Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01423
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01423
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


CI


DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES


DECIMO


CUARTO


PERIO0DO


CON GRESIONAL


TERCERA LEGISLATURE

VOL. LVII Ij LA HABANA, Abril de 1932. NUM. 3
_ ."- -.


Sesi6n ordinaria de 13


de Abril de 1932.


President: Sr. Rafal Guis Inclin

Secretaries: Sres. Jos6 R. Cruells Reyes y Alberto Aragones Machado
SUMARIO
A las 3 p. m. la Presidencia abre la sesi6n, solici a un receso y pide se declare la sesi6n, secret para
dar cuenta de asuntos de orden interior. Asi se acuerda. Se reanuda la sesi6n pfiblica, y a
propuesta del sefior Rodriguez Ramirez se acuarda la pr6rroga de la misma. Se pide pase de
list por el senior Cruz Ugarte y contes'an 68 sefiores Representantes. Hay "quorum". So
ratifican los acuerdos adoptados en la sesi6n secret. Se da lectura al acta, de fecha 16 de Fe-
brero y a petici6n del senior Cruz Ugarte, se aprueba en votaci6n nominal.--Fu aprobada por 65
votos a favor y 9 en contra.-- Explic5 su voto, en contra, el senior Cruz Ugarte. Los sefiores
Freyre de Andrade y Castellanos renuncian a explicar sus votos y hacen suyas las palabras del
senior Cruz Ugarte. El senior Garcia Montes, present por escrito la explicaci6n de su voto fa-
vorable.--El SEior Urquiaga explic6 Su voto en pro de la ley, siendo in.errumpido por los sefio.
res Martinez Fraga, Cruz bgarte y Castellanos.-En votaciones ordinarias fueron aprobadas las ac-
tas de las sesiones anteriores de fechas 4 y 11 de Abril del afio en curso.-Term.nados los asun-
tos a tralar la Presidencia di6 por terminada la sesi6n.-Eran las 7 y 30 p, m.
SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN) : Se abre la sesi6n. J Se concede un receso de quince minutes.


(Eran las tres p. m.)
Seiiores Representantes: Esta Presidencia, cori el
prop6sito de dar cuenta de asuntos de orden interior,
ruega a la Camara adopted el acuerdo de constituirse
en sesi6n secret, y que al propio tiempo conceda'un
receso de quince minutes para celebrar un cambio de
impresiones, tambi6n secret. Los que esten de acuer-
do con lo propuesto se serviran levantar la mano.


(Eran las 3 y 1 p. '.)
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se constitute la
Camara en sesi6n pbiblica.
(Eran las 4 y 40 p. m.)
Sn. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Sefior Presidcn-
te: Solicito la pr6rroga de la sesi6n hasta tanto se
terminen los asuntos que se van a tratar.


(La mayoria de los seiiores Representantes asi lo SR. PRESIDENTE !(GUAS INCLAN) : (Lo acuerda asi
hace.) la CAmara ?


ES







2 .DIARIO DE SESIONES DE LA CVAMARA DE REP'RESENTANTES
",i ._ ,- ,, ,f ,"


(Seiales afirmativas.)
Acordado.
Continfia la sesi6n secret.

SR. PRESIDENT (G TAS INCLAN): Se reanuda la
sesi6n pfblica.
(Eran las 6 y 15 p. m.)
SRatifica la Camara los acuerdos adoptados en la
sesi6n secret ?
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Un moment, senior
President. Al objeto de comprobar el niumero de
Representantes presents, para ratificar los acuerdos
de la sesi6n secret, pido que se pase list.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : So va a pasar
list.
(El official de actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Falta alghn so-
fior Representante por responder a la list?
(Silencio.)
Han respondido sesenta y nueve sefiores Represen-
tantes. Hay quorum. Continue la sesi6n.
IRatifica la. CAmara los acuerdos adoptados en la
sesi6n secreta? Los que est6n de acuerdo se servi-
rAn levantar la mano.
(La mayoria de los seoores R,,prstrntafift s asi lo
hace.)
Aprobado.
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El official de actas la lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vo-
taci6n el aeta.
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Seflor Presidente:
Nos oponemos a la aprobaci6n del acta, y solicitamos
votaci6n nominal, al objeto de explicar por qu6 nos
oponemos a esa aprobaci6n.
Sn. PRESIDENTE (Guls INCLAN): Votaci6n nomi-
nal por haberlo solicitado un senior Representante.
Contestaran si los favorables; no, los con'trarios.
(Se efectia la votacion.)
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN).; Falta algin se-
for Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado setenta y cuatro sefiores Representan-
tes. Sesenta y cinco que si y nueve que no.
(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Alon-
so Caifias, Alvarez Ramirez, Alvarez Sudrez, Alvera,
Anglada, Arcocha, Ariza, V. de Armas, Blanco, Bosch,
Bover, Bravo Sudrez, Campos Martinez, Campos' Prie-
to, Carrillo, Cisneros, Claret, Cuellar, Eguilior, Fina-
las, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzdlez Morales,
Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Haedo, Herndndez
Leal, Hirzel, ,1fa7inl Leen, Lombard, Madrid, Mar-
tinez Quiroga, Mencio, Mgndez, M. Mendoza, *N. Men.
doza, Miyar, Mola, Mora, Nuifez Portuondo, de Para,
Parodi. Peia, Pdrez Maribona, Piedra, G. Pino, E.


Ramirez, Rey, Rio, Rodriguez Ramirez, Rubio, Buiz,
Salas, San Pedro, Urqwiaga, Valls, Villal6n, Zorrilla,
Aragones, Cruells y Guds Inclin.)
(Votaron en contra los sefiores: Aguiar, Calds, Cas-
tellanos, Cruz Ugarte, Fraile, Freyre de Andrade,
Martinez Fraga, del Prado y Verdeja).
Qii..la. pues, aprobada el acta.
Tiene la palabra, para explicar su voto, el senior
Castellanos.
SnB CASTELLANOS (MANUEL): Sefior President y
sefiores Representantes: He tenido el alto honor de
subscribir una moci6n dbnde se determinan los moti-
vos fundamentals de la aprobaci6n de esta acta;
por tanto, las palabras que pronuncie el senior de la
Cruz las hago mias desde este instant.
SR. PRESIDENTE (GGriA- INCL.N) : Tiene la palabra
el senior de la Cruz para explicar su voto.
SR, DE.LA CRUZ (CARLOS M.) : Sefior Presidente y
sefiores Representantes: En la sesi6n secret que
acabamos de celebrar, seexplic6 ampliamente y se.de-
bati6 el problema relative a la aprobaci6n o no apro-
baci6n del acta que, por votaci6n nominal, ha obte-
nido la sanci6n de la mayoria de esta Cimara, votos
de la Mayoria Liberal-Popular y de otros Congresis-
tas, con la excepci6n de' los que subseriben las protes-
tas f,.ntio al acta. Reproducir arguments, juicios,
opipiories, seria cainsar la Chmara, aunque en part
existe una obligaci6n respect a la posici6n political
y puiblica que ocupamos los que hemos protestado del
acta, al objeto de que nuestra protest formal se
sepa que la hemos mantenido y la mantenemos, no s6-
lo votando en contra, sino por los razonamientos adu-
cidos. IMantenemos el criteria que el acta confeceio-
n'ada sobre la sesi6n del 16 de Febrero, no responded,
en realidad, a un acta de una sesi6n y much menos
a la aprobaci6n de una ley, porque no existed ni acta,

ni sesi6n, ni ley. Si se aprueba esa acta, nosotros la
impugnamos y, hacemos constar nuestra protest por
el hecho que se realize, con la moci6n por nosotros
subscrita y que se encuentra sobre la mesa.
La minoria que forma la oposici6n no tiene mas
facultad que la de fiscalizar las actividades dentro
del Congreso, y las fiscaliza dentro de la oportunidad
y norma que ofrece el Reglamento; y cuando sobre
el Reglamento se salta, cuando al Reglamento se fal-
ta, la minoria no tiene otro camino que la protest,
y esto hace la minoria, porque estima que conf esa acta
se ha faltado y se falta al Reglamento. Otras consi-
deraciones, otros criterios y otros juicios sobre el acta
fueron expuestos en la sesi6n secret que se acaba de
celebrar, pero ademAs, como ha sido un criterio sos-
tenido por todos los Congresistas, que afectaba al con-
cepto pfiblico de la Camara como Cuerpo, como enti-
dad, nosotros hubimos de mantener ese criterio y
sostenemos esta protest y la presentamos por escri-
to en la forma en que se ha redactado, y cuya moci6n
serd eonocida en su oportunidad en la forma en que
el senior Presidente de la Cfmara habrh de darla a
conocer a la misma.. Por eso esta minoria ha man-
tenido un voto especial, en este caso, a excepci6n de
nuestro compafiero, el senior Freyre de Andrade, que
hard su protest tambi6n por la forma en que fue
aprobada en la celebre sesi6n del dia 15 de Febrero
del afio. en curso la ley de que se trata.







liklO110 DR, h%1S!30NES DH 1,A CAMAJL& DIE ROPRESE4NTANTl


Estamos atravesando un moment de intense crisis
y de graves perturbaciones en el pais, en que necesi-
tamos colaborar todos, absolutamente todos, para en-
contrar una formula que venga a solucionar, patri6-
ticamente, a resolver, patri6ticamente, todas nuestras
graves dificultades; y no es asi, sefiores liberals, no
es asi, sefiores de la Mayoria Liberal-Popular, no es
asi como se puede encontrar el camino mejor para
resol.ver los problems cubanos; es necesario mante-
ner la templanza en el procedimiento y utilizar la
mayoria de los votos de que se dispone para resolver
las dificultades en 61 transcurso de la sesi6n ajustan-
dose a los preceptos del Reglamento y a las reglas
parlamentarias, para obtener leyes que el Gobierno
necesite.
Hemos creado nosotros un hecho grave con la apro-
baci6n de una ley que el pais rechaza y de la que el
Poder Judicial ha protestado, porque con la aplica,
ci6n de esta ley se le da una intervenci6n a los tri-
bunales militares. El Poder Judicial entiende que
no tiene garantias suficientes para conocer de las
leyes de explosives, y la aprobaci6n de esa ley por el
Congreso'de la Repfiblica ha determinado la renuncia
formal del Presidente del Tribunal Supremo, que se
retira a la vida privada amargado por esta decepci6n.
La aprobaci6n de'esa'ley ha ereado otro conflict.
Ha dado lugar a que el militarismo tome cuerpo y
a que en la ciudad de Santa Clara haya surgido un
incident entire un military y un Congresista, que ha
motivado declaraciones del Secretario de Gobernaci6n
en el sentido de que en casos analogos debe ser dete-
nido el Congresista, sin tener en cuenta su calidad
de tal Congresista.
Y esa ley ha dado sus niaturales resultados; ha pro-
ducido sus legitimas conseciuencias, y la Camara, con
su aetitud, se ha sumado a esas iniciativas del Eje-
cutivo Nacional y por eso' esc que establecoos 'hoy
nuestra protest frente al hecho producido por la CA-
mara, frente a la ley misma; protestamos de que se
dude tambi6n de las actividades del Poder Judicial ;
protestamos de la intromisi6n del militarismo en la
administraci6n de justicia. Y vea la Camara que yo
formulo el concept militarismo, que no significa en
man'era alguna que yo dude ni tenga sospechas res-
pecto a los militares, porque una cosa es el militaris-
mo y otra cosa son los militares. El Ej6rcito en sa
buena acepci6n, en su buen concept, es algo serio, es
muy necesario para la conservaci6n del orden y de la
independencia en todos los paises, pero cuando se pro-
duce el exceso de militarismo, cuando los militares
intervienen en la administraci6n de justicia sustra-
y6ndole facultades al Poder Judicial, entonces cons-
tituye un gravisimo peligro para el desenvolvimiento
de las actividades civicas en los paises regidos demo-
craticamente. Y esto se ha hecho entire nosotros con
la aprobaci6n' radical, violent y fuera del Reglamen-
to de la ley que le da a los militares esa potestad pa-
ra conocer de las violaciones de la Ley de Explosivos.
Esta minoria protest de ese acto y desea que su
protest conste en el DIARIO DE SESIONES, porque la
estima como una falta de esta mayoria y como una
extralimitaci6n del Gobierno en sus actividades y con-
signamos nuestra protest para un future en que la
Historia pueda juzgar de las actividades ciudadanas
y se pueda poner remedio eficaz a todos los errors
que hoy padecemos, porque el mal que hoy padecemos
no se remedia cori la fuerza military *ni con el milita-
rismo imperante.


Yo p6 que ahora toda la protest es baldia; estamos
en moments parecidos a aquellos de la 6poca colo-
nial, en que el Capitan General espafiol, con amplias
facultades y atribuciones, disponia, a su antojo, de
vidas y haciendas en todo el pais, y cuando surgia la
protest, aplicaba aquel adagio espafiol que decia:
"Yo pego y ti protesta" Yo s6 que estamos en el
moment ese en que hay uni Gobierno que dice tam-
bi6n: "Yo pego al pueblo, y que proteste"
Pero no es asi como lograremos hacer que un pais
vuelva a la normalidad. Triste es confesarlo. No es
s61o la responsabilidadidel Gobierno la que se enfren-
ta con la situaci6n hoy creada. Este grupo de la CA.
mara puede declarar que a despecho de la duda, de
la sonrisa, que a trueque de-la sospecha piblica, se ha
enfrentado con los problems que confront el pais,
hace tiempo, desde la reelecci6n del General Presi-
dente, como lo llama el senior Castellanos; se ha en-
frentado con los problems politicos graves que ha
confrontado la Naci6n, y ha venido proponiendo solu-
ciones a esos problems constantemente, y precisa-
mente el dia 13 de Abril, hace ya un afio, ante la son-
risa de duda del pueblo, con la duda de la mayor
part de nuestrps al-p)t:'s y c-i'ligiouil iio,. y con la
displiceneia de muchos RIpr,'s.-.ntiateI, llegamos a la
CAmara con una proposici6n de ley, pidiendo la re-
forma de la Con'stituci6n; y hoy hace un afio de esa
solicitud, que bAsicamente tenia este precepto: el de
obtener unas elecciones presidenciales, el afio 1932, y
cambiar una situaci6n de Gobierno, creando un status
legal distinto al que hoy padecemos. j Y qud oeu-
rri6 ? Tuvimos el apoyo de la mayoria liberal ? No.
El propio Presidente del Partido Liberal y Presiden-
te del Senado, por medio de una carta pfiblica, decla-
r6 que el Partido Liberal no podia, en manera algu-
ria, aceptar aquella reform. Y, sin embargo, aque-
lla media que entr6 en la Camara hace hoy precisa-
mente un afio, encontr6 el apoyo del senior Rafael
Guas, Presidente de esta Camara, y del senior Car-
melo Urquiaga, leader de la mayoria Liberal-Popular,
que mantuvieron con calor esta idea en el seno de su
colectividad.
Dias despu6s el Partido Liberal, en pleno, acepta-
ba ]a Reforma Constitucional, aunque con criteria
distinto al de nosotros. Ganaron la batalla en el seno
de su. colectividad el senior Guas Incln y el senior
Carmelo Urquiaga; y la Camara aceptaba, por mAs
de cien firmas, la Reforma, donde convergian dos
proyectos en un punto capital important para lle-
gar a una soluci6n: una elecci6n en el afio 1932 para
transformar el Gobierno, total y definitivamerite. Y,
sin embargo, sectors de la oposici6n visible, no acep-
taron semejantes medidas, y nos quedamos en la CA-
mara debatiendo, con nuestras conciencias tranquilas
y con el apoyo de algunos buenos cubanOs que en sus
casas opinaban que 6sa era la buena media, y con
el consensus de algunos otros que estimaban que esa
eraJa soluci6n tambikn. Y esa iniciativa nuestra que-
Id6 latente en el Congreso, hasta que vino uin estado
revolucionario.
Esas revoluciones, como explicaba el senior GuAs
Inclan, si son temibles en exceso, cuando triuLfan,
!o son tambien cuando vencidas, porque entonces
se recrudecein las actividades del Gobierno. Despues
de la revoluci6n volvimos ,a esta CAmara a buscar
soluciones para impedir que el pais se desenvolviera
bajo un estado de amenazas mAs graves. Logramos







4 DIARIO DE SEIIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


restaifar, ripidamente, ciertas discordias y con una
labor de gran intensidad, mientras se decia que no
so creia en esas medidas, mientras se levantaba la
suspicacia y la sospecha,. se reproducian nuestras acti,
vidades con el ahinco de nuestro patriotism para bus-
car la paz en los hogares cubanos, y firmemente nos
'encaminamos, con el concurso del Presidente de esta
CAmara, tras diversas gestiones hasta obtener la li-
bertad de los press politicos. La media se logr6,
sin. ..-ii.ild., sin pacto, sin ventajas para el Gobier-
no que se estima triunfante. La media se desenivol-
vi6 con la actividad necesaria .hasta lograr nuestro
objetivo, dando el Gobierno un paso de advance y dan-
dolo nosotros tambi6n con las garantias political que
se obtenian. Pero no logramos que. 6ste fuera el cri-
terio de toda la oposici6n. Sectors avanzados man-
tuvieron posiciones de violencia mayors. El Gobier-
no, aprovechando esa actividad de las violencias, o
creyendo que era la 6nica oportunidad que se le Iwr'-
sentaba, empez6 entonces a tomar mCdidas mXs vio-
lentas, y he aqui que en medio de esa agitaci6n politi-
ca, este nficleo de Representantes de la CCmara ,,
tenia ya posibilidad de volver a un program politi-
co y dar al pais la sensaci6n, remote, de star den-
tro de una vida i g1'al. porque hoy, hay que confesar-
lo, vivimos sin escuelas, sin institutes, sin la Univer-
sidad. El juez ha pirdido toda su personalidad.
Ioy vivimos bajo el ,militarismo y la fuerza, que es
la que represent al Gobierno, y en ese estado de
cosas y ante esa situaci6n, surge un nicleo de Con-
gresistas en el IirlaiiiIn-o, que dispone nuevas me-
didas de violencia y restablece, en moment inopor-
tuno,'leyes militares, estableciendo el powder military.

SR. SAN PEDRO (EMILIo) (interrumpiendo): La
ley es transitoria.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.); La responsabilidad
parece que se va a cernir sobre los distintos secto-
res, de Gobierno y oposici6n. Es necesario no conti-
nuar por esa send. El Gobierno tiene la mayor 'res-
ponsabilidad en estos mementos hist6ricos, y la tie-
no, porque el Gobierno es el que imprime toda acti-
vidad, toda funei6n tutelar, e imprime la norma quo
debe seguir y la imprime porque el Gobierno tiene,
en la acci6n tutelar que ejerce, la fuerza para impo
n'erla. El Go;-b nri,,: esth en el caso de ir restringien-
do y terminando con esas medidas de policia y para
casos como el que sefialaba el senior San Pedro, pero,
mientras, es necesario restablecer las garantias cons-
titucionales, es necesario: volver a la vida constitucio-
nal del pais, es necesario darle al juezel caricter que
debe tener y el ri-speto de.que debe estar investido,
y entonces podremos todos los que en este pais pien-
sari que alguna soluci6n debe darse a nuestro proble-
ma entrar en las actividades political y continuar en
la march civica en busca de soluci6n a los proble-
mas que perturban a la vida cubana. Es necesario
derogar esa ley falsa'mente puesta en la Gaceta Ofi-
cial y por eso nuestra protest de esta tarde; es ne-
cesario quitar de la Gac.eta Oficial una ley que no
existed, ni existi6, porque jams pudo haber existido,
ni existi6, porque el Congreso no le imparti6 su apro-
baci6n; es necesario quitarla porque afecta, lo quo
es mis grave afin, al buen confcepto; afecta a la vida
ciudadana de todo el pais. Esta ley crea y aumenta
el militarismo, esa ley crea y perturba much mis y
vosotros pod6is pensar...


SR. GAR CA, RAMOS (SALVADOR) Pero ha acabado
con las prActicas terrorists.
SR. SAN PEDRO (EMILIO),: S. debe estar de
acuerdo con lo que voy a exponerle, y es lo siguien-
te: Que todos los cubanos que sientan por su Patria
il,.1ni cooperar a traer la ijiiini,.liijad que ansia el
pueblo y a eso debe cooperar S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : All, vamos. 'Esa
ley, hoy, parece que ha producido el resultado que se
esperaba, y de eso se vanagloria la mayoria Liberal-
I'opuar; en eso se apoya para mantener la 1.-y sil
embargo, sin esa ley, sin' necesidad de esa ley, ha-
brian tambien de terminarse los atentados terroristss:
SR. SAN PEDRO (E 31ILI'.: Si S. S. se hiciera soli.
dario de traernos esa normalidad, la tranquilidad que
deseamos. tenga S. S. la seguridad de que esa ley des-

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S, S. va a oir
Iui- no s6lo me hago solidario de busear soluciones
para traer la normalidad, sino que tambi6n tengo ,el
valor suficiente para que eri estas cirneustaneias es-
peciales, iniciar el,eamino hacia.la normalidad; hacer
todo lo que humanamente sea possible para traer una
situa.cin arm6nica. Sin esa ley, podian haberse ex-
tinguido, si existiera una verdadera policia, los aten-
tados terroristas, porque la ley no supreme el atenta-
do. El atentado se evita cuando se detiene al author o
inductor, cuando se quita al agent quo lo produce, y
la ley pudo Il,:'l.rs. hecho dAndole facultades extra-
ordinarias a los propios jueces, no dejindolos someti-
dos a la condici6n en que ahora se encuentran. La
ley pudo haberse dictado dando potestad a los propios
tribunales ordinaries parh que pudieran ripidamente,
llevar una .sanci61i contra los atentados terrorists;
pudo haberse dictado dando garantia a los ciudada-
nos, dandole garantias a todos los ciudadanos para
perseguir, en casos muy excepeionales, esos atentados
peligrosos; la ley, en una palabra, pudo haber sido
ley, pero no motive, motor, base esencial, como lo
consideramos nosotros, de mayor perturbaci6n; aten-
tado a la propia legislaei6n y a la (organi.:actidn do
los tribunales cubanos.
Por eso, sefiores Representantes, nosotros impugna-
mos el acto realizado por la Camara e impugnamos
tambi6n la ley en su mdula. y esencia. La CAmara
de Representantes debe de plotia' que ella, pQr su
contact con el pueblo, por su estrecha vinculaci6u
a la democracia, por su representaci6n popular, es la
Ilamada a iniciar prop6sitos y programas,y cprrientes
de opinion, corrientes political, para hacer que Cuba
vuelva *al estado normal e impedir que la perturba-
ci6n se haga cada vez mayor.
Nosotros iniciamos ese program y no tuvimos la
suerte de que se sumaran a 61, fuera de este Congreso.
todos los sectors de opinion. Hoy anhela el cubano
una soluci6n, busca una formula salvadora, quiere el
cubanq, buscar, repito, una formula para salvar este
enorme conrflicto. I Es possible, pregunto yo a la Cg-
mara, que vivamos, tranquilos, con fe y confianza, si
se aprueban leyes de esta naturaleza; sin saber que
soluci6n vamos a darle a muches, muchisimos que es-
tfin en las prisiones, que no saben cuando sera el dia
que salgan de su exilio, cuanto tiempo va a durar su
sufrimiento, su prisi6n? 'No, sefores, no es possible,
mantener durante tanto tiempo a muchas personas







DIARlO DE 'ESIONES DY LAI C.\MARA iDE 5IIRESE'1'ANTLS


alejadas de sus funciones naturales, political y eco-
n6micas; no es possible continuar desangrando al pais
sin darnos cuenta que de esa manera la perturbaci6n
es mayor y la vida political y econ6mica cada dia so
resentiri m6s. No; la Camara tienie el deber, la Ca-
mara tiene la obligaci6n de detenerse frente a estas
actividades extraordinarias que el Gobierno asume;
pararse frente al estado de agresi6n; iniciar un pro-
grama legislative, pedirle al Senado que apruebe las
leyes que garantizan los derechos civicos aprobados
por esta Camara y pedirle al Ejecutivo que no con-
tinfie en ese terreno de pleino militarismo; pedirle que
no continfie dictando medidas extraordinarias, frente
a la oposici6n, para poderle decir que tiene medios de
ir a la vida normal, legal y constitutional y eontinuar
dentro de las actividades civicas que, como politicos
y como representatives de una demoeracia. nos in-
cumben.
Nosotros emitimos esta tarde esta opinion y levan-
tamos nuestra protest, porque estamos dispuestos,
aunque se sospeche de nosotros por muchos que no
quieren paz ni inteligencia etre cubanos y aun con-
tra el criterio de los mas apasionados, estamos dis-
puestos, afin dentro de la situaci6n especialisima que
hoy impera en Cuba, estamos dispuestos, a-in recibien-
do la sonrisa de los. esc6pticos,, estamos dispuestos a
ser los que iniciemos en el campo de las labores le-
gislativas una formula para buscar soluci6n y reme-
dio al mal que nos aflige y venga, en cambio, la luz
y la prosperidad y la armonia entire todos los cubanos.
(Aplausos.)
Pero frente a ese estado de cosas, frente al momen-
to actual, frente al heeho producido por la Camara,
frente a ]a argucia que podemos llamar torpe, frenite
al hecho de la aprobaci6n de la ley que concede a
los militares intromisi6n en la administraci6n de jus-
ticia, frente a esos heehos, elevamos nuestra protest
consignada en la Moci6n que hemos presentado a la
Mesa de la Camara y que deseamos que conste en el
DIARIO DE SESIONES, y esperamos que en dias mejores
la responsabilidad de cada Congresista pueda produ-
cirse cumpliendo con su deber y no siguiendo, a paso
aventurado, que en el orden politico leva el Ejeeu-
tivo, en su desesperada vida political y econ6mica.

(Aplausos.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : El senior Frey-
rle de Andrade tiene la palabra para explicar su voto.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONTZALO): El grupo
parlamentario ortodoxo ha querido que sea tan s61o
,la voz de su jefe, el senior Carlos ,Manuel de la Cruz,
la que se levante para impugnar, en la CAmara, esta
noche, el acto censurable realizado por un pequefio
grupo de la Mayoria de esta CAmara en la tarde del
16 de Febrero del corriente afio, aunque el senior Carlos
Manuel de la Cruz, en atenci6n a que yo tengo a mi
cargo la defense de los estudiantes procesados, acusa-
dos en el primer consejo de guerra que a la sombra
'de esa ley ilegitima habra de celebrarse maiiana, qui-
so hacer conmigo la deferencia y la concesi6n de que
yo tambi6n explicara mi voto en esta sesi6n'; pero
han sido tan elocuentes las palabras del senior Carlos
Manuel de la Cruz y tan contundentes sus argumen-
tos, y pesan en mi animo tanto las sfiplicas de los
otros compaileros del Comit6 en el sentido de que yo
no able esta noche despu6s de haber hablado el senior


Carlos Manuel de la Cruz, y me cuesta tan poco tra-
bajo guardar sileneio cuando habr6 de hablar Imalfi
na en el Consejo de Guerra, que no quiero insistir y
renuncio al uso de la palabra.
(El seo-r Garcia Montes se dirige a la Presidencia-
y entrega el siguiente escrito en que razona 'su voto):
"He votado que si, porque estimoque ese acto re-
fleja una .sesi6n validamente celebrada. Existiera o
no el quorum en ella (y no tengo razones para dudar
que existiera) es una regla que siempre ha seguido
la Camara que el quorum se presume siempre.. Na-
die pidi6 que se comprobara, y por consiguiente la
presunci6n pudo reglamentariamente nati,:i.:-ri
Recuerdo muchas ocasiones en que esa presunci6n del
quorum ha salvado leyes de extraordinaria iiiIortan-
cia para la Naci6n. No haee tampoco a la validez de
la sesi6n que comenzara a las dos de la tarde, por-
que el Reglamento lo autoriza, y es s6lo una prActica,
una costumbre, que comience a las tres. La sesi6n,
pues, se efectu6 sin violar el Reglamento. Pudo ha-
ber,sido una habilidad, pudiera demostrar la necesil
dad de tomar acuerdos que sefialen una hora fija para
comenzar las sesiones, pero no es, repito, una sesi6n
antirreglamentaria o illegal. En cuanto a la ley que
se aprob6 en la sesi6n dil.v-ll.t, quiero ali:I11.u que
en la forma transitoria o temporal en que se vot6 la
estimo necesaria. La situaci6n que prevalecia exigia la
adopei6n de medidas extraordinarias que pusiera fin
a la angustia y zozobra que producia una canpafia to-
rrorista cuyas victims eran en el mayor nfimero de
casos, personas inocentes; frente a hechos de, esa natu-
raleza, yo, que soy contrario a las jurisdiciones es-
peciales, que estimo peligroso substraer al ciudadano
de la jurisdicci6n de los tribunales, vot6 esa ley, se-
guro de que s6lo por las circunstancias indicadas voto
esta CAmara la referida ley."
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Por eumplir un dictado de
mi conciencia, y por cortesia hacia el ilustre compa-
nero senor Carlos Manuel de la Cruz, deseo expli-
car mi voto, ratificando la cabal manera coi que en-
tiendo qu6 hizo perfectamente bien la Camara al apiro-
bar el acta de la sesi6n anterior, y lanzar algunas
ideas, no como refutaci6n a las por 61 brillantemente
expuestas, aunque no por mi compartidas, porque
creo que todo aquello que un hombre pfiblico expresa,
y maxime cuando lo hace como en este caso, en' re-
presentaci6n del grupo conservador ortodoxo, mere-
ce, por lo menos, la cortesia de una contestaci6n.
Hablaba mi distinguido compafiero, hiil.-,.1l: histo-
ria de c6mo en un dia memorable del pasado afio, y
de este propio mes, un grupo de hombres de buena
voluntad trajo a esta CAmara un program amplio
de reforms que iba a ser un bAlsamo de paz en medio
de las enicrespadas olas del apasionamiento. Cierto
es ello, y lo es tambi6n que no s61o el Presidente de
la Cfmara, sino el que tiene el honor de hablar, come
leader de la MVayoria, que entonces expresaba el sen-
tir unanime de todos los que pertenecian a ese comi-
t6 parlamentario, al igual que los miembros del Co-
mit6 Parlamentario Conservador official, que ;n.'-''.-.
ron con verdadero anhelo y con verdadera devoci6n
ese program, sino tambien el Senado de la Ropfibli-
ca, y el propio senior Presidente de la Repfiblica, que


. ',/."; / ( ',








6 DIA.\Rl DE SESIONES DE LA OAMARA DE -: IR ':KE-.NTANTES


envi6 un .I. ,i' ie a ese fin, pensando que bien valia
el '. .. I.I l ir.. de periods, que se pedia, el apair-
guamiento, en las Inchas entabladas.
Aquella generosa actuaci6n que se llev6 a cabo en
*esta 1 I1 .1 soe .1~1,1 .. -..W- iii. 'i ..l en el senol
de una ebmisi6n interparlamentaria .uando nos sor-
prendi6 a todos la revoluci6n del pasado mes de Agos-
to del afio anterior. No he de calificarla. Las idea's
siempre deben mcrecer respeto, y creo que aquel con-
iinl.. de ciudadanos, entire los cuales formaban algu-
nos compafieros nuestros, buscaban la salvaci6n de
la patrip, .tal como ell.os la concebian; pero .nosotro'
nos vimos precisados, pensando en la Patria y con
la misrna alteza de miras, a combatir la revoluci6n.
TrnI i el 'rino'ipii. que sustentiibamos, porque reloha-
zamos las iniculpaciones de que s61o el egoismo nues-
tro ..i. .i.,,,.' a contender tal cual lo hicimos; y los
hechos posteriores han demostrado con cuinta benig-
nidad el Presidente del Poder Ejecutivo se ha mos-
trado siempre dispuesto a tender cualquier petici6n
que en ose sentido hiciera el propio Congreso.
No fun suficiente I, !. In para que terminara el
,l ..;'i. ii..i.;..i... y desdichadamente conitinu6 el mis-
.m enicono y la misma ansia desmedida,, por muy le-
gitina que pudiera ser, ;l.--,l, a mi juicio, para cohar
abajo todas las instituciones legales que regian :i.'--.
tra Repiblica.
Pudimos tener, tal vez, alguna duda de que el pue-
blo no estaba con nosotros; pero llcg6 la reorganiza-
S:.I de los partidos, despues de un censo -'siii|- tI-
inente depurado, de setecientosr mil electores que
fueron enumerados convenientemente,-con sorpresa
para todos, tal vez para nosotros mismos, que no ereia-
mos que despuis de aquella ardorosa campafia pu-
diera Ilegarse a ese resultado--, quinientos cincuenta
mil electores se afiliaron a los tres partidos que ha-
bian sostenido la i1,,t,ir.'riii, de Gobierno que habia
ilevado adelante todo lo que significaba el regimen
actual.
La realidad es esa. En el propio municipio de La
Habana, donde cada cual actfia tan libremente como
en los restantes de la Repiblica, pero mas aun por
encontrarse mas cerca de todos los organismos oficia-
les, y de todas las censuras que pudiera I *'.' --, de
noventa y un mil electores, seten'ta y cuatro mil se
han afiliado en los tres partidos. I Despu6s de eso,
cabe insistirse, como afirmaba el senior Carlos Ma-
nuel de la Cruz, que el Gobierno, el Poder Legislati-
vo y las demas instituciones actuales marchan a es-
paldas del pueblo? Evidentemente que no. O ese
pueblo es completamente inconsciente, y en este caso
n'o amerita que se derrame la sangre, porque es un
: i1-l,,1 ineapacitado. Pero yo entiendo que es cons-
ciente, y que es muy important que a pesar de cuan-
to se ha dichq, numerosas personas se han afiliado
a los tres partidos, y s6lo una pequefia parte de la
opinion pfiblica, muy respectable, pero en minoria a!
fin, no esti satisfecha con lo que actualmente .tene-
mos, y por eso protest. Esa inconformidad debiera
orientarse por nuevos rumbos, tal como enunciaba
aqui el senior de la Cruz, por la via legal, contendien-
do en los pr6ximos comicios, para derrocar al Gobier-
no en la forma que debe hacerse, en las urnas.
Sit. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Con la veriia de su
s.on ii, voy a hacerle tina pi.qiui-a intir.-ir,:-i.6n. El
hecho de. que se inscriban los electores en los partidos


po iticos no puede producer en el campo de !a doctri-
na, ni aun ideol6gica, que el I i1,1. i, ,i' las ilegali-
dades y errors del Gobierno; porque muctios de esos
electores inscriptos, son los que forman part en las
protests contra esas extralimitaciones del Gobierno;
pero ademas existe este otro ccho, fuera del campo
i-I .', -l ..' .. 31. I,. de los electores inscriptos en el
propio Partido Liberal mantienen su protest, como
puedeocomprobarlo S; S. en peri6dicos y opinions, de
las actividades y extralimitaciones del Gobierno, con
las que.no estin conformes, y ademins dentro del seno
de esa mayoria hay muchos Congresistas que mantie-
nen opinions contradietorias acerca de esas activi-
dades gubernamentales. E.i.-r.-i ; l. por lo tanto, un
dereclio ciudadano, afilihndose a un partido, no im-
plica apoyo ni sanci6n a las extralimitaciones guber-
namentales.
Sn. CASTELLANOS (i.' '"(JEL) : Adems les ha cos-
tado much, trabajo a los liberals inscribir ese nl-
mero de personas.

SR. URQUIAGA (CARIMLO) : No comparto su ma,-
nera de pensar, porque despu6s de la crudisima eam-
pafia hecha por hombres del prestigio y arrastre per-
sonal del General Menoeal, pidiendo a sus partidarios
que no se afiliaran a los partidos politicos, el hecho
dl. que una abrumadora mayoria tuviera a orgullo afi-
liarse a esos partidos militants, demuestra todo lo
contrario. La Habana, es un ejemplo donde mds fa-
cilm ente podem os c.i,~1 .,irl .... -.pi.-u ,i I ii-i en I, qi r
respect al Partido Liberal, cuyos partidarios forma-
ron cola para inscribirse, cuando precisamente por ser
el partido del Gobierno ,debi6 haber sido el mis com-
batido, el que sufriera todos los ataques. Asi no fu6, y
por 1o tanto, esos individuos han prestado su aquies-
cencia a todo cuanto el partido del Gobierno ha rea-
lizado. No creo que el hecho de que algunos elemen-
tos hayan establecido determinadas protests, y esta-
blecido, por candidates derrotados, recursos de orden,
legal, generalmente, pueda significar de manera al-
guna que ellos estaban de acuerdo con Jo que hicie-
ran los Gobiernos en las 6pocas anteriores, y no .con
6ste;. porque, repito, o son inconscientes, o siendo eiu-
dadanos de clara vision debieron. comprender que afi-
liarse a un tercer partido era hacer bueno lo reali-
zado antes y I1. nii...ii.,, lo hecho ahora, y en vez de
inscribirse de nuevo en el Partido Liberal se hu'bieran
dado de baja, cosa que s6o1 se estk realizando en pe-
quefia cantidad.

SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO) : ,Me permit el se-
for Urquiaga? El sefor Urquiaga esti prestando,
desde luego,,a mi juicio, un flaco servicio a la causa
de tornar a la normalidad political y a la lucha civic
que con su habitual elocuencia preconizara el senior de
la Cruz, porque despuis de oir al senior de la Cruz,
yo, que tenia dudas sobre la posibilidad de volver E
la lucha civica, me siento sin fe despues de oir al
senior Frrl.n;i 'ai porque el senior Urquiaga ha decla-
rado y mantiene la teoria de que volver a esa lucha
civic supone hacer suya y compartir la responsabi-,
lidad del Gobierno present y la obra del partido del
Gobierno. Comprender6 el senior Urquiaga que esa
tesis es la que mantienen los sectors de la oppsici6n
contra los que luchamos, a los que nos liaman politi-
cos. Claro que es precise organizarse en partidos o
luchar dentro de los partidos, y ellos nos cierran las
puertas diciendo'que de esa suerte se consolida el Go-
bierno actual. porque se asume la responsabilidad del








1)IARIQ DE SESIONES DE LA (:MAItR DE REPRIFFENTANTES 7


Gobierno. Vea el senior Urquiaga de qu6 manera
esti destruyendo la bella labor patri6tica del senior
de la Cruz y digo bella labor porque la soluci6n de
todos estos problems lo dice uno que por cir-
cunstancias eventuales se fu6 a la revoluci6n --ha
de buscarse en a. lueha civic.
St. URQ'IAGA (CARMELO) : Yo creo que S. S. no
habria de volverse atris de sus prop6sitos, porque no
encuentre plausible la argumentaci6n que esgrimia a
favor de lo que esfimaba un respaldo para esta situa-
ci6n, porque desde luego es ficil hacer un distingo
en'tre los que se afiliaron anteriormente, sin condi-
ciones, y los que ahora, en el future, no pueden rea-
lizarlo, haciendo la aclaraci6n de que ellos no enten-
dian ni aceptaban como buen o realizado, sino que
tornaban a la lucha civica dentro de la realidad de
los acontecimientos y que no podia ser confundida su
actuaci6n como la de aquel otro entusiasta que se afi-
li6 al Partido Conservador, aceptando sus responsa-
bilidades, y que por to tanto habria una sittta'i6n
desigual para ellos. Yo quiero recordarle en ese
sentido, y sin que estinme (que en la comparaci6n hay
grand difereneia, porque las ideas son las que igualan
a los hombres-- para mi el gran Victor Hugo, en
cl or'dn de las ideas, es tan notable como cualquiera
quc sustente ideas,-- que las ideas lo regulan todo;
pues bien, Victor Iugo fu6 un contrario fervien-
te, como saben los -.,i-, -., Representantes, de la ins-
tauraci6n del Tercer Imperio en Francia, o mejor di-
cho, del Segundo Imperio, que elev6 a la primer.
magistratura a Napole6n III; lo combati6 y fu6 al
exilio y estuvo durante algunos afios combati6ndolo
de manera denodada, hasta el extremo de haberse da-
do en Ilamar al grupo que le seguia "los olimpicos".
Estaban en un alto plano, todos los respetaban, pero
Francia seguia si ritmo normal, los ciudadanos, sin
preocuparse gran cosa de la protest de aquel grande
hombre, tambinr segulan ejerciendo todas sus funcio
nes, y un dia Victor Hugo, en una de sus genialida-
des, determine trasladarse a Francia, dando la expli-
caci6n de que el pueblo franeds en su gran mayoria
aceptaba todo aquello que 61 combati6, luego, debi6
ser 61 quien estaba equivocado, y que la mayoria de los
-ciudadanos de Francia tenian la raz6n.
Entieindo que la protest mantenida por este grupo
de ilustres compafieros nuestros y otros ciudadanos
que se encuentran fuera de la CAmara, el dia que esos
ciudadanos de la oposici6n se compenetren de que el
pueblo,, por una raz6n n otra, no les sigue y se a-i-
lian al partido que respalda el Gobierno, realizando
asi una acci6n' ajustada, que para otro seria un prin-
cipio equivocado, pero que debe merecer respeto y
aunarse a aquello que la mayoria dictamine; el dia
que esto suceda, ellos tambi6n prestarrn su coopera-
ci6n, pues no creo que pueda haber claudieaci6n ni
nada deprimente en esto, sino un respeto a la mayoria.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Nos interesa muy
macho aclarar este particular, que ya anteriormen-
te explicaba el distinguido compafiero sefior Martinez
Fraga, el hecho de que en un estado de reorganiza-
ci6n political fijense bien los sefiores Representan-
tes el hecho de que en un estado de reorganizaci6n
political el pueblo o una gran mayoria, o un niimero
considerable de electors, vaya a inscribirse en los
partidos politicos, no puede representar nunca la san-
ci6n a las- actividades y actitudes political de esos
partidos en el pasado, porque los ciudadanos saben
'que van a inscribirse en los partidos, con la finalidad


de que sus asambleas van a ser removidas, do que esos
puestos van a ser ocupados por hombres iiv\..--, con
ideas distintas, y que muy bien pueden traer otri
estado, otra corriente de opinion; que van al seno de
esa Asamblea a luchar para orientar de distinta ma-
nera al partido, para renovarlos de arriba abajo, des-
de el jefe maximo hasta el filtimo soldado; esto quie-
re decir, que habrk una renovaci6n de sus hombres,
renovac-i6n pr.lcticas, en resume, renovaci6n, de todo el p I-,i.
Es decir, que si S. S. pudiera estimar que esa gran
inscripei6n se ofrece a i6erito de que el pueblo, va
a respaldar la actitud del pasado, la actitud de los
partidos Liberal, Conservador y Popular, si S. S. cree
oso, esta equivocado, porque puede ser que ahora, en
las elecciones de estas asambleas surja un nuevo Pre-
sidente parq el Partido Liberal y un nuevo.Presiden-
te para los otros partidos, eon distintas, con nuevas
orientaciones, que encauzarin a los partidos politicos
y harkn una vida indiscutiblemente Ilena de paz y
llena de tranquilidad.

Pero hay algo mts, si nosotros queremos resolver
el problema cubano, tenemos que hacer saber a la
conciencia de muchos hombres que no hay mAs que
dos caminos para legar a la resoluci6n de este gran
problema: uno, imponiendo la revoluci6n triunrfante,
el otro, por medio de las luchas ciudadanas, de las
urnas. MVantener en estps momentos'la interrogaci6n
de la revoluci6n es harto peligroso, confuse y de gra-
ves consecuencias para el Estado cubano; ir a un
studio legal, es una soluci6ni que puede caber eon es-
tos moments, dejando aparte sus ambiciones, y de-
jando aparte la actitud tutelar del Gobierno; en este
caso es inftil sefialar a la opinion pfblica que es un
deber ir a las actividades civicas para coincidir con
los partidos pfiblicos, que hacienda un program de
oposici6n, logre la verdadera fiscalizaci6n de los ac-
tos del Gobierno; porque ulia de nuestras grades con-
fusiones es que no tenemos ni partido de oposici6n
ni partido fiscalizador, pues el hecho de que en la
Cimara de Representantes se refinan veintid6s hom-
bres, sin que tengan un partido politico que los res-
palde, no puede significar otra cosa que una activi-
dad parlamentaria, pero no una corriente de opinion,
de oposici6n en el pais; pero coincidiendo con el cri-
terio .expuesto por el senor Martinez Fraga, y sin
mantener una oposici6n revolucion'aria que haga exi-
gencias al Poder, pudiera llegarse, por actividades
political, por aetividades ciudadanas, a una 1iielm en
que se desenvolvieran actividades nuevas por los mis-
mos o por otros dirigentes del Partido Liberal, que
acaso vean la necesidad de cambiar de program, de
cambiar de actitud; porque no es el pais el que quie-
re que se mantenga la oligarquia. Nosotros ya hemos
pasado, y de esto tengo que haeer una 1, ".l'.lii di-
gresi6nr. De la oligarquia se pasa a la dictadura y de
la dictadura a la tirania, pero el pais no quiere man-
tener la oligarquia ni la tirania sostenida por el Go-
bierno del General Machado, sino que quiere que haya
actividades civicas, luchas por actividades ciudada-
nas, y eso solamente es lo que explica claramente que
el pueblo, en masa, haya acudido a inscribirse, en las
pasadas afiliaciones political.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Continia en' el
uso de la palabra el senior Urquiaga.
SR. JRQTTIAGA (CARMELO): Me produce tanta sa-
tisfacei6n la tedis que desenvuelve S. S. que casi es-







8 DLIAIO DR SElil.NES DIR LA t AMAA DE lIU.PRFSFN'T1-'N'1'i


taba por abandonar mis arguments, pero no me atre-
vo a hacerlo, porque no la entiendo, tan franca y
abiertamente.
SPara tratar de demostrar por que todo eso se rea-
liz6, quiero significar que las afiliaciones de los elec-
tores se hicieron en cantidad superior a medio nmi-
116n con relaci6n a la anterior reorganizacion; y si
han podido ser una incognita esas afiliaciones, el 17
de Enero, dia en que se terminaron las inscripcion'es,
y que pudiera serlo todavia hasta el 28 de Febrero,
no lo pueden ser despues de dicha fecha, en que se
celebraron las elecciones para ,..-til ir las asambleas
municipals que lo fueron con un entusiasmo desbor-
dante, al extreme de hacerse necesario que el Congre-
so ampliara las horas de votaci6ni, dAndose el caso de
que en algunos barrios de La Habana, y me refiero a
las afiliaciones de mi querido Partido Liberal, exce-
dieron en tres a cuatro mil eleetores en un solo barrio.
Tal vez los que han estado actuando anteriormente,
por la abstenci6n de 'otros queridos compafieros, y que
obtuvieron los sufragios, est6n en visperas de que, al
coronarse la pirdmide que no es otra cosa riuestro
process electoral -- resulted nueNamente electos, y
esos mismos hombres, que han sido tan combatidos y
tan criticados por los. seiiores de la oposici6n, obten-
gan una nueva sancion, por el iufrliin. en unas elec-
ciones completamente legales y en las cuales, los tri-
bunales de justi'cia, de cardeter electoral, digan su fil-
tima palabra.
Quiero aclarar que el propio Partido Popular ha
tenido mayor cantidad, double cantidad de afiliados y
que nos interest grandemente que no fu6ramos des-
plazados de algunos o de todos esos puestos que ocu-
pamos al venir a contender en la lucha civic, no en
lucha en que p-iil;an figurar el Springfield o el rifle
modern, sino s6lo la palabra de los oradores, en lae
tribunas, en las propaganda que se hicieran...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) (interrumpiendo) :
Djcesele hacer, y vera c6mo surge la propaganda opo-
sicionista. No impidan el mitin, quiten la censura,
y veran c6mo los mitines se suceden y c6mo vuelven
los peri6dicos a ser otra vez voceros de la opinion:.
Sit. URQUIAGA (CARMELO) : Esas trabas a que S. S.
se refiere, sinceramente, las desconozco; son, tal vez,
las circunstancias. De ustedes, de la oposici6n, de-
pende que volvamos a la normalidad. Si hay sus-
pensi6n de garantias constitucionales no es porque el
S Ejecutivo tenga interns de nin'guna .clase en gobernar
con esa media constitutional. Que vuelva la nor-
malidad y habremos de encontrarnos en. las luchas
civicas.
Pero no quiero hacer mds extensas estas considera-
ciones, esperando que en pr6xima oportunidad pueda
ver e6mo se me conven'ce de que al ir a contender en
esas luchas, esos millares de afiliados de nuestros
propios partidos van a former en las filas de otro
partido, y al ser derrotados, nos sentiriamos satis-
fechos.
Y ahora voy a referirme a la sesi6n, a la c6lebre
sesi6n del 16 de Febrero. Voy a referirme a ella, en
sus dos aspects: en el cameral y en el aspect pfibli-
co. Cuil era la situaci6n en los primeros dias del
mes de Febrero ? Todos la recordamos: dias hubo
S en que estailaron seis o siete bombs. Leimos, con


espanto, quie niflos y ancianros, y personas ajenas por
complete a todas ,esas luchas entabladas, caian come
inmolados, ante un Dios sin misericordia. Aquella
,.iiil.,ifa malvada, tan falta de valor personal---pa-
ra mi todo el' que arrostra y pone en peligro su vida,
por ln ideal,, merece respeto y admiraci6n, no asi
aquel que lo hace en la sombra-parecia que iba a in-
vadirlo todo; era precise una media de emergenicia,
era precise algo que pusiera coto a aquellos desmanes,
y de ahi la necesidad de esa ley que trata de poner-
nos bajo el fuero de tribunales militares, tribunales
que he tenido el honor de elogiar y aplaudir en esta
propia Camara, por sus fallos justos, bien conocidos.
Eilos deberin conocer y reprimir esos desmanes terro-
ristas y no los tribunales civiles que, como su nombre
lo indica, son, mhs bien, para 4pocas normales y pa-
ra delitos comunes, contra los cuales no precisan el
tiempo ni se lucha con a pa -.i;,,,ii.ii t.:,
(En qu6 forma se'a t'.'l.'l- esa 1'.-y Desde luego, re-
chazo que fuera de manera illegal. Hay un precepto
del Reglamento, el articulo 54, si mal no recuerdo,
que establece que las sesiones comenzardn a las dos
en punto; y despues, agrega al final, que serAn /vdli-
das si comienzan dentro de la hora siguiente. Si no
era habitual que se comenzara a las- dos y quiero acep-
tar que no lo era, si afirmo que hay precedents de
multitud de sesiones que han comenzado antes de las
tres de ola tarde. La oposici6n, en dias anteriores,
con una habilidad que soy el primero en, reconocer,
,obstruccion6 la aprobaci6n de esa ley, evitando que
se discutiera, tal como hubieran sido nuestros deseos.
Se aprob6 alas dos de la tarde, y si habia o no quo-
rum, ahi esta el acta, y la sanci6n de los votos de la
mayoria absolute de la 'Camara, que la ha firmado.
Si pudiera haber sido otro el .prop6sito que motive la
aprobaci6n de esa ley que estimibamos patri6tica,
muchos de nuestros compaieros le hubieran retirado
su voto, cosa que no han hecho.
SI: CASTELLANOS (,MANUEL): No habia mAs que
trece y aparecen ahora setenta y uno.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Repito que eso es algo'
que ha sido sancionado y ratificado por el voto de
los que no han desmentido su concurrencia a la sesi6n.
Ahora bien y voy con esto a repetir algo que fu6
dicho ya en una interrupci6n al senior de ]a Cruz por
el senior San Pedro-- cu.l ha sido el resultado de esa
ley? Ha habido procesamientos, ha habido conde-
nas a prisi6n por un tiempo exagerado, ha habido fu-
silamienitos? No ha habido nada de eso. La'ley s6lo
ha servido, a mi manera de vdr las cosas, para devol-
ver la tranquilidad al pais; a esa ley aehaco yo la
virtud de haber terminado con los atentados terroris-
tas, sin que el Cuerpo Juridico del Ejercito haya te-
nido que movilizar Consejos de Guerra, en gran ni-
mero; s6lo ha tenido que actuar para coqocer de pe-
quefias infracciones. Bendita sea esta lcy!, repito,
que sin' derramamientos de sangre y sin dolores de
ninguna clase, concluy6 con una situaci6n de vergiien-
za para el pueblo cubano, pues, como dijera el senior
Carlos Manuel de la Cruz, ]a manera noble de comba-
tir es con la visera levantada y no de manera tortuo-
sa, en horas de la noche.
SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO) : Mafiana comenza-
rin los Consejos de Guerra. Yo, que no he tenido
relaci6n ninguna con los individuos que colocaban
bombas, y no me explico c6mo esa medicine de
le ley que hoy ha ratificado la Camara de manera







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPREESENTANTES 9


expresa, ha paralizado la campafia de terrorism, o si
ha sido que se ha, acabado la dinamita, o que ha
surtido efecto la campafia general de pacificaci6n' del
pais, que hemos librado numerosos elements de la
oposici6n, la que ha producido tan buenos frutos, por-
que el procedimiento empleado antes de la aproba-
ci6n de la ley por el Congreso, para reprimir esos
actos, no es ni ha sido distinto al empleado antes do
votarse por el Congreso la ley, pues cuando se que-
ria suprimir un individuo todos sabemos que desapa-
recia, o aparecia preso en algun'a parte, despu6s de
haber sido incomunicados los detenidos por la poli-
cia y por el Ejercito.
De modo que no veo por part ninguna los efectos
sorprendentes de esa ley, ni nos dice nada el hecho
de que en el tiempo transeurrido desde su aprobaci6n
por ]a mayoria, no se haya celebrado ningnri Conse-
jo de Guerra, porque empiezan mafiana, conociendose
de la c6lebre causa del autom6vil-bomba que sorpren-
dieron en Marianao antes de aprobarse esta ley, y
no olvide S. S., senior Urquiaga, que hay un articulo
en la ley que dice que podran som.eterse a la juris-
dicci6n military todos los acusados por causes pen-
dientes con'sideradas por infracci6n de la Ley de Ex-
plosivos, quitandole de la mano las causes correspon-
dientes a la jurisdicci6n civil, para entregArsela a la
jurisdicci6n military. S. S., que es abogado, compren-
der la enormidad juridica del principio, aunque no
lo quiera declarar asi.
De modo que quiero dejar sentado que una vez
ratificada esta ley, hoy, mafiana mismo, empezarh a
producer sus efectos y servird para juzgar delitos con
anterioridad a su promulgaci6n.


quilidad popular. Y ahora quiero manifestar a nues-
tros queridos compafieros que es preciso que disipen
toda sospecha de que pueda haber de nuvstra part
agresi6n hacia ellos al aprobar, en la fo'rmn lqu so
hizo-que quiero conceptuar de algo d.o Ihnbilidad
reglamentaria-y que no nos guiaban esos n'.vilt q(ue
hab6is expursto y recojo aquellos prop6sitos plausi-
bles enicaminados a contender en el terreno ciuldada-
no, porque creo que en esa forma solamento e(s como
consolidaremos la Repfiblica, que no se now di6 colo
un regal del Cielo, sino quo nos vino como prodiucto.
de ingentes sacrificios de cubanoS que durnit,- cniatro
d6cadas supieron darlo todo por Cuba sacril'ifando su
amor propio, sacrificando su hacienda, sactri'fi-nrldo
sus pasiones para que hubiera una Repfibli:na rue Itor
ser bella en el orden pict6rico, de riqueza grade en,'
el orden de la economic, no debe sufrir las Iconlvulsio-
nes de quienes debieran considerarse como lermano.;,
aunados en un alto ideal: el engrandecimionto de la
L'atria y la consolidaci6n de la Repfiblica. que sofia-
ron Marti, Maceo, CEspedes y todos los graudi.s d,'
nuestra Patria.
(Aplausos.)
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Se va a dar lee-
tura al acta del dia 4 de los corrientes.
(El official de actas la lee.)
Sn. PRESIDENT (GuAs INCLIN): I So aprueba el
acta
(Senales afirmativas.)
Aprobada.


SR. MENDOZA (MARIO) : El caso es que ro han so- Se va a dar lectura al aeta del dia 11 de los co-
nado ms bombs. E rrientes.
nado mfs bombas.


Sn. URQUIAGA (CARMELO) : S. S. dice que no ve
los efeefos beneficiosos de la ley, pero no habrA sen-
tido mhs bombs tampoco. En fin, mi prop6sito era
en esta filtima parte explicar la trascendencia de esta
ley, cuil ha sido el m6vil que ha guiado al Gobierno
y a nosotros los Congresistas a votar, porque entende-
mos, sinceramente, que con ello prestamos un verda-
dero servicio a la Repfiblica, que procedemos con pa-
triotismo y que -con ello estamos poniendo fuertes si-
llares para que se levante todo aquello que de manera
s6lida y firme pueda tender al bienestar y a la tran-


(El official de actas la lee).
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN):
acta?


jSe aprueba el


(Seliales afirmativas.)
Aprobada.
Habidndose agotado lo que habia sido' motivo de
la pr6rroga, se levanta la sesi6n.
(Eran las 7 y 35 p. m.)


IMP, p. tftRNANOpEY CS., OrISPO If. .Ama*




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs