Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01404
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01404
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


CAMERA


DE
DE LA


SESSIONS


DE REPRESENTANTES


DECIMO


CUARTO


PERIOD


CONGRESSIONAL


SEGUNDA LEG1SLATURA
VOL. LVII LA HABANA, Diciembre de 1931. NUM. 15
VOL. LVII LA HABANA, Diciembre de 1931. NUM. 15


Sesi6n extraordinaria de 14 de


Diciembre de 1931.


President: Sr. Rafael Guls Inclin,
Secretaries: Sres. Jos6 R. Cruells Reyes y Jos6 Alberni Yance
SUMARIO
A las 6 p. m. comienza la se3i6n. Los Sres. Niffies Portuondo y otros solicitan la suspension de pre*
ceptos reglamentarios para continuar inmediaamente la discusi6n del proyecto de ley dei Senado
creando impuestos al Petr6leo y products do:ivados. Por unanimidad se aprueba la anterior
solicitud. En favor del proyecto, usa de la palabra el Sr. Ariza. A propuesta del Sr. Bravo
Acosta, se acuerda ampliar el debate a dos turaos mis a favor, solicitados por los sefiores Eladio
Ramirez y Bravo Acosta. A ruego del Sr. COardiet, se acuerda prescindir de esos dos turnos
por ausencia del Sr. Eiadio Ramirez y por renanciar a la palabra el Sr. Bravo Acosta. En vota-
ci6n ordinaria es aprobado el proyecto de ley, con el voto en contra del Sr. N6stor Mendoza. -
Explican sus votos los sefiores Bravo Acosta, Urquiaga y Fraile. El Sr. E. Ramirez propone sl
suspension del debate sobre el articulado, para proseguirlo en la oportunidad que la Presidencia
estime oportuna, y solicitar el informed de Mr. Manning, para estudiarlo. El Sr. Alberni ruega
al Sr. E. Ramirez queretire su proposici6n, y lo propio ruega a los otros sefiores Representantes
que tienen enmiendas presentadas. Algunos sefiores Representantes acceden a retirar sus en-
miendas respectivas, si se aceptan como proyestos ,de ley aparte; y otros las mantienen. El se-
fior del Prado modifica la proposici6n del Sr. E. Ramirez, en el sentido de que se suspend el de-
bate sobre el articulado y enmiendas presentaias, a fin de que pasen 6stas a una Comisi6n Espe-
cial, para former con ellas un cuerpo de ley ap trte. Se acuerda declarar permanent la sesi6n.-
En votaci6n ordinaria, se acuerda una propo3ici6n del Sr. Bosch, suspendiendo el debate para
continuarlo en la sesi6n extraordinaria del dia siguiente, a las 5 p. m., en el mismo estado en quo
se encuentra el proyecto de ley. Termina la sesi6n a las 10'16 p. m. por falta de "quorum", al
solicitar pase de list el Sr. Chardiet, cuando s3 comenzaba la lectura de una suspension de precep-
tos reglamentarios para la inmediata discusi6n del proyecto de ley del Senado, creando diversos
impuestos.
SR. PRESIDENTE (GulS INCLAN) : Se abre la sesi6n. Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(Eran las 6 p. m.) (El official de actas la lee).


-----






2 DMARTO DE tSIONMFS DE IA CAMARA PE REPRFSPNMTAWTFA


SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Se aprueba el
aeta ?
(Seiales afirmativas).
Aprobada.
.Se va a dar lectura a la convocatoria.
(El official de actas lee):
CONVOCATORIA
De oonformidad con lo dispuesto en el articulo cin-
cuenta y site del Reglamento de este Cuerpo Cole-
gislador, convoco a la Camara de Representantes para
eelebrar sesi6n extraordinaria el pr6ximo lunes dia
catorce de los corrientes a las cinco de la tarde, con
la siguiente Orden del Dia: Proyeetos de Ley del Se-
nado; Organizando el regimen fiscal sobre el Petr6-
leo y sus derivados; reajuste del Poder Judicial;
ereando Impuestos; modificando el p:irrafo tercero
del4 articulo quinto de la Ley del Censo; disponiencto
que los residents en Cuba en 1899, se enumefarin
como cubanos; y el Dictamen de la Comisi6n de Arau-
celes e Impuestos sobre eximir al alcohol destinado a
perfumerias del pago de los Impuestos que sefiala la
Ley de 29 de Enero de 1931.
Habana, 9 de Dieiembre de 1931.
Rafael Guds Inclan.
President.
SR. PRESIDENT (Gu.s INCLAN) : Se va a dar le..
tura a una petici6n de suspension de preceptos re-
glamentarios.
(El official de actas lee):
Los Representantes que suseriben interesan" de la
CAimara la suspension de los precepts reglamentario,-
que se opongan a la inmediata discusitn y resoluci6r.
del Proyecto de Ley del Senado estableciendo irn-
puestos sobre el petr6leo y sus derivados.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a 14 de Diciembre de 1931.
'(f.) E. Niiez Portuondo. E. Ramirez de Le6n.--
L. Estrada. G. Castelvi. -- J. M. Arcocha.
ISR. CIIARDIET (ARMANDO): Pido que sea votaci6n
nominal.
SR. ESTRADA (LuIs) : 4 De qua se trata
'SR, PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se trata de una
solicitud de suspension de preceptos reglamentarios
para continuar tratando del proyecte de cly creando
impuestos de consume al petr6leo y sus derivados.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Entonces, retire mi pro-
posici6n; porque entiendo que tratandose de la Ley
del Petr6leo y de la llamada Ley de Impuestos, no es
necesaria la votaci6n nominal que habia pedido.
SR. FRAILE (CARLOS): Tambi6n retire mi proposi-
ci6n de votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : SEstin todos los
sefiores Representantes de acuerdo en la suspensi6u
de preceptos reglamentarios sin ir a la votaci6n no-
minal ?
(Todos los seiiores Representantes se ponen de
pie).


Aprobada por unanimidad.
Continia el debate sobre este asunto.
Tiene la palabra, para consumir un turno en pro,
el senior Ariza.
Sn. BR.vo ACOSTA (ANTONIO) : Si no se ha aeorda-
do la ampliaciln del debate, yo la propongc, y pido
consumer un turno en pro de la ley.
SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN): La Presidencia
quiere advertir que se ban concumido dos turnos, uno
en pro y otro en contra; y que el seflor Ariza tiene
solicitado un turno en pro.
La Presidencia pondrd a votaci6n la ampliaci6n del
debate, cuando so hayan agotado los turns reglamen-
i arios.
Tiene la palabra el senior Ariza.
Sn. ARIZA (GABRIEL) : Sefor Presidente y sefiores
Representantes: Al pedir la palabra para bablar en
pro de ]a Ley del Petr6leo, lo he becho por una inspi-
raei6n personal, no porque haya hecho un studio mi-
nucioso de esa Ley, y guiado por el afhn de poner un
grano de arena en este prop6sito y, al mismo tiempo,
,stimulado por mi distinguido compaiiero el senor
N6stor Mendoza, que con su dialictica brillante y con
su largo discurso consigui6 su prop6sito. A mi tam-
biEn me parece que en ese camino voy a conseguir o1
mismo: aleanzar el ixito que deseo.
Indefectib.emente, seiiores Representantes, que el
petr6leo, ese liquid maravilloso, ha transformado la
vida industrial del mundo, como ocurri6 al principio
c.e la era modern con el chrb6n de piedra; y de este
echo, las trascendentales contingencies mercantiles
y political que la aparici6n de dicho product deter-
' i inaron.
El problema del petr6leo, tal como yo lo aprecio,
se present como un negocio bajo muy distintos as-

pectos, en los paises que lo monopolizan o en los pai-
ses donde el petroleo se torna como el eje propulsor
de la vida industrial. A mi juicio, tiene tres aspects
,a evoluci6n del negocio en esos paises: en unos, el
petr6 eo so utiliza como un recurso del Estado, es de-
cir, el petr6leo esti nacionalizado, vinculado a la vida
propia de la naci6n, y el Gobierno se incauta del sub-
suelo para explotarlo en beneficio de la misma; en
otros paises el negocio del petr6leo evoluciona, pues-
to el Estado de acuerdo con los particulares en benefi-
eio de todos; y no se da el caso, sefiores Represen-
tantes, mis que el de nuestra naei6n, el de Cuba,
la luica exclusivamente, en la cual el negocio del
petr6leo se utilize o se desenvuelve en beneficio de los
particulars.
Indefectiblemente, eso ha llamado poderosamente
la atenci5n del pueblo y de la Camara de Represen-
tantes; indefectiblemente, eso ha dado lugai* a que
se monopolice completamente, de una manera eficaz,
la venta, el negocio, o la evolucion commercial que so
hace con dicho product, con grades perjuicios para
ia hacienda puiblica y con grandes perjuieios para el
pueblo on general. Lo demuestra taxativamente el
que, a braves de nnestra era republican, pueda de-
cirse que en Cuba ha habido una series de legislacio-
nes distintas con relaci6n al petr6leo, y easi por lo
regular buseando el modo de quitarle los impuestos
aduanales; mientras que el petr6leo disminuye de






DIARIO DE REMSTONVE DE LA C 4MARA DE RRPRESENTANTES 3
,~~ ,,, ,, i,- -1


precio en los paises de origen. Esto ha dado por result
tado que dicha industrial se haya desenvuelto de m-
nera extraordinaria en beneficio de los particular
con perjuicio gravisimo para los interests puiblicos ;
para el erario pfiblieo, que no ha obtenido beneficio
de ninguna clase.,
En 'Cuba, por ejemplo, el petr6leo es explotado ca-
si exclusivamente por una Compafiia, la "Standard
Oil", duefia del negocio en Cuba y en casi todos los
paises del mundo, la que se cree reina de los asunto
petroleros, y que gobierna y dirige y eneauza al co-
mercio del petr6leo casi poniendo y estipulando pre-
cio en el mismo.
La Standard Oil es la Compafiia monopolizadora d
ese negocio extraordinario; y a costa del erario pi-
blico y a costa del perjuicio que estamos recibiendo
de una manera direct, lo monopoliza; y no porqu'
haya una ley que autorice de manera taxativa y ex-
presa tal monopolio, no; no porque sea un monopoly
de character official; es un monopolio porque ella es 1
que tiene el control del negocio y porque al monopo
lizar el asunto no estima que haya un instrument
official que le d6 caricter legal, no. El Congreso de Cu
ba no hubiera podido instituir un monopolio de earie-
ter official. El Congreso no lo hubiera permitido ni e
pueblo tampoco, pues se ve c6mo en el Congreso, cuan
do se trata de monopolies de esa naturaleza, surg
una ley que trata de amparar al pueblo, y vemos qu
al surgir el negocio de la care se ha presentado un
proyeeto de ley para impedir esa negociaci6n. No ec
que la Standard Oil tenga una ley que autorice es.
monopolio. No. Es que la Standard Oil se afine6 pri
meramente, y estableci6 una refineria en Cuba, uti
lizando de tal manera y obteniendo tal nfmero de
beneficios, que se ha hecho duefia del petr6leo e
Cuba. Y no me digais, senores, que por qu6 no se esta
blecen otras refineries en Cuba. Es precisamente por
que las demis empresas que son nacionales necesitan,
para obtener pingiies ganancias, de mAs de cuatro
centavos de gal6n, establecer una competencia que ha
bria de traerle gastos extraordinarios como monta
refineries, instalar cafierias, canales y traer petr6o
leo crudo y de otra naturaleza. La verdad esencial,
sefiores, es la siguiente: En el informed briliantisimo
que hace sobre este asunto el Sr. Carlos Miguel de
C4spedes, fundado en el informed que hizo un expert
en petr6leo llamado Mr. Manning, se encierra la ver
dad de cuanto interest conocer el Congreso sobre es
te asunto. Esa verdad estA condensada en este infor
me luminoso del que fu6 Secretario de Obras Pfibli
cas, y concretado en las lines que tengo en mis ma
nos. En 61 se pone de manifiesto, sefiores, cuil ha sido
la oscilaci6n de las distintas legislaciones que se hat
hecho con relaci6n al petr6leo; se pone de manifiest(
la linea de conduct a seguir en cuanto al future, res
pecto a los asuntos petroleros. De una manera clara
precisa, concrete, se trata de suprimir los impuesto
al petr6leo crudo que se importa para la refinerii
local; se trata de rebajar al minimum los derechos de
rivados del petr6leo, estableciendo en cambio los im
puestos de consume que han de darle utilidad al era
rio pfiblico; se trata del establecimiento de una tri
butaci6n sobre el petr6leo para combustible y sobr
los carbones minerales y de cok, con el fin de lograi
un just equilibrio en el precio de consume y acret
center, por medio de esa tributaci6n, la renta nacioe
nal. Esa es la linea de conduct a seguir en tesis get
*


neral. 'Luego viene el informed del expert americano
Mr. Manning, de cuyo document fueron tornados los
dates por persona tan competent como el Sr. Carlos
Mi.guel de C6spedes, al imprimir su folleto sobre Is
material, folleto que tiene un extraordinario inter6a,
un interns patri6tico en estos momentous en que trata-
mos, por todos los medios, de allegar los fondos na
cesarios a las arcas del Tesoro, a fin de contrarrestar
la tremenda crisis que estamos padeciendo.

-Con ese motive surge la legislaci6n petrolera. Con
ese motivo y atendiendo las indicaciones hechas por
dicho expert americano, es que surge este proycto
de ley que se encuentra ahora a debate en la Camara.
Y nos encontramos conque la empresa que tiene el
control en Cuba de ese asunto, la Standard Oil, trata,
por todos los medios, de evitar que el impuesto sea
una realidad; busca, por todos los medios, de obscure-
cer la luz de la verdad; busca, por todos los medios,
el seguir manteniendo la,supremacia y el privilegio
que tiene, y desde ese punto de vista nos dicen a nos-
otros que los obreros cubanos habrAn de ser perjudica-
dos y desde ese punto de vista, nos hace amago de ce-
rrar su refineria en Cuba; y desde ese punto de vista
casi nos amenaza con el poder omnipotente de sus mi-
Hlones de pesos. Y yo digo que nosotros, como Repre-
sentantes del pueblo de Cuba, al que nosotros estamos
en el deber de defender por sobre todas las cosas, que
debemos votar esta legislaci6n la cual, en definitive,
habra de ser un gran alivio en la. situaci6n de penuria
que boy sufre nuestra Repfiblica; y porque asi habre-
mos cumplido con nuestro deber y habremos procura-
do la consolidaei6n de nuestras instituciones y el
afianzamiento de nuestra Repfiblica como naci6n
.libre, independiente y soberana.

La Standard Oil es la Compafiia que goza del triste
privilegio de entorpecer las relaciones internaciona-
les entire las repfiblicas del continent americano; es
la compafiia que goza del triste privilegio de busear
dificultades entire los gobiernos de las naciones ame-
ricanas; es la compafiia que goza del triste privile-
gio de fomentar revoluciones y tumbar gobiernos. Y
es necesario, senior Presidente y sefiores Representan-
tes de Cuba, que demos hoy un ejemplo y que haiga-
mos conocer a esa poderosa compafia que nosotros
somos los Representantes de un pueblo soberano; y
que nosotros, por ninguna empresa, por muy pode-
rosa que ella sea, conculcamos los derechos de nuestro
pueblo y nos doblegamos ante exigencia de ninguna
naturaleza; y que s6lo aspiramos, en nuestras, gestio-
nes, al bienestar de Cuba; y no estamos dispuestos a
amparar los pingiies negocios de esa Compafifa, en
detrimento del pueblo de Cuba y de su soberania.

La Standard Oil no puede fomentar una revoluci6n
en Cuba; la Standard Oil no puede tumbar a un go-
bierrio en Cuba, porque la Standard ,Oil no es mas
grande que los partidos politicos cubanos; porque la
Standard Oil no tiene la suficiente vinculaci6n con el
pueblo cubano, para que pueda, de ningua manera,
hacer presi6n desde el punto de vista politico, para
obligarnos a aceptar su prop6sito, y de, ningfin modo
los Representantes del pueblo cubano pueden plegar-
se a esto, much menos en'estos moments en que nues-
tro tesoro se encuentra completamente exhaust, en es-
tos moments en que estamos imponi6ndole contribu-
ciones a todos los products nuestros, como el caf6,
los cigarrillos, el tabaco, alcohol y otros articulos, no





4 DWARTO DR SESIONES DB fA C(AMARA De RTFPRF,*8FWAN rRt


es possible, como decia de manera muy elocuente mi
distinguido amigo y compafiero el senior Nfifiez Por-
tuondo en la sesi6n anterior, que nosotros hagamos
todo esto a favor de una compafiia poderosa extran-
jera que cree que con sus millones puede conculcar
nues'tros derechos. (Aplausos).
La "Standard Oil" tiene una dolosa misi6n que
cumplir en sus relaciones con todos los pueblos, y es
que amenaza con sus millones la soberania de esos mis-
mos pueblos; perverse actitud la de esta companfia,
que no quiere acatar las leyes de esos paises, que no
quiere acatar las leyes que rigen las relaciones entire
lIs hombres y los pueblos; porque la "Standard Oil",
la que quiere, es salirse de la ruta normal; lo que
quiere es imponerse a las leyes del pais; en una pa-
1abra, lo que quiere es hacer lo que le venga en ganas,
no respetando las leyes del pais done desenvuelve su
negocio. De tal manera es asi, que en el peri6dico
','Mercurio", de fecha 2 de Diciembre se hace un co-
mentario muy acertado en relaci6n con los que de-
fendemos la Ley del Petr6leo, porque la creemos just,
porque ]a creemos buena, porque la creemos inspira-
da en la equidad y la justicia, ya que de ninguna ma-
nera podemos nosotros permanecer en sileneio, por-
que si esto hiciEramos cometeriamos un delito de lesa
patria; lo cometeriamos despuds de conocer ese in-
forme y ver que se han escapade de las manos del pue-
blo cubano doscientos millones de pesos que ban ido
a engrosar las areas de la citada compailia. No pode-
mos. permanecer callados ni silenciosos, ni inactiv'os
ante ]a necesidad imperiosa que tenemos de afrontar
esta Ley del. Petr6leo y votarla cuanto antes, esta
misma noche, para que sirva de estimulo al pueblo
cubano que nos oye, de estimulo a nosotro.s mismos
que hemos sabido demostrar realmente nuestro pa-
triotismo en mementos siempre .liil-. para la pa-
tria; que hemos sabido demostrar nuestro amor y
que hemos sabido cumplir con nuestros deberes para
con la misma.
En el peri6dico "Mercurio" se public un articulo
comentando una carta publicada por el Director o
Gerente de la Compaiia Standard Oil, en Cuba; esta
carta del Director de esa Compafiia es de tonos amar-
gos y hasta rebeldes, lo cual provoca que este perid-
dico dedicado a los asuntos de finanza, le contest a
Mr. Buchaman, que asi se llama el citado Director,
en la forma siguiente:
"Con la soberbia del que se cree fuerte, Mr. A. E.
Buchaman, Administrador General de la "Standard
Oil Company of Cuba", ha escrito una carta en la
que ademAs de esa soberbia propia de quien se cree
revestido de autoridad para desdefiarlo todo, late una
honda amargura por la falta de simpatia que entree
nosotros tiene la Compafia que represent, pulpo in-
saciable, que se estima revestida del powder de derro-
ear Gobiernos en la Am6rica Latina, a la que tanto
dailo ha causado el egoismo insaciable de esa organi-
zaci6n.


opinion puiblica su relpl.) a hacia esa Compafiia que
viene disfrutando en Cuba de un monopolio injusto,
no solamente en contra de los grandes intereses do
otras compafiias similares sino lo que es mas trascen-
dente: contra los intereses del Estado cubano, que.
deja de percibir recaudaciones cuantiosas para engro-
sar los fondos de reserves y contribair a los suculen-
tos dividends de "Standard Oil."

Pero, c6mo es possible, sefiores Representantes, que
po'damos sentir simpatia por una entidad que pone de
manifiesto de manera palpable, con datos oficiales,
quo ha obtenido un beneficio extraordinario a costa
del pueblo de 'Cuba y en perjuieio para el Te-
soro pfiblico? No es possible que esa Compafiia pue-
ca contar con la simpatia del pueblo ni del Congreso.
'Con respect a este particular, dice el informed:

"Desde el afio 1900 a nuestros dias, se han dictado
mAs de treinta disposiciones, sobre tributaci6n de pe-
tr6leo y sus derivados. En su conjunto, esas disposi-
ciones han side inspiradas casi siempre per una mal
entendida tendencia proteccionista, que en unos ca-
sos ha hecho bajar los Aranceles y en otros los ha su-
bido sin sujeei6n a un plan cientifico coordinado. Si
so analiza cuidadosamente todo el process, de conti-
nues cambios en la tributaci6n del petr6leo y sus de-
rivados, al punto se observari que las rebajas de las
tarifas no alcanzaron nunca a aprovechar direct o
indircetamente al pueblo consumidor, ni sus aumen-
tos redundaron en beneficio de la recaudaci6n de la
hacienda pfiblica".

Quieren ustedes una demostraci6n mas palpable
do que la Compaifia ha disfrutado de un privilegio,
de un monopolio para obtener pingiies ganancias sin
'.":- *i:. para el Tesoro cubano?

Ahora, desmenuzando dicho informed y refiri6ndo-
me a la parte que trata del petr6leo para refinar, ve-
mos que so han perdido novecientos setenta y cineo
mil pesos al afo, que representan en cinco afios varies
millones. Con respect al petr6leo para combustible,
so redujo la tarifa, en Julio de 1917, estimando quo
seria beneficiosa para la industrial y el comercio del
pais, con lo cual el erario pfiblico perdi6 mAs de dos
centavos por gal6n, equivalent a una perdida de cua-
tro millones de pesos cada afio. Durante trece afios.
la p6rdida es enorme. Y asi result que nosctros, con
1o que se ha perdido con el petr6leo y sus derivados,
hemos dejado eseapar una fortune de mis de doscien-
tos millones de pesos, con los cuales se podria, de una
manera segura, enjugar las deudas de Cuba, poner-
nos en paz con todo el mundo, pagar a todos y solu-
cionar la crisis que estamos sufriendo en estos mo-
mentos: Y pensar, sefiores Representantes, que ese
dinero ha ido, a costa del sudor del pueblo de Cuba,
a engrosar los fondos del pulpo "Standard Oil!"

Si ese dinero, por ejemplo, no se hubiera obtenido
... i -I __ II *~~ ~ ~_-~~ i i


para la recauaacion y ae una manera clara, patenre,
"Mr. Buchaman, se debate entire su posici6n actual tangible, hubieramos apreciado que el pueblo se habia
y el desastre de su carrera de petrolero y eso es todo, beneficiado y que el product se habia mejorado y
Si el Congreso de Cuba, mostrando una independen- abaratado, entonces pudieramos pensar que lo que so
cia absolute y una political patri6tica, aprueba la ie- dej6 escapar en la tributaci6n en beneficio del erario
gislaci6n propuesta por el Senado,- sobre el petr6leo, pfblico, se tradujo en un beneficio a favor del pue-
ya sabe Mr. Buchaman que su puesto esti en peligro. blo; pero, por el contrario, se ha dejado escapar esa
Y ante este temor, plenamente justificado, trata de tributaci6n al erario pilblico sin que el pueblo se me-
hacer inculpaciones a la prensa que ha recogido de la jorara en lo absolute, sin que hayamos visto que se







DIARIO DE ISESIONES DE IIA CAMERA DE REPRESENTANTES 5*


haya hecho ninguna rebaja de ese produeto en bene-
ficio pfblico.
Como el pueblo cada vez ha estado obligado a pa-
gar mAs altos precious por el petr6leo, nosotros nos
vemos en la imperiosa necesidad de confesar, de una
manera pfblica y taxativa, que la Compafiia "Stan-
dard Oil" ha defraudado al erario pufblico en mds de
DOSCIENTO.S millones de pesos.
Ahora nos hablan de que si se aprueba esta ley ten-
drAn que cerrar sus talleres en donde trabajan mr6s
de doscientos hombres; y yo digo que si esos obreros
son cubanos, sabrin sacrificarse, si precise fuera, pa-
ra dejar sus empleos, sus casas y todas sus comodida.
des en beneficio de los intereses nacionales; que esos
obreros cubanos seguramente que estaran dispuestos
a realizar el sacrificio patri6tico, en estos moments
en que hay necesidad de hacerlo, porque con la apro-
baci6n de esa ley todos saldrAn beneficiados. Nosotros
entendemos que este problema es un problema alta-
mente patri6tico; nosotros entendemos que el Con-
greso esta en el deber de hacerle frente a la crisis qn-
estamos atravesando de algin modo y de alguna ma-
nera; tenemos que buscar nuevas fuentes de ingreso
dentro de la economic national, para fortalecer y au-
mentar los fondos del Tesoro; porque esos impuestos
a la "Standard ,Oil" no son para nosotros, ni son pa-
ra el Gobierno; esos impuestos que el Gobierno recau-
dard, son para el Tesoro Pfiblico, para beneficios do
character pfblico, con los cuales se beneficiaran tam-
bien esos obreros; son para cubrir atenciones de Ins-
trucci6n Pfblica, de Justicia, de Sanidad, etc., por-
que ese dinero es necesario para tender a las nece-
sidades de la vida pfiblica en beneficio de todos y, por
consiguiente, en provecho tambi4n de esos obreros.
Por tanto, senior Presidente y sefiores Represen-
tante, no es un problema de sentimentalismo. Hay un
solo problema que es el de las necesidades de la Re-
piblica, que esti por encima de todo; y nuestra dig-
nidad y nuestro deber como Representantes de ese
pueblo, nos obliga a velar por sus intereses; y si no lo
hacemos asi, en el dia de mafiana ese pueblo nos ta-
chari como traficantes en nuestros cargos, y de ne-
gligentes, ya que no nos ocupamos de resolver la gran
crisis econ6mica que pesa sobre Cuba en estos mo-
mentos. Por eso, seilores'Representantes, es por lo que
os llamo la atenci6n sobre la Ley del Petr6leo; por
eso yo Ilamo la atenci6n sobre el privilegio de la
"Standard Oil" y sobre la necesidad imperiosa que
tenemos de hacerle frente a la grave crisis que esta-
mos atravesando, para que una vez cumplida nuestra
misi6n y satisfecho nuestro deber, nos honremos no-
sotros mismos por haber asi cumplido, y powder mar-
char a nuestras casas tranquilos de haber hecho una
obra buena para el pueblo y buena para la patria. En
estos moments de crisis mundial, en estos moments
en que el mundo se agita por razones econ6micas, des-
de el Polo al Ecuador y desde el Ecuador al Polo, en
estos moments en que atravesamos quizA la crisis
mis pavorosa que se registra en nuestra. vida repu-
blicana, es precisamente en estos moments, que esta-
mos l1amados los Representantes del pueblo a velar
por nuestra misi6n y a cumplir con nuestros debe-
res. En estos momentos,i scfiores Representantes, en:
que el-pueblo pide de nosotros urgentemente medida.c
que conjuren la crisis econ6mica, los Representantes
deben alzarse a la altura de su misi6n; y pensando,
de una manera absolute, en la conveniencia de carac-


ter general y patri.tica, nos pongamos de manera va-
licnte a afrontar todos los problems que afectan
nuestro estado econ6mico y todos los problems quo
fntendemos debemos ofrontar para conjurar la difi-
iil situaci6n del moment, y procurar a ese pueblo
cubano la felicidad future a que es acreedor. Por eso,
seforcs Representantes, os pido a todos, mis compafie-
ros, que atendiendo al interns de la patria nos opon-
gamos al interns de una compafiia extranjera orgullo-
sa de sus millones, y cumplamos nuestro deber patri6-
tico pensando en el veredicto de la Historia mis quo
nada; y velando por el decoro del pueblo, por sus
derechos y por su felicidad. Por eso pido a los Re-
presentantes que me escuchan, que presten su apro-
baci6n a la Ley que viene del Senado. (Aplausos).
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Se han consumido
dos turnos en pro y uno en contra. Hay solicitados
dos turns mis, en pro. Seria necesario, para ello, la
ampliaci6n del debate.
SEstdn de acuerdo los sefiores Representantes?
Los quo estin de acuerdo se. servir6n levantar la
mano.
(La mayoria de los seiiores Representantes asi lo
bace).
(Aprobado).
Tiene la palabra el .sefor Ramirez de Le6n.
(El se~or Ramirez de Ledn no se encuentra en el
sal6n de sesiones).
SR. CITARDIET (ARMANDO): Pido la palabra, para
un ruego: Sr. President y sefiores Representantes.
El asunto que nos congrega parece estar suficiente-
nente discutido por la Camara. Los Representantes
van a tener la oportunidad de manifestar su voluntad
a traves de la votaci6n. For eso, aprovechando la
ausencia del senior Ramirez de Le6n, pido a la. Pre-
sidencia y a la Camara que no continfie el debate y
que inmediatamente se ponga a votaci6n la totalidad
del proyecto de ley.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Sr. Chardiet; pa-
ra eso seria necesario que los dos sefiores Represen-
tantes que tienen solicitados turnos, renunciaran a
ellos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Yo no tengo. ineon-
veniente en renunciar al turn que he solicitado, ra-
servandome el derecho de explicar mi voto.
SR. CAMACIO GOVANI (CESAR): Adems, yo entien-
do que no se ampli6 el debate.
SSR. PRESIDENT (GUS INCLAN): Se acordo la am-
pliaci6n del debate; pero si los sefiores Representan-
tes que tienen solicitados turnos renuncian a ellos,
puede someterse a votaci6n la totalidad.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : El Sr. Ramirez de
Le6n ha autorizado al senior Valls para que en su nom-
bre renuncie al turno que tiene solicitado.
:SR. ICHARDIET (ARMANDO): En estas condiciones,
y no estando presented el senior Ramirez de Lc6n, la
Presidencia debe poner a votaci6n la totalidad del
proyecto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone, pues, a
votaci6n, la totalidad del proyecto. Los que est6n de
acuerdo con ella, se serviran levantar la mano.







"6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


(Todos los seniores Representantes asi lo hacen.)
Aprobada.
SR. NWREZ PORTUONDO (EMILIO): I Cuintos votos
en contra, senior Presidente?
SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN): Ningfn voto en
contra.
Ti,-j. la palabra el seinor Bravo Acosta, para ex-
plioar su voto.
Sn. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Senior President y
sefiores Representantes: Yo tenia el prop6sito de ha-
cer algunas manifestaciones alrededor de este proyec-
to de ley sobre el petr6leo y sus derivados, inanifes-
taciones que no s6lo tenderian a tratar de d;icha le-
gislaci6n, sine ilrededor de ella para haccr determi-
nadas aelaraciones political en rclaei6n de c6mo se
ha r.,, i.I: ,. esta ley.
Se ban heeho manifestaciones accrca de que era una
ley procedente del Gobierno, o sea product de un
Mensaje presidencial..Es convenience que el pueblo
sepa que no ha habido tal cosa; esta ley es product
del anhelo del pueblo cubano manifestaclo por la pren-
sa honrada de Cuba, que dia tras dia ha estado ape-
teciendo la necesidad de acabar con este monopolio
de la '-- ,1 ,.1l Oil; esta prensa es la que ha hecho
[a concincia national, osa coniceneia del pueblo eu-
bano para obtener una legislaei6n que ii.-' ,;,. a sus
intereses. Frente a ese deseo del pueblo, ha estado el
deseo del Gobierno retardando y evitando que esta ley
se votara euanto antes, no ahora nnnudo vine de!
Senado. En el mrs cle Julio del aiio 1928, se vot6 per
el Congress una autorizaci6n al Presidente de la Re-
pfibli.a para que 61 pudiera i-. ..Ii ..- ,r los Aranceles,
de acuerdo con las necesidades del pueblo cubano y se
le di6 una autorizaci6n amplia; vino el studio de
Mr. Manning en que se reconocia que esa Compaiiia
petrolera estaba cjerciendo un monopolio indigno, que
estaba robando al pueblo de Cuba, no obstante la fe-
cha en que se emiti6 ese informed, no obstanie perma-
necer dos afios en powder del Secretario de Obras Pi-
blicas que se le olvid6, aunque la realidad es que es-
taba en el bufete del abogado de la Compafiia Sr. Jos6
Agustin Martinez; no obstante esto nada se hizo. a
pesar de la autorizaci6n amplia al Presidente, para
que dietase cuantas medidas 61 creyere cotvoenin'-
tes. Por el contrario, el Gobierno, a pesar de cono-
cer el afio veinte y echo el informed de Mr. Mannin!:,
a pesar de haber tenido resultado praetico y benefi-
cioso con el impuesto a la gasoline, a pesar de todo
ello, en cuatro de Marzo de 1931, dict6 el cllebre De-
creto ,'r-':nro 362, en que se :.11 in. i* una vez mAns el
monopolio de la citada Compafila; y esto quien lo
hizo? El Gobierno, el Poder Ejeecutivo. Frente a ess
Decreto se levant6 una vez mis la prensa honrada de
Cuba. A pesar de estar censurada, a pesar de la si-
ticaei6n crcada en Cuba a periodistas y peri6dieo.s,
esa prensa fu6 la que puso ante el pueblo cubano este,
dilema, fu6 la que le dijo al pueblo: es indispensable
que el Congreso dicte una ley, vote una ley acabando
con este monopolio petrolero y beneficiando a los in-
tereses del pueblo. Esta ley, sefiores Representantes,
no fu6 el product de un Mensaje presidential diri-
gido por el Honorable Presidente de la Repiblica ai
Senado; en un Mensaje enviadb por el Ejecutivo se
pedia la creaci6n de impuestos con el objeto de aco-
piar dinero para el Tesoro, es deeir, para qtte en nues-
tras areas nacionales ingrei'a, numerario que bua 'i


falta le hacia; pero en ese Mensaje presidential se
omitia la Ley del Petr6leo. Pero varies sefiores Sena-
dores interesados ya en los clamores de la opinion pi-
blica, legislaron sobre este asunto, y fu6 entonces
cuando vino aqui a la Camara, y fu6 tambi6n cuando
el Gobierno, una ves mis, procur6 impedir que la
volacio6n so realizara. En ese problema, como en todo
'o -iin Re refiere a los asuntos petroleros en nuestra
RepTiblica, ha tenido siempre la Compafifa explota-
-dora, del Gobierno facilidades, procurando que este
monopolio sea mas eficaz, con detrimento para el
pueblo cubano, y con detrimento tambien para nues-
tro Tesoro, pues ella hace ingresar en las cajas de la
C""n'!, l, un gran numero de millones de pesos; y
una pnrueba de ello es el Decreto 768, que trata de
'ntregar todo el subsuelo de la Repfiblica de Cuba a
ndividuos pagados por esa Compafiia. Ya boy, con
a votacidn realizada por la Camara, se ha demostra-
lo al pueblo, que la misma, en ningfin moment pue-
,Ie prestarse a los manejos y a los monopolies de esta
...i... I,', extranjera, que a pesar de algunos articu-
os suspicaces hechos por algfin peri6dico de la Repfi-
:lica, los Representantes estan en su puesto y estarian
a.ra eumplir con sus obligaciones y con su deber. No
lay qne olvlidar, sefiores Representantes, a esta pren-
.a honrada que un dia y otro dia ha estado laborando
>orque esia ley se aprobara; a esta prensa debe Ilegar
iuestra felicitaci6n Ilms sincere, a ella se debe que al
'ongwreso llegara este asunto de la ley petrolera, y
j'ue nosotros conoci6ramos todos los antecedentes ne-
.tesarios.

Una vez mis, a pcsar de las insinuaciones que en
,letermiinados moments hicieron elements de la ma-
i'or-a al grupo ortodoxo, de prestarle cooperaci6n al
Gobierno. io se ]a prestamos y si damos nuestra coope-
raei6n a la Camara, en lo que al pueblo Ie interest,
!on ia aprobaci6n de esta ley de interns general, que
e:sta noche se ha votado y la que serA una noche me-
morable.
Yo quiero que me permitan los sefiores Represen-
tantes, y especialmente el leader de la mayoria, la di-
,recsion que< voy a hacer fuera de la ley, con respect
a otra situaci6n cubana que yo ruego que se trate en
ol seno del Comit6 Parlamentario de la mayoria y que
oste Iome un acuerdo que nosotros, por ser minoria,
no podriamos adoptar. En Cuba hay tries Partidos po-
.iticos organizados. Pudieran i, i -..- nuevos parti-
dos, al amparo del C6(ligo Electoral; y si esto es bueno
para Cuba, deben formarse, pero segun los estatutos
de los Partidos organizados y el C6digo Electoral,
no bay tiempo -iii.. r!ii-, siendo impossible la reorga-
nizaeion en esta forma, pues dejan de tender partici-
paci6n en ella valiosos elements de la political eu-
bana. THay elementos que tienen temor de concurrir
a la. reorganizaei6n, y es debido a la suspension de
garantias constitueionales, pues el legislator persi-
gui6 que el elector tuviera toda clase de garantias, y
absolute libertad de pensamiento, que todos los ciu-
dadanos se consideraren en igualdad de circunstan-
eias para reorganizar los Partidos y afiliarse a los
que creyeran mias convenient a sus interests. La rea-
lidad es que esto no puede hacerse, porque io impide
el estado de guerra y la suspension de garantias cons-
titucionales decretadas por el Gobierno. La reorga-
nizacidn de los Partidos debe suspenders hasta el
moment en que Cuba se normalice. Una realidad
de lo que estA ocurriendo es la situaci6n del Partido






DIARTO BE 1'3ENrONR, D)E ThA CA\ARA TYR, REPRESENTANTES


Conservador de Oriente, donde han ocurrido hechos
innegables; y desde esta tribunal de la Cimara quiero
que lo conozcatodo el pueblo de Cuba, para que vea
que tenemos raz6n al pedir que se place la reorga-
nizaci6n.
Para el dia doce de este mes estaba convocado el
Comit6 Ejecutivo Provincial de Oriente. Alli con sa-
berlo el Jefe del D.istrito military, parecia que basta-
ba, tuve noticias y no puse reparos; pero mientras
celebrabamos un cambio de impresiones privado en
mi bufete, fui Ilamado por el Jefe del Distrito mili-
tar y sin raz6n alguna, seguramente porque, desde
]a Habana, el senior Secretario de Gobernaci6n le di6
instrucciones, me dijo que sabia que en esa asamblea
se iba a alterar el orden piblico y que se le habian
dado instrucciones para situar fuerzas frente al lu-
gar donde se iba a celebrar la junta. En mi nombre
y en el de otros compafieros Representantes, hubimos
de aclarar que no era possible tal alteraci6n del orden
piublico, que habiamos ido alli con la idea de reorga-
nizar el Partido y de cumplir con los preceptos de la
ley de los Estatutos del Partido. Lleg6 a indicarnos
que podia mandar policies secrets, y en ello no opu-
simos objeci6n alguna, pues las autoridades civiles
pueden alternar con los politicos perfeetamente, pero
sin raz6n alguna se present alli un official del Ej6r-
cito, no s61o a ver y oir la sesi6n, sino que avanz6 y
penetr6 en un local interior, donde estabamos cam-
biando impresiones privadas los Delegados, manifes-
tando que iba con instruceiones de ver y oir todo lo
que alli se hiciera, aun cuando fuera en sesi6n pr'i-
vada de los elements que iban a integrar la sesi6n
pfiblica.
Ante esa actitud, y a propuesta del Jefe del Parti-
do, acordamos que no podiamos actuar bajo la pre-
si6n de los militares. Y este hecho se repite diaria-
monte, constantemente, en todos los lugares en que
van a reorganizarse los elements del Partido Con-
servador. A los comites de barrio han designado una
o dos classes y soldados. Cuando tienen la habilidad
de enviar a un official que como caballero tiene que
portarse, puede pasar, aunque con alguna coac-
ci6n, no con toda la libertad que fuera de desear cuan-
do sea realizan esas reunions.
Pero a esos comitis de barrios, especialmente en
los campos, acuden classes y soldados sin preparaci6n
alguna que en la mayor part de las veces coaccionan
a los elements que van a laborar sobre la reorgani-
zaci6n de los partidos especealmente en la reorgani.
zaei6n del Partido 'Conservador.


garantia para que esas reuniones tuvieran efecto li-
bremente; y la condici6n especial, indispensable de
ese precepto para la rcorganizaei6n de los partidos,
era ]a libre emisi6n del pensamiento, de palabra o
por escrito, y si este precepto de la Constituci6n estA
"11 suspense, & c6mo es possible que en un estado anor-
mal puedan realizarse actos que el legislator ha pre-
visto que deben realizarse bajo la mis absolute liber-
tad y con entera garantia para todos los que en ella
han de tomar participaci6n? Chocan ambos criterios,
chocan ambos preceptos: el constitutional y el de la
,ey de Orden Pfiblico y Les possible que no se pueda
dar preferencia a esto que el legislator no pudo pre-
ver, frente a la situaci6n creada por la Constituci6n,
de que para poder llegar a la reorganizaci6n political
de los partidos exige, rcquiere y sefiala la absoluta
libertad del pensamiento?
Yo puedo anticipar por unas impresiones particu-
lares recogidas, sin que esto signifique que sea el
eriterio de los sefiores qae componen el Tribunal Su-
perior Electoral, sino de los distintos elements que
se hicieron eco de este criterio, que ellos como no-
sotros entienden que estando en suspense las garan-
tias constitucionales, y encontrindose el pais en esta-
do de guerra y press gran nfimero de cubanos que
han de tomar parte en las aetividades estas, es impo-
sible ir a la reorganizaci6n de los partidos politicos;
pero de la conversaci6n surgi6 la realidad de la si-
tuaci6n creada ante el Tribunal Superior Electoral,
y es que ellos no tienen facultades, porque en lugar
de darle facultades como debieran hab6rselas dado,
como nosotros iniciamos dArselas en esa legislaci6n,
en lugar de darle amplias facultades al Tribunal Su-
perior Electoral, repito, se le restringieron esas fa-
cultades, al votarse la ley por el Congreso, que crc6
el Tribunal Superior Electoral
SR. SAN PEDRO (EMILIO): Querido compafiero se-
fior Bravo Acosta: Nosotros estamos tratando un pro-
yeeto de ley que es muy beneficioso que se termine
de aprobar en la noche de hoy. Usted ha.ce una digre-
si6n que, con much gusto por la CAmara y especial-
mente por mi, estamos atendiendo. Pero yo supongo
que, con esa digresi6n, S. S. despues va a hacer una
proposici6n, y la sesi6n estA convocada para otra cosa.
Asi es que le ruego a S. S. que no la plantee en esta
moment.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Con muchisimo
gusto voy a terminar, hacienda el ruego al ilustre
leader de la mayoria, de que recoja estas impresio-
nes y, si cree que ellas pueden servir de base para


que la mayoria, o los distintos elements de la CA-
Esa situaci6n es impossible de sostener. Tiene el mara, propician una legislaci6n tendiente a la sus-
Congreso, y por ello mi indicaci6n al ilustre leader pension de la reorganizaci6n hasta que se restablezea
de la. mayoria, que tomar una dcterminaci6n en bien Ia normalidad en el pais, o sea la suspension del cs-
de la situaci6n social creada con ]a reorganizaci6 tado de guerra y restablecimiento de las garantias
de los partidos. Ello pudiera traer graves consecuen- constitueionales, lo hagan. Si puedon llevarse a una
cias, pudiera tracrlas porque cuando en un moment iegislaci6n estos extremes, le prestaremos un servicio
intervengan classes o soldados que no estan acostum- a Cuba, de gran trascendencia.
brados a actuar en esas cuestiones, pueden provocar,
como ya provocaron en el Club Maceo, una situaci6n SR. PRESIDENTE (GUES INCLAN): El senior Bravo
dificil que si pudiera traer una perturbaci6n del or- Acosta ha. hecho un ruego. La Presidencia estima que
den pfiblico al inmiscuirse los elements del Ejercito por la naturaleza de esta sesi6n, que es extraordina-
en la reorganizaci6n de los partidos politicos. ria, no eabe la. posibilidad de adoptar acuerdos.
El legislator, al votar esta ley, al votar el C6digo Sn. BRnAV AcosTA (ANTONIO) : Yo he hecho una
Electoral, propuso de una manera terminate que la insinuaci6n.
reorganizaci6n de los partidos politicos debia veri- SR. PRESIDENTE (GUAS INCLIN): La Presidencia so
ficarse, pero desde luego sobre la base de que habria la traslada al senior Urquiaga, leader de la mayoria.






8 DIARIO DE SESTONES DE LA CAMERA FD REPPFRFENTANTTFR


Tiene la palabra el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : -Seior Presidente y se-
fiore's Representantes: Tiene raz6n ciertamente, nues-
tro compafiero el .Representante senior San Pedio. Se
trata de una sesi6n extraordinaria, convocada espe-
cialmente para tratar de determinados problems. No
se podria tomar en consideraci6n ninguna proposi-
ci6n de ley ni ninguna iniciativa que pudiera traer
un debate adecuado en estos moments. Pero dentro
de las pricticas parlamentarias amparadas tal vez
por el espiritu de benevolencia de los compaineros, se
puede, aurique sea. en forma breve, dentro de la apli-
caci6n de la parte cort6s del Reglamento, contestar,
explicando con mi voto, que es lo que voy a hacer,
porque tampoco se pone t6rmino ni tasa a la manera
que cada cual explique su voto, las ideas aquellas
del petr6leo y la forma en que fueron aceptadas por
la Cdmara han hecho nacer sentimientos de tal natu-
raleza que obligan al senior Bravo Acosta a hacker
manifestaciones, y como manifestaciones estan bien
dentro del uso del derecho reglamentario, y supongo
que si algunos desean que no se contest, hay otros
que si desean que se contest.
SR. SAN PEDRO (EM.IIO) : Yo estaria satisfecho
tambi6n. Tengo un gran concept de lo que es la dis-
ciplina pplitica. Yo, ni cn mi vida publica, ni en los
partidos politicos ni en ninguin lugar, he sido un in-
disciplinado. Todos vosotros sab6is que estoy diciendo
una verdad; asi es, que no vamos a entrar en una dis-
cusi,6n.
SR. URQUITAGA (CARMELO) : El criterio de .S. S., co-
mo Representante, tropieza con el criterio da otro RT-
presentante que es el mio, y en esto exclusivamente
he entendido que pudiera explicar, si mis compafie-
ros deseaban o no que le dirigiera unas frascs de cor-
tesia a aquellas que dirigi6 el Sr. Bravo Aeosta, d3-
seando conocer algo que el Honorable senior Presiden-
te de la Repiblica me pidi6 que diera a conocer apro-
veebando cualquier oportunidad, y que por una in-
terpretaci6n reglamentaria, que reconozco que es jus-
ta y exacta, pero que no es: siempre oportuna, me ve-
ria privado de poderlo hacer, cosa que no debiera su-
ceder en un sitio como 6ste, porque ]a amplitud de la
palabra Parlamento esta en contra de ello.

Pero voy a ser muy breve, voy a tratar de compla-
cer a nuestro compailero el Sr. San Pedro. En otra
sesi6n, con amplitud reglamentaria, habremos de es-
tudiar esos asuntos de interns general que sefiala su
sefioria. Desde luego que s61o el Congreso eo el que
pudiera, por medio de una ley, dejar sin efecto pla-
zos que en el orden legal se llaman fatales y que no
tiene autoridad para ello la Junta Central Electoral.
Pero frente a lo oeurrido en Santiago de Cuba, quie-
ro significar que el Presidente de la Repfblica nm


infracci6n, y le prometo a S. S. que en la primera
reunion que celebremos habrk de considerarse la pro-
posici6n que hace.
Sn. PRESIDENTE (GuAs INCLIN) : Tiene la palabra
el senior Fraile, para explicar su voto.
SR. FRATLE (CARLOS) : Seilor Presidente y sefiores
Rl|.ri:,.[ thl ls;l: Quiero declarar, antes que nada, para
tranquilidad de esta Camara, que me honra escu-
chdndome, que he de ser muy breve en la explicaci6n
de mi voto.
Lace pocos dias, al proponer mi distinguido compa-
tiero el senior Soto Izquierdo que se incluyera en la
Orden del Dia de la sesi6n extraordinaria que habria
de cclebrarse pr6ximamente, el proyeeto de ley sobre
el petr6leo, yo solicit, y la C~mara asi lo acord6, que
conjuntamente con el proyeeto de ley se diera cuenta
con el informed del expert Mr. Manning. Mi actitud,
esta noche, votando la totalidad de este proyeeto de
ley sin que la CAmara haya conocido antes ese infor-
me, pudiera interpretarse come una ligereza, y de
ahi esta aclaraci6n que hago, para que se vea c6mo
en el fondo no hay diserepancia, entire mi aetitud se-
suda de aquella noehe pidiendo se trajera el infor-
me, y la que asumo ahora votando la ley, sin que se
lea en la Gamara dicho informed.
Quiero declarar que en el lapso comprendido entree
aquella noche y la de hoy y creo que esto mismo
pudieron haber hecho los demns sefiores Represen-
tantes he estudiado el problema lo suficiente, si no
para transformarme en un expert como el senior
Manning, si al menos, Ic necesario para llegar a 'a
eonclusi6n a que interest llegar a todo legislator; la
de que ese proyeeto de ley es altamente beneficioso
para el pais. Y es beneficioso para el pais, porque al
reducirse los dercchos arancelarios sobre los deriva-
dos del petr6leo a su mins minima expression y crear
un impuesto de consume sobre dichos products, so
llegard a estas dos finalidades: Primero: obtener re-
caudaci6n do cuatro millones de pesos; y segundo: a
una baja en el precio de .... derivados para los con-
sumidores. Si hoy en dia esos artieulos no pagaran
los altos derechos que les seliala el Arancel, la Com-
pafiia manuracturera Standard Oil, no podria obli-
gar al consumidor a pagar por ellos tres veces su va-
lor en el mercado extranjero,-pues los fabricantes del
exterior vendrian a competir con ella en nuestra pla-
za. La rebaja de los Aranceles sobre los derivados del
petr6leo pone fin al monopolio de esa Companfia ame-
ricana, que expolia a los consumidores, segun calculo,
en 6 millones de pesos al aflo; la creaci6n del impues-
to sobre el consume de los products aludidos lleva-
ra a las areas del Tesoro Nacional, segfin el expert
M3r. Manning, cuatro mil!ones de pesos que igualmen-
to se apropia la Compafifa todos los ailos.


pidii que hiciera constar que 1o deploraoa, que enten-
dia que habia sido una mala interprctaci6n, aunque Ademis, he podido comprobar que este proyecto
de buena fe, por parte de csos militares, de las 6rd'- responded, casi en su totalidad, al informed de Mr. Man-
nes por ellos recibidas; que se dicra toda clase de opor- ning. Esto lo digo porque he consultado sobre esto
tunidades, siempre y cuando no se tergiversase la fi- particular, a personas conocedoras del document ala-
nalidad y fuera exclusivamente tendiente a la reor- dido, las que merecen absolute credito y be podido
ganizaci6n. Eso, tengo la seguridad que sera un se- llegar a la conclusion de que el proyecto, en realidad,
dante para la impresi6n que han causado las 6rdenes difiere, pugna con el informed del expert americano,
que seguramente en cumplimiento de su deber reci- on un extreme, mejor dicho, en dos: en cuanto so re-
biera un military. ,Me parece que ameritaba que, aun- fire a que Mr. Manning aconsejaba que al petr6leo
que fuera de soslayo, se evitara de cometer una vio- destinado a la fabricaci6n de gas gas oil se le
laci6n del Reglamento. No quiero incurrir en otra impusiera un impuesto de consume de seis centavos


- A J~ -~ 9, ~







DIARTO 1W SESTONEIS DE L.A CAMARA DR RFPRE9ENTANTE9 9


el gal6n, y en el proyecto se grava solamente con cua-
tro centavos. Ahora bien, ese extreme puede pasar.
Es una media de caricter general, que no'solamente
ha de beneficiary a una Compafiia determinada, sine
tambi6n a infinidad de personas que consume .gas
oil, para los motors Diesel que se utilizan en las in-
dustrias y on otros sectors de la actividad human's.
Puggna tambi6n el proyceto de ley con el informed de
Mr. MIanning, en cuanto que establece un privilogio
a favor d- la Compafiia Cubana de Electricidad, por-
que privilegio es el que en definitive se crea al no te-
nor que pagar esta Compafiia mas que dos centavos
por cada gal6n de gas oil mientras los demis consn-
midores quedan obligados a pagar cuatro. A mi juicio
ese privilegio que se crea a favor de esta Compafiia, de-
fecto que observe en el proyeeto, no es 6bice para que
yo haya votado a favor de la totalidad del mismo, ya
que he presentado una enmienda en la cual se pro-
pone su supresi6n. Yo declare que no he pensado al
presentar la enmienda aludida que pueda 6sta obs-
truecionar la aprobaci6n del proyecto de ley. Mas si
asi pudiera resultar, no tengo inconvenient, si con
ello no so lastima el celo reglamentario de mis compa-
fieros, en que esta se apruebe en su oportunidad. Per
las razones que suscintamente acabo de exponer, es por
las que he votado a favor de la totalidad del proye-
to en cuesti6n.
Sn. PBRSIDENTE (GuAs INCLAN): Se va a dar lee
tura al articulo primero.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Pido la palabra,
para una cuesti6n incidental.

S1. PRESIDENT (GU.S INCLAN) : Tienela palabra
el senior Ramirez de Le6n, para una cuesti6n inci-
dental.
Sa. RAMIREZ IDE LE6N (ELADIO) : Sefior President
y seiiores Representantes: yo quiero confesar que tal
vez uno de los Representantes que mas intense y vi-
vamente se han interesado en el studio de este pro-
blema, ha sido el que habla; y continuamente me he
encontrado confontado con este problema por part
de algunos compafieros de representaci6n, y es la es-
pecie de interrogaci6n que hay en el animo de todos
ellos respect a lo que dice el informed del exporto
Mr. Manning, que se encontr6 circunstancialmente y
por breves instantes en la mesa; y despu6s, segin ti-
vo la bondad de explicar el senior Presiderte en la
filtima sesi6n que tuvimos y en que tratamos este
asunto, habia sido retirado por el senior Barrera, ci
cual se encuentra imprimi6ndose para publicarlo en
folleto. Despues, y en vista precisamente de esta ne-
bulosa que se presentO a la consideraci6n de muchos
compaiieros en la ignorancia y desconociliento en
que se encuentran, con respect a lo que dice cl in-
forme del expert Mr. Manning, algunos de los cua-
les le atribuyen grades conocimientos en geologia;
otros entienden que se trata de un expert en mate-
ria de tributaei6n arancelaria, de consume, etc., y
yo he llegado a la conclusion de que esta diversidad
de pareceres no tiene mis fundamento que la igno-
rancia en que se encucntran los que desconocen el
informed en si, material como esta tan llevada y tan
traida y que tanto intriga a la concnciena y a la men-
te de los sefiores Representantes y del pueblo do
Cuba en general. Decian los antiguos quo, siempre
que habia un problema, detris estaba una mujer; y
dicen los modernos que, cada vez que hay una pertur-


baci6n social, detrAs esta el petr6leo. Efectivamente,
ninguna material ha logrado conmover y agitar tan
intensamente el ambient de la CAmara como esta
Ley del Petr6leo y sus derivados. Yo pensaba, por-
que conozco muchas efimiendas, que hay sobre la
mosa algunas de ellas referentes al informed de Mr.
Manning, otras aumentando numerosos impuestos; y
como son tantas y no podemos conocerlas con tiem-
po y penetrarnos de su espiritu, crco que votada co-
mo se encuentra la totalidad de ]a ley, pudieramos
suspender la discusi6n del articulado, para continuar-
1o en la oportunidad en que la CAmara lo creyera
convenient, pero contando antes con el conocimiento
de manera permanent del informed del expert 'Man-
ning, a fin de que cada lino de nosotros pueda ha-
cer un studio detenido del informed y no votar en
barbecho esta ley, que screen unos buena y otros mala.

SR. ARIZA (GABRIEL): Muy pocos la consideran
mala.

-SR. FRAILE (CARLOS) : Se aprob6 casi por unanimi-
dad, y S. S. sabe que no se produjo mas que un com-
pafiero en contra. Han transeurrido mis de veinte
dias, desde que la ley se trajo a la Camara, y si el
sefnor Eladio Ramirez hubiera hecho como yo, esto es,
asesorarse de personas bien enteradas de estos pro-
blemas petroleros, no necesitaria mas plazos para
conocer a fondo los beneficios que ]a ley raporta al
consumidor y al erario pfblico, y estaria presto a
votarla. AdcmAs, yo no creo que el legislator necesite
tanto tiempo para estudiar una ley que, fundamental-
mente, se sabe ha de beneficiar los intereses del pue-
ilo. Como esta ley es buena para el pais, yo estoy en
el piano de darle mi vote favorable.
SR. ,RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : La ley es buena,
Pero come hay multitude de enriendas, yo personal-
mente me he pasado el dia de hoy estudiandola, es-
pecialmente porque se que hay compafieros que esti-
man que debe suprimirse el artieulo quinto, que va a
nutrir el fondo especial de Obras Pfiblicas y a au-
mentar el valor de los bonos oro de esa Secretaria.
SR. FRAILE (CARLOS): Casualmente esa es una en-
mienda mia.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo me permitia
hacer esa sugcsti6n, con el fin de ver si armonizaba
los distintos criterios que hay con respect a las en-
miendas, porque me temo much que fracase la se-
si6n, si empezamos a discutir, porque no ibamos a
ponernos de acuerdo rdpidamente, y quisieramos ver
si es possible ganar tiempo para conciliar las distintas
enmiendas. Por eso es que yo pido que se suspend
el debate sobre ]a ley, para continuarlo en una fe-
cha que la Presidencia designed, o que nosotros acor-
demos esta noche, pero con la condiciOn precisa, in-
dispensable, de que este sobre la mesa a la disposi-
ci6n de los sefiores Representantes el informed do
Mr. Manning.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : El senior Ramirez
de Le6n hace una proposici6n incidental, que entrafia
una suspension del debate. Necesita estar apoyado por
dos sefiores Representantes.
SR. ALBERNI (JosE) : Pido la palabra, para dirigir
un ruego al senior Ramircz de Le6n.
Sn. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.








10 MARTAO D1F S'qONTIV T) LA (LAMARTA T? RPPT'c~fV\YTN1!;


SR. ALBERNI (Josf): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Debo declarar que soy contrario, ab-
solutamente contrario, a toda creaei6n de nuevos im-
puestos, que han de agravar mAs la dificiil situaci6n
del pueblo de Cuba; pero he prestado justamente mi
concurso a este proyecto de ley procedente de! Se-
nado, porque esta legislaci6n, sin encarecer ninguno
de los articulos de primer necesidad o indispensable
para el desenvolvimiento del pais, produce sin embar-
go una cantidad respectable de nuevos ingresos, quo
permitirin al Estado hacer frente a multiples pro-
blemas de caracter econ6mico.
Como dejo dicho, soy contrario a la creaci6n de
nuevos impuestos; pero toda regla tiene su excepci6n.
y 6sta es precisamente la excepci6n que, a mi juicio,
puede considerar ]a Camara, imparti6ndole su apro-
baci6n a este proyecto, por el que se modifican los
distintos impuestos vigentes para el petroleo y sus
derivados, los que actualmente permiten un monopo-
lio de hecho, en favor de alguna de estas compafiias
extranjeras que obtiene exorbitantes ganancias, con
perjuicio del pueblo de Cuba. Con las variantes que
se produce en el proyecto que se discute, ademas do
dArsele una protecci6n razonable a la destileria de
petr6leo establecida en el territorio national, se logran
nuevos ingresos para los fondos generals de la Na-
ci6n, sin que se encarezcan de manera apreciable los
derivados del petr6leo.
He venido sosteniendo que, con la ereaci6n de nue-
vos impuestos, no podrA solucionar la Repiblica los
problems econ6micos y hacer reaceionar a la vez
nuestra economic national. A este respect, tengo
mis puntos de vista perfectamente determinados. A
la consideraci6n de la Cgmara tengo presentada una
proposici6n de ley, que envuelve un proyeeto de mo-
ratoria, tendiente a dejar en suspense el pago de las
amortizaciones de la Deuda Exterior, pagandose so-
lamente con estricta puntualidad los intereses. La
moratoria que yo propongo permitiria nivelar los
gastos pfiblicos con los ingresos, sin necesidad de
nuevos impuestos y nuevos reajustes, que van emp.j-
breciendo cada vez mhs a todas las classes sociales. Es-
ta suspension del pago de las amortizaciones de la
Deuda Exterior, que frente a la crisis mundial ia
van adoptando todas las naciones que se encuentran
afn en mejores condiciones que Cuba, determinaria
el que circulara en el interior de la Repiblica mis de
quince millones de pesos al afio, con lo que se evitaria
el que siguiera desangrAndose materialmente la na-
ci6n y se lograria una reacci6n en nuestras finanzas.
Pero ya todos los seiiores Representantes conocen,
esta Ley del Petr6leo, y comprenden como yo cul
es el problema; pues no se crea una nueva carga so-
bre el pueblo, sino que lo que se pretend es desviar
los exorbitantes ingresos que al amparo de un mono-
polio consiguen Compaiiias extranjeras, hacia el Te-
soro Nacional, en provecho de Cuba. Debemos, pues,
aprobarla sin mis demora, porque ello significa, en
estos moments de crisis, un aumento en la recauda-
ei6n de mis de site mil pesos diaries.
Yo estoy seguro que para todos los sefiores Repro-
sentantes, y para el propio Sr. Mendoza que ha defen-
dido a la Standard Oil, est6n, por eneima de todo,
los interests de la Naci6n. Yo creo que el senior Ra-
mirez de Le6n estoy seguro.de ello, desea como
yo que esa corriente de oro vaya a nutrir las areas
del Tesoro Nacional.


Todos estamos en ese mismo piano: en el de defen-
der, por encima de todo, la Repfiblica, que atraviesa
por moments tan dificiles; por eso yo me atrevo a
rogar al seflor Ranrirez de Le6n, que retire su propo-
sici6n. Y tambi6n hago otro ruego a los sefiores Re-
presentantes que han presentado enmiendas, para
que las retiren, y permitan que este proyecto de ley
procedente del Senado, que puede tender pequefios
defects como toda obra humana, pero que es una le-
-islac.6n cientifica y beneficiosa para el pais, se
jonvierta en una realidad en esta noche, en bien de
Cuba. (Grawndes aplausos).
Los sefiores Representantes estAn siempre bien ins-
pirados; los sefiores Representantes se guian siem-
pre con alteza do miras, en todas sus determinaciones.
Los sefiores Representantes del pueblo anhelan quo
sta lcgislaci6n, que no encarece la vida y si produ-
ce nuevos ingresos, contribuya a que el mes de Sep-
iemore, que no ban cobrado muchos empleados del
lstado, so les pueda pagar; determine que siete mil
pesos mAs diaries penetren en las areas del Tesoro;
: por eso me he permitido rogar a los sefiores Repre-
ientantes que tienen presentadas enmiendas que las
.'etiren; haciendo la afirmaci6n de que esta., enmien-
las pueden evitar que este proyecto de ley prosper
y se prolongue mas ain esa falta de ingresos para el
Tesoro Nacional. Que se retiren esas enmiendas, y
.as presented como proyeeto de ley aparte, saliendo
somo lleg6 dcl Senado esta legislaci6n que ha de fa-
vorecer grandeniente los ingresos del fisco.
Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Como la proposi-
eiOn incidental mia es consecuencia del tcmor qua
tengo a todas esas enmiendas que hay sobre la mesa,
muchas de las cuales no he podido estudiar con el de-
onimicnto quo merecen, creo que el senior Alberni po-
dria invertir el ruego, en la seguridad de que todos
ollos retirarian sus enmiendas y yo estar6 c-n condi-
.iones de retirar mi proposici6n incidental.
-SR. ALBERNI :JosE) : He hecho ambos ruegos.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN) : Se va a dar lecta-
ra a los nombres de los Representantes'que han pre-
sentado enmiendas.
(El official do actas les da lectura).
Los sefiores Representantes que tienen presentadas
enmiendas han sido objeto de un ruego por parte del
senior Alberni.
Sn. CUELLAR (FRANCISCO): Yo tengo presentada
una enmienda al articulo 1.0 pidiendo la supresi6n
del Ncgociado que se trata de.crear en la Secretaria
de Hacienda para tender al cobro de estos impues-
tos. Estimo que en dicha Skcretaria existed la debida
organizacion y los elements necesarios para tender
con eficiencia ]a recaudaci6n que haya; creo que no
es necesario crear una nueva oficina.
Tongo tambiin presentada otra enmienda, con el
prop6sito de que los fondos que hayan de recaudarse
por raz6n de esta ley, vayan a engrosar los del Tesoro
Nacional, y no al Fondo Especial que la ley crea 2u
cierta conexi6n con el Fondo Especial de Obras P&i-
blicas. Es cierto que la ley dispone que uno y otro
Fondo devuclVan al Tesoro los ingresos que resulted
si la recaudaci6n se verificara do acuerdo con los
Aranceles vigentes antes de la promulgaci6n del De.
creto N.0 362; pero eso es, justamente, lo que habrg






DMARTO DX BF$TONES TD TLA CVAATARA TDF RVPRFMI7NTANTE.q II


de determinar el beneficio del Fondo Especial de
Obras Piblicas, pues los impuestos, con esos Aranee-
les, produce muy poco y, por tanto, la mayor re-
caudaci6n proveniente de esta ley quedark on el refe-
rido Fondo Especial de 'Obras Pfiblicas. Este hecho
determinarh para los bonistas de Obras Piblicas una
gran mejoria de sus interests, cuando lo que se de-
sea es beneficiary al Tesoro. Por eso pido la supresi6n
del articulo cuarto.
Sn. NITEZ PORTUONDO (EMILIO) : Esto quicre decir
que S. S. esth defendiendo el Tesoro Nacional, y los
quo defendemos la ley combatimos al Tesoro Nacional.
SR. CUELLAR (FRANCISCO) : Yo no digo eso. Yo digo
que on la forma en que esta redactada la ley, lo que
se recaude va a engrosar al Fondo Especial de 'Obras
P6blicas.
SR. ALBERNI (JosE) : S. S. estaria conforme que
esas enmiendas, en caso de ser aprobadas, fueran co-
mo proyeeto de ley apart al Senado?

Sn. CUILLAR (FRANCISCO) : No, eso no. Yo soy par-
tidario de la ley, pero con sus enmiendas.

Soy partidario de la ley, y creo que el Estado ha
dejado de pereibir ocho o diez millones de pesos, por
no haberse votado hace dos aflos.
SR. ALBERNI (Jost) : Pero no comprende S. S. que
aprobindose esta ley esta noche, podrd empezar a re-
gir dentro de tres o cuatro dias, mientras que si l:i
devolvemos al Senado, serA demorar much mas ~u
aprobaci6n ?
SR. CUELLAR (FRANCISCO) : Esta ley la aprob6 e1
Senado en una tarde, por cuyo motive puede ahora
enmendarla ncevamente, en muy pocas horas.

SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN): Sefiores Repre-
sentantes: realmente, no estan sometidos a debate ni
el articulo 4. ni las enmiendas. El seflor Cubllar estai
contestando simplemente un ruego. La Presidencia
desca saber si el Sr. Cullar mantiene su enmienda.
Sn. CU1LLAR (FRANCISCO) : Si, senior.
SR. ZORRILLA (EMETERIO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: yo tengo presentada una en-
mienda. Y aunque entiendo que las enmiendas a una
ley deben de ser aprobadas conjuntamente a la ley
que afeetan, porque ello es cosa 16giea y natural, sin
embargo, estoy dispuesto a permitir su discusi6n como
proyecto de ley apart, para complacer a los compa-
fieros que tal solicitan; procedo asi, a pesar de tener
criteria distinto. (Aplausos.)
Desco manifestar que opino en contra de lo que
dice el senior Alberni, de que las enmiendas presen-
tadas s6lo estorbarin la ley sin mejorarla en nada;
pues entiendo de buena fe que la enmienda que
present es precisamente para que no se encarezca.:
las manufactures cubanas al pueblo cubano; porqno
opino que, de pasar la ley en la forma en quer apare-
ce aprobada por el Senado, cl petr6leo combustible
para las industries ha de aumentar considerablemen-
to de preeio, afectando a 6stas de manera notable: y
ello, en mi opinion, es contrario al interns general
del pueblo.
Aprovecho la oportunidad para hacer una declara-
ci6n a la Camara; declaraci6n quo yo, como cubano


y Representante del pueblo cubano, estimo es necess-
ria que conste en el DIARIO DE SESIONES, por las ma-
nifestaciones hechas por mi compaficro senior Cu6llar,
que a su vet ya deben apareeer en el mismo DIARIO
DE SESIONES.

Estimo que ni el Sr. Cullar, ni ninguno de nosotros
como lRepresentantes de Cuba, debemos esgrimir ar-
gumentos que depriman los Bonos de Obras Pfblicas,
de Morgan, o cualquiera otros emitidos por la Rep.-
blica Cubana. Esos arguments no pueden conven-
cerme a mi ni a n.ingdn cubano; porque nosotros, co-
mno deudores, podemos pedir moratorias, condiciones
distintas, en fin, cualquier cosa, menos negar la oI-
gitimidad de nuestras deudas, ni pretender tampoco
que por propia gesti6n nuestra se deprima el valor
de esos Bonos, porque indudablemente los poseedores
de ellos invirtieron su dinero basado en la buena fo
del Gobierno y en la solvencia de la Repiblica; y ni
Cuba ni su Gobierno pueden apareeer ante ]a faz del
mnundo como tramposos o ventajistas que aprovechan
oportunidad alguna para procurar deprimir sus va-
aores.
Esos Bonos de la Republica representan una sagra-
da deuda de Cuba y de todos los cubanos. Y precisa-
mente, mientras mis elevada sea su cotizaci6n, sera
la serial de mns fe y mis confianza en nuestro desen-
volvimiento como pais libre e independiente; pues
nosotros, los cubanos, debemos y tenenlos que hacor
frente a nuestros compromises econ6micos, sin eludir
ninguno de ellos, manteniendo en esa forma en el orbe
enter muy en alto el credito de la Repiblica de
Cuba.
SR. ALBERNI (JosE) : Pero es que la ley no dice
eso; la ley declara terminantemente que los ingresos
van a los fondos generals de la Naci6n. Eso es una
cosa clara.
SR. ZORRILLA (EMETERIO) : Y no discuto eso, y co-
nozco que esos ingresos van a los fondos generals de
la Naci6n; lo que quiero dejar sentado en el DIARIO
DE SESIONES de esta Camara es que nosotros, los Re-
prcsentantes, no permitimos que se csgrimani argu-
mentos que sirvan de base para deprimir el valor de
los Bonos de la Repiblica de Cuba, scan de Obraa
Pfiblicas o de cualquier otra nominaci6n. Las deudas
de la Repfiblica de Cuba son las deudas de todo cu-
bano, y Cuba y los cubanos no negamos nuestras deu-
das. Podemos solicitar plazos, distintas cordiciones,
como antes he dicho, poro no negamos nuestras deu-
das. Eso es lo que quiero hacer constar, por el presti-
gio de nuestra patria.

SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN): El Sr. Zorrilla
acepta que su enmienda pase como proyecto de ley
apart.
SSR. FRATLE (CARLOS): Sr. President y sefiores Re-
presentantes: Yo tengo prcsentadas dos enmiendas al
proyecto de ley cu, a totalidad acaba de scr aprobada
por la Cimara. Una se retiere a suprimir el monopo-
lio que se crea en favor de la Compafila del, Gas y
Electricidad, priviiegio, seilores Representantes, que
cs un bencficio para esa Compafiia, en perjuicio del
Tesoro pfiblico, aproximadamente de 60,000 pesos al
aio. La otra enmienda se refiere a darle destino al
fondo especial que se crea por ese proyecto de Icy;
porque es menester que se sepa que, de acuerdo coa
ese proyecto, lo que se recaude por impucsto do con-






12 PT..k\fTO TPE, 17STO\_N'R D TDE CLA (TMARA PE T?,1EPE-SENTANTTES


sumo no va al Fondo de Obras Piblicas, ni al fondo
general del Tesoro, sino que se crea un fondo especial
para que el Congreso, en el future, cuaido lo estime
convenient, le d6 el debido destine; y por esa en-
mienda sc dispone que el dinero que se recaude so
invierta en restituir sus sueldos proporcionalmente,
hasta llegar' a la cantidad que tenian en el primer
reajuste, a los empleados que percibian en aquella
6poca haberes inferiores a $100.00, y ta'mbi6n en res-
tituir en igual forma las pensions de los Veteranos
de la Independencia, entendidndose que estaran com-
prendidos en ese beneficio inicamente las classes y
soldados, y sin que en ningfin moment se entienda
aumentada la categoria de los primeros, ni los grado-
de los segundos, por raz6n de dichos aumentos. Estas
enmiendas que he presentado, y cuya importancia no
se le ocultarh a los sefiores Representantes, estoy dis-
puesto a que la CAmara las apruebe como proyectos
de leyes aparte, pero tambidn estoy dispuesto a ret;-
rarlas si es que de esta manera hago tambien una la-
bor verdaderamente itil; porque entire el perjuicio
que sufre el Erario Cubano si la 'Compafia. Cubana
de Gas y Electricidad se apropia de $60,000 al afio,
que no le correspondent, cosa de la cual nosotros
tenemos que sentirnos lastimados, y el monopolio
que por todos concepts ejerce la Standard Oil Com-
pany, que tambien se apropia de cuatro millones de
pesos, y explota al pueblo en seis millones mis, entr?
estos dos males que son apreciables, opto por el mal
menor y retire las enmiendas que he presentado, a fin
de que en el acto se apruebe el articulado del proyc-
to, sin enmiendas, pues su pase a Comisiones Mixtas
seria, a no .dudarlo, su fracaso.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Hernindez Leal.
SR. HERNANDEZ LEAL (MANUEL) : Sefior Presiden-
te y sefiores Representantes: yo he presentado dos en-
miendas a la Ley Petrolera, que afecta directamente
a la industrial establecida en Cuba, pues que, de pro-.
perar los impuestos en la forma que estan en la. ley,
seria completamente la muerte de esa misma indus-
tria, y la paralizaci6n de ocho o diez mil obreros cu-
banos,
La primer enmienda, es al articulo tercero, letra
"C", donde dice que se aplicarin cuatro centavos a
toda la gasoline, petr6leo y su sustituto", y entire
los sustitutos de la gasoline, uno de ellos es el alcohol,
y este es de procedimiento national.
El articulo tercero bien claro dice: "Se estableee
el siguiente impuesto de consumo... (conlinia le-
yendo). Esto en cuanto al articulo tercero letra C.
En cuanto al articulo tercero letra II, donde trata
del impuesto de cineo mil6simas de centavos al pe-
tr6leo combustible, nos encontramos que, en la ac-
tualidad, por este derecho se abonan $466,000 al Esta-
do Cubano, por various concepts, o sea el derecho de
Aduana, Derecho de Puerto, 3%o de Obras Pfiblicas.
derechos Consulares, Ley de Emergencia, etc. Con
este impuesto de cinco milesimas por gal6n, se intro-
ducen un mill6n ochocientos mil galones en este
pais y de prosperar esto, tendriamos una recaudaci6n
mayor, que vendria a beneficiary los fondos de la Na-
ci6n. Por eso yo pido que se acepten las dos mil6si-
mas de centavo.


zan el petr6lco crudo como combustible; y de lo con-
trario tendrian que variar su sistema o dejar de fun-
cionar, lo que traeria por consecuencia que se parali-
zaran esas industries, quedando sin trabajo infinidad
de obreros mis.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): LOS seflores Men-
doza, Rodriguez Ramirez, Rey, Bravo Acosta y otros,
que tienen presentadas enmiendas a esta ley, se ser-
virzn informar si las mantienen o las retiran.
SB. MENDOZA (NESTOR) : Yo la mantengo.
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Tambi6n la man-
tengo.
SR. REY (SANTIAGO) : Yo la retiraria, si los demAs
:a retiraran.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo mantengo la mia.
SR. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : Manteniendose las
enmiendas, necesariamente habrA de discutirse el ar-
ticulado, y oportunamente se ira dando cuepta con
aquellas, por lo que yo pido a la Presidencia que se
comience a discutir el articulado.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : El seaor Rami-
rez de Le6n habia propuesto ]a suspension del debate,
tratando de conciliar las distintas enmiendas. A esta
petici6n, le fu6 dirigido un ruego del senior Alberni,
on el sentido de que el senior Eladio Ramirez retirase
,u proposici6n. El senior Eladio Ramirez esta infor-
mado por los autorcs de las enmiendas, que las man-
ticnen.
Tiene la palabra el senior Eladio Ramirez.
SR. DEL PRADO (F.ELIX) : Para un ruego al senior
Eladio Ramirez. con la venia de la Pr'esidencia.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Con gusto.
SR. DEL PRADO (FiLIX) : Como he visto one no se
ban retirado las enmiendas, no es viable Ia proposi.
-ion del sofior Ramirez; por lo que, teniendo en cuen-
ta que 1l tiene el privilegio de conocer, inejor qne
nosotros, el informed del expert Mr. Manning, por
haberlo leido, segin declar6 en la sesi6n pasada, y del
cual tomo notas para star documentado a la hora de
discutir la ley, yo me permit rogarle que modifique
su proposici6n. Me pareci6 haber entendido que el
pidi6 la suspension del debate hasta que la Presideu-
eia lo entendiera oportuno, dando oportunidad, con
eclo, para que viniera un informe a la Camara.
Si esa es su proposici6n, yo le ruego que acepte Ta
modificaci6n mia en el sentido de que se suspend el
debate, que pasen todas las enmiendas a una Comisi6n
que las estudie, y que en el dia de maiaana se traiga
un informed de todas ellas para que la CAmara las
apruebe como proyecto de ley apart.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Pido la palabra, pa-
ra una proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT ,(GUAS INCLAN): Tiene la palabra,
su senoria.
SR. BRAVO AcOSTA (ANTONIo) : Para proponer a la
Camara que acuerde la pr6rroga de la sesi6n, con ca-
racter permanent.


Tenemos a los Ferrocarriles y gran part de em- SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN): Se pone a vota-
presas cubanas pendientes de esta ley, porque utili- ci6n la proposici6n incidental del senior Bravo Aeosta,






fDTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


Los que esten conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se pone
de pie).
Aprobado.
SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.): Algunos de los in-
teresados han dicho que estin de acuerdo? Yo entien-
do que, en cste caso, no debemos demorar mas cl
asunto frente al criteria que se sustenta.
Sn. DEL PRADO (FELIX) : A mi se me ocurri6 formu-
lar esta proposici6n, por el temor de que cayera la
sesi6n en la noche dei hoy.
Sn. DE LA CRUZ (CARLOS M1.) : No se puede caer. El
problema cs claro. Hay una tendencia, absolutamen-
te manifcstada en distintas oportunidades: la de
aprobar la ley, aunque tenga, en su prcetica aplica-
ei6n algunos errors, y hasta en su redacci6n algunos
disparates gramaticales, alguna forma de construc-
ci6n gramaticalmente inadecuada. Aunque la ley ten-
ga todo eso, debemos aprobarla por dos concepts:
uno moral, que afecta al pais entero, y otro...

SR. IlAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Permitame su se-
inoria una intcrrupci6n. Yo estaba observando a los
que habiendo votado favorablemente y teniendo en-
miendas presentadas, las retiraban o accedion a que
se aprobraran como proyeeto de ley aparte. Yo hu-
biera retirado mi proposici6n, aunque el seiior Men-
doza hubiera mantenido su enmiendc, porque el se-
fior Mendoza estaba dentro de su papel.
SR. CUELLAR DEL Rio (FRANCISCO) : Qua quiere
decir que estaba dentro de su papel? Porque yo he
presentado enmiendas y no estoy interesado mas qua
por la justicia de la ley.
SR. RAMiREZ DE LEON (ELADIO) : Yo estoy explican-
do al senior Cruz el piano en que estaba colocado. Yo
no estoy tratando en lo ni1 s minimo del prop6sito
que tiene S. S. El senior Cruz es el que esta abonando
en sontido contrario, y por eso yo decia que si aquellos
que habian prcsentado sus enmiendas las retiraban,
aunque el senior Mendoza hubiera mantenido su en-
mienda, yo retiraba mi proposition.

SR. DE LA CRUZ (CARIIOS M.) : El problema es
que nos interest ya, insistir en esta desdichada cues-
ti6n del petr6leo, llegar a la votacion y definir la
posici6n de cada congrcsista; porque, como decia an-
tes, esta ley, reclamada por el Gobierno que buscaba
nuevas fuentes de ingreso para reforzar su tesoro
exhaust, esta ley reclamada por el Gobierno, habia
trascendido ya a la opinion pfblica bajo el aspeeto
de que no seria aprobada po soospcchas que sc hacian
recaer precisamente en esta parte d!l Poder Legisla-
tivo. Y la Cirnaria, auinque la ley tenga nmuhos erro-
res, aunque la cly tenga e n su artitcuo primero dis-
parates que on ninguin precepto -egislativo dCeban coln-
signarse, la C'imara. cione,.iendo todo eso, di:be dear
a un lado cscruipuios momentineos de orden legisla-
tivo, y aprobar inmiediatamiente la ley.
,SR. ALBEENI (Josi) : Sin enmiendca.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Siln enmiendas. Y di-
go esto, porqu'e ese es el modo de satisfacer ia deman-
da de la opinion pilblica que justiiica nuestra act!-
tud; no porque yo crea que.la sospecha que se levan-


ta ante nosotros pueda inducirnos a discutir y votar
]a ley, sino porque reclamada esa ley por el propio
Poder Ejecutivo, pedida en un informed official, trai-
da rApidamente del Senado a la Camara, la CAmara
asumiria la responsabilidad de su demora y de su en-
mienda, ante la opinion pfiblica; demora y enmienda
que podrian tradueirse en actos favorables al interns
de una compafilia de una empresa. Y se da el caso
especial de que ya se sepa en todas las fuentes autori-
zadas de opinion, en todos los individuos que tienen
noticias bastante ciertas, de que es el Gobierno el que
quiere que la cly no se apruebe inmediatamente, que
se enmiende y se envie al Senado. Nosotros no sabe-
nos a qu6 obedezea esta conduct gubernamental; To
ignoramos; cualquiera suposici6n seria gratuita y eno-
josa, por ser suposici6n sin base alguna. No podemos
hacerla ni en el terreno de la sospecha ni en el de la
afirmaci6n mis sincera; pero si podemos coincidir en
que al Gobierno no le interest, por el contrario, quie-
re dilatar la aprobaci6n mis inmediata de esta ley;
y a la CAmara por el contrario, no para aclarar la lo-
gislaci6n, ni enmendarla ni modificarla, sino para
contestar a esa dermanda de la opinion y para enfren-
tarse con un monopolio extranjero que esquilma a
Cuba, a la Camara le interest dar esa prueba, y apro-
bar inmediatamente la ley. Hoy se da el caso asom-
broso y triste de que nuestro Gobierno, mientras no
paga los alquileres de las casas, pues debe un afio,
mientras hay empleados que hace seis mess que no
cobran, mientras se disminuyen lags partidas del pre-
supuesto; hoy se da el caso, digo, de que la recauda-
ci6n que se obtiene por todos-conceptos sirva, en pri-
mer lugar, para satisfacer deudas extranjeras, pago
de intereses y Bonos; para que el dinero de 'Cuba
salga al exterior mermando su circulaci6n y arrui-
nando al pais. Hoy, mientras esto ocurre, las compa-
fiias de servicios pfiblicos sostienen altas tarifas, como
]a de Electricidad, que mientras el kilowat no cuesta
mAs que un centavo y medio ponerlo al scrvicio, la
compaila cobra de quince a veinte y einco centavos,
y ese dinero lo recauda extray6ndolo del pais para
mandarlo a los Estados Unidos, para pagar grande
cantidades de bonos que esa Compafiia ha expedido en
Cuba con cargo a sus bienes y a sus negocios. Mien-
tras la Compafia del Telefono mantiene sus altas ta-
rifas, mientras la Standard Oil obtiene con sus ne-
gocios pingiies ganancias, cantidades que so restan
al Tesoro Nacional; mientras oeurre esto, que el capi-
tal extranjero, la banca extranjera se enriquece, so
impide al Tesoro piblico recaudar esas sumas, que
sirven a esas grandes compafias para enviarlas fue-
da en tanto que la Repilblica carece de lo mis necesa-
rio y no cuenta ni siquicra para pagar a sus funcio-
narios y empleados. Y esta ley, que viene en cuenta
especial; esta ley, que viene establceicndo una euentcn
(special en el Tesoro, si no se sefiala que su product
se destine al pago de algo determinado, v4mnos a ea-
contrarnos con que aquello que se recaude sustray6n-
dlolo a una compalia, no va a servir para pagar a los
empleados los sueldos que se les adeudan....

.SR. A.izA (GABRIEL) : Con la venia de S. S. Quiero
haccerle una interrupei6n, en este momento psicol6gi-
co de la Camara. Quiero, en estos moments, felicitar
calurosameiio a.mi distinguido compauero el senior
N6stor Mendoza, porque ha tenido el civismo de de-
fender a una compaiia petrolcra leovantando su voz
en este hemicicic; y quiero hacer esta excepci6n con
el Sr. Mendoza, porque ahora veo que aparecen otros






14 MTARTO TYE SRSTONES DE LA CAMARA TPTv' I'PPy.7 PTANTFFS


compafieros defendiendo a las companies petroleras,
aunque no de la manera abierta y franca en que lo
ha hecho el Sr. Mendoza...
SR. CUKLLAR (FRANCISCO) : Yo no defiendo a las
<','' ,,i,; petroleras; ya he declarado que soy par-
tidario de la ley...
SR. ARTZA (GABRIEL) : Yo no me he referido a S. S.
me he referido a todos los seilores Representantes. Y
he querido hacer la salvedad del senior Mendoza, por
el civismo que tuvo al consumer nn turn en contra
de la ley defendiendo a la compaiiia Standard Oil.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Pido la palabra, para una
alusi6n.
Sn. DE LA CRUZ (!CARLOS M.): Ruegoa a l Presiden-
cia me deje terminar y que cese ]a iriterrupei6n ya
que estamos en moments solemnes para el pueblo
de Cuba.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Yo desearia que la Pre-
sidencia nos informara en qu6 trdmite nos encon-
tramos.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Lo que se ha plan-
teado, es una cuesti6n reglamentaria. Se le habia di-
rigido un rue:go al seflor Rarnirez de Le6n, para quo
no mantuviera su proposici6n de suspension del deba-
te; y yo rogaria a la CAmara que me permitiera seguir
exponiendo mi argumentaci6n alrededor de este asun-
to. Pero si la 'Camara cree que yo debo terninar esta
argumentaci6n, que yo dirijo a la inteligencia y al
sentimiento de mis compafieros, la complacer6 con
gusto y ocupar6 nuevamente wi esoafio.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La Presidencia
quiere declarer que, efectivamente, se habia plantea-
do una- proposici6n incidental de suspension del de-
bate; y que, por, consigaiente, el Sr. de la Cruz habria
de referirse a ese paunto concrete.
SR. DE LA 'CRUZ (CARLO'S M.) : Es muy dificil, a
quien recorre los compos de la inteligencia y busea,
con la palabra, toc;r 1o mns rec6ndito de s'i cerebro,
y la fibra mis intirna del sentimiento, el dar a sus pa-
labras el concept, mnis estjiicto que quiere exponer;
porque todos los irgumentos pueden ser convincerrces,
y es por eso q'" ye utilize aquellos qaoe m,: pareceu
mis fundameontales, con vista al moment que esta-
mos atravesan'o, Yo me rcferia, scfior Plesidcnte y
sefiores Represcntantes, a la situaci6n gravisima del
pueblo, del pueblo esquilmado, al culi por distintce
concepts sc. Je saca el oro para pagar la Banca cxtran-
jera; a esr pueblo al cual se le extra todo lo que
gana, pari, pagar las eompafiias de servicio pKblico
extranjeras, para pagar las alias tariffs que ellas es-
plotan y disfrutan, encontxiindose centre ellas es-
pecialmente esta Compafiia de la Sliandard Oil, quw
goza de un monopolio de hecho, ya que no o1 tiene de
derecho. Y yo exponia en este mom-ento esta situaei6n,
mis grave cuanto que ya el cuban, sc dca cuenta per-
fecta de que cada dia su vida es mn.s argustiosa. Com-
prendo que mis palabras hieranr e sentimiento deli-
cado de los elententos del Gobiermo, al sefia!arles que
mientras el Gobierno no pagaba al cubano, si lo hacia
a la Banca extranjera. Esto que hoy se reeoge aqui,
y que es convenient se anote, aunque ya de todos es
sabido, a esto hay que agregarle que no estA lejanc.
el dia que este problema tengamos que tratarlo am-
pliamente en el Congreso cubano, para salir de la si-


tuaei6n mis triste que peculiarmente atraviesa este
pueblo...
SR. ALBERNI (Jos-) : A este respect hace ya varioa
meses que he presentado a la consideraci.6n de la C6-
mara un proyecto de ley llamado de Moratoria.

Sn. DE LA CaUZ (CAILOs M.) : Pudiera pensarse quo
oslo que se dice de que el Gobierno no le paga a los
cubanos y si lo hace a la banca extranjera, hacienda
que con ello circle menos dinero en el pais y que las
iiili. II..' scan eada vez mayors, pudiera pensarse
que al decirse esto, se utiliza como un ardid politico,
para provocar el enojo de la Banca Americana y
,rearnos una situaci6n m6s grave ain. Pudiera pen-
sarse que al exponer que la compaiiia do servicios pii-
blicos expolia al pueblo cubano, haci6ndole pagar
much mis de lo que debe, es un ardid politico. Pudie-
ra pensarse que el monopolio que de hecho tiene la
Compafiia Standard Oil; como la de los Tel6fonos y
,omo las de otras muchas que le sacan al pueblo sa
cinero para despu6s repartirselo allA entire ellos; pu-
d:iera pensarse, repito, que se haga con el prop6sitb
politico de buscar en estas entidades poderosas ex-
:ranjeras la .ira contra el actual Gobierno. Pudiora
pensarse que mi situaci6n de hombre de oposici6n,
recogiendo estos factors reales, positives, tristes, lle-
ga a la entraia ya a la mdula del pueblo cubano para
colocar acaso en una situaci6n de deslealtad a Cuba,
a los cubanos y al Gobierno, a este mismo Gobierno
que no paga a los empleados cubanos, y er cambio
paga los interests de la deuda; que no paga a esos
pobres empleados cubanos que dan su sudor, y que
3ontribuyen con su esfuerzo a las deudas nacionales.
Todo esto pudiera parecer como un ardid politico do
la oposici6n; pero no hay tal. Yo no busco semejante
cosa, porque esto seria pequefio y seria pueril. No ha-
blo en cstos instantes, haciendo esta consideraci6n,
para pedir que se aprobara esta ley, el politico que
aprovecha la circunstancia, el moment y hasta el
Ambiente que atravesamos, en su deseo ferviente do
acabar con una situaci6n gubernamental, no; habia
el cubano que ve sinceramente acercarse el dia en que
tengamos que tratar frente a frente y con el valor
que es neccsario, en que tengamos que jugarnos ia
ultima carta, la legislaci6n que propone nuestro dis-
linguido compafiero el seFior Alberni. Cuba no puede
seguir, no puede continuar consintiendo que compa-
iias como la Standard Oil mantengan monopolios do
hecho, y que compaRias como la Cubana de Electri-
cidad cobren ]a difcrencia de precio dentro de unos
servicios pilblicos establecidos entire aquello que re-
presenta el costo de producci6n. Cuba, que ha rebaja-
do todos sus gastos, que no paga sus Casas-Escuelas,
que ya no tiene en el Tesoro lo suficiente para poder
pagar a los empleados piblicos de la Xaci6n, no pue-
de consentir que el cubano so deje explotar por dife-
rentes compafiias extranjeras; no puede consentir quo
cl capital que sale, que es un dinero que deja de co-
rrer en el pais, haga an mins triste la situaci6n del
mismo, yendo a ingresar los fondos de Compafiias ex-
tranjeras como products de su riqueza. Y Cuba tie-
ne que enfrentarse con el problema, y resolverlo. Y
aqui empieza con el de la Standard Oil. Por eso vengo
a pedir a la Camuara que, sin enmiendas, apruebe la
ley, como seiial de la ruta que vamos a emprender; y
pudi6ramos llamar un delito de lesa patria el que
comcteria el Gobierno, si no se aprobara esta ley, si
se tomara el dinero que produce el pais, para pagar






D4TARTO DE SEFqTONES ThE TA PAMARA DE REjPET]RzEN\TANTRq 15


a la banca extranjera. Pero si el Gobierno, que se sien
te vacilante, que tiene en frente la oposici6n de tod(
el pais, oposici6n que se le va encima, cumple su-
compromisos para tener siempre la cooperaci6n de eso,
elements de riqueza extranjeros, llegara el dia er
que el pueblo necesite, por medio de su Congreso:
plantar el problema definitive, para decir que n:
puede continuar pagando esas deudas contraidas s
corto plazo; que no puede resistir que la Standard
Oil y la Compafifa de Electricidad, la del TelBfono y
otras, exploten al pueblo cubano. Llegara el instant
en que, para poder pagar las Casas Escuelas, los Ea-
pleados pfiblicos, el Ejereito, el Poder Judicial y el
Congress, habria de decirle a la Banca y a las Com-
paiiias de servicios piblicos que Cuba no puede pa-
gar tarifas de alumbrado de quince y veinte centavcs
el kilowat; que no puede consentir que haya quienes
obtengan fabulosas ganancias con el petr6leo y la ga-
solina; que no puede consentir tel6fonos de alto costo,
para que los dividends se repartan en el extranjero.
Cuba tiene que vivir la.misma vida de protecci6n que
tiene el ciudadano norteamericano, que organize so
economic. Tampoco pueden servir de pretexto sus
obligaciones, tomadas de buena fe, pues los bonos
siempre se pa.garan, y las deudas se saldarin, sin con-
sentir que se Ileven el iltimo centavo, product del
sudor y la sangre del cubano. (Aplausos).

Por eso yo dirijo mi ruego al senior Eladio Rami
rez, oriental, de la region ind6mita, donde siempre
so levant6 la protest primeramente para sefialar a
Cuba el camino del honor; region de libertadores, que
con sus heroismos marc6 las piginas mAs gloriosas do
la historic. Yo le dirijo un ruego al senior Eladio Ra-
mirez, a los orientales, que han venido estudiando es-
te problema, a los matanceros, a los pinarefios, a los
villarefios, a los camaguieyanos y a todos mis compa-
feros, para que pongamos el primer jal6n en la trin-
chera que necesitamos levantar para triunfar en un
problema do esta naturaleza. Debemos aprobar la
ley, tal como ha venido a la CAmara; y si tiene erro-
res y preceptos, como el articulo primero con faltas
gramaticales, dej6moslo como cstA en obsequio a que esa
inedida legislative va a sefialar un cambio en e! pueblo,
que no quiere seguir de rodillas ante capital americano.
Vayamos sin temor alguno a la legislaci6n, que si el
Gobierno actual no ha caido a las sacudidas de la
oposici6n; si el Gobierno actual, frente a la ruda cam-
pafia becha por un important nficleo del pais. ha po-
dido mantenerse fuerte, mediante fuerzas materialea
de que dispone, tendra, si trata de resolver este pro-
blema, que reconocer fracasada la political artera qu.e
ejercen las grande Compailias y los grades mono-
polios, que a veces los sustentan, al impulso de los de-
seos del pueblo que apoya soluciones sentimentales, ne-
tamente patri6ticas y beneficiosas al Tesoro. (Aplau-
sos).
Por eso, senior Ramirez de Le6n, yo que no pensaba
tomar part en el debate de la ley, que hasta habbin
recogido del senior Wolter del Rio la indicaci6n de
que esta ley tenia en su construcci6n enormes dispa-
rates, que habia oido determinados criterios muy ati-
nados de los que proponian enmiendas para enmen-
darla para arreglar esa ley; yo, que me hubiera pres-
tado, porque siempre he sido contrario a que esta Cai-
mara apruebe leyes disparatadas, acepte las enmien-
das, guiado por mi reflexidn de cubano, como me de-
cia ,el senior Wolter del Rio, antes de anoche al hablar-


- me do esta ley. Yo he aceptado la ley con todoa
) sus defectos y con todos sus errors, para enmnendaria
i despubs; a fin de que la Camara, votandola, lo haga
Ien especiales condiciones para que dB un paso do
i advance frente a la expoliaci6n que sufre el pueblo cu-
, bano. Por eso es que pido que todo el que tenga en-
Smiendas presentadas acepte que pasen como proyecto
de ley aparte; por eso es que pido a la CAmara que,
haciendo un acto de verdadera d'efensa en los intereses
confiados a su cargo, vote la ley, porque este es un
dinero que el pueblo cubano necesita para resolve
Ssus dificultades econ6micas. Por eso es que pido a la
Camara que vote esta ley, esta misma noche, demos3
trando hasta donde la CAmara esta dispuesta a coo-
perar para resolver la grave situaci6n que aflige a
los cubanos en los moments actuales.
(Grandes aplausos).
'SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : IMantiene, el se-
lior Ramirez de Le6n, su proposici6n incidental?
SR. RAMiREEZ DE LE6N (ELADIO): Si, senior Presi-
dente, la mantengo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : La Presidencia va
a conceder, antes, la palabra al senior N6stor Mendo-
za, para contestar alusiones.
Tiene la palabra el senior Mendoza.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Para recoger dos alusio-
nes. Una del seiior Ramircz de Le6n y otra del senior
Ariza. A la del senior Ariza le doy las gracias, porque
ha interpretado mi actitud como la actitud correct
a seguir. Por tanto no tengo mAs que agradecerla.
El senior Ramircz de Le6n, en una frase que yo voy
a calificar de desgraciada, dijo que yo jugaba un pa-
pel. Yo crco que 61 tambi6n ha jugado el s.yo..
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Permitame su se-
ioria que le interrumpa. Esto es una cucsti6n de pa-
labras. Yo no he dicho que jugaba su papel. El ha
combatido pibliea y ostensiblemente la ley, y yo he
dicho que estaba en su papel. Cuando uno esti com-
batiendo una ley, la combat primero por medio de la
palabra y despues votando contra ella, pidiendo pa-
ses de lista, poni6ndole enmiendas, etc. De maneira
que yo, con eso, no he querido hacer una frase des-
graeiada; no he querido lacer, ni levemente, uni frase
mortificante para S. S.; lo que estaba yo haciendo era
cosaltar la labor que so venia realizando en relaci6n
con esta ley.
SR. MENDOZA (NsSTOR) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Agradezco, por lo menos, que el
,i..r Ramirez diga que no tenia inteniones de mor-
tificarme; pero hay eosas que mortilican, aunque la
intenci6n no haya sido esa. Yo no he hecho todo lo
que so puede hacer para obstruccionar una ley; yo
no he pedido pase de list en esta noehe para corn.
probar si hay quorum.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): 6Su sefioria tie.
no dudas del quorum?
.SR. MENDOZA (NESTOR) : NO, senior Presidente, yo
no tengo dudas del quorum.
Decia que he tenido que caer con una Compafiia
que al mismo tiempo result ser client mio. Pero no
me he estado oponiendo a a ley por instrucriones da
ninguna clase recibidas de nadie, sino por mi propia
convicei6n.








16 TITATTO T)R 9FSTONES TED LA (JAVARA DR 1F,P hRFV'ENTANTES


Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo no he dieh3
eso; no lo he sugerido remotamente.
SR. MENDOZA (NSSTOR) : Pero yo estoy obligado a
explicarlo, de explicar mi papel; y la iinica manera
de explicar mi papel es decir que aqui se ha reconio-
eido que la ley tiene errors, que entire otros tiene los
que ha sefialado el senior Santiago Rey; que no se cin-
bre la posibilidad de que en Cuba se produzea petr6-
leo; y el dia que Cuba result un pais petrolero (y
acaso esto no quiere decir que yo lo diga, ni que lo
erea; algiun t6cnico entiende que en Cuba hay petr6-
leo), el dia que se obtenga del subsuelo de Cuba pe-
tr6leo, este petr6leo no debe pagar los mismoa impues-
tos de consume que ban de pagar los derivados que
se obtengan del que se imported. A Mr. 1Manning no
le interesaba ese extreme y estimaba que no debia
concederle ningfin diferencial. La ley tiene otro de-
fecto. En el articulo 2 habla de la nafta y de la ga-
solina, y nafta y gasoline es la misma cosa; va a pro-
ducir esa diferencia que establece la ley la misma con-
fusi6n que se produjo por empleados de la Aduana,
que establecian una diferencia entire esos dos produc-
tos. No obstante la experiencia de Mr. Manning, en
este proyecto de ley vuelve a crearse esa situaci6n.
Ademas se ha dicho que la ley va a producer cuatro
millones de pesos. Segfin mis calculos, no va a pro-
ducir esa cantidad. Las partidas gruesas son las de
aquellos articulos que no se van a powder cobrar. Se
trata entire otros, del petr6leo combustible, y esta en
el animo de todos que si se aumenta el precio del com-
bustible que utilizan todas las industries, resultarAn
con el sobreprecio gravemente perjudicado. Sin em-
bargo, para votarla rApidamente ni siquiera e;a en-
mienda se va a tomar en consideraci6n. De modo que
mi papel es el de un convencido de que la ley esti
mal redactada, que va a perjudicar a una compafiia
que tiene doscientos setenta obreros trabajando eu
su refineria, para beneficiary a otras dos compafiias
extranjeras: una americana y otra inglesa, que no tie-
nen inversion en Cuba en ninguna clase de industrial.
Por eso sigo y seguir6 siendo opuesto a la ley.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLiN): Tiene la palabra
el senior Ramirez de Le6n:
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Sefior President
y sefiores Representantes: Considero esta iniciativa
con el entusiasmo y con el calor que se presta a aque-
llas cosas en cuyo resultado uno tiene una absolute
fe y una convicci6n profunda. He estudiado el pro-
pio informed de Mr. Manning. He visto que a Mr. Man-
ning se le ha ido a buscar entire aquellas personas m;is
conocidas de capacidad en los Estados Unidos, que
es como decir hoy en el mundo, porque los Estad(,s
Unidos produce y consume el setenta y cinco por
ciento de petr6leo que se produce en el mundo cien-
tifico. El deseo de acertar ha animado al Dr. Manning
en todo su trabajo. Desde sus comienzos 61 trat6 de
ponerse en contact con aquellas companies a las que
habia de haeerse objeto de los impuestos que 61 iba a
estudiar, para obtener su cooperaci6n. Todas esas com-
paliias, incluyendo la Standard Oil, cooperaron coni
Mr. Manning y expresaron su conformidad con la tri-
butaci6n que 61 estaba confeccionando. No es, como s.
dijo aqui, Mr. Manning un simple eminent- ingenie-
ro ge61ogo, de ignorancia absolute en material tri-
butaria. Precisamente en un informed que rindi6 el
senior Carlos Miguel de C6spedes al Presidente de la
Repfblica, y en el decreto 2,090, se hace hincapi6 ea


los conocimientos que en esta rama del saber human
tiene Mr. Manning, para que se contrataran sus ser-
vicios y viniera a prestar su cooperaci6n al gobierno
de Cuba.
No voy a hacer un studio detallado de todo esto
problema. Yo estaba enamorado del asunto y venia
dispuesto a consumer aqui un turn, esta tarde, en
favor de la ley; yo venia a ofrecer a la consideraci6n
de la CAmara multitud de detalles que justificaban
el calor con que yo defendia esta ley. Pero renunci6
a la satisfacci6n puramente sentimental de haber
oonsulnido un turno a favor de ]a le., cuando pude
apreciar el ambiente que en la CAmara existia y que
hacia absolutamente innecesario que se prolongara
por mAs tiempo la atenei6n a que se tiene sometida
a la .Cmara, con algin discurso que entendia no era
necesario para llevar al Animo de mis compafieros la
conveniencia de su aprobaci6n. Por eso pedi a mis
compafieros que la ley se votara esta tarde, v renuncie
a consumer el turno que habia solicitado. Pero como
yo desconozeo c6mo se ha de' producer cada uno de
mis compaiieros frente a estas enmiendas que se han
sometido a su consideraci6n aqui, esta tarde; y como
no pretend hacer un censo de la conduct que cada
cual haya de asumir frente a este problema, sino Io
que deseo es que esta ley se vote hoy en su totalidad,
aun a pesar de los defects que algunos compafieros
le han sefialado y que yo he podido comprobar; por
eso yo, al computer el pensamiento y el sentimiento
de los sefiores Representantes, entendia que la ley
estaba corriendo un serio peligro, caso de ser enmen-
dada, y de sufrir un entorpecimiento grande en su
aprobaei6n definitive esta tarde, en la Cimara, para
que saliera directamente al Ejecutivo e inmediata-
mente fuera ley; y crcyendo que la soluci6n mejor era
ganar el tiempo imprescindible para recabar frento
a los sefiores Representantes que tenian enmiendas
presentadas, que desistieran de su prop6sito y permi-
tieran que la ley saliera directamente de la CAmara
para el Presidente de la Repiblica, fu6 que hice la
proposici6n incidental.
Alrededor de esta problema, no quiero satisfacci5n
personal, ni tampoco estoy hacienda political. Deseo,
como el que mis, el beneficio de la Repfiblica; desco,
como el que mais, que el Tesoro national obtenga el re-
fuerzo que necesita en estos moments de prueba do-
lorosa, para hacerle frente a las necesidades mAs pe-
rentorias. Por eso, inspirado en este sentimiento y en
este deseo, ofreci esta soluci6n, creyendo que con ella
iba a evitar el tener, o que ir a una votaci6u nominal
de la cual resultara que no habia quorum o a discu-
tir determinadas enmiendas y que hagan volver la ley
al Senado. Insisto en esta tendencia; pero creo que
el senior F6lix del Prado me ha dado una sugesti6n
que concilia el criteria mio con el critcrio de la mayo-
ria de los seiiores Representantes, y me siento dispucs-
to a aceptar la sugesti6n que me ha hccho el senior
'rado, en el sentido de que se suspend esta noche
el debate del articulado de ]a ley, y se seiiale y so
acuerde ura sesi6n extraordinaria para una fecha in-
mediata, requiriendo al Senado para que cnvie a la
Cimara el informe de Mr. Manning, cosa de que lo
pueda tener acui, la Comisi6n que so design, todo el
tiempo que sea necesario.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El senior Ramirez do
Le6n, recientemente, leia a la Cimara el informe d.e
Mr. Manning, y decia que ese document estaba aqui,






DTARIO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRE.SENTANTES 17


sobre la mesa. Ahora quiere que vuelva. Yo no me
explico esto...
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Lo que yo lei, se-
fior de la Cruz, fueron breves palabras de la carta
que Mr. Manning le envi6 al Secretario de -Obras Pfi-
blicas; no he leido en lo absolute nada de su informed,
porque es extraordinariamente voluminoso, porque
contiene un gran nifmero de impuestos, porque es una
cosa extraordinaria, complicada, y no puede someter-
se asi como quiera a la consideraci6n de los seiiores
Representantes.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.) :S. S. dejaba eso a un
lado.
Sn. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Como lo dejo abo-
ra. Yo no tengo presentada ninguna enmienda. Por-
que, precisamente, en el articulo primero de la ley so
hace referencia a que se pone en vigor el C6digo do
especificaci6n de m6todo de prueba de Mr. Manning
y despu6s, en otro articulo, se dice que se atendern
a las especificaciones del Gobierno para estas classes;
y como quiera que yo tengo duda acerca de esa frase
que aqui se utiliza, dejando como una puerta abierta
para que despu6s el Gobierno pueda establecer dis-
tintas esiecificaeiones, es por lo que tengo redactada
una enmienda que he presentado a la eonsideraci6n
de la CAmara.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. habla del C6digo
de Mr. Manning. Yo no s6 que exist el C6digo de
Manning; eso, en primer lugar. En segundo lugar,
las especificaciones que se hayan hecho, no se puedec
elevar a la categoria de C6digo. Me parece que un CG-
digo no puede ser el informed o dictamen pericial eu
material de petr6leo. Por eso he llamado detestable a
la ley, en eiertos aspects. Nuestra finalidad, senior
Ramirez, es la misma que la de su sefioria. El infor-
me de Manning lo conoci6 el Gobierno, lo tenia el Go-
bierno en su poder, engavetado. Llega la oportunidad
de que se destruya el monopolio de hecho. Vamos a
aprobarlo inmediatamente; despu6s podremos, aqui,
modificarlo, hacerle todas las observaciones pertineln-
tes, en fin, legislar sobre este particular...
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : C CuAndo no se ha
hecho eso aqui?
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.) : Iasta ahora, la Ca-
mara no ha legislado; la CAmara ha seguido una
orientaci6n legislative del Ejecutivo. Ahora, la nec-
sidad del pais va a hacer que l ara mara -gisle. Su
sefioria conoce perfectamente la forma en que el Con-
greso de Cuba se ha desenvuelto en estos filtimos
tiempos. Ahora hemos visto c6mo se han levantado,
en este propio Congreso, hombres de la misma orien-
taci6n political del Gobierno, para sefialar, para decir
que era un error seguir en esos pasos y queriendo re-
cobrar su propio prestigio y el predominio de su le-
gislaci6n, recomiendan que sea aprobada esta ley. Eso
es lo que tenemos que hacer, Sr. Ramirez de Le6n, en
este asunto. La Ley de Obras Piblicas que comenzo en
1925, sehial6 la necesidad de crear impuestos al petri-
leo, se hicieron gestiones por part de la Compafiia,
que convencieron a funcionarios, y continue el mo-
nopolio; y ahora, cuando viene una ley que pone
fin a la explotaci6n, surgeon los eserfpulos.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Yo he renunciado


SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.): Yo queria continual
en mis razonamientos acerca de una de las leyes quo
consider mas necesarias para el pais; queriendo quo
cl Congress la vote, sin que est6 amarrada como yun-
':a de bueyes a la inmensa carreta, a la pesada carga
que sufre el pais, a la carreta del Poder Ejecutivo.
SR. SAN PEDRO (EMILIO): Para rogar al senior Ela-
dio Ramirez y a mi querido compafiero el senior del
L'rado, que aprobemos la ley con las tres enmiendas
que le han quedado. Se argue que las enmiendas per-
udican para diseutir la ley; algunas de ellas han
iido retiradas, y han quedado solamente tres, que
:ienden a proteger verdaderamente a -Cuba, una que
patrocina el senior Zorrilla y que ampara la industrial
national, en cuanto al consume del petr6leo que uti-
izan los motors que en las mismas se usa; la del
oefior HernAndez Leal, que ampara al combustible
national del alcohol, y la del selhor Rey que proteje
a mineria cubana del petr6leo. Qu6 inconvenient
tienen esas enmiendas? Ninguno, por eso vamos a dar-
le pase franco al debate.
SR. DEL PRADO (FLIX) : Queremos que salga sin
enmiendas.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Creo que estaba
sugiriendo esto mismo; aunque no lo recuerdo bien,
porque ya he perdido el hilo de mis ideas. Pero, ea
fin, concrete y termino, porque quiero dar el ejemplo,
inclusive poniendome de acuerdo en esta oportunidad,
como lo he estado ideol6gica y sentimentalmente en
muchas otras, con el sefor de la Cruz, para propiciar
este proyeeto de ley que no es del Congreso, sino que
es del Poder Ejecutivo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pero que ahora no
lo quiere el Poder Ejecutivo.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Si, lo quiere.
SR. DEL PRADO (FiLIX) : Si lo quiere el Ejecutivo y
lo quiere la Camara, vamos a aprobarlo.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Deseo preguntar, a la
Presidencia, si este proyecto de ley ha obedecido a
nsinuacioncs contenidas en algfin Mensaje del Po-
der Ejecutivo, o si ha sido a virtud de iniciativa es-
pontanea del senior Barreras en el Senado?
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Sefior Chardiet y
sefores Representantes: Realmente ]a Presidencia ig-
nora la que solicita S. S., pero puedo informarle con
earacter extraoficial que, a su juicio, se trata de un
proyecto de ley surgido en el Senado, a iniciativa del
senior Barreras.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : OPero a la mesa no ha
Ilegado ningfin Mensaje, en ese sentido?
SR. PRESIDENT (GUKS INCAN) : No, senior.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Creo, sinccramen-
te, y estoy dispuesto, en esto, a dar evidencia pal-
maria, que cl distinguido y meritisimo ccmpaiiero
senior Carlos Manuel de la Cruz, persiguiendo una fi-
nalidad v a trav6s de las circunstancias del momen-
to, no ha seguido el camino mis reeto para llegar
pronto a ella.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS.M.): Explique eso S. S.


a continuar en el uso de la palabra, para propiciar SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : La explicaei6n es
que se votara rdpidamente la .ley.. la siguiente: S. S. quiere que la ley se apruebe, y cree





18 DTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


que la manera mis rapida de aprobarla es entrando
a discutir inmediatamente el articulado.
SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.) : Entrando a votarla.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADI) : .S. S. no puede vo-
tarla sin que se discuta.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) :Se puede discutir, pe-
ro con el prop6sito sincere de votarla. Esto debe sa-
berlo S. -S., que es un viejo parlamentario, que tiene
aqui, casi el mismo tiempo que yo.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Perdone S. S.: rni
la mitad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : S. S. sabe que la ma-
nera mas eficaz de interrumpir ]a aprobaci6n de una
ley y de que las leycs se entierren en una gaveta,
es presentAndoles enmiendas para que vuelvan al
Senado. S. S., en el Comit6 Parlamentario oriental,
ha hablado conmigo en distintas ocasiones y me ha
informado que propiciaba la. aprobaci6n de esta ley.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Permitame su so-
fioria. Dice S. S. que la manera mis rapida de apro-
bar la ley es entrando a discutir inmediatamente el
articulado; y yo creo que si entramos en la discusi6n
del articulado, no vamos entonces a discutir las en-
miendas que se han presentado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : S. S. ha dicho que no
es ese un camino recto. S. S. ha pedido que se traiga
el informed de Mr. Manning y que cuando ese inform:,
venga a la 'Camara...
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) (Interrumpiendo):
Perd6neme S. S.; yo he hecho concretamente una pro-
posici6n diciendo que se cite a sesi6n extraordinaria;
pero el senior del Prado decia que para maiiana, y yo
dije que aceptaba la enmienda del senior del Prado.
De manera que mi proposici6n es concrete.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Hay una gran dife-
rencia entire lo que propone el senior del Prado y 1,)
propuesto por S. S.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo accept lo pro-
puesto por el senior del Prado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MA.): Yo oi y escuch6 per-
fectamente al senior Ramirez de Le6n. Y apelo a las
cuartillas taquigrificas, para que se yea c6mo en ellas
se consigna que el senior Ramirez de Le6n pidi6 que
se trajera a esta Cimara el informed emitido per
Mr. Manning, para hacer un studio de today la part
t6cnica.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) (Interrumpiendo):
Pero en relaci6n con estas enmiendas. Yo estaba de
acuerdo en aceptar el plazo fijo, para que so trajera
el informed. Acepto el plazo sefialado hasta maiana,
que proponia el senior del Prado. Acepto la enmienda.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M-.) : Pero yo entiendo que
debemos aproveehar esta sesi6n para aprobar la ley,
ya que cl senior M\. i i....,, que es su nms sincere opo-
sitor, ha expresado su critcrio de que no tiene dudes
del nfmero de sefiores congresistas nccsarios para
la aprobaci6n de la ley. El, por tanto, ticne el com-
promise moral contraido de no recurrir a los re-
cursos parlamentarios para impedir la aprolbaciOn deC
la ley, si esto es asi &qu6 temor tiene S. S. de entrar
en la discusidn y votaci6n de los proceptos de esta ley?


Si el senior Mendoza esta conforme en mantener la.%
votaciones ordinarias que aqui se han realizado y
on continuar la discusi6n de este asunto sin apelar
a recursos que obstruyen la labor parlamentaria, yo
reo que el senior Ramirez de Le6n no esta en el caso
de pedir esa protecci6n.
Yo, por lo tanto, insist en mi ruego: Si el sefnor
Mendoza, que ha puesto su palabra, su inteligencia,
'1 don de la palabra y el dominion de la idea y del con-
mepto quo 61 tiene, ha de votar sinceramente la ley;
y si el senior Ramirez de Le6n y los que tienen pro-
sentadas enmiendas...
SR. MENDOZA (NESTOR) (Interrumpiendo) : 6A
euAntos seiiores Representantes cree S. S. que yo ha-
bria de convencer, esta noche, con mi palabra?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Si yo tuviera la gran
facultad de adivinar al que pudiera convencer la pa-
!abra de otro congresista, seria el mias afortunado
que habria en Cuba; porque entonces sabria e6mo ha-
bria de convencer hasta al propio General Machado.
Por eso no puede S. S. convencerme.
SR. BoscI- (ANTONIO): Necesito que la Mesa me
informed si estamos en un debate politico.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo no he hecho un
debate politico, sino una referencia political, cIlme
se S. S.
,SR. BoscH (ANTONIO) : El senor Carlos Manuel do
la Cruz se ha excedido en el uso de la palabra: es
S. S. el'que necesita calma.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. estima que me
he excedido en el uso de la palabra? Lo lament.
SR. BOSCH (ANTONIO) : Yo no he querido hacer jui-
rio de S.X S.; he querido decir que S. S. se ha excedi-
do al pasarse de un asunto a otro; e insist en que se
lleve a votaci6n la proposici6n incidental, suspendien-
do el debate.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS AM.): Yo insist en el rue-
go de que no se suspend el debate. En quc el senior
Ramirez de Le6n y Mendoza, y los demis interesados
en que el debate continue, acepten que lleguemos a la
votaci6n de la ley como media que el Congreso va a
tomar para orientar sus pasos en una forma, favora-
ble al pais.
SR. PRESIDENT (GUiS INCTLN): Se pone a vota-
ei6n la proposici6n del senior Ramirez de Le6n.
SR. RAMInREZ DE LE6N (ELADIO) : En la forma que
ha sido enmendada por el senior del Prado.

-SR. DEL PRADO (FELIX) : Retiro la enmienda, pero
antes quiero explicarla, porque mi enmienda es la
unica que resuelve el problema de las enmiendas, .y
hara que la ley so apruebe. Ruego a mis compaiieros,
espccialmente a mi jefe el senior de la Cruz, que me
escuchen. Proponia que se suspendiese el debate da
]a ley para continuarlo el dia de mariana, en vista u
otra sesi6n extraordinaria, si es reglamentario, pri,
meramente. En segundo lugar, que acuerde la Caima-
ra, esta noche, que todas las enmiendas so estime-n
como proposieioncs de ley y pasen a una Comisi6n
quo las estudie. Ahora, si se me convince de que esa
no es la manera mias efectiva de que la ley prosper,
y que fracasen las enmiendas, reitero que retire la,







DIARTO DE BEMTON.)A TW TA f AMARA DE REPRESENTANTES 19


enmienda. Pero, hago constar, que al menos asi que-
daria constancia de qui6nes son los compaberos que
no quieren propiciar la ley, pues ellos tratarian de
repetir sus enmiendas aunque los originales hubiesen
pasado a la Comisi6n.
Sn. PRESIDENTE (Gu&s INCLAN): Sefior Ramirez d,
Le6n; LS. S. retira la proposici6n incidental?
Sn. RAAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Voy a explicar. El
senior de la Cruz, que es tan celoso de su susceptibi-
lidad, ha hecho una sugesti6n desagradable para mi,
y yo le voy a dejar la responsabilidad de la conse-
cuencia: retire la proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT (GU-S INCLAN): Retirada la pro-
posici6n incidental se va a dar lectura...
SR. BosCI- (ANTONIO) (Interronapiendo): Sostengo
la proposition incidental.
SR. ALBERNI (JOSi) : Para aclararla en el sentido
de que no sea la suspension del debate, sino que, en
todo easo, sea la suspension de la sesi6n para conti-
nuarla on el dia de mariana, en el mismo estado en
que se haila hoy.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo me atreveria a ha-
cer la siguiente adici6n, a la proposici6n del senior
Bosch: ilabiendo, hoy dia, en la mesa de la C'amara,
asuntos tan importantes como el reajuste del Poder
Judicial, la Ley de Impuestos y la propia Ley del
Censo, que se acordara la suspension del debate en
cuanto a seguir tratando el problema del petr6leo, y
entrasenmcs en la discusi6n de esas otras leyes, que sou
de verdadera necesidad. La primera, relacionada con
un problema que atafie a los funcionarios judiciales que
est6n en verdadero entredicho contra su propia con-
ciencia pareciendo que mientras todos los demas ser-
vidores del Estado sufren disminuciones en sus ha-
beres, ellos no la tienen. La Ley de Impuestos, se puc-
de decir que llevarA al Tesoro gruesas eantidades,
que servirian para pagar a los empleados pfiblicos, no
los seis o site meses que se ha dicho aqui se les adcu-
dan, sino el mes o los dos meses que en realidad de
verdad se les debe...
Si. ALBERNI (Josl) : Una interrupciin, con la ve-
nia de S. S., ya que ese es el fin que persigue S. S.
Yo me atreveria a asegurarle que los ingresos que in-
mediatamente ha de producer la vigeneia de esta ley,
habrAn de scr much mayors que los que se obtengap
con todos esos impuestos, que son nuevos gravaimenes
y nuevas cargas que habran de pesar sobre el pueblo
de Cuba.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Por eso yo me apresur6
a pedir que, en caso de ser aprobada la proposici6n
que ha hecho el Sr. Bosch, se entendiera que no por
ello dejaria la Camara de seguir tratando esias otr;as
leyes que tanto interesan al pais, y sobre todo la ley
reference al reajuste del Poder Judicial, porque est:;
en la conciencia de todos que habi6ndose rebajado
el presupuesto del Poder Civil, del Poder Legislative,
si el Judicial no sufriera esa misma consecuencia...
SR. ALBERNI (JO:9) : Aprobando esta Ley del Pe-
tr6leo, seguramente no serA necesario ese reajuste al
Poder Judicial.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : OjalA no fuera necesario)
que se hiciera, y que no lo hubieran sido los otros
tampoeo.


La Ley del Censo me parece que obviaria muchas
dificultades. Por eso yo apoyo cualquier proposici6n
que se haga, de suspension del debate, entendi6ndose
que la Camara seguira trabajando en la discusi6n y
aprobaci6n de esas otras leyes que figuran en la Or-
den del Dia.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Sefiores Represen-
tantes: I-ay dos proposiciones incidentales que son
3ontrapuestas; por lo menos, la una contiene extre-
mos mis amplios que la otra. La del senior Bosch esti
de acuerdo fundamentalnente con lo expuesto por el
senior Urquiaga; propone la suspension del debate de
este asunto, sin perjuicio de continuar con el resto
de la Orden del Dia. La del senior Alberni propon-,
no ya la suspension del debate, sino la suspension do
la sesion...
SR. ALBERNI (JOSE) : Para continuarla mariana,
precisamente, a las cinco de la tarde.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Y como es mas
amplia la proposici6n del senior Alberni, la Presiden-
a va a someterla a votaci6n, sin perjuicio de que, al
ser rechazada, sea entonces sometida a votaci6n la
del senior Bosch.
SR. DEL PRADO (FiLIX) : Sr. President: yo creo quo
el sefilor Alberni no se opone a que continuemos dis-
Lutiendo, esta tarde, esas otras leyes. Yo le ruego al
;efor Alberni que retire su proposici6n de suspension
de la sesi6n.
6R. ALBERNI (JosE) : Accedo, senior Presidente.
St. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone, pues, a
votaci6n la proposici6n incidental del senior Bosch,
que consiste en la suspension del debate de esta ley.

La Presidencia ruega al senior Bosch que concrete
.u proposition.
SR. BoSCI (ANTONIO): Pido, sencillamente, la sus-
pensi6n del debate.
Sn. ALBERNI (JOSE) : No se puede, seriamente, des-
pu6s de todo el ticmpo que hemos estado dedicando a
este asunto, suspender la sesi6n con earicter indefini-
do. Yo, en este caso, hago mia la proposici6n del se-
tor del Prado. En todo caso, que se suspend el deba-
te para mariana. Porque, nosotros, lo que queremos es
que, en definitive, salga la Ley del Petr61eo como ha
vcnido del Senado, y que quede tranquila la concien-
cia de los seiiores Ropresentantes, que hemos querido
ovitar que se proyeeten sombras sobre la actuaci6n
de este Cuerpo Colegislador.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La proposici6n
del senior Bosch es mmis amplia, puesto que 61 solicit
a suspension indefinida del debate.
SR. ALBERNI (Josi) : Solicito que se suspend el
debate hasta maiiana.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La Presidencia
desea que S. S. conozea todo el t6rmino de la propo-
sici6n del senior Bosch.

SR. ALBERNI (JosE) : Nosotros, lo que queremos es
que se suspend el debate y que mafiana pueda rea-
nudarse; porque nuestro objetivo principal es qua
esta ley salga de la Camara tal como ha venido del
Senado.







20 DTARTO DF, q1rRT0NTF% T)FE TiA fAVARA DP RF*PRFSENTANT!`-


SR. BoscH (ANTONIO): Solicito que se suspend d
debate, por el tiempo que sefiale la Cdmara; por
ejemplo, puede ser hasta mariana.
'SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Es deeir, que su
sefioria acepta ]a proposici6n del senior Alberni, de
que se suspend el debate para continuarlo en la pro-
xima sesi6n extraordinaria, en el dia de mafiana, y en
el lugar en que se encontraba.
Sc pone a votaci6n.
SB. WOLTER DEL Rio (GERMAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabia
el senior Wolter del Rio.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN): He solicitado la
palabra, con el intent de armonizar las distintas
orientaciones; porque quizds las circunstancias deter-
minen que la Camara, al enfrentarse con este pro-
blema, justifica el anatema de Brunge, que hablando
de nuestra Am6rica decia que nuestros pueblos pa-
decen de dos defects: en ocasiones, de indolencia;
y tambi6n de un fen6meno que pudi6ramos liamar de
simplicismo. Es decir, que somos pueblos mercuriales,
que nos colocamos en situaciones extremes. Y yo re-
cuerdo, y esto es atinente en estos mementos, yo re-
cuerdo haber leido a un escritor francs y, tambi6n,
a un escritor hispano-americano, que el mayor valor
que puede ofrecer un individuo es enfrentarse con la
opinion pfblica; pero lei, tambi6n, que la opinion
piblica, muchas veces, es la pasi6n colectiva o el ge-
neral extravio. La realidad es la siguiente: todos de-
seamos votar la ley inmediatamente, porque estima-
mos que la iniciativa, en el fondo, es convenient.
Yo hablaba con el senior de la Cruz y le expresaba
lo mismo que 61 ha dicho. Me encuentro en el plano
de votar una ley necesaria, tal come viene, sin en-
miendas, a: pesar de que las necesita; es decir, que
con conciencia de que esta ley tiene defects de fondo
y de arquitectura legislative, aconsejo que la votemos
sin enmiendas. Basta leer el articulo primero, para
convenir en que adolece de grandes defects, es decir,
que vamos a votar algo indeterminado. Pues bien,
frente a la exigencia de votar una iniciativa, por el
fondo mismo de ella, por su raz6n de ser y al propio
tiempo para tender a esa necesidad de votar una
iniciativa, bien reglamentada y bien articulada, creo
que todas las aspiraciones podrian conciliarse, sus-
pendiendo el debate, como parece que es la idea pre-
dominante, para continuar tratando este asunto en
una sesi6n extraordinaria, mariana a las cinco de la
tarde, y que todos vengamos dispuestos a votar este
proyeeto de ley sin enmiendas, para que entonces
pase al Ejecutivo; y, al propio tiempo, nombrar urna
Comisi6n compuesta de seis compaileros, que podrian
ser los sefiores Mendoza, Herndndez Leal, Alberni,
Ndfiez Portuondo, Ramirez de Le6n y Rey, que so
reunan mafiana antes de esta sesi6n y traigan un ar-
ticulado complete de esta iniciativa, en una form tal,
quo mafiana a esa hora la Camara pueda conocer de
ambas iniciativas, del proyeeto de lcy del Senado y
del que ha de proponer esa Comisi6n. El asunto no es
dificil. Recuerdo, en mi practice parlamentaria, al-
guna ley, vigente hoy en la Repfiblica, aprobada en
esa forms, que sufri6 una modificaci6n antes de que
cristalizara. Es decir, que la suspension oeria para
reanudar la sesi6n mafiana por la tarde, a las cineo.
Sn. ALBERNI (JOSi) : Para apoyar la suspension del
debate, presentada per el senior Walter del R6o.


SR. URQUJAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
riores Representantes: Las cosas deben aclararse. Y
Ilega un moment en el cual parece que ideas, ten-
deneias o criterios, todos nosotros nos creemos posee-
dores do ello, cuando de buena fe actuamos. Flota
una pesada atm6sfera que nos ahoga y que, por no
expansionarse como es debido, da lugar a que se ter-
giversen las sanas intenciones. Parece que, en reali-
dad, todo cl i:,ij'",.. de los sefiores que han fungido
de leaders de ]a ley petrolera, gira o se hace consistir
,n triunfo, no en los principios fundamentals y bA-
sicos de la ley, que se accptan por la Camara, en que
cristalicen esos principios en un proyecto de ley, sea
eual fuere la form de lo que ellos entienden just.
No. 'or el contrario, todo parece girar, en estos mo-
mentos, en que sea aprobado el proyeeto de ley, y que
ea aprobado tal como viene del Senado, para enviarlo
al Ejecutivo.
En el discurso de un distinguido compailero nues-
'tro de la oposici6n decia que se imaginaban q'oe
el Ejecutivo no veia acon gusto esta ini iativa, y
que, por tanto, deseaba el naufragio de ella o que por
medios especiosos se demorara su aprobaci6n o se obs-
taculizara el que llegara a ser ley. Efectivamente, la
oposicion pens6 eso y otros compafieros que tambi6a
pertenecen a la oposici6n, aunque ,en otros sectors,
parece que lo entendieron tambi6n asi.
Estoy seguro que esa suspicaeia no se ha albergado
en el seno de la mayoria, que de complete buena fe y
sin tendencies political de ninguna clase, uno de sus
eomponentes se han manifestado en un sentido y
otros en sentido diverse, pero sin tener la mirada fija
en lo que pudiera ser un ataque al Ejecutivo.
No critic, ciertamente, a la oposici6n, porque tal
cosa haga. Lo que quiero es hacer buena la frase del
senior Ramirez de Le6n, de que estan en su papel, en
ese alto papel en que yo siempre coloco a mis compa-
neros, porque siempre siento haeia ellos respeto, y
practice la pleitesia; pero con ese sesgo trata de darse
character politico a lo que, en realidad, no lo tiene.
Esta ley fue aprobada por el Senado de la Repiu-
blica, fu6 aprobada casi por unanimidad. So hicieron
determinados studios de ella, se procur6 acertar y,
a pesar de eso, se reconoce que hubieron errors. No
se demor6 en forma alguna, se le di6 preferencia. so-
bre el studio de otras leyes, y se envi6 a la Cd-
mara de Representantes. El Comit6 Parlamentario de
la mayoria dedic6 una discusi6n amplia y un debate
minucioso a la Ley, y estimando que no tenia, en si,
caricter politico, entcndi6 que debia dejar en liber-
tad de acci6n a todos los components del Comit6 do
la Mayoria para que se pronunciasen en un sentido
o en otro. Asi lo hice constar, y no he intervenido
prdeticamente en este debate, a pesar de las insinua-
ciones political que se me ban hecho,-en que con suma
habilidad se han lanzado acerados dardos contra el
Ejecutivo, porque estiman que podria pensarse que
al tratarse de llevar al piano pendiente de la, discu-
si6n political que siempre apasionan estos problems,
habian de pareeer, al combatirlos, que combatian tam-
bi6n la idea, y con tal campafia se estaban haciendo
acusaciones contra el Ejecutivo. Pero llega este mo.
mento en que es'preciso que se aelare esta situaei6n,
aunque no sea mas que por el respeto que debe inspi-
rarnos el Senado. Por eso pienso que cualquier en-
mienda que se introdujera a ese proyecto de ley, por






DTARTO DF SESTONES T nF TEA CAMARA DR, RVT"RkqV\!TAVTFM 21


atinente y ajustada a la verdad que fuera, haria que
se cnviara de nuevo al Senado, 'haciendo naufragar
esta iniciativa.
SR. DEL PRADO (FALIX) : Me permit una interrup-
ci6n? He sido Senador, y conozeo la manera de pen-
sar del Senado. Tengo la seguridad que el Senado no
habrA de former ningfin criterio desfavorable de la
Cimara, cualquiera que sea la resoluci6n de la mis-
ma. Este Cuerpo ejercita el mismo derecho que ejer-
cita el otro. Y en este caso yo, que deseo que la ley
salga sin enmiendas, me adelanto a decirle a S. S. que
mis bien es un motive de regocijo para el Senado que
la ley salga sin enmienda.
SR. UBQUIAGA (CARMELO) : Aprovecho la oportu-
nidad que el senior del Prado sea el que haga estas
manifestaciones, esta noche, para recordarle que
cuando so discutia aqui una iniciativa del senior Cas-
tellanos reference a los procuradores...
SR. DEL PRADO (FiLIX) : Voy a. ahorrarle trabalo
a S. S. Su sefioria me va a decir que en aquella no-
che me pronunci6 en contra de que pasara como pro-
yecto de ley aparte una enmienda, y voy a hacerle
esta aclaraci6n: Aquella noche se habia presentado
una enmienda a una ley, para que en la misma sesidjn
pasara como proyecto de ley apart, lo cual estim5
que era una practice viciosa; y ahora proponia una
cosa distinta. Estaba recabando un acuerdo de la CA-
mara, para que maniana.se discuta y voten como pro-
yectos de ley apart las enmiendas presentadas at
proyecto de ley del petr6leo, despu6s de informadas
por una 'Comisi6n. De manera que maiiana, esas en-
miendas vendrin respaldadas por un acuerdo de la
Cimara en el dia de hoy y ademas, por el dictamen
de una Comisi6n y, como cualquiera otra proposici6in
de ley, reglamentariamente.
Sn. UT~ UJAGX (CARMELO) : Su sefioria, con el fin de
ahorrarme trabajo, me impide exponer mis argumen-
tos. Es una mantra hAbil de ganar siempre, de pro-
bar que se tiene raz6n. Manifestaba el senior del Pra-
do, cuando se trataba de la enmienda del senior Cas-
tellanos, que se debia ser celoso con rigor del Regia-
mento. Entendia que el Reglamento debia cumplirs
escrupulosamente. Pues bien, ahora pretend tod6 lo
contrario: Vulnerar el Reglamento, adelantando la
que debe hacerse con todas las enmiendas que se pre-
senten al proyecto de ley. Me dira tambi6n, y tal vez
para a'orrarme trabajo, que no es lo mismo, pero
la Camara podrA juzgar si no tiene perfect relaci6n
el que se trate de hacer cumplir el Reglamento en un
caso, en que so exige el cumplimiento estricto, y en
otro no se haga. No es reglamentario que, por ade-
lantado se tome el acuprdo de que las enmiendas, por
muy atinentes que ellas fueran, se entienda que ha-
brin de pasar como cuerpos de ley apart. Eso podra
resultar una transigencia de los sefiores Represen-
tantes en cuanto a ciertas y determinadas iniciativas.
Las enmiendas que se presented deben tener relaci6r:,
y es imprescindible que la tengan, con el proyeeto que
se discute; y resultaria algo verdaderamente inusi-
tado que en una misma sesi6n se aprobara eomo ley
aparte una enmienda que tienda a modifiiar la ley
que se dispute, en una forma que reconozeamos ser
convenizente para la propia ley, porque lo natural s_-
ria hacerla former part del propio cuerpo de la ley.


que no es el mismo easo el que estamos confrontando
-sta noehe que el caso del seilor Castellanos. Pero com-
Jespu6s se ha dado un giro a la argumentacidn de loi
sefiores Representantes en contra de lo que yo me
proponia que se llevara a cabo, tal parece que es algo
asi como una invitaci6n a que el senior Castellanos y
yo chocAramos. Por eso yo quiero hacer constar quo
ni en aquella noehe ni en ninguna oportunidad en quo
vo haya tenido discrepancies de opinions con el se-
inor Castellanos o con cualquier otro compafiero, lo
he hecho con el prop6sito de pasar mAs alli de lo quo
es realmente terreno parlamentario...
SR. URQUIAGA (CARMELO): Ya habia dicho yo quo
en S. S. no podia albergarse ese sentimiento.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Mle permiten los dos
compafiros? Yo debo declarar, porque es un deber
mio el hacerlo, que en aquella oportunidad el senor
F4lix del Prado, efectivamente combati6 el problema
reglamentario, pero en el cltimo moment cedi6 gen-
tilmente a que se tratara el problema; y fu6, no el
senor FBlix del Prado, sino el senior Carlos Manuel
de la Cruz, quien impidi6 que pasara la iniciativa,
oponiendose franca y abiertamente a ella.
SR. DEL PRADO (FELX) : El problema que se plan-
tea ahora es distinto, y yo le ruego al senior Urquia-
ca que analice bien las palabras que voy a decirle:
Es absolutamente distinto al de la proposici6n del
senior Castellanos en aquella noche pasada. Yo propo-
nia, esta noche, que las enmiendas que estaban sobre
la mesa se consideraran como proposiciones de ley,
que pasaran a las Comisiones respectivas y que esa
Comisiones dictaminaran a fin de que en una sesitda
cxtraordinaria, mailana, o en otra oportunidad que
fijara la Presidencia, se discutieran, para de ese modo
estar dentro del Reglamento; pero en manera alguna,
que'ninguna enmienda a la ley del Senado se apro-
bara como cuerpo de ley aparte.
Deseo que el senior Urquiaga me diga si es lo misma
lo que sucedi6 aquella noche, y lo que esta noche su-
cede. Se toman en consideraci6n, que es lo que haria-
mos esta noche, despues que pasen a una Comisi6n es-
pecial para luego volver a tratarse en una sesidn dis-
tinta. Falta un requisite por cumplir, y yo tendria
much cuidado de que fuera planteado, y es la sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios, antes de some-
terlos a discusion, pues, en ese caso, estarian en el tra-
mite de primera lecture.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Bien. Sigo sosteniendo
que serial anrmalo que por adelantado, y sin que
ningun senior Representante las conozca, (yo confie-
so que no las conozco, como no deben conocerlas los
otros compafieros) se acepten las enniendas presen-
tadas. Segfin he oido, son muchas; y debiera prejuz-
garse si eran atinentes o no, si eran complementaria3,
si eran o no justas.
SR. DEL PRADO (FELIX) : Son iniciativas nuestras.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Puede, en caso concrete,
determinar la CAmara si deben pasar como euerpo do
ley apart o si deben former part del prop'i cuerpo
de la ley; pero lo que no se puede es concebir quo
por anticipado todas estas enmiendas se considered
como proyectos de ley apart.


SR. DEL PRADO (FILIX) : Con la venia de la Presi- I SR. ALBERNI (JOSE) : Esto que se ha propuesto por
dencia. A mi me parece just aclarar el concept de el Sr. del Prado y que yo he apoyado, se ha heeho en






22 DTARTO DE SESTONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


multiples ocasiones, en la CAmara de Representantes.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Este procedimiento, no.
Seg in conozco yo, y no quiero hacer de ello cuestidn
de gabinete, esto no se ha hecho en la CAmara de Re-
presentantes. En casos aislados, particularmerite, se
ha pedido el acuerdo de que las enmiendas vayan co-
mo cuerpos de ley aparte; pero acordar, por antici-
pado, que todas las enmiendas presentadas a una ley,
vayan como proyeetos de ley aparte, esto no se ha he-
cho en los siete afios con que yo vengo honrAndome
formando parte de esta CAmara.

SR. ALBERNI (JOSI) : Pues tenga la seguridad, su
sefioria, que se ha hcho. No puedo precisar la fe-
cha, pero se ha hecho.
SR. URQUJAGA (CARMELO) : Los propios ortodoxos,
la representaci6n conservadora official que tan celosa
se muestra del Reglamento, lleg6 en distintos memen-
tos a abandonar este hemicielo porque crey6 que no
so respetaba lo suficiente el Reglamento, porque es-
tim6 que no podia sancionar con su presencia una re-
forma, porque estimaba por ese concept baldia sui
presencia en el sal6n.

SR. DEL PRADO (FELTu) : Es que en la Camara de
Representantes, en distintas oportunidades, se ha usa-
do el mismo procedimiento.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Nunca, que yo sepa, se
ha hecho tal cosa en la Camara de Representantes. Si
tal hicieramos, pareceria que nosotros tenemos con-
fianza en que las enmiendas que se formulen fueren
consideradas rapidamente por el propio Senado de la
Repiblica.,
SR. ALBERNI (JOSE) : Yo he hecho afirmaciones so-
bre el particular y quiero decir lo siguiente: Al cou-
trario, yo estimo que el Senado ha de sentirse satis-
fecho al ver que nosotros aprobamos la iniciativa de
ellos tal como de alli ha venido. Hay que presumir,
tambi6n, que el Senado entiende que la iniciativa era
buena, tal como la enviaba, y estoy seguro que veria
con buenos ojos el que esto se hiciese; y no el que la
enmendAramos para exponernos, inclusive, que des-
pu6s pasase a una Comisi6n Mixta, con toda su tra-
mitaci6n dilatoria. De manera que el Senado
aprecie que la CAmara aprob6 su proyecto de ley como
la envi6; y aparte, para subsanar errors, que se en-
tiende por algunos compacros haberse cometido, po-
demos enviar otros proyectos de ley que abarquen
esos distintos puntos de vista, con lo cual estaran los
sefiores Senadores prcdispuestos para aprobarlos; y,
sin embargo, no habrA peligrado en ningin moment
el prop6sito nuestro de que tengamos una legislaci5n
sobre el petr6leo, inmediatamente.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El Senado de la Repul-
blica tiene un gran deseo de que esta iniciativa cris-
talice. Hay diferencias de criterio entire distinguidos
compafieros, debido, segfin creo, a defects del cere-
bro human, defects que motivaron la. clasificaci6n
de los sofistas, entire, los cuales quizis me encuentra
yo en estos mementos. Esta ley debe votarse, pero
debemos hacerlo procurando que no tenga errorev,
pues pudiera ocurrir que el Presidente de la Repi-
blica tuvicra el prop6sito de vetarla; y yo, si fuera
el President, queriendo vetar una ley, lo haria con
la propia argumentaci6n empleada en la 'CAmara esta
noche, o sea alegando que adolecia de tales o cuales


defects. Ahora bien, si los deseos del Senado son los
de aprobar la ley, las enmiendas serian aprobadas en
muy poco tiempo. Aqui se ha afirmado que existed el
prop6sito de engavetar la ley y ponerle cortapisas;
cosa quo no parece verdadera, pues no hemos visto
pedir passes de list ni utilizar otros recursos parla-
mentarios, para evitar que cristalizara. la ley. Por el
contrario, hemos visto que various compaieros han re-
tirado las enmiendas que tenian presentadas, lo cual
significa que la ley tiene la sanci6n casi unanime de
'a Camara. b Por qu6 hemos de pensar, pues, en eso
recurso de engavetar la ley? Creo que no es con sus-
picacias como podemos hacer una labor fecunda.
SR. ALBERNI (JOSE) : Ya que no se va a una morato-
ria, ya que cl Gobierno necesita inmediatamente in-
gresos por medio de esta ley, result mis fitil aprobar-
Ia, que detenerse a examiner si tiene o no, errors
gramaticales.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : NO creo que los errors
sean gramaticales. Pero debe excluirse el alcohol y el
uso del petr6leo crudo, como han interesado los so-
fiores Hernandez Leal y Zorrilla. Si se piensa que se
trata de obstruccionar esta ley y que lo dnico que ha-
surgido es la discrepancia entire algunos companieros
sobre si debe ser aprobada con o sin enmiendas y si
debe ser enviada, caso de aprobarse, para que la san-
cione el Ejecutivo, haciendo que esas enmiendas for-
men un cuerpo de ley aparte o si vuelve al Senado,
& cuil debe ser el medio que se utilice para la obstruc-
ci6n, sino el que vuelva al Senado? Yo puedo asegu-
rar que no conozco a fondo esas enmiendas, pero si
cualquiera de ellas demostrara que salvaba el grave
error del fundamento de la, ley, o no el de la part
gramatical tan s6lo; si cualesquiera de esas enmien-
das es sustancial, no habria de vacilar un solo momen-
to en darle mi voto favorable, de acuerdo con ella, sin
pensar en que debia reformarse lo que no esta corree-
to, y sin pensar si habria de ir o no al Senado. Asi es
como debia hacerse. Porque, me pregunto yo: I cuAnto
mAs hubidramos adelantado, si entire aquellos que sus-
tentan esos similares pareceres, se hubiera aceptado
la enmienda que realmente era just y se hubiera
aprobado y hubiera sido enviado de nuevo el proyeeto
de ley al Senado y el Senado, senior Alberni, hubiera
aceptado la enmienda porque tiene verdaderos deseos
de aprobar la ley?
SR. ALBERNI (JOSE) : Si el Senado la aprob6, noso-
tros somos los que tenemos que demostrar que tene-
mos deseos de aprobarla.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Tal parece que se quie-
re sustraer al Senado del conocimiento de las enmien-
das. Y yo afirmo que si esa ley se aprobara en esa
forma, si las enmiendas sustanciales y de fondo fue-
ran aprobadas y enviadas al .Senado como cuerpos de
ley aparte, sucederia una de estas dos cosas: o quo
el Senado las aprobaba inmediatamente, y en ese caso
se desvaneceria la sospecha de que el Senado no quie-
re aceptar enmiendas a su ley, o no las aceptaba, y
entonces se ponia de manifiesto que habia algfin pro-
p6sito eneubierto de no aceptar esas enmiendas.
Se afirma que el sefior Presidente de la Repiublica
no tendria autoridad moral, en ese orden de cosas,
sabiendo que la propia Camara vot6 algo que estaba
mal hecho, para sancionarla. VWase como aquellos que
tratan de poner al Ejecutivo en un aprieto son los
que le facilitan la salida.






DTARTO D)E r-' STONEg DE DA CAMARA DE REPRT,SENTANTFES 23


Sn. ALBERNI (JosS) : Es que nosotros creemos que
el Ejecutivo sancionara esta ley. Porque no podemos
pensar que el Gobierno, dentro de la political econ6-
mica que desenvuelve, equivocada a nuestro juicio,
rechace esta legislaci6n, en los moments en que las
areas del Tesoro no tienen fondos suficientes para
cubrir las mis apremiantes necesidades de la naci6n.
Nosotros tenemos la seguridad de que el Ejecutivo Pi
sancionara inmediatamente.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo tambi6n creo que el
Ejecutivo cumplirA con su deber y sancionara esta
ley, muy necesaria en los moments actuales de grave
crisis econ6mica.
SR. MENDOZA (NESTon) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (GuAS INCLiN) : Tiene ]a palabra
su sefioria.
SR. MENDOZA (NESTOR) : El Ejecutivo tendra que
vetar la ley, y tendrd que vetarla por la razon que in-
dicaba el senior Wolter del Rio. Se habla del informed
de Mr. M.,in,,, y ese informed dd6nde estf? squien
lo tiene? Nosotros, oficialmente, no lo conocemos.
Si se pretend una legislaci6n sobre el petr6leo y
sus derivados, basindose en un informed de Mr. Man-
ning, 6 por qu6 no hacer las cosas bien Debe tomarse
la clasificaci6n hecha por Mr. Manning y redactar la
ley sin hacer referencia al informed, sino transcribien-
do en el cuerpo de la misma la tabla de especificaeio-
nes que en definitive se acuerde poner en vigor.

SR. BRAvo ACOSTA (ANToNIo) : Por virtud de una
ley vigente, el Presidente de la Repfiblica tiene fa-
cultades para dictar disposiciones con relaci6n al pe-
tr6leo.
Si. MENDOZA (N]STOR) ; n Y por qun el ala izquier-
da, que siempre ha sido opuesta a conceder faculta-
des al Ejecutivo, ahora propicia que quede a juicio
del Ejecutivo esa facultad ?
Sn. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : No por ser una au-
torizaci6n que quiera dirsele al Ejecutivo (especia,.-
mente yo, que jamis lo hice), sino porque hay una
ley en vigor que especifica lo siguiente: "El Ejecu-
tivo Nacional queda autorizado para establecer, si io
estimate convenient y en la cuantia que estime con-
venicnte... (sigue leyendo).
Sn. MENDOZA (NESTOR) : Precisamente la protecei6n
que tiene la refineria local no la tiene por virtud di
ninguna ley ni decreto del actual Gobierno, sino que
data del aiio 1917, cuando regia los destinos de Cuba
el General Menocal. En ese afo se le di6 una protec-
ci6n evidence a la refineria local'de Belot, pensando
que ela una industrial national que debia protegers'-.
En 1925, este Congreso vot6 la Ley de Obras Pibli-
cas que le quit6 una gran part, sino toda la protec-
ci6n que tenia, a la industrial national, al implantar
los diez centavos de impuesto de consume en sustitu-
ci6n de los derechos de Aduana.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Ruego a la Presidencia
me ampare en el uso de la palabra.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Suplico a] Sr. Ur-
quiaga me permit esta aclaraci6n. A pesar de que
existed esa autorizaci6n por una ley, vino el Decreto
362 de 17 de Marzo de 1931, que consolid6 el mono-
polio.


SR. PRESIDENTE (GUis INCULN) : Continfie el senior
Urquiaga.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): Si he de ser sincere, no
me congratula el apoyo siempre agradable pero con
que no contaba, en este caso, del senior Mendoza. Yo
no soy partidarista, en eso del petr6leo. AdemAs, dis-
crepo de la manera do pensar de 61, porque consider
que la lcy es buena, y 61 piensa que la ley es mala.
PLero, en fin, la Camara, de todos modos, habrA de jus-
tipreciar. PodrA considerar lo que 61 decia: que la ley
que podria beneficiar a esta Companiia, no fu6 vota-
da bajo este regimen, sino en otra 6poca. Pero como
van avanzando las horas y es precise que en alguna
forma esto se encauce, quiero manifestar lo siguiente:
Mi prop6sito de hacer algunas declaraciones, ha naci-
do porque entiendo, primero, que no veo motives para
lue un Cuerpo Colegislador le hiciera a otro, aunquo
fuera de manera indirecta, agravios que yo asi es-
timo y asi veo, y que nadie pudiera convencerme de
que existen, porque me he formado opinion sobre
ello, en un proyecto de ley en que su actitud ha sido
tan dikfana.
Yo he llegado a convencerme, realmente, en ciertos
aspects, de la bondad de la ley. Entre otras explica-
ciones que eseuch6, por el brillante y magnifico dis-
curso de nuestro compafiero el senior Emilio Nfiiez
Portuondo, que pertenece a esta mayoria, con lo cual
nos sentimos muy hourados. Pero cuando he visto el
ahinco con que la oposiciOn se lanzaba a la defense
de esta ley, pens6 en lo que pudiera significar que se
aprobara la misma, cuando 6sto tanto a ellos preocu-
paba, a pesar de la exaltacidn con que en todos los
moments dirigian sus ataques al primer MAagistrado
do ]a Naei6n. Realmente, 1 por qu6 no he de ser sin-
cero? comence a tender algnna suspicacia frente a
io que pudiera haber de indole political en ello.
Recuordo que on aquella obra maestra de la hu-
manidad, en aquella obra de Homero, en la Iliada, se
:uenta el caso del cclebre caballo de Troya: Cuando
a trav6s de largos esfuerzos parcei6 que los Tirios no
habrian do powder tomar a la invicta Troya, una noche
:,e alejaron, levantaron sus tiendas y se fueron mny
i6jos. Vieron con alegria, los Troyanos, c6mo desapa-
recian las filtimas luces y c6mo eran levantados los
campamentos; y cuando a la mailana siguiente fueron
a reconocer el campo enemigo, eneontraron un mo-
numental caballo de madera, que ellos habian de-
jado alli como una ofrenda a los dioses, seguramente.
Llovaron aquel caballo, en medio de gran jfubilo, a la
amurallada ciudad, y efectivamente, por la noebe,
0urgieron de aquel caballo numerosos guerreros, quo
abrieron las puertas de la cindad y permitieron quo
por ellas penetraran las huestes cnemigas, las cuales
wasaran a cuchillo a toda aquella humanidad con-
fiada.
No quiero estableeer ningfin nexo de-este echo con
el caso present; pero en mi fantasia, al ver el calor
con que la oposici6n mis radical acogia esta legisla-
ci6n que se decia produeto del Ejecutivo national, fa-
cilitdndole la manera de mejor desenvolverse, venia
a mi mente aquel hecho algo mitol6gico, pero que, do
todos modos, contiene una muy sabia ensefianza.
Termino pidiendo perd6n a la Camara, por haberia
entretenido mis de 1o que pensaba; y quiero hacerle
el ruego de que, cualquiera que sea la forma en quo
recaiga acuerdo acerca de este problema, que nunca







24 DITARTO DE rFAMTONER DE hA CAMARA DE REPRESENTANTES


League al de que todas estas enmiendas, por justas y
atinentes que scan, puedan pasar como proyecto de
ley aparte; porque con eso, ademAs de inferir una
ofensa al Senado, se ha de ir contra el Reglamento,
lo que tal vez seria una actitud political, cuando los
que aqui se encuentran, puede afirmarse que votarAn
-con absolute buena fe, por considerar buena la ley
o las enmiendas que a ella se bagan. Porque, tened l1i
seguridad, sefiores Representantes, que todos los que
aqui nos encontramos estamos inspirados en el mayor
deseo de mejor servir los intereses de la patria.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Hay un extreme
comfin y dos proposiciones incidentales, que consistent
en suspender este debate para continuarlo en la pr6-
xima sesi6n y en el mismo lugar que viene ocupando
en la Orden del Dia. Este primer extremo, en que es-
tan contests las dos proposiciones incidentales, la
Presidencia lo va a someter a la consideraci6n de la
CAmara.
SR. ALBERNI (JOS) : Sefior Presidente: yo entien-
do que mi proposici6n es la mAs radical.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La Presidencia
deeia que hay un extreme comfn y dos proposiciones
incidentales.
SR. ALBERNI (JOSE) : Lo que deseo, senior Presiden-
te, es que no se me deseonecte mi proposici6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Si S. S. quiere,
vamos a poner a votaci6n previamente la proposi-
ci6n de su sefioria. La Presidencia quiere hacer, antes,
esta salvedad; a pesar de esto, se puede acordar que
se envien todas las enmiendas a una Coriisi6n que
las dictamine, pero la Presidencia no cree quo previa-
mente la !CAmara puede adoptar el acuerdo de que to-
das estas enmiendas integren un proyeeto de ley
aparte, sin perjuicio de que en cada easo concrete la
Camara acuerde, como lo ha hecho en distintas bca-
siones, que pasen como proyecto de ley aparte.
iInsiste el senior Alberni, en su proposici6n?
SR. ALBERNI (JosE) : Deseo que se poniga a votaci6n
mi proposici6n.
SR. PRESIDENT (GuiS INCLTN): Se pone a vota-
ci6n la suspension del debate, para continuarlo ma-
fianaa las cinco de la tardc; y lue.go, lo que es al fin
y al cabo una adici6n, que pasen todas las enmiendas
a una Comisi6n, para que las dictamine.
Los que esten conformes con esta proposici6n, se
serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se pone
de pie).
Aprobado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Deseo hacer constar
mi voto en contra.
SR. CRUZ (AGUSTiN) : Deseo que se consigne en c1
acta mi voto en contra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Asi se harA.
La adici6n del senior Alberni consiste en que todas
las enmiendas pasen a una Comisi6n,- para que osta
las dictamine, y que former todas ellas un cuerpo de
ley aparte.


La Presidencia quiere advertir, que ello no empeeo
el derecho de todos los seilores Representantes, de prec
sentar enmiendas en el transcurso del debate.
.SR. RODRiGUEZ RAMIREz (JUAN): El senior Presi-
dente acaba de manifestar que interpretando el Re-
glamento, y seglin la prietica de esta Camara, euan-
do se pone a discusi6n un proyecto de ley, se le pue-
den introducir todas las enmiendas que se quiera; y,
on cada caso, despues de discutirse cada enmienda y
de recaer votaei6n, la CAmara podra acordar que las
enmiendas pasen come proyecto de ley aparte o que
formen parte del cuerpo de ley que se discuta. Como
la oportunidad para llegarse a ese acuerdo y saber
si la enmienda debe o no former parte de lo que ha-
bria de ser un cuerpo de ley separado, no es 6sta, por
consiguiente no puede ponerse a votaci6n 'esa pro-
posici6n, reglamentariamente. Ruego al senior Presi-
dente que tan s61o ponga a votaci6n la primera part,
que se refiere a remitir al dictamen de una Comisia6
todas las enmiendas presentadas.
SR. ALBERNI (Jost): Aqui tenemos siempre today
clase de benevolencia con los sefiores Representantes
y todos sabemos interpreter el Reglamento, de acuer-
do con las proposiciones que se hacen. Mi proposici6n
es reglamentaria; y tan es reglamentaria, que la CA-
mara, que es soberana, puede acordar lo que estimo
procedente en relaci6n con todas las enmiendas que
est6n sobre la mesa.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Nuestro estimado
amigo el senior Alberni puede defender, a mi juicio
con aeierto, el nombramiento de una Comisi6n, y quo
esta estudie las enmiendas presentadas; pero no hay
ninggn precepto que autorice una tramitaci6n nueva
que nos obligue a seguir esta noche un procedimiento
distinto al observado hasta el present. No se quiere
burglar el acuerdo que a ese fin pudiera tomarse, por-
que con presentar nuevas enmiendas tendriamos plan-
teado el mismo problema, sino lo que quiero es quo
no se siente un precedent antirreglamentario.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Es infitil todo lo que
se aeuerde, porque result una tomadura de pelo; ya
que el Presidente claramente dijo que, a pesar del
a.cuerdo, podian presentarse enmiendas.
SR. RoDRiGUEZ RAMiREZ (JUAN) : Esa es una raz6n
mas para que la Camara no tome el acuerdo que pro-
pone el seflor Alberni. Yo le preguntaria al senior
Mendoza, si 61 mariana no va a proponer enmiendas.
SR. MENDOZA (N\STOR) : No solamente no renuncio
a presentarlas, sino que me voy a opener a que eso
se someta a votaci6n, por considerarlo una agresi6n
al derecho del Congresista, pues ahi tenemos enmien-
das muy necesarias, que son indispensable que se vo-
ten dentro de esta misma ley y no en ley apart. Yo
tengo mis dudas, acerca de si el Congreso podria le-
gislar a continuaci6n de haber votado una ley, sobre
el mismo objeto de la ya votada. A mi juicio eso no
se puede hacker.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : En virtud de esa ex-
plicaci6n, yo le pido al senior Alberni que no pida
nada mis.
SR. PRESIDENT (GuIs INCLAN) : El sefor Carlo3
Manuel de la Cruz, en multiples ocasiones, ha r. o2ai
a la Presidencia que exprese su criterio sobre diver.
sos problems, y la Presidencia, paladinamente, se lo






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 25


ha dado siempre. Ahora, la Presidencia quiere cono-
cer el criterio del senior Carlos Manuel de la Cruz,
parlamentario de larga experiencia en la CAmara,
sobre estos problems, esto es, si hay posibilidad de
que se adopted esta noehe un acuerdo, que cohiba a to-
dos los sefiores Representantes, inclusive a aquellos
que no se encuentren presents en esta sesi6n, para
ejercitar su derecho de presentar enmiendas en el cur-
so del debate; y si la Presidencia hace bien en plan-
tear este problema y aclararlo, antes de que el caso
surja entire los sefiores Representantes que quieren
ejercitar ese derecho.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Lamento que la Pre-
sidencia obligue a esta CAmara a escuchar otra ma-
jaderia mia, y a ocupar mis tiempo la atenci6n de
esta Camara. Estoy de acuerdo con la Presidencia en
ese punto de vista. A solicitud del senior Fl6ix del
Prado y mas tarde del senior Alberni, se produjeron
unas manifestaciones del senior Wolter del Rio, que
precisamente entendia no se puede coartar el derecho
a ninghn Congresista, de presentar enmiendas en
cualquier moment que est6 en debate un proyecto de
ley. Aunque el*acuerdo no se refiere a las enmiendas
presentadas, esas enmiendas no podian implicar una
prohibici6n para que en el dia de mafiana un Congre-
sista pudiera presentar nuevas enmiendas a un pro-
yecto de ley en debate. Luego estimaba pueril e ini-
til el acuerdo, y por eso era mi oposici6n. Ademas yo
sabia que aunque se pudiera impedir o detener la ac-
tividad de cada Congresista, era inuftil el acuerdo,
porque el prop6sito es enmendar la ley, y eso se ha
advertido en el propio autor, al expresar sus decidi-
dos prop6sitos de enmendar la ley para que vaya al
Senado. El acuerdo seria initial, por tanto.
Yo estimaba que no se debia hablar sobre ese as-
pecto, sino que debiamos continuar la discusi6n de la
ley y pedirle al senior Mendoza que continuara acep-
* tando estas votaciones ordinarias, ya que 61 habia ofre-
cido que no haria oposici6n vali6ndose de los recursos
parlamentarios, y permitiera las votaciones ordina-
rias sobre los preceptos en discusi6n.
'Creo haber complacido a la Presidencia y haber ma-
nifestado claramente mi criterio en ese sentido, que
reafirma mi prop6sito de que no se adopted ese acuer-
do formulado por la solicitud del senior Alberni, en
que explicaba la forma en que lo iba a someter a la
consideraci6n de esta CAmara.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La Presidencia le
da las gracias al senior de la Cruz.
( El senior Alberni insisted?
SR. ALBERNI (Jos) : Retiro la proposici6n, senior
President.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se va a dar lectu-
ra a la segunda petici6n de suspension de preceptos
reglamentarios.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (Guls INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. CHARDIET (ARMANDO): La Camara, a hora tan
avanzada intent discutir un proyecto de ley que so
ha dado en llamar de impuestos al petr6leo y sus de-
rivados; se dispone ahora a discutir con gran festi-
naci6n, jocosamente, una ley de impuestos que grava
a todas las industries nacionales.
La Camara tenia el medio hibil de aumentar el
Tesoro pfiblico quebrantado, y no lo ha hecho, sin em-
bargo ahora se apresta rdpidamente a discutir una ley
que va a lesionar una elase muy respectable de la admi-
nistraci6n pfiblica, o sea la administration de justicia.
Por eso, puesto que esta Cimara se dispone ahora a
emprenderla con los infelices miembros del Poder Ju-
dicial, yo, que tengo dudas del quorum, pido a la
Presidencia se sirva comprobarlo.
SR. PRESIDENTE -(GuAs INCLAN) : Se va a pasar lista.
(El official de actas comienza a pasar lista).
SR. URQUIAGA (CARMELO): Quiero hacer constar
que el senior Chardiet ni siquiera ha querido escuchar
un ruego mio.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Ha sido una cuesti6n de
principio la que me ha llevado a pedir la comproba-
ci6n del quorum.
(El official de actas continue pasando lista).
SR. PRESIDENT (GUAs INCLIN): Han respondido
49 sefiores Representantes.
No hay quorum.
Se suspended la sesi6n.
(Eran las 10 y 10 p. m.)


4.PF.. iunAM.U T OuMWO I?. MAUAM




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs