Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01485
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01485
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text




REPUBLICAN DE CUBA


DI/RIO BE S1ES OES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO SEXTO PERIOD CONGRESSIONAL

PRIMERA LEGISLATURE

VOL. LXI LA HABANA. NUM. 19

Sesi6n Extraordinaria de 1 de Junio de 1936.

President: Sres. Carlos Marquez Sterling y Guiral y Jose R. Andreu Martinez.
Secretarios: Sres. Radio Cremata Valdes y Raul Garcia Menocal y Seva.

SUMARIO:
A las 4 p. m. se abre la sesi6n.-El Sr. Giberga propone un receso de 10 minutes, y desiste de su soli-
citud a indicaciones del Sr. L6pez Garcia.-La Presidencia manifiesta que, conforme a la orden deM
dia, debe continuarse el debate de la moci6n de los Sres. Marquez Sterling y otros sobre la modi-
ficaci6n del art. 21 y siguientes del Reglamento.-El Sr. Portocarrero pide se discuta con prefe-
rencia la totalidad del dictamen de la Comisi6n Especial de reform del propio Reglamento.-La
Presidencia decide retirar por el moment la moci6n del Sr. Mirquez Sterling, y poner a discu-
si6n la totalidad del dictamen.-El Sr. German S. L6pez explica las razones que le asisten para
votar a favor de la totalidad.-El Sr. Suarez Rivas plantea una cuesti6n de orden fundada en
que, no habi6ndose solicitado la palabra en contra, no debe concederse a favor.-La Presidencia
aclara el punto en el sentido de que se habia concedido la palabra al Sr. Portocarrero, para que
explicase el dictamen como ponente de la Comisin :Especial.-Otra cuesti6n de orden plantea el
Sr. L6pez Blanco, en torno al art. 90 del Reglamento; la Presidencia declara que tendrk en cuenta
su criterio y que serkn discutidos los votos particulares con prioridad al dictamen.-Despu6s de usar
de la palabra el Sr. Portocarrero, la Presidencia dispone la lectura de los dos votos particulares for-
mulados al dictamen.-Se pone a discusi6n el voto particular de los Sres. Suarez Fernandez y L6pez
Blanco, que se refiere a la modificaci6n del art. 15 del Reglamento.-Consumen un turno en contra el
Sr. Fern6ndez Supervielle, y otro a favor el Sr. German S. L6pez; hacen interrupciones a este iltimo
los Sres. Portocarrero y Fraile.-El segundo turno en contra lo consume el Sr. Portocarrero, y el fa-
vorable el Sr. L6pez Blanco.-Al someterse a votaci6n el voto particular, pide el Sr. Alvarez Suaraez
que se haga nominalmente, y retira despues su demand a ruegos del Sr. Suarez Rivas.-Despu6s de
aclaraciones de la Presidencia y de los Sres. Garriga y German S. L6pez queda aprobada, en votaci6n
ordinaria, la totalidad del dictamen de la Comisi6n Especial.-Se da lectura a la moci6n de los
Sres. Marquez Sterling, Suarez Rivas y otros referente a modificar los arts. 21 y siguientes del
IReglamento de este cuerpo.-La Presidencia abre a'discusi6n el primer pkrrafo de la enmienda
que trata del art. 21, resolviendose debatir el asunto por incisos, despues de hacer manifestacio-
nes los Sres. German S. L6pez y Sanchez Culmell.-En votaci6n ordinaria se aprueba el inciso
primero que corresponde a la Comisi6n de Actas.-Al ponerse a discusi6n el inciso segundo re-
lativo a crear la Comisi6n de Gobierno interior, la Presidencia hace notar que se discute exclusi-
vamente la creaci6n de la Comisi6n expresada, sin fijar su composici6n, lo que ha de ser objeto








2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

de posterior debate.-El Sr. Germin S. L6pez pide votaci6n nominal, la que se efectia y queda
aprobado el inciso por 101 votos a favor.-El Sr. L6pez Garcia, solicita informes de la Presi-
dencia acerca del nimero de enmiendas presentadas y se le contest que hasta el moment s&io
han sido entregadas dos a la Mesa; pero que con arreglo al Reglamento podrian formularse otras
en el curso del debate.-El Sr. L6pez Garcia propone que se discutan con prioridad las enmien-
das presentadas, a lo que se opone el Sr. German S. L6pez; la Presidencia entiende, y asi lo
manifiesta, que la petici6n del Sr. L6pez Gar3ia es estrictamente regflamentaria y debe some-
terse al voto de la Camara.-El Sr. German S. L6pez pide votaci6n nominal y despu6s de acla-
raciones de la Presidencia retira su solicitud.-En votaci6n ordinaria se acuerda discutir y votar
las enmiendas pres.entadas a los incisos de la moci6n de los Sres. Marquez Sterling, Suarez Rivas
y otros.-Se da lectura a dos enmiendas, una del Sr. German S. L6pez y otra del Sr. Abelardo
Ruiz; la !Presidencia abre debate sobre la enmienda del Sr. German S. L6pez concediendo dos
turnos en favor y dos en contra.-Ocupa la P residencia el Sr. Vice-Presidente Sr. Jos6 R. Andreu.
-El primer turno en contra lo consume el Sr. Portocarrero; y el primer turno a favor el senior
Mirquez Sterling.-En vista de que el Sr. Pardo Jim6nez solicit un turno en contra, despu6s de
declarar la Presidencia cerrado el debate, y de que el Sr. German S. L6pez desea defender la en-
mienda, acuerda la Camara la ampiliaci6n del debate a dos turnos favorables y dos contrarios.-
Habla en contra de la enmienda el Sr. Olivella.-Ocupa la Presidencia el Sr. Marquez Sterling.-
Consume un turno la favor el Sr. German S. L6pez, interrumpi6ndole el Sr. Portocarrero, susci-
tindose un incident en el que intervienen el Sr. Garcia Vald6s y la Presidencia y que terminal
al retirar e'l Sr. German S. L6pez algunas frases a ruego de la Presidencia.-Consume el iltimo
turno en contra el Sr. Pardo Jim6nez.-En votaci61i nominal, pedida por la Srta. G6mez Carbo-
nell, es rechazada la enmienda por 73 votos en contra y 20 a favor.-Explican sus votos los sefio-
res Fraile, Le6n Moredo, Germin S. L6pez, Martinez Fraga y Yebra.-El Sr. Giberga pide un
receso hasta las 5 p. m. del dia siguiente y acaba por modificar su proposici6n en el sentido de
que el receso sea de dos horas, a indicaciones del Sr. Suerez Rivas.-La Camara acuerda cons-
tituirse en sesi6n permanent a propuesta del Sr. Suarez Rivas.-Se lee una enmienda del senior
Dominguez Fumero por la que se modifica el inciso 115 de la moci6n discutida; el Sr. Portoca-
rrero propone una cuesti6n de orden y el Sr. Beguiristain solicita aclaraciones.-La Presiden-
cia declara que la cuesti6n de orden debe votarse inmediamente y despues de hacer manifesta-
ciones los Sres. German S. L6p.ez y Garriga retira su proposici6n el Sr. Portocarrero.-El Sr. Do-
minguez Fumero, complace al Sr. Beguiristain haciendo aclaraciones respect a la enmienda.-
Consume un turno en contra el Sr. Portocarrero, y lo hace a favor el Sr. Fernandez Supervie-
lle.-Ocupa la Presidencia el Sr. Jos6 R. Andreu.-Puesta a votaci6n nominal la enmienda, a peti-
ci6n del Sr. Penabaz, mantenida luego por el Sr. Olivella, se obtuvo el resultado siguiente: 29
votos favorables y 6 en contra.-La Presidencia declare no haber recaido acuerdo por falta de
qu6rum y levanta la sesi6n a las 9 y 35 p. m.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Queda abier-
ta la sesi6n para discutir y votar el dictamen de la
Comisi6n Especial y Voto Particular formulado en
el proyecto para modificar el Reglamento Interior de
la Camara de Representantes.

(Eran las 4 y 40 p. m.)

SR. GIBERGA (SAMUEL) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. Giberga.

SR. GIBERGA (SAMUEL) : Sr. President: a ruego del
Leader de Acei6n Republicana, pido a la Camara un
receso de diez minutes.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Re-
presentantes: el Sr. Giberga propone a la Camara un
receso de diez minutes.

SR. L6PEZ (JUAN FRANCISCO) : Pido la palabra, Sr.
President.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. 'Juan Francisco L6pez.

SR. L6PEZ (JUAN FRANCISCO) : He solicitado la pa-
labra con el finico objeto de rogar al compafiero que


explique a la Chmara el motive de sn solicited de
receso, para considerarlo.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. Gi-
berga podria explicar a la Camara los fundamentos
que ha tenido para solicitar el receso?

SR. GIBERGA (SAMUEL) : Con much gusto. El Sr.
Leader del Partido Acci6n Repfiblicana me pidi6 que
me dirigiera a la Camara para solicitar un receso de
diez minutes, pues su Partido esta tratando un pro-
blema vital en cuanto a la modificaci6n del Regla-
mento se refiere; solamente se trata de la modifica-
ci6n de uno de los articulos, y estimo, por tanto, que
los diez minutes solicitados bastarian para resolver
el problema; por consiguiente, solicito a la Camara,
en vista...

(El Sr. Quintana se aceroa al Sr. Giberga y le
habla).

A petici6n del Sr. Leader de Acci6n Republicana
retire mi proposici6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: Betirada la proposici6n del Sr. Giberga
sobre receso de diez minutes se va a entrar en la
Orden del Dia de esta sesi6n extraordinaria.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE IlEPI'ESEN'JANTES


Hay una moci6n incidental sobre la mesa, que
estaba discutiendose en la sesi6n anterior; en aquella
sesi6n se habia dado lecture a la moei6n y se estaba
discutiendo si se aprobaba o no. Para que los Sres.
Representantes...

SR. PORTOCARRERO (JESTS) : Sr. President, pido
la palabra,

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JESIS): Sr. President y Sres.
Representantes: En realidad, como bien decia el Sr.
President de la Cimara, en la sesi6n anterior existia
una moci6n incidental con relaci6n a la reform del
Reglamento; pero, como quiera que los preceptos que
en la actualidad rigen sobre el Reglamento, determi-
nan que los dictdmenes, en este caso, deben scr leidos
y discutidos en su totalidad primeramente, solicito
que ]a Camara, antes de disponerse a discutir el pro-
blema de la moci6n que entrafia la modificaci6n de
determinados articulos del proyecto que hemos traido,
apruebe la totalidad del mismo, y, despu6s, si a bien
lo tiene, someta a discusi6n la suspension de debates
sobre aquellos articulos que pueden quedar para
ulterior resoluci6n para poder entrar ya a discutir
los articulos que se refieren a la constituci6n de las
comisiones, que son: los 21, 22, 23 y 27 del Regla-
mento. Por eso pido la aprobaci6n de la totalidad del
dictimen y que se trate mas tarde de la suspension
del debate para entrar a discutir los preceptos que
se refieren a las comisiones.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: La Presidencia, con objeto de facilitar la
discusi6n sobre la reform del Reglamento, retira,
por el instant, la moci6n que estaba presentada so-
bre reform de determinados articulos y pone a dis-
cusi6n y votaci6n la totalidad de la ponencia sobre
la reform del Reglamento.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Voy a votar, cuando llegue la oportuni-
dad, a favor de la totalidad del dictamen de la Co-
misi6n, no porque est& conforme con la totalidad de
los preceptos que en ella se estipulan respect a la
reform reglamentaria, sino porque, a juicio del que
tiene el honor de dirigir la palabra a la CAmara,
cuando se est& votando la totalidad de un proyecto
y se vota a favor de esta totalidad, solamente se esta
comprometiendo el voto en cuanto a que se acepta
el que se empiece a discutir el problema a que se re-
fiere el dictamen de la comisi6n; nunca envuelve la
aceptaci6n expresa de algunos de los articulos que
en ella se consignan. Algfin Sr. Representante de
esta parte de la Cgmara se ha dirigido a mi solici-
tando un informed respect al particular, y yo quie-
ro hacerlo ante la Ctmara para constancia en el
Diari de Sesiones...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ruego a los
Sres. Representantes presten la debida atenci6n.


SR. L6PEZ (GERMAN S.): ... En este sentido, el
votar favorablemente el dictamen de una comisi6n
cualquiera, no envuelve que se este votando en favor
de los articulos que ella abarca, sino solamente acep-
tando el que se entire a discutir el conjunto. Yo quie-
ro hacer esta aclaraci6n, Sr. President, porque casi
todos los articulos, tal como han venido en el dicta-
men, esthn presentados en distinto sentido al con-
cepto que este Representante tiene de ese propio Re-
glamento; y lo quiero hacer, adem~is, por tratarse del
dictamen de una comisi6n, que, aunque todos para mi
son respetables, en este caso el Ponente es uno de
mis mas cars amigos en este hemiciclo. Por eso quie-
ro hacer esta aclaraci6n pfiblicamente, para que nun-
ca se entienda que cuando un Sr. Representante se
oponga en el hemiciclo a las ideas de otro Sr. Re-
presentante, envuelve ello un criterio contrario a ese
Representante en el orden personal, sino simple,
liana y sencillamente un criterio opuesto a las ideas,

que aun siendo muy respetables, son igualmente res-
petables las de aquel oponente.

Hecha esta aclaraci6n, estoy conforme con la to-
talidad, reservAndome el derecho de discutir cada uno
de los articulos, de esta Ponencia.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. Portocarrero a favor del Dictamen.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Suarez Rivas.

SR. SUAREZ RrvAS (EDUARDO): Que yo sepa, Sr.
President y Sres. Representantes, no ha habido nin-
gun Representante que haya pedido la palabra en
contra de la Ponencia del Sr. Portocarrero; luego,
huelga que el Dr. Portocarrero consuma un turno pa-
ra tratar de su dictamen, ya que en la mente de la
Camara esta el aprobar la totalidad.

SR. L6PEZ BLANCO MARINOO) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Se le conce-
derr en su oportunidad.

El Reglamento de la Cimara tiene un articulo que
permit al primer firmante de cualquier moci6n o
proposici6n de ley, explicar los fundamentos que han
abonado su tesis. En ese sentido, el Presidente con-
cede la palabra al Sr. Portocarrero para que expli-
que naturalmente cuiles han sido los arguments de
su proposici6n.

Yo creo que esta es la fnica palabra que se puede
conceder, porque no podria hacerse por ninguno de los
otros firmantes, habiendolo hecho el primero.

SR. L6PEZ BLANCO (MARINO) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. Marino L6pez Blanco para una cuesti6n
puramente de orden.

SR. L6PEZ BLANCO (MARINO): La cuesti6n de orden
la fundamento en el articulo 90 del Reglamento, que
estatuye que los votos particulares se han de discutir








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


con prelaci6n al dietamen, y como el dictamen ha
sido objeto de dos votos particulares, llamo la aten-
ci6n respect al cumplimiento del articulo mencio-
nado.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. L6-
pez Blanco tiene raz6n, en cuanto al extreme de los
votos particulares, y asi lo dice la orden del dia de
esta sesi6n. Por consiguiente, va a hacer su explica-
ci6n, naturalmente, el Ponente, Sr. Portocarrero; y
luego, antes de poner a votaci6n la totalidad de la
Ponencia, se pondrin a discusi6n los votos particu-
lares.

SR. PORTOCARRERO (JEsUs) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JESUS) : Voy a ser muy breve,
Sr. President, y Sres. Representantes, ya que esta
comisi6n no quiso confiar al verbo lo que podria que-
dar escrito, y en esos 20 infolios de su Dictamen, es-
tin eseanciadas, una a una, las razones que ha tenido
la comisi6n para producirse en uno u otro sentido
en relaci6n con las modificaciones de todos y cada
uno de los preceptos del Reglamento. Como miembro
de la comisi6n, como Ponente designado por la mis-
ma, para honra mia, no tengo necesidad de defender
la totalidad de este proyecto, que tengo la seguri-
dad absolute de que su aprobaci6n, como muy bien
ha dicho, en una lecci6n de arte parlamentario, el dis-
tinguido compafiero Sr. L6pez, no compromete en lo
absolute a los Sres. Representantes en cuanto al con-
tenido especifico de las normas que aparecen modifi-
cadas en 61, y si finicamente como una anuencia para
adentrarse iimediatamente en la discusi6n de la to-
talidad; por eso, como no entrafia obligaci6n de nin-
guna clase, compromise de ninguna indole, yo some-
to en este caso, de acuerdo con la Presidencia y con
las normas del Reglamento, a la consideraci6n de la
Camara dicha totalidad del Dictamen.

Sn. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Al dictamen
de la Comisi6n encargada de la ponencia del Regla-
mento, hay presentados varies votos particulars: uno
que represent en si una enmienda al dictamen de la
comisi6n, y el otro es un voto particular, de carActer
negative, en el sentido de dejar el proyecto de Re-
glamento en la forma que estaba primitivamente. Por
lo tanto, al ponerse a discusi6n y votaci6n el dicta-
men, se le dard prelaci6n al voto particular que en-
vuelve una enmienda al dictamen; pero el otro se
votard conjuntamente con el diccamen, puesto que si
se aprueba 6ste, se rechazarA ese voto particular.

Se le va a dar lecture a dicho Voto Particular.

(El official de actas lee):

Los miembros de la Comisi6n que suscriben, por dis-
crepar del parecer de la mayoria, formula en cuan-
to a la reform del articulo quince del Reglamento de
la Camara, el siguiente:

VOTO PARTICULAR.

Entendemos que la actual constituci6n de la CA-
mara, integrada por cinco Partidos Politicos, exige


una cuidadosa y rigida norma en la formaci6n de la
Mesa que ha de gobernar este Cuerpo, porque no son
las necesidades political las preferentes para desig-
nar a los dirigentes, sino mas bien las exigencias de
indole parlamentaria.

Atendiendo a esta raz6n, es evidence que no puede
permitirse la proclamaci6n del Presidente de la Ca-
mara adscribiendola a una minoria, y mis bien es pre-
ferible obtener la formaci6n de una mayoria de trans-
cendencia parlamentaria, para que a ella le correspon-
da el cargo de Presidente, al mismo tiempo que la
responsabilidad generada de la legislaci6n que con
sus votos intent promulgar.

El precepto tal y como se redacta, lleva, desde el
principio de su vigencia, la propensi6n a facilitar las
crisis en la Presidencia de la Camara, porque en su
aplicaci6n se difiere el cargo a la minoria que puede
former cualquiera de los grupos parlamentarios exis-
tentes, convirti6ndolo circunstancialmente en una ma-
yoria a este fin.

El precepto hace una innovaci6n en la nomencla-
tura del voto, divi6ndolo en legibles e ilegibles, sin
mis prop6sito que evitar la validez del voto en blanco.
No nos parece apropiada esta nueva distinci6n y un
poco apartada del element que debe clasificarlo, ya
que los votos admitidos pueden ser vAlidos o nulos,
y una de las condiciones que se require para que sea
eficaz, es precisamente su diafanidad de expresi6n
y la revelaci6n del prop6sito que motiv6 su emisi6n.

El derecho a votar en blanco tiene una amplitud
extraordinaria, porque permit ejercitar el sufragio
sin las consecuencias que implica el depositarlo a fa-
vor de determinadas personas o circunstancias.
En orden parlamentario, la facultad de votar en
blanco, como la de abstenerse, es uf derecho inhe-
rente a todos los congresistas, para evitar situaciones
dificiles y la responsabilizaci6n con el punto discu-
tido; tal como ha quedado redactado el articulo 15,
se hace ilusorio ese derecho.

La raz6n juridica que inform la mayoria cuali-
ficada que para la segunda votaci6n exige el articulo
quince actualmente, no es otra que la necesidad de
crear un aliciente a la formaci6n de la mayoria par-
lamentaria, interns capital que anima en su esencia
a todo parlamentario, a fin de que sus labores tengan
efectiva realizaci6n.

Dicho aliciente se deriva, precisamente, del hecho
de no poderse elegir Presidente, mientras no se logre
integrar esa mayoria de los votos de los Represen-
tantes presents, que respalden su elecci6n, y claro
esta, el duro dilema, llevarh, sin duda, al Cuerpo Le-
gislador de que se trate, a buscar la soluci6n inme-
diata de acomodar entire si las diferentes tendencies
para obtener esa mayoria ineludible.

Con ello se han logrado dos objetivos: la estabili-
dad del Presidente, y la integraci6n de una mayoria
parlamentaria.

Nadie puede predecir cual serk la pr6xima orienta-
ci6n que present este Cuerpo como institute dedi-
cado a crear la ley, porque ante los trascendentales
problems nacionales pendientes de soluci6n, y que es-







DIARIO'DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPRESENTANTES 5


tan por encima del interns de los partidos politicos,
precisa que se abandonen las posiciones emanadas del
criterio politico partidarista, para subordinarlas al
interns pfiblico; y de mantenerse el precepto tal co-
mo lo acuerda la mayoria, a cada variaci6n que pre-
sente el enfocamiento de los problems nacionales,
ocurrirA una crisis en la Presidencia de la Camara, y
en virtud de esa minoria que esporhdicamente resul-
ta mayoria, con el fin de obtener la aprobaci6n de
una ley de interns patri6tico, que designara un nue-
vo President, situaciones todas estas que no se lle-
garian a realizar si se mantuviera el actual precepto
que result un fuerte obsticulo a la designaci6n de
un President minoritario, pues require la mayoria
absolute de los Representantes presents en la elec-
ci6n aunque hubiesen votado en blanco.
Los que suscriben, entienden que la Camara al vo-
tar recientemente la interpretaci6n del articulo quin-
ce, ratific6 el criterio de que el voto en blanco es
vAlido, y en consecuencia un derecho que asiste a
todo congresista.

En definitive entendemos que el precepto conteni-
do en el articulo quince del Reglamento, debo que-
dar tal y como se encuentra redactado.

(Fdo.) Miguel Sudrez Ferndidez.-Marino L6pez
Blanco.

A LA CAMARA:

El Representante que suscribe, discrepa de la opi-
ni6n de la mayoria de la Comisi6n, en cuanto a la
modificaci6n del articulo 24 y formula, por tanto,
Voto Particular en el sentido de que la Comisi6n de
Gobierno Interior quedarh integrada por el Pre-
sidente y los dos Secretarios de la Camara.

Capitolio, Mayo 4 de 1936.

(Fdo.) F. Lorig Bertot.

SR. FERNNDEZ SUPERVIELLE (DAVID): Pido la pa-
labra en contra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Fernandez Supervielle.

SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID): Sr. Presi-
dente y Sres. Representantes.

(Murmullos en el Saldn de Sesiones).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ruego a los
Sres. Representantes se sirvan ocupar sus escafios y
hacer silencio.

SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID) (Continuan-
do): El articulo 14 del Reglamento actual, por el
que se rige esta C6mara, establece que en sesi6n ex-
traordinaria se procederk a la elecci6n de la Mesa
definitive. Esta se compondrh de un Presidente, dos
Vices y dos Secretarios. El articulo 15 del propio Re-
glamento define el procedimiento; la manera de ac-
tuar, y la forma para llegar a la concreci6n de la fi-
nalidad a que se refiere el articulo 14.


(Continzan los murmillos).


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ruego a los
Sres. Representantes se sirvan hacer silencio.

SR. FERNINDEZ SUPERVIELLE (DAVID): (Continuan-
do): Contiene, por lo tanto, el articulo 15 un pre-
cepto de orden procesal, y, como tal, para que sea
ajustado al fin que se'propone, debe conducir rec-
tamente a la consecuci6n de ese fin, o lo que es lo
mismo, el procedimiento que regular y que desenvuel-
ve el articulo 15 del Reglamento, debe ser de tal na-
turaleza, que, de todas manera y en toda forma, de
la sesi6n extraordinaria a que se refiere el articulo
14 surja la constituci6n de la Mesa de esta Camara;
porque el espectAculo que di6 esta Camara, dejando
caer dos sesiones extraordinarias, y necesitando una
tercera para la constituci6n de su Mesa, con la decla-
raci6n de que no habia sido possible obtener la fina-
lidad que se proponia la sesi6n extraordinaria de
este articulo 14, dice muy poco de la eficacia procesal
de aquel precepto.

En todos aquellos casos en que conocemos un pre-
cepto de naturaleza analoga a la del articulo 15, en
todos aquellos casos en que un precepto de ley o un
precepto reglamentario desenvuelve el procedimiento
adecuado para Ilegar a la elecci6n de una Mesa deter-
minada, la ley o el Reglamento procura que, inde-
fectiblemente, de modo indeclinado e imperioso, el
procedimiento llegue a la consecuci6n de esa finali-
dad.

(Mwrmullos en el Sal6n).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Ruego a los
Sres. Representantes se sirvan hacer silencio.
i
SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAvID): Y asi tene-
mos Sres. Representantes, que el art. 9 de la Ley
OrgAnica del Poder Ejecutivo, que regular la elecci6n
del Sr. President de la Repfiblica, al referirse a
este particular, dice lo siguiente:

"Dicha elecci6n, en todo caso, deberi recaer en
persona que tenga la capacidad determinada en el
articulo 65 de la Constituci6n, para el cargo de Pre-
sidente de la Repiblica.

A su vez, el articulo 14 del Reglamento actual del
Senado consigna lo siguiente:

(Lee):

Articulo XIV: La elecci6n del Presidente se hara
por papeletas. En cada papeleta se escribira un solo
nombre, que sera el del Senador por el que se vote.

Sera elegido Presidente del Senado el que obtuvie-
re la mayoria absolute de votos. Si ningfn Senador
obtuviere dicha mayoria absolute de votos en la pri-
mera votaci6n, se producirk una segunda votaci6n.
Si en la segunda votaci6n tampoco resultare mayo-
ria absolute de votos, se hara una tercera votaci6n,
declarando elegido el que tenga mayor nimero de
votos. Si hubiere empate, al siguiente dia, se produ-
cira una cuarta votaci6n; y si de nuevo resultare
empate, decidira la suerte.

(El Sr. Ferndndez Supervielle contini z la lectura).







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID): Vean los
Sres. Representantes que estos dos preceptos, inicos
a que me refiero, regulan un procedimiento que de
manera incuestionable conduce a la elecci6n del
President de que se trata. Ese mismo prop6sito tuvo
el legislator al redactar el articulo 15 del Reglamen-
to de la Camara. Tambien aqui se da un procedi-
miento que, en el pensamiento del Legislador, iba a
conducir, de manera indiscutible, a la elecci6n del
President, en la forma que establece el articulo 14.

El pkrrafo segundo del articulo .15 dice:

(Lee) :

"Si en la primer elecci6n no se obtuviese esa ma-
yoria absolute, se repetirA la votaci6n entire los dos
candidates que hayan alcanzado mayor sufragio, sien-
do entonces proclamado el que logre la mayoria ab-
soluta de votos de los presentss.

Entendi6 el autor del Reglamento, que eliminando
en la segunda votaci6n aquellos candidates que en
la primera obtuvieron menos votos y haciendo que la
segunda se concrete exclusivamente a los dos can-
didatos que mayor sufragio obtuvieron en ]a pri-
mera, completando con el precepto del articulo 142
que prohibe a los Sres. Representantes abstenerse de
votar y ausentarse del sal6n en el moment que co-
mienza una votaci6n, se llegaba de todos modos a la
elecci6n de la Mesa. Pero es el caso que surge, Sr. Pre-
sidente y Sres. Representantes, una situaci6n que el
autor del Reglamento de la Camara no tuvo en cuen-
ta y no previ6. El voto en blanco determine una si-
tuaci6n mediante la cual tampoco en la segunda vo-
taci6n seria electo el Presidente de la Camara. & Qu6
significaci6n, qu6 alcance, qu6 concept merece el vo-
to en blanco en la elecci6n de la Presidencia de la
CAmara ?

A mi no me ofrecen dudas estas dos afirmaciones
que voy a hacer a la Camara: El voto en blanco es
antirreglamentario, porque se opone al articulo 142
del Reglamento. El que vota en blanco no vota. El
que deposit en la urna un papel en blanco, deposit
un objeto sin valor alguno a los fines que se persi-
guen.

El voto en blanco es, pues, antirreglamentario, por-
que va en contra del articulo 142 del Reglamento,
pero al propio tiempo significa, en mi modesto cri-
terio, una coacci6n a los Sres. Representantes, y de
ahi la modificaci6n del articulo 15, en la forma que
propone la Comisi6n que combat el voto particular,
que yo a mi vez estoy combatiendo. De acuerdo con el
dictamen de la Comisi6n, el voto en blanco se man-
tiene, se declara, se le da entrada en el Reglamento
y se regular dhndole la dnica, la verdadera finalidad
que el voto en blanco puede tener. El voto en blanco.
Sres. Representantes, no puede ser otra cosa que la
manera por la cual, de acuerdo con el Reglamento.
el Sr. Representante se abstiene de intervenir en la
cuesti6n que se somete a su consideraci6n; el voto
en blanco no puede significar mas que abstenci6n.
no es otra cosa que la concresi6n de la voluntad del
Sr. Representante que no quiere intervenir en la
elecci6n del Presidente de la Mesa, que no quiere
votar por A ni por B y, por tanto, deposit en blanco
su papeleta; pero es que tal como estk redactado hoy


el articulo 15, en relaci6n con el 142, el voto en blan-
co significa algo mhs: no es una abstenci6n; es una
intromisi6n en la cuesti6n; el que vota en blanco esta
interviniendo en el problema para estorbar la solu-
ci6n del problema mismo, y si la finalidad que per.
sigue el que vota en blanco es la de abstenerse; la
de no intervenir, la de dejar la soluci6n del proble-
ma a sus demas compafieros, hay que convenir en que
el voto en blanco estorba al prop6sito y la voluntad
del que vota en blanco. Puedo hablar por mi: Yo con-
curri a aquellas tres sesiones extraordinarias en que
se debatia el problema de la elecci6n de la Mesa,
con el inico prop6sito de no intervenir en la cuesti6n,
con la inica finalidad de no votar por ninguno de los
dos candidates, igualmente acreedores a ocupar este
puesto por sus condiciones personales de todo g6nero,
pero por ninguno de los cuales podia votar de acuer-
do con mi credo politico y los mandates de mi Par-
tido. Yo hubiera preferido, Sr. President y Sres. Re-
presentantes, que al votar en blanco en aquella se-
si6n, aquel voto en blanco sirviera exclusivamente
para que yo no interviniera en la cuesti6n; pero
anhelaba que 6sta se resolviera, y apreciaba, con in-
timo sentimiento, que mi voto en blanco estorbaba
la soluci6n del problema, y de ahi la reform que
propone la Comisi6n que combat ese voto particular.
Se autoriza el voto en blanco, se le da entrada en el
Reglamento para que deje de ser como hoy, a mi
juicio, antirreglamentario; pero se mantiene en el
just limited en que debe mantenerse: es una absten-
ci6n del Representante en el problema que se debate.
Por tanto, entiendo que debe rechazarse la enmienda
que se propone al dictamen de la Comisi6n, porque
este dictamen implica o significa la fnica manera ra-
cional y reglamentaria de resolver esta cuesti6n, y
en tal sentido, suplico a los Sres. Representantes que
votando en contra de la enmienda, se dispongan, pos-
teriormente, a votar a favor del dictamen de la Co-
misi6n, que entrafia la doctrine sana en esta material.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President: Pido la
palabra para un turno a favor.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. German L6pez.
SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President y Sres.
Representantes: Si yo no tuviera tanta seguridad de
que el Sr. Portocarrero y el distinguido compafiero
que acaba de precederme en el uso de la palabra, sc
sienten absolutamente identificados con su posici6n
en la Minoria de esta Camara; si yo no los conocie-
ra bien o no supiera qui6nes son los que est~n ha-
blando, por tener un velo ante mis ojos, me pareceria
que la elocuente oraci6n de mi distinguido compafie-
ro, partia de los bancos de la Mayoria, porque real-
mente, es algo que result un contrasentido, que
desde los bancos de la Minoria se present una pro-
posici6n por medio de la cual, se resten garantias a la
misma, en cualquiera de los actos a desenvolver en la
C6mara.
Yo soy absolutamente partidario del Voto Parti-
cular, no s61o porque sustento sus principios, sino por-
que quiero rendir pleitesia a los Sres. Representan-
tes miembros de la Mayoria que lo suscriben, porque
con 61 estan demostrando qu6 concept tienen res-
pecto de la Minoria y cuinto estiman ellos la posi-
ci6n de Mayoria, no olvidando la posibilidad de con-
vertirse en Minoria algAn dia,







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 7


* Es possible, Sres. Representantes, que miembros
de esta Minoria quieran que el Presidente de la CA-
mara pueda ser elegido con un solo voto? Esto es
algo que me sorprende extraordinariamente. Si noso-
tros convertimos la votaci6n en blanco en votos in-
contables, si nos colocamos dentro de las normas que
se pretend, nos encontrariamos, Sr. President y
Sres. Representantes, conque si de los 162 miembros
de esta Camara, ciento sesenta votaran en blanco,
y dos por un Sr. Representante, eso seria suficientc
para hacerle Presidente de la CAmara; y aunque soy
un hombre de ideas absolutamente democrAticas, no
llega mi democracia a crear un estado tan extrafio
como en el caso que ha ocurrido en el propio Senado
de la Repfiblica, al que aludia aqui mi distinguido
compafiero, Sr. Fernandez Supervielle, quien lo ha
traido como ejemplo para reforzar su criteria sobre la
elecci6n de Presidente de la Camara.

Yo s6 que el Presidente de nuestro Senado tiene
la mayoria absolute, que tiene alli el respeto y la
consideraci6n de los Sres. Senadores. Pero no hay
duda de que en el orden politico, en el orden de la
political moral, result extraordinariamente raro que
se pueda presidir un Cuerpo compuesto de 36 miem-
bros con solo una votaci6n de 14. Y si eso ha podido
ocurrir alli, ha sido porque el prestigio del Presi-
dente electo es tan enorme, que si no ha tenido la
votaci6n un6nime, tiene, si, la unanimidad de los
sentimientos de los components del Senado; pero
en la Camara de Representantes, que consta de 162
miembros, seria impossible mantenerse en la Presi-
dencia si una mayoria acordare votar en blanco y
resultara proclamado Presidente un Representante
con uno o dos votos, porque eso no seria democracia.
sino simplemente una burla a sus prineipios.

Si esa proposici6n hubiera venido de los bancos de
la Mayoria, yo seria un poco mhs indulgente para
con ella, ya que comprendo que las mayorias traten
siempre de recabar ventajas; pero que venga de
este lado de la Camara, propuesta por los miembros
de esta Minoria, es algo que no puedo comprender.
Y por esa raz6n, felicitando calurosamente a los miem-
bros de la Mayoria que han firmado ese Voto Par-
ticular, que yo suscribiria gustosamente, levanto mi
voz para defenderlo.

Por consiguiente, yo espero que la Minoria, iden-
tificada con estos principios de defense a ella mis-
ma, y esa Mayoria, que gallardamente ha suscrito el
Voto Particular, se produzean, en la votaci6n, favo-
rable a la enmienda.

Sn. FERRER MOREJ6N (Jos) : Sr. German L6pez,
1 fu6 esa Mayoria la que eligi6 al Presidente de la
Cimara ?

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Esa misma Mayoria que
eligi6, con el asentimiento de esta Minoria, al Sr. Pre-
sidente de la Camara, es la que pudiera aproveeharse
de esas circunstancias, y para sentar en el alto sitial
algrfn miembro de ella, contra la Minoria y sin votos
de la Mayoria.

Yo no estoy, Sres. Representantes, entrando a exa-
minar el problema desde un punto de vista de poli-
tica mini6scula; yo estoy analizando el problema des-
de muy alto; lo estoy analizando como Representan-


te y teniendo present intereses del Congreso. No
puedo entrar, empequefieciendo el debate, a analizar
si esa Mayoria se coloc6 en situaci6n dificil y hubo
necesidad de realizar actos perfectamente parlamen-
tarios, perfectamente 16gicos, ajustados estrictamen-
te a la seriedad de un Partido de Minoria, que sabe
las obligaciones que contrajo con su Pais, y sabe,
ademds, que, para normalizar la vida de la Camara,
debi6 realizar siempre actos como el realizado, en-
grandeciendo al Congreso y a sus components. Por
eso hay que tratarlo como Representantes y como
cubanos, con la vista en los intereses de la Naci6n.

Pero si todos estos arguments no fueran suficien-
tes, Sres. Representantes, bastaria s6lo que la Ca-
mara se detuviera un instant y fuera al Diario de
Sesiones, y alli se informara quienes fueron los h6m-
bres que hicieron este Reglamento. Si toda la argu-
mentaci6n que yo he expuesto fuera inftil, si no fue-
ra capaz de convencer a los Sres. Representantes, no
se debe olvidar que ese Reglamento fu6 votado cuan-
do ocupaban escafios en el Parlamento Cubano, nada
menos que Gonzalez Lanuza, Bruz6n, Cancio Bello,
el propio Dr. Ferrara, y el general Gareia Cafiizares,
que presidia la Camara, en la que se distinguian cu-
banos cuya historic es tan grande, y cuyo talent esti
tan reconocido por todo el mundo, que no podemos
dudar que al hacker este Reglamento, se inspiraron en
los principios de mis alta moral y en los mI~s estric-
tos del derecho, y sobre todo, del respeto a las Mino-
rias. Yo creo que la Camara estari convencida y dard
su asentimiento al Voto Particular que se dispute.

El que habla, convencido de la necesidad de man-
tener el Reglamento en cuahto se refiere al articulo
15, con toda la severidad que en el mismo se ex-
presa, pide a la Camara que vote a favor del Voto
Particular, con lo cual la Mayoria y la Minoria ob-
tendrAn para si las mayores garantias posibles, en
cuanto sea necesario para el desenvolvimiento del
Congress.

SR. PORTOCARRERO (JESiS) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JEStS) : Sr. President y Sres.
Representantes: Yo no pensaba hoy hacer uso de la
palabra en contra del Voto Particular suscrito por
dos Sres. Representantes de la Mayoria; pero pala-
bras vertidas en este hemicielo, arguments sometidos
a la consideraci6n de la Cimara, me obligan, porque
constitute una obligaci6n mantener con la palabra
todo cuanto se hubiere escrito con la pluma.
No tengo prActica parlamentaria, pues no he es-
tado jams en ningfin Congreso, pero consider que
en los congress y en todas las labores intelectuales,
cuando la practice no va unida a la teoria, cuando
la pr6ctica no va precedida de la teoria, esa pricti-
ca se convierte en rutina, Sres. Representantes, lo
mismo que cuando la teoria no lleva implicita la
practice, se convierte, ipso-facto, en utopia. Por eso
no soy partidario de la practica parlamentaria sin la
teoria, como tampoco soy partidario de la teoria parla-
mentaria sin la prictica.
Es cierto que no tenemos experiencia parlamentaria,
que no tenemos condiciones, ni tenemos historical en







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


nuestra Patria como parlamentarios; pero ~es que
acaso es necesario, para iniciarse, tener escrita ya una
pagina en la Historia ? I Es que todos esos prohombres
que se han citado aqui, como elements indispensa-
bles a la civilidad cubana, no fueron tambien j6ve-
nes, no tuvieron tambi6n su aprendizaje, y no fue-
ron tambien noveles en todas las disciplines de la
vida? No hay que argumentar aqui, Sres. Repre-
sentahtes, que el Reglamento fu6 redactado por esa
gloria del Foro y del Parlamentarismo cubano, el
extraordinario cerebro de aquel hombre que se llam6
Jos6 Antonio GonzAlez y Lanuza. No es necesario
venir aqui a decirnos que concurrieron a su discu-
si6n y votaci6n hombres como Ferrara, que, en el
orden intellectual, puede tener todos los respetos. No
es necesario que se traigan aqui, a colaci6n, los m6-
ritos guerreros de un viejo general de la Guerra de
Independencia. Aquellos fueron otros tiempos... Si
aqnellos hombres estuvieran aqui, con toda seguridad
que, siguiendo el ritmo evolucional de la sociedad,
votarian tambien en pro de la modificaci6n del ar-
ticulo 15 del Reglamento, que hemos propuesto en
esta tarde.

Yo voy a demostrar, con la teoria unida a la pric-
tica, para actuar en regla, porque sin esta primer
condici6n la prActica seria rutina, repito, voy a de-
mostrar, por qu6, c6mo y en que forma, el Ponente
que habla en estos instantes concibi6 ]a idea de acla-
rar, ya que no es mAs que una aclaraci6n lo que apa
rece en el segundo pArrafo del articulo 15 del Regla-
mento que estamos discutiendo...
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia llama la atenci6n al Sr. Portocarrero, que lo
que esta a discusi6n no es el articulo 15 del Regla-
mento, sino el Voto Particular.
SR. PORTOCARRERO (JEsUiS): El Voto particular; y
ahi voy... Siguiendo un m6todo que, como abogado,
tratar6 de seguir en todo instant, estimandome en la
obligaci6n de trazarme un sistema, he hecho un apun-
te somero, sintetico, a vuela pluma, de aquellas ra-
zones o arguments esbozados en el Voto Particular
de los Sres. L6pez Blanco y Miguel Suarez Fernan-
dez, para demostrar la sin raz6n del Voto producido
por ellos en el seno de la Comisi6n. Antes, a via
de aclaraci6n, debo decir que no estaba en la Co-
misi6n, sino como miembro del Partido Conjunto Na-
cional DemocrAtico; que no me encontraba en aque-
lla Comisi6n obligado por ningfin mandate imperati-
vo; que estaba alli, si, como Representante del Par-
tido; pero habiendo recaido el acuerdo de considerar
-y ya lo decia asi hace dias- una cuesti6n ajena a los
intereses politicos del Partido, el problema de la
reform del Reglamento que estamos discutiendo, no
me estimaba obligado a plantear problems de Mi-
noria o Mayoria. De modo y manera que si los Con-
juntistas de la Comisi6n hemos defendido, como es-
tamos dispuestos a demostrar, los fueros de la Mi-
noria, en todo instant, sin acercarnos nunca a la
Mayoria, ni acoplarnos a los dictados de ella, para
votar con ella, era porque entendimos y entendemos
que es la finica forma de producer la defense de las
minorias; dicho esto, yo voy a demostrar c6mo y por
qu6 el Voto de los Sres. L6pez Blanco y Suarez Fer-
nandez, carece de raz6n, desde el punto de vista po-
litico, desde el punto de vista juridico y desde todo-
los puntos de vista en que quiera considerarse el
problema debatido.


Los Sres. L6pez Blanco y SuArez Fernandez, di-
cen que los problems de indole parlamentaria deben
reinar sobre las conveniencias de Partido. Tienen ra-
z6n los Sres. L6pez Blanco y SuArez FernAndez. De-
ben reinar siempre los intereses parlamentarios. De-
ben privar siempre los intereses de la sociedad sobre
los intereses mas pequefios, auin, de los partidos poli-
ticos; pero qu6 son los intereses parlamentarios,
Sres. Representantes? j Qu6 significa un interns par-
lamentario ? A que se refiere el vocablo o el conjun
to de vocablos expuestos por los Sres. L6pez Blanco
y SuArez Fernandez? Es acaso a ese vaiv6n natu-
ral de las actividades parlamentarias ? g Es, por ven-
tura, a esa cuesti6n de menor cuantia que se desarro-
lla en el seno de los Comites Parlamentarios, o, por el
contrario, al interns parlamentario que debe ir al
unisono con el interns de la sociedad, que rige los
Parlamentos, a que hemos de referirnos? I CuAl es el
interns parlamentario, el de la sociedad o el de la
CAmara? Es aquel que se produce cuando la Ci-
mara vuelve la espalda al interns de la sociedad, que
ella represent; al interns del pueblo, que ella viene
obligada a representar en todo instant?

No, Sres. Representantes, el interns parlamentario,
no es precisamente el interns partidarista que se de-
sarrolla en el seno del Cuerpo Colegislador cuando
se trata de problems importantes. El interns parla-
mentario es algo superior que se enlaza al mismo
tiempo con el interns de los partidos, porque no hay
que olvidar los modernos postulados del Derecho Pi-
blico. Hoy los partidos politicos son entidades de De-
recho Pfblico; ya algunas constituciones incluyen
en el cuerpo y normas que rigen a los paises res-
pectivos, qmplios derechos de carAeter pfblico, ins-
tituyendo los partidos como institutes orgAnicos de
vivencia constitutional.

No hay que olvidar que los partidos politicos son
entidades de Derecho Pfiblico "per sW". Cada partido
es el element que agrupado en el orden partida-
rista vienen a representar los grandes intereses de
la nacionalidad en forma democratic, como en el re-
gimen corporativo viene a representar los intereses co-
lectivos de las classes respectivas.
Por eso es que, en el primer paso de este studio
del Voto Particular, carecen a mi juicio hasta de
l6gica los arguments aducidos, dicho sea con el res-
peto que merecen los promoventes...
SR. FRAILE (CARLOS) : (Interrumpiendo) : Puede
decirme el Sr. Portocarrero de cuantas fases constant
sus alegatos?
SR. PORTOCARRERO (JESis) : De cuantas estime ne-
cesarias.

SR. YEBRA (DELFIN) : Ruego al compafiero Fraile
no le interrumpa, porque quizas descubramos alguna
nebulosa.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Ruego a los
Sres. Representantes que no interrumpan al orador.
Sn. PORTOCARRERO (JESiS) : Acostumbro a estudiar
a los grandes hombres y eso me enaltece; por eso las
palabras del Sr. Yebra no me hieren.
Dicen que es precise buscar una mayoria parla-
mentaria, ipero si esta ya esti establecida en la pro-
pia modificaci6n del Voto! Es que la modificaci6n no








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 9


entrafia ningfin cambio funcional; lo finico que hace
es aclarar, en el orden gramatical; establecer, de
una manera clara, la correcci6n de palabras que son
necesarias para evitar todas las cuestiones que con
anterioridad se ban venido produciendo.

SR. PRESIDENT (MAiRQUEZ STERLING): Quiero lla-
mar la atenci6n al Sr. Portocarrero que no es el ar-
ticulo sino la Ponencia lo que se esta diseutiendo.

SR. PORTOCARRERO (JEStjS): A eso voy.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Pero no aca-
ba de llegar.

SR. PORTOCARRERO (JESOS) : Yo llego, pero sin apre-
suramientos; estoy hilvanando los razonamientos; es-
toy concretando. Lo finico que he hecho es, para ma-
yor facilidad, en lugar de seguir la lectura, lo estoy
haciendo en forma sint6tica para poder concretar las
razones expuestas por los sefiores que han emitido el
Voto Particular. Se dice asimismo en el Voto Par-
ticular que estamos diseutiendo, que el prop6sito es
evitar la validez del voto en blanco.

La nomenclatura se ha establecido por el uso y
por la practice, ya que un voto en blanco, diga quien
diga lo contrario, es un voto totalmente ilegible, por-
que no puede leerse lo que no existe, y si el voto es en
blanco y no se ha producido ningfin signo que ven-
ga a demostrar la voluntad del legislator, es un vo-
to totalmente ilegible.
De manera que no se ha establecido variaci6n de
ninguna clase en la nomenclatura, con relaci6n al vo-
to en blanco; lo finico que se ha hecho es aclarar de
manera terminante y patente, el concept en cuanto
al voto en blanco y en cuanto a su validez. Se dice
que el derecho al voto en blanco es amplisimo, j Am-
plisimo? j D6nde? En los sistemas parlamentarios ?
SEn los regimenes legislativos de los paises moder-
nos?... El Derecho Comparado, con relaci6n a este
punto, nos demuestra todo lo contrario; pero no es
necesario hacer hincapi6 con relaci6n a este proble-
ma, ya que la ilustraci6n de los Sres. Representantes,
el mes y medio que hace que todos y cada uno de los
Sres. Representantes tienen en su poder el informed
y la acuciosidad con que en todos los moments rea-
lizan los studios de este problema, les habra llevado
a consultar los textos correspondientes para conocer
c6mo en este caso la Comisi6n s6lo ha seguido el rit-
mo legislative con relaci6n al voto en blanco.

Por lo demas, I.a qu6 continuar? Tengo la segu-
ridad absolute de que los Sres. Representantes ha-
bran conocido tambi6n, con anterioridad, las razo-
nes que ha tenido la Comisi6n, porque 6sta estaba
integrada por miembros de todos los Partidos, que
habian informado a sus Comit6s respectivos como yo
lo hice al mio, y no deseo cansar mks vuestra aten-
ci6n, ya que no os habla un Lanuza, un Ferrara, ni
un Garcia Cafiizares, ni ninguno de esos grandes con-
sagrados, sino un novel que, como novel al fin, no
sabe comportarse de acuerdo con las practices parla-
mentarias.
Termino, pues, solicitando que, de acuerdo con las
razones alegadas, vot6is en sentido contradictorio a
lo expuesto por los proponents del Voto Particular
examinado.


SR. FRAILE (CARLOS) : i Guay de nosotros el dia que
llegue a ser veteran, porque si es asi de novel... !

SR. L6PEZ BLANCO MARINOO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (M1iRQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. L6pez Blanco.

SR. L6PEZ BLANCO MARINOO): Sr. President y
Sres. Representantes: En nombre de mi compafiero
el Sr. Miguel Suarez, y en el mio propio, autores del
Voto Particular que se dispute, debo comenzar dan-
do las gracias mks expresivas al distinguido compa-
fiero Sr. German L6pez, por las frases de encomio que
nos ha dedicado y, de seguida, concret6ndome exclusi-
vamente a defender el Voto Particular, demostrar a la
CJmara la sin raz6n de la Ponencia para mantener
la modificaci6n que propone el articulo 15 del Re-
glamento.

S6 que la Camara csta plena de deseos de trabajar;
s6 que la Camara ha acordado, precisamente, man-
tenerse en sesi6n permanent en la Sesi6n Ordinaria,
porque le urge poner t6rmino a la present, para
darle soluci6n a problems que estin pendientes. He
de ser, pues, muy breve en la defense del Voto Par-
ticular.

Los arguments expuestos por el distinguido com-
pafiero Sr. German L6pez, habran llevado al Animo
de todos y cada uno de vosotros la esencia funda-
mental del Voto Particular; pero si no fueren bas-
tantes sus arguments, voy a demostrar, esta tarde,
con otro mas que consta en ese Voto Particular, que
la Camara debe adherirse a 61, porque, en la historic
de la Chmara de Representantes, en muy variadas
oportunidades, se ha debatido la modificaci6n del
articulo 15, y qu6 motives tan s6lidos habria, para
mantenerlo indemne a trav6s del tiempo.

No eran otras causes, Sres. Representantes, que
las apuntadas por nuestro compafiero Sr. German L6-
pez; y las ideas que recoge el Voto Particular. Y es
que la Presidencia de un Cuerpo Legislativo no pue-
de star sujeta a los vaivenes naturales de los inte-
reses partidaristas, sino que debe tener el respaldo de
una political mayoritaria para que pueda llevarse
a cabo la labor fecunda que reclama la raz6n del Par-
lamento, mayoria que se estructura en la unidad del
pensamiento pfblico.

El articulo 15 del Reglamento, que los que suscri-
ben el Voto Particular piden se mantenga tal como
existed actualmente, crea dos mayorias cualificadas:
La que se refiere a la primera votaci6n, y la que se
refiere a la segunda votaci6n. En la primera, para
la elecei6n del Presidente, se cualifica la mayoria por
el hecho de que represent la mitad mis uno de los
Representantes proclamados; en la segunda votaci6n
se la cualifica por el hecho de ser representative de
la mayoria de los votos de los Representantes pre-
sentes. Y he aqui c6mo el Legislador estableci6 la
raz6n juridica de ese precepto en otro interns que es
el mis alto y que parece se escapa al espiritu acucioso
del Sr. Portocarrero, cuando combat los t6rminos y
alcance de los Votos Particulares; llamando cosa
baladi al interns parlamentario, confundiendo al Par-
lamento, como 6rgano fundamental del Estado, con los
interests pequefios de la political partidarista.








10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


La raz6n juridica que apunta el Legislador en la
creaci6n de esa mayoria cualificada de la segun-
da votaci6n, y aun de la primera, no es otra que la de
coadyuvar a que se integre una mayoria parlamen-
taria, ineludible siempre para que tengan efectiva
realizaci6n sus labores. Labor fecunda es el interns
en que se basa la necesidad de estructurar las mayo-
rias en los Parlamentos.

De modo que la necesidad de que se forme una
mayoria con los votos de los Representantes presents
para la elecci6n de Presidente de la Cdmara, no es
s6lo lograr el objetivo de que una mayoria absolute
respalde al Presidente, sino que el Congreso no re-
suite infitil a la postre.

Ese es el interns parlamentario a que se refiere el
Voto Particular. No son los interests politicos de ban-
deria, los que guian y desenvuelven, en definitive,
el objetivo fundamental del Parlamento en la orga-
nizaci6n del Estado; es el interns pfiblico que re-
clama cuidadosa atenci6n y vigilancia y, sobre todo,
pleno e incondicional servicio; el mismo que justi-
fica la mayoria cualificada del articulo 15 para los
casos de elecci6n del Presidente. No es, pues un in-
teres pequefio; es el interis fundamental del Parla-
mento, su esencia misma, la demostraci6n de su exis-
tencia; porque un Parlamento que en sus reglas de
gobierno interno no cooper a la formaci6n de una
mayoria, seria un Parlamento condenado a una iner-
cia casi inexplicable.

Por consiguiente, Sres. Representantes, me pare-
ce que he relatado, de manera sint6tica, todo lo que
comprende el Voto Particular, y tengo la seguri-
dad de que por defense de la tradici6n, de los prin-
cipios democrAticos en que se fund la Repfiblica, y
por los motives juridicos y ticnicos que abonan el ar-
ticulo 15 del Reglamento, habremos de mantenerlo in-
c6lume, sin traer a su redacci6n palabras que con-
fundan, al tiempo que constituyan una interrogaci6n
interpretativa sobre preceptos que deben de ser cla-
ros, dando al traste, de paso, con sanas conquistas del
Derecho Parlamentario.

Voto ilegible. Qub se llama voto ilegible? En
nuestro idioma, voto ilegible es el que esto escrito y
no se puede leer. El voto en blanco no puede consi-
derarse voto ilegible. Para los que opinan que el voto
en blanco no es un arma fundamental, seria un voto
inexistente; pero el voto en blanco es de imprescin-
dible uso en el Parlamento. Hab6is visto, -dicho sea
con el mayor respeto para el Sr. President de la
C~mara- c6mo los votos en blanco obstaculizaron
varias veces su elecei6n. Fijaos bien en la importan-
cia parlamentaria del voto en blanco: Un precepto
imperative como el contenido en el articulo 15, obli-
ga a que en la segunda votaci6n se escoja entire dos
candidates; pues bien, votando en blanco, no se vota
por ninguno y de paso se evita el triunfo de los dos,
ya que ninguno de ellos puede sumarse esos votos a
fin de obtener la mayoria cualificada por la mitad
de los votos de los presents, condici6n precisa para
alcanzar la presidencia.

Esa es el arma poderosa que no debemos perder,
para darle altura y significaci6n adecuadas a las
luchas de la Cimara.


De no escoger a ninguno de los dos, de no escoger
a ninguno, pero n6 de no integrar la mayoria que
exige el Reglamento para que se produzca la elee-
ci6n de Presidente. Y es esa el arma poderosa que no
debemos perder, para darle la altura y la signifi-
caci6n adecuada a nuestro Congreso.

SR. PRESIDENTE (MARQUEZ STERLING): Sres. Re-
presentantes: Habiendose discutido suficientemente
el asunto de que se trata, se pone a votaci6n el Vo-
to Particular. Los que esten conformes con el Voto
Particular se serviran ponerse de pie.

SR. ALVAREZ (ALFREDO): Votaci6n nominal, Sr.
President.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: Habi6ndose pedido votaci6n nominal por
un Sr. Representante, se va a proceder de acuerdo.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra S. S.
SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO): Para hacerle un
ruego al compafiero que hizo la petici6n de vota-
ei6n nominal. La Cimara lleva muchos dias espe-
rando la aprobaci6n del Reglamento para el nom-
bramiento de las comisiones, y yo queria rogarle a
ese distinguido compafiero que retirara su petici6n,
porque ello va a entorpecer, indudablemente, este
asunto -aunque consider que no estk en el Animo
del compafiero tal entorpecimiento-.
SR. DUCASSI (FRANCISCO): Yo tambi6n me levanto
para rogarle al distinguido compafiero que retire la
petici6n de votaci6n nominal, puesto que compafie-
ros de Acci6n Republicana -para resolver los pro-
blemas mAs urgentes que estdn a nuestra considera-
ci6n- se encuentran en el ComitW Parlamentario, y
habria que irlos a buscar, e integrarian el qu6rum
de todos modos.
SR. ALVAREZ (AiFREDO): Sr. President y Sres.
Representantes: No ha sido mi prop6sito interrum-
pir la labor de la Camara, sine simplemente conocer
c6mo iban a producirse los votos en favor y en con-
tra del Voto Particular. Me refiero al Voto de los
Sres. Suarez Fernandez y Marino L. Blanco. Y como
no tenia otro objetivo mi petici6n, la retire.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes. Los que esten conformes con el Voto Par-
ticular se serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los Sres. Representantes se pone
-de pie).
Aprobado el Voto- Particular.
Sres. Representantes: El otro Voto Particular pre-
sentado al Dictamen de la reform del Reglamento,
es de acuerdo con el articulo 90 del propio Regla-
mento: un Voto Particular negative. Se va a poner
a discusi6n la totalidad del proyecto de la reform
del Reglamento, entendiendose que se somete a la
consideraci6n de la CAmara al mismo tiempo, el Vo-
to Particular. Si se aprueba, en su oportunidad, el
articulo en la forma en que consta en la Ponencia,
quedarh rechazado el Veto Particular.









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES ii


SR. GARRIGA (MARCELINO) : Yo rogaria a la Presi-
dencia aelarara un poco su explicaci6n, porque real-
mente no comprendo.

SR. PRESIDENT (M-RQUEZ STERLING): Voy a acla-
rar: La Ponehcia del Sr. Portocarrero propone so-
bre el articulo 24 del Reglamento, determinadas mo-
dificaciones. Existe un Voto Particular en el sentido
de que el articulo 24 se redacte de otra manera, pe-
ro que en el fondo envuelve, como lo explic6 perfec-
tamente su autor, la permanencia del articulo 24,
que se refiere a la Comisi6n de Gobierno Interior
de la Camara.

Es evidence que si la Mayoria se produce por la
forma en que consta en la Ponencia, el Voto Parti-
cular, que es negative, quedarh desvirtuado o re-
chazado.

Por eso la Presidencia, en relaci6n con este pro-
blema, pone a discusi6n la totalidad de la Ponencia,
a la cual ya se le ha dado lectura.

No habiendo solicitado la palabra en contra...

SR. L6PEZ (GERMIN S.): La Presidencia me va a
perdonar que yo le dirija este ruego.

(Murmullos en el Saldn).

SR. PRESIDENT (MiRQUEZ STERLING) : Ruego a los
Sres. Representantes que escuchen al Sr. German
L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): La Camara ha discutido
ampliamente el problema del Voto Particular, en re-
laci6n con la forma en que habria de elegirse el Pre-
sidente de la Camara. Despues de ese debate am-
plio, que yo creo que honra a la Camara, fu6 apro-
bado el Voto Particular, en sentido contrario a la
forma en que estaba redactada la Ponencia. Por con-
siguiente, esta, de una manera definitive, discutido
y votado, con suspension de los preceptos reglamen-
tarios, y en ninguna oportunidad en cuanto se re-
fiere al precepto que marca la forma de elegir la
Presidencia, puede volverse a tratar lo que ya esta
aprobado.

SR. PRESIDENT (RARQUEZ STERLING): Habiendo
recaido acuerdo sobre el Voto Particudar, en lo que
se refiere al articulo 15, queda tal como se pide en
el Voto Particular.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Me iba a permitir hacer
un ruego a la Camara.

SR. BEGUIRISTAIN (ALBERTO) : Yo suplicaria al com-
pafiero Sr. German L6pez, que tenga la bondad de
expresarse en voz mks alta, para poderlo oir.

SR. PRESIDENT (M.RQUEZ STERLING) : Lo mismo le
pasa a la Presidencia en cuanto a las palabras que
S. S. ha emitido.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo quisiera que el Regla-
mento no me exigiera dirigirme a la Camara miran-
do siempre a la Presidencia, porque seria para mi
de much placer poder tener una cara hacia el Sr.


President y otra hacia el Sr. Beguiristain... ; pero
el Reglamento de la Camara me obliga a mirar hacia
el Sr. President, y no tengo voz suficiente para
que se me oiga en todos los ambitos de este Sal6n;
mas, a pesar de ello, tratar6 de complacer al Sr.
Beguiristain.

Decia yo, -y ruego al Sr. President que me haga
el favor de excusarme por haberme vuelto de espal-
das, porque me encontraba en el trance dificilisimo
de que el Sr. Beguiristain se sintiera molestado por
no poderme oir...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia excuse al Sr. German L6pez; pero le aconseja
que no d6 nunca la espalda.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Yo acepto el consejo de
la Presidencia, porque en esa material tiene much
experiencia. Yo rogaria que cuando me estoy diri-
giendo a la Presidencia, el Sr. President, que me
ha dado un buen consejo, me permit rogarle que me
atienda, porque las personas situadas detras de la
Presidencia, a veces lo entretienen.

Yo decia que nosotros hemos llegado a la discusi6n
del Reglamento con un arreglo especial hecho entire
los Sres. Ponentes de esa reform reglamentaria y la
Presidencia; es decir, que se habia convenido, en prin-
cipio, para' lograr la normalizaci6n, por lo menos de
moment, de la Camara de Representantes, que se
trataria finica y exclusivamente de la parte de la
reform del Reglamento que se contrae al nombra-
miento de las Comisiones, y aunque el Sr. Presi-
dente estI desenvolviendo el debate dentro de las
mas estrictas normas reilamentarias, estamos ca-
yendo, por consecuencia, en no eumplir los compromi-
sos adquiridos entire el Presidente, el que tiene el
honor de dirigiros la palabra y los Leaders, con el
Sr. Portocarrero, Ponente en esta Comisi6n, que acep-
t6 que no se entrara en este debate totalmente, hasta
tanto no se diera oportunidad mis amplia, y que
s6lo se trataria lo que respect a las Comisiones Per-
manentes. Por consiguiente, pido que no tengamos
dificultades ahora, para el dia que esto se desenvuelva
normalmente, podamos reformar el Reglamento en
lo que respect a los articulos mas importantes. Y me
permitiria rogar a la Presidencia que busque una
formula por medio de la cual se entire de leno en el
problema de las Comisiones, sin correr el riesgo de
que no se termine la reform en cuanto a lo mas
fundamental, que es el nombramiento de sus miem-
bros.

Yo insist, pues, en rogar a la Presidencia que pa-
semos por alto o suspendamos la discusi6n de la Po-
nencia en su totalidad, porque de seguir asi, me temo
que no vamos a terminar con el asunto de las Co-
misiones.

SR. PRESIDENT (MViRQUEZ STERLING): Sres. Re-
presentantes: Ya ustedes habran escuchado la pro-
posici6n del Sr. German L6pez, que la Camara quie-
re aclarar, dentro de las normas del Reglamento, el
Voto Particular que se acaba de aprobar correspon-
diente al primer articulo cuya modificaci6n se propo-
nia en la Ponencia del Sr. Portocarrero y otros, al
articulo 15.








12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


La segunda modificaci6n, en orden de importancia,
del Reglamento, Sres. Representantes, es la de los ar-
ticulos 21 y siguientes del mismo. Por lo tanto, den-
tro del orden, precisa armonizar todos los criterios a
que el Sr. German L6oez se referia.

Aprobada primero la totalidad del proyecto, no
supone en modo alguno que los articulos quedan re-
dactados en la forma que constant en la Ponencia,
sino fnica y exclusivamente aprobar la totalidad pa-
ra ser discutidos despues los articulos, uno por uno,

Por lo tanto, una vez aprobada la totalidad de la
Ponencia, se empezard a discutir una moci6n pre-
sentada a esta Presidencia sobre la cuesti6n de las
Cdmisiones Permanentes.
Quiero explicar a la Camara que este acuerdo de la
Comisi6n de Gobierno, de los redactores de la Po-
nencia y de los Leaders de los cuatro Partidos Po-
liticos, ha obedecido fnica y exclusivamente al prop6-
sito de armonizar los criterios en la confecci6n del
Reglamento.
Se pone a discusi6n la totalidad de la Ponencia del
dictamen de la Comisi6n. En vista de que ningdn
Sr. Representante ha solicitado la palabra en contra
o a favor del Dictamen, se pone a votaci6n.

Los que esten de acuerdo se serviran ponerse real y
positivamente de pie.

(La mayoria de los Sres. Representantes se pone
de pie).

Aprobado el dictamen de la Comisi6n que se re-
fiere a reforms del Reglamento.

Sres. Representantes: Se va a dar cuenta de una
mocion presentada, que trata de la reform de los
articulos 21 y siguientes, a la cual se va a dar lec-
tura para que la Cimara la conozca.

(El official de actas lee) :
ENMIENDA

El articulo 21, quedara redactado de la siguiente
manera:

"Las Comisiones Permanentes serin:

1) De Actas, Incapacidades, Incompatibilidades e
Inmunidad Pariamentaria.
2) De Gobierno Interior.
3) De Correcci6n de Estilo.
4) De Cultura y Educaci6n.
5) De Sanidad, Eugenesia y Homicultura.
6) De Beneficeneia Publica.
7) De Prensa y Publicidad.
8) De Relaciones Exteriores.
9) De Justicia y C6digos.
10) De Orden Pfblico.
11) De Hacienda y Presupuestos.
12) De Aranceles e Impuestos.
13) De Politica Econ6mica.
14) De Agricultura.
15) De Cafia y sus Derivados.
16) De Tabaco.
17) De Cafe y Platano.
18) De Riqueza Pecuaria.


19) De Mineria.
20) De Comercio e Industria.
21) De Correos y Telegrafos.
'22) De Servicios Pdblicos.
23) De Transporte Terrestre.
24) De Navegaci6n Maritima.
25) De Navegaci6n Aerea.
26) De Trabajo y Reformas Sociales.
27) De Inmigraci6n.
28) De Seguros y Mutualidades.
29) De Obras Pfiblicas.
30) De Fuerzas Armadas.
31) De Provincias y Municipios.
32) De Derecho Constitucional y Electoral.
33) De Turismo.
34) De Examen y Calificaci6n de Deudas Pfiblicas.
35) De Propiedades Inmobiliarias.
36) De Concesiones y Peticiones.

SR. SANCHEZ CULMELL (BERNAB) : Pido la pala-
bra para una aclaraci6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra, para una aclaraci6n, el Sr. Sanchez Culmell.

SR. SANCHEZ CULMELL (BERNABM): Quisiera que
la Presidencia me explicara, porque tengo presen-
tada una enmienda a la Ponencia del Sr. Portoca-
rrero en cuanto se refiere a la denominaci6n de la
Comisi6n NQ 22 que yo entiendo debe llamarse In-
dustria Pecuaria en vez de Riqueza Pecuaria. Qui-
siera saber si en el caso de que se acepte la enmienda
que se estd discutiendo, la proposici6n mia pudiera
ser tomada en consideraci6n o si tendria que propo-
ner otra enmienda con referencia a la ya mencionada,
porque ella ha sido hecha con referencia a la Po-
nencia original.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. San-
chez Culmell puede presentar la enmienda sobre la
moci6n que se esta discutiendo, a fin de que se cam-
bie el nombre de la Comisi6n y entonces se discutiria.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Voy a repetir, Sr. Pre-
sidente y Sres. Representantes, lo que dije antes, en
cuanto a la totalidad del informed de la Comisi6n Es-
pecial para la reform del Reglamento.

Yo supongo que el Sr. President ha puesto a de-
bate la totalidad de esta enmienda...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : La Presi-
dencia ha puesto a discusi6n la totalidad de la mo-
ci6n incidental, pero, naturalmente, en el orden co-
rrelative de los articulos.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Como en esta enmienda
hay, a juicio del que habla, errors fundamentals en
cuanto a la division y denominaci6n de las Comisio-
nes, yo voy a esperar, prefiriendo seguir la norma
que ha establecido el Sr. President, y me voy a re-
servar para hablar inmediatamente despu6s que se
empiece a tratar las divisions de las Comisiones,
para de esa manera facilitar a la Cdmara que entire








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


de lleno en este asunto, y despu6s, una vez votada
la totalidad, pedir que los Sres. Representantes en-
tiendan que cualquier actitud que asuma, amparado
en el Reglamento, para que este sea debatido en una
forma minuciosa, terminante y definitive, no deba
entenderse que es para obstrucionar el 6xito de esta
tarde. Porque hay de tal manera errors fundamen-
tales en esta clasificaci6n, que yo, que soy de una
minoria exigua, en este caso defendiendo la tesis que
voy a exponer mis tarde, voy a apelar a todos los
recursos que el Reglamento me da, para impedir que
por una mayoria preparada se apruebe esta enmien-
da, en la cual las clasificaciones que se hacen son
absolutamente contrarias al objeto que persigue la
Camara, al designer las Comisiones de que debe com-
ponerse.

Por consiguiente, me reserve para despu6s de ser
votada la totalidad.

SR. PRESIDENT (MIRQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: La enmienda presentada al proyecto o die-
tamen de la Comisi6n encargada de reformar el Re-
glamento, contiene, si mi memorial no me es infield,
los articulos 20, 21, 23, 25 y 27. Dentro de un or-
den correlativo, debe ponerse a discusi6n articulo
por articulo, aun cuando, dentro de la enmienda, se
han hecho inclusiones como enmiendas incidentales,
para discutirlas con prioridad al dictamen, y ver si
es possible producer la reform del Reglamento en
cuanto al nimero de las Comisiones. De suerte que
lo que vamos a poner a discusi6n es el articulo 21
del Reglamento, en cuanto al nimero de las Comi-
siones y sus denominaciones, y la forma definitive
en que quedarian, de acuerdo con esta enmienda.

Hago la advertencia a los Sres. Representantes pa-
ra que, si tienen que hacer alguna enmienda a la en-
mienda incidental acerca de la denominaci6n de las
Comisiones, o agregar, intercalar o modificar alguno
de los articulos de dicha moci6n, lo hagan en su
moment oportuno.

Se encuentra on discusi6n el articulo 27.

El Sr. German L6pez tiene la palabra.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sres. Representantes: Yo
quiero que los Sres. miembros de la Camara, cuando
yo comience a tratar este problema de la division y
denominaci6n de las Comisiones, sean muy ben6vo-
los con el que va a dirigirse a ellos.

El Comit6 Parlamentario del Conjunto Nacional
Democratico, al cual tengo el honor de pertenecr,
aunque hace much tiempo que no asisto a 61, y no s6
por cuanto tiempo dejar6 de hacerlo, ha dado calor,
si no en forma express, de manera tdcita...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia ruega al Sr. GermAn L6pez, si le es possible,
hable mAs alto. Hay Sres. Representantes que no lo
oyen bien. La Presidencia opta por una de estas dos
formulas: o el Sr. German L6pez se aproxima mas al
micr6fono, o los Sres. Representantes se aproximan
m6s al Sr. GermAn L6pez.

SR 'L6PEZ (GERIMAN IS.): Yo decia, Sr. Presiden-
te y Sres. Representantes, que el Comit6 Parlamenta-


rio del Conjunto Nacional Democratico, al cual me
honro en pertenecer, aunque no asisto a 61 desde ha-
ce much tiempo, y no s6 tampoco por cuanto tiempo
dejar6 de hacerlo, ha logrado crear alli una forma
definitive de votar las Comisiones, clasificAndolas en
forma por medio de la cual algunos intereses que de
esa manera intentan defenders, quieren desplazar,
dentro de la nomenclatura de las Comisiones de la
CAmara, a otros intereses respetables, y que screen
que suprimiendo en las Comisiones a elements re-
presentativos de los que se intent desconocer, van a
obtener mayores ventajas. El propio distinguido
Leader de la Minoria, mi querido y respetado compa-
fiero, me aseguraba que una de las razones por las cua-
les se habia hecho esto, era porque se hacia necesario
que una rama de la actividad humana en Cuba, los
colonos, adquiriera personalidad, y que para hacerlo
era precise, segfin parece por la forma en que se
pretend dividir las Comisiones, hacer desaparecer
o disminuir, en alguna forma, a otra actividad de
la vida industrial cubana, porque asi podrian con
mayor 6xito, los intereses a que se refieren los Sres.
Representantes a que vengo aludiendo, sobresalir.
El objeto de aumentar el nfmero de Comisiones en
la Camara, no ha sido otro que acoplar a ellas el au-
mento de Representantes, que tienen que former par-
te de Comisiones, lo que no podia suceder si no se
aumentaban 6stas. Al hacerse el aumento, parece
16gico y natural que se haya tratado de crear Co-
misiones por medio de las cuales obtenga repre-
sentaci6n direct y permanent en el Congreso todo
lo que signifique vida, todo lo que signifique ac-
ci6n, todo lo que signifique energia humana, al ca-
lor de todas las actividades del Pais. Y ustedes se
asombraran, seguramente, cuando yo les diga que
dentro de esa organizaci6n, que parece debia ser
juiciosa y just, al crear las nuevas Comisiones, se
suprima aquella, a la cual correspond entenderse
con los problems de la Industria Azucarera de Cu-
ba. Como yo soy un modesto interesado en cuestio-
nes de azicar, como a pesar de haber sido colono, aho-
ra tenga intereses en la Industria Azucarera, como
fabricante de azicar, vengo a la Cimara, amparado
en el derecho que me da el Reglamento, a pedir res-
peto para la primera industrial cubana: la Azucarera,
que represent la base, casi fnica, de la economic
de este Pais, y que debe tener, en esta clasificaci6n de
las Comisiones, donde esta el coco, donde estf el caf6,
donde esta toda la series de cultivos, hasta los cul-
tivos menores, su clasificaci6n, ya que con poca se-
riedad se ha llegado al punto, en que s61o resta agre-
gar el consabido estribillo criollo de la pifia, el ma-
mey y el zapote; quiero y solicito de la Chmara que
dentro de esa definici6n o nomenclature no se intent
borrar nada menos que los intereses de la Industria
Azucarera.

Como esta es una realidad tangible; como yo es-
toy en el deber, como cubano, de velar por los fue-
ros de esa industrial, y, como Representante, en el de-
recho de ampararme en el Reglamento, para defen-
der eso tambi6n, quiero que la CAmara se fije en
lo que voy a leer, y asi vea la division que se ha
hecho de las Comisiones.

Primero es la de Actas e Incompatibilidades. Lue-
go vienen la de Gobierno Interior, Correcci6n de
Estilo, Cultura y Educaci6n, Sanidad, Eugenesia y
Homicultura, Beneficencia Piblica, Prensa y Publi-







14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


eidad, Relaciones Exteriores, Justicia y C6digos, Or-
den Pfiblico, Hacienda y Presupuestos, Aranceles e
Impuestos, Politica Econ6mica, Agricultura.

Yo creo que los Sres. Representantes se darn
cuenta de que no puede considerarse que en una
Comisi6n de Agricultura no estin absolutamente de-
fendidos y representados ampliamente los intereses
del cultivo de la cafia. Y llamo la atenci6n a los Sres.
Representantes para que se den cuenta de cukl es la
idea que persigo al insistir en que haya una Comi-
si6n Azucarera; es decir, que hay de Agricultura,
de Cafia y sus Derivados; y se suprime en esta no-
menclatura la Comisi6n que parecia elemental, por-
que debe ser la mks important, porque se relaciona
con la industrial que enriquece a Cuba, porque es la
que le da vida a este Pais, porque es la que le ha
dado nombre en la industrial del Mundo, porque es
la industrial finica y natural de nuestro Pais, y pa-
rece 16gico que aqui exist, como existe en el Se-
nado, la Comisi6n de Asuntos Azucareros.

Cuando yo argumentaba a mis queridos compa-
fieros, y me dirigia a mi querido Jefe, el Sub-Leader,
en funciones de Leader Sr. Pardo, esta tarde, parece
que como yo le hacia una pregunta de una manera
festinada, no encontr6 otro argument para justifi-
car la supresi6n de la Comisi6n de la Industria
Azucarera, que decir que era necesario que los Co-
lonos empezaran a tener personalidad, y para eso,
jas6mbrese la Ckmara! era necesario hacer lo del
cuento del portugues del pozo, "que estaba all en el
fondo y decia a los que estaban arriba: si me sacan
les perdono la vida", y suprimir la Comisi6n de la
industrial.

La industrial azucarera depend, en cierto modo,
del Colonato, pero es evident que esos propios co-
lonos necesitan, para poder desenvolver sus acti-
vidades, para poder defender sus intereses, que esos
intereses esten ligados, de una manera estrecha, de-
finitiva y leal, a la industrial azucarera, porque el
colono, sin que la industrial azucarera exist, no ten-
drA raz6n de ser, porque no podria haber colonos en
Cuba, si no hubiera industrial azucarera que pudiera
moler los millones de toneladas de cafia que se cul-
tivan en este Pais.

Y aqui me tienen mis queridos amigos de la CA-
mara en esta situaci6n originalisima: queriendo de-
fender los intereses de los colonos, de donde procedo;
pero, al mismo tiempo, defender los intereses nada
menos que de la primera industrial de Cuba, que
parece que los colonos Representantes quieren supri-
mir, en la oportunidad que tienen de reconocer su
grandeza, suprimiendo la Comisi6n de la Industria
Azucarera, como existe en el Senado de la Repu-
blica.

Este punto, Sres. Representantes, no es un pro-
blema de interns personal ni de pasiones que me lle-
ven a discutir apasionadamente. Es, simple y senci-
llamente, porque creo que esa industrial merece todo
respeto, pues ella es la que da vida a los colonos; la
que facility los medios para que stos -ultiven la
cana...


(Murmullos en el Salon).


SR. PRESIDENT (MiRQUEZ STERLING): Ruego a los
Sres. Representantes que garden silencio y pres-
ten atenci6n al orador.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): (Continuando) : Yo pido
que la Cimara, como lo hizo el Senado, respete si-
quiera este principio, dedicando una de sus Comi-
siones -en donde hay comisiones de todas clases-;
a la Industria Azucarera, dAndole cien comisiones,
si se quiere, al Colonato -esto no me importa-;
pero creando la Industria Azucarera, porque es la
industrial bAsica de Cuba, repito.

Si los Sres. que han presentado esta Ponencia,
o esta Enmienda, estan dispuestos, por su propia
cuenta, usando de su habitual cortesia y del entendi-
miento en que vivimos, a clasificar a la industrial azu-
carera dentro de estas comisiones, me sentir6 abso-
lutamente satisfecho; pero si no es asi comenzar6
a presentar las enmiendas que estime oportuno, has-
ta lograr el objeto que me propongo, que no es ir con-
tra los intereses de los colonos, sino finicamente crear
la Comisi6n de la Industria Azucarera, para que
pueda defenders y liberarse de la situaci6n en que
la colocaran los filtimos decretos presidenciales, y de
esta manera tambien, poder vivir, dando vida a esos
colonos, que son, positivamente, factor primordial de
la industrial azucarera.

Pretender borrar la industrial azucarera con el pre-
texto de defender al Colonato, es, sencillamente, co-
locar el problema a una altura insignificant, y ye
estoy seguro que mis queridos compaiieros habrAn
de enaltecer el asunto que se dispute.

Por consiguiente, Sr. President y Sres. Repre-
sentantes, si los Sres. que han suscrito esta Moci6n
estan conformes en que esto sea asi, lo agradecer6
much. De otra suerte, el Sr. President me va a
permitir que proponga una enmienda, la que debP-
mos discutir cuidadosamente, para someterla despues
al sano juicio de la Camara.

SR. PRESIDENT (M\RQUEZ STERLING): Estf a dis-
cusi6n el articulo primero con la enmienda que crea
la Comisi6n, modificando el articulo 21 del Regla-
mento. Ruego a los Sres. Representantes que han de
hacer uso de la palabra que no se impacienten, por-
que el uso de la palabra hay que hacerlo por el or-
den de las peticiones hechas a la Presidencia; y
ruego al Sr. German L6pez que formula la enmienda,
bien para que se modifique el nombre de la comi-
si6n que debe llevar o bien para adicionar una Co-
misi6n. Ruego a los Sres. Representantes que quie-
ran hacer enmiendas al orden estableeido en las
Comisiones o al nombre de 6stas, que las presented a la
Mesa, para dar lectura a todas y empezar a dis-
cutirlas por su orden. Esth a diseusi6n el articulo
21, tal y como qued6 en la moci6n presentada. Va a
ponerse a discusi6n el articulo o mejor dicho... La
Presideneia ruega a los Sres. Representantes que ten-
gan que discutir algfin asunto personal, que lo ha-
gan fuera del hemiciclo.

Sres. Representantes: La primera enmienda que
se va a tratar es la del Sr. Sanchez Culmell, relacio-
nada con el nombre de la Comisi6n que trata de la
Industria Pecuaria.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


Ruego a los Sres. Representantes se sirvan ocu-
par sus escafios, pues dado el problema que se esta
diseutiendo, es necesario la mayor atenci6n. Esta Pre-
sidencia estl haciendo una invitaci6n a la Cdmara
en el sentido de que se discutan y aprueben cada
una de las Comisiones en el orden en que aparecen
modificadas.


SR. L6PEZ (GERMAN S.): Queda perfectamente
aclarado que al votar la creaci6n de esta Comisi6n,
esta sobreentendido que, mientras no ocurra alguna
otra cosa en la reform que se produzca, la comisi6n
permanece como estd.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Exacta-
mente.


Se va a poner a discusi6n la primer Comisi6n, con
su denominaci6n. Se pone a votaci6n.


Se le va a dar lectura.

(El official de actas la lee).

SR. PRESIDENT (MkRQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n.

(Silencio) .

A votaci6n. Los Sres. Representantes que est6n de
acuerdo se serviran ponerse de pie.

(La mayoria de los Sres. Representantes se pone
de pie).

Aprobado.

Se va a dar lectura a la segunda Comisi6n, Go-
bierno Interior.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo rogaria que se me
facilitara una copia, porque yo no tengo ninguna.

(El official de actas se la entrega).

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Ahora la tengo.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : El Sr. Ger-
man L6pez esta complacido.
Se va a dar lectura a la segunda Comisi6n.
Sres. Representantes: Ruega la Presidencia a los
Sres. Representantes, con toda la cortesia del caso,
que los que tengan asuntos particulares de que tra-
tar abandonen por breves instantes el hemiciclo. La
Presidencia reitera lo que acaba de decir y ruega a
los Sres. Representantes que ocupen sus respectivos
escafios. Quiere advertir a la CAmara lo siguiente,
porque en el orden de la reform y modificaci6n del
Reglamento es important: la Comisi6n de Gobier-
no, a que se refiere este segundo inciso, no tiene na-
da que ver con la forma en que va a quedar inte-
grada; es fnica y exclusivamente al efecto de que
exista la dicha Comisi6n de Gobierno. En la en-
mienda se borr6 el apartado que trataba de la inte-
graci6n de la Comisi6n de Gobierno para discutirla
oportunamente, cuando el articulo 24 se ponga a
discusi6n. Hago esta aclaraci6n, Sres. Representan-
tes, porque es uno de los puntos o, mejor dicho, el
caballo de batalla de este Cuerpo.
Se pone a votaci6n tal como ha quedado redactado.
SR L6PEZ (GERMAN S.): Pido la palabra, Sr Pre-
sidente.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. German L6pez, en relaci6n con el in-
ciso segundo,


SR. L6PEZ (GERMAN S.): Pido votaci6n nominal.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia le rogaria al Sr. German L6pez, una vez mks,
que no pidiera votaci6n nominal en un asunto que
no tiene esa trascendencia. Es un ruego que le hace
la Presidencia al Sr. L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): El Sr. President sabe
cuAnto respeto y cudnta consideraci6n me inspira 61;
pero el propio Sr. President conoce que el arma le-
gitima de un Representante en el hemiciclo de la
Camara, cuando las circunstancias lo obligan a ello,
es el Reglamento, y como reglamentariamente tengo
el derecho de apelar a todos los recursos necesarios
en defense de la tesis que sostengo, y conozco ade-
mis el ambient caldeado en que nos desenvolvemos,
por eso, con pesar mio, la Presidencia va a tener
que perdonarme que no oiga su ruego, porque yo
estoy en defense de un interns que consider legiti-
mo y que la Presidencia sabe que estoy en el deber
de defender; por consiguiente, ruego a la Presiden-
cia me excuse que insist en la votaci6n nominal.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: De acuerdo con la solicitud del Sr. Ger-
man L6pez, los que est6n de acuerdo con el inciso
segundo del articulo 21, tal como va a quedar re-
dactado, votarAn que si; los contrarios, dirdn n6. Se
va a proceder a la votaci6n nominal solicitada. Rue-
go a los Sres. Representantes que ocupen sus es-
cafios, y repito que si tienen algfin problema que
discutir, lo hagan fuera del hemiciclo. Quiero hacer
present que conforme al Reglamento, cuando se es-
tA votando no se puede abandonar el hemieiclo.

(Se efectca la votaci6n nominal).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Falta al-
gin Sr. Representante por votar?

(Silencio).

Han votado 101 Sres. Representantes afirmativa-
mente.

Abril, Alvarez, Andreu, Bartlett, Beguiristain, Ber-
midez, Berrio, Blanco, Bory, Broderman, Cabrera
Herndndez, Cabrera Perez, Cantn, Carbonell, Cas-
tillo, Cruz, Diaz Balart, Diaz Rodriguez, Dominguez,
Duarte, Ducassi, Ferndndez Gonzdlez, Ferndndez Ju-
nio, Ferndndez Mederos, Ferndndez Roque, Ferndn-
dez Supervielle, Ferrer; Fraile, Fuente, Fuentes Jun-
co, Galdos, Garcia Birba, Garcia Rubi, Garcia Val-
dWs, Garriga, Giberga, G6mez Herrera, Gundian, Gu-
tierrez Barroso, Gutierrez Casanovas, Haedo, Hern4 -
dez Gonzdlez, Herndndez Mauri, Herrera, Iglesias
Abreu, Jacomino, Jay. Lamotte, Le6n, L6pez Blan-








16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


co, L6pez Garcia, L6pez S6nchez, Manduley, Marti-
nez Fraga, Martinez Mendez, Martinez Rivera, Men-
dieta Carrera, Mendieta Hechavarria, Meneses, Mo-
rales, Mordn, Morej6n, Navarro, Ochoa, Olivella,
O'Naghten, Pages, Palma, Pardo Jimenez, Pardo Ma-
chado, Penabaz, P6rez Silveira, Pino, Pintado, Por-
tocarrero, Prieto, Pruneda, Puyol, Ramos Chandeau,
Ramos Oleaga, Regalado, Remedios, River6n, Rodri-
guez Alonso, Rodriguez Benavides, Rodriguez L6pez,
Rodriguez Men6ndez, Rodriguez Rodriguez, Sancerni,
Sdnchez, Sudrez Rivas, Sur6s, Utset, Valera, Varona,
Velaz, Zervig6n, Cremata, Garcia Menocal y Mdrquez
Sterling.

Queda aprobado, por unanimidad.

Tiene la palabra el Sr. Juan Francisco L6pez.

SR. LOPEZ (JUAN FRANCISCO): Sr. President y
Sres. Representantes: Yo respeto el recurso parlamen-
tario del compafiero Sr. German L6pez, utilizado aqui
esta tarde; pero como que en realidad ese recurso
entiendo que es una amenaza para la buena march
de nuestros trabajos, yo pregunto al Sr. President:
L Cudntas enmiendas se han presentado al articulo 21?

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Existen pre-
sentadas dos enmiendas al articulo 21.

SR. L6PEZ (JUAN FRANCISCO): Entonces me per-
mito proponer a la Camara que se discutan prime-
ramente las dos y finicas enmiendas presentadas, y
que se vote luego la totalidad del articulo, porque
la practice parlamentaria que esta tarde ha sometido
a la consideraci6n de la Cimara nuestro distingui-
do President, ha sido una gentileza para dar tiempo
a que subiesen hasta la Mesa las enmiendas de nues-
tro querido compafiero Sr. German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Para una alusi6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. 'German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Para contestar la alusi6n que me ha
hecho el Sr. Juan Francisco L6pez. El que yo em-
plee un procedimiento'aqui, tratando de amenazar
a la Camara, seria una cobardia; seria, ademas, una
falta elemental de respeto a la Camara, y eso no lo
hago yo. En primer lugar, porque tengo much res-
peto para la Camara, y en segundo lugar, porque me
respeto a mi mismo y tengo la noci6n complete de
ser respetuoso con los demas.

Yo decia, Sr. President, y por eso pedi la palabra,
que la Presidencia, no ben6volamente, sino con es-
tricto cumplimiento del Reglamento, ha sometido a
discusi6n cada una de las clasificaciones y nomen-
claturas de las Comisiones.

Como yo s6 el elevado concept que tiene la Pre-
sidencia de esta Camara de todos los Representan-
tes que estan aqui, y como sa tambi6n que la inica
garantia que tiene cada uno de los Representantes no
es otra que el respeto del Presidente, es que yo ape-
lo a todos estos concepts, para que dentro de las nor-
mas establecidas, discutamos una por una las Comi-
siones en que se ha de subdividir la Camara.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Lo que aca-
ba de manifestar el Sr. German L6pez respect a la
Presidencia de la Camara, de sus dotes, de su ha-
bilidad, el Sr. President quiere agradecerlo y le
agradece al Sr. L6pez sus palabras en ese sentido i pe-
ro lo que ha propuesto el Representante Sr. Juan
Francisco L6pez, es tan reglamentario como lo que
pueda proponerse por otro Sr. Representante. El Sr.
Juan Francisco L6pez propone que se pongan a dis-
cusi6n las enmiendas, que, como es natural, gozan
de prelaci6n sobre el resto del articulado, y que una
vez discutidas las enmiendas, se entire en la discu-
si6n de la totalidad del articulado.

La Presidencia de la Camara no falta, en lo abso-
lute, a la observancia del Reglamento.

Tiene la palabra el Sr. German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : El Sr. President ya ha so-
metido a la aprobaci6n de la Camara...

SR. YEBRA (DELFIN): Ruego al Sr. German L6pez
que hable mas alto.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo lamento que los com-
pafieros no me escuchen. Lo cierto es que ya hoy lle-
vamos aprobadas tres comisiones, y por consiguiente,
no hay un motive para que se suspend el debate.
Yo quiero que el Sr. President se fije en lo que
significa para la garantia de los Sres. Representan-
tes saber que el Sr. President tiene un criterio fir-
me en cuanto a la forma de proceder, y yo estoy se-
guro de que esa Presidencia no me va a abandonar
en mis derechos.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. Ger-
man L6pez le plantea un problema a la Presidencia,
con el talent y la habilidad que tiene, y yo quiero
explicarle a la Camara que uno de los Represen-
tantes que mas cooper al buen desenvolvimiento de
la misma, es el Sr. German L6pez; pero, por encima de
las decisions del Presidente de la Camara, esta la
propia Camara, y cuando un Sr. Representante, am-
parado en el Reglamento, hace una proposici6n, el
President tiene que atenderle.

Tampoco puede la Presidencia quitarle sus de-
rechos al Sr. Juan Francisco L6pez, y como se trata
de una lucha entire dos L6pez, el Presidente va a
someter a la consideraci6n de la Camara la propo-
sici6n del Sr. Juan Francisco L6pez, de que se dis-
cutan primero las enmiendas, y despues la totalidad.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo pido al Sr. Presiden-
te, sin que esto envuelva una falta de respeto, que
someta a votaci6n nominal la referida proposici6n.

SR. PRESIDENT (MiRQUEZ STERLING) : No tengo in-
conveniente en complacer al Sr. German L6pez, pe-
ro antes quiero hacer a la Camara la siguiente acla-
raci6n: Se va a discutir si el Sr. Juan Francisco
L6pez tiene derecho a solicitar de la Camara la dis-
cusi6n de las enmiendas y se va a resolver si el Pre-
sidente puede someter a la misma la proposici6n del
propio Sr. L6pez. Yo me alegro de que el Sr. Ger-
man L6pez haya planteado esta cuesti6n, para que
la Camara sea quien decide. Debo advertir que el
President trabaja de 18 a 20 horas diarias y esta









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


arruinando su salud, por lo que suplica a los Sres.
Representantes que se pongan de acuerdo, pues de
lo contrario el Presidente se ira a cuidar de su sa-
lud, que esta muy quebrantada.

SR. FRAILE (CARLOS) : Pido la palabra.
SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President y Sres.
Representantes: En uso del derecho que me da el
Reglamento, y lamentando muchisimo que una cues-
ti6n que no tenia para mi mas que un objeto, se ha-
ya interpretado en distinta forma, quiero declarar,
ante esta Camara, que no ha sido mi hnimo, ni si-
quiera he tenido el mas ligero prop6sito, de envolver
al Sr. President, en ningfin sentido, en situaci6n
que haya tenido necesidad de hacer unas declara-
ciones tan en6rgicas, porque el Sr. President sabe
que si estoy apelando al Reglamento no es precisa-
mente porque la Presidencia no se conduzca como
corresponde, sino porque, sencillamente, comenzando
la vida del Parlamento y necesitando, cuando nos en-
contramos solos, alejados por circunstancias especia-
les del conjunto general de Sres. Representantes, de
defender nuestra idea, no se tiene mks que un solo am-
paro, que es el Reglamento; pero si el Sr. President
de la Camara, como parece por sus manifestaciones,
ha podido entender que yo he querido poner en tela
de juicio su rectitud de principios, sus condiciones
excepcionales de caballero, sus magnificas condicio-
nes de Presidente de la Cimara, su extraordinario
talent, no tengo ningfin inconvenient, aqui, pii-
blicamente, como corresponde a un hombre de bien,
en suplicar al Sr. President que no plantee ese
problema, porque soy el primero que declare mi mis
profundo respeto al Sr. President, por sus condi-
ciones excepcionales de caballero, por sus condiciones
excepcionales de Presidente, y nunca hubiera preten-
dido que interpretara mis palabras en el sentido en
que lo ha hecho. Por lo tanto, retire mi proposici6n,
con el ruego al propio iSr. President, de que acepte
esto como procedente de un amigo querido y entrafia-
ble que tiene 'por 41 el mayor respeto y toda la consi-
deraci6n que 61 se merece, asi como tambi6n por todos
los Sres. components de esta Camara.
Por consiguiente: Estoy seguro de que la Presi-
dencia quedarh completamente satisfecha; y si la Ca-
mara entiende que yo he querido plantearle al Sr.
President cuestiones de esta indole, sepa la Camara
que soy el primero en declarar que nadie, absoluta-
mente nadie, ni ain los m6s grandes hombres de la
Repfiblica, si pudieran volver a la tierra, podrian
presidir esta Camara con mas prestigio, con mas
respect y con mas probidad que el Presidente que
ahora la preside.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Presi-
dente agradece extraordinariamente las palabras del
Sr. German L6pez y quiere tambi6n decirle a los Sres.
compafieros que en estas luchas de organizaci6n de la
Cimara de Representantes. el Sr. German L6pez ha
sido su amigo mas entrafiable en la direcci6n de estos
asuntos; por tanto, las palabras del Sr. German L6-
nez, en este filtimo extreme. llegan a lo mis profun-
do del sentimiento, no ya del Presidente de la Ca-
rrara, sino del Sr. MVfrquez Sterling, que ha guar-
dado, para el Sr. L6pez, en todos los instantes de su
vida, ain en los moments en que las pasiones po-
liticas han sido mis tirantes, las mejores relaciones
de amistad.


Agradezco muchisimo sus palabras, al Sr. GermAn
L6pez; pero quisiera aclararle que no ha sido mi de-
seo, en lo absolute, quitarle un derecho que esta en el
Reglamento, es decir, darle un derecho a otro, qui-
tandoselo a 61, que en ese sentido no he querido
decidirme por ninguno de los dos, pues tanto vale
para mi un Sr. Representante, que tiene sus intereses
en la Provincia de la Habana, como el que los tiene
en la provincia de Santa Clara; sino que quisiera que
fuera la Camara la que considerara la cuesti6n y se
decidiera por la raz6n de uno o de otro, y no preci-
samente yo, interpretando un Reglamento que no
constitute una resoluci6n definitive, sino la Camara,
que es el organismo maximo que debe resolver este
particular.

Con estas palabras, ratifico mi afecto y simpatia
al Sr. GermAn L6pez, y agradezco, en lo mis profun-
do, cuantas frames ha dicho el Sr. L6pez, que obe-
decen a una sinceridad, porque debo declarar que
una de las caracteristicas del Sr. German L6pez es
la sinceridad.

Sres. Representantes: Los Sres. Representantes que
tenian solicitada la palabra en relaci6n con este in-
cidente, han renunciado a hacer uso de la misma. Por
tanto, se va a poner a discusi6n si se discuten pri-
mero las enmiendas. Los Sres. Representantes que es-
t6n de acuerdo con que se discutan con preferencia
las enmiendas, que son tres, se serviran ponerse de
pie.

(La mayoria de los Sres. Representantes se pone
de pie.)

Aprobado.

Se ponen a. discusi6n las enmiendas por el orden
relative de las mismas.

SR. PORTOCARRERO (JEStS) : Pido la palabra en con-
tra de la primera.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se le va a
dar lectura a la primera.

La Presidencia, con objeto de facilitar, complacer
y eneauzar el debate, concede, en cada una de las
enmiendas presentadas, dos turnos a favor y dos
en contra.

SR. PORTOCARRERO (JEstS): Sin perjuicio de ha-
cerlo despu6s individualmente en cada una, anticipo
mi prop6sito, como miembro de la Comisi6n que
redact6 la modificaci6n del Reglamento, de impug-
nar en nombre de la propia Comisi6n, las tres en-
miendas que estan sobre la mesa.
(El official de actas lee la primer enmienda refe-
rente a adicionar a las comisiones una denominada
"Comisi6n de Aziteares", suscrita por el Sr. Germin
S. L6pez).
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: Se esta dando lecture a la enmienda pri-
mera del Sr. GermAn L6pez. Ahora se va a dar lec-
tura a la segunda enmienda, que modifica, a su vez,
el parrafo 18 del articulado.
(El official de actas la lee):









18 DIARIO DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPRESENTANTES


A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben, en relaci6n con
la enmienda al articulo 21, proponen a su vez la si-
guiente:
ENMIENDA

La Comisi6n "Riqueza Pecuaria", se titularA "Ri-
queza Pecuaria y sus derivados".

Sal6n de Sesiones de la Cimara, a 1I de Junio
de 1936.

(Fdo.) Abelardo Ruiz.-Alfonso Blanco Maceira.-
Jose M. Veitia.-Jose Ferrer.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n la enmienda del Sr. German S. L6pez, adi-
cionando el nfimero de las comisiones con una mis,
que se llama "Comisi6n de Azficar".

Para facilitar la diseusi6n de este asunto, que con-
sidero de much importancia, se va a dar lectura nue-
vamente a la enmienda.

(El official de actas la lee).

(El Sr. Mdrrquez Sterling baja a su escano y ocu-
pa la Presidencia el Sr. Jos6 R. And reun Martinez).

SR. PRESIDENTE (ANDREU): Tiene la palabra el
Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JESIS) : Sr. President y Sres.
Representantes: Hablo como Ponente de la comisi6n
que formula el Dictamen cuya parte es la enmienda
que viene proponiendose; hablo como Representante
perteneciente al Conjunto Nacional Democritico, a
fin de obtener, si es possible, el cumplimiento de un
acuerdo expreso de su Comit6 Parlamentario, adop-
tado cuando se llev6 al seno del mismo el problema
de las comisiones, que habrian de regir este Cuerpo
Colegislador, y donde se acord6, sin que se produjera
ninguna voz en contra ni voto discordante, la apro-
baci6n de la nomenclatura de ese articulo 21, y muy
especialmente, en t6rminos concretos y especificos,
la denominaci6n de la Comisi6n relacionada con los
problems azucareros y cafieros, bajo el nombre de:
"Cafia y sus derivados".

De modo, pues, que hablo en esta sesi6n como miem-
bro de la Comisi6n redactora de las modificaciones
al Reglamento; y, al propio tiempo, como afiliado al
Conjunto Nacional Democritico, y como Represen-
tante perteneciente al Comite Parlamentario, a fin
de que se cumplan los acuerdos adoptados por di-
cho Comit6 Parlamentario.

La comisi6n, al estructurar la nomenklatura que
habria de regir en relaci6n con los distintos cuer-
pos que los principios de la division del trabajo so-
cial exigen para el mejor desenvolvimiento de esta
Cimara de Representantes, no tuvo en cuenta ningiin
interns particular, al menos puedo decirlo yo que,
como Ponente de esa comisi6n, no me sentia interesa-
do, porque no soy ni Representante de los grandes
intereses azucareros extranjeros, ni Representante
tampoco de estos pobres y maltratados colonos cu-
banos, que hoy, aqui, por boca de algunos de sus


representatives, han pedido que se les d6 una ver-
dadera representaci6n en el seno de nuestra comi-
si6n, por lo que agrego, al propio tiempo, que es
hora ya de que comience la Cimara a fomentar ese
espiritu de nacionalismo econ6mico que se pregona en
todos los programs, que se anuncia en todos los dis-
cursos de nuestros representatives nacionales y que
es necesario plasmar, no con palabras, sino con'he-
chos tangibles.

La denominaci6n que ostenta la Comisi6n desig-
nada para tratar de todos los problems que se re-
fieren a nuestra riqueza basica, no es una denomina-
ci6n caprichosa, no es una denominaci6n creada a]
amparo o al influjo de intereses de ninguna clase,
sino que responded a un principio econ6mico y esen-
cialmente t6cnico, a las llamadas y exigencias de las
disciplines culturales que hoy rigen al mundo. No
es possible denominar a una comisi6n de esta natu-
raleza, estableciendo la misma en relaci6n con un
product derivado; porque entonces habria necesi-
dad de llamar, por ejemplo, a la misma ciencia antro-
pol6gica, con otro nombre, si quisi6ramos referirnos
al hombre, no ya como su condici6n de ser human,
sino como.caballero, o cualquiera otra derivaci6n de
las actividades humans. Y es el caso, Sres. Repre-
sentantes, en qu6 situaci6n quedamos si le damos
una denominaci6n distinta, teniendo por complete des-
conocida la condici6n esencial del fruto que pro-
duce la industrial, a la cual mas tarde habr6 de re-
ferirme ?

Si actualmente el fruto esencialmente indispen-
sable para la producci6n, en la industrial azucarera,
es la cafia, ~c6mo vamos a desconocerla, c6mo es que
vamos a realizar una estimaci6n de este propio fru-
to, desconociendo su verdadera naturaleza y olvi-
dando, por complete, su nombre? Si queremos prac-
ticar el principio del nacionalismo econ6mico, no de-
bemos mantener, con caracteres absolutes, a los po-
derosos centrales, porque esa actitud puede ser fu-
nesta para los intereses cubanos. Si queremos practi-
car ese nacionalismo econ6mico que estamos prego-
nando, es precise ir a darle la personalidad que es
necesaria, lo mismo al fruto aquel que brota de la
tierra, a aquello que es verdaderamente la sangre, la
m6dula y el alma de nuestra propia economic, por-
que, Ide que valen los grandes centrales, de qu6 va-
len esas poderosas industries, si toda Cuba fuera un
paramo, si no hubiera mas que sabanas, si la rica
plant que luce sus penachos en los campos cubanos
no existiera? Por eso es por lo que estimo que, sien-
do la cafia el instrument de la industrial azucarera,
es necesario reconocerle esa primacia, y es precise
conceder a la caila y a aquellos que labran la tierra
para producirla, todo lo que les corresponde desde el
punto de vista econ6mico, todo lo que les corres-
ponde en el orden social y en el aspect politico.

No es esa una concepci6n caprichosa, como tampo-
co ha sido en Bolivia una concepci6n caprichosa la
creaci6n del Ministerio del Petr6leo y sus Derivados,
porque si aqui fu6semos a establecer una comisi6n
para tratar sobre el problema del cacao y el chocola-
te, no ]e llamariamos la comisi6n del chocolate, sino
del cacao, que es el fruto bAsico para la industrial
chocolatera. &Qu6 importa que se llame la Comisi6n
de Cafia y sus Derivados, si ya el azicar, por pode-
rosa, por grajade, por indispensable que result a








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19


nuestra economic, esa industrial no es mas que un
derivado de la cafia, porque sin la cafia no habrA
azucar, mientras que sin azficar puede continuar la
caiia?

Es necesario afincar el concept nacionalista, y no
es olvidando todos estos detalles, que son los que
llegan al alma del pueblo y que son los que engendran
la verdadera conciencia national, como se produce
y se propugna el principio econ6mico nacionalista que
venimos proclamando todos los que aqui nos encon-
tramos reunidos. La cafia es la matriz. La cafia es el
instrument principal de nuestra economic national.
Sin ella no podria haber industrial azucarera, ya que
la industrial, en la producci6n de la riqueza, tiene
una consideraei6n secundaria, porque la riqueza pue-
de producirse en dos fases diferentes: en la forma
organica que corresponde a la producci6n desde el
punto de vista agricola, influenciada por eventualida-
des debidas a las condiciones elimatol6gicas y demas
accesorias que correspondent a la naturaleza, y luego
por el trabajo del hombre, por esa funci6n social
realizada por el hombre sobre el element tierra, que
es, a juicio de todos los economists, la part fun-
damental de toda economic en la actualidad. Y des-
pu6s por la actividad transformadora, o propiamente
denominada industrial.

La cafia es, pues, como antes he repetido, el ele-
mento indispensable. El aziicar result secundario,
Sy qu6 importa que no se le nombre con el especi-
fico de azfcar, si ya dentro de los derivados de la
cafia esta contenido el azficar? l Es que, acaso, va-
mos a venir a legislar aqui, olvidando las reglas lite-
rarias y olvidando los principios juridicos en momen-
tos determinados?, jes que hay que establecer el ca-
suistico sistema de otras legislaciones, que llevan la
oscuridad y establecen la confusion en el Animo de
los que hayan de interpretarlas y regirlas? El azf-
car es un element secundario de la cafia, y hoy po-
drh ser, en el orden industrial, el objeto indispensa-
ble para nuestra economic, pero j podemos nosotros
olvidar que con el continue bregar de la ciencia, y
con el constant desenvolvimiento de los principios
de trabajo y el progress extraordinario que todas las
industries vienen demostrando, puede el azucar pa-
sar a un piano secundario ? I Es que hoy no se realizan
trabajos para buscar que el alcohol sea uno de los
carburantes nacionales, para ir despu&s obteniendo, si
se quiere, el desplazamiento de otros carburantes de
producci6n extranjera?

Sres. Representantes: Si aceptamos ]a enmienda
propuesta, tendremos inmediatamente que aquellos
sefiores alcoholeros, euya industrial es respetabilisi-
ma tambi6n en la Repfiblica, se pararian, se ergui-
rian en el seno de esta propia Cimara, y solicitarian
que no quedase supeditada esta industrial al capri-
cho o a la consideraci6n de los Sres. Representantes, y
pedirian, tambi6n, que hubiera una industrial alco-
holera; y mIs tarde vendrian los intereses respeta-
bles del tr6fico de miles, a producer la misma peti-
ci6n, y ya tendremos tres peticiones, y despu6s, esos
elements laboriosos, esos hombres que comienzan a
introducir, tambien, una industrial cubana, Ia induis-
tria del bagazo de la cafia, para dedicarla a la fa-
bricaci6n del papel, y otros gineros, pedirian tam-
bi6n, en nombre de su independencia econ6mica, y en
nombre de su personalidad industrial, un tratamien-


to id6ntico al del azicar, al de las miles, y al de los
alcoholes, y entonces se convertiria la Camara en el
reducto extraordinario de numerosas comisiones, de
dicadas todas al mismo objeto, o sease, a tratar de
la Cafia y sus Derivados.

Es, pues, 16gico, natural, prudent, y patri6tico,
darle al fruto que produce el enriquecimiento de
nuestra economic, la personalidad que tiene: la ca-
fia es de los cubanos: el azficar es de los intereses ex-
tranjeros: i Qu6 la Camara diga, en definitive, a
qui6n debe protegerse: si a los cubanos o a los ex-
tranjeros!
SR. DOMINGUEZ (TIRso) : Yo creo que los intereses
azucareros en Cuba, tambien estan representados por
cubanos. Yo represent algunos intereses azucareros;
y, ademis, hay aqui otros Representantes que tam-
bien tienen la representaci6n de intereses azucareros.
Yo, como representante de los intereses azucareros de
mi hermano y mios, quiero hacer constar que los
intereses azucareros, por lo menos los mios y los de
mi hermano, se encuentran absolutamente perjudica-
dos, si aqui no se crea la Comisi6n de Azicares, para
que nos represent a nosotros, para defender los
asuntos azucareros, y no me opongo a que se cree
tambien Ia Comisi6n esa que han inventad'o, mIs o
menos, de la cafia y sus derivados.
SR. PORTOCARRERO (JESTS) : Para contestarle al Sr.
Dominguez. Las palabras de S. S. demuestran que
Ud. es la excepci6n de la regla, luego, la regla existe.

SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Tiene la palabra el Sr.
Marquez Sterling.
(SR. MVARQUEZ STERLING (CARLOS) : Sr. President y
Sres. Representantes: En toda esta labor legislative
y en todo este prop6sito de aunar voluntades y de
buscar el modo de que todos los Sres. Representantes
presten su cooperaci6n al desenvolvimiento normal
de la Cimara de Representantes, ha sido el que tie-
ne el honor de dirigiros la palabra un armonizador
de todas las voluntades.
Todos los Sres. Representantes que se encuentran
en este hemiciclo y todos los que han sido electos en
los iltimos comicios del diez de enero, han traido a
esta Cimara, a este hemiciclo, a este recinto donde
se confeccionan las leyes, sus deseos mis vivos, sus
prop6sitos mas fervientes, porque los asuntos que
se tratan y que estin a la consideraci6n del pueblo
cubano, tengan la mayor extension, y obtengan el
studio m~s cuidadoso y el debate mis amplio nara
llegar a conclusions definitivas. Pero sucede, Sres.
Representantes que, en el desenvolvimiento de estos
problems, muchos de nosotros y ain el mismo que
tiene el honor de hablaros, sentimos por encima de
las consideraciones fundamentals que tienen algu-
nos para argumentar sobre determinados problems,
el prop6sito includible de que nuestro criteria se
imponga, de que nuestros juicios resplandezean y de
que nuestros actos sean tomados en consideraci6n por
la CAmara.
Hace breves dias discutiamos, desde este hemici-
clo. la necesidad de que la Camara aeordara, en
definitive, sus Comisiones Permanentes. para one
sobre la mesa de la misma no se acumularan tantas








20 DIARIO DE SESIONES DE LA. CAMERA DE REPRESENTANTES


solicitudes de suspension de preceptos reglamentarios
que perjudican la discusi6n de los proyectos de le-
yes, porque impiden que los Sres. Representantes
estudien los problems que se van a discutir y que
se aprueban con una velocidad extraordinaria, salvo
casos muy conocidos por todo el pais, con relaci6n
a un precepto de una ley que se sabe que perjudica
el desenvolvimiento de un Departamento del Estado.
Hace breves dias buscamos armonizar las opinions
de los Sres. Representantes, armonizar el criterio de
todos para legislar con la cooperaci6n de todos y
que lo supiera el pais; que en todos los ambitos de
esta Isla generosa y abierta a los mares del Mundo
entero, se supiera que todos tenemos el prop6sito de
dar a Cuba una legislaci6n y trabajar dentro de esas
Comisiones por lo que Cuba necesita. Y mantengo
ese criterio de armonizar, porque ningfin hombre que
aspire al desenvolvimiento de sus actividades dentro
de .un pais determinado, puede olvidar que la mixi-
ma mas fecunda es la de la transigencia; porque
transigir es gobernar. La Camara se va produeien-
do al extreme de tratar todos los problems, armo-
nizar todas las tendencies, todos los criterios y to-
dos los credos politicos, y por eso, Sres. Represen-
tantes -y particularmente mi distinguido amigo el
Sr. Portocarrero que tiene un dinamismo extraordi-
nario, como todos vosotros habr6is apreciado-; la Ca-
mara de Representantes, rindiendo culto a la aeci6n
que 61 ha desenvuelto, ha aprobado en la tarde de
hoy la Ponencia que 61 hizo con otros compaieros,
reconociendo el fruto de sus trabajos.
De esa armonia y de esa transigencia hemos llega-
do a unas conclusions definitivas.
Hago este pr6logo, porque he bajado al eseafo pa-
ra explicar, en todas sus parties, la enmienda presen-
tada por mi distinguido amigo el Sr. German L6pez,
en relaci6n con la industrial azucarera. Mucho se ha
especulado sobre lo que significa el nombre de una
Comisi6n determinada, sobre si el azficar se produce
directamente de la caiia o no. Pero si nosotros va-
mos finica y exclusivamente a escuchar el argument
de cada uno con respect a si se deriva o no direc-
tamente de la cafia, y en el piano de susceptibilidad
y dentro de estas contradiceciones, Ilegariamos a la
conclusion,. Sres. Representantes, de que cuando se
viniera a discutir una cuesti6n relacionada con el
azficar, tendriamos que remitirlas a otra Comisi6n,
puesto que el azfcar no se deriva finica y exclusiva-
mente de ]a cafia, sino tambien de otros frutos que
igualmente se produce en Cuba.
El azficar, como derivado de la cafia. no es inica
y exclusivamente lo que afecta a los Sres. Repre-
sentantes, en cuanto a la denominaci6n, sino que cl
azficar es el product basico, estoy por decir que
finico: el product principal en el desenvolvimiento
de todas nuestras actividades econ6micas, que requie-
re un cuidado especial, una atenci6n especial, una
Comisi6n especial y un studio especial por parte
de todos los components, no finica y exclusivamente
como product de la tierra, sino tambi6n como cues-
ti6n econ6mica fundamental a dilucidar en Cuba, por
las razones que, rapidamente, voy a exponer a
mis compafieros. 'Y al exponerlas tratar6 de ser
lo mas breve en la discusi6n de ese articulo, para
transigir, para armonizar y para complacer en el
orden general a todos nuestros compafieros, tanto a


los que aqui defienden a la cafia y el azucar mismo
como derivado de la cafia, como a los que defienden
a la industrial azucarera.

La industrial azucarera, no como derivado de la
cafia, sino como industrial en si, es considerada por
los Estados Unidos como el product basico de Cuba,
a tal extreme, que existe una Ley de Cuotas en los
Estados Unidos, finica y exclusivamente para el azi-
car cubano, que existe un derecho determinado den-
tro de nuestro arancel para el azficar cubano y que
el azficar cubano tiene, dentro del desenvolvimiento
de nuestras actividades econ6micas y pfiblicas, pro-
blemas que no pueden tratarse en una Comisi6n
global, sino que es necesario que se traten en una
Comisi6n determinada, finica y exclusivamente para
las cuestiones azucareras, y yo voy a demostrarselo
ahora mismo a la Cimara.
Much se discute, sin que el Congreso lo sepa, o,
por lo menos, esta rama del Congreso, si existed un
proyecto de consolidaci6n de la deuda exterior, si
existed un proyeeto de unificar todos los pristamos
que ha recibido Cuba en estos filtimos tiempos, para
obtener un interns mis bajo del dinero, para capita-
lizar, de esa manera, los distintos tipos de interns
que se pagan al extranjero, y para Ilegar a la refun-
dici6n total de nuestras deudas. Si eso fuera asi,
que yo no lo s6, sino por los peri6dicos finica y exclu-
sivamente, y creo que mis distinguidos compafieros
de la Camara tambien lo ignoran, tendria que estu-
diarse la industrial azucarera, dentro de ese capitulo,
como cuesti6n fundamental, porque todo el mundo
sabe que existe una emisi6n de bonos que se paga
por las zafras azucareras, aprobada en Congresos
anteriores, y que todo el mundo conoce como la Ley
Chadbourne. Si eso fuera asi, tendriamos que consi-
derar, como cuesti6n primordial, que no afectara a
la cafia como fondo, sino como product de la in-
dustria azucarera y con todo lo relacionado con 6sta.
Y si la industrial azucarera en Cuba esta tan intima-
mente ligada con ]a Hacienda Pfiblica; si la indus-
tria azucarera esta tan intimamente ligada con toda
la armaz6n y desenvolvimiento de la economic na-
cional, podemos, conciliando criterios, rear una
Comisi6n Azucarera dentro .del desenvolvimiento de
las Comisiones Permanentes de la Camara de Repre-
sentantes, y dejar, como cuesti6n agricola, finica y
exclusivamente en cuanto se refiere a la siembra de
la cafia, la que el distinguido compafiero propone.
Porque no se puede negar, Sres. Representantes,
que una vez que se ha obtenido el product, se sale
fuera de los limits del fruto para entrar dentro de
los limits de la industrial. Yo veo que algunos com-
pafieros, enamorados afin de la idea primitive de la
moci6n -v en esto he querido ser gentil con todos
mis compafieros-, ladean la cabeza, pensando que
estas reflexiones que hace el Representante que tie-
ne el honor de dirigir la palabra a la Camara, no
son igualmente ciertas y exactas. Y no es precisa-
mente el Representante Ram6n Ochoa, sino mi que-
rido amiso el Sr. Sanchez Culmell...
(El Sr. Sinchez Culmell se acerca al escafio del Sr.
11.,.,,, : ,!. ,,,i' y converse con 2 1.)
SR. L6PEz (GERMN3 S.): Sr. President: Para una
cuesti6n de orden. 1 C6mo es possible que se permitan
esos dialogos?








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


SR. SAuNCIEZ CULMELL (BERNABE) : Es que yo no
soy orador, pero como mi querido amigo Carlitos
(risas) est6 equivocado, es que meneaba la cabeza,
porque sentia que hablaba sobre algo que no esti bien,
y queria hacerle algunas aclaraciones...

(Varios Representantes ruegan al Sr. Sdnchoz Cul-
mell que able alto.)

SR. SANCHEZ CULMELL (BERNABE) : (Continuando):
Se dice que los colonos no tienen nada que ver con
eso. Los colonos tienen que intervenir directamente
con todo lo que se relacione con su azicar. Por eso
cuando mi amigo Carlitos defendia en esa form la
otra Comisi6n, le hacia asi... (Hace sefas con la
mano) porque 61 estaba confundiendo una cosa con
otra, sin tener en cuenta el derecho de los colonos
a exigir que la material prima, que es la cania, sea
la que tenga una, c6mo diriamos?..., una partici-
paci6n especifica en cuanto se refiera a asuntos azu-
careros.

SR. PRESIDENTE (ANDREU): Continue en el uso de
la palabra el Sr. M6rquez Sterling.

SR. MARQUEZ STERLING (CARLOS) : El Sr. Sanchez
Culmell tiene raz6n, en parte, y no la tiene en algu-
nos de los extremes que yo he referido.

La cafia deja de ser cafia una vez que entra en
los trapiches. Pero no quiero discutir estos proble-
mas. En las cuestiones econ6micas, Sres. Represen-
tantes, el hecho eeon6mico es uno solo y, sin embar-
go, esta dividido en cuatro grandes parties, que todos
nosotros conocemos y que no voy a repetir. Pero, no
obstante, siendo el heeho econ6mico uno solo, se estu-
dia en sus cuatro fases y aspects, independientemen-
te uno de otro, porque precisamente la industrial se
caracteriza y diferencia justamente en eso, en que
tiene un estado agricola initial, y despu6s se con-
vierte en una industrial, que no tiene nada que ver
con las mal llamadas industrial agricolas, en que el
product ofrecido por la naturaleza, va, sin elabo-
raci6n industrial, a la libre concurrencia del mercado.

Si llegamos a -esas conclusions, Sres. Representan-
tes, tendremos una Comisi6n exclusivamente limi-
tada al fruto, y no a la industrial que se deriva de
ese fruto. Es natural que este problema lo miren
los colonos desde el punto de vista del colono, y
nosotros, los Representantes a la Chmara, no lo mi-
remos desde ese punto de vista, sino desde el punto
de 'vista juridico. Cuando ese product entra en la
contrataci6n, es decir, cuando sale efectivamente de
]a denominaci6n de industrial abstractiva para con-
vertirse en una mercancia objetiva, de contrato. que
necesita de la evoluci6n mercantil, se mira sola y
exclusivamente desde el aspect del Derecho Puiblico
y desde el aspect del Derecho Privado, y se ve enton-
ces uoe no es fnica y exclusivamente con la caia,
sino con el product de la cafia, objeto juridico de la
contrataei6n, con lo que en definitive tendria que
ver la Comisi6n del Azfiear.

Cuando se trate en la Camara de Representantes
de tanto por ciento al colono, cuando se trate de
la siembra, cuesti6n eminentemente agricola, 16gica-


mente debe ser tratado por esa Comisi6n, pero cuan-
do se trate del product elaborado, necesariamente
habria que nombrarse una comisi6n de caricter es-
pecial, de acuerdo con lo que establece el articulo 20
del Reglamento, para que tratara del hecho juridico
de la contrataci6n, que es precisamente a lo que se
refiere el Sr. German L6pez.

Por encima de esa argumentaci6n, Sres. Represen-
tantes, esta tambi6n el criterio y el espiritu de com-
pafierismo en estas labores, en que no se est6n tratan-
do puntos de vista partidaristas, ni doctrinas, ni di-
ferencias entire esos bancos y 6stos, que ya se trata-
ran en el future, cuando se discutan los problems
de orden national que habrin de venir a este hemi-
cielo; cuando se estudie la amnistia, cuando se estu-
die el problema universitario, cuando se estudien las
distintas rutas del ideal democritico, en un sentido
o en otro; cuando aqui se produzcan contra el fas-
cismo, cuando aqui se produzcan contra la lucha de
clases, cuando, velando por el ideal democratic,
nosotros reelamemos para el Congreso el punto princi-
pal de nuestros ideals, y demostremos a la naci6n
cubana que no son todos los que estan, ni estan to-
dos los que son, pero que el Congreso tiene la vir-
tud y el prop6sito de ser tan grande como los que
han perturbado a Cuba, y de ser tan sincero.....

(Los aplausos ahogan las ultimas palabras de la
oracidn del Sr. Mdrquez St, rli;,,).

Y en honor a ese compaferismo, a ese criterio de
armonia que nos ha de superar mafiana en el orden
de los ideales y de las doctrinas, yo propongo que
nadie se oponga a la gesti6n de un Sr. Represen-
tante, y que todos aprobemos la enmienda del Sr. Ger-
mas L6pez.

SR. PRESIDENT (ANDREU): El Reglamento esta-
blece que para la discusi6n de las enmiendas se con-
ceda un turno a favor y otro en contra, y como se
han consumido los turnos...

SR. PARDO MACHADO (GILBERTO) : Para una cues-
ti6n de orden: La Presidencia, hace un moment,
cuando la ocupaba el Sr. Marquez Sterling, habia
concedido dos turnos a favor y dos en contra, de la
enmienda. Por consiguiente, yo apelo a la Presiden-
cia para que conceda esos dos turnos a favor y en
contra. Yo he pedido un turno en contra. Deseo, por
tanto, que se me conceda.

SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Esta Presidencia ten-
trA el gusto de ordenar la lecture del articulo del
Reglamento en que apoya su decision.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Esto es ins6lito, Sr. Pre-
sidente. Yo ruego a la Presidencia que no desenvuel-
va su interinatura pretendiendo acabar con la orga-
nizaci6n de esta Camara. El que habla es el auto de
esa enmienda, y no hay Reglamento que pueda pri-
varme del derecho a usar de la palabra.

El Sr. Carlos MArquez Sterling ha honrado a la
Camara bajando a un escafio para hacer uso de la
palabra, y yo que la habia solicitado, se la cedi al
Sr. MArquez Sterling porque entendia, por cortesia,
que debia ser 61 el que hablara antes, pero estimo que








22 DIARIO DIE SEISIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


en manera alguna puede la Presidencia privar al au-
tor de una moei6n, del derecho que tiene a expli-
carla y defenderla.

SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Sres. Representantes:
La interinatura que ejerce la Presidencia en este mo-
mcnto, no le quita la obligaci6n en que esth de actuar
de acuerdo con el Reglamento, y el articulo 124 se-
iiala, de manera indeclinable, un turn en pro y otro
en contra, y en cualquier caso que este articulo quie-
ra alterarse, queda abierto el camino a propuesta dc
cualquier Sr. Representante, para ampliar el debate
en la forma que crea convenient.

Esa proposici6n no se ha presentado, y estA abierto
el camino a cualquier Sr. Representante para que ha-
ga la proposici6n; pero la Presidencia quiere mani-
festar que estA dispuesta a cumplir estrictamente el
Reglamento, aunque sea en los breves moments que
tiene el honor de ocuparla.

Esa aclaraci6n quiero hac6rsela, de una manera evi-
dente, al Sr. German L6pez y a cualquier otro Sr.
Representante que tuviera duda acerca del acierto,
la capacidad o la energia de esta Presidencia, mien-
tras ocupe su interinatura.

SR. L6PEZ (GERMA.N S.): Para contestar a ]a Pre-
sidencia que, desde su sitial, se dirige a un Repre-
sentante, sin deberlo hacer.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO): Yo felicito a la
Presidencia que interinamente preside la CAmara,
por su energia, que no me ha sorprendido, porque
ya hace tiempo que lo conozco; pero yo iba a propo-
ner a la Camara que ampliara el debate en relaci6n
con este problema, para tener el gusto de eseuchar ]a
palabra del hibil parlamentario Sr. German L6pez y
tambi6n la palabra de los distinguidos compafieros
que quieren y desean que la Comisi6n de la Caiia ten-
ga la denominaci6n "de la Cafia y sus Derivados", y
en ese sentido propongo que se concedan dos turns a
favor y dos turnos en contra, en relaci6n con este
problema.

Sn. PRESIDENTE (ANDREU) : Sres. Representantes:
Se ha propuesto que se someta a la consideraci6n de la
Camara una proposici6n incidental en el sentido de
ampliar el debate y conceder dos turnos en pro y dos
en contra.

Se somete a votaci6n. Los Representantes que estin
conformes se serviran ponerse de pie.


(La mayoria de los Sres. Representantes se
de pie).


pone


Aprobado.

Tiene la palabra en contra el Sr. Olivella.

SR. OLIVELLA (JOSi ELIAS): Sr. President y Sres.
Representantes: Por primera vez voy a levantar mi
humilde voz en este hemicielo, y tengo la seguridad,
por considerarme uno de los menos capacitados de
los que aqui representan la voluntad popular, que lo
hago inspirado por patri6ticos principios; porque
creo que el punto que estamos tratando es uno de los
mas trascendentales y de mas importancia para Cu-


ba y que esti grabado con indelebles caracteres en
nuestro coraz6n, la defense del colono cubano, que,
junto con el trabajador, ha constituido siempre en
Cuba una de esas ramas que yo he considerado co-
mo los esclavos perpetuos de nuestra nacionalidad.

Yo no quiero, con mi frase, herir susceptibilidades
ni que se crea que al defender a los colonos, trato,
de una manera violent e injusta, de dirigirme en
t6rminos que no sean adecuados, a la representaci6n
de los hacendados en Cuba, que forman part prin-
cipal de nuestro Pais; pero es, Sres. que debe cons-
tar, y quisiera asi llevarlo al Animo de ustedes, que
la cuesti6n azucarera cubana es algo tan tangible
para la legislaci6n que debemos llevar a cabo, que no
puede supeditarse a ninguna otra cuesti6n.

La calia es, indudablemente, el factor principal
en Cuba, y de 61 depend Cuba entera. Los presu-
puestos nacionales se rigen y se nutren, fnicamente,
con el trabajo personal de esos campesinos, a quienes
yo, en este moment, represent en el hemiciclo, hon-
rfndome en gran manera.

En Cuba se ha venido, desde hace tiempo, explo-
tando a los campesinos y al colono. Si no fueran las
leyes de advance social que se vienen haciendo en to-
dos los paises, el cubano estaria todavia empobreccido
y explotado miserablemente.

Indudablemente que hay hacendados que cumplen
estrictamente con sus deberes y compromises, dindole
participaci6n en el product de esta industrial al cam-.
pesino y al agricultor cubano; pero tambi6n hay
que pensar, y yo quiero decirlo claramente, que en
ningin otro negocio sufre mayor explotaci6n el hom-
bre que produce, con su trabajo en el campo, la ver-
dadera riqueza de nuestro pais.

Existen esclavos cubanos; los agricultores que es-
tan trabajando teniendo sus hijos enfermos y fam&-
licos, sin zapatos, con hambre y miseria, y s6lo estin
percibiendo 5 y media arrobas; y gracias a la gene-
rosidad de aquel cubano que presidio la Repiblica
y que se llam6 Grau San Martin (Aplausos) que a
virtud de un Decreto, la industrial azucarera elev6
a cinco y media arrobas lo que tenia que dar a los
colonos, y tengan la seguridad de que yo estoy mo-
liendo mis cafias en un ingenio que es lo mas libe-
ral en la contrataci6n, y por eso es que en esa zona
de Matanzas afin existen pedazos de tierra en donde
se puede enarbolar la bandera cubana, porque en
otros lugares han desaparecido los terratenientes cu-
banos, por el abuso a que son sometidos, y por eso
estimo que debe crearse una Comisi6n que defienda
los intereses de los colonos, que con ello se defiende
nuestra nacionalidad.

(OcVpa nuevamente la Presidencia el Sr. Mdrquez
Sterling).

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la
palabra el Sr. GermAn L6pez a favor de la moci6n.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President y Sres.
Representantes: Voy a recoger, separadamente, las
frases del Sr. Portocarrero y las de mi distinguido
amigo matancero el Sr. Olivella.








DIARIO DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPRESENTANTES 23


Voy a recoger las del Sr. Portocarrero, porque me
consider de tal forma aludido, de una manera tan
injusta e impropia, que no puedo dejar de recoger
cada una de las frases por 61 vertidas. Si yo no co-
nociera bien al Sr. Portocarrero, si yo no supiera
que no es m6s que un coraz6n muy grande, con un
cerebro extraordinario, pero sin el control mental
y de sus nervios...

SR. PORTOCARRERO (JESUS) : (Interrumpiendo) : Sr.
President: quiero hacer constar que estoy en el per-
fecto uso de mis facultades y que no puedo permitir
al Sr. L6pez la expresi6n que acaba de emitir.

(Aplausos).

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo acabo de escuchar al
Sr. Portocarrero sin interrumpirlo, y quiero que la
Presidencia me mantenga en el uso de la palabra sin
ser interrumpido, porque cada frase que vierte este
Representante es siempre con la consideraci6n que
se merecen los Sres. Representantes.
Personalmente, el Sr. Portocarrero me merece el
mayor respeto, y cuando este Representante vierte al-
guna frase, con prop6sito irrespetuoso hacia algcin
Representante, lo hace para, cuando sale de aqui,
responder de ellas, como correspond a un caballero.

SR. PORTOCARRERO (JESOS) : Para una alusi6n, Sr.
President. En las mismas condiciones estoy a la dis-
posici6n de todo el mundo.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO) : ...Estas cuestiones
personales deben ventilarse fuera de la Cfmara.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Eso mismo
iba a decir la Presidencia: Lo que tenga que ven-
tilar cualquier Representante, en el orden particu-
lar, puede hacerlo fuera del hemiciclo de la Camara.
Ruego, pues, a los Sres. Representantes, que, por el
respeto que nos merece esta Camara, permitan el uso
de la palabra al Sr. German L6pez.

SR. PORTOCARRERO (JESUS): Al propio tiempo tiem-
po solicito de la Presidencia, que se exija de los que
hablan el respeto que merecemos todos los que es-
tamos aqui reunidos.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia lo ha hecho siempre asi.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Si yo no conociera al
Sr. Portocarrero...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. Por-
tocarrero tiene abierto el Reglamento para que, si
el )Sr. German L6pez hace alusiones relacionadas con
su persona, le contest despu6s. Lo que no se puede
es entablar diAlogos...

SR. PORTOCARRERO (JESUS) : Perfectamente.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): En cuanto
al Sr. German L6pez, yo creo que esta hablando en
castellano y no ha dicho nada que se salga del estilo
literario; si sus frases han herido al Sr. Portocarre-
ro, el Sr. Portocarrero,-y de esto estoy convenci-
do-, sabrA contestar al Sr. L6pez.


Esta en el' uso de la palabra el Sr. German L6-
pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Si no supiera, Sr. Presi-
dente y Sres. Representantes, como actfia el Sr. Por-
tocarrero; si yo no supiera que es un hombre de
una mentalidad grande; pero que no puede poner
freno a sus ideas, porque la juventud, o lo que sea,
le priva de poder controlarlas, me hubiera sentido
esta tarde, ofendido, porque de mancra insidiosa, el
Sr. Portocarrero ha querido hacer career a esta C6-
mara que yo estoy aqui defendiendo intereses ame-
ricanos, y eso no es mAs que una insidia, porque el
Sr. Portocarrero sabe -porque 61 se ha sentado a mi
mesa en el ingenio que manejo-, que frente a esa
mesa, a la que se sent como invitado, tremola bri-
llante y gloriosa la bandera cubana; es pues, insi-
dioso, el que aqui se pretend hacer ver que yo de-
fiendo interests americanos. Yo soy mis cubano que
el Sr. Portocarrero. Cuando el plan Chadbourne, que
'el Sr. Portocarrero decia aqui, en voz baja, que los
bonos se iban a repartir; cuando el plan Chadbourne
se estaba produciendo en el Congreso, el Sr. Portoca-
rrero, seguramente, estaba alejado de todas estas co-
sas, y este humilde Representante, que se dirige a la.
Cimara, escribi6 en el peri6dico Mercurio, 22 articu-
los, bajo su firma, oponi6ndose a 61, llamAndolo por
su nombre, dici6ndole a esos hombres, que ahora son
los que manejan la Corporaci6n Azucarera, que eran
los mismos que entonces envilecieron el pais, que
aquello era una ignominia, y que no tiene el Sr. Por-
tocarrero, insidiosamente, repito, que echar sobre mi
tal presunci6n...

SR. YEBRA (DELFIN) : Para una cuesti6n de orden,
Sr. President, si me lo permit el Sr. GermAn L6-
pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Con much gusto.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sr. German
L6pez: La Presidencia, en las palabras anteriormente
vertidas por S. S. no ha encontrado ninguna frase
que pudiera molestar al Sr. Portocarrero...

SR. PORTOCARRERO (JESIS) : Ya contestar6.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Pero lamo
la atenci6n al Sr. German L6pez sobre las palabras
i6timamente vertidas. Le ruego pues, a mi distin-
guido compafiero, que retire la palabra "insidiosa"
que acaba de pronunciar.

L6PEZ (GERMAAN S.): Retirada.

SR. YEBRA (DELFIN) : Solicito que los Sres. Repre-
sentantes se concrete estrictamente a lo que aqui se
est6 discutiendo.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Yo les ruego que me excuse el que
al dirigirme a la Camara, despu6s de una tarde la-
boriosa, en que realmente ha habido necesidad de
poner en tension complete todos los nervios, no es-
timen como una falta de consideraci6n a la Cimara, el
que se produzcan frases que, aunque parezean diso-
nantes, no tienen, en el fondo, prop6sito que signi-
fique falta de respeto a la Camara, ni much menos
herir la susceptibilidad de ningfin compafiero.









24 DIARIO DE SESIONES DEI LA CAMARA DE REPRESENTANTES


Pero es, Sres. Representantes, que result triste
que para defender cualquier cosa, dentro de este
hemiciclo, no solamente se use el talent para pre-
sentar una cosa con aspect sofistico, sino, ademis,
se hagan afirmaciones que no son ciertas, que no dan
derecho a hacerlas a los Sres. Representantes, cuan-
do les consta absolutamente todo lo contrario de lo
que afirman.

Yo no estoy aqui defendiendo la creaci6n de la
Comisi6n Azucarera, para disminuir los derechos de
los Sres. colonos. Yo no me he levantado aqui a com-
batir al colonato de Cuba. Los que se han levantado
a defenderlo, han querido ver molinos de vientos,
porque el pedir que la industrial azucarera, como in-
dustria, tenga una comisi6n permanent aqui, no en-
vuelve, ni puede envolver en ningfin instant, el
combatir al colonato cubano. Cuando se recoge eso,
cuando se pretend llevar al animo de la Camara,
equivocadamente, el concept de tratar de defender
a quienes no se ha atacado, cuando se hace eso, no
se esta actuando correctamente. Eso no esta justi-
ficado, eso no lo admite el sentimiento del compafe-
rismo, ni la norma dentro de la cual debemos desen-
volvernos aqui.

Yo no he dicho, ni puedo decir, porque soy res-
petuoso de los colonos, lo que aqui se ha manifes-
tado. Yo tengo el honor de poseer un acuerdo en
que mis propios colonos dicen que yo manejo sus in-
tereses como un ejemplo en la Repfiblica de Cuba;
y yo no puedo aceptar, ni siquiera de una manera -ve-
lada, que se me haga aparecer en frente de los inte-
reses del Colonato. Eso no es cierto. Yo quiero de-
clarar aqui, en piblico, que hay en Cuba distintas
classes de colonos; que hay en Cuba el colono que la-
bra la tierra y con el sudor de su frente saca de ella,
del suelo de nuestra tierra, el product para traerlo
a la industrial azucarera convirtiendolo en la gran
riqueza de Cuba que se llama "azucar"; que ese
colono, que es eminentemente cubano, al que tienen
convertido en paria los grandes intereses america-
nos, y los propios colonos de nombre, no es el que
se trata de defender, sino aquel otro colono que en-
contrhndose en mejores condiciones, en posici6n des-
ahogada, obtiene de los Centrales las cantidades de
dinero necesarias para vivir bien y fomentar sus
colonies, y que cuando se le pagaban sus products,
en tiempos de bajo precio, no pudo obtener lo ne-
cesario para su vida, ya que escasamente podia lo-
grarlo el que labra la tierra y que vive de otra ma-
nera.

Yo no hubiera querido entrar a discutir estos pro-
blemas en este aspect, porque no ha sido mi aninmo
hablar de los colonos; tengo para ellos todo mi res-
peto. Yo no creo, en lo absolute, que afecte a los in-
tereses del colonato el que la Camara tenga una Co-
misi6n de Azicar. Todas las leyes que se han hecho
en la Repfblica alrededor de este problema, todas,
absolutamente todas, llevan nombres de leyes de la
Industria Azucarera, y sus organismos denominados
igualmente azucareros. La industrial azucarera no es
un derivado de la cafia; lo que es un derivado es el
azficar; pero la maquinaria, la organizaci6n mecA-
nica, la cientifica, que necesita los acidos y la cal, los
trapiches, las locomotoras, los ferrocarriles, toda esa
series de components, no son derivados de la cafia:
es una industrial ajena. Cuando en la India se estAn


produciendo los sacos, ahi no hay ninguin derivado d&
la cafia; cuando se produce la tinta para las marcas
de los sacos, ahi tampoco hay derivado de la cafia;
cuando en las caleras se produce cal para la fabri-
caci6n del azficar, ahi no hay ningfin derivado de la
cafia; cuando en las empresas de ferrocarril se in-
vierten millones de pesos en las lines ferreas, cuan-
do se pagan millones de pesos en jornales, para los
que mueven las mAquinas, los transportes de cafias
y de azficar, los que la embarcan en los vapores, los
que en los Bancos manejan el dinero product del
azfcar, ahi no hay ningfin derivado de la cafia.
Negar esa afirmaci6n, es colocar el problema en un
aspect puramente sofistico; y este Representante,
que reconoce la importancia del colono, que sabe que
el colono es parte important de la industrial azuca-
rera, no puede negar a ese colono que defienda sus
intereses, pero sin ir en contra de los intereses de
la industrial azucarera, de la que depend.

Por algin Representante se decia que no hay ab-
solutamente industrial azucarera sin cafia, y que pue-
de haber cafia sin industrial azucarera; y eso, Sres.
que es una verdad, es tambi6n un error extraordi-
nario, porque los campos inmensos de Cuba, sem-
brados de cafia, no tendrian absolutamente ningfin
objetivo si 6sta no sirviera mas que para dar de co-
mer a las vacas. Por consiguiente, 4d6nde esta el
ataque al colono de Cuba, d6nde esti la falta de consi-
deraci6n al colono; d6nde esta la raz6n de esa frase
que se ha dicho, para llenar este ambito hablando
a la galeria, que aqui estoy defendiendo intereses
americanos? Yo soy autor de la finica Ley Banca-
ria contraiia a los intereses americanos, y se qued6
en el Senado, porque los poderosos intereses ameri-
canos lograron impedirla; y, en cambio, aquella Ca-
mara, tan maltratada, despues de haber discutido y
votado la Ley creando el nacionalismo absolute de
la Banca, con el voto de 110 Representantes, aprob6
aquella Ley.

Dentro de unas horas presentar6 a la Camara un
proyecto de Banco de Refacci6n Agricola y Azucare-
ra, creando ese Banco, con la propia sangre del co-
lono, con la propia sangre del hacendado, para po-
dernos defender de esos que estando en Wall Street
echan sus tenthculos sobre todo lo que en Cuba signi-
fica fe, patriotism, vida y grandeza. &Por que pues,
en un problema tan insignificant como 6ste, para
halagar al pfiblico de las tribunas, se quiere envol-
ver a este Representante en esa situaci6n? Soy tan
cubano como el que mis. Puedo ofrecer a la CAmara,
cuando lo estime oportuno, testimonios de mi com-
portamiento desde que era niiio. Por consiguiente, re-
clamo el respeto que como cubano merezca, y protes-
to de que se pretend aqui, para halagar sentimien-
tos insanos, colocarme en situaci6n de defensor de los
intereses extranjeros.

Y en cuanto a mi distinguido compafiero, que ha-
blaba de las miserias y de la pobreza del colono, 41
sabe muy bien que yo no soy ningfin potentado. El
Sr. Portocarrero lo sabe tambi6n. Soy un trabajador,
como lo es 41, con mayor o menor suerte, con mayo-
res o mefiores oportunidades; tengo una linea de con-
ducta como cubano, perfectamente definida; no ten-
go necesidad de halagar a la galeria. Me propongo,
en esta Camara, desenvolverme dentro de esas nor-
Smas, nunca pasando los limits del respeto que mere-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25


cen los intereses ajenos. Pero ppor qu6 cuando no he
intentado atacar a los colonos; por qu5 cuando s6lo
pido que la industrial azucarera, la primera indus-
tria del Pais, tenga una Comisi6n que se llame de la
Industria Azucarera, se pretend, al levantar la voz,
hacerme aparecer como un tirano, acaso como uno de
los que acaban con el pobre pueblo cubano que tra-
baja en las colonies cubanas? Por eso es que yo me
he colocado aqui, en la C~mara, Sres. Representantes,
en actitud de defenderme de esas frases que se han
vertido. Los Sres. Representantes deben ser justos y
reconocer que no es possible pasar las horas escuchando
arguments contrarios absolutamente a los que se tie-
nen en la mente, y en el coraz6n. Yo no pido nada
que sea atacar a los colonos; pido s61o que donde se
elasifica la industrial, se haga una clasificaci6n espe-
cifica de la industrial azucarera, porque es la que
da vida, la que da independencia, la que da pros-
peridad, la que da alegria; porque cuando el azicar
no vale dinero, no importa si Cuba entera esta sem-
brada de cafia.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MBRQUEZ STERLING) : La tiene S. S.

SR. PARDO JIMENEZ (ANGEL) : Sr. President y Sres.
Representantes: Ojala tuviera yo la serenidad sufi-
ciente para exponer ante los compafieros, todos y ca-
da uno de los arguments que bullen en mi mente,
para oponerme, como me opongo, a la Enmienda pre-
sentada por el Sr. German L6pez, con objeto de crear
una Comisi6n denominada Azucarera, toda vez que
la material azucarera, como derivado de la cafia, que-
da comprendida en la Comisi6n que aparece en la
reform del articulo 21 y que se denomina: "De la
Cafia y sus Derivados".

Cuando los Gobiernos se disponen, impulsados por
un interns pfiblico, a intervenir en los intereses priva-
dos, como ha intervenido nuestro Gobierno en la In-
dustria Azucarera y en la producci6n de la caria,
esos intereses quedan vinculados a los propios prin-
cipios juridicos adoptados por el Gobierno, y es alli
donde espera el colonato cubano que se le tenga en
cuenta para la defense de esos intereses colectivos.

Yo estimo, sefiores, que, cuando el Gobierno inter-
viene en estos asuntos, es necesario tener cautela;
y digo que es necesario, porque seria peligroso para
el colonato que se declarara aqui que la Industria
azucarera es algo independiente que no tiene que ver
con la producci6n de la cafia, cuando los cafieros es-
tan finica y exclusivamente vinculados a eso que se
llama nuestra principal Industria Nacional, que no
es el azficar, si no nuestra exuberant y rica produc-
ci6n de cafia.

Fijense bien, Sres. Representantes, que si no se
hace defender una cosa de la otra, que si creamos
una Comisi6n Azucarera, que va a decir que todos los
problems azucareros estaran tratados por esta Co-
misi6n; querr6 decir que los intereses de los caferos
estaran absolutamente blvidados.

Si se creara la Comisi6n del Azficar, como preten-
de la Enmienda del compafiero Sr. GermAn L6pez,
querrd decir que, caso de que se mantuviera tam-
bicn la Comisi6n de la Cafia y sus Derivados, a esta


le estard encomendado el studio sencillo de la siem-
bra de la cafia en cuanto a las relaciones agricolas,
y se escaparia de su studio lo que es esencial para
los productores de cafias, todo lo que se refiera a
promedios azucareros, a restricciones de zafra, a
Cuotas Azucareras, lo que quedaria 16gicamente en-
comendado a la Comisi6n Azucarera, defraudandose,
de ese modo, la legitima aspiraci6n de los que quie-
ren defender a nuestra principal industrial de una
manera integral y just.

Para que esos intereses del cubano no esten desam-
parados, es precise que los defendamos; porque hasta
ahora el control del negocio y la restricci6n de la
zafra han estado en manos de los hacendados, cuan-
do es el colono cubano el que sufre todos los perjui-
cios de las restricciones y es a 61 a quien se le queda
la riqueza en los campos. Por consiguiente, yo man-
tengo que todo lo que se refiera a la material azuca-
rera, en Cuba, tiene que estar unido a la Industria
Azucarera y que la Comisi6n "De la Cafia y sus De-
rivados" debe de estudiar todo lo que se refiera al
azficar y a la cafia, y lo que no encuentro just es
crear una Comisi6n de Azficar que estudiard y con-
trolara todos los problems en general de la Indus-
tria.

Ya lo dijo el Presidente, Sr. Marquez Sterling,
que hay un Tratado de Reciprocidad con los Estados
Unidos y que hay una Ley de Cuotas; pero fijense,
Sres. Representantes, que esas leyes de cuotas se re-
fieren a los sacos de azficar a producer, pero no a la
cafia que hay que mantener para producer esos sacos.

Yo quiero abundar en mi argumentaci6n en contra
de las manifestaciones de mi compafiero el Sr. Ger-
man L6pez, que no es el precio del azficar, esencial-
mente, lo que da vida e importancia a la Economia
Nacional; es, sefores, el precio que recibe el colono
por la parte de azdcar que le corresponde, en la con-
trataci6n, como precio de la cafia, lo que impone la
verdadera economic cubana y es tambi6n esa parte
que le responded al obrero que labor en los campos
para producer la cafia, la que da la verdadera vitali-
dad para la Economia Nacional, porque es incues-
tionable admitir, sopena de ignorar completamente
los problems azucareros, que el azficar se lleva a los
Estados Unidos y se vende a otros paises y esa parte
de precio esta controlada sencillamente por los ha-
cendados, de los que no hago distingos de cubanos y
extranjeros, para calificar, porque hay cubanos que
son malos y hay extranjeros que tambi6n lo son y
por consiguiente los hay buenos de ambas parties y
no quiero hacer clasificaciones de ninguna clase, pe-
ro quiero que se comprenda que la Industria Azu-
carera tiene dos ramas: la producci6n de la cafia y
la elaboraci6n del azicar. La producci6n de la cafia
que, en todos los ingenios, esta en manos de cubanos,
salvo aqu6llas que son controladas con cafias de Ad-
ministraci6n y que no es mas que una forma inven-
tada para extraer la riqueza cubana hacia otros lu-
gares sin beneficio alguno para los cubanos, es a la
que hay que proteger de una manera efectiva, como
riqueza national; porque todas las leyes y todas las
disposiciones que hasta ahora se han dictado y con
las que se intervene en esta parte privada del sector
national, estan protegiendo los intereses de los Ha-
cendados y estin vinculadas todas al sentir de las
necesidades de los Hacendados y por eso pido pro-








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tecci6n para los colonos sin olvidar en moment al-
guno las necesidades de los hacendados, indispensables
tambi6n para la existencia de los productores de cafia.

Como quiera que se han referido tambi6n, los que
defienden la Comisi6n Azucarera, a las refacciones
para supeditar la condici6n del colono a una inferio-
ridad incuestionable, yo proclamo aqui cul es la
realidad de esas refacciones, que los colonos las hacen
como pr6stamos con intereses creados o impuestos, con
intereses que van disminuyendo cada vez mrs el ca-
pital del colono, porque las cafias quedan en los cam-
pos y los intereses se cobran, porque las cafias se
muelen y se convierten en azficar de acuerdo con la
asignaci6n del ingenio y no se piensa en moment
alguno en la realidad del productor que la ha sem-
brado, que la ha cultivado a costa de sus sacrificios,
con cantidades refaccionadas, de cuyas cantidades pa-
ga interests, y despu6s el ingenio haciendo mas o
menos negocio, con mis o menos utilidades, muele los
sacos que de acuerdo con el reparto de quotas se supo
asignar, tuvo la desgracia de recibir o la habilidad
de conseguir, sin tenerse en cuenta qu6 cantidad de
cafia existe y que cantidad de cafia se quedara, pero
siempre cobrandose las cantidades refaccionadas y
sus intereses. Es por esto, sefiores, por lo que yo ar-
gumento en el sentido de que la Comisi6n "De la
Cafia y sus Derivados" lleva dentro de su nomencla-
tura lo que es el derivado de la cafia, el azicar que se
produce en Cuba, en todo lo relacionado con la indus-
tria azucarera y por consiguiente, para que haya
una legislaci6n just y arm6nica, ya que el Gobier-
no ha intervenido en este negocio privado, es nece-
sario vincular esas dos ramas a una misma Comisi6n,
porque asi estarAn respetados los intereses del ha-
cendado y respetados tambi6n los intereses de los
colonos, y no olvidados como hasta el present mo-
mento han sido, los intereses de los colonos en Cuba.

(Aplausos).

SR. PORTOCARRERO (JESUJS) : Pido la palabra, para
una alusi6n, Sr. President.

SR. PRESIDENTS (MiRQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra, para una alusi6n, el Sr. Portocarre;o.

SR. PORTOCARRERO (JESUS) : Sr. President y Sres.
Representantes: Muy breve voy a ser, porque el tiem-
po apremia y es necesario que asi sea; no me extra-
fia el exabrupto del Sr. German L6pez, ya que hemos
de llamarle asi... Toda la tarde de hoy, quizfs a vir-
tud de la perturbaci6n que produce la defense apa-
sionada .de cualquier problema human, el Sr. L6pez
se ha producido en forma contraria a como nos tiene
acostumbrados en esta Cimara. He ahi por qu6 vi6
una alusi6n en donde no hubo alusiones de ninguna
clase; he ahi por qu6 encontr6 una ofensa en donde
no se produjo ninguna palabra que pudiera estimarse
como tal.

Dije, repito y repetir6, que fui a la Comisi6n sin
representar ningfn interns; ni el interns de los ha-
cendados ni el interns de los colonos. Si en esto hay
alusi6n al Sr. L6pez quiero que 6ste me diga por qu6
arte de magia, por que principio psicol6gico ha po-
dido llegar a esa conclusion ya que es neeesario esta-
blecer las inferencias correspondientes desde el pun-
to de vista 16gico, para poder demostrar si ha habido


alusi6n alguna, y por tanto, motive para producirse
en la manera en que se ha exteriorizado el Sr. L6pez.

Ahora bien; la forma en que se ha producido el
Sr. L6pez, llevado por ese apasionamiento, en cuan-
to a la persona del que habla, va resultando, en la
prectica, la misma que en el Comit6 Parlamentario.
Tal parece que tan pronto como se anuncia una pro-
posici6n del Sr. Portocarrero, inmediatamente hiere
las fibras sentimentales del Sr. L6pez, y produce en
su dnimo un sentido contradictorio de hostilidad y de
repulsa. No hace muchas noches, a virtud de un in-
cidente parlamentario, un digno compafiero de esta
Camara, contrario a mis ideas politics, el Sr. Men-
dieta, proponia que fuera a buscrseme cuando me
retire del hemiciclo, y la finica voz que se levant
aqui en contra de eso, fu6 la voz del Sr. L6pez. A
esto, a esta manera eomo demuestra el Sr. L6pez su
afecto al Sr. Portocarrero, correspond al siguiente
dia invitAndolo a un almuerzo con unos sefiores perio-
distas, sentindolo tambi6n a mi mesa para demos-
trarle que no estaba agraviado en lo mis minimo.
Aludido en la cubanidad por el Sr. L6pez, debo decir
que soy cubano, eubano de aquellos que desde los 12
afios trabajan tesoneramente por Cuba, en forma hon-
rada, lo mismo que 61 puede haberlo hecho.

En cuanto al Plan Chadbourne, express tambien
que si 61 estaba en la CAmara en actitud de ataque
yo, en los estrados de la Audiencia y en mis activi-
dades ciudadanas, tambi6n me produje en todo ins-
tante en contra del funesto plan azucarero.

Item mrs. Yo no he hablado, en ningfin moment,
en contra de los intereses azucareros; he hablado en
defense del colono, y lo har6 en todo instant, por
considerar que representan los intereses nacionales
en la foripa mis medular y mas concrete. No es po-
sible acallar los dictados del coraz6n. Y yo, que,
segin 61, tengo fama de producirme en forma exce-
siva al exponer mis ideas e hilvanar las palabras,
puedo asegurar, que jams, o en muy pocas oportu-
nidades, tengo que rectificar concepts ni retirar pa-
labras, porque procuro siempre mantenerme correct
y carifiosamente para no herir en lo mfs minimo la
susceptibilidad de un compafiero. Pero lo que ocurre
es que mi amigo el Sr. L6pez, quiere establecer dife-
rencias entire Representantes experimentados y Re-
presentantes que no lo somos, y en ese apasionamiento
establece un complejo de inferioridad para nosotros,
los Representantes j6venes, sin pensar que, nosotros
los j6venes, tenemos cabeza, tenemos coraz6n y tene-
mos coraje tambi6n, como los mis experimentados,
como los mis inteligentes, como los mas patriots.
(Grandes aplausos.)

Yo no quiero darme por ofendido. El Sr. L6pez
ha retirado las palabras, pero sepa el Sr. L6pez que
siempre estar6 en la brega, dispuesto a defender, co-
mo hombre, lo que mantengo como Representante y
como Abogado en cualquier actividad de la vida.
Con esto terminal el incident. El Sr. L6pez ha
retirado sus palabras, y cuando se retiran las pala-
bras ya no hay ofensa.

SR. PRESIDENT (MAXRQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: Discutida suficientemente la enmienda pre-
sentada por el Sr. German L6pez. se none a votaci6n.








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REJPRESENTANTES 27


SR. CARBONELL (NISTOR) : Votaci6n nominal, Sr.
President.

SR. PRESIDENT (-MARQUEZ STERLING) : Habi6ndose
solicitado por un Sr. Representante votaci6n nomi-
nal, se va a proceder de acuerdo.

Los que est6n conformes con la enmienda, votarin
ue si, los que no est6n de acuerdo votaran que no.

(Se efectia la votaci6n.)

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): L Falta al-
gfin Sr. Representante por votar?

(Silencio.)

Han votado 93 Sres. Representantes, 73 que no y
20 que si.

(Votaron los Sres.: Abril, Alvarez, Anders, An-
,l 1. Arrie, Beguiristain, Berrio, Blanco, Broderman,
Cabrera Hernndez, Camb6, Cant6n, Carbonell, Cas-
tillo, Diaz Rodriguez, 'Duarte, Ducassi, Ferndndez
Gonzdlez, Ferndndez Junio, Ferndndez Mederos, Fer-
ndndez Roque, Ferndndez Supervielle, Ferrer, Fuen-
tes Junco, Gundian, (,,ii. ,, : Barroso, Gutierrez Ca-
sanova, IlHe r ndez Mauri, Herrcra, Jacomlino, Jay,
Lopez Blanco, L6pez Garcia, _I,,1iI. a. Martincz
Fraga, Martinez Mendez, Mendieta Carrera, Mendie-
ta Hechavarria, Morales, Mordn, Morej6n, Olivella,
Pages, Palma, Pardo, Jim6nez, Pardo Machado, Pe-
draza, Penabaz, Perez Galdn, Peree Sili., i;,s, Pino,
Portocarrero, Prieto, Puyol, Quiiiones, Ramirez, Ra-
mos Chandeau, Ramos Oleaga, Remedios, Rodriguez
Alonso, Rodriguez Benavides, Rodriguez L6pez, Ro-
7 ;,l : Rodriguez, Ruiz, Sancerni, Sdnchez Culmell,
Outset, Valera, Varona, Velaz, Zayas Bazdn, Zervig6n
y Cremata. Votaron a favor los Sres.: Diaz Balart,
Dominguez, Fraile, Puente Diaz, Garcia Vald6s, Ga-
rriga, Giberga, Ledn, L6pez Sdnchez, Marinello, Mar-
tinez Rivera, Meneses, Ochoa, Pruneda, Regalado, Ri-
verdn, Sudrez Rivas, Sudrez Sim6n, Yebra y Mdrquez
Sterling.

Ha quedado, por tanto, rechazada la enmienda de
adici6n al nimero de -comisiones con una mAs que
se llamarx "Comisi6n del Azficar".

Se va a proceder a la explicaci6n de voto, por el
orden que lo han solicitado los Sres. Representantes.

Tiene la palabra el Sr. Fraile.
SR. ERAILE (CARLOS) : Sr. President y Sres. Re-
presentantes: He de ser muy breve en la explicaci6n
de mi voto, aunque siempre me caracteriza la breve-
dad, porque sinceramente la CAmara se siente abru-
mada por el derroche de elocuencia que distinauidos
compafieros han hecho esta tarde. Yo he votado one
si, primero, porque si a la comisi6n que ha rendido
el dictamen sobre la reform del Rerlamento le ha
parecido convenient, y ese mismo dictamen lo de-
nuestra y ]a propia CAmara se ha mostrado de acuer-
do en mantener el criterio de no aumentar mis co-
misiones, al extreme de que tratAndose de comisiones
ya tenemos la del PlAtano, y no tardaremos en llegar
a la del Tomate y la Fruta Bomba, no veo por qu6


cuando se trata de crear una comisi6n de caracter
industrial nos negamos rotundamente a acceder a
11o. He votado que si, yo que no represent aqui ni a
los Hacendados ni a los Colonos, puesto que no tengo
ingenio ni cafia, porque represent a ambos como
Representante y como ciudadano en todos los pro-
blemas que afectan al pais. He votado que si por un
principio de equidad, por un principio de justicia,
porque no me parece 16gico que se trate de que en esa
comisi6n prevalezcan los intereses .de los colonos con
exclusion de los interests de los hacendados. Para mi
tan respetables son, Sres. Representantes, los unos
como los otros, ambos representan actividades de
nuestra patria dignas de toda proteeci6n, y he votado
que si, Sres. Representantes, finalmente, porque en-
tiendo que, en definitive, le hemos concedido mayor
importancia a este asunto de la que realmente 61
tiene.

No he querido hacer manifestaciones en este sen-
tido, para que ningin compaiero creyera que trata-
ba de coartarlo en el uso de la palabra; si alguno de
nosotros demuestra paciencia e interns en lo que sea
trabajar, creo que soy uno de ellos. Digo que no
tiene tal trascendencia, porque tal parece que esta
comisi6n va a tener caracter ejecutivo, y todos sabe-
mos que no tiene esa comisi6n mas mission que la de
rendir dictamen, y si tenemos una Comisi6n del Azi-
car y otra de la Caila, en definitive sera la Camara,
y mAs que la Camara el Congreso, el que tendra que
resolver este particular, y no dudo de que lo hara
con espiritu de equidad y de justicia.

IHe dicho.

SR PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Mario Le6n, para explicar su voto.

Sn. LE6N (MARIO) : Sr. President y Sres. Repre-
sentantes: Yo creo que este asunto lo hemos enfocado
de manera distinta a como debi6 enfocarse, porque,
de una parte los colonos, con un exceso de suscepti-
bilidad, parece que estiman que cuando se crea una
comisi6n que se llame de Azicar, esa comisi6n estard
integrada, por ejemplo, por intereses americanos, que
se dedicaran exclusivamente a hacerle dafio a los in-
tereses de los colonos; yo creo que el objeto de una
comisi6n es rear un organismo t6cnico que conozca
hasta en sus entrafias el asunto que se somete a su
consideraci6n y, lejos de estimar que esta comisi6n
vaya a producer dafo a los intereses de los colonos,
estimo que estara integrada por miembros de esta
CAmara; sera precisamente una comisi6n dedicada a
defender los interests azucareros en todos sus as-
pectos.

Por esto yo estimo, y vote que si, entendiendo que
ese organismo t6cnico, que se dedicarA a estudiar los
problems del azfcar, es indispensable para armoni-
zar los intereses en beneficio de ambos, de los hacen-
dados y de los colonos.

He dicho.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el iSr. GermAn L6pez, para explicar su voto.
SR. L6PEZ (GERMAN S.) : He votado que si, funda-
mentalmente, por entender que la Comisi6n de Azfi-







28 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


car en la C~mara, es de tanta necesidad como la Co-
misi6n de C6digos, como la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos y como cualquiera otra de las comisiones
en que se ha subdividido la Camara de Representan-
tes; y he votado que si, repito, porque siendo autor
de la enmienda, era l6gico que lo hiciera asi, aunque
pudiera haber puesto este problema en otro terreno,
ya que estoy seguro de que por lo much que se ha
tratado el mismo, la Camara, en su mayoria, ha vo-
tado creyendo que la pro'posici6n de hacer la Comi-
si6n de Azicar, significaba la supresi6n de la Comi-
si6n de Cafia y sus derivados. Como hay que tratar
2ste problema, y reglamentariamente yo tengo otra
oportunidad de traerlo al seno de la Cimara y lle-
varla al convencimiento de la necesidad de esa comi-
si6n, puesto que lo que se ha desechado es la enmien-
da por medio de la cual proponia la creaci6n de esta
comisi6n, me dispongo, a travws de todos estos deba-
tes, ir sometiendo las enmiendas necesarias para acla-
rar suficientemente el asunto, y poder obtener des-
pues el convencimiento de los Sres. Representantes
de que esta comisi6n no envuelve ninguin ataque a
la otra.

Me siento muy satisfecho de que esta tarde se haya
producido un debate en el cual se ha podido demos-
trar que importancia tiene el asunto azucarero en
Cuba, cuando en la Cfmara, en un solo acto, al tra-
tarse del nombre de una Comisi6n Azucarera, se ha
producido un hermoso especticulo, que da motivo a
esperar que cuando aqui se presented por el que
tiene el honor de dirigirles la palabra, los proyec-
tos que envuelven la verdadera organizaci6n del
mecanismo de la industrial azucarera, sacando de ma-
nos de esas entidades creadas en una opoca, que yo no
voy a critical ahora, saeando de esas manos la in-
dustria azucarera para traerla a un piano distinto,
estoy seguro que todos los miembros de la Camara
van a tomar participaci6n en ellos, dando un mentis
a la opinion pfiblica que cree que aqui no se piensa
trabajar, y menos defender los intereses de la Re-
pihblica. Por consiguiente, me siento muy satisfecho
de ver que se haya producido el hecho, y auguro que,
a travys de todas estas enmiendas, que yo voy a ir
presentando, podre, de una manera mas amplia, ir
explicando a los Sres. Representantes cuil es el espi-
ritu, que no es otro que el de crear una situaci6n a
la industrial azuearera igual, a la que tienen los de-
m6s interests de la Repfiblica.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. Martinez Fraga, para explicar su voto.

SR. MARTINEZ FRAGA (ANTONIO) : El Representante
que habla tiene el honor de explicar su voto en esta
oportunidad, en raz6n y en fuerza de la grande y
extraordinaria importancia que a su juicio tiene el
asunto debatido.
He votado que no, contra la enmienda presentada,
no por las razones que han sido expuestas, ni siquiera
por alguno de los fundamentos que brillantemente
han sido presentados por los distintos Sres. Repre-
sentantes. He votado que no, sencillamente y quie
ro que conste asi -, en raz6n de la importancia que
este asunto tiene para la regulaci6n legislative necesa-
ria a] desenvolvimiento de la industrial azucarera de
nuestro pais, y sobre todo, en raz6n de la dura expe-
riencia adquirida en Cuba, lo mismo por azucareros,


que por cafieros, de tratar indistintamente, y por se-
parados, -problemas que tienen que tratarse unidos, en
obligada interdependencia.

Si los problems de esta clase se hubieran estu-
diado siempre enitre colonoS y hacendados, en el mis-
mo piano, siendo precise resolver los de los azucare-
ros sin olvidar los de los colonos, no tendriamos la des-
gracia sin limited que aflige a Cuba, ni hubieramos su-
frido la implantaci6n del absurdo y vejaminoso plan
contra el cual tuve el honor de atravesar el pais de
pueblo en pueblo pregonAndolo como funesto para
Cuba; el malhadado Plan Chadbourne. Por esa ra-
z6n, porque entiendo que el problema azucarero de
nuestro pais debe debatirse dentro de una Comisi6n
TWenica, que unifique esencialmente el interns de unos
y otros, que sepa d6nde terminal el interns de los unos
y d6nde comienza el de los otros, por eso creo que
debe haber una sola Comisi6n, y nada mas que una
sola Comisi6n, la eual debe conocer de todos los
asuntos azucareros y cafieros.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Tiene la pa-
labra el Sr. Yebra para explicar su voto.

SR. YEBRA (DELFN) : Vot6 que si, Sr. President
y Sres. Representantes, porque entiendo que el he-
cho de que se cree una Comisi6n de asuntos azuca-
reros, no significa que se desconozean los derechos
de los Colonos, ya que los dictimenes de las Comi-
siones son susceptibles de ser rechazados por la Ca-
mara; y ain aprobados por 6sta, pueden serlo por
el Senado; y, ademis, porque merece la industrial
azucarera, que con tantos millones ha contribuido al
fomento de nuestra economic, que, por esta C6mara,
se eree una Comisi6n que se especialice en el estu-
dio de los asuntos que le atafien.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se va a dar
lectura a una enmienda...

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Sr. President: Tengo du-
das del qu6rum, y pido a la Presidencia que pase
list.

SR. PRESIDENT (M1RQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: Habiendo solicitado un Sr. Representante
que se pase lista, se va a proceder de acuerdo.

(Se efectia el pase de lista)

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Retiro el pase de lista.

SR. GIBERGA (SAMUEL): Yo pido un receso hasta
mafana a las 5.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sin que esto
quiera decir que la Presidencia se inmiscuya en lo
que decidan los Sres. Representantes, suplico a los
Sres. Representantes que ya que hemos estado reu-
nidos por espacio de cinco horas, demos fin a la la-
bor de terminar las Comisiones.

Yo creo que nos falta muy poco para que sean de-
signadas las Comisiones y para que ]a CGmara pue-
da funcionar normalmente,







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


SR. SUiRFZ RIVAs (EDUARDO): Pido la palabra:

(Murmullos en el Sal6n.)

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Los Sres.
Representantes se servirhn ocupar sus escafos.

Tiene la palabra el Sr. Suarez Rivas.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO) : Yo creo que es ne-
cesario que la Camara se de cuenta de su deber, y
aborde decididamente la reform del Reglamento, en
la forma convenida. Lo mas que pueden pedir los
Sres. Representantes, despues de una labor agota-
dora, de esta piroteenia de discursos que muchas ve-
ces hemos oido, es que se d6 un receso para que los
Sres. Representantes puedan comer y descansar un
moment; pero que no sea para mafiana. La Camara
tiene necesidad de trabajar continuamente. Eso se
dice por todas parties. Y para que demos esa sensa-
ci6n, no es precise que se conceda un receso prolon-
gado. Por eso me opongo al receso hasta mariana a
las 5 de la tarde. Que la CAmara tenga necesidad de
estar toda ]a noche trabajando,,esto no es mAs que
un deber de la CAmara. Por consiguiente, yo pido
que simplemente se conceda un receso hasta las diez
de la noche.

(Aplausos.)

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Hay dos
proposiciones: la primer de un receso hasta ma-
fiana a las 5.

SR. GIBERGA (SAMUEL) : Hay una sola, porque yo
retire la mia. Yo quiero seguir trabajando; pero
como habia un pase de lista pendiente, por eso hice la
proposici6n anterior, a fin de que no se perdiera la
labor realizada; pero estoy conforme con trabajar
toda la noche, aunque sea hasta la madrugada.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Yo ruego a
los Sres. Representantes, para que se den exacta
cuenta de la proposici6n del Sr. SuArez Rivas, que
ocupen sus escanos y pidan la palabra por su orden.

Sres. Representantes: hasta la Presidencia han lle-
gado rumors de que esta sesi6n esta declarada per-
manente, y quiero aclarar que esa declaraei6n de per-
manencia no ha recaido en ningun moment, y que
lo finico que tenemos que resolver es si se concede el
receso de dos horas, o no. Yo quiero sugerir a los
Sres. Representantes que, antes de acordar el receso,
debe acordarse la declaratoria de permaneneia de la
sesi6n, a los efectos de terminar con la modificaci6n
que se le ha hecho al Reglamento.

Por lo tanto, como eso es previo, los que estin de
acuerdo con la declaraci6n de permanencia de la se-
si6n, se serviran ponerse de pie.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Pido votaci6n nominal.

SR. SUiREZ RIVAS (EDUARDO) : Para una cuesti6n
de orden.
Que esta sesi6n se declare permanent, ya ha sido
aprobado y no cabe una rectificaci6n de votaci6n
nominal, que es lo que desea el Sr. German L6pez.


SR. L6PEZ (GERMAN S.): Quiero aclarar que no he
pedido rectificaci6n a la votaci6n nominal.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: Se pone a votaci6n el receso hasta las once
de la noche, y habiendo pedido el Sr. German L6pez
votaci6n nominal se va a proceder a la misma.

(Se efecti a. la votaci6n.)

SR. ALVAREZ (ALFREDO) : Para pedir que continue
la sesi6n sin interrupci6n hasta que se termine, aun-
que nos quedemos un dia sin comer (.l1ai, ,,ll,, de
aprobaci6n) y en este sentido permitame el Sr. Sua-
rez Rivas rogarle retire su petici6n de receso.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO): Yo, honradamente,
creia que las tacticas parlamentarias del Sr. German
L6pez eran las de la defense natural, con la inteli-
gencia que indiscutiblemente posee; pero ya veo que
lo que el Sr. L6pez quiere es obstaculizar el desenvol-
vimiento de la Camara, por lo que retire mi propo-
sici6n de receso para no darle el gusto al Sr. L6pez.

En estos moments no tengo aplausos para 61, por-
que el Sr. L6pez debe dejar que la Camara se pro-
duzca normalmente; aun derrotado no debe sentir
resquemores, sino debe propiciar que la Cimara vaya
a su natural desenvolvimiento.

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Sr. President, para una
alusi6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ .STERLING) : Retirada la
proposici6n del Sr. Sudrez Rivas, tiene la palabra el
Sr. German L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): El Sr. SuArez Rivas tiene
en su haber una cantidad de afectos y frases agra-
dables que yo s6 apreciar en su verdadera media,
y aunque esta noche haga una critical, tal vez apre-
ciandome de una manera equivocada, esto no implica
para que yo siga teniendo para 61 los mismos senti-
mientos de respeto y afectos, y quiero, precisamente,
por eso, explicar que no es un sentimiento que no
estA en armonia con mi manera de ser, al tratar de
defender, porque en este caso no existe la derrota.
Cuando se vota en contra del criterio de otro Repre-
sentante se estA 'en su perfect derecho, y para eso
existe el Reglamento, por medio del cual el Repre-
sentante, cuando en una forma no puede obtener lo
que se propone, se vale de otra. Yo rogaria al Sr.
SuArez Rivas que me escuchara.

SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO): Con much gusto.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Yo soy el primero que
estoy empefiado en que esto se produzca y se trate
problema tan important, y el que haya pedido vo-
taci6n nominal no quiere decir que obstaculice el
desenvolvimiento de la Camara, cuando en la Cama-
ra hay 162 Representantes que tienen el mismo de-
ber que el Sr. SuArez Rivas y que el que tiene el
honor de dirigirles la palabra.

'SR. SUAREZ RIVAS (EDUARDO) : En esta noche el Sr.
GermAn L6pez ha solicitado varias votaciones nomi-
nales; no hay ninguno que haya solicitado tantas.








30 DIARIO DE SESIONES DE LA C \MARA DE REPRESENTANTES
tes a lo rsda e e d u em oe


He dicho que quiere obstaculizar el desenvolvi-
miento de la Cimara, sin que por esto merme la con-
dici6n de cariflo, de aprecio y de admiraci6n que ten-
go por el Sr. L6pez.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President y Sres. Re-
presentantes: Si el Sr. Suarez Rivas entiende que
pedir que se vote nominalmente, o que se compruebe
el qu6rum, o hacer uso de todo lo que esta escrito en
el Reglamento, que para eso lo tenemos, significa
obstaculizar a la Camara en su' desenvolvimiento, yo
voy a estar conforme con esta apreciaci6n; pero voy
a pedirle que, con esa representaci6n que ostenta,
nada menos que de Leader de la Mayoria, se dB cuen-
ta de que esos escafios que debian estar ocupados por
los Sres. Representantes, no lo estin, y que eso si es
una manera de faltar al Reglamento y al cumplimien-
to del deber, impidiendo que un Sr. Representante,
dentro de las normas reglamentarias, tenga derecho
a pedir una votaci6n nominal, porque es la fnica
manera que hay en la Camara de no quedar en descu-
bierto, para que la Camara trabaje; es hacia esos
escafios desocupados hacia donde debe mirar el Sr.
SuArez Rivas y no hacia un Representante que se
ampara en el Reglamento en esta ocasion, porque
ahora le ha tocado al Sr. Germin L6pez, pero posi-
blemente en otra oportunidad, no muy lejana tal vez,
le toque al Sr. Suarez Rivas ampararse en 61.

Por eso yo voy a demostrar c6mo llegan a mis
sentimientos esas frases de afecto, y voy a esperar
pacientemente a ver hasta cuindo hay qu6rum, por-
que yo pretend, ISr. Suarez Rivas, dentro de las nor-
mas reglamentarias, conseguir transacciones para lle-
gar a obtener que la industrial azucarera, que merece
tanto respeto y debe ten6rsele, no sea desplazada, lo-
grando de los compafieros lo que es razonable y just:
que haya una Comisi6n que entienda de eso, y para
ello no tengo mas que un medio, el Reglamento, y
el afecto, el aprecio y el conveneimiento de los com-
pafieros de que no estoy pidiendo nada contrario a
mi derecho.

,SR. PRESIDENT (MI/RQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: Retirada la proposici6n del Sr. Suarez Ri-
vas, se le va a dar leetura a una enmienda en rela-
ci6n con el articulo 21, que trata de la constituci6n
de las Comisiones Permanentes.

Se va a proceder a la lectura de la misma.

(El official de actas lee:)

A LA CAMERA:

El Representante que suscribe, se permit some-
ter a la consideraci6n de la CAmara, en relaci6n con
la discusi6n del articulo 21 del Reglamento, la adop-
ci6n de la siguiente

ENMIENDA.

El nfmero quince de las comisiones permanentes,
se denominark asi:

"De la Cafia, Azicar y sus Derivados."

Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-


tes, a los tres dias del mes de Junio de mil nove-
cientos treinta y seis.

Tirso Don inguez.

SR. PORTOCARRERO (JESUS): Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Sres. Repre-
sentantes: De acuerdo con el Reglamento a las en-
miendas no se concede mks que un turn en pro y
otro en contra.

.SR. PORTOCARRERO (JESJS) : Pido la palabra, para
una cuesti6n de orden.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Portocarrero, para una cuesti6n de orden.

SR. PORTOCARRERO (JESUS): Vigilante de la pre-
sentaci6n de enmiendas, desde el primer moment
en que se someti6 a debate el problema del articulo 21,
solicit conocer de la Presidencia las enmiendas que
se habian producido al referido articulo, y se me
explic6 por la Presidencia que se habian presentado
1ina enmienda del Sr. L6pez, otra del Sr. Sanchez
Culmell en relaci6n con la industrial pecuaria, y otra
del Sr. Abelardo Ruiz, en relaci6n con la propia Co-
misi6n, y no habiendose presentado en el moment
que se sefiala para la discusi6n la enmienda, solicito
que se declare que no ha lugar a deliberar sobre
la misma.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. Por-
tocarrero acaba de solicitar la palabra para una cues-
ti6n de orden.


Las enmiendas se pueden producer como quiera,
de acuerdo con el articulado del Reglamento.

Por lo tanto, como estamos dentro de la discusion
de un articulo que comprende tantos parrafos como
Comisiones, se pueden presentar enmiendas en tan-
to en cuanto este articulo no est6 suficientemente dis-
cutido y aprobado. Por consiguiente, el Sr. Domin-
guez tenia derecho a presentar su enmienda a la en-
mienda del Sr. German L6pez, porque esa fu6 adi-
cionando el nfmero de Comisiones, e intercalaba al
phrrafo 15 del articulo que se discute, los pirrafos
de la industrial azucarera.

SEl Sr. Neyra ha pedido la palabra a favor o en
contra de la enmienda presentada?

(Silencio).

Tiene la palabra el Sr. Beguiristain.

SR. BEGUIRISTAIN (ALBERTO): Para una aclaraion
a esa enmienda. Alli se habla de la cafia, de la indus-
tria azucarera y de sus derivados. & CQmo debe enten-
derse: derivados de la industrial azucarera o de la
cafia?; porque no esta perfectamente claro.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): De ambas cosas.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia no puede resolver ese problema, Sr. Beguiris-
tain, porque la coma puede entenderse en una u otra
forma, y si la Presidencia la estimara al final de la








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRE.SENTANTES 81


palabra cafia, la Camara podria entender lo contra-
rio. Ademas, bien podria hacer esa aclaraci6n el au-
tor de la enmienda.

Tiene la palabra el Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JESiS) : Tengo hecha una prc-
posici6n incidental de no ha lugar a deliberar en
relaci6n a esa enmienda. Como yo mantengo ]a so-
licitud, pido que la Presidencia la someta a votaci6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
discusi6n la proposici6n incidental del Sr. Portoca-
rrero, de no ha lugar a deliberar. Se concede un tur-
no a favor y otro en contra.

SR. L6PEZ (GERMAN S.): En contra.
SR. PORTOCARRERO (JESOS) : A favor.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. German L6pez.

Quiero advertir a los Sres. Representantes, que la
Presidencia necesita, para conducir este debate, que
los Sres. Representantes le presten su cooperaci6n.
.La Presidencia observa, en este moment, que la
proposici6n incidental de no ha lugar a deliberar, es
sin diseusi6n, y la pone a votacion.
Los que esten de acuerdo con la proposici6n...

SR. L6PEZ (GERMAN S.) : Votaci6n nominal, Sr. Pre-
Sidente.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Se pone a
votaci6n nominal, por haberlo solicitado un Sr. Re-
presentante, la moci6n del Sr. Portocarrero. Los
que est6n de acuerdo, votardn "si", los contrarios,
"no"
SR. GARRIGA (MARCELINO) : La proposici6n que se
ha hecho a la Camara es la proposici6n mks grave que
ie puede presentar en un Parlamento, por cuanto rom-
pe los frenos de la cortesia a los demis compaloeros.
Por'lo tanto, yo ruego a la Presidencia que, en nom-
bre del compafierismo y la solidaridad, que deb4 ha-
ber en una Camara que dispute con gallardia y con
altitude de miras, afin cuando entrafia los mis fun-
damentales principios en la discusi6n, que la Presi-
dencia le aclare a la Camara en la forma que se ha
de producer, porque al compafiero que le voten una
declaraci6n de no ha lugar a deliberar, se le hace la
mas grave injuria que se le puede hacer en un Par-
lamento.

Por tanto, yo ruego a la Presidencia que aclare la
forma de la votaci6n para no incurrir en errors.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: Se va a dar lectura, de acuerdo con las ar-
gumentaciones del Sr. Marcelino Garriga, -que la
Presidencia entiende que son atinadas- al articulo 98
del Reglamento.

SR. PORTOCARRERO (JES~S) :'Sr. President: Para
una cuesti6n de orden, pido la palabra.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Es que ca-
da vez que el Sr. Portocarrero pide la palabra, para
una cuesti6n de orden, se convierte en desorden.


Se ha hecho una petici6n de no ha lugar a delibe-
rar, por el Sr. Portocarrero. De acuerdo con el ar-
ticulo 98, la Presidencia va a someter a la consi-
deraci6n de la Camara la petici6n del Sr. Portoca-
rrero, ain cuando, como Representante, la Presi-
dencia entiende que no es oportuna la solicited del
Sr. Portocarrero, porque esto produciria una situa-
ci6n de suma gravedad para los Sres. Representantes.

SR. PORTOCARRERO (JESTS) : Si la Presidencia me
permit -afin cuando la Presidencia estima que
cuando pido la palabra para una cuesti6n de orden,
se convierte en desorden...

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): La Presi-
dencia no lo dice, lo ha observado.

SR. PORTOCARRERO (JESnS) : De modo que si cada
vez que hago una petici6n para una cuesti6n de or-
den, lo convierto en desorden, yo quiero que la Pre-
sidencia y los Sres. Representantes me oigan y lue-
go podrdn decir si es just esa apreciaci6n, despuks
que me produzca en este instant.

Someti la proposici6n incidental de no ha lugar a
deliberar, porque, haciendo buenas las palabras del
Sr. Suarez Rivas, estimaba que la proposici6n del
Sr. Dominguez no era mas que la repetici6n de la
enmienda que se habia desechado ya, y queria que la
Camara. actuara decisivamente en este problema, en
beneficio de los interests colectivos. Pero el Sr. Ga-
rriga, con esa hidalguia y ese sentimiento de compafie-
rismo conque siempre se produce en todos los momen-
tos, ha hecho una aclaraci6n que yo estimo pertinent,
y, por tanto, retire la solicitud que habia presentado,
porque tengo la seguridad de que la Mayoria, que
con anterioridad vot6 en sentido contrario, continua-
ra produciendose en el mismo sentido, como son sus
deseos. Por tanto, retire la proposici6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: Retirada la proposici6n por el !Sr. Portoca-
rrero, se va a proceder a la discusi6n de la enmienda.

SR. DOMiNGUEZ (TIRSO) : Sr. President: Pido la
palabra, para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Dominguez, para una aclaraci6n.
SR. DOMINGUEZ (TIRSO) : Para aclarar que no es
una repetici6n de la proposici6n del Sr. German L6-
pez, toda vez que el Sr. German L6pez proponia que
se nombrara una Comisi6n para la Industria Azu-
carera que se llama "De la Cafia y sus Derivados",
y aunque los Hacendados hemos sido derrotados, lo
acepto, pero quiero proponer que se cree una Comisi6n
denominada "De Cafia, Industria Azucarera y los
Derivados de Ambas". Yo creo que si los colonos
quieren estar representados en una Comision perma-
nente en la Camara, tienen perfect derecho a ello y
debe tratar de complae6rseles.
SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sr. Domin-
guez: El Sr. Beguiristain ha pedido al autor de la
enmienda que aclare el significado de la misma, o
mejor dicho, la forma en que la enmienda estA re-
dactada. El Sr. Beguiristain preguntaba a la Pre-
sidencia si los derivados son de la cafia o de la Indus-
tria Azucarera.








32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
-


SR. DOMINGUEZ (TISO) : El espiritu de la proposi-
ci6n mia es: "La Cafia y sus Derivados, y la Indus-
tria Azucarera' ; porque creo que la Industria Azuca-
rera, que vale algo en Cuba, debe estar representada
tambi6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Esta a dis-
cusi6n la enmienda presentada por el Sr. Dominguez.
Se conceden un turno en contra y otro a favor. El
Sr. Fernandez Supervielle tiene solicitada la palabra
a favor, y en contra, el Sr. Portocarrero.

Tiene la palabra el Sr. Portocarrero.

SR. PORTOCARRERO (JESS) : Para un problema'de
tecnica, pudi6ramos decir: Si ya tenemos una Co-
misi6n de la Cafia y sus Derivados, implicitamente
esta contenida en ella el azi ar, que es un derivado
de la cafia; por eso estimaba que sin poner el nom-
bre de azficar, esta aparecia con toda su personalidad
y con toda la influencia que tiene el azfcar en el de-
senvolvimiento de la vida econ6mica del Pais.

Por otro lado, al agregar ahora o modificar la Co-
misi6n en la forma que lo hace el Sr. Dominguez,
demostrando asi una inteligencia clara, un tacto ex-
quisito y una practice parlamentaria que hasta el
present no tenia en su historical, lo presentan como
un future parlamentario .de fuste. Yo creo que todo
esto vendria precisamente a desvirtuar los acuerdos
adoptados con anterioridad en relaci6n con la Co-
misi6n que se creaba anteriormente por virtud de
la proposici6n del Sr. GermAn L6pez. Atendiendo a
todos estos problems es que solicito que se manten-
ga el nombre como esti actualmente, porque desde el
punto de vista thenico y juridico, correspond por
complete todo cuanto se refiere a la Industria Azu-
carera.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Ruego a los
Sres. Representantes ocupen sus escanos y hagan si-
lencio.

SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID): Por consi-
guiente, sefiores, en aras de la buena armonia que
debe reinar siempre en este recinto; en aras del res-
peto que deben merecer todos los intereses en juego en
nuestra Repfblica, yo interest de los Sres. Repre-
sentantes que voten la enmienda del Sr. Dominguez
Fumero, para que ese inciso 16 del articulo correspon-
diente, quede redactado en la forma que propone el
Sr. Dominguez Fumero, y ya aclarada fltimamente:
"De Cafia y Derivados e Industria Azucarera".

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Discutido
suficientemente el asunto, se pone a votaci6n. Los
que esten de acuerdo con la enmienda del Sr. Do-
minguez Fumero, se servirdn ponerse de pie.

SR. PENABAZ (MANUEL R.): Pido votaci6n nominal.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Habiendose
pedido votaci6n nominal, se va a proceder a la misma.

(El official de actas comienza la votacidn).

SR. L6PEZ (GERMAN S.): Sr. President: El Sr.
Representante que habia pedido votaci6n nominal, ha
abandonado el Sal6n.

SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): Sres. Repre-
sentantes: Habiendo abandonado el Sal6n el Sr. Re-
presentante que pidi6 la votaci6n nominal...

Sn. OLIVELLA (Josu ELIAS): Sr. President: Yo
hago la misma petici6n de votaci6n nominal.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING): El Sr. Oli-
SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID) : Pido la pa- vella solicit la votaci6n nominal, y, por tanto, con-
iabra. tinuard la misma.


SR. PRESIDENT (MARQUEZ STERLING) : Tiene la pa-
labra el Sr. Fernandez Supervielle.

SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE' (DAVID): Sr. Presi-
dente y Sres. Representantes: Se han pronunciado es-
ta noche, aqui, alrededor de este problema, tantos y
tan elocuentes discursos, que yo no me creo autori-
zado a molestar con mi palabra la atenci6n de los
Sres. Representantes, y no aspiro a hacer nn discurso
mIs. Se ha hablado con extraordinaria elocuencia y
con razones absolutamente convincentes, de una par-
te, a favor de la cafia, es decir, de la part agricola
del asunto, y de otra part, a favor del azficar, de la
part industrial del mismo, y tantas y tan poderosas
son las razones que pueden aducirse en un sentido o
en otro, que no puedo por menos, Sres. Representan-
tes, que dejar oir mi modest voz para manifestarme
en favor de una soluci6n eclictica, que resuelva todos
los problems, y afine todas las opinions. No veo
que pueda existir raz6n alguna que se oponga a que
se consider esta Comisi6n con el nombre que filti-
mamente ha propuesto el Sr. Dominguez Fumero:
"Cafia, sus Derivados e Industria Azucarera". De
esta manera, aunados todos los intereses y todas las
opinions, a mi juicio se resuelve el problema satis-
factoriamente...


(El official de actas continda el pase de lista.

(Abandona el Sr. Mdrquez Sterling la Presidencia
y la ocupa el Sr. Andreu).

SR. PALMA (CARLOS): Yo quisiera que el Sr. Pre-
sidente me informara qu6 cosa es lo que estamos vo-
tando ahora aqui, sobre que asuntos se ha pedido
la votaci6n nominal, o si se trata de un pase de lista.

SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Sres. Representantes:
La Presidencia quiere informer, aclarando la vota-
ci6n, que 6sta se esta produciendo sobre una enmien-
da presentada por el Sr. Dominguez acerca de la
cual se pidi6 por un Sr. Representante votaci6n no-
minal.

SR. PORTOCARRERO (JESUS): Pido que se rectifique
la votaci6n.

SR. PALMA (CARLOS) : Insisto, Sr. President. Aqui
se estd hablando de un pase de lista.

SR. BEGUIRISTAIN (ALBERTO) : L Pero es que se es-
t6 pasando lista, Sr. President?








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33


Pido que se rectifique el qu6rum.

SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Quiero explicar a los
Sres. Representantes que en ningdn moment se ha
estado pasando lista; se esta votando nominalmente la
enmienda del Sr. Dominguez, para la cual pidi6 vo-
taci6n nominal un Sr. Representante.

(El official de actas contin(ta llamando a votar a
los Sres. Representantes).

SR. PORTOCARRERO (JESOS) : Solicito la rectificaci6n,
para su oportunidad, Sr. President.

SR. PALMA (CARLOS): Yo habia solicitado la rec-
tificaci6n de la votaci6n antes que el Sr. Portoca-
rrero; quiero asi consignarlo.

SR. PORTOCARRERO (JESNS) : Pido rectificaci6n.

SR. FERNANDEZ SUPERVIELLE (DAVID): Yo enten-
dia que se estaba pasando lista, y cuando se me men-


cion6, me limit a levantar la mano. Por lo tanto,
no s6 c6mo he votado.

SR. PALMA (CARLOS): Al llegar, crei que se esta-
ba pasando lista, y tango pedida la palabra para que
se me aclare que se estd votando aqui.
SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Ha sido aclarada sufi-
cientemente...
SR. PALMA (CARLOS): Yo contest, present. Ten-
go pedida ]a rectificaci6n de la votaci6n.
SR. PRESIDENTE (ANDREU) : Para pedir la rectifi-
caci6n de la votaci6n tiene que esperar a que se sepa
el resultado.

(El official de actas realize el escrutinio).
SR. PRESIDENTE (ANDREU): Habiendo respondido
a la votaci6n solamente 35 Sres. Representantes, no
hay qu6rum. Se levanta la sesi6n.
(Eran las 9 y 30 p. m.)


Imprenta Rambla, Bouza y Ca., Pi y Margall 33 y 35. Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs