Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01238
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01238
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA








DIARIO DE SESIONES
DE LA
CAMERA DE REPRESENTANTES

DECIMO TERCERO PERIOD CONGRESSIONAL
CUARTA LEGISLATURE

VOL. LI LA HABANA 22 de Marzo de 1929. NUM. 26

Sesion ordinaria de 20 de Marzo de 1929.

Presidentes: Sres. Rafael Guls Inclin, Santiago Rey Gonzilez y
Quintin George Vernot
Secretaries: Sres. CMsar M. Madrid Vega, Jose R. Cruells y Reyes y
Jose Alberni Yance

SUMARIO
A las 3 p. m. comienza la sesi6n.-A ruego del senior Urquiaga, la Camara acuerda dirigir un mensaje de
p6same al president de la Sociedad Eden Sport de Sagua la Grande, con motive de un accident
alli ocurrido, en el que perdieron la vida varias sefioritas.-El sefior Tom6 propone que sea declara-
da permanent la sesi6n.-Los sefiores Castellanos y de la Cruz recuerdan que por acuerdo anterior
debe reunirse a las 5 p. m. la Comisi6n especial designada para el studio del problema azucarero.--
En votaci6n nominal se acuerda declarar permanent la sesi6n, debiendo recesar de 5 a 7 p. m. y
reanudarla a esta hora.-El senior Rodriguez Ramirez solicita la discusi6n inmediata de un proyec-
to de ley del Senado sobre reform del art. 24 del C6digo Electoral.-Los sefiores Castellanos y de
la Cruz se oponen, y queda el proyecto sobre la mesa.-Se da lectura a una moci6n suscrita por los
Sres. Ramirez Le6n y otros, interesando que la Comisi6n T6cnica Arancelaria estudie las medidas per-
tinentes para evitar el "dumping" en relaci6n con la papa, el maiz y otros products nacionales.
El senior Soto Izquierdo solicita la inmediata aprobaci6n de la moci6n.-El senior Gil propone que
la Comisi6n de Justicia y C6digos redacte un proyecto de ley fijando penas por el delito de confa-
bulaci6n para alterar el precio de los articulos de primera necesidad.-Al dar las 5 p. m., la pre-
sidencia levanta la sesi6n, y a las 7 p. m. la reanuda.-Se acuerda lo propuesto por el senior Gil, con
una enmienda del senior de la Cruz sefialando un plazo de sesenta dias a la Comisi6n de Justicia y
C6digos para que informed sobre el asunto. Seguidamente se aprueba la moci6n del Sr. Ramirez Le6n.
A propuesta del senior Pastor del Rio y con aclaraciones de los sefiores Rodriguez Ramirez y Horne-
do, se acuerda dirigir un mensaje de p6same a la Cimara popular de Francia, con motive del falle-
cimiento del Mariscal Foch.-Se da cuenta de una solicitud de suspension de preceptos reglamen-
tarios suscrita por los sefiores Tome y otros, para inmediata discusi6n del proyecto de ley del Se-
nado autorizando al Ejecutivo para celebrar un convenio con la Compafiia de Mercado de Abasto
y Consumo de la Habana.-El senior de la Cruz pregunta sobre el turno de las solicitudes de sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios, y reclama la preferencia a favor de una solicitud de esta in-
dole presentada anteriormente por 61.-Alrededor de la cuesti6n planteada por el senior de la Cruz,
hacen manifestaciones los sefiores Castellanos, Garcia Montes, Rodriguez Ramirez, Recio, Soto Iz-
quierdo, Zaydin, del Real, Recio, Rey y la presidencia.-El senior Rodriguez Ramirez propone que






2 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES

las solicitudes de suspension de preceptos reglamentarios no puedan ser presentadas antes de la ho-
ra de constituirse la mesa, en cada sesi6n de la Camara.-A propuesta del senior Rey se acord6 tra-
tar este asunto en la pr6xima legislatura.-Por 69 votos a favor y 3 en contra, es aprobada la sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios solicitada por los sefiores Tome y otros, sobre el asunto del
mercado de abastos.-Puesta a discusi6n la totalidad. el senior de la Cruz propone la suspension del
debate y el envio del proyecto a studio de cuatro comisiones.-En votaci6n ordinaria es rechazada
la proposici6n del senior de la Cruz.-Consumen turnos: en contra, el senior Castellanos; a favor, el
senior Tome; en contra, el senior de la Oruz; y en favor, el senior Hernandez Dou.-Ampliado el de-
bate, consume otro turno en pro, el senior Zaydin.-En votaci6n nominal solicitada por el sefior de la
Cruz, es aprobada la totalidad del proyecto, por 76 votos a favor y 3 en contra.-Al ponerse a dis-
cusi6n el art. 10 el sefor Castellanos solicit la suspension del debate, pero la Camara rechaza esa
Sproposici6n.-El senior de la Cruz,presenta una enmienda sustitutiva del art. 1? y es rechaza-
da.-En votaci6n ordinaria es aprobado el art. 10, con los votos en contra de los Sres. de la Cruz,
Castellanos y Verdeja.-Es rechazada una enmienda del Sr. de la Cruz, en sustituci6n del art. 2
Con los votos en contra de los sefiores, de la Cruz, Castellanos y Verdeja, son aprobados los arts. 2"
y 3-El senior de la Cruz retira enmiendas que tenia presentadas al resto del articulado.-El seflor
Ramirez retire una enmienda a un inciso del art. 39.-Con los votos en contra de los sefiores Cas-
tellanos, de la Cruz y Verdeja, son aprobados, sucesivamente, los arts. 4, 5? y 6 del proyecto.-
Son rechazadas dos enmiendas adicionales, del senior Albarrbn.-Es aprobado el art. 79, y se en-
via el proyecto al Poder Ejecutivo.-Con suspension de preceptos reglamentarios, es aprobada una
proposici6n de ley de los sefiores Alliegro y otros, autorizando al Poder Ejecutivo para contratar
la construcci6n de un ferrocarril de via ancha y de servicio pfiblico, que comunique la ciudad de
Baracoa con otros t6rminos municipales de la provincia de Oriente.-Es aprobada una enmienda
del senior Alvera, autorizando al Poder Ejecutivo para contratar con los Ferrocarriles Unidos de
la Habana, la construcci6f de una via f6rrea que partiendo de Mata pase por Calabazar de Sagua
y entronque con la via del mismo ferrocarril en la estaci6n de Encrucijada.-Esta enmienda se en-
via al Senado, como proyecto de ley aparte.-El proyecto anterior se envia tambien al Senado.-
Por falta de quorum, la presidencia levanta la sesi6n, a la 1.45 a. m.


SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN): Se abre la sesi6n.
(Eran laS trs p. m.)
SR. GIL (HELIODORO): Pido que se pase lista, por-
que tengo dudas del quorum.
SR. PRi-IDENTE (GUAS INOLAN): Se va a pasar
lista, por haberlo solicitado un senior Representante.
(El Oficial de Actas pasa tista).
Han respondido 61 sefiores Representantes: Aguiar
Aguilar, A4'b, ..'., Alberni, Albuerne, A. del Real,
Elio Alvarez, Alvera, Alliegro, Aragones, Ariza, Bal-
dor, A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, B'over, Calds,
Camacho, P',. ...t,,.. Carrillo, Castellanos, Cruz Gon-
zdlez, Cruz Ugarte, Cuesta, Cueto, Diaz Vald'is, Echeo-
verria, Final6s, Garcia Montes, George, Gil, Gonzdlez
Beauville, G. Morales, B. Grand, Gronlier, C. Gucs,
Haedo, G. Herndndez, Hornedo, Lombard, L6pez, Ma-
drid, Martinez Quiroga, Marrero, Mencid, Mendoza,
Mola, Mora, \-,, ,, ,-ete, Ricardo Padierne, Parodi, Pe-
la, Mora, Navarrete, Ricardo Padierne, Parodi, Pe-
'ha, A. del Pino, O. del Pino, G. Pino, Perez, Ponce,
Ranmirez, Recio, Remedios, Rey, Relyes, Rivero, Ro-
driguez Crrem, Rodriguez Fuientes, Rodriguez Rai-
mirez, Rubio, San Pedro, Santa Cruz, aodisas,
Sierra, T,,,', Torre, Urbino, Urquiaga, Vsdquez Be-
llo, Villalon, E. Zayas y Guds Inclan.
Hay qudrum.
Se va a dar lectura al acta de la sesi6n anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : .Se aprueba el
acta ?
(Se ales afirmativas).
Aprobada.
SR. IjRQUIAGA (ClARMELO) i Pii1i i]a palabra.


, SR. PRESIDENT (Guls INCLAN): Tiene la pala-
bra el senior Urquiiga.
SR. URQUIAGA (CARMEL) : Sefior Presidente y se-
fi,:r, Representantes: Antes de tratar de ningin
otro asunto, me voy a permitir hacer un ruego a es-
ta; Ckmara.
Hace muy breves dias, en una de las mIs progre-
sistas y bellas ciudades de nuestra tierra, ha ocu-
rrido un accident horrible, sin preeedentes en
nuestra vida social, uno de esos sucesos que contris-
tan profundamente el espiritu, y que por no saber a
quien corresponde la culpa, la atribuimos al destino;
mientras, rogamos al Dios de la bondad y la clemen-
cia, misericordia para las pobres vietimas.
Un grupo de j6venes y bellas hermanas nuestras,
uri grupo de esa mujer cubana, heroica y virtuosa,
que supo, en los dias aciagos y tristes de la guerra,
impulsar y darle aliento al esposo, al padre y al hijo,
para que se lanzaran a conquistar la independencia
en nuestros campos verdes y feraces; un grupo de j6-
venes deseendientes de esas mujeres de Cuba que sa-
1'i;i-, .ii-ji- ;-Ir las ldgrimas de los patriots y darles nue-
vo aliento para que fueran a ocupar el lugar del caido,
han sufrido uno de esos ataques incoimprensibles e
injustos del destiny, al dirigirse a un lugar que es-
peraban fuera para ellas de esparcimiento, acompa-
fiadas de sus familiares, o dejando a 6stos en sus ca-
sas, tranquilos, pensando que iba a pasar unas ho-
ras de 'asueto y distracci6n; pero el destino cruel
las sorprendi6 e hizo que un grupo de ellas, que has-
ta ahora asciende a cinco sean ya cadoveres; y otro
grupo, mas numeroso aun, est6 al borde de la muer-
te.
El hecho ha entristecido profundamente el espiri-
tu de la Naci6n. Hemos visto c6mo ban gemido de
dolpr todas las classes sociales desde el m6s modesto





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESBENTANTES 3


ciudadano hasta el Presidente de la Repdblica, que
se han apresurado a mostrar su condolencia y a en-
viar comunicaciones significando su profundo pesar.
Yo quiero hacer la salvedad de que estas declaracio-
nes las hago como Representante de la provincial de
la Haliana, ya que no competia hacerlas a ninguno
de los de la provincia de Santa Clara; y pido que la
CAmara acuerde enviar un mensaje de p&same al al-
calde de Sagua la Grande y que se eleve desde lo. mIs
profundo del coraz6n de los Representantes aqui
presents, una plegaria de piedad para las infaustas
j6venes que han sido victims de una cruel acechan-
za del destino.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Agradezco en cuan-
to valen las frases que acaba de pronunciar y la peti-
ci6n que acaba de hacer a la Camara el doctor Car-
melo Urquiaga, sumkndome, desde luego, a ella en
nombre de la representaci6n conservadora; y me
atrevo a decir tambi6n, a nombre de todos los Re-
presentantes villarefios, liberals y conservadores,
que ya nos hemos apresurado a cumplir ese penoso
deber, que la proposici6n del senior Urquiaga es un
consuelo, un alivio y un honor para la provincial que
representamos.
SR. TOME (MANUEL): La mayoria de la Camara
de Representantes, por mi conduct, quiere tambi6n,
ante la proposici6n incidental de nuestro distinguido
compafiero el leader de los populares en esta Cama-
ra, doctor Carmelo Urquiaga, hacer constancia del
testimonio de sentimiento que le produce la desgra-
cia acaecida a un grupo de estimadas damas cuba-
nas en la ciudad de Sagua la Grande.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): 6Estd de acuer-
do, la Camara, con lo propuesto por el senior Urqua-
ga?
Los que est6n conforme se servirAn ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. TOML (MANUEL): Debido a la circunstancia
de qu4:existe' en la mesa de la Camara ana variedad
de.asuntos de alto interns y trascendencia, yo le pe-
diria a mis compafieros, si asi lo estiman discreto y
oportuno, que esta CGmara se constituyera en sesi6n
permanent, a fin de darle soluci6n plausible y ca-
bal a los distintos particulars que ocupan la aten-
ci6n de este cuerpo colegislador.
SR. REY (SANTIAGO): Apoyp esa proposici6n.
SR. PiESIDENTE (GUiS INCLAN): El senior Tom6
pide que la Chmara se declare en sesi6n permanent.
SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Entiendo que lo
propuesto por el compafiero senior Tome implica una
revision de acuerdo, porque ya esti acordado que es-
ta sesi6n se celebrara hasta las cinco de la tarde, y de
cinco a siete la sesi6n de la Comisi6n de Azicar. Por
lo tanto siendo revision de, aeuerdo, se necesitaria
una votaci6n de las dos tereeras parties de los pre-
sentes...
S:R TorA (MANUEL) : De haber pensado que en
realidad existe el motivo que sefiala IS. S., y no


hlubiera hecho esa proposici6n y la habria sometido
a la consideraci6n de los sefiores Representantes; pe-
ro es que, a mi juicio,-y en este sentido puedo in-
formar a la Mesa de la Camara,-el acuerdo de las
sesiones extraordinarias de cinco a siete solamente
se contrae a los lunes y martes de cada semana, y
en manera alguna a los mi6rcoles.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Pero la Comisi6n del
Azicar se reune de cinco a siete.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): En el dia de ayer.
se intent lo mismo, con un fracaso para los que lo
intentaron; porque se acept6, por la Cimara, que
era una revision de acuerdo.
SR. TOME (MANUEL): En el dia de ayer, yo no lo
he pedido.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Lo pidi6 otro.
SR. TOME (MANUEL) : Lo acepto. Y le iba a decir
algo mis: basta que 61 haga la afirmaci6n, para que
yo lo acepte.
SR. PRESIDENT (Gu.s INCLIN): Se pone a vota-
ciln la proposici6n del senior Tome.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo quiero que la
presidencia me informed lo siguiente: Si es exacto que
en el dia de hoy esta convocada, de cinco a site, la
Comisi6n del Azdcar; y si hay una invitaci6n, por la
Mesa que ha de presidir la sesi6n de la indicada co-
misi6n.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Es exact, senior
de la Cruz, que de cinco a site esta convocada la
comisi6n del asunto azucarero.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : En ese easo, declara-
da permanent la sesi6n, llegada. las einco de la tar-
de, i cul seria el camino a seguir? Porque si la CA-
mara acuerda la permanencia de la sesi6n, tendria
entonces esta situaci6n: a las cinco de la tarde, aten-
der el problema de la Comisi6n del Azficar y crear un
lapsus; o de lo contrario, faltar a la citaci6n de la
Oomisi6n del Azdear y pasado este asunto seguir,la se-
si6n que vamos a declarar permanent. Como eso no
lo aclara la solicited del leader liberal, y la Mesa va
a someter a votaci6n la proposici6n del leader, quiero
saber qu6 orden se va a seguir.
SR. TOME (MANUEL) : Quiero declarar que hice la
proposicion porque, efectivamente, por acuerdo de es-
ta CAmara, se design una comisi6n especial para tra-
tar respect del problema fundamental ,de la indus-
tria azucarera; pero como entendia,-salvo el supe-
rior eriterio de 'la Camara, al cual yo me someteria,
-que esa comision no ha sido acordada para entor-
pecer el desenvolvimiento normal de las sesiones, se
puede suspender la sesi6n a las cinco de la tarde, pa-
ra reanudarla termihados los trabajos de esa comi-
si6n. A ese respect yo quiero oir la opinion del doc-
tor de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Si el eriterio de que
la proposici6n de permanencia es para pedir que la
CAmara trabaje de cinco en adelante, yo entonces
quisiera oir de labios del leader de la miayoria, mi
distinguido amigo el doctor Tom6, cuAles son las le-
yes de importancia tan transcendental para el pais







4 DIARIO DE SESIONES. DE LA OAMARA DE REPRESENTANT'ES


y para el Gobierno, que en este caso represent la
mayoria liberal, que recaban la urgencia y la necesi-
dad de una sesi6n que excluye studio tan intere-
sante como el problema azucarero; porque la solar
enunciaci6n de que sobre la mesa hay leyes muy im-
portantes, no es bastante para que la Camara rompa
su line de conduct tan provechosa para el pais,
dandole preferencia al studio de esas leyes. Asi,
Ipu..-, yo ruego al doctor Tom6 se sirva decir cudles
son los asuntos de importancia tan grande que re-
,~c.an un studio inmediato.
SS. ToME (MANUEL): Que vengan a mi memorial
etiiestos homentos, aunque no puedo decirle al dis-
tinguido compafiero el orden cronol6gico de ellas,
hpy a,, unas leyes que necesitan un tratamiento ur-
gente, como la relative a resolver acerca de si es ne-
cesario o no que se lleve a cabo la realizaci6n del
censo.
'Si. iGIL' (HELIODORO): iNo se ha suspendido la
reorganizaci6n de los partidos? .Si se ha suspendido
una cosa, 1 para que necesitamos la otra ?
S m!. (ToM (!VANUEL) : Yo voy a explicar todo eso.
Otra ley es la relative a sefialar y limitar las
riAsponsabilidades de las sociedades an6nimas, en
ecuanto a la cuantia de su capital; otra ley es la re-
lativa al particular de los ferrocarriles.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Hay otra tambi6n
muy interesante, la que permit a los Veteranos co-
brar una pension en determinado caso. La del ferro-
carril de Baracoa, que yo he aceptado y que creo que
es una buena iniciativa del senior Alliegro.
SR. TOME (MANUEL): La necesidad tambi6n de
adoptar un acuerdo en relaci6n con el cierre de la
present legislature.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo creo que este
quorum, obedece a otra ley, y no a ninguna de las
que ha referido b. S.
SR. TOME (MANUEL) : Es que todavia no he ter-
minado; estoy haciendo un esfuerzo mental y el com-
pafiero no me lo permit.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Voy a hacer una
pregunta a S. S.
SR. TOME (MANUEL) : Le voy a contestar a S. S.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Antes de hacer la
pregunta: yo deseo saber si esth pedida la urgeneia
de todas esas leyes.
SR. TOME (MANUEL) : Todas estas leyes, a juicio
del leader liberal, requieren un tratamiento urgent
de la Camara; y, ademds, se deben de adoptar otras
peticiones que hay sobre la mesa en el orden del
desenvolvimiento de ciertas medidas de prevision
con respeeto a la nacionalidad cubana.
SR. REY (SANTIAGO) : Otra ley hay que tratar, la
de la jubilaci6n ferroviaria, sobre la cual me aca-
ba de llamar la atenci6n el doctor Aguiar.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Es decir, que el
leader parlamentario liberal recaba la permanencia
de la sesi6n, porque dice que, entire otras que no ha
mencionado, existed sobre la mesa, para su tratamien-


to, este grupo de leyes, y quisiera que, en esto, el
senior Tom6 siguiera mi palabra, para ver si esta-
mos contestes.
El sefior Tome decia: una que se refiere a impedir
la celebraci6n del censo, por inftil, o porque resul-
ta inoficiosa. Una que se refiere a sefialar y limitar
la responsabilidad de las sociedades an6nimas.
SR. GIL (HELIODORO) : S. S. es el autor de esa
ley?
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : NO, senior; es un
proyecto procedente del Senado, y su autor es el
doctor Bravo Correoso.
SR. GIL (HELIODORO) : C6mo podriamos calificar
el error de un funcionario pfblico que tuviera que
inspeccionar esas sociedades an6nimas, como la Wa-
rren, por ejemplo y...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo le ruego al senior
Gil que no me formula preguntas ahora. Luego podr6
contestirselas, ya que ahora estoy orientAndome res-
pecto a la solicitud del leader liberal, solicitud que
para mi tiene much importancia.
S5fialamos con el nflmero trees, el proyeeto de ley
procedente del Senado que se refiere a la limitaci6n
de las sociedades an6nimas; y con el nlumero cuatro,
la ley de la Camara que autoriza a los veterans para
cobrar la pension que por este concept les concede
]a ley general de pensions de veterans, y para po.
der desempefiar cargos pfiblicos al mismo tiempo.
SR. GONZkLEZ BEAUVILLE (GUSTAVO): Una inmo-
ralidad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Con el nfimero cin-
co, sefialAbamos una suspension de preceptos para
tratar la proposici6n del doctor Alliegro, sobre la
construcci6n de un ferrocarril de GuantAnamo a Ba-
racoa.
SR. REY (SANTIAGO) : Pero, fundamentalmente,
los acuerdos de los comit6s parlaimentarios de la
CAmara deben cumplirse, y por eso se hablaba de un
orden cronol6gico.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo le pedia al senior
Tom6 la declaraci6n de cuales eran las leyes que que-
ria tratar en la sesi6n de hoy, al solicitar la perma-
nencia de la misma, para deducir la importancia de
la petici6n y para saber si, efectivamente, las leyes
tienen esa importancia y ese valor. El senior Tom6
ha sefialado esas cinco leyes y "otras mAs que estan
sobre la mesa" y yo deseo conocer el valor de todas
esas leyes, para saber si puedo estar conform con la
solicitud del senior Tom6. Este distinguido compafie-
ro enuncia esas leyes como de un valor extraordina-
rio para el pais, valor que yo no me atrevo a discu-
tir porque las desconozco, y estoy dispuesto a votar
la permanencia de la sesi6n, siempre qu se limited al
tratamiento de esas cinco leyes por el orden que 61 las
ha mencionado.
SR. TOMP (MANUEL) : El compafiero Sr. de la Cruz
creia llevarme, en mi condici6n de Representante de
esta mayoria, a una declaraci6n determinada sobre
las leyes que pueden ser motivo de debate en esta se-
si6n permanent, cuya solictud he formulado; y no
es asi, porque para eso tuve especial cuidado,-aun-








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARIA DE REPREIS!ENTANTES 5


,que 61 al comentar mi proposici6n, no le diera toda la
virtualidad que ella tenia,-de decir yo que ademAs
de las leyes citadas habia otras leyes de trascenden-
cia-y para complacer al senior de la Cruz hacia yo
un esfuerzo mental, con el fin de precisar todas
aquellas que entiendo que son de trascendencia para
su tratamiento por esta Ckmara.

jiR: DE LA 'CRUZ ('CARLOS M.): Perdonen el senior
Tom6 y la Presidencia. El senior Tome debe de fijar
se en que, a modo de galanteria y de complacencia
personal, no debe responderme de la manera que lo
hacia. Las peticiones se hacen fundamentadas. Cuan-
do se, va a recabar el acuerdo de la ,CAmara con ob-
jeto de que sefiale una sesi,6n permanent .para el
tratamiento de determinadas leyes ,y se relegue el
tratamiento de otra cuesti6n tan important como la
del azicar, se deben dar motives reales y decir a la
OCmara que debe trabajar en tal o cual asunto, por-
que tiene importancia ,para el pais, a fin de que la
petici6n del senior Tom6 tuviera entonces valor y
pudiera la Camara posponer la discusi6n de otros
trabajos; pero nunca para complacerme a mi. El se-
ilor Tome estA emplazado, fijese bien, emplazado, co-
mo leader y Representantes de la mayoria, para ex-
iplicarle a la Camara...

SR. GONZALEZ BEAUVILLE (GUSTAVO) : De la mayo-
ria cooperativista, no liberal solamente.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El senior Gonzalez
Beauville sabe que hablando de mayoria, se ha con-
vertido en la casi totalidad de la CAmara. Yo creo
que el senior Tome, para obtener los votos de la to-
talidad en una petici6n que formula, debe garantizar-
la; y, como fundamento, debe decir de una manera
concrete cuAles son las leyes que recaban su inmedia-
to tratamiento, como de interns basico para el pais.
Asi podra decir la Camara si acepta o no esa perma-
nencia. El senior Tome, por consiguiente, no esti en
el caso-aun cuando apoya su declaraci6n en aten-
ciones de comnplacencia efeetiva .para mi,-de enume-
rar solamente cinco leyes; sino de citar todas aque-
llas que estime como trascendentales.

SR. TOME (MANUEL) : Queria deeir que, realmente,
de una pequefia frase, el senior Carlos Manuel de la
Cruz 'ha hecho declaraciones que no estaban en mi
prop6sito. No he querido, con esto, disminuir en lo
mas minimo el respeto que me merece el senior Carlos
MA;11 .- de la Cruz. Yo me esforzaba, desde luego, pa-
ra explicarlq aquellas leyes que, a mi juicio, pudie-
ran ser motive de tratamiento; y sefiale un grupo
que ,. -;., .que debian tratarse en el curso de esa se-
si6n permanent, inclusive leyes que, (S. S. lo sabe
perfectamente, tambi6n), estan a beneficio de inven-
t;!i'r, por acuerdo de los respectivos comit6s parla-
mentarios.
SR. DE LA ICRUZ (CARLOS M.) : Yo no he ido a nin-
gdn comit6 iparlamentario, y desconozco en absolute
sus acuerdos, que no me obligan.

1'R. TOMJa (MANUEL) : Pero esa circunstancia, que
a mi me obligaba, era la oportunidad que yo que-
ria que me propusiera mi compaiero, en el rato que
me ha permitido *pensar mhs en las leyes qcue estAn
a .l].:,n-'ii, entire las cuales se encuentra un mensa-
je del Ejecutivo sobre el proyecto de ley para regu-


lar el funcionamiento de los mercados en toda la Re-
-piblica. Todos estos asuntos, como saben los sefiores
Representantes, est'n comprendidos en un acuerdo
unanime de los distintos comit6s parlamentarios do
esta CAmara para ser tratados en la sesi6n perma-
nente que he prolpuesto.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : El Sr. Tom6 ha
pedido la declaratoria de permanencia en la sesi,6n
,lo cual entrafia, por consiguiente, la. pr6rroga de la
misma. De acuerdo con el articulo 102 del Reglamen-
to, es una proposici6n incidental, que se somte a vo-
taci6n sin discusi6n. La liberalidad de criterio de la
presidencia le ha permitido escuchar las palabras del
senior de la Cruz, y del senior 'Castellanos y de otros
sefiores Representantes que han intervenido en el de-
bate. La presidencia cree ya ti:ii.-.nt.: .- discuti-
do el asunto, y lo va a poner a votaci6n.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Votaei6n nominal.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN) : Los que esten de
acuerdo con que la sesi6n sea pemanente, votaran
que si; ]os contrarios, no.

I DR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo, selores, no me
pongo bravo por la aplicaci6n del reglamento; no me
!mortifica que me lo apliquen. Pero, por lo menos
ereo que debemos tener 16gica. El problema es de 16-
igica: Hay un grupo de sefiores, invitados por la pro-
'pia presidencia de esta Ckmara, que deben asistir a
'la sesion de la Comisi6n Especial del Azicar. iPor
que no ponemos a votaci6n de una vez la pr6rroga
de la sesi6n con la declaraci6n de .que debe suspen-
derse de cinco a siete de la tarde para celebrar la ren-
ni6n de la Comisi6n del Azficar
SR. PIRESIDENTE (GuiA INCLAN): Doctor de la
Cruz: la presidencia se disponia a contestar a S. S,,
cuando solicit la palabra el doctor Tom6. Yo iba a
contestar a S. IS'. que la declaratoria de sesi6n per-
manente no impedia que, entire cinco y siete de la
tarde, la Camara acordara un receso para celebrax
:la sesi6n de la Comisi6n del Azilcar.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pero Apor qu6 no
someterlo a votaci6n, con la adici6n de que de 5 a 7
entremos en receso? L Los que estamos ahora aqui,
!.,"l...,k,, lo que luego puede suceder? No se crea, tam-
poco, que mi aetitud en este asunto es una babilidad
iparlamentaria para interrumipir la aplicaci6n del re-
glamento. El problema es que quiero darl~, al acuer-
do que se tome, la seguridad, la sensaci6n de segu-
ridad, de -que de cinco a siete se va a celebrar la se-
si6n del azdcar. En ese caso, si la presidencia lo es-
tima, aplique el reglamento, que yo no me pongo
bravo.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido- la palabra.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Tiene la palabra
el senior Rey.
SR. REY (SANTIAGO) : Para oponerme a la modifi-
caci6n que entrafia el acuerdo propuesto por el se-
fior de la Cruz. Porque lo que aeord6 la CAmara, a
propuesta del senior Castellanos y con mi aidhesi6n
inmediata, fue abrir una informaci6n, a la que pu-
dieran coneurrir todos los elements interesados en
el problema del azicar, para ofrecernos sus conoci-







6, 1 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRiESENTANTES


mientos y la posibilidad de una soluci6n al grave pro-
blema que en estos moments esta planteado. Para
este asunto se ofreci6 este local de la Cimara, como
podia haber sido ofrecido otro cualquiera; pero no
es la Camara la que realize un acto official con la Co-
misi6n del Azdcar, es una comisi6n de la Ckmara
que oye a los elements interesados en la informaci6n
que vienen a hacerle, honrdndonos con ello, por tan-
to. Si nosotros acordaramos la permanencia de la se-
si6n, acordando a la vez un receso obligado de 5 a 7
para tender a la comisi6n, nosotros modificaibamos
el acuerdo por virtud del cual se recibe esta infor-
maci6n azucarera. Por eso hago esta aclaraci6n, evi-
tando incurrir en la revision de un acuerdo.

SR. CASTELLANOS (MANUEL) : He pedido la pala-
bra para oponerme. He manifestado que entrafia una
revision de acuerdo lo propuesto por el senior Tom6;
pero, adembs, no puede accederse a la proposici6n,
por cortesia al senior Presidente de la Republica. La
Camara ha oido, durante varias sesiones, a los qua
informaron sobre el problema del aziear. En los pe-
ri6dicos de la capital yo he visto anunciado, que el
senior Presidente de la Repfblica vendria boy a las
cinco d& la tarde, a informar a ]a Cimara sobre los
problems del azdcar. Si la CBmara tomara la deci-
si6n de prorrogar la sesi6n, se expondria i que, en
un moment determinado, por falta de qudrum, no
hubiese la posibilidad del receso para recibir en la
Cimara al senior Presidente de la R.-'.,,i1;.... Yo no
creo que ni el Partido Liberal, ni el Conservador
Coloperativista, deban realizar un acto que habria -de
equivaler a una deseortesia y que yo no estoy dis-
puesto a compartir.

SR. IEY (SANTIAGO) : Para complacer al senior
Castellanos. El esti muy bien inspirado, y lo 16gico
es que respond en forma ,,ri.,. i.i- i al pensa-
miento por 61 expuesto. Pero hay una equivocacion
de su parte: ;'i no hubiese qudrum, siempre la CG-
mara estaria en condiciones de recibir a la comision
a la hora en que esta citada. Si hubiese .1,i ', 1. pre-
viamente pediriamos el receso y, naturalmente, no
habria inconvenient en .que pudiiera celebrarse ]a
sesi6n de la comisi6n.

.SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pero es que el senior
Rey habla sobre la posibilidad de que pudiera acor-
darse el receso, y yo creo que podria no acordarse por
la falta de quorum.

SR. VEY (SANTIAGO) : A mi juicio, no habrk nin-
guin inconvenient. La Comisi6n del Azdcar celebrari
su sesi6n, oiremos al senior Presidente de la Repuibli-
ca y a cuantas personas deseen hacerlo.

Sn. PRESIDENT (G4UAS INCLiN) : El senior Caste-
llanos decia que la declaratoria de sesi6n permanen-
te entrafiaria una revision de acuerdo, y parece opor-
tuno que vayamos a la fuente del acuerdo, a las cuar-
tillas taquigrbficas, que la presidencia va a leer. Di-
cen asi:
"Se pone a votaci6n la proposici6n de los sefiores
Aguiar y Cruz, enmendada por el senior Garcia Mon-
tes en el sentido de que se traigan. (.';.;,,, leeendo).
Ese es el acuerdo que la Camara ha torado. re-
cuerdo que cuando se adopt, con objeto de cele-
brar sesiones extraordinarias de cinco a siete, los lu-


nes y martes, fu4 pensamiento de los -.. i,'. Repre-
sentantes no celebrarla el mi6rcoles, para darle opor-
tunidad a la Comisi6n del Azdcar para que celebrara
sus sesiones; pero no recay6 acuerdo de la 'Cmara
sobre ese particular. Por tanto, la presidencia, re-
solviendo este extreme, declara que no entrafia re-
visi6n de acuerdo.

Se pone, pues, a votaci6n la proposici6n del senior
Tome, de declarar permanent la sesi6n.

SR. (CASTELLANOS (MANUE,) : Pido que la vota-
cion sea nominal, senior president.

SSR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Votaci6n nomi-
nal, a solicitud de un senior Representante.
(Se efectita la votacidn).

Han votado 74 sefiores Representantes: 69 que si
y 5 que no.

Votaron a favor los sefiores: Aguiar, Aguilar, Al-
buerne, A. del Real, Elio Alvarez, Alvera, Alliegro,
Baldor, A. Barrero, 0. Barrero, Bover, Calds, (.,nr,.
cho, Capestany, Carrillo, Cruz Gonzdlez, Cuesta, Cue-
to, Diaz Vald6s, Echeverria, Garcia Montes, George,
E. Gonzdlez, B. Grau, Gronlier, C. Guds, Haedo, G.
FHernndez, Ilornedo, Lombard, L6pez, .ll,,lir, M.
Quiroga, Marrero, Mencid, Mendoza, Mestre, Mola,
Mora, Navarrete, Ricardo Padierne, Parodi, Perez, O.
del Pino, G. Pina, Ponce, Ramirez, Recio, Rey, Beyes,
Rivero, R. Cremi, R. Fuentes R. Ramirez, Rubio, San
Pedmo, Santa Cruz, -":.. -., Solo Izquerdo, Tome6, To-
rre, Urbino, Vdzquez Bello, Viblal6n, F. Zayas, E. Za-
yas, Alberni y Guds Incldn.

Votaron en contra los sefiores: Albarrdn, Ariza,
Castellanos, Cruz Ugarte y Gil.

SR. PRESIDENT (GuuS INCLIN): Queda, pues,
aprobada la declaratoria de sesi6n permanent.

Tiene la palabra el senior Castellanos para expli-
ear su voto.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Senior President y
sefiores Representantes: yo que habia oido la solici-
tud del senior Tomb,-distinguido compafiero y lea-
der del Partido Liberal,-y que habia .tratado de co-
nocer, efectivamente, cutl era el motive de la solici-
tud de pr6rroga de esta sesi6n con carActer perma-
nente; no pude enterarme, en realidad, a pesar do
todas las manifestaciones que aqui se hicieron por los
distinguidos compafieros,- del objeto de esa pr6-
rroga, hasta que he conocido que sobre la mesa !y' en
primer lugar, con suspension de todos los preceptos
reglamentarios, se pide que se trate la ley relati-
va a modificar la concesidn para los mercados. A mi
me hacia el efecto -y es lo que inclin6 mi hnimo a
votar en contra de esa solicitud-que los propios so-
tenedores de la ley, los representantes del Partido
Liberal que en el Comit6 Parlamentario Liberal acor-
daron traer a discusion inmediatamente ese proyee-
to, (segidn ellos informaron esta tarde) y que los re-
presentantes del Partido Conservador, especialmente
el leader conservador, mi querido amigo y compafiero
el senior Rey, no .querian decirle a la Cimara cual
era el asunto que pretendian tratar con argencia;
parecia que tenian temor todos...







DIARIO DE SESIONES DB LA CAMERA DE BEPRESENTANTES 7


SR. REY (SANTIAGO) : Para una interrupci6n, con
la venia de .S. S. Yo no habia sido interpelado, se-
fior Presidente y sefiores Representantes; de haberlo
sido, posiblemente habria empezado a la inversa, de-
clarando que las leyes importantes que ibamos a tra-
tar eran, en primer t6rmino, las aprobadas por los
comites parlamentarios, y como una de ellas es, la
aprobada por el Senado por virtud de un mensaje
del Poder Ejecutivo, yo lo habria declarado asi a la
Cdmara.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo me alegro ex-
traordinariamente haber oldo las frases del senior
Rey; y siento que el senior Rey no las hubiera pro-
nuneiado en aquellos moments en que yo trataba
de documentarme; siento que el senior Rey, distingui-
do leader del Partido Conservador Cooperativista
hubiese permanecido en silencio y no me hiciera co-
nocer que este problema iba a tratarse en la tarde de
hoy. Yo tenia la sospeeha racional y 16gica de que
algo grave preteydian tratar, porque en las tardes
anteriores el quorum habia ido nutri6ndose, con re-
presentantes de Provincias, que de sus t6rminos mu-
nicipales venian, atraidos por la ley de los mercados,
para ofrecer el especticulo hermoso de un qu6rum
nutrido. Pero yo creo que no debe plantearse el pro-
blema; y no veo el motive de tratar, en esta tarde,
esa ley. Por eso, sefiores Representantes, he votado
que no debe prorrogarse esta sesi6n; y he votado asi
ademis, por un motivo de cortesia hacia el senior Pre-
sidente de la Reptiblica, para que 6ste pueda venir a
explicar sus conocimientos sobre el problema del
azficar, asunto mis trascendental que todas las leyes
de mercados y todas las concesiones que con respec-
to a esto puedan haberse otorgado. Entiendo que
nosotros no debemos hacer esperar al Presidente de
la Repuiblica, reunidos en sesi6n; sino star listos,-y
especialmente aqu6llos que son sus amigos queridos,
que van a diario a Palacio, a compartir con 61 la la-
bor de la administraci6n .de Cuba,-para recibirlo co-
mo corresponde; y parece que no han tenido esa con-
sideraci6n en estos moments. Por consiguiente, quie-
ro declarar que he votado que no, entendiendo que
con ello cumplo con mi deber.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra el senior de la Cruz, para explicar su voto.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Regularmente con-
signo mi voto favorable a las sesiones permanentes;
y parecera extrafio que en la de hoy lo haya negado.
Precisamente por eso, porque rompo con una line
de conduct mia, es que he querido explicar el moti-
vo de esa variaci6n.
Antes, en los casos en que he votado a favor .de las
sesiones permanentes, se han expuesto ante la CAma-
ra los motives por los cuales a las sesiones se les que-
ria dar ese earAeter; pero ahora, el leader liberal que
pedia la permanencia de la sesi6n.no pudo acreditar,
por mas que lo quiso, cuales eran las razones en que
se fundaba para esta sesi6n permanent; se limit a
sefialar un grupo de leyes, de las. que no habian tra-
tado los comites parlamentarios mis que dos de
ellas: Una, qne si tiene la caracteristica de servir a
una region, reviste, aunque tenga mi concurso, la
condici6n de una ley de rapidez y de atenci6n inme-
diata o urgente; y otra, que fu6 la filtima que pudo


agregar al cuestionario que tenia en su mente el dis-
tinguido leader liberal,--y que sali6 como cuando al
gotero le quedan las filtimas gotas, a fuerza de expri-
mir-y es la que se refiere al mercado inico. No son,
ni con much, leyes que reclamen una inmediata
atenci6n de la Cimara, en una festinada sesi6n, para
que se discutan y se traten.

No veo, por tanto, el motive de fundamental la
petici6n de sesi6n permanent; pero, como he adver-
tido, solamente esta filtima ley es la que mueve al
senior Tom6 a'formular esa petici6n, dado que una
vez acordada la sesi6n permanent es muy fAcil so-
licitar una suspension de preceptos reglamentarios y
tratar el asunto del mercado finico, con preferencia a
las demis leyes. Este asunto, si es verdad que tiene
algfin aspect concordante con los intereses del pue-
blo, no es menos cierto que revela un interns parti-
cular y privado, segfin se vera mis adelante en la pe-
quefia oposici6n que se le hard; y digo pequefia opo-
sici6n, porque seran muy contados los que me acom-
pafien a consumer un turno en contra. Debo aclarar
que en la forma que viene del Senado el proyeeto, no
es ni con much favorable a los intereses pfiblicos y
no esta de acuerdo con la regeneraci6n, que yo com-
parto en algunos extremes. Por estas razones he vota-
do en contra de la aprobaci6n de esa ley, que inte-
rrumpe el orden de nuestras laborers.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra, para explicar su voto, el senior Gil.

SR. GIL (HELIODORO)': Sefior Presidente y sefio-
res Representantes: Por qu6 he votado que no, con-
tra la proposici6n formulada por el leader de la ma-
yoria y aceptada casi por unanimidad al declarar es-
ta sesi6n permanent? Porque esta sesidn permanen-
te, en concept mio, debe ser solamente acordada en
easos extraordinarios. Cuando se me eligi6 por prime-
ra vez Representante a la, CAmara, asi lo pens6, re-
cordando las frases de un amigo mio que durante la
guerra de Independeneia permaneci6 once meses en-
cerrado en una de las b6vedas de la Cabafia, mal ali-
mentado y enfermo, a quien le dije que tan pronto
como yo fuera Representante y surgiera la iniciati-
va de impedir, de acuerdo con la propia Constitu-
ci6n, que fueran enearcelados cubanos en esa fortale-
za, cualquiera que sea el pretexto en el orden poli-
tico, inmediatamente me dispondria a cooperar por
que la legislaci6n impidiera tales hechos, y que esta-
ria en el hemicielo todo el tiempo que fuera necesario
para lograr ese objetivo. Cuando recordaba los tiem-
pos en que la guardia civil aplicaba la ley de fuga,
yo me hice el prop6sito de contribuir, tan pronto co-
mo fuera congresista, a que se impidiera la repeti-
ci6n de esos hechos del pasado, y dedicar si fuera ne-
cesario, en pro de esa iniciativa, una sesi6n perma-
nente; cuando entraba en la Universidad a estudiar
la carrera de derecho, y adquiria las nociones de los
esfuerzos realizados por los franceees despu6s de
aquella famosa revoluci6n que di6 una earta al mun-
do proclamando los derechos del hombre, y vi que
entire las ensefianzas democraticas estaba el princjpio
de impedir el monopolio, para no entorpecer el libre
ejeroicio del comercio, entonces tambi6n pens6 que
so podria -declarar una sesi6n permanent, en la CA-
mara, al servicio de ese ideal.






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Pero, en todo caso, la sesi6n permaneute debe ser
para discutir todo lo contrario de lo que se va a dis-
cutir en la de hoy; porque cQnozco que lo que se pre-
tende va a agravar la situaci6n del pueblo y va a
gravitar sobre el mismo pueblo en general, como su-
cede con todas las concesiones; y recordaba aquella
legislaci6n honest del pueblo norteamericano, prohi-
biendo a los primeros gobernadores que tuvo la in-
tervenci6n de otorgar una sola concesi6n; al extreme
que, todas aquellas conceaiones de ferrocarriles,, se
convirtieron en autorizaciones para que nadie pudie-
ra ejercer un monopolio.
En estos tiempos en que se' ha venido hacienda
alarde de regeneraci6n, parece inexplicable que la
Camara vaya a dar un paso atras en el camino em-
'prendido. La Camara no mide la gravedad de la le-
gisIaci6n que va a adoptar en el dia de hoy, y que
ha producido el quwdrum extraordinario de esta tar-
de. Me explicaria la urgencia de la legislaci6n y la
declaratoria de permanencia de la sesi6n, para auto-
rizar al Presidente de la Repfiblica,-como se le ha
autorizado tantas veces,-por ejemplo, para que se
expropiara el Mereado Unico; para que en el future
todos los cubanos pudieran ejercer el comercio, ven-
diendo los articulos de producci6n national siempre
que paguen su matricula y las contribueiones corres-
pondientes. Pero ya vemos que los comitis parlamen-
tarios han acordado votar la ley, y que es infitil el es-
fuerzo que se realice. Vemos que la Cimara no se
reune a fin de celebrar una sesi6n urgent para de-
regar la ley de fuga, para impedir la estaneia de pre-
sos' en la ('CI .i, o para garantizar la independen-
cia del Poder Judicial; todo esto, segfin se ve, es in-
significante. Lo que import, hoy, al Congreso, es el
Mereado Unico, porque se trata de halagar a los elec-
tores de la provincia de la Habana; por m~s que, de
seguro, en vez de un monopolio habrA cuatro, i.--id..
con toda probabilidad por una compafiia an6nima de
la cual serAn accionistas funcionarios p6blicos cuya
misi6n official precisamente, habria de consistir en
fiscalizar los actos de esa compafiia.
Yo pude apreciar que ciertas obras pfblicas las iba
a. realizar una sociedad an6nima cuyas aceiones se
vendian en el mercado de New York, dias antes, a se-
senta y dos puntos,-es decir con 38 p'untos de des-
cuento,-y hoy no tienen vendedores, porque so co-
tizan con prima; y entonces me dije: 6ste es un paso
imprudente que intent el gobierno liberal, porque
seguramente los funcionarios del departamento de
Obras Piblicas encargados de fiscalizar esas obras
adquirirdn las aceiones de la sociedad concesionaria,
y de ahi se derivarAn posibles delitos de cohecho. Pe-
.ro yo no quiero perder el tiempo. Los trees comites
Parlamentarios han acordado ya su program: los
mercados pasardn hoy; las leyes urgentes que yo he
citado, no pasaran. La Cimara votarA esta ley; des-
pues de votada, los sefiores Representantes volveran
a sus provincial; y cuando se les requiera nuevamen-
te para votar otra ley, volverin al hemicielo. De ma-
nera que no hay que perder el tiempo, pues surgiran
los mereados, los monopolies; y seguiremos por ese
camino, que quizas tenga limited algin dia.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra el senior Rey.


SE. REY (SANTIGO) : Seior Presidente y sefiores Re-
presentantes: Para proponer a la CAmara que acuer-
de un receso de einco a site y que la comisi6n respee-'
tiva consagre su atenci6n a los informs de carhcter
azucarero, continuando a las site, entonces, la sesi6n
permanent que seguird tratando los asuntos someti-
dos a su consideration.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Tiene la pala-
bra el senior Castellanos.

SR. CASTELLANOS (MANUEL) : No me voy a opener
al receso. Trato s61o de que el senior Rey y el leader
del Partido Liberal se fijen en la necesidad que tie-

nen en estos moments, de pedir que a las cinco de
la tarde recess la Cimara. La sesi6n continuar6, pero
no oiriamos a los sefiores que vienen a informar so-
bre el problema azucarero a las cinco de la tarde,
que es lo que queria la Camara y lo que estamos en
el deber, por cortesia, de realizar todos nosotros. El
acuerdo de la sesi6n permanent, habiendo una sesi6n
extraordinaria a las cinco de la tarde, es contradicto-
rio con el acuerdo que dispuso esa sesi6n extraordina-
ria. mbos acuerdos se repelen.

SR. PRESIDENT (GuAs INCLN): Se pone a vota-
ci6n ]a proposici6n de los t..1 .. de la Cruz y Rey,
de que se acuerde un receso de cinco a site, para con-
tinuar a esta hora la sesi6n permanent.
(N ~ ,- afirmativas).
Aprobado.
Se va a dar lectura a un proyecto de ley proceden-
te del Senado.
(El Oficial de Actas legyendo).
Repuiblica de Cuba.-Senado.-Habana, Marzo
13 de 1929.-Sefior Presidente de la CAmara de Re-
presentantes.-Seior: El Senado, en sesi6n celebra-
da el dia de la fecha, aprob6 el proyeeto de ley que
se acompafia, reference a modificar el articulo 24 del
C6digo Electoral.-Lo que tengo el honor de comu-
nicar a usted a los efeetos del articulo IS de la Ley
de Relaciones entire la Cdmara de Representantes y el
Senado.
Muy atentamente,

(f.) Clemente Vdzque; Bella, Presidente.-Alfow-
so Duque de Here'dia, Seeretario.-Jos, R. Villalon,
Secretario.

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-El parrafo primero del articulo
24 del C6digo Electoral quedara redactado en la si-
guiente forma:
"Todos los Miembros Propietarios y Sustitutos de
"la Junta Central y de las Juntas Provinciales Elec-
"torales, asi como los Presidentes de las Juntas Mu-
"' icipales Electorales designados por la suerte, excep-
"tuando los miembros politicos y sus sustitutos de to-
''das las Juntas Electorales, durardn trees ailos en sus
"cargos, o hasta que sus respectivos sucesores hayan
"sido designados y torado posesi6n, y comenzaran a







DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE EPRESENANNTES 9
I II I II M I 5 Ili


"desempefiar sus funciones en el dia siguiente al de
"recibir su nombramiento."

ARTICULO II.-Se suspended, hasta que una ley
del Congreso la fije, la formaci6n del Censo de Po-
blaci6n a que se refieren los articulos II y XVIII de
la Ley del Censo.

ARTICULO III.-Quedan derogadas todas las le-
yes, decretos y demas lisposiciones que se opongan a
la present ley.

Disposiciones Transitorias.

UNICA:-Los actuales miembros propietarios y
sustitutos de la Junta Central y de las Juntas Pro-
vinciales Electorales, asi como los Presidentes de las
Juntas Municipales Electorales designados por la
suerte, continuaran en el desempeiio de sus cargos
hasta el afio de 1933 en el que, el dia de la apertu-
ra de los Tribunales, el Tribunal Supreno de Justi-
cia, y en el que corresponda las Audiencias y la Uni-
versidad, harin las designaciones por sorteo o libre-
mente, segin proceda, para el period que vencerA
en 1937 y asi sucesivamente cada tres afios, quedando,
per consiguiente, en suspense las designaciones, que
debieran hacerse en 1929.

Sal6n de Sesiones del Senado, en la Habana, a los
trece dias del mes de Marzo de mil novecientos vein-
te y nueve.
(f.) Clemente Vdzqleez Bello, Presidente.-Alfon-
so Duque de Heredia, Secretario.-Josg R. Villaldn,
Secretario.
SR. REY (SANTIAGO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): Tiene la pala-
bra su sefioria.
SR. REY (SANTIAGO) : He pedido la pala'bra, para
rogar a la Camara, por tratarse de un problema de
cartcter urgente,-el que se refiere a la suspension
temporal de la realizaci6n del censo,-que se someta
a nuestra consideraci6n este proyecto, procedente del
Senado.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo pido que se im-
priman y repartan copias del proyecto, para estu-
diarlo debidamente la Camara. Es una proposici6n
que se hace de acuerdo con un precepto reglamen-
tario.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : La proposici6n de
S. S. es reglamentaria; pero cuando bay una peti-
ci6n de suspension de preceptos, el trAmite ese queda
sobre la mesa.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Realmente, nos
quedan de labor veinte y cinco minutes. Nosotros pu-
di6ramos aprobar ese proyecto de ley, que tiene dos
articulos. Si los sefiores Representantes. estdn dis-
puesto a discutirlo en esta oportunidad, yo me permi-
tiria rogar que asi se acordara.
RS. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Para eso seria
necesario que todos los sefiores Representantes que
tienen peticiones de suspensions de preceptos regla-
mentarios, las retirasen.


SR. REY (SANTIAGO): Por mi part, como uno de
los peticionarios, acepto posponer mi derecho, a cam-
bio de que se discuta esa proposici6n de ley.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo no puedo proce-
der asi. Creo, sefiores, que el censo no es una cosa de
choteo, quc se puede suspender. El censo hay que ha-
cerlo. Si no surte efecto en el problema electoral, sur-
tird en otros de vital importancia para el pais. Nos
estamos acostumbrando a relegar las cosas mas basi-
cas. Soy partidario de que el censo se haga, no por el
efecto de ca-rcter electoral, sino por muchos motives.
Hemos hablado de organizaciones del trabajo, de la
situaci6n de los nifios, de los cursos de instrucci6n
public, de los matri-monios, de los hijos legitimos, del
nfimero de Representantes por provincias. Nosotros
debemos enmendar el proyecto, pues aunque se de-
clara que, a los efectos de todos esos problems elec-
torales que hemos relegado al olvido, el censo no sur-
to efecto, sin embargo, al efecto de conocer la estadis-
tica de la poblaci6n, el censo us practice. Adem.s, si
significa gastos para el Estado, el censo es un medio
de vida para un numero crecido de habitantes, que
son cubanos, que estin sin trabajo y que van a ga-
nar algo gracias al'censo. Asi es que vamos a no im-
pedir que se haga el censo; por el contrario, vamos a
mantener que se haga, deplorando que no sirva para
nuestra political de destrucci6n. Por lo tanto, no voy
a ceder el puesto que ocupa la suspension de precep-
tos reglamentarios relacionada con el censo.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): El senior de la
Cruz dice que el proyecto podria discutirse y enmen-
darse.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Si me dan el tiempo
para ello, redactar6 la enmienda.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Con respect a la
presidencia, no hay inconvenient; pero el senior de
la Cruz, que es muy sagaz y muy inteligente, no ne-
cesitard much tiempo para esa labor.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : La sagacidad y la in-
teligencia esth de parte de la presidencia; porque sa-
be que, aplicandome el reglamento, me obliga a pre-
sentar la enmienda por escrito y, mientras tanto, con-
tinua la discusi6n. Si la presidencia me permit po-
ner dos palabras nada mis, dir6 que el censo debe
practicarse en la oportunidad en que estd mandado,
y aunque no surta efecto, de acuerdo con la legisla-
ci6n electoral.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Es vieja prAetica
de la presidencia el acceder, cuando se trata de una
enmienda rApida, a que se formula en el acto, mixi-
me cuando se trata del senior de la Cruz, que tiene
extraordinaria fecundidad para hacerlo.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Temo muy much,
de la forma como se quiere aprobar este proyeeto;
porque con veinte minutes que nos quedan no se pue-
de explicar este asunto con detalles. Pido a la Cdma-
ra que acepte el proyecto como esta, a pesar de que
creo que se ha pretendido aplazar el censo para impe-
dir determinados movimientos electorales.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN) : Un solo articulo
so refiere a la supresi6n de las funciones de la.con-
fecci6n del censo, atendiendo a las condiciones econ6-







19 DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


micas del tesoro; nunca del censo electoral ni de fi-
nalidades political. En consecuencia, ese propio ar-
ticulo dirA la oportunidad en que deba comenzarse
el censo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo se que si me meto
con los fines politicos, estoy habilitado! El caso es
que yo entiendo que aunque el moment econ6mico,
por part del Estado, sea malo, no obstante, una bue-
na political en estas circunstancias reclama que demos
trabajo a un numeroso contingent de personas que
no tienen medios de subsistir; y aunque sea una nue-
va carga para el Tesoro de la Repfblica, debemos
eehArsela, hoy, que tan benefactores vamos a ser pa-
ra resolver otros problems. Debemos darle trabajo
en el censo a una eantidad considerable de enumera-
dores, inspectors, etc., y la realiza'ci6n de eso costa-
ria cerca de trescientos mil pesos. Por tanto, yo ruego
a la presidencia que mantenga los turnos, en el or-
den en que estAn. ,
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : La petici6n del
senior Rodriguez Ramirez entrafia un ruego. El senior
Carlos Manuel de la Cruz ha hecho declaraciones de
un orden psicol6gico, es lo cierto, pero completamen-
te no ha accedido al ruego.
SR. RODRIGUEZ RAMiREZ (JUAN): Esperar6 a su
oportunidad.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLN) : Se va a dar lee-
tura a una comunicaei6n procedente del Senado.
(El Oficial de Actas leyendo).

Habana, 13 de Marzo de 1929.

Sr. President de la CAmara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 el proyeeto de ley de ese Cuerpo, referente a
modificar los articulos sesenta y dos y sesenta y tres
de la Ley Orghnica del Poder Judicial; habi6ndose
remitido al Ejecutivo Nacional a los efectos constitu-
cionales.
Muy atentamente,

(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Alfonso
Duque de Heredia, Secretario.-J. R. Villal6n, Se-
eretario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : 'La Chmara se
da por enterada?
(Sefiales afirmativas).
Enterada.
Se va a dar lectura a una moci6n presentada por el
senior Eladio Ramirez.
(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMARA:

Hay un grupo numeroso de cubanos qae inspirados
por la campafia de la prensa, el clamor de la opinion
y los consejos del Gobierno, se han dedicado al culti-
vo, de los frutos menores: papa, maiz, cebolla, habi-
chuela. Y estan tropezando con todo g6nero de difi-


cultades; inherentes unas a todo nuevo empefio; pro-
ducidas otras por la carencia de oportunas medidas
de proteeei6n official.
La papa se cotiza normalmente en el mercado, so-
bre $5.00 el quintal. El afio pasado, euando la cose-
cha de papa en la provincia de Oriente lleg6 al mer-
cado, lo eneontr6 abarrotado de papas canadenses, que
se vendian a menos de $3.00 el quintal; precio infe-
rior al costo de producci6n local.
El productor local puede vender la papa de prime-
ra, con utilidad, a cinco centavos la libra; y la de se-
gunda a dos libras por cinco centavos. Pero no pue-
de resistir precious inferiores. Ni hay quien la produz-
ca tampoco a precious inferiores.
Iniciaron sus ensayos los cosecheros nacionales, con
la traba de la semilla. El nuevo arancel exigia que
viniera picada para eximirla de derechoa de entra-
da. Y esto era sencillamente impossible. Se modific6
este precepto permitiendo que viniera enter, me-
diante ciertos requisitos de identificaei6n y destino.
Parece que al amparo de esta franquicia, se han rea-
lizado enormes contrabandos.
En reciente sesi6n del Comit6 designado por la
CAmara para investigar los motives de ia crisis azu-
carera, un miembro prominent de la Comisi6n de
Aranceles, confirm la version periodistica de un
possible contrabando de papas que se hace ascender
a 100 mil barriles, y a cuya circunstancia se atribu-
ye la depreciaci6n actual de ese fruto en el mercado.
Efectivamente, al llegar la papa criolla al mer-
cado, en la cosecha de este afio, lo hall nuevamente
abarrotado, con papa canadense a $2.00 el saco de
90 libras. Cuesta a los cosecheros cubanos un 50 por
ciento mAs producirlas. Sin duda alguna que los fle-
tes terrestres del 'Canada y Cuba, el flete maitimo
de puerto a puerto, la recolecci6n, embalaje, comi-
si6n de ventas, etc., etc., son much mayors. Se ea-
ta vendiendo esta papa en Cuba, por menos del pre-
cio de costo.
No podemos admitir que esa papa haya entrado
do contrabando y se este vendiendo ostensiblemente
en el mercado cubano, pues si tal hubiera ocurrido,
habria sido decomisada y retirada del consume, en
vez de permitir que quedara congestionando el mer-
cado, de donde ha expulsado, de hecho, a la papa
criolla que se produce en Oriente, que no tiene mas
mercado que el local. No es como la papa de Giiines,
que tiene mercado siempre abierto en los Estados
Unidos y para la cual no rezan las anteriores consi-
deraciones. Pero Giiines s61o vende $400. 000.00 en
los Estados Unidos en tanto, que nosotros cosecha-
mos sobre cuatro millones de pesos en papas.
El saco de 90 libras que se vende a $2.00 en las
poblaciones del interior en la provincia de Oriente,
tiene un adeudo oscilante en nuestros aranceles ac-
tuales. De primero de Diciembre a treinta y uno de
Mayo, que se supone, cosecharse la nuestra, paga
$1.00 las cien libras canadenses y $0.80 la ameri-
cana. Y exactamente la mitad de este adeudo, de
primero de Junio a treinta de Noviembre de cada
ano.
El afio pasado y el present, el productor cuba-
no ha vendido su fruto con perdida en un mereado





DIARIO DE SESIONES DE IA CAMERA DE REPRESENTANTES 11


abarrotado y depreciado, por efecto del DUMPING
que la Comisi6n Arancelaria, trat6 de precaver y
define asi:
"Una maniobra mediante la cual, un grupo de in-
dustriales o comerciantes, o mas generalmente un
trust, invaden un mereado extranjero, vendiendo
un determinado product, bien sin obtener ganan-
cia alguna, bien con p6rdida, con objeto de arrti-
nar a la industrial similar de tal pais, ganando el
mercado y resarci6ndose despubs, una vez dominado
el mismo, de los gastos y falta de ganancia anterio-
res."
Eso y no otra cosa es lo que produce la aflicci6n
de los cosecheros de Oriente, cuyo fen6meno descri-
ven grAficamente en una carta, amarga y doliente,
en estos terminos:
"ISi al precio indicado le descuentan transport y
demas gastos para poner la mercancia a bordo del
vapor, flete del puerto de embarque hasta la Haba-
na, derechos de Aduana con los actuales aranceles,
fletes de ferrocarril hasta Manzanillo, comisi6n de
agent vendedor, etc., observara sin grand esfuerzo
que el precio a que se ofrece la papa, no alcanza a
cubrir sus gastos, con lo cual se evidencia la actua-
ci6n de esos trusts, que nos estan regalando la papa
con la sola finalidad de arruinar a los que nos hemos
decidido a la siembra de frutos menores y desmora-
lizar a cuantos intentan trabajar nuestras tierras
con esta finalidad."
La propia Comisi6n de Aranceles, en el preambu-
lo de los mismos, en un studio muy aeucioso y sere-
no que hacen de toda la material a discusi6n, ofrecen
a la consideraci6n del Ejecutivo, una transcripci6n
que nosotros vamos a copiar, de una conocida obra
que trata de esta material. Dice asi:
"Contra los efectos del DUMPING, y con objeto
de evitarlo, los paises donde el mismo es possible,
han ideado el ANTI-DUMPING, o sea la imposici6n
.de un especial reeargo, asi denominado, con el cual
seran gravadas las mercancias cuando pertenezcan
al mismo gnnero de las que se produzean en el pais
en donde se introduzcan, y el precio efectivo de la
venta sea inferior al precio que se estime corriente
para el mismo product en el pais importador."
En el articulo cuarto de las Disposiciones genera-
les de los vigentes Aranceles, se autoriza asimismo al
Ejecutivo para "adoptar cualquier media de pro-
tecci6n a la industrial o al comereio nacionales, con-
tra las diversas formas de DUMPING extranjeros."
El DUMPING y no otra cosa es lo que estAn prac-
ticando contra nuestros cosecheros, los grades
trusts de papa de los Estados Unidos y CanadA. Y
ello trae la ruina inmediata o el desaliento definiti-
vo, o ambos, de los productores nacionales, que no
pueden resistir las p6rdidas de dos afios seguidos.
Los que se dedican a este cultivo, son por regla ge-
neral, colonos arruinados que concentran en este 1l-
timo reducto sus energies, cr6dito y pequefios ahorros
y postrimeras ilusiones. Carecen de reserves econo-
micas y psicol6gicas para resistir. Hay que acudir
en su ayuda con urgencia. El cubano esta arruinin-
dose trabajando. Y ayudindolos, se ayuda al pais, en
su double aspect, como productor y come consumidor.


En los fltimos ocho afios, los cosecheros del Cana-
di y Estados Unidos vendian la papa en el lugar de
origen, a un precio que fluctuaba de 5 a 10 pesos
barril. Hoy que comienza a ensayarse su cultivo en
gran escala en Cuba, la regalan. Y parece que este
afio han logrado entrarla sin pagar derechos, a juz-
gar por las noticias de prensa y la version a que ya
aludimos antes, del miembro de la Comisi6n de
Aranceles.
Y todo eso significa la ruina, la ddesesperaci6n y
quizks el hambre para muchas families cubanas.
En el preimbulo tantas veces citado (merece un
studio cuidadoso) de los nuevos Araneeles, dice la
Comisi6n:
"Todos los interests agricolas o industriales del
pais se han examinado y se han tenido en cuenta; pe-
ro los grades de la protecci6n arancelaria no han po-
dido ser iguales. Las industrial ya desenvueltas la
han alcanzaldo menor que las s6lo iniciadas; los or-
ganismos j6venes requieren mayors cuidados que los
Ilegados ya a la edad adulta."
La papa es un negocio nuevo. Requiere plena pro-
tecci6n arancelaria, para evitar que vuelva otra vez
a venderse a $10 el barril, y que el agio extranjero se
levante otra vez sobre la ruina y el hambre de nues-
tros agricultores y de nuestro pueblo.
Lo que hemos dicho de la papa, podriamos repe-
tirlo del maiz. En un pais donde se recogen tres co-
sechas de este grano, lo importamos todavia para cu-
brir el consumo national.
La falta de comunicaciones entire las zonas de cul-
tivo y los centros de poblaei6n, la ignorancia en el
campesino respect al modo de conservarlo y el
DUMPING de los trusts extranjeros, hacen que en la
6poca de las cosechas, el agricultor lo venda a $0.50
el quintal, preeio inferior al costo de producci6n; a
reserve de que mhs tarde se venda a $3.50 y $4.00
el quintal, cuando ya el cosechero criollo no tiene
maiz. Es una lucha de intereses, en que hay siempre
dos victims propiciatorias: el pueblo de Cuba y los
productores cubanos.
La Tarifa General del maiz es de $0.80 los 100
Kgs. con el 30% de bonificaci6n para el maiz ame-
ricano. A pesar de que parte de nuestras cosechas se
pierden en los lugares de producci6n por no saber
conservarlas, en el primer semestre del afio 1928 se
importaron 18'829,116 kilos, con un valor declara-
do de $760,709. En el afio natural de 1927, se impor-
taron 1'435,933 quintales de maiz, con un valor de-
clarado, de 2'441,087. Es curioso que deSanto Do-
mingo importamos 1'659,424 kilos. Con las mismas
condiciones geograficas, climat6ricas y geol6gicas,
Santo Domingo, nuestro inmediato y minfisculo ve-
cino, es un pais exportador de maiz, y nosotros so-
mos importadores.
El tasajo, mereci6 una leve protecci6n arancela-
ria, aunque no de la Comisi6n T6cnica, que discu-
rri6 respect a este articulo asi:
"Los derechos al tasajo se mantienen como estAn
hoy. Aunque sea el tasajo un mal product alimenti-
cio, no pueden sustituirlo por otro facilmente nues-
tros campesinos, y much menos en los actuales mo-







12 DIARIO DE SEiSIONES DE DA CAMARA DE REPRESENTANTES
-I


mentos de crisis. El Ejecutivo podria aumentar
anualmente los adeudos de este articulo hasta ilegar,
en varies afios, a la tarifa maxima, o bien utilizar la
diferencia entire las dos columns para coincertar tra-
tados con la Argentina o el Uruguay sobre ventajas
reciprocas para nuestro tabaco, aguardientes, alcoho-
les y quizis para nuestros aziicares, crudos o refina-
dos."
El Ejecutivo, contrariamente a la recomendaci6n
hecha por la Comisi6n arancelaria, elev6 algo el
adeudo, al tasajo, por sobre la Tarifa General, pero
sin aplicar, ni con much la mAxima. Fu6 una leve
media protectora, que consideramos exageradamen-
to timida. El resultado es que el tasajo se envia en
consignaci6n para ser vendido aqui a precious de
impossible competencia con el tasajo del pais. Natu-
ralmente, que al fracasar las industries en ciernes,
recuperard el tasajo, extranjero su precio anterior, y
el pueblo, vencidas las tentativas actuales, volver'i
a pagarlo caro, sin beneficio alguno para el Tesoro
ni para los productores locales, vencidos a] inicio en
la desigual lucha.
Importamos el afid 1927 un total de 18 millones
de kilos de tasajo. De ellos un 85% del Uruguay y
un 12% de Argentina, que son los dos principals
mercados de abasto nuestro. En el primer semestre
del afio 1928, la importaci6n fu6 de 7,043,214 kilos
con un valor declarado de $1,865.499.
Segin las estadisticas, la Argentina impone a
nuestros products un 151% .de su valor; y el Uru-
guay un I' Les correspondemos con un 15% y
un 19% :,.'I" tivamente.
Argentina nos compr6 en 1927 mercancias por va-
lor de $2.645.263 y el Uruguay $823.965.00. Nos-
otros les compramos: al primero $1.454.697 .00 y
$3.910.785.00 respectivamente.
SDDebemos seguir tratando al Uruguay que ahora
ha inundado nuestro mercado con tasajo en consig-
naci6n, para venderlo por debajo del costo de produc-
ci6n, a fin de ahogar nuestra industrial local, como
hasta ahora lo hemos heeho, cuando existe un desni-
vel tan grande en la balanza commercial entire ambos
paises y en las tarifas aduanales?
Tanto por el trato que recibimos en las Aduanas
y" en el mercado uruguayos, como por la. necesidad
de proteger y en lo possible fomentar nuestra gana-
deria national, se imponen drasticas medidas aran-
celarias de protecei6n al tasajo, llegando resuelta-
mente a la Tarifa MAxima.
En el pArrafo final del incise (b) del aticulo 3
de las Disposiciones Generales del Arancel actual, se
recoge el precepto contenido en el articalo lo. de la
ley de 9 de febrero .de 1926, puesta en vigor nueva-
mente por reciente ley, que le impone come. uinica
obligaci6n al Ejecutivo, a cambio de las amplias fa-
cultades que se le concede, de dar cuenta al Con-
greso de las medidas arancelarias que utilize en de-
fensa de nuestras industries o de nuestra agricul-
tura.
A los congresistas nos llega el clamor de nuestros
comprovincianos en desgracia, pidiendo ayuda y ade-
cuada protecei6n para sus esfuerzos en quiebra, por


la labor de los trusts extranjeros. El Congreso nada
puede hacer, por haber delegado sus facultades en
el Ejecutivo. Tiene el Congreso plena y absolute con-
fianza en la previsi6n, patriotism y saludable ener-
gia de nuestrp Gobierno, pero necesita y debe saber
que medidas se ponen en prActica, en uso de las fa-
cultades delegadas, para defender a nuestros agri-
cultores y a nuestros industriales; y saberlo oficial-
mente, para informaci6n de todos los interesados y
cspecialmente para tranquilidad y satisfacci6n de
nuestros comitentes.
Por todo ello, sometemos a la consideraci6n de la
Cdmara, la adopci6n del siguiente:

ACUERDO

Interesar de la Comisi6n de Aranceles, estudie con
toda preferencia, las medidas adecuadas para evitar
los efectos del "dumping" en relaci6n con la pro-
ducci6n de papas y maiz, a fin de que, a ser possible,
sean decretadas amparando la actual coseeha y que
con la misma preferencia estudie la conveniencia de
aplicar la tarifa maxima del Arancel, durante todo
el afo, al tasajo, la papa, la cebolla y el maiz.
Sal6n de Sesiones de la COmara de Representan-
tes, a los diez y ocho dias del mes de marzo de mil
noveecientos veinte y nueve.
(f.) Eladio Ramirez, F. Soto Izquierdo, Jose R.
Ilestre, Jos6 I. Urbino, Qwintin George.
SR. SOTO IZQ'UIERDO (FRANCISCO): Pido la p'alabra.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLIN): Tiene la pala-
bra el senior Soto Izquierdo.
SR. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO): Para suplicar
a la Camara, sin perjuicio de lo que el author de la
moci6n, Sr. Ramirez de Le6n, estime; para supliear,
repito, que los que tienen presentadas suspensions
de preceptos reglamentaribs, permitan que se vote
inmediatamente la moei6n, por ser de gran inter6s
para el pais y no lesionar interns particular alguno.
SR. REY (SANTIAGO) : Para que la Cimara imparta
su aprobaci6n a esta mocion, que no constitute mis
que una recomendaci6n a la Comisi6n de Aranceles,
no es necesario que renuncien su derecho los Repre-
sentantes que tienen presentadas suspensions de
preceptos. Ruego a la Cimara que imparta su apro-
baci6n, ya que es una recomendaci6n de estudio a la
C6misi6n de Aranoeles.
SR. CASTELJANOS (MANUEL): Si no estoy equivo-
cado, el Congreso di6 una autorizaci6n amplia al
President de la Repfiblica, sobre el problema de los
Aranceles; y quisiera que el autor de la moci6n me
explicara si el senior Presidente es quien puede au-
mentar o rebajar las partidas del Arancel.
La pregunta que yo deseo hacer a S. S. es: Ipor
qu6 no le haee la recomendaci6n al -,fi,-i Presidente
de la Repiblica, en lugar de haeerla a la Comisi6n
Tbenica de Aranceles?
SR. RAMIREz (ELADIO) : Por una raz6n muy senci-
Ila, de t6enica en el procedimiento. De acuerdo con la
ley de 9 de febrero de 1926, el Poder Ejecutivo debia
nombrar una comisi6n t6enica, para asesorarla res-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


pecto de todos los problems arancelarios; porque
por much que sea la capacidad del Ejecutivo, 61 ne-
cesita acesorarse. de personas doctas, preparadas en
la materia.- En esa misma ley se le dan facultades
para asesorarse de las personas que 61 creyere capa-
citadas para ello, y 61 design esta comisi6n. De
acuerdo, pues, con el reglamento dietado, el Presi-
dente tendra que oir a la comisi6n, para tomar una
keterminaci6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Eso es si quiere;
porque si no quiere, no la oye.
SR. RAMIREZ (ELADIO) : Con muoho gusto contes-
to cualquiera interrupei6n de S. S., pero renuncio
a tomar en consideraci6n las sugestiones capciosas.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : NO SOn eapeiosas, su
sefioria lo sabe mejor que yo.
SR. RAMiREz (ELADIO) : Yo soy gubernamental.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Como los demas. A
rmedias.
SR. RAMiREZ (ELADIO): Soy gubernamekntal sin
condiciones.
Por ese motivo es necesario que la recomendacion
se haga a la comisi6n araneelaria, para ver si son
aceptadas y, si lo son, para que la comisi6n reco-
miende lo que consider oportuno.
SR. GIL (HELIODORO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENT (GUtS INCLIN): Tiene la pala-
bra el sefor Gil.
SR. GIL (HELIODOBO) : En relaci6n con esta mate-
ria, la Cdmara podia tomar otro acuerdo mis eficaz,
que es pasarlo a la Comisi6n de Justicia y C6digos.

En la Argentina se legisl6 con el fin de evitar la
confabulaci6n para abaratar abusivamente el precio
de las cosas. En nuestra legislaci6n existe el delito
por encarecer el precio de las cosas; pero como el
arancel aplica la tarifa minima hasta ana feeha, de-
terminada, cuando se esta aproximando esta fecha,
que es cuando empieza la producei6n de la papa. en
Cuba, es que los importadores introduced una can-
tidad extraordinaria para abarrotar el mereado y
buscar la ruina del productor. Creo, por eso, que se
debe crear el delito de confabulaci6n para abaratar
el precio de las cosas. Esto es necesario que se ten-
ga en cuenta al redactar la ley de abasto y consume;
porque si los accionistas americanos llegan a aeapa-
rar el mercado de la Habana, entonces podrAn hacer
lo que les plaza en ese mercado, porque abarataran
el precio de las cosas. De moedo que, vea la. comisi6n
la importancia que tiene la moei6n. La misma Com-
pafiia de Electricidad que padecemos boy y que tie-
ne el nombre de, cubana, aunque sus principles ac-
cionistas son americanos, ha creado una situaci6n
dificil en la Habana, lo cual determinard que mu-
chas industries aqui radicadas se inscribirdn en
New Orleans, porque es lo cierto que alli se dan to-
do genero de facilidades y las tarifas de electricidad
llegan a ser muy reducidas, porque cuando pasan de
veinte y cinco mil kilowatts se cobra s(lo trees cuar-
tos de contavo, mientras aqui la reducci6n es insigni-
ficante, con lo que se establece un estado de inde-
fenci6n para los productores cubanos. En Cuba he-


mos logrado nuestra independencia political a me-
dias, pero no hemos logrado nuestra independencia
econ6mica, por culpa de esos monopolies que aqui
se van organizando, de esas sociedades an6nimas,
euyas acciones van a parar a manos, de amerioanos
que nos colocan en situaci6n .de miseria.
De modo que la Camara de Representantes, en el
dia de hoy, cuando vote la ley del mereado, nos co-
locard en una situaci6n de hambre y de miseria ho-
rrible. Llamo la atenci6n de los sefiores Representan-
tes, sobre la trascendencia que tiene esta moci6n
que se votard en el dia de hoy. Por este camino, se
ira produciendo la ruina de Cuba, incluyendo los
ganaderos, los agricultores y los que puedan traer al-
go al mercado de la Habana.
'De manera. que mi proposici6n se reduce a solici-
tar que pase la moci6n a la Comisi6n de'Justicia y
C6digos, con el encargo de que traiga a la mayor
brevedad una proposici6n de ley adecuada.
SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN) : Agotadas las ho-
ras que la Camara habia acordado antes del receso...
SR. 'GIL (HELIODORO): En esa oportunidad se so-
metera a votaci6n el asunto.
Sn. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Recuerdo a los
sefiores Representantes que ahora han de comenzar
los trabajos de la Comisi6n del Azficar.
Se suspended la sesiOn, para continuarla a las sie-
te de la tarde.
(Eran las cinco p. m.)


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se reanuda la
sesi6n.
(Eran las 7 y 20 p. m.)
Tiene la palabra el senior Soto Izquierdo.
SR. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO): Simplemente,
repitiendo las ideas expuestas por el senior Gil, que
no son incompatible con el contenido de la moci6n,
que esta se apruebe, en el sentido de que la Comisi6n
de Justicia y C6digos formula un proyeeto de ley
modificando, en los terminos que tenga por conve-
niente, los preceptos que se refieren a la confabula-
ci6n para alteraci6n del precio de las cosas.
-SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): En ese caso,
cual seria el acuerdo de la Camara?
SR. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO): Lo que dice la
mocoin: interesar de la Comision de Justicia y C6-
digos que formula el proyecto de ley, correspondiente
a los particulares a que se referia el senior Gil. Yo
creo que son dos cosas distintas; porque el senior Gil
hablaba del delito de confabulaci6n para alterar el
precio de las cosas, que no tiene nada que ver con la
mocion.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : El senior Gil no esta
present, pero yo sostengo a nombre sayo lo que 61
propuso a la Camara. Yo sostengo que se solicite de
la Comisi6n de Justicia y C6digos que redacte una
proposici6n de ley, independiente de la solicitud que
hace el distinguido compafiero senior Eladio Ramirez
de Le6n.







DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Est confor-
me la Camara, en aprobar el acuerdo sugerido por
el senior Eladio Ramirez y, al propio tiempo, la mo-
dificaci6n propuesta por los sefiores Gil y Castella-
nos? El acuerdo del senior Ramirez de Le6n con-
siste en interesar de la comisi6n arancelaria ciertas
medidas legislativas; y la proposici6n del senior Gil,
aceptada tambi6n por el senior Castellanos, es pedir
a la Comisi6n .de Justicia y C6digos de la COmara
que formula un proyeeto -de ley sobre los particula-
res a que se refiere. jEsta de acuerdo, la COmara,
-con ambas proposieiones ?
Los que est6n de acuerdo se serviran ponerse de
pie.
La mayoria de los sef'ores Representantes se ponen
de pie.
Aprobado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Propongo que se le
concedan sesenta dias a la Comisi6n de Justicia y
C6digos, para formular la proposici6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n la moci6n, en la forma en que queda modifi-
cada.
(Silencio).
Aprobada.
Se va a dar lectura a las proposiciones de ley.
(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMERA:

La sefora Carmen Mujica, y Benet, cs viuda del
senior Rafael Garcia Osuna y Lapiedra, el que gozaba
de una pension, que le fu6 concedida por sus traba-
jos conmo Agente Revolucionario en el extranjero y
su labor come patriota. Dicha pension debia pasar
a. la viuda cuando falleciere, pero por defecto de la
ley votada no se express asi, por lo que result de
justicia subsanar ese error.
No son necesarias mhs razones y en ese sentido se
present la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se transfiere a la sehora Carmen
Mujica y Benet, viuda del senior Rafael Garcia Osu-
na y Lapiedra, la pension de tres mil pesos anuales
que 41 mismo disfrutaba y que fu6 concedida por la
ley de trece de Julio de mil novecientos veinte.
ARTICULO II.-Esta ley regira desde su publi-
caci6n en la Gaceta Oficial de la Repdblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a cinco de Febrero de mil novecientos veinte y
r.ueve.
(f.) Jose Alberni, F6lix del Prado, Jose R. del
Cueto, Raid Navarrete, Vito M. Candia.
Sn. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Queda sobre la
mesa, per haber sido presentada solicitud de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su discusi6n
inmediata.
(El Oficial de Actas leyendo).


A LA CAMARA:

El Representantes que suscribe tiene el honor de so-
meter a sus compafieros de la Camara, la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se crean en la Audiencia de
Oriente, tres plazas de Magistrados, una de Oficial
de Sala y otra de Oficial de Secretaria; seis escri-
bientes y cuatro meean6grafos. Y se aumenta la asig-
naci6n para material de dicha Audiencia. a cuatro
mil pesos anuales, correspondiendo de esa cantidad
tres mil pesos para la Audiencia y los otros un mil
restantes para la Fiscalia.
ARTICULO II.-Se autoriza al Poder Ejecutivo
para nombrar libremente, por primer vez, dichas
tres plazas de Magistrados. El rest del personal
creado por esta ley se nombrar'A en la forma. y con
los requisitso exigidos en la Ley Orghnica del Poder
Judicial.
ARTIOULO III.-Las cantidades. necesarias para
sufragar las atenciones de esta ley se tomardn de los
fondos del Tesoro no afectos a otras obligaciones,
hasta tanto se incluyan en los Presupuestos Genera-
les de la Naci6n.
Sal6n de Sesiones de la Cdmara de Representantes,
a los diez y oeho dias del mes de Marzo de mil nove-
cientos veinte y nueve.
(f.) Jose Alberni, Alejandro R. Creme, Emi-
lio, Santa Cruz Pacheco, Gustavo Pino, Anselmo
Alliegro.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicited de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su diseusi6n
inmediata.
(El, Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMERA:

CONSIDERANDO: Que las vias ferrocarrileras
transportan grades cantidades de mercancias con
Jo que se reportan grandes beneficios a las comarcas
done se construyen.
CONSIDERANDO:-Que con ellas se establecen
centros .de producci6n que aumenta la riqueza pd-
blica, reportando por consiguiente, positives benefi-
cios al Estado y a los Municipios.
CONSIDERANDO.-Que el Estado debe coope-
rar a la construcci6n de vias ferrocarrileras para la
facilidad de las comunicaciones de las distintas re-
giones del territorio national.
Los Representantes que suscriben someten a la con-
sideraci6n de sus compafieros la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se construird una linea ferroca-
rrilera que partiendo de Condado (hoy General Ma-
chado) en Termino Municipal .de Trinidad, pase por
Caragusey, San Pedro, Banao y termine en Sancti
Spiritus.


14.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 15


ARTICULO II.-El Estado.abonarn a la Compa-
fia constructora la cantidad de quince mil pesos por
kil6metro en la ruta determinada en el articulo an-
terior.

ARTICULO III.-Se autoriza al Presidente de la
Repdblica para que disponga la construcci6n de esta
linea, adjudicindole el contrato a la empresa ferro-
carrilera que mejores beneficios report al Estado.

ARTICULO IV.-Esta ley regirA desde su publi-
caci6n en la Gaceta Oficial .de la Repfiblica.
Salo6n de Sesiones de la Cimara, a 19 de Marzo de
1929.
(f.) R. Alfonso, Emilio San Pedro, M. Tomd, Mi-
guel A. Aguiar, Carlos Manuel de la Cruz, Julio
Ponce.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicitud de suspen-
si6n de preoeptos reglamentarios, para su discusi6n
inmediata.

(El Oficial de Actas leiyenlo').

A LA CMARA :

Es forzoso reconocer que las comunicaciones, cua-
lesquiera que sean los medios de .ellas, deben ser ob-
jeto de preferente y especial atenci6n por part del
Gobierno de la Repiblica, no s6lo por lo que repre-
sentan en todos los 6rdenes, en el desenvolvimiento y
progress del pais, sino tambi6n por lo que significant
para llenar las funciones del Estado.

Constituyen un magnifico paso de advance, de va-
lor incalculable y de beneficios imponderables, las
comunicaciones por radio, en cualesquicra de los as-
pectos en que las mismas se utilizan en la actualidad.
Los Gobiernos de los paises mis civilizados vienen
prestando principal y solemne atenci6n al desenvol-
vimiento y aplicaci6n de las comunicaciones por este
sistema y, tanto es asi, que recientemente, en la ciu-
dad de Washington, se celebr6 para estudiar esa ma-
teria y las medidas, que deben adoptarse para regu-
larla universalmente, una Convenci6n Internacional
en la que estaban representadas las principles na-
clones, por medio de sus correspondientes represen-
taciones y entire ellas se encontraba la de la Repibli-
ca de Cuba, que fu6 signataria del convenio cele-
brado.
Los Estados Unidos de Norte Am6rica, Inglaterra
y Francia, princpialmente, entire los mfiltiples paises
que estudian, desarrollan y protegen las comunica-
clones por medio de radio, tienen adoptadas legisla-
ciones dentro de las cuales regulan el otorgamiento
de las concesiones para explotar ese aspect del pro-
greso human, y el funcionamiento .del sistema, esta-
bleciendo medidas que garantizan positives benefi-
cios econ6micos y administrativos para el Estado,
hacienda pricticamente compatible el desenvolvi-
miento y explotaci6n de las vias oficiales, con las ra-
diotelegrdficas y radiotelef6nicas pertenecientes a
entidades mercantiles, sin menoscabo de los intereses
pfblicos.


Entre nosotros, quizds como en ningfin otro lugar,
por la condici6n o naturaleza de isla de nuestro pais,
y por su situaci6n geogr~fica, debe ser objeto de ver-
dadera preocupaci6n por parte de aqu6llos que cons-
tituyen los Poderes del Estado, la aplicaci6n y regu-
larizaci6n de tales sistemas de comunicaciones, que
por su seguridad y rapidez, representan la maxima
eficiencia en la material. Sin embargo, en Cuba, las
medidas adoptadas hasta el present moment, son
a.qu6llas que han estado al alcance de las funciones
propias del Poder Ejecutivo, sin que se hayan tora-
do las que por su indole deben emanar del Poder Le-
gislativo y en aquellos casos en que se han otorgado
concesiones que, al amparo de las leyes vigentes, no
podian ser negadas en circunstancias algunas, sin
que ello fuera en detrimento de los intereses genera-
les y en estancamiento del progress, se ha previsto,
hasta donde la elasticidad de las disposiciones lega-
les en vigor lo han permitido, los detalies y particu-
lares esenciales para establecer, mantener y explotar
dichos servicios de comunicaciones por corporaciones
mercantiles, con beneficios indiscutibles para el Es-
tado y la comunidad cubana.
Precisa, no obstante, con el prop6sito de que las
comunicaciones radiotelegrificas y radiotelef6nicas,
en sus diversos aspects, no puedan ser controladas
por una sola persona o entidad, constituyendo mono-
polio de las mismas, en el territorio national, porque
ello evitaria el advance de esosi sistemas, y perjudica-
ria los intereses generals del pais, que al adoptarse
disposiciones para regular la material, se establezcan
preceptos terminates y claros, que garanticen la li-
bre explotaci6n de los referidos medios de comunica-
eiones, sin constituir privilegio y garantizando de
manera eficaz los ingresos y beneficios del Estado.

Con la finalidad dde que el Congreso de la Repfibli-
ca estudie y apruebe una legislaci6n adecuada y prhc-
tica sobre la material, conform con los principios, ex-
puestos, los Representantes que suscribimos, somete-
mos a la consideraci6n de la Camara, la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.--Toda entidad mereantil, expresa-
mente constituida con objeto social de establecer,
mantener y explotar servicios de comunicaciones ra-
diotelef6nicas y radiotelegrAficas, o de una sola clase
de ellas, con fines comerciales y 'pfiblieos, dentro del
territorio national, y entire este y paises extranjeros
asi como para prestar, ademas, los servicios auxilia-
res de dichos sistemas de comunicaciones, consisten-
tes en arrendamientos de circuitos radiotelegrdficos
y servicios radiotelegrdfico impresor; trasmisi6n de
facsimiles y fotografias; radio-televisi6n y, en gene-
ral, todos aqu6llos que en la actualidad se desarro-
llan, o en el future puedan desarrollarse, vali6ndose
para ello de estaciones trasmisoras y receptoras, con
los aecesorios correspondientes y oficinas que le fue-
ran necesarias, serd autorizada por el Ejecutivo Na-
cional para las referidas operaciones siempre que en
subasta pfiblica, celebrada para tal. finalidad, obten-
gan la adjudicaci6n del derecho a que se le otorgue la
oportuna concesi6n, que le sera concedida ajustAn-
dose la misma a, los requisitos determinados en la
present ley en las disposiciones legales que rijan.






16 DIARIO DE SESIONES DB LA OAMARA DE REPRESENTANTES


ARTICULO II.-La solicitud para obtener la
coneesi6n a que se refiere el, articulo anterior, sera
presentada por escrito ante la Secretaria de Comu-
nieaci6n, pidiendo que se saque a subasta el dere-
cho a otorgale la coneesi6n y una vez que el E i..', i:-
vo National lo haya aco-rdado, convocari postores a
la misma por t6rmino de quince dias, haeitndose pu-
.blicaciones en la Gaeeta Oficial de la Repfiblica, y en
los peri6dicos que consider convenient.
ARTICULO III.-La subasta s61o tendrA por ob-
jeto obtener el mayor precio por el derceho a la con-
cesi6n, que en ninglin easo podra ser menor de un
mill6n de pesos, moneda official, sin que pueda tomar-
se en, consideraei6n proposici6n alguna menor de di-
cha cantidad y sera adjudicada al poster que ofrezca
d1 mayor de los precious propuestos.
Cuando el preeio ofrecido por eualesquier upostor
fuere igual al que ofrece la entidad que .i, ,InI1.'. la
solicitud de subasta, la eoncesi6n sera adjudicada a
esta iltima.
ARTICULO IV.-Todo poster con su pliego de
propoisiciones, acompaiiarA en dinero' .-Ivo, bonos
,de la Repfiblica o ., I ..... -i!_.-.i... expedido contra
Banco de reconocida solvencia, el veinte por ciento
del imported total del preeio que ofreee pagar per el
derecho a la concesi6n, sin cuyo requisite no se admi-
tirA su proposition.


ARTICULO V.


-Cuando a, la primer subasita no


concurran postores se convocard a una segunda, y si
a ella tampoc'o concurrieren, se le adjudicara el dere-
cho a la concesi6n a la entidad que la solicit, otor-
gindosele, previo el page del precio determinado en
el articulo III de esta ley.
ARTICULO VI.-La entidad a la caal se le ad-
judique el derecho a que se le otorgue la coneesion,
prestara para garantizar el cumplimiento de la mis-
ma, una fianza que ascenderh a la cantidad de dos-
cientos mil pesos, moneda official, en dinero efectivo o
bonos de la Repfiblica, que sera depositada en la Te-
soreria General.
ARTICULO VII.-La mayoria de los miembros
de la Junta Direetiva de toda entidad que vaya a
dedicarse a las operaciones a que se refiere el articulo
1? de esta ley, seran ciudadanos cubanos, sin cuyo re-
quisite no se le podrn otorgar la concesi6n.
ARTICULO VIII.-Las concesiones para poder
efectuar las operaciones a' que se refiere el articulo
primero de esta ley, se otorgarin estableciendo las
condieiones siguientes:
A) La entidad conceeionaria presentarm a la Se-
cretaria de Comunicaciones, antes de dar comienzo
a los trabajos de instalaci6n de cada estaci6n de las
autorizadas, los pianos de la situaci6n, memories
iescriptivas y especificaciones de las mismas, para
su studio y aprobaci6n, quedando obligada a estar
v pasar por lo que se resuelva per la administration
en cada case.
b) La .coneesionaria instalarr sus estaciones y
prestari sus servicios en forma tal que no interfie-
ra los servicios de las demas estaciones que funcionen
en el territorio national.
C) .Dentro .del period de dos afios, a partir de
la fecha de la resoluci6n que contenga la concesi6n,


la entidad concesionaria tendrA terminada y lista
para funcionar, en todo case, per lo meios, una de
las estaciones autorizadas.
D) El servicio se prestara por la concesionaria
'. io la inmediata inspecci6n y fiscalizaei6n de la Se-
cretaria de Comunicaciones, quedando cbligada en
todo tiempo al cumplimiento de las disposiciones
emanadas de la misma, en cuanto a especificaciones
e indicaciones tecnica o de otro orden se refiera, en
relaci6n con las necesidades del Gobierno.

E) La Concesionaria queda obligada a cursar
todos los despachos que se trasmitan por las lines
telegraficas o estaciones radiotelegrificas del Esta-
do, cuando per alteraci6n del orden pcblieo, caths-
trofe, congestion de las vias de comunicaciones o
cualquier otra causa fortuita, no pudieran dichas li-
neas o estaciones dar curse a los expresados despa-
ehos, cobrando por este servicio exelusivamente las
tasas que por el mismo pereibe el Gobierno, come si
fueran traimitidos per las lines o estaciones ofi-
ciales
F) Los administradores y empleados utilizados
por la entidad coneesionaria en sus estaciones y ofi-
cinas, cualquiera que sea el cardcter y funciones de
los aismos, seran eiudadanos cubanos; y en todos los
cas.os el personal tPenico, debera estar provisto del
correspondiente certificado de capacidad expedido
por la Secretaria de Comunicaciones, previa las
pruebas de competencia necesarias, la misma ,Secre-
taria podrA autorizar el empleo de personas extran-
jeras, cuando a su juicio no hubiere ciudadanos cu-
banos dispuestos a prestar los servicios y con la ca-
pacidad que requieran las funciones que le fueran
a ser recomendadas.
G) Las tarifas que regirAn per el cobro de los
servicios pflblicos serAn presentadas por la concesio-
naria a la Secretaria de Comunicaciones dentro del
tOrmino ide eiento ochenta dias, a contar desde la fe-
cha de la resoluci6n per la cual se otorga la conce-
si6n. El Poder Ejecutivo se reserve el derecho de
modificar dichas tarifas, cuantas veces lo crea con-
veniente, siempre que tales modificaciones no fijen
tarifas mis bajas que las que est6n autorizadas y en
use para comunicaciones de caricter similar a las de-
mis empresas que prestan servicios pilblicos en el
pais, salvo acuerdo previo de celebrado entire los
concesionarios y el Gobierno.
H) La concesionaria disfrutarA la concesi6n per
el t(rmino de cincuenta afios, sin perjuicio de tor-
cero y sin que se entienda establecido privilegio o
monopolio alguno en su favor teniendo derecho a so-
cilitar que se le otorgue las mismas ventajas o bene-
ficios que le conceden a otras empresas similareo, es-
tando obligada a cumplir los tratados o convenios
internacionales concertados o que concierte el Go-
bierno sobre comunicaciones de la naturaleza de que
trata la present ley y a respetar los derechos que sa
driven de' otras concesiones.

I) El Gobierno se reservari el derecho de sus-
pender total o parcialmente, el servicio de la. conee-
sionaria y ,de incautarse de todas o part de sus es-
taciones y oficinas, interviniendo el fuacionamiento
de las mismas, cuando lo estime oportuno, con mo-







DIARIO DE SEISIONES DE DA CAMERA DE REPRESIENTANTES 17


tivo de guerra o grave alteraci6n del orden piblieo.
J) Llegado cualesquiera de los casos a que se re-
fiere el phrrafo anterior, el Gobierno podri utilizar
la totalidad o parte del personal empleado por los
concesionarios, corriendo por cuenta del Estado, du-
rante el tiempo que lo utilizara, el pago de los suel-
dos y jornales, los cuales serin los mismos que estu-
vieren devengando en el moment de la intervenci6n
o ineautaci6n.
K) Los mensajes radiotelegrdficos internaciona-
les, destinados al interior de la Repfiblica, asi como
aqu6llos del interior enviados a paises extranjeros,
serdn trasmitidos por las line-as telegrdficas del Es-
tado, desde la estaci6n radiotelegrifica mis cercana
de la concesionaria, abonando 6sta la parte corres-
pondiente a dic-hos mensajes. Cuando se trata de
mensajes recibidos por el Gobierno, por medio de
sus vias de comunicaciones, para ser trasmitidos ra-
diotelegrdficamente a lugares del exterior con las
cuales las estaciones oficiales no est6n en comunica-
ci6n direct, podri utilizar los servicios de la con-
cesionaria para su trasmisi6n, abonando la tarifa co-
rrespondiente.
L) La concesionaria estarA autoriza.da para man-
tener un servicio radiotelef6nico, pero no radiotele-
grifico, entire barcos en el mar y lugares en el inte-
rior .de la Repfiblica. Los mensajes radiotelegrificos
con los barcos en el mar podrin ser trasmitidos por
la concesionaria, inicamente, cuando. 6stos sean
transferidos o '.,f- i.-~... por las estaciones oficiales.
El imported de las tarifas que correspond desde tie-
rra de los barcos sera dividido en parties iguales en-
tre el Gobierno y la concesionaria.
L1) Los mensajes radiotelegraficos del extranje-
ro, que reciba la coneesionaria para su trasmisi6n a
buques en alta mar, sern transferidos a las estacio-
nes oficiales, abonhndose a 6stas la tasa correspon-
diente. Cuando por algfin motive o circunstancia no
puedan las estaciones oficiales establecer esas comu-
nicaciones, podran, en este caso, ser trasmitidos los
mensajes por la concesionaria, a su destiny, cobran-
do el imported total .de la tasa sefialada.
M) Todas las estaciones de la concesionaria po-
dran aceptar y recibir mensajes, con excepci6n de
los originarios de bareos en alta mar, para expedir-
los a su destiny, empleando cualquier medio de co-
municaci6n international que crea convenient, ha-
ciendo aquellos arreglos o convenios particulars
con otras entidades, que estime necesario para ex-
pedir dichos mensajes.
N) Todos los despachos, radiotelegraficos, diri-
gidos al extranjero, expedidos y autorizados por el
President de la Repfiblica o por el Secretario de
Estado, cualesquiera que sea su extension y destino,
siempre que se tramitan po0r rutas de comunicaeio-
nes o sistemas de la concesionaria, estardn exentos
del pago de tasa alguna.
9) La Concesionaria debern usar, en cuanto le
fuere possible, aquellos medios de comunicacione*s
prescriptos por el progress t6cnico necesarios para
dar al pfiblico el mejor servicio; pero con la apro-
baci6n previa de la Secretaria dfe Comunicaciones.
O) La concesionaria quedard obligada a ajustar-
se a todas las disposiciones internacionales relatives


a las comunicaciones a que se contrae esta ley, en
vigor en la Repfiblica que sean aceptadas por el Go-
bierno en el future; y en particular en cuanto se re-
fiera a las distintas classes y longitudes de ondas ac-
tualmente en use, o a las que en lo sucesivo puedan
usarse.
P) La concesionaria quedarA autorizada para
traspasar, ceder o arrendar, por cualquier titulo, de
conformidad eon las disposieiones que est6n vigen-
tes, o que puedan estar en el moment de efectuar-
ise la operaci6n, los derechos y acciones que en su
favor se driven en virtud de la concesi6n que se le
otorgue, siempre que las realicen en favor de enti-
dad que se dedique a los mismos fines.
Q) La entidad concesionaria quedarA obligada a
tener permanentemente en el territorio de la Repl-
blica un representante legal autorizado, con quien
se entenderdn en cuantos asuntos surjan con moti-
tivo de la concesi6n.
R) La concesionaria pagarI la totalidad de las
contribuciones e impuestos que est6n en vigor en la
Repfiblica y que deba tributar de acuerdo con las
disposiciones legales, asi como todas aquellas que en
lo sucesivo pudieran establecerse.
S) El incumplimiento de cualesquiera de los t6r-
minos de la eoncesi6n sera motive bastante para la
suspension o cancelaci6n de la misma, si fuere pro-
cedente, asi como para la incautaci6n de la fianza
prestada.
T) La concesi6n se otorga sin perjuicio de la
aplicaci6n de las disposiciones legales que le fueren
aplicables en el future.

Disposiciones finales.

PRIMERA: El Ejecutivo Nacional dietarA el Re-
glamento para la mejor ejecuci6n y aplicaci6n de la
present ley.
SEGUNDA: Esta ley regird desde su publicaci6n
en la Gaceta Oficial de la Reptiblica.

Disposiciones Transitorias.

PRIMERA: Las concesiones otorgadas con ante-
rioridad a ia vigencia de esta ley, para realizar las
operaciones a que se refiere el articulo primero de
]a misma, quedan ratificadas en todas sus parties,
conforme con las condiciones que contiene la reso-
luci6n definitive por la cual se otorgaron. No obs-
tante, s61o podrAn ser modificadas en virtud de
acuerdo previo concertado entire el Gobierno de la
Republica y la entidad que tiene constituida a su
favor la concesi6n.
SEGUNDA: Las autorizaciones para establecer
estaciones de uso privado, por las personas aficiona-
das a la radiotelefonia, se regirdn por las disposicio-
nes del Reglamento en vigor o que se dicte en lo su-
cesivo, por cuyos preceptos se regirAn tambien las
que se otorguen a entidades periodisticas.
TERCERA: Se derogan expresamente la totali-
dad de las Leyes, Ordenes Militares, Reglamentos y
disposiciones legales que se opongan en to-do o en
parte a la ejecuci6n .de esta ley.







18 DIARIO DE SESIONES DE DA 0 AMARA DE REPRES'ENTANTES


SaJ6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a los cinco dias del mes de Marzo de 1929.
(f.) Anselmo Alliegro, Dr. Jose Luis Albuerne,
Jose Y. Urbino, .i,il,.'j Angel Aguiar, Manuel To-
me.
SRn. PRESIDENT (GUwiS INCLAN); Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicited de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su discusil6n
inmediata.

(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMARA:

Por la ley de seis de Junio de mil novecientos on-
ce, promulgada en la Gaceta Oficial de la Repibli-
ca del dia site del mismo mes y afio, se autoriz6 al
Poder Ejecutivo para que libremente contratara,
sin sujetanse al orden de prelaci6n establecida en la
]ey de cinco de Julio de mil novecientos seis, la cons-
trucci6n de una linea f6rrea de via ancha, que co-
municara los Terminos Municipales de Guantana-
mo y Baraeoa, en la Provincia de Oriente.
En virtud de las disposiciones del articulo segun-
do dde la referida ley, qued6 autorizado el Ejecutivo
National, igualmente, para subveneionar hasta doce
mil pesos por kil6metro a la empresa que se obliga-
ra a construir la Jinea expresada, y en el caso de que
no hubiere compafila que se hicera cargo de la cons-
trucei6n del mencionado ferrocarril aceptando la
subvenci6n expresada, por estimarla insuficiente, se
autorizaba tambi6n al propio Ejecutivo, para que
pudicra garantizarle a la que ejecutara las obras, en
cambio, hasta el einco por ciento de interns annual
sobre el capital 'invertido en las obras por un perio-
do de tiempo no menor de veinte afios.
A pesar del tiempo transcurrido decade la fecha en
que se promulg6 la ley que se trata, y no obstante
los alicientes antes expresados, ningfn capitalist o
empresa ha estimado .sufihientes estos estimulos o
compensaciones, por cuya raz6n han fracasado cuan-
tos esfuerzos se han ]levado a cabo por distintai per-
sonas y entidades con objeto de allegar el capital ne-
cesario con que acometer la construcci6n del ferroca-
rril mencionado.
En afios pasados, bajo la administraci6n del Pre-
sidente General Mario G. Menocal, esta subvenci6n
fu6 otorgada a la "Societ6 Inmobiliere de Cuba"
habiendo sido forzoso cancelar esta concesi6n a los
echo aios de otorgada, por no haber podido esta em-
presa levantar el capital necesario para construir las
obras.
Esto es debido, sin duda alguna, a las dificultades
materials que se presentan en la construcci6n, las
cuales hacen, forzosamente, de un costo much mis
elevado que el que podia representar en su montan-
te total la subvenci6n autorizada per la ley de 6 de
Junio de 1911, para ejecutar las obras del citado fe-
rrocarril. Pero esta obra habra de dar una impulse
extraordinario al desarrollo de la riqueza, en todas
sus diversas modalidades, en la Provincia de Orien-
te, porque vendrf a beneficiary aproximadamente a
un cuarenta per ciento de su territorio, que hoy es-
ti en su totalidad privado de comunicaciones ferro-


viarias y de otras que fueran eficientes y rapidas,
con el resto del territorio national, y como es indu-
dable que la construcecin de esta via firrea, habra
de fomentar esas riquezas, que son enormes en aque-
Ila region, que existent y estdn inexplotadas por fal-
ta de aceeso ficil hasta el lugar adonde las mismas
existen, contribuirA, por tanto, esta line a que nos
referimos, no s6lo a beneficiary a la expresada region
oriental, a la que directamente sirve, sino tambien
a contribuir, de manera practica y plausible a la
prosperidad econ6mica y definitive de todo el pais,
a lo que debemos estar entusiastas y dispuestos cuan-
tos aspiramos, como supremo ideal, el engrandeci-
miento de nuestra Patria.
La experiencia, con sus rudas lecciones, dadas al
trav6s del largo period infructuosamente transcu-
.rrido, desde la promulgaci6n de la ley de 6 de Ju-
nio de 1911, asi como el criteria de corporaciones y
personas entendidas y prciticas en ]a material, e in-
timamente vinculadas a actividades de la indole a
que corresponde la obra que nos ocupa, aconsejan,
en forma que no da lugar a vaeilaciones de ningin
genero, la necesidad imperiosa de aumentar la can-
tidad que estableei6, como subvenei6n para cada ki-
16metro de line, la citada ley y, brindar facilidades
a quienes se dispongan para acometer la construc-
ci6n del ferrocarril que abrird a la explotaci6n in-
calculables extensions de terrenos feraces y mag-
nificos, que entrafian, si cabe, un verdadero empo-
rio dde riqueza.
L6gico es que la Camara de Representantes al po-
nerse en disposici6n de adoptar preceptos y medi-
das que vengan a resolver de manera definitive el
problema sintetizado en la construcci6n de lineasi fe-
rroviarias entire la ciudad de Baracoa y otro T-r-
mino Municipal cualquiera de la provincia de Orien-
te, se apreste a hacerlo dando amplias facultades al
Ejecutivo Nacional, ya no s61o porque la seguridad
y mejor conveniencia de los intereses pfblicos lo
sugieren asi, sino que es manifiestamente prictico
entregar particulars de tanta importancia a la
funci6n ejecutiva, como lo justifica el caudal inmen-
so de precedentes que podriamos aportar en esta
oportunidad, agregindose tambien a ello que esta
posiblemente, previsto en leyes de la Rep.iblica ta-
les determinaciones.
Si facilidades son las que se necesitan para dar
principio al desarrollo y explotaci6n de incalcula-
bles riquezas que existen en aquella extensisima re-
gi6n es, a nuestro juicio, tambien practieo y conve-
niente que se confieran al Poder Ejecutivo facilida-
des amplias dentro de las cuales pueda convenir y
pactar definitivamente la construcci6n de ese ferro-
carril, que ha sido anhelo y necesidad imperiosa y
no satisfecha, de mhs de trescientos cincuenta mil
habitantes de la Repiblica, que en vano han llama-
do a las puertas de los Poderes Pfiblicos para ser
desatendidos en sus ruegos, durante un period de
aieos inmensamente largo y, desde luego, para ob-
viar dificultades e inconvenientes que taxativamen-
te no podrian preveerse en una media legislative,
tanto mas cuanto que en su generalidad seria de or-
den econ6mico, entendemos prudent y practice
brindar medios y disposiciones dentro de las ceuales
puedan resolverse satisfactoriamente, y de ahi la







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 19


pretension de que se autorice al propio Ejecutivo
para que pueda pagar, total o parcialmente, el mon-
tante de la subvenci6n, consignandolo en presupues-
tos en la forma establecida en el articalado de la
proposici6n que formulamos, o tomAndolo de fondos
no afectados por otras responsabilidades, o emitien-
do obligaciones de la Tesoreria de la Repdblica, con
el interns, cuyo maximo queda determinado de ma-
nera precisa y concrete y en los t6rminos y condicio-
nes que han de ser objeto de un contrato previo en-
tre el Gobierno y la entidad que fuera a realizar las
obras.
'En consecuencia de todo lo expuesto, los Represen-
tantes que suscriben tenemos el honor de someter a
la consideraci6n de este Cuerpo Colegislador la si-
guiente
PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se autoriza al Ejecutivo para
que sin necesidad de sujetarse a. ninguna orden de
prelaci6n establecido, y si lo consider convenient
prescinda de la celebraci6n de subasta y de todos
los trhmites y requisitos en vigor, sin limitaci6n de
ninguna naturaleza, libremente, con la persona, na-
tural o juridica que elija, con sujeei6n al trazado
y prcyecto que aprecie como mds beneficioao para
los intereses del pais y facultado para modificarlos
en todo moment antes de terminar su ejecuci6n,
contrate la construcci6n de un ferrocarril de via an-
cha y para servicios piblicos, que comunique a la
ciudad y Termino Municipal de Baracoa, con otro
o various de la Provincia de Oriente, que tenga o ten-
gan, comunicaci6n ferroviaria piblica, conviniendo
y pagando una subvenci6n que podri ascender hasta
TREINTA MIL PESOS, moneda de curso legal, por
cada kil6metro de linea, sin que en ningdin caso
pueda exceder la misma de la expresada cantidad;
determinando en el contrato que al efecto celebre,
el t6rmino dentro del cual quedarin ejecutadas en
su totalidad las obras; la oportunidad y forma de
efectuar, total o parcialmente, el pago de la subven-
ci6n que convenga; confiri6ndosele amplias faculta-
des para todo cuanto juzgue neeesario, a fin de que
el imported de la referida subvenci6n, en todo o en
part, pueda consignarlo en uno o mas presupuestos
generals; o tomarlo de los fondos, ordinarios o es-
peciales, del Tesoro Pfiblico no afectados por otras
responsabilidades; expida los documents, certifica-
dos y resoluciones que sean precise expedir y, en el
easo que asi lo resuelva, emita y entregue, en pago o
en garantia de la subvenci6n, obligaciones de Teso-
reria u otras de caracter anAlogo, fijdndoles; el in-
teres que devengarAn si el pago del mismo fuere inm-
prescindible; pero por ningfin motivo ni circunstan-
cia podrA ser mayor del seis por ciento annual; con-
viniendo los terminos y condiciones de las mismas y
los plazos y amortizaciones que constarAn precisamen-
te en el contrato que se otorgue.
ARTICULO II.--Se derogan todas las disposicio-
nes legales que se opongan, en su totalidad o en par-
te, al cumplimiento de la present ley, ,que regira
desde su promulgaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfiblica.
Sal6n de Sesionbs de la CAmara de Representan-
tes, a site de Marzo de mil novecientas veintinueve.


(f) Anselmo Alliegro, Dr. Jose Luis Albuerne, E.
Santa Cruz Pacheco, Dr. Antonio Bravo Acosta, Dr.
Aleiandro Rodriguez Cremne.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicited de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su discusi6n
inmediata.
(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMERA:
POR CUANTO: la ciudad de Santa Clara, se en-
cuentra desprovista de una Casa Cuartel de Bombe-
ros y del material necesario para hacerle frente a
cualquier conflagraci6n no s6lo en la referida ciu-
dad sino en los pueblos vecinos que se encuentren
enlazados por carreteras, prestando asi un servieio
eficiente tanto a la ciudad como a los demAs pue-
blos eercanos.
Por todo lo expuesto, el Representante que sus-
cribe present a la consideraci6n de la C0mara la
siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY
ARTICULO I.-Se concede un credit de SE-
SENTA MIL PESOS, que se emplearin en la for-
ma siguiente: cuarenta mil pesos para la construc-
ci6n de un edificio con destino al Cuerpo de Bom-
beros de la ciudad de Santa Clara, y VEINTE MIL
PESOS que se emplearan en la adquisici6n del ma-
terial necesario y equipo para cien hombres del Cuer-
po de Bomberos.
ARTICULO II.-Las cantidades necesarias para
el cumplimiento de la present ley, se tomarAn de
los fondos del Tesoro no afectos a otras obligaciones.
ARTICULO III.-Esta ley comenzarA a regir
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
piiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cdmara de Representan-
tes, a los diez y nueve dias del mes de Febrero de
mil novecientos veinte y nueve.
(f.) Dr. Octapio Barrero, Alfredo Barrero, Ra-
fael Alfonso, Diego Vdzquez Bello, Erilio San Pe-
dro.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicitud de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su discusi6n
inmediata.
(El Oficial de Actas leyendo).
A LA CAMARA:
El Representante que suscribe, present la. con-
sideraci6n de la Camara la siguiente:
PROPOSICI6N DE LEY
ARTICULO UNICO: Se segrega el termino mu-
nicipal ,de Regla, del Distrito de Ins'peeci6n Escolar
de Guanabacoa, y mientras no se incluyan en los Pre-
supuestos Nacionales las cantidades necesarias para
los gastos del Distrito de Inspecci6n de Regla, que
por esta Ley se erea, quedarh anexado dicho termino
municipal al Distrito de Inspeeci6n Escolar 8e la
Habana, al solo efecto de la inspecci6n.






20 DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE REPRESENTANTES


Sal6n de Sesiones de la Camaia de Representantes,
a 20 de Febrero de 1929.
(Fdo.) Antonio Bosch.-Jos Be del Cueto.-E.
Alvarez del Real.-Jorge Garcia Montes.-Vito M.
C,.... 1,, --Pederico de la Cuesta.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Queda so'bre la
mesa, por haberse lpresentado solicitud de suspension
de preceptos reglamentarios, para su discusi6n in-
mediata.
(El official d:e actas lee):

A LA CAMERA DE REPRESENTANTES

No obstante el buen deseo del Gobierno, de aten-
der todos los servicios y realizar las obras que son
necesarias, para la mis pronta promoci6n 'de la ri-
queza de] pais, incluidas muchas de ellas en el vasto
Plan de Obras Pfiblicas que de manera sorprendente
viene desenvolviendo, es tal el volume de ellas, que
no es possible acudir por el moment, y de manera
simult~nea, con los recurslos que se obtienen, a todas
las necesidades que se advierten y a todas las justas
y legitimas demands que se formula.
Bien quisieramos noosotros que el Estado se bastara
a si mismo, para que el concurso privado no fuera
precise, y para que con cargo al mismo, es decir, por
cuenta del Estado, se acometieran esas obras impul-
soras de nuestra riqueza; pero como q:iiera que eso
no es possible, parece convenient que, como acci6n
complementaria, debamos solicitor y estimular por
medio de leyes la concurrencia de recursos privados,
a los fines de mejoramiento que se sefialan.
S'bese que existen vastas extensions de terreno
fdrtil que permanecen improductivas, o casi impro-
duetivas, porque se carece de caminos transitables
por done conducir los frutos hasta un lugar cual-
quiera de la red de carreteras existentes, conociendo
el exponente luga.res como la "Siguanea", "Las Lo-
mas de Manicaragua", "Laa de Trinidad", etc., que
abarcan miles de caballerias de tierras buenas, don-
de el rendimiento, por la calidad de la tierra, es tal,
que no obstante pagarse flete a lomo hasta por valor
de un peso cincuenta centavos y dos pesos por quin-
tal de fruto extraido, so siembra algo.

Estas inversiones que se hacen en esos lugares, en
condiciones tan .1- Aiil ij.. i. para la explotaci6n del
terreno, nos da una idea clara del impulso que al-
canzaria el cultivo en los mismos, si de alguna mane-
ra se facilitara el transport a esos terratenientes,
por medio de la construcci6n de carretetas.
Siendo la riqueza del pais la suma de todas las ri-
quezas existentes en el mismo, es claro que en cual-
quier manera que se estimulen y ayuden 6stas, se
propende a aumentar la riqueza de aqu6l.
He aqui, pues, c6mo nosotros ayudando a los par-
ticulares en sus empefios de mejoramiento, ayudamos
al pais, y he ahi per qu6 nosotros al carecer de recur-
.os para construir algunas carreteras muy necesarias,
hacemos obra buena utilizando el cr6dito de la Na-
ci6n y legislando para que en esos cases concurra el
capital de los particulars, a promover e impulsar
la riqueza y eoncurran tambi6n los terratenientes,


beneficiados con el aumento de su propiedad, con la
facilidad de transporter sus frutos y con la economic
en ese transport, a la construcci6n de carreteras,
que en espera dde los recursos del Estado tardarian
muchos ainos quizas sin ejecuci6n.
Como que las carreteras asi construidas por par-
titculares o compAFiias debidamente constituidas, de
ben de ser abonadas con la garantia del Estado en
un nfmero de afios que se fijar por virtud del cost
de esas obras y por el rendimiento del impuesto vo-
luntario qu e e rea por esta Ley, pareee natural que
al pago de las mismas concurran los terratenientes
beneficiados y el Estado, que incluird anualmente en
sus presupuestos las cantidades que deban ser abona-
das al particular o compaiia constructora, bien como
imported de las obras o bien como interests del dinero
invertido.
Por las razones expuestas precedentemente y en
atenci6n a la alta finalidad patri6tica y de convenien-
cia national, el Representante que suscribe, se sirve
proponer a la consideraci6n de sus compafieros la
siguiente:

PROPOSITION DE LEY

ARTICULO I.-Queda autorizado por la presen.te
Ley todo particular o compafifa, debidamente cons-
tituida, para construir con recurso-s propios cualquier
tramo de carretera que soliciten los terratenientes de
cualquier lugar, siempre que el Gobierno, en repre-
sentaci6n del Estado, decrete su conformidad.
ARTICULO II.-Para esta case de construeciones
es requisito indispensable que la ppetici6n parta de
los terratenientes que la8 deseen, los que al solicitar
al amparo de esta Ley las construcciones de carrete-
ras que estimen necesarias, del Honorable Presidente
de la Repdblica, hardn constar en acta notarial que
acompafiaran, que aceptan voluntariamente el im-
puesto que para el pago de las mismas se crea por
esta Ley y como garantia de la obligaci6n ofrecen
las tierras de su propiedad.
ARTICULO III.-E1 imported de la olbra sera abo-
nado por los terratenientes en la forma y cuantia
que se fijen n el contrato.
ARTICULO IV.-Conocido el cost de la obra,
por medio del proyecto que redactar:A y aprobara la
Secretaria de Obras Piblicas, se firmard el contrato
para su ejecuci6n, entire el contratista y el Estado,
obligAndose el Estado por una part, en nombre y
representaci6n de los terratenientes, a abonar al con-
tratista cada afio la parte de su cost que se fije,
,durante el nimero de afios que se determine y por
cuenta propia el interns del dinero qua se le quede*
restando, al DIEZ POR CIENTO ANNUAL, lo que
se consignara en los Presupuestos anuales de la Na-
ci6n, a partir del correspondiente al afio siguiente al
de la celebraci6n del contrato y el contratista por su
cuenta a realizar la obra de acuerdo eon el contrato
y pliegos de condiciones que redacte la Secretaria de
Obras Pfblicas.
ARTICULO QUINTO.-Los terratenientes que al
amparo de esta Ley soliciten la.construcei6n de un
tramo ,de carretera, y que para su ejecuei6n, cumpli-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 21


dos los requisites que exige la misma, se haya firma-
do el correspondiente contrato en la forma prevenida,
podran organizarse e impugnar por medio de ea re-
presentaci6n el proyecto redactado, en lo que al costo
se refiera, pudiendo proponer eualquier otro contra-
tista o cualquier otra compafiia que aceptando los
t6rminos de esta Ley se comprometa a hacer la obra
por menos cantidad.
ARTICULO SEXTO.-Dada la naturaleza de las
obligaciones que han de contraerse para la ejecuci6n
de las obras que se soliciten, quedar. encargada la
Secretaria .de Obras Pfblicas de la redacci6n de los
proyectos y la de Hacienda de los contratos que en
cada caso hayan de concertarse, para fijar el impues-
to, seialar las cantidades de amortizaci6n de la deu-
da, las contribuciones que hayan de fijarse a cada
terrateniente por caballeria, y la cantidad qcue por
intereses ha de pagar por anualidades el Estado.
ARTICULO SEPTIMO.-De todas las obligacio-
nes que nazcan al amparo de esta Ley, responded
solidariamente el Estado, que sustituira al o a los
terratenientes, en caso de incumplimiento o de in-
capacidad legal de los mismos.
(f.) Ricardo Campos.-Alvaro Alvera.-Justo Ca-
rrillo.-Rafael Alfonso.-Manuel Rivero.
Sn. PRESIDENT (GulcS INCLAN) : Pasa a la Comi-
si6n de Justicia y C6digos.
(El official de actas leyendo):
A LA CAMERAA

El solicitar la intervenci6n o la ingerencia de una
potencia extranjera en la vida internal o externa de la
Repfiblica o la propaganda en igual sentido, va con-
tra las raices mismas de la nacionalidad y ataca y
pone en peligro de un modo director la "Soberania"
y la "Permanencia", notas distintivas del Estado en
la esfera de su vida political y juridica.
Uno de los fines de mayor relieve que caracteriza
la represi6n penal consiste en la "Defensa Social",
que se realiza en toda su integridad y grandeza cuan-
do se realize en el estado mismo que integra la so-
ciedad organizada politica.mente.
Es funci,6n privativa del Congreso el hacer las
leyes que han de regir en la Repfblica y nunca obra
legislative mis meritoria qu que que se realize para
defenderla.
Por esas razones el Representante que suscribe,
tiene el honor de someter a la consideraci6n de la
Camara la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO UNICO.-El articulo 134 del C6digo
Penal vigente quedar'A en lo adelante redactado asi:
"Articulo 134 (a): El cubano que indujere a
una potencia extranjera a declarar guerra a Cuba, o
se concertare con ella para el mismo fin, sera cas-
tigado con la pena de cadena perpetua a muerte, si
llegare a declararse la guerra y en otro caso con la
de cadena temporal en su grado medio a la de cadena
perpetual.


(b): IncurrirA asimismo en la pena de cadena
temporal en su grade medio a la de cadena, perpetual,
el cubano que solicitare la intervenci6n o la ingeren-
cia de una potencia extranjera en el desenvolvimien-
to interno o externo de la vida national.
(e): El cubano que en igual sentido realizare
propaganda oral o escrita o por cualquier otro medio
de publicidad, ineurrirA en la pena -de prisi6n mayor.
A los efectos del cumplimiento de las penas acce-
sorias que sefiala este C6digo, para las impuestas por
este articulo, en sus cases respectivos, tan pronto
fuere firme una sentencia condenatoria, el Tribunal
que la dictare la comunicarA a las Juntas Electorales
oorrespondientes, a los fines de la exclusion del con-
denado del REGISTRO PERMANENT DE ELEC-
TORES. En el caso penado en el apartado (c) de
este articulo, la exclusion del condenado durarA otro
tiempo igual al de la condena.
La sentencia condenatoria dictada por los Tribuna-
lesi de Justicia en los casos previstos y penados en
este articulo sera publicado a costa del reo en los
peri6dicos de mayor circulaci6n en la Repikblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara .de Representantes,
en la Habana, Repfiblica de Cuba, a los once dias del
mes de Marzo de mil noveciehtos veintinueve.
(f.) Jose Ram6n Cruells.- Rafael ('uds Inclin.-
Jose R. del Cueto.-Santiago Rey.-Eladio !a),irez.

SR. PRESIDENT (GUmS INCLIN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado solicitud de suspension
de preceptos reglamentarios, para su 'discusi6n inme-
diata.
(El official de actas leyendo):

PROPOSIic:N DE LEY

ARTICULO I.-E1 articulo 283 el C6digo Elec-
toral quedark redactado en la siguiente forma:

"Articulo 283.-Un n6mero de afiliados a un par-
tido politico no menor de diez, tendrAn el derecho
de establecer reclamaci6n ante la Junta Central
Electoral cuando las respectivas asambleas, sus comi-
t&s ejecutivos o miembros de istos no cumplan las
disposiciones de este C6digo o de los estatutos. La
Junta dictarA resoluci6n de acuerdo con el procedi-
miento fijado por este C6digo en los articulos 220,
221, 222, 223, 224, 225, 226, 227, 229, 231, 2.32, 233,
234, 235, 236, 237, 238, 240, 241 y 243."

'Contra la resoluci6n que dictare la Junta Central
Electoral cabrA recurso de apelaci6n para ante la
Sala .de lo Civil del Tribunal Supremo, que deberA
interponerse dentro de los tres adias hAbiles siguientes
a su notificaci6n.
En todas las reclamaciones en que se haya persona-
do el opositor, al dictarse resoluci6n por la Junta
'Central Electoral y la Sala de lo Civil del Tribunal
Supremo en su caso, se impondrAn las costas necesa-
riamente a la parte cuyas alegaciones no sean estima-
das, entendi6ndose que de ellas son solidariamente
responsables cualquiera de los reclamautes o el opo-
sitor.







22 DIARIO DE SESIONES DE LA C&MARA DE REPRESENTANTES


En los casos en que se declarase nulo el precepto
de los Estatutos, el acuerdo, la resoluci6n o el acto
objeto .del recurso d-eberd retrotraerse al estado del
asunto debatido en aquel en que se hallaria si no se
hubiese tornado o ejecutado el acuerdo, resoluci6n
o acto."
ARTICULO II.-Se agrega al articulo 117 del
C6digo Electoral el siguiente pdrrafo:
"De acuerdo con lo dispuesto en los pArrafos ante-
riores, las Juntas Electorales estan obligadas a exa-
minar y resolver, cuando exista oposici6n legalmente
presentada a un i'i! .... de eandidatura, todos
los antecedentes qu e se ..I.. i, a la validez de las
postulaciones que contiene para lo que deberh admi-
tir toda clase de pruebas."
Sal6n de Sesio-nes de la Camara de Represetantantes,
a once de Enero de mil novecientos veintinueve.

(f.) Jorge Garcia Montes.--Gustavo Pino.-Joaa-
quin Meso.-A. R. Crem .-E. Santa (Cruz Pacieco.

SR. PRESIDENTE (Gu.s INCLkN) : Queda sobre la
mesa por haber sido presentada suspension de pre-
ceptos reglamentarios para su discunain inmediata.
(El official de acts leyendlo):

A LA CAMERA

El desarrollo alcanzado por la Industria en nues-
tro pais y el porvenir brillante que a la misma ofrece.
la vigencia del Arancel de Aduanas, nos ha heeho
comprender la necesidad en que estamos de preparar
convenientemente al cubano para cumplir en forma
prActica y beneficiosa las mfiltiples ocupaciones que
comprende tan provechosa rama de la actividad hu-
mana.

Ya existed en la provincia de la Habana, como un
ejemplo admirable de nuestro progress, la magnifica
Escuela TVcnica Industrial establecida en el pueblo
General Machado, y cuyos resultados han sido tan
fecundos, que a los pocos meses de inieiar sus iprac-
ticas, ya se aprecia notablemente la prosperidad y el
desarrollo alcanzado por dicho poblado.
Siguiendo ese ejemplo, el Gobierno Provincial de
Oriente, tan celoso en la satisfactorias soluciones de
todos los problems nacionales y en el engrandeci-
miento de la Patria, ha -dotado de un establecimiento
anAlogo a aquella region, cediendo al efecto un mag-
nifico edificio, maquinarias y artefactos para el fun-
cionamiento de la Escuela y consignando en Presu-
puesto una cantidad prudential, a media de la capa-
cidad econ6mica de aquel ..2-.,!i.i-,,.. para sus aten-
ciones de personal y servicios, asi como para su de-
finitiva instalaci6n. Precisa ahora que el Estado
contribuya en alguna forma a la mix's perfect ins-
talaci6n de esa Escuela, ya que el Gobierno Provin-
cial, con sus escasos recursos no ha podido dotar a
la misma de algunas dependencias que se hacen nece-
sarias, tales como biblioteca, perfeccionamniento de los
talleres y adquisici6n de algunas maquinarias. Y es
tan just nuestro prop6sito, que no dudamos que la
Cmriara habrA de impartir au apro'baci6n, en la forma
urgente en que se require, a la siguiente:


PROPOSICION DE LEY

ARTICULO I.-Se concede, por una sola vez, un
donativo de cinco mil pesos a la Escuela Tcenica
Industrial de Oriente, especialmente para el fomento
de su biblioteca y demas gastos que sean de urgent
atenci6n.
ARTICULO II.-Esta cantidad se tomarai de cua-
lesquier fondos del Tesoro que estin disponibles.
ARTICULO III.-Esta Ley regird dcsde su publi-
cati6n en la Gaceta 0, :. '. de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a los veintid6s dias del mes de Febrero de mil nove-
cientos veintinueve.
(f.) P. Golderioh. A. Bravo Acosta. Anselmo
Alliegro. Emilio Santa Cruz Pacheco. J. R.
Mestre.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haber sido presentada solicitud de suspen-
si6n de preceptos reglamentarios, para su discusi6n
inmediata.
(El official de actas leyendo):

A LA CAMERA

En el Poder Judicial hay actualmente funcionarios
que estin al cumplir la edad de setenta y cinco afios
que dispone taxativamente el articulo segundo de la
Ley de Jubilaciones y Pensiones de dicho Poder para
ser jubilado forzosamente y teniendo en cuenta que
carecen de defecto fisico no teniendo tampoco impe-
dimento intellectual alguno que le impida continuar
en el desempefio del cargo, y por el contrario cuentan
con su gran practice y experiencia con conocimientos
profundos en la carrera donde han Ilegado a ser
verdaderos mentores de los demis compafieros que
desempefian cargos en la oficina, y ditigen los tra-
bajos con gran acierto, por lo que con su jubilaci6n
por su edad no se obtendra fin practice alguno, sino
que mis bien se causa perjuicio a la Administraci6n
de Justicia que pierde funcionarios competentisimos
en condiciones afin de desempefiar sus cargos y se
grava infitilmente sin necesidad los fondos de Jubila-
ciones y Pensiones del Poder Judicial.
En ese sentido, el Representante que susoribe, so-
mete a la consideraci6n de sus compafieros la si-
guiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO UNICO.-Se suprime el inciso "A"
del articulo II de la Ley de Jubilaciones y Pensiones
del Poder Judicial.
Sal6n de Sesiones de la Camara. de Representantes,
a 7 de Febrero de 1929.
(f.) Giordaio HRernddez.-Ernesto, Mencid.--Juaan
M. Alfonso.-Carmelo Urquiaga.-Emilio Sardias.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Queda sobre la
mesa, por haberse presentado solicitud de suspension
de preceptos reglamentarios, palra su discusi6n in-
mediata.






DIARIO DE SESIONES DE DA AMARA DE REPRES'ENTANTES 23


(El official de aclas leyendo):

A LA 'CAMARA -

'Conociendo practicamente los negocios azucareros
y despubs de estudiar con el mayor detenimiento sus
graves problems, valiendo.me para ello de un ana-
lisis complete de sus factors, he inferido que los ma-
les proceden principalmente de la form insegura y
poco equitativa adoptada generalmenta para la re-
faci6n o financiamiento a los colonos y hacendados
de este pais.
A poco que se examine la proposici6n de ley que
voy a someter a la honrosa consideraci.6n de mis com-
pafieros en la CAmara, se verd que propone una f6r-
mula por la cual se logrard la ansiada independencia
econ6mica de los azucareros cubanos, y por ende la
desaparici6n de los procedimientos que permiten las
especulaciones ruinosas productoras de los frecuentes
conflicts que impiden el sereno y firme desenvolvi-
miento de la primera industrial de Cuba.

A mi entender, no.es el mercado libre del mundo,
ni el americano ni mucho menos el aumcnto probable
o cierto de la tarifa arancelaria de-los Estados Unidos
lo que mis contribute a la crisis azuerer.a cubana.
Defendamos la industrial primordial de este pais del
peligro que entrafia el auxilio oneroso del capital
extranjero, proporcionemosle alivio a sus tributes de
agobiadores interests, d6mosle la verdadera protec-
ei6n reclamada por los negocios y sus realidades, y
no tendremos que vivir en la eterna preocupaci6n de
que pueda matarla la political aranmelaria de log re-
molacheros y cafieros del Norte.
El vasallaje impuesto por e. dinero extrafio acaba
por convertir en pura ficci6n la personalidad econo6-
mica de eualquier pais; y, si presurosamente no lo
evitamos, al cabo se producira .para Cuba la realidad
de esta pavorosa perspective.
Sin ningfin sacrificio est6ril es possible llegar a la
soluci6n verdadera del angustioso problema.

Por la feracidad providencial del suelo cubano, y
por las condiciones privilegiadas del clima local, na-
,die puede alcanzarnos en produeci6n de azficar; nadie
puede ponerla en los mercados con mejures condicio-
nes de venta; pero la verdad es que s61o podemos
ufanarnos de que manos cubanas siembren y cultiven
much cafia, contar con un grupo, cada vez mas redu-
cido, de hacendados cubanos que muelen pequefia
part del fruto, sin pasar de ahi; puesto que la ma-
nipulaci6n sucesiva del product, azucarero la reali-
zan otros, y sus ganancias son afluentes del caudal
emigratorio.
En resume: la realidad actual es que la tierra cu-
bana de cafia en la cantidad que se le pide; los colo-
nos la siembran y cultivan por un escaso pufiado de
oro para refacci6n, que consume totalmente el nego-
cio; entregan el aziear que produce; tienen que
admitir el precio que le sefialen los especuladores;
y, por filtimo, aceptar sin possible reparo las cuentas
galanas que se les hacen. Tal es el process de las
distintas zafras, que van a morir a las ventanillas
recaudadoras de los bancos o en el bolsillo de inmiseri-
cordiosos manipuladores.


El propio mal indica su remedio y las orientaciones
a seguir para encontrarlo. Es indispensable que Cuba
recoja el fruto de sus energies y riqueza natural; y a
ese fin, hago la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se crea un impuesto de un peso
por cada trescientas veinticinco libras de az6car que
sc fabrique en Cuba.
ARTICULO II.-Las cantidades que se recauden
por dicho impuesto ingresarAn en el Tesoro de la
Repfiblica eon destino a un fondo que se llamarA
"Fondo para Refacci6n Azucarera".
ARTICULO III.-El impuesto expresado en el ar-
ticulo primero se cobrar' en.la forma y por la misma
via que se recauda el impuesto de diez centavos ac-
tualmente.
ARTICULO IV.-Se autoriza al Honorable senior
President de la Repfiblica para disponer de las can-
tidades que forman el "Fondo para Refacci6n Azu-
carera", de la manera que lo determine esta Ley.
ARTICULO V.-Del "Fondo para Refacci6n Azu-
carera" se harA la refaeci6n a los colonos y hacenda-
dos cubanos hasta la cantidad necesaria de cuatro
pesos por cada cien arrobas de cafia, o sea dos pesos
al colono y dos al hacendado.
ARTICULO VI.-La refacci6n expresada en el an-
terior articulo no devengarA interns alguno.
ARTICULO VII.-Los que reciban cualquier can-
tidad para refacci6n tendr'n que justificar con los
documents correspondientes su condicin de cubanos
residents en el pais. Si se tratare de i..iinp i'''i.", 6stas
justificarAn que el sesenta por ciento de sus accionis-
tas son cubanos; que estan constituidas en Cuba bajo
el amparo de las leyes de esta naci6n; y que ellas no
pagan impuestos ni gravAmenes de ninguna clase a
individuos, entidades o paises extranjeros.
ARTICULO VIII.-Para organizer y eumplir lo
que dispone esta Ley en lo referido a la refacci6n a
los hacendados y colonos cubanos se formarin site
comisiones, una de ellas se nombrar' "Comisi6n Cen-
tral Azucarera" y las seis restantes "'Comisi6n Pro-
vincial Azucarera".
ARTICULO IX.-La "Comisi6n Central Azucare-
ra" estard constituida per site miemDros. Uno lo
designark el Honorable senior Presidente de la Re-
pdblica y los demas serin elegidos uno por cada pro-
vinia por los colonos y hacendados de la misma.
ARTICULO X.-La "Comisi6n Provincial Azuca-
rera" estara constituida por el miembro elegido para
former part de la "Comisi6n Central Azucarera"
que la presidird, y por un miembro elegido por los
colonos y hacendados de eada municipio en que est6
dividida la provincia.
ARTICULO XI.-En la primer quincena del mes
de Junio de cada afio se reunirAn en la cabecera del
t6rmino municipal los colonos y hacendados del mis-
mo, y 1i:-.;-j,,i I i por elecci6n direct el miembro
que ha de ]. i. ..-'.- tL a ese municipio en la Comisi6n
Provincial Azucarera.






24 DIARIO DI SESIONES DXE LA OAv.ARA DE REPIESNENTANTES


ARTICULO XII.-En los filtimos diez .dias del
mes de Junio de cada afio se reuniran en la cabecera
de la provincia los colonos y haeendados que tengan
sus intereses en la misma y procederan a designer
por elecci6n direct el miembro que formard parte
de la Comisi6n Central Azucarera por aquella pro-
vincia.

ARTICULO XIII.-La elecci6n de miembros de
cualesquiera de las Comisiones se harA por papeletas
iguales y escritas asi:

Nombre del colono o hacendado..............
Nombre de la colonia o ingenio .................
B arrio .. ...................................
T rmino Municipal. ........ ........... ... ..
Provincia ....................................
Voto por el senior .................................
Para miembro de la............. .............
Feeha .................. ......................
Firma ....................... ..

ARTICULO XIV.-En eualquier tiempo que lo so-
licite uno o m's colonos o hacendados, se revisara a
presencia del mismo el acta de eserutinio y las pape-
letas que fueron utilizadas en la .elecei6n; estos docu-
mentos los guardarA durante un afio el colono o ha-
cendado que presida los tribunales escrutadores.
ARTICULO XV.-Para tomar parte en la elecci6n
de miembros de las Comisiones serA requisito indis-
pensable saber leer y escribir y reunir las .demAis
ccndiciones exigidas por esta Ley.

ARTICULO XVI.-Los miembros elegidbs por ea-
da municipio formariin el,tribunal eserutador para
la elecei6n del miembro que formarA parte de la Co-
misi6n Central Azucarera; el de mayor edad presidi-
ra el tribunal y los dos mis j6venes fungiran de se-
cretarios.
ARTICULO XVII.-Para la elecccid del miembro
municipal .que formara parte de la Comisi6n Provin-
cial Azucarera el tribunal escrutador sera presidido
por el colono o hacendado de mayor edad que con-
curra al acto y fungiran de secretaries los dos mis
j6venes.
ARTICULO XVIII.-E1 tiempo de duraci6n del
cargo de miembro de cualesquiera de las Comisiones
serd el de un afio, y la misma persona podrA ser re-
elegida cuantas veces lo estimen los colonos y hacen-
,dados que tomen parte en la eleeci6n.
ARTICULO XIX.-Para ser electo miembro de las
Comisiones, al efectuarse la eleeei6n tendri que te-
ner por lo menos la mitad mns uno de los votos emiti-
dos; si esto no se lograre en la primer votaci6n, se
repetird esta y el que result con mayor numero de
votos sera electo.
ARTICULO XX.-Los miembros de la Comisi6n
Central] Azuearera se reunirAn en los primeros diez
dias del mes de Julio de cada afio y procederAn a ele-
gir su president y secretaries.
ARTICULO XXI-Para pertenecer a la Comisi6n
Central Azucarera es preciso ser cubano por naci-
meinto, no haber realizado ningfin acto contrario a


los deberes del patriotism, pertenecer a. la provincial
por la cual se es elegido, tener reconocida competen-
.cia en cuestiones azucareras y ser o haber sido colono
o haeendado. Iguales condiciones deben reunir los
miembros de la Comisi6n Provincial Azucarera.
ARTICULO XXII.-Los miembros elegidos de la
Comisi6n Central Azuearera y los de la Comisidn
Provincial Azucarera tomardn posesi6n de sus cargos
el dia primero de Julio del afio para el que fueron
electos.
ARTICULO XXIII.-Los miembros .de la ,Comi-
si6n Central Azucarera devengarin para sus gastos
mil pesos mensuales, su Presidente mil quinientos.
Los de la Comisi6n Provincial Azucarera disfrutarAn
de un sueldo de doscientos cincuenta pesos mensuales.
ARTICULO XXIV.-La Comisi6n Central Azuca-
rera tendrd facultades para resolver cualquier asunto
relacionado con esta Ley, y podra intervenir en las
dificultades que puedan presentarse al aplicar la
misma entire colonos y hacendados o entire 6stos y
otras personas o entidades, sujetdndose siempre a las
estipulaciones de esta Ley.
ARTICULO XXV.-La Comisi6n Central Azuca-
rera resolvera todos los asuntos de su competencia,
siempre dentro de los quince dias siguientes al de
aquel en que le fueren presentados.
ARTIC.ULO XXVI.-La Comisi6n Central Azu-
carera recibird del Fondo para Refaeci6n Azucarera,
por conduct del Honorable senior Presidente de la
Repfiblica o de la5 persona facultada po- 6ste, la can-
tidad necesaria para tender a la refacci6n de colo-
no0 y hacendados y para sufragar los gastos de ella
y de las demas comisioides.
ARTICULO XXVII.-Para recibir la cantidad
expresada en el anterior articulo la Comisi6n Central
Azucarera harA pedido de fondos, por medio de un
estado, al Honorable senior Presidente de la Repfbli-
ca o a la persona designada por 6ste para hacer en-
trega de los mismos.
ARTICULO XXVIII.-La Comisi6n Central Azu-
carera recibira mensualmente, dentro de la primer
quincena de eada mes, nota detallada de las canti-
dades necesarias para refaccionar a los hacendados
y colonos de los tdrminos municipals, las que serAn
remitidas por conduct de los miembros que represen-
ten a estos terminos en su seno.
ARTICULO XXIX.-La Comisi6n Central Azuca-
rera remitirA, antes del dia filtimo de cada mes, a
cada uno de los miembros de la Comisi6n Provincial
Azucarera los checks correspondientes por refacei6n
a los colonos y hacendados de sus respectivos t6rmi-
nos municipales en la cabecera, en las cuales tendrAn
que residir dichos miembros y 6stos lo hardn llegar a
los interesados dentro de las veinticuatro horas si-
guientes.
ARTICULO XXX.-Los miembros de la Comisi6n
Provincial Azucarera tendran en sus ,respectivos t6r-
minos municipales funciones de inspectors audito-
res para los efectos relacionados con la refacci6n y
seran responsables director de los perjuicios que oca-
sionen su negligencia.






DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 25


ARTICULO XXXI.-A los efectos de la refacci6n
se reconoce un valor positive a la cepa de cafia de
dos pesos por cada cien arrobas que se muelan de este
fruto en cepa de uno y dos cortes o de mas cortes
cuando la producci6n sea mayor de cuarenta mil arro-
bas por caballeria.
La cafia de frio se valoriza en armonia con los
gastos de fomento, mas un diez por eiento.
ARTICULO XXXII.-Se establecen dos tipos ma-
ximos de renta. Las tierras dedicadas o que puedan
dedicarse a la siembra de cafia no pagaran una renta
mayor de ciento cincuenta pesos por caballeria al
afio, ni mds de cincuenta pesos por caballeria anuales
las que se dediquen a potreros.
ARTICULO XXXIII.-A los colonos o arrendata-
rios independientes, asi como a los hacendados que
sean deudores de personas, ingenios o de cualquiera
otra entidad por cr6ditos invertidos en el negoeio, se
le retendrh el sobrante que result a su favor en las
liquidaciones de zafra para pagar hasta la cantidad
estipulada como precio de cepa o cafia de frio en el
articulo treinta. y uno de esta Ley.
ARTICULO XXXIV.-El cAlculo de producci6n de
cada colonia se hard de acuerdo con una minuciosa
inspecci6n heeha per el miembro municipal y el infor-
me del central donde haya molido sus cafias.
ARTICULO XXXV.-A los hacendados se les ha-
r, la refaeci6n de acuerdo con la cantidad -de cafia
molida en la fltima zafra, la capacidad y condiciones
en que se encuentre el ingenio y la cantidad de cafia
que tenga controlada para moler en la pr6xima zafra.
ARTICULO XXXVI.-Los colonos independien-
tes, arrendatarios o duefios de fincas tendrin que 'de-
clarar en el mes de Junio de cada afio el ingenio
done van a moler sus cafias en la zafra entrant; es-
tas declaraciones serviran de base para el cal'culo
de cada ingenio.
ARTICULO XXXVII.-Los azucares correspon-
dientes a los refaceionados por el Fondo de Refacci6n
Azucarera irAn a los almacenes o lugar donde se guar-
de a nombre del colono o hacendado a que pertenez-
can y a la disposici6n de la Comisi6n Central Azu-
carera.
ARTICULO XXXVIII.-Se autoriza a la Comi-
si6n Central Azucarera para vender, de acuerdo con
los interesados los azieares indicados en el articulo
anterior; del imported de la venta se descontark la
cantidad refaccionada y el sobrante que result le
sera entregado. al colono o hacendado o a la persona
o entidad autorizada poar ellos o quien sus derechos
represent.
ARTICULO XXXIX.-La Comisi6n Central Azu-
carera avisarA inmediatamente a los interesados de
las ventas que realize; ninguna operaci6n de venta
podrd demorar mas de treinta dias en su total liqui-
daci6n.
ARTICULO XL.--La Comisi6n Central Azucare-
ra podra retirar la refacci6n indicada al colon o ha-
cendado que no invierta la misma en la forma natu-
ral de beneficio y provecho para la industria azuca-
rera.


ARTICULO XLI.-Los duefios, encargados o ad-
ministradores de ingenious .que alteren o modifiquen
en alguna forma los contratos establecidos o de que
alguna manera pretendan burlar esta Ley, cargando
al colono agricultor independiente el total del impues-
to y no la parte proporcional que le corresponda, in-
currira en una multa de mil a diez mil pesos, adenA's
de quedar sin efecto la operaei6n que realicen. Esta
multa serA impuesta por infracci6n del articulado de
esta Ley, por la Sala de lo Criminal de la provincia
en que radique la finea de los infractores. La Sala
de la Audiencia que cononzca del caso, tendrA que re-
solverlo de conformidad con este articulo en el plazo
de treinta dias, a partir de aquel en que fuere pre-
sentada la denuncia. El imported de la multa ingre-
sarA en el Tesoro de la Repuiblica.
ARTICULO XLII.-E1 Honorable senior Presiden-
te de la Repdblica ordenara la distribuci6n de los fon-
dos -del Fondo para Refacci6n Azucarera en la si-
wuiente forma:
(a) Se situarAn los fondos necesarios para que la
Comisi6n Central Azucarera pueda refaccionar a ra-
z6n de cuatro pesos por cada cien arrobas de cafia
y pagar los gastos que origin el cumplimiento de es-
ta Ley.

(b) Del sobrante que result de los fondos, cuan-
do lo hubiere, tomarA el Estado el diez por ciento
para repartir entire todas las leyes de retire; el cinoo
por ciento para sostenimienito de asilos y hospitals
de veterans, de ciegos, invalidos, tuberculosos, laza-
rinos y demas centros de la misma indole; el veinte
por ciento para arreglar caminos vecinales; el cuaren-
tanta por ciento para subvencionar a los colonos y ha-
cendados cubanos en la debida proporci6n; el veinte
por ciento para las atenciones que tenga por conve-
niente el Jefe del Estado respect de la industrial azu-
carera y el cinco 'por ciento para amortizar la deuda
de la Repiblica.

ARTICULO XLIII.-Todo aquel que se consider
beneficiado por los efectos de esta Ley o1 hara cons-
tar ante la Comisi6n Central Azucarera, por conduc-
to del comisionado de su termino; y Aste darA cuenta
de la solicitud a la Comisi6n, al seguondo dia de reci-
birla, para que se resuelva lo procedente.
ARTICULO XLIV.-Esta Ley comenzarA a regir
desde el .dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial 'de
la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a los seis dias del mes de Marzo de mil novecientos
veintinueve.
(f.) Lino Marrero. -Amado Fina.ls. .',1'. ,i;,.,
Verdeja. Gabriel Ariza. Jose M. Ferndndez.
Sn. MARRERO (LINO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): Tiene la pala-
bra S. S.
SR. IMARRERO (LINO) : Para rogar a lo; sefiores Re-
presentantes que acuerden el pase de esa proposici6n
de ley a una comisi6n especial.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo pido la compro-
baci6n del quorum.







26 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENTE (GuAs INCLiN) : Se va a pasar lista,
por haberlo solicitado el senior Castellanos.
(El official de actas pasa lista)
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Falta algfn se-
fior Representante por responder a la lista?
(Silencio.)
Han respondido a la lista 75 sefiores Representan-
tes siguientes: Aguiar, Aguilar, E. del Real, Alvera,
Alliegro, Aragones, Ariza, Baldor, A. Barrero, O.
Barrero, Bosch, Bdver, (.d.., Capestany, Carrillo,
Cuesta, (I:. ', Diaz Vaides, Echeverria, Espinosa,
Garcia Montes, George, E. Gowzdlez, B. Grau, Gron,
lier, C. Guds, Haedo, G. Herndndez, Hirtzel, Hornel-
do, Lombard, Lopez, Madrid, M., Quiroga, Marrero,
Menci6, Mendoza, Mola, Mora, Navarrete, Ndiez, Ri-
cardo Padierne, Perez, O. del Pino, G. Pino, Ponce,
Ramirez, Recio, Rey, Reyes, Rio, Rivero, R. Barahona,
E. Creme, R. Ramirez, Rubio, San Pedro, Santa, Cruz,
Sierra, Soto Izquierdo, Tome, Torre, Urbino, Urquia-
ga, Vdzquez Bello, Villal6n, E. Zayas, F. Zayas, Zay-
din, Alberni, Cruells y Gwds Incldn.
Hay qudrum.
'Continda la sesi6n.
Tiene la palabra el senior Pastor del Rio.

SR. DEL Rio (PASTOR) : Sefior Presidente y sefiores
preseritantes: Conocida por la Asamblea Naeional de
Francia la muerte de Benjamin Franklin, Mirabeau,
con la autoridad de su genio, declare: "Las naciones
s6lo deben llevar el duelo de sus bienhechores: los re-:
presentantes de las naciones no deben recomendar a
su homenaje sino a los heroes de la humanidad". Mi-
raba el magno orado;r para todas las edades; y -iiu
palabras-inamovibles, magnificas, como eseulpidas en
el frontis de los siglos-han sido consideradas sinte-
sis de justicia, voz de humanidad, cosmpendio mara-
villoso de elocuencia.

Ha muerto'el Generalisimo Ferdinand Foch, estra-
tega providencial en quien la sabiduria y el valor seo
vincularon, saludado por la fama como el heroe mis
alto de la gran guerra, y de los mis grades capitanesl
de todos los siglos.
Su nombre descollard sobre los arcos de triunfo de
sociedades porque en singular moment de la historian
en su brazo se irgui6 el heroismo vindicador, y enea-
den6 la victoria..
En su pensamiento vibr6 el human pensamiento;,
en su conciencia palpito la conciencia universal; y su
mirada, extendida sobre el abismo que arrasaba. a Eu-
ropa, entire apocalipticas conmociones de barbaric y
de fiereza sefial6 los caminos por done los ejercitos
aliados salvaron la independencia de los pueblos y
las conquistas del derecho! (iMuy bien, mwy bienl)
Por sus excepcionales concepciones parecia moldea--
do en los troqueles mismos de la libertad. No hubo|
cumbre que no dejara de rendirse al influjo de sul
voluntad dominadora,,ni prop6sito que no se tornase
en realidad. El 6xito fu6 hermano de sus laborers;
y muy pocas veces alcanz6 el hombre, cono en 61, mis
admirable perfecei6n.


Fu genio de la guerra y, por hermosa paradoja,
pedestal inconmovible de la paz.
Simboliz6, en condensaei6n de magnitudes-y asi
marcan su cruce los elegidos en la tierra-, aquella
superioridad que reduce toda humana apariencia, pa-
ra que sean vastos, tocados por la divinidad, a la luz
de destinos providenciales.
Dormird, sefiores Representantes, Fierdinand F'och
al lado de Napole6n I, y sus funerales serAn solemnes
como los de Victor Hugo. Las iguilas han de seguir
el vuelo de las aguilas, aunque hayan extendido las
alas hacia distintos horizontes y en situaciones di-
versas, pero un dia han de eneontrarse y saludarse
entire los resplandores de la inmortalidad.
Ya el Generalisimo no volvera a cruzar bajo el
Arco -de Triunfo, como el 14 de Julio de 1919; mas
si un dia un magno orador francs rindi6 magistral
tribute a un gran americano que pertenecia al mundo,
sale permitido a un hijo de AmBrica-en horas de
dolor para la Francia-pedir al Congreso de su Pa-
tria que, puesto de pie, rinda amorosa ofrenda a un
gran frances que constel6 de lauros las banderas de
multiples naciones, y que fue, a un tiempo mismo,
libertador de pueblos y gloria de la humanidad...!
(Muy bien, muy bien.)
SR. PRESIDENT (Gu-A INCLAN): La proposici6n
del senior Pastor del Rio coincide con otra del senior
Hornedo.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para pedir que se
remita un mensaje de condolencia a la Cdmara Po-
pular de la Repfblica Francesa.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lec-
tura al acuerdo que propone el senior Hcrnedo.
(El official de acts leyendo):

A LA CAMARA

Ha muerto en Paris, en la tarde de hoy, uno de los
hombres mis grande de los iltimos tiempos, el Gene-
ralisimo de los Ej6rcitos Aliados y Mariseal de Fran-
cia, senior Ferdinand Foch.
Su solo' nombre liena una Bpoca de la Historia del
mundo y la OCmara de Representantes debe de de-
mostrar el hondo pesar que su muerte ha causado en
el seno de la sociedad cubana.
En tal sentido, el Representante que suscribe, pre-
senta a la consideraci6n de la Chmara lo siguiente:

ACUERDO

La CAmara de Representantes acuerda, puestos de
pie todos sus miembros, enviar un cablegrama expre-
sando su sincera condolencia por la muerte del Ma-
riscal Foch, a la Camara de Diputados de la Republi-
ca Francesa y a los familiares del extinto, asi como
respetuosa comunicaci6n al senior Ministro de dicha
naci6n en Cuba.
Sal6n de Sesiones de la Caimara de Representantes,
a veinte de Marzo de mil novecientos veintinueve.
A. Hornedo.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 27


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n.
(Todos los sei4ores Represe'tantes se ponen de pie.)
Aprobado por unanimidad.
Continua la leetura de las proposiciones de ley.
(El official de atctas leyendo):

A LA CAMARA

La Constituci6n de la Repfblica, en su articulo 11,
determine que todos los ciudadanos son iguales ante
la Ley, no reconociendo por consiguiente, fueros ni
privilegios de ninguna clase.

Conforme a ese precepto igualitario, consagrado en
la Carta Fundamental, como la conquista mAs her-
mosa .que nos legaran los fundadores de nuestra na-
cionalidad, no cabe establecer distingos de carkcter
6tnico entire todos los integrantes de una Repfblica
cordial.
Esas difereneias nos las explicamos, cuando se tra-
te de los datos estadisticos, necesarios a toda naei6n,
para conocer qui6nes son los elements que la inte-
gran, a los efectos de la clasificaci6n que forzosamen-
te debe ser anotada en el Censo de Poblaci6n, en los
registros de penados y en las estadisticas correspon-
dientes en los juzgados municipales en lo que se re-
fiere a nacimientos, matrimonios y defunciones.
No suena bien al oido cuando leemos en una infor-
maci6n periodistica, relacionada con un acto rdelie-
tuoso, "que fu4 detenido el negro fulano"; o se
"acusa al blanco mengano", en complicidad "con el
mestizo zutano" de tal o cual delito.
Ese tono, a nuestro juicio, result depresivo y ve-
jaminoso para aquellos que tienen la desgracia de
caer en las redes de la Ley; menoscabando su condi-
cJ6n de ciudadanos de una Repfiblica fraternal.
Por consiguiente, los Representantes que suscriben,
tienen el honor de proponer a la consideraci6n de la
Qamara la siguiente:

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO UNICO.-A partir de la promulga-
ci6n de la present Ley, se prohibe en todo el territo-
rio national la publicaci6n, en informaciones de .ca-
racter pfblico, que se refieran a hechos o actos ocurri-
dos, de la condici6n racial de las personas en forma
que pueda estimarse como vejaminosa para las mis-
mas; debiendose, euando fuere necesario aludir a di-
cha condici6n, no utilizar la elasificaei6n de "negro"
o "blanco" como adjetivo.
Sal6n de Sesiones de la ,Camara de Representantes,
a los veintis6is dias del mes de Febrero de mil nove-
cientos veintinueve.
(f.) Mario G. Mendoza.-Rafael Guds.-Giordano
Hernndez.-Vito M. Cacdia.-Anselmo AUiegro.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): -So toma en con-
siderai6n ?
(Seeiales afirmativas.)


Tomada en consideraci6n, queda sobre la mesa, por
haber sido presentada una suspension de preceptos
reglamentarios para discusi6n inmediata.
(El official de aictas leyendo) :

A LA CAMARA

POR CUANTO, el Mayor General Pedro E. Betan-
court y DAvalos es un eubano insigne, que ha pres-
tado sefialados servicios a la patria; primero reali-
zando actos preparatorios para organizer el movi-
miento revolueionario que inici6 el Libertador Jos6
Marti para eonstituir la Repiblica en armas en el
afio 1895 y posteriormente cooperando a la organi-
zaci6n de los poderes puiblicos que sustitayeron al Go-
bierno de Espafia en esta Isla.
POR CUANTO, el citado Mayor General Pedro E.
Betaneourt, en los trabajos preparatorios para la re-
voluci6n de 1895, expuso su seguridad personal y su
libertad, siendo al fin reducido a prisi61o por las Au-
toridades de la Isla, siendo respetado en su integri-
dad personal por sus grande prestigious de m6dico
distinguido y de caballero sin tacha; pero siempre
fu6 castigado con la pena de deportaci6n a. Espafia,
oblighndolo a fijar su residencia en Madrid, teniendo
por carcel a dicha ciudad, de donde escap6 para ocu-
par despu6s su puesto en las filas del Ejercito Liber-
tador, cuyo ingreso tuvo lugar precisamente en unos
moments de crisis de la revoluci6n en la provincial
de Matanzas, hacienda que el Ejercito alli, un tanto-
abatido, reaccionara, de tal manera que en un corto
tiempo asegur6 el mis complete 6xito, siendo esos.
servicios de tan extraordinaria importancia, que el
General en Jefe del Ejrcito Libertador lo propuso al
Consejo de Gobierno de la Reptiblica en armas, para
la mas alta jerarquia en el Ej6reito Libertador, cuyo
cargo de Mayor General ostenta.

POR CUANTO, terminada la guerra por la inde-
pendencia, el citado Mayor General Pedro E. Betan-
court prest6 tambien sefialados servicios para la orga-
nizaci6n de los Poderes pfiblicos que sucedieron a los
que tenia constituido el Gobierno de Espafia en el
pais, ocupando el cargo de Gobernador Civil de la
provincia de Matanzas; mis tarde, y ya constituida
la Repfiblica de Cuba, desempefi6 las mismas funcio-
nes de Gobernador Civil, por elecci6n popular; des-
pu6s fu6 designado Senador de la Repfblica, tambi6n
por elecci6n popular, y por iltimo desempefi6 el car-
go de Secretario de Agricultura, Comercio y Trabajo,
en todas las cuales funciones demostr6 celo, aetivi-
dad, eficacia, acierto y asiduidad, que ningfin otro,
cubano le ha superado.
POR CUANTO el repetido Mayor General Pedro,
E. Betancourt, desempefia actualmente la Presiden-
cia de la Asoeiaci6n Nacional de Veteranos de la In-
dependencia de Cuba, en cuyas funciones presta ex-
traordinarios servicios a la Repfblica, procurando sie-
pre mejorar la situaci6n de los heroicos soldados de
la Independencia que constituyen ese organismo, for-
mado por los fundadores de la Independencia, y ca-
rece de bienes de fortune para library eon el decoro)
que require su alta jerarquia national su subsisten-
cia, y. de ahi que el Estado esta obligado a tender
esa necesidad, como ha hecho con otros cubanos en






28 DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES'


quienes concurren extraordinarios merecimientos;
pero que ninguno de ellos los ostenta en mayor grado
que el Mayor General Pedro E. Betancourt.
POR TANTO,. los Representantes que suscriben,
someten a la consideraci6n de la Camara la siguiente:

PROPOSITION DE LEY

ARTICULO I.-Se concede una pension, vitalicia,
de seis mil pesos anuales, al Mayor General Pedro E.
Betancourt y Divalos, la que se pagara por do.zavas
parties de a quinientos pesos.
ARTICULO II.-Para el pago de esta pension, se
tOmaldi la cantidad que sea necesaria del Tesoro pi-.
blico no afecta a otras obligaciones, hasta que figure
en los Presupuestos generals de la naci6n el cr&-
dito necesario para el pago de esa obligaci6n.
ARTICULO III.-Esta Ley empezara a regir des-
de el siguiente dia al de su publicaci6n tn la Gaceta
Official de la Repi'blica.
Sal6n de Sesiones de la Ciamara de Representantes,
a los cinco dias del mes de Pebrero de mil novecientos
veintinieve.
(Fdo.) JIan Rodriguez Ranmirez.-Juan M. Iae;-
do.-Agustin .Gronlier.-Santiago S. Rey.-Santiago
Verdeja.-Rafael Guds Incldn.--Ram6n Z.r,,t,I
SR. PRESIENTE (GUAS INCLIN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas leyeondo) :
A LA CAMARA

La Ley de treinta y uno de Julio de mil novecen-
tos diez y site, que dispuso la eoncertaci6n de un em-
pr6stito de $30.000.000.00, afectando para el pago de
sus intereses y amortizaciones, a m's de la buena fe
y el cr6dito de la Repfiblica, el product de los im-
puestos que la propia ley autoriz6, estableee en su
articulo segundo el de producci6n sobre el azicar
"pagadero por cuenta de la fihca, en el batey del
ingenio produetor, luego que estd envasado el fru-
to", tom6ndose como base para la exacci6n el saco
de trescientas veinticinco libras.
Se pretend la exportaci6n del azicar sin envasar.
Y como a esto se opone tanto el interns del trabajador
cubano, que estamos llamados a proteger, como el
cumplimiento de la disposici6n legal anteriormente
citada, que consta en escritura pfblica suscrita por
la Repfiblica, ya que al verificarse la exportaei6n en
esa forma, desapareceria la unidad de peso, que ha
sido objeto del impuesto, formulamos a. la consi-
deraci6n de la Cimara la siguiente:

PROPOSITION DE LEY

ARTICULO I.-Queda prohibida la exportaci6n,
en cualquier forma, de azdcar centrifuga de guara-
po que no se encuentre envasada en sacos de trescien-
tas veinticinco libras.


Sal6n de Sesiones de la Camara de Representantes,
a cinco de Febrero de mil novecientos veintinueve.
(Fdo.) Alejandro Rodriguez Crem6.-Emilio San-
ta Cruz Pacheco.-Anselmo, Alliegro.-Jos6 Luis Al-
buerne.-Rafael Guds Incldn.,
SR. PRESIDENT (GuAs TNCLN) : Pasari a la Comi-
si6n Especial del Azdcar.
(El official de actas r,, 1,.di) :

A LA CAMARA

Hay un gran nimero de oficiales de nuestro pun-
donoroso ejercito national que no pueden alcanzar
un ascenso en su carrera military, siendo en muchos
casos merecidamente acreedores al mismo, por los
miritos conquistados en las funciones desempefiadas
y que son inherentes a su jerarquia, en virtud de ser
limitado el ndmero de plazas existentes en la Institu-
ci6n, por lo que traneaurren los afios que los aproxi-
ma a la edad determinada para el retire forzoso sin
que el Estado pueda legalmente premier de alguna
manera su dedicaci6n y su laboriosidad.
Para enmendar en algo lo anteriormente expues-
to, el Representante que suscribe present a la con-
sidraci6n de la CGmara la siguiente:

PROPOSICI'N DE LEY

ARTICULO UNICO: Los oficiales del Ejercito
y Marina de Guerra Nacional que ostentaren el mismo
grado durante mis de' quince aios, a los efectos de la
Ley del Retiro serin considerados como si estuviesen
en posesi6n del grado inmediato superior.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a 19 de Marzo de 1929.
(Fdo.) Alejandro Roldriguez Creme.-Emilio San-
ta Cruz Pachkco.-Anselmao Alliegro.-Jose Luis Al-
buerne.-Jose Rail Mestre.
SB. PRESIDENT (GuAs INCLIN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas leyendo) :

A LA CIMARA

La ilustre benefactora cubana, gloria de Villaclara,
Marta Abreu de Est6vez, cuyo nombre esti graba-
do en todo coraz6n patriota, -don6 de entire sus milti-
ples propiedades la casa sita en la calie de Leoncio
Vidal, donde actualmente se encuentra instalada la
Academia de Mfisica y Banda Municipal de dicho
t6rmino, la cual se hall actualmente en tan mal es-
tado que amenaza ruina y es imprescindible la con-
cesi6n de un cridito con que poder tender a las ur-
gentes reparaeiones que son necesarias verificar en
dicho inmueble.
A eso tiende la present

PROPOSICI6N DE LEY


ARTICULO II.-Esta Ley regir6 desde su publica- ARTICULO I.-Se concede un cr6dito de veinte
ci6n en la Gaceta Oficial de la Repfblica. Imil pesos, que se destina a la reparaci6n de la casa





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 29


sita en la calle de Leoncio Vidal, en la ciudad de San-
ta Clara, donde actualmente se eneuentra instalada
la Academia .de Mfsica y Banda Municipal.
ARTICULO II.-Queda autorizado el Poder Eje-
cutivo para tomar la mencionada cantidad de cua-
lesquier fondos del Tesoro.
ARTICULO III.-Esta Ley comenzarA a regir des-
de el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfibliea.
Sal6n de iSesiones de la Cimara de Representantes,
a 18 de Marzo de 1929.
(f.) Emilio San Pedro.-Anselmo Alliegro.-Ra-
fael Alfonso.-Diego Vdzquez Bello.-Alfredo Ba-
rrero.
SR. PRSIDENTE (GuAs INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n, inmediata.
Proyectos de ley y dictmmenes.
(El official de .alctaws leyndo) :

Habana, Febrero 6 de 1929.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Sefior:

A los efectos reglamentarios, tengo el honor de re-
mitir a Vd. el ajunto dictamen, en que esta ,Comisio6n
de Justicia y C6digos, en sesi6n celebrada el dia de la
fecha, acord6 aprobar el informed del ponente senior
VWolter del Rio, aceptando en su totalidad el proyec-
to de ley del Senado, relative a adieionar el articu-
lo 1597 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, que trata
del juicio de desahucio.
Muy atentamente de Vd.
(f.) G. Walter del Rio,
President.

A LA COMISI6N DE JUSTICIA Y C6DIGOS:

El Vocal que suscribe, designado ponente para in-
formar acerca del proyecto de ley del Senado refe-
rente a adicionar el articulo 1597 de la Ley de En-
juiciamiento Civil, relative al juicio de desahucio,
tiene el honor de manifestar su conformidad en un
todo con esa iniciativa del Senado, que consider pre-
visora y just, por lo que ruega a sus dignos compa-
fieros de Comisi6n se sirvan aceptar el expresado pro-
yecto, tal como estA redactado, emitiendo el corres-
pondiente dictamen.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representantes,
a 4 de Febrero de 1929.
(f.) G. Wolter del Rio,
President.

DIOTAMEN

La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n cele-
brada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar, por mayoria de votos, el anterior informed del


ponente aefior Welter del Rio,, en que recomienda se
acepte en su totalidad el proyecto de ley procedente
del Senado, relative a adicionar el articulo 1597 de la
Ley de Enjuiciamiento Civil; acordandose, asimismo,
elevarlo a la C'mara de Representantes, como dic-
tamen de la propia Comisi6n, para su resoluci6n de-
finitiva.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los seis dias del mes de Febrero de mil no-
vecientos veintinueve.
Vto. Bno.
El President,
(f.) G. Woiter del Rio.
(f.) Anselmo Alliegro,
Secretario.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se ineluirA en
una pr6xima orden del dia.
(El officiall de actas leyewdo) :

Habana, Febrero 6 de 1929.

Sr. President de la Ci'mara de Representantes.
Senior:

A los efectos reglamentarios, tengo el honor de re-
mitir a Vd. el adjunto dictamen, en que esta Comi-
si6n de Justicia y C6digos, en sesi6n celebrada el dia
de la fecha, acordo aprobar el informed del ponente
Sr. Anselmo Alliegro, aceptando en su totalidad el
proyecto de ley del Senado, relative a reconocer el
tiempo de servicios prestados en cualquier departa-
mento del Estado, a los efectos de la paga, antigiie-
dad y retire de los miembros de las Fuerzas Armadas.
Muy atentamente de Vo.
(f.) G. Wolter del Rio,
President.

A LA COMISI6N DE JUSTICIA Y CODIGOS:

El Vocal que suscribe, designado ponente para in-
formar acerca del proyecto de ley del Senado, relative
a reconocer a los miembros de las Fuerzas de mar y
tierra cualquier tiempo que hayan servido como fun-
cionarios o empleados del Estado, a los efectos del
retire, paga y antigiledad en el servicio military o
naval, tiene el honor de manifestar que consider
convenient y just conceder el reconoeimiento que
se solicita a favor de tan dignos servidores de la. Re-
pfiblica, ya que unos y otros servicios concurren en
definitive a satisfacer necesidades pfiblicas y deben,
por consiguiente, equipararse al fin. expresado.
Por estas razones, ruega a sus compafieros de Comi-
si6n se sirvan aprobar el referido proyecto de ley, tal
como estA redactado.
Sal6n de la Comisi6n de Justicia y C6digos, a 4 de
Febrero de 1929.

(f.) Anselmo Alliegro,
Ponente.






30 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


DICTAMEN

La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n ee-
lebrada el dia de la fecha, adopt el acuerdo de apro-
bar, per mayoria de votos, el anterior informed del
ponente senior Alliegro, en que recomienda se acepte
en su totalidad el proyeeto de ley procedente del Se-
nado, reconociendo a los miembros de las Fuerzas
Armadas el tiempo de servicios prestados en cual-
quier departamento del Estado; acordAndose, asimis-
mo, elevarlo a la CAmara de Represeutantes, come
dictamen de la misma, para su resoluci6n definitive.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los seis dias del mes de Febrero de mil nove-
cientos veintinueve.
Vto. Bno.
El President,
(f.) G. Wolter del Rio.
(f.) Anselmo Alliegro,
Secretario.

SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Para rogar a la Camara
qeu deje sobre la mesa el proyeeto de ley que se
acaba de dar lecture, porque he de presentar una
suspension de preceptos reglamentarios.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Queda, entonoes,
sobre la mesa.
(El ii. .ii de actas legendo) :
Camara de Representantes.-Comisi6n de Instruc-
ci6n Pfblica.--labana, Marzo 4 de 1929.-Sr. Presi-
dente de la CAmara de Representantes.-Sefior: A
los efectos reglamentarios, tengo el honor de acom-
pafiar el adjunto proyeeto de ley formulado per
esta Comisi6n de Instrucci6n Pfblica, en sesi6n cele-
brada el dia 4 de los corrientes y que trata de que
los municipios de la Republica celebren el dia 7 de
cada afio, en sesi6n solemne, o en una velada pdblica,
en honor y a la memorial del Lugarteniente del Ej6r-
cito Libertador Antonio Maceo Grajales y demas
mdrtires de la Independencia.-Atentamente de Vd.
(Fdo.) Heliadoro Gil, Presidente.

A LA CAMARA:
La Comisi6n de Instrucci6n Piblica, en sesi6n cele-
brada en el dia de la fecha, ha acordado, per mayo-
ria de votos y a propuesta de los sefiores Pastor del
Rio y Heliodoro Gil, formular y elevar a la Camara
el siguiente:

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-Los municipios de la Repifblica
celebraran el siete de Diciembre de cada anio sesi6n
solemne, o una velada pdblica, en honor y a la me-
moria del Lugarteniente de la Revoluci6n Libertado-
ra, Antonio Maceo Grajaies y demds mnrtires de la
Independencia, y en la que se haran resaltar ademas
las glorias de los heroes particularmente vinculados
a la historic de la localidad en que el acto se efectta.
ARTICULO II.-Cuando per cualquier cirounstan-
cia este acto no pueda ser organizado per el Ayunta-


miento, lo dispondri el Alcalde Municipal. Los
miembros del EjBrcito Libertador, sue auxiliares y los
Emigrados revolucionarios, seran considerados como
invitados especiales.
ARTICULO III.-Se exceptfa de lo que determine
el inciso primero de este articulo, el Ayuntamiento
de la Habana, ratificandose el acuerdo de la 'Amara
de Representantes, en virtud del cual se tribute,
anualmente, esta ofrenda.
ARTICULO IV.-Todos los afios se rendird, en
cada Municipio de la Repikblica, un homenaje de ho-
nor a la profesora o profesoras .de instrucci6n que
haya realizado "la labor mas eficiente" durante el
curso escolar, celebr:ndose una velada en la que se
hard entrega del premio que se estableee por este ar-
ticulo cuarto.
ARTICULO V.-Cuando en un t6rmino municipal
various maestros alcanzasen los mismos m6ritos y no
pueda determinarse, exactamente, el que ha rendido
"la labor mds eficiente", se precisarA por el proce-
dimiento que indique la Secretaria de Instrucci6n
Pdblica al que corresponda la medalla, entregAndose
a los otros un diploma de honor, y celebrandose la
velada como tribute a todos. El.agraciado en un afio
no podra serlo en el siguiente.
ARTICULO VI.-Esta Ley comenzara a regir des-
de el dia de su publicaci6n en la Galceta Oficial, que-
dando derogadas cuantas leyes, decretos y disposicio-
nes se opongan al cumplimiento de la misma.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Instrueci6n
Pfiblica a los cuatro dias del mes de MIarzo de mil
novecientos veintinueve.

Vto. Bno.


El President,
Heliodoro Gil.


Pastor del Rio,
Secretario p. s. r.


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se incluirh en
una pr6xima orden del dia.

(El official de acts leeiyedo) :

Habana, Marzo 4 de 1929.

Sr. President de la Camara de Representantes.

Sefior:

A los efectos reglamentarios, tengo el honor de
acompafiar el adjunto proyeeto de ley formulado por
esta Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica, en sesi6n ce-
lebrada el dia 4 de los corrientes, y que trata de que
los Municipios y Gobiernos Provinciales creen un
premio para el autor que escriba la historic de heroes
y martires de la independencia de Cuba.

De usted atentamente.


(f.) Heliedoro Gil,
President.








DIARIO DE SESIONES DE LA C AMARA DE REPRESENTANTES 31


A LA CAMARA

La Comisi6n de Instrucei6n Pdblica, en sesi6n e'
lebrada en el dia de la feeha, ha acordado por ma-
yoria de votos y a propuesta de los sefiores Pastor del
Rio y Heliodoro Gil formular y elevar a la Camara
el siguiente:

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-Cada municipio, en la oportuni-
dad que se lo permit el erario municipal, crearA un
premio para el autor que escriba mejor historic de
sus hechos, heroes y mArtires.
ARTICULO II.-En los Presupuestos municipals
se destinara una cantidad para la adquisici6n de
libros de autores eubanos, siendo de doscientos pesos
para los municipios de primer clase, de eien en los
de segunda y de cincuenta los de tercera.
En igual forma lo haran los Consejos Provincia-
les, fij'ndose la cantidad de trescientos pesos. Estas
obras seran repartidas entire las entidades culturales
del T6rmino o de las provincias respectivas.
ARTICULO III.-Los libros cubanos gozarAn de
los mismos derechos de franquicia que los diaries y
revistas.
ARTICULO IV.-Se concede un premio de cinco
mil pesos para el autor de la obra de Historia de Cu-
ba que en forma escrita gr.fica, o por cualquier otro
procedimiento aceptado por la pedagogia modern,
ofrezca el mayor compendio para la Escuela Prima-
ria y la Superior. Este premio sera reglamentado
por la Secretaria de Instrueci6n Pfiblic, y lo otorga-
rA un tribunal compuesto por dos miembros del Con-
greso Nacional, uno de la Academia de la Historia, el
Profesor de Historia de la Universidad, presididos
por el Superintendente General de las Escuelas de
Cuba.
ARTICULO V.-Esta Ley comenzarA a regir des-
de el dia de su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la
Repfiblica, quedando derogadas cuantas leyes, deere-
tos y disposiciones que se opongan al cumplimiento
de ]a misma.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Instrucci6n
Pfiblica, a los cuatro dias del mes de Marzo de mil
novecientos veintinueve.
(f.) Pastor del Rio,
Secretario p. s. r.
Vto. Bno.
(f.) Heliadoro Gil,
President.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se incluira en
una pr6xima orden del dia.
(El (]i. i;., de actas leyendo):
Habana, Marzo 4 de 1929.-Sr. President de la
CAmara de Representantes.-Sefior: A los efectos re-
glamentarios, tengo el honor de acompafiar el adjunto
proyecto de ley formulado por esta Comisi6n de Ins-
trucci6n Pfiblica, en s#-si6n celebrada el dia cuatro de


los corrientes, y que trata de prohibir todas las pa-
radas escolares a excepci6n de la que autoriza la Ley
de veintisiete de Abril de mil novecientos veintid6s.-
Atentamente de Vd.-(f.) Heliodoro Gil, Presidente.

A LA CAMARA

La Comisi6n de Instrucci6n Piblica, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, ha acordado por mayoria
de votos y a propuesta de los sefiores Pastor del Rio
y Heliodoro Gil, formular y elevar a la COAmara el
siguiente:
PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-Quedan prohibidas las concurren-
cias de las escuelas piblicas y privadas a actos pfbli-
cos. a excepci6n de las que se efectfian conforme a lo
dispuesto por la Ley de veintisiete de Abril de 1922,
que declare dia festivo el 28 de Enero, con motive
ue ser este dia fecha del natalicio del gran Ap6stol
Jos6 Marti.
ARTICULO II.-No obstante lo dispuesto en el
parrafo que antecede, podrA el senior Secretario de
Instrucci6n Pfiblica ordenar la concurrencia escolar
en aquellos actors que estime convenient.
ARTICULO III.-En cada Presupuesto Nacional
se consignara la cantidad de mil pesos, que se pondri
a la disposiei6n de la Junta de Educacin de la Ha-
bana. para cuantos gastos ocasione la celebraci6n de
la parada escolar del dia 28 de Enero de eada afio.
ARTICULO IV.-La Junta de Educaci6n de la
Habana, queda obligada a dar cuenta detallada al
senior Secretario de Instrucci6n POblica de la forma
en que sea emplhado el er6dito que se concede.
ARTICULO V.-La cantidad consignada para
tender el cumplimiento de esta Ley se tomarA de
cualquier fondo del Estado no afecto a otras obliga-
clones.
ARTICULO VI.- Esta Ley comenzara a regir des-
de el dia de su publieaci6n en la Gacata Oficial de
la Repfblica, quedando derogadas cuantas eyes, de-
cretos y disposiciones se opongan al eumplimiento de
la misma.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Instrueci6n
Pfiblica, a los cuatro dias tel mes de Marzo de mil
novecientos veintinueve.
Vto. Bno.
El President,
Heliodoro Gil.
Pastor del Rio,
Secretario p. s. r.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se incluira en
una pr6xima orden del dia.
(El official de actas leyeiado):
C;mara de Representnttes.-Comisi6n de Instruc-
ci6n Pfiblica.--Habana, Marzo 4 de 1929.-Sr. Pre-
sidente de la CAmara de Representantes.-Sefior: A
los efeetos reglamentarios, tengo el honor de acom-
pafiar el adjunto proyecto de ley formulado por esta







32 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Comisi6n -de Instrueci6n Pfblica en sesi6n celebrada
el dia 4 de los corrientes, y que trata de autorizar
al Gobierno de Cuba para que entregue al de la Repfd-
blica del Uruguay la cantidad de DIEZ MIL PE-
SOS para contribuir a la erecci6n de una estatua al
pensador Jos6 Enrique Rod6.-De Vd. atentamen-
te.-(f.) Heliodoro Gil, Presidente.

A LA CAMARA

La Comisi6n de Instrucei6n Piblica, en sesi6n ee-
lebrada en el dia de la fecha, ha acordado por ma-
yoria de votes y a propuesta de los sefiores Pastor del
Rio y Heliodoro Gil, formular y elevar a la Camara
este proyecto de ley, transcribiendo el preambulo que
antecede al mismo:
El Delegado de -Cuba que suseribe, Presidente de
Ia Seeci6n de Sociologia del V Congreso Panamerica-
no del Nifio, propone que, como un homenaje al maes-
tro de la juventud hispano-americana, al gran escri-
tor Jos6 Enrique Rod6, se perpetfe su recuerdo eri-
giendole una estatua en la Repiblica Oriental del
Uruguay, en el lugar que fije el Gobierno de esa na-
eci6n hermana.
Estimo que el insigne autor de "Ariel", merece
que se le sefiale de un modo exceptional, por todos
nuestros pueblo's, ya que es bien sabido que 61 es en
el Continente quien ha opuesto al materialismo gro-
sero del espiritu sutil y a6reo al personaje shakis-
pireano. Pero Rod6 simboliza ain mAs, simboliza la
defense del derecho, el amor puro del que mejor ejer-
ciera. la caridad en el mundo: Jesds, cuya figure
exalta en las pAginas admirables de "Liberalismo y
Jacobinismo''.
En Am6rica, Rod6 represent, ademas, una etapa
de su evoluci6n: con afecto: Bolivar, a raiz de la obten-
ci6n de la independencia political de nuestros pueblos,
aboga por la consolidaci6n de sus status internaciona-
les; Sarmiento y Alberdi preconizan el advenimiento
de nuestra vida econ6mica y, finalmente, el maestro de
PROTE'O el incomparable estilista y pensador uru-
guayano, lanza a los cuatro vientos de la gloria la
teoria de que America ha de ser grande por su cul-
tura y opone al reino sombrio de Caliban la m'ds alta
y noble teoria de que el espiritu ha de romper su car-
cel y labrar sus propios destines y su responsabilidad.
Por estas razones, y porque esa juventud educada
e inspirada por la obra de su noble y superior espi-
ritu represent, t.ambiin, a la nifiez, que tiene de
aqu6lla to'do el risuefio optimism y porque se debe
ademas luchar por la gloria y la inmortalidad de
cuantos enalteeieron sociedades y bregaron por mag-
nificar la humanidad, pide que se tome el referido
acuerdo de levantar un monument que haga impe-
recedera su memorial luminosa.-(f.) Pastor del Rio.

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-E1 Gobierno de Cuba entregara al
Gobierno de la Repfiblica del Uruguay, la cantidad
de DIEZ MIL PESOS, con la que contribute a la
erecci6n de la estatua al gran pensador Jose Enrique
Rod6, conform acuerdo tornado en el Quinto Con-
greso Panamericano del Nifio, celebrado en esta
ciudad.


ARTICULO II.-Esta cantidad sera entregada al
Gobierno del Uruguay, cuando la mayoria de las Re-
piblicas del Continente tomen igual o similar acuerdo.
ARTICULO III.-El Gobierno de Cuba comunica-
ra las demis Republicas de AmBrica el contenido y
sanci6n de esta Ley, tan pronto como lo haya verifi-
cado.
ARTICULO IV.-La cantidad consignada para
tender al 'cumplimiento de esta Ley, se tomard de
eualquier fondo del Estado no afecto a otras obliga-
clones.
ARTICULO V.-Esta Ley comenzara a regir des-
de su publicaci6n en la Gaceta 0; '. :.,' de la Rep-:
blica.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Instrucci6n
Piblica, a los cuatro dias del mes de Marzo de mil
novecientos veintinueve.
Vto. Bno.
El President,
Heliodoro Gil.
Pastor del Rio,
Secretary) p. s. r.

SR. PRESIDENT (GUiS INCIN): Se ineluira en
una pr6xima orden del dia.
(El official de actas leyeado):
Camara de Representantes.-Comisi6o de Instruc-
ci6n Pdblica.-Habana, Marzo 4 de 1929.-Sr. Presi-
dente de la CAmara de Representantes.-Sefior: A
los efectos reglamentarios, tengo el honor de acom-
pafiar el adjunto proyecto de ley formulado por esta
Comisi6n de Instrucci6n Pfiblica, en sesi6n celebra-
da el dia 4 de los corrientes y que trata de que los
Ayuntamientos establezcan en sus cabeceras respec-
tivas una biblioteca piblica y un parque infantil.-
Atentamente de Vd.-(Fdo.) Heliodoro Gil, Presi-
dento.

A LA CAMERA

La Comisi6n de Instrucci6n Pfblica, en sesi6n cele-
brada en el dia de la fecha, ha acordado por mayoria
de votos y a propuesta de los sefiores Pastor del Rio y
Heliodoro Gil, formular y elevar a la CAmara el si-
guiente:

PROYEcTO DE LEY

ARTICULO I.-Todos los municipios de la naci6n
quedan obligados a establecer en su cabeeera una
biblioteca piblica y un parque infantil.
Las bibliotecas serAn instaladas en lugares centricos
y accesibles, y cada municipio al dictar el reglamento
por el que aquillas se regulen, lo harA de tal modo
que de noche puedan asistir a ellas las classes traba-
jadoras.
ARTICULO II.-Los parques estaran destinados
al recreo de los escolares y serAn del tipo gen6ricamen-
te conocido con la denominaci6n de "Parque Infan-
til", en los que ademAs del espareimiento que se







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 33


brinda a aquellos, se harhn las instalacones necesa-
rias al objeto de ofrecerles un lugar en el que, de ma-
nera adecuada, obtengan cultural fisica los nifios.
Todo cuanto tenga relaci6n con los articulos que
anteceden, los Ayuntamientos oirin y atenderAn el
parecer de las autoridades escolares de su t6rmino.
ARTICULO III.-Las bibliotecas y los parques se-
ran instalados un afio despues de promulgada la pre-
sente Ley, pero si la capacidad contribativa de un
municipio no le permitiere hacerlo en este plazo,
fijari en sus pr6ximos presupuestos las cantidades
necesarias destinadas al cumplimiento de las obliga-
'ciones que le quedan impuestas, de tal manera que,
dentro de tres afios de promulgada esta Ley, las bi-
bliotecas y los parques serhn oficialmente inaugu-
rados.
ARTICULO IV.-Esta Ley comenzari a regir des-
de el dia de su publicaci6n en la Gace!ta Oficial de la
Repf'blica, quedando derogadas cuantas eyes, de-
cretos y disposiciones que se opongan al eumplimien-
to de la misma.
.Sa]6n de Sesiones de la Comisi6n de Instrucci6n
Ptiblica, a los cuatro dias del mes de Marzo de mil
novecientos veintinueve.
Vto. Bno.
El President,
Heliodoro Gil.
Pastor del Rio,
Secretario p. s. r.

SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN): Se incluirA en
una pr6xima orden del dia.
(El official de actae leyiedo):

Habana, Marzo 6 de 1929.

Sr. President de la Cimara de Representantes.
Senior:
A los efeetos reglamentarios, tengo el honor de
remitir a Vd. el adjunto Dictamen, en que esta Co-
misi6n de Justicia y C6digos, a propuesta del Ponen-
te .Sr. C. M. de la Cruz, acepta en su totalidad el
proyecto de ley, procedente del Senado, relative a
adicionar el Titulo I del Libro Segundo del vigente
C6digo de Comercio, estableciendo las Sociedades
Limitadas.
Muy atentamente de Vd.
(f.) G. Wolter del Rio,
President.

A LA COMIsI6N DE JUSTICIA Y C6DIGOS:

El que suseribe, Vocal de esa Comisi6n, designado
Ponente para informar acerca del proyecto de ley
del Senado, relative a adicionar el Titulo I del Li-
bro Segundo del vigente C6digo de Comercio, con
una Secei6n D6cima Cuarta, estableeiendo las Socie-
dades Limitadas, tiene el honor de manifestar a sus
i: n.... compafieros de Comisi6n:


Que del examen y amplio studio del expresado
asunto, ha. llegado al convencimiento de que es de
alta conveniencia national la iniciativa del Senado,
por lo que no vacila en recomendar a la Comisi6n que
le imparta su aprobaci6n integramente, aceptando el
proyecto tal como estA redactado.

Sal6n de la Comisi6n de Justicia y C6digos, a pri-
mero de Marzo de mil novecientos veintinueve.,
(Fdo.) Carlos Manuel de la Cruz,
Ponente.

DICTAMEN

La Comisi6n de Justicia y C6digos, en sesi6n cele-
brada el dia de la feeha, adopt'6 el acuerdo .de apro-
bar el anterior informed del Ponente Sr. C. M. de la
Cruz, en que acepta en su totalidad el proyecto dde
ley del Senado, relative a adicionar el Titulo I del
Libro Segundo del vigente C6digo de Comercio, es-
tableciendo las Sociedades Limitadas; y, en su con-
secuencia, elevarlo a la 'COmara de Representantes,
como Dictamen de la misma, para su resoluci6n de-
finitiva.

Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los seis dias del mes de Marzo de mil nove-
cientos noventa y nueve.
Vto. Bno.
(Fdo.) G. Wolter del Rio,
President.

(Fdo.) Anselmo Alliegro,
Secretario.

SR. PRSIDENTE (GUAs INCLAN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de, actas leyenda) :

Habana, Marzo 6 de 1929.
Sr. President de la Cimara de Representantes.

Senior:

A los efeetos reglamentarios, tengo el honor de
remitir a Vd. el adjunto Dictamen, en que esta Co-
misi6n de Justicia y C6digos, a propuesta del Ponen-
te Sr. G. Wolter del Rio, acepta en su totalidad la
proposici6n de ley de los Sres. G. Pino y otros, rela-
tiva a que "denegado por un juez instructor el pro-
cesamiento de cualquier acusado en el sumario, tal
solicitud no podri reproducirse ante las Salas de
lo Criminal de las Audiencias".

Muy atentamente de Vd.

(Fdo.) G. Walter del Rio,
President.

A LA COMISI6N DE JUSTICIA Y C6DIGOS:

El que suscribe, Ponente para informal acerca de
la proposici6n de ley de los Sres. Gustavo Pino y






34 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


otros, relative a que "denegado por un juez instruc-
tor el procesamiento de cualquier acusado, en el su-
mario, tal solicitud no podra reproducirse ante la
Sala de lo Criminal de la Audiencia", tiene el ho-
nor de manifestar a sus dignos compafieros, que con-
sidera muy oportuna la expresada iniciativa, y que
por las propias razones consignadas en el prehmbulo
de la misma, estima que es de conveniencia y urgente
necesidad legislar acerca del particular, poiienido
asi t6rmino al criterio contradictorio que se observa
en la prdctica, y dando al procedimiento las garan-
tias y regularidad que un buen ordenamiento judi-
cial demand.

Por estas razones, ruega a la Comisi6n se sirva
aceptar en su totalidad la dicha proposici6n de ley,
elevdndola a la CAmara con el correspondiente dic-
tamen.
Sal6n de Sesiones de la 'Comisi6n, a 1 de Marzo
,de 1929.
(Eldo.) G. Wolter del Rio,

Ponente.

DICTAMEN

La Comisi6n de Justicia y C.6digos, en sesi6n ce-
lebrada el dia de la fecha, acord6, por mayoria de
votos, aprobar el anterior informed del Ponente senor
Wolter del Rio, en que acepta en su totalidad la
proposici6n de ley de los Sres. G. Pino y otros, rela-
tiva a que "denegado por un juez instructor el pro-
cesamiento de cualquier acusado, en el sumario, tal
solicitud no podrA reproducirse ante las Salas de lo
Criminal de las Audiencias", acordandose, en su
consecuencia, elevarlo a la Camara, como dictamen
de la misma, para su resoluci6n definitive.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, a los seis dias del mes de Marzo de mil nove-
cientos veintinueve.

Vto. Bno.
(Fdo..) G. Wolter del Rio',
President.
(Fdo.) Anselmo Alliegro,
Secretario.

SR. PRSIDENTE (GuAs INCLIN): Queda sobre la
mesa, por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas leyemdo) :

Habana, Febrero 25 de 1929.

Sr. President de la Cdmara de Representantes.

Sefior:

A los efectos reglamentarios, tengo el honor de re-
mitirle como dictamen de esta Comisi6n de Hacien-
da y Presupuestos, el adjunto informed del Ponente
Sr. Ram6n de Le6n, que acepta en su totalidad el
proyecto de ley del Senado creando una Agencia


Consular Honoraria en Pensacola, Florida, otra en
St. Paul, Minnesota, y otra en Bielefeld, Alemania.
Muy atentamente de Vd.
(Fdo.) Juan Rodriguez Ramirez,
President.
A LA COMISI6N DE HACIENDA Y PRESUPUESTOS:
El Representante que suscribe, designado Ponente
pa informar respect al proyecto de ley procedente
del Senado y qeu trata de crear una Agencia Consu-
lar Honoraria en Pensacola, Florida, otra en St. Paul,
Minnesota, Estados Unidos de AmBrica, y otra en
Bielefeld, Alemania, tiene el honor de proponer a sus'
com'pafieros de Comisi6n, se le imparta su aprobaci6n
al referido proyecto, tal como viene redactado y se
eleve a la COmara de Representantes como su dic-
tamen.
No obstante, la Comisi6n resolvera.
Sal6n de Sesiones de la 'Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos, a los veintid6s dias del mes de Febre-
ro de mil novecientos veintinueve.
(Fdo.) Ramon de Le6n,
Ponente.
DICTAMEN
La Comisi6n de Hacienda y Presupuestos, en se-
si6n celebrada el dia de la feeha, acord6, por mayo-
ria de votoa, aceptar el anterior informed favorable,
del Ponente Sr. Ram6n de Le6n, y en tal virtud y
como dictamen de la misma, elevarlo a la CAmara de
Representantes para su aprobaci6n.
No obstante, la Cdmara resolverk.
Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Hacienda y
Presupuestos de la CAmara, a los veinticinco dias del
mes de Febrero de mil novecientos veintinueve.
Vto. Bno.
(Fdo.) Juan Rodriguez Ramirez,
President.
(Fdo.) Anselmo Alliegro,
Secretario.
SR. PRSIDENTE (GUAS INCLAN): Queda sobre la
mesa por haberse presentado suspension de preceptos
reglamentarios para su discusi6n inmediata.
(El official de actas leyendo) :

Habana, Febrero 28 de 1929.
Sr. President de la CAmara de Representantes.
SeFior:
A losefectos reglamentarios, tengo el honor de re-
mitirle como dietamen de esta Comisi6n de Relacio-
nes Exteriores, el informed del Ponente Sr. Ram6n de
Le6n y Valdes, sobre el proyecto de ley del Senado
referente a crear Agencias. Consulares en Pensacola,
Florida, etc.
De Vd. atentamente.
(Fdo.) A. HTj),,I.7F,.
President.






DIARIO DE SESIONEiS DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 35


A LA GCoMISI6N DE RELACIONES EXTERIORES:

El Representante que sucribe, designado Ponente
para informar sobre el proyecto de ley del Senado re-
ferente a crear una Agencia Consular en Pensacola,
Florida y otra, tiene el honor de hacerlo en sentido
favorable y al mismo tiempo recomendar a sus conm-
paferos de Comisi6n se sirvan aprobarlo, tal como
viene del Senado.
La Comisi6n no obstante resolverd.
.Sal6n de Sesiones de la Comisi6n de Relaciones
Exteriores, a los veintiocho dias del mes de Febrero
de mil novecientos veintinueve.
(Fdo.) Ram6n de Le6n,
Ponente.

DICTAMEN

Esta Comisi6n de Relaciones Exteriores, en sesi6n
celebrada en el dia de la fecha, ha acordado, por ma-
yoria de votos, aceptar el anterior informed del Po-
nente Sr. Ram6n de Le6n, como dictamen de la mis-
ma, tiene el honor de elevarlo a la CAmara de Repre-
sentantes, para su aprobaci6n.
No obstante, la CAmara resolverd.
Febrero 28 de 1929.
Vto. Bno.
El President,
(Fdo.) A. Hornedo,
(Fdo.) Josi R. del Cueto,
Secretario.

SR. PRESIDENT (Guis INCL.N) : Se incluirA en
una pr6xima orden del dia.
Se va a dar cuenta con las suspenciones de pre-
ceptos reglamentarios,
(El Oficial de Actas Leyendo).

A LA CAMARA

Los Representantes que suscriben, proponen la sus-
penci6n de todos los preceptos reglamentarios que se
opongan la inmediata discuci6n del proyecto de ley
del Senado, autorizando al Ejecutivo para celebrar
convenios con la Compafiia de Mereados de Abasto
?- Consumo, S. A.
SCmara de Representantes Mayo 20 de 1929.
Manuel Tomn.--Carlos Macahudo.-Evelio Alvarez
del Real.--F. de la C(iesta.-Santiago Rey.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GuXs INCLAN) : Tiene la palabra
ei senior de la Cruz.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Para que la MAesa me
informed c6mo es que ocupa el primer lugar de las
suspensions de preceptos esa que se refiere al pro-
yecto de ley procedente del Senado, sobre el proble-
ma del mercado inico; pues el Representante que


habla leg6 a la Camara a las 10 menos 10, de la. ma-
nana del dia, de hoy, y puso sobre la mesa de la pre-
sidencia tres suspensions de preceptos; y esa que
acaba de ser leida, no se encontraba sobre la mesa
en aquel moment.
SR. PRESIDENT (Guis INCLAIN): Sefiores Repre-
sentantes: Es efectivamente cierto, como acaba de
informar el senior de la Cruz, que en el dia de hoy,
a las nueve y minutes de la manana, present la sus-
pensi6n de preceptos a que se ha referido; pero mu-
cho antes, anoehe, a las doce y veinte, haci6ndola
registrar en el Registro de la Camara, el leader de la
mayoria, senior Tome, present la suspension de pre-
ceptos a que se acaba de dar lectura, recogiendo reci-
bo acreditativo de su presentaci6n.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Es decir, que el lea-
der de la mayoria, senior Tom6, pas6 una mala noche,
esperando a las doce y veinte para, presentarla esa
suspension de preceptos.
'-'. TOMAf (AMANUEL) : Acostumbrado a acostarme a
las dos.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El leader de la ma-
yoria, a las doce y veinte de la noehe, trajo una pe-
tici6n de suspension de preceptos reglamentarios, y
yo quiero, por lo menos, consultar la opinion de la
Camara; porque es realmente algo que merece sefia-
larse, en los anales de nuestra vida parlamentaria,
por el hecho en si y por sus conseeuencias; el I...h..
consistent en la premura, la gran prevision y la
eno'rme precipitaci6n de un leader, eoncurriendo en
la obscuridad de la noche a presentar una suspension
de preceptos reglamentarios; y las consecueneias-ya
en un campo m'is serio-porque estando las oficinas,
piiblicas y las de la Cimara cerradas, por ser las ho-
ras de la noche, era logieo que a este Representante
no se le podia ocurrir que, en orden de presentaci6n
de suspensiones, pudieran traerse en la media noche,
sino por lo menos en las horas en que el sol alumbra-
ra y las oficinas funcionaran; porque no era possible
pensar que las oficinas, a esa hora, estuvieran aten-
didas, sino que finicamente los empleados que guar-
dan el sal6n estuvieran presents para recibir esa
suspension de preceptos a las doce y veinte de la no-
che. Yo quiero que la Camara, en este caso, declare,
por lo menos la validez del acto; para que en el fu-
turo los sefiores Representantes, cuando tengan cual-
quier problema de 6sta o parecida naturaleza, acos-
tumbren a venir a las doLce, al iniciarse el dia, a pre-
sentar sus suspensions de preceptos.
Por eso yo me lanzo a someter a la consideraci6n de
1: Camara, rogandole que resuelva .el easo de.si es
admisible, despuhs de las doce de la noche y antes de
que alumbre el sol, la presentaci6n de solicitudes de
suspensions de preceptos reglamentarios antes de que
sean las horas declaradas laborables.
SR. TOMIf (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la pala.
bra el senior Tome.
SR. TOMI (MANUEL) : Sefiores Representantes: Al-
rededor de este problema, tambi6n deseo exteriorizar
a la CAmara uil fu6 el motivo que me determine a
presentar la solicited de preceptos reglamentarios, a







31.1 DIAPI(i DE s~E:slINE-I' E LA i'.AMA\I-,A L.IE 1EPREIENTANTES


las doce y ,i.-ml1le minutes del actual dia veinte de

Era creencia mia, por lo menos arraigada en mi,
que la solicitud de suspension de preceptos regla
mentarios era natural y 16gico presentarla a la Mesa
dce la C6mara, cuando la Camara comenzara a fun-
clonar, cuando la Camara quedara constituida legal-
mente para resolver su situaei6n; pero el senior Car-
los Mann.-! de la Cruz, mi querido compafiero, al pre-
sentarse en el dia de ayer a las once de la mafiana-
yo llegu6 a la una de la tarde-me ensefi6 que no
habia necesidad de esperar la constituci6n de la Mesa,
el tf'ijn-.li.,,ai,:r.i legal de la Cimar.a para hacer la
pr'--.-tir;i,:'i; y entendiendo que habia de establecer-
se un pugilato en la pr'',-.-' '-i.i; de las suspensions,
decide presentarla a las doce y veinte minutes del dia
de hoy, desde luego, autenticandola con el reloj de
servicio que aqui en la CGmara existed.
Al mismo tiempo, para I-,t;i-': i.. de la CAmara,
hice que la guardia del edificio me suscribiera esle'
recibo, en donde se hace constar que no hay ninguna
otra solicitud presentada.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo elogio y celebro
esa carrera tan previsora de mi ilustre compafiero,
llegando a las doce y veinte de la noche; pero yo
quiero que la CAmara resuelva sobre este extreme
Dentro de las horas laborables del dia, deben ser
preseitadas esas solicitudes. Ayer llegnu a las once
de la iI;I.'!:Ia y hoy ii-. ,'' a las diez menos diez.
Las horas de trabajo en oficinas pfblicas estAn de-
claradas desde las ocho de la mafiana hasta las seis
de la tarde. En la CAmara algunos empleados traba-
jan al conmps de las sesiones de la misma, pero las
horas laborables son de oecho de la mafiana a cineo
de la tarde. L6gico es, por tanto., que si un senior
Representante quiere traer un document, lo haga
dentro de las horas laborables en que toda la Repd-
'bliea se desenvuelve en su trabajo; pero que haya
i;.n inl.ioli o Representantes que a media noche
traigan un document, es cosa muy pintoresea y la
primera vez que ocurre. Sn embargo, como todo es
euesti6n ode sentar un precedent, yo no hago m's
que pedir a la Camara una resoluei6n. Empiezo
por pedir que se reehaee la solicited de precoptos re-
glamentarios que no haya estado presentada en le
Camera dentro de las horas laborables; y si la Camara
acepta que las suspensiones pueden traerse a cual-
quier hora, aiinque sea a media noche, ya la CGmara
toma ese acuerdo y sabe que los Representantes en
lo sucesivo tendr'an que preparaise a trasnochar.
para presentar suspensions de preceptos reglamen-
taris. '
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Quiero agregar un
argument que me parece de fuerza, a los aducidos
por el senior de la Cruz. El problema es interesante
y para el future va a sentar un precedent. En pri-
mer lugar, entiendo que la solicitud ha sido mal pre-
sentada, fuera de tiempo y fuera de forma; y ha sido
mal presentada, porque no se puede considerar que
tienen personalidad para recibir ana suspension de
pr-'-ept:- reglamentarios, los i,l.l,'ii.-, que custo-,
diah la Camara en calidad de serenos; porque un se-,
rleno tenia que ser el que a esa hora se encontrara
en la Cimara. Por consiguiente, yo entiendo' que


no tienen personalid.ad, para recibir esa solicitud,
otras personas que el president y los secretaries de
la CAmara y el jefe de despacho de la misma. Que
no es possible prorrogar atribuciones; que no se con-
cibe que al sereno de la Camara se le p'ueda presenter
una solicitud de esa indole. Yo quiero, ampliando la
solicitud del senior de la Cruz, que se defina y resuel-
va si tienen personalidad bastante las personas que
constituyen el servicio de 'a CAmara para recibir
solicitudes de esa elase. Yo pido a la Camara que
resuelva si la solicited esti fuera de tiempo, por
haberse presentado de madrugada, y fuera de l1i'.ir.
por no haberlo sido a los secretaries, al lpr.'il.-ul-
o al jefe del despacho.
Sn. PI'L-,i,...- j 1 (GUIs INCLkN) : Se ha presentado
una cuesti6n, qie el Reglamento no ressuelv de o ana
mantra expresa. El se limit a e-stablecer el dere-
cho de un senior Representante a considerar la sus-
pensi6n de. preceptos re.glamentarios; y un viejo
aeuerdo de la Ciiidmara resuelve que se tratarAn las
solicitudes por su orden de presentaci6n a la Mesa.
Los sefiores de la Cruz y Castellanos plantean, como
cuesti6n previa, esto: si dentro de cualquier hora, a
partir del inicio del dia en que se celebra la sesi6n,
pueden los sefiores Representantes, aunque sea fuera
de las horas laborables, presentar solicitudes de sus-
pensi6n de preceptos; y el senior Castellanos quiere
conocer la opinion de la Camara para saber si esas
solicitudes pueden ser entregadas antes de las horas
normales, a funcionarios de la C 'ii,,i': agenos a los
que constituyen la Mesa.
Como en realidad son dos cuestiones, la pr.--.i.ii-
cia, con,un criterio liberal, va a someterlas a la vo-
taci6n de la C'Amara.
SR. ESPINOSA (JUAN) : Para rogar a a l Mesa me
informed a qu6 hora le fu6 entregada la solicitud del
senior Tome.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : A mi juieio, -so
no resuelve el problema; porque dependeria de la di-
ligencia que se tomasen los empleados de la CAmara
en la entrega de la .ii,:irtui1; y podria darse el caso
de que, una entregada mAs temprano, llegase m'is
tarde que otra presentada con posterioridad. La pre-
sidencia quiere declarar que una y otra le fueron
entregadas en la misma oportunidad, p'-ir. cn'i la
,i..-it,: ii. de que la primera se entreg6 a las doce
y veinte de la noche, y la otra a ]as diez menos diez
de la mafiana.

SR. RODRIGUEZ RAMiREZ (JUAN): YO cre0 que
nuestros .distinguidos compafieros los sefores de la
Cruz y Castellanos quieren, con una habilidad que
nosotros.les recopocemos, alargar el debate de todos
los asuntos que se estan tratando, pero ellos no pue-
den desconocer el aforismo romano que dice que el
que es primero en tiempo es primero en diet eh,
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Es uh sistema muy
malo el tratar de adivinar cufl sea el prop6sito de
las demAs personas, Los pr0p6iitos del -rficw Rodri-
guez R.,,,,it.z se suponen, desde luego; pero el pro-
blema es concrete: se le pide a la Mesa, que para el
future, se siente un precedent. Si la Mesa lo aeep-
ta, perfectamente.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 37


SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Quiero declarar
que no puede aceptarse, en manera alguna, el prece-
dente de que sea a las-12, a las 10 6 a las 9, ya que
la CAmara esta constituida en sesi6n y en funciones
en horas laborables desde las tres de la tarde en
adelante. Por tanto, nadie puede alegar derecho di-
ciendo que a las diez ha presentado una suspension
de preceptos. Porque el Reglamento no autoriza a
nadie a presenter proposiciones a los ujieres o bedeles
de la CAmara, sino a la Mesa.

Siendo president de la Camara el senior Clemente
Vazquez Bello, era tal el nfimero de peticiones de sus-
pensi6n de preceptos reglamentarios que se presenta-
ban, que hubo necesidad de poner un libro para anotar
por su orden las peticiones presentadas.

En todo el Reglamento no hay un articulo que ex-
plique la forma en que han de presentarse esas peti-
ciones, y dice el articulo 31 del Reglamento, inciso 12
de ese mismo precepto: (to lee.) Es decir, que si la
presidencia tiene la facultad de confeeecionar la or-
den del dia, pudieran los Representantes decir: Mi
proposici6n fu6 presentada primero y esta colocada
en orden posterior. Asi como el president de la CA-
mara tiene facultades para hacer la orden del dia, en
las peti~iones de urgencia, debe hacer lo mismo con
las de suspension de preceptos; a menos que la Cama-
ra tome el acuerdo de alterar el orden de las suspen-
siones, que es la formula mis reglamentaria, de modo
que se presenten a la Mesa a las tres de la tarde y que
el president establezca el turno de esas suspensions.

SR. PRESIDENT (GUAS INCIAN): Hay, en realidad,
dos problems: uno de character future y otro de ca-
racter present. El senior Rodriguez Ramirez ha su-
gerido la manera de resolve el problema en el futu-
ro; pero hay el actual, que la presidencia prefiere
que sea la CAmara la que resuelva y determine si, ha-
biendo acudido un Representante con una suspension
de preceptos en forma, a las doce y veinte de la noche,
y habiendola entregado a empleados de la CAmara, si
la estima bien presentada o no bien presentada y tam-
bien otra solicitud de preceptos, presentada igualmen-
te por otro Representante, a las diez y media de la
mafiana, y entregada en ia misma puerta de la Ca-
mara a un empleado.
Sn. GARCIA MONTES (JORGE): Yo queria decir dos
palabras alrededor de este -problema. Coincido en el
criterio que mantenia, al principio de sus palabras,
el senior Rodriguez Ramirez; y que mantuvo tambi6n
la presidencia, al explicar el problema tal como habia
sido planteado, es decir, que 6ste es un asunto en que
la CAmara tiene que estar de acuerdo en que se en-
cuentra fuera de 1o estatuido en el Reglamento. La
Camara sabe que este problema ha sido resuelto de
manera diferente por cada uno de los presidents
de la misma, y que, a veces, hasta ha sido resuelto de
manera diferente p.or un mismo president, de acuer-
do con las circunstancias. De manera que parece ser
que Aste es un problema enteramente sometido a la
consideraci6n y al buen juicio de la presidencia. Por
consiguiente, yo entiendo que, en el caso actual, va
a establecerse un precedent que acaso no sea mo-
dificado por un aeuerdo posterior de la CAmara, como
proponia el senior Rodriguez Ramirez. Yo entiendo
que, en este caso, la Camara debe de aceptar la sus-


pension de preceptos reglamentarios presentada, por
el senior Tome; porque aunque presentada a un em-
pleado de la Camara, la suspension de preceptos ha
sido aceptada por la presidencia, comprobada la fe-
cha de su presentaci6n y sometida como tal a la CA-
mara. El president de la CAmara, en use de la fa-
cultad discrecional, en auseneia de un precepto ter-
minante del Reglamento, dice que esa petici6n ha sido
presentada a la Camara a la hora que el senior Tom6
afirma. En resume: esta petici6n es buena, esta
presentada en tiempo y forma, porque ha sido presen-
tada por un Representante a la consideraci6n de la
CAmara y aceptada como autentica por el president

de la misma.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo no he planteado
el problema de si es o no aut6ntiea, de si es buena o
no es buena. Sobre eso no tengo dudas de ninguna
elase, pues para mi la solicitud es aut6ntica, se pre-
sent6 por un senior Representante y es legitima. To-
do eso huelga. Pero en mi concept hay que buscar
una de estas dos soluciones. Se present a la, Mesa
despuAs de las tres de la tarde, en lo cual hay una
inoficiosidad; o, por el contrario, Ise acepta el criterio
de que aun en horas no laborables se pueden traer a
la CAmara las suspensiones de preceptos? Eso es lo
que yo deseo saber, si yo puedo venir a las doce y
media de la noche, euando est6 paseando con el senior
Rodriguez Barahona y presentar una solicitud seme-
jante, cuando lo tenga por convenient.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo tengo dudas de
si se puede conaiderar como moci6n esa solicitud, a
los efectos del-Reglamento.
-SR. PRESIDENT (GUiS INCLIN) : La suspension de
preceptos, no.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : i'C6mo se consider
entonces?
SR. PRESIDENT (GUAS INOLAN): Como proposi-
cion incidental.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): El Reglamento de-
termina la forma como los Representantes,-no los
empleados de la CAmara,-pueden presentar las soli-
citudes. Las peticiones tienen que ser presentadas
por los sefiores Representantes, a la Mesa. El articu-
lo 82 del Reglamento dice lo siguiente: (Lo, lee.) Yo
quiero que la presidencia determine si la Mesa de la
CAmara ha recibido de un Representante esa solici-
tnd, o de una persona ajena a la CAmara.

SR. PRESIDENTE (GuAs INCLAN) : La presidencia de-
sea aclarar, contestando conjuntamente al senior Gar-
cia Montes y al sefior Castellanos, que las suspensio-
nes de preceptos, ambas, fieron entregadas, no a la
presidencia, sino a empleados de la Camara, con la
encomienda de que la entregasen a la presideneia
una vez que la presidencia estuviese en este eseafio.

La presidencia declara tamnbi6n que estijga bien
presentada la sdlicitud de suspension de preceptos de
los sefiores Tom6 y otros; que en realidad no contra-
vienen ninguin precepto reglamentario. Pero la pre-
sidencia, en esto, se une al criteria del senior de la
Cruz, y quisiera conocer, a su vez, el criterio, no ya de
la M., de la Camara, sino de la Cmara. misma, sobre
este problema.







38 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DB REPRESENTANTES


Parece que es mejor principio de democracia el que
la CAmara, mediante una votaci6n, resuelva si esta
suspension de preceptos esta bien presentada.
SR. RODRiGUEZ RAMIREZ (JUAN): Para una cues-
ti6n previa. Aqui hay dos asuntos, a mi juicio: uno
que hay que resolver primeramente, y que es, sin que
ello siente precedent alguno...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Permitame el senior
Rodriguez Ramirez, y este es mi ruego a la Mesa: yo,
en este asunto, confieso que me someto de antemano
y sin protest de ninguna clause, porque es tal mi con-
sideraci6n personal y mi respeto a la Mesa, a la re-
soluci6n que diete la Mesa, que no necesito que la
Camara la respalde. Pero yo quisiera que la presi-
dencia, en un problema para el future, hiciera adop-
tar, bien por la Mesa o bien por la Camara, el acuer-
do de que las suspensiones de preceptos reglamenta-
rios haya que traerlas a las tres de la tarde a la Mesa;
o, por el contrario, que las suspensions de preceptos
reglamentarios pueden ser traidas' al edificio de la
Cimara y entregadas a cualquier hora; pero que sur-
tan efecto en el turn en que esten colocadas.
Acerca de las que yo present, tengo el medio de
prueba, como la presidencia lo sabe, pero no tengo
necesidad de presentar otros datos, porque la caba-
llerosidad y la hombria de bien del president de la
Camara estin para declarar que mis solicitudes de
suspension de preceptos reglamentarios vinieron a las
diez menos diez de la mariana.
Ahora bien: si la Camara va a adoptar el acuerdo
de que a cualquier hora sea vAlido y legitimo pre-
sentar suspensions de preceptos, entonces esti bien
presentada la del distinguido leader del Partido Li-
beral pero si la Cimara acuerda que, por el contra-
rio, deben ser presentadas a la.Mesa euando 6sta se
halle constituida (y esto debia ser lo mds formal y
lo mIas serio para este Cuerpo), entonees la proposi-
ci6n del senior leader liberal y la mia han llegado al
mismo tiempo, han sido entregadas a la mesa a las
tres de la tarde y estan a merced del turn que les dB
la Mesa. Quiero hacer constar que no tengo ningin
prop6sito en presentar ninguna segunda proposici6n;
quiero decir que cuando traje previamente y presen-
t6 a la Mesa las mias, lo hice creyendo que no valia
la media noche para ganarme en hora y, por tanto,
su situaci6n de prioridad. Pero si la Camara aeuer-
dE que la media noche es vhlida, entonces no tengo
mis nada que objetar. Me pareee, sin embargo, que
no es esa la mejor media, sino la de presentar las
solicitudes de suspension de preceptos reglamenta-
rios, cuando se constituya la Ckmara o sea cuando la
presidencia ocupe su sitial; de esa manera, el orden
se estableceria conforme las fuera recibiendo.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Hemos coincidido
el senior de la Cruz y yo. El problema es este: que,
de ahora en adelante, como ya estaba establecido en
6poca anterior, el moment y oportunidad de presen-
tar esas solicitudes es a las tres de la tarde, cuando
]a Mesa est constituida. Estamos de acuerdo, tam-
bi6n, en reconocer al presidente de la Camara que
tenga el derecho, como lo tiene, para confeccionar l1t
orden del dia, de fijar el turno que corresponda a
las suspensions de preceptos reglamentarios. Yo -en-
tiendo que el problema debe dejarse resuelto para el


future; pero admitiendo, ahora, la solicitud presen-
tada por el senior Tom6...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Ya la proposici6n va
variando, y hasta mi gentileza parece que se esfuma.
Si la Camara, ahora, acuerda. que sea a las tres de la
tarde la. oportunidad de presentaci6n de las suspen-
siones de preceptos, dindose cuenta con ellas en el
orden de presentaci6n, perfectamente; pero en el caso
este, el problema es distinto. Lo que quiero es que
se tome el acuerdo de que la oportunidad para la pre-
sentaci6n de esas solicitudes sea a las tres de la tarde;
y que, despues, se estime por la presidencia el orden
que deba concederse a cada una.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Yo quisiera que
al resolverse acerca de la suspension de preceptos
presentada por el senior Tom6, no se dejara a la Mesa
]a responsabilidad de hacerlo, sino que sea la Camara
la que lo haga.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Toda vez que este
e. oun caso especialisimo, y que la presentaci6n de una
solicitud de suspension de preceptos a media noche,
como este, que no volverd a darse, voy a proponer a
la COmara...
SR. TomBk (MANUEL) : Si sigue como hasta ahora
yo lo seguir6 presentando. S. S. no lo harx porque
'duerme la mafiana y yo no.
iSR. CASRELLANOS (MANUEL): Yo no duermo, jaqui
en Cuba no se puede dormir! Yo, digo, voy a pro-
poner a la CAmara que se le d6 un voto de confianza
al senior president, para que resuelva, no con arre-
glo al Reglamento, sino como tenga por convenient,
con el objeto de no sentar precedente.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Deseo saber has-
ta qu6 punto el Reglamento consiente que se estin
presentando proposiciones de diverse indole; por-
que de esa manera no vamos a acabar nunca.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : El senior de la
Cruz impugn6 la eficacia de la suspension de precep-
tos y busc6 de la Cimara un precedent. Alrededor
de esto ha surgido un debate; pero la presidencia, con
criterio liberal, ha querido darle paso a las distintas
opinions, porque oyendo aprende y, de cada uno de
los sefiores Representantes, puede escoger una orien-
taci6n. La presidencia agradece las palabras genti-
les del senor de la Cruz y el voto dde confianza que
cl senior Castellanos ha querido depositar en la Mesa
y resolviendo este problema, la presidencia va a de-
clarar que las dos o trees peticiones las recibi6 en la
misma oportunidad de manos de empleados de la Ca-
mara, con la advertencia de la hora en que habian
sido entrogadas. Como la presidencia no podia es-
timar que todas ocuparan el mismo lugar, tenia que
buscar un criterio para resolver ese case y resolvi6
por el orden en que habian sido traidas a la Camara.
Por eso es que la Mesa las habia colocado en este
orden: primero la que acaba de leerse, y en segundo
lugar una proposici6n referente a otorgar una sub-
venci6n para un ferrocarril en Baracoa; en tercer
lugar un proyecto de ley que trata sobre limitaci6n
de compafiias an6nimas, que es procedente del Sena-
do; en cuarto lugar una proposici6n de ley autori-
zando a los veterans para cobrar pensions y al mis-
me tiempo desempefiar un cargo pfiblico. Estas sus-





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 39


pensions las recibi6, repito, en la misma oportuni-
dad; y como que habia que buscar un criterion pa-
ra ordenarlas, la presidencia las present a la Ca-
mara en esa forma. La presidencia, al propio tiempo,
sugiere a la Camara, y en esto coincide con los sefo-
res de la Cruz y Castellanos, la necesidad de que la
'Cmara resuelva la hora en que pueden ser presenta-
das. El senior Rodriguez Ramirez habia propuesto
que las suspensions de preceptos debian presentarse
a las tres de la tarde a la presideneia y que 6sta debia
de determinar el orden.
SR. GEORGE (QUINTIN): Creo que con ese proce-
dimiento vamos a tender un desorden mas grande,
porque lo vamos a hacer a la vista del pfiblico, con
quien debemos quedar mejor que con nosotros mis-
mos.
SR. RECIO (ENRIQUE) : Deseo presentar una lige-
ra modificaei6n a lo propuesto por mi compafiero el
doctor Rodriguez Ramirez, en el sentido de que no
se fije una hora, sino que sea desde que se constitu-
ya la Mesa de la Camara. El prop6sito que me ani-
ma es no dejar el problema a la presidencia, sino a
la Mesa, que es la que va a dirigir los trabajos.
SR. REY (SANTIAGO): Para una cuesti6n inciden-
tal: Resuelto el problema en lo que afecta-ba a las
suspensions de preceptos reglamentarios presenta-
das, propongo que se acuerde que, en la primera se-
si6n de la pr6xima legislature, se resuelva sobre es-
'e problema, y no en esta sesi6n que es la iltima de
la legislature actual.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): El doctor Rey
propone que no sea en esta sesi6n la oportunidad en
que se resuelva sobre la hora de presentaci6n de la
suspension de preceptos reglamentarios, sino en la
primer sesi6n de Abril que la CAmara celebre.

SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.) : Yo habia presenta-
do la cuesti6n, por un criterio racional. No tengo la
culpa de que las cosas se enreden. Lo habia hecho
por un criteria 16gico, con el deseo de saber cual era
la suerte que corria, dentro del estado de cosas de
esta noche, nada mas. Si la Camara va a aceptar
que la hora de presentaci6n de las suspensions de
preceptos es a partir de las doce y media de la no-
che, asi serA hasta que no modifique su acuerdo to-
talmente. Ese es el punto nada mis. No he pedido
otra cosa. Ahora, si la CAmara quiere modificar su
reglamento, eso es distinto. Por lo pronto he solicita-
do que se declare previamente la suspension de pre-
ceptos, hasta que la CAmara acepte en el present
cualquier otra hora, a partir del dia de hoy, con lo
cual sera sancionado lo hecho por el leader liberal,
y la CAmara podra aceptar o modificar su acuerdo.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Yo entiendo
que la votaci6n que se haga Ileva implicita la reso-
luci6n. Si se aprueba la votaci6n en la forma pro-
puesta por el senior TomB, quedark contestado el se-
fior de la Cruz.
SR. REY (SANTIAGO) : Quiero hacer una aclara-
ci6n: El Presidente de la OAmara ha deelarado, dos
veces, que estimando legal y en forma eficaz la
presentaci6n de esa suspension de preceptos, esta-
blecia el orden en que habian sido leidas a la Cama-
ra. Y ratificado eso mismo despu6s de haberse esta-


blecido un debate de hora y media, he propuesto
que se deje para el future la forma de la presenta-
ci6n, Pero parece que el senior de la Cruz no ha
eutendido la aclaraci6n de la presidencia.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : La he entendido y
la acepto con toda sinceridad; pero he pedido a la
presidencia que resuelva sobre la cuesti6n de si las
proposiciones presentadas a media noche siguen ese
turno que la Mesa ha aceptado.
SR. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO) : La realidad es
que no hay problema que poner a votaci6n, porque
la presidencia, haciendo uso de las facultades que
l1 da el reglamento, ha resuelto acertadamente,-
como siempre lo hace,-la cuesti6n planteada, di-
ciendo que a sus manos han llegado al mismo tiem-
po esas petieiones; y haciendo uso de la facultad
discrecional que sefialaba el senior Rodriguez Rami-
rez, 61 las habia presentado a la C6mara en ese
orden.

SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.): Esa no es la reso-
luci6n de la Mesa, porque entonces me hubiera sb-
metido a la resoluci6n de ella. La Mesa dijo que ha-
biendo recibido una petici6n a las doce y veinte y
otra posteriormente, les habia dado ese turno.
SR. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO): La presidencia
dijo que a sus manos habian llegado a la misma ho-
ra todas las peticiones de suspension; pero aten-
diendo a que al edificio de la Camara habian llega-
do a tal hora, las habia colocado en turno segin la
hora de llegada al edificio de la Camara; y decia
quc las peticiones presentadas por el senior de la
Cruz habian sido a las tres de la tarde. De ese mo-
do, el problema queda resuelto para el future y no
creo que haya necesidad de tomar acuerdo.

SR; DE LA CRUZ ('CARLOS M.) : Si la Mesa dice que
le ha dado su turno usando de su potestad discrecio-
nal, estoy de acuerdo. Yo queria que la presidencia
declarara si se podian presenter peticiones a media
noche, para presenter la mia en caso de que fuera
necesario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Ya ese asunto
esta aelarado per la presidencia.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): gPresentada a cual-
quier empleado, incluso al sereno?
Sn. ZAYDIN (RAM6N) : Si va a quedar como pre-
cedente, no lo puedo admitir.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. hace la ex-
cepci6n del asunto del mercado.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : La presidencia resuelve
con vista de que se le presented las peticiones en el
moment de abrir la sesi6n. ~Pero, si estas peticio-
nes de suspension son cuatro, y se le presentan esas
cuatro al mismo tiempo, de qu6 manera resuelve el
caso ?

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No venga el senior
Zaydin con la misma teoria; no venga a darle mas
vueltas al problema. La Mesa ha contestado que le
di6 el turno atendiendo a la hora en que habian lle-
gado, aunque a sus manos llegaran conjuntamente.
Lo finico que quiero que conste, es el procedimien-






40 DIARIO DE SESO1NES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


to; para en cualquier otro dia, acompafiado del se-
fior Rodriguez Barahona presentar la mia.
(Bisas).
SR. ZAYDIN (RAM1N) : En vista de que no quiero
que se vaya a interpreter en otro sentido la inter-
venci6n mia en el debate, despue& de haber hablado
otros compafieros me reserve el dereoho de plantear
este problema en la pr6xima sesion; porque no es-
toy de acuerdo en que se siente como precedente,
pues hay que respetar los articulos 95 y 96 del re-
glamento, que no dice que laa suspensions de' pre-
ceptos regzamentarios puedan presentarse desde las
doce de la noehe.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se va a proce-
der a la lectura de la suspension de preceptos.
(El Oficial de Actas la lee, nievamente).
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Se pone a vota-
ci6n.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.) : Nominal.
SR. PRESIDENT (GUiS INCIAN): Los que estin
de aeuerdo con la suspension de preceptos, votarAn
que si, los contrarios que no.
(Se efectia la votaci6n).
Han votado 73 sefiores Representantes, 70 que si
y tres que no.
Votaron a favor los sefiores: Alri., ', Aguilar, Al-
berni, Albuerne, A. del Real, Alvarez Ramirez, Al-
vera, AU'. ...,, Aragonos, Baldor, A. Barrero, O.
Barrero, Bover, Calds, Camacho, Capestany, Carri-
llo, Cruz Gonzdle'z, Cuesta, Cueto, Diaz Valdes,
Echeverria, Garcia, Montes, George, E. Gonzdlez, B.
Grau, Gronlier, C. Guds, Haedo, G. Herndndez,
Hornedo, Lombard, L6pez, Madrid, Martinez Qui-
roga, Mencio, Mendoza, Mestre, Mota., Mora, Nava-
rrete, Ricardo Padierne, Parodi, PNrez, O. del Pino,
G. Pino, Ponce, Ramirez, Redio, Rey, Reyes, Rio, Ili-
vero, R. Cre'm,, R. FuePntes, Rodriguez Ramirez,
Rub4o, San Pedro, Santa: Cruz, Sierra, Soto Izquier-
do, 1I.', I,. ',.,,, Urbino, Vdzquez Bello, Villal6n,
Zayas Arrieta, Zayas Ruiz, Alberni y Gus Incl6n.
Votaron en contra los sefiores: Castellanos, Cruz
Ugarte y Verdeja.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Queda, pues,
aprobada la suspension de ,preceptos reglamentarios.
Se va a dar lectura al proyecto.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Para rogar a la Me-
st que, antes de darle lecture al proyeeto, tenga la
hbondad de ordenar la lectura de una solicitud pre-
sentada a la Cdmara por los mesilleros del mercado
*del Polvorin.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se le dark lee-
tura, tambi6n.
(El Oficial de Actas leyendo).
Habana, Febrero 18 de 1929.

Senior Presidente de la Camara de Representantes.
Sefior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la fecha,
aprob6 el proyecto de ley que se acompafia, referen-


te a autorizar al Ejecutivo para que pueda celebrar
con la "Compaiiia de 11. I i.1..- de Abasto y Consu-
mo de la HIabana, S. A. un convenio por el cual
acceda la misma a introducir en la coneesi6n de que
disfruta, modificaciones y adiciones.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted a los
'.,.,-i'i, del articulo 18 de la Ley de Relaciones en-
tre la Ciamara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,
(f.) ('/* ,i VIdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cuellar del Rio, Secretario.-R. Collazo, Secretario.

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-Se autoriza al Ejecutivo para
que pueda celebrar con la ''Compafiia de Mercados
de Abasto y Consume de la I-abana, S. A.", con-
cesionarios del servicio .de mercados de la ciudad y
tirmino municipal de la Habana, o quien sus dere-
chos represent, un convenio por el cual aceeda la
misma a introducir en la coneesi6n de que disfru-
ta las signientes modificaciones y adiciones:
A) Reduzca de moment dicha entidad el radio
de su concesi6n de dos mil quinientos metros a
quinientos metro en line de aire y acepte redue-
cioneis graduates de ese mismo radio de quinientos
metros hasta la complete desapariei6n de tal radio
de exclusividad en el curso de los afies que le que-
den de duraci6n a la coneesi6n primitive; B) So
comprometa la misma entidad, a construir direeta
o indirectamente, otros dos mereados, en un plazo
maximo de tres afios, de una sola plant, en los lu-
gares que apruebe o indique el Gobierno, con tari-
fas aprobadas por 6ste y sin ningfn radio de exclu-
sividad; C) La misma entidad reconozea el dere-
cho del Ayuntamiento o en su dia del Distrito Cen-
tral, a construir un mercado en el patio de la anti-
gua Plaza del Vapor, en la ciudad de la Habana, el
cual serd de una sola plant, se ajustari a las tari-
fas que acuerde el Municipio, o el Distrito Central
en su caso, y no tendra radio de exclusividad; D)
La misma entidad reconozea tambi6n que no tiene
derecho a oponerse al estableeimiento de mercados
libres, except en ]a zona exclusive que le vaya que-
dando de los quinientos metros en la line de aire
a que en el acto se reducira el radio de su privile-
gio de dos mil quinientos metros; y E) Que en los
relacionados mercados, y en cuantos mis se constru-
yan con arreglo a esta ley y coneesi6n que modifica,
se podrd ejercer la industrial de mereado al por ma-
yor y menor, o sea, abasto y consume, sin limitaci6n
de ninguna clase.
ARTICULO II.-Se autoriza al Ejecutivo para
que, en compensaei6n de las limitaciones y renun-
cias que suponen las precedentes condiciones, reco-
nozea a favor de la "Compafia de Mercados de
Abasto y Consume de la Habana, S. A. ", o quien
sus derechos represent, el pleno dominion del terre-
no y del edificio del llamado Mereado General de
Abasto y Consume, situado en la ciudad de la Ha-
bana, en la manzana limitada por las calls: Aveni-
da de M6xico, MAximo G6mez, Arroyo y Matadero
y cuantos mis construya a sus expenses, con arre-
glo a esta ley y concesi6n que modifica, y por vir-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTE-S 41


tud de ese reconocimiento quede sin valor ni efecto
la obligaci6n del Municipio de la IHabana de indem-
nizar a la dicha companfia en la cantidad de qui-
nientos mil pesos al veneer el plazo de la concesi6n
y consiguientemente quede tambi6n sin valor ni
efecto la facultad de expropiar los derechos de la
compafiia concesionaria y rescindir la coneesi6n.
ARTICULO III.-Se faculta al Ejecutivo para
acordar tambi6n con la expresada compafiia con-
cesionaria los siguientes extremes:
A) Que la reducci6n gradual de los quinicntos
metros de exclusividad del actual mereado, se hard
por quinquenios en la proporci6n que correspond,
Ihabida euenta del t6rmino de vigencia que resta de
la actual concesi6n; B) que si vencido el plazo de
t-res afios que se conceden a la compafiia concesiona-
ra para, a fabricaci6n de dos mereados, no los hu-
biere hecho, el Gobierno sacari~ la construcci6n y
(;-ii,. de los mismos a subasta, adjudichndola al
que mejores condiciones ofrezea; C) qur- ademis,
el Gobierno podrh, si lo estima necesario al mejor
servicio pfblico, ordenar, cada tres afios, despues de
expirado el plazo a que se reiere la letra anterior,
la construction de un nuevo mercado, requiriendo
a la compafiia concesionaria para que lo construya
en un plazo de tres afios; y si ista no lo hiciere, el
Gobierno sacara a subasta su construcci6n y disfru-
tc, coneedi6ndolo al que mejores condiciones ofrez-
ca; D) que la compaiia concesionaria tendri el
derecho de expropiaci6n a su favor para poder ex-
piopiar los terrenos necesarios al establecimiento de
mercados, a condici6n de que scan terrenos yermos,
o con fabrieaci6n de eseaso valor, y que no esten
prestando otro servicio pfiblico o de beneficencia, o
pertenezcan a entida.des obligadas a su prestaci6n.
El procedimiento legal para la expropiaci6n sera el
estatuido en la Orden n6mero 34 de 1902 y proce-
der' finicamente cuando la construcci6n de los mer-
cados sea ordenada por la ley o por el Gobierno, pe-
ro no cuando lo haga la compafia por su propia de-
terminaci6n; E) que desde un afio antes de ex-
pirar la actual coneesi6n podrin las autoridades
competentes autorizar a personas o entidades dis-
tintas de la concesionaria, para la fabricaci6n o pre-
paraci6n de nuevos mereados en el Municipio de la
Habana, o Distrito Central en su easo, que podrAn
abrirse al servicio piblico tan pronto haya deoursa-
do el t6rmino de ]a concesi6n ahora en vigor; F)
que la Compaffia de Mercados de Abasto y Consumo
de la Habana, S. A.", o quien sus derechos repre-
s(nte, se comprometa y obligue a que los edificios
de su propiedad que tenga dedicados a Mercados de
Abasto y de Consumo al tiempo de expirar la con-
cesi6n de que disfruta, continfien prestando el mis-
mo servicio sin radio de exclusividad; y, en conse-
cuencia, que no pueda otorgarse por el Estado, la
Provincia, el Municipio, o Distrito Central en su ca-
so, ninguna otra concesi6n, o disposici6n de cual-
quier carActer, que impida a los propietarios de
esos edificios dedicarlos en todo tiempo al servicio
para que fueron construidos. G) que se en-
tiende por mercado libre, la utilizaei6n por
el Gobierno, en dias alternos, de parques u otros
lugares, abiertos y sin techar, del dominion pi-
blico, en beneficio de los agricultores y productores
para propender al abaratamiento de la vida, de


acuerdo con lo dispuesto en el Decreto del Poder
Ejecutivo nmimero 1934, de fecha 21 de Noviembre
de 1928; H) que antes de aprobar el Gobierno las
tarifas que deban regir en los dos mercados a que
s: refiere la letra B) del articulo I de esta ley, oird
a la compafiia concesionaria, a la Asociaci6n de Co-
rierciantes de la IHabana, a la CAmara de Comer-
eio de la Repfiblica, y a cuantas mis corporaciones
econ6micas creyere oportuno consultar; I) que a
]oo edifieios dedicados a mereados no les sera im-
ponible cuota contributiva por eoncepto de amilla-
ramiento, pagando las compaiias propietariam de
los mismos el ocho por ciento de sus utilidades li-
quidas, en la forma dispuesta y con las deduccio-
nes establecidas por la Ley de Amnistia Econmi-
ca publicada en la Gaceta Oficial de ]a Repfiblica,
de fecha nueve de Julio de mil novecientos veinte y
oecho y su reglamento publicado en la Gaceta Oficial
del cuatro de octubre del mismo .aio.
ARTICULO IV.-Queda facultado el Ejecutivo
para obtener del 3i ... i;. de la ITabana, o Distri-
to Central en su caso, las autorizaciones y celebrar
los concertos y contratos que fueren necesarios pa-
ra Ilevar a efecto las precedents autorizaciones.
ARTICULO V.-Queda facultado el Ejecutivo
para dictar las disposiciones reglamentarias que fue-
ren necesarias para la mejor y mi~s ripida ejecuci6n
de esta ley.
ARTICULO VI.-So derogan y dejan sin efecto
cuantas leyes, 6rdenes mliitares, reglamentos, circu-
lares, acuerdos y demis disposiciones que se opor-
gran al cumplimiento de la present ley.
ARTICULO VII.-Esta ley comenzarA a regir
reosd'e la fi .ii., de su publicaciOn en la Gaceta Ofi-
cial de la Repfiblica.
Sal6n de Sesiones del Senado, en la Habana, a los
diez y oeho dias del mes de Febrero de mil nove-
eientos veinte y nueve.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cuellar del Rio, Secretario.-R. Collazo, Secretario.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN) : Se va a dar lec-
tura al clocumento interesado por el doctor de la
Cruz.
(El Oficial de Actas leyendo-).
Seior Pre'sidente de la Cdama.ra de Representantes:
JESUS SANCHEZ Y DIAZ, en su cartcter de
President de la Asociaci6n de Industriales y Co-
merciantes del Mereado de Col6n, a usted respetuo'
samente expone:
Que debiendo conocer la iCAmara de Representan-
tes del proyecto de ley recientemente aprobado por
el Senado en que se autoriza al Honorable senior Pre-
sidente de la Repdblica para que celebre un convenio
con la Compafiia de Mercados de Abasto y Consumo
de la Habana, S. A., y obtenga de 6sta determinadas
modificaciones de la .concesi6n de que disfruta, nos
dirijimos'a usted para que llame ]a atenci6n a ese
alto cuerpo que di'ho proyecto de ley, en su articu-
lo primero, produce graves e irreparables perjui-
cios a los comerciantes, industrials y mesilleros del
Mercado de Col6n y limit las facultades que oto-r-







42 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ga al Honorable senior Presidente de la Repfblica
sin ninguna causa ni finalidad prdctica.

En el articulo primero de dicho proyecto de ley
se establece que la Compafiia de Mercados de Abas-
tos y Consumo de la Habana, S. A., "reconozca el
derecho del Ayuntamiento de la Habana o en su dia
del Distrito Central a construir un mercado en el
patio. de la antigua Plaza del Vapor en la ciudad
de la Habana, "El cual serd de una sola planta" y
sin duda alguna, esa condici6n envuelve una limita-
ci6n de facultades del Honorable senior Presidente
de la Repfiblica y un despojo de los derechos de
gran parte de los comerciantes, industriales y me-
silleros del Mercado de Col6n que no tendrian cabi-
da e-n una sola plant del mercado que se construye-
ra en el patio de la antigua Plaza del Vapor, ya
que el prop6sito que ha animado al actual Ayunta-
miento de la Habana en su proyecto de mercado de
dos plants en el citado lugar, es proteger los legi-
timos derechos adquiridos durante mas de treinta
afios por los actuales mesilleros, comerciantes e in-
dustriales del citado mereado. Tal proyecto con sus
pianos y memorial descriptive ha sido terminado ha-
ce mas de dos meses y hasta se ha votado por la
CAmara Municipal un cr6dito de doscientos mil pe-
sos para hacer frente al pago de las obras y tan s6lo
estA pendiente la convocatoria de licitadores para
]a subasta de las mismas.

La limitaci6n de facultades del Honorable senior
President de la Repfiblica contenida en el articulo
primero del proyecto de ley a que hacemos referen-
cia para que el mercado que se construya en el pa-
tio de la antigua Plaza del Vapor, no pueda ser mas
que de una sola plant, favorece los intereses de la
Compafiia de Mercados de Abastos y Consumo de
la Habana, S. A., porque es evidence que un mer-
cado de dos plants tal como ha sido proyeetado por
el Ayuntamiento de ]a Habana, atraeria una enor-
me part de los compradores que hoy se dirigen al
edificio conocido con el nombre de Mercado Uni-
co; en tanto que si el mereado se construyera de una
sola plant en ]a superficie de que se dispone de me-
nos de tres mil metros en el patio de la antigua
Plaza del Vapor, no Ilenaria las necesidades del
pueblo, ni la de los elements productores que tra-
jeran sus frutos al mercado que se proyeeta.

La Asociaci6n de Industriales y Comerciantes del
Mercado de Co16n se dirigen al senior Presidente de
la Camara de Representante, en primer trnmino, pa-
fa que ese alto cuerpo conozca el hecho de que un
mercado de una sola plant en el patio de la anti-
gua Plaza del Vapor significa un despojo de los de-
rechos legitimamente adquiridos por gran part de
los comerciantes, industriales y mesilleros del Mer-
cado de Col6n, los que no tendrian cabida en un
edificio de una sola plant, y la ruina definitive co-
mo hombres dedicados al comercio y a la industrial
y en segundo termino, para que al discutirse el pro-
yecto de ley enviado per el Senado se propongan la1
enmiendas pertinentes para que por el Honorable
senior Presidente de la Repiblica resuelva por si, sir
limitaci6n de ninguna especie, la extension idel mer
cado que ha de construirse en el patio de la antigua
Plaza del Vapor.


POR TODO LO EXPUESTO


SOLICITAMOS DEL SEROR PRESIDENT
de la Cimara de Representantes se sirva dar cuen-
ta de esta solicitud en la sesi6n en que se discuta
el proyeeto de ley del Senado sobre autorizaci6n al
Honorable senior Presidente de la Repfblica para
celebrar un convenio con la Compaiia de Mercados
de Abastos y Consumo de la Habana, S. A.
Habana, diez y ocho de Marzo de mil novecientos
veinte y nueve.
(f.) Jesuis Sdnakez y Diaz.

,SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pido la palabra,
para una proposici6n incidental.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN): La tiene S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): La Cimara habia
acordado, cuando se di6 euenta con un mensaje del
honorable senior Presidente de la Repdblica, enviar-
lc a cuatro comisiones; y que el asunto a que se re-
feria el mensaje no se discutiera sino despues de
haber obtenido, por lo menos, el dictamen favora-
ble de dos. Como este proyeeto de ley del Senado
no hace mas que llevar a preceptos lo que el mensaje
contenia, es 16gico que la Cimara, siguiendo su li-
nea de conduct anterior y manteniendo su aeuer-
do, remita este proyecto de ley a cuatro comisiones
en las mismas condiciones en que habia acordado
anteriormente. Yo habia solicitado el envio a tres
comisiones, pero el doctor Rey recab6 que fuera a
una cuarta y, por eso, el mensaje fu6 a cuatro en
vez de a tres. Solicito de la CAmara que envie a las
comisiones respectivas este proyeeto de ley. La CA-
mara estA revisando un acuerdo al aceptar la dis-
cusi6n y votaci6n de este proyecto, y por eso me
opuse a su inmediata discusi6n; pero ya acordado,
solicito que vay a alas mismas comisiones que son las
de Justicia y C6digos, Hacienda y Presupuestos,
Aranceles y Asuntos Municipales.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : La presidencia
estima que es reglamentaria la proposici6n que ha-
ce el doctor de la Cruz, y por su naturaleza se po-
ne a votaci6n, sin discusi6n.
Los que esten de aeuerdo, se servirAn porierse de
pie.
Rechazada.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.) : Pido la palabra, en
contra de la totalidad del proyecto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra el doctor Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Seiior President y
sefiores Representantes: Voya actuar, esta noche,
Srememorando mis tiempos de Fiscal; recordando los
; doce afos que, en la Audiencia de la Habana, estu-
Sve calificando hechos que tenian sanci6n penal. Mi
actuaci6n va encaminada a ordenar la acusacio6
contra esta ley de los mercados, que prorroga y am-
Splia con character de perpetuidad un monopolio irri-
- tante, un privilegio injusto en favor de poderosa
i compafiia, cuyas acciones seguramente han de ir a
parar a manos extranjeras, para que sea un nuevo







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 43


lazo que nos ate a la esclavitud de la poderosa na-
ci6n norteamericana. Es un nuevo dogal al cuello
del pueblo noble y sufrido, el que vamos a ponerle,
sin que 61 pueda protestar por su indefensi6n abso-
luta. Es un bald6n para el future, que no debemos
consentir, y que hark que la historic, juez implaca-
ble y justiciero, nos sepulte, por lo menos, bajo la
lipida de aqu6llos que no fueron defensores de los
pueblos que los llevaron a sitiales de honor para re-
presentarlos.
Esta ley, que se dispute con premura inusitada,
esta ley llega a la COmara de Representantes en-
vuelta en el misterio de lo desconocido. S6lo hay un
antecedente de la misma, y es un mensaje del senior
President de la Repfblica, pidiendo o recomendan-
do la necesidad de su aprobaci6n, sin que en reali-
dad explique el motivo fundamental que, en bene-
ficio del pueblo de Cuba, puede alegar para su soli-
citud.

La ley llega a nosotros con casi todas las agravan-
tes gen6ricas y especificas del C6digo Penal. Hay
que apreciarlas separadamente para que, los distin-
guidos compafieros que tienen la bondad de escu-
charme, puedan reaccionar en sus juicios, y dese-
charla como algo gravemente perjudicial para los
intereses del pueblo cubano.
Puede apreciarse, en contra de la ley, la agravan-
te de alevosia, (3a. del articulo 10 del C6digo Pe-
na), porque la ley ha de agredir al pueblo, cuando
6ste se encuentra completamente desprevenido, in-
defenso, confiado en nosotros; y no puede haber pe-
ligro para los agresores, que proceda de la defense
que pudiera hacer el pueblo ofendido.
Hay que apreciar la premeditaci6n conocida (8a
del articulo 10), porque desde hace muchos meses se
viene incubando la ley, en las sombras de lo desco-
nocido, sin que el pueblo se apercibiera de la agre-
si6n.
Es de apreciarse la circunstancia agravante de
nocturnidad, (16 del articulo 10) porque la ley en-
tr6 en la CAmara de madrugada, subrepticiamente,
entreg6ndosele a un sereno a las 12 y 10 minutes de
la noehe, la suspension de preceptos por el leader
del Partido Liberal; y, porque se comienza a discu-
tir a las nueve y minutes de la noehe de hoy.
Atenta la ley contra el pueblo, en lugar sagrado,
en esta CAmara; por lo que tambi6n debe apreciar-
se en su contra la circunstancia vig6sima del citado
articulo 10 del C6digo Penal.
Y, por ultimo, hay abuso de superioridad; porque
a favor de la ley existe, compact y ordenada bajq
el mando de los leaders de los partidos liberal y con-
servador, una mayoria de votos absolute, que impo-
sibilita la defense de dos Representantes, que somos
los opositores de la ley.
Hemos tenido la oportunidad, en esta ley como en
todas aqu6llas en que el senior Presidente de la Re-
pfblica muestra su deseo de aprobaci6n, de ver co-
mo, desde las iltimas regions de Cuba, los Repre-
sentantes de t6rminos rurales, nuestros distinguidos
compafieros, han venido solicitos y atentos a inte-
grar este formidable quorum, dando el especteculo


hermoso y educativo, de que, a insistentes solicitudes
de votaci6n, hubieran respondido mis de sesenta
compaieros.
Yo pensaba hacer la oposici6n con la brevedad
que el caso require; pero veo que la voy a tener
que alargar, por las interrupciones que me hacen los
amigos. Seguramente que han interpretado mal mis
palabras; motivo por el cua'l yo voy a suplicar a los
distinguidos compafieros que, asi como en los pro-
blemas judiciales se establece la pol6mica por orden
de prelaci6n,-primero el acusador, despu6s el de-
fensor y por iltimo el reo,-asi tambi6n, esta no-
che, permitidme que yo vaya desenvolviendo mis
ideas como acusador de la ley; que vaya explicando
los t6rminos que entiendo que son perjudiciales pa-
ra Cuba; y, despu6s, todos ustedes, mis queridos
compafieros, me hagan las objecciones consiguientes,
para que mi discurso no result deshilvanado, ade-
mas de la molestia, de ser pronunciado por mi, con
la escasez de mis fuerzas y la pobreza de mis pa-
labras.

Yo entiendo que la concesi6n mas trascendental
en el orden econ6mico, que la dejaci6n de derecho
mAs grave que ha hecho la Repfiblica de Cuba, des-
de su constituci6n hasta nuestros dias,-a pesar de
la magnitude de los negocios que se han imputado a
gobiernos anteriores,-es 6sta: ya que tiene mayor
trascendencia en el orden econ6mico, y es 6sta la
que va a servir para que, en el future, se juzgue al
gobierno republican de Cuba constituido actual-
mente.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : ~CuAl es la fe-
cha de la concesi6n?
Sa. CASTELLANOS (MANUEL) : La conozco por una
investigaci6n personal; pero en la CAmara aseguro
que no hay ningin Representante que,-por lo me-
nos con caracter oficial-conozca la concesi6n por-
que 6sta ha venido, como decia antes con alevosia;
es decir, viene la ley a discusi6n sin que hayan lle-
gado a la mesa los datos que, oportunamente, hube
de solicitar sobre .cual es la coneesi6n que tiene hoy
el mercado.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : S. S. sabe que
esa concesi6n no la otorg6 la Camara; que tiene mas
de diez afios de otorgada.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Voy a aceptar la
forma que me propone el senior Alvarez del Real, de
oposici6n a mi discurso, tan s61o para complacerle
en contestarle una vez mas a su interrupci6n. No van
a conseguir que deje de decir cada uno de los pun-
tos que estimo que deben tratarse, porque los traigo
escritos. Es un studio hecho fuera del local de la
CAmara, como debe hacerse el de estos problems,
en que la naci6n tiene interns; como deben hacerse
estos studios, con la meditaci6n necesaria y el jui-
cio sereno; fuera de este ambiente, que es de cama-
raderia, que es de verdadero compafierismo y de
sincera confraternidad y donde la sonrisa, siemprq
en los labios, hace que las cosas que deben ser de
mis trascendencia a veces se traten con suma frivo-
lidad. Por eso esta noche deseaba que se trajera la
concesi6n en la forma en que no se ha hecho. En-
tendia que debiamos esperar los datos solicitados pa-







44 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ra que sirvieran de base y conociera la Camara cual
era la concesi6n otorgada al mercado fnico. Yo pe-
dia esos datos y la Camara me hizo el honor de acep-
tar la solicitud. Esos datos no han llegado. La Ca-
mara no conoce cual es la concesi6n que rige en el
mcreado inico; y, sin embargo, la Camara va a mo-
;lificar esa concesion sin conocer cual es ella y los
beneficios que de ella obtendria el Ayuntamiento de
la IIabana.
,SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Se coloca en el
mismo terreno de injusta acusaci6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo voy a contestar,
por lltima vez, a la interrupci6n de mi compafiero
el senior Alvarez del Real; y sin que lo tome como
una falta de educaci6n parlamentaria,--que es muy
corriente en otros parlamentos,-yo le voy a pedir
que me escuse el seguir contestando las interrupcio-
nes, porque quiero hilvanar mis ideas, porque la po-
breza de mi inl:eligencia a veces me impide coordinar
lc que deseo decir en oumplimiento de lo que creo mi
deber.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Estoy aplican-
do su mismo m6todo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pero cuando el mB-
todo result improcedente, el m6todo. se somete al
reglaLiento y hace que se respete.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Son reglamenta-
rias mis interrupciones; y, ademnis, la cortesia obli-
ga siempre.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLiN): Ruego a los se-
fiores Representantes que pidan la palabra, cuando
.deseen interrumpir al senior Castellanos.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Cuando las inte-
rrupciones son carifiosas, a veces el mismo carifio
abruma; y a veces esa misma situaci6n impide que
uno pueda, dentro de esa misma consideraci6n de
afecto, desenvolverse en el curso de sus ideas. Yo
deseo, por eonsiguiente, que mis compafieros me oi-
gan para que, despuis que termine, impugnen como
ellos quieran, estos concepts que, como mios, segu-
ramente serAn equivocados.
Yo decia que no se habia esperado la petici6n de
datos y que no me explicaba c6mo la *CAmara podia
entrar a modificar esa concesi6n sin esperar la peti-
cion de datos, sin conocer la misma concesi6n; que
l b l* C1 d i lA


Creo, y asi lo decia a un familiar del senior Pre-
sidente de la Repfblica y buen amigo mio, que el
honorable senior Presidente no ha leido detenidamen-
to esta ley; que el senior Presidente no ha tenido
quien le explique, en tirminos generals, el alcance
de. los preceptos que la ley contiene. Porque si asi
se hubiera hecho, tengo la seguridad de que no la
hubiese recomendado en un mensaje para que la
aprobara el Congreso, conociendo como conoce que,
en una gran mayoria, sus deseos se cumplen come
drdenes, sin diseutir.
Voy a dar lectura a cada uno de los articulos, que
s.cesivamente han de ser objeto de mi impugnaci6n,
para que los compaieros de la Camara puedan apre-
ciar la justicia de mi critical y de mi oposici6n a es-
ta ley.
Ahora, la coneesi6n que tiene el mercado finico o
de abastos, otorgada per el Ayuntamiento de la Ha-
bana, es por un nfmero determinado de afios, de los
cuales le faltan unos veinte y tres para veneer.
Por el apartado "F" del articulo III de la ley
que se dispute, se modifica la eoncesi6n en vigor, en
el sentido de que no s6lo el mercado construido ac-
tualmente, sino, ademds, los que se construyeren en
lo sueesivo por la compaflia que obtiene el privile-
gio, tendrin el derecho de seguir prestando el ser-
vicio en todo tiempo. Esto es o significa que la con-
cesi6n se hace a perpetuidad. No puede el Estado,
la Provincia, el Miln;. i ';"- o el Distrito Central en
su case, otorgar ninguna otra coneesi6n que impida,
a los propietarios de los edificios, dedicarlos en todo
tiempo a mercad:os. Como se ve, ]a concesi6n que en-
vuelve esta ley, so hace a perpetuidad; y la deter-
minaci6n de que no tengan radio -de exclusividad los
mercados de la compafia que obtiene el privilegio,
no tiene eficacia practice alguna. En todo tiempo',-
dice el p..l .if.' del artieulo 3o.-en todo tiempo ha
de dedicarse a mereado de abasto. Eso significa un
monopolio, un privilegio, algo impossible de aceptar
dentro de un regimen republican y demoacrtico.
La concesion a perpetuidad es odiosa por si misma;
la concesi6n a perpetuidad no la autoriza la Consti-
tuci6n de la Repiblica de Cuba. La concesi6n a per-
petuidad, de un monopolio o de un privilegio, re-
pugna a los sentimientos democrAticos de los hom-
bres republicans. Y aqui esti--cada vez que yo va-
ya haciendo una impugnaciin he de leer el precep-
to que contiene expresa y literalmente-la concesi6n


y no me expl I[altc a LuC Ia m1ala uo( luSiCl a -o que se da.
derechosi legitimos del Ayuntamiento de la Habana,
que tiene una personalidad legitima como contratan- Dice el precepto que se impugna: (Lee). "F) que
te con la Compafiia de Abastos, coloeAndose en el la Compafiia de Mereados de Abasto y Consume de
lugar y grado del Ayuntamiento de la Habana y co- Ia Habana, S. A., o quien sus derechos represent,
locAndose el estado cubano contra los derechos del se comprometa y obligue a que los edificios de su
Ayuntamiento habanero, viniese a modificar el con- propiedad que tenga dedicados a mercados de abas-
trato que rige en la actualidad y que tiene parte be- to y de consume .al tiempo de expirar la concesi6n
neficiosa para este municipio. Y con todos estos an- de que disfruta, continfen prestando el mismo ser-
tecedentes que yo he explicado brevemente, voy a vicio sin radio de exclusividad; y, en consecuencia,
impugnar el fondo de la concesi6n, que es una con- que no pueda otorgarse por el Estado, la Provincia,
cesi6n lo que esta ley envuelve; determinando cate- el Municipio, o Distrito Central en su case, ningu-
g6ricamente que la ley de esa coneesi6n,-y perd6- nn otra concesi6n, o disposici6n de cualquier carie-
nenme el calificativo, que no lo hago con el prop6si- ter, que impida a los propietarios de esos edificios
to de envolver en 41 a los distinguidos compafieros dedicarlos en todo tiempo al servicio para que fue-
que la defienden-que ha de ser la mks eseandalosa rcn construidos.
de cuantas ha aprobado hasta la fecha el Congreso Es decir, que se otorga a perpetuidad el privilegio
cubano. de que una compaffia siga explotando un mercado






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 45


dc abasto y consume, que tiene una concesi6n que
le faltan veintitres afios para expirar; que tiene
una concesi6n que autoriza al Municipio de la Ha-
bana para construir fuera del radio del mercado
unico, cuantos mereados tuviere por convenient;
que autoriza al Municipio de la Habana a hacerse
duefio, una vez que terminen los veintitres afios, del
edificio, del terreno, de todo lo que es objeto del mer-
cado; y que autoriza al Municipio de la Habana a
establecer otros mercados, una vez que expire el t-r-
mino de la concesi6n; y que prohibe, en todo tiem-
po, tanto al mercado finico como a los demAs merca-
dos que se establezcan despues, que en todo tiempo
puedan seguir dedicados a mercados de abasto y de
consume.
Por eso decia yo que no me era possible career que
quien como el Presidente de la Repfiblica habla el
lenguaje de Jesucristo, pudiera aceptar en ningfnu
moment una concesi6n a perpetuidad, a una compa-
fiia, no s6lo para el mereado existente, sino para los
dcmas mercados que se autorizan aqui.
En lugar de un solo mercado de abasto y consume,
so autoriza para que la compafiia explotadora esta-
blezea various; dos en los primeros tries afis y uno
cada period de trees afios, segfin las necesidades lo
aconsejen.
Por el Apartado B del articulo I, se obliga a la
compafiia concesionaria a construir dos merc.ados en
los primeros tres afios, sin radio de exclusividad.
Por el Apartado C del articulo III, se autoriza al
concesionario a' que cada trees afios construya :un
mercado si el Gobierno lo ordenare.
Por el Apartado E del articulo I se declara que
todos estos mercados- podrhn dedicarse al consume y
abasto, sin limithciones de ninguna clase.
Dicen asi, dichos preceptos: (Le-e).
"B Se comprometa la misma entidad, a cons-
tiuir direct o indirectamente, otros dos mercados,
en un plazo mAximo de tires afios, de una sola plant,
en los lugares que apruebe o indique el Gobierno, con
tarifas aprobadas por Aste y sin ningfin radio de ex-
clusividad ;
"C) que ademis, el Gobierno podrd, si lo estima
necesario al mejor servicio pfiblico, ordenar, cada
trees afios, despu6s de expirado el plazo a que se
refiere la letra anterior, la construcci'6n de un nuevo
mercado, requiriendo a la compafiia concesionaria pa-
ra que lo construya en un plazo de tres afios; y si -s-
ta no lo hiciere, el Gobierno sacari a subasta su cons-
trucci6n y disfrute, concedidndolo al que mejores con-
diciones ofrezca;
"E) que desde un afio antes de expirar la actual
concesi6n podrdn las autoridades competentes auto-
rizar a personas o entidades distintas de la con-
cesionaria, para la fabricaci6n o preparaci6n de nue-
vos mercados en el Municipio de la Habana, o Distri-
t, Central en su caso, que podrAn abrirse al servicio
pfiblic'o tan pronto haya decursado el termino de la
concesi6n ahora en vigor."
De manera, sefiores Representantes, que hay el
monopolio, el privilegio de un mercado finico; y
ahora, con la modificaci6n de esta ley, se amplia, en


los primeros tres afios, a dos mercados mas; y cada
trees afios subsiguientes un mercado mis, que se pue-
de establecer por la compafiia que tiene el favor de
esta concesi6n.
Yo creo que eso perjudica, grandemente, los inte-
reses del Municipio de la Habana que es quien tie-
ne que aceptar y establecer las relaciones de dere-
cho con la compafiia .coneesionaria.
Se amplia evidentemente la concesi6n: "Se prohi-
ben autorizaciones nuevas de mercados antes de
veneer el termino de la concesi6n." La concesi6n ac-
tual tenia un radio de exclusividad de quinientos
metros. Fuera de los quinientos metros, podian esta-
blecerse mercados libres, y ahora se prohibe express
y terminantemente por esta ley que se establezcan
nuevos mercados, a no ser los que pueda establecer,
en los primeros tres afios, dos; y en cada uno de los
tres siguientes uno, esta compafiia explotadora de
esta concesi6n.
Se dice, para explicar en algo el motive de la con-
cesi6n, que se suprime el mercado finico; y esto es
una burla que hace la ley a los Representantes que
son abogados, y hasta a los que no lo son y que pue-
den conocer los t6rminos de dereeho y conocer lo que
son determinados preceptos. Y es una burla, porque
s' dice que el radio se va suprimiendo; pero deter-
mina en el precepto, despuas, que no se pueden esta-
blecer-categ6rica y concretamente-otros merca-
dos; prohibe y hace extensive el radio, no a los qui-
nientos metros sino a todo el termino municipal de
la Habana. Es una burla poner este precepto, que
inmediatamente estA desvirtuado por otro estableci-
do en el mismo articulado de la propia ley.
Este precepto hace ilusorio, por complete, la re-
1ueei6n y supresi6n del radio de exclusividad que
tiene el mereado finico.
Si no se puede establecer ningin mercado de abas-
to y consume, hasta que no venza el tirmino de la
concesi6n actual, ello equivale no a la reducei6n y
supresi6n del radio de 500 metros que hoy ampara
al mercado finico, sino a la ampliaci6n de esa zona,
ya que prohiben todo otro mercado hasta finalizar
dicho termino.
Lo menos que puede hacerse, es que el pueblo co-
nozca que, aun cuando venia disfrazado el monopo-
lio, ampliando la concesi6n, aqui en la CAmara, he-
ros puesto de manifiesto todos los motives de ex-
plotaci6n future; y demostrado el enorme perjuicio
que sufrirA el pueblo, si llega a obtenerse su sanci6n
definitive.
Por el articulo II y en compensaci6n de las limi-
taciones y renuncias anteriores (dice el proyecto de
ley) se cederd el pleno dominion del terreno y edifi-
cio del mercado general de abasto y consume a favor
de la compafia de mercados de abasto y consume de
la Habana, S. A."
Ademis, se deja sin efecto el derecho del Munici-
pio para expropiar los derechos de la compafiia con-
cesionaria y rescindir la concesi6n.
Dice asi, el articulo II de la ley que combat:
(Lee). "ARTICULO II.-Se autoriza al Ejecu-
tivo para que, en compenaaci6n de las limitaciones






46 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


y renuncias que suponen las precedentes condicio-
nes, reconozca a favor de la "Compaiiia de Merca-
.dos de Abasto y Consumo de la Habana, S. A. ", o
a quien sus derechos represent, el pleno dominion
del terreno y del edificio del llamado Mercado Ge-
nera] de Abasto y Consumo, situado en la ciudad de
la Habana, en la manzana limitada por las calls:
Avenida de M6xico, MAximo G6mez, Arroyo y Ma-
tadero y cuantos mis construya a sus expenses, con
arreglo a esta ley y concesi6n que modifica, y por
virtud de ese reconocimiento quede sin valor ni
efecto la obligaci6n del Municipio de la Habana de
indemnizar a la dicha compafia en la cantidad de
quinientos mil pesos al veneer el plazo de la concesi6n
y consiguientemente 'quede tambi6n sin valor ni
efecto la facultad de expropiar los derechos de la
compafi a concesionaria y rescindir la concesi6n."
La donacin que se hace, debe ser considerada, en
el future, como nula; pues la causa en que se fun-
da, es falsa.
No es possible decir, como se hace, que en compen-
saei6n de las limitaciones y renuncias que se hacen
por la compaffia concesionaria, se haga la donaci6n.
No hay renuncias y limitaciones; sino, por el contra-
rio, ampliaciones y reafirmaci6n de privilegios.
Pero, ademAs, el Estado no puede, como se pre.
tende hacer por este proyecto de ley, donar a un
particular el terreno y edificio del mercado, que es
del Municipio de la Habana, es decir, de una perso-
na juridica, que tiene derechos y obligaciones per-
fectamente delimitados en la Constituci6n de la Re-
;)blica.
Si el Ayuntamiento de la Habana,-como lo hark,
seguramente,-defiende sus derechos, vera, en la
prictica, que el Estado ha pretendido desposeerlo,
infitil o injustamente de lo que le correspondia.
Los tribunales de justicia no pueden autorizar un
despojo, contra el derecho de propiedad.
Yo, si fuera possible, rogaria a mis compafieros
que al aprobar la ley no dijeran que "en compen-
saei6n de las limitaciones que se hacen a la conce-
si6n anterior," porque tal parece que nosotros es-
timamos que se limitan aquellas facultades de la
concesi6n anterior, cuando estamos ampliindola en
lugar de limitarla.
Privar al Ayuntamiento de la Habana del dere-
cho que le concede el contrato, para tender a su fa-
vor el terreno del mercado al t6rmino de la concesi6n
que le faltan veintitres afios, es un despojo legal, co-
mo todos, que hace el Congreso al Ayuntamiento de la
Habana, que estd indefenso, que no tiene el derecho
de defenders una vez que aqui pase esta ley.
Esta donaci6n que hace el Congreso, por una
ley, de bienes que pertenecen al Ayuntamiento de
la Habana, sin autorizaci6n del Ayuntamiento, ten-
*dr, que ser declarada nula, porque es una dona-
ci6n que se hace por persona que no es el duefio de
la cosa. El Estado cbano no es duefio de la conce-
si6n, y no tiene el'derecho de renunciar a lo que no
es suyo. El Estado cubano no tiene el derecho de
decir que, con las limitaciones que se hacen en el
contrato, renuncia a favor de los concesionarios el
edificio y terreno en que esta el mercado fnico; y


como todo' contrato como 6ste, que tiene una causa
falsa, es nulo, seri anulada esta concesi6n por los
tribunales de la Repdblica si, como creo, todavia
son independientes del poder Ejecutivo.
P.or el pdrrafo lo. del articulo III, se trata de
eximir del pago de la contribuci6n territorial, a los
edificios destinados a mercados.
Si el regal a la compafiia concesionaria del edifi-
cio y terreno del mercado finico, no fuera algo mis
que un privilegio irritante, esto iltimo,-de eximir
de contribuci6n los edificios de los mercados-(del
existence y .de los que se construyen por la compa-
fifa) seria injusto y arbitrario.
Todos los edificios que se construyen en los t6r-
minos municipals, deben pagar contribuci6n. Exi-
mir de ella a los mercados, es otorgar en favor de
,stos un privilegio, que la Constituci6n de la Repi-
blica prohibe expresamente.
Decir despu6s que la compafiia pagar i el 8% de
sus utilidades liquidas, es pretender burlarse de los
propios congresistas, porque parece que ellos pueden
ignorar que todas ]as compafiias an6nimas deben
pagar esa tributaci6n.
Dice asi dicho precepto. (Lee). I) que a los edi-
ficios dedicados a mercados no les sera imponible
cuota contributiva por concept de almillaramiento,
pagando las compafias propietarias de los mismos
el ocho por ciento de sus utilidades liquidas, en la
forma dispuesta y con las deducciones establecidas
por la Ley de Amnistia Econnmica publicada en la
Gaceta Oficial de la Repfblica, de fecha nueve de
Julio de mil novecientos veinte y ocho y su regla-
mento, publicado en la Gaceta Oficial del cuatro de
octubre del mismo afio."
A quien no sepa que el ocho por ciento lo tienen
que pagar todas las compafiias an6nimas, le parece-
ra que hay cierta compensaci6n en el precepto. Pe,
ro es possible que por esta ley se le prive al Ayunta-
miento de la Iabana del derecho de cobrar impues-
to sobre los edificos nuevos de los mercados?
Este es un privilegio y no tiene ninguna raz6n de
ser, porque va contra el Ayuntamiento de la Haba-
na, a quien se le despoja de un derecho inalienable,
y por alguien que no tiene derecho a hacerlo; en-
vuelve un privilegio que es inconstitucional, porque
determine a favor de una compafiia la falta de pa-
go de esa contribuci6n territorial, hacienda mis
odioso el privilegio, porque lo hace no. s6lo con un
mercado, sino con todos los mercados.
El mAs odioso de los privilegios es el de expropia-
ci6n, que se establece en el apartado D del articulo
III. Poder quitar a su dueio un terreno, que no
quiere vender, para utilizarlo alguien que no lo ad-
quiri6 en la forma corriente en derecho, es un pri-
vilegio que s6lo se otorga en los casos de utilidad o
necesidad pfiblica, cediendo el derecho de uno en fa-
vor de la colectividad.
No hay motive alguno ,para establecer en favor
de la compafia de mercados ese derecho preferente,
que hasta ahora s61o tenian las compafiias de ferro-
carril, las de alumbrado piblico, (ultimamente) y
las de tel6fonos.







DIARIO DE SESIONES DB LA CAMARA DE REPRESENTANTES 47


El precepto esta redactado en la forma siguiente:
(Lee). "D) que la compaiiia concesionaria ten-
dra el derecho de expropiaci6n a su favor para po-
der expropiar los terrenos necesarios al estableci-
miento de mercados, a condici6n de que sean terre-
nos yermos, o con fabricaci6n de escaso valor, y que
no est6n prestando otro servicio pfiblico o de benefi-
cencia o pertenezcan a entidades obligadas a su pres-
taci6n. El procedimiento legal para la expropiaci6n
scrA el estatuido en la Orden ndmero 34 de 1903 y
procedert finicamente cuando la construcci6n de los
mercados ordenada por la ley o por el Gobierno,
pero no cuando lo haga la compafiia por su proipia
.determinaci6n."
Establece el apartado B, del articulo 3, el derecho
de expropiaci6n a favor de la compaiiia de los mer-
cados. El derecho de expropiaci6n es el mas odioso
de todos los derechos, desde el derecho romano.
Desde la legislaci6n romana, la expropiaci6n se con-
sideraba que no se podia aceptar mas que en el de-
recho pfiblico, mas que cuando era de beneficio en
general, cuando la colectividad obtenia algo impor-
tante, algo beneficioso y que el particular tenia que
ceder sus derechos en pro y en beneficio de la colec-
tividad representando entonces el interns legal. Es-
te precepto que autoriza el derecho de expropiaci6n
en favor de los mercados, es abusive, porque permi-
te en favor de esa compaiiia, cuya concesi6n se le au-
menta el derecho, como hemos visto, de poder expro-
piar los terrenos de particulares. Ella podrk expro-
piar, aun cuando las construcciones sean costosas;
porque eso es eldstico, es un problema de interpre-
taci6n. Yo tengo, sobre este problema de expropia-
ci6n, todos los comentarios que se ban hecho alrede-
dor de ese derecho que se otorga a las compafiias de
servicios pfblicos, para la prestaei6n de esos servi-
cios en caso de imprescindible necesidad. La expro-
piaci6i se ha concedido en Cuba a las compafiias dt
ferrocarriles, por la Orden 34. El ferrocarril trae
el adelanto, la facilidad en el comercio y la explota-
ci6n de las industries. Pero y el mercado? Autori-
zar a una compafiia particular para que expropie a
los particulars sus terrenos y les prive de ellos pa-
ra ser mAs grande su monopolio sin necesidad abso-
luta, porque el mercado lo mismo puede ser coloca-
do en este local que en otro, es darle un privilegio
ins a la compafiia contra el derecho de los demds.
Para establecer las tarifas en los mercados, no se
va a consultar, en forma alguna a los consumidores,
a] pueblo; s6lo se hard a las corporaciones econ6mi-
cas, es decir, a los comerciantes e industriales, que
tienen el mismo interns que el mercado y frente al
interns de los consumidores.
Este precepto, comprendido en el apartado H del
articulo III, es injusto, dice asi: (Lee).
"H) que antes de aprobar el Gobierno las tari-
fas que deban regir en los dos mercados a que se re-
fiere la letra B) del articulo I de esta ley, oirk a la
compafiia concesionaria, a la Asociaci6n de Comer-
ciantes de la Habana, a la Cdmara de Comercio de
la Rep6blica, y a cuantas mks corporaciones econ6-
micas creyere oportuno consultar;
Se autoriza al Ayuntamiento 'para construir un
mercado en el patio de la Plaza del Vapor. (Apar-
tado C, del articulo I).


Esta autorizaci6n es ilusoria. No se puede esta-
blecer el mercado del Ayuntamiento, mAs que en el
patio de la Plaza del Vapor y de UNA SOLA
PLANT.
.iI.11.. es que la Plaza del Vapor estA rodeada de
vviiendas. Cientos de families resident pobremente
en aquellos pequefios entresuelos. La sanidad, no
permit en el patio de la plaza NINGUN MERCA-
DO y por eso despojaron el que alli estaba insta-
lado.
Es una burla mds del contrato.
El patio de la Plaza .del Vapor es pequefio para
un mercado, que tiene que ser DE UNA SOLA
PLANTA. La naturaleza de los mereados de abas-
tc y consume, impide que pueda establecerse de una
sola plant. 6D6nde descargan los proveedores?
&D6nde se instalan las mesillas de pescados, carnes,
etcetera?
La concesi6n de los concesionarios es irrealizable.
El precepto dice asi: (Lee).

(C) del articulo I. La misma entidad reconozca
el derecho del Ayuntamiento o en su dia del Distri-
to Central, a construir un mercado en el patio de la
antigua Plaza del Vapor en la ciudad de la Habana,
el cual sera de una sola plant, se ajustard a las ta-
rifas que acuerde el Municipio, o el Distrito Central
en su caso, y no tendrA radio de exclusividad;
Lo que viene a dar aspect de contrato a este pri-
vilegio, es que la compaiiia concesionaria, reconoce
que no tiene derecho a oponerse al establecimiento
de mercados libres, fuera de la zona de exclusividad
que le vaya quedando de la concesi6n primitive.
Por el apartado A del articulo I, la compaiiia con-
cesionaria declara que ira reduciendo la zona de ex-
clusividad hasta la complete desaparici6n. Por el
apartado A del articulo III, determine que esa re-
ducci6n de la zona se hard por quinquenios, propor-
cionalmente, en relaci6n con el tiempo que le falta
a la concesi6n.
De este modo, faltAndole unos veintitris afios a
la concesi6n y siendo 6sta de un radio de quinien-
tos metros, result que, cada cinco afios, se reducirA
en cien metros.
Los mercados libres podrAn establecerse fuera de
esa zona. Pero por si era poco, definen en esta con-
cesi6n lo que son mercados libres.
En el apartado G del articulo III, dice, que se en-
tienden por mercados libres los que autorice el Go-
blerno en dias ALTERNOS en parques y otros lu-
gares abiertos y sin techar, del dominio pfblico.
Esto, como se ve, limita much el establecimiento
de los mercados libres. Los hace imposibles, en la
practice.
Dicen asi, esos preceptos: (Lee).
"ARTICULO I.-Se autoriza al Ejecutivo para
que pueda celebrar con la "Compaiiia de Mercados
de Abasto y Consumo de la Habana, S. A.", con-
cesionarios del servicio de mereados de la ciudad y
t6-rmino municipal .de la Habana, o quien sus dere-








48 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


chos represent, un convenio por el cu'al acceda la
misma a introducir en la concesi6n de que disfruta
las siguientes modificaciones y adiciones:
"A) Reduzda de moment dicha entidad el ra-
dio de su concesi6n de dos mil quinientos metros a
quinientos metros en linea de aire y aeepte reduccio-
nes graduates de ese mismo radio de quinientos me-
tros hasta la complete desaparici6n de tal radio de
exclusividad en el curso de los afios que le queden
de duraci6n a la concesi6n primitive;"
(G) que se entiende por mercado libre, la uti-
lizaci6n por el Gobierno en dias alternos de parques
u otros lugares, abiertos y sin techar, del dominion
piblico, en beneficio de los agrieultores y produc-
tores para propender al abaratamiento de la vida,
de acuerdo con lo dispuesto en el Decreto del Po-
der Ejecutivo nimero 1934, de fecha 21 de Noviem-
bre de 1928."
Han querido ser generosos y autorizar los merca-
dos libres. Es decir, lo que ya esta autorizado y fun-
ciona ,por virtud .de un decreto presidential; y lo
que esti funcionando y no puede impedir ese pro-
yecto que funcionen, los mercados libres; pero los
restringe y dice que los mercados libres no podrhn
establecerse mas que en las plazas pfblicas y sin te-
chado, es decir, que no podrin ser mereados de abas-
to y consume; porque para ese efecto tienen que
tener,-como indican todos los tratadistas de econo-
mia,-dos parties, una abierta y otra cerrada; y en
el mercado libre se prohibe que se hagan las ventas
bajo techo. AdemAs, obliga a que esos mercados fun-
cionen en dias alternos, es decir, impiden el funecio-
namiento de los mercados; porque si un dia llevan
los abastecedores las mercancias, no 'pueden, al dia
siguiente, venderlas; tienen que venderlas en el mis-
mo dia, y expresamente se dice que tienen que fun-
cionar en lugares abiertos, en plazas pfiblicas. Las
plazas pfiblicas son contadas. Los lugares abiertos
son impropios para la venta de carnes y pescado.
Por el apartado E del articulo III se determine
que los mercados que se autoricen no podrAn abrir-
se al servicio .piblico hasta que no haya decursado
el termino de la concesi6n ahora en vigor.
Este articulo lo leimos al determinar, que se am-
pliaba la concesi6n.
Los otros preceptos de esta ley, no tienen funda-
mentales motivos de impugnaci6n, porque vienen a
ser una obligada consecuencia de aqu6llos que hacen
las concesiones, que establecen los privilegios y re-
glian el monopolio.
No obstante, vamos a leerlos para que se conozcan.
(Lee).
"ARTICULO III.-Se faculta al Ejecutivo para
acordar tambi6n con la expreaada compalia conce-
sionaria los siguientes extremes:
"A) Que la reducci6n gradual de los quinientos
metros de exclusividad del actual mereado, se hara
por quinquenios en la proporci6n que corresponda,
habida cuenta del t6rmino de vigeneia que resta de
la actual 'eoncesi-6n; B) que si vencido el plazo de
tres afios que se conceden a la compafiia concesiona-
ria para la fabricaci6n de dos mercados, no los hu-


biere hecho, el Gobierno sacarA la construcci6n y dis-
frute de los mismos a subasta, adjudicAndola al que
mejores condiciones ofrezca.
"D) La misma entidad reconozca tambien que
no tiene derecho a oponerse al establecimiento de
mereados libres, except en la zona exclusive que le
vaya quedando de los quinientos metros en la linea
de aire a que en el acto se reducira el radio de su
privilegio de dos mil quinientos metros: y E) Que
en los relacionados mercados, y en cuantos mas se
construyan con arreglo a esta ley y concesi6n que
modifica, se podrA ejereer la industrial de mercado
al por mayor y menor, o sea, abasto y consume, sin
limitacidn de ninguna clase.
"ARTICULO IV.-Queda facultado el Ejecutivo
para obtener del Municipio de la Habana, o Distrito
Central en su case, las autorizaciones y celebrar los
concertos y contratos que fueren necesarios Ipara lle-
var a efecto las precedentes autorizaciones.
"ARTICULO V.-Queda facultado el Ejecutivo

para dictar las disposiciones reglamentarias que fue-
ren necesarias para la mejor y mis rApida ejecuci6n
de esta ley.
"ARTICULO VI.-Se derogan y dejan sin efec-
to cuantas leyes, 6rdenes militares, reglamentos, cir-
culares, aeuerdos y demAs disposiciones que se opon-
gan al cumplimiento de la present ley.
"ARTICULO VII.-Esta ley comenzara a regir
desde la fecha de su publicaci6n en la Gaceta Oficial
de la Repdblica."
Es de justicia y para compartir la responsabilidad
que dimane de la aprobaci6n de estaley, decir que
ella proviene del Senado de la Repdblica, que viene
de ese alto cuerpo y con la solicitud y la autoridad
que le da la recomendaci6n en el mensaje presiden-
cial.
Conviene tambien dejar sentado, para el juicio
de la historia,-para el mafiana, en que los que lean
estos trabajos y hubieren de juzgarlos, pudieran pen-
sar que debimos presentar enmiendas a la ley si la
considerabamos mala,-lo quo actualmente ocurre, la
realidad present. Las leyes que, como esta, provie-
nen del Ejecutivo Nacional, o tienen el apoyo y la
simpatia del senior Presidente de la Repdblica, son
intangibles, no admiten ninguna enmienda, tienen
que salir del Congreso, (y salen, efectivamente), sin
alterar su texto. Esto hace impossible toda discusi6n,
acerca de modificaciones que sabemos es initial plan-
tear y s6lo consiguen demorar el tratamiento y apro-
baci6n de la ley, causando innecesarios perjuicios a
los compafieros del campo, que s6lo esperan que la
ley sea aprobada pararregresar a sus lugares de resi-
dencia. Asi, por inutilidad del esfuerzo, no lo ha-
cemos.

Quisi6ramos habernos equivocado al estudiar esta
ley en sus resultados. Deseariamos que la mayoria
de la C-Amara y del Senado, y el senior Presidente de
la Repiblica, tuvieran raz6n contra nuestro criterio.
Pero no nos explicamos en que forma, de que mane-
ra, tal como la ley estA redactada, puede aer bene-
ficiosa para el pueblo.







DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE REPRESENTANTES 49


Todo mono'polio encarece los articulos que son mo-
tivo de 61. La compafiia que tiene el control de los
mercados, no esti obligada a ser indulgente con el
pueblo; y es probable que encarezca, aun mis, los
articulos que venda y que precisamente son los de
primera necesidad. En estos instantes, en que el
pueblo de Cuba pasa por una crisis econ6mica dolo-
rosa e intense, en que los hombres, en una gran ma-
yoria estdn sin trabajo, donde la zafra ha sido un
doloroso fracaso por consecuencia de la restricci6n
anterior; donde las actividades de la naci6n, en el
orden de los negocios, estan paralizados; amenazada
la Repfiblica con la posibilidad de que en los Esta-
dos Unidos se aumenten los derechos arancelarios de
entrada a nuestros azficares, tabaco y frutos meno-
res; teniendo en nuestro suelo un ndmero de inmi-
grantes indeseables, haitianos, jamaiquinos, polacos,
etc., que compiten con los trabajadores nativos; ha-
biendo agotado nuestro cr6dito en el extranjero, pa-
ra emplear el dinero en obras de ornato, innecesarias
y suntuosas, que a nada conducen; haci6ndose en los
Estados Unidos una propaganda tendenciosa, dicien-
dose que aqui se les roba las prendas y dinero a los
tourists, para lo cual, en combinaci6n, han hecho
denuncias falsas sin ser castigadas, determinadas
mujeres que a ello han venido a este pais; existiendo
un malestar en today la naei6n por el estado ea6tico
de los partidos politicos; por la falta de fe del pue-
blo; por. el desconcierto en el porvenir de nuestra
Repiblica... ; parece contrario a los sentimientos de
humanidad con ese mismo pueblo manso y sufrido,
imponerle un nuevo yugo, un monopolio, una explo-
taci6n mis!

Yo he visto, en la historic de todos los pueblos,
con cuanto cuidado se ha atendido al (problema de
los mereados; c6mo se ocupaban del comercio de los
articulos mis indispensables para la vida, desde las
primeras civilizaciones. Los egipcios establecian sus
mercados alrededor de los templos, done, con
o-casi6n de las grandes festividades religiosas, se
congregaba la multitud. En las plazas de las villas
tambi6n ponian los mercaderes sus comercios. Desde
]a mas remota antigiiedad existieron mereados en
China y en el IndostLn. Los mereados de Pascuas de
Jerusal6n, se hiceron famosos. En Samaria y Da-
masco, se establecieron calls enteras para mercados
de products ex6ticos, especialmente tapices. En
Grecia, el mercado era el lugar mas concurrido, y
alli se celebraban las asambleas populares. En Ate-
nas, Pericles mand6 edificar un mercado para la
venta de harinas, principal fuente de riqueza de
aquel pueblo; y en Megal6polio se construy6 otro ex-
presamente para la venta de perfumes.

Los mercados griegos fueron famosos por las ri-
quezas en sus adornos, sus estatuas, pinturas, p6rti-
cos. En ellos, una instituei6n de magistrados mu-
nicipales, administraban justicia, y un euerpo de
oficiales cuidaba de defender al pueblo, supervisan-
do la buena calidad de los articulos que se vendian.

Los mercados en Grecia eran punto de reunion
de los hombres del pueblo, done se comentaba la no-
ticia diaria, y a 61 concurrian los hombres y las es-
elavas, no asi la mujer libre, cuya presencia era mal
vista en el mercado.


En Roma, el mercado se estableci6 primeramente
en el Foro. Ner6n fund sobre el Monte Celio, un
gran mercado que se llam6 Macellum Magnum.
En el mercado de Pompeya se descubrieron her-
inosas pinturas y artisticas estatuas.
Durante la edad media y el renacimiento., los mer-
cados que se construian, tenian la misma caracte-
ristica de los romanos, con p6rticos, pinturas y esta-
Stuas; asi se puede ver en los mercados de Florencia
y gran parte de las ciudades italianas, aun cuando
en algunas de ellas se emplea el sistema de columns
para sostener el techo.
Uno de los mis antiguos y c6lebres mercados de
Paris es el de Saint-Germain, construido en el si-
glo XV.
En Inglaterra, desde el siglo XIII, se construye-
ron en Londres dos grande mercados, el de Covent
Garden y Billings Gate. El mercado central de Bu-
dapest, tiene un frontispicio elegant. Es enorme,
por su cabida, el mercado de San Antonio, uno de
los various de Barcelona.
Es decir, como se ve, por las citas que se hacen de
la historic, los mereados han sido siempre lugares
importantes para la vida de los pueblos. Los muni-
eipios, y hasta los emperadores se han ocupado de
dar faeilidades y amplitud a los vecinos y vasallos,
proporcionandoles los medios de obtener, a poco cos-
to, aquellos articulos de primer necesidad para la
vida.
En la edad contemporanea, los gobiernos de todas
las naciones que se preocupan por el bienestar d-
sus sibditos, fomentan la contrataci6n, facilitan el
eomercio, pero impiden el agio., persiguen el mono-
polio, castigan la explotaci6n inicua, que so realize
contra el pueblo.
En Cuba, en la Habana, aproveehandose de cir-
cunstancias especiales, por debilidad o por otra cau-
sa, que no es del easo analizar, una compafiia, deno-
minada de mercado y abastos, obtuvo la concesi6n
para establecer en la capital de la RepFblica, con ex-
clusividad en un radio de quinientos metros, un mer-
cado de abasto, que fu6 designado como el mercado
fnico.
Alli tenian que comprar y vender obligatoriamen-
to los agricultores y el pueblo, los articulos mis in-
dispensables para la vida.
Muchas protests surgieron contra aquel merca-
do, pero existia la esperanza de que al terminal el
tempo de la concession, pasaran al municipio de la
Habana, el terreno y el edificio que constituia. el
mercado y que entonces, a cambio de los males presen-
tes, tendria el pueblo de la Habana un mercado su-
yo, barato y ello daba cierta conformidad, Iporque
es la esperanza la base de la vida.
Ya con esta ley se le quita al pueblo ese filtimo
destello de ilusi6n; ya a cambio de la explotaci6n
present, no tendrin mis que la explotaci6n futu-
ra; ya en lugar de un mercado que oprima, no ten-
dran otra cosa que various mereados opresores.
La amenaza del mereado llega a todos los propie-
tarios de la ciudad de la Habana.







50 DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Con el derecho de expropiaci6n que concede esta
ley a la compafiia favoreeida, todo el que tenga un
terreno de su propiedad, estA expuesto a que se lo
quiten para mercado, teniendo que defenders s6lo
para conseguir que le paguen algo de lo que significa
su valor.
Esta ley trae el desconcierto en las relaciones ju-
ridicas entire los municipios y el Estado Cubano;
porque se demuestra con ello que el Estado puede
despojar- de sus derechos a un Ayuntamiento, come
se hace al regalarle a la compafiia favoreeida el edi-
ficio y el terreno que ocupa el mercado finico, eon
dafio, burla y menosprecio del ya agonizante munici-
pio de la Habana.
Esta ley pone una lApida que cierra la posibilidad
de mortar los tenticulos del enorme pulpo que en for-
ma de mercado prime y mata al pueblo de la Ha-
bana.
Porque al dar la concesi.6n a perpetuidad, impide
toda defense en el future, arranca toda posibilidad
do mejoramiento en interns del pueblo, hace pensar
en que estamos abandonados de la mano de Dios.
Pero cuando los males son muy graves, cuando no
se vislumbra en el horizonte ninguna raz6n de es-
peranza; cuando parece que hasta los elements se
confabulan contra nosotros, cuando se cierran todos
los caminos para obtener justicia, entonces, segin la
historic de todos los pueblos y de todas las &pocas,
viene la reacci6n; y aquello que parecia una tempes-
tad que habia de destruirlo todo, se convierte en la
aurora de un nuevo dia porque, pese a. los ciegos de
entendimiento, a los obcecados por egoismos o por
pasi6n, el sol no puede taparse con un dedo, tanto
en la vida moral como en la fisica, y ese astro sale
y ha salido siempre para todos. Asi tenemos la es-
peranza fundada en la justicia de la causa que re-
presentamos, de que esta ley no llegue a surtir, en
el future, sus imprevistos efectos desastrosos contra
e] pueblo de Cuba. Creemos firmemente que, al pa-
so de este Gobierno que se dice liberal, vendran otros
gobernantes, que quiris se llamen conservadores y
sean mis liberals en ideas y procedimientos, y res-
tablecerin el derecho conculcado.
Perdonadme, queridos compafieros, toda la mo-
lestia que mi larga peroraci6n pudiera haberos, oea-
sionado en ]a impaciencia natural, de quien desea
terminar de resolver una cuesti6n enojosa para
todos.
Cada uno de nosotros cree haber cumplido su de-
ber. Yo me siento satisfecho por haber dioho lo que
consider la verdad desnuda, en esta ocasi6n en que,
por circunstancia de todos conocidas, es uno de los
principles tributes que pueden ofrendarse a nues-
tra patria. Perdonadme mi sinceridad, mi noble
franqueza al deciros quq vais 1 aprobar la ley mas
escandalosa de enantas ban pasado por el Congreso
de Cuba. He dicho
(Aplarusos).
SR. PRESIDENT (GuS INCLIN): Tiene la pala-
bra el senior Tom6.
Sn. ToeBt (MANUEL) : Sefior Presidente y sefiores
Representantes: Antes de iniciarme en el studio,


prolijo y cuidadoso, del proyecto de ley procedente
del Senado y de la legislaci6n precedent, la conee-
si6n otorgada por el Municipio de la Habana, dando
asi, como es mi costumbre inveterada, contestaci6n
cumplida a las afirmaciones, y razonamientos ex-
puestos por nuestro ilustre compafiero el doctor Cas-
tellanos, quiero hacer una aclaraci6n que much in-
teresa a todos mis compafieros de la mayoria en es-
ta CGmara y al que ostentando su representaci6n por
ausencia justificada de nuestro prestigioso jefe, e7
Coroner Carlos Machado y Morales, tiene el alto h<
nor de levantar su voz y traducir su pensamient.
en favor de una iniciativa que, como la debatida, po-
ne una vez mas de manifiesto el probado amor y el
acendrado patriotism del ilustre jefe del Estado en
todos aquellos asuntos que, como el actual que se
analiza, propicia mAs amplios, ben6ficos y' saluda-
bles horizontes al pais cubano en un sector ,de tanta
importancia y de tan significada trascendencia co-
mo es la libre contrataci6n, sin trabas ni limitacio-
nes, de lo que en todo pueblo es mis fundamental
para su vida y su propia subsisteneia: los articulos
de primer necesidad, respondiendo en esta forma
al sabio y previsor postulado de proteger y defender
siempre, como norma invariable de conduct en su
gobierno ejemplar, el interns pfiblico que, como de
todos, debe siempre prevalecer sobre el interns pri-
rado. (Apla~soes).
Un dia tras otro dia, desde las horas iniciales, pre-
vias al desenvolvimento formal de este debate, han
sido multiples, numerosas, las ocasiones en que los
opositores a esta iniciativa altamente previsora y
plausible, han pretendido, fuera de today oportuni-
dad reglamentaria, anticipar la contienda. Resisti,
obedeciendo a mi condici6n de jefe, a dictados irre-
sistibles de mi conciencia y, mas que a todo, eorio
era mi primordial deber, al pensamiento sensato y
juicioso de mis compafieros todos, a esas sugerencias,
a informales emplazamientos que por el instant pro-
cesal en que se planteaban nos hubieran impedido
de explicar con sereno juicio y maduro raciocinio las
indudables ventajas, los concluyentes beneficios que
de esa media legislative, inspirada por el Jefe del
Ejecutivo, habrAn de derivarse para ese supremo
bien que se llama el interns piblico, evidenciando
de paso, en forma que no dejfar dudas ni las mis
remotas incertidumbres en la coneiencia cubana, las
equivocaddas apreciaciones, las err6neas conclusions
rie los que, como el doctor Manuel Castellanos Mena,
desde los primeros instantes fueron sus mas ardien-
tes y tenaces opositores.
Ha hablado el doctor Castellanos; conforme a su
prop6sito y a su pensamiento, ha estimado oportuno
sefialar como lesivo o inconvenient para. el interns
del pueblo lo que mantiene en sus preceptos previ-
sores el proyecto de ley procedente del Senado; ha.
eescudrifiado en esa labor .de analisis a que 41 nos
tiene acostumbrados, en cada concept y en cada vo-
cablo de los contenidos en la iniciativa parlamentaria
que debatimos; celoso de su empefio y temeroso al
propio tiempo de una infidelidad de su mente, en
cualquier detalle o circunstancia de las que estima-
ba juicioso o convenient a su eriterio seialar, pre-
visoramente hubo de consignar por escrito, en for-
ma sintftica, los puntos o extremes a su entender
bdsicos en la demostraci6n de sus conclusions; y






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 51


dando asi cumplimiento a su turno de oposici6n, le-
jos de comprobarnos como a 61 correspondia el per-
juicio o los inconvenientes que ese proyecto de legis-
laci6n pudiera representar para el interns del pue-
blo cubano, la carencia de toda consistencia formal
en su alegato, las interpretaciones visiblemente err6-
neas en el studio de sus preceptos y como conse-
cuencia ineludible sus conclusions equivocadas,
obligame a pensar y conmigo a todos cuantos en esta
CAmara nos inclinamos a sancionar con nuestros
votos tan plausible media legislative, que ella reco-
ge en.sus preceptos toda la justicia y toda la moral
administrative que habrin de acreditarla como una
excelente ley de la Repiblica, enalteciendo una vez
mis la inteligencia y sabia obra de gobierno desen-
vuelta por el honorable Presidente de la Repdblica,
pero enalteciendo y prestigiando, de paso, al que es,
por sus excelsas virtudes, su mejor y mds fecundo
colaborador: el Congreso de la Repfblica. (Aplau-
sos repetidos). Pero esa err6nea apreciaci6n, en el
studio de la cuesti6n que se debate, tiene racional-
mente una explicaci6n que, dentro de la lealtad del
debate, yo no ocultar6 a la Camara ni al propio doc-
tor ,Castellanos; errors frecuentes a que suele ser
conducido el raciocinio human y de tan frecuente
apreciaci6n, muy principalmente, en la vida de re.
laci6n juridica, en la vida del derecho a la que con-
sagra sus actividades mi estimado compaiiero el doc-
tor Castellanos. No es possible, sin insidir en el error,
en la inexactitud de concepts y, por ende, de llegar
a conclusions equivocadas, el inspirar en una con-
tienda de derecho el criteria judicial en las alega-
ciones y en los razonamientos de una sola de las par-
tes contendientes; porque por lo elemental es sabi-
do y por conocido olvidado, que todo juzgador que
pretend, como correspond, a la alta y elevada fun-
ci6n de administrar la justicia, deberA, para acer-
tada aplicaci6n del derecho, dar observancia y cum-
plimiento estricto, como paso previo, al aforismo de
oir a ambas parties, para con esos postulados aplicar
con sereno juicio y acertado -criterio, la norma ju-
ridica apropiada al problema que se ventila y que se
somete a su consideraci6n.

A semejanza de lo que acontece en la vida del
derecho, en las diarias y frecuentes contiendas en
que pugna el inter6s privado, es necesario, para
juzgar con acertado juicio y con recta conciencia
de la bondad .del proyecto de ley procedente del Se-
nado de la Repuiblica, no concretarnos, porque ello
conduciria a la inexactitud en nuestras conclusio-
nes, a los preceptos que informan esa media legis-
lativa: sino, por el contrario, como paso previo al
studio y al andlisis de los mismos, penetrar sin
prejuicio, ni prevensiones ni apasionamientos qhue
ofuscan la mente y oscurecen el intelecto, en todas
y en cada una de las clhusulas que informaron como
condiciones bfisicas la concesi6n del mercado gene-
ral .de abasto y consume finico, para la ciudad y t6r-
mino municipal de la Habana, formalizada por la
escritura pfiblica de 18 de febrero de 1919. auto-
rizada por el notario de esta capital doctor Jose Ra-
mirez de Arellano y Pedroso; concesi6n legitima-
mente otorgada por el Ayuntamiento de la capital
de la Repfiblica al realizarlo al amparo de una ley
vigente de la naci6n, la Ley Orgrnica de los Mu-
nicipios, -con estricto cumplimiento de todos y cada


uno de los requisitos que prefija y sefiala el articulo
1z9 de esa ley, aunque aplicados en t6rminos ex-
cesivamente favorables para el presunto concesio-
nario y de extrema rigurosidad, por tanto, para el
Interrs pfiblico, como en el desenvolvimiento de mi
palabra habr6 de demostrar; pero siempre, cuales-
quiera que sean y fueron en aquel entonces las con-
diciones predeterminadas en la concesi6n ofrecida,
creadoras, al amparo de esa legislaci6n vigente, de
un derecho a favor del concesionario en cuyo disfru-
to y ejercicio habria de ser necesariamente ampara-
l.o .por lis autoridades de la Repfiblica.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): ~De suerte que S. S.
tiene el privilegio extraordinario de contar con la
concesion que yo no he podido estudiar, porque no
la he tenido a la vista?

SR. TolM (MANUEL): Haber tenido a la vista la
concesi6n otorgada por el Ayuntamiento de la Ha-
vana para la construcci6n de un mercado general de
abasto y consume finico, para la ciudad y su t6rmi-
no municipal, no constitute un privilegio, ni sim-
ple, ni much menos extraordinario como se ha ser-
vido calificarlo S. S. : tenerla a la vista, analizar-
la v estudiarla en sus preceptos mis nimios e insig-
nificantes, revela, a mi juicio,--salvando el criteria
de S. S.,-el cumplimiento estricto de un deber, si-
quiera sea a impulses del deseo fervoroso y plausi-
ble de querer, con ese conocimiento, trazar orienta-
ciones ciertas con respect al conocimiento y al es-
tudio de un asunto que, como el debatido, tiene tan
significada .trascendencia y habrd de adquirir su
virtualidad y su plena eficiencia a trav6s de la. san-
ci6n que con nuestros votos impartiremos a la me-
dida legislative.
Por eso, a diferencia de mi distinguido compafie-
ro el doctor Castellanos, para juzgar atinadamente
de la conveniencia del proyecto de ley procedente
del Senado, comenc6 por estudiar, libre mi mente de
prejuicios, la concesi6n primitive concedida por el
Ayuntamiento de la Habana; y eso lo realic6 recu-
rriendo a un peri6dico official como es la Gaceta, de
la fecha en que el pliego de condiciones fuera pu-
blicado, con la enumeraci6n de todos los requisitos
y bases de la presunta concesion; y para no ineu-
rrir en errors que mAs tarde pudieran determinar-
me a conclusions inexactas, hube de proveerme, sin
dificultades ni obsticulos de ning6n g6nero, de la
escritura pfiblica en que la concesi6n hubo do ser
formalizada definitivamente; y ya, con ese antece-
dente inestimable, fundamental para former una
opinion acertada y juiciosa, inici6 el studio de la
cuesti6n debatida, llegando para nii conciencia al
pleno convencimiento de que estdbamos no en pre-
sencia de una ley escandalosa,-como por desconoci-
miento, por falta de antecedente tan necesario, afir-
mara mi ilustrado compafiero el doctor Castellanos,
- y si, por el contrario, en presencia de una legis-
laci6n que destruia, como lo destruye, un estado. de
privilegio sin precedentes; que quebranta, en t6rmi-
nos los mas avanzados, los principios que funda-
mentalmente tiende a proteger en sus preceptos la
Ley Orginica de los Municipios, de socializaci6n de
los servicios que, como el de los mercados, en toda
comunidad juridica, cabe calificar de pfiblicos.







52 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Un estado de privilegio, de monopolio odioso, pe-
ro ciertamente determinant de un estado legal de
dereeho contra el cual en su oportunidad y dentro
de los terminos legales que principia la ley creadora,
la OrgAnica de los Municipios, no fueron ejercita-
dos ni establecidos, ni dictados los recursos y reso-
luciones que hubieran impedido que el derecho ad-
quirido en tales condiciones tuviera que ser respe-
tado en obedien'cia y acatamiento a la ley; que, des-
conocido de manera violent por los llamados a res-
petarlo, con ser tan irritante y tan abusiva la conce-
si6n misma, lo hubiera sido en mayor grado la con-
ducta y la actuaci6n de los propios gobernantes al
desconocerlo. Cfilpese, pues, y yo no habr6 de ha-
cerlo, porque ello no me mueve a tal conduct y s6-
lo mi alegaci6n obedece al interns de contrarrestar
en forma explicit a manifestaeiones en ese sentido
realizadas, a aquellos que, pudiendo en tiempo y
forma evitar en lo absolute la formacidn de ese es-
tado legal, de derecho adquirido; y, de haberlo per-
mitido, el concederlo en tirminos menos lesivos y ri-
gurosos para el procomum, generosos o indiferen-
tes propiciaron la organizaci6n de una situaci6n de
monopolio que, matando las mejores, mas exquisi-
tas y patri6ticas iniciativas del ilustre Jefe del Es-
tado, el General Machado, u obstaculizAndolas de
Inanera y forma que sus beneficios, cual eran sus
prop6sitos, no derivaban en favor del supremo inte-
res, el interns pfiblico, en su voluntariosa y fecunda
energia, puesta siempre al servicio del bien y de la
patria, pretendiera, co-mo lo ha obtenido del Senado
y como lo conquistarh de esta CAmara, la aprobaci6n
de ese proyecto que abre mejores y mis saludables
perspeetivas para el bienestar de la naci6n.
Para llegar a esta conclusion, para considerar
hasta donde represent una conquista envidiable la
obtenei6n por el honorable Presidente de la Repfi-
blica, de la aceptaci6n de las condiciones que, como
enmiendas o reetificaciones, serin introducidas en
la concesi6n primitive, es necesario, ineludible, como
lo he venido explicando, el studio y el andlisis pre-
vio de' la concesi6n primitive: en sintesis, es basico,
sustancial, que quien pretend juzgar y emitir jui-
cio sobre el proyeeto de ley procedente del Senado,
adoptado a virtud del mensaje del Ejecutivo de la
naci6n, no se sitfie, como con grave error se hace
por los impugnadores, dentro del proyecto de ley
mismo, analizando de manera aislada sus preceptos
y sus preciadas conquistas. No. Es necesario que el
observador, el critic, el analitico, para comenzar
por ser consecuente consigo mismo y mis primor-
dialmente para con aqu6llos a quienes pretend
o'rientar, se sittfe dentro de las cliusulas de la con-
cesi6n primitiva,-la otorgada por el Ayuntamien-
to de la Habana,-fiscalice aquellas cliusulas, las
penetre en su mis generosa intenci6n y, desde ese
puesto, conoein.dola ya, dirija entonces su mirada
hacia el proyecto de ley y las perspectives que ofre-
ec y, entonces, tened el convencimiento, sefiores Re-
presentantes, que no podri exclamarse, sin ineurrir
en grave error o manifiesta injusticia, que la ley, la
procedente del Senado habrk de ser una ley escan-
-dalosa que, a contrario sensu, habrh de repetirse en
muy alta voz-como yo, interpretando no s6lo mi
censamiento sine el de casi la totalidad de los sie-
fiores Representantes que me prestan la atenci6n de


escucharme, lo realize en esta noehe,-que ese pro-
yeto de ley, si algo tiene de escandaloso, es el de
realizar con conduct plausible, merced a las condi-
ciones excepcionales de gobernante ejemplar que
concurren en el Jefe del Estado y a la generosidad
.quizds por muchos nunca bien interpretada y apre-
ciada de los actuales concesionarios la labor insosM
peehada, adelant&ndonos mis de veinte y tres afios
que aun restan de virtualidad legal a la concesi6n,
de reducir esta en todo aquello que de mis odioso y
privilegiado y exclusivista tenia, para realizar, me-
diante esas conquistas, la alta idealidad, eubanisi-
ma, de hacer possible en nuestro medio el desenvol-
vimiento de ese element de riqueza que se llama. el
trabajo, estimulindolo al conjuro de perspectives
econ6micas m6s remunerativas. (Aplausos).
Por consiguiente, a travys de este m6todo, con ob-
servacidn estricta del orden explicado, que es lo jus-
to y que es lo equitativo, voy a comenzar el studio
analitico de ambas situaciones juridicas: la de la
concesi6n primitive, consagrada por las leyes de la
Repfiblica; la que ofrece o propicia el proyecto de
ley procedente del Senado, modificadora de aqu6-
Ila, de obtenerse la aprobaci6n por el Congreso de la
Repiblica y su sanci6n por el Jefe del Estado. Pe-
ro antes, de manera muy sintitica, para. hacer me-
nos tedioso la exposici6n de mis ideas, permitidme,
seliores Representantes, que os reeuerde, s6lo a ti-
tulo de recuerdo, porque a vuestra ilustraci6n reco-
nocida no se oculta, que estamos en presencia de
un proyeeto de ley que aspira a enmendar o modi-
hear clausulas de una concession obtenida por un
particular, sea persona natural o juridica, por con-
trato celebrado con el municipio para la prestaci6n
de un servicio pfiblico, de ineludible necesidad para
la comunidad juridica-administrativa que lo concier-
ta y en done las estipulaciones, las concesiones o
dereehos concedidos lo significant y lo representan
todo en el orden y en el aspect lucrative o utilita-
rio. Que con el studio detenido y reflexive de la ma-
yoria de sus clausulas, algunas de ellas, come la re-
lativa a pasar a perpetuidad el edificio, la materia-
lidad del edificio en favor del concesionario de cu-
yo antecedente se ha hecho tanto merito, con signi-
ficar algo, nada represent en el orden de las estrie-
tas conveniencias y ventajas para la comunidad, cu-
yos beneficios derivan, ciertamente, a contrario sen-
su, de reducir como se hace a proporciones minimas
las zonas o radios de exclusividad sin las cuales, no
import el valor intrinseco del edificio y de todas
las propiedades, 6stas, coi ser valiosas, no lo son
tanto como cuando se mantienen en toda su integri-
dad las condiciones excepeionales en que la conce-
si6n fu6 otorgada.
Entremos, pues, senior Presidente y sefiores Re-
presentantes, en el studio del asunto debatido, co-
menzando por la concesi6n otorgada por el Ayunta-
miento de ]a Habana, para terminar luego con el
proyecto de ley procedente del Senado.
En el pliego de condiciones publicado, anuncian-
do la subasta de un proyecto de concesi6n para cons-
truir, establecer y explotar un mereado general de
abiasto y consume finico, para la ciudad y t6rmino
municipal de la Habana, como en la concesi6n defi-
nitiyamente adjudicada por la escritura pfiblica a






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 53


que anteriormente me he refreido, se dispone o pre-
ve que ese mercado tendri como objetivo,-y voy a
leer su elausula primera para no incurrir en error
alguno,-la compra, recibo, dep6sito, venta y subas-
ta de las siguientes mercancias: verduras, viandas,
legumbres hortalizas, frutas, granos, sal, pimienta,
piment6n, harina, bacalao, sus buches, huevas de lisa,
quesos, cuajadas del pais, guisantes, pastas de tomato,
colillor, setas, alcachoflas, melocotones, fresas, higos,
ciruelas, guindas, huevos, pasas, sardinas en latas,
aves vivas y cuarteadas, care fresca, ahumada y sa-
lada, embutidos de to'das classes confeccionados en el
pais, sangre quemada, morcilla, butifarras, produc-
tos frescos de la caza y de la pesca, pescado salad,
conejos, hutias, y demds animalitos aplicables a la
alimentaci6n, hielo, pan, y toda clase de articulos
de comer, beber y harder except lefia; el derecho a
establecer hasta cuatro caf6s, un Banco y dos bode-
gas en el centro del mismo, panaderia y tren de tos-
tar cafe.
Analicemos esta primera clausula, sin perjuicio
de hacerlo mas adelante en relaci6n con otras de la
propia escritura y de la concesi6n que, por si solas,
mejor que todo comentario, explican y dan una sen-
saei6n acabada de lo que el derecho concedido sig-
nifica y represent. Observara la 'Cdmara que la su-
basta fu6 anunciada y, en las condiciones fijadas en
el pliego, se llev6 a efecto la adjudicaci6n para es-
tablecer y explotar un mercado general de abasto y
consume finico para la ciudad y tArmino municipal
de la Habana, decretAndose a la vez que la exclu-
sividad mas absoluta,-por eso la concesi6n lo llama
mercado de abasto y consume finico,-los articulos
susceptible de contrataci6n, que son todos los enu-
merados en la primera de las cldusulas a la que aca-
bo de darle lecture; y que, previendose la posibili-
,dad de alguna omisi6n, se generalize el derecho ha-
ci6ndolo extensive a todo articulo de comer, beber y
harder, es decir, sefio-res Representantes, a todos aqub-
1los que son bAsicos y sustanciales para la subsisten-
cia, para la vida misma.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Que eso fuera malo,
no quiere decir que esto otro no sea peor.
SR. TOMi (MANUEL): Eso opina S. S., que yo
estimo y consider lo oontrario. Aspiro a demostrar
todo lo contrario de lo que piensa y cree S. S. a
ese respect, probando que beneficia incuestionable-
mente mAs al interns pfiblico la introducci6n de las
modificaciones sugeridas en el proyecto de ley pro-
cedente del Senado, que la subsistencia, por el con-
trario, del estado de derecho mantenido por la con-
cesi6n primitive, en esos tArminos, sin precedent en
la vida de nuestra administraci6n pdblica.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo tenia el prop6si-
to de no interrumpir, pero salta a la vista una pre-
gunta: La actual ley prohibe, modifica o altera ese
privilegio ?
SR. TOMk (MANUEL) : Lo altera, senior de la Cruz;
y la interrupcion de .S. S. confirm mis temores,
exteriorizados antes del debate, de no existir en los
opositores un conocimiento cabal y exacto de lo que
la concesi6n ampara. El privilegio,-y con ello ten-
go, aunque con placer de mi parte, que anticipar
ideas,-adquiere su mAxima eficiencia no a impulses


s6lo de la clausula primera, (pese, y yo lo afirmaba
al comentarla, a lo numeroso de los articulos sus-
ceptibles de contrataci6n), sino a estimulo de otra
clausula de la propia concesi6n, que le es comple-
mentaria, la vig6sima segunda en su pdrrafo segun-
do, que dice asi textualmente: "S6lo podran esta-
blecerse mercados de consume o detalle fuera de un
radio de dos mil quinientos metros en line de ai-
re, cuando las necesidades de la poblaci.6n asi lo exi-
jan, a juicio del Ayuntamiento, y ilnicamente para
el servicio y aprovisionamiento de los consumidores
particulares; sin que, en ningfin case, puedan rea-
lizarse en los mismos operaciones de abasto, etc."
Con la lectura de este parrafo de la clausula vigesi-
ma segunda, apreciarA mi distinguido compafiero
que adquiere condiciones mas que rigurosas, .excep-
cionales, pudi6ramos afirmar que abusivas, la pri-
mera de las leidas contentiva de la relaci6n de ax-
ticulos objeto de contrataci6n; porque no al nimero
de los articulos, que no deja siempre de ser dato
apreciable, pero fundamentalmente al Area o zona
de exclusividad que se les asigne para la exclusivi-.
dad en la contrataci6n de ellos, es de donde se de-
duce a conciencia lo riguroso o abusive de lo esti-
pulado. Y observe mi apreciado compafiero que, aun
con ser exagerado el radio de privilegio, que en dia-
metro represent cinco mil metros,-o sea, hacien-
do la reducci6n a medidas. mAs amplias de nuestro
sistema m6trico, a cinco kil6metros de didmetro,-
esa media s6lo es de aplicaci6n a cuanto se trate y
se relacione con mereados de coniumo o de detalle,
establecidos fuera de esa Area privilegiada, que en
cuanto a mercados de abastos, fuera del establecido
y del que esti funcionando, no puede establecerse ni
construirse otro a!guno en toda la ciudad de la Ha-
bana y en toda el 'rea de su t6rmino municipal.
Quiero con ello significar, y es trascendental este
aspect que sefialo dentro de la concesiln y que de-
seo mantengan bien en su mente los sefiores Repre-
sentantes, que no se permiten mas mercados con fun-
ciones de abasto, mientras se mantenga vigente la
.coneesi6n del Ayuntamiento de la Habana, lo que
vale tanto como afirmar que cuantos niercados de
consume o al detalle se construyan fuera del radio
(de los dos mil quinientos metros serin necesariamen-
te mercados supeditados, en cuanto a las transac-
clones, en cuanto al precio de los articulos, al merea-
do Anico de abasto, instituido por la concesi6n, pe-
rc sin beneficio.y sin estimulo alguno para el pro-
ductor, para el cosechero, que encontrarA siempre
en el mercado finico ]a barrera de acero que cerce-
nard sus mejores estimulos y sus mAs exquisitas ilu-
siones; para el agricultor, para el cosechero, para el
industrial que previsoramente estimulado por el go-
bierno de la Rep6blica se decide con entusiasmos,
con vigorosas energies, a trazar con su trabajo y con
las perspectives y la fe de una remuneraci6n ade-
cuada, nuevas orientaciones en nuestra economic na-
cional, y a la postre, de mantenerse esa concesi6n
er los terminos en que primitivamente fuera conee-
dida, chocar con la realidad agobiadora, anodadan-
te, de tener que sucumbir obligadamente, por la fal-
ta de otros centro de contrataci6n, a las exigencias
del interns y del egoismo.

Por eso, sabia y patri6ticamente, el honorable Pre-
sidente de la Repiblica, para el que no, son descono-






54 DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


.cidas en sus mAs insignificantes detalles las circuns-
tancias todas que caracterizan la concesi6n ofreci-
da; que a diario, en su labor ejemplar, ,de intense y
a la vez fecundo nacionalismo, realize la improba ta-
rea de convencer al cubano de la. necesidad que tie-
ne, inaplazable, de contribuir al abaratamiento de la
vida y a cuyos requerimientos observa con alegria in-
tensa que su pueblo recoge y lleva a la prdctica sus
consejos y sus ensefianzas; exclama en uno de los
pArrafos de su interesante mensaje de 15 de diciem-
bre del pasado afio, al recomendar al Congreso su
'determinaci6n sobre asunto tan palpitante como el
que es motivo de este debate: "Ahora bien, la ruta
emprendida y la imperiosa necesidad de darle faci-
lidades a los productores que ya estin cosechando
sus frutos sembrados a virtud de la campafia del Go-
bierno, y de abaratar la vida al pueblo, en este sec-
tor 'de las subsistencias, son cosas que no pueden
abandonarse; y estimo, por el contrario, que es mi
deber cQntinuarlas, pero para ello hace falta en es-
tc moment la cooperaci6n, siempre patri6tica y ele-
vada, del honorable Congreso."
Y I qu6 sugiere el ilustre Jefe de la Naci6n, para
la consecuci6n de tan noble y levantado empefo, se-
fiores Representantes?
Y qu6 ha traducido el Senado de la Repfiblica,
para que ese empefio cristalice en realidad tangible?
Aceptar, como aceptaremos esta noche, no la revoca-
ci6n absolute de la eoncesi6n primitive, que a ello
no podria llegarse, mis que realizando un atentado
concluyente a los derechos obtenidos al amparo de
una ley por el concesionario, pero si conquistar,
merced al esfuerzo, a la perseverancia, a la autori-
dad respetuosa del Jefe del Estado y a la consecuen-
cia, probidad y gentileza de los poseedores de la
concesi6n, la reducci6n de esa area de privilegio en
cantidad insospeehada, s6lo explicable en una vo-
luntad firmemente diriigida hacia todo lo que repre-
sente el bienestar de la patria. (Aplauaso).
El proyecto procedente del Senado, por el aparta-
do A del articulo primero, reduce de manera auto-
nmtica, en el instant y moment en que se lleven a
efecto las modificaciones, el radio de privilegio de
dos mil quinientos metro, otorgado por la concesi6n
primitive, a solo quinientos metros en linea de ai-
re; esto es, de cinco mil metros de dihmetro, o sean
cinco kil6metros, queda reducido el mismo a un ki-
l6metro de diAmetro y no en forma permanent por
todo el tiempo que resta de la concesi6n sino, por
el contrario, siendo objeto y susceptible esa cantidad
de disminuciones proporcionales al tiempo que res-
ta de la concesi6n, que se hace ascender en la actua,
lidad a mds de veinte y dos afios, hasta llegar al
vencimiento de su t6rmino, que fue y es el de trein-
ta afios, en que pierde totalmente todo radio de pri-
vilegio.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Creo que ese es un
problema de interpretaci6n. Y voy a hacer la. ilti-
ma interrupci6n, porque como el argument. parece
de peso y de algfn valor momentdneo, debemos con-
signar, desde el punto de vista m6s exacto, lo que
dice el nuevo proyecto del Senado. Efectivamente,
dos mil quinientos metros de linea de aire ocupaba
la antigua concesi6n y se reduce en el nuevo proyec-
to a quinientop metros, esto es, unas tres o cuatro


cuadras de circunferencia alrededor del actual edi-
ficio, emplazado en la calle de Cristina, pr6ximo a
los Cuatro Caminos. Si eso fuera asi, seria una ben-
dici6n la ley. El cerebro ingenioso que ha dirigido
esta operaci6n ha tenido fecundidad tan enorme y
concepci6n tan magnifica, en material de negocios,
que yo, que vive a trav6s de todas las negociaeiones,
pienso comprar acciones de esa compafia, porque
es un buen negocio. El que ha hecho esta operaci6n
concibi6 la idea de darle un fundamento con valor
de espejismo, para que se elimine la ventaja de te-
ner los dos mil. quinientos metros; autoriza a la
compafila a establecer otros mercados en distintos
puntos de la ciudad; y, afiade, no tendrk zona de
prohibici6n. Parecia que no podia existir mas que
el actual edificio; pero despu6s,-y esto es lo mis
pintoresco,-dice un precepto del proyeeto del Se-
nado, que no se podrAn conceder licencias para mer-
cados pr6ximos; porque si existed un precepto, que
autoriza a poner mercados a quinientos metros, va
a ocurrir que se ponga, por ejemplo, un mercado en
Infanta y San Lazaro o en el Puente de Agua Dul-
ce, o en el Vedado; y entonces tengan aplicaci6n es-
tos dos preceptos de la ley: uno de reducir el radio
de exclusividad a quinientos metros, y el otro de au-
torizar otros mercados; y resultaria que quinientos
metros del que esta en el Vedado y quinientos me-
tros del que esta en la calzada de Cristina van a ha-
cer un radio muy extenso.
SSR. ToMi (MANUEL) : No, no.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.) : Tengo la seguridad
de que en la ley estA asi. Por eso yo deeia a sefio.
ria que me explico por qu6 en el proyecto se quitan
los dos mil quinientos metros y se permit esta-
blecer otros mercados.
SR. TomA (MANUEL): Me parece que es un error,
que es una equivocaci6n, que al propio tiempo prue-
ba el desconocimiento de la ley misma. Yo entiendo
que el mercado finico, el de la antigua conceei6n, es
el que queda con un radio de exclusividad, que s6-
lo se extenderA a quinientos metros, reducible de
manera proportional al tiempo que rest de la con-
cesi6n; y no desnaturaliza las ventajas que ofrece y
propicia esta disminuci6n, la circunstancia sefialada
por el doctor de la Cruz, prevista en el apartado B
del propio articulo, al autorizar o comprometer a
los concesionarios del actual mereado, a construir
direct o indirectamente otros dos mercados, en un.
plazo mAximo de tres aios, de una sola plant y en
los lugares que apruebe o indique el Gobierno; por-
que tales nuevos mercados, cuya construcci6n ampa-
ra el proyecto de ley por ministerio del propio apar-
tado, no tendra ningfn radio de exclusividad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Oiga la Camara lo
que dice la ley: "Prestando el servicio sin radio de
exclusividad." Pero tiene un punto y coma, y dice
lo siguiente: "y en su consecuencia, que no pueda
otorgarse por el Estado, el Municipio, o Distrito
Central, en su caso, ninguna otra concesi6n, etc."
(Sigue leyendo).
Esto es: si mariana el Estado, la Provincia o el
Municipio, autorizan al lado de este edificio, la
construcci6n de otro para igual comercio, este co-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 55

mercio deberA cerrarse, porque no tendra la condi- SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.): Eso es un engafio,
ci6n que estableee la ley. porque no hay quien deje de haeerlo.


SR. Tomr (MANUEL): El senior de la Cruz, por
sa mejor y mas amplia explicaci6n en esta, iltima
interrupei6n que me hace, me facility el conocer que
su prop6sito y su intenci6n eran de referirse a los
apartados E y F del articulo tereero del proyecto de
ley, cuando expirado ya el t6rmino de la concesi6n
puedan las autoridades competentes autorizar a per-
sona o entidades distintas de la concesionaria para
la fabricaci6n o preparaci6n de nuevos mercados en
el municipio de la Habana, o Distrito Central, en su
caso; y la obligaci6n y compromise, por parte de la
compaiiia concesionaria, de mantener -dedicados a
mercados de abasto y de consume, aunque sin radio
de exclusividad, los edificios de su propiedad que a
tal finalidad u objetivo tenga dedicados. Estima, asi
lo ha creido mi distinguido compafiero con mani-
fiesto error, que al disponerse en el propio apartado
F que no puedan otorgarse por el Estado, la Pro-
vincia, el Municipio, o Distrito Central en su caso,
ninguna otra concesi6n, o disposici6n de cualquier
caricter, que impida a los propietarios de esos edi-
ficios que fueron construidos, esth, a juicio de mi aprecia-
do compafiero, estableciendo alguna condici6n o pri-
viiegio que impedirA la fabricaci6n y funciona-
miento de otros mercados por entidades o personas
ajenas a la concesionaria.

Grave error en el que, una vez mas, inside mi ilus-
trado compafiero: esa previsi6n no conduce, a poco
que se medite, a la conclusion inexacta a que 61 ha
llegado; njyim.-. los sefiores Representantes que al
ordenarse por el apartado E del propio articulo ter-
cero, que, desde un afio antes de espirar la primiti-
va coneesi6n, podrhn las autoridades competentes
autorizar la fabricaci6n o preparaci6n de nuevos
mercados en el municipio de la Habana o Distrito
Central en sui caso, esta preceptuando elaramente
que la construcci6n y explotaci6n de mereados sera
libre en lo absolute, sin restricciones de ninguna
naturaleza; y, lejos de establecerlas, lo que prev6 es
sabiamente la imposibilidad de toda nueva organi-
zaei6n que tienda o que aspire al monopolio en la pres-
taci6n de un servicio de character pfiblico come es
el que propician los mercados.
En cuanto a la sugerencia del senior Castellanos,
de que tal beneficio s6lo es susceptible al ocurrir el
vencimiento natural del termino estatuido en la
concesi6n primitive, quiero recordarle que hay otra
oportunidad en el propio proyecto de ley, en el
apartado B del articulo primero, en donde se ofre-
ct la oportunidad de que por el concesionario, den-
tro del t6rmino de tres afios, en los lugares que
apruebe o indique el Gobierno, lleve a efecto la
construcci6n de dos nuevos mercados, los mismos
que le autorizaba la concesi6n primitive; pero sin
la previsi6n, en defecto de la compafiia concesiona-
ria, de poder ser construidos por el Gobierno, me-
diante los requisites de la subasta public, segfin se
previene en el apartado B del articulo tercero; y to-
dos, constrifyalo la compafiia concesionaria o cual-
quiera otra persona o entidad, sin radio de exclusi-
vidad y con condiciones que representan un bene-
.ficio incontrovertible para el interns pfiblico.


SR. TolM (MANUEL) : No sospechaba, a fuer de
sincere he de confesarlo, que se me ofreciera una
oportunidad mis y muy elocuente en este caso, de
evidenciar el poco studio, por lo menos detenido y
aucioso que demandaba no ya s61o la eoncesi6n, si-
quiera la ]ey que procedente del Senado venimos de-
batiendo.

Cabe preguntar: jes que acaso la facultad conce-
dida por la nueva legislaci6n en proyecto, de que
por la compaiia coneesionaria se lleve a efecto, con
toda preferencia a cualquiera otra persona o enti-
dad, la construcci6n de esos nuevos mercados, crea
para ella algnd principio de privilegio o de exclu-
sividad? Al Estado nada import, y al interns pfi-
blico que ese proyecto protege en nada le perjudica,
que para esa construcci6n de los dos mercados la
compafiia concesionaria goee de prelaci6n. Lo esen-
cial, lo bAsico, lo fundamental, no se ha visto o no
se ha querido ver en el articulo que tal condici6n
establece, y es el relative a reservarse el Estado, y
en nombre de 6ste, ell Gobierno de la Repfiblica,-sea
el constructor la compafiia propietaria del mereado
linico o cualquiera otra persona o entidad,-la fa-
cultad, atendedlo bien, de impartirle su aprobaci6n
a las tarifas que habrhn de regir en esos nuevos mer-
cados; formula que, como apreciarin con claro cri-
terio los sefiores Representantes, habrA de hacer ilu-
sorio, ineficaz en lo absolute, el derecho o la con-
cesi6n de construir preferentemente los mercados
que la nueva legislaci6n autoriza. Es mas: de una
importancia significativa es la reserve que el Esta-
do preceptfia en cuanto a las tarifas, a tal extreme
que esa facultad bien pudiera afectar y trascender
a, los mismos precious que, para su manipulaci6n fi-
guran en la antigua coneesi6n y que habra de se-
guir disfrutando el mercado unico, aunque dentro
do un radio de exclusividad mas reducido, como a
la CAmara he explicado, maxime cuando esas nue-
vas construcciones, al dedicarlas a mercado, lo serAn
no s6o1 para fines de consume o de detalle como
previsto esta en la antigua concesi6n, sino que fun-
cionarin, por disposici6n terminante de la nueva le-
gislaci6n, oomo mercados de abasto y de consume,
abriendo de esta forma amplios horizontes a la con-
trataci6n.

No menos interesante result para la CAmara el
conocer los t6rminos en que se fijaran, en la conce-
si6n primitive, del mercado de abasto y consume
iunico para la ciudad de la Habana y su trrmino
municipal, el particular previsto como condici6n
obligatoria, por el apartado quinto del articulo 129
de la Ley Organica de los Municipios, de consignar
en una elausula el derecho de reversi6n a favor de
la municipalidad contratante, para poner t6rmino a
la concesi6n otorgada y, a ser possible, la prestaci6n
del servicio piblico de mercados mediante .el siste-
ma de municipalizaci6n mis plausible y mAs acep-
tado por todos los tratadistas.
Este que pudo ser un medio, el de facilitar me-
diante el process de la reversion la desaparici6n y
la muerte de la concesi6n otorgada, pugn6 y pugna-
ria siempre con el inconvenient de orden econ6mi-






56 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


co, por lo oneroso de los t6rminos en que ese dere-
cho fu6 estableeido. Era just, y la propia ley lo
ordena, que en la concesi6n se previera un tanto
por concept de indemnizai6cn para el event de que
el municipio ejercitara ese derecho, estimando como
mas convenient el sistema de la municipalizaci6n,
pero nunca estableciendo los altos tipos que la Cdi-
mara va a apreciar a continuaci6n: un mill6n ocho-
cientos mil pesos por capital, y setecientos cincuen-
ta mil por el lucro cesante, durante el primer dece-
nio, que al present subsiste y no ha transcurrido,
pues s6lo han decursado siete afios desde que las
obras i1i.-...ni I.l, i rii..,. n', .- recibidas; durante el
segundo decenio, un mill6n doscientos mil pesos por
concept de capital y trescientos mil por lo dejado
de pereibir per el resto de tiempo que faltare para
vencimiento del t6rmino fijado; y durante los diez
iltimos afios, cien mil pesos por cada uno de los
anos que faltaren y el setenta y cinco per ciento
do las utilidades calculadas como posibles a obtener
durante el tiempo que restare para el vencimiento
del t6rmino estipulado para vigencia de la conce-
si6n, tomando come base las utilidades obtenidas
durante el filtimo quinquenio precedent a la nego-
ciaci6n.

Quien examine serenamente, sin prevenci6n, jui-
ciosamente, los t6rminos de esa cl~usula, que es la
septima do la concesi6n primitive, y analice las po-
sibilidades econ6micas no ya s61o del muncipio, sine
del Distrito Central, en su dia, con sus multiples
numerosas e inaplazables obligaciones a que tiene
que tender preferentemente, para cumplir los al-
tos fines de cultural y .de progress que por ministe-
rio de la ley les est6n reservados, tiene que llegar a
la conclusi-6n de que, en esos t6rminos planteado el
asunto, la cliusula, lejos de facilitar mediante ella
la soluci6n del problema, es franeamente prohibiti-
va para todo intent o prop6sito de soluei6n me-
diante el recurso de ]a reversion.
Siguiendo en el orden de las restriceiones odiosas
que la concesi6n originaria del mercado finico de
abasto y consumo mantiene en sus clAusulas, no es-
tA de mAia el. sefiaar la que se refiere a prohibir el
establecimiento y funcionamiento, por tanto, has-
ta de casillas de barrios, estableciendo a similitud de
los mereados de consume o de detalle, una area de
privilegio que alcanza a setecientos metros en line
de aire, en cualquiera de las direcciones del merea-
do, o sean mil cuatrocientos metros de diametro;
,11.;_. I ,1,a de esta forma no ya s6lo'al abastecedor, al
consumidor, al comprador al detalle, ya suficiente-
mente recargado con los altos precious que el privi-
legio concedido determine, a hacer mis angustiosa
su situaci6n teniendo necesidad de concurrir, para
la adquisici6n de articulos que son indispensable
para su subsistencia a veneer distancias que hacen
mIs onerosa su situaci6n de consumidor.
Una concesi6n que tales absurdos ha erigido en
un estado de derecho, inviolable, per un t6rmino de
tempo en que esclavizada la libertad de contrata-
ci6n mpedirA toda posibilidad de progress y de ri-
queza, no deabe, si pard ello se ofrecen oportunida-
des como las sugeridas por el ilustre Presidente de
la Rep6blica, subsistir un solo instant; porque de
continuar, pudi6ndolo evitar, estando en nuestras


manes, como acontece, el hacerla visible y ostensi-
blemente menos dafiina al interns y a las convenien-
cias del pais; no propiciar esas conquistas, es a mi
juicio y debe serlo al muy superior de todos mis
compaiieros, labor infecunda y demoledora en pre-
sencia de los mas supremos intereses de la patria.
Realmente seria inconcebible, ,i.i.r.*e.. Represen-
tantes, mantener una concesi6n que no permit ni
siquiera la modest casilla de barrio a setecientos
metros del radio del mercado. Yo recojo la frase del
-..I- Castellanos que calific6 de escandalosa una
conseci6n que no permit siquiera pregonar, en los
alrededores del edificio, a los infelices que libran
su subsistencia con la venta de articulos que son aje-
nos a los que se expenden en el mercado. No se pue-
de pregonar. Esto realmente parece revivir 6po.cas
desaparecidas en Cuba, a impulses del patriotism
de los cubanos.
Sa. CASTELLANOS (MANUEL): Pero es que no se
puede seguir pregonando tampoco, porque la ley no
autoriza a pregonar, ni ninguna cosa que no se de-
termine en la concesi6n primitive. Perd6neme S. S.,
no queria hacer la interruci6n, pero la he creido in-
dispensable. Dice el articulo lo.:."Se autoriza al
Ejecutivo para que pueda celebrar con la .-.i.ml".1'i
de mereados y abastos de consume de la Habana,
concesionaria, o quien sus derechos represent, un
convenio por el cual accede la misma... (sigue le-
ycndo).
Estas modificaciones son las inicas que se hacen
en el contrato.
SR. ToxM (MANUEL) : El compafiero senior Cas-
tellanos hace una afirmaci6n equivocada, porque si
en realidad el convenio contentivo o base para ese
convenio, en el proyecto procedente del Senado, mo-
difica totalmente todos aquellos privilegios que se
contraian a areas o determinaci6n de Areas con res-
pecto al mercado actual, S. S. tiene necesidad de
reco-nocer que no puede subsistir en part y que en
su totalidad ha sido derogado.
,SR. CASTELLANOS (MANUEL): Se va reduciendo el
termino del Area en cada quinquenio; y como le fal-
tan veinte y tres afios, pues la primera reducci6n
se podra hacer de .doscientos metros, en lo que le
queda de exclusividad.
Sn. TOMt (MANUEL) : Y he querido dejar para lo
ultimo dos observaciones .mAs, hechas por el senior
Castellanos, con las que estimaba, a su criterio, que
realizaba una, acertada labor de critical: me refiero
a la exenci6n mantenida en el proyecto de ley pro-
cedente del Senado, con respect al pago del im-
puesto territorial y la relative a trasmitir el domi.
nio a perpetuidad, del edificio en donde funciona el
mercado de abasto y consume finico de la ciudad y
t6rmino municipal de la Habana.
En cuanto al primer extreme, surge una mani-
fiesta confusion en el senior Castellanos. En nin-
g6n momento,-y bien determinadas estAn en el ar-
ticulo segundo. del proyecto de ley las compensacio-
nes, que son bien pocas, que el Estado propicia a la
compafiia concesionaria actual a cambio de las ri-
gurosas y ventajosas limitaciones que, para el bien
pfiblico, le establece,-ni en ninguno de los articu-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 557


lo. se establece determinadamente, en beneficio de
la entidad concesionaria del mercado inico de abas-
to y consume, la exenci6n a que se ha referido en
su impugnaci6n el senior Castellanos. La confusion
el error del distinguido compafiero, surge como con-
secuencia de la no apreciaci6n de que, en el proyec-
t, de ley procedente del Senado, se abarean dos
problems esencialisimos, dandoles una soluci6n al-
tamente plausible y previsora: el primero consist
en las modificaciones, la novaci,6n sustancial que, en
cuanto a los derechos establecidos en la antigua
concesi6n se realize, haciendo menos monopolizado-
ra las actividades, en su funcionamiento del merca-
dc fnico de abasto y consumo para la ciudad y tsr-
mino municipal de la Habana; el otro aspect, el
mas atrayente, es, mas sugestivo si se quiere para
quienes identificados no esten con estos estados irri-
tontes de privilegios odiosos: la regulaci6n, en for-
ma definitive, para el future, vencida ya en su to-
talidad el t6rmino de la concesi6n originaria, de to-
do lo relative a la satisfacci6n de una funci6n pi-
blica o a la prestaci6n de un servicio pfblico, co-
mo es el de mereado de abastos y consume que, de
realizarse por particulars, sean personas natura-
les o juridicas, -deben tributar s6lo y excepcional-
mente-y es un rational criterio,-por concept. de
sus utilidades, a semejanza de como. igualmente tri-
butan otras compafiias o personas que prestan tam-
bi6n servicios de trascendental interns para el pro-
comfn.

Pero en manera alguna, sin incurrir en inexacti-
tad o error, puede afirmarse que tal disposiei6n fa-
vorezca a la compafiia concesionaria del mercado
inico, ya que 6sta, por ministerio de la concesi6n
misma, a tenor de lo estatuido en el articulo ciento
veinte y nueve de la Ley Orgdnica de los Munici-
pios, s6lo tribute, ademis del pago del precio de la
concesi6n, con las cantidades que ese propio pre-
cepto espeecifica y determine; porque en este caso,
y es lo esencial y debe aclararse, lo contratado, lo
convenido entire la municipalidad y la compafiia
propietaria del mercado, no es la construcci6n de
un edificio, que des.puEs de todo no es mAs que un
requisite entire muchos a. observer en el convenio es-
tablecido; no, la concesi6n represent esencialmen-
te la forma y manera de levar a efeeto la presta-
ci6on dde un servicio de earActer piiblico, que bien
pudo ser servido por la propia municipalidad; pe-
ro que, impedida, opt6 por el procedimiento de la
concesi6n, una de las tres formas a que pueden re-
currir los ayuntamientos a tener de lo preceptuado
er el articulo 128 de la Ley Organica .de los Muni-
cipios.
La trasmisi6n en pleno dominion a favor de la com-
pafiia de mereados de abasto y consume de la Ha-
bana, del edificio en donde la prestaci6n del servi-
cio se realize, si es cierto y si es una realidad, seiio-
res Representantes. El articulo segundo del pro-
yeeto de ley, ya. lo expone claramente. Son las obli-
gadas compensaciones, bastantes reducidas a mi cri-
terio, a que se ve compelido el Estado, a cambio de las
efectivas e importantes limitaciones y renuncias
que de manera detallada he querido explicar a la
Camara, para el exacto y -cabal conocimiento del
asunto y de las ventajas que tales limitaciones y re-
nuncias representan para los interests .procomuna,


lea. Y con ser 6sta, la del edificio una compensa-
ci6n, tiene inclusive la virtud de no serlo en lo ab-
soluto; lease bien el precepto del articulo segundo y
se observara prontamente que, a cambio de esa com-
pensaci6n, sino el Estado, porque no ha sido el contra-
cante si el muncipio, se exime al propio tiempo de la
obligaci6n de indemnizar a la,compafiia propietaria
de la concesi6n, al vencimiento de su t6rmino, en la
s;ma de quinientos mil pesos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pero, c6mo el mu-
nicipio no va a pagar medio mill6n de pesos, cuan-
do el terreno y el edificio valen un mill6n novecien-
tos mil? Si no lo paga el municipio, lo pagara cual-
quier interesado.
SR. TomiE MANUEL) : Dificil es que surja ese in-
toresado, cuando en esa oportunidad habrAn desapa-
recido en su totalidad, aunque quede el edificio, to-
das' las condiciones privilegiadas de la .coneesi6n
misma, que es lo lucrative, lo de rendimiento en un
derecho de esta naturaleza, jams sus propiedades
por valiosas que ellas fueren.
Lo que si ocurrir., y ya empieza a reconocerlo el
propio senior Castellanos al esperanzarse con la
perspective de un interesado que no sea el Ayunta-
miento, es que esta corporaci6n, al finiquitar el ter-
mino de la concesi6n, los treinta afios, (de los que
aun quedan veinte y tres), carezea de esa suma que
no es pequefia ni insignificant, aunque otra cosa
pueda pensarse en el calor y en el entusiasmo de la
impugnaci6n; y entonces no serian treinta los a-ios,
plazo estatuido para la concesi6n, serian cuarenta,
sesenta, quizds la perpetuidad, que para el dominion
en cuanto al edificio estima altamente lesiva el se-
fior -Castellanos y que entonces prevaleceria, ade-
rais, por los terminos y condiciones de la concesi6n
misma, si para ello nos atenemos al contenido de la
cliusula sexta que declara textualmente lo siguien-
te: "Al expirar el plazo de la concesi6n, pasara a
pleno dominio del municipio cuanto constituya en
todo orden la propiedad de la concesi6n; con la
compensacion, por part del municipio, de la suma
do quinientos mil pesos, que entregarh al concesio-
nario del mercado, previamente a la entrega de esas
propiedades al municipio; conservando el concesio-
nario-fijese la Cimara lo extraordinario y sor-
prendente de esta estipulaci6n-el usufructo de la
concesi6n del mercado en las mismas condiciones en
que la viniese disfrutando, hasta que el municipio
le entregue ]a compensaci6n que queda acordada, de
quinientos mil pesos."
Disfrutando, (esto es esencial, que nada. importa-
ria el edificio), en usufructo, la concesi6n, en las
mismas condiciones estipuladas durante su vigencia.
Esta clausula habla tambi6n mds eloeuentemente,
much mas que el mas brillante comentario de lo
que es la concesi6n y de lo que ofrece y brinda el
proyecto de ley procedente del Senado, acordado a
inspiraci6n sabia y fecunda. del primer Magistrado
de la Repfiblica, el General Machado.
Esta formula de transacci6n, de done resultaran,
como he demostrado, beneficiados sefialadamente el
interns piblico, el pueblo de la capital de la Repfi-
blica y su termino, fu6, sefiores Representantes, el
precipitado obligado al confrontar la necesidad de







58 DIARIO DE SE'SIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


nuevos mereados y chocar con la triste realidad de
un privilegio que ni siquiera, en estricto derecho,
podia tener au tolerancia para los propios mercados
libres en los que .i(.- el poder ejecutivo la posibi-
hldad de obtener .el abaratamiento de la vida y el
desenvolvimiento mis eficaz, ili .r.i!;, n.I.-11 de
nuestras .fuentes de producei6n, muy preferente-
mente las agricolas.
SR. CASTELLANOS (I..INUEL) : Si el senior Presi-
dente de la Rep6blica manda a establecer esos mer-
cados libres, yo tengo la seguridad de que se esta-
blecen, a pesar de la concesi6n.
SR. TOME (MANUEL) : Que pudiera realizarlo,
aunque deseonozco cual sea la forma a que pueda
referirse el sefior Castellanos, porque no la ha ex-
plicado, yo afirmo, de contrario, que tal cosa no se
ha hecho por el Jefe del Estado en cuanto pueda, ra-
cionalmente, significar un desconocimiento de la
coneesi6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pero es que, a pe-
sar de esa concesi6n, los mercados libres estAn fun-
cionando.
SR. TOME (MANUEL) : Con el consentimiento del
concesionario, lo que ignoraba a ciencia, cierta el
senior Castellanos.
Pero mis facilidades ab,re adn la. proposici6n de
convenio inspirada por el senior Presidente de la
Republica: la firm de esas modificaciones, la acep-
taci6n de esas bases por el municipio y por la com-
pafiia de mercados de abasto y consume, propicia de
manera inmediata el establecimiento y el funciona-
miento de unl mereado mis en la. capital de la Re-
puiblica, en la antigua Plaza del Vapor; mereado
que, como todos los que se establezcan a partir de la
aeeptaci6n de esas modificaciones, sera de abasto y
consume, ofreciendo de esta manera mas facilidades
a la contrataci6n, a los abastecedores y a los propios
consumidores de la ciudad y de su termino.
Con estas consideraciones, que bien pudiera am-
pliar a otros aspects igualmente interesantes del
proyecto de ley y de la coneesi6n primitive, quiero
terminar, no sin antes expresar a mis conpafierow
todos, aun a los propios impugnadores de la prove-
chosa y bien meditada iniciativa, mi agradecimien-
to sincere por las muestras inequivocas de carifio y
do tolerancia que para conmigo han tenido, ocupan-
do por largo tiempo, a horas avanzadas de la no.-
che, cuando el cansancio y la fatiga los abruma, su
atenci6n preciosa. Pero era necesario esta larga y
meditada exposici6n, por lo menos, de los extremes
mas salientes de la media legislative, para eviden-
ciar ante el pais, ante nuestros conciudadanos, la
bondad probada de nuestros esfuerzos, respondiendo
a una brillante, sabia y feecunda inspiraci6n del pa-
triota inmaculado que, para honor y gloria de Cu-
ba, rige los destinos de nuestro pueblo; para demos-
trarle a ese pueblo que, por sus actividades y su de-
dicaci6n al trabajo no esti presto a profundizar en
las entrafias de la iniciativa debatida, que ella es
buena y responded y responder, en la prActica, en
su aplieaci6n, a nobles y levantados prineipios que
habrAn de traducirse en ventajas incontables, para
bien de la Repfiblica y de la Patria.
(Repetidos aplausos y felicitaciones al orador).


SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Tiene la pala-
bra, para consumer un turn en contra, el senior de
la Cruz.

SR. DE LA CnUZ (CARLOS M.) : Sefior Presidente y
sefiores Representantes: Ojali, pensando siempre
con sineeros deseos en los mejores destinos de mi
pais, ojalA se cumpla el vaticinio de las filtimas pa-
labras del senior Tomb, y sean err6neos los concep-
tos y los juicios que formulamos los que estamos
opuestos al proyecto de ley procedente del Senado,
que autoriza al Poder Ejecutivo a intervenir en el
problema llamado de los mereados de abasto. Y digo
que ojalA, porque en la aplicaci6n future de esta
ley quizAs si se tenga un criteria distinto en la, in-
terpretaci6n de sus preceptos; y que nuestro pais,
especialmente la capital de la Repfblica, obtenga
algo mis provechoso de lo que el proyecto de ley pue-
da querer en su interpretaci6n. Pero, de toda suerte,
quiero dejar, a trav6s del Diario de Sesiones, una
constancia del error que pude yo tener con respeeto
a los preceptos de esta ley, o de la buena suerte que
pueda caberle en la aplicaei6n de sus preceptos en
el future al leader del Partido Liberal. Porque quie-
ro dejar autentizada la conduct de quien, desde
much tiempo antes de venir a la Camara, libr6 ba-
talla en contra de los mercados. Yo tuve la suerte
de redactar el Decreto de la Secretaria de Sanidad,
-cuando la ocup6 un ilustre, pero ilustre de ver-
dad, un hombre de caricter y mentalidad supe-
rior,-Deereto que termin6 con la odiosa concesi6n
del mereado de ]a Plaza del Vapor. La aplicaei6n exac-
ta de las ordenanzas sanitarias vino a demostrar que el
mereado alli no podia subsistir, porque alli habia depd-
sitos de mercancias que no podian star frente a las
viviendas de numerosas families que habitaban el
resto de aquel edificio. Si este problema desdicha-
do para el pais hubiera seguido el curso natural de
un Gobierno que cumplia la ley, probablemente no
hubiera llegado este moment, en la CGmara de Re-
presentantes. Y le cupo la suerte al Gobierno de
que yo I_.. r'. mayoria y este es un cargo que yo le
anoto, y un cargo grave, al Gobierno del General
Menocal: El General Menocal suscribi6 la concesi6n,
despues de la muerte de aquel Secretario ilustre que
destruy6 ese monopolio y mantuvo la venta libre de
los products. Un dia, quiso, la desgracia quitarle a
Cuba uno de sus mis brillantes colaboradores; un
dia la muerte arrebat6 al que era garantia para el
Gobierno y para los interests del pueblo; y con la
caida de aquel hombre se levant de nuevo el nego-
cio monstruoso, duro, torpe, como lo ha calificado
el leader de la mayoria, senior Tom6; y se hizo un'
nuevo mereado. 1Y o6mo se hizo ese nuevo merea-
do? Se fu6 a la entidad juridica que tenia facul-
tades para otorgar la coneesi6n; se fu6 al Ayunta-
miento de la Habana, y alli, sin miramientos ni res-
peto de ninguna clase se adopt el acuerdo que
aqui ha explicado ampliamente nuestro distinguido
compafiero el leader de la mayoria liberal. Pero e6-
mo se adopt ese acuerdo? gEs que s61o se adopt
con esa forma que aqui explicaba el sefor Tom6?
No; algo mas odioso todavia: se despoj6 de medio
mill6n de pesos al tesoro national, un tesoro del que
no podia disponer mAs que el Congreso. Y con 'un
acuerdo del Ayuntamiento se sac6 medio mill6n de
pesos para donarlos, junto con la concesi6n, al con-







l.\iilOh DE SES1ONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 59


cesionario, para indemnizar a oira concesi6n ante-
rior y para comprar el terreno done se habia de
fabricar el edificio de la concesi6n. Y entonces, des-
pu6s de este acuerdo, cuando el Ejecutivo, cuando
el senor Presidente de la Republica, cuando mi ami-
go el General Menocal cometi6 el error de no sus-
pender ese acuerdo del Ayuntamiento,-por'que te-
nia potestad para hacerlo,-cuando se rompi6 la li-
nea de conduct trazada por aquel Secretario, cuan-
do so rompi6 la conduct anterior de suprimir el
monopolio, el Presidente de la Repdblica hizo firm
el acuerdo- del Ayuntamiento y entreg6 a los conce-
sionarios el.medio mill6n de pesos, a pesar de que
en la Secretaria de Sanidad se erearon toda clase de
obsticulos legales y legitimos a los planes de auto-
rizaci6n y construcci6n del nuevo mereado. Pero, ya
hecho esto, en funci6n el mercado, constituido el mo-
nopolio, instalado el negocio, correspondia perse-
guir su organization y hacer cumplir las bases -de la
ccncesi6n al municipio de la Habana; el propio Po-
,der Ejecutivo, por medio de la Secretaria de Sani-
dad, debia de vigilar el mis estricto cumplimiento
a que debia estar sometido el mercado finico. Pero,
l qnu ocurri6 ? Que con el transcurso .del tiempo, ni
el Ayuntamiento pasado ni el present de la "recti-
ficaci6n", ni el Gobierno pasado ni el actual de
"rectificaci6n",, ha perseguido en el cumplimiento
de sus clausulas al mercado inico; y se ha dado el
caso de que en ese mercado se amontonen las mer-
cancias en el suelo, se multiplique el nimero de ca-
sillas, no respondan sus divisions a los pianos; y
sin el cumplimiento de las ordenanzas sanitarias y
con la infracci6n de todos estos preeceptos, se ha
consentido y se consiente un negoeio que no es un
mercado sine que es una pocilga donde se hacinan
todas classes de basuras. Si el Poder Ejecutivo cum-
pliera su deber, si el Ayuntamiento cumpliera con
el suyo, hoy no se trataria aqui de nuevas orienta-
ciones del mercado, porque estarian vencidas por el
cumplimiento del deber, por parte de los funciona-
rios que hubieran investigado la escandalosa situa-
ci6n antisanitaria de ese mercado. Pero ha habido
medios hTbiles, ha habido propaganda de prensa y
medios suficientes para sostener esa posici6n del
mercado frente al interns positive del pais, frente a]
interns del pueblo consumidor y productor del pue-
blo de la Habana; y ahora, en esas circunstancias,
es que surge el problema.

Vamos a modificar la odiosa, la onerosa, la horri-
ble concesi6n dada por el Ayuntamiento de la Ha-
bana, para encauzarla por nuevos terminos. Y gpor
que se hace eso ? Se hace. acaso, porque el mercado.
dentro de los t4rminos legitimos de su concesi6n, tie-
no una posici6n inopinable? No. Yo. empeio aqui
esta afirmaci6n, que puede comprobarse, dia por dia,
en una sencilla visit de inspecci6n a] mercado, pa-
ra que yea c6mo esta en relaci6n con los t6rminos
b6sicos de su concesi6n. iPor qu6 no se hace? No
se haee para defender los mercados libres autoriza-
dos por el Poder Ejecutivo. Y oiga ahora la Cama-
ra. Los mercados libres no se han establecido, como
se venia diciendo, por una mera y simple disposici6n
del Poder Ejecutivo. Eso es err6neo. Los mereados
libres se han establecido .por una ley de este Congre-
so, que autoriz6 al Ejecutivo para estableeer los
mercados; y se da el caso de que, mientras el Con-


greso facility al Ejecutivo los medios de estableoer
los mercados, viene una ley del Senado que realize
eta i -1..,...... en orden a la condici6n de po-
deres, y dice: la compafiia concesionaria del actual
mercado acepta.r el que se establezcan nuevos mer-
cados, no podrAn estableerse mis queotres veces a
la semana; cosa que restringe e impide la constitu-
ci6n y organizaci6n de ese sistema de mercados li-
bres; y entonces, el Congreso hace la admirable la-
bor de renunciar a lo que es su potestad, dandosela
al Ejecutivo para que establezea mercados, para de-
jar que una compalnia venga a decir cudles hayan
de ser esos mercados y se fijen cortapisas. Esto es
debido a la dejacidn de facultades que hace el Con-
greso para llevarla a una entidad que tione mono-
polio a su favor. Yo he analizado con calma este as,
pecto; y creo que, aunque nos hemos acostumbrado
a ceder nuestras facultades al Ejecutivo, no se estl
en el caso ya de esa dejaci6n de atribuciones, para
darlas a una entidad particular que explota un ne-
gocio. El Congreso, de lo filtimo que debe de des-
prenderse es de sus facultades; y, en este caso, se
desprende virtualmente de ellas, cuando despu6s de
haber votado una ley que, sin restricci6n, estableci6
los mercados libres, deja ahora que los mercados
queden sujetos a una forma especial.

Pero no es ese s6lo el aspect del problema. que
disoutimos. Hay algo mis, en orden a esos principios
muy fundamentals: Esa concesi6n es de character
municipal. Un contrato en virtud de una subasta,
hecho entire una compafiia particular y el municipio.
Y, ahora, una ley del Estado viene a desvirtuar y a
destruir lo que era un convenio con clhusulas y con-
deciones, entire una compafiia particular y el muni-
cipio de la Habana, para, hacer un convenio a nom-
bre de la Repdblica, con autorizaci6n del Congreso,
por part del Poder Ejecutivo, con mis fuerza que
aquel convenio. municipal. En ocasi6n de interpelar
al senior TomB, dije que, una vez en vigor el contra-
to, adquiriria acciones del mismo, puesto que tanto se
prestarian a la especulaci6n. Y ahora, despu6s de
analizar las enormes ventajas del convenio, declare
que cualquiera que sea la suerte que le quepa en el
porvenir a esa concesi6n, el tesoro national tendrfi
qne pagar ecualquier responsabilidad que en el por-
venir, se derive del contrato, como tuvo que pagar
las del negocio del Draigado. Hasta ahora era esta
una situaci6n distinta. de derecho, creada entire el
municipio y una entidad particular. Podrian deba-
tirse esos intereses, sin que ellos afectaran a la ad-
ministraci6n general del Estado; pero a partir de
esta ley, la posici6n es distinta; es el Poder Ejecu-
tivo, con un amplio poder de su Congreso, que fi-
ja una concesi6n, nuevamente, ratificando otra del
Ayuntamiento para que continfie esa clase de ne-
gocios. Ahora, por haberlo explicado el senior Tome,
conocen ustedes la forma de la concesi6n. Vamos a
ver cuales son las ventajas a que renuncia el actual
concesionario: ~se somete 6ste a las exigencias de las
reglas sanitarias? En lo absolute. De una manera
terminante, declare la ley la libertad absolute del
nuevo concesionario, a no salir, en el caso de la limi-
taci6n, del radio de la concesi6n de dos mil quinien-
tos pies. En lo demas habr6is de advertir vosotros
que hay liberalidad absolute para el coneesionario.
No se vuelve, con la ley, a obligarle a que aquellos







60 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE BEPRESENTANTES


cuatro cafes que fueron norma de las ordenanzas sa-
nitarias que hoy existen, se retiren del edificio. No
establece la separaci6n de las mesillas de hoy para
la venta; ni fija, en la orientaci6n del nuevo pro-
yecto, que se mantenga el edificio en las condiciones
que recaban las ordenanzas sanitarias. Le da, por el
contrario, un bill de indemnidad, para que sea, el
propio concesionario el que est6 libre de limitacio-
nes de cualquier clase. Se me podrA decir que, da-
das las fuerzas coercitivas que el actual Gobierno
pone en las cosas en que tiene interBs, se haga cum-
plir como una promesa. Yo lo recojo y lo acepto, y
creo que el Gobierno puede muy bien hacer cum-
plir, en ese establecimiento, las ordenanzas sanita-
rias. Creo tambi6n que el Gobierno puede limitar la
concesi6n, si no se ajusta a sus propios t6rminos, co-
sa qcue no ha hecho hasta ahora. Creo que esa even-
1.ii.l1:, puede surgir. Pero es, acaso, que en la
nueva ley se hace algo para ese moment y esta oca-
si6n. Es acaso que esas determinaciones de la nue-
va concesi6n se hacen para este moment, por este
Gobierno? No. Por eso yo, velando por mis ideas,
anteriormente decia que en el transcurso del tiempo
era mayor la garantia de este negocio; porque
cuando pase esta situaci6n, se podrAn hacer cosas
peores y se hardn con la amenaza de una indemniza-
ci6n mas costosa, mis cuantiosa, al amparo de esta
concesi6n. Actualmente se puede decir que, a pesar
de que la concesi6n habla de Ias ordenanzas sanita-
rias y estatuye determina.dos requisites, a pesar de
eso se falta a ellos; y yo puedo declarar que mu-
chas de las exigencias que se han tenido. como basi-
cas en la concesi6n, no se han cumplido. Pero todas
esas cosas son muy pequefias a trav6s de estas otras
que ofrece el proyecto de ley del Senado.

Decia el senior TomB, a nombre de la represen-
taci6n liberal, que el proyecto era justo, moral y
,patri6tico; que el impuesto sefialado por el senior
Castellanos, que debia cobrarse al edificio, era in-
justo; porque ese impuesto, decia el senior TomB, no
se podia establecer a la concesi6n. Y efectivamente:
mi ilustre compafiero el senior Tome y la Ckmara
saben que los inmuebles, todos los inmuebles, pagan
por concept de impuesto territorial, cualquiera que
sea el negocio a que est6n destinados, y el impuesto
territorial se hace calculAndole la renta total del edi-
ficio, o imponiendole del 6 al 12%.

La ley que viene del Senado, compete esta enormi-
dad y concede este privilegio: Dice que a los edifi-
cios dedicados a mercados no les serin imponibles
quotas contributivas por eoncepto de amillaramien-
to. Es deeir, que va a impedir que se amillare el edi-
ficio, para que no pague la cuota que debe pagar
todo propietario.
Sa. TOMe (MANUEL): Lo hace con un carhcter
general, hasta el termino de la concesi6n del mer-
cado.
SR, DE LA *CRUZ (CARLOS M.) : Perdone el Sr. To-
m6. Ese aspect de servicio pfblico se lo voy a acla-
rar, en relaci6n con este asunto. La Ley Municipal
concede exenci6n del pago del impuesto territorial,
enando se construyen nuevos edificios, durante un
tiempo, a favor del propietario que los fabrique;
ese aspect, pues, esta incluido. en la exenci6n.


Ahora vamos a la segunda parte: Si el edificio
fuese destinado a un servicio pfiblico,-no a un mo-
nopolio o a una concesi6n, que es aqui una entidad
particular y que paga el impuesto por el disfrute
del monopolio, o sea el tanto por ciento del comer-
ciante duefio del monopolio;-si el edificio estuvie-
ra destinado a un servicio pfiblico, que en este easo
pudiera ser una escuela...
SR. TOMA (MANUEL): Cuando la Ley Orgdnica
Municipal regul6 lo que se debe entender como
cuesti6n de servicio pfiblico, estableci6 en el articu-
lo 128 la forma, en que pueden fijarse los servicios
pfiblicos de esta manera. (Lo lee).
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Voy a explicar a su
sefioria la distinci6n que hay en esto. Ese precepto
estd hecho para que el Ayuntamiento elija, de por
si, uno de estos dos procedimientos: ofrece el Ayun-
tamiento el servicio pfiblico, o lo contrata. Cuando
el Ayuntamiento tiene necesidad de alumbrado pd-
blico, tiene necesidad del servicio de limpieza, de la
recogida de animals muertos o necesidad del servi-
cio de mercados, el Ayuntamiento, entonces, puede
optar por uno de estos dos sistemas. Lo realize por
si, en representaci6n de la colectividad que lo tiene,
o establece una subasta, o lo contrata. Contratado o
aubastado el servicio es el mismo, pero no la situa-
ci6n de cada una de las propiedades a que se desti-
na ese servicio; y lo va a ver muy pronto S. S. En
la ciudad de la Habana se prestan varies servicios
piublicos; se presta, por ejemplo, el servicio de alum-
brado y el servicio de recogida de animals muer-
tos. En ambos casos, existen edificios de esas com-
],,,1':,, destinados al servicio pfiblico; y los edifi-
cios de esas compafiias (las cuales tienen ya una re-
tribuci6n, con el monopolio otorgado), los edificios
drcnde se realizan los servicios esthn amillarados y
...-.i la, contribuci6n correspondiente al Ayunta-
miento.
Ahora bien: la ley, ahi, es inconstitucional, po-r-
que crea un privilegio a favor de la compafiia de
mercado y abasto, declarando que .no esta obligada
al pago de contribuci6n por ese edificio, que tiene
todavia esta otra earacteristica peor por virtud de
la nueva ley ,del Senado: entra a ser propiedad de
]a compafiia de abasto y consume de la Habana. Se
da el caso, entonces, de una propiedad privada que
sirve para la explotaci6n de una compafia que pa-
ga impuesto por el negocio y no. paga el amillara-
miento por el edificio. VWase que negocio mAs pinto-
resco de servicio pfiblico es 6ste en el cual el negocio
del mercado tribute como negocio mientras el edifi-
cio done se efectia- el negoeio, la ley lo exceptfia
de impuesto.
Ahora vamos al otro regal del Senado, y es que
no se obliga al concesionario a devolver al Estado ese
medio mill6n que existe como diferencia, siendo una
diferencia muy provechosa que no se tiene en cuen-
ta en la ley que estamos debatiendo. Yo he buseado
con microscopic, a travys de sus preceptos, las ven-
tajas que esta ley pudiera ofrecer al bien pfiblico, y
declare, o que mi vista tiene una nube inmensa que
no me deja encontrar esas ventajas o que realmente
6stas no existen en el proyecto. Pero sefialo que to-
do esfuerzo es est6ril. Estamos en unos mementos en
que estas eosas se obtienen; y yo, que nunca he te-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 61


nido la cobardia de dejar la reoponsabilidad de es-
tos asuntos al 'Congreso, cuando en el Congreso no
han surgido, yo quiero ahora, antes, de terminar, se-
fialar que si esta ]ey se ha formulado, que si esta ley
se obtiene, no es por el solo prop6sito del Congreso,
sino porque ha surgido recomendada por un mensa-
je del Poder Ejecutivo, porque el Poder Ejecutivo
le ha dado calor y la impulsa para llegar a esa so-
luci6n de 6xito. Andando el tiempo, si se cosechan
triunfos, seran del Poder Ejecutivo; y si, fracasos,
o responsabilidades, o situaciones dificiles pa.ra, el
paid's, corresponderan tambien al Poder Ejecutivo.
De toda suerte, yo no he querido quedar relegado en
la blanca hamaca, sino que he salido a la palestra
oponiendome, como lo hice cuando se fu6 a votar en
el Ayuntamiento de la Habana esa concesi6n de mer-
cado unico, y obtuve siendo leader de la mayoria
conservadora entonces, una ley que hubiera heeho
impossible el mercado finico si el Senado no la hubie-
se enterrado en sus gavetas.
Lo mismo que entonces surgi frente a esa. conce-
si6n y obtuve la votaci6n de la, Chmara, me he crei-
do en el deber, hoy, de fijar mi criterio frente a esa
clase de negocio perjudicial a los intereses piiblicos.
Pero, lo singular y lo m.s especial, en este caso, es
que un Gobierno que se ha caracterizado por reali-
zar una labor regeneradora, admit que surja una
ley que sefiale rutas contrarias a su actuaci6n guber-
namental, adversa a esa clase de negoeios. Ahora
bien; si, por el contrario, los prop-6sitos son de desen-
volver un negocio en el porvenir; si se trata de
apuntalar un negocio, averiado per la forma en que
los acontecimientos en nuestro pais lo han coloeado;
si el mercado ya no tiene, a su favor, ese element
,de opinion de un gran peri6dico, cuyos aeroplanos
se cayeron; y si el negocio queda convertido en ne-
gocio de plaza pequefia, expuesto a la competencia
de los demds; y si se quiere convertirlo, por medio
de orientaciones legislativas, en negoeios de garan-
tias para .el porvenir, entonces la situaci6n es dis-
tinta y no hay que hablar una palabra ,mAs, sino es-
perar al tiempo para que nos diga cuales seran las
tristes o favorables conveniencias que de esta ley se
derivan para la Habana y para nuestro propio pais.
(Aplausos).
SR. PRESIDENT (GUIS INCLAN) : Tiene la pala-
bra, a favor, el senior Giordano HernAndez Dou.
SR. HERNANDEZ (GIORDANO): Senior President y
senores Representantes: Nuestro distinguido compa-
fiero senior Carlos Manuel de la Cruz, en las fil-
timas palabras de su diseurso, queri6ndonos, qui-
zAs, lanzar un reproche, afirmaba que, con toda se-
guridad, al tomar esta determinaci6n legislative, no
nos movia un deseo ferviente de suprimir un esta-
do de cosas defectuo-sas, sino finica y exclusivamente
oir las sugerencias del Poder Ejecutivo y cumplir
sus deseos en relaci6n a este asunto. Y yo, por mi
parte,-lo digo con toda sinceridad,-acepto plena-
mente toda clase de responsabilidad en este orden,
porque la integridad de esta ley la garantiza la ac-
titud de un gobernante que en los cuatro afios que
leva rigiendo los destinos nacionales ha procurado
restablecer la normalidad en la vida administrative
y llevar nuestra Repiiblica por un sendero de pros-
peridad y de libre desenvolvimiento. Cuando la ins-


piraci6n y cuando las sugerencias vienen de quien
merece todo nuestro respeto y today nuestra admira-
ci6n, las acepto complacido, debo aceptarlas con
gusto, porque su actitud anterior es garantia de ho-
norabilidad para el present, para el future, y en. to-
dos los moments en que, para ventura de la patria,
este en el alto sitial desde donde rige los destinos
nacionales. (Aplawsos).
Yo quiero llamar la atenci6n, seiores Represen-
tantes, de algo que ya expresaba con enter raz6n,
en su brillantisimo discurso, mi distinguido compa-
fiero el ilustre jefe parlamentario nuestro, senior
Manuel Tome, sobre la confusion alrededor de la
cual habian girado las argumentaciones contrarias
al proyeeto de ley que debatimos. Es indudable, co-
mo afirmaba el senior Tom6, que la concesi6n, el de-
recho y la obligaci6n, por parte de una entidad, a
prestar un servicio pfiblico con la necesaria venta-
ja al mismo, no es de confundirse con los instrumen-
tos, con los iftiles y con los objetos materials que
esa entidad tiene, para cumplir con su deber. Por eso
en esta ley,-que no trata absolutamente toda de la
eoneesi6n ni de lo que se refiere a la perpetuidad de
que hablaba el senior Castellanos, sino de suprimir
una clAusula de la misma que no objetaba la conce-
si6n, pero si las propiedades de la compaiiia conce-
sionaria,-no existe tal enormidad en ceder a per-
petuidad una concesi6n; porque lo quoe se cede no es
esto, sino una transacci6n en que el municipio o la
entidad que haya de sustituirlo, lo efectiia sin ne-
cesidad de desembolsar cantidad alguna por concep-
to de indemnizaci6n y renuncia por su part en un
contrato conmutativo sobre la propiedad eventual
que pudiera corresponderle por esos edificios. En
ello, pues, no hay enormidad; hay un contrato con-
mutativo en que las parties, reciprocamente, dindose
distintas concesiones, reciben lo que les correspond;
una part, sin tener la obligaci6n de pagar; y la
otra, despues de la renuncia de los derechos, en jus-
to compensaci6n, lo que es legitimo, just y equita-
tivo que se le dU.
Tanto el senior Carlos Manuel de la Cruz, como
el senior Castellanos, han juzgado esta ley como una
usurpaci6n legislative de las atribuciones puramen-
tt municipals, al amparo de la Ley OrgAnica; atri-
buciones que son, a su entender,-err6neamente, por
eierto-de la exclusive competencia de los ayunta-
mientos y, en especial, del Ayuntamiento de la Ha-
bana, a quien directamente se refiere esta concesi6n.
Esta ley, en la forma en que estA redaetada, no
es categ6rica, no es una ley terminante; es una ley
condicionada a dos circunstancias diferentes: La
primera, la aceptaci6n por parte del concesionario;
la otra, la obligaci6n del Ejecutivo a ponerla en vi-
gor, sin que previamente concurran la autorizacidn
del Ayuntamiento o del organismo que hubiere de
sustituirlo o sea el Distrito Central. Y a este efeeto,
en el articulo IV de la Ley, se express lo siguiente:
"Dar facultades al Ejecutivo para obtener del muni-
cipio de la Habana... (Continia leyendo).
Asi es, pues, que el Ejecutivo no realize, en este
caso, sino una simple funci6n de mediador; una sim-
ple funci6n de mediador que es just y legitima,
porque el Ejecutivo, que ostenta la mas inmediata
representaci6n del organismo mAximo del Estado,






62 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


en situaciones excepcionales, que afecten tanto al in-
teres municipal como al interns del Estado, debe
asumir tambien la representaci6n, la guia y la di-
rec'ci6n de esos asuntos que, aun perteneciendo a la
forma colectiva de los municipios, afectan tambi6n
direct e inmediatamente a todos los sectors de la
vida national; y por esto el Estado delega en los or-
ganismos municipales, no arbitrariamente, sino en
norma conciliadora y de precauci6n, aceptando acuer-
dos del Ayuntamiento y poni6ndolos o no en ejecu-
ci6n en los terminos que se conceden en la ley que
so discute.
Es necesario llamar tambien la atenei6n acerca de
1I que constitute la verdadera esencia del servicio
pfiblico, punto de vista fundamental y esencialisimo
para poder aquilatar y apreciar los actos de critical,
de censura o de defense sobre esta ley en cuesti6n,
que es indiscutiblemente una ley que, por afectar a
los intereses de la capital, afeeta a los intereses de
la Repfiblica.
Nuestra Ley Municipal se ha inspirado en un cri-
terio francamente, de socializaci6n de los servicios
piublicos, rompiendo con nuestros precedentes hist6-
ricos y legislativos, francamente individualistas y de
libertad en todos los 6rdenes y en todas las activida-
des de los ciudadanos. Y en esta ley, vistas las difi-
cultades que en la aplicaci6n de la misma se han
presentado, se abre un nuevo cauce, se abre en el
mariana una brecha a la libertad individual de co-
merciar en la forma que mejor les plaza a los ciu-
dadanos, sin coartarles en ningfin orden de circuns-
tancia; porque cuando transcurra el t6rmino de la
concesi6n, cuando los privilegios, que la compafiia
concesionaria goza y disfruta en el present, cuan-
do se hayan estableeido mercados en unos y otros
sectores importantisimos en la caQjtal de la Repil-
blica, cuando las zonas prohibitivas de aire no exis-
tan para estos mercados, entonces las prohibiciones,
las limitaciones dejarAn de existir, y todos y cada
uno Ide los ciudadanos tendrAn la libertad de comer-
ciar en todo tiempo y lugar dentro de la zona prohi-
bitiva. Y en este sentido, -., ri7.-- Representantes,
afirmo que este proyecto de ley es una orientaci6n,
es un paso de advance, es una guia segura hacia la
conseeuci6n de una bella realidad, de una bella es-
peranza, realidad en el mafiana: la libertad de co-
mercio, simple y sencillamente, una de las mAs gran-
des conquistas de la humanidad a trav6s de sus
cruentas luchas nor la realizaci6n de sus derechos.


llos servicios mAs esenciales para el normal funcio-
namiento de su vida internal; y de la misma mane-
ra que el Estado subveneiona a los ferrocarriles, pa-
r; realizar obras de progress de las cuales pueda ob-
tener ventajas la riqueza national, en atenci6n a que
las actividades de los capitals privados son incapa-
ces para realizarlas, tambi6n en casos como 6ste, tra-
tandose de un servicio tan importante...

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Coja las cuartillas,
para que vea como ha habido subvenci6n a estos ser-
vicios; y 'ea tambi6n la calificaci6n que de ello ha-
ce su compailero el leader liberal, en este asunto de
los mereados. El lo calificaba de monstruoso. No lo
digo yo, lo decia el leader liberal.

SR. HERNA.NDEZ (GIORDANO) : Indudablemente,
sea cual fuese la afirmaei6n que ha hecho el senior
de la Cruz, sean cuales fuesen las manifestaciones
del senior Tom6, yo tengo la intima convicei6n de
que, aun cuando en uno de los aspects o en su to-
talidad, la concesi6n sea err6nea o injusta, no se
puede decir que no se ajusta a la realidad y a los
principios que informan los contratos de servicios
piblicos de esta naturaleza. El Estado assume direc-
tamente la vigilancia que se presta con este servicio.
Y solamente cuando el Estado o el Municipio o las
entidades de orden pfiblico screen que este servicio
no se presta, es entonces que se utilizan las otras
dos formas que sefiala la Ley Orgdnica de los Mu-
nicipios.
En cuanto a la afirmaci6n de los mercados libres,
yo quiero declarar que, sean cualesquiera las cir-
cunstancias en que esta la autorizaci6n para los
mereados libres, no se han hecho en contra o contra-
rias a los t6rminos de la concesi6n en vigor, porque
s: 6sta mantiene la prohibici6n absolute en cuanto
al mercado de abastos del t&rmino municipal de la
Habana, culquiera otra disposici6n, cualquiera otra
ley que se dicte, a este respect, permiti'endo que
.esos mereados libres vendan los products de prime-
ra necesidad, es contraria a los t6rminos, de la con-
cesi6n.

M. i,-,.r. ;,..-., por mi parte los arguments y apre-
ciaciones vertidos por el senior de la Cruz que con-
sumi6 el fltimo turno en contra, no quiero ahondar
en los otros aspects que con. tanto conocimiento,
con tanta elocuencia. y con tanto dominion del
asunto ha hecho mi Il;.i;,l.:,il.. compafiero el senior


Tom6; y yo declare, recogiendo la frase de mi dis-
Decia el senior Carlos Manuel de la Cruz que el tinguido compafiero el senior Castellanos, que he si-
concesionario habia recibido quinientos mil pesos, do uno de los que he abandonado presuroso mi t6r-
aportados por el Estado, adelantandoselos al muni- mino municipal para venir a votar esta ley; y que,
cipio para que oste hicera entrega al concesionario. l.jos de sentirme disminuido por asi .haberlo ihe-
Efectivamente, para indemnizar a los concesonarios cho, me siento satisfecho porque he venido presuro-
en el mercado de La Purisima, el municipio de la so para, con mi .- fa,- ,, procurar extinguir un abu-
Habana recibi6 del Estado ciento cincuenta mil pe- sivo monopolio a fin de sustituirlo por una ley just
sos, y el Estado tambien adelant6 al municipio, para y de equilibrio que, teniendo los derechos al ampa-
que este, a su vez, le hiciera entrega al concesionario, ro de una concesi6n injusta, se mantenga por enci-
1; cantidad de trescientos cincuenta mil pesos, para ma de todo ello algo que esta por encima de los in-
la adquisici6n del terreno en que se habia de levan- tereses individuals, que son los sagrados interests
tar el mercado. Esto no es nada contrario a los prin- de la Repiblica, los sagrados intereses de la colec-
cipios que rigen en asuntos de esta naturaleza. Ello tividad. (Aplausos).
es natural y l6gico que asi ocurra; porque el muni-
cipio, como el Estado y cualquier otra entidad de SR. CASTELLAITOS (MANUEL) : Pido la. ampliaci6n
derecho pi6blico, tiene la obligaci6n de tender aque- del debate.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Agotados los
tnrnos reglamentarios, se pone a votaci6n la amplia-
ci6n del debate.
Los que est6n conformes, se servirdn ponerse de
pie.
(La mayoria de los seifores Represenanates se po-
ne de pie).
Aprobado.
SAlgin senior Representante solicita la palabra en
contra ?
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Pido la palabra a favor.
Sa. PRESIDENT (GUIS INCLIN) : Tiene la palabra
el senior Zaydin.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Sr. President y Sres. Repre-
sentantes: Comprendo que, por lo avanzado de la ho-
ra, todos desean entrar en la votaci6n; pero hay ocasio-
nes en las cuales, aunque abusando de la benevolen-
cia y apeland'o a la cortesia proverbial de los com-
pafieros, es necesario explicar las razones y funda-
mentos que se tienen para decidirse a favor de una
ley que ha sido tan duramente combatida por dos
ilustres parlamentarios como los doctors de la Cruz
3 Castellanos; y especialmente me toca a mi, en es-
ta oportunidad, porque quizis no perteneaca al
grupo de Representantes a que aludia el senior de
la Cruz, sino que siempre he procurado mantener
un criteria propio en las votaciones de todas las le-
yes, y en algunas ocasiones me he pronunciado en
contra del criterio mantenido por la mayoria.; y en
esta oportunidad, sin embargo, eaigo con la mayo-
ria, por entender que la ley, sin tener todas las exce-
lencias y ventajas con que algunos han querido
presentarla, tiene, sin embargo, bastante utilidad
para los intereses pfiblicos y bastante bondad para
poder ser aceptada.
El debate, como se debe presentar, como yo lo es-
timo a la consideraci6n de mi criteria propio, es en-
tre un interns pfiblico y.uno privado; pero un inte-
res privado respetado, que al amparo de nuestras
eyes no podia ser maltratado y violado mas que por
la fuerza del derecho. Y no podia ser que se viola-
ran los preceptos de las leyes, ni que el Ejecutivo,
como representaci6n del Estado, se excediera en su
autoridad para violar esos intereses privados, en be-
neficio del interns pfiblico. Solamente en caso ex-
traordinario y especial, en caso de guerra exterior,
por ejemplo, puede un gobierno violentar, sacrifi-
car los intereses privados en beneficio de los inte-
roses puiblicos. Pero cuando, por el contrario, ese
gobierno se encuentra ante los intereses privados y
perjudica o dafia en cierta forma la colectividad,
entonces ese gobierno si tiene que mantener siempre
el respeto de la ley; y no debemos nosotros, Repre-
sentantes a la CAmara baja, no solamente exponer
y sustentar, y ni siquiera aceptar con nuestro con-
sentimiento tacito, que se pueda decir que la ley
debe quebrantarse, ain cuando esa ley, por razones
do su origen, haya podido proteger interests priva-
dos en contra de los intereses pfiblicos. Por consi-
guiente, lo que es recto y aconseja un criterio de
reflexi6n, es que se busque la forma ddeterminada
entire los intereses privados y los interests pfiblicos;
queen esta ley se libre una batalla entire el interns


public y el privado, que tiene todos los efectos de
una .cosa juzgada, sancionada po.r un qcuerdo del
Ayuntamiento, pero un acuerdo adoptado conform
a una ley contra la cual no se establecieron los re-
cursos pertinentes, y que hoy tiene tanta fuerza co-
mo puede tener cualquier otro acuerdo que pudie-
ra haber emanado del Congreso de la Repdblica.
Yo pienso, y pienso en esto como gobernante, que
el jefe del Poder Ejecutivo, deseoso de impedir que
la ciudad de la Habana estuviese sufriendo la con-
secuencia de lo que constitute un monopolio irri-
tante como es la concesi6n, pudiese dar a los vecinos,
de esta ciudad los medios y las ventajas que propor-
cionan a la colectividad las competencias de los mer-
eados en la venta de los products mediante la ins-
talaci6n y establecimiento de diversos mercados a los
cuales se pueda acudir para la adquisici6n de los
articulos de primera necesidad.
Decia el doctor de la Cruz,-parlamentario a eu-
ya palabra siempre hay que ponerle muy buen oido
y, sobre todo, reflexi6n, porque siempre habla acer-
tadamente,-que con la simple aplicaei6n de las Or-
denanzas Municipales hubiera. sido veneida, tumba-
da, la eoncesi6n del mercado finico. Y ese es un pro-
blema sanitario que un gobierno respetuoso de la
ley no podia haber resuelto de esa manera, porque
si en el mercado actual existen (yo no lo sB) las in-
fracciones sanitarias, ese solo hecho no era suficien-
te para que se le retirara la concesi6n, sino que ha-
bria que obligarlo a- que se sometiera a las disposi-
ciones sanitarias vigentes.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.): Y el hecho de que
el actual concesionario haya establecido determina-
das ventas de mercancias en forma y en condiciones
que prohiben las ordenanzas previstas en las cldu-
-sulas de su concesi6n, no es una infraeci6n de la
concesi6n misma?
SR. ZAYDiN (RAM6N): La concesi6n, en primer
lugar no establece reglas sobre las condiciones sani-
tarias; y respect a la colocaci6n y venta de los pro-
ductos en el mercado, deja eso para una disposici6n
ide caricter general que adopted el Gobierno.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pero si las Orde-
nanzas exigen y una cldusula de la concesi6n obli-
ga a mantener en buen estado sanitario el edificio,
no es esto suficiente?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Le impone multas por la
infracci6n, pero no se llega a la cancelaci6n de la
concesi6n por la falta del cumplimiento del conce-
sionario. Por consiguiente si el mercado actual no
se encuentra en las condiciones sanitarias que dice
el sefor 'de la Cruz, lo que debia hacer el Ayunta-
miento de la Habana...
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : NO solamente el
Ayuntamiento.
SR. ZAYDiN (RAm6N): Y las autoridades podrian
inponer las multas consiguientes a las infracciones,
o las obras que estimasen convenientes; s610 se po-
dria rescindir la concesi6n, en el caso de que no se
compliera el requerimiento correspondiente para la
practice de esas obras.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Y entonces vendria
1a clausura.


63







64 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


SRa. ZAYDIN (RAM6N) : Pero si el concesionario es
requerido por el Ayuntamiento para que realice
obras que se considered necesarias de acuerdo con
las Ordenanzas Sanitarias, si el concesionario cum-
pie el requerimiento, continfa gozando de la conce-
si6n. Vea S. .8. qu6 fcdil es escapar a lo que esta
diciendo el senior de la Cruz por motivo sanitario;
y que no se necesita del medio juridico, para, lle-
gar a rescindir una concesi6n otorgada a nombre del
municipio.

SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.) : Permitame el senior
Zaydin. No es solamente por motivo sanitario; por-
quoe existen otros motives para anular esa conce-
si6n, equivalent a un monopolio. En el mercado
finico, ademis, funciona mayor nfmero .de casillas
del que la propia conoesi6n permit. Si se aplicara,
pues, la ley, estrictamente, el asunto quedaria re-
ducido a una situaci6n bien distinta del pingiie nego-
cio que en la actualidad oe efectfa.
Sn. ZAYDiN (RAM6N) : Tiene razen el senior de la
Cruz; conozco bien este negocio, como to'dos los asun-
tos que se tratan en este cuerpo colegislador, por-
que soy de los Representantes que procuran, cuando
vienen los asuntos al conocimiento de la CGmara, te-
ner estudiado el problema; por eso puedo contestar
al senior de la Cruz que esta concesi6n a que aqui
se alude esta modificada, y lo esta en el sentido de
autorizar y permitir todo eso que precisamente el
senor de la Cruz sefiala como una infracci6n de la
primitive coneesi6n. Asi que hoy todo eso es legal.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Perd6neme S. S.
Pero S. S., que es un ilustre catedrdtico,-de lo
cual me alegro, porque al intervenir en este debate
lo hace con la preparaci6n y competencia necesa-
ria-y a quien le tengo verdadera admiraci6n, por-
que s5 que estudia los problems desde un punto de
vista cientifico, no puede afirmar que haya acuer-
do; pues aunque no hubiera sido vetado en su opor-
tnnidad aquel acuerdo del municipio, que diera ca-
rioter legal a una concession, siempre existed el he-
cho ode que con este negocio se infringen disposicio-
nes de cardcter, general. S. S. sabe que el merca-
do y los acuerdos posteriores sobre esa concesi6n, no
solamente estin en pugna con leyes bAsicas, de la Re-
pfblica, sino que uno y otros pueden ser anulados
por motivo de las infracciones cometidas contra la
misma concesi6n. Por no extenderme demasiado, no
quise tocar ese punto concrete; pero puedo decirle
que hay studios hechos sobre el particular, entire
ellos uno del doctor Zaydin. Puedo ofrecer esos da-
tos en cualquier otro debate pfblico; y para llegar
a esa conclusion del aspect cientifico del debate,
emplazo a S. S. significendole que esos acuerdos
del Ayuntamiento de la Habana, aunque no fueron
vetados, son nulos, por haber infringido varias le-
yes de la Repfblica.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : YO creo y estimo-con per-
d6n del Dr. de la Cruz,- que si el Ayyntamiento
de la Habana modific6 la concesi6n, y si las modifi-
caciones de esa concesi6n han sido aceptadas por la
unica que podia reclamar, que era la compafiia con-
cesionaria,-la cual, en este caso, no habia de recla-
mar, porque le era ventajoso el acuerdo,-si no se
establecieren contra el mismo recursos de inconsti-
tueionalidad, que vinieran a echarlo abajo por sen-


tencia de nuestro mds alto tribunal, ese acuerdo
subsiste y hay que respetarlo.
SR. DE LA CRUZ ('CARLOS M.): Ya eso es' distinto.


SR.
mara
do, y


ZAYDIN (RAM6N) : En estos moments, la GC-
no puede hacer consideraciones sobre el pasa-
sobre cosas en las cuales no tuvo intervenci6n.


SR. RAMiREZ (ELADIO): 4 Cudntos afios hace que
se tom6 ese acuerdo?
SR. ZAYDIN (RAM6N): Hace diez afios; y voy a
rogar a los compafieros que no me interrumpan
hasta que no finalice un parrafo, a pesar .de que no
tengo inconvenient en tender las interrupciones;
pero cuancto estoy esbozando un pensamiento y me
nterrumpen, dejo trunco el pArrafo y tengo que
enhebrar nuevamente el pensamiento.

No podemos venir ahora con lamentaciones de
que haya sido el Ayuntamiento de la Habana el que
acordara la concesi6n de un mercado 'finico para la
ciudad de la Habana, para la capital de la Repfi-
blica que tiene en la actualidad unos seiscientos mil
habitantes; y que lo hayan acordado por treinta
afios, sin calcular los perjuicios que se irrogaban a
nuestra urbe; no podemos ponernos tampoco a la-
mentar que ese propio Ayuntamiento, (a petici6n,
luego, del concesionario), modificase la concesi6n,
haci6ndola afin mrs dura, si cabe la expresi6n, que
la primitive concesi6n. No .podemos venir a lamen-
tar que las autoridades de un orden juridico supe-
rior no hayan ejercido, de acuerdo con las leyes,
ura acci6n energica en defense de los intereses del
municipio de la Habana, ni que tampoco se hayan
estableeido los recursos legales para que los tribu-
nales de justicia declararan la nulidad de la con-
cesion.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Pero hoy la pue-
den ejercer.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : El doctor de la Cruz es un
eminente abogado, y puede hacerlo; yo lo acompafia-
ria. Pero hoy, el Congreso, respondiendo a un men-
saje del ilustre Presidente de la Repfiblica, se en-
cuentra al lado de un problema diafano, de una si-
tuaci6n muy clara: Hay una concesi6n que tiene
que respetar 61, una concesi6n por treinta afios, tal
como. la ha definido muy bien nuestro ilustre leader
cl doctor TomB y tambi6n el elocuente orador de es-
ta ,Csmara el doctor Giordano Hernandez; pero de-
seando 61 tender al clamor pfblico ha querido pres-
tarle eficacia a dicha concesi6n. Yo he visto la
protest contra el mercado finico, heeha por los pe-
ri6dicos, hace muy poco tiempo, por "El Mundo",
'Diario de la Marina", "Heraldo de Cuba" y otros,
contra ]a compafiia y contra la concesi6n que califi-
caban de monopolio irritant y odioso; esos peri6di-
cos pedian al Poder Ejecutivo, y no lo pedian ni si-
quiera al municipio, que impidiera la continuaci6n
de esa compaiia, y esa tinta esat tan fresca que la
recordarAn todos los compafieros. El Presidente de
la Reptiblica, frente a esto, tenia dos caminos': ape-
lar a la violencia, a la fuerza,-y la fuerza, para mi
no crea nunca derechos; la fuerza y el abuso del po-
der no puede ser applicable en un pais de institucio-
nes democriticas como el nuestro, y de la cual nos-
otros somos Representantes.-El Presidente de da






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 65


Repfiblica tenia que estudiar un medio habil; tuvo
que llamar a los concesionarios y plantearles una
formula que en el terreno del derecho privado se lla-
maria una transacci6n, y una transacci6n significa
ceder cada una part de lo suyo en beneficio de la
armonia de los dos.
Cuando el Presidente de la Repdblica. pide al Con-
greso autorizaci6n para poder armonizar los intere-
ses privados con los intereses pfiblicos, est' seguro
de que no incurrira en un ridicule, puesto que la
"p .1'"d.:, de abasto y consume de la Habana acep-
tar' la transacci6n firmando la escritura'que modi-
fica las cl6usulas de la concesi6n.
Estas eyes no se pueden mandar al Congreso co-
mo fuegos artificiales, porque no seria habil que el
Jefe de Estado realizara tal cosa, ya que se expon-
dria a incurrir en lo que vulgarmente se llama una
plancha. El Poder Ejecutivo, antes de recomendar
a los Representantes la aprobaci6n de esta ley, co-
mo lo ha hecho, ha tenido que celebrar indiscutible-
mente conferencias con los que representan a la
compafila concesionaria; y habiendo luchado como 61
,ha luchado en defense de los interests pi.blicos ma-
no a mano, examinando clausula por clAusula, acep-
tar aqu6llas que fueren menos graves para el pue-
blo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No parecen clausu-
las hechas por el Poder Ejecutivo; parecen hechas
por la compafia. Fijese S. S. en la redacci6n.

,S. ZAYDIN (RAM6N) : Contra lo que cree el doc-
tor de la Cruz, yo le aseguraria. que habiendo leidoe
la concesi6n, las modificaciones que se introduced
er. esta ley son grandes. Tambi6n he leido la carta
que el doctor de la Cruz public en el peri6dico "El
Mundo", rebatiendo el mensaje del Poder Ejecuti-
vo y la ley del .Senado. Asi es que yo estaba docu-
mentado acerca de los arguments, no solamente fa-
vorables a la ley, sino de aqu6llos que acaudillaba
con un buen prop6sito el doctor de la Cruz. Y en
este terreno de considerar la bondad de las leyes,
todo depend de la posici6n en que se coloque cada
uno.
Al recomendar el senior Presidente de la Repfibli-
ca esta ley, lo ha heeho a sabiendas de que va a ser
aceptada por la compafiia y no va a ser una sorpre-
sa para nadie; la sorpresia seria que no se aceptara,
porque ello equivaldria a un grave error del Presi-
dente de la Repfibliea, de haberse lanzado 6ste a re-
comendar una autorizaci6n, sin star seguro de que
babria de ser acompafiado por la compaflia concesio-
naria. Ningfin Jefe -de Estado se lanza a cometer un
error de tanta gravedad como 6ste. Por un lado
tenemos un mercado fnico para la Habana, con
veintitr6s aflos mis. Un mercado que lo podriamos
poner en todas esas magnificas condiciones sanita-
rias que quiere el doctor de la Cruz y que quiere to-
da la CAmara y que podria hacerlo el propio Pre-
sidente de la Repfiblica en caso de que sea menes-
ter; pero un solo mercado con su radio de dos mil
quinientos metros de aire y, comeo decia el doctor
Tom6, una legua y cuarto, lo cual, como decia el
doctor de la Cruz, equivaldria a tener que colocar
los otros establecimientos en el mar, para que reci-
ban los barcos.


Por otro lado, la nueva ley. Qu6 se va a conse-
guir por este proyeeto de ley? Se va a congeguir re-
ducirle al mercado fnico la line de aire de dos mil
quinientos metros, reducirsela en cada cinco afios pro-
porcionalmente hasta Ilegar al t6rmino de la conce-
si6n. Segundo, obligar a la compafiia a construir
otros dos mereados sin radio de exclusividad de nin-
guna clase, y que recconozca, ademhs, al municipio
de la Habana, el dereeho que tiene a construir un
mercado donde estd la antigua Plaza del Vapor.

En esta ley, hay la obligaci6n de convertir un mer-
cado en cuatro. Esa es la realidad de la ley; y que,
cada tres afios, el Gobierno de la Republica podra
obligar a la compaiiia concesionaria a construir un
nuevo mercado en el lugar en que 61 indique, y que
en el caso de que no lo construya habri de ser sa-
cado a subasta por el Gobierno de la Repdblica.
Con lo cual, calculando que el t6rmino de la conce-
si6n es todavia de veinte y tres afios, y calculando
que dentro de tres afios habra cuatro mercados, el
municipio de la Habana, cuando termine la conce-
si6n, tendra once mereados.

Ahora el problema est6 en este punto, que es bi-
sico: y es que el Poder Ejecutivo se reserve el dere-
cho de regular las tarifas de esos mercados. Ahi es
done esta, como muy bien decia el i...li,,.i;,l,. Re-
presentante que ha sido alcalde y alcalde model,
el doctor Bosch, ahi es done esta el modo de powder
servir los intereses pfiblicos. Qu6 import que exis-
tan various mercados, si se permit cobrar a los mesi-
lleros un alto alquiler por el arrendamiento de las
mesillas? Habri entonces otros mercados, en los cua-
leb el Poder Ejecutivo reglamentark las tarifas y
podri regular los precious normales, con objeto de
que los products se puedan vender mis baratos.
Y establecido asi, si la compafiia de los mercados no
baja los precious, establecera una competencia en la
venta de los products. Eso es una realidad y fren-
te a esa realidad yo no me puedo detener ante tiquis-
miquis de la ley. Esta ley gana para la ciudad de la
Habana una batalla hermosa, en la cual nos unimos
los Representantes de la Camara.
Por el doctor Castellanos se decia aqui que se le
concede a la compafiia el derecho de expropiaci6n.
Y yo afirmo que no hay tal derecho de expropia-
ci6n. Nosotros tenemos establecida en la Repuiblica
derecho de expropiaci6n para los ferrocarriles, las
plants el6ctricas y los tel6fonos. Los mercados son
de servicio pfblico, indiscutiblemente. Si se obliga
a construir un mercado, debe pretenders que no
sea costoso; que ese mercado se construya con arre-
glo a las ordenanzas sanitarias; y que no requiera
unn gruesa inversi6n de capital, porque mayor se-
ria, entonces, el interns del dinero invertido. Si se
quiere eso, esta bien el derecho de expropiaci6n y la
facultad del Estado de fijar el lugar en el cual ha-
bra de levantarse el mercado; pero teniendo en
cuenta que, cuando fije el lugar, lo hark en sitios
donde la propiedad no tenga un precio elevado. Es
decir, que el Estado contribuird a que la expropia-
ci6n de esos terrenos no se convierta en un medio
de especulaci6n.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo desearia que
S. S. me sfialara en qu6 precepto de la ley se con-






66, DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE REPRESENTANTES


sign que el Estado fijard el lugar donde ha de le-
vantarse e1 edificio del mereado.
SR. ZAYDIN (RAM6N): ,Votaria entonces el senior
Castellanos la fey? (Risas). Yo, .como el senior Cas-
tellanos, he- hecho un studio minucioso de la ley;
y voy a contestar su pregunta ley6ndole el aparta-
do "B" del articulo lo., que dice lo siguiente: (Lo
lee).
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Y luego tiene un
mercado eada tres afios. Y est6 tambi6n indicado
en qu6 precepto.
SR. ZAYDIN (RAM6N): En el pirrafo "C" del
articulo 3o, que dice: (Lo lee).
SR. CASTELLANOS (MANUEL): De manera que, res-
pecto a ese mercado, result injusto concederle la
expropiaci6n.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Si el senior Castellanos re-
laciona este. articulo, vera que el derecho lo concede
el Gobierno lo mismo al primero que al segundo. En
uno, establece un dereeho de caricter especial, y en
otro, derecho de car6cter general. Entiendo que, pa-
ra interpreter, estamos los abogados.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Creo que la ley esta
propuesta por. el Representante de la. compafiia de
mercado y abasto.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Creo que tambi6n podia
ser defendida por los sefiores Representantes.
SR. DE LA 'CRUZ (CARLOS M.): Es mis: creo que
esth declarado por el mismo mensaje.
SR. ZAYDIN (RAM6N): Estimo que la podemos
votar. Porque lo malo seria que la votaramos creyen-
yo que en ella estaban vinculados los intereses .de la
compafiia; pero todo el mundo sabe que la compa-
flia ,del mercado finico no recibe ventajas.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): S. S. no tiene que
dar escusas. Yo no he querido ni con much, en to-
do el curso de mis palabras, lanzar ideas que pudie-
ran tener necesidad de escusa ni de acusaciones.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Yo no he dado esausas al
doctor de la Cruz, ni a la CAmara, tampoco. Por lo
demas, este debate tiene un character pdblico y que-
,dara consignado en el Diario de Sesiones. Las pa-
labras no pueden ser interpretadas inicamente como
uno las interpreted; e, indiscutiblemente, yo no po-
dia presumir que fueran dirigidas a la Camara ni
al que habla, atendiendo a la caballerosidad que yo
y todos reconocemos en el doctor de la Cruz; pero
he querido aprovechar la oportunidad, porque es
convenient, cuando se trata de leyes de esta natura-
leza, tener en cuenta que existen enemigos de la pro-
pia CAmara y de nosotros mismos que estan siem-
pre aceehando la oportunidad para zaherirnos e in,
juriarnos,-quizas inspirados por el despeeho que
les proporciona el no poder ocupar los puestos que
nosotros oeupamos-y aprovechan los debates de es-
tas leyes para englobarnos a todos y hacernos obje-
to de sus diatribas. Contra 'ellos, absolutamente,
contra ellos he querido aprovechar esa oportunidad
para referirme a su conduct.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo acepto la parte
de responsabilidad que pudiera caberle al Congreso,


porque me honra y me levanta y me enaltece, al
mismo tiempo; porque no me creo superior a mis de-
mas compafieros, porque eso es lo que me da mi pro-
pio prestigio personal. He declarado que la respon-
sabilidad estA en el Poder Ejecutivo.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Yo no participo de ese
criterio del doctor de la Cruz, porque estimo que no
debo evadir las responsabilidades en que incurra
personalmente; y no quiero nunca escudarme, de-
clarando que voto una ley porque la oriental el Pre-
sidente de la Repfblica, ya que, a pesar de ser yo
liberal, de ser su amigo, a pesar de ser uno de los
patrocinadores de su candidatura, cuando he creido
que alguna ley recomendada por 61, estaba en desa-
cuerdo con mi manera de pensar, me he levantado
en esta CAmara, quebrantando principios de disci,
plina y poniendo quizas en juego la amistad del se-
i5or Presidente de la Repuiblica, para declarar mi in-
conformidad con dicha iniciativa. Y esta noche,
cuando me levanto a defender esta ley, no lo hago
eseudado en el Presidente de la Republica, sino en
mi propia capacidad y en mi responsabilidad.
(Aplausos).
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Felicito a S. S.,
que nos da una prueba mas de su valor y de civis-
mo; pero, con toda su brillantez, eso no escusa la
declaraci6n que yo hice respect a que la ley pro-
cede de un mensaje y que aqui, sin studio previo
del asunto, se ha planteado y se ha traido eso a dis-
cusi6n. Tambi6n declare, como el doctor Zaydin,
que no soy de los que me escudo en la responsabili-
dad de los demAs, ni que me acuesto en la hamaca
de las comodidades; porque cuando he perteneeido
al partido de la, mayoria y. he tenido que actuar
contra leyes recomendadas por el Presidente de la
Repfblica y de mi partido, lo he hecho como lo hi-
ce cuando vote contra una ley que impedia un mer-
cado que se estaba hacienda en aquellos moments
per familiares del propio Presidente que ocupaba la
Jefatura del Estado cubano; es decir, que he asumi-
do la responsabilidad personal, en la votaci6n en di-
ferentes leyes.
SR. ZAYDiN (RAM6N): Estas interrupciones sue-
len ser siempre enaltecedoras para la Camara, por-
que nos dan la oportunidad de escuchar el verbo
siempre elocuente del doctor Carlos Manuel de la
Cruz. Y me felicito de que mis palabras hayan pro-
vocado aqui sus manifestaciones, que han servido pa-
ra poncr de relieve sus cualidades como polemista y
parlamentario; pero que no han servido para poner
en evidencia la ley que estamos defendiendo. Yo he
declarado que la ley es de mera formula de transac-
ci6n entire el interns privado y el pfiblico, y a virtud
de la cual el interns pfiblico cede much menos de
io que en cambio gana;.luego es mas ventajosa para
el interns pdblico, que para el privado. Y digo esto,
po.rque es lo que mis interest a los habitantes de la
pcblaci6n de la Habana; que haya various mercados,
que no haya radio de exclusividad para la venta, a
fin de que cuantos quieran puedan establecer ventas
y se haga la competencia, y tengan salida los frutos
que se cosechen en la provincia de la Habana; que
nuestros agricultores tengan lugares donde vender
sus products; y ahora tendran, no solamente esos
cuatro mercados sino tambien los mercados libres







DIARIO DE SESIONES DE DA CAMERA DE REPRE'SENTANTES 67
I-


que aqui se han autorizado por medio de un decre-
to presidential. Los agricultores de la provincia de
la Habana no sufriran por el precio de arrendamien-
t, de los locales para vender su fruto, porque el
Gobierno lo impedirf, evitando today especulaci6n;
habrd ventajas para los agricultores y para el ve-
cindario y, a cambio de esas ventajas, lo finico que
se da es un edificio, por el cual hubiera tenido que
abonar el municipio medio mill6n de pesos, cosa que
no llegaria nunca a efectuarse, porque en nuestro
pais tenemos la triste experiencia de que ninguna
concesi6n, cuando llega su vencimiento, pasa a po-
der del Estado, sino que se prorroga.
Al Estado, lo que le interest es tener mercados de-
dicados a la venta de frutos; y cuando, a trav6s del
tiempo, ese monument formidable que se levanta
en la Calzada de Cristina, no tenga radio de exclu-
sividad ninguno, decide si entonces significard un
gran negocio, o un negoeio ruinoso inclusive para el
municipio de la Habana que hubiera tenido que pa-
gar quinientos mil pesos por el edificio.
Por estas razonds y por otras mAs que yo podria
aducir, pero que omito por no extender demasiado
el debate, recomiendo la aprobaci6n de la ley, ase-
gurando que las orientaciones del doctor de la Cruz,
que sus interrupciones han servido para destacar a
tan formidable polemista, pero no ha podido destruir
ninguno de los arguments bAsicos de esta ley. Quie-
re decir que una ley combatida por los doctors de
la Cruz y Castellanos, dos formidable polemistas,
ha salido inc6lume de esta GCmara; y puedo decir
que me siento tan satisfecho, al votarla, que no pue-
do estarlo mis; y que afronto todas las responsabi-
lidades que en el porvenir pudieran caberme, prin-
cipalmente como congresista de la provincial de la
Habana que ha creido cumplir con un deber, sin que
haya tenido otro interns que el que reclama el vecin-
dario habanero, que clama por mas mereados. Ese
es el inico interns que nosotros defendemos, esta no-
che. He dicho.
(Aplausos) .
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Agotados los
turnos reglamentarios, se pone a votaci6n la tota-
lidad.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Votaci6n nominal.
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN) : Nominal. Los
que est6n de acuerdo con la totalidad, votardn que
si, y los contrarios votarin que no.
(So efectia la votacidn).
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : Han votado 78 se-
fires Representantes.75 que si, y 3 que no.
Votaron a favor los sefiores: Aguiar, Aguilar, A.
del Real, Albuerne, Alliegro, Aragones, Ariza, Bal-
dor, A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, Bosch, Bover,
Calds, Capestany, Carrillo, Cuesta, Cueto, Diaz VaT-
des, Echeverria, Espinosa, Finales, Garcia Montes,
George, E. Gonzdlez, B. Grau, Gronlier, C. Guds,
Hae-do, G. Herndndez, Hirzel, Hornedo, Lombard,
L6pez, Madrid, Martinez Qwiroga, Marrero, tMen-
ci6, Mendoza, Mola, Mora, Navarrete, Ricardo Pa-
dierne, Niiez, Parodi, Perez, O. del Pino, G. Pino,
Ponce, Ramirez, Recio, Remedios, Rey, Reyes, Rio,


Rivero, Rodriguez Barahona, Rodriguez Creme, Ro-
driguez Jamirez, Rubio, San Pedro, Santa Cruz,
Sierra, Soto 1:.,i, '.i'o, Tom6, Torre, Urbino, Ur-
quiega, Vdzquez Bello, Villal6n, F. Zayas, E. Zayas,
Zarydin, Alberni, Cruells y Gu4s Incldn.
Votaron en contra los sefiores: Castellanos, Cruz
Ugarte y Verdeja.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN) : Queda, pues,
aprobada la totalidad.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Senior President:
Yo propongo, en este estado, puesto que ya son las
doce y media de la noche, y que ya hemos trabaja-
do bastante, que se suspend el debate para conti-
nuarlo en la sesi6n pr6xima o en otra oportunidad.
SR. PRESIDENT (Gu.kS INCLAN): La petici6n de
S. S. debe estar apoyada por dos sefiores Represen-
tantes.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Yo la apoyo.
.SR. RODRIGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Y yo
tambien.
SR., PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se pone a vota-
i6nn la proposici6n de suspension de debate.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Nominal.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLIN): Contestardn que
si, los favorables a la suspension del debate; los
contrarios, que no.
(Se efectia la votacidn).
SFalta alguin senior Representante por votar?
(Silencio).
Han votado 78 sefiores Representantes, 2 que si
y 76 que no.
Votaron a favor los sefiores: Castellanos y Cruz
Ugarte.
Votaron en contra los sefiores: Aguiar, Albuerne,
A. del Real, Alvera, Alliegro, Aragones, Ariza, Bal-
dor, A. Barrero, O. Barrero, Beltrdn, Bosch, Bover,
Calds, Capestany, Carrillo, Cuesta, Cueto, Diaz Val-
dWs, Echeverria, Espinosa, Finales, Garcia Montes,
George, E. Gonzslez, B. Grau, Gronlier, C. Guds,
Haedo, G. Herndndez, Hirzel, Hornedo, Lombard,
Lopez, Madrid, Martinez Quiroga, Marrero, Menci6,
Mendoza, Mola, Mora, Navarrete, Ntiiez, Ricardo
Padierne, Parodi, Perez, O. del Pino, G. Pino, Pon-
ce, Ramirez, Recio, Remedios, Rey, Reyes, Rio, Ri-
vero, Rodriguez Barahona, Rodriguez Creme, Ro-
driguez Ramre'z, Rubio, San Pedro, Santa Cruzi,
Sierra, Soto Izquierdo, Tom; Torre, Urbino, Urquia-
ga, Vizquez Bello, Villaldn, Zayas Arrieta, Zayas
Ruiz, Zaydin, Alberni, Cruells y Guds Incldn.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) :Queda, pues, re-
chazada la petici6n de la suspension del debate.
Se va a dar lectura al articulo lo.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENT (GUAS INCLIN) : Se va a dar lec-
tura a una enmienda introducida al articulo lo.
(El Oficial de Actas leyendo).







68 DIARIO DR ESIONES DE'LP A (AMARA DE REPRESENTANTES


A LA CAMARA:

El Representante que suseribe somete a la conside-
raci6n de la Cimara la enmienda sustitutiva al ar-
ticulo I del proyecto de ley procedente del Senado
que autoriza al Poder Ejecutivo para que pueda ce-
I-brar con la Compafiia de Mercado de Abasto y
Consumo de la Habana, Sociedad An6nima, deter-
minado convenio.
El articulo I del proyecto de ley quedard redacta-
do como sigue:
ARTICULO I.-Se autoriza al Poder Ejecutivo
para que pueda oelebrar con la Compaffia de Mercado
de Abasto y Consumo de la Habana, S. A. concesio-
narios del servicio de mercados en la ciudad y tbrmi-
no -de la Habana, o a quien sus derechos represent,
ur convenio por el cual se introduzcan en la conce-
si6n que otorgue el Ayuntamiento de la Habana pa-
ra el establecimiento del mercado, las modificacio-
nes y adiciones que se sefialan en la present ley.
La Compafiia de Mercado de Abasto y Consumo
de la Habana para obtener la modificacion y altera-
ci6n de los t&rminos de la concesi6n referida, proce-
dera 1 w-.i .i 1,- a reconocer y pagar la cantidad de
$500.000, que el Estado facility por conduct del
municipio a los concesionarios del Mercado de Aba.o-
to y Consumo de la Habana; debiendo la citada
Compafia de Abasto y Consumo de la Habana pro-
ceder al pago inmediato de la suma de $100.000 y
abonar la cantidad restante de $400.000, en un t-r-
mino n'o menor de cuatro afios con el interns del seis
por ciento annual. El pago de los primeros $100,000,
se hard al suscribir la correspondiente escritura de
convenio.

La Compaffia de Mercado de Abasto y Consumo
de la Habana, S. A., procederi a cumplir todas las
disposiciones que en relaci6n con las ordenanzas sa-
nitarias vigentes y de construcei6n, se dictaron o
figuran en las bases de la concesi6n y por las que
so construy6 el actual Mercado de Abasto y Consu-
mo situado en la Avenida de M6xico Maximo G6-
mez, Arroyo y Matadero y cuyas condiciones no po-
dran ser alteradas ni modificadas, debiendo ademis
ajustarse en todo tiempo a las reglas sanitarias y deo
policia que se dicten en relaci6n a esta clase de es-
tablecimiento.

Todas las modificaciones, variaciones o novaciones
que se hagan de la actual concesi6n que disfruta la
Compafia de Abasto y Consumo de la Habana, no
alterardn en 1o mis minimo las situaciones de .dere-
cho creadas a favor del Estado, la. Provincia o el
Municipio para el cobro de los impuestos establecidos
hasta la fecha de esta ley.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tcs, a 25 de Febrero de 1929.
(f.) Carlos Manuel de la Cruz.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a dis-
eusi6n la enmienda del senior de la Cruz, que tiene
el caraeter de sustitutiva.
Tiene la palabra el senior Carlos Manuel de la
Cruz.


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Me excuse de ex-
plicarla, en obsequio a la brevedad; pero la manten-
go, rogando a mis compaiieros que la voten.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a vota-
ci6n la enmienda; bien entendido que, una vez apro-
bada, sustituirk al precepto. Votaci6n nominal, por
haberlo solicitado el senior Castellanos.
Los que est6n conforme votardn que si, y los con-
trarios que no.
(Se efectia la votaci6n).
SR. PRESIDENT (GuIS INCLAN): Han votado 78
sefiores Representantes, 2 que si y 76 que no.
Votaron a favor los sefiores: Castellanos y Cruz
Ugarte.
Votaron en contra los sefores: Aguiar, Aguilar,
A. del Real, Alvera, Alliegro, Aragon6s, Albuerne,
Baldor, A. Barrero, O. BarreTo, Beltrdn, Bosch, Ba-
ver, Calds, Capestany, Carrillo, Cuesta, Cueto,'Diaz
Valdes, Echeverria, Espinosa, Finales, Garcia Mon-
tes, George, E. Gonzdlez, B. Gf'au, Gronlier, U.
Guas, Haedo, G. Herndndez, Hirzel, Hornedo, Lom-
bard, L6pez, Madrid, Martinez Quiroga, Marrero,
Menci6, Mendoza, Mola, Mora, Narvarrete, N Wiiez,
Ricardo Padierne, Parodi, Perez, O. del Pino, G. Pi-
no, Ponce, Ra-mirez, Recio, Remedios, Rey, Reyes,
Rio, Rivewro, Bodriguez Barahona, Rojdrg'uez Cre-
mB, Rodriguez Ramircz, Rubio, San Peldro, Santa
Cruz, Sierra, Soto Izquierdo, Tome, Torre, Urbino,
Urquiaga, Vdzquez Bello, Verdeja, Villaldn, F. Za-
yas, E. Z.,i,.w, Z.':,.7j, Alberni, Cruells y Guds In-
cldn.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Queda, pues, re-
chazada la enmienda.
Tiene la palabra el doctor Castellanos.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL) : Por el articulo pri-
mero de esta ley, se autoriza al Ejecutivo Nacional
para que pueda celebrar con la compafiia de abasto
v consumo.... (Lee).
HIabibndose celebrado el contrato de la concesi6n,
per virtud del articulo 129 de la Ley Orginica de
los Municipios. Yo entiendo que el Ejecutivo Na-
cional no puede usurpar los derechos del Ayunta-
miento de la Habana, entiendo que no es possible, a
pesar de los razonamientos expuestos de manera
brillante por los distinguidos compafieros que hicie-
,rn uso de la palabra en defense de este proyecto
nearr las facultades que tiene el Ayuntamiento de
la Habana para otorgar esas concesiones y como es-
to es fundamental, me opongo a la aprobaci6n del
proyeeto que se dispute. No quiero ser mis extenso
leyendo otras clhusulas que modifican la coneesi6n
actual, porque ya al oponerme a la totalidad de la
ley expliqu6 todo lo atinente a la concesi6n, habien-
do tambien dado mi opinion con respect a la Plaza
del Vapor.
(Ocupa la presidencia el doctor Quintin George).
(Era la una a. m.)
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a votaci6n el
articulo primero, los que esten conformes se servirmn
ponerse de pie.






DIARIO DB SESIONES DB LA CAMERA DE REPRESENTANTES 69


(La mayoria de los sefores Represenlantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con mi voto en con-
tra a la aprobaci6n del articulo primero.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura al
articulo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura a
una enmienda sustitutiva del articulo segundo.


(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMARA:

El Representante que suscribe somete a la consi-
deraci6n de la Cimara, al articulo segundo del pro-
yecto de ley procedente del Senado, que concede fa-
cultades al Poder Ejecutivo para celebrar un conve-
no con la Compafiia de Mercado de Abasto y Con-
sumo de la Habana, S. A. la enmienda que sustitu-
ye al citado articulo segundo.
El articulo segundo del proyeeto de ley, deberd
quedar redactado asi:
"Articulo segundo: Se autoriza al Poder Ejecu-
tivo para que en compensaci6n al pago a que se re-
fiere el articulo anterior y a las limitaciones que es-
tablezca a la actual concesi6n que disfruta la Com-
pafia de Mercados y Abasto y Consume de la Ha-
bana, ceda el pleno dominion del terreno y edificio
del Mercado General de Abasto y Consume, situado
en la ciudad de la Habana, en la manzana limitada
por las calls Avenida de M6xico, MAximo G6mez,
Arroyo y Matadero y en su virtud quede sin valor
ni efecto la obligaci6n del municipio de la Habana
de indemnizar a la citada compaffia en cantidad al-
guna al veneimiento de la concesi6n y sin valor ni
efecto la facultad de expropiar los derechos de la
compafila concesionaria y rescindir la concesi6n que
quedard sujeta a las siguientes condiciones.
A) El radio de la concesi6n de dos mil quinien-
tos metros a quinientos metros en linea de aire y cu-
yo radio se irh reduciendo anualmente hasta su
complete desaparici6n en el curso de los afios que
le quedan de duraci6n a la concesi6n primitive.
B) La entidad que disfruta la concesi6n cons-
truird si fuere requerida para ello o por su volun-
tad dos nuevos mercados en un plazo no menor de
tres arios, de una sola plant en los lugares que
apruebe o indique el Gobierno y con las tarifas que
6ste dicte en cualquier tiempo para regular no s6-
lo el precio de las mesillas o locales de venta, sino
el de todas las operaciones que en dichos mereados
se realicen y sin que dichos nuevos mercados disfru-
ten de zona de exclusividad.
C) El radio de concesi6n que por esta ley se se-
fiala no afecta a los derechos del Gobierno y del
Ayuntamiento o Distrito Central en su caso para
instalar en la antigua Plaza del Vapor un mercado
o para establecer en lugares abiertos, calls, par-
ques o plazoletas, etc., o bajo techos, mercados li-
bres que propendan al fcil comercio y al abarata-
miento de la vida; y


D) La compafiia propietaria de los mercados po-
drh ejercer en los mismos todo comercio, except el
que las Ordenanzas Sanitarias y de Construcci6n
les haya limitado o le limited en lo future.

Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a veinticinco de Febrero de mil novecientos vein-
tinueve.
(f.) Carlos Manuel de la Cruz.

So. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n
la enmienda.


(Silencio).
A votaci6n.
Bien entendido que, de ser aprobada,
nr-ifenlo 20.


sustituira al


Los que est6n conformes se servirdn ponerse de
pie.
Desechada.
Se pone a discusi6n el articulo 2o.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GEORGE) : Tiene la palabra S. S.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : El articulo 20. di-
ce: "Que se autoriza al Ejecutivo para que, en com-
pensaci6n de las limitaciones... (Continia leyendo).
Como se ve por este artieulo; se dona, se cede y
gratuitamente se otorga a esta compaiiia concesio-
naria, lo que es el edificio y lo que es el terreno del
mercado finico. Por consiguiente, me opongo a la
aprobaci6n del precepto.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a votaci6n el
artioulo 2o.
(Silencio).
Aprobado.

'(Los doctors de la Cruz y Castellanoas haceen cons-
Ita su voto en contra).
(El Oficial de Actas da lecture al articulo 3o).
SR. PRESIDENT (GUAs INCLIN) : Se va a dar lee-
tura a una enmienda sustitutiva del articulo.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Retiro la enmienda.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Hay otra enmienda.
Se le va a dar lectura.
(El Oficial de Actas leyendo).

Enmienda sustitutiva.

Al pdrrafo o inciso letra (I) del articulo III.
Que a las Compafias de Mercado de Abasto no les
sera imponible por concept de la industrial o comer-
cio que ejercen subsidio industrial ni cuota contri-
bativa al Municipio o Distrito Central, pagando so-
hlmente al Estado el ocho por ciento de sus utilida-
des liquidas, en la forma dispuesta y con las dedue-
clones establecidas, por la Ley de Amnistia Econ6-
mica publicada en la Gaceta Oficial de la Repfblica






70 DIARIO DE SESIONES DIE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


de fecha 9 de Julio de 1928 y disposiciones regla-
mentarias concordantes con la misma que se hallen
en vigor.
Sal6n de Sesiones, a 20 de marzo de 1929.
(f.) Eladio Ramirez.

SR. RAMiREZ (ELADIO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (GEORGE):, Tiene la palabra el
senior Eladio Ramirez.
SR. RAMIREZ (ELADIO) : Para explicar a la Cama-
ra el prop6sito de esta enmienda, que es el siguiente:
El mensaje del honorable aefior Presidente tiene
fecha 18 de septiembre, cuando estaba en vigor el
reglamento de utilidades. El Senado aprob6 esta ley
con fecha 18 de febrero, y el Ejecutivo ha puesto en
vigor, posteriormente, con fecha 9 de marzo, otro re-
glamento.
De modo que si nosotros aprobamos este articulo
como esta va a aparecer rigiendo s6lo para el mer-
cado de abasto un reglamento que esta consagrado
para todos los demks problems de utilidades.
SR. TOM (MANUEL) : Yo le ruego al distinguido
compafiero que retire esa enmienda.
SR. RAMIREZ (ELADIO) : Entonoes la retiro.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pido, la palabra, en
contra del articulo.
SR. PRESIDENT (QEORGE) : Tiene la palabra S. S.
.SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo quisiera que
ahora, en este tr.mite, en el moment de votar el
articulo 'que yo he dicho que da el monopolio con
carcdter de perpetuidad,--es decir, que esos merea-
dos actuarhn como tales mercados, siempre, desde
ahora hasta que se destruyan por si mismos, por la
acci6n del tiempo,-yo quisiera oir a mi distingui-
do compafiero y amigo el doctor Zaydin una expli-
caci6n para que no queden en el ambient las fra-
ses y las palabras y los concepts que en. defense
de esa ley 61 ha expresado, al afirmar que no hay
pcrpetuidad. Yo sostengo que hay perpetuidad en
la concesi6n, que es un monopolio para siempre; y
quisiera que me explicara los fundamentos que tiene
para decir lo contrario.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Yo soy muy obediente con
mi leader, y mi leader me habia suplicado que no
contestara a ninguna interpelaci6n que se me hi-
ciera.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Yo no he hecho in-
terpretaci6n de ninguna clase. Digo solamente que
es impossible, despubs de los brillantes discursos que
aqui se han pronunciado, el defender la tesis que
sostuviera el doctor Zaydin, con palabra elocuente,
contra el precepto escrito y terminante, con *argu-
mentos efectivos; por eso creo que es impossible la
interpretaci6n. No deseo que sea contestada mi pre-
gunta: pero es lAstima, que no lo sea, porque seria
satisfactorio para el pueblo que nos juzga.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Aunque el senior Castella-
nos no tenga interns en que sea contestada su pre.
gunta, voy a contestar al doctor Castellanos, poi
varias razones: la primera, porque el criterio juri.


dico que el senior Castellanos pueda mantener sobre
una ley es algo trascendental e important. Entien-
do que leyes de esta naturaleza deben ser discuti-
das ampliamente para que salgan prestigiadas, no
s6lo por el voto de la mayoria, sino tambi6n por los
arguments que aqui se expongan y por las obje-
clones que se hagan en su contra; la segunda, por-
que mi leader el doctor Tom6 me ha expresado que
yo interpret mal su observaci6n y, por el contra-
rio, me pidi6 que contestara al doctor Castellanos.

Precisamente es ese el articulo mas moral que hay
en la ley. Yo lo interpreto con mi criterio de abo-
gado.
'SR. REY (SANTIAGO) : No s6 como lo va. a interpre-
tar S. S.; pero si la explicaci6n que S. S. diera no
llegara a satisfacer completamente al senior Caste-
llanos, yo tendria much honor de dar mi opinion
sobre el asunto.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : He estudiado ese precepto
en el memorandum presentado al efecto, y debo re-
petir y declarar que es el precepto mhs moral que
hay en la ley, porque trata de impedir que efectiva-
rmente se pueda, por una ley de la Repdblica, otor-
gar una nueva concesi6n al mercado finico en el mu-
nicipio de la Habana. Eso es lo que pretend ese
precepto, cuando alli se establece, no recuerdo bien
la palabra, cuando alli se establece que ninguna ley,
ni disposiei6n, ni acuerdo, puede impedir a la com-
pafia del mercado de abasto el poder utilizar el ac-
tual edificio que tiene construido a los fines del mer-
cado. Es decir, quiere impedir monopolio future;
porque nada hariamos ahora si no pusi6ramos un
precepto preventive en la ley, que impidiera para el
dia de mafiana la organizaci6n de un future mono-
polio. El precepto dice textualmente lo que voy a
tender el honor de leer a mis compafieros: "La Com-
panfia de Mereado y Consumo de la Habana, S. A."
o quien sus derechos represent, se compromete y
obliga... (Sigue leyendo).
Por este precepto, cuando la concesi6n haya ter-
minado, encontraremos que hay once mereados en
la Habana, construidos por esa compaffia u otra. Por
este precepto se obliga a que esos once mercados
continfien prestando los servicios dde mereados pf-i
blicos a la ciudad de la Habana. Pero a fin de que
no pueda venir una ley por virtud de la cual se cons-
tituya un nuevo mercado inico, que es lo que se es-
t:a tratando de impedir, dice asi: "Y en consecuen-
eia de que no pueda... (Sigue leyendo).
Es decir, que no se podrk otorgar ninguna conce-
si6n de mercado finico, porque cualquier otra ley o
acuerdo del municipio que dispusiese un nuevo
mercado, tendria que respetar por lo menos los on-
ce que ya estan establecidos.
SR. REY (SANTIAGO) : Es decir, que el pueblo de
Sla Habana resultarA beneficiado con esos once mer-
cados.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Si no hubiera este precep-
Sto, al terminarse la concesi6n, aunque ya se tuvie-
- sen construidos once mercados, por virtud de esta
ley no podrian dar la exclusividad en el radio de la
ciudad de la Habana.






DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 71


SR. CASTELLANOS (MANUEL): Eso es lo que digo
yc. Eso es lo mismo que digo yo: que habrd que res-
petar la concesi6n. Yo digo que estos once mercados
que por esa compafiia serdn construidos, serdn on-
c mercados que tendran el monopolio, o por lo me-
nos la compaffia tendrA autorizaci6n para hacer mer-
cados en todo tiempo, para siempre.


(El Oficial de Actas lao lee).
Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.


SR. ZAYDiN (RAM6N): Existe otro articulo, que SR.CASTELLANOS (MANUEL): Con mi voto en con-
.dice que se podran dar concesiones a otros mercados. tra.


SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : Pero como la reali-
dad no puede negarse, quisiera que alguno de los se-
iiores que me estin explicando me dijesen si una vez
establecidos once mercados, que tienen un derecho
por siempre de ser mercados de abasto y consume,
sera possible que alguien construya otro mercado ha-
ciendo competeneia a los once ya construidos.
SR. ZAYDIN (RAM6N) : Este es un problema de su-
ma importancia. Esta ley tiene una vision del por-
venir; supone que la poblaci6n de la Habana vaya
aumentando, como ha aumentado en la Repfiblica,
y por eso prev6 que cada tres afios se construira un
nuevo mercado; y cuando se haya terminado la
construcci6n de estos mercados, habrA once construi-
dos, pero entonces estard en pleno vigor la Ley Or-
ghnica de los 'Viunicipios, que autoriza a dar conce-
siones de mercados a todo el que lo solicite. Yo ten-
go la seguridad de que la Habana llegard a tener
veinte mercados, en lugar .de once.
.SR. CASTELLANOS (MANUEL): Ese mismo precep-
to. que para mi es el mas grave de la ley, prohibe
los mercados libres, porque los dificulta, disponien-
do la expedici6n de products en dias alternos en
parques y otros edificios abiertos y sin techos. Y
yo quisiera proponer a la Cdmara una enmienda, a
fin de ver si era aceptada, respect a este otro pre-
cepto.
La letra B del articulo dice: (lo lee). Y yo pre-
gunto: i es just que para hacer las tarifas, no se
consulate mAs que a las corporaciones econ6micas, y
deje de consultarse al pueblo consumidor, que estA
representado por diferentes asociaciones? De mane-
ra que nada mAs que a las corporaciones econ6micas
se les va a consultar. Y si es un mercado en el que
]as corporaciones econ6micas tienen un interns fren-
te al consumidor, que es el pueblo, parece human
que de alguna manera o de algiin modo se le con-
suite al pueblo consumidor, sobre el problema de las
tarifas. Acerca de la contribuci6n de los edificios des-
tinados a mercados, dice la ley: (Lee). Esto estd
muy claro. Creo que es uno ode los aspects mas gra-
xes que tiene la ley.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a votaci6n el
articulo tercero. Los que esten conformes, se servi-
ran ponerse de pie.
(La mayoria de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Con mi voto en
contra.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura a]
articulo cuarto.


SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura al
articulo quinto.
(El Oficial de Actas lo lee).
Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.

Aprobado, con el voto en contra del senior Caste-
llanos.
Se va a dar lecture al articulo sexto.
(El Oficial de, Atas tlo lee).
Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado, con el voto en contra del doctor Cas-
tellanos.
Se va a dar lecture a una enmienda adicional, del
senior Albarrdn.
(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMARA:

Enmienda al proyeeto de ley procedente del Sena-
do en relaci6n con la Compafiia de Mercado de
Abasto y Consumo de la Habana, S. A. concesiona-
rios del servicio de mercados de la ciudad y t6rmino
municipal de la Habana o quien sus derechos re-
presente:

ENMIENDA

CONSIDERANDO: que la concesi6n otorgada
por el Ayuntamiento de la Habana en sesi6n ex-
traordinaria celebrada en veinte de Noviembre de
mil. novecientos diez y ocho ha tenido la censura
unanime de toda la Capital debido al monopolio
irritante que se ere6 con dicha concesi6n que contie-
ne entire otras condiciones las siguientes:
Primera: Se saca a pfiblica subasta el present
proyecto de concesi6n para construir, estableeer y
explotar un mercado general de abasto y consume
uinico, para la ciudad y termino municipal de la
Habana.
CONSIDERANDO: que la condici6n decima se-
gunda expresa, que el concesionario no cobrara mds
de un peso y medio diario, por cada casilla, ni mds
de cuarenta centavos diaries por cada mesilla de
menor superficie: el concesionario ha permitido el
subarriendo de easillas y mesillas que es grandemen-







72 DIARIO DE SESIONES DE IA OAMARA DE RLPRESENTANTES


te perjudicial, puesto que tiende a encarecer diehos
locales y por consecuencia, las mercancias que alli
so expenden, pues hay que pagarle al eoncesionario
y al sub-arrendador; d4ndose el caso de haber un
sin nwmero de personas viajando en el extranjero a
cuenta de los que en ese mercado trabajan afanosa-
mente para library el sustento de su familiar.
CONSIDERANDO: que la condiei6n d4cima cuar-
ta robustece mis el monopolio, today vez que literal-
mente dice: El concesionario tendr6 derecho a que
en las calls que rodean el mercado no se concedan
licencias para el ejereicio de ninguna industrial de
las que en el mercado se ejerzan, ni para establecer
kioseos de ninguna clase ni que se sitien en estos
lugares puestos fijos ni puedan vender ni pregonar
sus mercancias los que vendan en ambulancia, aun-
que no sean articulos del mercado. TendrAn dere-
cho a no permitir la entrada o hacer salir del mer-
ca(do a los que sin ser arrendatarios del mismo ni
abastecedores propongan dentro de 61, transacciones
mercantiles de eualquier clase."
C','rS'ID)ERANDO: que la condici6n vig&slima
quinta por la que el Estado facility al Ayuntamien-
to la suma de quinientos mil pesos para la compra
del terreno e indemnizaci6n del mereado "La Puri-
sima Concepci6n" y que se comprometi6 pagar en
los presupuestos de los afios de mil noveeientos diez
v nueve a mil novecientos veinte y nueve, no ha sido
Scmplida, constituyendo, por tanto, una falta que
el Congress debe tener en euenta por tratarse de
intereses de la naci6n.
CONSIDERANDO: que la, concesi6n cuadrag6si-
ma cuarta, relacionada con la vig6sima primer, fu6
amafiada para proteger a determinada persona, to-
da, vez, que se exigia por dicha condiei6n que para
concurrir a la subasta era. requisite indispensable
celebrar un pacto con los concesionarios del mercado
"La Purisima 'Concepci6n" donde se ,hiciere cons-
tar por escritura piblica que estaban indemnizados,
extreme 6ste que ya tenian acordado con perjuicio
de cualquier otro licitador que concurriera a la su-
basta.
CONSIDERANDO: que por la condici6n trig&si-
ma cuarta el edificio fu6 tasado en un mill6n ciento
setenta y cinco mil pesos, cuantia 6sta, que debe co-
nocer la Cimara de Representantes, pactdndose por
la condici6n sexta, que al expirar el plazo de conce-
si6n que no estA miiy lejano, pasard cuanto cons-
tituye en todo orden la propiedad, al dominion del
municipio.
OONSIDERANDO: que la proposici6n de ley del
Senado, no es lo ampliamente necesaria puesto que
traza una pauta indicative de la forma en que ha-
brk de llevarse a cabo, el Representante que sus-
'cribe propone a la consideraci6n de sus compafieros
la siguiente enmienda en sustituci6n al proyecto de
ley del Senado.
Articulo Unico: Se autoriza al Ejecutivo para
modificar, suprimir, alterar, donar, disponer, pro-
rrogar, posponer, ceder, revocar, tachar o en cual-
qnier otra forma intervenir directa o indirectamen-
te cuando lo estime convenient en todo lo que se re-
lacione con la concesi6n otorgada por el Ayunta-
miento de la Habana a la compafia de mercado de


abasto y consuino de la Habana, S. A. coneesiona-
rios del servicio de mercados de la ciudad y t6rmino
municipal de la Habana o quien sus derechos repre-
scnte.

Esta ley comenzara a regir desde el dia de su pu-
blicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repibliea.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a 26 de Febrero de 1929.
(f.) M. Albarrdn.

SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Rechazada.
Se va a dar lectura a otra enrminda del senior Al-
barrkn.

(El Ofioial de Actas leyendo).

ENMIENDA

Se autoriza al Ejecutivo para que convenga con
la Compafiia del Mercado de Abasto y Consumo del
Termino Municipal de la. Habana o quien sus dere-
chos represent, para que los locales de los mercados,
mesillas, casillas y tarimas no se puedan arrendar
n; subariendar mas que a personas que los exploten
directamente, pudiendo tener tantas mesillas y ta-
rimas cuantas puedan tender, evitando por todos
los medios a su alcance, dicha compaiia, subarrien-
dos de los mismos y en caso que no fuere possible evi-
tar el arriendo a terceras personas, que 6stas no ob-
tengan mas que el cinco por ciento de gananeia del
precio que estipulan las tarifas aprobadas a dicha
concesidn.
Sal6n de Sesiones de la C:mara de Representan.
tes, a 27 de Febrero de 1929.
(f.) M. Albamrrdm.

SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n.


A votaci6n.
Rechazada.
Se va a dar lecture al articulo siete.
(El Oficial de Actas loa lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se pone a discusi6n.
(Silencia).
A votaci6n.
Aprobado.
Como se trata de un proyecto de ley procedente
del Senado, aprobado sin enmiendas, se remitirA di-
rectamente, al Ejecutivo.
Se va a dar leetura a una suspension de preceptos
reglamentarios.
(El Oficial de Actas leyendo).







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 73


A LA CAMARA:

Los Representantes que suscriben proponen la sus-
pensi6n de todos los preceptos reglamentarios que se
opongan a la inmediata discusi6n de la ley relative
a otorgar subvenci6n para la construcci6n .de un fe-
rrocarril a Baracoa.
Camara de Representantes, 20 de Marzo dde 1929.
(f.) Jose Luis Atberni, A. Mola, Eladio Ramirez,
A. A1liegro, C. M. de la Cruz, E. Santa Cruz Pa-
checo.
'SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se pone a votaei6n no-
minal. Los favorables a la suspension diran que si,
los contraries diran que no.
(Se efectia la votaci6n).
Han votado 73 sefiores Representantes, todos a fa-
vor de la suspension de preceptos reglamentarios.
Votaron a favor los sefiores: Aguiar, Aguilar, Al-
buverne, Alvera, Alliegro, Aragonds, Ariza, Baldor,
A. Barrero, 0. Barrero, Bettrdn, Bover, Calds, Cruz
Ugarte, Castellanos, Echeverria, Espinosa, Finalds,
Garcia Montes, George, E. Gonzdlez, B. Grau, Gro'n-
lier, C. Guris, Haedo, G. Herndndez, Hirzel, Horne-
do, Lombard, Lpeez, Madrid, Martinez Quiroga, Ma-
r,'rero, Menci6, Mendoza, Mola, Mora, Navarrete, Ri-
cardo Padierne, Parodi, Perez, Niioz, 0. del Pino,,
G. Pino, Ponce, Ramirez, Recio, Remedios, Rely, Re-
yes, Rio, Riveroa, Rodriguez Barahona, Rodriguez
Cremn, Rodriguez Ranirez, Rwbio, San Pedro, Santa
Cruz, Sierra, Torre, Soto Izquierdo, Tome, Urbino,
Urquiaga, Vdzquez Bello, Verdeja, Villal6n, F. Za-
ya.s, E. Zayas, Zaydin, Alberni, Crueills y Guds In-
clin.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Queda, pues, aprobada
la suspension de preceptos reglamentarios.
Se va a dar cuenta, pues, con el proyeeto de ley.
(El Oficial de Actas leyendo).

PROPOSICI6N DE LEY

ARTICULO I.-Se autoriza al Ejeoutivo para
que sin necesidad de sujetarse a ninguna orden de
preiaci6n establecido, y si lo consider convenient
prescinda de la celebraci6n de subasta y de todos los
trimites y requisitos en vigor, sin limitaci6n de nin-
guna naturaleza, libremente, con la persona natural o
juridica que elija, con sujeci6n al trazado y proyeeto
que aprecie mrs beneficioso a los interests del pais y
facultado para modificarlos en todo moment antes de
terminal su ejecuci6n, contrate la construction de un
ferrocarril de via ancha y para servicios pfiblicos, que
comunique a la ciudad y t6rmino de Baracoa, con otro
o varies que tengan comunicacion ferroviaria pfibli-
ca, conviniendo y pagando una subvenci6n que podra
ascender hasta treinta mil pesos, moneda de curso le-
gal, por cada kil6metro de line, sin que en ningfin
caso pueda exeeder la misma de la expresada canti-
dad; determinando en el contrato que al efeeto cele-
bre, el termino dentro del cual quedarin ejecutadas
en su totalidad las obras; la oportunidad y forma de
efectuar, total o parcialmente el pago de la. subven-
ci6n que convenga; confiriendole amplias, facultades


para todo cuanto jtzgue necesario, a fin de que el im-
porte de la referida subvenci6n, en todo o en parte,
pueda consignarlo en uno o m"s presupuestos genera-
les; o tomarlo de los fondos, ordinarios y espeeiales
del Tesoro Pfiblico; expida los documents, certifi-
cados y resoluciones que sean precise expedir y, en
el caso que asi lo resuelva, emita y entregue, en pago
o en garantia de la subvenci6n, obligaciones de Teso-
reria u otras de earcdter andlogo, fijindoles el inte-
r6s que devengaran si el pago de la misma fuere im-
prescindible; pero por ningon motivo ni circunstan-
cia podrd ser mayor del seis por ciento annual; con-
viniendo los t6rminos y condiciones de las mismas y
los plazos y amortizaciones que constardn, precisa-
nuente, en el contrato que se otorgue.
ARTICULO II.-Cuando por dificultades pre-
scntadas por la topografia del terreno donde cruza-
rAn las lines del ferrocarril fuera imprescindible la
construcci6n .de uno o various tfneles estos podrin
construirse, si el Ejecutivo Nacional lo acuerda,
por cuenta del Estado, que pagarl el cost de eje-
cuci6n de las obras mis el diez por ciento, como be-
neficio industrial; pero en dieho caso, la persona o
entidad a la cual se le hubiere adjudicado la ejecu-
ci6n de las obras, no percibirh subvenci6n alguna
por el tramo que comprendan los referidos tineles.
ARTICULO III.-Si de los studios realizados o
que se realicen para la construction del ferrocarril
,e comprueba que la explotac'i6n del mismo no pro-
duoira ganancias bastantes a representar un cineo
por ciento annual sobre el capital invertido, se podri
pagar a la persona o entidad que opere dicho ferro-
carril las eantidades necesarias para cubrir la dife-
rencia existente entire las utilidades obtenidas o que
se vayan a obtener y el referido cinco por ciento;
pero para ello seri precise que el Ejeecutivo Nacio-
nal asi lo resuelva, sin que en ningon caso diohos pa-
gos puedan hacerse por un period de tiempo supe-
rior a diez afios.
ARTICULO IV.-Para pagar las cantidades ne-
cesarias imported de los studios que se hicieran para
la ejecuci6n de las referidas obras; los tfineles y las
diferencias que se abonen en virtud de no haberse
obtenido utilidades que cubran el cinco por ciento
del imported total del capital invertido, como cuales-
quiera otras imprevistas, el Ejecutivo Nacional po-
dra abonarlas por los mismos medios y proceedimien-
tos que se le autorizan para el pago de la subvenci6n,
en el articulo primero de esta ley.
ARTICULO V.-Se derogan todas las disposicio-
nes legales que se opongan, en su totalidad.o en par-
te, al cumplimiento de la present ley, que regird
desde su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Re-
pfiblica.
Sal6n de Sesiones de la Cimara de Representan-
tes, a los veinte dias del mes de marzo de mil nove-
cientos veinte y nueve.
(F.) Anselmo Alliegro, A. R. Cremi,, E. Santa
Cruz Pacheco, M. Tom6, Q. George, Jos6 L. Albuerne.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n
]a totalidad.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO): Pido la
palabra.







74 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES


SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Tiene la palabra, el
senior Alliegro.

SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Sefior Presidente y se-
ficres Representantes: Agradezco de la manera mas
sincera, la gentil actitud con que la Cimara de Re-
presentantes acoge esta proposici6n de ley, de la que
es proponente el que tiene el honor de hacer uso de
la palabra. Lo agradezco tanto mhs, cuanto s6 lo fa-
tigado que todos deben estar; lo avanzado de la ho-
ra; la ruda tarea parlamentaria de la tarde pasada
y los prop'6sitos de todos los compafieros, .de abando-
nar inmediatamente el hemiciclo para entregarse al
descanso. Gracias, pues, por ello, con el anuncio de
que no habr6 de ser extenso, ya que se trata de un
asunto, multiples veces planteado y estudiado en el
Congress cubano, conocido de todos, y mis palabras
estar encaminadas mas bien que a otra cosa, a ex-
poner simples particulars que servirdn de orienta-
ci6n para lo que, en definitive, habrd de resolver la
Camara en esta noche.

Parecerd, a simple vista, la proposici6n .de ley que
so consider, quizas complicada; quizAs amplia;
quizas muy liberal; pero apenas se entren a consi-
derar los diferentes motives ,que obligaron su redac-
ci6n en los t6rminos en que se encuentra, muy fkcil,
muy sencillo resultard comprobar la necesidad 'de
cada una de sus disposiciones.
Esa proposici6n de ley tiende a conceder faculta-
des al Poder Ejecutivo Nacional, para que pueda
resolver un problema de comunicaciones altamente
sentido, desde hace infinidad de ailos. Baracoa, en
el orden econ6mico, merece y necesita, positivamen-
tc que se adopten las medidas dispuestas en esa pro-
posici6n de ley; que se le de comunicaci.6n ferrovia-
ria pfiblica. En el orden politico, en el orden patri6-
tido, es excepcionalmente acreedora a esas ventajas
de la civilizaci6n modern.
Explicar6, simplemente, los diferentes aspects de
la proposici6n de ley. En cierta oportunidad, ante-
rior a 1911, fu6 promulgada una ley por la cual, es-
tableciendose un orden de prelaei6n especial, se disf-
ponia la construcci6n de unas cuantas lines ferro-
viarias, que establecian comunicaciones entire dife-
rentes lugares del pais. En ese orden de prelaci,6n,
Ia line que comunicaria a Baracoa con Guantdna-
mo, ocupaba uno de los filtimos lugares. Esa ley, a
la vez, concedia una subvenci6n que aseendia, si mal
no recuerdo en este moment, a seis mil pesos por ca-
dr kil6metro. L6gico era que ocurriera lo que, en de-
finitiva, ocurri6: Se construyeron todas, o casi todas
las lines ferroviarias dispuestas por los preceptos
de aquella ley, menos la de Baracoa a Guanthnamo,
porque la subvenci6n dispuesta era minima; no
compensaba, ni con creces, a la entidad que lo cons-
truyera.
Mas tarde, era ya el ailo 1911, el Congreso de la
Repdblica aprob6, y fu6 promulgada, una ley por
h que se otorgaban doce mil pesos de subvenci6n
por cada kil6metro de linea a la entidad que cons-
truyera la que estableceria comunicaciones ferrovia-
rias entire Baracoa y Guantanamo. Pareci6, en los
primeros moments que el problema iba encontran


do soluci6n favorable y que las aspiraciones de aque-
lla parte del pueblo cubano que habitat alld en el es-
tremo oriental de la Repiblica, se habia encausado
por la send que lo llevaba hacia la realidad. Se dis-
puso la construcci6n de la line f6rrea en cuesti6n y
se otorg6 concesi6n a la "Societ6 Inmobiliere de Cu-
ba", obligAndose el Estado, por contratos al efecto
celebrados con dicha corporaci6n, a pagarle once
mil pesos por cada kil6metro que quedara construi-
do. Efectivamente, cuando la alegria reinaba entire
los que creian en la realizaci6n de sus mis cars idea-
les; cuando se alentaban esperanzas de mejoramien-
to colectivo; cuando los intereses econ6micos empe-
zaban a levantar sus valores; cuando el entusiasmo,
en fin, lo animaba todo en el territorio del t6rmino
municipal de Baracoa, correspondi6 a la realidad,
llevar la decepci6n a todos los espiritus: Por los es-
tudios realizados para la construoci6n de la obra, se
comprobaba, que la compafia concesionAria no podia
realizarla, porque la subvenci6n de doce mil pesos,
por cada kil6metro de line que se construyera, ni
siquiera compensaba en una pequefia cantidad su
cost. Y mas tarde, hace quizis tres o cuatro afios,
el Ejecutivo rescindi6 el contrato celebrado con la
referida Compafiia, porque .sta lo habia dejado in-
cumplido.
Y Baracoa, bello pedazo de la tierra cubana, que
el transcurso de tantos siglos ha contemplado; la tie-
rra pr6diga y rica adonde por primera vez pusiera
sus plants el expedicionario genov6s que descubri6
las Americas; ]a que con valor y entusiasmo incom-
parables, brind6 a la santa causa de la Libertad lo
mAs y lo mejor de una generaci6n enter; la que nu-
tri6 las gloriosas filas del Ej6rcito Libertador con
mayor tanto por ciento de sus habitantes que los de-
mas pueblos de la isla, en relaci6n con su poblaci6n,
contempla cudn grande es su desventura y juzga que
existed una verdadera confabulaci6n, entire la Natu-
raleza y los hombres llamados a defenderla, para
mantenerla aislada del rest de la civilizaci6n que
anima el territorio national, y con qu6 indiferencia
los Poderes Pfiblicos la mantienen en una situaci6n
en que cuantas veces, sus habitantes, en mementos
de decepeiones y desengafios, habrdn juzgado como
falta de patriotism y de interns por los asuntos de
ia Patria, la conduct inexplicable de los ciudadanos
que en diferentes moments de nuestra historic re-
publicana, han .dirigido las determinaciones oficiales.
Dije, al principio, hace un moment, que Baracoa
as acreedora, en el orden sentimental y patri6tico y
en el orden politico, a que por ella se preocupen un
tanto mas los dirigentes de los interests nacionales.
No quiero que mis palabras queden flotando en el
ambiente, sin que tengan positive justificaci6n y con
breves datos comprobar6 la realidad de ellas.
El t6rmino municipal de Baracoa tiene una exten-
si6n superficial dentro de la cual comprende mas
que cincuenta mil caballerias de terrenos de distin-
tas classes y para diversos cultivos. De ellas, s6lo las
que estdn mds pr6ximas a la ciudad y a las costas se
encuentran cultivadas, estan en regular producci6n.
,Se puede, pues, afirmar, sin lugar a dudas de nin-
guna especie, que no llegan a mil quinientas las ca-
ballerias cultivadas. No obstante ello, aquella zona
produce cada afio cafe, cacao, cocos, cera, miel, plata-






DIARIO DE SES10NES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 75


nos Johnson y otros products agricolas que tienen
un valor superior a diez millones de pesos.
En el orden sentimental y patri6tico. iAh, seio-
res Representantes!... Si Baracoa, en el orden eco-
nomico, merece preferente atenci6n, por la riqueza,
por la feracidad de su suelo, por el valor de sus
products, en el orden patri6tico, en el orden senti-
mental, cuando de sus grandezas espirituales se ha-
bla; cuando de su valentia para conquistar la Repli-
blica se' trata, se ponen en pie todos los hombres que
aibergan en sus pechos corazones nobles y genero-
sos, regazo de valentia y dignidad, para declarar so-
lemnemente, que fu6 ella quien di6 los mayores y los
mejores ejemplos de bravura y de entusiasmo por
la santa causa; que fu6 ella quien prest6 su hospita-
lidad magnifica y sus virtudes ejemplares, para dar
entrada en esta tierra a las grandes figures revolu-
cionarias de nuestras epopeyas libertadoras. Parece,
en estas horas en que el prestigio national esta en-
causado por senderos de definitive consolidaci6n; en
estos mementos en que la organizaci6n de la Repfi-
blica march hacia la perfecei6n mis absolute, que
aun se contempla la figure arrogante y gallarda, del
gran libertador cubano: Antonio Maceo desembar-
eando, en Playas de Duaba, la madrugada del prime-
ro de Abril de 1895. Los que sofiamos con la grande-
za de nuestra Patria, recordamos con fe y entusias-
mo, aquel dia magnifico de nuestros arrests revo-
lucionarios y se reproduce en nosotros el recuerdo de
aquella fecha en que por Playitas, en Cajobabo, pe-
nctraba en territorio cubano, el Ap6stol Jos6 Marti,
acompaiiado del caudillo glorioso, que pocos tiempos
despuds sustituyera al Titdn de Bronce en el alto
mando del Ejereito Libertador: de MAximo G6mez.
Cuando en el campo dc los recuerdos penetramos,
nos parece tambien contemplar otros grandes entire
los grandes, valientes entire los valientes y en nues-
tra mente surgeon las figures de Calixto Garcia, de-
sembarcando con su expedici6n por la bahia de Ma-
ravi; la de Sanchez Hechevarria, por Nibuj6n; a
Carlos Manuel de C&spedes y Quesada, por las Cale-
tas de Jauco; y a todas y cada una de esas expedi-
ciones libertadoras llevAndose con ellas los mis va-
lientes, a los mas abnegados, a los mds decididos, a
o1C que siempre animaron ansias y anhelos de liber-
tad, de soberania, de Patria, noble y digna, indepen-
diente y propia.
Alli, en el territorio de Baracoa, vieja y aislada
ciudad, nacieron tambien infinidad de hombres que-
ofrendaron en la conquista de la Repfiblica, su juven-
tud, sus arrests y toda la grandeza de incompara-
bles gestos. De alli fueron los hermanos Galano; de
alli fueron TomAs Cardosa y F6lix Ruenes; de alli
fueron infinidad de heroes an6nimos que eayeron en
las braves y sublimes jornadas de 1868 y 1895.
Y aquel pedazo del territorio cubano, sefiores Re-
presentantes, rico y feraz; productive y bondadoso,
que tiene en su seno a Playitas, a Playa de Duaba,
a Maravi, a Nibuj6n, y a Caletas de Jaueo; aquel pe-
dazo de tierra cubana adonde no hubo una sola ma-
,dre que dejara de lanzar a sus hijos a los campos
revolucionarios, para conquistar la Repfiblica; que
constitute un magnifico escenario de hechos y proe-
.zas b6licas; vivo ejemplo de las virtudes patrias, es
precisamente, al que la CGmara de Representantes,


en esta noehe y en bello gesto, quiere darle las comu-
nicaciones ferroviarias, las comunicaciones que las
necesidades de la 6poca y de la economic modern
requieren, para bacarla del abandon y del aislamien-
to en que la indolencia de los humans la tiene su-
mergida.

Yo tengo la seguridad de que la determinaci6n de
este Cuerpo Colegislador, en esta noche, ocupard un
lugar preferente en la Historia Parlamentaria cuba-
na. y es, pues, por lo que he dirigido mi ruego a la
'OCmara, para que imparta su aprobaci6n a la pro-
posici6n de ley que estai sometida a su considera-
ci6n; para que imparta su aprobaci6n a las medidas
que se someten a debate, siquiera sea, sino por es-
piritu de progress y de justicia, para que sobre nos-
otros no caigan las responsabilidades del future y la
maldici6n de un pueblo que se ve aislado, posterga-
do, preterido en una Reppiblica pr6diga, que 61 con-
quist6, con lealtad, con grandeza spiritual, con
arranques de generosidad que afn no encuentran
comparaci6n, derramando a raudales su sangre y
arrancando de cada hogar hombres y ligrimas de
madres e hijos, que fueron ofrendados en holocaust
d& las libertades patrias.
(Aplausos).
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se pone a votaci6n.
(Silencio).
Acordado.
Hay una enmienda adicional.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura al
articulo primero.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se va a dar leetura al
articulo segundo.
(El Oficial de Actas lo lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a ,discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se va a dar lectura al
articulo tercero.
(El Oficial de Actas to lee).
SR. PRESIDENTE (GEORGE): Se pone a discusi6n.
(Silencio).
A votaci6n.
Aprobado.
Se va a dar lectura a una enmienda.
(El Oficial de Actas lee).







76 DIARIO DE '~SIONESD E IA CAAMARA DE REPRESENTANTES


ENMIENDA

Se autoriza al Ejecutivo Nacional para que con-
trate con los Ferrocarriles Unidos de la Habana y
Almacenes de Regla, Limitada, Compailia Interna-
clonal, la eonstruccidn de una via frrrea que, par-
tiendo de la Estaci6n de Mata, pase por el pueblo de
Calabazar de Sagua y vaya a entronear con las par
ralelas de dicho ferrocarril en la estaei6n de Eneru-
cijada.
Se concede asimismo autorizaci6n al Ejecutivo
National para que subvencione a los Ferrocarriles
Upiidos de la Habana y Almacenes de Regla, Limi-
tada, Compafiia Internacional, con una suma no ma-
yor de doce mil pesos, moneda official, por cada ki-
16metro que se construya cumpliendo el trazado que
comprende el articulo primero de esta ley, sin que
el mismo pueda exceder de una longitud mayor de
nueve kil6metros.
Esta subvenci6n no estarh sujeta al orden de pre-
laci6n que establece la ley de cinco de julio de 1906.
Al hacerse la concesi6n para la construcci6n de la
via que se sefiala en esta ley, se hard constar en la
escritura que la compaffia concesionaria queda obli-
gada a cumplir todas las concesiones otorgadas al
Estado para los transports de correspondencia pfi-
blica y demas servicios.
:Quedan obligados los Ferrocarriles Unidos de la
Habana y Almacenes de Regla, Limitada, Compafiia
International a hacer circular por la line que a
virtud de esta ley se construya, todos los trees de
viajeros y mercancias que circulen entire las estacio-
nes de Mata y Encrucijada.
Sal6n de Sesiones de la Camara de Representan-
tes, a 19 de Marzo de 1929.
,(f.) Alvaro Alvera, Ricardo Campos.

SR., ALLIEGRO (ANSELMO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Tiene la palabra el
senior Alliegro.
SR. ALLIEGRO (ANSELMO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes, hago uso de la palabra, finica
y exclusivamente, para dirigir un ruego cordial y
afectuoso a mi distinguidisimo compafiero el senior
Alvera. Le ruego a S. S. que d6 a su enmienda, en
vez del caricter o indole de tal, el de proposici6n de
ley y que se consider por la COmara con sujeci6n
a los preceptos reglamentarios. En esas condiciones,
yc tendria extraordinaria satisfacci6n en apoyarla,
otorghndole mi voto en su favor, ya que estoy conven-
cido de que son justas las aspiraciones-de S. S., que
tanto defiende los intereses de la region que repre-
senta este Cuerpo Colegislador.
SR. ALVERA (ALVARO) : Pido la palabra.
Sn. PRESIDENTE (GEORGE): Tiene la palabra el
senior Alvera.
SR. ALVERA (ALVARO): Acepto el ruego que me
dirige el compafiero doctor Alliegro. Lo que tengo
priesentado a. la Mesa de la Camara, para someter a
la consideraci6n de 6sta, ruego que sea aprobada y
que pase al Senado como Cuerpo de Ley indepen-


diente. El pueblo de 'Calabazar de Sagua esti situa-
do a tres kil6metros del paso del ferrocarril y yo lo
que deseo es que se haga una pequefia desviaci6n pa-
ra que por alli pasen todos los trenes. Yo pido,
pues la aprobaci6n de esta enmienda que, como an-
tes dije, pasara al Senado como cuerpo de ley aparte.
SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se pone a votaci6n la
enmienda del senior Alvera, bien entendido que de
aprobarse pasard como proyecto de ley aparte.
(Silencio).
Aprobada.
SR. AILIEGRO (ANSELMO) : Sefior Presidente y se-
fiores Representantes: Quiero, en esta noche de tan-
ta complacencia para mi pueblo, para Baracoa; en
esta noche en que la Camara de Representantes me
ha conferido una satisfacci6n que jams agradecer6
bastante, dirigir un ruego mis a ella. Quiero rogarle
que acuerde que el proyeeto de ley referente a la
construcci6n del ferrocarril de Baracoa, paseo diree-
tamente al Senado, sin el trdmite de la Comisi6n de
Estilo.
SR. PRESIDENT (GEORGE): ~Acuerda la Camara
o1 propuesto por el senior Alliegro?
(Seales afirmativas).
Acordado.
SR. RODRIGUEZ BARAHONA (VICTORIANO): Pido la
palabra.
SR. PRESIDENT (GEORGE): Tiene la palabra S. S.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Para di-
rigir un ruego a los compafieros, en nombre de la re-
presentaci6n camagiieyana, a fin de que sea tratada
inmediatamente una ley de carter, urgente para
la poblaci6n de Santa Cruz del Sur. Ruego a los
compaferos de la Camara que dejen se discuta y se
apruebe, porque no ha de tener dificultades. Se re-
fiere a la concesi6n de unos terrenos de la zona ma-
ritima terrestre, al municipio de Santa Cruz del Sur,
y de ampliar esa concesi6n en el sentido de autori-
zar al propio municipio para traspasar el dominion
de la zona urbanizada de esos terrenos a los propie-
tarios respectivos de las easas alli existentes desde
hace mais de veinte aiios.
Creo que ]a COmara debe ser benevola con nuestra
solicitud, ya que estamos siempre dispuestos a com-
placer a todos nuestros compafieros.
SR. PRESIDENT (GEORGE): El senior Rodrguez
Barahona propone a la 'C:mara q.ue se dB prelaci6n
al asunto referido, para lo cual seria necesario que
fuesen aplazadas todas las peticiones de suspension
de preceptos; o, por el contrario, haee el ruego de
que en su oportunidad se le imparta su aprobaci6n
a ese asunto ?
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Pido que
sea tratada con preraci6n.
.SR. PRESIDENT (GEORGE): Para que la Camara
acceda, sera necesario que los que tienen presented
petici6n de suspension de preceptos acepten lo que
propone el senior Rodriguez Barahona.






DIARIO DE 8ESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 77


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No tengo inconve-
niente en acceder a lo que piden los sefiores cama-
giieyanos.

SR. ALVAREZ DEL REAL (EvELIO) : LE'l senior de la
Cruz reconoce que se pueden ceder los turnos? Eso
no lo decia ayer.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : No cedo el turn;
s6lo accedo a que mi petici6n vaya la filtima.
SR. ALVAREZ DEL REAL (EVELIO) : Estoy en desa-
cuerdo completamente con este sistema que se prac-
tica, mediante el cual, en algunos dias, la Cdmara
se muestra several para la aplicaci6n del reglamento,
y en otros dias, para la discusi6n de determinado
grupo de leyes en las cuales se ponen de acuerdo al-
ganos Representantes, la Camara se muestra transi-
gente y es contraria al reglamento. Y yo, velando
por el decoro de la Chmara, porque entiendo que no
es hora de discutir leyes cuando visiblemente se
aprecia que no hay quorum en el sal6n, como resul-


ta del simple conteo de los Representantes que estAn
presents, pido que se pase lista.
SR. PRESIDENTE (GEORGE): A peti.ei6n del senior
Alvarez del Real, se va a pasar lista.
(El Ofiacal de Actas pasa lista).
SR. PRESIDENTE (GEORGE): jFalta algin senior
Representante por contestar a la lista?
(Silencio).

Han contestado a la lista 54 sefiores Represen-
tantes.
No hay qu6rum.
Llamo la atenci6n de los sefiores Representantes
que hasta el primer lunes de Abril no hay sesiones,
en este Cuerpo Colegislador.
Se levanta la sesi6n'.
(Era la una y cuarenta y cinco p. m.).


IMP. P. FERNANDEZ Y CA.. PI Y MAfRGLL 17. HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs