Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01418
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01418
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIAiWll' DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO CUARTO PERIOD CONGRESSIONAL

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. LVII LA HABANA, Febrero de 1932 No. 29

Sesi6n extraordinaria de 15 de Febrero de 1932

Presidentes: Sres. Rafael Guas Incl3n y Silvestre Anglada Estrada

Secretarios: Sres. Jos6 R. Cruells Reyes y Jose Alberni Yance

SUMARIO

A las 6 p. m. comienza la sesi6n. Be da lectura a la convocatoria. El Sr. Castellanos propone se
altere la Orden del Dia, en el sentido de tratar en primer t6rmino el proyecto de ley del Senado
referente a la ampliaci6n de horas para elecc;in de comit6s primaries de los Partidos Politicos.-
El senior Guis Inclin se interest tambien por el inmediato tratamiento del anterior asunto, y soli-
cita sean retiradas las solicitudes de suspension de preceptos reglamentarios formuladas por dis-
tintos sefiores Representantes. Son retiradas esas solicitudes de suspension de precepts regla-
mentarios. En votaci6n nominal es aprobado el proyecto de ley modificando el articulo 291 del
C6digo Electoral. Hacen constar sus votos en contra, los sefiores Aguiar, Alban6s, Castellanos,
Fraile, Freyre de Andrade, Herryman, Martinez Fraga y Verdeja. El Sr. Freyre de Andrade
comienza a explicar su voto. El Sr. Urquiaga, como cuesti6n incidental, propone la pr6rroga
permanent de la sesi6n. El senior Gonzalo Freyre se opone. La Presidencia somete a votaci6n
la proposici6n incidental, sin debate. El Sr. Gonzalo Freyre planted la apelaci6n a la CAmara,
contra esta decision 'de la Presidencia, pero aplazando 6sta su resoluci6n hasta que termine la vo-
taci6n iniciada, con la protest de los sefiores Castellanos, Verdeja, Aguiar, Fraile, Martinez Fraga
y Freyre, y aclaraciones del senior Urquiaga, que solicita la estricta aplicaci6n de los articulos 95,
96 y 102 del Reglamento de la Camara. Terminada la votaci6n, es aprobada la declaratoria de
sesi6n permanent, por 68 votos a favor y dos en contra. La Presidencia pregunta al senior Gon-
zalo Freyre si opta por someter a la C;mara la apelaci6n anunciada, o por explicar su voto. El
senior Freyre opta por esto uiltimo, y usa de la palabra en tal sentido, siendo interrumpido por los
sefiores Urquiaga, Nifiez Portuondo, Bosch, San Pedro, Campos Martinez, Guis Inclan, Garcia
Montes, Martinez Fraga y Rey. Sin discusi6n es aprobada la totalidad y el articulado del pro-
yecto de ley modificando el articulo 291 del C6digo Electoral, con los votos en contra de los seno-
res Castellanos, Verdeja, Fraile, Freyre de Andrade, Martinez Fraga y Aguiar. El Sr. Castella-
nos propone la alteraci6n de la Orden del Dia, Ilevando a filtimo lugar el proyecto de ley del Se-
nado transfiriendo a la jurisdicci6n military determinados delitos que correspondent a la ordinaria
civil. DespuBs de aclaraciones de la Presidencia, el senior Urquiaga reclama la lectura de la pri-
mera solicitud de suspensi6n de preceptos reglamentarios para discutir inmediatamente el proyecto






2 DIARIO DE SDSIONES DE hA CAMERA DE REPRFFENTANTES

de ley de jurisdicci6n militar.-La votaci6n nominal puso de manifiesto la falta de "quorum", sus-
pendi6ndose por este motivo la sesi6n a las 9 p. m.


SR. PRESIDENT (GUIAS INCLAN) : Se abre la sesi6n.
(Eran las 5 y 55 p. m.)
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Pido que se pase lista.
SR. PRESIDENTE (( I -..- INCLiiN) : Se va a pasar lis-
ta, a pctici6n del senior Verdeja.
(El official de actas pasa lista.
'SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): IFalta algfn se-
fior Representante por contestar a la list?
(Silencio).
IHan respondido 67 scores Representantes.
Hay quorum.
Continfia la sesi6n.
,Se va a dar lecture a la convocatoria.
(El official del actas lee):
CONVOCATORIA,
De e(i',i .,;,rrl con el articulo cincucnta y site
del Reglamento de este Cuerpo Colegislador convoco
a la Camara de Representantes para celebrar sesi6a
extraordiinaia el pr6ximo viernes docec del corricnte
a las cinco de la tarde, a fin de discutir y votar lo,
siguientes asuntos: projects de ley del Senado, mo-
dificando la Ley de Procedimiento Militar; antori-
zando a los Clomit6s Ejecutivos Provinciales para de-
,signar las personas que procedan a constituir los or-
ganismos municipals y de barrio, en los casos en que
fuesen neccsarios. Proposici6n de ley, modilicando e
articulo doscientos ochenta y site del 'C6digo Elec-
toral. Proyectos de ley del Senado, autorizando al Tri-
bunal Superior Electoral para dictar disposiciones:
que habiliten horas extraordinarias en las labores de
organismos electorales en aquellos lugares que exce-
dan de ochocientos electores; modificando el articulo
ciento sesenta de la Ley de Impuestos Municipales.
Continuaci6n del debate sobre el articulado de la pro-
posici6n de ley estableciendo la moratoria hipote-
caria.
Habana, 6 de Febrero de 1932.
Rafael Guds lncldn,
President.
SR. CASToLLANOS (MANUEL) : Pido la palabra, para
una cuesti6n incidental.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castellanos.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Sefior Presidente y se-
flores Representantes: He solicitado la palabra, para
proponer a la COmara que acuerde alterar el trata-
miento de las eyes incluidas en la Orden del Dia, pos-
poniendo la primer que se ha leido, y que se refiere
a la entrega de los ciudadanos no militares (o sea los
paisanos), a la jurisdicci6n military, para que sean
juizg,1 s en cuanto a delitos comunes. Esa ley es do
tal alcance, produce tal consternaci6n en el Animo,
que seguramente habrA de original un movido debate.
Yo me atreveria a pedir a la Camara que pospusiera


el tratamiento de esta ley, y que se tratara primera-
mente la que concede un plazo para las elecciones en la
reorganizaci6n de los partidos el dia 28 de Febrero.
Es un hecho evidence, que el excesivo nfimero de ins-
cripciones en los partidos politicos en determinados
barrios, obliga al Congreso a tomar una media para
evitar que la aglomeraci6n de personas en el momen-
to en que se abran los Colegios Electorales que han de
regular la lucha internal de los partidos, produzca
problemnas de orden pdblico, que puedan impedir el
cjercicio del voto corrcspondiente, a los afiliados a
csos partidos politicos. Pido a la Presidencia que pon-
'a a votac6dn, como cuesti6n incidental, alterar el
tratamiento de la Orden del Dia, dandole preferencia
a la Icy political y dejando para el lugar que 6sta ocu-
pa, la ley que se relaciona con la jurisdiceci6n military.
(Ocupa la Presidencia el senor Anglaccs).
S S r Gus INCLAN (RAFAEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (ANG1ADA) : Tiene la palabra el se-
for Gui.s.
SR. GuAs INCLAN (RAFAEL) : ,-L,,, Presidente y se-
riores Representantes: Vine al hiemiciolo con el pro-
p6sito de dirii'ir un ruego, a todos mis cI..i,-p .,
tendiente a ]a propia finalidad dela petici6n que aca-
ba de hacer el senior 'Castellanos, -i,,.11.pi por camino
distinto. El -. Castellanos pedia ]a alteraci6n de
'a Orden del Dia, para tr'atar prcferentemente el
proyc. to de ley procedente del .Senado, que aumenta
las horas de la reorganizaci6n de los partidos el pro-
ximo dia 28 de Febrero. La finalidad que yo, persigo
cs la misma. aunque el *camino es distinto. No solicita-
ba la alteraci6n de la Orden del Dia, porque las sus
ponsioncs de preceptos reglamentarios gozan de prio-
ridad sobre las alteraciones de la Orden del Dia. lba
a dirigir, y dirijo, un rueIgo a todos los sefiores Repre-
sentantes, y al propio senior Castellanos, para que
acepten mis palabras; especialmente a los sefiores Re-
presentantes que han solicilado suspensions do pro-
Leptos, para que accedan a posponer el tratamiento o
el conoecimiento de las que ellos han presentado; y
para tratar, previa una suspension de preceptos re-
glamientarios, el proyecto de ley, procedente del Se-
nado.
La Camara de Representantes esta contrayendo una
responsabilidad, por negligencia, por omisi6n, ante
el pais. Esta muy corcana la fecha de reorganizaci6n
de los partidos. Hay barrios, come por ejemplo el de
Arroyo Apolo, en esta capital, done un partido po-
litico, el Liberal, ha afiliado mins de tres mil electo-
res. Hay diversos barrios donde han side afiliados
mis de dos mil electores; y es materialmente imposi-
ble que esos electores puedan votar en el corto perio-
do de tiempo que sefiala el C6digo Electoral. Por con-
siguiente, el defecto del C6digo Electoral de 1919,
que se creia una panacea para resolver todos los con-
flictos electorales, es evidence que provoca una alte-
raci6n del orden pfblico, porque cuando un precepto
es tan torpe, tan equivocado, que obliga a los electo-
res a votar en el corto period de tiempo sefialado de
unas horas, crea un conflieto electoral.
Per eso yo iba a dirigir a los sefiores Representan-
tes, sin distingos politicos, eualquiera que sea su posi-






DIARIO DE ISTESIONfS DE LA CAMARA DE 3EPREMENTANTES 3


ci6n dentro de los problems cubanos, que por la res-
ponsabilidad que la Camara de Representantes esta
contrayendo ante el pais, sefialada por la prensa pui-
blica dia tras dia, o indicindonos esa responsabilidad
y sofialAndonos el camino a seguir, queria ye que la
C'.',n, 'i de Representantes, sin entrar en otros pro-
bleuman, diese preference atenei6n a este asunto. Es
Bsle mi ruego a los sefiores Representantes que han so-
licitado suspensions de preceptos reglamentarios, y
al propio senior Castellanos, pues coincidimos en la
misma alta y noble finalidad que perseguimos.
Sn. VERDEJA (SANTIAGO'): Pido la palabra.
SR.. PRESIDENT (ANGLADA) : Tiene la palabra S. S.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: 'Como el ruego que ha formulado
el senior Guas lo dirige a 'todos los seiores iReprescn-
,tantes, me consider en el deber de hablar, por lo me-
nos en la tarde de :hoy, a nombre dcl Comit6 Conser-
vador 'Ortodoxo de la Camara.

Aunque es sabido de toda ]a CUmara, que el Comityi
Parlamentario Conservador 'Ortodoxo ha mianifestado
su prop6sito de abstenerse de toda actuaci6n political,
en estos moments en que el senior Guas, Presidente
de la Camara, formula un rucgo, siento decir que el
citado Comit6, habra de manifestarse en contra
de la ley a que hace referencia cl senior Guis, por una
cuesti6n de principios, reservAndose el deieclho do
mantener el C6dig'o Electoral en toda su integridad.

Esto Comit6 limilara su actuaciAn a votar en con-
tra del proyceto de ley a que hace referencia el senior
Guas Inelin, accediendo en cuanto al ruego que ha
formulado el distinguido compafiero.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : A reserve de powder
plantear el problema oportunamente, estoy conlorme
con la solicitud del senior Guis Incldn.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : -Se somete a votaci6n
la proposici6n del senior Guais Inclan.
Los que cst6n confomnes, se servirin ponerse de pie.
Sn. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ANGLADA) : Ya estA aprobado.
Snr. CASTELLANOS (MANUEL) : Se trata de una sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios, en la que so
edigo un determinado niimero de votantes. Reglamen-
tariamente, la votaci6n tiene que scr nominal.

SR. R-oDniGUEZ RAMiREZ (JUAN): Para manifestar
que los firmantes de varias peticiones de suspension d.e
preceptos reglamentarios, estan conforms en acceder
a que se dc preferencia a la presentada por el sciior
Guas.

.SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Para la suspension de
preceptos reglamentarios, es reglamcntario quo la vo-
taci6n sea nominal; y pido que asi sea.

SR. GUAs INCLAN (RAFAEI) : Antes de votar la sus-
pensi6n do preceptos reglamentarios, ldbe accederse
primeramente al ruego que si hizo.

SR. PRESTDENTE (ANGLADA) : Se va a dar leetura a
la petici6n de suspension de preceptos reglamenta-
rios.


(El official de actas lee):
Los Representantes que suscriben interesan de la
C'nmara la suspension de preceptos reglamentarios
que se opongan a la inmediata discusi6n y resoluci6n
del proyocto de ley del Senado, habilitando horas ex-
traordinarias en las labores de los organisinos elec-
Lorales.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a los quince dias del mes de Febrero de 1932.
(f.) Carmelo Urquiaga. Ernesto Menci6. An-
drds Trujillo. Ramiro Prez Alaribona. Silvestre
Anglada.
Sn. PRESIDENTE (ANGLADA) : .Se somete a votaci6n
nominal.
Los favorable contestardn que si; los contrarios,
que no.
(Se efectia la votacidn).
.SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Han votado 68 sefio-
res Representantes que si, y 8 que no.
(Votaron a favor, los sefiores: Acosta, Albarrdn,
Alemdn, Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera,
Alliegro, Aragonds, A. Barrero, O. Barrero, Blanco,
Bosoh, Bover, Bravo Sudrez, Campos Martinez, Camn-
pos Prieto, Carrillo, Castelvi, Cruz Ferndndez, Cruz
Gonzalez, Cu6llar, Cueto, Diaz Vald6s, Echeverria,
Eguilior, Finalds, Ga-rcia Montes, Garcia Ramos, Gon-
zdlez Miorales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlicr, Guds
inoldn, Haedo, Hernindez Leal, Inf'ante, Lekn, Ma-
drid, Mencio, ilMndez, M. Mendoza, N. Mendoza, Miyar,
Mola, Mora, N~iiez Portuondo, de Para, Parodi, Peia,
FPrez Maribona, Piedra, G. Pino, Ponce, Bey, Rodri-
guez Ramirez, Ruiz, San P'edro, Sdnchez, Trujillo,
Ubeda, Urquiaga, Valls, Villal6n, Zorrilla, Alberni,
Cruells y Angladaq.
(Votaron en contra, los sefiores: Aguiar, Albanws,
Castellanos, F'raile, Freyre de Andrade, Herryman,
Jiartinez Fl'raga y Verdeja).
Queda aprobada la suspension de preceptos regla-
mentarios.
Tiene la palabra el senior Freyre, para explicar su
voto.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra para
una cuestidn incidental.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Tiene la palabra cl se-
lior Urquiaga, para una cuesti6n incidental.
Sn. URQUIAGA (CAR-IEL) : Para que se declare per-
manente la sesi6n, hasta agotar la Orden del Dia.
.SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pido votaci6n
nominal.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Segfn el Reglamento,
la euesti6n incidental es preferente.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a votaci6n la
proposici6n del senior Urquiaga.
Los que cst&n conformes, votarin que si; los con-
trarios, que no.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Antes de la votaci6n pido
la palabra para una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (ANGLADA): Tiene la palabra el
senior Verdeja.






4 DIARIO DE iSESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


'SR. VERDEJA (SANTIAGO) : El senior Freyre de An-
drade tenia concedida ]a palabra para explicar su
voto. No se puede plantear ninguna cuesti6n inciden-
tal, en tanto el senior Freyre no haya terminado.
Sn. IIRQUIAG (CaRMBLO): Para una cuesti6n de
orden.
.SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Tiene la palabra el se-
fior Trquiaga.

Sn. URQUIAGA (CARMELO): El Reglamento, de una
manera terminate, ordena que las cuestiones inciden-
tales son preferences, por lo que pido que continue, la
votacid6n sobre la proposici6n que he hecho.


SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Hay una apelaci6n
del senior Freyre de Andrade; el derecho de apelar
es inaplazable. No es possible aceptar otra cosa. Seria
la primera voz que esto se hiciera en la C:mara.
SR. FRAILE (CARLOS): Se ha planteado una cues-
ti6n reagamentaria ante la Cimara, y la Presidencia
no puede sustraerse a ella.
SR. VERDEJA (,SANTIAGO) : Se estA votando la pr6-
rroga de la sesi6n?
(Reina una gran confusion en la .Cdmarai: todos
los senores Representantes se agitan y muchos hablan
a la ves).


SSR. PRESIDENT (ANGLADA) : Se estA votando la pe-
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONTZALO) : Desco hablar tici6n del senior Urquiaga.
sobre este incident.


Sn. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se va a comenzar la
votaci6n.
Sn. Fi.1'. i,. DE ANDRADE (GONZALO): Se me coloca-'
ria en situation de inferioridad, con respect. al se-
fior Urquiaga, si no, se me permitiera hablar como a
61 se Ie ha permitido.

Sn. CASTELLANOS (MANUEL): El problema que
planted a la -Chmara el senior Urquiaga, es el de pre-
sentar, en plena votacion, una proposici6n incidental
de pr6rroga de la sesi6n; lo cual no procede.

Habi4ndose votado una proposici6n como es la sus-
pensi6n de preceptos -li,,.lf:.ri.i dentro del or-
den de la votaci6n, caen inmediatamente las explica-
ciones de voto; y hasta tanto y esa es la verdadera
interpretaci6n que debe darse al Reglamento en este
extreme no se expliquen los votos que fueron emi-
tidos, no es possible considerar terminada la votaeil6n.
Eso es algo tan claro, tan diffano, que no comprendo
como pueda dar lugar a otra interpretaci6n. La vota-
cibn ha tenido lugar, las explicaciones de votos son
consecuencia de la votaci6n; hasta que no se expli-
quen los votos, no esti terminada la votaci6n.
Sn. PRESIDENTE (ANGLADA) : Pero el senior Urquia-
ga planted una cuesti6n previa y debe resolverse in-
mediatamente.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Pues yo apelo
ante la CAmara, de la resoluci6n de la Presidencia.

SR. PRESIDENTE (ANGLADA): Estamos en votaci6n.

Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Pero que es lo que
se estA votando?

SR. URQUIAGA (OCARMELO) : La pr6rroga de la se-
si6n.

SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNzALO): Yo he plan-
teado una apelaci6n ante la CAmara y Bsta debe re-
solverse preferentemente, porque lo contrario es in-
fringir el Reglamento y coartar mi derecho.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): El senior Freyre de
Andrade tiene raz6n, y debe someterse a la Camara
inmediatamente su apelaci6n.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Continfe la votaei6n.

SR. FRAILE (CARLOS): No puede ser eso. Al senior
Freyre de Andrade no se le puede cohibir su derecho.


SFalta algfin sefior Representante por votar?
(Varias voices: No he votado, no he votado. La. don-
fusi6n aumenta).
Han contestado 70 sefiores Representantes: 68 que
si y dos que no.

(Votaron a favor, los sefiores: Acosta, Albarrdn,
Alemdn, Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera,
Alliegro, Aragones, A. Barrero, O. Barrero, Blanco,
Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Camacho, Campos Mar-
tinez, Campos Prielo, Carrillo, Castelvi, Cruz Fer-
ndndez, Cruzi Gonzdlez, Cu6llar, Cueto, Diaz Valdis,
Echeverria, E,,,1';.,', Finales, Garcia Ramos, Gonzd-
lez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guds
Incldn, Haedo, Herndndez Leal, Infante, Leon, Ma-
.. '., -I'. i,,:i, MCndez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mi-
yar, Mola, Mora, Niiez Portuondo, de Para, Parodi,
P'ea.,a Perez Maribona, Piedra, G. Pino, Ponce, Rey,
Rodriguez Ramirez, Rubio, Ruiz, San Pedro, Sdnchez,
Toma, I' '.ii, Ubeda, Urquiaga, Valls, Zorrilla, Al-
berni, Cruells y Anglada).
(Votaron en contra, los sefores: Garcia Montes y
Martinez Fraga).
Queda, pues, prorrogada la sesi6n, con carActer
permanent.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo no he vo-
tado, senior Presidente. Ni siquiera he sido llamado;
no he oido pronunciar mi nombre.
SR. FRAGILE (CARLOS): Tampoco yo.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Pido, la pala-
bra, para una cuesti6n de orden.
.Sn. PRESIDENTE (ANGLADA): Tiene la palabra S. S.
SR. FiEYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo tengo de-
recho a, votar. No lo he hecho; estoy present y quie-
ro votar.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : El senior Freyre de An-
drade ha solicitado la palabra en su oportunidad,
para explicar su voto con relaci6n a la suspension do
preceptos reglamentarios. El Representante que habla
entiende que el senior Freyre estaba en el uso de la pa-
labra, cuando surgi6 la proposici6n incidental plan-
teada por el senior Urquiaga. El senior Urquiaga hizo
alusi6n, con anterioridad, al sefior Freyre de Andra-
de. El hecho cierto es el siguiente: se resolvi6 la pro-
posici6n incidental propuesta por el senior Urquiaga.
El Representante que habla entiende que debi6 ha-






DIARIO DE ISIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESEINTANTE.S 5

berse apela-do de la resoluei6n del Presidente, con an- mnara toda; os defiendo a vosotros que podeis encon-
tcrioridad a esta votaci6n, porque despu6s no puede i.rcaos mariana en las mismas condiciones en que yo
apelarse. me encuentro, como algunas veces os hab~is en efecto,
.>onwotrado y yo os :e defendido, mientras vosotros
.SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Es que ya estaba so,- protestbais y hasta apelabais a las armas, vosotros,
metido a votaci6n el asunto. u sois los primeros rebeldes de la Repfblica.


,SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Entonces se le va a lqui-
tar el derecho de explicar su voto al senior Freyre de
Andrade. Este tiene que explicar su voto.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Puede hacer use de la
palabra el senior Freyre de Andrade.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Senior Presi-
dente y sefiores Representantes: Ie encuentro en las
mismas condiciones morales en que me encontraria
si me hubieran conducido al Castillo de Atares, como
se ha hecho con tantos eiudadanos, y alli, se me hu-
biese dado tormento; porque la gravedad moral y so-
cial de los asesinatos, de los tormentos, de las lesiones
y de los vej.menes que la fuerza piblica infioge a los
ciudadanos, no consiste tan s61o en el dafio material
que sufre un hombre, sino en el ultraje a los derechos
humans y a las normas esenciales de la vida social.
La Presideneia ha atropellado mi derecho de Repre-
sontante, del mismo modo con que son atropellados y
ultrajados diariamente los derechos de los ciudada-
nos en las mazmorras de aquella fortaleza military.
SR. PRESIDENT (ANGLADA) : La Presidencia ruega
a S. S. que apele a la 'Cgmara, si quiere, de la reso-
luci6n de la Presidencia.
S&. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Apel6 a la Ca-
mara de la resoluci6n de S. S. en su oportunidad, y
S. S. no me atendi6; S. S. no quiso oir o no atend16
las palabras con que protestaba contra la infracci6n
de mis derechos reglamentarios; y es impossible qu!
nosotros, los que componemos la minoria, continuemos
cuncarriendo a la Camara en estas condiciones.
-Sn. PRESIDENTE (ANGLADA): S. S. desea someter
una apclaci6n a la Camara, contra la resoluci6n de
la Presidencia?
,SR FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : La oportuni-
dad ha pasado, porque la Presidencia, utilizando con-
tra el Reglamento, sus facultades, no me atendi6 cuan-
do planted la cuest16n. Me encuentro, pues, con res-
pecto a la Presidencia, en condiciones de inferiori-
dad para reclamar mis derechos, aunque la Presiden-
cia, sosteniendo un criterio personal interesado, en
este caso diga que no.
No es la primer vez que me siento atropellado.
Y no me import que se me atropelle, siempre que
est6 de mi part el derecho. Lo que me interest, siem-
pre, es no atropellar yo el derecho ajeno. Yo nuinc:j
he atropellado, ni he dejado de protester en contra
de que so atropelle, ni aln cuando nosotros estibamos
en el Poder, ni los derechos de los liberals ni los de-
rechos de nadie. S6lo ante la fuerza me inclino y
puedo declararme vencido, cuando la fuerza es ma--
yor; pero me inclino protestando contra el atropello
que se realize, confiando siempre en que la protest
ha de dar sus frutos, porque si hay dias tristes en la
historic de las luchas humans por el Dereeho, no
hay, en cambio, dias perdidos; y es tan intima la so-
lidaridad social, que cada ciudadano que defiende un
derecho suyo, defiende con ese derecho el derecho de
todos. En este caso es ficil comprender que yo no de-
fiendo un derecho privado que, si existed, no tiene tras-
cendencia ni me interest, sino que defiendo a la Ci-


STiene, esta situaci6n, trascendencia personal para
mi? No, en to absolute. Yo no defiendo ningin derecho
privativo o propio y, por tanto, no creo encontrarme
apasionado al defender mi criteria, a pesar de que
pueda apareeer lo contrario porque levante algo la
voz para hacerme oir en medio del alboroto general.
Mi persona y mis dereehos son algo accidental on el
debate: lo esencial y lo evidence es que tenemos que

reivindicar la normalidad reglamentaria.
SB. URQUIAGA ('CARMELO) : Mas respeto al Regla-
mento.
Sa. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): El respeto
que sus sefiorias no han guardado. Pero yo tendr6
oportunidad, seguramente, de hablar con la extension
neccesaria en esta sesi6n...

Sn. URqUIAGA (CARMELO) : Con much gusto lo es-
cucharemos. Precisamente hemos aprobado la sesi6n
permanent para tener la oportunidad de escuchar
a S. S. largamente.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Habr6 de ha-
blar largamente en contra de las leyes que esta noche
se pretend votar, y que significant un ultraje pfiblico
que repugna a nuestras propias conciencias.
SR. UQUIAGA ('CARMELO): Nuestras conciencias no
dicen eso.
SR. FRIEYRE DE ANDRADE (GONZALO): Yo no sosten-
go ni he sostenido, sefiores Representantes, que se pue-
da debatir acerca de la proposici6n de pr6rroga de la
sesi6n, que el Reglamento impone que se vote sin de-
bate. La cuesti6n por mi mantenida era. de equidad,
y la equidad esta afin por encima de la ley; porque
ia ley busea la justicia en general y la equidad se diri-
go al mismo fin, pero contempla el caso particular.
i, Por que pedi la palabra para combatir la proposi-
ci6n incidental de session permanent que hizo el se"
iior Urquiaga ? Amparado en la equidad que me daba
ia raz6n.
Sn. URQUIAGA (CARMEL) : S. S. pedia la palabra
para hablar hasta las ocho de la noche, como lo hizo
el otro dia, y evitar que la sesi6n se declarara per-
manente.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Yo, al pedir
la palabra, reclamaba el mismo derecho que S. S., que
labia usado de la palabra debatiendo esa cuesti6n, a
pesar del Reglamento, lo mismo que el senior' Caste-
llanos.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo no argumentaba, s61o
pedia a la Presidencia que me amparara dentro del
Reglamento, ya que el articulo 102 es terminante.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): La memorial
de todos los presents y las notas taquigrificas, ser-
viran de testimonio para probar que el sefor Urquia-
ga no se limit a leer el Reglamento, sino que argu-
ment6 sobre el mismo lo que le pareci6 convenient;
y por la misma raz6n yo tenia derecho a argumentar.;
El seiCor Castellanos tambi6n habl6 acerca de la pro,,






6 lITARTO )1 DF1, STO4NIP T1W IA (CAMARA ip" TVRTf'TA'"F'.


posici:6n incidental. Pero, dejando aparte este proble-
ma, lo mas grave es que la Presidencia no haya re-
suelto, en su oportunidad, someter a la decision de la
C6amara mi apelaci6n contra la interpretaci6n que di6
al Reglamento.
-SR. PRESTDENTE (ANGLADA) : El senior Urquiaga in-
voc6 el articulo 102, que dice: (lo lee):
"Articulo 102.--La proposici6n nfmero 5 del ar-
ticulo 96 bastard que sea presentada por an Repre-
sentante y se procedera a votar tambi6n sin discu-
sion '
La votaci6n no podia suspenderse.
'SR. URQUIAGA (CARMELO): Para que S. S. vea, se-
fior Freyre de Andrade, el error en que se encuentra,
ya que estimaba que era. una infracei6n mia el haber
leido el articulo del Reglamento, le voy a demostrar
a S. S., con el propio Reglamento, que yo tengo ra-
z6n. El articulo 128 dice asi: (lee):
"Articulo 128.-El que hiciere uso de la palabra
para una cuesti6n de orden, empezard leyendo o pi-
diendo que se lea el articulo 6 los articulos reglamen-
tarios conculeados, limithndose despu6s a terminal
brevemente en lo que ha consistido la infracci6n. Si
el President abrigare dudas sobre la euesti6n de or-
den podri someterla a la decision de la Camara; do
otra manera, darnh el Representante que la haya pro.
movido las correspondientes explicaciones, y resolve-
rd en el acto lo que proceda. De la resoluci6n del Pre
sidente, podra apelar, ante la Camara, el Represen-
tante que se consider perjudieado ".
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pedir que se
lea y leerlo, no es leerlo el interesado y argumentar.
Su. UrQUIAGA (CARMELO) : No ha entendido bien su
sefioria. El articulo 128, line segunda, dice asi: (Lo
lee) :
"Ley6ndolo o pidiendo que se lea". Yo opt6 por
empezar ley6ndolo.
.SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Y argumen-
tando: Y el senior Castellanos argument tambi6n. La
Prosidencia resolvi6 entonces no darme la palabra,
que yo pedi, y yo apel6 en ese moment a la Camara,
contra la decision de la Presidencia.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA): Su sefioria debi6 ha-
berla establecido antes de la votaci6n. La votaci6n ya
estaba ifiiciada.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pero, si preci-
samente mi apelaci6n iba contra la interpretacion
dada por la Presidencia al articulo del Reglamento
alegandp para negarme la palabra, que yo la pedia
para oponerme a esa votaci6n.
Pero dejemos estas cuestiones. No es extraiio que
la Presidencia no me comprenda, cuando ha demos-
trado no comprender tampoco el Reglamento.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA): No tengo la satisfac-
ci6n de poseer la inteligencia de S. S.
SR. URQUIAGA (CARMELO): La mayoria lo respalda.
.SR. 'CASTELLANOS (MANUEL): Eso es un cami6n de
Obras Pfiblicas. Es el Derecho el que debe respal-
darlo.


SR. FREYRE DEl ANDRADE (GONZALO)": Me interest
near, senior Presidente y sefiores Representantes,
que haya p'anteado la cuesti6n reglamentaria con el
deseo de obstruccionar, eomo vulgarmente se dice, y
hablando mnis castizamente, \de obstruirle, el camino
a esa ley de fueros militares privilegiados, que la
mayoria se ha reunido para votar en la tarde de hoy.
Por lo domas, esa obra de obstrucei6n mediante
largas horas de discurso, seria muy dificil en este edi-
ficio de tan nal.isimas condiciones acisticas, y sobre
todo hoy, cuando no funcionan las amplificadores,
porque sin ellos no puede uno hacorse oir de la CAma-
ra. Si el defecto so debe a una falta de atenci6n de
la ..i, .., la mayoria se lo perdonari; y siise debe; a
.i1. !i. i,,, de la Seeretaria de Obras Pfiblicas, se las
perdonaremos todos tambi6n, que ya muchas otras fal-
las hemos tenido que perdonarle.
No obstante, a mi me seria muy fiaeil hacer obra
de obstrucei6n, hablando hasta las doce, o hasta ma-
niana...
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Con much gusto.
.Sn. FREYRE DE ANDRADE ( GONZALO) : Pero no es de
obstrucei6n, la finalidad qne ahora persigo. Habia
pedido la palabra con el exclusive prop6sito de expli-
uar a la Caimara los motives por los cuales he votado,
hace unos moments, en contra de una suspension de
preceptos reglamentarios que permiti6 que se discuta
y vote con preferencia, en la orden del dia de hoy,
un proyecto de ley que modifica el C6digo Electoral;
y sobre esta cuesti6n voy a pronunciar breves pala-
bras.
Yo nunca, en esta Cimara, he votado ni he dejado
de combatir absolutamente ninguna de las modifica-
ciones que se han introducido en el C6digo Electoral.
No tuve, en cambio, el honor ni la ocasi6n de votar,
como un dia cercano vot6 esta Camara cuando yo no
pcrtenecia a ella, en favor del restablecimiento inte-
gral de ese C6digo, cuando ya no regia porque esta-
ba hecho un guiiiapo...
SR. BoscI (ANTONIO) : S. S. fu6 electo Represen-
tante con ese C6digo.
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Perd6neme
su sefioria que no contest en seguida su interrupci6n,
pero me ha ocurrido con ella lo mismo que con una
que me hizo hace breves moments el senior Urquiaga:
que no la he podido oir. Quisiera haber podido es-
cuchar esas interrupciones para contestarlas, pero la
vox no llega distintamente al lugar en que me en-
cuentro. Por eso no contest a S. S., como seria pars
mi un placer hacerlo.
Si yo hubiera formado parte de esta Camara y me
hubiera encontrado present en ella el dia aquel en
que, segfin me enter por la prensa, el Congreso y,
por tanto, la Camara, restableci6 en su integridad el
C6digo Electoral, yo hubiera pedido seguramente la
palabra y hubiera despu6s votado, desde luogo, en
favor del restablecimiento, pero hubiera hecho constar
que no creo en 61. El C6digo Electoral fug acordado
y promulgado en un moment de nuestra historic po-
litica en el-cual no existian luchas electorales cerca-
nas, y rigi6 hasta que surgieron esas luchas; pero en-
tonces el Congreso se reuni6 y, pudiera decir em-
pleando un simil, que le di6 tormento al C6digo Elec-
toral. En la Edad Media, cuando el tribunal de la






A 4 fRIC) JK DR IA. CAMERA 1WE REPU1UENTANTEg 7


Inquisici6n se reunia para darle tormento a un reo,
era consultado el fisico o m6dico de entonees, que
examinaba cuidadosamente al acusado e indicaba cud-
les eran sus lugares mis sensibles y dolorosos y el
limited a que podia alcanzar su resistencia, y eran tor-
turados esos lugares y .dentro de esos limits, evitan-
do herir aquellas parties vitales para evitar la muerte
del acusado. Esto mismo es lo que se ha hecho siste-
mdticamente con el C6digo Electoral, desde el mo-
mento mismo en que fu6 puesto en vigor. Quien se
hubiera echado a la cara, pues, el c6lebre C6digo, ain
despuis do. sufrir todas sus diversas modificaciones,
y no fuera ducho en cuestiones electorales, hubiera
podido career que regia en su casi total integridad, que
habian sido tan s61o articulos sueltos y sin trascen-
dencia los que el Congreso habia variado. Pero no erai
asi: eran los preceptos vitales, eran los articulos que
impedian el fraude y cerraban los caminos de la vio-
lencia. El fisico de la tortura los supo indicar bien.

Esos preceptos fueron derogados y se coloc6 en su
lugar otros que invalidaban por complete toda hon-
rada labor electoral. Y por eso hemos llegado a la
situaci6n en que nos encontramos. Por eso estamos
asi. Esos antecedentes nos han traido al cuadro que
presenciamos, de tan sangrientos y tan copiosos atro-
pellos gubernamentales a la Ley y a la Justicia.

De haberme encontrado present en aquella sesi6n
en que se reimplant6, en su perfect y primitive in-
tegridad, el C6digo Electoral, yo hubiera dicho que
no creia en ese alarde ni en esa demostraci6n de arre-
pontimiento que ofreeia el Congreso. h Es que soy yo
tan ingenuo, como para career que el C6digo Electo-
ral ha de regir en nuestras elecciones? Necesitaria
volver a la edad de siete afios, que es la edad de la
inocencia, para career en tamafio desatino.
Pero, el .C6digo Electoral no tiene ya necesidad de
ser modificado para que no rija, porque ya est'i dcs-
truido, vulnerado y anulado. Y, se ha seguido para
destruirlo el mismo camino que antes? No, segura-
mente. Non bis in idenm.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : &A qu6 se refiere su se-
fioria?
ISR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Busque su se-
fioria en el diccionario latino y encontrard la traduc-
ci6n, o, busque en su memorial; yo reconozco la cul-
tura de S.. S.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): Es justicia.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): QuB se lha
hecho y qu6 se esta haciendo ahora, para invalidar ei
C6digo? Ha modificado el Congreso sus preceptos
substancialmente, como antes, para permitir, por
ejcmplo, como entonces, que pequefios grupitos, inte-
grantes de comit6s ejecutivos, en las provincias y en
los municipios, se aduefien de los partidos e impon-
gan su voluntad a los electores, en toda la Repdbiica,
a espaldas del cuerpo electoral? Se han prorrogado
otra vez las asambleas? SSe ha repetido, en fin, lo
antes mal hecho? No, hasta ahora no. No, no se ha
modificado casi nada el C6digo Electoral; se ha hecho
otra cosa: se han emplazado verdaderas fortalezas y
baterias exteriores y, dosde ellas, se ha bomnardeado
y se ha destruido el C6digo. Y, la metralla que lo des-
truye, sabeis de d6nde viene? Viene de las ieyes de
fucros militares, como la votada con la amnistia, y


como la que se pretend votar esta tarde, las cuales
acaban de establecer en la RepTfblica el regimen de
la violencia y del desafuero. La metralla destructora
viene de las tirAnicas y viciosas practices del Ej6r-
cito y la Policia que, a espaldas de los jueces, infrin-
giendo la Constituci6n, han convertido las cdrceles en
permanent morada de innumerables ciudadanos de-
tenidos por sospeehosos, como en los mas tristes tiem-
pos de la 6poca colonial. Sab6is por qu6 no rige el
GC6digo Electoral? Porque donde quiera que se pre-
senta un vigilante de la policia o un soldado del Ej6r-
cito, cumpliendo comisiones, hay la sospecha de que
puede ser muerto o detenido un pacifico ciudadano.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : D6nde ocurre eso?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : En Marianao,
donde hace tres noches fu6 asesinado un pobre hom-
bre, a quien dos soldados sacaron de una casa y, en
la calle, le dieron el tiro de gracia en medio de la
frente.
SR. URQUIAGA ('CARMELO) : S. S., o esta mal infor-
mad o a sabiendas planted un asunto que no es asi.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) :6Yo, a sabien-
das, afirmo lo que es verdad.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo pudiera career eso,
cuando S. S. trajera todos los datos y aqui nos los
presentara. El individuo a que S. S. se refiere, y esto
todo el mundo lo sabe, hizo resistencia a ]a autori-
dad, dispar6 su revolver, y fu6 entonces cuando las
autoridades repelieron la agresi6n. Mientras su se-
iioria no traiga datos concretes, yo tendr6 el derecho
de decir que eso es una inexactitud. En todos los par-
tcs, en todos los peri6dicos, se hizo constar este hecho
que yo antes he relatado. No hay motive para decir,
como lo ha dicho S. S., que el Ejercito asesina, que
el Ej6rcito compete asesinatos a diario; el Ej6rcito,
cuando se ve atacado, cuando se le hace resistencia,
como en el caso ya citado, esta en su perfeeto derecho
de d-efenderse. Veo que S. S. lo que pretend es decir
aqui que los asesinatos se cometen por part del Go-
bierno. I Acaso los dos pobres policies que fueron ca-
zados en una ratonera y que fueron asesinados vil-
mente, puede decirse que no sufrieron las iras...
SR. F.REYRE DE ANDRADE (GONZALO): Acaso he pe-
dido yo la impunidad para los que cometieron esos
hechos? bNo se encuentran detenidos en las mazmo-
rras de las fortalezas numerosas personas, algunas a
todas luces inocentes, para responder de acasaciones
sobre esos hechos, que se dice por la policia que come-
tieron?
Y, los motives que tengo, senior Urquiaga, razonan-
do friamente, porque friamente tenemos que analizar
aqui estas euestiones, para levantar mi acusaci6n con-
tra la pareja de soldados en el crime de Marianao,
se completan con las palabras de su sefioria. En las
palabras de su sefioria, en efecto, me fund tambi6n
para afirmar que fu6 un asesinato...
.SR. URQUIAGA (CARMELO): Su sefioria ha interpre-
tado mis palabras caprichosamente. Me creo una per-
sona muy cuerda para hacer afirmaciones que pue-
dan interpretarse como que envuelven la declaraci6n
de un asesinato. Para eso se necesita demasiada su3-
picacia, porque no es possible pensar que venimos
aqui a lanzar injuries en contra del Ej6rcito, que es
una institucidn sumamente honrosa, pensando que






A h'TOiCI ~ I S10NIRR DH)1 LAAJAMARA D)R ~I':I'fl ~tI A'11"1'


esti poniendo en peligro la vida de los ciudadanos de
la Repfiblica. Ese si es un fln.i..ie a esta C6mara.
St. FnEYRE DE ANDPADE (GO~TZALO) : Voy a probar
al sefior Urquia.ga que en sus propias palabras puedo
basarme para ..limian que fueron dos soldados del
Ejcreito, perfectamente armados, los que dieron muer-
te, asesinindolo, a un ifl".:-'.,.. ciudadano. Y, Les
quo vamos nosotros a aceptar como norma que los sol-
dados (iel Ej6reito ascsinen a los press que conduz-
can
Sn. UIRQJIutAA (ICABMELO).: No ha habido tal asesi-
nato. Es una interpretaci6n err6nea de su ..i., ;.I Se
ha comnpro'bado fehacientemente que ese individuo, a
quien se le encontr6 un revolver con las cineo cap-
sulas disparadas, hizo agresi6n a los soldados del
Ejdrcito, que so vieron 'en la necesidad de disparar
sus armas contra 61, en defense propia. Ademls, se
ompprob6 que ese individuo llevaba documents com-
prometedores, que demostraban que estaba complica-
do en una revoluei6n. En esas condiciones no pucde
afirmarse que 6ste sea un asesinato.

SR. FRYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Yo Ilamo ia
atenci6d del ,'ci .r' Urquia'ga, que constantemente me
interrumpe, sobre la necesidad de no convertir el de-
bate en una dispute. Yo en la Cdmara respeto la opi-
ni6n de todos, pero tengo el derecho de que se me
respete la mia. En el sistema que seguimos, de cons-
tantes interrupciones, vencerdi el que tenga la voz
mas poderosa y no el que exponga razones mans con-
vincentes. Estoy exponiendo mis puntos de vista, sin
injuries para nadie y sin lanzar acusaciones gratuiLa,,
yino muy bien fundadas, contra soldados culpablcs
de delitos p" '-,-.ill.-., de oficio, y estas acusaciones
guardian estrecha relaci6n con la ley que se debate.
No traigo, en efecto, esta cuesti6n por los cabellos,
como vulgarmente se dice; y si acuso es porque tIl.-,-
que acusar, porque estoy demostrando la tesis de que
el C6digo Electoral, afin sin modificarlo substancial-
monte, ya no rige, puesto que ha sido anulado por
medio de leyes que influyen sobre 61 y por hechos que
perturban el cstado juridico dentro del cual el C6digo
estaba supuesto que rigiera, es decir, que los podereos
Ejecutivo y Legislativo, de comdn acuerdo, han des-
truido y siguen anulando y destruyendo la obra tras-
condental de 1919, fecha en que se di6 a. a lepdblica
un C6digo Electoral con ,garantias para todos.
SR. URQUIAGA (CARMMELO): VMe permit S. S. una
interrupc6n ?
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Perd6neme el
senor Urquiaga y permitame que no interrumpa mi
argumentaci6n.
No es possible .reer que una pareja del Ej6rcito que,
cumpliendo una comisi6n de servicios con 6rdenes
snnerior es o mniada nor suns nronios instintnas rimi-


personas responsables, que forman parte de la fr,. ',
piblica, sin que por eso acuse al Ej6rcito todo. como
instituci6n.
I Que heridas presentaba el cadaver recogido en Ma-
ria.nao? gPresentaba diversas heridas y .golpes, de-
mostrativos de un estado de lucha? No; el cadaver
no tenia sino una sola herida de bala, colocada estra-
t6gieamente en ia frente, sobre el areo superciliar de-
recho, porque la victim fu6 maniatada y asesinada
i,., i ..-..; ejecutada fuera de toda ley, sin sentencia
de ningin tribunal.
.';- I ..;.i..,.. (CARMELo): Esas son suposiciones
de su ,.,_ i..
Sn. F'EYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Ese es el he-
cho, que se destaca del testimonio de las cosas mismas
y no de la opinion variable de los hombres.
Sn. UTRQUIAGA (CARMELO) : Esa es una -deducci6n
de su sefioria. Y me alegro que lo manifieste, porque
yo en eambio podria recordar el caso del Oficial del
Jungado, que en plena Habana y ante numerosos, tes-
tigos, to hizo agresi6n a la policia que trataba de de-
tenorlo. Yo me quiero basar en que, igualmente, el
eiudadaino a que se 'referia su sefioria, al ver que lo
iban a detenor, le hizo fuego a la fuerza pfiblica.
Sa. FRaYRn DE ANDRADE (GONZALO) : S..S. estable-
ce una posibilidad de que los easos scan iguales, y yo
me baso en la certeza del hecho probado y concrete.

'Sn. NITNEZ PnTUO'NDO (EILIO) : Su sefioria va a
manifestar a todos los que estamos aqui, en su mayo-
ria abogados, que el que mas y el que menos tiene
alguna practice I i I ., no tan brillante como la de
su '. -! i -- que el Lecho de que un individuo reci-
ba un tiro en ]a frente, ha de .ser a quemarropa
,Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO),: 'Cuando en
una causa criminal y juzguemos por esa practice
S.... doclaran tan s61o 1, ti-.:- interesados en
probar una tesis de d, CI-i-mi, siendo estos testigos los
unicos presenciales, que es el caso en que se encuen-
tran esos dos miembros de la fuerza pliblica y, por
otra parte, existe un cadaver que habla elocuentemen-
te, por si, aunque se le haya silenciado por el hecho
de incluirlo entire los que no pueden hablar, sellados
sus labios por la muerte, qu6 hace el juez? Basar su
convicci6n en el testimonio mismo de los hechos y no
en el de los hombres; y el testimonio de los hechos,
en este caso, dice que esta victim ha muerto, no ya
de manera sospechosa, sino de manera franeamente
acusatoria para los soldados que la llevaban detenida,
los cuales no podran justificar su conduct ante nin-
giun tribunal ael mundo civilizado. Solamente quizis,
ante uno de esos tribunales de fuero military privile-
giado, que se pretenden crear por el Partido Liberal
en la Repfiblica, en la noche de hoy.


superiores-, o guadanorsusproiosinsints ci i
nales, asesina a un ciudadano, haya de ir despu6s al ,SR. URQUIAGA (CARMELO) : Su sefioria, al lanzar una
Juzgado a confesarse autora del asesinato. Es natural acusaei6n tan grave de asesinato, solamente trae, co-
que nieguen el delito, negando haber dado la muerte mo today prueba, una deducci6n intellectual exclusiva-
a la victim o confesindolo y tratando de justificar mente, con lo cual puede verse la seriedad con que se
su conduct con eximentes que salven su responsabi- hace oposici6n al Gobierno.
lidad. Eso viene haci6ndose sistemiticamente on mil-
tiples casos, que yo podria referir al senior Urquiaga. ,S. SAN PEDRO (EMILIO) : Para una pregunta, se-
Todos estos sangrientos heehos son dolorosamente cier- fior Freyre de Andrade: el senior Emilio Nuifiez Por-
tos, sin que mis palabras constituyan ni puedan cons- tuondo expresaba en qu6 forma podia career una per-
tituir una injuria, porque relate hechos concretos, sona, en el orden forense, que podia ser un hombre
perseguibles de oficio como delictuosos, y sefialo las maniatado para asesinarlo. Su Beiloria niega que el







DIARTO DE iSESLONES DR LA CMIkM A 11'-E REPI'PWE8ENTANTR 9


individuo tiene perforado el eraneo. La pregunta mia
es la siguiente: I Tiene el individuo completamente
destrozado el crAneo ~
SR. FIEYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Los revolvers
de calibre 38 no destrozan el crineo...
iSR. NCrEZ PORTUONDO (EMILIO): Luego, entonces.
no es calibre 45.
SR. FEEYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Entonces,
j niega su sefioria que fu4 la pareja quien le di6 muer-
te, mientras el senior Urquiaga reconoce que sit
.SR. SAN PEDRO (EMILIO): Cuando se dispara un
revolver calibre 45 y este revolver esti muy pr6ximo
a la persona que se quiere herir, la combustion que
produce los gases al disparar la bala, destrozan com-
pletamente el craneo o cualquier parte del cuerpo; es
decir, que ese hombre ha recibido ese tiro a larga dis-
tancia cuando 61 estaba haciendo la agresi6n.
SR. URQUIAGA (CARMELO): ,Exactamente como le
ocurri6 al General Caballero...
'SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : 0 como le ocu-
rri6 al pobre estudiante Alpizar, a quien sus aprehen-
sores han hecho desaparecer, sin que se sepa que ha
sido de 61, ni d6nde esti, ni si esta enterrado.
SR. URQuIAGA ('CARMELO): Pero se sabe que el es-
tudiante Alpizar mat6 al agent Olave.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Recibiendo 41
tres balazos en su cuerpo.
SR. URQUIAGA (CARMELO): jLo vi6 su sefioria?
-SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Lo vieron los
m6dicos y practicantes del Hospital Calixto Garcia,
de donde lo hicieron salir los Expertos de ia policia
para darle muerte. Ese es un hecho que su sefioria no
puede negar...
,SR. URQUIAGA (CARMELO): En cambio, su sefioria
no puede near que el Experto Olave fue muerto en
un acto de servicio, lo que constitute un delito...
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): No trato de
justificar el delito; pero 6ste no merecia el asesinato
de su autor; y, ademis, S. S. tampoco puede near
que el estudiante Alpizar estaba circulado, por los pe-
ri6dicos, y se habian ofrecido por la policia qui-
nientos pesos al que lo presentara vivo o muerto.
Sa. URQUIAGA (CARMELO): Eso seria en peri6dicos
de otros paises; en peri6dicos de !Cuba, niego que se
haya publicado eso.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) :Yo he redacta-
do oportunamente una denuncia de esos hechos, dirig-i
da al Fiscal del Tribunal Supremo y firmada por cin-
cuenta y un profesores de la Universidad, y se ha ins-
truido una causa criminal en la que esti probado
hasta la saciedad que el estudiante Alpizar se batii
a tiros con el vigilante Olave, al cual di6 un balazo
y que el vigilante Olave le di6 a 1l tres balazos; que
el estudiante Alpizar fu6 curado de urgencia en el
Hospital Calixto Garcia y, despubs de salir a la calle,
cerca del Hospital, fu6 apresado y hecho desaparecer
por tres experts de la Policia que le servian de cus-
todios. Esos hechos estin probados, como tambi6n que
esta Cimara vot6 una amnistia para los asesinos del
estudiante Alpizar, sin incluir en ella a los estudian-
tes...


SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo sostengo que su se-
Tioria no puede tener esa prueba y lo remito a que la
traiga a la CBmara. Nosotros pedimos la comproba-
ei6n de esos hechos, y tal vez su sefioria pudiera in-
formarnos de las bombas y petardos que a diario ex-
plotan en la ciudad.
-SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : No tengo obli-
gaci6n alguna de convertirme en Fiscal de la Repfi-
blica, pero puedo asegurar a S. S. que todos los que
han tratado, o todos los que la policia ha creido o sos-
pechado que han tratado de alterar el orden poniendo
bombas o petardos, han sido siempre perseguidos, gol-
peados y enearcelados...
SR. URQUIAGA (CARMELO): Su sefioria no puede de-
eir que ban sido golpeados. Han sido detenidos diver-
sos individuos y estin en la circel en estado de per-
fecta salud.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Pero, en cam-
bio, hay cuarenta y ocho estudiantes asesinados ya,
para que, lo sepa su sefioria. Y, mientras las circeles
y los cuarteles se llenen de estudiantes, las escuelas
piblicas, los Institutos y la Universidad se llenan de
soldados...
.SR. URQUIAGA (CARMELO) : Su serioria protest y en-
cuentra que eso esti mal. I De lo que se hace por los
estudiantes, se hace solidario su sefioria?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNzALO) : Podria abste-
nerme de opinar, porque ya he opinado. Por ser yo
professor de la Universidad y viendo que se echaba
sobre la familiar cubana el conflict estudiantil, trat6
de evitarlo con la mejor buena fe. LevantW mi voz de
conciliaci6n y aconsej6, propuse y hasta supliqu6, co-
mo lo saben muchos altos funcionarios del Gobierno;
y mis consejos a ellos principalmente dirigidos, tra-
taban de evitar que se repitieran los sucesos del 27
de Noviembre de 1871. Mi voz de conciliaci6n fu4
desoida, y los estudiantes, desarmados, fueron agre-
didos y muertos a tiros. Y, muy cobarde y muy men-
guada seria nuestra juventud, que es parte integrante
de nuestra familiar cubana, si no regara con so propia
sangre el camino por el que han sido conducidas sus
victims; si no ofreciera su vida, con honor y dig.ii-
dad, en sacrificio de sus compaileros asesinados.
Cuando los estudiantes, desarmados, caian en las
calls de la Habana, asesinados...
SR. URQUIAGA (CARMELO): Es que su sefioria se
hace solidario de eso, se siente satisfecho de defender
a los terrorists, que tienen al pais en complete esta-
do de intranquilidad y que estan procediendo de una
manera cobarde?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Su seiioria
me quiere llevar por un camino peligroso. Yo niego
que los estudiantes sean terrorists. Sus actos son la
consecuencia natural de los hechos imputables al Go-
bierno. Si mis consejos, dados mas bien que como pro-
fesor de la Universidad, como si fuera yo padre de los
alumnos, no hubieran sido desatendidos por el Go-
bierno, este no se encontraria ahora en la desesperada
situaci6n en que se encuentra. Estamos, desgraciada-
mente, frente a un Gobierno a quien ni siquiera ea-
lifico de perverse, porque yo no divido a los hom-
bres en buenos y en malos, sino en acertados y equi-
vocados, estamos frente a un Gobierno equivocado
e ineapaz, el cual, de todos los sistemas que pueden






10 M)TARTO DE SFESTONES DE LA ("MARA 1D T IEIPRM'ENTANTES,


ser utilizados para gobernar un pais, s6lo conoce y
emplea los peores y m'is sangrientos: las amenazas.
y las coacciones.
SR. URQUIAGA (CARMELO): No piensan asi los cua-
trocientos mil electores que se han afiliado en los par-
tidos politicos, en estos moments.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Eso si que es
falso. Es una gran falsedad todo ese censo electoral.
Todo eso es mentira.
;SR. URQUIAGA (CARMELO) : Entonces, ]a unmica ver-
dad es la que dice su sefioria.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : El Gobierno,
apelando como finico sistema al de ]a coacci6n, ha
atraido el hurac'n; y el huraecin es ciego y, una vez
que se desata, arrasa y barre todo lo que encuentra
a su paso.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Y, c6mo se combat a
los huracanes?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Con una anec-
dota voy a contestar a S. S., dando una nota un tanto
festival, entire las notas tragicas y agudas de esta se
si6n. Se acercaba el huracAn de 1926 a la Isla de Pinos
y el Alcalde, alarmado, telegrafi6 a la Secretaria de
Gobernaci6n: "El cicl6n se acerca, squB hago?" i
la Secretaria le contest: "Dejelo pasar".
Me interest insistir en la tesis "que venia desarro-
llando: a mi juicio se encuentra perfectamcnte demos-
trado que no rige el C6digo Electoral. Y, siendo esto
asi, ,c6mo podia presentarme a votar en favcr de un
ing6nuo proyecto de ley que trata de prolongar unos
minutes, o unas horas, las sefialadas por el CGdigo pa-
ra realizar determinadas funciones de la actual farsa
de reorganizaci6n? Si yo no creo en la verdad d.
esas afiliaciones de electores ficticios, que se pretend-:
que han de votar; si hace largo tiempo que s6 que, en
Ingar de votos en los Comites de los barrios, se estin
acumulando cdulas recogidas por la policia y por
los soldados, en los pueblos y en los campos!
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Y, S. S. I por qu6 C6digo
Electoral fu6 electo?
,Sa. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : El argument
que envublve la pregunta de .S. S. esta estudiado, aqui-
latado y calificado en la historic de la 16gica, que es
la ciencia que ensefia los criterios a que debe sujetar-
se el entendimiento human en la busca de la verdad,
y se denomina argument ad hominem y vuelvo con
otro latin para el senior Urquiaga (Risas). Y esto
que produce risas es, en el fondo, muy serio; porque
demuestra que el senior Urquiaga, en vez de argumen-
tar contra mis arguments incontrovertibles, no ar-
gumenta contra mis ideas, sino contra mi persona.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Su sefioria gno obedece
a ideas?
Sn. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : En mi intelec-
to, en efecto, se produce ideas, y de acuerdo con ellas
estoy tratando el problema que se debate; pero este
problema y mis ideas y afirmaciones acerca del mis-
mo no varian ni dejan de ser verdaderas, porque yo
haya podido o no observer determinada line de con-
ducta political. Mli tesis nada tiene que ver con mi
conduct; cualquiera que 6sta haya sido, la tesis que
vengo afirmando es siempre perfectamente clara.


Voy a tener el gusto de donar al senior Urquiaga
un tratado de L6gica que acaba de traducirse del fran-
e6s al e.1.1 .ri] y que rige como text% en la Universi-
dad Central de Madrid, debido al notable professor
Abel Rey, de la Universidad de Paris. Cuando el senor
Urquiaga lo lea, no volvera a dirigirme arguments
de esta naturaleza, porque en ese librito vera al maes-
tro dirigirse a sus alumnos, para ensefiar a la juven-
tud, que ese argument, es un argument de desecho.

SX. NREZ PORTUONDO (EMILIO): Podria contes-
tdrsele.
,S. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Podria con-
testarsele, dice el senior Ndfiiez Portuondo, y yo lo voy
a contestar. Yo estoy electo, ful electo y ser4 electo
.n eada moment hist6rico de la Repfblica, no de
acuerdo con las leyes o los principios que laten en el
fondo de mi conciencia, sino de acuerdo con los pre-
eeptos de las leyes aprobadas por el Congreso y que
ost4n en vigor. De manera que, en contra de mis es-
iuerzos y de mi actuaoi6n, en contra de mi palabra
y en contra de mi voto, el Congreso acuerda y son
promulgadas leyes malas a mi juicio; y yo, si no
decide retirarme de la vida political, no tengo mas
remedio que someterme a las disposiciones de esas le-
yes, que no responded a mis principios juridicos que
.*e han inspirado y se inspiran siempre en la mas hmi
pia pureza del voto.
Esos son los principios que he tratado siempre de
llevar al C6digo Electoral.
Sn. Guis INCLAN (RAFAEL) : IMe permit una in-
terrupci6n el senior Freyre de Andrade?
.SR. Fii. iKE DE ANDRADE (GONZALO): Con much
gusto.
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Tiene la palabra el se-
nor Guas Inclan.

SR. GuOis INCLAN (RAFAEL) : Es mi prop6sito ha-
cerle un ruego. Yo escucho a S. .S. con el deleite quo
me produce la manifestaci6n del talent, y, ain en
aquellos casos, como en 6ste, en que no comparto el
jriterio de S. S., la admiraci6n afluye natural por
el talent y por el verbo con que el talent se demues-
tra. Pero, es el caso, -.-ii..:, -Representantes, que yo
dirigi un ruego a toda la Cimara, a los que pensaban
de una manera y a los que pensaban de otra, para
que sin debate y con la consult previa, pudi6ramos
tratar el proyecto de ley procedente del Senado que
se limit a la habilitaci6n de horas para la reorgaui-
zaci6n del pr6ximo dia28 de Febrero. La Camara today
fu6 gentil conmigo, como lo ha sido siempre, incluso
ia representaci6n conservadora ortodoxa, y accedi5
al tratamiento inmediato de ese asunto, sin perjuicio
de que, en la votaci6n, los que quisieran hieieran cons-
tar su voto en contra del proyecto de ley. Practica-
mente se ha alterado el orden de la sesi6n, pero hay
muchos sefiores Representantes de los bancos de la
mayoria que, por el curso que lleva la sesi6n, screen
que seria convenient la suspension del debate para
otra oportunidad. El senior Freyre de Andrade ha do
tener oportunidad reglamentaria, en el debate quo
babrA de suscitarse acerca del otro proyeeto de ley del
Senado al que se ha referido, para exponer sus pun-
tos de vista, y yo me permit rogarle que reserve para
osa oportunidad el arsenal de sus conocimientos y quo






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


acceda a la sfiplica carifiosa que le dirijo, puesto que
parece ser el prop6sito de toda la CAmara votar in-
mediatamente ese otro proyeeto de ley.
.SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Sefior Presi-
dente y sefiores Representantes: Con much gusto ac-
cedo al ruego de nuestro ilustre Presidente, senior
Guis Inclhn; pero accedo inmediatamente, no sin an-
tes hacer constar que no puedo aceptar las frases dia
elogio con que me ha honrado, porque encuentro en
ellas tan s6lo una manifestaci6n, para mi muy hala-
giieia, de una corriente de simpatia de quo no son
esas frases el primer testimonio y a la cual yo siemn-
pre he correspondido gustoso, con verdadera admira-
ci6n a la noble figure de nuestro querido Presidente.
(Aplausos).
.SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Tiene la palabra el se-
fior Castellanos, para explicar su voto.
Sn. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Renuncio a la expli-
caci6n del voto, por los motives expresados por el se-
fior Guas InclJn.
'(Igualmente renunciaron la explicaci6n de sus vo-
tos los seiores Ni; (: Portuondo, Garcia Montes,
Martinez Fraga y Santiago Rey).
Sn. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se va a dar lectura al
proyecto de ley.
(El official de actas lee):
Rcpdblica de Cuba. Senado. Habana, 1.0 de
Febrero de 1932. Sr. President de la CAmara de
Representantes. Sefior: El Senado, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, aprob6 el proyecto de ley
que se acompafia, referente a fijar las horas en que
comenzaran y terminardn las elecciones a que se re-
fiere el articulo 291 del C6digo Electoral. Lo que
tengo el honor de comunicar a usted a los efectos de.
articulo 13 de la Ley de Relaciones entire la CAmara
de Representantes y el Senado. Muy atentamente.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente. Celso
Cuellar del Rio, Secretario. M. Rivero, .Secretario.
PROYECTO DE LEY
ARTICULO I.-Las elecciones a que se refiere el
articulo doscientos noventa y uno del C6digo Elec-
toral eomenzarin en todos los barrios a las siete de la
mafana y terminarhn a las site de la tarde, ini-
ciandose inmediatamente el escrutinio hasta con-
cluirlo.
ARTICULO II.-Se autoriza al Tribunal Superior
Electoral para que dicte las instrucciones, reglas y
disposiciones que scan necesarias para los barrios en
que las afiliaciones excedan de ochocientas, a fin de
garantizar el ejercicio ordenado del sufragio en las
elecciones dichas, pudiendo, a ese respect, modificar
en la parte pertinente el referido articulo del C6digo
Electoral y sus concordantes. Las reglas que dicte
dicho Tribunal serun aplicables, en lo pertinente, a
los barrios que no excedan de ochocientos electores.
ARTICULO III.-Las expresadas alteraciones s6lo
tendran el cardcter de transitorias y regirin exclusi-
vamente para regular las elecciones a que se contraen
los articulos anteriores en la present reorganizaci6n
political.
ARTICULO IV.-Esta ley deroga cuanto se oponga
a su inmediato cumplimiento y surtira efecto desde


el dia de su inserci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Sal6n de *Sesiones del Senado, en la Habana, a pri-
mero de Febrero de mil novecientos treinta y dos.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente. Celso
Cuellar del Rio, Secretario. M. Rivero, Secrctario.
Sn. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a discusi6n la
totalidad.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado, con los votes en contra de los sefiores
Castellanos, Freyre de Andrade, Verdeja, Aguiar,
Fraile y Martinez Fraga.
Se va a dar lectura al articulo primero.
(El official do actas lo lee).
iSR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a discusi6n.
(.S. -I ,1, 1,J).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El official de actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo tercero.
(El official de actas lo lee).
,SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a diseusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo cuarto.
(El official de actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (ANGLADA) : Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
(Ocupa la Presidencia el senior Guis Incldn).
.SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Para pedir que
esa ley, por ser procedente del Senado, paseo direeta-
mente al Ejecutivo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : tEsti conforme
la Camara, con lo propuesto por el senior Rodriguez
Ramirez ?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
Se remitirA directamente al Ejecutivq


-- -I -- ---


11






12 DIARIO DE S)STON'M DE IAA CAMARA DE REPRFLSFANTANTES


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN):-Tiene la palabra
su senoria.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo hubiera querido.
senior Presidente y sefiores Representantes, tener po-
der bastante, autoridad suficiente, para borrar del
DIARIO DE SESIONES, todas las frases, todos los con-
ceptos emitidos hace pocos mementos en esta Camara.
cuando se planteara el problema de que no podia cx-
plicar su voto el dignisimo e ilustre compafiero senior
Freyre de Andrade. Y hubiera querido que no cons-
tara en el DIARIO DE SESIONES esa actitud de mis ami-
gos y compafieros los integrantes de este Cuerpo por
los Partidos Liberal y Popular, porque esta noche, a
mi modesto juicio, ellos ban escrito una pAgina, en la
historic del Congreso cubano, que no honra en lo ab-
soluto ni prestigia los nombres de aquellos que pueden
intervenir en ese hecho en el cual se ha cohibido, se
ha privado el derecho de un Congresista en esta CA-
mara de Representantes. Yo, muchas noches, duranto
much tiempo, he venido a estas sesiones, sin apartar-
me del debate, y no habia scntido nunca el latigazo
de la injusticia cometida frente a mi persona; no ha-
bia sentido nunca en el hemicielo de la CAmara de Re-
presentantes, ni allA en el viejo edificio donde es-
thbamos antes, ni aqui en este fastuoso Capitolio don-
de estamos ahora, ni bajo la Presidencia del senior VAz-
quez Bello, ni la del Sr. Guis InclAn-no habia sen-
tido nunea, digo, el litigo de ]a injusticia restallando
en mi propia cara, y que tuviera yo que aceptarlo,
que tuviera yo que caliarme, por ser debil c insufi,
ciente mi personalidad para protestar frente a la in-
justicia misma. Y esta noche yo he tenido que aceptar
esa injusticia, y callar, porque no tenia otro modo de
protest que la protest airada; porque no tenia otra
posibilidad que la acci6n violent; agredir y matar
y no podia dejar de aceptar la injusticia para no lan-
zar al camino de la acci6n violent a mis amigos y
compaiieros, aunque ellos, equivocados, realizaran con
mi modest persona la injusticia, a sabiendas de que
la estaban realizando.
Yo no protest contra el Presidente provisional de
la ,CAmara. Yo no protest contra el leader de la ma-
yoria senior Urquiaga, que ordenaba, cual si fuera un
military en el moment del combat: "continue la vo-
taci6n". Yo no protest contra el Secretario que insi.
nuaba al official que.continuara diciendo los nombres
de los scilores Representantes; yo no protest contra
esos compaiieros, porque ]a protest seria persona],
baldia e indtil. Protesto contra la situaci6n que so
crea, contra el sistema que se establece. Yo trato de
impedir esta noche que el sistema se establezca, que
se continfne por esa line de conduct. Las oposiciones


sibilidad del dereeho nuestro. E's una injusticia; es
lo que se llama corrientemente un brava vulgar,. de
lo mils vulgar, de lo mas indefendible, la que se ha
dado esta noche por la mayoria. Era, y perd6nenme
el simil, un cami6n de Obras Pfblicas llevando escom-
bros y arrollAndolo todo a su paso.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Gracias por lo de los
escombros.
'SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Y es que cuando el
hombre se convierte en fiera, no puede comparArsele
con nada excelso; hay que compararlo, sin que en ello
haya mala intenci6n, con algo que produzca la sen-
saci6n del dolor que causa.
Realmente, la mayoria de la Camara se ha produ-
(ido en una forma que es consecuenoia de un error
cometido por esa misma mayoria en noche anterior.
Ellos ban querido vindicar lo pasado en la anterior
sesi6n. En aquella noche comenz6 el debate (ya lo
decia el se5or Urquiaga) y continue hasta la hora en
que debia suspederse la sesi6n, estando en el uso de
la palabra el -..F.r Freyre. En la noche de hey vienen
a contrarrestar una oposici6n que ellos estimaban gra-
ve. Y por eso en la noohe do hoy nos vienen eneima,
como una piara, sobre nosotros indefensos y pobres,
amparados s6lo en el Reglamento, vienen a atrope-
llarnos con la fuerza bruta de la mayoria. Esto es
una cuesti6n de i il.':,:'i; parlamentaria. Yo creo
que esta educaei6n parlamentaria, que es indepen-
diente de la otra educaoi6n social de cada uno de no-
sotros, necesita practice parlamentaria. Ustedes van
a obteneria, y entonees no necesitarin lanzar contra
nosotros el brulote de la mayoria.
-SR. URquIAoG (CARMELO) : Si la educaci6n que su
sefioria nos recomienda es llamar a los compafieros
eseombros que van en un cami6n, renuncio a llegar a
educarme on su escuela.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Empleaba tan s6lo
un simil. Pero tiene raz6n su sefioria: ustedes no son
escombros. Queria decirle al Partido Liberal Popu-
lar que un problema como el de esta noche, es un pro-
blema muy grave, y que el camino emprendido es un.
camino muy malo, es un camino lleno de obstaculos;
aqui hay muchos seiiores Representantes que, como
yo, tienen el prop6sito de oponerse, a today costa, a la
ley de Jurisdieci6n Militar, porque la estimamos una
agresi6n al ciudadano civil, porque consideramos que
esta ley es un bald6n para todos los sefiores Represen-
tantes que la voten, aunque yo est6 equivocado o pue-
da estarlo, o deba estarlo seguramente. He do pponer-
me, con todos los recursos de que pueda disponer, y
har6 todo lo que pueda hacer, para impedir que esa
ley salga aprobada, porque priva a los ciudadanos ci-
viles de los mis sagrados dereehos.


siempre nan merecido respeto, en la Cimara. Nosotros
podemos chocar en las ideas, como decia el sfclor Guis La jurisdicei6n civil, en todas las 6poeas, y en to-
Inclan, pero nunca ejercitar la fuerza contra nuestros dos los c6digos de todas las naciones, ha sido consi-
compafieros y amigos; y por vez primer la Iuerza se derada como iibi.rr..-c .M,:-.
ha ejereitado, para impedir el derecho de una mino- Los tribunals eclesiAsticos que primeramente so
ria exigua, pero que estaba amparada en el Regla- constituyeron como privilegiados para juzgar a los
mento. Yo recordaba que a la vista de la post de car- miembros de la religion cristiana, cuando regian go-
ne, las fieras en su instinto se levantan y acometen; biernos autoeraticos, en epocas de barbaric, pasada
y yo, sentado desde este escaiuo, perd6nenme el para honor do las gencraciones presents, jamas in-
simil, queridos ... ''' ,-veia como ustedes que tentaron juzgar a los hombres civiles, a aquellos que
pocos mementos antes tenian el rostro sonriente, y no estuvieran aforados.
iii.-. i .-.. para nosotros, transformaban sns mira-
das, parecia que tenian la muerte retratada en los Los tribunales militares, que en todos los paises ss
ojoe, y acometian como fieras pars romper con la po- consideran con absolute independence de los ciuda-







DIARIO DE 8FSIONES DB DA OAMARA DE REPRESENTAPNTES 13


danos eiviles, para conservar, por medio de leyes
de extrema rectitud la discipline de los ejircitos,
en ningiun lugar del mundo han invadido por medio
de leyes aprobadas por los Congresos los dere-
chos que a los ciudadanos civiles, que a los paisanos
se les otorga por la legislaci6n ordinaria.
Ain en aquellas naciones mas militarizadas, como
la Alemania imperialista, la Espafia monarquica, y en
tiempos de conquista como el de la Francia napole5-
nica, nunca, como sistema, se estableci6 que los ciu-
dadanos civiles perdieran sus derechos ,y quedaran
sometidos al fuero de los militares.
'SR. URQUIAGA (CARMELO) : ( Conoce su sefioria la
ley de defense espafiola, la ley dictada por la Dieta
Polonesa para reprimir los des6rdenes cometidos en
el pais? i Conoce su sefioria la ley de orden pfiblico
dictada por Mussolini para reprimir tambien los he-
chos delictuosos? Conoce su sefioria la ley dictada
por la Rusia sovi6tica, para evitar los des6rdenes pfi-
blicos ?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Y conoce su
seforia los decretos de Weyler
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Por esa ley se pre-
tende, que las infracciones de la ley de explosives, co-
metidas por paisanos, sean juzgadas por tribunales
militares; que los delitos de incendio, cometidos por
paisanos, asi como los de estrago, de alta traici6n, de
espionage, aun cuando fueren cometidos fuera de zona
military y por paisanos, sean juzgados por los tribuna-
les militares.
jCual es la raz6n que puede alegarse para privar a
los tribunales ordinarios del conocimiento de estos de-
litos comunes, como el de infracci6n de la ley de ex-
plosivos, incendios, des6rdenes pfiblicos, etc.?
& Es que puede alguien deeir que se duda de la jus-
ticia que el honorable Poder Judicial, los rectos Ma-
gistrados y los integros Jueees, vienen administrando
para honra de la Repiblica
I Se pretend, acaso, llevar a los autores de esos de-
litos comunes, que no sean militares, a los Tribunales
de las fuerzas de mar y tierra, para infundirles pa-
vor, haciendoles career que es possible que esos jueces
militares por no ser abogados deseonociendo el
derecho, puedan condenarlos sin pruebas del delito?
jPiensan los autores de esta desgraciada ley, que
va a dividir en dos classes al pueblo de Cuba, sembran-
do odios y rencores entire los militares y los paisanos ?
Si la justicia ordinaria, si los tribunales comunes
vienen conociendo y castigando a los responsables de
los delitos que tratan de sustraerse por esta ley a
esos tribunales, no hay un motivo para que se inicie
la sospecha contra esos esforzados cumplidores de la
ley.
No debe tampoeo lanzarse el anatema de incapaci-
dad cntra los miembros legos de los tribunales mili-
tares, por que ello va en descr6dito de esa respectable
instituci6n, en la cual la mayoria de sus components
fueron valerosos soldados de la guerra de nuestra in-
dependencia, fueron los que fabricaron la patria cu-
bana.
No debe tampoco fomentarse la lucha de cases en-
tre nuestros hermanos, y a tal equivale prorrogar la


jurisdicci6n military mas alli de sus justos y legiti-
mos limits, haciendola abusive, y contrariando el de-
recho de los ciudadanos civiles.
Por otra parte, es un grave peligro, para el future
de nuestra vida republican, hacer que los militares
intervengan en demasia en los asuntos pfiblicos.
*No hay que olvidar que el Ej6rcito, hace pocos me-
ses, acaba de sofocar un brote revolucionario en nues-
tra patria. La guerra enardece los animos y predis-
pone a los hombres contra sus contrarios en idealida-
des; y por esa sola raz6n, si no hubiera otras muchas,
resultaria imprudente, injusto y temerario nombrar
a esos soldados que hasta ayr pelearon contra los
revolucionarios como jueces de aquellos que apa-
rezcan acusados de hechos sediciosos, o de labor con-
traria al actual Gobierno, que esos mismos soldados-
Jueces representan y defienden No se puede ser
juez y part al mismo tiempo, en la contienda.
De hecho, esta ley, pretend suprimir al Poder Ju-
dicial, uno de los tres poderes del Estado, para refun-
dir las atribuciones de ese Poder Judicial, de apli-
caci6n de las leyes-en el Poder Ejecutivo, ya que
los militares dependent directamente del senior Presi-
dente de la Repfblica, que es el Jefe Supremo de las
fuerzas de mar, tierra y aire.
Por esta ley, se vulnera el articulo de la Consti-
tuci6n de la Repdblica de Cuba que, en previsi6n de
hechos abusivos de esta naturaleza, ha prohibido que
los ciudadanos civiles sean juzgados por tribunales
especiales.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Su sefioria, senior Caste-
llanos, decia que en ninguna parte del mundo exis-
tian medidas tan extraordinarias; ya ve su sefioria
qu6 pronto le he citado muchisimas medidas dictadas
por diferentes paises.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO) : Su sefioria de-
be recorder tambi6n qfie nuestras revoluciones de in-
dependencia se hicieron contra todas esas medidas y
su tirAnica aplicaci6n.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Polonia ha dictado una
ley sobre su seguridad pfiblica; en la misma Francia
se han dictado tambi6n leyes contra los terrorists y
contra todos aquellos elements que pretenden poner
en peligro la nacionalidad.
SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): Sabe su se-
noria que hasta el ej6rcito alemin de ocupaci6n en
B61gica respet6 el derecho de defense de los acusados,
y que aqui ni este derecho se respetal
SR URQUIAGA (CARMELO) : Yo lo finico que s6 es
que los alemanes lo destruyeron todo, acabaron hasta
con la Universidad de Lovaina, que era un orgullo
del mundo civilizado.
:SR. FREYRE DE ANDRADE (GONZALO): No debe olvi-
dar su sefioria que, a pesarde su regimen military ti-
ranico, en Bl1gica, la enfermera inglesa, Edith Cavell,
que fu6 fusilada, tuvo la asistencia de un defensor
libremente designado por ella; en cambio, en Cuba,
el Poder Ejecutivo ha suprimido de un plumazo, ile-
galmente, el dereeho esencial de los aeusados a desig-
nar y tener un defensor; en Isla de Pinos y en Gua-
nabacoa, hay press veinte joveneitas, algunas me-
nores de edad y, a pesar de haber transcurrido mis de
los diez dias a que se refiere el articulo 41 de la Consti-







14 D)!ARTO D)PN SFRSTONES DIj DA CAMARA DE R-FPRRESIFNTAINTES


tuei6n, todavia estn presss sin juez ni defensor, y
no se les ha permitido entrevistarse siquiera con sus
familiares y se encuentran incomunicadas contra lo
que expresamente prohibe la ley, ignorando sus fami-
liares, a veces, hasta el lugar en que se encuentran.
Los estudiantes fusilados en 1871 tuvieron defensor
y los detenidos de ahora no lo tienen. Eso es abando-
nar al preso a su desgracia, sin amparo...
SR. URQUIAGA (CARMELO) : pEntonces cree su sefio-
ria que los estudiantes del 71 estuvieron bien fusila-
dos, por el mero hecho de tender defensor?
SR. FREYRE DE ANDRADE (GoNzAL) : Permitame la
Camara que no contest a -esto: la Cmara compren-
derA...
SR. PRESIDENTE (GuAS INCLAN): jSu senioria, senior
Castellanos, solicit la palabra para una proposki6n
incidental ?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Estoy tratando de
ver si consigo que me dejen explicarla.
El senior Urquiaga cita en apoyo de su tesis todas
las dictaduras que hoy prevalecen en el mundo: des-
de la dictadura del proletariado en la Rusia de las
Repi'blicas Sovifticas, hasta la del Duce en la nueva
Italia. Ello me d a la razn de lo que dejara dicho.
Yo no voy a entrar en esta solicitud incidental a
hacer un discurso de oposici6n al Gobierno del Ge-
neral-Presidente. En primer lugar, porque no scria
oportuna en este turn; en segundo extreme, porque
yo consider que todo lo que pudiera decirse, se ha
dicho ya.
Pero si quiero llamar la atenci6n de mis compafie-
ros de la Camara, respect a que nosotros, los que
de una parte somos opositores al Gobierno y los de la
otra que son sus sostenedores, no podemos tomar pari
nosotros mismos las imputaciones de crimenes quo
reciprocamente se pudieran hlacer por parte de la
oposici6n o del Gobierno.
Podemos y tenemos el deber de sefialar todas las
transgresiones de la ley, para que se invcstiguen y
se casliguen; pero el rencor, el odio, no debe traerse
hasta este hemiciclo, done la lucha de ideas siempre
esta y debe star por encima de today lucha egoista
de intereses.
Yo cumplo siempre mi deber sefialando aquellos
hechos que en la opinion pfiblica se estiman como vio-
laciones del derecho ciudadano; y es por eso que, eu
este hemicielo, hace unos moses, levant mi voz para
pedir at leader de la mayoria, que pidiera datos a.
Ejecutivo de la Naci6n sobre la forma y manera co-
mo habia desaparecido de su hogar el obrero Marga-
rito Iglesias... Su esposa, sus hijos, vienen constan-
temente a informarse conmigo de si este hombre estA
vivo o si es muorto, y estos son los instances en que
yo, todavia, no he podido darles una contestaci6n de-
finitiva, porque tampoco me la ha dado el leader de la
mayoria...
SR. URQUIAGA (CARMELO): Estamos en una sesi6n
extraordinaria, con una Orden del Dia concrete y. do-
finida. En una sesi6n ordinaria, no tengo inconve-
nicnte. Yo estimaba que el senior Castellanos iba a
hacer un ruego, pero como se ha excedido en el ticm-
po que marca el Reglamento, para una proposiei6u in-
cidental, yo ruego a la Presidencia que lo tonga en
cuenta y que continue la Orden del Dia.


'SR. PRESIDENTE (Guls INCLAN) : Requerida al or-
den la Presidencia, ruega al senior Castellanos que
concrete su proposici6n, dentro del tiempo reglamen-
tario.
SR. CASTELLANOS (:MANUEL): Lamento que el senior
SUrquiaga sea tan exigente y que le haya lHegado tan
hondo el problema planteado por mi, porque hasta
ahora, estaba sonriente y, sin embargo, al sacar a
Margarito Iglesias, el senior Urquiaga pida que se
cumpla el Reglamento.
Yo deseo, senior Presidente, que se ponga en filtimo
luga.r esa ley de jurisdicci6n military, que estimo in-
justa y que no debe discutir la Camara. Y me extra-
iia que el senior Urquiaga exija el cumplimiento del
Reglamento, cuando yo siempre tengo para 61 las ma-
yores consideraciones, como leader de la mayoria,
para que tenga toda la amplitud en la defense de sus
dereeho.: Veo con pena que conmigo fuerce el Regla-
mento, cuando no lo hace con otros compaiieros. Por
eso, senior Presidente, concretando mi proposici6n, su-
plico que se deje para el filtimo lugar en la Orden del
iJia, el tratamiento de la ley que se refiere a la ju-
risdicci6n military.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Lo que propone
S. S. entralia una alteraci6n de la Orden del Dia, y
hay distintas proposiciones de suspension de preceptos
rcglamentarios que tienen prioridad, no procediendo
votar la suya hasta tanto no se haya conocido de las
suspensions antes solicitadas, a no ser que se haga
un ruego especial a los seiiores Representantes, que
tienon solicitada suspension de preceptos reglamen-
tarios para que se trate con preferencia la del seiior
Castellanos. Esto es lo que indica el articulo 100 del
Reglamento.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): He pedido la palabra,
para oponerme a la petici6n del senior Castellanos;
porque cstimo que csa Icy, buena o mala, y yo me
pcrmito considerarla buena, ha sido, en realidad,
el motivo de esta sesi6n extraordinaria, puesto que
figuraba en primer lugar de la Orden del Dia. No
es esquivando.los problems, como se solucionan. Yo
tengo la seguridad de que si su sefioria, en el curso
del debate, me convince de que esta ley es monstruo-
sa, que yo no lo creo asi no scra votada. Creo
quo debemos debatirla y por eso me opongo con todo
afecto a la petici6n del querido compafiero, que no ha
recibido nunca, de mi, sino frases de aliento, que una
vcz nmas rcitero, y tampoco he pedido que se le apli-
que el Reglamento, porque para mi es un compa-
hero querido; no pudiendo acceder a su ruego de sus-
pcnsi6n de preceptos, por estimar que dcbe tratarso
en primer lugar la ley de jurisdicci6n military.
SR. PRESIDENT (GUAS INCOAN): -Se va a dar lec-
tura a la primera petici6n de suspension de precep-
tos reglamcntarios.
(El official de actas lee):
Los Rcpresentantes que suscriben interesan de la
Camara la suspension de los preceptos reglamentarios
que se opongan a la innediata discusi6n y resoluci6n
del proyecto do ley del Senado, modificando la Ley
de Procedimiento Militar.









DIARTO I)E ISIESTONFEIS Dh LA CAMERA DE, RFr;,PRT4F,,WEj NT ANT Ys 15


Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a 15 de Febrero de 1932.
(f.) Carmelo Urquiaga. Ernesto MenciM. An-
dr~s Trujillo. R. Perez Maribona. Silvestre An-
glada.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Tengo el prop6sito,
esta noche, de hacer todo el esfuerzo que pueda para
tratar de impedir que salga la Ley de Jurisdicciones;
porque la consider de tal manera grave para la Re-
pfiblica, que cualquier esfuerzo que realize a fin de
evitarla, me parece d6bil.
nS. PRESIDENT (GuAs INCLIN) : Su sefioria podrA
haccr todos los esfuerros, dentro de los preceptos del
Reglamento, y estarA amparado por la Presidencia,
siempre que se encuentre dentro de ellos.
Se pone a votaci6n la suspension de preceptos re-
glamentarios. Nominal, por ser reglamentaria.
Contestararn que si, los favorables; que no, los con-
trarios.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Sefior Presidente: Yo
deseo fiscalizar el quorum, y para hacerlo pido sin
que constituya agravio para los sefiores Secretarios,
ni para la CAmara, que la Presidencia ordene que
se lean despacio los nombres de los sefiores Represen-
tantes, a fin de que yo, con otra list, pueda ir com-
probando la votaci6n.
'SR. URQUIAGA (CARMELO) : No, eso no puede ser.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : iYo no puedo haeer
eso ?
.S. URQUIAGA (CARMELO) : Su sefioria puede fisca-
lizar el quorum colocendose detrAs de la Secretaria.
Sn. PRESIDENT (GuAS INCLN) : A la Presidencia
le es igual cualquier procedimiento que siga el se-
flor Castellanos.
Se va a proceder a la ,votaci6n en la forma indi-
cada.
(Se efectia la votaci6n).


Sn. GARCiA RAMOS (SALVADOR) : Pido la
ci6n de la votaci6n.


rectifica-


Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): En su oportuni-
dad.
SFalta algfin senior Representante por votar?
Sa. GARciA RAMOS (SALVADO') : Pido la rectifica-
ci6n de la votaci6n, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) :Se va a proceder
a la rectificaci6n de la votaci6n, a solicitud del senior
Garcia Ramos, pero invirtiendo los terminos de la
misma.
Los que esten de acuerdo con la suspension de los
preceptos roglamentarios, votaran que no; los contra-
rios, votaran que si.
(Se efectaia la votaci6n).
Sn. PRESIDENT (GUAs INCLIN) : IFalta algin se-
flor Representante por votar?
(Silencio).
Ian votado 63 sefiores Representantes: 62 que no;
uno que si.
(Votaron que no, los seiiores: Albarrdn, Alemin,
Alvarez del Real, Alvarcz Ramirez, Alvera, Alliegro,
Anglada, Alban.s, A. Barrero, O. Barrero, Blanco,
Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Campos Martinez, Cam-
pos Prieto, Candia, Carrillo, Castelvi, Cruz Ferndn-
dcz, Cuwllar, Diaz Vald6s, Echeverria, Eguilior, Fi-
nalhs, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gran, Gronlier,
Ilacdo, Herncndez Leal, Infante, Madrid, Menci6,
Mlndez, N. Mendoza, M. Mcndoza, Miyar, Mola, Mo-
ra, Niiez Portuondo, de Para, Parodi, Peiia, PErez
Maribona, Piedra, G. Pino, Ponce, Rey, Bodriguez
Ramirez, Rubio, San Pedro, Sdnchez, Tomn, Trujillol,
Ubeda, Urquiaga, Vails, Villalan, Cruells y Guds I-
cldn).
(Vot6 que si el sei-or Castellanos).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): No hay quorum.
La Presidencia convoca para el mi6rcoles a las cin-
co de la tarde para una sesi6n extraordinaria.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las 9 p. m.).


wv V. V 016. sn" IT. ftmm




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs