Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01275
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01275
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA


CAMERA


DE


SESIO


DE LA
DE REPRESENTANTES


DECIMO TERCERO


PERIOD


CONGRESSIONAL


QUINTA LEGISLATURE


VOL. LII LA HABANA, 22 de Junio de 1929. NUM. 38

Session extraordinaria de 20 de Junio de 1929.

President: Sr. Rafael Guas Inclan
Secretaries: Sres. Manuel Capestany Abreu y Jose Alberni Yance
SUMARIO
A las cuatro p. m. la Presidencia declara abierta la sesi6n.-Se da lectura al acta de la sesi6n extraor-
dinaria de fecha 19 de los corrientes, la que es aprobada sin modificaciones.-Continia el debate
sobre la ponencia del senior Villal6n al proyecto de ley del Senado que modifica la Ley de Retiro
Civil.-A solicitud del senior Rodriguez Ramirez se da lectura al proyecto, de ley del Senado.-Sin
discusi6n se aprueba el articulo I y en sustituci6n del II una enmienda del senior Zaydin.-Al ar-
ticulo III introduce el senior Tom6 una enmienda que es aceptada, y otra el sefior de la Torre
aprobada tambi6n despues de apoyarla su autor y de consumer un turno en contra el senior Gior-
dano Hernkndez.-Explican sus votos a favor el senior de 'la Torre y en contra de la enmienda
los sefiores Ason, Rodriguez Barahona, Urquiaga y Zaydin, quien lo explica en su nombre y en el
del senior Presidente.-Al parrafo IV del citado articulo III propone una enmienda el senior Zaydin,
oponi6ndose el senior Urquiaga; intervienen en el debate los sefiores Recio, Urquiaga, San Pedro,
Zaydin, Rodriguez Ramirez, Gil, Villal6n y Rodriguez Barahona, aprobandose el primer pirrafo
con una adici6n del senior Rodriguez Ramirez.-Hacen constar sus votos en contra el senior Cueto
y la Presidencia.-Se aprueba una enmienda adicional del senior A. Barrero, la que explica su au-
tor, haciendo constar sus votos en contra los sefiores Cueto, Rodriguez Ramirez y la Presidencia.
Se acuerda posponer el debate sobre el resto del articulo que se discute y enmiendas presentadas,
lo mismo se hace con referencia al articulo IV.-Sin debate se aprueba el articulo V; se acuerda
aplazar el debate sobre una enmienda adicional del senior Heliodoro Gil.-A1 articulo VI, cuyo ph-
rrafo primero es aprobado, da origen a un debate entire los Sres. Castellanos, Urquiaga y Ariza y se
le introduce una enmienda sustitutiva del segundo, presentada por el sefior Ramirez de Le6n; tam-
bien es aprobada una enmienda adicional del senior Ariza.-Los sefiores Urquiaga y Rodriguez Ra-
mirez presentan dos enmiendas adicionales, respectivamente, las que se aprueban.-A las siete
p. m., hora fijada previamente, la Presidencia levanta la sesi6n.


DI


RIO


ES






2 DIARIO DE SESIONEIS DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): -Se abre la sesi6n.
(Eran las ouatro p. m.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El official de actas 'a lee).
SR. PRESIDENT (Guis INCIAN): iSe aprueba el
acta ?
(Seiiales afirmativas).
Aprobada.
Sefiores Representantes: Al ponerse a votaci6n la
totalidad del dictamen de la Comisi6n de Justicia y
C6digos sobre la Ley de Retiro Civil en el dia de
ayer, se acord6 suspender el debate para continuarlo
en la tarde de hoy.
Se pone, pues, a votaei6n la totalidad del dictamen.
Los que esten de acuerdo se serviran ponerse de J
pie.
t
(La mayoria de los seaores Representantes se po-
ne de pie). l
Aprobado.
Sn. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Pido la palabra. o
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Tiene la palabra
su senoria. 1
SR. RODRidUEZ RAMiREZ (JUAN): Como hay un 1
proyecto de ley, procedente del Senado, que se re- c
miti6 a la Comisi6n de Justicia y C6digos y sobre y
la mesa existe una ponencia de nuestro compafiero el
senior Villal6n, yo me permit proponer a la Camara 1
acuerde que se discuta, primero, la ponencia del se-
fior Villal6n, y caso de ser aprobada que sustituya
al proyecto de ley procedente del Senado.
SR. PkESIDENTE (GuiS INCLIN) : Sefior Rodriguez c
Ramirez: Es, precisamente eso, lo que ha hecho la t
presidencia, poner a votaci6n la ponencia del senior
Villal6n, que acaba de ser aprobada en su totalidad.
Se va a dar lectura al.articulo primero de la po-
nencia.
(El official de actas lee).
,ARTICULO I. Esta ley se denominara de
Jubilaci6n de funcionarios y empleados pfibli-
cos del Estado, la Provincia y el Municipio, y su
objeto es proporcionar a los mismos, al cesar en los o
cargos que desempefian, por las causes que esta ley e
establece un medio honroso que les permit tender il
con sus propios recursos a sus necesidades y a las de P
sus familiares.- d
v
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis- t(
cui6n. ci
(Silencio). dt
A votaei6n. es
Aprobado. ri
Se va a dar lectura al articulo segundo. v
e(
(El official de, actas lee). ci


ARTICULO II.-Los Miembros del Congreso y
todos los funcionarios y empleados del Estado, la
Provincia y el Municipio, sean o no de carActer elec-
tivo, tanto del service clasificado como los del no
clasificado, y aunque sean temporeros, siempre que
perciban sueldo o dotaci6n, quedarin comprendidos
en las disposiciones de esta ley, conforme a las con-
diciones que mis adelante se establecen. Se excep-
tuan unicamente los individuos comprendidos en la
Ley sobre Accidentes del Trabajo, y en las otras Le-
yes de Retiro.
-SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a una enmienda sustitutiva del senior Zaydin.

(El official de actas lee).

Enmienda al articulo II.

Todos los funcionarios y empleados del Estado, la
'rovincia y el Municipio, sean o no de caricter elee-
:vo, tanto del servicio clasificado o no y aunque sean
emporeros, siempre que perciban sueldo o dotaci6n,
luedaran comprendidos en las disposiciones de esta
ey conforme a las condiciones que mis adelante se
establecen. Se exceptfan los individuos comprendi-
los en la Ley sobre Accidentes del Trabajo y en las
)tras Leyes de Retiro del Estado.

Se reputarAn funcionarios y empleados civiles a
os efectos de esta ley los miembros de los Cuerpos
Electivos que devenguen sueldos o dotaci6n, los fun-
ionarios y empleados del Congreso, los Catedriticos
SProfesores de la Universidad, Institutos de Segun-
.a Ensefianza y todos los individuos empleados en
os mismos que perciban sueldo del Estado.

(f.) Ranuin Zaydin.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a dis-
usi6n la enmienda del senior Zaydin que es sustitu-
iva del articulo segundo.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
.Se va a dar lectura al articulo tercero.
(El official de actas lee).
ARTICULO III.-La jubilaci6n sera obligatoria
voluntaria. Es obligatoria cuando se justifica que
1 funcionario o empleado estf fisica o mentalmente
icapacitado para el trabajo de manera absolute y
ermanente. En lo sucesivo es voluntaria a petici6n
e parte, cuando haya prestado veinte afios de ser-
icios y cumplido sesenta afios de edad o bien, vein-
a y einco afios de servicios y cumplido cincuenta y
inco anios de edad o prestado mis de treinta ainos
e servicios, cualquiera que sea su edad. No obstan-
, los funcionarios y empleados que al promulgarse
sta ley se encuentren en posesi6n de algfin cargo de
is comprendidos en esta ley, con diez aiios de ante-
oridad, obtendran su jubilaci6n cuando cuenten
einte y cinco afios de servicios y cincuenta aios de
lad o bien veinte afios de servicios y cincuenta y
nco afios de edad.





DIARIO DE SESIONES DE LA COAMARA DE REPRESEINTANTES 3


Para el tiempo de servicios se abonaran al funcio-
nario o empleado todos los que real y efectivamente
hubiesen prestado en cualquier cargo del Estado, la
Provincia y el Municipio, a partir del primero de
Enero de mil ochocientos noventa y nueve y aunque
los servicios no hubiesen sido continuados, ni retri-
buidos por el Estado, la Provincia o el Municipio.
A los que durante la guerra de emancipaci6n hu-
biesen pertenecido al Ej6rcito Libertador o hubiesen
sido confinados o recluidos en prisiones, o sufrido
deportaci6n por servicios a la cauiza de la indepen-'
dencia y a los que hubiesen pertenecido al Cuerpo
Civil de la'Revoluci6n o prestado servicios en las De-
legaciones oficialmente constituidas en el extranjero,
se les abonarA el tiempo que hubiesen prestado esos
servicios o hubiesen estado confinados, recluidos o de-
portaidos. Los servicios prestados durante la campafia
de mil ochocientos noventa y cinco por los miembros
del Ej6rcito Libertador y sus Cuerpos Facultativos,
se contaran doubles. Los servicios prestados al Ej6r-
cito Libertador, a sus Cuerpos Facultativos y al
Cuerpo Civil de la Revoluci6n, deberAn justificarse
precisamente con certificaci6n expedida por el Jefe
del Archivo del Ej6rcito Libertador o del Archiva
Nacional; los demas servicios patri6ticos, con certifi-
caci6n del Archivo Nacional, y si esta iltima no pu-
diera obtenerse, con prueba documental preestable-
cida. El tiempo de estos servieios patri6tidos, se abo-
naran al que los hubiere prestado, y no a los fami-
liares del mismo.
A los funcionarios y empleados mandados a repo-
ner en sus cargos, por la Comisi6n del Servicio Civil,
sc les abonarA el tiempo que indebidamente hubiesen
estado cesante, considerAndoseles como en servicio
active a los efectos de esta ley, y siempre que pre-
viamente abonen 'al Fondo de Jubilaciones el tanto
por ciento correspondiente sobre el haber que deban
percibir. Dicho tiempo de servicios s6lo se contarA
desde la fecha de la cesantia hasta aquella en que la
Comisi6n del Servicio Civil dispuso su reposici6n.
A los empleados del Congreso declarados exceden-
tes por virtud del Decreto nfimero 65 de 30.de Oc-
tubre de 1906, expedido por el Gobernador Provin-
cial de Cuba, que al reanudar sus labores el Poder
Legislative, fueron nombrados nuevamente para
cargos en el Congreso, con anterioridad al 20 de Ma-
yo de 1909, se les contarA el tiempo transcurrido en
la expresada situaci6n, como de servicio active, a los
efectos de los beneficios de esta ley.
Los funcionarios y empleados que hayan prestado
los afios de servicios que se fijan en esta ley y que ha-
yan 'contribuido al Fondo de Jubilaciones y Pensio-
nes, podrAn solicitar y ,obtener en cualqujier tiempo
su jubilaci6n aunque hubiesen cesado en sus cargos;
pero no podran comenzar a percibir el itnporte que.
les correspond mientras no hayan cumplido los
afios de edad que se estableee para alcanzarla, sin
perjuicio de lo dispuesto a favor de los miembros
del Ej6rcito Libertador, en el articulo XI de la ley
de 3 de Octubre de 1923.
En cualquiera de los casos anteriores, se tendrA
derecho a una jubilaci6n o pension annual equivalen-
tc al tres por ciento sobre la cantidad que arroje la
totalidad de los haberes que hubiese percibido el fun-


cionario o empleado durante todo el tiempo de ser-
vicio, que se pagara por dozavas parties, en la Zona
o Distrito Fiscal mas pr6ximo al domicilio del inte-
resado, sin perjuicio del derecho de los jubilados o
pensionados correspondientes al Senado y a la CA-
mara de Representantes de cobrar por medio de sus
respectivos Pagadores; y en ningin caso excedera
la jubilaci6n o pension de dos mil cuatrocientos pe-
sos anuales.

Al regular la jubilaci6n o pension, no se abonarin
las cantidades percibidas en aquellos Departamentos
comprendidos en otras Leyes de Retiro, a partir de
la vigencia de las mismas.
Desde la promulgaci6n de esta ley, no podrin aco-
gerse a la jubilaci6n forzosa los funcionarios o em-
pleados que hubiesen ingresado en el servicio pfiblico
despues de cumplido cincuenta y cinco afios de edad,
y en todos los casos, los que al ingresar no hayan
acreditado por medio de certificado official expedido
por el Jefe Local de Sanidad de su domicilio, que se
hallaba en perfect estado de salud.

SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN) : Como quiera que
se trata de una ley en que cada articulo contiene va-
rios parrafos, se va a discutir y votar por parrafos.

Se pone, pues, a discusi6n el pArrafo primero. Se
le va a dar lectura nuevamente.
(El official de actas lo lee).

SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo quisiera que el senior
Villal6n me informase cual es la raz6n que tiene pa-
ra hacer una excepci6n en esta primera parte del ar-
ticulo tercero en favor de los empleados que Ileven
actualinente diez afios de servicios; porque a mi me
parece que por este precepto, atendiendo a la.,crisis
por que la Caja esta atravesando y el hecho de que
son muchos los funcionarios jubilados de cincuenta
afios de edad, a que relativamente es facil Ilegar en
nuestro pais, y que llevan mas de veinte o veinte y
cinco afios de servicios, porque aqui todo el mundo
empieza a trabajar a temprana edad; este precepto
-digo-va a ser una puerta de escape para miles
de emplados que indiscutiblemente llevan dentro del
servicio clasificado mAs de los diez afios de servicio
y me parece que se establece cierta injusticia. Es de-
cir: para los que no Ilevan diez afios actualmente se
exige una edad, y para los que llevan diez afios se
exige otra.

SR. VILLAL6N (MANUEL) : Al redactar este articu-
lo, senior Presidente y sefiores Representantes, tuve
el prop6sito de aumentar los afios de edad, pero me
encontr6 con un problema que pudieramos llamar de
legislaci6n transitoria. Nos encontrabamos con que
la mayor part de los empleados que ya estaban aco-
gidos a la Ley de Retiro Civil, que habian venido
contribuyendo -con un descuento correspondiente al
fondo del mismo, que habian formado sus calculos a
base de esta ley y que pensaban cuando se les
aplicaba este descuento para el fondo de retire
que a determinado plazo habian de acogerse a sus be-
neficios, teniendo en cuenta que podia presentarse,
y desde luego en este caso, por ejemplo, este de un
individuo que estA pr6ximo a retirarse, que al pro-






4 DIABIO DE SESIONBS DB LA CAMERA DE BEPRESENTANTES


mulgarse esta ley ya tiene la edad, ya tiene el tiem-
po de servicio estableeido por la ley vigente, resul-
ta que ahora nosotros atacamos lo que pudiera lla-
marse un derecho adquirido, si es que hay derecho
adquirido, y yo entiendo que si lo hay, y es por esto
que adopt un criterio transitorio, desde luego, sin
que en este punto tenga yo ningfin criteria cerrado
ni definitive; al contrario me alegraria que se le in-
trodujera a la ley cuantas modificaciones tiendan a
ser menos graves la situaci6n del fondo de retire.
Vuelvo' a repetir que sobre esto no tengo criteria ce-
rrado.
SR. ZAYDiN (RAM6N): S. S. estaria conforme en
que se suprimiera el principio, que quede redactado
sin la excepci6n, es decir, que se suprima "no obs-
tante esto, donde dice cincuenta y cinco afios de
edad."
SR. VILLAL6N (MAINUEL) : Estoy conform.

R:. PRESIDENT (GUIS INCLIN): Los que esten
conformes con la enmienda del seflor Zaydin se ser-
viran ponerse de pie.
(La mayoria d& _os sefiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Se pone a votaci6n el resto del pdrrafo.
Los que est6n de acuerdo se servirAn ponerse de
pie.
(La mayoria de los seliores Representantes se po-
ne do pie.).
Aprobado.
(El official de actas lee el pdrrafo segundo).
SR. DE LA TORRE (CARLOS): Para proponer al au-
tor de la ley que suprima .de ese pArrafo las palabras
finales "ni retribuidos por el Estado, la Provincia y
el Municipio", con lo cual se hace' mAs restrictive la
ley.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Estoy 'conforme con este
precepto en el extreme a que se ha referido el sefor
de la Torre y deseo informar que lo introduce en la
ponencia con vista a una ley aprobada por el Con-
greso que le concede sueldo a los coneejales; pero
desde luego, es tambi6n una modificaci6n de character
restrictive que vendra a favorecer ampliamente el
fondo de retire y no tengo inconvenient en que se
suprima el pfrrafo a que se ha referido el senior de
la Torre, si es que los sefiores Reprqesentantes no tie-
nen inconvenient.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Quisiera que se leyera nue-
vamente el parrafo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se le va a dar
lectura nuevamente al parrafo.
(El official do actas lo lee).
'SR. HERNANDEZ (GIORDANO): Yo me opongo pre-
cisamente a la supresi6n de ese pArrafo final, por-
que de acuerdo con various compafieros e interpretan-
do el sentir de los mismos, he presentado una en-
mienda para que a los Concejales que hubieran de-
sempefiado cargos durante el tiempo en que Aste


* fu honorifico y obligatorio, se le compute a los efec-
tos del retire siempre que al acogerse a la jubila-
Sci6n reintegren a los fondos del retire. el tanto por
ciento correspondiente a ese period de tiempo.

En tal sentido yo estimo que es una modificaci6n
just y equitativa que no viene a gravar en nada a
los fondos del retire, porque para que pueda acoger-
sc a esos beneficios, es necesario, como he dicho an-
tes, el reintegro del tanto por ciento durante ese pe-
riodo de tiempo.

Por tanto, yo ruego a los compalieros que no acep-
ten ese pArrafo filtimo y que aprueben la enmienda
en el sentido interesado.

SR. DE LA TORRE (CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GU S INCLsN) : Tiene la palabra
cl senior de la Torre.
SR. DE LA TORRE (CARLOS) : Sefor Presidente y se-
fiores Representantes: He pedido que se supriman
las palabras 'ni retribuido por el Estado, la Provin-
eia y el Municipio" por un principio just y equita-
rivo y respondiendo a la finalidad con la cual esta-
mos aqui reunidos para modificar esta ley de pen-
siones y jubilaciones. Uno de los motives que nos
congrega esta tarde es salvar la ley de la crisis por
que atraviesa y si en vez de haeerla mAs restrictive
la hacemos mas amplia y ahora le vamos a dar cabi-
da a funcionarios que no han contribuido al fondo
de pensions y jubilaciones y que solamente por el
hceho de contribuir en los alios que les falta se les
va a dar el derecho a disfrutar enseguida de los be-
neficios, francamente se ve que la caja de jubilacio-
nes llegarA pronto a la quiebra.

SR. As6N (ROBERTO): Yo deseo informarle al
compailero que es en tanto en cuanto contribute por
el tiempo del retire.
SR. DE LA TORRE (CARLOS): Voy a demostrar al
compafiero que el tres por eiento con que contribu-
yen no es suficente para el pago de la pension que se
le asigna y que indebidamente por cada peso que va
a entregar va a recibir una cantidad infinitamente
mayor. Quiere decir que a cualquier empleado pfi-
blico le vendria bien pagar el tres por ciento duran-
te veinte y cinco afios y tener el derecho de cobrar
enseguida la pension. Es una condici6n que se pone
que esta bien, que es moral, pero que es en la prAc-
tica altamente perjudicial al fondo de retire. Lo que
pasa es que cuando discutimos las leyes de pensio-
nes y jubilaciones surgeon todos los problems poli-
ticos y entonces hundimos con ellos el fondo del re-
tiro. Hay que decir las cosag por su nombre y si nos-
otros queremos hacer un fondo que sea capaz para
resistir los retiros no podemos abrir las maps de
esa manera, porque entonces dariamos el derecho al
retire te6ricamente, porque a la hora de cobrar nos
encontrariamos con que no habria fondos.
Por esas razones me opongo a que sustituyan en la
proposici6n de ley esas palabras que abren las ma-
nos de una manera despiadada para el fondo de pen-
siones y jubilaciones.
SR. HERNINDEZ (GIORDANO) : Pido la palabra.






DIARIO DE SDSIONMS DE LA CAMARA.l DE REPRENTANTES 5


Sn. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Giordano Hernandez.
SR. HERNANDEZ (GIORDANO): Sefior President y
sefiores Represntantes: Yo no comparto el criterio
de mi distinguido compaiiero el senior Carlos de la
Torre, de que mi enmienda venga a ser algo que d6
al traste con la finalidad y objeto principal de esta
ley que aqui discutimos; de la ley del retire, antes
por el contrario, lejos de ser una enmienda pertur-
badora implica un principio de equidad y de justicia.
Por la nueva legislaci6n se concede jubilaci6n a los
funcionarios pfblieos que deben recibir .emolumen-
to, esto es, que desempefian puestos.retribuidos con
cargo a los fondos municipals, luego estos coneeja-
les, que por ministerio de la ley, se lea conce-
de el caricter de funcionarios retribuidos estin, por
lo tanto, dentro del precepto de la jubilaci6n.
Pero ahora yo me pregunto, 1a estos concejales,
que estin desempecar.do puestos retribuidos cosa que
antes no ocurria, no es una injusticia que no se
les reconozca el derecho a disfrutar de la jubilaci6n;
no es una injusticia, repito, que ahora no los com-
prendamos nosotros en esta ley? Por todas estas con-
sideraciones, seliores Representantes, es por lo que
yo he presentado esta enmienda a la consideraci6n
de mis compafieros.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n la enmienda del senior de la Torre, que consist
en suprimir las palabras finales del precept; es de-
cir, suprimir estas palabras: "aunque no hubieren
sido, ni retribuidos por el Estado, la Provincia y el
M-unicipio."
Los sefiores Representantes que est6n conformes
con la enmienda del senior de la Torre se serviran
ponerse de pie.
(La mayoria de los se4iores Representantes se po-
no de pie).
Aprobado.
Queda suprimido el final del precepto.
(Los seijores As6n, Urquiaga y Rodriguez Baraho-
na piden a la presidencia que hatga consignar sus vo-
tes en contra de la supresi6n).
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Deseo
explicar mi voto, senior Presidente.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : Tiene la palabra
e! senior Rodriguez Barahona.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Sefior
President y sefiores Representantes: He votado en
contra, porque en la pasada tarde cuando se trataba
de la ley del retire ferro'viario, se present una en-
mienda anilodga a esta en la que se concedia el dere-
cho de los afios de servicio a los concejales en la ley
de jubilaciones y pensions a los obreros; y yo vi a
la CAmara pronunciarse en sentido contrario a esta
opinion. En la tarde de hoy, y tratandose de la ley
de jubilaci6n de los empleados pfiblicos se ha presen-
tado la enmienda que acaba de ser derrotada y que
en realidad tiene mficha mis afinidad entire los em-
pleados pfiblicos y los concejales, que entire los con-
cejales y los obreros; pero la C6mara en este caso.


tambien se ha producido en contra. Me parecia que
este era el memento prooicio para que ella fuera
aprobada y asi lo esperaba de todos mis comipafieros.
Son estas las razones per la cual he votado en con-
tra de la enmienda del senior de la Torre.
SR. DE LA TORRE (CARLOS) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN) : Tiene la palabra
el senior de la Torre.
SR. DE LA TORRE (CARLOS) : Para ver plenamente
confirmada mis manifestaciones de hace breves mo-
mentos, con las palabras do nuestro distinguido
cdmpafiero, el senior Rodriguez Barahona, de que so-
lamente per motives politicos debieran subsistir esas
palabras en el acuerdo que se acaba de tomar.
SR. AS6N (ROBERTO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. As6N,,(ROBELTO): No ha side per motives poli-
ticos, sine per un motive de justicia y equidad. Mi
ilustre compafiero esta equivocado. De la misma ma-
nera que con los ex-Representantes se hace con esos
concejales que han consagrado al bien y al mejora-
miento de los municipios, toda su juventud y hay al-
gunos que han side hasta dieciseis aiios concejales y
que al dejar de serlo han tenido que ingresar come
funcionarios ptfblicos y si han contribuido al fondo
de jubilaci6n es just, muy just que se les compute
ese tiempo come a los ex-representantes. Ese no es
un motive politico, ese es un motive de' justicia y
equidad.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra para
explicar mi voto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su sefioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Seoier Presidente y se-
fiores Representantes: Me he admirado de que la
Camara se pronunciara come decia muy bien el se-
fior Rodriguez Barahona, en contra de lo que habia
acordado anteriormente respect de la iniciativa de
nuestro distinguido y querido compafiero el senior
Sardifias, pero no era per un motivo politico come
decia el senior As6n,. y voy a ampliar lo que 61 ha di-
cho con lo siguiente:
Esta Camara vot6 hace dos afios la ley por la
cual se asignaba sueldo a los concejales, reconocien-
do la injusticia que existia respect de esos modes-
tos servidores de la naci6n que durante tantos afios
de una manera abnegada habian prestado servicios
sin retribuci6n 'de ninguna clase, sobre todo habian
prestado servicios en un engranaje tan dificil come
es el de los municipios. Se ha reconocido que era una
injusticia el que no tuvieran derecho en esta Ley
'de Retiro, que no -esta sostenida exclusivamente por
empleados 'sino que se engrosan sus fondos con los
sobrantes del personal y que tienen ademfs otras
determinadas ventajas come la ley del seguro social
que en muchos cases tienen mis derecho y mfs justi-
ficados los que prestan servicios o han prestado ser-
vicios gratuitos que aquellos que lo han prestado con
ganancias o remuneraci6n legitima; pero que de to-
das maneras era una compensaci6n que recibian, sub-
sanando esa injusticia.






DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


SR. ZAYDiN (RAM6N): Pido'la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAs INCLAN) : Tiene la palabrn
para explicar su voto el senior Zaydin.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Sefior Presidente y sefiore.
Representantes: Para explicar a la Camara por qui
hube de votar en contra de la enmienda presentadi
por el senior de la' Torre suprimiendo las palabra!
"no retribuidas por el Estado, la Provincia y el Mu
nicipio" del precepto de la proposici6n de ley qui
se dispute y por una similar y extraordinaria cir
cunstancia que me honra extraordinariamente, tam
biWn en este caso y que acaso nunca se han produce
do en una explicaci6n de votos, conjuntamente coi
mi palabra y con mi pensamiento viene unida la d<
nuestro ilustre Presidente de esta CAmara senior Gufi
Inclan que me enaltece sobre manera, pidiendo qu<
en su nombre y en el mio explique yo por quB hubi
mos de votar los dos en contra de la enmienda del se-
fior de la Torre:
Y hemos votado en contra de la enmienda del-se-
fior de la Torre, no solamente por la argumentaci6n
mas que sutil, mis que humoristica si pudiera apre-
ciarse asi en su contenido, mis ir6nico aun, si se m(
permitiera el vocablo que esgrimiera un orador que
a esta Cfmara deleita siempre con su palabra, pero
que a mi me produce una emoci6n mayor por la su-
tileza siempre d e su ingenio, del senior Rodriguez
Barahona, cuando argumentaba que parecia extraor-
dinario que una CGmara que se habia producido en
favor de los concejales en la Ley de Retiro Ferro-
viario a la cual no estaba vinculado por ningfin nexo
ni motivo, ahora cuando se trataba de una ley
de character administrative la reehazaba emplean-
do las palabras de motivo politico, cuando no fueron
usadas en el sentido en que la interpreta el senior de
la Torre. El senior Rodriguez Barahona la empleaba
en la acepci6n tGcnica y political que la palabra tie-
no, no en aquellas otras que el lenguaje comfin, co-
rriente y vulgar le suele dar, que quiere decir,
granjearse simpatias en trato de compafierismo o de
congraciamiento con una parte de nuestros ele-
mentos que en las actividades electorales son agents
importantisimos para el 6xito de nuestras propias
posiciones legislativas. No es que esta sea una ley po-
litica y dentro del earActer de las eyes political po-
dria clasificarse por su esencia, como de carActer ad-
ministrativo tambien; y con ella, en la que se com-
prende el retire de todos los funcionarios pfiblicos,
y si se dice ya, habiendolo aprobado la Camara en el
articulo anterior, funcionarios electivos o no electi-
vos: es decir, que lo aprobado se referia a los fun-
cionarios electivos,.no habia una raz6n para que se
exeluyera de ellos a los Concejales de los Municipios,
porque son tan electivos como pueden serlo los Re-
presentantes, los Consejeros, o cualquiera otro de los
que estAn considerados en esta categoria. Y en la
enmienda que ofrecia presentar el senior Giordano
HernAndez venia a cubrir una evidence deficiencia
de la Caja y venia a darles el dereeho desde el mo-
mento que estos llegarian por los afios que habian
prestado sus servicios gratuitamente, y cuando mis
tarde fueran a prestarlo del modo remunerado en
que esta misma Cimara lo entendi6, -parece una pa-
radoja que los funcionarios que se encontraran en
aquella situaci6n se consideraran electivos, y que sin


Porque el precepto di
rras de emancipaci6n h
cito Libertador. Muy bi
hubieren pertenecido al
ci6n." (Sigue leyendo).


ce: los que durante las gue-
ubieren pertenecido al Ej6r-
en, ahora agrega "y los que
cuerpo civil de la revolu-


SPor qu6 raz6n el legislator que indiscutiblemen-
te ha tenido que conocer que habian individuos que
prestaron servicios en el exterior, que habia indivi-
duos que habian prestado servicios al Cuerpo Civil
de la revoluci6n no quiso comprender a estos cuan-
do so promulg6 la ley que rige sobre la material, y
sin embargo ahora, cuando se modifica la ley y hay
intenci6n de hacerle restrictive para que la Caja no
quiebre, ahora venimos nosotros a darle un derecho
que antes no tenian; es decir, no venimos a quitarle
ningun derecho, venimos a darles un dereeho que an-
tes no tenian, y bien saben ustede.? que si indiscuti-
blemente el patriota que en una delegaci6n extran-
jera tiene el grado de General, segin la misma ley
se gradia de acuerdo con los grades del Ej6rcito Li-
bertador, es decir, que no necesita de este precepto:
pero aquellos otros que vendrin a justificar que fue-
ron escribientes o empleados, que se pueden presen-
tar en ese "ej6rcito de la quinina", esos son los que
vendran a beneficiarse de esta ley en gran part.
Sobre todo, yo me formula esta pregunta que diri.
jo a la C6mara L no es un derecho que les estaba
reconocido; es un derecho, por el. contrario que en la
oportunidad en que se diseuti6 la ley primitive no
quiso reconocerse? 1y por que ahora venimos nos-
otros a abrir esta puerta por la cual habran de en-
trar numerosas personas para beneficiarse con la ley
do retire? Por eso propongo que se suprima eso.


----


embargo hoy que perciben retribuci6n por lo mismo
no pueden ser acogidos por la jubilaci6n. Estos son
loi motives que nos ban inducido a votar en contra
de la proposici6n del senior Carlos de la Torre.
SR. PRESIDENT (GUtS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura al parrafo siguiente.
(El official de actas lo lee).
SR. ZAYDiN (RA6ON) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuIs INCIAN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Yo voy, mis que a consu-
mir un turn en contra, a hacer determinadas obje-
ciones al precepto, en la forma que queda redactado,
inspirandome en la opinion u orientaci6n que la CA-
mara parece haber iniciado, absolutamente restric-
tiva.
Este precepto modifica, sustancialmente, el con-
cordante del articulo tercero de la ley vigente, y Jo
modifica en un sentido mis amplio todavia, much
mis liberal; a tal extreme que declara que se les com-
putara el termino, no ya solamente a los pertenecien-
tes al ej6rcito libertador, sino a los que hubieran si-
do reeluidos en prisiones a causa de la Guerra de
Independencia que es a lo finico que se limita el ar-
ticulo tercero, y va a dejar una puerta abierta muy
grande, enorme por la cual habra de entrar el in-
menso "ej6rcito de la quinina", como de modo tan
grAfico se calific6 a los que no habian torado las ar-
mas para defender las libertades patrias.






DIARIO DE SESIONES' DE LA CAMERA DE REPREGINTANTES 7


SR. VILLAL6N (MANUEL) : Creo que el senior Zay-
din ve una ampliaci6n, done realmente no existe.
Este precepto mAs bien se propone determinar la for-
ria en que deben comprobarse los servicios patri6ti-
cos, tanto de aquellos que pertenecieron al ejrcito
libertador, como a los que prestaron servicios patriO-
ticos, reconocidos por la ley de jubilaci6n, sin em-
bargo si quiere dejarse el precepto tal como es-
taba establecido de dejar a la interpretaci6n de los
tribunales la forma, como ha venido haei6ndose has-
ta ahora, en que esos servicios patri6ticos tienen que
probarse, no tengo inconvenient de ninguna clase,
pero debe dejarse la forma en que deben acreditar
esos servicios.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Ese es otro problema. S. S.
sabe que aquellos que ocupaban cargos en el servicio
exterior de la revoluci6n, esos cargos no eran asimila-
dos a otros del propio ej6rcito libertador; y que por
consiguiente esos que tengan sus nombramientos no
seran perjudicados; y en cambio, tal como esta re-
dactado el precepto, permit que todo aquel que ven-
ga a probar que ha pertenecido a una prefectura de
distrito, a una delegaci6n cubana...
SR. VILLAL6N (MANUEL): Eso es lo que viene aho-
ra exigiendose por los Tribunales.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : No, la ley actual dice lo si-
.guiente: "para el tiempo de servicio se le abonara."
(Sigue leyendo).
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Los tribunales han ve-
nido estimando que pertenecian al ej6rcito liberta-
dor no s61o los militares, sino su cuerpo civil; y per
eso es que se aclara ese concept. En la prActica se
ha venido justificando con cualquier medio de prue-
ba, mientras que en la enmienda, tal como se propo-
ne, se exige que sea con esas otras pruebas; sin em-
bargo si quieren dejar el precepto tal como estd re-
dactado, yo no tengo ningfin inconvenient.
SR. RODniGUEZ RAMiREZ (JUAN): Pero aqui se
agrega a los que hubieren sufrido deportaci6n.
SR. DE LA TORRE (CARLOS) : Yo deseo hacer una
aclaraci6n. Aqui, a continuaci6n se dice: "Los ser-
vicios prestados al Ej6rcito Libertador, a su Cuerpo
facultativo... (Sigue leyendo).
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Esa era otra cosa.
ISR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Nosotros conoce-
mos que este proyecto de ley que precede del Sena-
do, tiene por objeto resolver la situaci6n dificil por
que pasa la Caja de Jubilaciones de los empleados
civiles. Esta ley, como todas las demis, pasa por las
dificultades presented de una crisis econ6mica que
amenaza con la muerte de todas estas institueiones.
El prop6sito e intenci6n del legislator en este mo-
mento ha de ser el de mayor restricci6n. De ahi que
en articulo sucesivo se graven todas las pensions,
aun aqu6llas extraordinarias que concedian hasta
quinientos y seiscientos pesos como tienen algunos
que pertenecen al Cuerpo DiplomAtico, pero es nece-
sario, para que tenga vitalidad la caja de jubilacio-
nes, que esas pensions queden restringidas. Ese
principio es el que ha regido en la ley ferroviaria en
donde se limit el retire, como mAximum, a doseientos
pesos y si buscamos la mayor restrieei6n, no debemos


aceptar en esta ponencia, llevada a cabo por el talen-
to y habilidad del senior Villal6n, ante el cual han ido
todos los intereses a sugestionarle para que se diera
muchas veees el favor de la liberalidad de la ley, que
se abran las puertas porque es la inica manera de
que haya fondos de jubilaciones y por eso soy parti-
dario de que se mantenga el precepto de la ley vi-
gente que favorece mAs a la Caja de Jubilaci6n que
esta que se esta diseutiendo.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo- le rogaria al senior
Zaydin que concretara contra quien va especialmen-
te dirigida la oposici6n en este articulo. Yo deseo
que se diga si se quiere excluir de ella a los emigra-
dos revolucionarios que de manera brillante contri-
buyeron a la revoluci6n de 1895 y que crearon el
Partido Revolucionario de 1893.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Yo no quiero que se exclu-
ya de ninguna manera de ese derecho al que ayud6
a former la Patria y a constituir ]a Repfiblica, por-
que para ellos tienen que ser todos los beneficios, por-
que ellos nos lo dieron todo. Va contra el precepto tal
como esta redactado y esta redactado tan liberal-
mente que puede servir de puerta de escape para
que aquellos que despu6s de la guerra de indepen-
dencia figuran como pertenecientes a los que gracio-
samente nuestro pueblo ha bautizado con el nombre
de "mandadores de quinina", se puedan escurrir
al amparo de esta ley. Precisamente, porque en el mis-
mo parrafo se laborda el problema de que se puede
justificar el servicio prestado, no por los miembros
del ej6rcito libertador, sine por los otros, por los del
cuerpo civil, que prestaban sus servicios en el exte-
rior, siempre a favor de la Repfiblica en armas, se
exige que sea por medio del archive national o cual-
quier otro document de prueba.
Y yo le diria al senior Urquiaga y a la CAmara, al-
go inclusive que yo he recogido como un an6edota o
una verdad; no lo s6 a ciencia cierta; aqui estAn al-
gunos jefes del ej6reito libertador y, podran decir, si
1(, que les voy a manifestar, pertenece a la leyenda o
per el contrario pertenece a la realidad.
Yo debo decir que muchos individuos,-para. en la
paz poder probar su patriotism, no obstante haber
contribuido a favor de la ex-metr6poli,---se buscaron
nombramientos, no de soldados de la libertad, pero
si de ayudantes, auxiliares o escribientes de una pre-
fectura o que se encontraban en el extranjero, traba-
jando por la independencia de Cuba, fabricandoe
de esta manera ellos mismos una leyenda hist6rica,
para. poder vivir perfectamente en la paz.
Fijense bien los sefiores Representantes en mis pa-
labras, porque lo que yo estoy diciendo, es lo que yo
he oido como una protest de dolor y de coraje. Lo
mismo que como el Comandante Recio y como el Ge-
neral Guas Pagueras, todos veterans de nuestra CA-
mara, supieron en la hora precise sacrificar cuanto
en la vida tenian de bienestar para ir a servir a la pa-
tria nuestra; es decir...
SR. RECIO (ENRIQUE) : Muy de acuerdo con la ge-
neralidad de sus manifestaciones, pero quiero agre-
gar a ese hermoso parrafo, que como lo supo hacer
Marti en la emigraci6n, viniendo a morir a Cuba y
come lo hicieron Estrada Palma, Benjamin Guerra y






8 DIARIO DE SEZSIONFS DE IsA CAMARA DE REPRESENTANTES


Gonzalo de Quesada, todos grades hombres nues-
tros, porque la propia revoluci6n les orden6 que se
quedaran alli cumpliendo con su deber.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : S. S. parece indicarme con
esas manifestaciones que yo estoy combatiendo a los
que se quedaron fuera de Cuba.
SR. RECIO (ENRIQUE) : No, senior.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Yo he dicho que habia tres
grandes factors en la revoluci6n: El hombre de ac-
ci6n, que supo montar en su corcel de guerra, enar-
'olando su machete y haciendo possible la patria; los
que contribuyeron con su talent y con su inteligen-
cia y sus caudales, trasladindose a New York, a
Washington, a la Am6rica del Sur y atravesando el
Oc6ano Atlintico y cayendo en las ciudades euro-
peas, haciendo gestiones con los Gabinetes, con los
diplomaticos y hasta con los goibiernos de esos paises
para obtener la beligerancia de la Repifblica de Cu-
ba; los otros, los pobres, los carentes de recursos que
supieron luchar denodadamente por la libertad de
esta patria, los tabaqueros de Cayo Hueso y Tampa,
que colocaban su peculio personal diariamente, todos
loj dias, come dijera un c6lebre periodista, lo.I que
da'ban parte de sus propios recursos, para esos no
puedo pedir nada mAs que today la gloria, todo el ho-
nor que ellos se merecen. Pero los que no sirvieron a
la oausa eubana ni tomaron el machete ni prestaron
el concurso de su inteligencia y de su talent, para
esos que estuvieron al lado del Gobierno de la Me-
tr6poli en los mementos de dolor y de angustias para
el pueblo cubano, para esos que nos volvieron la es-
palda y que ahora nos quieren hacer career que ellos
sirvieron a la causa cubana, contra esos, seiiores Re-
pregentantes, es' contra los que yo me levanto, porque
no puedo permitir que aqui en esta ley de la Repf-
blic.a se les ampare.

(Grandes aplausos).
SR. SAN PEDRO (EMILIO) : ,Y, c6mo distingue su
sefioria a esos obreros que impelidos por el cumpli-
miento de su deber, realizaron aetos patri6ticos, de-
dicando parte de lo que constituia su peculio parti-
cular, obtenido en el trabajo, para levantar fondos
con que contribuir a los gastos que ocasionaban las
expediciones que se traian a Cuba? Me refiero a los
tabaqueros, que tantos sacrificios realizaron en pro
de la emancipaaci6n de Cuba. Esa es la pregunta que
yo formulo a su sefioria.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo he dicho ya la venera-
ci6n, respeto y admiraci6n que siento hacia esos
hombres. Yo creo que les hago justicia cuando pienso
que ellos al oir las predicas de Marti. sacrificaban
los dolores y las necesidades de su hogar, y se
iban a las fabricas cantando el himno de Cuba,
a contribuir al mismo tiempo con su peculio para le-
vantar fondos para esas expediciones que venian a
Cuba, yo estoy seguro que ellos no pensaron jams
en materializar la Repfiblica, sino que pensaban en el
sacrificio enorme y trascendental que realizaban y
que para ellos habria de llegar el dia venturoso de
que cayera la bandera que representaba la denomina-
ci6n y la tirania y fuera sustituida por la bandera
explendorosa de la estrella solitaria.
(Aplausos).


-SR. SAN PEDRO (EMILIO) : Quiero aclarar un con-
cepto emitido por el senior Zaydin. Yo, cuando tenia
diecis6is aiios de edad, me march a los campos de
la revoluci6n a donde permaneci tres afios y nueve
dias, es decir, que soy just con la apreciaci6n que
se quiere hacer aqui entire los que sufrimes las pena-
lidades en los campos de la guerra, los que sufrieron
las persecuciones en el interior de los pueblos y los
que sufrieron las privaciones en el extranjero, pero
insist en mi pregunta, c6mo va a distinguir, su se-
fioria a esos admirables y sufridos tabaqueros- que
tanto se sacrificaron por el triunfo de la Revoluci6n
Cubana, de aquellos otros que calificaba graficamen-
to su sefioria, de "los que mandaron quinina?"

Por eso es que yo entiendo que se debe hacer una
salvedad en cuanto a los emigrados eubanos, exigien-
doles documents aut6nticos que justifiquen ur con-
dici6n de tal para distinguirlos de los que, sin haber
prestado ningfin servicio a la revoluci6n, quieren hoy
disfrutar de sus beneficios.
Esto seria lo just; es esto lo que aspire.

SR. ZAYDiN (RA16ON) : Yo no iba a provocar un
debate, cuando yo me levant, solamente lo hice para
hacer una objeci6n al senior Villal6n, despues el de-
bate se desvi6' de su curso, pero come yo, cuando se
trata de estas cuestiones que se refieren a la Patria
quiero que la confrontemos y que la. marquemos, lo
mismo en el pensamiento que en el coraz6n es por
Ic que. hube de contestar a ciertas insinuaciones que
yo vi flotar en el ambiente. Pero lo inico que yo de-
seo, lo inico que me guia, no es tender al derecho
de nadie, por el contrario amparar y proteger los de-
reehos de los que lo tengan e inspirandome en
el criterio de esta CAmara que modific6 la ley, mo-
dificindola sustancialmente por la,crisis que atravie-
sa la Caja de Jubilaciones. Estas modificaciones no
vienen a entrafiar para nosotros ni aplausos ni vic-
torias en estos mementos, porque todo- aquel que no
salga satisfecho en sus interesess no habri de ser un
amigo ni un simpatizador de nosotros ni habra de
tributarnos aplausos por esta ley, que come dijo
nuestro querido Presidente el senior Guis InclAn, es
una ley que viene a producer a todos nosotros dolo-
res y contratiempos, si es que ponemos la sinceridad
en nuestras manifestaciones; porque esta ley tiene
que mirar antes que nada a restituir la economic de
la Caja, hoy quebrantada, y per eso es finicamente
que yo me levanto esta tarde en contra del halo de
simpatia que envolveria a mi persona si me mostrara
con un criteria liberal, a pedir que todos los precep-
tos de la ley que puedan ser una puerta de escape,
que puedan no solamente no contribuir a conjurar
la crisis de la Caja, sine por el contrario a hacer mis
aguda la crisis, deben ser modificados en la ley.
Sn. URQUIAGA (CARKMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Yo le habia hecho una pre-
gunta al senior Zaydin para fijar los puntos de la
discusi6n que me parecian estaban en el aire, y con
pesar mio he de manifestar que no he sido compla-
cido. Claro esta que me siento satisfecho por haber






DIARIO DE SESIONES DE LA AMARA DE REPESENTANTANTES 9


escuchado un magnifico diseurso, en el orden lirico.
Efectivamente, Iqui6n puede desear que se premie
come libertador al que no lo fu6? j Quidn puede ver
con agrado a aquellos que combatian la independen-
cia y que como una mascara bufa vistieron un tra-
jo de mambi que no era el suyo ? L C6mo pueden com-
pararse con aquelloa que hicieron patria? Puede fe-
licitarsele por su hermosa exposici6n que quedarai en
el Diario de Sesiones como un exponente del claro
talent de nuestro distinguido compafiero. Pero co-
mo quiera que aqui nos encontramos legislando de
una manera concrete y no sustantiva, yo le pregun-
t6 qu6 entendia 61 que eataba mal en este pArrafo,
qui6nes entendia 61 que debian excluirse; en que for-
ma entendia 61 que debia ser redactado ese precepto.
Eso era lo que yo pedia para saber si 61 hacia la opo-
sici6n a todo el precepto, cosa que me pareciajinusi-
tada; los extremes pueden tocarse a veces. La gene-
rosidad no es convenient, pero tampoco lo es llegar
al extreme de near a aquel que hizo. patria, a aquel
que com'bati6 por nuestras libertades, segfin deelar6
de una manera brillante y noble un verdadero li-
bertador, el senior San Pedro, confundi6ndose con al-
gunos que, desde luego, no habian ido al extranjero
sino por medro personal y sin ninguna intenci6n de
hacer patria. Como quiera que todo eso existia, yo
le preguntaba al senior Zaydin que part del preeep-
to entendia que debia modificarse, o si no tenia in-
conveniente que quedara en la forma que est6 re-
dactado, que es terminante.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : Con la venia de S. S.; pa-
ra obviar tiempo. Parece que yo no me he expresado
bien. Yo he dieho que entendia que debian disfrutar
de los beneficios de la ley, no solamente los perte-
necientes al Ej6rcito Libertador, sino tambi6n-creo
que ya estin comprendidos-sino tanibi6n los del
Cuerpo Civil de la Repfiblica y a los que yo. denomi-
no de acuerdo con una ley del afio 69, los del Cuerpo
Exterior de la Republica. Pero lo que yo pedia era
que procurAsemos dentro do este precepto legal, en
la material ya comprobada, buscar una forma por la
cual se evitase que al amparo de ella pudiese entrar
a disfrutar de ese beneficio personal el que no hubiere
pertenecido al Ej6rcito Libertador, ni al Cuerpo Ci-
vil, ni al Exterior de la Repdblica.

:SR. URQUTIAGA (CARMELO): Voy a examiner enton-
ces, con pesar mio, porque el tiempo transcurre y es
mi deseo abreviar, voy a examiner, repito, el cita-
do precepto. El primer easo se refiere a los que du-
rante la guerra. (Sigue leyendo).

Sobre ello supongo que no habr6 oposici6n.

"0 sufrido pri-i,:,n ., I,'ral t.i!,IIf leyen-
do). Tampoco creo que se referira a ello la oposici6n
del senior Zaydin.
"Y a los que hubieran perteneeido." (Sigue le-
yendo). Supongo que respect de esto, aquellios que
est6n acreditados de manera complete a sus meritos,
no se referira tampoco el senior Zaydin.

Este diltimo precepto no es possible que sea m6s
nestrietivo, puesto que no, deja libre .albedrio deter-
minarlo, tsino require que hubieren prestados servi-
cios en las delegarlones constituidas en el .exterior.


Estas delegaciones, eran cuatro, siendo las mas im-
portantes las de New.York, Cayo Hueso, cubanizan-
do la frase, no hablo de la de Paris ni la de Tampa.

SR. RECIO (ENRIQUE) : Habia muchas m6s.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Si hay alguna mas, no
tengo inconvenient en .rectificar, pero las cuatro
mas conocidas son las que he citado. Si en vez de
cuatro fueran diez, ya se ve que tenemos sabre esto
un criteria mis resfringido. Algunas de ellas estaban
presididas por grande patriots bajo la direcci6n,
segfin tengo entendido, del Delegado Tomas Estrada
Palma. Estos funcionarios prestaban sus servicios
oficialmente en esas delegaciones, y sus derechos eran
reconocidos por la Repfiblica en armas, y debemos
tambi6n reconocerlos nosotros. De lo quo pudiera ta-
charse quizas este precepto es de restrictive, porque
infinidad de aquellos tabaqueros que haeian sus de-
rramas, y algo mis que sus derramas, que daban en-
tusiasmo y a!iento a aquel gigante que combati6 par
nosotroa y que supo morir por Cuba; probablemente
muchos de ellos no estarAn comprendidos aqui. 'Asi
pues, se ha visto que el seofor Villal6n ha querido te-
ner un criteria exclusivista....

SR. VILLAL6N (MANUEL) : Ese es un precepto vi-
gente. El sofior Zaydin citaba la ley de 1919 para
encontrar una contradieci6n entire una y otra. Des-
pu6s de la del 1919 se promulg6 la de 1922, y este
precepto el .Senado lo reprodujo en su ley y yo lo
he respetado.

SR. URQ'UIAGA (CARMELO) : Pero yo no iba a haeer
problems de indole legal. Tal vez pudiera star en
la ley anterior; pero yo rogaria al sefier Zaydin que
especificara respect a que subdivision, pudi6ramos
decir, se refiere de manera concrete entire aquellos que
estin comprendidos en este precepto, para saber a
que atenerme. Si es que existen s61o dudas respect a
los que pertenecieron al Cuerpo Civil de la revolu-
ci'n o a los que pertenecieron a las delegaciones de
Cuba en el extranjero.

SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Era pa-
ra dirigirme a mi compafiero el senior Urquiaga pa-
ra que me aclarara o me informara respect del parti-
cular del filtimo sector que se sefiala en este articulo
de la ley que dice: "o prestados servicios en las de-
legaciones del extranjero", que medios probatorios
existen para poder comprobar las eategorias que se
sefialan en esta ley.
SR. URQUIAGA (CARMELO) :. Me felicito much de
esta pregunta. Voy a ser sincere. Honrado especial-
mente con la designaci6n* que me ha hee'ho el Sr. Pre-
sidente para pronunciar el discurso en honor de Ma-
ceo, he comenzado a estudiar, anticipadamente, ante-
cedentes patri6ticos y en verdad me siento avergonza-
do de encontrarme en una tan grave ignorancia de
nuestras glorias y eso principalmente se debe a que
existan pocos libros sobre la material en donde se diga
como se desarroll6 la guerra de independencia. La
mayoria de los cubanos, por falta de libros, por falta
de dedicaci6n a estas cosas desconocen por complete
todas las luchas cruentas que se demarrollaron alre-
dedor de la revoluci6n y la miseria que rein6 en nues-
tros campos...







10 DIARIO DE S]BSIONE8 DE ILA (JAMAlA DE REPRIIESENTANTES


SR. RECIO (ENRIQUE): Y dentro de las ciudades
tambi6n y no podemos near -que hubo simpatizado-
res que mandaban sus recursos a los campos de la re-
voluci6n y cuantas veces ese "ej6rcito de la quinina"
nos salv6 de las epidemias y cuantas veces hemos
recibido ropas con que vestirnos!
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Qu6 placer me produce
escuchar a otro veteran de la guerra defender a
aquellos que calificaba nuestro querido compafiero
como el "ej6rcito de-la quinina" y que yo no queria
defender y que nadie con mayor autoridad que el
que vivi6 aquellos dias pudiera ser el que lo trajera
a actualidad con la garantia firm de su conocimien-
to complete de ello.
PPero yo me estaba refiriendo a la pregunta del se-
fior Rodriguez Barahona. Estas delegaciones funcio-
naban oficialmente. Se conserve, para gloria nuestra
para satisfacci6n inmensa, sus libros de actas, sus re-
glamentos, sus lihta.s de asociados eh la mayoria de
los casos con su idiosincrasia especialisima. Tenemos,
por ejempio, la delegaci6n de Cayo Hueso, democra-
tica, decidida y deseosa de venir a empufiar las ar-
mas y que fu6 el sitio principal de nuestras expedi-
ciones. Tenemos otras de character distinto, como la
de Paris que presidi6 aquel cubano eminent que se
llam6 AlbarrAn. Cooperaba con 61 el ilustre doctor
Betances y aquel que se llam6 Luis Est6vez, casado
con aquella cubana ilustre de Villa Clara, Marta
Abreu; colaboraron con ellos tambi6n Enrique Co-
nill, pero aquella era una delegaci6n pudieramos de-
cir aristocratica, no era como la de Cayo IIueso que
estaba dispuesta a ir si era precise al conibate; pero
de gran utilidad todas esas delegaciones son conoci-
das y tenian sus nombres que se encuentran en nues-
tro Archivo Nacional y asi, pues, no fueron delega-
ciones formadas "de dedo", si no delegaciones ofi-
ciales puesto que algunas de ellas lleg6 a emitir bo-
nos de emprestitos y lleg6 a hacer contrataciones a
favor de nuestra libertad que la Repfiblica despu6s
no generous, sino justicieramente reconoci6 tambi6n.
Asi pues, no habrA dificultad por la forma en que
estd redactada aqui, pues tenemos los documents
cficiales y se pueden dar las certificaciones en rela-
ci6n con los m6ritos prestados por eada uno, con vis-
tas a los documents aquellos que son de una auten-
ticidad indiscutible.

SR. GIL (HELIODORo) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuAs INCIAN) : Tiene la palabra
el senior Gil.
SR. GIL (HELIODORO) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Veo que en la CAmara va predomi-
nando el espiritu restrictive, lo vimos dias pasados,
en relaci6n con la caja de los ferroviarios; ayer vimos
como esta Camara, aceptando un veto, rechazaba que
se le contara double el tiempo de servicios prestados a
los miembros del ejercito libertador, en la ley que
se referia a los ascensos; en este dictamen vemos que
a los.efectos del retire hay que contArselos double; pe-
ro vemos que predomina un criteria de hacer limita-
ciones. Se van a poner estas limitaciones al cuerpo
auxiliar civil de la revoluci6n; se le va a poner limi.
taciones, a los que desde el exterior contribuyeron
con su dinero y realizaron labor active en pro de la
independencia de nuestro pais y vemos, que aqui, so-


lamented ha habido una frase just de nuestro dis-
tinguido compaiero el senior Recio, en relaci6n con
los guerrilleros y traidores.
Y yo me pregunto: Parece que la CAmara esta dis-
puesta a aceptar una enmienda que yo presznt6 a la
consideraci6n de la misma, para que no puedan aco-
gerse a los beneficios de esta ley, aun cuando aparez-
can que fueran electos por elecci6n popular, y que
ocupen altos puestos, los que hubieren dado muerte
a grupos de cubanos en estado de inferioridad, sin
municiones, armados solamente de machetes, y que
aceptaron la batalla hasta morir el iltilmo de los
ocho, frente a un grupo numeroso que descargaban
sus fusiles a larga distancia, pues los poeos que que-
daban, tuvieron el placer de haberse defendido, hi-
riendo al official de la guerrilla. Y yo digo, jes que
la Camara esta dispuesta a aceptar la enmienda que
yo he de presentar para que de manera alguna pue-
dan disfrutar de los beneficios de la ley los que man-
charon sus manos con la sangre de sus hermanos en
estado de inferioridad, aunque se diga despu6s que
fu6 en actos de combat ? Adems yo presentar6 una
enmienda que diga que se pida un document. para
que con esos documents pueda probarse que hay
personas que en estos moments oeupan cargo im-
portantes, cargos electivos y que ban matado a ele-
mentos perteneeientes al ejercito libertador en estado
pleno de indefensi6n, sacandolos de los bohios donde
estaban enfermos.

Yo me digo, zla CAmara estarai dispuesta, ya que
no se va a conceder los beneficios de esta lev a los
tabaqueros que contribuyeron a la independencia de
este pais desde Tampa y Cayo Hueso, esti dispues-
ta a aprobarla? Yo gozaria much conque la CAmara
aprobara esta enmienda.
SR. PRESIDENT (Gu\S INCLAN): IS. S. no propo-
ne ninguna enmienda al precepto?
Se va a dar lectura a una enmienda del senior Ba-
rrero, que sustituye part del precepto.
(El official de actas lee).
Enmienda que propone el Representante que sus-
cribe sustitutiva del peniltimo extremo del pArrafo
tercero del articulo III del Proyecto de Ley sobre
Jubilaci6n de Empleados del Estado, la Provincia y
el 3Municipio.
Los servicios prestados al Ej6rcito Libertador, a
sus. Cuerpos Facultativos o al Cuerpo Civil de la
Revoluci6n podrAn justificarse con toda clase de
prueba conforme a la Legislaci6n Civil; pero la
prueba de testigos s6io sera admisible cuando consis-
ta en personas de las que se acredite con el documen-
to fehaciente que perteneeieron a dichos Ej6rcitos o
Cuerpos, que contraigan sus declaraciones a que los
servicios fueron prestados a sus 6rdenes o conjunta-
mente con los que ellas prestaron, debiendo expresar
algunos lugares y 6pocas en que tales servicios se
efectuaron y no pudiendo ser menos de seis dichos
testigos.
La prueba de testigos que se llegue a practicar sin
estos requisites no se apreciara al resolver los expe-
dientes sobre declaraci6n de dereeho a jubilaci6n o
pension que esta ley-autoriza para estimar acredita-





DIARIO DE. SESIONES DE LA CAMARADE REPRESENTANTES 11
I I I | i


dos los servicios referidos. El delito de perjurio que
se cometiere al prestar la *declaraci6n a que este pre-
cepto se contrae, se castigarA con pena de seis a doce
afios de privaci6n de libertad. La autoridad judicial
que reciba las declaraciones referidas remitira en el
dia a las Delegaciones de los Terminos de Partido
Judicial, al Consejo Territorial de la Provincia y al
Consejo Nacional de Veteranos certificaci6n literal
de dichas declaraciones con expresi6n del nombre y
apeilidos del promovente del expediente.
Habana, 20 de Junio de 1929.
(f.) Alfredo Barrero.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la palabra para
una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Para rogar a la presi-
dencia, estimando que esa enmienda pudiera ser adi-
cional y no sustitutiva del articulo primero a que se
refiere, si se acepta o no el que hubieran de perte-
necer al cuerpo civil de la revoluci6n; si es recha-
zada holgaria entonces la enmienda, que s61o viene
para justificar el caricter de ella. Como es adicio-
nal...
SR. PRESIDENT (GU'AS INCLAN): En realidad, no
es adicional a todo el precepto. ,En realidad amplia
algo el precepto; pero si su sefioria lo desea, se pue-
den discutir separad.amente, votando primero el pri-
mer pArrafo.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Muy bien.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a la primer parte de la enmienda.
(El official de acts ?a lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n esta primer parte del precepto.
SR. DEL Rio (PASTOR) : Sefior Presidente: El senior
Carrillo y yo estimamos que despu6s de donde dice:
"constituidas en el extranjero", se debe agregar,
" en Cuba."
Si.. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Yo entiendo que
debiera agregarse tambien "y Juntas Revoluciona-
rias de Cuba", porque en todas las provincias fun-
cionaban Juntas Revolucionarias bajo el alto mando
director y spiritual del Gran Ap6stol Marti.
SSR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vota-
ei6n en la forma en que ha sido modificado este pre-
cepto, agregando despubs de la palabra "extranje-
ro", "y en Cuba" y adicionando: "Junta Revolu-
cionaria de Cuba debidamente autorizada."
Se pone a votaci6n.
Los que est6n conformes se servirAn ponerse de
pie.
(La. mayoria de los seiiores Representaites se po-
ne de pie).
Aprobado.
SCon el voto en contra de la presidencia, que desea
que conste en acta.


Se va a dar lectura a la enmienda del senior Ba-
rrero, que viene a sustitair la parte doctrinal de este
precepto.
(El official de actao la lee nuevamente).
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Yo estaria con-
forme si se agregara que la prueba testifical seria
bastante si no hubiera un principio de prueba es-
crita.
SR. BARRERO (ALFREDO) : Realmente la modifica-
ci6n no es de aceptarse, porque precisamente a lo que
va la enmienda es a evitar los inconvenientes que re-
sultarian.
Este es realmente un caso de estricta justicia. En
la primitive Ley de Pensiones para los miembros del'
Ej6rcito Libertador, se estableci6 un precepto en el
que se decia que en los expedientes que se promovie-
ran se omitiria toda clase de pruebas con relaci6n a
la legislaci6n civil. Vino despues en el afio 1922 una
ley por la cual so estableci6 esto mismo que los reqai-
sitos para acreditar los servicios prestados al Ej6rci-
to Libertador seran la certificaci6n expedida por
el Jefe del archivo del Ejercito Libertador. Des-
pu6s de todo la prueba documental no es mAs que
de document y no es precise aclarar que haya
prueba preconstituida, porque no es possible que an-
tes de lanzarse a la revoluci6n se tuviera ese docu-
mento. La prueba preconstitular estA en el contrato
de compra-venta, que se hace constar por medio de
escritura pfblica y esa escritura pfblica es una
prueba preconstituida que se ha constituido antes
que se plantee la necesidad de acreditar extremes de
ese contrato; pero en esta material no tiene raz6n de

ser. Lo cierto es que se hizo esa modificaci6n en'el
afio 1922 despu6s otra en el afio 1923 y ahora viene
esta ley y en contra de lo establecido en la ley vigen-
to se establece "que dnica y exclusivamente se admi-
te como prueba." (Sigue leyendo).

Sabe muy bieh la CAmara que ese archive esta
compuesto con posterioridad a la terminaci6n de la
guerra de independencia, en el mencionado archivo
se dice: (Lee).

De suerte que ese archive formado con posteriori-
dad a la terminaci6n de la guerra, no es mAs que la
constancia do aquellos que reclamaron el pago de sus
'haberes. Decia hace poco con much raz6n el senior
Zaydin que muchas personas no plantearon esa re-
clamaci6n, no pidieron que se les pagara esos servi-
cios, porque no habian prestados esos servicios per-
siguiendo una finalidad material, sino que entendian,
que habian perseguido una idealidad ajena a toda
idea de lucro. Esas personas 'ahora en estos instantes
so encuentran en situaci6n precaria de excesiva ne-
cesidad, yo he visto por ahi tenientes del Ej6rcito
Libertador, pidiendo limosna, porque no han podido
llegar a obtener la pension que con arreglo a la ley
de 1918 tenian derecho, por no poder acreditar que
prestaron esos servicios; y para evitar eso es que se
propone algo que no es extraflo al procedimiento.
Bien lo saben los sefiores Representantes, especial-
mente los abogados que la prueba de testigos ha si-
do muy combatida, pero no se ha podido prescindir
de ella, ni siquiera en materia civil, donde se puede
legar a obtener la prueba documental precbncebi-






12 DIARIQ .D.F SBBSIONES DE LA CAMARLA.DE REPRFWSENTANTES


da; no se ha podido prescindir de la prueba de testi-.
gos en materia civil, y en la prueba criminal se lle-
ga a condenar a un individu o a absorverlo sola-
mente con la prueba de testigos, y es la prueba prin-
cipal, la prueba de .testigos. Es .decir, que los efec-
tos de la prueba testifical no puede sefialarse para
acreditar los servicios prestados a los miembros del
Ej6rcito Libertador. Los defects de la prueba de
testigos son muchos. A esto es a lo que va encami-
nada la enmienda. Si el safior Villal6n est confor-
me con la supresi6n de eso entonees yo retiraria esa
,enmienda y yo propondria otra consistent en Ja su-
presi6n de ese extreme. Si el senior Villal6n no esta
de acuerdo con eso, entonces yo mantengo esta en-
mienda en donde hay restricciones que no pueda sos-:
pecharse que esa prueba de testigos ha de ser inefi-
caz y que de esa manera pueden disponer de testigosi
falsamente para que individuos que no prestaron
servicios en el ej6rcito libertador puedan compren-
derse :en los beneficios de esta ley.

SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Yo quiero ex-
plicar a la >Camara por qu6 hice esa observaei6n al
senior Barrero y lament que aparezca que yo estoy
frente al criterio que 61 ha sostenido. Su proposicion
est6 admirablemente inspirada, pero el conoeimiento
perfect que tenemos en el orden juridico de lo que
vale la prueba de testigos nos hace considerar que se
presta a todas las sospechas y que es la finica puerta
que abre para que se realice el fraude en perjuicio
de la Caja de Jubilaciones.

SR. BARRERO (ALFREDO) : Ese es el argument en
contra ,de la prueba de testigos de la que en general
no se puede prescindir. Hay testigos en materia civil,
y'es admitida la prueba de testigos en todas parties y
va a ser la ilnica prueba de testigos en este caso la
que result perjudicial.

SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): La prueba de
testigos tiene todo ese valor, pero hay casos, como pa-
sa en Derecho Civil, y esto, no Jo puede desconocer
,Ec distinguido compafiero en que se realizan una se-'
jie de actos y contratos en que no tiene valor la
prueba de testigos siempre que no est6e ,r:rump.itdd
de una prueba por escrito. Cuando los contratos pa-
n".n de dos mil quinientas pesetas, por ejemplo.

Sa. BARREBO (ALFREDP) : Pero yeste es un caso dis-
-tinto.
SR. BODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Y dice el C6digo
Civil que no serAn bastantes estas pruebas cuando
de ordinarpo sean transacciones en las cuales media
;0 documents.
jQui6n que haya servido a la revoluci6n no pue-
de presentar una simple carta de uno que ha perte-
necido a ella y que ha sido miembro de la misma ?

SR. BARRERO (ALFREDO) : Una simple carta no tie-
ne valor.
SR. Rop9,iFEz RAMIREZ (JUAN); Si lo tiene por-
que para esp estAn los peritos y se puede comprobar
ficilmente con la reaeci6n de la tinta la epoca en
que fw, escrita. Yo tengo la absqluta e, uridad de
,qUe si en el orden criminal la prueba testifical es
decisiya, en el orden civil es completamente distinta.


.Sn. GIL (HELIODORO) : El articulo 1,257 del C6di-
go Civil si es que la memorial no me es infiel, que es
la fltima facultad que pierde el hombre, hay que
contar con la fecha en un document privado desde
que se incorpora a un archive pfiblico. Que eficacia
puede tener esa carta a que ha hecho referencia el
senior Rodriguez Ramirez si el informed de los peritos
no dice nada.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Yo he seialado a
ii Cimara que, hasta ahora, las leyes nuestras de
pensions y de retire, han impedido la prueba testifi-
cal, no la tiene el retire ferroviario, el maritime ni
el escolar, y c6mo vamos, nosotros, a llevar esta prue-
ba a la Caja si result agotada en la actualidad?
Sn. BARRERO (ALFREDO): YO comprendo que se
puedan demostrar ficilmente los servicios prestados
a la Repfiblica y que se puedan demostrar, tambi6n,
los que se presten a las empress ferroviarias, 1pero
c6mo se van a justifiear aquellos que fueron presta-
dos en los campos le batalla?
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN).: Las circunstan-
cias son las mismas, en las que se refiere a la antigiie-
dad, hay pruebas de testigos para uresentarla. Yo se-
fialo a la Cimara que es este el peligro mayor, que ya
la prueba de testigos esta desacreditada en material
civil ? ya veremos como nuevos expedientes surgeon al
amparo de seis testigos, pues hay testigos llamados
de "estuche", en todos los Juzgados, a los que se
da una pequefia gratificaci6n y por ella es:in dis-
puestos a declarar todo cuanto se le pide.
SR. VJLLAL6N (-MANUEL) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GU-S INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Villal6n.
SR. VILLAL6N (IMANUEL) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Deseo declarar antes de todo,
que esta no es una novedad introducida por mi en
esta ponencia, sine que la copi6 tal como vino del Se-
nado.
La series de requisites que exige en su enmienda el
senor Barrero, me parece que ofrece bastante garan-
tia y seriedad en esta clase de pruebas, por el nfime-
ro de testigos que exige, por la idoneidad de los mis-
mos y finalmente por la grave sanci6n penal que es-
tablece para aquellos que se presten a declarar falsa-
,mente en estos expedientes.
SR. PRESIDENT (.GUAS INCIAN) : Agotados los tur-
nos reglamentarios, se pone a votaci6n la enmienda
sustitutiva del senior Barrero.
Los que esten conformes con ella se serviran po-
nerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Deseo hacer constar mi voto en contra.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Tambien deseo
que figure mi voto en contra.
SR. PRESIDENT (GUis INCLAN): Asi se harA
constar.






DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE RbEPRESENTANNTES 13


Se va a dar lectura a una enmienda adicional.

(El official de actas lee).

ENMIENDA

El articulo segundo de la Ley de Jubilaciones y
Pensiones del Poder Judicial, quedard redactado en
la siguiente forma:

a) Haber cumplido setenta y cinco afios, salvo
cuando el que se ha de jubilar, a juicio de la superio-
ridad, se encuentre capacitado fisica e intelectual-
mente para continuar en el desempefio del cargo.

Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes
a los veinte dias del mes de Junio de mil novecientos
veinte y nueve.

(f.) Giordano Herndndez.

SR. HERNANDEZ (GIORDANO) : Deseo hacer an
ruego.

SSR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su sefioria.

SR. HERNANDEZ (GIORDANO): Senior President y
seiaores Representantes: He pedido la palabra para
hacer un ruego, aun cuando hubiera podido hacer
una petici6n dentro del precepto reglamentario y
ademis, obtener lo que me proponia con &1 ruego,
dentro del uso complete de mis facultades. El ru'ego
es el siguiente: Atendiendo-que hay un ndmero de
Representantes que tienen interns en la aprobaci6n
de esta enmienda y que no se eneuentran presents
en esta sesi6n, solicito que se suspend el debate de
esta enmienda para la oportunidad final del deba-
te general de la ley, continuAndose el debate de los
demAs articulos.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Para star en to-
do de acuerdo con la manifestaci6n del senior Giorda-
no Hernandez, es decir, con la suspension del deba-
te en cuanto a esta enmienda se refiere, junto con
otra del senior de la Torre relacionada con el mismo
problema, para cuando la Camara lo estime conve-
niente.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Esta de acuer-
do la Camara con Ja proposici6n del senior Giorda-
no Hernandez, ampliada con la del seflor Rodriguez
Ramirez ?
S(Seiiales afirmativas).

Aprobado.

SR. VILLAI6N (MANUEL): Yo desearia que se am-
pliara el acuerdo en el sentido de que se place to-do
el resto del articulo tercero y que se pase a discutir
el articulo cuarto.
Sa. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : El senior Villa-
16n solicita que se suspenda el debate, de todo el res-
to de este articulo. Tiene que estar apoyado por dos
seniores Representantes.
(Varios seforeos Representnttes apoyan la )praposi-
ci6n del seior Villal6n).


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n el dejar la discusi6n de este articulo para el fi-
nal de la ley.
Los que est6n conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de los se'iore's Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo euarto.
(El (/i, iial de actas lee).

ARTICULO IV.-En los casos de inutilidad fisi-
ca o'mental a que se refiere el articulo tercero, el em-
pleado jubilado tendri derecho a una pension equi-
valente al cincuenta por ciento de su haber, si el tres
por ciento a que se refiere dicho articulo no cubrie-
ra esa cantidad, y siempre que el inutilizado hubie-
se prestado mas de cinco afios de servicios en cargos
comprendidos en esta ley; que al tiempo de ingresar
tuviera menos de cincuenta y cinco afios de edad y
que la inutilidad la hubiera contraido con posterio-
ridad a dicho ingreso.

Los jubilados por inutilidad fisica o mental que al
tiempo de obtener su jubilaci6n no hubiesen cumpli-
do cincuenta afios de edad y prestado mis de diez
aiios de servicios, estarAn obligados a justificar an-
te la Secretaria de Hacienda, cada dos afos, comen-
zando a los sesenta dias siguientes a la promulgaeion
de esta ley, que continfia la causa de su incapacidad,
mediante certificaci6n que deb'era expedir el Jefe
Local de Sanidad de su domieilio. No acreditdndose
que continfa la incapacidad se declarard extinguida
la pension y el funcionario o empleado jubilado que-
dara en situaci6n de excedencia.

SR. PRESIDENT (GuIs INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Este articulo, como ha-
bri visto la Cimara estA relacionado con el articulo
23, puede decirse que casi forma parte del mismo..

SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : 6Desea su sefio-
ria que se suspend tambi6n su discusi6n y se deje
para el final de la ley?
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Si, senior Presidente.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Necesita star
apoyado por dos sefiores Representantes.
(Varios seriores Representantes apoyan la propo-
sicidm).
SR. PRESIDENT (GuAS INCOLN) : Se pone a vota-
ci6n.
Los que esten conformes se servirin ponerse de
pie.
(La mayoria de eos seiores Represeantaes se po-
ne de pie).
Aprobada.
Se va a dar lectura al articulo quinto.
(El official de actas lee).





14 DIARIO DE SESIONEIS DE LA CAMARA DE REPRE1RBNTANTES


ARTICULO V.-La viuda e hijos, ascendientes en
primer grado y hermanas solteras que vivan al abri-
go de los funcionarios o empleados, aunque no hubie-
sen sido jubilados, adquieren el derecho a pension
desde el dia siguiente al fallecimiento de los mismos,
siempre que 6stos hubiesen prestado, -por lo menos,
cinco afios de servicios en cargos de los comprendi-
dos en esta ley, y estuvieren en active servicio al
tiempo del fallecimiento y acrediten, ademis, los
mismos requisitos que se establecen en el articulo an-
terior.
La cuantia de la pension se fijard con arreglo a lo
dispuesto en el articulo tercero de esta ley, cualquie-
ra que sea la edad de aqu6llos al ocurrir el falleci-
miento. En cuanto a los jubilados, la pension sera
igual a la cantidad que estuviesen percibiendo los
mismos al fallecer.
Estas pensions corresponderan:
'Primero: A la viuda, si no dejare hijos, o 6stos no
tuvieran derecho a la pension. En este caso se reba-
jara de la pension un veinte por ciepto a favor del
Fondo de Jubilaciones.
Segundo: A la viuda un cincuenta por ciento si
concurriese con hijos legitimos o naturales reconoci-
dos, distribuyindose entire los hijos, por parties igua-
les, el cincuenta por ciento restante. En este caso-se
rebajarA de la pension un quince por ciento a favor
del Fondo, de Jubilaciones.
Tercero: En el caso de no existir viuda, correspon-
dera la totalidad de la pension a los hijos,legitimos
o naturales reconocidos, en la misma proporci6n es-
tablecida en el niimero anterior. En este caso, si exis-
te un solo hijo se rebajari de la pension el veinte por
ciento y si dos o mas, el quince por ciento a favor del
Fondo de Jubilaciones.
Cuarto: A falta de los anteriores, a los ascendien-
tes en primer grado. En este caso se rebajara de la
pension el veinte por ciento a favor del Fondo de
'ubilaciones.
Quinto: Cuando no hubiere parientes de. los com-
prendidos en los casos anteriores, correspondera la
pension a las hermanas solteras que estuviesen al
abrigo del funcionario, empleado o jubilado. En este
caso, cuando concurra una sola hermana se descon-
tara de la pension el cuarenta por ciento y si dos o
mas el treinta por ciento a favor del Fondo de Ju-
bilaciones.
Los hijos legitimos o naturales reconocidos, de uno
y otro sexo, y las hermanas solteras susodichas, dis-
frutarAri la pension hasta que arriben a la mayoria
de edad o hasta que 6stos y las thijas contraigan ma-
trimonio, a no ser que algunas de estas personas pa-
dezca incapacidad fisica o mental para ganarse el
sustento, en cuyo caso continuard disfrutando la pen-
si6n mientras dure dicha incapacidad, lo que deberA
acreditarse como se dispone en el articulo cuarto de
esta ley; asimismo se extinguira la pension que dis-
frute la viuda del funcionario o empleado jubilado,
al contraer nuevas nupcias.
En cualquiera de los casos expresados, euando deba
extinguirse el derecho a la pension, que disfrute un


cooparticipe, por ocurrir algunas de las circunstan-
cias previstas en esta ley, el imported que represent
su porci6n, acrecerA a los demAs, sujetAndose en todo
caso a las reglas de descuento establecidas.
Cuando despues de disfrutar la pension, desapare-
cieren la viuda o los hijos del funcionario o empleado
o jubilado fallecido, la pension no se extinguirA sino
que pasard a los ascendientes en primer grado de di-
cho funcionario, empleado o jubilado.
Todas las jubilaciones y pensions concedidas con
anterioridad se reajustarAn por la Secci6n de Pen-
siones de la Secretaria de Hacienda a partir de esta
ley, de acuerdo con las reglas de descuento estableci-
das en este articulo y demas disposiciones de esta ley,
con excepci6n de las concedidas a los miembros del
Ejercito Libertador al amparo del articulo XI de la
ley de 3 de Octubre de 1923.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Se pone a dis-
cusi6n el precepto.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
SR. GIL (HELIODORO) : Voy a redactar una enmien-
da adicional.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Entre tanto se redacta
la enmienda, para una pregunta al senior Villal6n,
que realmente result curiosa, sobre todo para aque-
llos' que no conocian la ley anterior.
SQuB organismo es aquel-y hago pfiblica la pre-
gunta que en privado ya le hiciera-que organism
es el que tiene el control, pudi6ramos decir, de esta
Caja de Retiro o Jubilaciones? Parece que en el ar-
ticulo este que se ha aprobado ha pasado, pudieramos
decir imprevisto, pues que anteriormente no se habia
preceptuado nada respect a una llamada Secci6n de
Pensiones de la Secretaria de Hacienda, y a la cual
se le da la facultad de reajustar las pensions. Claro
estd que pudiera contestArseme que es una Sececin
igual a todas las otras Seeciones Administrativas; pe-
ro deseariamos conocer si todo el manejo de estas pen-
siones ha de quedar en la mano de un solo hombre,
porque hasta ahora no hay triunviro ni diunviro, por-
que la Jefatura de esa Secci6n la desempefia una so-
la persona, y result an6malo y diferente a los otros
retires, donde hay directories, juntas de gobiernos o
alguna otra organizaci6n similar, donde figuran seis
o site personas de absolute moralidad, de buenas cos-
tumbres, t6cnicos especializados en la material, y se
da el easo raro, an6malo, en que un solo Jefe Admi-'
nistrativo, un Jefe de Secei6n, tenga bajo su control
interests que montan a millones de pesos, estando su-
jeto, en casos, a las contingencies naturales de la po-
litica, o administrativas, en que puede recaer esa de-
signaci6n en una persona especializada que conozca el
manejo de todos estos asuntos, o en una persona ple-
na de ineptitud que no sepa sino despachar un vulgar
expediente referente a si se debe o no conceder diez
dias de licencia a un empleado. S6 que se me contesta-
ra que estas pensions no, pueden ser concedidas por
Directorios ni por Juntas de Gobierno, ni por asocia-
ciones similares, sino exclusivamente por autoridades
judiciales, y que la Secci6n de Pensiones de la Secre-





DIARIO DE 8ESIONES DB LA OAMARA DE REPRESENTANTES 15


taria de Hacienda lo que tiene que hacer es solo re
gular esas pensions; pero como en este caso el Jef(
de esa Secci6n, o tal vez empleados subalternos que 1(
sustituyan, quedan facultados para reajustar, para
tomar medidas de transcendencia suma, sin que ni si
quiera demos por lo que se ha legislado hasta ahora
facultades, a aquel que injustamente fuera despojadc
de lo que le pertenece, para recurrir a los Tribunales
de Justicia; por eso quisiera que el senior Villal6n me
informara cual es la causa de esta anomalia, de este
procedimiento que realmente es raro, y que estA en
desacuerdo con lo que se ha venido haciendo en las
demAs cajas de jubilaciones, como la escolar, la ferro-
viaria, la maritima y algunas otras mas.
SR. VILLAL6N (MANUEL) i Para contestar a mi dis-
tinguido compafiero el senior Urquiaga, por mas que
como el mismo decia ya so habian contestado la ma-
yor parte de los extremes que 61 deseaba conocer. El
punto a que S. -S. se refiere no consiste mas que acep-
tar el estado actual de cosas. No existe ningfin orga-
nismo controlador de esta ley. Refiriendose a funcio-
narios pfiblicos se han aprovechado determinados ofi-
ciales para la tramitaci6n de expedientes de jubila-
ci6n. Asi vemos que el derecho lo otorga la adminis-
traci6n de justicia; la recaudaci6n de fondos, la prac-
tica la Tesoreria General y la Secretaria de Hacien-
da, en material econ6mica, tiene la supervision de la
Tesoreria General. Se ha organizado o se organize
una secci6n general de pensions que control no ya
las del Retiro Civil, sino la de los veterans y que ar-
chiva todos los expedientes que se tramitan por el
conduct legal. De manera que hay una part que se
atribuye a la administraci6n de justicia, la que con-
cede pensions; otra parte procedente a la recauda-
ci6n, que se hace por Tesoreria; y la Secretaria de
'Hacienda por otra part que supervise estas funcio-
nes y que tiene a su cargo la secci6n correspondiente.
Ahora esta ley tiende a que esa secei6n general de
Hacienda se establezca. A S. S. se le ocurre que esto
es trascendental, y si se fija como viene estudiada ve-
rA que se encarga de aplicar las reglas que da esta
ley, que son de carActer aritmetico, porque se esta-
blece un impuesto de un tanto por ciento de una can-
tidad fija. Seguramente que el senior Urquiaga no se
ha fijado en un extreme, en el referente al que 61 se
imagine que eso queda a la arbitrariedad de esta sec-
ci6n de ]a Secretaria de Hacienda, y no es cierto. La
ley establece un precepto a virtud del cual cualquier
interesado a quien se haya practicado un reajuste o
que no estuviere de acuerdo con la interpretaci6n de
la ley respect a la manera en que se le haya aplica-
do, puede recurrir contra la decision de la Secreta-
ria de Hacienda, que es la que dicta todas las resolu-
ciones y concede los recursos que se ventilan en las
Audiencias respectivas.
Como vera el senior Urquiaga, los interesados tie-
nen la mayor garantia en lo que se refiere a que no
serAn privados de los derechos que la ley les concede.
Creo haber complacido con estas manifestaciones al
senior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Para hacer una suge-
rencia al senior Villal6n, buscando siempre la manera
de democratizar nuestros organisms. Me parece im-
procedente que ahora nosotros en estos mementos de
penuria grande para los retirados que estAn deven-


- gando solamente el cincuenta por ciento de su retire
e quisiramos estudiar el lado que se refiere a la alta
Political que envuelve esta ley. Pudiera prestarse ello
Sa tergiversaciones, mdxime cuando tengo entendido
- que la ley que venia del Senado y cuyos articulos no
, hemos ido comparaido, se establecia algo, segCin re-
Scuerdo de una manera vaga, pero creo que pudiera
parecerse a la organizaci6n de esta Caja. Alli se esta-
Sblecian emolumentos no muy cuantiosos, pero suficien-
tes al fin para constituir una carga mas sobre los hom-
I bres ya cargados de por si, de esta Caja de Jubilacio-
nes, pero parece just y oportuno que si se ha aeepta-
Sdo ya sobre todo por el senior Villal6n, porque de lo
contrario no insistiria, que se declarara que la aso-
ciaci6n de empleados que existed oficialmente y la de
jubilados constituida tambien de acuerdo con las le-
yes nuestras tuvieran el derecho de designer honori-
ficamente y desde luego, tambien, en forma gratuita,
un representante que asesorara con voz por lo menos
al Jefe de la Secci6n correspondiente, en la seguridad
de que con esa media no se habria de entorpecer sino
facilitar el buen funcionamiento de la tramitaci6n de
los expedientes que se llevaran y pudiera constituir
el inicio de la creaci6n de la Caja por separado, por-
que result incomprensible que aqui no se haya segui-
do el criteria general y uinico que ha seguido el Con-
greso en todas las dem s cajas y por eso como una
transacci6n podiamos darle participaci6n a los em-
pleados jubilados que desean conocer la ascendencia y
el montante de las cantidades que se depositen, de los
ingresos y como se realizan 6stos, porque todo el mun-
do quiere intervenir en lo suyo y propongo una for-
ma que no habria de traer aparejado riesgo de crisis
alguna y que seria una soluci6n entire el criteria man-
tenido por el Congreso y aquel que vamos a sentar
definitivamente.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Haciendo buena una ma-
nifestaci6n del distinguido compafiero, para rogarle
que no insist en su proposici6n, aparte de que yo,
como cuesti6n de principios en general tengo muy mal
concept, sobre todo entire nosotros de todo orga-
nismo...
SR. URQUIAGA (CARMELO): i Ay de la Cdmara en-
tonces!
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Porque como le he oido.
decir al senior Rivero, los cubanos somos muy eficien-
tes personalmente, muy capaces en realizar cualquier
empefio en la vida. Cualquier abogado en la Camara
de Representantes se sentiria capacitado para re-
dactar un C6digo Civil, pero cuando nos reuni-
mos para hacer un C6digo Civil todos queremos des-
cansar en los demas y deseamos que sea otro el que
realice el empefio, sea por modestia, por apatia o
cualquiera otra causa, es lo cierto que en cuanto mu-
chas personas intervienen en un asunto cualquiera,
se debilita el tratamiento del asunto y nadie se siente
obligado a realizar un empefio eficaz y como quiera
que el temor que le asalta a mi querido compafiero
realmente no es fundado, porque las resoluciones que
se dicten por esa Secci6n que nunca serAn personales,
porque tendr~n la supervision del propio Secretario
de Hacienda, debo manifestarle a mi distinguido
compafiero que todos los empleados en cualquier mo-
mento pue.den intervenir en la tramitaci6n de los ex.
pedientes que se establece en esta ley. De modo que






16 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE BEPRESENTANTES


cuando se equivoca sobre todo ese organismo de la
Secretaria de Hacienda concediendo indebidamente
una pension o resolviendo un particular perjudicial
al fondo de pensions cualquier empleado o prictica-
mente aquellos que representan un organismo de los
empleados pfiblicos o de los funcionarios que tiene'n
el derecho de intervenir, pues los tribunales tendrin
que darles traslado antes de resolver para oir su pa-
recer, interpondrA'n el oportuno recurso. No me pa-
rece convenient haber establecido este organismo
constituido por represenlaci6n, porque harA mds len-
ta su actuaci6n. Por todas estas consideraciones yo
solicit de mi querido compafiero seiior Urquiaga, que
desista de su pretension.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
iiores Representantes: No puedo darme por conven-
cido por las razones que expone mi distinguido com-
pafiero, pero si puede convencerme el ruego que me
hace en honor del afecto y del carifio. Asi pues, no
voy a insistir en lo que habia solicitado, porque en-
tiendo que esta es una ley de carActer econ6mico, mas
que social y political, pero no puedo dejar sin una
aclaraci6n algunos concepts vertidos por 61, a mi
juicio, si no es exacto, del todo, es algo exagerado.
Estimo que la forma ideal de gobierno, en eualquier
clase que sea es aquella en la cual los Poderes se en-
cuentran justamente equilibrados, en relaci6n, unos
con los otros, sin que prevalezca un criterio personal
en forma alguna, como ocurria en aquellos tiempos
antiguos, y aun por desgracia en los m6dernos, a los
cuales se les ha llamado gobiernos de tirania, de selec-
ci6n o de aristocraticismo.
No niego, mi querido compaliero, que existe el de-
fecto grave que sefiala a las juntas deliberantes, el
que ha dado lugar en algunos lugares de Espafia que
re' prescindiera del Parlamento, de la representaci6n
tipica del pueblo, entendiendo que aqu6llo no servia
para nada, sino para embrollar todos los asuntos que
debieran eneoritrarse bajo el control del gobierno en
una sola mane. Entiendo que cuando hay buena vo-
luntad y tambi6n se encuentran los hombres anima-
dos de nobles impulses deben saber todos ellos unidos
mnis que uno solo de ellos mismos.
La propia Camara de Representantes, en estos dl-
timos dias ha dado pruebas fehacientes, de lo cual po-
demos sentirnos orgullosos, de lo que un cuerpo pue-
de hacer cuando se siente animado por nobles entu-
siasmos, pues hemos estado dia tras dia, luchando
hasta las nueve de la noche en eyes que no reporta-
ban beneficio material de clase alguna, sine que lo
haciamos por obtener la satisfacci6n del deber cumpli-
do. Hemos visto como se han ido obviando todas las
dificultades y hemos llegado a la bella conclusion que
todos hemos conocido.
Hecha esta salvedad, esta defense que me parece
oportuna, porque parece tambi6n que en el mundo
entero surge una reacci6n contra el gobierno mfiltiple,
y la prueba de ello la tenemos en Rusia, que si en el
orden econ6mico ha cometido grande errors, en el
orden politico se encuentra perfectamente constitui-
do, con un sistema de gobierno que es admirable teo-
ricamente, ya que va de lo grande a lo pequefio, de
una manera reguladora y arm6nica nosotros debi6ra-
mos en defense de nuestras propias instituciones no


aceptar el principio este que debiera lamarse de Go-
bierno colectivo; pero en atenci6n al ruego de mi dis-
tinguido compaiiero y a que no es esta la oportunidad
mis convenient para resolver este asunto ya que te-
nemos tanto tiempo por delante en la pr6xima legis-
latura, la retire.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Se va a dar lec-
tura a fina enmienda adicional del senior Gil.
(El official de actas lee).

Enmienda Adicional.

Se considerara a los efcrtos de esta ley come en
activo al empleado o funcionario que despu6s de diez
arios de servicio cesare en su cargo, si continfia ingre-
sando el tanto per ciento mensual de su mayor ha-
her. Los beneficios de este precepto no alcanza a los
empleados que hayan sido separados por causa impu-
table.
(f.) Heliodoro Git'.

SR. GIL (HELTODORO) : Pido la palabra para expli-
carla.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLXN) : Tiene la palabra
su sefioria.
SR. GIL (HELIODORO) : Mi explicaci6n es muy senci-
Ila. Conozco dos cases, seguramente hay muchos mis,
de individuos que llevan mis de diez aiios de servicios,
algunos veintid6s aiios de servicios, que tienen cin-
cuenta y cinco alios cumplidos y que hace cuatro o
cineo aieos que tienen pendientes de resoluci6n de la
Comisi6n del Servicio Civil, su reclamaci6n, que no ha
side resuelta. Si estos individuos no mueren an-
tes de que se resuelva su expediente y continuaran
ingresando el tanto per ciento que correspond a su
haber ipor que no han.de acogerse a los beneficios
de ]a Ley de Retire Civil sin necesidad de reelamar
mis?

SR. VILLAL6N (MANUEL) : Yo tengo entendido que
se ha aprobado un precepto contentivo de ese a que
S. S. se refiere.
.SR. GIL (HELIODORO) : Un individuo que lleva
diecinueve alios de servicios, cesa per ministerio de
la ley, cuil es la situaei6n de ese individuo, si des-
pu6s no obtiene un nueyo cargo?
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): El senior Gil, co-
mo siempre, estd perfectamente inspirado. La situa-
ci6n que adquiere ese empleado a que-su seiioria se
refiere es la de excedente y pudieramos solucionar el
problema de esta manera.
El senior Gil sabe que esta es una ley que debemos
propiciar para que se traduzca en la realidad, esto
contando con la 'buena voluntad y el deseo de los se-
fiores Representantes que estamos laborando en horas
extraordinarias, para la adopci6n de leyes de jubi-
laciones. Pudiera adaptarse la enmienda del senior
Gil a las leyes que se han votado per la CAmara so-
bre el Retire Ferroviario y el Retire Maritimo.
SR. GIL (HELIODORO) : Ese es otro cuerpo legal. De-
biera estar en esta ley para que se pudiera aplicar.
Si yo llevo diez y echo afios de servicios, debo con-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRBIEENTANTES 17


tinuar ingresando hasta que tenga los cincuenta y
cinco afios de edad y entonces debo percibir la pen-
si6n a que tengo derecho, porque se pudiera supri-
mir la plaza por economic en los presupuestos o que
por m6viles politicos se me separara del cargo y re-
clamaria infitilmente ante la Comisi6n del Servicio
Civil que no da orden de prelaci6n a las reclamacio-
nes, que guard la reclamaci6n y la deja ahi dur-
miendo sin que se resuelva en definitive nada, y yo
tengo legitimo derecho a seguir consignando mis can-
tidades, porque si durante la tramitaci6n yo fallezco,
se estima que estoy en active servicio y se le aplicarA
los beneficios de la ley a mi .esposa.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Eso estd previsto en la
ley. La ley prev6 el easo. Yo tengo entendido que la
enmienda de S. S. no expresa realmente la idea con
la extension que lacaba de exponerle el senior Gil.
La enmienda del senior Gil no dice a que classes de
empleados, y esta ley parte de la base de que se tra-
ta, por ejemplo, de empleados comprendidos en la
Ley del Servicio Civil que tienen derecho a permane-
cer en sus cargos y que cuando son declarados ce-
santes reeurren de la resoluci6n para obtener su re-
posici6n. Estos empleados estdn amparados por esta
ley que les reconoce el tiempo de servicio, siempre,
que abo4en el tres por ciento que les corresponde;
pero -S. S. no hace distinci6n y me asalta esta du-
da: un empleado ha sido deolarado cesante con mo-
tivo, o con raz6n; no recurre a la Comisi6n del Ser-
vicio Civil, y, sin embargo, por la enmienda de S. S.
se halla comprendido en la Ley de Jubilaciones, siem-
pre que abone el tres por ciento, y esto me parece
un poco exagerado.
Sin embargo, es un problema muy interesante el
que ha planteado el senior Gil y desde luego, puede
ser estudiado, aunque detenidamente; pero me pare-
ce que si S. S. agregara a su enmienda: "Cuando
se trate de empleados que no cesara en servicio por
faltas co'metidas, sino por supresi6n expresa o por no
estar amparado en la Ley del Servicio Civil."

SR. GIL (HELIODORO) : No, porque yo digo lo si-
guiente: si no esth amparado en la Ley del Servicio
Civil, porque ha sido temporero y hay quien ha lle-
vado de temporero muchos afios y .puede citarse el
caso del pabell6n del "Sanatorio del Centro de De-
pendientes" que tiene un letrero que dice: "Pabe-
116n.,Provisional" y esta ahi con ese nombre hace
mauchisimos afios.

:,.SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Aqui hay un pa-
rrafo que pudiera facilitar la soluci6n que interest el
senior Gil, dice: "Los funcionarios y empleados que
hayan pi-estado... (Continia leyemdo). Esos son los
que han cumplido los veinte afios, pero yo quiero que
les alcance los beneficios de esta ley.
:Creo que no hay nada de injusto ni de inmoral en
el hecho de que un individuo que ha estado contri-
'buyendo durante diez afios a la Caja, se le diga: se
suprime tu plaza, quedas cesante, porque cuando hay
que inventar una causa, se inventa, y tenemos que
legislar para Ja realidad. Pues ese individuo que ce-
sa, continfa contribuyendo con su tanto por ciento:
si muere al afio se le aplicard la escala en relaci6h
con el tiempo con que haya contribuido, pero con su


dinero no debe quedarse nadie, es inmoral que so
quede nadie con 61.
SR. URQUIAGA (CARMELO): S. S. se refiere al caso
de muerte concretamente.
SR. GIL (HELIODORO) : No precisamente, me refie-
ro a los casos en que ese individuo continfia contri-
buyendo. Si ese in'dividuo esti contribuyendo veinte
afios, cuando tenga veinte y cinco i por qu6 no ha de
acogerse a.los benefices de la ley, si ha continuado
contribuyendo? Pongamos el caso de un cargo elec-
tive. Un individuo que ha desempefiado un cargo
elective durante veinte y cinco afios, y cuando le fal-
te un aino...
SR. DE LA TORRE (CARLOS): Ese caso estA previsto
por una enmienda mia.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : ~S. S. no acepta la en-
mienda que yo establezco a la suya?
Sn. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para preguntar-
le al senior Gil ya que o1 ha tenido una buena inicia-
tiva, si no seria convenient que nos concediera al-
gin tiempo para ver si es possible conciliar su pro-
p6sito.
SR. GIL (HELIODORO): Yo soy partidario de que
tanto mis iniciativas como la de cualquier otro se es-
tudien. Y por lo tanto consiento en que se place su
discusi6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): S Esti conforme
la CAmara en el aplazamiento de este asunto?
Los que esten de acuerdo se servirAn ponerse de
pie.
(La mayoria de los se'iores Representantes se po-
no de pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo sexto.
(El official de actas lee).
ARTICULO VI.-Si no existieren parientes de
los mencionados en el articulo anterior, la pension
quedarA extinguida. Tambien se extinguir6 la pen-
si6n del que la disfrute por jubilaci6n forzosa si en
cualquier tiempo se comprobase que el favorecido
con ella estk desempefiando cualquier cargo de los
comprendidos en esta ley, de earecter retribuido, o
ejerciendo las funciones propias de la profesi6n u
oficio cuya inutilidad para el mismo hubiese sido
causa de la jubilaci6n; quedando en ese caso en si-
tuaci6n de exeedente. Asimismo, se extinguira la
pension cuando se acredite que el heredero del fun-
cionario, empleado o jubilado posee una fortune au-
ya rcnta liquid exceda de tres mil pesos anuales o
desempefie cargo' pfblico retribuido del Estado, la
Provincia o el Municipio.
Las jubilaciones y pensions que por esta ley se
conceden o se hayan concedido son de character per-
sonal, sin que se puedan traspasar, gravar o compro-
meter en ningfin caso y no podrAn ser objeto de em-
bargo de ninguna clase.
En el caso de p6rdida tal como se previene en el
articulo 30 del C6digo Penal, sin perjuicio de la ali-






18 DIARIO DE SESIONES DE LA. CAMARA DE REPRESENTANTES


menticia a que el mismo se refiere y que se conside-
rard la tercera parte de la pension, el resto de la
misma pasarA a los familiares del condenado, que se-
gfin esta ley tengan dereeho. Los derechos a la pen-
si6n de una funcionaria o empleada, no se transmiti-
rAn a su viudo.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo desearia que
me explicaran lo que quiere decir esto que aparece
en el dietamen: "Asi mismo se extinguir la pension
cuando se acredite"... b Eso que quiere decir, que si
una persona se jubila y se prueba...
SR. VILLAL6N (MANUEL) : No, el jubilado no es el
pensionado.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Es el funcionario
o empleado que ha conquistadb ese derecho.
SR. GIL (HELIODORO) : Lo que esta mal usado es el
precepto herederos, debe decirse causaihabientes.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo no entiendo el
precepto en la forma en que esta redactado.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Que los pensionados
aunque tengan ellos una entrada particular que ex-
ceda de la cantidad que establece la ley, porque ]a
jubilaci6n se tramita a la viuda y a los hijos, cuando
todas estas personas tengan una renta annual de mAs
de tres mil pesos, no tienen este derecho a la pension.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo creo que hay un
error de redacci6n. Aqui dice: "asi mismo se extin-
guira la pension cuando se acredite que el heredero
del funcionario, empleado o jubilado, etc." (Sigue
leyendo).
I De modo que yo tengo una pension y vivo de ella
y se acredita que mi heredero tiene tres mil pesos de
entrada, por ese heoho le van a quitar la pension ?
SR. VILLAL6N (MANUEL): Conviene la aclaraci6n
que hace S. S. Se puede llamar jubilaci6n a la que
reciben directamente y pension a la que se tramite a
los herederos.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Que se haga la
ac'araci6n en el sentido de que la pension es para el
bhredero.
SR.- ARIZA (GABRIEL) : Yo deseo preguntarle a los
que redactaron la ley, que si una pension pasa a los
causabientes que tienen dinero y si ellos pierden ese
dinero no se le da derecho a esa persona para recon-
quistar ese derecho por la ley.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUaS INCLAN) : Tiene la palabra
el sefior Urquiaga.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para dos extremes dis-
tintos que son de estricta justicia, uno de orden le-
gal y otro de orden practice. El de'orden prActico es
el siguiente: tropezariamos en la realidad del ejer-
cicio de esta ley con que tal vez muchas personas que
screen que pudiera, estar cercano su fin, decidieran
que la pension no es un auxilio generoso y de orden
social que sabiamente ha previsto el Congreso para
sus dias de penuria, y buscando la m'anera de burlar
el espiritu de la ley se crearan falsos herederos que
sean continuadores de ellos en el disfrute de la pen-


si6n. Asi vemos, pues, que es raro el caso de un fun-
cionario jubilado que fallezca soltero, aunque este
hubiera sido su estado habitual durante toda su vida.
El retirado contrae nupcias con una mujer a la que
desea favorecer y adoptar y reconocer como hijos na-
turales a cualquier otra- persona, o cualquier menor
para favorecer la familiar a la cual pertenece y que
pueda gozar de ese derecho. Eso no es sino un subter-
fugio que debe ser reprobado por el menos, en el or-
den te6rico y respect del cual debieran conced6rsele
facultades a los Tribunales para que pudieran decla-
rar extinguida cualquier pension cuando se justifi-
cara de manera racional que lo que se ha intentado
ha sido solamente el defraudar la alta finalidad que
se persigue, buscando la manera de que so beneficie
a!guien con una cantidad que no tiene derecho a per-
cibir.
Yo le rogaria al senior Villal6n que ha estudiado
esta ley detenidam'ente que manifieste si es cierto o
no lo que yo sefialo en la vida corriente. El me afir-
ma que si y creo, por tanto, que nosotros debemos dar
esta facultad a los tribunales...
Sn. VILLAL6N (MANUEL): iMe permit S. S. una
interrupci6n, con la venia de la presidencia?

.SR. URQUIAGA (CARMELO) : Con much gusto.
SR. VILLAL6N (MIANUEL): En realidad, este caso
se ha presentado con much frecuencia y no se es-
cap6 a mi observaci6n cuando me propuse redactar
esta ponencia. En diferentes cambios de impresiones
tenidos con distinguidos compalieros y personas in-
teresadas en esta ley, me ocup6 cuidadosamente de
este problema, que no deja de ser muy arduo, por-
que si bien es cierto que nos exponemos a la prectica
viciosa que ya aqui sefialaban mis compafieros, tam-
hi6n es de tener en consideraci6n el argument que
me expusieron muchas de esas personas, relaciona-
das con este problema, al decir, que era frecuente
tambi6n el que hubiera muchos funcionarios o em-
pleados que habian tenido familiar ilegitima y no po-
dian acreditarla en un moment dado, y ya que esta
ley daba un paso de advance, reconociendo iguales de-
rechos a los hijos naturales que a los legitimos y en
vista, me decian ellos de que esta ley era un poco
amplia, y teniendo en cuenta que la mayor part de
los empleados siempre legitiman su familiar cuando
se encontraban pr6ximos a la muerte, cuando 6sta no
lo es. Me detuve vacilante entire estas dos tendencies:
entire la prActica viciosa y la otra de carActer moral
y sentimental, y al fin me incline por el sostenimien-
to de este precepto. Pero.si S. S. le introduce alguna
enmienda que puedan de alguna manera ser benefi-
ciosa yo la veria con much gusto. aceptAndola des-
de luego.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Veo pues, que desgra-
ciadamente habia confrontado esa situaci6n de ma-
nera plena, no s6lo el senior Villal6n, sino aquellos
con los cuales 61 se habia asociado, conocedores a fon-
"do de este problema. Se me ocurre ante la imposibi-
lidad de dictar una media absolute, dejar consig-
nado por lo menos, la facultad al organismo corres-
pondiente, de declarar ilicito, el reconocimiento de
eso que puede estimarse que obedece s6lo el deseo de
trasmitir un derecho a alguien que no estaba capaci-
tado para ello de acuerdo con la ley.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPREISSENTANTES


El segundo punto es el siguiente, y es de importan-
cia capital. Se establece una enmienda, con muy
buen juicio, y parece que nadie ha de mostrarse con-
tra-io a ella, para que no se *otorgue pension a quie-
nes '.ii' _!an bienes dt, fortune con una renta liquid
de tres mil pesos anuales. Parece muy just, porque
indudablemente la pension es algo que proviene de
iina instituci6n social de amparo general para el ne-
cesitado que no dispone de medios de fortune y
desde luego que la enmienda habri de favorecerle-
4 aqui contest anticipadamente a los sefiores Rodri-
guez Ramirez y Ariza que esto no es de manera per-
manente sino temporal,-porque pudiera ser que
aquel que ha perdido su derecho por esa situaci6n
privilegiada de poseer bienes de fortvuna, los perdie-
ra, y entonces tuviera que readquirir el derecho p6r-
dido.

Pero yo no me explico por que ese criteria ecl6c-
tico racional y justo no se aplica a los propios lie-
resados no a] heredero, sino al mismo que recibe
la pension. IPor qu6 habremos de dar una pension a
un individuo que disfruta de doscientos cincuenta o
trescientos pesos mensuales, que es lo que por doza-
vas parties correspond a la renta de tres mil pesos?
Me parece que debiera concederse el retire como un
auxilio al necesitado, nunca como un emolumento mis
al que dispone de bienes de fortune.
Por eso yo propondria dos enmiendas: la primera
referente a dar esa facultad, que sera muy dificil
de ejercitar, porque quien puede ir al interior del
pensamiento de cada cual para conocer si el recono-
cimiento que se hace de un menor es para trasmitirle
sus dereehos aunque no sea su hijo o si el matrimo-
nio que se realize es o no falso, hecho solamente con
la idea de trasmitir un dereeho.

Por eso es que hago dos objeciones, la primera en
aI forma que acabo de expresar y. la segunda no ha-
ciendo extensive la pension. a los que tuvieran una
renta de mis de tres mil pesos anuales.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Para una aclaraci6n,
contestando al senior Zaydin, dici6ndole que yo estoy
dispuesto a cooperar con todos los compafieros en to-
do lo' que tienda a asegurar el 6xito de esta ley. De
manera que no tengo que pronunciarme en favor,
porque de antemano ya me he pronunciado en favor
de cuanto se haga en ese sentido.
En cuanto a este particular deseo hacer constar
que en mi primitive ponencia, que hice precisamente
atendiendo a observaciones de mi distinguido compa-
fiero el senior Riveio, se consignaba este principio
que he mantenido en esta tesis consignando el pre-
cepto tal como lo quiere nuestro distinguido compa-
fiero el senior Urquiaga, pero despu6s en una reu-
ni6n extraordinaria de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos algunos de sus miembros me hicieron distintas
consideraciones alegando que no debia privarse de
este derecho al jubilado aquel que habia venido a
travys de los afios contribuyendo al fondo de jubila-
ciones. Pero los arguments de mi querido compaine-
ro el senior Urquiaga, me hacen volver a la tesis pri-
mera, me han convencido, y sobre todo, estan de
acuerdo con mi prop6sito de introducirle cuantas
modificaciones tiendan a asegurar el 6xito econ6mi-
co de la ley.


SR. RAMiREZ DE LEON (ELDAio) :- Cuando yo pedi
que se aclarara el significado de ese precepto, era
porque yo, como el senior Castellanos, entendia que
ia prohibici6n era cuando los herederos del funcio-
nario tenian bienes de fortune que pasaran de tres
mil pesos al afio, y que era motivo para. privarle del
derecho a la pension. Pero yo propongo esta forma:
el heredero de un empleado-y digo empleado y no
funcionario, porque no es Io mismo; funcionario es el
que tiene cierta categoria en el teenicismo adminis-
trativo-el heredero de un empleado perdera el de-
recho a la pension que le correspondiere. (Cowtinza
leyendo).
Ahora bien: Yo me manifesto opuesto a la tenden-
cia del senior Urquiaga por una raz6n muy sencilla,
la de que no debe revolverse en contra del' empleado
la circunstancia de que por su habilidad, por su tra-
bajo, por sus sacrificios o por la suerte llegue a reu-
nir una renta de dos mil pesos anuales, cuando ese
senior ha estado contribuyendo con asiduidad y cons-
tancia al fondo de jubilaciones. Por consiguiente si
se le va a privar de los beneficios de la ley, tampoco
debe obligarsele a contribuir, en esto no hay equidad,
porque se hace a esa persona de peor condici6n que
los dem6s empleados, cuando precisamente por su la-
boriosidad o por su talent ha podido llegar a reunir
csa renta. Por tanto, si la idea era privar al herede-
ro del disfrute de la pension, cuando 61 tenga renta
liquid superior a tres mil pesos, me parece que el.
precepto quedaria mejor redactado como lo propon-
go yo.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Para presentar la si-
guiente enmienda que queda redactada en esta for-
ma: "Enmienda adicional al articulo sexto."
Los Tribunales podran si es possible llegar a la cer-
tidumbre de ello, y les constara sean falsos los hechos
alegados para obtener la jubilaci6n podran dene-
garla."
Es decir que es desde luego muy dificil que pudie-
ra obtenerse esa prueba, pero por lo menos el princi-
pio quedaba sentado y era un temor para aquel que
pretendiera burlarla.
La segunda enmienda-porque son dos, ya que tal
vez alguna de-ellas pudiera tener el asentimiento ge-
neral y no la otra, pues que mi distinguido compaie-
ro el senior Eladio Ramirez se muestra contrario a la
idea, dice asi: "Se'harh extensive la prohibiei6n de
percibir pensions al propio interesado, si acredita
pereibir una renta liquid superior a $3.000.00 anua-
les, salvo cesara esa situaei6n, una vez haya readqui-
rido sus dereehos."
Por eso le pediria a la presidencia que pusiera a
discusi6n por separado las dos enmiendas, y en primer
t6rmino la primera.
SR. VILLAL6N (MANUEL) : Para rogar al senior Ur-
quiaga que concrete el precepto, al punto que sefia-
16 al principio, porque la misma generalidad con
que el precepto esti redactado, conociendo como co-
nozco la manera de proceder de los tribunales, ellos
seguramente se atendrdn a la prueba.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Se puede poner para
obtener la jubilaci6n por los herederos, dici6ndose en
esta forma: "los tribunales deberan si es possible .


--






20 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
L- J .,, ,


SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO) : Yo no veo la re-
laci6n que tenga la enmienda con este precepto.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Pues tiene gran rela-
ci6n porque el'precepto dice: "Si no existiesen pa-
rientes de los mencionados, etc." Pues bien trata de
una forma de extinci6n. Asi es que tiene relaci6n con
la part primera del pArrafo primero.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN)-: Sefior Urquiaga:
La enmienda de S. S. establece la obligaci6n abs-
tracta de los tribunales de declarar...
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : Los tribunales
declaran extinguida la pension.
'SR. URQUIAGA (CARMELO): Si asi no fuera, de to-
dos modos habria atinencia mas o menos lejanas. Si
la idea es buena o mala, debe discutirse en este mo-
mento.
SR. RAMiREZ DE LE6N (ELADIO): Cuando se esta
tramitando una pension, los tribunales no pueden de-
clararla extinguida.
.SR. URQUIAGA (CARMELO): La enmienda no he
querido concretarla demasiado, porque no es possible.
Me he dado cuenta con facilidad de que puede Ilegar
a producirse en la prhetica lo que aqui se preve,
aunque no fuera nada mAs que un solo caso, para mi
tiene gran trascendencia sentar un principio bello.
porque se vera el buen prop6sito que existe de impe-
dir esas mixtificaciones bochornosas de muchos jubi-
lados. Se ha llegado al extreme incalificable de un
individuo ya viejo, que por determinada cantidad
hia reconocido a un nifio.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se pone a vota-
ci6n la primera parte de la enmienda del senior Ur-
quiaga.
Los que esten de acuerdo se servirdn ponerse de
pie.
(La mayoria de los selares Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Yo deseo agregar
como enmienda 'adicional a la del senior Urquiaga
que el Poder Ejecutivo en el reglamento que dictarA
al efecto desenvolvera este principio.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): No tengo inconvenien-
te para ello.
*SR. GIL (HELIODOR) : La Constitu'i6n dice que el
Ejecutivo hari el Reglamento cuando no 10 hubiere
hecho el Legislativo. Si ahora se ve que esto esti in-
completo creo que debe estudiarse detenidamente
antes de dar un voto mas de confianza.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Yo haeia la pro-
posici6n simplifieindola de esa manera, porque fal-
tan s61o diez minutes para que se termine la sesi6n.
SR. GIL (HELIODORO) : En ese easo podriamos de-
jarlo para mafiana.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Para mafiana me
es impossible concurrir.
SR. VILLAL6N (MANUEL): Yo creo que el pensa-
miento queldaria mks complete si no estoy equivocado
puesto que su prop6sito se conereta a dos cosas: Que
un empleado cuando va a morir se case y quede una


viuda o reconozca a algfin hijo. Cuando esos hechos
se realicen para defraudar el fondo de jubilaciones
y pensions, es cuando la Audiencia puede denegar
la pension. Es dificil de probar, pero oeurren casos
y puede darse alguno en que se demuestre.
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO) : El precepto 'se
aprob6 como esta redactado o como yo lo modifiqu?6
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): L Cul es su mo-
dificaci6n?
SR. RAMIREZ DE LE6N (ELADIO): La he presentado
a la mesa.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLUN) : Se va a dar lec-
tura con la modificaci6n del senior Eladio Ramirez.
(El official de actas lee).
El heredero de un empleado perderh el derecho a
la pension que le correspondiere, si se acredita que
posee una fortune cuya renta liquid excede de tres
mil pesos anuales o desempeie cargo piblico retri-
.buido del Estado, la Provincia o el Munieipio.
(f.) Ramirez de Le6n.

SR. ARIZA (GABRIEL): Para pedir que a la enmien-
da que se ha leido se le agregue lo siguiente: Que
quede el, derecho expectante a los herederos o causa-
bientes.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Le suplico a su
sefioria que formule su enmienda por escrito.
(El seiior Ariza entrega la enmienda a la presi-
denwia).
(El official de actas lee).
Pero si cesare esta causa y previa justifieaci6n de
las mismas, recobrarh el derecho a percibir la pen-
si6n que de acuerdo con esta ley, le correspondiere.
(f.) G. Ariza.
SR. PRESIDENT (GuAS INCIAN) : Se pone a dis-
cusi6n la enmienda del senior Ramirez de Le6n con
la introducci6n del senior Ariza.
(.il: n. /;o).
A votaci6n.
Aprobada.
'Se va a dar lecture a la segunda parte de la en-
mienda adicional del senior Urquiaga.
(El official de actas lee).
Y se hard extensive la prohibici6n de percibir pen-
si6n al propio interesado, si se acredita percibir una
renta liquid superior a $3.000.00 anuales, salvo
cesara esa situaci6n, 'una vez haya readquirido sus
derechos.
(f.) Carmelo Urquiaga.
Sn. PRESIDENT (Guis INCLAN) : Se pone a dis-
eusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobada.
Agotada la hora reglamentaria se levanta la sesi6n.
(Eran las siete p. m.)




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs