Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01392
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01392
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


IARIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO CUARTO PERIOD CONGRESSIONAL

SEGUNDA LEGISLATURE

VOL. LVII LA HABANA, Noviembre de 1931. NUM. 3

Sesion ordinaria de 11 de Noviembre de 1931.

President: Sr. Rafael Guis Inclan.

Secretarios: Sres. Jose R. Cruells Reyes y Andres Trujillo Sequeira.

SUMARIO

A las 3 p. m. comienza la sesi6n.-A solicitud del Sr. Rodriguez Ramirez, se acuerda un receso.-Se rea-
nuda la sesi6n a las 3.45 p. m.-Explicada por su autor, se aprueba una solicitud de datos del sefor
Castellanos, sobre el nimero de personas detenidas y procesadas por infracci6n del Censo Electoral.
-La CAmara acepta un ruego del Sr. Garcia Montes, para discutir con suspension de preceptos re-
glamentarios una proposici6n de ley concediendo un credito de veinte mil pesos para socorrer a los
damnificados por las recientes inundaciones de Sagua la Grande.-Se aprueba la totalidaa de esta
proposici6n de ley.-Se aprueba el articulo primero, con ligeras enmiendas de los seflores Cruz
Ugarte y Castellanos.-El senior Alvera present una enmienda adicional concediendo veinte mil
pesos a los damnificados por reciente temporal de agua en Calabazar de Sagua.-En votaci6n or-
dinaria es aprobada la enmienda.-El sef~or Garcia Montes ruega al Sr. Alvera que permit enviar
esta enmienda como proyecto de ley apart, al Senado; y al negarse el Sr. Alvera, propone al se-
flor Garcia Montes la suspension del debate.-En votaci6n ordinaria es aprobada la suspensi6n.-
ContinUa el debate sobre el articulado y enmiendas presentadas al proyecto de ley sobre Moratoria
Hipotecaria.-Se acuerda la pr6rroga indefinida de la sesi6n, para terminar este asunto y otros va-
rios.-En votaci6n ordinaria se aprueba una enmienda del Sr. Ramirez de Le6n, al articulo lo. del
proyecto, despuis de amplio debate en el que intervinieron los sefores Ramirez de Le6n, Cruz Ugar-
te, Bravo Acosta, Gustavo Pino, Castellanos, Nffiez Portuondo. N6stor Mendoza y Alban6s.-Es
aprobada una enmienda adicional del Sr. Cruells, acogiendo a los beneficios de esta ley los crdditos
hipotecarios constituidos con pacto de pagar capital e intereses conjuntamente.-Con caricter de
proyectos de ley aparte, son aprobadas: una enmienda del Sr. San Pedro, eximiendo del pago de
contribuciones e impuestos el edificio social de los Veteranos de la Independencia; y otra del se-
for Urquiaga, concediendo igual favor a los Hospitales y Asilos generales.-El senior Castellanos pre-
senta otra enmienda adicional, prorrogando por dos afios los contratos de refacci6n agricola; pero
a ruego del senior Rey, acepta suspender el debate de esta enmienda, para continuarla en la sesi6n
proxima.-Es aprobada otra enmienda adicional del Sr. Ramirez de Le6n excluyendo de los beneficios
de esta ley las hipotecas constituidas a favor de la Instituci6n de Cr6dito Hipotecario, creada por
Ley de 20 de Julio ,de 1910.-El Sr. Rodriguez Crem6 present y razona otra enmienda adicional






2 DILARIO DE SESIONEIS DE LA JA.MARA DE REPRFS'EiNTANTES

sobre contrato? de ventas a plazos.-El senior C arlos I. de la Cruz, despu6s de amplias manifesta-
ciones sobre el proyecto de ley, propone la suspension indefinida del debate.-Puesta a votaci6n
nominal la proposici6n del senior Cruz, no recae acuerdo per falta de quvrum.-Termina la sesi6n
a las 8.15 p. m.

SR. PRESIDENTE (GUAs INCIAN): Se abre la sesi6n. '(Seiales afirmativas).


(Eran las 3 p. m.)
SR. RODRiGUEZ RA]iiREZ (JUAN): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): Tiene la palabra
el senor KIodriguez Ramirez.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): He solicitado la
palaura, para rogar a la Camara se sirva acorcar un
receso.
SR. BRkvo AcoSTA (ANTONIO) : ~Hasta qu6 hora,
senior Rodriguez Ramirez'?
SR. RODRIGUEZ RAMiREZ (JUAN) : Por el tiempo re-
glamentario: quince minutes.
SR. PRESIDENT (GLukS INCLAN): jEsth de acuerdo
la Camara, con lo propuesto por el senior Rodriguez
lIamirez ?
(Seiiales afirmativas).
Aprobado.
Se declara la Canmara ,en receso.
(Eran las 3 y 5 p. m.)


Sa. PRESiENTE (GUAS INCLAN):
sion.


Se reanuda la se-


(Eran las 4 y 45 p. m4.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El o/icial de actas la lee).
Sa. PRESIDENT (GUAS INC lN): Se aprueba el
actal
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n del Se-
nado, can'do cuenta de naberse presentato varias pro-
poic6on de ley.
(El official de actas lee).
Habana, Noviembre 9 de 1931.

Senior Presidente de la Cimara de Representantes.

Sefior:
A los efectos del Articulo 12 de la Ley de Relacio-
nes entire la OCmara de Representantes y el Senado,
tengo el honor de comunicar a usted que en la sesi6n
celebrada por este Cuerpo el dia de la fecha, ha sido
presentada y leida la proposicibn de ley siguiente:
'lc-ier~.~- a la protecci6n de la ganaderia en Cuba.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cugllar, Secretario.-Manuel Rivero, Secretario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La CAmara se
da por enterada?


Enterada.
Se va a dar cuenta con una comunicaci6n del Pre-
sidente de la Comisi6n de Hacienda de la C~mara.
(El official de actas lee).
Comisi6n de Hacienda y Presupuestos.
Habana, Noviembre 11 de 1931.
Sefior Presidente de la Camara de Representantes.
Sefior:
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos reunida
on la mailana de hoy para conocer del proyecto de ley
procedente del Senado sobre reajuste del Poder Ju-
dicial, no pudo celebrar sesi6n al faltar el qu6rum
reglamentario.
Lo que tengo el honor de comunicarle.
Muy atentamente de usted,
(f.) Juan Rodriguez Ramirez,
President.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): iLa Cimara se
da por enterada
(Se2ales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n de los se-
iores Representantes M6dicos.
(El official de acts lee).
Habana, 10 de Noviembre de 1931.
Sefior Presidente de ]a Camara de Representantes.
Senior:
Distinguido compafiero:
El primer acuerdo al quedar constituido el Comit6
integrado por miembros de este Cuerpo Colcgislador,
que ostentan la honrosa profesi6n de M6dicos, fu el
dirigir cordial .aludo a sus compaiieros de represen-
taci6n camera, designando a la Mesa de la Cimara,
como Mesa de Honor del organismo que se crea.
Este Comit6 tiene como finalidad propender a to-
do lo que signifique mejoramiento de la clase medica,
protegicndo sus interests, elevando ain mas sus pres-
tigios, proponiendo y propiciando cuantas leyes tien-
dan al desarrollo cultural de la misma, por lo cual es-
pera el concurso de sus compafieros todos, en las ges-
tiones que se propone realizar.
Lo que tengo el honor de comunicarle, cumpliendo
el acuerdo referido.
Muy atentamente de usted,
(f.) Rafael Miyar,
President.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 3


SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN): La Cimara se
da por enterada?
(Se~ales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar cuenta con un proyecto de ley proce-
dente del Senado.
(El official de actas lee).
Habana, 9 de Noviembre de 1931.
Sefior Presidente de la Cimara de Representantes.
Sefior
El Senado, en sesi6n extraordinaria celebrada el dia
de la fecha, aprob6 el proyecto de ley que se acompa-
fia, referente a organizer el regimen fiscal sobre el
petr61eo, sus derivados, el carbon mineral y coke.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted a los
efectos del articulo dieciocho de la Ley de Relacionea
entire la Camara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vdzquez B'eUo, Presidente.-Celso
Cullar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.

PROYECTO DE LEY
Del petroleo y sus derivados.---Del carbon mineral
y coke.
ARTICULO I.-El regimen fiscal sobre el petr6-
leo, sus derivados, el carbon mineral y coke, se orga-
nizarh de acuerdo con el informed emitido por el doc-
tor Van H. Manning como consecuencia del Decreto
No. 2090 de fecha 15 de Diciembre de 1928. En tal vir-
tud, el Ejecutivo Nacional queda autorizado para
crear en la Secretaria de Hacienda una Secci6n que
tenga a su cargo los asuntos relacionados con dichos
products.
Al ponerse en vigor la present ley, habrAn tam,
biWn de ponerse en vigor el "C6digo de Especifica-
ciones y IM6todos de Prueba", recomendados en el in-
forme del Dr. Van Manning nombrado para emitir
dicho informed por Decreto No. 2090 de 15 de Diciem-
bre de 1928.
ARTICULO II.-Se establecen las siguientes tari-
fas de dereehos de importaci6n sobre el petr6leo, sus
derivados, y sobre el carb6n mineral y coke, quedan-
do las partidas correspondientes del Arancel vigen-
te en la siguiente forma:
(a) OCarb6n Antracita, carbon bituminoso, carbon
coke y coke para petr6leo. Libre de derechos.
(b) Petr6leo crudo con destiny a la refinaci6n. Se
rebajan los actuales derechos de importaci6n a 0.010
ets. (diez e4ntimos de centavo) por cada gal6n.
(c) Gasolinas, naftas y solventes de petr6leo, di-
luentes de petr6leos, sustitutos de trementina, y todos
los demis products similares de conformidad con las
especificaciones del Gobierno para esta clase. Se reba-
jan los actuales derechos de importaci6n a $0.01 (un
centavo de peso) por cada gal6n.


(d) Naftas especiales y solventes, combustible pa-
ra tractores y todos los demas product, andlogos, de
conformidad con las especificaciones del gobierno pa-
ra esta clase. Se rebajan los actuates derechos de im-
portaci6n a 0.010 cts. (diez c6ntimos de centavo). Por
cada gal6n.
(e) Todas las classes de kerosines, petr6leo para
alumbrar, para cocina, para calefacci6n, y todos los
demis products similares, de conformidad con las
especificaciones del Gobierno para esta clase. Se re-
bajan los actuales derechos a $0.01 (un centavo) por
eada gal6n.
(f) Petr6leos lubricantes y compuestos y todos los
demis products similares, de conformidad con las
espeficicaciones del Gobierno para esta clase. Se reba-
jan los actuales derechos de importaci6n a $0.01 (un
centavo de peso) por cada gal6n.
(g) Petr6leos para fabricaci6n de gas (gas Oil)
combustible para mAquinas Diesel, petr6leos especial
para combustible y todos los demi's products simila-
res, de acuerdo con las especificaciones del Gobierno
para esta clase. Se modifican los actuales derechos de
importaci6n a 0.010 centavos (diez c6ntimos de centa-
vo) per cada gal6n.
(h) Petr6leo crudo que ha estado sujeto a la ac-
ci6n de la intemperie o petr6leo crudo de baja-cali-
dad, para ser utilizado como combustible fnicamente,
petr6leo para combustible, petr6leo para carreteras y
todos los demas products similares, de acuerdo con
las especificaciones del Gobierno para esta clase. Se
rebajan los actuales derechos de importaci6n a 0.010
centavos (diez e6ntimos de centavos de peso) por cada
gal6n.
(i) Parafina. Se mantiene la actual tarifa de
$0.50 por cada cien kilos.
(j) Petrolatum crudo, grasas de petr6leo inclu,
yendo grawas para copillas, grasas sodadas, grasas pa-
ra ejes, grasas para cigiiefiales, grasas para chuma-
ceras, lubricantes de petroleo; s6lidos y semis6lidos,
y todos los demas products similares de acuerdo con
las especificaciones del Gobierno para esta clase. Se
rebajan los actuales derechos de importaci6n a $0.02
(dos centavos de pesos) cada kilo.
(k) Asfaltos y products de asfaltos, alquitrfn,
asfalto natural, asfalto en blocks y otros asfaltos. Se
rebajan los actuales derechos de importaci6n a $1.00
(un peso) por tonelada m6trica.
En el present articulo se consigna tan s61o la ta-
rifa general o basica, la que servirg para la determi-
naci6n de las tarifas mAximas y minimas y practicin-
dose con arreglo a dicha tarifa bssica, las liquidacio-
nes que requiera el c.umplimiento de las leyes, trata-
dos y convenios vigentes.
DEL IMPUESTO DE CONSUMO
ARTICULO III.-Se establecen los siguientes
i~puestos de consume, sobre los articulos que a con-
tinuaei6n se enumeran, o los que se utilicen en susti-
tucion de los mismos, ya se importen del extranjero,
o se produzcan en el territorio de la Republica.
(a) Un impuesto de $0.80 (ochenta centavos) por
cada tonelada de carbon Antracita, carbon bitumino-
so, carbon coke y coke para .petr6leo.





4 DIABIO DE iESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


(b) Se declara libre de impuestos de consume el
petroleo cruao con destiny a la refinaci6n.
(c) Un impuesto de $0.04 (cuatro centavos) por
cada gal6n sore el consume de las gasoline., naftas y
solvenie.s de petr6leo, diluentes de petr6leo, sustitu-
tos de trementina, y todo& los demAs products simi-
lares, de conformidad con las especificaciones del Go-
bierno para esta case. Este impuesto de consume se
estaulece en excoso del fijado por el Articulo trece de
la Ley de 15 de Julio de 1925.
(d) Un impuesto de $0.06 seiss centavos) por ca-
da gal6n sobre el consume de las :i ift.. especiales y
soiventes, combustible para tractors y cualquier otro
product de petr6leo, do acuerdo con las especifica-
clones del Gobierno para esta clase.
(e) Un impuesto de $0.08 (ocho centavos) por ca-
da gal6n sobre el consume de todas las classes de kero-
sines y petroleo para cocinar, petr6leo para calefac-
ciun y en general cualquier product de petr6leo, de
acuerdo con las especificaciones del Gobicrno para es-


puestos establecidos en la present ley, reintegrarA al
lesoro Nacional, en los casos que proceda, la diferen-
cia antre los dereehos de importaci6n que regian an-
tes de la ii...ii_.. ;.:u del Decreto No. 362 de fecha
14 de marzo de 1931, y los que han de regir desde la
promulgaci6n de esta lcy.
AIRTICULO V.-Lo que se recaude por virtud de
los Impuestos establecidos en el Articulo tercero de
ia present eIy, despuns de hechas las deduceiones a
que se reliere el articulo anterior, se ingresarA en el
Tesoro Nacional, en una cuenta especial y separada
cue so denominarA "Impuestos de consumo estableci-
dos por el articulo tercero de la ley".
DE LA REGLAMENTACION
ARTICULO VI.-E1 Ejecutivo Nacional queda ple-
namente autorizado para promulgar los IReglamentos
y sfialar las medidas; procedimientos o prActicas, con
arrcglo a las cuales haya de cumiplirse lo dispuesto en
la present ley.
ARTICULO VII.-En la organizaci6n de los ser-


ta clase. vicios de -.. i1.1.' -*.-'. y su r.'..'U il t .i s6lo podra
(f) Un impuesto de $0.20 (veinte centavos) por invertirse para atenciones del personal, y para todos
cada gal6n de petr6leo lubricante, minerals y comr- los demis gastos en relaci6n con los mismos el dos
puestos, y cualquier otro product .de petr6leo, o cual- por ciento como maximum de la recaudaci6n que se
quier compuesto de petr6leo, de acuerdo con las espe- obtenga.
cificaciones del Gobierno para esta clase. DE LA VIGENCIA DE LOS IMPUESTOS
(g) Un impuesto de $0.04 (cuatro centavos) por
cada gal6n de petr6leo para la fabricaci6n de gas (gas ARTICULO VIII.-Los impuestos que se estable-
oil), combustible para motors Diesel, petroleos cor- cen en la present ley estaran en vigor por un plazo
bustibles especiales, y cualquier product de petr6leo no mayor de veinte anios; a cuyo trmino debera cesar
no incluido en las classes anteriores, de acuerdo con las su cobranza.
* ".-1 .. .. ii,. del Gobierno para esta clase de pro- ARTICULO IX.-Quedan derogados los parrafos
ductos. El petr6leo que se utilice exclusivamente en la segundo, tercero y cuarto del articulo trece de la vi-
fabricaci6n de gas para alumbrado pagarh un impues- gente Ley de Obras Pdblicas, tal como se encuentran
to de $0.02 (dos centavos) por cada gal6n sobre el redactados desde la promulgaci6n de la Ley de 24 de
consume. Julio de 19128, y todas las demrs disposiciones conte-
h) Un impuesto de 0.005 cts. (cinco cent6simos de nidas en leyes, reglamentos y decretos que se opongan
oantl.vo de npso) nor cada al6rin de netr61eo crudn one a o dispuesto en esta ley.


ha estado sujeto a la acci6n de la intemperie, o petr6-
leo crudo de baja calidad para ser utilizado como com-
bustible fnicamente, petr6leo para combustible, pe-
tr6leo para carreteras y todos los demis products de
acuerdo con las especificaciones del Gobierno para es-
ta elase.
(i) Un impuesto de $0.03 (tres centavos) por ca-
da kilo de parafina y todos los demAs products cono-
cidos por hidrocarburos cristalinos, de acuerdo con las
especilicaciones del Gobierno para cAta clase.
(j) Un impuesto de $0.08 (ocho centavos por ca-
da kilo de petrolatum crudo, lubricantes de petr6leo
6lidos o semni-slidos, grasas de petr6leos, incluyendo.
grasas de cbpillas, grasas s6lidas, grasas para ejes,
grasas para cigiiefial, grasas para chumaceras, lubri-
cantes de petr6leo, s6lidos y semi-s6lidos, y todos los
demas p 1-odlu.i-io' nI, ihlwi.lo en el Apartado "P'".
(k) Un impuesto de $8.00 (ocho pesos) por cada
tonelada de asfalto y products de asfalto, tales como
al.quitrin, asfalto natural, asfaito en blocks, otros as-
faltos y residues de asfalto de acuerdo con las e-peci.
ficaciones del Clh'i-ri in para esta clase.
DEL REINTEGRO
ARTIOULO IV.-E1 Fondo Especial de Obras Pi-
blicas y el Fondo que se crea para el cobro de los Im-


ARTICULO X.-Esta ley empezar4 a regir desde
e] dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
piblica, y no sera aplica.da al petr6leo crudo para re-
finar embarcado antes o en el dia de dicha publica-
ci6n, siempre que se justifique que se trata de pedi-
dos hechos con anterioridad a aquella fecha.
DISPOSITION FINAL
Queda exento del pago de todo derecho el petrileo
de cualquier case o sustaneia analoga que directamen-
to imported I, A.l'ii i -r.. i'n del Eslal.', con d,-stino
a los fines .IIu; I.'. pjr., ,-ualquier otro uso de uti-
lidad pfiblica o servicios del E :.ilo0.
Sal6n de Sesiones del Senado, en la Habana, a los
nueve dias del mes de Noviembre: de mil novecientos
treinta y uno. .
(f.) Clemente Vizquez Bello, Presidente.-Gelso
CuEllar del Rio, Secretario.-M. Rivero, Secretario.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ -(JUAN): Solicito de la Ck-
mara que acuerde dejarlo sobre la mesa.
SR. PRESJDENTE (GuAs INCLtN): iEstA de acuerdo
la ,CAmara en que el proyecto quede sobre la meat
(Senfales afirmativas).
Acordado.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 5


Se va a dar cuenta con una petici6n de datos del se-
fior Castellanos.
(El official de aetas lee).
A LA CAMERA:
Las operaciones del Censo se vienen realizando con
absolute seriedad y escrupulosa vigilancia, al extreme
que su Director, el Dr. Octavio Masses Varela ha ob-
tenido un 6xito extraordinario, reflejando la verdad
de la poblaci6n cubana y especialmente del Censo
Electoral de Cuba.
Por cl prestigio del Censo quo sirve de base a posi.
bles estimulos para la lucha civic de los ciudadanos,
debemos evitar que se realicen infundadas acusacio-
nes, que se tome de pretexto una tan seria instituci6n
como la del Censo, para venganzas privadas, y que su-
fran como estAn sufriendo perjuicios ciudadanos que
no han realiza-do actos delictuosos de ninguna naturale-
za. Existen muchos casos en que se han formulado
denuncias an6nimas, que empleados del Censo, poli-
cias del campo, o experts, han detenido a los acu-
sados, presentdndolos a los Jueces de Instrucci6n en
horas de la tarde y 6stos (algunos) han ordenado su
remisi6n al Vivac, haciendo sufrir una injusta deten-
ci6n con todos sus vejimenes a hombres absolutamen-
te honorables y que merecen el respeto pdblico.
A fin de evitar esos excess, es convenient que se
pidan al senior Secretario de Justicia los siguientes:
DATOS
Se informed a esta Cimara cuantas personas han si-
do detenidas bajo acusaci6n de falsedad en el Censo
electoral y de poblaci6n que se viene confeccionando,
y cuantais han sido procesadas por los Jueces y Tri-
bunales de la Repiblica.
Habana, 12 de Noviembre de 1931.
(f.) Manuel Castellanos.
SR. C \S'TELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. :PESIDENTE (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su senioria.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Sefior Presidente y
sefiores Representantes: EstA sucediendo en la actua-
lidad, en las operaciones del Censo de poblaci6n, pe-
cuario y agricola que ee esta confeccionando, un he-
cho que merece la pena de la atenci6n de esta Chma-
ra. El Censo se esta llevando a efecto con toda hono-
rabilidad, con absolute escrupulosidad por parte de
los funcionarios que realizan esa funci6n; y, sin em-
bargo, aparecen acusados de falsedad en el Censo mis
de cuatro mil personas, muchas de las cuales han pa-
sado la noche en el Vivac, injustamente, a mi juicio,
toda vez que el delito de falsedad electoral, que es el
que realizan los que infrinjen la Ley del Censo, tiene
una pena correctional, y las penas correccionales ame-
ritan la fijaci6n de la fianza. Sin embargo, por un de-
fecto procesal,-porque los Jueces entienden que la
ley determine la fijaci6n de la fianza, unica y exclu-
sivamente cuando el auto de procesamiento se dicta,-
es que en la prisi6n provisional, muy pocos Jueces fi-
jan fianza, aun en delitos que tienen pena correccio-
nal en las que corresponde la fijaci6n de la fianza.
Para fijar la atenci6n de esos juzgadores, y de la po-
licia que por falsas noticias y por venganzas persona-


les, o por vagas luchas political detiene a hombres ho-
norables, series y decentes, que no realizan ningfin
delito, es por lo que yo he solicitado esos datos de la
Secretaria de Justicia, para demostrar que hay unas
cuatro mil acusaciones en el censo electoral y que no
hay procesados ni cien personas. A ver si de esa ma-
nera se evita que sigan realizandose detenciones y que
se siga abusando y aplicando medidas de fuerza a in-
dividuos que no realizan graves delitos, sino faltas
correccionales y que no merecen ser tratados come
delincucntes vulgares. Solicito de la Camara que
apruebe la petici6n de datos, para de esa manera adop-
tar alguna medida, encaminada a depurar esas acu-
saciones del Censo.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente: Pido
la palabra.
SR. PRESIDENT ('GUAS INCli N) : Tiene la palabra
el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Se quejaba el otro dia, mi dis-
tinguido compafiero el senior Castellanos, de que yo no
lo complacia nunca, y voy ahora a hacerle rectificar,
porque me propongo complacerlo con toda la ampli-
tud possible en este caso, ya que me parecen muy ati-
nadas las observaciones que ha hecho, referentes'al
problema creado a virtud de denuncias por falsedades
en el Censo. El Censo Electoral fu6 la primer me-
dida, de una series de ellas .que se iniciaron con el fin
de hacer que renaciera el sosiego y volviera a reinar
la paz entire todos, un tanto perdida entire el pueblo
y sus instituciones; y tras de esas medidas habria de
venir la reorganizaci6n, y posteriormente elecciones...
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Habrian de venir o
vendrn ?
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Vendran, seguramente.
Yo estoy hablando de hace un afio a la fecha, que fu6
cuando se iniciaron estas medidas. Vendran eleccio-
nes, y no puedo afirmar si serAn parciales o genera-
les, aunque los deseos de esta mayoria serian que fue-
ran generals, de acuerdo con el proyecto de Refor-
ma Constitucional que aprob6 la Cdmara y que esta
pendiente de aprobaci6n en el Senado. Pues bien, el
senior Castellanos acepta que el Censo se esti confee-
cionando de una manera cuidadosa y detallada, reco-
noce que ha habido un verdadero espiritu de justicia
en sus altos dirigentes y que ha habido cortesias por
parte de los empleados de esa Oficina; y se referia
tambi6n a algo que yo no puedo menos que aceptarlo,
que constitute un dolor viviente en el Municipio de
la Habana, de manera especial; algo que ha causado
terror entire los vecinos de la municipalidad, que ha
hecho que el cubano llegue hasta a perder esperanzas,
en su propia tierra, mal interpretando lo que preten-
di6 el Censo, o sea .que a cada cual se le diera lo suyo.
El servicio secret, por un celo exagerado, ha tratado
de crear delitos donde no los habia, motivandose con
ello, como decia el senior Castellanos, que se supongan
intenciones fraudulentas donde no las hubo en nin-
gun moment. Es mUs: se ha deseonocido lo que es el
problema, en el propio orden penal. Hay quienes se
imaginan que esas denuncias, que se llaman peri6di-
cas, se refieren a casos gravisimos. Se trata, sencilla-
mente, aun en el orden mis estricto del Derecho Pe,
nal, de casos de faltas o delitos, de mala informaci6n,
que en definitive correspondent a una pena no mayor






6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
^..li .i-- l~lI I ^ ^ .11^_ ___ j~..;-,- ..^ w.m._li_ ^^^ ., ...- 1 l ___i^_ ij~^,,^.. -..-,. .^,..--, l_ ^ .i ..in .., -... .-. __.._, .1 i i... i,^ ^ j ^ ^ -- --- jlj^l__ ^ l^ ^^MlB l^.l~n ..,l s


de quinientos pesos de multa. Se trat:a de un proble-
ma complejo en el orden general, que se refiere al do-
micilio, que en el propio C.6digo han creado situacio-
nes emnbarazosas. Se trata del articulo 48 de las ins-
trucciones generals del Censo, donde se dice que por
domicilio se entiende aqu6l en que se pernocta duran-
te el period de inscripci6n. Pues bien: en unos casos
sin raz6n, en otros porque individuos en uso de su
perfect derecho, deseando encontrarse dentro de la
ley y del reglamento, tragladan sus domicilios al de la
familiar de los mismos para pernoctar en aquel barrio
que favorece a sus aspiraciones political, se estima que
pudiera ser constitutivo de delito ese hecho, se les ha
detenido, se les ha vejado de manera innecesaria, en
algunos casos se les ha recluido en el calabozo de la
Policia Judicial durante cuarenta y ocho horas, y en
otros casos se les ha llevado al Juzgado despu6s de ha-
berse retirado el Juez y por ese motive han tenido que
pasar la noche en el Vivac.
Estos hechos son ciertos. Es mis: yo, que me siento
Representante del pueblo y creo que, como todos mis
compafieros sin distingos del puesto que temporalmen-
te pueden estar desempefiando, deseamos saber lo que
sobre esto haya de cierto, quiero aceptar que ha ha-
bido verdaderos casos de abuses, se ha llegado a re-
currir a artimafias, para ir con engafios a algunos fa-
miliares de los individuos que se les queria hacer apa-
recer como cometiendo un delito, y se le ha pedido
con engafto a la madre del interesado que firmara un
documents, hacienda aparecer que era falso i, que ha-
bia manifestado el individuo de que vivia en otro lu-.
gar. Tambi6n el caso de que conoei6 el Juzgado de
Instrucci6n de la Primera, donde se comprob6 que se
habia recurrido a una piersecuci6n sistem~tica, todo
ello para perjudicar a ese individuo, creando por con-
siguiente un estado de alarm y de desasosiego y de
perturbaci6n. Todo eso es cierto, y creo que con eso
se le hace dafio al Gobierno que esta mayoria respalda.
No es con el en'gano como puede buscarse remedio a
los males. Es precise que se tenga el espiritu abierto,
que se procure que el funcionario no exceda tanto en
el cumplimiento de su deber, que aqu6llos que se en-
cuentran ganando el pan de la subsistencia debida-
mente, en buena hora continfan haci6ndolo; pero que
para ello no creen falsas acusaciones; y que para sos-
tener sus puestos, de manera poco correct, traten de
lievar a otros hombres infelices a ]a barra de los Juz-
g.i.l.-, acusados inicuamente. Yo entiendo que el Go-
bierno no es responsible, en forma alguna, de ninguno
de estos desmanes y e&tos excess; que no lo es tam-
poco la Comisidn Nacional del Censo, y estoy seguro
d& que para ella habra de ser una sorpresa cuando
tengan que expedir los datos que solicita el sefior Cas-
tellanos, quo no pueden ser mks razonables.
Se refieren, primero, al nfmero de personas acusa-
das por el tal Servicio Secreto; despues al nuimero de
personas que han sido procesadas por esas acusacio-
nes. Luego, si hubiese habido delito en esas acusacio-
nes, el Juez de Instrucci6n hubiera dictado process.
miento. Cuando el Juez no lo ha hecho, es porque no
habia delito. sY qu .raz6n habia para que esos indi-
viduos sufrieran las -molestias, la prisi6n y los vejA-
menes consiguientes?
Solicita los datos que se refieren al nfimero de per-
sonas que han sido detenidas en altas horas de la no-
che, encerrados en calabozos donde tuvieron que estar


l1acinados como bestias, y despu6s fueron puestos en li-
)ertad. Yo me sentiria avergonzado si procurara poner
,ortapisas a las aclaraciones que el senior Castellanos
lesea que se hasan. Por encima de todo compromise
politico debe star el interns sacratisimo del pueblo.
Por eso me sumo con jibilo a la :petici6n de datos que
lace el scilor 'Castellanos, entendiendo que no hay en
,ila partidarismo de clase alguna, sino elevado espi-
ritu patri6tico.

SR.' PRESIDENT (GUAS ICLiN) : Se pone a vota-
ai6n la petici6n de datos.
Los que esten conformes se serviran ponerse de pie.

(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Entrando en la Orden del Dia, se va a dar lectura
a las proposiciones de ley.
(El official de actas lee).

A LA CAMARA:

Siendo una prictica seguida por todos los '.-1.ii.r-
ios favorecer la explotaci6n de las riquezas natura-
es, impulsar la agriculture, la industrial y el comer-
io de la naci6n por medio de leyes encaminadas a
>erseguir el mejor desarrollo de ]a economic national,
)freciendo nuevas oportunidades para ampliar los ne-
;ocios, proporcionar trabajos a las classes obreras, y
*vitar, en lo possible, recurrir a la importaci6n para
urtir el mercado de consume; se convendri en la con-
veniencia de adoptar medidas tendientes a favorecer
a utilizacidn de products de nuestro suelo cuando
>uedan flcilmente sustituir los de procedencia ex-
;ranjera.
Si, ademas, la aguda depresi6n econ6mica que esta-
mos sufriendo nos hace ver la mayor necesidad de
procurar la explotaci6n de nuestros productos,,y la
Hlistoria y la experiencia nos demuestran el resultado
favorablee obtenido en distintas naciones que han evi-
Lado, en grado apreciable, la intensificaci6n de la es-
casez de trabajo y numerario que empobrecen al pue-
,lo adoptando medidas, tales como la del Gobierno de
los Estados Unidos obligando a elaborar pan con hari-
na de maiz con tal kxito que aun se consume en algu-
nos estados del Sur, como el de Italia que prohi-
bi6 la elaboraci6n de pan blanco con el fin de prote-
ger la producci6n de centeno; y muy recientemente el
de Francia que ha prohibido la importaci6n de ar-
ticulos y products que han de ser sustituidos por
otros de procedencia national.

Y si tenemos en cuenta, que nuestra Repfiblica com-
pra anualmente en el extranjero mas de cien mil ki-
logramos de harina de trigo con un valor, en el mer-
cado productor, superior a ocho millones de pesos; y
que para la elaboraci6n del pan y de algunos dulces
puede utilizarse la harina de maiz o la de yuca, con
lo que obtendremos el inapreciable beneficio de que
esa important cantidad de dinero quedara en nuestro
pais, mejorando la circulaci6n, y ofreciendo oportu-
nidades de trabajo a nuestros obreros, parece indica-
do dictar una disposici6n que impida la compra de un
articulo que no result indispensable.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


Por las razones expuestas, el Representante quo sus-
cribe somete a la con;ideraci6n de sus compatieros la
siguiente:
PROPOSICI6N DE LEY

AR.TICULO I.-Queda prohibida la importaci6n
de trio en territorio de la Repiblica, ya sea en grano
o molido, y cualquiera de sus products, y similares;
despu6s de seis meses a contar de la promulgaci6n de
la present ley en la Gaceta Oficial de la Rep(iblica.
ARTICULO II.-Quedan derogadas todas las le
yes, decretos y demas disposiciones que se opongan a]
cumplimiento de lo dispuesto en esta ley.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los nueve dias del mes de Noviembre de mil nove-
cientos treinta y uno.
(f.) Manuel A. Cisneros, Jose R. del Cueto, Ernes-
to Menci6, B. Baver Guara, P. de Para, Silvestre An-
glada.
SR. PRESIDENT (GuAs INCiAN) : Tomada en con
sideraci6n, queda sobre la mesa por haber sido pre-
sentada suspension de preceptos reglamentarios para
su discusi6n inmediata.
(El official de acts lee).

A LA CAMARA:

Como la ley del dia 19 de Octubre del afio actual
dispone la reducci6n de las tareas escolares ya im-
plantada con 6xito, y aceptada con agrado por maes-
tros, alumnos y padres de familiar, result que las ca-
sas escuelas e6lo se utilizan durante cuatro horas y
media cada dia. Y como muchos padres prefieren que
sus hijos concurran a sus classes por la mariana, mien-
tras que otros prefieren las horas de la tarde, facil-
mente podian atenderse esos interests, y las Juntas
de Educaci6n, con arreglo a las disposiciones vigen-
tes, podrian determinar que en cada barrio, que cuen-
te con mis de una escuela, una funcionarA por la ma-
fiana y otra por la tarde, ocupando ambas el mismo
edificio, lo que se ha hecho con frecuencia y aun se
hace hoy; y con lo cual se podria obtener una impor-
tante economic de los $557,176.00 consignados, para
'alquileres de casa escuelas, en la Ley de Presupuestos
para el afio econ6mico 1931-1932.
Por tales razones, el Representante que suscribe. so-
mete a la consideraci6n de sus compafieros la si-
guiente :
PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Las Juntas de Educaci6n, de
acuerdo con las disposiciones vigentes, y previous los
trm.ites y requisitos que exigen la Ley y Reglamentos
que regulan sus funciones, refundiran en un mismo
edificio dos escuelas situadas a una distancia que no
exceda de mil metros; estableciendo, para una, la se-
si6n escolar en horas de la mariana y para la otra en
las horas de la tarde.
ARTICULO II.-Quedan derogadas todas las le.
yes y demis disposiciones que se opongan al cumpli-
mieeto de la present ley.


Saln. de Sesiones de la Cimara de Represcntantes,
a lo:, Inucve clias ldl mes de Noviembre de mil nove-
cientos trcita y uno.
(f.) Mliguel Angel Cisneros, Silvestre Anglada, Jo-
s6 i. del Cueto, Ernesto Menci6, R. Bover Guara, P.
de Para.
SR. PRESIDENT t GUAS INCLAN): Tomada en con.
sideraci6n queda sobre la mesa por haber sido presen-
tada suspension de preceptos reglamentarios para su
discusi6n inmediata.
(El official de actas lee).

A LA CIMARA:

Por cuanto, las continues lluvias que en dias pasa-
dos han caido, produjeron grades inundaciones en el
Termino Municipal de Sagua La Grande, que han
ocasionado en el mismo graves darios, y un estado de
miseria y de penuria que urge resolver o por lo menos
aliviar, el Representante que suscribe somete a la CA-
mara la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se concede un credito de VEIN-
TE MIL PESOS ($20.000.00), con destiny a soco-
rrer a los damnificados por las inundaciones habidas
en el Termino Municipal de Sagua la Grande en el
present mes, y a cuantas mAs personas se encuentren
en situaci6n de indigencia en el propio T6rmino Mu-
nicipal como resultado director o indirecto de dichas
inundaciones.
ARTICULO II.-Este credito sera tomado de cual-
quier fondo existente en el Tesoro Nacional, no afee-
to' al pago le otras obligaciones.
Sal6n de Sesiones, a 9 de Noviembre de 1931.
(f.) Jorge Garcia Montes, R. Trinidad, Santiago
Rey, Julio Ponce, J. R. Echeverria.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. GARCiA IMONTES (JORGE) : Senior President y
sefiores Representantes: Para solicitar, desde luego,
la urgencia en la discusi6n de la ley y voy a hacer un
ruego a la Camara.
Muy raras veces molesto la atenci6n de mis com-
pafieros con peticiones de esta indole. Hoy me veo pre-
cisado a hacerlo, por la situaci6n de angustia que
atraviesa el termino municipal que me ha hecho el ho,
nor de enviarme a la Camara de Representantes. Con
motive de las filtimas lluvias, del temporal de agua
que hemos sufrido, el t6rmino municipal de Sagua la
Grande ha padecido grandemente, victim de inun-
daciones que alli han ocurrido. Para aliviar esa situa-
ci6n, he propuesto que el Congreso disponga de un
cr6dito de veinte mil pesos; y agradeceria a mis come
pafieros que entraran hoy mismo en el studio de esa
ley y la aprobaran. Es un proyecto de ley que estA
limitado solamente en dos articulos.


ARTICULO III.-Esta ley regirA desde el dia de SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN) : Seiiores Represen-
su publicaci6n en la Gaceta Oficial. tantes: La CAmara ha acordado, en la sesi6n de ayer,






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


a petici6n del senior Ram6n de Le6n, comenzar por el
tratamiento del proyecto de ley relative de la Morato-
ria Hipotecaria; y en segundo t6rmino, la Ley de Rea-
justc del Poder Judicial. Aparte de esto, hay distin-
tas peticiones de suspension de preceptos reglamenta-
rios sobre la mesa. Si los sefiores Representantes que
tienen solicitadas esas suspensions de preceptos es-
tan de acuerdo, y la OCamara acuerda la suspension
momentdnea del.debate de estos dos proyectos, sobre
los que ha recaido acuerdo, pudiera tomarse en con-
sideraci6n el ruego del senior Garcia Montes.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Por lo que a mi concierne,
con much gusto accedo a lo que solicita el senior Gar-
cia Montes.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la palabra
el senior Alvaro Alvera.
Sn. ALVERA (ALVARO) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: En caso de que fuera tratada la pro-
posici6n del senior Garcia Montes, pido que ella sea
ampliada, y que se extienda tambi6n al t6rmino de
Calabazar de Sagua, en la Provincia de Santa Clara,
que fu6 uno de los que sufri6 muchisimo con el tem-
poral.
SR. PRESIDENT (GU-S INCLAN) : jEstdn de acuer-
do los sefiores Representantes que han solicitado la
suspension de preceptos, en acceder al ruego formu-
lado por el senior Garcia Montes?
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para manifestar
que yo, que he presentado las primeras suspensions,
no tengo inconvenient alguno, en acceder al ruego,
por las razones que tan brillantemente ha expuesto
nuestro distinguido compafiero el sefior Garcia Mon-
tes. Ahora bien, con la condici6n de que autom6tica-
niente, es decir, tan pronto se discuta la proposici6n
del senior Garcia Montes, se traten las dems suspen-
siones de preceptos reglamentarios en el orden que
han sido presentados.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): tEsta de acuerdo
la COdmara en el tratamiento inmediato de esta propo-
sici6n de ley?
(Todos los seiiores Representantes se ponen de pie).
Aprobado por unanimidad.
Se va a dar lectura a la proposici6n de ley.
(El official de actas la lee nuevamente).
SR. PRESIDENT (Gu s INCLIN): Se pone a dis-
cusi6n la totalidad.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (Guis INCLAN).: Tiene la palabra
el sefor Urquiaga.
SR. URQ UIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: No precisamente para oponerme
a ella, sino para pedir que se aclare; porque aparte de
lo de Calabazar de Sagua, ya que afecta a Sagua y
a Calabazar, deseamos saber c6mo se ha de distribuir
esa respectable cantidad de veinte mil pesos. No se espe-
cifica en el proyecto si se va a dar en metalico, en gra-
nos, en abonos o en alguna otra forma; no dice quien
es el que la va a distribuir. Si fuera el Honorable se-
fior Presidente el que lo hiciera, entonces no tendria-
mos nosotros sospechas de ninguna clase; pero, por lo


regular, siempre el senior Presidente de la Repfiblica
tiene que confiar en otra persona para que haga la
distribici6n dO esas cantidades de dinero.

SR. GARciA MONTES (JORGE) : iY qu6 propone su
sefioria?
SR. URQUIAGA (CARAMELO) : S. S. es el autor del pro-
yecto, y pudo haber establccido en 61 la forma en que
se iba a distribuir esa cantidad.
Sii. GARCIA MONTES (JORGE) : Estimo que votada en
esta forma la ley, no puede ser mAs que la Secreta-
ria de Sanidad, la que distribuya eista cantidad. Por
consiguiente, aceptaria que se aclarara en este senti-
do; que se ponga esa cantidad a disposici6n de la Se-
cretaria de Sanidad, y 6sta hiciese la distribuci6n.
Sn. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantee, no soy partidario, tampoco,--
y esto es un criteria que se ha manifestado en el seno
del Comit6 Parlamentario de la mayoria, que es al que
me debo y al que debo interpreter lo mas fielmente
r.illh.,--no soy partidario, digo, que no se especifi-
quen cosas, ni se haga lo que ce puede llamar delega-
ci&n de facultades, desde el momento.en que pudiendo
especificarse c6mo, de qu6 manera y por quien se ha
de distribuir, no so haga asi.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Desde qu6 fecha, si
es possible la revelaci6n complete del secret, existe el
criterio en el Comit6 Parlamentario Liberal, de no
delegar facultades?
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Viene siendo sustentado
por un gran nfmero de Representantes de ]a mayo-
ria, desde hace tiempo. Si bien por no haber sido comr
partido de manera complete, por Representantes que
no pertenecen a la mayoria, ha hecho que no pueda
cristalizar en los actuales moments; pero creo que pu-
diera estudiarse una formula que obviara tales incon-
venientes. Hemos presenciado c6mo se han desnaturali-
zado los mejores prop6sitos en distintas ocasiones; c6-
mo esas cantidades, (y no me refiero, naturalmente a
este Gobierno ni a los gobiernos anteriores, sino a
todos los que le han ocurrido estas cosas), se han vis-
to sufriendo responsabilidades que despu6s han sido
para.ellos motives de molestia.
Me dicen que el senior Secretario de Sanidad no po-
dria trasladarse a Sagua ni a Calabazar, y desde lue-
go no conocer cuiles son las necesidades que hay alli.
Creo que pudiera formarse una Comisi6n de auxilio,
que desde luego estuviera representada por el Secreta-
rio de Sanidad, pero que pertenecieran tambi6n a ella
los alcaldes de Sagua y de Calabazar, y aquellas otras
personas que S. S. crea que deben integrarla. Por eso
decia yo que era una proposici6n subsanable o fdcil de
enmendar, porque yo creo que podemos llegar a un
acuerdo. Y tengan la seguridad los sefiores Represen-
tantes, que me prestaria a complacerlos, porque me
parece que los dineros de ]a naci6n deben estar dis-
puestos a. socorrer a los necesitados, a aqu6llos que ha-
yan sido victims de accidents desgraciados y fortui-
tos como 6ste.

SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INGCLN): Tiene la palabra
su sefioria.






Dl&RIO DE SESIONB8 DI LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Aunque, como expli-
caba muy bien la Presidencia, no se esth en la discu-
si6u del articulo 19, sino de la totalidad, quiero refe-
rirme a las palabras pronunciadas por el senior Ur-
quiaga; quiero expresarle que estoy de acuerdo en
presentar una enmienda al articulo, mediante la cual
se nombrard una comisi6n encargada de la distribu-
ci6n de esas cantidades. Esa .Comisi'6n podia estar in-
tegrada por el Secretario de Sanidad, por un Repre-
sentante, por el Alcalde Municipal de Sagua, por el
Gobernador de la provincia, por el Presidente de la
Sociedad "El Liceo," y por el Presidente de la So-
ciedad "Maeco", y alguna otra persona que se
acuerde.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLN) : Se pone a vota-
ci6n ]a totalidad.
Los que est6n de acuerdo se serviran ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Rapresentantes se po-
ne de pie).
Aprobada.
Se va a dar lectura al articulo 1
(El official de acts lo lee).
SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Deseo presentar una en-
mienda adicional.
SR. PRESIDENT (rUAS INCLAN) : Se somete prime-
ro a votaci6n el articulo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Antes, pido la pa-
labra.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : Tiene la palabra
el senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Estoy conforme con
que se le d6 alguna ayuda econ6mica o protecci6n a
los que hayan sufrido perjuicios materials director,
con motivo de la inundaci6n ocurrida en Sagua la
Grande; pero no estoy conforme con que el reparto
se convirta en una donaci6n, tan liberal que alcance
a todos los que se llaman indigentes. El concept de
beneficencia debe ser mAs limitado. El .Estado tiene
una organizaci6n ;preparada, para que por medio de
la beneficencia pitblica reciban un socorro los indivi-
duos carentes de medios de vida. Si el pobre es un
hombre que careciendo de medios para la subsisten-
cia, no cuenta con recursos suficientes para la vida,
esta bien que se le ayude; pero ese hombre, con el ti-
tulo de pobre, no es el indigente. El indigente es un
hombre que sin tener trabajo ni dinero, no puede con-
tar con lo necesario para la subsistencia y, en este ca-
so, para salir en su ayuda, estin los hospitals, los
asilos y departamentos de beneficencia. Pero no para,
por medio de una ley, organizer un reparto; porque
eso seria algo ,que solamente corresponde a los indi-
gentes y que s61o realize una Naci6n en mementos de
cataclismo, como un temporal, una inundaci6n, un
arrastre de agua, algo que por efeetos extraordinarios
de la naturaleza haga dafios materials, y no puedan
repararse esos dafios por los que lo sufren. En este
caso se justifica el auxilio. Yo creo que la Cimara de-,
be acceder a la concesi6n de un cr6dito para reparar
los dafios de una manera direct o indirecta que ha-
ya producido la inundaci6n en Calabazar de Sagua,
pro no debe autorizar el Congreso ese reparto, entire


los llamados indigentes como dice el articulo prime-
ro de la ley. Ruego al senior Garcia Montes que en la
redacci6n del precepto, haga la reform debida, para
quc el cr6dito sc aplique a reparar los dafos materia-
les que se hayan ocasionado, con motive de las inun-
daciones en esas regions de las Villas.
SR. GARciA .1l NI (JORGE) : Sefior Presidente y
seiores Representantes: El objeto o el motive por el
cual la enmienda ha sido redactada en esa forma "di-
recta o indirectamente", yo la voy a explicar; pero
fijese el senior de la Cruz que, en todo caso, la ley de-
termina que la situaci6n de indigencia viene por con-
secuencia de las inundaciones. De modo que la indi-
gencia no producida por la inundaci6n no sera soco-
rrida, pues no se comprende en la indigencia a ese es-
tado de pobreza quc pudicra llamarse desgraciada-
mente normal en el pais; con eso no reza la ley. El
objeto es este: Que en Sagua se han sufrido daiios de
dos o tres maneras diferentes; hay quien lo ha sufri-
do directamente, con la p6rdida de las cosechas, hay
quien lo ha sufrido a consecuencia de la inundaci6n,
y hay quien colocado en situaci6n modest, pero no
de penuria, ha sido colocado ahora a virtud de esta
ultima inundaci6n, en estado de indigencia, por la
inundaci6n que ha barrido materialmente todo el mo-
biliario de las casas por ellos habitadas. No he queri-
do que algunas de estas personas que indirectamente,
pudieran decirse, han sido las victims de esa inunda-
ci6n, escapen a los bereficios y protecci6n de la ley.
For eso la he redactado en esta forma. Pero si la CA-
mara quiere que quede perfectamente aclarado por
este debate que cualesquiera personas que hayan su-
frido perdidas a consecuencia de la inundaci6n, scan
socorridas, no tengo inconvenient en suprimir la pa-
labra indigente.
Sn. CASTELLANOS. (MANUEL) : Entiendo que es in-
dispensable el calificativo, por esta circunstancia:
porque si no se pone la palabra. "indigente", las per-
sonas ricas que hayan sufrido dafios van a tener dere-
cho, por la ley, a que se les d6 una cantidad para re-
pararlos; y entiendo que s61o deben ser favorecidas
las personas que no tengan nada. Debe ponerse algo
que design que la persona sea "insolvente".
SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.): Una cosa es el indi-
gente, y otra es el que, carece de bienes de fortune y
tiene medios de reparar, con el product de su traba-
jo, el dafio causado.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura, nuevamente, al articulo, en la forma en que ha
,quedado redactado.
(El senior Garcia Montes le da lecture).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Se pone a vota-
ci6n el articulo 1
(iilencio).
Aprobado.
Se va a dar lecture a la enmienda.
(El official de actas lee).
ENMIENDA
Haciendo extensive el beneficio anterior al Cala-
bazar de Sagua, en igual suma.
(f.) Alvaro Alvera.






10 DIARI() DE isESlI)NE8S DE LA CAMERA 1)E REPRIESE'NTANTES


SR. CHARDIET (ARMANDO) : Mle opongo a las adi-
clones.
SR. LOMBARD (AQUILINO) : Acabo de legar, y qui-
siera conocer en que consist el donativo.
Si. PRESIDENTE (GuiS INCLIN) : Se le va a dar lee-
tura, pero advierto al senior Lombard que el articulo
1" ha sido aprobado.

Sa. ALVERA (ALVARO) : Quiero significar a la Ca-
mara que el t6rmino de Calabazar ha sido el mIs afec-
tado por esas inundaciones. Puedo asegurar que ha
sido el que mas ha sufrido en toda la Provincia. Los
dailos ocasionados han sido enormes, pues en Calaba-
zar de Sagua se han perdido todas las cosechas y que-
daron destruidos puentes y calls. Por eso pido a la
Caimara que se acepte la enmienda que he propues-
to, incluyendo tambi6n al t6rmino de Calabazar de
Sagua, *que ha sido el mas castigado.
SR. LoaBARD (AQUILINO): Yo quisiera conocer la
amplitud de esas inundaciones y los dafios que han
producido.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): La Presidencia,
realmente, no podria informar a S. S. El senior Gar-
cia Montes puede hacerlo.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : 1Mas. que el senior Gar-
cia Montes, pueden informar los peri6dicos, que han
publicado todo 1l relative a esas inundaciones, que
dieron motivo a que en la propia ciudad de Sagua se
inundaran sus calls mds importantes. Se han perdi-
do todas las cosechas...

SR. LOMBARD (AQUILINO): Y en la poblaci6n, hay
cosechasT
Sr. GARciA MONTES (JORGE) : Dentro de las pobla-
ciones no hay cosechas, pero yo me referia al t6rmino.
En la ciudad se han perdido los mobiliarios de mu-
chas familiasi, y un gran nfmero de estas han queda
do en la indigencia. En el campo las inundacioneb
han sido nmuy graves, ocasionando la p6rdida de caai
todas las cosechas.

Sagua la Grande es un tirmino que ha recibido muy
pocos servicios del Gobierno y del Congreso. Alli no
hemos sido favorecidos por la carretera central, que
lejos de recibir beneficios con ella, hemos recibido ios
perjuicios de que otros t6rminos municipales embar-
quen sus products a Santa Clara. Por eso insist en
rogar a mis compalieros la aiprobaci6n de este pro-
yecto, y especialmente al seTior Lombard, que siempre
se ha mostrado consecuente con todos, y que ademis
e s sagiiero.
SR. LOMBARD (AQUILINO): Quisiera que me infor-
mara el senior Garcia Montes acerca de si el donativo
es para repartir entire los campesinos que han perdi-
do sus cosechas, o para repartir a las personas que vi-
ven en la ciudad, asi como en qu6 forma se va a ha.
cer el donativo.

SR. GARCIA MONTES (JORGE): Sobre ese asunto, pre-
cisamente, el senior Urquiaga planteaba el mismo pro-
~ilema, y entonces llegamos a una soluci6n; es decir,
que se designara una Comisi6n por el Congreso, para
que se hiciera cargo de repartir este donativo que el


Estado hate. En cuanto a quienes han de ser los be-
ncefciados con este donativo, ya la ley lo dice: los
uamniiicados. boure la mesa de la Camara hay dos
enicniudas, respect a la forma en que esta Coumsion
deoe designarse. Ilay dos: una del senior Castellanos,
que propose sea el Secretario de Hacienda, uu uie-
presenitante del Alcaide Municipal y una persona de-
signada por el Congreso. I-ay otra propoiicion del se-
lor brqulaga, en la cual se dcsigina al Secretario de
Sanidau, ai Alcalde Municipal, al Gobernador de la
'rovinuia y a los Presidentes de las Sociedades, Ma-
ueo y Liceo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Tiene la palabra
el senior Chardiet.
SR. CI-ARDIET (ARMANDO) : No me oponia de mane-
ra sefialada a la proposicion o enmienua adicional del
or. Alvera, y si al procedimiento, porque constitute
una corruptela dentro de la t6cnica de Hacienda Pd-
olica, dencro de to que significa el desenvolvimiento
parlamentario de la Camara. Aparte de esas dos consi-
deracione., hay una tercera, que quiero hacer resaitar
de manera especial, porque ella afecta individuaimen-
,e a cada uno de los liepresentantes que ocupan sus es-
caios en esta Caimara. El acciuente de reierencia, la
mundaciun o temporal de agua a que se contrae el
proyecto no dejo sentir sus ceectos aesgraciadauente
,.61o en la Provincia de Santa Clara, sino que fu6 de
character general, no hubo provincia, ni comarca, ni
t6rmino municipal que no sufriera los efectos desas-
trosos de la inundaci6n. Gumes, termino municipal
de la Provincia de la Habana, que todo el mundo co-
noce que es un lugar aonde se practlca o reanza el
cultivo intensive de frutos menores, suiri6 muclio por
efecto de la inundacion; y yo puedo demostrar, ,in
esforzarme, que efectivamente la sufri6, con s61o in-
vocar el hecho singular de que la inunua aon ocurrio
precisamente dentro le un ternuno en que se prauci-
can las primeras siembras de papas. Genera.mente,
los agricultores que se dedican a la siembra de papas
en el t6rmino municipal de Giiines, hacen su primera
siembra en los iltimos dias del mes de Octubre, acaso
pensando previsoraniente que durante el invierno que
se inicia no se sucederan las iluvias, que perjudican
siempre a ios frutos semorados en 6pocas de siembra;
porque todo el mundo conoce que el exceso de agua du-
rante las primer& semanas de siemora, produce inde,
fectiblemente la putrelaccion del fruto que no germi-
na y que en definitive no rinde el fruto esperado. Yo,
gustoso, por la forma calamitosa con que me describi6
la situaci6n, c6mo me pint6 la eseena de Sagua Ja
Grande mi distinguido compadiero el senor Garcia
ulontes, hube de acceder; pas6 por encima de los es-
crupulos que para mi suponen ci que se disponga de
creditos girandp sobre fondos imaginarios. No cause,
en buena t6cnica hacendistica,-y yo quisiera que el
Congress pusiera t6rmino a esta pr~ctica viciusa,-
conceder cr6ditos por medio de leyes especiales, cuan-
do lo cierto es que la vida econ6mica del pais gira mn
torno de las actividades del Poder Ejecutivo, y que
en el Presupuesto de un aio consigna todas aquel as
cantidades necesarias para tender a las necesidades
de la naci6n, poniendo solamente la incorporaci6n de
aquellas cantidades correspondientes a leyesi especia-
les aprobadas durante el ejercicio anterior. Solamente
asi, la previsi6n presupuestal en el c4lculo de ingre-
sos, puede hacerse con vista a dar cumplida satisfac-
cidn a todas las necesidades tambi6n presupuestas.






DIARIO DE ISESIONES DE LA C MARA DE REPRESENTANTES 11


Ruego, pues, a los distinguidos compaiieros, qIue
permitan que el senior Garcia Montes lleve a un feiiz
t6rnino la legisiaci6n propuesta; que no se le screen
obstaculos, porque de prescntarse eimiendas, se 4a-
ria ei ca:.o de colocar en una dificil situaci6n a estos
compafieros consecuentes con el senior Garcia Mones,
teniendo tambien que plantear problems de esa inlo-
le aquellos *que nos hemos abstenido de presentar a la
consideraci m de esta CAmara problems de la misna
naturaleza; porque es el ca.-o que los representatives
que por compaiierismo sentimos a la altura que lo xi-
gen las circunstancias, deben hacer una excepci6n en
este caso en favor del senior Garcia .Montes a fin de
que 6ste pueda, para su satisfacci6n, hacer que c is-
talice en ley de la Repiblica esta proposici6n tan o-
ble y generosa. Por eso yo, lejos de desatender al ani-
go que me ha dirigido el ruego, lo dirijo a mi ve a
todos los sefiores Representantes, para que no s-
truccionen la labor del senior Garcia Montes, porque
con ello haria dos cosas: una dificultar el prop6ito
del compafiero, y -otra colocar en dificil situacion a
estos compafieros que tienen problems de la mi ma
naturaleza y que parecerian colocados frente a sus
electores y colocados en dificil situaci6n por nosot os.
SR. SAN PEDRO (EILIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : Tiene la palabra
su senora.
SR. SAN PEDRO (EILIO) : Como tengo presentada
una enmienda, me siento aludido por la frase de
S. S., y debo expresarle que no me anima ninguin es-
piritu de obstrueci6n ni de egoismo. Me complace unu-
cho que todos mis compafieros tengan 6xito reso an-
te en sus empresas, especialmente mi querido y cor-
tes compafiero el senior Chardiet.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Yo tambi6n lo soy con
todos mis queridos compafieros.
SR. SAN PEDRO (EILIO) : Puedo declarar qu no
obstrucciono la labor de nuestro querido compalero
el senior Garcia Montes; pero S. S. se expres- en
unos t6rminos de gran complacencia y de gran lari
fio solamente hacia el senior Garcia Montes.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Y siento afecto y ari-
flo por todos mis compafieros por igual, pero debo ex-
presar que aunque mi comarca es la que mas ha su-
frido los efectos del vendabal y de la inundaci6n; sin
embargo, yo, por consecuencia hacia mi distingiido
compafiero el senior Garcia Montes, me he abste ido
de presentar ninguna iniciativa de esa indole. No
obstante, si mis distinguidos compafieros prese an
enmiendas, me obligaran a presentar otra. Eso s lo
que yo no quiero que se haga. Es cuanto tenia que
manifestar a mis compafieros, en cumplimient de
mi deber.
SR. ALVERA (ALVARO): Yo no obstrucciono co mi
solicitud a favor de Calabazar de Sagua; s6lo pid pa-
ra el termino mAs castigado en la Repfiblica, con mo-
tivo de las iltimas inundaciones. El senior Garcia
Montes conoce a Calabazar; y lo mismo que 1 ide
para Sagua, lo pido yo para Calabazar, pues i el
Congress va a legislar hoy a favor de uno, deb ha-
cerlo a favor de los dos; y asi reparar, en part el
dafio sufrido en esos t6rminos de la provincia.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Pido la palabra


Sa. PRESIDENT (GUIs INCLIN) : Se pone a vota-
ci6n la enmienda del senior Alvera. Los sefiores Re-
prescntantcs que esten conformes, se servirin ponerse
uc pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Tiene la palabra el senior Garcia Montes.
Si. GARCiA 1MONTES (JORGE) : Para proponer que
esa enmienda pase al Senado como proyecto de ley
aparte.
SR. ALVERA (ALvARO) : Estimo que debe pasar con-
juntamente, formando todo un proyecto.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Ruego al senior Alve-
ra que me diga si acepta o no mi ruego.
Sn. ALVERA (ALVARO) : Calabazar tiene el nombre
de Calabazar de Sagua, por eso, porque se inunda;
y por lo tanto, debe ser favorecido en este caso.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): Yo tengo, antes que
nada, que dar las gracias mis expresivas y mAs afee-
tuosas a la Caimara, por la forma en que se ha produ-
cido alrededor de mi iniciativa, distinci6n que la CA-
mara ha tenido conmigo esta tarde y consecuencia que
yo se agradecer; pero estoy abusando ya de la bondad
a que me refiero y no me creo autorizado para insistir
en el asunto. A virtud de un ruego que formula, ha-
blAndole y suplicndole a todos mis compafieros, tra-
je una iniciativa que habia presentado previamente
a la Mesa de la CAmara y que esper6 el turno regla-
mentario, con objeto de beneficiary directamente al
t6rmino municipal que represent, y no entraba en
mi prop6sito ni en mi Animo el deseo de obstaculizar
iniciativas de otros compafieros; pero entiendo que
la actitud adoptada por algunos y especialmente pot
el senior Alvera represent, como decia el senior Char-
diet, una obstrucci6n a la iniciativa que yo he presen-
tado. No sigo nunca, en la Cmnara, el sistema de per-
cha; jams he puesto obstAculo a la iniciativa de mis
compafieros. Pero frente a la situation que me crea el
scior Alvera, no accediendo a mi ruego, no obstante
mi tolerancia de que no habiendo sido presentada pre,
viamente esa iniciativa suya, la pasara hoy como en-
mienda a mi ley, me veo en la necesidad de no con-
tinuar restandole a la -CAmara el tiempo que necesita
para discutir problems que la Chmara acord6 tratar
en dias pasados; y, por consiguiente, solicito la sus-
pensi6n del debate y ruego a la CAmara que lo
apruebe.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Necetstaestar apo-
yado por dos seiiores Representantes.
(Es apoyada la proposici6n).
Aunque se trata de una proposici6n incidental, que
no da lugar a debate, sin embargo, como el senior Gar-
cia Montes ha hecho alusiones al senior Alvera, la
Presidencia le concede la palabra.
SR. ALVERA (ALVARO) : Decia el senior Garcia Mon-
tes que yo trato de obstruccionar su proyecto de ley;
pero yo no lo obstrucciono ni lo he obstruccionado;
yo he tratado de que se haga justicia, tambien, al pue-
blo de Calabazar de Sagua que ha sufrido igualmente
por la destrueei6n del dique en el rio. Estimo que debe






12 DIA RIO DE iSiESIONEiS DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tambi6n, la Camara de Representantes, tratar de sal-
var la grave situaci6n en que ha quedado esa region.
De ninguna manera he tratado, como decia el Sr. Gar-
cia Montes, de obstruccionar la aprobacion de la pro-
posici6n de ley, toda vez que defiendo una cosa que
estimo de estricta justicia, y much mds, tratandose
de una region quo tan dignamente represent en la
Cimara el senior Garcia Montes.

Sn. GARCiA MONTES (JORGE) : El senior Garcia Mon-
tes hace cuatro dias que pens6 en remediar la situa-
ci6n porque atraviesa esa region, y en este moment
es que se le ha ocurrido al Sr. Alvaro Alvera presen-
tar su enmienda. Si se acepta la enmienda, el senior
Chardiet presentara la suya, lo mismo que otros se-
fiores Repre.ntantes podran presentar otras y en-
tonces fracasara la proposici6u de ley. Por eso ha-
bia hecho el ruego al senior Alvera.


Es indispensable introducir algunas reforms en el
Procedimiento .de Apremio establecido en la Ley de
Impuestos Municipales y ademias paralizar el curso
de todas las demands de desahucio en que la causal
alegada sea la falta de pago, el vencimiento de con-
irato o el incumplimiento-de 6ste, hasta tanto se cum-
pla por los actors el precepto de acompafiar a la de-
manda el certificado de amillaramiento de la finca.
Por todo lo expuesto, los Representantes que sus-
criben someten a la consideraci6n de la Cimara la si-
guiente:
PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-El Articulo 2 de la Ley de Im-
puestos Municipales quedarr redactado asi:
Disfrutaran de exenci6n total:


SR. ALVERA (ALVARO) : Sostengo mi enmienda, por- (1) Los edificios de propiedad del Estado, de la
que la consider just y equitativa. Provincia o del Municipio.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : El senior Garcia
Montes ha propuesto la suspension del debate.

Los que est6n de aeuerdo con la suspension del de-
. bate, se pondran de pie, efectivamente de pie.

(La mayoria de los selores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobada la suspension del debate.
Sn. ALVERA (ALvAno) : 6 Podra decirme la Presiden-
cia en que condiciones queda la ley?
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN): S. S. ha presenta-
do una enmienda a la proposici6n de ley. Esa enmien-
da es de cardeter accesorio. Por consiguiente, suspen-
dido el debate la enmienda queda en la misma situa-
cson.
*Se va a continuar la lectura de las proposiciones de
ley.

(El official de actas lee):

Desde bace much tiempo se observa que gran nil-
mero de propictarioa ejercitan sus derechos contra los
inquilinos, que a veces son nlorosos en el pago de las
rentas por el estado de empobrecimiento existent,
y no porque sean incumplidores de sus obligaciones;
pero esos mismo:s propietarios tan celosos en el cobro
de los a!quileres, se vae.n de artimafias para dejar
de satisfacer a los Municipios respectivos el imported
de las certificaciones del amillaramiento de dichas fin-
cas que es forzoso acompaFiar a cada demand de
desahucio, realizando en este easo una defraudaci6n
a los intereses generals.
Tambien se ha observado que algunas entidades, que
no deben por ningin concept gozar de privilegios,
siempre contrarios a la Constituci6n, estAn exentas
del pago de contribuciones por los inmuebles en que
ejereitan su profesi6n o industrial. Y es procedente,
ademis, aliviar en cuanto ,ea possible la situaci6n de
las classes pobres, declarando exentos de pago los en-
terramientos de pobres, cualesquiera que sea. la en-
tidad propietaria o administradora del Cementerio
donde se realize la inhumaci6n.


(2) Los edificios donde est6n establecidos hospi-
tales y asilos ben6ficos de caracter pfiblico y uso ge-
neral, siempre que dichos edificios sean de la propie-
dad de aquellas instituciones.

(3) Los terrenos y montes propiedad del Estado,
de la, Provincia o del Municipio.
(4) Los terrenos comprendidos entire las parale-
las de los ferrocarriles de uso pfiblico y general.
(5) Las fineas rfisticas cultivadas por sus duefios
o las urbanas habitadas por su propietario, cuya ren-
ta no exceda de cincuenta pesos al afio, siempre que
sus duefios no posean otros bienes ni paguen contri-
buci6n por otro concept superior a cinco pesos.
ARTICULO II.-En el pfrrafo primero del articn-
lo veinte y tres se sustituira la palabra "Junio" por
!a paiaura "Enero" y al final de dicho articuloise adi-
cionarA el parrafo siguiente:

La Comisi6n del Impuesto Territorial resolverA to-
das las solicitudes de rectificaci6n de rentas en un
plazo que terminara precisamente el segundo sabado
de la primer quincena de Mayo subsiguiente; y las
1' ..i 1. :..--. que acuerde surtirdn efecto en el pr6-
ximo ejercicio econ6mico.
ARTICULO III.-Se adiciona el articulo veinte y
cuatro de la Ley de Impuestos Municipales con el si-
guiente parrafo:
Dichas certificaciones se acompafiaran al escrito
initial de la demand y quedaran definitivamente en
las actuaciones, sin que puedan desglosarse cuando la
causal alegada en el juicio de desahucio sea una de las
establecidas en los ffimeros uno, dos y tres del articu-
lo mil quinientos sesenta y en el nfimero uno del ar-
ticulo mil quinientos setenta y uno, ambos de la Ley
de Enjuiciamiento Civil o en los casos comprendidos
en el articulo mil quinientos sesenta y nueve del C6-
digo Civil.

Este precepto es obligatorio para el actor en el jui-
cio de desahucio, ya sea duefio, poseedor, subarrenda-
dor, usufructuario, arrendatario, cesionario, adminis-
tra.dor judicial o de bienes y fines embargadas por
los Municipios, o sus apoderados o representantes.






[ARI-O DE SESTONE1 PH lAA (0AMARA I)Y, REPRIWENTANTES 13


ARTICULO IV.-E1 articulo 85 de la Ley de Im-
puestos Municipales se sustituye la palabra "Varias"
por la palabra ''dos".
ARTICULO V.-E1 articulo 89 de la Ley de Im-
puestos Municipales se adiciona con el siguiente pi-
rrafo:
Los que no hayan concurrido a la reunion initial
podran recurrir ante el Alcalde, si no estuvieren con-
formes con la cuota asignada, antes del 31 de Wlarzo,
cumpliendo en este caso los mismos requisitos que se
necesitan para acudir ante la Comisi6n.
ARTICULO VI.-El parrafo segundo del articulo
94 de la Ley de Impuestos Municipales quedara re-
redactada asi:
Cuando por el contrario, un contribuyente debe fi-
gurar en clase inferior a la tarifa Iprimera o de co-
rrcsponderle pasar de una tarifa a otra de cuota in-
ferior, pagarA durante el afio la cuota repartida. La
conversion que se apruebe surtiri efectos en el ejer.
cicio econ6mico siguiente.
ARTICULO VII.-E1 pirrafo segundo del articu-
lo 101 de la Ley de Impuestos Municipales quedara
redactado asi:
Vendedores al por mayor serAn los que actualmen-
te surtan a los establecimientos que vendan al detalle
o en grandes proporciones a las empresas industriales
de cualquiera clase; a los vendedores ambulantes, o a
las Instituciones del Estado, la Provincia o el Muni-
cipio, o a las colectividades.
ARTICULO VIII.-El articulo 102 de la Ley de
Impuestos Municipales quedara redactado asi:
Los contribuyentes inscriptos como fabricantes o al-
macenistas ademds de poder vender en cualquier for-
ma los products de su fabricaci6n o de su expendio
en el local de la fAbrica o almac6n, podrAn remitir a
otras poblaciones, dentro y fuera del Municipio, los
products de su fAbrica o los articulos propios de su
giro, sin que por ello est6n obligados al pago de otra
cuota; pero tal concesi6n con respect al Municipio
en que esten inscriptos, ni les exime de satisfacer el
impuesto correspondiente, por el escritorio, despacho
u oficina que establezcan por si o por medio de sus
agents en t6rminos distintos, ni los autoriza para que
dejen de tributar alli por el concept que pudiera co-
rresponderle.
ARTICULO IX.-En el pArrafo primero del ar-
ticulo 105 de la Ley de Impuestos Municipales se sus-
tituiran las palabras "mAs de una" por la palabra
"dos."
ARTICULO X.--E1 iltimo pArrafo del articulo
151 de la Ley de Impuestos Municipales quedarA re-
dactado asi:
Cuando se trate de personas que fallecieren sin re-
cursos ni los tuvieren las personas llamadas por la ley
a llevar las cargas de la familiar, no se exigirAn dere-
chos de enterramiento, aunque los cementerios sean
propiedad de entidades particulares, o est6n regidos
o administrados por dichas entidades.
ARTICULO XI.-El articulo 210 de la Ley de
Impuestos Municipales se adiciona con el siguiente
pirrafo:


Desde el moment en que se practique el embargo
quedan los bienes objeto del mismo en posesi6n del
Administrator de Bienes y Fincas Embargadas del
3Municipio, que tendra las mismas facultades, accio-
nes, derechos y obligaciones que la Ley de Enjuicia-
miento Civil y la de Jurisprudencia reconocen a los
Administradores Judiciales.
ARTICULO XII.-Sustituir las palabras "En to-
do caso", del iparrafo segundo del articulo 216 de la
Ley de Impuestos Municipales, por las siguientes pa-
labras: "cuando lo embargado sea parte de una fin-
ca rfistica o bienes muebles".
ARTICULO XIII.-El articulo 217 de la Ley de
Impuestos Municipales se adiciona con el siguiente
parrafo:
En estos casos el depositante es el Administrador
de Bienes y Fincas Embargadas del Municipio, quien
las posee desde el acto del embargo, y s6lo a 6ste se
pueden entregar las rentas y los bienes, incurriendo
el depositario que asi no lo hiciere en la sanci6n esta-
blecida en el articulo 406 del C6digo Penal.
ARTICULO XIV.-Se adiciona el articulo 218 de
la Ley de Impuestos Municipales con el sigiiiente pa-
rrafo:
Siempre que los Jueces y Tribunales, asi como las
autoridades administrativas dispongan el embargo
preventive o embargo de fincas riisticas o urbanas o
el de establecimientos mercantiles o industrials, lo
participaran por escrito al Alcalde Municipal del
TUrmino en que est6 enclavada la finca o radicado el
establecimiento, relacionando todos los antecedentes,
clase de juicio o expediente en que se disponen nom-
bres de las parties, cantidad reclamada y cualquier
otro dato que pueda interesar a la Administraci6n
Municipal. Lo mismo haran cuando dichos embargos,
retenciones en caso de rebeldia, y diligencias de exhi-
*bici6n y dep6sito, se contraigan a frutos pendientes
en las fincas rfsticas, rentas de 6stas y de las urba-
nas, y a las mercaderias, maquinarias, aparatos, exis-
tencias, fitiles y enseres de los establecimientos mer-
cantiles o industriales.
ARTICULO XV.-Se derogan los pArrafos prime-
ro y tercero del articulo 221 de la Ley de Impuestos
Municipales.
ARTICULO XVI.-El articulo 222 de la Ley de
Impuestos Municipales quedarA redactado asi:
Anotado el embargo de inmuebles en el Registro de
la Propiedad, o hecha la tasaci6n de los bienes mue-
bles, se procedera al remate de lo embargado en pfi-
blica subasta y por el procedimiento que mAs adelan-
te se establece.
En la misma fecha en que se disponga el remate de
inmuebles se pedira al Registrador de la Propiedad
certificaci6n en relaci6n del dominio y gravamenes vi-
gentes, para unirla al expediente y tenerla en cuenta
en caso de subasta sin sujeci6n a tipo y en la liquida-
ci6n de cargas y del precio del remate.
ARTICULO XVII.-El articulo 223 de la Ley de
Impuestos Municipales quedara redactado en la for-
ma siguiente:
El remate se anunciara por edictos que se publica-
rAn una sola vez en la Gaceta Oficial y en otro peri6-






14 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


dico, con veinte dias de Eili ii,'., 'ii al fijado para el
remate, si se trata de inmuebles. El t6rmino sera de
ocno dias y se publicard .el edicto una so-a vez en un
periddico ,ocal cualquiera cuando se trate de bienes
muebies. Cuando se trate de frutos o efectos de facil
descomposicidn o deterioro podrA acortarse el plazo
a juicio del Alcalde.
La r.ubasta se celebrara siempre en la casa de la Ad-
ministraci6n Municipal.
ARTICULO XVIII.-El articulo 232 de la Ley de
Impuestos Alunici'paies quedara redactado asi:
La fnica autoridad competent para conocer y re-
solver los recursos de amparo y las demands de ter-
ceria que se presented contra resoluciones dictadas en
la via de apremio que e.ta ley establece es el Alcalde
Municipal. Contra las resoluciones que dicte en los re-
cursos de amparo no se dara recurso alguno, y contra
las que resuelvan las tercerias se dara el de apelaci6n
para ante la Audiencia respective, cual si procediere
de un Juez de Primera Instancia.
ARTICULO XIX.-Se adiciona a la Ley de Im-
puestos Municipales las siguientes:

Disposiciones Transitorias.
PRIMERA:-Los Jueces y Tribunales suspende-
rAn, de oficio, aunque se hallen en tramite de lanza-
miento, el curso de todos los juicios de desahucio en
que se hayan alegado algunas de las causales sefia-
ladas en el articulo mil quinientos sesenta de la Ley
de Enjuiciamiento Civil en los nuimeros uno, dos y
tries; en el mil quinientos sesenta y uno de la misma
ley en su numero uno, asi como en los casos compren-
didos en el articulo mil quinientos sesenta y nueve del
C6digo Civil. Esta suspension durard hasta tanto los
actors presented, para dejar en las actuaciones, la
certificaci6n de amillaramiento a que se contrae el ar-
ticulo veinticuatro de la Ley de Impuestos Munici-
pales.
SEGUNDA:-Los Jueces de Primera Instancia que
al promulgarse esta ley est6n conociendo de recursos
de amparo o demands de tercerias que scan conse-
cuencia de resoluciones dictadas en la via de apremio
que esta lIy establece, cesarAn de oficio en el conoci-
miento de [as mismas y remitir'an al Alcalde respec-
tivo las actuaciones, en el estado en que se encuen-
tren, para que dichas autoridades conozcan y resuel-
van en definitive dichos recursos de amparo y deman-
das de terceria.
ARTICULO XX.-Esta ley empezara a regir desde
la fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a nueve de Noviembre de 1931.
(f.) Prisciliano Piedra, Emilio San Pedro, Leon
.Hirzel, Octavio Barrero, Juan Felipe Cruz.
SR. PRESIDENT (Guls INCLIN): Se toma en con-
sideraci6n ?
(Seniales afirmativas).
Tomada en consideraci6n, queda sobre la mesa por
haber sido presentada suspension de preceptos regla-
mentarios para su discusi6n inmediata.


Continia el debate sobre el Proyecto de Ley de Mo-
ratoria iipote aria. Tiene la palabra el Sr. de Le6n.
SR. R'ODRicUEZ EAMiREz (JUAN): Pido ]a palabra,
para una cuestijn incidental: Para proponer la pr6-
rroga de la sesi6n, hasta terminar la discusi6n de los
dos asuntos sobre los cuales hay acuerdo de la Ca-
mara...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Para los dos asuntos,
no. El asunto que qued6 ayer en discusi6n, abarca
bastante tiempo. Ruego a la Cimara que acuerde la
pr6rroga, exclusivamente, para tratar el primero. El
otro lo trataremos el lunes, junto con la Ley de Im-
puestos. Asi podremos dar oportunidad, en cuanto al
coajuste del ioder Judicial, para que los sefiores Re-
presentantes que tienen interns en este asunto puedan
poncrse de acucrdo en lo cual ya se esta, porque se-
gun tengo entendido hay un proyecto presentado por
cl i-,eior Castellanos y ,por el senior Ndfiiez Portuondo,
que es un proyecto perfectamente adaptado a las ne-
ccsiddades del Poder Judicial. Por eso esfimo que es
mds convenient dejar este asunto para el pr6ximo
lunes, y en la tarde de hoy dedicarnos exclusivamen-
te a la ley del senior Ram6n de Le6n referente a la
Moratoria Hipotecaria.

SR. MENDOZA (NiSTOR) : Pido la palabra.

SR. PRESIDENT (GUCA INCOLN) : Tiene la palabra
su sefioria
Sa. MENDOZA (NtSTOR) : El senior de la Cruz ha
propueto, a mi juicio con acierto, que se place el
problema del rcajuste del Poder Judicial para otra
sesi6n, la mias pr6xima, la del lunes que viene; y que
nos dediquemos en la tarde de hoy, exclusivamente, a
conocer de un solo problema: el de la Moratoria lii-
potetaria, de nuestro compaliero el senior de Le6n. Es-
toy de acuerdo, pero qucria adicionarla en la siguiente
forma, que espcro morezca la aceptaei6n del senior de
a Cruz y de todos mis compaiieror de la CAmara: que
el reajuste del Poder Judicial se trate despu6s del rea-
juste del Congreso. Aqui, en el Congreso, hemos de
tralar, exclusivamente, de dos reajustes, por ser pre-
cepto constitutional, por no poderse hacer en otra for-
,'a de acuordo con la Con-tituci6n de la Repfiblca:
uno es el nuestro, y otro el del Poder Judicial. En-
tiendo que debemos tratar primero el nuestro, antes
de entrar en el otro. De modo que mi proposiciin es
que entremos en 'l rcajuste del Poder Judicial, des-
pu6s de haber hecho el nuestro.
SR. RAMiREZ DE LE6N (E..\DIO): Quiero hacer una
proposicidn, que difiere un poco de las tres que hasta
ahora se han hecho: quiero proponer que no se pro-
rrogue indifinidamente la sesi6n para tratar de un
asunto determinado, sino que se prorrogue hasta una
hora determinada, hasta las site de la noche.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Entiendo que en el
orden del compafieri-mo, debemos liquidar y discutir
una proposici6n de ley que ya lleva tanto tiempo en
'stia C/mara; pero tambien, en el orden de la necesi-
dad, es un problema que mientras este pendiente,
afecta al cr6dito y debemos liquidarlo; y la Cimara,
de una manera desfavorable o favorable, debe tratar-
Jo. Por tanto, ruego a la CAmara que acepte el ruego
del senior de Le6n, cosa de que esta misma tarde sal-
gamos de este asunto.





DIA-RIO DE SESIONPM DB LIA CIMARA DE REPRMEiNTANTES 15


SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Ramirez de Le6n.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Porque abundo en
la misma opinion del senior de la Cruz, es por lo que
quiero que se sefiale un tiempo determinado, como
prdrroga de ]a sesi6n. He venido observando, hasta
ahora, que cuando se prorroga la sesi6n ipor tiempo
indefinido, se prolonga el debate, se hace innecesario
el debate; vemos despues que la sesi6n cae, bien por-
que no hay quorum o bien porque se solicita la sus-
pensi6n cuando nos encontramos con determinada di-
ficultad en el curso de la discusi6n. Si es cierto que
todos tenemos interns en salir de este important asun-
to en una forma u otra, con un criteria o con otro, me
parece que sabiendo que s6lo tenemos dos horas para
tratar de este asunto, nos apuraremos al discutirlo, y
emplearemos los arguments mns convincentes para
-ello. Porque, efectivamente, tanto los adversaries del
proyeeto, como los que somos favorables al mismo, he-
mos llegado a la conclusion de que lo necesario es sa-
lir de este asunto, quitarnos este fantasma de delan-
te, esta espada de Damocles que pende sobre nosotros
desde hace much tiempo, y que pende tambi6n sobre
todo el pais. Todos los elements, acreedores, deudo-
res, posibles deudores, posibles acreedores, todos de-
sean que este asunto salga ya del Congreso de una vez.
La manera de hacerlo, sefiores Representantes, es se-
fialar un tiempo concrete limitado, para que todos, en
la plena seguridad de que tenemos que resolverlo, den-
tro del limited de dos horas lo hagamos asi.
Por tanto, mantengo la proposici6n que hice de que
limitemos esta sesi6n a dos horas, para que con ese
tiempo por delante podamos exponer todos los argu-
mentos necesarios, y finiquitar este asunto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Hay cuatro pro-
posiciones de pr6rroga de la sesi6n, sobre la mesa, que
difieren en cuanto al tiempo y en cuanto a la mate-
ria. Hay una proposici6n del senior Rodriguez Rami-
rez, de pjr6rroga indefinida.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : La tiene S. S.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Seria preferible,
sefior Presidente y sefiores Representantes, la sesi6n
indefinida; porque cuando quisieramos darla por ter-
minada, es decir, cuando no nos conviniera legislar
mis, pudieramos suspenderla.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : De todas las pro-
posiciones sometidas a la consideraci6n de la Cama-
ra, la mas amplia es la del senior Rodriguez Ramirez;
amplia en el tiempo, y amplia en la material. Por tan-
to, la Presidencia somete a votaci6n la proposici6n del
senior Rodriguez Ramirez, de pr6rroga de la sesi6n in-
definida.
Los que est6n conformes con ella se servirAn po-
nerse de pie.
(La mayoria de los se'iores Representantes se pone
de pie).
Aprobado.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : 'Continfie en el uso
de la palabra el senior de Le6n.


SR. DE LE N (RAMON): Sefior Presidente y se
iiores Representantes: El Representante que en
estos moments se dirige a la Camara es el autor o
imciador de la proposicidn conocida generalmente por
.ioratoria Hipoteearia, que fue informada favorable-
mente por el ponente designado por la Comisi6n de
Justicia y CU6digos, senior Giordano HernAndez, y que
mas tarde fuu aprobada en su totalidad por esta CA-
mara de Representantes. No quiero hacer mayor uso
de la palabra abundando en lo que antes habia dicho
en delensa de la ley cuando se aprob6, sino concretar-
me unica y exclusivamente a informar a esta CAmara
de oque esta proposici6n de ley, antes de venir al he-
miciclo, fu6 estudiada, considerada y depurada por
distinguidos y notables jurisconsultos cubanos, a quie-
nes hube de llevar dicha proposici6n de ley conside-
rando que ese problema de tanta trascendencia me-
recia que hombres de integridad moral y de grandes
conocimientos juridicos dieran previamente su opi-
ni6n. Para satisfacci6n mia, puedo decir que encon-
tr6 en todos una acogida favorable, que se me elogi6
por mi iniciativa, y despu6s se me alent6 para que con-
tinuara defendidndola porque la consideraban opor-
tuna en estos moments.

Esa es la causa por la cual he estado durante un
afio molestando a esta CCimara, cosa que no acostum-
bro hacer. Agradezco profundamente a esta CAma-
ra la consideraci6n que me ha mostrado hasta legar
a estos moments, que estimo culminantes. No obstan-
te esto, antier, al discutirse la proposici6n de ley, hu.
bo algunos compaileros que hicieron objeciones a la
misma, sobre su fondo y sobre su forma. Esto di6 lu-
gar a que yo, personalmente, como autor de la pro-
posici6n de ley, pidiera la suspension del debate para
ver si llegaba a armonizar, a aunar pareceres que pa-
recian de dificil armonizaci6n. Ayer de tarde, al sus-
penderse la sesi6n, aprQvech6 la oportunidad que se
me present, de que la Comisi6n de Justicia y C6di-
gos estaba reunida y entire ellos se encontraban los
m4s fuertes opositores a la ley. Les pedi que continua-
ran en ese moment la discusi6n de la proposici6n de
ley, e hicieran las objeciones o enmiendas pertinentes
para hacerla viable; porque yo, lo que buscaba era
una soluci6n. Para satisfacci6n tambi6n mia, hube de
apreciar la opinion de la inmensa mayoria que acep-
ta-ba como formula mis viable la -que yo habia presen-
tado, no aceptando en definitive la que presentara
despu6s de una labor muy apreciable el distinguido
compafiero senior Alban6s. Con tal motivo, fuimos de-
signados extra-oficialmente,-porque no habia reu-
ni6n official ni formal, sino extra-oficial,-dos o tres
de los que estAbamos reunidos para, aunando parece-
res, llegar a la redacci6n de una proposici6n de ley
que dejara satisfechos a todos los oponentes y a los
defensores.
Me voy a permitir dar lectura al articulo 1? de la
proposici6n de ley, tal como ha quedado redaetado, a
fin de que, si la Camara quiere, lo acepte en defini-
tiva. (Lee).
ARTICULO I.-A partir de la vigencia de esta
ley, no podrAn iniciarse ni continuarse procedimien-
tos sumarios en cobro de creditos hipotecarios en aque-
Ilos casos en que vencido o no el plazo, el deudor es-
t6 al corriente en el pago de los intereses pactados o
se ponga al corriente dentro de los noventa dias si-






16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


guientes a la promulgaci6n de esta ley. El plazo den-
tro dei cual estard vigcnte esta ley, se fija en dos afios.
(f.) iamnon de Le6n.
SB. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Podria, alrededor
de ece articulo, dar una explicaci6n, el companiero,
acerca de que clase de juicio va a estanlecerse o
SR. DE LE6N (RAM6N): Hay muchos juicios ejecu-
tivos de mayor cuantia; aqui se comprenden todos.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : El sumarisimo, tam-
bien ?
SR. DE LE6N (RAM6N) : Si, senior.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : En el articulo pri-
mero aparece que no se pueden ejecutar los creditos
hipotecarios cuyo plazo est6 vencido, siempre que es-
ten al corriente en el pago de los intereses; pero hay
muchos creditos hipotecarios en forma tal, de que el
que deje de pagar determinados plazos de intereses
puede sufrir la ejecuei6n.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Le voy a explicar. (Lee).

SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : El caso es este:
Ahi se contempla el caso del cr6dito cuyo plazo esta
vencido, aunque el deudor esta al corriente en el pago
de los intereses; pero hay otros casos en que puede
ocurrir que, estando pagados los interests, existan
otras cldauulas o condiciones y por la falta de cumpli-
miento de esas condiciones puede realizarse la ejecu-
ci6n, tales como el contrato de seguro, etc.
SR. NflREZ PORTUONDO (EMILIO): El senior Eladio
Ramirez. no tiene raz6n en este caso. Fundamental-
mente, en los cr6ditos hipotecarios, la acci6n que siem-
pre se reclama es para el pago del principal e intere-
ses. En caso de incumplimiento de alguna de las otras
disposicioncs del contrato, como el caso de no pagar
el seguro de incendio, en este caso, no pudiera incluir-
se en la ley que discutimos, porque eso seria proteger
cuando el deudor no quiere amparar al acreedor en el
seguro del inmueble.
Sn. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo estoy ponien-
do, como primer ejemplo, el caso del deudor que no
paga los intereses.
SR. NCO'EZ PORTUONDO (EMILIO): Entonces, tiene
acci6n el acreedor hipotecario.
SR. PINo (GUSTAVO) : Si no esta vencido el pago de
intereses, no tiene acci6n.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : NO me han com-
prendido los sefiores Niliez Portuondo y Pino, a pesar
del caso claro que les present. Un cr&dito cuyo plazo
no este vencido, pero el deudor debe tres meses de in-
tereses...
SR. PINO (GUSTAVO) : Si esta vencido, por la falta
de pago?
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Eso quiere decir
que ese deudor est .en condiciones peores que otro a
quien no se le ha vencido el plazo.
SR. PINO (GUSTAVo) : Porque se quiere proteger el:
abuso. Aquel que est; al corriente en el pago de sus
intereses, no puede ser privado de su propiedad.


Si. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : La situaci6n del
deudor es mis dificil, cuando no puede pagar los inte-
reses y el plazo no esta vencido.
Sa. CASTELLANOS (MANUEL): De manera que el
deudor a quien se le ha vencido el plazo y no paga, es-
ta en mejores condiciones del que no se le' ha vencido y
no paga.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : El senior Nfiiez Por-
tuoudo no recuerda otro extreme, en el sentido de que
Sel deudor que no ha pagado y se le ha vencido, tiene
noventa dias para pagar?
Sn. Nd EZ PORTUONDO (EMILIO) : Ese caso estd re-
suelto por la ley.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): La ley tiene dos ex-
tremos: primero el deudor que no ha pagado, que tie.
ne vencido el plazo y debe interests, no puede tener
ejecuci6n siempre que pague dentro de los noventa
dias. De otra manera tiene S. S. al deudor a quien.
no .e le ha vencido el plazo y debe tres meses, y a este
no se le da plazo.
SR. PINO (GUSTAVO) : La falta de ,pago de los inte-
reses trae aparejado el vencimiento del plazo. Una hi-
poteca esta tan vencida como la otra.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): No es necesario.
Pongamos vencimiento del plazo.
SR. NiNEZ PORTUONDO (EMILIO): El plazo, cuando
no se paga, automdticamente esta vencido.
SR. DE LA CRUZ (CARLOs M.) : Para una cuesti6n de
orden: Ruego a la Presidencia me informed en qu6 es-
tado nos hallamos del debate.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se esta en el de-
bate del articulo lo. de la proposici6n de ley del senior
Ram6n de Le6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pues ruego a mis
compafieros que qprestemos atenci6n al informed del se-
fior Ramtn de Le6n.
Sn. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Para una aclara-
ci6n: Nosotros estamos de tal manera embrollando es-
to, que la totalidad de la ley esta aprobada. Por con-
siguiente, reglamentariamente, tenemos que cefiirnos
al articulo lo. y el senior Ram6n de Le6n esta leyendo
un proyecto completamente distinto.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Ruego a la Presiden-
cia que someta a discusi6n ese primer articulo, para
que podamos entendernos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Lo que ha leido el
sefor de Le6n es la totalidad de lo que va a ser el ar-
ticulo lo.; ,no hay nada m~s?
SR. DE LE6N (RAM6N) : El articulo 2o.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Entonces, tiene ra-
z6n el senior de la Cruz. Debe discutirse, primero, el
articulo lo.
SR. IMENDOZA (N'STOR) : Tiene raz6n el gefior de la
Cruz, cuando pide que se discuta articulo por articu-
lo; pero yo deseo que la Presidencia permit al senior
de Le6n terminar su informed en defense de la ley, y
que luego me permit a mi consumer el turno en con-
tra, que tengo solicitado. Ya despu6s entraremos en
iel articulado.






DIARIO DE ISIESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 17


Sa. PRESIDENT ('GUAS INCLIN): Sefior Mendoza: la
totalidad de la ley esta aprobada por la Camara hace
algin tiempo, y esta sometido a debate el articulo 1
Es cierto que se han traido extremes agenos a este ar-
ticulo 1, pero lo que estk a debate es el articulo 1?
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Ruego que se ponga a
discusi'6n el articulo 1
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): LEl senior de Le6n
present una enmienda sustitutiva del articulo 1?
SR. DE LE6N (RAMI N) : Yo estaba leyendo la tota-
lidad del articulo, tal como ha quedado redactado por
lois distintos elements, unos que se oponen y otros
que Jo defienden. Yo estaba leyendo la totalidad, pa-
ra despuBs entrar en la discusi'6n del articulo 19
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Suplico al senior
de Le6n que se cifia al articulo primero, toda vez que
la totalidad ya ha sido aprobada; ahora nos encon-
tramos con que el senior de Le6n ha presentado una
enmienda a su proposici6n, en relaci6n con el articulo
primero; es decir, que S. S. presenta a este cuerpo
de ley una enmienda, y reglamentariamente, esto es
possible.
SR. DE LE6N (RAM6N): Suplico a la Presidencia
que ponga a votaci6n el articulo primero, tal como
yo lo he leido.
Sa. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Mendoza, en relaci6n con el articulo primer
de la proposici6n de ley enmendada por el senior de
Leon.
Si. MENDOZA (NESTOR) : He solicitado la 'palabra,
para oponerme al articulo, senior Presidente y sefiores
Representantes. Yo no creo que esta ley vaya a resol-
ver ningfn problema; y refiriendome concretamente
al articulo sobre el veneimiento de las hipotecas que
estdn al corriente del pago de sus intereses, son muy
aislados los casos de acreedores hipotecarios que en
estos moments tengan tan poca conciencia de iniciar
un procedimiento hipotecario contra su acreedor,
cuando (ste se encuentra al corriente del pago de sus
interests. No debemos legislar para casos aislados. Si
el senior de Le6n conoce de un n6mero grande de casos
en que los acreedores hipotecarios, no obstante estar
los deudores al corriente en el pago de los intereses,
han iniciado procedimientos hipotecarios, a mi me bas-
ta lo dicho por el senior de Le6n, y soy favorable al
precepto en este extreme. Pero no puedo estar confor-
me, y hago hjncapi6 en mi oposici6n, en cuanto al pla-
zo dd noventa dias; pues ese plazo de noventa dias (y
e toi de por .si es muy grave), equivale a decir que
todo proeedimiento hipotecario iniciado ya, se para-
lice automAticamente, una vez publicada esta ley en
la Gaceta Oficial durante noventa dias. No hablemos
ya .de aqiuellos procedimientos hipotecarios que estan-
do aun ,por iniciarse per raz6n de que los deudqres es.
tan retrasados uno, dos, tres, cuatro, cinco, o no se sa-
be que nimero de meses de intereses, y los acreedores
dindose cuenta de la situaci6n, han estado esperando,
ahora venga una ley de la Republica y les exige riguro-
samente, a dar tres meses adicionales de pr6rroga. Eso
de que todos los procedimientos hipotecarios iniciados
se paralicen durante noventa dias, aun cuando muchos
estin perfectamente justificados, y no hay posibilidad
de que los deudores se pongan al corriente en el pago
de los intereses, eso no lo creo Iprocedente, ni creo que
la Camara deba votarlo.


SR. DE LE6N (RAM6N) : Precisamente uno de los mo-
tivos mayores que inspiraron este articulo, es dar un
chance, una oportunidad a aquel que estA en situaci6n
critical; una oportunidad que se brinda, un plazo pe-
quefio, favorable al acreedor y que obligaria a mu-
chos deudores a ponerse al dia.
SR. MENDOZA (NPSTOR) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra

SR. MENDOZA (NESTOR) : Voy a contestar a S. S.,
con muclo gusto. Creo que el que esta al corriente en
el ,pago de los intereses, esta capacitado a pedir que
to esperen para pagar el principal; pero aquel indivi-
duo que lleva dos, tres o seis meses sin pagar, que aho-
ra le digan: "yo, Congreso, con la sanci6n del Pre-
sidente de la Repiblica, te doy noventa dias mas para
que sigas esperando sin tener que visitar a tu acree-
dor, sin pedirle el favor". Esto, no lo creo bueno ni
just.
Yo puedo sefialar un caso concrete: tengo, en es-
tos dias, que iniciar un procedimiento hipotecario que
se establece precisamente por todo lo contrario de lo
que aqui se saca a relucir. No se trata de un banco
extranjero, de dinero americano que venga a llevarse
propiedades cubanas, sino todo lo contrario: se Irata
de un cubano, oriental por cierto, que quiere recupe.
rar un ingenio de una compafiia americana, porque
esta no le paga.
SR. NUIEZ PORTUONDO (EMILIO) : Ese cubano mere-
ce que le erijan una estatua.
SR. MENDOZA (NSTOR) : Y la estatua que le vamos
a erigir, senior Nifiez Portuondo, consiste en decirle
que espere, que esta pr.6xima la zafra; y que esa pro-
xima zafra la va a hacer la compaiiia americana pa-
ra i.
Sn. NiEEZ PORTUVONDO (EMILIO): Pero es upn aso
exceptional.
-SR. MENDOZA (NASTOR): Yo no vengo al hemiciclo
a defender casos particulares; pero cuando se trata
de sefialar casos concretos es que sefialo el caso de un
cubano que, ipor querer recuperar la propiedad que
vendi6, pero que no se le pag6, recurre al procedi-
miento hipotecario contra el deudor. Y contra el cri-
terio que sustenta el senior Nifiez Portuondo, con los
noventa dias que concede esta ley se harf la zafra per
la compafiia americana. No ereo acertado este articulo
y no estoy dispuesto a transigir con 61.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Y ep ese caso px-
cepcional que citaba S. S., ila hipoteca y Jos plazos '4
los intereses estan vencidos?
SR. MENDOZA (NPSTOR): Los plazos y la hipoteca,
las dos cosas, estin vencidas; las p6lizas de seguro,
sin pagar, etc., etc. No han cumplido en ninguna for-
ma. Y ya que a S. S. le interest el caso, le dire que el
trustee de acuerdo con el deudor no ha entregado los
titulos ni siquiera ha querido seguir actuando de
trustee; y cuando el acreedor design un nuevo trus-
tee y 6ste le pide la entrega de los titulos al anterior
tampoco los entrega.
En d.-fiuitiva. sefpr Presidente y sefiores Represn-
tantes, termino suplicandole al autor de la einienida,
que result ser el mismo autor del proyecto de l-y,






18 DIARIO DE SESIONEIS DE LA CAMARA DE REPRES ]NTANTES


que retire el aspect .que se refiere a darle una opor-
tunidad de noventa dias al deudor, para que se pon-
ga al.corriente en el pago de los intereses; y que que-
de limitado el precepto a darie dos aios de prorroga
a todos los deudores que estin al corriente en el pago
de sus intereses.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la palabra
el senior Albanes.
Sn. ALBANES ( WIFREDO): Sefior Presidente y sefio-
resres tRepresentantet: Quiero empezar por aclarar
una cuesti6n que se suscitj, precisamente en la tarde
de ayer, como consecuencia de la discusi6n, respect
a este asunto. Se pens6 en formular una enmienda
que sustituye.e la ley de moratoria hipotecaria, por
el establecimiento de un juicio de retracto semejante
al administrative. Y con ese motive, optando entire dos
males y prefiriendo el menor, formula esa enmienda
que present a la Mesa y que en este acto retire, por-
que al mantenerse el proyecto de ley, es claro no tiene
oujeto la enmienda. Y aclarado ya este punto, voy a
enLrar en el examen de esta cuesti6n de derecho hi-
potecario.
Si nosotros nos vamos a fijar en los casos que llegan
a conocimiento de cada uno de los sefiores Represen-
tantes, indudablemente que tendremos perdida com-
pletamente la orientaci6n, en un problema de capital
importancia, como es este problema que afecta direc-
tamente al cr6dito territorial. No podemos orientar-
nos en virtud de esos casos particulares, sino que es
precious que vayamos a buscar los fundamentos doc-
trinales de nuestra legislaci6n hipoteearia; es precise
que recordemos por qu6 se establecieron los preceptos
legales que rigen la hipoteca; y es indudable, senior
President y sefiores Representantes., que at stable.
cerse el cr6dito territorial, amparado por la acci6n hi-
potecaria, no se pens6 en los beneficios que pudieran
tener los individuos que habian de contratar un prEs-
tamo garantizado con hipoteca, sino que se fu6 a bus-
car el derecho del tercero, para que ,pudiera movilizar-
se el cr6dito territorial, amparandole de una manera
formidable; y que, de esa manera, pudiera existir una
riqueza mayor. En ese sentido, es 16gico que pensemos
que, tan pronto como rompamos con. esa garantia y le
quitemos toda su amplitud, estaremos atertando con-
tra algo que es fundamental para la soeiedad, esto es,
la movilizaci,6n de su cr6dito territorial. El problema
ee ha planteado dentro de una situaci6n de hecho, ale-
gando .que ,se tiene conocimiento de la existencia de
cerca de once mil fincas que estin gravadas con hi-
poteca, y que los deudores se encuentran en situaci6n
dificil para.,pagar sus adeudos. No importa la canti-
dad, todavia pudiera duplicarse y aumentarse un po-
co mis, y suponer que fuesen veinte y cinco mil; pero
como en eite pais existen mas de trescientas mil fin.
.cas, result que las fincas no gravadas son diez veces
mas. Si pensamos que los propietarios de esas veinte
y cinco mil fincas hipotecadas se hallan en estos mo-
mentos en dificultad de poder pagar, pensemos tam-
bien en los propietarios de las doscientas setenta y cin-
co mil fincas no hipotecadas, y que, en esas condicio-
nes, por salvar a los propietarios deudores, venimos
con esta ley a poner en trance dificil a esa enorme
multitud de propietarios, que no adeudan y que no
podraii movilizar su riqueza porque, lesionado el cr6-
dito territorial, en el dia de mafiana las garantias que
presta ese cr6dito territorial habrin desaparecido. Por


otra parte, a pesar de todas las alegaciones ingeniosas
del senior iNuiez Portuondo, no cabe duda que este es
un caso de franca inconstitucionalidad. El articulo
13 de nuestra Constituci6n determine que "las obli-
gaciones de car cter civil que nazcan de los contratos
y otros actos u omisiones"... (Sigue leyendo).
t Puede negarse que este proyecto viene a alterar las
obligaciones contenidas en el contrato de pr6stamo con
garantia hipotecaria ? Puede sostenerse que no es este
un caso en que se produce una alteraci6n de los t6r-
minos del contrato ? Hay alteraci6n cuando el contra-
to se nova, y una de las formas de la novaci6n consis-
te en modificar el plazo de la obligaci6n. Por tanto,
frente a esta situaci6n, tenemos que reconocer que es
un caso de inconstitucionalidad, y no solamente cuan-
do tengamos la seguridad, sino simplemente cuando
tengamos la sospecha de que vamos a violar nuestro
C6digo Fundamental, debemos pararnos y no avanzar
mis alld, porque nuestra Constituci6n debe ser res-
petada, sincera y lealmente.
SR. DE LE6N (RAM6N) : ~Pero, es la Cmara la
que debe conocer sobre la constitucionalidad de las le-
yes, o es el Tribunal Supremo de Justicia Si fuere
asi, ninguna ley podria pasar en esta CAmara.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Si senior, con argumen-
tos y con razones.
Sa. ALBANES (WIFREDO) : Tengo much gusto en
contestar a la pregunta que se me hace, a pesar del
articulo 131 del Reglamento. Me es muy satisfactorio
decir cual es el criterio que tengo sobre todas estas
cuestiones. Tampoco ninguno de nosotros es el encar-
gado de juzgar a un delincuente y, sin embargo, cuan-
do vemos que se va a realizar un delito, tratamos de
evitarlo.
SR. DE LE6N (RAM6N) : En estos moments estamos
frente a un caso de violaci6n complete de la Consti-
tuci6n y, sin embargo, esta Camara ha torado en con-
sideraci6n ]a proposici6n de ley del reajuste del Po-
der Judicial, que a mi juicio es completamente incons-
titucional. Sin embargo, un c'so de emergencia, una
situaci6n dificil del pals, obliga al Congreso a tomar
el acuerdo en la forma que lo ha hecho, porque se am-
para en el derecho no ecrito, que es el que debe regir
en moimentos de supreme crisis como la que estamos
afrontando. Ahora, con esa proposici6n de ley del rea-
juste del Poder Judicial, tenemos que proceder co-
rrectamente y con justicia, porque si nosotros hemos
reajustado a los infeliecs empleados de pequefios suel-
dos, porque no estAn amparados por la Constituci6n,
nosotros debemos, si es necesario, violar la Constitu-
ci6n con el reajuste del Poder Judicial, como un su-
premo esfuerzo para salvar a la naci6n de la mis agu-
da crisis econ6mica que ha sufrido desde que se res-
taur6 la Repfiblica. El interns pfiblico no reconoce ba-
rrera legal ni constitutional.

SR. CASTELLANOS (MANUEL) : En el caso del Poder
Judicial, hay esto .que es extraordinario y raro: Una
ley que no ha pasado todavia, que no es ley, y el Tri-
bunal Supremo en pleno, por su propio Presidente, en
una circular, ha declarado que puede hacerse la reba-
ja de sueldos del Poder Judicial, sin que sea inconsti-
tucional; y en su oportunidad tendre el honor de leer
la circular que asi lo declare, del propio Presidente
del Tribunal Supremo.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19

SR. DE LE6N (RAM6N) : Ya veo que nuestra Consti- otorgue la escrituralde vcnta del inmueble, en unas
tuci6n es muy elastica. coudiciones que, para el mariana, sera mas dificil que
S. R Z DE LN ( : T s ls lo es ahora el recuperarlo.
SR. RAMiREZ DE LEON (ELADIO) : Todas las Consti-


tuciones tienen que serlo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Continfie el sefior
Albanes.
Sn. ALBANES (WIFREDO): Voy a tener muchisimo
gusto en'recoger las frases del scilor de Le6n, en los
dos aspects que ellas contienen: la primera, al indi-
car que puede ser inconstitucional una ley que se dis-
cuta en esta C'mara. No entro en el fondo de la cues-
ti6n, sino simplemente me limito a indicar que, en el
caso de que fuera cierta la inconstitucionalidad que el
senior de Le;n sefiala, esta inconstitucionalidad no da
derecho a seguir violando la Constituci6n. Al contra-
rio, en todo easo, si en alg6n tiempo se ha hecho o en
el futuro so pudiera realizar ese acto de violaci6n, de-
bemos lamentarlo; pero no por eo vamos a reincidir
en estos moments.
Y el segundo aspect de la cuesti6n planteada inci-
dentalmente por el senior de Le6n, se referia a la ley
no escrita. Es possible concebir que en el gabinete del
sabio que estudia la Filosofia del Derecho, se funda-
mente una cuestidn basndose en el derecho no escrito;
pero poca acogida debe tener esto en una Cdmara le-
gislativa, porque si precisamente la funci6n de una
Cdmara es hacer la ley escrita, para qu6 sirve la C0-
mara, si va a regir la ley no escrita?
Las leyes no se modifican por ser anticuadas, no;
no hay ninguna ley mis vieja que el DecAlogo y, sin
embargo, todos sus preceptos siguen rigiendo en el
moment actual. Las leyes se modifican porque son
inconvenicntos a la sociedad, y entonces si se modifi-
can. Dero no noraue scan anticnadas. Y. nrecisamente


No quiero cansar por mAs tiempo a los sefiores Re-
presentantes. Creo que, efectivamente, una idea gene-
rosa y noble ha movido a nuestro compafero el senior
de Le6n, a presentar esta iniciativa; y que, en su de-
seo de ver c6mo amparaba a los deudores que se en-
contraban en moments dificiles, pens6 que una ley
do esta indole podia salvar la.s dificultades porque
atravesaban. Pero si en la meditaci6n y el studio de
esta iniciativa, se ve que puede perjudicar interests
much mis cuantiocos que aquellos que pretendia am-
parar; y se comprende, sobre todo, que se van a lesio-
nar las bases fundamentals de nuestro cr6dito y de
nuestra riqueza, no debe mantenerse la iniciativa. Asi
es que, indiscutiblemente, sefiores Representantes, es
preferible que antes de que aprobemos esta ley, me-
ditemos mis detenidamente; pues esta ley puede traer-
nos una situaci6n dificil, que seria deplorable, porque
pondria en peligro la subsistencia del cridito territo-
rial y con 61 la riqueza del pueblo cubano.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GUAS INCI N) : Tiene la palabra
el senior Garcia Montes.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Sefior Presidente y
seiiores Representantes: Deciamos antier que el as-
pecto de inconstitucionalidad de esta ley era evidence.
La Camara recordard que me encontraba en el uso de
la pa'abra consumiendo un turno en contra del pro-
yeeto, cuando en el curso de las breves palabras que
estaba pronunciando el senior Rodriguez Ramirez pro-
puso una enmienda que yo acept6 y por motive de la
cual interrumpi. este turno que en contra de la ley
consumia. Al mantenerse hoy integra la ley...


., --------,
esta ley que vamos a modificar en estos moments es Sn. DE LE6N (RAM6N) : Ese articulo que se dispute
la que viene a amparar nuestro cr6dito fundamental, ha sido, preci'amente, modificado por 6ste.

Por otra part, continuando la tesis, con la venia Sn. GARciA MONTES (JORGE) : Al mantenerse la ley
del senior Presidente y los sefiores Representantes, te-. y accptarse este articulo, no puede ser motivo de dis-
nemos que recorder que en el pr6stamo hipotecario cusidn la enmienda del senior Rodriguez Ramirez que
exi.tcn dos contratos: un contrato que es el principal, establece, en lugar de la suspension, un retracto. Al
que da una accidn personal, y otro que es el accesorio, mantenerse la ley en la forma que se quiere, me veo
que da una acci6n real. En el proyecto de la ley pre. precisado a consumer un turno, turno interrumpido,
sentaro, se amparaba a los dendores contra la acci6n siendo eito una novedad, porque result un discurso
real hipotecaria; y en la enmienda se amplia el am- a plazos. Todos los arguments que yo esgrimi en dias
paro, favoreciendo a todos los deudores, puesto que pasados, en contra del articulo como se encontraba
.se lleva a todos los casos en que tengan que realizarse redactado en la ley, los reproduzco integramente conga
ejecuciones de bienes que hayan sido embargados cn tra la enmienda; porque la enmienda mantiene fun-
cualquier forma. A qu6 conclusion, nos podria llevar damentalmente el principio de la ley, aunque se pue-
este problema ? La conclusion a que tendriamos que den establecer procedimientos, a menos que el deudor
l1egar seria desastrosa. Tan pronto como los indivi- que no se encuentra al corriente en el pago de sus in-
duos que tienen en su poder el dinero vean que no los tereses lo haga dentro de noventa dias. Eso era, fun-
ampara ]a ley, necesariamente tendr6n que tomar damentalmente, lo que la ley decia, una moratoria hi-
medidas para evitar esto; y las medidas ya las cono- potecaria; el acreedor que no est6 al corriente en el pa-
cemos, ya sabemos de qu6 manera se procede cuando go del principal, pero que si esta al corriente del pago
se quiere garantizar a quien tiene el dinero: la persona de los interests a los cuales se concede noventa dias.
necesitada que lo solicita, no tiene mis remedio que Por consiguiente, repito todos los arguments respee-
rendirse a su necesidad, admitiendo aquellas condicio- to al aspect de inconstitucionalidad, y los reproduz-
nes que se le imponen. Las consecuencias necesarias co. En mi discurso he llegado al punto de contestar al
de esta ley serdn la resurrecci6n de aquello que se lla- argument que exponia el senior Nfifiez Portuondo,
m6 venta con pacto de retro, estipulaci6n desplazada mi querido compaiiero, de que nosotros no estdbamos
de nuestro derecho: El prestamista, cuando yea que modificando una obligaei6n civil, sino que estibamos
no lo ampara el derecho hipotecario y que de esta ma- modificando la ley de procedimiento. El senior Nfiiez
nera se alteran las condiciones del contrato, lograri, Portuondo mantenia que era una ley de orden pfi-
porque la necesidad obliga al necesitado, a que 6ste blico, respect a la cual:no podia haber retroactividad.


C__ "






20 DIARIO DHE iSESlONES DE LA C A\ PH A PP JJ 1'hENAES


Yo tengo mis dudas muy series, respect a que pue-
da modificarse una ley de procedimiento que se fran-
quea para el ejercicio de una obligaci6n de carhcter
civil y que deja, pricticamente, indefensas, sin mane-
ra de hacerlas efectivas, esas obligaciones; pero aun
conviniendo con el senior Nifiez Portuondo que una
ley de procedimiento fuera, en todo caso, una ley de
orden pdblico, en ningun caso, al modificarse la ley,
puede haber retroactividad; y yo diria que una cosa
es modificar la ley de procedimiento, otra cosa es mo-
dificar el procedimiento por el cual el acreedor puede
hacer efectiva su obligaci6n civil, y otra cosa es dejar
a ese acreedor sin ninguna defense. Y eso es, precisa-,
mente, lo que ocurre en este caso en que no se trata
de modificar el procedimiento, sino de que, durante
dos afios, no tiene el acreedor procedimiento alguno
para hacer efectivo su credito. Y esto, yo creo que no
puede hacerse en modo alguno, sin lesionar derechos
adquiridos, sin que haya retroactividad, y sin que se
violent o alteren obligaciones civiles derivadas de con-
tratos que no pueden modificarse 'por el Poder Legis-
lativo, ni el Poder Ejecutivo. Este aspect de la in-
constitucionalidad, me parece muy claro.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Yo quisiera, senior Pre-
sidente y sefiores Representantes, aprovechar la cir-
canstancia de que esta haciendo uso de la palabra
tan distinguido jurista, para que me informed, para
que me ilustre sobre el siguiente particular que me
interest conocer, ya que tengo dudas fundadas sobre
la situaci6n en que estAn colocados los sefiores a que
61 se ha referido, &En qu6 situaci6n quedarian colo-
cados los individuos poseedores de bonos lipottrcarios
de compaiias que no hubieran liquidado los intereses
correspondientes a los bonos que poseen? Eso es lo
que yo quisiera que me informara S. S.
SR. GAACiA MONTES (JORGE) : Para contestar a nues-
tro distinguido compafiero el senior Chardiet, le dir6
que las compafiias deudoras que tienen bonos hipote-
carios, tiene los mismos derechos y gozan de los mis-
mos beneficios que la ley concede, sin distingo, a todos.
El otro aspect del problema, el quo ataca al cr6-
dito territorial, al cual brillantemente hacia referen-
cia el senior Alban6s, puede decir que la idea es sim-
pAtica; y si nosotros pudi6ramos descubrir un sistema
por el cual el acreedor no pudiera rematar a su deu-
dor que estuviera al corriente del pago de los intere-
ees, sin violar la Constituci6n, habriamos realmente
descubierto la panacea.
SR. DE LE6N (RAM6N) : WD.ilo eso a los interesados
para que reclamen.
SR. QARCiA M[INTES (JOaGE): Pero, desgraciada.
iuente, eso no puede hacerse sin coutra\venir los dos
pr-.cept.:s cionstitiuLionaler que yo he citado. Y perd6-
neme 1l (distiuguido conipafiero que no comparta el
tnnn~ rrni nnior d~ 41 bibmr le~~-n1,


punto, ni hasta d6nde va a destruir completamente la
barrera de protecci6n. lHoy se quebranta por el Con-
greso, para decir que el que est6 al corriente en el pa-
go de Jos interests, no podra ser ejecutado; pero ya el
acrcedor no sabe si el dia de mariana, quebrantando
igual precepto constitutional, se va tambien a romper
esa barrera, para decir que tampoco el que est6 adeu-
dando intereses podri ser ejecutado. Y desde ese mo-
mento, desde el moment en que nosotros quebrante-
mos la barrera constitutional que defiende al acree-
dor, desde ese mismo moment, la confianza esta to-
tal, definitive e irremediablemente 1." ,..ll1 Y, en-
tonces, es muy probable y casi seguro que nadie pres,
6te con garantia hipotecaria. Nosotros sabemos, todos,
por amarga experiencia, que en Cuba ha desaparecido
completamente el credito personal. En Cuba no exis-
te ya hoy el cr6dito personal; y no existe, iporque han
sido nulos los recursos y las habilidades de que han
podido valerse los deudores de las acciones que puedan
establecerse ante los Tribunales, para hacer efectivas
obligaciones personales; han resultado infitiles y bal-
dias, y hoy en Cuba no presta nadie con el simple y
sencillo cr6dito personal; no tenemos mas que el cr6-
dito real, la pignoraci'6n y la hipoteea. En 'Cuba no
puede conseguirse dinero mas que en esa forma; dan-
do bienes muebles en pignoraci6n, o dando bienes
inmuebles en hipoteca. Si nosotros, ahora, destruimos
la barrera constitutional, entonces, sefiores Represen-
tantes, estamos definitivamente destruyendo el illti-
mo cr6dito que queda en Cuba y el iiltimo recurso que
nos queda para levantar fondos en nuestro pafs.
SQuiere la CAmara tener la comprobaci6n de lo que
digo ? EstA en el propio proyecto de ley y en el dicta-
men, esta en ese precepto que determine y se estable-
ce que para el future no rija esta ley, es decir, que
para las operaciones hipotecarias que se contraigan
en lo adelante no rijan,
Sn. DF LE6N (RAM6N) : Efectivamente, esta es una
ley de emergencia, transitoria, para salvar una situa-i
ci6n muy dificil que afronta la Naci6n. Y quiero acla-
rarle un particular a S. S. Cuando yo inici6 esa ley,
pude comprobar que ya no habia cr6dito en Cuba,
ya no se hacia una sola operaci6n hipotecaria en Cu-
ba; e invite a S. S. a examiner el registry correspon-
diente en la Secretaria de Hacienda, para que vea que
hace dos afios que en Cuba no se realizan operaciones
-lipotoearias.
Tal parece que los iprestamistas fuertes se habian
confabulado para negar los pr6stamos, a fin de hacer
que desapareciera la propiedad. Esa es la realidad del
problema. Los mismos bancos se negaban a dar dinero,
para cancelar las hipotecas vencidas. No se han podi-
do cancelar, durante dos afios atras; y esa fu6 Ia cau-
sa que me movi6 a 'presentar esta proposici.'nu de ley.
Yo creo que el Congreso debe inspirarse en la defen-
sa de esos deudores de cr6ditos hipotecarios.


Fpu-4liv YC v nSta tpVrgc ivpr uColou Eam UJa pt .-
do pard6n a los dema comuparieros que pieu mismo modo que S. S., de que nosotros no podemos en un moment de dIp:re.si.'l, las obligaciones hipQte-
aprecigr la inconstitucionalidad cuando votamos una carias se hayan reducido. Creer que los acreedores
ley. Nosotros debemos ajustarnos a los preceptos cons- puedan confabularse para iaintenirt el dinero en los
titucionales on todos los casos; pues cuando quebran- bancos y hacer que desaparezca la propiedad, me pa-
tamos la Constituci6n, en este aspecto estamoq auto- rece dificil. En cuanto a que los bancos no presten,
miticamente destruyendo el credito; porque el acree- reitero lo que dije en el dia de ayer. La. esenia del
dor que se siente hoy protegido detrUs de la trinchera banco es la opera,:i'.n a corto plazo; sobre la hipoteca,
que repreuenta el precepto constitutional, cuando yea por su misma esencia, no es de esa olas'? de operacio-
que esa trinclera se qiueliranta. no sabe ya hasta qu6 nes. De manera que los bancos no puedeu prestar so-






DIARIO DE SISIONES DE LA fAAMARA DE REPRISENTANTES 21


bre hipotecas. Los bancos, generalmente, adquieren
hipotecas por estos dos casinos: cuando para garan-
tizar el cr6dito comln aceptan la garantia para me.
jorar la condiciun de su credito, o cuando lauiendo
reciuido bienes en pignoracinu, se ven precisactos a re-
matar ia prenda y adquieren entonces la condici6n de
hipotecario. t'ero si el motivo fuera el precepto ese a
que yo aludia, de que se trata de una ley de emer-
gencia, me parece que no hay 16gica entire el precepto
y el razonamiento, porque esta moratoria es por dos
aiio.. Las hipotecas pueden constituirse en un mes, y
a los cuatro meses puede estar el deudor atrasado. Sin
embargo, para permitir nuevas operaciones, nosotros
deennos: no; al que preste, en adelante no se le aplica
la ley. El objeto, en realidad, de ese precepto, es tran-
quilizar al acreedor; pero, convengan conmigo los se-
fiores Representantes en que, cuando ese acreedor yea
las barbas de su vecino arder, pondri necesariamente
las suyas en remojo. Cuando yea que verific6 su pris-
tamo con la garantia que hasta ahora hemos estimado
indestructible de los preceptos constitucionales, cuan-
do vea que a ese acreedor se le dice: no; mientras es-
t6s al corriente en el pago de los intereses, no puedes
rematar, prorrogando el plazo de vencimiento; cuan-
do el acreedor vea esto, va a tener dudas de que en
el future pueda haber otra ley que le diga que no po-
dra rematar ni cuando est6 al corriente en el pago
de los intereses su deudor, y cuando no est6 al corrien-
te en el pago de principal. De esa manera nos vamos a
quedar sin cr6dito hipotecario y sin cr6dito personal;
y estos doscientos y pico de mil propietarios a que
aludia el senior Alban6s, no van a poder convertir en
efectivo esas propiedades, las cuales van a permane-
cer como criditos congelados, como se dice en el argot
mercantil.

SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Sefior Presidente y
seiiores Representantes: Esta iniciativa, de nuestro
compafiero senior Ram6n de Le6n, tiene el triste pri-
viiegio de provocar tan enconados pareceres en pro
y en contra que, desde hace algo mas de un afio, pen-
de de la consideraci6n de la Camara como un fantas-
ma al que se le viene esquivando el cuerpo. Tengo que
felicitar la insistencia de algunos compaiieros que han
planteado ya definitivamente el dilema de discutirla
y rechazarla o aprobarla, pero con objeto de salir de
ella, definitivamente.

Con respect a esta proposici6n de ley, me ocurre
precisamente lo mismo que me ha sucedido con otras
iniciativas, que cuando las consider por primera
oportunidad me senti opuesto a ellas, y despu6s la
fuerza de las circunstancias, el peso del ambiente, la
presi6n de la necesidad han inclinado mi animo en
favor de las mismas. Tranquiliza un poco mi concien-
cia el saber que esta versatilidad, si se quiere, en mi
parecer, tiene en su abono el antecedente de que per-
sonas de mas arraigada convicci6n que yo, en situa-
ci6n como 6sta han dicho que se sentirian indignos del
dictado de hombres cultos, si no reaccionaran frente
a Jas circunstancias. Efectivamente, como discurria el
senior Alban6s que nos ha deleitado con su oratoria ga-
lana, sencilla, fluida, culta, y como el seilor Garcia
Mont.-, tambi6n discurria, yo pens6 .que mi mentali-
dad de abogado, mi conciencia de abogado estaba for.
jada en la misma fragua que la de ellos, en la misma
ensefianza; y, de acuerdo tambi6n con ese anteceden-
te, yo discurria que la. garantia mas grande para el


crddito era la hipoteca, y el rodearla de todo genero
de .eguridades, darle toda suerte de garantias al que
prestaua con gravamen de la propiedad territorial. Si,
ciertamente; por una extrania ley que a veces suele
parecernos parad6gica, mientras mas garantias le da-
mos al acreedor, mas flexibilidad le damos al cr6dito
y mas posibilidad de hipotecar. Estas son leyes econ6-
micas que se desenvuelven en moments de normali-
aad; estas leyes econ6micas que juegan con perfect
equilibrio cuando la sociedad, cuando la humanidad
esti en un period normal; pero en cierta ocasion, uno
de los muchos oradores que ha hecho uso de la palabra
en el hemiciclo, en oposici6n a esta ley, ha dicho que
esta iniciativa era un cicl6n que iba a barrier con el
cridito de nuestro pais.

Sefiores Representantes: No es esta iniciativa la que
va a barrier, como un cicl6n, con el cr6dito territorial
de oCuba, no; es la extraordinaria depresi6n econ6mi-
ca que esta agoviando al mundo, es la extraordinaria
crisis que esta extrangulando a la humanidad, la que
ha barrido el credito, no solamente en Cuba, sino en
todos los demis paises del hemisferio occidental y del
oriental. Y es muy sencillo: en toda oportunidad, el
cr6dito mis s6lido, el cr6dito mis firme, el que atraia
mas a los inversionistas, era el crdito del Estado; to-
do aquel que despues de muchos esfuerzos y afanes
aabia logrado reunir una fortune, al retirarse, la in-
vertia en bonos del Estado, que garantizaban un in-
ter6s seguro y daban la sensaci6n de la tranquilidad
de no tener que estarse preocupando por el deudor.
Y precisamente el pedestal del cr6dito, que es el cr-
dito del Estado, se ha derrumbado, ha sido la prime-
ra, la mis important victim de esta catistrofe que
esbi sufriendo la humanidad; es el franco que se des-
plaza, es la peseta que cae hasta el abismo, es el mar-
co que hace extraordinarias volteretas hasta hundir-
se en la nada; y, hasta esa majestad, cuasi divina, de
las finanzas pfiblicas que se llama la libra esterlina,
ha perdido su garantia oro, y tambien se esta cotizan-
do con depreciaci6n en todos los mercados del mundo.
Es hoy Alemania la que no puede pagar, es mafiana
la Argentina la que hace lo mismo, es mas tarde el
Brasil, Chile, Uruguay, en fin, los paises de mis s6i
lida estructura econ6mica, que caen ante la piqueta
demoledora de este desequilibrio que esta conturban-
do a la humanidad.

No es, por consiguiente, la modestisima, la humilde
iniciativa, la iniciativa leal y noble de nuestro com-
pafiero el senior de Le6n, la que'opera a manera de ci-
cl6n devastador y amenaza terminar con el cr6dito
territorial en Cuba; no, es la situaci6n de extrangula-
ci6n econ6mica que padece la humanidad, la que tie-
ne constrefido el cr6dito y en estado de bancarrota
todas las instituciones financieras del mundo. Ese ra-
zonamiento, ese criterio de indole rigidamente legal;
de indole, si se quiere, tradicionalista en cuanto a la
part econimica se refiere, que han esgrimido los se-
fiores Alban6s y Garcia Montes, es un molde rigido
que se quiere aplicar a una situaci6n an6mala. La si-
cuaci6n que estamos atravesando, finica que se recuer-
da en ]a historic de la humanidad civilizada, requie-
re, para resolverla, medidas tambi6n extraordinarias.
Ellos, que son hombres versados en las disciplines le-
gales, hombres de ciencia juridica, deben recorder un
onocido apotegma de Derecho, que dice: "La nece-
sidad no tiene leyes". Las leyes mas rigidas de la mo-






22 DIARIO DE SESIONES DR LA CAMERA DI REPRESENTANTES


ral y el pudor, que son la garantia de la estabilidad
de la sociedad, desaparecen frente a un naufragio; y
entonces se levanta como inica ley de vida, la ley de
la propia conservaci6n, la conservaci6n de la especie;
queda el hombre frente a esa situaci6n, y entonces no
piensa miAs que en salvarse.
SR, BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : gMe permit S. S.
una interrupci6n ?
Sa. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Con much gusto.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Asi que S. S. cree,
dada la situaci6n entire el acreedor y el deudor, en que
6ste va a aparecer extrangulado, la salvacidn de 1,
tiene por necesidad que ser a costa de aquel que no-
blemente, en un moment de necesidad, vino y acu-
di6 en su moment de penuria, y le sirvi6, y le prest6
su dinero creyendo que en su oportunidad habia de
ser devuelto 6ste; y ahora, cuando ocurre la necesi-
dad, jeste acreedor que buenamente di6 su dinero, tie-
ne que sucumbir ante la necesidad del deudor que re-
cibi6 el beneficio?
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : El argument no
es absolutamente s6lido. A primera vista lo parece.
Si esta ley fuera una ley de expropiaci6n al acreedor
en beneficio del deudor; y si esta ley tratara de des-
pojar al acreedor de sus propiedades para cederlas y
traspasarlas al deudor, este argument, efectivamente,
resultaria un argument s6lido, atendible; pero como
de lo que se trata, precisamente, es tan s6lo de dar
oportunidad al deudor para que pueda defenders,
ganar tiempo, no dejando de pagar los interests, sino
precisamente pagando al acreedor un interns, que es
el fin principal que todo inversionista procura cuan-
do invierte su dinero, de aqui que esta ley sea eminen-
temente cubana, eminentemente patri6tica, en los mo-
mentos que nosotros atravesamos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : No s6, si se ha fija-
do, que por virtud de esa ley,-y habla un deudor a
quien se esta ejecutando,-puede prdcticamente se.
guir disfrutando de la propiedad que ha dejado de
pagar con perjuicio de ese acreedor. 4 No cabria que el
deudor pudiera disfrutar de ese derecho?
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Voy a tener el
gusto de hacer una excepci6n e interrumpir el hilo de
mis palabras incoherentes, para contestar esta inte-
rrupci6n de mi .querido compafiero y amigo el senior
Bravo Acosta.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONI) : Muchas gracias.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : En una situaci6n
de desastre como 6sta, lo que se procura es atenuar en
lo possible el desastre para el deudor; porque la rea-
lidad es que, cuando el acreedor presta el dinero y
cuando el deudor solicit y obtuvo ese prestamo, la
propiedad valia much mas que hoy. Todos los que
nos sentamos en este hemiciclo, sabemos que es cos-
tumlbre que la propiedad se valore en una tercera par.
te o en una mitad, a los efectos de la hipoteca; y so-
bre ella es que se le da una part insignificant de su
valor en pr6stamo al deudor. Ahora, lo que ocurre es
que, por efecto de la enorme depreciaci6n, de la ab-
soluta desvalorizaci6n de todas las cosas, esas propie-
dades escasamente valen. Si por valor se entiende el
precio que se paga por ellas, valen infinitamente me-
nos que cuando se realize la operaci6n. Y entonces, lo


que se propone en esta iniciativa es dar una oportuni-
dad al deudor, para ver si hay reaecin en el mer-
cado y puede vender esa propiedad, si continfia pa-
gando los intereses; y cuando venga el cataclismo y
e. acreedor continue su procedimiento hipotecario, el
deudor lo perderA todo en definitive.
Sa. ALBANES (WIFREDO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUIS INCILN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. ALBAN QS (WIFREDO) : Yo no creo que en estos
problems econ6micos, deban mezclarse razones de or-
den sentimental; pero ya que estamos en ese campo, yo
pregunto: Les que acaso no existed la hipoteca del tutor,
para garantizar los derechos de los hu6rfanos? Aca-
so no existed la hipoteca del marido, para garantizar
la dote de la mujer ? Y todas esas hipotecas no corren
la misma suerte y deben estar comprendidas dentro de
esta ley?
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Voy a contestar la
sugesti6n de S. S.-S. S. sabe que todas las hipotecas
a que S. S. se refiere, son hipotecas legales que no de-
vengan interekes, son hipotecas para garantizar cir-
cunstancias de hechos, pero que no devengan intereses.
Esta iniciativa del senior Ram6n de Le6n se refiere a
hipotecas que devengan intereses. Se trata, pues, de
dos problems distintos. De manera que el problema
que estamos debatiendo, en manera alguna se refiere
ni afecta en lo absolute a esas hipotecas a que S. S.
se refiere.
Yo creo que todos los que tenemos que intervenir
en alguna forma en esta clase de negocios, sabemos
que ha desaparecido el credito, que se esth retrayendo
el dinero de la circulaci6n; y son las medidas fisca-
les, y no solamente las medidas fiscales legalmente
acordadas y votadas, sino mas bien la interpretaci6n
arbitraria y abusiva que le dan despu6s funcionarios
de menor categoria de la administraci6i, lo que hace
estas disposiciones legales casi confiscatorias, y one-
rosos los impuestos que se votan. Nosotros, los Repre-
sentantes de aquella 6poca, cuando votamos la Ley de
Obras Piblicas de 15 de Junio de 1925, creando un
tribute del dos por ciento sobre interests de las hipo-
tecas; y ese tribute lo subimos, en Enero iltimo, al
promulgarse la Ley de Emergencia Econ6mica, a un
cuatro por ciento, 16gicamente, tratindose como so
trata de un impuesto sobre la utilidad, de un impuesto
sobre la entrada, sobre los ingresos liquidos que ob-
tiene el invensionista, pensamos que no debia pagarse
nada mis que cuando se cobran los intereses. Sin em-
bargo, por disposiciones, circulares e instrucciones ar-
bitrarias de la Direcci6n del Fondo Especial de Obras
Piblicas, se dan cases an6malos, como este que voy a
citar: bonos que no han sido firmados y que no estin
en circulaci6n, que no devengan intereses y, sin em-
bargo, a sus poseedores se les esta cobrando el cuatro
por ciento de Obras P6blicas; prestamistas que no co-
bran interests y estan pagando el impuesto; hipotecas
que se cancelan con anterioridad al plazo de su ven-
cimiento, y la Administraci6n pretend, y lo ha lo-
grado, cobrarles por todo el tiempo que faltaba del
plazo convenido. Esa media abusiva, contribute en
part a la contracci6n del credito.
SR. CHARDIET (ARMANDO): Para una interrupci6n:
SNo preve S. S. el peligro que pudiera representar es-






DIARIO DE (SBESIONES DE LA CAMERA DE REPRES'ENTANTES 23


ta legislaci.6n, desde el punto de vista international,
en las casos en que colocado, por ejemplo, en pauses
extranjeros un numero determinado de oonos corres-
ponsfient-es a emisiones que arecten a ingenios o a pro-
pledades de natives que radican en el pals, podran los
bonistas de esos pa-ses, al ver.,e burlados en sus dere-
chos al amparo dei cual obtuvieron esos bonos, esta-
blecer una reclamaci6n de caricter internaciona! ? Y o
tengo noticias de que hay muchas Compafias cuba-
nas qie han hecho emisiones de cono.;, los cuales han
colocado en el mcrcado de New \ork; y esos bonis-
tas, llegado el vencimiento de los intereses, al no co-
brarlos a virtud de esta ley, no establecerian una re-
clamaci6n, con perjuicio de nuestro cr6dito interna-
cional ?
Sn. RAM1IREZ DE LE6N (ELADIO): E.a pregunta, que
me formula el senior Chardiet, pudiera ofrecer distin-
tos aspects. Uno que pudieramos l1amar psicol6gico,
estrictamente personal; y no me siento autorizado pa-
ra decir como piensa cada uno de los seiiores bonistas.
Un aspect legal, y otro a'pecto que pudieramos lla-
mar econ6mico-practico. Creo que lo unico que pue-
do contestar, hasta donde me alcanzan mis conoci.
mientos, es el aspect prietico econdm'ico, y la reali-
dad de 6ste en el mercado americano. Todas las com-
padiias que han emitido bonos estin continuamente
reorganizindose, y los bonistas espontAneamente han
depositado sus bonos en poder del trustee, y los dejan
ahi para cangearlos por otros que representan un va-
lor inferior al anterior.
Ahora bien; si ellos, espontneamente vienen ha-
ciendo eso, no qui.ieran hacerlo, cuando lo pusi6ramos
en prActica por una disposici6n legal nosotros, es algo
que escape a ia previsi6n. Pero, hay un argument ex-
traordinariamente spectacular, que se ha venido uti-
lizando aqui con reiterada insistencia desde que se
inici6 el debate de esta iniciativa del senior Ram6n de
Le6n: El ai-pecto de la inconstitucionalidad de la ley.
A mi se me ocurre como una montafia Tabuada, a la
cual se nos conduce cuando se nos quiere veneer sin
argumentaci6n. Ninguna material m6is dificil de inter-
pretaci6n que la material de la inconstitucionalidad.
Los que por virtud de su profesi6n o simplemente por
afici6n se dedican a esta material, saben que de cada
cien recursos de inconstitucionalidad gue se llevan al
Tribunal Supremo, escasamente un uno o un dos por
ciento se declaran con lugar. Ademis, la realidad es
que nuestros antecedentes legislativos nos llevan co-
mo de la mano a medidas de igual indole, tomadas por
el Congress de la Repdblica. Y no me refiero a los que
integran hoy el Congreso, sino al Congreso como en-
tidad. En el aio 1921,-y este argument lo adujo el
senior Ram6n de Leon con extraordinaria oportuni-
dad,-el Congreso diet6 medidas legales para morato-
ria bancaria; y cuando la ley Torriente de suspension
de pagos de los bancos, en ningin moment a ningu-
no de los sefiores legisladores le perturb6 la concien-
cia la posibilidad de que la ley fuera inconstitucio-
nal, cuando se trataba de amparar los derechos de
acreedores que habian alimentado las areas de los
bancos con la sangre, con las lgrimas y con la vida
de la clase trabajadora de Cuba. Que yo sepa, al adu-
cir ete argument el senior Ram6n de Le6n, no se pu-
do traer ningfin caso para probar la tesis contraria;
posiblemente, porque el problema no se llev6 al Tri-
bunal Supremo, no hubo sentencia declarando incons-
titucional aquella ley. Y yo, como hombre de derecho,


.omo legisiador de mi pais, pero tambi6n como cubano
y como homore, Irente a este dilema me pregunto:
,para propiciar esta media, que es convenient para
a enorme cantidad de cubanos que estin en la ndi-
gencia y que necesitan que se les tienda un puente
iue- le;. proporcione, por lo menos, un alivio en su si-
Luacion uesesperada, debe detenerme a mi la posioili-
dad de que esta ley sea constitutional o inconstitu-
-ional? Si yo tuviera que dar mi dictamen, mi con-
,u:ia como abogado, posiblemente, sobre la mesa de
mii despaieo, en la soledad de mi cuarto, frente a los
,ibros frios, yo estudiaria e.te problema y especuia
ra sobre el dando un dictamen"en un sentido o en
otro-que en este moment no lo puedo anticipar;--
dcro especulando "anima vili" sure el cuerpo mu-
Lilado de los deudores, no dud6 un solo moment, no
v~acil un solo instant, no perturb6 mi conciencia un
ipice, la posibilidad de que esta ley pudiera ser in-
:onstitucional, porque senti que mi deber, como legis-
ador, era acudir a remediar una necesidad que todos
,entimos, que todos palpamos. Y si mias tarde resul-
a que alguien consider inconstitucional esta ley y
a lleva al Tribunal Supremo, alli aquellos hombres
ogados, hombres de derecho, hombre que no han te-
tido mas misi6n que interpreter los preceptos lega-
tes, que digan si ella es constitutional o inconstitu-
ional; por mi parte, no quiero que esta preocupaci ;n
,erturbe mi conciencia ni desvie mi mente, en el sen-
Jero que yo creo que es el de mi deber.

Para terminar, voy a recoger, como de paso, otro
irgumento que aqui se ha e-grimido, tambi6n impre-
ionante, mas impresionante que real, por dos razo-
Les; porque !as estadisticas siempre no las tenemos
losotros aqui, y porque en el papel on blanco pode-
nos dibujar a nuestro antojo. Cuando &e dijo que es-
;asamente habria 15, .20 6 25 mil deudores hipoteca-
lios que se encuentran en tales circunstancias, que
rente a esos veinticinco mil deudores estaba el resto
Je los propietarios de la Repiblica, y que eso era pro-
eeder en perjuicio de la mayoria, yo me permit di-
sentir de ese parecer, en sus dos aspects: primero,
yo creo, y lo confieso con tristeza, que si en Cuba hay
loscientos y pico de mil propictarios de bienes inmue-
bles, la estadistica debe de sefialar que, de ellos, un
3J0% debe tener sus propiedades hipotecadas en estos
iomentos; y que la cscasa minoria, la minoria de di-
nero, feliz, si no tiene sus propiedades hipotecadas,
la realidad es que no podria hipotecarlas en estos mo-
inentos. Porque aun en la circunscripcidn de la ciu-
dad de la Habana, donde, si hay posibilidad de hipo-
tecar, se halla en estos moments restringido y casi
paralizado el cr6dito hipotecario; y en el resto de la
Repfiblica (y no precisamente con motivo de esta ley),
ni con la linterna de Di6genes se consit'ue quien d6
dinero en hipoteca. Y los pocons que trataran de aven-
turarse en esa arriesgada operaci6n, segurament4 1o
harian en condiciones tan onerosas para el dendor,
que puede asegurarse que es una suerte para ellos que
se les niegue el credito. Yo puedo declarar, por mi par-
te, que hice gestiones reiteradas en favor de un rico
terrateniente de la Provincia de Orionte. hombre ex-
traordinariamente solvente, que nunea habia necesita-
do levantar dinero en hipoteea; yo le ayud6 para que
levantara una minfiscula, insignificant, en relaci6n
con el valor de su propiedad; y en dias pasados, el
acreedor me decia que ese hombre no le podia pagar
los intereses, porque no habia podido moler su cafia,






24 I)ARIO DE SDSIONEAS D)E LA CAMARA DE REPRES'ENTANTES

y porque el ganado estaba absolutamente desplazado Sn. RAMiREz DE LE6N (ELADIO) : Lamento que nues-
en el mercado; y aiiadi6 que esa era una experiencia tro distinguido amigo y compafiero senior Alban6s ha-
para 61 que le serviria en estos moments para no dar ya interpretado las palabras mias con una intenci6n


dinero con garantia hipotecaria, pue.-to que le hacia
mis dafo al terrateniente que beneficio.
Por consiguiente, y para resumir, senior Presidente
y seilores Representantes, yo pienso y siento que en
este moment de honda perturoaci6n para nuestras
classes econ6micas, en estos moments de depresi6n ab-
soluta de todas nuestras finanzas, tanto publicas co-
mo privadas, en estos moments de contracci6n del
credito; en estos inStantes de desvalorizaci6n absolu-
ta de todas las cosas, muebles e inmuebles, acciones,
derechos, etc., es un gesto que la opinion pfiblica de-
manda el que nosotros ]e impartamos nuestra aproba-
ci6n a esta Icy, con cuya inspiraci6n, en principio,
estoy de acuerdo; aunque, desde luego, me reserve el
derecho de solicitar ciertas enmiendas a determinados
aspects de la misma. Creo, por lo tanto, que debemos
impartirle nuestra aprobaci6n.

SR. ALBANES (WIFREDO) : Pido la palabra, para rece-
tificar.
SR. PRESIDENT (GU-S INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Alban6s,
SR. ALBAN-S (WIFREDO) : Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Si yo afirm6 que eran once mil
los cr6ditos hipotecarios que existian en Cuba, era
precisamente basado en el dato que me facility el se-
fior Ram6n de Le6n; de manera que si la estadisti-
ca falla, serd por los datos aportados por el senior Ra-
m6n de Le6n. Y aunque sea cansando un moment,
no much, quiero aprovechar esta oportunidad para
referirme a las palabras del distinguido compafiero
senior Ramirez de Le6n, en que decia que se habian
provocado enconadas discusiones respect de este par-
ticular. Yo le agradezco que haya hecho esta manifes-
taci6n, porque me da motivo para decir, pfiblicamente,
que en mis palabras no puede entenderse, bajo ningfin
concept, que haya habido nada hiriente o mortifican-
te o enconado, para el senior Ram6n de Le6n; preci-
samente, yo quiero hacer pfiblica demostraci6n de mi
afecto, de mi respeto y de mi consideraci6n para el
senior Ram6n de Le6n. Solamente una convieci6n in-
tima respect a este problema me obliga a levantarme
para combatir una iniciativa que habria tenido mu-
cho -gusto en propiciar y defender, si no hubiera si-
do porque yo creo que, realmente, iba a traernos di-,
ficultades muy series, y muy grandes en estos momen-
tos. Precisamente bashndonos en el argument del se-
fior Ramirez de Le6n, vemos que esta caido el credito
personal, el cr6dito pignoraticio y el cr6dito refaccio-
nario, y solamente nos queda el cr6dito hipotecario;
este es el finico credito que queda en Cuba. Por este
motivo es que me levanto a discutir el articulo pri,
mero de esta ley, en el sentido que lo he hecho, y creo
que la Chmara no debe impartirle su aprobaci6n, sin-
tiendo profundamente no poder hacerlo en otro sen-
tido, para estar de acuerdo y al lado del senior Ra-
m6n de Le6n.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Pido la palabra
para una aclaraci6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su sefioria.


distinta a la que en realidad las animaba. Yo quise
decir intense discusir6i, apasionada si se quiere, no
porque fuera mi animo el mortificar a S. S., a quien
conozco de sobra y s6 lo discrete y lo delicado que es
con todos sus comparieros. Yo dije que el cr6dito hi-
potecario estaba caido, pero no por virtud de la ley
presentada por nuestro distinguido compafiero senior
Ranm6n de Le6n, sino por las circunstancias porque
esta atravesando actualmente el mundo.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Tiene la palabra
su senora.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Para darle las gracias mis
expresivas al senior Albanes, por sus palabras de afec-
to y de carifio pronunciadas en estos moments. Yo
siempre comprendi que desde el moment en que el
senior Alban6s intervenia en la discusi6n de este pro.
blema, no lo haria en ninguna forma que pudiera mor-
tificar a ningGn compafiero y much menos al que ha-
bla con quien le une una amistad antigua y afectuosa.
Solicito del senior Presidente que someta a votaci6n
el articulo primero.
SR. PRESIDENT (GUiS INCILN): Agotados los tur-
nos reglamentarios, se pone a votaci6n la enmienda
del senior de Le6n, sustitutiva del articulo primero.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuIS INCLAN).: Tiene la palabra
su seforia.
SB. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Tanto el senior Ra-
m6n de Le6n como el senior Nfifiez Portuondo, estaban
de acuerdo en que no habia sido la intenci6n del ar-
ticulo 1 la que yo entendia. Quiero proponer que alli
se diga: "Vencido el plazo por el transcurso del trr-
mino, a otra raz6n t6cnica o contractual".
Sn. DE LE6N (RAM6N) : Yo creo que eso estf acla-
rado.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): Entiendo que no.
(Lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lee-
tura al articulo, en la forma que result redactado
con la enmienda del senior Ramirez de Le6n.
(El official de actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Se pone a vota-
ci6n la enmienda del senior Ram6n de Le6n, sustitu-
tiva del articulo primero de su proyecto con la mo-
dificaci6n del senior Ramirez de Le6n.

Los sefiores Representantes que est6n de acuerdo
con ella, se servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representamtes se po-
ne de pie).
Aprobada.

(Los sefiores Representantes: Chardiet, Cueto, Bra-
vo Acosta, Cruz Ugarte, Alban6s, Castellanos, N. Men-
doza ~ la Presidencia consignan st voto en contra).





DaAIU L1V ij Ai iiAONMi~ DA LA OAMA-RA DE REPREWINTANES 25


SR. PRESIDENT (GU"S INCLAN) : Tiene la palabra
el selor Bravo Acosta, para explicar su voto.
Si. BRAvo ACOSTA (ANTONIO) : Seiior Presidente y
selores Itepresentantes: Por do:s razones ne sido
opuesto a la aprouaci6n de esa legislation. La prime-
ra, por career, sinceramente, que es inconstitucional; y
la segunda, por un efecto moral conmigo mismo, por-
que crcia que no debia utuizar mi voto para impedir-
lc a acreeuores que me facilitaron su dinero, en la
oportunidad en quc contratamos la operacion, que a
su deuido tempo ellos reclamen cu casual cumplimien-
to. Y quiero aprovechar esta oportunidad, para de-
clarar que en el moment en que se discutia la ley,
he recibido un folleto que se refiere at informed de Mr.
Manning, con respect al asunto petrolero; y ley6ndo-
lo, a simple vista, me encuentro con esto, sefiores Re-
presuetantes: que desde DiciemLre de J128, o a prin-
cipios de 1929, ke recibi6 el informed de este expert
petrolero y el senior Secretario de Instrucecin Vidbi-
ca, antes Secretario de Obras Publicas, declara, que
Mr. Manning hizo ese informed, se lo entreg6 oportu,
namente, resolviendo el proulema del petr6leo y de-
clarando que habia estado much tiempo perjudican-
dose el fisco en Cuba, por no haber adoptado esa me,
dl 11, recomnledada por 61; y el mismo Secretario con-
fiesa que 61 es el culpable. Como esta es la oportuni-
dad en que conozco este asunto, es sensible, seliores
Representantes, que esto, tan valioso, haya sido hasta
alora conservado dentro de una gaveta; que esto que


cantico de gloria a los pobrecitos duefios de casas, que
no pueden pagar las hipotecas; y nadie se ha ocupado,
absolutamente nadie, de los acreedores, es decir, de los
que tiencn como unico medio de subsistencia un cr6-
dito hipotecario; de la viuda, de los hu6rfanos, de los
nfielices que no cuentan con otra propiedad que un
credit hipotecario legado por sus ascendientes, por
aqcellos que pudieron legarle eso para vivir. Yo pen-
saua que habiamos hecho una ley que equiparaba a
deudores y acreedores, pues como los deudores no po-
dran pagar dentro de esos dos aiiow, el acreedor que-
dard confundido dentro de las mallas de ese process
y no podrt hacker nada durante esos dos afios, por iu
credito hipotecario.
SR. NfidEZ PORTUONDO (EMILIO): Pero recibiri los
intereses.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): i Si esos interests no
se pagan!
SR. NdiEZ PORTUONDO (EMILIO): Si no se pagan,
no se acogerin a los beneficios de esta ley. El senior
Castellanos esta en un error.
.SR. CASTELLANOS (MANUEL): Es-por eso que yo
quiero explicar mi voto contra la ley, dici6ndole a mis
distinguidos compafieros que he seguido todo el pro-
ceso con verdadera simpatia; que esta ley esti en el
coraz6n, pero que no se lleva en el cerebro. Y por eso
he votado que no.


trata de acabar con el monopolio petrolero, haya esta- SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
do dormido en manos de un Secretario de Despacho, fiores Representantes: Voy a explicar mi voto, como
durante un largo period de tiempo, como el que se un desahogo de mi conciencia que me reprueba el ha-
selata en este informed. uer hecho algo que no se debia, lo confieso honrada-
Sn. RAMiREZ DE LEON (ELADIO) : He pedido expli- mente. He votado a favor del proyecto de ley de mi
car mi voto. distinguido compaliero el efior Ram6n de Le6n, por
dos razones fundamentals: La primera, por senti-
SR. PRESIDENTE (GUAS INCLN) : Tiene la palabra mentaiismo; que como muy bien decia nuestro distin-
el senior Ramirez de Le6n para explicar su voto. guido compafiero el senior Alban6s, no debe pesar en
este problema, pero que aun contra nuestra voluntad
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): He votado que si, ejerce poderoso influjo. Siempre en ello me sentia
ecto es, a favor de la ley, porque la estimo beneficio- perseguido por la acuciosa mirada de millares de per-
sa. Y aprovechando la oportunidad, quiero decir que sonas, ayer felices propietarios, hoy quizis casi al bor-
en la Ley de Ouras Pfiblicas que se vot6 por el Con. de de la ruina, que se aferraban desesperadamente a
greso, en 15 de Junio de 1925, se llev6 a cabo la re- su iltima esperanza: la casa en que aun vivian, la
comendacion de Mr. Manning, pero luego esa ley ha propiedad con euya renta todavia podian hacer frente
sido modificada por otra y por un Decreto Presiden- a las exigencias de la miseria, recibiendo algo que no
ciat, por lo que se ha hecho necesaria la legislacidn fuera fruto de su trabajo personal director. Llegaban
votada por el Senado y que pronto sera tratada por la hasta nosotros todos esos clamores, el ansia de ver en
Camara. lontananza una mejora extraordinaria que les pusiera
Sa. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Parece que el Presi- a cubierto de maquinaciones que le llevaban de mane-
dente de la Repdblica falt6 a a ley. ra impensada a la m's espantosa de todas las desgra-
cias, la de perder lo que creian era suyo, y que por
SR. PRESIDENTE (GUIS INCILN): Tiene la palabra rapacidad del acreedor desaparecia por complete. Me
el sfcor Castellanos, para explicar su voto. hacia pensar y considerar el hecho de que todos esos
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Sefior Presidente y Propietarios eran en su casi totalidad cubanos, aunque
seilores R-epresentantes: Esta cy ha tenido la virtud ciertamente los acreedores tan'bi6n fueran cubanos;
de poner el coraz6n de los Representantes frente a su pero debieran hacerles considerar el derecno del acree.
cerebro; es decir, que los que opindbamos que era con. dor que, com quiera que sea, aunque fuera una viu-
veniente, fitil, salvadora para los deudores, nos vemos da, al fin y al cabo ha tenido dinero para prestarlo;
en la necesidad de acallar nuestras ideas; y, por otra y mas doloroso era el cuadro del que estaba a punt
parte, destronaba la inconstitueionalidad de la ley, de perderlo todo. Eso por un lado; por el otro, la te-
con ia p6rdida de nuestro cr6dito national. nacidad benedictina con que el senior Ram6n de Le6n
ha venido conduciendo su proyecto de ley durante lar-
Quiero explicar mi voto contrario a la ley, para que gos meses, con sacrificios y esfuerzos. Paede decirse
conste que todos se ban ocupado de los pobres deudo- que si enialgfn caso fuera possible estereotipar en un
res, de los que deben, de los que no pueden pagar; y hombre la consecuci6n de una idea, en ninguno se lo-
se ha visto, por vez primera, levantar un altar, un graria esto como en el caso de nuestro compafiero el






26 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


senior Ram6n de Le6n, quien acudia a todas las sesio-
nes sin muna pensamiento que el de su ley, y no con la
mira personal de satisfacer cualquier espiritu vanido-
so, sino porque se estimaba guiado por un noble prin-
cipio y porque creia de buena fe que iba a aliviar a
muchos miles de series agobiados, que mantienen esa
esperanza. Ante e.to, no me sentia con valor de com-
batir a un compafiero que con fe tan ardiente defen-
dia una idea. Es mAs: su propia fe lleg6 a ser conta-
giosa; en machos fu6 desvaneci6ndose aquella primiti-
va manera de pensar, y llegaron a career que esa ley era
salvadora. No me detuve a pensar que durante estos
seis meses ha habido tiempo para que el acreedor in-
transigente baya establecido la correspondiente re-
clamaci6n y haya rematado quizAs el inmueble. No me
detenia el pensamiento de que habia de ser baldia,
porque, como aqui se dice en general, es raro que un
acreedor ejecute al deudor, si le paga puntualmente
los intereses, aunque haya algunos que asi proceden.
Pensaba en que la idea era noble, en que significaba
bienandanzas para hogares cubanos, en que significa-
ba rosada ilusi6n que nacia de nuevo en algunos con-
ciudadanos nuestros que habian adquirido bienes. Y,
finalmente, me parece incontrovertible que, cuando
una idea era sustentada dentro de la mejor buena fe,
algo bueno debia haber en ella. Esto es a lo que pudie-
ra llamar parte optimista, al votar la ley. En eambio,
mi estricto sentido de jurista que pudiera haber en
mi, me repetia aquello que con claridad meridiana
exponia nuestro compafiero el senior Albanes: el pre-
cepto constitutional que no es possible evadir. Esa ra-
z6n hubiera sido suficiente para haber hecho que no
votara en la forma en que lo hice, si no mediaran las
anteriores razones. Por eso he querido confesar mi pe-
cado como jurista, en la 'CAmara, y explicar que, por
sentimentalismo, por afecto al compafiero doblemen-
te generoso, ya que en estos moments sustentaba'una
idea noble, aun contra mi voluntad, me levantara a
darle el voto en favor de su ley.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a una enmienda adicional del senior Cruells.
(El official de actas lee).

Enmienda adicional.

En el caso de que el crdito hipotecario se hubiese
constituido, pactAndose el pago conjunto del capital
e intereses, en amortizaciones parciales y sucesivas,
bastarA que el deudor se ponga al corriente en el pago
de los intereses pactados dentro de los noventa dias,
para que se encuentre comprendido en los beneficios
de esta ley.
Habana, Noviembre 9 de 1931.
(f.) Jos Rami6zn Cruells.
SR. PRESIDENT (Guts INCLIN) : Se pone a dis.
cusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a dos enmiendas adicionales al
Articulo 1 de los sefiores San Pedro y Urquiaga.
(El official de actas lee).


ENMIENDA
Se declaran exentas del pago de contribuciones e
impuestos de todas classes, y del servicio de agua cuan-
do 6sta sea courada por Acueductos propiedad del
Estado, la Provincia o el Municipio, las fincas urba-
ias que sean propiedad de algun organismo de la
'Asociaci6n de Veteranos de la Independencia de
Cuba," y las utilicen, en todo o en part, para resi-
dencia de esos organismos.
Tam'bi6n se declaran exentos del pago de derechos
fiscales, los contratos pTblicos o privados de adqui-
sici6n, compra-venta, permuta o cesi6n, hipoteeas, cen-
sos o gravamenes de cualquier otra clase, y los de
obras o de otro orden que se requieren para la cons-
trucci6n, reparaci6n o demolici6n de los referidos
edificios de fincas urbanas, a que se contrae el pArra-
fo anterior, declarandose tambien exentos del pago
del impuesto del timbre correspondiente, incluso a
sus matrices, si las tuviere.
La exenci6n del pago de contribuciones, impuestos,
servicio de agua y sellos del timbre a que se refiere el
parrafo anterior, comprende a las fincas urbanas que
posean en la actualidad los organismos de la Asocia-
ci6n de Veteranos de la Independencia de Cuba, o que
posean en el future en concept de duefios, cuyo ca-
rAeter acreditarAn en cada caso.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los once dias del mes de Noviembre de mil novecien-
tos treinta y uno.
(f.) Emilio San Pedro.

ENMIENDA

Se declaran exentas del pago de contribuciones e
impuestos de todas classes, y del servicio de agua, cuan-
do 6sta sea cobrada por acueductos propiedad del Es-
tado, la provincia o el Municipio, las fincas urbanas
y risticas, y los derechos reales pertenecientes a Hos-
pitales y Asilos de caracter pfiblico y uso general,
siempre que sus rentas o products se destinen a su
sostenimiento.
Sal6n de Sesiones de la ,'Cmara de Representantes,
a los once dias del mes de Noviembre de mil nove-
cientos treinta y uno.
(f.) Carmelo Urquiaga.
SR. SAN PEDRO (EMILIO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (rGUAS INCLIN) : Tiene la palabra
el senior San Pedro.
SR. SAN PEDRO (EILIO) : Quiero explicar a los se-
fiores Representantes cual ha sido el origen de esa en-
mienda que acabo de presentar. Se recordarA que, ha-
ce un tiempo, se cedi6 un terreno al Consejo Nacional
de Veterans de la Independencia, para que esta ins-
tituci6n construyera un edificio en dicho lugar. Ac-
tualmente, el edificio esti construido. Dias pasados,
este Consejo de Veteranos hizo una invitaci6n a los
sefiores miembros de la Camara, para que pasaran a
visitar dicho local; la CAmara, pirecisamente, fu6
quien por medio de una ley cedi6 este terreno
que pertenecia al Estado. En estos moments el Con-
sejo Nacional de Veteranos de la Independencia ca-






DIARIO DE SESIONES DR LA OAMARA DE REPRESENTANTES


rece en lo absolute de dinero efectivo, debido a que la
mayor parte de sus socios no pueden pagar sus cuotas,
por encontrarse en mala situaci6n econ6mica a causa
del reajuste que han experimentado. El Consejo Nacio-
nal de Veteranos por consiguiente carece de numera-
rio para poder pagar la contribuci6n y los impuestos;
y como quiera que esta es una instituci6n patri6tica,
que no tiene otra finalidad que guardar su consagra-
ci6n a la Patria, es que yo he presentado esta enmien-
da, y para el caso, de ser aprobada, pase como un pro-
yecto de ley aparte, no obstruccionando de esta ma-
nera la iniciativa del distinguido companero senor
de Le6n.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ('GUAs INCIAN): Tiene la palabra
el senior Urquiaga.

SR URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Para explicar el argument de la
enmienda que tuve el honor de someter a la considera-
ci n de la Cimara y que guard relaci6n con aquella
que propone nuestro compafiero el senior San Pedro.
Se refiere a que las propiedades que pertenezcan a los
hospitals o instituciones oficiales dependientes del
Estado, como por ejemplo, el patronato del hospital
Mercedes, y el de San Lizaro, sean comprendidas en
las mismas condiciones de bonificaci6n, ya que ejercen
funciones de carActer pfblico y en ellas reciben sus
beneficios todos los ciudadanos, siendo prActicamente
esas initituciones de caricter official, puesto que tie-
nen un delegado y estAn regidas por un patronato
nombrado direetamente por el Estado, y ademAs, son
instituciones de character laico, cuyos empleados tam-
bi6n estiin designados por el Estado. Por lo tanto, ya
vemos que, tanto al Hospital de San Lazaro como al
Hospital Mercedes, se les ha echo esa bonificaci6n,
siendo esto un argument que yo expongo.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se ponen a vota-
ci6n las enmiendas de los sefiores San Pedro y Ur-
quiaga con la advertencia, caso de aprobarse, de que
pasamin al Senado como proyectos de ley aparte.

Los que est6n conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los seiiores Representantes se po
ne de pie).

Aprobadas.
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Cas-
tellanos.
(El official de actas lee).
A LA CIMARA:
Enmienda adicional

'Queda prorrogado por igual tiempo el t6rmino de
Vencimiento para el pago en los contratos de pr6stamo
para refacci6n agricola.

Sal6n de Sesiones, Noviembre 9 de 1931.

(f.) Manuel, Castellanos, Salvador Garcia Ramos.
SR. PRESIDENT (GuIs INCIAN): Se pone a dis-
cusi6n la enmienda.


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN): Tiene la palabra
su senoria.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Esta enmienda era pa-
ra ci artieulo aprobado, de la ley del senior Ram6n
ae Le6n, que se reiiere a la prurroga de dos anoa para
el crudito hipotecario. Esas dos enmiendas, una que se
reiiere a lo.a Veteranos, creando una casta especial
para no pagar los tributes al fisco, y otra enmienda
uel senior Urquiaga, han interrumpido la continuidad
de la reiaci6n que pudiera tener esta enmienda con
la ley anterior. Es una enmienda adicional al articulo.

SR. SAN PEDRO (EMLIo) : Realmente, esa casta pri-
vilegiada a que S. S. se refiere agradece a S. S., como
agradezco yo, que le haya impartido su aprobaci6n;
y lo agradezco porque veo que ha sido por una cor-
tesia especial a esa casta privilegiada a que se refiere.
Sa. BRAvo ACOSTA (ANTONI) : Que bien se lo me-
recen.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Es un privilegio me-
reeido, pero privilegio, al fin. Eso ocurri) con la ley
dci senior Ram6n de Le6n, ante la posibilidad de ha-
cer un beneficio, creando una situacion especial en
favor de determinada case. Yo he optado, como de-
cia el senior Urquiaga, por crear el beneficio en favor
de esa privilegiada clase. Yo decia que si habia moti.
vo para prorrogar,-que creo no ha existido,-por
dos aios los creditos hipotecarios, hay mas fundamen-
to para prorrogar los contratos de refacci6n agricola.
Y hay mus fundamento, si se tiene en cuenta que en
los contratos de refacci6n agricola los acreedores son
en gran mayoria extranjeros, compadias americanas, y
los deudores son colonos, son cuuanos. Los, contratos
de refacci'6n agricola estan casi todos vencidos a] ven-
eimiento de la zafra; y los colonos perderian sus co'o-
nias,, perderian lo que tienen, si no se aprobara e.ta
enmienda. De manera que si esta es una ley de fa-
vor, si es una ley que viene a resolver una crisis a de-
terminados deudores que no pueden solventar sus cre-
ditos, a mi me parece, en justicia, que podemos tam-
bien amparar a los contratos de pr.stamos sobre re.
facci6n agricola.

No obstante, si el sefior Ram6n de Le6n consider
que su ley puede sufrir algin entorpecimiento, si al-
guno de los distinguidos compaieros e.tima que no se-
ria convenicnte y sus arguments fueran bastantes
que esta Cimara no me acompafiara, en aee caso no
he de sostenerla a todo trance. Yo la present como
una situaci6n de equidad, en favor de esos deudores
cubanos que estAn en manos de acreedores america-
nos. La CAmara puede resolver con absolute libertad,
y sin que yo tenga mas argumentaci6n, que la mis-
ma que se emple6 para defender la ley del senior Ra-
m6n de Le6n.
SR. DE LE6N (RAM6N): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su senoria.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Sefior Castellanos: le ruego
muy carifiosamente que si mantiene su proposici6n o
enmienda, sea en la misma forma en que se discuti6
y aprob6 la anterior de nuestro compafiero, sefior San
Pedro: como proposici6n de ley aparte.


27






28 DIARIO DE ISESIONES DE LA 0 I\ARA DE REPRESENTANTES


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Conforme.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Para una aclara-
ci6n: Para preguntarle al senior Castellanos si esta-
ria conforme en agregarle lo siguiente. (Lee).
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Conforme.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Si la enmienda se
aprueba en la forma en que est redactada, no quie-
ro decir nada, porque no se sabe a que hecho anterior
se refiere y debe ir unida al articulo del proyecto de
ley del senior Ram6n de Le6n.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Me opongo, y pido la pa-
labra.
Sa. PRESIDENT ('GUIS INCLAN): Tiene la palabra
el senior N6stor Mendoza.
.SR. MENDOZA (NESTOR): He pedido la palabra, pa-
ra oponerme a la enmienda presentada por el senior
Castellanos y que pretend darle dos afios de mora-
toria a los deudores que reconozcan un credito de re-
facci6n agricola. El argument Aquiles que en este
hemiciclo se viene desarrollando, es el del acreedor
extranjero frente al deudor cubano; y ese no es el ca-
so de la refacci6n agricola. Generalmente, en este
contrato, el acreedor es el ingenio; y hay muchos in-
genios cubanos, que no son la mayoria, pero es indu-
dable quedan muchos todavia, en poder de cubanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): L Qu6 porcentaje?
SR. MENDOZA (NESTOR) : Un 25 6 30 por ciento. Si
el senior Castellanos pusiera en su enmienda las pala-
bras "ingenios extranjeros", se explicaria; pero no
haciendo distingos, vamos a perjudicar la situaci6n de
un acreedor cubano siempre tan respectable como cl
deudor. Y voy a tratar el otro aspect, que consider
mas important. Aqui hablaba, el senior Ram6n de
Le6n, de numerosos procedimientos hipotecarios ini-
ciados, y yo creo que no se puede decir lo mismo en
cuanto a los cr6ditos de refacci6n agricola. No hay
ingenios ni bancos que est6n rematando a los colonos
cubanos. Es un hecho cierto, indiscutible, que el co-
lono es eubano; y que el hacendado, en un porcentaje
grande, es extranjero; pero el colono cien por cien es
cubano. Yo quiero que se me diga si exifte el temor
de procedimientos que se esten siguiendo en los Tri-
bunales de Justicia en estos moments, para arrancar
de las manos del colono cubano la cafia sembrada. No
existe tal estado de cosas.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Lo que pasa es que los
inienios se toman la justicia por su mano; porque co-
mo el colono garantiza con la cafia el contrato de re-
facci6n agricola, cuando el colon remite su cafia al
ingenio, se la descuentan y no le pagan.
SR. MENDOZA (NESTOR, : Entonces S. S. 'ha presen-
tado una enmienda que no cubre el punto que se pro-
ponia. Por tratar de proteger al colono, en estas altas
horas de la tarde, se ha redactado una enmienda, sin
estudiar previamente el caso con el debido deteni-
miento; porque tengo la seg~ridad de que el senior
Castellanos aceptar4 que no ha estudiado el proble-
ma, lo suficiente, yo me creo autorizado para decir
que esa iniciativa va a crear mas dificultades que pro-
vecho. Hoy, el resultado de los contratos de refacci6n
agricola es el siguiente: llega el dia 30 de junior de
cada afio y el colono siempre en esa 6poea no ha podi-


do pagar, y el ingenio ddndose cuenta del problema
le prorroga el contrato por otro afio mIs y le facility,
ademas, lo que el colono require para gastos del tiem-
po muerto. Todas esas colonies que han pasado a ma,
nos de ingenios; han sido porque los colonos han di-
cho "ahi queda eso". Yo soy colono y debo lo que mi
colonia no vale, aun cuando tuviese diez veces el ta-
mafio que tiene. No hay banco que remate una colo-
nia, porque no le interest, no le es negocio hacerse
duefio de las cafias. Pero si aprobamos esa enmienda,
haremos mas dificil la situaci6n del colono. Por tan-
to, consider que no es practice ni equitativo lo que
se pretend.
.SR. CASTELLANOS (!MANUEL) : Entonces, no tiene
importancia aprobar la enmienda.
SR. MENDOZA (NESTOR) : Si, porque aprobada la en-
mienda, con una ley que obligue al ingenio, cuando
el hacendado sepa que no podri cobrar en dos afios,
se pondrd al colono en condici6n de inferioridad, pues
el ingenio podri tomar represalias, podrh hacer uso
de otras clusulas del contrato, como la que no ha
molido a tiempo, que no ha sembrado la cantidad de
cafia estipulada, etc. En fin, no quiero cansar la aten-
ci6n de mis compafieros, pero son tantas las razones
que existen para que la enmienda no prospere, que
pido al senior Castellanos la retire; y, en caso contra-
rio, a la OCmara, que vote en contra.
SR. ALBANES (WIFREDO): Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: El articulo anterior daba un res-
piro a los deudores hipotecarios, pero la enmienda es-
ta va a perjudicar a los deudores refaccionarios a
quienes pretend defender. No quiero hablar respec-
to al criteria de si el acreedor es extranjero o no, pues
me parece que seria mas propio para esgrimirlo en el
Derecho Pretoriano de la Roma antigua, y no en es-
ta oportunidad. Voy a concretarme al caso actual. Los
contratos de refacci6n agricola son contratos abier-
tos, en que el deudor se obliga a pagar la cantidad
que ha tornado, y las sucesivas cantidades que le va-
yan entregando para poder tender a los gastos de la
colonia de cafia. Anualmente, tienep que ir ddndole
esas cantidades; y si al acreedor, que es el hacenda-
do, se le viene a decir, por un precepto de la ley, que
no puede cobrar lo prestado, 16gicamente tendremos
que no le darh un centavo al colono, y las colonies,
por consiguiente, no teniendo refacci6n, tendrAn que
desaparecer. Esto quiere decir que, queriendo haeer
un favor a los deudores refaccionarios, les haremos un
perjuicio; y les haremos un perjuicio, porque ahora
pudieran ir cultivando sus terrenos, sembrandolos, y
tan pronto se ]es nieguen los recursos, estaran per-
didos.
SR. REY (SANTIAGO) : Para hacer una proposici6n
incidental: para pedir la suspension del debate sobre
esta enmienda, continudndolo en una sesi6n pr6xima.
,SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Sefior Presidente: yo,
que tengo algunas otras iniciativas que defender y
que, desde luego, no quiero que la CAmara se coloque
en una situaci6n dificil para mis iniciativas, manifes.
t6, al presentar esta enmienda, que si la CAmara la
acogia con todo calor, con todo entusiasmo, yo sosten-
dria la enmienda; pero que si alguno de mis compafie-
ros tenia dudas, como aqui han manifestado el sefior
Mendoza y el senior Alban6s, yo no tenia inconvenien-
te en retirarla.





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRBIENTANTES 29


Por eso acepto la suspension del debate, de acuerdo
con lo propuesto por el senior Rey.
Pero quiero contestar un argument, que es perso-
nahsimo, que esgrimia el senior Alban6s, pasando por
encima de los arguments que yo habia expuesto: po-
dria ser pretoriano el argument, pues efectivamente,
desde la 6poca de Roma se defiende al native, al na-
cional; y en estos moments, en que es absolutamente
qecesaria para nosotros esa defense, si nosotros, la
Camara, si los Representantes del pueblo cubano, no
defendemos a los cubanos, nosotros vamos a tener, den-
tro de muy poco tiempo, el resultado que tienen todos
los pueblos que abandonan la defense de sus ciuda-
danos.
Yo s6 que el ,efior Alban6s esgrimia ese argument,
en el piano de afecto con que 61 siempre se produce;
pero en el piano en que nosotros estamos tratando es-
tas leyes, en el piano generoso en que nos estamos co-
locando, en el caso en que el deudor sea national y el
acreedor extranjero, es indudable que la Camara de-
be salir en defense de los intereses del native.
Por eso acepto el ruego del senior Rey, y estoy con-
forme y dispuesto a que quede sobre la mesa la en-
mienda, para tratarla en la sesi6n pr6xima del lunes,
suipendiendo ahora el debate.
SR. PRESIDENT (GUiS INCI-N): Esta de acuerdo
la Cimara en la suspension del debate de esta enmien-
da, para continuarlo el lunes pr6ximo
(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a otra enmienda adicional.
(El official de actas lee).

Enmienda adicional al articulo I

Los efectos de esta moratoria se hacen extensivos a
las Instituciones de cr6dito que resulten afectadas co-
mo acreedores, cuando a su vez sean deudores por con-
cepto de titulos o c6dulas que se hallen en circulaci6n.
(f.) Eladio Ramirez de Le6n.
SR. PRESIDENT (GuiS INCLIN): Se pone a dis-
cusion.
(Silencio).
A votaei6n.
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra enmienda.
(El official de actas lee).
ENMIENDA
Quedan excluidas de esta ley las hipotecas consti-
tuidas a favor de la instituci6n de cr6dito hipoteca-
rio creada por la ley de 20 de julio de 1910.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representantes,
a los nueve dias del mes de Noviembre de mil nove-
cientos treinta y uno.
(f.) Eladio Ranmirez de Le6ii.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Se pone a dis-
cusi6n.


(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
Se va a dar lecture a otra enmienda adicional del
senior Rodriguez Crem6.
(El official de actas lee).

ENMIENDA

Toda persona natural o juridica que haya realiza-
do ventas a plazos de objetos de cualquier clase, me-
diante contratos en los que se reserve el derecho de
propiedad de la cosa, hasta el pago total de la misma
y en los que se haya estipulado una cantidad como
amortizaci6n, a fecha fija, no podra exigir al com-
prador el pago de mAs del cuarenta por ciento de lo
convenido en dichos contratos; pero quedard autori-
zada para aumentar hasta el seis por ciento de inte-
r6s annual de la cantidad adeudada en cada afio du-
rante el tiempo de vigencia de esta ley.

Las letras, pagar6s o cualquier otro document que
exprese, fecha de vencimiento y cantidad a pagar, y
que e,,.tn suscritos por efectos de ventas a plazos de
cualquier objeto, aunque 6stos no estuvieren mani-
festados, quedan comprendidos en lo que determine
el parrafo anterior.
El vendedor no podrk exigir cantidad alguna co-
mo amortizaci6n durante el tmrinino de seis meses
consecutivos, al deudor que no perciba ingresos, por
ningin concept, dentro de este tiempo, pero en es-
tos casos podrl aumentar a la suma adeudada hasta
el doce por ciento de interns annual, manteniendo el
comprador su derecho al uso de la prenda.

El comprador que se encuentre en las condiciones
que determine el pArrafo anterior estara obligado a
notificarlo asi por escrito, al vendedor, dentro de los
siete dias siguientes a la fecha del vencimiento de
cada plazo.
Se considerara como quebrantamiento de contrato
el hecho de que por el vendedor se compruebe debida-
mente que el deudor se ha acogido, sin derecho a ello,
a lo que determine el articulo segundo de esta ley.

Todas las demAs clAusulas del contrato de compra,
venta a plazos celebrado entire el vendedor y el com-
prador no se consideraran alteradas por efecto de
esta ley, siempre que no se opongan al cumplimiento
de la misma.
El deudor conservara su derecho a pagar la canti-
dad convenida en el contrato celebrado con el acree-
dor antes de la fecha de la vigencia de esta ley.
Esta ley estara en vigor durante los tres afios si-
guientes a la fecha de su publicaei6n en la Gaceta
Official de la Repiblica, quedando sin efecto todas las
disposiciones, 6rdenes, decretos, reglamentos y leyes,
en lo que se opongan a su cumplimiento.
Sal6n de Sesiones de la COmara de Representantes,
a los once dias del mes de Noviembre de mil novecien-
tos treinta y uno.
(f.) Alejandro Rodriguez CremW.





30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRES'ENTANTES


SB. RODRIGUEZ CREM9 (ALEJANDRO) : Pido la pala-
bra, para explicar la enmienda.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Rodriguez Crem6.
SB. RODRiGUEZ CREME (ALEJANDRO) : Senior Presi-
dente y seliores Representantes:' No quiero entrete-
ner durante much tiempo la atcnci6n de mis compa-
ijeros. Quiero ser lo mas breve possible en la explica-
ci6n de esta enmienda, que tiene su justificacion. To-
dos los empleados pdblicos, los empleado.s de la ban-
ca, del comercio, de la industrial, en fin, los obreros;
todo el pueblo cubano, en terminos generals, tiene su
capacidad adquisitiva tan disminuida, que puede con-
siderarse que ha llegado a un treinta por ciento de la
que tuvo en otra oportunidad, quizis ya hace un afio.
En ef.tas condiciones, los compromises que han sido
adquiridos por estos ciudadanos en aquella fecha, no
pueden ser desde luego cumplidos en esta oportuni-
dad, en la cuantia en que se habian convenido. A te-
nor de esta capacidad adquisitiva es lo que determi-
na esta enmienda que debe pagar, realmente, el deu-
dor al acreedor, dando a 6ste la oportunidad, por efec-
to del tiempo, de cobrar en compensaci6n un seis por
ciento de interns annual. En este sentido, no creo que
esta enmienda vaya afectar extraordinariamente el
cridito pfblico, como aqui se ha estado diciendo. Na-
da mis just y equitativo que ponerse a tono con la
economic del pueblo cubano.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (iGuAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Carlos Manuel de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS MANUEL) : He solicitado la
palabra, para hacer un ruego a la C~mara. Realmen-
te, nuestra posici6n, esta noche, y especialmente la
de un grupo parlamentario, ha sido la de no obstruc-
cionar y dar facilidades a determinados debates en
una legislaci6n. Entendiamos, muchos de nosotros, jue
esa legislaci6n no era adecuada ni era convenient,
por muchos motives y circunstancias; pero el proble-
ma ha llegado ya a colmar la media. Acaso las com-
paraciones nunca son felices, sin embargo, en estos
moments quizA se tenga bastante acierto, cuando mi-
rando para la CGmara se parezca esta, por unos mo-
mentos, no el parlamento de una Repdblica donde ha-
ya cierta unidad para defender intereses, sino un con-
sejo comunista, donde tratamos de destruir todos los
valladares, todas las fuentes de riqueza, todo lo que
pudiera mantener discipline en la organizaci6n social.
Empezamos por hacer algo que es, realmente, quizAs
inexplicable. Ibamos a una moratoria hipotecaria y
ae ha aprobado un precepto en el que se da el caso
parad6jico de que, para defender a los deudores, se
coloca a los acreedores en una situaci6n realmente
inexplicable; el deudor puede demorar el pago de sus
intereses, por muchos dias; pero al acreedor se le de-
ja obligado a pagar los impuestos de Obras Pfiblicas,
el dos por ciento de intereses que 61 no recibe, y que
pagan toda clase de tributes; sellos, contribuciones,
etc. El acreedor tiene que seguir siempre abonando, y
el deudor es el que recibe los beneficios. Pero todavia
nosotros no nos hemos contentado con eso, no hemos
mirado que en las circunstancias actuales la propiedad
ha bajado enormemente de valor, que esa baja de va-
lor perjudica al acreedor, porque el deudor responded
con una propiedad y no tiene con que pagar, posible-
mente el imported total del prestamo.


Esto se ha hecho, en el orden econ6mico, con la pro-
piedad inmueble. Ahora, dentro de la propiedad mue-
ule, que es una cosa que se destruye con el uso, que se
deteriora segfin pasa el tiempo y mientras mis tiem-
po pasa mas pierde el acreedor (porque mils distant
se va poniendo su derecho a cobrar), tambi6n viene
otra clase de moratoria a herir ese otro credito, esa
otra transacci6n.

Nosotros no queremos, realmente, colocarnos en el
piano de intransigeicia en las votaciones, porque su-
ponemos que la mayoria Liberal-Popular, a la que
afectan estas medidas, habria de ilevarla para su es-
tudio detenido y minucioso al seno del Comit6 Par-
lamentario; porque, realmente, esta es una peligrosa
media. Pero hay que confesar que el Parlamento va
perdiendo, que los Representantes del Gobierno no mi-
ran los peligros en que lo colocan, aceptando medidas
de esta naturaleza; porque las pasiones political in-
vaden al Congreso, y se mira al factor deudor como de
mayor capacidad que el factor acreedor, para hacer
political, tambien, con esta media. Naturalmente, que-
da indefenso el cr6dito del pais, queda indefenso el
Gobierno. Esto es muy serio. Yo he mirado paciente-
mente el transcurso de todo este debate; y he obser-
vado que la iCamara ha incurrido en el fen6meno, sin
saberlo, pero haciendolo, o por lo menos aparentdn-
dolo, de inspirar nuestra conduct en los sentimientos
comunistas de la ciudad de Varsovia o de la sovi6tica
Rusia.
Yo no se si el Gobierno del General Machado, a
quien ha alarmado tanto el problema rojo, ha utiliza.
do este argument para dirigir su political; yo no sd
si quiere que la mayoria parlamentaria liberal se dis-
frace de rojo y siga, en este problema de character eco-
n6mico, haciendo el papel de rojo. Pero yo creo que
esta Cimara debe paralizar esta labor, no continuarla;
porque no es provechosa para la Camara ni para el
pais, y seria peligrosa para la finalidad que se pro-
pone. Se ha llegado, en la legislaci6n, a tener que bus-
car concesiones prudentes, porque instituciones ban-
carias que se dedicaban finica y exclusivamente al ne-
gocio de pr6stamos hipotecarios, correrian la suerte,
en definitive, ante el peligro de que durante noventa
dias no ingresaran en sus cajas pago de ninguna cla-
se, y teniendo que pagar a sus deudores, teniendo que
pagar al personal de oficina, teniendo que pagar las
contribuciones y teniendo que pagar determinados
tributes, en cambio, no ingresaria ningfin 4inero en
su caja.

VWase como la CAmara va, paso a paso, haeiendo en
su legislaci6n obra destructive.

Pido, por consiguiente, que a pesar de estar apro-
bado ya el articulo primero, la Camara tenga una pau-
sa y no continfie por ese peligroso camino. Vamos a
ser acusados, todos, en conjunto, de falta de hombres
dirigentes, de falta de personas de responsabilidad, de
falta de hombres que sepan medir las consecuencias
naturales de esta legislaci6n; y el propio Oobierno,-
que yo no tengo que defender, que yo ataco, que yo
deseo que termine, que espero que termine, que estoy
en el anhelo de que termine cuanto antes,-tiene una
mayoria parlamentaria que asi lo coloca en el piano
del descr6dito, al punto de someterlo a una grave
responsabilidad, no compartiendola, porque impru-







DIARIO DB BE8IONES DB LA CAMERA DE REPREBSENTANTES


dentemente lo lanza, s61o, ante el problema, con una
votacl6n que aprueba esta media econ6mica.

Yo le pido a esta COmara, por tanto, que en esta
noche suspend el tratamiento de esta ley; pero que
no la ponga tampoco a discusi6n en la proxima sesion.
\o.sutrus Lcnemos pendientes asuntos mila importantes
y de soluci n mas urgente. La Cimara tiene que
afrontar el problema contenido en una ley -para re-
ducir los haueres de los propios Congresistas, los em-
plcados estan sufriendo la rebaja de sus sueldos, y el
Tesoro no resisted el pago de altas consignaciones. Se
ha publicado, mis de una vez, que cierta falta de asis-
tencia de los Congresistas a estas sesiones, y al trata-
miento de esas leyes, es para evitar el voto para reba-
jar nuestras consignaciones; y antes de estar brindan-
do la oportunidad de que se quebrante nuestro propio
cr6dito, debemos ponernos a trabajar y acordar la re-
baja de los gastos del Poder Legislativo, primero, y
mis tarde del Poder Judicial; debemos seguir, des-
pu6s, en el tratamiento de otras leyes que son necesa-
rias a la vacilante situaci6n de la economic cubana.
Pero no debemos propender al desquiciamiento eco-
nomico, votando estas leyes que causan el perjuicio
que yo he apuntado, pues se da el caso de existir deu-
dores ,que no pagan, y acreedores que, sin cobrar, tie-
nen que contribuir por el propio cr6dito, que nada les
produce. Yo pido, por tanto, al senior Ram6n de Le6n,
que vea como hemos pasado dos dias y algunas horas,
discutiendo un asunto que no tiene soluci6n, de una
ley que nos Ilevaria a abrir las puertas del descr6di-
to y a sufrir situaciones aun mis dificiles. "

Aqui se ha hablado de inconstitucionalidad. Yo no
quiero tratar ese aspect, porque me basta, sencilla-,
mente, con lo que ya he apuntado del asunto. El se-
fior Garcia Montes y el cefior Albanes y el mismo se-
for "Castellanos, aun proponiendo medidas favorable
a esta corriente, en sus mismos concepts, apuntaban
peligros que tienen estas medidas que se quieren po-
ncr en practice. Yo pido, en estos mementos graves
en que esta el pais, y en que la atenci6n piblica se ha-
lla lija en nosotros, que no se voten leyes de esta na-
turaleza, porque la crisis econ6mica avanza a pasos
agigantados y el capital huye de todos los lugares
cuando Liente la menor amenaza, habiendose retirado
ya de la circulaci6n una enorme cantidad de dinero,
ante el peligro del ataque que pudiera venir por me-
didas gubernativas o legislativas. Yo pido que no co-
metamos el error de seguir aprobando, inconsultamen-
te, proyeutos que tanto dafo nos causan; y le ruego
al senior iamino de Le6n, ya que el problema no pue-
de resolverse en esta ocasi6n, que lo deje sobre la me-
sa de la Camara, dandole oportunidad al Congrae.o
de seguir tratando otras leyes sobre problems fun-
damentales que se ban anunciado; y rogarle a la ma-
yoria Liberal-Popular, que tampoco permit inconsul-
tamente que se traigan al hemiciclo proyectos de esta
naturaleza.

*Mi ruego R1 senior Ram6n de Le6n, es atendiendo al
moment critic en que nos hallamos, a ]a grave crisis
que el pais sufre, y para que la Cdmara tenga el de-
bido respeto y la comprensi6n mejor para la opinion
piblica.
SR. DE LE6N (RAM6N): Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Para rogarle al amigo y compaiiero
senior de la Cruz, que mantenga su criterio, sustenta-


do anoche y al eomienzo de esta sesi6n, en el sentido
de que era perjudicial para el pais mantener esta ley
sin una votaci6n definitive. Lo que propone ahora el
senior de la Cruz, realmente es inaceptable, por parte
mia.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Lo hago, por-
que con una moratoria hipotecaria, aun con todos los
errors que a mi juicio tiene, se esta dando lugar a
que surjan otras orientaciones que seguramente van
a perturbar m~s el cr6dito; y quiero, en vista de c6-
mo se va a desenvolver esto, que una indicaci6n de no
discutir sirva para que el pflblico no preparado crea
que lleva envuelto un acuerdo indefinido. lie visto,
silenciosamente, la votaci6n favorable, y hago el rue-
go para que no se siga; porque no va a quedar sola-
mente en la aprobaci6n de la moratoria hipotecaria,
,ino que han de surgir otras iniciativas para ampa-
rar otros deudores, que tan justificadamente como, los
hipotecarios ei.tn tan necesitados de protecci6n. i Qu6
angustia mayor, qu6 ca!amidad mis grande, qu6 si-
tuaci6n mas triste que la de aquel que teme que el es-
caparate, la cama que ha comprado a plazos, se la van
a quitar por falta de pago!
SR. DE LE6N (RAM6N) : Insisto en rogar al senior
Je la Cruz que permit se termine de discutir la
cly. Ya el articulo lo. ha sido aprobado. Si 61 cree que
el Senado no va a aprobar lo que nosotros hemos he-
cho, espere esa oportunidad; pero esta tarde, en que
la Camara ha manifestado el desco de complacerme,
como compafiero y como amigo, ruego al senior de la
Cruz permit que lleguemos al final.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Yo no he vota-
do ningun precepto a favor de la ley. Los estimo err6-
neos, en todos sus aspects. En la actualidad, los ago-
reros salen mal en sus augurios; pero puedo hacer el
augurio, aqui, de que esa ley no podra ser aphcada,
iii siquiera en el mas ligero caso, senior Ram6n de
Le6n. La icy esa, si sale del Senado, probablemente
,era devuelta con un veto presidential. 81 el veto pre-
sidencial no la dejara en el camino, aunque llegara a
ia Gaceta, dejaria muy pronto de ser ley; pues ei pro-
jlema es de inconstitucionalidad, segun ,e ha' dicho
aqui, y el Triounal Supremo scria el Iamiado a resol-
verlo. El Supremo es quien define cuando la con-
troversia surge. El Supremo es quien, erigi6ndose en
un Tribunal, mis que en un Triounal en una Asam-
olea representativa del propio pueblo, dirime lo que
es una ley votada por el Congreso, frente a una in-
it .1. iii de la Carta Fundamental y declare que ese
acuerdo del Congreso ha sido lesivo a la Carta Fun-
damental; porque para esos casos ha puesto ya la Cons-
tituci6n de antemano al Supremo la plena soberania
para que, aun pasando por sobre la soberania de la CA-
mara, diga cuando esta Camara dicta una ley frente
a la Constituciin. No e eel caso de career que no se pue-
de discutir en la Camara, previamente, si una proposi-
ci6n de ley infringe o no la Con,.tituci6n...

Sa. NdREZ PORTUONDO (Em ILO) : Fui el que hice la
afirmaci6n y no la hice en la forma que dice S. S.
Lo que mantenia era, que ante el criterio muy respe-
table de algunos sefiores Representantes, y el criterio
tambi6n respectable de otros Representantes, soste-
niendo unos que la ley es inconstitucional, y otros que
no lo es, no ke podria reehazar una ley declarAndose
inconstitucional por la Camara, sino que finicamente


31







32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


el Tribunal Supremo en Pleno era el competent pa-
ra hacerlo. No era el caso de la Camara toda, decla-
rando que una ley es inconstitucional; sino el de abo-
gados, de estudiosos del derecho, que en un sentido
declaraban la inconstitueionaiidad de la ley, y otros
que mantenian que la ley era constitutional. Y en es-
ta situaci6n decia yo que el finico facultado para ha-
cerlo, era el Tribunal Supremo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): Yo no me refe-
ria a lo que afirmaba el senior Nfiiez Portuondo; yo
me referia a una propia manifestaci6n del senior Ra-
m6n de Le6n. Evidentemente que, cuando en la Ca-
mara hay dos tendencies, una sostiene que una ley es
constitutional y otra que mantiene un criterio opuesto,
la CAmara, en definitive, por su mayoria, produce la
ley; y entonces, cuando surja la controversial, es el
Tribunal Supremo, revestido con la soberania del pue
blo, quien dirime la cuesti6n y fall sobre la consti-
tucionalidad o no de la ley.
Decia el senior Ram6n de Le6n que en esos momen-
tos era la moda el faltar a la Constituci6n, precisa-
mente para defender esta proposici6n de ley; y se-
fialaba dos casos especificos: uno, relative a la ley
que votara esta CAmara, reformando la Constituci6n,
por virtud de la cual se recortaban los periods los se-
fiores Representantes ya elegidos. En ese caso, esti-
maba el senior de Le6n una infracci6n a la Constitu-
ci6n; y efectivamente, en ese caso no habia tal infrac-
ci6n.
En primer lugar, debe ver la CAmara que para vo-
tar una Reforma Constitucional, la Camara lo hace
con una votaci6n extraordinaria de las dos terceras
parties, lo cual hace ver que va ejercitando una sobe-
rania con un nimero de votes que no es una mayoria
regular al legislar distinta y comfinmente. En el se-
gundo caso, o segundo extreme, recorta el period de
los congresistas, aunque hubieran sido electos, y su
certificado de elecci6n consignaba un nfmero de afios,
no se falta a la Constituci6n, porque la Camara misma
no ha declarado que el puesto o cargo de Represen-
tantes sea un derecho, un dereeho inalienable, ni pri-
vativo del Congresista; el Congresista tiene una fun-
ci6n especial para ejercer por un nfimero de afios, que
le sefiala el precepto de la Constituci6n; y si este pre-
cepto se reform y el precepto se somete a un refer6n-
dum, el propio pueblo, que es el que da el t6rmino,
acepta su enmienda, lo aumenta o disminuye. Luego,
es absolutamente constitutional, porque precisamente
ya lo declar6 tambien el Tribunal Supremo, cuando
se refiri6 a la pr6rroga acordada en otra Reforma an-
terior.
Queda la otra parte, o la otra ley que sefialaba el
senior Ramirez de Le6n; queda la ley sobre rebaja de
sueldo al Poder Judicial. Los sueldos establecidos a fa-
vor de los funcionarios,-y aqui hay una frase que yo
he empleado mal,-los sueldos sefialados a los cargos
pfiblicos, o sea a los modestos empleados, los cargos
desempefiados por funcionarios, los sueldos no son
tampoco privativos ni de la propiedad personal del
empleado, ni del funcionario. Pero se da el caso espe-
cial de que, con relaci6n a la retribuci6n del Poder
Judicial, la Constituci6n exije que haya un presupues-
to fijo, que no se puede alterar sino en nimero de
afios despues de acordado; y entonces surge el dilema
el erario pfblico no tiene fondos o ingresos suficientes
para pagar los sueldos dentro de ese nfimero de afos;


hay que rebajar esos sueldos y esto parece una medi-
da inconstitucional, pues ya ha dicho la Constituci6n
que no se puede tocar el presupuesto fijo del Poder
Judicial, sino dentro de un numero de afios. Esto,
que lo explicaba de una manera inteligente y hacien-
do una aplicaci6n correct del precepto, el Presidente
del Tribunal Supremo, el ilustre GutiBrrez Quir6s,
tiene, en la sana doctrine constitutional, esta tesis ab-
solutamente legal y absolutamente de equidad: que el
precepto se ha establecido para impedir que la intro-
misi6n de otro poder vaya a herir la organizaci6n, la
estructura, la independeneia del propio Poder Judi-
cial; pero cuando las circunstancias del Tesoro, por
encontrarse en una crisis aguda, obliguen a rebajar
su numerario de la cantidad que deben recibir los Po-
deres para sostener la retribuci6n de sus funcionarios,
esto no quiere decir que no pueda venir la rebaja co-
mo consecuencia de esta situaci6n; (Bien, muy bien),
porque la Constituci6n, lo que determine, lo que pre-
v6, lo que prohibe, es que frente a las actividades de
uno de los Poderes, surja la del otro castigando en los
haberes, en los salaries y en la retribuci6n, tocndolo
en su propia vida econ6mica. Y, naturalmente, ese
conflict, previsto de esta manera, interpretado de ese
modo human que justifique el precepto constitucio-
nal, ha sido ya de antemano aclarado en una circular
dirigida por el Presidente del Tribunal Supremo a los
miembros de ese Poder, para que vean c6mo una fuer-
za mayor ( y mayores son los Poderes Legislativos y
Ejecutivos, mayores a las previsiones constituciona-
les) hace que se venga a rebajar los salaries y habe-
res del Poder Judicial, como se han rebajado los sa-
larios y haberes del Poder Legislativo y Ejecutivo.
Por eso, senior Ramirez de Le6n, por eso no es in-
constitucional. Por eso, en estos casos, los Congresistas
legislan y legislan bien, de acuerdo con el anhelo pfi-
blico, de acuerdo con la propia soberania popular, que
pide los recortes de esos peri6dicos, el cambio de per-
sonas, las elecciones totales para, de una vez, resolver
el caos que padecemos.
Por eso, por una necesidad superior a la fuerza de
los propios poderes, por una necesidad econ6mica. Pe-
ro esta ley no tiene esas dos perspectives, ni responded
a esta necesidad. Esta ley va a satisfacer, acaso, la
posici6n personal de algin acreedor y dificulta y hie-
re las transaciones de todos los 6rdenes de prestamis-
tas. Por eso yo he querido explicar los dos preceptos
que emitiera, y volver a consignar mi iltimo criteria
sobre este asunto. Por eso estimo que la CAmara, en
este asunto, debe tener much cuidado en su trata-
miento, debe actuar dentro de un criteria, dentro de
una vision mis real. Por el contrario, si la legislaci6n
se multiplica y lo que se desea es buscar o satisfacer
a los deudores morosos, ya entonces varia. Ante esta
perspective peligrosa, vengo a pedir a la Camara que
defenga sus pasos. Y Vuelvo a pedir al Sr. Ram6n de
Le6n que no continue con su legislaci6n; que la deje
de manera indefinida sobre la mesa, para que el lu-
nes pr6ximo podamos tratarla con toda amplitud y
no se pierdan nuestros esfuerzos.
SR. DE LE6N (RAM6N) : El mismo ruego que me ha-
ce el distinguido compafiero senior de la Cruz, se lo
devuelvo, y le quiero recorder que la teoria que 61 sus-
tenta ahora, de que debemos terminal con este asunto
en una forma o en otra, y que los mismos arguments
y hasta los mismos discursos que se estin pronuncian-






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33


do ahora por algunos miembros de esta CAmara en la
discusi6n de la proposici6n de ley de moratoria que
yo he presentado, son los que hicimos algunos libera-
les cuando se discuti6 la ley de moratoria en el aiio de
1921. Sin embargo, el Partido Liberal, de oposici6n
violent a aquel gobierno que afrontaba una situaci6n
muy dificil, por absolute patriotism acept6 esa ley,
que tambi6n se tildaba de inconstitucional y se anun-
ci6 que traeria gravisimas consecuencias para el pals.
Esta ley de moratoria que describimos viene a ampa-
rar a muchos desgraciados que son victims de aque-
lla moratoria de 1921, que acab6 con el cr6dito y el
capital de muchos cubanos a mano de algunos ban-
queros.
SR. PINO (GUSTAVO) : Aquella moratoria no ampar6
a los bancos, destruy6 los bancos.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Yo no tengo condiciones
oratorias, pero quiero que se sepa que el Comit6 Par-
lamentario Liberal, en aquella ocasi6n se reuni6, y
midiendo las consecuencias de su actitud y temiendo
que la Repfblica pudiera peligrar, acept6, como una
necesidad imperiosa, aquella moratoria, de consecuen-
cias funestas para el pais, consecuencias que todavia
estamos sufriendo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): Aquella no fu6
moratoria. Se hizo una legislaci6n especial para que,
en lugar de aplicar a los bancos quebrados el proce-
dimiento civil, que hace dificil acabar en el pais nin-
guna quiebra,-porque los presented conocemos quie-
bras de nuestros abuelos,-se hizo una ley especial pa-
ra que, por un procedimiento ripido, los bancos que-
brados se acogieran a esa legislaci6n.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Por un Decreto del senior
President de la Repfiblica, en aquella fecha.
SR. DE LA CRUz ('CARLOS MANUEL) : Los bancos que
se encontraban en el trimite de suspension de pagos,
que no podian pagar a sus cuentarrentistas, se acogie-
ron a esa ley, que tenia un plazo previo donde se lla-
maba moratoria a la suspension de pagos. S. S. debe
saber que todos los bancos o instituciones de cr6dito,
cuando llega el dia en que no pueden pagar sus obli-
gaciones, presentan un balance de sus operaciones, y
entonces, en un period corto de tiempo, suspended
las operaciones. Es una manera de dictar una mora-
toria. Sus acreedores no pueden tomar actividades de
ninguna clase, y entonces se determine una quiebra.
Si el Banco puede continuar sus pagos y reanudar sus
operaciones, entonces se levanta ese estado de suspen-
si6n de pago, y continue la instituci6n desenvolvien-
do su credito. Pero en Cuba, para impedir la aplica-
ci6n de una ley espafiola, de un contrato casi impo-
sible de llegar a su terminaci6n, se hizo,-con error,
hay que declararlo,-una ley que de mala manera ter-
mina con la carter de los bancos que est6n en situa-
ei6n quebrada.
SR. N1fTEZ PORTUONDO (EMILIO) : Y que aun no han
terminado la liquidaci6n.


ta seriamente al er6dito territorial, esta es una ver-
dadera moratoria.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Insisto en mi ruego de que
se me deje terminar la ley, de que se apruebe, y que
si el Senado lo cree convenient, sea 61 quien la de-
seche, o el senior Presidente quien la vete. Ruego a los
compaiieros que me han ofrecido su voto, retire las
enmiendas presentadas.
SB. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Por un proble-
ma de principios, no puedo complacer al compafiero
Ram6n de Le6n, porque el afecto y el compafierismo
tienen un limited. El hombre debe tener, en la vida,
ideas fundamentals y debe ser esclavo de sus prin-
cipios. Yo tengo ideas, y frente a ellas no hay nada
que me doblegue. El compafierismo y la amistad ha
hecho much dafio al cubano; a ello se debe, princi-
palmente, nuestra crisis, los problems por que atra-
viesa el pais; y es por no mantener los cubanos la fir-
meza de sus convicciones, por haber vacilado ante el
dictado de la amistad. Es hora de que los hombres,
frente a esa amistad, coloquen sus principios y sus
puntos de vista. Recientemente hemos visto en Espa-
ia a un hombre que extructur6 la Repdblica, que.hizo
la Asamblea Nacional, el hombre que tuvo fuerte ma-
no para destruir la Monarquia.; en una palabra, el se-
for Alcala Zamora, que era Presidente y Cat6lico, y
que abandon el cargo cuando la Asamblea Nacional
acord6 un precepto en contra del catolicismo.
Sa. NifiEZ PORTUONDO (EMILIO) : Pero ahora aspira
de nuevo, dentro de esa misma Constituci6n.
(Voces) : Parece cubano.
SR. DE LA *CRUZ (CARLOS MANUEL) : Es distinto. El
senior Zamora, si tiene la oportunidad de volver al
puesto, seguramente dictarA medidas gubernativas,
para hacer menos radical el problema religioso. En
distintos peri6dicos y en informaciones cablegraficas,
he leido que el senior Alcald Zamora esta impulsando
un movimiento popular en el pais, para reformar de-
terminados preceptos que consider sumamente radi-
cales en la Constituci6n, y seguramente contard con
el apoyo de todos los Partidos politicos; y si no gana
esa batalla en la asamblea actual, lo conseguirA en
otra. Yo tengo un libro, que ofrezco a los sefiores que en
esta OCmara debate este problema conmigo, que aca-
bo de reeibir y quie gusto.samente pongo a vuestra dis-
posici6n. En Cuba hubo hombres, que surgieron fren-
te a 'a reelecciin presidential, combatiendo la reelec-
ci6n como problema de principios, que dijeron, frente
al austero Don TomAs, que la reelecci6n era un delito
de lesa patria; y las reelecciones provocaron en nues-
tro pais todas las tristezas y las amarguras de la gue-
rra civil. DespuEs la amistad, el compafierismo, la uni-
dad de intereses, provocaron que los anti-reeleccionis-
tas de ayer fueran los reeleccionistas de hoy.
SR. URQUIAGA (CARMELO): j Me permit una inte-
rrupci6n? No deseo entrar en polemica, pero si quie-
ro recorder hechos: aquellos que combatieron la ree-
lecci6n de Don Tomas, fueron reeleccionistas despubs,
en 1916.


SR. DE LA URUZ (CARLOS IVIANUEL) : Fero esa no es
esta moratoria. SB. DE LA.CRUZ (CARLOS MANUEL): Se equivoca el
senior Urquiaga. Algunos de los que combatieron la
SR. DE LE6N (RAM6N) : Esta es much mas sencilla. reelecci6n de 1906, fueron los mis esforzados reelec-
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Esta es mas gra- cionistas de 1916; pero despues, en 1928, fueron los
ve; porque en la ley de quiebra bancaria, cayeron los reeleccionistas. Puedo decir, por lo que a mi respect,
bancos de lleno; y hoy, con esta ley de S. S., se afec- que fui anti-reeleeccionista en 1916. En tiempo de Don







34 DIARIO DE SESIONES DE LA C4MARA DE REPRESENTANTES


Tomas, no era elector, era un niiio; y despues he con-
tinuado siempre anti-reeleccionista, porque creo que
la reelecci6n es el inicio de las desventuras y de las
amarguras para Cuba.
SR. URQUIAGA (CARMELO): 6Me permit otra vez,
y voy a terminar las interrupciones? Pero cuando
hombres tan integros como S. S. tuvieron que acep-
tar, aunque combatieran la reelecci6n, el criterio de
su partido, demuestra que a veces hay principios de
tan vital importancia que obligan, aun en contra del
criterio personal, a aceptar el criterio de la mayoria.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL): Efectivamente,
en mi Partido surgi6 la reelecei6n en contra de su pro-
grama, y la reelecci6n se gan6 frente a un discurso
memorable en una Asamblea en que un grande de la
palabra declare que para hacer la reelecci6n tuvieron
que buscar a los muertos, citando un caso de la guerra
europea en que un official, delante de una series de cas-
cos, fu6 a la carga gritando: Levantense los muer-
tos!", y los muertos tiraron. Entre nosotros buscaron
los muertos del Partido Conservador, para ganar la
batalla de la reelecci6n. Despues hicieron la reelec-
ei6n otras veces, y eso no fue motivo para que los que
protestamos no mantengamos el criterio hoy anti-ree-
leccionista. Mi Partido lo hizo, y fu6 su error. Con eso
destruy6 su historic y, a la vez, con ese acto destruy6
la gloria que durante un cuatrenio mantuvo al Go-
bierno en una posici6n de triunfo y de acierto. Hoy
estamos igual. Y eso no quiere decir que yo mantenga
mis principios, a trueque del ruego del amigo que me
llama en ese piano cordial; y si mis principios, en
otras oportunidades, me llevaron a desconocer amigos
muy queridos, mis principios, esta noche, en la CA-
mara, me hacen que tenga que utilizar, frente a esos
ruegos, los recursos parlamentarios para hacer caer
una ley y obligar a que, en ocasi6n mis oportuna y
con los escafios mis nutridos, discutamos de nuevo es-
ta ley.

(Texto de los prayectos de lay aprobados on esta se-
si6n y remitidos al Senado).
PROYECTO DE LEY
ARTICULO I.-Se declaran exentas del pago de
contribuciones e impuestos de todas classes, y del ser-
vicio de agua, cuando 6sta sea cobrada por acueduc-
tos propiedad del Estado, la provincia o el Munici-
pio, las fincas urbanas y risticas, y los derechos rea-
les pertenecientes a Hospitales y Asilos de carckter
p-iblico y uso general, siempre que sus rentas o pro-
ductos se destinen a su sostenimiento.
ARTICULO II.-Esta ley regirA desde su publica-
ci6n en la Gaceta Oficial de la Repfiblica.
Sal6n de .Sesiones de la Camara de Representantes,
a los once dias del mes de Noviembre de mil novecien-
tos treinta y uno.
PROYECTO DE LEY
ARTICULO I.-Se declaran exentas del pago de
contribueiones e impuestos de todas elases, y del ser-
vicio de agua cuando 6sta sea cobrada por Acueduc-
tos propiedad del Estado, la Provincia o el Municipio,
las fincas urbanas que sean propiedad de algin orga-
nismo de la "Asociaci6n de Veteranos de la Indepen-
dencia de Cuba", y las utilicen, en todo o en part,
para residencia de esos organismos.


Por eso insist en pedir la suspension del debate; y
pido que, de no accederse a eqte ruego, ponga la Pre-
sidencia a votaci6n nominal el precepto. Y lamento
que el senior Ram6n de Le6n me vea en esta actitud.
SR. DE LE6N (RAM6N): Me sorprende la actitud de
mi compaiiero el senior de la Cruz, que precisamente
ayer rogaba a los demAs compafieros que terminara-
mos la discusi6n y votaci6n de esta ley.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Si, que la dis-
cutamos; para determinar despues, con los votos. En
estos moments los votos no determinan.
SR. DE LE6N (RAM6N) : Sabe el senior de la Cruz que
los votos si determinan; porque 75 votos que se han
manifestado en favor de la ley, asi lo demuestran.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Senior de la Cruz:
el senior Ram6n de Le6n no accede al ruego de su seiio-
ria de suspension del debate. g Insiste S. S. en su pro-
posici6n ?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Si, senor.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Debe estar apoya-
da la proposici6n por dos sefiores Representantes.
(Los sefVres Garoia Montes y Gustavo Pino la apo -
yan).
Se pone a votaci6n la suspension del debate.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS MANUEL) : Nominal.
SR. PRESIDENT (GUlS INCLIN) : Nominal. Los que
esten de acuerdo con la suspension del debate, vota-
ran que si; los contrarios, que no.
(Be efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Han votado 39 se
fires Representantes.
No hay qudrum.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las 8 y 15 p. m.)



Tambi4n se declaran exentos del pago de derechos
fiscales, los contratos pfiblicos o privados de adquisi-
ci6n, compra-venta, permuta o cesi6n, hipotecas, cen-
sos o gravimenes de cualquier otra clase, y los de
obras o de otro orden que se requieren para la cons-
trucci6n, reparaci6n o demolici6n de los referidos edi-
ficios de fincas urbanas, a que se contrae el parrafo
anterior, declarandose tambi4n exentos del pago del
impuesto del timbre correspondiente, incluso a sus
matrices, si las tuviere.
ARTICULO II.-La exenci6n del pago de contri.
buciones, impuestos, servicio de agua y sellos del tim-
bre a que se refiere el articulo anterior, comprende a
las fincas urbanas que posean en la actualidad los or-
ganismos de la Asociaci6n de Veteranos de la Inde-
pendencia de Cuba, o que posean en el future en con-
cepto de dueiios, cuyo carActer acreditaran en cada
caso.
ARTICULO III.-Esta ley regira desde su publi-
caci6n en la Gaceta Oficial de la Repiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los once dias del mes de Noviembre de mil no-
vecientos treinta y uno.


-. .. ~.uusinv ~.inw. ~




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs