Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01522
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01522
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DECIMO


CAMERA

SEXTO


DE LA
DE REPRESENTANTES


PERIOD


ES


CONGRESSIONAL


PRIMERA LEGISLATURE

VOL. LXI LA HABANA NUM. 59


Sesi6n Extraordinaria de 8 de


Septiembre dq


(CONTINUACION DE LA DEL DIA 2)

Presidentes: Sres. Carlos Mirquez Sterling y Guiral y Jose R. Andrei y Martinez

Secretaries: Sres. Delffn Yebra Proenza y Francisco Cancan6n Ferreira.
-----+e----

SUMARIO:
A las 6 p. m. se reanuda la Sesi6n.-El Sr. Arrfe continfia en el uso de la palabra hasta consumer
el segundo turno a favor de la totalidad del Dictamen de la Comisi6n de Caf6 y Plitano a las Pro-
posiciones de Ley de los Sres. Guti6rrez Barroso y otros, Esteve y otros, y Bravo Acosta y otros,
relacionadas con el caf6.-Ocupa la Presidencia el Sr. Andreu Martinez.-A propuesta del Sr.
Mendieta Hechavarria se acuerda ampliar el debate.-En contra de la totalidad del Dictamen
habla el Sr. Blanco Maceira y lo interrumpen los Sres. Fernandez Junio, Arrie, y Lora.-El Sr.
Fernandez Junio propone se suspendan el debate y la sesi6n hasta las cinco p. m. del dia de ma-
fiana.-La COmara asi lo acuerda en votaci6n ordinaria.-En virtud de la decision adoptada, la
Presidencia suspended la sesi6n a las seis y veinte y cinco p. m.


SR. PRESIDENTE (ANDREI)) : Se reanuda ]a Sesi6n
Extraordinaria convocada para tratar de las ]eyes del
Cafe.
Continfa la lecture del Dictamen dc ]a Comisi6n
del Cafe y Plitano.
(El official de aicas conlindia la lectura).
SR. IERRERA (SILVANO): Pido pase de list.
SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Por haberlo solicitado
un senior Representante se va a proceder al pase de
list.


Ruego a los sefiores Representantes no se muevan
de sus escanios.
SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Se terminal el pase de
list por haber retirado la petici6n el sefor Repre-
sentante que la hizo.
Continfia la sesi6n extraordinaria.
Ruego a los seiiores Representantes que ocupen
sus escanios.
EstA en el uso de la palabra el senior Arrde.
(Oc.upa la Presidencia el senior MIrqiuez Sterling).


1936


W, A, 4







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. ARRTJE (JUAN JUSTINO) : Seiior President y
st.fiores Representantes: Estamos en estos moments
en sesi6n extraordinaria para resolver el problema del
caf. ..

SR. QUINTANA (JOSE MANUEL) : Quiero aclararle a
la Presidencia algo: 6ste es el filtimo turno regla-
nientario. EstA pendiente una Proposici6n del se-
ior Juan Mendieta, para ampliar el debate. Es lo
que queria manifestar.
SR. PRESIDENT (MA1RQUEZ STERLING) : En su opor-
tunidad se someterh a la consideraci6n de la Camara
la ampliaci6n del debate.
SR. ARnUE (JUAN JUSTINO): Para poder resolver
cualquier problema, es necesario plantearlo, es nece-
sario conocerlo. El problema del cafe lo constitute
el estado de miseria en que se encuentra el caficul-
tor, porque realmente el precio del cafe no puede
afectar a los acaparadores, porque ellos se limitan a
comprar el ca6f a un precio y venderlo a otro. Es
decir, que la Camara tiene que tener, en primer
lugar present la resoluci6n de este problema, y
por ello se necesitan dos medidas de car6cter gene-
ral y primordial. En primer lugar, asegurar a los
caficultores un precio razonable para su fruto, y, en
segundo lugar, lograr la reducci6n del precio de
costo de producci6n. Unicamente mediante una ley
cbligatoria, podemos nosotros lograr que el caficultor
perciba beneficios, porque todos sabemos que aunque
en virtud de una ley se logre el alza del precio, esta
alza siempre se logra despu6s de la cosecha, de la re-
cogida, y no beneficia directamente al caficultor; y
en segundo lugar, necesitamos rebajar el precio de
producci6n, mediante la ayuda financiera al caficul-
tor, que en estos moments se eneuentra con que el
cafe se produce a un precio muy alto, porque tiene
que adquirir las mercancias y los pr6stamos a un
interns muy oneroso, que encarece indebidamente el
precio del cafe.

Creo ,que la CAmara tiene necesariamente que to-
mar una media encaminada a este fin. En estos mo-
mentos en que hago uso de la palabra realmente no
puedo desarrollar la defense que tenia pensada para
esta oportunidad en la forma en que la tenia prepara-
da, porque una anomalia del Reglamento me impide
tratar sobre la Ley que yo creo que es la m6s benefi-
ciosa para el caficultor. En efecto, a la Comisi6n de
Caf- y Pldtanos se presentaron distintas leyes: la
primera fu6 la ley llamada de Guti6rrez Barroso, ley
que era sencilla y venia a resolver, de una manera
fAcil y rapida, el'problema del caficultor. Esta Ley
ha podido ser tratada en estos moments, porque por
una aplicaci6n del Reglamento queda excluida de su
discusi6n ante esta Camara. Asimismo le sucede a la
Ley del compafiero Esteve, que tambi6n iba eneami-
nada a resolver el problema del cafe, y nos encontra-
mos que no podemos en estos moments discutirlas,
y solamente podremos, cuando league el moment,
mediante unas Enmiendas, poder reproducir estas le-
yes, estando en el derecho de discutirlas ampliamen-
te ante esta Camara. Por esto, en estos moments
la CAmara de Representantes, al aprobar uno u otro
Proyecto, debe tener en cuenta que mis adelante de-


be resolver el problema, no de acuerdo exclusivamen-
te con el Proyecto aprobado, sino de acuerdo con la
conveniencia y los beneficios para el c.i .,fili,.
No pensaba en el dia de ayer hacer uso de la pa-
labra en pro de uno u otro Proyecto, porque, como
ya he dicho, era defensor del Proyecto del senior Gu-
ti6rrez Barroso...
No queria hacer ninguna defense, porque pensaba
presentar en un moment dado, al Proyecto de Ley
sometido a la consideraci6n de la C6mara, las enmien-
das que yo creia necesarias para obtener un beneficio
para los que lo merecen, pero unas frases vertidas
por el compafiero Quintana me hicieron reaccionar.
El compafero Quintana ha dicho a la Camara que
habia presentado una enmienda encaminada a resta-
blecer el Instituto de EstabilizaeiSn del Caf6. Y yo
creo que la enormidad mas grande que puede hacer
la Camara es restablecer el Instituto del Caf6, y en
caso necesario, lo mejor que podia hacer la Cadmara
era no aprobar Ley alguna. Yo quiero llamar la
atenci6n de mis compafieros sobre este asunto, porque
no se puede arreglar en una forma que pueda ser
perjudicial para los caficultores, y en ese caso, esta
legislaci6n podria producer efectos contradictorios,
porque pudieramos lanzar una legislaci6n que vinie-
ra a ser la ruina de los caficultores. La industrial
del caf6 debe estar en manos de los interesados, y
6stas son las de los caficultores, y la Camara, antes
de aprobar una legislaci6n que venga a perjudicar la
industrial del caf6, es preferible que tome el acuerdo
de dejar en libertad a la industrial para que se des-
envuelva por los medios que tenga a su alcance, por-
que la Camara debe tomar medidas finicamente para
favorecer al caficultor, y todos sabemos& que el cafi-
cultor esta percibiendo dos pesos por quintal de su
cosecha, y por 6sta y otras razones ya expuestaa, de-
be tener la Camara de Representantes buen cuidado
en fijar un precio minimo al cafe, y asi el caficul-
tor lo podra controlar, es deeir, podr6 controlar cien-
tificamente esta Industria.
La Camara debe rechazar la intervenci6n de los
acaparadores, debe rechazar de piano cualquier me-
dida que tienda a entregar la industrial del caf6 a
personas que no deben tenerla, porque la -industria
del caf6 debe de estar en manos de los que la cono-
cen, porque debe star en todos moments en manos
de aquellos que van a salir perjudicados. Por este
mnotivo me he decidido a defender el Proyeeto de Ley
y el Dictamen de la Comisi6n, porque yo encuentro
que es una obra maestra de legislaci6n este Pro-
yecto de Ley.
Por estos motives que he expresado, al no poder
defender la Ley del senior Guti6rrez Barroso, defien-
do en segundo lugar la Poneneia del senior Lora, te-
niendo necesidad de concretar mi defense al Dicta-
men de la Comisi6n del Cafe para que m6s. tarde
la CAmara tenga en consideraci6n las enmiendas ne-
-cesarias para que ese Proyecto de Ley pueda con-
tener algunas medidas urgentes que puedan resolver
el problema de los caficultores.
SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING) : Acuerda la
CAmara la ampliaci6n de este debate en la forma que
lo tiene solicitado el senior Mendieta?







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


(Seiales .f ,,,ii i ,,ii.).
Aprobado.

Tiene la palabra el senior Blanco Maceira.

SR. BLANcO M i. eI. (ALFONSO) : Seiior Presidente
y sefiores Rcpresentantes: He oido, durante la sesi6n
extraordinaria de la noche de ayer, y en esta propia
1arde, sostener distintas tesis, todas ellas encamina-
das a la defense del caficultor cubano.

He visto e6mo se ha hecho historic de la necesidad
de nuestros caficultores, y yo he querido tambi6n to-
mar part por si es que yo puedo ilustrar algo la
mente de mis compafieros del hemiciclo.

He pedido la palabra para oponerme al Dietamen
de la Comisi6n, y voy a explicar las razones.

Si es que nosotros queremos recoger del naufragio
al Caficultor cubano. no podemos aprobar una ley
que en uno de sus articulos establece que las Des-
cascaradoras, mediante un sello, pagarin un peso
de impuesto.

Los que vivimos en los lugares donde constante-
mente se trafica con el rico grano del cafe, sabemos
positivamente que al llevar el pequefio Caficultor
8 o 10 quintales de caf6 sobre el lomo del mulo, quc
es como se transport de un lado a otro en la Pro-
vincia de Oriente, por lo dificultoso de los caminos
y por ser la region eminentemente montaiiosa, va a
ofrecerle al descascarador o daefio de las deseascara-
doras o almaeenes del pueblo cercano, el referido
grano; y al saber positivamente el duefio de las des-
casearadoras que ha de pagar un peso de derecho, ha
de estampar un sello equivalent a esta cantidad, se-
guramente ha de ofrecerle un peso menos al duefio
del caf6 en cascara; aquel hombre que ha estado du-
rante un afio prestandole la debida atenci6n a este
grano, que ha tenido que pagar a empleados para re-
cogerlo y atenderlo, y eso ni es just ni es equita-
tivo.

SR. FERNANDEZ JUNIOR (DEM6FILO) : Deseo hacerle
una observaci6n al compafiero y es la siguiente: Los
descascaradores de caf6 no tienen que ver nada con
el precio; su misi6n es descascarar el cafe.

SR. BLANCO MACEIRA (ALFONSO) : Me parece que
S. S. no me Iha comprendido bien. El duefio de los
Almacenes, a saber que los descascaradores del ca-
f6 han de pagar un sell que vale un peso, inmedia-
tamente le ofrecra al caficultor, que ha luchado du-
rante un aiio para la recolecei6n y eultivo de este
grano, un peso menos en el precio del cafe.

SR. ARRJE (JUAN JUSTINO) : Yo creo que se esti
consumiendo un turno sobre la totalidad del Proyec-
lo; muchos de sus articulos pueden ser sustituidos
miis tarde; si los articulos que tratan del impuesto
al Caf6, el compafiero estima que son nocivos a los
intereses cafetaleros, entonces much de sus articulos
pueden ser eliminados por nna enmienda, y la opor-
tunidad en que pueda hacerla. es cuando se discuta
el articulado.


SR. BLANCO MACEIRA (ALFONSO) : Yo voy a entrar
a desmenuzar la ley, voy a entrar a tratar el proble-
ma que consider perjudicial a los Caficultores cu-
banos. En esta situaci6n vemos que este impuesto
va a gravar de una manera direct al Caficutlor cu-
bano, al que nosotros indiscutiblemente tenemos que
beneficiary; por otra parte, como si este impuesto que
pudieramos liamar director sobre el Caficultor, fuese
poco, tenemos que segregar un 25% de ese cafe para
la exportaci6n, y tiene que pagar de ese 25% la re-
colecei6n del caf6. su conducci6n a los almacenes
afianzados, sin remuneraci6n alguna hasta que sea
cxportado y se le liquid.
Sa. LORA (MARIANO) : En esa Ley no hay absoluta-
mente ninguna relaci6n con el 25%. Si en una dis-
posici6n transitoria.
SR. BLANCO MACEIRA (ALFONSO) : 4No se segrega el
25% en esa transitoria.?
SR. LORA (MARIANO) : No senior; no se, segrega. Lea
S. S. la primer y la segunda.
Sa. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Ruego a
los sefiores Representantes que no entablen diologos.
SR. LORA (MARIANO) : En la primer transitoria y
en la segunda es donde se segrega, no en el proyec-
to definitive.
SR. ARRUE (JUAN JUSTINO) : iMe permit una in-
terrupci6n'?
SR. BLANCO MACEIRA (ALFONSO) : Permitame S. S.
terminar. Como yo les iba diciendo a los compafie-
ros de la CAmara, se segrega el 25% en el proyecto
de Ley o en la transitoria, como acabo de manifes-
tarle al senior Lora.
Los duefios del 25% del caf6 segregado son los
que tieneli que pagar los derechos y tambjin I -tras-
lado de su caf6 hasta los almacenes afianzados sin te-
ner absolutamente ninguna retribuci6n y esperar que
ese cafe sea exportado y se establecen 90 dias en
ese proyeeto y pudiera ser que todavia no hubiera
mercado dentro de ese t6rmino.
Esto constitute, a mi juicio, poner en una situa-
ci6n mIs dificil que la actual al caficultor cubano.
Otra de las cosas que se establecen es el envase, la
unidad de envase.
Dice en uno de sus articulos que el cafe tiene que
ser trasladado en sacos de 100 y de 200 libras. Los
que somos de Oriente, sabemos como esthn los ca-
minos y que no es possible que a las bestias de carga
puedan ponerse dos sacos de cafe de ese peso, es una
cosa muy dificil, lo usual es dividir la earga segfin
la resistencia del animal.
Ese es otro de los grandes inconvenientes que yo le
encuentro al proyecto del sefior Lora, per ser en
arreos, como se traslada.

Per otra part, en ese proyecto de Ley en el que
yo estoy consumiendo un turn en contra, se deter-
mina que la descascaraci6n del cafe tiene que ha-
cerse en la descascaradora de la circunscripci6n don-
de tiene su finca el caficultor.








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


Esto constitute, a simple vista, un gran proble-
ma, porque por lo regular el guajiro va hacia la po-
blaci6n a llevar a la descascaradora su caf6 al mis-
mo tiempo que se refacciona de todo lo necesario en
cuanto a suministros, ropa etc., para su hogar.
Si se establece que no pueda llevar el cafe fuera
de la circunscripci6n, estamos eselavizando una vez
Infis al caficultor. Quiero hacer resaltar otro de los
inconvenientes que yo le encuentro a esa Ley que
csti dictaminada por la Comisi6n del Caf6:

Se establece en uno de sus articulos que la desca-
caradora de caf6 tendrd que esperar a que se les au-
torice por la Direcci6n o por la Secretaria de Agri-
cultura para que ellos puedan ponerla a funcionar.

Ustedes saben que en Oriente hay muchos duefios
de descascaradoras que estkn almacenando caf6 du-
rante todo el afio y descascaran en todo tiempo.

SR. LonA (MARIANO) : (Interrumpiendo) Es nece-
sario hablar claro en este asunto, porque se puede
llevar a una confusion a los sefiores Representantes
que no conocen de cafe6.

SR. LAMOTTE (MANUEL) : Para una cuesti6n inci-
dental. Yo ruego a los compafieros de la Chmara
que acuerden un receso ,hasta mafiana a las cinco
de la tarde.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sefiores Re-
presentantes: Un senior Representante hace la propo-
sici6n incidental de suspender, hasta mafiana, a las
cinco de la tarde, la sesi6n que estamos celebrando.
Se somete a votaci6n.
Los sefiores Representantes que est6n de acuerdo
so servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los sefores Representantes se pone
de pie).
Aprobado.

SR. YEBRn (DELFN) : Sefior Presidente: C6mo se
acord6 un receso para entrar en la sesi6n extraordi-
naria convocada para tratar el problema del cafe, y
en esta se ha acordado suspender el debate, entien-
do que procede entrar de nuevo en la sesi6n ordi-
naria.
SR. PORTOCARRERO (JESOS) : Eso no se puede ha-
cer.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia entiende que habi6ndose acordado un recess
de tires horas, no puede ahora la Cdmara entrar en su
sesi6n ordinaria sin haber decursado este tiempo de
tres horas. Por consiguiente, se levanta la sesi6n,
(Eran las seis y veinte y cinco minutos pasado me-
ridiano).


p. FEHNANDIE Y OA,, 014PO 17, HABIAN




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs