Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01429
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01429
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

TERCERA LEGISLATURE

VOL. LVIII LA HABANA, Mayo de 1932. NUM. 9


Sesi6n ordinaria de 30 de Mayo de 1932.

President: Sr. Rafael Guas Inclan
Secretarios: Sres. Jose R. Cruells Reyes y Alberto Aragones Machado

SUMARIO
A las tres p. m. comienza la sesi6n.-La Camara se da por enterada de un Mensaje del Poder Ejecu-
tivq. participando el nombramiento del Teniente Coronel senior Miguel A. COspedes; para el cargo
de Secretario de Sanidad y Beneficencia.-Al disponer la Presidencia, la lectural de una moci6n
de los sefiores Guis Inclan y otros, protestando contra los recientes actos de terrorism, el senior
Cruz Ugarte solicita la concesi6n de un receso para reunir el Comit6 Conservador Ortodoxo.-
Se aprueba el receso, asi como la pr6rroga de la sesi6n con caricter permanente.-- Se suspended la
sesi6n a las 3 y 25 p. m.-Reanudada a las 4 y 50 p. m. se da lectura a la Moci6n de los sefiores
Guis Inclin y otros condenando los atentados terroristas.-Se da lectura tambi6n, a una Decla-
raci6n de Principios del Comite Parlamentario Conservador en relaci6n con la anterior Moci6n; y
otra Moci6n del mismo Comit6 Conservador Octodoxo. solicitando sea derogada la Ley de Juris-
dicci6n Militar y hacienda declaraciones de caracter politico.-Se da lectura y despu6s de corto
debate y ligera enmienda es aprobada una petici6n de datos del senior Castellanos, sobre la huel.
ga de los obreros tabacaleros.-Por 62 votos en favor y dos en contra, se acuerda la suspension
de preceptos reglamentarios para el inmediato debate de la Moci6n referida, condenando los aten-
tados terroristas.-Explica su voto en contra, el senior Cruz Ugarte, con interrupciones de los
sefiores Urquiagaj Rey y Alonso Caifias.-Los sefiores Urquiaga y Echeverria hacen manifestacio-
nes a favor de que quede aprobada inmediatamente la Moci6n en debate, el senior Cruz Ugarte,
apoyado por los sefiores Verdeja y Aguiar pide la suspension del debate:-En votaci6n ordina-
ria es rechazada la proposici6n.-El senior Cruz Ugarte manifiesta a la Camara que se ausenta
del hemiciclo, conjuntamente con los compaiieros ortodoxos, a fin de no tomar part en la vota-
ci6n de la Moci6n.-Por unanimidad es aprobada, seguidamente la Moci6n.-A las 8 y 5 p. m.
terminal la sesi6n.
SR. PRESIDENTE (GuAs INCLIN): Se abre la sesi6n. (El official de actas pasa la lista).
(Eran las tres p. m.) SR. PRESIDENTE (Guis INCLIN): Falta algin ,Sr.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Lista, Sr Presi- Representante por responder a la lista?
dente. (Silencio).
SR. PRESIDENTE (GuiS INCLAN) : Se va a proceder Han respondido sesenta y ocho sefiores Represen-
a pasar lista a solicited del Sr. de la Cruz. tantes. Hay qudrum. Continfa la sesi6n.







2 DTARTO DE iS;ESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
- --


1 va a dar lectura a un mensaje del Poder Ejc-
cutivo.
(El official de actas, lee).
AL HONORABLE CONGRESO DE LA REP'JBLICA:
El Articulo V de la Ley de Bases para la ejecu-
ci6n clel Iresupuesto corrcspondmente at ejereicio
fiscal de 1930 a 1931, dispone que, dentre de los
cuatro meses siguientes a la terminaci6n del afio
econ6mico, se remita al Congreso, para su conoci-
miento, la liquidacidn total de dicho Presupuesto,
pero, aunque por el sector correspondiente se haln
venido practicando todos los trabajos preparatorios
encaminados a dicha liquidaci6n, es de presumir que
no sera possible terminarla para ]a feeha indicada,
ya que, entire otras razones justificativas de la de-
mora, existed la duda que ofrece, en cuanto a su aoli-
caci6n, determinado precepto contenido en la Ley
de 29 de Enero de 1931, ]a cual parece natural on",
aclare el Congreso mediante su interpretaci6n aut6n-
tica por cnanto afecta a ]as relaciones entire el Po-
t T j 1 -l ^ ^ ~ ^ --


UN MIL PESOS para el cumplimiento de esa sen-
tencia.
Palacio de la Presidencia, en La IIabana, a 13 de
Enero de mil novencientos treinta y dos.
(f) Gerardo Machado.
SnR. PRESTDENTE (GUiS JINCLAN) : Se toma en
consideraci6n?
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
gTomado en consideraci6n entiende la Cimara qua
debe pasar a la Comisi6n de Hacienda y Presupues-
tos?
(., ,'.i, : afirmativas).
Acordado.
,Se va a dar lectura a otro Mensaje Presidencial.
(El official de actas lee).
AL HONORABLE CONGRISO DE LA REPfIBLICA:


aer ,. ecuuvo y ei legIsiavo repeCu u ea c pu.ou Habi6ndose dirigido nuevamente el Presidente de
concrete. la Sala d lo Civil y de !o Contencioso Administra-
Ante esa dificultad para el cumplimiento del men- tivo de la Audiencia de la Habana al Secretario de
cionado precepto, se dict6 el Decreto nimero 1639 Hacienda, aclarando que el recurso Conteneioso-Ad-
do 22 de Octubre del corriente mes, y del eual, curm- ministrativo No. 109 de 1926, establecido por Gust,-
pliendd el pnrrafo segundo de su parte disposit'i-vo 3M. Fernandez contiene la resoluci6n de la Comi-
va, me complazco en enviar al Honorable Con'.reo lsi6n del Servicio Civil No. 390 de 25 de Mayo .d
copia certificada, a fin de qne tenra cono"imionto 1926, fun desestimado y no declarado con lugar, como
de lo resuelto por este Elecutivo. v. en definitive. err6neamente se comunic6 a ]a citada Secrotaria de
fije el alnnce one e dee dnreo al referidn procento rcl Hacienda, me es grato dirigirme a! Honorable Con.
Ley de 29 de EFPoro de 1931, en la primer de sus1 greso interesando se dejo sin efecto el Mensa.ie onie,
disposiciones finales, eon fecha 31 de Arosto del nasado aeio. hubie de dliri-
Pala.io de la Presidencia, en La Habana, a 27 de oirlo on sonle;tfr dlo un Ard'lto NP~qaod-nte a ,TT 1T!
iTTI TRFSCIENTOR C l ARFNTA PFR rS
Noviembre de 1931., S A 13 N T A P q -
(f) Gerardo Machado. (k 7 340.00), para indemnizar al Sr. Gustavo M. Fer-
nandez.
SB. PRESTDENTE (GUiS INCLIN): jLa CAmara so Palanci do la Presidencia en La Habana, a 5 de
dg por enterada? '~'ebrero de 1932.


(Sefiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lecture a otro Mensaje Presidencial.
SEl official de actas, lee).
Ar. I IINORABLE CONGRESSO DE LA REPB13LICA:


(f) Gerardo Machado.
Sn PR RTDENTE (GUAS INCLAN) : Se toma en con-
sideraci6n?
(Seitales afirmativas).
Aprobado.
STomna n po e nnrnidralmi6n pntiondET la Ctnmara nnur


Para el cumplimiento de la Sentencia nimero 215 debe pasar a la Comisi6n de Hacienda y Presupuas.
d .- t,.-la 19 de Octubre de 1931, dictada por la Saia tos?
do lo Civil y de lo Contencioso-Administrativo del (Seiales afirmativas).
Tribunal Supremo que revoc6 la reso!uci6n de la Acordado.
Secretaria de Hacienda de fecha 10 de Febrero de
l'il: que desestim6 la alzada establecida por la So. So va a dar lectura a otro mensaje.
cieodd de Zaldo y Martinez, S. en C., del comercio (El official de actas lee).
(d. e.,ta plaza, contra la liquidaci6n de Dereehos
TI C(rltrilunci6n e Impuestos de la Zona Fiscal de En cumplimiento de lo que dispone el articulo V
Or.;,ot., de La Habana en 1 de Agosto de 1929, re- de a Ley de Presupuestos, tengo el honor de enviar
rIiro i ,n q u e d i6 m otivo al recu rso C on ten cioso-A d d la L e . . .. .
r.ini. ativo qe Ndi motiv~.al recourse Conten loso-Adc al Congreso los adjuntos estados demostrativos de les
ini.trativo No.337/930: no existiendo en el actual ngresos y egresos del Tesoro Nacional, correspon-
Presupuesto, disponibilidad en la consignaci6n par dientes al mes de Enero timo.
In .irUl debera satisfacerse la cantidad de un m nil
poe;,. que se ordena devolver por dicha sentencia, El document nfmero 1, demuestra la reeaudacion
rio rs :rato dirivirme al Honorable Conrreso en so'1- obtenida durante el meo do Enero pr6ximo pasado,
citud de un cr6dito ascendente a la referida suma de que ascendi6 a $3.451.773.48.







DIARTO DE SESTONES DE LA C.AMARA PE REP~PESENTANTER 3


El estado nimero 2, contiene el total de las 6rd&e-
nes de adelanto de fondos, para atenciones del refe-
rido mes, ascendentes a $ 3.420.066.03
El nfmero 3, detalla minuciosamente dichas 6rdc-
nes de adelanto de fondos.
El nfmero 4, da a conocer los ingresos hechos er.
Tesoreria, correspondientes al mencionado mes de
Enero por concept de recaudaci6n.
El nimero 5, expresa los paros realizados de obli-
gaciones, del mes de Enero, desde primero al treinta.
El niimero 6, comprende los ingresos y egresos le
todos los Fondos Especiales.
Palacio de la Presidencia, en La Habana, a 11 dr
Mayo de 1932.
(f) Gerardo iMachado.
SR. PRESIDENT (GuIs INCLIN): ISe da la CA-
mara por enterada?
(Seiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar leetura a otro mensaje.
(El official de actas lee).
AL IIONORABLE CONGRESS DE LA REPIBLICA:
En cumplimiento de lo que dispone el articnuo V
de la Ley de Presupuestos, tengo el honor de envia:'
al Congress los adjuntos estados clemostrativos de los
ingresos y egresos del Tesoro Nacional, correspon-
diente al mes de Febrero filtimo.
El document ndmero 1 demuestra la recaudaciii
obtenida durante el mes de Febrero pr6ximo pasa-
do, que ascendi6 a $4.903,797.66.
El estado nfimero 2, contiene el total de las 6r,lo-
nes de adelanto de fondos, para a+enciones del rele-
rido mes, ascendentes a $ 3.99-.379.06.
El nuimero 3, detalla minuciosamente dichas 6r-
denes de adelanto de fondos.
El nimero 4, da a eonocer los inmresos hechos t:
Tesoreria correspondientes al mencionado rnes de Fe.
brero por concept de recaudacion.
El nfimero 5, expresa los pages realizados de ob'i
gaciones del mes de Febrero, desde primero a
treinta.
El nfimero 6, comprende los ingresos y egresos d
todos los Fondos Especiales.
Palacio de la Presiloncia, en La Habana, a lo
once dias del mes de Mayo de mil noveeientos trein
ta y dos.
(f) Gerardo Machado.
RS. PRESIDENT (GuTLS INCLAN): Se da la Ca
mara por enterada?
(Seiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a otro mensaje.
(El official de actas lee).
AL HONORABLE CONGRESS DE LA REPU6BLICA:
En uso de la facultad one me confiere cl articul
68 de la Constituci6n y cumpliendo a la ver la obli


gaei6n que me impone el mismo, tengo el honor de
poner en conocimiento del Poder Legislahvvo, qua
por el Decreto correspondiente nombre al Doctor Mi-
guel C&spedes Alvarez, para desempefiar el cargo de
Secretario de Sanidad y Beneficencia, vacant por
renuncia del Doctor Victoriano Rodriguez Barahona.
Polaeio de la Presidencia, en La Habana, a 13
de Mayo de 1932.
(f) Gerardo Machado.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLIN): Se da la CA-
mnara por enterada?
(Seiales afirmativas).
,Enterada.
Se va a dar lectura a otro mensaje.
(El official de actas lee).
\L HONORABLE CONGRESS DE LA REPOBLICA:
La Constituci6n de la Repfiblica en su articu-
'o 48 fija el n6mero de Representantes que ban
de integrar la Camara, a raz6n de un Represen-
tante por cada veinte y cinco mil habitantos
o fracci6n de mas de doce mil quinientos; esta-
bleciendo que cuando el nfimero de Representan-
tes electos de acuerdo con esta proposi&c6n alean-
ee a ciento veinte y ocho, no podr! anmentarsi
sino a raz6n de uno per cada cincuenta mil habi.
!antes, siempre de arnerdo con el iltimo conso do.
eenal de poblaci6n verificado.
Teurminado como ha sido filtimamente el Censc
de Poblaci6n, tengo el honor de comunicar al IIo
norable Congreso, que segun los datos oficiales
suministrados por la Direcci6n General del Censo,
Provincia de Pinar del Rio tione 343,480 ha-
!itantes; la de la Habana, 985.500; la de Matan-
7ns, 337.119: la de Santa Clara, 815.412; la de Cama-
Siiey, 403.076; y la de Oriente, 1.072,757.
Acompafio con cste Mensa'e un cuadro demos-
r*,ativo del nvimero de habitantes de cada Provin.
ra v de la proposicin one. de acuerdo con cl ar-
ti-mlo 48 de la Constituei6n puede ser tenida en
cuonta para ]a elecei6n de los miembros de la CA-
Smara de Representanes.
Palacio de la Presidencia, en La Habana, a 30
e -le Marzo de 1932.
(f) Gerardo Machad9.
Sn. PRESIDENT (GUiS INCLIN): gSe da la CA-
mara por enterada?
(Scaales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar cuenta con una moci6n.
Sn DE L. CRUz (CARLOS M): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Tiene la palabra
S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M) : Para rogar a la Ca-
mara que acuerde declarar un receso de dies, minu-
o "os, al objeto de que un grupo de Congresistas po-
i. damos celebrar un pequelio cambio de impresiones.







4 DIARTO DE4 SESTONEW DE LA CO kIARA DE REPR.FZIMENTANTES


,Sn. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN) : Tiene la palabra
S .S.
SR. URQUIAGA ('CARMELO): Sr. President y se-
fiores Representantes: En realidad, habiendo una
Ml.i-.o de verdadera trascendencia sobre la mesa,
nuestro deseo seria que se tiatara inmediatamente;
pero deseando acceder a lo solicitado por nuestro
distinguido compafiero, pido que se acuerde prime-
ramente la pr6rroga de la sesi6n hasta discutir
y votar lo que se refiere a la Moci6n presentada
y todos los proyectos que figuran en la orden del
dia.
SR. DE LA CRuz (CARLOS M.): No hay inconve-
niente iiiir-...i en que se acuerde la pr6rroga de la
sesi6n para todo lo que haya sobre la mesa, sin es-
pecifieair ningfn acuerdo. Precisamente, respect
a la conduct que debemos adoptar referente a la
Moci6n presentada, es por lo que deseamos tener el
cambio de impresiones. Estoy de acuerdo con la
pr6rroga sin limitaci6n, ya que hay nilmero de Re-
presentantes y un quorum suficiente entire los se-
fiores Liberales y los sefiores Conservadores.
Nos hemos abstenido de contestar a la lista, el
grupo del Comit6 Parlamentario Conservador or-
todoxo y el independiente, y s6lo he respondido yo
para conocer si habia quorum, y porque queremos
cambiar impresiones respect a la Moci6n presen-
tada. No es nuestro prop6sito obstruccionar ni im-
pedir qne se trate la Moci6n, pero la pr6rroga en la
forma propuesta significaria que de antemano se
ai Ijlla acordar los asuntos que estdn sobre la mesa.
Acepto que se prorrogueo la sesi6n indefinida-
mente, sin mencioifar acuerdo alguno, porque el
Partido Liberal tiene la oportunidad despues d-
acordar ]a suspension de los preceptos reglamenta-
rios, para entrar a discutir los asuntos que estli
sobro la mesa. Yo ruego, pues, se acuerde un receso
de diez minutes para celebrar un cambio de impre-
siones respect de los asuntos que estuvieren en ]a
Orden del Dia.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para insistir en que
se declare permanent esta sesi6n, para tratar lo1
asuntos que se encuentran sobre la mesa y en la
Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): LEsth la Cama-
mara de acuerdo, con lo propuesto por el senior Ur-
quiega, en prorrogar la sesi6n con carheter perma-
nente ?
(.Senales afirmativas).
Aprobado.
I Esti de acuerdo la Camara, en que se concede
un, receso de diez minutes, en la forma en que ]o
ha solicitado el senior de la Cruz?
(..,,;,l, > afirmativas).
Acordado.
(Eran las 3 y 25 p.m.)

Sn. PRESIDENT (GUCS INCIaN): Se reanuda la
sesi6n.


(Eran las cuatro y cuarenta p.m.)
Se va a dar lectura a una Moci6n.
.SR. DE LA CRUZ (CARLOs MANUEL): Solicito la
palabra, para rogar a la Mesa, cumpla, extrictamen-
te con el Reglamento. Segfin Este, hay que darle
lectura a las comunicaciones, a las mociones y mAs
tarde entrar en la Orden del Dia. Yo quisiera sa-
ber, Sr. President, si se acord6 la lectura..
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) Eso estA hacien-
do la Presidencia, Sr. de la Cruz. Se le va a dar
leetura a la primera comunicaci6n que ha sido pre-
sentada a la Mesa.
(El official de actas lee).
Frente a la perturbaei6n politico-revolucionaria
que ha alterado en estos filtimos tiempos el curso
normal de'la Repfiblica en su senda de paz y de
progress, la Cdmara de Representantes se ha carac-
terizado por un afAn tesonero y noble de brindar
formulas que canalizasen las actividades de la opo-
sici6n por las vias legales, en el process natural de
la lucha de los Partidos politicos.
En pos de esa noble idealidad de paz y de demo-
cracia, se dispuso un dia la Camara al studio de un
plan de reforms constitucionales, con la mira no
ya de remozar el texto de la Constituci6n tan solo,
sino de abrir un amplio horizonte a presuntas acti-
vidades political. Doloroso es confesarlo, mas la
verdad obliga a declarar, que el intent se malogr6
dosde su inicio por la negative descortes y la repul-
sa agria de los mas significados jefes de los distin-
tos sectors de la oposici6n, quienes en respuesta
a un requerimiento gentil del Presidente de la Ca-
mara invitandolos a colaborar en el estudlio de la
reform, ]e negaron capacidad y legitimidad al Con-
-reso y cerraron el camino a lo que se queria que
fuese una "soluei6n cubana".
Con fecha anterior, ya habia votado la Camara la
Ley del Censo Electoral-uno de los extremes en que
mis habia insistido la oposici6n- y la restauraci6n
del C6digo Electoral de 1919, otro de los puntos re-
putados bAsicos- y votado asimismo una ley ie
orden pfiblico a tono con las exigencias de los opo-
sitores.
Frente a estas medidas, generosas e hidalgas,
equ6 hacia la oposici6n? Encogerse de hombros pri-
mero, sonreirse burlonamente luego, y a la postre.
desencadenar sobre el pais una revoluci6r que so
sofin gigantesca y sirvi6 para demostrar tan s61o,
que el pais no secundaba esos planes, y el gobierno
era sobrado fuerte para sofocarla sin sangre y sin
castigo.
Vencida la revoluci6n, ha hecho la Chmara cuan-
to a su alcance ha estado, para sefialarle a la oposi-
ci6n el finico amino viable: el de la political al am-
paro de la Ley.
.No habia terminado del todo la revoluci6n, cuan-
do ]a CAmara, poi unanimidad, con un fervor pa-
tri6tico sin limits, pedia y obtenia primero, la Ii-
bertad de los Congresistas que habian sido bechos
prisioneros en acci6n de guerra y solicitaba despu6s









DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


en igual forma la libertad de los jefes del movi-
miento revolucionario, que era dispuesta a escasos
dias, anticipdndose de esa manera el Honorable se-
flor Presidente de la Rep6blica, a la ley de amnis-
tia que poco despu6s, a instancias del propio Poder
Ejecutivo, votaba el Congreso, con la esperanza do
devolver al pais la tranquilidad moral tan apetec:-
da.
Ha sefialado pues, la Camara, de acuerdo con e1
Gobierno, una pauta generosa al logro de nobles
prop6sitos de armonia.

Mas fuerza es reconocer, que pese a las deelara-
ciones de los sefiores Representantes denominadcs
ortodoxos, la oposiei6n extra-parlamentar a, no hp
apreciado en su just valer, esos prop6sitos de la
Camara, ni los ha reputado sincere ni ha coopera-
do con ollos, ni ha brindado para la historic, otra
triste experiencia que la de dar la sensaeicn de re-
putar cida uno de esos actos, ora precursors d-"
unn aoonia que se presentia, ora el cunmplimientcf
servil de mnndatos superiores, one a ratios se ha-
cian dolmnndar de extraiios poderes, ora sintomas
de debilidad o de temor.

Y claro csta one con tan falsa vision de la rea-
lidnd, tales medidas leios de propendera los altos
fines para que eran coneebidas, ban side vehiculo,
de falsas esperanzas, acicate para planes de devwv-
taei6n y de muerte v bnn ido so nilas lamentable
y do'orosamente por hontes terrnristas one n hanqu
r;do bacer victims on tnnas las esferas. desdo ol sqo0,
'residlnte de la Repfihlica. y el senior Presidentr
de! Congress, hasta infelices nifios y mujeres an6-
nimos.

La Camara de Representantes, pues, la primer
en abrir caminos a las grandes y venerosa. solucic,-
nes, no puede ser, la filtima tampoeo, fracasada en
onuellos empefins. en condenar los reeiontes aeonte-
cimionfts y solidarizarse con el Presidento de la
Rrpniblica para eunntns medidis reoniero el osar .
actual de cosas, y demand la defense de !a Repui
blica.

Aeontecimientos que no por dear de lener pre-
cedontes dentro de nnestras desdichadas. fermas d-
luchas puestas en prietiea por una oposici6n demo
ledora y antipatriotica pudieran cnunar sorpresa
pero si por ]a extens :n y monstruosidad del crimi
nal prop6sito, y la provocaei6n qne signifina nn")-
aquellos que ban tratado con today 'unanirmirdal
y espiritu sereno de Ilevar al convencimiento de los
obcecados que corr ello nada babrian de conseguir
mas que sembrar el odio y el rencor de mantra irre-
parable, obliga a la Cimara a hneer una pnbliea de-
claraei6n de lo que opina y piensa sobre esos aeon-
tecimicntos.
Los ataques politicos, cuando significant demos-
traci6n de la manera de opinar de una parte de la
opinion p6blica, grande o poquefia. dehe merece,
todo el respeto de los one sufren sns embatos. ne.-"
cuando como arma se eszrime el crime, rea!izado
a mansalva y sin ries'o para el one Io nlanoa. v d
acuerdo con los que sustentan las teorias mis demo-
ledoras y peligrosas contra la actual organization


social y de la civilizaci6n, no pueden por irenos que.
levantar !a protest y el grito de alerta contra lo
que pudiera sobrevenir.
Seria lamentable que lleglisemos a la conviccion
de que es initil la generosidad y la noblcza ?n
nuestras contiendas como parece indicarlo el cri-
minal atentado dirigido contra miembros principa-
lisimos de nuestro Ej6reito, y que cost la vida de
an joven y brillantc military, contra ese Ejrcito quo
supo en la pasada rcvoluci6n del mes de Agosto,
respetando la vida de los prisioneros y de las altas
nersonalidades que se acogieron a la legalidad, dar
r.rnobas do una bidalguia v respeto al veneido, que
debia haberle heeho acreodnr si no a la gralitud,
por lo menos a la consideraci6n y consecuencia.

Teniendo todo lo expuesto en cuenta, e inspira-
rlos en los mis nobles pronositos patri6ticos y civi-
cos, y creyendo que con ello cumplimos con nuestro
deber. proponemos a la Camara ,aeuerde la si-
u uiente:
MO CT ON
PRIMERA:-Se formula la ms en6rgica pro-
testa y condenaci6n en referencia al iltimo movi-
miento sedicioso ocurrido hace breves dias, y que
se manifest por medio de una serie de complots
terrorists, de una intensidad y falta de cscripu-
los humans des onocidos en nuestra historic, y ra-
ros en !a del mundo entero.

SEOUNDA:-Declarar que esos procedimientos
son completamente infitiles, pues con la caida do
ilminos de los que representan el actual regimen
no!itieo. no consepnuirn los que pretendun su de.s-
anarici6n sino exacerbnr odios y pasiones. ya qne
'ns restantes no se amndrentarin cobardemente con
-1lo. sino se reafirmarAn mi.s en sus ideas. y en la
'voeneia de qne esa oposiei6n esta completamente
ineapacitada para la gobernaci6n del pals.

TERCERA:- Manifestar al Honorable Serior
President de la Repiiblbica que la Cmrara le res-
palda en la defense que realize de las instituciones
patrias, so solidariza con 61 en este moment, tal
:;omo lo ha estado anteriormente, y le brinda sa
ipoyo para la adopci6n de las medidas que cr-yere
necesarias dictar para terminar definitivamente el
I.im;nal movimiento one perturba y dificulta la so-
'nPi6n de nnestros problems on general, y que s6lo
ohdece a desmedidas ansias de poder y predomi-
nio.

Sal6n de Ses'Oneu de la Cimara de Representan-
'es. a treinta de Mayo de mil noveeientos treinta
, dos.
(P.'1-Tafqol (Cur Inteln.-Carme.lo Urquiaca,-
roQ P. ('r? ,771.--ij TTom .-Juan Rodrirucez Ramirez,
-Delio Nuilez.-Nistor 0. Mendoza.-Alvaro Alvera.

SR. PRESTDINTE (GuTS TNCT.AN) : Queda sobre la
mesa, por Faber sido presentada solicitud de precep-
tos reglamentarios para su diseus!6n inmediata.

Se va a dar lecture a una Declaraci6n de Prin-
cipios, en relaci6n con esa moci6n.







6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


(El official do actas lee).
,El Comit6 'Conjunto de Representantes Conser-
vadores Ortodoxos e Independientes, frente a la
Mooi6n que en la tarde de hoy pretend aprobar el
Partido Liberal con la cooperaci6n de los sefiores
Congresistas Conservadores y Populares, haee cons-
tar su mis en6rgica protest, fundada en ]o siguien-
te:
PRIME R0 :-Que la Camara no se debe arrogar
el papel de acusar a elements politicos que figuran
en la oposici6n al Gobierno, o pretender complicar-
los en los atentados terrorists, por ser esta funciin
acusatoria propia de la Policia, para que las men-
cionadas acusaciones sean apreciadas por los Tri-
bunales de Justicia.
Y la Chmara al aprobar el apartado primero de
la referida Moci6n estimaria y daria por cierta la
existencia de un movimiento sedicioso y de que 6s-
te se ha manifestado por medio de un complot te-
rrorista; con lo cual dejaria formulada su acusa-
ci6n de estar complicados en este movimiento, altar
personalidades de la oposici6n que, conocidamente
no son terrorists ni pueden ser acusadas de seme-
jantes atentados.
SEGUNDO:-Que en el apartado segundo de la
referida Moci6n se hacen enfAticas y exageradas
declaraciones que no correspondent a la seriedad, me-
sura y respeto que debe observer un Cuerpo Cole-
gislador.
TERCERO:-Que es improcedente la aproba-
ci6n del apartado tercero de la Moci6n, por cuanto
en los sistemas presentativos el Congreso no puede
adherirse ni respaldar al Ejecutivo.
Sal6n de Sesiones de la COmara de Representan-
tes a 30 de Mayo de 1932.


(Fdos.)- Carlos I.iru,, l do la Cruz.
Freyr dcde Andrade.- Santiago Verdeja.-
16s.- Feli del Prado.-- Ii,..,,i Angel
M. THerryman.- A ntonioa. Bravo Acosta.


- Gonzlo
Angel Ca-
A guiar.-


Sn. PRESIDENT (GUSs INCIAN) : bSe da la Camara
por enterada?
(Seiiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lecture a otra Moci6n.
(El official de actas lee).
El Comit6 Parlamentario 'Conjunto de Represen-
tantes 'Ortodoxos e independientes ha estimado ne-
cesario reunirse para deliberar acerca de la conduc-
ta que debe adoptar al conocer la sentencia dicta-
da por el Tribunal Supremo de Justicia en 12 de
&ste mes, publicada en la Gaceta. Official del 19, por
la cual se declara inconstitueional la Ley de 17 de
F. Ir.-..,> ltimo, y nulos, ademis, algunos de sus
preceptos, asi como la Segunda Disposici6n Tran-
sitoria de la de 13 de Enero de este afio; y, como re-
sultado de las mencionadas deliberaciones, el Comi-
t6 Parlamentario, representado por sus miembros aba-
jo firmantes, tiene el honor de someter a la Camara
!a siguiente:


MOCION
En la historic parlamentaria de la Repiblica no
se recuerda un hecho tan perturbador de nuestro
sistema constitutional como el perpetrado por un
grupo de 13 sefiores Representantes, que, desarro-
llando un plan acordado moments antes en el Pa-
lacio Presidencial, concurrieron a la Camara a las
2 de la tarde del dia 16 de Febrero filtimo, una ho-
ra antes de la convenida para la sesi6n ordinaria
de ese dia, y en ausencia del Presidente y los Vice-
presidentes, Secretarios y Vice-secretarios asi como de
los empleados y la documentaci6n a su cargo, y de
los taquigrafos, y sin hacer sonar el timbre de lla-
mada al hemiieclo, dieron por aprobado el proyec-
to de Ley procedente del Senado que someti6 al fuero
de los tribunales militares a los ciudadanos civiles,
con violaci6n .m.iilihs.a de terminantes precoptos
constitucionales.

Esta nueva infracci6n constitutional, tan violen-
tamente ejecutada, y que no tiende siquiera a cas-
tigar con mas several penalidades los delitos con-
tra el orden pdblico, sino suprimir en los acusados
las garantias judiciales que la Constituci6n les otor-
ga, ha producido el efecto inmediato de intensifi-
car el estado de alarma y desasosiego que ha he-
cho presa en el animo ya desde antes conturbado,
de todas las classes sociales del pais, que temen con
raz6n que se repitan, fuera de toda norma juridica

civilizada, los atentados que tan copiosamente han
sufrido contra sus derechos esenciales a la vida
y a la libertad.
Muy pocos dias despues de promulgada esta Ley
de 17 de Febrero filtimo, abandonaba su alto cargo
el President del Tribunal Supremo, dirigiendo a la
Sala de Gobierno de ese Tribunal su carta de 8 de
Marzo y, despu6s, a todos los funcionarios judicia-
les, ]a circular de 29 del mismo mes, los cuales do-
eumentos hubieran debido ser suficientes para pro-
vocar una saluda.ble reacci6n en la tirania que ejer-
cen sobre el pueblo ya desesperado, los Poderes Le-
gislativo y Ejecutivo. No era ya, en efecto, este
Comit6 Parlamentario tan s6lo, el que protestaba
contra los ultrajes al Derecho y proponia los reme-
dies juridicos para nuestros graves males, sino tam-
hi6n un ilustre funcionario, Ilevado al cargo mAs
elevado de la judicatura national por el actual Pre-
sidente de ]a Repiblica, con la aprobaci6n unhni-
me del Senado era el que levantaba su voz para re-
elamar de los Poderes Legislative y Ejecutivo el
respeto debido a la funci6n judicial al decir en su
carta de 29 de Marzo:
"Contemplo los cargos judiciales como si fueran
"baluartes de la defense national en la labor diaria
"por ]a recta administraci6n de la justicia. Estoy
"acostumbrado a considerar a los jueces como la
"earantia maxima del regimen indispensable del
"Derecho"'
Era 6ste mismo funcionario el que agregaba en
el mismo document:
"Muy pronto habr6 de retirarme definitivamen-
"te de la Presidencia del Tribunal Supremo en
"virtud de las causes que he dejado consignadas en








DIARIO DE S~SIONE~S DE LA OCAMARA DE REPREISENTANTES 7


"mi mensaje a la Sala de Gobierno, de 8 de los co-
"rrientes. Figuran entire estas causes, mi salud por
"una parte, y por otra el antagonismo entire las
"necesidades del estado actual de los asuntos pfi-
"blicos y las justas exigencias de la Administra-
"ci6n de Justicia".
Y, mas adelante:
"Nuestro program de mejoramiento de los tri-
"bunales, que toda la judicatura conoce, no ha
"podido cumplirse, a causa de una series de circuns-
"tancias desgraciadas y no es possible intentar hoy
"ftilmente su desarrollo, porque todas las pro-
"mesas en este sentido se han trocado en realida-
-'des pretisamante contrarias a 'lo que esperaba;
"eon lo 'cual ha quedado interrumpido el curso de
"este empefio, que seguramente no habra de ser
' abandonado".
No nos toca a nosotros hacer en esta Moci6n la re-
ferenciaa las constantes violencias ejecutadas por
el Poder Ejecutivo, y que estAn incluidas entire las
"circunstancias desgraciadas" que menciona el
President saliente del Tribunal Supremo enh sus
pArrafos arriba transcritos sino reproducir tan s6-
lo alrunas de las inculpaciones dirigidas contra los
acuerdos del Lezislativo. Dice, a este respect, 1a
earfa que deiamos mencionada, de 8 de MTarzo, di-
rigida a la Sala de Gobierno:
"La opinion de los hombres de derecho v el sen-
"timiento democrAtico de la Naci6n eran favorable
"a la reform de la Ley de procedimiento military
"en el sentido de exeluir de la jurisdicei6n, de este
"iombre a los civiles; y el Consreso acaba de deei-
"dirse para ampliar en vez de restringir el alcance de
"aquella jurisdicci6n, como lo evidencia la segunda
"de las Disposiciones Transitorias de la Ley de Am-
"nistia de 13 de Enero de este aiio y la modificaciSn
"de aquella Ley de Procedimiento military por la de
"17 de Febrero iltimo".
Y, mas adelante, on ]a misma carta, puede leerse:
"La adopci6,i de la segunda de las Disposiciones
"Transitorias de la Ley de Amnistia de 13 de Ene-
"ro de este afio, se corresponde con un acentuado
"espiritu de descon.fianza hacia la justieia eivil;
"y en el mismo ambiente aparece coneebida la re-
"forma de la Ley de Procedimiento Militar por la
"de 17 de febrero filtimo".
Y, mas adelante ain:
"El mal estaba en el sistema. Este sistema ha
"dado lugar a que la Administraci6n de Justicia
"haya sido eludida, ignorada, interrumpida en sus
"funciones, cercenada en sus fueros".
El President del Tribunal Supremo, en virtlud
de estas y otras razones del mismo tenor, imputa-
bles como culpas a los Poderes Ejecutivo y Legis-
lativo, abandon su cargo sin obtener del Gobierno
otro resultado que no fuera el de que la ilegitima
censure previa que pesa sobre todos los 6rganos de
publicidad. prohibiera la reproducci6n de sus car-
tas, referidas, las cuales, por tanto, el pals ignora.
Se ha estimado perturbador por la censura el co-
nocimiento de dos documents en los que un viejo


Juez, cansado y abatido, se retira de la palestra ju-
dicial sefialando el ultraje a la funci6n de los juc-
ces como la causa de la intranquilidad en que se
consume la Naci6n.

Se retir6 el antiguo Presidente del Tribunal Su-
premo, que fue sustituido por un antiguo Fiscal del
mismo Tribunal y, hasta hace pocos dias, miembro del
Gabinete del Presidente de la Reptiblica, y, no ya
el President del Tribunal Supremo, sino el Pleno
d- este mismo Tribunal, ha dictado acerca de las
eyes de 13 de Enero y 17 de Febrero de 6ste aiio,
que amplian el fuero de los tribunales militares, el
siguiente fallo:
"FALLAM.OS: que, declarando con lugar, en
part el recurso debemos declarar y declaramos que
son inconstitucionales el articulo primero inciso pri-
mero y el articulo cuarto, en su relaci6n con el mis-
mo, de la Ley de 17 de Febrero de 1932; que es nu-
la, por inconstitucional, la disposici6n transito-
ria de dicha Ley, en su relaci6n con el articulo pri-
mero, inciso primero de la misma;
Y, para llegar a este fallo trascendental, deja el
Supremo estableeidos en cuatro Considerandos los
siguientes principios:
"Considerando: que el Titulo D6cimo de la Cons-
tituei6n de la Repfiblica, dedica al Poder Judicial,
despues de determinar por quienes se ejerce o sea,
por un Tribunal Supremo de Justicia y por los deo
mis Tribunales que las leyes establezcan y de dispo-
ner que 6stas regularan sus respectivas organiza-
eiones y facultades, el modo de ejecutarlas y las con-
diciones que deban concurrir en los funcionarios quo
los compongan, como se estatuye en el claro texto del
articulo ochenta y uno, contiene en ]a Secci6n Terce-
ra del aludido Titulo disposiciones que regulan el
ejercicio de la jurisdicci6n fundamental ordinaria y
el de la jurisdicci6n exceptional que compete a los
Tribunales de las Fuerzas de Mar y Tierra y asi de-
termina indudablemente en su articulo ochenta y cin-
co que los Tribunales ordinarios conocerAn de todos
los juicios, sin excepci6n ,ya scan civiles, criminals o
contencioso-administrativos, prohibe en su articulo
ochenta y seis que se screen en ningfin caso ni bajo
ninguna denominaci6n Comisiones Judiciales ni Tri-
bunales extraordinarios como garantia ostensible de
lo ya estatuido en el anterior articulo, y al referirse
a los Tribunales de las Fuerzas de Mar y Tierra esta-
blece en el articulo noventa que 6stos se regularin
por una Ley Orginica especial.
"Considerando: que de dichas normas, estimadas
en conjunto, se infiere, sin genero alguno de duda,
que la Carta Fundamental ha determinado de modo
incontrastable que la Jurisdicci6n Ordinaria s6lo se
'jerce por los Tribunales ordinarios y que excepcio-
nalmente estin sometidos a los de las Fuerzas de Mar
y Tierra los que componen 6stas o sean los militares
\, marines, regulindose por una Ley orginica especial
a cual ha de referirse al desenvolvimiento de tales
Tribunales por raz6n de discipline en lo que ataiie a
os delitos netamente militares, que no pueden ser co-
metidos por paisanos ya que estos no estin sujetos
constitucionalmente a las leyes que regulan la orga-
lizaci6n military, como ajenos a ella.







8 i)TARTO P)E I:ESTONTE DE LA CAMARA DE IEPERESENTAN'T'ES


"Considerando: que sentadas !as precedentes pre.
misas, es notorio que today. Ley que como la impug-
nacla someta al conocimiento de los Tribunales Mill-
tares los delitos ejecutados por paisanos, pugna abler-
tamente con las preser!pciones constitueionales, in-
mediata y precedentemente expuestas y deseonoce el
sentido fundamental de 6stas y por ello en el ejer-
cicio do sus privativas funciones y requcrido el efecto
por quien ha sido a i. -,i :1. por la aplicaci6n de aqu-
lla Ley precede de model inelndible que este Tribune
Pleno, declare la inconstitueionalidad de los precep
tos legales combatidos en ese aspect y actie en con
secuencia.

"Considerando: en lo que respect a la disposici6r
transitoria en su relaci6n con el articulo doce de le
Constituci6n, que si bien en lo tocante a la retroae-
lividad de las Leyes de procedimiento, especialment
cn el punto relative a la jurisdicci6n de los tribune
les de lo criminal, no puede, en doctrine, serialarse
un criterio uniform, existiendo antes bien diversa:
opinions, con diserepancias absolutas o relatives
docsde !a que concede complete retroa"tividad a la-
leyes atributivas de jursdicci6n, haciendo prevalecee
el interns del Estado en la actuaci6n de la nueva
norma sobre la conveniencea del particular, hasta hi
que niega toda retroactividad para las instaneias ya
comenzadas, proclamando !a maxima del dereocho ro-
mano "ubi aceptum est semcl juci un ibi et finen re-
cipere debet"; no puede, mucho menos, encontrarsr
esa uniformidad en el derecho positive, ya que press
cindiendo de las legislaciones que callan sobre e
particular, algunas, como la nuestra, (R. D. de 19
de octubre 1888) conservan la jurisdicei6n derogad:a
para las causes pendientes, ya inieiadas, al pago que
aotras mantienen la antigua competencia s6lo para e'
period del inicio; es lo cierto, que a trav6s de esn
diversidad, se nota, como mis generalmente admit
do, el reconocimionto de ]a existencia de derechos
adqu'ridos en lo tocante a la jurisdieei6n, con mayo-
o menor amplitud, y que, al adherirse, como debe
este Tribunal, a ese criterio ha de hacerlo en t6rmi-
nos de mayor garantia para los ineulpados no ya por
el antecedente, antes indicado, do nuestro sistema le-
gislativo, lo que nunca. seria del todo obligatorio, si-
no, mas princ'palmente, porque aparte las razone,
de indivisibilidad de la instancia y de inconvenience
del cambio de jurisdieci6n, que abonan la no retroae
tividad, al proclamarse esta regla come dogma en
nuestra Constituei6n, se hace sin distinguir, y, en
cuanto a las leyes penales, i,-i,' ,ciil ...-. en el bene
fieio del reo, el que asimismo, queda a cubierto dr.
los efectos de toda ley posterior, segdn el articulo 19
de aquella carta fundamental, que, en realidad, con.
sagra la regla de iretroactividad de las leyes prore
sales; principios que en este case se quebrantan al
privar al procesado, con causa pendiente, de la juris-
dicei6n de un tribunal ordinario, no suprimido por
la Ley nueva, para someterlo a una jurisdicc6n es-
pecial, haciendo peor su condici6n, por la supresi6n
de recursos y disminuci6n de medios d dedefensa qu',
supone por su naturaleza esta iltima jurisdiici6o.;
por todo lo que, es de estimarse inconstitucional la
aludida disposici6n transitoria, y nula, segun el are
tieulo 37 de la Constituci6n".
Una vez conocida la anterior sentencia, las leyes


inconstitucionales que amplian el fuero de los Tribi-
nales militarcs, no pueden prevalecer y es imperioso
rue sean derogadas. A este fin se dirige la presents
Moei6n.
Antes de aeordar dirigirse a la Camara el Comiti
Parlamentario de Ortcdoxos e Independientes ha he-
,ho un studio cuidadoso de ]a nueva situaci6n crea-
;a, complaci6ndose ampliamente al leer consignados
'n una sentencia del mis alto Tribunal de la IRepl-
blica los mismos principics mantenidos por nosotros
odos on nuestros debates parlamentarios y ante los
rribunales de Justicia y aun ante los mismos Conse-
ios de Guerra militares por algunos de los abogad.oa
que componen el referido ComitY, impugnando siem-
pro, por inconstitucional y peligroso el fuero mlitar
pugnando por mantener en toda su pureza el fue-
ro de la Administraci6n de Justicia.

En este mismo sentido combate hoy toda la Naci6n,
contra las ilegalidades de un Gobierno que cree quo
.:olo puede mantenrse en el Poder sobre la base del
;I- ,f,. ,. La lucha ha side y se mantiene Ardua, no
porque el Tribunal Supremo de Justicia haya demos-
trado, a este respect, flaqueza alguna, sino porquo
los militares, cumpliendo 6rdenes circuladas por la
Auditoria General del Ej6reito, han recurrido a to-
dos los medios, afin a los m6s contraries al Derecho,
para impedir que contra sus inconstitucionalidades
league a plantearse cuesti6n alguna ante el Tribunal
Supremo.
Las violaciones del Derecho han llegado en este sen-
I:ido a limits inconcebibles: a !os press politicos, no,
aolamente se les ha incomunicado por sistema, en
:,ontra de lo dispuesto en el articulo I de la Orden
109 de 1900, sino que se les ha prohibido, tambi6n
tistematicamente, otorgar poder a sus aboga.dos y
hasta entrevistarse con ellos, con contadisimas excep-
ciones, y en los casos aislados en que se les ha per-
mitido otorgar powder, se ha prohibido que entire las
a'acultades se consignara la de interponer recursos de
nconstituciona'idad. Sc han instituido en las Coman-
dancias tribunales militares, absolutamente contra-
:ios a ]a Constituci6n, y, se ha incommunicado a lcs
presos, desde antes de condendrseles y tambi6n des.
puns, sin .1, fi-i..t- on el juicio y una vez diotado el
fallo, y se le ha negado, cuando algin abogado ha
,enido ocasionalmente poder de uno de estos reos la
.:crtifieaci6n neeesaria de la condena, para que no
pudiera acudir en recurso ante el Tribunal Supremo,
poniendo t6rmino a! ile'al e ineonstitueional funcio-
namiento de estos violentos Tribunales. Y la que.ja
despa.clada por el m smo Tribunal Supremo, orde-
aando que la ...': i'.-.1 i.;n sea expedida, no ha podido
prospcrar porque los militares so han negado a cum-
plir la rcsoluci6n del Supremo Tribunal.
Los mandamientos de Habeas Corpus despaehados
'pr los Tribunales de Justicia, ordenando a las au-
toridades militares !a presentaci6n de numerosos pre-
;os y press, algunos y algunas menores de edad, han
:do sistematicamente desobedecidos por los militares
iareeleros, y los Tribunales de Justicia han tenido
necesidad, ante este estado de fuerza, de declarar en
sus resoluciones que se archiven las diligencias per
carecer de la fuerza coercitiva necesaria para haeerse
obedeeer y cumplir. Y los press, de ambos sexos,








DTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTER 9


ban quedado y permanecen sometidos a prisi6n, des.
amparados en las crceles y las fortalezas militares,
sin juez ni defensor.
Entre estos press, secuestrados e incomunicados.
sin juicio ni defense, y puestos en libertad a capri
cho y vueltos a perseguir y detener, tambi6n capri-
choisamente, y sin sujeeidn a ningfin enjuiciamientco.
han estado y estin los miis ilustres jefes de la opo-
sici6n al Gobierno, el Mayor General Mario G. Me-
nocal y el Coronel CArlos Mendieta, valientes y viejos
soldados del Ej6rcito Libertador.
Estos atentados, que tan someramente dejamos re-
feridos, palidecen ante los que, contra la Constitucidr.
y las leyes se ban prodigado con despreeio del dere-
cho a ]a vida, principal conquista juridica de la ci
vilizaci6n.
El terror que reina y la fuerza que impera sobre
el Derecho impiden la interposiciOn de muchos re-
cursos legales y los que se intcnta interponer es casi
impossible que lleguen a resolverse, por las razones qu
hemos dejado consignadas.
En tan tristes condieiones el Comite Parlamenta
rio de Ropresentantes Ortodoxos e Independiente
mantiene, sin embargo, un resto de esperanza en qun
la Camara, atendiendo las solicitudes de esta Moei6n.
dc un paso fire en el camino del restablecimientn
de las garantias constitucionales o que, sin poderse
constitucionalmonte suspender, se eneuentran sus
pendidas de becho, por las violencias a que da luga:
la aplicaci6n de leyes desaforadas.
Como serA facil de comprender en la lecture d<
los fundamentos de la sentencia transcrita, de 12 do
los corricntes, el Tribunal Supremo consider incons
tit~nionales en su totalidad las Disposicioncs Transi
torias de !a Ley de Amnistia de 13 de Enero y la
Ley de 17 de Febrero de este afio; y si bien, hasta
ahora, tan solo ha declarado inconstitueionales unos
e nconsttucionaies y nulos otros de sus pr(eptos
ha sido 6sto debido a que el recurso que ha dado lu
gar a la inconstitucionalidad hi sido interpuesto eli
una eausa en la cual han sido aplicados todos, sin:,
tan solo algunos de los preceptos de estas leyes.
Tambien sera ficil comprender que son inconsti
tucionales los articulos 28 y 29 de la Ley de Order,
Piublco, por oponerse tambiBn a la Constituei6n a'
someter a la Jurisdicei6n Militar a los ciudadanos
oiviles.
Todos estos preceptos deben ser derogados y a
este efecto, la Cimara, velando por la pureza cons
titucional y acatando los razonamientos y el fall
del Supremo Tribunal de Justicia debe proceder :
redaetar y aprobar el correspondiente Proyecto d(
Ley.
Por las anteriores consideraciones los Represen-
tantes que suscriben, dirigen a la CAmara la siguiente
PROPOSICI6N DE ACUERDOS

Designer una Comisi6n Especial, compuesta de
tres Sces. Representantes pertenecientes a cada uno)
de los Comit6 Parlamentario Liberal, Conservador, Po-
pular y Ortodoxo-Independiente, que redaete en ei


t6rmino de tres dias naturales, un Proyeeto de Ley
que derogue, por ineonstitueionales;
a) La Lej de 17 de Febrero de este afio;
b) Las Disposieiones Transitorias de Ia Ley de
Amnistia de 13 de Enero de este afio;
c) Los articulos 28 y 29 de la Ley de Orden Pi-
blico.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan.
tes, a los treinta dias del mes de Mayo de mil nove-
eientos treinta y dos.
(F.)--Gonzalo Frcyre de Andrade.-Cdrlos Manuel
de la Cruz.-Arislides Rodriguez.-Miiguel Angel
A guiar.-Mlanuel IHerryman.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): De acuerdo con
el articulo 33 del Rcglamcnto, se imprimira la Mo-
cion, so repartiran copies de las mismas a los sciio-
-'es Representantes y ii ti.i. en una pr6xima Orden
del Dia.
Se vA a dar lecture a una pctici6n de datos.
(El official de aclas lee).

A LA CiAMARA DE RIEPRESENTANTES

Si conoce la actuaci6n injusta y arbitraria que vic-
nen sosteniendo los industrials del Tabaco en esta
Capital y otras Ciudados y pueblos de la Isla, cerea
de sus obreros tabaqucros, que ha originado una huel.
ga declarada desdc el dia 14 de Enero flltimo, y la
3ual a posar del tiempo transeurrido y do la transi-
gencia de los obreros, no ha podido finalizar, cuyo
conflieto amenaza arruinar definitivamente la indus-
-ria tabaealera, y ha sumido en la miseria y el hambre
a miles de families cubanas.

Capitolio Naeional, a 30 de Mayo de 1932.
(F.)-Manuel Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Tiene la palabra,
nara explicar su pctici6n de datos, el Sr. Castellanos.
Tratdndose de una petici6n de datos, no ha lugar a
debate.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Sr. President y Srcs.
Representantes: Yo, que conozco o me figuTo que o,.
nozco a mis compaciros y amigos, sabia que la temn
pestad que se avecinaba podia disolverse facilmente; y,
que, quizas en la larde de boy, nosotros podiamos no
solo hablar de political de una manera apasionada,
sino tambi6n ocuparnos de aquellos problems que
nteresan al pueblo, de aquellos problems que nece.
Aitan el interns del Poder Leg'slativo, especialmente,
e interesarnos por ellos de una manera practice,
'omo debemos hacer los legisladores que estamos en
relaei6n y que convivimoa con el pueblo. IIace cuatra'
meses y medio, es decir, hace mis de cien dias, qua
se ha declarado una huelga de obreros tabaqueros en
'a Repfiblica de Cuba; y los industrials, los duefios
de esas tabaquerias, se muestran irreductibles en n1
problema de transigir con sus obreros, y ya las fi-
bricas se han ido algunas directamente a Tampa y
Cayo Hueso, y otras han cerrado sus puertas,-a pe-







10 DIARIO DE 19ESTONrF DE L.A CAMERA DE R.EPRESENTANTES


sar de que tienen trabajo que darle a los tabaqueros
cubanos-, por un problema de mal entendido amor
propio; y el Gobierno de la Repfblica no ha presta-
do, a mi modesto juicio, toda la atenci6n debida al
problema de los obreros tabaqueros. El Jefe de la
Policia Judicial, a nombre del Gobierno cubano, ha
llamado a uno y a otros; pero n@ estando encomen-
dado por ninguna ley, a la resoluci6n de estos con-
flictos los jefes de Policia, por muy respectable que
sea la personalidad de quien ocupa la Jefatura de
esta Policia misma, era 16gico, claro y natural que
los obreros se acercaran a la Policia con el temor
con que a toda la Policia se acerca el ciudadano en
estos moments de anormalidad absolute. El Secre-
tario de Agricultura Comercio y Trabajo no ha teni-
do cambio de impresi6n con los obreros tabaqueros;
el Secretario de Gobernaci6n se ha abstraido de in-
tervenir en el problema, y se ha oeupado en la deten-
ci6n do autom6viles, en la ocupaci6n de otras cosas
baladies, sin importancia. El Secretario de Goberna-
ci6n no ha podido intervenir en el problema de los
tabaqueros cubanos, y se da el caso de que ya no se
puede esperar mia por los sectors del trabajo, pues
hay miles, por lo menos, de tabaqueros sin trabajo,
a los cuales se les podria dar inmediatamente ocupa-
ci6n; porque aseguro (y lo conozco por los datos que
ahora se me traen, de fuente fidedigna) que hay pe-
dido bastante y suficiente para ocupar en el momen-
to a todos los tabaqueros en huelga. Las families de
esos obreros se sostienen por el donativo p6blico. Y
Cs vergonzoso para nosotros, loa cubanos, que cuan-
do esa situaci6n ocurre con hombres en nuestra pa
tria, nosotros estemos perdiendo el tiempo en otros
problems que podrAn tener para la historic mayoi
transcendencia e importancia, pero es el moment,
dada la caldeada situaci6n de los Animos, dados los
odios y rencores existentes entire unos y otros, y da-
do el rio de sangre que media entire la oposici6n y el
Gobierno, result infitil tratar de arreglar este pro-
blema en el Congreso, porque no esti a nuestro al-
cance y no podemos arreglarlo por carecer de facul-
tades para cllo. Pido a los compaiieros que, distra
yendo un moment su atenci6n de esos otros proble-
mas, aunque tengan acaso mas transcendencia en sen-
tido general, se apruebe esta petici6n de datos que
ha de traer como consecuencia llamar la atenci6n dei
Poder Ejecutivo sobre la necesidad en que se eneuen-
tran de tender el conflict obrero que ya ocasiona
malestar pfblico, que ocasiona ruina y miseria en los
trabajadores cubanos, y que no se puede resolver en
el terreno de la violencia y de la fuerza, con bombas
y con explosives, sino solamente con justicia, espiritu
que debe animar a todo gobernante en las repiiblicas
democrhticas.


quier media que se propusiera con respect a loa
legitimos derechos de todos encaminados a darle una
cordial soluci6n al conflict obrero, seguramente al-
canzaria un resultado favorable.

Abora bien, si mal no recuerdo, este es un proble-
ma que el Ejecutivo conoce perfectamente. Creo que
'as peticiones de datos deben ser para aquellos casos
en que no podamos contestarnos nosotros mismos, o
en los que no estI a nuestro alcance tener una no-
ci6n exacta. Puedo afirmarle a mi distinguido com-
panero que el Ejecutivo ha querido con la mejor
buena voluntad, cerca de unos y de otros, tratar do
que surja la ansiada avenencia, no solo por uno de
sus emisarios el Jefe de la Policia Judicial, sino tam-
A)in por medio del senior Secretario de Gobernaci6n.
Y es mds: el propio senior Presidente de la Republica
celebr6 varias entrevistas, en su propio despacho, con
obreros e industriales, poniendo a. colaei6n cuantos
arguments estuvieron a su alcance, para que unos
y otros no desestimaran sas peticiones. Como quie-
ra que estos son hechos pfiblicos y notarios, que en
la prensa diaria se han, dado a conocer, me pareee
que huelga que se formula esa petici6n de datos.
Puedo asegurar de una manera cierta, porque me
consta, que ya la Camara conoce cuil ha sido la ae-
tuaei6n del propio Ejecutivo. Si el Sr. Castellanos lo
que ha pretendido es llamar la atenci6n sobre ese
problema que a todos nos apena, sepa que nos tie-
ne a su lado. Si solicit la colaboraci6n de la CAmara,
official o extraoficialmente, para tratar de acercar a
unos y a otros, nos tiene tambien a su disposici6n.
Pero yo, como un ruego, ya que no quisiera oponerme
a esa petici6n de datos, porque creo que ha sido con-
testada do manera official por quien para ello tiene
autoridad, le rogaria la retirara, aceptando, en cam-
bio, nuestro ofrecimiento de cooperar en lo possible
a la soluci6n de este problema, que afecta a los obre-
ros cubanos al igual que a esos propios industrials
que ayudan al desenvolvimiento de nuestra riqueza,
y que por ello, al par que los referidos obreros cu-
banos, tienen todo nuestro respeto y toda nuestra
simpatia.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENTE (Guis INCLAN) : Tiene ]a palabra
S. S.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : El Sr. Urquiaga ha
manifestado a la Camara que el Ejecutivo conoce el
problema y ha intervenido en el mismo. La petici6n
de datos so concrete a determinar si el Ejecutivo do
la Naci6n conoce la actitud,-no el problema-, la
actitud de los comerciantes de la industrial tabacalera.


Por lo expuesto, pido que se apruebe la peticidn Conozco que el Ejecutivo de la Naci6n esto ente-
de datos que tengo solicitada a la Cimara. rado del problema. Yo se. que 61 conoee ese problem
SR. P T (L Tien la palabra porque han sido Ilamados varias veces a la Secci6n
S. PRESIDENT ( INCN): Tie la palabrade Expertos de la Policia los directives de los taba-
Urquiaga queros, para hablarles alli de la necesidad de arre-
Sn. URQUIAGA (CARBELO) : Sefior Presidente y se- glar el problema. Pero yo, lo que queria, no era sa-
fiores Representantes: La petici6n de datos, tal co- ber si el Ejecutivo conocia el problema, sino conocer
mo esti redactada, me parece algo innecesaria; el si el Ejecutivo sabia la actitud de los dueiios de esos
precepto, en eambio, es laudable, pues interpret establecimientos de tabaqueria; si el Ejecutivo sabia
ciertamente los desoos de esta Camara. Los proble- que esos hombres se han colocado en franca rebeldia,
mas obreros e industrials no pueden ser para nos- adn frente a las autoridades de la Repiblica; si e!
otros desconocidos, y much menos indiferentes. Cual- Ejecutivo sabia que esos hombres no aceptan hablar







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


ni tratar con los obreros; si el Ejecutivo sabia que
esos hombres esthn tratando de llevar, a las fabricas.
rompe huelgas para rear un conflict de orden pu-
blico con los tabaqueros que se mueren de hambre;
si el Ejecutivo sabia que esos hombres, dueios de las
fabricas, tratan de trasladarlas al extranjero para
arrastrar con ello al hambre y a la miseria a los obre-
ros cubanos; si el Ejecutivo sabe todo eso que digo;
si ha hecho algo para evitarlo. Si el Ejecutivo sabe
todo eso, se lo pregunto yo; y para hacer mis dulce
la pregunta, para hacerla menos agria, para que pue-
da pasar la petici6n de datos, para que no pueda
apareeer como una agresi6n political, por eso hago la
solicited en la forma mas carifiosa, en la forma mis
d6bil, en la forma mas suave y mAs humilde, pre-
guntaindole si conoce esa actitud de los dueflos de ta-
baqueria, la actitud de esos industriales; si el Ejecu
tivo conoce todo eso, para ver si el Ejecutivo ha he
cho algo para evitar que se arruine la industrial ta-
bacalera en Cuba y para que no continfien sumidos
en el hambre y la miseria los obreros de nuestra
patria.
Yo le devuelvo el ruego al distinguido compafiero
Sr. Urquiaga, en el sentido de que deje pasar la pe-
tici6n de dates, para ver el prop6sito que guia el Eje-
cutivo, que seguramente vera que esta petici6n no esta
hecha con el Animo de molestar ni de offender, sin.,
simplemente con la idea de llamarle la atenci6n pa-
ra que esos industriales no sigan burlandose de lai
propias autoridades cubanas, a los cuales no han
puesto asunto ni han dado beligerencia en el proble-
ma planteado. Le ruego al Sr. Urquiaga que no ve.N
prop6sito politico ni agresi6n al Ejecutivo en mi
petici6n de datos, sino que solo yea el deseo que me
anima de llevar al Animo del Ejecutivo la necesidad
de actuar en el problema, la necesidad de llamar a
los duefios de esos establecimientos, para que alli,
frente los unos y los otros, los obreros y los industria-
les, resuelvan la situaci6n, con justicia y equidad,
porque lo finico a que aspiran los trabajadores cu-
banos es a eso. Por ello ruego al Sr. Urquiaga que
permit que se apruebe la petici6n de datos, a fin
de que pueda solucionarse el conflict.


para eso no puede haber objeci6n; pero si puede ha-
berla en el caso de que pudiera aparecer como un
acuerdo sin un previo debate, que no lo ha habido,
y sin un conocimiento de ese problema, que no lo
hemos tenido, porque eso significaria que nos coloca-
mos junto a una de las parties que se eneuentra en
litigio. Si el senior Castellanos se aviene a suprimir
esos calificativos de su petici6n de datos, no habria
inconvenient en aprobarlo.

SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo la acepto en esa
forma.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vota-
ci6n la petici6n de dates del senior Castellanos, mo-
dificada por el senior Urquiaga, esto es, suprimiendo
los calificativos que contiene. Los que est6n confor-
mes, se servirAn leyantar la mano.
(Todos los seiores Representantes asi lo hacen)
Aprobada por unanimidad.
SR. PRESIDENT (GUIs INCLAN): Se va a dar lee-
tura a un cablegrama del Presidente de Ia CAmara
de Diputados de Francia.

(El official de actas lee):
Del Presidente de la CAmara de Diputados de
Francia al Presidente de la CAmara de Representan-
tes de Cuba.

En nombre de la CAmara Francesa tengo el honor
de expresar a Vd. sus mhs vivas gracias por el pre-
ciado testimonio de simpatia que ha dirigido Vd.
a nombre de la CAmara de Representantes de la Re-
pfblica de Cuba con motivo de la muerte del Pre-
sidente de la Repfiblica.

SR. PRESIDENT (GUlS INCIAN) : 6'La CAmara so
di por enterada?

(Seiales afirmativas).
Enterada.


SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo quisiera oir nueva- Entrando en la0rden del Dia, se vA a
mente la lectura de la petici6n de datos. la lectura de las Proposiciones de Ley.


SR. PRESIDENT (Guis INCLAN) : Se va a dar lee-
tura, nuevamente.
(El official de actas la. lee n~evamente).

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
Su Sefioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo quisiera complacer
al distinguido compafiero, pero es que entiendo que
no se trata, en si, de una petici6n de datos. Si la
Camara adelanta juicio, si la Camara califica de in-
justa y arbitraria la actitud de una de las dos par-
tes; si el senior Castellanos, lo que desea es sencilla-
mente que se formula una pregunta o una peticion
de datos referente a si el Ejeoutivo conoce la actitui.
que se dice que van a. adoptar determinados jefes d&
fAbricas por el dafio grande que puede significar pa-
ra el pais, y si se intent tomar algunas medidas


proceder a


(El official de actas lee).
El articulo cuatrocientos sesenta de la Ley de En-
juiciamiento Criminal, quedarA redactado en la si
guiente forma:
"Articulo 460.-E1 nombramiento se harh saber a
los peritos por medio de oficio, que les seri entrega-
do por el Alguacil del Juzgado, o por cualquiera de
los Agentes de la Policia Judicial a que se refiere el
articulo doscientos ochenta y tres de esta Ley, con
las formalidades prevenidas para la citaci6n de los
testigos, reemplazandose la cedula original, para los
efectos del articulo eiento setenta y cinco de la Ley
de Enjuiciamiento Criminal por un atestado que ex-
tenderh el que haga la entrega; y ademAs, y en caso
de urgencia, podri hacerlo cualquiera de los auxilia-
res de los Tribunales o Juzgados.
Articulo II.-Esta Ley comenzari a regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.







12 DIARTO DE SESIONEFI T)E LA CAMERAA DE REPRESSENTANTES


Capitolio, Mayo diez de mil novecientos treinta y
dos .
(F)-Arturo V. Alemiin.-Octavio Barrero.--Ri
cardo Campos.- Alfredo Barrero.--Emilio Nuifez
Porluondo.


1e resultado de tales comicios, lo que constitute sin
duda alguna una deliberada intenci6n de crear una
verdadera perturbaci6n de orden pfiblico, que tanto
el Poder Legislativo como el Ejecutivo se encuentran
en la imperiosa necesidad de prever y de evitar.


n. P) : T a en Por todas estas consideraciones, el Representante
sidera n pasarA a la ComisiNn de Justicia y C6digo. que suscribe tiene el honor de someter al ilustrado
cid in paar Comisin de Justicia y Cdios riterio de la Cimara de Representantes, la siguiente:


(El official de actas lee).
POR CUANTO es funci6n de primordial interns
para los poderes del Estado, velar por la pureza de
los preceptos que regulan la mareha normal de los
mismos, ya que cs un principio universalmente acep
tado y reconocido, que en aquellos pueblos donde no
marehan do acuerdo sus exigencias con las regla,
juridicas, so entroniza un estado de perturbac.i6i
social, cuyos males y consecuencias, atacan los pri
meros a las bases fundamentals de su estabilidad, ;
los segundos transcionden a la misma perdurabilidad
de esos estados.
POR CUANTO es obligaei6n indeclinable de quie.
nes tienen sobre si, la enorme responsabilidad d&
trazar las normas legales que regulen la vida de lo:
pueblos, velar porque esas normas no pierdan en su
aplicaci6n la verdadera finalidad que les di6 vida, y
a las que fueron eneaminadas al nacer, como precep
tos imperatives de la ley, obligatoria en su acata-
miento, y saludable en su aplicaci6n.
P'OR CUANTO es una dolorosa y triste rcalidad.
que preceptos del Cddigo Electoral, inspirados en la
mayor pureza del sufragio, y encaminados a revesti
de las mits solemnes garantias, lo que constitute la
m ts preciada conquista de las modernas democracies
la libre emisi6n del voto, se toman como instrumen-
tos para fines poco recomendables, dada la forma en
que tales preceptos so encuentran redactados.
POR CUANTO una de las disposiciones de dich
C6digo Electoral que mas se ha utilizado con fines
lucrativos, al amparo de los mismos preceptos lega-
les, es aquella que se refiere al derecho de todo elec-
tor, a estableeer reclamaeiones contencioso-electorale
tendentes a obtener nulidades de comicios celebrados
aduciendo motives que envuelven causales de nulidad
al amparo de lo establecido en el articulo 242 deo
C6digo Electoral vigento, cuando en realidad la fina-
lidad que se persigue, es obtener una produetiva uti-
lidad, bien do orden econ6mico, o de perturbaei6n,
con prop6sitos de partidarismos, o de personales am-
biciones, pero on muy contadas veces, lo que consti
tuye una exccpci6n, una verdadera y sana intenei6n
o la reintegraci6n plena de derechos vulnerados; lo
quo Lace inaceptable desde un punto de estricta mo-
ral juridica, que preceptos legales sirvan de bas,
a senmejantes prop6sitos, sin qu.e se establezca on
ellos sanci6n algnna que tienda a impedir la repe-
tici6n de tales hcehos, o que reciba quien tal empefo
tuviera, una penalidad bien merecida.
POR CUANTO existed el prop6sito firmisimo de
establecer en los pr6ximos comicios y en los sucesi-
vos, una cantidad desconcertante de reclamaciones
contencioso-eleetorales, por aquellos que no teniend.
interns personal de ninguna clase, ni sintiendose en
lo mas minimo lastimado por cualquiera que fuese


P oposiCi6N DI, LEY


ARTICULO I.-El articulo doscientos veinte del
C6digo Electoral debe entenderse redactado en la
forma siguiente:
"Las resoluciones scran presentadas por escrito
cqn dos copies al. Tribunal competence, dentro de
nn t6rmino que empezara el dia en que por la Junta
:!,~"i. .. I fuesoe f; i I la relaci6n general definitive,
o la relaci6n general provisional en el case dispuesto
on los articulos ciento noventa y nueve y doscientos,
y vencerA a las seis de la tarde del decimo dia hab:l
posterior a dieho dia; pero para poder establecer di-
chas reelamaciones, es requisite indispensable que el
reelamante o reclamantes, justifiquen cumplidamen-
!,e, su condici6n de perjudicado o perjudicados con
el resultado de tales comicios, debiendo en todo case
cl Tribunal ante el cual se establezean las reelama-
ciones, sefialar la cuantia de una fianza, precisamen-
ic en metalico, para cada easo objeto de ia reclama-
ei6n, que no excederi de cinco mil pesos, ni sera
inenor de dos mil, a fin de destinar dicha fianza, pa-
rsa i-.i.,lil..,r las costas que se impongan en cada
caso, euya declaraci6n, por cualquier concept que
se impusieren, es obligatoria para el Tribunal, al
resolver las reclamaciones referidas.
Sin la prestaci6n de dicha fianza, no se le darA
curso a la rec!amaci6n, y debera la misma constituir-
.e al tercer dia de la notifieaci6n que se haga a los
interesados, de la resoluci6n que sefiale su euantia".
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los veintitres dias del mes de Mayo de mil nove-
cientos treinta y dos.
(Fdos.)-Juan M. Arcocha.-Ricardo Eguilior.-
Justo Salas.-Felipe Valls.-Luis Grau.
Sn. PIESIDENTE (GUOAs INCLN): Tomada en con-
sideraci6n pasarA a la Comisi6n de Justicia y C6-
digos.
(El official de actas lee).

Estando pr6ximo a terminar el afo econ6mico, sin
que el Estado Cubano hubiera podido satisfacer mu-
chos de los haberes devengados por los emn'eados
pdblico, lo que constitute una deuda que debe ser
t'cconocida y pagada a la mayor brevedad, ya qu?
gravita sobre la clase burocrdtica que solo cuenta
para las necesidadcs mis apremiantes de la vida con
csos haberes, el Representanto que suscribe somete a
.a considraci6n de sus compadieros la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY
ARTICULO I.-El Estado Cubano emitirk y entre-
gara a los empleados pfiblicos CERTIFICADOS DE







PTARTO DE SETIONrES DE LA CAMERA DE REPRESENT ANTES


ADEUDO por el imported de los haberes que les es-
tuvieren adeudando en el moment de regir esta Ley
y hasta el final del present afio econ6mico.
ARTICULO II.-Esos certificados de adeudo esta-
ran garantizados con el cr6dito de la RepuTblica de Cu-
ba, y serdn satisfechos tan pronto el estado del Teo
boro de la Rephblica lo permit, devengando mien.
tras tanto el interEs del CINCO POR CIENTO anua!
que igualmente estarA garantizado por el Estado
Cubano.
ARTICULO III.-Esos certificados de adeudo se
expedran a linteresado y podran ser transferidos por
los medios determinados de las Leyes.
ARTICULO IV.-Esta Ley comenzard a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repitblica.
Palacio del Capito!io, a veinte de Mayo de mil no-
vecientos treinta y dos.
(F.)-ManIel Castellanos.- Jose Alberni.- Vito
M. Candia.--Ernesto Mlenci6.--A. Bravo Acosta.
,SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN): Queda sobre la
mesa por haber sido presentada suspension de prc-
ceptos reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee).
Para proteger al criador de ganado vacuno, quc
tiene que venderlo en estos moments a precious irriso-
rios, a tal extreme que no puede ni subvenir a las
mis perentorias necesidades, el Representante que
suseribe somete a la consideraci6n de sus compaile-
ros la siguiente:
PROPosICION DE LEY
ARTICULO I.-Se permitira la matan'za en los
rastros pfiblicos y privados, de reses de cualquier
edad, siempre que est6n en buenas condiciones de gor-
dura y salud, y refnan los requisitos sanitarios exi-
gidos por las leyes y reglamentos vigentcs, aplicables
a estos casos.
ARTICULO II.-El ganado de peso menor de doce
arrobas pagarA por derechos de todas classes, para
ser sacrificado en los rastros a que se refiee el articu-
lo anterior, la cantidad de un peso, del cual se desti-
nara el veinte y einco por ciento para el Consejo
Provincial y el resto para el 3iunicipio.
ARTICULO III.-Esta Ley regirA desde su publi-
caci6n en la Gaceta Oficial de la Repiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes
a los 23 dias del mes de Mayo de 1932.
(Fdo.) Guillermo Castelvi. Juan M. Arcocha.
-Justo Salas.-Luis Grau.-Felipe Valls.
SE. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tomada en con-
sideraci6n pasarA a la Comisi6i de Asuntos Provin-
ciales y Municipales.
(El official de actas lee).
La Industria Ganadera es, sin duda alguna, una
de las mis importantes de ]a Repfibliea; probable-
mente, la segunda en importancia, siendo ademAs, la
mis cubana de todas. Sin embargo, carece de pro-
tecci6n y si no fuera porque el Gobierno inicia ahora


su defense per medio de medidas econ6micas y sa-
nitarias, desapareceria cn definitive llegando a ser
ana ruina en vez de una riqueza national.
Hay una media que es necesario adoptar lo an-
tes possible, y que ha sido reelama"da del legislator que
suscribe por Industriales y Comerciantes de toda la
Reptiblica, y a cuya finalidad responded la Proposici6n
de Ley que se present a la consideraci6n de la CA-
mara.
Se trata de protege el cuero, product del ganado
cubano, que hoy no tiene, practicamente valor en el
Mereado dom6stico ni en el cxtranjero, por el trata-
iniento inadecuado que se da al ganado por los pro-
p:os ganaderos. En efecto se marea el ganado cuba-
no con hierros que queman el cuero del mismo y
con tal profusion, que queda casi inutilizado y no
puede usarse para traba os en que la limpieza de la
piel es imprescindible. Esto es tan cierto que se cs-
tin importando cueros de Checoslovaquia a raz6n
de $6.00 plus derechos, mientras que los domesticos
no tienen valor.
El cuero del ganado cubano es de primer calidad
y pudiera, si se toman las medidas oportunas,-que
estima el Representante que suscribe csthn conteni-
das en esta Proposici6n de Ley-, constitu:r una nue-
va industrial y mejorar la depauperada situaei6n del
ganadero en general, porque el aumento del vaior del
cuero repercutira en el valor del ganado-de mane-

ra notable-. Para lograr esos prop6sitos sometemo.
a la consideraci6n de la Camara, la siguiente:
PROPOSICI6N DE LEY
ARTICULO I.-Queda prohibida la marca del ga-
nado en otro lugar que no sea la quijada, el tarro o los
cascos, eastigindose las infracciones con !a pena de
on peso de multa por cada res que aparezca marca-
da en cualquiera otra part. En ]a rcinc!dencia se
impondrd el double de dicha multa, y si la falta se
onmetiere nuevamente, aquella se elevarA a diez pe-
sos por cada res.
ARTICULO II.-Esta Ley regird a los treinta dias
de publicada en la Gaceta Oficial de la Repfb'iea, y
dentro de ese t6rmino, los propietarios de ganado co.
municarin al MIunicipio respective el numero de re-
ses que ya tengan marcadas en la forma prohibida
por esta Ley.
El Municipio archivarA estos datos, a fin de infor-
mar oportunamente en caso necesario, a los Jueees
Corresecionales, a quienes se declara competentes
para'juzgar estas faltas.
Sal6n de Scsiones de la CAmara de Representantes,
a los 23 dias del mes de Mayo de 1932.
(Fdo.) Guillermo Castelvi.--Juan M. Arcocha.
-Justo Salas.-F. Valls.-L. Grau.
S1. PRES:DENTE (GUAS INCLIN) : Tomada en consi-
deraci6n pasara a la Comisi6n de Agricultura, In-
dustria y Conereio.
(El official de actas lee).
Para el Congreso no debe pasar inadvertida la ele-
'ada labor contructiva y patri6tica que vienen desarro-
l1ando los Sindicatos Agricolas Tabacaleros de Ta-
guasco y Zaza del Medio, en la Provincia de Santa
Clara. Con clarisima vision de nuestros problemias


13








14 DIARIO DE SIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


agricolas y de su economic, han iniciado un progra-
ma de verdadera reivindicaci6n de las classes agricul
toras dedicadas a la siembra de tabaco. Es de es-
perarse que todos nuestros campesinos siguiendo
tan dignos y elevalos prop6sitos constituyan agru-
paciones anilogas para asi defender sus interests y
con los de ellos, el de la Naci6n Cubana.
Defense colectiva frente a rentas usurarias, crea-
ci6n de un organism responsible para efectuar con-
tratds con los duefios de la tierra, protecci6n frente
a los desmanes de refaccionistas sin conciencia, me-
jora de la vivienda campesina y de metodos agricolas.
cultivo intense de la tierra y diversificaci6n de las
siembras; en fin todo un bello program que debe
de merecer las mas calurosas felicitaciones y estimu-
los por parte del Estado y la sociedad en general.
Esta Cdmara de Representantes siempre alerta a
las ideas renovadoras propias de la evoluci6n social
y del progress debe de coadyuvar a los elevados pro-
pdsitos de dichos Sindicatos Agricolas, propiciando
con medidas Legislativas, la soluci6n de sus mas im-
portantes problems en este easo el del intense agic
de ambiciosos sub-arrendadores de fincas risticas de-
dicadas a la siembra de tabaco los, que validos de
la especialidad de ciertas tierras para dichos culti-
vos; obtienen pingiies ganancias a costa del improbo
trabajo, de las miserias y de los sacrificios de los
campesinos subarrendatarios.
Fundandonos en tales razones y motives, el Repre-
sentante que suscribe tiene el honor de someter a la
consideraci6n de la Cimara, la siguiente

PaopoOSII6N DE LEY
ARTICULO I.-El pfrrafo primero del Art. vein-
titr6s de la Ley de Impuestos Municipales, quedara
redactado en la forma siguiente:
"En la primera quincena del mes de Junio de ca-
da aflo, debera ser declarada al Alcalde Municipal o
del Barrio respective, por los propietarios de fincas
r6sticas y urbanas, los subarrendadores si los hubie-
ra, o por sus representantes, cualquier variaci6n ocu-
rrida respect a la renta filtimamente fijada".
ARTICULO II.-El epigrafe sesenta y ocho, de la
Tarifa Segunda ,anexa a la Ley de Impuestos Muni-
cipales sera adicionado con el parrafo siguiente:
"Subrrendadores de fincas rfisticas, por cada caba-
lIeria o fracci6n de caballeria, con excepci6n expresa
de las subarrendadas por .Centralcs Azucareros a sus
colonos que no abonardn este impuesto; en todos los
Municipios, $25.00 anuales."
ARTICULO III.-Se crea un impuesto a favor del
Estado, del ocho por ciento sobre la renta bruta que
por concept de subarrendamientos de fincas rusticas
aperciba el subarrendador, cuando la diferencia en-
tre el precio de arrendamiento de la tierra y lo pac-
tado como precio de subarrendamiento, sea mayor do
un diez por ciento del arrendamiento. Este impuesto
se hara efectivo en las Zonas Fiscales correspondien
tes, no mis tarde del dia primero de Septiembre de
cada afio.


fines a la defraudaci6n, y la simulaci6n de nuevos
contratos para burlar dichos impuestos, serkn casti-
gados con multa no nienor de quinientos pesos o ma-
yor de mil pesos, prisi6n de un afio, o ambas.
ARTICULO V..-Los Alcaldes Municipales remiti-
ran todos lo safios a la Secretaria de Hacienda, copies
de las declaraciones de subarrendadores de fincas ruis-
ticas, asi como la de los subarrendatarios, para los
fines consiguientes al cobro del impuesto que se crea
en el articulo tercero de la present Ley.
ARTICULO VI.-Esta ley comenzarh a regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones, a los veintitres dias del mes de
Mayo de mil novecientos treinta y dos.
(Fdo.)-Ram6n Echeverria.- Alberto Aragonvs.
-Pastor del Rio.-Julio Ponce.-Francisco Carrillo.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLIN) : Tomada en consi-
deraci6n qued6 sobre la mesa, per haber sido presen-
tada suspension de preceptos reglamentarios para su
discusion inmediata.
(El official de actas lee).

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-El. prrafo primer de la primer
de las Disposiciones Adicionales de la Ley de quince
de Agosto de mil novecientos diecinueve quedarA
redactado en la siguiente forma:
"Se convocarA a oposiciones para los cargos de
Jueces Municipales de Tercera Clase, en la fecha que
el Secretario de Justicia determine, formdndose un
Cuerpo de Aspirantes como los opositores aprobados,
o sea, los que obtuvieren calificaci6n de cincuenta o
m~s puntos, con los cuales se cubriran en la forma
ordenada por el articulo sesenta y uno de la vigente
Ley .0' *-:'i.-., del Poder Judicial, los cargos vacan-
tes y ]os que en lo sucesivo vaquen, hasta agotar el
ndimcro de opositores aprobados. El Secretario do
Justicia formard por primer vez el mencionado
Cuerpo de Aspirantes, con los opositores aprobados
que figure en la lista enviada por el Tribunal de
las Oposiciones celebradas en Marzo y Abril del co-
rriente ano, a quienes no se les haya ofrecido afin
plaza".
ARTICULO II.--Esta Ley deroga cuantas disposi.
clones legales se opongan a su cumplimiento, y regira
desde el dia de su publicaci6n en la Gacela. Official
de la Repdblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes
a los diez y ocho dias del mes de Mayo de mil nove-
cientos treinta y dos.
(Fdo.)-Rafael Guds Incldn.-Silvestre Anglada.-
Jose R. de Cueto.-Antonio Bosch.-Vito M. Candia.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tomada en consi-
deraci6n pasara a la Comisi6n de Justicia y C6digos.
(El official de actas lee).
Los Representantes que suscriben tienen el honor


ARTICULO IV.-La ocultaci6n de los pactos de de someter a la consideraoi6n de sus compafieros la
subarrendamiento, su alteraci6n o modificaci6n con siguiente







DIARTO DE SRqTONES DE IA CAMARA DR REPRRETNTANTES 15


PROPOSICI6N DE LEY
ARTICUL'O I.-Los alumnos de ensefianza privada
podrin examinarse de ingreso en los Institutoe de Se-
gunda Ensefianza cuando acrediten que dentro del
ailo natural en que habran de sufrir el examen hai,
de cumplir los trece afios a que se refiere el Articulo
I de la Ley de 29 de Mayo de 1912.
Aquellos que deseen examinarse en el mes de Sep-
tiembre podrin matricularse durante el mes de Agos-
to do este afio a cuyo efeeto se abrirA el plazo de
matricula.
Esta Ley comienza a regir desde su publicaci6n en
la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Habana Mayo 16 de 1932.
(Fdos.)-Nestor G. Mendoza.--Juan Rodriguez
Ramirez.- Victor M. Candia-- Mario Mendoza.-
F .,,, *i l .1 ii i6.
Sn. PRESIDENTE (GuAs INCLAN) : Tomada en consi-
dcraei6n qued6 sobre la mesa, per haber sido presen-
tada suspension de preceptos reglamentarios para su
discusi6n inmediata.
(El official de actas lee).
Por cuanto el articulo 127 de la Ley Hipotecaria,
exige que en la escritura de hipoteca se haga cons-
tar el precio en que tasan la finca los contratanteos
para que sirva de tipo la inica subasta que se debe,
celebrar caso de que, vencido el plazo del pr6stanim
no conste en el Registro de la Propiedad el pago de
dicho cr6dito; siendo esta una condici6n licita, qute
no contradice ning6n precepto legal.
Por cuanto las disposiciones eontenidas en los dos
ultimos pArrafos del articulo 172 del Reglamento
para la ejecuci6n de la mencionada Ley Hipottecaria
que autorizan a petici6n de una sola de las parties
una segunda y posteriores subastas, son contrarian
al precepto legal anteriormente citado; sin que s(
pueda aceptar que sean una atinada interpretaci6.6
del iltimo pirrafo del articulo 128 de la Ley citada,
que solo refiere al Reglamento la determinaci6n d(
los pormenores a que so ajuste el procedimiento su-
mario, que nunea podrian ser on contraposici6n a lo
acordado por las parties y previsto en la Ley.
Por tanto:. los Representantes que suscriben so-
meten a la consideraei6n de la CAmara la siguientc
PnOPosICI6N DE LEY
ARTICULO I.-Se derogan, y quedan por tanto
suprimidos, los dos li!timos pArrafos del articulo 172
del Reglamento para la ejecuci6n de la Ley Hipo-
tecaria.
ARTICULO II.-Esta Ley comenzara a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
p6blica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantos
a veintinueve de Abril de mil novecientos treinta
y dos.
(Fdo.)-Emilio Ntiez Portuondo.-Juan M. Ar-
cocha.-Ricardo Campos.-Ernesto Menci6.-Vito M.
Candia.


SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Tomada en consi-
deraei6n queda sobre la mesa por haber sido presen-
tada suspension de preceptos reglamentarios para su
discusi6n inmediata.
(El official de actas lee).
El Representante que suscribe somete a la consi-
deraci6n de sus compafieros la siguiente
PROPOSICI6N DE LEY
ARTICULO I.-Los miembros del Cuerpo de ]a
Policia de ]a CAmara serAn considerados como Agen-
tes de la Autoridad y tendrAn todos los dereehos
inherentes a los mismos.
ARTICTTLO II.-Esta Ley comenzarA a regir, des-
de su publicaci6n en ]a Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a diez de Mayo de mil novecientos treinta y dos.
(Pdo.)-Gustavo Pino.-Salvador Garcia Ramos.
-Carmelo Urquiaga.-Juan Rodriguez Ramirez.-
Antonio Bosch.
Su. PRESTDENTE (GUAs INCLAN) : Tomada en consi-
deraci6n, pasarA.a la Comisi6n de Gobierno Interior
de la Camara.
(El official de actas lee).
El desconocimiento e indifereneia de los principios
estadisticos que deben informar la condueta del Co-
mercio, la Industria y la Agricultura, para evitar en
cuanto es humanamente possible, que sin circunstan-
cias anormales se alteren las leyes naturales de la
oferta y la demand por exceso de concurrencia y
superproducci6n, ban sido mAs que otras, las causes
principles de nuestras crisis frecuentes.
Sin consideraci6n, ni studio de nuestros mercados,
cgneralmente, ni conocimiento exacto de las necesi-
dades de nuestro consume, iniciamos y desarrollamos
today case de negocios, sin mis fundamento que la
impresi6n de prosperidad que nos cause la situaci6n
de los anAlogos existentes; pero sin analizar si ya con
ellos, mantenida una licita y equilibrada competen-
eia, se observe toda la capacidad de consume.
De esa irregularidad en el procedimiento para la
inversi6n del capital y uso del cr6dito en negocios
[ndustriales, Agricola y Mercantiles, se viene deri-
vando la situaci6n ruinosa de muches de ellos y el
descquilibrio general de todos.
La producci6n debe star en armonia con el consu-
mo, en cuanto ello es possible que se logre y solo siem-
pre con un aumento gradual que permit mantener un
.'stimulo para la competencia y evitar ademas que cir-
cunstancias anormales, disminuyendola de manera su-
lta e improvista, provoquen monopolies o abuses de
cnearecimientos.
Nuestro exceso de producci6n azucarera en rela-
ci6n a los Mercados de que disponemos, de la que en
este caso no es responsible nuestra imprevisi6n, sino
nuestra hidalguia y nuestra lealtad, no solo viene
alterando la normalidad en general de nuestra vida
econ6mica, sino obligindonos a ruinosos sacrificios
que permitan alcanzar al fin el equilibrio entire la
oferta y la demand.
Con esa dolorosa experiencia seria imperlronable







16 TTATTO DE SEtTONEtM DE: TA CAMATA DP REP1ThTT-' NT AN\TP49S


la falta de medidas de previsi6n y protecci6n para una
industrial agricola tan important como la del cafe,
que de algunos afios a esta part se viene desarrollan
do intensamente en el pais.
Segin los fltimos datos estadisticos que sirvieron
al Gobierno del General Gerardo Machado, para dis-
poner determinadas reforms arancelarias que de-
mandaron los products nacionales del cafe, la pr'
duceci:6 de este articulo alcanza ya enormes propor-
c'ones, llegando en la aetualidad a un setenta o se
tenta y einco per ciento de nuestro consume, y exce-
dietl.Jo un treinta o treinta y cinco por ciento de
mnsmo en estos pr6ximos dos o tres ailos, en que ya
estar6n en plena producei6n las siembras llevadas a
cabo en la actualidad.
La planta del caf6 se encuentra en plena produc-
eicn, normalmente, a los tres aiios de su siembra.
Con las plantaciones que se encuentran en plena
producci6n y con las que -o estar'n en el t6rmino
no mayor de tres aiios, producird Cuba la totalidad
de su consume, mis un treinta o treinta y cinco por
ciento de exceso, para el que, dada la realidad de la
producci6n universal, especialmente la del Brasi1,
Venezuela, Colombia y Guatemala, y dado el precio
a que nosotros producimos, dificilmente encontrare-
mos mercados externos.
En esas condiciones es 16gico, procedente y pru-
dente que nosotros propendamos a evitar la crisis que
el exceso de produeci6n provocara indefectiblemente.
ya que, ni adn siquiera debemos abrigar la esperanza
de que un precio renumerador y compensador en e&
cafe que se consuma en el pais, nos permitira hacer
cl "Dumping" con el resto, o sea deseargarlo a cua!-
quier precio en los demas mereados de consume. Apar-
te de los trastornos que eso produce y de las repre-
salias que provoca, seria ruinoso para nosotros de
todos modos, per las razones de precious que antes
se exponen.

En tal virtud y como media de previsora salva-
guardia para nuestros interests ,el Representante qile
suscribe propone ]a adopci6n de la siguiente:
PROPosIC[6N DE LEY
ARTICULO I.-Queda express y terminantemente
prohibida. durante diez afios la siembra del caf6 en
la Replblica a partir de primero de Junio de mil no-
vecientos treinta y cuatro.
ARTICULO II.-La Comisi6n Nacional de Esta-
distica con el auxilio eficaz y obligatorio de ]a Fuer-
zas Armadas de la Repiblica y demas Autoridades y
Agents de la misma, publicari en la Gqccia Oficial
de la Rep6blica, seis meses despu6s del primero de
Junio de mil novecientos treinta y cuatro una reia
ci6n exacta del caf6 sembrado, cantidad, promedio d(
producci6n, terreno dedicado a ese cultivo, zonas,
t6rminos y provincias en que los terrenos estdn encla-
vados, cantidad, promedio de consume, exceso si lo
hay, o en su defecto importaci6n que se efectfa, asi
como la importaci6n exceptional que de todos modes
se lleva a cabo de classes que la Rep-blica no pro-
duzca.
ARTICULO III.-Si de la publicaci6n dispuesta


en el articulo anterior resultara menos production
que el consume national o un exceso de la misma,
menor a un diez per ciento de dicho consume, el Po-
der Ejecutivo de la Repfblica queda facultado para
ampliar per un afio mas la autorizaci6n de siembras
de caf6, empezando a contar entonces los diez aiios
de esta prohibici6n a partir de primero de Junio de
mil noveciento treinta y einco.
ARTICULO IV.--Si del studio e informed pdblico
y official que lleve a cabo la Comisi6n Nacional de
Estadistica, resultara que la producei6n de caf6 en
exceso del consume national pasa del diez por cien-
to; pero no llega al veinte, tambien queda facultado
cl Poder Ejeeutivo de la Repdblica para autorizar
!a siembra del mismo durante un afio a partir de pri-
mero de Junio de mil novecientos treinta y cineo y
hasta primero de mil novecientos treinta y sels, a
objeto de que siempre se mantenga un exceso regu-
lador de precio y de competencia, no obstante el au-
mento de consume por aumento de poblaci6n.
ARTICULO V.-Todas las Autoridades de la Re-
pdblica y especialmente las Fuerzas Armadas de la
misma dedicadas al Orden Pdblico en los campos,
asi come los Alcaldes Municipales y sus Agentes y
subalternos, cuidarin de la observancia y cumplimien-
to de esta Ley, paralizando cualquier siembra que so
intent ilevar a cabo con infracci6n de sus preceptos
y denunciando a los infractores ante los Tribunales.
ARTICULO VI.-Las infracciones de la present
Ley, serAn castigadas con multa de cien a quinientos
pesos y con la inmediata destrucci6n de lo sembrado
indebidamente, que sera llevada a cabo por la pro-
pia Autoridad o Agente que haya formulado la do-
nuncia y cargo al infractor los gastos que la des-
trucci6n ocasione. La destrucci6n no seri llevada a
eabo sino despu6s que los Tribunales correspondien-
tes hayan comprobado la infracci6n e impuesto la
multa consiguiente.
ARTICULO VII.-El Poder Ejecutivo de la Re-
pdblica dictard un Reglamento para el mejor y mis
exacto cumpliniento de esta Ley, dentro de los trein-
ta dias siguientes a su promulgaci6n.
La Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo
sera la encargada de todo lo concerniente a esta Ley.
ARTICULO VIII.-Quedan derogadas o en sus.
penso en cuanto se opongan al cumplimiento y obser-
vancia de la present, todas las leyes, decretos, re-
glamentos y demds disposiciones.
ARTICULO IX.-Esta Ley comenzar.a a degir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repdblica.
Sal6n de Sesiones de la C6mara de Representantes
a los diez dias del mes de Mayo de mil novecientoa
treinta y dos.
(Fdo). Santiago Rey.--Jorge Garcia Montes.-Ma-
nuel Caslellanos.--J. 1. Echeverria.-Salvador Gar,
cia Ramos.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tomada en consi-
deraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada suspension de preceptos reglamentarios pa-
ra su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee)








DTARTO DE ISFESTONES DE LA CAMERA DE REPREBSENTANTES 17


La reducida labor de la zafra azucarera, la caren-
cia de ocupaci6n en cualquier otra actividad y el
misero journal con que se retribuye el trabajo cuanr
do existe, por el exceso de braceros, puede original
un serio problema de orden social, pincipaimente en
la Provincia de 'Oriente, done las inmigraciones de
jamaiquinos y haitianos acostumbrados a library el
sustento por esos medios, se han convertido en ver-
daderas caravanas fam6licas, acosados por la miseria
y el hambre.
La desesperaci6n en que se vcn sumidos es capaz
de restar a esos hombres del terreno de !a legalidad.
con grave riesgo de la tranuilidad pfiblica. Su ni-
mero, ademis, y la insignificant retribuci6n con que
se acomodan impelidos por la miseria, encarecen la
situaci6n del native, que con mayores obligaciones y
otro sistema de vida no llega a cubrir las mis impe-
riosas necesidades de su subsistencia.

Precisa que se adopten medidas urgentisimas pa-
ra la repatriaci6n de esas inmigraciones, y en obvic
de tiempo, deseando que efectivamente se eleven .
la prictica, proponemos no una formula concrete, si-
no la autorizaci6n al Ejecutivo, para que dentro dc
!a realidad del moment utilice la resolution que mAs
convenga.
En consecuencia formulamos la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se autoriza al Presidente de la
Repdblica para que disponga la repatriacion de las
inmigraciones de haitianos y jamaiquinos que se en
cueritren sin trabajo ni medios de vida, utilizando
ese efecto el procedimiento que estime mis adecuado
a cuyo dia podra invcrtir, en caso necesario, las su
mas indispensable, tomdndolas de cualquicr fondue;
disponibles del Tesoro.
ARTICULO II.-Esta Ley regiri desde su public
caci6n en la Gaceta Oficial de la Repdbliea.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 18 de Mayo de 1932.
(Fdo.)-Alejandro Rodriguez Cremn.-Emilio San-
ta Cruz Pacheco.-Jos6 Alberni.-Anselmo Alliegro.
-Jos6 L. Albuerne.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN) : Tomada en consi-
deraci6n qued6 sobre la mesa, por haber sido presen-
tada suspension de preceptos reglamentarios para su
discusi6n inmediata.
(El official de actas lee)

Las profesiones, en general, por las dificiles cir-
cunstancias imperantes, estAn necesitadas de una fran-
ca protecei6n que las garantice en el orden econ6mi-
co, a fin de mantener el prestigio de las mismas, con-
tra el que atenta en la actualidad la necesidad imr
periosa de la subsistencia, que obliga al individuo .;
aceptar transacciones indebidas, ante el dilema qu"
le planted la miseria.
En muchos casos, la retribuci6n de un profesiona'
no excede de la de un humilde jornalero, siendo sius
atenciones de mayor importancia, por el medio social


en que forzosamente se desenvuelve. Y el prestigio
por el cual debemos velar no es solo el del individuo.
sino el de la instituei6n que la graduO, y la que desde
luego afecta directamente este problema.
Atendiendo estas razones sometemos a la Camara
la siguiente

PROPosICI6N DE LEY

ARTICULO I.-La retribuci6n minima que deberi
obtener cua!quier professional por el dcsempefio de
un cargo para el cual se requiera la posesi6n de an
ritulo expedido por la Universldad Nacional o reva-
lidado en la misma, sera de eien pesos mensuales, a
cuyo efecto el Estado, Provincia y Municipio, y las
personas naturals o juridicas quo utiliccn dichos ser-
vicios, estan obligados a retribuirlos en dicha cuantia.
ARTICULO II.-Esta Ley regirA en cuanto alas
personas o entidades a los seis mses de promulgada y
para el Estado, Provincia y Municipio, ai iniciars.
Nu primer Presupuesto General de Gastos.
Sal6n de Sesiones de ]a Camara de Representantes,
a los diez y ocho dias del mes de Mayo de mil nove-
eientos treinta y dos.
(F.)-Alejandro Rodriguez Creme.-Emilio Santa
Cruz Pacheco.-AnseTnmo Allicgro.--Josi Alberni.-
Josg L. Albuerne.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tomada en consi-
deracion pasara a la Comisi6n de Instrucci6n Piblica.
(El official de actas lee)
Nuestro regimen republican no es esencialmente
representative. La Constituci6n de la Repiibliea e-
tablece procedimientos que lo convierton de hecho ea
una organizaciOn mixta, instituida de acuerdo coa
'a psicologia political y social de la entidad que ha-
bria de regir, sin que el cspiritu doctrinal de un
sistema fuese qbst6culo a la adopei6n de reglas qie
apartandose de esos principios robusteciesen sin em-
bargo la finalidad que se perseguia.
La responsabilidad individual o colectiva de los
Secretarios de Despacho; la necesidad de que refren-
den las resoluciones del Presidente de la Repibli;a
para que tengan valor ejecutivo; la prerrogativa que
a este iltimo se otorga para iniciar las eyes, son
extremes, por eemplo, que se apartan del orden re-
presentativo de un regimen y desnaturalizan la in,
dependeneia absolute de poderes en que deseansa ese
.sistema de gobierno. Y esa tendencia a amoldarse
las hecesidades ambientes ha ido acentuandose ain
inlis. a media que los contratiempos sufridos han
evidenciado.

Los Cuerpos Colegisladores, en distintas oeasiones
aprobaron la asistencia de los Secretarios de Despaceio
al Congress, como disposici6n imperative, a fin de
que fuesen interpolados sobre los asuntos relaciona-
dos con sus departamentos; y en definitive se pro-
mulg6 !a Ley que establece esa concurrencia de ca-
rdcter voluntario. El S.eertario, con su investidura
de miembro del Poder Ejecutivo concurre a una Lo-
si6n regular de cualquiera de los Cuerpos, previn
acuerdo, y oficialmente se dirige a ese organism en







is M'lPARTO T)F S1rST(YNT-F T)W TJA CAMARA TPE RET'RF.FPR lsAFTrANR


el problema por el cual asisti6. El prop6sito de
mantener ain mis direct y efectiva esta relaciOn cta
poderes, so ha manifestado plenamente en los distin-
tos ensayos de reform constitutional que se han rea-
lizado, y se aprecia mejor en el proyecto que ya
aprobado por la Camara se encuentra pendiente de
resoluci6n en el Senado. En el mismo lleg6 a pro-
ponerse la compatibilidad del cargo de Senador :(
lepresentante con el de miembro del gabinente.

Todo 6eto nos demuestra que la incompatibilidad a
que se refiere el articulo cincuenta y uno de la Cons-
tituac6n para el desempeiio de cualesquiera otros
cargos retribuidos, de nombramiento del Gobierno,
llevada al texto constitutional atendiendo las exigen-
cias extrictas de un regimen, sine puramente comoc
media de indole administrative. Y atendi6ndonos
al sentido literal de la disposici6n de ese articulo, ei
Senador o Representante no puede ser designado pa-
ra cua!quier cargo o funci6n dentro de otro poder
del Estado, si no es retribuido. La incompatibilidad.
claramente, la establece la retribuci6n, esto es, la
imposibilidad de percibir simultineamente dos ha
bores del Gobierno. La excepci6n que contiene el ar-
ticulo, en cuanto al cargo de Catedrhtico por oposi-
ci6n de establecimiento official, es precisamente pojr
ser retribuido dicho cargo.
Hemos hurgado en los anales de la Convencion
Constituyente que redact6 nuestra Carta Fundamen-
tal, la genesis de este articulo. En distintos proyec-
tos de bases presentados aparece consignada la in-
compatibilidad para cargos creados o elevados en
su dotaci6n durante el period en que fu6 elegido el
miembro del Congreso; o tambi6n para el que desem-
pefiase cargo piblico, al optar por el de Represen-
tante o Senador.
Se aprecia tambi6n aqui, que predomina el pro-
blema administrative cuya integridad se quiere pre-
scrvar del interEs individual.
Pero nos encontramos con las bases propuestas po'
ol Delegado Sr. Jos6 B. Alemin, que tuvo muy en
cuenta la Convenci6n al rcdactar su proyeeto, y e n
e:las la incompatibilidad se hacia defender fiuica-
mente do la licencia que en definitive otorgase el
Cuerpo a que perteneciera el interesado.
Al diseutir ]a Convenci6n el articulo cincuenta y
uno de la Constituci6n, redactado en el proyecto qu(
formula la Comisi6n de su seno, figuraba en el mims-
mo, la incompatibilidad, tal come aparee en la ac-
tualidad, aunque no la excepci6n a que se refiere sui
scgundo extreme. El Sr. Manuel Sanguily, present
ta enmienda adicional exceptuando el cargo de Se-
crotario de Despacho y el de CatedrLtico por oposi-
ci6n de establecimiento official.
Votada por part, sin discusi6n, esta enmienda,
fue desechada en cuanto al primer concept y apro-
bada en el segundo.

Quizis si posasen en esos mementos sobre el Animo
~ ~ ~ i ~1.1.- 1 *1 -!-- I


lectiva de los Secretarios y el refrendo de las reso-
luciones del Ejecutivo.
Despuls de esta consideraciones podemos sentar
como 16gica premise, que la incompatibilidad del
cargo de Representante o Senador con cualquier otto
retribuido de nombramiento del Gobierno, apareoe
en la Constituci6n de la Repiblica como una medida
osencialnente administrative, y que por tanto, no
existe un impedimento fundamental para que el
micnmbro del Congreso, por el hecho de pertenecer a
uno de los Poderes de la Naci6n, no pueda ser nom-
brado en un cargo correspondiente a otro i'oder pd-
blico, si la legislaci6n, respetando el espiritu de la
Ley bisica del Estado rcgula el procedimiento para
hacerlo compatible con sus disposiciones escritas. Y
cse es el proposito de la present Proposicidn de Ley.
Incompatibilidad, segfin la definici6n de la Real
Academia de nuestro idioma, es la imposibilidad le-
gal para ejercer dos o mas cargos a la vez. No puede
el Senador o Representante, desde luego, desempeilar
las funciones de otro cargo en el ejercicio de su man-
date de legislator. Pero una licencia o autorizaci6n
legal, que lo inhiba temporalmente de su investiga-
dura, para habilitarlo para el desempefio de otro
cargo, puesto que la incompatibilidad no existe desde
el moment en que se desempefia una funci6n finica
y s61o se percibe un haber.
El cargo no se posee per el echo de ostentarlo.
Es la acci6n la que da al mismo su prerrogativa, sus
derochos y elegaciones, su personalidad en el orden
juridico y official. Y lo que la ley concederia en este
caso no es la simple licencia acministratLva, sino la
cesaci6n absolute de una function por el hecho de
desempefiar otra regulada de acuerdo con sus propios
precep-tos.
En el caso de un Representante, la ley puede esta.
blocer que se proclame al suplente por el nempo quo
ei propictario sirva el cargo para que haya sido de-
signacto. Constituida la Camara por un nfumero detur-
minado de Representantes, no seria possible que se
estimate conoe tal, la persona sustraiua temporal-
mnente de osa funcuon, ya que el Uuerpo se enconLra-
ria integrado por la totalidad de sus componeUnes.
En la vigente legislaci6n aparece resuelto este pro-
blema en una forma mversa. La ley de veinte y Los
ue Enero do mil novecientos trenta y uno dispone
que los aspirantes a Registradores de la Prop.eda:l
que fuesen miembros dei Congreso podran ser nom-
urados en cualquier cargo tecnico que vacare en la
Uirecei6n de los Registros y del .Noariado conside-
tAndoseles en dicho case, en uso de licencia, m.en-
tras ejerzan funciones en el Congreso.
Lo dispucsto en esta ley se ratifica nuevamente en
la de dos de Febrero de mil novecientos trenita y
dos, que cre6 el Negociado del cRegistro Civil en la
Direcci6n de los Reg.stros y del Notariado de la So-
cretaria de Justicia. Un mncmbro distinguido de esta
Camera fuW nombrado para el cargo de Jete de dicao
Negociado, considerancuosele en uso de lcencia.


de los senores constltuyentes las palabras uel iele-
gado senior Alfredo Zayas, que scfial6 la desnaturali- Sin embargo, a pesar de todas estas cousideraci.c
zaci6n del regimen representative desde el moment nes que aiirman un criteria, no puede esimnarse quo
en que se aceptaba, por enmienda del senior Juan la ley que presentamos a la consAderaci6n de la Ca-
Gualberto G6mez, la responsabilidad individual y co- mara trate ae interpreoar, aclarar o en mauera alu-








DTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPIRESENTANPTES 19


na soslayar el precepto constitutional. :El nombra-
miento que en su oportunidad pudiera efectuar el
Ejocutivo se concrete al individuo y no ai miembro
del Congreso. Este, por ministerio de la propia ley
debe de facto, de pertenecer temporalmente al Po-
der Legislativo, desde el moment en que acepta J;
designaci6n. La prerrogativa inherente a su mandate
la adquiere, en el caso del Representante, su sustituto
proclamado, y si es Senador, el propio Cuerpo, por
no estableeer la legislaci6n otra media con referen-
cia a las vacantes temporales o definitivas de esos
cargo.

Es perfectamente conocido que tanto el regimen
Provincial, como el Municipal se ajustan el general
del Estado. En la Ley Organica de las Provincias
encontramos el procedimiento de sustitucion tempo-
ral del propietario por su suplente en casos de au
sencia o enfermcdad, en la que aquel assume, por uni
period de tiempo determinado, todas las atribucio-
nes del cargo, cesando en 61, inmediatamente que c!
propietario concurre a tomar posesi6n del mandate.
Estimamos que despojando a esta Ley de today.
influencia political y apreciando en la misma ei
beneficio que a la Republica puede reporter, al per-
mitir que no se sustraiga de los servicios ejecutivos.
que son siempre mis director, la capacidad del miem-
bro del Congreso que pudicra ser designado para
prestarlos, sabrd la Camara y en definitive el Sena
do y el Poder Ejecutivo, impartirles su apoyo y
sanci6n.

PnoPosicI6N DE LEY

.ARTICULO I.-Cuando una persona que oeupe el
cargo de Senador o Representante aceptase ser desig-
nado para Secretario de Despacho del Poder Eje-
cutivo qucdara temporalmente sustraida do su inves-
tidura de miembro del Congreso, sin que pueda go-
zar de haber, emolumento o prerrogativa inherentes
a los mismos, mientras permanezca descmpeliando las
funciones que hubiese aceptado. Al cesar en ellas,
por cualquier circunstancia, entrard do nuevo auto-
mitieamente en el ejercicio del cargo para que fu6
elegido, por el period de tiempo que le faltare curm-
plir, sin necesidad de acuerdo o rcso!uei6n previa
del Cuerpo a que pertenezcan.

La inmunidad que a los miembros del Congreso
otorga el articulo cincuenta y tres de la Constituei6n
no serd aplicable al Representante o Senador que
hubiere ejercido las funciones de Secretario de Des-
pacho, por los actos que realizare en el desempelio
de las mismas.
ARTICULO II.-Cuando el nombrado fuese miem-
bro de la Camara de Representantes debera ser susti-
tuido'temporalmente por el suplente de Representante
que le corresponda, al que se le dard poscsi6n con el
caraeter de interino por todo el tiempo que el pro-
pietario ejerza el cargo de Secretario de Despacho.

ARTICULO III.-Se derogan, modifican o en su
caso se entenderdn sin efecto, cuantas leyes y disposi-
clones se opongan o contravengan los preceptos de la
present, que regira desde su publicaci6n en la Ga-
ceta Oficial de la Repiblica.


Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes
a los veinte y cuatro dias del mes de Mayo de mil
novecientos treinta y dos.
(P.)-Juan J. Rodriguez Ramirez.-Rafael Guds
Inclin.-Carmelo Urquiaga.-Nestor Mendoza.-Ama-
do Finales.-Juan M. Haedo.-Aquilino Lombard.
Sn. PRESIDENTE (GuAs INCLAN) : Tomada en consi-
deraci6n queda sobre la mesa por haber sido presen-
rada suspension de preceptos reglamentarios para
su discusi6n inmediatamente.
(El official de actas lee)

A LA CA.MARA

Con motive de las campafias electorales los nnimos
se exaltan y se llega en las pugnas por las conquistas
de las posiciones a cometer delitos, que son hijos del
apasionamiento de esos moments, ya que en cir.
eunstancias normales no ocurririan que personas, a
quiencs muchas veces une estrecha amistad, se veau
onvueltas en desgraciados sucesos. En todas las oca-
s;iones resultan culpables, honorables padres de fa-
milia y es deber del Legislador, restafiar las heridas
que han dejado tras si las luchas civicas de la politiea
partidarista.
En ese sentido tiende la present:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se concede amnistia a toda case de
delitos o faltas, cometidos con motive u ocasi6n de
las elecciones celebradas en primero de Noviembro
de mil novecientos treinta y sus complementarias,
asi como los que resultarcn cometidos con motivo u
ccasi6n de la reorganizaci6n de los Partidos Po'iticos,
celebrada en veintiocho de Febrero del corriente alio,
u en otra fecha posterior y sus complementarias.

ARTICULO II.-Los Tribunales apliearAn de oficio
o a instancia de part, los beneficios de esta amnis
tia, que regird desde su publicaei6n en la Gaceta Oi-
cial de la Repiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a 17 de Mayo de 1932.
(F.)-Justo Salas.- Vito M. Candia.- Silvestre
Anglada.-Ernesto Menci6.-Juan Rodriguez Ramirez.

Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada suspension de precep-
to reglamentarios para su discusi6n inmediata,

(El official de actas lee).

CONSIDERANDO: que el Gobierno abriga el de-
cidido prop6sito, de favorecer por todos los medios a
su alcance; el desenvolvimicnto de las industries pe-
cuarias, auxiliando a los que dedican sus actividades
y recursos al mejoramiento y desarrollo de la gana-
deria national.

CONSIDERANDO: que entire los medios de fo-
mento empleados por el actual Gobierno con relacion
a la industrial ganadera, reconocida como la tercera
de nuestras industries grandes, y la mis cubana de







20 DTARTO DE SESTONES DE LA CAMARA DE REPTRESENTANTES


todas, por hallarse la casi totalidad de ella en manos
cubanas, se encuentra la modificaci6n de los aran-
celes, en lo que a la importaci6n de tasajo se refiere,
a fin de facilitar el desarrollo de la industrial tasaje-
ra en el pais, evitando de tal modo la salida de mi-
llones de pesos que antes se gastaban en la adquisi-
ci6n de dicho product en naciones extranjeras.
CONSIDERANDO: que el aumento do los aran-
celes a que antes se ha hecho referencia no solo tien-
do a fomentar la industrial tasajera national, sino que
beneficia a la ganaderia, ya que se ha aumentado el
consume de cane fresca, estableci6ndose ademSs, ta-
sajerias para la fabricaci6n de dicho product en el
pais.
CONSIDERANDO: que los ix6dos parasitos de
los animals dom6sticos conocidos vulgarmente con el
nombre de garrapatas, original considerable p6rdida
de riqueza en cl ganado vacuno, ya que lo empobre-
cen y debilitan, hacienda muy dificil las importacio-
nes, sin peligro de p6rdida, de e.;>iiiarlc. selects,
para su mejora, toda vez que on muehos casos los mis-
mos sucumben de las enfermedades conocidas con los
nombres de Piroplasmosis y Anaplasmosis, que so
trasmiten por las picadas de esos daiiinos parisitos:
imposibilitando ademAs las exportaciones de ganado
del pais a determinadas naciones, como en los Esta-
dos Unidos de Am6rica, en que, por haberse efectua-
do una active campafia para el exterminio de las ga-
rrapatas existen Estados completamente libres de di-
chos parisitos, por lo cual no permiten la entradl;
do ganado vacuno en pie, que proceda de lugares in-
festados.
CONSIDERANDO: que atendiendo a las razones.
anteriormente expucstas el Congreso aprob6 una Ley,
que iu6 sancionada por el Ejecutivo, declarando obl-
gatoria, ]a erradicaci6n en el ganado vacuno y tic-
rras destinadas a su proereaci6n y ccba, de los pard-
sitos conocidos vulgarmente con el nombre de garra-
patas.
CONSIDERANDO: que para la aplicaci6n de la
mcncionada Ley, tan ftil como eonveniente, es nece
saria la aportaci6n de recursos, ya que indispensa
blemente tiene que incurrirse en gastos extraordina-
rios para llevar a eabo tan beneficiosa labor.
CONSIDERANDO: que el Gobierno, al elevar los
derechos arancelarios al tasajo que se importa del
extranjero, ha constituido una fuerte barrera adua-
nal que priceticamente impide la entrada en el pais
de dicho product, permitiendo que se establezca, a
ja sombra de esa protccei6n, la industrial tasajera. cu-
bana, beneficiando, segin se ha dejado expresado, a
la ganaderia; pero perjudicendose el Estado en sus
ingresos.

CONSIDERANDO: que si bien el alza de los de-
rechos arancelarios contribuye a fomentar las indus-
trias de products nacionales destinados al consume
interior de la Repiblica, la misma trae como consc-
cucncia la baja de las recaudaciones con que cl Go-
bierno atiende sus compromises, como lo demuestra
la diferencia de $689.456.64 entire lo recaudado en
el aiio 1928 y lo percibido en el de 1931 y de.....
$253.673.32 entire los ailos 1930 y 1931, siendo juats
y equitativo que las industries que se fomenten y flo-


rezean a ]a sombra de tales medidas contribuyan a
resarcir al Estado de las p6rdidas en que incurred,
mixime si los impuestos con que se graven habrdn
de dedicarse en part al fomento y beneficio de las
r nsmas.
CONSIDERANDO: que el Estado necesita recabar
medios para llevar a efecto la campafia de erradica-
ci6n de las garrapatas, protegiendo con ello a la in.
dustria ganadera Nacional y que puede y debe obte-
n-rios de la misma o de sus derivados, haciendolo de
tal mantra que no resultcn onerosos para los industria-
les y e: pfiblico en general.
Los cRpresentantes que suseriben tienen el honor
de stna ttr a sus compafieros de la CUmara la si-
guien; :

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se crca un impuesto de dus cen-
tavos por cada libra de tasajo que se fabrique en el
territorio national con fines comerciales.
ARTICULO II.-El impuesto de dos centavos a
que antes se ha hecho referenda, seri abonado por
.os industrials en las Zonas Fiseales done radiquen
:as -asajerias, por cada venta que realicen.

ARTICULO III.-De las cantidades que se recau-
den por concept del impuesto que se crea en virtud
ce la present Ley, se dedicara la tercera parte para
sor dctlinada, exelusivamente, por la Secretaria de
Agriculture,. Comereio y Trabajo, a la erradicaci6i
de los ;xdus parlasircs Ce los animals domisticos,
conocids con ei nombre dc garrapatas.

ARTICULO IV.-Cuio la tercera parte de lo qtu
se recaude con motive deLi unpuesto que por la pie-
sente Ley se crea, se constituira un fondo especial
que se denominarA "FONDO ESPECIAL PARA LA
ERRADICACION DE LAS GARRAPATAS DEL
GANADO EN EL TERRITORIO NATIONAL"; del
que no podrd destinarse cantidad alguna a otros pro-
p6&iios, que no sea los fines exclusivos de referencia,
deliicndo regulars todo lo concerniente a la inver-
siin de dicho fondo en el Reglamento que debera
confeeeionar ]a Secretaria de Agricultura, Comercio
y Trabajo, de acuerdo con lo prevenido en el Articu-
io IV de la Ley de 13 de Abril de mil novecientos
treinta y dos, publicada en la Gaceta Oficial de fe-
cha catorce del propio- mes y ano.
ARTICULO V.-E1 Ejecutivo Nacional queda fa-
cultado para dictar cuantas disposiciones y Regla-
mentos crea convenientes para la mejor y mas eficaa
aplicaci6n de esta Ley, asi como para la cobranza y
recaudaci6n del impuesto que se establece .
ARTICULO VI.-Quedan derogadas todas las Le.
yes, Disposiciones, Reglamentos, etc., que se opongan
al cumplimiento de la present Ley.
ARTICULO VII.---Esta Ley comenzarh a regir
desde la feeha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representawn
tes a los diez y scis dias del mes de Mayo de mil
novecientos treinta y dos.







DTARTO DE SRETONES DE LA OAMARA DE REPRWEENTANT"ES 21


(Fdos.)-Carmelo Urquiagd.-Agustin Gronlier.--
Josg RamJ 6 Cruells.-Martin Mora.-Luis Grau.
Sn. PRESIDENTE (GuAs INCLAN) : Tomada en consi-
deraci6n queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada suspension de preceptos reglamentarios par:k
su discusi6n inmediata.
(El official de aclas lee).
POR CUANTO: Compete al Congreso dictar las
medidas pertinentes a objcto de proteger, en la me-
dida que lo reclamen los interests generals de la Re-
puiblica, nuestras fuentes de producci6n, base de Ia
economia national.

POR CUANTO:. En el desenvolvimiento de mu-
chas industries cubanas se advierte una perniciosa
tendencia, al presentar los articulos de su producci6n
como de procedencia extralia, con lo cual se dcfrai-
da al pfiblico consumidor y constitute un notable
perjuicio para la propia industrial que tales prieti-
cas rcaliza.
POR CUANTO: EL ESTADO sufre las consecuen-
cias de toda competencia ilegitima, por parte de in-
dustriales que trabajan sin star some-tidos a las dis-
posiciones legales vigentes, en sus luchas con la in
dustria que funciona dentro de las normas establec.-
das por la Ley.
POR CUANTO: La industrial de calzado ha llega-
do a adquirir una preponderancia cxtraordinaria en-
tre nosotros, y ello no obstante, atraviesa en la actua-
lidad una crisis agudisima, debido, en primer lugar,
al hecho cierto que la mayoria de los fabricantes no
cumplien con ninguno de los requisitos a que la Ley
obiiga; no aseguran a sus obreros, no tionen horas
detcrminadas de trabajo, no cumplen con las ordc-
nanzas sanitarias, no tributan al Estado los impue;-
los correspondientes, ni contribuyen a los Munici-
pios, etc.

POR TANTO: Los Representantes que suscriben.
con objeto de evitar que estos hechos se sign repi-
tiendo, con perjuieio notable para los interests gene
rates de la Republica, tienen el honor de someter a
la consideraci6n de sus compafieros la siguiente

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Todos los articulos fabricados
en ,unua, ue cuatquier natura!eza que scan, llevaran
estampados en lugar visible el nombre y direci6n de,
fabricante, con expresi6n "Heclo en Cuba", some-
tidndose para ello a las disposicioncs que dicte la
Sccretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo.
ARTICULO II: Se crea un impuesto interior, de
fabricaci6n de tres centavos de peso por cada par dc
zapaios, boLas, borecguies, pantuf!as, alpargatas, etc.,
deo cuaquier clase -que scan y cualesquiera que sea
su component, de fabricaci6n national.
ARTICULO III: El impuesto anterior sera si-
tisfecho por medio de sellos, que tendran un valor
de un centavo y medio de peso cada urio, foliados y
numerados, que se fijarin en la suela de cada uno do
los zapatos, etc., fabricados, y los cuales sellos seran
matados con tinta. negra.


ARTICULO IV: Para adquirir estos sellos sera
requisite indispensable, en cada caso, la presentaci6n,
en la oficina recandadora correspondiente, de la li-
.encia municipal, licencia sanitaria, y cartas de pago
de todos los impuestos vencidos, en vigor, de todo lo
eual, asi como de los folios y n6mero de los sells que
se le entreguen a cada fabricante, se dejara constancia
en la referida oficina, enviindose duplicado al Sr.
Secretario de Hacienda.
ARTICULO V: Los sellos adquiridos por un fa-
bricante no podran ser vendidos, cangeados o ce-
didos a otro industrial bajo ningln conccpto ni por
r:ingun motivo. Los que asi lo hicieren, incurriran
en las penalidades que mAs adelante se sofialan.
ARTICULO VI: Todo comerciante o los que ejer-
ecten actos de comercio que se dediquen a vender
calzado, etc., estin obligados a exigir de los comer-
liantcs respectivos el cumplimiento de esta Ley. Do
no hacerlo asi, seran responsables solidarios y man-
comunadamente con los fabricantes, de las penalida-
des que mas adelante se sefialan.
ARTICULO VII: Este impuesto se hace exten-
sivo a toda importaci6n de calzado, etc., en territorio
national, los cuales scran sellados con un sello del
mismo valor que los usados para la producci6n do-
nmestica, pero de distinto color, que diga: IMPORTA-
CION. Estos sellos seran fijados por los importado-
res de los products importados, en el recinto de la
Aduana y les serin vendidos exclusivamente en La
miisma cuantia que expresen sus declaraciones a con-
:numo, mediante recibo del Administrador de la Adua-
na respcctiva.
ARTICULO VIII: Las horas laborables para la
industrial do calzado etc., scrin de site y treinta a.
in. a once y treinta a. m. y do una p. m. a cinco p. m.
ARTICULO IX: Dentro de un plazo improrro-
gable de sesenta dias, a partir de la promulgaci)n
de la present Ley, los comerciantes o industrials
une tnigan existencia de calzado, etc., vicnen obliga-
dos a hacer una declaracion jurada del nfimero de
pales que tengan en 6xistencia, a los cua!es se 1,A
!ijari un sello de distinto modelo y sin valor alguno,
a la vista de los Inspectores de la Secretaria de Ha-
.ienda, sin costo aiguno para los comerciantes o in-
dustriales.
ARTICULO X: Los que dejaran de cumplir
eualquicra de las disposiciones contenidas en la pre-
.;cnte Ley, seran multados en cien pesos moneda of-
c:ia la primer vez; en doscientos cincuenta la segun-
da y en quinientos pesos por cada infracci6n, des-
pu6s de la segunda. Estas penalidades se haran
efectivas en la Sccretaria de Agricultura, Comeroio
y Trabajo, dentro de los tres dias siguientes a la
'cclha de comprobada la infracci6n. Caso de no aa-
cerse efectiva cualquiera de las penalidades, se darA
cuenta, dentro de los tres dias siguientes, despu6s
de expirado el plazo a que se refiere el pirrafo an-
Ierior, con los expedientes correspondientes, a los
Seflores Jueces Correccionales, los cuales haran efec-
tivas las multas, si las estiman de justicia, y en caso
de no ser satisfechas, impondran un dia de prisi6n
correccional por cada peso dejado de satisfacer.
ARTICULO XI: Esta Ley comenzara a regir







22 TYTARTO T)D rETONWS DR LA CAYARA DP REPR&S9ENTANT1&4


desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repi-
blica, pero el impuesto que en ella se establece no sc'
hard eoectivo hasta el dia en que la Secretaria de
Hacienda ponga a la venta los sellos a que la misma
hace referenda.
Palaeio del Capitolio, Sal6n de Sesiones de la Cli
mara de Representantes, a los diez y seis dias del mes
de Mayo de mil novecientos treinta y dos.
(F.)-Carmelo Urquiaga.-Agustin Gronlier.-
Josg Ram6n Cruells.-Martin Mora.-Luis Grau.
Sn. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Queda sobre la
mesa por haber sido presentada suspension de pre-
ceptos reglamentarios, para su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee).
Teniendo en cuenta que en la evoluci6n de la vi
da, el delito de rapto ticnde a desapareeer, lo que
se comprueba con las legislaciones vigentes en otro,-
paises, y ademas en el nuestro, en el que existe l;i
Ley de 26 de Febrero de 1926 por la que si cometid.,
es.e delito, y el raptor mostrare intenci6n de contrary
tatrimonio y so negare a cllo la raptada o su repre-
sentante legal se declara extinguida la acci6n penal o
la pena en su caso, y estimando de justicia, borrar el
antccedente penal eii esto scasos, el Representante
que suseribe somete a la consideraci6n de sus cow-
paneros la siguiente:
PaoPOSICI6N DE LEY
ARTICULO I.-En los easos en que cometido el
delito de rapto, y el raptor dee!arare su intenci6n dc
contraer matrimonio oponibndose a ello la rapta o sn
representante legal, y de acuerdo con la Ley de 26
de Febrero de 1926 se declare extinguida la pen;i
impuesta, se entenderb no constituir el antecedenre
penal para ]o cual las Audiencias de la Repblicali
dejardn de dar cuenta al Registro Corresnondientf.
en liA sueesivo; procedi6ndose por el mismo R-egistro
a tachar de oficio los asientos hechos con anteriori-
dad a la vigcncia de esta Ley.
ARTICULO II.-Esta Ley comcnzard a regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
En la ciudad de La Habana, CAmara de Represen-
tantes, en el Capitolio, a los 11 dias del mes de Mayo
de 1932.
(Fdo.)-F. Valls.-G. Castelvi.-J. Salas.- J M.
Arcocha.-L. Grau.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLTd N) : Queda sobre lo
mesa, por haber sido presentada suspension de pre-
ccptos reglamentarios. para su discusi6n inmediata.
Se va a dar lectura a una suspension de preceptos
reglamentarios.
(El official de actas lee).
Los Representantes que suscriben interesan de Ia
CAmara ]a suspension de los preceeptos reglamentarios
que se opongan a la inmediata diseusi6n y resoluci6iu
.de la Moci6n de los Sres. Guas Incian y otros, pro-
testando de los sucesos tcrroristas y apoyando al Go-
bierno en sus detcrminaciones.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes
a 30 de Mayo de 1932


C. Urquiaga.-- afail Guds Incldn.-M .Tomi.--
Juan R. Ramirez.-E. San Pedro.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLN) : So pone a vota-
ci6n. Por su propia naturaleza, debe ser pnesta a
votaci6n nominal. Los que est~n de acuerdo con la
suspension de preceptos reglamentarios,, votarin si;
los contraries, n6.
(Se efectua la votacion).
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : -Falta algin Sr.
Representante por votar?
(Silencio).
IIan votado 70 Sres. Representantes: 68 que si y 2
que n6.
Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Ale-
min, Alonso, Cailas, Alvera, Anglada, Arcocha, Ariza,
V. de Armans, A. Barrero, Blanco. Bosch, Bravo SP1-
rcz, Camacho, Campos Martinez, Campos Prieto, Can-
dia, Carrillo, Castelvi, Cisneros, Cuilar, Cueto, Eche-
ocrria, Eguilior, Finales, Garcia Montes, Garcia Ia-
nos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau,
Gronlier, lleado, Hernindez Leal, Hirzel, Le6n, Lom-
bard, Ldpez Morales, Madrid, Marlinez Quiroga,
Menci6, Mindez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mo-
ra, .\l, : Mesa, Nutifez Portuondo, de Para, Parodi,
Perez Maribona, Piedra, Ponce, E. Ramirez, M. Ru-
mircz, Rey, Rio, Rodriguez Ramirez, Ruiz, San Pe-
dro, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Valls, Vdzquez Bello,
Villa.ldn, Aragon6s, Cruells y Guds Incldn.
Votaron en contra los sefiores: Cruz Ugarte y
Estrada.
Sa. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Queda, pues,
aprobada la solicitud de suspension de precepts
reglamentarios.
Tiene la palabra, para explicar su voto, el Sr.
de la Cruz.
SR. DE LA CRuz (CARLOS M.): S. President y Sres.
Representantes:
Nucstra ausencia del hemicielo, en la tarde de hoy,
representaria una protest frente a los actos del Go-
,ierno y especiahnente a los del Congrcso; pero no
nos pareci6 suficiente esa actitud por requerir, a
nuestro juicio, dada la investidura que ostentamos,
ona demostraci6n mis cierta y firme de la conduct
y criteria que sostenemos, en moments tan dificiles
para nuestra nacionalidad.
Un pequefio Comit6 Parlamentario de Conserva-
dores Ortodoxos e Independientes, que me honro on
presidir, me otorg6 un Amplio powder para que a nor-
bro de todos sus components explique nuestra ne-
gativa a la suspension de preceptos reglamentarios
que acaba de aprobar la Cimara con el concurso de
!os sefores Liberales, Populares y Conservadores ofi-
eiales, para discutir y votar en la tarde de hoy la
moci6n que, suscrita por los sefiores Liberales y Po-
pulares, se ha presentado.
Sn. URQUTAGA (CARMELO) : IMe permit Su Sefio-
ria una interrupei6n, una pregunta, con la venia de
la Presidencia ?
|SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Con much gusto.








M)RT\1O DE SESTOfNFE DE TLA CAMARIA DE, TPFTFSENTANT'rS 23


SR. PRESIDENT (GUtS INCLIN): Tiene la palabra
el seofir Urquiaga.
SR. URQU.\GA (CARMELO) : Yo le rogaria a S. S.
que me explicara si vi a consumer un turn en con-
tra de la moci6n o va a explicar su voto referente a
la petici6n de suspcnsi6n de preceptos reglamentarios.
SR. PRESIDENTE (Guis INCLAN) : Tiene la polabra
el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS IM.): El Reglamento de
la Clmara exige que la explicaci6n de votos se cifi:
al motive de la moci6n, pero el hecho de haber vo-
tado en forma negative a la discusi6n y tratamiento
do detcrminado asunto, require que la explicaci(n
so fundamente y razone, al objeto de sefialar los mo-
tivos por los cuales rechazamos el discutir y votar
la moci6n que se ha presentado.
Si mis palabras envuelvcn un juicio critic sobrp
la moci6n presentada, yo ruego, en ese caso, al leader
de la mayoria Liberal Popular y a todos los sefiores
Congresistas, que con today benevolencia me permi-
tan, en esta oportunidad de la explicacion de votos.
formalizar mi oposici6n; ya que esto ha de ahorrar.
adcmAs, el tramite que el propio Reglamento auto-
riza, de consumir un turn en contra de la mocion
cuando esta sea sometida a debate; porque tenemos
el prop6sito de terminar, con esta explicaci6n, today
labor parlamentaria en relaci6n con este asunto.
SR. URQUTAGA (CARMELO) : Pido la palabra, para
una interrupci6n.
Sn. PRESIDENT (GUIs INCLIN): La tiene S. S.
Sa. URQTTTAGA (CARMELO) : He solicitado la pala-
bra, sencillamente, porque deseo conocer si va a com-
batir la moci6n en si, o la suspension de precepto-
reglamcntarios, aunque creo que S. S. podia haccer
ambas cosas a la vez y esto pudiera traer algunt
confusion, no obstante, no hay ningfin inconvenient.
SR. DE LA CRUZ (CARIOS M.): La suspension dc
prcceptos reglamentarios se somete sin debate a vo-
taij n; nosotros hemos votado 'en contra de la sns-
pensi6n de preceptos reglamentarios, porque no acep
tamos entrar en el tramite de discutir y votar la
moci6n. Y de esta suerte impugnando el tratamien-
to de la moci6n, consignamos nuestro criteria frente
a ia misma.
El Congress se produce, en estos moments, en doh
formas distintas. El Senado de la Repfib]ica, en re-
cientc acuerdo adoptado, dice lo siguiente:
"DECLARACION: El Senado deplora y condena
el sistema de procedimientos terrorists que, en es-
tos ,iltimos tiempos, se han iniciado en Cuba, y del
mismo modo los m6todos inadecuados con que se aten-
ta o se pretend atentar contra la vida de los fun-
cionarios pdblicos, considerindolos impropios de la
grandeza her6ica del cubano y de sus tradiciones de
varonil hidalgula. La ejemplar condueta y el pa-
triotismo no superado del pueblo cubano, nos auto-
riza a asegurar que no prosperarA ese plan terrorist.
Invitamos a los cubanos y a los extranjeros residen-
tes ofuscados, a que abandonen el camino emprendido
y E.JERCITEN SUS ACTIVIDADES BAJO EIl
1MPERIO DE LA LEY EN CUYO TERRENO SE-


RAN OIDOS CON RESPETO Y DEVOCION DE
LEMOCRATAS. El Senado ratifica sus anteriores
acuerdos confirmando su prop6sito de concurrir con
el Eejcutivo Nacional a la adopci6n de todas aquaeas
nedidas etc."
Esa Declaraci6n del Senado esta escrita en un tone
de mesura: protest en contra de los reeientes atenta-
dos terrorists v hace un llamamiento a los .-in .l(!a-
no. y a los extranjeros para que ejerciten sus ncti-
vidcld.ls baju el imperio de la Ley, al obj.?io de des-
terrar las actividades rojas que se han producido en
el medio cubano.
Pero esa Moci6n puede ser calificada de hip6crita,
como calific6 nuestro ilustre Manuel Sangui!y un fa-
moso document. Y puedo calificarla asi, porque el
propio Senado, que ahora hace un llamamiento a los
ciudadanos para que desenvuelvan sus actividades ba-
jo el imperio de las leyes, con la oferta de que seran
respctados y oidos, es el que hace tiempo vine vor
tando, junto con la Camara, leyes que. precisamen.
to adulteran, restringen y desconocen los derechos y
respetos de la democracia.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.,
.SR. PRESiI)ENTE (Guis INCLIN) : Tiene la palabra,
el Sr. Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo ruego al distinguido
compaiiero, en uso de preceptos reg'amentarios y de
cortesia que debemos al otro Cuerpo Colegislador,
no emplee frases que puedan ser in. i, t.., ni.., u ofen-
sivas no s6lo para el Senado sino para nosotros tam-
bi6n, que compartimos esa propia obra del Senado.
Es un ruego que hago al distinguido compafiero.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS AM.) : Escucho con suma
atenci6n el ruego formulado por el Sr. Urquiaga, y
doelaro que en la forma en que enjuicio la labor po-
litica del Senado y, por consccuencia, tamb.in de la
Cdmara, ninguno de los conccptos que he emitido, en-
vuelve ofensa ni puede lastimar en ]o mi's minimo
las buenas y naturals relacioncs que existen centre
ambos Cucrpos Colegisladores. Y puedo calificar el
document de hip6erita, sin mortificar ni ofender
con ello al Senado, precisamente porque en lo sus-
tancial y bAsico de se document, on cuanto se re-
clame de los ciudadanos su actividad bajo el amparo
de las leyes donde pueden ejercitar sus dereclios y
ser oidos con respeto y devoci6n, es done el Senado
encubre y silencia precisamente todas sus actividades
muy reeentes, contrarias al ejercicio de esos derechos
y al respeto y devoci6n a la democracia, como yo lo
voy a demostrar, por virtud de una reciente senten-
cia del Tribunal Supremo que ha declarado inconsti-
tucional una Ley adoptada por la Camara y por el
Senado, precisamente por ser contraria at respeto, a
la devoci6n y al derecho de la dcmocracia.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Distinguido compafiero.
la palabra "hip6crila" envuelve disminuci6n de res-
poto, no puede significar tan solo equiyocaci6n, que
cs.lo que sin prueba puede suponerse en cualquier
otra persona, y much mis significa agravio en qu:en
represent el mis alto Poder Legislativo. La palabra
"hip6crita" creo que no es necesario emplearla si
se trata de significar solo lo que tal vez no se ajuste







DIARIO DE SESIONES DE TA CAMIARA DE REPRESENTANTES


a lo que se quiso decir. Esa palabra significa pequc-
fiez moral, y me parece que no es adecuada at refe-
rirse al Senado. Y es nuestro prop6sito guardarle las
mayores consideraciones a ese otro Cuerpo Colegisia-
dor. Por eso ese t6rmino que pudiera ser emplado.
sin intenci6n dolosa, tambien pudiera interpretarse
dicho con ;inimo de mortificar a nuestros compaicerow
del Senado, much mas euando estamos obligados a-
velar por el prestigio de ese Cuerpo, que tiene nues
tra simpatia y nuestra adhesion. Por otra part, e
Reglamento nos obliga a guardar respeto a los dema.i
Cuerpos y funcionarios de la Repilblica; y apelo a h
Presideneia para que ratifique esta iltima afirmacoi
que acabo de hacer.
La Camara Labria de sentirse sumamente comply
cida con la rectificaci6n que solicito, y con que c
Sr. de la Cruz retirara ]a frase, que no usa comunr
mente, quiero declararlo en honor a la verdad, en su:I
pol6micas parlamentarias, y que pudiera entibiar ta
veoz ese alto piano de respeto y de alta estimaei6n qu
siempre se guard con el.
S.. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Entiendo que el
Sr. Urquiaga estai equivocado en la acepci6n qurn
le da a la palabra "hip6erita".
Sn. CA iAS (FIDEL A.): Que la sostenga, porque
estamos viviendo una hora de hipocresia colectiva.
Y pido la palabra, senior Presidente, para despu6s.
,SR. DE LA CR(UZ (CARLOS M.) : Lamento mueho qu.
mi distinguido compafiero Sr. Caifias venga a comp,.'
lerme en ese terreno. 'ero reclamado ya por 61 qiec
yo la mantenga, espero la explicaci6n que en su opor
tunidad dara el Sr. Caiins y sigo en la exposicl6n d
mis ideas de la explicaci6n que daba con respecli
al Senado.
Sn. UBQUYIGA (CARKMELO) : Para una interrupci6n
Quiero manifestar al Sr. de la Cruz que la aprecia
ci6n del Sr. Cailas, muy respetab'e por partir de 6&
no puede -. -' I.I..ii sino su juicio y el de las person
nas que represent. Ie pareee que el Sr. de la Cru
es injusto, ya que bhabia sido gentil y amable, reti
rando un concept que en realidad era a mi semi
deprimente que se dijera en la Cnmara, porque
significaba falta de respeto para un Cuerpo Cole'ie
]ador; y parece que no debia rectificar su actitud
sino mantenerla. Yo le rogaria, a reserve de Ja co.
iroversia que habri de establecer con el Sr. Caifias
el cual tiene condiciones sobradas para ello, que n
involucre un asunto en otro; y que para satisfacci6;
de la Cimara que se habria de sentir sumamente corn
placida con esa rectificaci6n, dejara por retirada un
frase que no es la que usualmente-quiero declarar-
lo eh honor a la verdad-emplea en sus altas pold-
micas parlamentarias cl Sr. de la Cruz.

SR. DE LA CRUZ (CAnLOS M.): Mi posici6n, senior
Urquiaga, es dificil. Precisamente cuando comienz-
en mi explicaci6n, al objeto de no mantener frase.-
que no envuclven ofensa de ninguna clase y que con
toda sinceridad no ban sido dichas para lastimar ni
mortificar, surge en estos bancos mi ilustre compa
fiero el Sr. Caiiias, pidiendo que yo mantenga la
frase que habia dicho respect del Senado. Qu6
quiere el senior Urquiaga que yo haga, entonces'.
Tengo que mantener la palabra que dije y el concep-


to expresado, para escuchar mis tarde las palabras
del Sr. Cailas que ha anunciado, y en las que de-
c'ara quo aqui se vive un moment de hipocrosia co-
lectiva. Y al objeto de que el Sr. Caifias lo recoja
en el juicio que habri de formula respect de la
hipocresia colectiva en que se vive, voy a declarar al-
go que, por ser muy personal, no tiene gran impor-
tancia para el piblico, pero que es neecsario consig-
nar, ya que tantas acusaciones se formula alrededor
do todos los que aetuamos en la vida piblica de
nucstro pais.
No vivo en ]as insincceridades del Ipresente, ni en
a hipocresia colcctiva; no tengo que arrepentirme
de haber cometido ning'una, ni ain con las activida-
des political en quo he torado parte, ni en ]a rela-
Pi6n mis intima y estreeha de esas actividades con
mis juicios o criterios personales.
Desde el afio de 1925, en que tom6 posesi6n el Ge-
neral Maciado, me coloqu6 en posici6n distant a su
Gobierno. Conocia el va!er intrinseco de los gober-
nantes, y por consiguiente, mi criterio era adverse a
prestar mii' concmrso a la obra que anunciaban cor.
;ran alarde, quo yo estimaba fingido, de regenerar
las costumbres pdblicas y de aplicar la Ley con ver-
dadera devoci6n y respeto democraticos. Desde en-
tonccs hasta boy, ni como Congresista ni. como amio
personal del General Machado solicit ni obtuve niu-
g6n favor: nada nuevo le recibido en todo ese pe-
riodo de tiempo que no tuviera yo en mi poder el
20 de mayo de 1925 y, por el contrario, he sido ob-
jeto de muy conocidas y seiialadas agresiones por
part del Gobierno en distintas forms y terrenos.
Y por eso, porque nunea tuve esa posici6n dubi-
lativa y falsa del que recibi6 favors o apoy6 su obra
do gobierno, un dia pude sentarme frente al General
Machado y decirle con entera franqueza cu:il era mi
criterio sobre la actual situaci6n. Y esto lo hice a
presencia de various conpaneros que me escuchan esta
noche y de una alta personalidad que no pertencce
a esta Camara.
Por eso es que yo, en virtud de la petici6n de mi
ilustre companiero el Sr. Caifias, tengo ahora que
esperar sus palabras, much mAs por haber anuncia-
do que quiere bablar sobre la hora de hipocresia co-
lectiva que estamos viviendo.
SR. CAliAS (FIDEL A.): Pido la palabra.
SB. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Tiene la pala-
bra 8 .S.
Sn. CAtiAs (FIDEL A.) : Sr. President y scores
Represesntantes: Dificil, muy dificil ha de resultar
mi intervenci6n en la tarde de hoy, porque no te-
niendo las condiciones necesarlas para intervenir en
.os debates, he estado durante el tiempo que Ilevo
en la CAmara, aprendiendo, oyendo todas las ense-
flanzas, todas las manifestaciones en el descnvolvi-
miento de esos mismos debates.
En la explicacidn de su voto, el Sr. de la Cruz em-
ple6, durante dos a tres veces la palabra "hip6 rita",
calificando de cse modo al Senado, porque ese Cuerpo
Deliberativo labia lanzado leyes que habrian resula-
do agravios contra la conciencia national. Yo, cuau-
do el Sr. Urquiaga, interrumpiendo al Sr. de la Cruz,


----


241








DIARIO DE ,SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25


le suplicaba que retirala esa palabra, dije al Sr. de
la Cruz que hacia mly bien en no reti-arla y que
debia mantenerla, y lb hice porque reconozco y afir-
mo que estamos viriendo una hora de hipocresia
colectiva. No le niego al Sr. de la Cruz su maravillo-
sa posici6n, que ecnserva siempre en el hemiciclo, en
defense de sus iAtereses, y la palabra y la actitud
de cada uno dy nosotros es bien conocida de todos.
En efecto, Sr. Jde la Cruz: conozco su actuaci6n du-
rante estos flimos tiempos. Hablaba usted del aio
de 1925, y yA inici6 mi hipocresia political desde el
20 de mayo de 1929, en este mismo Capitolio donde
se consagr6,al subano que ocupa la Primera Magis-
tratura, pgr todas las classes sociales, por la prensa,
por los politicos, por los profesores, por todas las or-
ganizaci nes y por todas las colectividades del pais.
Desde atonces, la Cimara se produjo con profunda
hipocr sia, coino decia el senior de la Cruz, no s61o
el Se ado; porque si el Senado ha sido hip6crita, ha
pues o esa hipocresia al servicio de la Repfiblica, en
biende la Rep-iblica, como la ha puesto esta Cafiara
laaiando leyes que no han sido leyes contra la co-
mLnidad, que no han sido leyes restrictivas para el
uibano, porque mas opresi6n, mks dictadura y mas ti-
rania ha habido en otros sectors de la opinion. Y yo
me pregunto: A D6nde esta el civismo de los correligio-
narios del General Menocal, que lo dejaron abando-
nado alla en Occidente? D6nde esthn los hombres
que dejaron abandonado al General Menocal con to-
da su jerarquia moral y su jerarquia hist6rica? 1 D6on-
de esta el civismo de sus compafieros, que dejaron
abandonada esa figure hist6rica que tuvo que ir a to-
car a las puertas de la Legaci6n del Brasil buscando
amparo para su vida, como si el General que. ocupa la
Primera Magistratura del Estado fuera un asesino,
y como si el Congreso y los Partidos Politicos y el
pueblo cubano fueran unos cobardes? D6nde esti
el civismo de esos correligionarios del General Me-
nocal, que no lo han llevado al piano de realidades
political y patri6ticas en que debia estar colocado?
A eso era a lo que yo me referia, sefiores Represen-
tantes.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Continue en el
uso de la palabra el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El senior Caifias se
adelanta precisamente al problema que yo me pro-
pongo enjuiciar esta tarde, en esta explicaci6n de
voto. Sus frases, sus palabras y las preguntas que
formula, serin contestadas oportunamente en el cur-
so de las ideas que he de exponer.

Por mi parte, para desvirtuar cuanto pueda afir-
marse en relaci6n a la hora hip6crita en que se vive,
puedo hacer estas breves afirmaciones: que nunca
aup6 a Machado, como dijo en famoso discurso mi
distinguido amigo el senior Aquilino Lombard; que no
he participado de su obra de gobierno, ni me he
aprovechado de ella; que no he votado leyes que im-
piden el ejercicio de los derechos sustantivos de la
democracia, y tampoco me he aprovechado de los
efectos de esas leyes; que mi posici6n political no se
la debo al favor del Gobierno, sino al concurso de
mis amigos y correligionarios; que mi criteria de re-
solver los problems del pais dentro de las leyes y con
devoci6n y respeto a nuestra Carta Fundamental, no
es de la hora present, sino comprobado en anterior


6poca, cuando el Gobierno estaba en poder de ami-
gos y correligionarios mios y me mostraba entonces
contrario a sus excess y extralimitaciones; como aho-
ra, en medio de la eziorme confusion en que vivimos,
produje un program que sin revoluci6n podia ofre-
cer al pais una soluci6n mas firm, mks amplia y
definitive que la propia Revoluci6n, y por eso no
fui agent promoter de la revoluci6n, ni me cabe
responsabilidad ninguna de sus actos. Y por eso
puedo declarar que soy conseeuente en la oposici6nr
que hago al Gobierno y en la posici6n en que estoy
colocado, porque responded a criterios y conduct man-
tenidos en todas las oportunidades.

Y volvamos ahora al fundamento de nuestra opo-
sici6n esta tarde. Afirmaba que el Senado hacia un
llamamiento sereno, respetuoso, al objeto de apaci-
guar las pasiones y los odios que dificultan un ca-
mino en la soluci6n del problema cubano. Y con-
trastando con esa conduct, veamos ahora lo que ha-
ce la CAmara, en la Moci6n que se acaba de presentar.
Esa Moci6n, en su apartado primero, dice lo si-
guiente:
SSe formula la mas en6rgica protest y conden'a-
ci6n en referencia al iltimo movimiento sedicioso
ocurrido hace breves dias, y que se manifest por
medio de una series de complots terrorists, de una
intensidad y falta de escrfpulos humans desconoci-
dos en nuestra historic y raros en la del mundo en-
tero.
La CAmara, en primer lugar, recoge los sucesos fil-
timamente ocurridos y los califica de "movimientos
sediciosos" con la agravante de afirmar que ese mo-
vimiento sedicioso se ha manifestado por medio de
una series de complots terrorists. Y esto es suma-
mente grave. Veamos por qu6 en estos mementos la
Policia, esa propia Policia que ayer era de Menocal
y que en esos tiempos formula graves cargos, exage-
radamente graves, entire otras personas contra el
General Guhs que a manera de Jfpiter tonante pa-
recia capaz de destruir la capital de la Repuiblica
y cuyos cargos su hijo, hoy Presidente de la CA-
mara, los leia con asombro-, esa propia Policia ha
formulado cargos de novela y fabula contra altas per-
sonalidades y politicos militants, relacionandolas
precisamente con los atentados terrorists reciente-
mente ocurridos, al objeto de mantener una persecu-
ci6n y detenci6n que ya se ha decretado.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Eq fabula y novela, aca-
so, la bomba que destroz6 al Teniente Diez Diaz en
Artemisa? I Es fabula y novela la series de maquinas
infernales que se lanzaron contra un gran grupo del
Ej6rcito? jY el movimiento revolucionario del mes
de Agosto del afio pasado, en el cual se trat6 de de-
rrocar al Gobierno, es tambi6n fabula y novela I En-
tonces, qu6 deja para la realidad?

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Tenga la seguridad
el senior Urquiaga de que vamos a hablar no de fa-
bulas ni de novelas, sino de las realidades revo!ucio-
n'arias y de las bombs. Pero es fabula y novela po-
liciaca decir que, en estos moments, las tres figures
mas connotadas de la oposici6n political frente al Go-
bierno, comenzando por Mendieta, M6ndez Pefiate y
el General Menocal por filtimo, sean responsables de








26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


un movimiento sedicioso que se ha manifestado nada
meinos que por la series de complots terrorists o de
atentados terrorists recientemente ocurridos.,Y esa
acusaci6n, precisamente, es la que ha servido de ba-
se y pretexto para la injusta e inexplicable detenci6n
de los Coroneles Mendieta y Mindez Pefate y del Ge-
neral Menocal.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Parece que S. S. cree
inconcebible que se piense que esos mismos senores
fueron hechos prisioneros por sus actividades revo-
lucionarias, no hace muchos meses. Es que acaso
puede o debe resultar inconcebible que quien acaba de
realizar una acci6n, quien aparentemente al menos
permanece en un piano de rebeldia y no desautoriza
ninguno de esos atentados, se crea que continue cum-
pliendo la promesa, como es 16gico y concluyente?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Ruego al compafie-
ro Sr. Urquiaga que tenga calma, que espere un poco
a que yo pueda hablar sobre todas estas cosas. Decia
que la Policia habia creado la fabula en estos mo-
mentos de estar estas tres personalidades complica-
das en un movimiento sedicioso, que se manifestaba
bajo un estado terrorist.
Y la Policia no igniora, como no lo ignora la Ca-
mara ni el General Machado, que la oposici6n political
no estA dirigida por una sola mentalidad, ni por un
Comit6 conjunto que forme un frente iinico; la opo-
sici6n, en Cuba, esta diseminada, reunida en distin'-
tos sectors que actfian dentro de neicleos de perso-
nas, de acuerdo con sus ideologias respectivas, sus
sentimientos, sus aptitudes y sus posibilidades. El
General Menocal, el Coronel Mendieta, el Coronel
M6ndez Pefiate, se han colocado desde la salida de
la prisi6ni, o sea desde el mes de Enero de este afo,
en situaci6n expectante, abstenidos de toda actividad
political. Esto no quiere decir que sean inica y ex-
clusivarmente revolucionarios y como revolucionarios
terrorists o participes de los atentados rojos.
El Coronel Mendez Pefiate, el Coronrel Mendieta y
el General Menocal tienen un absentismo politico
obligado, como lo tengo yo hoy y muchos ciudadanos,
porque estan suspendidas en el pais las Garantias
Constitucionales que afectan al derecho de reuni6n
y asociaci6n y al de libre emisi6n del pensamiento,
porque la Prensa esti sometida a una violenta y du-
ra censura: y naturalmente, dentro de ese status
normal en el que rigen leyes de excepci6n habi6n-
dose otorgado a los militares hasta la facultad de
juzgar a los civiles, no es possible que decorosa y
dignamente se flame a la democracia a ejercitar sus
derechos y, por consiguiente, que puedan estas per-
sonalidades ni otras mis modestas intervenir en las
actividades political del pais; y porque, adems si
no fuera eso suficiente, que lo es los tres Partidos
politicos que actualmente estan reconocidos como
Nacionales, s6lo tienen como denominador comiin la
defense del General Machado y del actual Gobierno:
y' la oposici6n, por el contrario, aspira a quitarse
de encima cuanto antes la pesada carga del actual
Gobierno.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : S. S. ha dicho que los
tres Partidos politicos, Liberal,' Conservador y Popu-
lar, tienen como finica finalidad el sostenimiento del


General Machado, y yo resp'ondo que esos tres Par-
tidos actfian de acuerdo con 4 realidad y el orden.
En la filtima reorganizaci6n "se comprob6 que el
ochenta por ciento del electorado, cubanio no tiene otro
ideal; que con ser muy respectable el sostenimiento
del General Machado, ha respondido a un estado de
conciencia colectiva, aunque algunos screen que vol-
viendo las espaldas a los preceptos leales es como se
sostienen las instituciones patrias, y\ no dentro de
las normas del orden; y en ese sentido\ es que el pue-
blo respalda al General Machado. La tposici6n esta
guiada por el prop6sito de tumbar un \Gobierno, el
Gobierno del General Machado, y quier, implantar
el odio contra determinada persona.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Esas nio ''an sido
mis palabras, yo he dicho que hay un anhelo popular
de sustituir al actual Gobierno y en ello tambi n hay
una idealidad que mis tarde oira S. S., porque ese
Gobierno represent un regimen que ha acabad con
todos los derechos en Cuba.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo repetia casi I te-
ralmente sus palabras. Si despu6s del hAlito con qie
las ha revestido trata tambien de su perfect der6-
cho de presentarlo en el piano de la idealidad, yo me
congratulo de ello; y puesto que S. S. recon'oce que
no es esa la inica finalidad de odio al Gobierno del
General Machado, me doy por satisfecho.
SR. REY (SANTIAGO) : Para una aclaraci6n, con la
venia de la Presidencia.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLIN) : Tiene la palabra
el sefor Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Afirma el Sr. de la Cruz, que
los Partidos Liberal, Popular y Conservador Nacional,
tienen, como denominador comfin la defense del Ge-
neral Machado.
El Partido Conservador defiende fundamentalmen-
te las Instituciones de la Repilblica,, y por hacerlo
asi, de manera resuelta y sin incertidumbres, defien-
de y apoya con profunda firmeza y lealtad al Honio-
rable Presidente de la Republica, en sus grandes y
esforzados empefios de mantener el orden y el res-
peto a la, Constituci6n y las Leyes anulando los pro-
cedimientos revolucionarios y destruyendo o deste-
rrando el malvado y criminal terrorismm" que nos
amenaza.
Eso es lo que hace el Partido Conservador y lo
que haria en analogas circunstancias, en eualquier
parte del mundo civilizado, cualquier Partido serio
y responsible, aun siendo opositor como es el nuestro.
En ese empefio de orden, .de garantia y de justicia,
condenando y destruyendo el funesto y malvado
"Terrorismo", el Partido Conservador se solidariza
conr el senior Presidente de la Repiiblica y con los
Partidos del Gobierno.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Recojo las manifes-
taciones del Sr. Rey. Y en cuanto al punto en que 61
coloca al Partido Conservador, aunque yo guard
todo respeto a sus criterios, sin embargo analizo la
realidad practice y political de mi pais y puedo de-
clarar que aun hoy veo colocado al Partido Conserva-
dor en un prop6sito firme de cooperaci6n al Go-
bierno, de tal naturaleza, que significa unia fuerza








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENT.1'.1l ;N. 27


mis con que cuenta el propio Presidente de la Rep I
blica General Machado.
Sostenia que la Policia, con la fibula forjada en
estos moments, habia colocado en situaci6n de pri-
sioneros a los Coroneles Mendieta y M16ndez Pefatc \
al General Menocal. Y ha de advertirse c6mo la Mo-
ci6n de la Cdmara colabora en ese empefio policiaco
y sirve para mantener la triste fibula.
Afirmhbamos que el propio General Machado (o-
nocia que en Cuba la oposici6n no estaba reducide
a la voluntad de un solo hombre, sino mantenida en
distintos sectors que llevaban a cabo diferentes ae-
tos de acuerdo con sus sentimientos, ideologias y po-
sibilidades. Y ahora, cuando la revoluci6n de agosto
o el proyecto de revoluci6n terming en poder de ia,-
fuerzas armadas con un gran nfmero de prisioneros,
y entire ellos las personalidades de que nos venimo'
ocupando y la caida de infelices hombres a los cua
les se les aplic. la Ley de fuga en los campos; .euan-
do todo eso termin6 de esa manera, sefiores Repre-
sentantes, no es possible negar que la policia tenia
y tiene bastantes medios para continuar en el cono-
cimiento de la actividad de cada uno de los hombres
que tomaron parte en ese estado revolueionario.
Y con ello esas policies, si es que sirven para algo
serio, debieran buscar y perseguir en estos instantes
no a los sediciosos, porque no .hay sedici6n, sino a
los efectivos y ciertos autores de los atentados tee
rroristas.
La prueba evidence de que esas personalidades nc
estaban en la posici6n en que las coloea la policia
para deterierlas, es la forma c6mo se practice la de-
tenci6n del Coronel Mendieta y del Coronel Mende-'
Peilate, en sus propios domicilios; y el General MAi
nocal recibe la noticia de que se le iba a detener.
cuando cruzaba la ciudad en autom6vil. Era 16gieo
pcnsar que esos sefiores, si en realidad estuvierat.
mezelados en un movimiento sedicioso que se daba ;
conocer por atentados terrorists, se hubieran queda-
do tranquilamente en sus casas, unos, y otro por 1D
ciudad haciendo su vida habitual, tan al aleance de
la policia?
El General Menocal, que no puede ser un pr6fug(.
ni esconderse ni ocultarse, porque todo esto seria infu
til, tampoco se entrega ni se present a responder dc
la arbitraria orden de detenci6n que porta la policia
Y no se present a responder ante las autoridades <
policies de la Repfiblica, porque no se trata, en rea
lidad, de una orden de detenci6n expedida por unr
Juez ni por autoridad competent; se trata de la
prisi6n, arbitraria e insolente, decretada y ordenada
sin requisite ni procedimiento legal alguno por c,
Jefe del Estado, y de modo y forma tal que el ciu-
dadano reclamado no conoce ni los cargos que se 1,
hacen ni sabra e6mo defenders de las imputaciones
de que es objeto ni de la forma que en derecho hI
reconoce la Constituci6n para obtener su libertad.
(Grandes aplausos de la oposici6n).
Y obtiene el General Menocal el asilo carifioso, que
no es ni la ocultaci6n ni el escondite del vulgar de
lincuente, en la casa que ocupa una Legaci6n que lo
protege y guard a la luz pfiblica y frente a las au-


toridades, no para garantizarle su vida, sino para
ofrecerle un procedimiento que ajustado a derecho le
ponga a recaudo de la prisi6n en el hfmedo calabozo
de La Cabafia o en una galera del Castillo del Princi
pe o del Presidio de Isla de Pinos, donde de manera
arbitraria e injusta y sin t6rmino conocido pretend
reeluirlo el Jefe del Estado.
Y es en estos moments, sefiores Representantes,
que surge la Moci6n del ,Senado a que yo me referia,
en un tono de mesura y de ecuanimidad para protes-
tar contra los atentados terrorists de estos dias; pe-
ro es tambi6n que en estos moments se present en
esta Camara una Moei6n que tal parece heeha por
el Teniente Calvo por su tono acusatorio; de tal ma-
nera que al recoger y fijar la misma protest que
hace el Senado respect a los atentados terrorists,
ealifica y enjuicia esos atentados con el cardcter de
manifestaciones terrorists de un movimiento sedicio-
so, que es el mismo que ha servido a esa Policia del
Teniente Calvo para obtener la orden de detenci6n
del General Menoeal y de los Coroneles Mendieta y
:dIndez Pefiate.
Y tal parece que la Camara pretend darle fuerza
y valor a esa fabula policiaca, declarando la. exis-
tencia de un movimiento sedicioso, manifestado nada
menos que por los complots y atentados terrorists
para justificar en definitive la detenci6n de esas emi-
nentes personalidades, y mantener la imputaci6n y la
responsabilidad sobre las mismas, de esos atentados.
Tal parece que la Camara quiere dar la sensaei6n a
la opinion pfiblica,-sugestionada por las extralimi-
taciones de la Policia, por la detenci6n de los Coro-
neles Mendieta y Mendez Pefiate y la orden de de-
tenci6n del General Menocal-, de que ha existido un
estado revolucionario sedicioso conectado con los aten-
tados terrorists, y todo esto vineulado al prop6sito
de estas ilustres personalidades!.
Vea S. S. (el Sr. Urquiaga) c6mo, analizando es-
tos hechos, se v6 claramente la fibula y la novel
que utiliza la Policia.
La Camara puede protestar contra el atentado te-
rrorista, contra la campafia roja, contra las bombas
y los petardos; pero la CAmara no debe enjuiciar ni
calificar hechos, sefialandoles determinadas agravan-
Iles, porque esas son funciones de la Policia, que mas
tarde pueden o no ser apreciadas por los Tribunales
y que ahora al hacerlo la Camara en una Declar i-
ui6n de Prineipios, hace surgir la sospecha de que
la Camara pretend no s61o realizar esa labor inhe-
rente a la Policia, sino colaborar tambi6n en el em-
pefio de perseguir a las personalidades indebidamen-
Le detenidas y perseguidas.
Vamos ahora a otro aspect que ofrece esa Mooi6n
de la Camara. iExiste el estado de sediciln? l .Se
advierte en el pais un estado revolucionario?. Evi-
dentemente, el pais vive bajo un estado revoluciona-
rio. Y ese estado revolucionario existe desde el mo-
mento en que alterando la Constituci6n y faltando
a sus preceptos de manera arbitraria e illegal se hizo
reelegir al General Machado para ocupar el Poder
por un period de diez afios. El estado de sedici6n.
de revoluci6n y de perturbaci6n en el pais no existe
s6lo en el pueblo ni en los grupos que forman la opo-








28 DTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTFR


sici6n. La revoluci6n y la sedici6n estan en el Poder
y desde el Poder crean toda esta enorme confusion
que se advierte en el pais.

Sn. URQUIAGA (CARMELO): bEntonces S. S. en
nombre del General Menocal, del Coronel Mendiete
y del Coroiel M6ndez Pefiate declara que cllos no to'
vieron participaci6n de ninguna clase en los atenta-
dos terrorists? Porque seria bueno recoger esa de
claraci6n.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El Sr. Urquiaga
sabe, porque en este pais no hay nada oculto, que yo
no tengo la representaci6n ni me la arrogo, pars
hacer declaraciones a nombre de los sefiores Genera
Menoeal, Coronel lMendieta y Coronel M6ndez Pefia
te; pero aunque yo no tengo esa representacion ni
me la arrogo, puedo afirmar que esos seiores no tie-
nen participaci6n de ninguna clase en los atentados
rojos o terrorists.

Este es un pais muy pequefio, y por tanto es muy
ficil conocer cuanto en 61 ocurre. Claramente s,
advierte que esas personalidades no estan vinculada'
en los hechos terrorists ni con las personas que lo:
llevan a cabo. Analice la lista de los detenidos por
atentados terrorists, y esa propia lista habra de ad
vertirle a S. .S. y al pais que los nombres que figural
en el!a no son de las personas que con el Genera
Menocal y los Coroncles Mendieta y M6ndez Pefiat<
comparten a diario su labor y ban asumido y asumern
en todos moments su responsabilidad.

Sn. URQUIAGA (CARMELO) : No me atrevo a afirmai
nada, pero lo hace S. S. y esta bien. Me congratula
pensar que quien tiene motives para conocer la ma-
nera de pensar de esos conciudadanos nuestros, afir.
me que no hay nexo ni participaci6n entire esos aten
tados terrorists, y no quiero decir rojos, porque puc-
den haber atentados terrorists de indole politico
que no sean exclusivamente 'de indole terrorist, corn
sabe S. S. Y crea que es bueno que se tome nota do
ello. Pero, I pudicra afirmarnos S. S. si esos tres con-
ciudadanos nuestros, por acci6n u omisi6n, ban con-
tribuido a que los atentados pudieran realizarse? Pu-
dicra afirmarnos si no es cierto que publicamente ;
habla de que en distintas Repdblicas cercanas a la
nuestra se preparan expediciones, las cuales esperar
solo la voz de aquel que ha de trasmitirla, para q u
puedan venir a Cuba? Puede afirmarse que no se con-
tinia haciendo recolectas de dinero con el mismo pru-
p6sito anterior. Si todo eso se nos pudiera afirmar,
indiscutiblemente que tal vez al convencernos de ell,.
seria el propio bien de la Repfblica; y yo seria e.
primero en felicitarme de que todos estos informs
no fueran ciertos, do que esos conciudadanos nues
tros jams han intervenido en una sedici6n ni en un
movimiento revolucionario, y de que se eneuentrai,
alejados de todo ello. Pero si no lo puede afirma
asi, si es pdblico que se recolecta dinero y se habia
de expediciones que han de venir, y la prop:a actitu
de esos conciudadanos parece demostrar que si no
son actores son simpatizadores de el!o, no se trata de
novel ni de fAbula, y debe la policia afirmarlo asi
Cuando en el mes de Agosto pasado, la policia afir-
m6 que se conspiraba, se dijo que esa afirmacion era
novela. En un Consejo de Guerra de gran traseen


deneia, ese propio miembro de la policia de que aqni
se hablaba declare que existia una conspiracin vas-
tisima, y entonees se afirm6 en esta Camara que e.4e
niembro policiaco era un perturbador quo inventaba
movimientos inexistentes para ganar miritos y dar
alas a su fantasia; entonces no se extreme la vi-
gilancia, no se tomaron medidas coereitivas y nos sor-
prcndi6 el movimiento de Agosto del afio pasado en
1l cual se verti6 sangre cubana, en el cual sucum-
bieron brillantes oficiales del Ej6reito, y brillantes
ciudadanos nuestros cuya p6rdida nos causa el mis-
mo pesar. No quiso la suerte acompaiiar a aquellos
que se lanzaron a dicha aventura, no por falta do
fuerza ni de valentia, sino porque circunstancias ad"
versas se lo impidieron. Tal vez si en aquel entonces
;c hubiera pensado que no eran f6bulas ni nove!as
los informs policiacos, tal vez con la prisi6n preven-
tiva se hubieran evitado muchas cosas. Y S. S., que
es un discipulo aventajado de L6gica no puede encon-
itar mal que aquellos que han visto hechos antcrio-
res, traten de evitar su repetici6n.

SR. DE LA CRUZ (CARLOs M.): A todos esos puntos,
sefior Urquiaga, me referir6 oportunamente. Digo que
a revoluei6n esth en el Poder, porque 6ste es el verda.
dero causante de las perturbaciones existentes con-
ira el derecho y el orden. En Cuba no hay rojos, co-
nunistas, bolsheviques. Y no' los hay porque no exis-
io en el cuerpo social un n6mero bastante de indivi-
duos que sustentando las doetrinas de los rojos, do
ios comunistas, de los bolsheviques, que abrazando
sus prop6sitos hayan logrado former Partido, entidad
o gremio que pese en las actividades socials y poli-
Licas del pais. Se cuentan acaso, por except 6n, al-
*unas personas que son autEnticamente comunistas,
rojas, bolsheviques; pero en minoria tan exigua qu,
no es possible sofialarlas como un factor determinant
de orientaciones y prop6sitos en nuestra sociedad.
rredomina todavia en Cuba el tipo individualista y
capitalist que repele de suyo al rojo, al comunista,
al bolshevique; y de ahi que podamos afirmar que en
Cuba no existed como factor atendible el factor rojo,
.omunista ni bolshevique.

Ahora bien; en el Poder y desde el Poder los hom-
bres que tienen asu cargo la alta responsabilidad del
Gobierno son los que han provocado los atentados te-
troristas creando los falsos rojos, a los falsos bolshe-
viques y a los falsos comunistas.
Vamos a analizar todo esto. Veamos la situacidn
en que esta colocado el pueblo en nuestro pais; por
las medidas legislativas y gubernativas adoptadas
on este period de gobierno del General Machado; y
con ello vamos a corroborar c6mo, por virtud de esas
erroneas aetividades guberna:ivas y legislativas, es-
tamos hoy sumidos en una espantosa miseria y con-
vertidos, de autenticos individualistas y capitalistas,
en falsos rojos, comunistas y bolsheviques.

Comencemos por analizar el Plan Chadbourne-
Guti6rrez, no como plan en si, que no es mas que
una maquinaci6n perfectamente organizada y hecha
en provecho de los Bancos extranjeros, sino como
medidas que al servicio de los Bancos sostiene el Go-
bierno ,en perjuicio de las classes mis pobres del pais:
Ese plan estA controlado por un grupo de Hacenda-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPREISENTANTES


dbs que dirigen una Corpora.i6n. Y esa Uorporaci61i
es la que dicta reglas que obligan a todos los que en
Cuba de alg.in modo tienen relaci6n con la industrial
azuearcra, bien por sus trabajos como obreros o por
el capital'invertido en la cafia.
Pues bien, esa Corporaci6n obliga a que todo el
que entreg6 sus cafias a deternunado lugenmo eni
zafras anteriores, las siga moliendo en el munsmo ii
genio-aunque no les paguen las cafnai a su (iueno, qlu
c.s el colono cubano, a quien se condena al hambre y
a !a miseria con esa media; y de paso, adem:.s, la
propia Corporaci6n protege al hacendado para que
so aproveehe de las cuotas de produeion do aziucar,
aunquc sea conio produeto de cafia ajena, y hasta sin
pagarle a los obreros que produce ese azdcar, para
quoe sos hacendados quebrados continfcn explotan
do al pueblo que en Cuba trabaj6 al sembrar la cafia
y al enlrcgaria en los molinos do esos ingenios -para
haccr azficar.

Y el Gobierno apoya, protege y defiende el Plan
Chadbourne-Gutierrcz, a la Corporaci6n y a esos due-
Fios de ingenios que forman parte de la Corporacion
mientras condena a ]a miseria, al hambre y a la ruins,
a los obreros y a los colonos; y asi, ese Plan Chad-
bourne, crea y fomenta esos falsos rojos, comunistas
y bolsheviques.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : S. habla del Plan
Chadbourne, y yo no quiero expresar ahora, a pos-
teriori, que el Plan fuera bueno; tal vez cstuviera-
rios equivocados, pero bueno es que se sepa que el
General Menoca!, haLecdado de reconocido cr&dito.
at mncnos en aquel entonces, fu6 un ardiente parti-
dario de ese plan. Vea, pues, c6mo si tuvimos este
error, 61 nos aeompaii6.
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No; no porque 01
Gobiorno tuviera el apoyo del General Menocal pa-
ra la aprobaci6n del Plan Chadbourne-Gutj6rrez, es
motive para que al aplicar y mantener dicho Plan.
apoye a unos haeendados insolventes y a los ingenio.
que portenecen a la banca americana, en la explotd-
ci6n al obrero y en la expoliaci6n al pais.
El Gobierno protege todo lo que es la explotaeicn
m5s inicua del pobre pueblo.
Un dia se le ocurre, al Gobierno, que el pueblo de-
be tomar leehe buena, y entonces, en lugar de pcrse-
guir al productor de leche mala y multarlo, lo qu.
se ]e ocurre es proteger.las plants de pastourizaeioi
de leche, y para esto fija un precio minimo a ese pro-
ducto, en perjuicio del pueblo consumidor. Seri
porque el Gobierno cuenta con amigos muy adieto.s
que poseen esas plants de pastcurizacion o tienen
invertido capital en ese negoeio de leche ?.
Sigue el Gobierno en su plan de explotaci6n al
pueblo, y so pretexto de que cs necesario ofrecer a:
pueblo care en hlgi6nicas condiciones, crca el ne-
gocio (que diariamente combat el peri6dieo "EL
Pais" que pertenece al connotado Liberal Sr. Hor-
nedo), del monopolio de la carne y persilue tan se-
fiudamente y en su provecho las utilidades de esto
monopolio, que obliga al carnicero a identificar la
care que tiene en su casilla; porque si no es la del
trust, se la decomisan y lo multan.


Pero no son estas las medidas que en el orden eco-
n6mico tiene el Gobierno, en defense del pueblo,
hay algunas mis: forman un trust para la venta de
los fideos, y una firma conocida que tione alguna
analogia con el apellido del Presidente de la Repu-
blica, explota este monopolio, como cxplota tamb.6n
los de la harina y del pan.
Y no se conforman'con todo esto: el Gobierno de-
fiende a otras empresas, donde individuos que hoy
torman parte del 'oder tuvieron grandes interests
Y a esas empress se les protege n -el abusive cobro
del kilowatt, o sea de la electricidad que para la luz
y fuerza motriz se necesita en nuestro pais, exigien-
do hasta la suma de 28 y 30 centavos por algo que
sGlo cuesta a la favorecida cmpresa, dos centavos a
io sumo.
Y estas medidas, sefiores R presentantes, que llevan
a la miseria, a ]a desolaci6n y al hambre a nuestro
pueblo, son las que crean esos comunistas, esos rojos
y esos bolsheviques; porque cuando cl hombre ve
nue en el medio en que vive, el Poder tutelar del
Estado en lugar de organizer la economic y defender
al ciudadano, lo que hace el Gobierno es utilizar ese
Poder, para explotar al ciudadano aunque perezca
de hambre, entonces se produce todos estos fen6me.
nos que hoy advertimos en nuestro pais.
Esa es la revolucidn que esti en el Poder y que
ha perturbado y porturba tan profundamente toda
la economic national.
Veamos ahora, en el aspect social, lo que ocurre:
Un dia se reunieron los m6dicos, en protest con-
tra la explotaci6n de que eran victims, y cl goblerno
apoy6 a las entidades quo tan duramente han tratad
a esa clase respetable de nuestra sociedad.
Otro dia los gremios empezaron a moverse en de-
Lensa de los interests de los trabajadores; y el Go-
bierno, en lugar de dietar modidas en apoyo de esta
respetable clase, destruy6 los gremios, persigui6 a
los obreros.
Y nos queda ahora el campo de la political: I Qu.
ha ocurrido en ese campo ?. Ahondemos en la simien-
te de este grave problema.
Un dia la Camara de Representantes acord6 una
Ley que autorizaba la reform de la Constituci6n,
coneediendo solo prorrogar el period presidential
del General Machado a dos aflos mis, esto es, a quo
terminara definitivamente su gobierno el General
Machado el 20 de Mayo de 1931; y el General Ma-
,hado, que habia jurado por todos los muertos glo-
riosos y por los huesos de los martires y hasta por
su familiar, ante el pais, de no ir a la reeeeci6n, no
s61o hizo y obtuvo que esa reform Constitucional
fuera alterada por la Convenci6n Constituyente, sine
que logr6 producer y fabricar falsos preceptos que
han llevado al pais a una vida extraconstituciona ,
que motiva fundamentalmente la protest pfiblica y
que represent de manera cierta la revoluci6n en el
Poder, toda vez que en el Poder no esta un Gobierr,.
de jure, sino de facto, product de un atentado a a
Constituci6n.
Y ese Gobierno, sostenido por la fuerza, que man-


I -







DIARIO DE SESIONES DE LA C 4M^MAA TI, REpPRESENTAT 'l'


tiene un Plan azucarero en perjuicio de trabajadores
y colonies cubanos; que protege los truts o monopo-
lios, explotadores y expoliadores del pueblo,-como
el de la luz, la came, la leche, los fideos, el pan,-que
impide al colono y al obrero el cobro de la cafia y
del journal, mientras cooper a que el hacendado pro-
du'ca y disponga del azcdar; ese Gobierno es el que
crca, por esas inexplicable actividades, las protes-
1as rojas y los atentados terrorists.
Otr( prueba de que la revoluci6n la hace el propio
Gobierno que esti en el Poder, son las leyes que la
CAmaia de Representantes y el Senado han votado
contra los derechos mAs elementales y sagrados dc
la democracia: la primera de esas leyes aparece en
la Gacela de 14 de Enero de 1932, en que se crea un
fuero military privilegiado a favor de los propios mi-
litares ,al objeto de que 6stos no sean en ningin case
sometidos a los tribunales civiles; y la otra, public
cada en la Giaceta de 17 de febrero, somete a los eivi-
les a los tribunales militares que no existen, pero que
esa Ley reconoce, al objeto de que los civiles que in-
Irinjan la Ley de Explosives scan jnz.,l.,1 y con-
denados por los militares.
El nilitarismo, entronizado ya, ha alcanzado su
mayor fuerza en estas leyes que constituyen gravi.
simo esearnio contra fundamentals derechos de la
democracia, y al amparo de esas leyes se consuman
y se llevan a cabo, impunes atentados por la fuerza,
por los militares que continfan deteniendo eiviles y
juzg~ndolos, a pesar de que el Tribunal Supremo, en
reciente sentencia que no ha podido publicar la Pren
sa por impedirlo la censura, ha declarado inconsti
tucional esa Ley de 17 de Febrero y nula la disposi-
ci6n que concede el conocimiento de las causes de
los civiles a los militares.
Y esa es otra prueba de que la revoluei6n estf en
el Poder y de que la C~mara de Representantes y ei
Senado no han respetadp los derechos reconocidos
en nuestra Carta Fundamental, a la Democracia, v
no tienen hoy, o por lo menos el pueblo no les con-
cede, el valor y los respetos necesarios pararecabar
d e los ciudadanos, como lo hace el Senado en la
Moci6n a que ya me he referido, actividades civic
dentro de las leyes, bajo la promesa de que serain
oldos y respetados.
Y esto comprueba que esos atentados y esos atenta-
dos y esos comunistas de que tanto se habla, solo
existen en la fantdstica imaginaci6n de las policies;
porque la realidad es que la revoluci6n la ha entroni-
zado el Gobierno, al obstinarse en ocupar el Podei
despu6s que ya feneci6 su mandate per la extinci6n
del tiempo que le fu6 concedido. Por excederse el:
ese Poder y por explotar al pais come yo lo he de
mostrado, es que se produce esos atentados y eso.
comunistas.
La revoluci6n se hace desde el Poder per los hom-
bres del Gobierno, frente a los ciudadanos que re
claman respeto a la Constituci6n y a las leyes, garan-
tias en el ejercicio de sus funciones civicas, defense
en el orden econ6mico y fiscal, y garantias en e
orden social; pero los hombres que ocupan el Poder
amparados por la fuerza, atacan al ciudadano qu(
no tiene mauser ni rifle, que forma un pueblo inerm-
y que no sabe ejercicios militares; mientras el Ejer


cito, bien equipado, mantiene la arbitraria posicidn
del Gobierno y con sus arbitrariedades y desafueros
eastiga a los hombres, provocando con ello el atentado.
Y ahora vamos a hablar de la bomba; cuando el
hombre no encuentra justicia, cuando el hombre no
tiene tribunales a donde recurrir, cuando el hombre
lo detiene un military de manera arbitraria y sin
requerimiento alguno ni t6rminos para defenders,
con la negative a todo recurso legal, sin que se acep-
ten los de Habeas Corpus que autoriza la Constitu-
ci6n; cuando se hace prisionero a un eiudadano con
esos proceedimientos, y se le zampa en una fortaleza
o en una prisi6n, incomunicado y sin defense, y en
no pocos cases se le haee desaparecer mediante la
aplicaci6n de la Ley de fuga; cuando todo eso ocurre,
digame la CAmara si no es explicable entonces, en
csa conciencia popular aherrojada y contenida por
esos procedimientos, la sustituci6n del sentimiento do
justicia por el de venganza innato en todo hombre.
Y si, ademis, sabemos que un nfmero de hombres,
entire ellos algunos conocidos y de buenos anteceden-
tes, acogidndose a un Bando dictado por el Poder
Ejecutivo para volver a la legalidad, despu6s de ha-
ber formado parte de una Revoluei6n, se entregaron
a la fuerza public, bajo la promesa de la garantia
de su vida y de la libertad mis tarde, y conocemos
quo a esos hombres se les amarr6 code a code y se
les fusil6 cobarde y villanamente per la espalda, jus-
tificando esas muertes con la Ley de Fuga......
S. URQUIAGA' (CARMELO) : Eso seria en la revolu-
ei6n de Febrero de 1917. En esta afirmo que no es
exacto.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Sr. Urqaiaga ,en
la oportunidad en que en -Cuba pueda abrirse una
investigaci6n sobre estas cosas, (ya que S. S. sabo
que hoy no es possible practicarla), lo emplazo para
demostrar que con motive de la revoluci6n de agosto
del ailo pasado hubo no pocos cases y algunos bien
conoucidos, de los fusilamientos y crimenes a que me
vengo refiriendo.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : S. S. me emplaza para
otra 6poca; hoy puedo afirmarle que hubo generosi-
dad per part del Gobierno y del Ej6reito, aunque
no comparta mi opinion S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS 1M.) : S. S. me Ileva de
la mane a tratar con mis amplitud este problema.
Scria una cobardia de nuestra part negar que hubo
aplicaci6n de la Ley de Fuga a hombres que se ha-
bian acogido a la legalidad. Y una mayor cobardia
si no consignara mi protest per ese hecho. Perso-
salmente he podido recoger las investigaciones practi-
cadas per unos familiares de un devote amigo mio
que form parte de un grupo de hombres alzados en
la provincia de Pinar del Rio, y los que en una noehe,
cuando se encontraban entregados a la fuerza pii-
blica y acogidos al Bando dictado por el Poder Eje-
cutivo, fueron llevados a un bohio cerea de un pal-
mar y alli fusilados por la espalda. Y esto fu6 muy
cerca de Artemisa. Contra ese hecho, mi conciencia
de hombre honrado, mi conciencia de legislator y de
cubano, hace que en esta tarde consigne mi mis
en6rgica protest ante esta CAmara; y la mantenga
-por si fuere necesario, en el future, comprobar con


_ __


30








MTARO) DE SEST1ONMIR DR LA CAMERA PE, REPRRSENTANTFS 31


nombres y detalles este triste sueeso, ya que no ha
habido tribunales, jueces ni policies para la inves-
tigaci6n y castigo de semejante crime.
Y cuando no hay tribunales, cuando no hay jueces,
cuando no hay leyes ni garantias personages, cuan-
do los mis allegados familiares no pueden producer
denuncias ni hacer resplandeeer la justicia, porque
no tienen taipoco garantias de ninguna case; cuan-
do se ban cerrado al hombre todos esos caminos qu2
la ley crea y que se mantienen en las sociedades ci-
vilizadas y humans, entonces, al anularse la justi-
cia ,como una expansion del sentimiento de venganza
surge la trama y la combinaci6n urdida a distancia
y recaudo de la sociedad, para dejar caer la bomb
mortifera que produzea la ensefianza de que no hay
crime impune.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sigo afirmando que
creo que esos hechos son inexactos. En cambio se
puede afirmar, porque es cierto, que el crime alevo-
so fu6 el cometido contra dos policies, en la calle de
Flores, donde de manera artera, sin medios para de-
fenderse, con todo el ensafiamiento possible, fueron
asesinados dos miembros de la Policia; puedo afir-
mar de manera absolute y cierta que el atentado
ultimo de que fu6 victim el Teniente Diez Diaz,
del cual surgieron falsas imputaciones, ha merecido
la condenaci6n de todos. Crimenes se han cometido
en regimenes politicos anteriores. Nadie puede negar
que hubo un General Caballero que, vencido y en-
tregado a la buena fe de aquellos que 61 creia que
eran guardianes de la Repfblica, fu6 inmolado de
manera miserable. No es possible que yo aporte las
pruebas de esos crimenes, pero son conocidos de todos.
En esta hora solemne quiero manifestar que me pa-
rece atentatorio tratar y ocultar de manera indirec-
ta el crime, porque tan horrendo fu6 el cometido
con aquel General Caballero, como los realizados con-
tra funcionarios pfblicos iltimamente, ya que ningfin
hombre bien nacido es capaz de realizar semejantes
atentados.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Los crimeries co-
metidos en el pasado son tan deplorables y merecenl
nuestra condenaci6n, como los del present. Y vengo
cstudiando el fen6meno desde su raiz, para demos
trarle a mis compaiieros que, si errors hubo en el
afio 17, errors y mAs graves ha habido en el pasade
aiio y en el present, tales como crimenes que se han
realizado y de los que alguno ha venido a producer
cierto atentado terrorist. Esto no quiere decir tam-
poco que yo justifique los atentados: Vea S. S. mi
criterio, ya expuesto en la Chmara en la sesi6n del
22 de diciembre de 1931: "El pueblo-dije-se en-
cuentra en esa posici6n que yo he sefialado, en virtue
de la confusion que le ofrece un Gobierno que quie
re mantenerse por medio de la fuerza; y eomo pro
ducto de esa confusion que hay en el Poder, y en e
pueblo, surgeon los atentados. Esos atentados, cuan-
do son rojos, cuando vienen sin sentido politico, sin
agresi6n personal, sino dirigidos contra families, de
ben merecer y merecen nuestra condenaci6n."
Vea S. S. e6mo nuestra protest frente al atenta.
do se consign6 con anterioridad a esta fecha; per.
sentiremos los efectos de la propaganda roja y de h
protest contra el Gobierno en forma roja o terro-


rista, mientras falten las garantias y los derechos
que le han arrebatado a esta democracia, y mien-
tras sigan funcionando los trusts de la care, de la
leche, del pan, de la luz y otros tantos; mientras
quiera mantenerse en el Poder, a toda costa, el Go-
bierno impopular e illegal.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : S. S. esta en un error.
Mientras la Ley, que creo equitativa y just, de la
jurisdicci6n military, se conceptuaba que estaba en
vigor,-como desde luego, sigue est'ndolo en el orden
legal,- cesaron las bombs y cesaron los atentados,
pero tan pronto como se pens6, con desconocimiento
de la material constitutional, que una sola sentencia
interpretativa era suficiente para que aquella Ley
fuera inconstitucional, volvieron los atentados. Vea
S. S. que en ese sentido estA completamente equivo-
cado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No. Concordante
con mis ideas, vuelvo a afirmar que la revoluci6n
esta en el Poder; que es el Poder el que por sus m6-
todos y abusos provoca y produce ese estado de
cosas en el que no hay aut6nticamente, llamado asi,
comunista, porque la mayor parte de los individuos
que se enfrentan con el Poder hasta por los procedi-
mientos terrorists, no son mAs que individualistas o
capitalistas que como los dem6s reclaman sus dere-
cnos y aspiran al Poder. Pero afirmo que seguiremos
sintiendo las bombas en serial de protest frente al
estado de cosas que hemos apuntado y a las agresio-
nes creadas por el Gobierno.
Sa. URQUIAGA (CARMELO): Ahora estoy de acuer-
do con S. S. Hay algunos que quieren ir al Poder
y disfrutar del Poder, como los demas. Bueno que
aspiren ,pero que aspiren dentro de las sendas legales.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) :_ Es que hoy no hay
quien pueda aspirar, dentro de una send legal. Y
nuestra protest contra todas esas arbitiariedades
.:hoca con el apartado primero de la Moci6n que
pretcnde aprobar la Camara, porque emite ei llama-
mienio a la conciencia de los hombres que estan apli-
,ando la Ley de Fuga, a los que expolian at pueblo
y a los que le niegan su derecho. Afirimo que la
CAmara, junto con la protest contra el atentado
terrorist, esti. en el deber de hacer la protest con-
tra la Ley de Fuga que se esta aplicando y que so
ha aplicado inhumanamente; debe restablecer el im-
perio de la Ley, declarando nula y sin ningfn valor
aquella que el Tribunal Supremo ha juzgado incons-
titucional; debe impedir que funcionen los trusts de
la care, de leche, de los fideos y del pan, el monopolio
de la luz y el Plan Chadbourne; y podrh entonces
hacer un llamamiento leal y sincere al ciudadano
para que abandon el procedimiento terrorist y vi-
va dentro de la verdadera senda legal.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Ignora S. S. que esa
propia situaci6n econ6mica es mundial; que en los
Estados Unidos la crisis es tan intense que en el
mismo New York que fu6 emporio de riqueza, existen
hombres robustos y fuertes que esperan a que se les
d( un plato de comida. Ignora que hay alli cuatro
mil millones de pesos de deficit en el Presupuesto?
EEs que se quiere presentar el problema econ6mieo
de Cuba como secuela del problema politico?. S. S.
Sdebe ser just en esto, debe decir absolutamente la








M2DARTO DF: SFqTOnF9 DRF LA CAMERA DF, RRPRESENTANTER


verdad: que ]a crisis econ6mica que aqui se atravie-
sa es un reflejo de la crisis mundial, porque con
esto seria sincere eon S. S. mismo y le rendiria cul;
to a la verdad.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS Ml.) : En Cuba se agrava
la crisis econ6mica por la series de negocios que el
Poder realize o sostiene por medio de esos truts, y
a eso es a lo que yo me refiero.

Y ahora, expuesto mi criteria sobre ]a improceden
cia do esa Moci6n en su apartado primero, veamoh
cn cuanto al apartado segundo lo que motiva tam-
bi6n nuestra oposici6n.

El apartado segundo dice asi: "Declarar que esos
procdmientos son completamente initiles, pues conl
la caida do algunos de los que representan el actuan
regimen politico, no conseguirin los que pretenden
su desaparieion, sino exacerbar odios y pasiones, ya.
que los restantes no so amedrentaran eobardemente
con ellos, sino que se reafirmar'n mas en sus ideas
y en la creoncia de quo esa oposici6n esti completa-
mente incapacitada para la gobernaci6n del pais".

SR. URQUIAGA (CARMELO) : gMoe permit S. S.Y'
Cuando at principio do este debate le preguntaba a
S. S. si iba a consumer un turno sobre la suspension
de preceptos o explicaria su veto sobre la Moci6n
veo que lo hacia atinadamente. Si hubiera reserved,
su terrible eatilinaria para el moment oportuno.
que era para despu6s que alguno de los : rn, ,i, hu
biera podido explicarla, y hubiera sido conocida, pa
rral'o por par.rafo en su part dispositiva por la Ca-
mara, hubiera habido mis concatenaci6n y mas en-
granaje en la argumentaci6u que pudiera hacerse
sobre ella.

En segunda parte, si mal no recuerdo, se refiere
a la asevcraci6n que se pide se formule en la Cama-
ra, do quo no 1)or la caida de alguno de los hombrcs
mis o menos 11i 1i1~ ii.., del actual regimen, habria-
mnos do cesar en lo que es para nosotros una idealidad
y el concept de c6mo debe regirse la cosa pdblica:
y afirmaba,-cosa que creo que es enaltecedora y
debe ser aeeptada asi,-que no habriamos de ame-
drentarnos porque alguno de nosotros pudiera caer
o porque alguno de nosotros pudiera correr grave
poligro come lo an estado corriendo la casi total
dad de los hombres de esta mayoria y distinguido>
m:embros que pertenccen al Comit6 Pariamentario
Conservador; y afirmaba y afirmo con orgullo, por
que creo que con ello liabriamos dado una prueba de
nuestro decoro y de nuestra actitud viril, que no nos
amedrentariamos ni ante la amenaza ni ante el aten-
tado personal, porque no somos mujerzuelas que ha-
briamus de acobardarnos ante la amenaza o ante e,
atentado personal, o ante lo que se intent hacer por
medio de !a coacci6n. D6nde esta, pues, la falta de
rcspeto hacia la Cimara de Representantes? i D6nd-,
esta el reto que se dice que se lanza ? L Que pretendir:
S. S. que di.''.n.iI".: jAiaso pretendia que no dij6-
ramos que estabamos dispuestos a repeler enirgicla
mente las agresiones, los atentados personales, y qiue
habriamos de cesar en la defense del actual regimen?

Y quiero que se sepa esto, quiero que desde esta
alta tribuna hegue al pais entero, que nos manten-


dremos firmes y con valor, sin que la caida de nin-
guno, por eminente que pudiera scr, nos aparte de
nuestro deber. Ningiun crime ha sido suficiente a
cambiar la organizaci6n del pais, y por muy graves
que sean los atentados personales de que seamos ob-
jeto no nos haran variar un apice en el amino rec-
to que hemos emprendido, porque este es un proble-
ma de dignidad, porque este es un problema de ho-
nor para todos nosotros.

(Grandes aplausos de los sefiores de la Mayoria).

Sn. PRESIDENT (GUiS INCLIN): Continue en el
uso de la palabra el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No pretend que
!a Cimara se acobarde por que haya atentados. Petr
lo que si era de esperarse cs que al forinular ]a CA-
mara su protest contra los atentados terroristas, no
se enfrentara con un sector de opinion o con indivi-
dualidadcs para dcirles: "aqui hay hombres de va-
'or que no se dejan desplazar". No. Yo no he visto
:odavia que un Poder del Estado que tonga sefialadas
Iunciones por la Constitucion, adopted acuerdo fuera
de su potestad, nada menos que para dirigirse a elo-
montos politicos y decirles:

El apartado segundo dice: "Doclara que esos pro-
cedimicntos son completamente inftiles", etc., etc.

(Sigue leyendo).
Yo no pretend que digan que la Cimara se ago-
'arde porque haya atentado. Pero yo no he visto has-
ta ahora, en la lectura que he hecho de todas las
crisis politics y do acontecimientos graves, quo nirn-
rin Poder del Estado salga a enfrentarse con un se'.
or de ]a opinion, para decirle: "Aqui hay un hor-
bre de valor que no se apca de porque si. "No. Yo
no he visto todavia un Poder del Estado que tiene
imitadas funciones por la Constituci6n, que se en-
rrento con elementos politicos o con elements pro-
estantes para decirle: "Aunque mates a uno, aqui
tuodan todavia diez valientes para sustituirlo"...
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : (Interrumpieltdo): Yo
.Iccia hombres dignos, no decia hombres valientes.

SB. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo no he visto
ningfn Poder- tutelar del Estado que en moments
de crisis se enfrentara con un sector de a1 opinion
piblica para decirle: "Frente a tus actividades o
rentee a tus amenazas, yo te voy a demostrar quo
son infitiles, porque yo me sabr6 mantener digna y
valientemente frente a ellas".

Yo he visto, por el contrario, ejercer la acci6n tu-
telar del Estado sefialdndole a los ciudadanos cud! es
el camino de la Ley y euil es la sanei6n que se le
opone cuando adoptan una actitud equivocada. Yo
ie visto a ]a Camara dietar leyes para reprimir ac-
tos que se estiman delictuosos; he visto al Congroso
reunirse para acordar medidas legis!ativas o para
aplicarlas a los atentados y a las agresiones.

Pero repito que no he visto ningfn Poder del Es-
tado a no ser en esta famosa 6poca de Gobierno del
General Machado, hacer declaraciones quijotcseas pa-
ra advertir a la Naci6n que en el Poder hay muchos


- --- = --


32







DIARTO DE IFIESTQNRFS D LA CAVARA D : RFPRPSEFNTANTFS 33


Quiiotes y muchos Sanchos que viven del Presupues-
to Nacional.

SR. URQUTAGA (CARMELO) : S. S. conoce poco [la
historia. Podria ver como en nuestra vecina Rcp u-
blica Mexicana cuando hace pocos afios, cay6 de ma-
nera artera el Presidente e'ecto Alvaro Obreg6n, sa
hizo esa misma solemne declaraei6n, la enal hizo bue-
na el Presidente que lo snutituy6. y so ononentra
rigiendo actualmente los destines de ]a Naci6n MRA
jicana. S. S. ni siquiera lee periodicos. tal vez poroie
no ha visto como a la caida del Presidente de la Re-
pfib'i"a Francesa Monsieur Doumer, en una procla
ma magnifipa se hicieron id6nticas declaraciones por
el primer Ministro Tardieu.

SR. DE LA CRUZ (CARTos M.) : No di'ra exacta-
mente el mismo pensamiento. Vamos a bhsear ai
proclama con motive de la muerte de Monsieur Dou-
mer, y vera que las medidas adoplada4 nor el Pre-
Fidente no representan la acci6n del Gobierno since
la austeridad del Estado toda vez que cl Presilente
en Francia, no inspira ni dirige la conduct del Go-
bierno. La protest era sencil!amcnte contra el aten-
tado, pcro sus declaraciones no dicen lo que Ins de-
claraciones contenidas en el aparlado segundo de la
moein. Emplazo a S. S. a que traiga las proclama-
de la Camara Mejicana y la proclama del Prcsidente
del Consejo de Ministros Frances, y verl S. S. c6mn
no son ignales a las contenidas en el citado apartado
nimero dos de ]a moci6n.

-Sn. UTRQUAGA (CARMELO) : S. .me plaza, y
Labr6 de acceder a los muchos emplazamientos dc
S. S. para el future.

SR. DE LA CRuz (CARLOS M.) : La proclama del
Ministro Franes estA en un diario reeib:do en la Bi-
blioteea. Ahi la lei yo, y ahi puede lecrla S. S.

Sn. ITnqTAGc. (CARI'ELO) : LAstima que S. S. no
lo trajera, para respaldar sus a-ertos. Pero en fin,
no pensaba eneontrarlo en el terreno de las pequc t nr:
sutilezas. El hocho es cierto. Eso fu6 lo que se hizo.
Decia quo estudiando la historic puede llegarse al
conveneimiento de que ningin atentado terrorista ha
ilcgado a cambiar el r6iimcn del pais. Y remn'!in
donos en ]a historic pudieramos ver que cuando C(sor'
fu6 asesinado por Bruto, continue el mismo regimen
Que no fu3 suficiente el crime realizado en la Na-
ci6n Inglesa, cuando se deeapit6 a Carlos Primero
que no fu6 suficiente la caida de Alejandro Tercero
de Rusia, para que se cambiara aquel Gobierno; co
mo los atentados a que me referia anteriormenfe d'
MSjieo y Francia no fueron tampoco sufiiientcs a
cambiar la political de esas naciones. Vemos por con-
siguiente que no es por medio de bombs como sw
cambia un regimen; que no es sacrifieando vidas de
mujeres y de nifios, como se conquista el poder.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Quiero ver si aho-
ra tengo la suerte de que se me deje terminal, n ;
sin antes referirme a la pregunta de mi ilustre amigo
el Sr. Caifias.

SD6nde estin los compaiieros de Mlenocal?. D6nn-
de estan los que fueron con Menocal a Rio Verde?


;, Dnde estAn esos hombres de la protesta; y ese
pueblo done esta? 1Porqu6 ban dejado a Menoeal
cn el asilo de una naci6n extranjera? i'orqu6 aban-
donan al ilustre candillo que no cneuentra en los
mementos de su protest mis calor que el de una
mano extralia brindindole asilo para evitarle una
;risi6n que yo califico do absurda y cobarde en qu'
quieren colocarlo? ~D6nde estin esos hombres, los
amigos de Menocal ? Asi pregunta el senior Caifias,
y yo le contest: Esos hombres estin en la oposici6n,
al lado del General Menocal. Pues el heeho de que
Menocal no estuviera prcparado para enfrentarse a
,a Policia. cuando se !e quiso detener, no represent
que so encuentre solo y sin amigos; porque su previ-
si6n no podia Ilegar al caso de vivir a cubierto de
la sorpresa policiaca; y tampoco sus amigos pueden
:mpedir su estado de prison en el mismo asilo qua
;e brinda la nacion amiga.

El pueblo sabe, y los amigos de Menneal especia!-
mente, quo el Gobierno cuenta con un Ej6reito equl-
pado admirablemente, con una Policia en las mismas
condiciones; y que mient'ras en los IIospitales hay
solo quince centavos para la asistencia de un enTer-
mo, los mulos que esthn al servicio del Ej6rcito para
cargar las ametralladoras cuentan con mas de cin-
cuenta centavos al dia para su alimentaci6n; y que,
por tanto, no es possible pensar ni en el auxiiio ni
cn el rescate...

,SR. URQUIAGA (CARAMELO): Listima que el dinero
que se emple para fomentar la revoluci6n, no hu-
biera sido donado para aliviar la situaei6n de los
cenfermos en los IIospitales.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : El pueblo sabe que
miontras no so les paga a los obreros, se compraa
mquinas y aparatos de fuego para matarlos, y se
equipa el Ejereito para mantener ]a prisi6n de Me-
nocal, de Mendieta y de M6ndcz Peijate, y para to-
ner sometida a la democracia; y sabe cl pueblo qua
no puede langarse a una aventura redenlora, mien-
'.ras no tenga armas y elements de guerra para com-
Latir en un terreno igual. Por csto lucha, cspera y
aguarda. Y ahi esti Menocal, ahi estan los amigos de
Menocal y ahi esti el pueblo con su protesta.

SR. UJRQIAGA (CARMELO) : Pero ese pueblo le ha-
ce muy poco caso al General Menocal, porque el
,chenta por ciento se ha afiliado a los Partidos po-
liticos.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. no deberia
hablar de eso. S. S. sabe quo el ochenta por ciento
de esos afiliados es igual al gran nfimero de suscrip-
.iones quo tiene un peri6dico del Gobierno, suscrip-
ciones obtenidas por imposici6n del Jefe de Sanidad
.- el de la Guardia Rural; y asi, por causas ajenas a
la voluntad de los propios ciudadanos, hay muchos
afiliados a los Partidos.

Sn. URQUTAGA (CARM-ELO): o Entonces S. .S. cream
que el pueblo es hip6crita o insincero?. Yo no lo
ereo asi.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Advierto que es-
tAbamos de acucrdo el Sr. Caifias y yo. Los vo'ablo,
hip6critas e insincero, son ap'icables, precisamente,







34 DIARIO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


a los que desde el Poder mantienen esas falsas acti-
tudes y posiciones de aparecer generosos cuando apli-
can la Ley de Fuga, y de aparecer dem6cratas cuan-
do niegan los dereehos a la democracia.

SR URQUIAGA (CARMELO) : Es que yo no acepto
que el pueblo sea hip6crita. Yo creo que el pueblo
es inteligente y sincere, y que volviendo la espalda
a los Ilamamientos revolucionarios, se afilia en cam-
bio a los Partidos politicos para entablar la lueha
civica.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Para mi, el pue
blo no es ni insincere ni hip6crita; al contrario,
creo que esta frente al Gobierno y protestando jus-
tamente. Pero son insinceros o hip6critas los que
desde el Gobierno y por la fuerza ban hecho esas afi-
liaciones mentirosas; y me parece oportuna una acla-
raci6n:

El General Menocal-y perd6neseme que tenga
que volver a referirme a las palabras del Sr. Caifias-
el General Menocal tuvo en un tiempo, como la tuvo
una part del pais, una sincera devoci6n por la obra
de Gobierno del General Machado; y en estos bancos
se sent, acaso, una mayoria uninime que compartia
csa cooperaci6n, con entusiasmo y con devoci6n sin-
cera; y esos propios hombres, a trav6s de las actitu-
des del Gobierno del General. Machado, se llegaroti
a convencer de que toda su cooperaci6n, toda su de-
voci6n, que creian que era en provecho, en engrande-
cimiento de Cuba, era un error; que el Gobierno del
General Machado, no respondia a una linea de con-
ducta recta en los asuntos pfiblicos; se llegaron a con-
vencer de que 61 otorgaba su autoridad para otros
fines y para ir mis alli del period en que debia
estar en el Poder; y se convencieron de que no de-
bian continuar ofreciendo al General Machado un
apoyo que era perjudicial a Cuba y a las institucio-
nes republicans.

iSR. URQUIAGA (CARMELO): Vea S. S. como perso-
nas del fuste y representaci6n del General Menocal,
entendiendo que era un sacrificio por la patria, fue-
ron los que hicieron, los que pensaron y entendieron
que el General Machado debia seguir en la Presi-
dencia de la Repfiblica.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo no recuerdo
que el General Menocal hiciera alguna declaraci6n
expresa en ese sentido; pero si s6 que en aquella
oportunidad, el General Menocal, dirigi6ndose a un
grupo de amigos, dijo: iHasta cuando durara la
farsa 6sta!

SR. URQUIAGA (CARMELO): Eso lo diria en voz
baja; pero, en cambio, lo que veia el pueblo era su
presencia alli.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Aceptando una cort6s
invitaci6n.

SR. URQUIAGA (CARMELO): No quiero negar que
hubiera cort6s invitaci6n. Pero desde el moment que
se acept6, desde el moment que estuvo present,
fu6 un rasgo especialisimo para justificar, pudi6ra-
mos decir, todo lo que alli oeurri6. S. S. reconoce
que si en esto pudiera haber algfin pecado, fu6 de
debilidad.


,SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Continfie en el
uso de ]a palabra el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARnIos MANUEL): Y aunque yo
voy a insistir en que no form parte ni por equivoca-
ci6n, de los que apoyaron en su inicio la candidatn-
ra del General Machado, desde esos moments, yo
puedo declarar aqui contestando a las palabras del
Sr. Caifias y al criterio del Sr. Urquiaga, que todo
ese nfcleo que apoy6 al General Machado pronto se
convenci6 de la actitud del Gobierno que, yendo por
el mal camino, levaba ]a Repfiblica a su ruina total
y defintiva. Pero esos hombres, hoy, esthn en el pun-
to en que por su deber eiudadano y por su conciencia
deben ocupar; esos hombres estiny hoy, frente al Go-
bierno del General Machado; estan frente a ]as leyes
de excepci6n que se han dictado por el Congreso, y
estan frente a la series de abuses y de arbitrariedades
que se ban cometido y se cometen por el Gobierno
del General Machado; esos hombres siguen colabo-
rando al lado del General Menocal; esos hombreu, es-
piritual, ideol6gica y sentimentalmente, estan al lado
del General Menocal.
En Cuba existe hoy, un verdadero estado de revo-
]uei6n; que no es revolueionario de hecho, porque
carece de los medios materials, porque no tiene las
armas; que no vuelve a las montafias de Pinar del
Rio ni a las abruptas montafias de Oriente, porque
no dispone de los medios reales y positives para ha-
cerlo; pero ese estado de perturbaci6n pbiblica, ese
estado de revoluci6n se mantiene, porque en Cuba
impera a su vez, un estado de agresi6n y de fuerza
en el Poder; porque se mantiene la revoluci6n roja
por el Poder.

En res-imen, consignamos nuestra negative a dis-
cutir una Moci6n que, como afirma la declaraci6n de
principios que hemos presentado a la Mesa de la CA-
mara, tiende a representar un papel acusatorio con-
tra elements politicos, se hacen en ella enfiticas y
exageradas declaraciones que no correspondent a la
seriedad, mesura y respeto que debe observer un
Cuerpo Colegislador, y ademAs contiene una adhesi6n
del Congreso al Poder Ejecutivo que es totalmente
improcedente en los sistemas representatives como el
nuestro.
Y por esos fundamentos es que hemos votado en
contra de la suspension de los preceptos reglamenta-
rios, para que no sea discutida y tratada en el dia de
hoy la referida Moci6n.
SR PRESIDENT ( GuAS INCLIN): Se pone a vota-
ci6n la totalidad de la Moci6n.

Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SnR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Tiene la pala-
bra S. S.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sr. President y Sres.
Representantes: Casi pudiera pensarse que holgaba
que hiciera manifestaciones de ninguna clase. El se-
fior Carlos Manuel de la Cruz con la cortesia en 61 ha-
bitual me permiti6, por medio de interrupciones que
fueron tan amplias como a bien lo tuve, rebatir sus
arguments que han resultado aqui a la inversa; por-
que, de todos modos, siendo yo el que hacia de oposi
tor a lo que .61 manifestaba o siendo 61 a su vez como








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


oponente a lo que yo hubiera podido sostener, ha
encajado, pudi6ramos decir, el problema, por complex
to, dentro del marco del anAlisis y del studio con
gran habilidad parlamentaria, que quiero reconocer-
le cumplidamente. El distinguido compafiero se ade-
lanta a los acontecimientos, pudieramos decir, y no
solo en su peroraci6n enfoc6 todos los aspects que
a bien tuvo, y con habilidad que soy el primero en
reconocerle burl6 el Reglamento respect de que aquel
que present una Moci6n o proyecto de ley tenga
prioridad para poderlo exponer, sino que a su vez
destac6 los ataques...

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M:): No he burlado el
Reglamento. Dije, al inicio, que la explicaci6n del
voto la usaria como turno en contra de la Moci6n, y
que esperaba de la cortesia suya y de los Liberales,
que me dieran el tiempo suficiente, aunque no me
ajustara estrictamente al Reglamento.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Convengo en ello. Sin
embargo, no es con arguments mfis o menos brillan-
tes, como se destruye nuestra argumentaci6n. Por
cierto que hubo moments en los cuales parecia que
eramos nosotros los enjuiciados, si es que alguien
estaba sometido aqui a juicio; que en vez de haberse
comenzado por lanzar las acusaciones debidas, de
haberse expuesto todos los motives de quejas, eramos
nosotros los que veniamos a recibir ese castigo de la
palabra. S. S., me refiero al senior Cruz, hacia equi-
librios prodigiosos y se situaba en el camino que jus-
tificaba la rcvoluci6n, en el camino del que consi-
dera al Gobierno no como Gobierno de hecho y que
constitucionalmente cumple con su deber. En ese
moment el Sr. Cruz era un revolucionario intelec-
tual tipico. Otras veces, en cambio, cuando le con-
venia hacer aparecer como fabula y novela aquello
que 61 queria, entonces se mostraba como un inocente
var6n incapaz, como vulgarmente se dice, de romper
un plato. Pero por encima de todo eso, hay la verdad
de los hechos, hay la realidad de los antecedednte.
hist6ricos que pudieran traerse aqui, hay la verdad
intangible de los heehos, algo que nadie podra olvi-
dar; un movimiento, que conceptuo yo pequefio, de
una parte respectable de la joven intelectualidad, que
surge de una parte tan solo de ella, porque tratar6
de demostrar, despu6s, como no todos comparten esas
ideas, y como si hay alguna dictadura aqui es la
que pretend realizar la oposici6n y una parte de
elements que como muy bien manifestaba desea to-
mar las riendas del Poder y disfrutar de sus encan-
tos. Innegable es que hubo movimiento revolucio-
nario en el mes de Agosto del pasado aiio. Que ese
movimiento revolucionario fu6 ahogado con sereni-
dad, Que se di6 el caso de que auin no liquidada esa
revoluci6n, centenares de aquellos que tomaron part
principal en la misma se pasearon por nuestras ca-
lles, como si en vez de haber ido a exponer su vida,
como en realidad sucede en otros paises, hubieran ido
a realizar un alegre paseo campestre.

El hecho cierto es que los Jefes principles de esa
Tevoluci6n, salvo algunos muy eontados que, con
dolor para todos, sucumbieron luchando, fueron en-
carcelados y tratados con las mayores consideraciones
por el propio Ej6rcito y de parte de esta propia ma-
yoria, lo mismo que todos aquellos que se vieron ame-


nazados en su posici6n y en su vida, en favor de los
cuales surgi6 inmediatamente el prop6sito de que
'ueran puestos en libertad, y eso nadie puede diseu-
tirlo. Sin embargo, tan pronto como gozaron de li-
bertad los Jefes mas connotados de esa revoluci6n,
comenz6 de nuevo la agitaei6n piblica y se comenzo
a conspirar en el extranjero de manera clara y abier-
ta; y no s6lo se habla, sino que se sabe sin que
nadie pueda discutirlo, ya que se tiene la certeza de
ello. Y sin que nosotros queramos career que esa labor
sea de determinada persona o de esas propias ins-
titueiones, es 16gico pensar que parte de los elemen-
tos mas destacados de la oposici6n, quienes por, lo
menos respaldan con su presencia, con su actitud y
con su tolerancia los actos de hostilidad que venimos
afrontando, y v6ase c6mo a pesar de ello se trata con
mano ben6vola de reprimir los atentados que han ve-
nido ocurriendo, y muehas veces, individuos a quie-
nes les fueron ocupados explosives, no s6lo no sufrio-
ron el castigo a que eran acreedores, sino que, a voces,
ni habia transcurrido una semana cuando ya estaban
disfrutando nuevamente de libertad.
Y surgi6 posteriormente, de nuevo, con mayor ener-
gia, la agitaci6n revolucionaria. El 20 de mayo se
deseubri6 un complot que es el de mayor importancia
de los descubiertos, a juzgar por la forma como se
prepare, por la intensidad que llevaba envuelto y por
su propia cobardia, que ha condenado la conciencia pu-
blica; y entonces el Gobierno, aite esa actitud, encar-
cel6 a aquellos que, por noticias que crey6 ciertas sa-
bia que estaban complicados en el complot, tratando de
evitar lo que ocurri6 la vez anterior. Y es por eso, que
se trae a la Camara una moci6n condenando esos
atentados. Tal vez pueda dolerles a aquellos que
los justifican, pero a nosotros nos parece que de esta
C6mara de la Repfiblica debe surgir la voz condena-
toria, debe afirmarse que entendemos que ese sistema
es reprobable, y que pudiera inclusive agravar la
situaci6n critical de nuestras pasiones y Ilegar acaso
a instantes de verdadero dolor, y a que la conturba-
ci6n se manifieste en todos sus aspects.
En el apartado segundo de la Moci6n, segiin tuve
el honor de explicar, consideramos infitiles y baldios
los atentados terrorists. Y reitero que asi resultan
efectivamente, porque un regimen podrd caer por un
movimiento revolucionario, pero nunca por el aten-
tado personal, aunque fuera contra el primer magis-
trado, como ya se ha hecho; porque bajo ningfin con-
eepto, en los actuales moments, nada ni nadie nos
harA variar de sistema, y por eso ofrecemos al Ho-
norable senior Presidente de la Repfiblica el concurso
de nuestra actuaci6n para dictar leyes que puedan
reprimir esos atentados. Eso es todo lo que contiene
la Moci6n, que en su preimbulo incluso hace rela-
ci6n c6mo esta Camara, en todos los moments, tra-
ta de acercarse, sin conseguirlo, a esos elemen-
tos, sin que pudiera llegarse a transacci6n de ninguna
clase. Se hace relaci6n de 5mo en esta Camara se
vot6 una Reforma Constitucional amplisima y que
hubiera liquidado toda esta situaci6n, tal vez. C6mo
intentando dar garantias plenas, se restaur6, en su
totalidad, el C6digo Crowder; c6mo se constituy6 el
Tribunal Superior Electoral ,integrado por esos pro-
pios Magistrados del Tribunal Supremo, de que tan
ufano se muestra el distinguido compafiero Sr. Cruz.
No hubo, por tanto, morosidad, por parte de la Ct-








76 DTARTO DE RE TONER DE1 TA (A MARA DE REPRESENTANTES
', '


mara de Representantes, en votar leyes que tendieran
a volver el sosiego piblico.
En ese prefmbulo se ha tenido la considcraci6n de
no citar siquiera nombres, porque nuestro papel no
debe sor de fiscales; pero si de sefialar todas las con
mociones piblicas que ha condenado esa misma ovi-
ni6n public que el Sr. Cruz se arroga, como si ia
representara, como si tuviera el dominion absolute de
ella, y que nosotros entendemos que es una grani
parte de la opinion pfblica la que nos respalda.
Decia que la oposici6n, a mi juicio, si enmpliera
con su deber, tal como lo entiendo, deberia, dcsdr
el primer moment, haberse presentado con la visera
levanlada, a combatir esos atentados desde que sur-
gioron por primera vez; y bien hubieran hecho en
salirles al eneuentro, en manifestarlo, no s61o en un
discarso, en un plrrafo allb casi perdido, sino er
habcr ejercido su influencia acerca de aquellos, para
que cesaran esos atentados...

Sn. Aoutrn (MIGUEL A.:) Sabe el Sr. Urquiag-a
si elementos de ]a oposici6n, de mayor o menor sir..
nificaei6n en !a misma, han realizado cuantos esfuer-
7os les hanl sido dables para encauzar a la oposici6n.
disciplinarla y condueirla por un camino que niu-
'acilmontl la Ileve a la victoria, que ese otro camin(
que han tornado los desesperados?.
SR. URQUIAGA. (CARMELO): N6; yo no lo s6.
SR. AGUI.nI (MIGCEr, A.) : Yo creo haberselo di
ho a S. S. privadamente, en conversaciones que he
mos sostenido.

Sn. UInQUIAoG (CAR-MELOI: Yo no queria hablnri
a la C;imara de 1o que hubi6ranios hablado, en terrc
no privado, S. S. y yo.

Sn. AouI.n (MIGUon A.): EstA S. S. autorizan'
por mi para hablar de cuantas conversaciones priv;;
das hayamos nosotros sostenido.

Sn. URQUti.GA (CAREMELO) : Pero si esos actos que
S. S. me habia manifestado privadamente, en que se
condenaban los atentados terrorists, se hubieran ex-
Steriorizado ha:iendo constar que sus conciencias se le-
vantaban contra cilos, tal vez hubieran sido ahogados
por talta de ambicnte y por falta de auxilios. Pert
eso, que ser'i, desgraciadamente, una mancha de la
hora hist6rica en que vivimos, nos obliga a que nos-
.otros exprosemos cudl es, enfiticamente, nuestra ma-
nera de pensar. Creemos que debe ser reprobable,
que debe ser castigado, en una forma en6rgica; y no
me arredran las conseccuencias, aunque ya por ade-
lantado las he sufrido. Todo aquel que lance la boni-
ba indigna, para segar vidas, muchas veces, de series
inocentes, debe ser duramente eastigado. La hidal-
guia del cubano se habia manifestado siempre, como
bien dice el Scnado do la Repiblica, en una formal,
de combat francoy abierto. Ali5, en nuestra guerri
enancipadora, en la Revolucidn de los Diez Aiios
tuvimos motines y revueltas; alli se destituy6 un
President, y nadie pens6 en asesinarlo, nad!e penso
en tomar otras medidas que las legales. Alli, en eso
guerra de los diez afios, ocurrieron protests, desgra-
ciadamente, en Santa Rita y en las Lagunas de Va-
rona, y nadie pens6 en segar la vida por medio del


crime, de aquellos que a su juicio se oponian al plan
gucrrero que debia seguirse; y hasta el propio Gene-
ral Antonio Macco di6 un alto ejemplo de caballero.
sidad y de hidalguia, cuando al recibir en su campa-
nlento a! U. liiil Martinez Campos rechaz6 las in-
,inuauiones que se les haeian para realizar un cri-
tnon. manifestando que ni la independencia de is
Patria merecia una acci6n tan denigrante como esa.

Despu6s, en la revoluci6n del 95, claro esft que
lebia regir cse mismo espiritu, porque fu6 el verbo,
mu6 la expresi6n y la idea de aquel hombre que so
'lam( Jos6 Marti quien supo infiltrar su espiritu
en ella, muriendo de cara al sol y jams pens6 que
por medio del crime pudiera llegarse a la consecu-
ci6n de esa libertad.
Jos6 Marti fu6 por playas extranjeras dedicando
todas sus energias, todas las actividades de su vida,
a defender su ideal por cuantos medios estaban a su
alcance; pero jams pens6 en el afentado personal,
porque no se le pudo ocurrir nunca que por media)
de las bombas, do los petardos y de los ascsinatos,
pudiera llegar Cuba a adquirir su libertad.

En nuestra propia vida republican, los ejemplos
fueron iguales, cuando se combati6 el Poder. Aquel
honorable anciano que se laim6 Tomas Estrada 'al-
ina, que reaiiz6 errors como todos los humans, vi6
!evantarse en su contra una tempestad en todo el
pais, de la que surgi6 una revoluei6n formidable;
pero aun en aquellos dias podia 61 pasearse a pi.
v s6lo por las calls de La IIabana, sin que por un
momento pensara que pudiera ser victim de un
atentado personal.
Despu6s, el General G6mez tuvo tambi6n que ha-
cer frente a una revoluci6n de hombres equivocados.
Una part de ellos entendieron que debian, por me-
dio de las armas, rccabar derechos que creian no se
les concedian, y nadie pens6 a pesar de que la lucha
flu6 cruenta, que pudiera correr peligro la vida del
primer magistrado de la Repiblica.
Despu6s, en Epoca del General Menocal se agitaron
tanto las pasiones, que surgieron la ira y el rencor;
y sin embargo no se registry en contra del General
Alenocal ni de ninguno de los funcionarios que a su
alrededor giraban, atentado de ninguna clase.

Y para no ser una excepci6n, el gobierno presidido
por el doctor Alfredo Zayas, ilustre tribune y gran
dem6crata, tuvo tambi6n su revoluci6n,-porque bue-
no es recorder que no es solo el General Maclado el
que ha sido combatido por una parte de la opinion
p)blica,-contra el doctor Alfredo Zayas se realize
una campafia en el pais ,y sin grandes preparativos se
.nici6 una revoluci6n. Pues bien; fu6 possible que
casi sdlo, el Primer Magistrado de la Naci6n fuera a
Cienfuegos a dar el abrazo cordial a los revoluciona-
rios quo alii se encontraban y que se habian levanta-
do contra la Repdblica mais que contra el Presidente
doctor Alfredo Zayas, sin que peligrara su vida.
Eso es lo que abona nuestra historic political nuestra
historic patri6tica.

SY c6mo es possible que el Senado no se haya ex-
tremeeido y abora la CAmara tambi6n, ante esas ma-
nifestaciones terrorists, ante esos atentados terro-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ristas, especialmente ante el crime y la maldad?
SC6mo puede pensarse que no se muevan hasta las
fibras mis sensibles de nuestro coraz6n, no porque
pueden correr peligro algunos conciudadanos nuestros,
sino porque puede ensefiorearse, como sistema, el cri-
men mis abyeeto y mas vil que puede cometerse?
Porque aquel que, incluso pensando que sigue sus ins-
piraciones civicas, se lanza a la revoluci6n, podrd ser
un equivocado, pero es un hombre que merece respeto,
que va a jugarse la vida; pero aquel otro quc, en cam-
bio, a mansalva, se encierra en su easa para preparar
una bomba y enviarla por correo para que al abrirla
aquel a quien va dirigida result despedazado, el
que realize eso es un malvado que no merece con-
sideraci6n ni respeto.

Lamento disentir de lo que manifestaba el Sr. Cruz,
al tratar de buscar explicaei6n, a esos heehos; por-
que para el crime, ya lo dijo Maceo, no hay expli-
caci6n de ninguna clase, ni aunque sea para buscar
la redenci6n de la Patria. Lo dem"s que aprovechaba
tan habilmente el Sr. Cruz para atacar al Gobierno,
eeria ficil de contestar, aunque no viniera al caso.
Hablaba de euadros sombrios, que atravesamos eco-
n6micamente, y ya le manifestaba anteriormente qup
no eran product del desacierto del Gobierno de los
cuales tambi6n, hubiera tenido su participaci6n el
Congress, porque con ese propio Gobierno coadyuva-
mos a dictar las medidas que creemos eonveniente.
SEn que pais del mundo, preguntaba yo, no hay mi-
seria y malestar? En qu6 pais del mundo reina la
abundancia? Escuchaba yo ayer el lamento quejum-
broso de una canci6n nacida del alma popular que
se llama "Lamento Borinquefio", y escuch6 c6mo se
lamentaba la Patria hermana; sentia que la pena me
consumia cuando oia aquel pobre hombre de campo
que se quejaba con lIgrimas en los ojos de no tener
un pedazo de pan que llevar a su hogar, a su casa.
Pensaba yo que desdichadamente aunque no podia
servirme de consuelo sino de dolor la situaci6n de
nuestros amigos de otros paises, la nuestra todavia
es benign. C6mo puede pretenderse que la baja de
nuestro primer product, el azficar, sea culpa del
Gobierno, cuando con la oportunidad debida se toma-
ron las medidas del caso, con ]a adquiescencia de la
inmensa mayoria de los hacendados, y con el concen-
sus de los colonos, con el consejo de hombres exper-
tos en la material como el propio General Menocal.
que en aquellos mementos, sin duda de buena f6,
entendia que el plan Chadbourne era una panacea?

Ese pudiera ser el principal ataque contra nuestro
Gobierno; se esgrimen culpas respeto a que se rea-
lizan negocios en los cuales el Gobierno estA interesa-
do, lucrando con la necesidad pfiblica. Se habla de
la leche. No conozco ese problema a fondo, pero si
puedo afirmar que ha sido modificado ese decreto
tan pronto como surgieron las quejas; y puedo de-
cir que en los Estados Unidos, en B6lgica, en Fran-
cia, en Espafia, hay un precio minimo de la lecle,
y hay un precio minimo de la leche, porque entien-
den que es preferible exigir las mejores condicio-
nes sanitarias a ese product, para que los nifios no
mueran por enfermedades que contraigan a causa
de la mala calidad de la leche; porque es preferible
que los ancianos y los enfermos tengan la garantia
de la buena leche; no, que por una cantidad menor
pereiban un product en malas condiciones sanita-


rias. Se habla de que hay un trust de la came.
Tambien yo hubiera deseado que con detalles se me
dijera cual es la intervenci6n, contra la ley, que
esta realizando el Gobierno, y contra otros extremes
que no son nada mas que excuses que se lanzan a
diario sin ningfn fundamento; pero que si esto se hi-
ciera y contra la ley se realizaran, expedites estarian
los Tribunales de Justicia para tomar las medidas
oportunas, y aqui, nosotros, en la Camara, para adop-
tar los acuerdos que mas convenientes se estimaran.
En cambio, me pregunto yo: Y qu6 es lo que ofrece
la oposici6n? CuAl es el plan maravilloso que ha-
bra de sacar al pais de las ruinas en que dicen que
estA? Y qu6 habra de devolverle la normalidad?
Lo lograran con las armas en la mano los que tra-
tan de conquistar el poder?.

Que yo sepa, no han formulado ningfin program;
que yo sepa, esas buenas intenciones permanecen
ocultas, y si existen, acaso se garden para cuando
los opositores est6n en el poder. Por eso el pueblo
hace bien en sustraerse y en sentirse esc6ptico y des-
creido. No se habla de ninguna media que hiciera
subir el precio del azficar. No se habla de ninguna
media que aumentara nuestra recaudaci6n. Natu-
ralmente, la oposici6n no habla tampoco de todo lo
bueno que ha realizado este Gobierno, habilmente se
silencia, no se habla de las obras pfiblicas, no se. ha-
bla de que hay una carretera central que une a Orien-
te con Occidente, y que facility el desenvolvimiento
de nuestras industries y el fomento de la agricultu-
ra; no se habla de que, en medio de esta crisis es-
pantosa por la que atraviesa el mundo entero, ya
no se important aves ni huevos, ni queso, ni leche, ni
otros muchos products que se dan en el pais y que
anteriormente venian de fuera; eso se silencia, se-
guramente para que, cuando triunfe la oposici6n,-si
es que triunfa algfin dia,-pueda achachrselo como
un bien que han realizado. Ved como todo ese cua-
dro que presentaba el senior de la Cruz, cuadro
desalentador, al parecer, es apasionado, y solo desde
el punto de vista que pudiera convenir a los oposi-
cionistas.
Pero ya habia dicho que no era mi prop6sito en-
frascarme en un animado debate con la oposici6n.
Y voy a terminar, manifestando a la CAmara de Re-
presentantes que con orgullo he suscrito esta moci6n,
que la creo bien inspirada, que creo que tal vez con
los saludables avisos que contiene puedan acercarse
para el future dias mis tranquilos y de bienandanza,
en los cuales no haya ni vencedores ni vencidos, sino
cubanos tan solo que se agrupen alrededor de su
bandera, pensando que no es digno de la Repfblica
el que no sabe silenciar sus resquemores y sus pasio-
nes, porque por encima de todo debe flotar el espiritu
de nuestros mirtires y el recuerdo de nuestros liber-
tadores.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN): Tiene la pala-
bra el Sr. Echeverria.
.SR. ECHEVERRIA (RAM6N): Sefior Presidente y
Sres. Representantes: El Comit6 Parlamentario del
Partido Conservador desea tambien, en el dia de hoy,
manifestar su mas en6rgica protest contra los aten-


37







_R_ DTARTO DE SESTONER DET LA C AMARA DE REPRESENTANTES


tados terrorists que para desdicha de la sociedad
cubana han tomado niuvo incremento. Nuestra deo
licada: y especial situacin dentro del campo de la
political national impone, a nuestro juicio, declarar
la mas rotunda rcprobaci6n a las pricticas stable
cidas: por los extremrstas de una oposici6n done ]o.,
sentimientos del bien y del mal parecen haberse con-
fundido en la mas lamentable de las aborraeione.-
para dar paso al complot y la conspiraci6n, en las
que la dinamiIa y el atentado personal se manejai.
con id6ntica crueldad que cn los mis rebuseados epi
sodios de la novela folletinesca. Pero dadas las rca
lidadcs del moment, las tristes y dolorosas realida
des en que a presuntos o prct6ritos agravios se ripos
tan con cl frio asesinato cientificamente calculado
este Congreso, velando por los fueros de una socicdad
civilizada, por los de un pueblo en que la nobleza y
la hidalguia fucron prendas ancestralcs que ni e
odio al oprcsor extran.jero lograron debiiitar; est,
Congress, digo, esit obligado a acusar en la mas for
mal condenaci6n ante los ciudadanos pensantes dc
pais, a los inconscientes, los malvados, o los dementes,
a los que en sus inconformidades, sus odios o su
alucinaciones, pretenidani que la ol oa roa barra o pu-
rilique la sociedad establecida, dcsapareeciendo en 1:
vorlg'ine los podcres del Estado, o el regimen csta
blecido.
(Aplausos).
El Parlido Conservalor, que fun pnrtlcipe mu
important on ]a formaci6n del actual Gobierno Na
cional, y quo la aceptado dicha rcsponsabiiidad hi:
t6rica, consciente de sus doctrinas, sus ci'edos y d
las ori.eIaciones que motivaron su fuidaci6n, es,
nccesariamcnte tendrdA que scr, una agrupaci6n poll
tica defensora del ordcn, la legalidad y cl rc6gime.
establecido. La pureza do nuestras doctrinas soin,
tidas a tan duras pruebas durante pasadas 6po)as d
gobierno, motivaron las inovaciones en las relacione
de poder y oposicioan n el campo de la political, cu
yos resultados fucron la pfblica aceptacion por ,
Partido Conservador de una tregua de cordialidat,
aceecaiuiento y olvido de pasados crrorcs; permiticii
do asi las posib.lidades do ciepronder la urgentissin
tarea de una reconstrucc:6n national. Asi, pues, d
manera terminante, cste partido fu6 preg6n de p,
entire los tan distanciados componentes de la socieda.
cubana.

Consciente este organismo de sus deberes partida-
ristas, de las leyes aternas que rigen a los puebloaa
de las legitinas aspiraciones de una sociedad cons.
tituida que demand el just balance fescalizado;
de la obra de gobierno; conscience de que era llegado
el nmonento de definir futuras orientaciones en u.
partido con reconocida capacidad y adeptos suficien
I,.. para emprender la eonquista del poder con idsn-
li,:,s ideales y altos sentimientos patr6ticos, que
cui.ilquiera de los otros constituidos; hace ya mis dc
uii afio que por su mas alto ejecutivo, el national d
inu.stropartido, se decret6 la ruptura definitive d,
la, prActicas de colaboraci6n al gobierno actual, sc-
Idlando a sus miembros en l Congreso el deber d
.-i.reer una seria y conscience labor fiscalizadora y
de elevada posici6n a las inieiativas que asi lo ame-
Irissen. Desgracmadamente, pienas elervescencias dC
otia indole nublaron esos empellos que tall galarda-


mente se manifestaron en este propio hemiciclo, en
la memorable oposicin a los actuales presupuestos
nacionales, lo que ocasion6 muy series trasgresiones
del Reglamento interno de este Cuerpo para lograr
su aprobaci6n, asi como las m.s amplias posteriores
rietificaciones de part de la mayoria Liberal Popu-
ar. Un franco movimiento revolucionario que com-
particron muy prestigiosas figures de este partido,-
;'I abandon por parte de elios de las praeticas de
oposici6n aun en sus mais estridentes acordes; trun-
earon nuestros csfuerzos de una serena y fructifera
labor oposicionista, tanto en el orden partidarista co-
nmo en cl de las necesidades patrias. Una parte de
ste partido, antirevolucionaria y amante de los pro-
cedimicntos legales para la obtenci6n de sus fines,
brind6, cs cierto, al Gobierno constituido su dcsinte-
:ecsado apoyo, favoreciendo aquellas medidas que lie-
varan a t6rmino la revuelta armada; pero a la vez
ejcrcian todos sus empefios en el restablecimiento de
ina normalidad con los menos derramamientos de
;angre possible, sin agresioncs injustificadas, sin per-
;secueioncs innccesarias, con medidas de perd6n para
los vencidos, sin oprobio ni vejamenes, sin la impo-
.sicion de claudicaeiones hacia nadie.
El Partido Conservador no. abandon entonces, co-
1uo no abandon ahora, su mas legitimo alan de en-
,auzar la vida pilblica mediate una oposicidn c!e-
vada, dceorosa y en concordancia con las savias quo
.0o dieron el ser, y a tono con los mis grades inte-
.'cses de ia Repiblica. Pero, Sres. Reprcsetanantes,
Uuan dificil y euan ardua es nuestra tarcal i'rente
11 atentado, al terrorism, a los intentos do desinte-
;raci6n, at dcsenfrono, al paroxismo, c6mo es posi-
do la existeneia de una voluntad superior, de una
,lcn alidad que incline un organism politico que
vi]udia tales actos, a compartir un program que
ienda a avivar la lamarada de los odios y de las
iasioncs?. Este partido, al condenar tales actos, brin-
a todo su aporte para aniquilar y destruir el g6r-
.iun disociador que amenaza los propios cimientos de
a institute ; lo hace en aras de la seguridad patria,
,on los mius nobles emp.-I .s de garantizar la perpe-
tuidad de la magrna obra libertadora, que nos confia-
:an los altos designios de tn Ap6stol, la bravia he-
roicidad de un Titin y la espartana tenacidad de
os paladines quo auisiaban libertad. Su obra inmensa
no podri scr dest;-uida por medio de la malsana tem-
ecstad desencadenada en las estepas siberianas e in-
ortada en nucstro ambicnte por cerebros desequili-
irados y en pleno desquiciamiento.
(Grandes aplausos).
Este partido hace un ilamamiento a las classes po-
liticas y conscientes del pais, para que ordenen sus
insias renovadoras por los causes normales de las lu-
chas civicas, porque ello ser~ para bienestar y en-
grandecimiento de la colectividad; ratifica sus mis
vehementes descos de practicar una elevada fiscali-
.aci6n y tarea de oposici6n a la obra de gobierno,
euando asi Io pcrmitan el restablecimiento de la
normalidad, advirtiendo a los pretenses destructores
del regimen, que felizmente ya han pasado para Cu-
ba las 6pocas de incomprensi6n y aprovechable incul-
:ura de sus masas populares. Que 6stas, aunque cri-
tiquen y hasta repudien el modo de servir a la
patria, comprenden que las armas civicas son las







DIARIO DE SESIONES DE LTA CAMARA DE REPRESENTANTES 30
~_11--- .=
inieas inexpugnables, engrandeciendose los pueblos SR. PRESIDENTE (GUIS INCLAN): Necesita estar
a dimensiones ineonmensurables, si en el sacrificio apoyado por dos Sres. Representantcs.
v la rliscinlina sablen snparnr la mntmentns rd la'l


grandes reivindicaciones, las que inexorablemente
siempre llegan.
Asi, pues, al condenar este partido las prcticas
del terror, el complot y el atentado que abren los
surcos para los mis profundos abismos, a nombre de
una sociedad justificadamente alarmada, de los pia-
dosos sentimientos infiltrados desde la cuna por una
religion toda bondad, olvido y perd6n, se dirige a
ofendidos y ofensores, a los humildes y los exaltados.
para que pensando en Cuba con el fervoroso recogi-
miento de quien ora ante un altar, detengan el frenesi
de las pasiones, recapaciten que esta tierra es y
siempre sera la nuestra, y que las generaciones en-
gendradas de Cain, s6lo podrhn ser razas malditas, y
maldecidos seremos por nuestros propios hijos ei,
las agonias espirituales de estas eternas luchas fratri-
cidas.
He dicho
(Atronadores y prolongados aplausos).
Sn PRESIDENT (GUAs INCLAN): Se pone a vota-
ci6n la moci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Uin moment: Este
nfcleo parlamentario que yo represent, despuBs de
haber expuesto su criterio y escuchado las opinions
de los seiiores Urquiaga y Eeheverria, no quiere iii-
tervenir en la votaci6n, en ninguna forma, respect
de la suerte de esta Moci6n; creo que no debe, por
improcedente, ni votarla la Cimara. A nombre de;
grupo conservador ortodoxo e independiente, pro-
pongo, por tanto, que ahora se acuerde un "no ha
lugar a deliberar" sobre la Mocin, o que se suspen-
da la votaci6n. Si la Cimara ha de mantener la vo
taci6n sobre la Moci6n, nosotros, para no intervenir
en la responsabilidad que pueda derivarse en el fu-
turo, de la misma, nos retiramos del hemicielo con
objeto de no intervenir en ninguna de las votacione-
que se realicen.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Sr. de la Cruz:
En relaci6n con la primer proposici6n de S. S. dk
no ha lugar a deliberar, la Presidencia estima que
estu fuera de oportunidad reglamentaria, porque se
ha debatido ya la Moci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Entonces, pido que
se suspend el debate, indefinidamente.


(Es apoyado por los seiores Verdeja y Aguiar.)
Se pone a votaci6n la proposici6n incidental de
suspension indefinida del debate. Los que esten de
icuerdo con ella, se serviran poner efectivamente de
pie
(La mayoria de los seniores Representantes perma-
nece sentada.)
Rechazada la proposici6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Nosotros no desea-
mos emplear sistema ni procedimientos initiles. Sa-
bemos que la mayoria, con sus votes y con el nimero
que la integra, tiene nfmero suficiente y medios pa-
ra llegar a tomar acuerdos. IIemos expuesto nucstro
eriterio suficientemente, y nos retiramos del homicl-
elo para no intervenir en ninguna de las votacioncs
que se efectien. Rogamos a la Cdmara que nos ex-
cusen.

(Abandonan el Salon los components del grupo
conservador ortodoxo.)
SR PRESIDENT (GUmS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n la Moci6n. Los que est6n de acuerdo con ella,
se serviran ponerse efectivamente de pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se po-
ne de pig).
Aprobada por unanimidad.
,Sn. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para pedir que
se suspend la sesi6n.
SR. PRESIDENT (GuIS INCLAN): Necesita estar
apoyada.
(Es apoyada).
SEstA de acuerdo, la CAmara, en suspender la
sesi6n? Los que esten conforms se serviran ponerse
de pi6.
(La mayoria de los sefores Representantes se pone
de pie.)
Aprobado.
Se suspended la sesi6n.

(Eran las ocho y diez P. M.)


1- 1. --R..ANOUV I*.. ...-#0 1.A...




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs