Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01526
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01526
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


II


DECIMO


CAMERA
SEXTO


7--



DE LA
DE REPRESENTANTES


PERIOD


CONGRESSIONAL


PRIMERA LEGISLATURE


VOL. LXI LA HABANA NUM. 63


\ Sesi6n Extraordinaria de 14 de Septiembre de 1936
(CONTINUACION DE LA DEL DIA 2 DE LOS CORRIENTES)


President: Sr. Carlos Mirquez Sterling y Guiral.

Secretaries: Sres. Samuel Giberga Touzet y Rail Garcia Menocal y Seva.

S----3---
SUMARIO:

A las seis p. m. se reanuda la sesi6n.-El senior Martinez Fraga consume un turno a favor de la to-
talidad del dictamen de la Comisi6n de Caf6 y Pl1tano sobre las Proposiciones de Ley de los
S Sres. Esteve, Guti6rrez, Barroso y Bravo Acosta y otros, relacionadas con el Caf6.-Durante su
discurso el senior Martinez Fraga es interrumpido por los sefiores Jos6 M. Quintana, Lora, La-
motte, Castro CArdenas, Pascual, P6rez Morgado, Suarez Rivas, L6pez Blanco y HernAndez Mau-
ri; este uiltimo senior Representante solicita de la Presidencia le concede la palabra para aclara-
ciones en el moment oportuno.-El senior Bravo Acosta ruega a los sefiores Representantes que
tienen solicitada la palabra para consumer turnos, que renuncien a esa petici6n, con el fin de
poder facilitar la votaci6n de la totalidad del dictamen.-El senior Mendieta Hechavarria no ac-
cede al indicado ruego y el senior Bravo Acosta retira su solicitud anteriormente formulada.-
Combate el dictamen el senior Esteve, vi6ndose interrumpido por los sefiores Lora y Pascual.-
Plantea una cuesti6n de orden en torno al articulo 79 del Reglamento el senior Pascual, en el
sentido de que no ha lugar a deliberar respect a la proposici6n de Ley y discutirla como arti-
culado del voto particular presentado por el senior Lamotte; tambi6n advierte la Presidencia que
va a ponerse a votaci6n el dictamen; y en el caso de ser rechazado, se entiende que prospera
el citado voto particular, el cual seria sometido a discusi6n en su totalidad y articulado.-El se-
flor Pascual hace constar su protest contra el acuerdo de referencia, por estimar que infringe
el Reglamento.-Consume un turno favorable al dictamen el senior Mendieta Hechavarria, inte-
rrumpido por los sefiores Martinez Fraga, Lora, Castillo y Jos6 M. Quintana.-El senior Rafil
de CArdenas hace uso de la,palabra para apoyar el dictamen, con interrupciones de los senores






2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

Martinez Fraga, Lamotte, Pascual y Lora.--Para rectificar concepts habla el senior Hernlndez
Mauri y suscita interrupciones de los sefiores Portocarrero y Bravo Acosta.-La Presidencia lla-
ma la atenci6n al orador acerca de la limitaci6n reglamentaria a diez minutes en el uso de la
palabra.-Terminados los turnos en el debate del dictamen de la Comisi6n de Cafe y Pl.tano, el
senior Jos6 M. Quintana propone como cuesti6n incidental se suspendan el debate y la sesi6n para
continuar en el pr6ximo dia a las seis p. m.; despu6s de retirar el senior Bravo Acosta su soli-
citud de que se vote la totalidad del dictamen queda aprobada la proposici6n del senior Jos6
M. Quintana.-En virtud del anterior acuerdo la Presidencia suspended la sosi6n a las siete y
cincuenta p. m.


SR. PRESIDENT (M1RQUEZ STERLING) : Se reanuca
ja Besi6n Extraordinaria.
(Eran las 6 p. m.)
Ruego a los sefiores Representantes que ocupen sius
cscafios.
Sn. PRESIDENT (MtRQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el senior Martinez Fraga.
SR MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO) : Senior President
y seuores Representantes: El problema de la. legisla-
ci6n del Caf6 tan ilevado y tan traido, parece que
tiene el privilegio extraordinario da hac-r que los
(- ii .r de esta Cimara luzean su foro inmaculado por
la ausencia de los distinguidos compafieros del He-
micielo
Est, Cimara ha tenido el honor de discutir, para
honra propia, hasta altas horas de la noche, bajo un
cansaneio agotador, bajo interrupciones de todo or-
den, con un debate duro, fiero, hasta el final, por
part del senior German L6pez, pero esta CAmara al
final ha defendido los interests del agricultor cuba-
no, o scan los colonos frente a los hacendados pero no
reza el mismo procedimiento para otros agricultores
tan dignos pero much menos numerosos: Me refie-
ro a lor caficultores.
La Camara parece que no tiene el mismo estimulo
et, mismo sentimiento de obligaci6n, de velar por los
principios de defense de esos agricultores cubanos.
El colono esta en situaci6n dificil pero nunca en
:;it!aei6n tan mala como el caficultor.
El caficultor perdido ya la esperanza de mejorar
crey6 que con la desaparici6n del famoso institute
iIejoraria su negocio pero es el caso que al volverse
a establecer vuelve de nuevo a samirse en la mise-
ria a e(ncerrarse en su miseria.
Hace apenas siete u ocho dias que el Secretario de
Agricultural para honra de 41 ha puesto de nuevo
cn vigor el famoso Instituto de Estabilizaci6n del
Cafe.
Dos legislaciones se consideran ahora en la CAma-
ra: una convertida en Proyecto de Ley por la actua-
ci6n official de la Comisi6n del Cafe de esta 'C6mara;
otra la Proposici6n de Ley del distinguido compafie-
ro el senior Lamotte...
SR LiAMOTTE (MANUEL) : Quiero recordarle a S. S.
que no he presentado un Proyecto de Ley aislado, si-
no que he formulado un voto particular contrario
al dictamen de la Comisi6n del Caf6.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO) : En part tiene
raz6n. Present un voto particular disintiendo del


(:riterri de la Comisi6n del Caf6, pero posteriormen-
to, no porque lo haya hecho el distinguido compa-
niero selnor Lamotte, sino porque es un acuerdo de
la Camara, posteriormente, los principios fundamen-
tales dc. ese voto particular, que no obtuvo el consen-
sus de ]a Comisi6n del Caf6, que fu6 rechazado, se
presentaron a trav6s de una Proposici6n de Ley o
voto particular, como cosa adicional; v es asi, no de
una manera hibil, sino. habilidosa, y perd6neme la
C imara, que se pretend hacer revivir un voto par-
ticular en iguales condiciones que un dictamen.
SR. LAMOTTE (.\ '.. iil:,) : No es cuesti6n de habili-
dad ni de forma lo que la C6mara debe tener en
cuenta al discutir los Proyectos; sino sencillamento
cual es el fondo de la cuesti6n y cual es la que a sn
juicio la que mis justicieramente viene a resolver el
problema del Caf6; seg(n sea el criteria de ]a Camara
debe aprobarse el. dictamen de la Comisi6n, o recha-
zarse a la inversa debe aprobarse el voto particular
mio o rechazarse siempre que se estime acceptable o
inaceptable.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Aunque no com-
parto el criterio de mi distinguido compafiero senior
Lamotte, le hago esta aclaraci6n. Pasemos a susten-
tar el criter.io de que dos legislaciones, una de tipo
official, una que recibe el calificativo de Proyecto al
ser aprobada por la Comisi6n del Cafe, y otra de
voto particular, como adici6n, o sin adici6n, pero que
Ia 'Cimara tiene que conocer, si es que desconoce el
dictamen de la Comisi6n de Caf6 y Plhtanos, vienen
a resolver el pro y el contra de esta legislaci6n.
Pero precisa informar a la Ca mara y no se pierde
tiempo en forma alguna, en que tardes pasadas ha-
yamos dedicado, aunque fueran algunos minutes a
este problema y hoy dediquemos los que permit el
sostenimiento del quorum, a explicar las razones fun-
damentales que a juicio del que habla sustenta el
Proyecto o sustenta el voto particular adicional del
senior Lamotte. Hay una raz6n sola, un solo m6vil,
una sola causal que hace que el campesinado dedi-
cado a la Agricultura en material de Caf6, protest,
se sienta abandonado, se sienta preterido, y hasta
olvidado en todas las cuestiones econ6micas que de
el parten y de 61 se derivan.
Estados Unidos de Norte Am6rica, en su Serreta-
ria de Agricultura, marc la pauta de protecci6n y
de tutelaje, acaso hasta desmedido pur parte del Go-
bierno al realizarse determinadas' labores. agricolas,
y en Cuba no hemos encontrado nosotros mAs que
una forma que ha venido ocupando desde que aquel
Mr. Chadbourne lleg6 a Cuba, para desgracia del
azficar y de Cuba, que es la creaci6n de Institutos
de Estabilizaci6n. boy, ayer de Organizaciones, de






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


Corporaciones, practicamente organismos que contro-
Jan los intereses particulars. Es la fnica formula
que en Cuba hemos podido encontrar. Haciendo pa-
ralelo entire las labores realizadas en el orden de pro-
teccion gubernativo en cuanto al azficar y las labores
que se han rendido desde hace ocho dias, de protec-
ci6n gubernativa, en cuanto al cafe, nos encontramos
icn esta sin raz6n por parte de ambas protecciones:
!a totalidad de los colonos cubanos, y la casi totali-
dad de los hacerdados cubanos no estan de acuerdo
con el Institute d, Estabilizaci6n del Azficar, y
cuando salen de sus reuniones, o cuando salen de la
propia reunion de la Asociaci6n de Hacendados, 6r-
gano privilegiado en Cuba, tan privilegiado, que crea
0. principio econ6mico de la retenci6n del azicar pa-
ra pagar la cuota al propio organismo,-observen los
distinguidos compafieros hasta d6nde se ha ido en
esa prutecci6n-; digo y repito que de esos seiores
hacendados, no hay uno do los que estan rigiendo
los deslinos de ese organismo, que. muestre su con-
formidad absolute con el proceder del mismo. Lo
mismo, exactamente, ocurre con el Instituto del Ca-
fe, en manes hoy de unos cuantos almacenistas, que
son los que rigen el precio de la vida, de la miseria
v del hambre de los caficultores cubanos. En Cien-
fuegos se levantan casas millonarias que saben com-
prar la miseria del caficultor; y en La Habana tam-
bi6n se levantan casas riquisimas quo saben compra"
la propia miseria del caficultor cubano.
El Institute del Cafe, creado para mantener, como
muy bien decia mi distinguido compafiero senior Ma-
riano Lora en tardes anteriores; creado para man-
tener la necesidad real, o ficticia, de que exista una
superproducci6n en nuestro pais, que justifique la
existencia de un Institute del Caf6 y que justifique
la media absolutamente nccesaria de la exportacion
de un tanto por ciento de lo producido por esos cafi-
cultores, no encontramos una sola raz6n de orden
eeon6mico que fundamente 'por qu6, en justicia, el
Institute del Cafe ha creado la obligaci6n per parte
del caficultor de que el total de su producido en
su fine o en su comarca, ascendente boy a mis del
25% y creo que hasta un 30%, sea de absolute ne-
cesidad exportar; y es que se le obliga al campesino
cubano dedicado a la caficultura, se le obliga a que
t! 30V de su cosecha no pueda disponerlo, dentro
del territorio national, ni pueda dedicarlo a la ven-
ta del consume national. Se le impone ]a obligaci6n
de que ese 30% de la recogida de su product de lo
q.e ha sembrado, tenga la necesidad, la obligaci6n de
exportarlo. Pero es que el campesino cubano puede
exportar el caf6? El campesino cubano, gracias con
que tenga para poder refaecionarse en viveres, y
gracias con que tenga alguien que le preste para po-
der pagar tambien las labores necesarias de sus tra-
bajadores u obreros. Es que el campesino cubano y
caficultor, tiene que ir a morir a manos de los gran-
des almacenistas, que son los que pueden exportar;
y he ahi el problema. "That's the question", dicen
los ingleses; pero nosotros, mas frances que ellos,
decimos: "IHe ahi el negocio..." Vamos a expli-
carlo a la Cdmara para que lo conozca...
3 A. LAMOTTE (MANUEL): 6Me permit una inte-
rrupci6n S. S?


Si mal no recuerdo, S. S. se propone defender el
1.ctamen de la Comisi6n de Cafe y Plhtanos, y dice
*:- el institute del Cafe, entire otras razones, ha si-
doe funesto para el caficultor, porque dispone la se-
,gregacion y exportaci6n del 25% del cafe que ese
\,ampsmno produce. Yo quiero preguntarle al senior
Martinez Fraga si no recuerda que en el Dictamen
de la Comisi6n se dispone que la Comisi6n Nacional
de Defense del Cafe, mantenga en su poder los da-
tos qu e I signifiquen ol caf6 que se produce en el
pais, y determinara, a criterio de ella, la cantidad
cue deba exportarse y ]a cantidad que deba segre-
garse a prorrateo en las descascaradoras, es decir,
que los cosccheros habrin de entregar la cantidad que
6sta estime pertinente para su exportaei6n; con ;a
agravante en este case, de que esos cosecheros reten-
gan toda su cosecha en la descascaradora hasta quo
ella lo estime convenient y le ordene la entrega del
cafe quc a su juicio deba entregar. Yo quiero pre-
guntarle al distinguido compafiero cu6l de las dos
cosas es mis pcrjudicial, si el veinticinco por cien-
to, o, la facultad que se da a esa Comisi6n para que
al afio; si lo estima convenient, diga si debe dispo-
nerse del 25 o del 40 per ciento, si lo estima nece-
sario.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Con verdadero
placer voy a explicarle a la Camara y al senior La-
motte La diferencia es notable, notabilisima: Y voy
partir del punto de que S. S. mantiene el Institu-
t; de Estabilizaci6n del Caf6.
RS LAMOTTE (MANUEL) : S. S. esti muy equivo-
(u!do; yo lo derogo.
SR. QUINTANA (JosI MANUEL) : iMe permit el
..,mpaiero ? El que lo ihantiene soy yo, y voy a ex-
plicar oportunamente per qu6 lo mantengo.
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO) : Y so mantiene
hI segregaci6n obligatoria del ; ,. de la producei6n
del cafetalero-hoy el 30%. El Dictamen-de la Co-
misi(n del Cafe rompe todas las trabas que impidan
la libre venta del product al caficultor, y mantiene
c'ue 2'. para darle salida al exceso presunto quo es-
tima ]a Secretaria de Agricultura existe. Do ese
exceso presunto de quintales de cafe no podrA, dis-
poner la Comisi6n hasta tanto no se pueda compro-
bir si efectivamente es indispensable que se saque
a la Yenta ese cafe, o per el contrario no es possible
ni.hace falta que se produzca segregaci6n de olase
.alguna, y much menos so imponga al caficultor que
no pueda disponer del treinta por ciento de su co-
secha. Vea S. S. y la Camara cuan distinto esti el
Dictamen de la Comisi6n del Cafe del Voto Particu-
jar que mantiene fundamentalmente la segregaci6n.
En el Dictamen se va persiguiendo algo que no ha
tenido el valor suficiente la legislaci6n actual para
an!arar

La Secretaria de Agricultura, a pesar de que ha
iranscurrido ya much tiempo para ello, no ha dicho
pcr que no hay un Negociadode Cafe y Cacao on
la Secretaria de Agricultura. Y ahora, en una nueva
legislaci6n que crea el fastuoso Institute del Cafe,
ha dado traslado a los empleados del propio Nego-
ciado de Caf6 y Cacao para que sirvan dentro de





4 DIARIO DE SESSION DE LA CAMERA DE REPRESENTATIVE
4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


las obligaciones del famoso Instituto. Es mis, se es-
tin violando hasta los preceptos de la Ley Orginica
de la Secretaria de Agricultura, que exige que sea
un t6cnico el que est6 al frentet de ese Departamcn-
to, y el que actualmente lo esta desempeliando no
es t6cnico ni conoce nada de esa material, infringien-
do los preceptos de la Ley Orginica de la Secreta-
ria de Agricultura.
SR. QUINTANA (Josi MA'NUEL) : Conoce el coampa-
fero que en fecha muy reciento todo ese Departa-
mento ha sido reorganizado por un Deereto Presi-
d&cial ?
Sn MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El Negociado del
Cafe carece absolutamente de reorganizaci6n, hasta
el extreme de que en la Secretaria de Agricultura
no hay mesas ni sillas en ese Negociado.

Pero es que la Ley Organica de la Secretaria de
A gricultura exige y mantiene eso, y es mis, exige
y mantiene un Presupuesto de Gastos, un Presupues-
to que ha aprobado esta CAmara, mediante lo cual
d'terminadas cantidades se asignan a sneldos y eso
fodo ni aparece en la Secretaria de Agricultura ni
se viste con el manto de la creaci6n de un Instituto
que boy surge elegant oficina en ]a Lonja del Co-
mnercio. Pero yo no ataco al Instituto en si, yo ata-
co algo mis a fondo que eso, ataco a la causa. de
la crisis del caficultor y sefialo la obligaci6n que
tiene el Estado, en sus funciones tutelares, do ve-
lar por el caficultor.

La Cimara, decia hace un rato, dando pruebas de
su obligacion ciudadana, vot6, en horas de ]a madru-
gs:da, una ley que protegia a la caEfa, y a la Cimara
le cuesta trabajo, en horas de la tarde, poderse ren-
nir para votar una ley que viniese a protege al
( I.-nlr. r cubano. bPor qu6 ocurre 6sto? No lo .s.
La realidad es que no habia nosibilidad de asunto,
como dicen los americanos, ni de negocios, como de-
cimos los cnhanos, cuando tratibamos el asunto de
os, co lonos; hoy sin embargo, sin estadisticas ni ra-
z6n de ser, inflando una superprodueci6n que no
exisfe, so le hace ver al pais que es indispensable
que, como en 6pocas pasadas, cuando despnis d ]la
Danza de los Millones tuvimos que comprar azicar
Io ciudadanos o que arrojarla al mar hoy se le im-
none la obligaci6n al caficultor de que el treinta por
eiento de su cosecha tenga necesariamente que expor-
i.irla... OjalA pudiera cumplirse ese mandate, oja-
16 pudiera exportarse, ojalA fuera 6sto vcrdad; pero
es, sefiores Representantes, y es precise que se diga
aqui en la Camara, que no se export ese 30%, ni
se exportaba antes el 25%, y es que la casa de L6-
piez. Serrano, la de un conocido millonario cienfue-
gnero, como la casa de Castafio y otras de Santiago,
recogen, de la obligaci6n en que esta el caficultor,
el 30% del producido en su-finca, no al precio del
rnercado, ocho pesos, por ejemplo, ni siquiera al pre-
cio del mercado de New York, y si se hiciera eso soe
hubiera hecho much pero tampoco eso se hace, sino
que compran ese 30%, con el consensus del Secreta-
rio de Agricultura, y ese 30% n o exportan, sino
que ellos, los privilegiados, que no han producido el
caf6, si lo pueden vender en el mercado national.


SR. FERN&NDEZ JUNIOR (DEM6FILO) : Muy bien!
SMuy bien!
Sn. QUINTANA (JosE MANUEL) : YY eso se esti ha-
ciendo hoy? Se ha hecho hoy? ~Podria el compa-
nero citar compras o negocios de ese g6nero?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Se venia hacien-
do antes...
SR. QUINTANA (JosEi MANUEL.) : lSe venia hacien-
do?
SR. MARTiNEZ FRAGA. (ANTONIO) : ... Y se est in-
tensificando ahora, desde hace ocho dias en que el
eificultor tiene la suerte inmensa de tener el Institu-
to de Estabilizaci6n regulando su producci6n.
SR. LORA (MARIANO) : Pido la palabra, para infor-
mar al senior Quintana.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el senior Lora.
SR. LORA (MARIANO) : Para informarle al compa-
fiero senior Quintana que en estos moments hay un
Mr. John o Mr. Smith....
(Risas en la Camara).
Se encuentra en Santiago de Cuba y en estos mo-
mentos ha comprado mIs de cincuenta mil quinta-
les de caf6, 6iganlo bien, sefiores Represcntantes, a
peso y medio y a dos pesos el quintal. i Cincuenta
mil quintales de caf6!, de esa segregaci6n del trein-
ta por ciento que se acaba de legislar y tengo 'a se-
guridad que ni uno solo de esos quintales se expor-
tard sino que serin vendidos en el mercado national
a raz6n de nueve y once pesos el quintal, que es; real-
mente el precio a que se esta vendiendo. Es un dato
fidedigno que si quieren puede dArselo bajo un ac-
ta notarial.

SR. LAMOTTE (MI. NUEL): MMe permit el compafie-
ro Lora?
SR. LORA (MARIANO) :' Lo permitili e! compaliero
Martinez Fraga.
SR. LAMIOTTE (MANUEL) : Con la venia del senior
Martinez Fraga. El compafiero Lora decif que ac-
tualmente se esta especulando. a costa del ,.,.'f liir
que es a quien se le compra el Cafe a un precio irri-
sorio y luego ese caf4 se vende en el Mercado Nacio-
nal a un precio elevado. Hasta ahora asi ha venido
oeurriendo, pero precisamente en esta proposiciin se
tiende; a evitar que se siga haciendo.
SR. PRESIDENT (AMRQUEZ STERLING): Continua en
el uso de la palabra el senior Martinez Fraga.
SR. 1 i i' .' FRAGA (ANTONIO) : Queda aclarada
!a conduct de los especuladores y agiotistas que en
material del Cafe tienen el privilegio o el consensus
del honorable senior Secretario de Agricultura para
poder devolver al mrcado el 30% de segregacion que
vienen obligados a exportar. Quedan hechas estas
aclaraciones, sin que- pueda en forma alguna, negar-
se aqui tales negociaciones que se realizan con el
Cafe.








DIARIO DE SESIONES DE LA, CAMERA DE REPRESENTANTES 5


Los almacenistas pueden comprar a bajo precio el
Cafl porque los caficultores no tienen mns remedio
que quemarlo, tirarlo al agua o hacerlo desaparecer,
ya que les esta prohibido venderlo en el mercado na-
cional.
Es 16gico que -se legisle si se quiere, para el al-
macenista o para el tostadero, pero es mis 16gico y
es mis just que se legisle para el que lo siembra,
para el caficultor, y todo esto lo digo con el debido
respeto a los autores del Dictamen de la Comisi6n
de] 'Caf6 y PlAtano.
SR. LAMOTTE, (MANUEL) : Yo quisiera que me di-
jera cuales son las medidas que so dictan a benefi-
cio de esos caficultores en el Dictamen para que ]a
C(amara lo conozca.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): La media mas
grande es la suspension del Institute de Estabiliza-
ci6n del Caf6, que manejado en la forma que lo esta,
irroga mis perjuicios que beneficios a los caficulto-
res.
SR. CASTRO (RAMIRO) : IA qu6 Gobierno se refiere
S. S?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : No me refiero a
ningfin Gobierno en particular, pero ya que S. S.
me invita a ello, lo voy a hacer.
Hace ocho dias, nueve dias acaso, bajo la 6gida del
Gobierno de elecci6n popular del doctor Miguel Ma-
riano G6mez, se ha revivido el Institute del Cafr.
Boy, bajo la 6gida del doctor Miguel Mariano G6-
mez, su Secretario de Agricultura, el senior G6mez
Mena, sin datos, sin estadisticas, pasando por enci-
ma de sus obligaciones como Secretario de Agricul-
tura, de su deber como miembro de un Gobierno que
esta obligado a velar por el prestigio del propio Go-
bierno, le ha dado vida al Instituto del Caf6 en nues-
tro pais, y han vuelto a renacer los derechos por
parte del Gobierno de obligar a los Caficultores a
segregar el 30% de sus cosechas para la exporta-
ci6n, sin que se export, sino que los Almacenistas,
((n el consensus y el permiso del Gobierno, estfn de
nuevo vendiendo ese Caf6 en el mereado national.
SR. PAscUAL (JosE A.) : Permitame S. S. una in-
terrupci6n Es otro dato que S. S. no conoce. El
Secretario de Agricultura, queriendo resolver todos
los problems con muy buena fe, ha actuado en este
sentido, pero no ]o hace porque no conoce el proble-
ma, no es Caficultor; 6i conoce bien el problema del
az-icar, 'pero no conoce el problema del Cafe, a me-
nos que crea que tomando azficar con eaf6 se resuel-
ve el problema.
(Risas) .
El Secretario de Agricultura mand6 a buscar a
los Estados Unidos un tienico, cuyo nombre no quie-
ro decir en estos moments, el tecnico vino, vi6 queo
todo aquello era un desastre, indic6 normas y pautas.
no le hicieron caso, y se volvi6 al extranjero.
S. QUINTANA (JOSf MANUEL) : ,Pued6 hacerle
una interrupci6n al compafiero?
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Le contestaba a!
compafiero, ya que 61 habia preguntado bajo qu6 6gi-


da habia ocurrido eso, y me limito a decirle que co-
mo hace 8 dias, en raz6n del tiempo, es el Gobierno
del doctor Miguel Mariano G6mez qui6n ha revivido
esa legislac6n.
SR. QUINTANA (JOSfi MANUEL) : El compafiero Mar-
tinez Fraga acaba de decir que en esta 6poca se quie-
re revivir el Institute del Caf6....
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Ya se revivi6,
hace 8 dias.
SR. QUINTANA (JOSE MANUEL).: Quisiera decirle al
compafiero que el Instituto del Cafe ha sufrido una
modificaci6n intensisima, tanto en su organizaci6n
como en su funcionamiento, como en su personal. Es
decir que el Gobierno tiene una intenci6n de carAc-
ter especial en beneficio del Caficultor. Eso es una
cnsa que no puede negarla nadie, a pesar de la for-
ma especial en que se ha producido el senior Pascual.
Lo cierto y positive es que se ha o(.r.;d:.;i.1. el Ins-
tituto por un Decreto Presidencial, dando participa.
ci6n en el mismo a todos aquellos elements que de
una manera express intervienen en el problema del
caf6. El Gobierno va a resolver el 'problema del Ca-
f6, comienza a actuar, acicateado por la demora del
Congress. & Qu6 ha hccho el Gobierno para recibir las
diatribas y los ataques del compafiero Martinez Fraga?
SR. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Exciseme, que
disienta del parecer de S. S. La Camara anunci6, a
trav6s de nuestros compafieros, casi todos del Con-
junto, a ]a opinion del pais, que iba a dictar una le-
gislaci6n en material de caf6. El senior Secretario de
Agriculture, celoso quizis de sus obligaciones, se pre-
cipit6 dictando una legislaci6n 'para resolver el pro-
blema del caf6, problema que por su importancia es
de la competencia de este organism, de la Camara,
estando la Camara en pleno debate, viene el Secre-
tario de Agricultura y dicta un Decreto con inde-
pendencia absolute de la legislaci6n que aqui se pro-
ducia, y es mas, a sabiendas de que era contrario, y
con gran habilidad dicta un Decreto, con parties pa-
recidas o muy similares al contenido de este Dicta-
men, y modifica el status de cosas, estableciendo de
nuevo el dogal, no de un 25%, sino de un 30% del
producido de caf6, para que se tenga que exporter.
Pasan oeho, nueve, diez dias, y el resultado de esa
media no ha sido mas que el mismo, que los cafi-
cultores cubanos protestaran contra el Decreto por
el cual se cre6 ese famoso Instituto. No ha habido
uw solo beneficio a este respect.
Yo no ataco a este Gobierno, cuando tengo que
alacarlo de manera abierta, en el orden politico, s6
como hacerlo; pero es que en este orden de cosas,
cuando se juega con la miseria de nuestros campe-
sinos; cuando hay qu dcirle las verdades al Papa, no
tcngo ambajes de ninguna clase. Creo, sinceramen-
t., aue ha habido un abandon grande por part del
Gobierno en este problema. Han transcurrido dicz
dias, y se esti notando el mismo resultado. El mer-
cado no tiene el gran producido que tiene; todo si-
nue igual; el 30% que sale por un lado para los al-
macenes de los millonarios cubanos, sale por atro la-
do de esos almacenes para el propio mercado cubano..
Esto es inmoral y esto va contra el principio econ6-
mico de nuestros campesinos caficultores.








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTATIVES


SR. QUINTANA (JosE ?.1V.UEL) : Invito al compa-
nero a que oportunamente traiga las pruebas de lo
qne acaba de decir.
SR. M r. i:-i.z FRAGA (ANTONIO) : La unica forma
de traer la prueba de ]as inmoralidades que se come-
ten, no ]a tiene ni este Representante en este mo-
mento, ni los particulars tampoco: la tiene, como
obligaci6n, el propio Secretario de Agricultura, quien
ro obstante el tiempo decursado, desde que se pre-
sent6 a la mesa una petici6n de datos absolutamente
iidispensables, para que dijera, con estadisticas, a
qun se limitaba esa superproducci6n y en qu6 forma
se vendia ese cafr, y hasta ahora ese silencio, com-
pafebro Quintana, ese silencio es el mayor "J'accuse"
que se puede lanzar on este moment contra ese De-
partamnto.
Cuando surgi6 esta imputaci6n, obligado estaba el
Secretario de Agricultura, en defense de su Gobier-
no, a haber enviado estos datos a la Camara. La Ca-
mara no tiene estos datos, porque la Cimara no tie-
ne tampoco los organismos necesarios que puedan re-
coger los antecedents de la cantidad de cafe sem-
brado, de las cantidades de cafe segregadas, y de las
cantidades de cafe que se venden para el mereado
national, de acuerdo con el consumo, ni de la canti-
dad de cafe que corresponde vender en el mercado
-extranjero.
No es possible que se traigan esos antecedentes;
pero si pneden traerse, a pesar de la segregaci6n, a
pesar de que los almacenistas de Cienfuegos, de San-
tiago de Cuba y La Habana estin cumpliendo ese
precepto; a pesar de que estin adquiriendo alli el
25% y ahora el 30% del producido por' el caficultor;
a pesar de eso, a pesar de que debia de bajar la su-
perproducci6n; a pesar de eso, sigue el caf4 en el
mercado sin bajar, ni siquiera en cien quintales. Esa
es la mayor prueba de que no se ileva a efecto la
expportaci6n, sino que esos almacenistas la vuelven a
vender en el mercado national.
SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO) : Me permit el com-
pafiero una interrupci6n
Quisiera que el senior Martinez Fraga, que de unp
manera tan habil y tan elocuente esta desarrollandc
este problema del cafe, explicara a la Camara res-
pecto a lo siguiente: La intervenci6n del Estado en
]a superproducci6n, bien de cafe o de cualquier otro
product, no es una cosa nueva. Por ejemplo: el
pais mis caficultor del mundo, el Brasil, intervino
ese product y luego lanz6 millones de sacos al
agua, para combatir ]a superproducci6n. El proble-
ina que el senior Martinez Fraga ataca, a mi manera
de ver, no es el problema de que el Estado interven-
ga en esa superproducci6n de los caficultores cuba-
nos, sino que el senior Martinez Fraga lo que aclara,
por lo que yo he podido entender,' es que esa can-
tidad que se pretend controlar por el Estado, en
vez de exportarse, se quede do nuevo en Cuba: ese
cs el problema que quisiera que el senior Martinez
Fraga me diafanizara: si el combat la intervenci6r
del Estado en ]a superproduccion del caf6, para ni-
velar el precio, o bien la intervenci6n del Estado, de
una manera deficient, es decir, inmoral.


SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Tiene dos aspec-
tos el problema. El Estado tiene la obligaci6n tute-
lar de velar por el desenvolvimiento de sus industries
y de su agriculture.
El caf6 es una de las riquezas nacionales que mas
obligaci6n de proteger tiene el Estado. Pero, para
ello el Estado tiene la obligaci6n de saber ]a canti-
dad de caf6 que existe en Cuba, y no lo sabe. El
Estado tiene la obligaci6n de saber, exsctamente, el
consume national, y no lo sabe. El Estado, tiene la
obligaci6n de saber las cosechas dentro de cada zafra,
el producido total que tienen, y no lo sabe. El Es-
tado, despues de saber eso, que ignora, despues de
conocer que hay un exceso de producci6n, que hay
Una pequefiez o disminuci6n del consume, despu6s de
saber que lo que se produce no se consume en el te-
rritorio national, entonces tiene que fijar las nor-
mnas para exporter ese remaniente que no se consume
en el mercado cubano. Esta es la felicidad del Go-
bierno: desconoce eso, y sin embargo, lo haee y obli-
ga al cafetalero a que el 30% de su producci6n ten-
na que exportarla, ignorando si el 100% de esa pro-
ducci6n puede consumirse en Cuba.
Y ahora vamos a la segunda parte. Esta situaci6n
especifica, incomprensible, en que por part del Go-
bierno, sin conocer la legislaci6n establece obligacio-
nes; eso s6lo puede estar supeditado a la segunda si-
taaci6n. No es possible pensar que se encrespe en
otros principios distintos que los que voy a decir,
riorque es indispensable hacer aparecer que existe
:na superproducci6n en el mercado cubano, quo si se
coseehan en Cuba 600,000 quintales, no se consume
inas one 400,000, y sin saber absolutamente nada em-
cezando, como antes decia, porque el Jefe de este Ne-
-ociado no es ticnico, violando con ello la propia Ley
Oruinica de la Secretaria de Agricultura, impone la
obligaci6n de segregaci6n de un 30%, que viene a
"aer nuevamente en manos de esos sefiores almacenis-
tas, que lo vuelven a vender aqui...
SR. L6PEZ BLANCO' (MARINO) : o Me permit una in-
terrupci6n S. S? Y en la Ley cuyo Dictamen de-
fiende S. S., se propugnan medidas legislativas en-
eaminadas a que el Estado adouiera esos datos pre-
vios a fin de conocer con exactitud los datos estadis-
ticos ?

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Esa es la base
de esta legislaci6n; es one no hay lezislaci6n del ca-
f l: Jo que hav hasta ahora son medidas arbitrarias,
para ocultar fabulosos negocios. Para tomar el caf6
a baio 'recio y volverlo a vender al mercado. Es
que no hay ninguna legislaci6n que fije, que oblige
a las estadisticas necesarias que debe tener, porque
1J qne actualmente aeaba do nonerse en vigor. hace
oeho o diez dias, no ha tenido tiempo, ni ]o ha de
toner seguramente, para poder exigir esas estadis-
ticas.

Algo mis me impulsa a defender ese Dictamen de
'a Comisi6n. No es que est6 de acuerdo totalmente
"on ese Dictamen. Ese Dictamen tiene, a juicio mio,
errors que deben ser subsanados, errors fundamen-
ales que pueden ser subsanados a travys de enmien-
das. Es una legislaci6n que pudieramos r.osotros la-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


i. i,.,'., sacarla adelante para beneficio del calicul-
tor cubano.

En dias pasados, cuando oi que un compafiero im-
pugnaba la fijaci6n del precio minimo no pude me-
nos que sonreir. Ojala todos los products de la
tiorra, ojala todos los products de la industrial pue-
dan tener el tutelaje privilegiado del Estado de que
se les design un precio minimo, ojala, porque en esa
forma, en el orden econ6mico, no habria quiebras do
ninguna clase, y, sin embargo, ese principio se cri-
tico la otra tarde, aqui.
SR. LAMOTTE (MANUEL) : El senior Martinez Fraga
dice que la intervenci6n del senior Secretario de Agri-
cultura y del Instituto de Estabilizaci6n del Ca'e[ ha-
bia sido funesta y que su intervenci6n reciente en
vez de favorecer al cosechero lo habia agravado.
SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : No ha beneficia-
do mas que al almacenista.
Sn. LAMOTTE (MANUEL) : Y si el Instituto del Ca-
f6, en una de sus medidas principles, fij6 el precio
minimo, y si S. S. cree tanto en la bondad de esa
media, por qu6 no ha producido ese efecto bene-
ficioso? ...

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO): Yo no ataco al
Institute. Tengo la vision de mantener un principio
tan econ6mico como el que se mantiene en el dicta-
men, como es el de fijar el precio minimo al pro-
ducto de la tierra. Yo ataco al Instituto, porque es
inmoral la situaci6n que mantiene al obligar al pro-
ductor del Cafe a segregar para la exportaci6n el
treinta por ciento de su product, y es mis inmoral
todavia cuando ese treinta por ciento no- se export
sino que se vuelve a vender en el mercado, que es
la realidad.
Yo creo que el Instituto, como dije hace un rato,
que en 0I se copian muchas cosas que estAn en este
dictamen, porque se ha pretendido disfrazar con al-
gunos de sus principios. Este dictamen es de fecha
muy anterior a la vigencia del Instituto...
SR. QUINTANA (Josf1 MANUEL) : Quiero calmar al
compafiero en este sentido: El Gobierno no quiere
vestirse con sayo ajeno; reconoce, inclusive, que todo
cso existia con anterioridad; pero, ante la premura
del tiempo, ante la demora del Congreso en legislar,
ha tornado lo que de bueno tiene el Dictamen; de
mancra que el compafiero tiene por sabido, y sirva-
le de complacencia, que el 'Gobierno lo que ha. hecho
es tomar todo lo que sea bueno y de beneficio para
el orden colectivo.
SR. PEREZ MORGADO (PEDRO) : Yo creo que los mas
llamados a conocer la producci6n del Cafe son los Ca-
ficultores; he oido a S. S. y creo que hace acusacio-
nes :.in..i,, porque ihace aproximadamente dos me-
ses los Caficultores de Oriente y de su propia pro-
vincia de Santa Clara, visitaron al senior Secretario
de Agriculture y ellos mismos le pidieron que se hi-
ciera forzoso la exportaci6n del 25% por ]a super-
producci6n existent, y si alguien tiene la culpa de
esto, son los propios caficultores, y si esos caficulto-


res, que fueron mis de treinta o cuarenta, lo pidie-
ron, de ellos es la culpa.
SR. HERNANDEZ MAURI (LuIs EMILIO): Con per-
iniso de S. S.-Sefior Presidente: Cumpliendo un
principio que yo mismo me he impuesto, no debo 'in-
terrumpir a ningdn orador en este hemiicilo. Por lo
tanto, ruego a la Presidencia me informed o me diga
en qu6 forma yo puedo intervenir en este debate,
porque este Representante no conoce el Inodo de ha-
cerlo sin interrumpir.
Sn. MARTiNEZ FRAGA (ANTONIO): Este Represen-
tante, con el mismo placer con que concede interrup-
ciones a los demas, se la concede a S. S.
SR. IIERNI NDEZ MAURI (LUIS EMILIO) : Perd6neme
el Sr. Martinez Fraga y muchas gracias, pero yo no
lo interrumpir6, como, tampoco a ningfin otro orador
en esta Camara, pues asimismo tampoco permitire
nunca que a mi se me interrumpa.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Decia, en defi-
nitiva, para terminar, porque si no esta noche no
se van a acabar aqui las interrupcioncs, decia, repi-
to, que es indispensable, a juicio del que habla, vo-
tar esta ley, este proyecto de ley a que se contrae
el dictamen de la Comisi6n del Caf6, porque es una
legislaci6n del Cafe, quo resuelve definitivamente el
problema, en primer lugar, porque rompe con toda
segregaci6n, establece ]a libre venta 'del cafe, aun-
que, desde luego, par el caso que sea necesario, que
la Secretaria de Agricultura pueda probar, con es-
tadisticas, que existe, se hara la. segregaci6n para la
zafra pasada y antespasada; ademAs, fija dos princi-
pios tan extraordinariamente sabios que son bastan-
tes para que se consider esta ley como fundamental:
Todos sabemos que el caficultor en nuestro pais se
desenvuelve al trav6s de contratos especiales, paga con
sus products la renta y todos sabemos que el cafi-
cultor que no tiene propiedades, pero que arrienda
una finca para producer cafe, tiene necesidad de vi-
vir porque si no, no puede hacer la zafra y necesita
efectivo, y los articulos ninmeros 31 y 32 de mane-
ra clara impiden el agio y el abuso con ellos.
Exige que el propietario de la' tierra no pueda
cobrar on concept de renta mas del 36 113% de 10
que se produzca y en cuanto a los prestamistas de
carActer refaecionario otro tanto por ciento modes-
to y al comerciante que le fia un interns del dos por
ciento, de manera que no pueda abusarse como se
estA hacienda con otra clase de colonos.
En cuanto a lo demis se determine la necesidad
de construir caminos para que puedan Irasladar, ca.
f6 desde las lomas hasta el lugar donde se deba des-
cascarar.
Sn. LAMOTTE (MANUEL) : Para una aclaraci6n:
Para que S. S. diga a la Camara quien paga ese
impuesto.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO'): Su sefioria sabe
que todos los impuestos los :paga el consumidor.
SR. LAMOTTE (MANUEL): En algunos.casos; en
otros los paga el caficultor.









8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sn. PRESIDENT (MAIRQUEZ STERLING): Ruego a
los sefiores Representantes que no entablen dialogos.
Tione la palabra el senior Esteve que la ha solicitado
en contra.
Sr. BRAVO ACosTA (ANTONIO) : Me permit S. S.
para un ruego a los compafieros? Yo creo que se ha
hablado bastante sobre este asunto del caf6, y si que-
remos legislar vamos al articulado. de la Ley si es
que queremos trabajar demos por terminado el de-
bate sobre la totalidad.
SR. MENDIETA HECHAVARRIA (JUAN) : Yo no pue-
do acceder a ese ruego de S. S. Hace cinco meses
que estoy en la .Camara oyendo y atendiendo...
SR. BRAVO ACOSTA (ANZTONIO) : Retiro el ruego.
Sn. MENDIETA (JUAN): Sefior Presidente: Yo ten-
go solicitada la palabra desde el primer dia.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Come se han
concedido various turnos, a favor y en contra, supon-
go que el senior Mf.-: .i1 .. consumird un turno en
contra.
SR. ESTEVE (JER6NIMO) : Identificado con el pen-
samiento del senior Bravo Acosta, voy a ser breve,
aparte de que no podria ser extenso porque no ten-
go cualidades para ello. Es tarea bastante dificil
destruir la argumentaci6n sabia del senior M.N rin.-_
Fraga, sabia en su exposici6n, no en su fondo. Estoy
en absolute en desaeuerdo con su idea., Seria un error
que esta 'Camara aceptase el dictamen de ]a Comisi6n
del Caf6. Los arguments principals en que abun-
daba el senior Martinez Fraga, eran combatiendo el
Institute del Caf6, y para mi, el Dictamen de la Co-
misi6n no hace mns que reproducir el Instituto, o
rear otros organismos similares tan fatales o aun
nmis que el Instituto...
Sn. PASCUAL (Jost A.) : Pero es que esa Comisi6n
la integran diez y seis miembros, de los cuales, nute-
ve son cafieultores.

Sn. ESTEVE ( JER6NIMO): Tengo experiencia so-
brada de las otras Comisiones. No tengo confianza
en los propios caficultores para resolve el proble-
ma del cafe. Creo que mi distinguido compaliero
senior Martinez Fraga, ha querido demostrar que el
Institute del Cafe es malo, y yo abundo en su eri-
terio sobre este particular, y siendo contrario al Ins-
tituto no puedo pedir que se creen otros organisms
anilogos. Y quiero decirle al senior Quintana, que
va a mantener el Instituto, que votar6 en contra
de su enmienda...

SR. LORA (MARIANO) : Es necesario hacer una aela-
raci6n. Aqui en la Camara, de una mantra muy f6-
cii, creo mls bien inconsciente que otra cosa, y no
consider esto como una critical el compaiiero Este-
ve, se trata de llevar al Animo de la CAmara, cque la
Comisi6n que se crea es una instituci6n similar al
Institute. Esta muy lejos de ser, ni siquiera, pare-
cida al Instituto. El Instituto. estf creado por el
Gobierno, y la Comision sera creada por el Congre-
so de la Repfiblica, sera libre y aut6noma, ajena a los
resorts y maniobras del Secretario de Agricutlura.


SR. ESTEVE (JER6NIM O) : No volver4 a establecer
parangon alguno entire el Instituto, y los organisms
que se crean. Estoy en desacuerdo con el dictamen
porque crea una series de organismos: la Comisi6n
del Cafe, mas tarde crea un Departamento de Ad-
ministraci6n, con cerca de diez empleados con suel-
dos altisimos; delegaciones municipales, mas de quin-
ee se crean por la ley. Si voy a votar por el Voto
Particular del senior Lamotte, es porque en su ar-
ticulo primero dice: Se deroga el Instituto del Caf6.
SR. LoRn (MARIANO) : Yo he trabajado de una ma-
nera casi violent, para traer a esta Cimara el pro-
yecto de ley presentado, con el propdsito de hacer una
labor para el porvenir. En el articulado del ,pro-
yecto, en el lugar que corresponde, esta precisamen-
te el articulo que deroga el Instituto y todo lo que
se haya legislado por los Gobiernos Provisionales. Yo
-no lo he llevado al primer articulo, porque entendi
que era improcedente, que era para la galeria. Yo,
sefiores, en el Proyecto de Ley pido la derogacion
del Institute; pero en el lugar que le corresponded.
Yo he dcfendido al caficultor, de una manera prc-
tica, real, y no de manera aparente, como se ha
estado haciendo aqui esta tarde.
SR. ESTEVE (JER6NIMO): Es la iltima interrup-
clon que voy a hacer, segfin ]a norma del senior Bra-
vo Acosta: pero voy a decirle a S. S. que no basta
que en su Proyecto de Ley diga que deroga el Ins-
tituto, cuando luego se crean otros organisms simi-
lares o parecido. Ademis, se ha estado tratando
equi, insistentemente, en cuanto a las segregaciones
de caf6, y a los motives porque ban sido ineficaces
hasta ahora, habida cuenta de que el cafe se venia
vendiendo en Cuba, no obstante haberse hecho se-
gregaciones para exportar. En realidad, ha habido
una Administraci6n muy defectuosa en todo esto; pe-
ro no hay duda de que el problema. del cafe estri-
ba, radica, en que hay superproducci6n. Si hay su-
perproducci6n, es indispensable saear de Cuba el cafe
que sobra. Quiere decir esto, que no estoy de acuer-
do con el Dictamen, en-primer lugar, porque crea or-
ganismos muy similares al Instituto, y en segundo
lugar, porque establece una series de cargos buroera-
ticos; crea un impuesto que ha de pagar directamen-
te el productor, aunque indirectamente se cobre al pfi1
blico, porque fija un impuesto mediante sellaje, pro-
cedimiento muy dificil de vigilar.
En cuanto al precio minimo que tambi6n estable-
ce en las transitorias de esta Ley, el problema no pue-
de ser mas evidence. No obstante el Decreto iltimo
del Secretario de Agricultura, hoy mismo se esti pa-
gando en Oriente el cafe a $2.50 el quintal, a pesar
fle haberse establecido haee ocho dias que el precio
minimo debe ser de $5 el quintal.

SR. LORA (MARIANO) : Pero en la Habana se esta
pagando a $10 el quintal.
Sn. ESTEVE (JER6NIMO) : Pero al productor de ca-
fs se le paga a $2.50.
Por iltimo, entiendo que el Voto Particular del
senior Lamotte es el mis convenient, porque deroga
el Institute y establece una prima de exportaci6n, que








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERAA DE REPRESENTANTES 9


vienen pidiendo lds comerciantes que quieran embar-
car al extranjero el product, porque establece un
impuesto a los tostadores de caf6.
Estas son las razones mis atendibles, a mi manera
de ver.
SR. PASCUAL (JosE A.) : Al amparo del articulo 79
del Reglamento, para suspender el debate.
Entiendo que la Proposici6n del senior Lamotte no
puede discutirse;- no ha lugar a deliberar. Precisa-
mente, basado en el articulo 79 del Reglamento.
AdemAs, hay un acuerdo de la CAmara, de 21 de
Mayo de 1913, que dice que cuando una Proposici6n
haya salido de la Comisi6n Permanente en forma
de Dictamen, no es possible presentar una Proposi-
ci6n analoga. Como la Proposici6n del senior Lamotte
es andloga al Dictamen, entiendo que no debe poner-
se a discusi6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : No tengo in-
conveniente en someter a la Camara la Proposicijn
del senior Pascual; pero no obstante, como el sefioi
Pascual no ha asistido a todas las sesiones del Ca-
fe, la Presidencia debe informarle que la CAmarc
acord6 discutir el Dictamen, y la Proposici6n d(
Ley del senior Lamotte como. Voto Particular en ca-
so de que el Dictamen fuese rechazado. Eso lo acor-
d6 la CAmara, a solicitud del senior Lamotte; y en-
tonces se someti6 a debate de la CAmara el Dictamen
en el sentidd de que si la Camara aprobada el Dic-
tamen, quedaba rechazado el Voto Particular del se.
iior Lamotte, y que si, por tanto, la Camara recha.
zaba el Dictamen, quedaba admitido el Voto Parti
cular, finica y exclusivamente admitido -para ser dis.
cutida su totalidad, con enmiendas o no. Esta es
la situaci6n exacta del problema del caf6 en cuantc
al Reglamento; por lo que entiende la Presidencie
que la petici6n del senior Pascual no puede ser to-
mad en cuenta, por no ajustarse al Reglamento.
SR. PASCUAL (Jost A.): Perfectamente; pero de-
searia, por lo menos, que se consignara mi protest
en el acta.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se conrsig
nara su protest en cuanto al asunto que se trata
ahora; pero no en cuanto al a-uerdo
Tiene la ralabra el senior Mendieta.
SR. MENDIETA (JUAN): Sehor Presidente y sefio-
res Representantes: Dolorosamente, las palabras que
manifestara a las cinco de la tarde, de que el deba-
tido problema del cafe era mirado con alguna in-
diferencia por esta Camara, ha venido a confirmar-
lo, en parte, la forma en que se ha desarrollado esta
sesi6n.
El Representante que habla-y se lo iba a mani-
festar asi al lider del Conjunto Nacional Democri-
tico cuando propuso que no se consumieran mas
turns, y que se entrara a la discusi6n de la totali-
dad de la Ley-ha venido durante cinco meses, con-
secutivos, asistiendo a todas las sesiones, prestando
su concurso, si no con manifestaciones favorables o
en contra, a los distintos Proyectos de Leyes que


aqui se han discutido, al menos, lo ha prestado con
su asistencia a todas las sesiones que ha celebrado esta
Cimara. Sin embargo, cuando en dias pasados se
me pidi6 que acediera a que se pospusiera la discu-
si6n de la Ley cafetalera, hube de permanecer aqui
hasta las dos de la mafiana, no obstante no conocer
los problems que pudieran afectar direct o indirec-
tamente a los colonos de Cuba. Pero, sabiendo si,
que el colonato sufria una crisis, una aguda crisis,
que afectaba. a una gran parte del pueblo de Cuba,
y permanecia, aunque hubiera sido para mostrar mi
adhesi6n yv aceptaci6n a todos aquellos debates, has-
ta las dos de ]a mariana, hasta que fu6 Ley la peti-
ei6n just de los colonos. De esta manera he veni-
do, pacientemente, esperando, a que se pusiera a dis-
eusi6n la Ley Cafetalera, porque es una Ley que
afecta tambi6n a un gran nicleo del pueblo cubano,
torque cubanos son tambi6n, sefiores, aquellos que
viven en las entrafias de la Sierra M1aestra culti-
vando cse rico fruto, y que constitute una de las ri-
luezas principles de la Provincia de Oriente, que
ouede discutir en capacidad a la industrial azucarera
?n Oriente.
El problema del caf6 afecta a m6s de 250,000 cu-
banos; el problema del caf6 no afecta tan s6lo al
iue lo cultiva, el problema del cafe afecta a todos
'os que dedican sus actividades en cualquier orden
le la vida dentro de las zonas cafetaleras, lo mismo
i.l professional, sea m6dico o abogado, que al comer-
'iante detallista o almacenista, que desenvuelven sus
ictividades en aquellas regiones donde de una ma-
nera esencial se dedican al cultivo del cafe.
Aqui se ha discutido sobre la bondad del Dictamen;
,) sobre la necesidad de discutir la Lev del senior La-
motte. Tambien existe una Proposici6n de Ley, muy
radical, ]a del senior Penabaz, que podria tambi6n
-esolver el problema que afecta a los caficultores
"ubanos. El Dictamen entrafia un studio cientifico
nara la soluci6n del problema del caf6; pero, yo debo
'lecir. sefiores, que los caficultores estin demandan-
do soluciones rApidas, inmediatas; y por ese motive,
a pesar de ser un partidario o simnatizador decidido
del Dictamen emitido por la Comisi6n del Cafe, ten-
go mis dudas sobre pedir a la Camara cual debe dis-
cutirse v aprobarse: si el Dictamen de la Comisi6n
del Caf6, o la Ley del senior Lamotte, o la del senior
Penabaz.
SR. MA1RTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El problema. de
la rapidez inmediata en resolver la cuesti6n dificil
oue se cierne o esta actuando sobre el caficultor cu-
bano. lo puede observer S. S. en las disposiciones
transitorias del dictamen de la Comisi6n del Caf4,
mediante ]o cual y s6lo a esos efectos, se produce la
segregaci6n necesaria del 25% del total producido
por el caficultor.
SR. MENDIETA (JUAN) : Le voy a contestar a S. S.
Es oue yo difiero de las afirmaciones one ha hecho
S. S.. asi como de las de los compafieros Lora y
Hernindez. de que en Cuba no existe superprodue-
cion Yo digo y afirmo que si hay superproducci6n.

Yo recuerdo que antes del afio 30, que fu6 cuando
por primera vez en Cuba se sinti6 la crisis que iba








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


afectando notablemente al caf6, y que en las cose-
chas anteriores este articulo se vendia a doce, ca-
torce, diez y ocho y hasta veinte pesos en cascara,
ante la crisis a.gudisima que afectaba a la industria
cafetalera, los caficultores, old bien, se dirigieron
al Gobierno que regia entonces los destinos de la
Naci6n, para que tomara medidas en defense de ]a
caficultura cubana. Aquel Gobierno se limitO en-
tonces a dictar la elevaci6n de los aranceles al caf
extranjero. Como aquella media, que elevaba no-
tablemente los derechos a todo el cafe importado, no
fuera suficiente para subir el precio del caf6 na-
cional ,entonces se solicit que se obligara la expor-
taci6n del caf6 al extranjero, en un 25%. Como
aquella media se tomo por primer vez en Cuba, en
la cosecha del ailo 32 al 33, algunos comerciantes
efectuaron la exportaci6n de ese 25%, y con la ex-
portaci6n parcial que se hizo del 25% de la cosecha
del 32 al 33, aquello di6 lugar a que el grano o las
existencias que quedaron en Cuba adquirieran in-
mediatamente un precio mis elevado que el que re-
gula, y el caf6 que estaba a tres o cuatro pesos lleg6
a venderse a doce o catorce pesos, en cascara; pero
solamente fueron favorecidos con aquellos precious, los
que burlaron la ley, los que no cumplieron con el
deber de exporter un 25% y entonces lo vendieron
aqui en el pais obteniendo una gran ventaja sobre
los que cumplian con la ley. Vinieron las cosechas
del 33 y sucesivas y entonces todos a una, pensan-
do que la exportaci6n obligatoria era nada mis quo
nominal y que podia reaccionar el mercado, result
que absolutamente nadie exportara cafe y el mer-
cado no pudo reaccionar. De ahi que por esas cir-
cunstancias...
SR. LonA (MARIANO)': ;Me permit una interrup-
oi6n To-dos sabemos que el compafiero MIendieta
ha sido uno de los que mis ha trabajado y uno de
los que mis atenci6n ha puesto en este problema de
los caficultores cubanos, pero yo quiero hacerle a
61 una aclaraci6n, ya que tiene relaci6n con lo. que
hemos venido diciendo de que no hay superproduc-
ci6n.

No negamos que haya una superproducci6n natu-
ral, porque esa es casi inevitable y la hay en todos
las actividades econ6micas, lo que decimos y combati-
mos en6rgicamente es que esa superproducci6n se
aumente o abulte maliciosamente, de manera crimi-
nal, par traernos toda esta series de anomalias y ar-
bitrariedades...
Sn. MENDIETA (JUAN) : Yo lamento diferir del
compafiero sobre las circunstancias o motives que han
producido la superproducci6n en las cosechas de 1934
al 35 del 35 al 36 y la que ya tenemos eneima del
36 al 37 que representan un exceso de cafe de m"s
de trescientos mil quintales gravitando sobre el mer-
cado y .que no lo dejan reaccionar.
La superproducci6n existed real y positivamente no
obstante los decretos y las medidas que se dicen crea-
das para proteger a la industrial y que como dijo
el compafiero Phrez Morgado, fueron solicitados por
los .propios caficultores y cafetaleros.
El Decreto-Ley 742 de la Provisionalidad y el


precio minimo fu6 solicitado voluntariamente por los
cosecheros de caf6.
E. Gobierno actual, el que rige desde el veinte de
Mayo, puso una resistencnia tenaz para dictar esas
nedidas que han sido puestas en prectica apenas ha-
ce siete u ocho dias a solicited de los caficultores.
MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : Me permit una
pregunta S. S. con la venia de ]a Presidencia?
Recuerda S. S. que a instancias de la mayoria de
los caficultores cubanos se derog6 el Decreto-Ley de
la Provisionalidad creando el Instituto del caf6 que
se ha puesto en vigor nuevamente hace dias? ~No
fue la totalidad de los caficutlores cubanos quienes
pidieron que se derogara esa media?
SR. MENDIETA' (JUAN): Yo le voy a decir: Real-
mente muchas veces el nombre no hace a la cosa.
Este Instituto existia con otros estatutos distintos
a los que lo rigen, en el afio 1933 al 34, y nunca
lleg6 a funcionar por apatia de sus miembros, pero
tenga la seguridad que han sido inspirados, tanto
aqu6l como 4ste, en la mejor buena fe; lo que ha
faltado es la energia suficiente para cumplir la fi-
nalidad para que fueron creados.
Esta media que oha puesto en practice el Gobier-
no actual ha sido para suplir a la Comisi6n Expor-
tadora que se cre6 al amparo del Decreto-Ley 742
del Gobierno Provisional.

Creo, sinceramente, que todos, absolutamente to-
dos, han estado inspirados en los mejores deseos de
ayudar a los caficultores cubanos, pero, por falta de
studio y previsi6n de las medidas lejos de benefi-
ciar, lo que han hecho es perjudicar cada vez mris
a una industrial tan important y de la que dependent
millares de families pobres.
Yo he sido uno que ha luchado, como el que mais,
porque se produjera una ley en defense de estos ca-
ficultores, pero en lugar de proponerla, lo que he
hecho es apoyar la de mis compafieros, a fin de que
pueda producirse una aqui en ]a C6mara; producer
una legislaci6n con miras, alli, a las entrafias de las
montafias de Cuba, donde se mueren de hambre infi
nidad de cubanos acosados por la desolaci6n y por
'las necesidades, porque cuando ellos 1legan a arran-
carle a la tierra con su sudor y su sangre el product
de su trabajo, no tiene valor alguno en nuestro pais;
porque esos individuos cuando tienen un enfermo en
sus casas no pueden acudir a ]a farmacia en deman-
da de medicines porque no tienen cr6dito. Cuando
tienen el caf6 en sus secaderos no pueden disponer
de 6l, porque los acaparadores o manipuladores lo
l i, i,.i afectado por sus contratos leoninos. Yo, que
soy Notario, puedo. dar fe de haber intervenido en
esos contratos, que tienen acogotados a esos agricul-
tores, que no pueden disponer ni de lo mas necesa-
rio, con el product de sus esfuerzos, de su sudor y
de su sangre.
SR. CASTILLO (JosE MANUEL): Voy a hacerle una
pregunta a S. S., que es la siguiente.: Cuando existed
la oferta y la demand, cuando los pequefios com-
pradores de cafe pueden ir a tratar con los caficul-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


stores y comprarles su mercancia do acuerdo con el
dinero que esos individuos.

SR. MENDIETA (JUAN) : Notablemente, ;porque ]a
oferta y la demand no existe en esta clase de ne-
gocios. Todas las cosechas de cafe est6n afectadas,
pues tienen contratos que los obligan por seis, ocho
y hasta diez aiios y durante su vigencia no tienen
hins remcdio que entregar el caf6 en los propios se-
caderos a sus acreedores.

SR. CASTILLO (JOSE MANUEL) : Con la creaci6n del
Institute se ampararan las confabulaciones y los
trusts para extorsionar a los pequefios productores.
Muchos de ellos envian sus compradores a lo m6s in-
trincado de las regions de Oriente a tratar con esos
infelices y les imponen un precio que no. pueden al-
terar sin contar con La Habana. & Conoce eso S. S ?

SR. QUINTANA (Jo'S MIANUEL) : S. S. habla de
ahora o de antes?

SR. CASTILLO (JOSE -MANUEL) : Hablo de ahora.

Sa. QUINTANA (JOSE MANUEL) : Yo invitaria al se-
fior Castillo a que trajese las pruebas de lo que es-
tA diciendo.
SR. CASTILLO (JOSE MANUEL) : Si en estos momen-
tos no hubiera abandonado la CAmara porque fui a
recibir a un ariigo que venia del exilio, podria ofre-
cerle los datos a S. S., porque los tengo. en mi car-
tcra. Todos conocen la casa del senior Mancebo. Esta
envia sus representantes a los cosecheros, les compra
su grano y les paga a dos pesos cincuenta centavos.
Esa es la super-producci6n: cogerle al agricultor su
product y pagarle el precio que ellos quieran. No
obstante esa super-producci6n de que se habla, yo no
he visto que haya bajado el precio, del grano, sino
antes al contrario: ha subido. Cuando el productor
tiene en sus manos la producci6n, 6sta no tiene va-
lor alguno; cuando la produccin llega a manos de
los confabulados, entonces si tiene valor. En sinte-
sis: si no se legisla amparando a los caficultores, creo
que lo mejor es dejar que oel caficultor trate libre-
mente con los que vayan a comprarle a sus fincas.
SR. MENDIETA (JUAN): El negocio del cafe no se
puede dejar en libertad porque los Caficultores no
tienen la libertad de disponer de su Caf6, pues ese
Cafe estA afectado por grades contratos que tienen
celebrados los caficultores con los refaccionistas, con
los acaparadores, que son, como todos saben, los uni-
cos beneficiados. En cuanto al caso que S. S. me
cita, ignore que esa firma sea miembro del Instituto.
SR. CASTILLO (JOSE MANUEL) : Pero, I S. S. conoce
que les paga a tres pesos el quintal de caf ?

SR. MENDIETA (JUAN) : Y a dos veinte tambi6n.

SR. HERNANDEZ (LUIS EMILIO) : Como la Presi-
dencia me tiene amordazado, he encontrado a un
amigo que me ha dado la formula para hablar sin
interrumpir a ningin compafiero y por lo tanto, su-
plico a la Presidencia me permit continuar acla-
rando mi voto en contra del Dictamen. Si es que
esto puede hacerse, senior Presidente, yo se lo ruego.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : El senior
HernAndez esta en una confusion tan extraordinaria
que casi estoy por decirle que merece volver a leer
el Reglamento... El senior Presidente no ha amorda-
zado al senior HernAndez, ni muchisimo menos, por-
que nunca acostumbra esla Presidencia a realizar es-
te acto con ningfn Representanto, porque ninguno lo
merece. El senior HernAndez consumio su turn en
contra; consumi6 un turno; no tiene que explicar
ningfin voto, hasta tanto el dictamen no se vote efec-
tivamete. Lo que hizo el senior Hernindez fu6 con-
sumir un turno: Cuando se terminen los turns, el
sefor Hern6ndez, de acuerdo con el articulo 127 del
Reglamento, que es el que ese amigo suyo le indica-
ha, puede hacer las aclaraciones y explicaciones que
desee. Esto es cuando se terminen los turnos; pero
como los turnos no se han terminado todavia, el se-
fior HernAndez tiene que esperar y entonces la Pre-
sidencia, encantada, con la mayor gentileza y con-
sideraci6n y carifio que le merece. el senior Horn6n-
dez, le dara la palabra, do acuerdo con ese articulo
127 del Reglamento, que hubiera podido dArselo la
Presidencia, desde el primer moment, sin necesidad
de acudir a ningfin amigo, porque es precisamente
la Presidencia, uno de los mejores amigos del senior
HernAndez.

SR. IERNANDEZ MAURI (LUIs EaILIO) : Quiero ha-
cer constar a la, Presidepcia que reconozco y estimo
que es uno de los que m6s conocen cl Reglamento de
esta Camara; pero al mismo tiempo, que tiene una
habilidad extraordinaria en saber esquivar los ata-
ques de sus compafieros. El que habla no es Abo-
gado, ni es Notario, ni Procurador, ni siquiera Man-
datario Judicial, de modo que en cuesti6n de Leyes
y Reglamentos confiesa que no sabe nada. Esto me
interesa aclararlo ante esta Camara para que me dis-
culpe benDvolamente. Cuando tengo dudas, al pri-
mero a quien acudo es a mi caro amigo el senior Pre-
sidente; pero como la Presidencia insistia en que no
podia hablar por equis, por hache o por be, queria
comprobar si la Presidencia me estaba tomando el
pelo o si yo tenia raz6n para poder hacerlo. Pero
como ahora la Presidencia me repite tan amablemen-
te que no puedo hablar, continuar6 en silencio hasta
que llegue mi oportunidad. Muchisimas gracias at
senior Presidente y tambi6n a mi compafiero que no
es "vivo", pero que me aconsej6 honestamente.
SR. CARDENAS (RAIL DE): Pido la palabra Pn con-
tra.

SR. PRESIDENT (M1IRQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el senior CArdenas, en contra.

SR. CARDENAS (RA L DE) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Voy a ser muy breve, porque
la hora es avanzada, y porque me parece que la Ley
ha sido suficientemente discutida ya. Iay un extre-
mo de ella acerca del cual no he oido hablar a los
compafieros que me han precedido en el uso de la
palabra, y que consider que tiene exceptional im-
portancia. Me contraigo al articulo en que se con-
signa que en los contratos relacionados con el culti-
vo y siembra de cafe ha de distribuirse la cosecha
Sen forma que el campesino no perciba menos del 66







12 DIARIO DE SESIONES DE LA C :\'.lA.\l DE REPRESENTANTES


2/3% y que en ningfin caso el propietario o dueiio
del terreno podrd recibir mis del 33-1/3%. -No dice
el precepto que el mismo se refiera a los contratos ya
celebrados o a los contratos que se celebren en el
future. De todas maneras, el precepto me parece...
Sn. MENDIETA (JUAN) : iMe permit una interrup-
ci6n S. S ? Para informarle que el autor del Dicta-
men so refiere a los contratos del colonato.
SR. CARDENAS (RAITL DE) : ,A los ya celebrados
o a los que se celebren?

SR. MENDIETA (JUAN) : A los ya celebrados y a los
que se celebren.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El senior Cardc-
nas sabe, por ser antiguo legislator, que todos esos
preceptos no pueden tener efecto retroactive. No es
possible pensar que este precepto pueda referirse a
los contratos ya celebrados, cuyos precious estan ac-
tualmente vigentes. Se refiere sencillamente a los
contratos que so pacten en el future. Ese es el pro-
p6sito fundamntal-y no puede tener otro-del ar-
ticulo en cuesti6n.

Sn. CARDENAS (RATL DE) : El precepto no esta cla-
ro, senior Presidente y sefiores Representantes. No
esta claro; y tan no esta claro, que dos de sus defen-
sores, el senior Mendieta y cl senior Martinez Fraga,
mantienen criterios distintos: El senior M3.i!lr i,.. Fra-
ga acaba de manifestar que se refiere a los contratos
que se celebren en el future, y el' senior Mendieta ma-
nifiesta que se refiere tambir n a los contratos ya
clebrados, lo mismo que a los contratos que se ce-
lebren en el future.

SR. LAMOTTE (MANUEL) : bMe permit una inte-
rrupci6n S. S? Yo queria manifestarle a S. S. que
en el Proyeeto de Ley que yo adicion6 con mi Voto
Particular, hay un Articulo que trata precisamen-
te sobre este particular. La cuesti6n es que los due-
fios de los terrenos donde se cultiva el caf6, y que
tienen que percibir cada cuatro afios una cantidad
que cuando hay mejoras asciende al cincuenta por
ciento, y por medio de mi Proposici6n se pide que
el duefio del terreno nada mis que perciba una ter-
cera part cuando haya mejoras a favor del colono.
SR. CARDENAS (RAfIL DE) : E.l Precepto, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, se refiere a los
contratos ya celebrados, como decia el senior Mendic-
ta y envuelve una infracciOn de las Disposiciones
contenidas en el Articulo 14 de la Constituci6n, se-
gfin el cual, el Poder Legislativo no puede descono-
cer las obligaciones de caricter civil celebradas en-
tre particulars. Si se refiere nada mis que a los
contratos que se celebren en el future, me parece que
envuelve un intervencionismo del Estado que ha de
ser perjudicial para4 ambas parties. Otro tanto pue-
de decirse del Articulo 33, en que se dice qu6 par-
ticipaci6n en efectivo pereibirin los clue celebren un
contrato de refacci6n con respect a los que se de-
diquen al cultivo del caf6. Esta es una material que
debe quedar perfectamente ajena a la iniciativa del
legislator, quo deben regularly las parties contratan-
tes como lo estimen convenient.


SHay otro aspect en esta ley con el cual no estoy
conform bajo ningfin concept, aquel en que se con-
signa que se crea un impuesto do un peso por cada
quintal de cafr, o sea, un centavo por libra; este es
un impuesto exagerado, un impuesto oneroso que, en
las condiciones en que se encuentra el pais en estos
mementos, tratAndose de un articulo de primera ne-
cesidad, me parece que bajo ningfin concept debe
establccerse.
IIace pocos dias me decia un comerciante que ha-
bia liquidado sus negocios en una casa de comercio,
porque se habia puesto a sacar la cuenta de los im-
puestos que la misma pagaba y habia llegado a la
conclusion de que por distintos concepts 1'.-' l.,i
treinta y seis impuestos y que no habia estableci-
miento que pudiera soportar semejante situaci6n.
Sn. LORA (MARIANO) : Pero es que esta proposici6n
de ley supreme todos los impuestos y crea un im-
puesto fnico.
Sn. LAMOTTE (MANUEL) : Patentes se establecen a
los comerciantes y a los descascadores.
SR. LORA (MARIANO) : Eso es .un informed inexacto
sobre el dictamen En el dictamen se impone un im-
puesto inico de un centavo por libra al caf6 y no se
cobra ningfin otro impuesto, ni patente ni nada.
Sn. CARDENAS (RAIJL DI~): YO me referia, senior
President y seilores Representantes, cuando habla-
ba, no al caso de un comercianto dedicado al giro
del caf6, sino de otro, y lo traje a colaci6n para de.
mostrar la enormidad de impuestos que se pagan
hoy en Cuba.
Otro aspect de esta proposici6n de Icy, que me
parece muy important es aquel por el cual se dis-
pone que el precio del caf6 tostado serd fijado por la
Comisi6n del Cafr. Creo que la experiencia nos ha
demostrado en mas de una ocasi6n que el interven-
cionismo del Estado en la fijaci6n del precio de los
.i.'-...u, es perjudicial que es material que debe de-
jarse que la regule libremente la ley de la oferta
y ]a demand.
SR. Lo A (MARIANO) : 4 Me permit S. S. una in-
tcrrupci6n, con la venia de la Presidencia?
SR. CiRDENAS (RAIL DE): Con much gusto.
SR. LoRA (MARIANo) : Yo queria informarle a S.
S. que, en relaci6n con el impuesto del caf4, a mi
me extrafia que S. S., que es un hombre culto, pro-
bablemente uno de los hombres mis p'I i,.-'..1..s. hoy
en esta Camara, Presidente de la Comisi6n de Eco-
nomia Politica, me extrafia, repito, quo able en la
forma en que se ha expresado aqui con respect al
impuesto del caf6 que se recomienda n el dictamen.
,IIa olvidado S. S. que el caf6 tiene una protee-
ci6n arancelaria arbitraria de i23.0ri por quintal?
En segundo lugar, en relaci6n con el problema a que
S. S. se refiere con respect a la contrataci6n, si S.
S. entiende que esta en contra de lo preceptuado, en
contra de la Constituci6n, en contra de las leyes,
cntonces S. S. no combat ya el dictamen, y lo que
debe hacer, solamente, es presentar su proposici6n
como una enmienda que la Camara pudiera conside-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13

rar y se podria resolver el problena de acuerdo con taba o. no, cuando queria, las interrupciones y como
su criteria y con su experiencia sobre cl asunto. yo soy mny buen discipulo, me cifio a la ensefianza.
Yo creo que una simple enmiendo resolveria este Sefior Presidente: Yo le suplico que me proteja
problema. en el uso de la palabra.


SR. PRESIDENT (MlnRQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el sofior Luis HernAndez para rectificaci6n.
SR. HERNANDEZ M.' i.i (LUIS EMIInLO) : Al fin me
lleg6 el turn, senior Presidente...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) :Todo llega
en la vida.
SR. HERNANDEZ MAURI (LuIS EMITIO) : El ser por-
fiado aqui es un derecho que me parece no voy a
perder de vista nunca, porque da muy buenos re-
sultados.
Quiero decir al senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, lo siguiente: Yo he estado en Cienfuegos
hace tres dias yalli prctendieron, los caficultores y
elements que dependent del caf6, sacar una mani-
festaci6n pidiondome que suplicara a ustedes que los
dejaran en libertad de acci6n para powder traficar
con su caf6, porque. hoy, actualmente, nadie absoln-
tamente nadie, le da un centavo a ninguin productor
de caf6 ni para comprar viveres, ni para medicines
siquiera. Soy testigo de que hay muchisimos, Cafi-
cultores que no han recogido su cosecha, ni han po-
dido limpiar su caf6, porque no. tienen un solo cen-
tavo ni nadie se lo da, ini siquiera comprometien-
dose A TODO lo que los Refaccionistas quieran im-
ponerle!
Esto significa, sefiores .Representantes, que el fini-
co procedimiento que cabe adoptar en cuanto al ca-
fe se refiere, *es el de la libre contrataci6n; y en
cuanto a las mny justificadas razones que ha ex-
puesto el compafiero sefior Juan Mendieta consider
oportuno legislar asi que para los que actualmente
tienen contratos de caf6 puedan pagar sus deudas en
cinco o seis anios.
Quiero tambi6n aclarar lo siguiente: Aqui parece
que se pretcnde dar un cariz de combat al Gobier-
no actual, al defender o atacar esta Ley que nada
tiene que ver con el Gobierno ni con el actual Ilo-
norable senior Presidente de la Repfiblica, porque los
resultados que esto produzea puedan ser favorable
o no al Gobierno.
SR. PORTOCARRERO (JEsUIs) : Me permite nia in-
terrupci6n S. S?
Sn. HERNANDEZ MAURJI (LUIS EMIIrI) : Quiero acla-
rar al compafiero senior Portocarrero, porque l6 no
estaba aqui en la sesi6n pasada, que yo no hago nun-
ca interrupciones y en consecuencia tampoco las ad-
mito.
SR. PORTOCARRERO (JESUS) : Esta bien Pero S. S.
sabe que es un principio de elemental cortesia aten-
der las interrupciones.
SR. HERNiNDEZ MAURI (LUIS EMILIO) : Felicito a!
senior Portocarrero per la habil artimaiia que emplea
para lograr que )e contest; pero el senior Presidente
me ensefi6 hace dias que un Representante contes-


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia da today la protecci6n al orador. Ruego a los
sefiores Representantes no interrumpan al senior Her-
nindez.
SR. HERNANDEZ MAURI (LUIS EMrILIO) : Muchas
gracias, senior Presidente.
Aqui en este debate, parece que se ha querido
atacar al Gobierno al defender un Dictamen que
solo se refiere genuinamente a los productores de
caf6.
Yo hablo del asunto del Cafe, porque lo conozco,
porque lo lie producido, porque soy duefio de una
finca que rinde mis de mil quintales de caf6 al ailo
y yo quiero que me digan si es de admitirse que
senores que no han visto siquiera una mata de cafe
en su vida, puedan hablar sobre la material.
Yo le ensefiaba, hace un moment, a varies coinm-
i,,,.ii-, esta obra que tengo en ]a mane, que se
llama "All About Coffee" (Todo acerea del Caf6)
que se ha reproducido a instancias mias. Cuando me
enter hace cinco aies, que existia esta obra en la
Biblioteca de Washington, en uno de mis viajes fui
expresamente alli para buscarla y me sorprendi en-
contrar que en la primer edici6n, de 1902, se ha-
blaba sobre Cuba mas que todo lo que los cubanos
saben de Caf6. Por ello entonces me dccidi a com-
prarla y la oferta mis barata que obtuve fu6 de
ciento veinte pesos por un ejemplar do segunda mane.
SR. BRAVO ACOsTA (ANTONIO): iMe permit el
compafiero?: g D6ndc y c6mo se puede obtener esa
obra ?
SR. IHERNANDEZ MAURI (LUIS EILIo) : 1 Es una
interrupci6n la que me hace el compafiero?
SR. BRAVO ACOsTA (ANTONIO) : De ninguna manie-
ra es una pregunta.
Sn. HERNANDEZ MAIRI (LUIS EMILIO) : S. S. pue-
de adquirir esta obra en Washington, en la casa
Coffee Printing Company, por el prccio de diez y
ocho pesos.
SR. PRESIDENT (IMRQUEZ STERLING) : Ruego a los
sefiores Representantes no interrupman al orador.
SR. IIENANDEIZ \AURI (Luis EMILIO) : Sefor Pre-
sidentc y .. '1.. Representantes: Todo lo que ha
dicho aqui el senior Martinez Fraga es el mismo
Evangelio; 6l no puede haber combatido al Gobier-
no a] decir a los sefiores Representantes lo que ha
dicho, pues ]a primera vez que se puso en vigor el
Institute del Caf6 en Cuba, como yo tuve el valor
civic de oponerme por la prensa de Cienfieg'os. C Co-
nocen SS. SS. lo que entonces me ocurri6. lo mis-
mo que a todos los partidarios de mis fineas?: Que
no nos dejaron votar cuando llegaron las eleccio-
nes para designer los Delegados para el Instituto
del Caf6. Era entonees Presidente de la Repfibli-






14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ca mi querido amigo el Coronel Carlos Mendieta y
a pesar de ser 61 el primero que queria que se
cumplieran honestamente las Leyes, nos impidieron,
a mi y a todos mis partidarios que estaban de acuer-
do- conmigo, que fuera a una elecei6n privada para
e!egir un D)elegado del Instituto; a pesar de ser yo
dueno de finca y productor de Cafe.
No pudimos votar porque, cuando Ilegamos al lu-
gar done so celebraban las amafiadas elecciones, nos
dijcron que no 6ramos electors, sin tenerse en euen-
ta que, f.-. i,',.- t.- nosotros habiamos ilenado to-
dos los requisitos para poder votar. Y yo les pre-
gunto, sefiores: Si a este Cafetalero que usa traje
de dril blanco y se bafia todos los dias...

(Muchas risas).
le hacen eso, qu6n no podrin hacer.e al pobre
guajiro cubano, hu6rfano de todo amparo y de to-
da protecci6cn ofectiva, que arrastra fam.licamente
su drama, triste .y hondo, do hombre olvidado, ba-
jo el flagelo implacable de todas las injusticias, de
todas las miscrias, do todos los dolores de la vida ?...
SR. PORTOCARRERO (JES)S): Seflor Presidente: de'
acuerdo con el articulo 127 del Reglamento, desea-
ria saber si se estA consumiendo un nuevo turno a
favor o en contra, o si se estan aclarando concepts.
SR. PRESIDENT (MRRQUEZ STERLING): Se estan
aclarando concepts. 1 Le parece poco lo que ha
dicho el senior IHernandcz?

(Risas).
SR. PORTOCARRERO (JESUS): Solicito que se apli-
que lo dispuesto en el articulo 127.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Todavia el
senior HernAndez no ha terminado su explicaci6n.
Esta en el uso de la palabra.

SR. HERNANDEZ MAURI (LUIS EMILIO) : Como quie-
ra que la Presidencia me proteje en el uso de la pa-
labra, voy a continuar diciendo las cosas que s6 acer-
ca del Caf4 para que la CAmara las oiga y despues,
si quiere votar en pro o en contra que lo haga. El
que no quiera oirme, tiene el derecho de ausentarse
del 'hemiciclo, porque cuando no se quiero oir un
radio, por ejemplo, cuyo control no. se tiene, se re-
tira del lugar.

SR. PORTOCARRERO (JESiS) : Su sefioria no me mo-
lesta, ni es radio tampoeo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Continfia el
senior Hernandez en el uso de la pala'ra. La Pre-
sidencia quiere llamar la atenci6n dei senior Hernin.
dez, que lleva siete minutes en el uso de ]a palabra
y que de acuerdo con el Reglamento tiene diez mi-
nutos para consumer su turn.

SR. HERNINDEZ MAURI (LUIs EMILIO) : Por su re-
loj o por el mio?

(Muchas risas).


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Por el de
la Camara.

SR. HERNiNDEZ MAURI (LuIs EMILIO): Pues me
parece que esti muy adelantado.
Yo decia, sefiores Representantes que, con todo el
respeto que me merece el Honorable senior Presiden-
te de la Repdblica, Presidente de mi propio Partido
y mi particular amigo el doctor Miguel Mariano 06-
mez, quiero manifestarles, por iltimo, lo siguiente:
Como se implant aqui un procedimiento que inte-
rrumpa la libre contrataci6n del cafe, inmediata-
mente surgir6, paralelo a esa legislaci6n, quien so
aproveche de ella para acabar con lo poquisimo que
ya queda del pobre guajiro cubano, del-agobiado Ca-
ficultor.

Y para no cansarlos mds en ese aspect, yo, ha-
ciendo uso de un derecho que dicen me asiste, por-
que tampoco lo conozco, voy a presentar una En-
mienda al Proyecto de Ley, par ver si de ese modo,
se puede arreg]ar lo que, a mi juicio, entiendo que
es ain susceptible de arreglarse.

Ahora, el senior Portocarrero, compafiero a quien
admiro por sus extraordinarias cualidades y su am-
plia cultural, puede decir todas las cosas que quie-
ra, que yo no habr6 de interrumpirlo una sola vez.
SR. PORTOCARRERO (JESis) : Para una alusi6n...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Pero, si el
senior HernAndez no lo ha aludido, senior Portoca-
rrero.
SR. PORTOCARRERO (JESIS) : Si senior, me ha aludi-
do y no he podido decir nada porque el senior Her-
nandez no me ha .permitido una sola interrupci6n.
SR. QUINTANA (JosE MANUIf) : Senior Presidente y
sefiores Representantes: Voy a interesar de'la Chma-
ra que recesemos en esta sesi6n extraordinaria y
que sea suspendido el debate a la altura en que se
encuentra para continuar esta sesi6n mafiana a las
cinco o las seis de la tarde.
SR. PRESIDECTE (MARQUEZ STERLING): I Esta de
acuerdo la Camara con la proposici6n incidental del
senior Quintana?
(Senales a ,ir'',, ;..ic.).
Acordado, se levanta la sesi6n.

Eran las 7 y 50 p. m.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para rogar al se-
ior Quintana y a la Camara, toda vez que ya estin
Agotados los turnos reglamentarios, que se vote la
totalidad de la Ley.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): I Est con-
forme la Camara, .. ?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Retiro mi Propo-
sicion.
SR. PRESIDEN'TE (MARQUEZ STERLING): Estd de
acuerdo la COmara con la Proposici6n' del senior Quin-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 15


tana, de que la Cimara recese hasta mafiana a las
5 de la tarde?
Los que esten conformes se servirdn ponerse de
pie.
(La mayoria de los senores Representantes se pone


de pie).
Acordado.

Se suspended la sesi6n.
(Eran las 8 menos diez minutes p. m.)


'. FERNANDEZ Y CA., PI Y MARGALL 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs