS DEL IMPUGNADO

Por los fallos dictados por el Tribunal Provincial de
lo Contencioso-Electoral de Las Villas y por el Tribu-
nal Superior Electoral, que en copia simple se acompa-
nan y que convienen con las presentadas por el impug-
nante, lo que le da valor, se evidencia que entire los do-
cumentos presentados por Ignacio Alonso Lorenzo an-
te aquellos Tribunales, uno lo fu6 un Certificado de
Nacionalidad y otro, un Testimonio por Exhibici6n de
su Carta de Naturalizaci6n, otorgado ante el Dr. tjos6
Lorenzo Penichet y Calles, Abogado y Notario del pue-
blo de Cruces, extreme que aparece corroborado por el
Testimonio por Exhibici6n otorgado ante el Dr. Julio
Cap6 y Dally, de la Carta de Naturalizaci6n de Ignacio
Alonso.

Esta prueba tiene valor incontrovertible. El Tri-
bunal Supremo ha declarado en su Sentencia No. 26,
de 6 de Diciembre de 1918, resolviendo controversial
de inconstitucionalidad, cue el Inciso Tercero del Ar-
ticulo 6to. de la Constituci6n de 1901, no otorga un de-
recho absolute a los extranjeros residents para adqui-
rir por naturalizaci6n la nacionalidad cubana s61o por
el hecho de haber declarado despu6s de cinco afios de








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 1


residencia su intenci6n de adquirir dicha nacionalidad
y haber continuado residiendo dos aiios mAs en el te-
rritorio de la Republica, sino que claramente el derecho
que el Articulo otorga, esti subordinado a la obtenci6n
de la Carta de Naturalizaci6n", disponi6ndose en el Ar-
ticulo 4to. del Decreto Presidencial No. 183, de 15 de
Diciembre de 1902, que los Certificados y Cartas de
Ciudadania expedidos de conformidad con el mismo
son suficientes para acreditar la nacionalidad de las per-
sonas a cuyo favor estuvieren otorgados, por lo que re-
sulta la Carta de Naturalizaci6n un document feha-
ciente para acreditar la nacionalidad cubana.

El Tribunal Superior Electoral, en su Sentencia
de 15 de Septiembre, Rollo 72, declara en el Cuarto de
sus Considerandos: "que la Carta de Naturalizaci6n
expedida a favor de Ignacio Alonso Lorenzo (el deman-
dado) lleva aparejada la presunci6n de legitima a fa-
vor de otros documents que de ella derivan, mientras
no se pruebe lo contrario en un juicio declarative de
mayor cuantia, con asistencia del Ministerio Fiscal y
de las parties interesadas".

REPRODUCCIONES FOTOGRAFICAS
DEL LIBRO DUPLICADO

Las cuatro reproducciones fotogrificas, a escala mi-
limetrica, tomadas con vista al Libro de Ciudadania
Duplicado del Registro Civil de Cartagena, evidencian
a simple vista que la inscripcci6n de Ignacio Alonso
Lorenzo, levantada a los folios 40. y 41, esta expedida
correct y continuadamente, en el referido Libro Dupli-
cado, y las Certificaciones correspondientes a Ram6n
Sanchez Rodriguez, que aparece anterior a la de Alonso
demuestran que en dicho Libro Duplicado no ha habi-
do ninguna hoja intercalada, ni enmendaturas, ni notas
marginales, ni nada en que pueda buscarse una afirma-
ci6n para negar eficacia a tales inscripciones.
PRUEBA PERICIAL
La prueba pericial demuestra que el Perito senior
Tandr6n encontr6 en el studio que hizo de las firmas
de "Ram6n Ramirez Sosa" que aparecen en los asien-
tos anteriores y posteriores a la firma de Ram6n Rami-
rez, que aparece en el Acta de Ignacio Alonso Lorenzo,
que habia dos grupos de firmas similares y que entire
esos dos grupos, por sus caracteristicas generals lo in-
ducian a pensar que estaban trazadas por la misma ma-
no. Despues, el perito procedi6 a cotejar la firma que
dice "Ram6n Ramirez', que aparece al pie de la hoja
intercalada entire los Folios 42 y 43, con los dos grupoc
de las firmas anteriores y observe como rasgo comun de
muchas de dichas firmas la r6brica, la inclinaci6n, al-
gunas erres mayisculas y muchos acentos, y que con
vista a la variedad de todas las firmas, afirm6 no encon-
trar que la firma que aparece al pie de la hoja interca-
lada, sea hecha por mano distinta de las anteriormente
mencionadas.

LAS PRUEBAS VISTAS POR EL TRIBUNAL
SUPERIOR ELECTORAL
Despu6s del sucinto andlisis que hemos hecho, con
vista de las pruebas del impugnante y del impugnado,
gran importancia ha de tener sin duda conocer el ani-
lisis que hace el Tribunal Superior Electoral en su Sen-
tencia de 15 de Septiembre dcl actual, sobre las prue-


bas presentadas, por ambas parties, en el Recurso tantas
veces referido, establccido por el Sr. Bravo Martinez
contra el senior Alonso Lorenzo, Rollo No. 72 de 1944.

En el Sexto Considerando de la Sentencia aludida,
declara el Tribunal Superior Electoral lo siguiente:

"CONSIDERANDO: s61o en gracia a la argu-
mentaci6n que aun cuando se estime possible que el
Tribunal puede decidir la controversial en la forma pe-
dida por el actor y que se entienda justificado con la
prueba pedida por, digo, de inspecci6n ocular admitida
por este Tribunal segun acta obrante en autos y con la
demas prueba documental, admisible apreciadas en la
forma que autorizan los preceptos legales aplicables,
que el libro Original de Ciudadania del Registro Civil,
del Juzgado de Cartagena, en que aparece el Acta de
Jura de Intenci6n del demandado de adquirir la ciu-
dadania cubana, aparezcan las irregularidades consisteh-
tes en faltar al Libro alguno de sus folios y que apa-
rezca intercalada y pegada una de las hojas del indice
en que finaliza la aludida acta en la cual se explica tal
anomalia, haciendo constar que se deben a defecto de
construcci6n del Libro, lo que en todo caso serian erro-
res imputables a la oficina; es obvio que result contra-
dicho por el resultado de las demis pruebas practicadas
como son la Certificaci6n relative a la propia inscrip-
cion seg6n el Libro Duplicado, de la cual no constant
dichas irregularidades, de la prueba pericial practicada
por el perito designado por insaculaci6n con vista de
las firmas que autorizan las inscripciones de dicho Libro
Principal de Ciudadania, del resultado adverse al de-
mandante, de la declaraci6n del testigo Sarduy, (fojas
140 de los autos), que desempefiaba el cargo de secre-
tario del Juzgado y que suscribi6 el acta en discusi6n,
tambien adversa a la alegaci6n del demandante; y sin
ques sea eficaz ni apreciable como prueba testifical la
declaraci6n prestada ante Notario P6blico por el Juez
ante quien se otorg6 la tantas veces aludida acta de op-
ci6n porque tal medio empleado result contrario a las
normas legales reguladoras de dicha prueba testifical,
la cual prueba, por otra parte dej6 de practicarse en for-
ma legitima por causa imputable al proponents que no
lo present para su examen seg6n hubo de ofrecer".

COMPETENCIA DE LA CAMERA PARA
CONOCER DE LA IMPUGNACION

El impugnante en su escrito y bajo el titulo 'de las
Reclamaciones establecidas", reconoce que los Recur-
sos de Tacha contra Ignacio Alonso Lorenzo, en el afio
40 y en el aflo de 1944, han sido conocidos, vistos y fa-
llados por los Tribunales de lo Contencioso-Electoral;
no obstante, pretend segun afirma, que sea la Comi-
si6n de Actas de la Camara de Representantes la que re-
suelva este problema de la Tacha en el cual el Sr. Jos6
A. Bravo Martinez ha utilizado como puede apreciarse,
todas las oportunidades que el C6digo Electoral le per-
mite...
Tal pretensi6n se apoya en una interpretaci6n
equivocada del Articulo 129 de la Constituci6n de la
Repiblica, en la que se expresa: "La Cimara resolvera
sobre la validez de la elecci6n de sus miembros y so-
bre las renuncias que presented. Tal precepto hay que
estudiarlo armonizindolo con otros preceptos de la pro-
pia Constituci6n, que dividen las funciones del Estado
en tres poderes: Ejecutivo, Legislativo y Judicial, y de









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 17


las leyes vigentes que reglamentan el funcionamiento de
cada poder.

No es possible que este precepto constitutional, tan
claramente y tan rectamente interpretado por esta Ca-
mara de Representantes, en distintas oportunidades,
permit pensar que la Cimara tiene un poder soberano
y arbitrario, de tal grado que le permit invadir las fun-
ciones de los otros poderes del Estado.

La C~mara de Representantes tiene sin duda algu-
na, facultad para resolver sobre la validez de la elecci6n
de sus respectivos miembros pero necesariamente la Ca-
mara, al analizar las cuestiones que se le plantean, no
puede desconocer ni pasar por alto las resoluciones fir-
mes dictadas por los tribunales judiciales, de cumpli-
miento ineludible, al amparo del Articulo 203 de la
Constituci6n. Esta Comisi6on frente a la impugnaci6n
que se hace del acta de Representante de Ignacio Alon-
so Lorenzo, esta en el deber de estudiar y considerar
como prueba fundamental el fallo dictado en 15 de
Septiembre de 1944, por el mis alto en el orden jerar-
quico de los tribunales electorales de Cuba, por el Tri-
bunal Superior Electoral.

La C~mara de Representantes no puede convertir-
se en tribunal de Justicia y resolver la falsedad e inefi-
cacia de un acto registral ni de una carta de ciudadania
otorgada por autoridad competent por razones de ju-
risdicci6n, ya que ello corresponde a los 6rganos judi-
ciales.

Este Ponente tambi6n desea informar que ha es-
tudiado el contenido de los escritos presentados por
Jose A. Bravo en 19 de septiembre y que obran en po-
der de esta Comisi6n, en uno de los cuales se protest
del hecho de que el Dr. Salvador Garcia Ramos, forme
parte de esta Sub-Comisi6n, toda vez, que ha sido le-
trado defensor del impugnado Sr. Alonso y con el cual
se acompafia una Certificaci6n expedida por la Sala de
lo Criminal del Tribunal Supremo de Justicia, con-
tentiva del informed rendido por el Dr. Jorge Siberio y
Sotolongo, con motivo de una visit especial dirigida
por este funcionario a instancia del Tribunal Supremo
de Cuba, al Registro Civil de Cartagena, T6rmino de
Rodas, y el otro con el cual se acompafia una Certifica-
ci6n del Tribunal Superior Electoral acreditativa de ha-
ber intervenido el Dr. Garcia Ramos, como letrado, en
los rollos Nos. 2q y 72 de 1944; y como el contenido de
estos escritos no alteran en lo absolute el criterio que
ha hecho esta Ponencia de la impugnaci6n planteada,
da por terminada la misma.

POR TODAS LAS CONSIDERACIONES Y RA-
ZONES EXPUESTAS, EL REPRESENTANTE A
LA CAMERA QUE SUSCRIBE, EN SU CARAC-
TER DE PONENTE

Que las impugnaciones carecen de valor y eficacia
y no merecen ser tomadas en consideraci6n y por tan-
to procede declarar limpia el Acta de Representante a
la Cimara del Sr. Ignacio Alonso Lorenzo, cuyo Certi-
ficado de Elecci6n, expedido por la Junta Provincial
Electoral de Las Villas, acredita su condici6n de Re-
presentante electo, duplicado que obra en el expediente
que tiene esta Comisi6n a la vista, sin que contra el
mismo se haya establecido ninguna otra impugnaci6n


como no sea la que se estudia en este escrito, que la Co-
misi6n debe declarar SIN LUGAR en todas sus parties.

Sal6n de Sesiones de la Sub-Comisi6n de Actas de
la C~mara de Representantes, a los veinte y un dias
del mes de Septiembre de mil novecientos cuarenta y
cuatro.
(Fdo.) Dr. Marino L6pez Blanco.

DICTAMEN

Reunida la Comisi6n de Actas en el dia de la fe-
cha, adopt el acuerdo por mayoria de votos, (en vista
que el Sr. Garcia Ramos se abstuvo de participar en la
discusi6n y votaci6n de esta impugnaci6n), de acep-
tar la Ponencia del Sr. Marino L6pez Blanco, elevdndo-
la como Dictamen de esta Comisi6n a la Camara de
Representantes, declarando en su consecuencia limpia
el Acta del Sr. IGNACIO ALONSO Y LORENZO.

No obstante, la Cimara resolverA.

Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Actas, a los
veinte y un dias del mes de Septiembre de mil nove-
cientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Salvador Garcia Ramos.
SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Se pone a
votaci6n el dictamen de la Segunda Sub-Comision.........

SR. RODON (LINCOLN): Pido la palabra, para una
aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Tiene la pa-
labra el senior Rod6n, para aclaraciones.
SR. RODON (LINCOLN): Sr. President y sefiores
Representantes: De la lectura del Dictamen he obser-
vado, que se afirma categ6ricamente que se trata de un
dictamen de la Comisi6n de Actas. Comoquiera que el
Representante que habla es Presidente de la Primera
Sub-Comisi6n, y dada la forma en que desenvuelve el
Reglamento la cuesti6n a juicio de este Representante
es de todo normal y ante la opinion pUblica se da la
sensaci6n de que quien resuelve es la Comisi6n de Ac-
tas, y no es cierto sino que quien resuelve son las dos
Sub-Comisiones; una Sub-Comisi6n, de la que forma
part el Representante que habla, y una segunda Sub-
Comisi6n, que es la que a mi juicio quiere tener todas
las facultades de Comisi6n de Actas, y que por la ma-
la redacci6n del Reglamento, parece que es la que man-
d6 al pleno el problema de las actas limpias o no de
los Representantes nuevamente electos. A este Repre-
sentante le interest aclarar que solamente ha tenido par-
ticipaci6n en el dictamen sobre los tres Representantes
que formaron posteriormente parte de la Segunda Sub-
Comision, y que la responsabilidad de las resoluciones
de todas las demas actas compete a una Segunda Sub-
Comisi6n y no a la Comisi6n de Actas, como se dice
cn el Dictamen que se acaba de leer.
SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Hechas las
aclaraciones por el senior Lincoln Rod6n, se pone a dis-
cusi6n el dictamen de la Segunda Sub-Comisi6n de Ac-
tas a que se acaba de dar lectura. Se conceden dos tur-
nos en pro y dos turnos en contra.
(Silencio).







18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 1
_


No habiendose solicitado la palabra en pro ni en
contra, se somete a votaci6n. Los sefiores Representan-
tes que est6n conformes'con el dictamen, se serviran
ponerse de pie.

(La mayoria de los seiiores Representantes se pone
de pie).

Aprobado.

Queda, pues, proclamado el senior Ignacio Alonso
Lorenzo, Representante electo por la Provincia de Las
Villas, por el Partido Liberal.

(Aplausos).

Sefiores Representantes: Se eicuentran sobre la me-
sa dos dictimenes sobre dos distintas impugnaciones
hechas al acta del Representante senior Carmelo Ur-
quiaga Padilla. Y siendo los dos dictamenes emitidos,
deberan ser discutidos separadamente.

Se va a dar lectura a uno de esos dictamenes.
(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 21 de 1944.
Sr. President de la Camara de Representantes.

Senor:

A los efectos renlamentarios procedentes, tengo el
honor de remitirle el Dictamen de la Segunda Sub-Co-
misi6n de Actas, aceptando el informed del Ponente se-
fior Garcia Ramos, en relaci6n con la imougnaci6n pre-
sentada por el senior Taime Llamb6s Toldra y favorable
a la proclamaci6n del senior Carmelo Urquiaga Padi-
l1a, como Reprezentante electo por la Provincia de la
Habana y por el Partido Liberal.

De usted atentamente,

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
Pdte. de la Seg. Sub-Comisi6n de Actas

A LA SUB-COMISION DE ACTAS
El Representante que suscribe, designado Ponente
de la impugnacion formulada por el Sr. Jaime Llambes
y Toldrai contra el Certificado de elecci6n del Represen-
tante electo por la Provincia de la Habana, senior Car-
melo Urquiaga y Padilla, tiene el honor de emitir su
juicio en relacion con la misma en la siguiente:

PONENCIA.
I.-ANTECEDENTES:
El doctor Jaime Llamb6s Toldra, elector inscripto
en la Provincia de La Habana, cuya condici6n justifica
debidamente con certificado expedido por la Junta Mu-
nicipal Electoral del Vedado que acompafia, y candi-
dato a Representante por el Partido Liberal en dicha
Provincia, present escrito dirigido a la Cimara de


Representantes, Registro de entrada No. 810 de fecha
18 de Septiembre de 1944, impugnando la condici6n
de Representante debidamente electo del Sr. Carmelo
Urquiaga y Padilla, interesando en consecuencia se sir-
va ordenar la tramitaci6n de esa protest y en definiti-
va declarar grave el acta del expresado senior Urquiaga.

Acompafi6 a dicho escrito certificaci6n acreditati-
va de su condici6n de elector, copia de un escrito diri-
gido al Tribunal Superior Electoral, escrito dirigido a
la Camara de Representantes en 19 de Septiembre del
propio afio, Registro de Entrada 60. 811, comunicaci6n
del Tribunal Superior Electoral expresiva de determina-
dos particulares que obran en este expediente, certifi-
caci6n expedida por el secretario del Tribunal Supe-
rior Electoral contentiva de la Sentencia dictada en el
rollo No. 70 de 1944, asi como de haberse establecido
recurso de queja contra la resoluci6n de la Junta Pro-
vincial Electoral de la Habana que declara sin lugar
a la petition formulada por el senior Llamb6s pidiendo
que no se entregara el certificado de candidate eleeido
al senior Carmelo Urquiaga; asi como tambien certifi-
caci6n del acuerdo del propio Tribunal expresiva de
haberse remitido con character devolutivo a la Junta
Provincial de la Habana para su informed el recurso de
queja establecido.

De la expresada certificaci6n acompafiada, apare-
ce que el Tribunal Superior Electoral en los autos de la
Reclamaci6n Contencioso-Electoral establecida en el
Tribunal Provihcial de La Habana, por Carmelo Ur-
quiaga y Padilla, en su condici6n de candidate no pre-
suntamente electo al cargo de Representante a la Cg-
mara por el Partido Liberal, interest se tachara al se-
fior Manuel L6pez Rey por carecer de las condiciones
que para ser Representante a la Camara exige la Ley,
en cuyos autos se dict6 la Sentencia de q de Septiem-
bre de 1944, la que confirmando la fecha que en su
oportunidad habia dictado el expresado Tribunal Pro-
vincial de lo Contencioso-Electoral de La Habana, se
dispuso la tacha del expresado senior Manuel L6pez
Rey, y en su consecuencia se declar6 presuntamente
eleco al senior Carmelo Urquiaga y Padilla.

El impugnante, que en esta ocasi6n lo es el senior
Jaime Llamb4s Toldra se basa en la ilegalidad del cer-
tificado de elecci6n que a este respectable Cuerpo Cole-
gislador envi6 la Junta Provincial Electoral de la Haba-
na, y la que en igual forma entreg6 al senior Carmelo
Urquiaga y Padilla; por cuanto- en uno y otro caso se
verific6 la entrega del mismo en contraversi6n de lo
dispuesto en el C6digo Elecoral, ya que el dia 12 de los
corrientes la Junta Provincial Electoral de la Habana
fij6 en la tablilla de anuncios una relaci6n parcial de
candidates elegidos y en ella aparecia por primera vez
y mnica el expresado senior Urquiaga y en este mismo dia
otorg6 los certificados de elecci6n en cuesti6n sin que
transcurrieran los vj dias que el C6digo Electoral sefia-
la para que se pueda reproducir tal event.

Se basa tambi6n la expresada impugnaci6n en el
echo de que anunciado el prop6sito de establecer re-
clamaci6n Contencioso-Electoral es just que la Cama-
ra declare grave el acta del senior Carmelo Urquiaga y
Padilla, pendiente como se encuentra el recurso de
queja con el que pretend impedir la entrega del Cer-
tificado de Elecci6n del Sr. Urquiaga.








DIARI DE-D &EIOE DEL CMRA


II.-EXAMEN DE LA CUESTION PROPUESTA. resuelto por la Junta Provincial Electoral de La Haba-
na que dispuso la entrega de los Certificados de Elec-
Como se observa para un analisis detenido de la ci6n a los candidates a Representantes, entire ellos al
cuesti6n, es precise desbrozar los dos tipos de argumen- senior Urquiaga, no es motive para que, contraviniendo
tos utilizados en la impugnaci6n del senior Jaime Llam- lo dispueso por el organismo competent, en este caso,
bes Toldr6. la Junta Provincial Electoral de La Habana, se consi-
dere dicho certificado nulo o sin valor alguno, cuando
En primer termino, seg6n el orden 16gico y no el por el contrario procediendo a ejecutoriar lo dispuesto
establecido por el impugnante es procedente estudiar en una sentencia del Tribunal Superior Electoral rea-
si el prop6sito de establecer una Reclamaci6n Conten- liz6 dicha Junta la entrega del mencionado certificado,
cioso-Electoral y el haber establecido una queja contra hecho que, por si solo, es suficiente para declararlo ab-
un acuerdo de la Junta Provincial Electoral de la Haba- solutamente valido y en su consecuencia valida y legi-
na que declar6 no haber lugar a lo solicitado por el tima el acta que en el mismo se ampara.
impugnante, y dispuso la entrega del Certificado de
elecci6n al candidate senior Carmelo Urquiaga, es sufi- Estima este Ponente que no puede reclamarse por
ciente para declarar grave dicha acta despu6s examina- un detalle de tan poca envergadura e importancia la
remos si la ilegalidad del certificado de elecci6n existe actuaci6n exceptional del Poder Jurisdiccional de que
por haberse emitido dicho certificado en contravenci6n se encuentra investida esta Cdmara de Representantes,
con lo dispuesto en el C6digo Electoral. y que no es necesario una mayor argumentaci6n para
convencerse de qu el simple hecho de encontrarse pen-
A): En primer termino es una doctrine conocida, diente una petici6n formulada al Tribunal Superior
bAsica en material de procedimientos que las resolucio- Electoral, y aun estimando que la misma tenga el ca-
nes judiciales se ejecutan siempre salvo en aquellos ca- rActer procesal de un recurso de queja, lo que en todo
sos en que la propia Ley disponga que la interposici6n caso estaria demostrando por si misma, la inadmisi6n
del recurso detiene la efectividad de dicha resoluci6n... de otra petici6n anterior estimada inadmisible e inefi-
caz ab initio, no es motive suficiente ni serio para mer-
Asi vemos aue en el Drocedimiento civil aue en mar la eficacia de un certificado de elecci6n.


cierto sentido es completamente del estatuido en el C6-
digo Elecoral, el recurso de reposicion no impide la eje-
cuci6n de la resoluci6n recurrida. (Art. 375 1. e. c.) Asi
tambien el recurso d apelaci6n cuando no es en ambos
efectos, es decir, en el devolutivo y en el suspension no
impide en modo alguno la ejecuci6n de lo dispuesto...
(Art. 390 L. E. C.)
Como se ve, en tesis general, la interposici6n de
determinados recursos en el procedimiento ordinario
no detienen la ejecuci6n de lo acordado, cuando se tra-
ta de peticiones de mero trimite, porque de no ser asi
se veria afectado el normal desenvolvimiento del proce-
so; y t6ngase present que la petici6n dirigida por el im-
pugnante a la Junta Provincial Electoral de la Habana
que origin la gesti6n del quejoso es una petici6n ex-
temporanea y la Resolucion recaida a la misma es de
mero tramite.
Si a todo ello afiadimos que el recurso de queja
que se dice establecido por el senior Llamb6s no se en-
cuentra autorizado de modo express o en el C6digo
Electoral en ninguna de sus disposiciones, y que ni
ain al amparo de la Ley de Enjuiciamiento Civil, pre-
ceptos de obligatoria observancia a tenor de lo estatui-
do en el Articulo quinientos noventa y site, pueda afir-
marse la procedencia del expresado recurso, ya que re-
gulada la queja en el Articulo trescientos noventa y sie-
te de la Ley de Trimites, la situaci6n procesal que di-
cho precepo contempla hace impossible su aplicaci6n
al de referencia, sin que exist otro precepto del proce-
dimiento civil de aplicaci6n al caso, puesto que es ne-
cesario forzosamente prescindir del recurso de queja re-
gulado en la Orden OrgLnica de Casaci6n, cuya aplica-
cion en este caso seria absurda, salta a la vista su no-
toria improcedencia, porque no pueden existir mis re-
cursos que los establecidos de modo expreso en la Ley.
Esto sentado es evidence que el hecho de haberse
interpuesto el pretendido recurso de queja, que es sim-
plemente una petition no un verdadero recurso y por
medio del cual el impugnante trata de oponerse a lo


De no estimarse asi seria impossible declarar limpia
ningun acta de Representante porque bastaria la inter-
posici6n del recurso extemporaneo o de una petici6n
cualquiera, infundada, para que con la justificaci6n de-
bida de dicho recurso o de dicha petici6n se tuviera que
estimar indebidamente electo o invalidado el certifica-
do de elecci6n de un Representante. No podria asi
tampoco este Cuerpo declarar limpia las actas de los se-
ilores Nestor Carbonell, Bias Roca Calderio, Menelao
Mora, etc., a los cuales se les entreg6 el certificado alu-
dido a virtud de la propia relaci6n general de boletas,
fijada parcialmente en cuanto a esos candidates con-
juntamente con el Dr. Urquiaga, certificados que se
les hizo dentro del mismo termino y en el mismo dia
de fijada la relaci6n de que se ha hecho referencia.

Finalmente, si la Cimara act6a como ya indicamos
utilizando un verdadero poder jurisdiccional, es decir,
la facultad constitutional de emitir su juicio y aplicar
In Ley en el acto de declarar o decidir sobre la validez
de la elecci6n de sus miembros, que no es otra cosa el
ejercicio de la expresada funci6n, result evidence que
como tal poder jurisdiccional debe atenerse a lo que
las Leyes disponen, porque solamente a ellas les debe
obediencia, y si estas Leyes no establecen que una peti-
ci6n dirigida a las autoridades de lo Electoral, aunque
se tratase de un verdadero recurso de queja, impide la
ejecucion de lo dispuesto en las resoluciones judiciales
y en los acuerdos de los organisms electorales, otra co-
sa no puede disponer este Cuerpo en el ejercicio res-
ponsable de su alta y extraordinaria potestad.

B): Examinado el segundo argument aducido por
el impugnante para pedir que se declare grave el ac-
ta del Sr. Urquiaga, vemos que sostiene que dicha acta
es illegal porque el mismo dia en que se fij6 la relaci6n
de candidates elegidos, relaci6n que era definitive, aun-
que parcial, pues precisamente habia surgido con tal ca-
racter de definitive como consecuencia de la reclama-


DIARIO DE SEESIONES DE LA CAMERA


19


19







20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


ci6n contencioso-electoral establecida por el propio Ur-
quiega, se le entreg6 su certificado de election en cues-
ti6n, sin que transcurrieran los diez dias que a juicio
del impugnante sefiala el C6digo Electoral para que se
pueda producer tal event, y sin embargo de la lectura
de los articulos 332, 340, 344 y 368 del C6digo Electo-
ral otra es la conclusion juridica que debe llevar.

El articulo 332 del C6digo Electoral en sus dos 61-
timos parrafos define cuando debe entenderse que una
relaci6n general de boletas es definitive, y, cuando debe
entenderse que una relaci6n general de boletas es pro-
visional.

Es definitive, seg6n dice el C6digo textualmente:
"Cuando la Junta no hubiere acordado la nulidad de la
elecci6n en ningiin colegio", este es el primer caso, "o
cuando hubieren sido resueltas las reclamaciones por los
Tribunales y no se stuviere en el caso de celebrar elec-
ciones extraordinarias o complementarias'. Este es el
segundo caso o tipo de relacion definitive.

Se eniende que la relaci6n es provisionals "Cuan-
do se hubiesen acordado nulidades o estuvieren pen-
dientes de celebrarse elecciones extraordinarias".

Como se observa, aunque en este punto la t6cni-
ca del C6digo es defectuosa, pero hay que aceptarlo co-
mo se encuentra redactado, existen dos tipos de relacio-
nes definitivas. La primera que ya resefiamos y que es
definitva por que no se ha decretado ninguna nulidad
de oficio, y tiene este caracter atendiendo al resultado
del escrutinio, es decir a lo simplemente Administrativo.

El otro tipo de relaci6n definitive, que es la ver-
dadera y aut6ntica relaci6n general definitive se produ-
ce cuando hubieren sido resueltas las reclamaciones es-
tablecidas en lo contencioso-electoral y no es necesaria
la realizaci6n de elecciones extraordinarias. Entonces
esta relaci6n es inatacable, porque a tenor de lo estatui-
do en el Articulo 340 del C6digo Elecoral procede la
Junta Municipal o Provincial en su caso, a ejecutoriar
/o dispuesto en las sentencias, y mal podria la Junta dar
cumplimiento a dicha sentencia entregando los corres-
pondientes certificados de elecci6n segun dispone ese
precepto del C6digo Electoral si contra dicha relaci6n
pudieran establecerse reclamaciones contencioso-electo-
rales.

Ello explica cumplidamente por qu6 el Art. 368,
del C6digo Elecoral cuando abre el termino de diez
dias, dentro del cual son procedentes las expresadas re-
clamaciones, establezca especificamente que dicho t6r-
mino empieza a contarse al siguiente dia al en que por
la Junta Electoral respective fuese fijada la relacion ge-
neral definitive o la relaci6n general provisional; y es
que el C6digo en el Articulo 368 se esti refiriendo
cuando habla de relacidn general definitive, se esti con-
trayendo al primer tipo de relaci6n general definitive
definido en el articulo 332 y al que ya hemos hecho
menci6n. Esta es la inica interpretaci6n racional y pro-
cedente de los mencionados articulos del C6digo Elec-
toral, dentro de su defectuosa tecnica, interpretaci6n
que esta abonada por el hecho de que la relaci6n ge-
neral definitive dictada como resultado de las reclama-
ciones contencioso-electorales solamente se fijan por el
t6rmino de 4 dias consecutivos, en cambio, la relaci6n


que primeramente fija la Junta al amparo del Articulo
335, en su pirrafo s6ptimo se pone de manifiesto du-
rante 10 dias, period que concuerda con el articulo
368 del expresado C6digo Electoral y ademas, porque de
acuerdo con lo establecido en el Articulo 344 numero
segundo la Junta Provincial Electoral esti obligada a
entregar los correspondientes certificados de elecci6n
dentro de los tres dias siguientes al el en que se hubie-
re recibido la Resoluci6n firme del Tribunal compe-
tente.

Abona tambien esta tesis, y como fundamento te6-
rico de la misma la siguiente distinci6n de extraordina-
ria importancia. La primera relaci6n general de boletas
que fija la Junta por imperio del articulo 335 del C6-
digo Electoral puede ser definitva o provisional, pero el
hecho de que sea definitva no implica que sea firme.,
no siendo firme porque contra ella se conceden recur-
sos dentro del t6rmino estatuido en el articulo 368.

En cambio la relaci6n general de boletas que fija
la Junta al amparo del articulo 340, del C6digo Electo-
ral no s6lo es definitive, sino que ademas es firme, por-
que no se concede contra la misma recurso de ninguna
clase, hecho o circunstancia del que deriva su firmeza...

Por todo ello es visto que si el impugnante senior
Llamb6s no utiliz6 como candidate o Representate
presuntamente electo, en su condici6n de suplente, los
recursos legales de que se crey6 asistido, dentro del t6r-
mino establecido en el articulo 368 del aludido C6digo
Electoral, no puede ahora, despues que ha transcurrido
el trmino expresado establecer recurso alguno, a todas
luces extemporaneo, con mayor raz6n si se tiene en
cuenta la aludida naturaleza de la expresada relacion
general de boletas fijadas por la Junta en cumplimien-
to estricto del articulo 340 del C6digo Electoral y su
condici6n de firme, es decir, de no recurrir.

Se observa, pues, que lejos de haberse expedido al
Dr. Carmelo Urquiaga y Padilla su certificado de elec-
ci6n contraviniendo lo dispuesto en el C6digo Electo-
ral, la Junta Provincial de La Habana se ajust6 estric-
tamente a las disposiciones del articulo 340 y muy es-
pecialmente a la disposici6n contenida en el parrafo se-
gundo del expresado articulo 344 que obliga a la refe-
rida Junta a entregar o expedir los certificados de elec-
ci6n originales dentro de los tres dias siguientes al re-
cibo de la resoluci6n firme del Tribunal correspondien-
te, no siendo cierto como alega el impugnante que es
necesario dejar transcurrir los to dias a que equivocada-
mente aluden, refiri6ndose el mentado impugnante in-
dudablemente al articulo 335, pirrafo septimo, el que
no es de aplicaci6n en este caso.

Finalmente, y a manera de resume hacemos cons-
tar no s61o la aludida legalidad en cuanto al t6rmino y
circunstancias de la entrega del certificado de elecci6n
al senior Carmelo Urquiaga y Padilla, sino que en el
supuesto improbable juridicamente de que se concedie-
ra algin recurso contra la relaci6n general de boletas fi-
jadas por la Junta Provincial Electoral de La Habana
al amparo del Art. 340, este recurso nunca seria el
de queja, que no existe regulado en lo electoral por las
razones que ya apuntamos, sino en todo caso-el de ape-
laci6n al que se contrae el Inciso C del articulo 76 del
C6digo Electoral, recurso que fu6 establecido por el









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 21

impugnante Sr. Llamb6s y del que 6ste se separ6 a su Camara de Representantes el citado informed como Dic-
perjuicio. tamen de esta Subcomisi6n, para su resoluci6n defini-
I tiva...


ASPECT FINAL DE LA IMPUGNACION

Ya redactada esta Ponencia me ha dado traslado la
Subcomisi6n de tres escritos presentados en esta fecha
20 de Sepiembre de 1944 por los sefiores Carmelo Ur-
quiaga y Jaime Llamb6s.

Se acompafia con el primero de los escritos indicados
copia literal del acuerdo recaido al Recurso de queja
que el senior Llamb6s tenia establecido, y por cuyo
acuerdo de 20 de septiembre de 1944 el Tribunal de-
clar6 sin lugar el mismo, hecho 6ste por si suficiente
para estimar innecesaria otra argumentaci6n, y otro ra-
zonamiento a la impugnaci6n establecida por el mencio-
nado senior Llambes, la que de haber tenido alguna
posibilidad juridica, cosa que ya negamos en la Po-
nencia, con este acuerdo del Tribunal Superior Electo-
ral queda totalmente ineficaz.

En cuanto al segundo y tercer escritos de que se
me ha dado traslado por la Comisi6n y firmados por
el senior Llambes no es necesario nada mas que lo que
en esta Ponencia se ha dicho pues se basa en el Recur-
so de Queja que ya sabemos que ha sido denegado y
afirma que tiene interpuesto un Recurso de Tacha
contra el senior Urquiaga, extreme que no acredita y
que por ser toalmente impossible juridicamente al fi-
jarse la relaci6n general de boletas definitvas que sefa-
la el Articulo 340 del C6digo Electoral, hace innecesa-
ria toda argumentaci6n para declararlo inaceptable en
su pretension.

Quiere hacer constar este Ponente que ha podido
comprobar personalmente en la tablilla de anuncios del
Tribunal Superior Electoral la certeza del acuerdo adop-
tado por el mismo y cuya copia jurada acompafia el se
for Urquiaga...
EN TAL VIRTUD

En m6rito de las razones legales aducidas me per-
mito proponer a la Subcomisi6n de Actas la aceptaci6n
del certificado de elecci6n a que me contraigo y en su
consecuencia que declare limpia la mencionada acta y
se proclame como Representante a la Camara por la
Provincia de La Habana, por el Partido Liberal, al se-
fior Dr. Carmelo Urquiaga y Padilla, por carecer esta
impugnaci6n de valor y eficacia y no ser de las que
merezcan ser tomadas en consideraci6n.

No obstante, la Subcomisi6n de Actas resolvera lo
que estime mas convenient.

Sal6n de Sesiones de la Subcomisi6n de Actas, a
los veinte dias del mes de septiembre de mil novecien-
tos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Dr. Salvador Garcia Ramos.

DICTAMEN
Reunida la Subcomisi6n de Actas en el dia de la
fecha, se adopt6 el acuerdo de aceptar el anterior in-
forme favorable a la Proclamacion del Representante a
la Camara por la Provincia de la Habana, elevando a la


Sal6n de Sesiones de la Subcomisi6n de Actas de
la Camara de Representanes, a los veintiun dias del mes
de Septiembre de mil novecientos cuarenta y cuatro...

Vto. Bno.

(Fdo.) Manuel Dorta Duque,
President.
(Fdo. Salvador Garcia Ramos,
Secretario.
SR. PRESIDE&TE (DUCASSI MENDIETA): A discusi6n el
dictamen emitido por la Segunda Subcomisi6n de Ac-
tas. Se conceden los turnos reglamentarios. (Silencio).
No habiendo pedido la palabra ningun senior Represen-
tante, se pone a votaci6n. Los que est6n conformes se
serviran ponerse de pie.

(La mayoria de los sefiores Representantes pre-
sentes se pone de pie).
Aprobado...

Rechazada la primera impugnaci6n hecha al acta
del senior Carmelo Urquiaga, se va a proceder a dar lec-
tura a la segunda impugnaci6n formulada por el senior
Manuel L6pez Rey, y al dictamen que se ha emitido
contra ella...

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, septiembre 21 de 1944
Sr. President de la Camara de Representantes.

Edificio...

Sefior:

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor de remitirle e Dictamen de la Segunda Sub-Co-
misi6n de Actas, aceptando el informed del Ponente se-
fior Garcia Ramos, en relaci6n con la impugnaci6n pre-
sentada por el senior Manuel L6pez Rey y favorable
a la proclamaci6n del senior Carmelo Urquiaga Padilla,
como Representante electo por la Provincia de la Ha-
bana y por el Partido Liberal.

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque.
Pte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.

A LA SUB-COMISION DE ACTAS

Sefiores:
El Representante que suscribe, designado Ponente
para conocer de la impugnaci6n formulada por el se-
fior Manuel L6pez Rey contra el certificado de elecci6n
del Representante electo por la Provincia de La Haba-
na, Dr. Carmelo Urquiaga y Padilla, tiene el alto ho-
nor de emitr su juicio en relaci6n con la misma en la
siguiente:








22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


PONENCIA.
IQ ANTECEDENTES:

Del expediente relative a la anterior impugnaci6n
aparece un escrito dirigido al senior Presidente de la Ca-
mara de Representantes, Registro de Entrada No. 805
de 18 de Septiembre de 1944, suscrito por el senior Ma-
nuel L6pez Rey, cuyas demis generals obran en el
mismo, elector inscripto en esta Provincia al No. 1625
del Registro Electoral permanent del barrio Indepen-
dencia Sur del Municipio de San Jos6 de las Lajas, que
acredita con la 6nica certificaci6n que se acompafia.
En dicho escrito interest el expresado Manuel L6pez
Rey que se declare grave el Acta de Representante por
la Provincia de la Habana del Dr. Carmelo Urquiaga y
Padilla, y en consecuencia que se anule la elecci6n del
mismo, no proclamandose como tal, y con declaraci6n
de estar vacant dicho cargo se proclame en su lugar
al expresado L6pez Rey.
Las razones que a juicio del impugnante abonan
dicha declaraci6n pueden reducires a los siguientes ar-
gumentos:
A): Que el senior Carmelo Urquiaga y Padilla con-
curri6 a la Asamblea que le design a 61 como candida-
to al cargo de Representante, votando su postulaci6n,
y que una vez realizado este acto no tenia action para
establecer la reclamaci6n contencioso-electoral que es-
tableciera ante el Tribunal Provincial de La Habana,
reclamaci6n que declarada con lugar fu6 confirmada
por el Tribunal Superior Elecoral y produjo la Tacha
del ahora impugnante senior L6pez Rey. Sostiene que el
principio juridico de los actos propios enervaba la ac-
ci6n establecida...
B): Que el exponente por el hecho de haber ra-
tificado su intencion "de ciudadania cubana" el dia
25 de Junio de 1930, ante el Sr. Juez Municipal y en-
cargado del Registro Civil de San Jos6 de las Lajas,
desde es moment tenia la condici6n de ciudadano cu-
bano por naturalizaci6n, y no desde la fecha de 1937
en que obtuvo su Carta de Ciudadania.
C): Que carece de eficacia la sentencia dictada por
el Tribunal Provincial de lo Contencioso-Electoral de
La Habana el 25 de Agosto de 1944, asi como su con-
firmaci6n en 9 de Sepiembre del propio afio por el Tri-
bunal Superior Electoral, por estimar que no tenian
dichos organismos facultades para ello.
D): Que es inconstitucional el articulo 389 del
C6digo Electoral vigente, ya que el Congreso es el uni-
co que tiene facultades para decidir sobre la validez de
la elecci6n de sus miembros, seg6n estatuye el articulo
129 de la Consituci6n.
Se destaca como un hecho notorio en el expedien-
te de que se me ha dado traslado para la redacci6n de
esta Ponencia, que no aparece acompafiada por el im-
pugnante Manuel L6pez Rey mAs documents que la
certificaci6n acreditativa de su condici6n de elector, de
la que ya se ha hecho menci6n, sin que acompafie prue-
ba documental alguna ni similar a esta.
II) IMPROCEDENCIA DE LA RECLAMACION
POR FALTA DE PRUEBAS.
Antes de estudiar los arguments establecidos por


el impugnante no puede dejar de significar este Ponen-
te la especial circunstancia que rodea esta reclamaci6n.
Es esta la de no acompafiar document alguno acredi-
tativo de los particulares que se relacionan en el ex-
presado Recurso. Hecho, por si suficiente para su des-
estimaci6n porque actuando la Cimara en este caso
en el ejercicio extraordinario de su facultad jurisdiccio-
nal, es evidence que como tal jurisdicci6n carece de los
elements necesarios e indispensables para emitir un
veredicto en una cuesti6n tan delicada como la que en
el escrito se interest. No puede tener vida un derecho
que no se sustenta en la prueba adecuada al mismo, y
mal podria le Cimara de Representantes decidir esta
cuesti6n sin tener a mano las pruebas que acreditan
los particulares que se relacionan en el Recurso del se-
fior Manuel L6pez Rey.

Si el sistema constitutional vigente entire nosotros,
emulando entire otras las facultades constitucionales
francesas de 1789 atribuyen a laICimara el aludido po-
der jurisdiccional que se define y regular en el articulo
129 de la Constituci6n, es evidence que dicha facultad
debe ejercerse de acuerdo con los principios que con-
dicionan la conduct de la denominada facultad ju-
risdiccional del Estado; y entire estos principios, el de
la prueba es de tal trascendencia que sin ella no existe
derecho alguno, porque es la prueba quien le da vida y
quien en filtima instancia faculta a la jurisdicci6n para
emitir su veredicto.

Por todas estas razones estima el Ponente que es
suficiente para declarar sin lugar la mencionada impug-
naci6n del senior L6pez Rey el hecho de no haber acom-
pafiado prueba alguna que acrediten sus manifestacio-
nes, pero ello no obstante, es partidario de que entran-
do en el fondo de la cuesti6n, y aceptando como cier-
tos los hechos que en su escrito se relacionan detallada-
mente se emita en esta impugnacion un juicio definiti-
vo sobre la misma, no sin antes hacer una consideraci6n
previa en torno a la incompetencia de la Cimara para
dilucidar la cuesti6n tal y como el recurrente la planted.

III) INCOMPETENCIA DE LA CAMERA

En efecto, en el escrito presentado por el Sr. Ma-
nuel L6pez Rey, no se esta pidiendo solamente que se
declare grave el acta del senior Carmelo Urquiaga Padi-
lla, porque esto se pudiera hacer correctamente al am-
paro del Articulo 129, de la Ley Constitucional y de
los Preceptos concordantes del reglamento del Cuerpo;
sino que se esta pidiendo, que se declare grave el Acta
del Sr. Urquiaga, y declarandose vacant su cargo se le
otorgue al que tal petici6n hace, es decir, al senior L6-
pez Rey...

Resolver lo primero, si es facultad privativa de es-
ta Camara, cuandoel la act6a en el ejercicio de su po-
der jurisdiccional, pudiendo declarar grave el Acta, y
nula la elecci6n del Sr. Carmelo Urquiaga y Padilla si
existieran razones para ello; pero lo que no puede ha-
cer la Camara en el ejercicio de la expresada facultad es
declarar electo a un candidate al que los Tribunales de
Justicia en uso de sus facultades legitimas ha declara-
do ineligible para el cargo, porque ello seria contrave-
nir el sistema constitutional y juridico electoral im-
perante.
El cumplimiento de las resoluciones judiciales es










DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 23


ineludible, lo proclama el articulo 203 de la Ley Cons-
titucional, y no podria la Cimara pretextando hacer uso
de su propia facultad del articulo 129 de la Constiuci6n
que s61o autoriza a cada Cuerpo Legislativo para resol-
ver sobre la validez de la elecci6n de sus respectivos
miembros, declarar debidamente electo a un candidate
que como Manuel L6pez Rey, fue declarado ineligible
por los propios Tribunales de Justicia en la Jurisdicci6n
Contencioso-Elecotral, segun manifiesta el propio inte-
resado...

Cuando la Camara ejerce su poder jurisdiccional,
resuelve sobre la validez de la elecci6n, no sobre la im-
procedencia de los falls de los tribunales competentes.
Lo 6nico que puede resolver la Camara, constitucional-
mente, sin menoscabar el status juridico del pais, es si
el Dr. Carmelo Urquiaga se encuentra debidamente
electo o no.

Se pretend, utilizando esa facultad de este Cuer-
po, no ya declarar indebidamente electo a Urquiaga, si-
no proclamar al impugnante, Sr. L6pez Rey, sin tenei
en cuenta que esto no es decidir sobre la validez de la
elecci6n de sus miembros, sino ir en contra lo que ya
ha resuelto el Poder Judicial por medio de sus organis-
mos competentes.

En este sentido dada la peticion que se hace en el
escrito del Sr. Manuel L6pez Rey, esta sola argumenta-
ci6n es mas que suficiente a juicio del Ponente para
estimar improcedente la misma en cuanto a este ex-
tremo...

"La Camara es, sin el menor g6nero de duda, una
jurisdicci6n soberana en el sentido de que no hay Re-
curso possible coitra su decision". "Pero de que una
Jurisdicci6n sea soberana no se sigue que pueda adoptar
una resoluci6n contraria a la Ley". (Duguit, Derecho
Constitutional).

IV) LA IMPUGNACION
En el nlimero I de esta Ponencia hemos resumido
los cinco arguments centrales sobre los que basa su
petici6n el senior Lopez Rey, y es procedente ahora,
aceptando como ciertos los hechos que el manifiesta
expresar nuestra opinion frente a cada uno de esos ar-
gumentos.

A) La doctrine de los actos propios. Sostiene el
impugnante senior L6pez Rey, que el ejercicio de la ac-
ci6n establecida por el Sr. Urquiaga se encontraba vi-
ciada por la denominada doctrine de los actos propios.
Este argument no resisted ni el mis ligero examen
pues al invocarse ante la C~mara crea un verdadero
conflict de jurisdicci6n como veremos a continuaci6n.
Pretende el senior L6pez Rey que este alto Cuerpo
examinando el Recurso o Reclamaci6n Contencioso-
Elecoral interpuesto por el Sr. Carmelo Urquiaga, de-
clare que el mismo carecia de acci6n para hacerlo, sin
tener en cuenta que esa alegaci6n debe ser decidida por
el Tribunal que conoci6 de esa reclamaci6n contencio-
so-electoral, y no puede ahora esta Cimara sin que se
produzca el mencionado conflict de jurisdicciones de-
cidir si la acci6n entablada por el senior Urquiaga se en-
contraba o no viciada por la doctrine de los actos pro-
pios, porque este pronunciamiento careceria de efica-


cia alguna, al menos de que se pretend que el mismo
surta efecto para decidir lo que un tribunal de derecho
decidi6 en su oportunidad legal.

Pero a mayor abundamiento, si bien es cierto que
existe la doctrine de los actos propios, la que generan-
dose en el derecho privado se ha proyectado con luz
propia en el campo del Derecho Publico, ello no quie-
re decir que fuere applicable en este caso. Basta para
ello tener present que partiendo del supuesto de que
sea cierto qu el Sr. Carmelo Urquiaga votara la postu-
laci6n del Sr. Lopez Rey, la postulaci6n no es un actor
individual del Sr. Urquiaga, sino un acto juridico reali-
zado por la Asamblea Provincial del Partido, y seria
en todo caso a esta Asamblea a la que afectaria la men-
cionada doctrina...

Corrobora esta tesis en las sentencias del Tribu-
nal Superior Electoral de 15 de Septiembre de 1944 y 9
de Septiembre de 1944...
En estas sentencias el Tribunal estima que dicha
doctrine de los actos propios podria afectar al Organis-
mo que realize el acto, es decir, a la Asamblea corres-
pondiente, no a sus participantes...

Finalmente sin una prueba que acredite el he-
cho sostenido por el impugnante no puede la Cimara
tener los elements necesarios para poder discutir cum-
plidamente esta tesis...

B) La nacionalidad por naturalizaci6n. Sostiene el
impugnante en su escrito de que por el hecho de haber
ratificado su intenci6n de ciudadania cubana el dia 25
de Junio de 193o, por este solo hecho adquiri6 su con-
dici6n de cubano, sin que manifieste en su escrito, la
fecha y el hecho de hab6rsele o no otorgado la Carta
de Naturalizaci6n...

No acompafia certificaci6n de haberse expedido la
expresada Carta y de su fecha, ni segun indicamos ma-
nifiesta el hecho de haberse otorgado dicha Carta y del
momeno en que le fu6 entregada, circunstancias estas
que pugnan con los Preceptos Constitucionales, espe-
cialmente con el Articulo 13 de la Constituci6n, y los
correspondientes Preceptos reglamentarios que estatu-
yen la prueba de dicho hecho por medio del correspon-
diente documento...

La simple lectura del Articulo 13 de la Ley Cons-
titucional y la del Articulo 5 Apartado C, No. iro. del
C6digo Electoral hace insostenible la tesis del impug-
nante, todo ello sin tener en cuenta la Sentencia dic-
tada oportunamente en lo Contencioso-Electoral sobre
este punto.

En efecto, la Ley Constitucional estatuye la resi-
dencia por o1 afios contados a partir del moment en
que se obtenga la naturalizaci6n, es decir, desde su fe-
cha, y la propia Ley Constitucional cuando define en
su articulo 13 a quienes se puede considerar cubanos
por naturalizaci6n, condiciona dicha condici6n civil y
political al hecho de obtener la Carta de Naturalizacion,
lo que implica que la no obtenci6n de la misma no s6-
lo haria impossible la prueba de ese stado politico, sino
que no existiria tal estado, pues en este extreme el men-
cionado articulo 13 de la Ley Constitucional es termi-
nante.








24 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMVARA


No hay duda que la naturalizaci6n puede conside-
rarse como un verdadero negocio juridico; en este caso,
un negocio juridico de caracter public en raz6n de las
parties que intervienen en el mismo; el individuo y el
Estado; y en raz6n tambi6n de los reciprocos derechos
y obligaciones que como extraordinario ligamen poli-
tico y juridico enlazan al nacionalizado con el Estado.
(VWanse los Articulos 8 y 9 de la Ley Constitucional)..
La naturalizaci6n como negocio juridico implica la
realizaci6n de distintas actividades por parte de los par-
ticipantes en dicho negocio.
El aspirante a adquirir dicha condici6n political es-
ta obligado a cumplir determinados requisitos, los que
constituyen su declaraci6n formal y solemne de volun-
tad, declaraci6n a la que no se puede atribuir determi-
nados efectos juridicos hasta que el Estado, el otro
miembro que participa en el negocio juridico le d6 su
asentimiento. Este hecho se produce cuando el Estado
otorga la Carta de Naturalizaci6n. Es sabido que el Es-
tado pued enegar dicha Carta al amparo de distintas
disposiciones legales como fueron las Leyes de 23 de
julio, 31 de agosto de 1918, que se dictaron cuando la
anterior guerra mundial; o los preceptos contenidos en
el Decreto 1488, d 21 de abril de 1943, 0 tambien las
disposiciones que se contienen en el Decreto Ley re-
gulador del Carnet de Extranjeros. Todo ello corrobo-
ra la tesis de que s6lo cuando el Estado otorga su con-
sentimieno en forma solemne entregando para ello la
Carta de Naturalizaci6n es que dicho negocio juridico
pitblico que da perfeccionado.

XC6mo es possible atribuir efecto juridico en un
negocio que supone la concordancia de voluntades con
la simple manifestaci6n de una de las parties en dicha
relaci6n juridica?
No podemos menos que reproducir en este aspec-
to el Considerando pertinent de la Sentencia dictada
por el Tribunal Superior Electoral en la Reclamaci6n
establecida por el Sr. Carmelo Urquiaga y Padilla, y
en el que este alto Tribunal fij6 de modo certero y de-
finitvo el alcance de la cuesti6n. Dice asi dicho Consi-
derando:

"Que evident result que el acto de naturaliza-
ci6n de un extranjero resident en el terriorio national
es un acto complejo requerido por las Constituciones
anteriores y por la vigente, de distintas etapas que de-
ben realizarse en 6pocas diversas y que en definitive de-
ben culminar en la obtencion de la Carta de Naturali-
zaci6n o de Ciudadania, pues a ese efecto tanto la
Consituci6n de mil novecientos uno en su articulo sex-
to, inciso tercero, como la actual en el d6cimo tercero,
inciso primero, supeditan la adquisici6n de la condi-
cion de naturalizado a la obtencion previa de la Carta,
cuando dicen la primer textualmente que "son
cubanos por naturalizaci6n los extranjeros que despu6s
de cinco afios de residencia en el territorio de la Repu-
blica y no menos de dos desde que declared su inten-
ci6n de adquirir la nacionalidad cubana, obtengan Car-
ta de Naturalizaci6n con arreglo a las eyes; requisite es-
tc final al que queda supeditada la adquisici6n de la na-
cionalidad, y que tiene su explicaci6n clara en su mis-
ma esencia por ser un acto de soberania del Estado, en
virtud del cual otorga el privilegio de la Ciudadania. a


un extranjero y para cuyo otorgante no puede estimarse
obligado si, reuniendo los demas requisitos legales el
solicitante, no result de la conveniencia political del
Estado el que entire a former parte de su comunidad,
condici6n distinta de la de los ciudadanos por naci
miento, cualquier que sea la extension que se le de a
esta modalidad que por ser elements personales de la
Constituci6n de la Naci6n y por ende del Estado, cuan-
do aquella queda organizada politicamente gozan de
esa circunstancia en todas las legislaciones, incluso en
la nuestra, de privilegios especiales que no se le otor-
gan a los naturalizados que entran a former parte de
la unidad del Estado por un acto politico de 6ste v
no de manera espontanea como los natives'. (Sentencia
de 9 de Septiembre de 1944, Rollo Pale. 701944).

Es evidence que si. aparece de las manifestaciones
del impugnante que este simplemente ratific6 su decla-
raci6n ant el Registro Civil en 1930, no obteniendo los
io de residencia continuada a partir de la naturaliza-
ci6n a que se contrae el C. E. y la Constituci6n vigen-
te porque la naturalizaci6n no se produce hasta que el
expresado document se otrga, sin que a ello obste las
citas de disposiciones legales, la mayoria de ellas sin vi-
gencia alguna que se citan en el escrito, ni sean de
aplicaci6n al caso las Sentencias dictadas po rel Tri-
bunal Supremo de Cuba que tambien se citan, porque
ya este Tribunal Supremo en Pleno, en su Sentencia
de 6 de Diciembre de 1918, manifesto definitivamen-
te que el derecho concedido a los extranjeros por la
Constituci6n no nace por el solo hecho de haber de-
clarado su intenci6n d adquirir dicha nacionalidad, si-
no que esta subordinado a la obterci6n de la Carta de
Naturalizaci6n (Sentencia No. 26 de 6 de Diciembre
de 1918, en material de Inconstitucionalidad.)

C) Que carece de eficacia lo resuelto por los Tribu-
nales de la Jurisdicci6n Contencioso-Electoral.

Nuevamente el impugnante incurre en el defecto de
crear un verdadero conflict de jurisdicciones al soste-
ner que carece de eficacia la Tacha dispuesta por el Tri-
bunal Superior Electoral, en ultima instancia a su con-
dici6n de Representante presuntamente electo.

Negar la eficacia de esa sentencia del Tribunal Su-
perior Electoral dictada en el ejercicio de sus prerro-
gativas y facultades constitute un absurd. Precisamen-
te, en nuestro ordenamiento Constitucional, y por pri-
mera vez en nuestra historic political ha sido creada por
la Constituci6n la Jurisdicci6n Contencioso-Electoral,
debidamente organizada en la Seccion 4ta. del Titulo
Decimo Cuarto, referente al Poder Judicial. Por Minis-
terio del propio articulo vwE de la Constitucion, en su
uarrafo C), se esta atribuyendo al Tribunal Superior
Electoral la facultad de conocer yr esolver en grado
d apelaci6n los Recursos sobre la' validez o nulidad de
una election y la proclamaci6n de candidates. En la
propia Ley Constitucional, y en su Articulo No. 186,
se esta estableciendo la Jurisdicci6n Electoral resolvien-
do ella las denominadas reclamaciones electorales, pre-
ceptos todos que tienen su natural y lo6gico desenvolvi-
miento en las disposiciones concordantes del C6digo
Elecoral, especialmente en su Capitulo III, Titulo IV,
capitulo que se contrae a lo Contencioso-Electoral.
Como se ve, la Jurisdicci6n Contencioso-Electoral
tiene su origen en la propia Ley Constitucional de la








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 25


Repiblica, sus disposiciones como emanadas del Poder
Judicial al que logicamente pertenece son de cumpli
miento ineludible porque asi lo dispone el propio tex-
to constitutional en su articulo 203 y esas facultades y
esa jurisdicci6n no pugnan con el hecho de que en el
articulo 129 del propio Cuerpo Legal se faculte a cada
Cuerpo Legislativo para resolver sobre la validez de la
elecci6n de sus respectivos miembros.

En la teoria del Derecho Constiucional, segun ya
indicamos, esta facultad de la Camara se denomma Po-
der Jurisdiccional que ejerce excepcionalmente, puesto
que la lamada potestad jurisdicciona 1 corresponde a
aquellos organisms del Estado encargados de aplicar
las Leyes, es decir, de juzgar.

El hecho de que excepcionalmente se le atribuye
a la Cimara ese poder no implica estar atribuido en
otras instancias y situaciones a otros poderes del Estado,
lo que en ese momeno son los llamados a dictar su ve-
redicto de acuerdo con la Ley que asi lo establece.

No puede la Cimara, en resume, pretextando su
apoyo en el articulo 129 de la Ley Constitucional des-
conocer la Sentencia dictada el 9 de Sepiembre de 1944,
por el Tribunal Superior Electoral, por la que se dis-
puso la Tacha como Representante presuntamente
electo del senior Manuel Lopez Rey al confirmar el fa-
11o emitido por el Tribunal Provincial de lo Contencio-
so Electoral.

La division de Poderes, la vieja toria de Montes-
quieu no puede llevarse hasta el radical extreme de en-
contrar contradicciones en el propio Cuerpo Consti-
tucional...

Esa division de Poderes no es absolute como lo va-
mos a demostrar partiendo de nuestra propia Constitu-
ci6n y del sistema de Leyes vigentes. El Poder Ejecuti-
vo legisla cuando en uso de sus facultades propias o de-
legaaas dicta un reglameno o invitaci6n del Poder Le-
gislativo o por Inspiraci6n propia. Funciones eminente-
mente ejecutivas tien la Sala de Gobierno del Tribunal
Supremo cuando design funcionarios, los separa, etc.
Facultades jurisdiccionales tiene el Poder Legislativo
cuando decide sobre la validez de la elecci6n de sus
propios miembros, facultades jurisdiccionales tiene el
Poaer Ejecutivo cuando juzga y separa en la via ad-
ministrativa a un funcionario o empleado afecto a di-
cho Poder; pero todo ello no significa que cada or-
ganismo del Estado, que cada Poder del Estado no
puede y debe ejercitar la facultad que le es inherente y
propia, facultades que le dan vida como 6rgano del Es-
tado, porque no existe 6rgano sin funci6n, y asi puede
el Poder judicial, a trav6s de sus organisms competen-
tes en la jurisdicci6n Contencioso-Electoral estimar que
un candidate a un cargo elective no reune las condicio-
nes que la Ley establece, y en su consecuencia dispo-
ner su tacha, sin que ello implique interferencia smo
ejercicio de las facultades que le son atribuidas.

En resume, no es esta Camara el Organismo ade-
cuando para declarar incompetent a un Tribunal de
Justicia, y por el contrario es ella quien debe al am-
paro del articulo 203 de la Constituci6n conceder in-
eludible cumplimiento a las Resoluciones emanadas de
ellos.,.


D) LA INCONSTITUCIONALIDAD DEL AR-
TICULO 389 DEL CODIGO ELECTORAL

No puede ser tampoco mis desacertada la petici6n
y fundamento del impugnante cuando sostiene la in-
constitucionalidad del articulo 389 del C6digo Electo-
ral. Nuestra opinion de fondo en el problema qud6 ex-
presada en el anterior apartado.
No es este Cuerpo Legislativo el llamado a decla-
rar la Inconstitucionalidad de un precepto legal; cono-
ce la comisi6n sobradamente que esa facultad es priva-
tiva del Tribunal Supremo de Justicia, por disponerlo
asi el Articulo 174 de la Ley Constitucional, Inciso D
a trav6s del Tribunal de Garantias Constitucionales y
Sociales, seg6n se establece tambien en el Articulo 182,
inciso A del propio Cuerpo Legal.

Carece pues la Camara de jurisdicci6n para un
pronunciamiento de esa naturaleza que a mas de tras-
cornar el equilibrio politico entire los distintos poderes
del Estado tan necesarios en los actuales moments ca-
receria d eficacia anulatoria y de trascendencia juridica
de ninguna clase, porque s61o el mencionado Tribunal
jupremo en los moments actuales, y mas adelante en
ou dia, al expresado Tribunal de Garantias Constitucio-
nales y Sociales es a quien corresponde una declaraci6n
de esa naturaleza.

V) EL PODER JURISDICTIONAL DE LA
CAMERA
En los pArrafos de esta Ponencia, habrd insistido el
Representante que suscribe, quizas de modo tan reite-
arao hasta hacerse mon6tono en delinear, fijando los
)ustos limits de lo que debe denominarse el Foder Ju-
risdiccional de la Camara...

A ello se ha visto obligado porque estima que en
la petici6n que hace el impugnante sr. L6pez Key se
ha pedido a este Cuerpo, cosas que al mismo no puede
solicitarsele. En otras palabras, se ha querido hacer ac-
tuar al Poder Jurisdiccional de la Cimara sobre extre-
mos en los cuales a este Poder le es vedado actuar. Si
como hemos dicho, la funci6n jurisdiccional correspon-
de fundamental no exclusivamente a otro Poder del E s-
cado, muy cuidadoso ha de ser este Cuerpo en el ejer-
cicio de sas facultades porque las mismas podrian in-
terferir a los que a los otros Poderes le corresponda.

Bien ha dicho el insigne jurista Le6n Duguit que
la Camara no debe como jurisdicci6n mas obediencia
que a la Ley y ello implica entire otros aspects el aca-
camiento a los fallos judiciales cuando estos han sido
dictados por las autoridades competentes. Pretender
hacer actuar a dicho Poder extraordinario de la CGma-
ra al amparo del Articulo 129 de la Ley Constitucional,
es querer que este alto cuerpo se extralimite en sus fun-
ciones, desconozca los falls de los Tribunales, haga ca-
so omiso del Articulo zo3 de la Ley Constitucional,
quebrante el equilibrio de los Poderes del Estado, y
rompa con los mas elementales principios de prudencia
que aconsejan la mis estricta interpretaci6n de las nor-
mas constitucionales cuando su interpretaci6n exten-
siva pueda original el conflict entire dos o mas juris-
dicciones.
EN TAL VIRTUD
En m6rito de las razones aducidas en el alto honor








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


de proponer a la Sub-Coinisi6n que deniegue la impug-
naci6n establecida por el Sr. Manuel L6pez Rey contra
el certificado de elecci6n del Representante electo por
la Provincia de la Habana, senior Carmelo Urquiaga y
Padilla y en consecuencia declare limpia la mencionada
acta, proclamindolo Representante a la Cimara por la
Provincia de la Habana...

No obstante la Sub-Comisi6n resolvera lo que
estime mas convenient. Salon de Sesiones de la
Sub-Comisi6n, a 20 dias del mes de Septiembre de
194.4.

(Fdo.) Salvador Garcia Ramos.

D 1 C 1' A M E N

Reunida la Sub-Comisi6n designada al cfecto en
cl clia ue la recna, auopro el acuerao ue aceptar el anre-
nor nlronne ravoraole a la proclamacion como lKepre-
senranLe a la Uamara por la rrovincia ae la HaDana
por ci rarnmo lDoeral uel senor Ur. Garmelo Urquiaga
y rauima, por un penouo cuya auracion no sera ilayui
ue cuanoLl anos, eicvanuo a la lamara ae Kepresentan-
tes ce citauo inionne comio Ulcralnen ae esLa buD-uo-
nusion paia su ireolucon Uennl lva. balon ae 3esio-
nes Le la ouD-Coamision ae Acras.

La Habana, Septiembre 20 de 1944.

(Fdo.) Manuel Dorta Duque.
I'resiaente.
(Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
becretano.

SR. PRESIDENT (DUCASSI I ENDIETA): A discusi6n
el Dictalien ce la aeLunua oauo-o11Anion ae actas, eni
reaction cun la 1unpiIguacion necna al senor Larmelo
Uqluiaga rauilla.

(Silencio).

Se pone a votaci6n. Los sefiores Representantes
que ei en conrormes, se serviran ponerse ae pie.

(La mayor de los selores Representantes se pone
de pie).

Aprobado. Queda, pues, proclamado el senior Car-
melo urquiaga y raama como Aepresentante electo por
la rrovmiila ue la riaDana, por ei Lartiao Liberal, por
un penouo ae cuatro anos.

Sefiores Representantes: Se va a dar cuenta con
distinras renuncias presentactas.

(El Oficial de Actas lee):

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Sepiembre 20 de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefnor:
A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el


honor de acompaiiarle el Dictamen foriulado por es-
ta Segunda Sub-Comisi6n de Actas, referente a aceptar
la renuncia presentada por el Sr. Juan Marinello Vi-
daurreta, al optar por el cargo de Senador por la Pro-
vincia de Camagiiey, y proclamandose como Represen-
tante a la Camara por la Provincia de la Habana y por
el Partido Socialista Popular, al senior Jos6 M. Perez
Capote.

De usted atentamente,

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
Pdte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.

A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
para conocer de la renuncia presentada por el Represen-
tante Juan Marinello Vidaurreta, optando por el car-
go de senador para el que result electo por la Pro-
vmcia de Camagiiey en las elecciones celebradas el pri-
mero de Junio clel corriente afio; asi como del escrito
dirigido al Sr. President de la Camara de Represen-
tantes por el Sr. JosC M. Perez Capote, quien en su
condition de primer suplente del Partido Socialista Po-
pular, reclama la poses16n del cargo, que por la acepta-
ci6n de la anterior renuncia se produzca, tiene el ho-
nor de emitir su juicio en relaci6n con esos extremes,
en la siguiente

PONENCIA:

Con fecha 15 de Septiembre de 1944, el Represen-
tai-te por la Jfrovmncia e la HiaDana y por el Iarmao so-
clalista popular, Sr. Juan ivianneilo v iaurrea, cuingil
una comunicacion at 9r. Presiaente de la Uamara de
i\epresentantes renunciando cacno cargo para el que
rue electo por un penoao de cuatro anos que vence
en el ano 1946, para optar por el cargo ae Senador por
la Frovmnca ae uiamaguey en el que tue electo en las
elecciones celebracas el pnmero ce junio del corriente
ano...

El Ponente es de parecer que dicha renuncia de-
be ser aceptaaa por los motives expuestos y cieciarar la
Camera vacant el cargo, que deDera ser ocupaao por
el br. Jose MVI. F rez Uapote, quien en comumcacion ae
recna 15 de los cornenres, ringicas a la UJamara ae Ke-
presentantes, en su conalcion ae Kepresentante pri-
iner suplenre electo por el rartido Socialista popular y
por la rrovmcia ae la Habana en las elecciones celeDra-
uas el cia 15 ae Marzo ae 1942, reclama la posesion ael
rerenco cargo ce Kepresentance, acompaKanco aaemas
lOS sigulenies Gocumenrtos: una certncacion expeuiaa
por ec secretano ae la Junta municipal Plectoial ael
ueste ce la Habana, en la que se acrealta que aparece
nscnto en el Kegistro de Ailiactos cel farnao union
nevolucionaria (omumsta hoy 'artiao Socialista ro-
pular, Cel barrio de Luyan6, '1 ermmnnno uncipal de la
naoana; y una certineacion del Presidence del Co-
mimte Eecutivo de la Asamblea Provincial de la
riaaana cel Partido socialist Popular, done se
nace constar que figura como afillado del Partido
Socialista Popular del ya mencionado Barrio y,
TUrmino Municipal.

Y como quiera qu hasta el instant en que se re-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 27


Sdacta este Informe no se ha presentado protest alguna
contra la validez de su eleccidn ni contra su derecho co-
mo primer suplente del Partido Socialista Popular en
la Provincia de la Habana, a ocupar la vacant que se
produzca en dicha Provincia con motive de la renun-
cia presentada por el sefor Juan Marinello Vidaurreta,
al optar por el cargo de Senador por la Provincia de Ca-
magiiey, precede que al ser declarada la vacant que por
dicha renuncia se promueve, se proclame Representan-
te a la Camara por la Provincia de la Habana y por el
Partido Socialista Popular, al senior Jos6 M. P6rez Ca-
pote, quien al ocupar el referido cargo lo sera por e,
festo del tiempo del mandate conferido al Sr. Marine-
1lo, cuyo vencimiento ha de producirse en el afio 1946.

Por todo lo cual me permit solicitar de la Segun-
da Sub-Comisi6n de Actas, aceptar este Informe con lo:
pronunciamientos que en el mismo se formula.

No obstante, la Segunda Sub-Comisi6n de Actas
resolverA...

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Joaquin Ordoqui Mesa,
Ponente.

DICTAMEN

Reunida la Segunda Sub-Comisi6n de Actas en el
dia de la tecna, acopt6 el acuerdo ae aceptar el anterior
Inrorme rererenre a aeclarar himpa el rcta Gel senoi
ose ivi. 1erez Lapote, quien en su conadclon de oKe-
presentante primer suplente por la Provinca de la Ha-
Dana y por el rartiao ociaihsra Popular, cieera ocupal
la vacance que se produzca al ser acepracia la renuncia
presenraca por el br. Juan varnnello vlaaurreta, at op-
tar por el cargo de Senacor por la frovincia ce Cama-
gney, por el rest del mancdat que a 6ste le tuera otor-
gaao en las elecciones de mil novecientos cuarenta y
dos, cuyo mandate vencera en el aio mil novecientos
cuarenta y seis.

Elevando dicho Informe a la CAmara de Represen-
tantes, como Dictamen de esta begunaa Sub-Comision
de Actas, para su resoluci6n definitva.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
President.

(Fdo.) Dr. Salvador Garcia Ramos,
Secretario.

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): ZEstAn con-
formes los sefiores Representantes con aceptar la re-
nuncia presentada por el senior Juan Marinello Vidau-
rreta?

(Seiales afirmativas).


Aprobado.


Se pone a discusidn el Dictamen que se acaba de
leer. (Silencio).

A votacidn. Los sefiores Representantes que est6n
conformes se serviran ponerse ce pie.

(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie).

Aprobado. Queda, pues, proclamado como Repre-
oentante por la rrovincia cle La Habana, por el Parido
Jocialista Popular, el senor Jos6 Maria 1erez Capote,
por el perioao que le faltaba por desempenar al senior
,uan Marinello Vidaurreta.

Sefiores Representantes: Se va a dar cuenta con
otra renuncia.

(El Oficial de Actas lee):

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 20 de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Senor:

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
nonor ce acompanane el Dictamen lormulaao pur es-
La begunda buDb-omision c e Actas, rererenre a aceptar
ia renuncia presentaaa por el )r. Joaquin iarunez
jaenz, al opiar por el cargo de Senacor por la rrovin-
cia de la haDana, y prociamanctose como Nkepresenran-
i a la Camara por la citaaa rrovmcia y por el rartido
zA C, al br. Lrnesto K. de Aragon y ael iozo.

De usted atentamente,

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
Pdte. ce la )egunca Sub-Uomision ae Actas.

A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Ponente
para conocer ae la renuncia presentaca por el Kepre-
oentanre Joaquin viartnez aenz, opranco por el cargo
ue benaaor para el que result elecro por la rovincia
ue la 1-abana en las elecciones celeDracaas el pnmero de
jumo cel corrente ano; asi como cel escnro cingdlo
al Sr. Presicente de la Camara de lepresentanres por
el senior LArnesto K. de Aragon y del irozo, quien en su
conilcion de primer supince atel iartluo A b CU, re-
mlama la posesion cel cargo que por la aceptacion de
la antenor renuncia se prouuzca, tiene el nonor ue emi-
cir su juicio en reaction con estos extremes, en la si-
guiente
PO NENCIA

Con fecha septiembre trece de mil novecientos
cuarenra y cuatro, el Kepresentante por la Provmcia de
ia Habana y por el rarnao A b U, Sr. Joaquin iviarti
nez baenz, adigio una comunicacon al Sr. rresiciente
c la Camara de Representantes renunciando dclico car-
go para el que tue electo por un penodo de cuatro
anos que vence en el aio mil novecientos cuarenta y
seis, para optar por el cargo de Senador por la expresa-








28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA


da Provincia en las elecciones celebradas el primero de
Junio del corriente afio.
El Ponente es de parecer que dicha renuncia debe
ser aceptada por los motives expuestos y declarar la
Camara vacant el cargo que deberd ser ocupado por el
Sr. Ernesto R. de Aragon y del Pozo, quien en comu-
nicaci6n fechada en Septiembre quince del actual afio,
dirigida a la CAmara de Representantes, en su condi-
ci6n de Representante primer suplente electo por el
Partido A B C y por la Provincia de la Habana en las
elecciones celebradas el dia quince de Marzo de mil
novecientos cuarenta y dos, reclama la posesi6n del re-
ferido cargo de Representante, acompafiando una certi-
ficaci6n expedida por el secretario de la Junta Munici-
pal Electoral del Vedado, T6rmino Municipal de la
Habana, en la que se acredita que aparece inscrito co-
mo elector en el Registro Electoral Permanente del
barrio de Medina, del propio T4rmino Municipal; y
en cuya certiticaci6n tambien se hace constar que figu-
ra como atihado al Partido A B C en el citado Barno;
y otra certiticaci6n del Presidente del Comit6 Ejecu-
tivo de la Asamblea Provincial de la Habana del Par-
tido A B C, acreditando que el senior Ernesto Aragon
y del Pozo se encuentra actualmente afiliado a dicho
Partido.
Y como quiera que hasta el instant en que se re-
dacta este informed no se ha producido protest alguna'
contra la validez de su elecci6n ni contra su derecho
como primer suplente del Partido A B C en la Provin-
cia de la Habana, a ocupar la vacant que se produzca
en dicha Provincia con motive de la renuncia presen-
tado por el Sr. joaquin Martinez Saenz, al optar por
el cargo de Senacor por la citada Frovincia, procede que
al ser declarada la vacant que por dicha renuncia se
promueve, se proclame Represenrante a la Camara por
la Provincia Ge la Habana y por el Partido A B C al
senior Erneso R. de Arag6n y del Pozo, quien al ocu-
par el reterido cargo lo sera por el rest del tiempo del
mandate concedido al senior Martinez Sdenz, cuyo ven-
cimieno se produce en el afio mil novecientos cuarenta
y seis.

Por todo lo cual me permit solicitar de la Segun-
da Sub-Comisi6n de Actas, aceptar este Informe con
los pronunciamientos que en el mismo se formula.

No obstante, la Segunda Sub-Comisi6n de Actas re-
solvera.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Sepiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Joaquin Ordoqui Mesa,
Ponente.

DICTAMEN


por el rest del tiempo del mandate que a 6ste le fuera
otorgado en las elecciones de mil novecientos cuarenta
y dos, cuyo mandate vencera en el afo mil novecien-
tos cuarenta y seis. Elevando dicho Informe a la Ci-
mara de Representantes, como Dictamen de esta Se-
gunda Sub-Comisi6n de Actas, para su resoluci6n defi-
nitiva.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de mil
novecienos cuare-nta y cuatro...

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
President.

(Fdo.) Dr. Salvador Garcia Ramos,
Secretario.

SR. PRESIDENT (DUQASSI MENDIETA): ZEsta con-
forme la Camara en aceprar la renuncia presentada por
el senior Joaquin Martinez Saenz?

(Seiales afirmativas):

Aprobado. Se pone a discusi6n el Dictamen que se
acaba ae leer. (Inenclo.)

A votaci6n.
Se aprueba.

(Seiiales afirmativas).

Aprobado. Queda, pues, proclamado como Repre-
sentanie el senoi ilnebLU A. de Aragon y ael-rozo, por
di rartlico A b C, por la frovmcia uc la riaoana, por el
penocao que le taltLaa por cumphr al senor Joaqum
iviarnnez 6aenz.

Se va a dar cuenta con otra renuncia.

(El Oficial de Actas lee).

SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

La Habana, Septiembre 20 de 1944.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefior:

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor d acompaianre el Dictamen tormulaao por esta
Degunda )ub-momisi6n de Actas, reterente a aceptar la
reinncia presentaaa por el br. ivanuel rerez Calan, al
oprar por el cargo ae Senador por la Provincia e ti-
nar del Rio y pioclamanaose como Kepresentante a la
camara por la citaca trovmcia y por el iartiio Dem6-
crata, al senior Jose Matias de la r'uente Diaz.


Reunida la Segunda Sub-Comisi6n de Actas en el Pdte. de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.
dia de la techa, adopt el acuerdo d aceptar el anterior (I'do.) Dr. MVanuel Dorta Duque,
Informe referente a declarar limpia el Acta del senior
Ernesto R. de Arag6n y del Pozo, quien en su condi- A LA SEGUNDA SUBCOMISION DE ACTAS
ci6n de Representante primer suplente por la Provin-
cia de la Habana por el Partido A B C, debera ocu- El Representante que suscribe, designado Ponente
par la vacant que se produzca al ser aceptada la renun- para conocer ae la renuncia presentaaa por el Repre-
cia presentada por el Sr. Joaquin Martinez Sienz, al ,entante Mvanuel r6rez Galan, optanco por el cargo de
optar por el cargo de Senador por la citada Provincia, benador para el que result electo por la Provincia de








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA i 29


Pinar del Rio en las elecciones celebradas el primero de
Junio del corriente afio; asi como del escrito dirigido al
senior Presidente de la Camara de Representantes por
el senior Jos6 Matias de la Fuente y Diaz, quien en su
condici6n de primer suplente del Partido Dem6crata
reclama la.posici6n del cargo, que por la aceptaci6n de
la anterior renuncia, se produzca, tien el honor de emi-
tir su juicio en relaei6n con estos extremes, en la si-
guiente
PONENCIA
Con fecha quince de Septiembre de mil novecien-
tos cuarenta v cuatro, el Representante por la Provincia
de Pinar del Rio y por el Partido Dem6crata, senior Ma-
nuel Perez Galan, dirigi6 una comunicaci6n al senior
President de la Camara de Representantes renuncian-
do dicho cargo para el que fue electo por un period
de cuatro afios, que vence en el afio 1946, para optar
por el de Senador por la expresada Provincia en las
elecciones celebradas.el primero de Junio del corriente
ano...

El Ponente que suscribe es de parecer que dicha
renuncia debe ser aceptada por los motives que 61 ex-
pone, y declarar la Camara vacant el cargo que debera
ser ocupado por el sefor Jose Matias de la Fuente
Diaz, quien en comunicaci6n fechada en Septiembre
siete del actual afio dirigida a la Camara de Represen-
tantes, en su condici6n de Representante primer su-
plente electo por el Partido Dem6crata y por la Provin-
cia de Pinar del Rio en las elecciones celebradas el dia
quince de marzo de mil novecientos cuarenta y dos,
reclama la posesi6n del referido cargo de Representan-
tc, acompafiando ademas una certificaci6n expedida
por el secretario de la Junta Municipal Electoral de San
Crist6bal, en la aue se acredita qu aparece inscripto co-
mo elector en el Registro Elecoral Permanente de dicho
Termino Hunicipal; v en cuva certificaci6n tambien se
hace constar que en la actualidad figure como afiliado
al Partido Dem6crata; que vot6 en las elecciones de pri-
mero de Junio de este afio y que continue figurando co-
mo delegado a la Asamblea Municipal del Partido De-
m6crata en el Termino de San Crist6bal y tambien co-
mo delegado a la Asamblea Provincial de dicho Parti-
do en la Provincia de Pinar del Rio.

Y como auiera que hasta el instant en que se re-
dacta este Informe no se ha presentado protest algu-
na contra la validez de su elecci6n ni contra su derecho
como primer suplente del Partido Dem6crata en la Pro-
vincia de Pinar del Rio, a ocupar la vacant que se pro-
duzca en dicha Provincia con motive de la renuncia pre-
sentada por el senior Manuel P6rez Galin, al optar por
el cargo de Senador por la citada Provincia, procede
que al ser declarada la vacant que por dicha renuncia
se promueve, se Droclame ReDresentante a la Camara
por la Provincia de Pinar del Rio v nor el Partido De-
m6crata, al senior Tos6 Matias de la Fuente Diaz, quien
al ocupar el referido cargo lo sera por el resto del tiemno
del mandate concedido al senior Manuel Perez Galan,
cuyo vencimiento se produce en el afio 1946.
Por todo lo cual me permit recomendar a la Se-
gunda Sub-Comisi6n de Actas, acepte este informed con
los pronunciamientos que en el mismo se formula.
No obstante, la Segunda Sub-Comisi6n de Actas
resolver.


Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de 1944.
(Fdo.) Joaquin Ordoqui Mesa,
Ponente.

DICTAMEN

Reunida la Segunda Sub-Comisi6n de Actas en el
dia de la fecha adopt6 el acuerdo de aceptar el anterior
Informe referente a declarar limpia el Acta del sefor
oJs6 Matias de la Fuente Diaz, quien en su condici6n
de Representante primer suplente por la Provincia de
Pinar del Rio y por el Partido Dem6crata, debera
ocupar la vacant que se produzca al ser aceptada la
renuncia presentada por el senior Manuel P6rez Galan,
al optar por el cargo de Senador por la citada Provin-
cia, por el resto del tiempo del mandate que a 6ste le
fuera otorgado en las elecciones de 1942, cuyo mandate
vencerd en el afio 1946. Elevando dicho Informe a la
Camara de Representantes, como Dictamen de esta
Segunda Sub-Comisi6n para su resoluci6n definitiva...

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de mil
novecientos caurenta y cuatro.

Vto. Bno.

(Fdo.) Dr. Manual Dorta Duque,
President.

(Fdo.) Salvador Garcia Ramos,
Secretario.

SR. PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Esta con-
forme la Camara en aceptar la renuncia presentada por
el senior Manuel P6rez Galin? (Seiales afirmativas).

Aprobado. Se pone a discusi6n el Dictamen que se
acaba de leer. (Silencio).
A votaci6n.

Se aprueba.

(Sefales afirmativas).

Aprobado.

PRESIDENT (DUCASSI MENDIETA): Queda, pues,
proclamado, por el Partido Dem6crata, el Sr. Jos6 Ma-
nuel Matias de la Fuente y Diaz.

Sefiores Representantes: Esta Presidencia tiene
noticias de que en el Despacho de la Presidencia se en-
cuentran los sefiores ltimamente proclamados, doctor
Ernesto R. Arag6n y el Sr. Antero Rivero. Yo desea-
ria que dos sefiores Representantes lideres fueran a bus-
car a los compafieros para conducirlos al sal6n.

(Los seiores Carlos Fraile, Radio Cremata y Pas-
or del Rio salen, volviendo a los pocos minutes acom-
pafiando a los seiiores Rivero y Arag6n).

(Aplausos).
Continue la sesi6n.








30 DII DE SEIOE DE LACAA


Se va a dar cuenta con otra renuncia.
(El Oficial de Actas lee):

La Habana, Septiembre 20 de 1944.
Sr. President de la Cimara de Representantes.
Senior:

SECUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

A los efectos reglamentarios procedentes, tengo el
honor de acompafiarle el Dictamen formulado por cstr
segunda Sub-Comisi6n de Actas, reference a aceptar hi
renuncia clue con caracter irrevocable ha presentado el
senior Nicasio Fuentes Roca, proclamandose, caso de sec
aceptada, como Representante a la Cimara por la Pro-
vincia de Oriente y por cl Partido Liberal, al senior An
selmo Alliegro Mila.

De usted atentamentc,
(Fdo.) Dr. Manucl Dorta Duque,

President de la Segunda Sub-Comisi6n de Actas.

A LA SEGUNDA SUB-COMISION DE ACTAS

El Representante que suscribe, designado Po-
nente para conocer e informer sobre la renuncia
presentada, con caricter irrevocable, por nuestro
estimado compaiero senior Nicasio Fuentes Roca,
asi como del escrito dirigido a la Presidencia de
la Cdmara, por el senior Anselmo Alliegro Mild,
reclamando en su condici6n de Representante
Primer Suplente, la vacant que se produzca, caso
de ser aceptada la referida renuncia, tiene el ho-
nor de emitir su modest opinion, en la siguiente.

PONEN CIA

Con fecha 16 de Septiembrc del corriente afio, e
Representante por Oriente v por el Partido Liberal, se
lor Nicasio Fuentes Roca, se dirigi6 a la Camara d
Representantes, por conduct del Presidente del citad
Cucrpo, interesando quc por necesitar tender direct
v personalmente todos sus intcreses, lo que le impid
disponer del tiempo suficiente para las labores congre
sionales, se le aceptara la renuncia que en forma def'
nitva e irrevocable prescntaba a la resoluci6n de la C.-
mara de Representantes. Dicha rcnuncia viene adem
autenticada por el Dr. Juan A. Bcltrin v Moreno, abo-
gado y Notario Piblico, Colegiado, con residencia
studio abierto en esta ciudad, quien da fe de que 1I
firma del Sr. Nicasio Fuentes Roca, a quien conoce, e
autintica, pot haber sido puesta a su presencia; ratifi
cando ante el citado Notario, la renuncia irrevocable
que contien el escrito, dirigido con fecha ii de septienr
bre del afio actual, a la Cdmara de Representantes. De
pu6s de estas consideraciones, asi como la decision de"
senior Fuentes Roca, de retirarse del Parlamento, renun
ciando irrevocablemente su acta de Representante, nc
cabe otro pronunciamiento, por parte del que suscribe
de recomendar a la Segunda Sub-Comisi6n de Acta
que en el Dictamen que formula, si acepta este infor-
me, de que por la Camara de Representantes sea acep
tada dicha renuncia v declarado vacant el cargo dc
Representante por la Provincia de Oriente y por el Par-
tido Liberal.


En este caso, y como quiera que el senior Ansel-
mo Alliegro Mila, en su character de Representante Pri-
mer Suplente por la Provincia de Oriente y por el Par-
ido Liberal, con motive de las elecciones celebradas en
I aio mil novecientos cuarenta y dos, ha dirigido al
efior Presidente de la Camara un escrito de fecha 18
le Sepiembre del actual afio, reclamando, de que en el
:aso de que la renuncia del senior Fuentes Roca sa acep-
:ada, se le d6 posesi6n de la vacant que se produce por
I1 motive que anteriormente queda expresado; -a ese
ifecto acompafia con su escrito una certificaci6n, ex-
oedida con fecha 15 del mes actual y afio, por el senior
Pedro Matutes y Fernindez Rubio, secretario de la Jun-
,a Municipal Electoral del TUrmino de Baracoa, en la
Drovincia de Oriente, donde se hace constar que el se-
lor Anselmo Alliegro Mild es elector de dicho T6rmi-
:o, y afiliado al Partido Liberal cuya inscripci6n se en-
:uentra actualmente vigente, asi como que tambien
iparece en la referida Junta Municipal Electoral que
2n el las elecciones Generales celebradas en el Colegio
nuimero 4 del barrio de "Matachin" del expresado T6r-
mino Municipal, en primero de Junio del corriente afio.
Vot6 con el ntimero 75 del Libro Registro de Votaci6n
del mencionado colegio electoral.

Es evidence, pues, su derecho a ser proclamado Re-
osresentante por la Provincia de Oriente y por el Parti-
1o Liberal. En su consecuencia, me permit proponer a
!a Comisi6n que dicha acta sea declarada limpia por los
intecedentes que quedan expresados.

No obstante, la Sub-Comisi6n resolvera.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Sepiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro.

(Fdo.) Joaquin Ordoqui Mesa,
Ponente.

DICTAMEN

Reunida la Segunda Sub-Comisi6n de Actas en el
dia de la fecha, adopt el acuerdo de aceptar el ante-
rior informed, referente a cue por la Camara de Repre-
centantes le sea aceptada la renuncia que con caricter
irrevocable ha Dresentado el Sr. Nicasio Fuentes Roca,
de su cargo de Representante electo en las elecciones ce-
lebradas en el aiio mil novecientos cuarenta y dos,
,or cuatro afios, por la Provincia de Oriente y por el
Partido Liberal; y que al ser aceptada dicha renuncia
deberi ocupar la vacant que se produzca, el senior An-
sclmo Alliegro Mild, en su condici6n de Representante
Primer Suplente por la citada Provincia y por el propio
partido politico, por el resto del tiempo del mandate
que al senor Fuentes Roca le fuere otorgado y que ven-
cera en el ano novecientos cuarenta y seis.

Elevando dicho informed a la Camara de Represen-
tantes como Dictamen de esta Sub-Comision para su
resoluci6n definitive.

Sal6n de Sesiones de la Segunda Sub-Comisi6n de
Actas, a los veinte dias del mes de Septiembre de mil
novecientos cuarenta y cuatro...

(Fdo.) Dr. Manuel Dorta Duque,
President.


30


D1ARI0 DE SEE;SIONES DE LA CAMERA








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA 31


(Fdo.) Dr. Salvador Garcia Ramos,
Secretario.
SR. (PREESIDENTF (DUCASSI MENDIETA): iEsta con-
forne la Camara en aceptar la renuncia del senior Ni-
casio Fuentes?
Los sefiores Representantes que est6n conformes,
se servirin ponerse de pie...
(Los seiores Representantes asi lo hacen).
Aceptada.
Se pone a discusi6n el Dictamen.


A votaci6n.
ponerse de pie.


Los que est6n conformes se servirin


(La mayoria de los seinores Representantes se pone
de pie).

Aprobado.

Queda, pues, proclamado Representante por la Pro-
vincia de Oriente el senior Anselmo Alliegro...

Sefiores Representantes: El lunes a las 5 de la tar-
de se convocara la Camara a sesi6n extraordinaria pa-
ra elegir la Mesa, de acuerdo corr lo ordenado por el
Reglameno.

No habiendo otro asunto de que tratar, se levanta
I la sesi6n. (Eran las 5 y 1i p. m.)


Imp. PUBLICITAS Revillagigedo 12. La Habana


--L




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs