Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01410
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01410
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text
h* PS i__-_. ___


REPUBLICAN


DE CUBA


DIARIO


DE LA


SEISIONES


CAMERA DE


REPRESENTANTES


DECIMO


CUARTO


PERIOD


CONGRESSIONAL


SEGUNDA LEGISLATURE
VOL. LVII LA HABANA, Enero de 1932. NUM. 21

Sesi6n extraordinaria de 12 de Enero de 1932.
(CONTINUACION DE LA DE 11 DE ENERO)

Presidentes: Sres. Rafael Guas Inclan y Anselmo Alliegro Mila.
Secretarios: Sres. Jose R. Cruells Reyes y Jose Alberni Yance.
SUMARIO
A las 6 p. m. la Presidencia declare que se reanuda la sesi6n permanent, comenzada el dia
anterior. A propuesta del Sr. Urquiaga se concede un receso de media hora, aceptandose la aclaraci6n del
Sr. Carlos M. de ]a Cruz en el sentido de estricta limitaci6n de tiempo. Se reanuda la sesi6n a las 6 y 30
p. m. dandose lectura a una solicited de preceptos reglamentarios de los sefiores Rodriguez Ramirez y
otros para la inmediata discusi6n del proyecto del Se :adQ sobre creaci6n de impuestos. En votaci6n no-
minal se aprueba por 76 votos a favor y 6 en contra. Lectura del referido proyecto de ley del Senado y
de los correspondientes dict6menes, de las comisiones de Ferrocarriles y Navegaci6n, Aranceles e Im-
puestos, y Hacienda y Presupuestos y del voto particular del Sr. Chardiet en la citada Coinisi6n de Ha-
cienda; se acuerda la preferencia en el debate del di, tamen de la filtima Comisi6n citada. La Presidencia
abre discusi6n acerca del dictamen conjuntamente c sn el voto particular. Consume el primer turno en
contra el Sr. Bravo Acosta y hace uso de la palabra en pro el Sr. Rodriguez Ramirez. Elsegundo turno
en contra lo consume el Sr. Alban6s. Ocupa la Presidencia el Sr. Alliegro. El segundo turn favorable lo
cubre el. Sr. Nfiez Portuondo. Ocupa la Presidencia de inuevo el Sr. Guis Inclnr. La Presidencia somete
a votaci6n nominal la totalidad del dictamen de la Coinisi6n de Hacienda y hace constar que de ser
aprobada se entiende rechazado el voto particular. Por 75 votos a favor y 4 en contra se aprneba ]a tota-
lidad del proyecto. La Presidencia pone a discusi6n el 4rticulado y se acuerda discutir el articulo 10 por
incises, lo que se efectfa tomando part en el deba-e hasta su aprobaci6n los sefores Salvador G. Ra-
mos, Juan R. Ramirez, Emilio N. Portuondo, Carmela Uxquiaga, Eduardo Beltrin, Nestor Mendoza, San-
tiago Rey, Emeterio Zorrilla, Jorge G. Montes, G. Pino y TomB. Sin debate queda aprobado el ar-
ticulo 20. Es rechazado el 30 haciendo uso de la palabra, en contra de una enmienda sustitutiva del
Sr. Urquiaga, los sefiores Echeverria y Garcia Mon tes. En vez del art. 40 se aprueba una enmienda del
Sr. Nufiez Portuondo, despu6s de las explicaciones del Sr. A. Barrero; sin debate queda aprobado el
art. 5 Se acuerda a propuesta del Sr. Rey posponer el debate sobre el Capitulo 2 que trata de la "ga-
solina". Se aprueba el art. 1I. del Capitulo 3, to mando part en el debate los sefiores Rey, del Pra,
do, Castelvi, Rodriguez Ramirez, Garcia Ramos,, G. ino y Urquiaga; el Sr. Urquiaga retire una en-


- = ---- --- -- I' -- --- I






2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAAIARA DE REPRESENTANTES

mienda adicional y da lugar a un debate en que intervienen los sefiores Ramirez de Le6n, Bravo Acos-
ta, Rodriguez Ramirez y Echeverria; tambi6n retirael Sr. Salas otra enmienda aniloga y el Sr. Albanes
recoge alusiones. Sin discusi6n se aceptan los arts. 2 y'3 del Capitiulo en debate. La Presidencia rea-
nuda la discusi6n sobre el Capitulo II y queda pi'):1l.;do el art. 10 previa aclaraciones de los sefiores
Ramirez de Le6n, N. Mendoza. Echeverria y Her nndez Leal. Se aprueba una enmienda adicional
del Sr. Rey, despues de hacer use de 3a palabra su autor y los sefiores San Pedro y N. Mendoza; sin dis-
cusi6n se aprueba el art. 2. Lectura del articulo 1" del Capitulo 4 y de una enmienda del Sr. Garcia
Ramos. Ocupa la Presidencia el Sr. Alliegro. Al discutirse la enmienda del Sr. Garcia Ramos se aprue-
ba despues de apoyarla los sefiores Rodriguez Ramirez y el propio Garcia Ramos. El Sr. del Prado
propone la suspension del debate y la Camara la rechaza con votaci6n nominal. Ocupa la Presidencia el
Sr. GuAs Inclan. Se aprueba el parrafo 20 del arti culo sometido a discusi6n. Es reeclazsda unia en-
mienda adicional del Sr. Lombard despu6s de un debate entire los sefiores del Prado Echeverria y *N.
Mendoza; queda iprobada una enmionda *ic:i'.n del Sr. Nufifez Portuondo. El art. 20 se aprueba con
nna modificaci6n del Sr. Urquiaga. Se aprueba una enmienda del Sr. Nnfiez Portuondo sustitutiva del
art. 1' del Capitulo 50; sin debate queda aprobado el art. 2; se aprueban enmiendas adicionales de los
sefiores Nufiez Portuondo, Zorrilla, y ,rlidi' !r:: Ramirez. Ocupa la Presidencia el Sr. Alliegro. Capitulo
U: Se aprueban los tres primeros articulos con una enmienda al 1 del Sr. A. Barrero; queda rechaza-
do el 40 a propuesta del Sr. Alban6s. Retira el Sr.del Prado una enmienda adicional y se aprueba otra
adicional tambi6n del Sr. Rodriguez Ramirez, a mds de otra del Sr. Ramirez de Le6n. Es rechazada
una enmienda adicional del Sr. Lombard. Como proyecto de ley aparte se acuerda enviar al Senado un,
enmienda del Sr. Nufiez Portuondo. Tambien seaprueba y envian al Senado, como proyectos de ley
apart !as enmiendas Iuri'ion'.d de los sefiores Cantia, Alberni y Bravo Acosta. .:'.p 70; upwda
,probado despnis dQ aelara(cioncs de los sefiores J:,. '- i1 Ramirez, Rmuirez de Le6n, Albanes y Echa-
verria, aceptandose una enmienda adicional del Sr. Rodriguez Ramircz; Capitulo 8: se aprueba, igual-
monte con una enmienda adicional del Sr. Rodriguez IP-n iIr.::; sin debate son aprobados los Capituilos
9 y 100; se acuerda no haber h~gar a deliberai' r~ccrca de una enmienda adicional del Sr. Cruz
Fernandez combatida por el Sr. Rafael J. '.;i, hru!l. Ocupa la Presidencia del Sr. Guis InclIn. A propues-
ta del Sr. Alliegro se acuerda tratar on la pr6xima sesi6n con carhctor prcferente el proyecto del Se.
nado sobre el trafico de carncs, haciendo constar el Sr. Le6n que esa preferencia no afectaba a los an-
teriores acuerdos de la i( ,i*'.- Como proyectos de Icy apartes, se aprueban para su remisi6n al Sena-
do, enmiendas li.irdniei- de los sefiores Garcia Ramos, Nufiez Portuondo y L6pez Morales. Capitulo
1.1: El Sr. Rodriguez Crem6 por indicaciones de la Presidencia, pr.o :,tn como enmienda sustitutiva el
Capitulo correspondiente el Dictamrnn de la :'cu:'iii d de Ferrocarriles y '?T:l",--i icn. y al discutirsc
el art. 10. lo combat el Sr. Nestor Mendoza y lo defienden los sefiores Nfificz Portuondo y Tom6, y al
fin se aprueba con una morlii'.i.',', T del Sr. Rubio. Ocupa la Presidencia el Sr. Alliegio Se aprueba
rna enmienda adicional del Sr. RIrnrez de Le6n alart. 10. Aprobado sin debate el art. 2', se acuerda a
propuesta del, Sr. Nnfi:'. Portuondo darle el character de proyecto de ley apart'3 y enviarlo al Senado;
es rechazada una enmien'la adicional del Sr. Villal6n. Despu6s de aclaracionws de los sea "res Albanes,
NIt:,. Portuondo y Rodi-iguez Ramirez qne da aprobado el art. 3. del Di. :i;men de Ferrocarriles y Na-
vegaci6n que pasa a ser art. 2. del de Hacienda. Como proyecto de ley aparte para evitarlo al Sena-
do se aprueba el art. 4d. del dictamen, sin debate, y se aprueba ademis el art. 4 del dictamen de la
Comisi6n de Hacienda. Ocupa la Prcidencia el Sr. Guas InclIn. Capitulo 120. Se aprueba una enmien-
da sustitutiva del Sr. Alliogro, defendida por su author, y acept6ndose una enmienda del Sr. San Pedro.
Capi'ulo 13'. Se aprueba una enmnienda sustitutiva del Sr. Nufiez Portuondo. Ocupa la Presidencia el
Sr. Alliegro. Capitulo 140. Se aprueba una enmienda sustitutiva del Sr. Nufiez Portuondo con una mo-
dificaci6n del Sr. Albanks. Capitulo 15". Es rechazado a solicitud del Sr. Rodriguez Ramirez. Capitulo
36. Be aprueba sin debate. Capitulo 17. Se aprueba una enmienda sustitutiva al art. 1'. explicada por
su author el Sr. Ramirez de Le6n; aprobindose tam bien otra enmienda sustitutiva del art. 2. y una
idicional, arbas del propio Sr. Ramirez de Le6n. Como proyecto de ley apart se aprueba una en-
mienda presentada y defendida por el Sr. Aragones; queda sobre la mesa una enmienda adicional del Sr.
Gueto. Se aprueban los capitnlos 180, 190 y 200 en votaci6n ordinaiia y sin debate. Capitulo 21. Se
aprueba una enmienda sustitutiva del Sr. Nufiez Portuondo. Capitulo 220. Lo combat el Sr. Echeverria
y lo apoya el Sr. Hernandez Leal; consume los se gundos turns, en contra y a favor los sefiores Gar-
cia Montes y Rubio; queda aprobada la enmienda sustitutiva del Sr. Echeverria modificada por el Sr.
EIy, despues de un debate en que intervienen los Sres. Rafael J. Sinchez y Garcia Ranos; se aprueba
sin debate ]a modificaci6n final, y se devuelve el proyecto de ley al Senado a los efectos de la Ley de Re-
laciones. Acuerda la Cdmara el inmediato tratamien to de todas las enmiendas que se hallan sobre la me-
sa; despues de leidas y aprobadas como proyectos de ley aparte pasan al Senado las de los sefiores Ela-
dio Gonzilez, Ariza, del Cueto, Le6n y Gronlier. Se acuerda en votaci6n nominal la suspension de los
preceptos reglamentarios, propuesta per el Sr Ro driguez. Ramirez para el proycc'o de ley del Senado
modificando la Ley del Censo. Se aprueba el proyecto de ley referido, siendo rechazados dcsde el art. 1.
al 8; quedando aprobada una enmienda del Sr. Rodriguez Ramirez que sustituyen los citados articu-
los del proyecto; aceptado el art. 9'. se devuelve el proyecto de ley al Senado. Se acuerda en votaci6n
nominal la suspension de preceptos reglamentarios solicitada por el Sr. Rodriguez Ramirez, para la
discusi6n inmediata el proyecto de ley de este Cuerpo devuelto por el Senado, eximiendo de impuestos
el alcohol destinado a perfumeria; una vez acepta das mls mcdificaciones del Senado se eleva el pro-
yvcto de ley al Ejecutivo. Como proyecto de ley aparte se aprueba una enmienda del Sr. Rodriguezi
Crem6 y se acuerda enviarla directamente al Sena, do. Aprobadas como proyectos de ley apartes se






DIARIO DE ISESIONES DE LA'CAMARA DE REPRESENTANTES 3

acuerda enviar directamente al Senado numerosas enmiendas, conforme a la autorizaci6n express de
la CAmara. A petici6n del Sr. Garcia Montes se pasa list comprobindose la falta de quorum regla-
mentario por lo que la Presidencia levanta la sesi6n a las 9 y 15 minutes a. m. del dia 13 de enero.


SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se reanuda la
sesi6n extraordinaria.
(Eran las 6 p.m.)
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra para
solicitar de la CAmara' acuerde un receso de quince
minutes, para ponernos de acuerdo respect a deter-
minadas leyes.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Con la condici6n
de que si a las seis y media no ha, comenzado la se-
si6n, 6sta se d6 por terminada.
SR. PRESIDENT (GUAiS INCLAN) : 4 Est de acuer-
do la CAmara con lo propuesto por el senior Urquiaga ?
(Seiales afirmativas.)
Acordado.
Se suspended la sesi6n.
(Eran las 6 y 5 p.m.)
t_ ____


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) :
sesi6n. .


Se reanuda la


(Eran las 6 y 30 p. m.)
Se va a dar lecture a una proposici6n de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, de los seiores Ro-
driguez Ramirez y otros, interesando la inmediata
resoluci6n del proyeeto de ley, procedente del Sena-
do, sobre creaci6n de nuevos impuestos.
(El official de actas lee):

Los Representantes que suscriben interesan de la
Camara la suspension de los preceptos reglamenta-
rios que se opon'gan a la inmediata discusi6n y reso-
luci6n del proyecto de ley del Senado, creando im-
puestos.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 12 de Enero de 1932.
(f.) Juan Rodriguez Ramirez.--Juan M. Haedo.--
A. Finales.-A. Ruiz.-E. Ramirez de Le6n.-S. An-
glada.-E. Menci6.-A. Gronlier.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vota-
ci6n. Los sefiores Representantes que est6n confor-
mes, votardn que si, y los contrarios, que no.
Sn. FRAILE (CARLOS): Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Votaci6n nomi-
nal, a petici6n del senior Fraile, y por su propia na-
turaleza.
(Se efectia la votacidn.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : g Falta algfin sc-
for Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado ochenta y tres sefiores Representantes.
,setenta y site que si, y seis que no.
Queda, pues, aprobada la suspension 'de preceptos.


(Votaron a favor los sefiores siguientes: Acosta,
Aguilar, Albuerne, Alemdn, Alvarez del Real, Alva-
rez Ramirez, Alvera, Anglada, Aragones, Arcocha,
Ariza, V. de Armas, Alliegro, A. Barrero, O. Barre-
ro, Beltrdn, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Camacho,
Campos Martinez, Carrillo, Castelvi, Claret, Cruz
Ferndndez, Cugllar, Cueto, Diaz Valdes, Echeverria,
Eguilior, Estrada, Finales, Garcia Montes, Garcia
Ramos, Gomzclez Morales, Gownzlez Sarrain, Gronlier,
Herndndez Leal, Hirzel, Lombard, L6pez Morales,
Madrid, Menci6, Mendez, M. Mendoza, N. Mendoza,
Mola, Mora, N'iez Portuondo, de Para, Parodi, Pefia,
Perez Maribona, 0. Pino, E. Ramirez, M. Ramirez,
Recio, Bey, Rio, Rodriguez Ramirez, Rubio, Ruiz, Sa-
las, San Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, Tome, Trinidad,
Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Vdzquez Bello, Villal6n,
Zorrilla, Cruells y Guds Incldn.)
(Votaron en contra los sefiores: Albanes, A. de Ar-
mas, Bravo Acosta, Fraile, Meso y A. Rodriguez.)
Se va a dar lecture al proyecto.
(El official de actas comienza la lecture.)
SR. ALBANES (WIFREDO) : ~Qu6 se esti'leyendo,
senior Presidente?
SR. PRESIDENT (GUiS INCLIN): El proyecto de
ley procedente del Senado, creando impuestos.
SR. ALBANES (WIFREDO) : Pues no se ajusta a la
copia que yo tengo la lecture que Se esth dando. El
proyecto de ley procedente del Senado esth ley6ndo-
se en parte, y en parte adicionAndose con otra cosa
que no s6 de d6nde procede.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Es que se estA
leyendo el Dictamen de la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo entiendo que
debe darse cuenta primero con el proyecto de ley pa-
ra luego conocer los dictamenes.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Con ambas cosas
se va a dar cuenta.
(El official de actas lee):

Habana, 30 de Octubre de 1931.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:

El Senado, en sesi6n permanent celebrada el dia
de la fecha, adopt el acuerdo de aprobar el proyecto
de ley que se acompafia, dictando diversas medidas
de car6eter econ6mico tendientes a nivelar los gastos
de la Naci6n.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted, a los
efectos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
la Camara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente de usted,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cu6llar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.






4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


PROYECTO DE LEY

CAPITULO PRIMERO

De los F6sforos

ARTICULO I.-El inciso Quinto, clase III de la
Ley de 25 de Enero de 1904, queda modificado en la
siguiente forma:
A.-Cada eajita de f6sforos conteniendo hasta cin-
cuenta cerillas, fabricadas en el pais, pagara un cen-
tavo de peso.
B.-Cada eajita de f6sforos, importada, contenien-
do hasta cincuenta cerillas, pagara, ademAs de los de-
rechos arancelarios, cuatro centavos de peso.
C.-Cada mechero o cualquier aparato encendedor
stable o fijo que exista en estableeimientos comercio-
les o industrials y en los caf6s, restaurants, hotels o
casas de hu6spedes, pagara anualmente un impuesto
de treinta y seis pesos.
D.-Por el uso de los encendedores automiticos se
pagard en cada ejercieio econ6mico un impuesto de
un peso, y la infracci6n de lo que aqui se dispone se-
ra castigada con una multa de diez pesos por la pri-
mera vez, y de veinticinco por las demas.
ARTICULO II.-En la expresi6n de encendedor
automntico a que se refiere la Ley de 27 de Diciecm
bre de 1929 se comprenderA cualqaier aparato u obje-
to, que siendo porthtil o llevadizo, proporcione fuego
por cualquier procedimiento fisico, mecanico o ele-
trico.
ARTICULO III.-El articulo III de la Ley de 27
de Diciembre de 1929 sobre encen'dedor automitico
quedard redactado asi:
"Para comprobar el pago de ese impuesto se le
adherirA por los agents encargados del cobro de ca-
da encendedor, una chapa metilica de las dimensio-
nes que disponga el Secretario de Hacienda."
ARTICULO IV.-La fabricaci6n de f6sforos con
destiny a la exportaci6n estark exenta de este im-
puesto.
ARTICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gacete
Official, y el impuesto previsto en la letra "A" del
articulo primero de este Capitulo, quedara reducido
a medio centavo despues del treinta de Junio de 1933.
CAPITULO SEGUNDO

De la Gasolina

ARTICULO I.-Cada gal6n de gasoline o sus sus-
titutos, que se imported o produzca en el pais, pagara,
como impuesto interior, dos centavos, a mAs de los de-
reehos que actualmente tributan. Se exceptfia de]
pago de este impuesto el alcohol de fabricaci6n na-
cional.
Lo que se recaude por este aumento de derechos in-
gresarA en el Tesoro de la Repdblica como renta ge-
neral.
ARTICULO II.-Este Capitulo empezari a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pibliea.


CAPITULO TERCERO
Del Cafe
ARTICULO I.-Cada libra de caf6 que se extraiga
de la finca o lurgar en que se coseehe, para su con'-
sumo en el pais, pagar6 un centavo de peso.
A los morosos en el pago de este impuesto se le apli-
card lo dispuesto en el Articulo XVIII de la Ley de
9 de Octubre de 1922.
El impuesto del cafe cesark de cobrarse el dia 30 de
Junio de 1936, si para esa fecha el Gobierno compro-
bara que las Aduanas de la Reputblica han dejado de
recibir cantidades apreciables de dicho grano y quo,
por el contrario, se hace necesario iniciar la exporta-
ci6n del que resultare sobrante en el pais.
ARTICULO II.-El Presidente de la Reppiblica
dictarA el Reglamento oportuno para la mejor apli-
caci6n de lo dispuesto en el articulo anterior.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
entrara en vigor a los veinte dias naturales de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO CUARTO
De los Cigarrillos
ARTICULO I.-E1 inciso "D" de la Clase Cuarta
del Capitulo Primero de la Ley de 29 de Enero de
1931, quedara modificado y vigente en esta forma:
D.-Cada cajetilla que conten'ga hasta doce ciga-
rrillos destinados al consume interior, pagara uno y
cuarto centavo de peso; y hasta diecis6is pagara uno
y dos tercios centavo de peso.
El cinco por ciento del product bruto de este im-
puesto se depositary por el Ejecutivo en cuenta apar-
te, y sera destinado, exclusivamente, a sufragar los
servicios encomendados a la Comisi6n Nacional de
Propaganda y Defensa del Tabaco Habano, de acuer-
do con la Ley que di6 origen a su creaci6n. Estos
fondos no podrAn ser destinados ni usados para nin-
gun otro servicio, ni tampoco podrin ser objeto de
ninguna transferencia de crudito.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en' el articulo an-
terior comenzarh a regir a los treinta dias naturales
despuns de su publicaci6n en la Gaceta Oficial y du-
rante este t6rmino, cada contribuyente no podra ad-
quirir mAisdel oclenta por ciento de la duod6cima
parte*de los sellos que adquiri6 en los doce meses in-
mediatos anteriores a esa fecha en la Gaceta Oficial.
El impuesto previsto en el articulo precedent que-
dard reducido a tres cuartos de centavo de peso des-
pu6s del treinta de Junio de mil novecientos treinta
y tres.
ARTICULO III.-El cinco por ciento de lo que se
recaude por los impuestos creados por esta Ley sobre
el caf6 y los cigarrillos, sera entregado a la Secreta-
ria de Agricultura, Comercio y Trabajo, que lo in-
vertirA, exclusivamente, en el mantenimiento y me-
jora de las Granjas Escuelas y en fabricaci6n de sue-
ros y vacunas para el ganado.
CAPITULO QUINTO
De los Derechos Consulares
ARTICULO I.-El Articulo XXI del Arancel Con-
sular, tal como lo modific6 el articulo primero del Ca-






)IARIO DE SESIONES DE LA ('AMARA DE REPRESENTANTES 5


pitulo -Octavo de la Ley de 29 de Enero de 1931, que-
dard redactado asi y vigente en' esta forma:
"Articulo XXI.-Las facturas del comercio de im-
portaci6n, bien sean certificadas por el Agente o
Agentes Consulares de la Repfblica, en los casos que
corresponda, o bien sin certificar en aquellos otros en
que procedan dichos documents de lugares en que
no haya oficina consular cubana, ni ninguna otra que
este autorizada para ello, pagardn el cinco por cien-
to de su valor, de aeuerdo 6ste con las disposiciones
que regulan la material; y estos derechos se abonaran,
mientras el Presidente de la Repfblica no disponga
lo contrario, en la Aduana en que se haga la declara-
ci6n de consume."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo pre-
cedente regira a los tres dias de la fecha de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial; y desde el 30 de Ju-
nio de 1933, los derechos a que se refiere el articulo
anterior, quedaran reducidos a un dos por ciento a]
valor de la factura.
ARTICULO III.-Se crea una Comisi6n de Infor-
maci6n y Comprobaci6n de valores adeudables, que es-
tard integrada por dos funcionarios de las Seeretarias
de Estado y Hacienda, respectivamente, que presta-
ran.sus servicios en comisi6n, y un Presidente. El
cargo de Presidente de la Comisi6n de Informaci6n y
Comprobaei6n de Valores adeudables, de libre nom-
bramiento del Presidente de la Repiblica, sera dota-
do con el haber annual de TRES MIL SEISCIENTOS
PESOS. Lo dispuesto en este articulo regira desde
la fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO SEXTO

Modificaci6n de la Ley del Timbre

ARTICULO I.-A la escala del articulo primero,
apartado "B" del capitulo cuarto de la Ley de 29 de
Enero de 1931, se le antepondrA lo siguiente:
"Desde cinco pesos hasta cien pesos, 10 centavos."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regira desde la fecha de su publicaci6n en la Ga-
ceta Oficial y hasta el 30 de Junio de 1933.

CAPITULO SEPTIMO

De las liquidaciones sobre derechos reales

ARTICULO I.-Se deroga la disposici6n contenida
enr ]a tarifa doce del Capitulo S6ptimo de la Ley de
29 de Enero de 1931, sobre la forma alli prevista, de
liquidaci6n de derechos reales en los casos de ventas
a plazos de bienes inmuebles.
ARTICULO II.-Quedan derogadas las disposicio-
nes del Capitulo Septimo de la Ley de 29 de Enero
de 1931, sefialada con los nfimeros 27, 28, 29, 30, 31
y 32, en cuanto se refieren a las liquidaciones adicio-
nales en favor de fondos especiales y, en consecuencia,
los products de esas liquidaciones adicionales se llc-
varan al mismo concept de rentas nacionales de los
derechos de donde proceden.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.


CAPITULO OCTAVO
De la forma de tributacidn del uno y medio por ciento
ARTICULO I.-La cuantia ascendente al siete y
medio por ciento a que se refiere el Articulo VI del
Capitulo Quinto de la Ley de 29 de Enero de 1931,
se aumentara hasta el diez por ciento.
ARTICULO II.-Se autoriza al Presidente de la
Repfiblica para reducir en ]a media que estime con-
veniente, el personal que actualmente tiene la Secci6n
del Uno y Medio por ciento de la Secretaria de Ha-
cienda, una vez que haya hecho uso de las facultades
que le confiere el Articulo VI del CapituloV de la
Ley de 29 de Enero de 1931.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en los articulos anf-
teriores regira cuando el Presidente de la Repuiblica
dicte el Deereto correspondiente.
CAPITULO NOVENO
De los morosos y defraudadores del Uno y Medio
por Ciento
ARTICULO I.-Los articulos XVIII y XIX de la
Ley de 9 de Octubre de 1922, quedaran modificados
y vigentes en la forma siguiente:
"Articulo XVIII.-Cuando por cualquier causa no
se pague la contribuci6n o impuesto correspondiente
dentro del plazo que se fije, se exigird un recargo del
5% en los primeros treinta dias naturales de demo-
ra, y de 10%, vencido ese plazo, sobre el total de lo
adeudado; y esos recargos serdn considerados como
product del Impuesto. Serk obligatoria la presen-
taci6n de la declaraci6n jurada dentro del plazo re-
glamentario y los que no cumplan este precepto in-
currirAn en multa que podrd ascender hasta UN MIL
PESOS."
"Articulo XIX.-Los contribuyentes que hagan
una declaraci6n jurada falsa o con intenci6n de de-
fraudar el fisco, o valiendose de cualquier acto volun-
tario u omisi6n dolosa por medio de cuyo procedi-
miento puedan las rentas de la Repfblica ser defrau-
dadas en parte o en todo de la cantidad que le corres-
pondan satisfacer, de acuerdo' con la Ley, seran casti-
gados en la forma siguiente:
1.--La primer falta o infracci6n, con el pago de
la cantidad defraudada y de una multa igual a di-
cha cantidLd; las demds faltas o infracciones seran
castigadas con el pago de la cantidad defraudada y
una multa que no exceda de MIL PESOS o unafio
de prisi6n, o ambas penalidades, de acuerdo con la
oportuna reslouci6n de los Tribunales de Justicia.
2.-Los Administradores de Zonas o Distritos Fis-
cales bajo la direcci6n de la Secretaria de Hacienda,
dispondrh se giren visits de inspecci6n con la fre-
cuencia que estimen convenientes para investigar y
fiscalizar el cobro de este impuesto, por medio de sus
empleados o de otros especialmente destinados a este
objeto.
3.0-Los que estorben, obstaculicen o impidan la
inspecci6n, investigaci6n o fiscalizaci6n de estos im-
puestos, incurrirdn en multa de ciento cincuenta a
doscientos cincuenta pesos, que serd propuesta en ea-
da caso por el Inspector al Administrador Fiscal co-
rrespondiente, quien la impondrk si procediere."






6 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


ARTICULO II.--Quedan derogadas las disposicio-
lies legales o reglamentarias que se opongan a lo pres-
cripto en el articulo anterior.
ARTICULO III.-Los expedientes iniciados para
el cobro del Uno y ,Medio por Ciento y en los cuales
estuvieren pendientes de pago multas impuestas por
no haberse ingresado el impuesto dentro del t6rmino
establecido por la Ley, serin sobreseidos en cuanto a
la parte de esas multas siempre que 6stas no hubiesen
ingresado en firm.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la feeha de su publicaci6n en la Gaceta Ofi-
cial de la Repfiblica.
CAPITULO DECIMO

De la forma de tributaci6n de los Impuestos
Suntuarios

ARTICULO I.-La forma de cobranza del impues-
to sobre consume suntuario, creada por la Ley de 29
de Enero de 1931, queda modificada y se regirA por
los preceptos contenidos en la present Ley.
ARTICULO II.-La recaudaci6n del impuesto es-
tard a cargo de quien venda, suministre los articulos
y objetos o preste servicios de lujo.
ARTICULO III.-El vendedor-recaudador percibi-
ri un diez por ciento como premio de cobranza sobre
las cantidades que obtenga por el impuesto.
ARTICULO IV.-El vendedor-recaudador expedi-
rh y entregarA al consumidor un tal6i en el que al
consignar la cantidad recibida podrd englobar el pre-
cio del articulo o del servicio con el imported del im-
puesto; pero en la matriz que deberd conservar en su
poder el vendedor-recaudador hard constar separada-
mente ambos concepts. Ademas esta obligado a lie-
var el "Libro Oficial del Impuesto sobre Consumo
Suntuario", en el que anotard, diariamente, el resu-
men de las operaciones, que tendrh que convenir con
la suma de dicha matriz en cada dia, detallando en
las casillas correspondientes el imported de la venta o
servicio, el del impuesto y el del premio de cobranza.
ARTICULO V.-El vendedor-recaudador ingresard
antes del dia diez de cada mes el imported de la re-
caudaci6n del mes anterior en la Administraci6n del
Distrito Fiscal, la que le entregard la correspondiente
Carta de Pago para si resguardo. El retraso darai
lugar al pago de los intereses de demora, sin perjui-
cio de las responsabilidades que procedan.
ARTICULO VI.-Los vendedores-recaudadores que
ocultaren los documents necesarios para la compro-
baci6n' de la liquidaci6n del impuesto o formularen
declaraciones falsas o se valieren de cualquier otro
medio para evadir el pago de este impuesto, seran
castigados la primera vez con una multa igual a la
cantidad adeudada que impondra la Administraci6n,
y las infracciones sucesivas seran castigadas con la
misma penalidad en la via Administrativa y ademas
se dara cuenta del caso a los Tribunales ordinarios,
considerAndose la reincidencia como delito, para la
aplicaci6n de una multa no mayor de mil pesos o pri-
si6n no mayor de un afio, o ambas penalidades a la
vez, a juicio del Tribunal que conozca del caso. Los
que auxiliaren al vendedor-recaudador en la realiza-


ci6n de los hechos anteriores definidos y penados, in-
curriran en multa administrative de ciento cincuenta
a doscientos cincuenta pesos, e igual pena se aplicarA
a los que obstaculicen o impidan la investigaci6n y
fiscalizaci6n del impuesto, sin perjuicio de las demas
responsabilidades en que pudieran incurrir en casos
de delitos cuyo conocimiento corresponda a la juris-
dicci6in ordinaria.
ARTICULO VII.-Cometerkn delito de estafa a
que se refiere el articulo 558 del C6digo Penal, los
vendedores-recaudadores que habiendo percibido de
los contribuyentes el imported del impuesto, no verifi-
quen el pago al Estado y den lugar al inicio de la
via de apremio.
ARTICULO VIII.-Estos preceptos sobre el im-
porte del Consumo Suntuario empezardn a regir ol
transcurrir treinta dias naturales contados a partir
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO DECIMOPRIMERO
De la vigencia de los Impuestos de Obras Pfiblicas

ARTICULO I.-Se prorroga por cinco afios mis la
vigencia de los impuestos creados por la Ley de 15
de Julio de 1925, y por tanto, los establecidos con ca-
ricter temporal terminaran en 15 de Julio de 1950.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regira desde la fecha de su publicaci6n en la Ga-
ceta Oficial.
CAPITULO DECIMOSEGUNDO
De la Importaci6n por los Subpuertos

ARTICULO I.-Los subpuertos existentes seguiran
gozando de la facultad que tienen en la actualidad
de exportar los products del pais, pero no podran
hacer importaciones del extranjero, a no ser maqui-
narias y combustibles que sean necesarios para la fa-
bricaci6n del azicar y derivados de la cafia. Tambien
podran importarse por dichos subpuertos la maqui-
naria, combustible, explosives y products necesarios
para la extracci6n y concentraci6n del mineral que
se obtenga de las: minas en explotaci6n.
Las minas y los ingenious o centrales situados en la
jurisdicci6n aduanera de 1's subpuertos, deberdn ob-
tener, en cada caso, y con vista de lo dispuesto en
esta Ley, autorizaci6n del Poder Ejecutivo.
ARTICULO II.-Los puertos de interns local de
que trata el articulo 15 de la Ley de Puertos vigente,
podran ser habilitados por el Presidente de la Re-
pfiblica, previo cumplimiento de los trdmites legales,
para realizar solamente la exportaci6n de los produc-
tos del pais de cualquiera clase que sean, que podrAn
ser transportados hasta dichos puertos por cualquie-
ra de las vias de comunicaci6n existentes.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regird a los sesenta dias naturales contados desde la
fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO DECIMOTERCERO
De las Fianzas en Tesoreria
ARTICULO I.-Las fianzas o garantias que se de-
positen en la Tesoreria General de la Repfiblica ha-
brAn de constituirse necesariamente en valores de la






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


Repfiblica o en efectivo o en p6lizas de Compafiias
que hayan' dado para garantizar su gesti6n valores de
la Repfiblica o efectivo y dentro del plazo de sesen-
ta dias naturales contados desde la publicaci6n de es-
te Capitulo en la Gaceta Oficial. Aquellas que estu-
viesen constituidas en valores extranjeros, habran de
sustituirse por otras consistentes en moneda de cur-
so legal o en valores del Estado Cubano, apercibi6n-
dose a cada depositante que, si en el t6rmino previs-
to, no se cumpliere con lo que dispone este Capitulo,
cesarh la eficacia de la garantia o fianza de que se
trate.
ARTICULO II.-Las fianzas o garantias a que es-
tan obligadas las personas fisicas o juridicas que se
dediquen a operaciones de seguros o de afianzamien-
to de cualquiera clase que sean para responder de sus
obligaciones, consistirjan para aquellas que se autori-
ceri por el Estado, despu6s de la vigencia de este Ca-
pitulo, en efectivo o en valores del Estado Cubano.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regiri bajo las condiciones en 61 previstas desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO DECIMOCUARTO
De las Infracciones de la Ley de Loteria
ARTICULO I.-Las infracciones de la Ley de la
Renta de Loteria Nacional, consistentes en establecer,
expender o facilitar loterias particulares, rifas, ba-
zares, t6mbolas, los conocidos por termiinales, bolitas,
charadas o cualesquiera otros juegos de azar prohi-
bidos por la Ley, se castigardn por los Jueces Correc-
cionales con multa de treinta a quinientos pesos o
con arrest subsidiario de un dia por cada dos pesos
que se dejaren de pagar. En caso de reincidencia ]a
pena debe ser de ciento ochenta dias.
ARTICULO II.-E1 Articulo XXXIV de la Ley
de la Renta de la Loteria Nacional quedard redac-
tado en los siguientes t6rminos:
"El product de la Renta de la Loteria Nacional,
asi como la part correspondiente de las multas que
impongan los T'ribunales de Justicia a los contraven-
to'res de esta Ley y todo lo que por esta Ley se pro-
duica, se ingresara en la Tesoreria de la propia
Renta. '
"Los sorteos se liquidarin dentro de los oeho dias
siguientes a su celebraci6n."
ARTICULO III.-Todo el que denuncie, sea o no
empleado o funcionario pfiblico, a la autoridad com-
petente, cualquiera infracci6n de las que trata el ar-
ticulo primero de este Capitulo, recibirA por la de-
nuncia el veinte por ciento (20%) de la multa que
se imponga, y el resto de ella, o sea el ochenta por
ciento (80%) que queda, se ingresard en el Tesoro
de la Repfiblica.
ARTICULO IV.-Los billetes o titulos de Loterias
extranjeras que se decomisen en las causes tramita-
das con motivo de la infracci6n de la Ley de Loteria,
seran entregados a la Tesoreria de la Renta de la
Loteria Nacional, a fin do que dicho Departamento
gestione el cobro de los mismos, caso de resultar pro-
miados, y los ingrese en forma, como part de sus
fondos.
ARTICULO V.-Lo dispuesto on este Capitulo rc-
gird desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.


CAPITULO DECIMOQUINTO

De las recompensas del Estado, la Provincia
o Municipio

ARTICULO I.-Al que denunciare a la autoridad
competent, sea o no funcionario o empleado pfibli-
co, la existencia de bienes pertenecientes al Estado, la
Provincia o el Municipio, que esten indebidamente po-
seidos, detentados o usufructuados por alguna per-
sona natural o juridica, y siempre que se comprobare
el hecho denunciado, se le gratificar con un diez por
ciento de la cantidad liquid que se obtenga o del
valor present de la cosa denunciada, seguin tasaci6n
de peritos, una vez que la cosa pase al dominio o po-
sesi6n del Estado, la Provincia o el Municipio.
Igualmente se recompensarA con el diez por cien-
to del recargo o multa o de ambos, segin el caso, al
funcionario, empleado pdblico o miembro de las FXer.
zas Armadas que denun'cie un fraud u 'oeultacidn
cometido en contra de la Ley del Impuesto del Em-
prestito de $35.000,000.00, debidamente comprobado.
En los casos en que no se pudiere cobrar la multa
o recargo, el denunciante tendri derecho a percibir
el diez por ciento del produeto liquid obtenido en
la venta de la cosa denunciada y decomisada.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde la fecha de su publieaei6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO DECIMOSEXTO
De la Inmigraci6n
ARTICULO I.-Se autoriza al Presidente de la
Repfiblica para que, por una sola vez y por medio de
un decreto, regule y reglamente la entrada de extran-
jeros en el territorio national, estableeiendo las con-
diciones bajo las cuales se admitirAn y pudiendo, en
consecuencia, fijar multas y penalidades que no exce-
dan, las primeras, de quinientos pesos, y las segundas,
de seis meses de arrest, para los infractores de las
reglas que se dictaren, de acuerdo con la Ley de In-
migraci6n, en todo lo que 6sta no se oponga a las fa-
cultades que se conceden en este precepto.
ARTICULO II.-Queda absolutamente prohibida
la inmigraci6n de braceros importados. A los infrac-
tores de este precepto se les impondr6 por los Tribu-
nales una pena de quinientos pesos de multa y seis,
moses de arrest.
ARTICULO III.-Quedan derogadas todas aque-
l!as eyes, 6rdenes o reglamentos en la part que se
opongan al cumplimiento de la present Ley.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo
regird desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO DECIMOSEPTIMO
Del procedimiento sobre subastas menores de $500.00"

ARTICULO I.-En los casos en que la Adminis-
traci6n de Hacienda tenga que acudir al remate de
bienes muebles o inmuebles como consecuencia de un
procedimiento de apremio y siempre que el valor do
los bienes no exeeda de un valor de quinientos pesos,
no sera necesario insertar los anuncios de la subasta
en la Gaccta Oficial, ni en los diaries de la localidad,






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPREDSENTANTES


bastarido con que'se anuncie en puertas, salas o corre-
dores de las oficinas subastadoras durante el t6rmino
de diez dias hhbiles y se notifique personalmente al
deudor en la primera subasta; de cuyo hecho dard fe
el Jefe de la Oficina en acta que firmarin como tes-
tigos el Tesorero y Contador de la misma.
Igual procedimiento se seguirh en las subastas de
arrendamiento de bienes inmuebles cuando su renta
annual no exceda de doscientos pesos.
Y si celebradas tres subastas, con intervals de se-
senta dias entire ellas, no se presentaren postores que
mejorasen las ofertas, se adjudicarAn los bienes al que
mejor oferta hubiese hecho en la filtima, y si, a pesar
de estas tres subastas, no hubiese poster alguno, en-
tonces el Administrador Fiscal o de Aduana podri
venderlos al precio que se ofreciese, cualquiera que
sea este, pero sometiendo antes las condiciones de la
venta a la aprobaci6n del Secretario de Hacienda, sin
cuyo requisite sera nula la enajenaci6n que se haga,
y responsible de ella el funcionario que la consinti6.
AERITICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo
regirk desde la fecha de su publieaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO DECIMOOCTAVO
Aclaraci6n del impuesto sobre operaciones de caias
ARTICULO I.-No estarhn sujetas al impuesto del
unro y medio por ciento de la Ley de nueve de Octu-
bre de mil novecientos veintid6s y quince de Julio de
mil novecientos veinticinco, el canje de cafias y sacos
para envases de azucar que se hagan entire si los Cen-
trales o f6bricas de azucar. Se sobreseer6n los expe-
dientes del caso, cualquiera que sea el trAmite en que
se hallen.
La exenci6n establecida en el inrciso 11 del articulo
quinto de ]a Tarifa Cuarta, Capitulo Sexto de la Ley
de Emergencia Econ6mica de veintinueve de Enero
de mil novecientos treinta y uno a favor de los ga-
naderos, se entendera aplicable a las operaciones rea-
lizadas hasta ]a promulgaci6n de dicha Ley. La Se-
cretaria de Hacienda sobreseeor los expedientes ini-
ciados en relaci6n con dichas operaciones en el esta-
do en que se encuentren,. aplicando la meneionada
exenci6n.
ARTICULO II.-En los Ingenios o Centrales de-
dicados a la fabricaci6n' de azicar de cafia, que no
hayan elaborado durante las cuatro iltimas zafras
mis de veintisiete mil sacos de azficar, en cada una
de ellas, no podrAn ser limitadas sus zafras venide-
ras en mks de un diez por ciento del total de sacos
de azficar que puedan elaborar, siempre que las za-
fras subsiguientes no excedan en su producci6n de
los indicados veintisiete mil sacos y, en su con'secuen-
cia, ninguna Corporaci6n o Comisi6n creada o que se
pueda rear podra sefialarles otra cuota o limitaci6n
que la ya consignada del expresado diez por ciento.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regirh desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO DECIMONOVENO
De la prescripci6n de los alcances y reparos aduaneros
ARTICULO I.-La acci6n de la Administraci6n
para exigir el pago de derechos de aduana por con-
ceptos de reparos y aleances, prescribirh, desde la
vigencia de esta Ley, a los tres afios, contados 6stos


desde la extracci6n de la mercancia de la jurisdicei6n
de la Aduana si no se hubiere, entire tanto, practicado
alguna reclamaci6n contra el importador, encaminada
a hacer efectivo el reparo y alcance, y en todo caso,
la prescripci6n no se acordarh sino a instancia de par-
te interesada.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO VIGESIMO
De las infracciones contra los impuestos del Estado
ARTICULO I.-El Articulo XL de la Ley de seis
de Julio de mil novecientos veintiocho, quedard redac-
tado y vigente en esta forma:
"Fuera de los casos previstos por leyes especiales,
los contribuyentes que no presentaren los documen-
tos necesarios para la liquidaci6n de los impuestos
correspondientes al Estado o hicieren declaraciones
falsas o alteraren su contabilidad en perjuicio del
fisco, o estorbaren o impidieren la cobranza, inves-
tigaci6n o fiscalizaci6n o se valieren de cualquier otro
medio para evadir el pago de los mismos, seran casti-
gados con multa hasta de un' mil pesos que impondri
la Administraci6n Fiscal, ademAs de exigirse el pago
de lo adeudado.
Los que auxiliaren al contribuyente en la realiza-
ci6n de los hechos anteriormente penados, incurrirAn
en multa administrative de cincuenta pesos a doscien-
tos cincuenta pesos, sin perjuicio en este caso como
en los previstos en el pArrafo anterior, de las demis
responsabilidades en que pudieran incurrir en easos
de delitos cuyo conocimiento corresponderd a la ju-
risdicci6n ordinaria.
En los casos en que las Leyes no especifiquen las san-
cionres en que incurren los contribuyentes morosos, se
les aplicard por los primeros treinta dias en el pago
del impuesto el cinco por ciento del recargo, y ven-
cido ese plazo sin hacerse el pago debido, incurriran
en el diez por ciento sobre el total de lo adeudado, y
esos recargos seran considerados como part del im-
puesto. "
ART'ICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO VIGESIMOPRIMERO
De las cartas de pago
ARTICULO I.-Las cartas de pago y declaraciones
juradas por contribuciones o impuestos satisfechos on
las administracion'es fiscales, llevarAn solamente las
firmas del Tesorero de dicha oficina y la de su Con-
tador.
*El Secretario de Hacienda podr6 dictar las dispo-
siciones necesarias a fin de asegurar en la mejor for-
ma los intereses del fisco.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde el dia primero de Noviembre de mil nove-
cientos treinta y uno.
CAPITULO VIGESIMOSEGUNDO
De la Quinta Disposicidn General de la Ley de 29
de Enero de 1931
ARTICULO I.-La Quinta de las Disposiciones Ge-
nerales de la Ley de veintinueve de Enero de mil no-






DIARIO DE SIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


vecientos treinta y uno se aelara por el present Ar-
ticulo, en el sentido de que los Jefes de Seceiones in-
corporados al promulgarse la Ley de seis de Julio de
mil novecientos veintiocho a la Direcci6n del Fondo
Especial de Obras Pfblicas, y que, en aquella fecha,
ni posteriormente, tenian atribuidas funciones para.
la recaudaci6n de los impuestos, si la tienen desde la
modificaci6n introducida al Articulo veintinueve de
la Ley de seis de Julio de mil novecientos veintiocho
por la Quinta Disposici6n General arriba citada, en
la misma forma que ]a tiene el Director del expresa-
do Fondo, aunque en la cuantia en que lo estableci6
esa disposici6n.
Asimismo se confirm la aelaraci6n hecha a dicha
disposici6n' por el Decreto Presideneial nfimero mil
doscientos cuarenta y uno de dieciocho de Agosto de
mil novecientos treinta y uno, publicado en ]a Gace-
ta Official el tres de Septiembre de mil novecientos
treinta y uno.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO VIGESIMOTERCERO
Impuestos sobre Bebidas Alcohdlicas
Vinos Natwrales

ARTICULO I.-Los incisos que se pasan a relacio-
nar del Capitulo Primero, Articulo I de la Ley de
veintinueve de Enero de mil novecientos treinta y
uno, quedaran modificados y vigentes en esta forma:
A.-Cada litro de vino espumoso importado, paga-
ra, ademas de los derechos arancelarios, otro de con-
sumo interior de Un Peso Diez Centavos.
B.-Cada litro o fracci6n de litro de las demas cla-
ses de vinos, pagara, ademas de los derechos arancela-
rios, otro de consume interior, de sesenta centavos de
peso. Los vinos medicinales, que hayan sido declara-
dos asi por la Junta Nacional de Sanidad, y clasifi-
cados como patentes medicinales, pagaran treinta y
cinco centavos por cada litro o fracci6n de litro.
Cuando se importen en envases mayores de cincueni-
ta litros pagarin a raz6n de treinta y cinco centavos
de peso por cada litro o fracci6n de litro.
C.-Cada litro de sidra natural importada, pagar6,
ademas de los derechos arancelarios, otro de consume
interior de veinticinco centavos de peso.
D.-Cada litro de vino o de sidra de frutas fabri-
cado en Cuba, pagara siete centavos de peso a su
salida de fibrica.
E.-Cada litro o fracci6n de litro de vinagre im-
portado pagara, ademis de los derechos arancelarios,
otro de consume interior de siete centavos de peso.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo co-
menzarA a regir a los diez dias de su publicaci6n en
la Gaceta Oficial, con excepci6n de lo que afecte a be-
bidas importadas de paises con quienes Cuba tenga.
Tratado Comercial, mientras se mantenga en vigor.

CAPITULO VIGESIMOCUARTO


Repfiblica sobre cada tercio de tabaco en rama, que
se hard efectivo en el moment de la venta con ]a
imposici6n de un sello especial, cuya cuantia estars
en relaci6n con la escala que sigue:
PRIMERA
Cada tercio de capas, trip limpia, o cuyo provin-
cialismo singularice una clase andloga, llevara un so-
11o por valor de setenta y cinco centavos de peso.
SEGUNDA
Cada tercio de trips despalillables, o elase igual
determinada por otra denominaci6n, llevara un sello
por valor de cincuenta centavos de peso.
TERCERA
Cada tercio de volado, bronco, puntillas, colas y
botes, o de material analogo singularizado con otra no-
menclatura, llevara un sello por valor de veinticinco
centavos de peso.
ARTICULO II.-El product del impuesto que se
crea por el articulo primero del Capitulo Vig6simo-
octavo de esta Ley, ingresara, en cada Provincia, en
la Tesoreria de su Gobierno Provincial, para ser apli-
eado, forzosa y exclusivamente, en la siguiente forma:
El treinta por ciento en ra restituci6n, manteni-
miento y progress de la Escuela Elemental de Co-
mercio respective.
Y el setenta por ciento, o sease el resto del pro-
ducto de este impuesto, para engrosar los fondos pro-
vinciales correspondientes.
Las Escuelas Elementales de Comercio a que se alu-
de en este articulo son las que fueron creadas y or-
ganizadas por los Decretos Presidenciales nimeros
quinientos sesenta y tres, de dos de Marzo de mil no-
vecientos veintisiete, nfmero mil sesenta y seis de
veinticinco de Junio de mil noveeientos veintisiete y
n6mero quinientos noventa de primero de Abril de
mil novecientos treinta, los cuales quedarhn vigentes
en todo lo que se refiere a las mismas, y las Escue-
las continuarin funcionando en las mismas condicio-
res que tenian al ser clausuradas por el Decreto Pre-
sidencial de primero de Octubre de mil novecientos
treinta y uno.
ARTICULO III.-Cualquier impuesto provincial,
actualmente vigente, de igual indole que el que se
crea por este Capitulo, se atemperar4 desde la vigen-
cia de esta Ley a las prescripciones de la misma.
ARTICULO IV.-Tambi6n ingresara en el Tesoro
del Gobierno Provincial correspondiente, el imported
de las matriculas de la Escuela Elemental de Comer-
cio de cada provincia, derogAndose al efecto cuanto se
oponga al cumplimiento de este precepto.
ARTICULO V.-Se restablecen las Escuelas Ele-
mentales de Comereio, tales como estaban organiza-
das hasta que por Decreto Presidencial cesaron de
ejercer sus funciones, con la sola excepci6n de la cuan-
tia de los emolumentos de su profesorado, empleados
auxiliares y gastos de material, los cuales, a partir
de la vigencia de la present Ley, se ajustarAn a los
anteriormente disfrutados, pero con' la disminuci6n
impuesta por el filtimo reajuste presupuestal.


ARTICULO I.-Se crea uri impuesto de car6cter ARTICULO VI.-Los precepts. l1j,1,al- contenidog
provincial, pero extensive a todo el territorio de la en este Capitulo comenzarAn a regir a partir del tri-





10 DIARIO DE BESIONES DL LA UAMIARA DE REPRESENTANTES


gesimo dia siguiente de la publicaci6n de esta Ley en
la Gaceta Oficial de la Repfiblica y dentro de igual
period el Ejecutivo Nacional dictard el Reglamento
necesario para su ejecuci6n.

DISPOSICION FINAL
ARTICULO I.-Se derogan todas las leyes, 6rde-
nes, decretos y cualesquiera otras disposiciones que
sean incompatible o se opongan en todo o en part
a los que se previenen en los capitulos de esta Ley.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo an-
terior, regird desde su publicaci6n en la Gaceta Ofi-
cial de la Repiblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los trein-
ta dias del mes de Octubre de mil novecientos treinta
y uno.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cuillar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.
Sc. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se va a dar lee-
tura al voto particular, emitido en el seno de la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos.
(El official de acias lee):
'A LA COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS
Es un hecho innegable que cl pueblo cubano esta
sumido en una intense agitaci6n political desde 1l aiio
1928 on que se verificaron unas eleciones que se tra-
dujeron, entire otros sucesos, en la reeleeci6n del ac-
tual Poder Ejecutivo. A partir de ese moment el
descentento popular se ha acentuado cada dia, por la
concurrencia principal de la actuaci6n equivocada del
Gobierno dirigida a silenciar la protest entonces ini-
ciada y que lleg6 a adquirir ultimamente los coracte-
res de una Guerra Civil sofocada por el Gobierno con
sus enormes recursos materials. Pero si bien es cier-
to que el Gobierno venci6 la protest agresiva, no lo
es menos que sigue en pie la respectable legi6n de los
que frente a la political de fuerza de los gobernantes
esgrimen s61o las armas que la doctrina ha dado en
llamar de la resistencia pasiva y defensive. A influ-
jo de esta taetiea subsiste una revoluci6n moral que
afecta todos los sectors en sus varias actividades de
la sociedad y de manera sefialada la vida econ6mica
de la Naci6n y por 16gica consecuencia el desenvolvi-
miento financiero del Estado.
Este iltimo ha evidenciado su quebranto con la
considerable merma de los ingresos ocurrida en los
dos primeros meses ya decursados del actual afio fis-.
cal, que haee presentir la liquidaci6n del Presupuesto
en vigor con enorme deficit si es que las previsiones
del Gobierno no logran oportunamente conjurarlo con
acierto.
Precisamente sobre este particular es que discrepa-
mos una vez mas del Poder Ejecutivo, al advertir que
para la adopci6n de un plan que responded al prop6-
sito de resolver ]a crisis de sus finanzas olvida el exa-
men y discriminaci6n de su causa eficiente, y s6lo
conereta su interns en una political financiera de emer-
gencia, que cual cura sintomntica acalla el dolor, de-
jando subsistente la enfermedad que continuarh pro-
duciendo sus deplorables efectos sobre la economic
privada a quien se condena, por el asedio y agobio de
tantas cargas, cuando no a una muerte segura a un
pauperismo cr6nico.


En circunstancias tan dificiles, dos son los reme-
dios a los cuales recurre el Gobierno para salvar de
la quiebra a la Hacienda Pdblica: el uno, reducci6n
de los gastos del Presupuesto y el otro, el aumento de
los existentes y creaci6n de nuevos impuestos.
El reajuste presupuestal, aparte de la poca equi-
dad que lo inform, no ha servido mnis que para po-
ner de relieve el divorcio del Gobierno con la Na-
ci6n, al conformarlo s6lo a las conveniencias de 6ste,
en oposici6n a las demands de aquella. No tenien.
do la Naci6n preocupaciones b6licas internacionales,
el Presupuesto de Guerra y Marina result el mis
nutrido. Ese manifiesto dualismo entire las necesi-
dades colectivas y las de los dirigentes es fundamen-
talmente responsible de que nuestro Presupuesto no
cumpla con las finalidades que informaron e infor-
man su existencia en las sociedades civilizadas de ten-
dencias democrfticas. El Presupuesto en el modo en
que ha quedado redueido s6lo contempla la necesidad
gubernamental de conservar el "poder", condenan-
do al desamparo importantes servicios que por su na-
turaleza o por interns social se le encomiendan al
Estado.
Un presupuesto asi confeccionado acrecienta la dis-
tancia que separa a gobernantes y gobernados, al au-
mentar las lii., de los deseontentos y disgustados.
La acci6n gubernamental determine natural, forzo-
samente la reacci6n de los gobernados que se afanan
por rrear dificultades y obstcculos para hacer preca-
ria la estancia de los directors en los altos sitiales
de la gobernaci6n del pais.
De hccho el procedimiento agrava'a fin de cuentas
el mal preexistente.
El remedio de aumento de los existentes y creaci6n
de nuevos impuestos viene a completar la obra disol-
vente del anterior, pues que en un pais, cuya econo-
mia privada, por raz6n de la baja del precio de sus
principles products se debate en los filtimos reduc-
tos de la consunci6n ya que su capacidad adquisitiva
y contributiva esti rebajada a la mas minima expre-
si6n, aumentar las cargas equivale a acelerar su rui-
na definitive.
Consecuente con nuestras ideas, que procuramos
inspirar en los anhelos populares, somos contrarios
al Proyecto de Ley de auinento de los existentes y
creaci6n' de nuevos impuestos, porque incide en los
errors que acabamos de exponer, hacienda constar
que nuestra inconformidad se agiganta al advertir
que el mencionado aumento recae arbitrariamente so-
bre los impuestos indirectos lo que indefectlblemente
traera aparejada la miseria y su dolorosa secuela: el
hambre de.las classes desheredadas.
Por lo consignado, el Representante que suscribe,
disintiendo del parecer de la mayoria de los miembros
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, somete
al juicio de la Camara el siguiente

VOTO PARTICULAR
Primero: Desestimar el Dictamen de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos.
Segundo: Designar una Comisi6n para que en bre-
ve t6rmino proponga una reducci6n mas equitativa do
los Presupuestos generals de la Naci6n, que la acor-
dada por el Poder Ejecutivo.






DIARIO DE ISiESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


Tercero: Que esa propia comisi6n con vista al in-
forme tecnico del expert economlista professor sefor
Seligman (contratado por el Estado cubano) que al
efecto se reclamara del Poder Ejecutivo, proponga
las medidas fiscales que deben adoptarse, cambiando
nuestro actual sistema tributario por otro mAs acor-
de con las orientaciones de la modern ciencia de la
Hacienda.
Cuarto: Que la misma Comisi6n estudie y someta
a la consideraci6n de la C6mara un plan para obtener
el reajuste de los precious que actoalmente cobrain las
compafiias de servicios piblicos (dlectricidad, gas, te-
lefono, tracci6n, etc.), comprendiendo en el mismo
disposiciones que eviten la traslaci6n de los impuestos
que actualmente les fija las Leyes y los que en lo su-
cesivo les asignaren los consumid6res.
Quinto: Que independientemente a los trabajos
que se le atribuyen a dicha Comisin, la Caiara abor-
de el studio y consideraci6n de la crisis political y
ac,pte cuantas disposicioies crea convenientes al res-
tablecimiento definitive de la noimalidad political.
Sal6n de Sesiones de'la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos, a los doce dias del mes de Noviembre
de mil novecientos treinta y uno.
(f.) Armando Chardiet.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Se va a dar lec-
tura al dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Pre-
supuestos.
(El official de actas comienza la lectura.)
SR. ALBANES (WIFREDO) : 4 Qe se lee, senior Pre-
sidente ?
SR. PRESIDENT (GuAs INCLrN : El dictamen de
la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.
SR. ALBANES (WIFREDO): Perp la parte initial s.j
ha suprimido.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): S.S. tiene in-
ter6s tambien en el preambulo?
SR. ALBANES (WIFREDO) : Ahi estin contenidos los
fundamentos.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se le va a dar
lectura integramente.
(El official de actas lee):
Habana, 12 de Nioviembre de 1931.
Sr. President de la Cdmara de Representantes.
Senior:
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en' sesi6n
celebrada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de emi-
tir el Dictamen que a los efectos reglamentarios ten-
go el honor de acompafiarle, sobre el proyecto de ley
del Senado, estableciendo diversas medidas de carc-
ter econ6mico, para nivelar los 'astos puiblicos.
Muy atentamente de usted,
(f.) Juan Rodriguez Ramirez,
President.
A LA CAMARA DE REPRESENTANTES
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, reunida
el dia de la fecha para estudiar el Proyecto de Ley
procedente del Senado, sobre adopci6n de medidas


de character econ6mico tendientes a nivelar los gastos
pfblicos, acord6, despues de amplia deliberaci6n a la
que prest6 su concurso con alteza de miras la repre-
sentaci6n oposicionista, emitir el Dictamen siguiente,
que modifica determinados preceptos'de dicho pro-
yecto de ley, aceptAndolo, fundamentalmente, en cuani-
to a la determinaci6n de los impuestos que se pro-
ponen.
El moment es de verdadera incertidumbre y an-
gustia para la economic national. La Hacienda pfi-
blica, factor esencialisimo en su desenvolvimiento ge-
neral, se debate entire la necesidad de cumplir los in-
aplazables compromises que pesan sobre el cr6dito de
la Repibblica, y la realidad incuestionable de una in-
suficiente recaudaci6n. La aprobaci6n de disposicio-
nes que de una manera inmediata vengan a robuste-
cer esos ingresos hasta el limited que demandan las ne-
cesidades de un presupuesto ya dolorosamente restrin'-
gido, se hace, pues, inaplazable.
Con ese criterio, y ante la sugesti6n apremiante de
todo el pais y de los gobernantes, sobre quienes pesa
directamente la responsabilidad en la direcci6n de es-
tos problems, hemos abordado el studio del proyecto
del Senado, inspirados en el deseo de hacer mas via-
ble, si esto es possible, el resultado del prop6sito que
perseguimos.
Son estas medidas de un indiscutible caricter de
emergencia. Por esa circun'stancia se comprende el
deseo de sus iniciadores de acudir a las fuentes mis
seguras de tributaci6n, demandando de ellas un nue-
vo sacrificio salvador, que al concedernos una tregua
en la soluci6n de las dificultades que en el present
nos agobian, nos permitan el studio e implantaci61i
de un defintivo sistema tributario para alcanzar la
ansiada estabilidad econ6mica.
La Comisi6n no propone nuevos impuestos, y en ge-
neral, acepta todos los contenidos en el proyecto del
Senado. Estima que en esa forma habri de facilitar
la mis rhpida resoluci6n de este asunto, acercindonos
con la prontitud que todos anhelamos a la relative
normalidad que habrin de proporcionar.
Las modificaciones que se acord6 recomendar a la
Cimara aparecen en el proyecto de ley que se trans-
cribe, y son las siguientes:
CAPITULO I
De los f6sforos
Se fija en dos centavos el impuesto de cuatro cen-
tavos propuesto para cada cajita de f6sforos impor-
tada.
Dicho impuesto duplica el que pagarin los fabrica-
dos en el pais, mis los derechos arancelarios, medidas
suficientes para impedir la competencia extranjera.
El de cuatro centavos resultaba prohibitive para la
importaci6n.
A. fin de favorecer tambien la industrial national
de fabricaci6n de encededores automdticos que pu-
diera implantarse, el impuesto que se establece sobre
el uso de los mismos se sefiala para ellos en la mitad.
La redacci6n del articulo cuarto de este Capitulo
se modific6 haciendo recaer ]a exen'ci6n en cuanto a
exportaci6n, sobre los f6sforos, y no la fabricaci6n
de dicho articulo, que se prestaba al almacenaje del
mismo, amparado -inicamente en la declaratoria de
que se destinaria a exportarlo.





12 DIARIO DE ISIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Ademas, fu6 suprimido el carActer transitorio del
impuesto, que se establecia en el articulo quinto, pot
estimarse que esta industrial, perfectamente protegida
puede soportarlo en firme.
CAPITULO II
De la gasoline
La Comisi6n acept6 este Capitulo en la forma en
que fu6 aprobado por el Senado.
CAPITULO III
Del caf6
El impuesto que se establecia sobre este product
fu6 variado esencialmente en su forma de imposici6n.
Dispone el proyeeto del Senado que se -, i i_ per
el productor. Un detenido y justiciero examen de
este problema nos ha demostrado que, desgraciada-
mente, la situaci6n del coseehero es bien precaria pa-
ra que se le grave tambidn con un tribute director.
En consecuencia, la Comisi6n hace recaer su cobro en
el consume, esto es, cuando cl product se detalla en
la venta.
Los demis preceptos del Capitulo fueron aprobados.
CAPITULO IV
De los cigarrillos
Este Capitulo fu6 aprobado tal cual lo envi6 el
Senado.
En su discusi6n, tanto en el Cuerpo que lo adopt
como en el seno do esta Comisi6n, ha predominado
la tendencia de que no lesiona interests determinados
y se aplica justamente, en igualdad de condiciones a
esa clase.
CAPITULO V
De los derechos consulares
El articulo primero de este Capitulo, que se refiere
a la modificaci6n del articulo veintiuno del Arancel
Consular, se enmend6 suprimiendo del mismo la si-
guiente frase: "y estos derechos se abonarin mien-
tras el Presidente de la Repfiblica no disponga lo con-
trario, en la Aduana en que se haga la declaraci6n
de consume".
Ademas, se le adicion6 un precepto eximien'do del
impuesto el papel para la impresi6n de peri6dicos y
revistas cuando se importen directamente por los
mismos.
El articulo tercero que disponia la creaci6n de un
organism denominado "Comisi6n de Informaci6n y
Comprobaci6n de Valores Adeudables", fu6 suprimi-
do para evitar una nueva erogaci6ni.
CAPITULO VI
Modificaci6n de la Ley del Timbre
Este Capitulo que adiciona al apartado "B" del
articulo primero, Capitulo IV de la Ley de Emergen-
cia Econ6mica de veintinueve de Enero de mil nove-
cientos treinta y uno, una nueva partida que com-
prende una tributaci6n de diez centavos en ]a escala
de cin:eo a cien pesos, por las copias autorizadas en
las escrituras o documents otorgados ante Notario
pfblico o protocolados en sus archives, fu6 aprobado
en la forma en que lo redact6 el Senado.


Taibi6n se adicionaron al mismo dos nuevos ar-
ticulos que resuelven problems que la Comisi6n ha
estimado de verdadera justicia.
Por el primero de dichos articulos se establece que
el contribuyente a quien se notifique un pliego de re-
paro a su declaraci6n de utilidades tendrh un plazo
de quince dias para formular sus deseargos y s6lo so
le exigird el ingreso en fire de la cantidad reclama-
da para recurrir ante los tribunales de lo contencio-
so contra la resoluci6n que se dictare en iltima ins-
tancia por el centro administrative a que correspond.
El otro articulo adiciona el nuimero dieciocho de la
Ley de Obras Pfiblicas en el sentido de que el impues-
to de dos por ciento sobre interests de los pr6stamos
hipotecarios, aumentado al cuatro por ciento por la
Ley de Emergencia Econ6mica, s61o se cobrari en los
cases on que se devenguen realmente los interseses.

CAPITULO VII
De las liquidaciones sobre derechos reales
Este Capitulo fu6 desechado totalmente por la Co-
mision.
En su primer articulo derogaba la tarifa doce del
Capitulo s6ptimo de la Ley de Emergencia Econ6-
mica sobre la forma de liquidaci6n de derechos rea-
les en los casos de ventas a plazos, de bien'es inmuebles.
El otro articulo de que constaba el Capitulo dero-
gaba las tarifas 27, 28, 29, 30, 31 y 32 de la Ley men-
cionada, que se refieren al derecho de herencia en de-
terminados grades, en cuanto dispone que una part
de la liquidaci6n de sus derechos se destina a deter-
minados fondos de retire.
CAPITULO VIII
De la forma de tributaci6n del Uno y Medio Por Ciento

Por este Capitulo se eleva al diez por ciento la
autorizaci6n que por la Ley de Emergencia Econ6mi-
ca se concedi6 al Presidente de la Repdblica de co-
brar el site y medio por ciento sobre el valor de la
mercancia en el moment de la importaci6n suprimien-
do el impuesto del uno y medio por ciento.
La Comisi6n acept6 totalmente el proyecto del Se-
nado por estimar la mayoria que esa forma de cobran-
za es mis cientifica que el actual procedimiento, ya
que hace recaer sus efectos por igual entire todas las
classes, concediendo al propio tiempo al Estado el be-
neficio de una mas ripida y efectiva imposici6n, que
ademis le permitira realizar importantes economies
en el personal de inspecci6n que result necesario en
la actualidad.
Esa media permitira tambi6n el libre ejercieio del
comercio interior sin las evidentes dificultades que
ofrecia la manipulaci6n para el cobro del uno y me-
dio por ciento sobre la venta bruta; y eximira por
complete los products nacionales de ese gravamen
que afectaba directamente su precio.
Existe tambi6n otra important consideraci6n de
caricter econ6mico: el Estado presupuesta la ascen-
dencia del impuesto del uno y medio por ciento en el
ejercicio econ6mico en curso en $11.250,000 sitee mi-
Ilones quinientos mil pesos para Presupuesto y tries
millones setecientos cincuenta mil para el Fondo de
Obras Pfiblicas). En la realidad por ese concept no






DIARIO DE SE~TIO. DE LA CAMERA DE REPREISENTANTES 13


se obtiene actualmente una recaudaci6n superior a nue-
ve miilones de pesos. Y si estimamos, con un crite-
rio de parquedad, que nuestra importaci6n general as-
'cendera a $150,000,000.00 en el p6ximo afio, tendr,-
mos por el diez por ciento de esa suma un ingreso sa-
neado de quince millones de pesos, o sean seis millo-
nes mas.
CAPITULO IX
De los morosos y defraudadores\ del Uno y Medio
Por Ciento

Fu6 aceptado este Capitulo eon las siguientes mo-
dificaciones:
Del inciso primero del articulol veintinueve, se su-
primi6 su il1timo concept en cuanto a la penalidad
de prisi6n.
El articulo tercero, que disponfa el sobreseimiento
de expedientes por el cobro del impuesto y pago de
multas, siempre que no hubiesen jingresado en firme,
fu6 suprimido.

CAPITULO _
De la forma de tributaci6n de los impuestos suntuarios

Se acept6 la redacci6n del proyecto del Senado en
cuanto a este Capitulo, que no es otra que la pro-
puesta por el Ejecutivo.

CAPITULO XI
De la vigencia de los impuestos de Obras Ptblicas

Se acept6 este Capitulo que prqrroga por cinco afios
mis los impuestos de Obras Piblicas, o sea hasta el
aio mil novecientos cincuenta.

CAPITULO XII
De la importacidn por los Subpuertos

La Comisi6n modific6 este Capitulo en la siguien-
te forma:
Su articulo primero fue debidamente aclarado a
fin de evitar toda importaci6n que no fuese de ma-
quinaria, lubricante o combustible para la industrial
de la caria realizada exclusivame!nte por el propio In-
genio para el cual se otorg6 la concesi6n, mantenien-
dose tambi6n el precepto que favorece a la industrial
minera.
La autorizaci6n' que por el articulo segundo se es-
tablecia a fin de que pudiesen habilitarse determina-
dos puertos de interns local, fue suprimida, concre-
tindose exclusivamente al distrito aduanal de Nue-
vitas.
CAPITULO XIII
De las fianzas en 'csoreria


CAPITULO XIV

De las infracciones de la Ley de Loteria
A este Capitulo se hicieron las siguientes enmiendas:
La pena de reincidencia fijada en ciento ochenta
dias por el articulo primero para las infracciones por
juegos prohibidos, se estableei6 como maximum, deter-
minandose una minima de treinta y un dias.
El articulo tercero que premiaba al denunciante fu6
suprimido, por. estimarse que alentaba un acto de ca-
rdcter poco civico.
La disposici6ni del articulo cuarto que determinaba
que los titulos de loterias extranjeras que el Estado
se incautase fuesen entregados a la Tesoreria de la
Renta a fin de que 6sta percibiese su cobro en el caso
de que resultasen premiados, se modific6 en el sentido
de otorgar dicho beneficio al Hospital General de Le-
prosos, en el Rinc6n.
CAPITULO XV
De la recompensa del Estado, la Provincia
o Municipio
Este Capitulo que recompensa a los que denun'cia-
ren propiedades del Estado indebidamente poseidas
o usufructuadas, o las infracciones del impuesto del
Empr6stito, fue aprobado.

CAPITULO XVI
De la inmigraci6n
Tambi6n se aprob6 este Capitulo que concede auto-
rizaci6n al Presidente de la Repfbliea para que por
una sola vez regule la entrada de extranjeros, y pro-
hibe terminan.temente la importaci6n de braceros.

CAPITULO XVII
Del procedimiento sobre subastas menores de $500.00

Este Capitulo sufri6 una important modificaci6n,
al concretarse exclusivamente a los bienes muebles cl
procedimiento expeditivo que en el mismo se establece.

CAPITULO XVIII
Aclaracidn del impuesto sobre operaciones de caias

La exenci6n que el articulo primero concede a los
centrales por el canje de cafias o envases de azficar se
hizo extensive a favor de los colonos.
Se suprimi6 el precepto que disponia el sobresei-
miento de los expedientes ya iniciados, porque siendo
esta una ley de character esencialmente fiscal, no es
procedente la condonaci6n de cantidades que el Esta-
do debi6 percibir de acuerdo con la legislaci6n vigente
en aquel moment.


Lo dispuesto en el pArrafo segundo del articulo pri-
Los articulos primero y segundo fueron aceptados, mero aplicando la exenci6n establecida en el inciso
pero al tercero se le introdujo una enmienda dctermi- once del articulo quinto, tarifa cuarta, Capitulo sex-
nando que las disposiciones contenidas en el articulo to de la ley de Emergencia Econ6mic a las operacio-
segundo no regirin hasta ciento ochenta dias dcspues nes realizadas con anterioridad a la promulgaei6n de
de publicadas en la Gaceta Oficial, a fin de conceder dieha ley, en favor de los ganaderos, ]a Comisi6n la
oportunidad a las personas naturales o juridicas, a haee extensive a los concepts a que so rcfiere el alu-
quienes afecte, para colocarse dentro del precepto dido inciso, suprimiendo el sobreseimiento de los ex-
legal. pedientes iniciados, por ser innecesaria esta media.






14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


CAPITULO XIX
SDe la prescripci6n de los alcances y reparos aduaneros
Este Capitulo que establecia la prescripci6n para
exigir el pago de derechos de aduana por concept de
reparos y alcances, a los tres afios, fue suprimido.
CAPITULO XX
De las infracciones contra los impuestos del Estado
Fu6 aprobado este Capitulo.
CAPITULO XXI
De las Cartas de Pago
Fu6 aprobado.
CAPITULO XXII


De la Quinta Disposici6n General de la
de Enero de 1931


Ley de 29


Se aclara un concept sobre las funciones atribui-
das a los Jefes de Secci6n del Fondo Especial de Obras
Pfiblicas.
Qued6 aprobado.
CAPITULO XXIII
Impuesto sobre bebidas alcoh6licas
Vinos naturales
Se aprob6 sin enmiendas.
CAPITULO XXIV
Impuesto al tabaco
Como este impuesto es de caricter provincial la
Comisi6n adicion6 el articulo primero en el sentido
de que se hiciese efectivo en el moment de la ven-
ta "o en el de la extracci6ni de la provincial donde se
haya cosechado".
Se cre6 la Escuela Elemental de Comercio en Ma-
tanzas, finica Provincia que no la tenia. Y por otra
disposici6n se autoriza el establecimiento de colegios
privados anexos a las Escuelas Elementales de Co-
mercio; se destina el imported de las matriculas de
esos colegios al fondo establecido en el Tesoro Pro-
vincial para ser aplicado al mantenimiento y progre-
so de ]a Escuela Elemental de Comercio; se estable-
ce que los profesores de las Eseuelas Elementales de
Comercio que procedan de la Escuela de Comercio
anexa al Instituto de Segunda Ensefianza de la Ha-
bana, continuarin percibiendo sus haberes con cargo
a la plantilla de dicho Instituto y se autoriza a los
Consejos Provinciales para crear uno o mas impues-
tos al solo objeto de cubrir los gastos de funciona-
miento de la Escuela de Comercio en el caso de que
no alcanzasen las cantidades destinadas a ese fin.
DISPOSICION FINAL
Se aceptan las dos disposiciones finales del proyee-
to de ley.
COMISION DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS
PROYECTO DE LEY
CAPITULO I
De los f6sforos
ARTICULO I.-El inciso quinto, clase III de la
Ley de veinticinco de Enero de mil novecientos cua-
tro, queda modificado en la siguiente forma:


A.-Cada cajita de f6sforos conterniendo hasta cin-
cuenta cerillas, fabricadas en el pais, pagari un cen-
tavo de peso.
B.-Cada cajita de f6sforos, importada, contenien-
do hasta cincuenta cerillas pagard, ademas de los de-
rechos arancelarios, dos centavos de peso.
C.-Cada mechero o cualquier aparato encendedor
stable o fijo, que exista en estableeimientos comer-
ciales o industriales y on los cafes, restaurants, hote-
les o casas de hu6spedes, pagard anualmenite un im-
puesto de treinta y seis pesos. Los mecheros o encen-
dedores que sean de patente y fabricaci6n national
pagarin la mitad de este impuesto.
D.-Por el uso de los encendedores automdticos se
pagara en cada ejercicio econ6mico un impuesto de
dos pesos, y la infraoci6n de lo que aqui se dispone,
serd castigada con una multa de diez pesos por la
primera vez y de veiniticinco por las demAs.
ARTICULO II.-En ]a expresi6n de encendedor
automAtico a que se refiere la ley de veintisiete de
Diciembre de mil novecientos veintinueve se compren-
derh cualquier aparato u objeto, que siendo portdtil
o llevadizo, proporcione fuego por cualquier procedi-
miento fisico, mecanico o el6etrico.
ARTICULO III.-El articulo tercero de la ley de
veintisiete de Diciembre de mil novecientos veintinue-
ve sobre encendedores automdticos, quedard redacta-
do asi:
"Para comprobar el pago de ese impuesto se le
adherird por los agents encargados del cobro de ca-
da encendedor una chapa methlica de las dimensio-
nes que disponga el Seeretario de Hacienda."
ARTICULO IV.-Los f6sforos que se exporten es-
tarin exentos de este impuesto.
ART'ICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO II
De la gasoline
ARTICULO I.-Cada gal6n de gasoline o sus sus-
titutos, que se imported o produzea en el pais, pagara,
como impuesto interior, dos centavos a miis de los de-
rechos que actualmente tribute. Se exceptfia del pa-
go de este impuesto el alcohol de fabricaci6n national.
Lo que se recaude por este aumento de derechos in.
gresarA en el Tesoro de la Repfiblica en las rentas
generals.
ARTICULO II.-Este impuesto empezarh a regir
desde la publicaci6n de esta ley en la Gaceta Oficial
de la Repiblica.
CAPITULO III
Del cafe
ARTICULO I.-Ademas de los impuestos existen-
tes y derechos que actualmente tribute el caf6, se
crea sobre el mismo otro impuesto en la forma si-
guiente:
Cada libra de caf6 tostado o molido que se consume
en el pais, abonara uin centavo veinte centesimas de
centavo.






DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRMIS(ENTANTES 15


El cafe crudo abonarA un centavo por libra. Que-
da exento del pago de este impuesio el productor, sal-
vo el caso de que 6ste lo venda directamente al pfi-
blico para su consume.
En todo caso se evitard la dualidad del cobro de
este impuesto.
El impuesto al caf6 cesarA de co rarse el dia treinta
de Junio de mil novecientos treinta y seis, si para esa
fecha el Gobierno comprobara que las Aduanas de la
Repfiblica han dejado de recibir cantidades aprecia-
bles de dicho grano y que, por el contrario, se hace
necesario iniciar la exportaci6n del que resultare so-
brante en el pais.
ARTICULO. II.-El Presiden;e de la Repiblica
dictar el Reglamento oportuno para la mejor apli-
caci6n de lo dispuesto en el articulo anterior.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo en-
trarA en vigor a los veinte dias naturales de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO IV
De los cigarriilos

ARTICULO I.-E1 inciso "D" de la clase euarta
del Capitulo primero de la Ley de veintinueve de
Enero de mil novecientos treinta y uno quedard mo-
dificado y vigente en esta forma:
"D".-Cada cajetilla que contenga hasta doce ci-
garrillos destinados al consume interior, pagara uno
y cuarto centavos de .peso, y hasta diecis6is pagari
uno y dos tercios centavos de peso.
El cinco por ciento del product bruto de este im-
puesto se depositary por el Ejecutivo en cuenta apar-
te, y sera destinado, exclusivamente, a sufragar los
servicios encomendados a la Comi;i6n Nacional de Pro-
paganda y Defensa del Tabaco Habano, de acuerdo
con la Ley que di6 origen a su creaci6n. Estos fon-
dos no podrAn ser destinadus n usados por ning6n
otro servicios, ni tampoco podr.a ser objeto de nin-
guna transferencia de cr6dito.
ARTICULO II.-Lo dispuestp en el articulo an-
terior comenzara a regir a los treinta dias naturales
despu6s de su publicaci6n en la Gaceta Oficial y du-
rante este t6rmino, cada contribuyente no podri ad-
quirir mis del ochenta por ciento de lo duod6cima par-
te de los scllos que adquiri6 en los doce meses inme-
diatos anteriores a esa fecha de la Gaceta Oficial.
El impuesto previsto en el articulo precedent que-
dara reducido a tres cuartos de centavos de peso des-
pues del treinta de Junio de mil novecientos treinta y
tres.
ARTICULO III.-El cinco pdr ciento de lo que se
recaude por los impuestos creados por esta Ley sob e
el cafi y los cigarrillos, serh entregado a la Secreta-
ria de Agricultura, Comercio y Trabajo, que lo ir-
vertirA, exelusivamente, en el mantenimiento y mejo-
ra de las Granjas Escuelas y en fabricaci6n de sueros
y vacunas para el ganado.
CAPITULO V
De los derechos consularcs


Capitulo octavo de ]a Ley de veintinueve de Enero
Ide mil novecientos treinta y uno, quedarh redactado
asi y vigente en esta forma:
"Articulo XXI.-Las facturas del comercio de im-
portaci6n bien sean certificados por el Agente o Agen-
tes Consulares de la Repfiblica, en los casos que co-
rresponda, o bien sin certificar en aquellos otros en
que procedan dichos documentos.de lugares en que no
haya oficina consular, cubana, ni ninguna otra que
est6 autorizada para ello, pagarAn el cuatro por cien-
to de valor, de acuerdo 6ste con las disposiciones que
regulan la material. Este impuesto no sera aplicable
al papel que se imported para la impresi6n de peri6di-
cos y revistas, siempre que los mismos lo reciban di-
rectamente."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo prece-
dente regira a los tres dias de la feeha de su publi-
caci6n en la Gaceta Oficial, y desde el treinta de Ju-
nio de mil noveeientos treinta y tres, los derechos a
que se refiere el articulo anterior quedarin reduci-
dos a un dos por ciento del valor de las facturas.

CAPITULO VI
Modificaei6n de la Ley del Timbre

ARTICULO I.-A la escala del articulo primero,
apartado "B" del Capitulo cuarto de la Ley de vein-
tinueve de Enero de mil novecientos treinta y uno,
se le antepondrA lo siguiente:
"Desde cinco pesos hasta cien pesos, 10 centavos."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo an-
terior regira desde la fecha de su publicaci6n en' la
Gaceta Oficial, y hasta el treinta de Junio de mil no-
vecientos treinta y tres.
ARTICULO III.-Todo contribuyente por raz6n
del impuesto sobre utilidades, a quien se notifique un
pliego de reparos a su declaraci6n de utilidades, ten-
dr& un plazo de quince dias para formular sus descar-
gos, y s61o se le exigirA el ingreso en firme de la can-
tidad reclamada para recurrir ante los Tribunales de
lo Contencioso contra la resoluci6n definitive dictada
por el centro administrative que en ltima instaneia
deba conocer del asunto, segfn las leyes o reglamen-
tos que regulen la material.
ARTICULO IV.-El Articulo XVIII de la Ley da
Obras Pfiblicas de quince de Julio de mil novecien-
tos veinticinco, se entendard adicionado con un pi-
rrafo que dird:
"El impuesto del dos por ciento sobre los intere-
ses de los pr6stamos hipotecarios, aum-ntado al cua-
tro por.ciento por la Ley de Emergenci' JEcon6mica
de veintinueve de Enero de mil noveeientos treinta y
uno, s6lo se cobrara en los casos en que los interests
realmente se devenguen y hagan efectivos, mientras
est6 en vigor el contrato que los origin, ya que al
tratarse de un tribute sobre el ingreso o la entrada,
s6lo debe devengarse cuando y mientras 6stas real-
mente se perciban, siendo nula toda disposici6n en
contrario."
CAPITULO VII
De la forma de tributacion del Uno y Medio por Ciento


ARTICULO I.-El articulo veintiuno del Arancel ARTICULO I.-La cuanltia ascendente al siete y
Consular, tal como lo modific6 el articulo primero del medio por ciento a que se refiere el articulo sexto






16 DIARIO DE 19ESIONES DE LA CAMA "A F)E TEPirESENTANTES


del Capitulo quinto de la Ley de veintinueve de Ene-
ro de mil novecientos treinta y uno, se aumentari
hasta el diez por ciento.

ARTICULO II.-Se autoriza al Presidente de la
Repfiblica para reducir en la media que estime con-
veniente el personal que actualmente tioen la Secci6n
del Urio y Medio por Ciento de la Secretaria de Ha-
cienda, una vez que haya hecho uso de las facultades
que le confiere el articulo sexto del Capitulo quinto
de la Ley de veintinueve de Enero de mil novecien-
tos treinta y uno.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en los articulos an-
teriores regir cuando el Presidente de la Repiblica
dicte el Decreto correspondiente.

CAPITIULO VIII
De los morosos y defraudadores del Uno y Medio
por Ciento

ARTICULO I.-Los articulos XVIII y XIX de la
Ley de nueve de Octubre de mil novecientos veinti-
d6s quedaran modificados y vigentes en la forma si-
guiente:
"Articulo XVIII.-Cuando por cualquier causa no
se pague la contribuei6n o impuesto correspondiente
dentro del plazo que se fije, se exigirA un recargo del
cinco por ciento en los primeros treinta dias naturales
de demora, y de diez por ciento, vencido ese plazo,
sobre el total de lo adeudado, y esos recargos ser~n
considerados como product del impuesto. Sera obli-
gatoria la presentaci6n de la declaraci6n jurada den-
tro del plazo reglamentario, y los que no cumplan es-
te precepto incurrirAn en multa que podri ascender
hasta un mil pesos."
"Articulo XIX.-Los contribuyentes que hagan
una declaraci6n jurada falsa o con intenci6in de de-
fraudar al fisco, o vali6ndose de cualquier acto volun-
tario u omisi6n dolosa por medio de euyo procedi-
miento puedan las rentas de la Repfiblica ,er defrau-
dadas en parte o en todo de la cantidad que les corres-
porida satisfacer, de acuerdo con la Ley, serAn cas-
tigados en la forma siguiente:
"1.o-La primera falta o infracci6n, con el pago de
la cantidad defraudada y de una multa igual a di-
cha cantidad; las derns faltas o infracciones seran
castigadas con el pago de la cantidad defraudada y
una multa que no exceda de un mil pesos.
"2.--Los administradores de Zonas o Distritos fis-
cales, bajo la direcci6n de la Secretaria de Hacien-
da, dispondrdn que se giren visits de inspecci6n con
la frecuencia que estimen convenient para inves-
tigar y fiscalizar el cobro de este inii.,i t., por medio
de sus empleados o de otros especialmente destinados
a ese objeto.
"3.0-Los que estorben, obstaculicen o impidan la
inspecci6n, investigaci6n o fiscalizaci6n de estos im-
puestos, incurriran. en multa de ciento cincuenta a
doscientos pesos, que sera propuesta en cada caso por
el Inspector al administrator fiscal correspondiente,
quien la impondrA si procediere."
ARTICULO II.-Quedan derogadas las disposicio-
nes legales o reglamentarias que se opongan a lo pres-
cripto en el articulo anterior.


ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regirh desde la fecha de su publicaei6n en la Gaceta
Official de la Repfiblica.
CAPITULO IX
De la forma de tributaci6n de los impuestos suntuarios
ARTICULO I.-La forma de cobranza del impucs-
to sobre consume, suntuario, creada por la Ley de
veintinueve de Enero de 1931, queda modificada y se
regirh por los preceptos contenidos en la present Ley.
ARTICULO II.-La recaudaei6n del impuesto es-
tara a cargo de quien venda, suministre los articulos
y objetos o preste servicios de lujo.
ARTICULO III.-El vendedor-recaudador perci-
bira un diez por ciento como premio de cobranza so-
bre las cantidades que obtenga por el impuesto.
ARTICULO IV.-El vendedor-recaudador expedi-
ra y entregarh al consumidor un tal6n en el que al
consignar la cantidad recibida podra englobar el pre-
cio del articulo o del servicio con el imported del im-
puesto; pero en la matriz que debera conservar en su
poder el vendedor-recaudador hard con'star separa-
damente ambos concepts. Ademis estari obligado
a llevar el "Libro Oficial del Impuesto sobre Consu-
mos Suntuarios" en el que anotara, diariamente, el re-
sumen de las operaciones, que tendrh que convenir con
la suma de dicha matriz en cada dia, detallando en la
casilla correspondiente el imported de la venta o ser-
vicio, el del impuesto y el del premio de cobranza.
ARTICULO V.-El vendedor-recaudador ingresa-
ra antes del dia diez de cada mes el imported de la
recaudaci6n del mes anterior, en ]a Administraci6n
del Distrito Fiscal, la que le entregara la correspon-
diente carta de pago para su resguardo. El retraso
dara lugar al pago de los intereses de demora, sin per-
juicio de las responsabilidades que procedan.
ARTICULO VI.-Los vendedores-recaudadores que
ocultaren los documents necesarios para la compro-
baci6n de la liquidaci6n del impuesto o formularei
declaraciones falsas o se valieren de eualquier otro
medio para evadir el pago de este impueto, serhn cas-
tigados la primer vez con una multa igual a la can-
tidad adeudada, que impondrA la Administraci6n, y
las infracciones sucesivas serhn castigadas con la mis-
ma penalidad en la via administrative y ademis se
dara cuenta del caso a los tribunales ordiniarios, con-
siderhndose la reincidencia como delito, para la apli-
caci6n de una multa no mayor de mil pesos o pri-
sion no mayor do un afio, o ambas penalidades a la
:vez, a juicio del tribunal que'conozca del caso. Los
que auxiliaren al vendedor-recaudador en la realiza-
ci6n de los hechos anteriores definidos y pen'ados, in-
curriran en multa administrative de ciento cincuenta
a doscientos cincuenta pesos, e igual pena se aplicara
a los que obstaculicen o impidan la investigaci6n, y
fiscalizaci6n del impuesto, sin perjuicio de las demis
responsabilidades en que pudieran incurrir en casos
de delitos cuyo conocimiento corresponda a la juris-
dicci6n ordinaria.
ARTICULO VII.-CometerAn delito de estafa a
que se refiere el Articulo 558 del C6digo Penal los
vendedores-recaudadores que habiendo percibido de
los contribuyentes el imported del impuesto, no verifi-
quen el pago al Estado y den lugar al inicio de la
via de apremio.






DIARIO DE ISESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


ARTICULO VIII.-Estos preceptos sobre el im-
puesto del consume suntuario empezarAn a regir al
transcurrir treinta dias naturales contados a partir
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO X
De 1% vigencia de los impuestos de Obras Piblicas
ARTICULO I.-Se prorroga por cinco afios mis la
vigencia de los impuestos creados or la Ley de quin-
ce de Julio de mil novecientos veinticinco y, por tan-
to, los establecidos con carActer temporal terminaran
en quince de Julio de mil novecientos cincuenta.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regirh desde la fecha de su publicaci6n en la
Gaceta Oficial.
CAPITULO XI
De la importaci6n por los Subpuertos

ARTICULO I.-Los subpuertos existentes y auto-
rizados para el comercio exterior se podran seguir uti-
lizando exclusivamente por los Cenitrales Azucareros,
para los cuales fueron concedidos, ajustandose en to-
do caso a los t6rminos y limits de su concesi6n y ade-
m6s, en sus exportaciones, a las restricciones vigentes;
pero no podrin utilizarlos para hacer importaciones.
a no ser de la maquinaria, lubri antes y combusti-
bles que sean necesarios para la fabrieaci6n del azicar
y demds derivados de la cafia, o para explotaci6n de
minas y concentraci6n de sus pro uctos.
ART'ICULO II.-Los que infringieren la prohibi-
ci6n dispuesta en el articulo anterior, sobre importa-
ciones, serin juzgados y castigados de acuerdo con la
legislaci6n de aduanas.
ARTICULO III.-En el lugar del Distrito adua-
nal de Nuevitas que se llegue a estimar convenient.
se podra habilitar un puerto de interns local, mediajn-
te concesi6n del Poder Ejecutivo para realizar comer-
cio de cabotaje en la forma prevista en el articulo
ciento sesenta y seis de las Ordenanzas de Aduanas;
concediendosele, ademis, autorizaei6n para transpor-
tar del mismo mercancias, products o frutos que sean
de procedencia national, para ser depositados en cual-
quier lugar de la jurisdicci6n aduanera de un puerto
de interns general habilitado, a fin de su posterior ex-
portaci6n; o para destinarlos directamente a la ex-
portaci6n, mediante trasbordo a un puerto de inter6s
general habilitado, en cuyo caso la exportaci6n comen-
zard desde el moment en que el trasbordo se efectfie,
quedando expresamente derogados cuantos preceptos
o leyes establezean prohibiciones o disposiciones, que
en todo o en parte se opongan al cumplimiento de lo
anteriormente dispuesto.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto mn este Capitulo re-
gira a los sesenta dias naturales contados desde la fe-
cha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO XII


dias naturales, contados desde la publicaci6n de este
Capitulo en la Gaceta Oficial. Aquellas que estuvie-
sen constituidas en valores extranjeros habrAn de sus-
tituirse por otras consistentes en moneda del curso le-
gal o en valores del Estado Cubano, apercibi6ndose a
cada depositante que, si en el t6rmino previsto, no se
cumpliere con lo que dispone este Capitulo, cesar6 la
eficacia de la garantia o fianza de que se trata.
ARTICULO II.-Las fianzas o garantias a que es-
tan obligadas las personas naturales o juridicas que
se dediquen a operaciones de seguro o de afianzamien-
to de cualquier clase que sean para responder de sus
obligaciones, consistiran para aquellas que se autori-
cen por el Estado, despu6s de la vigencia de este Ca-
pitulo, en efectivo o en valores del Estado Cubano.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regir6 a los ciento ochenta dias de su publicaci6n
en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.

CAPITULO XIV
De las infracciones de la Ley de Loteria
ARTICULO I.-Las infracciones de la Ley de la
Renta de Loteria Nacional, consistentes en establecer,
expender o facilitar loterias particulares, rifas, baza-
res, t6mbolas, los conocidos por terminales, bolitas,
charadas, o cualesquiera otros juegos de azar prohi-
bidos por la Ley, se castigarin por los jueces correc-
cionales con multa de treinta a quinientos pesos o con
arrest subsidiario de un dia por cada dos pesos que
se dejaren de pagar. En caso de reincidencia la pe-
na ser6 de treinta y uno a ciento ochenta dias de
arrest.
ARTICULO II.-El articulo XXXIV de la Ley
de la Renta de Loteria Nacional quedard redactado
en los siguientes terminos:
"El product de la renta de la Loteria Nacional,
asi como la parte correspondiente de las multas que
impongan los Tribunales de Justicia, a los contraven-
tores de esta Ley, y todo lo que por esta Ley se pro-
duzca, se ingresard en la Tesoreria de la propia Renta.
"Los sorteos se liquidaran dentro de los ocho dias
siguientes a su celebraci6n."
ARTICULO III.-Los billetes o titulos de Loterias
extranjeras que se decomisen en las causes tramita-
das con motivo de infracci6n de la Ley de Loteria,
seran entregados al Hospital para Leprosos de San
Lazaro, en el Rinc6n', a fin de que dieho Hospital
gestione el cobro de los mismos, caso de resultar pre-
miado y los ingrese en el fondo para atenciones de esa
Instituci6n.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO XIV
De las recompensas del Estado, la Provincia
o Miunicipio


De las fianzas en Tesoreria .
ARTICULO I.-A1 que denunciare a la autoridad
ARTICULO I.-Las fianzas o garantias que se de- competent, sea o no fun'cionario o empleado pfiblico,
positen en la Tesoreria General de la Repiblica, ha- la existencia de bienes pertenecientes al Estado, la
bran de constituirse, necesariamete, en valores de la Provincia o Municipio, que est6n indebidamente posei-
Repfblica o efectivo o en p6lizas de Compafiias que dos, detentados o usufructuados por alguna persona
hayan dado para garantizar su gesti6n valores de la natural o juridica, y siempre que se comprobare el
Repfiblica o efectivo y dentro del plazo de sesenta hecho denunciado, se le gratificarg con un diez por






18 DIARIO DE SIESIONES DE LA CAMERA DE REPREFSENTANTES


ciento de la cantidad liquid que se obtenga o del va-
lor present de la cosa denunciada, seglin tasaei6n de
peritos, una vez que la cosa pase a dominio o posesi6n
del Estado, la Provincia o el Municipio.
Igualmente se recompensarh con el diez por ciento
del recargo o multa o de ambos, segfin el caso, al fun-
cionario, empleado pfblico o miembro de las Fuerzas
Armadas que denuncie un' fraud u ocultaci6n cometi-
do en contra de la Ley del Impuesto del Empr6stito
de treinta y cinco millones de pesos, debidamente com-
probado.
En los casos en que no se pudiere cobrar la multa
o recargo, el denunciante tendrA derecho a percibir el
diez por ciento del product liquid obtenido en la
venta de la cosa denunciada y decomisada.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
girf desde la feeha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO XV
De la Inmigracion

ARTICULO I.-Se autoriza al Presidente de la
Reptiblica para que por una sola vez, y por medio de
un Decreto, regule y reglamente la entrada de ex-
tranjeros en el territorio national, estableciendo las
condiciones bajo las cuales se admitirAn, y pudiendo,
en consecuencia, fijar multas y penalidades que no ex-
cedan, las primeras, de quinientos pesos, y las segun-
das de seis meses de arrest para los infractores de
las reglas que se dietaren, de acuerdo con la Ley de
Inmigraci6n, en todo lo que 6sta no se oponga a las
facultades que se conceden en este precepto.
ARTICULO II.-Queda absolutamente prohibida
la inmigraci6n de braceros importados. A los infrac-
tores de este precepto se les impondrd por los tribu-
nales una pena de quinientos pesos de multa y seis
meses de arrest.
ARTICULO III.-Quedan derogadas todas aque-
llas leyes, 6rdenes y reglamentos, en la parte que se
opongan al cumplimiento de la present Ley.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
girh desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO XVI
Del procedimiento sobre subastas menores de $500.00

ARTICULO I.-En los casos en que la Adminis-
traci6n de Hacienda tenga que acudir al remate de
bienes muebles o inmuebles como consecuencia de un
procedimiento de apremio, y siempre que el valor de
los bienes no exceda de un valor de quinientos pesos,
no sera necesario insertar los anuncios de la subasta
en la Gaceta Oficial ni en los diaries de la localidad,
bastando con que se anuncie en puertas, salas o co-
rredores de las oficinas subastadoras durante el t6r-
mino de diez dias hAbiles, y se notifique personalmen-
te al deudor en la primera subasta; de cuyo, hecho da-
rA fe el jefe de oficina en acta que firmaran como
testigos el Tesorero y el Contador de la misma.
Igual procedimien'to se seguira en las subastas de
arrendamiento de bienes inmuebles cuando su renta
annual no exceda de doscientos pesos.


Y si celebradas tres subastas, con intervalos de se-
senta dias entire ellas, no se presentaren postores que
mejorasen las ofertas, se adjudicarAn los bienes al que
mejor oferta hubiese hecho en la filtima, y si, a pesar
de estas tres subastas no hubiese poster alguno, en-
tonces el Administrador fiscal o de aduana podra ven-
derlo al precio que se ofreciese, cualquiera que sea
6ste, pero sometiendo antes las condiciones dela ven-
ta a la aprobaci6n del Secretario de Hacienda, sin
cuyo requisite sera nula la enajenaei6n que se haga y
responsible de ella el funcionario que la consinti6.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO XVII
Aclaracidn do impuesto sobre operaciones de cafas

ARTICULO I.-No estarAn sujetas al impuesto del
uno y medio por ciento de la Ley de nueve de Octu-
bre de mil novecientos veintid6s y quince de Julio
de mil novecientos veinticin'co, el canje de cafias y
sacos para envases de azficar que se hagan entire si
los Centrales o fibricas de azdcar y los colonos.
La exenci6n establecida en el inciso once del ar-
ticulo quinto de la tarifa cuarta, Capitulo Sexto do
la Ley de Emergencia Econ6mica de veintinueve de
Enero de mil noveeien'tos treinta y uno, se entenderni
tambi6n aplicable a las operaciones realizadas con an-
terioridad a la promulgaci6n de dicha Ley.
ARTICULO II.-En los Ingenios o Centrales dedi-
cados a la fabricaci6n de azficar de cafia, que no ha-
yan elaborado durante las cuatro filtimas zafras mis
de veintisiete mil sacos de azficar, en cada una de
ellas, no podrdn ser limitadas sus zafras venideras en
mis de un diez por ciento del total de sacos de azfi-
car que puedan elaborar, siempre que las zafras sub-
siguientes no excedan en su producci6n de los indica-
dos veintisiete mil saeos y, en su consecuencia, nin-
guna corporaci6n o comisi6n creada o que pueda crear-
se, podrA -. I,.IF.-,'. otra cuota o limitaci6ni que la ya
consignada del expresado diez por ciento.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regird desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO XVIII
De las infracciones contra los impuestos del Estado

ARTICULO I.-El Articulo XL de la Ley de seis
de Julio de nil novecientos veintiocho quedari redac-
tado y vigente en esta forma:
"Fuera de los easos previstos por leyes especia-
les, oIs contribuyentes que no presentaren los docu-
mentos iiecesarios para la liquidaci6n de los impues-
tos correspondientes al Estado o hicieren declaracio-
nes falsas o alteraren su contabilidad en perjuicio del
fisco, o estorbaren o impidieren la cobranza, investi-
gaci6n o fiscalizaci6n o se valieren de .il'!i;l. otro
medio para evadir el pago de los mismos, serin cas-
tigados con multa hasta de'un mil pesos, que impon-
dra la Administraci6n' fiscal, ademas de exigirse el
pago de lo adeudado.
"Los que auxiliaren' al contribuyente en la realiza-
ci6n de los hechos anteriormente penados, incurriran
en multa administrative de cincuenta pesos a dos-






DIARIO DR SUBIONUS DB LA GAM.AJA DE REPROEMNTANTES 19


cientos cincuenta pesos, sin perjuicio en este caso,
como en los previstos en el phrrafo anterior, de las
dem6s responsabilidades en que pidieran incurrir en
casos de delitos cuyo conocimiento corresponderh a la
jurisdicci6n ordinaria.
"En los casos en que las leyes no especifiquen las
sanciones en que in'curren los contribuyentes moro-
sos, se les aplicarA por los primeros treinta dias en el
pago del impuesto el cinco por ciento del recargo, y
vencido ese plazo sin hacerse el pago debido, incurri-
rAn en el diez por ciento sobre el total de lo aden-
dado, y esos recargos serAn considerados como parte
del impuesto."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
girA desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
CAPITULO XIX
De las Cartas de Pago
ARTICULO I.-Las cartas de pago y declaracio-
nes juradas por contribucion'es o impuestos satisfe-
chos en las Administraciones fiscles, llevardn sola-
mente las firms del Tesorero de idicha oficina y laW
de su Contador.
El Secretario de Hacienda podrh dictar las dispo-
siciones necesarias a fin de asegurar en la mejor for-
ma los intereses del fisco.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde el dia de su publicaci6n en la Gaceta Ofi-
cial de la Repfiblica.
CAPIT'ULO XX
De la Quinta Disposici6n General de la Ley de 29
de Enero de 1931
ARTICULO I.-La Quinta de los Disposiciones ge-
nerales de la Ley de veintinueve de Enero de mil no-
vecientos treinta y uno, se aclara por el present ar-
ticulo en el sentido de que los Jef 's de Seeciones in-
corporados al promulgarse la Ley de seis de Julio de
mil novecientos veinrtiocho a la Direcci6n del Fondo
Especial de Obras Pfiblicas, y que, en aquella fecha,
ni posteriormente, tenian atribuidas funciones para
la recaudaci6n de los impuestos, si la tienen desde la
modificaci6n introducida al articulo veintinueve de
la Ley de seis de Julio de mil novecientos veintiocho
por la Quinta Disposici6n general arriba citada, en
la misma forma que la tiene el Director del expresado
Fondo, aunque en la cuantia en que lo estableci6 esa
disposici6n.
Asimismo se confirm la aclaraci6n hecha a la dis-
posici6n por el Decreto Presidencial n-imero mil dos-
cientos cuarenta y uno de diecioch6 de Agosto de mil.
niovecientos treinta y uno, publicado en ]a Gaceta
Official el tres de Septiembre de mi novecientos trein-
ta y uno.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este articulo re-
girA desde la fecha de su publicaci6n en la Gacet'i
Official.
CAPITULO XXI
Impuesto sobre bebidas alcoh6licas
Vinos naturales
ARTICULO I.-Los incisos que se pasan a rela-
cionar del Capitulo primero, articulo primero de la


Ley de veintinueve de Enero de mil novecientos trein-
ta y uno, quedardn modificados y vigenites en esta
forma:
A.-Cada litro de vino espumoso importado, paga-
ra, ademis de los derechos arancelarios, otro de con-
sumo interior de un peso diez centavos.
B.-Cada litro o fracci6n de litro de las demas cla-
ses de vinos, pagara, ademas de los derechos arance-
larios, otro de consume interior de setenta centavos
de peso. Los vinos medicinales que hayan sido de-
clarados asi por la Junta Nacional de Sanidad y cla-
sificados como patentes medicinales, pagarin trein-
ta y cinco centavos por cada litro o fracci6n de
litro.
Cuando se importen en envases may.ores de cincuen-
ta litros pagaran a raz6n de treinta y cinco centavos
de peso por cada litro o fracci6n' de litro.
C.-Cada litro de sidra natural importada pagarA,
ademas de los derechos arancelarios, otro de consume
interior de veinticinco centavos de peso.
D.-Cada litro de vino o de sidra de frutas fabri-
cado en Cuba, pagara siete centavos de peso a su
salida de fhbrica.
E.-Cada litro o fracci6n de litro de vinagre im-
portado pagarA, ademas de los derechos arancelarios,
otro de consume interior de siete centavos de peso.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo co-
menzarA a regir a los diez dias de su publicaci6n en
la Gaceta Oficial, con excepci6n de lo que afecte a
bebidas importadas de paises con quienes Cuba tenga
tratado commercial, mientras se mantenga en vigor.
CAPITULO XXII
Impuesto al tabaco
ARTICULO I.-Se crea un impuesto de character
provincial, pero extensive a todo el territorio de la
Repliblica, sobre cada tercio de tabaco en rama, que
se harA efectivo en el moment de la venta o en el
de la extracci6n de la provincia donde se haya co.
sechado, con la imposici6n de un sello especial, cuya
cuantia estara en relaci6n con la escala que sigue:
PRIMER
Cada tercio de capas, tripa limpia, o cuyo provin-
cialismo singularice una clase analoga, llevarA un se-
llo por valor de setenta y cinco centavos de peso.
SEGUNDA
Cada tercio de tripas despalilladas, o clase igual
determinada por otra denominaci6n', llevarA un sell
por valor de cincuenta centavos de peso.
TERCERA
Cada tercio de volado, bronco, puntillas, colas y
botes o de material analogo, singularizado con otra
nomenclature, llevarA un sello por valor de veinti-
cinco centavos de peso.
ARTICULO II.-El product del impuesto que so
crea por el articulo primero del Capitulo vigesimo-
cuarto de esta Ley, ingresarA en cada provincia, en
la Tesoreria de su Gobierno Provincial para ser apli-
cado forzosa y exclusivamente en la siguiente forma :






20 DIARIO DE SESIONES DE bA CAMAIRA DE REPRESENTANTRiS


El treinta por ciento en la restituci6n, manteni-
miento y progress de la Escuela Elemental de Comer-
cio respective.
Y el setenta por ciento, o sea el resto del product
de este impuesto, para engrosar los fondos provincia-
les correspondientes.
Las Escuelas Elementales de Comercio a que se
alude en este articulo son las que fueron creadas y
organizadas en las provincias de Pinar del Rio, Ha-
bana, Santa Clara, Camagiiey y Oriente por los De-
cretos Presidenciales nGmeros quinientos sesenta y
tres, de dos de Marzo de mil novecientos veinitisiete,
nimero mil sesenta y seis, de veintineo de Junio de
mil novecientos venitisiete y ndmero quinientos no-
venta, de primero de Abril de mil novecientos trein-
ta, los cuales quedarin vigentes con fuerza de Ley en
todo lo que se refiere a las mismas, y las Escuelas con-
tinuarin funcionando en las mismas condiciones que
tenian al ser clausuradas por el Decreto Presidencial
de primero de Octubre de mil novecientos treinta y
uno.
Se crea la Escuela Elemental de Comercio de Ma-
tanzas cuyo sostenimiento se atenderA con el impues-
to o los impuestos que eree el Consejo Provincial co-
rrespondiente, para lo cual se le autoriza por esta Ley.
ARTICULO III.-Se autoriza el establecimiento
de colegios privados incorporados a las Escuelas Ele-
mentales de Comercio, siempre que llenen todos los
requisites y cumplan todo lo que al mismo objeto es-
ta dispuesto con respect a los colegios incorporados
a los Institutos de Segunda Ensefianza, adopthndolo
debidamente a los fines de la enisefianza commercial
official. Lo que por concept de matriculas en todo
Jo que se refiere a los colegios incorporados se recau-
de, ird a engrosar el fondo establecido por esta Ley
en el Tesoro del Gobierno Provincial correspondien-
te, para ser aplicado, forzosa y exclusivamente, al
mantenimierito y progress de la Escuela Elemental de
Comercio respective.
ARTICULO IV.-Los profesores de las Escuelas
Elementales de Comercio, que procedan de la Escuc-
la de Comercio anexa al Instituto de Segunda Ense-
fianza de la Habana, continuarin percibiendo sus ha-
beres con cargo a la plantilla del Instituto.
ARTICULO V.-Cualquier impuesto provincial,
actualmente vigente, de igual indole que el que se
crea por este Capitulo, se atemperarA desde ]a vigen-
cia de esta Ley, a las prescripciones de la misma.

ARTICULO VI.-Tambi6n ingresara en el Tesoro
del Gobierno Provincial correspondiente el imported
de ]as matriculas de la Escuela Elemental de Comer-
cio de cada provincia, derogindose al efecto cuanto
se oponga al cumplimiento de este precepto.
ARTICULO VII.-Se restablecen las Escuelas E!o-
mentales de Comercio, tales como estaban organiza-
das hasta que por Decreto Presidencial cesaron de
ejercer sus funciones, con la sola excepei6n de la cuan-
tia de los emolumentos de su profesorado, empleados
auxiliaries y gastos de material, los cuales, a partir de
]a vigencia de Ja present Loy, se ajustarAn a los an-
teriormente disfrutados, poro con la disminuci6n ddl
veinticinco por ciento impuesto por el iltimo reajus-
te prcsupuestal.


Cuando en alguna provincia este impuesto no pro-
duzca lo necesario para el sostenimiento de la Escue-
la Elemental de Comercio que se restablece y crea por
esta Ley, queda autorizado el Consejo Provincial co-
rrespondiente para crear uno o mis impuestos sobre
la riqueza de la misma al solo objeto de cubrir los
gastos que el funcionamiento de dicha escuela deman-
de, siempre que sea compatible con el sistema triba-
tario del Estado.
ARTICULO VIII.-Los preceptos legales conteni-
dos en este Capitulo, comenzarin a regir a partir del
trigisimo dia siguiente a la publicaci6n de esta Ley
en la Gaceta Oficial de la Repiblica y dentro de igual
period el Ejecutivo Nacional dietarA el Reglamento
necesario para su ejecuci6n.
DISPOSICION FINAL

ARTICULO I.-Se derogan todas las leyes, 6rde-
nes, decretos y cualesquiera otras disposiciones que
sean incompatible o se opongan en todo o en part
a lo que previenen los Capitulos de esta Ley.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regird desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repfblica.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos, a los doce dias del mes de Noviembre
de mil novecientos treinta y uno.
VTO. BNO.: El Presidente, (f.) Juan J. Rodriguez
Ramirez.-Jos RB. del Cueto, Secretario.

SR. PRESIDENT (GUS INCLiN) : Se va a dar lec-
tura al ditamen de la Comisi6n de Aranceles e Im-
puestos.
(El official de actas lee):

Haban'a, Noviembre 14 de 1931.

Sr. President de la Cimara de Representantes.
Sefior:
A los efectos reglamentarios, tengo. el honor de re-
mitirle el dictamen adjunto en el que esta Comisi6n de
Aranceles e Impuestos modifica el proyeeto de ley
procedente del Senado, que trata de introducir me-
didas de cardcter econ6mico tendientes a nivelar los
gastos de la Naci6n.
Muy atentamen'tep
(f.) Santiago Rey,
President.
La Comisi6n de Aranceles e Impuestos ha celebra-
do varias sesiones de gran nfimero de horas para esta-
diar y dictaminar el proyecto de ley procedente del
Senado creando nuevos impuestos; y antes de articu-
lar dicho proyecto tal como entienide que debe ser
aprobado, se ve obligada a explicar muy brevemente
los motives en que descansan las enmiendas.que han
introducido al proyeeto de legislaci6n que nos envia
el otro Cuerpo Colegislador.
En los impuestos a los f6sforos contenidos en el
articulo primero del Capitulo I, que son impuestos
de consume, igualamos en lo que se refiere a su cuan-
tia a los products nacionales con los extranjeros, por-
que entendemos que el instrument cientifico creado






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


para establecer diferenciaci6n entire products nacio-
nales y extranjeros es el Arancel de Aduanas, ya quo
la buena doctrine consiste en afirmar que los produc'-
tos extranjeros se nacionalizan' al pagar los derechos
de importaci6n. Si los f6sforos nacionales en la ac-
tualidad tienen protecci6n arancelaria que impiden
la competencia del extranjero, nos parece iniitil con-
ceder mds preferencia en un impuesto de consume, y
de hacerlo nos expondriamos a que se elevara el pre-
cio del product national en perjuicio del consumi-
dor amparado por la double protecci6n que le concede
el Arancel y el impuesto de consume. Por esos mu-..
tivos disponemos que ese impuesto extraordinario d,;
consume cese lo mismo para el f6sforo extranjero quo'
para el nacionial, en treinta de Junio de mil novocien-
tos treinta y tres, porque si hici6ramos cesar solamen-
te el impuesto de consume al product national y .'e
lo dej ramos al extranjero, produciriamos indefecti-
blemente la confabulaci6n de los productores nacio-
nales, libres de la competencia extranjera, por ese pre-
cepto, para encarecer el product en forma desmcsu-
rada y en perjuicio del pueblo.
Rechazamos totalmonte el Capitulo II del proyeeto
de ley del Sen'ado que aumenta en dos centavos el im-
puesto de consumo a la gasoline, porque entendemos
que es necesario acometer, sin importarnos los intere-
ses mas o menos legitimos que se hayan creado, el mag-
no problema del studio de la forma de tributaci6in
sobre el petr6leo y sus derivados; y como se encuen-
tra pendiente de aprobaci6n de la Cimara un pro-
yecto de ley del Senado, dedicado especialmente a es-i
material, nos parece oportuno, que en esa legislaci6n
sea en la que se aumente la tributaci6n para la ga-
solina.
En el problema del impuesto al cafe hemos exami-
nado cuidadosamente la situaci6n del cosechero que
es el native, el mas\ndefenso en la lucha econ6mica,
y lejos de imponerle el impuesto, lo trasladamos a lo:i
tostadores y demis personas que comercian con 61 v
que obtienen utilidades incomparablemeite mayors
que las del labrador. Para evitar los tostaderos clan-
destinos de cafe, que perjudican al fisco y realizan
ademas competencia desleal, imponemos la obligaciou
a los que tuestan caf6 para venderlo de matricularse
como tales industrials y fijamos ]a sanci6n para kcs
que desobedezcan tal disposici6n.
Por otra parte, con la experiencia que tenemos los
cubanios de los dafios incalculables que ocasiona la su-
perproducci6n, fen6meno que hemos observado con ei
azficar y el tabaco, fijamos un limited de siembras del
cafe para que no nos ocurra lo que sueede en el Bra-
sil, donde por exceso han tenido que dedicar ese pri,-
cioso fruto a combustible de las locomotoras de los
ferrocarriles.
En lo que se refiere al Capitulo destinado a ciga-
rrillos finicamente modificamos el precepto que deter-
mina que el cinco por ciento del product del impues-
to se destine a la Comisi6n Naeiorial de Propaganda
y Defense del Tabaco Habano, expresando que dichol
organismo destinarh una cantidad prudential de sus
asignaciones para la adquisici6n de tabaco de las dis-
tintas marcas acreditadas y su reparto en el extran-
jero por medio de las Legaciones y Corsulados, coni
objeto de evitar que el product de este impuesto se
dedique a posiciones burocrAticas que en nada bene.
fician al tabaco y a la impresi6n de folletos que cir-
culen preferentemente en el interior de la Repdblica.


En el aspect del Capitulo que se refiere al aumen-
to de los derechos consulares, en lugar de poner el
cinco por ciento del valor total de la factura, lo ba-
jamos al tres por ciento, que nos parece un aumento
prudent y que no provocara protests como sucedo-
ria indefectiblemente si lo elevamos al tanto por cien-
to acordado por el Senado, ya que este aumento equi-
vale a una elevaci6n de derechos arancelarios.
Hemos aceptado que se cobren esos derechos consu-
lares en las Aduanas de las Repfiblica y no en los
Consulados, por el precepto del Articulo III, que crea
ia Comisi6n de Inrformaci6n y Comprobaci6n de va-
'ores adeudables, organism 6ste tan necesario, tan
imprescindible, que con 61 evitaremos no s61o el dump-
ing sino que obtendremos mas de un mill6n de pesos
de aumento de rccaudaci6n por la fijaci6n cxa ta del
valor de la factura consular. Trasladar a las Adua-
nas el c6bro de los derechos consulares y no estable-
cer la citada Comisi6nm constituiria un error econ6mi-
co de extraordinaria proporci6n y de graves conse-
cuencias para el Tesoro Nacional.

En este Capitulo tambi6n excluimos del aumento
de los derechos consulares a los products comprendi-
dos en la Partida 100, letra "C" del Arancel, o scan
las antitoxinas, vacunas, virus, sueros, bacterinas y
antibaeterinas para fines terap6uticos, porque estan-
do estas libres de derecho al aumentarles los consula-
res encarecemos el product en perjuieio del pueblo
y tambi6n del Estado, que tiene que adquirirlos para
los Ilospitales.
-emos impartido nuestra aprobaci6n a la modifi-
caci6n de la forma de tributaei6n del Impuesto del
Uno y Medio por Ciento, elevandolo al diez y tras-
ladando su cobro a las Aduanas, porque esa innova-
ci6on depend de un Decreto del Poder Ejecutivo, pe-
ro llamamos la atenci6n hacia el hecho de que cuan-
do se cobre en las Aduanas y no en el interior, oe
dejara de percibir lo que corresponda a los products
nacionales que nos important por las Aduanas, tales
como muebles, ropas, etc.
En la part del proyecto de ley que dispone el so-
breseimiento en lo que se relaciona con las multas por
inrfracci6n del Impuesto del Uno y Medio por Ciento,
lo aprobamos con la salvedad de que estos expedien-
tes se sobresean cuando se pagueel principal, porque
en otro caso ninguna ventaja obtendria el Estado con
tal sobreseimiento.
Ha sido cuidadosamente estudiada la legislaci6n so-
bre los Subpuertos. La Comisi6n confront la si-
guiente situaci6n de ellos; un clamor popular contra
los Subpuertos porque se afirma que se introduced
por ellos toda clase de mercancias, muchas sin pagar
los derechos correspondientes, aniquilando los comer-
-ios legalmente establecidos en las ciudades, impidiei-
do que los obreros de los puertos puedan ganarse el
sustento por medio de su labor, y ]a otra, el hecho
cierto de que son concessions concedidas de acuerdo
con las leyes, ratificadas por otras anteriores, que han
creado el derecho por un espacio de tiempo determi-
nado. a cuyo amparo se han invertido grades capita-
les que establecerian reclamaciones justificadas si ar-
bitrariamente se les despojase de ellos, ya que lo quo
la Administraci6n concede de acuerdo con la Ley y
por un piazo determinado no puede quitarlo luego sin
haberse vencido el t6rmino o haberse infringido la
concesi6n. Por ese motive, en nuestro deseo de res-






22 DIARIO DE ISESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ponder a los deseos de todas las classes sociales de Cu-
ba, limitamos el uso de los Subpuertos a lo que fuE
objeto de su concesi6n y finicamente admitimos la im-
portaci6n de las maquinarias y litiles necesarios para
la industrial que haya obtenido el derecho a utilizar
el Subpuerto con excJusi6n ain de las industries ve-
cinas, para aminorar el mal que no podemos legal-
mente hacer cesar en su totalidad por las razones te3-
nicas expuestas anteriormente. Pero sabemos que las
disposiciones que obligan a ejecutar a rehacer algfin
acto, si no van acompafiadas de la debida sanci6n no
tienen eficacia, y esa es la raz6n de'que impongamos
penas several, inclusive el privarlo de la concesi6n,
a la entidad que dedique el Subpuerto a cosa dis-
tinta para la que le fu6 concedida, y declaramos, por-
que es algo cierto, que todo el que present la denun-
cia se considerari part perjudicada a los efectos de
la acci6n penal o administrative. Sin este precepto
los Subpuertos quedarian como esthn, pero con 61 no
causar6n mayores perjuicios ni al comercio ni a los
obreros.
Ante arguments absolutamente justos hemos auto-
rizado habilitar un puerto de interns local en la costa
de Nuevitas, que en nada perjudica el principio sus-
tentado, ya que se obliga a trasbordar la mercancia
en un puerto de interns local, utilizando los obreros
necesarios, y porque servird para crear nuevas fuen-
tes de riqueza que desaparecerian sin esa autorizaci6n.
En el problema de los Compaifias de Fianzas vela-
mos tambi6n por las nacionales, con objeto de impc-
dir que la recaudaci6n por primas pase exclusiva-
mente a las extranjeras; respetamos los derechos ad-
quiridos por las nacionales de acuerdo con las dispu-
siciones vigentes, y evitamos que las Compafiias de
Fianzas de procesados sean violentamente clausura-
das sin el debido studio, produciendo una cuesti6n
de orden piblico, ya que habria que recluir en las
Chrceles a los cinco mil individuos aproximadamente
que se encuentran disfrutando de libertad provisional
mediante p6lizas de fianzas expedidas de acuerdo con
la Ley.
En las disposiciones sobre la Renta de la Loteria
Nacional, rechazamos lo que se refiere a conceder
como premio un tanto por ciento de las multas que
se impongan al individuo que denuncie la infracci6ai,
fundamentalmente, porque no es la forma mis ade-
cuada para estimular las virtudes civicas del pueblo
cubano y porque se prestaria a centenares de falsas
acusaciones con el finico objeto del lucro que el Esta-
do ofrece.


misma forma que lo acord6 el Senado, pero dispone-
mos que ese Decreto, ha de dictarse dentro de sese.ta
dias.
Dada la situaci6n del trabajador native, prohibi-
mos la inmigraci6n de braceros y ordenamos su reem-
barque o expulsion caso de que entrase en el territo-
rio national contrariando la Ley.
En la disposici6n sobre la restricci6n de la pr6xi-
ma zafra azucarera, y teniendo en cuenta que los in-
genios propiedad de los cubanos son los pequefios, dis-
ponemos que a los que hayan molido menos de treinta
mil sacos no se les puede restringir su zafra, y en
los demns, hasta cien mil sacos, s6lo autorizamos una
restricci6n' just y equitativa. Tambi6n declaramos
exentos del Impuesto del Uno y Medio por Ciento los
canjes o cesiones que se hagan de maquinarias, com-
bustibles, lubricantes y demas fitiles y artefactos, en-
tre si los centrales azueareros que estdn vinculados por
una misma administraci6n, cuando esas operaciones
se realizan sin lucro, porque ese impuesto es exclusi-
vamente para las tran'sacciones mercantiles donde me-
die un precio.
Rechazamos el Inciso "A" del Articulo I del Ca-
pitulo XXXII, que aumenta el impuesto de consume
interior a los vinos espumosos importados, porque
equivale su aprobaci6n a impedir su importaci6n y a
dejar de recaudar por ese concept, y en los demas
vinos, tanto a los nacionales como a los extranjeros,
fijamos un impuesto de consume normal y 16gico.
En lo relacionado con las Escuelas de Comercio,
disponemos que al abrirse 6stas de nuevo se haga con
el mismo personal docente que tenian al clausurarse,
ya que unicamente cesaron por las dificultades eco-
n6micas del moment y no por falta de capacidad
cientifica para la ensefianza.
Este es a grandes rasgos el Dictamen de la Comi-
si6n de Arainceles e Impuestos, redactado con la pa-
tri6tica finalidad de lograr que el Estado cubano pue-
da cubrir sus compromises econ6micos, ya que la cri-
sis mundial, agudizada en nuestra Patria por el bajo
precio del azficar y el tabaco, ha producido trastornos
fiscales de gran importancia, pero tendiendo tambian
a evitar que los nuevos impuestos resulten confisca-
torios, y a que sea possible el percibirlos, pues canti-
dades exageradas traerian como consecuencia rinica-
mente un colapso en las transacciones mercantiles que
redundaria en perjuicio evidence de los intereses de
la Reptiblica y del mismo Gobierno.
DICTAMEN


Por tanto, la Comisi6n de Arancel
Tambien nos pareci6 inadecuada la disposici6n qie Por tanto, la Comisin de Arance]
autoriza a la Renta de la Loteria Nacional para co. en sesiTn permanent comenzada el
brar los billetes de loterias extranjeras que fuesein de- tual y terminada el dia de la fecha, h
comisados e ingresarlos en sus fondos propios. Sus- mayoria de votos, recomendar a la Cd
tituimos esta disposici6n con otra en la que se dispo- sentante la aprobaci6n del proyecto
ne que caso de resultar premiado el billete extran- dente del Senado, que trata de dicta
jero decomisado, lo cobre la Direcci6n de Beneficen- das de character econ6mico que tiend
cia y lo distribuya proporcionalmente en los centres gastos de la Naci6n, modificA6rdolo
ben6ficos oficiales. No sefialamos concretamente ui, guiente:
Hospital o Asilo por no establecer una preferencia in- PROYECTO DE LEY
justificada que seria evidence si el premio represen-
ta una gran cantidad. CAPITULO I
En la legislaci6n sobre inmigraci6n ratificamos la De los f0sforos
autorizaci6i al Poder Ejecutivo para dictar por una ARTICULO I.-El inciso V, clase
sola vez un Decreto que regule y reglamente ]a entra- de veinticinco de Enero de mi noveciel
da de extranjeros en el territorio national, en la da modificado en la siguiente forma:


les e Impuestos,
dia once del ae-
a acordado, por
imara de Repre-
de Ley proce-
r diversas medi-
en a nivelar los
en la forma si-


III de la Ley
itos cuatro, que-






DIAR10 DB SE8ION"8 DB LA CAMXARA DE REPRESENTANTES 23


A) Cada cajita de f6sforos conteniendo hasta cin-
cuenta cerillas fabricadas en el pais, pagara un cen-
tavo de peso.
B) Cada cajita de f6sforos importada, conteniendo
hasta cincuenta cerillas, pagard, ademas de los dere-
chos arancelarios, un centavo de peso.
C) Cada mechero o cualquier aparato encenidedor,
stable o fijo, que exist en establecimientos comer-
ciales o industriales y en los cafes, restaurants, ho-
teles o casas de buespedes, pagara anualmente un im-
puesto de treinta y seis pesos.
D) For el uso de los encendedores autom&ticos se
pagard en cada Ejercicio Econ6mico un impuesto dc
un peso, y la infraccion de lo que aqui se dispone sera
castigada con una multa de diez pesos por la primer
vez y de veinticinco por las demds.
ARTICULO II.-En la expresi6n de encendedor
automAtico a que se refiere la Ley de 27 de Dicienm-
bre de 1929, se comprende cualquier aparato u objeto
que siendo portAtil o llevadizo, proporcione fuego por
cualquier procedimiento fisico, mecanico o el6etrico.
ARTICULO III.-El Articulo III de la Ley de 27
de Diciembre de 1929 sobre encendedor automatic
quedard redactado asi:
"Para comprobar el pago de ese impuesto se le ad-
herird por los Agentes encargados del cobro de cada
encendedor una chapa metalica do las dimensions
que di ..!c:,a el Secretario de Hacienda."
ARTICULO IV.-La fabricaci6n de f6sforos con
destiny a la exportaci6n estarh exenta de este im-
puesto.
ARTICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gacefa
Official, y los impuestos previstos en las letras "A"
y "B" del Articulo I de este Capitulo, quedarin ic-
ducidos a lo que dispone la Ley de 25 de Enero de
1904 al primero de Julio de 1933.
Se rechaza totalmente el Capitulo II del proyecto
de ley procedente del Senado.
CAPITULO II
Del cafe
ARTICULO I.-Ademas de los impuestos existen-
tes y derechos que actualmente tribute, se crea un im-
puesto sobre el cafe en la forma siguiente:
Cada libra de cafe tostado o molido que se consu-
ma en el pais abonarA un centavo y veinte centesimas
de centavo de peso.
El caf6 crudo abonara un centavo de peso por li-
bra. Queda exento del pago de este impuesto el co-
sechero, salvo el caso de que lo venda directamente al
pfblico para su consume.
En' todo caso se evitarA la dualidad del cobro dc
este impuesto.
Todo establecimiento o entidad que se dedique a
manipular y tostar cafe para el consume de sus aso-
ciados, siempre que cobrare algfin precio por el con-
sumo del mismo, tendrh que matricularse en el mu-
nicipio correspondiente como "Tostadero de caf6".
pagando la contribuci6n correspondiente y observan-
do todos los requisitos que sefialen las leyes y orde-
nanzas sanitarias.


La matricula debera efectuarse dentro de los vein-
te dias siguientes al de la promulgaci6n de esta ley,
y los infractores serin castigados con una multa de
treinta y uno a quinientos pesos, siendo competentes
los Juzgados Correccionales para conocer de estas in-
fracciones.
A los morosos en el pago de este Impuesto al cafe
se le aplicarA lo dispuesto en el Articulo XVIII de
la Ley de 9 de Octubre de 1922.
El impuesto al caf6 cesard de cobrarse el dia 30 de
Julio de 1936, si para esa feeha el Gobierno compro-
base que las Aduanas de la Repiblica han dejado de
recibir cantidades apreeiables de dicho grano y qub,
por el contrario, se hace necesario iniciar la exporta-
cion del que resultare sobrante en el pais.
ARTICULO II.-El Presidente de la Repiblica
dictard el Reglamento oportuno para la mejor apli-
caci6n de lo dispuesto en el articulo anterior.
ARTICULO III.-Queda expresa y terminante-
mente prohibida durante quince afios la siembra del
cafe en la Repfiblica, a partir del primero de Noviem-
bre de mil novecientos treinta y cinco.
ARTICULO IV.-La Comisi6n Nacional de Esta-
disticas con el auxilio eficaz y obligatorio de las fuer-
zas armadas de la Repfiblica y demns autoridades y
agents de la misma, publicara en la Gaceta Oficial
de la Repfiblica, seis meses despu6s del primero de No-
viembre de mil novecientos treinta y cinco, una rela-
ci6n exacta del caf6 sembrado, cantidad, promedio de
producei6n, terrcno dedicado a ese cultivo, zonas, t6r-
minos y provincias en que los terrenos estAn enclava-
dos, cantidad, producci6n de consume, excess si lo
hay, o en su defecto, importaci6n que se efectra, asi
como la importaci6n exceptional que de todos modoa
se haga por efecto de classes que la Repdblica no
produzea.
Asimismo la Secretaria de Agricultura, Industria
y Trabajo publicarA mensualmente las cotizaeiones
nacionales del cafe.
ARTICULO V.-Si de la publicaci6n dispuesta en
el articulo anterior resultara menos production que
el consume n'acional y un exceso de la misma menor
a un diez por ciento de dicho consume, el Poder Eje-
cutivo de la Repfiblica debera ampliar por un afio
mas la autorizaei6n de.siembras de cafe, empezindose
a contar entonces los quince afios de esta prohibici6n
a partir del primero de Noviembre de mil novecientos
treinta y seis, al objeto de que siempre se mantenga
ese exceso de producci6n regulador de precio y con..
petencia.
ARTICULO VI.-Todas las autoridades de la Re-
pfiblica y especialmente las Fuerzas Armadas de la
misma, dedicadas al orden' pfiblico en los campos, asi
como los Alcaldes Municipales y sus agents y subal-
ternos, cuidarin de ]a observancia y cumplimiento de
,estas disposiciones, paralizando cualquier siembra quo
se intent y llevart a efecto con infrasci6n de los pre-
ceptos de esta Ley y denunciando a los infractores
ante los Tribunales competentes.
ARTICULO VII.-Las in'fracciones de lo dispuesto
en los Articulos III, IV, V y VI de la present Ley,
serin castigados con multa de cien a quinientos pe-
sos de la competencia de los Juzgados Correccionales,
y con la inmediata destrucci6n de lo sembrado inde-






24 DTARTO DI9 Rg,8TON8 DI LA CAMERA DE REPRESENTANTES


bidamente, que sera llevada a efecto por la propia
autoridad o agent que haya formulado la denuncia,
previa la autorizaci6n de la Secretaria de Agricultu-
ra, Comercio y Trabajo, siendo de cargo del infractor
los gastos que la destrucci6n ocasione.
ARTICULO VIII.-E1 Poder Ejecutivo de la Re-
pfiblica dictarh un Reglamento para el mejor y mhs
exacto cumplimiento de los Articulos III, IV, V, VI
y VII de esta Ley, dentro de los treinta dias siguien-
tes a su promulgaci6n, estableciendo en el mismo la
forma, tiempo y condiciones en que pueda efectuarse
la resiembra en aquellos casos en que sea necesario
sustituir matas de cafe viejas o enfermas.
La Secretaria de Agricultura, Comercio y Traba-
jo, sera la encargada de todo lo concerniente a. los
articulos citados de esta Ley.
ARTICULO IX.-Queda derogado o en suspense
cuanto se oponga al cumplimiento y observancia de
la present Ley, todas las leyes, decretos, reglamentos
y demis disposiciones.
ARTICULO X.-Lo dispuesto en este Capitulo en'-
trard en vigor a los veinte dias naturales de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO III
De los cigarrillos

ARTICULO I.-E1 inciso "D" de la Clase IV del
Capitulo I de la Ley de 29 de Enero de 1931, que-
dard modificado y vigente en esta forma:
"D": Cada cajetilla que contenga hasta doce ci-
garrillos, destinados al consume interior, pagard uno
y cuarto centavo de peso, y hasta diecis6is pagard uno
y dos tercios centavo de peso.
El cinco por ciento del product bruto de este im-
puesto se depositary por el Poder Ejecutivo en cuen-
ta apart y sera destinado a sufragar los servicios en-
comendados a la Comisi6n Nacional de Propaganda y
Defense del Tabaco Habano, para su propaganda en
el extranjero, exclusivamente, de acuerdo con la Ley
que di6 origen a su creaci6n'. La Comisi6n Nacional
de Propaganda y Defensa del Tabaco Habano desti-
nard una cantidad prudencial de sus asignaciones pa-
ra la adquisici6n de tabacos de las distintas marcas
acreditadas y su distribuci6n gratuita en el extran-
jero por medio de las Legaciones y Consulados.
Estos fondos no podr6n ser destinados ni usados
para ningin otro servicio, ni tampoco podrAn ser ob
jeto de ninguna transferencia de cr6dito.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior comenzara a regir a los treinta dias naturales des-
pu6s de su publicaci6n en la Gaceta Oficial y durante
este t6rmino, cada contribuyente no podri adquirir
m6s del ochenta por ciento de la duod6cima parte de
los sellos que adquiri6 en los doce meses inmcdiatos
anteriores a esa fecha en la Gaceta Oficial. El inm-
puesto previsto en el articulo precedent quedara re-
ducido a tres cuartos de centavo de peso despu6s del
treinta de Junio de mil novecientos treinta y tres.
ARTICULO III.-El cin'co por ciento de lo que se
recaude por los impuestos creados por esta Ley sobre
el caf6 y los cigarrillos, sera entregado a la'Secreta-
ria de A\g'i.iiltirn, Comercio y Trabajo, que lo in-


vertirh, exclusivamente, en el mantenimiento y me-
jora de las Granjas Escuelas y en fabricaci6n de sue-
ros y vacunas para el ganado.
CAPITULO IV
De los derechos consulares
ARTICULO I.-El Articulo XXI del Arancel Con-
sular, tal como lo modific6 el Articulo I del Capitu-
lo VIII de la Ley de 29 de Enero de 1931, quedarA
redactado asi y vigente en esta forma:
"Articulo XXI.-Las facturas del comercio de im-
portaci6n', bien sean certificados por el Agente o
Agents Consulares de la Rephiblica, en los casos que
correspond, o bien sin certificar en aquellos otros
en que procedan dichos documents de lugares en que
no haya Oficina Consular cubana, ni ninguna otra que
est6 autorizada para ello, pagarAri el tres por ciento
de su valor, de acuerdo 6ste con las disposiciones que
regulan la material, y estos derechos se abonaran mien-
tras el Presidente de la Repfiblica no disponga lo con-
trario, en la Aduana en que se haga la declaraci6n de
consume.
'Se exceptfian de esta disposici6n los products me-
dicinales o farmac4uticos fabricados con fines tera-
p6uticos, antitoxinas, vacunas, virus, sueros, bacteri-
nas y antibacterinas, comprendidos en la partida 100,
letra C" del vigente Arancel de Aduanas, por cuya
factura abonar6n inicamente el dos por ciento de su
valor."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo pre-
cedente regira a los tres dias de la fecha de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial, y desde el 30 de Junio
de 1933 los derechos a que se refiere el articulo ante-
rior quedarAn reducidos a un dos por ciento al valor
de la factura.
ARTICULO III.-Se crea una Comisi6n de Infor-
maci6n y Comprobaci6n de valores adeudables, que es-
tart integrada por dos funcionarios de las Secretarias
de Estado y Hacienda, respectivamente, que presta-
ran sus servicios en comisi6n, y un Presidente. El
cargo de Presidente de la Comisi6n de Informaci6n
y Comprobaci6n de Valores Adeudables, de libre nom-
bramiento del Presidente de la Republica, sera dotado
con el haber annual de TRES MIL SEISCIENTOS
PESOS. Lo dispuesto en este articulo regira desde
la fecha de su publicaci6n' en la Gaceta Oficial.
CAPITULO V
Modificacion de la Ley del Timbre
ARTICULO I.-A la escala del articulo primero,
apartado "B" del Capitulo IV de la Ley de 29 de
Enero de 1931, se le antepondrA lo siguiente:
"Desde cinco pesos hasta cien pesos, 10 centavos."
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo an-
terior regird desde la fecha de su publicaci6n en la
Gaceta Oficial y hasta el 30 de Junio de 1933.
CAPITULO VI
De las liquidaciones sobre derechos reales
ARTICULO I.-Se deroga la disposici6n conteni-
da en la tarifa doce del capitulo VII de la Ley. de 29
de Enero. de 1931, sobre la forma alli prevista, de li-
quidaci6n de derechos reales en' los casos de ventas
a plazos de bienes inmuebles.





DIARIO DE ISESIONES DE LA CAMERA DE REPRE.SENTANTES 25


ARTICULO II.-Quedan derogadas las disposicio-
nes del Capitulo VII de la Ley de 29 de Enero
de 1931, sefialadas con los nfmeros 27, 28, 29, 30, 31
y 32, en cuanto se refieren a las liquidaciones adicio-
nales en favor de fondos especiales, en consecuencia,
los products de esas liquidaciones adicionales se lle-
varAlr al mismo concept de rentas nacionales de los
derechos de done proceden.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en este Capitulo
regird desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO VII
De la forma de tributaci6n del Uno y Medio
por Ciento

AARTICULO I.-La cuantia ascendente al siete y
medio por ciento a que se refiere el Articulo VI del
Capitulo V de la Ley de 29 de Enero de 1931, se
aumentarh hasta el diez por ciento.
ARTICULO II:-Se autoriza al Presidente de la
Reptiblica para reducir, en la media que estime con-
veniente, el personal que actualmente tiene la Sec-
ci6n del Uno y Medio por Ciento de la Secretaria de
Hacienda, una vez que haya hecho uso de las facul-
tades que le confiere el Articulo VI del Capitulo V
de la Ley de 29 de Enero de 1931.
ARTICULO III.-Lo dispuesto en los articulos an-
teriores regira cuando el Presidente de la Repfblica
dicte el Decreto correspondiente.

CAPITULO VIII
De los morosos y defraudadores del Uno y Medio
por Ciento

ARTICULO 1.-Los Articulos XVIII y XIX de
la Ley de 9 de Octubre de 1922, quedar6n modifica-
dos y vigentes en la forma siguiente:
"Articulo XVIII.-Cuando por cualquier causa
no se pague la contribuci6n o impuesto correspondien-
te dentro del plazo que se fije, se exigirA un recargo
del cinco por ciento en los primeros treinta dias na-
turales de demora, y de diez por eiento, vencido es:e
plazo sobre el total de lo adeudado; y esos recargos
ser~n considerados como product del impuesto. Se-
ri obligatoria la presentaci6n' de la declaraci6n jura-
da dentro del plazo reglamentario y los que no cum-
plan este precepto incurriran en multa que podra as-
cender hasta UN MIL PESOS."
"Articulo XIX.-Los contribuyentes que hagan
una declaraci6n jurada falsa o con intenci6n de de-
fraudar al fisco, o vali6ndose de cualquier acto vo-
luntario u omisi6n dolosa por medio de cuyo proce-
dimiento puedan las rentas de la Repfiblica ser de-
fraudadas en parte o en todo de la cantidad que le
correspondan satisfacer, de acuerdo con la ley, serin
castigados en la forma siguiente:
1.-La primera falta o infracci6n, con el page de
la cantidad defraudada y de una multa igual a dicha
cantidad; las demis faltas o infracciones serinf casti-
gadas con el pago de la cantidad defraudada y una
multa que no exceda de MIL PESOS o un afio de
prisi6n o anbas penalidades, de acuerdo con la opor-
tuna resoluci6n de los Tribunales de Justicia.


2.--Los Administradores de Zonas o Distritos Fis-
cales bajo la direcci6n de la Secretaria de iHacienda,
dispondrain se giren visits de inspecci6n con la fre-
cuencia que estimen convenient para investigar y
fiscalizar el cobro de este impuesto, por medio de sus
empleados o de los especialmente destinados a este
objeto.
3.o-Los que estorben, obstaculicen o impidan la
inspecci6n, investigaci6n o fiscalizaci6n de estos im-
puestos, incurriran en multa de ciento cincuenta a
doscientos cincuenta pesos, que serA propuesta en ca-
da caso por el Inspector al Administrador Fiscal co-
rrespondiente, quien la impondrA si procediere, pre-
via audiencia del interesado y con la debida apro-
baci6n.
ARTICULO II.-Quedan derogadas las disposicio-
nes legales o reglamentarias que se oponigan a lo prcs-
cripto en el articulo anterior.
ARTICULO III.-Los expedientes iniciados para
el cobro del Uno y Medio por Ciento y en los cuales
estuvieren pendientes de pago multas impuestas por
no haberse ingresado el impuesto dentro del t6rmino
establecido por la Ley, serAn sobreseidos en cuanto a
la parte de esas multas, siempre que 6stas no hubie-
sen ingresado en firm, y cuando ingresen el total
del impuesto adeudado.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official de la Republica.

CAPITULO IX

De la forma de tributaci6n de los impuestos suntuarios
ARTICULO I.-La forma de cobranza del impues-
to sobre consumes suntuarios, creada por la Ley de
29 de Enero de 1931, queda modificada y se regira
por los preceptos contenidos en la present ley.
ARTICULO II.-La recaudaci6n del impuesto es-
tarh a cargo de quien venda, suministre los articulos
y objetos o preste servicios de lujo.
ARTICULO III.-El vendedor-recaudador perci-
bira un diez por ciento como premio de cobranza so-
bre las cantidades que obtenga por el impuesto.
ARTICULO IV.-El vendedor-recaudador expedi-
ra y entregard al consumidor un tal6n en el que al
consignar la cantidad recibida podra en'globar el pre-
cio del articulo o del servicio con el imported del im-
puesto, pero en la matriz que debera conservar en su
poder el vendedor-recaudador hara constar separada-
mente ambos concepts. Ademas estara obligado a
llevar el "Libro Oficial del Impuesto sobre Consumes
Suntuarios", en el que anotara, diariamente, el resu-
men de las operaciones, que tendra que convenir con
la suma de dicha matriz en cada dia, detallando en
las casillas correspondientes el imported de la venta o
servicio, el del impuesto y el del premio de cobranza.
ARTICULO V.-E1 vendedor-recaudador ingresa-
ra antes del dia diez de cada mes el imported de la re-
caudaci6n del mes anterior en la administraci6n del
Distrito Fiscal, la que le entregara la correspondien-
te carta de pago para su resguardo. El retraso dari,
lugar al pago de los intereses de demora, sin perjui-
cio de las responsabilidades que procedan.






26 DIARIO DE IStESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ARTICULO VI.-Los vendedores-recaudadores que
ocultaren los documents necesarios para la compro-
baci6n de la liquidaci6n del impuesto o formulare do-
claraciones falsas o se valieren de cualquier otro me-
dio para evadir el pago de este impuesto, seran cas-
tigados la primer vez con una multa igual a la can-
tidad adeudada que impondri la Administraci6n, y
las irifracciones sucesivas seran castigadas con la mis-
ma penalidad en la via administrative y adem6s se
darA cuenta del caso a los tribunales ordinarios con-
siderAndose la reincidencia como delito, para la apli-
caci6n de una multa no mayor de mil pesos o prisi61
no mayor de un afio, o ambas penalidades a, la vez, a
juicio del tribunal que conozea del caso. Los que
auxiliaren al vendedor-recaudador en la realizaci6n
de los hechos anteriores definidos y penados incurri-
ran en multa administrative de ciento ciiicuenta a
doseientos cincuenta pesos, e igual pena se aplicarA
a los que obstaculicen o impidan la investigaci6n y
fiscalizaci6n del impuesto, sin perjuicio de las demhs
responsabilidades en que pudieran incurrir en casos
de delitos cuyo conocimierito corresponda a la juris-
dicei6n ordinaria.
ARTICULO VII.-CometerAn delitos de estafa a
que se refiere el articulo 558 del C6digo Penal los
vendedores-recaudadores que habiendo percibido de
los eontribuyentes el imported del impuesto no verifi-
quen el pago al Estado y den lugar al inicio de la
via de apremio.
ARTICULO VIII.-Estos preceptos sobre el im-
porte del consumo suntuario empezardn a regir al
transcurrir treinta dias naturales contados a partir
de su publicaci6ri en la Gaceta Oficial.
CAPITULO X
De la vigencia de los impuestos de Obras Pfiblicas
ARTICULO I.-Se prorroga por cinco afios mas la
vigencia de los impuestos creados por la Ley de 15
de Julio de 1925, y por tanto, los establecidos con ca-
rdcter temporal terminaran en 15 de Julio de 1950.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo an-
terior regird desde la fecha de su publicaci6n en la
Gaceta Oficial.
CAPITULO XI
ARTICULO I.-Los Subpuertos existentes y auto-
rizados para el comercio exterior se podrAn seguir uti-
lizando exclusivamente por los centrales azucareros
o industries, para los cuales fueron concebidos, ajus-
tandose en todo caso a los terminos y limits de sa
concesi6n, y ademis en sus exportaeiones, a las ros-
tricciones vigentes, pcro no podran utilizarlos para
haeer importaciones, a no ser de las maquinarias, ar-
tefactos, lubricants y combustibles que sean necesa-
rios para la fabricaci6n del azdcar y demis derivados
de la cafia, o para explotaci6n de minias y concentra-
ci6n de sus products.
ARTICULO II.-Las sanciones que la vigente lc-
gislaci6n autoriza seran impuestas por las aduanas y
sera considerada part perjudicada el que denuneic
cualquier uso indebido de los Subpuertos o embarca-
deros partieulares, para la sanci6n adicional que im-
pondrh el Secretario de Hacienda, en caso de rein-
cidencia o mala fe, de cinco a diez mil pesos de multa
o de p6rdida de la concesi64 y de la autorizaoi6n del
Subpuerto o embarcadero.


ARTICULO III.-Como excepci6n a lo anterior.
mente dispuesto se autoriza en el lugar del Distrito
aduanal de Nuevitas que se llegue a estimar conve-
niente, habilitar un puerto de interns local, mediante
autorizaci6n del Presidente de la Repfiblica, para rea-
lizar comercio de cabotaje en la forma prevista en el
Articulo 166 de las ordenan'zas aduanales ampliado y
ademas a transportar desde 61 mercancias, products
o frutos para ser depositados en cualquier lugar de
la jurisdicci6n aduanera de un puerto de interns ge-
neral habilitado, a fin de su posterior exportaci6n, o
para destinarlo directamente a la exportaci6n median-
te trasbordo en un puerto de inter6s general habili-
tado, en cuyo caso la exportaci6n comenzard desde el
moment en que el trasbordo se efeetile quedando ex-
presamente sin efecto cuantos preceptos y leyes res-
tablezean prohibiciones o disposiciones que en todo o
en part se opongan exclusivamente al cumplimiento
de lo dispuesto en el present articulo.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira a los sesenta dias naturales contados desde la fe-
cha de su publicaci6n en la Gacet& Oficial.

CAPITULO XII
De las fianzas en Tesoreria

ARTICULO I.-Las fianzas o garantias que se da-
positen en la Tesoreria General de la Repfiblica ha-
bran de constituirse necesariamente en valores de la
Repfiblica o en efectivo o en p6lizas de Compaiiias le-
galmente constituidas y autorizadas.
ARTICULO II.-Las fianzas o garantias a que es-
tan obligadas las personas fisicas o juridicas que se
dediquen a operaciones de seguros o de afianzamien-
to de cualquier clase que sean para responder de sus
obligaciones consistirfn, para aquellas que se cons-
tituyani despu6s de la vigencia de este Capitulo, en
efectivo o en valores del Estado cubano.
ARTICULO III.-Las p6lizas de Compafiias de
Fianzas legalmente autorizadas seran admitidas en
todo caso por los Tribunales de Justicia, incluyendo
los Juzgados Correccionales como si fuese dinero on
efectivo o metalico, solamente cesarin en esa obliga-
ci6n esos T'ribunales desde que aparezea publicado en
la Gaceta Oficial el Deereto o Resoluci6n del Secre-
tario de Agricultura, Comercio y Trabajo, retirando
la autorizaci6n coneedida a la Compafia para realizar
operaciones de afianzamiento.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo
regird bajo las condiciones en 61 provistas, a los se-
senta dias de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO XIII
De las infracciones de la Ley de Loteria

ARTICULO I.-Las infracciones de la Ley de la
Renta de la Loteria Nacional, consistentes en estable-
cer, expender o facilitar loterias particulares, rifas,
bazares, t6mbolas, los conocidos por terminales, boli-
tas, charadas o cualesquiera otros juegos que estfn
prohibidos por la Ley o los Reglamentos, se castiga-
ran por los Jueces Correecioriales con penas de arres-
to de treinta y uno a ciento oahenta dias o con mul-
tas de treinta y uno a quinientos pesos, moneda ofi-
cial, siendo competentes para conocer de estos delitos
los Juzgados Correccionales. La pena de multa pro-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27


ducira en defecto de pago arrest a raz6n de un dia
por cada peso moneda official que se dejare de satis-
facer, sin que el arrest pueda exceder en ningfn caso
de ciento ochenta dias.
El acusado a quien por tres veces se hayan' aplica-
do los preceptos anteriores despubs de la vigencia de
esta Ley, en caso de ser condenado por cuarta vez se
le impondra siempre pena de privaci6n de libertad,
de trcinta y uno a ciento ochenta dias de arrest.
ARTICULO II.-El Articulo XXXIV de la Ley
de la Renta de la Loteria Nacional quedarA redacta-
do en los siguientes terminos:
"El product de la renta de la Loteria Nacional
asi como la parte correspondiente de las multas que
impongan los Tribunales de Justicia a los contraven-
tores de este Capitulo y-todo lo que por este Capitdlo
se produzca, se ingresari en la Tesoreria de la propid
Renta, con excepci6n del tanto por ciento que le co-
rresponde al Tesoro Nacional como product en cada
:sorteo.
"Los sorteos se liquidartri dentro de los ocho dias
siguientes de su celebraci6n."
ARTICULO III.-Los billetes o titulos de loterias
extranjeros que se decomisen en las causes tramita-
das con motivo de la infracci6n de la Ley de Loteria,
serdn entregados a la direcci6n de Beneficencia de la
Secretaria de Sanidad y Beneficencia, asi que dicho
Departamento gestione el cobro de los mismos, caso
de resultar premiados, y los distribuya proporcional-
mente entire los centros ben6ficos oficiales.
ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
giri desde su publicaei6n en la Gaceta Oficial.
El Capitulo XV del proyecto de ley procedente del
Senado, que trata de la recompensa del Estado, la
Provincia y el Municipio, debe ser rechazado total-
mente para hacerlo objeto de una legislaci6n especial.

CAPITULO XIV
De la inmigraci6n

ARTICULO I.-Se autoriza al Poder Ejecutivo pa-
ra que por una sola vez y por medio de un Decreto
dictado precisamente dentro de los sesenta dias na-
turales siguientes a la promulgaci6n de este Capitulo,
regule y reglamente la entrada de extranjeros en el
territorio national, estableciendo las condiciones ba-
jo las cuales se admitiran y pudiendo, en consecuen-
cia, fijar multas y penalidades que no excedan, las
primeras, de quinientos pesos, y las segundas de seis
meses de arrest para los infractores de las que se
dictaren, de acuerdo con la Ley de Inmigraci6n, en
todo lo que esta no se oponga a las facultades que se
conceden en este precepto.
ARTICULO II.-Queda absolutamente prohibida
la inmigraci6n de braceros; a los infractores de este
precepto se les impondra por los Tribunales una pena
de quinientos pesos de multa y seis mess de arrest,
de la competencia de los Juzgados Correccionales, sin
perjuicio de la expulsion del bracero que ilegalmente
haya entrado en el territorio national.
ARTICULO III.-Quedan derogadas todas aquellas
leyes, disposiciones o reglamentos en la parte que se
opongan al cumplimiento de la present Ley.


ARTICULO IV.-Lo dispuesto en este Capitulo
regiri desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO XV
Del procedimiento sobre subastas menores de $500.00

ARTICULO I.-En los casos en que la Admi-
nistraci6n de Hacienda tenga que acudir al remate
de bienes muebles o inmuebles como consecuencia de
un procedimiento de apremio y siempre que el valor
de los bienes no exceda de quinientos pesos, no sera
necesario insertar los anuncios de las subastas en la
Gaceta Oficial ni en los diaries de la localidad, bastan-
do con que se anuncie en puertas, salas o corredo-
res de las oficin'as subastadoras durante el t6rmino de
diez dias hibiles, y se notifique personalmente al deu-
dor en la primera subasta, POR LO MENOS CUA-
RENTA Y OCHO HORAS DE ANTELACION, do
cuyo hecho dar cuenta el Jefe de la Oficina en acta
que firmarin como testigos el Tesorero y Contador de
la misma.
Igual procedimiento se seguirA en las subastas de
arrendamiento de bienes inmuebles cuando su renta
annual no exceda de doscientos pesos.
Y si celebradas tres subastas con intervalos de se-
senta dias entire ellas no se presentaren postores que
mejorasen las ofertas se adjudicarAn los bienes al que
mejor oferta hubiese hecho en la iltima, y si, a pesar
de estas tres subastas no hubiese poster alguno, enton-
ces el Administrador Fiscal o de Aduana podrA ven-
derlos al precio que se ofreciese, cualquiera que sea
6ste, pero sometiendo antes las condiciones de la ven-
ta a la aprobaci6n de Secretario de Hacienda, sin cu-
yo requisite sera nula la enajenaci6n que se haga, y
responsible de ella al funcionario que la consinti6.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.
CAPITULO XVI
Aclaraci6n del Impuesto sobre Operaciones de Caias

ARTICULO I.-No estarin sujetas al impuesto del
Uno y Medio por Ciento de la Ley de 9 de Octubre
de 1922 y 15 de Julio de 1925, el canje o pr6stamo
de cafias y sacos para envases de azicar que se hagan
entire si los centrales o fhbricas de azicar, siempre que
sean devueltos en la misma especie. Se sobreseeran
los expedientes del caso, cualquiera que sea el trnmi-
te en que se halle.
La exenci6n establecida en el inciso once del Ar-
ticulo V de la Tarifa IV, Capitulo VI de la Ley de
Emergencia Econ6mica de 29 de Enero de 1931 a fa-
vor de los ganaderos, se entendera aplicable a las ope-
raciones realizadas hasta la promulgaci6n de dicha
Ley. La Secretaria de Hacienda sobreseerd los ex-
pedientes iniciados en relaci6n con dichas operaciones
en el estado en que se encuentren, aplicando la men-
cioinada exenci6n.
ARTICULO II.-Tambien estaran exentos del im-
puesto del Uno y Medio por Ciento creado por la Ley
de 9 de Octubre de 1922 y ampliado por la Ley de
15 de Julio de 1925, las maquinarias, combustibles, In-
bricantes y demis tiles y artefactos que, sin lucro
alguno, se faciliten entire si los centrales o f6bricas de






28 DIARIO DE I-ESION'NE DBE TAA C MARA DE REPRESENTANTES


azficar que est6n vinculados por una misma adminis-
traci6n general. Este precepto no regirA para nin-
guna elase de articulos que procedan del Departamen-
to Commercial del ingenio o central azucarero.
Todos los expedientes administrativos incoados por
las causes expresadas en el present articulo, serhn
sobreseidos, cualquiera que sea el trhmite en que se
halle.
ARTICULO III.-En los ingenios o centrales dedi-
cados a la fabricaci6n de azfcar de cafia, que no ha-
yan elaborado durante las cuatro filtimas zafras mAs
de veintisiete mil sacos de azficar, en cada una do
ellas, no podran ser limitadas sus zafras venideras en
mIs de un diez por ciento del total de sacos de azi-
car que puedan elaborar, siempre que las zafras sub-
siguientes no excedan ein su producei6n de los indica-
dos veintisiete mil sacos, y en su consecuencia, nin-
guna corporaci6n o comisi6n creada o que se cree po-
dri sefialarles otra cuota o limitaci6n que la ya con-
signada del expresado diez por ciento.
ARTICULO IV.-Todo ingenio o fabrica de azd-
car que dentro de esas leyes o decretos de restricci6n
se le haya fijado una cuota mayor de la de treiita mil
sacos, en la filtima zafra, y que lo haya elaborado en
su fabrica y con sus cafias, ya sean de administraci6n
o de colonos, se declarardn exentos de toda restricei6n
y no podra fijarseles cuota menor de los referidos
treinta mil sacos.
Los ingenios que en la filtima zafra se les haya
fijado una cuota mayor de treinta mil sacos y no ma-
yor de cincuenta mil, se les fijari una restrieci6n no
mayor de un catorce por ciento; a los que se les haya
fijado en la filtima zafra una cuota mayor de cincuen-
ta mil sacos y no mayor de setenta y cinco mil sacos,
se les fijarh una restrioci6n no mayor de un diecisiete
por ciento; y a los que se les haya fijado, en la filtima
zafra una cuota mayor de setenta y cinco mil sacos y
no mayor de cien mil sacos se les fijar. una restric-
ci6n no mayor de un veinte por ciento; y a los quo so
fij6 una cuota mayor de cien mil saeos se ajustaran
a las disposiciones vigentes. En ningfin caso a un in-
genio o central azucarero de los comprendidos en este
precepto se les puede fijar nna zafra en la que re-
sultara que harian menor cantidad de sacos que las
que corresponderia hacer si perteneciera a la escala
inmediatamente inferior.
ARTICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
girh desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repdblica.
CAPITULO XVII
De la prescripcidn de los alcanccs y reparos aduaneros
ARTICULO I.-La acci6n de la Administraci6n
para exigir el pago de derechos de aduana por coi-
ceptos de reparos y alcances, prescribirh desde la vi-
gencia de esta ley, a los tres afios, contados 6stos des-
de ]a extracci6n de la mercancia de la jurisdicci6n de
la Aduana si no hil,;; -,. entire tanto practicado algu-
na reclamaci6n contra el importador, encaminada a
hacer ofectivo el reparo y aleance, y en todo caso, hi
prescripci6n no se acordarA sino a instancia de part
interesada.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
girA desde la focha de su publicaci6n en la Gaceta
Official.


CAPITULO XVIII
De las infracciones contra las Impuestos del Estado

ARTICULO I.-El Articulo XL de la Ley de 6 de
Julio de 1928 quedard redactado y vigente en esta
forma:
"Fuera de los casos previstoS por leyes especiales,
los contribuyentes qae no presentaren' los document
tos necesarios para la liquidaci6n de los impuestos co-
rrespondientes al Estado o hicieren declaraciones fal.
sas o alteren su contabilidad en perjuicio del fisco, o
estorbaren o impidieren la cobranza, investigaci6n o
fiscalizaci6n o se valieren do cualquier o-tro medio pa-
ia evadir el pago de los mismos, serin' .astigados con
multa hasta de un mil pesos que impondra la Admi-
nistraci6n Fiscal, ademhs de exigir el pago de lo
adeudado.
Los que auxiliaren al contribuyente en la realize.
ci6n de los hechos anteriormente penados, incurririn
en multa administrative de cincuenta pesos a dos-
cientos cincuenta pesos, sin perjuicio en este caso co-
mo en los previstos en el parrafo anterior, de las de-
mas responsabilidades en que pudieran incurrir en
casos de delitos cuyo conocimiento correspondera a la
jurisdicci6n ordinaria.
En los casos en que las leyes no especifiquen las
sanciones en que incurren los contribuyentes moro-
sos, se les aplicard por los primeros treinta dias en el
pago del impuesto el cineo por ciento del recargo y
vencido ese plazo sin hacerse el pago debido, incurri-
ran en el diez por ciento sobre el total de lo adeudado.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.

CAPITULO XIX
De las Carias de Pago

ARTICULO I.-Las cartas de pago y declaracio-
nes juradas por contribuciones o impuestos satisfe-
chos en las administraciones fiscales llevaran sola-
mente las firmas del Tesorero de dicha oficina y la
de su Contador.
El Secretario de Hacienda podrh dictar las dispo-
siciones necesarias a fin de asegurar en la mejor for-
ma los interests del fisco.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira desde el dia primero de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.

CAPITULO XX
De la Quinta Disposicion General de la Ley de 29
de Enero de 1931
ARTICULO I.-La Quinta de las Disposicion es Ge-
nerales de la Ley de 29 de Enero de 1931 se aclara
por el presented articulo en el sentido de que los Jefes
de Seeiones incorporados al promulgarse la Ley de
6 de Julio de 1928 a la Direcci6n del Fondo Especial
de Obras Piblicas, y que, on aquella fecha, ni poste-
ciormente, tenian atribuidas funciones para la recan-
daci6n de los impuestos, si no la tienen desde la modi-
ficaci6n introducida al articulo XXIX de la Ley de
6 de Julio de 1928 por la Quinta Disposici6n General






DIABIO DE SESIONES DE LA CAMERA D_ REPRESENTANTES


arriba citada, en la misma forma que la tiene el Di-
rector del expresado Fondo, aunque en la cuantia en
que 1o estableci6 esa disposici6n.
Asimismo se confirm la aclaraci6n hecha a dicha
Disposici6n por el Decreto Presidencial nimero mil
doscientos cuarenta y uro de dieciocho de Agosto de
mil novecientos treinta y uno, publicado en la Gaceta
Official el tres de Septiembre de mil novecientos trein-
ta y uno.
ARTICULO II.-Lo dispuesta en este Capitulo re-
gird desde la fecha de su publicaci6n en la Gacet,
Official.
CAPITULO XXI
Impuesto sobre bebidas alcoh6licas
Vinos naturales

ARTICULO I.-Los incisos que se pasan a rela-
cionar del Capitulo I, Articulo I de la Ley de 29 de
Enero de 1931, quedaran' modificados y vigentes en
esta forma:
A.-Cada litro de vino espumoso importado paga-
ra, ademis de los derechos arancelarios, otro de con-
sumo interior de un peso.
B.-Cada litro o fracci6n de litro de las demis cl-
ses de vinos pagara, ademas de los derechos arance-
larios, otro de consume interior de sesenta centavos
de peso. Los vinos medicinales que hayan sido de-
clarados asi por la Junta Nacional de Sanidad y cla-
sificados como patents medicinales, pagaran treinta
y cinco centavos de peso por cada litro o fraccidn
de litro.
Cuando se imported en envases mayores de cincuen-
ta litros pagarin a raz6n de treinta y cinco centavos
de peso por cada litro o fraeci6n de litro.
C.-Cada litro de sidra natural importada, paga-
ra, ademas de los derechos arancelarios, otro de con-
sumo interior de veirite centavos de peso.
D.-Cada litro de vino o de sidra de frutas, fabri-
cado en. Cuba, pagard site centavos de peso a su sa-
lida de ftbrica.
E.-Cada litro o fracci6n de litro de vinagre im-
portado pagard, ademas de los derechos arancelarios,
otro de consume interior de site centavos de peso.
ARTICULO II.-Lo dispuesto en este Capitulo co-
menzarA a regir a los diez dias de su publicaci6n on
la Gaceta Oficial, con excepci6n de lo que afecte a
bebidas importadas de paises con quienes Cuba ten-
ga Tratado Comercial, mientras se mantenga en vigor.

CAPITULO XXII

ARTICULO I.-Se crea un impuesto de carActer
provincial, pero extensive a todo el territorio de la
Repfiblica, sobre cada tercio de tabaco en rama, que
se hard efectivo en el moment de la venta con la
imposici6n de un sello especial cuya cuantia estard
en relaci6n con la escala que sigue:
PRIMER

Cada tercio de capas, tripa limpia, o cuyo provin-
cialismo singularice una clase andloga, llevara un se-
11o por valor de setenrta y einco centavos de peso.


SEGUNDA
Cada tercio de tripas despalillables o case igual de-
terminada por otra denominaci6n, llevard un sell
por valor de cincuenta centavos de peso.
TERCERA
Cada tercio de bolado, bronco, puntillas, colas y
botes, o de material anklogo singularizado con otra
nomenclature, llevard un sello por valor de veinticin-
co centavos de peso.
ARTICULO II.-El product del impuesto que se
crea por el articulo anterior, in'gresard en cada pro-
vincia, en la T'esoreria de su Gobierno Provincial, pa-
ra ser aplicado, forzosa y exclusivamente, en la si-
guiente forma:
El treinta por eiento en la restituci6n, manteni-
miento y progress de la Escuela Elemental de Comer-
cio respective.
Y el setenta y cinco por ciento, o sease el resto del
product de este impuesto, se destinard a engrosar
los fondos provinciales correspondientes.
Las Escuelas Elementales de Comercio a que se alu-
de en este articulo son las que fueron creadas y orga-
nizadas por los Decretos presidenciales numeros qui-
nientos sesenta y tries, de dos de Marzo de mil nove-
cientos veintisiete; mil sesenta y seis, de veinticineo
de Junio de mil novecientos veintisiete, y quinientos
noventa, de primero de Abril de mil novecientos trein-
-ta, los cuales quedardn vigentes en todo lo que se re-
fiere 'a las mismas, y las Escuelas continuarnri fun-
cionando en las mismas condiciones y con el mismo
personal que tenian al ser clausuradas por el Decreto
Presidencial de primero de Octubre de mil novecien-
tos treinta y uno.
ARTICULO III.-Cualquier impuesto provincial,
actualmente vigente, de igual indole que el que se
crea por este capitulo, se atemperara desde la vigen-
cia de esta Ley a las prescripciones de la misma.
ARTICULO IV.-Tambi6n ingresari en el Tesoro
del Gobierno Provincial correspondiente el imported
de las matriculas de la Escuela Elemental de Comer-
cio de cada provincia, derogkndose al efecto cuanto
se oponga al cumplimiento de este precepto.
ARTICULO V.-Se restablecen las Escuelas Ele-
mentales de Comercio, tales como estaban organiza-,
das hasta que por Decreto Presidencial cesaron de
ejercer sus funciones, con la sola excepci6n de la cuan-
tia de los emolumentos de su profesorado, empleados
auxiliares y gastos de material, los cuales a partir de
la vigencia de la present Ley se ajustardn a los an-
teriormente disfrutados, pero con la disminuci6n im-
puesta por el filtimo reajuste presupuestal.
ARTICULO VI.-Los preceptos legales contenidos
en este Capitulo ocmenzaran a regir a partir del tri-
gesimo dia siguiente de ]a publicaci6n de esta Ley en
la Gaceta Oficial de la Repfiblica y dentro de igual
period el Poder Ejecutivo dictarA el reglamento ne-
cesario para su ejecuci6n.
DISPOSICION FINAL
ARTICULO I.-Se derogan todas las leyes, 6rde-
nes, decretos y cualesquiera otras disposiciones que
sean incompatible o se opongan en todo o en part a
lo que se previene en los capitulos de esta Ley.


_ _11__111






30 DIXRO DE RMT10N-M. DE TA CAM ARA DE REPRE49ENrATNTES


ARTICULO II.-Lo dispuesto en el articulo ante-
rior regirA desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
Sal6n de Sesion'es de la Comisi6n de Aranceles e
Impuestos de la Cimara de Representantes, a los ca-
torce dias del mes de Noviembre de mil novecientos
treinta y uno.
VTO. BNo.: Santiago Rey, Presidente.-Filix del
Prado, Secretario, p. s.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se va a dar lec
tura al dictamen de la Comisi6n de Ferrocarriles y
Navegaci6n.
(El official de actas lee):

IIabana, Noviembre 13 de 1931.
Sr. President de la Camara de Representantes.
Sehor:
A los efectos reglamentarios tengo el honor de re-
mitirle el dictamen adjunto de esta Comisi6n de Fe-
rroearriles y Navegaci6n, aceptando la pon'encia de
los sefiores Emilio Santa Cruz Pacheco y Emilio
Nifiez Portuondo, modificando el proyecto de ley del
Senado, referente a diversas medidas de caricter eco-
n6mico, tendientes a nivelar los gastos de la Naci6n.
De usted muy atentamente,
(f.) A. Rodriguez Crem6,
President.
A LA COMISI6N DE FERROCARRILES Y NAVEGACI6N
Los Representantes que suscriben, designados por
dicha Comisi6n como porientes para dictaminar sobre
el proyecto de Ley de Impuestos procedente del Sena-
do, en lo que se refiere a esta Comisi6n, tienen el ho-
nor de someter a su consideraci6n el siguiente
DICTAMEN
CAPITTULO XII
De la importaci6n por los Subpuertos
ARTICULO I.-Los Subpuertos existentes y auto-
rizados para el comercio exterior se podran seguir uti-
lizando exclusivamente por los centrales azucareros
o industries, para los cuales fueron concedidos, ajus-
taridose en todo caso a los terminos y limits de su
'concesi6n, y ademas, en sus exportaciones, a las res-
tricciones vigentes; pero no podran utilizarlos para
hacer importaciones, a no ser de la maquinaria, lu-
bricantes, envases y combustible, para uso exclusive,
que sean necesarios en la fabricaci6n del azicar y
demas derivados de la cafia, o para explotaci6n de
minas y concentraci6n de sus products.
A T)mT/rTTT f TT f .. -_- 1 _-* -


terior exportaci6n, o para destinarlos directamente a
la exportaci6n mediante trasbordo en un puerto de
interns general habilitado, en cuyo caso la exporta-
ci6n comenzara desde el moment en que el trasbor-
do se efectie; quedando sin efecto cuantos preceptos
y leyes establezcan prohibiciones o disposiciones que
en todo o en parte se opongan al cumplimiento de lo
dispuesto en el present articulo.
ARTICULO III.-Los que infriigieren la prohi-
bici6n dispuesta en el articulo primero sobre impor-
taciones y exportaciones seran castigados con multa
de mil a cinco mil pesos y con prisi6n de uno a cin-
co afios si reincidiesen; siendo este delito perseguible
de oficio.
ARTICULO IV.-Todas las mercancias importadas
que entren en el territorio national en carro de ferro-
carril u otros vehiculos, conducidos desde el extran-
jero por los transportes maritimos conocidos por ferry-
boats o por cualquier otra clase de buques, deberan
venir manifestadas finica y exclusivamente con des-
tino a puertos habilitados de la Repdblica, y en nin-
guin caso se permitira sa descarga, almacenaje, reco-
riocimiento, aforo y pago de derechos correspondien-
tes en lugares que est6n fuera del recinto aduanero
de dichos puertos, dentro de los cuales se encuentren
enclavados los muelles y almacenes a que se refiere el
afticulo ciento treinta y cinco en relaci6n con los ar-
ticulos ciento oehenta y cinco al ciento ochenta y
ocho de las Ordenanzas de Aduanas vigentes.
Dichas mereancias se examin'aran fuera de los ve-
hiculos en que entren en la Repuiblica, los cuales se
vaciarin bajo la inspecci6n de los Inspectores de
Descarga.
Una vez realizado el examen podran ser eargadas
esas mercancias en los referidos vehiculos.
Las mercancias liquidas que se important sin enva-
ses, contenidas en carros tanques, quedarhn exceptua-
das de la descarga, previa comprobaci6n.
Cuando las mercancias de importaci6n, aunque ma-
nifestadas para puertos habilitados, sean consignadas
para otros lugares de la Repiblica, no se despacha-
ran o reexpediran, para 6stos los carros o vehiculos
que las contengan a su bordo, sin haber sido previa
y totalmente descargados en el puerto de entrada,
a los efectos de examen, reconocimiento, aforo e im-
posici6n de los derechos aduanales.
ARTICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira a los veinte dias naturales contados desde la fe-
cha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfblica.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Ferrocarriles
y Navegaci6n, a los trece dias del mes de Noviembre
de mil novecientos treinta y unro.


Ai'IUUjL 11L.-- omo exception a lo aispuesto
en el articulo anterior, se autoriza, en el lugar del Dis- (f.) Emilio Santa Cruz Pacheco.-Emilio N4~iez
trito Aduanal de Nuevitas, que se estime convenient, Portuondo.
habilitar un puerto de interns local, mediante Decre- DICTAMEN
to Presidencial, para realizar comercio de cabotaje
en la forma prevista en el articulo 166 de las Orde- La Comisi6n de Ferrocarriles y Navegaci6n, en se-
nanzas de Aduanas, tal como qued6 modificado por si6n celebrada en el dia de la fecha, acept6 por ma-
la Ley de 9 de Octubre de 1923; ampliada la auto- yoria de votos, el informed de los seiores Emilio Santa
rizaci6n, ademas, a tran'sportar, desde dicho puerto Cruz Pacheco y Emilio Nfifiez Portuondo, modifican-
mercancias, products o.frutos para ser depositados do el proyecto de ley del Senado dictando diversas
en cualquier lugar de la jurisdicci6n aduanera de un medidas de character econ6mico tendientes a nivelar
puerto de interns general habilitado, a fin de su pos- los gastos de la Naci6n.






DIARIO DE SESTONES 'DE LA CAMERA DB REPRESENTANTES 31


No obstante, la CAmara resolverh.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Ferrocarri-
les y Navegaci6n, a los trece dias del mes de Noviem-
bre dermil novecientos treinta y uno.
VTO. BNO.: A. Rodriguez Cremn, Presidente.-Sil-
vestre Anglada, Secretario.

SR. PRESIDENT (GUtS INCLiN) : Como quiera que
hay tres dictimenes correspondientes a las Comisio-
nes de Hacienda y Presupuestos, Aranceles e Impues-
tos y Ferrocarriles y Navegaci6n, gestA de acuer-
do la CAmara en darle prioridad, al solo efecto del
debate, al dictamen de. la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos? Los que est6n de acuerdo se serviran
ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Hay un voto particular del senior Chardiet, pero
en virtud de que es opuesto a la totalidad del dicta-
men de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, se
discutird conjuntamente cori el Dictamen, de suerte
que, aprobado el Dictamen, resultarn rechazado el
voto particular.
Se pone a votaci6n el dictamen de la Comisi6n de
Hacienda y Presupuestos. Los que estin i...f... i -.
se servirln ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobado.
Se pone a discusi6n la totalidad del dictamen. Tie-
ine la palabra en contra el senior Bravo Acosta.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior President
y sefiores Representantes: Lamento sinceramente que
el estado fisico mio no me permit, aunque fuera en
perjuicio de ustedes, dedicar un studio minucioso,
no s61o al dictamen de la Comisi6n de Hacienda, si-
no tambi6n al proyecto de ley que se dispute. lMas
que otra cosa deseamos los que de este lado tomamos
asiento, que conste, si no como uri acuerdo del Comi-
t6, porque no lo ha adoptado, si como un acuerdo do-
finitivo, nuestra protest con respect al proyeeto de
ley procedente del Senado, sobre impuestos.
Estimamos que no es una buena media de gobier-
no la de legislar de la manera que se viene haciendo,
porque hasta ahora no hay un verdadero sistema pa-
ra lo cobranza de impuestos y sobre materials econo-
micas, asunto que debiera haberse traido y estudiado
con antelaci6n, para que el Congreso, alrededor de ello,
dictara lo que creyera mas convenient para los into-
reses nacionales. Es tal la forma de votar estas le-
yes, desde que el Presidente Machado estd en el Po-
der, que es dificil saber el nfimero de leyes de este
orden que se encuentran en vigor. Por este proyee-
to de ley se trata de gravar todas las industries na-
cionales; muehas de ellas estan sufriendo grave crisis
y se encuentran casi en estado de agonia, habiendo
sido gravadas por otros impuestos. Las classes obre-
ras resultardn mas perjudicadas que ninguna otra,
precisamente las classes que prestan servicios a las dis-
tintas industries del pais. Pero lo mas sensible es
que el Gobierno y la mayoria liberal no se han
puesto a pensar sobre la conveniencia de legisla-


clones que produzcan efectivamente ingresos en el T'e-
soro y que no.perjudiquen al pueblo, que es el que,
en definitive, pagard esos impuestos agot6ndosele su
escaso numerario, y en cambio el Gobierno, en mo-
mentos de penuria, cuando tiene en la mano la ma-
nera de atraer recursos para el Tesoro y de recaudar
muchos millones de pesos, tiende un manto protec-
tor a determinada legislaci6n que se estanca y no
puede avanzar porque asi lo quiere el Gobierno, su-
mindose al carro de la Compafiia monopolizadora,
que esti acabando con el pueblo de Cuba.
El Gobierno se encuentra en plena bancarrota eco-
n6mica y political y en esta circunstaneia trae esta
ley, que no ha de producer beneficios al Tesoro de
ninguna clase. Al amparo de esta ley el Gobierno
crea determinadas plazas burocriticas para favorecer
a numerosos individuos, a hombres que han de con-
vertirse en denunciantes o "apapipios", como ya los
hay en el orden politico. Se dard el caso que por
una infracci6n administrative, por una pequefia mul-
ta, las penalidades serAn mayors que las de cualquier
delito comfin, multas que alcanzan a mil pesos y a
un afio de prisi6n. Un ciudadano que por negligen-
cia haya cometido una infracci6n incurre en una
grave responsabilidad. El Gobierno, por medio de
esta ley, convierte al comerciarite o al industrial en
agent fiscal, en cobrador del Estado .y si por cual-
quier olvido no ingresara en el Tesoro las cantidades
recaudadadas, so convertiria en un malversador d(
caudales piblicos, que tiene grave sanci6n penal, tie-
ne mayor responsabilidad. TI.i'.I.'-I se trata de pro-
rrogar a cinco anos mas, cuando todavia no esta pr6-
ximo a vefner, el impuesto creado por la ley de Obras
Pfiblicas.
En la legislaci6n referente a los subpuertos, en lu-
gar de ataear con valentia como corresponde hacker al
Gobierno convencido como debe estar de que esos
subpuertos de la Repfiblica han contribuido en gran
escala a provocar la penuria econ6mica existente, por-
que por ellos la realizaci6n.del contrabando ha sido
eriorme, lo que ha permitido que las compafiias que es-
tdn explotando esos subpuertos puedan competir con
el comercio en Cuba y hayan contribuido grandemen-
te a la paralizaci6n de los ferrocarriles que dan me-
dios de vida a nuestra Repiblica, no s61o por lo que
ellos significant, sino porque tambi6n da vida a un
gran nfimero de families cuban'as que viven de los dis-
tintos trabajos que realizan los ferrocarriles-, el Go-
bierno, en lugar de ataear, de manera violent esto,
trata ahora por esta ley, no de llegar a la restricci6n,
que es indispensable, sino, suavemente, limit deter-
minadas autorizaciones; y en cambio da otras auto-
rizaeiones, al Ejecutivo, para que, mediante determi-
nadas condiciones, pueda crear subpuertos con el fin
de darle privilegios a las personas que crea conve-
niente y a determinadas compafilas.
Esta legislaci6n, que trata de crear impuestos, de-
bi6, por lo monos, limitarse a que esos impuestos fue-
ran lo menos gravosos para el consumidor y no traje-
ra, como efectivamente trae, disposiciones en relaci6n
con determinadas compafiias constituidas ya, que po-
drin perpetuarse definitivamente e impedirdn el que
otras puedan establecerse en Cuba en relaci6n con los
seguros, en relaci6n con las fianzas.
Mi distiguido compaiiero y maestro el senior Lom-
bard ha venido un dia y otro dia luchando porque en
el Congress se llegue a una verdadera legislaci6n, a






32 DIARIO DE SSESTONES DE DA CAMERA DE REPRESENTANTES


una legislaci6n racionfal con respect a la inmigraci6n,
cosa que le ha sido impossible lograr, a pesar de que.al-
gunos de sus studios han sido concienzudamente
equilibrados y merecian positivamente ]a atenci6n de
la CAmara, por ser para el pais de gran beneficio; sin
embargo, por esta legislaci6n se trata de dar un voto
mis al Poder Ejecutivo para que 61 solo, de por si,
haga la legislaci6n y los studios convenientes, respec-
to a la in'migraci6n en Cuba. Se llega, en el afin del
Gobierno de tratar por todos los medios posibles
de acabar con el poeo numerario que esth en manos
de los cubanos, se Ilega ahora, por virtud de esta Ley
de Impuestos y por virtud del sinnfmero de leyes de
impuestos votadas durante este period presidential
del General Machodo, a apretar mis, a poner un do-
gal mas a todos los contribuyentes; y prescindiendo
de nuestras leyes procesales, prescindiendo dc lo que
el legislator ha considerado pertinent al sefialar for-
mas por las cuales el deudor tenga oportunidad de
recuperar sus bienes pagando, se rompe abiertamen-
te con toda la legislaci6n' procesal, con toda la legis-
laci6n civil y se da facultades a los administradores,
a los cobradores de rentas del Estado para que de
manera violent puedan desposeer a todo aquel con-
tribuyente que adeude cualquier cantidad al Esta-
do. No se exige, se prescinde, mejor dicho, de que
puedan hacerse publicaciones en la Gaceta Oficial de
la Repfiblica, sefialando que tales o cuales bienes in-
muebles se someten a subasta, impidiendo que el deu-
dor tenga la facilidad de recuperar su propiedad.
Por ese procedimienito que se establece aqui, resulta-
ra que aun el deudor queriendo pagar, pudiendo te-
ner oportunidades para pagar, no podrA hacerlo y las
pocas propiedades que aun estain en manos de cu-
banos, pasaran a manos del Estado; pero no al Esta-
do precisamente, porque la realidad nos lo ha ense-
fiado asi, y estoy viendo en este asunto ya a un
grupo de hombres que aeudiran a todas esas subas-
tas que se realicen para quedarse con el mayor nl-
mero de esas propiedades cubanas, haeiendo afin mis
impossible el que mejore la situaci6n porque est6 atra-
vesando Cuba en estos moments. Nosotros tenemos
que evitar que suceda lo que elements de esta mi-
noria han manifestado aqui en diversas ocasiones; es
decir, que las propiedades que aun se encuentran en
manos de cubanos desaparezcan, si nosotros no tra-
tamos, por todos los medios, de impedirlo. Y por es-
ta legislaci6n estamos permitiendo, de una manera
definitive, que eso se realize, y vamos a contribuir a
que el pequefio propietario en' Cuba, a que el in-
dustrial, a que el contribuyente, desaparezcan tam-
bi6n.
Por estas razones, y lamentando no poder entrar
realmente en los detalles, articulo por articulo, de
esa legislaci6n, que estimo esencialmente perjudicial
para el pais, termino solicitando de la C6mara que
deniegue su aprobaci6n y que, por el contrario, acep-
te el voto particular del senior Chardiet, que tien-
de a buscar lo que debia busear el Corngreso y nom-
brar una Comisi6n que conozea de todos los proble-
mas econ6micos de nuestro pais y sefiale una pauta
t6enica en el desenvolvimiento de todas las cuestio-
nes eeon6micas que sean indispensables para buscar
la soluci6n de esta situaci6n que estamos atravesando.
Sn. PRESIDENTE (GuIs INCLUN): Tiene la palabra
en pro el senior Rodriguez Ramirez.
SR. RoDnfGU.EZ RAMfRE', (JUAN) : Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: Para pedir que se re-


chance el voto particular y se apruebe la totalidad del
dictamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupues-
tos, sin perjuicio de que la CAmara lo estudie e intro-
duzca las enmiendas que estime convenientes.

Para nadie es un secret que en todo el mundo se
observa el fen6meno de que los Gobiernos necesitan
acudir a nuevas fuentes de ingresos para responder
a los gastos de la Naci6n. Si nosotros examinamos
los m6s viejos paises de Europa, como todos los de
Am6rica, nos hallaremos con estas circunstancias que
son, .con pequefia diferencia, iguales e id6nticas en
todos los pauses. La crisis del trabajo, la depaupe-
raci6n de los pueblos como. eonsecueneia de la muer-
te, en grado general, de casi todas las industries, el
empobrecimiento de la riqueza, ya en' el orden colec-
tivo como en el individual, que han resultado afec-
tadas como consecuencia de la -pasada guerra mun-
dial, ha traido la crisis que el mundo sufre y conoce
y que ha hecho que en todos los pueblos los Presu-
puestos de gastos se hayan visto mantenidos en las
mismas altas cifras que tuvieron originariamente, y
que, sin embargo, no result lo mismo con el presu-
puesto de inigresos, que ha sufrido notable merma en
todas parties, hasta el punto de que hoy no se puede
mantener el equilibrio econ6mico en esos passes. De
ahi que lo mismo en Inglaterra que en Alemania, que
en casi todos los paises de Europa y de Am6rica, 3e
haya acudido a reducir los gastos puiblicos, yendo a
reducir los sueldos de los empleados pfiblicos y mas
tarde buscando en otras economics el nivel de los
egresos con los ingresos; pero se da la circunstancia
de que ni aun asi se ha podido llegar a esa nivela-
ci6n y ha habido la necesidad de acudir a nuevos im-
puestos.
Todo el mundo se pregunta c6mo es que para re-
solver los problems de las finanzas piblicas, en ple-
no siglo XX, se acude a los impuestos de consume,
cuando cientificamente son los impuestos m6s criti-
cables, y deben preferirse los director como menos da-
finos. Y es que la experiencia demuestra que los im-
puestos director son buenos para 6poca de riqueza y
abundancia, pero en las de penuria no queda otro re-
curso que acudir a los impuestos de consume. En una
6poca de miseria no da nada el impuesto sobre el ca-
pital, ni sobre las utilidades porque 6stos no existen,
a causa de que todo el mundo esti en una situaci6n
de pobreza, de ahi que necesariamente aunque sea
muy combatido el impuesto de consume, los Gobier-
nos, para subsistir, no. tengan mas remedio que acu-
dir a l1; impuestos que se hain establecido y siguen
implantandose, tanto en Europa como en los passes
de Am6rica.
Sn. FRAIIE (CARLOS): IS.S. cree que todos esos
paises de Europa y Am6rica estin en las mismas con-
diciones en que se encuentra Cuba? h Podria afir-
mar S. S. que la Repfiblica ha reajustado sus presu-
puestos preeisamerte de aeuerdo con los principios
fundamentals de la ciencia que rige la material de
acuerdo con la equidad y adaptAndolos a sus "ver-
daderas" necesidades, antes de acudir a la dristica
media de imponer los odiosos impuestos de con-
sumo ?
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Consider quo
a pesar de nuestra crisis todavia estamos en mejorps
condiciones que otros paises. Hay un hecho positi-
vo: el presupuesto ha sufrido una reducci6n muy






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRISqENTANTES 33


grande: de setenta y cuatro millones de pesos que
antes teniamos hoy s6lo alcanza a cincuenta y cuatro.
SR. FRAILE (CARLOs): No hay que olvidar que es-
ta rebaja en el presupuesto se ha hecho casi exclusi-
vamente sobre los sueldos de los funcionarios y em-
pleados pfiblicos. Sin embargo, se mantiene un ejer-
cito que cuesta a la Repfblica mAs de diez millones
de pesos, cuando Cuba pudiera perfectamente estar
resguardada con un cuerpo de Guardia Rural que co-
mo antafio s61o le costara su mantehimiento cinco
millones de pesos.

SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Eni el ej6rcito ha habi-
do reajuste, yo puedo afirmar que los oficiales han
sufrido un veinte por ciento y los alistados hasta un
diez; ademds ha habido un reajuste de mil plazas.
SR. FRAILE (CARLOs): A pesar de eso el presu-
puesto del ej6rcito excede de diez millonies de pesos
al afio.
SR. SAN PEDRO (EMILIO) : El ej4rcito es la garan-
tia de la Naci6n, y esto lo sabe S. S.; es la garantia
de la propiedad y la garantia individual; la que man-
tiene intangible la bandera de la Patria; yo estimo
que es una necesidad mantener el ej6rcito como una
necesidad del Estado.

SR. FRAILE (CARLOS) : La necesidad de la existen-
cia del ej6rcito pudi6ramos analizarla desde dos pun-
tos de vista: uno el de los servicios que presta en cuan-
to al mantenimiento del orden piblico se refiere, y
el otro en lo referente a la defense de la soberania na-
cional frente a agresiones de naciones extranjeras.
Respecto a este ultimo caso a que parece referirse con
preferencia el senior San Pedro, 61 no ignora que nues-
tro pais no tiene fronteras... Nosotros en realidad no.
tenemos problems b6licos de cardcter international.
Y en cuanto a los servicios de orden interior, es decir,
la vigilancia de los campos, pues en las ciudades y
poblados esa misi6n la cumple la Policia en circuns-
taricias normales, yo estimo que un gobierno per-
fectamente capacitado, pudiera tender esa niecesi-
dad con un cuerpo de Guardia Rural cuyo presupues-
to ascendiera a cinco millones de pesos a lo sumo.
De ahi que afirme que el presupuesto de que goza
actualmente el ej6reito es exagerado y no se esti en
el caso de justificar estos nuevos impuestos alegando
haberse reajustado, como media previa, el presupues-
to. En cuanto a ]a eficacia del ejercito, yo soy el
primero en reconocerla; precisamente, por la eficacia
de ese ej6rcito, por su tecnica fu6 sofocado el filtimo
movimiento revolucionario planteado hace poco en el
pais. Precisamente por la fuerza de ese ej6rcito y
no por la voluntad del pueblo disfruta el actual go-
bierno del poder. Yo admiro al ej4rcito cubano, re-
pito, desde el punto de vista tecnico, pero esto no
quiere decir que acepte que goce de un presupuesto
exagerado, mientras el pueblo sufre los rigores del
hambre.
SR. RoDRnGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Indiscutiblemen-
te el senior Fraile examine ese problema con un cri-
terio opuesto al que yo mantengo. Mientras 61 dice
y estima que el ej6rcito que nosotros en la actualidad
poseemos es exagerado, yo pienso que ojalA fuese ain
mayor, porque eso seria la demostraci6n de que nues-
tros recursos econ6micos nacionales estaban florecien-
tes y ello significaria que el pais gozaba de abundan-
te riqueza, porque no hay que olvidar que el dinero


del Presupuesto es el finico que circula, el que va a
las tiendas, el que se gasta. Por eso yo, que soy par-
tidario de los presupuestos altos, lamento que el que
actualmente tenemos no podamos subirlo a una cifra
mayor, sin que nos preocupe si se emplean en muchos
soldados y oficiales y en mantener un ej6rcito numc-
roso porque todos los que en 61 figuran son cubanos,
amigos y hermanos nuestros, que han logrado dar a
la Patria un cuerpo eficiente y prestigioso.
Del mismo modo pienso en cuanto a los demas gas-
tos del Presupuesto, en el que quisiera ver no s6lo a
los soldados y oficiales manteniendo su nfimero y do-
taci6n, sino tambi6n a los maestros y todos los demAs
empleados pdblicos porque eso sefalaria una ma-
yor potencialidad eeon6mica del pals y un mayor
auxilio y ayuda al cubano que, despojado de la tie-
rra, de la industrial, del comercio y de toda riqueza,
s6lo le queda el Presupuesto.
SR. FRAILE (CARLOS): Eso lo lamentamos todos,
desde luego. Pero observe una evidence contradic-
ci6n entire las dos afirmaciones fundamentals del dis-
curso del senior Rodriguez Ramirez, que he de sefialar
en esta ultima interrupci6n. I Cuindo esta en lo cier-
to el distinguido compafiero, al sostener, para justifi-
car la creaci6n de los que 61 reconoce odiosos impues-
tos de consume, que en Cuba no existen en la hora
actual ni capitals ni utilidades que gravar con im-
puestos director, o cuando, tratando de justificar el
fantkstico presupuesto de Guerra y Marina exelama
que ojal& tuvi6ramos uno mayor, porque eso signifi-
caria mayor potencialidad econ6mica del pais con lo
que, implicitamente, esta reconociendo que el grado
de 6sta es bastante satisfactorio desde el moment que
nos permit tales dispendios? Cuando esta en lo
cierto, cuando?
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Por eso coloca-
do el Gobierno en la necesidad de arbitrar recursos
para hacerle frente a esas necesidades nacionales, es
que ha venido al Congreso a pedirle nuevos impues-
tos, y como esos nuevos impuestos hanf venido conteni-
dos en un proyecto de ley aprobado por el Senado,
debidamente estudiado por su Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos, y como despu6s en esta Camara
ha sido sometido a un detenido y sereno e.tudio por
parte del Comit6 Parlamentario Liberal reunido has-
ta altas horas de la noche, yo no deseo alargar esta
,esi6n consumiendo largo turno a favor del dictamen
de la Comisi6nf de Hacienda y Presupuestos, porque
en cada uno de los preceptos contenidos en el articu-
lado tendremos oportunidad de discutir cada uno de
los impuestos comprendidos en el mismo. Por eso
yo termino solicitando de la Camara se sirva impar-
tirle so aprobaci6n a la totalidad del dictamen de
la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.
SR. PRESTDENTE (GUAS INCLN) : Tiene la palabra'
el senior Alban6s.
SR. ALBANS (WIFREDO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: El proyecto de nuevos im-
puestos que vamos a examiner esta noche y que he-
mos comenzado a analizar a trav6s del dictamen de
la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, es un pro-
yecto de multiples facetas. No quiero negar, porque
tengo el prop6sito de exponer siempre mi criteria,
de acuerdo con mi conciencia, y no de acierdo con
intereses de ninguna otra indole, no quiero negar,
repito, que, dentro de esta legislaci6n mfiltiple, exis-


I ,,






34 DIARIO DE ISrESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


tan algunos puntos que son estimables y dignos de
consideraci6n. Puntos que efectivamente ?eria con-
vcniente que se llevaran a nuestras instituciones le-
gales, porque significarian conveniencia para los in-
tereses pfiblicos, pero en sentido general yo tengo que
exponer mi criteria opuesto a una legislaci6n de esta
indole, porque siempre he considerado qne es qui-
vocado el sistema de Ilevar a un cuerpo de ley mnl-
tiples cuestiones que afectan a distintas instituciones
legales, porque de esta mancra se multiplican los cuer-
pos legales en tal forma, tan desencuadernados, que
mis tarde result dificil poder 11egar a determinar
precisamente cudl es la ley que rige en el pais por
haber sido modificada por distintas leyes.' Y esto es
prccisamente lo que constitute el problema fundamen-
tal do nuestra legislaci6n hist6rica cuando por un fe-
n6mono de esta misma indole fu6 necesario acometer
en Espafia la codificaci6n de las loyes, y es este el
mismo problema que han tenido todos los paises y
que ha dado lugar a la codificaci6n. De manera que,
desde este punto de vista, cs equivocado el sistema
de legislar llevando a un solo cuerpo modificaciones
de diversas leyes, porque en este sentido queda eom-
pletamente perdida la orientaci6n y se da el caso que
cuando se Ilega al bufete de un abogado este no puc-
de saber cull es la ley que rige en determinado mo-
mcnto y tiene que consultar constantemente diversas
legislaciones.

Las leyes de impuestos, en su sentido general, res-
ponden a un estado econ6mico del pais, son tantos por
cientos que vicnen a deducirse de la riqueza de cada
un o do.los particulars, y es 16gico pensar que, acep-
tando esta premisa fundamental, no so puede idmitir
quo, en un moment en que disminuye la riqueza y
empobrece cada uno de los ciudadanos, se aumente
el tanto por ciento que tiene que pagar como im-
puesto, porque es 16gico que ese tanto por ciento que
se debe deducir de la riqueza de cada ciudadano os-
tB en relaci6n con esa riqueza y no se d6 el fen6me-
no absurdo de que, a mayor pobreza, mayores im-
paestos.
Desde este punto de vista es indiscutible que no
debe dictarse una ley de impuestos en el moment
en que empobrece el pais; por el contrario, lo 16gico
seria que cuando se empobrece el pais se disminuyan_
los impuestos, para ponerlos en concordancia con la
riqueza existente y no que se aumenten cuando la ri-
queza disminuye, como se pretend realizar con esta
Ley de Impuestos. Y mas grave todavia cuando es-
tos impuestos, en vez de ir a busear el fundamento
cientifico que hoy tiene la eiencia econ6mica, va al
impuesto de consume, ese impuesto de consume que
no vine 'a gravar exclusivamente a los individuos
que tienen' posibles, que tienen capital, que tienen
riqueza, sino que va a gravar a todos los hogares y
que es m6s formidable y duro, porque en los momen-
tos en que desaparece la riqueza y los hogares pobrcs
quedan mias depauperados, tienen que venir a pagar
esos impuestos que les afectan de manera direct y
que lcs impiden poder sostener el hogar que tienen
la obligaci6n de sostener.
La situaci-6n eeon6mica porque atraviesa nuestro pais
S no es desconocida para ninguno de los sefores Repre-
,sentantes. Esta el pais en tales condiciones que no
recordanos que haya pasado nunea por una crisis
,d tal? magnitude. Hemos perdido compL ramente to-
da la valoraci6n de la producci6n; el campesino esta


a punto de abandonar el conuco o sitio de labor, por-
que el product de su trabajo no basta para tender
a las mis perentorias necesidades de su familiar. No
tengo para qu6 sefialar a los sefiores Representan-
tes cuales son los precious que rigen en el mercado
para los frutos que produce el campesino cubano; no
tengo para qu~ decir hasta qu6 punto han bajado
esos precious. De fuentes muy autorizadas se sefia-
laba no hace muchos dias el de 20 centavos el cien-
to de platanos y precisamente para sefialar a los se-
fiores legisladores, como una orientaei6n, como una
indicaci6n en relaci6n con determinado extreme que
no quiero analizar, poro todavia es exagerau:! el pre-
cio, porque yo puedo asegurar a los seficres Represen-
tantes, que en Oriente se vende a site centavos el
ciento de plitanos, yo puedo asegurar que en Orien-
te se venden ciento veinte huevos por un peso, yo
puodo asogurar que el quintal de maiz se vende en
Oriented a 25 centavos y que despu6s de todas estas
cosas, cuando no hay mantra de buscar los miseros
centavos para powder sostener las necesidades de su
hogar, so le impongan nuevos impuestos a ese cam-
pesino, obligindolo a que abandon el conuco, por-
que no le da lo sufficient para vivir. Diganme sus
sefiorias a qu6 estado de desesperaci6n se quiere
llevar a esa pobre familiar quo esta sufriendo today
clase de privaciones y una miseria tan pavorosa como
no se recuerda on nuestros anales. Por otra part,
nosotros debemos darnos cuenta de cual es nuestro
cuadro politico y digo cuadro politico no para refe-
rirme a lo que so ha dado en llamar political, que es
1 sentimiento partidarista; me refiero al cuadro po-
litico como situaci6n de gobierno, que confront el
pais. Existed un espiritu de descontento, se piensa
que las instituciones republicans no defiendon los
interests colectivos, y si, despu6s de todo ese descon-
tento, venimos nosotros, con leyes de esta clase, a
agravar mis la difici] vida de los natives, diganmne
los sefiores Representantes a que estado tienen que
ilegar cuando esta nucva hornada de impuestos est6
en vigor. Por otra part, no cabe duda que estamos
atravesando un period de restricei6n que, con un
criteria fundamental foe rechazada por anteriores
Gobiernos; so ha llegado a impedir el trabajo. So
cn!Rna la sitnaci6n actual de haber restrinsyid la
zafra, fuentede ingresos de la mayor parte de los
ind.viduos que tienieni ue library su vida mediant, cel
esfuerzo de su brazo; un criteria anticuado que no
tiene ni siquiera la virtud de ser una innovaci6n, no
experimentada; ha dictado esa ley.de restricei6n quo
tiene antecedentes antiquisimos, que habian demos-
trado que no era convenient para el gobierno del
pais y que hoy crea numorosas dificultadcs en todos
los ambitos de Cuba; ley que, al restringir la pro-
ducci6n, disminuye los ingresos, como consecuencia
natural y 16gica, y, al mismo tiompo que disminuye
los ingresos, no hay exportaci6n y, al no haber expor-
taci6n, no hay mercado y, al no haber mereado, dis-
minuye la potenecialidad adquisitiva del pais y no
hay contrataci6n. Claro esta que este cuadro aumen-
ta el empobre-imiento del pais; el trabajador no tie-
ne d6nde busear fuentos para su sustento. De un
punto a otro del pais vemos earavanas de indigen-
tes tratando de eneontrar trabajo para vivir howia-
damente y esta situaci6n no debemos nosotros hacer-
la mas dura, echando sobre esos indigentes mayor
cantidad de impuestos para que la vida les sea mAs
dificil; en estas condiciones, &ad6nde vamos a Ile-
gar? La sociedad restringe el trabajo al necesitado






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


y por otra part, si 6ste trata de apoderarse de lo
ajeno, sobre 61 cae de Ileno el C6digo Penal, no te-
niendo entonces mas soluci6n que morirse de hambre.
SR. ZORRILLA (EMETERIO): Esa es una teoria bol-
cheviqui.
SR. ALBANES (WIFREDO): El bolcheviqoismo no
naci6 en Rusia y vamos a hablar algo de esa teoria
bolcheviqui, que no es tampoco un sistema nuevo; los
sefiores Representantes conocen que esto que se lla-
ma modern orientaci6n del socialismo o comunismo
ruso, no es nuevo tampoco, y como curiosidad puedo
decirles que en' un viejo papiro encontrado en uno
de los sepulcros de los Faraones de la d6cimaoctava
dinastia (dos mil afios antes de Jesucristo), se encon-
tr6 la descripci6n de una situaci6n econ6mica seme-
jante a la que confront el pueblo ruso en 6poca re-
eiente, y esta situaci6n econ6mica trajo como conse-
cuencia un estado politico semejante al bolcheviquis-
mo ruso en aquellos lejanos tiempos. De manera que
no es un aspect nuevo que la miseria trae apareja-
do el bolcheviquismo, que la miseria trajo esa situa-
ci6n y ese movimiento esporAdico en el pueblo egip-
cio, pues a igual causa, igual efecto, y asi hemos
visto la Revoluci6n de los Aldeanos en Alemania y
la Revoluci6n Francesa, en que la -toma de la Basti-
lla y especialmente el asalto a Versalles, fueron ac-
tos del hambre y no hechos de armas. Y esos mis-
mos fen6menos no quiero yo que se eritronicen en
Cuba; debemos evitar que el pueblo llegue a la des-
esperaci6n, que tenga hambre, porque el hambre es
la que produce el bolcheviquismo. Saben los sefio-
res Representantes cudntas leyes de impuestos dis-
tintos tenemos actualmcnte en Cuba? Cincuenta y
dos. Diganme los sefiores Representantes si con ese
nfmero de impuestos no es suficiente para poder re-
caudar grandes sumas para el Tesoro; lo que pasa
es que falta dinero.
SR. REY (SANTIAGO): La Argentina tiene cientc
ochenta y tres leyes econ6micas y obtiene el Tesoro
un buen rendimiento; pero es debido a que escs iam-
puestos han sido estudiados debidamente.
Sn. ALBANIES (WIFREDO) : Celebro la interrupci6o ,
que he recibido con gusto y much mas por venir
de una persona tan distinguida como el senior Rey.
Tal parece que abona mi criterio, acerca de que no
nos faltan leyes de impuestos, sino que en Cuba lo
que falta es organizaci6n de los impuestos.
SR. CRUZ (AGUSTIN): Lo que ocurre," senior Al-
bands, es que este Gobierno ha cambiado el sistema
tributario de Cuba: hoy los impuestos de Aduana
son proteccionistas, s6lo tienden a favorecer.las in-
dustrias del pais, despreocupindose de las recauda-
ciones que se obtienen en las Aduanas y es ,or ello
que se hace necesario establecer impuestos de consu-
mo, para compensar al Estado de la merma en las
recaudaciones aduanales. Actualmente el mundo en-
tero esta cambiando el sistema tributario; se ha es-
tablecido una guerra arancelaria de la que Cuba,
necesariamente, tiene que defenderse protegiendo sus
industries.
Y muchas mas leyes e impuestos son necesarios,
porque nosotros hemos hecho caer. las recaudaciones
aduanales, y hoy los impuestos de Aduanas son in-
suficientes para el sostenimiento del Estado.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.): Yo quisiera que me
explicaran qu6 son industries del pais.


SR. ZORRILLA (EMETERIO): Yo se lo voy a expli-
car a S. S. Industries del pais son la Cerveceria Po-
lar, La Tropical, la Destileria Bacardi, el Ingenio Zo-
rrilla, que es de cubanos, de capital cubano y en el
cual trabajan obreros cubanos.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : El sefior Zorri-
lla esta haciendo un anuncio.
SR. ZORRILLA (EMETERTO): Estoy explicando lo
que son industries cubanas.
SR. CRUZ (AGUSTIN) : En el pais hay dos classes
de industries: unas que son netamente cubanas, en
las cuales el capital es cubano y en ella trabajan ex-
clusivamente obreros cubanos. Desgraciadamente pa-
ra nosotros no todas las industries que se llaman na-
cionales son absolutamente cubanas, porque hay otra
clase de industries en Cuba que aun cuando son be-
neficiosas para el pais, no refnen las mismas circuns-
tancias que las otras que hemos sefialado.
Yo entiendo que es necesario votar esta Ley de Im-
puestos, y otras muchas, como anteriormente he di-
cho, aun cuando se afecte a muchas industries na-
cionales, porque nosotros necesitamos compensar de
algun'a manera la merma sufrida en la recaudaci6n
de nuestras aduanas, a consecuencia de la protecci6n
que se le ha dado a las industries del pais.
.SR. FRAILE (CARLOS): Pero es que en esta ley se
crea un impuesto de un diez por ciento ad valorem
sobre todas las mercancias que se introduzean por las
aduanas.
SR. CRUz (AGUSTIN) : Yo no defiendo todo el tex-
to de la ley. He hablado para demostrar que no s6-
lo una ley de impuestos, sino muchas leyes de im-
puestos tenemos que votar.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.): Yo deseaba decir a
S. S. lo siguieinte: estamos estableciendo altos dere-
chos aduanales para proteger distintas industries,
entire las cuales si bien algunas produce beneficios
al pais, hay otras en cambio que no son tales indus-
trias y much menos industries cubanas. Estas in-
dustrias no dejan nada al pais, sino que por el cons-
trario lo explotan, pues hasta sus anuncios y etique-
tas son hechos en el extranjero. El aumento de los
derechos de aduana para proteger esas industries,
causa grave perjuieio al Tesoro Nacional, que deja
de percibir los ingresos naturales que debiera obte-
ner por concept no s6lo de importaci6n, sino tam-
biWn por el impuesto de Obras Pfiblicas, por el uno
y medio por ciento a la venta, por concept de puer-
to, etc., y en cambio abandonamos otras industries,
como la del caf6, que es netamente cubana.
SR. CRUZ (AGusTfN) : En esta Ley de Impuestos
se crea un impuesto para el caf6, y es un impuesto
!6gico, porque el caf6 esta protegido de tal manera
que no puede introducirse ningin caf6 extranjero,
porque el impuesto establecido para el caf6 impor-
tado es tan monstruoso, permitaseme la frase, que ha-
ce prohibitive la importaci6n. Igualmente sucede con
el cigarro extranjero, que paga un impuesto tal que,
tiene que venderse una caja de cigarrillos a ochenta
centavos.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.): El impuesto de con-
sumo al cafe tostado lo hemos aceptado como una
media para aumentar los ingresos del Tesoro, pero
como una media mala. Ustedes conocen perfecta-






36 DIARIO DE SESIONES DE LA 0 VMARA DE REPRESENTANTES
~ ~ ~ ,


mente que el cafe de Cuba pertenece todo a innume-
rables agricultores cubanos, que poseen pequefios lo-
tes de terrenos, en donde trabajan braceros cubanos.
Entiendo que no debiera gravarse el cafe con un
impuesto de consume porque ello va a afectar a las
classes mas pobres del pueblo cubano. Sin embargo,
yo lo aceptaria si el impuesto se establece al cafe
tostado.
SR. PRESIDENTE (Guis INCLAN): Con'tinfla en el
uso de la palabra el senior Alban6s.
Sn. ALBANIi (WIFREDO) : Yo debo confesar, se-
fior Presidente y sefiores Representantes, que no pue-
do recoger las diversas ideas expuestas por los distin-
guidos interruptores, porque ha resultado lo mismo
que decia yo de la Ley de Impuestos, que tenemos
present; que tienen mfitiples facetas y tinenn mil-
tiples opinions sobre distintos cuerpos legales. Son
tan varias las interrupeiones, interrupeiones a inte-
rrupciones que se ban realizado, que no tent o en es-
te moment en la memorial todas las ideas expuestas
para powder recogerlas y contestarlas come seria pa-
ra mi satisfactorio hacerlo con cada uno de los com-
palieros que me han honrado con sus interrupeiones.

Pero continuando, poco mas o menios, ol hilo de mi
discurso en el punto en quo interrumpido fui, me voy
a referir finicamente a la interrupei6n heeha por el
Sr. Agustin Cruz, que nos anunciaba que no solamente
tendriamos que votar estos nuevos impuestos, sine
que tendriamos que hacerlo con otros muchos mis.
Pavoroso problema, triste augurio: un pals que no
produce lo suficiente para powder sostenerse sin te-
ner que acudir al mereado extranjero, que no tiene
los products necesarios para subvenir a su vida y
tiene que ir a buscarlos, .como articulos de consume
o como material prima en otras parties; que no tiene
combustible, para sus propias industries y tiene que
irlo a buscar fuera, y que se le anuncia que, por una
lucha arancelaria, se impone la obligaci6n de levan-
tar elevadas barreras aduanales y se ve compelido a
tener que bastarse con lo que tiene en su interioridad.
y en esa interioridad no tiene lo necesario para vivir.
gA cual conclusion nos lleva indiscutiblemente? Nos
lleva a una que es pavorosa, a la de un individuo a
quien se le encierra en una habitaei6n done no tie-
ne lo suficiente para powder vivir y se le elevan fuer-
tes barreras para impedirle salir al exterior; inecesa-
riamente tiene que perecer dentro de un period mis
o menos largo...
SR. SANCIIEZ HERNINDEZ (RAFAEL JOEGE) : Una
interrupci6n, con la venia de S. S.: en ese aspect
en que S. S. esth tratando el problema, perd6neme su
sefioria que difiera completamente de usted...

Sn. ALBANES (WIFREDO) : Creo que usted tendri
razoii y no yo.
,SR. SANCIIEZ HERNNDEZ (RAFAEL JORGE): Eso
no. Pero creo que quiza nos entendamos. Precisa-
mente Cuba me pareee que confrontar ecada vez mis
el problema de una tendencia natural a la superpro-
ducci6n, sobre todo en su aspect agricola. Precisa-
mente o que tenemos aqui es exceso de producci6n on
nuestros campos, y la. dificultad estard en poder co-
locar en el extranjero todo ese exceso. La fertilidad
de nuestros terrenos, el clima nuestro es tan favora-
ble a la agriculture y estamos todos tan empefiados
en mejorar las condiciones agricolas, que inmediata-


mente que se le pone cierta atenci6n a cualquier pro-
ducto de nuestra agriculture, dames en la superpro-
ducci6n; y ejemplo de esto lo tenemos palpable en la
cafia, demasiado elocuente; y es per eso que la cito
primero. Acerca del problema del caf6, apenas se
ha heeho una barrera arancelaria que permit fomen-
tar los antiguos cafetales' ubanos y per la tendencia
que han tonido nuestros agricultores de volver a con-
quistar aquella riqueza perdida ha resultado que ya
la producci6n del cafe sea tan grande que cubre to-
das las necesidades interiores y hasta ya se est6 pen-
sando en la manera de poder exportarlo. En cuanto
al maiz, lo mismo que otros muchos cultivos que se
produce de una manera asombrosa en nuestro sue-
lo tambien se opera este fen6meno; quiza donde no se
ha progresado much, donde debemos nosotros enca-
miniar nuestros pasos, es haeia una mejor distribu-
ei6n para estos products, pero no podemos near
que en Cuba existen una gran varicdad y una gran
cantidad de estos products para que est6n "gor-
dos" todos los cubanos. En cuanto al problema de
la manteca, no podemos olvidar quo este es uno de
los products que en mayor escala se importaba en
Cuba, pues 6ste era un reng16n que lleg6 hasta vein-
ticuatro millones de pesos al afio. S. S., que es del
campo, de la jurisdicci6n de IIolguin, conoco la faci-
lidad con que se erian los cerdos on Cuba, y eso
que no podemos olvidar que le hemos dedicado siem-
pro muy poca atenci6n, pero tan pronto como hemos
logrado que se divulge centre nuestros campesinos
cierta clase de conoeimientos para la crianza porei-
na y se le haya distribuido la vacuna necesaria para
su aplicaci6n, homos podido ver c6mo ha aumentado.
Y tan esto es asi que la casa de Swift, que importaba
gran cantidad de manteca, acaba de abrir una nue-
va casa on las proximidades del puerto de La Ha-
bana, donde han de elaborar todos estos products
que antes ilegaban de los Estados Unidos.

SR. RODRIGUEZ CREMA (ALEJANDRO I.): Con res-
pecto, a este problema de ]a barrera arancelaria a que
S. S. se refiere, yo lo estimo completamente sofisti-
co, y lo mismo lo que se rcla ione con la industrial
national. Si bien es cierto que se aumentan las ba-
rreras arancelarias con el objeto de estimuler la.
crianza do cerdos, tambi6n es cierto que aqui se im-
porta una gran cantidad de manteca, mejor dicho,
*que nosotros aqui importamos una gran cantidad de
sebo refinado y estearina, que no son products na-
cionales, sibndo esto la material prima con que se fa-
brica la manteca; es decir, que mientras estos dos
products pagan a su entrada un dereeho que.no es
alto, se vende el kilo de manteea a un precio muy
alto, y de este mode no es come se protege a la in-
dustria national, sino que lo que se hace es protege
al que import esta material prima.

SR. SANCIIE HERNANDEZ (RAFAEL JORGE): Mi
amigo quiere escaparse per el estrecho agujero de
una aguja. Nada se puede producer automdticamen-
te en esta material econ6mica, y el hecho de que se
implants en un moment determinado una barrera
arancelaria, do ninguna manera puede significar que
en el instant so ha de rear una industrial national
en todo su splendor; en cualquier part tiene quo
ocurrir lo quo esta pasando en Cuba, en este perio-
do de transici6n, micntras la industrial national se
crea a la sombra do esta protccci6n logrando poco
a poco el control del mercado.






DIARIO DRE SWSIONES DE LA C AMAIRA DE UBPREPIL NTANTES 37


Sn. BELTRAN (EDUARDO J.): 6Y no se hubieran po.
dido crear primero las industries y despu6s estable-
cer las reforms arancelarias
SR. SANCHEZ HERNANDEZ (RAFAEL JORGE): Me
parece que esta media es algo asi como la madre
que, pr6xima a dar a luz, espera que nazca el nifio pa-
ra comprar la ropa y llamar al m6dico.
SR. RODRIGUEZ CREME (ALEJANDRO I.): Una cosa
es el derecho arancelario que se apiica a la manteca
y otra cosa es lo que aqui viene ocurriendo. Nuestra
industrial national no se benieficia en nada en estos
mementos con los actuales aranceles, ya que nosotros
no tenemos verdaderas crianzas de cerdos.
SR. SANCHEZ HERNANDEZ (RAFAEL JORGE) : S. S.
no ha estado por los campos de Cuba; aqui se crihn
muchos cerdos, yo soy criador de puercos y conozco
esto perfectamente.


Sn. RODRIGUEZ CREM-A (ALEJANDRO I.):
hubiera crianzas de cerdos suficientes para
manteca, y que 6sta sirviera para nuestro
national, y no tuvi6ramos que importarla
pais, ya entonces la cosa seria dilierente.


Si aqui
producer
colisumo
de otro


Sa. SANCHEZ HEERNNDEZ (RAFAEL JORGE): Voy
a tratar de. ser mas precise. En Cuba existe en gran
escala la crianza de cerdos, esta crianza se inici6 en
pequefia escala y ha ido aumentando considerable-
mente, porque estas cosas no se haeein automAticamen-
te. El ganadero no va a ir a los Estados Unidos y
comprar alli diez mil cerdos para traerlos a Cuba; se
empieza por tener una pequefia piara que se va des-
arrollando despu6s y asi de esa manera, con los cui-
dados del caso, va creciendo y engrandeciendo. Con
respect al otro aserto que S. S. haee de que no existe
en Cuba la. material prima para fabricar la manteca,
he de decir que si existe en Cuba la material prima
para su fabricaci6n, lo finico real y que es de lamen-
tar, es que no existe en suficiente cantidad, pero
gradualmente vamos legando a cubrir las cantida-
des que antes se importaban y que disminuyen a
media que aumenta la producci6n national. Espe-
ro que dentro de poco el senior Rodriguez Crem6 con-
vendri conmigo enc que tengo la raz6n.
Sn. RoDRIGUEZ CREM]i (ALEJANDRO I.): Si existie-
ran esas materials primas en gran escala habria nece-
sidad de aumentar los derechos arancelarios para ha-
cer impossible su introducci6n.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Continue el se-
fior Alban6s.
SR. ALBANES (WIFREDO) : Yo desearia, seofor Pre-
sidente y sefiores Representantes, que a media que
fueranr desenvolvi6ndose las sesiones de la CAmara y
fueran presentindose las oportunidades, fu6semos re-
visando algunos criterios que, desde hace much tiem-
po, vionen pesando sobre nosotros y que son funda-
mentalmonto fatales.
Uno de estos criterios es el que he oido exponer
esta noche, con much gusto, al senior SAnchez sobre
la riqueza de Cuba, sobre que este pais es muy rico.
Quisicra que este t6pico se revisara para ilcgar a
tener un critcrio mas amplio y mis exacto con re-
laci6n a la riqueza de nuestro pais, para conocer la
diferencia entire un pais rico y un pais socorrido.
Hablaba de la benevolencia del elima cubano para


la producci6n, pero no es el clima lo que puede de-
terminar la produeci6n agricola, lo que viene a afir-
mar la producci6n, a determinar la produeci6n agri-
cola cubana, no es el clima, es el agua, y un pais como
Cuba, que es pobre en agua, no puede ser un pais
rico, a menos que se realicen grandes obras de rega-
dio para que pueda tener el suficiente liquid a fin
de que se asegure la producci6n. Este si es un pais
socorrido porque en 41 no se sufren esas grades he-
ladas, y en cualquier lugar dowide se siembre un corto
nfmero de semillas, como es possible regarlas a tiem-
po, produce fruto, cualquiera que sea la estaci6n
del afio. Por esta causa y de este modo, el indivi-
duo puede tomar un pequefio nfmero de semillas, re-
garlas en tierra y resolver las necesidades personales
de un momerito, porque esas semillas produce fru-
tos y pueden salvar un instant, pero una cosa es
que resuelvan las necesidades de un instant y otra
cosa es que sea un pais de gran producci6n agricola.
El pais que esta en estas condiciones es un pais soco-
rrido, pero el pais que no cuenta con' suficiente agua
para producer grandes cosechas, no es un pais rico
hasta tanto no est6 dotado de agua suficiente. Las
aguas que corren por nuestros rios son muy eseasas,
al extreme que en alguna 6poea del afio se pueden
cruzar a pie enjuto y, mientras no se realicen esas
obras de captaci6n de sus aguas, no puede conside-
rarse 6ste como un pais rico. Por eso entiendo que
es necesaria la revision de ese criterio err6neo que
existe sobre la riqueza de nuestro pais, porque, cuan-
do llega un moment en que es precise aquilatar las
posibilidades econ6micas de nuestro pais, sufrimos
grandes errors de apreciaci6n.
Y recogiendo otras ideas, que yo pensaba haber-
las expuesto en estas palabras que estoy pronuncian-
do, gracias a la benevolencia de esta CAmara, estamos
frente a un problema precisamente fundamental. No
se piensa en la posibilidad de la riqueza en Cuba des-
de un punto de vista agricola que la naturaleza pa-
rece haber determinado como el porvenir y la orien-
taci6n de este pais. No se piensa que un pals como
el cubanlo, que tiene, como base geogrkfica, una isla
y que no tiene combustibles en las entrafias de la
tierra, no puede ser mAs que un pais de agricultores
y de marines.
SR. ZORRILLA (EMETERIO): No se ha enterado el
senior Alban6s de las distintas manifestaciones hecbas
por las diversas corporaciones de la Rep-ibliea sobre
este problema?
Sn. ALBANES (WIFREDO) : Con manifestaciones no
se hace nada, con manifestaciones no se sostipne nin-
guna industrial. Ahora yo puedo proponer a S. S.
que si tiene el buen deseo de invertir muchos miles
de pesos, yo le puedo ofrecer todas las r r;f .. I..-
nes que quiera. (Risas.)
SR. ZORRILLA (EMETERIO) : Muchas gracias. No
tengo interns, pero tengo entendido que hay muchi-
simas personas interesadas en buscar petr6leo en niues-
tro subsuelo.

Sn. ALBANES (WIFREDO) : Decia que este pais no
tiene mas remedio que encaminarse por la send de
la agriculture; debe dedicarse, por tanto, a utilizar
los mls modernos procedimientos agricolas que deter-
minen una mayor producei6n, porque nosotros no te-
nemos conocidos todavia los yacimientos de petr6leo
a que aludia el senior Zorrilla.






38 DIARIO DE IS~SIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Nosotros siempre estamos pensando en la elevaci6n
de los presupuestos y esto es un error que se ha ge-
neralizado fkcilmente y que perjudica a nuestra eco-
nomia de una manera formidable.
Se ha dicho, desde hace much tiempo, que por
una series de circunstancias, por una series de motives.
por una series de causes, que unas tienen' origen his-
t6rico y otras tienen origen geogrhfico, por una series
de causes de distinta indole, que los cubanos no tie-
nen en sus manos el comercio de su pais, que esta en
manos extranjeras, que no tienen la industrial, que
est6 en manos extranjeras, que no tienen en sus ma-
nos ninguna fuente de riqueza, que s6lo disponen del
presupuesto como fuente de vida para su subsistencia.
Efectivamente, al' amparo de este criterio tan de-
sastroso en la economic national, los cubanos se han
sentido timidos, y mas que timidos cobardes, frente
al problema de aduefiarse de la industrial y del co-
mercio, y se ha dado el fen6meno de que no hemos
tenido la iniciativa de ir a buscar en' el comercio la
soluci6n de nuestros problems econ6micos, creyendo
que era labor impossible de realizar por los cubanos, y
sin embargo, han venido los sirios, los polacos y los
chinos y han desplazado a los espafioles en el comer-
cio, lo que demuestra que no era tan dificil aduefiarse
del comercio conio creian los cubanos, y que pudieron
haberse aduefiado de esas fuentes de riquezas, que por
una falta de iniciativa no han conquistado y persis-
ten en no contar con otra fuente de vida que la que
les proporciona el Presupuesto, sin fijarse en que
el comercio y la industrial proporcionan una fuente
de vida mks stable y mas fija que la vida presu-
puestal. Por eso yo no soy partidario, como el se-
fior Rodriguez Ramirez, de la elevaci6n de los presu-
puestos, porque yo creo que un presupuesto elevado
para nosotros coristituye una amenaza, por la raz6n
de no tener vida propia; yo creo que lo que debemos
de buscar es la reducci6n minima de nuestro presu-
puesto para que los cubanos pudieran orientarse ha-
eia otras actividades, para que busquen sus fuentes
de vida en el mismo campo donde la buscan otros pue-
blos, para que no la busquen mediante uri empleo del
Gobierno, sino que conquisten sus elements de vida
mediante el desenvolvimiento de sus iniciativas y ac-
tividades en el campo de la industrial y del comercio,
que son las finicas que pueden dar verdadera vida a
los ciudadanos, quo no se preocupen' de un empleo,
que hoy se tiene y mafiana se pierde, por un cambio
de situaci6n political; que trae la amenaza para el
individuo que no sabe si puede tener permanencia en
el cargo, y que se presta a todas las eventualidades
del que no tiene eonfianza en el porven'ir. Pero vol-
viendo al examen de la ley en el punto y bora en
que la dej6, yo decia que no eran leyes de impuestos
las que faltaban en Cuba, que lo que faltaba en Cu-
ba era dinero y, al sentar como base esta premisa,
necesariamente tenemos que llegar a esta con'se-
cuencia. Para que se comprenda mejor cuhl es mi cri-
terio, vamos a poner un ejemplo: si en la gaveta de
un escritorio existen diez pesos y a una persona le
damos los medios de que pueda abrir esa gaveta por
un solo lado, lcudntos pesos podria sacar? Indiscu-
tiblemente que diez pesos. Y si le damos los medios
de sacarlo por uno y otro lado, .cuanrtos pesos saca-
ria? Diez pesos. Y si le damos tres o cien lugares
para saear el dinero, seguramente que no sacaria mis
que diez pesos. De modo que si el pueblo cubano no
tiene mks que una cantidad de dinero, de nada vale


que votemos leyes tras leyes de impuestos, porque nun-
ca el Estado podria recaudar mayor cantidad de di-
nero de la que el pueblo tiene. Creemos que multi-
plicando los impuestos se puede obtener mayor can-
tidad y el resultado es negative. Esto es claro y por
lo tanto es infitil que se dicten nuevas leyes de im-
puestos. Las leyes econ6micas no se pueden violar
de cualquier manera. Cuando se elev6 la tasa del
franqueo postal, disminuy6 el ingreso, pues cuando
se cobraban dos centavos era mayor la recaudaci6n.
(Qu6 demuestra esto? Que no porque se aumenten
los impuestos se obtiene mayor recaudaci6n, porque
es necesario que los impuestos se estudicn y no se
dicten sobre la base de que, si antes producian tanto,
ahora producirAn mis cuanto. Muchos ciudadanos
serAn encarcelados por no poder pagar los impuestos.
Otra de las inconveniencias de esta ley es que se fo-
menta la delaci6n y en' lo sucesivo vamos a tener que
'desconfiar hasta del amigo y del veeino, pues habra
quienes necesitando un peso para poder sustentar a
su familiar, acuse ante el juzgado correctional a uno,
para obtener como premio lo que el Estado paga a
los delatores. Todas estas razones, sefiores Represen-
tantes, son de tal naturaleza, deben pesar tanto en el
animo del legislator, tanto en la mente del soci6logo,
que yo pido a la Camara que teniendo en cuenta to-
das estas razones, rechace esta nueva ley que se pre-
tende dictar. Es una ley de impuestos que no ha si-
do estudiada y que es un mosaico de disposieiones.
SR. NdREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : 'Tiene la palabra
el senior Nfifiez Portuondo.
SR. NOREZ PORTUONwo (EMILIO) : Sefior Pre'si-
dente y sefiores Representantes: Por muy breve es-
pacio de tiempo voy a molestar la ben6vola atenci6n
de mis compafieros en la defense de la totalidad del
proyecto de ley del Senado, creando nuevos im-
puestos.
El fen6meno econ6mico porque atraviesa el mun-
do, es realmente algo nuevo, y se est6 presentando a
la curiosidad de los estudiosos con caracteres especia-
les que no tenia con anterioridad. El problema siem-
pre en el orden eeon6mico despu6s de grandes gue-
rras, de luchas intensas entire los hombres, es que
produce, como consecuencia, en la economic univer-
sal, una variaci6n, una disminuci6n extraordinaria
en la producci6n y como algo natural, el encareci-
miento de los products, creando la miseria en la ma-
yoria de las classes necesitadas. Ese era el fen6me-
no econ6mico hasta despues de la guerra mundial;
despues precisamenrte hemos contemplado un aconte-
cimiento totalmente distinto, superproducci6n, extra-
ordinaria abundancia, aumento de articulos de pri-
mera necesidad y de articulos manufacturados,
y por 16gica miseria tambi6n en el pueblo,
miseria en las classes pobres. Y se ha observado tam-
bi6n como un fen6meno nuevo en' estas cuestiones
econ6mieas, la posici6n de que todos los Estados
modernos, aun despues de disminuir la enorme can-
tidad de dinero que dedicaban al sostenimiento de
grandes ej6rcitos, se encuentran n'ecesitados de gran-
des cantidades de met6lico para subvenir a sus ne-
cesidades. Es un fen6meno nuevo que se present
a la consideraci6n general y al que Cuba no podia
ser ajena, porque precisamente, como consecuencia
de la guerra mundial, se ha presentado una enor-
me superprodu'ci6n de nuestros products, produ-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 39


ciendo la baja en los precious y al mismo tiempo una
miseria intensisima en la clase pobre del pueblo cu-
bane.

Pero nada mas que se ha encontrado una formula
para los Estados de resolver los problems econ6mi-
cos; una por lo que no es una inniovaci6n lo que es-
tamos nosotros estableciendo, no hacemos una expe-
rimentaci6n en esta material, sino que estamos si-
guiendo ]a norma de conduct que han trazado las
grandes naciones de la tierra que estan regidas por
estadistas ilustres, hombres absolutamerite prepara-
dos para la gobernaei6n de los pueblos. En Inglate-
rra se present el fen6meno econ6mico en una forma
extraordinaria; enormes cantidades de hombres sin
empleo; el Estado no podia recaudar la suficiente
cantidad de dinero para cumplir sus obligaciones; la
libra esterlina, la divisa que competia con el dollar
en seguridad y firmeza, cae en la Bolsa del cambio
international, de una manera que sembr6 el pdni-
co no s61o en Inglaterra, sino en todas las naciones
del orbe. Y entonces los estadistas ingleses nada mas
que pudieron' resolverlo en esta forma econ6mica de
extraordinaria dureza: reduciendo el Presupuesto del
Estado y estableciendo impuestos durisimos, de su-
ma importancia, donde se le ha exigido al pueblo
ingl6s trabajo y ]a mayor cantidad de sacrificio, has-
ta el punto de que ha sido obligado a 1!evar al Es-
tado hasta el cincuenta por ciento de sus pertenen-
cias, porque han pensado que por encima del interns
particular tiene que estar el interns colectivo.

El Estado cubano no puede cubrir en la actuali-
dad sus necesidades; con los ingresos con que cnenta
no puede cubrir su presupuesto; y esto produce co-
mo consecuencia el descr6dito en el orden interior, y
algo que es mas grave aun: la p6rdida de la con-
fianza en nuestra capacidad econ6mica en el exterior.

Por los actuales ingresos, por los impuestos que
rigein en la actualidad, se ha demostrado que no po-
drian cubrirse las necesidades del Estado. Se rea-
]iz6 una experimentaci6n; primero se hizo una re-
ducci6n en los gastos del Estado y efectivamente, no
pudo con eso lograrse nivelarlo, porquc era impres-
cindible seguir el procedimiento ingl6s, es docir, re-
ducci6n de los gastos del Estado e imposici6n de
nuevos impuestos.
Es claro que mi distinguido amigo el senior Alba-
n6s en su brillante discurso present a la conside-
raci6n de la CAmara un argument que de primera
intenci6n parece que tiene cierta solidez, de que no
era possible con los nuevos impuestos aumentar las
fuentes de recaudaci6n del Estado; es decir, que per-
cibiera una mayor cantidad de dinero anualmente.
Pero, es, sefiores Representantes, que no se pretend
con el proyecto de ley que nosotros discutimos aumen-
tar siquiera la recaudaci6n del Estado; no se preten-
de, como no lo pretendieron los ingleses cuando es-
tablecieron nuevos impuestos, sino lo que se trata es
de evitar el descenso vertiginoso en' los ingresos del
Estado que se esta presentando como un fen6meno
mundial. Es decir, que lo que se pretend es man-
tener la recaudaci6n en el estado en que se encuentra;
es tratar de captar la mayor cantidad possible de in-
gresos, porque so sabe a ciencia cierta que han de
disminuir en una forma considerable. Por eso es
imprescindible, como consecuencia del establecimien-
to de nuevos impuestos, la reducci6n de los gastos


presupuestales, porque si se presumiera que al esta-
blecer esta nueva fuente de ingresos iban a aumei-
tar las recaudaciones en una forma considerable, era
absolutamente innecesaria la economic presupuestal,
porque lo 16gico en ese caso seria mantener en esa
misma forma el presupuesto de gastos para devolver
al pueblo, al procomfn, lo que se percibia con los in-
gresos. Pero como se sabe a ciencia cierta que no
ha de aumentar la recaudaci6n, que no ha de ser
mayor lo que perciba el Estado, es por lo que al esta-
blecerse los nuevos impuestos, al mismo tiempo se
establece la reducci6n presupuestal. Ese fu6 el error
fundamental de la Ley de Emergencia Econ6mica,
ese fu6 el error en que incurrieron los autores de
aquella legislaci6n, que nada m6s venia a esta-
blecer nuevos impuestos, sini al mismo tiempo hacer
una reducci6n en los gastos del Estado, y por eso
se present come un hecho cierto el fraeaso de la
Ley de Emergencia Econ6mica como medio de resol-
ver el conflict econ6mico.
Pero en este case, el Gobierno de la Repiblica ha
rectificado y ha procedido dentro de las modernas
normal econ6micas, e inmediatamente despu6s de rea-
lizar un reajuste presupuestal hasta una cantidad en
que a los calculos mas ciertos, mks prudentes, ha pa-
recido que es suficiente, solicita ahora la crcaci6n
de nuevos impuestos para mantener su presupuesto
en la forma en que actualmente esti.
El sefior Alban6s presentaba come argument tam-
bi6n fundamental un hecho que explicado grAfica-
mente, come 61 lo presentaba, realmente parece que
es. incontrastable. Nos pintaba una gaveta donde
existian nada mas que diez pesos, y decia que si a
esa gaveta se le abria una ranura, por ese lugar nada
mas que pasarian diez pesos, que si se le abrian dos
ranuras, siempre pasarian nada mas que diez pesos,
y que si se le abrian tres se obtendria igual resulta-
do. Con ese argument queria expresar que si ed
Cuba solamente habia cien o ciento cincuenta millo-
nes en circulaci6n, no se podria nunca obtener ma-
yor resultado que la proporci6n natural con la crea-
ci6n de nuevos impuestos...
SR. ALBANfS (WIFREDO): Pero es que en Cuba
no hay cien ni ciento cincuenta millones de pesos en
circulaci6n, sine muchos millones de pesos menos de
esa cantidad.
SR. FRAILE (CARLOS) : Solamente hay unos ochen-.
ta millones de pesos, segfn declaraci6n de la Secre-
taria de Hacienda.
Sn. N6OEZ PORTUONDO (EtmIKo) : Bueno. Yo pre-
sentaba como ejemplo cien o ciento cincuenta millo-
nes. Tambien el Sr. Alban6s presentaba como ejem-
plo diez pesos en una gaveta. Esa argumentaci6n
del senior Alban6s pudiera -considerarse come una ar-
gumentaci6n s6lida si todo el dinero circulante en
Cuba lo percibiera el Estado cubano per impuestos;
es decir, si toda la cantidad end metAlico existence en
el pais fuese a parar al Tesoro Nacional.
Sr. ALBANIS (WIFREDO) : Pero no cabe duda al-
guna de que sosteniendo nuestros presupuestos en su
yigencia actual estamos extrayendo de la circulaci6n
el sesenta por ciento de la totalidad que existed en el
pais, y 6ste no puede vivir con el otro cuarenta.
SR. N(Ez PORTUONDO (EILIO) : Si el Estado cu-
bane al extraer este sesent'a per ciento del dinero






40 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

circulante lo retuviese en sus areas, indiscntiblemen- a votar en contra de ella. Yo, por lo menos, entien-
te que a los dos afios de estar en ellas tendria on su do que cumplo mi deber como Congresista, y que rea-
poder el total de la moneda circulante, pero como sa- lizo un bien para el pais votando en contra de esta
bemos que inmediatamente que se recauda se devuel- ley.
ve, la observaci6n del senior Alban6s cae por su peso. El senior Nifiez Portuondo hace cargos tambien con-
Nosotros estamos convencidos de que con este pro- tra la minoria por no haber presentado un proyecto
yecto que ha aprobado el Senado se realize un esfuer- de ley que resuelva la crisis econ6mica porque atra-
zo para resolver el grave conflict que esta atravesan- viesa el pals, y ciertamente que peca de injusto el cul-
do el Erario national, es casi impossible realizar nues- to compafiero, porque no se puede exigir a los sefiores
tra economic y nuestro presupuesto de gastos si no miembros de la oposicion que, en veinticuatro horas,
hacemos tambien una reducci6n; tenemos una deuda confeccionen el salvador proyecto y lo traigan y lo
exterior, que debemos pagar dentro de los plazos se- sometan a la consideraci6n de una Camara que ha
falados para no perder el crdito para el porvenir. prejuzgado el problema y que viene a votar discipli-
Yo veo que algunos estimados companeros con una nadamente-al menos la mayoria-de acuerdo con
gran tranquilidad entienden que el Gobierno de Cu- lo solicitado por el Ejecutivo. El senior Nunfiez Por-
ba no debia hacer estos pagos, es decir no debia pagar tuondo sabe que niosotros pudieramos haber hecho -
lo que debe. Si eso pudiera hacerse sin' perjuicio pa- cuando menos-lo mismo que se ha llevado a cabo
ra la naci6n, indiscutiblemente que ya se hubiera he- en otros paises. Sin necesidad de ser genios en la
cho, pero no hay que olvidar que esto traeria y habria material, simplemente adaptando a nuestro medio cier-
de producer un grandisimo perjuicio a la naci6n. Es tas, leyes puestas en practice en pueblos de Europa y
una realidad que no debe ocultarse que no depend America, que confrontan problems id6nticos al nues-
del deudor el pagar sus obligaciones; en la mayoria tro, la crisis cubana se hubiera resuelto si no en su
'de los casos depend del acreedor y mas en Cuba por totalidad, al menos en gran parte. El senior Nifiez
precepto terminante de nuestro Tratado permanent Portuondo y los sefiores de la mayoria conocen esto.
que tenemos que cumplir por ser un pacto bilateral. L Por qu en vez de traer este proyecto, inaceptable
Quitando la parte correspondiente a la deuda exte- por muchas razones, para que se discuta en breves ho-
rior se ha llegado a una reducci6n extraordinaria on ras, no hacemos lo que perfectamente sefial6 el sefor
los gastos interiores en relaci6n con nuestros presu- Chardiet en su voto particular, no designamos una
puestos; han contribuido con su parte de sacrificio, comisi6n compuesta de personas coriocedoras de la ma-
-i,,t ii,; de grande importancia, todos los funciona- teria para que estudien el problema y propongan las
rios del Estado cubano; se han reducido los sucldos a medidas conducentes a su soluci6n? Es que la cri-
cantidades que parecen imposibles para que pueda un sis econ6mica de Cuba se resuelve s6lo creando im-
hombre vivir con decoro en estos moments; se ha puestos, haciendo experimentaeiones en el orden fis-
llegado a -....,. sueldos para las classes humildes que cal, convirtiendo al pais en un inmenso laboratorio,
rayan' en lo inconcebible, y aun asi, vemos como una donde se ensayan locamente los proyectos mas absur-
realidad dolorosa que no puede todavia el Estado pa- dos, mas fant6sticos? Hace poco tiempo la Rephibli-
gar con puntualidad sus obligaciones y que se le de- ca contrat6 los servicios de un expert en materials
ben dos meses de sus haberes a los empleados pibli- economics para que oste nos presentase un plan que
cos. En esas condiciones, sefiores Representantes, resolviera nuestra crisis. Ello nos cost algunos mi-
cruzarse de brazos la representaci6n del pueblo, cru. les de pesos., Dicho expert, que no es otro que el
zarse de brazos ante esta situaci6n seria, a mi juicio, doctor Seligman, ha rendido su informed. Nadie lo
un delito de lesa patria. Es muy fdcil venir aqui a conoce, pero tenemos que llegar a esta conclusion: que
la Camara y sefialar errors a proyectos de ]hgisla- este senior es una perfect nulidad, o que el doctor
ci6n y poner obsthculos a las soluciones que se pre- Seligman ha rendido su informed que resuelve, cuan-
sentari a los problems econ6micos cubanos, lo dificil do menos, en part, la crisis del pais y, en este caso,
es traer una soluci6n complete, un proyecto que re- Por negligencia, no seguimos sus consejos. Yo en-
suelva la situaci6n en que nosotros nos encontramos, tiendo que hay una series de medidas que pudieran
y yo no he visto que ninguno de los sefiores Repre- ponerse en prictica para resolver nuestro problema,
sentantes que hacen la oposici6n a ]a ley de impues- en material de impuestos, en vez de votarse 6stos.
tos hayan sometido a la consideraci6n de sus compa- Por qu6 no se crea un verdadero sistema contribu-
fieros un proyecto prudent. tivo en el pais, despu6s de hacer un studio? Por
que, por ejemplo, no se hace una revision de nues-
SR. FRA.LE (CARLOS): Sefiores Representantes: tros aranceles? Porque un dia predomina el criteria
Yo he estado escuchando, con much gusto, al senior proteccionista respect a las industries nacionales y
Nuifiez Portuondo. No era mi prop6sito interrumpir le damos todo g6nero de facilidades, y otro dia nos
su brillante discurso, pero el propio compafiero me orientamos en sentido contrario, como acontece con
obliga a hacerlo al anatematizar a los miembros de la la ley que discutimos, por la cual se impone, cobra-
oposici6n y tildarnos de malos patriots porque nos dero en las Aduanas, un impuesto de un diez por
oponemos a la aprobaci6n de estos impuestos. En pri- ciento ad val6rem sobre todas' las mercancias que so
mer lugar, yo quiero decir al senior Nfifez Portuon- importen y se eleva de un cuarto de centavo a cinco
do que, casualmente, en' estos mismos moments ha- centavos los derechos consulares, es decir, se aumenta
blaba con el senior Alvarez del Real sobre el concep- casi un quince por ciento todo articulo que entire en
to del patriotism y reconociamos que siendo, como el pais, inclusive las materials primas, y lo mismo se
es, algo eminentemente subjetivo su concept tenia hace con los envases que traen los industriales cuba-
que ser, por fuerza, no absolute sino relative; cada nos para emplearlos en' la exportaci6n de sus produc-
cual es patriota a su manera. En este caso en par- tos, y no se le permit siquiera depositar el imported
ticular, es un punto que se presta a discusi6n quin del impuesto sobre los envases para reintegrarlo m6s
procede con patriotism, qui6ri propende al bienes- tarde, cuando justifiquen que utilize aquellos para
tar del pais, si los que votan esa ley o los que vamos la exportaci6n de products nacionales.








DIA)RIO DE SESIONIS DE LA CAMARA DE REPRBSEFANTANTES 41

El senior Nuifiez Portuondo sabe muy bien que se como al senior Fraile, que el patriotism lo entiende
puede fomentar la agricultural realizando un reparto cada cual a su manera y que cada uno desenvuelve
de las tierras del Estado, y se pueden adoptar, en fin, sus actitudes con arreglo a su conciencia. Yo no, me
otras muchas medidas de diverse naturaleza que tien- referia al hecho de que los sefiores de la oposici6n
dan a resolver la crisis econ6mica que nos agobia. fueran malos cubanos porque votaran contra los im,
puestos, sino que me referia al hecho de que una ma-
La capacidad y el conocimiento de los distinguidos. yoria responsible de que el Estado cubanio pudiese
sefiores Representantes que me escuchan cori relaci6n desenvolverse normalmente en el orden econ6mico con
a estos problems me eximen de enumerar y entrar la aprobaci6n de esta Ley de Impuestos, pecaria de
en detalles sobre todas las medidas que la experiencia poco patriota si no hiciera los esfuerzos necesarios
aconseja adoptar en el orden econ6mico, pero en vez para conseguir su aprobaci6n y resolver el problema
de hacer lo que la 16gica indica, traemos aqui una econ6mico que nos agobia, que es algo muy distinto.
series de impuestos que resultan absurdos, descabeila- Nosotros tenemos la responsabilidad, por ser ]a ma-
dos; por ejemplo, el que se refiere a la industrial ci- yoria, de que el Estado cubano pueda desenvolverse
garrera, que es una industria netamerite cubana, sal- niormalmente. Nosotros observamos las cuestiones de
vo el caso del trust en el cual tambi6n libran su sub- hecho de que con los altos impuestos existentes y los
sistencia miles de cubanos. Esa industrial confec*io- presupuestos reducidos hasta el minimum no se puede
na sus products con material prima cubana y da tra- cubrir los gastos del Estado, y entonces fuM cuando
bajo a muchos cubanos y no obstante eso, sobre ella hice la afirmaci6n, que me parece 16gica consecuen-
pretendemos echar un nuevo impuesto que con toda cia, de que si el Estado esta en esas condiciones nos-
seguridad no podra resistir. otros pecariamos de malos cubanos si no trataramos
de resolver el problema econ6mico.
Yo no quiero agotar la paciencia de los sefiores Re-
presentantes que me escuchan, ni deseo prolongar las SR. ALBANES (1WIFREDO) : Pido la palabra.
interrupciones. Por las razones expuestas entiendo
que nos debemos opener a la aprobaci6n de esa ley, SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
sin que esto quiera decir que yo juzgue malos patrio- su sefioria.
tas a los que voten en favor de ella, porque no ten-
go la pretenisi6n de controlar la verdad ni monopo- SR. ALBANES (WIFREDO) : Sefior Presidente y sefio-
lizar el patriotism, sino que me limito a proceder res Representantes: Tenlgo que mostrar mi incon-
rectamente, de acuerdo con mi conciencia, votando en formidad y expresar mi ruego al senior Nfifiez Por-
contra de esos impuestos arbitrarios que se someten tuondo para que sea mis just, por no estar llamada
a la consideraci6n de la C6mara. la oposici6n a realizar tal funci6n, precisamente por
su character de oposici6n, no puede ni siquiera tener
Conforme a mi criterio, repito, lo prudent se- facilidades para obtener de los centros de informa-
ria que se designara una comisi6n que realizara un ci6n pfblica todos los datos necesarios a fin de for-
estudio detenido de la crisis que actualmente esta- mular una proposici6n de ley eni un sentido econ6-
mos padeciendo para que propusiera las medidas ne- mico, porque nos encontramos con que esas fuentes
cesarias para conjurarla, pero como se arguye que de informaci6n estarian cerradas a nuestras investi-
eso no es possible en estos moments ya que se trata gaciones, pensando que se habrian de utilizar esas in-
de adoptar medidas de carceter urgente, dada la gra- formaciones con otras fin'alidades distintas.
vedad de la situaci6n, me limitar6 a votar en contra
de la ley, aunque entiendo que esa misma gravedad SR. NOrEZ PORTUONDO (EMILIO): Esa es una su-
del problema a lo que debia llevarnos era a adoptar posici6n de S. S., porque S. S. no busc6 los datos.
dos medidas fundamentals para resolverlo: una, la) : Ea e o
moratoria para el pago. de la deuda exterior, pro- S S.ALBAN S (WIesEDO): ces es otra suposicin
puesta por nuestro distinguido compafiero el senior de S.S. Pero esa es una euesti6n distita a la que
Alberni, y la otra, si no la reducci6n de plazas, por estamos tratando. Estd planteada la cuesti6n desde
lo menos un nuevo reajuste en las asignaciones del un punto de vista en que no hay para qu6 venir a ave-
ejercito en la misma forma en que lo han sufrido los riguar este extreme. Yo he obtenido algunos datos
demms empleados del Estado y auin los mismos Con- con cuyos comentarios pudiera cansar la atenci6n de la
gresistas. Camara; pero si deseo que cada cual se ajuste al cam-
po de actividades que legitimamente debe tener.
Estas medidas de caricter inmediato nos permiti-
rian estudiar detenidamente esos otros proyectos a SR. TOME (MANUEL) : Le dieron los datos?
que acabo de referirme. Sn. ALBANES (WIFREDO): Con los datos que he
Sitfiese la mayoria en ese plano y vera con' cudnto obtenido no he podido former una proposici6n. Pe-
entusiasmo hemos de laborar por el bienestar general, ro seamos en primer lugar justos. & La funci6n de
pero no pretend que nos sumemos a ella en su labor la minoria, la funci6n de la oposici6n, es formular
de agobiar ain mas al pobre pueblo que muere de proyectos, o fiscalizar la que traiga la mayoria?
hambre, imponiendo impuestos para sufragar servi-
cios que, como nuestro numeroso ej6rcito, constitu- En cuestiones econ6micas y gubernamentales no
yen necesidades del actual "gobierno", unlica y ex- puede la minoria tener la finalidad ni la pretensi6n
clusivamente, pero no del Estado. de venir a traer bases fundamentals para mantener
a un gobierno que combat, o es que se pretend que
SR. NOW EZ PORTUONDO (EmLIO) : Sefior Presiden- la oposici6n traiga los proyectos necesarios para que
te y sefiores Representantes: Yo creo que mi queri- se estabilice la situaci6n que combat.
do amigo y compafiero el senior Fraile no entendi6
las palabras que yo pronunci6. Nunca, absolutamen- SR. NOREZ PORTUONDO (EILIO) : Para que se es-
te nunca, tach6 de mal cubano a nadie; me parece, tabilice Cuba.








42 DIARIO DE SESIONEIS DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


SR. ALBANiES (IWIFREDO) : Es un criterio err6neo
el career que Cuba es el Gobiernfo. Generalmente exis-
te esa confusion; es muy propicio el gubernamenta-
lismo a creerse que significa control del patriotism.
No es asi. Para ser mis claro: es muy dificil que
los gubernamentales lleguen a la concepci6n de que
el Gobierno y la Naci6n son dos cosas totalmente dis-
tintas; pero yo tengo la seguridad mIs complete de
que los sefiores Nifiez y Tdm6, versados en Derecho
Politico, recordarin y sabrin mejor que yo que no
es cierto que el Gobierno y la Naci6n sean dos cosas
iguales, exactamente iguales. De manera que se pue-
de combatir a un Gobierno y querer estabilizar una
naci6n, y no quiere decir esto que cuando se combat
a un Gobierno se combat a la Naci6n; pero no nos
detengamos mks en' este extreme que es mas propio
de una disertaci6n en cAtedra que de un debate par-
lamentario.
Sean solamente mis palabras para pedir a mis com-
pafieros que no sean injustos con nosotros, que no
quieran venir a imputarnos, por el hecho de que ha-
gamos observaciones, que somos oposicionistas siste-
mAticos, que no quierenr que prospere aqui ninguna
iniciativa. Hasta la fecha no puede sostenerse que
nosotros hayamos pretendido ni siquiera obstruccio-
nar, puesto que nos hemos limitado sencillamente a
hacer observaciones que nos han parecido pertinentes
y a exponer juicios con toda ]a sintesis precisa para
no ser ni siquiera extensos en nuestra exposici6n.
SR. N6REZ PORTUONDO (EMILIO): Sefior Presiden-
te y sefores Representantes: Yo no quiero cansar
m6s la atenci6n de mis compafieros en relaci6n con
este proyecto de ley, que me parece convenient a los
intereses nacionales. Lo voto absolutamente conven-
cido de que es un'a tentative patri6tica en pos de la
soluci6n del problema econ6mico existente en la ac-
tualidad; lo vota la mayoria Liberal-Popular, conven-
cida tambi6n de que seria una formula y lo anuncio,
no para aumentar considerablemente la recaudaei6n
del Estado, sino para mantenerla en una forma tel,
que con ella pueda cubrirse el actual presupuesto
de gastos. No pretend otra cosa, ni anuncio, ni si-
quiera trato de engaiiar, manteniendo que con estos
nuevos impuestos han de subir como por arte de ma-
gia los ingresos del Estado, pero tomando como ejenm-
plo lo que ofrecen otias naciones mas adelantadas
del orbe, puedo asegurar, que en esos paises ha ser-
vido para resolver, en gran' parte, el conflict econ6-
mico y lo mismo ocurrird en nuestra patria si cum-
plimos con nuestro deber de cubanos, tratando de dar-
le una soluci6n a esta angustiosa situaci6n en que
nos encontramos, por eso hemos de votar favorable-
mente el proyecto de ley y ello no significa que yo en-
cuentre todos sus preceptos coivenientes a los i.terc-
ses de la Naci6n y por eso he presentado distintas en-
miendas que fueron aprobadas por el Corit6 Parla-
mentario liberal. Seria inconcebible que la mayoria
Liberal-Popular no tratara de resolver este conflict,
no le diera medios adecuados al Gobierno para cum-
plir con sus obligaciones internacionales y haria mal
la mayoria liberal si se sumara al grupo ortodoxo en
la Cdmara, para decir que todas las iniiciativas son
insuficientes para resolver el conflict y presentar co-
mo panacea para resolver estos males la reducci6n
en el ej6reito, que es la garantia de la paz en la naci6n.
P hi iti ue d l Ei ijeiu ,itziiipr i--


el Gobierno es necesario conservarlo, para garantizar
la propiedad, el ordeni y la vida del ciudadano, nos-
otros estamos convencidos que de esa manera reali-
zamos labor fecunda y ojald que dentro de poco tiem-
po resolvamos nuestro conflict econ6mico y nuestros
compafieros del grupo ortodoxo observen que mien-
tras ellos no presentaron aqui proyeetos de ley, que
no hicieron nada por resolver el conflict econ6mico,
la mayoria Liberal-Popular, cumpliendo con su de-
ber, lo resolvi6 por medio de esta ley procedente del
Senado, que solicito sea aprobada.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo quiero decir
al senior Nfifiez Portuondo que el grupo ortodoxo hizo
todo lo que estaba en sus manos para que se aproba-
ra una ley beneficiosa al pals, la Ley del Petr6leo, y
sin embargo, a pesar de estar aprobada la totalidad
.y de ser una ley que resolvia el problema econ6mico de
Cuba, el Gobierno se ha puesto al lado de una Com-
pafiia monopolizadora y nos envia en cambio este pro-
yecto de ley que aumenta los impuestos en contra de
los pobres, de los industriales y comerciantes.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n! lo totalidad del dictamen de la Comisi6n de Ha-
cienda y Presupuestos. Como quiera que hay un vo-
to particular, los que voten a favor del dictamen vo-
tarin que si y los que voten a favor del veto parti-
cular, votarin que no.
(Se efectda la votaci6n.)
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): jFalta algfin se-
fior Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado setenta y nueve sefiores Representan-
tes: setenta y cineo que si y cuatro que no.
(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-
buerne, Alem6n, Alvarez Ramirez, Alvera, Alliegro,
Anglada, Aragones, Arcocha, A. Barrero, O. Barrero,
Beltrdn, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Camacho, Cam-
pos Martinez, Candia, Carrillo, Castelvi, Cisneros,
Cruz Perncndez, Cu6llar, Cueto, Diaz Valdes, Eche-
verria, Eguilior, Estrada, Finales, Garcia Monies,
Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain,
Grau, Gronlier, Ifaedo, Herndndez Leal, Hirzel. Le6'n
L6pez Morales, Madrid, Menci6, Mendez, M. Mendo-
za, N. Mendoza, Mola, NMiez Portuondo, de Para, Pa-
rodi, Peia, Perez Maribona, Piedra, G. Pino, M. Ra-
mirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez Ramirez, Rwbio,
Ruiz, Salas, Sa Pedro- Sdnchez, Santa Cruz, Tom6,
Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Villal6n, Zorri-
Ila, Cruells y Guds Incldn.)
(Votaron en contra los sefiores: Albangs, Bravo
Acosta, Fraile y del Prado.)
Queda, pues, aprobada la totalidad del dictamen de
la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, y consi-
guientemente rechazado el voto particular.
Se le va a dar lectura al articulo primero del die-
tamen.
(El official de actas lo lee.)
Se le va a dar lectura al Capitulo primero del dic-
tamen. "De los f6sforos."
(El official de aetas lee):


or muc o que se re ujera e j rcto sempre sg-
nificaria una pequefia cantidad. En esta forma sola- Sa. PRESIDENTE (GrUAS INGLAN) : Be Va a dar lee-
mente se haee labor political. Nosotros creemos que tura a uan enmienda sustitutiva de todo el Capitulo.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANITE) 43


El impuesto que se establece a los f6sforos es un
cien por ciento de lo que en la actualidad se venia
pagando, y de la finica manera que podr~ soportarlo
la industrial fosforera y producer los beneficios en la
recaudaci6n que se pretend es combatiendo ruda-
mente a las fosforeras automhticas importadas del
extranjero.
Los impuestos que se establecen a los encendedo-
res automaticos estables o fijos, asi como el que se
utiliza individualmente y de uso personal, es tan de
poca monta, que no s6lo no produciria recaudaci6n
alguna, sino que tampoco evitaria el perjuicio que
ello produce a las recaudaciones del impuesto sobre
los f6sforos.
Por ello la enmienda que propongo tiende a evitar
el grave perjuicio que la recaudaci6n del impuesto
que. se pretend, causan eni los encendedores auto-
miticos.
ENMIENDA
CAPITULO PRIMERO
De los f6sforos
ARTICULO I.-El inciso quinto clase tercera de
la Ley de 25 de Enero de 1904, queda modificado en
la siguiente forma:
A.-Cada cajita de f6sforos conteniendo hasta cin-
cuenta cerillas, fabricadas en el pais, pagara un cen-
tavo de peso.
B.-Cada cajita de f6sforos, importada, contenien-
do hasta cincuenta cerillas, pagara, ademAs de los de-
rechos arancelarios, cuatro centavos de peso.
C.-Cada meehero o cualquier aparato encendedor
stable o fijo que exista en establecimientos comer-
ciales o industriales y en los caf6s, restaurants o ca-
sas de hu6spedes, pagara anualmente un impuesto de
$60.00.
D.-Por el uso de los encendedores automaticos se
pagarA en cada ejericico econ6mico un impuesto de
$3.00, y la infracci6n de lo que aqui se dispone sera
castigada con una multa de $10.00 por la primer
vez y de $25.00 por las demAs.
ARTICULO II.-Eni la expresi6n de encendedor
automitico a que se refiere la Ley de 27 de Diciem-
bre de 1929 se comprenderh cualquiera aparato u ob-
jeto, que siendo portdtil o llevadizo, proporcione fue-
go por cualquier procedimiento fisico, mechnico o
el6etrico.
ARTICULO III.-E1 articulo III de la Ley de 27
de Diciembre de 1929 sobre encendedor automatic
quedara redactado asi:
"Para comprobar el pago de ese impuesto se le ad-
herira por los agents encargados del cobro a cada
encendedor una chapa metalica de las dimensions
que disponga el Secretario de Hacienda."
ARTICULO IV.-La fabricaci6n de/f6sforos con
destino a la exportaci6n estar6 exenta de este im-
puesto.
ARTICULO V.-Lo .dispuesto en este Capitulo
regira desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta
Official y el impuesto previsto en la letra "A" del ar-
ticulo primero de este Capitulo quedard reducido a
medio centavo despu6s del treinta de Junio de 1933.


Dada en la CAmara de Representantes, a los nueve
dias del mes de Noviembre de mil novecientos trein-
ta y uno.
(F.) Salvador Garcia Ramos.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): La retire, senior
President.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) Retirada la en-
mienda. Se pone a discusi6n el inciso "A".
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al inciso "B".
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lee-
tura a una enmienda sustitutiva.
(El official de actas lee):
Enmienda sustitutiva al inciso (b) del articulo pri-
mero del Capitulo I del dicta7 en de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos
(b) Cada cajita de f6sforos, importada, contenien-
do hasta cincuenta cerillas, pagard, ademis de los
derechos arancelarios, un centavo de peso.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a 17 de Noviembre de 1931.
(F.) E. N~iez Portuondo, C, Urquiaga y J. Ro-
driguez Ramirez.
Sn. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Se pone a discu-
sion.
SR. MENDOZA (NlSTOR): Pidl la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La tiene S. S.
Sn. MENDOZA (NSTOR) : Sefior Presidente y se-
flores Representantes: El Comit6 Parlamentario Li-
beral acord6 suprimir el inciso "B" quedando mo-
dificado el inciso "A" en el seitido de no hacer dis-
tingo alguno entire los f6sforos fabricados ei el pais
y los extranjeros.
SR. REY (SANTIAGO): Aprobando el "B" como es-
ta no hay diferenicia alguna.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n la enmienda.
(Silencio.)
Aprobada.
Se va a dar lectura al inciso "C".
(El official de actas lo lee.)


SR. PRESIDENT (GUAs INCLA.N): Se
tura a una enmienda sustitutiva.


va a dar lee-


(El official de actas lee):
Enmienda sustitutiva al inciso (c) del articulo pri-
mero del Capitulo I del dictamen de la Comisi6n
de Hacienda y Peesupuestos
(c) Cada mechero o cualquier aparato encendedor
stable o fijo, que exista en establecimientos comer-






44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ciales o industriales, y en los caf6s, restaurants, ho-
teles o casas de hu6spedes, pagard anualmente un im-
puesto de treinta y seis pesos.
Los mecheros o encendedores que sean de patented
y fabricaci6n national, pagarin la mitad de este im-
puesto. La infracci6n de lo aqui dispuesto sera cas-
tigada con una multa de diez pesos por la primera
vez y veinticinco por las demas, mas el impuesto que
debi6 pagar.
Sal6n de Sesionxes de la CAmara, a 17 de Noviem-
bre de 1931.
(F.) E. Nitiiez Portuondo, C. Urquiaga y J. Ro-
driguez Ramirez.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n la enmienda.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
.Hay una enmienda adicional.
(El official de actas lee):
Es un hecho cierto que los fabricantes de f6sforos
del pais, no han exteriorizado la m"s minima obser-
vaci6n al proyectado aumento del impuesto que gra-
va sus products, por entender que esos aumentos de
impuestos son necesarios al Gobierno en' estos me-
mentos, para poder arbitrar recursos con que cu-
brir sus compromises de orden interior y exterior.
A esa actitud digna de encomios, merece que los Ic-
gisladores juiciosamente traten de amparar a esas in-
dustrias eubanas, no llevdndolas al caos ni a la rui-
na que supondria la nulidad del impuesto.
El dictamen de la Comisi6n' de Hacienda acepta el
impuesto de treinta y seis pesos del proyeeto de ley
del Senado, para cada mechero o cualquier aparato
encendedor stable o fijo, que exista en estableci-
mientos comerciales o industriales, y en los caf6s, res-
taurantes, hotels o easas de hu6spedes, y lo rebaja a
la mitad cuando sean de patentes y fabricaci6n na-
cional.
Y en esto no hay dificultad, pues bien merecen
la industria national de estos aparatos, si es que exis-
te alguna, cosa que ignore, alguna protecei6n.
Pero es un hecho sabido y de todos conocido, que
la mayoria de estos aparatos estables o fijos se des-
tinan mis que a otras a propaganda comerciales,
anunciando uno o varies products, y bien mere-
cen los que a tal cosa se dedican, ya que llevan en
si dos funciones, la del ariuncio y la de facilitar al
puiblico la manera de encender sus tabacos y cigarros
gratuitamente, sin costo alguno, que paguen un im-
puesto adicional estos aparatos cuando sean dedica-
dos a los fines anunciadores, pues en esa forma que-
daria compensado el perjuicio que esos aparatos le
produce al fisco y a la industrial de f6sforos que es
tan' respectable y que merece id6ntica protecci6n que
cualquier otra industrial cubana.
Por estas razones propongo la siguiente
ENMIENDA ADICIONAL
Al apartado C del articulo I, Capitulo I, que tra-
ta de los f6sforos, se le adicionark lo siguiente:


"Cuando los mecheros o aparatos encendedores es-
tables o fijos se destinen a propaganda comerciales
anunciando uno o varies products, pagaran un im-
puesto adicional de treinta pesos anuales."
Dada en la Cimara de Representantes, a los dieci-
nueve dias del mes de Noviembre de mil novecien-
tos treinta y uno.
(F.) Salvador Garcia Ramos.
SR. PRESIDENT (Guis INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n.
SR. GARCiA RAMOS (SALVADOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuiS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Garcia Ramos.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): Sefior President
y sefiores Representantes: Dos palabras para defen-
der la enmienda a la cual se le acaba de dar lectura.
Los fabricantes de f6sforos del pais no han hecho la
mas ligera objeci6n al proyecto de aumento del im-
puesto que grava sus products, nio obstante elevarse
al cien por ciento de lo que pagan en la actualidad,
y no lo han hecho porque han entendido que el Go-
bierno necesitaba arbitrar recursos con que eubrir sus
necesidades, tanto de orden interior come exterior,
y esta actitud, hasta cierto punto encomidstica, de
los fosforeros del pais, bien merece la atenci6in de los
sefiores Representantes, no para que se les rebaje el
aumento del impuesto que se pretend, pero si para
que dictemos medidas de garantia que den tranquili-
dad a esa industrial del pais que reclama y merece
nuestra protecci6n. En el dietamen de la Comisi61i
de Hacienda y Presupuestos, se establece un impues-
to de treinta y seis pesos para los aparatos encende-
dores permanentes o fijos, situados en los estable-
cimientos comerciales o industrials, y en los caf4s,
restaurants, hotels, casas de huespedes, y cuando
estos sean de fabricaci6n nacion'al, rebajan el impues-
to a dieciocho pesos; pero es lo cierto, sefiores Re-
presentantes, que en la mayoria de los cases estos
aparatos encendedores estables o fijos, se dedican
a propaganda comerciales; quiere decir, que ejer-
cen dos funciones independientes: la de dar al pu-
blico que compra en sus establecimientos el servicio
de engender los tabacos y cigarros y tambiin' ejerci-
tan la funci6n de anunciar products de otras indus-
trias; yo soy partidario del anuncio commercial, creo
que el anuncio forma part integrante, en estos mo-
mentos, del comercio, pero no creo que debe basarse
la prosperidad de una industrial, en el detrimenrto de
otra industrial, lo que sucederia, si las demas in-
dustrias cubanas, utilizasen estos aparatos come me-
dio de anunciar sus industries. Por todas estas con-
sideraciones, es que he tenido el honor de presentar
a la Camara esta enmienda.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): ,No estaria el
senior Garcia Ramos conforme de que en vez de fi-
jarle treinta pesos se le fijaran' diez?
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR) : No tengo ningfin
inconvenient.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.): Los fabricantes de
f6sforos, fijando en cada caja un sello de medio cen-
tavo de impuesto, expenden los f6sforos a un precio
que permit vender dos cajas de cincuenta f6sforos
eni la cantidad de cineo centavos. Con los nuevog
impuestos, la misma cantidad de f6sforos pagara dos
centavos, lo cual no les permitird venderlos a raz6n







IMARhiO DR Sl-'- IONE\R R I A CAMERA DE REPRE9ENTANTES 45


de dos cajas por cinco centavos y tendriamos que los
cien f6sforos que antes podia adquirir el pfiblico por
cinco centavos y el comerciante fabricarlos por cua-
tro, en lo sucesivo venderan los f6sforos a raz6n de
cinco centavos por cada caja de cincuenta, obtenien-
do el comerciante cuatro centavos de utilidad por ca-
da cincuenta f6sforos en vez de cuatro centavos que
tenia antes por cada cien, con lo cual result el pfi-
blico enormemente perjudicado.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Tiene la palabra
su seioria.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo no estoy de acuerdo con
la enmienda presentada por niuestro distinguido com-
pafiero el senior Garcia Ramos, porque precisamente
para evitar eso, que constituiria un monopolio en'
perjuicio del consumidor, nosotros no le hemos im-
puesto a 6ste mas que la mitad de los impuestos.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.): Es mi opinion que
los encendedores que se utilicen para anuncios s6lo
sean gravados en la mentor cantidad possible de irm-
puesto interior, pues a la vez se le aumentan los de-
rechos arancelarios. No soy partidario de impuestos
tan altos, pues 6stos dan lugar al fraude, m6xime tra-
thndose de objetos pequefios y de constant uso, pro-
picios para burlar las leyes fiscales.
Propongo, por lo tanto, que no se impongan nue-
vos impuestos a los encendedores destinados para
an'uncios, que hagan prohibitive su importaci6n, pues
esto daria lugar a que disminuyera la recaudaci6n en
las Aduanas.
Por estas razones me opongo a la enmienda pre-
sentada por el senior Garcia Ramos.
SR. ZORRILLA (EMETERIO) : He pedido la palabra
para suplicar al senior Garcia Ramos retire esa en-
mienda que se esth discutiendo, pues constitute,
a mi juicio, norma o teoria injusta e inaceptable, que
no creo tampoco de equidad ni de acuerdo con las
que deben regir ed nuestra Patria si es que en ella
impera y ha de seguir imperando el bello y elevado
principio de igualdad.
Los que dedican sus actividades al anuncio no es-
tOn exentos del pago de arbitrios, contribuciones e
impuestos que les imponen los municipios, provincias
y el Estado, no es esa industrial que se puede ejercer
sin el pago correspondiente de lo que las leyes en
vigor le hayan sefialado y cualquier articulo u objeto
que sea utilizado para anunciar un product, estd a
su vez sujeto al pago de los derechos arancelarios o
arbitrios e impuestos que le pueda corresponder.
Cualquier articulo o produeto puede ser utilizado
para una propaganda commercial de otro articulo o
product sin que por ello deba ser objeto de otro
gravamen especial, ello seria lo que a mi juicio ha-
bria de constituir una grave injusticia, una cons-
ciente falta de equidad, pues una vez eni legitima po-
sesi6n de cualquier persona o entidad, alguna cosa,
estimo que con ella puede y debe hacerse el uso que
mIs le plaza a su duefio, siempre, desde luego, den-
tro de lo que regulan las leyes.
Retire, senior Garcia Ramos, esa enmienda, pues de
seguir la teoria que ella encierra habria que imponer
tributes especiales hasta a los almanaques, pues tam-
bi6n sirven para anuncios y creo que seria dificil que


algo quedara exento, y hasta la marea del propio fa-
bricante impresa en' articulos puestos a la venta y
que no se utilizan para propaganda comerciales, I de,
ja acaso de ser a su vez otro anuncio para el propio
fabricante? Ya el impuesto estableeido para toda
clase de encendedores automfticos hace su uso pro-
hibitivo, no ya para que se utilice como algo practi-
co en propaganda comerciales, sino hasta poco prAc-
tico para uso particular por adinerado que se sea.

SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): Yo lament mu-
cho no poder complacer al senior Zorrilla, que en for-
ma tan amable me formula un ruego, pero en este
asunto tenigo un criterio arraigado, parece que se
involucran y se varian las frases que yo he pronun-
ciado. Una cosa es el encendedor automatico de bolsi-
llo y otra los eneendedores que esthn en los estable-
cimientos. Los que estdn en los establecimientos, los
stables o fijos, son los mis perjudiciales al fisco, ellos
produjeron tal baja en la recaudaci6n que el Depar-
tamento de Impuestos del Empr6stito que dirige el
Coronel Quero, orden6 a sus Inspectores que proce-
dieron a recoger esos aparatos. Hoy en dia no se
ve ninguno, y de no aprobarse esta enmienda los vol-
veriamos a ver.
SR. ZORRILLA (EMETERIO) : Esos encendedores au-
tomaticos a que se refiere usted, senior Garcia Ramos,
s6lo son utilizados en los locales donde se expenden
tabacos y cigarrillos. No es costumbre de nuestro
pueblo utilizarlos mas que en el moment de efectuar
la compra de tabaco, si es que se adquiere tabaco pa-
ra consume inmediato, y puedo asegurar que jams
he visto un transefinte pasar a un local de venta de
tabacos para hacer uso finicamente de un encende-
dor sin efectuar una compra, ademAs, estimo que el
comerciante que coloca uno de esos aparatos en su
comercio s61o lo efectda para brindar una comodidad
mas, unf mayor aliciente, pero s6lo de comodidad al
client, pues aseguro que ustedes y yo en mas de
una ocasi6n hemos ido a adquirir f6sforos, no ta-
bacos, y mientras hemos esperado ser servidos hemos
hecho uso del encendedor automatico. Entiendo que
el espiritu de ahorro en nuestra patria aun no ha
llegado hasta ese limited, desafortunadamente, y en-
tiendo tambi6n que la Republica ha de recaudar me-
nos si se aprueba ese impuesto, porque inrdudable-
mente, de aprobarse, los comerciantes que los tienen
establecidos han de retirarlos, pues ese impuesto los
hace prohibitivos, instalando en su lugar, ya que la
competencia commercial obliga a dar el mAximo de
comodidad a los clients, mecheros de gas para que os-
tos puedan engender sus tabacos y cigarrillos mien-
tras esperan ser atendidos y si esto tambi6n quedara
gravado habremos de ver una lAmpara o farol de gas,
alcohol o luz brillante, sin' el globo correspondiente,
que ha de servir para lo mismo que hoy se utilizan
esos encendedores automitieos, sin que la Secretaria
de Hacienda, usted o yo podamos evitarlo y lo poco
o much que se pueda recaudar por ese concept se
ha de dejar de percibir, al menos esta es mi humilde
opinion.

Sn. REY (SANTIAGO) : Es 16gica la previsi6n, sal-
vadora, no s61o del impuesto en beneficio del Esta-
do, sino tambi6n de la industrial que ha de pagarlo;
pero nunca atentando contra aquel que pueda desen-
volver libremente un negocid licito. El anuncio de
un encendedor significaria para el que arrienda esos
servicios siquiera el imported del impuesto que S. S.







46 DIARIO DE iSESIONES DE LA CAMERA DE REPRERENTANT'q Q


establece? No, no hay ninglin anuncio de esa na-
turaleza, de importancia, que pague treinta pesos al
aflo. Por eso si S. S. en vez de treinta pesos pone
cinco o seis seria acceptable.


ENMIENDA

El Apartado letra (d) del Articulo I se adicionarA
en la siguiente forma:


SR. GARCiA RAMOs (SALVADOR) : Yo estoy dispues- Este impuesto no serA aplicable a los encendedores
to a rebajarlo a diez pesos. automhticos que viniesein de fabriea fijados en el ta-
blero de los autom6viles.


SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Acepte cinco pe-
sos para ese impuesto.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR) : Estoy de acuerdo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN): Se pone a vota-
ci6n la enmienda del senior Garcia Ramos en la forma
en que 61 ha aceptado que se modifique, reduciendo
a cinco pesos el impuesto. Los que est6n conformes
se servirin ponerse de pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se pone
de pie).
Aprobada.
(Hacen. constar su voto en contra los seiores Zorri-
lla, Ngstor Mendoza, FPlix del Prado y Echeverria.)
Se va a dar lectura al inciso "D".
(El official de actas lo lee.)
Sn. PRESIDENT (GuiS INCLAN): Hay una en-
mienda sustitutiva de los sefiores Urquiaga y otros.
(El official do actas lee) :
Enmienda sustitutiva al inciso (d) del articulo pri-
mero del Capitulo I del dictamen de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos
(d) Por los encendedores automiticos portitiles
que existan en la Naci6n y por los que est4n en uso,
se pagarh, como impuesto, por una sola vez, cinco
pesos y por cada uno de los mismos que se imported
despu6s de ]a vigeTicia de esta ley, se pagarhn diez
pesos en ]a respective aduana, y cuando se tratare do
encendedores automaticos, de fabricaci6n national, el
impuesto sera, por una sola vez, de cinco pesos, para
cada uno. La infracoi6n de lo que aqui se dispone
sera castigada igualmonte con la pena a que se re-
fiere el inciso anterior.
Sal6r1 de Sesion'es de la Camara de Representantea,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil .no-
vecientos treinta y uno.


Sal6n de Sesiones de la Camara, a 23 de Noviem-
bre de 1931.
(F.) Nistor G. Mendoza.
SR. MENDOZA (NfSTOR): Para proponer una en-
mienda en el sentido de que el impuesto del encen-
dedor automAtico, bien sea fijo o portitil, se refiera
a los aparatos destinados a hacerle la competencia al
f6sforo, pero no a los encendedores fijos, que vienen
en la pizarra de los autom6viles, porque, si pagaran
impuesto, recargarian en diez o veinte pesos el pre-
eio del autom6vil y la C6mara de Comercio nmeri-
cana se interest porque ese impuesto no se intrdduz-
ca, en virtud de que la mayoria de los autom6viles
que se important en Cuba son de manufacture ame-
ricana.
SR. PINO (GUSTAVO): Los arguments que esgri-
me el senior Mendoza para defender su enmienda, sir-
ven precisamente para combatirla, dado que esos im-
puestos debed pagarlos las personas acomodadas, que
son las que pueden comprar autom6vil.
Su. REY (SANTIAGO) : Yo creo que el senior Mien-
doza tiene raz6n, pues los encendedores automaticos
en los autom6viles se utilizan para sustituir all f6s-
foro que se apaga con el aire.
Sn. MIIENDOZA (NESTOR): Retiro mi enmienda.
SR. IMENDOZA (MARI) : Yo la hago mia.
Sn. BELTRAN (EDUARDO J.): Yo tambi6n.
(Varios se~iores Representantes solicitan que se re-
tire la enmienda a lo que acceden los seiores Men-
doza y Beltrcdn.)
Sn. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Queda retirada
]a enmienda.
SI. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Para una acla-
raci6n. He oido decir que se ha retirado la enmien-
da relative a los enecndedores automiticos de los au-
tom6viles. Me interest que conste esto en el DIARIO
DE SESIONES.


(F.) E. NYiez Portuondo, C. Urquiaga y J. Rodri- SR. PINO (GUSTAVO) : Yo present la enmienda
guez Ramirez. para que paguen cinco pesos. Voy a redactarla.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se va a dar lee-
'Sn. EcIiEVERfA (RAM6N) : Que se aclare, encen- tura a Pa enmienda del senior Pino.
dedores automaticos portktiles.


SR. PRESIDENT (GU.S INCLAN): Se pone a vota-
ci6n la enmienda en la forma modificada por el se-
flor Echeverria.
Los que esten conformes se serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobada, con el voto en contra de los sefiores Al-
ban6s y Fraile.
Se va a dar lecture a una enmienda adicional.
(El official de actas lee):


SR. PINO (GUsTAvo): Sefior Presidente: Yo la
retire, porque se me dice que la vafn a rechazar.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLLAN): Se va a dar lee-
tura al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
Sn. PRESIDENT (GuAS INCLN) : No hay enmien-
das. Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES .47


Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Se va a dar lec-
tura a una enmienda sustitutiva.
(El official de actas lee):

Enmienda sustitutiva del Articulo III del dictamen
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos
"Articulo III.-El articulo tercero de la ley de
veintisiete de Diciembre de 1929 sobre encendedo-
res automaticos, quedara redaetado asi:
"Para comprobar el pago de ese impuesto se le
adherird por los agents encargados del cobro de ca-
da encendedor unia chapa metdlica de las dimensio-
nes que disponga el Secretario de Hacienda, quien
podrd, ademas, utilizar eualquier otro medio que ha-'
ga mfs eficaz el cobro de este impuesto."
Sal6n de Sesiones de la Chmara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil
novecientos treinta y uno.
(F.) C. Urquiaga, E. Ramirez, A. Lombard.

SR. PRESIDENT (GUAS INCI~N): A discusi6n la
enmienda.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Seior Presidente: Pa-
ra proponer que en vez de la chapa a que se refiere
la enmienda se diga un recibo, porque yo entiendo
que es un nuevo gasto el tener que fabricar esas cha-
pas, y ademas, porque algunas de esas fosforeras son
objetos de arte que se desfigurarian aplicindoles una
chapa. He parece much mas 16gico y razonable que
se extienda un recibo en vez de adosarsele la chapa.
SR. MENDOZA (NESTOR): El Comit6 Parlamenta-
rio Liberal acord6 una forma que viene a dar el mis-
mo resultado que pretend el senior Echeverria: acor-
d6 el articulo en esta forma: (Lee.)
SR. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pero la enmien-
da esta dice: "o utilizarse otros medios que crea
convenient la Secretaria de Hacienda."
SR. GARCfA MONTES (JORGE): Pero la enmienda
adolece del mismo defecto. Si bien es cierto que per-
mite lo que decia el sefor Echeverria, tambi6n per-
mite lo de la chapa. Yo propongo que en esa en-
mienda se suprima lo de la chapa.
-SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Pues yo propon-
go que se suprima el articulo, porque para compro-
barlo ya la Secretaria de Hacienda se encargar. de
hacerlo. Yo propongo la supresi6n del articulo.
SR. GARCIA MONTES (JORGE): El senior Ramirez
de Le6ni me ha convencido, y yo apoyo su solicitud
de supresi6n del articulo.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Hay una en-
mienda sustitutiva.
(El official de actas lee):

Enmienda sustitutiva del Articulo cuatro del Capi-
tulo I del dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos
"Articulo IV.-Se autoriza al Poder Ejecutivo pa-
ra suspender la percepci6n de este impuesto que gra-
va los f6sforos que se exporten, siempre que la recau-
daci6n de los restantes impuestos establecidos por la
ley de veinticinco de Enero de mil novecientos cua-
tro, sea suficiente para el cumplimiento por el Esta-
do cubano de las obligaciones contraidas por dicha
ley."
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a'diecisiete de Noviembre de mil novecientos treinta
y uno.
(F.) C. Urquiaga, E. N~Aiez Portuondo y J. Ro-
driguez Ramirez.
SR. PRESIDENT (Guis INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n.
SR. BARRERO (ALFREDO): En realidad debe acep-
tarse la enmienda y esta suprime el Articulo cuarto.
Esta disposici6n sobre la cual se estA discutiendo del
Capitulo I de este -proyecto, referente a los f6sforos,
no es otra cosa que la modificaci6n de la ley de 25
de Enero de 1904 que cre6 impuestos para satisfacer
el empr6stito de treinta y cinco millones. Al acor-
darse un empr6stito se votan los impuestos necesarios
para el pago de amortizaciones e interests. Ese im-
puesto de los f6sforos esto establecido por la ley de
25 de Enero de 1904. Desde el moment en que se
alterara el impuesto sobre los f6sforos, se crearia una
situaci6n dificil alrededor de una obligaci6n contral-
da por ese Empr6stito.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis-
eusi6n la enmienda.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo quinto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): A discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Capitulo segundo. "La Gasolina."
(El official de actas lo lee.)


SR. PRESIDENT (Gu-s INCLAN): gEstA conform SR. PRESIDENT (GuiS INCLAN):
la CAmara con la supresi6n de este Articulo? mienda sustitutiva.


(Sefaales afirmativas.)

Rechazado.
Se va a dar lectura al Articulo cuarto.
(El official de actas to lee.)


SR. HERNANDEZ LEAL (MANUEL):
enmienda.


Hay una en-

Yo retire esa


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lee-
tura a una enmienda del senior Campos.
(El official de actas lee):







48 DTAlIO I)DE SESIONEA DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


El Representante que suscribe, entendiendo que en
el Senado se ha querido que tanto la gasoline como
los sustitutos de 6sta y los demis derivados del pe-
tr6leo queden comprendidos y afectados por el im-
puesto de dos centavos que se crea, por el articulo
primero del Capitulo II del proyecto de ley apro-
bado por el referido Cuerpo Colegislador, y enten-
diendo tambien .que si de ese impuesto se exceptfia
el alcohol de fabricaci6n national, las mismas razo-
nes abonan la excepci6n de dichos impuestos en fa-
vor del petr6leo que se obtenga de nruestro suelo, asi
como de los derivados que se extraigan del mismo,
propone a los compafieros, la siguiente

Enmienda sustitutiva del primer pdrrafo del Articu-
lo I, Capitulo II del referido proyecto de ley
Cada gal6n de gasoline o sustituto de 6sta, asi co-
mo cada gal6n de cualquiera de los derivados del pe-
tr6leo, que se imported o produzca en el pais, paga-
rA, como impuesto anterior, dos centavos, a mas de
los derechos que actualmente tributan. Se exceptian
del pago de este impuesto, el alcohol de fabricaci6n
national y el petr6leo y sus derivados, que se obten-
gan, ya directamente de nuestro suelo o ya por me-
dio de la destilaci6n de aqu6l.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a nueve de Noviembre de mil novecientos treinta y
uno.
(F.) Ricardo Campos.

SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a otra enmienda del senior Rey.
(El official de actas lee):

Se exceptfia del impuesto establecido en este ar-
ticulo toda gasoline, naftas o sus sustitutos, extraidos
del suelo national, mientra su producci6n no surta
el treinta por ciento del consume total del pais.
(F.) Santiago Rey, Ricardo Campos.
SR. REY (SANTIAGO) : Solicito de la Presidencia y
de mis compafieros que se suspend momentanea-
mente la discusi6n del impuesto sobre gasoline, para
continuar con el del cafe.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): ,Esta de acuer-
do la Camara con las manifestaciones hechas por el
senior Rey.
(Seliales afirmativas.)
Aprobado.
Capitulo tercero. "Del Caf6."
Se va a dar lectura al Articulo primero del Capi-
tulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Hay una en-
mienda sustitutiva del senior Rey.
(El official de actas lee):
ENMIENDA

Se establece un impuesto de consume interior al
cafe, tanto el cosechado en el pais, como al impor-
tado, pero el que corresponde a este filtimo serA co-


brado en las Aduanas de la Repfiblica, ademAs de los
derechos arancelarios establecidos.
El impuesto que corresponde al cafe cosechado en
el pais sera pagado por la persona que lo adquiera
directamente del cosechero, a cuyo efecto llevara un
Libro-Registro en el que conste exclusivamente las
partidas compradas, las fechas de las mismas y los
cosecheros de quienes las hayan adquirido. Cuando
el que adquiera el cafe directamente del cosechero
sea el descascarador, sera 6ste el que paga el impues-
to; pero lo hard en el moment de distribuirlo o
venderlo al comerciante o al industrial.
En ninguna forma por concept alguno puede ser-
le imputado el pago de este impuesto al cosechero,
siendo por consiguiente ilegales e ineficaces los con-
venios que tengan por fin descontar o deducir del
precio de las cosechas el imported equivalent del
mismo.
La comprobada infracci6n de este precepto sera
castigada con multa de cien a quinientos pesos.
Toda persona natural o juridica que se dedique a
la industrial de tostar caf6, sea para venderlo o dis-
tribuirlo en grano, molido o en cualquiera otra for-
ma, tendrA que proveerse de la "Patente Especial de
Hacienda" que se crea por esta Ley, ademas del cum-
plimiento y pago de todos los requisitos, licencias, con-
tribueiones e impuestos actualmente establecidos.
Por cada "Patente Especial de Hacienda" se pa-
gard un impuesto al Estado de seiscientos pesos anua-
Jes, cobrado por semestres adelantados en las Zonas
Fiscales correspondientes.
Cada tostadero de caf6 llevara, ademis de su con-
tabilidad y de los libros correspondientes a la misma,
un "Libro-Registro" aparte, con los mismos fines y
requisitos que se establecen para los adquirentes del
cosechero, a objeto de conocer siempre la procedencia
del cafe y si 6ste ha pagado el impuesto establecido,
debiendo conrsignarse tambien en el mismo las parti-
das de cafe crudo que tueste por cuenta o encargo
de tercero.
El impuesto al caf6 establecido en la present ley,
empezard a ser cobrado desde el dia de la vigencia de
la misma, dando comienzo con la cosecha de 1931 a
1932, y con el que se imported a partir de esta fecha.
La falta de pago del impuesto que en este Capi-
tulo se establece, o la alteraci6n manifiesta y frau-
dulenta del imported del mismo, serin castigadas en
la forma y con los procedimientos que se disponen
para otros casos, seguli se establezca en el Reglamen-
to correspondiente.
Sal6n de Sesiones de la CAmara.
(F.) Santiago Rey.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) :
cusi6n la enmienda del senior Rey.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO):
para rogar al senior Rey que nos
mienda.
SR. REY (SANTIAGO) : Eso es lo
precisamente. Pido la palabra.


Se pone a dis-

Pido la palabra
explique su en-

que iba a hacer


SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : La enmienda del
senior Rey es sustitutiva de todo el capitulo tercero,
que trata del cafe. Para explicarla tiene la palabra
el senior Rey.






DIARIO DE ISESIONES DE LA CAMIARA DE REPRESENTANTES 49


SR. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Mi explicaci6n ha de ser breve.
Me he inspirado al redactar mi enrmienda, seiiores
Representantes, en puntos de vista de interns legiti-
mo de los sefiores cosecheros de caf6, procurando ar-
monizarlos, ya que son distintos, seglin sea la pro-
vincia productora. Las tres provincial que produce
caf6 actualmente son: Oriente, Las Villas y Pinar
del Rio. En las tres son distintos los procedimien-
tos y diferentes las circunstancias y los m6todos de
recolecci6n y distribuci6n. Por eso establezco que el
impuesto lo pague el especulador, o sea el intermedia-
rio, el que compra al cosechero y vende despu6s al
cafetero y distribuidor.
Cuando se reuni6 la Comisi6n de Aranceles e Im-
puestos, nosotros propendimos todos, como punto fun-
damental, pedido por los cafeteros de Oriente, a que
no fueran los cosecheros los que pagarain el impues-
to. Esto, despu6s de haber llevado yo al dnimo de
los productores el convencimiento de que este im-
puesto es legitimo, porque hace apenas catorce me-
ses habiamos dado una batalla al Ejecutivo para bus-
car protecci6n arancelaria que nos permitiera com-
petir con el caf6 de procedencia extranjera, y logra-
mos que el Ejecutivo accediera a nuestro deseo. Y es
16gico que si el Ejecutivo accedi6 a aumentar a $32.40
los derechos de los cien kilos para el caf6 de proce-
dencia extranjera, nosotros no hici6ramos ahora re-
sistencia al impuesto de un peso o de dos pesos por
cada cien kilos, que es el imported de lo que el Eje-
cutivo desea y necesita.

Convencidos los productores de cafe de Oriente, Las
Villas y Pinar del Rio de la necesidad del impuesto,
quisieron entonces, legitimamente, que no fueran los
cosecheros los que lo pagaran, porque los cosecheros,
sobre todo los de Santa Clara, son hombres modestos
y pobres que cosechan' solamente diez, quince, cua-
renta, cincuenta o cien quintales y seria, si no una
injusticia, una complicaci6n que agravaria la vida
del productor modesto, si tuviera que pagar 61 este
impuesto por adelantado.
Aceptada la necesidad y la justicia del impuesto,
procedia buscar la forma convenient de recaudarlo,
efieaz para el Estado, y sin graves complicaciones,
ni posibilidades de que al amparo del mismo, o con
pretext del mismo, fuera el consumidor irijusta y
doblemente recargado. Y como por una lucha y una
competencia, no s6 si licitas o no, establecidas en La
Habana entire algunos tostaderos entire si, se inici6
por una parte de ellos un movimiento que sumara a
los orientales a su tendencia personal, con' notable
perjuicio definitive del Estado y sin beneficio efec-
tivo de cosecheros, ni consumidores, y finicamente co-
mo satisfacci6n de amor propio, o de venganzas de
los que habian promovido estas pugnas; me resolvi
a redactar esa enmienda, de acuerdo principalmente
coni lo que me inspiraran el senior Mola, mayor pro-
ductor de Oriente, y los demis cosecheros de Las
Villas.
SR. BELTRAN (EDUARDO J.) : Perdone S. S. que le
informed que el sefor Mola es un productor oriental
respetabilisimo.
SR. REY (SANTIAGO): No digo lo contrario. Yo
he expuesto nombres para que se vea cuAles han si-
do las fuenrtes de informaci6n que he tenido para


redactar esta enmienda, incluyendo los descascara-
dores, porque se me dijo que en Oriente generalmen-
te son ellos los que adquieren el caf6 directamente del
cosechero.
SR. SALAS (JUSTO) : Eso dice el senior Rey; pero
la mayor parte de los cosecheros de alguna impor-
tancia tienen descascaradoras, por lo que resultaria
que el impuesto seria director a los cosecheros.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR) : Cuando el cose-
chero es a la vez tostador, se convierte eii manu-
facturero.
Sn. REY (SANTIAGO): Perdone el senior Salas.
Aunque los cosecheros tengan descasearadoras no de-
jan de ser cosecheros.
SR. SALAS (JUSTO) : Hay que tener en cuenta que
esos cosecheros emplean sus m6quinas para descas-
carar el cafe que cosechan, cosa muy distinta al in-
dustrial que tiene establecido el negocio de descas-
carar el caf6.
SR. REY (SANTIAGO): Precisamente por eso no me
opongo. Si yo soy cosechero, no pierdo mi condi-
ci6n de cosechero porque cuando la venda en vez de
venderla con la cuticula que es necesario quitarle al
descascararlo, se ]a quito; pero cuando hay un co-
sechero que es a la vez industrial, o que ademAs de
su caf6 descascara el de otros cosecheros, comprAndo-
selo al efecto y especulando con 61, entonces debe ser
61 el que pague el impuesto. Es decir, que en nin'gin
caso el cosechero, como tal, exclusivamente, paga el
impuesto; pero lo paga si a la vez es especulador o
industrial.
SR. CASTELVI (GUILLERMO): Nosotros tenemos la
convicei6n absolute de que cuando se paga, quien va
a pagar es el cosechero.
SR. SALAS (JUSTO) : Efectivamente, el cosechero
es el que tiene que pagar.
SR. REY (SANTIAGO): Sobre quien recaera el im-
puesto en definitive sera sobre el consumidor.
SR. CASTELVI (GUILLERMO): Es un impuesto de
consume.
Sn. BELTRAN (EDUARDO J.): No hay raz6n ningu-
n'a para que el cafe que vende el cosechero se ven-
da despu6s a sesenta centavos; que suba tanto de una
mano a otra. Como ese impuesto lo pagard el cose-
chero, nosotros los orientales sostenemos la enmienda
en la forma que ha sido redactada.
SR. REY (SANTIAGO): Siento que no puedan mis
razones convencer a la representaci6n oriental, que
represent una cantidad considerable de riquezas in-
vertidas en el cafe, pero en la provincial de Santa
Clara tambi6n hay considerable riquezas. Alli se
han llegado a cosechar 136,000 quintales de caf6 y se
esta fomentando en gran escala ese product. Estoy
seguro, e intimamente convencido, que prestamos un
servicio al Estado en esa forma de cobrar el impues-
to que yo propongo, sin la complieaci6n que ofrece-
ria, ni los fraudes que se realizarian en otro caso. En
la forma que yo propongo no se le causaria ningun
dafio al cosechero. Si la representaci6n de Oriente
se opone, lo lamento, pero mantengo la enmienda.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para uif ruego al
senior Rey.






50 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. REY (SANTIAGO): Para un contrarruego; pa-
ra decirle al senior Bravo Acosta que no me lo for-
mule.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Tengo dudas del
quorum y pido que se pase list.
SR. PRESIDENT (GUIs INCLAN) : Se va a pasar
list a petici6n del senior Bravo Acosta.
(Comienza el pase de lista.)
SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN): El senior Bravo
Acosta retira el pase de list por no ofrecerle dudas
el quorum. Continfa el debate. Tiene la palabra el
senior Felix del Prado.
SR. DEL PRADO (FELIX): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Me veo obligado a hacer uso
de la palabra en contra de la enmienda del senior Rey,
sufriendo una gran contrariedad porque no quisiera
en manera alguna tener que debatir con mi distin-
guido amigo. Pero es el caso que la enmienda que
propone va a perjudicar a la clase de los cafetaleros
cubanos que estamos obligados a defender. Yo he
leido con much atenci6n los preceptos que contiene
la enmienda del senior Rey, queriendo autosugestio-
narme en favor de esa iniciativa, entire otras razones,
por su procedencia, y no he podido lograr ese pro-
p6sito, sino por el contrario me he convencido per-
sonalmente de que los pobres cosecheros son los que
habrkn de sufrir los rigores de este impuesto. Hay
preceptos por los cuales se estableeen penalidades por
la simulaci6n del contrato en la venta del cafe, para
que de esa manera se garantice al cosechero que no
es 61 quien va a pagar. Me extrafia que con la ex-
periencia que tiene el senior Rey en todos los 6rdenes
de la vida, y muy especialmente en el orden finan-
ciero, no haya advertido que es muy ficil cuando un
hombre avezado en los niegocios, como son los aca-
paradores del caf6 y de todos los products naciona-
les, trata con el infeliz cosechero; es muy fAcil con-
vencerlo de que 41 debe firmar el contrato o hacer la
declaraci6n jurada de la venta fijando un precio si-
mulado en el cual ya se le ha hecho un descuento que
debia pagar el comprador. Y en esas condiciones es
impossible que nosotros-y me parece que asi inter-
preto el penisamiento de todos los orientales que
nosotros permitamos que esa ley prospere. Si fuera
necesario, en el curso del debate haria nuevamente
uso de la palabra para pintar a la Camara cual es
la situaci6n del cosechero oriental, pero yo creo que
es innecesario, y no quiero consumer tiempo porque
es ya muy avanzada la hora, en hacer esa demos-
traci6n. Me basta solamente apoyarme en el crite-
rio de las dos comisiones t6cnicas que han informado
sobre estos impuestos, para pedirle a la Camara que
apruebe, o bien el precepto que figure en el dictamen
de la Comisin6 de Hacienda y Presupuestos, o bien
el precepto que trae la Comisi6n de Aranceles e Im-
puestos, que so honra precisamente con la presiden-
cia del propio senior Rey. Y me voy a permitir dar-
le lectura al de la Comisi6n de Aranceles e Impues-
tos, y explicar6 su alcance brevemente a la Chmara
para que vea que el beneficio de esta legislaci6n' sera,
en definitive, para el pulpo que esta extrayendo los
beneficios del cosechero y los dineros del consumidor,
porque se da el triste caso de que mientras el cose-
chero obtiene un precio ridicule por sus products,
el pueblo los consume a un precio verdaderamente
prohibitive, y esa diferencia va a parar a las areas
de un reducido nfmero de acaparadores del cafe.


El precepto de la Comisi6n de Aranceles e Impues-
tos dice que cada libra de caf6 tostado o molido que
se consuma en el pais abon'ar un centavo y veinte
cent6simas de centavo... (Sigue leyenda.)
DespuBs, como aclaraci6n, dice: (Lee.)
Yo quiero explicar a la Camara, para que quede
en el DIARIO DE SESIONES, como interpretaci6n de es-
ta ley si maiiana hubiera discrepancies en su aplica-
ci6n, porque a mi juicio son dos impuestos diferen-
tes los que se establecen, y son dos impuestos que, a
mi juicio, estdn bien establecidos. Y aprovecho la
oportunidad de que estoy argumertando en favor de
los impuestos para haeer un par6ntesis, y para que
vea la Camara que a pesar de mi calidad de oposi-
cionista convencido, porque creo un deber patri6tico
el serlo, estoy defendiendo unos impuestos que han
de beneficiary a la Administraci'6n Pliblica. La mi-
si6n de los oposicionistas no es hacer una oposici6n
sistemitica; es, como decia el senior Alban6s, una mi-
si6n fiscalizadora, y el fiscal no debe siempre con-
denar, sino que debe tambi6n hacer la defense cuando
de una parte esta la raz6n y el derecho. Y digo que
son dos impuestos distintos, porque uno se establece
al cafe tostado o molido, y el otro, en phrrafo aparte,
se establece sobre el cafe crudo, sobre la venta al
consumidor del caf6 crudo. Y sostengo que es con-
veniente que se mantenga asi, porque es la forma de
acabar con ese pulpo que absorbe, al propio tiempo,
al productor y al consumidor; pues el tostador, quo
en la mayor parte de los casos es un hombre que
tiene capital para obtener grandes cantidades de ca-
fe, a tal extreme que la pauta por ellos establecida
en su negocio es la de tener existencia, por lo menos,
para un afo, y ese negociante se encuentra con que
tiene que pagar el impuesto de un centavo y veinte
cent6simas de centavo por eada libra de cafe que ex-
penda, y con que ademas, cuando adquiera el caf6 de
otras manos que no sean las del cosechero, lo reciba
por un precio que lleva de reeargo el segundo impues-
to de un centavo sobre la venta del cafe crudo, con
objeto de que en defense de sus intereses vaya a com-
prarlo directamente al cosechero y prescinda de ese
mediador que es el que se lleva una gran parte de
la utilidad, y que es el que esta trayendo constante-
mente contrabandos de cafe a Cuba, que es otro de
los medios de acabar con el cpsechero cubano. Y yo
sostengo que vienen contrabandos de caf6 a Cuba por-
que no se explica c6mo es que se pueda dar el fen6-
merio de que si del productor sale el caf6 con un pro-
medio de once a doce centavos libra y tiene ademas
un arancel de catorce pesos quintal, c6mo es possible
que no se venda siquiera por un precio igual al aran-
eel que esta establecido para el caf6 extranjero.

Ese hecho prueba que viene el caf6 de contraban-
do burlando las aduanas, para hacerle competencia al
cafe que se produce en Cuba, y de ahi que el cose-
chero se vea obligado a vender a menos precio que
el equivalent de los aranceles, el caf6 que cosecha.
Con esta dualidad de impuestos se hacen dos be-
neficios a la Repfiblica: primero, que se acaba el
mediador, que es al mismo tiempo el contrabandista,
y despu6s, que se protege al cosechero, porque subird
unos puntos la venta del cafe, y se protege tambiSn
al consumidor, porque a pesar de los dos impuestos,
cuando se implanton, bajarh eiatonces sin duda el pre-
cio del mismo. Por esas razones, yo pido a la Ci-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPB~NlENTANTES 51


mara que deseche la enmienda del senior Rey y aprue-
be el precepto que contiene el dictamen de la Comi-
si6n de Aranceles e Impuestos.
SR. PRESIDENT (GU.S INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Castelvi.

SR. CASTELVI (GUILLERMO): DespuBs del discurso
brillantemente pronunciado por el senior del Prado, so-
lamente he de decir dos palabras para expresar sin-
teticamente los fundamentos porque creo que deben
pagar los tostadores. El caf6 lleva su poquito de
contrabando en su mezela y en: su adulteraci6n. En
Oriente compran los tostadores paja de cafe a tres
centavos el saco y lo venden despu6s como caf6 bue-
no, es decir que se obtiene un product que no es del
todo bueno y lo venden estos portadores como per-
fectamente bueno. Por esta raz6ni es por lo que yo
estoy de acuerdo con las manifestaciones hechas por
el sefor del Prado.

SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la palabra
el sefior Rodriguez Ramirez.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN J.) : Para explicar
simplemente a la Cdmara las razones que tuvo la Co-
misi6n de Hacienda y Presupuestos para emitir el
dictamen en ese sentido. Cuando se discutia este pro-
blema, la Comisi6n de Hacienda quiso ilustrarse de
la forma y manera que era mfs prictica para la im-
plantaci6n de este impuesto, y entonces, la represern-
taci6n oriental de todos los partidos, justific6 que lle-
vando el impuesto sobre el caf6 tostado y molido se
podia hacer efectivo desde el mismo dia en que es-
tuviese en vigor la ley, y no se podia cobrar si iba
sobre el cosechero, puesto que se tenia que esperar a
que 6ste terminara su cosecha, por lo que resultaba
iniitil y baldia la aprobaci6n de este impuesto en la
forma primitivamente establecida. Y solamente por
una raz6n econ6mica, sin' caer en ninguno de los dos
bandos contendientes, fu6 por lo que los miembros
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos votaron
en su mayoria de acuerdo con la primera manifes-
taci6n expuesta.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la palabra
el senior Garcia Ramos.
SR. GARCfA RAMOS (SALVADOR) : Seilor President
y sefiores Representantes: Voy a tratar de fijar, si
me lo permit la distinguida representaci6n orien-
tal, los puntos de vista que mantengo en este debati-
do asunto. En este problema del caf6 hay dos ten-
dencias predominantes: la del proyecto de ley pro-
cedente del Senado y la del dictamen de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos. En la primera se es-
tablece un impuesto a cada libra de cafe que se ex-
traiga de las fincas o lugar en que se coseche, y en
la segunda se grava a cada libra de caf6 tostado o
molido que se consuma en el pais y en forma muy ori-
ginal se grava tambi6n al cafe crudo. Yo tuve el ho-
nor de presentar a la consideraci6n del Comit6 Par-
lamentario Liberal-Popular, una enmienda en la cual
no se gravaba ni al cosechero ni al tostador de caf6, si-
no que la establecia en un punto medio. Esa enmien-
da coincide en su esencia, en lo fundamental, con la
enmienda que acaba de explicar brillantemente el se-
fior Santiago Rey. Mi enimienda decia asi:
"El cafe crudo, al salir de las descascaradoras abo-
nar. un centavo por libra, cobrable al efectuarse la


primer venta. Queda exento del pago el productor,
salvo el caso de que 6ste lo venda directamente al pfi-
blico para consume. "
Era partidario por taito de no echar el peso de es-
tos impuestos sobre el cosechero cubano, pues no obs-
tante la protecci6n arancelaria que tiene el caf6 y
que beneficia directamente al cosechero, es lo cierto
que 6ste en la mayoria de los casos lleva una vida do
privaciones y de angustias, modest y sencilla, que
bien merece la preocupaci6n de los sefiores Represen-
tantes. No era ni soy partidario del dictamen de la
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, porque en ese
dictamen se establece el impuesto sobre el caf6 tosta-
do o molido, y esto va a traer como consecuencia to--
dos los males que sefialaba el senior Rey, y algunos
que yo me voy a permitir apuntar, para que la CA-
mara juzgue hasta d6nde lega este problema. Del
cien por ciento de la producci6n del caf6, un cuaren-
ta por ciento va a parar a manos de los tostadores
de cafe, y un sesenta por ciento se va a diluir entire
los tostadores clandestinos, entire las bodegas que com-
pran el caf6 crudo y lo tuestan y muelen para su
venta, entire las panaderias que, aprovechando sus
hornos, tambi6n lo tuestan, lo muelen y lo venden.
Cuando la fiscalizaci6n de este impuesto vaya a
los tostadores de caf6, es fkcil su comprobaci6n, pe-
ro cuando la fiscalizaci6n se quiera extender a los
tostadores clandestinos, entonces si va a resultar di-
ficil esa fiscalizaci6n, y se ofrecerA el espectdculo que
el Estado s6o1 recaudard impuesto sobre un cuarenta
por ciento del caf6 que se produce en el pais.
Por estas razones es por lo que soy partidario de
la enmienda del senior *Rey, que coincide con la que
tambi6n yo tengo presentada ante esta Camara. En
Oriente existen setenta descascaradoras de caf6, en
mi provincia de Santa Clara hay muy pocas. Y co-
mo en definitive el caf6 necesita ser descascarado pa-
ra ser tostado y molido, es por lo que soy partidario
de establecer el impuesto a cada libra de caf6 al salir
de las descascaradoras y al producer la primer venta.
En esa forma el cobro del impuesto es perfect, la
fiscalizaci6n es exacta, ya que cada descascaradora
necesita una patente municipal. Ahora bien; euan-
do se habla de que es convenient imponer un impues-
to al caf6 tostado o molido para hacer que el contra-
bando de caf6 pague impuesto, hay que convenir que
estamos reconociendo el contrabando de caf6, y que
lo estamos amparando.
SR. CASTELVi (GUILLERMO) : Esta equivocado S. S.
Muchas veces se mezcla el caf6 y no lo puede evitar
la Secretaria de Sanidad, porque esto se hace en las
propias bodegas y en las panaderias que utilizan sus
hornos para esa labor, por lo que es muy dificil la
fiscalizaci6n y seria necesario un cuerpo de inspec-
tores tan extraordinario y tan numeroso, que today
la recaudaci6n del impuesto habria de consumirse
en el pago de esos inspectors, y el impuesto para
el Estado resultaria nulo.
S. S. sabe que para el cobro del impuesto o la fis-
calizaci6n del impuesto del uno y medio por ciento
se necesita un cuerpo de inspectors y esos mismos
servirian.
SR. GARCfA RAMOS (SALVADOR) : No serian bastan-
tes. Yo quiero que la Cfmara sepa que en este asun-
to no tengo mas sugerencias que las espontineas.
FuB mi propio sentido comfin el que me sugiri6 la







52 DIABIO DB SESIONES DB TA. CAMARA DB BEPRBSENTANTES


procedencia de la enmienda. Yo tuve el gusto de
cambiar impresioines con el senior Mola hace various
dias, unos segundos solamente,,en el cual 61 me en-
treg6 unas notas y en esa oportunidad yo ya tenia
redactada y presentada a la .consideraci6n de la CA-
mara mi enmienda, y ya habia sido discutida en el
seno del Comit6 Parlamentario Liberal-Popular, por
lo tanto no obr6 inspirado por el senior Mola, cuyo
solo nombre ha producido una gran sensaci6n.
SB. CASTELVI (GuLLERMO): Y en qu6 fecha le
di6 esas notas el sefor Mola a S. S.?
SR. GARCfA RAMOS (SALVADOR): No lo recuerdo.
La nota que me entreg6 el senior Mola tiene fecha 19
de Diciembre y la enmienda que tengo presentada en
la CAmara tiene fecha nueve de Diciembre, y esta
enmienda la discuti en el seno del Comit6 Parlamen-
tario Liberal con anterioridad al nueve de Diciembre.
SR. CASTELVf (GULLERMO) : Esa enmienda que se
present por la representaci6n de Oriente fu6 redac-
tada por el sefor Mola.
SR. GARCfA RAMOs (SALVADOR): Sefiores Repre-
sentantes: Nos encontramos discutiendo una ley de
impuestos, y debiendo tener la 'mente fija en la re-
caudaci6n que el Estado necesita, es por eso por lo
que yo me he permitido sefialar mis puntos de vis-
ta, para que se vea que si se establece el impuesto en
la forma en que lo propone el dictamen de la Comi-
si6n de Hacienda y Presupuestos, vamos a tener un
impuesto raquitico, tan raquitico que no va a pro-
ducir lo necesario para pagar los inspectors que se
dediquen a su fiscalizaci6n. Por esas razones yo pi-
do que se acepte la enmienda del senior Santiago Rey,
lo que equivale a rechazar en este extreme el dicta-
men de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.
SR. DEL PRADO (FELIX) : Yo quiero ante todo acla-
rar que cuando sostenia el precepto, tal como es-
ta redactado por la Comisi6n de Hacienda y Presu-
puestos y por la de Aranceles e Impuestos acababa
con el contrabando y no me referia al hecho de que
se pusieran tributes al caf6 tostado, sino que se es-
tablecieran los dos tributes, al caf6 crudo y al caf6
tostado.
Quiero tambi6n aclarar que yo solicit de la CA-
mara que aprobase el dictamen de la Comisi6n de
Aranceles e Impuestos, porque en ese dictamen yo
estoy seguro que se contiene un precepto que no se
si lo contiene el dictamen de la Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos, por el cual se evita lo que con muy
buen juicio expresaba el senior Garcia Ramos; esto es,
la injusticia que resultaria el que se estableciese el
impuesto al cafe tostado y que lo pagasen solamente
todos los tostadores que estan legalmente estableci-
dos, es decir, que tienen matricula municipal.
SR. RODRiGUEZ RAMfREZ (JUAN): Hay una en-
mienda adicional al proyecto de ley que dice:
(Lee:)
Enmienda adicional al articulo primero del Capitu-
lo III del dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos. (Sobre el cafe.)

Toda persona natural o juridica, que se dedique
a manipular o tostar caf6 para el consume pfiblico o
.de sus asociados, siempre que cobrare alg.in precio


por el consume del mismo, tendr. que matricularse
en el Mlunicipio correspondiente, como tostadero de
caf6, aunque estuviese matriculado por otro concep-
to, creindose a los efectos de esta ley especialmente
dicho epigrafe, por el que pagarh la contribuei6n co-
rrespondiente y debera observer todos los requisitos
que sefialen las leyes y ordenanzas sanitarias.
En cualquier tiempo podrAn establecerse en este
giro todos los que lo desearein, pero los que actual-
mente estuviesen funeionando sin pagar contribuci6n,
deberdn matricularse dentro de los veinte dias si-
guientes al de la promulgaci6n de esta ley; y los in
fractores serhn castigados con una multa de treinta
y uno a quinientos pesos, siendo de la competencia
de los Juzgados Correccionales el conocer de estas in-
fracciones.
Queda prohibido que se mezcle el caf6 tostado o
molido con otros products, sean o no nocivos a la
salud, y el que lo hiciere incurrira en la responsa-
bilidad que sefiala el phrrafo anterior ante los pro-
pios Juzgados Correccionales.
A los morosos en el pago del impuesto al cafe, se
le aplicari lo dispuesto en el articulo dieciocho de la
ley de nueve de Octubre de mil novecienitos treinta
y dos.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a diecisiete de Noviembre de mil novecientos treinta
y uno.
(F.) Juan J. Rodriguez Ramirez, Rafael Guds In-
cldn, Carmelo Urquiaga y Salvador Garcia Ramos.
SR. ZORRILLA (EMETERIO) : Pido que se incluya a
los descascaradores.
SR. DEL PRADo (FELIX) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Tiene la palabra
su seforia.
SR. DEL PRADO (FALIX) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Estoy conforme en que si la CA-
mara aprueba la enmienda adicional se apruebe el
precepto de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos,
pero declarando en esa enmienda que estan exentos
de la obligaci6n de matricularse como tostadores aque-
llos que poseanr equipos de uso particular y no para
explotaci6n.
Con esa aclaraci6n estoy de acuerdo con el precepto.
Voy a terminar diciendo que- cuando el senior Gar-
cia Ramos en su brillarite informed argumentaba res-
pecto a lo que yo llamaba injusticia de que unas tos-
tadoras estuviesen matriculadas y otras no, pens6 que
iba a argumentar respect de otro extreme que es
convenient que se aelare tambi6n. Yo crei que 61
en su argumentaci6n contraria al precepto que yo es-
toy defendiendo, iba a decir que en el impuesto del
caf6 crudo se podia burlar el tribute y yo me opon-
go a ese impuesto. Sobre ese extreme yo quiero in-
formar a la Camara que no existe ese temor, porque
los mismos inspectors que fiscalizan el impuesto so-
bre la venta bruta del uno y medio por ciento, pueden
fiscalizar al mismo tiempo sin costo para el Estado
y sin que se aumente el trabajo de esos inspectors,
el impuesto de la venta del caf6 crudo.
De manera que termino mis aclaraciones reiteran-
do el ruego a la Camara respect a la aprobaci6n del
precepto contenido en el dictamen de la Comisi6n de






DIARIO DE tESIONES DE LA CAMARA DE REPRES'ENTANTES 53


Hacienda y Presupuestos y de la enmienda adicional
a que se ha dado lectura.
SR. PINO (GUSTAVO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIN) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. PINO (GUSTAVO) : Sefor Presidente y sefiores
Representantes: Estoy inconforme con todas las en-
miendas presentadas en relaci6n...
Sn. ToMI (MANUEL): Es el Angel Rebelde S. S.
SR. PINO (GUSTAVO): Positivamente, pero acaso
sea yo quien este mas cerca de la realidad en estos
moments y no sabemos si el Angel al rebelarse lo
estaba y hasta d6nde.
Entiendo, senior Presidente y sefiores Representan-
tes, que a todo impuesto deben concurrir dos coindi-
ciones: la efectividad del impuesto, y la viabilidad
de cobrarlo sin lesion'ar interests. En este proble-
ma del cafe todas las proposiciones tienden a com-
plicar el sistema propendiendo a facilitar el fraude.
A mi juicio, dentro de la sana 16gica, no hay mas
que uno que al pagarlo garantice esa efectividad, y
es cobrarlo al productor, porque pagAndolo el produc-
tor, que es la base, lo paga todo adquirente y se reci-
birh el reintegro, ya que este impuesto al fin lo paga
el pueblo, de los distintos intermediaries hasta llegar
al consumidor; en esta forma se logra un medio fd-
cil para que se desenvuelva. No debe exigirseles, si
son tan pobres, el pago del tribute sino al vender el
product.
SR. ARCOCHA (JUAN MANUEL) : IMe permit S. S.
una interrupci6n?
SR. PINO (GUSTAVO) : Con much gusto.
SR. ARCOCHA (JUAN MANUEL): El productor es-
ta produciendo caf6 actualmente a un precio much
mks bajo del que le pagan.
SR. PINO (GUSTAVO): Tambi6n el productor del
tabaco en La Habana, Santa Clara y Pinar del Rio
que es a quien se le exige el pago del tribute, es el
mis pobre de los productores y sin embargo a ellos
se les exige, en esta misma ley, el pago del impuesto.
(Varias voces: "Estamos de acuerdo, Sr. Pino.")
Sn. CASTELVI (GUILLERMO) : Quiero informer que
en mi oficina del Capitolio he reecibido a productores
de caf6 en Las Villas y estin de acuerdo con lo que
se propone, y el senior Pino no puede imaginarse el
nimero de fincas de caf6 que hay ern Oriente.
SR. PINO (GUSTAVO) : La ley tal cual se preten-
de enmendar tiende a facilitar el clandestinaje. Es-
te impuesto debe ser al productor no al consumidor.
SR. URQUIAGA (CARMELO): No es mi prop6sito
sentar plaza de hacendista y much menos tratar de
ensefiar a mis compaferos, cosas que ellos saben, pe-
ro hay dos classes de impuestos: el impuesto de con-
sumo y los impuestos arancelarios.
SR. PINO (GUSTAVO): tPor qu6 S. S. acepta que
se haga pagar el impuesto del tabaco al productor y
no en lo que hace al caf6 cuando esta aqu61 en la
misma situaci6ni que 6ste?


SR. URQUIAGA (CARMELO): Tengo la satisfacci6n
de haber nacido en Pinar del Rio,'en la region del
tabaco, y no conozco la manipulaci6n del mismo.
Como el caf6 es un product de libre venta que se
distribuye en infinidad de establecimientos se ha pen-
sado que fueran los tostadores los que pagaran el im-
puesto, pero lo que yo quiero aclarar es que uni im-
puesto como 6ste de consume no hay raz6n tecnica
para que fuera directamente a gravitar sobre el pro-
ductor, y no debe gravarse la ganancia modestisima
de 6ste con una cantidad mayor que la que percibe,
cuando el impuesto quien lo pagar6 en definitive es
el consumidor.
SR. PINO (GusTAvo) : El senior Urquiaga ha em,
pleado un argument efectista, pero sin trascendemn-
cia. Yo no he dicho ni he mencionado que sea el
productor quien pague el impuesto, sino quien lo re-
caude para el Estado, y he sugerido la formula de
que el productor lo cobre a aqu6l a quien se lo ven-
de, al venderlo, y entregarlo al Estado. Ya me he
convencido de que este impuesto quien lo va a pagar
al fin y al cabo, es el pueblo que lo consume; pagando-
lo el productor no se filtrar6 cantidad alguna en las
distintas manipulaciones.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Es quien debe pagarlo.
SR. PINO (GUSTAVO) : Y es quien lo va a pagar.
De modo, pues, que mantengo sea el productor el
encargado de cobrarlo para su ingreso en las areas
del Tesoro, porque asi, en definitive, se sabe que se
paga, y es much m6s facil hacer el censo de pro-
ductores de cafe que el de traficantes de caf6, y en
todo moment ser6 frcil evitar la defraudaci6n.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Veo que estamos de
acuerdo, desde luego, y creo que podemos llegar a
entendernos seguramente sobre este punto capital mi
distinguido compafiero y yo. Ahora bien, yo quisie-
ra que tambi6n nos pusi6ramos de acuerdo referente
a esto que a mi se me ocurre, quizA como simple es-
pectador que he sido en este debate: Por desgracia
no se nos oculta que Cuba, que es una isla que tiene
costas dilatadisimas, es propensa para el contrabani-
do, con la circunstancia ademis de tener muy cerca
distintos territories donde se produce el eaf6, o don-
de la entrada de ese product es casi libre. Si hu-
biera de satisfacer ese impuesto el productor, indis-
cutiblemente que esa cantidad de caf6 que entra de
contrabando en Cuba, no pagaria impuesto; ademhs,
que si ahora esa cantidad de contrabando es pe-
quefia, a media que hubiera la posibilidad de aumen-
tar los beneficios del contrabando sucederia, en ese
caso concrete, que nos encontrariamos con la misma
situaci6n que tuvo Espafia con el tabaeo, que por
los Pirineos se introducia todo el tabaco que se que-
ria. El cafe es un product que podria provocar el
contrabando, maxime si estableci6ramos un impues-
to por el cual no podria competir con el caf6 que
aqui se produce. Y a mi se me antoja, en cambio,
que si habria de pagarlo el tostadero, el caf6 que en-
Strara de contrabando tambi6n habria de pagarlo. Es-
te es un argument que a mi me parece de fuerza.
SR. PINO (GUSTAVO) : Entiendo, senior Urquiaga y
sefiores Representantes, que nosotros estamos aqui le-
gislando para a Repfiblica, haciendo leyes que van a
cumplirse, y estimo que al legislar no debemos pre-
venir, ni siquiera, mencionar, la posibilidad de la in-
fracci6n de tales leyes; de ocurrir la infracci6n, ella






54 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


tiene su castigo y es por eso que para la mejor efec-
tividad debemos legislar en forma de hacerlo di-
ficil, en forma que la ley se ajuste a la realidad, y
dentro de mi formula existed la realidad del pago y
la eficacia en la persecuci6n de la infracci6n.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Precisamerite tenemos
que legislar frente a una realidad.
Sn. PINO (GUSTAVO) : Yo no puedo aceptar que su
sefioria crea que en Cuba la realidad es el delito.
SR. URQUIAGA (CARMELO): S. S, no me entiende.
Precisamente la forma en que yo veo esto evita la
posibilidad de que existan estos contrabandos; porqnc
entonces holgaria el C6digo Penal, porque nosotros
no debemos career la posibilidad de que se realicen de-
litos de esta naturaleza, que puedan existir delitos
que no castiguemos.
SR. PINO (GUSTAVO) : Ahi estdn las leyes que tien-
den a impedir el contrabando. A la autoridad co-
rresponde vigilarlo, perseguirlo y castigarlo, para ello
los gobiernos tienen toda la autoridad necesaria y
disponen de los medios para hacerlo. Nosotros no po-
demos legislar teniendo como base la existencia de un
delito. Tenemos que legislar para hombres que se
supone que cumplen con la ley.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Tal parece que yo es-
toy glorificando el delito...
SR. PINO (GUSTAVO): No, no. No he pensado, al
esgrimir este argument, que S. S. tenga ese pro-
p6sito.
SR. URQUIAOA (CARMELO): Pero aparentemente
podria apreciarse asi. Yo he eseuchado en dias pa-
sados a algunos Congresistas orientales que hablaban
de la ineficacia en la persecuci6n del contrabando,
debido a la extension de nuestras costas y a la cer-
cania con otras islas donde se produce el caf6, y que
constantemente se daban casos en que las autoridades
tenian que intervenir y Ilevar a esos infractores an-
te los tribunales. Por eso yo decia: ese cafe desgra-
ciadamente entra en Cuba contra todas las penali-
dades, en una cantidad mayor o menor, y no existed
una formula de hacerlo tributar.
Nosotros hemos visto que en los Estados Unidos, no
hace much tiempo se ha castigado a un famoso jefe
de ladrones por no haber satisfecho sus impuestos de
ganancias, y no creo que tal cosa pueda significar un
reconocimiento del delito. Dentro de esa realidad que
sefialo a S. S., dura e inclemente, pero realidad al fin,
en la forma que se intent que tribute ese caf6, lo
que tendria es una protecci6n sobre aquel que legiti-
mamente se produjera en Cuba.
Sn. PIN (GUSTAVO) : Yo disiento de la manera de
pen sar de S. S. en relaci6n con el castigo que ha
recibido un contrabandista de licores, jefe del ham-
pa de Chicago ante los tribunales federales de la
Uni6n Americana. Ese senior no ha sido castiga-
do por contrabandista; el castigo lo ha recibido co-
mo consecuencia de la inspecei6n realizada sobre sus
ingresos, sin determinar de d6nde procediani; y en-
tonces se le conden6 por el atentado a la ley.
SR. CASTELVI (GUILLERMO) : iPodria decirme su
sefioria si en los Estados Unidos hay,esos contraban-
dos de licores?


SR. CASTELVI (GUILLERMO): iY con la escuadra
americana!...
SR. PINO (GUSTAVO) : Perfectamente, pero tratan
de impedir el contrabando y lo persiguein y castigan.
Aqui, en nuestro pais, entiendo que el contrabando
se exagera para mejor servir a interests que quieren
quitarse la responsabilidad que deben asumir.
SR. EGUILIOR (RICARDO) : Sf existe efectivamente.
Yo tengo la seguridad de eso. Algunos cientos de sa-
cos de cafe se introducen...
SR. PINO (GUSTAVO) : ID6nde y c6mo se eseonden
cstos cientos de sacos de caf6 para dospues ser saca-
dos y vendidos sin que la autoridad los localice?
Creo que S. S. no sabe de eso, tengo la seguridad de
que de saberlo lo hubiera evitado, ya que en sus ma-
nos estaba el evitarlo cuando ocupaba el cargo ade-
cuado para ello.
Sn. EGUILIOR (RICARDO) : En realidad es asi; lo
hubiera hecho si hubiera tenido en mis manos las
pruebas necesarias.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N): Yo no me acabo de ex-
plicar en realidad qu6 ventajas obtiene el contrabai-
dista de caf6 que hace un contrabando deesa ma-
nera, porque no se eneuentra en el mismo caso que
el que contrabandea con licores en los Estados Uni-
dos; el precio de una y otra cosa es completamente
distinto, la ganancia que ha de obtener el contraban-
dista de caf6 es tan pequefia que en realidad no ame-
rita el hacer el contraband.
Sn. PINo (GUSTAvo): Yo no quiero cansar por
mhs tiempo la atenci6n de la Cdmara, espero que las
razones expuestas tienden a lograr una buena fina-
lidad y no las que abonan la enmienda que se discute.
Pero hay algo mnis en ella que es muy curioso: se es-
tablece un impuesto al caf6 de un centavo ,1 crudo y
de veintis6is cent6simas de centavo al tostado, por li-
bra; desgraciadamente el consumidor pobre, aquel
que compra cuando mis media libra o un cuarto de
libra, o cinco centavos quizA, es el que va a pagar
la diferencia entire esas veintis6is cent6simas y los dos
centavos, es decir, que quien en realidad va a pagar
las consecuencias de todo esto va a ser el consumidor,
y entire ellos el m6s pobre, y todo en beneficio del co-
merciante, en este caso el m6s aprovechado.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Agotados los
turnos reglamentarios se va a someter a votaci6n; pe-
ro antes tiene la palabra el senior Rey para formular
una pregunta.
Sn. REY (SANTIAGO): En efecto, senior Presiden-
te y sefiores Representantcs, voy a formular una pre-
gunta al Jefe Parlamentario Liberal; pero antes he
de precederla de algunas consideraciones que juzgo
necesarias. Que sea derrotada una enmienda, aun
siendo tan important como es la que yo present, no
significa otra cosa sino que la que en su lugar se
apruebe ha sido juzgada mejor, despu6s de studios
y analisis oportunos. Y lo mismo ocurre cop cual-
quier proposici6n de ley.
No es, pues, no puede ser motive de disgusto, el
hecho de no lograr siempre la ejeeuci6n de un pro-
p6sito, aun cuando 6ste sea bueno, si depend de la
voluntad de los mas y 6sta es adversa.


Sn. PINO (GUSTAVO) : Lo s6 porque lo dieen los Mds auin, seflor Presidente y sefiores Representan-
peri5dicos. tes, si el proeedimiento que se emplea es legal y es







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 55
- ,- ,,; ,- '- ,, ,, .. i Y .


correct, y la proposici6n es desechada despu6s de
amplios debates ilustrativos o convincentes, debe sen-
tirse satisfacci6n en vez de disgusto, porque, errada
o acertada la mayoria, decide consciente y libremente.
Ofrezco esta explicaci6n como testimonio de que mi
pregunta al Jefe Parlamentario de la mayoria, no sig-
nifica contrariedad alguna por la votaci6n adversa
que pueda obtener la enmienda presentada por mi,
frente a la que present la distinguida representaci6n
oriental, que resultar6 probablemente victoriosa. Y
si a pesar de mi creencia de que resultara derrotada
mi enmienda, por las circunstancias que concurren
en este caso y que impiden que la voten favorable-
mente muchos Representantes que de coraz6n desea-
rian hacerlo, no la retire y la mantengo, es porque
juzgo indispensable quede constancia de la firmeza
con que aseguro que la mas just y la mas convenien-
te a los intereses de los contribuyentes y del Estado
es la mia.
Nuestro distinguido compafiero el senior Wifredo
Alban6s, ilustre Congresista oriental, que lleg6 a nos-
otros precedido de una gran reputaci6n, reputaci6n
inferior a sus merecimientos y a las sobresalientes con-
diciones que ha demostrado en esta Camara, nos de-
cia en' las primeras horas de esta noche, cuando de mo-
do brillante, aunque a mi juicio equivocado, combatia
la Ley de Impuestos, que en su concept, y en el con-
cepto de los que con 61 forman un grupo aparte ---
pues que no obstante ser conservadores para honor
nuestro, se mantienen fuera del cuerpo official del Par-
tido la labor de la oposici6n mia debia ser exclusiva-
mente fiscalizadora y no constructive, ni creadora;
no s6lo por la falta de tiempo y de medios para los
studios necesarios, sino porque esa otra labor le es-
taba confiada a la mayoria, y la oposici6n no que-
ria contribuir a su 6xito, sino a su derrota.
Y he ahi, senior Presidente y sefiores Representan-
tes, lo mis fundamental que separa de nosotros a un
tan distinguido grupo de correligionarios en estos il-
timos tiempos, pues que hasta hace poco no existia
semejante disparidad.
Ese criterio de un grupo de conservadores ilustres
y estimados, que hasta hace muy pocos meses mante-
nian los mismos principios que nosotros continuamos
manteniendo, defendian iguales doctrinas y observa-
ban identica conduct, con ligeras aunque honrosas
excepciones; ese criterio, digo, equivocado a juicio
n'uestro, es quiza la causa principal de nuestro actual
distanciamiento.
El Partido Conservador, los hombres que represen-
tamos oficialmente al Partido Conservador y nos man-
'tenemos dentro de sus acuerdos y de su program,
mantonemos tambi6n un principio distinto -al expues-
to por nuestro ilustre companero el senior Alban6s.
Mantenemos un criteria finico a ese respect, radi-
calmente opuesto al criterio de esos correligionarios,
no s6lo porque es la consecuencia de nuestra ideolo-
gia, sino porque a la vez, responded a los mis funda-
mentales principios y al criterio mas arraigado de la
mayoria de los hombres pfiblicos y politicos del mun-
doi en los regimenes democrdticos. Mantener y prac-
ticar otros principios directamente opuestos, princi-
palmente tratdndose de partidos politicos del carae-
ter, del program y hasta de la estructura moral del
Partido Conservador, significa una anomalia intran-
quilizadora y borra del coraz6n y de la conciencia co-


lectivos, esa seguridad de firmeza y de ponderaci6n
que constitute la base, la esencia, y hasta la raz6n
de existencia que tienen los partidos de esa natura-
leza. La impotencia para contener los desbordamien-
tos pasionales y el inicio de practices demag6gicas,
con su secuela de tendencies saboteadoras y destrue-
tivas, no es precisamente la caracteristica de los Par-
tidos Conservadores. No lo es siquiera de aquellos
partidos, que aun inspirando sus programs y sus
pricticas en las ideas mis avanzadas y en los ensa-
yos mis atrevidos de una nueva estructuraci6n social,
se manitienen, sin embargo, dentro del orden legal
existente, y dentro de 61 pretenden alcanzar evoluti-
vamente el triunfo de sus ideales.
No se armonizan much, senior Presidente y sefiores
Representantes, las aspiraciones de un partido po-
litico, a que se le consider la representaci6n mfs ge-
nuina y perfect del orden, del advance y progress or-
denados y racionales, y de la garantia pfiblica y so-
cial mas complete, con esas practices de un radica-
lismo perturbador y de una indisciplina entorpecedo-
ra de la march normal de la colectividad y del fun-
eionamiento de las instituciones.
Hay en todo eso tal confusi6ni y se produce tales
fen6menos complicadores, que no es possible llegar a
un juicio definitive, respect a los prop6sitos que pue-
dan abrigar los hombres que observan semejante con-
ducta y mantienen con ella al pais en un estado agi-
tado de expectaci6n.
Nosotros, los que representamos oficialmente al
Partido Coniservador, y ajustamos nuestra conduct
al cumplimiento y ejecuci6n de su program y de sus
principios, hemos sido los primeros en venir sufrien-
do las consecuencias dolorosas de tal estado de indis-
ciplina e incomprensi6n, dominando nuestros impul-
sos de legitima protest contra todas las pasionales
adulteraciones de programs y de principios; con la
esperanza de una reacci6n rectificadora, que nos per-
mitiera a todos el encauce normal y 16gico de los tra-
bajos y de los esfuerzos. Sin embargo, no s61o ha
side infitil hasta ahora el sacrificio de nuestro silen-
cio, y hasta el sacrificio de granjearnos por 61 super-
ficiales impopularidades, sine que, hasta de provo-
caciones e injuries ha sido objeto nuestra actitud.

Sefior Presidente y sefiores Represeritantes: Los
Partidos Politicos se constituyen con fundamentals
finalidades determinadas, y especialmente en los re-
gimenes democraticos, recogen y Ilevan a sus progra-
mas las m6s sentidas aspiraciones pfiblicas y las ideas
de mas avanzada perfecci6n humana, tendiendo al
bieriestar y a la libertad de todos los hombres, den-
tro de normas y principios de una elevada justicia
social.
Con esos programs, y para la ejecuci6n y cum-
plimiento de los mismos, aspiran generalmente a la
conquista del Poder Pilblico. Cuando lo logran, ini-
cian sus trabajos tendientes a ese fin, convirtiendo
en normas juridicas las aspiraciones populares y los
principios programiticos, con la cautela, el studio y
el tacto necesarios dentro de las realidades y posibili-
dades de la vida, para no producer violentas transi-
ciones trastornadoras de toda la vida social organi-
zada; transigiendo para ello muchas veees con los
partidos que les son opuestos, y haci6ndoles concesio-
nes que permitan al fin uni resultado definitive.







56 DIARIO DE SESIONBS DE LA CAMERA DE REPRISENTANTES


Cuando no logran la conquista del Poder Pixblioo,
o la pierden despu6s de haberlo disfrutado, consagran
su labor y sus empefios a rectificaciones y mejora-
mientos, Ilevando a cabo'una oposici6n que contrarres-
te los excess o los errors de los que lo disfrutan, fis-
ealizando y- juzgando sus actos; pero propendiendo
siempre a que los mismos Partidos del Poder que le
son opuestos, adopten por conveniencia, transigencia,
o necesidad, muchos de los propios principios e ideas
de la oposici6n.
Por consiguiente, para que algunas de sus ideas y
de sus principios y prop6sitos sean aceptados y adop-
tados por el o los Partidos del Poder, necesario, in-
dispensable es presentarlos y ofrecerlos en formulas
de possible y justificada realizaei6n. Y c6mo puede
lograrse eso, si aceptando las teorias expuestas por el
senior Alban6s a nombre del grupo de compafieros que
se llaman "Ortodoxos", no obstante ser ellos los que
se han apartado del program y de las doctrinas del
partido, su labor y sus empefios son s61o consagrados
a entorpecer e impedir los prop6sitos del Gobierno
y. de la mayoria, cualesquiera que 6stos sean, sin pro-
poner otros mejores en sustituci6n? Puede ser ad-
misible, no ya para elements conservadores, sino aun
para elements radicales pero que se mantengan y
desenvuelvan dentro de la legalidad que declared
que su misi6n es impedir por todos los medios el 6xi-
to del Gobierno y de la mayoria, pues de ese modo
continuarAn en el Poder, y lo que se busca es preci-
samente su caida inmediata del mismo?
b Es que la caida del Gobierno en esa forma, por
motives de fracaso y fuera de la oportunidad con'sti-
tucional, no significa, cuando menos, posibilidades de
caida tambi6n para la propia Repiblica? Pero aun
no siendo asi; aun no atravesando nuestra Reptfbli-
ca una de sus mAs hondas y peligrosas crisis, como
atraviesa, que justificaria un movimiento de uni6ni
sagrada entire todos los cubanos para defendernos y
vencerla, ~son elements conservadores, hombres de
un partido fundado como lo fu6 el nucstro para edu-
car, disciplinary y construir sin grandes ambiciones del
poder, ayudando en c.ambio resueltamente a todos los
Gobiernos en esos empefios, los que pueden venir aho-
ra a continuar intentando que sea hondamente pe-
netrada la conciencia national, por g6rmenes de di-
sociaei6n y de lucha que sigan extendiendo la idea
revolucionaria?
gEs que podemos nosotros decirle al pais, que com-
batimos los proyectos, las ideas y los prop6sitos que
tienen el Gobierno y la mayoria, porque son malos y
perjudiciales; pero no presentamos, ni ofrecemos otros
mejores para sustituirlos y remediar asi los males que
el pueblo sufre?
Francamente, senior Presidente y sefiores Repre-
sentantes, finicamente en un' period de profunda des-
composici6n moral y de ineomprensi6n colectiva, pro-
ducidas precisamente por subversiones de esta natu-
raleza, puede ser possible que se produzean fen6menos
politicos del aspect y del carActer de los que se pro-
ducen entire nosotros en la hora actual.
El Partido Conservador, aun'que asi pese a los que
un dia y otro, por tener en sus manos ahora los ins-
trumentos de publicidad, con los cuales han silencia-
do nuestra conduct y nuestra justicia, y han preten-
dido con insidias desvirtuar nuestros actos, para des-
pojarnos del prestigio y de la autoridad de nuestros


esfuerzos, o lan'zarnos por un cauce contrario a nues-
tros sentimientos y a nuestras convicciones; el Par-
tido Conservador, digo, es un partido de oposici6n;
pero de oposici6n regulada por altos pensamientos de
previsi6n political y conveniencia patri6tica; de opo-
sici6n sensata y concordante con todas las pr6dicas
y coinsejos de sus fundadores; de oposici6n en ar-
monia con su propio respeto, y con la consecuencia
que debe a todos los actos de transcendencia hist6ri-
ca, en que tom6 parte desde 1925 hasta principios de
1930. Si, el Partido Conservador es un partido de
oposici6n; pero de oposici6n, no s6lo inspirada en su
program y en su conduct traditional, sino en las
actuales necesidades y conveniencias de la Repfblica
y de la patria, y no en los prop6sitos, los intereses y
las ideasde sus caudillos, por gloriosos y amados que
sean, cuando esos prop6sitos, esos intereses politicos y
esas ideas son como ahora, manifiestamente contraries
al propio fundamento de nuestra existericia political.
Hace ya un afio que la situaci6n creada por razo-
nes de patriotism y de conveniencia pfiblica desde
1925, fu6 declarada terminada, con una renuncia ab-
soluta de nuestra parte a cualquier derecho material
que pudiera, como podia derivarse del estado de co-
sas creado por todos. Desde entonces, como en nin-
guna 6poca, nada hemos hecho que justifique la insis-
tente e insidiosa propaganda que contra el Partido
Conservador vienen llevando a cabo los que siempre
han sido sus enemigos, y a los que, por desgracia, se
han sumado sin quererlo, ni pretenderlo seguramen-
te, aquellos elements conservadores que al distan-
ciarse de nosotros y condeniar la propia conduct que
habian observado, parecen dar la raz6n a esos de-
tractores.
Aunque a partir de la terminaci6n de la political
conocida por "Cooperativismo", el Partido Conser-
vador hubiera continuado ayudando resueltamente al
Gobierno, no estarian justificadas la insidia, la agre-
si6n, ni ]a iinjuria por part de elements que perte-
necen a las fuerzas y al ambiente del Gobierno; no
s6lo porque si este partido hubiera procedido asi era
porque ello respondia a vitales necesidades de la Re-
piblica, sino porque un alto sentido de la moral po-
litica y de la consecuencia, los obligaba a permanecer
en silencio cuando menos. Por fortune, son pocos y
no de los m6s apreciables; pero su odio intimo e im-
potente contra su propio Gobierno, queri6ndonos con-
vertir con provocaciones e injuries, en piquetas que
lo demuelan y destruyan, cuando n'o tienen ellos el
valor, ni la raz6n de hacerlo, ha dado lugar a un
constant falseamiento de la verdad.
Pero es, senior Presidente y sefiores Representantes,
que a partir de la terminaci6n de esa practice politi-
ca, lo inico que no hemos hecho es injuriar al Go-
bierno; condenar nuestros propios actos del pasado,
ni sumarnos a las subversiones, ni a los actos revolu-
cionarios que contra 61 se han llevado a cabo.
Hemos hecho oposici6n en el finico moment que
fu6 oportuno, analizando y combatiendo los Presu-
pucstos Nacionales, y obligando a la mayoria a es-
fuerzos extraordinarios, y quizA hasta el empleo de
recursos muy discutibles para lograr su aprobaci6n,
porque les negamos definitive y resueltamente nues-
tros votos.
Despu6s de eso, nada de carActer esencialmente
politico partidario nos ha permitido esa oposici6n de





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPREISENTA2NTES 57


que tanto se habla, y por el contrario, angustias y nc-
cesidades de la Patria han requerido nuestro concur-
so. Lo hemos prestado, y lo prestaremos siempre que
juzguemos de acuerdo con nuestro coraz6n y con nues-
tra conciencia que debemos hacerlo.
Si procediendo asi perdemos popularidad los hom-
bres que representamos el Partido Conservador ofi-
cial, o no la alcanzamos entire los exaltados que screen
que oposici6n es revoluci6n, por ningfn motive m6s
honroso podriamos retirarnos de la vida political.
Desde el mes de Junio iltimo, ningfin problema
partidarista ha sido planteado aqui por la mayoria,
y s6lo leyes de verdadera necesidad national han sido
sometidas a nuestra consideraci6n.
La inica ley political, esencialmente political, la de
Amnistia, ha sido justamente pedida por todos los
que no formamos parte del Gobierno, ni de la mayo-
ria. Las amnistias son concedidas gen'eralmente por
los vencedores, para restafiar las heridas de los ven-
cidos, y lograr con una media de tal naturaleza ge-
nerosa y cordial, el restablecimiento de la normalidad
y del orden.
Esta nuestra ha sido votada por la mayoria.
Y entire las leyes sometidas a nuestro studio y con-
sideraci6n, que son realmente de necesidad national,
se encuentra esta de nuevos impuestos y modifica-
ci6n de los existentes, que estamos discutiendo. Y
con relaci6n a ella, y precisamente por ella, es que
le formulo al digno jefe de la mayoria la siguiente
pregunta: Viene la mayoria con acuerdo cerrado y
firme a votar la Ley de Impuestos, tal como aparece
en el dictamen de la Comisi6n' de Hacienda y Presu-
puestos, sin aceptar enmiendas o modificaciones a la
misma, que despues de discutidas y estudiadas se juz-
guen necesarias y convenientes? Se trata de un
acuerdo politico del Comit6 de la mayoria, por el cual
toda la votaci6n sea cerrada?
Formulo la pregunta, porque al discutirse precisa-
mente mi enmienda sobre el impuesto del caf6, oi
algo respect a mandates imperatives, y aun cuando
alguien me ha explicado que el caso del cafe es ex-
cepcional y se trata de una petici6n y de un ruego
de la distinguida representaci6n oriental, al cual ac-
cedi6 el Comit6 Parlamentario y por eso vota cerrado
ese problema, desearia confirmarlo por la autorizada
voz del ilustre senior Carmelo Urquiaga, jefe de la
mayoria.
Si el caso del cafe es exceptional, y responded a un
problema planteado en esa forma por toda la reprc-
sentaci6n oriental de todos los partidos, ninguna eb-
jeci6n tengo que hacer, aunque piense que es equivo-
cado el procedimiento, y equivocada la formula pre-
sentada por esa digna representaci6n; pero si se tra-
ta de que todos los preceptos de la ley deben ser vo-
tados con igual mandate obligatorio y con igual uni-
formidad, entonces la situaci6n varia radicalmente,
pues que el Partido Conservador, que piensa, actfia y
se desenvuelve en las condiciones y con las ideas que
acabo de exponer, se veria obligado a no actuar, e
impedido de cumplir su cometido y llenar sus fines.
Aceptamos la idea general de la ley; pero estamos
en desacuerdo en muchos de sus extremes, y si su-
pi6ramos que no podiamos obtener de la mayoria la
debida atenci6n a nuestras observaciones y la apro-
baci6n a algunas modificaciones que juzgamos indis-


pensables, entonces nada hariamos aqui, porque equi-
valdria nuestra estancia y nuestra aceptaci6n, a una
suma pasiva a los deseos y a los prop6sitos de la ma-
yoria y del Gobierno.
Nosotros hacemos la oposici6n, dentro de los limi-
tes que acabo de sefialar a grandes rasgos; pero la
hacemos en efecto, cuando como en este caso, la juz-
gamos necesaria, oponiendonos a que sean aprobadas
cosas que no deben serlo.
Y para terminar, senior Presidente y sefiores Re-
presentantes, y ofrecer ya al senior Urquiaga la opor-
tunidad de que contest a mi pregunta, despu6s de
tantas y acaso tan deshilvanadas consideraciones co-
mo acabo de hacer, deseo significar que padecene un
error los que continfian llam6ndonos "Cooperativis-
tas", si screen que con ello pueden producirnos mor-
tificaci6n alguna, pues no s6lo sentimos el honor y
el orgullo de haberlo sido, habiendole prestado a la
Repfiblica uno de los mis grandes servicios que po-
dia recibir en el period m6s grave y dificil de su
corta, pero accidentada vida republican, sino que es-
timamos y lo afirmamos asi, que igual orgullo e iden-
tico honor debe ser para vosotros, liberals y popa-
lares, haberlo sido tambien, como no puede dejar de
serlo para esos mismos conservadores, hoy distancia-
dos de nosotros, que con tanto calor y tanto entusias-
mo mantuvieron esa doctrine hasta hace unos cuan-
tos meses.
La conciencia y la Historia haran justicia a esa
epoca y a sus hombres.
(Grandes aplausos.)
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
iores Representantes: Aunque no fuera mas que por
ese brillantisimo discurso, por contemplar c6mo re-
verdece sus laureles, quien ha sido siempre legitimo
y aut6ntico maestro en esta Camara, el senior Rey,
me sentiria satisfecho de su pregunta. Y si he ob-
servado cierta actitud que se suponia en este Comite
de la mayoria, quiero a mi vez felicitarlo antes de
contestar su pregunta por los concepts elevadisimos,
tan sin'ceros y sentidos, con que ha querido justifi-
car su conduct y la de su partido en su actuaciin
en esta Camara y en el pais en general. Las decla-
raciones que ha hecho han de producer buen efecto,
puesto que es un partido o una representaci6n del
mismo quien manifiesta que su oposici6n ha de llegar
tan s61o hasta el limited de la necesidad nhacional, con-
secuente con todo lo que redunde en beneficio del
pais, pero nada m6s. Esto es hermoso, es alentador
para el future, y es respectable desde cualquier punto
de vista, como son respetables tambien las ideas que
expusiera otro distinguido compafiero, interpretando
la oposici6n en una forma de fiscalizaci6n que la ex-
cluya por complete en la inrtervenci6n en todo aquello
que fuera respaldo de la obra del Gobierno, aunque
en determinado moment el Gobierno fuera la repre-
sentaci6n genuine de necesidades nacionales.
En este caso concrete, yo quiero manifestar al se-
iior Rey que no ha sido el prop6sito de la mayoria,
salvo en leyes de caricter exclusivamerite politico, el
venir con una orientaci6n definida y firme para tra-
tar, con el sello de la discipline impuesta a aquellos
que forman parte del Comit6, de que inclinaran en
un sentido o en otro su votaci6n. Esta es una ley de
caricter casi apolitico, aunque politico es todo aque-
llo que tien'e significaci6n en la vida pfblica, aun-






58 DIARIO DE IS(ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


que politico sea .todo aquello que pase por manos de
politicos. Es una ley de necesidad general, porque
una ley que tiende a arbitrar recursos con los cua-
les el Estado, con los cuales el Gobierno, que como
muy bien decia ayer el senior Alban6s, no es la repre-
sentaci6n exclusive de uni partido, ni siquiera la repre-
sentaci6n personal de alguien, por muy elevado que
sea, sino que es el Gobierno de nuestra Repfblica, de
la Repfiblica que pertenece a todos, la que simboliza
el esfuerzo realizado por aquellos que nios legaron la
Patria, que precise que vaya hacia adelante y no be
detenga en su camino por necesidades de orden eco-
n6mico, aunque sean muy generalizadas, y aunque
sean un azote que est6 sufriendo el mundo entero. No
podriamos, por tanito, venir aqui con tal o cual con-
ducta concrete, definida, tratandose de un problema
como 6ste; sino que debiamos entender que cualquier
procedimiento era bueno, que cualquier procedimien-
to que se le ocurriera a uno de los sefiores Congresis-
tas, habria de encontrar favorable acogida en nosotros.
Y en este caso concrete del caf6, nos encontramos, al
discutir, para conocer al menos la ley que iba a deba-
tirse, con un dictamen de la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos, que se encuentra formada por distintos
representantes de los partidos politicos que integran
la CAmara...
SR. REY (SANTIAGO): Yo quiero hacerle saber a
mis distinguidos compafieros que yo acato siempre la
voluntad de las mayorias.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Perfectamerite; pero
yo quiero hacer estas declaraciones en un orden ge-
neral.
Al legar al Comit6 Parlanfentario de la mayoria
este problema, nos encontramos alli con un dictamen
que no es precisamente aquel que motiva la enmien-
da que se esta discutiendo; pero que si tiene relaci6n
con esa enmienda, porque se apartaba del criteria sus-
tentado por el Senado, porque gravaba directamente
al productor, y alli, dentro de esa pauta, se entendi6
que debia votarse, desde luego, sin la f6rrea discipli-
na, algin impuesto en el sentido de que fuera el tos-
tadero el que hubiera de satisfacerlo; y tan no habia
un acuerdo cerrado, que si no recuerdo mal, el senior
Garcia Ramos, valioso component de esta mayoria,
sustent6 otra doctrine, otro criteria completamente
distinto a lo que era s6lo una apreciaci6n general de
esa mayoria. Y, desde luego, sin consumer turno al-
guno, porque me cuido muy much de hacerlo, salvo
en un caso estrictamente politico, si formula alguna
pregunta, llevado por el dilentantismo que siente to-
do aquel que ama los problems pfiblicos, cuando apa-
sionadamenrte exponia su argumentaci6n el senior Gus-
tavo Pino, lo hice solamente para ilustrarme. Por
eso, cualquier soluci6n que le diera la Camara a este
asunto, habria de agradar igualmente a los miembros
de la mayoria que a los miembros del otro partido que
se sienta enfrente. No hemos hecho cuesti6n capital
el tratar de imponer nuestro criteria cerrado, porque
en esos casos en que no hay line political definida,
de seguro pareceria que per la fuerza del nimero
tratbamos de abrumar los razonamientos que hubie-
ran de exponerse.
En cuanto a los dem6s casos ocurre lo mismo. Po-
drA este Comit6 de la mayoria, al estudiar determina-
das leyes, acordar determinada orientaci6n, pero pue-
do asegurar que las trae a este hemiciclo dispuesto a
aceptar cualquier variaci6n que la Chmara acoja,
product de la iniciativa de alguno de sus miembros.


Eso es lo que en realidad ha acordado el Comit6
Parlamentario de la mayoria; y tengo la seguridad
absolute de que si en la interpretaci6n de cualquier
ley pudiera haber discrepancia, en el fondo, en el es-
piritu, todos estarian contestes en que eso es lo que
se acord6 y que ese es el pensamiento que anima a es-
ta mayoria.
Crea el senior Rey y crean todos nuestros distin-
guidos compafieros, que cuando venimos aqui a dis-
cutir, a polemizar en asuntos que a Cuba atafien, po-
nemos siempre el coraz6n muy alto, y pueden creer-
me que es muy grande el respeto y la consideraci6n
que nos merecen todos y cada uno de los miembros
que integran esta Camara y que esta muy arraigada
en nosotros la idea de que si nuestra palabra y nues-
tro pensamiento no fueran suficientes para llevar al
convencimiento a los compafieros, nunca podriamos
inferior el agravio de imponer el criteria propio con' el
nfmero, porque seria un agravio, no para ellos sola-
mente, sino para todos, porque venimos siempre a es-
te hemicielo pensando mis como cubanos y como Con-
gresistas que como hombres de partido.
(Aplausos.)
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: No tengo que agregar
una sola palabra a la interpretaci6n' just, exacta,
brillante y llena de elocuencia que acaba de dar en
sus hermosas palabras nuestro querido jefe politico,
el senior Carmelo Urquiaga; pero inspirado en sus
propias palabras y recogiendo el discurso emotivo,
lleno de patriotism y sinceridad, del senior Rey, yo
me permitiria rogarle, ya que no todos compartimos
la misma opinion, que como un acto de compafieris-
mo retirara su enmienda, ya que todos los Represen-
tantes sentimos por 61 tan grande afecto y carifio y
nos seria muy doloroso el tener que votar en contra.
Sn. REY (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Rey.
Sn. REY (SANTIAGO): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Yo debo, en ese caso, preferente-
mente, una explicaci6n al senior Bravo Acosta, quien
seguramente me iba a formular anAlogo ruego; pero
en gracia a las declaraciones sinceramente sentidas y
levantadas del jefe de la mayoria liberal, en gracia
a eso, excfseme 61 que no le hubiese permitido expo-'
ner ese ruego, y que sin embargo, ahora, despu6s de
lo expuesto por el sefor Urquiaga, yo acceda al que
me formula el senior Rodriguez Ramirez. Por consi-
guiente, es un honor que yo agradezco y que acepto,
pero que acepto fundamentalmente por el efecto que
han producido en mi 6nimo las declaraciones del se-
iior Carmelo Urquiaga, y que justifican que los Con-
servadores, lo mismo los de una tendeincia como los
de la otra, est6n aqui discutiendo una ley de esta na-
turaleza en la Camara.
Por tanto, retire la enmienda.
(Aplausos.)
SR. ALBANES (WIFREDO): Para alusiones pido la
palabra despu6s que se vote.






, DIARIO DE SESIONES DB LA CAMARA DE REPRESENTANTES 59


SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : El senior Garcia
Ramos tiene presentada una enmienda tambi4n que
en algunos aspects guard relaci6n con la del senior
Rey; yo le rogaria al senior Garcia Ramos que la re-
tirara.
SR. GARCIA RAMOS (SALVADOR): La retire, senior
President.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Retirada la en-
mienda. Se pone a discusi6n el articulo en la forma
que viene en el dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos.
SR. PINO (GUSTAVO) : Quisiera que se me explica-
ra con respect a lo por mi alegado, las razones
que convencieron a la Comisi6n' para establecer el im-
puesto en la forma en que lo ha hecho, ya que insist
en pensar que, como siempre, el finico que va a pagar
los vidrios rotos va a ser el pobre, en beneficio de los
vendedores, y no recibiendo, de paso, ningfin benefi-
cio el Estado.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Las razones que
tuvo la Comisi6n para establecer esta diferencia es
que al tostarse el caf6 sufre una merma que equivale
a veinte cent6simas de centavo.

SR. PINO (GUSTAVO): 6Y no podia pon6rsele ya
de una vez dos centavos, para que el Estado y no el
comerciante reciba el beneficio? AdemAs, cuando se
paga el impuesto y por qui6n, sobre el crudo y cuindo
sobre el tostado, si es el tostador quien lo paga.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Puede ser que
en algunos casos el vendedor utilizase esta fracci6n
con perjuicio del comprador, pero la ley demuestra
que procura ser lo menos gravosa possible, y siempre
es menos y mis fdcil de pagar un centavo y veinte
cent6simos de centavo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n el articulo. Los que esten de acuerdo se ser-
virin levantar la mano.
(La mayoria de los se'ores Representantes asi lo
hace.)
Aprobado.
SR. PINO (GUSTAVO) : Deseo consignar mi voto en
contra.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N): Yo tambi6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Asi se hard. Se
va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El secretario de actas le da lectura nuevamente a
la firmada por los seiores Rodriguez Ramirez y otros.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n'.
SR. ALBANES (WIFREDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la palabra
el senior Alban6s.
SR. ALBANES (,WIFREDO): Hay dos puntos en esa
enmienda adicional que yo deseo aclarar: el prime-
ro de ellos se refiere a la matricula de los tostaderos
de cafe, porque existe en las tarifas de la ley de im-
puestos municipales ese epigrafe, y por tanto, ya es-
ta previsto dentro de una ley, y al decir que quien
est6 matriculado se vuelva a matricular como tosta-


dor de caf6, se esta contrariando el precepto legal de
la misma ley de impuestos. Y como no hay ningin
precepto que venga a determinar que ese articulo de
la ley de impuestos queda derogado, nos vamos a en-
contrar con que estamos creando dos preceptos lega-
les que estAn completamente en contradicei6n, de don-
de result que tenemos que aclarar si ese articulo de
la ley de impuestos municipales, que permit a un
individuo que se matricule con la tarifa mks elevada,
puede ejercer en las de menor categoria, queda dero-
gado, y si no hacemos esto, entonces nos encontrare-
mos en complete contradicei6n con el precepto.
El segundo punto sobre el cual me permit llamar
la atenci6n de la Cfmara, es aquel por el que 3e es-
tablece una penalidad para los que mezelan el caf6
con otras substancias, y esta cuesti6n, como todos sa-
bemos, ya esta resuelta en nuestro C6digo Penal, y
por lo tanto surge este mismo problema con respect
a este precepto, y como todo esto vendria a compli-
car nuestra legislaci6n, yo me permit llamar la aten-
ci6n de la CAmara acerca de todas estas dificultades,
para que en el dia de mariana no nos encontremos
con ellas.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para contestar
al senior Albands, informindole que al redactarse
esa enmienda adicional se tuvo como punto de parti-
da buscar una protecci6n a los tostaderos, ya que apa-
recian amenazados con dicho impuesto, y estos a cam-
bio del gravamen que iban a sufrir directamente tu-
viesen la garantia de que no se les haria competencia
por los tostaderos clandestinos.
SR. ECHEVERRiA (RAM6N): Pido la palabra en
contra, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
su seioria.
SR. ECHEVERRiA (RAM6N) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: He pedido la palabra ern con-
tra de la enmienda que se acaba de leer, porque esti-
mo que ella tiende solamente a perjudicar el desen-
volvimiento de los pequefios comercios, las pequefias
bodegas y las tiendas de campo en nuestro pals.
Aqui' se ha esgrimido el argument de que esta en-
mienda es para evitar que perduren los tostaderos de
caf6 clandestinos, y yo pregunto a esta Camara si no
es un deber de todo Gobiernro perseguir el clandes-
tinaje en cualquiera de sus manifestaciones con me-
didas adecuadas.
Nosotros.no podemos legislar solamente pensando
en el fraude. Nuestra legislaci6n debe tener como
finalidad, no s6lo aumentar los arbitrios del Gobier-
no, sino tambi6n defender al pueblo, sobre todo eni
estos moments de grave crisis que atravesamos.
Por eso es que yo pido a la Camara que la rechace
por ser una media atentatoria a la libertad de los
pequefios comercios de Cuba, ya que se monopolizard
la venta del caf6 por aquellos comercios suficiente-
mente ricos que puedan pagar la crecida patente a
que hace referencia la enmienda.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Yo le agradece-
ria al senior Rodriguez Ramirez que me ilustrara so-
bre los dos aspects que tiene esa enmienda.
SR. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): La enmienda se
acord6 en el Comite Parlamentario Liberal...







60 DIARIO DE SMIONES DIE IA GAMARA DE REPR;ESNTANTE-S


SR, ECHEVERRIA (RAM6N) (interrumpiendo): Yo
le agradeceria a S. S. que retirara la enmienda.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Yo no tengo nin-
grin empefio en mantener la enmienda, solamente me
inspiraba el deseo de que el Estado tuviera una ma-
nera mis ffcil para poder cobrar el impuesto; asi es
que la retire.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLkN): Queda retirada
la enmienda.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Jus-
to Salas.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
Al articulo I del Capitulo III se le agregard lo
siguiente:
"Toda persona, establecimiento o entidad que se
dedique a manipular y tostar caf6 para el consume,
necesariamente tendr6 que matricularse en el Muni-
cipio correspondiente como tostadero de caf6, pagan-
do la contribuci6n que le correspond y observando
las exigencias sanitarias."
"La infracci6n de esta ley serh castigada con una
penalidad no menor de quinientos pesos o seis me-
ses de arresto"
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a diez de Noviembre de mil novecientos treinta y uno.
(F.) Justo Salas, Guillermo Castelvi, Juan Arco-
cha, R. Bover Guara.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Esa enmienda
'es un'a modalidad de la misma que yo acabo de re-
tirar; por lo tanto suplico a S. S. que la retire.
SR. SALAs (JUSTo): La retire.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Queda retirada
la enmienda.
Sn. ALBANLS (WIFREDO) : Yo tenia pedida la pa-
palabra para una alusi6n.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
su senioria.
SR. ALBANS (WVIFREDO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Nunca como hoy he compren-
dido que efectivamente los honors se pagan a eleva-
do precio, y digo esto, por el honor que me han con-
ferido las palabras del scfior Rey que me obligan por
atenci6n y cortesia y en situaci6n bien dificil, por
cierto, a dirigir la palabra de nuevo a mis compafie-
ros, no pudiendo contestar a nombre de los que for.-
man el grupo de los Conservadores ortodoxos v libre-
prensadores que en el Comit6 Parlamentario Ortodo-
xo se rednen, y ademiis, porque me creo obligado a
hacer algunas declaraciones, en relaci6n con las ma-
nifestaciones hechas por el senior Rey y estas mani--
festaciones de caricter politico, no estoy acostumbra-
do a hacerlas y tampoco quisiera traspasar las lines
que yo se que debo tender como lindero en mi discur-
so. Pero arrostrando todos esos peligros, deber de
cortesia es que yo contest las palabras del senior Rey,
tan brillantes, tan hermosas en todo aquello que se
refiere a su concept de la oposici6n, que si bien no
compartimos en todos los puntos, por lo menos -abe-
plos apreciar en todo lo que significant.
F|!.-.... l.... por las manifestaciones que hizo en re-
laci6n con el cooperativismo, en que expresaba su


amarga queja por habersele querido achacar ciertas
dificultades dentro de su Partido.
Quiero hacer constar la expresi6n de mi conside-
racion personal hacia el senior Rey, a quien he teni-
do siempre en el mas alto concept por su actuaci6n
como politico, dentro de una ideologia que tuvo por
base ciertas ideas expuestas, hace algunos afios, alia
por el 26 6 27, en un brillante articulo del maestro
del periodismo cubano, senior Wifredo Fernandez, que
si mal no recuerdo, titul6 "Jinetes a pie y fil6sofos
a caballo". Y estudiando ese articulo, recuerdo que
1l exponia su criterio, en cuanto a la necesidad de
seguir esa line de conduct cooperative, exponien-
do que un Gobierno constructive, moralizador, que
no daba indultos, que procuraba la mayor moralidad,
que ilevaba a los tribunales de justicia a los propios
funcionarios judiciales, merecia que fuese ayudado,
que se le prestase la cooperaci6n necesaria, eficiente y
desinteresada. Y efectivamente que desde este punto
de vista, necesariamente tenia que convenirse en que
asi debia procederse; pero al desaparecer gradual-
mente, tales virtudes, tocaba a los adversaries del Go-
bierno seguir distinto camino,'ya que si en el perio-
do constructive y moralizador merecia cooperaci6n,
al faltarle esas condiciones estaba de mis la cooperu-
ci6n adversaria, porque esto era lo 16gico. Aeerea
de este. extreme no quicro profundizar mns, sino sim-
plemente afirmarlo, como una causal de la situaci6n
creada, que mis tarde oblig6 a cplocarse a diversos
elements del propio Partido Conservador frente al
cooperativismo. Y este es el motivo principal de que
procedamos en forma distinta.
Si es cierto que un grupo de elements pertene-
cientes al Partido Conservador, en moments de des-
esperaci6n, o quiza obligados por determinados com-
promisos, o tal vez entusiasmados, al calor de sus
ideas, compartieron una revoluci6n, no puede en ma-
nera alguna sostenerse que la totalidad de los ele-
mentos pertenecientes al Partido han venido a la
Camara de Representantes a fomentar el espiritu re-
volucionario, a tal extreme, que quicn se empefiare
en ollo, el Ap6stol de esa idea que quisiese buscar pro-
s6litos, no los encontraria, ni en el campo del po-
pulismo ni en el Partido Liberal, ni dentro del Con-
servadorismo official. Y ya entrando en lo que cons-
tituye el concept de la oposici6n, efectivamente yo
comprendo que la opinion del senior Rey, en- relaci6n
con la vision que 61 tiene de la oposici6n, pued ser
una de las facetas del concept general de lo que es
oposici6n, de cse concept general que en el gabinete
del fil6sofo puede llegar a representar una rclaci6ni
con el Poder. La oposici6n es parte de ese mismo
Gobierno, y tanto la oposici6n como la mayoria, go-
biernan al pals, trayendo sus iniciativas el primero
y fiscalizandolas ]a segunda, estudidndolas, para ver
si son convenientes a los intercses pfiblicos y asi se
puede ver el dcsenvolvimiento normal del Gobierno
dentro de la sociedad.
En este moment, no cabe duda, tenemos que ver,
ya que so va a tratar de una nueva ley de impues-
tos, qui interests fundamentals pueden ser perjudi-
cados, qu6 intcrcses patri6ticos pueden traer irrepa-
rables dafios en el pueblo cubano; porque esta ley de
impuestos puede traer como consecuencia un mayor
ostado de pobreza para cada una de las industries cu-
banas. El senior Rey, definiendo el concept de la
oposici6n, decia que 6sta era fiscalizadora de los actors
del Gobierno.






DTARIO DE SESIONEIS DE LA 3AYMARA DE REPRES'ENTANTES 61


Finalmente, quiero aclarar que la mayoria siem-
pre, al referirse a la oposici6n,, se dirige a estos ban-
cos, en los que la oposici6n, en sus manifestaciones y
en sus ideas, esta vinculada en el grupo de los con-
servadores ortodoxos. Pero, en mi concept, nunca
estuvieron acertados en ello. Siempre crei que con-
juntamente con nosotros estarian los Conservadores
oficiales, que precisamente por ser Conservadores, por
tener la tradici6n Conservadora, por haber estado jun-
tos en las luchas, por habernos desenvuelto juntos a
traves del tiempo, en ellos tambi6n existia el fuego de
la oposici6n, el fuego del conservatism; porque si en
algfin moment pudo aparccor star apagada, podria
revivir la llama; y me felicito hoy, y me felicitarP
siempre de que se haya podido producir el motivo
para la cxpresi6n de cuil es la linca de conduct y
la mancra de sentir de esos correiigionarios nuestros
que ya se ve estan unidos a nosotros para scguir lu-
chando sicmpre, para poder seguir dcfendiendo jun-
tos aquellos viejos lemas y aquel viejo program, pa-
ra powder seguir manteniendo aquclos mismos prin-
cipios, para con el concurso del soiior Roy y de otras
personalidades de tanto mdrito y tanta valia como
61, podamos dar a Cuba nuevos esfuerzos que se tra-
ducirian en un mejoramiento social.
Efectivamcnte, sefiores Reprcsentantes, si nosotros
queremos examiner c6mo se ha desenvuelto y c6mo
surgi6 a la vida pdblica el Partido Conservador, tenc-
mos que analizar socio&6gicamente a trav6s del tiempo
su desenvolvimiento y arrancar dcsde su inicio, des-
de la 6poca anterior a nuestra guerra do indepcnden-
cia. Es una verdad perfectamente conocida que pa-
ra llevar a los hombres a una revoluei6n, es precise
estable"er la indisciplina social, es precise romper
esos lazos, esos nexos de respeto al Gobierno y a to-
das las instituciones; y esta labor fu6 necesario rea-
lizarla para que el pueblo cubano se dispusiera -por
lo menos una buena part de 61--a ir a la revoluci6n
que nos trajo la independencia; y esa labor se reali-
z6, y al pueblo cubano se le llevo a la indisciplina
para que pudiera ser revolucionario, porque si no so
]e hubiera llevado a ella, no hubiera podido ser re-
volucionario, porque la revoluci6n es el exponente de
la indisciplina. Y asi vino la revoluci6n; y la revo-
luci6n tuvo 6xito. Pero el 6xito de la revoluci6n no
restableci6 las normas de diseiplina; precisamente so
produjo el fen6meno contrario. Era l6gico: cuando
la revoluci6n triunf6, aquellos sentimientos que se
produjeron y que trajeron como consecuencia la re-
voluci6n, se sintieron mis robustecidos, y no habia
motivo alguno por el cual hubiera podido esperarse
que volviera a restableccrse aquella discipline ante-
tior. Y el pueblo cubano surgi6 a la vida rcpub'i-
cana indisciplinado. Y sin embargo, para la vida
del pueblo cubano, para la existencia de las institu-
clones republicans, era indispensable que el pueblo
cubano volviera a las normas de discipline.
Frente a Oste cuadro comenzaron nuestros desdi-
chados partidos politicos. Comenzaron por venir a
cada uno de los nfcleos de poblaci6n, elements que
estuvieron en el campo revolucionario, y alli, a tra-
v6s de una series de incidents y luchas, se formaron
los afectos, y tambien se formaron, si no los renco-
res, por lo menos la falta de compenetraci6n. El Co-
ronel A y el General B, que en el campo de la re-
voluci6n tuvieron' sus rencillas, vinieron al mismo pue-
blo de donde procedian; el Coronel A agrup6 a sus
amigos y el General B. a los suyos, y asi nacieron


los primeros nicleos de nuestros partidos politicos en
Cuba. Mis tarde, cuando vinieron a conformarso
nacionalmente estos partidos politicos, esos grupos se
fueron acumulando, y asi nacieron y se deseuvolvie-
ron ein nuestra vida piiblica nuestros partido, politi-
cos, que no estaban vinculados a un ideal, sino a to-
das esas pequefias pasiones aldeanas. Se miraba mis
al pasado que al porvenir; y estos intereses que mi-
raban al pasado mas que al porvenir y que tenian su
manifestaci6n mis elevada en el anhelo de llegar a
ocupar determinadas posiciones, trajo como conse-
cuencia una political do bajo vuelo y pequeia, politi-
ca que se tradujo en conmociones intestines en nues-
tro pais. Y frente a cste problema general de nues-
tra vida political, surgi6 ese Partido Conservador Na-
cional, que tuvo por lema no ir a la conquista del
Poder, sino disciplinary a los cubanos para que hi-
cieran la vida patri6tica, la vida national, a fin de
lograr establocer, de una manera firm, las institu-
(iones de nuestro pais. Y concurrieron a 61 numero-
sos elements de prestancia revolucionaria, los que
nomprendieron mis esta verdad: ]a necesidad gran-
do que habia de disciplinar al pueblo cubano.
De esta manera surgi6 el Partido Conservador; en
esta forma naci6 ol Partido Conservador y se deseu-
volvi6 en su primera epoca. Y tuvo la suerte do te-
ner acogida en el pais y powder ir realizando ]a labor
educativa, que es labor necesaria; csa labor educati-
;i,, diseiplinaria, que cs tan imprescindible, que sin
ella no se possible pensar que tengamos una RIepfbli-
ca quo pueda inmortalizarse a trav6s del tiempo, por-
que seguiriamos siendo los mismos, seguiriamos ex-
perimentando los mismos fen6menos que hemos expe-
rimentado en el pasado, porque la indisciplina llova
a la ij ,.1, a la revoluei6n y al individuo, a la tirania;
porque son los dos fen6menos que so produce con la
indisciplina: mientras la masa va a la algarada, el
individuo que surge de esa situaci6n va a la tirania.
Necesitamos seguir laborando, por tanto, en esa
misma obra educativa y para que esto suceda, natu-
ralmente que necesitamos que todos los que puedan
poner su grano de arena en esta labor no le resten
osn concurso a la obra. Para ello no solamente nece-
sitamos a los que con nosotros sienten, a los que con
iosotros estan agrupados en un partido politico, sino
que necesitamos que todos los cubanos se dispongan a
ello, y porque necesitamos tal cosales por lo que cree-
mos que extendiendo un poco mas nuestro concept
de la oposici6n y de la mayoria, o sea el de la mino-
ria y la mayoria, l!eguemos a hacer, alternativamente,
unas veces labor oposicionista, otras veces labor cons-
tructiva gubernamental, labor constructive national,
cuando es precise que esto se haga frente a necesidad
colectiva, la labor oposicionista que es ncesaria y tie-
ne que hacer todo cubano cada vez que sea realizan
actos que no estan de acuerdo con nuestra Constitu-
ci6n. Asi, deefa bien el senior Rey, y en esto me fei-
cito, al dirigirle una pregunta que tan atinadamente
contest el leader de la mayoria, diciendo que no trae-
ria jams un con'cepto cerrado sobre tal o cual parti-
cu!ar, sino que siempre cualquiera de ellos pudiera
ser modificado. Celebro que estas manifestaeiones
se hayan hecho, y celebro todavia mas que se tra-
duzean en hechos que nos convenzan de que hay bue-
nas intenciones; asi procede, porque esto nos ..,ii .i-
ce mis dentro del terreno de cubanos, para que poda-
mos de esta manera realizar la labor que indiscuti-
blemente tiene que realizarse; pero desdichadamente






DIARTO DR 8JIIONER_ DE TLA CAMARA D14 RFPRESENTAN'I'ES


no podemos decir que todas estas manifestaciones es-
tan de acuerdo con la realidad, por los actos que se
han realizado; los acuerdos que aqui se han traido, a
pesar de todos los esfuerzos hechos, a pesar de todas
las medidas puestas en prActica, a pesar de la buena
fe que se ha querido poner en ello no han tenido
6xito de. ninguna indole; quizA porque no hemos po-
dido, quiza porque no hemos sabido exponer nuestros
arguments con la debida claridad, y por ello no he-
mos podido convencer a nuestros contrincantes, aun-
que tal vez con un poco de buena voluntad por parte
de ellos, que dirigen la opinion de la mayoria de la
Camara, hubieran podido comprendernos y, unifica-
dos en el mismo anhelo, hubi6ramos podido desenvol-
ver los intereses de Cuba, que estAn por encima de
cualquier otro interns.


estos tributes a los alcoholes de fabricaci6n national
que se destinen a combustible, y el senior Hernandez
Leal no cree necesaria la enmienda.
SR. HERNANDEZ LEAL (MANUEL): El alcohol es
substitute de la gasoline en lo que se refiere a los
motors de autom6viles y a los motors fijos.
SR. MENDOZA (NSTOR) : El articulo lo que pre-
tende gravar es a los galones de gasoline, despues di-
ce: Se exceptian del pago de este impuesto... (con-
tinia leyendo).
Estoy, pues, conforme con el senior Hernandez
Leal; no es, pues, necesario que se formule la enmien-
da como indicaba el senior Echeverria, porque el al-
cohol no se grava sino en el caso que substituya a ]a
gasoline.


SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN) : Se va a dar lee- Sn. ECHEVERRIA (RAM6N): Yo retire la enmienda.
tura al articulo segundo.


(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vo-
taci6n.
(Silencio.)
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone
taci6n.
(Silencio.)
Aprobado.


a vo-


Vamos a tratar nuevamente del articulo primero
del Capitulo II en relaci6n con la gasoline. Se po-
ne a discusi6n. Hay una enmienda adicional.
(El official de actas lee) :
Enmienda a la ley de impuestos procedente del Senado
Capitulo II, Articulo I.-Cada gal6n de gasoline
o substitutes que se importen o produzcan en el pais,
pagar4 dos centavos como impuesto interior a mais
de los derechos que actualmente tribute.
Se exceptfia del pago de este impuesto el alcohol
de fabricaci6ni national.
Se impondra un impuesto de ocho centavos a cada
gal6n de kerosina o luz brillante, y echo centavos a
cada gal6n de tractorina o combustible para tracto-
res, que se imported o produzca en el pais.
Lo que se recaude por este aumento de derechos
ingresarh en el Tesoro de la Repfiblica.
Habana, Enero doce de mil novecientos treinta y
dos.
(F.) Manuel Herndndez Leal, Alfredo Barrero y
Arturo V. Alemdn.
SR. HERNANDEZ LEAL (MANUEL) : La palabra subs-
tituto, no se refiere a ningfin articulo que no sea de-
dicado a producci6n national.
Sn. ECHEVERRfA (RAM6N) : Esta es material de dis-
cusi6n, porque se relaciona con aquellos products
que sean derivados del petr6leo.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : El sefor Eche-
verria propone una enmienda eximiendo del pago de


SR. PRESIDENT (GUUAS INCLAN): Se pone a vota-
ci6n.
(Silencio.)
Aprobado.
SR. CRuz (AGUSTiN): He votado en contra del
impuesto de dos centavos al gal6n de gasoline, porque
ninguna de las razones que se han expuesto me han
convencido y consider que el aumentar dos centavos
en el impuesto al gal6n de gasoline, es abusive; bien
es verdad que se trata de obtener una mayor recau-
daci6n para el Estado, pero auri asi, lo creo exce-
sivo. Y quiero hacer constar en acta mi voto en con-
tra, por career que el proyecto de ley procedente del
Senado, inspirado por el doctor Manning, aumentaba
las recaudaciones del Estado, sin encarecer la ga-
solina.
'SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a una enmienda adicional.
(El official de actas lee) :
ENMIENDA
Se exceptuian del pago de este impuesto la gasoli-
na, naftas naturales que se produzean en el pais, asi
como toda clase de petr6leos extraidos del suelo na-
cional y sus derivados y subproductos.
Esta exenci6n sera mantenida mientras la produc-
ci6n national no alcance por lo menos un quince por
ciento del consume general del pais, y s61o pagari
mientras tanto lo que actualmente.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a dieciseis de Diciembre de mil novecientos treinta y
uno.
(F.) Santiago Rey, Ricardo Campos.
SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Sefior Presidente y se-
iiores Representantes: Como es muy important que
en Cuba haya una industrial national que pudiera ser
la del petr6leo, yo entiendo que en lugar del quince
por ciento se acuerde el treinta por ciento.
SR. REY (SANTIAGO): Estoy conforme.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): C6mo se distin-
gue una gasoline producida en el territorio national
de la producida en el extranjero? No hay posibili-
dad de que la Standard Oil descubra nuevos pozos de
petr6leo I
SR. TOMP (MANUEL) : No hay posibilidad de dis-
tinguirla.






DIARIO DE ISiESIONES DE LA CAMERA DE REPRES'ENTANTEIS 63


Se. PRESIDENT (GUIS INCLiN) : Se pone a vo-
taci6n. Los que esten conformes se servirin levan-
tar la mano.
(La mayoria de los senores Representantes asi lo
hace.)
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a
si6n1.


discu-


(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al Capitulo cuarto, articulo I.
"De los cigarrillos."
(El official de actas lo lee.)
Sn. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Sq va a dar lec-
tura a una enmienda sustitutiva.
(El official de actas lee) :
Los moments actuales, hay que convenir que no
son los oportunos para establccer aumentos en los im-
puestos, pues cl poder adquisitivo del pueblo en ge-
neral ha disminuido, y todas las industries estan al
borde de la quiebra.
La industrial cigarrera debido a diferentes causes,
esti atravesando desde hace afios una crisis profun-
da, obligando a muchos fabricantes a tener que aban-
donar sus negocios. Pero aun cuando estos aumein-
tos de impuestos no son oportunos, hay que convenir
ciertamente, que son necesarios establecerlos rpiida-
mente para aumentar las recaudaciones del Gobierno
y que oste pueda cumplir sus compromises de orden
interior y exterior. El moment, pues, es de sacri-
ficios, y los industriales, los comerciantes y el pueblo
en general estin en el deber de prestar esos servicios.
Por ello nuestra labor en estos moments es dificil
y debe de ser altamente juiciosa, pues al crear o au-
mentar cualquier impuesto no podemos establecerlo
tan oneroso que d6 al traste con la propia industrial
y que en vez de producer recaudaciones para el Esta-
do produzca la ruina de la industrial y por tanto la
nulidad del impuesto en el orden pr6ctico.
En el Senado de la Repfblica se estableei6 en el
Capitulo Cuarto, que trata de los cigarrillos, una mo-
dificaci6n al inciso "D" de la clase Cuarta del Ca-
pitulo Primero de la Ley de 29 de Enero de 1931,
cstableciendo:
"Que cada cajetilla que contenga hasta doce ciga-
rrillos destinados al consume interior, pagark uno y
un cuarto de centavo de peso, y hasta dieciseis p.a-
gara uno y dos tercios de centavos de peso."
Este aumento del impuesto es excesivo y hace im-
posible el desenvolvimiento normal de la industrial
cigarrera, pues obligaria a los comerciantes a tener
que romper el precio standard de la cajetilla en cin-
co centavos; por ello la enmienda que present tien-
de a salvar esos obst6iulos, tiende a evitar que por
lo menos en esta gravosa situaci6ni se varie el precio
standard de la cajetilla, porque variar ese precio e ir
a la ruina en estos moments es la misma cosa.


ENMIENDA
CAPITULO CUARTO
De los cigarrillos
ARTICULO I.-El inciso "D" de la Clase Cuarta
del Capitulo I de la Ley de 29 de Enero de 1931,
quedard modificado y vigente en esta forma:
"D".-Cada cajetilla que contenga hasta doce ci-
garrillos destinados al consume interior, pagari uno
y un octavo de centavo de peso, y hasta dieciseis,
pagarh uno y un medio centavo de peso.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los nueve dias del mes de Noviembre de mil nove-
cientos treinta y uno.
(F.) Salvador Garcia Ramos.
(Abandona la Presidencia el soior Guds Incldn y
la ocupa el senior Alliegro.)
Sn. RODRnGUEZ RAMIREZ (JUAN) : La Comisi6n de
Hacienda y Prcsupuestos acord6 aceptar el impues-
1o que sobre los cigarril.os habia acordado el 3ona-
do. Ese Cuerpo Colegislador csiableei6 para la caja
de doce cigarrillos, centavo y cuarto, y hasta dieciseis
"igarrillos, un centavo y dos tereios. En la (.', .1
posteriormente, se han presentado distintas enmien-
das, una por el -'!..,. Echeverria y otra per el senior
'rinidad y por el senior Garcia Ramos. Poniendose
de acuerdo los seoiores Garcia Ramos, Eheverria
y Trinidad, so. mantendria un criteria uniform y
podria aprobarse la enmienda como sustitutiva. La
caz6n que existe para el.o es que la cajetilla de ciga-
rrillos paga, conteniondo hasta diecis6is cigarrillos,
dos tercios de centavo y elevAindose a centavo y me-
dio se eleva el impuesto al duplo y el promedio del
fabricante de cigarrillos para vender la cajetilla de
cigarriilos, corrientemente, es de cinco centavos y la
diferencia de fraccion en el impuesto elevaria el pre-
cio en tal forma que imposibilitaria la venta del ei-
garrillo en esas condiciones. Como esta enmienda ha
-:ido estudiada por el leader de la mayoria y esta con-
forme con ella, y ademfs es just, me parece que la
petici6n que hacen los sefiores Trinidad, Echeverria
y Garcia Ramos debe.aceptarse.
SR. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO): En el discurso
de impugnaci6n del senior Alban6s, al proyesto de ley
de impuestos, anunciaba que habria algunos impues-
tos que no producirian nada al Estado cubano. Yo,
manteni6ndome dentro de la discipline del Comit6
Parlamentario Liberal, que acord6 votar el impues-
to, quiero de todos modos manifestar mi inconformi-
dad y sefialar que con este impuesto se terminarA on
forma definitive y ripida con la industrial del cigarro
en Cuba. A mi juicio, en lugar de aumentar la ie-
caudaci6n se producira una disminuci6n notable. Se
ccrrara el mayor nfimero de fibricas de eigarros en
]a Iabana. Es un aumento que duplica el impuesto
existente, aumento sin precedent en material de im-
puesto, por lo que trae aparejada la destrucci6n de
una industrial cubana, dejando en la mayor miseria a
obreros natives. Debemos pensar muoho en esta me-
dida, porque realmente me parece que se ha de pro-
ducir un efecto desastroso para la industrial cigarre-
ra. Para nadie es un secret que todas las f6bricas
de cigarros en la actualidad, estin perdiendo canti-
dades considerable de dinero y la mayoria no cubren
gastos, a pesar de que la material prima en la actua-
lidad estA a un' preclo excesivamente barato. Cuando






64 DIARIO DE SRSIONES DE LA OAMARA DE REPREHS ENTANTES


el tabaco cosechado en Cuba encuentre mejor precio
en el mercado, indudablemente que traerh una peor
situaci6n.a los fabricantes de cigarros, porque al su-
bir el precio de la material prima resultarA material-
mente impossible a los fabricantes pagar este nuevo
impuesto y como consecuencia cerrarin la mayoria.de
las fhbricas de cigarros. Los fabricantes tendrian
que defenders contra el obrero cubanio en el pago de
jornales y se producirian huelgas que no sabemos cui-
les serian sus resultados. Este impuesto es contrario
a todos los principios cientificos en material econ6mi-
ca. Quiero hacer constar estas manifestaciones por-
que me encuentro en una situaci6n especial, obligado
por un acuerdo del Comit6 Parlamentaiio de mi par-
tido a votar esa media, y sin embargo, quiero salvar
mi responsabilidad para el porvenir, haciendo las ob-
servaciones que me parecen justas para sefialar lo
quc ha de ocurrir.
Recuerdo que cuando se vot6 el presupuesto, dije
que antes de tres meses de su vigencia se haria nece-
sario un decreto reajustindolo y asi oeurri6. Ahora
les anuncio que ese impuesto durarh muy poco, que
tendra que ser modificado, o que no se recaudarh ab-
solutamente nada en favor del Estado, que sera con-
trario a los intereses de la Repiblica, y que produci-
rh ]a destrucei6n y la ruina de la industrial cigarrera
cubana, por la cual debemos velar todos, porque sal-
vo contadas excepciones, toda es cubana; y una Ca-
mara de Representantes cubana debe pensar much
lo que haga en ese sentido.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N): Una interrupci6n, con
la venia de S. S.
Yo tuve el honor de presentar a la consideraci6n de
la Chmara una enmienda al impuesto sobre los ciga-
rrillos en la cual se fijaba la cantidad de un centavo
y cuarto para cajetillas que contuvieran hasta dieci-
s6is cigarrillos; present esa enmienda fi ;I,.l,,1l...
en los mismos razonamientos expuestos por el senior
Nfifiez Portuondo. Estimo, como 61, que este impues-
to que hoy vamos a aprobar sera funesto.para el c es-
envolvimiento de ]a industrial cigarrera en Cuba; que
siendo tan graves los males que va a causar, me atre-
vo a augurar que dentro de muy breve tiempo esta
CAmara tendra que reunirse nuevamente para recon-
siderar dicho impuesto. Esta C6mara debe tomar en
consideraci6n que el aumento del impuesto de un
tercio a tres cuartos de centavo, aprobado hace un
afio tuvo la consecuencia de que el consume del ciga-
rro disminiuyera en un cuarenta por ciento, que diche
cantidad es tabaco menos que se consume en el terri-
torio national y que vamos a levar a la mIs absolute
miseria a los industriales del tabaco con tal impuest(e,
y que la situaci6n se agravard much mhs, porque
tengo la seguridad de que cuando se ponga en vigor,
estableciendo la dualidad de los doce y los diecis6is
cigarros, la venta del tabaco bajard por lo menos en
un veinte por ciento, que ser6 menos dinero que iri
a parar a manos de nuestros campesinos. Estimo que
este impuesto ser6 la ruina de la industrial cigarrera
en Cuba, y que lo que se recaude por 61 sera a expen-
sas de los obreros cubanos, porque los miseros jorna-
les que hoy se les pagan tendrAn que ser disminuidos
en' una escala realmente extraordinaria.
Como estimo, pues, que este impuesto, muy lejos de
aumentar la recaudaci6n, habri de disminuirla, por-
que el consume del cigarro comenzara a disminuir
asombrosamente, es por lo que present la enmienda


reduciendo el impuesto a uno y cuarto centavo, has-
ta diecis6is cigarros; pero como distinguidos compa-
fieros de esta Camara se han acercado a mi con una
enmienda contemporizadora, me he abstenido, para
aceptar la presentada por el senior Garcia Ramos; pe-
ro en la seguridad de que muy pronto la CAmara ten-
drh que volver sobre sus pasos.
SR. TRINIDAD (RAM6N) : Yo le ruego a nuestro
compafiero el senior Nuifiez Portuondo que me permi-
ta una breve interrupci6n, con la venia de la Presi-
dencia.
DespuBs de las razones expuestas por el senior N&-
fiez Portuondo y por el senior Echeverria, yo no ten-
go nada mAs que decir sobre este asunto. Verdade-
ramente, yo no puedo estar conforme, ni con esta en-
mienda ni con ninguna otra, porque desde que se vo16
el primer impuesto para el cigarro, la venta ha mer-
mado extraordinariamente, y lo natural seria no gra-
var mas el cigarro para no provocar la muerte de esta
industrial que es geniuinamente cubana. Pero, frente
a la realidad, yo no tengo mas remedio que aceptar
el impuesto y me decide por la enmienda que menos
dafio ocasiona.
SR. GARciA RAMOs (SALvADOR): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra
el senior Garcia Ramos.
SR. GARCIA RAMos (SALVADOR): Sefior Presidenle
y .. ,.,--. Representantes: Yo no soy tan pesimista
como el senior Nfifiez Portuondo, ni como el senior
Echeverria, aunque no dejo de comprender que los
moments actuales no son los mis oportunios para es-
tablecer aumento en los impuestos, pues el poder ad-
quisitivo del pueblo ha disminuido considerablemen-
te, y eso hace que el comercio y las industries est6n
atravesando una crisis horrible, una crisis espantosa.
La industrial cigarrera no es una excepci6n; la indus-
tria cigarrera atraviesa desde hace afios una crisis
profunda, agravada por el exceso de competencia que
han venido manteniendo. Nuestra labor, pues, al es-
tablecer un aumento de impuesto, debe de ser alta-
mente juiciosa, tenemos que tratar por todos los me-
dios a nuestro alcance, que ese aumento no sea tan
oneroso que d6 al traste con la propia industrial, que
en vez de producer una recaudaci6n brillante para el
Estado, con ese aumento de impuesto se produzca la
ruina de la industrial, y por tanto la nulidad del im-
puesto.
En la ley procedente del Senado se establece un
impuesto de uno y un cuarto de centavo a cada ca-
jetilla hasta doce cigarros, y de uno y dos tercios
de centavo a la cajetilla hasta diecis6is cigarros.
Cuando se cre6 el impuesto al cigarro para cubrir el
empr6stito de los treinta y cinco millones se oblig6 a
pagar a cada cajetilla de cigarros de diecis6is, un ter-
cio de centavo, y era obligatoria y finica la cajetilia
de ese niimero de eigarros, m6s tarde se suprimi6 el
tipo finico de cajetilla sin tocar el impuesto, pero fi-
j6ndolo hasta diecis6is cigarros, pudi6ndose poner me-
nor cantidad de los diecis6is con un sello y mayor
cantidad de los diecis6is con dos sellos. En Febrero
del corriente afio, la Ley de Emergencia Econ6mica,
aument6 el impuesto a tres cuartos de centavo, hasta
los diecis6is cigarros.
El aumento de impuesto que se pretend estable-
cer es excesivo, es realmente oneroso, y yo auguro que






DIARIO DE ISESIONES DE LA CA.MNARA DE REPRESENTANTES


si se acepta por esta Camara, ese aumento de impues-
to, ello obligara a los fabricantes de cigarros a te-
ner que romper el precio standard de la cajetilla de
cin'co centavos, y cuando se eleve el precio a seis o
siete centavos, vamos a observer este fen6meno, el
mercado habra de contraerse, la mayoria de los par-
ticulares, compraran picadura y papel para hacer
sus cigarrillos, las ventas habran de disminuir en un
cincuenta por ciento, y esto obligara a los fabricanites
de cigarros, no a cerrar sus fabricas, porque eso se-
ria impossible, pero si a tener que disminuir sus ope-
raciones en un cincuenta por ciento, a disminuir st
fabricaci6n en un cincuenta por ciento, y a disminuir
su personal en un cineuenta por ciento, y en defini-
tiva se producirian dos perjuicios esenciales: uno di-
rectamente al pueblo por la elevaci6n del preeio de
la cajetilla de cigarros, y otro al fisco, pues la recan-
daci6n habria de aminorar.
Esta enmienda mia, como lo dijo el senior Echevc-
rria, es una enmienda contemporizadora de los dis-
tintos criterios, a juicio de distintos duefos de fabri-
cas de cigarros de la Iabana, y a juicio del propio
Ram6n Trinidad, distinguido miembro de esta Cama-
ra y uno de nuestros grandes fabricantes de cigarros;
esta enmienda va a evitar la ruptura del precio
standard, va a permitir por tanto que continue ven-
dicndose la cajetilla de cigarros en cinco centavos,
pero de no aceptarse esta enmienda, entonces si es
verdad que se produciria el fen6meno de que hablaba
el senior Niniez Portuondo.
Yo tengo la esperanza de que esta enmienda sen-
cilla, si se acepta, habra de dar el resultado que yo
auguro; las fabricas de cigarros no cerrarAn sus puer-
tas, ni habra n'ecesidad de despedir a ninguno de sus
obreros.
SR. PINO (GUSTAvo) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra
su sefioria.
Sn. PINO (GUSTAVO) : No se ocultarh a los miem-
bros de esta Camara que los efectos de este impues-
to va a traer aparejado el agravar la crisis de la
industrial del cigarro, porque el consume habra de
disminuir, y como consecuencia de ello, gran niimero
de cubanos que libran su sustento merced a la elabo-
raci6n de este product, van a ser compelidos a cesar
en el trabajo, yendo a engrosar las huestes de ele-
mentos desocupados y a contribuir a que la miseria
se arraigue donde aun hoy, por suerte, se mantiene
alejada.
La recaudaci6n no significa nada, y el suprimir es-
te impuesto no seria ningfin sacrificio, porque lo que
habra de legar a rendir no ser cantidad apreciable,
y no compensaria la imposici6n del impuesto los per-
juicios tremendous que acarrearia a esta industrial emi-
nentemente cubana.
Nosotros, lejos de contribuir en la forma en que
creemos hacerlo, lo que vamos es a destruir esa in-
dustria, y a lo que deberiamos propender es a garan-
tizar y a buscar que la mayor parte del ingreso que
se pretend obtener se obtenga por virtud del ma-
yor consume; deberiamos elevar los derechos arance-
larios en relaci6n con el tabaco y el cigarrillo extran-
jero quo vienen a invadir a este mercado, que es, por
excelencia, productor de tabaco. Aqui se consiente
que entire gran cantidad de cigarro extranjero, que


viene a envenenar al pueblo que lo paga, y que 1o
paga caro, en detrimento de la industrial cubana.
Estimo que en atenci6n a Jo consignado, en aten-
ci6n a que una parte del product de este empr6sti-
to se va a dedicar al sostonimiento de la Comisi6n
National de Propaganda para la Defensa del Tabaco,
comisi6n que en realidad, hasta ahora, poco ha podi-
do hacer en beneficio del tabaco cubano cuya expor-
taci6n merma continuamente, lo que entire otras cosas
demuestra que la Comisi6n ha fracasado y deberiamos
suprimirla. Creo que debemos meditar este asunto.
Es necesario que antes de acordar la aprobaci6n de
este impuesto pesemos de un lado los beneficios que
va a producer al Erario pliblico y del otro los per-
juicios que va a producer al pais.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Yo quiero ex-
plicar al senior Pino y a mis compafieros todos de la
Chmara, c6mo surgi6 este impuesto de los cigarrillos.
En el Mensaje Presidencial se establecia un solo tipo
de doce cigarros en cada cajetilla, estableci6ndose
para ello medio centavo; pero luego me encontr5 con
que habia muchas fAbricas de cigarros que no fabri-
caban cajetillas de doce cigarros, sino de dieciseis, y
fu6 entonces cuando se pens6 en el impuesto para las
cajetillas de diecis6is cigarros, a solicitud de las pro-
pias fdbricas cubanas, y el Senado, que,escuch6 a to-
dos los fabricantes, quiso inspirarse y se inspir6 a mi
juicio en un criteria just y equitativo, y fu6 enton-
ces cuando se le puso a la caja de doce cigarrillos el
impuesto de un cuarto de centavo, y a la de diecis6is
cigarrillos, de dos tercios de centavo; ahora viene
a la Cimara el proyecto; esta quiere mostrar un po-
co de benevolencia con el impuesto y yo, siguiendo
la corriente de la Camara, que lo con'sidera favora-
ble, e interpretando los deseos del jefe de la mayoria
Liberal-Popular, se rebaja el impuesto de uno y dos
tercios a uno y medio. No es possible que se suprima
este impuesto como algunos compafieros estiman que
debe hacerse, hemos visto c6mo hemos gravado esta
noche algunos articulos, hay necesidad, pues, de es-
tableeer impuestos, I qu6 razones hay para que no se
puedan establecer sobre los cigarrillos? Por esta ra-
z6n yo me permit rogar a la C6mara que apruebe el
impuesto sobre el cigarrillo.
Sn. DEL PRADO (FELIX) : La hora es avanzada, el
cansanicio que se nota en todos los sefiores Represen-
tantes es ostensible; muchos de los sefiores Represen-
tantes estin descansando en los pasillos y estamos
dando la sensaei6n de que en el hemicielo de la Cima-
ra no hay quorum.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): S. S. propone que
se made a llamar a los sefiores Representantes que
se encuentran descansando
SR. DEL PRADO (FIiTX) : No, senior; lo que pro-
pongo es que los que estamos aqui vayamos a des-
cansar junto con los que se encuentran descansando
en los pasillos. Pido, pues, la suspension del debate.
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Yo suplico al se-
fior del Prado que retire esta proposici6n. La casi
totalidad de los compafieros estamos aqui esperando
que se terminen de discutir y aprobar estas leyes pa-
ra ir a nuestras provincias para alli efectuar dife-
rentes labores.
SR. DEL PRADO (FiLIX) : AdemAs de todas las con-
sideraciones que aqui se han expuesto tambicn se ha
dicho que el cigarrillo, o mejor dicho el tabaco, no


~-- --~- -- I-
- --


1 65


--






66 DIARIO DE ;SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


es un articulo de primera necesidad y que el impues-
to a los cigarros esta perfectamente justificado; yo,
por el contrario, estimo que no s6lo son articulos de
primera necesidad aquellos articulos que se utilizan
para satisfacer una necesidad organica e indispensa-
ble, sino que estimo que articulos de primera nece-
sidad son tambi6n aquellos que ayudan o mejor dicho
sirven al pueblo para lograr la subsistencia, que con-
tribuyeri a dar vitalidad a la Naci6n. Como quiera
que yo estimo que este asunto es de much importan-
cia, es por lo que yo deseo que sea tratado aqui ent
este hemiciclo con un qudrum ostensible, no con un
quorum que se duda de su existencia, es por eso por
lo que yo pido la suspension del debate, aunque no
tengo empefio en que 6ste se suspend, asi como tam-
poco dudo de que no hay qudrum en la Cimara.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo no acabo de en'ten-
der bien al compafiero senior del Prado. Si se acce-
de a lo que 41 solicita y que 61 estima que es conve-
niente, entonces 61 no pide la suspension del debate;
si no se accede a lo que 61 solicita, entonces 61 estima
que debe suspenders el debate. Yo estimo que la
Camara debe seguir debatiendo este asunto como lo
estf haciendo hasta darle cima.
SR. DEL PRADO (F]LIX) : Yo lamento que el leader
de la mayoria no haya interpretado bienr mis pala-
bras. Yo estoy diciendo que estimo que el tabaco en
general es un articulo de primera necesidad desde el
punto de vista que yo lo analizo; y si hay otros ar-
ticulos que se le eximen de ciertos tributes, por esas
mismas razones es por lo que entiendo que no debe
ponersele impuesto al tabaco. Es por estas razones
por las que deseo, para poder ratificar mi criteria,
para que mi conciencia quede tranquila, es por lo
que deseo, repito, que haya una verdadera y riutri-
da concurrencia de sefiores Representantes en el he-
micielo; pero eso no quiere decir en modo alguno que
yo ponga como condici6n que la Cimara atempere
su criterio al mio.
Yo habia hecho la petici6n de suspension del deba-
te, y yo creo que en esto el senior Urquiaga debe es-
tar de acuerdo conmigo, porque para discutir un
precepto de esta naturaleza debe haber la mayor con-
currericia de sefiores Representantes.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La proposici6n de
suspension del debate debe estar apoyada por dos
sefiores Representantes.
(Dos seiores Representantes apoyan la proposwi6n
del se~or del Prado.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n.
SR. DEL PRADO (FELIX): Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a votaci6n
nominal la proposici6n incidental de suspension del
debate. Los que est6n de acuerdo votaran que si; los
contraries votaran que no.
(Se efectia la votaci6n.)
(Al terminarse la votaci6n abandona la Presiden-
cia el senor Alliegro y la ocupa el sefor Guas Incldn.)
SR. PRESIDENTE (Guks INCLIN) : ~Falta algin se-
fior Representante por votar?
(Silencio.)
Han coritestado a la lista setenta y un sefiores Re-
presentantes; sesenta y nueve en contra y dos a favor.


(Votaron en contra los sefiores: Acosta, Albuerne,
Alemdn, Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera,
Anglada, Aragon6s, Arcocha, V. de Armas, A. Barre-
ro, 0. Barrero, Beltr4n, Blanco, Bosch, Bover, Bravo,
Swurez, Campos Martinez, Candia, Carrillo, Castelvi,
Cisneros, Diaz Valdes, Echeverria, Egwilior, Finales,
Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gon-
zdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guas Incldn, Haedo,
Herndndez Leal, Hirzel, Le6n, Lombard, Ldpez Mo-
rales, Madrid, Menci6, M6ndez, N. Mendoza, M. Men-
doza, Mola, Nitiez Portuondo, de Para, Parodi, Peia,
Piedra, G. Pino, E. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodri-
guez Ramirez, Rwiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Santa
Cruz, Tome, Trinidad, Trujillo, Urquiaga, Villal6n,
Zorrilla, Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores Albanes y del Prado.)
Queda rechazada la suspension del debate; conti-
nfia la sesi6n.
Se va a dar lecture a una enmienda adicional.
(El official de actas lee):
Enmienda adicional al-Articulo primero del Capitu-
lo IV, sobre cigarrillos, del dictamen de la Comisi6n
de Hacienda y Presupuestos
El cigarrillo extranjero pagard, ademAs de los de-
rechos arancelarios porque actualmente tribute, un
impuesto de veinticinco centavos de peso por cada
cajetilla que contenga no mds de veinte cigarrillos.
Los importadores o detallistas que tuvieren al pro-
mulgarse esta ley existencia de cigarros extranjeros
haran una declaraci6n jurada de los mismos y abona-
ran al fisco las cantidades correspondientes.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) Aquilino. Lombard.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n. Tiene la palabra el senior Echeverria.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Sefior Presidente y se-
nores Representantes: Los cigarrillos extranjeros es-
tdn gravados en Cuba con un trescientos por ciento
de su valor y estimo que es exagerado aumentarlo con
an impuesto de consume, de lo que resultaria un im-
puesto tan elevado que seria ridicule. Pudiera con-
siderarse esta media como una agresi6n a naciones
que tienen con nostros tratados comerciales vigentes,
aparte de que esta resoluci6n serviria para fomentar
el contraband. Yo, por el contrario, propondria que
se le fijara el cien por ciento de su precio, lo que se-
ria suficiente para proteger nuestra industrial del
cigarro.
SR. DEL PRADO (FiLIX) : Para decir brevemente
a la Cimara que estoy de acuerdo con el impuesto
como se pretend, porque necesitamos proteger el ci-
garro cubano, a esa industrial netamente cubana del
tabaco, a la eual le hemos fijado ya un impuesto que
yo estimo abusive y no veo por qu6 motive no se le
fije un tribute fuerte al cigarro que viene a competir
con el cubano, y muy especialmente porque precede
de una naci6n que ha tratado con injusticia a nues-
tro principal product: el azficar.
SR. REY (SANTIAGO) : Acabo de mandar a buscar
una caja de cigarros americanos, con sello, y me ha
costado seserita centavos.






DIAiRIO DE SESIONEIS DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 67


Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : El senior Rey y
todo el mundo sabe aqui d6nde se vendenr, sin sellos,
a treinta centavos, porque son cigarros traidos de con-
trabando.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Por las razones ex-
puestas, ruego a la Cimara que apruebe el precepto
que se esta discutiendo.
Sa. ALBANES (WIFREDO).: Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Yo no soy opuesto a que se
le ponga un tribute mIs o menos alto al cigarrillo
extranjero, pero lo que si me permit llamar la ateii-
ci6n a la Cdmara es que no me parece que sea un
buen medio de legislar imponer contribuciones de es-
ta manera. El product extranjero, despu6s que pa-
ga derechos araneelarios, debe considerarse como mer-
cancia cubana. Cuando se quiera elevar los derechos
debe hacerse mediante modificaei6n de los aranceles
y en la forma que se pretend, se va a eritorpecer la
ley arancelaria al extreme de no saberse cuAnto debe
pagar esta mercancia, esto es, el cigarro extranjero,
y a cada moment se van a presentar reclamaciones.
Me tomo la libertad de llamar la atenci6n de la Ca-
mara respect de estos extremes.
SR. RODRIGUEZ RAMfREZ (JUAN): Ruego a la CA-
mara se sirva aprobar la enmienda que se dispute,
porque entire los dos criterios, sin duda alguna, es el
mis proteccionista para los interests del obrero cuba-
n'o, pues al hacer totalmente prohibitive la venta de
esq cigarros, se facility la venta del product na-
cional.
SR. PINO (GUSTAVO): No debemos legislar para
que se produzcan fraudes.
SR. RoDRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Hay dos crite-
rios, uno el que se haga prohibitive el uso del eiga-
rro americano y otro que consider que se le da una
protecci6n exagerada a la producci6n national y en-
tre ambos, opto por aquel que facility que tome im-
pulso la producci6n national y por eso, sin que esta
enmienda pueda retirarla, porque es de mi compafie-
ro el sefior Lombard, que se enicuentra ausente del
sal6n, la mantengo.
SR. VMENDOZA (NiSTOR) : Me opongo a la enmien-
da, por considerarla perjudicial ya que no habrA de
ingresar mayor suma aduanal por este concept, en el
Tesoro Nacional. Ya de por si es prohibitive el pre-
cio del cigarro americano, que yo fumo, pero com-
prendo que no todo el mundo puede pagar setenta
centavos por una cajetilla. Por cinco centavos, en
Cuba se compran diecis6is cigarrillos y esto result
mas practice para la mayoria que no gastarse seten-
ta centavos por los cigarros americanos, con sello, y
treinta sin 6l, esto es, de los que entran de contra-
bando. Ademhs, por algo el distinguido compafiero
F6lix del Prado dijo que no era just que al cigarro
cubano se le fijaran impuestos y no al americano.
Yo quiero aclararle al senior del Prado que siendo
uri impuesto de consume interior, lo mismo ha-
bia de pagarlo el americano que el cubano. De mo-
do que es un impuesto interior que pagard uno y
otro. Por tanto, me opongo a la enmienda, porque
va a resultar una agresi6n por part del Congreso cu-
bano contra un'a naci6n amiga, sin resultado practice
ni beneficio alguno.
SR. MENDOZA (M~ARIO): Yo tambi6n quiero opo-
nerme a le enmienda, pero no con discurso, sino pi-
diendo a la Presidencia que la votaci6n se haga de


manera diferente, o sea poniendose de pie, efectiva-
mente, los que esten conformes con la enmienda, y
queddndose sentados los que no lo esten.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vo-
taci6n la enmienda. Los que esten de acuerdo con
ella se servirin ponerse efectivamente de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes perma-
nece sentada.)
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
Articulo finico: El Apartado B del Articulo I de
la ley de Julio de 192.8, se adiciona con el pdrrafo si-
guiente: Este impuesto solamente se cobrara, cuan-
do exceda de cuatrocientos el numero de eigarrillos
que importa cada pasajero para su consume perso-
nal, cuyos cuatrocientos eigarrillos quedan exentos de
toda clase de impuestos y derechos.
(F.) Emilio Ndfiez Portuovndo.
SR. NJUEZ PORTUONDO (EMIIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. NfNEZ PORTUONDO (EMIIo) : Yo voy a ex-
plicar a la Camara, brevemente, el motive de esta en-
mienda.
Por virtud de un precepto aran'celario, todo el tu-
rista o el viajero que venga a Cuba, tiene derecho a
importar hasta cuatrocientos cigarrillos para su uso
personal, eomo ocurre en los Estados Unidos, donde
los viajeros pueden llevar hasta cuarenta y nueve
tabacos y una rueda de cigarrillos. Pero result, se-
lior Presidente y sefiores Representantes, que por vir-
tud de la ley 6sta a que yo me vengo refiriendo, que
sefiala un impuesto a los cigarrillos extranjeros, se
esta dando el caso siguiente: el turista llega al Con-
sulado de Cuba y pregunta hasta cuantos eigarrillos
tiene derecho a traer; alli se le dice que hasta cuatro-
cientos cigarrillos, y luego aqui y esto todos nos-
otros lo hemos presenciado en los barcos los inspec-
tores registran al turista, lo "cachean", y si le en-
cuentran cigarros que por virtud de una ley existen-
te tiene derecho a traer, lo obligan a pagar el im-
puesto. Esto, a mas de constituir una tremeinda in-
justicia, puede provocar que los demAs paises tomen
medidas tambi6n en el sentido de evitar que los que
vayan de Cuba puedan ilevar la rueda de cigarros
y los cuarenta y nueve tabacos a que tienen derecho.
En ese sentido, yo lo que quiero es que se aclare
el precepto en el sentido de que hasta cuatrocientos
eigarrillos puede traer el viajero sin pagar derechos.
SR. REY (SANTIAGO) : Para rogar que en la en-
mienida en vez de deeirse "cigarros", se diga "ciga-
rrillos'".
SR. NjREZ PORTUONDO) : Yo lo acepto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vo-
taci6n la enmienda.
(Silencio).
Aprobada.






68 DIARIO DE SESIONBS DE LA CAMERA DE REPRBSENTANTES


Se va a dar lectura al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : A discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Hay una enmienda adicional del Sr. Pedro Blanco.
,Se le va a dar lectura.
(El official de actas lee):
Enmienda adicional al Articulo II del Capitulo IV
del dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos
No obstante, el fabricante que ya hubiere usado el
ochenta por ciento de los sellos que le perten'ecen, se
le permitirh adquirir los sellos del nuevo impuesto
antes del vencimiento de los treinta.dias.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los diebisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) Pedro Blanco, C. Urquiaga'y J. Rodriguez
Ramirez.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
Enmienda adicional al Articulo III del Capitulo IV
del dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos
Se agregarA despu6s de las palabras "el cinco por
ciento de lo que se recaude por esta ley sobre el ca-
fe", lo siguiente: "y el cinco por ciento de lo que se
recaude del aumento que se hace sobre el impuesto
a los cigarrillos."
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
,vecientos treinta y uno.
(F.) C. Urquiaga y J. Rodriguez Ramirez.
Sn. ALBANES (WIFREDO): Pido la palabra en
contra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. ALBANIS (WIFREDO) : Sefior Presidente y se-
fores Representantes: No me parece tampoco que
sea una adecuada manera de legislar el que se vaya
creando peculio propio para determinadas institucio-
nes; eso trae como consecuencia que mientras unas
instituciones puedan llegar a tener un peculio rico,
otras, en cambio, se encuentren en la indigencia, crean-
do esto una series de dificultades al Estado, agravan-
do afin mAs toda la situaci6n. Por lo que estimo que
esto viene a complicarla aun mas. Por lodo esto,
solicit que sea rechazado este articulo.


SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Para expresar
que estoy muy de acuerdo, y que abundo con ese
mismo criteria, en el sentido que expresa la enmien-
da que ha preseritado el senior Rodriguez Ramirez,
pero en vez de reducir al cinco por ciento debe ser
en cambio aumentada a virtud de esta ley en un diez
por ciento. La agriculture est6 totalmente abando-
nada en Cuba, la Estaci6n Experimental de Santiago
de las Vegas esti prhcticamente -inactiva, se encuen-
tra completamente desatendida. Alli se construyeron
unos laboratories para la fabricaci6n del suero contra
la pintadilla, y despues de hechos todos estos edificios,
result que no hay la dotaci6n suficiente para la ela-
boraei6n del suero; las vacunas no se pueden hoy re-
partir gratuitamente en la cantidad necesaria porque
no hay dinero para hacerla. Si nosotros vamos a au-
mentar los ingresos del Presupuesto con este produc-
to, debemos dedicar la mayor part que podamos al
sostenimiento de esa instituci6n tan esencial al afian-
zamiento de nuestra riqueza agricola. Yo rogaria que
esta enmienda que he presentado ahora, fuera apro-
bada.
SR. RODRIGTEZ RAMIREZ (JUAN): Esta enmienda
no hace nada mas que afectar el mismo cinco por
ciento que aprob6 el Senado. Yo quiero informal al
senior Ramirez de Le6n que ya el Senado aprob6 este
cinco por ciento para el libro del tabaco.

SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Pues yo debo in-
formarle al senior Rodriguez Ramirez y a toda la C-
mara que todo el que viaja viene quejindose dfo
poco efectivo que result este, pues a pesar de t .s
los esfuerzos que se han hecho aiin se falsea el l
ducto cubano.
Sn. ALBANES (WIFREDO) : Yo he oido con much
atenci6n toda la discusi6n alrededor de esta mate-
ria, pero quiero significar, para que se compren-
da bien cual es mi criteria, que no me opongo a que
las granjas escuelas tengan una consignaci6n amplia;
lo veo con much gusto; tampoco me opongo, como es
natural, y lo veo con much gusto tambi6n, que se
proteja o que se le den todas las facilidades del caso
a la Secretaria de Agricultura, yo a lo que me opon-
go, y esto ha de comprenderlo perfectamente la Ci-
mara, es a que se screen estos peculios, a que esto, o
mejor dicho a que unos tengan un peculio rico y
otros pobre, porque de esa manera no se sabe lo que
el Estado gasta; de esa manera se complica la admi-
nistraci6n enormemente; me refiero a estos peculios
que cada una de estas instituciones oficiales va te-
niendo a virtud de las disposiciones que vamos die-
tando.
Sn. ECHEVERRIA (RAM6N): Yo creo, sefiores Re-
presentantes, que de todo lo que hemos aprobado lo
menos malo seria el dotar pr6digamente a-la Secreta-
ria de Agricultura. La labor que esta desarrollando
esa Secretaria, con el pequefiisimo presupuesto que
tiene consignado, es tan beneficiosa al pais que esta
Camara bajo ningfn concept debe restarle este pe-
quefio refuerzo que vendria a beneficiary el funciona-
miento de las Granjas Escuelas.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): SSe pone a vo-
taci6n la enmienda en la forma en que ha sido mo-
dificada.
(Silencio.)
Aprobada.


~&., V l.a






DIARIO DE iSESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 69
, .'v


Se va a dar lectura al Articulo primero del Capitu-
lo quinto. "De los derechos consulares."
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Se va a dar lec-
tura a una enmienda sustitutiva del senior Urquiaga.
(El official de actas lee):
Enmienda sustitutiva al Articulo I del Capitulo V
del dictamen de la Comisi6n de Hacienda
y Presupuestos
"El Articulo 21 del Arancel Consular, tal como lo
modific6 el Articulo I del Capitulo V11I de la Ley
de 2 de Enero de 1931, quedard redactado asi y vi-
gente en esta forma:
"Articulo XXI.-Las facturas del comercio de im-
portaci6n, bieii sean certificadas por los agents con-
sulares de la Rep-iblica en los casos que correspondan,
o bien sin certificar en aquellos otros en que proce-
dan dichos documents de lugares donde no haya ofi-
cina consular cubana ni ninguna otra que no est6
autorizada para ello, pagardni el cinco por ciento de
su valor, de acuerdo 6ste con las disposiciones que re-
gulen la material. Este impuesto no sera aplicable al
-papel que se imported para la impresi6n de peri6dicos
y revistas, siempre que los mismos lo reciban direc-
tamente.
"Se exceptian de este impuesto los products me-
dicinales o farmaceuticos, fabricados con fines tera-
p6uticos, antitoxinas, vacunas, virus, sueros, bacteri-
nas, antibacterinas, comprendidos en la partida 100,
letra (C) del vigente Arancel de Aduana, por cuyas
facturas abonaran solaitente el dos por ciento de su
valor."
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) C. Urquiaga, E. Niuez Portuondo y Ramon
de Le6n.
SR. NjNREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GU-S INCLAN): La tiene S. S.
Sa. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO): Voy a explicar,
senior Presidente y sefiores Representantes, la enmien-
da que ha sido objeto de discusi6n y que se refiere
a products medicinales. Los products medicinales
a que hace relaci6n ese precepto, en el vigente arancel
de Aduana no pagan absolutamente nada, y es muy
sencilla la explicaci6n: son products que durante un
espacio de tiempo nada mds tienen eficacia y que des-
pu6s se devuelven a las casas productoras y los cam-
bian por otros, y como su objetivo es facilitar la cura-
ci6n de los enfermos, en los aranceles no pagan nada,
pagan solamente el dos por ciento de las facturas con-
sulares, y la situaci6n que se present es la siguiente:
Si se aumenta el cinco por ciento tambi6n' en ese
sentido se esti burlando el precepto arancelario que
los exime totalmente de derechos de Aduana, y en-
tonces se convertirian en un quince por ciento o en
un veinte por ciento, porque como se tendrian que de-
volver cuando transcurriera determinado tiempo, co-
mo tendrian que pagar otra vez el quince por ciento
de la factura consular se imposibilitaria naturalmen-
te la importaci6n de esos products que sirven para
curar. Por ejemplo, los sueros contra la parAlisis in-


fantil, contra la difteria, que se traen en pequefias
cantidades y es materialmente impossible que paguen
el cinco por ciento de derecho en las facturas con-
sulares.
Por esa raz6n el Comit6 Parlamentario Liberal,
viendo que no pagaban nada en la actualidad como
derecho arancelario, acept6 que paguen el dos por
eiento en las facturas consulares estas medicines.
SR. ALBANIS (WIFREDO) : Yo creo que el Estado
en su legislaci6n debe estar siempre dentro de una
norma moral, porque aqui nosotros nos encontramos
con un caso que realmente no es moral; porque no
es moral que un individuo, que una persona natural
o juridica, cobre por un' servicio que no presta, por-
que es 16gico que no tiene derecho a percibir retribu-
ci6n alguna cuando no ha prestado un servicio, y sin
embargo, el servicio que se presta por nuestros Agen-
tes Consulares tiene una cantidad sefialada en nues-
tra legislaei6n.
En este precepto legal se viene a establecer el pa-
go de esos servicios para los casos en que no haya
Agentes Consulares, y result que en los casos en que
no se haya prestado el servicio no se debe percibir la
cantidad sefialada. Por cuyo motive yo me opongo
a la aprobaci6n de este precepto.
SR. RODRIGUEZ CREMA (ALEJANDRO I): Para opo-
nerme a esta proposici6n. Nosotros estamos variando
nuestra legislaci6n de manera festinada, sin darnos
cuenta de los perjuicios extraordinarios que estamos
oeasionando al comercio importador, que es una en-
tidad muy respectable, y'que presta un positive bene-
ficio a la Naci6n.
Antes de la aprobaci6n de la Ley de Emergencia
Econ6mica tenia establecido un impuesto de uno y
cuarto por ciento, y con la aprobaci6n de la Ley de
Emergencia Econ6mica ese impuesto se elev6 a un
dos por eiento, y si ahora aumentamos nuevamente
ese impuesto con un cinco por ciento resultarhn real-.
mente impuestos prohibitivos, por lo cual yo me opon-
go a su aprobaci6n, porque va a ser prohibitive la
importaci6n en moments en que hay gran crisis.
SR. MENDOZA (NEsTOR) : Para recordarle al senior
Rodriguez Ramirez y al leader de la mayoria, que
el Comit6 Parlamentario Liberal acord6 en este Ca-
pitulo, tomar como base la ponencia de la Comisi6n
de Aranceles, que es distinta a la que se le ha dado
lecture. Hoy result excesivamente gravada la mer-
cancia en un dos por ciento, y aumentarla al tres es
un aumerto de consideraci6n, y no hay raz6n para
que se aumente hasta el cineo por ciento.
SR. NOr Ez PORTUONDO (EMILO) : Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: Efectivamente, en cl
dictamen de la Comisi6n de Aranceles e Impuestos,
de que tuve el honor de ser ponente, propuse que se
rebajaran los derechos de las facturas consulares, en
lugar del cinco por ciento, un' tres por ciento, y des-
pu6s cuando se me habl6 do mantener el cinco por
ciento, no present inconvenient. El motive de va-
riar la factura consular, consist en tratar de rela-
cionar en cualquier moment el aumento de muchos
de esos products, que no tienen aplicaci6n practice,
porque en realidad, Cuba ha concertado muchos tra-
tados, concedi6ndole preferencia a products de pai-
ses que mantienen con nosotros relaciones, y de no
cumplir ese tratado, se estableceria una reclamaci6n,
pero no subiendo los derechos araneelarios, no se vio-







70 DIARIO DE *.E"U IuNES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


la el tratado. Existen algunos paises que hadr ele-
vado las facturas consulares al diez por ciento, por-
que en este moment de crisis econ6mica se sabe que
se importa nada mas que lo necesario, aquello que no
puede dejarse de importer, y por tanto, cualquier
aumento en ese sentido no disminuiria la importaci6n
y por esa raz6n no hay n'ingin peligro de que dis-
minuya la importaci6n. En Cuba nada mas que se
estin importando los articulos de primera necesidad,
y el Estado, tratando de aumentar su recaudaci6n en
esas condiciones, es por lo que eleva al cinco por
ciento los derechos de factura consular, sin que por
eso deje de cumplir exactamente los tratados exis-
tentes.
Sn. RODRfGUEZ CREMt (ALEJANDRO 1.): Pero es
que es un aumento double.
Sn. NWIEZ PoRTUONDO (EMunio) : En la parte del
uno y medio por ciento nada mas se le dan facul-
tades al Poder Ejecutivo para trasladar a la Adua-
na el cobro del uno y medio por ciento, habiendose
hecho un cilculo de cuAntas veces la mercancia cam-
bia de duefio y de cuantas veces se cobrarA el uno y
medio por ciento, porque si esto fuera una sola vez,
el Estado perderia muchos ingresos. Segdin ese calcu-
lo, el Estado percibiria un diez por ciento.


SR. MENDOZA (NSTOR) : Yo quisiera que el senior
Rodriguez Ramirez me informara si el Comit6 Par-
lamentario no habia acordado traer la ponencia de la
Comisi6n de Aranceles e Impuestos, en lugar de la
de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en este
caso.
SR. RODRnGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para informar
que la enmienda que se poine a votaci6n es esa pre-
cisamente.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se pone a vo-
taci6n la enmienda.
(Silencio.)
Aprobada.
(Hacen co-star sus votos en contra los seiores Al-
bands, Rodriguez Crem6 y del Prado.)
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : A discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.


SR. RODRfGUEZ CREMP (ALEJANDRO 1.): De esa (Los s'eores Albanes, Rodriguez Crem6 y del Pra-
manera se aumenta el double el impuesto. do hacen co-star su voto en contra.)


SR. NOtEZ PORTUONDO (EMILIO): A lo sumo el
uno y medio podrk convertirse en un cuatro y medio
por ciento. Tambi6n tiene de ventaja la cobranza del
impuesto por la Aduana, que el comerciante se ve li-
bre de la visit de los Inspectores del uno y medio
por ciento, que constitute para ellos una molestia,
una verdadera pcsadilla y se libran de multas, que a
veces consideran injustas.
SR. RODRiGUEZ CREME (ALEJANDRO 1.): El au-
mento pasaria del cuatro y medio por ciento que se-
fiala el Sr. Nfifez Portuondo. Y yo aseguro que pasa-
ria del site y medio por ciento.
SR. NOREZ PORTUONDO (EMILIO) : En ningfn mo-
mento.
SR. RODRIGUEZ CREME (ALEJANDRO I.): Dada la
manipulaci6n que sufre la mercancia desde que entra
por la Aduana hasta que llega al consumidor, pagan-
do el impuesto del uno y medio por cada operaci6n,
result distinto tribute del sefialado por el senior Nil-
fiez Portuondo. La mercancia la recibe el comer-
ciante importador, se la vende al detallista, 6ste paga
el primer impuesto del uno y medio por ciento y 6ste
la vende al consumidor y paga otro uno y medio por
ciento y si el comerciante ha querido venderle a otro
*comerciante antes que al consumidor, el Estado ha-
br, percibido por todo un' cuatro y medio por ciento.
SR. N1fiEZ PORTUONDO (EMLIO) : Eso, porque su
sefioria quiere poner, como ejemplo, que s6lo varie dos
veces de duefio.
SR. RODRIGUEZ CREMA (ALEJANDRO I.) : Yo quisie-
ra que S. S. me dijera las veces que varia.
SR. Nfi EZ PORTUONDO (EMILIO): Ya se lo he ex-
plicado a S. S., y como no tengo nada mAs que agre-
gar, pido a la C6mara que le imparta su aprobaci6in
al precepto tal como ha venido.


Hay una enmienda. Se le va a dar lectura.
(El official de actas lee):
Articulo adicional at Capitulo V sobre los derechos
consulares del dictamen de la Comisidn de Hacienda
y Presupuestos
ARTICULO III.-Se crea una Comisi6n de Infor-
maci6n y Comprobaci6n de valores adeudables, que
estara integrada por dos funcionarios de las Secre-
tarias de Estado y Hacienda, respectivamente, que
prestaran sus servicios en comisi6n, y un Presidente.
El cargo de Presidente de la Comisi6n de Informa-
ci6n y Comprobaci6n de valores adeudables, sera de li-
bre nombramiento del Presidente de la Repfblica, cu-
yo haber sera igual al que devengue el Administrador
de la Aduana de La Habana. Lo dispuesto en este ar-
ticulo regira desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil nro-
vecientos treinta y uno.
(F.) E. Ndiez Portuondo, C. Urquiaga.
SR. ALBANAS (WIFREDO): Pido la palabra en
contra.
Sn. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
Sn. ALBANPS (WIFREDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Estamos en presencia de un
articulo que es diametralmente opuesto a todo lo que
se ha venido haciendo con respect a la situaci6n en
que se encuentra el Tesoro. Mientras se nos presen-
ta una ley de impuestos tan several como 6sta, en que
no queda nada por gravar, ni apenas un centavo en
el bolsillo del contribuyente, se crea una Comisi6n
cuyos miembros estan dotados con la bonita suma de
tres mil seiscientos pesos al afio. Y yo me digo: si





.DIARIO DF, SEIONIIS DE LA CAMARA DE REPRE1S7NTANTFJS 71


es tal la situaci6n del Erario pfblico que es precise
acudir hasta a remedies heroicos de sacar hasta la
filtima peseta, no es 16gico que al mismo tiempo se
cree una Comisi6n en que eada uno de sus compo-
nentes gane trescientos pesos mensuales, porque, en
este caso, lo mejor seria suprimir esa Comisi6n. Y
esto es tan claro, tan evidence, que no se compagina
con todo lo que en la Ley se expone y con toda la
argumentaci6n que se ha empleado para defenderla.
No creo que al mismo tiempo que se pide al pueblo
que se sacrifique hasta el punto de tener que entre-
gar la mayor cantidad de sus ingresos, se tomen ,is-
tos ingresos para satisfacer sueldos de miembros de
una Comisi6n que se crea; y es tan evidence, que me
parece que no es necesario que se haga mayor arga-
mentaci6n para justificar que no tiene justificaci6n
el precepto aludido por el cual se crea esa Comisi6n.
SR. NiREZ PORTUONDO (EMILIO): Pido la palabra
en pro.
SR. PRESIDENTE (GuAs INCL.N) : Tiene la palabra
su seioria.
SR. NOREZ PORTUONDO (EMILIO) : Muy brevemen-
te voy a contestarle al senior Alban6s. Este es un
precepto que no es en perjuicio del Estado. Preci-
samente se hace en su beneficio, porque se ha demos-
trado en la prActica, y se ha establecido esta Comisi6n
en casi todos los paises donde las facturas consulares
se han falseado tratando de burlar el fisco, alterando
el precio de las mercancias en esas facturas consu-
lares. Por eso es necesario que exista una Comisi6n
de Comprobaci6n que velard porque esto no suceda,
pues conociendo los preeios de los mercados de ori-
gen pueden comprobar si la declaraci6n se ajusta a la
verdad. Y se ha demostrado que una Comisi6n de
esta indole en otros paises ha producido un ingreso
extraordinario al Estado, porque impide totalmente
el fraud en las declaraciones de las facturas consula-
res. Por estos motives es que yo ruego a la Camara
la aprobaci6n de esta enmienda.
Sn. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Estaria con-
forme el senior Nfiiez Portuondo en que el haber fue-
se igual al que disfruta el Administrador de la
Aduana ?
SR. NOjEZ PORTUONDO (EMILIO) : Estoy conforme.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Se pone a vo-
taci6n la enmienda.
(Silencio.)
Aprobada.
(Hacen constar su's votos contrarios los se4iores Al-
bands y del Prado.)
Se va a dar lectura a una enmienda adicion'al.
(El official de actas lee.) :
ENMIENDA ADICIONAL
La partida nfimero 253 del vigente Arancel de
Aduanas, quedard redactada en la forma siguiente:
"Partida No. 253.-ARROZ.
a) En' su estado natural, con ciscara.-P. B. Uni-
dad de Adeudo, 100 kilogramos.-Tarifa maxima:
$3.00.-Tarifa general: $1.50.-Rebaja a E. U. de
Am6rica: 40%.-Tarifa para los Estados Unidos de
Am6rica: $0.90.


b) Desprovisto de,su cescara pajiza, en todo o en
parte.-P. B.-Unidad de Adeudo, 100 kilogramos.-
Tarifa maxima: $4.60.-Tarifa general: $2.30.-Re-
baja a E. U. de America: 40%.-Tarifa para Estados
Unidos de America: $1.80.
c) Totalmente beneficiado, listo para el consume,
en todo o en parte.-P. B. Unidad de adeudo, 100 ki-
logramos.-Tarifa maxima: $6.00.-Tarifa general:
$3.00.-Rebaja a Estados Unidos de AmBrica: 40%.-
Tarifa para Estados Unidos de Am6rica: $1.80."
Se crea un impuesto interior, de consume, de medio
centavo por cada libra de arroz que se con'suma en
el territorio national.
El cobro de este impuesto se efectuara como sigue:
En los casos de importaci6n de arroz totalmente be-
neficiado, el impuesto se hard efectivo en las Aduanas
de la Repfiblica, en el mismo acto de satisfacerse el
imported de los derechos arancelarios correspondientes.
En los casos de producci6n pacional, con ciscara
o semidescascarado el impuesto se hard efectivo por
los molinos o plants de beneficiary arroz, en el mo-
mento de ponerlo al consume.
En todos los casos, el imported de este impuesto se-
r6 cargado al comprador de dicho grano, hasta llegar
al consumidor.
"El veinticinco por ciento (25%) de lo que se re-
caude por concept de este impuesto de consume pa-
sara a la Secretaria de Agricultura, Comercio y Tra-
bajo, la cual lo destinard al fomento del arroz, al
mejoramiento del mismo y a auxiliar a los agriculto-
res cubanos."
Esta enmienda se pondri en vigor tan pronto lo
estime necesario el Presidente de la Repfiblica.
(F.) Emeterio Zorrilla.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para explicar
que esta enmienda de nuestro distinguido compafiero
el senior Zorrilla ha sido cuidadosamente estudiada en
la Secretaria de Agricultura, y esta. Secretaria, y la
propia Secretaria de Hacienda, consideran de gran
conveniencia y utilidad el aprobarla, porque se da el
caso de que la produceei6n del arroz en Cuba ha au-
mentado de una manera extraordinaria segfin las
estadisticas que yo no he querido traer en estos mo-
mentos porque nos encontramos perfectamente atarea-
dos y tambi6n muy cansados de la labor que hemos
realizado, pero debo manifestar a mis distinguidos
compafieros que hay paises, por ejemplo, Mijico, en
donde se le ha impuesto al arroz extranjero un arancel
muy alto, de diez centavos, y el Perfi que'le ha impues-
to cuatro centavos, y esto, indiscutiblemente, tien-
de a beneficiary la producci6n national.
SR. ALBANES (WIFREDO) : Sefior*Presidente y se-
fiores Representantes: He oido con verdadero gus-
to las manifestaciones del senior Rodriguez Ramirez.
Lamento que no se tenga a mano las estadisticas pa-
ra poder demostrar todas estas cuestiones. No me
basta el criteria de la Secretaria de Hacienda ni de
la Secretaria de Agricultura respect a este precep-
to legal; no pueden' mover mi criteria a favor de este
precepto, porque yo no vengo a dar mi voto favorable
a un precepto legal de acuerdo con el concept que
tenga la Secretaria de Agricultura y la de Hacienda,
sino que lo vengo a dar de acuerdo con mi conciencia.






72 DIARIO DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPREIENTANTFS
--;MI


Yo tambi6n quiero llamar la atenci6n de ia Cama-
ra sobre este otro particular, nosotros continuamente
estamos sacando las estadisticas de otros paises, y lo
que ocurre en otros paises: si en IM6jico ocurre tal o
cual cosa; si en Inglaterra ocurre tal otra, como
decia mi compafiero el senior Rodriguez Ramirez, por-
que tal parece que lo que hacemos es imitar a tales
praises sin tener en cuenta si esto puede o no conve-
nirnos a nosotros. Tambi6n me quiero referir a otra
cuesti6n que la estimo de muchisima importancia, que
aunque pareza -que no la tiene, en' realidad si la
posee; me quiero referir al aumento del precio del
arroz. Al aumentarse este articulo el que va a sufrir
las consecuercias es el pueblo cubano, puesto que este
va a tenerlo que pagar mas caro. Todo el mundo sa-
be que en Cuba se hace un gran consume de arroz, y
si nosotros gravamos este articulo de gran consume,
lo que hacemos es gravar la vida de este pais al dic-
tar esta disposici6n.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): De esa manera
facilitaremos mis el consume de la harina de'maiz.
SR. ALBANES (WIFREDO) : En ese caso nos vamos
.a convertir en un dictador de alimentos.
SR. ZORRILLA (EMETERMO) : Le ruego, senior Rodri-
guez Ramirez, que como autor que soy de esa en-
mienda, me permit usted sea yo quien exponga a]
senior Alban6s y a los demis sefiores Representantes
el objeto y alcance de ella, sin que esto signifique,
en' manera alguna, temor por parte mia de que usted
no lo haga o pueda hacer mejor que yo, pues todos,
sin excepciones, conocemos las dotes de inteligencia
que adornan a usted, honra que nos alcanza tambien
por el orgullo que nos produce a todos, pensar y po-
der decir que es usted compailero nuestro en esta Ca-
mara de Representantes.
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Gracias.
SR. ZORRILLA (EMETERIO): Sefior Albanes y de-
mis sefiores Representantes: A todos nos gusta ha-
lagar al pueblo; es por el voto de ese pueblo qu'e
aqui, a estos escafios llegamos y ese deseo de halagar
a las masas es innato en todo politico, por novel que
sea, sin que yo tampoco no sienta y procure igual
cosa, a pesar de ser menos politico y mas industrial,
porque es el caso que el industrial como el politico,
necesita y procura el favor y la simpatia del pueblo,
el uno para el mayor auge de su industrial y el otro
para la mayor cantidad de votos a su favor.
Tambi6n sabemos todos, aun el mas novato en po-
litica, que establecer impuestos es restarse simpatias,
ya que todos, pero todos, odiamos los impuestos, much
mas si este grava articulo de consumo tan popular
como el arroz y con coniocimiento pleno de esta po-
sible resta de simpatias, si es que poseo algunas, para
mi, como autor de esa enmienda, es ello precisamen-
te lo que debe ser la raz6n innegable y sencilla de mi
mayor buena fe y tambi6n de convicci6n absolute de
la complete seguridad de que la enmienda que pro-
pongo no ha sido hecha sin el previo studio cuida-
doso y concienzudo que me demostrara, sin llegar a
la menor duda, que sus resultados han de ser gran-
demente beneficiosos para el pueblo, para la Repfibli-
ca, pues de no ser entendida o comprendida de mo-
mento, s6lo sus resultados, altamente beneficiosos, que
han de ser vigilados con sumo celo por mi para ha-
cerlos. pfiblicos a su debido tiempo, son y serkn los


finicos que podran devolverme las simpatias que aho-
ra esta enmienda, por la parte de ella que establece
un impuesto, pudiera restarme.
Los resultados que yo espero, que son seguros, in-
evitables, de acuerdo con los studios que he hecho,
evitaran que el pueblo de Cuba tenga necesidad de
restar a su circulaci6ni monetaria quince millones y
medio de pesos anuales, que ahora remite a la India
y a Siam a cambio de la enorme cantidad de arroz que
consume, produci6ndolo en cambio en el propio suelo,
sin que por ello tampoco el Gobierno deje de perci-
bir los dos y medio millones de pesos que hoy re-
cauda por concept de derechos arancelarios de esa
inmensa importaci6n de arroz y que por tanto los
ingresos que correspondent a la Naci6ni no sean afec-
tados. Procuro con mi enmienda tambien que se le
ofrezca al agricultor cubano otro campo importantisi-
mo de explotaci6n, pues para que Cuba produzca el
arroz que consume, he calculado se requieren dedicar
a este cultivo de seis a ocho mil caballerias de tierra
y no s61o en la Ci6naga de Zapata, en cualquier pro-
vincia de Cuba se produce arroz, siendo necesario tam-
bi6n alrededor de cieni mil obreros dedicados a este
sector, si a ello algfin dia llegAramos, como debemos.
No nos convertimos en dictadores de alimentos con
esta enmienda, pues ella no limita consume, ni im-
pone calidad o clase; se reduce finica y exclusiva-
mente a establecer un diferencial cientifico, estudia-
do, entire los arroces que procedan del extranjero de
acuerdo con su estado, o sea: listso para el consume",
"desprovisto ya de su cascara pajiza, pero aun con
necesidad de mas operaci6n industrial para ponerse
en condici6n de consume" y el "arroz natural", tal
como nace; siendo ese diferencial entire estos tres ti-
pos el suficiente para que todo arroz que se produzca
en Cuba tenga una ventaja de uno y medio centavos
como minimum aproximadamente. Puedo demostrar
que es costumbre en otros paises productores o no de
arroz, que en sus aranceles de aduana existan dife-
renciales semejantes, unos en menor escala y otros en
mayor, pues del studio que he heeho, asi pude com-
probarlo. No tengo aqui mis notas, pero recuerdo
con seguridad que entire los paises que lo tienen es-
tablecido esthin los Estados Unidos, Perf, Uruguay,
Argentina, Paraguay, Espafia, Italia, Portugal, Fran-
cia, Alemania, Rumania y Egipto, no teni6ndolo In-
glaterra y Holanda porque sus araneeles no gravan
cereal alguno.
Al arroz que en mi enmienda yo titulo "en su es-
tado natural, con cascara", en algunos paises lo co-
nocen por paddy, y al que yo denomino "desprovisto
de su cascara pajiza" se conoce por semideseascara-
do, despajado, Brown rice, arroz pardo y Loozain; al
ya "listo para consume" se le titula asi mismo o
"beneficiado".
El diferencial que establezco yo por esta enmienda
entire el tipo "totalmente beneficiado, listo para el
consume" y el tipo "desprovisto de su eascara paji-
za", permit para el segundo, a pesar del costo adi-
cional de su preparaci6n' industrial en el pais y su
merma en ese process de aproximadamente un doce
por ciento, un pequefio margen para que los impor-
tadores de arroces prefieran importarlo de la segun-
da forma, teniendo, desde luego, necesidad de erigir
en el pais molinos para beneficiary y preparar arroz
para el consume, pero a su vez, entire este segundo
tipo y el arroz cubano, existirh un diferenicial de uuo






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 73


y medio centavos, margen 6ste que hard para los mo-
linos mas atractivo el abastecerse para sus ne-
cesidades de arroz cubano, en vez de importer arroz
"desprovisto de su cascara pajiza" por la elemental
raz6n econ6mica de obtener en esa forma un mayor
beneficio nionetario.
En Cuba actualmente existen muy pocos molinos,
ciico o seis, entire ellos juntos no tienen la capacidad
necesaria para beneficiary la totalidad del arroz que
hoy se consume en el pais, y estos molinos, segfin mis
investigaciones, estdn controlados por distintos gru-
pos de entidades comerciales, entire cuyas actividades
se dedican a la-importaci6n de arroz, pero existed una
cantidad apreciable de importadores de arroz que no
tienen relaci6ni alguna con molinos ya establecidos
quienes tendran a su vez necesidad de instalar 6stos
para lo mismo, por otra elemental raz6n econ6mica,
Ja de que los comerciantes que est6n interesados en
molinos podrkn expender arroz a un precio inferior,
pequefia fracci6n, pero sin embargo, preeio inferior,
que es cosa siempre tomada en consideraci6n en los
negocios o habrian de perder su posici6n en el mer-
cado, hasta inclusive desaparecer como vendedores de
arroz, si no se pusieran en igualdad de condiciones
con los otros y siendo el arroz uno de los principles
articulos que el comercio importador manipula por
su enorme consume en Cuba (116 libras per capita),
diecis6is y medio millones de pesos, pues se important
unos quince millones anuales a cuya cifra es necesa-
rio agregar la utilidad del importador, no es 16gico
pensar que se resignen a dejar dicho negocio, una de
sus bases principles y tengan todos la seguridad com-
pleta que se habrdn de instalar en Cuba otros mo-
linos que seran a su vez controlados por otros grupos
de entidades importadoras estableci6ndose en Cuba
por tanto una industrial, si no nueva, por existir ya
molinos, si importantisima, con el consiguiente enl-
pleo de obreros en ese nuevo sector que se ha de
establecer.
Es necesario, impresciridible, que exista este dife-
rencial. Es este uno de los puntos basicos del es-
tudio que he efectuado, pues con ello pretend lo-
grar que result un mayor beneficio monetario para
los que instalen molinos en Cuba, precisamente para
que se instalen, pues la existencia de ellos en. Cuba
es necesaria, de lo contrario, no es possible las siem-
bras de arroces, pues 6ste necesita process industrial,
una vez cosechado, para poder ponerse en condicio-
nes de consume. Es indispensable, pues, para lograr
este fin, que un arroz listo para consume importado,
result a precio algo mayor que un arroz listo para
consume, preparado en el pais, pues ese margin sera
el que precisamente obligarh a la inistalaci6n de mo-
linos en Cuba por resultar asi mis beneficioso para
los. que se dedican a negocios de arroz.
El costo de una instalaci6n de beneficiary arroz fluc-
tfia entire cuarenta mil y doscientos mil pesos, seg6n
sea la capacidad que se pretend de ella y en s61o
setenta dias despu6s de recibida la orden por el fa-
bricante de maquin'aria se puede entregar, instalada
y funcionando, lo que demuestra que no sera posi-
ble el que se establesca, con motive de mi enmienda,
monopolio alguno, pues no es dificil ni lo ha de ser,
la formaci6n de Compafilas quo se dediquen a bene-
ficiar arroz y precisamente en zonas distintas de pro-
ducci6ni y de distribuci6n.
La producci6n de arroz cubano sera estimulada de
manera vigorosa y rdpida, pues entire los molinos ya


existentes se establecera competencia recia para la
adquisici6n de todo el arroz cubano que les sea posi-
ble por producirle 6ste mayor beneficio monetario que
el importado para beneficiary, debido al margen que
por esta enmienda existira entire ambos, competen-
cia que habra de acentuarse cada vez mas al estable-
cerse, por las razones que ya he expuesto, mis moli-
nios en Cuba, y, como todos los molinos han de pro-
pender a la adquisici6n de la mayor cantidad possible
de arroz cubano, no por patriotism, sino por conve-
niencias monetarias, necesariamente se estimulard !a
siembra de arroz, se ha de llegar hasta la refacci6n
por parte de los molinos a los coseeheros cubanos, se
llegar6 inclusive hasta la contrata y compra de cose-
chas por adelantado, aumentrindose "ripidamente las
siembras y disminuyendo por tanto cada vez mas la
importaci6n, hasta que Cuba produzea, como bien pue-
de hacerlo, todo el arroz que consume, evitindose en-
tonces que quince millones de pesos se vayan del pais,
se resten de nuestra circulaei6n monetaria, engrosani-
do la de la India, Siam y otros paises, que nada nos
compran, sino que por el contrario, son nuestros com-
petidores en azfcar.
Cuba produce arroz y bueno, no s61o una calidad
sino cualquiera; nuestra Secretaria de Agricultura lo
tiene comprobado, pues ha repartido y reparte semi-
llas de distintas calidades a los pocos cosecheros ac-
tuales de arroz, cuya cosecha ya ha llegado a mas de
50,000 sacos de cien kilos, y yo calculo que si esta
enmienda es aprobada, la pr6xima ha,br de pasar
muy much de los cien mil sacos ya que ahora pre-
cisamente y hasta fines de Mayo es la 6poca de su
siembra y, de que Cuba puede producer el arroz que
consume no debe existir duda alguna, pues ello no
es s61o mi modest opinion sino tambi~n la de mu-
chas personas, expuestas ya en distintas ocasiones y
filtimamente en conferencias ante los socios del Club
Rotario de La Habana, durante el primer semestre
de 1929, sin que los legisladores cubanos en aquella
fecha en esta Camara tomaran en consideraci6n esas
opinions tan autorizadas, einitidas por cubanos de
valer y de conocimientos grandes en estos asuntos, se-
guramente por no haber llegado a ellos esos studios,
esas opinions, o quizas por desconocer la enorme ci-
fra de diners que Cuba saca anualmente de sus areas
para paises extranjeros por este solo concepto. Pe-
ro nunca es tarde si al fin emprendemos la march en
ese sentido.
Durante cierto tiempo existi6 en nuestro Arancel
de Aduanas un diferencial parecido al que propongo
ahora, precisamente al modificarse, por primera vez,
el que antes regia, pero ese diferencial aunque esti-
mulaba el establecimiento de molinos en Cuba no lo
hacia en cambio a la siembra en gran escala del arroz
cubano, pues los derechos arancelarios para el arroz
"semidescascarado" como se denominaba el que apa-
rece en mi enmienda como el tipo "desprovisto de su
cascara pajiza", no era suficiente para que el agri-
cultor cubano pudiera hacer atractivo su arroz a los
molinos, pues 6stos obtenian el mismo beneficio mone-
tario importando arroz de ese tipo que adquirindolo
en el pais, cosa que ahora he previsto yo en mi en-
mienda, pues si bien es cierto, como antes ya he ex-
presado, que es necesario el diferencial entire el arroz
"listo para el consume" y el "desprovisto de su cas-
cara pajiza", para que se establezean' en Cuba moli-
nos, ya que el arroz al producirse en los campos, re-
pito, necesita de process industrial para ponerse al






74 DIARIO DE iS!ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


consume, y son estos necesarios a fin de que puedan
nuestros agricultores dedicarse a la siembra de arroz,
pues sin molinos no lo podrian hacer, no es possible
pretender lo hagan para adorno de sus fincas, sino
para provecho de su trabajo; tambien es bien cierto
que ese diferencial debe desapareeer tan pronto co-
mo nuestra cosecha propia sea de importancia para
que llegue el dia que nuestro arancel haga casi pro-
hibitiva la importaci6n de arroz para la debida pro-
teccei6n de que no disminuyan nuestras propias cose-
chas futuras, pero ello tambi6n' esti previsto, pues
tan pronto el Gobierno lo crea oportuno, s6lo tiene
que ordenar que se apliquen por las Aduanas las ta-
rifas mdximas que sefiala mi enmienda, y de hecho
y al moment se hace prohibitive para los molinos el
pensar siquiera en importar arroz en cualquier forma
mientras exista un grano en nuestros campos.
El diferencial a que me he referido, establecido al
promulgarse los nuevos Aranceles, no llenaba su co-
metido, no surtia los efectos que mi enmienda si ha
de producer por ]a sencilla raz6n ya antes expuesta
de que los derechos arancelarios no eran los suficien-
tes que permitierari el margen necesario para el arroz
cubano, por ello dicho diferencial fu6 abolido por an
Decreto Presidencial promulgado a principios del a-no
pasado. Dicho Decreto fu6 solicitado por un grupo
de entidades importadoras de arroz, quienes demos-
traron la ineficacia de aquel diferencial, reunidas pa-
ra ello en una pequefia cooperative que al mismo tiem-
po habria de seguir conjuntamente los negocios de
importaciones de arroz, pero que unidos les permi-
tiria mayores beneficios, legales, desde luego, al unir
sus pedidos en uno, obteniendo en esa forma .ls ven-
tajas de fletes al poder asi contratar barcos comple-
tos y logrando tambi6n las rebajas de precious que co-
rresponden siempre a compras en gran escala. Todo
esto, vuelvo a repetir, legal y justificado, ya que el
diferencial entonces establecido no llenaba su come-
tido, como prev6 mi enmienda, y si entouces aquellos
importadores no instalaron molinos, muy atinadamen-
te por cierto, ya que con ello en nada se aumentaban
sus utilidades ni se favorecia al agricultor cubano,
ahora, al hacer sus cAlculos y todos sabemos que en
negocios son los nfimeros los que decide verAn los
beneficios que les ofrece el instalar el correspondiente
molino de beneficiary arroz, prefiriendo a sn vez arroz
native por la double ventaja monetaria que les repre-
sentara.
Y ahora, sefores Representarites, vamos a lo que
pudiera asustar de mi enmienda, al impuesto, y aun.
que soy contrario a la creaci6n de 6stos por estimar
que son ya demasiados los que nos agobian y que lo
prudent seria la revision complete de nuestro siste-
ma tributario, que estimo esti mal distribuido, al le-
gislar, es menester hacerlo dentro de principios de
equidad y justicia.
Cuba recauda por derechos arancelarios del arroz
que se importa muy cerca de dos y medio millones de
pesos y si esta enmienda es aprobada, esas importa-
cionies han de ir disminuyendo en proporci6n a la
cantidad que se produzca en el pais, con la consi-
guiente contracci6n en las recaudaciones aduanales,
y es necesario prever esa merma de ingresos, por eilo
no es possible prescindir del impuesto que ha de pro-
ducir al Estado igual cantidad que la que hoy per-
cibe en sus Aduanas si la importaci6n de arroz que-
dara reducida a nada por producirse en Cuba la to-
talidad de su consumo.


Este impuesto de medio centavo no ha de notarse
en los precious del arroz, pues si bien es cierto que du-
rante parte del comienzo de la vigencia de esta en-
mienda dejard notable cantidad a favor del fisco,
bien necesitado de nuevas fuentes de ingresos, por
algo estamos discutiendo precisamente una Ley de
Impuestos de Emergencia, no es menos cierto tambi6n
que el arroz se adquiere en los mercados de origen en
libras esterlinas, moneda esta sujeta hoy a un treinta
por cienito (30%) de depreciaci6n, por cuyo motive
su precio ha experimentado 16gicamente casi igual va-
riaci6n, y ademns fluetfa en plaza normalmente, las
classes corrientes, entire cinco y ocho centavos, sin que
por tanto sea notable, como antes expuse, un impues-
to de medio centavo a no ser que por causes impre-
vistas fuera cotizado a mis de ocho centavos, su pre-
cio maximo, cosa que por ahora no es de esperar, pues
es precisamente la sobreproducci6n causa principal
de la crisis mundial existent y es tambi6n de hacer
resaltar que dicho articulo es uno de los que por
cierto son menos propensos a aumentos fuera de lo
riorma, pues su cotizaci6n la imponen sus mercados
principles, China y la India, quienes por la pobreza
de su pueblo se abstienen de 61 en cuanto su precio
se eleva algo, lo que hace que inmediatamente 6ste
se normalice.
No debe ser tampoco causa de aumento en su coti-
zaci6n el hecho de elevar los derechos arancelarios,
pues tambi6n se elevaron los que correspondian a
las papas, frijoles, maiz, huevos, etc., sin que fuera
motive para que el precio de diehos articulos se ele-
vara, sin embargo el aumento a estos filtimos es su-
perior en noventa centavos al que se establece en mi
enmienda para el arroz y por el contrario al produ-
cirse aqu6llos en Cuba en demasia, por falta de mer-
eados de -xl...'ri.'.'.:, han sufrido notable baja en su
preeio, lo que no es de temerse con el arroz, pues
nuestro consume propio es enorme y si a pesar de ello
Ilegaramos a obtener sobreproducei6n, Jamaica, Puer-
to Rico, Santo Domingo, Haiti y otras naciones de
nuestro alrededor son tambi6n grandes consumido-
res; no nos faltardn por tanto mercados para nues-
tros excess de arroz, si para bien de Cuba y de nos-
otros los cubanos algfin dia llegiramos a tan bella
realidad.
Quiero advertir al senior Alban's que esta enmien-
da mia no tiene su origen en la Secretaria de Ha-
cienda, ni en la de Agricultura. La present prime-
ramente en forma de proposici6n de ley, sin consul-
tas previas, pues Cuba no produce ciertos articulos,
que son propios de nuestra privilegiada tierra, por
falta de la adecuada legislaci6n, y la carencia de
recursos de los agricultores cubanos que s61o logra-
ban para cala o tabaco la refacci6n necesaria, lo que
tambi6n ocurriri ahora para el arroz con motive de
esta enmienda. En ega forma fu6 publicada por al-
gunos peri6dicos, por cuyo motivo lleg6 a conocimien-
to de la Secretaria de Agricultura, siendo tambi6n en-
tonces cuanido presume que alli se estudi6 y se com-
prendi6; se previeron los resultados tan beneficiosos
que ella debia producer al pais, dando origen a la
carta que el Secretario de Agricultura me dirigi6 y
que tanto me honra, pues ratifica en todas sus parties
mis afirmaciones y augura los mismos resultados que
yo habia previsto, carta que no leo, a pesar de que 6sta
seria el mejor exponente que yo podia aducir en de-
fensa de esta enmienda, ya que dieha carta segura-
mente es conocida por todos ustedes por haberla pu-





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 75


blicado en distintos peri6dieos la propia Secretaria
de Agriculture.
Por fltimo procuro no lesionar ni beneficiary inte-
reses creados, pues es mi prop6sito procurar legisla-
ci6n just y equitativa, s61o en provecho de los in-
tereses generals de la Naci6n; por tanto, en ella tam-
bi6n se dispone que su aplicaci6n y vigencia s6lo !o
sera cuando lo estime convenient a la Reptfblica el
Poder Ejecutivo y si los que se dedican' a. traficar
con arroz no estuvieren' todos en igualdad de con-
diciones para la variante que necesariamente experi-
mentari dicho trAfico de aprobarse esta enmienda,
ello se puede evitar por el Poder Ejecutivo quien con
s6lo anticipar pfiblicamente la fecha de su aplicaci6n,
siempre que para ello concede un plazo no menor de
noventa dias, ocasionando la posibilidad de la instala-
ci6n de molinos arroceros con tiempo suficiente para
que exist esa igualdad de condiciones, aunque des-
de luego seri necesario que se especifiquen condicio-
nes especiales para evitar que se imported cantida-
des de arroz en demasia a las acostumbradas, por
el perjuicio que ocasionaria al fisco, por dejar de re-
caudar el impuesto que corresponderia a los excess
de importaci6n que de no conocerse la fecha de apli-
caci6n de esta enmienda serian introducidos con pos-
terioridad. Gracias.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Se pone a vo-
taci6n la enmienda. Los que estkn conformes se ser-
virdn ponerse de pie.
(La mayoria de los sefiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobada.
SR. ALBA.NES (WIFREDO) : Yo deseo hacer constar
mi voto en contra.
SR. DEL PRADO (FPLIX): Yo tambien deseo hacer
constar mi voto en contra.
Sn. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Se harh constar.
Se va a dar lectura a otra enmienda del senior Ro-
driguez Ramirez.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
IMPUESTOS SOBRE LOS ACEITES Y LAS GRASS
ARTICULO I.-Desde la vigencia de esta ley ca-
da libra do aceites vegetables y de grasas vegetables o
animals, propios unos y otras para la alimentaci6n,
pagarA un centavo de peso, bien sean de producci6n
national, bien importados en Cuba.
ARTICULO II.-Este impuesto se pagard al ex-
tracrse para el consume el articulo gravado de las
fMbricas, almacenes o lugares en que se halle depo-
sitado despuis de su elaboraci6n o al extraerse de
la Aduana correspondiente.
ARTICULO III.--E Secretario de Hacienda dic-
tard las medidas quo crea mis convenientes para la
fiscalizaci6n de este impuesto.
(F.) Juan Rodriguez Ramirez, Carmelo Urquiaga.
SR. RoDRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Aqui, en' Cuba,
se ha establecido una fibrica de aceite de girasol, y
los que representan esta fdbrica de girasol se diri-
gieron al Presidente de la Repdblica en solicitud de


protecei6n arancelaria para poderse defender de la
competencia que le hacian los aceites extranjeros, y
los representantes de esta Compafiia han manifesta-
do su conformidad con el impuesto que aqui se esta-
blece, por lo que yo pido a la Camara se sirva im-
partirle su aprobaci6n.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Pero hay que diferen-
ciar entire las grasas vegetables y las grasas animals.
Yo estoy de acuerdo en que se estabiezca un' impues-
to que grave a las grasas vegetables, pero entiendo que
no debe establecerse ningun impuesto que grave a las
grasas animals.
SR. RODRIGUEZ CREME (ALEJANDRO I.) : El perjui-
cio que va a recibir la industrial porcina sera muy
grande, ya que actualmente la manteca se est& ven-
diendo a muy alto preeio. Creo que se le debe dar
protecei6n al aceite de girasol y que tambi6n debe
darse protecei6n a la grasa animal.
Lo que se'ha aumentado es la tarifa arancelaria,
para protege lo que se produzea en el pais.
SR. RAMIREZ DE LEON (ELADIO): Tengo entendido
que la industrial local esti produciendo suficiente acei-
te para las necesidades del mercado.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : En vista de las mani-
festaciones del senior Rodriguez Crem6, me voy a ver
precisado a ahondar en el problema de las grasas. El
reciente decreto del Poder Ejecutivo estableciendo
una protecei6n arancelaria a los aceites vegetables, pro-
ducidos en Cuba, ha tenido como fundamento que la
mayoria de las panaderias y otras industries, dedica-
das a la producci6n de substancias alimenticias vengan
empleando aceites vegetables de inferior calidad, con-
traviniendo las disposiciones sanitarias que rigen
aqui, como en todos los paises civilizados. En Cuba
se esta utilizando a espaldas de la Sanidad gran can-
tidad de aceite de algod6n, nocivo a la salud, y por
ciertas influencias, que no es del caso referir, se vie-
ne adulterando en Cuba la manteca de cordo, con
aceites vegetables y otras grasas de inferior calidad,
con un grado superior al seis por ciento de acidoz que
no esta autorizado por ningiun departamento de sani-
dad del mundo, pero que aqui se tolera. QuizA el
President, teniendo en consideraci6n que el aceite
de girasol es de una superior calidad y much mis el
que se viene haciendo en Cuba, sancion6 el aeuerdo
tomado por la Comisi6n Arancelaria. Es realmente
vergonzoso lo que ha venido ocurriendo en Cuba con
la distribuci6n de las grasas para el consume huma-
no. Puedo asegurar a la Camara que gran cantidad
de la manteca llamada de cerdo que se vende en las
bodegas, contiene uni sesenta y cinco por ciento de se-
bo y un veinticinco por ciento de grasa vegetal, de
aceite de algod6n. Protegiendo el aceite de girasol
se le hace un gran beneficio a la salud pfiblica y el
centavo sobre el consume bien puede mantenerse, ya
que asi so, evita que se continue intoxicando al pue-
blo con las grasas que se vienen importando en Cuba.
Sn. RABMREZ DE LE6N (ELADIO): Este impuesto
que se establece aqui es un impuesto de consume y
esto hace suponer que el Honorable Presidente de la
Repiblica estaba informado que la Comisi6n Aran-
celaria habia subido los aranceles de protecei6n a la
induetria animal.
SR. ECH-EVERRIA (RAM6N): La industrial de la
manteca de cordo es tan complicada y tan costosa que
todavia Cuba no esta en condiciones de dosarrollar





76 DIARIO DE ISESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


esa industrial. Cuando la manteca de cerdo sea pro-
ducida en Cuba, entonces habrd llegado el moment
de establecer el aumento sobre el consume.
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): 4 Entonces S. S.
estaria conforme con suprimir lo que se refiere'a las
grasas animals ?
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Estas cosas las
votamos aqui muy precipitadamente y luego nos aver-
gonzamos del adefesio que hemos hecho. Si ahora,
ademhs del gravamen enorme que supone el aumento
.de aranceles, se va a imponer un impuesto de consu-
mo, result doblemente recargado un product; pe-
ro si real y efectivamente se aumenta la industrial en
proporci6n o en cantidad suficiente para suplir la
importaci6n, valia la pena de que hici6ramos algo erd
ese sentido. Por consiguiente, yo le rogaria al senior
Rodriguez Ramirez que desglosara el articulo y pu-
siera un pdrrafo adicional que permitiera al Ejecu-
tivo imponer este tribute si real y efectivamente la
producei6n national substitute a la importaci6n.
Sn. RODRIGUEZ CIEMA (ALEJANDRO I.) : Realmente
se est6 produciendo manteca en Cuba, seg-in decla-
raciones que ha hecho aqui el Sr. Sanehez Hernandez,
que es un industrial fuerte. Esa es cantidad menos
de manteca que se deja de importer y por consiguien-
te hay menor recaudaci6n aduanal. Para compensar
esto es que se establecia el impuesto de consume.
S1. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAS.INCLiN): Tiene la palabra
su senoria.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Necesito, forzosa-
mente, aclarar los concepts vertidos por mi compa-
fiero el senior Rodriguez CremB, que estin totalmente
equivocados. El senior Rodriguez CremB da la sen-
saci6n de que a mi me ha cabido la gloria de ser
el primer cubano que hubiera podido iniciar una de
las industries mAs floreeientes en Cuba...
SR. RODRIGUEZ CREM1 (ALEJANDRO I.): Yo tenia
entendido que el Sr.. Snchez HernAndez era uno de
nuestros industriales mas fuertes.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Yo me sentiria or-
gulloso de ser ese primer industrial, porque estaba
seguro de poder tener una magnifica cuenta corrien-
te en cualquier Banco. Pero precisamente he estudia-
do esa industrial y sus posibilidades, y ello me ha lle-
vado a permanecer unos cuantos meses durante dos
o tres afios distintos, en la ciudad de Chicago, estu-
diando esos problems, y llegu6 al convencimiento de
que era prActicamente impossible a cualquier indus-
trial cubano establecer el negocio, frente al negocio
que ya existia en Cuba de casas tan' poderosas y tan
perfectamente bien organizadas como son las de Swift
y Armour, que de ninguna manera se iban a dejar
arrebatar un mercado que controlan absolutamente
y que vale veinte- o veinticinco millones de pesos.
En esa seguridad, determine utilizar mis conocimien-
tos para mi beneficio particular, haciendolos exten-
sivos tambi6n a cuantas otras personas lo han de-
seado, para tratar de explotar la finica parte que nos-
otros lo cubanos podiamos explotar, que es la crian-
za de cerdos, para venderlos a los mataderos y que
sean ellos luego quienes los iindustrialicen. Asi es
que esa elevaci6n del arancel no se debe a mi indus-
tria, que no es ni floreciente ni mala.


SI. RODRIGUEZ CREMA (ALEJANDRO I.): Y no se
produce todavia manteca de puerco en Cuba?
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Si se produce, pe-
ro en muy pequefia cantidad. La elevaci6n del Aran-
cel corresponde a esta realidad: en Cuba no solamen-
te se importaban antes los cerdos industrializados, si-
no que se importaban cerdos vivos en grandes can-
tidades, que se mataban en el matadero de la Haba-
na. Metliante la elevaci6n del Arancel hemos conse-
guido que todo el puerco que se consume en la Re-
pfblica de Cuba sea criado eni Cuba. Por lo tanto,
esa elevaci6n del Arancel est6 produciendo un bene-
ficio positive al guajiro y al criador cubano.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se pone a vo-
taci6n.
(Silencio.)
Aprobado.
(Abandona la Presidencia el senior Guds Ineldn y
la ocawpa el senior Alliegro.)
SR. PRESIDENT (ALLEGRO) : Se va a dar lectura
al Capitulo sexto, "Modificaci6n de la 'Ley del Tim-
bre". Se va a dar lectura al Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
SR. BARRERO (ALFREDO): Para proponer que se
adicione a ese precepto la variaci6n que debe hacer-
se en el primer extreme con' la escala, para evitar que
tenga que pagar dos impuestos distintos.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : 6 Est de acuerdo la
Camara con la adici6n del senior Barrero
(Sefales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo segundo.
(El official de actas lo, lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.


Aprobado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) :
tura al Articulo cuarto.


Se le va a dar lec-


(El official de actas lo lee.)
SR. MENDOZA (NESTOR) : Pido la palabra para pro-
poner una enmienda a este parrafo, que es el que se
refiere a limitar el impuesto del dos por ciento sobre
los intereses de pr6stamos euando 6stos realmente se






DIARIO DE SESIONES DE LA OA.MAR.A DE REPREPS ENTANTES 77
_ ,',


cobren. Esto me parece absolutamente just; se tra-
ta de un impuesto que debe gravar a quien percibe
los intereses; no lo debe pagar el deudor sino el acree-
dor y si 6ste no recibe los interests, c6mio va a estar
obligado a pagar a la Hacienda este dos por ciento
que despu6s se aumenta al cuatro ? La enmienda dice:
"La tarifa 2, articulo 3, del Capitulo 6'de la Ley
de Emergencia Econ6mica de 29 de Enero de 1931,
se entenderh adicionado en un. phrrafo que dirA:
"Todos los impuestos sobre interests y dividends
a que se refiere esta Tarifa, se cobraran solamente cn
los casos en que, los intereses realmente se devenguen
y hagan efeetivos por el aereedor, ya que al tratarse
de un tribute sobre el ingreso o la entrada, s61o debe
devengarse cuando y mientras este se percibe."
Yo hago mi enmienda extensive a que tan s61o se
pague el impuesto cuando se devengan los interests,
aunque no se trate de cr6ditos hipotecarios.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Resultan dos
disposiciones completamente distintas. Yo me per-,
mito rogarle a S. S. que no insist en su enmienda.
SR. MENDOZA (NEsTOR) : Yo he tenido various pro-
blemas, como abogado que soy, con la Secretaria de
Hacienda; al principio obtuve del Tribunal Supre-
mo dos resoluciones que me daban la raz6n, y se or-
den6 a la Secretaria de Hacienda devolver el impues-
to que indebidamente habia cobrado a mis elientes,
entendiendo que 6stos teniian la raz6n, pero mAs tar-
de el Tribunal Supremo ha dictado una resoluci6n
tambi6n tratdndose de este mismo asunto, pero com-
pletamente contraria a lo resuelto anteriormente.
Sn. ALBANES (WIFREDO) : Yo me permit rogar
que se consider este aspect; lo estimo de muchisima
importancia, si en esta forma sc dicta el precepto, nos
encontraremos con la siguiente situaci6n: que los in-
tereses devengados serdn cobrados y en cambio no se
hizo conistar el articulo 18 de la Ley de Obras Pf-
blicas. (Lo lee.)
Sn. MENDOZA (NESTOR) : Nunca se ha tenido la ini-
tenci6n de que se pague el impuesto sobre una canti-
dad que no se percibe.
SR. ALBANES (WIFREDO): Yo pido que se haga
constar, en aclaraci6n para su aplicaci6n del precepto
legal.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A vrotaci6n.
Los que est6n conformes se servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes perma-
necen sentados.)
Rechazado.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior del
Prado.
(El official de actas lee la enmienda que crea un
impuesto a todas las estaciones receptors de radio.)
SR. DEL PRADO (FILIX): Este impuesto tendri
efecto en los radios que se escuchen fuera del domi-
cilio donde estdn establecidos; es deeir, yo quiero ha-
cer extensive este-impuesto a todos los radios, no so-
lamente a las estaciones, sino a los particulares, siem-
pre que se escuchen fuera del lugar donde estan es-
tableeidos.


SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Ese impuesto se
establece por una sola vez al afio. Yo le ruego retire
la enmienda.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Yo estimo que es abu-
sivo el impuesto para todas las estaciones de radio.
SR. DEL PRADO (FLLIX) : Retiro la enmienda.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Queda retirada la
enmienda.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):

ENMIENDA ADICIONAL AL CAPITULO VI

"El apartado (17) del Articulo V, Capitulo VI de
la Ley de 29 de Enero de 1931 queda redactado y
vigente en esta forma:
"(17).-Las sumas que se repartan a los accionis-
tas tomdndolas del fondo de reserve o de otro que
haya tributado por ut;lidades, no estarfin nuevamen-
te sujetas al impuesto a que se refiere la Tarifa Cuar-
ta de este Capitulo."
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los ocho dias del mes de Diciembre de mil novecien-
tos treinta y uno.
(F.) Juan Rodriguez Ramirez.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lecture a otra enmienda.
(El official di actas lee) :
Enmienda adicional a la ley creando impuestos
Se deroga en' el inciso (13), Articulo V, Tarifa
Tercera, Capitulo Sexto de la Ley de Emergencia'
Econ6mica de 29 de Enero de 1931.
Asimismo queda sin efecto la exenci6n establecida
a favor de las Compaifias de Seguros Mutuos en el
Articulo IV de la Orden 463 de 13 de Noviembre
de 1900, las cuales desde la vigencia de esta ley de-
berin tributar como las demds Compafiias de Segu-
ros, con el dos y medio por ciento sobre las primas
que perciban anualmente de los asegurados.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a veintid6s de Diciembre de mil novecientos treinta
y uno.
(F.) Eladio Ramirez de Le6n.
SR. PRESIDENTE (ALLIEGO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.


Se va a dar lecture a otra
Lombard.
(El official de actas lee):


enmienda del senior


El Articulo VI del Capitulo III de la Ley de






78 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Emergencia Econ6mica de 29 de Enero de 1931, que-
darh redactado asi:
''Se aumenta la tarifa telegrAfica en el servicio na-
cional en un centavo palabra hasta diez inclusive.
'Desde diez en adelante a dos palabras por un cen-
tavo sin' perjuicio de las escalas por provincial ya es-
tablecidas con anterioridad a la promulgaci6n de la
ley de 29 de Enero mencionada.
"La tasa telegrAfica para la ciudad de La Habana,
Los Pinos, Arroyo Apolo, Puentes Grandes, Reparto
Almendares, Casa Blanca, Regla, Guanabacoa y Ma-
rianao, sera de doce centavos las primeras diez pala-
bras y un centavo cada palabra adicional, entire las
oficinas ya citadas.
(F.) Aquilino Lombard.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n
la enmienda.
A votaci6n.


ENMIENDA.
"Se amnistian todas las multas impuestas como
correcciones disciplinarias a los funcionarios y auxi-
liares del Poder Judicial, asi como las impuestas por
los Tribunales de Justicia a los abogados como con-
secuencia del ejercicio de su profesi6n.
"Los expedientes que se hubiesen iniciado con oca-
si6n de las mismas serrni sobreseidos de oficio o a ins-
tancia de part en el trhmite en que se encontrasen.''
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
veintitr6s.
(F.) Vito Candia.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Entiende la Cama-
ra que caso de ser aprobada esta enmienda debe pa-
sar al Senado como proyecto de ley aparte?
(Seitales afirmativas).


Los que esten conformes se serviran ponerse de pie. ci.
be pone a discusion.


(La mayoria de los senores Representantes perma-
necen sentados.)
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enmienda adicional del
senior Ndfiez Portuondo.
(El official de actas lee) :
ENMIENDA
Se concede amnistia a los condenados en sentencia
fire a la promulgaci6n de esta ley por el delito de
'falsedad en document official previsto en el articulo
trescientos diez, caso primero, del C6digo Penal, mo-
dificado por la ley de veinticuatro de Marzo de 1917
y cometido en document acreditativo del pago de im-
puesto al Estado, siempre que no se haya perjudicado
el Tesoro Pfiblico, apropidndose caudales percibidos
por el propio Estado, y que habiendo sido realizado
el delito por various, de acuerdo, en la declaraci6n de
hechos probados de la sentencia condenatoria aparez-
ca consignado que se ignora c6mo y d6nde se pusie-
ron de acuerdo para apropiarse determinada cantidad.
Sal61i de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Emilio Nniez Portuondo.
SR. NUtNEZ PORTUONDO (EMILIO): Pido que si se
aprueba la enmienda pase como proyecto de ley
aparte.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Se pone a discusi6n
la enmienda.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n. Con la advertencia de que ca
so de ser aprobada pasard directamente al Senado co,
mo proyeeto de ley apart.
(Silencio.)
Aprobada.
Se remitir6 al Sen'ado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional del
senior Candia.
(El official de actas lee):


(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada. Se. remitird al Senado.
Se va a dar lectura a otra enmienda adicional del
senior Alberni.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
ARTICULO I.-Se reconoce validez acad6mica a
los studios de segunda ensefianza cursados durante
el afo mil novecientos treinta y uno en los Colegios
incorporados a los Institutos de Segunda Ensefianza
de la Repfiblica, siempre que se abonaren o se de-
mostrase que se pagaron oportunamente, los derechos
de matricula correspondientes.
ARTICULO II.-Toda persona, ya figure como
alumno privado o libre en esos colegios, que justifi-
que debidamente el haber aprobado, en el afio mil
novecientos treinta y uno previo examen verificado
en aqu6llos, cualesquiera de las asignaturas de la Se-
gunda Ensefianza, tendri derecho a que se acepte la
validez de esos ejercicios y a que se tome nota de di-
cho antecedente en su expediente personal del Insti-
tuto respective, como si en el mismo hubiera obteni-
do la sanci6n official de sus studios; y a que en su
caso, terminados 6stos, se le expida en forma legal
el titulo de bachiller correspondiente.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Jos6 Alberni.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Entiende la Cima-
ra que caso de aprobarse esta enmienda deba pasar
al Senado como proyecto de ley aparte?
(Seaiales afirmativas).
A discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado. PasarA al Senado como proyeeto de
ley aparte.






DIAIIO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Se va a dar lectura a otra enmienda adicional del
senior Bravo Acosta.
(El official de actas lee):
ENMIENDA

Se crea un impuesto national sobre los siguientes
bienes de las instituciones religiosas:
A.-Un diez por ciento sobre las cuotas que se co-
bren, por las escuelas, seminaries o establecimientos
educacionales regidos por instituciones religiosas.

Adem6s estardn obligados a que las c6tedras o cla-
ses de Historia de Cuba, Enseianza Civica y Geo-
grafia de Cuba est6n servidas per profesores ciuda-
danos cubanos, imponi6ndoseles una multa de qui-
nientos pesos o sesenta dias de arrest, y ambas a
la vez, caso de reincidencia, al director o responsible
de la direcci6n de esos establecimientos que no cum-
plieren esta obligaci6n.
B.-Un diez por ciento sobre el product bruto de
lo que cobren por dereehos o servicios en los cemen-
terios de instituciones religiosas, particulares o de
asociaciones civiles.
C.-Un tres por ciento sobre los products de los
intereses de las capellanias o censos reconocidos a
favor de instituciones religiosas.

D.-Veinte centavos por cada bautizo y un peso
por cada matrimonio que realicen miembros de cual-
-quier religion, en sus establecimientos' religiosos o
fuera de ellos.
E.-Las iglesias, eementerios y edificios dedicados
a la ensefianza por religiosos, abonaran a los respec-
tivos municipios las cuotas que los mismos tengan se-
fialados o acuerden para las fincas urbanas o rdsticas.
F.-El Estado podro exigir la reversi6n a su fa-
vor, mediante el procedimiento de expropiaci6n, de
todos los bieines que posean las instituciones religiosas
de .cualquier indole que fueran, y que hayan .sido
adquiridas por mercedes, concesi6n o donaci6n por
el Gobierno espafiol o por el de la Repiblica.
Dentro de los treinta dias sigpientes a su promul-
gaci6n, el Ejecutivo dictarh el Reglamento para la
ejecuci6n de esta ley que regirA tan pronto se publi-
que el mismo en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Ckmara de Representalites,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lecture
al Capitulo VII. "De la forma de tributaci6n del
uno y medio por ciento."
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): A discusi6n el Ar-
ticulo primero.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El official de actas lee) :
ENMIENDA ADICIONAL
Se autoriza expresamente al Presidente de la Re-
pdblica para que pueda modificar este impuesto a la
cuantia en que fuere procedente, en vista de los com-
ipromisos internacionales contraidos por la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) Juan Rodriguez Ramirez.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo segundo del Capitu-
Jlo s6ptimo del dictamen.
(El official de actas lo lee.)
SR. ALBANES (WIFREDO) : Si transferimos el co-
bro de este impuesto a las Aduanas, lo 16gico no es
que se autorice al Presidente para que haga esa re-
baja.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Pero pudiera ser
que se utilizara.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n.
Los que est6n conrformes se servirAn levantar la mano.
(La mayoria de los se'iores Representantes asi lo
hace.)
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo tercero del mismo
Capitulo.
(El official de actas lo lee.)
r-f 1-1 / -\ rr II- ^


(F.) Antonio Bravo Acosta.
BR. PRESIDENT (ALLIEGRo) : Se pone a discu n.


Sn. PRESIDENT ALLEGRORO: ) Estima la Camara
que caso de aprobarse esta enmienda deba pasar 1d
Senado como proyeeto de ley apart?
(Seiiales afirmativas).
A discusi6n.
(Silencio.)


(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo primero del Ca-
pitulo VIII. "De los morosos y defraudadores del
uno y medio por ciento."
(El official de actas lo lee.)


A votaci6n. SR. RODRGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Este capitulo es-
Aprobado. Se remitir6 al Senado. t igual al Mensaje Presidencial y fu6 aprobado por
el Senado. Se refiere a los morosos e infractores del
Sn. GuAs INCLIN (RAFAEL) : HIago constar mi vo- uno y medio por ciento!. En consecuencia solicito que
to en contra de estas enmiendas. se apruebe.






80 DIARIO DE B8SIONES DE LA (AMARA DE REPRESENTANTES


(El official de actas lee el articulo primero.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n.
(Silencio.)
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGR) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El official de actas lee):
ENMIENDA ADICIONAL AL CAPITULO VIII
La disposici6n contenida en el inciso (b) de la
prescripci6n segunda, Articulo sexto del Capitulo V
de la Ley de Emergencia Econ6mica de 29 de Enero
de 1931, comenzark a regir en seguida; y, en su con-
secuencia, el Ejecutivo podri trasladar en cualquier
tiempo el cobro de ese impuesto a las Aduanas, aun-
que no se haga en cuanto a los demas incluidos en
este Articulo,
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) Eladio Ramirez de Le6n.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
al Capitulo IX. "Forma de tributaci6n de los im-
puestos suntuarios."
Se va dar lectura al Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.


Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a diseusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo cuarto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGR) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo quinto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6r.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo sexto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo s6ptimo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo octavo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se le va a dar lectura al Capitulo X. "De la vi-
gencia de los impuestos de Obras Piblicas." Se va
a dar lecture al Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGR) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
(El senior Wifredo Alban6s hace constar su voto
en contra.)






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 81
iI


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se va a dar lectura
al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)

SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a diseusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda adicional.
(El official de actas lee):

Enmienda adicional al Capitulo I del proyecto sobre
ley de impuestos procedente del Senado
ARTICULO III.-El Articulo 160 de la Ley de Im-
puestos Municipales y Procedimientos de Cobranza,
quedarh redactado en la siguiente forma:
"Articulo 160.-Las carnes de las reses sacrifica-
das en un t6rmino municipal al ser transportadas a
otro tirmino municipal o al Distrito Central no es-
tarin sujetas al pago de ningfin impuesto sobre con-
ducci6n si se trasladan para el consume pfiblico."

ARTICULO IV.-La modificaci6n que contiene cl
Articulo preccdente regird desde su publicaci6n en la
Gaceta Oficial de la Repfblica.
(F.) Agustin Cruz, L. Estrada y F. Cu6llar del Rio.
(Ocupa nuevamente la Presidencia el senior Guds
Incldn.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n.
SR. CRuz (AGusTIN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : La tiene S. S.
SR. CRUz (AGUSTiN) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Voy a decir dos palabras sola-
mente en explicaci6n de la enmienda que someto a la
consideraci6n de la Cdmara eni estos mementos.

La enmienda, que es al Capitulo X, por el cual se
prorrogan por cinco aiios mds los impuestos de Obras
Pfiblicas, tiende a suprimir el impuesto que cre6 el
Distrito Central de La IIabana sobre el transport de
carnes entire cualquier Municipio de la Repfiblica y
el de La Habana, constituyendo asi un monopolio irri-
tante que es altamente perjudicial para los intereses
del pueblo. Ese monopolio consiste en que en ]a ciu-
dad de La Habana, hasta hace seis meses, existian
dos mataderos: uno el Industrial, o sea el Matadero
Municipal, y el otro, el denominado "Like Brothers",
en cualquiera de los cuales podian matarse reses. Re-
cientemente, por un acuerdo del Distrito Central, el
matadero pfiblico, o sea el Industrial, se arrend6 a un
grupo de ganaderos que constituyeron una Compafiia
particular, y desde ese memento no se pueden matar
en, La Habana mfs reses que las de esa compafiia,
dando por resultado que en La Habana la care, que
se pagaba antes a diez centavos libra, hoy se esta pa-
gando a quince centavos, con grande perjuicio para
las classes pobres de este Municipio. El monopolio se
lleg6 a consolidar de una manera mas efectiva cuan-
do el Distrito Central de La Habana cre6 un impues-
to que se llam6 de transport de carnes, es decir, un


impuesto intermunicipal, por el que se paga diez
centavos por cada libra de came que se introduzca
en La Habana, que impide que otros Municipios de
la Repfiblica, por esa tarifa arancelaria creada, pue-
dan enviar sus reses a La Habana. En este caso se
encuentran los Municipios mas cercanos de Marianao,
Regla y Guanabaeoa, que por su proximidad a esta
capital estkn en condiciones de enviar sus reses a es-
ta ciudad con uni beneficio positive para los consumi-
dores de La Habana.
Y he aqui la sorpresa mis grande, es decir, que
dentro del propio Estado se ha creado una barrera
intermunicipal que impide que los products de otros.
Miunicipios vengan al nuestro, a no ser que paguen un
impuesto de entrada. Esto crea un privilegio que ha-
ce impossible que se venda en esta ciudad ningunia res
que no sea de las sacrificadas en el iMLatadero Indus-
trial. La situaci6n es tan normal, tan absurda, que
no se concibe que en una Repfiblica unitaria como la'
nuestra, se cree una barrera econ6mica que cierra las
puertas a toda competencia commercial, al establecer
ese impuesto sobre el transport de carnes. De dejar
en pie el Congreso cubano este monopolio, tendriamos
en el mafiana, de seguirse por otros Municipios la li-
nea de conduct trazada por el Distrito Central de
La Habana, una situaci6n verdaderamente rara y ab-
surda, en que los Municipios de nuestra RepTiblica
llegarian a una verdadera guerra econ6mica, estable-
ciendo barreras arancelarias intermunicipales con el
encarecimiento de la vida y sin ventajas para la to-
talidad de la Repiblica. Es tan absurdo tojo esto
y tan fuera de la ciencia political, que en los Estados
Unidos de Am6rica, done existen cuarenta y ocho
Estados absolutamente independientes y soberanos,
existe un precepto constitutional, que prohibe termi-
nentemente el que se establezcan impuestos al comer-
cio entire los distintos Estados; es decir, que las mer-
cancias que se exportan de un Estado a otro nanca
pagan impuestos.
Pero hay algo mas aun; existe alli en los Estados
Unidos, una Comisi6n -a "Inter-State Commission"
- encargada de equiparar el cost de las mercan'cias
de los distintos Estados, estableciendo una escala pro-
porcional en los fletes por transport de mercancias
de un Estado a otro, equiparando los Estados mas le-
janos con los mas cercanos, esto es, que las merca.n-
cias que vienen de California a New York, per ejem-
plo, pagan un flete menor al que pagan las mercan-
cias de otros Estados cercanos, a fin de que puedan
competir en el mercado de New York, en igualdad
de condiciones.
Cito este caso para que se vea hasta d6nde se ha
legado en la naci6n americana a tratar de equiparar
a todos los Estados en la venta de sus products y
sus mereancias; y para destacar c6mo result enor-
me que en Cuba se establezca esa barrera arancelaria
illegal con respect a los Municipios, cuando aqui ni
siquiera tenemos, como alli, Estados independientes,
sino que todos los Municipios dependent de una orga-
nizaci6n central y unitaria.
Mi enmienda consiste, pues, en que se supriman en
Cuba estos impuestos intermunicipales, concediendo
autorizaci6n express para que puedan entrar en to-
dos los Municipios de la Repfiblica libremente las re-
ses sacrificadas, evitdndose de este modo el monopo-
lio que hoy existe en La Habana. Ruego a mis com-
pafieros su aprobaci6n.





82 DIARIO DE I(ESIONES DE LA C \ f \T '' "* "F'PRESENTANTES


SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE): Yo deseo llamar
la atenci6n tanto, a la Presidencia como a mis com-
pafieros de la Camara, sobre este particular. Hemos
olvidado qite constantemente estamos tratando asun-
tos que est6n, pudi6ramos decir, en muchos casos, al
margen de la convocatoria para sesi6n extraordina-
ria, aunque muchos de ellos parece que tienen cierta
relaci6n, pero en realidad no la tienen. Yo deseo
lamar la atenci6n a la Presidencia sobre este asunto
y tambi6n a nuestro leader, sobre el compromise que
contrajimos en el Comite Parlamentario para tratar
determinados asuntos, encontr~ndonos ahora con que,
de hecho, vienen a la Camara otros asuntos y estamos
tratando en ella de cosas complementamente distintas.
SR. CRuz (AGUSTIN) : Yo no lo entiendo asi, y no
creo que exista ningfin acuerdo del Comit6 Parlameu-
tario que me obligue a no presentar enmiendas a este
proyecto de ley.
Despu6s que he visto las distintas enmiendas pre-
sentadas y las cuales han sido tomadas en considera-
ci6n, me parece muy 16gico, muy human, que yo tra-
jese y presentase esta enmienda que no, tiene mis de-
fecto que favorecer al consumidor. Sobre este par-
ticular no he hecho m6s que seguir el mismo proce-
dimiento que se ha venido siguiendo esta noche, en
que so han presentado enmiendas sugeridas por el se-
flor Presidente de la Repiblica y por algunos Secre-
tarios del Despacho, las que la Camara ha conside-
rado y votado sin que se planteara el problema que
present el senior Sanchez Hernandez.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Sefiores Represen-
tantes: Indiscutiblemente que yo no estoy en un to-
do de acuerdo con la forma en que estamos traba-
jando. Y dicho esto, y concretandonos al asunto de
la enmienda del senior Cruz, deseo llamar la atenci6n
de la Camara sobre lo siguiente: Hay un proyecto
de ley presentado por el senior Cisneros, compafiero
nuestro, que precisamente se refiere al asunto que tra-
ta el senior Cruz, y me parece lo mas 16gico que espe-
remos a otra oportunidad para tratar esta cuesti6n,
ya que precisamente el senior Cisneros se encuentra
ausente. Hay otra, que me parece muy convenient
el tratarla y que se refiere a esta cuesti6n del Distrito
Central relacionada con los derechos de cobranza y
transport libre del ganado de cualquier t6rmino mu-
nicipal y sobre las exigencias sanitarias veterinarians
que hay en los dos mataderos que existen en La Ha-
bana y que no existen en realidad de verdad en nin.
guno de- los mataderos del interior.
SR. PINO (GUSTAVO) : Pues debian existir.
SR. CRuz (AGUSTIN) : Decir esto es decir que las
ordenanzas sanitarias no se cumplen, o mejor dicho
que la Secretaria de Sanidad no cumple con su deber.

SR. SiNCHEZ (RAFAEL JORGE): Es que en reali-
dad existen estas deficiencies sanitarias. Yo puedo
asegurarle a S. S. que en la mayor parte de los mata-
deros de la Repfiblica existen estas deficiencies, natu-
ralmente; y si nosotros tomamos como punto de vista
los mataderos de La Habana y de algunas otras eiu-
dades importantes de la Repfiblica, nos encontrare-
mos con que en todos ellos se cumplen estos preceptos.
Yo puedo decir respect al matadero de Marianao, al
cual fui hace meses atras, que alli he visto c6mo se
sacrificaban un gran nfimero de toros, cosa que esta
prohibida terminantemente.


SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Yo puedo decirle a su
sefioria que a pesar de todo eso sobre esas medidas
sanitarias se esti tomando much interns en todos los
mataderos de la Repfiblica y se esti haciendo un es-
fuerzo para cumplir con este requisite; a este objeto
se ha pasado una circular sobre este particular.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE) : Puedo asegurar to-
do lo contrario al companero.
SR. ARAGONS (ALBERTO) : Yo puedo decirle al se-
fior Aballi que a los mataderos de Santa Clara y de
Cienfuegos concurrent dos veterinarios y que ellos alli
realizan una inspecci6n a la altura de la que pudiera
realizarse en los mataderos de La Habana.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE): El senior Arago-
nes, que esta tan bien informado, me va a contestar lo
siguiente: Tenga la bondad de decirme cuantos son
los veterinarios municipals y cuantos son los mata-
deros que existen en el t6rmino de Cienfuegos, y qu6
nfmero de personas pueden concurrir a esos mis-
mos mataderos.
SR. ARAGONPS (ALBERTO) : Dentro de la ciudad no
hay mas que un matadero, pero existen mataderos en
los disintos barrios de Cienfuegos.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE): Si, ya se; exis-
ten infinidad de mataderos, pero por ellos no pasa
ningfin veterinario, y lo mismo que pasa eni esos mata-
deros pasa en muchisimos otros de la Repfiblica, y
esto no puede ocultarlo nadie, hay una diferencia
notable entire lo que se exige aqui en La Habana y
lo que ocurre en la mayor parte de los mataderos
del interior.
SR. NUNEZ PORTUONDO (EMILIO) : Sefior SAnchez:
Yo he oido hablar much del trust de la care; yo he
oido hablar de c6mo opera, he oido hablar tambi6n
much de sus utilidades, y yo en realidad de verdad
quisiera que me ilustrara sobre. este particular; yo no
tengo un criterio formado sobre esta material im-
portantisima; yo quisiera que se me explicara las re-
laciones que tiene el trust de la came con las medidas
sanitarias.
SR. SANCHEZ (RAFAEL JORGE): Yo, en realidad de
verdad, tampoco las conozco y no puedo ilustrar a su
sefioria sobre esta material.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO): Sobre la mesa de la
Camara se encuentra pendierite de ser tratado por la
misma un proyecto de ley aprobado por el Senado
en relaci6n con la material a que se contrae nuestro
distinguido compafiero el sefor Cruz. Yo quiero lla-
mar la atenci6n a la Camara sobre este particular.
So.icito que la enmienda del senior Cruz sea rechaza-
da y que en cambio, en compensaci6n, se tome el
acuerdo por la C6mara de tratar el proyecto a que
61 se contrae.
SR. PINO (GUSTAVO) : Yo me permitiria rogarle al
senior Cruz que retirara la enmienda por 61 presenta-
da, por mas que es tan 16gica, es tan razonable, que yo
lamento muchisimo que no pueda discutirse.

SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : No se trata de reeha-
zar en el fondo la enmienda; cuando este problema
sea tratado por la Camara yo voy a votar en favor
de 61, lo finico que yo quiero es dejar a salvo el pre-
cepto reglamentario, lo que yo deseo es que esto se
cumpla en toda su integridad.





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 83


SR. CRUZ (AGUSTiN): Pues yo no puedo retirar
la enmienda, yo he permanecido aqui hasta esta hora
de la madrugada solamente a este objeto. A mi me
parece que 6sta es una enmienda just y equitativa,
y. por lo tanto no puedo retirarla, porque hay un
proyecto de ley procedente del Senado igual a la
enmienda que se dispute y en la imposibilidad de re-
tirar la enmienda que tengo presentada, ruego a la
Camara que tome un acuerdo sobre este particular,
y caso de no poderse tratar mi enmienda, se acuerdC
asimismo que en' la Orden del Dia de la pr6xima se-
si6n figure el proyecto de ley del Senado que trata
de este mismo problema.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : La cuesti6n de orden
planteada consiste en lo siguiente:
Segin, mi criterio no puede tratarse la en-
mienda en estos mementos, porque sobre la mesa es-
ta pendiente un proyecto de ley procedente del Se-
nado que se refiere a la misma material a que se con-
trae esa enmienda. Yo deseo que se resuelva eAta
situaci6n y he hecho una proposici6n para que este
problema pueda tratarse lo mas pronto possible.
SR. PRESIDENT (GUAS INCL4N): Sobre la mesa
existe un proyecto de ley procedente del Senado, que
ha sido enviado a la Comisi6n de Asuntos Municipa
les y Provinciales para que dictamine, y no procede
discutir y aprobar la enmienda que trata de la misma
material, pero si pudiera adoptarse el acuerdo de traer
a una sesi6n pr6xima el proyeeto de ley procedente
del Senado, como asunto preferente.
La proposici6n del senior Cruz significa que no ha
lugar a deliberar. La presidencia va a someterla a
la consideraci6n de la Cimara. Los que esten con-
formes se servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobado.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Yo solicito de la CA-
mara acuerde traer para colocar en un lugar pre-
ferente de la pr6xima sesi6n, el proyeeto de ley pro-
cedente del Senado que se refiere a este particular.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Se pone a vo-
taci6ni la proposici6n del senior Alliegro de que en
la primer sesi6n que celebre la CAmara se trate el
proyecto de ley procedente del Senado. Los que es-
ten conformes se servirin ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobado.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
ENMIENDA

Ademis de los efcbanos por nacimiento y naturali-
zaci6n, pueden ser nombrados Guardias Jurados y Vi-
gilantes nocturnos los extranjeros que habiendo resi
dido en Cuba mas de cinco afios, justifiquen haber
renunciado a su nacionalidad optando por la cubana,
y aquellos que entire la jura de intenci6n y el nom-
bramiento haya transcurrido dos afios.


Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Salvador Garcia Ramos.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): i, Estima la CA-
mara que 6sta es una enmienda atinente?
(Seiales afirmativas.)
Se pone a votaci6n la enmienda, con la advertencia
de que caso de aprobarse pasarA al Senado como pro-
yecto de ley aparte.
(Silencio.)
Aprobada. Se remitira al Senado.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
ENMIENDA

Se declaran exentas de derechos las certificaciones
de nacionalidad o cartas de ciudadania, necesarias
para obtener los titulos de Procurador Pfiblico o
Mandatario Judicial.
Estas certificaciones se solicitaran jurando que se
destinan finicamente a ese fin,-y no tendrAn validez
para otro objeto.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Emilio N4aez Portuondo.
SR. NTM EZ PORTUONDO (EMILIO): Esta enmienda
se puede explicar en dos palabras. Ha habido la in-
tenci6n de ayudar en alguna forma a los aspirantes
a procuradores y mandatarios judiciales y como la
carta de ciudadania es necesaria para el expediente
de procurador, por esta enmienda se les exime del
tribute creado recientemente por ley de 29 de Enero
de 1930, siempre que se justifique que la Carta se
saca exclusivamente para tales fines.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vo-
taci6n, bien entendido que caso de aprobarse pasard
como proyecto de ley apart al Senado.
(Silencio.)
Aprobada. Se remitirai al Senado.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
Si el dia tres de Enero de mil novecientos treinta
y dos los Ejecutivos a que por la ley corresponde no
hubieren designado por cualquier causa las personas
que deban former parte de las Comisiones de Afilia-
ci6n de los Partidos Politicos, o si antes o despues de
dicha fecha se hubieren anulado o se anularen dichas
designaciones, o no hubieren fijado los locales en
que dichas Comisiones de Inscripci6n deban funcio-
nar, el Presidente del Ejecutivo Provincial de la pro-
vincia respective o quien lo sustituya, procedera den-
tro de los cinco dias naturales siguientes a la publi-
caci6n de esta Ley en la Gaceta Oficial de la Repi-
blica a hacer esas designaciones. En tales casos el
plazo de catorce dias para realizar las afiliaciones






84 DIARIO DE ISOBSIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
i- -


comenzard a contarse el quinto dia posterior al veri-
cimiento del t6rmino sefalado a los Presidentes de
los Ejecutivos Provinciales para hacer la designaci6n.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.


SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se le va a dar
lectura al dictamen de la Comisi6n' de Ferrocarriles
con el car6cter de enmienda, que present el sefor
Rodriguez Crem6.
(El official de actas lee):
'N .' 1 1 t p- 1 ,


(F.) Agustin L6pez Morales. or. .rresiaente ae la iuamara ae Representantes.
Senor:


SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n.
(Silencio.)
A votaei6n, bien en'tendido que caso de aprobarse
pasair al Senado como proyecto de ley aparte.
(Silencio.)
Aprobada. Se remitird al Senado.
SR. DEL PRADO (FELIX) : Con mi voto en contra.
SR. PRESIDENT (GUAs INCL.N) : Se va a dar lee-
tura al Capitulo once, "De la importaci6n por los
subpuertos", Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. RODRIGUEZ CREMi (ALEJANDRO I.): He pedi-
do la palabra para que se tome como base, al dis-
cutir este Capitulo, el dictamen de la Comisi6n de
Ferrocarriles y Navegaci6n, por ser este asunto de
la competencia exclusive de esta Comisi6n permanen-
te de la Camara.
Sa. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Propongo que
se le d6 lectura al dictamen de la Comisi6n de Fe-
rrocarriles.
SR. ECHEVERRIA (RAM6N) : Yo desearia que el se-
fior Rodriguez Ramirez explicara cu6les son las ra-
zones que han motivado que el proyeeto fuera recha-
zado por el Senado.
Sa. RoDRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): La Comisi6n de
Ferrocarriles, al estudiar...
Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Qui6n ha des-
echado el precepto, la Comisi6n de Hacienda o la de
Aranceles ?
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Se esta discu-
tiendo el de la Comisi6n de Aranceles e Impuestos y
al discutirse esta parte, el senior Rodriguez Crem6
present que se tome como base de la discusi6n el
dictamen de Ferrocarriles y Navegaci6n.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLN) : Al iniciarse la
sesi6n de esta tarde, la Presidencia di6 cuenta col
los dictmmenes de todas las Comisiones y dijo que se
daba el caso exceptional de que esta ley viniera dicta-
minada por tres Comisiones distintas y someti6 a la
consideraci6n de la Camara cuil de los dictamenes
debia tener la prioridad y acord6 la CAmara que.fue-
ra el dictamen de ]a Comisi6n de Hacienda y Presu-
puestos. Por consiguiente, la proposici6n que se ha-
ce ahora significaria una revision de acuerdo, pero
como S. S. el senior Rodriguez Crem6 puedo presen-
tar como enmienda el dictamen de la Comisi6n de Fe-
rrocarriles, el conflict se puede zanjar.
S. S. tiene, por consiguiente, el camino reglamenta-
rio para presentarlo como enmienda.


A los efectos reglamentarios tengo el honor de re-
mitir el dictamen adjunto de esta Comisi6n de Fe-
rrocariles y Navegaci6n, aceptando la ponencia de los
sefiores Emilio Santa Cruz Pacheco y Emilio Niuniez
Portuondo,. modificando el proyecto de ley del Se-
nado, referente a diversas medidas de caricter eco-
n6mico, tendientes a nivelar los gastos de la Naci6n.
De usted muy atentamente,
(F.) Alejandro Rodriguez Crem6,
President.
A LA .CMISI6N DE FERROCARRILES Y NAVEGACION
Los Representantes que suscriben, designados por
dicha Comisi6n como ponentes para dictaminar sobre
el proyecto de ley de impuestos procedente del Se-
nado, en lo que se refiere a esta Comisi6n, tienen el
honor de someter a su consideraci6in el siguiente

DICTAMEN
CAPITULO XII
De la importacidn por los subpuertos

ARTICULO I.-Los subpuertos existentes y auto-
rizados para el comercio exterior se podrAn seguir uti-
lizando exclusivamente por los Centrales azucareros
o industries, para los cuales fueron concedidos, ajus-
tAndose en todo caso a los terminos y limits de su
concesi6n, y ademas, en sus exportaciones, a las res-
tricciones vigentes; pero no podrA utilizarlos para
laeer importaciones, a no ser de la maquinaria, lu-
bricantes, envases y combustibles para uso exclusive
que sean necesarias en la fabricaci6n del azicar y
demfs derivados de la cafia, o para explotaci6n de
minas y concentraci6n de sus products.
ARTICULO II.-Como excepci6n a lo dispuesto
en el articulo anterior, se autoriza en el lugar del
Distrito Aduanal de Nuevitas, que se estime conve-
niente, habilitar un puerto de interns local mediante
Decreto Presidencial, para realizar comercio de cabo-
taje en la forma prevista en el articulo 166 de las
Ordenanzas de Aduana, tal como qued6 modificado
por la Ley de 9 de Octubre de 1923; ampliada la auto-
rizaci6n, ademis a transporter, desde dicho puerto,
mercancias, products o frutos para ser depositados
en cua!quier lugar de la jurisdicci6n aduanera de un
puerto de interns general habilitado, a fin do su pos-
terior exportaci6n, o para destinarlos directamente
a la exportaci6n mediante trasbordo en un puerto de
interns general habilitado, en cuyo caso la exporta-
ci6n comenzard desde el moment en que el trasbor-
do se efectie; quedando sin efecto cuantos preceptos
y leyes establezean prohibiciones o disposiciones que
en todo o en parte se opongan al cumplimiento de lo
dispuesto en el present articulo.


SR. RODRIGUEZ CREM^ (ALEJANDRO I.) : Tenga la ARTICULO III.-Los que infringieren la prohibi-
bondad la Presidencia de darla por presentada. ci6n dispuesta en el Articulo I sobre importaciones






DIARIO DE ISIESIONES DE IA CAMARA DE REPRESENTANTTES 85


y exportaciones seran castigados con la multa de
mil a cinco mil pesos y con prisi6n de uno a cinco
afios si reincidiesen; siendo este delito perseguible de
oficio.
ARTICULO IV.-Todas las mercancias importa-
das que entren en el territorio national en' carro de
ferrocarril u otros vehiculos, conducidos desde el ex-
tranjero por los transportes maritimos conocidos por
"ferry-boats" o por cualquier otra clase de buques,
deberhn venir manifestadas finica y exclusivamente
con destino a puertos habilitados de la Repfiblica, y
en ningufn caso se permitira su.desearga, almacenaje,
reconocimiento, aforo y pago de derechos correspon-
dientes en lugares que esten fuera del recinto adua-
nero de dichos puertos, dentro de los cuales se en-
cuentren enclavados los muelles y almacenes a que
se refiere el articulo ciento treinta y cinco, en rela-
ci6n con los articulos ciento ochenta y cinco al ciento
ochenta y ocho de las Ordenanzas de Aduanas vi-
gentes.
Dichas mercancias se examin'aran fuera de los ve-
hiculos en que entren en la Repfiblica, los cuales se
vaciaran bajo la inspecci6n de los Inspectores de Des-
carga.
Una vez realizado el examen podran ser cargadas
esas mercancias en los referidos vehiculos.
Las mercancias liquidas que se important sin enva-
ses contenidas eri carros tanques, quedaran exceptua-
das de la descarga previa comprobaci6n, asi como las
maquinarias que tengan un peso superior a media to-
nelada, que se importen en carros planchas.
Cuando las mercancias de importaci6n, aunque ma-
nifestadas para puertos habilitados sean consignadas
para otros lugares de la Repfblica, no se despacha-
r6ri o reexpedirhn para 6stos los carros o vehiculos
que las contengan a su bordo, sin haber sido previa
y totalmente descargados en el puerto de entrada, a
los efectos del examen, reconocimiento, aforo e impo-
sici6n de los derechos aduanales.
ARTICULO V.-Lo dispuesto en este Capitulo re-
gira a los veinte dias naturales contados desde la fe-
cha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n' de Ferrocarriles
y Navegaci6n, a los trece dias del mes de Noviembre
de mil novecientos treinta y uno.
(F.) E. Santa Cruz Pacheco y Emilio Ni4liez Por-
tuondo.
DICtAMEN
La Comisi6n de Ferrocarriles y Navegaci6n, en se-
si6n celebrada en el dia de la fecha acept6 per mayo-
ria de votos el informed de los sefiores Emilio Santa.
Cruz Pacheco y Emilio Nuifiez Portuondo, modifican-
do el proyecto de ley del Senado dictaindo diversas
medidas de character econ6mico, tendientes a nivelar
los gastos de la Naci6n.
No obstante, la Cdmara resolver6.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Ferrocarriles
y Navegaci6n, a los trece dias del mes de Noviembre
de mil novecientos treinta y uno.
* VTO. BNo.: El Presidente, A. Rodriguez Cremn.--
Secretario, Silvestre Aiglada.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis-
cusi6in la enmienda, que es sustitutiva del Articulo
primero.
Sn. MENDOZA (NESTOR) : Pido la palabra en contra.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Tiene la palabra
su seforia.
SR. MENDOZA (N]STOR): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Para oponerme a la enmienda,
bien sea la del dictamen de la Comisi6n de Aranceles,
la de Ferrocarriles o la de Hacienda y Presupuestos,
cualquiera de las tres enmiendas ya han sido leidas,
aunque en esta oportunidad tan' s61o se haya leido la
de la Comisi6n de Ferrocarriles.
Yo creo que no hay raz6n alguna que justifique
cambiar el proyecto que viene del Senado en lo que
se refiere a los subpuertos. El finico ataque sensato
que yo he oido en el problema de los subpuertos, es
la cuesti6n del contrabando. Yo ignore si existe o
no el contrabando: presumo que lo habri, aurique en
menor escala que en el puerto de La Habana, y digo
en menor escala porque a juicio mio, mientras menor
sea el puerto menor es el contrabando. Yo creo que
por La HIabana se introduce mas contrabando que por
cualquier otro puerto de la Repfiblica, por la sencilla
raz6n de que por La Habana se importa mas que por
cualquier otro puerto de la Repfiblica. Yo estimo
que eri el puerto de New York debe haber mis contra-
bando que en el puerto de La Habana.
De manera que a juicio mio, por los subpuertos no
hay tanto contrabando como la maledicencia indica.
Sin embargo, con el proyecto del Senado se terminal
con la posibilidad del contrabando, porque el proyeeto
del Senado limita la importaci6n exclusivamente a
la maquinaria y combustible que sean necesarios pa-
ra la fabricaci6n del azucar...
SR. RODRIGUEZ CREMI (ALEJANDRO I.): Exacta-
mente igual dice el Articulo primero del dictamen
de la Comisi6n de Ferrocarriles.
Sn. MENDOZA (NISTOR): Pero con la diferencia
de que en el proyecto del Senado se autoriza para
que exporten a todos ]os que actualmente exportan
por los subpuertos. En cambio, con cualquiera de
los tres dictdmenes se limita la exportaci6n en' una
forma que va a arruinar a muchos Centrales azuca-
reros. Y lo voy a explicar.
SR. RODRIGUEZ CREMI (ALEJANDRO I.): Las ex-
portaciones no tienen trabas de ninguna clase.
SR. MENDOZA (NEsTOn) : Yo le voy a explicar al
senior Rodriguez Crem6, porque 61 tal vez no ha visto
el asunto en la forma en que a mi se me ha explicado.
El proyecto, en cualquiera de los tres dictamenes
de las Comisiones, dice: (Lee.)
En esta forma se va a prohibir utilizar los subpuer-
tos a los Centrales azucareros que actualmerite los es-
tan utilizando. Yo voy a citar dos casos que conoz-
co: el Central Preston y el Central Boston. Estos
dos. Centrales, pertenecientes a una entidad extran-
jera muy respectable, no van a poder exportar azica-
res sino por Preston o por Boston.
SR. DEL PRADO (FELIX) : No hay que olvidar, so-
fior Mendoza, que el Central Boston esta sobre la ba-
hia de Banes, con muelle propio, y el Central Preston
esta sobre la de Nipe, tambien con muelle propio.






86 DIARIO DE SESIONEIS DE LA OAMARA DE REPREISENTANTES


SR. MENDOZA (NASTOR): No es 6ste el inico pro-
blema que se ha de presentar. Yo quiero decirle al
distinguido compafiero que me ha interrumpido que
si me he referido a esos Centrales ha sido porque ten-
go una antigua amistad con el sefor Schuyler, Ad-
ministrador de la United Fruit, el cual esti actual-
mente preocupado con este problema, problema que 41
estima de much seriedad, y esti preocupado, enitre
otros cosas, porque no s6 si ustedes conocerin que son
muy pocas las concesiones dadas que puedan consi-
derarse como tales, y vamos a tener el problema de
que Preston y Boston al tener que acreditar que tic-
nen una concesi6n en regla de la Secretaria de IHa-
cienda, se van a encontrar que a pesar de tener P.os
subpuertos por los cuales embarcan actualmente, no
van a poder utilizarlos en el future.
SR. RODRIGUEZ CREMa (ALEJANDRO I.) : No son
subpuertos, son puertos.
SR. MENDOZA (NiSTOR): El Central Francisco
pertenece a la misma entidad commercial a que perte-
nece el Central Elia; los dos exportan por el mismo
subpuerto, y nos vamos a encontrar con que el Elia
podr6 seguir exportando por su subpuerto si se aprue-
ba la enmienda que estamos discutiendo, pero el
Francisco no podra hacerlo.
Sn. NiREz PORTUONDO (EMILIO) : Esta en un error
S. S., la concesi6n es para el Elia y para el Francis-
co, para los dos; yo le puedo citar a S. S. el nfimero
del decreto que concede la autorizaci6n a los dos, re-
soluci6n de 3 de Diciembre.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Dejando a un lado los
centrales azucareros existed tambien el problema de
las minas, que yo quiero tratar, porque lo estimo de
muchisima importancia.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): El senior Men-
doza en parte tiene raz6n, y yo no quiero que aparez-
ca como que en realidad no ]a tiene. Si, Antilla ce
un puerto de la Naci6n, y el embarcadero de Preston
es s6lo un subpuerto, porque este tiene un embarca-
dero particular, tiene su zona perfectamente limita-
da. Lo que ocurre es lo siguiente.
SR. DEL PRADO (FLLIX) : Lo que nosotros hemus
planteado al senior Mendoza no es si es un subpuerto
.o si los dos son puertos, sino que no tiene nada que
ver un ingenio con el otro.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : En eso tiene ra-
z6n S. S. El embarcadero de Prestoi tiene un pu'r-
to particular; esto no hay que dudarlo; en cambio,
hay otros que no lo tienen. Despues que fu6 aproba-
da la ley de consolidaci6n ferrocarrilera como todos
sabemos fu6 cuando surgieron los subpuertos, y fu6
entonces, y en esto tiene raz6n el senior Mendoza,
cuando surgi6 este problema.
SR. RODRIGUEZ CREME (ALEJANDRO I.) : Yo tengo
en la mano el proyecto a que se reficre el sefior Mon-
doza. Lo voy a leer. El Articulo nucve dice que de
acuordo con lo establecido en este articulo... (coonti-
nIta leyendo).
No podemos, pues, confundir una cosa don la ctra;
estA perfectamente probado este particular en este
document.
SR. MENDOZA (NiL-Tn) : Me reficro ahora a las
'Minas de Matahambre, que como todo el mundo co-
noce ticneni muchisima importancia; 6stas se encuen-


tran hoy en condiciones de realidad bastante deplo-
rables, puesto que le faltan los explosives, no tienen
forma de llevar los explosives a las minas de Mata-
hambre y tendrAn que suspender sus operaciones.
La parte final del Articulo dice lo siguiente: (Lo
lee.)
La Ley Tarafa, que tanto dafio ha causado a la in-
dustria azucarera, es mis benrvola. El precepto per-
tinente a la Ley Tarafa dice lo siguiente: (Lo lee.)
Y la enmienda que estamos discutiendo va todavia
mas lejos, pues dice lo siguiente: (La lee.)
Pero yo no quiero cansar mAs a mis compafieros
de la CAmara, porque ya es una hora muy avanzada,
y pido a la Camara que acuerde votar en contra de la
enmienda.
SR. NliEZ PORTUONDO (EMILIO) : El problema de
los subpuertos consiste en lo siguiente: En los cen-
tros de poblaci6n donde no hay esos subpuertos en
que se realize el trafico commercial, existen gremios de
obreros donde los trabajos todos tienen una tarifa que
esta de acuerdo con la ley de inteligencia obrera;
existen gremios obreros organizados en su mayoria
natives, que estan acogidos a la ley de inteligencia
obrera y se encuentran obligados a respetar los acuer-
dos existentes entire patron'os y obreros. En esos
subpuertos no se realizan importaciones de importan-
cia y por esto pagan un journal muy bajo, dando lu-
gar a que el obrero cubano se convierta en un paria.
Hemos visto que los principles puertos habilitados
de la Repfiblica se han tenido que cerrar por la com-
petencia ruinosa que les hacen los subpuertos. Para
inadie es un secret, que en Camagiiey y Oriente el
precio de costo de la mercancia es muy inferior a los
oxistentes en La Habana, pues en los almacenes de
esta capital tienen otro valor.
SR. ECHEVERRfA (RAM6N): Podria informarme
S. S. si en la ley que viene del Senado se autorizan
esos fraudes?
SR. NINEZ PORTUONDO (EMILIO): Se autorizan
mis, no solamente se autorizan los subpuertos exis-
tentes, sino que se llega a conceder una autorizaci6n
al Poder Ejecutivo, que hoy lo ocupa el General Ma-
chado, que mafiana no sabemos quin sera, para ha-
bilitar nuevos subpuertos. Es decir, que respondien-
do a la intense campaiia obrera en toda la Repfiblica
y a la campaia de prensa, en lugar de cerrarse los
subpuertos, por el contrario, se faculta al Presidente
para autorizarlos en mayor nfimero. En esas coridi-
ciones el problema, dije en la Comisi6n de Aranceles
que teniamos que responder a la necesidad imperiosa
de suprimir los subpuertos,'porque era algo que exi-
gia la opinion pfiblica y que a nuestro juilio la per-
manencia de los subpuertos, era perjudicial al Esta-
do, pero hemos tenido que confrontar una situaci6n
de hecho, debido a las concesiones que se habian otor-
gado, al amparo de leyes existentes, en favor de Com-
paiias extranjeras, en la mayoria de los casos, por
tiempo determinado, y no podria el Congreso legis-
lar suprimiendo esos subpuertos, porque exponiamos
la Reptblica a cuantiosas reclamaciones extranje-
ras, justificadas, porque despu6s de habersele conce-
dido por un tiempo determinado a una Compafia el
usufructo de un subpuerto, no podia despojarsele de
cse derecho, y para salvar el escollo que se presen-
taba y llegar a la finalidad que perseguiamos ideamos
limitar el uso de los subpuertos al objetivo de su con-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 87


cesi6n, es decir, algo que result indiscutible en el
campo del derecho. En el orden administrative,
cuando se le da autorizaci6n a la Compafiia H esa
autorizaci6n no la puede utilizar la Compafiia Z, por
eso los subpuertos no los pueden' utilizar mas que las
entidades a quienes se les otorg6 la concesi6n. Qu6
importa-y ahora me refiero a ]a enmienda del se-
fior N6stor Mendoza que en el orden legal se pue-
da decir que existen determinados Centrales azuca-
reros que utilizan los subpuertos dentro de las rciu-
sulas de su concesi6n, pues si es asi en nada les per-
judica la enmienda de la Comisi6n, si se les obliga a
cumplir los t6rminos de la concesi6n no pueden re-
clamar nada. .
SR. MVIENDOZA (NSTOR) : Antes de la ley de tari-
fas todo el mundo tenia libertad de exportar lo que
quisiera. Los centrales azucareros, como las demlis
industries del pais, utilizaban las ventajas que la na-
turaleza les brindaba en un territorio como el de Cu-
ba, donde hay muchas salidas n'aturales al mar, pero
vino la ley de tarifas y se acab6 todo aquello.
SR. REY (SANTIAGO) : La ley de tarifas vino pre-
cisamerite a regular el procedimiento que habria de
emplearse al otorgar las concesiones de carkcter ad-
ministrativo, no establecidas en ninguna ley. El Po-
der Ejecutivo habia otorgado distintas concesiones
que eran lesivas muchas de ellas, al interns pfiblico
en general, y eritonces, la ley regul6 el procedimien-
to. No es que antes se pudiesen utilizar libremente
las salidas al mar, sino que entendiendo la adminis-
traci6n del Estado que no habia precepto legal que
se opusiera terminantemente a ello, podia dar auto-
rizaciones.
SR. NtfEZ PORTUONDO (EMILIO): Las palabras
del senior Rey, que a mi siempre me ilustran, vienen
a demostrarme dos cosas: Primero, que es partida-
rio de la Ley Tarafa...
SR. REY (SANTIAGO): Soy autor de un proyecto
de ley restrinigiendo el uso de los subpuertos, por en-
tender, con arreglo a mi conciencia, que ha sido ese
uno de los factors que mis dafios intensos y efecti-
vos en el orden econ6mico ha causado a la Repfiblica,
y una de las lesiones mas hondas que se han produ-
cido a la soberania national. Por esa raz6n, no s6lo
soy partidario de la Ley Tarafa que regular el uso
de los subpuertos, sino que soy el autor de uni proyec-
to de ley que esti pendiente de aprobaci6n en el Se-
nado, en que se limitaba el uso de los subpuertos.
SR. |MENDOZA (NASTOR) : Yo conocia esa actividad
del senior Rey, y s6 que 61 es partidario de la Ley Ta-
rafa, asi como yo soy contrario; pero viene a darme
la raz6n en el extreme que yo sostenia, es decir, que
la Ley Tarafa ha sido funesta, al menos para algu-
nos industriales. Los hacendados sacaban sus azfica-
res del territorio nacion'al en la forma que a bien te-
nian, llenando los requisitos que tenian que llenar,
acudian a la Secretaria de Obras Pfiblicas y pedian
una licencia, a sabiendas de que se la iban a dar sin
cortapisas, lo mismo que el que construye una casa,
que acude al Ayuntamiento a solicitar una licen'cia
de fabricaci6n, sabiendo que se la van a dar.
En esta forma se le daba salida al product, que
es lo que pretend el que tiene una industrial, sea cu-
bano, americano o chino. Antes de la Ley Tarafa
existian facilidades en este sentido. Pero result aho-
ra que este proyecto que esta noche discutimos va


mas lejos aun que la propia Ley Tarafa. En la Ley
Tarafa no se le prohibia usar los subpuertos a nadie
que en afios anteriores habia estado utilizando una
via para la exportaci6n...
SR. REY (SANTIAGO) : Yo le voy a explicar a S. S.
y a la C6mara. Los Poderes Piblicos responded a
los movimientos que surgeon en la opinion pfblica.
Multitude de veces nosotros legislamos a impulses de
la opinion del pais, aun contrarianrdo nuestra propia
voluntad. La modificaci6n de los subpuertos no obe-
dece, originariamente, en este fltimo aspect, a ini-
ciativas de caracter particular; y yo declare que a
pesar de tener el honor de ser autor. de un proyecto
de ley en ese sentido, no es originariamente mio, sino
que responide a clamores de la opinion del pueblo cu-
bano, de una parte de 61 muy considerable, como de-
cia muy bien el senior Nfifiez Portuondo, y, ademfs,
de m6s de 60 6 70 mil obreros organizados por ntedio
de las Compafiias de Ferrocarriles que tiene cuantio-
sos capitals invertidos en la Repfblica, que 1Q han
pedido especialmente. Tambi6n multitud de otras
agrupaciones y colectividades del pais demandan del
Congress la limitaci6n de la concesi6n a los subpuer-
tos y l6gico es que nosotros legislemos en esa forma.
Y esta legislaci6n que ahora aparece, o sea la enmien-
da de la Comisi6n de Aranceles e Impuestos, en na-
da va a restringir ninguno de los derechos originaria-
mente concedidos a las Compafiias que tienen sub-
puertos. Lo finico que se hace es, conociendo esos
clamores de la opini6ni pfiblica, definir en -qu6 forma
pueden ejercitarse esos derechos. Lo que se hace es
lo siguiente: A un ingenio se le daba concesi6n pa-
ra los subpuertos, y a trav6s de esa concesi6n, diez,
veinte o cincuenta ingenios venian a explotarlo. Es
decir, que esto lo finico que hace es establecer la for-
ma en que pueden ejercitarse los derechos estableci-
dos en' esas concesiones...
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Perfectamente;
pero el busilis de la cosa esth en qu6 se entiende por
ese "primitivamente", a qu6 fecha se retrotrae?
SR. REY (SANTIAGO): A la feeha en que la Ad-
ministraci6n Pfiblica di6 la autorizaci6n.
SR. RAMIREZ DE LEON (ELADIO) : Pero es que hay
dos autorizaciones.
SR. RODRIGUEZ CREMI (ALEJANDRO I.): Es por el
afio fiscal del 22 al 23.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Vamos a ver si
nos ponemos de acuerdo en ese extreme; si podemos
llegar a un acuerdo con respect a este detalle, el
problema se simplifica much.
SR. MENDOZA (NSTOR) : Yo creo que el problema
est6 resuelto. La Ley Tarafa decia textualmeinte:
(Lee.)
Y Ia enmienda contra la cual yo me estoy produ-
ciendo, dice asi: (La lee.)
Vamos a aclararlo en esa forma y no hay problema.
Sn. NUMEZ PORTUONDO (EILIO) : No es necesario
aclararlo, porque eso lo tiene que haber hecho la
Administraci6n.
Yo quiero aclarar que la enmienda presentada por
el senior Mendoza no resuelve absolutamerite ninguno
de los males que se tratan de evitar, precisamente






88 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


porque se trata de limitar al ingenio que fuB objeto
de la concesi6n, el uso de los subpuertos.
Por la enmienda del senior Mendoza se crea una si-
tuaci6n extraordinaria, como yo dije antes, a in gru-
po de obreros que trabajan por muy poco precio y
que son extranjeros, obreros que estin varies afios
trabajando y que dcspu6s se retiran del lugar.
No resuelve tampoco el problema del contraband,
porque aumentard mas, ya que aumenta mas tambi6n
el nimero de ingenios que habrin de utilizar los sub-
puertos.
SR. RAMInEZ pE LE6N (ELADIO): Esa afirmaci6n
en cuanto a los obreros extranjeros, 6la hace S. S. por
propia conviceicn o por referencias?


Si. RAMfREZ DE LE6N (ELADIO): Es que el comer-
cio esta actuaindo contra los departamentos comer-
ciales de los ingenios.
SR. TOMEi (,MANUEL) : Entonces S. S. confiesa que
hay algo pecaminoso.
Sn. NO~EZ PORTUONDO (EMILIO): Ya ve S.S. c6-
mo esta resultando cierto lo que yo afirm6, que la
Camara de Comercio protest, que los obreros protes-
tan y S. S. a todo eso me contest que es per soli-
daridad con la HIermandad Ferroviaria, a pesar de
que estos obreros no tienen ninguna relaci6n con los
ferrocarriles; la prensa tambi6n protest sefialando
en sus editorials todos estos inconvenientos a que an-
tes me referia.


S. NRE PORTUONDO ( ): E part po S. RAMfREZ DE LE6N (ELADIO): Tambien han
conyicci6 propia y en part por referencias. hablado y han dicho muchas cosas del Congreso.
convieci6n propia yeon part por reforonojas.


Nosotros- consideramos obreros cubanos a aquellos
que- tienen un hogar, a aquellos que tienen quo tra-
bajar constantemente y tienen que subvenir a las ne-
cesidades de su familiar, no, los que no lo tienen, por-
que trabajan on lugares done no viven mas que los
tres meses de duraci6n de la zafra.
Sa. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo he estado per
ejemplo en el puerto de Guayabal, en el Niqucro y
en' el de Preston, y en ellos he visto que la manipula-
ci6n la hacen los obreros de los puertos. Y ocurre
esta anomalia: que en los subpuertos pueden arribar
los barcos a los efectos de la Aduana, pero no pue-
den declararse a libre plitica a los efectos sanitarios,
y todos los barcos que vienen a busear azucar van
a habilitarse a los puertos, y ontonees los obreros que
manipulan el azilcar van a esos subpuertos; es For
eso que yo he visto a los obreros de Manzanillo
ir a esos subpuertos a manipular el azlicar, porque
no hay que olvidar que el personal que hace esta ope-
raci6n no es un personal cualquicra, es un personal
competent, id6neo, no hombres corrientes; y yo
digo esto porque lo he visto, lo he visto on el puerto
de Manzanillo cuando se despachaii los barcos, y lo
mismo que result alli resulta tambin n n Gibara.
Los finicos puertos donde se manipula el azficar per
medios mechnicos son Puerto Barafa, Antilla y Pas-
telillo.
Sn. NO~EZ PORTUONDO (EMILO) : Yo puedo decir-
le a mi querido compailero cl senior Ramirez de Lo6ri
en relaci6n con este asunto, que en la mayor part
de estos lugares los obreros no son natives y quo
gan'an el mismo sueldo,.y que tanto en Oriente come
on Camagiiey se han manifestado en absolute contra-
ries al establecimiento de esos subpuertos en la for-
ma on que estin. El senior Presidente de la Repii-
blica on su uiltimo viaje, fu6 visitado en Camagiicy
y Oriented por todas las ropresentaciones de entida-
des obreras, haciendo constar su protest mis enCr-
gica por la forma de legislaci6n que se pretend rea-
lizar.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Seguramente quo
haccn esto por espiritu de solidaridad.
Su. ToMif (MANUEL) : No hay que olvidar quc la
prensa de La Habana sc ha manifestado on contra
de estos subpuertos, se han escrito editorials notables
sobre este particular, on los cuales se sofialaban to-
dos sus inconvenientes y nadie puede pensar que 6s-
ta sea pa,;ada por los ferrocarriles.


Sn. NOiNEZ PORTUONDO (EMILIO): Esto no signi-
fica nada; pero S. S. no me podri near que es un
hecho cierto que esti respondiendo a todos los secto-
res de la opinion pfiblica, opinion que es contraria a
esta media de establecer nuevos subpuertos.
Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Ni el senior Afen-
doza ni yo hemos hablado de establecer nuevos sub-
puertos.
SR. NONEz PonTUONDO (EMILIO) : Existen dos pro-
blemas distintos; estoy expliarando y me estoy refi-
riendo a unio u otro case; existed un proyeeto de ley
procedente del Senado que autoriza el establecimien-
to de nuevos subpuertos, eso no lo puede diseutir S. S.
SR. VILLAL6N (IANUEL): hEn que articulo est'?
SR. N 6REZ PORTUONDo (EMILIO) : En esto momen-
to yo no le puedo.citar a S. S. el articulo.
Sn. VILLALON (MANUEL) : Estos puertos de inte-
res local son aquellos que a la ley correspond y que
la ley de puertos consider de una categoria que por
su calado y el trAfico que en ellos so realize son imas
bien de cabotaje. Y si el articulo primero autoriza
los puertos actuales para la exportaci6n, y si hay un
interns en la Repfiblica para realizar la exportai6n,
no veo que privilegio en favor de los interests p-ibli-
cos constitute el hecho de que puedan atracar a un
subpuerto local para que este subpuerto realize la ex-
portaci6n.
SB. NIREZ PORTUONDO (EMILIO) : Luego no es de
tanto calado como S. S. se referia.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Lea bien S.S. S. S.
trata de variar la cuesti6n; lea con detenimiento.
Sn. NINEZ POrTUONDO (EMILIO): Precisamente os
todo lo contrario.
Esti en uii error S. S. y voy a demostrArselo.
Cuba es ulia isla que tione muchas costas y puede
toner ficilmente tantos puertos come Inglaterra que
es uno de. los paises que hasta hace poco ha sosto-
nido la mayor cantidad de comercio del mundo.

El problema so reduce a quo se autorice la creaci6n
do nuevos subpucrtos que es contra lo que han pro-
testado todas las cases sociales de Cuba. El proyec-
to tal como se somete a la consideraci6n de la CAma-
ra entiondo quo es perjudicial a los interests nacio-
nales, y a mi juicio dcbcmos votar el dictamern de la






DIARIO .DE ISIESIONES DE LA CAMERA DE, REPRESENTANTES 8' 89


Comisi6n porque de esa manera respondemos a un cla-
mor popular, al deseo de las classes obreras, de las
classes econ6micas, de la prensa toda, respondemos a
los deseos generals de toda Cuba, y yo creo que en
esas condiciones realizaremos una labor patri6tica y
digna del aplauso general.
Por eso yo interest de los sefiores Representantes
que voten integro el dictameni de la Comisi6n de
Ferrocarriles y Navegaci6n que se somete a la consi-
deraci6n de la Camara como enmienda.
SR. ToMli (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La tiene S. S.
SR. TOMEI (MANUEL) : Sefor Presidente y sefiores
Representantes: Sin negar la importancia y la os-
tensible trascendencia que para Cuba tiene el pro-
blema de los subpuertos, lo avanzado de la hora y
mi probada consideraci6n a los distin'guidos compa-
fieros me obligan forzosamente a tratar de ser lo m"s
breve y conciso possible en el anhlisis del interesan-
tisimo problema que se debate. Influye tambi6n en
esta decidida determinaci6n mia, la feliz circunstan-
cia de que haya agotado un turno en favor de la en-
mienda en cuyo favor me pronuncio, nuestro ilustre
compafiero el senior Emilio Nfiiez Portuondo, que, de
manera brillante, como en 61 es costumbre, conside-
rando y respondiendo a las distintas y variadas intc-
rrupciones que se le han hecho, ha rendido un studio
cabal y definitive sobre este interesante asunto, que
en el aspect planteado tantas conveniencias y utili-
dades habrA de representar para Cuba en contra de
los males y quebrantos profundos que hasta el pre-
sente ha producido la forma normal, de franca co-
rruptela y libertinaje, con que se han desenvuelto los
titulados subpuertos o embarcaderos particulares.
Es inexacto, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, el que los preceptos que informan la enmien-
da leida vayan en contra de los dereehos adquiridos
por multiples fincas azucareras en la Repfiblica con
anterioridad a la vigencia de la Ley del 9 de Octu-
bre de 1923, que cerr6 definitivamente, para bien y
provecho del pals cubano, toda riueva oportunidad
para la creaci6n de nuevos subpuertos o embarcade-
ros privados. La enmienda que se debate respeta en
toda su integridad los derechos adquiridos, y s6lo se
concrete, y en esto estriba la impugnaci6n de muchos
de mis ilustrados compafieros, a limitar el funciona-
miento de los actuales a los t6rminos y limits en
que el disfrute de los mismos fuera concedido.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Cuando el com-
pafiero Tom6 perfile esa situaci6n de derecho a que
61 se refiere...
SR. TOME (MANUEL): A eso voy. Tal es mi pro-
p6sito y mi finalidad mis decidida en' el studio del
asunto que se debate. Antes de que rigiera la ley
de 9 de Octubre de 1923, conocida por Ley de Con-
solidaci6n Ferroviaria y mas comfinmente por la Ley
Tarafa, la autorizaci6n para la creaci6n y funciona-
miento de los subpuertos o embarcaderos privados se
obtenia mediante la tramitaci6n de un expediente,
de caricter administrative, que se substaniciaba ante
los Gobiernos Provinciales. Eso lo saben y conocen
perfectamente mis ilustrados compaieros.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Con la finica fi-
nalidad de que este asunto quede definido, quiero


indicarle al senior TomB, que antes de entrar en vi-
gor ld Ley de 9 de Octubre de 1923, conocida por Ley
Tarafa, lo que se-daba era un permiso para ocupar
la zona maritimo-terrestre, cuyo permiso se tramita-
ba mediante solicitud en el Gobierno Provincial que
venia a la Secretaria de Obras Pfblicas, no para im-
partir ni negar la autorizaci6n que le daba luego la
Secretaria de Hacienda.
SR. TOMS (MANUEL): Recojo carifosa y atenta-
mente la interrupci6n de mi distinguido compafiero,
que en nada, tal es mi criterio, se aparta de las ideas
que he venido desenvolviendo a trav6s de mi discur-
so en la explicaci6n que estimo necesaria ofrecer a la
Camara sobre el origen' de estos derechos al disfrute
de los subpuertos o embarcaderos privados. S61o he
podido observer que el estimado compafiero desea es-
tablecer una diferenciaci6n que yo quiero calificar
mis de sutil que trascendente, sin influencia ni pre-
ponderancia alguna en la explicaci6n que vengo rin-
diendo en horas avanzadas de la mafiana a todos mis
queridos compafieros. A la ilustraci6n' del debate,
recon6zcalo asi mi competent compafiero, no debe
ocult6rsele tampoco a la Camara, nada importa que
se le llame a aquel derecho originario autorizaci6n,
concesi6n o permiso. Su S. S. ha dicho que eran con-
cesiones que se daban para el disfrute de las zonas
maritimo-terrestres y que luego la Secretaria de Obras
Pfiblicas y la de Hacienda, haciendo un reconoci-
miento de los lugares determinados en la solicitud, se
mostraba favorable o no a la exportaci6n e importa-
ci6n que los concesionarios demandaban, utilizando
esa zona maritimo-terrestre mediante el establecimien-
to de los llamados subpuertos o embarcaderos privados.
Pues bien, senior Presidente y sefiores Representan-
tes, al dictarse y ponerse en vigor la Ley de 9 de
Octubre de 1923, mds conocida por Ley Tarafa, se
previ6 en su articulo und6cimo, si mal no recuerdo,
que se respetarian los subpuertos o embarcaderos pri-
vados que habiari venido funcionando en favor de de-
terminadas personas naturales o juridicas, durante
los dos afios precedentes a la promulgaci6n y vigencia
de la expresada ley...
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Y Si nosotros al
legislar ahora tomAramos como base la Ley de Con-
solidaci6n Ferroviaria, no habria problema, porque
se haria con vista a la situaci6n existente de hecho
y de derecho, y este hecho consiste en el permiso da-
do por la Secretaria de Obras Pfblicas para la ocu-
paci6n de la zona maritima-terrestre. Y luego venia
el permiso que daba la Aduana para importar en' ca-
da caso.
La Ley del 9 de Octubre de 1923 dice asi: (Lee.)
De modo que no se di6 concesi6n, sino que se reco-
noci6 un estado de hecho que se ampar6, mediante esa
legislaci6n y entonces vino un acuerdo del Consejo de
Secretarios autorizando al Secretario de Hacienda pa-
ra que mediante una declaraci6n jurada de los que
teniain permiso para embarcaderos que los hubieren
usado el afio anterior, podian conservarlos y a cuyo
efecto se les renov6. De modo que lo que la ley di6
fu6 un permiso para utilizar los subpuertos y si se
hiciera ahora lo mismo, no ocurriria nada de par-
ticular.
SR. TOME (MANUEL) : YO felicito al estimado com-
pafiero por la forma hfbil y bien meditada en que
se ha servido interrumpirme haciendo el studio del






90 DIARIO DE ISESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


precepto de la legislaci6n de 9 de Octubre de 1923.
Pero pese a sus recursos, que yo s6 son extraordina-
rios, a su bagaje cultural juridico notable, del que tan-
tas pruebas nos tiene dadas, yo tengo, sinr embargo,
que mostrarme en lo absolute inconforme con el cri-
,terio y la interpretaci6n que hace de la Ley de 9 do
Octubre de 1923. Sefior Presidente y seiiores Repre-
sentantes: La ley de 9 de Octubre de 1923 a la que,
o en la que con tanto interns desea mi compafiero el
senior Ramirez de Le6n concentrar el studio y el
anAlisis del inrteresante asunto que se debate, no re-
coge en ninguno de sus preceptos ni la intenci6n, ni.
plasma, tampoco, el prop6sito que 61, de manera in-
teligente y hAbil quiere atribuirle. Por respeto a la
propia t6enica juridica, no es concebible ni admisi-
ble por tanto que esa legislaci6n hubiera querido ni
haya amparado en I.l .-thi iva en sus preceptos situa-
clones de hechos, en cuanto a la creaci6n y funciona-
miento de los subpuertos y embarcaderos privados
que existen en el territorio national; se explica, es ra-
zonable en una sana, amplia y leal concepei6n juridi-
ca, que la ley, y es esto lo que ha realizado, haya pro-
tegido y amparado, no situaciones de hecho y si situa-
clones de derecho niacidas al amparo de la legislaci6n
vigente a la fecha de crearse el subpuerto o embar-
cadero privado. Sostener lo contrario, afirmar, se-
fior Presidente y sefiores Representantes, que la cita-
da legislaci6n de 9 de Octubre de 1923 ampar6 esas
situaciones de hecho, equivale, tal es mi modesto cri-
terio, a destruir toda la noble y levantada political de
restricci6n, que en la creaci6n y disfrute de subpuer-
tos o embarcaderos privados, tuvo como objetivo o
finalidad plausible la Ley de Consolidaci6n Ferro-
viaria.
A mi no se me oculta, sin embargo, s-fior Presi-
dente y sefiores Representantes, que al amparo de esa
generosa, aunque equivocada y perjudieial interpre-
taci6n de la Ley de 9 de Octubre de 1923, que inten-
cionadamente y con fines especulativos y de prove-
cho para particulares y compafias se ha divulgado,
es que han podido realizarse intensas y perjudiciales
actividades a trav6s de los subpuertos y embarcade-
ros privados, que en su funcionamiento no han res-
pondido s6o1 al interns exclusive, como debia de ser,
de sus primitives concesionarios, sino que se han he-
cho extensivos tambi6n a otros para quienes no rez6
ni afect6 en lo absolute la concesi6n conferida. Y pia-
ra que la Cdmara cubana pueda apreciar con today
amplitud las irregularidades y los consiguientes per-
juicios que so han derivado de esta interpretaci6n
capeiosa y equivocada, no resisto al deseo, que sera
tambi6n el de todos vosotros, de conocor y apreciar
mediante el contocimiento practico de un caso que vie-
ne aconteciendo en la provineia de Camagiiey, euan-
ta ha sido la corruptela, la tolerancia y hasta, por
qun no decirlo, el libertinaje desenfrenado en que han
venido funcionando los subpuertos o embarcaderos
privados, infringiendo de manera concluyente y ma-
nifiesta su ley de origen que hizo possible su creaci6n
y establecimiento.
Entre los distintos subpuertos que en la provincial
de Camagiiey funcionan, existed uno denominado de
"Palo Alto", al sur de ]a provincia, que per el afio
de 1907 a 1908 fucra concedido a la entonces Com-
pailia propietaria del Central denominado "Ste-
wart", enclavado en la jurisdicei6n del t6rmin'o mu-
nicipal de Ciego de Avila. Por ese propio afio se
construy6 tambi6n, en esa propia zona, el Central


denominado "Jagiieyal", come en los afios de 1907 a
1908, 1917 a 1918 y 1923 a 1924 se construyeron en
el tOrmino municipal de Mior6n los Centrales nrom-
brados respectivamente "NVor6n", "Violeta" y "Ve-
lazco". Todos estos Ingenios correspondian a perso-
nas naturales o juridicas distintas; pero en el afo de
1916 una C'.iI'.;ii., constituida en los.Estados Uni-
dos de AmBrica, que adopt como nombre o raz6n so-
cial la de Cuba Canie Sugar Corporation, adquiri6 de
sus distintos duefios los relacionados Centrales a que
me he referido anteriormente. Propietaria de esos
diversos ingenios, las lines privadas fueron conec-
tadas entire si para el intercambio de sus products,
combustible, mercaderias y hasta para trAfico de su
personal, y lo que fu6 mas grave aun, para hacer
transportes de sus cafias de un Central para otros y
para transporter asimismo el product elaborado, o
sea el azicar, a trav6s de esas sus lines privadas has-
ta el subpuerto o embarcadero privado de "Palo Al-
to", por donde lo exportaban para los mercados de
consume, substrayendo asi a los puertos piblicos y a
los propios ferrocarriles de servicio pdblico, un volu-
men extraordinario de riqueza y de vida, con mani-
fiesto perjuicio, con incalculables dafios para el inte-
r6s no s6lo de esas compafiias de servicios pfiblicos
y de los puertos pfiblicos legalmente habilitados para
el comercio de exportaci6n, si que tambi6n con dafios
incalculables inclusive, para el propio fisco, come ha-
br6 de demostrar mis adelante en el transcurso de
mis palabras.
VWase, pues, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, en este case cumplidamente evidenciada la co-
rruptela a que ha degenerado el uso indebido e illegal
de los subpuertos o emSarcaderos privados.
SY ahora qu6 se pretend, senior Presidente y se-
fiores Representantes, con el proyecto procedente del
Senado de la Repfblica, en la part que se refiere a
estos embarcaderos? Se pretend, queridos compa-
ieros, el legitimar situaciones como la relatada y que
acontece en el case de la Cuba Cane Sugar Corpora-
tion; es decir, se persigue legalizar el criteria, inacep-
table, por il6gico, antijuridico y perjudicial, expues-
to por mi ilustre compafero el sefidr Ramirez de Le6n,
que los subpuertos o embareaderos privados no res-
pondan a su ley de origin, tal cual lo dispuso y come
.o mantiene con claridad meridiana la Ley do 9 de
Octubre de 1923. Se quiere algo mas, se desca y se
aspira a que el subpuerto sirva al interns no s6lo del
concesionario, no exclusivamente a la finca o negocio
para que fu6 concedido, sine que sea utilizado y ex-
plotado en sus servicios por todos aquellos a quiencs
pueda beneficiarle dentro de su jurisdicci6n, que-
brantando en esta forma no s6lo la ley de origin de
su concesi6n, si que tambien la propia Ley de 9 de
Octubre de 1923, que s6lo quiso respetar los derechos-
nacidos de manera legitima al amparo de la pre-
cedente legislaci6n.
Sn. RAMiREZ DE LEON (ELADIO) : ISabe S. S. que
mientras las compailfas esas estfn perdiendo eientos
de miles de pesos, los Ferrocarriles Consolidados li-
'*i'inl.ii. utilidades?
Sr. ToxN (MANUEL): En relaci6n con el capital
invertido casi no es de tomarse en consideraci6n. Ese
es un aspect que easi me atreveria a afirmar que no
constitute una afirmai6n me perdone el distin-
guido compafiero -del todo veridica, porque a coin-
trario census puedo afirmarle que las reserves do las






DIARIO DE 8ESIONE13 DB DjA UkMARA DE REPRESENTANTES 91


Compafiias de Ferrocarriles, que eran poderosas, han
desaparecido en lo absolute en el empefio noble y le-
vantado, que yo aplaudo y debe aplaudir la CAmara,
de no rebajar, en esta 6poca de penuria y de intense
crisis, las asignaciones a sus modestos empleados.
SR. RAMIfREZ DE LE6N (ELADIO) : Conoce S. S. el
informed official del Agregado commercial de la Emba-
jada Americana, del mes de Octubre de 19319 Di-
ce asi: (Lo lee.)
Sn. TOME (MANUEL) : Mi muy ilustre compafiero:
Si esas son las utilidades, realmente a S. S. no esca-
pard, ni a la Chmara tampoeo, que ellas son muy pe-
quefias en consideraci6n al capital invertido, que se
eleva segfin mis antecedentes a una cifra muy supe-
rior a doscientos millones de pesos.
Pero cabe preguntar, senior Presidente y senores
Representantes, realize la Camara cubana en este
dia una labor perjudicial o convenient a los intere-
ses de la Naci6n y del Estado, reglamentando el uso
del embarcadero o del subpuerto a los t6rminos de sa
primitive concesi6n? 4 Es acaso que la Camara de
mi pais realize por ventura un atentado a intereses
que deban estimarse como mis fundamentals y su-
premos que los de la Patria? DIebe el subpuerto o
embarcadero privado regir por ventura como norma
political econdmica en el desenvolvimiento econ6mico
de nuestra nacionalidad?
Son 6stas, senior Presidente y sefores Representan-
tes, interrogaciones que a manera de postulados ame-
ritan ciertamente que los analice y estudie esta rama
del Congreso cubano con absolute tranquilidad de
espiritu y de conciencia, poniendo en alto el coraz6n
y la mente para llegar a la conclusion de si es m5s
productive a nuestro pais la absolute desvertebraci6n
de nuestro territorio, convirtiendolos en tantas fac-
torias como subpuertos o embarcaderos privados per-
miten nuestra estructura geogrifica, o por el contra-
rio deben a lo sumo, como se ha hecho hasta el pre-
sente, tolerar los existentes como serial inequivoca de
respeto a derechos adquiridos, aunque reglamenitan-
dolos y reduciendolos en su funcionamiento a los t6r-
minos y limits de su concesi6n primitive.
Se quiere presentar a vuestra consideraci6n el sub-
puerto o embarcadero privado como una media sa-
ludable y convenient al desarrollo de nuestra agri-
cultura y muy fundamentalmente, como protecci6n a
nuestra principal industrial, el azficar. Se dice y se
sostiene que es una political equivocada el no permitir
que a traves de nuestras costas, en forma liberrima,
sin coto ni limitaci6n alguna, puedan realizarse today
clase de exportaciones por lo menos. Frente a los
que tal sistema preconizain, se levanta la tesis, a mi
juicio y a mi criteria mas defensive para el Estado,
para su unidad y para su mayor progress, de limitar
el uso de tales embarcaderos respetando s61o los exis-
tentes, pero en manera alguna el permitir nuevas au-
torizaciones o concesiones que en definitive redunda-
rian en grave quebranto para los intereses del pue-
blo, de la nacionalidad y del Estado cubano.
El subpuerto, senior Presidente y sefiores Represen-
tantes, va a dafiar, result un positive cancer para el
Estado en el aspect de su recaudaci6n. Sab6is c6-
mo se realize la exportaci6n e importaci6n a travis
de los subpuertos o embarcaderos privados? No exis-
ten, en ellos mis empleados que fiscalicen esa funci6n
esencial y bAsica, la recaudaci6n del Estado, que el


empleado nombrado ciertamente por administraci6id
pfiblica, pero a propuesta del Ingenio o Central y re-
tribuido por 6ste. Yo no quiero sentar conclusions
adversas a la honorabilidad, a la decencia y a la vir-
tud del cubano, pero no habriis de dejar de compren-
der que un empleado en tales condiciones colocado,
Secibiendo su remun'eraci6n y sus emolumentos de la
propia finca azucarera, que disfruta de la concesi6n
o del permiso para el subpuerto, no puede exigirsele
una absolute imparcialidad ni una fiscalizaci6n que
esos propios anteeedentes estan destruyendo y desco-
nociendo en lo absolute. A esto se debe, bien lo sa-
b6is, queridos compafieros, que sea cosa por sabida
olvidada, que el contrabando en inuestra Repfiblica,
sin que deje de florecer, pero de manera exceptional
en nuestros puertos pfiblicos, es cosa rutinaria y ha-
bitual a trav6s de los subpuertos o embarcaderos pri-
vados; contrabando que no s61o represent un perjui-
cio en el orden de sus ingresos para el Estado, sino
que tambi6n propicia mas tarde con la entrada de
esas mercancias en condiciones de privilegio, un es-
tado de competencia desleal frente al comercio legi-
timamente establecido en nuestra Reptiblica, que uti-
lizando los puertos pfiblicos, que pagando sus dere-
chos arancelarios, que utilizando sus muelles y dep6-
sitos y los peajes por concerto de transport no puede
racionalmerite resistir a la invasion ni a la compe-
tencia desleal, ruinosa y quebrantadora que les ofrece
la mercancia introducida de manera tan exceptional.
Pensad por un instant, sefiores Representantes, en
to que significant esos llamados departamentos comer-
ciales de las fincas azucareras cuyo radio de acci6nr
no se limita a las propias fincas, que ella se extiende
a las mas inmediatas zonas urbanizadas y pueblos de
la jurisdicci6n en donde el comercio legitimo se des-
envuelve, causando a 6ste incalculables perjuicios y
evidentes dafios. En ese caso particular y a manera
de ejemplo, yo citaba a la Camara su acci6n y su in-
fluencia nociva ha llegado a afectar la riqueza de dos
vigorosas municipalidades de mi provincial: la de Mo-
r6n y la de Ciego de A'vila. A travis de las lines
privadas de todos esos Ingenios perfectamente conec-
tadas y vineuladas al subpuerto o embarcadero pri-
vado, el transport de mercaderias y de fitiles de to-
das classes se realize en proporciones insospechadas,
afectanda al comerciante legalmente establecido, que
bien porteindolas desde La IIabana o desembarcando-
las por su puerto mas inmediato que es Jficaro, tiene
que cargar sobre su valor de adquisici6n los derechos
arancelarios y los precious de transport a traves de
los ferrocarriles de servicio pfiblico. Esta y no otra
ha sido la causa del empobrecimiento de esas dos mu-
incipalidades que confrontan al present una situa-
ci6n profundamente aflictiva en el orden econ6mico.

Pudiera pensarse que s61o al Estado original per-
juicios y quebrantos el funcionamiento del subpuer-
to o embarcadero privado; pero no, es tambien a nues-
tras classes trabajadoras que estan y vienen estando
vigilantes razonablemente de la resoluai6n que adopted
en definitive esta rama del Congreso cubano. El sub-
puerto significa un desplazamiento del brazo traba-
jador, sobre todo, del brazo cubano trabajador. Al
fun:cionar el subpuerto, senior Presidente y sefiores
Representantes, resta vida al obrero de los puertoa
pfiblicos en su trabajo de carga y descarga, para ir on
cambio de ese empobrecimiento a proteger a un tra-
bajador que como el del subpuerto, en su mayoria es
extranjero que no pertenece a las asociaciones legal-






92 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


mente organizadas en la Repiblica, que no obedece
en su actuaci6n a leyes de inteligencia ni a tipo de
namente se le ofrezca, se le prometa o que se le pague;
trabajando en zonas como la de todo subpuerto, ca-
reites de sanidad, de higiene, de buenas viviendas, y
con una retribuci6n que no alcanza, cabe asi afirmar-
lo, ni siquiera a cubrir y a llenar sus mks fundamen-
tales necesidades.
Por eso habrdn apreciado los sefores Congresistas,
como muy bien afirmaba nuestro ilustre compafiero el
senior Niifiez Portuondo, que este problema de los sub-
puertos era problema en que estaban interesados to-
dos los factors basicos de la sociedad cubana, y has-
ta la prensa misma, portaestandarte de la civilizaci6n
y del progress, en sus columns, mientras este asunto
ha permanecido sub-judice, ha clamado no s6lo por
la limitaci6n en el funcionamiento de los existentes,
sino inclusive, en un gesto de levantado patriotism,
ha estimado saludable, convenient a los interests del
pais, hasta la supresi6n de los mismos.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Sabe S. S. qui6n
paga los miembros de la Comisi6n de Ferrocarriles?
La Comisi6n de Ferrocarriles la pagan los propios
ferrocarriles.
SR. TOME (MANUEL): La afirmaci6n de S. S. en
el particular a que se contrae no me era desconoci-
da, pero es notorio y conocido que contra las resolu-
ciones de la Comisi6n de Ferrocarriles, la legislaci6n
vigente a ese respect autoriza recursos numerosos
para ante el Tribunal Supremo de la Repfiblica, cuya
retribuci6n ya no depend de los Ferrocarriles, y si
del Estado cubano.
SR. MENDOZA (NEiSTOR): Los centrales pagan a
muchos de esos iridividuos por conduct de la Secre-
taria de Hacienda.
SR. TOME (MANUEL): No importa el procedimien-
to; lo esencial, lo bdsico es en lo que convene S. S.
que esos empleados los pagan los centrales azucareros.
Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : b Sabe lo que di-
ce el abogado defensor de los Ferrocarriles?
SR. ToAM (MANUEL) : No lo conozco, distinguido
companero.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Este es un plei-
to que se lleva a efecto entire la Compafila azucarera
por un lado y los Ferrocarriles de servieio public
por otro, y ese pleito perdido en los Tribunales lo
vienen a trasladar al Congreso. La Comisi6n de Fe-
rrocarriles le da ]a raz6in a los Ferrocarriles. El Tri-
bunal Supremo ha mandado a reconstruir un puente
que la Comisi6n de Ferrocarriles lo habia mandado a
destruir. S. S. sabe el especticulo tristisimo que se
da al ver aquel puente destruido en aquel enorme te-
rrapl6n que costaria el reedificarlo mas de cien mil
pesos.
SR. MENDOZA (NISTOR): Yo accedo a la indica-
ci6n del senior Tome de no interrumpirlo para no qui-
tarle la idea, pero yo quisiera que 41 me permitiera
hacerle una pregunta para que me ilustrara y tam-
bi6n a mis compafieros de la C6mara, que han mos-
trado interns para resolver este problema. El senior
Ramirez de Le6n y yo venimos sosteniendo que aqui
no se trata mas que de un problema econ6mico entire
los ferrocarriles y los centrales azucareros; los cen-
trales azucareros que estkn en manos de los ferroca-


rriles, porque no tienen otra manera de sacar sus
azicares sino por medio de los ferrocarriles y pagar
los fletes que 6stos quierani, tienen forzosamente que
pagar estos fletes, pero ahora, con esta ley nueva,
con este proyecto, tienen que pagar los fletes a los
ferrocarriles aun sin necesidad del ferrocarril, por-
que van a tener sus puertos en inactividad y no lo
van a poder sacar por donde lo han sacado toda la
vida. Y asi nos vamos a eneontrar con que esos in-
genios van a colocar sus azfcares a un precio rui-
noso y tendr6n que gravarse ain mhs para seguir
contribuyendo a pagar los ferrocarriles. Yo quisie-
ra que el senior Tom6 me explicara en d6nde yo es-
toy equivocado.
Sn. TOME (MANUEL) : Comenzar6 por contestar,
senior Presidente y 4--..ir.- Representantes, la inte-
rrupci6n ultima, o sea la de, mi distinguido compa-
fiero, el senior Mendoza, aclarando de paso que con
verdadera satisfacci6n recibo siempre sus interrupcio-
nes. El senior lMVendoza sufre y experiment un error
extraordinario en la percepci6n de este problema.
Con la enmienda que se debate y que esta sometida
a la con'sideraci6n de la CAmara no se pretend ni
se persigue en manera alguna el privar a las fincas
azucareras que siempre lo disfrutaron, de sus sub-
puertos o embarcaderos. Como he explicado, a mi
juicio con bastante claridad, lo que se persigue y se
aspira es a que el subpuerto no siga siendo de uso
tambi6n en su funcionamiento para aquellos a quie-
nes no les fu6 concedido, y restringirlo ademas a los
t6rminos y limits de su concesi6n primitive; esto es,
la autorizaci6n para la exportaci6n de sus products,
pero en cuanto a la importaci6n limitarlo como fu6
siempre el prop6sito de la concesi6n, a la maquinaria
y combustible necesarios a la march y normal des-
envolvimiento de esas industries.
En cuanto a mi querido amigo y compafiero el se-
for Ramirez de Le6n, debo decirle que he presen-
ciado ese paso superior a que se referia, completamen-
te destruido y puedo afiadirle algo mas: que su con's-
trucci6n o el restablecimiento del mismo no ha sido
possible porque lo impide una reciente resoluei6n de
la Comisi6n de Ferrocarriles, pendiente en la actua-
lidad de un recurso de apelaci6n ante el Tribunal
Supremo de la Repfblica.
Yo venia afirman'do, senior Presidente y .- ,. r..- Re-
presentantes, al realizar el studio de lo que signifi-
cani los subpuertos o embarcaderos privados, el grave
dafio y los profundos quebrantos que al Estado cu-
bano, a los trabajadores y a las propias organizacio-
nes municipales originaban por su funcionamiento es-
tos embareaderos privados llamados subpuertos; los
peligros que entranaba para el propio trabajador y
los perjuicios que se derivaban para el fisco como
product y consecuencia del conocido contrabando
que a trav6s de los mismos se verifica.
SR. DEL PRADO (FELIX) : jPero de esto el Gobier-
no no tien'e noticias?
Sn. TonME (MANUEL): No debe saberlo, y pienso
que aun conoci6ndolo le es impossible una fiscaliza-
ci6n productive por los inconvenientes que ello ofrece.
R. DEL PRADO (FELIX): Si yo pudiera asegurar
eso se lo diria al Gobierno.
Sn. TOMfi (MANUEL): Por eso lo estoy afirmando
y lo estoy diciendo en este dia, desde la tribune que
esta Cimara propicia y que esta Camara ofrece.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 93


Y ahora, para terminal, senior Presidente y sefiores
Representantes, quiero analizar aunque brevemente,
otro aspect de la iltima interrupci6n con que me
honrara mi ilustre amigo y compafero el senior Ra-
mirez de Le6n. Afirmaba que en el fondo de todo
este problema lo que late es la pugna de intereses
entire las Compafiias de Ferrocarriles de servicio pu-
blico y las Compafiias propietarias de centrales de
fabricar azicar, y recomendaba el sefior Ramirez de
Le6n que en presencia de esta contienda la Camara
con serenidad de juicio y de criteria abarcara el pro-
blema y diera su veredicto en definitive.

Yo no quiero rectificar los concepts del senior Ra-
mirez de Le6n. Yo quiero aceptar, siquiera a bene-
ficio de inventario, la realidad de esa pugna, y de esa
lucha entire esos intereses. Aun asi la Camara no
puede tener incertidumbres ni dudas al determinarse
en este dia en favor de la enmienda que se le ha so-
metido a su consideraci6n, porque aunque represen-
tando un conflict de intereses, que habrA pocos pro-
blemas en la vida que no lo entrafien, siempre nues-
tra inclinaci6n debe ser en favor de una negative ro-
tunda, radical a todo lo que signifique el estableci-
miento en nuestra patria de nuevos subpuertos o em-
barcaderos privados, y favorables siempre como lo
recomienda la enmienda, a todo lo que represent una
limitaci6n en su funcionamiento a los existentes, ya
que en esa pugna el interns que mejor sirve a la Re-
piblica, el interns que mks favorece al Estado y a
la nacionalidad, el interns que siembra mas vigoro-
samente nuestra emancipaci6n econ6mica, nuestro en-
grandecimiento, nuestra civilizaci6n y progress es el
interns porque scan favorecidos los sectors de rique-
za, 11Amese comercio o denominese trabajo, que robus-
tecen y afianzani nuestra personalidad political, que se
desenvuelven y actfian en nuestra patria mantenien-
do su unidad y no produciendo dolorosamente su des-
membraci6n que a otra cosa no equivaldria el que ca-
da ciudadano o cada compafiia pudiera lib6rrima-
mente, sin poder fiscalizador por el Estado cubano,
por serle impossible la utilizaci6n de los medios y
recursos, aunque fueran para su provecho, que mas
le convinieren a sus intereses y a su progress; esto
es, que mil veces es preferible que nuestras exporta-
ciones e importaciones se realicen a trav6s de los puer-
tos piblicos, en donde el Estado puede y realize efec-
tivamente su acci6n fiscalizadora; en donde el tra-
bajador obtiene la compensaci6n just, merecida a
sus esfuerzos y a-su trabajo y en' que el comercio
que contribute a las cargas pfiblicas no se yea, co-
mo al present acontece, atosigado, dafiado en sus
intereses, merced a una competencia desleal que ma-
ta o quebranta sus mejores estimulos y sus mayors
entusiasmos. Por eso, aun en ese dilema que plan-
teaba el compafiero senior Ramirez de Le6n, la decision
no ofrece dudas, y esperanzado en ello alimento la
firme seguridad de que vuestros votos sancion'arin
esa media legislative que podrk dafiar, para los es-
c6pticos, intereses privados, pero en donde se bene-
ficia y se robustece el mas supremo interns de la Pa-
tria y de la Repiblica.
SR. RUBIO (MATIAS) Yo present una adici6n a la
enmienda, agregkndole la frase "y explosives".
SR. PRESIDENT (Guis INLAN) : Se pone a vo-
taci6n la enmienda al Articulo primero, con la adi-
ci6n del senior Rubio. Los que esten conrformes se
serviran ponerse de pie.


(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobado.
(Abandona la Presidencia el sesor Guds Incldn y
la ocupa el sefor Alliegro.)
Sa. PRESIDENTE (ALLIEGRO).: Se va a dar lecture
a una enmienda adicional del senior Ramirez de Le6n.
(El official de actas lee):
Enmienda adicional al Articulo primero, Capitulo XI
Se rectifica la resoluci6n de la Secretaria de Ha-
cienda de tres de Diciembre de 1923, dietada en el
cumplimiento del acuerdo tomado en Consejo de Se-
cretarios de fecha 9 de Noviembre del mismo afo, ex-
pediente nfmero 27,914 del Negociado de Ordenan-
zas y Asuntos Generales de la Secci6n de Aduanas.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
Enero doce de mil novecientos treinta y dos. *
(F.) Eladio Ramirez Le6n.
SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo segundo de la en-
mienda sustitutiva del dictamen de la Comisi6n de
Ferrocarriles.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
SR. NTtEZ PORTUONDO (EMILIO) : Pido la palabra
para proponer a la Camara que este Articulo antes
de ser aprobado, pase como proyeeto de ley aparte
al Senado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Esth de acuerdo la
Camara en que este articulo, caso de ser aprobado
pase como proyecto de ley aparte al Senado?
(Selales afirmativas.)
Aprobado.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Sefior Presidente: Yo
tenia presentada una enmienda a este Capitulo
once, cuyo contenido es exactamente igual al pro-
yecto de ley aprobado por un'animidad por el Sena-
do de la Repfblica, enmienda que no obstante ha-
berse eliminado del proyecto figure en el dictamen
de la Comisi6n; yo la manten'go y ruego a Mesa de
la Camara que la someta a la consideraci6n de la
misma.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se va a dar lecture
a la enmienda del senior Villal6n.
(El official de actas lee):
Enmienda al Articulo tercero del Capitiwo XI del dic-
tamen de la Comisi6n de Hacienda y Presupuestos
al proyecto de ley de impuestos
El Articulo HI dira:
"Los puertos de in'terrs local de que trata el Ar-
ticulo 15 de la Ley de Puertos vigente, podran ser
habilitados por el senior Presidente de la Repiblica,







94 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESEN'IANTES


previo el cumplimiento de los trhmites legales, para
realizar solamente la exportaci6n de los products del
pais de cualquier clase que sean, que podrin ser trans-
portados hasta dichos puertos por cualquiera via de
comunicaci6n existente."
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los trece dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Manuel Villaln. Verdaguer.

SR. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ALLEGRORO: La tiene S. S.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Sefor Presiden-
te y sefiores Representantes: El proyeato de ley pro-
cedente del Senado contiene un articulo que es exac-
tamente igual que la enmienda que present nuestro
distinguido compafiero el senior Villal6n; la Comi-
si6n de Hacienda y Presupuestos estim6 convenient
Srechazar ese articulo como venia procedente del Sena-
do, y al presentarse nuevamente a la Camara la mis-
ma proposici6n yo me permit solicitar de este Cuer-
po que se sirva votar en contra de la proposici6n
del senior Villal6n.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Pido la palabra para
mantener mi enmiienda.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra el
senior Villal6n.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Yo no me explico c6-
mo despues de haber aprobado la CAmara hace un
moment el articulo segundo, acordando remitirlo al
Senado como proyeeto de ley aparte, puede negar
ahora su aprobaci6n a mi enmienda. La Camara ha
venido a darme la raz6n y me la han dado las tres
Comisiones que por unanimidad han informado acer-
ca de este problema.
Lo que se propone en la enmienda no es que se
concedani estas autorizaciones, sino que se conceda al
sefor Presidente de la Repiblica una autorizaci6n pa-
ra que cuando lo estime convenient pueda habilitar
esos puertos locales con el finico prop6sito de la ex-
portaci6ni.
La CAmara acaba de aprobar un precepto analogo,
aunque limitado a una estreeha zona del litoral do
la Repfiblica de Cuba. Este hecho demuestra que
este Cuerpo estima que es necesario para facilitar la
exportaci6n y el progrego de la Repfiblica que se con-
cedan habilitaciones de puertos locales. Yo propon-
go que esa autorizaci6n no est6 limitada a un estrecho
espacio de la Repfiblica, que no sea un privilegio, si-
no que se conceda por el senior Presidente de la Re-
pfiblica autorizaci6n, en cualquier parte del territorio
national, cuando las niecesidades del pais asi lo re-
clamen, a las Compafiias que lo necesiten.
Lo que yo no me explico es que lo que acaban de
aprobar mis-compafieros, en forma de proyecto de ley
aparte, puedan negarlo ahora, restandole su aproba-
ci6n a esta enmienda mia, que concede igual oportu-
nidad para todos.
SR. Ni~EZ PORTUONDO (EMILIO): 1Me permit
una interrupci6n el sefior Villal6n ,
SR. VILLAL6N (MANUEL): Con gusto.
SR. NiIEZ PORTUONDO (EMILIO) : Le vey a expli-
ear que no esta en 1o cierto en la afirmaci6n que aea-


ba de hacer. No se le ha concedido absolutaments
nada a nadie, o S. S. no ha leido la enmienda. Era
una autorizaci6n necesaria, porque con arreglo a la
ley de consolidaci6n ferroviaria se podia hacer, por-
que no se trata de un nuevo subpuerto, ni embarca-
dero para exportar directamente al extranjero en la
forma que se aprob6; no se permiten exportaciones y
para esto es necesario hacer el trasbordo de las mer-
canrcias en un puerto de interns general, asi es que
el asunto es completamente distinto a lo que S. S. afir-
maba y se lo digo, porque yo lo redact6.
Sn. VILLAL6N (MANUEL) : A pesar de la intenci6n
de limitarlos se han concedido permisos a los puer-
tos habilitados para exporter directamente.

SR. RoDRiGUEZ CREMg (ALEJANDRO I.): Todo tie-
ne que hacerse en un puerto general habilitado. Lea
S. S. el dictamen aprobado por la Comisi6n.
SR. VILLAL6N (,MANUEL): Ademas de las razones
que he expuesto tengo otro fundamento que conside-
ro eje de mi petici6i.
No ereo que se le deba poner trabas de ninguna cla-
se a las peticiones de concesi6n, sino darle todas las
facilidades habidas y por haber, para que sea c6mo-
da la exportaci6n de products del pais y en el di-
lema en que se me ha colocado, yo me pronuncio del
lado de las Compafiias azucareras.
SR. TOME (MANUEL) : Ese no ha sido un argu-
mento espontineamente producido por mi. Yo dije
que en el trance de decidir, me decidia por aquella
empresa que mantenia al trabajador mejor retribuido.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Nuestro azfcar, cuan-
do tiene un alto precio, puede servir de base para
darle vida a nuestros puertos principles y para im-
ponerle fuertes tributes, que vienen a beneficiary al
Estado, pero desgraciadamente ese product ha des-
cendido tanto de precio, que es necesario que nosotros
dictemos todas las medidas para lograr que se abarate
la fabricaci6n de azfcar.
En estas condicion'es result materialmente impo-
sible que Cuba pueda competir con sus azicares con
ningfin otro pais del mundo. En nuestras manos es-
tA dictar leyes y medidas fiscalizadoras del trAfico
que se realize en esos subpuertos.
Por todas estas razones yo entiendo que la CAma-
ra debe impartir su aprobaci6n a la enmienda qae
tengo presentada y que ruego a la Presidericia que
someta a votaci6n.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La Presidencia va
a someter a votaci6n la enmienda del senior Villal6n.
Los que est6n conformes con ella se serviran ponerse
efectivamente de pie.
(La mayoria de los seniores Representantes perma-
necen sentados.)
Desechada la enmien'da.
Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Hay una enmienda;
se le va a dar lectura.
(El official de actas lee):







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 95


Enmienda sustitutiva del Articulo segundo del Ca-
pitulo XI del dictamen de la Comision de Hacienda
y Presupuestos sobre importaci6n por los subpuertos
"Articulo II.-Las saneiones que la vigente legis-
laci6n autoriza seran impuestas por las Aduanas o la
Secretaria de Hacienda, de oficio; y podrd instar en
la via administrative y, en su caso, en la contencio-
so-administrativa, como parte, todo aquel que expon-
ga cualquier abuso o uso indebido de un subpuerto
o embarcadero particular. Si la denuncia se prueba
se impondrh una sanci6n adicional a las que la vi-
gente legislaci6n autoriza de cinco a diez mil pesos
de multa, en caso de' reincidencia o mala fe. Si no
se prueba, el denunciante,- en -caso de dolo probado,
quedarh incurso en una sanci6n de treinta y uno a
quinientos pesos de multa, y en caso de reincidencia
dolosa podr6 dicha sanci6n sustituirse por la pena de
prisi6n hasta seis meses.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Represelitantes,
a diecisiete de Noviembre de mil novecientos treinta
y uno.
(F.) Emilio Niiez Portuondo, Carmelo Urquiaga
y Juan Rodriguez Ramirez.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
SR. ALBANES (WIFREDO): Pido la palabra en
contra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra su
sefioria.
SR. ALBANES (WIFREDO) : No me convince el as-
pecto que tiene la enmlienda de convertir en part al
denunciante, porque, inrdiscutiblemente, esta corrup-
tela va a dar lugar a que se cre'n muchas dificulta-
des. Los ingenios azucareros se verdn amenazados
por gentes'sin escripulos que amenazardn con denun-
cias, y asi se van a suscitar in'finidad de casos que
.van a dar per resultado que se entronice la industrial
de la denuncia, cosa que es completamente inmoral y
que no nosotros no debemos, en manera alguna, pro-
piciar.
Yo s6 el buen deseo que ha animado al author de ]a
enmienda, pero quiero poner en' autos a los senfores
Representantes para que busquen la manera de evi-
tar que esto suceda, porque si no lo evitamos, indis-
cutiblemente vamos a presenciar una series de eases
de la naturaleza a que antes me he referido.
Por este motive es que, sin oponerme a la totalidad
de la enmienda, me opongo a la part de ella que se
refiere a que el element deniunciador vaya a ser par-
te en la denuncia, porque creo que en esta forma no
se beneficia absolutamente al Estado, sine que se be-
neficia solamente al individuo que realize la denuncia.
SR. NUtEZ PORTUONDO (EMILIO) : Pido la palabra
a favor.
SR. PRESIDENT (ALLEGRO) : Tiene la palabra su
senoria.
SR. NbJEEZ PORTUONDO (EMILIO) : Sefor Presiden-
te y sefiores Representantes: La enmienda que aca-
ba de presenter el senior Rodriguez Ramirez responded
a una\ realidad en el orden legal, que consist en que
si hemos dispuesto per la ley que los subpuertos ten-
gan que adaptarse a su concesi6n, just es conceder
el derecho a todos los ciudadanos para poder exigir
el cumplimiento de esa concesi6n.


Esto no se presta a crear lo que ha sefialado el se-
fior Albani6s, porque en definitive quienes habrhn de
resolver acerca de estos asuntos serAn los tribunales
de justicia.
Por eso entiendo que este es un precepto que debe
aprobar la Camara.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Se pone a votaci6n
la enmienda.
(Silencio.)
Aprobada.
(El senior Alban6s hace constar su voto en contra.)

Se va a dar lectura al Articulo cuarto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
a una enmienda que sustituye al articulo.
(El official de actas lee):
ENMIENDA

Todas las mercaricias importadas que entren en el
territorio national en carrots de ferrocarril u otros
vehiculos, conducidos desde el extranjero por los
transports maritimos conocidos por ferry-boats o
por cualquier otra clase de buques, deberan venir ma-
nifestados finica y exclusivamente con destiny a puer-
tos habilitados de la Repfiblica, y en ningfin caso se
permitira su descarga, almacenaje, reconocimiento,
aforo y page de derechos correspondientes en lugares
que est6n fuera del recinto aduanero de dichos puer-
tos, dentro de los cuales se encuentren enclavados los
muelles y almacenes a que se refiere el Articulo cien-
to treinta y cinco, en relaci6n con los articulos ciein-
to ochenta y cinco al ciento ochenta y echo de las
Ordenanzas de Aduanas vigentes.
Dichas mercancias se examinaran fuera de los ve-
hiculos en que entren en la Repfiblica, los cuales se
vaciari6n bajo la inspecci6n de los inspectors de des-
carga.
Una vez realizado el examen podr6n ser cargadas
esas mercancias en los referidos vehiculos.

Las mercancias liquidas que se importen sin enva-
ses contenidas en carros-tanques, quedaran exceptua-
das de la desearga, previa comprobaci6n de su con-
tenido.
Cuando las mercancias de importaci6n, aunque ma-
nifestadas por puertos habilitados, sean consignadas
para otros lugares de la Repfiblica, no se despacha-
r6n o reexpedirin para estos los carros o vehiculos que
las contengan a su bordo, sin haber sido previa y to-
talmente entregados en el puerto de entrada a los efec-
tos del examen, reconocimiento, aforo e imposici6n de
los derechos aduanales.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los doce dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Alejandro Rodriguez Creme.
SR. RODRfGUEZ CREME (ALEJANDRO I.): Pido la
palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : La tiene S. S.






96 DIARIO DE ISIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. RoofRiGuEZ CREMi (ALEJANDRO I.): Sefior
President y sefiores Representantes: No podemos
ser enemigos de lo que signifique o sea una manifes-
taci6n eviden'te de progress; marchamos paralelamen-
te con la civilizaci6n y le prestamos nuestro concurso,
todas nuestras energies para que cada dia adquiera
un grado mas avanzado.
El procedimiento de importaci6n de mercancias por
los buques conocidos por ferry-boats es ciertamente
una demostraci6n robusta del progress en transpor-
te maritime y una prueba indudable de lo much que
ha logrado en' este sector de actividades la mente ca-
da vez mts cultivada del hombre.
El Estado cubano, preocupado siempre de su avan-
ce, no podia desconocer y much menos obstaculizar
la implantaci6n de este nuevo sistema de transportes,
por lo que estableci6 normas provisionales para la en-
trada de las mercancias en el territorio national en
los vehiculos referidos, pero adaptadas a los precep-
tos aduanales contenidos en' nuestra legislaci6n y que
se aplican a los products que se important por los bu-
ques que traen sus cargas en bodegas.
Pero la administraci6n pfiblica no podia pensar cn
modo alguno que este sistema tal como se esta desen-
volviendo pudiera constituir un motive de frau-
de para el fiseo, mas important aun que el que se
realize por los subpuertos de la Repiblica, que hanr
levantado un clamor justificado de la opinion pfibli-
ca y que a ello atribuye la baja en nuestra recauda-
ciones aduanales y la ilicita y desleal competencia que
al comercio de buena fe, que cumple rectamente con
las disposiciones legales de la Naci6n, le establece el
comerciante de dudosa moralidad y que esti a caza
de la filtraci6n, de la que se aproveeha siempre.
Conforme a la Ordenarizas de Aduanas, todas las
mercan'cias que se importen deben ser declaradas en
la Aduana del puerto de entrada y relacionadas en
el manifiesto del barco con todas sus particularida-
des, como clase de mercancia, consignatarios, remi-
tente, nuimero de bultos y su peso expresado en nd-
meros y en letras, castigdndose al capitan y deco-
misindose la mercancia que no estuviese manifesta-
da, circunistancias que asi se expresan para que sean
comprobadas primero por los inspectors de aduana
y despu6s por los Vistas de Aduana, quienes para ha-
cer el aforo correct necesitan examiner atentamente
todas esas particularidades a fin de imponer el dere-
cho arancelario que corresponde.
De modo que la base fundamental para la clasifi-
caci6n de las importaciones y para la imposiTi6n de
los derechos a las mercancias es el reconocimicnto
y examen minucioso de las mismas, sin lo cual es
absolutamente impossible aplicar correctamenrte la ley
aduanal que defiende la principal fuente de riqucza
pilblica de la Naci6n.
Concordante con estos preceptos aduanales se diet6
la circular nfimero 55, en 30 de Diciembre de 1914,
con cardcter provisional y hasta que se establecieran
normas definitivas que regularan el trdfico de mer-
cancias por esos transportes conocidos por ferry-boots.
En esa circular se establece que tanto los barcos co-
mo los carros de ferrocarril con la carga que condu-
cen cumplirdn con todo lo prevenido en las Ordenan-
zas de Aduanas, y que las mercancias han de ser des-
tinadas a puertos habilitados de la Repfblica no


s6lo porque en 6stos es en donde se nacionalizan las
mercancias, sino porque el personal competent en-
cargado de estas operaciones pertenece a las Aduanas
de la Repfiblica.
Y para nacionalizar una mercancia es necesario re-
conocerla, examinarla y aforarla, todo lo cual exige
como cuesti6n previa desembarcarla para tenerla a la
vista, para pesarla y comprobar cuantos particulars
concurran en la misma que, como hemos dicho, tienen
que sefialarse en el manifiesto.
Esto se cumple fielmen'te en las mercancias impor-
tadas en los buques de carga; pero no se esta cum-
pliendo, como ordena la propia circular nfmero 55,
con las Ordenanzas de Aduanas en las mercancias que
se important por los ferries, pues aparece que se na-
cionalizan en el puerto de La Habana por donde en-
traii, ya que no se examinan, no se reconocen, no se
pesan, para poder realizar su aforo eientifico y co-
rrecto, para todo lo cual es necesario desembarcarlo
al igual que se hace de los buques de earga, del ve-
hiculo que lo contiene.
La referida circular obliga a los carros de ferro-
carril a cumplir como hemos dicho con las Ordenan-
zas de Aduanas y 6stas preceptlan en sus Articulos
202 y 203 que toda carga que adeuda derechos al ser
transportada por buques o por compafiias de ferro-
carril del puerto de importaci6n a otros puertos, es
decir, entire puertos habilitados, se hark bajo fianza
y para entrega sin demora al Administrador de la
Aduana del puerto de destiny, preparandose en el
puerto de remisi6n manifiestos para cada buque, cada
carro o cada vehiculo, por triplicado, certificado por
el Inspector correspondiente, conteniendo cada mani-
fiesto una descripci6n de las mercancias por sus mar-
cas, nfmeros, contenidos y otras particularidades.
Pues bien, ni la circular ni estos articulos se cum-
pleri por los\carros de mercancias importadas por los
ferries, pues transportan las mercancias desde el puer-
to de La Habana a otros lugares del territorio na-
cional que no son puertos habilitados, ni se examinan
las mercancias en condiciones tales que permit al
Inspector certificar los particulares de las mismas co-
mo esta ordenado por el Articulo 203.
Es decir, que se esta infringiendo abiertamenrte la
legislaci6n que rige esta material, pero ademAs se es-
tA haciendo aparecer que la mercancia entrada por
La Habana se nacionaliza en este puerto, cuando es
lo cierto que el Inspector de descarga chequea esa
mercancia con vista no de ella misma, sino del mani-
fiesto de cada carro, actuando despu6s el Vista de
Aduana para aforarla en' la misma forma contraria
a lo que dispone la ley, es decir, aplicando las tarifas
arancelarias a los products contenidos en el carro,
sin examinarlos, sin reconocerlos, sin verlos, a pesar
de ser Vistas, s6lo guidndose tambi6n por la tarja que
ha hecho el Inspector y por el propio manifiesto.
El procedimiento empleado es el siguierite: El ca-
rro que Ilega lleno de mercancias tiene una puerta al
centro de un costado, que se abre tangencialmente,
preseritando al Inspector primero y al Vista despu6s,
la primera line de carga en la misma entrada, sin
permitir que ni uno ni otro jil.-l;i. hacer el chequeo
y examiner dichas mercancias, ya que es impossible in-
troducirse en el referido carro. El Inspector se li-
mita a aceptar la relaci6n del manifiesto que no ha
podido comprobar, y .el Vista, tambi6n sin compro-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES .97
-- ,


baci6n, aplica la tarifa arancelaria conforme a lo de-
clarado en el manifiesto, sin haber visto lo que hay
detrAs de la mercancia que ocupa la linrea del frente.
Es asi como se realize el enorme fraude que ha
producido una merma extraordinaria en los ingresos
de aduana, pues una mercancia es aforada por algo-
d6n con vista del manifiesto cuando en realidad es
seda, y ello explica tambi6n c6mo en ciertos lugares
del interior de la Repfiblica pueden venderse mercan-
cias a un precio muy inferior al tipo a que tiene que
cotizarse en La Habana y otras poblaciones impor-
tantes de la Repfiblica.
Repetimos que se estan quebrantando los articulos
de las Ordenanzas de Aduanas que sirvieron de guia
a la circular nfmero 55, pues esta no autoriza el trans-
porte de mercancias de un puerto habilitado a otros
sitios de la Repfiblica no habilitados, y sin embargo,
se esta permitiendo ese trifico con detrimento de los
interests nacionales, concedi6ndose asi evidentemente
un privilegio que no autoriza ni la ley aduanal ni la
circular a las Compafiias de los ferries, y lesionando
de paso interests legitimos de otras empresas de na-
vegaci6n establecidas en el pais, que cumpleri estrie-
tamente los preceptos legales, y al obrero de bahia a
quien se le arrebata su inico patrimonio: el trabajo.
Como prueba de lo que acabo de expresar sefialar6
que en los meses de Enero a Agosto del afio 1930 se
reexpidieron del puerto de La Habana 3,612 carrots
con mercancias importadas por los ferries, de los cua-
les se consignaron 1,109 para 49 estaciones, 66 para
14 Centrales y 2,437 para 65 chuchos, es decir, que
de los 3,612 carros ninguno fu6 con'signado para puer-
tos de la Repfiblica en cuyas aduanas existe personal
t6cnico, competent y honrado para la fiscalizaci6n
apropiada y correct y a cuya competencia y probi-
dad esti confiada la principal fuente de riqueza pi6-
blica de la Naci6n.
Esos carros dirigidos a estaciones, centrales y chu-
chos, son cargados en el punto de origein sin fiscali-
zaci6n alguna y descargados en nuestro territorio de
la misma manera.
6CuAntos contrabandos se habrhn realizado desde
el afio 1915 a la feeha? i Cuintos millones de d6)a-
res habri dejado de pereibir el fisco por aplicaei6n
defectuosa o por no haberse aplicado su ley fiscal
mfs important ?
Tambi6n se estin quebrantando en la forma que
se esth verificando ese trafico otras leyes de la Re-
pfiblica, como la Ley del Retiro Maritimo y la de Ini-
teligencia Obrera, pues esos carros son descargados
en los Centrales y chuchos por otro personal que no
tribute a la caja del retire ni a ninguna otra.caja,
ya que los consignatarios se aprovechan del estado
econ6mico desastroso del obrero del interior a quie-
n'es abonan un journal miserable por no regir en esos
lugares la ley de inteligencia obrera que.s6lo es apli-
cada en los puertos de la Repiiblica.
Esta forma de tr6fico de mercancias de importa-
ci6n de la manera illegal que se viene realizando no
s6lo ha hecho mermar los ingresos aduanales sino que
ha empobrecido a la clase obrera de bahia y por
ende a la economic national, de ]a que se retiran
anualmente millones de pesos que antes circulaban
llevando la prosperidad a nuestra poblaci6n humilde
y al propio comercio de la Naci6n, que recibia sus be-
neficiosos influjos.


En efecto, un buque de carga corriente, de tres a
cinco mil toneladas, trae las mercancias en sus bo-
degas, necesitando un nfimero de hombres eritre cien
y ciento veinte diaries para extraer esas mercancias,
durante cuatro dias, para llevarlas hasta el almac'n
afianzado, de donde las toma el comerciante importa-
dor, lo que daria lugar a una circulaci6n de dinero en
bahia de $400 a $500 diaries entire esos obreros, apar-
te del movimiento de chalanas y remolcadores que lle-
varian aparejados nruevos aumentos de dinero en el
caso de que el buque est6 fondeado en bahia.
Como por otra parte habrian de tres a cuatro bu-
ques en el puerto de La Habana en manipulaci6n de
desearga, puede asegurarse que se repartiria entire los
obreros del puerto de La Habana la respectable canti-
dad diaria de.$1,750 a $2,000, que irian a engrosar el
torrent econ6mico de la Naci6n y suprimiria los cua-
dros horripilantes de miseria que se contemplan en el
litoral, que contrista los mis recios,espiritus.
Pero los dem6s puertos de la Repfiblica tambien re-
cibirian los efectos beneficiosos de la ley que deba-
timos, porque a las mercancias a ellos destinadas se
les aplicaria entonces la legislaci6n de modo correct.
Pues bien, los ferries traen las mercancias en carros
de ferrocarril, que son tirados por una loepmotora de
patio en el muelle de atraque, sin emplear mfs per-
sonal que dos hombres, uno que engancha el carro y
otro que es el maquinista, substrayendo asi de la cir-
culaci6n un stock econ6mico respectable que se ha de-
jado sentir intensamente entire cientos de hogares cu-
banos que vivian del movimiento commercial del puer-
to de La Habana.
Podemos asegurar que en el afio 1928 Cuba reci-
bi6 de los puertos del Golfo 350,000 toneladas de mer-
cancias, de las cuales manipularon los ferries el cid-
cuenta por ciento, dejando de pereibir los obreros de
bahia mis de $1.500,000.
Pero podia haber alguna excusa con la aplicaci6n
defectuosa de la ley si aprovechara al fisco o al pue-
blo; pero es lo cierto que el consumidor esta pagando
los products que consume a un precio determinado,
sin que se sepa que esa mercancia se import por bu-
ques de carga o por buques ferries.
"Es decir, que la menor manipulaci6n de las mer-
cancias en los buques ferries no ha llevado aparejado
el abaratamiento del product, pues se vende en pla-
za como si se le hubiera sobrecargado la manipula-
ci6n obrera que se necesita en los buques de carga.
La mercancia que no tiene gran manipulaci6n im-
portada por los ferries se paga por el pueblo consu-
midor al mismo precio que la mercancia que tambidn
se importa por buques de carga.
Por todo lo expuesto, sefiores Representantes, se
ve claro que es necesario establecer una regulaci6n
definitive en el trafico de mercancias por los buques
llamados ferries, que ya debi6 haberse implantado,
a tenor de lo que dispuso la circular nfimero 55, die-
tada provision'almente de acuerdo con la ley aduanal
de la Repfiblica.
Y esto es lo que se propone en este articulo quo
se dispute, cuya aprobaci6n ha de hacer quo se au-
mente inmediatamente la recaudaci6n en la Aduana
de La Habana y en las demas aduanas de la Repfi-






98 1ARIO DB BFSIONES DE LA C&aMARA DE RJ1PRBSENTANTES


blica y se proporcione al obrero cubano lo finico que
pide para subsistir en su pais: trabajo, trabajo, tra-
bajo.
Quiero, para terminar, sefialar a los sefiores Repre-
sentantes, que con esta legislaci6ni no se atenta con-
tra derechos adquiridos ni contra intereses creados,
pues no s61o la circular nfmero 55 tiene el caricter
de provisional, sino que ella misma ha sido incumpli-
da; s6lo se aspira con este articulo a la aplicaci6n es-
tricta de lo ya regulado en otros cuerpos legales y que
estrn cumpliendo, en esta material, las otras Compa-
fiias de Navegaci6n radicadas en el territorio national.
SR. RoDRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Yo me permiti-
ria rogarle al senior Rodriguez Crem6 que aceptara
que esta enmienda pase como proyecto de ley apar-
te al Senado, por no ser atinente.
SR. RODRfGUEZ CREM: (ALEJANDRO I.) : Si es ati-
nente, dentro del dictamen; pero acepto que pase co-
mo proyecto de ley aparte.
SR. MENDOZA (NiSTOR): Pido la palabra para
oponerme al precepto. Yo solicito que este pase co-
mo proyecto de ley aparte.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n
(Silencio.)
Aprobado.
La enmienda que se acaba de aprobar pasara al
Senado como proyecto de ley aparte.
(Ocupa nuevamente la Presidencia el seflor Guds
Incldn.)
SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN) : Se va a dar lee-
tura al Capitulo XII. "De las fianzas en Tesoreria."
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. RAMfREZ DE LE6N (ELADIO): ; Es este el dic-
tamen de la Comisi6n de Hacienda?
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Si, senior. Se
va a dar lectura a una enmienda sustitutiva.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO): Yo solicito que a esa
enmienda se le di lectura integramente.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLXN) : Se le va a dar
lectura integramente.
(El official de actas lee):
ENMIENDA SUSTITUTIVA
De las Fianzas en Tesoreria
ARTICULO I.-Las fianzas o garantias que en
asuntos judiciales o administrativos, se presten o se
depositen en la Tesoreria General de la Repuiblica, o
en todo Juzgado, Tribunal, oficina o dependencia de
cualquiera de los tres Poderes del Estado, de la Pro-
vincia, del Municipio o del Distrito Central, y sin' ex-
cepci6n, adonde quiera y en todo caso en que deban


prestarse, necesaria e imprescindiblemente, serAn
constituidas, en valores del Estado cubano, o en mo-
nedas de curso legal o en una o m6s p6lizas, emiti-
das por una o mas Compafiias legalmerte organiza-
das y que tengan expedidas a su favor autorizaci6n
para realizar operaciones de afianzamientos, sin que
puedan aceptarse ni exigirse otras de distinta forma
o naturaleza.
No obstante lo anteriormente expuesto, los Tribu-
nales de Justicia podrin, en los asuntos judiciales de
que conozcan', aceptar la fianza personal o hipoteca-
ria conforme a la legislaci6n vigente, en aquellos ca-
sos en que asi lo resuelvan expresamente.
ARTICULO II.-Las Compafilas de Seguros de to-
das classes, de afianzamientos, de riesgos-y accidents
y de garantias, a que se refiere el apartado primero
de la Orden Militar ndmero ciento ochenta y uno, de
fecha veintisiete de Noviembre de mil ochocientos no-
verita y nueve, y las que se dediquen a los seguros
que se mencionan y establecen en la ley de doce de
Junio de mil novecientos diecis4is promulgada en la
edici6n de la Gaceta Oficial de la Repiblica corres-
pondiente al dieciseis del mismo mes y afio y su Re-
glamento, autorizadas para realizar sus operaciones,
cualesquiera que sea la naturaleza o clase de ellas, la
cuantia o ascendencia de la garantia y la forma en
que la prestaron en favor del Estado y los trdmites
que cumplieron para obtener la autorizaci6n, conti-
nuarAn realizando dichas operaciones, sin que deban
ni esten obligadas a llenar nuevas exigencias, ni cum-
plir mas requisitos; pero a todas aquellas que, en lo
sucesivo, desde la vigencia de esta ley soliciten di-
cha autorizaci6n, finica y exclusivamente, se les podrh
otorgar si, previamente, constituyen el dep6sito o ga-
rantia antes mencionado, con que van a responder del
resultado de sus operaciones, precisamente, en mone-
da de curso legal o en valores del Estado cubano,
ajustAndose para constituirlo por cada clase de ne-
gocio a la clasificaci6nr y, cantidades siguientes:


Compaffias de Seguros contra Ineendios
Compafiias de Seguros contra Acciden-
tes en el trabajo. ..................
Compahias de Riesgos y Accidentes....
Compafiias de Seguros sobre la Vida...
Compafiias de Seguros Maritimos.....
Compafiias de Afianzamientos ........
Compafiias de Garantias.............


$250,000.00

$250,000.00
$150,000.00
$150,000.00
$150,000.00
$150,000.00
$150,000.00


La autorizaci6n otorgada en favor de persona ju-
ridica para dedicarse a la realizaci6n de una, de va-
rias o de todas las operaciones propias de cualesquie-
ra de las diferentes Compafiia que anteriormente se
mencionan, s61o podrd ser cancelada por resoluci6n de
la Secretaria de Agricultura, Comercio y Trabajo,
publicada en la Gaceta Oficial de la Repfiblica y
mientras ello no ocurra estard en todo su vigor y las
p6lizas que emita dicha entidad o en su causahabien-
te, surtirAn totalmente sus efectos legales, siendo obli-
gatoria su aceptaci6n en los asuntos en que fueren
preseintadas y la referida autorizaci6n y los derechos
que de la misma se driven, sin llenar trdmites o re-
quisitos especiales, podran ser vAlidamente, objeto, en
forma expresa y ticita, de todos aquellos mismos ac-
tos, convenios o contratos de que pueden serlo las de-
mds classes de derechos de igual o distinta naturale-


98






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRES'ENTANTES 99


za, que las disposiciones legales urgentes reconocen,
conservando toda su eficacia legal, sin que por los
mencioinados pactos, convenios o contratos que se ce-
lebren, ni como consecuencia de ellos, pueda entender-
se que se cancelan, restringen, limitan ni modifican
la autorizaci6n aludida, ni los derechos en cuesti6n.
ARTICULO III.-Las Compaiiias nacionales que
al comenzar a regir esta ley tengan mas de cuatro
afios de organizadas, que comprendieron de manera
expresa y terminante entire sus fines u objeto social,
precisamente, segin los estatutos redactados en la es-
critura de organizaci6n, dedicarse a realizar diversos
actos, negocios .u operaciones, correspondientes, espe-
cial y primitivamente a todas o a varias de las dis-
tintas Compaiiias que se relacionain y especifican en
el Articulo o Apartado I de la Orden ilitar nime-
ro 181, de fecha veintisiete de Septiembre de mil ocho-
cientos noventa y nueve, siempre que para la reali-
zaci6n de una o mas classes de dichos actos, negocios
u operaciones, propios de cualesquiera de esas Com-
pafiias, est6n autorizadas con anterioridad a la vigen-
cia de la present ley, sin necesidad de cumplir otras
disposiciones o requisitos, ni de llenar mas tramites
o formalidades, establecido o que se establezean en
lo sueesivo, quedan expresamente autorizadas para
efectuar todos los mencionados actos, negocios u ope-
raciones consignadas en sus referidos estatutos y aun-
que en 6stos no est6n comprendidas, para realizar
tambi6n todas aquellas contenidas y reguladas por
las disposiciones de la ley de doce de Junio de mil
novecientos diecis6is, promulgada en la edici6n de la
Gaceta Oficial de la Repiblica en la edici6n del dia
diecis6is del mismo mes y afio, y en su Reglamento,
para lo cual no estan obligadas a constituir nueva
garantia o dep6sito, ni a modificar o ampliar el que
tengan constituido para responder del resultado de
las operaciones que primeramente se le autorizaron,
el que, desde luego, quedara tambi6n afecto a las res-
ponsabilidades de todas las que esta ley les autoriza.
ARTICULO IV.-Toda Compafiia que en la actua-
lidad tuviese con'stituida la garantia o dep6sito en fa-
vor del Estado en valores extranjeros, dentro de los
sesenta dias siguientes a la promulgaci6n de la pre-
sente ley, deber6n sustituirlo por otro con'sistente en
moneda de curso legal o valores del Estado cubano
y si en el t6rmino especificado no cumpliera esta dis-
posici6n, sin mas tramites, quedara cancelada la auto-
rizaci6n otorgada en su favor y en virtud de la cual
realize sus operaciones en el territorio national, ce-
sando la eficacia del dep6sito o garantia de que se
trata.
ARTICULO V.-Sin perjuicio del impuesto de se-
Ilos del Timbre y otro cualesquiera a que en la actua-
lidad esten sujetas las p6lizas emitidas por las Com-
pafiias a que se refiere este Capitulo, las cuales que-
dan ratificados, cada una de dichas p6lizas que en
lo sucesivo se emitan, cualesquiera que sea su ascen-
dencia y el asunto en que se present, ademhs paga-
rn, un nuevo impuesto, que por la present ley se crea
y establece, destinado a los fondos generals de la
Naci6n, el que se dejar6 satisfecho, fijdndole sellos
del Timbre Nacional por valor de un peso, sin cuyo
requisite sera nula y sin ningfin valor ni efecto.
ARTICULO VI.-Quedan derogadas expresamen-
te todas las leyes, Reglamentos, decretos y demis re-
soluciones o prescripciones legales que, en todo o en
part se opongan al cumplimiento de las disposicio-


nes del present Capitulo que comenzarA a regir se-
senta dias despu6s de su promulgaci6n en la Gaceta
Official.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representautes,
a orice de Enero de mil noveeientos treinta y dos.
(F.) Anselmo Alliegro.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Sefior Presidente y se-
iores Representantes: Este es un asunto que ha-
ee much tiempo que viene ocupando la atenci6n de
la Camara; ya este Cuerpo Colegislador vot6 el pro-
yeeto estableciendo una garantia en metAlico o en
bonos de la Repiblica, y se le sefial6 la cantidad de
ciento cincuenta mil pesos en unos casos y en otros
de setenta y cineo mil pesos. La realidad es que es-
ta enmienda tiende a levantar los valores cubanos
puesto que precisamente habran de constituirse nue-
vas garantias en metalico o en bonos. AdemAs, esta-
blece la enmienda que toda garantia que estuviese
prestada en bonos extranjeros seri sustituida por bo-
nos de la Repfiblica.
En otro aspect se concede un plazo de sesenta dias
porque es 16gico que haya un period de tiempo a
fin de que sea publicada y conocida por todos.
Por eso es que yo ruego a esta Camara que se sir-
va impartir su aprobaci6n a esta enmienda.
SR. SAN PEDRO (EMILIO): Yo propongo que en
lugar de sesenta dias sean noyenta dias.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vo-
taci6n la enmienda del senior Alliegro en la forma en
que ha sido modificada por el senior San Pedro. Los
que est6n conformes se serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los senores Representantes se pone
de pie.)
Aprobada, sustituiri al Capitulo.
Capitulo XIII, "De las infracciones de la Ley de
Loteria."
Se va a dar lectura al Articulo primero.
(El official de actas lo lee.)
(Abandona la Presidencia el senior Guas Incldn y
la ocupa el senior Alliegro.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
a una enmienda sustitutiva al Articulo anteriormen-
te leido.
(El official de actas lee)
ENMIENDA

El Articulo primero del Capitulo XIII, "De las
infracciones de la Ley de Loteria", dira lo siguiente:
"Las infracciones de la Ley de la Renta de la Lo-
teria Nacional, que conisistan en establecer, extender
o facilitar loterias particulars, rifas, bazares, t6m-
bolas, los conocidos por terminales, bolitas, charadas
o cualesquiera otros juegos de azar, prohibidos por
la Ley, se castigarhn por los Jueces Correccionales con
multa de treinta y uno a quinientos pesos, cuando
los infractores sean banqueros, promotores, agents
o mediadores; y con multa de uno a treinta pesos a
los puntos o jugadores. En defecto del pago de la
multa se sufrira un' dia de arrest por cada dos pe-
sos que dejare de pagarse. En caso de reincidencia






100 U[EAR1O DB SW1ONBS DR IAA CAMAi DRE REPRESENTAJNTES


la pena puede ser de privaci6n de libertad, que no
podr6 exceder en ningfin caso de ciento ochenta dias
de arresto"
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y unro.
(F.) C. Urquiaga, Eladio Ramirez y J. Rodriguez
Ramirez.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Pido la palabra
para explicar la enmienda.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
sefioria.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Se ha presenta-
do esta enmienda porque ocurria que como venia del
Senado no se establecia distinci6n entire el delito y
la falta, sino que se ponia todo igual, y ahora con es-
ta enmienda se establece la distinci6n natural entire
la falta y el delito y se castiga de distinta manera.
SR. ALBANES (WIFREDO): Suplico a la Presiden-
cia tenga la bondad de ordenar su lectura nueva-
mente.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a leer nueva-
mente la enmienda.
(El official de actas la lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n
la enmienda. Los que est6n conformes se serviran
ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie.)
Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO): Hay una enmienda
que es sustitutiva. be le va a dar lectura.
(El official de actas lee) :

ENMIENDA

El Articulo XI del Capitulo XIII, "De las infrac-
ciones de la Ley de Loteria", quedara redactado en
la siguiente forma:
"El product de la Renta de la Loteria Nacional,
asi como las parties correspondientes de las multas
que impongan los tribunales de justicia a los infrac-
tores de este Capitulo y todo lo que por 6ste se pro-
duzca ingresarA en la Tesoreria de la propia Renta,
con excepci6n del tanto por ciento que le correspond
al Tesoro Nacional como product en cada sorteo."
"Los sorteos se liquidaran dentro de los ocho dias
siguientes de su celebraci6n."
Sal6n de Sesiones de la Cdmara de Representantes,
a los diecisiete dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.
(F.) C. Urquiaga, E. Ndtez Portuondo y J. Rodri-
guez Ramirez.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Se pone a discusi6n
la enmienda sustitutiva del Articulo.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n.


Aprobada.
Se va a dar lectura al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. REY (SANTIAGO): LA qu6 hospital se refiere?
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) :Al Hospital de
Leprosos.
SR. REY (SANTIAGO) : Esta bien.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo cuarto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo primero del Capitu-
lo XIV. "De las recompensas del Estado, la Pro-
vinicia y el Municipio."
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Hay una enmienda
sustitutiva del Capitulo, la que se va a leer.
(El official de actas lee) :
ENMIENDA SUSTITUTIVA
De las recompensas del Estado, la Provincia
y el Municipio
ARTICULO I.-A la persona, natural o juridica,
que denunciare a la Secretaria de Justicia la existen-
cia de bienes pertenecientes al Estado, la Provincia
o el Municipio, que estin indebidamente poseidos, de-
tentados o usufructuados por alguna persona, natu-
ral o juridica, y siempre que se comprobare el hecho
denunciado, se le gratificard con un veinticinco por
ciento de la cantidad liquid que se obtenga o del va-
lor present de los bienes o derechos que sean objeto
de la denuncia, seguin tasaci6n hecha por peritos, una
vez que los referidos bienes o derechos pasen al domi-
nio o posesi6n del Estado, la Provincia o el Municipio.
Se recompensard con el diez por ciento del recargo
o multa o de ambos, segfin el easo, al funcionario, em-
pleado pfiblico o miembro de las fuerzas armadas que
denuncie un fraud u ocultaci6n cometido en contra
de la Ley del Impuesto del Empr6stito de $35.000,000
debidamente comprobado.
En los casos en que no se pudiere cobrar la multa
o recargo, el denunciante tender~ derecho a percibir
el diez por ciento del product liquid obtenido en
la venta de la cosa denunciada y decomisada.
La direcci6n de justicia, iniciarh inmediatamente
todas las acciones y procedimientos judiciales o de
cualquiera otra clase que fueran necesarios, a fin de
comprobar las denuricias y obtener para el Estado,
Municipio o Provincia, el dominio, posesi6n o reinte-




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs