Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01480
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01480
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text





REPUBLICAN DE CUBA











DIQRlO E SESIO0ES
DE LA -
CAMARA DE REPRESENTANTES


DECIMO


SEXTO


PERIOD

PRIMERA LEGISLATURE


CONGRESSIONAL


VOL. LXI LA HABANA. NUM. 14




APENDICE
(Mensaje leido por el Honorable Presidente de la Repfblica de Cuba, Sr. Miguel Mariano G6mez
Arias, en la' Sesi6n Conjunta del Congreso, celebrada el dia 20 de Mayo de 1936.)


MENSAJE

AL CONGRESS DE LA REPTJBLICA:


Ante el mis alto organismo del Poder Judicial. el
Honorable Tribunal Supremo, aeabo de tomar pose-
si6n de la Presidencia de la Repfiblica, y tengo pre-
dilecta complacencia en que mi primer acto official
sea dirigirme al Poder Legislativo, que habrA de ser
mi principal colaborador en la empresa, ardua e in-
mensa, que hoy comienzo.
Las urnas del 10 de Enero nos confirieron idnn-
tico mandate, que solicitado y aceptado, obliga nues-
tro honor: velar y promover el cr6dito y el auge de
la Repfiblica, civico deber que cumpliremos celosa-
mente, al dictado del amor a Cuba y de nuestra pro-
pia estimaci6n, proponi6ndonos firmemente, *con el en-
grandecimiento patrio que propulsaremos sin cesar,
ser dignos de la consideraci6n del pueblo que nos
eligi6 para que hagamos el bien general, con lo que
honraremos nuestros liombres. En la obra comin.
que es compleja y enorme, todos, Congreso y Ejecu-
tivo, daremos a la colectividad nuestros esfuerzos y
entusiasmos.
No son mis palabras mera formula de ocasi6n, anun-
ciando actitudes que no serin observadas. Estoy en
moments solemnes de profunda emoci6n al sentir
sobre mi personalidad esta supreme investidura, ins-
tantes oportunos de expresaros la inflexible linea de


conduct a que habr6 de ajustarme, para dejar el
mejor recuerdo de mi paso por este elevado cargo
que puede ser de gloria o de desventura, segfn mis
aciertos o mis errorss, y al comunicarme, por vez pri-
mera con el Congreso, la mks excelsa, direct y ge-
nuina representaci6n national, hoy de la totalidad
de nuestra poblaci6n al integrarla tambien la digni-
sima presencia de la mujer, que es uno de nuestros
positives avances novisimos, quiero proclamar en este
document, ya Presidente, lo que tantas 'veces repi-
tiera durante la propaganda electoral, y en declara-
ciones posteriores, a requerimiento de ese vigilante
Cuarto Poder que amenudo nos interroga, para satis-
'facer las legitimas demands de la Opini6n. Vengo
al Gobierno resuelto a realizar lo que me corresponda
o deba realizar como Jefe del Estado, propendiendo
;iempre al bienestar pfiblico; vengo a trabajar cuan-
to mis fuerzas consientan para mejorar lo que en-
cuentre deficiente; vengo decididamente a no defran
dar a los Comicios que me eligieron, y afirmo y rei-
tero que los hechos dirhn, que yo no lego a la pri-
mera Magistratura a lucir ni a gozar de la Pr.esi-
dencia, sino a consagrar toda mi voluntad y mi tiem-
po al cuidado de Cuba, a esta dificil labor que tengc
delante, que absorbers mis desvelos, que sobrecogidt
he considerado muchas veees, midiendo la grave res-
ponsabilidad que contraigo con el pais y con mi his-
toria, y que acometo con fe y con energies para ven-
eer en el empefio. Mi gesti6n sera eneaminada a ob-
tener la aprobaci6n de mis conciudadanos, pueste
todo mi ser en Cuba, que solamente asi correspon-


.. I








2 D IARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


der6 al favor y privilegio de haber alcanzado est
maxima jerarquia de la vida pfblica.

Estad seguros de que me doy exacta cuenta de la
piedras del camino, y de quo lo recorrer6 con inim
confiado en apartarlas, para ejercitados todos mis d(
rechos y cumplidas todas mis obligaciones llegar a
termino de mi funci6n que no me envanezea consid(
riandola providencial, pero si de marcada influence
en el desarrollo y rumbos nacionales, por lo que frer
te a los problems y dIit.,ill i.-- que hayan de arros
trarse, escoger6 cuidadosamente los mis acertados cri
terios que propicien lo present y lo porvenir.

Bien comprend6is que para prop6sitos de tant
trascendencia, que para lograr un Gobierno efficient
de provisions y remedies adeeados, necesito indis
pensablemente de vuestra asidua y fecunda cooper
ci6n, precisamente porque s6is el Poder creador, e
que elabora las leyes que respondan a las necesidadel
de la Soeiedad que dirigimos, que se estanca y per
turba, 'si buenas y oportunas pragmAticas no solu
cionan stus exigencias y conflicts, curan sus males
y atienden a la march y el progress de la Naei6n:

No soy de los que incurren en la indudable exage
raci6n, de afrmar que en los treinta y cuatro aiio.
transeurridos de Repiblica, no se han dictado reform
mas de notorio advance que nos han alejado bastant
de la estructura colonial. Ain cuando pudo habers(
heeho mis, no ha sido tanta como se moteja, la incu
ria y esterilidad legislative, que no hayamos adelan
tado en various aspects esenciales, y filtimamente, 1,
Provisionalidad ha promulgado laudables medidas qu(
i-mprimen nuevos derroteros. Pero evidentemente, hay
much mas por hacer, y seguramente, seran pronto
y fructiferos los resultados que rindais, preparado
y dispuestos como estAis, a proveernos de los pre-
ceptos que exigen las circunstancias del pais, extir.
pando lo nocivo que debe desapareeer, y dotandole
de lo que sirva a su mejoramiento. Pueblo nuevo el
nuestro, datando de un tercio de siglo su Indepen-
dencia, easi todo esta por crear, mediante el incesante
y acertado legislar sobre numerosas y diversas ma-
terias.

,Escogidos por los '-ia.;i. de la voluntad popular
en que reside la soberania, ciertamente no es menes-
ter que nadie os avise ni reeuerde, que reclamen ur-
gentemente vuestras providencias, a compis con la
6poca, y como corolario de los aconteeimientos poli-
ticos del ultimo lustro, sendas cuestiones de dereche
pfiblico y de derecho privado, en todos los 6rdenes
de las actividades y elements de la Naci6n, que an-
siosos aguardan las resoluciones que adopteis: el Co-
mercio, la Industria, el propietario, sostenedores de
los gastos pfiblicos y nervios de nuestra economic tan
necesitados de estimulos y alivios; la Agriculture
fuente principal de la producci6n que hemos de favo-
recer, porque es agricola la base de nuestra susten-
taci6n; el aprovechamiento de las tierras yermas en
pequefias propiedades y la equitativa distribuci6n de
la riqueza piblica; los Bancos del Estado para los
auxilios vitales en distintos 6rdenes de la Naci6n; las
soluciones definiti-as a los conflietos oriinados por
la brusca caida de la propiedad; la vigorizaci6n de
nuestra Hacienda, de complicado y oneroso sistema
tributario, y de multiples deudas; la restituci6n de
nuestro cradito; la rectificaci6n de las Jubilaciones


a y Pensiones conform a reglas de equidad, y con
vista a los recursos para abonarlas, sin comprometer
csenciales atenciones del Estado; la Sanidad con asig-
s naciones bastantes y exclusivas a los fines sagrados
o de la salud, y la Beneficencia con el esfuerzo prefe-
e- rente que impone la piedad para remediar el estadc
il ,',!lr, l. de los TI...,pit.i .s y Asilos, de los que tan-
e. to me preocup6 en la Alcaldia; la protecci6n y des-
a arrollo del Institute de asistencia y previsi6n social
_ several medidas de vigilancia y frono a los Trusts.
Sgrandes y chicos, para library al consumidor de abusi-
ivas especulaciones; las Obras Piblicas para con la'
carreteras cnlazar las comarcas, despertar explota-
ciones y disminuir el desempleo; el Catastro de tantas
a afortunadas revelaciones; la relaci6n del Capital
e el Trabajo para evitar sus fricciones; el Turismo
_ bien lanmado nuestra "Segunda Zafra", si lo orga-
nizamos htibilmente; el Obrero que aspira legitima-
] mente al mejoramiento del standard de vida; ]a Ca-
rrera Administrativa para su idoneidad y estabili-
- dad; la modestia official y la nivelaci6n presupuestal
Sconsiderando en las leyes el limited de las consigna-
icones, y la resistencia de nuestras fuentes contri-
butivas; los Tratados para relacionarnos con el mun-
do, y acrecentarnos cono podemos prometernos de
nuestos inmensos recursos, teniendo fe en Cuba si
Sabemos conducirla.; los C6digos, Leyes y Decretos
de perentoria unidad y revision, para ponerlos ei
Soncordancia, purgarlos de arcaicos preceptos y de-
fectos, y adentrarlos en las legislaciones modernas:
el ascenso de nuestro nivel de vida psiquica y cor-
Sporal; el aumento de estimulos a nuestro poder ad-
quisitivo; las medidas concretas, no empiricas sine
cientificas, de alivios prictieos para las realizaciones
Sde la equidad social, como seguros, participaci6n en
utilidades, e etc,, etc., campesino que hay que redi
mir en su vivienda, su salud, su instrccei6n y su
trabajo mis recompensado, lo que tanto afecta a
nuestra liberaci6n; el nifio, el enfermo y el desvalido.
que es signo de humanidad y civilizaci6n ampararlos :
eclcticanente, sin ahogar las fecundas iniciativas de
la poderosa acci6n espontinea del individuo, ni en-
sanchar absorbentemente a todos Tos Ambitos, el pa-
ternalismo official, llevar la discreta intervenci6n y
tutela del Estado, a aquellos servicios y esferas en
que sea titil, segGn el ejemplo de magnificos experi-
mentos extranjeros, no con improcedente imitaci6n.
sino con arreglo a nuestras circunstancias y mode
propio, y segun ya ha sido recomendado entire nos-
otros, organizando en forma cooperative moderada o
mixta, la reprcsentaci6n de las l-. .'.., classes y acti-
vidades de la Naci6n, conform a los admirables re-
sultados obtenidos en otras parties, y que se adoptariar
con justificado criterio oportunista; ]a saludable in-
yecci6n de savia a las municipalidades, qune si langui-
decen I., iin,,i, en la anemia national; Aeueductor
para esa primer nceesidad del agua; la Eseuela, cu-
ya ensefianza hay que difundir e intensificar, pare
arrancando la indeferencia de la ignorancia, alcan-
zar la verdadcra democracia; per los afios en sus-
penso, con sensible dafio a nuestra cultural e irrepar- .
ble al porvenir de muchos estudiantes, urgentisimas
las medidas para asegurar la restauraci6n de la vida
universitaria, en su eminente funci6n social privati-
vamente de ensefianza superior y disciplines t6enicas
con todos los prestigious y franquicias, regida por sus
profesores con plena autonomia administrative y do-
cente, augusta casa de la Ciencia, ante sus muro.
detenida la fuerza piiblica, salvo graves perturba-
ciones que exijan su auxilio, porque el Gobierno sin









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


menoscabar su jurisdicci6n violando sus deberes, no
puede consentir el desorden en ninguna parte del
territorio national, y vedado su seno a la caldeada
political de los bandos militants, aunque no exenta
del sentir'patrio, y por lo mismo, avidos maestros I
alumnos del progress de Cuba, como Avidos estamo:
todos nosotros, y esta Sociedad, de que esa juventud
que so destae6 con heroism, sacrificando preciosa
vidas durante las filtimas luchas por la libertad,
generosamente, con el fuego y la pureva de la edad.
presta siempre a romanticos ideals, reflexione con
buen juicio sobre las supremas .conveniencias patrias.
y nutra su intelecto y concluya su formaci6n, para
encontrhrla preparada a la entrega que hemos de ha-
cerle de nuestros destines, que exaltarAn las poten-
cias de su civismo desde temprano cultivado, etc. etc.
prolijo exponer toda la series extensa, en que s6lo se
esbozaria esquemiticamente el program que nos es-
pera; fertil y agobiadora tarea de inagotable varie-
(lad e intensidad, que a su tiempo habrbis de empren-
der, recogiendo solicitamente las aspiraciones del pue-
blo, que ha delegado en vosotros para que encarnandc
en realidades sus anheios, traceis las reglas de su
vida haeia las mayores ventajas, en el alto ministerio
conjuntamente con la Asamblea Constituyente lib6-
rrima y soberana, de dotar a Cuba de la Carta Fun-
damental, y de las leyes por que clama desde hace mu-
chos ailos, y sobre todo, despubs del 12 de Agosto de
1933 en que desplomado un regimen por sus lacras y
privilegios el Congreso que ahora surge, 16gieamente
ha de ser, el crisol depurador que lo sustituya por otros
sistemas limpios de aquellos vicios y defects, instau-
rando m6todos que renovindonos en mfiltiples esfe-
ras, sin impaciencias contraproducentes ni retardos
injustificados, incorporen a nuestro Status juridico,
constitutional y legal, lo mesuradamente que sea pru-
dente, pero lo resuelta y sinceramente que es inelu-
dible, cl ideario de la Oposici6n, las reetificaciones
preconizadas como inexcusables, las demands reite-
radas de las classes desheredadas, las exigencias ina-
plazables de concretas realizaciones econ6micas, los
principios inmanentes de todo movimiento de pro-
testa y redenii6n, las repercusiones efectivas de la
mis amplia democraeia, y las nuevas modalidades de
transformaci6n social y econ6mica estatal, que sc
fI ii... y evolucionan hacia concepciones y formulas
no elaboradas ailn definitivamente, en la inquietud
universal que caracteriza el actual moment hist6rico.
desconcertados los publicistas, contradictorios los Es-
tadistas, perplejos ante las grandes crisis del mundc
en lo politico y lo econ6mico; y por lo mismo, inevita-
ble y apremiante el studio .profundo de nuestros
problems peculiares, y el examen sereno de las re-
formas verniculas que nos atafie resolver, sin eludir
con timideces retardatarias lo que nos viene encima.
y sin aventurarnos tampoco en audaces ensayos pre-
maturos o impremeditados.

No significant rimoras de inclinaci6n retr6grada,
estas filtimas obvias limitaciones. Hombre de estc
Siglo XX y de este Continente americano, soy abierto
a todas las iniciativas, por sorprendentes que aparez-
can y atrevidas que resulten, sin tocar en lo insen-
sate. Las 'revelaciones casi inverosimiles del pro-
greso, y los asombrosos experiments de otras parties
algunas vecinas, nos dan la certidumbre de que somos
tenaces e intripidos forjadores de innovaciones, que
impulsan la humanidad a estados insospechados, de-
terminados por sus evoluciones incoercibles hacia el


mejoramiento, y en los que la utopia de ayer so con-
vierte en la realidad de mafiana. No obstante, sin-
taimo' los eserilpulos de la responsabilidad para de-
fendernos de posibles ofuscaciones de los criteria sis-
temiticos, y tengamos por extravio del imputo sec-
tario, amenudo doctrinariamente demoledor, el negar
en 1o absolute al modificar la legislaci6n, la conside-
raciOn de los dereclos creados, que no podrin dete-
nernos con prohibiciones cerradas, pero de influencia
suficiente a recomendar la coneiliaci6n, en lo posi-
ble, de los intercses legitimos, que existen aunque qui-
sieramos desconocerlos, y no deben ser vulnerados
sin relatives compensaciones, mientras no sea absolu-
tamente inexcusable, por constituir estorbos insupe
rables a las necesidades sociales, aplicndose entonce-
la sentencia "la salud del pueblo es la supreme ley",
que no es conquista modern, sino antiguo apotegma
Avancemos lo que sea precise, sin precipitarnos, parr
no retroceder. Eso espero de este Congreso ilustradc
y ecuanime, a cuya obra luminosa y reformadora
quicro sumarme siempre imparti6ndole mi sanci6n
direct, como si no existiese el derecho y el deber del
veto, en una plausible coincidencia de opinions, por-
que hombres de firmes convicciones, y de prop6sitos
tesoneros, incapaces de claudicar en los deberes quc
nos guian y los entusiasmos que nos mueven, y con
brios; de juventud muchos miembros de ambas Ci-
maras, queremos ver a Cuba prosperar en todos los
6rdenes y florecer con todos los adelantos y emanci-
paciones; pero, avisados y serenos, estamos libres de
apresuramientos, y exentos de prejuicios intransi-
gentes.

Imbuidos en estas ideas, congruentes y a nivel con
los tiempos que vivimos y nuestras particularidades
internal, nos adaptaremos a las modificaciones que
imponen las realidades contemporineas, y a la par.
tras de subversiones que nos han agitado, consolida-
remos nuestra Nacionalidad, destruyendo, no con fre-
n6ticos excess y confusiones demag6gicas, si con im-
pulses y convieciones sanamente revolucionarias, y en
procedimientos estrictamente legales en que la caute-
la no excluye la diligencia, todo aquello que repudia-
mos y contra lo que tanto luchiramos, para edificar
la nueva Repfiblica regenerada y progresiva, de equi-
dad y de justicia, vislumbrada y reclamada en todas
las rebeldias cubanas desde la Guerra de Indepen-
dencia contra Espafia, y todavia una aspiraci6n, por-
que nunca se ha cumplido integramente el program
de ninguna de nuestras Revoluciones. Y porque Ic
que ahora inauguramos, no es la egoista y rutinaria
continuaci6n del ayer nefasto, sino para nuestro ade-
lanto todo lo contrario, su expurgo y revision, 6ste ec
el papel rehabilitador y de eneauzamiento, que la
Historia nos ha asignado, al llamarnos nuestro pueblo
a actuar en este peri'odo de ineluctables transiciones y
de cambios radicales.

Los votos de nuestros conciudadanos nos han unidr
en una ingente y honr.osa labor, paralelos nuestroe
deberes: fortalecer y elevar a Cuba, queen esta hort
critical nos exige abnegaci6n. Entra nuestra Nacio-
nalidad en una nueva era, que sinceramente inter-
pretada, no puede consistir y traducirse, en una mera
mutaci6n de apellidos en las esferas oficiales, sino en
la franca y decidida ejecuci6n de las rectificaciones,
mejoras y transformaciones antes bosquejadas, para
obtener verdaderamente el regimen que hemos pro-
pugnado, porque constituyen esencias primaries que,








4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


como consustanciales al sistema, debieron siempre
disfrutarse en un Estado como el nuestro de tipo de-
mocritico, si no se hubiera desvirtuado con todas laf
adulteraciones.

En las relaciones amistosas y comerciales con las
demais Naciones, para estreehar vinculos y extender
mercados, sobre bases de reciprocidad, hemos de con
siderar con preferencia, a las que nos ligan determi-
nados cambios de products, a nuestras afines de est<
hemisferio, y especialmente a nuestro gran consumi.
dor, la Uni6n Norteamericana, por tantos titulos
acreedora a nuestra gratitud por los reiterados he-
chos hist6ricos de evidentes beneficios y auxilios, que
hemos recibido a lo largo de nuestra existeneia, de
Colonia rebelde contra la Metr6poli secular, y de Re-
pfiblica llena de ,vicisitudes y tropiczos. En mi viaje
del mes pasado a Estados Unidos, he podido perci-
bir directamente sus palpitaciones amistosas, aquila-
tdndolas no s6lo en las corteses recepciones protoco-
lares, sino en la acogida afectuosa extraoficial con
que se me agasajaba, no a mi personalmente, sino e
lo que yo simbolizaba, Cuba, a cuyo advenimiento a
Estado Soberano contribuyeron poderosamente, y hlr
podido discernir claramente, el deseo y el interns quc
tiene en que seamos, per nuestra proximidad y cons-
tituir el nexo entire las dos Am6ricas, la RephiblicE
Latina en el esplendor de sus Instituciones, en la que.
respetando en toda su integridad nuestra personali-
dad con la abrogaci6n de la Enmienda Platt, y los
escrfipulos en el trato sucedineo, han de experimen-
tar mejor su political de buena voluntad.

Al enviarnos mis concepts de la hora present, y
el alcance de nuestros compromises, no redacto un
baldio Mensaje de ritual, sino os expongo lana y
totalmente mi idealidad, y mis recomendaciones sus-
tanciales, que entiendo son el legado y encargo de la
Revoluci6n que debemos desempefiar, ejecutando des.
de la Gaceta sus reivindicaciones, y la voluntad de
nuestro pueblo, con anhelos de dignificaci6n politic:'
y de emancipaci6n econ6mica, campo este filtimo er
que con mayores urgeneias habremos de operar. Nc
intent penetrar en el ancho espacio de vuestras deli-
beraciones, que os incumbe determinar y desenvolver.
S61o he tratado de anticipar mi orientaci6n funda
mental, no con la necia petulancia de induciros c
aconsejaros, sine en el legitimo deseo de trasmitiros
mis ideas primordiales, que acaso sea convenient la
eonozcis al asumir los dos Poderes, la direcei6n dc
la Repdiblica y la responsabilidad de sus destines. Co-
mo compatriot, come compafiero en esa delicada s
magna obra, a que vamos asociados, os he hablado con
el respcto y el apreeio que merec6is; y que con tanto
agrado les tribute, a todos los miembros del Senado
y de la Cdmara de Representantes, mayoria y mino-
ria, de cualquiera procedencia o matiz, que para los
mejores frutos entire ambos Cuerpos Colegisladores,
sesudos y responsables, todos aportarin las luces dc
su inteligencia y las inspiraciones de su acendracd
patriotism.

En breve os presentar6 los Presupuestos, y el estado
de los distintos Departamentos de la Administraci6n.
Espero despues, la select producci6n del Congreso.
y a mi vez le ofrezco, los mensajes que previo dete-
nido studio y meditaci6n, y dentro de mis facultadeF
y deberes constitucionales, juzgue oportuno entregarle
a sus sabias reflexiones. Y asi. en esta arm6nica ae-


ci6n conjunta, sin nadie abdicar sus prerrogativas.
ni tampoeo invadir las atribuciones ajenas, desenvol-
veremos nuestra augusta misi6n, con la sostenida preo-
cupaci6n y tendencia hacia el buen gobierno, de fe-
lices :,,I..!:.i.... para la Naci6n. Y al final del come-
tido, y resignar los Poderes; i cuanta recompensa es-
piritual, la convicci6n de haber merecido esta repre-
sentaci6n que el pueblo nos otorgara, y que ufano
ostentamos, porque severos con nosotros mismos, tra-
bajamos afanosamente por aumentar el bien collective
y el prestigio de la Repfiblica!

Por quebrantarse el equilibrio constitutional cor:
el predominio desatontado de uno de los Poderes de!
Estado, qued6 entire nosotros heridos el regimen d(
derecho y maltrecha la democracia, acaeciendo en lot
echo arlos filtimos, los sucesos lamentables que todo;.
recordamos. Derribada la dictadura y despuis dc
alternatives dolorosas y de duras pruebas, aseguradc
el orden por el apoyo general del pueblo que ansin
paz y trabajo, y por la eficacia ejemplar del Ej6rcit(
en su patri6tica funci6n de mantenerlo, entramos afor-
tunadamente en el sincere restablecimiento del de-
recho y la libertad, que esto 'i'l:. este anhelade
20 de mayo, con el advenimiento de un nuevo period
pres.dencial, reanudada la normalidad political y el
ordenamiento juridico de los factors que contribu-
yen a sostener y enaltecer las instituciones republi-
canas, que 'van a regir plenamente.

Fijos en las amarguras pretiritas, sirvanos las lee-
clones recientes de 1a Historia para no reincidir en
errores funestos, y con la conduct r.-i l..i,.t que nos
advierten las adversidades sufridas, ya que el Des-
tino prodigy a nuestra situaci6n y suele, tantos rice
dones a saberlos aprovechar, sonrientes y esperanza-
dos, emprendamos la ruta hacia nuestra reconstruc-
ci6n, estabilidad y prosperidad definitivas, perpetual
la bandera de nuestra dignidad international, e in-
conmovible nuestra Independencia sobre la base de
la concordia y la solidaridad cubana.

Para la consistencia y perdurabili necesario que vosotros, dentro y fuera del Capitolic
en que confeccionar6is buenas leyes, y yo, dentro y
fuera de Palacio donde dictar6 rectos Decretos, y to-
dos los cubanos en todas parties, !l. Ji.;r I.... el amor,
recomendemos la sensatez, y caloricemos la cordiali-
dad, para que recobremos las dulces earacteristicas
de nuestras tradiciones de nobleza y de bondad. Sc
ha iniciado el renacimiento econ6mico, se extiende a
todo el pais la tranquilidad y la confianza, se vuelve
con los mejores auspicios a la 'vida constitutional, se
anuncia una ley general de perd6n, inmolando todot
los agravios la generosidad patri6tica, para coronary
con la magnanimidad esas conquistas, y cimentar en
la uni6n de nueva senda. Mas, para que arraigue y
fructifique tanto bien, es precise que los estados mor-
bosos de cruel insania de matarnos a mansalva, no se
reprodazean, porque si inf ii ,t.in.ii.. retornaran, na-
idie que sienta las responsabilidades del Gobierno, po-
dria incurrir en la dementia de borrar esos delitos,
que habria que reprimir con el inexorable fallo de la
ley. Tengamos, pues, fe en reintegrarnos sin mis
intermitencias, a otras 6pocas felices en que no exis-
tian en nuestra noble tierra esas desventuras, y Le-
gisladores, Ejecutivo, Ej6rcito, Partidos Politicos,
exilados, cuantos aqui hemos de convivir, juntemos
alma con alma, en esta campaiia de honor, bienestar









DIaRO IDE' SESSIONES D)E I-A CAM\ARA DE 1RE1tE'PESENTANTES 5


y afirmaci6n national.

Bien sabemos los mantenedores del odnii qile cono-
cenlo.s y senftimos los principios cardinals do la de-
mocracia, que las soluciones nacionales emanadas de
altas consideraciones y motives politicos, en el interns
patrio interpretado por quicnes tienen la prerrogati-
va constitutional de declararlas, no 1pueden estar su-
bordinadas a esporidieos actos individnales, ain exce-
crables y reiterados c inauditos, de alglin loco o
desalmado, ni defender de la vesania o la perversidad
de &stos, la vigencia o solidez del regimen de derecho
y libertad, cuyos frutos derivan de la integridad de
su observancia, que ha de mantenerse totalmente, co-
mo en otras Naciones en que se produce los mismos
atentados, sin que peligren las instituciones, ni se
altere la estructura y armonia del Estado; pero si
aconseja la prudencia, y el verdadero sentimiento de
humanidad, e impone la justicia, excluir de today gra-
cia tales hcclos, que debemos todos, con viva protest
condenarlos, contribuir a que no queden impugnes
para cl escarmiento del castigo, y por intuici6n de
conservaci6n social, y para robustecerlas v alentarlas,
colocarnos en torno a las Autoridades que sostienen
la Ley y custodian la Repfiblica, y as seran mis
faciles y seguros c indiscutidas y cabales, las condi-
ciones normales del regimen. Mucha tolorancia para
todas las ideas, much garantia para todos los de-
rechos, encrgia suficiente para obligar a star dentro
de las leyes, y rigor necesario contra los que las vio-
1en, entregandolos a los Tribunales de Justicia, esas,
y no otras, soerAn las pautas de mi Gobierno.

No consabidos t6picos con frecuencia olvidados, y
de ahi el desastre de los pueblos, sino como norte de
nuestra sensatez y provision, traera aqni en este dia
memorable, no import scan sobradamente conocidas,
eternas verdades y viejos aforismos de derecho pfibli-
co, mil veces comprobados en el aquilatamiento his-
t6rico de la vida de las Naciones, apacibles o contur-
badas, segfin fueran.observados o conculcados.


palde, vano es el dercoho, y por eso, siendo el con-
sensus general y l hnalma democrtica, la column mo-
ral de la Repuiblica, es el Ej6rcito, su sost6n fisico y
efectivo, su apoyo material y practice, inestimables c
imprescindibles, para la defense del Estado frcnte a
conmo-ioncs; y disturbios que sacudirian el ritmo de
su fmneionamiento; pero precaria la fuerza sola, si
no la anima y autoriza la raz6n y la justicia, porque
sin ellas, no existed la verdadera paz fire y perma-
nente, que deseansa en el respeto a los derechos ina-
lineables, y con esto, en la conformidad y confianza
de la comunidad, asiento espontaneo del Gobierno
libre y popular. Sin instrucci6n no se sabe ejercitar
ni merecor la democracia. Instrucci6n, mias instrue-
ci6n, es lo que levanta y dignifica a los pueblos, para
conocer y hacker bucn uso de sus derecho al Gobierno
propio.

No olvidemos, no, cstos postulados inmortales de
la Ciencia y Arte de Gobernar, quintaesenciados en
somera sintesis, y extraidos y formulados en la expe-
riencia de la humnanidad. Yo prometo no prescindir
de ellos, guiando mi condueta de gobernante con im-
parcial serenidad y austera y constant devoci6n a
Ia ley; cuya obediencia general debe ser espontanea
en nuestro grado de cultural y sentido de ciudada-
nia, para no verne nunea en ei penoso deber do im-
ponerla por los instruments de coacci6n, on honda
y complete adhesion y lealtad a los elevados fines del
(lobierno; majestad de la ley a enyo amparo y pro-
tccci6n pueden y deben vivir, sin avorsiones ni exco-
nuniones, y debemos atraerlos con amplia amnistia,
afin cuando con imprescindibles limitaciones, auspi-
ciada casi iinnimemente por los sectors de la opi-
ni6n, except los exiguos recalcitrantes del rancor,
todos los cnbanos en cl suelo libre y seguro de la Pa-
tria, y eansados de tragedies y discordias fraticidas
nue la arruinan y desangran, darle on las luchas ci-
vicas de la democracia liberal todo su concurso y
asistencia, para conservarla y encumbrarla, recaban-
do y prevaleciendo en la gobernaci6n por los medios
del sufragio el Partido y cl credo de mayoria de adep-
tos. facilitandose su or-anizaci6n legal. sin uce nin-


Actividad, competencia, probidad en la Adminis- guna idea ni principio sean excluidos de debate, ni
traci6n; moderaci6n en los gastos cefiidos a los in- grupo alguno impedido de la .acci6n pacifica de con-
gresos normales, sin agobios insorportables; devolver quistar el Poder, y asi sea sustituido o renovado, al
en servicios p blicos y ventajas generals las contri- influjo de la opinion en amplitud y garantias, sin las
bueiones e impuestos; seguridades en la vida sin lo violencias de las campafias revolucionarias, que tanto
quo so estaria fuera de la civilizaci6n ; franco ejer- han estremecido el pafs, provocadas por temerarias
cicio de la ciudadania que es el paeto que consierite detentaciones.
el regimen; Tribunales rectos, amlaro y garantia de
todos los derechos. y minicos facultados para docidir iCada uno de los Poderes del Estado, en su ejercicio
de la vida. ]a libertad, el honor y los bienes de las natural, serA objetivo principal e inmediato y cons-
personas; leyes adecuadas a su desenvolvimiento y tante del Ejecutivo, en relaci6n con les demAs ele-
y que aumenten sn bienestar, es a lo que natural- mentos que coadyuvan a dirigir o sostener la Repfi-
mente aspiran los Tneblos, habitnalmente tolerantes blica, mantener con ellos sincere consorcio y estrecho
y d6ciles, s6lo revueltos, cunndo los solivianta el agi- contact, a fin del mejor 6xito total, acreditando cada
tador contnmaz de bastards ambiciones, y s61o re- cual sus cualidades privativas, para moverse eficien-
beldes y airados, cuando los irrita que se infrinjan temente en las respectivas esferas de sus funciones
esas justas mAximas. y se les exnolie y arrebate sus propias, en una coordinaci6n y armonia que determi-
fueros. El orden sin ]a libertad es opresi6n; ia li- narin cl equilibio del conjunto national, con la rein-
bertad sin cl orden es anarqnia. Libertad y orden, tegraci6n de las potestades que a cada organismo per.
condiciones esenciales, de la democracia v amblinte tenece. Mantendr6 la Autoridad, prestigio y fuerza
inico de la ley, de permanent observancia inexnc- moral del Gobernante, y principio regulador de las
sable, porque es la norma obligatoria nara todos en )bediencias debidas; pero aspiro a poseerla, con el
la convi'vencia social, de iguales dignidades y onor- sentimiento y reconocimiento do los gobernados, in-
tunidades, facilitAindose dereehos y deberes. si los eresados individual y colectivamente ,en la conserva-
rengla el propio concerto de la resnonsabilidad. qne i6n del estado legal, a que todos debemos someternos
sefiala sus respectivos limits. Sin fuerza que lo res- de grado; y sin enervar los resorts licitos, ni tam-









()IAIIO DE SESIONES DE LA CAHARA IDE IIEPRESHTNTANTES


poco preocuparnme de establecer rigida discipline qu
coartaria los derechos constitucionales, abrigo la pe:
sistente ambicion, lde desmucntir el esearnio que tant
se repite, por tantas veces desgraciadamente sum'edid
aunque otras muchas no: que el Poder modifica a Ic
hombres, y convierte en reaccionarios y violentos,
los liberals y radicals de la Oposici6n, y en usum
padres y tiranos, a los demagogos de la vispera. '
voy a dar otro mentis rotundo, a aquello que tambi&
frccuentomente so divulga, en ocasiones, con verdad
otras, sin raz6n: que en el Gobierno se olvidan lo
programs y plataformas, simples sefiuelos de votos
y se salta sobre la ley, defraudando al pueblo burlad,
con las bellas palabras que quedan en vanas pro
mesas.

A posteriori jnzgarni mis actos la opinion pfiblica
a la que de antemano me someto, segurisimo de qui
t,.,l J.i ,i.' sin descanso por honrar y servir a Cuba
obedeciendo sus lcyes, favoreciendo sus intereses, 3
haciendo que scan acatadas y eumplidos. Yo serti
leal a la Revoluci6n, y usar6 en Palacio los mismos
m6todos que reclamaba cuando combatia al Golhiernc
usurpador; en resume, administraci6n laboriosa, ho-
nesta, apta y diAfana, y con una gran fe en el por-
venir de Cuba, cada dia mis fire en lhrmanar el
orden y la libertad, para las virtualidades y excelen-
cias de la Democracia, integra y sincere, sin irfideli-
dades ni mixtificaciones que la desnaturalicen, aun-
que con las influencias del tiempo actual, eqnidis-
tante de los extremismos dc derechas e izquierdas, y
que lejos de haber fracasado, scgfin la moda lo pro-
pala, deseonociendo su arraigo y sus 6xitos en colec-
tividades adelantadas, y juzgando por la impresi6n
de regimenes personales, mas o menos cesareos y tran-
sitorios, fen6meno frecuente en la Historia, ha de
reafirmarse perfeccionindose ponderada, come el Go-
bierno mejor, mientras el hombre no renuncia a re-
girse colectivamente por si mismo, cediendo s6lo lo
necesario a los imperativos de ]a direcci6n comlin y
el mando superior, y no se resigned a la anulaci6n de
su personalidad, casi reducido a un aut6mata o escla-
vo. absorbido en un engranaje que lo supedite y su-
prime, o un despotismo que lo avasalla.

Porque expresamente lo representiis, estoy diri-
gi6ndome ,al pueblo de Cuba generoso y noble, al
entregaros este Mensaje, con el que deseo ilamar a
todos los cubanos, para abrazarnos en el empefio de
rescatar integra y definitivamente a Cuba, de las
turbulencias y desdichas en que ha vivido. No es el
optimism conventional y fingido del que ocupa el
Poder, el que habla; es el ruego fervoroso del gober-
nante eonsciente y responsible, y del conciudadano
profundamente convencido, de que debe cesar ya el
ciclo tormentoso de encrucijadas, proscripciones y
tristezas, para andar juntos la nueva etapa de satu-
raci6n patri6tica, de sosiego y de esperanzas, sedante
confortador del espiritu national transido de desfa-
llecimientos y dolores, y sin recelos, con ahinco y bue-
na fe, simentar y concluir la recuperaci6n complete
y el disfrute continue, de los bienes de la paz moral
y material, desterrados los pesimismos infecundos que
alarman y deprimen la mente colectiva, ensombrecen
los horizontes patriots, y obstaculizarian nuestra mar-


ie cha. No es la voz egoista, la que exhorta y encarece;
r- es la santa invocaci6n a los mnis hondos sentimientos
;o cubanols'a quc apllo conmovido, porque no hay dere-
o, cho, n, a querer imponer determinadas soluciones
is minoritarias, manteniendo latent en el pais los odios,
a la conspliraci6n y la zozobra. Todos los Partidos que
- contendieron en las filtimas eleeciones, viven la lea-
Y lidad, con alto scntido politico y amor a las institu-
n clones. A ella deben venir a tratar de que triunfen
I, sus ideas, si com o o creo, son dem6cratas y patriots,
s los que estan en cl exilio, que consider un error y
;, una desventura. Juntos hicimos la Revoluci6n, y
o como hermanos, para que me :;,ni.1.-n, para oirlos,
- quiero tcnerlos a mi lado, que yo no ser6 un Presi-
dente partidario, sino el de todos mis compatriots.

S Esto no obsta a que scan mis amigos de la Coali-
e ei6n que me eligi6, especialmente atendidos con today
, mi soliaitud y afecto. Yo agradezco a los benem6ritos
Seubanos del Conjunto Nacional DemocrAtico, su asis-
tencia de opos6icin, conctirso valioso que necesitamos,
Sque es de viejo sabido, cuanto importa a los Gobier-
nos en cl alto sentido del bien national, la coope-
raci6n de nficleos de tanta fucrra de opinion, para
Slas tiles iniciativas que son de esperar, en tan nu-
trida y granada representaci6n en las dos CAmaras,
y para la funci6n fiscalizadora y de consejos, que son
avisos y auxilios oportunos, y merecen la estimaci6n
del Jefe del Ejecutivo, que tendrt para cllos todas
sus mis delicadas consideraciones personales y ofi-
ciales. Pero yo, sin infringir nunca la rectitud de lo
just, ni eJ supremo interns patrio, gobernar6, y seria
il6gico hacer otra cosa, e inverosimil decirlo, con los
correligionarios de los tres Partidos coaligados en ]a
batalla clectr.ral, sin preferencias ni exclusivismos,
toda vez qaoe a todos debemos el triunfo; y bieni qui-
siera verlos fundirse en una sola poderosa agrupaei6n,
no en ayuntamientos de simpatias o cAlculos persona-
les, sino atraidos e identificados, por la doctrine y los
fines politicos, y obedeciendo a sus naturals afini-
dades, formnindose asi dos formidable Partidos Na-
cionales, a reserva de las ideolgdias y agrupaciones
que pudieran incorporarse o surgir en el desenvolvi-
miento de nnestra political.

Este Mensaje eon que inicio mis trabajos, y con-
denso las lines de mi program de gobierno, os lleva
mi sal'ido cordialisimo, mis seguridades de fraterna
cooperation, y mis votos por vuestros kxitos. Aun6-
monos en la sincera compenetraci6n de las altas fina-
lidades aqui apuntadas, para lograr la grandeza de
Cuba, si la ;.Ii. .1 y la felicidad de Cuba, que esti
n nuestras virtues, en nuestra capacidad y nuestro
cs6n rrocurarlas y conseguirlas, y sentiremos ine-
fable dicha intima en la satisfacci6n de nuestra con-
ciencia, reconoci6ndonos dignos hombres p)blicos, que
ofrendamos noble y fitil servicio a la tierra en que
nacimos. v dejamos inmarcesible recuerdo de nues-
tra gesti6n de gobernantes, por sus 6ptimes y aplau-
didos resultados.

Palacio de la Presidencia, en La Habana, a 20 de
mayo de 1936.

Miguel Mariano Gomez.


Imp. Rambla, Bouza y Cia., Pf y Margall 33 y 35, Habana.




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs