Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01287
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01287
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


RIO


CAMERA


DE


SESIONES


DE LA
DE REPRESENTANTES


DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL
SEXTA LEGISLATURE
VOL. LIII LA HABANA, 13 de Noviembre de 1929. NUM. 3


Sesi6n ordinaria de 11


de de Noviembre de 1929.


President: Sr. Rafael Guas Inclin
Secretarios: Sres. Jose R. Cruells y Jose Alberni Yance
SUMARIO
A las 3 p. m. comienza la sesion.-A propuesta del senior Rey, la Ckmara acuerda enviar un cablegra-
ma de condolencia al senior Ram6n Zaydin, con motive del fallecimiento de su senior padre; y un
mensaje de p6same al senior Baldomero Grau, por el fallecimiento de su seiiora abuela.-El senior
Carlos Guis, en nombre de la representaci6n liberal, apoya y agradece las frases del senior Rey.
El sefor Castellanos solicita la inmediata resoluci6n de la proposici6n de ley concediendo el voto
a la mujer, y acepta el ruego del senior Bosch, de tratar ese asunto acto seguido de quedar resuel-
ta una proposici6n de ley sobre rebaja de penas.-Se pone a votaci6n nominal una supensi6n de
preceptos reglamentarios para discutir inmediatamente la proposici6n sobre rebaja de penas.-Vo-
tan solamente cuarenta sefiores representantes, y por falta de quorum terminal la sesi6n a las ?
y 40 p. m.


SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Se abre la sesi6n.
(Eran las tres p. m.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El oficial1 de actas la tee).
SR. PRESIDENT (GuAs INCIAN): L'Se aprueba el
acta?
(Seiiales afirmdtivas).
Aprobada.
SR. REY (SANTIAGO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior Rey..


SR. REY (SANTIAGO) : Senor Presidente y se0iores
Reprcsentantes: A nosotros llega, en estos instances,
la noticia dolorosa de que ha desaparecido para siem-
pre el padre de uno de nuestros mis ilustres compa-
fieros, que ha merecido de nosotros el testimonio In-
destructible de nuestra profunda consideraci6n, la
que supo mantener en la Presidencia de la CAma-
ra; me refiero al senior Ram6n Zaydin y Marquez
Sterling.
Hace breves dias recibi6 41 la triste nueva de que
el autor de sus dias se encontraba gravemente en-
fermo; y respondiendo a ese natural e intense carifio
que sienten y deben sentir los hijos por el padre,
parti6 inmediatamente hacia aquellas tierras lejanas
habiendo recibido el inmenso dolor de no compartir


DI







2 DIARIO DE, SESIONES DE LA CAMERA DE REPREISENTANTES.


los iltimos instantes del autor de sus dias, porque
antes de Ilegar a Espafia recibia la infausta noticia.
Pido, pues, a la Camara, que haci6ndose partici-
pe del dolor intense y hondo que siente nuestro que-
rido y ausente compailero el senior Ram6n Zaydin,
le testimonie su condolencia enviandole un telegrama
de p6same, y poniendose de pie todos los Hi,,r,.r- Re-
presentantes.
(Todos los seiores Representantes se ponen de
pie).
A la vez, con igual pesadumbre, de que somos pre-
sa todos y cada uno de nosotros, se ha recibido, tam-
bi6n, la noticia de que ha fallecido en estos dias la
gran madre, la abuela de uno de nuestros tambien
mrs ilustres y Mi. i 1.1.. compafieros, el senior Baldo-
mero Grau y Triana, que tras el intense dolor de ver
desaparecer la madre de su madre, el carifio mis
grande que tiene el ser human, tiene tambi6n el do-
lor inmenso de no haber podido star en, esos filti-
mos instantes a su lado y de recibir, en lejana tierra,
la infausta nueva de ese acontecimiento.
Yo que s6, c6mo la Camara, coleetivamente, y to-
dos sus miembros con earacter individual, quieren y
estiman al senior Grau, me permit pedir que nos
asociemos a su dolor, enviAndole un testimonio de
condolencia y poniendose, tambien de pie, en serial
del .dolor que todos sentimos.
(Todos los seiores Representantes se ponen de
pie).
Sa. GuAs PAGUERAS (CARLOS): La representacidn
liberal de la Habana hace suyas las frases del senior
Santiago Rey, y desea agradecerle la feliz iniciativa.
Los liberals de las demas provincias ruegan le ha-
ga extensiva a ellos, tambi6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Muestra su con-
formidad la CAmara con lo propuesto por el senior
Rey adicionado por el senior Gubs Pagueras.
(Todos lo se4ores Representantes se poaen de
pie).
,00.
Aprobado per unanimidad.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n del Senado.
(El official de actas lee).

Habana, 5 de Noviembre de 1929.
Sr. President de la C6mara de Representantes.
Senor:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
adopt6 el acuerdo de dar per reproducidos los asun-
tos pendientes de tramitaci6n en la anterior Legisla-
tura.
Lo que tergo el honor de comunicarle.
Muy atentamente de usted,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, PResidente.--M.
Maidique, Secretario.-M. Martinez Moles, Secreta-
rio.


SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): 4La Camara se
da por enterada?
(Seiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a otra comunicaci6n del Se-
nado.
(El official de actas lee).
Habana, 6 de Noviembre de 1929.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:
Tengo el honor de comunicar a usted que la pro-
po.ici6n de ley presentada al Congreso, por media-
ei6n de este Cuerpo por el Honorable senior Presiden-
te de la Repiblica, en uso de las facultades que le
otorga el articulo 61 de la Constituci6n de la Repi-
blica disponiendo que el Partido Judicial de Isla de
Pinos, pertenecerd en lo sucesivo a la segunda eatego-
ria que establece el articulo 28 de la Ley Organico
del Poder Judicial, fu6 leida en la sesi6n de este
Cuerpo celebrada en 5 del corriente mes; habiendo
pasado a studio de la Comisi6n de C6digos.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vzquez Bello, Presidente.-M.
.lii,'l,.,u., Secretario.-M. Martinez Moles, Secreta-
rio.


SRn. PRESIDENT
da por enterada?


(GUAS INCAN): La Camara se


(Seiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a otra comunicaci6n.
(El official de aetas lee) :
Habana, 4 de Noviembre de 1929.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
ha cumplido lo dispuesto en el phrrafo primero del
articulo cincuenta y site de la Constituci6n, dando
por inaugurada la sexta legislature del decimo terce-
ro period congressional.
Muy atentamente de usted,
(f.) Clemente Vi:,>,: Bello, Presidente.--Jose R.
Villaldn, iSecretario.-M. Maidique, Secretario.


SR. PRESIDENT (Guks INCIAN): jLa Camara se
da por enterada?
(Se ales afirma.tivas).
Enterada.
Se va a dar lectura a una comunicaci6n del senior
President del Tribunal Supremo.
(El official de acias lee):






DIARIO DE SE'SIONES DE DA CAMERA DE RiEPRESENTANTES 3


Habana, 5 de Noviembre de 1929.
Sr. President de la Camara de Representantes.
Seiior:
Acuso a usted recibo de su comunicaci6n del dia de
ayer en que se sirve participar que en esa fecha ha
quedado inaugurada la Sexta Legislatura del D6ci-
motercero Periodo Congresional.
Muy atentamente,
(f.) Juan Gutierrez Quir6s,
President.

SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN): iLa Camara se
da por enterada?
(Seliales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a otra comunieaci6n de la
Alianza Nacional Feminista.
(El official de actas lee) :
Al Sr. President de la Camara de Representantes.

Dr. Rafael Guhs Inclin.
En la Camara.

Sefior :
Conocedora la ALIANZA NATIONAL FEMINIS-
TA de que ese Cuerpo Colegislador ha de discutir el
derecho de Sufragio para la mujer, por acuerdo una-
nime de Junta celebrada ayer 5 de Noviembre de
1929, ratifica su acuerdo de Septiembre de 1928 de
pedir el voto para la mujer con absolute equiparaci6n
dde derechos al que disfruta el hombre, el ciudadano
cubano, tal como lo pide el proyecto de ley presenta-
do a esa Camara por su autor el doctor Manuel Cas-
tellanos Mena.
Las mujeres de la ALIANZA NATIONAL FEMI-
NISTA conscientes de sus legitimas aspiraciones, no
aeeptan se les conceda fragmentariamente un derecho
que su compafiero, el hombre cubano, disfruta sin
restricciones, colocandolas por este becho en un pla-
no de inferioridad que hiere sus sentimientos de pro-
pia estimaci6n, menospreciando la dignidad de su se-
xo con la tdcita declaraci6n de incapacidad que lleva
implicita la concesi6n de una prerrogativa en forma
restringida por la condidonalidad de sexo.
Por tanto, la ALIANZA NATIONAL FEMINIS-
TA dice una vez mis su inconformidad con toda ten-
tativa encaminada a conceder el derecho de sufragio
politico a la mujer en forma que no sea plena y ab-
solutamente igual al que reconocen la Constituci6n y
las leyes al hombre.,
Reitera la ALIANZA NATIONAL FEMINIST
su maxima aspiraci6n de conquistar el voto para la
mujer sin limitaci6n alguna por altisimas razones de
moral social, y por la 6tica de un principio de justi-
cia fundamental: la condici6n de ser hwmano de ]a
niujer, junta al hombre en la vida, ni superior, ni in-
ferior tampoco, complementario.


Asi, senior Presidente de la Cimara de Represen-
tantes, reciba este mensaje de la ALIANZA NACIO-
NAL FEMINISTA como el exponente de los deseos,
aspiraciones y aeuerdo de las mujeres que la inte-
gran, con el respeto y la consideraci6n que a nombre
de ella, y en el mio propio, me es grato hacerle pre-
sente.
Por la ALIANZA NATIONAL FEMINIST.
(f.) Maria Montalvo de Soto Navarro.
President.

SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): ~La Camara se
da por enterada?
(Seiales afirmativas).
Enterada.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): La tiene S. S.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Sefior President y
sefiores Representantes: Desde la pasada legislature,
en la que fue presentada a la consideraci6n de la
Cidmara una proposici6n de ley referente al mismo
asunto que se acaba de dar lecture, por sucesivos rue-
gos de distinguidos compafieros que pedian la dis-
cusi6n con urgencia de otras proposiciones de ley,
fue queddndose este asunto sin tratar. La Alianza
Nacional Feminista ha presentado a la consideraci6n
de la Cimara el escrito cuya lecture ustedes acaban de
oir. Ha obtenido la Alianza Nacional Feminista la re-
presentaci6n de todas las asociaciones de mujeres
que se han reunido en Cuba, y ahora se dirige a la
Camara en solicitud de que se discuta el problema
que trata del voto a la mujer.
En estas pocas palabras. que voy a pronunpiar, no
he de hacer la defense del voto a la mujer; pero si
quiero rogarle a mis eompaiieros, ya que fui cedien-
do en el tratamiento de esta ley en la pasada legis-
latura, que tengan tambien la consideraci6n consi-
guiente para que esa proposici6n de ley, que tuvo la
simpatia casi unAnime de este euerpo colegislador, pa-
se a inmediato debate. Pido a la presidencia se sirva
someter este ruego a la consideraci6n de la Camara.
SR. PRESIDENT (Gu-S INCLIN) : Senior Castella-
nos y demds sefiores Representantes: Se esta dando
lectur a alas comunicaciones; no se ha entrado toda-
via en la orden del dia. Despubs que so termine con
ese trdmite reglamentario, la presidencia dark cuenta
con el ruego del senior Castellanos, a la Camara.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a las proposiciones de ley.
(El official de actas lee) :
A LA CAMARA:

Figura entire las damas que mks han sufrido las
consecuencias de nuestra revoluci6n libertadora y
entire las que mayor apoyo prestaron a esa causa,
tanto por el concurso personal como el de toda su fa-
milia, cuanto por sus gestiones y exacciones hechas
en provecho de tan noble prop6sito la sefiora Carmen
Cansino, que atraviesa en la actualidad una de las
mas dificiles situaciones econ6micas.





4 DIARIO DE SBSI0NBS, DZ LA OA3MARA DE REPRESENTXNTES


Esta sefiora contribuy6 durante la Guerra de 1868
a los esfuerzos mis dificiles de aquella epopeya y
mAs tarde en el 95 figure entire las damas que en los
Estados Unidos casi a diario hacian colectas y traba-
jaban para nuestros revolucionarios. Ademas, sas
herm'anos y parientes, perecieron en la jornada de
independencia y hoy no cuenta con pension ni retri-
buci6n alguna y por sus aiios casi imposibilitada de
tender a sus mis precarias necesidades.
En su. virtud, el Representante que suscribe, de
acuerdo con lo expuesto, somete a la consideraci6n
de sus compafieros, la siguiente:

PROPOSIcidN DE LEY

ARTICULO I.-Se concede una pension vitalicia
de mil doscientos pesos anuales a la seliora Carmen
Cansino y de Quesada, patriota que prest6 a la Re-
voluci6n inapreciables servicios.
ARTICULO II.-Esta pension serA abonada con
fondos del Tesoro no afectos a otras obligaciones
hasta su inclusion en los Presupuestos Nacionales.
ARTICULO III.-Esta Ley regirk desde su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repdblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 5 de Noviembre de 1929.
,(f.) Jose Alberwi, Ansemnw Allieyro, A'townio Bra-
vv Acosta, Eladio Ramirez, J. L. Albuerne.
,S. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.

(El official de actas lee):

A la Cdmara de Representantes:

En todas las naciones del mundo contempordneo
el problema de reconocer a la mujer los mismos de-
rech-os politicos que al hombre ha sido planteado, no
solo en el orden de las aspiraciones, sino en la es-
fera de las reforms del derecho positive.
La reclamaci6n feminist va mis alli del mero de-
recho del sufragio, pues 1'ega a la cd:n.-.-ra.:'ul de la
capacidad juridica de la mujer para el ejercicio de
todas las funciones adminisfrativas y political, que
por egoismo de los hombres, que son los redactores de
las leyes, estaban hasta alhora reservadas al element,
masculine.
En la naci6n cubana la mujer ha levantado su
voz, pidiendo el reconocimiento de sus derechos po-
liticos, y ha obtenido que la iltima Convenci6n Cons-
tituyente, al tratar de las reforms de la Carta Fun-
damental de la Repfiblica, que acord6 el Congreso
por Ley promulgada en 21 de Junio de.1927 y las
cuales fueron publicadas por el Honorable senior
President de la Repuiblica en 11 de Mayo de 1928,
al modificarse el articulo 38 de la Constituci6n que
nos venia rigiendo, se concediera a la mujer el dere-
cho de sufragio, consignAndose a ese efecto el si-
guiente pirrafo: "Las leyes determinarin la opor-
tunidad, grado y forma en que la mujer cubana pue-


da ejercer el derecho de sufragio. Estas leyes debe-
rhn ser acordadas por las dos terceras parties de la
totalidad de los miembros components de la Cama-
ra de Representantes y el Senado de la Repfiblica."
Como puede verse, la Constituci6n reconoce la po-
sibilidad de que la mujer cubana pueda ejercer el de-
recho de sufragio; por lo que se hace necesario, que
una ley determine la oportunidad, grado y forma
en que pueda ejercerse por la mujer ese derecho.
Tan pronto se reconozea a la mujer sus derechos
politicos, es decir, puedan ser electoras, implicita-
mente pueden ser elegibles para todos los cargos pfi-
blicos del Estado, las Provincias y los Municipios, ya
que los preceptos que regulan las condiciones de ele-
gibilidad de esos cargos exigen, aparte de la edad,
como requisite indispensable para su desempefio, ha-
llarse en el pleno goce de los dereehos civiles y po-
liticos."
La mujer pronto podri ser elector y seri eligible
para esos cargos piblicos, porque tendra la posesi6n
de sus derechos politicos en igual oportunidad, grade
y forma que le asisten al hombre en nuestro territo-
rio democritico, que debe ser igualitario ya que es
republican.
Para conseguir esa finalidad basta suprimir un
privilegio en favor del hombre y contra la mujer,
u-ti aparece consignado en el C6digo Eleetoral que
ii:,. rige, al determinar en el articulo 2? cuando tra-
ta db quienes son electores, y dice: "Los cubanos
varones." Supriniiendo el vocablo vorones de ese
precepto, se equipararian en el derecho del sufragio
todos los cubanos-mujeres y hombres,-es decir, se
haria cumplida justicia en este trascendental pro-
blema.
El articulo 29 del C6digo Electoral redactado con
]a supresi6n indicada, daria el derecho del voto a la
mujer.

jPor qug razones debe concederse, el voto a
la mujer?

Es ella la compafera del hombre en todo el cami-
no de la vida, como madre, esposa, hermana o hija.
Ocupa nuestro pensamiento una mujer, desde que
nacemos hasta que morimos. Comparte con el homr
bre los moments de alegria, de placer y sabe resistir
est6icamente los dolores intensos que desgarrad
nuestras almas en el arido camino de la vida.
Sus ojos muchas veces los veremos inundados de
lagrimas, y muy pocas sus manos manchadas de san-
gre.
Es injasto fijar por el sexo, el alcance de los dere-
chos, haciendo distinciones entire los del hombre y
la mujer.
Decia una ilustre escritora espafiola-Dofia Con-
cepci6n Arenal-para que resaltara esta injusticia:
"Una mujer puede llegar a la m's alta dignidad que
so concibe: puede ser madre de Dios; descendiendo
much, pero todayia muy alto, puede ser mirtir. y
santa y el hombre que la venera sobre el altar y la
implora, la cree indigna de llenar las funciones del







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRFS'ENTANTES 5


sacerdocio. Qu6 decimos del Sacerdocio? Atrevi-
miento impio seria que en el temple osara aspirar
una mujer a la categoria de iltimo sacristan. La 16-
gica aqui seria esedndalo, impiedad."
Una mujer puede dirigir, como Jefe, los Estados;
los han dirigido muchas mujeres como reinas. jQu6
contrasentido mis grande result al negarles el de-
recho del sufragio para que contribuyan a designer
los directors de la cosa pfblica, cuando ellas pueden
dirigirlas?
En la vida social la mujer unas veces no puede ha-
cer valer su raz6n. Otras sin embargo,-de ello da
fe.
Los hombres que niegan en general a las mujeres
capacidaJ, energia, inteligencia y virtues, las reco-
nocen sin embargo en la mujer que les di6 el ser.
Las leyes civiles, redactadas como las penales por
los hombres, son en extreme injustas con la mujer,
negandoles derechos al mismo tiempo que les impo-
nen deberes. La ley civil, casi a todos los efectos, con-
sidera a la mujer como un ser inferior, la equipara
al mentor de edad, y sin embargo, las leyes criminales
le imponen a la mujer las mismas penas que al hom-
bre.
En el orden politico la mujer mis virtuosa e ilus-
trada es considerada por la ley, como el hombre mas
vicioso e ignorante.

En las primitivas edades, en que la "raz6n de la
fuerza" determinaba la supervivencia de los series,
so explica que la mujer por su debilidad y siendo
inftil en la guerra, no tuviera los mismos derechos
que los hombres para disfrutar del product del bo-
tin en la paz. Pero en los tiempos del imperio de la
"fuerza de la raz6n" no hay ningin motive que jus-
tifique la desigualdad en el reconocimiento de los de-
rechos de la mujer.


EEs la mujer inferior fisiol6gicamente al hombre?

,Asi como. el sistema muscular de la mujer es mis
debil que el hombre, por falta de ejercicio; se puede
.il.--iii que no tiene la mujer ninguna desigual-
dad cerebral, cong6nita, respect del hombre.
Deeia el professor Gall, que el cerebro de ]a mujer
estA menos .desarrollado en su parte antero-superior
que el del hombre, y por eso las mnieres tienen la
frente mis estrecha y menos elevada que los hom-
bres. A esta observ3ai6n,-considersndola exacta,
podria contestarse, que la energia de las funciones
de un 6rgano, (en este caso del cerebro) no depend
de su tamafio, sino de su :-ritabilidad y que las mu-
jeres tienen una irritabilidad mis pronta, y una sen-
sibilidad mis exquisite.


gla demostrado la mujer sw capacidaad para la
lucha de. la vida?

La mujer ha sido excluida de todai las actividades
de los hombres. Ella ha buscado afanosamente cam-


po donde actuar, con sus energies y su inteligencia.
Ha heeho de su propia debilidad orgAnica un arma
defensive, de tal naturaleza que merece la apoteosis
del triunfo. La mujer es la dominadora del Mundo,
por su belleza, forjada a capricho por ella misma.
No permitiendoseles ocupaciones importantes, ha de-
tlicado-en una gran mayoria-su atenci6n al embe-
llecimento de su rostro y de sus atavios; y ha llega-
do a obtener, que el Mundo d6 a esos pequefios de-
talles, tal importancia, que de ellos viven millones de
series, cooperando-entre ellos hombres-al engran-
decimiento de las modas y la belleza femenina.

Cuando las mujeres tengan otro campo de activi-
dad, podrAn demostrar cuanto valen y cuanto tra-
bajan.


iPueden servir las mujeres para las mismas laborers
que los hombres?

Hay ocupaciones que parecen incompatible con el
sexo feienino. No deben las mujeres ir a la guerra
mas que para curar los heridos y dar consuelo a los
que sufren, como lo han hecho con riesgos .de sus vi-
das en la dltima contienda mundial.

Quizis en otros oficios no rindan toda la labor
que un hombre, porque habra de descontarse el tiem-
po del embarazo o gestaci6n, el de la convalecencia
despu6s del parto; el de lactaneia del hijo, el que em-
plea asistiendo al esposo o al hijo enfermo, pero ese
tiempo no se puede regatear a.la mujer por la san-
tidad de su dedicaci6n.

En nuestra Patria, en general, hay que considerar
a la mujer, mejor preparada-en general-que el
nombre, especialmente en el campo. El sol tropical'
con sus rayos verticales castigando de la mafiana a
la tarde el cerebro del guajiro cubano, lo congestion
y lo atrofia; mientras que la mujer, all en el bohio,
pensando en lo que pueda ocurrir, a veces leyendo
alguna publicaci6n que llega a sus manos, va ejerci-
tando la funci6n de su inteligencia-a resguardo del
sol-y es por eso, que cuando llega el comprador al
sitio, el guajiro prefiere que sea su mujer la que trate
sobre los negocios.


Reconocimiento del derecho del voto a la mujer en
a.1gunos praises.

Leon Duguit, el ilustre professor de Derecho de la
Universidad de Burdeos, dice en su tratado de De-
recho Constituciona], refiri6ndose a la mujer: "Sien-
do la causa de incapacidad political de la mujer tem-
poral y contingent, la consideramos como general,
profunda e irresistible, la evoluci6n de las sociedades
modernas hacia la accesi6n de la mujer a. las funcio-
nes political."


En Finlandia, la mujer disfruta del electorado y
de la elegibilidad d'esde la Ley de 21 de Julio de
1906.






6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
II


En Noruega la Ley de 14 de Junio de 1907 reco-
noci6 el derecho de sufragio a las mujeres que satis-
facen determinada cuota censataria, en tanto que loa
hombres disfrutan del sufragio universal. en virtud
de la Ley de 29 de Marzo de 1906.
*En Dinamarca, la nueva Constituci6n de 4 de Ju-
nio de 1915, concede al electorado y la elegibilidad a
todo hombre y a toda mujer mayores de 25 afios.
En Suecia, la C6mara Baja o segunda Camara, vo-
tu por gran mayoria el 18 de Marzo de 1912, un pro-
yecto de ley reconociendo la elegibilidad, bajo las
mismas condiciones que a los hombres; pero la Alta
Camara lo rechaz6 por 86 votos contra 58.

En Inglaterra, el process del sufragio femenino
ha ido produciendose lenta, pero progresivamente.
Las mujeres disponen, desde 1894, en las mismas con-
diciones que los hombres, del derecho de sufragio. pa-
ra las eleeciones municipales en las parroquias urba-
nas y rurales, asi como en los burgos, y, ademas, pa-
ra las elecciones de los Consejos de Condados (Cons
Jenks). Las mujeres pueden, ademis, former par-
to, desde 1875, de los Boards of Guardians, encarga-
dos de las funciones de beneficencia piblica. A par-
tir de 1894 son tambien elegibles para los Consejos
de Parroquia. Un acta muy important de Agosto de
1907, concedi6 a las mujeres la elegibilidad para los
Consejos de Condado y los Consejos de Distritos. El
11 de Julio de 1910 la Camara 'de los Comunes vot6
en segunda lectura, por 229 votos contra 190, al ca-
be de dos dias de empefiado debate el Bill Shackle-
ton, que concede el voto a la mujer en determinadas
condiciones restrictivas.

La guerra, el inmenso esfuerzo realizado por In-
glaterra para rear un ejireito, al establecimiento del
servicio military obligatorio, hicieron pasar natural-
mente, a segundo termino la cuesti6n de la reform
electoral en cuanto al sufragio femenino. Sin em-
bargo, el 28 de Marzo de 1917, en plena guerra, Mr.
Asquith, ex-presidente del Consejo de Ministros, pre-
sent6 a la Camara de los Comunes una moei6n fa-
vorable a la revision de la Ley Electoral, y a la pr6-
rroga de aquella legislature, por un period de sie-
te meses. Afiadi6 que de todas suertes, no podria ha-
ber nuevas elecciones sin que antes se hubiesen in-
troducido ciertas reforms en la Ley Electoral, de
las cuales, una de las mis importantes debia ser el
sufragio femenino. "Un nuevo orden de cosas-decia
Mr. Asquith-ha nacido de la guerra., y disputar el
derecho a la mujer, adquirido por ella merced a su
trabajo, a hacer oir directamente su voz, significaria
una injusticia y no corresponderia al espiritu de
equidad, que debe animarnos." El 29 de Marzo la
CAmara de los Comunes, adoptaba por una gran ma-
yoria la proposici6n de Mr. Asquith. El 15 de Mayo
de 1917, el Secretario de Colonias, present, tambi6n
un proyecto de Reforma Electoral, que contenia la
concesi6n del voto a las mujeres mayores de 30 afios.
Ya ]o tienen igualmente en Australia y Nueva Ze-
landia. En los filtimos dias acaban de concederlo en
Inglaterra.
En los Estados Unidos, el sufragio femenino se
hallaba, establecido, prinoipalmente en algunos nue-
vos Estados del Oeste, el Wyoming, el Colorado, el


Utah, y el Idaho. Pero en estos fltimos afios, otros
muchos Estados lo han adoptado tambien el de Wash-
ington, en 1910; California, en 1911; Oreg6n, Arizo-
na, Kansas, Montana, Michigan, Illinois en 1912; el
Estado de New York, en 1913; y el de Massachu-
ssetts, en 1914; no estk seguramente, lejano el dia
en que las mujeres disfruten de los derechos politi-
cos en los Estados Unidos de la Uni6n Americana.
En Francia, las dfnicas disposiciones, inspiradas
por la idea de acrecentar los derechos civicos de la
mujer, son la Ley de 7 de Diciembre de 1897 que
confiere a las mujeres el dereeho de ser testigos en
las actas y documents Notariales y en los del Regis-
tro del Estado Civil; las leyes de 23 de Enero de
1898 y de 9 de Febrero de 1908, en que han otorgado
a la.s mujeres comerciantes el electorado para los tri-
bunaleo comerciales y las Camaras de Comercio, pe-
ro no la elegibilidad; la Ley de primero de Diciembre
de 1900, que permit a las mujeres prestar juramen-
to y ejercer la profesi6n de Abogado; el articulo 5?
de la Ley de 17 de Julio de 1908 que concede a las
muj.eres el electorado y la elegibilidad para los Con-
sej.os Consultivos del Trabajo; por los articulos 5? y
6? de la Ley de 27 de Marzo de 1907, modificado por
la ley de 15 de Noviembre de 1908 se confiere a
las mujeres el electorado y la elegibilidad para los
Consejos de "prud hommes", Tribunales de Arbi-
traje y Conciliaci6n.
Por estas razones el Representante que suscribe,
somete al studio de la CAmara de Representantes la
siguiente:
PROPOSiCI6N DE LEY
ARTICULO I.-Del articulo II del C6digo Elec-
toral que nos rige, promulgado en 8 de Agosto de
1919 y publicado en la Gaceta Oficial de 12 de Agos-
to- del mismo aflo, se suprime el vocablo "varones",
quedando redactado dicho precepto en la siguiente
forma:
"Articulo II.-Son electorres para los cargos de
Compromisarios Presidenciales, Vicepresidenciales y
Senatoriales y para los de Representantes, Delegados
a una Convenci6n Constituyente, Gobernadores de
Provincias, Consejeros Provinciales, Alcaldes, Conce-
jales, miembros de las Juntas de Educaci6n y para
cualquier otro cargo eleetivo y para el referendum
todos los cubanos, mayores de veinte y un afios, ins-
criptos en el registro electoral, exceptuando los si-
guientes:
1) Los asilados;
2) Los que hubiesen sido declarados ineapacitados
conforme a la Ley;
3) Los inhabilitados judicialmente por causa de
delito.
4) Los pertenecientes a las fuerzas de mar y tie-
rra que estuvieren en servicio- activo.
ARTICULO II.-La mujer cubana se equipara al
hcmbre en todos los derechos politicos, pudiendo
ejereitarlos en la op-ortunidad, grado y forma en que
a 6ste se le reconozcan por las Leyes, sin limitaci6n
de ninguna clase tanto para elegir a los que deben






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRKSENTANTES 7


desempefiar cargos piblicos como para desempefiar
esos mismos cargos del Estado, las Provincias y los
Municipios.
ARTICULO III.-Esta Ley comenzard a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
piblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a cinco de Noviembre de mil novecientos veinte
y nueve.

(f.) Mawuel Castellanow, Rar~6n Zaydin, C. Ma.
chado, G. Walter del Rio, Gabriel Ariza.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee) :

A LA CAMARA:

Los Representantes 'de la Naci6n al reunirse en el
tempo de las. leyes, tienen el deber ineludible de
pensar en las necesidades de su pueblo, especialmen-
te en las injusticias de que se les hace victims para
preveerlas o remediarlas.
Desde el inicio en Cuba de nuestras instituciones
republicans, la justicia menor; lo que antes era la
justicia municipal administrada por jueces de paz,
ha venido sufriendo transformaciones, siempre en
perjuicio de su augusta majestad. La Intervepci6n
Americana impuso la forma de los Juzgados Correc-
eionales, como "rApida y barata" manera de admi-
nistrar justicia. Esta instituci6n ex6tica en nuestro
medio, require el Juez tipo, es decir, que quien de-
sempefie el Juzgado Correcional, sea, siempre hom-
bre extraordinariamente superior en intelectualidad
y moral; mAs que jurisconsultos o legistas deben ser
verdaderos padres de familiar, que a la usanza de
aquellos patriarcas de las antiguas edades, resuelvan
los conflicts pequefios de la vida, mirando ms. que
a las' leyes escritas las del coraz6n y basindose siem-
pre sus fallos en la moral recta y austera.
Ha sido en nuestra patria, desafortunada la insti-
tuei6n. En primer t6rmino, fu4 mal interprotada por
sus propios iniciadores, ya que los militaries ameri-
canos que como Jueces actuaron, desconocedores de
nuestros usos y costumbres, administranmn una jus-
ticia que dejaba much que desear, pues en oeasiones
pec6 de irreflexiva y dura.

Fub un desastroso fracaso el nombramiento electi-
vo de los jueces correccionales y con posterioridad, al
regir la Ley Orghnica del Poder Judicial y caer den-
tro del escalaf6n judicial, la misma supremacia de
que estd revestido el cargo de Juez Correccional, por
lo indiscutible que resultan sus fallos, por el relieve
que el propio cargo, da a* quien lo desempefia, hizo
que en general aspiraran a ellos los jueces m6s pa-
gados de sus personas; los que por soberbia no que-
rian someterse a la discusi6n de sus teorias con los
compafieros del tribunal; los m6s ineapaces para sos-
tener esas propias alternatives con ocasi6n de ]a apli-
caei6n de las leyes; algunos para ejercitar la acei6n


de mando, desp6tica y tir6nica siempre; los menos
para lucrar en el cargo; y no es de dudarse que qui-
zds hubiere quien aspirara el cargo para que la au-
reola del juzgado omnipotente le sirviera come pres-
tigio, acicate e incentive para exponerse en los luga-
res de divertimiento o corrupci6n.
Esos hombres, cuyos nombres no es necesario pro-
nunciar, los conocemos todos los que en el pais vivi-
mos. En gestos al parecer de exagerada honradez
han establecido competencias ilicitas. Alguno ha pre-
tendido obtener favors del Departamento de la Ren-
ta de la Loteria Nacional con amenazas de perseguir
a los pobres vendedores de billetes. Conocido es el ca-
so de un Juez que siendo propietario de iuna gran
finca y vaqueria, castigaba con graves penas de mul-
ta o encarcelamiento a todos los expendedores de Ie-
che que no le compraban la que 61 vendia.
Prevalidos de su autoridad, por ignorancia o por
capricho, a veces por mala fe han hecho granjeria de
sus juzgados.
La ley, que es la formula reguladora del orden so-
cial, y debe ser el limited de las voluntades concupis-
centes, es por alguno de esos hombres m6s que motive
de olvido, de befa o de burla, ya que de la justicia
hacen una mercaderia y la regalan o la venden.
Da tristeza confesarlo, pero hoy, para cada juez
correctional honrado, cumplidor de sus deberes, so-
bre todo respetuoso con los pobres ciudadanos, pue-
den citarse muchos que deshonran el cargo que de-
sepefian. Viejos mal-humorados, atrabiliarios, co-
rrompidos, que con los desengafios de la vida y de
lop hombres han llegado a convertirse en momias
egoistas, consttiuyen un escollo Ipara el triunfo de las
modernas tendencies del derecho y de la justicia,
otros j6venes inexpertos, que en el umbral de la vida
no saben todavia lo que son las pasiones de los hom-
bres, resultan fTciles al engafio y material ductil a la
presi6n de los poderosos. Unos por much experien-
cia y otros por carecer de ella, no 'sirven en realidad
para "dar a cada uno lo que es suyo" que es el su-
premo anhelo de la justicia.
Todos esos males quedarian aminorados, si fuera
possible establecer apelaci6n contra la senteneia de los
Juzgados Correccionales.
La Ley Orgdnica del Poder Judicial quiso que se
estableeiera la apelaci6n contra los falls en cases de
delito; asi parece del inciso 1 del articulo 138, que
otorga a dichos jueces correocionales la facultad de
conocer en primera instancia de los delitos comctidos
en su partido y que la ley expresamente les confie-
re, en relaci6n con el inciso 3 del articulo 131, que
atribuye a las Audiencias el conocimiento en, grado
de a.pelarcidn de los asuntos que hubieren conocido
los jueces correccionales, si contra el fallo de 6stos
procediere tal recurso. No obstante lo dispuesto en
esos preceptos y en la disposici6n de las transitorias
de esa Ley Orginica, que ordena que los citados pre-
ceptoq sobre apelaci6n quedarin en suspense hasta
tanto se promulgue el procedimento a une han de
ajustarse di'has apelaciones, todavia el Congreso no
ha dictado las normas para tramitar la apelaci6n
contra aquellas sentencias, que hoy por ese motive
resultan ejecutorias.






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPR'EENTANTES'


Es miis que necesario indispensable regular en una
formula prdctica, sencilla y poco costosa para el Es-
tado Cubano la apelaci6n ante la Audiencia respecti-
va de la sentencia que se diete por los correeciona-
les en casos de delite y para ante el Juzgado de Ins-
trucci6n del partido :espeetivo en casos de faltas.
A eso tiende esta proposici6n de ley, en la que se
ha buscado compaginar los dereehos de los ciuda-
nos con la efeetividad de la justicia.
BasAndose en esos principios inmutables de. la
equidad, han. formulado los Representantes que sus-
criben para someter al juicio de la CAmara, la si-
guiente:
PROPOSICOIN DE LEY

ARTICULO I.-Contra las sentencias de los Juz-
gados Correccionales, en casos de delitos podra ejer-
citar,:e por los aeusados o acusadores el recurso de
apelaci6n para ante la Sala de lo Criminal de la Au-
diencia respective, el cual deberA interponerse en el
mismo dia o al siguiente de la celebraei6n del juicio.
ARTICULO II.-Admitida la apelaci6n se remi-
tira dentro del tercero dia directamente a la Audien-
cia correspondiente, asi como las actuaciones origina-
les, emplazdndose a las parties por t6rmino de diez
dias para ante dicha Audiencia.
ARTICULO III.-Recibidos los autos el Tribunal
sefialarA para el acto, dia, dentro de los veinte subsi-
guientes, citAndose a las parties personadas, que po-
drAn concurrir a la vista asistidos de letrado, y en
dicho acto se practicarAn las pruebas que se hubieren
propuesto y admitido y las que consider pertienen-
tes el Tribunal.
ARTICULO IV.-Una vez practicadas las prue-
bas el Tribunal en el mismo acto dictarh sentencia,
que se publicard por tl Magistrado ponente, ley6ndo-
se el fallo o parte lispositiva, quedando notificadas
de esa manera las partes.
ARTICULO V.-En los casos de faltas la apela-
ci6n podra ejercitarse para ante el Juez de Instruc-
ci6n del partido donde radique el Correccional cuyo
fallo se apelare.
ARTICULO VI.-En la tramitaci6n de ese re-
curso se observarin las reglas anteriores en cuanto
scan compatibles.
ARTICULO VII.-Al dictarse sentencia per el
Tribunal de la Audiencia o por el Juzgado de Ins-
trucci6n en cualesquiera apelaci6n de las antes refe-
ridas se hard especial declaraei6n de costas, pudien-
do fijarlas en concept de litigantes temerarios o de
mala fe si estimaren notoriamente infundada la mis-
ma.
ARTICULO VIII.-Se derogan cuantas leyes y
disposiciones se opongan al cumplimento de la pre-
sente, que comenzarA a regir desde su publicaci6n en
l1 Gaceta Oficial de la Repfblica.
Habana, 4 de Noviembre de 1929.
(f.) Manuel Castellanos, A. Chardiet, Quintin
George, Juan Rodriguez Ra.mirez, Oscar del Pino.


,SR. PRESIDENT (GUiS INCLiN) : Tomada en con-
sideraci6n, pasa.ri a la Comisi6n de Justicia y C6di-
.gos.
(El official de actas lee):

J7 a Cdmara de Representantes.

Es el Cuerpo de la Policia, en su conceipto general,
uno de los 6rganos defensivos de la sociedad; el agen-
te uniformado represent visiblemente la Ley, y
cuando la instituci6n esta integrada como la Policia
National, por individuos cuidadosamente, elegidos y
previamente educados, que llevan al ejercicio de sus
funciones la inteligencia y el celo que 6stas requie-
ren, es decir, cuando reuren los requisitos de honra-
dez, prudencia y en.ergia, que son las cualidades que
pueden y deben exigirse a los guardadores del orden,
hay que dares alientos y estimularlos en el cumpli-
miento del deber, para que asi realicen mejor su gra-
ve y trascendental funci6n social.
La Policia Nacional, ha venido desempefiando de
manera regular y enaltecedora sus funciones de vi-
gilancia preventive, interviniendo con acierto en el
aseguramiento del orden pfblico.
Desde el ailo 1898 en que el Gobierno Provisional
extranjero asumi6 el mando de la Isla d,; Cuba,
creando .en el mes de Diciembre dos compafiias deno-
minadas "Guardia Rural" compuestas de elements
valiosos del Ejrrcito Libertador, que fueron refun-
didas despues en la "Guardia Urbana" por disposi-
ci6n del General Ludlow, hasta quedar constituido
en primero de Marzo de 1899 el Cuerpo de Policia
[i,'.:il, de la Habana, que la promulgaci6n de
la Ley Orghnica de los Municipios (articulo 124)
pas6 a defender del Estado Cubano, son muchos los
adelantos y las mejoras alcanzados para la institu-
ci6n o para el Cuerpo, pero todas ellas, como la crea-
ci6n de la Secci6n de Expertos, el Bureau de Infor-
maci6n para el servicio ,del turismo, la instalaci6n
de sefiales y luces de alarm que permiten una vi-
gilancia, perfect en los barrios de la ciudad; el fun-
cionamiento ejemplar de una escuela de Instrucci6n
o Academia de la Policia, que prepare y educa con
perfeeci6n admirable a los elements que ingresan
sobre el aleance de sus deberes y especialmente sobre
el roce y trato con los demAs elements de la socie-
dad; todas esas mejoras han venido a beneficiary a
las personas que reciben el servicio, a los vecinos de
la municipalidad de la Habana, pero en realidad,
los que prestan ese valioso concurso, los que se sacri-
fican en todas ]as horas del dia y de la noche por
proteger la integridad personal y la hacienda de to-
dos, los policias-en una palabra,- sino desatendidos,
han estado olvidados.
Esos vigilantes a quienes se exigen condiciones mo-
rales y requisitos fisicos determinados por las leyes
de 13 de Mayo y 6 de Febrero de 1920, son mal retri-
buidos, pues solamente ganan noventa y cinco pesos.
Se les exige mds de seis horas continues de reco-
rrido, sufriendo las inclemencias del tiempo en nues-
tro pais tropical, que pernocten en calidad de reser-
va en las propias estaciones de policies, separindose-
les, innecesariamente de sus hogares, donde tienen
,us efectos. Mientras los demas obreros del mundo
han conquistado la jornada de ocho horas, estos obre-
ros del orden, trabajadores como los demas, pero sin






DIARIO DE SESIONE1S DE LA CA~-.ABA DE REPRESENTANTE 9


garantias en sus carreras, (porque la Orden 156 de
1901, por la que se rigen, deja a merced de la poli-
cia la estabilidad de sus cargos) trabajan, o por lo
menos, estin eselavizados en el servicio doce ho-
ras diaries, lo que result injusto y arbitrario en un
pais democratic, que march con la civilizaci6n y
que tiene un gobierno republican.
Pero si todos esos dolores y esos males que sufren
los que tienen la desgracia de necesitar un cargo de
vigilante de policia para vivir por lo menos, fueran
compensados como debian serlos, por la tranquilidad
que en el Animo produce percibir "un sueldo segu-
ro", esos hombres estarian en condiciones de ir vi-
viendo, mias que con pobreza, con miseria; pero no
sufririan el sonrojo de dejar de cumplir sus mas ele-
ntentales compromises, aquellos que contrajeron pa-
ra proporcionarles la vivienda y la comida a su fa-
milia. Desde hace algdn tiempo, por la Ley de 29 de
Junio de 1923 se fij6 en un cincuenta por ciento la
proporci6n en que el Municipio de la Habana debia
contribuir al pago de todas las atenciones y gastos
del Cuerpo de Policia, a los que contribuia antes con
el ochenta por ciento. Es decir, que en la actualidad
tieien que pagarse esas atenciones de por mitad, en-
tre el Estado Cubano y el Ayuntamiento de la Ha-
bana. Viene sucediendo, que el Ayuntamiento ha-
banero, por causes que no son del caso analizar, se
demora, para fijar la cantidad que le correspond
como pago y depositarla a fin de que se realize. Has-
ta tanto no se consigne, la policia no cobra, faltan al
cumplimiento de sus compromises aquellos hombres
que contaban con esas sumas bien ganadas para sol-
ventarlos; se les hace pasar por la vergiienza, como
hombres y como representantes de la autoridad, de
tener que pedir merced para esos pagos, generalmen-
te a comerciantes, extranjeros, que en sus estableci-
mientos les abrieron creditos para que pudieran l!e-
var a sus casas los articulos de primera necesidad.
Resulta impossible de explicarse, como esos vigilan-
tes de la Policia, que generalmente tienen families
constituidas, pueden vivir, conservando la dignidad
de sus cargos con tan pequefia retribuci6n y pagada
de modo tan irregular.
A fin de abordar esos problems que aqui se es-
bozan, resolvi6ndolos de la manera mas just y sin
querer entrar en aumentos de gastos que para el Es-
tado pudieran ser excesivos dada nuestra economic
national, el Representante que sucribe, tiene el ho-
nor de someter a la consideraci6n de la Camara, la
siguiente:

PROPOSICIoN DE LEY

ARTICULO I.-Se establece la jornada de ocho
horas para todos los miembros del Cuerpo de la Po-
licia Nacional.
Sc entenderi como tiempo de servicio todo aquel
que o nDrestare como de reserve en las estaciones o
de retain.
ARTICULO II.-A1 vencimiento de cada mes el
Fa, ado ('bano abonarh con fondos del Tesoro pfi-
blico, todos los haberes, gastos y demis atenciones
del Cnerpo de la Policia Nacional como adelanto de
pago, debiendo ejercitar el derecho para que el Ayun-


tamiento de la Habana le reintegre el cincuenta por
ciento de los mismos, conforme a la Ley de 29 de Ju-
nio de 1923.
ARTICULO III.-Esta Ley comenzarA a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
publica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a dos de Noviembre de mil novecientos veinte y
nueve.
(f.) Manuel Castellanos, M. Garriga, Martin Mo-
ra, Matias Rubio, M. Tomd.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Tomada en con-
s deraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas leave :

A LA CAMERA:

CONSIDERANDO:-que los empleados que pres-
tan sus servicios en el departamento de Lanchas y
de la Machina Nacional de la Aduana del Puerto de
la Habana, fueron reducidos en sus sueldos en el afio
de 1909, sin que hasta la fecha hayan disfrutado de
la restituci6n de los sueldos que disfrutaban en aque-
lla fecha a igual que a otros empleados de distintas
dependencias de. Estado le fueron heehas.

CONSIDERANDO:-que recientemente a todo el
personal que presta sus servicios en la Aduana de la
Habana no solamente le fueron restituidos sine que
le fueron aumentados sus sueldos de acuerdo con la
categoria y haber que disfrutaban a excepci6n hecha
de estos modestos empleados del Departamento de
Lanchas de la Machina Nacional, que vienen reali-
zando la misma y aun labor mayor que la que en el
afio 1909 realizaban sin que se les hubieran tenido
en cuenta tales trabajos.
Los Representantes que suscriben, someten a la
consideraci6n de la CAmara, la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.--E1 Departamento de Lanchas y
Machina Nacional de la Aduana de la Habana que-
darA en lo sucesivo modificado de la siguiente ma-
nera: '


1 'Segundo Jefe de Lancha ... ..
7 Patrones de Lanchas a $90.00 cada uno
7 Maquinistas a $90.00 cada uno .
7 Fogoneros a $66.66 cada uno .
11 Marineros a $66.66 cada uno
2 Carpinteros a $75.00 cada uno .
1 Calafate .


$ 133.33
630.00
630.00
466.62
733.26
150.00
75.00


ARTICULO II.-Los gastos que origine el cum-
plimiento de lo dispuesto en la present ley, se to-
marAn de los fondos sobrantes del Tesoro, no afee-
tos a otras obligaciones hasta tanto scan, incluidos
en los Presupuestos Generales de la Naci6n.





10 DIARIO Dl $ S;SIQNE1$ DE LA CAMERA DE REPRBSENTANTES


Sal6n de Sesiones de la Camara de Repre.,- nn-
tes, a 10 de.noviembre de mil novecientos veinte y
nueve.
(f.) Manuel Castellanos, Agustin del Pino, E. San-
ta Cruz Pacheco, Ricardo Padierne, Josd R. Cruells.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAB ) : Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa4 por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re,
glamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas le-e):

A LA CAMARA:

Los extraordinarios servicios que prestan los alis-
tados y elases del Ejercito Nacional y la carestia de
los elements mks indispensable para la vida hacen
que el Representante que suseribe, interpretando el
sentir general y como just recompensa a esos servi-
dores del Estado trate de aumentar sus salaries en
la forma y cuantia que somete a la consideraci6n de
sus compaieros.
PRoroslCI6N DE LEY

ARTICULO I.-Los alistados del Ejereito Nacio-
nal de Cuba, devengardn los siguientes sueldos:
El soldado, treinta pesos.
Cabos, treinta y cinco pesos.
Sargentos, cuarenta pesos.
Sargentos primeros, cincuenta pesos.
Estas cantidades serdn como sueldos mensuales.
ARTICULO II.-La Oficialidad del Ejercito Na-
cional ganarh:
Segundos Tenientes, eiento veinte pesos.
Primeros Tenientes, ciento cincuenta pesos.
Capitanes, doscientos pesos.
ARTICULO III.-Esta ley comenzarA a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica, tomdndose las cantidades necesarias para las
atenciones que demand, de los fondos del Tesoro no
afectos a otras obligaciones, hasta su inclusion en los
Presupuestos de la Naei6n.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 8 de Noviembre .de mil novecientos veinte y.
nueve.
(f.) Manuel Castellanos, Agustin de Pino, J. R.
Cruells, Pastor del Rio, Gerrmdn Walter del Rio.
SR. PRESIDENT (GOUA INCLIN): Tomada en con-
sideraci6n, pasarh a las Comisiones de Hacienda y
Presupuestos y Asuntos Militares.
(El pficial de actas lee):

A la Cdmara. de Representantes.

Los obreros tabaqueros, cubanos, fueron entusias-
tas cooperadores, sacrificaron muchos de ellos el
bienestar, gran parte de sus excelentes jornales:-en-
tonces--en pro del mantenimiento de los hombres


que her6icamente luchaban en la manigua cubana
por obtener la independencia de nuestra Patria, por
conseguir que Cuba pudiera figurar en el concier-
to de los pueblos libres.
Esos trabajadores, cuyas naturalezas ha ido mi-
nando. la propia galera donde trabajan,-mas bien
como reclusos qu:e como hombres libres;-el tabaco,
euyo aroma encanta y mata, la miseria a que han Ile-
gado con la reducci6n de sus jornales, son hoy los sa-
crificados y perseguidos. Las fAbricas de tabacos hsr
emigrado en una gran mayoria hacia Tampa y otroa
lugares de la Uni6n Americana, tratando de no de-
jar en nuestro pais ni la menor participaci6n del ri-
co fruto que nos arrancan. Los derechos de aduana
para la entrada del tabaco cubano que han sefialado
las distintas naciones del mundo y de los que no se
ha defendido debidamente nuestra Repfblica, ha he-
cho que la exportaci6n, vaya mermando eada dia lo
.que redunda en detrimento de esa industrial y conse-
cuentemente de los trabajadores que de ella viven.
Todas esas coneausas han convertido el journal ex-
celente y creeido de antiguas 6pocas, que permitia
al tabaquero lucir costosas prendas y cars trajes en
exiguo e insuficiente para tender a las mhs urgen-
tes e indispensables necesidades de la vida de ellos y
sus families.
Por si todo esto fuera poco, en los moments en
que Cuba atraviesa una verdadera crisis, viene a es-
tablecerse en nuestro pais la competencia ruinosa
contra los trabajadores, con el establecimiento de
"maquinas para elaborar el tabaco." La niaquina es
el enemigo natural del hombre de trabajo. La im-
plantaci6n de una maquina en eualquier industrial,
significa, la supresi6n de muchos brazos, la miseria
y el dolor para muchas familias!...
Es indispensable dar. protecei6n legal a esos tra-
bajadores cubanos, que la reclaman y que tienen de-
recho a obtenerla. Ya lo dijo Raul Jay (Profesor de
la Universidad de Paris) "El obrero tiene el dere-
cho de vivir, no muriendose de hambre, sino el de
vivir una vida humana."
Algunos ayuntamientos de nuestra Repfiblica han
querido defender a nuestros obreros tabaqueros con-
tra la, mquinas torcedoras, y aese.efecto, tomaron
acuerdos imponiendo contribuciones prohibitivas pa-
ra el funcionamiento de esas maquinas. Los acuerdos
fueron suspendidos por el senior Presidente de la Re-
pfiblica y esas suspensions, realizadas en distintos
SDecretos, estaban perfectamente ajustadas a la de-
fensa de las prerrogativas constitucionales, en cuan-
to divide y determine las facultades de los distintos
poderes pfiblicos. Los ayuntamientos, no podian
dictar esas, reglas, que come de legislaci6n, eran de
la competencia del Congreso. Asi se consign6 por el
senior Presidente de la Reptblica en el Deereto de 29
de Noviembre de, 1926, dictado a solicitud de la
Compafiia "Tabacalera Nacional Habana", S. A."
suspendiendo el acuerdo tomado por el Ayuntamien-
to de la Habana en sesi6n ordinaria celebrada en 31
de agosto del referido afio y que fu6 ejecutivo en 2
de septiembre del expresado 1926.
El Representante a la Camara senior Federico de
la Cuesta, can plausible prop6sito hubo de presentar






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 11
.... .. .. 5 1 ,,, '" ,


una proposici6n de ley, prohibiendo en nuestro te-
rritorio, la entrada de las miquinas elabo.radoras de
tabaco. Esta proposici6n pudiera considerarse ya co-
mo pasada de tiempo, toda vez que las mIquinas se
encuentran dentro del territorio de la Republica y
estAn en la actualidad funcionando.
Reconociendo seguramente el senior Presidente de
la Repfblica las razones alegadas, y para tratar de
proteger a los obreros del tabaco, dict6 el Decreto
Presidential nfmero 266 publicado en la Gaceta Ofi-
cial de 4 de Marzo de 1927, por que estableci6--en su
articulo primero-que los tabacos elaborados a ma-
quina deben tener un sello en el anillo que exprese
claramente la forma que se ha empleado para su ela-
boraci6n. Y por su articulo sexto, el referido Decre-
to, ordenaba, que los sefiores Secretarios de Hacien-
da y Agricultura quedaban encargados de redactar
el correspondient6 Reglamento, para el cumplimiento
del Decreto. El Deereto no establecia sanci6n algu-
na para los que faltaren a su eumplimiento y los se-
fiores Secretarios de Hacienda y Agricultura, no dic-
taron el Reglamento para que se cumpliera el De-
creto.
Esa situaci6n especialisima, trajo en esta Repdbli-
ca, por vez primera, el incumplimiento de un prop6-
sito y de una orden del senior Presidente, Gene-
ral Gerardo Machado. Los fabricantes de tabaco, en
su totalidad extranjeros--ameri~anos y espafioles
-no respetaron el Deereto, siguieron elaborando el
tabaco a mAquina, sin fijarle el anillo que para de-
terminar su procedencia habia ordenado el Decre-
to Presidential.
Los obreros tabaqueros, sintieron los efectos de la
baja de precio que el tabaco a mAquina hacia produ-
cir en el mercado, al reducirseles los jornales y que-
dar sin trabajo, ya que la miquina sustituye muchas
de esas habiles manos. Con este motivo surgi6 la pro-
testa de los obreros tabaqueros, que creyeron garan-
tizada su defense con el Decreto Presidencial, que
era desobedecido por los fabricantes-y-en las Villas
el President de la Federaei6n Nacional de Torcedo-
res senior Juan Abelardo Mujica, y en la Habana el
President de la Federaci6n Bi-Provincial (Habana
y Pinar del Rio) sefior Ricardo Garcia, emprendie-
xon una campafia contra los extranjeoros que) burla-
ban el decreto presidential, oeupando en las vidrie-
ras y expendios piblicos con la policia los tabacos
que no tenian el anillo indicative de haber sido ela-
borados en mAquinas. Con ese motive se formaron
distintas causes, que estan pendientes de resoluci6n
por los Juzgados Correccionales y en las que tendrAn
que ser condenados los acusados, ya que evidente-
mente la desobediencia al Deereto Presidencial, tie-
ne quc ser considerada como falta .de las previstas
en el articulo 3 del articulo 600 del C6digo Penal,
que literalmente dice asi: 3:
Los traficantes o vendedores que tuvieren medi-
das o pesos dispuestos con artificio para defraudar,
o de cualquier modo infringieron las reglas estable-
cidas sobre contract, para el gremio a que pertenez-
can." El Decreto rresidencial, establecia una regla
para los fabricantes de tabaco a maquina, ellos no la
han' obedecido y tienen que ser considerados como
contraventores, afin cuanido no sea mAs que para ve-


Lar por el respeto y seriedad de las 6rdenes dimana-
das de autoridades cubanas.

Pero aun cuando se hiciera cumplir el Decreto
Presidential que ordena la determinaci6n en el ani-
llo de que el product ha sido elaborado a maquina,
ello no resolveria el problema que tienen los traba-
jadores del tabaco. Los grandes industriales, cumpli-
rAn el Decreto fijando los anillos, y sin embargo las
maquinas seguiran lanzando al mercado millones de
tabacos que haran mAs critical la situaci6n del taba-
quero cubano. Para que se pueda apreciar cuanta es
la raz6n de nuestro aserto, no hay mAs que estudiar
el decrecinmiento del consume del tabaco en algunas
naciones: En Alemania, las importaciones de tabaco
en Bremen, durante el mes de Febrero de 1928, decre-
cieron en un 56 por ciento, en comparaci6n con el
period correlativo de 1927, llegando a un montan-
te de 4.873.110 de libras. El decrecimiento se ha
pereibido principalmente en los mereados de los'Es-
tados Unidos, Java, la Habana, Santo Domingo y el
Brasil. Sin embargo.los embarques desde Alemania
han sido crecidisimos. Es decir, que exportaron en
grandes eantidades. En el Brasil, los productores
de tabaco de baja calidad han tenido una cosecha
muy baja, pues las innundaciones, los aguaceros y
otros cambios y fen6menos meterol6gicos no han per-
,mitido una gran rendici6n en las ramas, no obstante
el mercado se mantiene sin aumentar los precious, por
la falta de demand. En El Carmen, los negocios so-
bre el tabaco permanecen estacionarios, los precious in-
variables. En Sumatra, la producci6n fu6 relativa-
mente pequefia. La nueva cosecha esta ligeramente
baja, en comparaei6n con la de 1927 y mas auin con
la de 1926; pues la producci6n ha sido, de 228.000
tercios contra 249.000 en 1926; la nuqva vegada es
de buena calidad, pero muy fina la capa por lo que
no sirve para maquina. En Java las importaciones
han decrecido, siendo escaso el interns en el merca-
do. En China, la paralizaei6n en los contracts de taba-
co es absolute. En las Filipinas, la producci6n de ta-
baco clase A sera este afio de unas 166.000.000 unida-
des, contra 206 000.000 en 1926, y 215.000.000 en
1925, cuyo decreeimiento actual, se debe a que no pue-
de competir con el tabaco Norte Xmericano de 5 cen-
tavos (hecho a mAquina) que se estA vendiendo en
grandes cantidades.

Aun euando en los Estados Unidos el consume se
ha aumentado, puesto que en 1926 fu6 de
2.885.000.000 y en 1927 lleg6 a 3.175.000.000 6 sea en
un 22 por ciento, ese aumento, no favorable a la in-
dustria tabacalera en relaci6n con los obreros, ya que
el aumento se nota en tabaco barato, en tabaco he-
cho a miquina.

Por todas estas razones el Representante que sus-
cribe, somete a la consideraci6n de sus compafieros,
la siguiente;

PRoPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Cada maquina elaboradora de
tabaco, que funcione en el territorio national de Cu-
ba, pagarA como impuesto annual al Estado Cubano
la suma de CI]N MIL PESOS M. 0.






12 DIARIO DE SEESIONES DE LA CAMERA DE REPREISENTANTDES


ARTICULO II.-El tabaco elaborado en mhqui-
na, debe tener un sello en el anillo que exprese cla-
ramente la forma que se ha empleado en su elabora-
ci6n, con las siguientes palabras en letras grande y
clara: ELABORADO A MAQUINA."
ARTICULO III.-La infracci6n de esta ley, se-
ria considerada como DELITO de la competencia del
Juzgado Correccional respective, y se castigar con
la pena de CIENTO OCHENTA DIAS DE EN-.
CARCELAMIENTO.
ARTICULO IV.-Esta ley comenzara a regil
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Habana, 5 de Noviembre de 1929.
(f.) Manuel Castellanos, Aquilino Lombard, Ma-
rio Mendoza, Giordano Herndndez, Ernesto, Menci6,
Miasoue'l Capestany.

SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re-
glamentarios, para su diseusi6n inmediata.

(El official de actas lee):

A LA CAMARA:

Uno de los mis grandes caudillos de nuestras gue-
rras libertarias fu6 el Lugarteniente Mayor Gene-
ral ANTONIO MACEO Y GRAJALES, que para
los cubanos represent el simbolo del amor patrio,-
que es el mis noble de todos los amores,-tenia Ma-
ceo, aparte de sus virtudes y sus heroismos incon-
mensurables todas las idealidades de los hijos de esta
tierra; y para que fuese mis integral y mrs exacto
la representaci6n que ostentaba el gran guerrero,
concurria en su persona la circunstancia, ae que por
sus venas corriera sangre de negro y de blanco, de
las dos razas que"unidas en el sufrimiento lueharon
por la libertad de nuestra Patria.
Cay6 Maceo, de cara al enemigo, luchando bravia-
mente; y cay6 tambi6n a su lado, su ayudante de
eampo FRANCISCO GOMEZ TORO, hijo del Ge-
neral Miximo G6mez. Fu6 en el lugar conocido por
San Pedro, del T6rmino de Punta Brava, donde am-
bos se encontraron con la muerte; y alli se levanta
un modesto recuerdo de aquella epopeya gloriosa, en
la que el General y el Ayudante, de una y otra ra-
za, cayeron abrazados como hermanos, cual si qui-
sieran simbolizar la uni6n definitive del negro y del
blanco cubano.,
Maceo, como cerebro dirigente de ]a revoluci6n re-
dentora, como brazo de hierro que sostuvo siempre la
antorcha de la Libertad, como TitAn de bronee-cual
so le design por todos los cubanos-ha venido siendo
honrado en su memorial de distintas maneras. En la
capital de la Repdiblica, y en el parque de su nom-l
bre, tiene el mejor monument &e todos los que se
han levantado a nuestros heroes. Una de las aveni-
das principles de la Habana ileva su nombre; y ca-
da dia 7 de Dicierpbre, todos los afios,-aniversario
de su muerte-se celebra-en su honra-una velada
sclemne en la Camara de Representantes.


Pero los que en peregrinaci6n patri6tica desean
ver el lugar done Maceo ofrend6 su vida a la Pa-
tria, con su ayudante, no tienen un derrotero para
llegar, no hay la mis leve indicaci6n del camino. La
carretera central doblando majestuosa por la curva
de 'Canta Ranas' no tiene ninguna serial indica-
dora de que aquella bifurcaci6n que reetamente sigue
hasta San Pedro, lleva al lugar sagrado donde caye-
ron eso's pr6ceres.

Es necesario que todo el _que cruce por aquel si-
tio, sepa que alla entire los palmares de San Pedro,
murieron estos dos cubanos luchando por la Liber-
tad. Para ello, es indispensable, que en esa. misma bi-
ii'.:..i..:.;Ai de la carretera,-donde existed un peque-
fio parque-con aceras ya construidas, se levante un
monument, serio y digno de aquellos mdrtires; un
monument, que debe ser netamente cubano, hecho
por manos de artists, que al cincelar el mdrmol,
sientan la inspiraci6n del patriotism.
A esa finalidad tiende esta proposici6n de ley. Le-
vantar en honra de Maceo y su ayudante un monu-
mento que indique el lugar donde cayeron.
Por tales razones, someto a la consideraci6n de la
Camara la siguiente:

PROPOSICION DE LEY

ARTICULO I.-En la bifurcaci6n de la Carrete-
ra Central y la que conduce a San .Pedro, y en el
parque alli existence, se construirA de mirmoles cu-
banos, y por artistas'cubanos, un monument que
rememore la muerte del Lugar-teniente Mayor Ge-
neral Antonio Maceo y Grajales y su ayudante Fran-
cisco G6mez Toro.
ARTICULO II.-Para la construcci6n de ese mo-
numento se invertirh por el Estado Cubano hasta la
suma de CIEN MIL PESOS M. 0., sacendose la
obra artistic a concurso y previa la reglamentaci6n
que se deberi dietar por el P.oder Ejecutivo.
ARTICULO III.-La cantidad anteriormente se-
fialada podra tomarse de eualesquiera fondos del Es-
tado no afectos a otras obligaciones.
ARTICULO IV.-Esta ley comenzara a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfibliea.
Habana, 5 de noviembre de 1929.
(f.) Manuel Castellanos, Antonio. Peia, ,iwr,i,ii
Chardiet, Raufael Guds Incldn, Gustavo' Pino, Miguel
Albarrdn.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Tomada, en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicited de suspension de preceptos re-
glamentarios, para su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee):

A LA CGMARA:

La instituci6n de Boy Scouts de Manzanillo, que
realiza muy meritorios esfuerzos culturales y ben6fi-
cos entire la juventud en aquella eiudad y termino,






DIARIO DE SEBIONE'S DE LA CAMERA DE REPRIUESIENTANTES 13


consigui6 mediante una suscripci6n pfiblica los re-
cursos necesarios para comprar en los Estados Uni-
dos el instrumental de una Banda de Miisica.
Este instrumental tendra la obligaci6n de pagar
los derechos correspondientes en la Aduana de Man-
zanillo y no teniendo la instituei6n fondos para ello,
y pudiendo el Congreso eximirla del pago de esos de-
rechos, el Representante que suscribe, somete a la
consideraci6n de la Camara, la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se declaran exentos de todos los
derechos de importaei6n y demis gastos de Aduana
y los que pudieran corresponder ala Provincia o el
Munieipio, por una sola vez, los instruments musi-
cales destinados a la Banda de Mfisica de los Boy
Scouts de Manzanillo, adquiridos en los Estados Uni-
dos.
ARTICULO II.-Esta ley comenzarA a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfi-
blica.
Sal6n de Sesiones de la Cdmara de Representan-
tes, a los cuatro dias .del mes de Noviembre de mil
novecientos veinte y nueve.
(f.) Francisco Escobar, Juan M. Alfonso, Jose Al-
berni, Felix del Prado, Eladio. Ramirez.
-SB. PRESIDENT (GuAs INCILN) : Tomada en con-
sideraci6n, pasark a la Comisi6n de Aranceles.
(El official de actas lee):

A LA CAMERA:

Grande es la significaci6n hist6rica y patri6tica
de la Campana de la Demajagua. Grande y alto, por
lo tanto, debe ser el lugar en que ha de reverenciar-
se por la mayor parte de los cubanos. Sus campana-
das en la mafiana del 10 de octubre de 1868 fu6 la,
llamada a la vida de la libertad y del derecho y des-
de entonces su 4pico clamor ha sido eterno y exaltan-
te en el coraz6n de nuestros coneiudadanos. Es la re-
liquia egregia de la Patria Libre y parece un deber
nuestro exhibirla en donde puedan contemplarla el
mayor nfmero de cubanos y extranjeros con natu-
ral y respetuosa devoci6n.
Debemos consagrarla y glorificarla, como ya se hi-
zn con la bandera de Carlos Manuel de CUspedes, en
una apoteosis final, colocandola en un dosel de ho-
nor, en lugar preferente y visible, en el Capitolio,
que es la Casa del Pueblo y donde este pueblo, por
medio de sus representantes, diseutirh y guiark pe-
rennemente los destinos de la Repfiblica, para que su
presencia constant le reeuerde las sublimes grande-
zas del pasado y le ilumine en la concepci6n y rea-
lizaci6n del porvenir.
Por lo tanto, los Representantes que suseriben, so-
meten a la consideraci6n de la CAmara, la siguiente:

SPROPOSICI6N DE LEY


pitolio en el lugar y form mis aducuada, a cuyo
efecto se autoriza al Ejecutivo Nacional para adqui-
rir la Campana, pudiendo destinar el credito nece-
sario al cumplimiento de esta ley.
ARTICULO II.-La present ley comenzarh a
regir desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de
la Repiblica.
C6mara de Representantes, 5 de noviembre de 1929.
(f.) Francisco Escobar, Felix del Prado, Ram6n
de Le6n, Jose Alberni, Eladio Rainirez, Carlos de la
Torre, Emilio Santa Cruz Pacheco.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspensi6g de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.
(El oficias de actas lee) :
A LA CAMARA:
Los Representantes que suscriben presentan a la
consideraci6n de la CBmara, la siguiente:
PROPOSIcI6N DE LEY
ARTICULO I..-Las Juntas Municipales Electo-
rales procederdn a inscribir de oficio, dentro de los
sesenta dias de la vigencia de esta ley, a todos aque-
llos ciudadanos que solicitaron su inscripci6n para
figurar en el censo electoral para las elecciones de
mil novecientos veintis6is y acreditaron su identidad
acompaiando certificaci6n de nacimiento y que fue-
ron excluidos por aplicaei6n del articulo 102 del C6-
digo Electoral.
ARTICULO II.-Los efectos del articulo 102 del
C6digo Electoral no seran aplicables a los ciudada-
nos que, dentro del tiempo que autoriza ese Cuerpo
legal, soliciten su inscripci6n para figurar como elec-
tores, siempre que acompafien, a la solicitud, certifi-
caci6n de nacimiento, expedida por los Registros Ci-
viles de los Juzgados Municipales de la Repdblica,
que demuestre su identidad y mayoria de edad, cual-
quiera que sea la fecha en que hayan arribado a es-
ta mayoria.
ARTICULO III.-Quedan sin efecto todas las
Disposiciones, Ordenes, Decretos y Leyes que se opon-
gan a su cumplimiento, comenzando a regir desde su
publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cmmara de Representan-
tes, a 5 de Noviembre de 1929.
(f.) Rafael Guds Inoldn, R. Navarrete, Carmelo
Urquiaga, Jose Alberni, Alejandro R. Crem i, Filix
de' Prado.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solibitud de suspension de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas lee):
A LA CAMERA:


ARTICULO I.-La hist6rica Campana de la De- Los Representantes que suscriben, teniendo en
majagua seri colocada en el Sal6n principal del Ca- cuenta la dificil situaci6n econ6mica en que han que-





,14 DIAiIRIO D!E SDSIONES8 DE LA CAMARA DE REPRESENTA.ITEB


dado, a virtud de su sentido fallecimiento, las hijas
del patriot y honorable ciudadano senior Juan 'Gar-
cia MVarti, uno de los fundadores en la ciudad de la
Habana en Enero de 1895 de la Agencia General Re-
volucionaria que durante el period de la guerra del
95 funcion6 sin descanso prestando inmensos auxi-
lios a la causa revouicionaria y su triunfo, cuya
agencia estuvo siempre a las inmediatas 6rdenes del
Cartel General del General en Jefe del Ej6reito Cu-
bano Mayor General MAximo G6mez; quien recono-
ci6 los servicios prestados por el patriot Juan Gar-
cia Marti, el que con el pseud6nimo "SEGUNDO
LUIS" sin descanso ni vacilaci6n alguna todo lo sa-
erific6 en bien de la patria.
Y CONSIDERANDO: Que ,el senior Garcia Mar-
ti ha muerto pobre, y su familiar, en condiciones eco-
n6micas dificiles, pecesita del apoyo de la Repiblica
para su decorosa subsistencia y que es deber de los
cubanos no olvidar a los que por la libertad de nues-
tra Patria supieron sacrificarse, y evitar la miseria
y desolaci6n en los hogares por ellos creados, es por
lo que, a esta respectable Camara y a su considera-
eion someten la siguiente:

PROPosICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se concede una pension vitalicia
de cien pesos mensuales, a cada una de las dos hijas
legitimas del patriot Juan Garcia Marti.
ARTICULO II.-Esta proposici6n .de ley una vez
acordada por el Congreso y sancionada por el Eje-
cutivo, se abonarh con cualquiera de los fondos del
Tesoro no afectos a otras obligaciones en tanto pue-
da ser incluida en los Presupuestos Generales de la
Naci6n que se formulen con posterioridad a su apro-
baci6n.
ARTICULO III.-Esta ley comenzar, a regir
desde el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Chmara de Representan-
tes, a los siete dias del mes de Noviembre de 1929.
(f.) Rafael Guds Incldn, C. Guds, Vito, Candia,
Antonio Bosch, G. Herndndez.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : Tomada en con-
sideraci6n, pasara a la Comisi6n de Sanidad y Bene-
ficencia.
(El oficia' de actas lee):

A LA CAMARA:

En el mes de junior iltimo, el Congreso vot6 una
ley, que sancion6 el Ejecutivo en primero de julio,
modificando el articulo 22 del C6digo Civil, en el
sentido de que la cubana que casare, con extranjero,
no pierde por ello su nacionalidad.
La ley, por su redacci6n, hizo justicia a medias a la
mujer cubana, cuando debi6 hacerle justicia plena.
SPor que comprender s6lo a la cubana que casare
S con posterioridad a la ley, y no a toda cubana que
hubiere easado cop extranjero, cualquiera que fuese
la fecha del matrimonio


Como la ley excluye de sus beneficios a la cubana
que ya estuviere casada al regir Ia misma, establece
un triste privilegio en dafio y detrimento de una cla-
se, tal vez la mas acreedora a la protecci6n de nuestra
bandera, porque supo, por dolorosa experiencia pro-
pia, de los ingentes sacrificios que ha costado la con-
sagraci6n de su personalidad international, coma
emblema de un pueblo libre.
La ley, en la forma en que qued6 redactada, per-
mite que subsist el tipo de eubana "apolide", es de-
cir, de mujer sin nacionalidad.
Muchos Estados hay, entire otros los Estados Uni-
dos de Norte America, en los cuales, por el hecho del
matrimonio, la mujer extranjera que casa con un
national, no adquiere la ciudadania de este.
Y como nuestro C6digo Civil, antes de votarse la
ley de primero 1e julio dltimo, estableei6 como cau-
sal de p6rdida de nacionalidad, el matrimonio con
un extranjero, result que la mujer pierde por vir-
tud de ese precepto, -su nacionalidad cubana, y no
adquiere la del marido. Muehas cubanas hay que se
hallan de 6ste modo, sin bandera que las proteja, sin
nacionalidad, constituyendo el tipo que en el tecni-
cismo del Derecho Internacional se conoce coma
"Apolide."
Hubo cierta festinaci6n al votarse aquella ley. De-
bi6 haberse hecho derogatoria simplemente del ar-
ticulo 22 del Cbdigo Civil, en vez de modificarlo con-
dicionalmente. Derogado el articulo 22, habrian que-
dado rigiendo, sin trabas a este respect, los articu-
los 40., 5o. y 7o. de la Conlstituci6n, que no establecen
el matrimonio con extranjero entire las causales que
determinan la perdida de la nacionalidad. Pero el
dafio que por omisi6n haee la ley de primero de ju-
lio filtimo, puede subsanarse fMcilmente con un po-
co de buena voluntad. Y a eso tiende la siguiente:
PROPOSICIbN DE LEY
ARTICULO I.-La mujer nacida en Cuba, de pa-
dre o madre tambien nacido en Cuba, easada con ex-
tranjero antes de regir nuestra Constituci6n, pue-
de adquirir la nacionalidad cubana, de conformidad
con lo dispuesto en los articulos 5 y 6 de la Consti-
tuci6n, ley de 30 de Octubre de 1902 y Decreto nu-
mnro 859 del aiio 1908.
ARTICULO II.-La mujer cubana, ya lo sea por
nacimiento o ya por naturaleza, comprendida en los
articulos 5 y 6 de la Constituci6n, que haya perdido
la ciudadania cubana por matrimonio con extranje-
ro contraido antes de promulgarse la ley .de primero
de julio fltimo, podrh recobrarla, volviendo al terri-
torio de la Repiblica, declarando que tal es su vo-
luntad, ante el Juez Municipal encargado del Regis-
tro Civil del domicilio que teoga o elija, para que
haga la inscripci6n correspondiente y renunciando
a la protecci6n del pabell6n de aquel pais y aeogi-n-
dose a la del cubano.
ARTICULO III.-Esta ley comenzarA a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfi-
blica.
Sal6n de Sesiones, a 4 de Noviembre de 1929.
(f.) Eladio Raimrez de Le6n, Jucan M. Alfonso,
Jous Albeirni, F. Escobar, Flix del Prado.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 15
-- --11


SR. PRESIDENT (GUIS INCTAN) : Tomada en con-
sideraci6n, queda sobre la mesa, por haber sido pre-
sentada una solicitud de suspension de preceptos re-
glamentarios para su discusi6n inmediata.
Sefiores Representantes: El senior Castellanos ha-
bia dirigido un ruego a al Camara, y especialmente
a todos los sefiores Representantes que tienen solici-
tada suspension de preceptos, para que accedan a
que sea tratada con antelaci6n la proposici6n de ley
que concede el voto a la mujer.
jEstt de acuerdo, con esta petici6n los sefiores Re-
presentantes que han solicitado esas suspensions?
Sn. Bosci (ANTONIO): Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. BOSCH (ANTONIO) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: opino con el sefio Castellanos, y de-
seo que sea tratada en esta Camara, oportunamente,
la proiposici6n de ley que trata de conceder-el voto a
la mujer; pero suserita por mi y otros sefiores Repre-
sentantes, entire las suspensions de precept solicita-
das, figure una proposici6n de ley que, a mi entender,
es de gran urgencia tratar, mAs perentoria que la que
se refiere al voto a la mujer: esta es la prooposici6n de
ley que se refiere a la rebaja de penas. Podria acceder
en cuanto a las otras suspensions, pero no en cuanto
a 6sta. Pudi6ramos, pues, tratar primeramente la pro-
posici6n de ley reference a la rebaja de penas, y luego
la del senior Castellanos.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN) : El senior Bosch,
acepta en parte, Sr. Castellanos, la solicitud de S. S.;
pero no en cuanto se refiere a la proposici6n de ley
relative a la rebaja de penas, que 61 desea se trate
primero.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su sefioria.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Respecto a que sea
urgente el asunto de la reaaja de penas, yo no estoy
conforme; pero -acepto gustoso y que el voto a la mujer


se discuta con prioridad a cualquier otra proposici6n
de ley.
SR. BOSCH (ANTONIO) : Perfectamente.
-SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN): Se va a dar lee-
tura a la petici6n de suspension de preceptos regla-
mentarios.
(El oficias do actas lee) :

A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben interesan de la
Camara la suspension de los preceptos reglamentarios
que se opongan a la inmediata discusi6n y resoluci6n
de la proposici6n de ley, sobre rebaja de pena a los
delincuentes, cuando 6stos hubiesen observado bue-
na condueta en el penal.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 11 de Noviembre de 1929.
(if.) Antonio Bosch, Giordano Hernmadez, Er esto
Memoci6, Vito M. Candia, Emibio Sardiiias.


SR. PRESIDENT (Gu.S INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n nominal.
Votardn que si, los favorables; no, los contrarios.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Falta algfin
senior Representante por votar?
SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Yo, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : A Qu vota el se-
fior San Pedro?
SR. SAN PEDRO (EMILIO): Voto que si.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Han votado cua-
renta sefiores Representantes, todos que si.
No hay qu6rum.
Se levanta la sesi6n.
(Eran las 3 y 40 p. m.).


IMP. P. PERNANDEZ Y CA., OBIS'O 17, -1*A




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs