Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01408
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01408
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text



REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO DE SESIONES
DE .LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO CUARTO PERIOD CONGRESSIONAL

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. LVII LA HABANA, Ener de 1932 No, 19

Sesi6n extraordinaria de 11 de Enero de 1932

Presidentes: Sres. Anselmo Alliegro Mila, Emilio San Pedro y
Silvestre Anglada Estrada
Secretaries: Sres. Jose R. Cruells Reyes y Jos6 Alberni Yance

SUMARIO
A las 6 p. m. comienza la sesi6n.--A propuesta del Sr. Urquiaga se acuerda un receso y se suspended la
sesi6n, a las 6 y 5 p. m.-Reanudada la misma a las 6 y 50 p. m.. el Sr. Cruz Ugarte solicita que la
Camara se declare en sesi6n secret para conocar sobre los suplicatorios pendientes en relaci6n con
los seiiores Representantes que tomaron parte en el l1timo movimiento revolucionario.-El Sr. Ur-
quiaga se opone a la sesi6n secret, y propone que la CImara se declare en sesi6n permanent para
discutir y votar todos los asuntos de ]a Orden del dia, acordindose asi.-Es rechazada la solicited
de sesi6n secreta.-Con suspension de preceptos reglamentarios, se acuerda la inmediata resoluci6n
de una proposici6n de ley sobre Amnistia, contenida en un Mensaje del Ejecutivo.-El Sr. Caste-
llanos plantea una cuesti6n de orden y reclama prioridad de debate sobre una proposici6n de ley
de igual alcance, por 61 presentada con an*erioridad.-Por 72 votos en contra y 17 a favor es recha.
zada la cuesti6n de orden planteada per el Sr. Castellanos.-Explican sus votos en contra. los sefo-
res Alban6s y Martinez Fraga.-Es puesta a debate ]a totalidad de la proposici6n de ley del Ejecu-
tivo sobre Amnistia por delitos y faltas con motive del uiltimo movimiento revolucionario.-El se-
fior Cruz Ugarte consume el primer turno en contra.-El Sr. Bravo Acosta propone ]a suspension in-
definida del debate, a lo cual se opone el Sr. Urquiaga.-La Camara rechaza la solicited de suspen-
si6n, por 77 votos contra 7.-El Sr. Lombard consume el primer turno a favor, con interrupciones
de varies sefiores Representantes.-Se suscita un incident entire los sefiores Cruz Ugarte y Diego
Vazquez Bello, terminindose con aclaraciones de ambos senores.-En con*ra, consume el segundo
turn el Sr. Bravo Acosta; y el segundo a favor el Sr. Urquiaga.-Es aprobada la totalidad de la
proposici6n en debate.-Explican sus votos respectivos en contra y a favor los sefores Alban6s y
Urquiaga.-Son aprobados, sucesivamente, los articulos del primero al s6ptimo, siendo rechazndas
algunas enmiendas y retiradas otras.-Se acuerda posponer la discusi6n del Articulo 8.0 para des-
pu6s de tratadas las Disposiciones Transitorias.-Es aprobada la primera de 6stas.-El Sr. Alban6s
combat la segunda Disposici6n Transistoria, que es tambi6n aprobada.-Son retiradas por sus auto-
res respectivos, distintas enmiendas adicionales..-Es aprobado el Articulo 8.o-Con suspension de






2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

preceptos reglamentarios se reanuda el debate del proyecto de ley del Senado sobre reajuste pre-
supuestal del Poder Judicial.-Es aprobada ura enmienda de los Sres. Anglada y Castellanos, sus-
titutiva del Articulo primer, rebajando en un 25% las oonsignaciones para personal y material en
dicho presupuesto.-Son rechazadas cuatro enmiendas adicionales.-Los Sres. Albanes y Rodriguez
Ramirez combaten el Articulo segundo, y en votaci6n ordinaria, es rechazado.-Son igualmente re-
chazados los Articulos tercero y cuartol del proyecto en debate.-Es aprobada una enmienda del
Sr. Alban6s, la cual pasa a ser Articulo segundo del proyecto, determinando que este reajuste tiene
el carncter de provisional.-Es aprobada otra enmienda del Sr. Rey, en el sentido de que las rebajas
en debate son por los meses restantes del afio fiscal en curso.-Es aprobada otra enmienda, del se-
fior Urquiaga, autorizando al Ejecutivo para modificar, en caso necesario, las categories de las Au-
diencias y Juzgados de la Repfiblica.-Es aprobada otra enmienda adicional, del Sr. P6rez Maribo-
na, en relaci6n con los abogados de oficio.-Es aprobada otra enmienda, del Sr. A. Barrero, autori-
zando a los Jueces Municipales suplentes para ejercer su profesi6n.-Como proyecto de ley aparte
es aprobada otra enmienda, ,del Sr. Salas, para que las infracciones sobre trinsito por carreteras,
sean juzgadas en el t6rmino donde resida el infractor.-Con enmienda de los Sres. Urquiaga, Bel-
tran, Rey y Alberni, es aprobado y modificado un proyecto del Senardo sobre rebaja de categories
de las Audiencias y Juzgados de la Repfiblica.-A propuesta del Sr. Urquiaga se acuerda un receso
hasta las 6 p. m., y en su virtud se suspended la sesi6n a las 7 y 35 a. m. del 12 de Enero de 1932.
Texto del Proyectoi de Ley de Amnistia aprobado por'el Senado.


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se abre la sesi6n.
(Eran las 6 p. m.)
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente: So-
licito de la CAmara un receso reglamentario.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Propongo que la
Camara se constituya en sesi6n' secret.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Ruego a S. S. que de-
sista, por ahora, de su proposici6n, y permit que
vayamos al receso. Cuando se reanude la sesi6n, en-
tonces S. S. puede formular nuevamente su pro-
posici6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS EM.) : Perfectamente. Va-
mos, entonces, al receso.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Estk de acuerdo la
Camara en que se declare un receso reglamentario,
de acuerdo con lo propuesto por el senior Urquiaga ?
(Sefiales afirmativas.)
Aprobado.
Se declare la Camara en receso.
(Eran las 6 y 3 p. m.)

SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se reainuda la sesi6n,
(Eran las 6 y 55 p.m.)
Se va a dar lectura a la convocatoria.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido que se pase
lista.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a pasar lista,
por haberlo solicitado un senior Representante.
(El official de actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): j Falta algfn senior
Representante por contestar a la lista?
(Silencio.)
Han contestado ochenta y dos sefiores Representan-
tes. Hay quorum. Continria la sesi6n.
Se va a dar lecture a la convocatoria.
(El official do actas lee):


CONVOCATORIA

De conformidad con lo dispuesto en el articulo 57
del Reglamento de este Cuerpo Colegislador, convoco
a la Camara de Representantes para celebrar sesi6n
extraordinaria el pr6ximo lunes, dia once de los co-
rrientes, a las cinco de la tarde, con la siguiente Or-
den del Dia: Lectura del Mensaje sobre Amnistia y
analogas iniciativas. Proyectos de ley del Senado:
Reajuste del Poder Judicial; creando impuestos; mo-
dificando el pirrafo tercero del Articulo V de la Ley
del Censo; disponiendo que se enumerardn como cu-
banos los residents en Cuba en 1899, y el dictamen
de la Comisi6n de Aranceles e Impuestos eximiendo
al alcohol destinado a perfumeria de los impuestos
de la Ley de' 29 de Enero de 1931.
Habana, 6 de Enero de 1932.
(F.) Rafael Guws Incldn,
President.
SR. PRESIDENT (ALLIERO) : Se va a dar lectura
a un Mensaje Presidencial relative a la amnistia.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Pido la palabra, pa-
ra dirigir un ruego a la Camara a fin de que se cons-
tituya en sesi6n secret durante diez minutes sola-
mente, al objeto de hacer algunas manifestaciones con
relaci6n al problema a que se refiere el propio Mven-
saje Presidencial.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
sefioria,
Sa. URQUIAGA (CARMELO): Para oponerme, senior
President y sefiores Representantes, a la proposi-
ci6n del senior de la Cruz. Tengo verdadero dolor
en opon'erme a la proposici6n de este distinguido
compafiero nuestro, pero en la Orden del Dia figuran
asuntos de gran trascendencia que debemos tratar de
manera piiblica; por eso es que me opongo, en nom-
bre de esta mayoria Liberal-Popular, a que la Cama-
ra so constituya en sesi6n secret, mientras no haya
tratado las leyes que ban dado origen! a esta convo-
catoria de sesi6n extraordinaria.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
sefioria.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Lamento muchisi-
mo que el distinguido leader de la mayoria se opon-
ga a la solicitud que hago para que la Cfmara se
constituya brevemente en sesi6n secret. No es mi
prop6sito el plantear problems distintos ni ajenos a
los que se comprenden' en el Mensaje Presidencial.
Precisameinte pedia la sesi6n seereta, al objeto de tra-
tar de various suplicatorios dirigidos contra compafie-
ros nuestros, que es un asunto a que se refiere la ley
de amnistia solicitada en el Mensaje Presidencial.
Por eso hacia yo la petici6n, por ser atinente, y por
tratarse de un problema que no debe discutirse sino
en sesi6n secret, porque afecta a miembros de la Ca-
mara. Me parece que es realmente dura la negative
y vuelvo a reiterar mi proposici6n a la mayoria Li-
beral-Popular.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Vuelvo a reiterar mi
negative a la solicitud del senior de la Cruz. Los
asuntos a que se refiere la convocatoria son de verda-
dero interns national. Si hay intereses particulares
que puedan afectar a este Cuerpo, just es que se tra-
ten tambien en sesi6n pfiblica. Esta sesi6n ha sido
convocada especialmente para tratar los asuntos de la
convocatoria, y desde Oriente han venido compafie-
ros con una firme voluntad de legislar en un senti-
do amplio y claro. Nosotros lamentamos no poder
acceder a la solicitud del senior de la Cruz, e insisti-
mos en que entremos de una vez a tratar sobre lo que
se indica en la convocatoria tal y como ha sido re-
dactada.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): jiMe permit la
Presidential Para decir, sericillamente, el motivo de
mi petici6n. Deseamos se den a conocer los suplica-
torios dirigidos contra compafieros nuestros, con mo-
tivo del estado revolucionario. Suplicatorios a que
se contrae la Ley de Amnistia. Yo estimo que se tra-
ta de un problema muy personal, que directamente
afecta a este Cuerpo y que, por tarito, 6ste deberia de
considerar el asunto y llevar a cabo la negative, o
acceder al suplicatorio respect a los Congresistas que
participaron en la revoluci6n y que tienen derecho a
tomar parte en el debate de la ley. Esa era la fina-
lidad que me guiaba. Si la CAmara quiere, discuta-
mos en sesi6n pfiblica el problema de los suplicatorios
de esos cuatro Congresistas, sefiores Meneses, Verdoja,
Aguiar y Martinez Fraga, que si por una parte pue-
de considerarseles culpables, por el contrario, a la vis-
ta de muchos, su actitud los hoira. Por eso yo pedia
que la CAmara se reuniera en sesi6n secret, para re-
solver la situaci6n de esos compafieros.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Para oponerme tam-
bien a que se d6 lecture a esos suplicatorios, ya que
6sta es una sesi6n extraordinaria, convocada finica y
exclusivamente para determinados asuntos. Cual-
quier otra interpretaci6n que quiera dArsele seria vio-
lar el Reglamento y darle una interpretaci6n torcida
a ese propio Reglamento que se ha pretendido usar
como arma para comprobar el quorum que tenemos.
Y como se trata de un asunto completamente ajeno,
que puede debatirse en' cualquier sesi6n ordinaria, nos-
otros nos vemos en la necesidad de oponernos.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido votaci6n no-
minal.


SR. URQUIAGA (CARMELO): Para una proposici6n
incidental. Para solicitar de la Camara que declare
la sesi6n permanent.
SR. PRESIDENT (ALLEGRO) : Se va a someter a
votaci6n la solicitud del senior Urquiaga.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Que ambas cosas se vo-
ten con'juntamente.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No se pueden votar
las dos cosas conjuntamente.
SR. VIRESIDENTE (ALLIEGRO): Precisamente, per
eso, senior de la Cruz, la Presidencia somete a vota-
ci6n la proposici6n del senior Urquiaga, de sesi6n
permanent.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Votaci6n nominal.
Los que est6n conformes, votarAn' que si; los contra-
rios, que no.
(Comienza la votacidn.)
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Para un informed.
Para que se me diga si la sesi6n permanent se ha
pedido con arreglo a una Ordeni del Dia especial.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : La sesi6n permanen-
te se ha pedido hasta agotar la Orden del Dia.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Como no la tengo
en mi poder, desearia que se me informara de que
consta la Orden del Dia.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Lamento recordarle
a S. S. que estamos en votaci6n.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : No pierda de vista la
Presidencia, aunque conoce perfectamente el Regla-
mento, que estamos en votaci6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Es que yo para vo-
tar a conciencia, necesito darme cuenta del motive
en que se funda la petici6n de sesi6n permanent.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Nosotros no estamos
votando la Orden del Dia, sino una cuesti6n inciden-
tal planteada por el sefior de la Cruz.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): El senior Lombard
esta errado.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Errado sin hache.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Eso es, sin hache.
.SR. PRESIDENT ALLEGRORO: La Presidencia in-
forma al senior Castellanos que la Orden del Dia se
compone de los siguientes asuntos. (Los lee.)
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Enterado y agra-
decido.
SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Continia la votaci6n.
Sefior Castellanos: en la Orden del Dia figure, en
primer lugar, la Amnistia; en segundo lugar, el Re-
ajuste del Poder Judicial; figurando tambi6n en ella
el asunto relacionado con el impuesto al alcohol, la
Ley de Impuestos y la modificaci6n de la Ley del
Censo.
(Se terminal la votacion.)


Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se va a someter a I an votado ochenta y site seiiores Representantes.
votaci6n la proposici6n del senior de la Cruz. Ochenta y seis que si y uno que no.






4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-
buerne, Alemdn, Alonso Caifias, Alvarez del Real,
Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada, Aragones, Arco-
cha, Ariza, V. de Armas, A. Barrero, 0. Barrero,
Beltrdn,. Blanco, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Cama-
cho, Campos Martinez, Candia, Carrillo, Castelvi,
Castellanos, Claret, Cruz Ferndndez, Cruz Conzdlez,
Cudllar, Cueto, Diaz Vald6s, Echeverria, Eguilior, Es-
trada, Finales, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gon-
zdlez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guds
Incldn, Herndndez Leal, Hirzel, Ledn, Lombard, Lc-
pez Morales, Madrid, Menci6, Mdndez, M. M4endoza,
N. Mendoza, Mola, Mora, Nifiez Portuondo, de Para,
Parodi, Peia, Perez Maribona, Piedra, G. Pino, E.
Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez Cre-
me, Rodriguez Ramirez, Ruiz, Salas, San Pedro, Sdn-
chez, Santa Cruz, Tomn, Trinidad, Trujillo, Ubeda,
Urquiaga, Vdzquez Bello, Villaldn, Wolter del Rio,
Zorrilla, Alberni, Cruells y Alliegro.)
(Vot6 en contra el senior Cruz Ugarte.)

Queda aprobada la sesi6n permanent.
Tiene la palabra el senior Wolter del Rio, para ex-
plicar su voto.
SR. WOLTER DEL RIo (GERMAN) : He votado afir-
mativamente la petici6n de sesi6n permanent a
pesar de que temo, por mi estado de salud, no poder
continuar en el hemiciclo hasta hora avanzada de la
noche al objeto de que la Camara pueda continuar
laborando en el nuevo dia que se inicia a las doce y
un minute. Y tambien por considerar de extraordi-
naria importancia los asuntos comprendidos en la Or-
den del Dia. Votar6 tambien la petici6n del senior
Carlos Manuel de la Cruz para que la Camara se cons-
tituya en sesi6n secret, porque estimo que debemos
armonizar todos los intereses y todas las ideas antes
de entrar en el debate de la amnistia; y porqut, se-
gin he oldo en privado a algunos sefiores Represen-
tantes, creo que una political discreta seria la suspen-
si6n del debate de la proposici6n de ley de amnistia,
para entrar a tratar los otros proyectos de ley com-
prendidos en la Orden del Dia, al objeto de dar lu-
gar, en esa forma, a que esa iniciativa alcance a todos
y surta los efectos que la misma persigue, o ssase con-
seguir la paz moral y material en la Repfiblica.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : El Sr. Carlos Ma-
nuel de la Cruz mantiene su petici6n de que se trate
este asunto en sesi6n secret?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Mantengo mi soli-
citud, senior Presidente, de que la Camara se consti-
tuya en sesicn secret; y no es porque yo crea que no
corresponde esta sesi6n, ni es tampoco para obstacu-
lizar, sino porque yo quisiera que antes de tratarse
la Ley de Amnistia concurrieran a esta sesi6n los cua-
tro Congresistas que se encuentran acusados; a cuyo
fin la Camara debiera resolver los suplicatorios que se
refieren a esos cuatro Congresistas.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Senior de la Cruz:
6 S. S. pide a la Camara que se constituya en sesi6n
secret, o que esos suplicatorios se traten en sesi6n
pfiblica t
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo pedia a la Ca-
mara que se declarara en sesi6n secret para que se
tratara esa solicitud en la sesi6n secret.


SB. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Sobre este asunto ya creo que
conoce el senior de la Cruz la manera de pensar de
esta mayoria, la que se ve en Ia imposibilidad de acep-
tar, por respeto al propio Reglamento, en el cual se
dispone que en las sesiones extraordinarias solamente
podrdn tratarse aquellos asuntos que han motivado
]a convocatoria. Es, ademAs, nuestro prop6sito, no
tratar de ningfin otro problema que no sea el de la
amnistia, hasta que Bste haya sido discutido y votado
a favor o en contra. Por lo tanto, repito, de nuevo,
que no obstante venir la petici6n de labios de un es-
timadisimo compafiero, que en ese sentido tiene carifio
y afecto por parte nuestra, esa petici6n ha de encon-
trar de nuevo nuestra mas cortbs, pero firmisima ne-
gativa. Yo rogaria, pues, al distinguido compafiero,
que no insistiera en ella, porque es antirreglamenta-
ria, y a la vez, suplico a la Presidencia que haga cum-
plir el Reglamento, entrando de lleno en el coioci-
miento y discusi6n de la convocatoria.
Sa. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido a la Presiden-
cia que someta mi solicitud a votaci6n. Y para que
la CAmara yea que no es nuestro deseo mortificar
con una larga lista, pido que la votaci6n sea ordina-
ria. Nada mis.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : La Presidencia quie-
re aclarar que no puede efectuarse la votaci6n que
S. S. solicit especificando el caso de los suplicatorios,
por no former parte ese asunto de la convocatoria.
Pero si la proposici6n de S. S. es de sesi6n secret,
solamente, entonces la Presidencia podria someterla a
votaci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Mantengo la solici-
tud de sesi6n secret, y pido que eni una votaci6n
ordinaria se resuelva.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La proposiei6n del
senior de la Cruz debe estar apoyada por dos *.i:lh:i os
Representantes.
(Los seoores Albanes y Trujillo apoyan la propo-
sicidn.)
Apoyada reglamentariamente la proposici6n, se po-
ne a votaci6n. Los que estbn conformes con la de-
claratoria de sesi6n secret, se servirnn ponerse efee-
tivamente de pie.
(La minoria de los seiores Representantes asi lo
hace.)
Rechazada la proposici6n del senior de la Cruz.
Se va a dar lecura al Mensaje Presidencial.
(El official de actas lee):

MENSAJE

AL HONORABLE CONGRESS:
No he de decir que la paz moral, ni aun la mate-
rial, se hayan restablecido plenamente, por cuanto los
atentados del terrorism, la sorpresa de armas depo-
sitadas o conducidas elandestinamente y las activida-
des de elements significados por su desafeeei6ni al
Gobierno, hacen impossible que ,tal cosa pueda soste-
nerse; pero si he de afirmar que hemos avanzado
notoriamente hacia el restablecimiento de la norma-
lidad y que todas las circunstancias hacen esperar su


I J .. .






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5


total restableciniento en feeha no lejana, pues en
distintos seetores de la opinion pfiblica se advierte
una acentuada reacci6n que propicia tan halagiiefias
esperanzas.
Asi como durante la represi6n del movimiento re-
volucionario puse especial empefio eii evitar infitiles
derramamientos de sangre y hasta simples molestias
a los ciudadanos colocados fuera de la legalidad, de-
seo contribuir ahora a la conquista de la paz y al
apaciguamiento de los espiritus con medidas de ge-
rierosa clemencia, contando en ese prop6sito con los
elevados sentimientos del Honorable Congreso, a los
cuales acudo en siplica de una acogida favorable pa-
ra las iniciativas que contiene este Mensaje.
Aunque he procurado incesantemente borrar en lo
possible los rescoldos de las pasiones y devolver la tran-
quilidad a los hogares, poniendo en' libertad con ese
objeto a numerosos press politicos, guardian todavia
prisi6n destaeados eiudadanos que por su ejecutoria
patri6tica y la posici6n que ocupan en la vida pfibli-
ca de nuestro pais son acreedores a recobrar su liber-
tad, y a ello ha de afiadirse que parece recomenda-
ble colocarlos cuanto antes en aptitud de ofrecer sus
orientaciones y consejos a sus partidarios y adeptos
en momeritos como 6stos, cuando la vida political del
pais se apresta a organizarse legalmente bajo el im-
perio de las leyes y con vista a futures comicios.
Como la libertad obtenida provisionalmente, a re-
serva de comparecer ante los jueces, lleva en si misma
un carActer pronunciado de precariedad, no exento de
incertidumbres, estimo que a los fines explicados se
impone una media de character definitive, cual es ]a
Ley de Amristia que he de someter a la considera-
ei6n del Honorable Congreso; igualmente amplia y
generosa para quienes puedan haber delinquido con
el prop6sito de combatir al Gobierno y para quienes
puedan haberlo hecho con el deseo de mantenerlo o
apoyarlo. Establecer distingos en la hora de la cle-
mencia, cuando se desea restablecer la paz moral y
material del pais, n'o s61o seria injusto en el orden de
los principios, sino tambi6n contrario a los mismos
fines perseguidos, en cuanto la diferenciaci6n no res-
ponda a una necesidad sentida y justificada. De ahi
que en el articulado de la proposici6n que formulary
tengan cabida los hombres de uno y otro lado.
Las finicas excepciones a esta regla general de per-
d6n y clemencia, realmente inevitable, refibrense a
los delitos de Traici6n, Rebeli6n Militar y Deserci6n,
asi como a las infraceiones de la Ley de Explosivos;
pero aun estas s61o se establecen con caracter transi-
torio y en espera de que los aconteeimientos permitan
eliminarlas tan' pronto el restablecimiento absolute de
la paz moral y material sea un hecho felizmente con-
sumado. Es decir, en unos casos la naturaleza de los
actos, punibles y las circunstancias imperantes, en
otros la calidad de sus autores, en evitaci6n de pre-
cedentes funestos, justifican los unicos distingos que
se estableceii, por cuanto asi lo exige imperativamen-
te la conveniencia pfiblica, ya que seria absurdo esti-
mular con medidas extemporineas de gracia a quie-
nes puede decirse que son hoy los finicos perturbado-
res de la paz material me refiero a los terrorists
-o a quienes. con olvido de sus deberes y de los ju-
ramentos prestados, pretendieron emplear en la per-
turbaei6n del orden los elements y prerrogativas ex-


Por filtimo, deseo sefialar tambi6n al Honorable
Congress la necesidad de que," con caricter temporal,
los miembros de las Fuerzas Armadas sean juzgados
exclusivamente por la jurisdicci6n de guerra, tan ho-
norable en el ejercicio de sus funciones como puede
serlo cualquiera otra, toda vez que su conocimiento
profundo de los hombres sometidos a su fuero, de sus
antecedentes y actividades, la coloca en situaci6n pri-
vilegiada para lograr en cada caso, rdpida y eficaz-
mente, la administraci6n de recta justicia, evitando
que las rencillas y apasionamientos, que son secuela
obligada en la liquidaci6n de todo movimiento revo-
lucionario, estorben' la acci6n serena de aqulla.
En resumen, la proposici6n de ley que seguidamen-
te formulo al Honorable Congreso, por conduct de
]a Honorable Chmara de Representantes, no s6lo tien-
de a conceder definitivamente la libertad a quienes
estkn privados de ella o la disfrutan eni precario, sino
tambi6n a devolver la tranquilidad a cuantos de un.
modo u otro han participado en la lucha mediante
actividades preteritas, ofreciendo ademds a quienes
.i.I.ist.tie ei perturbar la paz material y en mantener,
el sobresalto pfiblico, una oportunidad generosa de
obterier para si tambi6n id6nticos beneficios.

PROPosICI6N DE LEY
ARTICULO I.-Se concede amnistia:
1.--Excepci6n hecha de las infracciones de la Ley
de Explosives y de los delitos de traici6n, rebeli6n
military y deserci6n, para todos los delitos y faltas,
asi como para sus conexos, en cuanto se hayan come-
tido antes del dia once de Enero de mil novecientos
treinta y dos con motive u ocasi6n' del movimiento
revolucionario que culmin6 en el alzamiento de 1931,
o bien con objeto de iniciar, organizer, ayudar, co-
operar, favorecer o reproducir dicho movimiento.
2.-Para todos los delitos y faltas cometidos por
los funcionarios y agents o auxiliares del Gobierno,>
sean civiles o militares, antes de la fecha sefialada
en el inciso anterior con el prop6sito o en ocasi6n de
impedir o perseguir la conspiraci6n o preparaci6n del
citado movimiento, reprimir 6ste o las algaradas pt-
blicas y manifestaciones tumultuosas que lo precedie-
ron durante dicho afio y el de 1930, o evitar la re-
producci6n de aqu61.
3.-Para todos los delitos y faltas cometidos du-
rante el tiempo que han ejercido sus cargos y antes'
de la fecha indicada, por los Delegados del Gobierno'
3omo Supervisores Militares, con el prop6sito o en
ocasi6n de restablecer o mantener el orden pfiblico,
impedir o perseguir la preparaci6n del repetido mo-
vimiento revolucionario, reprimir este o evitar su re-
producci6n.
4.--Los beneficios concedidos en los incisos 2.0 y
3. de este Articulo comprenderAn tambien a los par-
ticulares por los delitos y faltas que hubieren come-
tido conjuntamente con militares, funcionarios, ageni-
tes o auxiliares del Gobierno con el prop6sito o en
ocasi6n de restablecer o mantener el orden pfiblico,
impedir o perseguir la preparaci6n del propio mo-
vimiento revolucionario, reprimir 6ste o evitar su re-
producci6n.
ARTICULO II.-Los Jueces de Instrucci6n y los:'


cepcionales que la ley puso en sus marios precisamen- Oficiales Investigadores de la jurisdicci6n de grirra,
te para asegurar su mantenimiento. elevarin a la Audiencia respective o a la Aaitoriidli


-. :-r. --:r 5rir:,sc-





6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE. REPRESENTANTES


Military competent los sumarios formados por los de-
litos comprendidos en esta ley, las cuales resolverAn
de oficio sobre la aplicaci6n de la amnistia.
Los Jueces Correccionales y los que ejerzan esas
funciones y los Comandantes Militares, aplicarAn la
amnistia en los juicios y expedientes de qae conozean,
por los delitos y faltas, comunes o gubernativas, com-
prendidos en esta ley.
Las parties podran utilizar los derechos que conce.
den los Articulos seiscientos sesenta y seis y seiscien-
tos sesenta y nueve de la Ley de Enjuiciamiento Cri-
minal.
ARTICULO III.-En' todos los casos a que se re-
fiere esta ley, los Jueces y los Tribunales, asi como
las Autoridades Militares en su caso, haran en cu
oportunidad expresa declaraci6n sobre el m6vil del
hecho delictuoso, al objeto de determinar si esta o no
comprendido en la amnistia, y si denegare la aplica-
ci6n de la misma ser6 objeto especial de prueba di-
cho m6vil, durante la celebraci6n del juicio corres-
pondiente, debiendo hacerse constar eni la sentencia
el resultado de esa prueba.
Cuando las causes a que se refiere el parrafo pre-
cedante estuvieren falladas al comenzar a regir esta
ley, podra suscitarse ante la Audiencia respective, o
ante la Autoridad Miltiar eompetente, un incident
que se tramitar6 conforme al Titulo Segundo del. Li-
bro Tercero de la Ley de Enjuiciamiento Criminal,
sin aplicaci6n del parrafo segundo del Articulo seis-
cientos setenta y dos, al objeto de determinar el m6-
vil del delito y resolver acerca de la aplicaci6n de
la present Ley de Amnistia al caso en examen. El
Tribunal o la Autoridad Militar no darh curso al in-
cidente si, a su juicio, el m6vil del delito consta en
la sentencia.
ARTICULO IV.-La amnistia que esta ley conce-
de no lleva como consecuencia la restituci6n en sus
cargo a los funcionarios de nombramiento compren-
didos en ella y que los hayan perdido por causa del
delito; pero los mismos podran hacer valer los dere-
chos de que sea crean asistido reclamando dicha resti-
tuci6n en la via y forma procedentes de acuerdo con
las leyes y reglamentos en vigor.
ARTICULO V.-Las personas que fundadas en el
Articulo 13 de la Constituci6n deseen ejercitar las
acciones civiles que estimen procedentes contra aque-
llos a quienes se aplique la amnistia, deberhn hacer-
lo ante los tribunales civiles competentes, por los tra-
mites de los juicios declarativos que correspondan,
segin la cuantia de la reclamaci6n.
ARTICULO VI.-El Presidente de la Repiblica,
cuando lo estime convenient, podrA declarar cxtin-
guida la acci6n penal o la pena en los process in-
coados contra los militares acusados o condenados por
los delitos de Rebeli6n y Deserci6n, cometidos con
motive u ocasi6n del movimiento revolucionario de
mil novecientos treinta y uno y excluidos de los bene-
ficios de esta Ley de Amnistia por disposici6n del in-
ciso 1.0 de su Articulo I; pero esos militares no po-
drin ser restituidos en el servicio y perderhn todos
los derechos que hubierein adquirido en 61.
Tambi6n podra el Presidente de la Repfiblica de-
clarar extinguida la acci6n penal o la pena en los
process incoados por el delito de Traici6n o por las
infracciones de la Ley de Explosivos, excluidos asi-


mismo de esta Amnistia por el citado inciso 1. del
Articulo I, cuando estime que ha cesado la campafia
terrorist que impide el restablecimiento de la paz en
el pais, y siempre que esos delitos fueren realizados
antes del dia once de En'ero de 1932.
ARTICULO VII.-Contra las resoluciones defini-
tivas dictadas por los Tribunales Ordinarios al apli-
car la Ley de Amnistia, negar sus beneficios o resol-
ver sobre cualquiera de sus extremes, se concede recur-
so de casaci6n, que se tramitara con arreglo a lo esta-
tuido en la Orden noventa y dos de mil ochocientos
noventa y nueve, con la inica variaei6n de que, ven-
cido el t6rmino del emplazamiento, se harA inmedia-
tamente el sefialamiento para la vista y la sentencia
se dictara preferentemente dentro de los tres dias si-
guientes, sin que el Tribunal pueda dejar de resolver
el recurso en el fondo por ningfn defecto de forma,
ni por errors u omisi6n en las citas legales.
ARTICULO VIII.-Esta ley comenzarA a regir des-
de la fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
PRIMERA.-Los Jueces de Instrucci6n o Correc-
cionales y las Audiencias que conozean de causes o
juicios seguidos contra miembros de las Fuerzas Ar-
madas, por cua]quier delito o falta cometido antes del
once de Enero de mil novecientos treinta y dos en
cualquier lugar y circunistancias, se inhibirin del co-
nocimiento de los mismos a favor de la jurisdicci6n
de guerra y remitirdn los process, dentro de los diez
dias siguientes a la promulgaci6n de esta ley, a ip
autoridad military a quien corresponda para la reso-
luci6n procedente.
SEGUNDA.-Durante un period de treinta me-
ses, contados desde la fecha en que empiece a regir
esta ley, sera de la exclusive competencia de la juris-
dicci6n military el conocimierito de todas las causes y
juicios criminals que se sigan contra los miembros
de las Fuerzas Armadas por todos los delitos y fal-
tas que cometan durante ese tiempo en cualquier lu-
gar y circunstancias.
Palacio de la Presidencia, en La Habana, a once de
Enero de mil novecientos treinta y dos.
(F.) GERARDO MACHADO.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Sefiores Represen-
tantes: Queda sobre la mesa el Mensaje, hasta tanto
sea resuelta una petici6n de suspension de preceptos
reglamentarios relacionada con este asunto y a la eual
se le va a dar lectura.
(El official de actas lee)
Los Representantes que suscriben interesan de la
Camara la suspension de los preceptos reglamenta-
rios que se opon'gan a la inmediata discusi6n y reso-
luci6n de la proposici6n de ley incluida en el Men-
saje Presidencial sobre amnistia.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los once dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.
(F.) Carmelo Urquiaga, Juan. Rodriguez Ramirez,
Santiago C. Rey, Manuel Tome, Rafael Guds Incldn.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a votaci6n
la suspension de preceptos reglamentarios.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido votaci6n no-
minal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Votaci6n nominal,
por haberlo solicitado un senior Representante. Los
favorables votaran que si; los contrarios, no.
(Se efectia la votacidn.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO): ~Falta algfin senior
SRepresentante por votar?
(Silencio.)
Han votado noventa y cinco sefiores Representan-
tes. Ochenta y uno que si y eatorce que no.
(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-
buerne, Alemdn, Alonso Caiiias, Alvarez Ramirez, Al-
vera, Anglada, Aragands, Arcocha, A. Barrero, O. Ba-
rrero, Beltrdn, Blanco, Bosch, Bover, Bravo Sudrez.
Camacho, Campos Martinez, Carrillo, Castelvi, Cis-
neros, Claret, Cruz Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cur-
llar, Cueto, Diaz Valdis, Echeverria, Eguilior, Estra-
da, Finales, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzdlhez
Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guds In-
cldn, Haedo, Herndndez Leal, Hirzel, Le6n, Lombard,
L6pez Morales, Madrid, Menci6, M6ndez, M. Men-
doza, N. Mendoza, Mora, Mola, Niiez Portuondo, de
Para, Parodi, Peii, Pgrez Maribona, Piedra, G. Pino,
E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez
Creme, Rodriguez Ramirez, Ruiz, Salas, San Pedro,
Sdnchez, Santa Cruz, Tom6, Trinidad, Trujillo, Ube-
da, Urquiaga, Vdzquez Bello, Villalon, Zorrilla,
Crwells y Alliegro.)
(Votaron en contra los sefiores: Aguiar, Albands,
Albarrdn, Bravo Acosta, Calds, Castellanos, Cruz
Ugarte, Fonseca, Fraile, M. Herryman, Martinez Fra-
ga, Meneses, Meso y A. Rodriguez.)
Queda, pues, aprobada la suspension' de preceptos
reglamentarios.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra, pa-
ra una cuesti6n de orden.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
senoria.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Aprobada la suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, procede que la Ct-
mara entire a tratar inmediatamente la proposici6n de
ley sobre amnistia que tuve el honor de presentar a
este Cuerpo, y que comprende a todos los responsa-
bles de hechos delictuosos realizados con motive u
ocasi6nr del filtimo movimiento revolucionario y de
protest moral, que el pueblo de Cuba hubo de rea-
lizar contra el Gobierno dictatorial del General Pre-
sidente. Esa amnistia no excluye ningfin delito, ni
ningfin responsible. Se refiere a las classes intelec-
tuales-catedriticos, estudiantes-, a los obreros en
todos los sectors y en todas las ideologias; a los po-
liticos de todos los matices, a los que defendian' al
pueblo y a los que lo combatieron; llega hasta a los
esbirros del Gobierno. Es amplia, cumplida, como
corresponde para olvidar los hechos pasados, ya que
no se puede pedir que se perdonen por aquellos cuyo
recuerdo,est. escrito con sangre de los suyos.


mentarios que acaba de ser aprobada por la Cama.
ra se refiere de manera conereta, terminante y ex-
presa, a la proposici6n de ley de Amnistia contenida
en el Mensaje Presidencial que se ha leido.
Sn. CASTELLANOS (MANIEL): En ninguna legis-
latura (y eso lo dice de manera express, categ6rica
y terminante el Reglamento de esta Cimara), en nin-
guna legislature pueden presentarse dos leyes que
comprendan la misma iniciativa. Siempre tiene prio-
ridad la ley presentada precedentemente; y la inicia-
tiva contenida en el Mensaje Presidencial no es mAs
que una mala copia de la iniciativa que yo hube de
presentar a esta Camara, con fecha muy anterior. Al
aprobarse la suspension de preceptos reglamentarios
para discutirse una Ley de Amnistia, esta no puede
ser otra que la que yo tuve el honor de presentar a
la consideraci6n de la Camara. Por eso, entiendo
que la Presidencia, aplicando el Reglamento, como
corresponde como lo ha heeho siempre-, con abso-
luta justicia, no puede menos que poner a discussion
la Ley de Amnistia por mi presentada, ya que tiene
prioridad, que estA sobre la mesa y debe ser conside-
rada por la Camara.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La Presidencia in-
forma a S. S. que, precisamente para tratar la Ley
de Amnistia que contiene el Mensaje Presidencial, es
que han side suspendidos los preceptos reglamenta-
rios. Si fuera possible tratar en esta sesi6n la propo-
sici6n de S. S., no seria necesaria la suspension do
preceptos reglamentarios.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Entonces la inicia-
tiva de un Congresista esti a merced de que el senior
President de la Repiblica quiera tomarla para si;
porque si yo he presentado una ley, si esti sobre la
mesa de la Camara, si se comenz6 a tratar de esta Ley
de Amnistia, ella debe seguirse tratando.
Lo finico que nos queda a los hombres, en este pais,
son "las ideas". Si yo tengo una idea, como es la
presentaci6n de la Ley de Amnistia, es possible que,
despu6s de plasmarla en una proposici6n de ley, esa
idea se me robe por el senior Presidente de la Repfi-
blica, cogi6ndola para si en un Mensaje? Entonces
es evidence que no somos nada, i que todo lo es 611
(Aplausos.)
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
seforia.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Me felicito de que el senior
Castellanos se encuentre en vena realmente festiva...
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : No es festival; es do-
lorosa. Hay veces que el dolor hace ensefiar los dien-
tes y parece que sonreimos...
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Por lo men'os, los re-
sultados fueron esos: sus palabras ban causado aplau-
sos y risas; luego la idea es mis bien festival.
Quiero significarle que 6stos son problems de in-
dole pfblica; no son asuntos de naturaleza privada,


done puede mirarse, de manera escueta o circuns-
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : La Presidencia in- crita, el derecho que pudiera recaer sobre cualquier
forma a S. S. que el debate sobre la Ley de Amnistia iniciativa. Aqui se trata de un problema que bene-
presentada por S. S. fu6 suspendido indefinidamente; ficia a un gran niimero de ciudadan'os que se encuen-
y que la petici6n de suspension' de preceptos regla- tran, o se encontraban, en prisi6n, y que tal vez pu-






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
2"


dieran volver a estarlo. No me explico que el senior
Castellanos, de tendencia generosa y de noble cora-
z6n, se moleste por distingos de si esa ley, tal como ha
sido enviada por el Honorable Presidente de ]a Re-
pibblica, coincide o no con todos los extremes de su
iniciativa anterior, incluso con las disposiciones tran-
sitorias; el caso es que si esa noble y piadosa inicia-
tiva de 61 partiera y encontrara acogida benevola en
el Ejecutivo, ya que la idea no es possible que nadie
pueda robarla, sino que es algo intangible que puede
considerarse como un placer subjetivo, me parece que
eso, en el orden general, en el orden reglamentario,
en realidad puede decirse que es un nuevo caso. Pri-
mero, porque aparte de que tengo la m6s complete se-
guridad, distinguido compafiero, de que la Ley de
Amnistia que present S. S. no. es exactamente igual,
ni en el fondo ni en la forma, y recurro para ello a
su buena fe, que todos reconocemos...
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : No; la ley del Pre-
sidente no amnistia mas que a los gubernamenta-
les, y la otra amnistia que yo he presentado, amnistia
a las dos parties, a los dos contendientes: esa es la
finica diferencia.
SR. URQUIAGA (CARMELO): S. S. acepta que son
distintas Pues si acepta tal cosa, no es possible ve-
nir aqui a perder nuestro tiempo, que es tan precio-
so, dedicAndolo a este particular.
SR. DEL PRADO (FELIx): ~Me permit una inte-
rrupci6n S. S., con la venia de la Presidencia? En
la convocatoria se dice que puede tratarse el proyecto
del senior Castellanos, porque para algo se ha escri-
to en ella lo siguiente: "Lectura del Mensaje sobre
amnistia y an6logas iniciativas." Si el Mensaje es
sobre una amnistia, o se le llama asi, y la proposi-
ci6n que est6 pendiente, por iniciativa del senior Cas-
tellanos, y que se encuentra sobre la mesa, es una
verdadera amnistia, yo no veo el motive por el cual
no se puede tratar de la ley del senior Castellanos.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : No es que no se pue-
da. tratar la ley del senior Castellanos. Es mks, el se-
fior Castellanos tiene absoluta libertad de presentar
como enmienda, o como opinion suya, muy respeta-
ble, todo aquello en que crea que pueda haber disen-
timiento en ese Mensaje del Presidente de la Repfi-
blica, con respect a su proposici6n de ley. Pero co-
mo quiera que es un problema de interpretaci6n, rue-
go a ]a Presidencia de la CAmara someta a la consi-
deraci6n de la misma este asunto, para que esta, sin
mas dilaci6n, resuelva si es pertinente la proposici6n
del senior Castellanos, o si no lo es.
SR. PIESIDENTE (ALLIEGRO) : La Presidencia quic-
rc informal al senior Castellanos que, aunque la con-
vocatoria se refiera a otra amnistia, con la suspen-
si6n de preceptos reglamentarios votada se acord6 la
ley que contiene el Mensaje Presidencial; y que para
tratar de otras iniciativas, sobre las que ha recaido
acuerdo de la Camara, de suspension indefinida, es
necesaria otra suspension de preceptos reglamentarios.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Para demostrar que
no es possible tratar la iniciativa, no suya, sino la
iniciativa que me han usurpado, la que yo present y
que ahora toma para si el senior Presidente de la Re-
piblica, voy a leer el Reglamento, y la interpreta-
cion que se di6 al Articulo 79 en la sesi6n celebrada
el 21 de Mayo de 1923, en el sentido de que cuando
una proposici6n de ley fuese tomada en considera-


ci6n y remitida a una Comisi6n, no podia presentar-
se otra ankloga. Es decir, que no es possible que la
Camara, con arreglo a los preceptos reglamentarios,
tenga en cuenta, ni mucho menos trate, como se pre-
tende, lo que en el Mensaje se contiene; porque ya
hay una proposici6n de ley anterior, y la Camara la
ha tomado en consideraci6n. Asi lo dice el Articulo
setenta y nueve.
Yo, por consiguiente, estimo que se va a realizar,
si se trata esta Ley de Amnistia, una flagrante vio-
laci6n del Articulo 79 del Reglamerito de esta C6ma-
ra, y pido que no lo realice, toda vez que hay una
proposici6n de ley que tiene prelaci6n, que se en-
cueritra sobre la mesa, y que es una verdadera am-
nistia, que no contiene partidarismos de ninguna cla-
se, porque es una amnistia que podria restafiar mu-
chas de las heridas de las cuales todavia mana san-
gre, por la protest realizada por muchas classes socla-
les de Cuba. En este pais va estableciendose la bur-
la absolute de la ley, se va estableciendo como un
principio que es demag6gico para las instituciones y
los hombres. La ley no se cumple...
SR. URQUIAGA (CARMELO): Como que la oposici6n
no la cumple.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : No la cumple nadie.
A juicio del Gobierno, no la cumple la oposici6n, y a
juicio de la oposici6n, no la cumple el Gobierno. Que
se mate sin' raz6n y sin juicio, que se ponga en pri-
si6n a las mujeres y a los hombres, sin someterlos a
un procedimiento judicial, que se les tenga guardan-
do prisi6n todo el tiempo que se quiera, y que se les
ponga en libertad o se les vuelva a detener cuando
conviene al Presidente de la Repfiblica; eso es el
escarnio de la Ley. Lo finico que aqui en esta Re-
publica no rige, ni se respeta ni se cumple, es la Ley.
Los ciudadanos que se colocan dentro del cumpli-
miento de la ley se encuentran en una situaci6n de
inferioridad en relaci6n con los que la violan, que
por esta causa'se figuran con capacidad superior en
el ordein politico, social e individual. Y precisamen-
te lo que hay que respetar es la ley. Si en el mas
sagrado temple de las leyes, que es el Congreso, no se
respeta la ley basica, que es el Reglamento; si la Ca-
mara no respeta su propia ley, para que cualquier ini-
ciativa, la mas modest, como ocurre en este caso, sea.
tratada, hay que convenir en que con menos motive
serAn respetadas otras leyes. Yo, por consiguiente,
senior Presidente y sefiores Representantes, ruego a
la Presidencia que aplique el precepto reglamentario,
que no se viole nuestro R.h.A-iiirii.to. que no se infrin-
ja un precepto que es claro, que no se le d6 otra in-
terpretaci6n; que no permit que se discuta la am-
nistia, si no es con amplitud bastante, capaz de ter-
minar esta situaci6n en que se en'euentra Cuba, pues
no podemos, los que creemos representar al pueblo
cubano, dictar leyes que beneficien a una parte y a
la otra no. Conste que no hablo a nombre de nadie,
sino a nombre mio. No podemos aceptar que se dicte
una ley de amnistia que comprenda a los militares
que realizaroni delitos contra los ciudadanos, y no com-
prenda a los ciudadanos que se defendieron protes-
tando, poniendo bombas, en sefial de protest contra
la situaci6n de violencia y tirania del Gobierno actual.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Valiente serial.
SR. CASTELLANOS (Ml.NUErL'I: Es una media de
protr.,la, pero se ha visto que los que ponian esas






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


bombas no querian causar dafio, sino mantener la
alarma a trav6s del tiempo. En un libro escrito por
un competent military, donde se relatan las numero-
sas bombas y.miles de petardos colocados, se comprue-
ba que no han causado victims.
Yo creo, sefiores Congresistas, que no es possible que
haya piedad a medias; que no es possible que ustedes,
que constituyen la mayoria de la Cimara, dicten una
ley para beneficiary a unos cuantos y para perjudicar
a la mayoria, para que salgan bien librados los que
hicieron transgresi6n de la ley, defendiendo al Presi-
dente y, sin embargo, a los catedrhticos y a los estu-
diantes se les deje encerrados en prisiones militares
y civiles, y como un rasgo de generosidad extraor-
dinaria se decrete la libertad de muy contadas figu-
ras de la oposici6n, a politicos de relieve y de siginifi-
caci6n y, el mismo dia que tal cosa sucede, se decrete
la prisi6n de mas de cien hombres en distintos luga-
res de la Repfiblica y se les someta a una prisi6n in-
justa. De esa manera no se llega a obtener la tran-
quilidad pfiblica, sino a una situaci6n de desasosie-
go, ya que nadie se explica cuhl es la finalidad que
se persigue, ni cuhles son' los intereses que mueven a
los hombres del Gobierno a traer una proposici6n de
ley como la que esti a debate. Efectivamente, yo
crefa que era un manto de olvido, por todos los he-
chos anteriores, lo que se traia; una amnistia que ha-
bia de comprender a unos y a otros. Y ahora veo
que esto, mas que una ley de amnistia, es una nueva
burla del Gobierno a los que tenemos el deseo de ter-
minar este doloroso process de nuestra Repfiblica. Los
hombres que, como yo, no creen en la virtualidad de
la fuerza, sino del derecho, estiman que a un Gobier-
no como el del General Machado hay que hacerle una
oposici6n recia y no provocar una situaci6n de fuer-
za, porque se ha preparado durante muchos afios,
gastando millones de pesos, que quitaba de ateneiones
perenitorias, para preparar al Ejercito en condiciones
de amedrentrar al pueblo, para que no pudiera levan-
tarse en ningfin moment contra el Gobierno. Por eso,
consider y estimo que no estamos en situaci6n de
hacerle frente al Gobierno con una situaci6n de fuer-
za, sino por medio de una oposici6n inteligente y ener-
gica. Por lo expuesto, sefiQres Congresistas, y espe-
cialmente senior Urquiaga, leader de la mayoria, da-
bed que estimo inoportuna la proposici6n de ley que
envuelve el Mensaje; proposici6n de ley, a mi jui-
cio, interesada, hecha para beneficiary a una parte, a
la gubernamental; proposici6n que no satisface los
intereses pibblicos, y que lejos de ser iitil a la tranqui-
lidad piblica, redunrda en perjuicio de todos, porque
es una burla mas del fuerte contra el d4bil, y se pre-
senta en instantes en que no hay fuerza para contes-
tar a la fuerza, que es lo que metece el Gobierno del
General Presidente. Yo estimo que la Camara debe
respetar el precepto reglamentario que determine que
se trate, con preferencia, la Ley de Amnistia que tene-
mos preseritada anteriormente. Y en esto yo me di-
rijo al senior Urquiaga, para que vea cudnta es la
raz6n que asiste a este modesto Representante, que
reclama la-prioridad en el tratamiento de su ley y
que no se infrinja el Reglamento, para darle al pue-
blo de Cuba una amnistia political que, lejos de ser
beneficiosa, va a ser perjudicial para todos, y consti-
tuye una burla del Gobierno contra nosotros y contra
el pueblo, quienes no tenemos otra fuerza que la
fuerza del derecho, de la ley. Pido, senior Presidente
y sefiores Representantes, que se rectifique en ese sen-
tido la decision de la Presidencia, que se ordene dar


lectura al proyecto de ley que tengo presentado y que
se someta a debate.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Sefior Castellanos:
La Presiden'cia ha resuelto, en este caso, en sentido
contrario; esto es, no ser possible lo que solicita S. S.
sin que previamente se acordara la suspension de pre-
ceptos reglamentarios. Si el senior Castellanos no es-
ta conforme con la decision de la Presidencia, en uso
de un precepto reglamentario, puede apelar ante la
Camara.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Sin que ello envuel-
va una descortesia al distinguido compafiero que pre-
side la sesi6n de esta noche, como es' trascendental
el problema, y como yo quiero que esa responsabi-
lidad no s61o la tenga el senior Presidente, sino que
la comparta la Camara, donde existe una mayoria li-
beral, voy a usar del derecho que tengo apelando de
la resoluci6n dictada por el senior Presidente, para
que resuelva la Camara.
Apelo, pues, para que la Camara decide lo que crea
conveniente.
SR. PRESIDENTTE (ALLIEGRO): El senior Castella-
nos, haciendo uso de un precepto reglamentario, ape-
la de la decision de la Presidencia. Se somete a vo-
taci6n. Los que est6n conformes con la petici6n del
senior Castellanos...
SR. REY (SANTIAGO): Yo rogario a la Presiden-
cia que explicara, antes, los fundamentos reglamen-
tarios que pudieran oponerse a lo solicitado por el
senor Castellanos; porque yo estimo que habia sido
suspendido el debate sobre la Ley de Amnistia, pre-
senrtada por 41, y por consiguiente, para que tuviera
ahora prioridad, era necesario que volviera a la Ca-
mara en debida forma. Y, como vamos a apelar de
la resoluci6n de la Presidencia, precisa una explica-
ei6n previa. Yo quisiera que la Presidencia explica-
ra el problema reglamentario, para saber c6mo he-
mos de votar.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO),: Sefior Rey y demis
sefiores Representarites: La Presidencia, con much
gusto, va a informar lo que hay sobre el particular,
La iniciativa del senior Castellanos fue tratada en
la C~mara, y la suspension del debate fue indefinida,
sin fijar una fecha para reanudarla; luego tiene el
senior Castellanos que presentar una nueva suspen.
si6n de preceptos reglamentarios. La Presidencia en-
tiende, y esto es bien conocido de todos los sefiores
Representantes, que para tratar de cualquier proble-
ma como 6ste, es requisite indispensable la suspension
de preceptos reglamentarios.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : lMe perdona la Pre-
sidencia? No era ni es, el problema, de si se debe o
no autorizar un debate mediante la suspension de pre-
ceptos reglamentarios; el problema es este: desde el
moment que sobre un asunto existe una iniciativa he-
cha por un senior Representante y presentada a la
Mesa, no puede presentarse otra andloga. Existe una
iniciativa del senior Castellanos. Yo estinro que ha-
cer lo contrario es antirreglamentario. Ya lo dice el
Reglamento de la Camara.
SR. URQUIAGA (CARMELO): 4D6nde lo dice?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : En' un precepto quo
lo sefiala, y que yo voy a leer inmediatamente.
"Cuando varias proposiciones de ley que versen so-
bre el mismo asunto..." (continia leyendo).






10 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Desde el moment que hay una iniciativa de un
senior Representante y surge una que puede tener el
Poder Ejecutivo, sobre el mismo asunto, la Cimara
tiene la obligaci6n, bien de remitirlas a las Comisio-
nes, o de tratarlas, pero tratarlas simultAneamente,
en cualquier moment.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El articulo no dice eso.
Se refiere a cuando hay varias proposiciones de ley
que versan sobre el mismo asunto; entonces pasan al
studio de las Comisiones. Y yo pregunto: ga qui
Comisi6n ha ido esta ley? Esta se refiere a una tra-
mitaci6n de indole internal de las Comisiones; y como
quiera que la del senior Castellanos qued6 sobre la
mesa, no ha ido a Comisiones. Es, pues, inaceptable,
que se le aplique el Articulo 69. Yo reto a que se
me diga el precepto concrete, y que se me demuestre
que lo que ha hecho el senior Presidente es antirre-
glamentario.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No es esto. Es pa-
ra acordar en definitive cual es la posici6n en que
queda un senior Representante que ha tenido una ini-
eiativa, y que viene otra analoga despu6s. El Regla-
mento dice...
SR. URQUIAGA (CARMELO): El caso es completa-
mente distinto, pues no ha ido a ninguna Comisi6n.


que me interest aclarar el problema, y es por lo que
he tornado parte en este debate, porque voy a votar
en el sentido de quo la iniciativa no corresponde al
Poder Ejecutivo, y que se falta al Reglamento si se
acuerda la suspension de preceptos sin tratar de la
otra proposici6n de ley.
SR. ALBANES (WIFREDO): Abundando en este eri-
terio, el Articulo 69, en su phrrafo tercero, dice lo
siguiente: "La proposici6n de ley que no haya me-
recido la con'sideraci6n de la CAmara no podr6 pre-
sentarse de nuevo en la misma legislature, como en-
mienda, moci6n ni en ninguna otra forma."
Y eslabonando este precepto con el otro, se llega a
la conclusion siguiente: Una iniciativa que se pre-
senrta ante la Camara o es tomada en consideraci6n -
en cuyo caso no admite que venga otra o no es to-
mada en consideraci6n y no puede presentarse otra
sobre la misma material.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo decia que nos-
otros mantenemos un criterio contrario al que ha
asumido la Presidencia. Nosotros estimamos que es
reglamentario que la iniciativa presentada por ur se-
fior Congresista debe ser discutida primero, y cuan-
do haya otra analoga, en otro caso, como ahora, la
del Poder Ejecutivo, discutirla conjuntamente.


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Eseficheme S. S.
(Lee:) SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido que se ponga a
votaci6n nominal.


ARTICULO 69

Ninguna proposici6n de ley que haya sido tormada
en consideraci6n podra ser retirada por sus autores.,
Para que no sea tomada en consideraci6n una pro-
posici6n de ley, se necesitark el voto de las dos ter-
ceras parties de los presents.
La proposici6n de ley que no haya merecido la con-
sideraci6n de la Camara, no podrd presentarse de nue-
vo en la misma legislature, como enmienda, moci6n
ni en ninguna otra forma.
Vea S. S. c6mo esta perfectamente interpretado en
este Articulo 69. En la sesi6n celebrada el 21 de
Mayo de 1913 se interpret este Articulo en el senti-
do que voy .a leer. (Lee:)
Interpretaci6n dada a este Articulo en la sesi6n
de tres de Julio de 1914: "Una vez pasada a Comi-
si6n o proyecto de ley o de resoluci6n, no podra in-
sertarse en ]a Orden del Dia sin el dictamen de la
misma.
SR. URQUIAGA. (CARMELO): bA que Comisi6n fu5
remitida ?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : D6jeme acabar. Lo
que se busca, en este precepto, no es que haya pasa-
do o no a Comisiones; desde el moment que hay una
iniciativa, por el Reglamento se entiende que no hay
mis remedio que respetar esa iniciativa. Desde el
moment, repito, que ha sido tomada en considera-
ci6n, aun sin estar tratindose, la iniciativa se ha
ejercitado.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): Esto esth muy bien.
por ser una 6pini6n muy respectable, expuesta por su
senoria...


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a poner a vo-
taci6n nominal. VotarAn que si los favorables; los
contrarios, no.
(Se efectia la votacidn.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Falta algin senior
Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado ochenta y nueve sefiores Representantes.
Setenta y dos que no y dieeisiete que si.
(Votaron en contra los sefiores: Acosta, Aguilar,
Albuerne, Alemdn, Alonso Caiias, Alvarez del Real,
Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada, Aragones, Arco-
cha, A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, Blanco, Bosch,
Bover,. Bravo Sudrez, Campos Martinez, Carrillo, Cas-
telvi, Cisneros, Claret, Cudllar, Cueto, Diaz Valdis,
Echeverria, Eguilior, Estrada, Finales, Garcia Ra-
mos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gron-
lier, Guds Incl6n, Haedo, Herndndez Leal, Hirzel,
Le6n, Lombard, L6pez Morales, Madrid, Menci6, M6n-
dez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mora, Mola, Nmez Por-
tuondo, de Para, Parodi, Perez Maribona, G. Pino, E.
Ramirez, M. Ramirez, Rey, Rio, Rodriguez Ramirez,
Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, Tome,
Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Vdquez Bello, Zorrilla,
Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores: Aguiar, Albanis, Bra-
vo Acosta, Calds, Camacho, Cruz Fernd&dez, Caste-
llanos, Cruz Ugarte, Escobar, Fonseca, Fraile, Gar-
cia Montes, Herryman, Martinez Fraga, Meneses, Me-
so y del Prado.)
Queda, pues, confirmada la interpretaci6n dada por
la Presidencia al problema planteado.


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo defiendo esta Tiene la palabra, para explicar su voto, el senior
rioche esta opini6n, en el piano en que estamos, por- Alban6s.





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


SR. ALBANPS (WIFREDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: He votado que si-y creo,
sineeramente, que bien pudiera haberme ahorrado la
explicaci6n del voto-, porque hago a mis compafie-
ros de la CAmara la justicia de reconocer que ante
su claro eriterio, indiscutiblemente no procedia otra
cosa sino votar que si.
Razones de otra indole habrAn podido moverlos a
darle una soluci6n adversa al problema que se pre-
sentaba, en forma de votaci6n; pero, efectivamente,
el Reglamento de la Cimara es tan claro y terminan-
te, tan categ6rico, que tengo la seguridad de que es-
tas votaciones, si se van a realizar en privado, y no
hubiese ningfin interns de por medio, hubiesen teni-
do una resultancia diametralmente opuesta a la que
ha ocurrido esta noche.
He votado que si, porque, efectivamente, creo que
tenemos necesidad de que en este hemieielo se respete
el Reglamento de la Camara, que es ley basica y fun-
damental para el desenvolvimiento de las sesiones de
esta CAmara de Representantes; que donde quiera que
surja el derecho de uno de los components de este
Cuerpo Colegislador, debe ser amparado por todos los
demhs sefores legisladores, porque es la finica manera
de poder adquirir el normal desenvolvimiento de las
sesiones de este Cuerpo Colegislador, y que si otra
cosa se realize, no podremos, de ninguna manera,
pensar que aqui se viniera con la confianza de que
en el moment en que surgiera un problema, se pu-
siera por encima de los hombres y por encima de los
intereses, el respeto a ese Reglamento que de una
manera categ6rica ampara a todos los individuos com-
ponentes de este Cuerpo.
El .problema, a mi manera de ver, era claro. La
iniciativa de uno de los sefiores Representantes me-
rece respeto y merece consideraci6n; y no podia, a los
ojos de los redactores de nuestro Reglamento, pasar
inadvertida esa cuesti6n, y por eso quiso ampararla
para que no pudiera, en ningfn moment, ser lesiona-
da por ninguna iniciativa posterior.
Dos casos se presentan, pues, de acuerdo con el Re-
glamento: cuando una iniciativa surge y es tomada
en conrsideraci6n por la Camara, impide inmediata-
mente que pueda surgir otra en- el mismo sentido
dentro de esa legislature; y en cambio, si esta inicia-
tiva es reehazada, impide que se pueda presentar otra
de la misma indole dentro de la misma legislature.
Esto lo dicen claramente los preceptos de nuestro Re-
glamento. Y si en estas condiciones se examine e]
problema, claro esta que la iniciativa del sefor Cas-
tellanios, tomada en consideraci6n por la Camara, aun
cuando hubiese sido dejada en suspense indefinida-
mente, entorpecia e impedia que surgiera otra inicia-
tiva y que pudi'era posponerse a ella y a tener pre-
laci6n, porque, en realidad, esta iniciativa correspon-
dia, de hecho y de dereeho, al senior Castellanos. Pe-
ro todavia en el caso opuesto de que esta iniciativa
hubiese sido rechazada, tambien impedia que se pre-
sentara otra iniciativa en el mismo sentido, precisa-
mente porque ya se habia rechazado una que trataba
el mismo objeto, con anterioridad...
Sn. URQUIAGA (CARMELO): ilMe permit el compa-
fiero hacer una aclaraci6n y despues podremos expli-
car, casi simulttneamente, nuestros votos, y pudieran
las palabrasade S. S. ilustrarme?
SR. ALBANS (WIFREDO) : Con much gusto.


SR. URQUIAGA (CARMELO) : Me voy a limitar, pa-
ra que me explique S.S., a leerle el texto que por
tres cuartas parties de votaci6n aprob6 esta CAmara,
sobre suspension de preceptos reglamentarios, y dice
asi: (Lee.)
Fu6 aprobado asi. Si la Camara, por votaci6n de
las tres cuartas parties, aprueba que se suspendan to-
dos y cada uno de los preceptos reglamentarios que
se opusieran a la inmediata discusi6n y resoluci6n de
la proposici6n de ley, c e6mo podriamos, sin infringir
el Reglamento, entrar a discutir cualquier otra ley
que'alejara la inmediata resoluci6n y conoeimiento
de esa ley ?
He ahi c6mo con todos los brillantes razonamientos
de S. S. no me puede convencer. Por eso digo que
podemos explicar el voto simultAneamenrte, y que ade-
mis S. S. podria ilustrarme sobre este asunto.

SR. ALBANES (WIFREDO) : Yo no puedo asegurar
que voy a ilustrar a un compafiero tan capacitado y
tan experimentado en lides parlamentarias, como el
senior Urquiaga; pero, indiscutiblemente, a. primer
vista, salta este problema: Lo que se ha planteado,
tratado y discutido, ha sido una proposici6n de sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios, pero no una
proposici6n' de infracci6n de preceptos reglamenta-
rios, que es una cosa diametralmente distinta, y para
que pudiera entenderse de esta forma, habria que ha-
berse presentado una proposici6n dici6ndose que se
pedia autorizaci6n a la Cimara, porque la suspension
de preceptos reglamentarios, si la analizamos en for-
ma 16gica, nos lleva a la dualidad de si la petici6u
hecha lo fu6 conociendo la imposibilidad en que se
estaba para tratar una iniciativa cuando ya tenia otra
la preferencia, o si se present sin saberlo. Induda-
blemente que, por una inadvertencia, resultaba que
se colocaba en una situaci6n como la de venir los le-
gisladores a infringir un precepto de la ley bAsica de
la Camara, como es el Reglamento.

Esta es la raz6n por la cual creo que en nada em-
pece el que se haya resuelto favorablemente, por la
CAmara, la suspension de preceptos reglamentarios,
porque, indudablemente, esa suspension de preceptos
lo finico que hacia era que colocaba esa iniciativa del
Poder Ejecutivo en las mismas condiciones en que se
encontraba la iniciativa tenida auteriormente por
-1 senior Castellanos, y la colocaba en el mismo piano.
Entonces surgi6 la cuesti6n de prelaci6n en favor dcl
sefior Castellanos, y bajo ningfin concept podria es-
timarse que habia posibilidad de colocar en lugar pre-
ferente la iniciativa del Poder Ejecutivo, cuando esa
preferencia la tenia, por el orden del tiempo, la ini-
ciativa del senior Castellanos. Por estas razones, se-
fior Presidente y sefiores Representantes, he votado
que si; y no deseo cansar mis a la CAmara, que bas-
tante me ha honrado con su atencion.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra P1
senior Aguiar, para explicar su voto con respect a la
suspension de preceptos.
Sn. AGUIAB (MIGUEL A.): Sefor Presidente y se-
nores Representantes: Desde aquella votaci6n', en la
sesi6n en que nuestro compaiero el senior Castellanos
present su proyeeto de ley sobre amnistia, hasta el
dia de hoy, en que se habla de este problema, ha trans-
ourrido un largo par6ntesis, lo que me obliga a una
explicaci6n. Recordard la CAmara que se puso a vo-






12 DIARIO DE SESIONES DE LA CA1ARA DE REPRESENTANTES


taci6n la suspension de preceptos reglamentarios, pa-
ra tratar indebidamente de la ley denominada de am-
nistia, que se contenia en el Mensaje presidential de
que se di6 cuenta en la sesi6n de esta tarde. En aque-
lla oportunidad me produje en sentido negative a la
tirgencia. Desearia que el precepto reglamentario a
virtud del cual se me autoriza a usar de la palabra,
no fuera de tal fuerza que me envolviera la mayor
parte del tiempo en una explicaci6n de mi actitud
acerca del problema, oblig6ndome a molestar por mas
tiempo del que yo quisiera, la atenci6n de la Cama-
ra. Si yo tuviera la seguridad de que las manifesta-
ciones que yo pudiera hacer ibati a ser publicadas en
la prensa de la Rep6blica, no seria tan explicit; pe-
ro s6 que la censura que funciona en nuestro pais, pe-
se al fall del Tribunal Supremo, lo evitara, y como
el asunto es interesante y trascen'dental, he necesitado
usar este medio para dejar constancia de mi conduc-
ta, siquiera sea en el DIARIO DE SESIONES de la CAma-
ra, para que, algfn dia, los cubanos que quieran co-
nocer nuestra historic political, lean mis palabras y
juzguen la conduct de los legisladores en el momen-
to actual. Va siendo raro, ya, saber c6mo se vive en
nuestra tierra. Yo esperaba, sin temor a equivocar-
me-y lo juro por mi honor-, que hoy en la Ca-
mara habria de participar en un debate acerca de la
Ley de Amnistia, y que esta rama del Congreso ha-
bia de colocar al pais cubano en condiciones de co-
menzar a considerar la bondad del moment presen-
te, para saber si era possible la inteligencia entire cu-
banos, de Ilegar a soluciones que pusieran a salvo la
perdurabilidad de nuestra Patria. Estaba yo segu-
ro que ello habria de producirse y, sin embargo, ha
sido grande mi equivocaoi6n. Los acontecimientos
nos llevan por un camino distinto al que fu6 nuestro
I..i-.-i.jn. Dos razones fundamentals me han
obligado a producirme en la forma que lo he hecho
en la votaci6n que acaba de realizarse. La una de
orden individual y la otra de orden colectivo. No
podia participar con esa urgencia en la promulgaci6n
de la Ley de Amnistia, por ser un presunto amnistia-
do. La Camara de Representantes, dejando a un la-
do sus fueros, no ha querido afin resolver la situa-
ci6n personal en qfle se encuentran cuatro de sus
miembros, y ha preferido amnistiar a esos hombres
antes que, velando por sus fueros, resolver su situa-
ci6n personal. Por consiguiente, como yo habia de
ser uno de los agraciados con esa amnistia, me pare-
ci6 que no debfa venir a tomar parte en ella, a defen-
derla con mi voto. Hubiera preferido (lo declare sin-
ceramente, con solemnidad, ante la CAmara), compa-
recer ante un consejo de guerra a contestar de los
cargos y defenderme con mi propia voz, antes que
aceptar una amnistia que no creo que me deba alcan-
zar y que rechazo desde el fondo de mi alma.
El senior Carlos Manuel de la Cruz intent que la
Camara, en la tarde de hoy, antes de tratar el asunto
que motivaba su reunion fundamental, resolviera ese
problema, y la mayoria, callando la raz6n, ponien-
do por encima de ella la pasi6n y aplastando con la
fuerza numbrica de sus votos, acord6 eni sentido con-
trario, y no acept6 ni siquiera la sesi6n secret. Si
la Camara include voluntariamente a cuatro de sus
miembros en esa ley, hace impossible que yo, con mi
voto, contribuya a que tal acuerdo se adopted. Y dejo
constancia en el DIABIO DE SESIONES del precedent
sentado por la fuerza de los votos, en contra de la ra-
M~n, por una mayoria liberal; y ijialA ile este proce-
dimiento no se repita en otra legislntura por los que


han de venir, en un future no lejano, a sucedernos en
estos escafios.
La otra raz6n que me impidi6 contribuir con mi
voto a la urgencia de la legislaci6n que se trataba de
aprobar, voy a darla brevemente: La raz6n general
es que, a mi juicio, con esa ley contribuimos a lo peor
que pueden hacer los cubanos que quieran vivir den-
tro de un regimen de libertad y contribuir a la ter-
minaci6n del regimen del militarismo. Esta no es
Ley de Amnistia. Ni nadie que tenga la mis ligera
noci6n de Derecho Penal, puede calificar de amnistia
esta ley, que es una amnistia, como decia el senior Cas-
tellanos, interesada, para beneficiary a una parte de
los contendientes de un pleito no terminado; es una
ley que, articulo por articulo, comprende a los funi-
cionarios publicos, supervisors, asesores civiles y mi-
litares; y, finalmente, es una amnistia que limita la
jurisdicci6n military, extendi6ndola nada menos que
a treinta meses; levantando nuevamente la pasi6n en
el pais, permitiendo que los delitos cometidos por mi-
litares sean juzgados por ellos iiiiinos; echando aba-
jo el fallo del Tribunal Supremo en los casos.de deli-
tos cometidos por militares y civiles, en los cuales la
jurisdicci6n para juzgar la tienen los tribunales or-
dinarios. Y mientras esto hace el Tribunal Supre-
mo, viene la C6mara a producirse en forma distinta
a la que observara no hace much, cuando aprob6 la
Ley de Orden Piblico que evita los desafueros mili-
tares, ley que duerme el suefio de los justos en una
gaveta del Senado. En aquella ley se dice que los
militares no pueden intervenir en determinados asun-
tos. Y por esta ley, que viene aqui hoy, se estable-
ce que los militares, durante treinta meses, no po-
dran ser juzgados mas que por ellos mismos, esto es,
por los propios militares. Y siendo asi aun es muy
discutible la jurisdicci6n military.
La CAmara, pues, no vota un'a amnistia, no pone
una raya al pasado para colocar al cubano en igual-
dad material de discutir con la raz6n los problems
que agitan a Cuba en el present moment. La CA-
mara, por el contrario, en estos moments, hace labor
apasionada, por medio de esa ley que someterA a Cuba
bajo el imperio del militarismo durante treinta meses,
precisamente en los instantes mismos en que se quie-
re que todos los partidos politicos acudan a una re-
organizaci6n, para que entonces ocurra lo que ha pa-
sado en Jaruco, en que se tom6 un acuerdo y no es-
tando con ello conformes various ciudadanos, se llam6
entonces al supervisor military de la localidad, quien
amenaz6 con llevar a La Cabafia a los que no cum-
plieran con el mandate que alli se habia ordenado.
De tal manera la Cimara viene a dar una amnistia
anticipada, para ser juzgada por sus propios tribuna-
les. De ahi que yo entiendo que no-debemos entrar
en el debate del proyecto de amnistia que se encuen-
tra sobre la mesa, ni debemos estar conformes con esa
urgencia sin antes haberlo estudiado detenidamente,
sin antes haberlo meditado como este caso lo merecia.
Yo estimo que, acaso, se hubiera modificado este pro-
yeeto y se hubiera votado una amnistia amplia como
decia el leader de la mayoria, cuando se plante6 este
problema de amnistia por el mes de Mayo del pasado
afio. Entonces se entendi6 que debia ser una amnis-
tia amplia, generosa y no limitada, y nada menos
que con una previa declaraci6n de que sus funcio-
narios, agents y auxiliares habian delinAuido y que
se pedia una amnistia para ellos. Si estos funciona-
rios hubieran cumplido con su deber, se hubieran de-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 1


dicado a perseguir a aquellos que infringian las le-
yes vigentes, estos funcionarios no hubieran tenido
necesidad de ser amnistiados, y el Gobierno se ha vis-
to ahora en la inecesidad de declarar que han delin-
quido y que se necesita una amnistia para ellos.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra,
para explicar su voto, el senior Castellanos.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El senior Castellanos se
ha ausentado del sal6n.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra el
senor Martinez Fraga.
SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO): Sefior President
y sefiores Representantes: Permitame la Cimara,
antes de explicar mi voto en contra de la suspension
de preceptos reglamentarios, dar las gracias a la ma-
yoria Liberal-Popular, por el honor que casi sin sa-
berlo acaba de conferir a los cuatro Representantes
iltimamente excarcelados y especialmente al que tie-
ne la satisfacci6n de dirigir la palabra a la Camara,
en estos moments. Yo temia, al ser recluido en La
Cabafia, que el privilegio constitutional que de modo
particular favorece a los miembros del Poder Legis-
lativo, al aquietarse el natural apasionamiento de los
primeros instantes, levantase una barrera entire mis
jefes y compafieros no Con'gresistas y yo, disponiendo
la libertad por mandate de la Constituci6n a mi fa-
vor, mientras ellos continuaban sujetos al procedi-
miento military del caso. Ese temor, a lo largo de los
dias, de las semanas y de los meses, se fu6 esfuman-
do y desapareci6 completamente; pero, tambien, des-
pues de las gestiones personales de amigos de la ma-
yoria y de la minoria y del Comit6 Parlamentario
Conservador Ortodoxo al que pertenezco, produjeron
mi libertad; y esta opinion continfa agitAndose en
el fondo de mi alma, porque veo c6mo ya parte del
problema va a ser resuelto, y c6mo ya mis jefes y
compafieros van a poder gozar de la libertad, salien-
do por la puerta legal de una amnistia.
Yo debo a la mayoria Liberal-Popular el iltimo
honor que me faltaba por andar en este viacrucis-: sa-
lir del problema temporalmente, del problema en que
se encueritran los jefes, los compafieros y una mayo-
ria del pueblo cubano, por la misma puerta; salir to-
dos amnistiados, y si en esta amnistia figuran hom-
bres como mi jefe supremo, que es simbolo, bandera
de honor y gloria, i cuAnto honor y cuanta gloria me
concede esta noche la mayoria Liberal-Popular, ne-
gindose por primera vez en la historic parlamerita-
ria a discutir la soluci6n de un problema, que no
afecta ciertamente a uno, dos, tres o cuatro miembros
de ella, sino a su propia y supreme instituci6n, a la
constitutional garantia!
Quiero, de paso, dar las gracias primero en senti-
do contrario, aunque parezea un poco parad6jico, a
mis compafieros del grupo Conservador official, por-
que coni una gentileza que much nos obliga, se han
sumado a la proposici6n hecha por nuestro leader, el
senior Carlos Manuel de la Cruz.
Yo vote, senior Presidente y sefiores de la Camara,
en contra de la suspension de preceptos. reglamenta-
rios y de la proposici6n de Ley de Amnistia que con-
tiene el Mensaje Presidencial, no s6lo por los motives
y. razones reglamentarias que tan brillaritemente han
sido aqui expuestos, sino porque entiendo que ]a sus-
pensi6n de preceptos es algo grave, urgente y extra-
ordinario, que s6lo para algo que tanto amerita deba


explicarse y aceptarse. Y leyendo, en los pocos mo-
mentos que he podido, en la CAmara, esa proposi-
ei6n de ley que el Ejecutivo somete a la consideraci6n
del Congreso por via de la CAmara, leyendo esta pro-
posici6n, repito, he llegado a la conclusion sincera.
de que 6sta no amerita suspension alguna de precep-
tos reglamentarios, y que no hay consideraci6n, gra-
vedad ni urgencia que lo amerite; porque esta no es
una proposiei6n de ley de amnistia, ni esta bien re-
dactada, ni escrita en castellano; porque juridica-
mente es un adefesio, porque politicamente es un gol-
pe de Estado, y de una manera especial esta terrible
transitoria que pretend establecer la impunidad para
los poderes militares durante un period de treinta
meses. Juridicamente no es una proposici6n de ley
de amnistia. Empieza por establecer excepeiones, se
desconoce en ella el concept clasico de lo que es una
amnistia political, se olvida esa tradici6n que es en
este concept tan peculiar. Esta amnistia que aqui
se encuentra, lo que hace en definitive es amparar o
cubrir s6lo a determinados individuos denitro del plan
general que a determinados delitos se refiere, sobre
todo a los delitos cometidos por funcionarios del Es-
tado, por los militares y por los civiles. QuB' civi-
les serkn esos? Seguramente los individuos que for-
maban la Partida de la Porra, que han infringido la
ley ayudando al Gobierno a someter y a acabar con
el movimiento revolucionario que filtimamente ha di-
vidido tan hondamente a la familiar cubana. Yo no
puedo entrar a discutir la Ley de Amnistia, porque en
ella se trata de asuntos que verdaderamente no de-
bian ser tratados; pero sobre todos estos argumen-
tos, el mas grande, aquel que se refiere a la transito-
ria terrible que establece el imperio del sable en Cu-
ba, atenta contra una facultad constitutional de la
CAmara y de sus miembros, y crea otra mas exagera-
da, olvidando la inmunidad y establecienrdo la impu-
nidad.
Por esos arguments apuntados, comprenderA la
Camara que el que tiene el honor de hablar en estos
moments no puede aceptar que se acuerden o se
adopten medidas tan trascendentales como la suspen-
si6n de preceptos, para votar a paso de carga, en vo-
taci6n cerrada (como viene esta noche la mayoria
Liberal-Popular), la proposici6n de ley del sefor Pre-
sidente de la Repfiblica.
Termino, senior Presidente y sefiores de la CAma-
ra, para retirarme del hemiciclo, porque no puedo
participar en la discusi6n de una ley que me favore-
ce, ya que voy a ser amnistiado siendo Representan-
te. Termino haciendo votes muy sineeros porque lo
que en un moment dado parecia que iba a ser el
inicio del retgrno de la paz material que habria de
dar calor a fa otra. mas dificil de conseguir, la paz:
moral no se rompa o no se deshaga ni fracase. o
naufrague a impulses de orden cerrado, exento de
apasionamientos que subsisten a pesar de las sefiales
de los tiempos y que demuestran que es materialmen-
te impossible que el pais soporte el mantenimiento de
esas pasiones. Hago votos sinceros porque en defi-
nitiva vuelva un poco la calma y la tranquilidad, vo-
tos sinceros que, precisamente, no han faltado en nin-
gun moment en estos bancos, porque de estos baneos
han surgido todas las iniciativas, todos los movimier'-
tos y los primeros pasos para ver si los cubancs, olvi-
dando locuras y pasiones, ponian por encima de esos
intereses pequefios y de esas pasiones bajas, los altos
intereses de la Repfiblica.







14 DIARTO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
- ---


Yo no sB c6mo votarA la Cimara esa proposici6n
de ley de Amnistia. Todo hace pensar que saldra in-
tegra, con sus puntos y comas, tal como la envia el
Jefe del Poder Ejecutivo. Yo no s6 tampoco qu6 re-
acci6n ha de producirse en el pensamiento del pais,
en el finico aspeeto en que el pals puede producer re-
acci6n ante esa transitoria que debe poner un poco
de espanto mas que en ninguno en todos los politi-
cos. Esa transitoria que crea la impunidad military,
el dominion del sable, el establecimiento en Cuba de
una casta superior amparada no ya per ]a fuerza, co-
mo siempre lo ha estado, sine por una Ley del Con-
greso.
No s6 qu6 hard la Chmara. Por suerte para mi,
per secrete arcane del destine, me voy a encontrar
alejado de esa responsabilidad; y precisamente en
prueba de afecto, de carifio y de devoci6n a este Cuer-
po, es per lo que, acaso sin deberlo, he hecho use de
la palabra para apuntar estas ideas, dar las gracias
a a mayoria Liberal-Popular, y pedir a Dies un poco
de luz para los espiritus y un poco de calma para las
conciencias.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO): Sefiores Represen-
tantes: Aprobada come ha side la suspension de los
preceptos reglamentarios, se va a dar lectura a la
proposiei6n de ley de Amnistia.
(El official de actas la lee nuevamente.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido la palabra en
contra.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Pido la palabra en pro,
despu6s del leader de la minoria.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra en
contra, el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRnZ (CARLOS M.): Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Debo declarar a la C&ma-
ra que venia con prop6sito distinto al que me he vis-
to obligado a adoptar. Los actos realizados con an-
terioridad al dia de hoy per el Gobierno, decretan-
do la libertad de connotadas figures de la oposici6n
y de hombres comprometidos en el 61timo movimiento
revolucionario, y ofreciendo ]a libertad de estudian-
tes y catedriticos y otras personas comprometidas
tambien en relaci6n con la Ley de Explosivos; la se-
rie de declaraciones en busca de un estado de nor-
malidad y paz en el pais, nos hizo pensar que podria-
mos concurrir a la Camara a propisiar la Ley de Am-
nistia; y no 6ramos remiss en declarar que estiba-
mos dispuestos a colaborar en una amnistia amplia y
flexible, aunque la amplitud y la flexibilidad fueran
primero para los elements gubernamentales.


des, pero que tambi6n la oposici6n pudiera salir de
ellas; porque creiamos que aunque esta no era una
cordialidad, era un medio de restablecer la normali-
dad y de buscar la paz en el pals. Pero no conociamos,
ciertamente, ni nunca se nos dijo, cuil era el Mensa-
je que el Poder Ejecutivo iba a enviar, ni en qu6
tirminos estaba redactada la Ley de Amnistia. Y es-
ta tarde, ya muy tarde, cuando volviamos del comen-
terio, de acompafiar el duelo que hoy sufri6 el Presi-
dente de la Cimara, euando coneurriamos al hemi-
ciclo para entrar en esta sesi6n, nos entregaron co-
pias del Mensaje Presidencial, y vimos que se trata,
ba de esa iniciativa del Poder Ejecutivo, en forma tal
que era imprudente e impertinente el tratarla, ni
discutirla, ni llevarla a su aprobaci6n; y por eso,
frente al prop6sito que nos habiamos heeho, frente a
la actividad que hemos demostrado, de ser verdade-
ros colaboradores en este memento de paz y de inte-
ligencia, frente a nuestros deseos de que en Cuba s;
restablezea la normalidad, tuvimos que entrar en esta
sesi6n, y entrar yo solo en aquellos mementos para
exigir la comprobaci6n del quorum del Partido Libe-
ral y del Partido Popular, y dejar la constanicia de
que esta sesi6n comenz6 con un quorum de liberals
y de populares exclusivamente, porque los conserva-
dores no formaban parte del quorum necesario en es-
ta sesi6n; y despues exigimos, en la votaci6n extraor-
dinaria, para powder llegar al tratamiento de esla ley,
los votes del Partido Liberal y del Partido Pgpular,
con los votos de algunos de estos bancos conservado-
res, los que aceptaban la diseusi6n de este desdichado
proyeeto proeedente del Poder Ejecutivo.
Realmente, estamos afrontando, a mi juicio, el me-
mento m6s dificil del pals. Todos los cubanos, al ver
las actitudes adoptadas per el Poder Ejecutivo, la !i-
bertad de figures prominentes de la iltima revolu-
ci6n, todos creian que era possible que el Poder Eje-
cutivo no avanzara mas en su situaci6n revoluciona-
ria, porque aqui, a semejanza de lo dicho en Espafia
per un ilustre escritor, hay dos revoluciones: una,
en el pueblo, la otra en el Poder. Y hoj ve el pais
que frente a la revoluci6n del pueblo, que esta con-
tenida per el Ejercito, que sostiene al Poder, avanza
la revoluci6n del Poder, y avanza en medidas legis-
lativas mis graves aun que las medidas de fuerza.
Las medidas de fuerza dispuestas per el Poder, cuan-
do 6ste cuenta con la fuerza pfiblica, no tienen mas
amparo, no representan mas valor, no tienen mis tras-
cendencia que el acto inmediato que la fuerza produ-
ce; pero, per el contrario, cuando la revoluci6n desde
el Poder implant medidas legislativas para llegar
mis alil de lo que la fuerza es, entonces si se que-
branta mas el espiritu pfiblico y se ataca mas la nor-
malidad en la vida del pais. Y eso es lo que hace el
Poder Ejecutivo en este Mensaje.


Debemos consignar que, sin haber contraido com-, El Poder Ejecutivo nos ha mandado un Mensaje
promises ni obligaciones de ninguna clase, sin pactos plenamente revolucionario, de agresiones a todas las
con el Poder Ejecutivo ni con otros elements que lo leyes, de agresiones a todas las jurisdicciones, de agre-
sostienen, logramos, en el transcurso de muchas en- siones a todos los Poderes. En este Mensaje conete
trevistas, ser colaboradores en los empefios de liber- la enormidad nunca vista de que el propio Poder Eje-
tad, y a las libertades realmente puestas en prAetica cutivo se sienta sometido a un Poder superior, que es
per el Poder Ejecutivo. Y cuando concurriamos a el Poder militarista. El Poder Ejecutivo crea un
esos actos, en prueba de nuestros deseos y come re- nuevo Poder mas grave en Cuba, sefiores: el Poder
presentanites del Comit6 Parlamentario Conservador Militar. Y lo crea saltando pot- encima de la Cons-
Ortodoxo, declarhbamos que habriamos de concurrir a tituci6n, saltando per encima de su propia situaci6n
votar una verdadera Ley de Amnistia, que no nos do- y jurisdicci6n de Poder; saltando per encima del Po-
lian prendas en dar y en aceptar todas las facilidades der Legislative; saltando por sobre la conciencia y
necesarias para que el Gobierno saliera de dificulta- los derechos ciudadanos. El Poder Ejecutivo decla-





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15

ra, en ese Mensaje, en que habla de amnistia, que lo dieran decir a la luz del dia, si la censura no impi
manda para buscar la cordialidad, que lo hace cre- diera trasmitir nuestro juicio, nuestra palabra; si
yendo que establece un estado de paz en el pais; pero nuestra voz pudiera llegar a todos los hogares, por
declara tambien que a partir de este moment y en medio de un alambre, tendriamos la repulsa enorme
treinta meses, todos los delitos y faltas que cometan del pais y la sfplica a los Representantes para que
los militares, quedaran solamente sometidos a la pro- novotasen esta ley; porque si por ella han de salir
pia jurisdicci6n military. Es decir: va a ser juez y otros delincuentes, no politicos, Cuba entera renun-
parte; se va a juzgar y se va a conden'ar el propio cia al perd6n y quiere seguir en el sacrificio, antes
military, cuando va contra una organizaci6n del Po- que soportar otra revoluci6n, otro golpe de Estado,
der Ejecutivo, cuando va contra una ley del Poder otro militarismo, que ya el existente bastantes triste-
Legislativo, cuando va en contra del derecho ciudada- zas ha producido al pais. El Partido Liberal levan-
no que garantiza la Constituci6n. Y ved, sefiores Re- t6 un program que un dia, frente a la agresi6n que
presentantes, lo que se pretend: se pretend hacer "rey6 que se le hacia a la Constituci6n, levant6 en-
mis fuerte al military que el Poder Ejecutivo, mis hiesta la bandera de una revoluci6n; y mis tarde
fuerte que el Poder Legislativo y mas fuerte que la tuvo el valor de declarar que aquella revoluci6n, ini-
propia Constituci6n. ciada no por el propio candidate del partido, doctor
Zayas, sino por el General G6mez, la hacia suya, por-
Y ahora hemos estado hablando .de que so restituye que tenia como base una infracei6n a la Constituci6n.
el C6digo Electoral, de que se hard la reorganiza- y, ioh paradoja del destinio!, el Partido Liberal en
ci6n de los Partidos, de que se hizo el censo de po- el Poder, ahora, cuando le toe6 gobernar, cuando los
blaci6n, de que la oposici6n revolucionaria se cana- populares se coaligan con los liberals, cuando esta
lizaria por las vias legales, de que se iria a una oposi- fuerza, que debiera representar las actividades mAs
ci6n political, de que se quiere dar a los ciudadanos avanzadas en el socialismo y el mayor respeto a la
la libertad, discutir sus problems a la luz del dia; ley; cuando este grupo ocupa el Poder, hace trans-
se habla de que los Liberales han inscripto sesenta y gresi6n de la ley, la olvida, y no s61o la olvida e in-
seis mil ciudadanos, de que el Partido Popular ha he- fringe, sino que hace desde el Poder una revoluci6n
cho un buen acopio de afiliados. Y en esta situaci6n, no para romper con los antiguos moldes conservado-
viene el Partido Liberal en masa, vestido de military, res y para acabar con los monopolies que expolian al
viene el Partido Popular en masa, vestido de military, pais, sino para autorizar que hombres del Poder to-
para decir que aqui, en el pais, no hay jurisdieei6n men parte en esos monopolies y los sostengan contra
propia, que el military es superior al derecho ciudada- el pueblo; no para romper los viejos moldes de la po-
no, que puede infringir el C6digo Electoral, que pue- litica, sino para cerrar los centros educacionales, pa-
de vejar al ciudadano, que puede realizar lo que quie- ra no cumplir sus compromises, para no pagar al cm-
ra, que esti exento de responsabilidad, porque 61 solo pleado pfiblico; y, por iltimo, para producer como ley
se juzga superior al Poder Ejecutivo, al Poder Legis- de perd6n, una ley mis revolucionaria que la propia
lativo, a la Constituci6n y a todos los Poderes cons- revoluci6n, para a3abar con todos los derechos del pue-
tituidos de la Repfiblica. Y es, sefiores Representan- blo, imponiendo el militarismo.
tes, hay que convenirlo, que existed una revoluci6n enepresent ,
el Poder, mis grande y mas grave que la revoluci6n Siempre se ha visto sefiores Representantes, que
que existe en el pueblo. En Cuba, como aqui se ha el Poder Ejutivo en todas s l aciones ha procura-
repetido, hace rato que se perdi6 el imperio de la do mantener sus fueros y sus atribuciones. El Poder
ley; la ley famosa falleci6 en aquella memorable Ejecutivo, algunas vees, ha estado en manos de un
Asamblea del afio 1928- en aquella Constituyente tris- military y se ha tenido que someter a la fuerza de una
temente celebre, que falt6 a la propia Constituei6n dictadura; y hemos visto c6mo en repitblicas latino-
y que ha tenido la virtud, como dijo un notable ju- americanas el Ejeitoha ocupao elC Poder y ha di-
risconsulto nuestro, de hacer una Constituci6n in- rigido a ]a naci6n. Pero en Cuba se da el caso d
constitutional. Desde entonces vivimos fuera de que el Poder Ejecutivo, no sometido a la fuerza mili-
la ley, estamos creando mayores anormalidades; y tar sin embargo, voluntariamente, en un Mensaj, in-
cuando en Cuba parecia que iba a restablecerse un produce el poderio del militarism, crea la fuerza y
tanto el criteria juridico y que un estado de paz iba la casta privilegiada. A esto equivale cl Mensaje
a venir a la conciencia y a la tranquilidad de todos, one hoy nos remite el Presidente de la Repiblica.
Pero para desdicha, esta noche. de este partido de
cuando crefamos con fe que iba a resurgir la paz, he Pero para dIsdicha, esta noche. de este partido de
aqul que surge, como pretexto de amnistia, una ley la mayoria, seguido tan desgraciadamente, en estas
aaquitividades, por el Partido Popular, hay en el ensa-
que, senores Representantes, ni vosotros debris votar aetividades, pr el Partido Popular, hay en el Mensa-
ni ninguno de nosotros podemos votar, porque esa je no solamente ese aspectogravismo del problema,
ley ni amnistia, ni concede perd6n, ni trae olvido del sino algo que ha determinado el criteria mas real y
pasado; csa ley levanta una revoluci6n mas fuerte, positive de los hombres que llevan hoy la gobernaci6l
mnis grave que la propia Constituyente del 28, pues del pals, que ha hecho que entire observadores impar-
crea un estado de alarma superior al que hoy existe ciales puda declararse que le falta autenticidad, por-
en el pais, violent la conciencia en mayor grado, que no son aut6nticos ninguno de sus procedimientos.
SV6alo ]a Cdmara: En el Mensaje se propone amnis-
cuando se advierte que frente a ]a promesa del ejer- Va a Ca a En nsajs del movi-
cicio civico de la funci6n electoral, frente a las pro- tia para los delitos cometidos con ocasin del movi-
mesas de establecer un estado juridico que diera ga- miento revolucionario pero la ley contenida enel
rantia a todos, viene una lev a declarar que los mi- ensaje no ogra esa fnalidad, ni lega a esa finali-
litares tienen una preferencia especial, un fuero dis- dad, porque, aut6nticanente, en el Mensaje se ex-
tinto y pueden realizar cuantos hechos delictuosos es- eeptfian los delitos de rebeli6n y traici6n military; y
t6n a su alcance, que nunca podrAn realizar impune- esos delitos que estin previstos y penados en el C6di-
mente los elements civiles. go Militar especialmente, de rebeli6n y traici6n mili-
tar, son los que se le han imputado a todos los ciuda-
Yo creo que si en nuestro pais estas cosas se pu- danos que han intervenido en esta protest civica; y






16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


entonces se establece en uno de los articulos de la ley
que envia el Presidente de la Repiblica que los tri-
bunales militares determin'ardn el hecho, para que lue-
go pueda aplicarse la amnistia; y claro es que, siendo
causa iniciada por militares y habi6ndose denunciado
a los civiles como autores de los delitos de rebeli6n,
claro es que son los finicos, los tribunales militares,
los que deben de conocer de estos hechos y decir si
estAn o no dentro de la Ley de Amnistia, burlindose
asi de los tribunales ordinarios, que son los que deben
resolver y aplicar esta Ley de Amnistia.
Este Gobierno, cada vez que jura y perjura, cada
vez que declare y que ofrece algo, lo hace en falso.
Cuando dice que no esta hacienda empr6stitos, sino
financiamientos, obliga a Cuba con el extranjero, y
hace contraer a este pais una deuda inconcebible.
Caando declara que esti dictando una ley de amnis-
tia que favorece a todos los cubanos, cuando eso dice,
entonces lo que hace es someter las causes civiles, es
llevar estas causes civiles a la jurisdicci6n military.
Cuando declara que va a restablecer la ley, que va a
poner en vigor un C6digo Electoral, es falso; porque
esta dando la prioridad a los militares, y favorece el
caso aquel que todos conocemos de la elecci6n de Mo-
r6n, en que actu6 el Comandante Vazquez. Y asi,
paso a paso, dentro de esa falta de autenticidad, den-
tro de esa revoluci6n que hay en el Poder, llegamos a
convencernos de que se esta destruyendo el pais. Por-
,que un pais puede vivir, momenthneamente, someti-
do a un acto de fuerza; un pais puede sufrir, como
sufre ahora Cuba, ]a pesada carga de este Gobierno,
puede sufrir este acto de fuerza; pero esto no puede
ser una norma, ni una conduct, no puede estable-
cerse como legislaci6n el sometimiento a esta enorme
condici6n que establece el Mensaje Presidencial crean-
do una jurisdicci6n military, creando un privilegio
especial a favor de los militares. Yo debo declarar
que he tratado, en el curso de estos dias, con algu-
nos militares, especialmente con el Jefe del Ej6rcito;
y yo tenia muy fundadas esperanzas que de alli no
surgiria ninguna dificultad, niigfin extreme como
este; escuchaba de este cubano, a cada moment, reite-
radas protests de patriotism y de gran inter6s pa-
ra restablecer la normalidad en Cuba; le oia narran-
do hechos reveladores de su gran voluntad y su vision
para resolver las dificultades que surgian y para im-
pedir mas hechos de sangre; oia todo esto, y hoy me
sorprende extraordinariamente que, frente a, todo es-
to, venga esta media que present una agresi6n mis
y un ataque mas grande y mas grave aun, a la con-
ciencia cubana.
Yo no creo que pueda prosperar esta ley. Es tan
enorme, present tales amenazas, tiene una realidad
tan triste, que aun aprobandola la CAmara, en los
dias que puedan pasar mientras es enviada al Senado
y mis tarde a la Gaceta Oficial, antes de Ilegar alli,
todavia puede haber un arrepentimiento por parte
del Ejecutivo. No puedo pensar que todos los hom-
'bres, en Cuba, se sientan tan acobardados; no puedo
pensar que en el Congreso estemos tan sometidos, y
que las conciencias est6n tan destruidas, que consin-
tamos que los militares puedan cometer delitos con-
tra nuestra familiar, y que no podamos ni perseguir-
los ni castigarlos; que consintamos ain aquellos he-
chos que van contra el honor y la dignidad del hom-
bre, como en el caso de violaci6n, de rapto, de agre-
si6n a los hombres, en todos los delitos de sangre, to-
dos aquellos delitos que -deben ser tratados por la ju-


risdicci6n ordinaria, y que ahora se trata de substraer
a esta jurisdicci6n, cosa equivalent a la impunidad,
porque tan pronto como los perjudicados se acercasen
a las fortalezas demandando, como es natural, justi-
cia contra los autores de aquellos delitos, en segui-
da se les responderia que estos hombres estaban ba-
jo la jurisdicci6n military. No creo, pues, que haya
cubano tan inconsciente que vote esta ley pensando
que cuando los militares atenten contra el derecho de
la propiedad, cuando ataquen el honor de una fami-
lia, pueda decirse: no, estos hombres pertenecen a
la jurisdicci6n military; no, estos hombres no pueden
ser juzgados sino por un tribunal military. No creo
que haya Representante Liberal y Popular que vote
esta media, porque eso fuera entregar a los hombres
de nuestro pais a una impunidad triste. Con esto no
quiero decir que pueda haber la sospecha previa fren-
te a los militares, pero si puedo declarar que puede
haber militares que cometan impunemente estos de-
litos. No puedo suponer que nuestro Congreso lle-
gue a un sometimiento tal, a una cobardia tal, a una
Talta de sinceridad tan grande, a punto de que acept-
semejante media.
Sn. URQUTAGA (CARMELO) : Esa es una aprecia-
ci6n de S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Sefior Urquiaga:
Yo formula la apreciaci6n, porque creo que no ha-
brh raz6n alguna para que esto llegue a su cumpli-
miento; porque estimo que no habri raz6n alguna pa-
ra semejante sometimiento. Debo tambi6n manifes-
tar, senior Urquiaga, que nuestra propia Constituci6n
determine esa jurisdicci6n', que esta perfectamente
definida; y que no podemos, bajo ningin coneepto,
aceptar semejante teoria. Yo quisiera que, en estos
instantes de gran prueba para Cuba, todos los cuba-
nos pusieran un gran empefio para resolver las difi-
cultades por las que atravesamos; pero veo con pe-
na, con honda tristeza, que no es asi. Con esa ley no
se buscan ventajas, ni siquiera posiciones, sino una
media que va a traer un estado peor al que en la
actualidad nos encontramos. Es hora de que sin par-
tidarismo politico, sin adhesi6n a personas, sin ineon-
dicionalismos, pongamos debida atenci6n a un asunto
tan peligroso; sobrepongamos un moment nuestra
conciencia y nuestro valor civico y ciudadano, pa-
ra analizar problems tan graves como 6ste.
A nosotros no nos interest que la media de amnis-
tia en estos moments se regatee por su amplitud o por
su excepci6n. Repito, ahora, al final de mi discurso,
que estamos dispuestos a concurrir a una amnistia
mis amplia y mis flexible, pero amnistia de verdad y
nada mas que amnistia, que necesite el Gobierno o
que se d6 a ]a oposici6n. Esto lo dije y lo repito
ahora, porque no estamos dispuestos a aceptar una
ley que no es de amnistia, ni restablece correct y de-
centemente el estado juridico y normal que nosotros
con justicia pretendemos.
Termino pidiendo al Partido Liberal-Popular que
mire a su program, pidiendo a los miembros que lo
forman que miren a la ideologia que hicieroni former
a este Partido, y que recuerden la sangre que los pro-
pios liberals derramaron por la libertad. A los Con-
gresistas todos, sin excepci6n de partidos politicos, sin
excepci6n de adhesion ni de incondicionalidad, a los
Congresistas, les pido que pongan uin poco de calma
y de paz para conocer de los preceptos de esta ley. Y
al senior Presidente de la Repfibliea, el que mis debe







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 17


interesarse en la soluci6n de este problema, el que de
be buscar *el restablecimiento de la paz, el que y;
quedfndole poco para terminar su mandate debe que
rer que termine con una situaei6n, que no quede ei
Cuba ni mis odio ni mfs sangre, al Poder Ejecutiv
le pido que busque la iniciativa para el restableci
miento de la normalidad, para que no surjan mis di
ficultades y no se origine una situaci6n mfs grav
que la que estamos sufriendo ahora, pues con esa Le1
de Amnistia se crean nuevos y mis poderosos moti
vos de protests en el pais. Pido, pues, al Poder Eje
cutivo, que animado de un verdadero sentimiento cu
bano, retire esas medidas propuestas en su Mensaje
y propicie, en cambio, una verdadera amnistia.
(Aplausos de los sefiores conservadores ortodoxos.)
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Sefor President
Pido la palabra para hacer una proposici6n inciden-
tal consistent en la suspension del debate de la Ley
de Amnistia, por tiempo indefinido.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Necesita estar apo-
yada por dos sefores Representantes.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra, para
oponerme.
SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Tiene la palabra su
sefloria.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para oponerme a la
petici6n del senor Bravo Acosta, porque la consider
infundada. Esta sesi6n extraordinaria se convoc6 pa-
ra tratar, en primer t6rmino, de la Ley de Amnistia.
Estamos en plena discusi6n de ella y no hay motive
que aconseje la suspension del debate, por lo que me
opongo a su petici6n.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): SEl senior Bravo
Acosta insisted en su proposici6n?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONI) : Si, senior Presi-
dente.
SR. PRESIDENTE (ALLIEGR) : Neeesita star apo-
yada por dos sefiores Representantes.
(Dos senores Representantes apoyan la proposici6n
del senor Bravo Acosta.)
Se pone a votaci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Nominal, senior Pre-
sidente.
SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Se pone a votaci6n
nominal. Votaran si los favorables; los contrarios
votaran que no.
(Se efect a la votaci6n.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): iFalta algin sefior
Representante por votar
(Silencio.)
Han votado ochenta y cuatro sefiores Representan-
tes. Setenta y siete que no; siete que si.
(Votaron en contra los sefores: Acosta, Aguilar,
Albuerne, Alemdn, Alonso Caijas, Alvarez del Real,
Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada, Aragonis, Arco-
cha, Ariza, V. de Armas, O. Barrero, A. Barrero, Bel-
trdn, Blanco, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Campos
Martinez, Carritlo, Castelvi, Cisneros, Claret, Cue-
liar, Cueto, Diaz Valdes, Echeverria, Eguilior, Fina-


- ls, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzdlez Morales,
a Gonzdlez Sarrain, Guds Incldn, Grau, Gronlier, Hae-
- do, Hern.ndez Leal, Hirzel, Le6n, Lombard, L6pez
n Morales, Madrid, Menci6, MIndez, M. Mendoza, N.
o Mendoza, Mora, Niiez Portuondo, de Para, Parodi,
- Peia, Perez Maribona, G. Pino, Piedra, E. Ramirez,
- M. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez Ramirez,
e Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Tome, Trujillo, Ube-
r da, Urquiaga, Vdzquez Bello, Villal6n, Zorrilla, Al-
- berni, Cruells y Alliegro.)
(Votaroxi en contra los sefiores: Alban6s, Albarrdn,
Candia, Castellanos, Cruz Ugarte, Cruz Fernindez y
Estrada.)
Queda, pues, rechazada la suspension del debate.
Tiene la palabra, en pro, el senior Lombard.
- SR. LOMBARD (AQUILINO): Sefor Presidente y se-
fiores Representantes: El moment result, por de-
mAs, dificil para mi. Dificil, porque yo quisiera con-
eiliar los impulses de mi espiritu, con la realidad
present que vivimos; quisiera conciliar mis senti-
mientos de cubano y de politico, con la realidad del
ambiente. Pero esto, que parece dificil a ratos, a
ratos parece cosa facil. Yo venia a la sesi6n de
hoy con el firme prop6sito de producirme, como
habr6 de hacerlo, en favor de la Ley de Amnis-
tia. Me iba a producer, y me voy a producer, en
favor de la Ley de Amnistia; pero no en la forma
como yo estimaba que me debia producer. Yo creia
que la representaei6n ortodoxa, la que dirige nues-
tro ilustre amigo senior Carlos Manuel de la Cruz,
habria de estar conforme, en un todo, con la Ley de
Amnistia que estamos discutiendo; pero eunl mi sor-
presa al comenzar la sesi6n, cuando supe, por boca de
algunos amigos de la mayoria, que la minoria con-
servadora ortodoxa no estaba dispuesta a aceptar la
Amnistia en la forma como venia redactada. Yo he
oido, despubs, a otro ilustre Congresista de los ban-
cos ortodoxos, al senior Martinez Fraga, afirmar que
la Ley de Amnistia venida con el propio Mensaje
Presidential, en raz6n de la autorizaci6n constitucio-
nal que tiene el Presidente para iniciar tambi6n las
leyes, resultaba un disparate, desde todos los puntos
de vista; resultaba un disparate juridico- decia el
senior Martinez Fraga, y yo lamento su ausencia de
esos bancos-, y yo, que en este filtimo campo, el del
orden juridieo, apenas si puedo espigar, porque no
tengo el honor de pertenecer a los juristas de mi pais,
he leido y releido, con verdadero cuidado, la redac-
ci6n de la Ley de Amnistia venida del Poder Ejecu-
tivo, y al mismo tiempo he tenido el interns de buscar
otras leyes de amnistia promulgadas en otras 6poeas,
una promulgada en tiempo de Estrada Palma, otra
en 6poca de Taft, y otra en que era Presidente de la
Repfblica el General Menoeal; y comparando la Am-
nistia esa filtima a que me referia-y no quiero re-
ferirme a las anteriores-en relaci6n con la Ley de
Amnistia enviada por el Poder Ejecutivo, me per-
mito afirmar, ain en auseneia del senior Martinez
Fraga. a mi distinguido compafiero senior Carlos Ma-
nuel de la Cruz, que tambien toc6 de soslayo ese asun-
to, que ni desde el punto de vista juridico, ni desde
el punto de vista de su redacci6n, la Ley enviada por
el Poder Ejecutivo, no es un disparate en su esencia,
ni lo es en su forma. Es una ley perfectamente bien
redactada, juridica y literariamente. No quiero se-
guir por este camino, porque habr6 de tomarlo mis
tarde. Quiero tomar algunos puntos de la sesi6n de






18 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


de hoy, para contestar de la manera que me sea da-
ble. Esta sesi6n comenz6 por la petici6n de sesi6n
secret que hiciera el senior de la Cruz, quien se alar-
maba de que esta CAmara no hubiese accedido a la
petici6n que hiciera, de celebrar sesi6n secret para
tratar asuntos que le atafiian a 61. Efectivamente,
parecerk por parte nuestra una descortesia, al se-
fior Carlos Manuel de la Cruz, que tiene el afecto y el
carifio de todos sus compafieros, si no hubiese sido
una necesidad political la que nos ha obligado a adop-
tar la resoluci6n que hemos adoptado, y hemos adop-
tado esa resoluci6n (y vamos a hacer un poco de his-
toria) porque el Reglamento de nuestra CAmara tie-
ne incontables recursos para los sefiores Represen-
tantes que quieran evitar que se produzean leyes en
uno u otro sentido, y porque se ha venido mantenien-
do la Camara en un estado de inactividad, desde ha-
ce much tiempo. Realmente, result penoso que,
frente a una series de problems interesantes que el
pueblo de Cuba tiene que afrontar, mediante leyes de
caracter econ6mico, social y general, esos problems
no hayan podido ser tratados, de cierto tiempo a la
fecha, por la obstinaci6n con que cierto grupo de la
Camara, el propio que preside el senior de la Cruz,
echando mano al Reglamento, en uso de su perfect
derecho, ha impedido que la CAmara cubana haya po-
dido legislar en las condiciones que podia legislar.
El articulo 142 del Reglamento dispone que, durante
una votaci6n, ningin senior Representante puede au-
sentarse del sal6n; y no es para nadie un secret que,
desde hace urios meses a la fecha, el grupo Conser-
vador Ortodoxo en la CAmara, de acuerdo con su cri-
terio, y en uso de su derecho, ha venido realizando
obstrucci6n, abandonando el sal6n de sesiones, por
convenir asi a sus interests partidaristas, con perjui-
cio del pueblo cubano.
A raiz de terminada la reciente revoluei6n, este
grupo hubo de maritener en la CAmara una condici6n
esencial, la de que no se pudiera legislar mientras no
fuesen excarcelados los sefiores Representantes que
en uso de sus derechos y opinions se levantaron
en armas contra el Gobierno constituido. Este grn-
po, despues, ha mantenido sus puntos de vista.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No fu6 condici6n
la que estableci6 este grupo, de que no se pudiera le-
gislar mientras estuviesen press cuatro Congresistas.
Recuerde el sefior Lombard que se reclamaba de la
CAmara que obtuviera la libertad de esos compane-
ros, en uso de sus atribuciones, a fin de compartir
con ellos los debates de la Camara. La Camara tie-
ne un nfimero suficiente de Representantes, entire Li-
berales, Populares y Conservadores; cuenta con' 102,
y. para el quorum no necesita mAs que 65, que se
cubren con Liberales y Populares. Por lo tanto, le-
gislaria sin los Conservadores Ortodoxos, que no po-
drian imponer condiciones, por no disponer de nu-
mero suficiente.
SR. LOMBARD (AQUILImO): Efectivamente, la ma-
yoria Liberal-Popular cuenta con 65 sefores Repre-
sentantes, o mas, y en raz6n de la realidad numbri-
ca contamos en la Camara para todas las obras de
caricter patri6tico con un grupo de 82 sefiores Re-
presentantes, que pertenecen a los dos bandos politi-
cos de que ha estado compuesto siempre el Congreso.
SR. AT.BANiS (WIFREDO) : Para esos fines patri6-
ticos siempre estamos dispuestos.


SR. LOMBARD (AQuILINO): Yo ninca quiero ha-
cerle a los compafieros Conservadores Ortodoxos cl
deshonor de pensar que no sienten como nosotros el
patriotism. Quiero decirle al senior de la Cruz que
muchas veces tomamos un camino tortuoso para ha-
lagar a la galeria, pero no se debe olvidar que esta-
mos obligados a propender a la soluci6n de todos los
problems nacionales, reconociendo que hemos erra-
do el camino. Yo no sB si la minoria que constitute
-el grupo Conservador Ortodoxo esti firme en sus ta-
lones, yo me figure que si, que esta bien orientado,
que el grupo sabe ad6nde va; pero es necesario, tam-
bien, que los propios Conservadores Ortodoxos sepan
que esta mayoria tambien estk orientada, y sabe el
lugar a que debe dirigir sus pasos y en qu6 forma ha
de continuar su marcha.
Realmente, hasta ahora, ]a mayoria Liberal-Popu-
lar, en la Camara, ha venido haciendo un papel ni
tonto, ni torpe, sino uni papel de extremada compla-
cencia, que es comfin a todos, que nos lo dicta el com-
pafierismo que nos manda que nos guardemos todos un
afecto mutuo. Cuando se nos habl6 de los compahe-
ros encarcelados, toda la Camara, sin excepei6n, ha
sufrido el mismo efecto y los mismos sinsabores que
sufrieron los compafieros que no estaban en libertad.
Pero como yo he creido siempre que un hombre que
hace vida pfiblica result responsible de sus actos,
estimo que esos compafieros han ido a colocarse fue-
ra de la legalidad a virtud de uni ideal.
El Partido Conservador, que en su program con-
dena las revoluciones, que no es un partido revolacio-
niario, como el Partido Liberal, segfin lo demuestra
su historic, y que ha censurado siempre ese procedi-
miento, ese Partido ha realizado, en esta ocasi6n, una
aventura revolucionaria que le result fallida.
Y, sefiores Representantes, frente a estos hechos,
no cabe mks que aceptar una realidad. Los hombres
pueden refiir frente a frente, los hombres pueder re-
fiir colectivamente, unos contra otros. Asi rifien los
ejercitos. Cuando uno hace un movimiento envol-
vente, el otro se prepare para repelerlo; cuando uno
cae vencido, no queda mas remedio que plegar su
bandera, presentar parlamento y venir a paetar, 0o-
mo corresponde a todo el que pierde una posici6n.
Nosotros, los Liberales, en 1916, despu6s qu,3 se nos
arrebat6 un triunfo que era nuestro, bajo aqiel Go-
bierno usurpador, detentador, que realize una series
de latrocinios extraordinarios, que cometi6 erintenes
sin cuento, bajo aquel Gobierno que rob6 dinero al
Tesoro Pfiblico, que asesin6 a mansalva a todos lo,,
que no pensaban como 6l, en aquella oportunidad, se-
fior de la Cruz, los Representantes Liberales, en la
Camara, aceptaron tranquilamente, pacientemente,
que ustedes, los elements de los bancos Conservado-
res S. S. era leader en aquella oportunidad dic-
tasen una amnistia que fu6 aceptada g a qui precio,
Sr. de la Cruz? al precio de la concurrencia per-
sonal al hemiciclo de todos y cada uno de los Repre-
sentantes del Partido Liberal. Porque entonces, Cu-
ba estaba en guerra con las naciones centrales; y
para la declaraci6n de guerra con Austria y con Ale-
mania, y para todas aquellas cuestiones, inclusive pa-
ra aquel celebre empr6stito del cual se obtuvo una
cantidad de dinero que no se sabe en que se emple6,
para todo aquello que el senior de la Cruz conoce, y
que todos sabemos, se concurri6 a este Cuerpo Co-
legislador...







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) :Debo decir al senior
Lombard, en primer lugar, que en el afio 1916 yo no
era leader de la mayoria Conservadora; y en cuanto
a la participaci6n de los sucesos de ese afio, que die-
rori lugar a una revoluci6n, puedo declarar que no
fui participe en lo absolute; y reto pdblicamente a
todos mis conciudadanos a que busquen los antece-
dentes de aquellos mementos, a ver en qu6 Asamblea
particip6 de hechos que pudieran dar lugar a la re-
voluci6n, ni en qu6 acto intervine que pudiera ha-
ber dado motives a aquella protest armada. Es
mas; recuerdo al senior Lombard que yo, en aquellos
mementos, figure entire los protestantes que contra
ciertas actividades gubernamentales se llevaban a
efecto, y publiqu6 algunos articulos a ese fin en el
propio "-Ieraldo de Cuba".
Yo estimo, sin embargo, senior Lombard. que en-
tonces no fu6 el Gobierno el que se rob6 los fondos
del Tesoro Nacional de Cuba, no fu6 el Gobierno el
que asesin6 a mansalva...
Sn. LOMBARD (AQUILINO): Si S. S. quiere. pue-
do sefialar nombres y hechos.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo niego esa afir-
maci6n.
Sn. LOMBARD (AQUILINO) : Y yo la afirmo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo digo lo siguien-
te: Que quede para ]a justificaci6n hist6rica, que
S. S., en la oportunidad que lo crea convenient, trae-
rd la relaci6n de nombres y hechos.
Sn. LOMBARD (AQUILIN) : La puedo traer ahora
mismo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Por el contrario.
Puedo asegurar a S. S. cuiles hechos de sangre fue-
ron los promovidos por una verdadera revoluci6n,
pues en aquella 6poca hubo una verdadera revoluci6n.


rastros en el trabajo que realize. Aquel Gobierno
cometi6 una series de atropellos al derecho y a la jus-
ticia. Y yo declare, como cubano, que el senior do
la Cruz hace bien en no hacerse responsible de aquel
Gobierno.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No, por el contra-
rio. Yo declare que, aunque no tom6 parte en los
hechos que dieron motive a la revoluei6n, acepto ]a
responsabilidad que pudiera caberme como miembro
de aquella mayoria, y figurar como aliado de aqucl
Gobierno.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): A pesar de que
aquel Gobierno estaba cometiendo una series de atro-
pe'los contra la libertad. Cuando el senior de la Cruz
emitia su juicio, realmente estaba interrumpiendo, y
en esa sucesi6ni de interrupciones yo tuve tal vez la
osadia de interrumpir al interrupter que no estaba
en el uso de la palabra, y si lo estaba no usaba del
derecho reglamentario que autoriza esa formal acti-
tud en nuestros debates parlamentarios, por no deeir
de nuestros debates politicos.
Cuando el sefor de la Cruz emitia su juicio, acer-
ca de que 61 aceptaba las responsabilidades que pu-
dieran emanarse de la actuaci6n political o guberna-
mental del Partido Conservador, en tiempos del muy
ilustre y respetabilisimo General Mario Garcia Meno-
eal; cuando 61 decia que aceptaba la responsabilidad,
tiene que reconocer y declarar que aceptaba la res-
ponsabilidad, no porque fueran respousabilidades pa-
tri6ticas, sino porque eran responsabilidades politi-
cas; y su juicio estaba a la altura del sentir de sus
propios elements politicos, que entonces estaball en
el Poder. Pero si 61 quiere recoger la responsabili-
dad, tiene que decir ante la Chmara que no son res-
ponsabilidades patri6ticas, sino que son responsabi-
lidades politics, por encontrarse vinculado al Parti-
do Conservador.


beli6n. de la palabra el senior Lombard.


SR. DE LA CRUz (CARLOS M.) : Alli hubo una re-
beli6n military y una revoluci6n de los elements ci-
viles, una, cometida por elements del Ej6rcito y otra,
por el Partido Liberal. Y en los encuentros lleva-
dos a efecto, hubo muertos; pero en mucha menor
cantidad que los habidos ahora, sin revoluei6n.
SR. LOMBARD, (AQUILTNO) : Quiero manifestar que
yo no pertenecia a ]a CAmara. en aquella Epoca, ann-
que si conocia los gestos altruistas y el modo de pen-
sar de S. S. Tambi6n conoci de todos los pasos rea-
lizados por S. S., a fin de buscar un estado do cordia-
lidad entire los cubanos. Y vine poco tiempo despu6s
a esta Cimara, y me encontr6 tambi6n con el ambien-
to saturado de aquellos hechos extraordinarios. Ade-
mis, aunque ahora no lo hago, lo he hecho en tiem-
pos pasados: he leido el DrIAIO DE SESIONES de este
Cuerpo Colegislador, y puedo garantizar que conozco
perfectamente la forma c6mo han actuado todos los
elements del Congreso y especialmente los de la
Cimara de Representantes. Quicro decir, con ello.
que yo no hago inculpaciones a S. S., sino contra aquel
Gobierno. Pero sigamos hablando sobre esta cues-
ti6n. Yo decia al senior de la Cruz que aquel Go-
bierno detentador, abusador, realize crimenes sin
cuento, explot6 el Tesoro Pfiblico, dilapid6 ciento
treinta millones de pesos en cuatro afios, sin dejar


Sn. LOMBARD (AQUILINO) : Pues bien, senior de la
Cruz: Yo result buen apuntador. Voy a comen-
zar por donde mismo habia terminado. De igual mo-
do que S. S. se hace responsible de las cosas de aquel
Gobierno, y no s6 si la responsabilidad a que se re-
fiere S. S. es responsabilidad personal o responsabili-
dad political, yo quisiera que S. S. me contestara este
extreme.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Personal no puede
ser, senior Lombard, porque yo no lo realic6. Un do-
ber elemental de politico, un deber elemental de de-
voto de determinada persona, me obliga a estimarla
y a continuarla estimando, aunque yo no tenga la
responsabilidad personal, porque no son hechos que
yo haya realizado. Por eso hacia la aclaraci6n a S. S.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): Esos hechos come-
tidos, muchos, en el pleno dominion de la arbitrarie-
dad, S. S. no los realize; pero yo, que entoneos era
estudiante de la Universidad Nacional, a veces mal-
tratado por las cosas de aquel Gobierno, no vi que
S. S. levantara su voz de protest ante el hemicielo
de esta Camara por las arbitrariedades cometidas por
aquel Gobierno; y muchas veces, cuando el Partido
Liberal protestaba contra las arbitrariedades come-
tidas en aquel period, sin embargo, la palabra de su
sefioria no se levant6 para protestar; su palabra esta-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ba tranquila, pensando acaso en las conveniencias per- ra dominar mis faltas de reflexi6n juvenile. Por eso
sdnales, en las eonvemencias politicas... de 61, que es mi amigo en las arepeiones de la pa-
labra y amigo tambi6n en las concepeiones del oido,
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo protest en con- yo aqul reelamo, y lo suplico, debido a mi amistad,
tra de esas palabras de S. S. Yo le ruego que aclare que me permit, sin las reflexiones de la meditaci6n,
y precise eso de las conveniencias personales. entrar en un debate, que me deje afianzar ami mns
He oido con respeto a S. S., pero sus Iltimas ma- mis oricntaciones, oyendo y discutiendo, que al fin
nifestaciones son algo agresivas y violentas y yo no y al cabo es un honor para mi oir al senior Carlos Ma-
A... it^ Vi. .,1 En R Belrlo ha diliho nuel de la Cruz.


last puedo au mtUI J-iL1. aI UI q' '
que, en aquella 6poea, yo no protest por convenien- SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El senior VAzquez
cias personales; y yo le pido a S. S. que rectifique esa Bello formula una acusaci6n contra mi persona: la
declaraci6n de que procedia pqr conveniencias perso- de que por ventajas politics, por silencio personal
nales. Le ruego que la sefiale, o que la retire... en los acontecimientos de Febrero, tengo yo responsa-
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) N o en las conve- bilidad personalmente; y en un tono como lo pone 61,
niencias personales econ6micas, pero si en las conve- grave, respect a ese pasado. El juicio puede ser
niencias poiiticas, ya que S. S. era leader y era la mas o menos duro, el calificativo mais o menos seve-
pa'abra que mandaba, tal vez pensando en el concep- ro; pero la relaci6n, en cuanto al hecho se refiere,
to de su padre, o tal vez pensando en la natural pro- debe ajustarse honradamente a la verdad; y yo de-
testa de la juventud... elaro que me ajusto a la verdad, en cuanto a rela-
cion de hechos se refiere; y que todo ello puede des-
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Aun con la sepa- viarse, despu6s, en cuanto a hechos del pasado, por
raei6n ,que establece el senior Vazquez Bello, en cuan- yo haber intervenido en ellos...
to a las conveniencias political personales, debe rec-
tificar; porque debo declarar que dentro de esa res- SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Por omisi6n.
ponsabilidad, como resultado de una elecci6n fraudu- SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Por acci6n o por
lenta, o como resultado de una agresi6n a los dere- omisi6n, senior VAzquez Bello.
chos electorales, pudiera yo haber sido declarado elec-
to. Y puedo declarar... En el afio 1916, el Partido Conservador fu6 a una


SR. LOMBARD (AQUILINo)I: Sefior Presidente:
Abandono el campo y me siento. Renuncio al uso de
la palabra.
Sr. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): Del senior Lom-
bard, que ha sido siempre maestro de cortesia, yo re-
clamo, de eso que 61 ha hecho uso tantas veces, un
pedazo para mi.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Suplico a la Cama-
ra que me permit aclarar esto, porque son acusaio-
nes que afectan a mi dignidad y a mi honor, y yo no
puedo dejarlas sin que las rectifique el senior Vazquez
Bello.
Sn. VAZQUEZ B 2LO (DIEGO): Yo quiero que la
Presidencia recoja el eco de las palabras del senior de
la Cruz, para llegar, en la amplitud de la raz6n y del
juicio, a aclarar todos los detalles y a profundizarlos


reelecci6n'. Y aqui, en estos bancos, se sientan mu-
chos compafieros mios los cuales pueden atestiguar
que siguiendo yo el criterio politico que creia para
mi mIs convenient, me senti y me produje en contra
de una reelecci6n, frente a mi propio partido, porque
yo entendia que esa era la base initial de las desven-
turas de mi patria; y entonces, desempenando un car-
go que no era elective, fui a una asamblea, votando
en contra de la reelecci6n, renunciando previamente
a mi cargo. Esto se public en el propio peri6dico
que entonces era prensa amarilla del Partido Liberal,
en el "Heraldo de Cuba". Pocos dias despu6s, lle-
garon las eleeciones...
Sn. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : En 6poca de mi na-
rraci6n era yo un estudiante, y formaba parte de la
C6mara el senior Freyre de Andrade. Ese juicio lo
emiti6 usted en el afio 16 6 17, mientras asistia yo
por afici6n a la tribune pfiblica, por afici6n y por


todos, si la necesidaa me oDlga. vinculos politicos con el partiao ae que formo part,
R. D LA C Z por propia idealidad, por concepts que estin de
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Bueno; vamos t acuerdo con la historic de ayer.
aclararlo y a profundizarlo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Voy a continuar.
SR. LOMBARD (AQUimNO) : Sefior Presidente: Y lleg6 la revoluci6n de Febrero. El Partido Libe-
Renuncio al uso de la palabra. ral, reclamando el resultado de las elecciones, levan-
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Sefior Lombard: t6 la revoluci6n que hizo levandose a elements ci-
Yo he sido, de una manera muy direct, ofendido viles y militares. g Cudl fu6 mi actuaci6n en aque-
por el senior Vazquez Bello, y deseo aclarar esto, pa- 1los mementos? En las elecciones que se celebraron
ra responder a la ofensa que 61 me ha dirigido. en Las Villas, Camagiiey, Oriente y en otras provin-
eias, donde el Partido Liberal declare que se habia
Sn. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Sefior de la Cruz: falseado el resultado de las eleceiones, yo no parti-
Permitame una sfiplica. El senior Lombard, tal vez cip6. Dice el senior VAzquez Bello que no protest
- y sin tal vez es, en mi concept, una de las per- contra aquellas cosas que pudieran ser transgresio-
sonas mAs doctas de la Cimara, por su ciencia. Pa- nes a la ley, pero el senior Vazquez Bello estd en un
ra mi, las palabras mIs doctas, los concepts mas me- error, porque yo si protest, y va a conocer S. S. al-
ditados, los juicios ma's equilibrados que se emiten go que ignora: Estoy relatando hechos. Mi protes-
en la Cgmara, desde que yo tengo el honor de callar- ta fu6 tan fundada que llegu6 a esta Camara en fran-
me tantas veces pare sentir en mis .oidos concep- ca rebeldia y en actitud de enemistad manifiesta con
tos y razones, es la palabra de Lombard, quien los mAs devotos amigos mios y del Poder Ejecutivo, y
es tal vez mi maestro, no solamente en el orden de la apelo a mi expediente como Representante a la Cui-
palabra, si no maestro para dominar mis impetus, pa- mara, donde consta que se pretendi6 impugnar mi


_v







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


acta; apelo a dos causes que se me iniciaron ante el
Juzgado de Instrucci6n en moments en que yo pare-
cia m6s rebelde que los propios libera-les. sY que
pas6 despu6s? Vine a la Cimara, tendi la mano ge-
nerosa a todos los que se habian alzado, y por estas
manos llegaron a estos escaiios hombres que todavia
estaban pintados de la tierra colorada del monte y
que venian a ampararse en su inmunidad parlamen-
taria; hice celebrar sesiones, y ahi esta el DIARIO DE
SESIONES donde costa que pedi que so proclamara
al senior Orestes Ferrara; impedi una conjura que 3e
habia formado para quitarle el aeta al propio herma-
no del Presidente actual; y fui, dia por dia, a la reja
del Presidio a llevarle correspondencia a amigos de
toda mi vida que habian caido prisioneros; logre la
libertad de un conocido politico de Las Villas; y muy
pronto, en meses, logr6 la libertad de otros que for-
man hoy Gobierno con el General Machado. No me
vesti, entonces, de military ni de guerrillero, me vesti
de cubano, para sentir en cubano y para favorecer a
cubanos que se habian envuelto en aquella tragedia,
triste siempre para la Repfibliea. Todos esos son he-
chos, senior Vazquez Bello, y no palabras. Fui elec-
to Representante por la provincia de La Habana euan-
do gan6 el Partido Liberal, y saqu6 el ata sin pro-
teeci6nr official; puedo declararlo hoy a la luz pfbli-
ca y frente a todos los Congresistas aqui esta noche;
estoy en estos escafios sin haber obtenido jams, en
ningfin moment, la proteeei6n official, ni en la 6po-
ca conservadora ni en la 6poca liberal. QuB m4s
quiere S. S. ?
Sn. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : La parte de omisi6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Vamos a la parte
de la supuesta omisi6n. CuAl fu6 y cuAl puede ser
mi parte de omisi6n? En aquellos moments, en mo-
mentos de revoluci6n, y cuando el Gcbierno afronta-
ba la protest del Partido Liberal que acusaba al Go-
bierno de muertes misteriosas y de asesinatos, ~,esta-
ba yo en el caso de calificar con el Partido Liberal
aquellas muertes? Como patriot, si; como politi-
co, no. Yo no podia calificar de asesinatos esos ac-
tos, porque a la luz de mi conciencia no lo eran.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Porque pensaba en
el Partido Conservador.
SR. DE LA CRUz (CARLOS M.): Hubiera pensado en
el Partido Conservador cuando se iba a la reelecci6n,
y vot6 en contra de ella; pero S. S. es joven y como
joven...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Joven y ya fiscal
del senior de la Cruz.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Entonces era yo es-
tudiante, herido por una bala de la policia, en tieni-
pos de Menocal, y no senti la protest de ningfn' Re-
presentante conservador.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : ?,CuAntas balas, en
estos tiempos, ban sentido otros ciudadanos?
SR. ESTRADA (LIIS): Para una interrupei6n.
SR. VAZQUEZ BELT.O (DIEGO): Pero be sido aludi-
do. Yo pienso en el bien y no en el mal; soy comu-
nista y pienso con Lenine, como todos los hombres
que piensan en la humanidad y no en las convenien-
cias personales.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Eso es una sopa.


SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Tal vez, pero no me
equivoco. Ahora viene a mi mente el recuerdo de
aquella Junta de Subsistencias, cuando nuestro puer-
to estaba cerrado, no para resolver las necesidades
de nuestro pueblo, sino para llenarle los bolsillos a
algunos cindadanos que en aquel period politico se
hicieron ricos. Eni los anales de la political cubana
y de nuestro gobierno propio, en aquel period que
ustedes recordarAn, la protest del obrero y del es-
tudiante se uni6 a la del Partido Liberal; los obreros
eaian muertos en aquellos moments en las calls de
La. Habana, fusilados, pudi6ramos decir, por los si-
carios del Gobierno. Recuerdo todavia un hecho que
no se me ha borrado ain de mi mente: aquella colisi6n
ocurrida en pleno dia en la esquina de San Rafael y
Galiano, donde fueron brutalmente maltratados nues-
tros obreros, maltratados por la policia cuyos jefes
obedecian 6rdenes directs del Jefe del Gobierno, en-
tonces el General Mario Garcia Menoeal; y aquello se
realize sin que hubiera una sola protest en esta Ca-
mara, a pesar de que, entonces, muchos de los nue
hoy protestan se encontraban en este hemicielo. Nos-
otros concurrimos cuando aquellos hechos a Palacio, a
protestar contra todos aquellos atentados, a protester
contra Pltcido HernAndez, a protestar contra todos
los que habian cometido aquel acto de salvajismo.
Nosotros perseguimos una sola finalidad, que es la
de salvar los intereses de la Patria, todos nuestros es-
fuerzos a ello lo dedicamos.
Sn. ESTRADA (Luis): Sefiores Representantes: No
tenia yo la intenci6n de intervenir en este debate,
pero relacionado con aquellos heehos hist6ricos pasa-
dos, en los cuales actte en mi condici6n de Liberal,
en estos moments tengo el deber de dirigir la pala-
bra a la Camara. No podemos olvidarnos de lo que
pas6 en aquella 6poca, no podemos olvidar la historic
de aquellos heehos ya pasados. Yo perdi uni herma-
no, en Caicaje; estuve en el extranjero, expatriado;
entregu6 a la revoluei6n de Febrero, contra el Gene-
ral Menocal, toda mi conciencia de patriota: y este
acto no lo realic6 como acto de vesania ni de locn-
ra, lo hice porque creia injusta la actitud del Gobier-
no del General Menocal; no lo realic6 contra el Ge-
neral Menocal en persona, no senior; lo realic6 contra
el sistema que implant el General Menocal en Cuba.
De ahi ]a revoluei6n de Febrero, noble, generosa, jus-
ta, justisima. Habia que asegurar en Cuba un Go-
bierno que respetase las leyes, que respetase la liber-
tad de los cindadanos, oue 6stos pudieran gozar de
todas las libertades politicas, y para restablecer to-
das estas cosas se hizo la revoluci6n de Febrero.
Estos son los hechos. En aquel Febrero, con todas
sus eonsecuencias, yo rendi todo cuanto me era
querido, ech6 a rodar mi carrera military, abandon
mi hogar, mis dieciocho afios de servicios, miesto one
vo tuve el honor de haber servido en el Ej6rcito Li-
bertador; repito one ehe6 a rodar todo esto. y lo hice
nor destruir un sistema de gobierno que pugnaba con
la conciencia cnbana. Nosotros queriamos evitar oue
se hiciera political en el Ejereito, pero nosotros ssbia-
mos que un fran nfimsro de los hombres que figu-
raban en ei Ejercito haeian una political contraria al
Partido Liberal qu era la mayoria del pueblo cuba-
no; nuestra intenci6n fu6 ovitar esto. Nosotros que-
rfamos evitar que los militares amigos del General
Menocal hicieran political. Y, sefiores, es natural que
,n hombre como yo. que rinde en un momento nor el
ideal de una causa toda una carrera military, toda una







22 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


vida tranquila, just es que eneste moment en que
se habla del pasado y del present, me muestre ahora
de acuerdo con' aquel pasado y fustigue el present.
No voy a decir nada contra nadie, no creo que el mo-
mento sea propicio para hurgar en el pasado; al con-
trario, debemos procurar olvidar aquel pasado sobre
el cual pesa una gran responsabilidad, pues es una
verdad que aquel Gobierno no acat6 la ley.
Una vez, siendo yo Representante, se habl6 de la
revoluci6n de Febrero; se inculpaba a quien yo creia
responsible, y me acuerdo que yo dije estas palobras:
"En Cuba no hay mas que uri rebelde contra todas
las leyes,y 6ste es el Gdbierno que rige los destinos
de la Naci6n; el pueblo cubano no quiere revoluci6n,
desea una vida tranquila, de democracia, do justicia,
y nosotros, llenos de patriotism, hicimos aquella re-
voluci6n de Febrero en busca de una situaci6n, en
busca de un Gobierno que responidiera a los grandes
ideals del Partido Liberal, de un Gobierno que cam-
biase el sistema que se empleaba, que cambias, el pro-
cedimiento; fuimos a la lucha political, vencimos y
ocupamos el Poder, y lo ocupamos, porque tuvimos
una mayoria enorme de sufragios, esperando que
todo fuese modificado. Nos esperanzamos en el fu-
turo, pasaron los primeros anfos del Gobierin libe-
ral, y poco a -poco, sefiores, con sentimiento de libe-
ral, con sentimiento profundo, como amigo iltimo que
he sido del Jefe del Estado, vengo a declarar, de
acuerdo con mi conciencia de patriota, de liberal y
de cubano, que no tenemos nada que hablar del pa-
sado, porque nosotros lo hemos hecho igual o quizdis
superado. (Aplausos en el grupo ortodoxo.)
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo no voy a hacer
uso de la palabra, en estos moments.
SR. VAZQUEZ BELL (DIEGO) : Yo quiero que el se-
flor Carlos Manuel de la Cruz me permit la palabra,
porque voy a pensar en Montesquieu.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Ya S. S. nos ha
traido a colaci6n un gran nfmero de citas hist6ricas.
SR. VAZQUEZ BELL (DIEGO) : Voy a hacer histo-
ria, y es por ello por lo que quiero hablar de Mon-
tesquieu. Me parece que el reflejo del present es
el recuerdo del pasado. Yo quiero entrar en la his-
toria, y permitame usted, senior de la Cruz, que sin
hacer alarde de erudici6n me haya metido en Montes-
quieu, porque yo, lo que quiero, es meterme en la
vida del Partido Conservador...
SR. DE LA CRUZ (CARLOs M.) : Fatalmente, tengo
que declarar que me es muy dificil entender al senior
Vczquez Bello. (Risas.)
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): Vamos a ver si es
verdad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): He consumido un
buen rato para justificar, con una relaci6n de he-
chos expuesta ante la Chmara, cudles fueron mis ac-
tividades en ese pasado hist6rico tristisimo para Cu-
ba en que, realmente, el senior Vazquez Bello, por
desconocimiento, no puede...
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): Permitame S. S.
que le diga que yo he leido el DIARIO DE SE-
SIONES y he hepho un studio analitico de los hechos
sucedidos en Cuba, pensando en la ideologia politipa
y en los beneficios de la Patria; y puedo decir a S. S.
que tal vez conozca su vida mejor que S. S. (hisas.)


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Por eso digo que
no entiendo al senior Vazquez Bello.
SR. VAZQUEZ BELL (DIEGO): Permitame S. S.
que le diga que aqui, en el debate, S. S. muestra una
gran habilidad parlamentaria, y en la sesi6n de
esta noche no quiero entrar yo en debates, sino en
interrupciones, porque son mas breves las interrup-
ciones que los debates; pero yo le suplicaria a S. S. que
entire en la part de omisi6n, en ]a part en que de-
bi6 protestar y no protest, cuando las libertades es-
taban desconocidas, cuando las garantias personales
no existian, cuando la Ley de Obras Pibblicas no es-
taba reclamada por ustedes; cuando la reform de la
Ley de Obras Piblicas no era la que hoy tenemos, si-
no que era la que ustedes nos daban, sin oirnos nunca.
Y hay que pen'sar en Baeza, y hay que pensar en Ca-
rril, y hay que pensar en los cien mil crimenes del
menocalato, de los que S. S. no protest.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Hay que convenir
que en la noche de hoy tengo muy mala suerte.
SR. VAZQUEZ BELL (DIEGO) : Al contrario. S. S.
tiene much suerte. (Risas.) La suerte de S. S. es
conseguir lo que busca, entretener a la Camara para
que se prolongue este debate.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Ruego al senior Vaz-
quez Bello que en esos conceptos que ha emitido, en
que me imputa responsabilidades, haga una rectifi-
caci6n. Es un ruego que yo dirijo al compafiero. El
puede pensar que puede haber toda la responsabili-
dad political que o1 quiera, a travis de sus ideas; pero
decent y escrupulosamente no puedo permitir que
plense que yo, personalmente, he obtenido ventajas
ni aun en el interns patri6tico, ni siquiera en el in-
ter6s del Gobierno de mi pais.
SR. VAZQUEZ BELL (DIEGO) : Desde luego, la na-
tural cortesia y el natural respeto que es una consi-
deraci6n que todos nos guardamos, me obligan no a
rectificar, porque no tengo nada que rectificar, sino
a aclarar concepts, para justificar mi juicio. Cuan-
to yo le decia a S. S. en el orden personal, me refe-
ria al senior Carlos Manuel de la Cruz como diputado
o Represeutante de mi naci6n, por no haber protee-
tado de aquellos hechos politicos anteriores, que si
son politicos llevan tambien una responsabilidad per-
sonal. Y al significar yo, con mi palabra, aunque in-
comprensible, bastante clara para mi, que eran por
omisi6n, no'envolvia ningfin concept de responsabi-
lidad personal por la aetuaci6n que deliberadamente
pudieran significarse como responsible en eualquier
orden. Si eso no es bastante para S. S., yo no he
de concurrir a ningfin terreno y much menos al lla-
mado terreno del honor; pero en cualquiera otro en
que S. S. me pudiera reclamar responsabilidades, es-
toy dispuesto a concurrir.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Eso envuelve una
situacl6n peor, porque constitute una amenaza y una
agresi6n; y yo lamento much que el senior Vazques
Bello abandon el plano sereno de las discusiones par-
lamentarias para colocarse en el terreno de la fuerza
y de la violencia. Yo he querido mantenerme siem-
pre en el plano elevado y sereno de las discusiones
parlamentarias, y le pido al senior V6zquez Bello que
retire esa amenaza que l6 me lanza;' pero si el senior
Vazquez Bello no la quiere retirar, puede mantener-
la, si quiere...





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 23


SR. VAZQUEZ BELiLO (DIEGO): No fu6 agresi6n.
Por mi parte, ninguna agresi6n le he hecho a S. S.
SR. LOMBARD (AQULINO): Para una cuesti6n de
orden. Yo declare, sinceramente, que no he venido
aqui a perder mi tiempo. La Presidencia debe apli-
car el Reglamento...
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No, no; la CAma-
ra no me puede hacer a mi eso. Hay un problema
personal planteado, que es necesario terminar...
SR. LOMBARD (AQUITINO): Un moment. Yo le
he pedido al senior VAzquez Bello dos o tres veces,
en calidad de amigo -porque soy amigo personal
del senor VAzquez Bello, amigo carifioso, amigo inti-
mo -le he pedido dos o tres veces que no hay incon-
veniente en que 61 haga una explicaci6n pfblica al
senior Carlos Manuel de la Cruz. Yo conozco perfec-
tamente que en el calor de la improvisaci6n se dicen
muchas veces palabras que no se ha tenido la inten-
ci6n de decir, y es noble, y es caballeroso, y es con-
veniente, y es de compafiero, realizar cualquier recti-
ficaci6n, cuando se dicen palabras que no son adecua-
das al debate. Pero hace hora y media que estamos
en esta cuesti6n. Yo fui interrumpido en el uso de
la palabra, y he dicho muchas veces en la Cimara
que 6sta no es manera de legislar. Nadie tiene el de-
recho, si la Presidencia quiere cumplir con el Regla-
mento, de quitarle a un orador el uso de la palabra
durante dos horas, en un debate, porque eso no lo
ampara el Reglamento, ni es practicado en ningfin
Parlamento.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La Presidencia ha
concedido al senior VAzquez Bello la palabra para rec-
tificar un concept. En este caso, la Presidencia ve-
ria con gusto que S. S. hiciera la rectificaci6n o acla-
raci6n que fuera procedente, con la gentileza que le
caracteriza.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO): Antes quiero adla-
rar un concept, para satisfacci6n del senior Lombard.
La mala prhctica la hemos tenido nosotros en el Par-
lamento y la confrontamos esta noche y la vivimos en
cada dia. Se convoca a una sesi6n extraordinaria,
y la Presidencia, por elasticidad y por consideraci6n
a sus compafieros, permit un debate politico. El de-
bate politico surge, y no se viene a legislar sobre
la Orden del Dia, porque por consideraciones y gen-
tilezas especiales que ha tenido siempre la Presiden'-
cia de la C6mara, ha consentido que cualquier sefor
Representante entable un debate politico y se salga
de la Orden del Dia; y esto es lo que nosotros esta-
mos haciendo. A voces, nosotros hemos visto que,
por las consideraciones y afectos del senior Lombard,
por sus amores al Partido Liberal en que milita, 61
respond a concepts e imputaciones vertidos por la
minoria; y eso ha permitido la CAmara dilatando sus
sesioies; y esa era la prietica y ese era el studio que
yo tenia hecho.
Y ahora yo quiero entrar con el senior de la Cruz.
Empec6 a entrar en el studio de su padre; sus obras
todas las he leido, y he admirado su amor al sacri-
ficio por Cuba; todas sus obras las he leido, porque
creia que eran la antorcha mAs grande que podia te-
ner la juventud cubana del pasado. Y asi empece6 a
estimar al senior de la Cruz, por sus palabras elo-
cuentes y sus concepts claros; su voz llena de severi-
dad me ha cautivado, y si algo yo he tenido para 61
que no le haya gustado, era solamente la critical, pe-


ro la critical madura, un juicio, no porque 61 se hu-
biese aprovechado politicamente, adquiriendo una re-
elecci6n en tiempos del General Menocal, porque co-
mo hombre de partido ha sido uno de los hombres
mas habilidosos, y si se quisiera busear la comproba-
ci6n de esto, hoy tal vez sea el dia mas hAbil de 61,
y en esto est6 su provecho: en poner la medula, su
cerebro, en conquistar; y ha hecho el maximum de la
conquista, estando hoy todavia en la oposici6n.
(Aplausos.)
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Agradozeo las fra-
ses de S. S. rectificando de una part y aclarando de
otra, concepts emitidos. Yo, senior Vazquez Bello,
no vengo a los escafios nunca interponiendo arrests
de valiente. Soy un hombre digno, y puede S. S. te-
ner la seguridad, y la CAmara, de que cuando tengo
problems de dignidad por delante, s6 cumplir para
que mi dignidad quede en su lugar.
Agradezco las frases de S. S., y, por mi parte, esta
terminado este incident.
SR. PRSIDENTE (ALLIEGRO) : Terminado el inciden-
te. Continue en el uso de la palabra el Sr. Lombard.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Sefiores: Realmente,
yo habia prometido no hablar mis, despu6s de estos
incidents que han con'sumido infitilmente el tiempo,
sin que hayamos podido contestar debidamente a las
palabras dichas por el senior de la Cruz respect de
una series de incidents politicos. Apenas si debia
uno continuar diciendo alguna cosa; pero en el em-
pefio, por mi part, de terminal, si se puede, con de-
terminadas pricticas political que yo las consider
inconvenientes, le formula al senior de la Cruz la pre-
gunta de si 61 se hacia personalmente responsible de
las cosas realizadas por el Gobierno del General Me-
nocal, o que si 61 se hacia responsible en el campo po-
litico; y el senior de la Cruz afirm6 que no se hacia
responsible personalmente de las cosas ocurridas du-
rante el Gobierno del General Menocal, porque 61 no
las habia realizado; y despu6s, en el dialogo mante-
nido por el senior Vazquez Bello, ha expuesto una se-
rie de razonamientos ciertos, porque yo los conozeo,
respect de su actuaci6n y su conduct con aquellos
cubanos pertenecientes al Partido Liberal que se fue-
ron a la revoluoi6n de Febrero, revoluci6n que se do-
min6 con aquella c6lebre proclama de Mr. Gonzales y
que no fu6, como la de ahora, una revoluci6n ven-
cida por el Gobierno, sin necesidad de Ministros ex-
tranjeros; fu6 una revoluci6n exterminada por la
fuerza potente de nuestro Ej6rcito, con su poderosa
maquina de guerra, que esti preparada para respon-
der con 6xito a todas las alteraciones del orden pfbli-
co, en el pais. En este punto yo hubiera querido po-
der espigar, de haber tenido tiempo para ello; pero
no quiero insistir, porque tengo la seguridad de que,
andando los dias, habremos de tocar esas cuestiones,
para dilucidarlas a la faz del pais. El punto a con-
testar del senior de la Cruz, es de si personalmente
nc podia hacerse responsible de todas aquellas cosas
mal hechas del Gobierno del General Menocal; y el
senior de la Cruz contest que no. De igual manera,
ni yo, ni la banda de la mayoria, pueden hacerse, tam-
poco, responsables de las cosas del Gobierno actual; y
del mismo modo que S. S. se hace responsible' politi-'
camente, de las cosas que resultaron en aquel Gobier-
no, la mayoria Liberal-Popular y yo nos hacemos res-
ponsables, politicamente, de las cosas que hayan ocu-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


rrido durante ]a present administraci6n. Y vamo:
a explicar este aspect. Nuestro pueblo es ui pueblo
impressionable; nuestro pueblo comienza, ahora, a da:
los primeros pasos en la vida civil; nuestro pueblo
lleva simplemente treinta afios de vida iridepen
diente, tiene ain resabios coloniales, que no ha po
dido abandonar; nuestra ilustraci6n, aquella que no:
dieron nuestros progenitores, esti arraigada en nues
tro ser, pero durante el period republican ha sufri
do una transformaci6n enderezada a modificar lar
viejas costumbres, para inclinarnos a las costumbre;
americanas, y hemos tratado de hacer una prepare
ci6n aut6ctona propia. Nosotros nos hemos encon
trado con un estado revolucionario, no frente al Ge
neral Machado, ni al Partido Liberal, sino una revo
luci6n, product de la conciencia colectiva cubana
que esta respondiendo a la conciencia universal en es-
tos filtimos tiempos; y no puede ser de otra mantra
porque el fen6meno no es exclusivamente cubano, es
especifico de las repfiblicas iberoamericanas; no hay
una nai6n de Sur y CentroamBrica, en que no hayan
ocurrido, en estos filtimos afios, revoluciones y cam-
bios en sus instituciones, sustituyendo a los Presiden-
tes, y no porque fuesen Dictadores, sinro por exigen-
cias del pueblo que, queri6ndose dar una nueva es-
tructura muy distinta a la anterior, no ha estado con-
forme con la vigencia de las instituciones y con la
actuaci6n de sus gobernantes. Un pueblo no puede
deten'erse en su camino, y el pueblo cubano no puede
detenerse en la labor emprendida por su mejoramien-
to. En Cuba, desde hace seis afios, hay una verda-
dera rebeli6n de la conciencia cubana, y esa rebeli6n
se ha desenvuelto en una revoluci6n. La rebeli6n y
la revoluci6n son dos cosas distintas. Hace rato ani-
daba en la conciencia cubana, pero andaba muerta,
porque cuando nosotros afloramos a la vid.a indepen-
diente, fuimos limitados en nuestras facultades y en
nuestros derechos; y aun queda eni el fondo de los
propios libertadores, que hoy tienen sesenta afios, y
que son nuestros Padres, aquellas ansias de trocarlo
todo, tal como ellos lo sofiaron. Y vino Machado.
Machado no fu6, en el Poder, m6s que lo que ansiaba
el pueblo cubano. Recuerdo perfectamente, porque
fui uno de los iniciadores de esa candidatura, que el
pueblo liberal pedia a gritos, de Oriente a Occidente,
la necesidad de un cambio de procedimientos, y que-
ria un hombre fuerte en el Poder; queria a Mendieta,
que estimaban dentro del campo liberal como el hom-
bre mejor habilitado para interpreter, por lo menos,
esa propia conciencia cubana que se venia manifes-
tando en un sentido mas amplio y m6s liberal. Pero,
sefiores Representantes, es necesario que aqui, en esta
noche, en que vamos a discutir una amnistia tan am-
plia como las demds -y alli estin los textos de las
amnistias anteriores en esta noche que vamos a to-
car nuestros corazones y en que nuestras 'deas cho-
can, para ver si terminamos el problema cubano, di-
gamos toda la verdad. Por eso yo decia que tenia en
la mente ideas distintas de las que habian de expre-
sarse y que era opuesto al moment en que se expre-
saban, ya que los elements de la oposici6n, los pro-
pios Conservadores Ortodoxos, no aceptaban la am-
nistia en la forma que estaba redactada.
Antes de continuar por aqui, permitame S. S., se-
lior de la Cruz, que le diga una cosa: Ese grupo que
dirige S. S. es de politicos avisados, hiibiles, y no po-
dian ser menos, ya que S. S. no podia presidir un gru-
po de otra calidad; pero S. S. vino un dia aqui y
ofreci6 al pais y a la Camara, por su propia iniciati-


s va, una ley de reform de la Constituci6n, y cuando
o la mayoria acept6 la proposici6n, S. S. estim6 que las
r modificaciones sentadas no respondian a los deseos de
o ]a minoria; y entonces, S. S., lejos de aceptar la re-
- forma de la Constituci6n, amplisima, como nosotros
- la habiamos redactado, de acuerdo precisamente con
s los dos grupos de la banda de enfrente, se neg6 a que
- fuera aprobada, no integrando el quorum. Nosotros
- hemos logrado ahora que en dias pasados, en una se-
s si6n que fu6 secret y que debi6 ser pfblica, por el
s espiritu de cordialidad y de cubanismo que influy6 en
- todas las mentes y en todas las conciencias, cuando
- la Camara se produjo a favor de la amnistia, estiman-
- do que debiamos liquidar este problema, que no es
- grato para nadie, que puede producer dafios inmen-
, sos, mayores que los que ha producido hasta la fecha,
- recordarh S. S. que en el seno de la Chmara, sus com-
, pafieros ortodoxos, los propios elements que habian
Ssido excarcelados, no encontraron mas que afeetos y
carifios de todos los banrcos de la mayoria; y asi fu6,
porque aqui sentiamos los mismos latidos que ellos,
pues el patriotism no s6lo radica en aquellos bancos.
S. S. me hard el honor de peisar que tambi6n senti-
mos el patriotism los que estamos en estos bancos.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Nunca lo he negado.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Nosotros estimamos
tambi6n necesaria la paz moral para todos los cuba-
nos, pero es convenient que no hagamos astillas del
palo, y el palo es la Repiblica. Cuando yo me ex-
preso de esta manera burda, hablando de palos y de
astillas, me refiero a que no contemplemos mis al pa-
sado, para sacar a Menocal y otras cosas por el esti-
lo, cosas que deben dormir con el prop6sito de modi-
ficar todos nuestros procedimientos. Cuando yo ve-
nia esta tarde hacia esta Camara, pensaba que venia
a votar aqui una Ley de Amnistia amplia, para un
grupo de cubanos que estaban encarcelados todavia y
para algunos que ban sido excarcelados. Yo me crcia
que al votar esta ]ey iban a quedar solucionados to-
dos los problems dificiles que afrontamos en el actual
moment. Veamos, ahora, en lo que se basa S. S. pa-
ra afirmar que la amnistia no es buena. S. S. se
basa en la disposici6n transitoria, en su iltimo p6rra-
fo. Ya lo decia hace un moment el senior Martinez
Fraga; 61 afirmaba que esta Ley de Amnistia estaba
muy mal redactada. Y yo puedo afirmar, sin ser
abogado, sin ser jurista ni literate, que la ley esta per-
fectamente redactada, y que la ley no incurred en nin-
gin defecto literario ni tampoco en su aspect juridico.
Yo quisiera que se me sefialaran los defects literal.
rios que esta ley puede tener. Claro est6, la ley etta
de amnistia tiene, en sus disposiciones transitorias,
en uno de sus renglones finales, algo que habrA alar-
mado a la minoria. Esa amnistia, ni aun con eso tie-
ne ninguna limitaci6n. Las amnistias, se dice, son
eyes de perd6n, de olvido, y yo creo que son leyes de
olvido, no de perd6n, puesto que no tenemos nada
que perdonar. Yo creo que cada uno de nosotros, lo
mismo de los bancos del frente como los de este lado,
ha hecho lo que ha querido, lo que ha sentido y lo que
ha podido, como cubano y como hombre libre. Ila
babido errors por parte de ustedes, puede que tam-
bi6n los haya por part nuestra, yo lo reconozco.
Esos errors no pueden conducirnos a mantenernos
en' la misma condici6n en que estamos actualmente.
Estimo que no hacemos nada con no concurrir aqui
a dar el quorum. Estimo que no hacemos nada con
el procedimiento de romper todas las sesiones pidien-


J:







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESEANANTES 25
_ _~,-- T


do pase de lista; este procedimiento no lo creo m&s
que ccmo una habilidad parlamentaria, con el prop6-
sito de salir adelante en sus aspiraciones, pero que,
en realidad, ninglin bien ha de producirle al pais.
Creo que esta Camara debe hacer lo que ella ha hecho
otras veces: discutir la ley a la luz del sol, eualquie-
ra que 6sta sea; oir la opinion de los dem6s y hacker,
en definitive, lo que la mayoria de la Cimara tenga
por convenient, siempre que no salgamos de los asun-
tos politicos. Cada Representante ha de emitir su
voto de acuerdo con su criterio personal. Estimo que
los elements que figuran en las fi'as ortodoxas de-
ben haeer cuantas observaoion'es estimcn procedentes,
pero, eso si, no debemos traer a colaci6n hechos ya
ocurridos y cuyo recuerdo no haec mas que entorpe-
cer nuestra labor, haciendo esto con toda seguridad
que no habremos de llegar jams a la soluci6n de los
problems cubanos.
Voy a continuar. S. S. hablaba de los militares.
S. S. anunciaba o temia que el propio Poder Ejeeu-
tivo iba a ser preso del Poder Militar; y yo conside-
ro que, aunque el Ej6rcito no figure dentro de ]as
instituciones republicans como un Poder del Estado,
quiero aceptar que por extension le demos el nombre
de Poder, ya que represent la fuerza. En estos mo-
mentos el Ej6rcito nos ha dado la prueba mas paten-
te y real de patriotism. Muchos entienden que el
E.jrcito debe de ser campo de handerias political, pe-
ro yo creo que debe manten'erse inalterable, en sa
puesto, guardando el orden y respaldando siempre a
]a Naci6n. El Ej6rcito ha jurado a'atamiento al Go-
bierno constituido, ha jurado acatamiento al actual
Gobierno del General Machado, que es un Gobierno
legitimamente constituido, y que lo ha sido no s6lo
por la voluntad de un partido politico, sino por la
voluntad de todos los partidos politicos de Cuba, que
lo proclamaron bajo la clipula de este hermosisimo
Capitolio. Ahi, en esos bancos ortodoxos. so sientani
muchos que aplaudieron las gestiones del General Ma-
cbado. Ahi hay muchos individuos que ayudaron al
General Machado a resolver todas las cuestiones de
caricter politico que se han resuelto en Cuba; y yo
garantizo aqui solemnemente que. sin el concurso do
los bancos Liberales, el General Machado no hubiera
podido realizar una series de obras convenieutes ai
pais. Pero es que aqui, cuando hacemos las cosas,
las hacemos porque somos arrastrados por un m*men-
to de entusiasmo, porque somos arrastrados por el
afecto y por la amistad quo nos conqusta, porque so-
mos arrastrados por el compromise de la political; y
luego, cuando despu6s nos damos cuenta de que he-
mos errado el camino, es entonces que nos paramnos
a contemplar el pasado y a vigilar el porvenir. Vos-
otros, los elements de esos bancos, estais vigilando
el porvenir; i ah!, pero del mismo modo que vosotros,
nosotros lo estamos haciendo tambi6n. Frente a la
pblitica que ustodes hacen, que no es mas que una
pclitica de partido, esta ]a otra political de partido;
y a grado tal es esto verdad, que esta noche, el senior
de ]a Cruz se asombraba de que nosotros no accediera-
mos a tratar estas cuestiones en una-sesi6n secret; ?y
no accedimos a ello, no porque no contisemos con toda
la fuerza que era necesaria en estos casos, sino por-
que estimdbamos que no era possible dejar de votar la
amnistia en esta noche;-y porque ya asi lo habia do-
clarado la mayoria Liberal-Popular, no teniendo que
defender de la voluntad vuestra, puesto que de ante-
mano, contando con una mayoria absolute, ya sabia-
mos cuAl era el camino a seguir. La ley, pues, debia


ser votada esta noche. A ese efecto, el leader de la
mayoria, ]a Presidencia de la CAmara y los elements
que constituimos esa mayoria, hemos tenido la con-
signa de venir esta tarde aqui como un bloque military
cerrado frente al adversario, para demostrar nuestra
fuerza y para decirle al pais que estamos aqui en el
cumplimiento de un deber y porque estimamos es la
hora oportuna de llevar a efecto esta obra que rea-
lizamos.

Voy a referirme a una enmienda que tengo presen-
tada, y con ello quiero dar una muestra mas eficien-
te de c6mo pienso respect del compaferismo, y res-
pecto del cubanismo. Yo creo que los Representan-
tes no debemos tender privilegios frente a] pueblo que
nos ha elegido, porque ayer no fuimos Representan-
tes y posiblemente mariana no lo seremos y habremos
de ir a former part del mont6n an6nimo y habremos
de querer estar tan respetados como lo somos actual-
mente los que estamos aqui; pero hay ciertas prerro-
gativas que son necesarias para los que ostentan cier-
ta investidura en representaci6in del pueblo, y funda-
do en esta consideraci6n es por lo que he presentado
una enmienda en el sentido de excluir de la Ley de
Amnistia a los companieros que forman part de esta
Camara; enmienda que podrA ser modificada, pero
que yo ruego a mis distinguidos compafieros que le
impartan su aprobaci6n, con el objeto de poder tratar
mis tarde del problema de los suplicatorios dirigidos
contra nuestros compafieros.
Y despu6s de estas cosas, que son bastantes, aun-
que no suficientes, quiero decir a los sefiores de la
minoria y de la minoria ortodoxa, lo siguiente: No
hay que a'armarse. Nosotros hemos aprendido de us-
todes, nosotros somos vuestros discipulos, nosotros he-
mos seguido el camino que vosotros nos hab6is traza-
do; nosotros estamos ahora computando el pasado, pa-
ra medir con ventajas el nresente. Por el excarcela-
miento de Jose Miguel G6mez a los siete meses de
estar detenid6, nosotros excarcelamos a los cuatro me-
ses al General Mario Garcia Menocal, y por el excar.
mclamiento de nuestro ilustre compatriota senior Enri-
que Recio, que esta sentado aqui junto 4 nosotros, a
los trece meses de star detenido. nosotros hemos
puesto en la calle a nuestros compafieros detenidos, a
los cuatro meses. Por eso es necesario reconocer al
Partido Liberal su liberalidad.
Y dicho esto, permitame el senior de la Cruz, con
quiein tengo much gusto en terciar en las ideas y on
la palabra, no que le d6 un consejo, sino que le haga
una indicaci6n respect a que seria mis convenient,
para la soluci6n de los asuntos cubanos, en estos mo.
mentos aciagos de perturbaci6n de los Animos, el vo-
tar la Ley de Amnistia, y no rechazarla, como antes
reehazaron el proyeeto de Reforma Constitucional;
vamos a votarla, para que salga a la call el resto
de los cubanos que aun permanecen en las mazmorras
de los presidios y de las crceeles; vamos a votarla,
para que todos podamos participar de la vida y do
las actividades cubanas, ya en ]a formaci6n de nue-
vos partidos o en el mantenimiento de los partidos
actualmente existentes, aunque yo estimo que en estos
mementos no es convenient la formaei6n de nuevo
partido. Yo no doy consejo, pero me, atreveria a de-
cir que los elements que pretended constituir el cuar-
to partido no deben abandonar el campo del Partido
Conservador con su vieja casa, con su tronco mag-
nifico y robusto, con sus techos admirables; que no






26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


lo abandonen, porque van a perder el tiempo; qu
debris permanecer dentro del Partido Conservador
porque 6se es vuestro Partido; porque en la forma
ci6n de uno nuevo habria elements disimiles y hete
rog6neos, exceso de jefes y falta de soldados, y ha
briais de pasar demasiados trabajos. Por lo tanto
yo no os aconsejo, porque no doy jams consejos, pero
si entiendo que debris manteneros en vuestra casa, par.
que en lo sueesivo vengamos aqui a laborar honrada y,
sinceramente en todas cuantas cuestiones sean nece-
sarias para el engrandecimiento de nuestro pais; por-
que en esos bancos hay elements con suficiente pre-
paraci61o cultural para discutir cara a cara todos los
problems que afectan a Cuba y que son necesarios
al pais, y sobre todo, lo que Cuba necesita en estos
moments para la tranquilidad y la paz de todos los
hogares cubanios, es la aprobaci6n de la Ley de
Amnistia.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Tiene la palabra su
sefiorfa.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Sefior President
y sefiores Representantes: Cuando yo, enfermo afn,
permanecia en Oriente, hice el prop6sito fire de ve-
nir a poner mi voto a favor de una Ley de Amnistia.
Desde que se habl6 de la posibilidad de aprobar una
Ley de Amnistia, senti mi espiritu inclinado a favor
de ella, porque siempre he creido que una Ley de Am-
nistia es una ley de olvido; pero en' esta noche he
comprendido que la Ley de Amnistia preselitada por
la mayoria liberal no es una ley de olvido, ni siquie-
ra una ley de perd6n, es una ley de burla hacia el
pueblo cubano.
Si nosotros nos detenemos a estudiar el Mensaje
Presidential, vemos que su preimbulo tiene una hoja-
rasca bonita que quiere llegar al sentimiento cubano,
que quiere hacer career que efectivamente ese proyee-
to de ley es una ley de olvido; pero qu6 gran dife-
rencia hay entire esas frases que quieren tener la in-
tenci6n de llegar al coraz6n cubano para inclinarlo
en su favor, y la parte dispositiva del proyecto de
Ley de Amnistia.
Dice el Hoinorable senior Presidente de la Repibli-
ca que es necesaria la paz moral, pero pretend con-
seguir la paz moral en Cuba infligiendo una nueva
burla al pueblo cubano. Y no se va a la paz moral
de esa manera; se va a la paz moral con el corazon
abierto y proponiendo medidas que efectivamente lle-
guen a ese fin prietico.


e dispositiva del texto de la ley, nos encontramos con
, que el Gobierno no quiere buscar la paz moral; que
- el Gobierno se contradice hacienda unas manifesta-
- clones hoy y cambiando en seguida, como cambia en
- casi todos los mementos, porque hoy se desdice de lo
,que dijo el dia anterior, y no sabemos cuando el Go-
bierno dice la verdad!
Frente a esas declaraciones de deseo de tranquili-
dad cubana, viene el primer precepto estableciendo,
ya, de una manera franca, que no es una ley de olvi-
do, que no es una ley de liquidaci6n. Las amnistias,
a mi manera de ver, tienen un fin esencial de liquidar
una situaci6n political creada, de cualquier indole que
fuera. Cuando se vot6 la amiistia, despu6s de la re-
voluci6n de Febrero, no habia nadie en las cerceles;
tardaria en votarse la amnistia, pero se vot6, al fin,
como liquidaci6n final de todos los hechos que habian
ocurrido anteriormente. Pero aqui, en lugar de li-
quidaci6n, van a establecer las premises para que de-
terminados elements puedan delinquir, sabiendo que
tienen ya la impunidad por adelantado.
En esa segunda Disposici6n Transitoria, en la que
mi querido compafiero el senior Lombard queria hacer
ver que no se encierra nada perjudicial, se puede ver
todo el peligro que ella va a iniciar para el future
politico de nuestro pais. En ella se dice asi: (.Lee:)
"Durante un period de treinta mcses, contando des-
de la fecha..." (continia leyendo.)
A simple vista parece que es solamente un benefi-
cio que se le quiere prestar a las fuerzas armadas.
Pero pensando en el desenvolvimiento que ha de rea-
lizarse en nuestro pais durante esos treinta meses,
podemos ver claramente que o sta no es una ley de
olvido, sino una preparaci6n para los delitos que pue-
dan cometerse por aquellos que estAn al amparo del
Gobierno. Esos treinta meses significant hasta Julio
del 35, para el supuesto de que el General Machado
llegue hasta el 35 si es que lega todo lo que se
pueda hacer para que esta situaci6n political pueda
continuar, dici6ndoles a los militares: "Cualquier
acto que yo o cualquiera de los mios les made a rea-
lizar, estard amparado por esa Ley de Amnistia que
se acaba de votar. Esa ley es para que me puedan
servir en el moment en que yo les necesite."
Aunque he saltado a las disposiciones transitorias,
vamos a examiner el Articulo I. Se promulga la Ley
de Amnistia para todos los delitos cometidos por ele-
mentos de la oposieion durante la revoluci6n del 31?
No. Se ve el deseo del Gobierno de tratar de dividir
mi lo oi iTnnncAn an d t ointmf cit ei+nric P nra n- n


V u e- 1 o se a I e u a
Leyendo el premmbulo del Men'saje Presidencial se preparaci6n para alejar a determinados elements de
verA que trata de conseguir que la opinion pfblica la oposici6n de los otros que pudieran star mIs inde-
crea que efectivamente el Gobierno quiere la cordiali- fensos, con los que no tienen voz en este hemiciclo,
dad entire los cubanos; pero cuando se llega a conocer y asi combatirlos con seguridad. 1Y a qui6nes van a
la part dispositiva, se ve que nada hay mas lejos de combatir? No a los elements comunistas, como es el
esa intenci6n. scofr Vazquez Bello, segfin 61 mismo confiesa; no va
a combatir a los que tienen la misma tendencia de
Yo veia algunos actos que estaba realizando el Go- Lenine; va a combatir a .ese grupo de equivocados
bierno, vela la libertad de algunos cubanos, y me ale- muchachos, algunos de ellos realizando actos que no
graba y me llevaba a pen'sar que desde alli de Orien- son sancionados por nosotros, pero que si los cometen
to debia yo venir a La IIabana para cumplir con mi no es por inspiraci6n o product de la maldad ni por
deber de intervenir en la discusi6n de la Ley de Am- tendencia terrorist, sino por su deseo de mantener
nistia, para coritribuir a que 6sta fuera una realidad. latente una oposici6n frente a un Gobierno que esti-
Pero, iqu6 grande ha sido mi decepci6n, seiores Re- man que no cumple sus deberes de gobernante para
presentantes, cuando al leer esta Ley de Amnistia que fu6 elegido. Y va tambi6n contra los catedri-
veo que los preceptos que ella contiene no estan de ticos; y va tambi6n contra todos los politicos, no los
acuerdo con su preambulo florido y que en la parte politicos revolucionarios que con las armas en la ma-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27

no se lanzaron a defender un ideal, sino contra todos sesi6n tantas cosas raras, que no debiamos extrafiar
los politicos que han ido a la oposici6n. Y esta am- de que el Ej6rcito, al paso que vamos, constituya un
nistia, en estas condiciones, va a resultar una burla; cuarto Poder en la Repfiblica. Esta ley coloca a los
porque cuando est6 en vigor, solamente va a favo- miiitares por encima de todos los Poderes, crea para
recer a aquellos elements que han servido al Gobier- ellos la distinci6n especialisima de no poder ser juz-
no y que se han extralimitado en sus funciones; por- gados por el Poder Judicial, que es el verdadero Po-
que todos ellos estan fuera de estas excepciones en las der, reconocido por la Constituei6n. Los militares se-
cuales estan colocados esos otros elements a que an- r6n juzgados por un Consejo de Guerra, de acuerdo
tes me he referido, los cuales quedarrn'a merced de con los intereses del Gobierno. Tan' es asi, que es-
otros elements que vengan y los acusen de terroris- tos tribunales se rigen por una ley penal especial,
tas, para que salga un Teniente Calvo y les haga una que permit al Estado Mayor, cuando no esti de
acusaci6n, como acaba de ocurrir recientemente con acuerdo con una sentencia, ordenar que sea reconsi-
algunos catedrhticos. derado el acuerdo del Consejo, para complacer los de-
seos del Poder Ejecutivo. Con lo expuesto, clara-
Realmente, ese Articulo I es la confesi6n palmaria mente puede verse que se trata de crear un nuevo
de que el Gobiernio no ha pretendido, no pretend, ni Poder en nuestro pais, una casta privilegiada. Esta
pretenders que efectivamente venga la normalidad. ley no es de amnistia, sino de impunidad para pro-
Se prepare para en este moment sacar adelante, con cedimientos que necesita la mayoria liberal para per-
esa Ley de Amnistia, la situaci6n que tienen algunos petuarse en el Poder. Si fuera una Ley de Amnis-
elementos militares que han cometido delitos repu- tia no dejarian de estar incluidos importantes secto-
diables que eaen de lleno dentro del C6digo Penal, res de la oposici6n; estarian incluidos los obreros, los
para entonces ir a la revancha; y por esto es que catedraticos y los estudiantes, y no estarian exentos
digo que esta ley resultari una burla para el pueblo de culpabilidad solamente, nada menos que aquellos
cubano, porque esos elements que sirvieron al Go- que han cometido delitos de sangre, al amparo del
bierno quedan amparados por los beneficios de esta apoyo official. Con una ley de esta indole, no puedo
ley; y, en cambio, todos los otros elements que de en manera alguna conseguirse de nuevo la paz moral.
alguna manera han estado en la oposici6n, quedan a Nosotros, dispuestos a seguir la senda que fuera mis
merced de esos tribunales militares que por esta ley convenierite para conseguir esa paz moral, habiamos
se trata de crear. hecho nuestro prop6sito de aprobar una Ley de Am-
Nosotros fuimos partidarios d una Ly de Amni nistia just; pero como se present la ley, en la for-
Nosotr mos partidarios de una Ley de Ampnis- ima como ha sido calificada por el senior Lombard, de
tia. Fuimos partidarios de la Ley de Amnistia poll- que no s6lo adolece de defects t6cnicos, sino que
tica, encerrando en ella todo lo que efectivamente tu- adem6s career de todos los requisitos que debiera to-
viera de politico. En nuestro deseo de llegar a csa ner una Ley de Amnistia, debi6ramos evitar por to-
normalidad, hubimos, no de asentir, pero si de acep- dos los medios que esta ley fuera votada. El senior
tar el que en esa Ley de Amnistia fueran comprendi- Lombard, no obstante los defects que 61 reconoce, cs
dos elements que habian servido al Gobierno. Ha- partidario decidido de la ley. Yo escuch6 alrededor
ciamos de nuestro coraz6n algo que nos tenia que es- de este debate a mi distinguido compafiero el senor
tar mortificando constantemente, porque nuestra dig- Estrada, de las filas liberals, y lo of con placer, por-
nidad nos impedia el votar una amnistia que perdona que hablaba con el coraz6n. El senior Estrada se co-
delitos de sangre, cometidos en moments en que no loc6 frente a la apreciaei6n del senior Lombard, por la
podian aplicarse y que eran product del ensafiamien- actitud del Ej6rcito en estos movimientos politicos.
to de determinados elements que, amparados bajo la Si mal no recuerdo, oi al senior Lombard hacerle in-
sombra del Gobierno, los realizaban. Y nosotros, si- culpaciones a los militares que se alzaron en Febre-
quiera, aceptdbamos, dejabamos pasar esto, penisando ro; y frente a esa teoria el senior Estrada, que fu6
que podria venir la cordialidad. Yo creia esta am- partcipe d esa revoluci6n, a la que fu6 por un ideal
nistia tan amplia, que pensaba, afn cuando no soy de ello estoy seguro, por conocerlo desde antes de
muy partidario de las amnistia, que debia votarse una ser official del Ejrcito, que s61o un ideal lo llev6 al
amnistia, sacando tambi6n a todos esos que estan en rv in y o p a ici a
Is de Pi f Campoo de la revoluci6n y no por ambici6n fu6 a
Isa d P os suriendo prisi6n. Y por qu? Por- luchar frente a la actuaei6n no de un hombre, sino
que por los hechos que se han vendio realizando creo de un Gobierno y, a travs del tiempo, sigue mante-
que no hay garantia absolute para todos aquellos que ,ien'do sus ideals.
estan en las c6rceles. Y si ello es asi, y si en esas
prisiones hay hombres que la desgracia los ha lleva- Todos los Gobiernos han tenido sus errors, pero
do alli por la pasi6n o por cualquier otro motive; y eso no es fundamento para que este Gobierno los co-
si de la parte de afuera estan los que aun no han su- meta. Esta Ley de Amnistia es un acto mas que va
frido la privaci6n de libertad, leyendo todos los pre- a rebosar la copa de la amargura que tiene el pueblo
ceptos de esta ley se ha de ver que va encaminada cubano, por los muchos actos malos que ha realizado
a un solo fin, a evitar que aquellos elements que de- el Gobierno Liberal. Cuando el pueblo sepa cuAl es
bian responder a los Tribunales, pero que son adic- el texto de esta amnistia que se va a votar esta noche,
tos al Gobierno quien los necesit6 ayer y los nece- cuando el pueblo conozea su alcance, cualido yea que
sitarh mariana -queden dentro de la mayor impuni- ha sido burlado, en lugar de la paz moral a que se
dad los delitos por ellos cometidos. Para la amnistia refiere el senior Presidente de la Reputblica en el
que pudi6ramos llamar political, no hay mas que el preambulo del Mensaje, habri echado un poco mas de
precepto primero; los demas se dedican a amnistiar acibar en la conciencia cubana, la cual preferirk, se-
todos los delitos cometidos por los Supervisores mi- guramente, que las cosas hubiesen seguido por el mis-
litares y sus secuaces. mo camino en que estaban. Si se quiere votar efec-
tivamente una ley de Amnistia, niinguna puede ser
Decia mi distinguido amigo el senior Lombard que mas complete ni mas just que esa ley del senior
el Ej6rcito es uni Poder. Pero es que vemos en esta Castellanos; ella trae consigo la verdadera ley de ol-





98 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


vido de todos los hechos pasados; ella debe ser toma-
da como base para la discusi6n de la amnistia que se
pretend votar esta noche; toda esa ley estudiandola
con detenimiento puede ser votada. Ya que era el
prop6sito del Gobierno ayudar y salvar exclusivamen-
te a todos los elements que le prestaron su coopera-
ci6n, si se queria aprobarla, se debia haber concreta-
do a uu solo articulo, un solo articulo que dijera:
"Todos los que han realizado actos delictuosos con-
tra el Gobierno, quedan amnistiados, sea cualquiera
que fuere el delito cometido y la persona que lo rea-
lizara." Quizds el pueblo cubano hubiera agradeci-
do mas esto, al Gobierno, que no viendo c6mo un dia
y otro dia, el Presidente de la Repfiblica hablaba en
sus excursions a distintos lugares de la Republica,
anuliciando su deseo de cordialidad, para despues ve-
nir a traernos algo asi como una burla sangrienta,
una ley de esta indole, que ha sido ocultada hasta
hoy, cosa de que nadie la conociera, y que ni la
Prensa ni la opinion pfiblica tuvieran conocimiento
do ella para de esta manera poder obtener el 4xito
que se deseaba.
Yo no s6 si el compromise contraido por los dis-
tintos elements que vienen prestandole su apoyo a
todas las leyes que quiere el Poder Ejecutivo, les obli-
ge a todo esto; yo si s6 que muchos de los Represen-
tantes que se sientan en los bancos de la mayoria,
no comparten ni puedein compartir esta opinion, por-
que su conciencia no puede permitirles seguir este
procedimiento; ahora, no s6, tampooo, si privark mnas
en ellos el compromise politico que pueda crear el
estar unidos al Poder Ejecutivo, para votar esta legis-
laci6n. Yo invoco a muchos de los sefiores Represen-
tantes con quienes he hablado sobre este particular,
y espero de ellos que antes de votar, antes de que
este proyecto pueda convertirse en ley y pasar al Se-
nado y ser aprobado como desean ;li--_ ... consulted
con su conciencia y pienson que le hacen un gran
favor a Cuba no encontrindose obligados a votarlo,
no encontrandose obligados a seguir una line de con-
ducta que seguramente no le ha de producer un gran
beneficio al pais. Piensen que esta ley no ha de traer
consigo mas que muchos males a la Repfiblica. En
definitive, ellos deben perisar que no se consigue, con
ella, nada que nos conduzca a la cordialidad. Ellos
tienen que pensar que lo que pretend el Gobierno,
con ello, es favorecer aquellos elements que cometie-
ron una series de actos delictuosos formando part de
las filas gubernamentales.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Tiene la palabra el
senior Urquiaga.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Voy a tratar de ser muy bre-
ve, de condensar hasta donde sea possible las ideas; y
esto, en realidad, no ha de costarme much, porque
esperaba de mi distinguido amigo el sefor Bravo
Acosta una argumentaci6n s6lida, de indole legal, que
hubiera de obligarme a hacer un mayor esfuerzo, pe-
ro no los arguments mis bien politicos que ha esgri-
mido, y que en parte habia escuchado ya de labios del
senior de la Cruz. No me voy a referir a la parte po-
litica, porque con amplitud y de manera brillante lo
hizo ya mi ilustre compafiero el sehor Lombard, ha-
biendo sido secundado a su vez por el senior Vazquez
Bello. La parte t6cnica de la ley es sobre ]a que de-
bi6 haberse debatido aqui y es la que debi6 haberse
expuesto. Un testigo imparcial que no hubiera co-


noeido nada de la ley y hubiera escuchado los anate-
mas de que ha sido objeto, con seguridad que pensa-
ria que era algo deplorable, algo desastroso, algo asi
como una nueva caja de Pandora, que al abrirse ba-
bia de llevar a todos los ambitos la ruina, la muerte
y la deso'aci6n. Cuales son, me pregunto, los de-
fectos de la ley? Ninguno. Yo puedo asegurar que
cs una Ley de Amnistia amplia y que comprende s6lo
dos excepciones; y que la ley que se debate, en su
segunda transitoria, no tiene en manera alguna la
importancia que se le ha querido dar, ni esa maldad
con la que se ha intentado hacerla apareeer. Una
Ley de Amnistia es una ley de olvido y de perd6n;
do perd6n, aunque so haya querido estimar que esa
i .., esa palabra, es mortificante; y no lo es, porque
se refiere s6o1 a un orden.juridico, pues todos los que
delinquent, para no ser castigados, necesitan el perd6n.
1 Qu~ delitos se comprenden aqui? Todos, absolu-
tamente todos los realizados con motive del filtimo
movimiento revolucionario, con ex3epci6n de dos de
el!os, respect a uno de los cuales ni siquiera se ha
querido debatir, los cometidos por militares en ac-
tivo servicio, que naturalmente no debian ni podian
ser incluidos en ]a amnistia. sY a qui6nes mis? A
aquellos que han infringido la Ley de Explosives.
Infringir la Ley de Explosives parece, de primer
intenci6n, algo sin trascendeicia, algo sin maldad,
algo que no lleva aparejado peligro alguno; sin em-
bargo, es el peligro mayor que puede presentarse a
toda sociedad organizada, es el crime mas reproba-
b'e que puede realizarse, porque no es el que se rea-
liza dandole el pecho a las balas, no cs el atentado
personal, en que corre peligro el propio que lo rea-
liza, sino que es el atentado miserable que se colmte
a mansalva, en la obscuridad de la noche la mayor
part de las veces, y el cual se realize sin peligro de
ninguna clase, atentando contra la vida de los nifios,
de los ancianos y de las mujeres. g Es un delito que
no se realize ya, acaso? No, al contrario, se sigue
realizando. Yo leia hoy, precisamente, con espanto,
que en la noche de ayer site bombs habian sido co-
locadas en la ciudad de Santiago de Cuba, y que una
do ellas habia lesionado gravemente a una respeta.-
ble sefiora, esposa del Teniente Fiscal do la Audiericia
do Santiago de Cuba, ajena a toda lueha partidaris-
ta. Por tanto, no puede referirse a un delito pasa-
do ya a la historic, a un delito de una epoca pret6ri-
ta, no; se refiere a delitos que se estan cometiendo
todos los dias y que parece que habr6n de continuar
por algin tiempo, mientras no puedan reprimirse de
manera total y absolute. No era possible, por lo tan-
to, incluirlos, porque entonces, mas que amnistia hu-
biera sido una irpunidad para esos crimenes que se
cometen a mansalva, sin que sus autores corran pe-
igro de ninguna clase.
Esas dos solas excepciones son a las que se refiere
la Ley. Para todos los demis, para los delitos co-
metidos en el fragor de la revoluci6n, para los nomi-
cidios, para los ineendios, aun para los ataques con-
tra la propiedad realizados por los revolucionarios,
bay amnistia amplia y complete.
Y yo tengo la seguridad que hubiera sido aceptada,
si no hubiera sido per esas dos transitorias; porque
no hay una sola ra76n que aducir para oponerse a la
amnistia en la forma en que se ha presentado. Y
aunque aqui se ha hablado de disparates juridicos, sin
haberse sefialado cuAles son, tambi6n se ha hablado







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


que no estA redactada en castellano claro, pero tam-
poco se ha podido citar una sola ambigiiedad en ella,
que haga que sit texto se preste a confusiones.
Veamos cuAl es esa c6lebre segunda tran'sitoria, la
que principalmente ha producido esta firmisima opo-
sici6n. IQub es lo que dice? Y Le da facgltades ex-
traordinarias al E.j6cito, como aqui se \sostenia?
I Pone la vida de los ciudadanos, el honor y el decoro
de los mismos, en manos del Ej6reito? Nada mhs.
lejos de eso. Se refiere exclusivamente a algo que
es constitutional, a algo que esti sucediendo actual-
mente. Con ello no se inniova nada en lo absolute y
voy a probarlo.
SR. DEL PRADO (FELIX): jEsth sucediendo legal-
mente ?
SR. URQUIAGA (CARMELO): Voy a explicarle, y ve-
rh c6mo voy a demostrarle que S. S. no conocia cuil
es el razonamiento que voy a aducir.
El Articulo 41 de la Constituci6n dice: (Lo lee.)
Pues bien, para nadie es un secret que las ga-
rantias constitucionales estan suspendidas en toda la
Repiublica y por lo tanto la ley que nos rige es la
de Orden Pfblico en cuyo Articulo 45 se ordena que
los delitos cometidos por los militares serAn conoci-
dos por los propios tribunales militares. Luego esa
situaci6n, que pareee tan espantosa, es la que realmcn-
to tenemos hoy en dia.
SY qu6 es lo que dice el Articulo 90 de la Cons-
tituci6n? Pues dice lo siguiente: (Lo lee.)
SR. DEL PRADO (FILIX): Y duraraid 30 meses?
SR .URQUIAGA (CARMELO) : Luego, la propia Cons-
tituci6n determine que esas fuerzas militares tengan
un tribunal por el cual habrAn de regirse.
Voy ahiora a contestar la objeci6n del senior F"lix
del Prado. Por lo mismo que en estos moments
los delitos cometidos por militares son juzgados por
militares, se pretend que sea aprobado ee segundo
pfrrafo de la Disposici6n Transitoria, porque el Go-
bierno tiene fundadas esperanzas, de que esta suspen-
si6n de garantias no habra de ser perenfie ni habra de
durar un gran tiempo, y por eso se pretendia que no
habia incompatibilidad de elase alguna para que con-
tinuara durante algfin tiempo esa situaci6n.
SR. DEL PRADO (FELIX) : Esta terrible situaci6n de
suspension de garantias.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Lo es, pero a lo que
yo me refiero es a que el Ejecutivo, si hubiera queri-
do tener esa ventaja, ya la tiene actualmente, en el
memento, y no le era precise recurrir a esa transito-
ria, que quiero aclarar no es cuesti6n de gabinete,
porque no son ventajas de esa clase las que el Eje-
cntivo necesita para mantenerse, porque por lo que
so ha estado afirmando aqui, el Gobierno no estaba
apoyado mas que por las bayonetas de los soldados.
Pero, en fin, era mi prop6sito referirme, escuetamen-
te, a la parte t6enica...
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Una interrupei6n,
con la venia de S. S. Alrededor de esa segunda Dis-
posici6n' Transitoria, S. S., cuando la estudie, vera,
por el period de tiempo que sefiala, cu~l cs el ver-
dadero espiritu, si la compagina con el prefmbulo de
esta Ley, en que dice que le quiere dar a las fuerzas


armadas una situaci6n privilegiada, para evitar quo
los resentimientos y apasionamientos, que son secuela
obligada de estas situaciones, dependan de la sanci6n
civil. De manera clara, de manera precise, quiere
decir, el Gobierno, que quiere respaldar a las fuer-
zas armadas, porque teme que los tribunales civiles
hagan estricta justicia y el Gobierno se coloca en la
situaci6n de que debe de estar amparado en las ba-
yonetas...
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pero eso no es malo.
Yo no conozco ningfn Gobierno que no est6 ampara-
do en la fuerza pfiblica para guardar el orden.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Para guardar el
orden si.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo esperaba algfin me-
jor argument de S. S., porque, desde luego, repito,
he tratado mas de mirar a la parte t6cn'ica de la Icy,
que a la political, adonde yo no queria ir. Pero si
quiero hacer esta aclaraci6n, porque ya empiezo a
sentir cierto resquemor, como cubano, no como po-
litico. Tal parece que con esto se da cierta impuni-
dad a los delitos que pudieran cometerse, porque los
tribunales militares no impartieran justicia; y csos
tribunales deben tener el mas firme respeto por su
actuaci6n anterior, no porque vistan uniform y tcn-
gan sables. Uno de esos tribunales fu6 el que juzg6,
no hace todavia diez meses, a un Ayudante del Ho-
norable Presidente de la Repfblica. Fundadas sos-
pcchas recaian sobre 61, y hasta lo culpaba el propio
President de la Repfblica, y el tribunal no lo igno-
raba. Sin embargo, conociendo la opinion del Pri-
mer Magistrado de la Naei6n, despu6s de un juicio
de una imparcialidad absolute, que dur6 various dias,
donde depusieron testigos de todas classes, ese tribu-
nal, por una votaci6n que significaba mayoria, se ma-
nifest6 contra la creencia del senior Presidente de la
Repuibliea, quien mas que el atentado contra su per-
sona lamentaba el riesgo que corrieran esos tiernos
vistagos, sus nietecitos. Y yo creo que es injusto
que a los militares se les agravie tratando de hacer-
los aparecer como encubridores de delitos, en vez da
considerarlos tan dignos y tan honorables como los
tribunales civiles de la Reptfblica, porque es el con-
cepto que merecen por su manera de proceder en to-
dos los mementos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): S. S. sabe que la
Ley Militar no da el fallo a los tribunales. S. S. co-
noce que dictani una resoluei6n y se eleva al Estado
Mayor, y es el Poder Ejecutivo el que la resuelve.
Pudiera resultar que en el caso a que se refiere S. S.
se hubiera hecho estrieta justicia, asi como en otros
muchos mis; pero S. S. sabe que el que estb en el
Poder Ejecutivo siempre es politico y que, desde lue-
go, tiene razones para amparar a todos aquellos que
puedan servirle y que puedan actuar en su favor.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : No estoy muy versado
en material de Derecho Militar, pero puedo asegurar-
le que no es el Poder Ejecutivo el que tiene el fall
definitive sobre este asunto. Se lle leva el fallo a su
aprobaci6n, o no, y si no es aprobado, se precede a la
formaci6n de un nuevo Consejo de Guerra.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Y, ademfs, hoy
tienen un Tribunal Superior de Guerra y Marina,
que equivale al Tribunal Supremo de Justicia.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo he oido hablar de
muchos fallos dictados por tribunales civiles, y sen-


-i






30 DIARIO DE sEsIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tencias de nuestras pr:'pias Audiencias, que no hai
sido de estricta justicia; y no he oido, ciertamente
que se haya dicho lo mismo de los tribunales militia
res. Hemos visto, por el contrario, que han' proce
dido con extrema dureza.
Pero es que ciega la pasi6n. Es que para la opo
siio6n, todo lo que s. realize por este G lii,.-ii..,, tod(
lo que es obra de este Gobierno, es nefando y es malo
Tal vez, y en esto no quiero lanzar inculpaciones <(
clase alguna, el culpable de que esta Ley se est6 dis.
cutiendo en esta forma, no lo es mas que el propi
Poder Ejecutivo, por su prop6sito levantado y noble
Tal vez si el ilustre pr6cer, a pesar de las faltas c.
que pudiera haber incurrido el General Menocal, s]
se encontrara en la fortaleza de La Cabafia, y el
Coronel Mendieta se eneontrara todavia igualmentc
en La C(lj;bif, no se hubiera discutido esta ley en
esta forma.
Esos cubanos, los conservadores ortodoxos, que tie-
nen tambien sus apasion'amientos, pero que miran
las altas conveniencias political, tal vez estuvieran con
nosotros votando, festinadamente, esa Ley de Am-
nistia.
S.. DEL PRADO (FLIX) : Yo rechazo [a suposici6n
,,de mi distinguido compafiero el sefnor Urquiaga, do
que los conservadores ortodoxos hubiesemos venido a
votar, sin discusi6n, esta Ley de Amnistia si los jefes
miximos de la oposici6n estuviesen todavia en La
('ul~ tihi; y la rechazo, porque no puede suponerse que
nos falte la nobleza que esa conduct implicaria. Si
ellos estuviesen afin en La Cabaia, estariamos nos-
otros en las mismas condiciones. Para nosotros, Me-
nocal y Mendieta ti'ii.-n, por su historic y por su po-
sicion social, y como directors de la oposici6n, una
gran consideraci6n; pero en el orden del respeto y
del carifio, lo mismo velamos por la libertad de ellos
qu-- por la del dltimo de los nuestros que se halle
e-ivu..-l,-, en los process de la hora present y que
aun est6n guardando prisi6n. Yo pido al seofor Ur-
quiaga que rectifique ese concept, que produce en
iiir!t-'i Animo una gran tristeza; y al decir esto me
liI'i., iit,-'l. it4r el sentimiento de mis compaiieros.
Yo afihmo al senior TinJIIh1a que los jefes de la opo-
sicion piensan lo mismo, pues tanto el General Meno-
cal como el Coronel Mendieta han manifestado que
salian de la prisi6n con el dolor de saber que todavia
quedaban en las prisiones compafieros suyos; Es ne-
cesario que se utilicen otros arguments, para critical
la aetitud de los que estamos esta noche discutiendo
esta ley.
SR. URQVIAGA (C.R I.u:r.) : Permitame el compa-
fiero decirle que le cedi el turno para una interrup-
ci6n, pero no para que me dicte normas de conduct,
que no acepto, ampardndome en el Reglamento.
SR. DEL PRADO (FLIX) : S. S. ha entendido mal;
yo nw':' ,:y capaz de trazarle normas de conduct
al companero, en primer lugar, porque no tengo ca-
pal--idld pari ello,,y en segundo, porque no las nece-
sita; pero tengo el deber de protester contra c.aliji'vi-
insinuacion conmo la hecha por el senior UijLan. en
el sentido de que nosotros no hubi6semos diseutido
la ley, si aun estuvieran en La Cabafia el General
Menocal y el Coronel Mendieta.
SR. URQUXAGA (CARMELO): NO he tenido la for-
tuna de ser entendido en ninguna de las ideas que ex-
puse. IMVuy lejos de mi la intenci6n de suponer a los


1 compafieros conservadores ortodoxos, mis interesados
, en combatir ahora esta ley que si estuvieran todavia
- en La Cabafia los jefes maximos de la oposici6n; sino
- que ellos, nuestros compafieros los Representantes con-
servadores ortodoxos, por consideraci6n a sus jefes,
hubieran tratado de evitarles dificultades. Ni tam-
poco pienso que ellos deben de tener el mismo interns
que tuvieron por sus ilustres caudillos que el que de-
Smuestran' ahora en favor de los que aun no han re-
e cobrado la libertad.
Voy a terminal dirigi6ndome, m-s que a mis dis-
Stinguidos compafieros del Comit6 Parlamentario Con-
Sservador Ortodoxo, a la mayoria Liberal-Popular y a
los propios Conservadores oficiales, que con criteria
Simparcial y justiciero han venido asistiendo a esta
sesi6n, para dirigirles mis filtimas, palabras, para ro-
garles que examine el fondo de las cosas, que vayan
a la ziiri,,.- entrafia de ellas. Yo, sin querer recorder
aquella c6lebre amnistia de mil novecientos dieciocho,
votada 'un afio y dos meses despubs de los luctuosos
sucesos de Febrero; sin querer hacer hincapi6 en
aquello que tengo gravado en el recuerdo de las fra-
ses duras que se emplearon con los Representantes
Liberales, en aquella oportunidad en que al Partido
Liberal le fue arrebatada la victoria; sin querer re-
cordar nada de eso que pertenece al pasado y a la
historic, quiero deeir que con la frente alta puede
votarse esta ley que es de decoro, de honor, de olvi-
do, en la cual con generosidad inusitada el Partido
Liberal y el Partido Popular enarbolan la bandera
de la cordialidad cubana, guiAndola por el camino de
]a confraternidad y del patriotism. (A.plausos.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Agotados los turns
en pro y en contra, se pone a votaci6n la totalidad
del proyecto de ley.
SR. HERRYMAN (MANUEL): Pido que se pase lis-
ta, porque tengo dudas del quorum.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO):- Se va a pasar list,
por haberlo solicitado un senior Representante.
(El official d6 actas pasa lista.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Han contestado 88
sefiores Representantes.
(Contestaron a la lista los sefiores: Acosta., Aguilar,
Albuerne, Alemdn, Alonso Caiias, Alvarez del Real,
Alvarez Bamirez, Alvera, Anglada, Aragones, Arco-
cha, Ariza, V. de Armas, Aguiar, Albanes, Albarrdn,
Bravo Acosta, A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, Blan-
co, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Calds, Castellanos,
Ci,:m r., Cuwllar, Camacho, C..*'ynp, Martinez, Can-
dia, Carrillo, Castelvi, Claret, Cruz Ferndndez, Cruz
Gonzdlez, Cruz Ugarte, Culllar, Diaz Valdis, Echeve-
rria, Eguilior, Estrada, Escobar, Finalls, FI',,...-.,
Fraile, Fundora, Garcia Montes, Garcia Ram.,1, Gi,'-
zdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guds Incldn, Gonzi-
lez Morales, Herryman, Haedo, TI/r,,bn. ': Leal, Hir-
oel, Ledn, Lombard, Ldpez, Morales, lr-t.7i;,i. 3M nci6,
Mindez, N. ,1I, ,nly:,, JI. .11i, ,iln.. M11i., 11-.-/. Ma-
rrero, 3,U ,, M Meso, NA';i' ; Pwi. ni-0ljli, de Para, Pa-
rodi, Pefia, Perez Maribona, del Prado, Piedra, G.
Pino, E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Bey, Rio, Ro-
driguez Cr' nii'. Rodriguez Ramirez, Ruiz, A. Rodri-
guez, Rubio, San Pedrq, Sd~nhez, Santa Cruz, Tomi,
Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Vdzquez Bello,
Wolter del Rio, Verdeja, Villal6n, Zorrilla, Jose R.
Cruells Reyes, Josg Alberni Yance y Anselmo Allie-
gro Mild.)






DIARIO DE SESIONES DE *LA CAMERA DE REPRESENTANTES 31
!-


Hay quorum.
Se pone a votaci6n la totalidad de la ley.
(Silencio.)
Los sefiores Representantes que est6n conformes se
serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los sefiores Representantes se pone
de pie.)
Queda aprobada la totalidad.
Se va a dar lectura al Articulo I.
SR. ALBANES (WIFREDO): Yo habia solicitado ha-
cer uso de la palabra, para explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): No habia oido al se-
fior Alban6s cuando hizo la petici6n.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Perd6neme el senior Al-
ban6s, pero no crea que ha sido una descortesia mia
la que ha motivado el que el senior Presidente no lo
haya escuchado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) Tiene la palabra el
senior Alban6s.
SR. ALBANES (WIFREDO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Aun cuando en dos extremes
distintos se ha tratado del problema de la Ley de Am-
nistia, voy a referirme a uno de los dos totalmente,
y en cuanto al otro, s6lo en parte. He votado que
no, en contra del proyeeto de ley de amnistia, por-
que, en primer lugar, dada la forma festinada en que
ha sido tratada, no he podido estudiarla. Es decir,
que he votado en contra del proyecto porque no he
tenido tiempo para poder estudiarlo, ni siquiera para
poder confrontar las citas legales que en! el mismo se
consignan.
En segundo lugar, porque entendia que era 16gico
que antes de entrar en la discusi6n de la Ley de Am-
nistia, se resolviera el problema de los legisladores
que habian sido excarcelados, y quiero referirme a es-
te aspect, porque me parece que era una necesi-
dad de la Camara el resolver esta cuesti6n antes de
entrar a resolver el problema de la Ley de Amnis-
tia, porque me parecia que era'una cuesti6n funda-
mental para la Camara, porque en ella no se habia
de dilucidar en realidad una situaei6n personal de
estos legisladores, pero si a dejar colocada la sobera-
nia de la Camara en un buen lugar, porque despu6s
de aprobar la Ley de Amnistia, si venimos a resolver
lo que se ha dado en llamar los suplicatorios, nos iba-
mos a encontrar con que ya nada tenia que resolver la
CAmara, porque una vez aprobada la Ley de Amnis-
tia no habia que resolver el problema de los suplica-
torios, porque ya quedaba resuelto. Yo creia que era
necesario que la C~mara resolviera ese problema que
afectaba a su soberania.
Y en tercer lugar, porque en realidad, y a pesar
de todas las manifestaciones que se han hecho, entre-
veo la posibilidad de que esta Ley de Amnistia no
pueda ser dietada con la suficiente previsi6n para
que de ella segreguemos la parte final que se re-
fiere precisamente a la situaci66n de esos tribunales
militares a que aludia mi distinguido compafiero el
senior Urquiaga y que, al hacer menci6n de esa orga-
nizaci6n diciendo que estaba comprendido en el pre-
cepto constitutional determinado en el articulo 90,


que se refiere a que se dicte una Ley OrgAnica para
el funcionamiento de esos tribunales militares, yo
queria haberle interrumpido para que tuviese la ama-
bilidad de explicarme c6mo podria resultar que esos
tribunales quedasen ya constituidos antes de dictarse
la Ley que los organizase, de donde resultaria que
habia algo que quedaba organizado antes de que se
dictara la ley que lo organizara.
Yo no creo, seiiores Representantes, que estas mani-
festaciones puedan tomarse como animadas de un es-
piritu partidarista. Lejos de mi Animo el plantear
ante la Camara esta cuesti6n. Yo he venido a esta
scsi6n con el mayor deseo de votar esta Ley de Am-
nistia. Tenia el prop6sito de hacerlo; y la he vistd
con verdadero gusto, much mis cuando la iniciativa
ha partido del jefe del Estado, del honorable senior
President de la Repiblica, de la persona que ocu-
pa la mas alta magistratura en mi pais y, quien quie-
ra que sea, siempre para mi sera el Honorable sPfor
President de la Repiblica, para quien tendr6 today
clase de consideraciones y de respetos; y di.,:.arlia
siempre que el Jefe del Estado pudiera regir nues-
tra Patria en la forma mas virtuosa y de la manera
mrs honrada, porque de esa manera, al mismo tiem-
po que se honra 61, nos honra a todos nosotros.
(Grandes aplausos.)
Yo creo que si nosotros logramos armonizar nues-
tras opinions y llegar a un acuerdo, yo oI veria con
verdadero gusto, porque de esta manera creo yo que
ino constituiriamos un organism que el ,li de miiafia-
ita pudi6ramos sentir el haberlo constituido, porque
pudiera traer consecuencias desagradables.
Yo recuerdo, cuando en 6pocas pretiritas se suce-
dian hechos deplorable, siempre les decia a los que
entonces eran, y siguen siendo hoy, mis correligiona-
rios, que era, hasta cierto punto, un error, el reali-
zar aquellos actos, y usando una frase que no es pro-
piamente parlamentaria, les decia: "Porque ese pe-
rro podia mordernos en el dia de mariana." Es de-
cir, aquellos actos que se realizaban en aquella 6poca,
podrian traer como consecuencia las represalias, y
de esta manera, yo no hubiera querido nunca que se
hubiera dado lugar a ello.
No quiero tampoco que actos realizados en el pn-
sado sirvan para cometer errors en el present. Si
en algo debemos tener verdadero buen deseo, es para
que los moments actuales' sean mas felices que los
moments de 6pocas pret6ritas; porque si seguimos
aplicando la Ley del Tali6n, en esas condiciones no
podremos tener Repfiblica, y estaremos condenados a
perecer; seriamos como aquel Imperio Romano de Oc-
cidente, como aquellos bizantinos que no pudieron
nunca enriquecer su pais, sino que, por el contrario,
fueron a la desaparici6n. Y esto es lo que no quiero
yo que suceda nunca en mi pais; porque es el pais
en que yo quiero vivir en uni6n de todos mis conciu-
dadanos pudiendo gozar de todas las bienandanzas
que se derivain de la libertad y de todas las glorias
de la Repfiblica.
En estas condiciones, desde el punto de vista par-
lamentario y politico, miremos las cosas, no a trav6s
de las pasiones del moment, sino a traves de las con-
sideraciones del future.
(Aplausos.)
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.






32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra su
sefioria para explicar su voto.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
ficres Representantes: No para explicar mi voto. Se-
ria insinceridad si marnifestara que fnicamente me
guia la explicaci6n del voto. Aprovecho esta oportuni-
dad reglamentaria para contestar a las frases que de-
ben ser tomadas muy en consideraci6n, por la calidad
del que las vierte, y especialmente por la significaci6n
que tienen en este moment. Es algo que hace nacer
optimism riente y esperanza en nuestros corazones;
es algo que levanta esta Cimara y que la pone por
lo alto. Especticulos como los que hemos presencia-
do esta noche, que un miembro de la mayoria mani-
fieste su inconformidad, con lo que cree no esta bien
hecho; y que alguien, de indiscutible probidad, que
no ha sido jams un perseguidor de actas, que las ha
rechazado anteriormente y que s6lo a instancias de su
cuerpo electoral accedi6 a venirlo a representar aqui;
palabras pronunciadas por un hombre de integridad
moral absolute, deben recogerse. Es significati-
vo y da lugar a la esperanza de un porvenir mejor,
el ver que todo no es diatriba, que todo no es odio,
que hay amor, que hay respeto y consideraci6n haeia
el President de la Repfibliea; porque mAs que el
nombre del hombre que se encuentra en esa posici6n,
se quiere mirar lo significativo que es para nosotros
el que haya una autoridad cubana que ha debido me-
recer respeto. Eso, unido al recon'ocimiento de que
no debemos pensar que la mala fe sea la que pueda
guiar determinadas iniciativas; el reconocimiento de
que por esa primera autoridad se ha tratado de llevar
a vias de hecho lo que ha sido un anhelo de los que
resultaron derrotados, tiene una trascendental im-
portancia, que aunque sea de manera muy somera, me
creo en el caso de recoger. j Por qu6 los odios? Por
qu6 no ha de haber afecto y confraternidad entire los
cubanos? Las palabras del senior Albanes merecen,
por lo menos, como yo aqui lo hago, la expresi6n de
nuestra gratitud para que conste en el DIARIO Dl.
SESIONES, y para que en el future se yea que en me-
dio del mar turbulento de las pasiones, en Cuba hubo
hombres de serenidad, de uno y de otro bando, que
per encima de los intereses partidaristas supieron co-
Iocar, de manera serena y de manera firme, el amor
de algo que debe unirnos a todos: el amor a la Re-
pfiblica, el amor a la consolidaci6n de nuestras insti-
tuciones.
Gracias, senior Alban6s, por esas palabras que re-
cogemos en su integra y cabal significaciin. Gra-
cias por esas frases que son como un algo azucarado
que en medio de las gotas de acibar que recibimos en
la vida pfiblica, constitute para nosotros un sedante.
Tened la seguridad de que si no hubiera mhs premio
para estas pobres palabras mias la satisfacci6n de
haber cumplido con un deber, seria suficiente, porque
con ello estard la gratitud de los que no ponen sus pa-
siones por encima del bien colectivo y por encima
del bien de la Repfiblica.
(Aplausos.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se va a dar lecture
al Articulo I.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Hay una enmienda
del senior Castellanos, sustitutiva del Articulo I. Se
le va a dar lectura.


(El official de actas lee):
El Mensaje del senior Presidente de la Repfiblica,
haci6ndose eco de la iniciativa que tuve el honor de
presentar a la Camara, sobre la concesi6n de una hm-
plia Ley de Amnistia, no responded al interns general,
ya que comprende especialmente a los funcionarios
del Gobierno y a los politicos que tomaron parte en
la filtima revoluci6n, pero quedan excluidos de esta
amnistia los catedriticos que representan las cien-
cias; los estudiantes, exponentes de la juventud inte-
ligenite, noble y buena, y los obreros, representatives
del trabajo que dignifica, en cuanto estuvieren acu-
sados de delitos cometidos con infracci6n de la Ley
de Explosives, que son en realidad los mis realizados
por esas personas que iniciaron su protest sin tomar
las armas en las manos, lanzando petardos y bombs
para causar alarma, para demostrar su inconformi-
dad contra los actos de este Gobierno, mAs que para
ocasionar dafio en las personas y en las cosas, como
se demuestra por los efectos en la mayor parte de las
veces de esas explosions.
Por tanto, el Representante que subscribe somete
a la consideraci6n de la CAmara la siguiente enmien-
da sustitutiva de la Ley que contiene el Mensaje:
"Se comprende en la amnistia a todas las personas,
a los Catedriticos de la Universidad Nacional, de los
Institutes Provinciales y demis Centros docentes, asi
como a todos los estudiantes y a los obreros, por ]os
hechos delictuosos, faltas, infracciones reglamentarias
y cuanto mas tenga sanci6n siempre que los mismos
se hubieren realizado durante el period del Gobier-
no del General Gerardo Machado y Morales, siempre
que no hubieren sido calificados como de asesinato,
corrupci6n de menores o como delito contra la pro-
piedad."
(F.) Manuel Castellanos Mena.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Sefiores Represen-
tantes: La Presidencia quiere llamar la atenci6n a
!a Camara que la enmienda es sustitutiva del Articu-
lo primero.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Tengo presentada
otra enmienda sustitutiva del Articulo primero; y si
result aprobada la "del senior Castellanos, quedan
rcchazadas las demis.
SR. URQUIAGA (CARMELO): No tema S. S., que no
seran aprobadas.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : La enmienda mis ra-
dical, la que se separa mis del proyecto, es la del se-
flor Castellanos; por lo tanto, se va a someter a la
consideraci6n de la Cimara.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Senior President y
sefiores Representantes: En realidad, parece que es
inftil molestar la atenci6n de los compaieros, el vol-
ver a insistir sobre los motives fundamentals de la
enmienda que he tenido el honor de presentar. El
senior de la Cruz, el senior Bravo Acosta y el senior
Albanes han hecho en sintesis brillante la defense de
la totalidad de lo que pudieramos llamar proyeeto de
amnistia. Ellos han explicado, con razones que yo
no puedo ni siquiera remedar, de qu6 manera, en qu6
forma es possible restafiar las heridas, tratar de evitar
el mal, llevar al inimo de los cubanos la paz y la
tranquilidad para el future, con una ley de amnistia
amplia que sea como un iris de paz en cstos momen-





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33


tos de angustiosa situaci6n para el pueblo cubano.
No quiero insistir en los razonamientos, no quiero pro-
vocar, porque estimo infitil un debate politico alrc-
dedor de este problema, ya que los inimos predis-
puestos a la situaci6n tesonera que viene sostenien-
do la mayoria y los mismos distinguidos compaileros
dp esa mayoria, habrian de hacer initial toda actua-
ci6n en ese sentido. Pero yo si quiero llamar la aten-
ci6n de la Camara acerca de que result absurdo, com-
pletamente absurdo, por los que son abogados en el
Congress, por los que tienen titulos de doctor en le-
yes, aprobar un articulo que esta cn contradicci6n
manifiesta con todas las promesas heehas por el Go-
bierno actual y con todas las doctrinas quc informant
una ley de amnistia, de olvido y de perd6n.

SR. LOMBARD (AQUILIN) : Pido la palabra, para
su oportunidad.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) (continuando): Yo
queria plantear en esa enmienda la generalidad de la
amnistia, darle el mismo tratamiento a los unos quo
a los otros; yo creo que el interns del pueblo de Cu-
ba esti en olvidar, per el memento, ya que no es
possible en forma definitive, olvidar legalmente los he-
chos acaecidos en nuestra patria, con una media le-
gislativa que devolviera a la sociedad cubana el so-
siego de que carece. La enmienda no tiene interest
partidarista alguno, s61o tiende a ponerle fin a las
luchas fratricidas entire cubanos. Nadie que haya
sentido el dolor y la tristeza de nuestras luchas intes-
tinas, nadie que haya sentido lastimado su coraz6n,
per el estado de pavor que impera en la Repfblica
y por el rio de sangre que ha corrido, puede negarse
en estos instantes a darle el mismo tratamiento a los
unos que a los otros. El Articulo primero de esta
ley establece una excepei6n de carActer exclusive, evi-
ta que se incluyan en la ley determinados hechos de-
lictuosos que fueron actos de protest contra el Go-
bierno actual, y aunque mi idea no es defender a los
infractores de la Ley de Explosives, ni a los delin-
cuentes politicos, estimo que debe comprenderse on la
ley a todos los que realizaron astos de protest con-
tra el Gobierno del General Presidente. Todo el que
analice con serenidad de juicio esta ley, comprendera
que esta hecha para beneficiary a una parte de los
contendientes. Hay catedrhticos de la Universidad
que estAn sufriendo en los actuales moments los efec-
tos de una cesantia, y la amnistia vendra a reparar
esos actos de caracter administrative. Hay j6venes
estudiantes de la Universidad, y catedriticos detoni-
dos en las careeles militares, contandose entire 6stos
el doctor Guillermo Portela, catedritico de Derecho
Penal, honra y prestigio de Cuba, que estan sujetos
a una causa per infracci6n de la Ley de Explosivos,
que tiene una rectitud tal, que se castiga con pena
several a quien se prueba la culpabilidad; y aun aque-
llos sujetos que en realidad tienen poca importancia,
ann aquellos hochos que en realidad tienen poea te-
meridad, come son los petardos, los sencillos petar-
dos, que por ser confeccionados con p6lvora o con di-
namita solo estan comprendidos en la Ley de Explosi-
ves. Yo consider, Sres. Representantes, que para que
esta noche la Camara haga una jornada brillante, pa-
ra quedar a la altura que debemos, sin agravios, que
no deben existir entire cubanos, sin resquemores pa-
ra unos y para otros, la Camara debe aprobar esta
enmienda que tiene una generosidad bastante para sa-
tisfacer al pueblo de Cuba. Mi ruego a la Camara
de Representantes, al presentar esta enmienda, va


dirigida no a la part political de mis compafieros Li-
berales y Populares, sino al coraz6n de los cubanos,
que ellos, como cubanos, deben sentir la necesidad de
acabar con estas diferencias existentes. Es indispen-
sable poner un punto final a esta contienda que des-
de hace tiempo sostenemos los cubanos. Es indis-
pensab!e dar, por part de nosotros, una prueba de
buena fe y un buen prop6sito de justicia; y en nin-
guna oportunidad mejor que en 6sta puede la Cima-
ra levantarse a la altura del pueblo, que exige en
parte que so terminen estas diferencias, aprobando
una ley que defiende a uno y defiende a otro.
Se ha dicho de los obreros cubanos que han reali-
zado atentados terrorists. Y hay que conoccr al
ohrero cubano, para career que es in'eapaz de cometer
estos atentados y que explica que ellos no pueden ser
excluidos de esta media de perd6n y olvido. El te-
rrorismo, en Cuba, es una plant ex6tica; no puedo
f.orecer en este pais, porque no tiene terreno abonado
para ello. En otras naciones, la diferencia de clase
y especialmente el clima, en que los hombres se
ven compelidos a la miseria y a la desgracia por el
frio excesivo y los medios imposibilitados de today
defense contra esta situaci6n, especialmente la del cli-
ma que los agobia, la falta de trabajo, etq., hace que
surja esta protest de clase; pero en Cuba no tiene
oportunidad de surgir come en otras naciones. Por
consecuericia, reasumiendo, mi enmienda tiende a ter-
nunar la diferencia entire unos y otros, entire la oposi-
ci6n y el Gobierno, entire militares y paisanos; tiende
a hacer equitativa y just esta Ley de Amnistia, y
es por eso que pido se vote la enmienda sustituyendo
al Articulo primero del proyecto.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : He pedido la palabra,
para oponerme terminantemente a ]a aprobaci6n de ]a
enmienda preseritada por el senior Castellanos, a pesar
de que 61 acaba de afirmar, en lenguaje puro y cas-
tizo, la siguiente palabra: "reasumiendo", y yo creo
que debe ser "resumiendo". Yo creo que esto, dicho
por 61, que es un letrado de much capacidad, esti
perfectamente expuesto; pero resumiendo, en part,
debo establecer la siguiente afirmaci6n: En este pro-
biema de la amnistia que estamos discutiendo, tengo
puntos de vista muy especiales. Quiero una ley de
amnistia amplia; yo no creo que deba ser una ley
de perd6n. Una ley de esta naturaleza, creo que
debe ser una ley de olvido, no una ley de perd6n.
Iace unos dias, me enfrent6 aqui con este problema.
Yo no oeulto jams mi sentimiento ni mi pensamien-
to. Cuando los hombres caen en una jornada por
mantener puntos de vista como yo mantengo el mio,
no por pasiones, sine por sentimientos tan puros co-
mo el sentimiento mas puro que pueda anidar en
eualquier pecho o cabeza, no temo jams la conse-
cuencia que puedan tener mis palabras. Yo he que-
ride una ley de olvido para todos los cubanos. Creo
que esta ley procedente del Poder Ejecutivo, que vie-
ne acompafiada del Mensaje Presidencial, es una ley
extraordinariamente liberal; no tiene mas que una
prevenci6n para el porvenir, prevenci6i con la quo
debemos todos star conformes y contests; y creo
que debemos estarlo, en esa Ley de Amnistia, porque
es necesario, come yo decia hace un memento, poner
paz definitive en estas cuestiones que a diario con-
frontamos en el pais. Cuando yo me referia a es-
tos hechos hace unos dias, me referia a las distintas
escuelas que en el mundo habian sostenido esa tesis
acerca del amedrentamiento a los gobernantes; yo






34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


habia hablado de la escuela italiania, que habia sido
la primer en mantener esta cuesti6n de amedrenta
a los gobernantes; habia hablado de la eseuela rusa
que tambien habia cedido el paso a todas las idea:
m"s avanzadas y mas humans; habia tambien habla-
do de la escuela sindicalista espafiola, y afirmaba que
en ninguna. de estas tres naciones se encontraban en
practice estos brutales atentados indignos de pueblos
civilizados, much mhs entire aquellos que se llaman
elements privilegiados de una sociedad, que se Ila-
man elements cultos, sin serlo, porque no puede ha-
ber cultural donde se empleari estos procedimientos.
Claro esth que el Poder Ejecutivo, velando por la
sociedad, nos ha propuesto esta Ley, que la C&mara
debe votar, no tal como viene, toda vez que aun se
continfta manteniendo el mismo estado, porque en la
noche de ayer han explotado site bombs en la ciudad
de Santiago de Cuba. Cuando estas cosas suceden, es
una verdadera imprudencia mantener aqui el criteria
de que estos elements deben ser amnistiados, de que
deben ser perdonados.
Yo entiendo que es necesario hablar de una manera
clara y categ6rica. Yo entiendo que no deben set
perdonados;,no tienen perd6n' de Dios, esos catedrkti-
cos que han adquirido su cAtedra, no a titulo de sufi-
ciencia, sino por el favor official; esos catedraticos que
ral pueden ilustrar a sus discipulos, porque de tales
catedr6ticos no puede salir mas que esa clase de dis-
cipulos, que juntos preparan y colocan bombas qne
matan a mujeres y nifios inocentes. No me refiero
a todos los catedraticos de nuestra Universidad ni a
todos los estudiantes, porque hay catedrhticos y es-
tudiantes que honran a nuestra Universidad; pero los
que se esconden en la sombra, los que realizan aten-
tados de esa naturaleza, los que no tienen el valor de
salir al frente, los que matan nifios y mujeres, los
que matan a mansalva, son indignos de star com-
prerididos en una ley de amnistia, en una ley de
perd6n.
Ya es la 6poca de hablar claro. Ya no podemos
aqui, en la C6mara, estar haciendo political para la
galeria. El pueblo de Cuba ha avanzado demasiado,
y a nin'gfin ciudadano del pais se le puede engafiar.
Ya en Cuba ningfin politico maneja a nadie. Los
que crean en esa teoria estan completamente equivo-
cados; nadie maneja a nadie, porque el pueblo de
Cuba se maneja solo; y es necesario que nosotros, de
una vez para siempre, acabemos con esos catedrhticos
y con esos estudiantes que tiran bombs.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a votaci6n
la enmienda.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido votaci6n no-
minal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a votaci6n
nominal. Los favorables a la enmienda votarAn que
si; los contraries, votarin que no.
(Se efectia la votaci6n.)
SR. PRESIDENTE (ALLTEGRO): 6 Falta algiin sefeor
Representante per votar ?
(Silencio.)
Han votado ochenta y site sefiores Representan-
tes: diecisiete que si y setenta que no.


(Votaron en contra los sefiores: Acosta, Aguilar,
Albuerne, Alemdn, Alonso Caifias, Alvarez del Real,
Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada, Aragones, Arco-
cha, Ariza, V. de Armas, A. Barrero, O. Barrero, Bel.
trdn, Blanco, Bover, Bravo Sudrez, Campos Marti-
nez, Candia, Castelvi, Cisneros, Claret, Cruz Gonzd-
hz, Cuellar, Cueto, Eguilior, Final6s, Garcia Montes,
Garcia Ramos, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Hae-
do, Hernindez Leal, Le6n, Lombard, L6pez Morales,
Menci6, MJndez, N. Mendoza, M. Mendoza, Mora, Mo-
la, N'iez Portuondo, Parodi, Perez Maribona, Pic-
dra, G. Pino, E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey, Ro-
driguez Creme, Rodriguez Ramirez, Salas, San Pedro,
Sdnchez, Santa Cruz, Tome,'Trinidad, Trujillo, Ube-
da, Urquiaga, V z q u e z Bello, Villal6n, Zorrilla,
Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores: Albands, Bravo Acos-
ta, Camacho, Carrillo, Castellanos, Cruz Ferndndez,
Cruz Ugarte, Escobar, Estrada, Fonseca, Fraile, He-
rryman, Meso, Peiia, del Prado, A. Rodriguez y Al-
berni.)
Queda rechazada la enmienda.
Tiene la palabra el senior Ariza para explicar su
voto.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Sefior Presidente y sefiores
Fepresentantes: He votado que no, es decir, en con-
tra de la enmienda del distinguido compafiero senior
Castellanos, por discipline de partido. Ahora bien:
entiendo que tanto esa enmienda, como todas las de-
mis que se han presentado a la Mesa do la Camara,
deben de ser aprobadas. La Camara siempre ha da-
do muestras de una extraordinaria generosidad. La
CAmara de Representantes ha propiciado una series
de leyes de amnistia, que casi todas se encuentran de-
tenidas en el Senado; pues d6mosle al Senado el pa-
pel de destripador de esas leyes, y demos una mues-
tra mis de nuestra generosidad. u Qu nos impide
hacerlo? Que vayan todas esas enmiendas como pro-
yectos de ley aparte; y que pasen todas al Senado.
En cuanto a la cuesti6n de las bombs, tambien
hay que apreciarla desde un punto de vista generoso,
porque no hay santos mejores que los que fueron pe-
cadores. Y eso lo hemos visto en la Historia.
Por esa raz6n yo queria explicar mi voto. Una
amnistia amplia, sin limits, en la que cada un sefor
Representante exprese sus deseos, es lo que yo ei-
tiendo que debe votar la Camara, aun cuando se haga
o: forma de proyectos de ley apart que sean envia-
dos al Senado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra el
senior del Prado, para explicar su voto.
SR. DEL PRADO (FfLIX): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: He votado que si, porque la
enmienda del senior Castellanos es la verdadera. am-
nistia que debieramos estar discutiendo y votando es-
ta inoche; no solamente por los preceptos que ella con-
ticne, sino porque debia la Cimara haberle recono-
cido el derecho de prioridad a esta iniciativa del se-
fior Castellanos. Cuando ese asunto se discuti6, se
expusieron muchos arguments para demostrar el de-
recho que tenia el sefior Castellanos a que se le diera
preferencia en la discusi6n a esa iniciativa suya, y a
esos arguments para justificar mi voto favorable
voy a agregar lo siguiente: Existe la Ley de Rela-
ciones, que regular el funcionamiento entire los dos






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


Cuerpos Colegisladores que son part integrante do
un solo Poder. Esa Ley de Relaciones establece que
cuando un Cuerpo tome la iniciativa sobre cualquier
material, el otro Cuerpo no puede presentar ninguna
proposici6n de ley sobre el mismo asunto; y si eso
ocurre en el seno de un solo Poder, yo quiero que me
diga la Camara si es possible que tratdndose de una
iniciativa de un Poder extrafio, se puede alterar ese
principio de la Ley de Relaciones. Creo, por tanto,
que debi6 discutirse la iniciativa del senior Castella-
nos, con preferencia a la del Poder Ejecutivo. Pero,
adem's, estoy mIs de acuerdo con la enmienda del se-
fior Castellanos que con la del Ejecutivo, porque no
tiene las excepciones que trae la ley iniciada por el
Honorable sefor Presidenite de la Repfiblica. Las le-
Ses de amnistia, ya se ha repetido macho, son para
restablecer en determinado moment de perturbaci6n
political o social, la paz moral y material, en toda la
Naci6n; y esa paz moral y material no se consigue
excluyendo una gran parte de los que han estado fo-
mentando una protest. Yo respeto much la opi-
ni6n' del Poder Ejecutivo, excluyendo de la ley a los
estudiantes y catedriticos, pero a mi no se me oculta,
y los funcionarios del Gobierno lo saben, que detras
de cada uno de los que se excluyen de los beneficios
de esta ley de paz, hay una familiar cubana que vive
en la angustia y que con su angustia contribute a la
perturbaci6n de toda la sociedad, porque esa familiar
tiene relacionres de amistad y parentesco con otras
mruchas; y si queremos ir a la legalidad y a la paz
moral no debemos escatimar ning-in sacrificio. -'I
Ejecutivo, a mi juicio, ha perdido la oportunidad de
que esos elements, especialmente los j6venes, tengan
un motivo de reflexi6n, y no sigan por el camino que
ban emprendido. Cuando se comenz6 a hablar de
que habia una Ley de Amnistia que vendria a la Ca-
mara por conduct del Ejecutivo, se acallaron las pro-
testas; y cuando la prensa, por un descuido de la cen-
sura, public los terminos en que venia la proposi-
ci6n de amnistia del Poder Ejecutivo, excluyendo de-
tcrminadas classes de la oposici6n', se reprodujo la pro-
testa; por lo que hay motive para pensar que, de
haber sido aprobada la enmienda del senior Castella-
nos, mas generosa, mas amplia y mas just, estaria-
mos en los comienzos del restablecimiento de la paz
moral y material, que es la base fundamental de todas
estas leyes. Si se hubiese aprobado la proposici6n
de ley del senior Castellanos, no hubi6semos tenido que
llegar a la disposici6n transitoria, que ha dado mo-
tivo a tanta critical y que no quiero critical de nrue-
vo, porque aliento la esperanza de que las palabras
del leader Liberal-Popular tengan efectividad, y que
]a segunda disposici6n transitoria no sera aprobada,
ni como proyecto de ley aparte. Para esa oportuni-
dsd, si estoy equivocado en la interpretaci6n de las
palabras del senior Urquiaga, me reserve el exponr-r
mis puntos de vista sobre tales transitorias, que no
consistent, por cierto, en que tenga dudas de la probi-
dad de los que formarian los tribunales militares, ni
que no puedan proceder con tanta justicia como los
ordinaries. Los motives son otros, son principios
fundamentals.
SR. PRESIDENT (ALLIEORO) : Se va a dar lecture
a otra enmienda del senior Bravo Acosta.
(El official de actas lee):
ENMIENDA SUSTITUTIVA DEL INCISO PRIMERO
ARTICULO I. (Inciso 1.o)-Para todos los delitos


y faltas asi como para sus conexos, en cuanto se ha-
yan cometido antes del dia de la promulgaci6n de es-
ta ley, y con motive u ocasi6n del movimiento revo-
lucionario que culmin6 en el alzamiento de 1931, o
bien con objeto de iniciar, organizer, ayudar, coope-
rar, favorecer o reproducir dicho movimiento.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
SR., BRAVO AcosTA (ANTONIO) : Para explicar en
breves palabras el contenido de la enmienda que tien-
de a suprimir determinadas palabras del proyeeto, es-
pecialmente donde dice que tendra efectividad el dia
que se promulgue la ley, y no desde la fecha de hoy;
porque pudiera resultar que esta ley estuviera en el
Senado various dias, y no pudiera ser publicada en la
Gaceta Oficial con la fecha de hoy.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Los que esten con-
formes con la enmienda, se servirfn ponerse de pie.
(La mayoria de los senores Representantes perma-
necen sentados.)
Rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee:)
El Representante que suscribe present a la Ley
de Amnistia contenida en el Mensaje Presidencial,
la siguiente enmienda al pArrafo segundo del Articu-
!o primero, que quedarA redactado asi:
2.-Para todos los delitos y faltas cometidos antes
de la fecha sefialada en el inciso anterior por fun-
cionarios, policies y agents de la autoridad o auxi-
hares del Gobierno, sean civiles o militares, con el
prop6sito o en' ocasi6n de impedir o perseguir la cons-
piraci6n o preparaci6n del citado movimiento, repri-
mir este, las algaradas pfiblicas y manifestaciones tu-
nultuosas que lo precedieron durante dicho afio y el
de 1930 o las infracciones de la Ley de Explosivos,
o evitar la reproducci6n del propio movimiento; e
igualmente para los delitos de usurpaci6'i de atribu-
clones cometidos por los mismos.
(F.) Carmelo Urquiaga.
Sn. RODRIGUEZ RAMfREZ (JUAN) : Para explicar
que esta enmienda firmada por el senior Urquiaga, so-
lamente fija el precepto en el sentido de incluir la
policia o agent de la autoridad.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Hay una enmien-
da al Articulo primero, que se refiere a los veterans.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n
el inciso primero del Articulo primero.
(Silencio.)
Aprobado. Se va a dar lecture a una enmienda.
(El official de actas lee:)
ADICI6N AL INCISO PUIMERO
Para todas las faltas cometidas.por los Catedrati-
cos o Estudiantes de las Escuelaa Normales, T6enicas
Industriales, de Comercio, Institutos y Universidad
National, y que hayan sido objeto de expedientes ad-
ministrativos, o disciplinarios, o de resoluciones de
los Claustros de esos organisms, o de la Secretaria
de Instrucci6n Pfiblica, restituyendoseles en sus dere-
chos para continuar ejerciendo el cargo o sus estu-







36 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


dies. Los estudiantes que hubieren sido expulsados
(; so les haya impuesto alguna penalidad, por los cen-
tros docentes, y que hubieren cursado y aprobado en
otros centros de ensefianza de otros passes, asign'atu-
ras anAlogas a las de las Escuelas o Universidad de
esta Naci6n, tendrhn derecho a que se les reconoz-
can la que hubieren aprobado en aquellos centros de
ensefianza.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
Sa. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo no tendria in-
conveniente ninguno en que esta enmienda figurara
como proyecto de ley apart, porque la tendencia de
e!la es que en el future los estudiantes que se hanl
ido para continuar sus studios en las Universidades
cxtranjeras y que tienen la miima situation que ]a
nuestra, se encuentren con el derecho de poder ser
amparados en los studios que estdn realizando en el
extranjero, porque en realidad no son ellos culpables
de haber tenido que emigrar. El objeto principal
que motiva esto, es lo siguiente: que mariana, en el
expediente personal, no figure esa nota; porque no
hay que olvidar que en cualquier moment, por cir-
cunstancias especial, tenga que actuar el Claustro,
para disponer determinada penalidad, y sean victims
estos estudiantes de una pena de la que, en realidad,
ellos no eran merecedores. Y yo me digo: si vamos
a amnistiar criminals, I por qu6 no vamos a amnistiar
a los estudiantes ?
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Yo quiero que me diga
S. S. qu6 criminals vamos a indultar.
Sn. BRAvo ACOsTA (ANTONIO): IIay infinidad dr,
hombres acusados de delitos de homicidio y asosinato.
que entrar6n en esta Icy.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Pero qui6nes son esos
hombres?
Sn. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Pues los auxilia-
res del Gobierno.
Sn. LOMBARD (AQUILINO) : Cite sus nombres.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) :S. S. sabe muy bien
quiEnes son; constituyen un grupo de hombres al ser-
vicio del Gobierno, que han cometido una series de
delitos.
Sn. LOMBARD (AQUILINO): Eso es muy gcndricc.


Valdes, Eguilior, Echeverria, Final6s, Garcia Montes,
(arcia Ramos, Gonzclez Morales, Gonzdlez Sarrain,
GGrau, Gronlier, Guds Incldn, Haedo, Herndndez Leal,
Hirzel, Leon, Lombard, L6pez Morales, Madrid, Men-
cid, M6ndez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora,
Nfiiez Portuondo, de Para, Parodi, Perez Maribona,
Piedra, G. Pino, E. Ramirez, M. Ramirez, Ry, io,
Rodriguez Ramirez, Ruiz, Salas, San Pedro. Sanchez,
Santa Cruz, Tomn, Trinidad, Tru iillo, Ubeda, Urquia-
ga, Villaldn, Zorrilla, Alberni, Cruells y Anglada.)
(Votaron a favor los sefiores: AlbanEs, Beltr6n,
Bravo Acosta, Candia, Cruz Fernindez, Cruz Ugartc,
Estrada, Fonseca, Fraile, IH r: rtl,,m Meso, Peia, del
I'rado, A. Rodriguez y Rodriguez Creme.)
Queda rechazada la enmienda.
Se va a dar lecture a una enmienda del scfior Bra-
vo Acosta.
(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Inciso Primero de la Ley

de Amnistia
Para los delitos de falsedad, usurpaoi6n de terre-
nos, perjurio o estafa, cometidos por miembros del
Ej6rcito Libertador y su cuerpo auxiliar civil.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
SR. PRESIDENTE (ALLIERO) : Se pone a discusi6n.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
SI. PRESIDENT (ALLIREGRO): Tiene !a palabra su
sefioria.
Sn. BRAVO AcosTA (ANTONIO) : Iay muchos miem-
bros del Ejercito Libertador que estin acusados in-
justamente del delito de falsedad, porque ocupando
desde hace muchos afios terrenos que son propiedad
del Estado y que con posterioridad ban sido adquiri-
dos por Compafilas extranjeras, al declarar en los ex-
pedientes formados por estas compafiias extranjeras
esas declaraciones se han estimado que no se ajnista-
ban a la verdad, por cuyas razones se les ha forma-
do causa por falsedad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido la palabra.


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n. S. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra su
seforia.


Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido votaci6n no-
minal.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEORO) : Votafi6n nominal,
por haberlo solicitado un senior Representante.
(Se efectia la votacidn.)
SR. PRESIDENTE (ALT.IEGnO): jFalta alguin senior
Representante por votar ?
(Silencio.)


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): He pedido la pa-
labra para oponerme a esa enmienda. Nosotros he-
nios venido aqui, esta noche, dispuestos a votar una
amnistia amplia para todos los d-:l;t, de oartcter po-
litico, exclusivamente politico. Por esta raz6n me
opongo a la enmienda del senior Bravo Acosta y le
pido que la retire.
Sn. BRavo AcosTA (ANTONIO) : Retiro la enmien-
da, senior Presidente.


Han votado noventa sefiores Representantes. Quin- SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Queda retirada la
ce que si y setenta y cinco que no. enmienda.


(Votaron en contra los sefiores: Acosta, Aguilar.
Albuerne, Alcmdn, Alonso CaiiYas, Alvarez del Real,
Alvarez Ramirez, Alvera. Alliegro, Aragonds, Arco
cha, V. de Armas, A. Barrero. O. Barrero. Blanco,
Bosch, Bover, Bravo Sudroz, Campos Martinez, Ca-
rrillo, Castelvi, Cisneros, Claret, Ciutllar, Cueto, Diaz


Se va a dar lecture al inciso segundo del Articu-
lo primero.
(El official de actas lo lee.)
SR. RODRnfUEZ RAM REZ (JUAN) : Hay una en-
mienda del leader del Partido Liberal, incluyendo las






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 37


palabras: "Policia o sus agentss, que se omitieron
en el Mensaje. Es concordante la enmienda con el
Mensaje Presidencial. Es una enmienda aclaratoria.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n
la enmienda del senior Urquiaga anteriormente leida.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOs M.) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRo): Se pone a votaci6n
nominal. Los favorables votaran que si; los contra-
rios votaran que no.
(Se efectira la votaci6n.)
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO): Falta algfin senior
Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado ochenta y dos sefiores Representantes.
Setenta y nueve que si y tres que no.
(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-
buerne, Alemdn, Alonso Caiias, Alvarez del Real, Al-
varez Ramirez, Alvera, Alliegro, Aragons, Arcocha.
V. de Armas, A. Barrero, O. Barrero, Blanco, Bosch,
Bover, Bravo Sudrez, Campos Martinez, Candia, Ca-
rrillo, Castelvi, Cisneros, Claret, Craz Fernandez,
Cuellar, Cueto, Diaz Vald6s, Echeverria, Eguilior, Es-
trada, Finales, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzd-
lez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guzs
Incldn, Haedo, Herndhdez Leal, Iirzel, Le6n, Lom-
bard, L6pez Morales, Madrid, Menci6, M&iidez, N.
Mendoza, M. Mendoza, Mola, Mora, Nidez Portuondo,
de Para, Parodi, Pe'fa, Pgres Maribona, Piedra. G.
Pino, E. Ramirez, M. Ramirez, Bey, Rio, Roddriguez
Ramirez, Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Santa Cruz,
Toom, Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Villal6n,
Zcrrilla, Alberni, Cruells y Anglada.)


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a proceder a
la votaci6n nominal; los que est6n conformes votarin
que si, y los contraries que no.
(Se efectia la votacion.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGRo) : Han votado setenta
y ocho sefiores Representantes. Sesenta y nueve que
no y nueve que si.
(Votaron en contra los sefiores: Aguilar, Albands,
Albuerne, Aleman, Alvarez del Real, Alvarez Rami-
Sez, Alvera, Anglada, Aragongs, Arcocha, A. Barre-
r-;, 0. Barrero, Blanco, Bosch. Bover, Campos Mar-
tinez, Cruz Fernindez, Cruz Gonzdles, Cueliar, Diaz
Valdes, Echeverria, Eguilior, Finales, Garcia Montes,
Garcia Ramos, Gonzalez Morales, Gonzdlez Sarrain,
Grau, Gronlier, Guds Incldn, IHernandez Leal, Hir-
zel, Le6n, Lombard, L6pez Morales, Madrid, Menci6,
MgAdez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora, Ni-
uez Portuondo, de Para, Parodi, Parez Maribona, Pie-
dra, G. Pino, E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey,
RIio, Rodriguez Ramirez, Rodriguez Creme, Rubio,
Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, Tome,
Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Zorrilla, Cruells
y Alliegro.)
(Votaron a favor los seilores: Ariza, Camacho, Can-
dia, Carrillo, Castelvi, Claret, Cruz Ugarte, Estrada
y Peiia.)
Queda, pues, rechazada la enmienda. Se va a dar
lectura al epigrafe tercero del Articulo primero.
(El official de actas lo lee nuevamente.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.


(Votaron en contra los sefiores: Beltrdn, Cruz gar-a dar tura a una nminda adicional d
c y del Prado.)a a ar a una enmienda adicional del
senior Lombard.


Queda aprobada la enmienda.
Se va a dar lectura al inciso tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lecture
a una enmienda adicional del senior Bravo Acosta.
(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Inciso Tercero
En el caso de que hubieren sido condenados y cum-
plida la pena por delitos o faltas comprendidos en
todos los casos que sefiale la ley, podran los intere-
sados o cualquier ciudadano solicitar de la Secretar.ia
de Justicia, y 4sta lo hard, la cancelaci6n de los an-
tecedentes penales por virtud de esos delitos y faltas.
En igual forma se hard con todos los que aparezean
con antecedentes penales por cualquier delito cometi-
do con ocasi6n de revoluciones anteriores a la de 1931.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se pone a diseusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.


(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Inciso Segundo del Articulo
Primero de la Ley
Ex"epci6n hecha de cualquier Congresista que haya
podido tomar o tomara participaci6n en los mismos.
(F.) Aquilino Lombard.
Sn. LOMBARD (AQUILINO): La enmienda pareee
ininteligible, pero apenas posemos la mente en ella
veremos que complete perfectamente el c ltimo pArra-
fo del inciso segundo del Articulo primero. Nosotros
planteamos aqui, o mejor dicho, el senior de la Cruz
planted, aqui, la cuesti6n de la sesi6n secret para
tratar en ella de lo que afecta a nuestros compafieros
excarcelados. Estimaban ellos, y yo estimo de la
misma manera, que no deben ser amnistiados.
SR. SANTA CRUz PACHECO (EMILIO) : A Me permit
una interrupci6n S. S., con la venia de la Presiden-
cia? Dos de los seiiores Representantes que obtuvie-
ron su excarcelaci6n hablaron esta tarde, aqui, en la
Cimara, de una ley que los amnistiaba, y me parece
que hay un error juridico que yo voy a explicar a la
Cimara. Estos sefiores Representantes no pueden





38 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ser amnistiados ni estar comprendidos en esta lIy.
Para que estos sefiores Representantes pudieran ser
objeto de la amnistia, era requisite indispensable que
apareciesen' como acusados, o como proccsados por un
delito; y para que eso ocurriera habia necesidad
de que la Camara accediera a los suplicatorios, inica
forma en que los tribunales debian iniciar el procedi-
miento contra esos sefiores Representantes. De ma-
ncra que esos sefiores Representantes, por ministerio
de la ley, por ministerio de la Constituci6n, estan am-
parados en el derecho que les da su impunidad par-
lamentaria, cuyo derecho tiene que resolver la Ca-
mara accediendo al suplicatorio o denegandolo para
que no se les process. Por eso no pueden star in-
cluidos dentro do la Ley de Amnistia, porque ellos
no son, en definitive, ni procesados ni condenados por
delito alguno.
Creo que la Ley de Amnistia no los ampara ni los
comprende, porque no esthn en situaci6n de condena-
dos ni en situaci6n de delincuentes; y yea el senior
Urquiaga, a quien extrafia que yo haga esta aclara-
ci6n, c6mo estrictamente los jueces y tribunales ne-
cesitan que los Cuerpos Colegisladores accedan al su-
plicatorio, para iniciar el procedimiento contra los se-
fiores Representantes.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Una cosa es en cuanto
al procedimiento y otra en cuanto al delito. Cuan-
do los sefiores Congresistas son aeusados de un delito,
dcsde el moment que se concede amnistia por ese
delito se borra todo procedimiento que pudiera so-
guirse, e inmediatamente queda sin efecto el mismo.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Tienie la palabra su
sefioria.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : He tenido verdadero
gusto en oir al sefior Santa Cruz Pacheco y a otros
distinguidos compafieros que son letrados. Cada vez
que se plantea una cuesti6n juridica, noto que los se-
fiores abogados no se ponen de acuerdo, pues siempre
hay discrepancia entire ellos; yo no se en que con-
siste, que teniendo C6digos especificos, tratando las
cuestiones especificamente tambi6n, no llegan, a pe-
sar de eso, a ponerse de acuerdo.
Yo tenia el mismo criterio que ha sustentado pri-
mero el senior Urquiaga, y luego otros distinguidos
compafieros. Yo creia y sigo creyendo, que esos ele-
mentos han sido acusados por autoridad competent.
Creo que fueron sorprendidos infraganti en ]a comn-
si6n de un delito, cosa prevista por nuestros C6digos.
y creo que fueron absueltos sin condiciones do ning'ni
genero. Vea, pues, S. S., cudl es el punto de vista
que yo mantengo..
A mi me interesa que esta cuesti6n se aclare, por-
que yo explicaba en un discurso mio, hecho hace bre-
ves moments, que no accedia a la sesin6 secreta soli-
citada por el senior Carlos Manuel de la Cruz, para
evitar que perdidsemos el tiempo; porque tratindose
de una cuesti6n internal de la CAmara y de un asunto
quo afeeta a todos los sefiores Reprcsentantcs, me pa-
recia que debiamos tener much cuidado en no incu-
rrir en ciertos errors; y para dejar a salvo la digni-
dad de nuestro Cuerpo Colegislador y de nuestra
prerrogativa constitutional, es que yo formula esa
enmienda, en el sentido de haccr exclusion de los so-
fiores Representantes, a fin de que mariana mismo vo-


temos o resolvamos la situaci6n de esos ilustres coin-
pafieros nuestros excarcelados. No tenia otra finali-
dad mi enmienda. Quiero explicarlo asi a S. S. y a la
CAmara para que conozean la intenci6n que yo he
tenido al redactar la enmienda que he presentado a
la consideraci6n de la Camara. No obstante eso, yo
puedo retirarla si la CAmara lo estima convenient.
Sn. RODRnGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Pido la palabra,
para hacer un ruego. Para rogar al senior Lombard
que retire la enmienda presentada, porque con ante-
rioridad yo habia hablado con el leader de nuestro
Partido y se mostraba partidario, favorable, a que en
la pr6xima sesi6n de esta Cimara acordasemos resol-
ver los suplicatorios.
SR. LOMBARD (AQUILIN) : Accedo gustoso, y re-
tiro la enmienda.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Retirada la enmien-
da, se va a dar lecture al Articulo segundo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Sa va a dar lecture al Articulo tercero.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo cuarto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo quinto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lecture al Articulo sexto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar leetura al Articulo s6ptimo.
(El official de actas lo lee.)







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 39
----


SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al Articulo octavo.
(El official de actas lo lee.)
SR. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Para hacer una
proposici6n incidental: que se suspend la discusi6n
de este Articulo hasta que se discutan la primera y
segunda Disposiciones Transitorias.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a votaei6r
la proposici6n del senior Rodriguez Ramirez.
(Silencio.)
Aprobada.
Se va a dar lectura a las Disposiciones Transitorias.
(El official de actas da lecture a la-primera.)
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Ruego a la Camara
que la rechace. No voy a hacer discursos a esta hora.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
SR. CRUz (AGUSTIN): Nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Votaei6n nominal.
Contestarin si los favorables; los contrarios, no.
(Se efect2i la votaci6n.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Han' votado setenta
y nueve sefiores Representantes. Sesenta y seis que
si y trece que no.
(Votaron a favor los sefores: Aguilar, Albucrne,
Alemdn, Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera.
Alnglada, Aragon6s, Arcocha, A. Barrero, O. Barrn-
ro, Blanco, Bosch, Bover, Campos Martinez, Cisneros,
Cruz Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cuillar, Cueto, Diaz
Valdes, Echeverria, Eguilior, Final6s, Garcia Montes,
Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain.
Grau, Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal, Hirzel,
Le6n. Lombard, L6pez Morales, Madrid, Menci6, M6n-
dez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora, NAilez Por-
tuondo, de Para, Parodi, Piedra, G. Pino, E. Ramirez,
M. Ramirez, Rey, Rodriguez Creme, Rodriguez Rami-
rez, Rubio, Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Tome, Tri-
nidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Villaldn, Cruells y
Alliegro.)
(Votaron en contra los sefiores: Albanes, Ariza,
Camacho, Candia, Carrillo, Castelvi, Cruz Ugarte, Es-
trada, Herryman, Peia, Recio y Zorrilla.)
Queda aprobada la primer Disposici6n Transitoria.
(El official de actas da lecture a la segunda Dispo-
sicidn Transitoria.)
SR. ARIZA (GABRIEL) : Para rogar que so reduzca
a la mitad el t6rmino de treinta meses.
Sn. ALBANES (WIFREDO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene ia palabra el
senior Albanes.


SR. ALBANES (WnIREDO): Sefior Presidente y se-
fores Representantes: H-Ie pedido la palabra en con-
tra de esta segunda Disposici6n Transitoria, porque
tengo el firm convencimiento de que no debemos
aprobar este precepto legal. En primer Ingar, por-
que no tiene justificaci6n de ninguna indole. Este
precepto tiene como base y fundamento, segfln se ex-
ponia en el preambulo de la ley, que tan honorable
es, en el ejercicio de sus funciones, un tribunal mili-
tar como puede serlo un tribunal civil; y que en es-
tos condiciones nada justifica que se vaya a crear
el tribunal military quitindole la competencia que tie-
ne el tribunal civil, cuya honorabilidad se reconoce
a la misma altura que el tribunal military, de done
se deduce que esta inhibici6n nada viene a beneficiary
en el sentido mismo que la ley establece en so pream-
bnlo. Pero es mAs: a pesar de esta declaraci6n, no
cabe duda, sefiores Representantes, que en todas par-
tes donde existe Ej6reito se constitute un'a casta la-
mada military, que tiene sus interests en virtud de
los cuales procura defender a los elements consti-
tutivos de esa clase; y que, en este sentido. a media
que se le vayan dando mayors facultades, represent
darle mayor vigor a esta casta military, cosa "altamen-
te perjudicial a los intereses del pals; y prueba de
ello es la lucha que se ha sostenido en diversos pai-
ses, por conseguir la unidad political y !a unidad ju-
ridica. Tenemos, en nuestro derecho hist6rico, el
ejemplo de la naci6n progenitora, que luch6 durante
siglos para conseguir la unidad juridica, por haber
tenido en la propia Espaia el problema de los fueros,
que obligaba a que determinadas regions estuvieran
regidas por distintas leyes. No es 16gico que nos-
otros, ahora que no tenemos ese problema de los
fueros, lo vayamos a crear. Sabido es, sefiores Re-
presentantes, que desde hace much tiempo, puede
deeirse que desde 6poca remota, tenemos un proble-
ma que f6cilmente se ve en todas parties: ]a armonia
o la inclinaci6n que on la Mitologia.se establece, en-
tre Marte y Venus, o sea entire la guerra y el amor.
En el concept que tienen los tribun.les militares,
estos delitos no tienen la misma significaci6n que pa-
ra los civiles. Los militares miran de distinta ma-
nera los casos de rapto y violaci6n; y yo pregunto,
sociores Representantes, los que tenemos hijas y el
dia de maiana result que un military rapta unia dr
el!as y va el caso a los tribunales militares y en vir-
tud de esa situaci6n especial con que contemplan es-
tos problems los militares, no se castigue debida-
mente, qu6 podremos pensar los padres que hayanic.
creado este problema para confrontarlo en el seno de
rnuestro hogar? QuB podrhn decir los se-cres Re-
presentantes que, por desgracia, tuvieran que sufiir
semejante vejamen; .como tambi6n el caso de la vio-
laci6n de la esposa por un military, que seguin el crite-
rio de ellos no tendria trascendencia el acontecimien-
to, pues no consideran esta clase de delito contra la
bonestidad con igual importancia que el tribunal pe-
nal ordinario? De manera que, por todas estas ra-
zones, pido a la Cimara que rechace la segunda Dis-
posici6n Transitoria de esta ley de amnistia; porque
no tenemos necesidad de crear tribunales militares, y
porque con ello nos encontrariamos amenazados en'
nuestra tranquilidad future.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Se somcte a votaci6n
nominal.


(Se efectia la votaci6n.)






40 DIARTO DE SESIONES DE LA C.AMARA DE REPRESENTANTES
=


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): (Falta algfn senior
Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado setenta y ocho sefiores Representantes.
Sesenta y seis que si y trece que no.
(Votaron a favor los sefiores: Aguilar, Albuerne,
Alemdn, Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera,
Anglada, Aragones, Arcocha, A. Barrero, O. Barre-
ro. Blanco, Bosch, Bover, Campos Martinez, Cisneros,
Cruz Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cudllar, Cueto, Dial:
Valdes, Echeverria, Eguilior, Final6s, Garcia Monies,
Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain,
Grau, Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal, Hirzel.
Lecn, Lombard, L6pez Morales, Madrid, M6ndez, Men-
ci6, M. Mendoza, N. Mendoza, Mora, Mola, N i ez Por-
tuondo, de Para, Parodi, Piedra, G. Pino, E. Ramirez.
M. Ramirez, Rey, Rodriguez Creme, Rodriguez Rami-
rez, Rubio, Ruiz, Salas, Sdnchez, San Pedro, Tomd,
Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Villal6n, Cruells
y Alliegro.)
(Votaron en contra los sefiores: Albancs, Ariza,
Camacho, Candia, Carrillo, Cruz Ugarte, Estrada, He-
rryman, Peia, Recio, Rio y Zorrilla.)
Queda aprobada la segunda Disposici6n Transitoria.
So va a dar lectura a la tercera Disposici6n Transi-
toria.
(El official de actas la lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
SR. ESTRADA (LuIs): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra sa
sefioria.
SR. ESTRADA (LUIs): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Hace unos moments, nuestro dis-
tinguido compafiero el senior Urquiaga, expresaba la
confianza que le inspiraban los tribunales militares.
Yo tambi6n tengo una gran confianza en nuestros tri-
bunales militares. Tengo una grsn experiencia en ese
asunto, y entiendo que los tribunales militares deben
mereecer absolute confianza, por su respeLabilidad,
porque siempre han procedido con estricta justicia;
pero no es ese el problema planteado a la consider.
ci6n de la Catmara. Dentro de nuestra democracia.
que pretendemos consolidar, no es just que un delito
ordinario cometido por un military, sea juzgado por
tribunales militares. Eso es lo que nosotrou preten-
demos, inspirados en los altos principios de la demo-
cracia; y por eso es que nos pronunciamos (.n contra
dc esa disposici6n transitoria, porque entendemos que
cs contraria a los intereses de la democracia que nos-
otros defendemos. A nuestro juicio, esa disposici6n
transitoria es contraria a la cordialidad y a la tran-
quilidad pfiblica que anhelamos obtener. No es posi-
ble pensar que el pais reciba con jubilo y con rego-
cijo este privilegio que se establece en favor du los
nilitares, porque no es possible pensar que, en los
ir.omentos actuales, nuestro pueblo yea con satisfae-
ci6n que se crea un tribunal military para juzgar de-
litos comunes cometidos por militaries. Ese es el
problema que queremos evitar, en bien do nuestro pais
y de nuestros propios gobernantes.
Yo entiendo que no hay ningfin tribunal military que
sea capaz de faltar al cumplimiento de su deber; pero,


dentro de los principios de la democracia, no corres-
ponde a los tribunales militares el conocer de los de-
litos comunes. Y como ya esta aprobada esa dispo-
3ici6n transitoria, nosotros queremos hacer constar
auestra protest.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lecture
i una enmienda adicional del senior Claret.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Se declaran amnistiados los delitos de falsedad en
iocumento official, cometidos por particulars, por
idicionar frases al mismo con el fin de justificar el
ierecho o autorizaci6n que no tenian, de portar un
Arma de fuego, realizados con anterioridad al prime-
ro de Febrero de mil novecientos veintisiete.
Los tribunales aplicarin de oficio o a instanicia de
parte, los beneficios de esta amnistia que regirh desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repibliea.
(F.) Santiago Claret.
SR. RoDRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Para pedir a la
Chmara que, caso de ser aprobada esta enmienda, pa-

se al Senado como proyeeto de ley aparte.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Me opongo a esa
proposici6n, por no ser reglamentaria.
SR. CLARET (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra mu
seforia.
SR. CLARET (SANTIAGO) : Ha sido costumbre, se-
ficr Presidente y seiiores Representantes, durante mu-
chos ailos y en muchos casos, en esta. CAmara, el apro-
bar enmiendas para que figure como proyeetos de
ley apart, para no obstaculizar la aprobaci6n de los
proyeetos originarios.
En este case se trata de favorecer a determinados
individuos que, teniendo nombramientos de ageores
confidenciales de la Secretaria de Gobernaci6n, han
agregado determinadas palabras a esos nombramien-
tos para powder usar revolver, con objeto de h.cer mns
efectiva la misi6n a ellos encomendada por la Secre-
taria de Gobernaci6n durante las campafias electora-
les. Por consiguiente, se trata de un delito de ca-
riiter politico, por lo que no creo que haya ninguna
raz6n que se oponga a la aprobaci6n de esta enmien-
da en una ley de amnistia.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO): Tiene la palabra su
senoria.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La enmienda a
que se refiere el sefior Claret no veo qae tenga nin-
g'una conexi6n con la political. Me parece que se re-
fiere a falsedad cometida por determinados indivi-
duos, agregando algunas pa!abras en un nombramiin-
to official, para powder usar armas de fnego. Esto no
tione nada que ver con esta proposici6n de amnistia
pmlitica. Eso es un verdadero dclito de falsedad.
,Por esa raz6n, me opongo a la aprobaci6n de esta
enmienda.
SR. CLARET (SANTIAGO): El senior Bravo Acosta
niega que el hecho de haber aGregado detorminadas
palabras en un document expedido por la Secretaria






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 41


individuo para portar armas durante la campafia po-
litica, sea un delito politico. Yo quisiera saber cuh-
les son, entonces, los delitos que pueden ser conside-
rados como delitos politicos. Puede haber nada que
se parezca mks a un delito politico que 6ste a que
yo me refiero en esta enmienda?
No me explico c6mo el senior Bravo Acosta no en-
tiende que sea un delito de caricter politico el hecho
de agregar unas palabras en un documento, solamen-
te con el deseo de portar armas, precisamente en los
moments en que se realizaban campafias political
partidaristas de extraordinaria intensidad. La de-
finici6n de delito politico hay que buscarla en el m6-
vil del mismo. Y qu6 otro m6vil pudo t.ener esa
clase de delito que el m6vil politico?
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Aun suponienrdo
que el hecho fuera cometido en moments de agita-
ci6n political, en la enmienda no se dice.
Sa. CLARET (SANTIAGO) : Puede agregarlo S. S.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La 3nmienda dice
con anterioridad a la fecha tal; lo que significa que
todos los delitos cometidos desde la constituci6n de
]a Repfiblica hasta la fecha que se sefiala, quedan in-
cluidos alli. Como ese, hay muchos delitos cometi-
dos por portar armas, y que no son cuestiones poli-
ticas.
Sn. CLARET (SANTIAGO): Yo aceptaria una en-
mienda del senior Bravo Acosta en,ese sentido.
SR. BRAVO AcosTA (ANTONIO) : Esa enmienda tien-
de a tratar de amnistiar la falsedad en document
official, que es como debe ser calificado, y eso no es
un delito politico.
SR. CLARET (SANTIAGO): Pero es un delito con
motive politico.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra sui
sefioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
iiores Representantes: Hay unas sesenta enmiendas
presentadas y todas ellas quiero pensar que son ati-
nentes al cuerpo principal de la Ley de Amnistia;
pero la realidad es que, dentro del criterio de com-
pieta divergencia que se mantiene sobre este precep.
to reglamentario por distinguidos reglamentaristas
de esta Camara, y dado lo avanzado de la hora y la
necesidad imprescindible que muchos compafieros tie.
nen de marchar a sus provincias, yo me atreveria a
hacer un ruego, para que tomemos un aeuerdo -des-
de luego que voluntario--para que esas enmiendas
se retiraran, en la seguridad de que en la proxima
sesi6n ordinaria habriamos de former un cuerpo de
Ley de Amnistia general, amplia y ben6vola. que ha-
bria de abarcar todos los extremos. Se ha visto q(ie
una simple enmienda ha consumido much tiempo, y
no se ha podido llegar a un acuerdo. Yo propondria,
caso de que se aceptara, que se nombre una comi-
si6n a cuyo seno fueran todas esas enmiendas, para
que articulara un proyecto de ley, que pasara al Se-
nado, y sean, asi, realidad bellas iniciativas de dis-
tinguidos compafieros nuestros. En tal sentido me
permit formula un ruego a los compafieros que
tienen formuladas enmiendas, para que consientan


que 6stas vayan a una Comisi6n que en el mas breve
plazo possible traiga articulado un proyecto, y todas
las aspiraciones queden satisfechas. Nos quedan t(.-
davia dos leyes de importancia suma, como son la
del Reajuste del Presupuesto del Poder Judicial, y la
que crea ruevos impuestos. Me siento apenado que
sea en la discusi6n de una enmienda, muy bien ins-
pirada, del senior Claret, cuando he formulado mi rue-
go de que todas las enmiendas pasen a una Comisi6n,
cosa que hago debido a lo avanzado de ]a hora, cuatro
y media de la madrugada. Esta media me parece
la mas viable y equitativa. Este ruego me permit
forrnularlo muy afectuoso, a mis distinguidos compa-
fieros de la mayoria Liberal-Popular, a los Conserva-
dores Ortodoxos y a los Conservadores oficiales, para
que se presten al niombramiento de la Comisi6n, erm-
pefiando yo mi palabra de que el proyeeto que se ar-
ticule sera discutido muy en breve.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra el
sefior Rodriguez Ramirez.
Sn. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Yo, que tengo
presentadas varias enmiendas, accedo con much gus-
to a la invitaci6n' que hace el senior Urquiaga, permi-
tiendome modificar en algo su proposici6n, en el sen-
tido de que todos los sefiores Representantes que han
presentado enmiendas hasta el nfimero de sesenta, no
vean defraudados sus deseos, que se acuerde que con-
tinfien en la Orden del Dia, en el filtimo lugar, para
tratarlas cuando hayamos terminado todas las leyes
que figuran en la misma y que son, ademAs de la
Amnistia, el Reajuste del Presupuesto del Poder Ju-
dicial, la creaci6n de nuevos impuestos, etc. Una vez
que se haya aprobado el proyecto de ley, pasari di-
rectamente al Senado como cuerpo de ley aparte.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : La Comisi6n que se de-
signe serh la que dictamine y formule, de acuerdo
con esas enmiendas, un proyeeto que comprenda to-
das las iniciativas.
SR. CLARET (SANTIAGO): Desde luego, acepto lo
que propone el leader del Partido Liberal, esto es, el
nombramiento de una Comisi6n, y que las enmiendas
que tengo presentadas pason a su studio. Me pare-
cc, sin embargo, que lo primordial, ahora, es dejar
aclarado de una vez y para siempre, si pueden votar-
se enmiendas, y ser aprobadas, como proyectos de
ley aparte, o no pueden aprobarse; porque entien-
do, sefiores Representantes, que una political aplicada
uitas veces de un modo y otras de otro, no puede lle-
var nunca este Cuerpo Colegislador a una acci6n or-
denada, ya que unas veces se aceptan las enmiendae
como proyectos de ley aparte, y otras veces se re-
chazan.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Sefior Claret: ITa-
ce pocas noches se resolvi6 aqui que no es reglamen-
tario que las enmiendas se aprneben como proyecios
de ley aparte. Esto fn6 con motive de un proyecto de
Amnistia del senior Castellanos, a] que trat6 de pre.
senthrsele una enmienda alusiva a los procuradores
piblicos.
SR. NI~Ez PORTUONDO (E.MILIO): Pero el senior
Castellanos retire su enmienda ante la oposici6n que
le hacia el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): La retir6, en vista
de que la opinion de la Mesa fu6 que no podia vo-
tarse como proyecto de ley aparte; y apelo a las cuar-
tiilas taquigrificas si se duda de mis palabras.






42 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sn. CLARET (SANTIAGO) : Es, por lo tanto, la opor-
tunidad para decidir sobre el particular.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El problema que pre-
senta el senior Claret es de los que pudieramos llamar
de interpretaci6n, de precedent. La Camara es o-
berana para acordar, en cada caso, si puede pasar una
enmienda como proyecto de ley aparte o former par-
te de la propia ley. Naturalmente que, en principiol
pudiera aceptarse la vieja premisa de que las enmien-
das deben ser atinentes y, on este caso concrete, la
enmienda del senior Claret es atinentc. Ahora bien,
el que pueda o no pasar como proyeeto de ley apar-
te, no puede sostenerse sin tener en cuenta que la
Cimara es soberana, pues no todos los casos son igua-
Ics; luego puede darse una interpretacion en un case,
y en otro que es distinto una interpretaci6n diferen-
te, sin que con ello se falte a los precedents. Creo
que el problema esta sufioientemente aclarado, quie
cn realidad nunca podri imponerse una pauta rigi-
da y serena, en la Cimara de Representantes para qne
elia pueda aceptar o no determinadas onmiendas, pe-
ro a posteriori, nunca a priori. El senior Santiago
Claret ha sido tan gentil que ha aceptado el rucgo
mio y ha tenido la amabilidad de prestarse a retirar
su enmienda, para no enfrascarnos en estas cuestio-
nes reglamentarias, que son muy amplias y nos ha.
rian perder un tiempo precioso, tiempo que podia-
mos dedicarlo a legislar sobre otra material. Aparte
de que yo creo que 61 tiene raz6n en plantear este
asunto, y estoy seguro que ]a mayoria lo hubiera da-
dc la raz6n. Por lo tanto, ruego que se d6 por ter-
minado el incident en esta forma.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Deseo que la Pre-
sidencia, interpretando el Reglamento, me manifies-
te si es possible acceder a la sfiplica del senior lead r
de ]a mayoria, acerca de si un grupo de enmiendas,
desconocidas por la Camara, pueda pasar a Comisio-
nes. Por lo tanto, suplico a la Presidencia que dis-
ponga la lectura de las sesenta enmiendas presenta-
das; y ya, con conocimiento de ellas, haremos lo que
procede.
SR. ARIZA (GABRnEL): Para apoyar lo solicitado
por el senior Urquiaga. La tiltima se aprob6 con fe-
cha primero de Julio de 1931. Podemos recopilar
todas esas leyes que ya fueron aprobadas y pasaron
al Senado, y rogarle al mismo que trate de la Ley
de Amnistia.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El senior Bravo Acos-
ta, a mi 'juicio, no tiene raz6n. Se trata de un rue-
go que, si ellos lo aceptan porque indiseuiiblemen-
tc tienen su lib6rrima voluntad para poder hacerlo --
entonces yo, con independencia de esas emnieidas que
se conocen de una manera complete, .porque poco mas
o menos sabemos de qu6 tratan, solicitaria quo se
nombrase una Comisi6n especial cosa para la cual
estf autorizada la Chmara por el propio Reglamenro
-,para que el!a conociera de todas estas iniciativas.
Sbplico, por tanto, al senior Bravo Acosta, que en
vista de la forma que se propone, no insist en
la lectura de esas enmiendas.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Lamento no po-
der acceder al ruego de mi distinguido compafiero el
senior Urquiaga, pero estimo que nosotros tenemos
que conocer de esas enmiendas para saber de qu6 tra-
tan, y es entonces cuando la Camara puede enviar-
las a distintas Comisiones. Mientras no se haga esta


no podemos nosetros determinar con respect a ella.
No crea S. S. que yo pido esto como una represal!i
en este sentido; muy lejos de esto.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): S. S. mantien'e la
enmienda que se present a la Mesa, senior Claret?
SR. CLARET (SANTIAGO) : La retire.
(Los senores Ram6n de Ledn, Anglada, NXiez Por-
tuondo, Parodi, Campos, Garcia Ramos y San Pedro,
rctiran tambidn las enmiendas presentadas.)
SR. DEL PRADO (FELIX): Pido la palabra, para
una proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tien'e la palabra el
soior del Prado.
SR. DEL PRADO (FILIX): Yo he estado sostenien-
do aqui lo improcedente que es el pasar como pro-
yecto de ley apart las enmiendas que se discutcn;
pero quiero dejar constancia en la Camara de que no
hago esto por sistema, ni much menos pa-a entor-
pecer la labor de mis compaileros; y ahora quiero
demostrar esto con hechos y amparindome en el Re-
glamento. En la Orderi del Dia, en su convocatoria,
se dice que es para tratar del Mensaje Presidencial
sobre la amnistia y otras iniciativas similares; y yo
entiendo que entire los otros proyectos similares estin
las enmiendas presentadas; por lo tanto, estimo que
esthn dentro de la Orden del Dia y que es reglamen-
tario que la C6mara resuelva.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Las enmiendas no
son proposiciones ni proyectos de lcy.
(Los sefores Barrero y Zorrilla retiran tambiE n
las enmiendas presentadus.)
Sr. CLARET (SANTIAGO) : Pido la palabra s61o pa-
ra manifestarme de acuerdo con lo propuesto por el
senior Urquiaga, para que se nombre ana Comisi6n
que estudie las distintas iniciativas sobre amnistia; y
que se conceda un voto de confianza a ]a Presidencia
de esta Cmmara, a fin de que design los miembros
de la misma.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Me opongo a esa
proposici6n, porque no es reglamentaria.
SR. BRAVO AcosTA (ANTONIO) : No es possible que
se nombre una Comisi6n para tratar de un asunto
que no existe, porque las enmiendas han sido reti-
radas.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para que estudie cual-
quier iniciativa.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va dar lecture
!i Articulo octavo, que qued6 pendiente.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6m.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Propo go que
pase directamente al Senado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Esta de aeuerdo la
Cimara con lo propuesto por el senior Rodriguez Ra-
mirez






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 43


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido votaci6n no-
minal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votacion
nominal. Los favorables votaran que si; los contra-
rios votaran que no.
(Se efectia la votaci6n.)


do, de Para, Parodi, Peia, P6rez Maribona. Piedra,
E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez
Ramirez, Rubio, Ruiz, Salas, San Pedro, San(hez, San-
ta Cruz, Tomn, Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga,
Vdzquez Bello, Zorrilla, Cruells y Alliegro.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Queda aprobada la
suspen'si6n de preceptos reglamentarios.


SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Falta algfin senior Continufa el debate sobre modificaci6n del Presu-
Representante por votar ? puesto Fijo del Poder Judicial.


(Silencio.)


Se va a dar lectura al Articulo primero.


Han votado setenta y seis sefiores Representantes. I (El ofcildectsole)
Setenta y einco qeeactasnloqlee.)


(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-,
buerne, Alemnn, Alvarez del Real, Alvera, Anglada,
Aragon6s, Arcocha, Ariza, A. Barrero, O. Barrero,
Beltrdn, Blanco, Bosch, Bover, Camacho, Campos
Martinez, Candia, Carrillo, Castelvi, Claret, Cruz
Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cuellar, Diaz Vald6s,
Echeverria, Eguilior, Estrada, Garcia Monies, Gar-
cia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sarrain, Grau,
Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal, Le6n, Lom-
bard, L6pez Morales, Madrid, Menci6, Mendez, M.
Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora, Nuiez Portuon-.
do, de Para, Parodi, Peia, P6rez Maribonua Piedra,
E. Ramirez, M. Ramirez, Recio, Rey, Rio, Rodriguez
Ramirez, Rodriguez Crem Rubio, Ruiz. Salas, San-
Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, Tome, Trinidad, Truji-
llo, Ubeda, Urquiaga, Vdzquez Bello, Zorrilla, Cruells
y Alliegro.)
(Vot6 en contra el senior Bravo Acosta.)
Queda, pues, aprobada la proposici6n de remitirse
el proyecto de ley directamente al Senado.
Se va a dar lectura a otra suspension de preceptos
reglamentarios.
(El official de actas lee:)
Los Representantes que suscriben interesan de la
Camara la suspension de los preceptos reglamenta-
rios que se opongan a la inmediata discusion y reso-
luci6n del proyecto de ley del Senado, rebajando pro-
visionalmente los igastos de la Administraci6n de
Justicia.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tec, a once de Enero de mil novecientos treinta y dos.
(F.) M. Castellanos, J. R. Ramirez, Vito M. Can-
dia, Juan M. Haedo, Carmelo Urquiaga.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Los que esten con-
formes votaran que si y los contrarios que no.
(Se efectia la votaci6n.)
Han votado sesenta y cuatro sefiores Representantes.
(Votaron a favor los sefiores: Acosta, Aguilar, Al-
buerne,'Alemdn, Alvarez del Real, Alvera, Anglada,
Aragones, Arcocha, Ariza, A. Barrero, O. Barrero,
Beltrdn, Blanco, Bosch, Bover, Camacho, Campos
Martinez, Candia, Carrillo, Castelvi, Claret, Cruz
Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cugllar, Diaz Valdes,
Echeverria, Eguilior, Estrada, Garcia Monies, Gar-
cia Ramos, Gonzdlez Morales, GonzdlezSarrain, Grau;,
Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal, Ledn, Low-
bard, L6pez Morales, Madrid, Menci6, MEidez, M.
Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora, Niiez Portuon-


SR. PRESIDI NTE (ALLIEGRO) : Se va a dar lecture
a una enmiQnda.
(El oficica de actas lee.)
ENMIENDA SUSTITUTIVA
El Articulo I de dicho Proyecto quedard redacta-
do asi:
"Articulo I.-Las consignaciones destinadas a
personal, material y servicios del Presupuesto Fijo
del Poder Judicial, quedan reducidas, a partir de la
vigencia de esta ley, en un veinticinco por ciento del
saldo total de sus cr6ditos para el ejercicio en curso,
cuya reducci6n se aplicard estrictamente a cada par-
tida de dicho Presupuesto, en la forma en que figu-
ran en la ley vigente, manteni6ndose las categories,
plazas y dotaciones respectivas."
(F.) Manuel Castellanos, S. Anglada.
SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO): Es cierto que el
dc hoy va a pareeer dia de majaderias. Pero tene-
mos sobre nuestros hombros una responsabilidad in-
mensa, en estos moments en que tenemos fijas en
nosotros las miradas de todo el pueblo de Cuba, "on
motive de la Ley de Amnistia; por lo que los compa-
fieros mios de oposici6n y yo, pedimos an poco de cal-
ma en la labor, para que ed definitive todos sepamos
de que se trata. Aqui no se oye nada y es necesario
convenir en que se va a tratar -del proyecto del Re-
ajuste del Presupuesto del Poder Judicial, una de
las cosas buenas que tenemos y que merece le demos
la importancia debida.
Su. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN) : En la sesi6n an-
terior se aprob6 la totalidad de la ley y se va a en-
trar ahora en la discusi6n de las enmiendas. Estas
enmiendas solamente tienen por objeto el ir reco-
rriendo el Presupuesto del Poder Judicial, partida
por partida, y reduci6ndole un veinticinco por cien-
to; de ahi que se est6 leyendo por el official de la
CAmara cada uno de esos cargos. Ya por el senior
Bravo Acosta fueron confrontadas muchas de esas
enmiendas, estando 61 de acuerdo con ellas.
Sn. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : YO, francamente,
no recuerdo el haberlas confrontado.
SR. RODRIGUEZ RAMIiREZ (JUAN) : S. S. no lo re-
cuerda, pero yo tengo la seguridad de que fu6 asi.
Sn. ALBANS (WIFREDO) : Del Senado han veni-
do tres proyectos. ICudl fu6 el aprobado?
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Esta enmienda
se present al primer proyecto, a su Articulo prime-
ro, que dice: "Los gastos de la administraci6n do
justicia consignados en el presupuesto fijo..." (con-
tinia leyendo).






44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. ALBANS. (WIFREDO): No hay una erimien-
da presentada por el senor Castellanos?
SR. RODRGGUEZ RAMfREZ (JUAN) : Ya se le ha da-
do lectura. Tambi4n hay otra enmienda presentadaa
por. el senior Nfifiez Portuondo.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pond, a diseusi6n
la enmienda sustitutiva del Articulo primero del pro-
yecto procedente del Senado.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
(El official de actas lee el Articulo scgundo.)
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Propongo que
se rechace ese articulo del proyecto de ley del Senado.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Acabo de oir la
lpctura de ese Articulo segundo. Yo he presentado
cuatro enmiendas adicionales al Articulo primero y
a ninguna de esas enmiendas adicionales se le ha
dado lectura. Ruego a la Presiden ia que amparan-
dome en un derecho que tengo, disponga la lecture
de las cuatro enmiendas presentadas por mi.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): La Presidencia rue-
ga a S. S. que le informed cules son las cuatro en-
miendas presentadas.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Est~n sobre la
mesa.


SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Esa enmienda tie-
ne por objeto resolver lo que pudiera aparecer como
algo exclusive para la Audiencia de Oriente; tiene
per objeto resolver una situaci6n muy dificil de la
Audiencia de Oriente. La realidad es que alli so
tiene que obtener regalado de cada uno de los juzga-
dos correecionales, el material indispensable para
poder despachar los asuntos de la Audiencia.
Sn. MARTINEZ FRAGA (PEDRO): Conlo abogado de
la ciudad de La Habana puedo declarar al senior Bra-
vo Aeosta que eso mismo ocurre en la ciudad de La
Habana. No le de pena, pues, lo que ocurre en San-
tiago de Cuba.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): En la Audieneia
de Oriente se retardan la tramitaci6n y despacho de
los asuntos pendientes, porque no hay ni siquiera el
papel necesario para hacer las notificaciones. Por
eso entiendo que se habra de prestar un gran ser-
vicio a la administraci6ni de justicia, concediendo un
cridito por una sola vez para estas urgentes atenclo-
nes de la Audiencia de Santiago de Cuba; porque en
aquella Audiencia se trabaja much mins que en la
de La Habana y que en tres provincias unidas de la
Repfblica.
Por eso entiendo que la mayoria liberal no debe
regatear a la Audiencia de Oriente ese pequefio cr6-
dito que solicitamos. Yo le ruego a esa mayoria que
permit la aprobaci6n de esta enmienda, como una
distinci6n especial a todos los seiores que pertenecen
a la carrera judicial.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.


SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Se va a dar lectura SR. PRESIDINTE (ALLIEGRO): Tiene la palabra su
a una enmienda del sefior Bravo Aeosta. seforia.


(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Articulo Primero de la Ley
de Reajuste del Poder Judicial
Cualquiera que fuere la cantidad asignada a cada
una de las partidas o renglones consignados en el
Presupuesto que se haga con arreglo a la presence
ley, se entenderh que no puede ser mayor, en cada
partida o rengl6n, de un veinticinco por ciento en
relaci6n con las consignaciones vigentes en el pre-
sente ejercicio econ6mico de 1931 a 1932.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Retiro esa en-
mienda.
SR. PRESIDENTE (ATLIEGR) : Retirada la enmien-
da, se va a dar lectura a otra enmienda del senior
Bravo Acosta.
(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Articulo Primero de la Ley
de Rcajuste del Poder Judicial
Se concede un cr6dito do tres mil pesos, que se
empleard por sextas parties en los meses de .Enero a
Junio de 1932, para el servicio de emoieados tempo-
reros y material en la Audiencia de Oriente, consig-
nAndose la parte proporcional a la disposici6n del
President de aquella Audiencia.
(F.) Antonio Bravo Acosta.


SR. URQUIAGA (CARMELO) : Ya el sefor Martinez
Fraga decia que esa situaci6n es general. Con mu-
eho gusto complaceriamos a los sefiores crientales,
pero la misma queja surgiria de los bancos de La
Ilabana, Las Villas y otras provincial. Por eso es
que pido a la CAmara que vote en contra de esa en-
mienda.
SR. PRESIDENT ALLEGRORO: Se pone a votaci6n
la enmienda. Los que est6n conforms se serviran
ponerse de pie.
(La minoria de los seaiores Representantes se pone
de pie.)
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enmienda del senior Bra-
vo Acosta.
(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Articulo Primero de la Ley
de Reajuste del Poder Judicial
Las consignaciones para pago de Jueces sustitunos
se abonarin por la Secretaria de Justicia, distribu-
y6ndose proporcionalmente entire los jueces de los
seis Distritos Judiciales de la Repfiblica.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
SR. BRAvo AcoSTA (ANTONIO) : Esa enmiewla tie-
ne por objeto el equiparar en sus cargos a todos los
jueces interinos. Ahora no hay benefieio ninguno
exclusive para Oriente; es igual que para todos los







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 45


jueces de la RepTiblica. Por eso espero obtener la
aprobaci6n de los sefiores de la mayoria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Si no fuera por la cir-
cunstancia de la filtima interpretaci6n dada a los pre-
ceptos reglamentarios, que imposibilitan el que pue-
da ser aceptada como un proyecto de Icy aparte, nos-
otros accederiamos gustosos a que fuera aprobada la
enmienda del senior Bravo Acosta; rero ante esa im-
posibilidad es que tenemos que volar en contra, por
eso pido que sea rechazada.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Si obtuviera la
unanimidad de esta CAmara no tendria inconvenient
en aceptarla.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se.pone a votaci6n
la enmienda. Los conformes votar6n que si; los con-
trarios, que no.
(Se efectia la votaci6n.)


(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Articulo Primero de la Ley
del Poder Judicial
El cargo de Director de los Registros y del Nota-
riado, al vacar, serd cubierto mediante riguroso as-
censo entire los jefes de Negociados de esa Secci6n
que tengan categoria de Registradores y los Regis-
tradores en ejercicio.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
SR, URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra, para
solicitar que sea rechazada, por cuanto crearia una
verdadera complicaci6n en' el sistema administrative.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : A votaci6n.
Sn. ALBANES (WIFREDO): Nominal.


SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): AFalta algfn senior SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Vdtaci6n nominal.
Representanite por votar ContestarAn si los favorables a la enmienda; no, los
contrarios.


(Silencio.)
Han votado setenta y seis sefiores Representantes.
Setenta y tres que no y tres que si.
(Votaron en contra los sefiores: Albue'ne, Alemdn,
Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada,
Aragones, Arcocha, Ariza, A. Barrero, O. Barrero,
Beltrdn, Blanco, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Cama-
cho, Campos Martinez, Candia, Carrillo, Cisneros, Cla-
ret, Cruz Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cuellar, Diaz
Vald6s, Echeverria, Eguilior, Estrada, Garcia Mon-
tes, Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sa-
rrain, Grau, Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal,
Hirzel, Le6n, Lombard, L6pez Morales, Madrid, MeN-
ci6, Mgndez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora.
NYiiez Portuondo, de Para, Parodi, Peia, Perez Ma-
ribona, Piedra, G. Pino, E. Ramirez, Recio, Rey, Ro-
driguez-Ramirez, Rodriguez Crem6, Ruiz, Salas, San
Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, Tome, Trinidad, Truji-
llo, Ubeda, Urquiaga, Vdzquez Bello, Villaln, Zorri
la, Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores: Aguilar, Albands y
Castelvi.)
Queda rechazada la enmienda.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee:)
Enmienda Adicional al Articulo Primero de la Ley
de Reajuste del Poder Judicial
El tiempo que los jueces hayan servido como ma-
gistrados interinos les serd computado como m6rito
extraordinario en sus expedientes personales, sieni-
pre que en conjunto las distintas sustituciones hayan
sumado mis de dos afios.
(F.) Antonio Bravo Acosta.
Sn. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazada.
Otra enmienda.


(Se efectia la votaci6n.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Falta algfin senior
Representante por votar?
(Silencio.)
Han votado setenta y nueve sefiores Representan-
tes. Setenta y seis que no y tres que si.
(Votaron en contra los sefiores: Albuerne, Alemdn,
Alvarez del Real, Alvarez Ramirez, Alvera, Anglada,
Aragones, Arcocha, Ariza, A. Barrero, O. Barrero,
Beltrdn, Blanco, Bosch, Bover, Bravo Sudrez, Cama-
cho, Campos Martinez, Candia, Carrillo, Cisneros,
Claret, Cruz Ferndndez, Cruz Gonzdlez, Cugllar, Diaz
Valdes, Echeverria, Eguilior, Estrada, Garcia Mon-
tes, Garcia Ramos, Gonzdlez Morales, Gonzdlez Sd-
rrain, Grau, Gronlier, Guds Incldn, Herndndez Leal,
Hfrzel, Le6n, Lombard, Ldpez Morales, Madrid, Men-
ci6, Mendez, M. Mendoza, N. Mendoza, Mola, Mora,
N'iiez Portuondo, de Para, Parodi, Pef~a, Perez Ma-
ribona, Piedra, G. Pino, E. Ramirez, M. Ramirez,
Recio, Rey, Rodriguez Ramirez, Rodriguez Creme, Ru-
bio, Ruiz, Salas, San Pedro, Sdnchez, Santa Cruz, To-
me, Trinidad, Trujillo, Ubeda, Urquiaga, Vdzquez
Bello, Villaldn, Zorrilla, Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores: Aguilar, Albands y
Castelvi.)
Queda rechazada la enmienda.
Tien'e la palabra el senior Alban6s.
SR. ALBANES (WIFREDO): Cuando yo realizaba
mi; studios sobre historic, me agradaba bastante un
period de la historic europea, que se refiere a aquel
movimiento interno, a aquellas luchas civiles que se
provocaron en Inglaterra y que trajeron como con-
secuencia la decapitaci6n de uno de sus reyes y la
subida al Poder del dictador Oliverio Cromwell. Fu6
un period eurioso, un period que realmente se pres-
ta a muchas consideraciones. Existia en aquellos mo-
mentos un Parlamento que se tambaleaba, titulado el
Parlamento largo; Parlamento que habia tomado eSe
nombre, precisamente porque se habia prorrogado
su t6rmino; y como consecuencia de un movimien-
to producido en Inglaterra, fu6 sustituido aquel Par-






46 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


lamerito por el Parlamento que se llam6 nlis tarde
el Parlamento corto. Como consecuencia de un fe-
n6meno de estancamiento, un dia el dictador Crom-
well dispuso que viniera al Palacio Legislativo una
compafiia de granaderos y que unos legisladores sa-
lieran por la puerta y otros por el bale6n.
Sa. URQUIAGA (CARMELO): S. S. estA oponiendo-
se al Articulo segundo?
SR. ALBAiNES (WIFREDo): Si, senior; pero estoy
haeienrdo historic. Pues como consecuencia de aque!
suceso hist6rico que han recogido todos los historia-
dores, lo mas curioso fu y ahora viene el eslabo-
namiento de este recuerdo hist6rico con'la ley del re..
ajuste del Poder Judicial- que despues de haber
realizado este acto, la noche del suceso pusieron en
la puerta del Palacio un letrero que decia: "Se al-
quila este edificio deshabitado." Al fin y al cabo,
lo cierto es que aqui pudiera ocurrir algo parecido,
que no ocurrird, porque nuestro Ejereito mantiene
buenas relaciones con nosotros, y no Ilegaria a des-
ocupar por la violencia el Palacio del Congreso. Es-
te hecho hist6rico guard semejanza con la proposi-
ci6n de que, para reajustar el Poder Judicial, los
edificios deshabitados pueden ser ocupados por los
Juzgados y tribunales judiciales. Pero vamos a ile-
gar al Articulo segundo de este proyeeto de iey. Es-
te articulo, segfin habr.n oido los sefiores Represcn-
tantes, dice asi: (Lo lee.)
Hay otro punto que n'ecesita aclaraci6n y al cual
me voy a referir. Se trata de que no habiendo sido
aiterado el calendario, y encontrdndonos en el mes
de Enero, la ley se refiere a los echo meses que fal-
tan para la terminaci6n del aio fiscal; y, realmen-
te, no quedan mas que seis, lo que no es igual, porque
no es lo mismo descontar ocho meses que descontar
cinco meses y medio; esto es una verdad tan grande
que no necesita demostraci6n; es lo que pudiera lla-
marse un axioma. Y en estas condiciones, claro es-
td que, si nosotros decimos ocho meses y no son mis
que cinco, no van a estar conformes las personas a
quienes se les va a hacer la reducci6n. Pero hay otro
punto, que es tambien muy important, y es el que
dice: que en cuanto al informed de echo meses... (con..
tin'i.a leyendo). En realidad, en este problema del.
reajuste del Presupuesto del Poder Judicial que no
es otra cosa que una consecuencia de las necesidades
econ6micas del Tesoro, se pide, se necesita, se exige,
por estas mismas necesidades, que se haga nua reduc-
ci6n en los haberes que disfrutan estos micmbros del
Poder Judicial; pero se pide solamente una. rebaja
en cuanto a dinero, en cuanto a sueldo, no se pide,
una rebaja en cuanto a categoria; y si asi se hiciere,
entonces iba a ser una double rebaja, e iban a sufrln
un gran dafio los miembro.s del Poder Judicial, por-
que al rebajarseles la categoria...
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): 1,Me permit
una interrupci6n S.S., con la venia de la Presi-
dencia?
SR. ALBANES (WIFREDO): Con much gusto.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Los scfiores Re-
presentantes estamos escuehando al distinguido conm-


ticulo segundo, me permit rogar al distinguido com-
pafero, si no hay el prop6sito de obstruccionar, que
con respect a este articulo, en el cual todos estamos
de acuerdo, vayamos a la votaci6n.
SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO): Desco hacer unas
manifestaciones, senior Presidente.
Ahora voy a aprovechar una oportunidad para ha-
cer conocer a la Camara nuestro pensamiento alre-
dedor de la political que se viene haciendo. No crean,
el senior Presidente y la Camara, que obedeee este
plan a simple obstrucci6n, por ser quizas hasta poco
piadoso de qucrer cansar a nuestros compafleroa de
la mayoria Liberal-Popular, ellos que tienen de nos-
otros toda la consideraci6n y el respeto que se me-
recen. Hlay algo mas sero en el fondo de todo esto;
en realidad, la oposici6n de la Camara ha llegado pre-
cisamente esta noche a la conclusion de que la finica
manera que tiene esta oposici6n de hacer conocer al
pals lo que se hace, es mantemendo el Capitolio abier-
to, para que los habitantes-de La Hlabana que pasen
por la calle circundante sepan que hay un grupo do
cubanos ocupados en discutir leyes importantes para
el pais. Nosotros sabemos que la session de esta no-
cle ha sido de trascendental importancia, de impor-
tancia national; nosotros sabemos, tambien, que los re-
dactores de peri6dicos que aqui nos acompaian hasta
las altas horas de la noche, al enviar sus escritos a
las redacciones' respectivas, son objeto, en primer
termino, por orden gubernamental, de una poda de
todas aquellas noticias relacionadas con la oposiciin;
es decir, que todos aquellos diseursos pronunciados
por los ortodoxos, y toda su labor desarrollada en la
Cdmara, no son publicadas, son barridos por la cen-
sura, y quitadas, repito, todas aqueilas noticias quo
pueden interesarle at pueblo cubano; es decir, que el
pais cubano estd en complete ignorancia por electo
ae una censura que no tiene precedent, pues hasta
se hace en esta unica tribune libre qua queda en la
iepfiblica. Vea la Cimara c6mo hay, en el fondo,
much mds seriedad; que el problema as much mis
herio de to que se figuran muchos de nuestros com-
palieros. Lo que importa es que todo el que pase por
aqui, los lecheros, los que manejan los tranvias, los
empleados que van temprano a su oficina, vuelvan
los ojos hacia el Capitolio, vean luz encendida y di-
gan: "Hlay sesi6n en el Capitolio, los Representan-
Les estdn reunidos, es cierto; hoy se dispute la ley
de Amnistia." Entonces, se core a los peri6dicos,
buseando noticias sobre este particular, y no se vo
nacta; s6lo saben que hay un grupo de cubanos que
esti cumpiiendo con su deber, pero mas nada, porque
la prensa esta amordazada, no hay libertad de pren-
sa ni libertad de pensamiento.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : En realidad, los so-
iiores de la oposici6n, o un grupo de ellos, interpre-
tan tal vez nuestra gentileza como una habilidad o
ignorancia de nuestro dereecho. Todos los parlamen-
tos del mundo...

SR. MARTINEZ FRAGA (PEDRO) : La frase que S. S.
acaba de pronunciar encierra tal insinuaci6n, que an-
tes de desarrollar el resto de sus ideas yo le rogaria
que la explicase.


pafiero con la atenci6n que 61 se merece. Pero le oi-
mos disertar alrededor de que no es necesario reba- SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo siempre acosturm-
jar la categoria a los miembros del Poder Judicial, bro a explicar las cosas que digo. Hemos procedi-
y como en esto estamos conformes todos nosotros, y do con amabilidad, con consideraci6n y respeto ha-
todos estamos de acuerdo en que se suprima este Ar- cia nuestros compaieros. Desde hace largos meses







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 47


hemos sido victims de una oposici6n'sistemAtica que,
bien trat6ndose sobre una pr6rroga de una deuda que
agobiaba a Cuba, que podia poner ei peligro su inde-
pendencia, o bien tratandose de cualquiera otra ley,
encontraba para su aprobaci6n un valladar infran-
queable en la oposici6n hibilmente Ilevada hacia ade-
lante; dindose el caso de que una mayoria, que real-
mente lo es, no pudiera ejercitar su derecho, segura-
mente pensando eni la supina ignorancia que se nos
atribula; porque si hay recursos parlamentarios con
los euales se pucde seguramente obstruccionar ]a apro-
baci6n de determinadas leyes en una sesi6i, tambi6n
bay recursos reglamentarios por los cuales una ma-
yoria puede imponer su voluntad. Hasta ahora be-
mo3 marchado unidos, en la Camara; y hem(cs permi-
tido, a trueque de nuestra tranquilidad y de nuestro
reposo, que las sesiones de la CAmara so hayan pro-
longado de una man'era inusitada para que no se pu-
diera pensar que trat6bamos, con la fuerza del nfi-
mero, de imponer nuestra voluntad; pero ahora que
so dice, en forma que ni siquiera me parece recomen-
dable, que por los lecheros y por otros individuos
que pueden pasar en horas de ]a madrugada pbr
frente al Capitolio, se pueda censurar el que estemos
consumiendo demasiada luz, yo quiero anunciar con
todo respeto, pero con toda firmeza, que nosotros es-
tamos dispuestos a exigir el cumplimiento de los pre-
ceptos reglamentarios; y si fuere necesario acordar
la suspension de los preceptos para aprobar la limi-
taei6n en el uso de la palabra, con el prop6sito de
poder dar al pais las leyes que son necesarias para la
soluci6n de los graves problems que a todos nos
agobian.
Esto es doloroso, esto es desagradable, porque pu-
diera apareeer que creaba una division mis en la
Camara y pudiera interpretarse como una falta de
respeto y consideraci6n a los sefiores de la minoria;
y suplico a nuestros compafieros que no nos coloquen
en ese duro trance.
SR. MARTiNEZ FRAGA (PEDRO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALIEGRO) : Tiene la palabra su
seiioria.
Sn. MARTfNEZ FRAGA (PEDRO): Sefior Presidente
y sefiores Representantes: Las palabras tan graves
que acaba de pronunciar el senior UrquiaLa, consti-
tuyen una amenaza lesiva para nuestra dignidad de
Representantes; y, de ser mantenidas, nos obligarian
a retirarnos del hemiciclo de la Camara.
Sa. URQUIAGA (CARnELO) : Se equivoca S. S. Es-
ta mayoria, ante la obstrucci6n sistemAtica desplega-
da por la minoria, y teniendo en cuenta la urgent
necesidad del pais, de que se le voten determinadas
leyes para resolver la grave crisis que a todos nos ago-
bia por igual, hace la advertencia de que, impelidos
por la necesidad, nos veremos en el caso de adoptar
las medidas necesarias para obtener la legislaci6n de
que tan necesitado se encuentra el pais.
SR. MARTfNEZ FRAGA (PEDRO): Nosotros nos da-
mos cuenta del valor que representan los cargo que
ostentamos, y por tanto no podemos aceptar en mane-
ra alguna, sino rechazar de la manera mas energica,
las amenazas que nosotros hemos oido con verdadera
pena, del leader de la mayoria.
El senior Urquiaga, en primer lugar, ha traducido
libremente el fondo de mis palabras y le ha dado


una interpretaci6n que no tenia. Lo que nosotros
pretendemos es hacer saber al pueblo eubano que
esta oposici6n sabe mantener, al amparo del Re-
glamento, el ejeroicio de sus derechos, exponiendo sun
ideas sin incurrir en debilidades. Pero ante la aeti-
tud del leader de la mayoria, declare a Ca Cma-
ra. con verdadera pena, que ha llegado ya la dicta-
dura a esta Camara de Representantes; que se pre-
tende establecer un procedimiento que nuestra digni-
dad de Representantes, de ciudadanos y de hombres,
no puede aceptar en manera alguna.
Sn. AGUIAR (MIGUEL A.) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra el
senior Aguiar.
SR. AGUIAR (MIGUEL (A.) : Sefior Presidente y se-
lores Representantes, y especialmente senior Ur-
quiaga: Estoy en un todo conforme con las Altimas
manifestaciones de nuestro querido amigo y compa-
iiero el senior Martinez Fraga; pero a fin de poner
t6rmino .a este incident, en la forma que conviene
al decoro y a la dignidad de una Camara democrhti-
ca, voy a dirigir un ruego carifioso a mi distinguido
amigo el senior Urquiaga.
Es la primera vez que la CAmara cubana tiene en
la direcci6n de la mayoria de la misma a un element
joven, que siempre ha sido paladin no solamente de
las libertades cubanas, sino extranjeras. Yo quisie-
ra que el sefor Urquiaga reflexionara sobre las pa-
labras que acaba de pronunciar, y pensara sobre lo
que le voy a decir.
Hace dias, en una de las pocas cosas que dejan pu-
blicar a la prensa, se viene anunCiando que per la
mayoria de la Camara se pensaba former un frente
finico para amordazar a esta minoria. Yo no quisie-
ra que nosotros tuvi6ramos raz6n para poder confir-
mar ese rumor, que ha cireulado en la prensa, con
las palabras que ha pronunciado el distinguido leca
der de la mayoria. Yo quisiera que el senior Urquia-
ga se siatiera orgulloso y satisfecho de representar a
la mayoria de la CAmara y dejara que esta se desen-
volviera como correspond a los mis elementales prin,
eipios de la democracia; y no quisiera ver que, baja
su direcci6n, la mayoria de la Camara adoptara de-
terminadas lirieas de conduct on un camino a seguir
que seria completamente nuevo dentro de nuestras
prActicas parlamentai:ias. A 'ese fin deseo recorder
al senior Urquiaga c6mo ha habido sesiones, en esta
Camara, integrada por ciento o ciento cinco votos,
contra una minoria compuesta de cuatro o cinco sefio-
res Representantes solamente, y esa mayoria ha so-
portado pacientemente la labor de oposici6n de esa
exigua minoria, durante toda una noche y part de
la mafiana, tan s6lo para aprobar una ley. No in-
troduzca, pues el distinguido leader senior Urquiaga,
cambios en nuestras practices parlamentarias que se-
rian contrarias a la defense de la libertad y de la
democracia mas avanzada, pretendiendo amordazar a
esta minoria, lo que pudiera traer como consecuencia
dias tristes y dolorosos para la CAmara cubana y pa-
ra nuestra Patria.
Yo quisiera que el senior Urquiaga recogiera mis
palabras y retirara sus manifestaciones, que envuel-
ven evidentemente una amenaza para esta minoria
que se veria obligada a rechazar y a resistir, con el
mismo valor y la misma serenidad que pudiera to-
ner la mayoria para imponerse.


1". 1,- 1 '- -1 ,






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores-Representantes: No sabia yo que esto fuera
un problema de valor, ni de ninguna otra de las
cosas de las que habla el senior Aguiar...
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Hay varias classes de va-
lor. Sabe el senior Urquiaga que la palabra valor
tiene un significado muy amplio, tanto en el orden
mercantil, como en el orden moral, como en el orden
intellectual.
S. URQUIAGA (CARMELO) : Esta bien. Me alegro
que lo haya aclarado asi el sefor Aguiar; pero en
la forma en que se decia, esa era la explicaci6n que
encontraba adecuada. Entendia y entiendo que este
es un problema de derecho. La minoria conservado-
ra ortodoxa pretend que le asiste un derecho y que
se basa en el Reglamento. Los compafieros de la mi-
noria estan perfectamente haciendo lo que deben.
Pero si la mayoria entiende que dentro del propio
Reglamento hay preceptos que la amparan y que la
ponen en situaci6n de impedir que se obstruccione,
estA tambien en su derecho, y hacer lo contrario si
que seria una dictadura y una tirania.
Nosotros podemos tambien decir, no ya que se nos
estA amenazando, sino que se nos esta cohibiendo con
una obstrucci6n perfectamente injustificada. Vemos,
por ejemplo, que se trata del Articulo segundo de
la ley del reajuste del Poder Judicial; y estamos to-
dos de acuerdo en que ese Articulo debe ser recha-
zado, porque no guard congruencia con lo que seha
aprobado. No obstante, se empieza a consumer un tur-
no, y al estimar que estaba equivocado el Sr. Albanes
recibe por contestaci6n, en tono sarchstico, la manifes-
taci6n de que todavia no habia comenzado l1 a expli
car su tesis, demostrando con ello que precisamente
se trataba con absolute falta de compafierismo hacia
los que siempre hemos tenido distinciones y genti.
lezas, de tenernos aqui cinco, diez, o veinte horas
mas, causando un dafio que habrian de recibir nues-
tras personas, cuando sabe esa minoria que tenemos
el firm prop6sito de perman'ecer aquf todo el tiem-
po que sea necesario. Y posteriormente decia el se-
fior Martinez Fraga, como con befa, que al pasar por
aqui determinados pequefios industriales o comercian-
tes, pudieran ver que las luces estaban eneendidas.
Ante eso puede considerarse que cualquier actitud
que adopted esta mayoria envuelve una amenaza, y na-
da mas lejos de nuestro prop6sito; esta mayoriae
mientras luche con la gentileza que le es habitual
con los sefiores de la oposici6n; mientras se combat
con las armas del Reglamento, nada tendra que temer.
El senior Aguiar entiende que la mayoria, al opo-
nerse a que se pierda el tiempo hablando de cosas ii-
conexas, que no son atinen'tes al problema que se dis-
cute, ejerce una tirania, una amenaza. y pide que
rectifique. Yo no puedo rectificar este extreme. y
asi se lo informo a los dignisimos compaiieros que han
producido su queja, los sefiores Martinez Fraga, Al-
banes y Aguiar. Donde no hay ofensa, fno puede ha-
ber agravio. Es mi prop6sito impedir, por todos los
medios reglamentarios a mi alcance, que se realice
uha. obstruccipn que no fuera legitimamente ejercidse.
Nosotros estimamos que la oposici6n trata exclusiva-
ii-ilr, de harper que esta sesi6n se prolongue indefi-
riidamente y asi, tal vez, se rompa el quorum sin' ha-
berse aprobado estas leyes. Por consiguiente,,no hay
plor mi parte el prop6sito de coaccionar, sino usar de


un derecho, que si S. S., senior Aguiar, le reconoce a
sus correligionarios, tambien debe reconoc6rnoslo a
nosotros. Asi reinark un espiritu conciliador y no
se quebrantara la armonia que debe reinar entire com-
pafieros. Si asi no fuera, declinaria la responsabili-
dad de los acontecimientos que pudieran ocurrir en
el orden parlamentario.
Su. VERDEJA (SANTIAGO) : Para pedir al senior Ur-
quiaga una aclaraci6n. O yo he oido mal o el senior
Urquiaga manifest que, de conducirse en la forma
que lo venian haciendo los ortodoxos, apelaria a los
recursos reglamentarios para suspenderles el uso de-
la palabra. No recuerdo nada del Reglamcnto, por
lo cual pudiera privarse a los sefiores Representan-
tes el uso de la palabra; tampoco creo que, cuando se
est6 discutiendo un problema, pueda limitarse el pen-
samiento del orador...
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El articulo 96 del Re-
glamento dice lo siguiente: (Lo lee.)
SR. VERDEJA (SANTIAGO): No me convince S.S.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Desde hace muchos
afios antes de ser Representante, tengo el honor de
conocer c6mo se desenvuelve la Camara, y aseguro
que ese articulo se ha aplicado infiniidad de veces. Y
tambien S. S., que tiene una gran cultural, cono era
que en los Estados Unidos y en los Parlamentos eu-
ropeos, con frecuencia se apela a este recurso, para
evitar que las minorias entorpezcan el funcionamien-
to del Congreso con debates de poco interns y nada
prActico. VWase, pues, c6mo el Reglamento pone en
nuestras manos la manera de salvar cualquier obs-
thculo.
SR. VERDEJA (SANTIAGO): El senior Urquiaga ha
hablado, precisamente, de Parlamentos extranjeros,
y no nos ha traido ningfin antecedente que abone en
favor de la tesis por 61 sustentada.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Cuando se discutia el
acta del que fu6 Representante a la CAmara, senior Jo-
s4 R. Cano, yo, que acababa de entrar, me enfrent6
con una obstrucci6n intense, y mi criterio fue acepta-
do, en un' caso id6ntico al que ahora afrontamos.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : No recuerdo casos se-
mejantes, pero me basta con lo que dice el compa-
fiero; no recuerdo nada igual ocurrido en la Camara,
cuando tuve el honor de presidirla. En aquella
6poca, a nadie se le limit el uso de la palabra; y cons-
te que hubo sesiones donde algfin orador se mantuvo
horas y dias hablando; recuerdo al senior Alfredo
Betancourt y Manduley, que durante tres sesiones
consecutivas consumi6 61 s6lo las horas reglamenta-
rias. Dado el criterio sustentado esta noche por ]a
mayoria Liberal-Popular, entiendo que estamos de mas
los Representantes de la oposici6n.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Hay un antecedente.en
favor de mi tesis, que puede verlo S. S. eni el DIAFTO
DE SESIONES correspondiente al mes de Abril de 1925.
SR. VERDEJA (SANTIAGO) : Si el Parlamento es pa-
ra hablar, y en el Parlamento no se puede usar de
]a palabra, entonces huelga el Parlamento.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Continue el senior
Albands en el uso de la palabra.
Sn. ALBANAS (W~pREDO) : Sefior Presidente y se-
fire- Representantes: Triste sino el mio, desde que


_ __


48






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 49


lleguB a esta Camara. No se puede decir que jams
haya hecho uso de la palabra para tener con cualquier
compafiero alguna controversial, ni en ningiin momen-
to he dejado de ser deferente y gentil, en todos los
instantes; he procurado dar las mayors muestras de
consideraci6n, compafierismo y afecto a todos los com-
ponentes de esta Camara de Representantes. En es-
ta misma sesi6n, en los primeros instantes, quizAs al
amparo de un espiritu no bieni coinprendido, por una
parte se pensaba en la intransigencia oposicionista
y por otra parte se habia formado un bloque para
contrarrestar al pequefio nfimero de oponentes que pu-
dieran venir a la sesi6n, criterio este filtimo que se
amparaba en las publicaciones heehas en la prensa
peri6dica, de que se habian recogido numerosas fir-
mas, para tener a los individuos components de esa
mayoria, vinculados por el double lazo, no solamente
de su opinion partidarista, sino tambi6n como un
compromise formal y escrito, no s6 si por medio de
Notario.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Esos individuos son
Representantes y tienen los mismos derechos que los
sefiores Representantes del Comit6 Conservador Or-
todoxo para celebrar sus reuniones y desenvolverse
en la forma que lo hayan tenido a bien.
SR. ALBAN-S (WIFREDO): Creo que tiene much
raz6n, y n'o se la regateo, en este punto, al distin-
guido compafiero. Pero yo explicaba que en esa do-
ble tendencia se habia desenvuelto esta sesi6n, y en
estas condiciones, a pesar de que comenzaba de esta
manera la sesi6n, sin embargo, cuando tuve el gusto
de hacer uso de la palabra y apelo a todos los sefiores
components de la Camara, y especialmente al senior
Urquiaga, para que recuerdeni que me producia en
una forma lo mas desapasionada y lo mas elevada po-
sible dentro de aquel moment en que, efectivamen-
te, tal parecia que nos sentiamos propicios a un enar-
decimiento todos los que estkbamos haciendo uso de
la palabra. Esa ha sido mi manera de proceder.
Asi he venido desenvolviendome en esta CAmara has-
ta en estos instantes, haeiendo uso de la palabra para
emplear razonamientos y para llevar al animo de
todos los Congresistas la necesidad de que, deponien-
do un poco la fricci6n en los actos que. iban a reali-
zarse, vi4semos la manera de quitarros de enfrente lo
que pudiera constituir un peligro. Conozco perfee-
tamente c6mo se ha conducido siempre en esta CAma-
ra el sefor Urquiaga; he oido siempre sus discursos,
tan bien pensados, y tan bien meditados, siempre
con citas hist6ricas, y crei que le halagaba que yo
tambi4n hiciese esas citas, y esto me satisfacia por-
que era un nuevo vineulo de afeeto que me unia al
compafiero.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo hago muy peas
citas hist6ricas. S. S. me ha confundido con otro
companero.
SR. ALBANES (WIFREDO): Yo recuerdo que S. S.
hubo de hablar aqui no hace much del caballo de
Troya, y esto es un asunto hist6rico
SR. URQUTAGA (CARMELO): Esto es mis bien una
cita de earActer literario que hist6rica.
SR. ALBAN S (WIFREDO): Esta es una cita hist6-
rica. Troya existi6: lo aseguran todos los historia-
dores y el pueblo sabe d6nde estuvo, pues a diario se
repite la frase: "Aqui fu6 Troya."
(Risas).


Celebro much y me halaga en grado sumo que lo
que a prineipio parecia que se iba a producer con un
poeo de fricci6n entire los elements de la CAmara,
haya podido resolverse en forma de risa.
Tengo para todos los miembros de la CAmara toda
clase de consideraci6n y de respeto. Y si en estos
moments que yo estoy haciendo uso de la'palabra,
acabando con la paciencia de mis distinguidos com-
pafieros, pudiera producirles alguna mortificaci6ni,
tengan la seguridad que en seguida dejaria de usar
de la palabra.
SR. URQUIAGA (CARMELO): S. S. sabe que 61 cuen-
ta con la simpatia de todos los miembros de este
Cuerpo Colegislador, por la manera tan gentil como
siempre ha procedido. Le escuchamos con sumo
gusto.
SR. ALBANAS (WIPRDO): Muchas gracias. Voy a
terminar con dos palabras nada mas al examen de es-
te articulo. Confieso que los que aqui estamos tene-
mos que producirnios de alguna manera, y los sefiores
Representantes comprenderan todo el dafio que pue-
de producer un discurso embotellado.
SR. TOME (MANUEL): Y de madrugada sobre to-
do, compafiero.
SR. ALBANAS (WIFREDO): Y por eso no he que-
rido alargar mis palabras ante esta Camara, compues-
ta de elements tan distinguidos. (Aplausos.)
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para solicitar
de la CAmara que se sirva rechazar el articulo segun-
do del proyecto de ley.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Antes se le va a dar
lectura a una enmienda.
(El official de actas lee:)

ENMIENDA
La alteraci6n de los cr6ditos del Presupuesto Fijo
del Poder Judicial que se autoriza por esta ley, ten-
dra carActer provisional y regira sola y exclusiva-
mente durante el resto del ejercicio fiscal en curso, a
cuyo t6rmino quedara sin efecto.
(F.) Jose Alberni.

SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a diseusi6n
la enmienda y en caso de ser aprobada sustituir aal
articulo II.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Pasara a ser el articulo segundo del proyecto de
ley del Senado.
Se va a dar lectura al articulo tercero de la ley.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaei6n.
Reehazado.





50 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Se va a dar lectura al articulo cuarto.
(El official de actas lo lee.)
SB. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior
A,.iiiar.
(El official de actas lee):

ENMIENDA ADICIONAL
El Cuerpo de Policia Judicial pasarh y estarh a
las 6rdenes de la Sala de Gobierno del Tribunal Su-
premo, de la cual dependerh directamente y la que
acordara la forma de la organizaci6n, nombramientos
y cesantias.
(F.) Miguel A. Aguiar.

SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
Tiene la palabra el senior Aguiar.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Supongo que los sefio-
res de la mayoria creerAn que esa enmienda por mi
presentada es de pura oposici6n. En primer lugar
eomienzo por declarar que no me interest que la erl-
mienda aprobada figure como proyecto de ley apart.
El document mis grave que se ha publicado reciei;-
temente por la Sala de Gobierno del Tribunal Supro-
mo es aquel en que se quejaba de la .falta de cooper.
raci6n de los agents auxiliares de los distintos Cuer-
pos de policia para la investigaci6n de los delitos.
Desde hace fecha, sefiores Representantes, yo tenia el
prop6sito de proponer a mis compafieros la adop-
ci6n de una legislaci6n similar a la que acaba de so-
meterse en estos instantes a la consideraci6n de esta
Camara, inspirado en el acuerdo adoptado por la Sala
de Gobierno del Tribunal Supremo; pero como as
cierto que el Poder Ejecutivo influye con frecuencia
sobre los Cuerpos de policia, es que he ereido oportu..
no, convenient y necesario, recogiendo la petici6n que
al Congress de la Repfiblica dirigiera !a Sala de Go-
bierno del Tribunal Supremo, someter a la considera-
ci6n de esta Camara la enmienda que se acaba de leer.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene la palabra el
senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: La enmienda del Sr. Aguiar
no esta, realmente, mal inspirada; y a mi juicio pu-
diera servir para un studio que comprendiera y
abarcara la reorganizaci6n complete de la Policia Ju.
dicial. Pero me parece que en una ley de reajuste
no cabe, porque no hay absolute congruencia entire
la organizaci6n administrative y lo que se refiere a
la rebaja de haberes. Por lo tanto, prometiendo quc
habremos de estudiar lo que signifique evidentemen
te un adelanto para la mejor march de la adminis
traci6n de justicia en un tiempo mry cercano, mt
opongo a la aprobaci6n de la enmienaa, y pido que se;
rechazada.


que aceptaba que la enmienda figurase como proyec-
to de ley apart, porque precisamente conozco que es
una iniciativa que no encaja dentro del proyeeto que
se dispute de rebaja de haberes; pero si puede ser
discutido y aprobado por la Camara como proyecto
de ley aparte. Agradezco, pues, el ofrecimiento del
senior Urquiaga para discutirlo en su oportunidad.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
Sn. AGUIAR (MIGUEL A.) : Pido votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n
nominal. Votardn si los favorables a la enmienda;
no, los contrarios.
(Se efectza la votaci6n.)
SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO): ~Falta alglin senior
Representante por votar?
(Silencio.)
I-Ian votado setenta y rueve sefiores Representan-
tes. Once que si y sesenta y ocho que no.
(Votaron en contra los sefiores: Acosta, Albuerne,
Alemdn, Alonso Caiias, Alvarez del Real, Alvarez
Sudrez, Alvera, Anglada, Aragonds, Arcocha, Ariza,
A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, Blanco, Bosch, Bo-
ver, Bravo Sudrez, Campos Martinez, Carrillo, Cas-
telvi, Cisneros, Claret, Cruz Ferndndez, Cruz Gonzd-
lez, Cuellar, Cueto, Diaz Valdis, Echeverria, Ei,,inr,
Finales, Garcia Montes, Garcia Ramos, Gonzdlez Mo-
rales, Gonzdlez Sarrain, Grau, Gronlier, Guds Inclpn,
Haedo, Herndndez Leal, Ledn, Lombard,'L6pez Mo-
rales, Madrid, Mencid, Mendez, M. Mendoza, N. Men-
doza, Mola, Mora, N~iez Poriuondo, Parodi, Piedra,
E. Ramirez, M. Ramirez, Rodriguez Ramirez, Sdn-
chez, Tome, Urquiaga, Cruells y Alliegro.)
(Votaron a favor los sefiores: Aguiar, Albands, Bra-
vo Acosta, Camacho, Candia, Estrada, Fraile, Marti-
nc Fi,w-... Meneses, del Prado' y Verdeja.)
Queda rechazada la enmienda.
Tiene la palabra el senior Verdeja, para explicar
su voto.
Sn. VERDEJA (SANTIAGO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: No crehis que, al solicitar la
explicaci6n de mi voto, sea para distraer la atenci6n
de la Camara much tiempo. Tan s6lo quiero expre-
sar que es esta la primer oportunidad que se me
Spresenta de tomar en consideraci6n una media del
Tribunal Supremo, media altamente beneficiosa pa-
ra la Administraci6n de Justicia; por eso me he pro-
ducido en favor de la enmienda del compafiero senior
Aguiar.
Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
- a otra enmienda.
(El official de actas lee):
1 ENMIENDA
Se modifica el articulo ochenta y dos de la Ley
- OrgAnica del Poder Judicial, que qu.id.ar.' redactado
e en la siguiente forma:
"Articulo Ochenta y Dos.-El Juez Municipal que
-__ .-i '^- _-_ 1 T -_ ^ l-_ ~ ~J -- _' /~i


sustituya al de Primera Instancia, Instrucc6

dicierido que no era mi prop6sito obstruccionar, ya go titular. Los jueces municipales suplentes, y las






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 51


personas que sustituyan provisionalmerite a los juR-
ces municipales, de primera instancia e instrucci6n y
correcoionales, percibirdn el sueldo que correspond
al juez municipal en sus funciones propias. Ningu-
no de los suplentes percibira haber alguno mientras
no se encuentre desempefiando por sustituci6n algfin
cargo.'
(F.) A. L6pez Morales.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
ENMIENDA
Se adiciona al articulo 194 de la Ley OrgAnica del
Poder Judicial, el pArrafo siguiente:
Los Jueces Municipales de cabecera de Partido Ju-
dicial no tendran necesidad de permanecer en el pues-
to, y por consiguiente podrAn ausentarse o pernoctar
fuera del lugar donde prestan sus servicios, despubs
de las horas de audiencia a una distancia no mayor
de diez kil6metros.
(Fdo.)--Miguel A. Aguiar.-Emilio Nifez Por-
tuondo.


ARTICULO II.-Quedan expresamente derogadas
cuantas disposiciones legales contenidas en leyes, re-
glamentos, decretos y 6rdenes se opongari a lo dis-
puesto en ]a presented ley.
(F.) Ramiro Pgrez Maribona.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Los sueldos o haberes del Poder Judicial y Admi-
nistraci6n de Justicia, que por la present ley se re-
ajustan con carhcter temporal seran restablecidos en
su total cuantia, tani pronto lo permit el estado del
Tesoro Pfiblico.
(F.) Santiago Bey.

SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : I Se aprueba la en-
mienda ?
(Sefiales afirmativas.)
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.


SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n. (El official de actas lee:)


S(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee):
Los funcionarios pfiblicos, denominados abogados
de oficio, realizan, indudablemente, una labor noble
e intensamente humanitarian y social, ya que el Esta-
flo delega en ellos la sagrada misi6n de representar
a los ciudadanos que, carentes de medios de fortune,
deban responder ante los Tribunales de Justicia de
supuestas imputacion'es de caricter penal.
Esa dificil y delicada misi6n que agobia cuando
se cumple estrictamente con los deberes sefialados, no
ha tenido otra recompensa que la satisfacci6n espiri-
tual. Los abogados de oficio no se en'uentran pro-
tegidos por leyes que garanticen la estabilidad de sus
cargo. Su labor cultural y prActica forense se evi-
dencia en forma absolute, por lo que resultaria con-
veriiente y just, y en beneficio asimismo de la ad-
ministraci6n de justicia, incluirlos en el Poder Judi-
cial, y a ese efecto el Representante que suscriba
tiene el honor de presentar la siguiente
ENMIENDA
ARTICULO I.-Los abogados de oficio que actual-
mente se hallaren desempefiando sus cargos adscrip-
tos a los Tribunales de Justicia de la Repfiblica, y que
hubieren sido designados libremerite quedaran inclui-
dos en la octava categoria del escalaf6n judicial e
implicitamente reconocidos como funcionarios del Po-
der Judicial.


ENMIENDA
El Subsecretario de Justicia que se encontrare en
funciones a la promulgaci6n de esta ley, como Jefe
Superior del personal de la Secretaria de Justicia,
formara parte del personal facultativo de la Direc-
ci6n de los Registros y del Notariado, y tendrk ca-
tegoria de Registrador de la Propiedad de primer
clase.
Lo dispuesto en el articulo doscientos seserita y
siete de la Ley Hipotecaria no le sera aplicable al
Subsecretario de Justicia como miembro del Cuer-
po facultativo de la Direcci6n de los Registros y del
Notariado.
(F.) Carmelo Urquiaga.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Pido la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Tiene la palabra el
senior Santa Cruz Pacheco.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EmILIO): Senior Pre-
sidente y sefiores Representantes: He pedido la pa-
labra para oponierme a la aprobaci6n de esa enmien-
da; pero quisiera, antes de hacerlo, rogarle al distin-
guido compafiero que la ha presentado, que la reti-
re, a reserve de que en otra posterior sesicn se bus-
que una formula que satisfaga los deseos del leader
de la mayoria, que la suscribe. Yo quisiera que el
senior Urquiaga contestara a ese ruego que le hago,
y en su consecuencia, solicito hacer uso de la palabra,
en contra de la enmienda, si se mantiene.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefioi Presidente y se-
nores Representantes: El senior Santa Cruz Pache-
co me honra siempre, como lo hacen todos mis






52 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


pafieros, al dirigirme un ruego; y precisamente da la
coincidencia que yo le iba a formular otro al com-
pafiero, porque sB de su generosidad, porque s4 de
su espiritu pleno de consecuencia, y es que me aconm-
pafie con su voto a la aprobaci6n de esta enmienda.
que tiene escasa transcendencia y muy pocos intere-
ses habia de perjudicar.
SR. RAMfREZ (ELADIO): Yo quisiera preguntarle
al senior Urquiaga, si 41 cree que esta enmienda es
atinente.
SR. URQUIAGA (CARMELO): He de reconocer, no-
blemente, que no hay atinen'cia; pero pior eso infor-
maba yo al senior Santa Cruz Pacheco, que se trataba
de complacer a un amigo que en determinada opor-
tunidad fu6 objeto de una demostraci6n de afecto por
la C6mara y que no hace much tiempo nos honr6 con
su presencia. Yo esperaba que la enmienda no ten'-
dria dificultades. El problema, en si, es este: El
Jefe del Registro del Notariado tiene, por la ley, ca-
tegoria de Registrador de la Propiedad; y segfin ten-
go entendido, el Jefe de todos los jefes, el jefe del
personal de la Secretaria de Justicia, que es por de-
recho propio el senior Subsecretario de ese Departa-
mento, no tiene esa categoria, y no parece just que
la tenga un subordinado.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Lamerito
much tener que oponerme a esa inieiativa del se-
fior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo la he presentado
animado de la mejor buena fe.
SR. NiNEZ PORTUONDO (EMILIO): Si el senior Ur-
quiaga la retirara, yo la haria mia.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Yo le rogaria a los
compafieros que, en vez de hacerle oposici6n a la en-
mienda, nos ayudaran, modifickndola en la forma que
estimaran convenient. Se trata de complacer a un
amigo que hace poco mereci6 las mayores atencioneo
de los miembros de esta Camara; como prueba del
carifio que inspira, yo desearia que se le complaciera.
Pero sobre todo, yo rogaria al senior Santa Cruz Pa-
checo que no hiciera de este problema cuesti6n de ga-
binete, pues realmente el caso no lo amerita. Se tra-
ta de un problema relativamente sencillo y seria la-
mentable que no fuera a cristalizar lo que ha sido
product de nuestros esfuerzos hecho aqui durante
largas horas: Ruego de manera especial y de mane-
ra afectuosa, tambi6n, a mi distinguido compafiero,
que acceda al ruego que he formulado.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Tiene ]a palabra el
senior Santa Cruz Pacheco.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Sefior Pre-
sidente y sefiores Representantes: No es deseo ca-
prichoso del que tiene el honor de hablarle a la Ca-
mara, el oponerse a la aprobaci6n do esa enmienda;
y tan no es caprichoso el deseo, que bastaria este ar-
gumento que yo voy a exponer, para que la Chmara
se dG perfect cuenta de que la ley que se va a vo-
tar es injusta. Por esa enmienda, sefior Presidente
y sefiores Representantes, se otorga la eategoria de
Registradores de primera clase a los funcionarios que
ingresan en la carrera de Registradores, sin haber co-
rrido el trhmite reglamentario de la oposici6n, y en-
tran con dos grades mas que los que como los demrs
_ompafieros, y como yo, hace once o doce afios que


esperamos la oportunidad para entrar con categoria
de tercera clase. Al principio de mi ruego le hice
ver al senior Urquiaga que 61 podia retirar la enrien-
da, a reserve de buscar una formula que satisfaciese
los deseos de las personas a quien 61 queria ayudar
con esta enmienda; y digo esto, porque en la forma
que esti redactada la enmienda no va a ser uno solo
el favorecido. Yo estaria dispuesto a ceder algo de
mi posici6n en este sentido, es decir, a admitir que
de ]a noche a la mafiana obtuviera este individuo dos
grades sobre el mio, con much gusto...
SR. URQUIAGA (CARMELO): IAceptaria que se mo-
dificara esa ley?
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Yo desearia
que la enmienda la redactase el senior Urquiaga, pero
en la forma finica de que sea para el que ocupa hoy
ese cargo.
SR. REY (SANTIAGO): Deseo y pido a la Camara
que el senior Santa Cruz Pacheco acompafie al senior
Urquiaga en la redacci6n.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Aqui se ha es-
tablecido que ninguna enmienda que no se haya dis-
cutido, puede pasar como un proyecto de ley apart;
es decir, ninguna enmienda de la que no se tenga
conocimiento. El propio leader de la mayoria no nos
puede dar a nosotros el mal ejemplo de ser 61 mismo
el que present una enmienda que vulnera ese pro-
cedimiento.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Solicito que se suspen-
da el debate sobre este particular y que continue so-
bre el resto del proyecto.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
a una enmienda del senior Barrero.
(El official de actas lee:)
El segundo phrrafo del articulo 322 de la Ley Or-
gknica del Poder Judicial quedara redactado asi:
"Los Jueces Municipales de Primera, Segunda y
Tercera Clase, los Jueces Municipales de Cuarta Cla-
se y sus Suplentes, que sean abogados, los Fiscales de
Partido y Auxiliares Suplentes y los abogados de ofi-
cio, podran ejercer la profesi6n."
(F.) Alfredo Barrero, Carmelo Urquiaga.

,SR. PRESIDENTE (ALLIEGR) : ,Se pone a discusi5n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior N6s-
tor Mendoza.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Las personas acusadas que tengan que concurrir
ante los Juzgados Correccionales tendran el derecho
de ser juzgadas ante el Juez Correccional correspon-
diente a su domicilio. A ese objeto los jueces remi-
tirfn los antecedentes del caso al Juzgado respective
a solicitud de los interesados que se encuentren' en
ese caso.
(F.) Nistor Mendoza.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 53
; ,i .n, i i- r i .


SR. MENDOZA (N&STOR): Pido la palabra, para
explicar la enmienda.
SR. PRESIDENT ALLEGROR) : Tiene la palabra su
senoria.
SR. MENDOZA (N.STOR) : La enmienda que es pre-
sentada a la consideraci6n de la Camara tiene por
objeto...
SR. DEL PRADO (F]LIX): No se sabe qu6 articulos
son los que so estin aprobando, ni cuales las enmien-
das. Ruego que se le d6 lectura nuevamente a la
enmienda.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lectura
a la enmienda.
(El official de actas la lee nuevamente.)
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Parece que el se-
fior Mendoza quiere referirse a los casos de infra'-
cion del Reglamento de Trhfico; es decir, que el auto-
movilista que infrinja el Reglamento del Trafico sea
juzgado en el correspondiente a su domicilio, aunque
la infracci6n se hubiese cometido en otro Municipio.
Sn. LOMBARD (AQUIIaNO): La retire.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Pido a la Presidencia
y a la Camara que se acuerde suspender el debate de
este asunto a las seis de la tarde.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Suplico al Sr. Lombard
que retire su proposici6n.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : La retire.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo rogaria al Sr. Men-
doza que retirara la enmienda, para presentarla en
otra oportunidad; en la seguridad de que habria de
ser aprobada.
SR. MENDOZA (NESTOR) : La retire.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se va a dar lecture
a otro proyecto de ley procedente del Senado.
(El official de actas lee:)

Haban'a, Octubre 30 de 1931.
Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefor:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
adopt el acuerdo de aprobar el proyecto de ley que
se acompafia, referente a modificar various articulos
de la Ley Organica del Poder Judicial.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted, a los
efectos del Articulo dieeiocho de la Ley de Relacio-
nes entire la Camara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,
Clemente Vdzquez Bello, Presidente. Celso Cug-
llar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-El Articulo 28 de la Ley Organi-
ca del Poder Judicial se modifica en sus parrafos ter-
cero y cuarto, y quedarA redactado en la siguiente
forma:


"Articulo veintiocho.-La categoria de los Juzga-
dos de Primera Instancia e Instrucci6n, serA igual a
la de los Partidos Judiciales respectivos. Esta sera
de tres classes:
"A la primer s6lo pertenece el Partido Judicial
de La Habana.
"A la segunda, los siguientes: Pinar del Rio, Ma-
tanzas, Cardenas, Santa Clara, Cienfuegos, Sagua la
Grande, Remedios, Camagiiey y Santiago de Cuba.
"A la tercera, los siguientes: Guanajay, Guanaba-
coa. Giiines, Col6n, Alacranes, Holguin, Marianao,
San Antonio de los Bafios, Guantanamo, Sancti Spiri-
tus, Mor6n, Guane, San Crist6bal, Consolaci6ri del
Sur, Artemisa, San Juan y Martinez, Bejucal, Jaru-
co, Isla de Pinos, Pedro Betancourt, Trinidad, Ciego
de Avila, Nuevitas, Santa Cruz del Sur, Florida, Man-
zanillo, Bayamo, Gibara, Mayari, Baracoa, Puerto Pa-
dre, Victoria de las Tunas, Palma Soriano y Banes."
ARTICULO II.-El Articulo 29 de la Ley OrgAni-
ca del Poder Judicial se modifica y quedar6 redacta-
do en la siguiente forma:
"Articulo veintinueve.--Los Juzgados correcciona-
les de La Habana seran de primera clase. Todos los
demis juzgados que s6lo tengan funciones correccio-
nales serAn de segunda y tercera clase.
S"A la segunda clase pertenecen los jueces correc-
cionales de Pinar del Rio, Matanzas, C6rdenas, Santa
Clara, Cienfuegos, Remedies, Camagiiey y Santiago
de Cuba.
"A la tercera pertenecen los jueces correccionales
de Marianao y de Col6n.
"Las tres classes de jueces correccionales, se corres-
ponderin respectivamente en su categoria y sueldo
con las tres classes de juzgados municipalss"
ARTICULO III.-El Articulo 31 de la Ley Orgf-
nica del Poder Judicial queda modificado y redacta-
do en la forma siguieite:
"Articulo treinta y uno.--Los partidos judiciales
de segunda clase, tendrAn los siguientes juzgados:
a) Santiago de Cuba, Camagiiey, Cienfuegos, San-
ta Clara, Matanzas y Pinar del Rio, uno de primer
instancia, uno de instrucci6n y uno correctional.
b) CArdenas y San Juan de los Remedios, uno
de primera instancia e instrucci6n y uno correceio-
nal; y Sagua la Grande uno de primera instancia e
instrucci6n."
ARTICULO IV.-E1 Articulo 32 de la Ley Orgd-
nica del Poder Judicial se modifica y quedara redac-
tado en los siguientes terminos:
'Articulo treinta y dos.-En cada uno de los par-
tidos judiciales de tercera clase, except en los de
\arianao, Giiines, Col6n, Sancti Spiritus, Manzani-
Ilo, Holguin y Guantfnamo, en cada uno de los cua-
les hay un Juzgado de primera instancia y uno de
instrucci6n, habrA un juzgado que desempefiarh a la
vez las funciones de primer instancia e instrucci6n."
ARTICULO V.-Se modifiea el Articulo 82 de la
Ley Organica del Poder Judicial, que quedara redac-
'tado en la siguiente forma:






54 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


"Articulo ochenta y dos.-El Juez Municipal que
substituya al de primera instancia, instrucci6n o co-
rreccional, no percibird mas que el sueldo de su car-
go titular. Los jueces municipales suplentes y las
personas que substituyan provisionalmerite a los jue-
ces municipals, de primera instancia e instrucci6n
y correccionales, percibirin el sueldo que corresponde
al Juez Municipal en sus funciones propias. Ningu-
no de los suplentes percibira haber alguno mientras
no se encuentre desempefiando por substituci6n alguin
cargo."
ARTICULO VI.-Los jueces de primera instancia,
de instrucci6n y municipals cuya categoria se reba-
ja y los correecionales de todas classes, ten'drdn los
sueldos que correspondent a los jueces de la misma ca-
tegoria en el escalaf6n judicial; y en este sentido se
modifican los incisos (7), (8) y (9) del Articulo 79
de la Ley Orginica, suprimiendo del primero los jue-
ces correccionales de primera, que se incluirin en el
octavo, y de 6ste los correccionales de segunda que
se incluirin en el noveno. Los juices correccionales
de tercera serAn incluidos en el inciso (10) del cita-
do articulo 79 de la propia Ley.
ARTICULO VII.-Se deroga el Articulo quinto
de la Orden n6mero 154 de 10 de Junio de 1901.
ARTICULO VIII.-El Articulo 222 de la Ley Or-
gAnica del Poder Judicial, quedard redactado en los
siguientes terminos:
"Articulo 222.-Las vistas de los pleitos y las cau-
sas se efectuarAin en el dia sefialado.
En la diligencia de celebraci6n de cada vista o cau-
sa que extienda el Secretario de la Sala, se expresara
la hora en que empiece y en que terminal, y sera fir-
mada por los letrados de las parties si concurrieren
al acto.
Si al concluir las horas de audiencia no hubiese fi-
nalizado la yista, podra el Tribunal prorrogar &sta,
habilitando las horas que scan necesarias, o suspen-
derlas y sefialar para su conrtinuaci6n el dia hibil in-
mediato. S61o en los casos de falta de comparecen-
cia de testigos o peritos, que deban nuevamente ser
citados, o de acordar el Tribunal para mejor proveer
nuevas diligencias, podra interrumpirse la prdctica
de la prueba."
ARTICULO IX.-El Articulo 322 de la Ley de
Enjuiciamiento Civil quedard redactado en la si-
guiente forma:
"Articulo trescientos veintid6s.-Las vistas de los
pleitos en todos los juzgados y tribunales de la Re-
pfiblica, se efectuaran en' el dia sefialado. En la di-
ligencia de la celebraci6n de cada vista que extienda
el Secretario, se expresara la hora en que empiece y
en que termine, y serk firmada por los letrados de
las parties si concurrieren al acto.
Si al concluir las horas de audiencia no hubiere fi-
nalizado la vista de alguin pleito, podra suspenderse
para continuarla en el dia o dia h6biles siguientes, a
no ser que el Presidente prorrogue el acto. Las vis-
tas que por falta de tiempo no hayan podido celebrar-
se en el dia sefialado, se celebrarAn en el dia o dias
hibiles siguientes, aumentando al efecto las horas de
audiencia."''
ARTICULO X.-Quedan derogadas todas las le-
yes y disposiciones que se opongan al cumplimiento


de la present ley, que empezara a regir desde su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, Habana, a los treinta
dias del mes de Octubre de mil novecientos treinta
y uno.
(F.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cuellar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi61i
la totalidad.
(Silencio.)
A vofaci6n.
Aprobada.
(El official de actas da lecture al articulo primero.)
SR. RODRfGUEZ RAMfREZ (JUAN) : El articulo pri-
mero del proyecto que se acaba de leer dice asi: (Lo
lee.)
Propongo a la CAmara que lo rechace.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
el articulo primero.
(Silencio.)
Se pone a votaci6n.
Rechazado.
Sn. RODRIGUEZ RAMfREZ (JUAN): El articulo se-
gundo dice asi. (Lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
(El official de actas da lecture al articulo tercero.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
(El official de actas lee el articulo cuarto.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
(El official de actas da lectura at articulo quinto.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar ]ectura al articulo sexto.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): Se pone a discusi6n.
(Silencio.)






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 55


A votaci6n.
Rechazado.
Se va a dar lecture al articulo septimo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
So va a dar lectura al articulo octavo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
Se va a dar lectura al articulo noveno.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Rechazado.
Se va a dar lectura al articulo d6eimo.
(El official de actas lo lee.)
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.
Como se trata de un proyecto de ley procedente del
Senado y que ha sido modificado por ]a Camara, so
devuelve al Senado, de acuerdo con la Ley de Rela-
ciones entre ambos Cuerpos.
Se va a dar lectura a la enmienda que qued6 sobre
la mesa y que se refiere a los Registros de la Pro-
piedad, ya que todas las parties se han puesto de
acuerdo.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Se eleva a la categoria de primera clase el Regis-
tro de la Propiedad de Jaruco, el que seguir6 siendo
desempefiado por el Registrador que actualmente lo
sirve, ascendi6ndose a dicho funcionario a la propia
categoria que disfrutara ese Registro.
(F.) Eduardo J. Beltrdn.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n,
bien entendido que caso de aprobarse pasard al Se-
nado como proyecto de ley apart.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobado.


Se va a dar lectura a una enmienda del senior Rey.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Los Notarios Pfiblicos que por virtud de su cargo
deban tener su residencia official en el lugar en que
de.smpefien sus funciones, podrin ser electores del
Termino en que hayan estado inscriptos anteriormen-
te y realizar todo el ejercicio de sus derechos politicos.
Cuando los Notarios fuesen, a la vez, Congresis-
tas, podran ser electores de cualquier Trrmino de la
Provincia que represented.
Quedan sinf efecto todas las disposiciones y precep-
.os legales que-se opongan al cumplimiento y ejerei-
cio de lo establecido en esta Ley, que regira desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Reptfblica.
(F.) Santiago Bey.
Sa. REY (SANTIAGO): Pido su aprobaci6n para
que pase como proyeeto de ley aparte.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : A discusi6n.
(Silencio.)
Aprobado. Pasara como proyecto de ley aparte.
Se va a dar lectura a una enmienda del Sr. Castelvi.
ENMIENDA
Todo aquel que adquiera un establecimiento mer-
cantil, por cualquier titulo, incluso cuando se adquie-
ra por remate, .ser responsible de todas las deudas
inscriptas en el Registro Mercantil.
(F.) Guillermo Castelvi.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Pido que quede so-
bre la mesa.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO): ,Lo acuerda asi la
Camara ?
(Seeales afirmativas.)
Acordado.
Se va a dar lectura a una enmienda del Sr. Alberni.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Se declaran en suspense, por tres meses, a partir
de la promulgaci6n de esta Ley, los efectos del Ca-
pitulo XI del C6digo Notarial, referente a las per-
mutas, y en consecuencia 6stas podran efectuarse li-
bremeinte entire los Notarios que deseen hacerlo, los
cuales comunicarin a la Direcci6n de los Registros
y del Notariado su resoluci6n, y este Departamento,
previo el trAmite legal, accederh a lo solicitado.
(F.) Jos6 Alberni.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : ~Entiende la Cama-
ra que puede ser discutida esta enmienda?
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido que pase
al Senado como proyecto de ley aparte.






56 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sn. PRESIDENT (ALLIEGRO): EstA conform la
C6mara
(Seiales afirmativas.)
Aprobado. Pasara al Senado como proyeeto de ley
aparte.
Se va a dar lectura a una enmienda del Sr. Salas.
(El official de actas lee:)
ENMIENDA
Las infracciones del Reglamento de TrAfico por
carreteras serdn juzgadas por los tribunales a cuya
jurisdicci6n pertenezca el domicilio del infractor, me-
diante exhorto que library el juez del lugar en que ie
hubiese cometido.
(F.) Justo Salas.
SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a discusi6n.
(Silencio.)
A votaci6n.
Aprobada.
SR. RODRfGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido que pase
al Senado como proyecto de ley aparte


SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: No puede decirse que la hora
es avanzada, porque, por el contrario, la hora es tem-
prana: acaba, de amanecer. Yo seria partidario, real-
mente, si no hubiera grave incon'veniencia para ello,
de rogar a nuestros compafieros que continuaran dis-
eutiendo la ley que refuerza notablemente los ingre-
sos del fisco, y que haria possible el pago a los em-
pleados pfiblicos con puntualidad; pero comprendo
que estan abrumados de tanto laborar, y como esa ley
es precise estudiarla con detenimieinto, para evitar que
se nos fuera a tachar de hombres poco preparados,
que procedemos a la ligera, solicito la suspension del
debate con el fin de estudiar la ley de manera acu-
ciosa, para continuarlo esta tarde a las seis, con un
ruego especial a los miembros de la mayoria Popular-
Liberal, a los Conservadores oficiales y a los sefores
Ortodoxos, que no falten a la cita; y ouiero felicitar
a la C6mara por la labor que ha rendido.

SR. PRESIDENT (ALLIEGRO) : Se pone a votaci6n
la proposici6in del senior Urquiaga. Los seiores que
est6n conformes con la suspension del debate para
continuarlo a las seis de la tarde se servirAn poner-
se de pie.


SR. PRESIDENTE (ALLIEGRO): Esti conform la (La mayoria de los sr Tw.eo Reprtsenlantes asi lo
Camara? Ihace.)


(Sefales afirmativas.)
Aprobado. PasarA al Senado como proyecto de ley
aparte.

(Texto del proyecto de Ley de Amnistia, aprobado
en esta sesi6n y remitido al Senado:)

PROYECTO DE LEY
ARTICULO I.-Se concede amnistia:
1.9-Excepci6n hecha de las infracciones de la Ley
de Explosives y de los delitos de traici6n, rebeli6n
military y deserci6n, para todos los delitos y faitas,
asi como para sus conexos, en euanto se hayan come-
tido antes del dia 11 de Enero de mil novecientos
treinta y dos, con motivo u ocasi6n del movimiento
revolucion'ario que culmin6 en el alzamiento de mil
novecientos treinta y uno, o bien con objeto de ini-
ciar, organizer, ayudar, cooperar, favorecer o repro-
ducir dichos movimientos.
2.0-Para todos los delitos y faltas cometidos antes
de la fecha sefialada en el inciso anterior por funcio-
narios, policies y agents de la autoridad o auxiliaries
del Gobierno, sean civiles o militares, con el proposi-
to o en ocasi6n de impedir o perseguir la conspiraci6n
o preparaci6n del citado movimiento, reprimir 6ste,
las algaradas pfblicas y manifestaciones tumultuosas
que lo procedieron durante dicho afio y el de mil
novecientos treinta o las infracciones de la Ley de
Explosives, evitar la reproducci6n del propio movi-
miento; e igualmente para los delitos de usurpaci6n
de atribuciones cometidos por los mismos.
3.-Para todos los delitos y faltas cometidos du-
rante el tiempo que han.ejercido sus cargos y antes
de la fecha indicada, por los Delegados del Gobierno
como Supervisores Militares, con el prop6sito o en
o,:as'in de restablecer o mantener el orden pfiblico,
impedir o perseguir la preparaci6n del repetido mo-


Aprobado.
(Eran las 6 y 30 a. m. del dia 12 de Enero do 1932.)


vimiento revolucionario; reprimir 6ste o evitar su
oeasi6n de restablecer el orden pfiblico, impedir o per-
seguir la preparaci6n del repetido movimiento revo-
lucionario; reprimir este o evitar su reproducci6n.
4.-Los beneficios concedidos en los ineisos segun-
do y tercero de este articulo compren'derAn tambi6n
a los particulares por los delitos y faltas que hubie-
ren cometido conjuntamente con militares, policies,
funcionarios, agents de la Autoridad o auxiliares
del Gobierno con el, prop6sito o en ocasi6n de resta-
blecer' o mantener el orden pfiblico, impedir o perse-
guir la preparaci6n .del propio movimiento revolueio-
nario, reprimir este o evitar su reproducci6n.
ARTICULO II.-Los Jueces de Instrucci6n y los
Oficiales Investigadores de la jurisdicci6n de guerra,
elevarin a la Audiencia respective o a la Autoridad
Military competent los sumarios formados por los'de-
litos comprendidos en esta Ley, las cuales resolverin
de oficio sobre la aplicaci6n de la amnistia.
Los Jueces Correccionales y los que ejerzan esas
funciones y los Comandartes Militares, aplicarhn la-
amnistia en los juicios y expedientes de que conozcan
por los delitos y faltas, comunes o gubernativas, com-
prendidos en esta Ley.
Las parties podrhn utilizar los derechos que conce-
den los articulos seiscientos sesenta y seis y seiscien-
tos seseinta y nueve de la Ley de Enjuiciamiento Cri-
minal.
ARTICULO III.-En todos los easos a que se re-
fiere esta Ley, los Jueces y los Tribunales, asi como






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 57


las Autoridades Militares en su caso, harin en su
oportunidad expresa declaraci6n sobre el m6vil del
hecho delictuoso, al objeto de determinar si estA o no
comprendido en la amnistia, y si denegare la apli-
caci6n de la misma sera objeto especial de prueba di-
cho m6vil, durante la celebraci6n del juicio corres-
pondiente, debiendo hacerse constar en la sentencia
el resultado de esa prueba.

Cuando las causes a que se refiere el pirrafo pre-
cedente estuvieren falladas al comenzar a regir esta
Ley, podrd suscitarse ante la Audiencia respective, o
ante la Autoridad Militar competence, un incident
que se tramitari conforme al Titulo Segundo del Li-
bro Tercero de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.
sin aplicaci6if del parrafo segundo del articulo seis-
cientos setenta y dos, al objeto de determinar el m6-
vil del delito y resolver aeerca de la aplicaci6n de la
present Ley de Amnistia al caso en examen. El Tri-
bunal o la Autoridad Militar no darA curso al inci-
dente si, a su juicio, el m6vil del delito consta en la
sentencia.

ARTICULO 1V.-La amnistia que esta Ley con-
cede no lleva como con(secuencia la restituei6n ern sus
cargos a los funcionarios de nombramiento comilpren-
didos en ella y que los hayan perdido por causa del
delito; pero los mismos podran hacer valer los dere-
chos de que se crean asistidos reclamando dicha res-
tituci6n en la via y forma procedentes, de acuerdo
con las leyes y reglamentos en vigor.

ARTICULO V.-Las personas que fundadas en el
articulo trece de la Constituci6n deseen ejercitar las
acciones civiles que estimen procedentes contra aque-
Jlos a quienes se aplique la amnistia, deberAn hacer-
lo ante los tribunales civiles competentes, por ros tra-
mites de los juicios declarativos que correspondan se-
grin la cuantia de la reclamaci6n.

ARTICULO VI.-E1 Presidente de la RepTiblica,
cuando lo estime convenient, podra declarar extin-
guida la acci6n penal o la pena en los pro.'esos incoa-
dos contra los militares acusados o condenados por
los delitos de Rebeli6n y Deserci6n, cometidos con mo-
tivo u ocasi6n del movimiento revolucionario de nmil
novecientos treinta y uno y excluido.s de los benefi-
cios de esta Ley de Amnistia por disposici6n del in-
ciso primero de su articulo primero; pero esos ni-
litares no podrAn ser restituidos en el servicio y per-
deran todos los derechos que hubieren adquirido en 61.


Tambi6n podra el Presidente de la Repfiblica de-
clarar extinguida la aeci6n penal o la pena en los pro-
cesos incoados por el delito de traiei6n o por las in-
fracciones de la Ley de Explosives, excluidos asimis-
mo de esta amnistia por el citado inciso primero del
articulo primero euan'do estime que ha cesado la cam-
pafia terrorist que impide el restahlecimiento de la
paz en el pais, y siempre que esos delitos fueren rea-
lizados antes del dia once de Enero de mil novecien-
tos treinta y dos.
ARTICULO VII.-Contra las resoluciones defini-
tivas dictadas por los Tribunales Ordinaries al apli-,
car la Ley de Amnistia, negar sus beneficios, o resol-
ver sobre cualquiera de sus extremes, se concede re-
curso de casaci6n', que se tramitara con arreglo a lo
estatuido en la Orden noventa y dos de mil ochocien-
tos noventa y nueve, con la finica variaei6n de que,
vencido el t6rmino de emplazamiento, se hara inme-
diatamente el sefialamiento para la vista y la sentei-
cia se dictark preferentemente dentro de los tres dias
siguientes, sin que el Tribunal pueda dejar de resol-
ver el recurso en el fondo por ningfin defecto de for-
ma, ni por errors u omisi6n en las citas legales.
ARTICULO VIII.-Esta Ley comenzarh a regir
desde la fecha de su publicaci6n' en la Gaceta Oficial.
DISPOSICIONES TRANSITORIAS
PRIMERA.-Los Jueces de Instrucci6n o Correc-
cionales y las Audiencias que conozean de causes o
juicios seguidos contra miembros de las Fuerzas Ar-
madas, por cualquier delito o falta cometido antes
del once de Enero de mil novecientos treinta y dos on
eualquier lugar y circunstancias, se inhibirari del co-
nocimiento de los mismos a favor de la jurisdicci6n
de guerra y remitirin los process, dentro de los diez
dias siguientes a la promulgaci6n de esta Ley, a la
Autoridad Militar a quien corresponda para la reso-
luci6n procedente.
SEGUNDA.-Durante un period de treinta me-
ses, contados desde la fecha en' que empiece a regir
sta Ley, sera de la exclusive competencia de la ju-
risdicci6n military el conocimiento de todas las causes
y juicios criminals que se sigan contra los miembros
de las Fuerzas Armadas per todos los delitos y fal-
tas que cometan durante ese tiempo en cualquier lu-
gar y circunstancias.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los once dias del mes de Enero de mil novecientos
treinta y dos.


IMP. r. FERNANOD Y CA.. O18PO 17, HA*ANA


' 4",




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs