Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01465
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01465
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

-,I- -
-'i ...... .


.., i.. REPUBLICI CA
~; .: : I. !r


DIARIl':O"


DE


CAMERA DE


DE CUBA


DE LA
REPRESENTANTES


QUINTO: PERIOD CONGRESSIONAL
PRIMERA LEGISLATURE


VOL. LX LA HABANA Abril de 1933 NUM 6

Sesi6n Extraordinaria de 26 de Abril de 1933.

Presidentes: Sres. Abelardo Mola Mola y Rafael Guas Inclan
Secretaries. Sres. Alberto Herrera Rodriguez, Alfonso Solaum Grenier,
Emeterio Zorrilla Reboul y Emilio Santa Cruz Pacheco
SUMARIO

A las 2 p. m. comienza la sesi6n. Leida la Convocatoria, se procede a la elecci6n, por papeletas, del
President. Resulta elegido el senior Rafael Guis Incl6n, por 41 votos y 9 en blanco. Por el
mismo procedimiento, resultan elegidos Vicepresidente primero y segundo, respectivamente, los
sefiores Anselmo Aliegro Mila, por 38 votos y Fidel Alonso Caifias, por siete votos. Acto segui-
do son electos Secretarios, el senior Emeterio Zorrilla, por 39 votos, y el senior Emilio Santa Cruz
Pacheco, por ocho votos. Son proclamados los sefiores Presidente, Vicepresidentes y Secretarios
que acaban de ser elegidos, los cuales toman posesi6n de sus cargos respectivos. El senior Guis
Inclan usa de la palabra para dar las gracias por su designaci6n, y hace manifetaciones political
y de caricter patri6tico. En relaci6n con la renovaci6n de la Mesa hacen, luego, manifestacio-
nes los sefiores Urquiaga, Villal6n y Alonso Caifias. Termina la sesi6n a las 2 y 50 p. m.


SR. PRESIDENTE (MOLA) : Se abre la sesion.
(E'ra las 2 p. m.)
Se va a dar lectura a la Convocatoria.
(El official de actas lee):
CONVOCATOPJA
De conformidad con ]o dispuesto en el Articulo 57
del Reglamento de este Cuer:-o Colegis] ador, convo-
co a la Cdmara de Reprementantes parr-" celebrar se-
si6n extraordinaria el dia veinte v seis -I los corrien-


tes a las dos de la tarde, a fin de elegir los miembros.
que han de conatituir su Mesa definitive.
Habana, 24 de Abril de 1933.
Rafael Guds Inclin,
President.
Sn. PRESIDENTE (MoL-) : Se v a a roceder a la elee-
cion de la Mesa.
(Sc efect a la votaci6n).
SR. PRESIDENTE (M OLA) : Falta algfin senior Repre-
selitante por votar?


DECIMO.


::i-' :':
'


SESIUN F






2 DIARIO-DE SESIONES DE LA C~1MARA DE.BEPRESENTANTES


(Silencio).
Se va a proceder al escrutinio.
El resultado de la votaci6n es el siguiente: Para.
President de la CAmara, 41 votos a favor del senior
Rafael Guas InclAn y 8 boletas en blanco.
(Grandes aplausos).
Se va a pri'.-d r a la eleeci6n de los Vice-Presi-
dentes.
(Se efectga, la votaci6n).
SR. PRESIDENTE (MOLA) : Se va a efectuar el escru-
tinio.
El resultado del escrutinio es el siguiente: Cua-.
renta votos para Vicepresidente, a favor del senior An-
selmo Alliegro;'un voto para el senior Salvador Gar-
cia Ramos; siete votos, para el senior Fidel Caiia.,; y
un voto para el senior Salvador Guedes.
Se vi a proceder'a la elecci6n de los Secretarios.
(El ujier pasa la urna). .
SR. PRESIDENTE (M>L,. b': El ire.ltar1o de la .vota-
ci6n ha sido el siguiente: Para Secretario 32 votos a
favor del senior Emeterio Zorrilia; ocho' a f v:,r del
senior Santa Cruz Pa.-hli. i-:', uno a favor del senior
Nestor Mendoza.; uno a favor del senior Aleman, y uno
en blanco.
Ruego a los sefiores Guas, Alliegro, Caifias, Zorri-
lla, y Santa Cruz Pacheco, paspn al estrado presiden-
cial a tomar posesi6n de sus cargos.
(Aplausas).
,SR. PRESIDENT (GUAJs INCL.N) : Sefiores. Repre-
sentantes: Es la tercera vi:- que en un corto nfimero
de afios, la CAmara de.Representantes me honra con
el mis .alto honor que ella puede conceder a uno de
sus miembros.
Hace seis afios, en 1927, en un acto solemne, con
gran pompa, con la asistencia de un nfimero extraor-
diiarjo de seilores Representantes, por- el voto de
todos mis compafierop de la Camara, liberals, con-
servadores,'y populares, sin distingo alguno, dentro
los conservadores que a. este respect pensaban tbdos
de. la mrisma manera, haee seis arios, repito, se me in-
vestia con este cargo. El tiempo es corto y, sin em-
ba'rgo, de entonees para acd, !c6mo cambia el pano-
rama, de la Cimara, y e6mo'cambia el panorama de la
Patria! Eran aquellos los tiempos de la acci6n cons-
tructiva, eran aquellos los tempos del trabajo fecun-
do, eran aquellos los tiempos del dinamismio que trans-
formaba la Repiblica; eranr aquellos dias, en
fin, que no alcanzaba el-tiempo a los ftncionarios
para estar de homenaje en homenaje, de fotografia
en fotografia. En el ao 1930, al cabo de haber regido
los destines de la Camara durante tres afios, de nue-
vo mis compafieros los liberals, los populares, los
conservadores, me designan Presidente de la CAmara.
Los tiempos ya cambiaban, Se aceiituaba en el or-
den econ6mico una crisis profunda, y se iniciaba en
el orden politico una crisis .que despues se ha ido
intensificando paulatinamente. En la segunda exal-
taci6n para, este cargo honrosisimo, sirvi6 la designa-
ci6n de'mi persona de asidero, de coyuntura o de.pre-


texto.para:'que viiesen al seno de la Cfmara muc
companieros respetabilisimos que estaban retraidor
sus sesione"is urante algiun tiempo. Es, pues, ese
mento, la oportunidad en que un grupo de cuba.
con,el nombre de conservadores ortodoxos inician en
la COmara de Representantes un program de medi-
das political con la, bandera blanca, como oriflama
hermoso, de la paz, el orden, la democracia y el dere-.
cho. Es mi reelecci6n para la Presidencia de la Ci'-,
mara la oportunidad en que se acomete aquel bellisi'
me program de reform de la Constituci6n. Sefiores.
Representantes, tan: cercano es el heaho, que parece :
que es de ayer y, sin embargo, de entonees para ac',
cuantas imsensateces, cuantas amarguras, cuAnto dolor
hondo, cuanta emoeion que crispa todo el sistema rier-
vioso! 1 CuAntars dificultades en todos los 'sentido'
del desenvolvimiento de la Patria! Yo tengo el pro.
p6sito, cuando el tiempo corra, cuando las pasiones.'.
se serenen, cuando este problema pueda rent,',:-.s con.
tranquilidad spiritual, de escribir algo sobre aquel-
Proyecto de Reforma Constitucional que uu gruip.
de Representantes, bajo el impulse sano de- aquel ex-
ponente 'gallardo, exponente de la juventud intelec-
tual, compafiero sin tacha, que no conoce la intriga,
ni la pequefiez, ni la difamaci6n, bajo los auspicios y
el coraz6n generoso del senior Juan Rodriguez Rami -
rez, culmin6 en la aprobaci6n definitive de uri prd.-';
yeeto que analizara la historic. SerA entonces la opor-:-
tunidad eni que pueda saberse qud le ofreci6 al.pais
la CAmara de mi Patria.' Podr -entonces saberse si;
hubo buen prop6sito de resolver lo -problemas cubai
nos, y sera entorices la hora de que se averigile d6nde
estuvo la culpa, d6nde la intransigencia, d6nde la ter-
quedad, d6nde el patriotism, si en los unros G en lo --
otros, o tal vez si en los unos y en los otros. Perq' -
puedo afirmar que las esearamuzas d& una revolu--,
ci6n ahogaron aquella, la oportinidi mks hermosa
que tuvieron los cubanos para p~ntr per eneima dei
niestras amarguras el manto de'una soluci6n de paz.;
(La v6z del'Presidente es alhogado por los aplausos)...
Ahora, al cabo de los alios, de nuevo, mis compafie-
ros, carifiosos siempre,' bc(,idadosos conmigo en todos
los instantes, me reeligen ara este cargo; :
La Presidencia de la CAnmra estA unida a mis sue-
fios de gloria. He tenido, j pbr qu6 no decirlo? si no
la ambiei6n de la riqueza, ni la ambici6n de la feli-
cidad material, al menros, esa ambici6n legitima de -
desposarme con la Gloria y de unirme con la gran- .
deza.
En otros tiempos, la Camara de Representantes y
su Presidencia eran el mas alto pedestal de la -gran-
deza .en una democracia. En estos tiempos tan duros
y tan iriclementes, la Presidencia de la Camara es mas
agonia, deber, responsabilidad, preocupaci6n y peli-
gro que bienandanza, felicidad y tranquilidad espi-
;ritual; mas, cuando los hombres tienen concept de
su posici6n, c si mismo, cuando saben el lugar donde se encuentran,
la responsabilidad hist6rica que les cuadra, ni- se aco-
bardan, ni pueden deeli nar un cargo, donde hay espi-_
,nas hoy, pero dond'e hubo rosas antes.
El cuadro que centempio :en la Cimara. no es el
Iadro, del- TIasado, e7ores.. Y c6mo el tiempo va
transformand-) las coaviccines de .los hombres, como
el concept dP relatv.idad e- la- gran verdad de. la






DIARIO DE SESIONES -E -LA (C.A',i.A DE REPRBESENTANTES i 3


vida, e6mo ninca hay creencia eoerna! Tal vez nadie
haya sido tan encarnizado adversarin de la formula
political que se ha denominado cooperativismo y tal
vez nadie la haya combatido tanto en suainicio y en
fu deserivolvimiento; y sin embargo, cuando vuelvo
la vista hacia atris, cuando contemplo los cuatro pri-
meros afios en que fui Presidente de esta Camara y
estos dos filtimos afios que he vivido; cuindo desfila.n
ante mi como en cinta cinematografica, agolphndose,
tantos sucesos multiples, de un tiempo y de otro
tiempo, seiiores, mis convicciones pret6ritas pareee
que se resquebrajan y alli, en el fondo de mi concien-
cia, una voz me dice que si el pueblo. cubano tiene que
movers como un p6ndulo del cooperativismo a la
sangre del cooperativismo, al asesinato del coopera-
tivismo, a los errors y a la terquedad, benditos mil
veces volvieran aquellos tiempos en que todos, helrma-
nados en este hemicilo, podiamos darle rienda suelta
al pensamiento en el empeio de hacer una Patria que
fuese para, todos y que nosotros queriamos que fuese
santa, buena y pr6spera.
(Prolongados y atro~adores aplatusos).

To debo daros a todos vosotros las gracias; las gra-


ilusiones estAn muertas; muchas de mis esperanzas
estan maltreehas. Hubiese querido para. la Chmara y
para mi Patria otro ambiente, otra temperature,
otra actividad. Quiso el cielo transformar el ambien-
te, variar el panorama, enfrentarnos los unos con los
otros, que no nos. entend16semos, -y surgiese el caos,
las tinieblas, los horrores y a veces tambi6n los erro-
res y las imprudencias. Ojalt que el porvenir nos
cambie el terreno por donde estamos caminando; oja-
16 que de tanta imprudencia loca., de tanta insensa-
tez, de tanto exceso, surja el iris de la bonanza y la
vision serena, el sentido patri6tico que a todos' nos
imponga una soluci6n de decoro, de justicia, de de-
recho y de paz! Cuando la. terquedad no sea la nor-
ma, ni el absurdo sea la regla, nii el desasosiego sea el
ambiente, ni la political se -nutra de la pasi6n infecun-
da tan s61o, no habrA en la Presidencia de la CAmara
ninguna cortapisa, ni dificultad para que surja la
formula salvadora, que es la lueha de los partidos,
la ley de la demoeracia, el imperio del voto. el reco-
nopimiento de la justicia electoral, sin que la fuerza
ahogue, ni la dinamita estalle, ni los cubanos se mal-
traten .
(Grandes aplaiuss).


cias -a los Representantes de- mi Partido, el Partido En la tarde de h(by se me elige con singular earic-
Liberal; las gradias a los Representantes del Partido. ter: lo provisional dentib de lo definitive; con ca-
Popular, que a trav6s de'todas las vicisitudes de la rfeter definitivo en el aspeeto de la ley, del Regla-
politica y de todas sus alternatives naturales, nunca mento; con carieter provisional al amparo -de otra
han dejado de pensar en mi persona torque nunea ley que es. ms alta que la Constituci6n y que el Re-
los vaivenes peculiares de la political han podido re- glamento, la ley del hombre de bien, la ley del caba-
flejarse como vaivenes en la consideraci6n, en el cari- Ilero que sabe que la Presideneia de la CAmara es un
io y en el afecto que me hant prodiga.do; y las gra- cargo enaltecedor, cuando recoge el consensus de la
cias tambien a los Representantes del Partido Con- totalidad de sus miembros. Por tanto, el honor que
servador. Hoy no he recibido vuestros votos, pero s6, en la tarde de hoy recibo lo he de someter a la CAmara
permitidme que sea inmodesto, permitidme que sea enter cuan'do, presents los Representantes de todas
vanidoso, s6 que vuestro Partido no ha cambiado de las Provincias, se est6 en condicitones de conocer qui6n
criteria en relaci6n con mi persona. No se ha modi- obtiene esa confianza de la, totalidad de los sefores
ficado el juicio que en 1927 y en 1930 le merecia a Representantes. Y quiero ir mis lejos todavia. Quie-
esos distinrguidos compafieros. ro que estas palabras las recoja el DIARIO DE.SESIONES;
quiero que repercutan en la pren'sa; quiero que lle-
A mi me seria dificil a la hora de determinar en guen a todos los Anmbitos de mi pais. A mi me han
qu6 bancos fructificaba mis la amistad y el carifio; tncado, desde aqui, ya lo diije, los dias duros e incle-
a mi me seria extremadaniente dificil estableeer dis- mentes; a mi me ha correspondido ser protagonist
tingos entire Conservadores, Liberales y Populares n .esta tragedia de la desesperaci6n de los cubanos.
de esta CAmara; mas, comprendo vuestra actitud, no Yo .s6 que tengo una responsabilidad, que no decline
necesita vuestro leader, en la tarde de hoy, explicar- ni rehuyo; me enfrento con ella, ]a acepto, con plena
mela, lo presiento,, la justifico y la aplaudo. Los coneiencia de lo bueno que baya podido realizar y
tiempos se modifican, la political cambia, la hora man- ce las torpezas que, sin duda alguna, he cometido.
da. Se acerca la fecha de la lueha natural, y el Par- Como protagonista de estos hechos y de estos tiempos,
tido Conservador va a ocupar una posici6n destacada tal vez haya podido resqifebrajarse en algunos com-
en la batalla, porque el Partido Conservador se dis- pafieros de la Camara, no presents en la sesi6n de
pone a reclamar al electorado en 1934 las altas posi- hoy, la consideraci6n, el afecto, la tranquilidad y la
ciones a que se cree asistido de un legitimo derecho. garantia que un Presidente debe brindar. Pues bien.
Yo sB que esa es vuestra actitud y ni puedo sentirme no ya cuando todas las provincias est6n representa-
agraviado nb enojado, sino, por el contrario, la aplau- das, sino en todo moment, en todos los inslantes, sa-
do con todas las veras de mi alma. bed que hay en mi bolsillo una renuncia, con la feeha
en blanco, para ponerla a la disposicion' de toda la.
Hlasta cierto punto, me siento ahora mas desemba- enblanco, paa ponerla a Ia d isposici pa do today la
razado y mas libre; me sienito respaldado por los votes Ama de Representantes; que si para resolve los
de la mayoia d los seiores epresentants; yen problems interns de la CAmara, si para resolve
de la mayoria de los senores R~epresentantes; y en *
relaci6n con la minoria, es la voz del deber, la voz nuestras diferens, si para tranquilida espi ritual
de los ausentes, si para g:arantia siquiera de un Re-
de la conciencia recta, la, que manda medirla por el d i ara gaaia s era d un R-
1 1 -1 ., .1 ,. r presentante, es soluclon eambiar de hombre, busted
rasero de la equidad y la justilcia, sin agravios en el sent e, es soluin ambiar de hombr, busad
S-tro en quien pueda existir la esperanza que no exis-
orden politico, sin pasiones en las resoluciones Presi-tro en quien pueda extir a esperanza qu no ex-
denciales. te euando se es realidad o pasado; buscadlo afanosa-
mente, que el dia mis feliz de mi viida, tal vez mi dia
Empieza esta nueva etapa en moments de incer- de reivindicaci6n, de regocijo, serA aquel en qie pue-
tidumbre, en moments de confusion. Muchhs de mis da pensar que un acto mio, voluntario, sincero, es-






4 .DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES.--


pontAino, haya podido contribuir a la fraternidad de,
todos los seiiores Representantes, y, tal vez, a ;a tran-
quilidad y a la felicidad de mi patria. (Aplausos).
Sn. URQUIAGAx (CARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. UTRQUJAGA (CARMELO): Selior Presidente y se-
fiores Representantes: Unas palabras, interpre,ando
el sentir de determinados sectors de esta Cimara,
que, ademis de congratulaci6n a la Mesa eleeta, pu-
.iieran' tener el caracter de declaraciones concordan-
tes con aquellas que ha heeho nuestro ilustre Presi-
dente.
, Hay un regocijo natural en que .compafieros nues-
tros, que gozan de privilegio del afeeto colectivo, ocu-
pen posiciones de honor, de relieve y de jresponsabi-
lidad en el piano vigoroso de nuestras labores, por-
que sabemos que sabrin hacer frente -a esas respon-
sabilidades yvsabran mantener inc6lume el prestigio
nuestro que representan,: como ya lo hicieron algunos
miembros de esta Mesa, que acabamos de elegir, .al for-
mar parte de Mesas anteriores. ... .. ....
Es casi .innecesario decir aqui lo que para nosotros
represent el senior Rafael GuAs -Inclin, pleno de ta-
lento y de respeto al derecho de todos, que :durante
largos afios, que nos han parecido realmente bre-
ves per: estar oeupando l1 la Presidencia, --ha sabido
mantener ese respeto al derecho colectivo, y ha re-
presentado a la CAmara, en todos los actos pfiblisos
y privados, con el inquebrantable .prestigio extraor-
dinario de su personalidad. El senior Gu.s Inelan,
al ser el exponente mAs efectivo de la juventud que
ha venido triunfando en los filtimos anios, es merece-
dor y poseedor del mismo respeto y la misma conside-
racion que-prodigamos, desde el fondo de nuestras
almas, a los viejos :libertadores que gestaron la inrde-
pendencia de nuestra Patria. .. Y Guas InclAn leva
en su sangre .a simiente de nuestra gesta gloriosa.,
porque es hijo de uno de nuestros mas aguerridos
caudillos, veteran de grande miritos y excelsas vir-
tudes, el General Carlos GuAs y Pagueras, al que
quiero y debo dedicar un recuerdo afeetuoso per ha-
ber side compafiero nuestro eih esta, Camara, y porquei
recibe, con la exaltaci6n de su hijo, que ha sabido con-
tinuar la senda trazada por su padre, come un mere-
cido premio a sus virtues de patriota. Represent
tambien -el senior Guas Inclan, entire nosotros, a nues
tra intelectualidad, y es exponente de la cordialidad
afectuosa y el- compaiierismo inquebrantable que ha
-sido siempre norma de esta Camara.
*El Sr. Alliegro, electo Primer Vice-Presidente,
aporta a su cargo el prestigio indiseutible de sus me-
rites singulares. Compafiero nuestro durante mu-
chos afios, ha sabido granjearse el carifio y el afeeto
*de todos; y come su elecei6n es conseeuencia 16gica
de esa comuni6n de afectos, tenemos la. certeza de que
en el desempefio de sus funciones, al seguir la misma
senda recta que le traza su prestigio, sumarA, si cabe,
nuevos afectos y nuevas consideraciones.
Para Segurido Vice-Presidente, escogi6. la minoria
Conservadora, con el beneplacito pleno de la CAmara,
a un joven meritisimo, pleno de brios y de entusias-
mos, que parece que trae un halito de esa querida pro-
vincia de Pinar del Rio, de donde ha surgido siempr?


la fraternidad y la hermandad entire cubanos, el se-
ilor Fidel A. Caif-as.
Ha. sido designiado Secretario el sfior .Santa Cruz
Pacheco, veteran de las lides parlamentarias, que co-
mo siempre ha prodigado cult a la amistad, al com-
paierismo y a la justicia, constituyendo una. garantia
para todos nosotros, al rendir su concurso valioso
desde la Mesa, al.desenvolvimiento de nuestras la-
bores.
Y he dejado para el final a quien.tiene para mi es-
peciales timbres de carifio, consideraci6n y afecto, al
senior Emeterio Zorrilla, que es nuestro mis grafico
exponente de lo que debe ser el cubano que piensa no
s6lo en acumular riquezas, sino, ademns, en ser ftil
a 'su pueblo, robando tiempo a sus multiples ocupa-
ciones, a sus diversos negocios que debemos consi-
derar productivcs, por la magnitude de los'mismos, -
para aendiir aqui, como Representante del pueblo, a
oficiar en el altar sagrado de la Patria, y a compartir,
coni todos sus compaiieros, la responsabilidad mAxima
de las labores parlamentarias:

*Yo s6 que la C mara en pleno se regocija, de ma-
nfera intense, por el.a.cierto que ha tenido en la elec-
ci6n de los miiiibros de su Mesa; sin que esto quiiera
decir que, desde luego, otros uinhos compaiieros muy
queridos atesoran m6ritos mAs que suficientes para
ocupar estos,cargos, a los que traerian prestigious ,'
virtudes innegables.
Ademas de -lo expuesto, yo quiero:ver en la desig-
naci6n del senior Guas Inclan,.no solamente un triunfo
suyo, sino. una afirmaci6n mas del relieve de su per-
sonalidad political ,
.Sabemos que pesaif sobre el cargo graves responsa-
bilidades, y los mis amigos suyos no hemos tenido in-
conveniente en rendiale nuestros votos, brindAidole,
como 61 mismo dice, al par que un honor, una prueba
ilimitada de confianza; porque sabemos que habrA
de salir airoso, como siempre, de todas las contingen-
cias y en todos los instances, con beneficio indiscuti-
ble para los intereses de la Patria.
Estimamos que procedemos por su bien al ratificar-
lo en las responsabilidades de su investidura, porque
tendremos en su labor el mis pleno bene'ficio de la
nacionalidad; y, quien sabe sea- asi; o acaso, por el
contrario, estamos contribuyendo a su mal, pero deni-
tro de la buena f6 conque procedemos, no puede du-
darse de nuestra sana intenci6ni.
Estoy seguro, ademas, que la reelecci6n del senior
Guas Inclan entrafia una significa.cidn mas honda y
profunda, mAs grande, mis grave y mAs especial,
porque es la reafirmaci6n de la political de colicordia
y de alteza de miras que ha venido siguiendo la CA-
mara en los filtimos afios.
El senior Guis Inelin nos recordaba, y no era
precirso que lo hiciera, porque esta en la conciencia
de todos que la Presidencia de este Organismo, con-
juntamerite con el senior Rodriguez Ramirez, y con la
aquiescencia de la mayoria de los seiiores Represen-
tantes, incesantemente laboraba por que cristalizara
la formula de la Reforma Constitucional que acorta-
ba periodos,.que cercenaba intereses, pero que podia
constituir una salvaei6n en los momenritop aquellos,
evitando 'los dias Ifigubres que lamentablemente vi-







I)IARIO DE SESIONE'S DE LA CA.MARA DE REPRESENTANTES 5


nieron despues. -Y en medio del mar tempestuoso
que fu6 esta CAmara de Representantes durante los
filtimos dos.afios, era el senior Guis Inclan como el
faro luminoso que con los destellos de la clara luz
de su talent y de su caricter trataba de guiar en las
tinieblas a los que navegaban, mal o bien encamina-
doe, a la derrota'o a la deriva, para que, perdida la
buena orientaci6n, no fueran a destrozarse contra las
rocas peligrosas, haciendo possible que, mAs que nues-
tra personalidad o nuestros interests particulares,
naufragara la propia Repfiblica, la integridad y la
estabilidad de nuestra Patria.
Desde su sitial, no fu6 nunca el Presidente parti-
darista que se abroquelase en la representaei6n de su
Partido y pudiera sentirse o se sintiera representando
a los Liberales, Conservadores, Populares' u Ortodo-
xos. Fu6 el Presidente, de toda la Camara; y en el
pleno dominio de las responsabilidades de su cargo,
lo vimos siempre como si. portase en su diestra el fie!
iinquebrantable de la balanza. justicielta. Y por eso,
lo vimos, a veees, como se pronunciaba contra el cri-
terio de la Mayoria al entender que no era de una
pristine certeza, o al presumirse que al acatar ese
criteria podia vulnerarse el respeto y el derecho de
los otros. Y por eso, lo vimos, a veces, que sumaba
su voto a los votos de aquellos que mis se alejaban.
del sentir de esa Mayoria y que discrepaban del pro-
pio Gobierno Liberal, que era su Gobierno. por no
apartarse de la recta norma de conduct que traza
la mas esencial corndici6n del hombre superior: el
carecter.
Y lo vimos siempre decidido, energico, sin maculas.
presidiendo Comisiones que trataban de sumar crite-
rios, a veces antag6niecos, con sus generosos prop6si-
tos de cordialidad patri6tica; comenzando vigoroso
una nueva batalla cada vez que sufria una derrota
en esos meritisimos prop6sitos; siempre lucliador y-
alerta en la noble consecucisn de sus fines.
Y lo vimos desde la Presidencia, concurriendo a
Palacio, a las fortalezas, a done fuera necesaria su
presencia y su aporte, para tratar de obtener solu-
clones favorables a sus compafierbs press o persegui'-
dos, por cualquier condici6i6 y naturaleza, sintiendo-
se, no Presidente de la CAmara por determinada ten-
dencia, sino Presidente de todos, por todos los Par-
tidos, en la hora dolorosa de las-responsabilidades y
de los quebrantos, i era como un generoso coraz6n de
cubano que iba donde quiera que latia el sufrimierito,
y donde quiera que con su personalidad indiscutible
pudiera laborar a un acercamiento entire todos los
cubanos. (Granides aplausos).
Esa ha sido la labor del senior Guas Inclan, desde
la Presidencia de la, Camara: prudent, ponderado,
afectuoso, leal. Hubiese sido possiblee la eleeci6n de
otro compafiero eualquiera, sin que, dentro de los ci-
nones de la democracia, .;igil,:-.iaf un desdoro para
el senior Guas Inel.n. Porque por algo los cargos de
esta naturaleza tienen determiniado limited de tiempo.
Pero se imponia su reelecci6n, por el carceter esencial
y patri6tico de su political: generosa, political, de cor-
dialidad y de acercamiento.
Habl6 nuestro Presidente del pasado,. y habl6 con
dolor. Es just que asi se exprese quien lleva el co-
raz6n lacerado por recientes heridas y v6 frustrada
la'generosidad de sus esfuerzos. Pero yo hubiese de-


seado, realmente, que ademas de hablarnos del pa-
sado hubiese proyectado su vision vigorosa de.hombre
pfblico sobre las eventualidades del porvenir.
El pasado es algo que se diluye en los tiVi..,, y
que s6lo debemos contemplar y retrotraer como una
secuela fecunda de ensefianzas para la norma pru-
dente de nuestros empefios futures. El hombre'lu-
ehador, sacada la ensenianza del pasado, s61o mira
adelante, s6lo atisba al future, -y a paso firme, va
procurando, er lo porvenir, que donde hubo una grie-
ta resurja, esplendorosa, la blanca flor de a espe-
ranza... Yo, por eso, quiero hablar-algo en relaci6n
con las consideraciones que hacia nuestro Presidente
al esperar que el porvenir se nos muestre m6s bene-
volo que el pasado, y, gpor qu6 no he de decirlo?,
que este mismo present doloroso.
Estimo que es llegada la hora de que surja la paz
entire los cubanos. Es mis, tengo la certeza de que
estamos en la hora precisa de la paz, que no debi6
alterarse nunca! No creo" que haya abismo. inson-
dables, no ereo que sean incurables las heridas oca-
sionadas por nuestros apasionamientos de pueblo jo-
ven, esos mismos apasionamientos de que dimos prue-
ba en la Guerra de Independencia, y que muelias ve-
ces llevaron al desastre los esfuerzos glorioscs de los
patriots. A pesar de esos apasionIamientos, a pesar
de esos desastres, tenemos esta. Patria libre, fomen-
tada por el esfuerzo gigante de nuestros libertadores:
Desde luego, ha habido agravios, ha habido actos,
de una y otra parte, dolorasos e injustos, tal vez mons-
truosos... Pero ipor qui no podemos olvidar; los
unos y los otros, estas delorosas opurrericias? Si, agra-
vios tiene la oposici6n i euidtos tiene este Gobierno y
este Congreso? Precisamente, el que fu6 nuestro Pre-
sidente, Presidente del Congreso, en el vigor de su
edad, pleno de ideales y de entusiasmos, eompanero
incomparable y leal, que tuvo para todos los eubanos
una sonrisa de eariiio y una frase de afecto, que no
tuvo nunca un gesto de political radical ni de pro-
cedimientos ciusticos, eae abatido a balazos, cazado
a balazos, en forma injusta y artera. Nosotros per-
doiamos este acto, porque sabemos que al hacerlo
damos cumplimiento a las generosas doctrinas de
nuestro malog'rado Pree;1 destacado exponente de bondad, de lealtad y de com-
.paiierismo...
Hemos visto caer oficiales bizarros, a hombres de
nuestras tendencies, a miem blos de nuestro Partido,
Sinjustamerite ataeadcs por la cepalda. Y algo mias
criminal, perd6nenme la palabra criminal, que no
pi~nso ni quiero usar en estos momecntos algo mas
deplorable: herocs visto caer nifios .infelices, mujeres
y ancianos, abatidos por la didamita y el plomo homi-
eida, sin que pudoeran dilucidar, en su filtimo pensa-
miento el por qui de tanta crueldad inftil, de tanto
infausto innerecido.. .Y en nombre de ellos tam-
bieri porque eran del pueblo y nosotros represen-
tamos al pueblo le damos nuestro perd6n a los in-
justos hechores.. .
I Por qu6, repito, ha de haber abismos insondables?
B Por qu6 la posici6i ha de abroouelarse en hechos
que:fucron consecuencia 16gica del ambient en que
Sse desenvolvieron'? IPor qu6 en los pechos oposicio-
nistas no ha de florecer la rosa de la generosidad?
-No quiero, de ninguna manera, hacerles ese agravio.







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAI.MARA DE REIPRESENTANTES


Si unos perdonan por qu6 no ban de ha.eerlo los
otros? Por eso vuelvo a decir que no creo que haya
abismos insondables. Es mis generoso y mAs huma-
no ver, donde se fijan esos abismos, puentes de re-
conciliaci6n y de afectos, sobre los que, olvidando las
horas amargas de las infecundas rencillas, se pienae
s6lo en un future riente y beneficioso, en el que todos
coadyuvaremos, con nuestro esfuerzo comfin de cu-
banos, a la solidificaci6n de nuestras instituciones
patrias.
SQu6 caminos se nos ofrecen para. eso? Uno solo,
unico: la cordialidad. De ninguna.manera ese dolo-
roso camino equivocado que busean, anhelan y anun-
cian los oposicionistas.
Debo declarer, ante todo, que mi voz se alza en
estos mementos bajo la certeza de que el Gobierno
goza abora de mis seguridad que nunca, de que nun-
ca ha disfrutado de una estabilidad mayor, y que
nunca los peliigros que le ban amenazado han podido
ser menos. Y hago esta declaraci6n concrete y sin-
cera, porque si estuviesemos en moinentos de peligro,
en los cuales pudiese esta situaci6n correr algfin ries-
go, mis palabras pudieran interpretarse como lamen-
to de un hombre d6bil que tome perder sus position e.s
materials y la de aquellos ciuu le secundan.

Repito que por el camino de la cordialidad existen
muy diversas maneras, de acercarse, y que el 'inico
camino no practicable es ese que, dolorosamente,
anhelan muchos: la intervenci6n. Aparte de que no
puede pen'sarse en ella desde un punto juridico e in-
ternacional, no cable mayor vergiienza ni mayor lu-
dibrio para los cubanos, que el anhelo insensato de
que venga el extranjero a dirimir nuestras contien-
das y nuestros pleitos interiors. Es preferable que
el cubanio mis malo, sil es que hay algfn cubano malo,
dirija nuestros asuntos y resuelva nuestros proble-
mas nacionales, anteis que el tac6n de una bota ex-
trafia pese sobre un pueblo que rindi6 su sangre ge-
nerosa en la consecuci6n de sus libertades. Deseche-
mos tal soluci6n, porque si algunia conveniencia, al-
grin beneficio personal o alguna satisfacci6a odiosa
significara para algunos, eso seria a trucque de la
dignidad y del honor del pueblo de Cuba, y perde-
riamos el concept, bien ganado, de pueblo amante
de la libertad y de la indepenidencia que con tantos
sacrificios conquista)n nuestros, mayors (Grandes
aplausos).
Se habla de revoluei6n. S,Serl possible que haya co-
razones que se regocijen ante la perspective del es-
pectAculo dantesco de una lucha entire cubanos, que
empufiasen, en lugar de la palma noble de la concor-
diia, las armas homicides del aniquilamiento ? iEso
seria aumentar los agobios de la crisis econ6miica quo
nos rinde, con el dolor y el quebranto y las angus-
tias de una lucha de esa indole, para todas las classes
de la sociedad cubana. Tengamos el vislumbre dolo-
roso del recuerdo de lo ocurrido hace apen'as un afio,
cuando contemplamos euadros de infinite tristeza,
cuando vimos un dia a un vilejo general de nuestra
manigua heroica, que habia glorificado su nombre
en las phginas brillantes de la historic patria, caer
herido de muerte por las balas de sus propios her-
manos; cuando, otro dia, un joven imberbo, esperan-
za amorosa de la Patria, caia victim de aquellos
odios insensatos y aquellas luchas fratricidas... Y


recordemos, recordemos como en aquellos dias merm6
nuestro cr6dito y el fantasma de la miseria se cerni6
mis amenazador sobre nuestros campos y nuestras
ciudades.
Y, ademAs de traer todas estas visions de la lu-
cha armada entire cubanos que conseguiria la revo-
luci6n ? Aumentar los odios, acrecentar las rencillas,
lacer mas dificiles las soluciones. Porque vencidos
y veneedores continuarian sujetos alas mismas pa-
siones malsanas, m6s irreconciliables, y lo mismo ha
de suceder siempre que no se resuelva el problema
de Cuba en el piano de armonia, de amor y de con-
fraternidad que debemos anhelar todos los cubanos.

Vamos ahora al terreno politico, y veamos que el
tietnpo ha dado soluci6n a algunos problems. Se
decia que la pr6rroga de poderes era illegal e injusta,
y la pr6rroga se ha liquidado, se ha vencide, no exis-
te. Se.hablaba del problema presidential, y gracias
a la propia reform, no es possible la reelecci6ri en
Cuba. Y estames casi en visperas de una elecci6n1
Presidenci.al. *
PrActicamente, existen cuatro Partidos Nacionales
en Cuba, y estd. en visperas de formarse otro. El
C6digo Electoral, que no quiero llamar por su nom-
bre extranjero, brinda toda clase de facilidades a los
eiudadanos que quierani agruparse y formal un Par-
tido.
1 Por qu6 no se viene aqui, donde existen plenas
garantias, donde las hubo en todo moment, sal-
vo en aquellos cases en que la violencia tra.pas6 los
limits de la democracia? Es que afn aceptando que
esta situaci6n hubiese cometido errors, aquellos que
se fueron a un aparatoso exilio voluntario, regando
en paises extranjeros las simientes de nuestras que-
rellas, deben venir aqui a contender con nosotros,
tratando de demostrar la verdad de sus asertos en la
lucha civica, tratando de demostrar, en contienda
abierta, los errors que imputan; porque, como dijo
nuestro querido e inolvidable compaiiero senior VAz-
quez Bello, los males de la political, con la political
se curan.
La Madre Patria nbs ofreee un ejemplo de lo pric-
tikco, de lo hacedero, de lo patri6tico de los procedi-
nientos politicos: IBarrido de Espaila lo que pudiera
llamarse Partido Monfrquico, no intentaron los ele-
mentos del regimen caido, al menos de una manera
permanent o consuetudinaria, derrocar a sus con-
trinicantes victoriosos. Con flexibilidad, crearon nue-
vos Partidos; con habilidad, se introdujeron en los
existentes: y ahora vemos que hace pocos dias han
obtenido un rnidoso triunfo contra esa mayoria hasta
entonees triunfante. Y es que en todos los casos. sa-
bindose ejercer los derechos, y con buena irTteligen-
cia y direcci6n, las ideas encuentran derroteros de
victoria. Porque la injusticia puede perdurar un dia,
un afio, cinco, pero no eternamente.

En el piano de la violencia, no habri nrunca solu-
ciones. Con el abroquelamiento de la intransigencia
no llegaremos a acercamientos dAe ninguna clase. En
el piano de la equidad, en el plano.de la justicia, ger-
minan las solucionres y los acercamientos. Por lo
menos, tengo el derecho de pensarlo y pretend que
pudiera suceder, porque ni son los cubanos peores
que otros en las lides politics, ni los estimo inca-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


paces de dar las garantias que so pidieran, siempre
que fueran pedidas en un' piano de cordialidad, do
respeto y de consideraci6n hacia todos.
Acaso se me diga que el elemento estudiantil es
apolitico, que no desea .hacer political, que se lanz6
a la lucha por lo que entendieron que era su ideal...
jAh! ipobre y digno elemerito estudiantil, sobre el
eual han caido los mis rudos golpes y ha sido la
verdadera tropa de choque, porque llevaba la idea
como estandarte, porque nio rehuy6 responsabilidades
que otros, en cambio, autores de la aventura, pusie-
ron a buen recaudo. Y estos elements estudianti-
les, plenos de entusiasmos, en la gesta que ellos en-
tendieron noble y entendieroni justa, reeibieron los
mis fuertes golpes, porque fueron a los puestos de
peligro del combat.

Para ellos, para el element estudiantil, la consi-
deraci6n, el respeto y el conveneimiento de que qui-
siera llegar hasta ellos, pues 'estimamos que fu6
.un noble gesto suyo, aunque equivocado: porque no se
detuvieron, porque siguieron adelante, firms en su
prop6sito que conceptuaban digno, sin rehuir artera-
mente sus responsabilidades, a lo que apreciaban ei
eumplimiento de sus deberes civicos. Y si la satis-
facci6n del deber cumplido significa algo i'qu6 pre-
mio, quA6 galard6n mis noble que los sacrificios ren-
didos en areas de lo que estimaban su deber y sus
ideales!
Para nuestro pueblo debe ser motive de profundo
orgullo el hedho de que nuestra mis florida juventud,
plena de entusiasmos y de ardores, cuando apenas el
bozo sombreaba sus labios, renuncie la comodidad de
su hogar, el carifio de los suyos, el studio provechoso
de sus libros, el porveiir asegurado, para ir a la en-
crucijada, para lanzarse a la lucha, de la political y la
revoluci6n, a encontrar a veces la muerte injusta y
ddlorosa, como lo es siempre para mi la muerte, en
rencillas politics, de todos los cubanos.

Y yo quisiera llegar hasta ellos y decirles: he aqui
mi mano cordial y afectuosa, de aplauso y de olvido:
ustedes son las avanzadas de la Patria, las avanzadas
que van hacia el porvenir buse6ndole a la Patria
nuevos horizohites y nuevas perspectives de grande-
zas, y no es possible que se sigan sae-ificando en areas
de una idea que es en 'su fondo pasajera y persona-
lista. Hay que pensar mAs alto, hay. que pensar que
es su deber servir a la, Patria en circunstancias mAz
amplias y en horizonites mas bellos... Ustedes no se
pertenecen a si mismos, se deben al pueblo de Cuba
que los admira, que los quiere y que les abre sus
brazos y los estrecha fuertemente como a hijos que
han salido a una aventura. y que, realizada' sta, son
recibidos con plicemes, con orgullo y con bienandan-
za. La Patria les hace justicia y les acoje entusias-
mada y les marca el nuevo camino de la noble aven-
tura patri6tica y definitive, el ALMA MATER.
A los estudiantes, gestadores del ideal, hombres del
pensamiento, no debe escapArseles que la cultural y la
ensefianza, al tomprlas ellos, se convierte en una pro-
piedad pfiblica; y que se aumentarian' notablemente
nuestros males, y se haria cada vez menor nuestro
poder civico republican, si ellos permaneciesen ale-
jados de los recintos universitarios, y, fuera del am-
biente patriot, no vinieran a nutrir el acervo de ]a


cultural y de la ensefianza tan necesario a las buenas
orientaciones de los pueblos.
Yo creo, sinceramente, que si los profesores, los
maestros, los hombres escogidos por su sapiencig para
verter en nuestra juventud su saber y su cultural, die-
ran el ejemplo, el noble ejemplo just, franco y nece-
sario, seria muy ficil el acercamiento y' estariamos
mas pr6ximos a los civicos derroteros.
Recuerdo que Victor Hugo, republican convenei-
do, cuando triunf6 el Imperio en Francia, estim6 que
debia. combatiirlo, y se exil6 a Inglaterra. Largos
afios permaneci6 alejado de su Francia, dolorido su
coraz6n de buen francs en el alejamiento de todos
'us. afectos.... Pero un dia aquel hombre de inteli-
gencia que n'adie dispute y de patriotism impossible
de poner en duda, retorn6 de improvise a Francia,
declarando que si el pueblo queria que hubiese un
Imperio, no era 61, simple ciudadano, el llamado a
colocarse irente a la opinion pfiblica. Si aquello lo
hizo Victor Hugo, el gran patriot, y el gran talent
Spor qu6 no hemos de esperar que hombres generosos
que supieron combatir por la libertad de la Patria,
no han de regresar a Cuba para entenderse dentro de
la mis franca cordialidad, hablando frente a frente,
mis con el coraz6n que eon el cerebro, para llegar a
un acercamiento n'ecesario entire todos los cubanos?

Deseo que estas clnsideraciones, que he querido
exponer con la mayor sinceridad, en un estilo que no
he rehusado vestir con galas oratorias ni literarias,
porque escapan de mi coraz6n, tal coino les siento y
como estoy seguro que las siente la mayoria de esta
CAmara, lleguen, conjuntamente con la noticia de la
elecci6n tan significativa de esta Mesa, como un men-
saje de afecto y de conifraternidad a todos los cuba-
nos, y como sintesis de que nadie puede monopolizar
la Patria, que es generosa, libre y cordial, con todos
'y para todos.
iY ojala que este mensaje de afecto toque el cora-
z6n de todos los cubanos, tanto de los que esperan de
la cordialidad mutua la soluei6n' de nuestros proble-
mas patriots, como de aquellos que, en el calor amante
de su hogar o en la conspiraci6n amarga del exilio,
se abroquelan en su dolorosa intransigencia y abogan
por soluciones vergonzosas o drasticas. i Ojala que lle-
gue al coraz6n de todos ellos, y en la parte mns sana,
mis noble, mis' pura, que es siempre la parte que
corresponde a nuestra Patria, forme come un eco,
como una voz internal que les diga: i Sobre todo,
Cuba!! (Grandes aplausos).
SR. VILLAL6N (MANUEL) ::Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (1GuAs INCLA) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: El Comit6 Ejecutivo del Partido
Conservador, en el dia de ayer, me ha hecho el honor
inrmerecido de designarme Presidente del Comit6 Par-
lamentario Conservador en esta Camara, cargo que
han honrado tantos hombres ilustres, que han dejado
una huella inolvidable de carifio, de respeto y de ad-
miiraci6n entire nosotros. Ya sabeis, sefiores, que pro-
cedo de un grupo politico, de un Comit6 que acepta
la responsabilidad de haberle prestado su concurso a
la obra de Gobierno del General Machado, cumplien-


g







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


do asi un ideal del Partido Conservador, uno de los
principios fundamentals de su program 'politico,
dindole ejecuci6n a los acuerdos de nuestro organis-
mo supremo. ,
El senior Guas Iricldn, con una gran vision political,
ha expresado exactamente el sentir y el pensar de
este Comilt& politico en los moments actuales, y no
me equivocaria si dijera que ha interpretado fiel-
mente el sentir y el pensar de las masas. coservado-
ras. Nosotros estamos, en los actuales moments, eri
un period de reorganizaci6n political, esperando la
reuni6n de nuestros organismos superiores, con el fin
de que nos tracen la linea de conduct que debemos
seguitr, para realizar esa oposici6in a que aludia nues-
tro querido Presidente, oposici6n que habra de ser
siempre de acuerdo y en armonia con los principios
del Partido Conservador; oposici6n fiscalizadora,
oposiei6n constructive, oposiei6n patri6tica,' siempre
inspirada en el bien general de la Republicayy.en la
estabilidad de nuestras instituciones, frente a la in-
justicia, al desorden y la rebeli6n, Por consiguiente,
no debe extrafiarle al senior Presidente y a la CAma-
ra que yo no tercie hoy en los problems de earacter
politico, que no haga siquiera consideraciones alre-
:dedor de los diiferentes aspects que aqui han sido
tratados eo'n tanta brillantez por nuestro ilustre Pre-
sidente y por.el distinguido leader liberal senior Car-
melo Ur.liii:ig,. Tengo, sin embargo, especial encargo
del Comit6 Parlamentario Conservador, de referirme
a la acertadisima elecei6n del Sr. Rafael Guas Inclin
para Presidente de este Cuerpo Colegislador..
El Comit6 Parlamentario Conservador, en los ac-
tuales moments se atiene a los: acuerdos y a los pre-
cedentes estableeidos por nuestro superior organismo
politico y esta es la, mejor explicaci6n que puedo dar
al senior Presidente de la CAmara de la actitud que
en ielaci6n con su eleeci6n hemos adoptado. El se-
fior Presidente de la. CAmara tiene toda nuestra con-
fianza y nuestro carifio y la misma 'devoci6n personal
que siempre hemos sentido por 6l. Estoy autorizado
para declarar que puede contar con el concurso pa-
tri16tico y desinteresado del Comit4 Parlamentario del
Partido Conservador en el desenvolvimiento de su
cargo, deseaidole los mayores aciertos y toda la bie-
nandanza possible, haciendo votos porque durante este
nuevo period de su Presidencia, pueda alcanzarse lo
que todos ansiamos: paz para la Repfiblica, y la uni6n
y la fraternidad entire todos los cubanos. (Aplausos).
SR. CAINAS (FIDEL A.): Pido la palabra.
'SR. PRESIDENTE (GuIs INCLN): Tiene la palabra
el senior Caifias.
SR. CAINAS (FIDEL A.) : Sefor Presidente y sefiores
Representantes: El Partido Conservador, por medio
de sus organisms legitimos, constituidos despues de
una renoyaci6n que nos permit recoger los manda-
toe y las orientaciones actuales de la opinion pfiblica,
definirh oportunamenteS si program, frente a las
necesidades y las exigencias de nuestros problems;
y no es ni sera mi palabra, la que exprese eulles son
los principios, las doctrinas y las ideas que hemos de
procurar desenvolver desde nuestro campo de opo-
sici6n" patri6tica, elevada y serena; la oposiei6n fe-
cunda; la oposiei6n construetiva y necesaria que los
,gobierios democrAticos de todos los paises reelaman;
que todos los partidos de su responsabilidad y de su
deber practican; trabajanrdo unos, con el ejereicio de


la critical, y otros, con el ejercicio de la acci6n, el
bienestar, 'la normalidad y el progress de las na-
ciones civilizadas.
Esa definiciSn correspond a la inteligencia y a la
palabra mas autorizada de nuestro leader, euya pre-
paraci6n, como parlameritario y como politico, no he
de ser yo quien pretend enaltecerla y descubrirla an-
te los compafieros, que en mas de veinte aios de la-
bor continue en esta CAmara, han p'odido apreeiar
sus extraordinarias condiciones inteleetuales y mora-
les, que hace que la admiraci6n y el afecto por 61,

traspasen los limits naturales del Partido, para con-
siderarlo en todos los campos legislativos, sin distin-
,ciones politieas, por aquellas manifestaciones de mo-
destia y de lucidez, una de las mns prestigiosas figu-
ras de esta CAmara.
Y si por distintas razones, si por esa falta de pre-
paraci6n y de titulos, siempre resultaria vedada para
mi la tarea, superior a mis fuerzas, de exponer ante
el pais, la ruta que el Partido Conservador seguirA
en el future; la political que sus organismos ncs tra-
cen; si el bosquejo de esas orientaciones ha de res7ul-
tar siempre, algo superior' al caudal de mi experien-
ciaa en' estas luehas, lo es mks en estos moments, en
que me levanto, profundamente perturbado y conmo-
vido, por la intense y natural emoci6n que me produ-
ce recibir un honor, que me concede, de manera es-
pontAnea, el acuerdo de mis compaiieros, y que de ha-
ber estado al alcance de mis determinaciones, lo hu-
biera declinado en algunos de los Representautes Con-
servadores, con mayor historic, con mejores titulos
para este eneumbramienrto, con mas ilustraci6n, y,
sin ninglin g6nero de dudas, con la plenitud de pre-
paraci6n intellectual y political necesaria, para aumen-
tar, si es possible, el briillo de esta posici6nf abruma-
dora, penosa para quien en estos moments la recibe.
Abrumadora y penosa, porque sin efectismo de mo-
destia, impropios de una asamblea de hombres res-
ponsables, result de una visible superioridad, en re-
laci6n de la insignificaicia de mis esfuerzos en la
CAmara; abrumadora y penosa, porque el orgullo del
Partido Conservador reclamaria, que junto a la gran-
deza indiscutible de quien nos preside, gloria, positi-
va de la intelectualidad cubana, debierani los con-
servadores colocar a uno de tantcs nombres eselareci-
dos con que cuenta en este mismo hemiciclo. Junto
a la indiscutible grandeza del senior Guas Incliii, la
brillante ejecutoria de un Alvarez del Real, de un
Pastor del Rio, de un Soto Izquierdo, de un Garcia
Montes, en fin, de uno de tantos que permitan soste-
ner aqui, sin deeadencia ni eclipses, sino, por el con-
trario, acaso con mayor florecimiento, aquella tradi-
ci6n de cultural, de elocuencia, de supreme capacidad,
que ha aeompailado siempre en su march hist6rica,
a la;s instituciones conservadoras de nuestro pais.
Mucho agradezco las generosas palabras pronun-
ciadas por el ilustre leader de la mayoria, sefior Ur-
quiaga. Pero no voy a molestar mas la atenci6n de
mis oyentes. Mejor que cualquier discurso, la difi-
cultad, la pobreza de mi palabra, les probara a uste-
des la intensidad de la emoci6n, justificada., que ex-
perimento en este acto. Procurar6, por todos los me-
dios, responder a los deberes de la investidura que
recibo.
El Partido Conservador trazarA el camino de sus
deberes en las horas dificiles en que la Rc-piblica ee








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA. DE REPRESENTTANTES 9


encuentra; rectificara o no, como ha expresado en sus
elocuentes declaraciones nuestro leader, los princiipios
que ha venido practicando en estos filtimos afios. Con
tinuarh o no continuarA la line de conduct que se
trazara, colaborando en la grandiosa obra patri6tica
del actual Presidente; pero si de algin modo fuese
permitido recoger en estos moments las corriente
predominates en las masas conservadoras y expre-
sarlas en esta Tribuna, yo afirmo, como la expresi6n
de mi 'criterio personal, que los conservadores nos
sentimos ansiosos de una lucha, frente al Partido Li-
beral, per varias razonres: porque eso despertaria las
energies aletargadas de nuestro gran partido, repro-
duciendo aquella oposiei6n inolvidable y ejemplar, en
.que dejaroen \erdaderos monumaentos de ensefianzas
imperecederas, los Lanuza, los Varona, los Freyre;
porque la lucha. vigorosa entire partido y partido;
el combat de los conservadores, en la oposici6n, fren-
te a los liberals, en el poder, demostraria, una vez
mis, que estamos capacitados para las luchas norma-
les de una democracia civilizada y cult; y, ultima-
mente, porque el hecho de interrumpir la political de
colaboraci6n entire el gobierno. liberal y los conser-
vadores, seria la prueba mas firme, la realidad m=s
hermosa, de que la Repflblica no necesita ya, dde la
inteligencia entire partidos adversaries; que no es
necesaria a ui6n sagrada; que podemos los conser-


vadores asumir, sin quebrantos para la Rep~iblica, el
dereeho a una oposici6n elevada, decorosa y en6rgica;
que el Presidente no necesita de aquellos concursos,
que siempre obtuvo, que 61 mismo leal y noblemente
solicit con patri6tica sinceridad, y que volvemos, y
podemos volver, a la lucha de partido.
Y unii6ndonos a la bella oraci6n parlamentaria pro-
nunciada por nuestro ilustre Presidente, pidamos
que la paz moral surja y se perpetfie. Si se quiere,
derribando los hombres, porque nada significant los
hombres; derribando los Partidos y destruyendo los
m6todos, porque los m6todos y los Partidos nada im-
portan; pero respetando la Repfiblica y ha.ciendo la
Patria y la Repiblica mis gloriosa, ya que son' ellas
las que han de decir, con su prosperidad o su deca-.
dencia en el future, d6nde estkn los que se equivoca-
ron, y d6nde se hallan los que pusieron en su error,
si es que lo cometieron', todas las grandezas de su es-
piritu y todas las patri6ticas previsiones de su pen-
samiento. He dieho.
(Grandes aplausos. El sezor Caiias es mvy feli-
citado).
SR. PIESIDENTE (GnUIS INCLAN) : Se levanta la se-
si6n.
(Eran las 2 y 50 p. m.)


-. Ftf*NAfB V A., *1*PO 17, IA**&N




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs