Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01243
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01243
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA-


DE LA


SESSIONS


CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL:

QU INTA LEGISLATURE

VOL. LI LA HABANA, 18 de Abril de 1929. NUM. 6


Sesi6n ordinaria de 16 de Abril de 1929.

President: Sr. Rafael Guis Inclan
Secretarios: Sres. Manuel Capestany Abreu y Jose Alberny Yance

SUMARI O
A las 3 p. m. comienza la sesi6n.-A ruego del senior Mora, se acuerda tratar inmediatamente una
proposition de ley concediendo pension de 720 pesos anuales a la sefiorita Maria Teresa Mestre y
Fernandez de Castro.-Sin debate es aprobada la totalidad y luego el articulado de la anterior
proposition, y enviada al Senado.-El senior Cruz Ugarte propone, y asi se acuerda, continuar el
debate sobre una proposici6n de ley del misio, autorizando a los Veteranos de las guerras de
Independencia. el disfrute simultaneo de pension como tales y de sueldo por destinos del Estado.
El senior Santa Cruz Pacheco retire una enmienda al articulo primero; y el senior Gonzlez Beau-
ville present otra.-En contra de esta ltima enmienda usa de la palabra el senior Cruz Ugarte,
quien es interruunpido por los sefiores Gil, Santa Cruz y Gonzalez Beauville.-Surge un debate po-
litico, en el que intervienen los sejiores Gonzalez Beauville, Cruz Ugarte, Alberni, Carlos Guis,
Urquiaga, Garcia Montes, Aguiar, Santa Cruz, Gil, Bravo Acosta y Matias Rubio.-Entre 6ste
y Gonzalez Beauville se suscita un incident, que es solucionado satisfactoriamente, despues de
un pase de lista.-A ruego de la presidencia, los senores Rubio y Gonzalez Beauville explican
a la Camara sus frases respectivas, y se estrechan las manos.-Continua el senior Gonzalez Beau-
ville en el uso de la palabra, y es objeto de interrupciones por parte de los sefiores Carlos Guts,
Aguiar, Cruz Ugarte y Castellanos.-A la hora reglamentaria, (5 p. m.) la presidencia levanta
la session.
SR. PRESIDENTE (GUAS INCLAN) : Se abre h Los que esten de acuerdo se serviran ponerse de
isesi6n. pie.


(Eran las 3 P. M.)
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Adas la lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): LSe aprueba .el
acta?


(La maiyoria de lo senores Representantes se po-
,we de pie).
Aprobada.
Se va a dar lectura a otra acta.
(El Oficial de Actas la lee).


`&





2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se aprueba el
acta
Los que esten de acuerdo se servirAn ponerse de
pie.
(La mayoria de los senores Represe(tanates se po-
ne de pie.).
Aprobada.
Se va a dar lectura a las comunicaciones recibidas
del Senado.
(El Oficial de Actas leyendo).

Habana, lo. de Abril de 1929.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
ha cumplido lo dispuesto en el parrafo primero del
articulo cincuenta y site de la Constituci6n, dan-
do por inaugurada la quinta legislature del decimo
period congressional.
Lo que tengo el honor de comunicarle.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Al-
fonso Duque de, Heredia, Secretario.-M. Martine-z
Moles, Secretario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): 'Se da la CA-
nara por enterada?
(Seoales afirmativas).
Enterada.
(El Oficial de Actas leyendo).
Habana, 8 de Abril de 1929.
Sr. President de la CAmara de Representantes.,

Senior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la feeha,
aprob6 el proyecto de ley de ese Cuerpo, referente a
riodificar el apartado "C" del articulo noventa y
seis de la Ley OrgAnica del Poder Judicial; habien-
dose remitido al Ejecutivo Nacional a los efectos
constitucionales.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Car-
los Gonzalez, Secretario.-M. Martinez Moles, Se-
cretario.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Se da la CA-
mara por enterada?
(Seoales afirmativas).
Enterada.
(El Oficial de Actas leyendo).


a modificar el apartado "B" del articulo ciento cin-
cuenta y uno de la Ley Organica del Poder Judi-
cial; habiendose remitido al Ejecutivo Nacional a
los efectos constitucionales.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Car-
los Gonzalez, Cecretario.-M. Martinez Moles, Se-
cretario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Se da la Ca-
mara por enterada?
(Seiiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a las proposiciones de ley.
(El Oficial de Aictas leyendo).

A A CAMiARA:

Los Representantes que suseriben, teniendo en
cuenta que la sefiorita Maria Teresa Mestre y Fer-
nandez de Castro, hermana del que fue Capitan del
Ejercito Libertador, Narciso Mestre y Fernindez de
Castro, muerto en campana y que combati6 a las
6rdenes del. Mayor General .Serafin Sanchez, y que
prest6 servicios como soldado, desde su ingreso en
Ja revoluci6n en Septiembre de 1895, hasta el pri-
mero de Diciembre del mismo afio, en que fue as-
cendido a sargento; en cuyo cargo permaneci6 has-
ta el 30 de Junio de 1896 en que fue ascendido a al-
ferez; que en 31 de Agosto de 1897, fue ascendido a
primer teniente y que en Noviembre de 1898 fue
ascendido a capitan, grado que ostentaba cuando
muri6 en el combat de Moralitos, se encuentra sin
familiares, en estado de solteria, y con mas de cin-
cuenta afios, y que no cobro6 nmcai la paga de los
haberes que correospondian a su citado hernunz-o, tie-
nen el honor de someter a la aprobaci6n de ese Cuer-
po Colegislador la siguiente:

PROPOSITION DE LEY

ARTICULO I.-Se concede a la sefiorita Maria
Teresa Mestre y Fernandez de Castro, hermana le-
gitima del Capitan del Ejercito Libertador, muerto
en campaia,, Narciso Mestre y Fernandez de Cas-
tro, cuya paga no fue cobrada, una pension de se-
tecientos veinte pesos anuales, que disfrutara mien-
tras conserve su estado de solteria.

ARTICULO II.-Dicha pension en tanto no fi-
gure en los Presupuestos Generales de la Naci6n, se-
ri pagada con fondos no afectos a otras obligacio-
nes.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los ocho dias del mes de Abril de mil nove-
cientos veinte y nueve.


Habana, 8 de Abril de 1929. (f.) M. Mora, G. Wolter del' Rio, R. Alfonso, Is-
mael Martinez, Carlos Gua's.
Sr. President de la Camara de Representantes.
SR. MORA (MARTIN) : Pido la palabra para supli-
Sefio:. car a la Cimara la suspension de los preceptos re-
o: glamentarios con objeto de poder discutir, inmedia-
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha, tamente, esta proposici6n de ley, toda vez que cons-
aprob6 el proyecto de ley de ese Cuerpo, referente ta solamente de un articulo.





DIARIO DE SESIONES DE LA GAMARA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Esta de acuer-
kdo la Camara con la suspension de los precepts
que pide el senior Martin Mora ?

Los que esten de acuerdo se serviran ponerse de
'pie.

(La mayoria de, los senores Representantes se po-
.ne de pie,).. .
Aprobado.

Se va a dar lectura a la proposici6n de ley.
(El Oficial de Actas la lee nuevamente).


SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN): I Se aprueba
totalidad?


la


(Setales afirmativas).

Aprobada.

Se va a dar lectura al articulo primero.
(El Oficial de Actas lo ee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a discu-
sion.

(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a discu-
sion..

(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la palabra
el senior de la Cruz.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS .) : En la tarde' d.
ayer, qued6 pendiente -de discusi6n una ley que so
habia comenzado a tratar a petici6n del senior San-
ta Cruz Pacheco, y que se refiere a favorecer a los
Veteranos de la Independencia que hubieren sido
jubilados o retirados. Sobre esa ley el senior Gonza-
lez Beauville ha presentado una enmienda que yo
he visto redactada, en la cual, aceptando el criterio
fundamental de la ley, propone que los veterans
jubilados, en ningiin caso, pueden percibir ninguna
otra pension y sueldo del Estado, segfin tengo en-
tendido.

Pido a la Camara que acuerde continuar ahora la
discusi6n de dicha ley, dandosele lecture a la en-
mienda del senior Beauville.

SR. PRESIDENT (GukS INC.AN): I Esta de acuer-
do la CAmara con lo propuesto por el senior de la
Cruz?


(Seiales afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lecture a las enmiendas.
(El Oficial de Actas leqendo).
ENMIENDA
ARTICULO I.-Nadie podra cobrar retiro, pen-
sidn o jubilaci6n conjuntamente con sueldo del Es-
tado, la Provincia o el Municipio, except los indi-
viduos procedentes del Ejercito Libertador, los cua-
les cuando por insuficiencia de fondos no puedan
percibir integramente la pensi6n que le correspondia,
podrAn obtener cualquier cargo retribuido de log,
mencionados anteriormente, hasta completar con el
sueldo que devengue el imported de dicha pension,
cesando en su disfrute desde luego si el sueldo fue-
re superior a la cuantia de la expresada jubilaci6n,,
retire, o pension, sin perjuicio de recuperarla tan
pronto cese en el cargo que desempefie.
ARTICULO II.-Nadie podra percibir simulti-
neamente la jubilaci6n civil y la pension como vete-
rano, debiendo optarse por una de las dos.
ARTICULO III.-Los infractores de las dispo-
siciones de esta ley perderan el derecho a percibir
la jubilaci6n, pension o retire, con character defini-
tivo e incurrirAn, ademas, en las sanciones que el
C6digo Penal establece para el delito de estafa.
Sal6n de Sesiones de la CAmsara de Representan-
tes, a los 16 dias del mes de Abril de 1929.
(f.) G. G. Beauville.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura a la enmienda del senior Santa Cruz Pacheco.
(El Oficiadl de Acitas lee).
A LA CAMARA:
El Representante que suscribe, present a la con-
sideraci6n de la CAmara, en sustituci6n del Articu-
lo Unico de la proposici6n de ley del doctor Carlos
Manuel de la Cruz sobre compatibilidad de la pen-
si6n o jubilaci6n, con el desempefio de cargos pfibli-
cos, la siguiente:

ENMIENDA

ARTICULO UNICO.-Todo individuo que haya
servido en el Ejercito Libertador durante la Guerra
de Independencia, que se encuentre jubilado o ,e
jubile como empleado civil o funcionario, por cual-
quier ley de la Repuiblica, ya sea nombrado por au-
toridad competent o designado por elecci6n popu-
lar, o pensionado como Veterano, o con derecho a la
pension que determine la ley de 11 de Julio de 1918
y las posteriores sobre la material; podra desempe-
fiar cargos pfiblicos del Estado, la Provincia o el
Municipio y cobrar juntamente con su jubilaci6n
o pension los sueldos o emolumentos que le corres-
pondan como tal empleado pfibico; pero en este caso
estar6 obligado a contribuir al fondo de jubilaci6n


o retire civil con el diez por ciento del sueldo que
devengue.
IPodr4n igualmente las personas a que se refiere
el parrafo anterior, percibir simultaneamente la ju-
bilaci6n civil y la pension como veteran; pero en


I


3






4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


este caso no les sera permitido desempefiar cargo
publicos retribuidoes por el Estado, la Provincia o el
Municipio.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a los treinta dias del mes de Abril de mil nove-
cientos veinte y ocho.
(f.) E. S'anta Cruz Pacheco,
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Pido la pa.
labra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : La tiene S. S.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Mi proposi-
to, al pedir la palabra, es retirar la enmienda que
habia presentado y solicitar del compaiiero Beauvi-
Ile me explique el alcance de su enmienda porque no
la comprendo, ya que dice, que no podran cobra
pension y jubilaci6n, ni pension y sueldo como em-
pleados.pfiblicos y si solamente podri desempefiarse el
puesto pfblico y. percibir emolumentos, cuando no
hubiere fondos suficientesi para pagar la pension, lo
cual significa, de manera terminante, que solamente
el veteran puede desempefiar el cargo pfblico,
cuando su pension esta limitada, porque no existen
fondos suficientes para pagarla, dejando por lo tan-
to, la situaci6n en el mismo caso en que ,hoy se en-
cuentra. Es una manera hibil de que la ley no pros-
pere por medio de esta enmienda.
SR. GOZALEZ BEAUVILLE (GUSTAvo) Pido la pala-
bra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la palabra
su sefnoria.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Senior Pre-
sidente y sefiores Representantes. Yo voy a contes-
tarle al senior Santa Cruz Pacheco sobre la finalidad
que persigue mi enmienda. No tengo que decirle a
mis compafieros de hemciclo, que siento. por los ve-
teranos de la Guerra de Indepelidencia de Cuba, una
admiracion inmensa, una devoci6n sagrada; que ten-
go levantado en mi pecho un altar de ,respeto, de
consideraci6on, de carifio, de gratitud hacia ellos; pe-
Sro es que yo, seilores Representantes, no puedo career
que los que un dia dieron su sangre por la libertad
de esta tierra, lo hicieran para que ahora, en la paz,
recibieran, como compensaci6n y como premio, un
privilegio que esti en contra de lo que estatuye nues.
tra Carta CoiLrtitucional, per la que ellos pelearoni
dando su sangre de patriots. La enmienda mia tie-
ne un gran. fndo moral y es el que nadie perciba
dos sueldos del Estado. La enmienda mia tiene un
gran fondo moral y es el de impedir que ningun ciu-
dadano de la Republica perciba dos jubilaciones,
porque las jubilaciones, los retiros y las pensions
tienen un caricter de tutela benefica; no un carac-
ter lucrative, ni burocratico.
SR. MACHADO (ENRIQUE) : Debo advertir a S. S.
que yo soy official retirado del Ejercito y cobro mi
retire del Ejercito y mi sueldo en la C.amara de Re.-
presentantes.


SR. GoNzlLEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : iA, senior
Machado! Es que yo entiendo que si la Camara, le-
,gislando rapidamente, vota un dia una ley que en-
traina una inmoralidad o un privilegio, esa inmora-
.lidad y ese privilegio no deben servir de precedent.


Muy al contrario, el precedent inmoral debe ser
derogado para que no se funden en el nuevas inmo-
ralidadeg.
Yo no quiero, ir contra los intereses de los vetera-
nos. Nada de eso. Yo lo que he querido es salva-
guardar sus propios, intereses; hacer que ellos disfra-
ten de la pension merecida y que la ley les. reconoce.
Lo que no me parece just, ni moral, que un. ve-
terano cobre su pension como tal y .al mismo tiempo
cobre un sueldo como empleado civil Tampoco me
parece just que un veteran cobre una pension. y
el Estado le pague por el puesto que ocupe en la ad-
ministracidn pfiblica. Esto es un privilegio y me pa-
rece que es en Cuba done finicamente paede produ-
cirse este caso. Ese es el fin que persigue mi enmien-
da y que he tratado de explicar al compafiero San-
ta Cruz Pacheco. Por eso es que la he presentado en.
la forma mas adecuada de manera que si el veteran
no puede cobrar su pension complete, pueda. tomar-
del sueldo la cantidad necesuaria hasta completar lo
que le corresponda de acuerdo con la, ly de pensio-
nes. Pero que si el sueldo que perciba del Estado, la
Provincia o el Municipio, es mayor que la pension
otorgada, entonces que s6lo cobre el sueldo que cormo
empleado le correspond.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): Ese dereeho,
lo tienen ahora reconocido.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): Tiene la palabra:
su seforia
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EmIO) : Sefior Presi-
dente y sefiores Representantes: Voy a empezar por
declarar que es mi prop6sito retirar la enmienda en.
lo que se refiere a permitir el cobro simultaineo de
la pension de los veterans y el de jubilaci6n civil.
Yo voy a retirar mi enmienda, pero voy a mantener
y defender el articulo del doctor Carlos Manuel de
la Cruz, porque es absolutamente moral y razon:a-
ble; pero antes, quiero hacer constar el error del.
compafiero al llamar a la jubilaci6n de los empleados
p iblicos un fondo de beneficencia, lo cual no es
exacto. Los empleados pfiblicos, como todos los que
cobran retiros o jubilaciones, forman un seguro con
el tres por ciento de su sueldo, que depositan,. mei.
sualmente, en ]a Tesoreria de la Repfiblica...
SR: GONzALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Pero. hay
casos en que el Estado contribute, en part, al pago
de esas pensiohes, como result con el Ejercito Na-
cional y con el Poder Judicial.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EmuIo) : A virtud 'de
ese fondo, que ellos reservan mensualmente, consti-
tuyen el seguro de su vida, de modo que no es el Esl
tado el que otorga una ley de beneficencia a esos
empleados pfiblicos.

SR. GONZkLEZ BEAUTVILLE (GUSTAVO): Pero el se-
fior Pacheco no puede olvidar que a los. veterans
que perciben una pension por cualquier motivo, en
todas. las leyes de retiro'y jubilaci6n,- se les reconone
y computa, el tiempo de servicio prestado en las gue.


rras de independencia, como double; es decir, como si
hubiera prestado el servicio, cuando lo cierto es que
no ha contribuido al engrosamiento de los fondos
comunes del retire. Y es esta just ofrcnda que to-
dos les rendimos.





DIARIO DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPRESENTANTES 5


SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : En cuanto a
eae aspect se refiere, la Repiblica no haee mais cque
reconocer el servicio que se le prest6, al hacerla libre.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Pero los li-
bertadores no pensaron en leyes de retiro cuando
faeron a iuchar power la independencia.
SR. SANTA CRUZ PACIECO (EMILIO): Lo que la
Rlepdblica hace es reconocer la labor gigante que
realizaron los veterans. Hay otro error del senior
Gonzalez Beauville en cuanro se refiere a que, por
una ley de la Repuiblica, no se permit simultanear
La pension y el sueldo; y yo voy a demostrar al se-
fior Gonza~lez Beauville, que est'a equivocado, porque
cuando sumados el imported de la pension y el suel-
do del destino public el total de ambos no pasa de
ril pesos, pueden simultanearse. Yo voy a retirar
la enmienda, pero mantengo el principio sentado
por la Ley Militar que permit a los militares, retira-
dos desempefiar puestos piblicos y cobrar su retire
para que se haga extensive ese beneficio a los vete-
nos de la guerra, de Independencia que, tienen por
lo menos el mismo derecho.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Senior Pre-
sidente y sefiores Represntantes. Los sefiores Re-
presentantes se hatbran fijado que el articulo prime-
ro de mi enmienda a la ley, es un precepto generi-
co; es decir, que viene a suprimir el privilegio que
indebidamente le dimos a los militares retirados, ya
que no es 16gico ni just, que ellos perciban simul-
taneamente un retire y cobren un sueldo, como fun-
cionarios publicos. Y si ayer cometimos un error,
nada justifica que hoy volvamos a cometerlo. Es por
eso que yo les pido a mis compafieros que rindiendo
culto a la verdad y elevando sus corazones, piensen
que lo que yo trato de hacer que la Camara vote
aqui esta tarde, no es otra cosa que poner estos par-
ticulares en el lugar que les corresponde, porqu3
ios militares gozan del privilegio de cobrar una pen-
si6n al mismo tiempo que un sueldo del Estado y es
to entrafia, a mi juicio, una inmoralidad que s61o es
explicable por haberla votado la C~amara festinada-
mente cuando la enviara el Ejecutivo, despues de la
ley que autoriz6 la reorganizacion del Ejercito.


Representante y todos los demas que estin en las al-
turas y ccbran su pension como miembro del Ej6r-
cito y cobran un sueldo ademas. Yo pregunto si esto
es possible, si esto es moral, y mientras el Congreso
no derogue esa anormalidad que se denuncia, no va-
yamos a ponerle reparos a los elements del Ejerce.
to Libertador para que no puedan cobrar sus pen-
siones y un sueldo muchos ce ellos, por la circuns
tancia de haber sido j6venes y no haber llegado mas
que al grado de sargentos, cuando esta probado qu-
no pueden vivir con la pension que les correspond
como miembros del Ejereito Libertador o de su cuer-
po auxiliary. De manera que, si nosotros no derog~
mos la ley que actualmente rige. LPor que el senor
Santa Cruz Pacheco, a la primer carga que da nues
tro distinguido compafiero GonzAlez Beauville, se
asusta y retira su enmienda, cuando deberia sost4e-
nerla, porque entiendo y sigo entendiendo, que no
hay nadie que pueda tener mejores dereehos que los
miembros del Ejereito Libertador, a ese beneficio"
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Yo no he re-
tirado mAs que la parte de la enmienda que se refie-
re a simultanear sueldo y jubilaci6n, pero mantengo
el precepto a que se refiere el senior de la Cruz, que
permit a los veterans percibir la pension y desem
penar puestos publicos.
SR. GIL (HELIODORO) : En ese extreme estoy de
acuerdo, porque entiendo que si un miembro del
ejercito actual puede cobrar su pensi6n como vetera-
no y ademis su sueldo., creo que los miembros del
Ejereito Libertador que trajeron esta situaci6n, los
que trajeron la gallina de los huevos de oro tienen
derecho a disfrutarla tambien.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : En el dia de ayer,
cuando escuchaba las primeras palabras del senior
Gonzalez Beauville, no estime que tuviera absoluta-
mente raz6n; pero me hicieron impresi6n, y creo
que pudiera el senior Gonzalez Beauville, en
cierto modo, ser just cuando se referia al pretendi-
do derecho de un veteran a disfrutar del sueldo v
a la vez de la pension; porque no es just que se
creara esa situaci6n especial, desde el moment 2n
que se estimaba que, por un acto de beneficencia, tl-
Estado le daba ese derecho a los veterans.


SR. GIL (HELIODORO) : Yo veo que este asunto tie R. (ELIOD Si a pension y el sueldo ex-
no mas importancia de lo que a primera vista parece. cedieran de doscientos pesos, me explicel sueldo ex-
Yo veo que se esta hablando de los errors que se edleran de doseientos pes, me explico qu tuvera
cometen por la festinaci6n con que se votan las le- lrmitacin; pero si la pension es como soldado, con
yes y este proyecto puede servir de fundamento para treinta pesos de pension y un sueldo de seten
rectificar los errors subsistentes. Por ejemplo, no me explo que se vaya a poner l
cuando se me habla a mi, de la justicia que asistia
a mi distinguido compafiero el senior Gonzalez Beau- SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pero yo, ahora, des-
ville que habia sido expulsado del Ejercito sin una pues de esta discusi6n, en mi andlisis del asunto he
prueba que justificase s!u culpabilidad, y que sa- ido mas a su fondo, y estoy mis convencido de que
bia yo, aunque no estaba comprendido ehi el movi- el precedent que se crea es irrebatible. Vamos a
miento de febrero de 1917, estuve de coraz6n con analizar el fundamento del precepto: El Estado cu-
1e como estare siempre en contra de toda violaciLn bano no le da al veteran una pension por concept
de la Carta Fundamental de la Repuiblica. Yo enton- de retire, ni por concept del sueldo del cargo que
ces vote la ley de el y parece que ahora, en estos ins- desempefia ni le da la jubilaci6n por inutil, ni como
tantes, hay una cobardia moral por part del partido hacen las otras leyes del Estado, incluyendo lami-
que esta en el poder con todos los demas militares litar. El Estado cubano, dentro de su presupuesto,
que fueron expulsados sin que hubiera una prueba consigna una cantidad para auxiliar a los miembros
plena de culpabilidad. Yo creo que va llegando la de la Revoluci6n que, sin bienes de fortune, necesl-
hora de que el Congreso estudiando esos problems, tan de ese concurso? Y eso,' por que lo hacen?
d]ga si eso es just y equitativo. Que o1 diga tam- Por mero acto de beneficencia, por mero acto de ca-
bien el Jefe del Estado, su hermano, un distinguidc ridad? Vamos a analizarlo: El Estado tiene, entire





6 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


sus obligaciones, estas dos: la de concurrir absoluta-
mente con sus recurso a las atenciones beneficas y
de caridad del pobre, para ayudarlo en su desenvol-
vimiento y la de concurrir, con las clase adineradas
y ricas del pais, a ayudar a la atenci6n del pobre.
Pero el Estado no hace ni lo uno ni lo otro, con los
veterans; no concurre con las classes ricas a auxi-
liarlos, ni con sus recursos propios para auxiliar a
los pobres. El Estado cubano, por motivo de una
deuda que no se pens6 en contraer cuando los libel
tadores se lanzaron a la revolucion, y con ella a la
muerte, al exterminio, al exilio y al cadalso, se enr
cuentra hoy en situaci6n econ6mica critical, que no
le permit dar pensions suficientes para tender a
las necesidades mas perentorias de los veterans.
Pero el Estado cubano, viendose en la obligaci6n de
tender otros compromises y no queriendo desateii
der a los libertadores dicta entonces una ley con,
pensativa, no de privilegio, para esa case compues
ta de hombres que quemaron sus hogares y que en.
aras del ideal de independencia dieron todo, lo quf-
no seriamos capaces de dar nosotros...
,SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Porque no
teniamos edad entonces.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo le demostrar6
que ahora tampoco habria quienes realizaran esos
sacrificios, pues no he visto en moments de tribula-
cion quienes quisieran surgir...
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Si estuvi&-
ramos en plena tirania, le aseguro que surgirian.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): E1 Estado cubano,
la Republica, entonces, a manera de compensaci6n
concede a esos hombres el derecho a disfrutar de un
cargo civil cuyo sueldo les permit cubrir el impor-
te de su pension mutilada. Un hombre que se retira
de un cargo pufblico, no puede luego colocarse en
otro para percibir sueldo del Estado, la provincia o
el municipo, porque desfalcaria la caja de pensio-
nes; y en cambio, el veteran tiene una ley que se-
nala fondos para esa atenci6n. Al veteran se le da
una pension a virtud de un derecho adquirido a cos-
ta de su sangre y de su vida.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Es el mis-
mo caso del empleado civil; es una paradoja. Al ve-
terano a quien se le ha concedido la pension es pa-
ra que tenga una vejez asegurada y no como premio
a sus servicios por la independencia, porque los ve-
teranos no fueron a derramar su sangre seducidos
por la perspective de que despues habr.a una ley de
jubilaci6n que compensase y gratificase sus esfuer-
zos.
SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Para eso. east la
generaci6n nueva.
SR. GAis (CARLOS): Los veterans no pensaron
nunca, cuando se lanzaron a conquistar la indepen-
dencia, que pudieran tener en el mafiana, como re-
compensa, una pension, como tampoco pensaron que
andando el tiempo en el Congreso cubano un legis-
lador joven, pudiera levantarse en contra de esa 1;-
mosna que el Estado les da.


SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): El general
Carlos Guks, que es un libertador, que es un patrio-
ta y que es un gran amigo mio, incurre en un grave


error al pensar que hace mal un legislator que se le-
vanta, en un escafio libre, a exponer con sinceridad
su opinion, no contra una clase respectable, sino con-
tra un sistema, que estimo perturbador.
SR. Guis (CARLOS) : Esa es su opinion.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Como Re-
presentante entiendo que en estos moments estoy
cumpliendo con un deber civico, con un deber que me
dicta mi conciencia y creo, ademas, que cumplo hon-
rada y estrictamente con el juramento que presto al
liegar a esta Camara y lamento much que un viejo
veteran que tiene a la vez una gran jerarqula mill-
tar y una inmensa jerarquia moral y que disfruta de
todo el respeto y de toda la consideraci6n mia, es-
time erroneas y absurdas mis manifestaciones, en el
moment en que estoy ejercitando el derecho sagroado
de opinar libremente en asuntos que afectan al in-
teres pfiblico y en defense, precisamente, de princi-
pios contenidos en la Carta Constitucional, por la
que los libertadores y entire ellos el general Carlos
Guas, expusieron su hacienda y su vida.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo decia, sefiores,
que debiamos tender al concept por el cual la ley
de pensions a los veterans concedi6 esos beneficios.
El Sr. Gonzalez Beauville afirma que a los vetera-
nos se les concedi6 pension como un acto de caridad,
para tender, en virtud de la pobreza de su vida, a
sus necesidades; pero yo afirmo lo contrario. La ley
no comienza diciendo que se concede pension a los
veterans por estar estos en la miseria...

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Esta fue la
idea del legislator.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Precisamente el se-
.fior Gonzalez Beauville se equivoca. El que esta ha-
blando en estos moments fue uno de los que inter-
vino en la redaccion de esa ley de pensions a los ve-
teranos, ley que venia suscrita por el General Mila-
nes y por el doctor Cosme de la Torriente, entonces
Senador. Como decia antes, no s6lo conozco la ley,
sino que participe en esas labores legislativas, y por
ello me consta que aqui predomin6 un concept dis-
tinto al que tiene S. S.; y conviene que la Camara
me escuche, sobre este particular.
El concept de beneficencia, por parte del Estado,
de acuerdo con las necesidades sociales, tiene estos
trees aspects:

La clase socialist estima que deben ser atendidas
las necesidades de la pobreza, con los recursos del
Estado. La clase rica estima que el Estado no debe
solamente cargar con la pobreza, sino que a esto de-
ben contrib.uir todas las classes, incluso la clase po-
bre. Y, por uiltimo, existe una corriente de opinion
que es la que busca dos elements, el de la clase ri-
ca y el concurso del Estado, para satisfacer las ne-
cesidades de la clase pobre. Es decir, que el Estado
contribute con una part, y la clase rica con otra,
para que desaparezca la pobreza.


La ley de pension de los veterans no se dict6 con
el objeto de remediar las necesidades de estos. El Es-
tado cubano tiene para la funcion benefica departa-
mentos especiales. El Estado, para cubrir las necesi-
dades propiamente bendficas, cuenta con bastantes






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


recursos, como son hospitals, asilos, creches, casas
de maternidad, etc. Pero el Estado cubano hizo una
ley para tender no solamente a los soldados y a ilos
oficiales veterans de pequefia graduacion, sino tam-
bijn a los veterans de alta graduaci6n, es decir, des-
de el general hasta el filtimo que concurri6 a la gae-
rra de independencia, con objeto de atenderlos y au-
xiliarlos por el solo concept de ser hombres que
contribuyeron a hacer la patria.
SR. GONZALEZ BEUVILLE (GUSTAVO): El Estado
hubo de pagarles...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : A los veterans nun-
ca se les paga, senior Gonzalez Beauville. El Estado
cubano tuvo necesidad de restituir parte de lo que el
soldado cubano haibia destruido para darnos patria.
El Estado cubano no pudo darle un puesto a todos
los que habian formado part del Ejercito Liberta-
dor; y entonces, aun despues de haber repartido una
cantidad de dinero, cuando los soldados del Ejerci-
to Libertador ocuparon los pueblos y las ciudades,
ya que no pudieron library en ellos inmediatamente
su subsistencia, porque el espafiol queiaba dueio
del comercio, el Estado cubano aprob6 una cantidad
que fue repartida entire el Ejercito Libertador para
que los veterans pudieran resarcirse, en los mo-
ruentos en que se organizaba definitivamente la Re-
pilblica. El Estado cubano no pudo dar destino a
todos los libertadores, y entonces reunion en sus pre-
supuestos una cantidad para ayudar a los veterans
que no tuvieran medios de vida. De esta manera, el
veteran, al cobrar su pension, no infringia ninguna
ley si desempefiaba otro cargo public. Sin embargo,
por una interpretaci6n err6nea, por una anomalia
en la aplicaci6n de esa ley, el veteran no podia ocu-
par un cargo public y cobrar su pension.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Lo puede
ocupar euando el sueldo, sumado a la pension, sea
menor de mil pesos anuales.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Esa limitaci6n es
iljusta. Declaro, con el senior Gonzalez Beauville,
que asi como los militares no debian estar en el caso
de cobrar el sueldo y simultaneamente una pension;
el veteran si esta en el caso de cobrar la pensi jn
que el Estado le da, pension que tiene concept de
donaci6n expresa en provecho y reconocimiento de
un gran servicio, y de poder tambien ocupar un
cargo que le permit obtener una mayor cantidad
para su vida. Dije, tambien, que la autoridad, el de-
sinteres, el alto concept que tuvo aquella genera-
ci6n, tan generosa de su sangre y de su dinero pa-
ra hacer la patria, acaso ha desaparecido desde una
6poca a esta parte.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE ('GUSTAVO) : S. S. se ha
olvidado de las revoluciones de 1906 y 1917 que han
hecho .los liberals para reivindicar el derecho.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.)': Lo digo con pena y
con tristeza: Aquella epoca fue distinta a esta.
Aqu6lla era una poeca en que el cubano sometido a
la esclavitud vivia al trav6s de los vejdmenes mas
extraordinarios que podia recibir un pueblo; pero


esta epoca no se caracteriza ni siquiera por cumplir
un program ideol6gico, por acabar de hacer viable
y real lo que fue escrito en un testamento, con san-
gre de aquellops que perecieron en los campos de la


revoluci6n. Aquella epoca tuvo la voluntad de recu-
rrir a medidas extremes, perdiendose ]a hacienda v
la vida, para darnos una independencia; y por los
concepts de Patria y Libertad se hizo el important
sacrificio que acab6 con la vida de hombies, muje-
res y hasta de nifios. Pero luego, cuando la Republi-
La surgi6, no se tuvo ni siquiera el valor de salir al
paso a un comercio que establecido por una real or-
den, vinculaba las propias fuerzas de aquella na-
cion colonizadora cuyo dominio echamos de Cuba a
fuerza de sangre. Despues vino otro comercio inva-
sor; y cuando en nuestras luchas interiores plan-
tetbamos problems politicos, las revoluciones- no
tuvieron mas finalidad que la caida de unos cuantos
hombres.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Defendien-
do el derecho y la libertad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Y esas revoluciones
no tuvieron mas que un derivado, la caida triste de
unos cuantos hombres; pero tambien ei aspect pe-
quefio de que alli ya no se mantenian aquellas ideas,
sino que se- perdian afn en los propios que defen-
dian un ideal de independencia. Yo vi muchos mi-
litares y hombres civiles que debieron hiber arros-
trado con arrogancia y valor los moments que ha-
bian creado, los vi desmentirse de la responsabilidad
y huir del peligro.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Ante los
atropellos, las infamias y las notas de Mr. Gon-
ziles.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No valen notas,
frente al caricter y a la dignidad de un hombre.
Cuando a Perucho Figueredo se le invitaba a acep-
tar la causa de Espafia, a trueque de arrepentirse
de su pasado y de salvar su vida, contestaba aquel
grande de la patria, en la carcel de Santiago de Cu-
ba: Digale al Conde Balmaseda que hay proposicio-
nes que no se mandan a hacer por tercera persona,
sino que finicamente se pueden hacer personalmente,
para recibir la respuesta." Y al dia siguiente era
fusilado.
Cuando a Don Tomas Estrada Palma, aquel hom-
bre tan extraordinario, al hacerlo prisionero los es-
panoles, le preguntaban cuales eran sus generals,
aquel gran patriota, que sabia lo que significaba un
Consejo de Guerra, contestaba: "Tomas Estrada
Palma, Presidente de la Repi'blica en armas."
Julio Sanguily, cuando caia en Camagiiey...
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Eso era en
las guerras grandes, cuando se desconocian los pro-
cedimientos de sus correligionarios.
SR. DE LA CRUZ (CARILOS M.) : Cuando Julio San-
guily caia. prisionero en los campos de la. revoluci6n,
le preguntaron los espafioles: "i Y ti, General, sien-
do un hombre tan valiente y de tan baena presen-
cia, andas con esos hombres l1 respondia: "Soy
el brigadier Julio Sanguily." Y aquel hombre man-


tenia su criterio.
Posteriormente, en otra revoluci6n, se dieron to-
das esas caracteristicas; y hoy la generacion pre-
sente, cuando se ahoga...
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Cuando se
le ahoga ? Por que no lo dice el senior de la Cruz ?






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTE:S


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. sabe que
aqui, cuando se han presentado determinadas leyes,
yo he protestado y he hablado en contra de ellas;
y si la mayoria se me hubiera sumado, no hubieran
llegado a ser una realidad.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Sefior Presidente y se-
fores Representantes, y s'ofbre todo sefiores de la
Cruz y Gonzalez Beauville: Una de las grandes con-
quistas del present moment, consiste en la con-
fraternidad nacional...
SR. URQUIAGA (CARMELO) : No.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Pensari el senior Ur-
quiaga que no, pero yo tengo el derecho a pensar
que si. Dandonos cuenta todos de la necesidad en
que estamos de trabajar para hacer nuestra Patria
grande, hemos hecho un alto en todas las pasiones
political. Yo me deleito siempre escuchando la pala..
bra sincera, elocuente y hermosa del doctor de la
Cruz; me.deleito igualmente escuchando la voz po-
derosa y apasionada del senior Gonzilez Beauville;
pero a traves de la discusi6n de una proposici6n de
ley que tiende, precisamente, a rendir tribute a
aquellos que lucharon por hacernos libres y por per-
mitirnos a nosotros ocupar estos pupitres, veo qua
se va desviando el curso del debate y que las mani-
festaciones del senior Gonzalez Beauville van pene-
trando en un terreno peligroso.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Reelaman.
do los derechos hist6ricos.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Por eso ruego al'seior
Gonzalez Beauville que, en provecho de la labor le-
gislativa, posponga para otra oportunidad el recla-
mo del uso de la palabra; y ruego al senior de la
Cruz que siga su hermoso discurso, alrededor de ia
ley que ea objeto de debate; y pido a la presidencia
que se una a mi ruego.


ciones y respetos a las mayorias y minorias a fin de
que se restituya la era de la oposici6n y de la defen-
sa del Poder que es la verdadera democracia, para
que todo el mundo sepa cual es la realidad national.
SR. AGUIAR (M-IGUEL A.): Yo dirigi un ruego, pe-
ro lo retire, no soy amigo de eludir responsabilida-
des. Si esa es la opinion del doctor de la Cruz acer-
ca de mi ruego, lo retire.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M-.) : Yo he hecho una
calificaci6n que no puede, ni con much, tomarla pa-
ra si el doctor Aguiar, mi ilustre compaiero. Yo he
querido, por el contrario, hacer que el doctor Aguiar
--una de las mentalidades mas claras con que cuen-
ta esta Camara, y uno de los hombres ilustres de
verdad que aqui se sientan,-pueda aclarar concep-
tos y buscar la realidad dentro de la mayor armo-
nia, para que se desvanezcan todas las versions que
hay en el ambiente, relatives a dudas sobre el porve-
nir y en la verdadera organizaci6n de la Repfiblica.
Yo le decia al senior Gonzalez Beauville,-y- ahora,
para terminar, vuelvo a mi punto de partida,-que
el moment actual se ha caracterizado, por sistema
contrario, al del pasado. Esto no quiere decir que yo
levante una critical ni aliente una pasi6n, sino que
doy una voz de alerta para que rectifiquemos ua
pasado. El moment present ha tenido, como reali-
dad positive y tangible, la de que todos aceptan las
corrientes establecidas en epocas en que parecen
desaparecer las democracies y destruirse los dere-
chos. Desgraciadamente, el Partido Liberal ha he
cho que yo, un dia, redactara un escrito diciendo
que mientras una vez se levant enhiesta y magnifi-
ca la bandera de ese partido, defendiendo derechos
conculcados, y se blandi6 la espada por la libertad,
en cambio, luego, elements de ese partido, vinieron
aqui a star conformes con el cooperativismo, para
dar una formula legal a la desorganizaci6n political y
econ6mica del pais y para participar de la cosa pli-
hbni MiePntras npe el Partido Conservador no te-


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Lamento que se es- nia, a pesar de sus transgresiones a la ley, a pesar de
time mis palabras como motivo de disenci6n, nada las famosas 6rdenes de su caudillo, a pesar de aque-
menos que fundamental. Yo creo, por el contrario, llo que el Partido Liberal llamaba menocaladas, a
que el parlamento es el lugar adecuado para la la- pesar de sus cosas en Camagiiey, a pesar de todo eso,
bor que estamos realizando. Nosotros estamos por aquel hombre, aquel partido, a pesar de la ausencia
dia oscureciendo y eludiendo lo que son valores y de una piedad que no se le conocio, pudo hacer un
clamores del parlamento; toda aquella corriente cambio de poderes, cosa que no se puede llevar a ca-
oculta de opinion que, como valvula de escape, actua bo en esta epoca y que quien sabe cuando se pueda
en el tablero de la realidad political, se analiza y se hacer.
busca por los hombres, alrededor de ideas y criterion,
para contrarrestar versions circulantes; pues cuan- SR. GONZALEZ BEUVILLE (GUSTAVO); Ese cambio
do la realidad national se trasluce y esas opinions lo hizo el doctor Zayas.
ocultas llegan a los estrechos vinculos del hogar y de SR. URQUIAGA (CARMELO) : Yo estimo que debe te-
la familiar, cuando pasan y no pueden eliminarse rse respeto hacia personas que merecen considera-
para que la realidad Las destrya, entonces estallanaciapersonas qua merecen considera-
para que la realidd las destruya, entoces estalla ciones en todos los Ordenes, por sus grandes virtu-
la revolution, porque la palabra y la libertad perdie- des y por haber desaparecido ya de la vida pibii-
ron su mejor exponente. Aqui hemos querido, con ca y no puedo concebir que sean atacadas, sino con
esta formula political, establecer un sistema y hemos el objeto de tratar de herir a personas que nos.hon-
creido que no debemos una resolve ni liquidar lo ramos con su amistad y que nos encontramos aqui
que esta media merece de acuerdo con la historic en estos moments.
de nuestro pais. Pero estamos en el caso de abordar
estos problems, de traerlos al hemiciclo, para hacker SR. DE LA CRUZ (CARLOS M).): Ya yo he dejado
la critical de ellos, y para que cada hombre se yea en expuesto, en esta Camara, mi criterio respect a la
el caso de rectificar o ratificar su line de conduct. generaci6n del pasado y a la generaci6n del presen-
Yo declaro que no tengo la mas minima pasi6n, ni te. Yo dije que veia con pena y con dolor, que no
el odio encubierto ni director sobre ninguno de los tave la oportunidad de pertenecer a aquella otra
problems del pasado, cosa que expongo con toda que dio todos sus esfuerzos por la patria. Si hubie-
sinceridad; y creo que debemos conseguir orienta- ra pertenecido a ella, hubiera dado todas mis ener-





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


gias y quiza hubiera sido de los fusilados o de los
que fueron camino del cadalso; pero ya que no lo
pude lograr, he querido consagrar mis fuerzas y
mis energies, y lo que yo pueda tener de brillanitf
en. mi inteligencia, al objeto de cumplir y de server
a aquellos hombres de la Revolucion; a hacer qtue
la verdad historica resplandezca en toda su plenitud,f
para que las generaciones futuras no se encuentren,
al leer ciertos historiadores, con paginas que se ale-
jan en realidad de la verdad hist6rica. Y es por es(,,
por io que yo, al hablar de los hombres de la Revo-
lucion, al hablar de los que hicieron la independen-
cia, deseo protestar con todas mis energias y con to-
de mi civismo, de que fueron ellos y solamente ellos.
loQ que fundaron la libertad de nuestra patria y la
fandaron con sus gigantescos esfuerzos realizados
en la revoluci6n redentora.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Senor Pre-
sidente y sefiores Representantes: Mis primeras pa-
labras serin para el doctor Carmelo Urquiaga. El
doctor Urquiaga no puede ignorar que mi pluma ha
sido una de las que mas han honrado al doctor Za-
yas juzgindolo en sus caracteristicas esenciales de
gran dem6crata, de gran liberal y de gran talent;
pero el doctor Urquiaga no puede ignorar que el
doctor Zayas lleg6 a ocupar la Presidencia de la
RepiUblica, no por la voluntad soberana del pueblo.
sino por, procedimientos, ni puros ni legitinmos.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Ignoro esto por com-
pleto. .
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Va. a sa-
berlo ahora S. S. El doctor Urquiaga reconocerai
que el ex-Presidente de la Repiblica, general Ma-
rio G. Menocal, el hombre a quien mis cordialmen-
te odiaba en Cuba era al doctor Zayas. Sin embargo,
un dia, el general Menocal, frente a la poderosa,
ilustre, atrayente y eminentemente popular figure
del general Jose Miguel G6mez, que figuraba como
candidate del Partido Liberal, lleno de pasi6n, lleno
de odio, lleno de resentimiento contra la figure pr6-
cer del caudillo y rival, acudi6 al doctor Zayas, ex-
jefe liberal y tomando por bandera su nombre, lo
utilize para realizar un nuevo fraud electoral y
despojar de nuevo al pueblo del derecho que 61 no
quiso reconacerle para elegir con libertad y en su-
fragios puros, a sus mandatarios. Hecha esta acla-
racion...

,SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Y cuando esos
fraudes que dice S. S. ocurrieron l que hicieron los
Tribunales cubanos y que hizo, el Partido Liberal?
SR. GONZiLEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Yo le voy
a contestar. El Partido Liberal hizo lo que le acon-
sejo el general G6mez desde Miami, en aquel celebre
manifiesto que ya guard indeleblemente nuestra
historic: "Que era preferible aceptar el atentado
antes que de nuevo eclipsara nuestra soberania la
intervenci6n de un poder extranjero." Hecha esta
aclaraci6n, voy a contestar, al Dr. de la Cruz. El
doctor de la Cruz con aquella su agilidad mental y
con esa facilidad de palabra que tiene q.ue le pernl-
te estimar ripidamente las cosas y juzgar los he-


chos, le recomendaba al senior Santa Cruz Pacheco
que aceptara la enmienda poi mi presentada. La
Camara habri escuchado sus palabras :dirigidas al
citado compafiero con las que le invitaba a aceptar-


la. Pero enseguida el doctor de la Cruz varia de
juicio; eneuentra que ni emienlda -no es buena y
Ceitouiice- sc ,irigt a la Cmara y le pi,.e que man-
tenga'el articulado de la ley con toda integridad, es
necir, otorgandole a los veterans un derecho a per-
cir, simu neamente,simu n e sus pensions como tales y
cualquier otro sueldo como funcionario official. Para
recomendar cosa tan sencilla el senior de la Cruz se
sale del debate para penetrar en el campo escabroso
dcl ataque politico. El senior de la Cruz, dia por
dia, con la brillantez de su verbo y con la autoridad
de su clara inteligencia, hace cargo contra el Go-
bierno liberal y contra el Partido que lo llev6 al po-
der. El doctor de la Cruz, que ha sido un actor bri-
llantisimo en los aias aun no remotos del menoca-
lismo nos lleva al debate politico en contra de nues-
tro deseo y nos habla de c6mo en esta generaci6n el
valor esta desapareciendo hasta el punto de que to-
dos asistimos impasibles a la extinci6n de la liber-
taa, de la justicia, del derecho, al amordazamiento
de la prensa y en resume, a la desaparici6n de to-
das las conquistas de la Democracia, sin que aparez-
ca el heroe an6nimo que venga a recavar esos dere-
chos con la energia, el valor y los sacrificios y deci-
siones con que nosotros, los liberals, supimos hacer-
lo en dos oportunidades hist6ricas: agosto de 1906 y
febrero de 1917. El doctor de la Cruz nos habla de
la political cooperative y ah, sefiores Representan-
tes! es hora de que aqui en esta Camara y por bo-
ca de un legislator liberal, se diga lo. que es y sig-
nifica el cooperativsmo. El cooperativismo es la pe-
netraci6n pacifica en nuestras filas, compactas y
victoriosas, de los enemigos tradicionales del libera-
lismo. No es una formula inventada por el Partido
que triunf6; es una formula inventada por los de-
rrotados; por los mismos que ayer, cuando ocupaban
el poder, lo mancillaron con la violencia, con el frau-
de electoral, con la corrupci6n administrative, con
el despojo de sus bienes a los liberals, con el desco-
nocimiento de los derechos colectivos; con la sangre
de los heroes que cayeron en defense de sus ideales
politicos y de sus principos ciudadanos; con la
muerte de Gustavo Caballero v de las tres mil victi-
mas anonimas de Camagiiey. Es una formula de los
adversaries nuestros, de los mismos que en la derro-
ta, con muy honrosas excepciones, se conforman con
gritar en el Parlamento que no hay libertad, que no
hay democracia, que no hay justicia, sin que ningn-
na -voz del Partido Conservador impugne tales ase-
veraciones y que despues acuden a Palacio para
proclamar, por boca de sus hombres mls significa-
tivos, que hay todo eso cuya ausencia denuncian y
que estamos gozando de libertad, de justicia, de de-
mocracia y de derecho.
(Varios Representantes piden la palabra).

SR. ALBERNI (JOSE) : Yo quiero que el senior Gon-
zAlez Beauville, en las manifestaciones que esta ha-
ciendo, salve el error en que ha incurrido y sepa que
yo jams he hablado. de que haya o no libertad y
que nunca he acudido a la mansion presidential pa-
ra hacer esas declaraciones.


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo le agradezco
nmuchisimo al senior GonzAlez Beauville la salvedad
que hace respect a mi persona, con relacion a la
concurrencia a Palacio; pero quiero que el senior
GonzAlez Beauville conozca lo siguiente: Que un


__


9





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Representante,-y en ese caso me encuentro yo,---
tenga un criterio, que siempre ha mantenido, distinto
a la orientaci6n gubernamental, esto no es 6bice para
que, en el orden personal, pueda sentirse amigo de
la persona que ocupa el poder, con la cual declare
que mantengo, -porque me honro con ello- las
mejores relaciones cordiales de amistad, aunnque (lo
he dicho pdblicamente) mi ideologia y mi respeto
a la libertad no me dejan aceptar las discordan-
tes orientaciones que el Gobierno tiene en estos ins-
tantes.

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : El doctor
de la Cruz nos decia que las cualidades civicas del
pueblo, en la actual generaci6n, habian desapareci-
do y:61 citaba los nombres respetables de unos cuan-
to. patricios para que su conduct sirviera de ejem-
plo a la conduct de los hombres actuales. Pero el
no advierte que estos males que denuncia son pro-
ducto de los sucesos precedentes y que la hora ac-
tual, en que se le aparecen los caracteres de6iles y
las energies agotadas, no es sino la resultante de los
hechos que en los iltimos tiempos, todavia en la
conciencia pfblica estuvieron al borde de producer
la ruina y la quiebra de nuestra nacionalidad inci-
piente. El doctor de la Cruz, cuando, hace sus Fvoca-
ciones patrioticas, parece como si su coraz6n se estre-
meciera ante el recuerdo conmovedor de las virtu-
des preteritas. Pero nosotros, imitando su ejemplo,
vamos a evocar, en un paseo hist6rico, lechas y su-
cesds mas cercanos y vamos a decirle al doctor de
la Cruz, a grande rasgos, cual fue el primer error
dc nuestro pasado. Lo conoce el doctor de la Cruz?
ZSabe de' donde partieron los males nuestross?
I'Nuestras deficiencies educativas? Los. que pusie-
ron por ejemplo la violencia, para defraudar la vo-
l:ntad y para. escarnecer la soberania del, pueblo?
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Pido la pala.
bra para una cuesti6n de orden.
,SR. PRESIDENT (GGUAS INCLAN): Tiene la palabra
cl senior Santa Cruz Pacheco.

SR. SANTA CRUZ PACHECO (EM ILIO) : Mientras es-
te edificio no sea entregado a los obreros, cumplien-
do la ley del doctor Castellanos, a la que yo presta-
re mi concurso seguramente, y el senior Beauville...
SR. GONZiLEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Votare en
Scontra.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Seguira sien-
do el edificio de la Camara de Representantes y an-
tes que esta oportunidad llegue han de transcurrir
muchos dias. Yo tengo verdadero interns en que la
proposici6n de ley del senior de la 'Cruz cristalice en
una realidad o que la COimara le niegue su concur-
so o su voto. El procedimiento del seiior Gonzdlez
Beauville aceptado por el senior de la Cruz muy
parlamentario y muy convenient al pais, tiene opor..
tunidad de desarrollarse con mis interns a continua-
ci6n de la votaci6n. Nosotros entoneces podremos
acordar cinco o diez sesiones pafra que el senior Gon-
z2lez Beauville pueda terminal su discurso.


SSR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): S. S. pro-
cede de acuerde con la doctrine de su partido:
siempre la violencia.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILo) Para que el
senior Gonzalez Beauville diga cuanto tenga que de-


cir en material political, pero en esta oportunidad, en
uso del reglamento, yo entiendo que debe continuar
la discusi6n de la ley a debate, porque no hay rela-
ci6n de ninguna clase entire la political que persigui6
el partido H o el partido B y la discusi6n de esta
lcy y porque pudiera ser un procedimiento que es-
torbara el curso normal del debate.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Es una las-
tima que S. S., cuando hablaba el senior de la Cruz,
correligionario suyo, no se hubiera expresado en esa
forma.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO): El senior de
la Cruz no tuvo mas remedio que contestar al senior
Gonzalez Beauville. Yo suplico, pues, al senior Gon-
zilez Beauville que permit que continue la discu-
sion de la ley en debate y despues en sesiones pos-
teriores, podra continuar desenvolviendo su dis-
curso.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : LS. S. plantea
una cuesti6n de orden o dirige una suplica al senior
Gonzalez Beauville?
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Planteo una
question de orden.
SR.. PRESIDENT (rGUIS INCLAN): La presidencia
estimando que debe desenvolverse este problema con
un amplio horizonte de criterio para la exteriori-
zacidn de las opinions contrapuestas, ha permitido
al senior Gonzalez Beauville que se extendiera, de la
nmanera que lo ha hecho y ha creido ver que, sus ma-
nifestaciones tenian punto de contact con este pro-
blema y que todos los Representantes que han inter-
venido en este debate han estado dentro de la am-
plitud de criterio con que la presidencia de la Ca-
mara debe de juzgar a los sefiores Representantes.
En otro extremo, sin que la presidencia estime que
el problema politico que se ha suscitado vaya con-
tra los preceptos reglamentarios estima que tratan-
dose de un problema hist6rico, pueden los sefiores
Representantes, sin salirse de la esfera de acci6n de
sus derechos, expresar su opinion en esta material.

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : El doctor
de la Cruz nos habl6 de la crisis del civismo que es-
ta sufriendo la actual generaci6n, a la que niega va-
lor para reivindicar sus derechos. El doctor de la
Cruz olvida, con un olvido piadoso que le conviene
al Partido politico en que milita, que la escuela del
Pial civismo no parti6 del Partido de la mayoria,
sino del Partido Moderado, ayer y del Partido Con-
servador actualmente.E1l doctor de la Cruz se ha ol-
vidado que ocupando la presidencia uno de los pa-
triotas que 61 mencionaba antes, despues de ser elec-
to por el pueblo en un sufragio puro, la vida public
se deslizaba con placidez en un ambiente de paz mo-
ral inalterable; pero que ese hombre, tan cargado de
gloria, en el moment de resignar el mando, dej.
que se oscureciera su raz6n de patriota sin tacha y
entonces vinieron los dias tenebrosos de las primeras
violencias, de los primeros despojos, de los primeros
fraudes electorates; aquellos dias tristes del Gabine-


ta de Combate en que no humbo ni libertad, ni dere-
cho, ni justicia, ni siquiera un poco de sol para las
almas en que no se habia apagado el ideal de la Re-
voluci6n libertadora. Fue inutil la demand y la ges-
i6n y las reclamaciones pacificas del pueblo liberal,


r


10





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


entonces agrupado en el Partido Nacional Cubano,
que pedia simplemente la alternabilidad en el poder,
el cambio fraterno del mando sin derramamiento de
sangre y sin luchas fraticidas, el respeto a los dere-
chos conculcados de la mayoria. Todo fue inftil. S'i
llen6 el ambiente de pasiones y de inquinas, estall(
la guerra civil y el liberalism fu a scarr en la
rnanigua la defense de sus ideals y no quiso asaltar
el poder intentando una penetraci6n pacifica en sus
filas, sino conquistandolo virilmente al precio de
su sangre, como antes se habia conquistado por los
insurrectos, la li'bertad.

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): S. S. esta sen-
tando la premise, con la que no estoy de acuerdo, .de
que en estos moments el Partido Conservador va a
hacer algo parecido al Partido Liberal?
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Ya lo dijo
el otro dia el Honorable senior Presidente de la Re-
publica, que los pueblos tienen el derecho a ir a la
revoluci6n para reivindicar sus libertades, pero no
para pedir la ingerencia extranjera.
SSR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO) : Yo quisiera que.
S. S. me contestara mi pregunta.
SSR. GONZiLEZ BEAUVILLE (-GUSTAVO): S. S. me
permitira que yo le contest lo. que me convenga y
lo que -quiera,

SR. BRAVO ACOSTA (ANTONIO): Pido que se pase
Slista, porque tengo.dudas del quorum.

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : La verdad
es candente. Por eso utiliza ese recurso parlamenta-
rio S. S.

SR. RUBIO (MATiAS) : Aqui se ha hecho una cri-
tica inmerecida contra la patri6tica y levantada
orientaci6n del Partido Conservador que cooper y
ayuda con sinceridad al Gobierno del General Ma-
chado. Por eso la critical del senior Gonzalez Beauvi-
lie, no responded al desinteres con que actufa mi Par-
tido y es, por lo mismo, inmerecida e injusta y cum-
plo con un deber levantando mi protest contra esa.i
manifestaciones y la forma con que las ha pronun-
ciado el senior Gonzalez Beauville.

(En estos moments se produce un incident entire
los sefiores Rubio y Gonz6lez Beauwville en el qupe ha-
cen uso de la palabra vdrios seiiores Representaates,
a un tiempo, lo que oblige al senior Presidente a res-
tabltecer el orden).
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Ruego al senior
Rubio que ocupe su escafio y a todos los sefiores Re-
presentantes que garden silencio. La Camara de
Representantes no se empequefiece cuando se deba-
ten problems politicos; la Cimara de Representan-
tes se empequefiece y pierde su nivel cuando los se-
ilores Representantes no guardian la compostura
consiguiente a sus obligaciones. La presidencia su.-
plica a todos los sefiores Representantes y especial-
mente a los sefiores Matias Rubio y Gonzalez Beau-


ville que se mantengan dentro de la mayor .ecuani-
midad y dentro de la mejor compostura. Se va a pa-
sar lista.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): iCon mi protest!


(El Oficial de Actas pasa lista.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Hay
Han respondido 67 sefiores Representantes.


quorum.


(Contestaron a la list los sefiores: Aguiar, Alve-
ra, Ariza,, Boer, Bravo Acosta, Calds, Camacho, R.
Campos, Capestawiy, Carrillo, (Castillo, Castellanos,
Cruz Gonzalez, Cruz Ugarte, Cuesta, Cueto, Char-
diet, Escobar, Ferndndez Soto, Finales, ffarcia Mon-
tes, Gil, G. Beauville, G. Morales, L. Grau, B. Grau,
Gronlier, C. Guas, Haedo, Hirtzell, G. Herndndez,
Infante, Leon, L6pez, E. Machado, IMartinez Quiro-
ga, Menci6, Mestre, Mora, Navarrete, Ricardo Pa-
dierne, Parodi, Peia, Penez, Raminrez, Remedios,
I:eoy, Rio, Rivero, Rodriguez Creme, Rodriguez Ra-
mlirez, Rubio, Santa Cruz, SardiFias, Tome, Torre,
Trinidad, Trujillo, Urbino, Urquiaga, Vdzquez Be-
llo, Verd.eja, Villaverde, Wolter del Rio, Zaydin,
Alberni y Guas Incldn).

La presidencia suplica que dos Representantes
caballerosos, uno liberal, conservador el otro, el se-
for Gonzalez Beauville y el senior Rubio, den sus
explicaciones adecuadas, entire caballeros, a la C.-
mara, de las frase por ellos pronunciadas. La pre-
sidencia estima que en las pala-bras del senior Gon-
zilez Beauville, no ha habido sino critical hist6rica,
que no. ha tenido proposito de agraviar ni mortifi-
car al Partido Conservador ni a ninguno de los se-
no-res Representantes que se sientan en los escafios
correspondientes al Partido Conservador. El Presi-
dente de la Camara estima que el senior Rubio posi-
blemente por no interpreter en su debido alcance las
palabras del senior. Gonzalez Beauville, estimando
que no era la critical hist6rica que podia hacer algfin
Representante, si no que se tenia el propdsito de agra-
viar y mortificar al Partido Conservador, ha profe-
rido palabras que yo, que lo conozco, que se de su
ideologia y su entereza, le pido, por el respeto que
Ie tengo y por la consideraci6n que yo exijo de la
Caimara que le tenga a Bl, que la retire y ruego al
uno y al otro, que estrechen'sus manos y se den un
abrazo de confraternidad entire compafieros.

Sn. RUBIO (MATiAS) : Realmente cuando us6 de la
palabra habia un estado tumultuoso. Desde luego
nadie es mis respetuoso que yo para los fueros de la
Camara por lo mismo que soy respetuoso de los fue-
ros mios. Y no es mi prop6sito insultar al senior Gon-
zalez Beauville ni a persona alguna y si en mis afir-
maciones hubiera alguna frase que pudiera resultar
mortificantes para alglin compafiero, yo ruego a la
presidencia que la retire.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLiN): Tiene la palabra
el senior GonzAlez Beauville.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Yo no pue-
do retirar nada, porque nada he dicho.
.SR. PRESIDENT (GUAS INCILN): La presidencia
no le ha pedido que retire nada, sino que diese una,
explicaci6n a la CAmara en la forma que la presi-
dencia habia entendido las palabras pronunciadas
por S. S.
SR. GONZILEZ BEAUVILLE (GuUSTAVO): El senior
Matias Rubio, cuyo valor personal reconozco, que ha
sido un viejo amigo mio y uno de los Representan-


__ __ __


11





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


tes que mas identificado estaban conmigo., conoce
que yo soy un hombre que ha ido veinticuatro veces
al terreno del honor y que una vez mai no me im-
portaria ir si con ello iba a lograr la reparaci6n de
mi honor ofendido. El honor lo ha reparado 61. Yo
me doy por satisfecho.
SR. PRESIDENT .(GUAS INCLAN): La presidencia
suplica a los saefioes GonzAlez Beauville y Rubio
que se estrechen las manos. _(Asi lo hacen).
Terminado el incident, continfua, en el uso de la:
palabra el senior GonzAlez Beauville.

SR. GONZALEZ BEAUVILLE ('GUSTAVO): Ptues:, como
los sefiores Representantes recordaran, este debaLt
politico que ha tenido este incident infortunado, no
fu'i provocado por mi: su iniciador Jo fue el do.c-
tor de la Cruz. El senior de la Cruz nos hablaba de
la crisis del civismo y afiadi6 que de esta generaci6n
habia desaparecido el valor y evocaba el cuadro de
mluchos militares y civiles caidos en la revoluci6n de
febrero que no supieron afrontar, con arrogancia y
entereza, la responisabilidad de sus actos, desmintien-
dose de haber intervenido en ella y negando su par-
ticipacion en la protest reivindicadora, para poner-
se a salvo y escapar del peligro.
SR. D LA CRUZ (CARLOS M.): Yo, de motu-proprio
no realice ninggun juicio ni emiti opinion. Respond
tan s6Io a las interrupciones" del senior GonzAlez Beau-
ville, con objeciones expresivas de mi eriterio, con
razones que afectaban a mi ideologia.

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Las inte-
rrupcioies obedecen al giro de las afirmaciones del
senior de la Cruz; a la forma con que el senior de la
Cruz, con sus palabras, acumulaba cargos sobre la
actual, generaci6n cubana hasta el punto de negarle
valor y de afirmar que no tiene el coraje de los
hombres del ayer, aun reciente. El doctor de la Cruz
echaba en cara a los hombres en desgracia, a los
perseguidos, a los que la fatalidad les neg6 la vic-
toria, que era en resume la victoria del bien, en
una palabra, a los prisioneros de la iRevoluci6n de
febrero, que no afrontaran las c6leras de la tiranima
y que no aceptaran todo el rigorde una responsabi-
lidad personal en aquellos moments trAgicos en que
la libertad y la justicia eran un mito y euando para
ahogar la protest del pueblo liberal, fu6 preciso
acudir a la mediatizaci6n del extranjero.

Yo iniciaba mi historic de como la crisis del civis-
mo y la quiebra del bien, tuvo su origen en los pri-
meros dias de la reptiblica, cuando aquel anciano
que citaba el doctor de la Cruz como uno de los
grades de la patria, lo que yo reconozco a mi vez.
dej6 que se oscureciese su mente y se nublara su ra-
z6n cediendo a las presiones del Gabinete de Comba-
te. Fu6 alli cuando surgi6 la primera protest civi-
ca del pueblo cubano, que acudi6 a la revoluci6n,
virilmente, para restaurar sus derechos. iAh! i qu6
fue lo que ocurri6 entouces, sefiores Representan-
tes ? Yo era todavia muy joven y vine a esta Cama-
ra en uni6n de otro joven que era. entonces un men-


sajero y hoy es jefe de una de sus dependencias,
para asistir a la memorable sesi6n en la que se esta-
ba jugando el porvenir de la Repiublica. Aqul vine
con Leandro Llambi y presencie los debates hist6ri-


cos. Recuerdo como habl6 Garcia Kohly, excorreli-
gionario del doctor de la Cruz, tratando de persua-
dir al doctor Ricardo Dolz, que se encastillaba en ]a
intransigencia de sus prop6sitos; y recuerdo, igual-
mente, a Miguel Coyula, Alfredo Betaneourt Man-
duley y Antonio Bravo Correoso, luehando firme-
mente por convencer al General Freyre de Andrade
v al senior Jose A. Feria, para impedir que la pa-
tria fuese entregada al extranjero. Pero todo fui
inimtil. En la memorable reunion, celebrada el 28 de
Septiembre de 1906, en la casa numero 5 de la calle
d: Empedrado, una funesta votacion, de 20 contra
15 hizo surgir la ,quiebra del civismo que S. S.
eeha de menos ahora.
SR. CHARDIET (ARMANDO) : Qui6n la provoc.6?
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Sus corre-
ligionarios. Los liberals reclamamos nuestro dere-
cho por medio de las armas y se demostr6 que la ra-
z6n estaba de nuestra parte, cuando, en unas elec-
clones honradas, y con sufragios libres, fu6 electo
President de la Repiblica el general Jos- Mliguel
G6mez. Tenemos el primer hecho. Los liberals, par-
tido de la mayoria, reclaman el derecho ante el Go--
bierno usurpador por medio de las armas, no por
nmedio de la palabra. Gobern6 cuatro afios el general
G6mez y en contradici6n con la lecci6n recibida de
su antecesor el Presidente Estrada Palma, le entre-
g6 el poder al candidate que anteriormente habia
derrotado, en unos comicios puros, al general Ma-
rio G. Menocal. Segundo ejemplo: los liberals
cuando ocupan el poder en Cuba lo traspasan al ad-
versario; y cuando estan en la oposici6n, si no se les
reconoce su derecho, saben irse a la manigua para
exigir que se les respete sus fueros. Gobern6 Meno-
cal sus cuatro primeros afios durante los cuales, re-
sult6 leader de la mayoria en esta CAmara el distin-
guido compafiero doctor Carlos Manuel de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Los dos filtimos.
SR. GONzALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Son los
peores. El general Menocal ocup6 el poder, y duran-
te su primer period hizo un gobierno que tenia per
lema "Honradez, Paz y Trabajo" y puede decirse
que del mismo, s6lo conserve la "Honradez", por-
que la "paz" y el ''trabajo" no se vieron por nin-
guna. part. Se acerrcan las elecciones. El general
Menoical habia prometido al pais, solemnemente, no
ir a la reelecci6n, y sin embargo, mis tarde, olvi-
dando su ofrecimiento se present como candidate a
un segundo period. El liberalism, en esos comi-
cios, levaba en su boleta electoral la figure ilustre
del gran dem6crata doctor Alfredo Zayas. Las elec-
ciones se verificaron. Mi querido amigo el coroner
Aurelio Hevia, que ocupaba el cargo de Secretario
de Gobernaci6n, esperaba un triunfo comicial que se
convirti6 en derro-ta aplastante y lo que pas6 enton-
ces yo lo s6 como espectador que fui, en esa parte
tde nuestra historic. Era primer teniente de Artille-
ria de la Guardia de Palacio., Esta mansion del Eje-
cutivo Nacional, permanecia serena y austera, en los


dias que precedieron a estos: hechos. S61o trasponia
sus umbrales una lite escogida y selecta.. Pero des-
pues de las elecciones, el Palacio se transform en
un comite politico, donde todo el mundo tenia de-
reeho a entrar, a debatir los problems, a alzar la
Voz y a pronunciarse en contra del derecho del pue-


------ I


12





DIARIO DE SESIONES DE LA C.AMIARA DE REPRESENTANTES


bc.. Alli, por segunda vez, los correligionarios del
doctor ue la Cruz diciaron la sentencia en contra de
Los principles (democraticos y de los atributos civi-
co. ae la cludadania, determinando que el pueblo
no tenia el aerecho para elegir libremente a sus
rnandatarios; y despues que, de modo official, habia
el gobierno confesado su derrota, los conservadores
comancaacos por el general Menocal, como ayer por
ci venerable vo.n Tlomas Aistraua Palmii, ejecutaron
el horrible despojo, y conmovieron a la conciencia
national con la ueclaraciobn inisouta ae que tocto lia-
bia sido un error, de que el triunfo habia correspon-
diao al ~obierno' y que el rarstdo Lioeral no podia
disfrutar del poder alcanzado tan legitimamente.
Cuando a los intimos de Palacio se les interrogaba
acerca de este milagro burlesco ellos respondian que
el triunfo les habia sonreido en virtud ae la velaa",
los "cambiazos" en Correos, las bayonetas del Ejer-
cito y los procectimentos ae traudes, violaciona y mix-
tificaecion ce las boletas en tocos los colegios rurales,
asi como la pre6ion y la fuerza ejercida sobre los
'iribunales ae Justicia, para impedir quae estos anu-
laran aquella terrible abomiinacion6. 'odas .aquellas
agresiones al dereeho inalienable del pueblo, origina-
ron la protest armada, unico recurso que podia res-
taurar las libertades publicas. Y alli se fueron, a la
ranigua heroica, los prohombres del liberalism,
con el caudillo inolvidaible a la cabeza, con el general
Juos6 Miguel G6mez, que abandon todo, familiar, ho-
gar, sosiego, bienestar, riqueza; con el general Ma-
chado, nuestro hoy ilustre mandatario, que fue tam-
bi6n alli a exponer su sosiego dome6stico, sus intere-
ses materials, su vida misma. Y toda aquella p14ya-
de de hombres valientes y civicos, el coronel Carlos
Mendieta, el coronel Carlos Machado, el coronel Ro.
berto Mendez Pefiate, el coronel Quifiones y Carlos
Miguel de Cespedes, Carlos Guais, asalodos, Duque,
Miguel Mariano G6mez, Eliseo Figueroa, Rigoberto
Fern&ndez, Gustavo Caballero, Luis Solano y tantos
otros que no puedo evocar por ser la list intermina-
ble, pero que viene a desmentir la aseveracion in-
justa y excesiva del compafiero de la Cruz, al pre-
tender que dentro de la actual generaci6n no hay
hombres que sepan reivindicar sus derc:hos.


he puesto tanto amor a Cuba y patriotismo como en
esa de Febrero, a la que fuinmos para reivindicar los
dereehos conculcados del pueblo cubano. Y cuando
s ipimos que el triunfo, si lo obteniamos, no iba a
ser aceptado y que nos esperaba una intervenci6n
quizAs definitive, entonces accedimos, a deponer las
armas diciendo que con todos sus fraudes, era cuba-
no el General Menocal, que era mejor en todos los mo-
me'ntos, antes que soportar una intervenci6n extran-
jera y fue por eso que depusimos las armas. Y lo sa-
be el senior de la Cruz que estaba alli present cuan-
do eso ocurri6. Recordard que aqui se dijo: El gene-
ral Carlos Guas se rindi6. Y yo dijo que si: "General
vencido, pero nunca arrepenti.o." Y quien tuvo el
civismo, en aquellos moments de terror, para decir
eso en plena Camara y para sostenerlo, com o sos-
tlivo, que el "palo" es una buena instituei6n de la
cual 61 es partidario a pesar de que era otro el que
lo manejaba y much mis, cuando soy yo el que lo
mianeja. (Risas).
Y quien dijera eso, no es de suponer que cediera
porque habia olvidado o perdido el civismo de que tra-
taba el doctor de la Cruz.
No, doctor de la Cruz, no hay que olvidar que
aceptar aquello nos cost6 muchas lagrimas de san-
gre y muchos esfuerzos y lo hicimos para no perder
lo que se habia hecho por la libertad de Cuba. Y voy
a decir algo m:s, si alguna vez me he sentido satis-
fecho de mi, fu4 de aquella actuaci6n de febrero, me
he sentido mas satisfecho que en la guerra de agosto,
que en la guerra de Independencia y que en cual..
quier otra guerra.
(Grandes aplad soss).
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : ~Me permit una
pregunta el senior GonzAlez Beauville.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Puede ha-
cerla.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo quisiera, y voy a
referirme a la historic de los partidos, no a la historic
de los hombres, quisera hacer una aclaraci6n, al senior
Gonzalez Beauville.


SR. Guis (CARLos) : Ruego a S. S. me permit SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Lo que deseo
una interrupci6n. es que S. S. concrete la pregunta.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Con much SR. CASTELLANOS (MANUEL),: Yo renuncio a ha-
gasto. cerla.


SR. Guis (CARLOS): Ha llegado S. S. a un mo-
mento de la historic al cual lleg6, tambien, el doctor
de la Cruz. Cuando 61 trataba ese particular, pedi
por la Secretaria de la CAmara que el senior Presiden-
ce me concediera la palabra. No pudo ser en aquel
moment y, ahora, casi result extemporaneo, resul-
tan fiambre ciertas aclara:ciones que quiero hacer al
doctor de la Cruz. Pero he de aprovechar la gentile-
za de S. S. para decirle al doctor de l Cruz que
nos halblaba con ese talent y con esa habilidad que
le caracteriza, que cuando se referia a la historic de
Cuba y mencionaba ciertos nombres, de compatriotas
nuestros, dejaba a unos para elogiar de otros, colo-
cindolos en situacion dudosa, cosa injusta. Quiero
confesar que en ninguna revoluci6n surgida en Cu-
ba, y a todas he pertenecido, porque me lance a los
campos de mi patria desde los once afios de edad, en
ninguna de esas revoluciones en que he torado part,


SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Yo lament o
que el senior Caatellanos, mi distinguido compafiero,
renuncie a hacer la pregunta, porque tendria verda-
dero placer en aclararle cualquier duda que e1 tu-
viera.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Como quiera que de
este debate politico ha de quedar una opinion defini-
tiva y complete y aqui hemos oido la ya expresada
por el senior GonzAlez Beauville, yo quisiera hacer es.
La pregunta: El Partido Liberal tiene en su historic
lo siguiente: Primero, un acuerdo de partido tomado
por la Asamblea Nacional, con convocatoria debida-
mente hecha, para pedir a los Estados Unidos de
Norte America la Intervenci6n Americana en los
asuntos de Cuba.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): No, sefor
Castellanos. El Partido Liberal y su Asamblea Na-


___ __ ___ __ __
~I -I


13





nT aTRTn nTiE ~r'FNE DT)E UIA CAMERA DE REPRESENTANTES


cional no tom6 nunca el acuerdo official de pedir a
los Estados Unidos de Amnrica la intervenci6n de
aquel pais en los asuntos de Cuba. Solamente el Di-
rectorio, que lo componian prominentes personalida-
des del liberalism, acord6 solicitar una supervision
electoral, que es cosa bien distinta y contra la cual
vot6 el general Carlos Guis, aqui present.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Es decir, una inge-
rencia de poderes extrafios en nuestros asuntos inte-
riores. Yo no voy a continuar hablando, har6 uso d3
la palabra despues que el senior Gonzalez Beauville.
SR. VAZQUEz BELLO (DIEGO) : Yo quisiera interro-
gar, ya que no soy buen historiador porque no vivi
esos moments de la historic de nuestra patria a que
concurri6 el senior Castellanos y mi ilustre compane-
ro el doctor de la Cruz.
En aquellos moments hist6ricos-seguin tengo en-
tondido-el Directorio Liberal, s6lo pidio una super-
visi6n electoral, no una intervenci6n; e:: cambio, el
General Menocal tenia o toleraba a su lado, de hecho,
a un delegado norteamericano: el General Crowder,
no acreditado aqui legalmente y a quien el pueblo le
Cuba tuvo que soportar, lo que significaba una ver-
dadera intervenci6n. Luego si el partido liberal sou
licitaba una supervision electoral, en aquellos instan-
tes no significaba ninguna culpa. Aquella situaci6n
tiiste para nosotros, senior Castellanos, en que tenia-
mos una intervenci6n moral...
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Pido la palabra en su
oportunidad para hacer historic de como vino a Cu-
ba el General Crowder.
SR. VAZQUEZ BELLO (DIEGO) : Quisiera que me con-
testara el senior Castellanos si aquello era una inter-
venci6n moral que tenia aqui el General Menocal.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Deseo que sepa S. S.
que el General Menocal desempefiaba la Presidencia
de la Repfiblica con toda la dignidad que un Jefe de
Estado debe desempefiarla.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Yo le ruego al seioc
Gonzalez Beauville que no permit que lc hagan .mas
interrupciones.
SR. VAzQUEZ BELLO (DIEGO) : Yo ruego a la Cama-
que sin tender a la actitud de mi ilustre compafiero
el senior Garcia Montes, dejara que yo escuohara la
opinion del senior Castellanos para entrar en un de-
bate que nos enaltece.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : Est'a en el uso de la
palabra el senior Gonzalez Beauville.
SR. PRESIDENT (Guis INCLAN) : Continue el se-
fior Gonzilez Beauville.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Ya le he sa-
tisfecho anteriormente al senior Castellanos la curio-
sidad mormosa de su pregunta, que e1 me diriji6 lleno
de una vehemencia casi colerica, sin advertir que yo
lo distingo y lo quiero casi como a un hermano por-
que mi much amistad al doctor Castellanos me lo
impide.


SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo no he querido
molestar al senior Gonzalez Beauville. Me senti mor-
tificado por la forma en que el senior Gonzalez Beau-
ville no me autorizaba a hacerle la preganta, ya que


el senior Gonzalez Beauville anteriormente habia per-
mitido a otros que tal vez no fueran tan amigos de el,
como yo, para interumpirlo.
SR. GONzALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Pudiera ser
que la forma que S. S. ha estimado lesiva, fuera
precisamente todo lo contrario, porque lo aprecio y
estimo de modo sincero. Pero vamos a seguir. El se-
fior Castellanos habla de que el Partido Liberal pi-
di5 la ingerencia extranjera en nuestros asuntos poil-
ticos, por medio de su organismo representative. El
General Carlos Guis protest en aquella oportuni-
dad a que ya anteriormente me he referido; pero el
doctor Castellanos olvida que el ministry Gonzales se
puso indebidamente al lado del Poder y que lanzc
proclamas arrogandose la representaci6n del Presi-
dente Wilson en las que declaraba, al pueblo de Cu-
ba, que la revuelta por 61 hecha, se estimaria con-
traria a los intereses de la Uni6n y que los cubanos
que peleaban por el restablecimiento de la ley y de la
pureza del sufragio, serian combatidos por el Go-
bierno de los Estados Unidos entendiendo que eran
german6filos. El Gobierno conservador admitia esto
que si entrafiaba una limitaci6n de nuestra sobera.-
nia y se ampar6 en esa intervenci6n de un Ministro
extranjero para sofocar la revoluci6n y reducir a los
hombres en armas, a la obediencia, seguros 6stos de
que jams se reconoceria un Gobierno qae dimanara
die la Revoluci6n. Estos hechos no pueden ser olvi-
dados por el senior Castellanos ni por el senior de la
Cruz. Estan ain demasiado recientes en la concien-
cia colectiva. Los liberals pedian tan solo libertad,
sufragio efectivo, depuraci6n administrative, respeto
a; la ley. Que no se malversaran los fondos puiblicos,
que no se invirtieran millones de pesos en carrete-
ras que no se construian y en obras pilblicas que ja-
mis se iniciaban. Y para hacerse escuchar y atet;-
der en la demand fue que los hombres del liberalis-
mo, el general G6mez, su hijo, Carlos Miguel de Ces-
pedes y toda la plana mayor del Partido...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Y Mendieta tam-
bien.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Y Mendieta
tambien. S. S. debe fijarse en que dije toda la pla-
na mayor del liberalism El senior de la Cruz no ol-
vidar 61 que dice que ahora en Cuba esta oscure-
cido el dereeho y en desuso todas las prActicas inhe-
rentes a la democracia, el senior de la Cruz no olvi-
dara, repito, la secuela de atropellos, de violencias,
de vejaciones que siguieron al atentado electoral y
a la conmoci6n de febrero. i Que dias tan tristes y
desoladores para el liberalism! Con s6lo siete Re-
presentantes se suspendieron las garantias constitu-
cionales. No puede olvidar el senior de la Cruz que a
las puertas de este recinto, sagrado para los restan-
tes poderes de la Naci6n, vinieron a ser sacados,
aprehendidos y conducidos a mazmorras militares, mu-
chos Representantes del pueblo, po-r el delito de ser
liberals y de protester civicamente de los atrope-
1los cometidos. Vea S. S. c6mo se equivoca al juz.
gar a la actual generaci6n falta de civismo. Para el


senior de la Cruz no pueden ser un secret las de-
claraciones que a diario hacen los miembros de su
partido por boca de sus mas conspicuos dirigentes,
con excepci6n del propio senior de la Cruz y de su
correligionario el doctor Castellanos, de que aqui
existed ahora lo que no existi6 antes; es decir, garan-


IT UI~~LIVIV ~yu Nurv~v~ -N ~- -- ---~ ._ ,


1A






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMIARA DE REPRESENTANTES


tias, imperio de la ley, validez de la justicia, sufra-
gio puro, honestidad administrative, prensa sin
morcaza. De todo esto, se deduce que si ayer, cuan-
do habia motives para la protest, los liberals la
formularon, no puede el civismo estar en crisis. Y
si hoy existen esos mismos motives de acuerdo con el
criterio injusto de los doctors de la Cruz y Castella-
h1os, entonces la imputacion de falta de civismo no
pnede nunca recaer sobre nosotros, sino sobre los
compaieros del doctor de la Cruz, que difiere de su
j:icio y que estan sancionando y apoyando al actual
Gobierno,. A nosotros, a los liberals, no nos corres-
ponde hoy hacer critical de los actos piublicos, ni si-
quiera en el caso de que los cargos que S. S. for-
mula aqui con tanta frecuencia, fueran ciertos. Por-
que el Gobierno que nos rije es un product nuestro,
nosotros lo sacamos triunfante de las urnas y la obra
restauradora del Presidente Machado, aun siendo,
como es, gloria de todos los cubanos, tiene que serla
mayo-rmente del Partidb Liberal, que fue quien lo
sac6 triunfante con sus votos. Ustedes, los conserva-
dores, rendidos ante la evidencia de su labor proba
y patri6tica, se han unido ahora a e1, quiero decir,
despues del triunfo, por medio de la penetraci6n pa-
cifica en los exitos del poder, aunque no en .sus res-
ponsabilidades

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo he recogido la
pi'otesta del senior Gonzalez Beauville tambi6n.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Continue-
mos. El doctor Zayas lleg6 al poder con su estirpe
liberal, liberalisima,
SR. GARCiA MONTES (JORGE): Esto es un discurso
del senior Gonzalez Beauville, o un tratado-de la His-
toria de Cuba.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUISTAVO) : Los que no
tenemos el don de la oratoria, como S. S. ni su fa-
cilidad persuasive para exponer sus ideas, tenemos
que recurrir a la historic para poner de manifiesto
la verdad.

SR. GARCIA MiONTES (JORGE): Es desesperante pa-
ra quien, como yo, hace rato que tiene solicitada la
pala'bra y se va a terminar la sesi6n, por termino de
tiempo reglamentario, no poder contestar ataques.
TEstamos en el primer tomo de la obra. Vean los se-
fiores Representantes c6mo la impaciencia autorita-
rista de los conservadores es siempre la misma.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Resulta muy desagrada-
ble oir sin poder contestar.

SR. GoNZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Yo lament
que para los sefiores Aguiar y Garcia Montes, este-
mos perdiendo el tiempo. Pero tam'bi6n los liberals
lo perdimos escuchando los candantes ap6strofes del
doctor de la Cruz contra el liberalism. Es decir, que
siguiendo nuestra relaci6n, nos encontramos con que
lleg6 el doctor Zayas a la Presidencia de la Repibli-
ca, creyendo los conservadores y equivocandose tam-
bien, que el viejo y sagaz jurista iba a apagar por
eso en su mente sus ideales tradicionales de liberalis-


mo y democracia, adaptindose al ambiente de violen-
cia y de absolutismo de los conservadores. No fu6
asi. Y cuando cumpli6 su period, los conservadores
entendieron que podia.n prescindir de e1 y se lanza-
ron a la just civica llevando de nuevo, en el ticket
electoral, a su caudillo predilecto, el general Meno-


cal. El liberalism, una vez mas, en el desarrollo de
unos comicios puros, obtuvo la victoria. Fu6 derro-
tado el Partido Conservador sin bravas, sin violen-
cias, sin atropellos, sin fraudes, sin golpes de esta-
do. Y triunfamos por una abrumadora mayoria
exaltando a la primer Magistratura de ja Naci6n al
actual Presidente de la Repuiblica. iAh! pero los
conservadores olvidaron. que nuestro Presidente
tambi6n es un caudillo, porque l1 es un product de
la Revoluci6n. La vivi6 en sus horas cruentas y ella
forj6 su espiritu, model su caracter; fue, en suma,
su escuela. Frente al lema de los conservadores, no
cumplido, de honradez, de paz y de trabajo, 61 tra-
jo este otro: "Agua, caminos, escuelas", program
que ha desarrollado y ha cumplido con un amor, un
ctesvelo, una actividad y un celo amoroso insuperados
en nuestra historic. Nosotros estamos satisfechos; de
nada tenemos que arrepentirnos. Son voces conser-
vadoras, aisladas, es cierto, pero no insignificantes,
las que se quejan; y voces conservadoras, tambien,
son las que proclaman esa formula en virtud de la
cual estan participando de las preeminencias del
mando, sin las responsabilidades del mismo, en vir-
tud de esa penetraci6n pacifica en el powder de que he
venido hablando.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): No hay un solo con-
servador que este sin colocaci6n.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : El doctor
de la Cruz ve, como en este moment hist6rico el ge-
neral Machado ocupa la Presidencia de la Repfibli-
ca y la ocupa por una mayoria de sufragios realmen-
te abrumadora. Nos encontramos, pues, con que el
Partido Liberal, como ya dije antes, siempre que ha
ido a unas elecciones puras ha triunfado. Y que
siempre que e1 ha sido powder y las ha dirigido, ha
respetado el sufragio y la ley entregando el mando
3a adversario, y lo ha entregado sin derramamientos
de sangre, sin violencia alguna, de manera pacifica,
dando un alto ejemplo de ciudadania. El Partido
Conservador no ha sabido o no ha querido hacer otro
tanto.
Ocupa la Presidencia el general Machado, y ae-
sarrolla una labor honest, patri6tica, restauradora;
terminal con el cohecho, con el despojo con el pecu-
lado; reprime la delincuencia, da sanci6n a la ley,
no concede indultos, moraliza la administraci6n,
atiende a la agriculture, fomenta las industries, re-
snielve los problems economics, eleva nuestro cre-
dito, hace labor constructive y beneficiosa. Pues
bien: frente a esa labor, surje la protest de los Re-
presentantes conservadores sefiores de la Cruz y
Castellanos, en forma sistematica, sin que voces de
su propio partido acallen esas censuras que van en
contra de los postulados del cooperativismo.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El Partido Con-
servador nb se ha sumado a esa labor.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Pero se han
sumado individualmente muchos de sus miembros.
Veo que el senior Aguiar esta inquieto. Que el senior
Castellanos esta violent. Lo deploro de veras.


SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Yo estoy complacido
oyendolo y quisera que retrocedieran las agujas del
reloj para disponer de mas tiempo para oirlo.
SR. GONZALEZ BEAUVIILLE (GUSTAVO): El general


I _


15






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Machado, pues, hace su labor personal respaldado
por el Partido de la mayoria y por el Partido' de la
minoria que se mete en el regimen por penetraci6n
pacifica. (risas) para emplear una, frase usada por
los jefes mIs distinguidos del cooperativismo
SR. CASTELLANOS (M3ANUEL): Es decir que S. S.
entiende que el general Machado hace un gobierno
personal, lo mismo que en Espafia hae: el General
Primo de Rivera, y en Italia Mussolini?
(SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): El General
Primo de Rivera no respeta ni la Camara ni el Se-
nado; no hay Parlamento en Estpafia; y S. S. ocu-
pa un esca.fo en esta CAmara, desde el *cual ataca
cuando se-le ocurre al senior Presidente de la Repfi-
blica, estando en todo moment garantizada su liber-
tad de aecion y su libertad de ciudadano.
BSR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. tuvo que dar
un viaje e hizo un articulo a bordo del barco, tratan-
do de este particular de su despedida?
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): El hecho me
es aut6nticamente desconocido. S. S. me hace una
pregunta que no tiene ningfn fundamento; y el fon-
(do que ella entrafia o lo que pretend sugerir, no tie-
ne veracidad alguna. Cada vez que yo he salido al
extranjero, y esto lo afirmo a mis compafieros, lo he
hecho por mi propia voluntad, sin sugestiones ni pre-
siones ajenas.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo no he dicho esto
para que S. S. tenga que hacer afirmaciones enf'A-
ticas. Nosotros debemos de terminar con este siste-
ma, no vaya a ocurrir lo que yo oi en una conversa-
ci6n hace dias, en un autom6vil, entire dos cubanos
de gran imaginaci6n: el uno le preguntaba al otro:
por que se iba a hacer el juramento en la escalina-
ta del Capitolio; a lo cual hubo de contestar, el otro,
que se haria con el objeto de que se lo llevara el
viento mas pronto.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): S. S. ha
hecho una afirmaci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No tenga S. S. du-
da ninguna de que esa afirmaci6n la he recogido sin
que, por ello, trate de disminuir el coneepto del se-
fior GonzAlez Beauville, para quien yo mantengo to-
dos mis respetos. Hice esa afirmaci6n refiriendome a
un moment en que el General Machado cerraba los
peri6dicos y con motivo de aquellos asuntos el senior
Gonzalez Beauville se embarc6; es decir, que eso fue
lo que yo recogi de la opinion.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Cuando lo
sucesos a que S. S. se refiere, yo me encontraba na-
vegando rumbo a Paris. Ya ve, pues, el doctor de la
Cruz, como el Partido Liberal siempre da prueba
le su aptitud y de su capacidad para la. vida civica.
Unas veces reivindicando sus derechos co'nculcados
con toda energia, otras veces, co'mo ahora, desde el
poder, haciendo una administraci6n impeccable, e im-
pulsando de tal modo nuestro progress, que actual-


mente, bajo el mando del general Machado, se han
hecho mas obras pufblicas, que en todo el anterior
period republican; cada peso de servicio. pfblico
que se paga es un servicio recibido; y do tal modo se
ha, establecido una pauta de moral administrative,
que hasta el Partido de S. S. cooper.


*SR. GARCIA MONTES (JORGE): 1Y quiere S. S.
que no cooper, ante esa political?
SR. GUAs (CARLOS) : Interesa much que se haga
esta aclaraci6n. El senior GonzAlez Beauville, a quien
he oido con gusto, carifio y admiraci6n, que ha he-
cho una gran defense del Partido Liberal, hace
una critical del cooperativismo sin censurarlo, por-
que el senior Gonzalez Beauville no puede hacerlo. El
Uniico Representante que puede censurar el coopera-
tivismo, porque es el inico que se ha declarado en re-
beldia en el seno del Comite Parlamentario Conser-
vador, es el senior de la Cruz; y no puede ninguno
de los otros combatir el cooperativismo. El senior
GonzAlez Beauville no lo ha combatido tampoco, si-
no lo que ha heeho es una critical de el y para eso no
ha hablado, tampoco, en nombre del Partido Liberal
,SR. GARciA MONTES (JORGE): Es una aclaraci6n
que me satisface tanto, que renuncio a hacer uso de
la palabra.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : Yo he com-
batido el cooperativismo, pero cuando ]a Asamblea
Nacional de mi partido lo hizo suyo, yo tambien lo
acepte por discipline, sin que realizase actividad al-
gtna en contra del mismo, desde el moment en que
fua ya una realidad national. Y me parece de mas
la observaci6n del general Carlos Guas, de que mis
palabras no ostentan la representaci6n del Partido,
pues yo hablo en nombre de mis principios y no he
pretendido arrogarme facultades de que carezco. Por
lo demas, nunca hubiera mencionado el cooperativis-
nio, si el doctor de la Cruz no se hubiera referido
a l1.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Uh Representante me-
rece tanto respeto en sus opinions como el Comiti
de un Partido.
-SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Yo etimno lo mismo
y respeto la opinion del senior GonzAlez Beauville, pe-
ro esta Camara esta organizada a base del Comite
Parlamentario y la opinion de estos es de mucho
mayor importancia que la de un senior Representan-
te, pues's6lo los Comites Parlamentarios reflejan la
political de sus partidos respectivos.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Continfie el se-
fior GonzAlez Beauville.
SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Nos encon-
tramos, pues, en un moment hist6rico en que el
Partido Liberal, siendo Partido de Gobierno, se ro-
bustece y se vigoriza en el powder, logrando las con-
quistas que el Partido Conservador nunca quiso, o
nunca pudo hacer, o intentar hacer siquiera, en
diez y seis afios de mando. Los conservadores han
tenido la inmensa fortune que a nosotros, los libe-
rales, siempre nos fue vedada, de poder decir y pro-
clamar por boca de sus representatives y de sus or-
ganismos oficiales, que ahora hay, por fin, orden y
progress, que hay libertad, que hay justicia, que la
ley se cumple, que el credito econ6mico y moral de
la Republica, dentro y fuera de nuestro territorio,
se ha acrecentado; que el sufragio no es una burla,
que el tra~bajo y la decencia son los mas firmes


vehiculos de nuestro progress; y que, por la acci6n
fecunda y vigilante del general Machado, se estan
robusteciendo y reafirmando todas nuestras institu-
ciones. Los conservadores tienen que confesar q:ue


,


16






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


existe ahora, bajo un gobierno liberal, aquello que fuerza lo que se nos negaba por la justicia. He dicho.
antes no existia, bajo un gobierno conservador, y SR. PRESIDENTE (Guis INCLIN): Siendo la hora
por lo cual nosotros tanto combatimos, liasta el ex- reglamentaria, se levanta la sesi6n.
tremo de ir a dos revoluciones para exigir por la (Eran las 5 p. m.)


IMP. P. FERNANDoi Y CA., PI Y MAIALL 17, MAIANA


17




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs