Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01450
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01450
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


DE
DE LA


SESIONES


CAMERA DE REPRESENTANTES


DECIMO


CUARTO


PERIOD


CONGRESSIONAL


CUARTA LEG1SLATURA
VOL. LVIX LA HABANA, Diciembre de 1932. NUM. 5

Sesi6n Solemne de 7 de Diciembre de 1932. en honor del
Mayor General Antonio Maceo y demds martires
de la Independencia

President: Sr. Rafael Guas Incldn,
Secretarios:Sres. Jos6 R. Cruells Reyes y Josd Alberni Yance
SUMARIO
Alas 9 y 30 p. m. la Presidencia abre la sesi6n.-Di.curso del senior Antonio Bravo Acosta.-El Presi-
dente levanta la sesi6n a las 10 y 50 p. m.


SR. PRESIDENTE (GuAs INCAN) : Se abre la sesi6n1
Tiene la palabra el Sr. Brave Acosta: (Eran las 9
y 30 p. mL
,SR. BRAVO AcosTA (ANTONIO): SeiIor Presidente
y Sefiores Ropresentantes:
, Ni la audacia, ni ia inconsciencia, ni el atrevi:mien-
to han privado en mi Animo para aceptar la honrosa
distinci6n 'le ocupar en csta n-che ]a mds alta tribu-
na de la Naci6n, honrada en otras ocasiones por ar-
tifices de la palabra y maestros en el decir.-S ito ha
influido en mi, el anhelo de rendir mi modeito ho-
menaje a los que cayeron, en la ingente lucha por
nuestra libertad, y entire 61los, comio astro de mayor
magnitude, al minds grande de los guerreros, de su si-
glo, dl primer ciudadano de la Repliblica; al gene-
ral Antonio Maceo.
Un eterno agradecimiento debo al ilustre Presiden-
te de la Oamara, el Dr. Rafael Guas Incln, gloria


de nuestra Patria, paladin de la Democracia, por la
designaci6n hecha en mi persona, pues conociendo
mis escasos recursos oratorios ha querido -demostrar,
con hechos, su mAxima constant de que para ha-
blar de los grades de la Patria, s6lo se necesita
amor y veneraci6n a ellos, y por eso, el mAs modesto
de ios Representantes del Pueblo, va a hablar en es-
ta noche del mas grande de todos los cubanos.
Mis palabras vacilantes, desprovistas de ornamen-
taci6n, literaria, tal vez no league a vuestros corazo-
nes, no halague vuestros oidos, pero tened ba segu-
ridad de que serin la expresi6n sincera de un aman-
te de la libertad, de un fanatico en la veneraci6n
de nuestris heroes y mArtires. Por ello cuento de
antemano ,on vuestra benevolencia.
Ningin moment mas dificil para teumplir eata
misi6n. La Patria sufre instantes de agonia; la cri-
sis econ6mica, que atravesamos, agravada por una







2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


situaci6n political sui generis hace que en estos mo-
mentos la totalidad de los cubanos suframos una
excitaci6n extraordinaria, y que una desesperaci6n
colectiva :,i- i.y., invadido, apagando nuestros enten-
dimientos, .avivando nuestras pasiones, alejandi sen-
timientos de amor que eran innato en los cubanos,
y haciendo que veainos en nuestros hermanos a ene-
migos, y no nos llamemos a la serenidad para que
oediendo unos y otros, gobernantes y gobernados, lle-
guemos a la soluci6n que todos anhelamos: a. una, cor-
dialidad entire hermanos, para tranquilidad de los
que mandan y de los tobedecen y para .garantia. de
la estabilidad de la Republica.
Por todo 611o, no .espereis, de mi mas que el cum-
plimiento de la orden carifiosa de ani querido compa-
fiero y Jefe en las labores camerales, eon lo que he
de realizar el mayor anhelo que puede tener un mo-
desto representante del pueblo de Cuba.
Quiso ]a C:mara al acordar esta fecha, dedicar un
recuerdo a la memorial de todos los que su vida ofren-
daron por la Independencia, y no podia ser mejor
la escoigida que aquellla en que, para siempre, caye-
ra el Titan, el h6roe casi mitol6gico; fecha inolvida-
ble en que todo eubano debe alzar *el loraz6n, serenar
el espiritu, apagar. los apasionaimientos y hacer acto
de contriciin para bien de la Patria por la que die-
ron su vida tantos cubanos, a quienes reoemeoramos
en *esta fecha escogida expresamente por la Cama-
ra de Representantes.
Era natural que nustro pueblo, lil,.rl. .l'. a costa
de sangre de patriots, de ligrimas de santas matro-
nas, de su'frimientos y martirios, escogiera un dia
para dedicaifio a la memorial de los que cayeron en
la cruzada liibertadora sin llegar al disfrute moral y
material de todo lo que fuera su ideal: la indepen-
dencia de la Patria esclavizada.
Y en qui6n mejor ,que en Antonio Maceo podia
el Congress de la Repdfbliea eneontrar al genuine
representante de Ilas huestes liibertadoras, para re-
memprar, los grandes .*...-i'~! ..:.,, pdr la libertad?
Erai el inico, puesto que en 61 encontramos el amor
-.,-.. -...l,. a la libertad, de Cisneros; Oa tkctilsa military
y direcei6n t6cnica. de Garcia; los sacrificios de C's-
pedes y Aguilera; la rectitud y bondad de Agramnon-
te; la astucia y coraje die G6mez; el romanticismo y
la vision, de Marti; y la abnegaci6n de todos y caida
uno de 'os modestos soldaidos que empufiaron un ar-
ma en la defense de la libertad de Cuba.
Al venir en esta nochle, oomo hacemos todos los
afios, a renovar las flores de la gratitud y del re-
cuerdo afl mAs grande de todos los cubanos de nues-
tras generaciones, corma 1o hace el pueblo cristiano
en la fecha. de la rauerte del Redentor, coincurrimos
,con el mismo fervor patri6tico, pero tambi6n con el
anhelo de que estos actos eleven al cubano a la reso-
luci,6n firmisima de tomar el jemplo de alqu61, para
consolidar la Patria, que fu6 su ensuefio, su ilusi6n,
su aspiraci6n; la Patria finica para todos (os cuba-
nos, la madre inmaculada en cuyo regazo tendremos
acogida y por cuyo bienestar debemos apartar pasio-
nes, ambiciones y I"-J..; ;'".'; la Patria en cuyo seno
puedan vivir todos los oubanos sin temor al crime,
al atentado, ni a las persecuciones, sino bajo el am-
paro de l]a Justicia y la confratennidad entire todos
los que la habiten.


Nada nuevo podria realmente deciros de Maceo.
Compafieros ilustres desde este sitial han cantado sus
glorias; cada cubano conoce de sus heroinmos, de sus
sacrificios y de su amor a la Libertad.
I.-i].t.i, ,'i sus hechos de armas; fu6 un coloso;
fu'6 el guerrero ,i',al, de la Victoria; pero mis sus-
gestionan aun, siguiendo en 611o al ilustre libertador
General Eusebio HernAndez, el conocimiento de su
actuaci6f en la vida civiB, en su iearacter. de ciuda-
danco, dc politico y de estadista.
En estos aspects, estudiaremos al hombre que en
nuestra innmensa admiiracii6 cinsiider 4mtoa como
el arquetipo human; al hombre que por su naeimien-
to, reunia un cerebro arm6nico a una constituni6n
fisica perfect.
Maeeo fu6 el product eugen6sico de dos broncos
formidable: el'del venezolano Marcos Maceo, de hon-
radez- acrisolada, laborioso, reposado, fino, de sanos
pri'nipios, disciplinado y respetuoso y el dde'Mariana
Grajales, cubana, hija de padres dominicanos, fuer-
tes, valorosos, enemigos ide la tirania. De esa fini6n,
naci6 Antonio, en la. ciudad de iSantiago de Cuba el
dia 14 de Junio de 1845.
Casi todos los historiadiores, err6neamente, nos pre-
sentan a Maceo como simple arriero; como, jovean li-
cencioso, 'ado al juego y al donjuanismo, para se-
guir el postulado tamibi6n err6neo de que all, genio
hay que verlo desde lejos para no eneontrarle los vi-
cios. En el nuestro, podemos dejar como base in-
concusa, para consagrarlo en definitive como arque-
tipo himuano, como sobrenatural, que habia que co-
nocerl.o de cerca para apreciar mas ain sus incalcu-
lables valores en, el orden moral, en el intellectual y
en la -I.,.i.I .,,riil de la vida de todo ser human.
,Si comenzamos a realizar nuestro studio, para se-
fialar la base de que fu6 un Genio, per el examen de
su constituci6n fisica, ert.ontraremois, del studio an-
tropold6gico realizado por los Doctores Cailos de la
'Torre, Montalvo y Montane, que el. peso ,de su cere-
bro era de 1379 grams, mayor que el del peso me-
dio del adulto europeo que es de 1376; que eit tama-
fio (de su cerebro es de 1580 centimetros efibicos, su-
perior tambiun a los de los suizos y 'lar;.i,-i'-,: y que
resipecto al cuerpo, por las proporciones de los hue-
sos largos del esqueleto, tenia la fortaleza del hom-
bre de 'color, pero igualando y afin superando al hom-
bre blanco en la configuraci6n general de la cabeza.
Fu6 IMaceo cientificamente estudiado, ha suma de
la fortaleza fisica a un ceerebro arm6nieo y amplio,
s61o conocido en los Genios que de siglo en siglo apa-
recen, en la Tierra; ft6 como deciamos antes, el pro-
ducto de dos troncos sanos, sahludables, preparados
para la concepci6n del tipo human ideal, segidn, los
cientificos.
Nacido a la vida, teniendo sus padres relative po-
sidn econdmica, ya que en esa epoca poseian las fin-
cas Majaguabo, La Esperanza y La Deliiia en el
Municipio de S'an Luis, y Ilha casa en que naciera en
la eiudad de Santiago de Cuba, fu6 educado esen-
cialmente en el ambiente moral de sus padres, reci-
biendo, relative educaci6n escolar.
Era, no el arriero, sine el encargado por su padre
de la venta de los frutos y tabaeo de sus finlias, en
las plazas de -San Luis y Santiago de Cuba; en esas







DIARIO DR SESTONIES DIM L& CAMERA. DE REPRESENTANTES 3


labores, al amparo del carifio que per 61 sentian sus
padrinos el Licenciado Ascensio Asencio y SalomB
Herrada, fu6 fortm'ando entire sus amistades, un cir-
cuilo de gentes honradas y virtuosas, a las que tom6
de ejemplo, desconociendo los vicios. En el cum-
plimiento extricto de su trabajo, en el transport de
frutos que realizaba libremente, en la. disriplina de
su hogar, en el respeto a sus padres y a los demfs, se
acostumbr6 a sus .dos grandes pasiones: La Libertad
y la Jus tcia.
Contrajo matrimonio muy joven, con una virtuo-
sa y patriota eubana, con Maria Cabrales, en 1866.
Residiendo en Majaguabo, y habiendo estallado la
Guerra de 1868, fu6 visitado 'el domicilio de sus pa-
dres por el Capitdn Rond6n, Jefe insurreeto, quien
despu6s de obtener de Marcos Maceo, todo lo ,que
6ste habia ofreecido paira .a Revolucion, hubo de pre-
guntarle. I Y de los muchachos, cual me das?--Rei-
n6 silencio, pero respondieron Antonio, Jos6 y Jus-
to, quienes se incorporaron a las fuerzas eubanas,
y en los primeros dias de la. Revoluci6n, despues
de haber tomado parte en el fuego de Ti-Arriba y
en varies encuentros mis, en que demostr6 su vaaen-
tia y capacidad, fu6 ascendido a Sargento.
Y aqui empieza a revelarse el genio de Maceo.-
No habia visto un combat, no conowe .de estrategia,
ni de t6etica military, no sabe de organization,, ni
del arte de la guerra; pero nada import, su clara
inteligencia, su cerebro perfectamente org'anizado y
su f6rrea voluntad, le hace adiviiiarlo todo; deduce
lo. que ha de llevarle al triunfo, y m's que todo eso,
su gesto gallardo, su decision, su, don de mando so-
bresaien y ha sugestionado a sus companeros, que
ya s6lo piensan en la victoria, a la que ha de condu-
cirlos el Sargento Maceo.
Y -se bate como un coloso en Mayari y es ascendi-
do a Teniente, y pelea como un ls6n, en el Cristo y en
&. Cobre, y es ascendido a Capitdn, y sus soldados
son modelo de discipline y sobriedad; vienen a su
lado, y roespetan y adoran al Jefe que los conduce a
la Victoria, siempre a la Victoria.
Forma parte de la Division de Santiago de Cuba
a las 6rdenes de Donato Marmol y de M'ximo G6-
mez, y con 6ste realize la invasion de Guantdanamo
en el afio de 1870, ,-o.n el grado die Coronel, y al
ser depuesto G6mez, por disposiei6n del Gobierno,
se hace cargo de la Divisi6o y por si sAo, realize la
;,; ',i,;;i4 de Baracoa en el afio de 1871, a ios! 26Q akos
de edad, y de ahi surge ya su pensam'iento de como
dcbe realizar la invasion de today la Isla: de manera
impetuosa, sorprendente, tomando siempre la otfen-
siva, Ilegando a la condlusibn que s6lo La Invasion
a Occidente daria el triunfo de la Revoluci6n; y que
esa invasion era un viaje, a la Inii, ...i. ..r por el
camino de la muerte.
Despu6s de brillantes acniones de guorra, es heri-
do de seis balazes en el pecho y en el vientre, en Los
MjIr.e. de Moejia, y 'por aci6n de guerra y heridas
graves, luce las estrellas de General de Divisi6n, y
las. de Mayor General en 1877, a los treinta ados,
con las 19 preciadas condecoraciones que lucen en su
cuerpo, las cicatrices d'e otras tantas Teridas, sufri-
das en acci6n de guerra.
Y mientras estos hechos realizaba el military, su
don de oobservaci6i el studio de los demons hombres
-p


y de los heehbs que ocurrian en el Gobierno Revolliu-
cionario y en las otras fuerzas, templaban su alma
y hacian vibrar en su cerebro las dotes maravillosas
quoe debian seiialar al ciuddadno amante de la libertad,
y al estadista director de un pueblo que ansiaba la
libertad bien organizada.
Su ,carkcter afable, su elocuencia al hablar, su res-
peto aun para los mismes vencidos por 61, su intense
patriotimo, su decision, su fB en ,la causa que defen-
dia, su amor a la diciplina y obedieneia a los orga-
niismos politicos legitimamente constituidos y mas
que todo su pasi6n por la Justicia y el Derecho, fue.
ron product exclusive de la critical de si mismo, de
su exidente don de observasi6n, y del alto concept
que tenia del honor y la dignidad.
Y vease c6mo se trata dde herirle en, su dignidad por
sus mismos compaAeros. de armas; c6mo se desarro-
lla la deposici6n de Quesada, la renuncia de JordAn,
la deposici,6n .de G6mez; la destituti6n de 'Cspedes,
la sublevaci6n de Las Lgunas de Varona y la Paz
del Zanj6n.
Y con estos hechos ocurriendo a su alrededor, co-
menzamos el verdadero studio que nos proponemos
haoer, la r.evd ari6n de que la gloria military, no opa-
ca el cerebro arm6nico del genio, sine que las deegra-
cias political de su Patra, reviven mas su amor a la
discipline y a las instituciones republeaiianas y exal-
tan el deber del ciudadano y el patriotism del es-
tadista.
Veamos pues, como el patriot, el hombre de Es-
tado que procura con eil Exito military la estabilidad
de la Nalpi6n, se comporta y se produce frente a si-
tuaeiones dificiles.
Ya en el ario 1,876, sindo Jefe de la 2a. Division
del Primer Cuerpo, la intriga trata de murder su
rputaci6n al propalarse, por afigunos elements re-
volucionarios, que "Maceo sobrepoaia los hombres
de color, a los hombres blanoos."
Al conocer estos comenta.ios, cel'oso de su digni-
dad y de su honor, consciente de sus deberes ciuda-
danos, de su amor a la Patria y a todos los que ba-
jo su bandera luchaban por libertarla, con el mayor
respeto pero con extraordinario civismo, apela ad
Ciudadano Presidente de la Repuilblica en su memo-
rable carta del Campamento de Barigua, con fecha
16 de Mayo de 1976 en la que solicita ta formaci6n
de juicio para depwrar la verdad y que sean easti-
gados los que direct o indirectamente siembran la
semilla de Jla division en 1e pueblo cubano y favore-
con los planes del adversario con perjuicios para la
'Patria, y de esa carta, he de leeros atgunos de sus
plrrafos aen que se ve al ciuddadno que vela poer su
dignidad y al hombre d'e Gobierno que trata de re-
solver de manera definitive, pero dentro de las nor-
mas legaBes, lo quo en el maiana puede ser funesto
para sus sonciudadanos, y le dice: "Y como el expo-
nente, precisam.ente pertenece a la clase de color, sin
que por ello se consider valer menos qwe, los otros
hombres, no puede, Mo debe consentir que lol que no
lo es, ni quiere que sucede, tome cuerpo y siga ex-
tendiendose, por que asi lo exigen su digndSad, su
honor nvilitar, el puesto que ocupa y los lauros que
tan ligitimamente tiene adquiridos.-Y protest ener-
gicamentte, con todas sus fuerzas, para que ni ahora,
ni en. ning n tiempo se le consider partidario de







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPIBESENTANTES


,se sistema, ni menos se le tenga como author de dmoc-
trias tan fuinestas, mhxime, cuando forma part, y
no despreciable de esta ,Repiblica democrAtica, que
ha. sentado coma base principal "la Libertad", la
"Igualdad" y la Fraternidd~t" y que no reconoce
gerarquias."
Ya veis sefiores, como en esa memorable apelaci6n
al. Ciiu.da..lui. President, plantea con civismo, con
entereza de caricter, icon amor a la Humanidad y a
su Pueblo, la resoluci6n de problemas que podrian
traer la division en la familiar cubana, *y afirma las
bases bajo tas cules tenia que constituirse la Repli-
bliea al tener el &xito esperado, y entrar en el con-
cierto ide las naciones lilbres: La Libertad, la Igual-
dad y La Fraternidad"
Y cormo military que debe obediencia a los poderes
constituidos, elegidos por al pueblo en armas, y al
mismo tiempo como politico y eiudadapn, ve el de-
volvimiento politico del Gobierno con la deposici6n
de Quesada y de Mdximo G6mez, y la destituci6n de
Carlos Mllani,, I de Cespedes, y en nada participa; pe-
ro su a'ma limpia, su cerebro preparado, su concien-
cia ciudadana se revela ante el movimniento de Las
Lagunas de Varona dirigido por el Mayor General
Vicente Garcia; e6mo repudia la ambici6n personal;
c6mo combat la indiseitplina, y como trata a quien
le incita a la desobediencia a los 'poderes legitimos
de la Repfiblica, en su memorable replica al General
Garcia, de feoha 5 de Julio de 1877, de la que po-
demos ana~izar estos parrafos: "'Usted. se equivoca
al decir que el pueblo de Cuba estuvo de acuerdo con
el mo, vimiento de Las Lagunas de Varona, pwes es-
toy persuadido' que era la minoria la que pedia re-
formas prdgresistas, y conste, que estuve de acuer-
do con algunas de ellas y ain to estay'; pero nunoa
opelarg a la rebeli6n y al desorden para hacker uso
de mis derechos.-No es necesario apelar a tan re-
prochables medics como aquillos de que se vale us-
ted, pues para satisfaoer las aspiraciones del pueblo
no es necesario autorizar la desobediencia al Gobier-
no constituido y a las leyes como sucedi6 en Las La-
gunas de Varona. "Al mismo tiempo que indignaci6n,
despre'cio me produce su invitacidn al desorden y deso-
bediencia a mis superiares, rogdndoole se abstenga en
lo sucesivo de proponerme asuntos tan degradantes.
-"Nada imiplica la amenazal, siempre apoyar l al
Gobierno legitimo y no star done, no puedan es-
tar el orden y la discipline; por que vivir de esa
manera seria llevar la vida de un perfect bandole-
rismo"'
En esos pirrafos se retrata al Genio en toda la acep
ei6n de la paPabra: al military, al ciudadano y atl es-
tadista.
Si esos postulados hltbieren sido atendidos y s'e-
guides por las generaoiones. que le sucedieron, por
los gobernantes todos de la Repiblica, no hubiera
tenido nueAtra Patria los tropiezos en que ha incu-
rrido en su vida constitutional.
Y jlegamos al moment mlns sublime y mws difi-
ci] de su vida; no el moment en qu.e pueda ella pe-
ligrar puesto que en peligro habia estado constan-
temente desde que en Majaguabo tom6 las armas
para libertad a su Patria, sino el moment en que
la Rlevoluci6n se debatia en los .estertores de su ago-
nia, en que los cubanos aceptando halagos y prome-
sas que no se eumplirian, alli en 'Cama.gijey, plie-


gan la bandera y resignan, el arma. que la RI.1i'llii-
ca les di6 para su defense: el memento del desafor-
tunado Pacto del Zanjon, y como secuela la Protes-
ta de Baraguld, que mantuvo la rebeldia del pueblo
cubano y demostr6 que podria ser vencido momentd-
neamente, pero no hunmiilado.
Aiqui se yergue el ciidadaano ejemplar; aqui asu-
me la representaci6n genuina del pueblo cubano an-
sioso de libertad; alii demostr6 la organizaci6n de
su oerebro, la energia de su carAiter, la moral del
patriot, la. vision del politico, en fin, todo cuanto
pudieran S:os especialistas asignar el arquetipo hiu-
mano; aqui fug done tuvo su verdadera consagra-
ci6n el Genio.
Y cuando se verifica la c lebre entrevista con el
General Martinez Campos, en los Mangos de Bara-
,i, ;, ii.li.> aquellos Arboles que conservamos Ios orien-
tales y cdeben conservar los icubanos todos, como al.
ta sagrado del ideal sacrosanto de la '.ljut dl, Ma-
ceo oye a Martinez Camapos, para conocer el pac-
to, y al oir al General Polavija la Ilk-:tura de lo
convenido, el Doctor Figueredo, M6dico de Maceo,
viendo la imipacieneia y la indignaci6n retratadas
en -el rostro de su Jefe, sodicita permiso y dice:
"Nosolros lo que queremos es la Independencia" Y
al manifestar Martinez 'Campos que no podia darla
y que al rechazar la paz se romperian las hostilida-
des, Maceo, puesto de pie, aftivo, enargico, exclama:,
"Por mi part no tengo, inconvenience en que se
rompan ahora mismo"
Ayquel1a; conferencia termipn6 .saludkndose ambos
Jefes, y demostrando Maceo, una vez mias, su gran-
deza de alma y nobleza ide espiritu. Cuando almas
pequefias trataron de insinuarle la oportunidad que
se prestaba para haler prisionero al Jefe Espafiol,
o asesinarlo, hub'o de contestar, demostrando su va-
ler come miAlitar y caballero, con las mismas pala-
bras consignadas en su carta a Flor Crombet, en
4 de Marzo de 1878: "No quiero libertad si a ella
va unida lai deshonra."
Y aquella protest signifies no s61o que carecia
de ainbiciones personales al influir para que el Ge-
neral Calvar fuera designado Presidente, sine que
la Revolucion seguia latente; que la bandera de la
Patria no qued6 abandonada ni humillada, ni se ha-
bia rendido; que el primer guerrero de oCuba, que,
'c eiudadano ejemplar la acogia en su coraz6n, co-
mo acoje el buen hijo a la madre agobiada para ciu-
darla con carifie y con amor entrafiable, hasta el
moment en que pudiera .volver a tremolarla con la
misma pasi6n, con et mismo anhelo, con el mismo
ideal, como lo hizo 17 a.ios. despuds en i1sB eampos le
Cuba. Libre, el lo. de Abril de 1,895, en la Playa de
Duaba, done reanud6 ,con 6xito para las armas cu-
banas, su nueva lucha por ia libertad, como si los
afios de suspension de las hostilidades fueren minu-
tos, pudiendo parodiar la conocidisima frase de
I'r.iy Luis de Le6n al reanudar sus classes despu6s.
de largo cauteverio: "como ASeciamos ayer. ." con
esta otra: como combatiaY os ayer. "
Mucho 'podria hablarse en estose aspects do Ma-
ceo, pero no he cansarles con detalles numerosos
sobre el studio que venimnos realizando.
Ligeramente hemos de analizarlo, en la foi'ma pro-
puesta, durante su largo period de peregrinaei6n
por tierras extranjeras no dejando morir la fe en








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5
, ,~. -,, ,'' '" l f ,H~ ,I i


los corasones de 4os quo laboraban por la Indepen-
dencia.
Y cuando se disponia a reorganizar los elements
que con 61 compartian la santa rebeldia contra el
funesto Pacto del Zanj6n; cuando .circunstaneias es-
peciales haeen. que l 'Gobierno de la Repfiblica le
obligue a trasladarse al extranjero para aportar a
la Revoluci6n ya decadente, todo lo que era indispen-
sable para continuar lia, lucha, v6 c6mo el descon-
cierto, los regionalismos y las ambiciones persona-
les, las divisions political que interiormente aba-
tieron a los cubanos y les oblligaron a sentir el can-
sancio y someterse al tirano con el hochornoso Pac-
to del Zanj6n, en el extranjero las emigraciones pa-
dccian de males iguales, y tras muchos esfuerzos,
sin perder la f6, cuando llega a organizer en New
York, con escasos recursos, una pequefia expedici6n,
le sorprende la capitulaci6n del 'Gobierno del Pre-
sidente Calvar con las fuerzas que habia dejado en
operaciones.
Comienza entonces su peregrinac6n 'por los pai-
ses latino americanos, sin cesar un moment en pro-
curar lo necesario para reanudar ia lucha por la In-
dependencia.- Y Jamaica, Santo Domingo, Haiti,
Costa Rica, Honduras, Panama, Mejico, Estados
Unidos y la misma Isla de Cuba, le ven una y otra
vez en los trabajos revolucionarios hasta el ario
1,895, enr que vuelte a pisar la tierra de sus amores
para llevar a vias de hecho el ideal de todai su. vida,:
la Libertad de su Patria.
Durante este period de tiempo es que el genio po-
litico de Maceo se revela de manera extraordinaria.
Las divisions political .que' dieron al traste con
la Guerra de los Diez ailos continfian en el extran-
jero durante una gran parte de este ilapso; amargan
su vida heehos .que no caben en hombres de su tem-
ple y de su ideal; con estoicismo resisted los embates
de loo ambiciosos y de los intrigantes, pensando siegt-
pre en lo que constitute s vnica pasi6n: la. ;ni.,.
tad 'de Cuba:
De su correspondencia con Marti, G6mez, Estrada
Palma, Eusebio HernAndez y demiis cubanos que Ha-
boralbaan por la Iadependencia; de sus manifiestos y
de sus derlaraciones, hemos de referirnos a aquellos
que nos daran la prueba evidence, que si bien fu6
el prinmero de los generates, el mns grande 'los gue-
rreros de su 6poca, el h&roe de cien combates, el es-
tratega, el military imponderable, fu6 tambi6n, el pri-
mer ciudadano y el primer estadista en nuestra
Patria.
Se inicia en las calls de Santiago de 'Cuba, el dia
26 de Agosto de 1879 la nueva revoluci6n, y Ma-
ceo no puede aeudir a e4la por falta de recursos, no
obstante sus grande esfuerzos y por la actitud asu-
mida por Calixto Galcia, el que por las divisions
political 'declar6 inconvenient a la Revoluci6n la
labor que realizaba Mac eo en el extranjero.- Sin
embargo, desde Kingston, en 5 de Septiembre de
1,879 lanza una proclama a los que en Cuba viven,
y en un llamamiento a la juventud les dice:--Jve-
nes que no os ocupais de vuestro porvenir, tened
present que nuestros enemigos ocupan hoy los9 pues-
tos que mananaa debeis desempeniar, por que teneis
derecho a elo y por que os encontrais en mejores
condiciores ipara regir el porvenir de nuestra
Patria. "


Y a los espaioles les dibe:-"A voisotros no es
desconocti'o el inicuo proceder de vuestro gobierno;
haced efectivas vuestras simpatias por nuestral cau-
sa, y podeis contar,, que ademds de respetarse vues-
tras vidas y haciendas, obtendreis los beneficios de
un pue-blo libre."
Y se dirigia a Los esclavos en esta forma: "agru-
paos bajo Ia barndera de Cuba, que es la de todos los
cubanos, y oobtendreis Libeirtad y Derechos.'
En su iarta al General Mlixii, Gmez, de 6 de
Febrero de 1,880, le dice:-" Yo tengo la grandeza
de una causa conmigo y esta es la de mi Pais, a la
cual tengo consagrados doce aios de constante ser-
vicio sin que a 6llo me haya impulsado mas movil que
el anhelo de consegrir la Independencia de mi Pa-

tria para obtener con ella la regeneraci6n de un
pueblo abyecto por la s ,,vi'tlnid de; 400 anos."--
"He deseado to que puedo ser: UN OBRERO DE LA
LIBERTAD."
Ya veis pues, como aquel hombre grande ya por
sus hazanas militares, s61o le preocu'paba come de-
bia perfilarse nuestra nacionalidad, sin ambiciones
bastardas para 61, con a'bsoluto 'desprendimiento de
todo lo 'que fuere goee material, y s61o con un an-
1elo: que en aa Repfiblica pudiera la juventud dis-
frutar y dirigir su gobierno; los esclavos vivir la vi-
da 'de la libertad y -del dereeho; que lo- nemigon
de lla, los espafoles, distrutaren de aos I. :-llwici',., do
un pueblo libre sin odios ni veng.anzas, y en cuan-
to a 61, que todo lo hacia y daba por Cuba, s6lo tie-
ne una ambici6n: ser un obrero 'de la libertad.
Ved con cuinta grandeza sostiene la. causa de Cu-
ba en sus diferennias con el General G6mez, .por ]a
intrigas de muchos, y como hasta en algunos casos
Ilega a aeeptar, por su respeto al Jefe, mortifica-
ciones que 6ste le infiere; pero como tambi6n al
pensar que esas difereneias podrian alejar a G6mez
de la causa de Cuba, le sofiala: que no debe confun-
dir la causa de Cuba con sus pr' ion l,'i'.i. *" y con
entereza y dignidad le recuerda: "Tanto debe Cu-
ba a Ud. como' UVd. a 61la" "Alli nos hemos con-
quistado amparo social y por eso quiero ahora que
se me respete;-" no tengo ambici6n mezquina que
pueda obscurecer su camino".- "Estoy joven y hay
en mi Patria amplio' caimpo para todas las aspiracio-
nes".-' Usted confunde la dignidad que reclama
un derecho, con la amnbici6n de un onto quo preten-
de un puesto.'
Todo esto demuestra al Genio en el pleno desen-
volvimiento de su cerebro, fisica y moralmente or-
ganizado.
Ojala que la historic political de Maceo hubiere
sido conocida por la mayor parte de ios gobernantes
que hemos tenido en 'Ouba Republicana; si sus eje0m-
plos hubiesen sido tomados como bases para. la or-
ganizaci6n de nuestras instituciones, si sus 'prinei-
pios politicos hubieren sido norma a seguir 'per to-
dos los que tenemos participaci6n en la direcci6n de
la cosa pfiblica, no tendriamos que lamentar las di-
ficiles situaciones a que nos han llevado en algunas
ocasiones las pasiones de los unos, la 'sed de mando
y de powder de dos otros, las ambiciones desmedidas
de muchos y el poco o ningun respeto a las institu-
ciones juridicas, que fueron el produeto del sari-
ficio de legiones de cubanos y per las que di6 su







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMALRA DE REPRM _ENTANTES


vida el coloso de nuestras Guerras de Independen-
cia: el General Maceo.

En sus consejes a las emigraciones cubanas en el
extranjero que laboran por la Independencia de
Cuba, con el prop6sito de que se unificaran, encon-
traremos tambien las bases de nuestra, afirmaci6n de
que fu6 el Primer Estadista en nuestra Patria.--A
l1loe aconseja y dioe:-"Es ini.l~-. ,i',ll.i gque el
pueblo cubano desenvuelva su Vrii Po'it uLr y social
a la altura de los pueblos cultos que rigen el desti-
no del human porvenir".-"Tened present que los
crimenes de la Humanidad son nuestros y no del
tiemnpo, coino seilen decir algunoas; borremrs el pa-
sado y proclamemos la Justicia para bien de todos."
-"Vivan la Justicia y el Derecho."

iQuB hermosas manifestaciones! En ellas se des-
taca el conductor de pueblos; el hombre preocupado
por el porvenir de, su puebi o, al que sefiala de an-
temano las obligaciones que al constituirse en pue-
blo libre, tiene que cumplir para. con la humanidad.
-Sus exaltaciones pasionales en todos los momen-
tos, se encaminan a lo que debe imperar, no solo en
su pueblo, sino en el mundo entero: La. Justi-
cia y el Derecho.
'Con esos consejos trata de dirigir a su pueblo, e
impedir que pueda tomar caminos toreidos; que los
principeios de FPraternilaid, Igualdad y 'Cbnoordia'
que faueron sentados como bases indispensables para
la constituci6n de una Rep(blioa democritica, sean
una realidad al obtener el 6xito ede las armas como
esperaba y seguramente habia de resultar.
En su correspondencia eon Jos6 A. Rodriguez, 'en
primero de Noviemnibre de 1,886, reitera una vez m4s,
su expresi6n sobmr el desenvolvimiento ciudadano y
.su aspiraci6n respect al gobernante que necesita-
ria la Patria, y encontramnos estos brillantisimes pi-
rrafos que son producto de su observaci6n: "Quie-
ro tener la gloria de haber contribuido al bien e
Independencia de Cuba, y llevar, con orguto, el ti-
tulo de buen ciudadano, que da brillo y grandeza
cuando seo abtiene sin mancha" "Por eso, yo desea-
ria, para mi Pais, un hombre que tenga la virtue ,
de red&nir al pueblo cubano de la soberania espa-
iiola, sin haber tiranizado a sus redinmidos, y que no
qnjbicione otra fortune que la conquistada por ese
medio".-"El que tal hagd, llegard a la supreme
gloria y complete dicha."
'Solo una gloria ambicionaba nuestro biografiado:
merecer el concept de buen cinddalano.-Esto s6lo
lo anhela el hombre que tiene el con'cepto de la res-
ponsabiiliidad, el que puede prescindir de las mate-
rialidades de la vida para gozar de las satisfaccio-
nes espirituales.- Al perfilar o6mo queria que fue-
ra el hombre que dirigiera los destines de su pue-
blo, una vez libre, '.l....al.a no un tirano, sino, un
ciudadano que tuviera e l;concepto cabal de las fun.
cones a que estaba Ilamado; que no fuera. un go-
bernante de ambiciones personales, sino que tuviera
como finico anihelo la ambicin d de deber cumplidio.
Los cubanos tenemos que lamentar siempre la
perdida de nuestro Genio, no s61o por Lao que su cai-
da significo en aquellos mementos para la Revolu-
ci n, sino eseneialmente, ppor que de haber sobrevi-
vido al triunfo de su causa, ses postulados impues-
tos al Pueblo por la santidad de sus intenciones, hu-


bieran sido guia segura que evitara a nuestra Pa-
tria, los g6rmenes de disoludcin que en algunos pe-
riodos ban obscurecido nuestra libertad por las am-
biciones y la incapacidad de algunos de nuestnos go-
bernantes.
De su correspondencia con el Marqnus de Santa
Lucia, entonces Presidente de dLa Rep;iblica, Ilega-
mos a la concluei6n, una vez mas, que aquella al-
ma gr.i.l jams abrig6 ambiciones personales; se
indigna ante la insinuaei6n que le hace de que pu-
diera tenelrias, y trata a los que tales ambiciones
poseen en esta forma:- "Los compadesco por que
no han tenido, bastante fuerza de voluntad para so-
breponerse a sus pasiones y ,elirios de mando".-
"Toldo lo que ambicionor es hacer daio al enewmigo
comiin, y eso lo conseguire aunque mis adversaries
se opongan.-" No temo el peligro de perder la vida
en la contienda, pero si sentiria poner en peligro
mi reputaci6n de subordinado y patriot con nuevas
calumnias y aviesas apreciaciones."
Y le aconseja: "principie por no dar seFales de
localismo como ejemplos de civismo, despojdndiose
de tddo el ropaje de la colonial, para el bien de nues-
tra future soberania national."
AJhi est& demostrada su gtrandeza intellectual y
moral; a pesar de que las intrigas y suspicacias quie-
ren liacerle caer en sus redes, las rechaza civicamen-
te, se aparta de 6llas, y vela mas, much mas por
su reputaci6n, por su dignidcd' ciudadana, que por
la vida misma.-'Eillo dice a las claras el alto con-
cepto qne tenia de la ciudadania.
Y nos pinta al hombre de Estado, cuando reppe-
tuosamente aconseja al ciudadano Presidente, a que
dU ejemplos de civismo, que se despoje de la tara
colonial para bien de 1Ih patria.
No tiene, en fin, mas preocupaci6n, que ir sentan-
do las bases bajo las cuales debian quedar perfecta-
mente organizadas las instituciones republicans, y
que su Patria cumpliera, en el cencierto mundial,
los fines para que son constituidas las Repiblicas
democr'iticas.
En el orden international, el estadista y el patrio-
ta de consuno, el hombre Genio, despues de un cons-
tante studio y detenida observaci6n sobre los pue-
blos quoe podian ejercer influencia sobre el nuestro
por su .posicion geogrnfica, por su eivilizaci6n o por
sus riquezas, llega a la conclusi6n de la necesidad do
eliminar toda intervenci6n extrafia en nuestros asun-
tos politicos internos.--El vB o6mo se desarrolla el
coloso norteamericano, c6mo en el Congreso de aquel
pais se trata en distintas ocasiones de olegar a la
adquisicidn de nuestro suelo; c6mo la ddiplomacia
yankee trata de aislar a las naciones europeas que
en una guerra con Espafia pudieran tener como com-
pensaci6n nuestro. territorio, y con esoes anteceden-
tes, apura la Guerra de Independencia paras evitar
que !a influencia americana fuera 'una b.arrera pa-
ra nuestra libertad absolute y trata de obtener delos
dirigentes de la Revolucin, su apartamiento a todo
lo que pudiere favorecer esas influencias, y constan-
temente decia a los cubanos ''Nada espero de los
aemericanos; todo debenvos fiarlo a nueestros esfueir-
zos, mejor es subir o caer, sin ayuda, que contraer
deudas de gratitud, con un vecino tan poderoso."
Y cuando, se decia que los Estados Unidos habian
reconocido la beligerancia de los cubanos ea armas,







DIARIO DE SESION'ES DE ILA C MAiRA DE REPRESENTANTES 7
i=


y muchos eubanos creian fitil ese reconocimiento,
Maceo dedoaraba: que no era tan proveohosa la me-
dida como la generalidaS pensaba; que la felicidad
de Cuba solo se alcanzaria con el esfuerzo de los cu-
banois y sin aquella intervenci6n.
Que clara vision, seinores; que fi tenia en su pue-
blo; cuAntos temores abrigaba su alma contra toda
ingerencia extrafia! El Estadista preveia las tris-
tes conseeuencias de esa interveci6n.
.. .Y cuindo se oper6 esa intervenei6n.? En los mo-
.mentos en que Cuba se bastaba para libertarse, en
que 1l esfuerzo .del cubano iba a tener sus ansiados
frutos, en, moments en que el poderio espafiol habia
gastado el 4ltimo hombre y la ultima peseta, en el
moment en que crey6 cosa ficil, la presa ambicio-
nada.
Tened la seguridad abscluta de que si Maceo hu-
biera vivido en aquel moment, la intervenci6n no
hubiera llegado a nuestra tierra.
SY cui'nta raz6n tenia! Nuestra generaci6n ha
visto ,el resultado de aquella ayuda que temia Ma-
ceo.; la hemos pagado con. ereces dos cubanos, hacien-
do sacrificios econ6micos y politicos, prestindole la
ayuda moral y material en, los moments en que de-
claraba la guerra a los poderes centrales; dandole lo
mejor de nuestros products para que cumpliera sue
obligaciones con los aliados, eonvirti6ndonos en los1
mayors y mejores clients de esa Repiublica podero-
sa, y recibienldo como compensaci6n ia implantaci6n
de barreras arancelarias que han contribuido de ma-
nera primordial al desbarajute, y a la miseria econ6-
inica en nuestra Repfiblica.
En todas las luchas per la independencia, en to-
dos loc pueblos, siempre han sobresailido hombres
que por.su desarrollo fisico o mental, han side, unos
el pensaniento, otros el coraz6n y otros el brazo, de
la Revol'uci6n; pero para mayor a'firmaei6n de que
nuestro biogiafiado fu& un arquetipo human, un
genie en todas sus fases, podemos asegurar que Ma-
ceo fuL: Pensamniento, Brazo y Corazon, en la Liber-
tad lde Cuba.
Y no quiero terminar, .sefiores Representantes, ain
sabiendo que abuso de vuestra benevolencia, plara
llegar a la afirmaci6n final de que Maceo, fu6 el
Qenio de su 'Siglo, en todos sus aspects, sin dar una
ojeada al m"s grande Ide los actors miiitares que co-
noce el Mundo, per las circunstancias en que fue
realizado: La Invasi6n.- En breves palabras he-
mos de dar fin a nuestra modest conferencia.
Mas imiportancia di.6 Maceo a la. Invasi6n en el
orden politico, que en el miditar.-- No pensaba en
la cadena de triunfos que irian a sumarse a los in-
numerables obtenidos en la Guerra de los Diez Afios,
y que consagraria a sus huestes como "la milicia mas
andariegay mas fuerte de todas las milicias del mun-
do'"- come la calific6 el General Mir6-, sine en
la resonancia political que tendria la que no s61o servi-
ria para alentar a los patriots de Occidente, sine para
demostrar que Espafia no podria sujetar por mas
tiempo bajo su dominaci6n, a un pueblo que queria
ser libre y que tenia derecho a su libertad.
Los planes de la Invasi6n, la forma en que debia
realizarse, no fueron product de una imaginaei6n
enferma, sino el proiducto de una observaci6n cons-
tante desde el afio de 1871 en que come Jefe de la


Segunda Brigada del Primer Cuerpo realiz6 Ia in-
vasi6n a Baracoa, en la que aprendi6 que la rapidez
suple la falta de hombres y de armas; que la inicia-
tiva en la ofensiva impide a los adversaries conocer
sus planes y prop6sitos, y sobre todo, que si ese
Ejercito estaba llewo die ardor palri6tico, comno esta-
ban los orientales, y tenia f6 en el Jefe que lo diri-
gia, irian seguros a la Victoria.
Maceo tan. pro-nto pis6 la tierra de sus amores en
primero de Abril de 1895, y pudo escapar a las per-
secuciones de que fuu objeto en las sierras de Bara-
coa y Guanthnamo y logr6 unirse a ias fuerzas revo-
lueionarias, al llegar al campamento de Vega Bella-
ca, en 18 de Abril, se da a. conocer como Jefe del
Ej@reito en Oriente, y ordena a sus subaliternos quo
fusilen sin formaci6n de process, a todo e'misario
del campo enemigo que no viniera a tratar explici-
tamente de la Independeneia de Cuba.
Y esa orden, que se quiso estimar por muchos co-
mo un acto de ambici6n personal, no puede ser califl-
cada asi. Las necesidades politics de la Revoluciin,
sus propositos firmisimos de impedir que ocurriera lo
quo en el anio 1868, le obligaron a esas medidas dris.
ticas, y s6lo podia hacerlo, asumiendo de per si lI
Jefatura del Ejrcito en Oriente, pero sin afiadirse
un grade mis en su gerarquia, sinoe con el mis-
mo que ostenta'ba cuando termmin6 la. Guerra de los
Diez afios. La orden fu, aprobada por ( '.r,.: y
Marti en la celibre reuni6n de La Mejorana, en 5
de Mayo de dicho acio, en que per primer ves se
reunieron en los campos de Cuba Libre, dos trees
grandes de la Revoluci6n: Maceo, Marti y Mdximo
Gdmez.
Y alli planted la urgencia dde la Invasi6n, sabien-
do que para ello s6aio era necesario lo que no tenian
los ej6rcitos meroenarios, eselavizadores de pueblos,
y si poseia el Ejercito cubano: el ideal de la liber-
tad de la Patria y la grandeza moral de, su causa.
-Alli quedd acordada la Invasi6n a Occidente.
Y ;mientras preparaba los oontingentes lexpedi-
cionarios, como pr6logo a Ia hazafia casi mitol6gica,
con sus centauros recorre la provincia y derrota a
los mas prestigiosos generals espafioles, en el Cris-
to, y en las cercanias de Santiago de Cuba done
ataca un tren military y result herido un colonel
espaiol; y el dia trece pelea en el combat de Jobti-
to, donde cae el Jefe de la column espafiola Coro-
nel Bosch; y recorre las zonas de Holguin, Tunas,
Sagua y Manzanillo, amaltando guarniciones espafio-
las y deteniendo rico botin; y entire Bayamo y
Manzanillo, con 700 hombres, escasas municiones y
con gran impedimenta, conoce la sal'ida de un con-
voy de Manzanillo a Bayamo,, al mando de los ge-
nerales Martinez Campos y Santoscildes con mil cien
hombres, y les da la batalaa de Peralejo donde eaen
Santoseildes y numerosa tropa bajo el plomo y el
machete mam'bi, y done el Capitlin. General Espa-
iol, a punt de caer prisionero, se ve obligado a
gran prisa iniciar la retirada en direcci6n a Bayamo
como refugio, donde eotuyo sitiado por varies dias
sin atreverse a salir hasta tanto no recibi6 refuer-
zos .de mas de cinco mil hombres.
Y continia su constant ofensiva, y Baire, Uni6n,
Cristo y otros lugares sienten el peso de las armas
cubanas y el arrojo del Caudillo, y estando acampa-
do en, el alto del Eseandell, ef 28 de Agosto, conoce
el peligro en que se encuentra el General Jose Ma-







8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
t , i I ,


ceo, enfermo, casi invilido, en el hospital de Ca-
simba, cerca de Ram6n de las Yaguas, y pr6bdimo a
ser asaltado por las guerrillas de Garrido y fuer-
zas !del Coronea Canellas, compuesta de 900 ho~m-
bres de todas las arms. El 'Caudillo corre en au-
xilio del valeroso, mambi, y le avisa: mi ataque por
retaguardia serd el anuncio del mejor refuerzo; y
con sus fuerzas cansadas, sin ropas y sin alimentos,
se present en los campos de "Sao del India" don-
de a pesar de .I, -iil f... ii i1d..s peleaba bravaimente
el General Jos6 Maceo, y en union de ,ste, destroza
la column espafiola, toma el botiquin y numerosas
armas y los hace retirarse eon mas ide dascientas
bajas, probando la fortaleza del soldado culbano, que
tras una march nocturna por pantanos y montafias,
permanece peleando mas d'e 36 horas frente al ene-
migo,
El 22 de Octubre de 1895, conforme al plan con-
certado con G6mez y Marti, inicia con sus mfl cMn-
cuentad y tres patriotas desde Baragua, el mismo in-
gar de la c6lebre protest, la mareha fabulosa de La
Invasion a Occidente.
Dificil seguir y narrar paso a paso las innumera-
bles pruebas de valor y heroism, de aquell'a huestes
Sque dia a dia terciaban sus armas eon las de los domi-
nadores; que hlbilmente cruzaban trochas considera-
das inexpugnables, y que derrotaban a los mas ague-
rridos generals espafioles que en coliumnas combi-
nadas tratan de cerrarles el paso a Oceidente.- En
su marcha, vuelve el caudillo a hacer sentir el amar-
gor de la derrota al Capitin General Martinez Cam-
pos, y a,confesar su incapacidaid al no poder detener
a las fuerzas invasoras.- Coliseo, Calimete, Giiira de Melena, Cabafias, Las
Taironas, y otros lugares memorable' renueva los
laureles de la Victoria, y en una mareha estupenda
de 92 dias, sosteniendo casi diaries eombates, llega
el 22 de Enero, de 189,6, al extremo occidental de
la Isla, a Mantua, done tranquilamente iza la ban-
dera cubana bordada por i'as damas. camagiieyanas,
habiendo atravesado la Isla de un extreme a otro,
ibajo una lluvia de plomo, sefialando la ruta con el
rojo esplendor de los, ineendios .de pueblos y campos
de cafias, y realizando la proeza que revels el genio
military de Maceo, como sus actos anterdores habian
revelado su Genio politico.
i'Cudnta proeza, sefiores!; ou'anto heroism en esta
gloriosa jornada, en que d1 ej6reito patriot, sin re-
cursos, sin hospitals, sin abasteeimientos, casi sin
arnma, recurre en 92 dias 424 leguas, celebra cientos
de combates victoriosos, alienta a los descreidos y
derrota moral y materialmente el 'ppoderio espafiol.
Eso s6lo podia realizarlo, como antes decia, un
Ej6reito como el Cubano, que tenia poi bandera la
Libertad, la Justicia y ei Dereako y por Jefe, al
aliado de la Victdria, AL GENERAL MACEO.
Si fabulosa fu6 la Invasi6n en el orden military,
para prestigio de las fuerzas cubanas, de mayor re-
sonancia fu6 en sus resultados politic s, pues cost
el camibio de gobernantes y hasta de procedimientos
militares en la oolonia.- Y si Idura fu6 la labor gue-
rrera de los, soldados del Derecho en la Invasi6n, mis
dura aun fu6 la campafia de Pinar del Rio, soste-
nida por Maceo desde el 22 de Enero, at 7 de Di-
eiembre; duranite ese lapso, sin dejar de combatir
un dia y otro dia, recorre las tres provincias occi-


dentales, se present a las puertas de esta Capital,
y los combates 'de Paso Real, Jaruco, Diana, Bataba-
n6, Galope, Labori, Cacarajicara, Ceja del Negro,
Rubi y muchos mas, sefialan nuevos liaureles a la
corona del invincible jefe, y en una fecha inolvida-
ble, en un dia como hoy, desppu6s de doscientas ocho
acciones de guerra, en Punta Brava, en una simple
escaramuza,. como si la Suerte enwidiosa de la Glo-
ria del Caudillo, quisiera terminar tantas proezas,
haceo caer para siempre, desplomado de su corcel
de guerra, el guerrero mas formidable dei su siglo,
y junto con 61 a su valeroso ayudante, Francisco
G(..'i .: Toro.
Se habia dumplido el Destino. El aguaia queeha
bia remontado su vuelo hasta las alturas de la Glo-
ria, discutido sus laureles al Dios Marte, abatia su
vuelo, cumpiliendo su propia resoluci6n al tomar las
armas para libertar a Cuba cuando decia:-"Toidos
los Macceo helnos de sucwmbir para dIar ejemplo' a la
future generacion."
Pero fu6 grande la obra de Maceo politico,
ciudadano y estadista, que a su caida, perd.urai .m sus
postulados en el campo de ila Reoluci6n, y los cuba-
ons, sabre su cadAver a-rn caliente, rati'ficaron el
juramento hecho por su idolo: Independencia o
Muerte .
Obtenida la Repfblica, en el ejercicio de nuestros
derechos como pueblo iibre, bien pudi6ramos los cu-
banos inspira.rnos en su inmenso patriotism, en sus
sanos consejos, en su gran respeto a las institucio-
nes legitimas, en sus postulados de Igualdad, Fra-
ternimad y Libertad, en su ferviente pasi6n por que
la Justicia y el Derecho imperen en la H'umani-
dad.-,Si .esos postulados hubieran side seguidos per
nuestros gobernantes, 'a patria seria feliz.
Bien, hace el pueblo de COuba en renovar eada afio
las flores de la veneraci6n y del recuerdo por los que
cayeron para darnos la libertad; ppero que no sean
estas solemnes veladas el heeho aparatoso de nues-
tros sentimientos, sino fuentes die ensefianza,
altar de contrici6n, ara sagrada ante la cual depon-
gamos, pasiones, ambieiones y preji'cios.
CUBANOS: Hagamos alto en el camino actual; ce-
sen los apasionamientos; vuelva la normalidad y 'a
confraternidad a renacer entire los cubanos; hag.a-
mos que nuestros gobernantes se inspiren en los sa-
grados principios de la Justicia y el Derecho que
proclam6 Maceo; que todos podanmos vivir en esta
tierra sin tenor alguno; y que la bandera formada
por el armiiio, simbolo de la pureza del Titin, por
la sangre de nuestros mirtires y por el azul puri-
simo de nuestro cielo, sea mantenida por todos con
la misma f6, con el mismo eivismo, con la misma
virilidad, con el mismo amor, y con el mismo des-
interhs con que la mantuvo Maceo, para hacerla fe-
liz, y para que en esta fecha, en cada afio, podamos
acudir a su tumba, y con la frente erguida, la con-
ciencia tiT)nquila y el coraz6n en alto, decirle:-
"Maceo, duerme tranquiio, los cubanos somos dig-
nos de tu sacrificio!
He dicho: (Aplausos.)
,SI. PRESIDENTE (Gus INCLAN): Se levanta la se-
si6n. (Eran las 10 y 30 p. m.


INP. p. FERNANDEZ Y CA.. OBISPO 17, HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs