Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01237
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01237
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text

REPUBLICAN DE CUBA


DE


CAMERA DE


SESIONES


DE LA
REPRESENTANTES


DECIMO TERCERO


PERIOD


CONGRESSIONAL


CUARTA LEGISLATURE
VOL. LI LA HABANA, 21 de Marzo de 1929 NUM. 25


Sesi6n ordinaria de 19 de Marzo de


1929.


President: Sr. Rafael Guis Inclin
Secretarios: Sres. Cesar Madrid Vega y Jos6 Alberni Yance
SUMARIO
A las cinco p. m. la Presidencia declare abierta la sesi6n.-Se da lecture al Acta de la sesi6n extraor-
dinaria anterior, de fecha 18 de los corrientes, la que se aprueba sin modificaciones.-Debate
sobre la totalidad del Proyecto de Ley del Senado modificando la Ley del Retiro Escolar; el se-
fior Ariza hace aclaraciones y le interrumpen los sefiores Giordano HernAndez, Aguiar, Garcia
Montes, Tome, Castellanos, Gustavo Pino, Haedo, Rodriguez Ramirez, Rodriguez Barahona y Gil.
Ocupa la Presidencia el Vicepresidente senior Quintin George.-En votaci6n ordinaria es aproba-
da la totalidad del proyecto del Senado.-De nuevo ocupa la Presidencia el senior Guis Inclan.
Discusi6n del articulado: enmienda del senior Haedo sustitutiva del articulo primero; explicada
por su autor y despu6s de aclaraciones de los seiiores Urquiaga, Zaydin, Castellanos y de la Pre-
sidencia, queda aprobada.-Lectura de una enmienda del senior Garcia Montes para sustituir el
articulo segundo del proyecto de ley, la defiende su autor y se promueve un debate en el que in-
tervienen los sefiores Urquiaga, Castellanos y Aguiar, aceptando el senior Garcia Montes indica-
ciones del mencionado senior Aguiar.-Hacen manifestaciones acerca de la enmienda debatida los
seiiores Garcia Montes, Urquiaga, Gil, Zaydin, Castellanos, Ariza, Soto Izquierdo, Haedo y Rodri-
guez Ramirez.-Al dar las 7 p. m. la Presidencia levanta la sesi6n, en vista de haberse agotado
el tiempo fijado previamente.
SR. PRESIDENTE (GuAS INCLAN): Se abre la sesi6n. Los que esten de acuerdo se servirAn ponerse de
Er ^ r., ? P M I pie..


k( tr 0 .
Se va a dar lectura al Acta de la sesi6n extraordi-
naria anterior.
(El Oficial de Actas la lee).
SR. PRESIDENT (GuAS INCLAN): Se aprueba el
Acta?


(La mayoria de las senores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Continuaci6n del debate del proyeeto de ley proce-
dente del Senado sobre el Retiro Escolar. Continua
en el uso de la palabra el sefior Ariza.


DIARIO







2 DIARIO DE SESIONE, DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES
-I


SR. ARIZA (GABRIEL): Sefior Presidente y .'....-,/
Representantes: Como iba diciendo, en la sesi6n de
ayer no se trata por esta ley de beneficiary la situa-
ei6n de los jubila.dos exclusivamente, sino de busear
la manera. de que los cobros se realicen puntualmen-
te y al dia. El proyecto de ley de que nos estamos
ocupando fu6 en el Senado objeto de studio largo
y minucioso. No fu6 una obra.que.se hizo inconsul-
tamente sino que se labor y se emitieron opinions
libres de personas ajenas al Congreso, peritos en la
material, que fueron facilitando sus opinions, se
formaron expedientes, y se cotejaron unos he.chos
con otros hasta former en conjunto un buen proyectc
de Retiro Escolar. De modo, sefiores Representantes:
que la ley que estamos discutiendo no se ha presen-
tado sin un studio previo, detenido, sereno y con-
cienzudo por los que la .aprobaron, en la Alta CA-
mara, y result que esta ley viene ademAs a reparar
rotablem'ente desde .un punto de vista social una
deuda que tenemos nosotros para con una parte res-
petabilisima del magisterio cubano. Es una ley de
earActer trascendental porque viene a aliviar.la si-
tuaci6n de hogares que estan pasando necesidades
crisis y miserias en este moment y de hogares de
"heroes an6nimos", como decia, que lucharon duran-
te veinte y cineo .aios por educar una juventud y
prepararla para la vida del derecho y para la vida
del deber. La antigua ley, o sea la que tenemos' ac-
tualmente, que yo no.conceptdo de mala, sino de ma]
aplicada, tenia que fracasar.
.S. HERNANDEZ (GIORDANO) : S. S. dice que la ley
no es mala sino que estd mal aplicada? Pues enton-
ces no es necesario modificarla, sino pedir que se
aplique con acierto.
Sn. ARIZA (GABRIEL) : Esa ley, desde cierto punto
de vista, estA mal aplicada y desde cierto punto de
vista es buena, no en sentido general, 1u.,'.ji.- tieane
preceptos que son arcaicos, que estin fuera de 16gi-
ca, de lo cual tratar6 en su oportunidad.
Esta ley daba facilidades para el retire y, ademas,
no garantizaba la manera, ni los medios de obtener
los fondos necesarios para sostener la Caja de Jubi-
laciones. Un maestro, por ejemplo, se puede retirar
a los diez .aios de servicio, habiendo aportado al fon-
do del retire un cinco por ciento. El minimum de suel-
do de un maestro ratificado es eien pesos; de modo
que un maestro., al afio, solamente contribute al re-
tiro escolar con sesenta pesos y en diez alios con seis-
cientos pesos; de modo que al afio de retirado casi se
ha reembolsado del dinero que habia ingresado en la
caja, y a partir de esa fecha, gravita como un pa-
rasito y sigue devengando su pension y, despu6s,
cuando fallece contin~an sus herederos disfrutAndo-
la y casi pasa a perpetuidad. iQu6 fondo de retire
puede resistir esa erogaci6n, ese gasto tan extraordi-
nario? Ninguno.. Eso, por una parte, que por otra
tenemol, ademis, que la ley se burlaba constante-
mente y se le daba retire a muchas personas que no
se lo merecian y eran tipos de retire de una cifra
excesivamente grande. Sabeis, seihores Representan-
tes, el promedio de sueldos de los maestros retirados
a cuAnto asciende? Vaya anotAndolo el doctor Gar-
cia Montes, que se ocupa de esas minucias. (Risas).
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Yo creo que la CA-
mara me ha cogido de pretexto para reirse.


SR. ARIZA (GABRIEL): Pues un setenta por ciento.
, Qu6 caja de retire puede soportar ese gasto? Hay
casos tipicos que realmente no pueden pasar desa-
percibidos.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Yo quisiera que el
senior Ariza, para evitar una nueva lectura del pro-
yecto, me dijera ten que forma actualmente se viene
rigiendo la caja de retire escolar y cual es la que se
propone para el future ?
SR. ARIZA (GABRIEL): Con muchisimo gusto voy a
contestar al senior Aguiar, pero lo dejo para su iopor-
tunidad ,.ir l,.-.-.i'll voy a tratar de un caso tipico
que demuestra como se ha dilapidado el fondo de re-
;iro. Una sefiora que intent retirarse por el reti-
ro civil, y los Tribunales se ]o negaron, lo hizo al fin
:ometiendo una enorme falsedad, despuesi de ingresar
in el magisterio, declarando que estaba af6nica de
inodo perpetuo y al tramitarse su expediente la Co-
misi6n se lo. debeg6. No obstante, el Secretario de
[nstrucci6n P6blica le cpneedi6 el retire. sin haber
iportado un solo centavo a la caja de jubilaci6n y
aomenz6 a cobrar el ochenta por ciento de su haber
lue gasta en Paris.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL): Deseo que .el senior
Ariza diga si se refiere al Secretario actual, senior
AlemAn.
,SR. ARIZA (GABRIEL) : No, senior, me refiero a 6po-
'.as pasadas.
SR. RODRIGUEZ BARAHONA (VICToRIANO): Puedo
Informarle al senior Ariza, como medico, que conoz-
eg casos de afonia aguda que luego se han curado.
Sn. GARCIA MONTES (JORGE) : Con el permiso del
3efior.Ariza voy a anotar esas minucias.
SR. ARIZA (GABRIEL) : IA cuail de ellas se refiere
ahora su sefioria?
Si. GARCIA TMONTES (JORGE): A la de lo que se
gasta por concept de retire escolar.
Sn. ARIZA (GABRIEL) : Por esta raz6n, sefiores, la
ley tenia que ..-i.I.I'. Este proyecto de ley viene a
teformar completamente, de una manera, se puede
decir, general, materialmente en la practice y hasta
psicoldgicamente, porque muchas veces son defeetos
le carActer, de condiciones, de Apoca de los que ado-
lece. La ley antigua, que coneedia el retire volunta-
rio a los 25 anos! de servicio y con un 40%, no se pue-
de juzgar desde ese asipecto que sea una ley mala.
6 Qu ley de retire tiene un precepto mis restrictive
que ese? Es un gran precepto de la ley antigua. Sin
embargo, por eso deeia como una raz6n psieol6gica,
:)blig6 a los legisladores, a los Senadoros y Represen-
tantes que aprobaron esa ley, a pensar que no podia
ponerse en una ley de retire voluntario de 25 afios
'con un 40% de retire, porque, ias6mbrense los sefio-
res Representantes!, hay 1,200 maestros retirados,
y no hay diez que se hayan retirado voluntariamen-
te. No hay diez retires voluntaries, porque el precep-
to restrictive de la antigua ley no daba base la que
nadie quisiera retirarse voluntariamente. Era un
precepto sin observancia de ninguna clase, porque
nadie queria marchar por la puerta estrecha, todo el
mnundo buscabai la puerta ancha; pocos afios y mu-
cho retire. Para obtener un retire se bascaban cer-







DIARIO DE SESIONBS D} LA CAMARA DE I1.EPsi~tsENTMTTES 3


tificados medicos que compraba el interesado o lo ob-
t&ia por requerimientos amistosos.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIAN3): Yo le su-
plicaria al compafiero Ariza que retirara la frase de
comprar certificados medicos, porque entiendo que el
nombre de los compaieros de mi profesi6n estaria
esta tarde disminuido por los coneeptos que envuel-
ven las manifestaeiones del senior Ariza.

.SR. ARIZA (GABRIEL) : Yo, si eso pudiera envolver
para la profesi6n medical alguna alusicn que fuera
desfavorable, lo retiro.

La verdad es, sefiores, que se marchaba por la
puerta ancha, desde ese punto de vista. No hay diez
retirados en la Replblica de Cuba voluntarios, sino
que todos son por ineapacidad; y yo juro, y garanti-
zo, y doy mi palabra de honor a los compafieros que
me escuchan, que el cincuenta por ciento de esos
maestros no estin enfermos ni padecen las enfermeda-
de, que dicen esos certificados.

La ley tiene preceptos que no tiene mis remedio
que consignar. Aqui tenemos todavia en la ley del
retire escolar un articulo, que dispone que si el maes-
tro es declarado cesante por causes political, etc., se
le contara para los efectos del retire el tiempo de ser-
vicio. Ese precepto no esta de aeuerdo con la elasifi-
caici6n escolar actual, en que al maestro no puede se-
pararse de su aula bajo ninguin concept por causes
political; si el maestro esta inutilizado fisicamente,
se le separara coma es natural, medianto un examen
adecuado y ajustAndose o acogiendose al retire y si
no eumple con su deber, ya sabemos que entonees se
le forma un expediente administrative, aplicandose
el castigo que se merece.

Sn. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Y en caso de que ce-
se en su cargo por supresi6n del mismo y mis tarde
quedare en el magisterio, &seria entonces areaico el
precepto a que su sefioria se refiere?
SR. ARIZA (GABRIEL) : No senior, esta ley lo previe-
ne; este maestro esta amparado por la legislaci6n y
bajo ningfin concept 6sta se refiere sino a casos po,-
liticos, exclusivamente.

Voy a leer este articulo, que dice: '' odo maestro
que haya sido declarado cesante por causes political.
(Sigue leyewd'o).
El articulo 4 de esta ley, ofrece poca diferencia
con respect al articulo de la ley anterior que regu-
la el tanto por ciento que se da a los maestros que se
retiran por el concept de inutilidad fisica.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Para una cuesti6n
fundamental, senior Ariza. Yo he estado estudiando
la ley y me parece que ha sido redactada sin orden
ni concerto, a tal extreme que me pareee impossible
aprobarla en las condiciones en que se eneuentra, si
no se somete a la redacci6n de una Comisi6n de Es-
tilo.
El Articulo 4 de la ley que rige dice: "El Estado
jubilarA. (Sigue 71 in.f.,,"
Si. i :Iliji. r ..ri.,- ..) : La ley dice: Se modifica tal
articulo. be mAhntra qu'e esta .i. ,i .l.' i el problema.


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Si lo dijera t, llrlin
raz6n, pero no lo dice. Voy a leer el articulo 4. (Lo
lee). Y tenia que decir "el articulo 5o. de la ley que-
.dard redactado en la signiente forma", cosa que no
lo dice.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Este articulo establece una
nueva escala.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Habria que ,poner
en la ley: Articulo 30. y copiar la escala, y cuando
l!egara el articulo 5o., volverlo a consignar, porque
ese articulo no se modifica.

SR. GIL (HELIODORO) : En esta ley cuando se dice
articulo lo., se entiende que n.it'.- el articulo lo.
.de la ley anterior, porque esta ley va sustituyendo
unos preceptos y dejando otros.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): Pero algunos son
contradictorios.
SR. GIL (HELIODORO) : El articulo 13 dice lo si-
guiente: (Lo lee). La otra escala queda sin efecto.
De manera que cuando dice el articulo tal, es el ni-
mero que va a toma-r y mantiene el anterior lo que
estima pertinente.
Sn. TOME (MANUEL) : El senior Castellanos sefiala
que va a ehocar el proyeeto por la numeraci6n co-
rrelativa que trae el anterior, que parcialmente se
modifica.
SR. GIL (HELIODORO) : Cuando estudiemos el arti-
culado estudiaremos ese asunto.
Sa. CASTELLANOS (MANUEL): Desde luego que no
hay apuro.
SR. PRESIDENT (GU-S INCLIN) : Ruego a los sefio-
res Representantes que no establezean dialogos.
Continue el senior Ariza.
SR. ARIZA (GABRIEL): Estaba diciendo que la ley
que se presentaba en el proyeeto era mis adecua-
da que la anterior. Result que de acuerdo con esta
escala el maximum que puede tener el retirado es el
sesenta y cinco por ciento despu6s de -il..ij.I.I vein-
tp o mis alios de servieios. De acuerdo con la otra
ley alcanzaba hasta el oehenta por ciento, en la parte
mayor. En la parte inferior de la misma result que
el que trabaje por lo menos quince afos tiene el 25% ;
antes tenia el 50%. De manera que con esta modifi-
caci6n se benefician los fondos del retire, por'que la
escala se restringe notablemente. Ya no se dan los
tipos de retire elevado, que son los que afectan de
manera mas direct la Caja de Jubilaciones. Actual-
mente, sefiores Represntantes, tenemos un deficit en
el retire escolar de 16,000 y pico de pesos.
SR. PINO (GUsTAVO) : B Mensuales t
SR. ARIZA (GABRIEL) : Si, senior, y en honor a la
verdad no debia existir ese deficit, porque habria
dinero si se cumpliera la ley.
,Sn. PINO (GUSTAVO) : Entonces no se necesita mo-
dificarla sino exigir que se cumpla.
SR. ARIZA (GABRIEL): Es que no queda mAs reme-
dio cuando las leyes no se cumplen que in'tiiti.- ilds,
y ahora van a oir ustedes lo que dice la Gaceta del






4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REERESENTANTES


27 de Febrero de 1926. (Lee la ley que se relacie-
na con la ley de retire escolar). Pues bien, como iba
diciendo, si esa ley se hubiera cumplido estrictamen-
te nq estuviera en deficit. Y a qui tengo unos datos
que vienen del departamento de contabilidad de la
Secretaria de Instrucci6n Pfiblica, que es el inico
que los tiene y del cual los he podido obtener. Dicen:
"La pension de los maestros 'retirados... (Contivmia
leyendo).
De modo que en todo ese tiempo, en el transcurso
de esos meses pasados no se ha nombrado ningin
maestro. En esos meses no ha habido ningfin ascenso.
El maestro que ha pasado de maestro de aula a Di-
rector, gana una cantidad mayor que, a veces, iHega al
cincuenta por ciento de su haber. El que por anti-
giiedad gana un sobresueldo tambien tiene que dar
ese cincuenta por ciento.
SR. PINO (GUSTAvo) : EEsas plazas esthn vacantes
o es que no existen ?
SR. ARIZA (GABRIEL): Los ascensos se hicieron; lo
que no se ha hecho es el descuento del retire escolar.
SR. TOM (MANUEL): Yo he escuchado con aten-
ci6n al senior Ariza, pero no he podido recoger exacta-
mente los datos a que hacia referencia. Las modifi-
caciones que se establecen en este proyeeto son simi-
lares a las de la legislaei6n actual, o son, por el con-
trario, mis vigorosas?
SR. ARIZA (GABRIEL) : Mas vigorosas, mas fuertes;
es el cincuenta por ciento.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): i Me permit una in-
terrupci6n S. ISi., con la venia de la presidencia?
SR. ARIZA (GABRIEL) : Con much gusto.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra el senior Castellanos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): En la ley actual no
hay mas que dos descuentos; uno el imported del 5%
del haber total del individuo comprendido en el ar-
ticulo pirimero. (Sigue leyendo).
Es ,decir que los maestros, las cantidades que reci-
ben...
Su. TolM (MANUEL): No figure en el descuento
del primero el haber del 5% ?
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Es que hay otras
partidas mas, tenemos Asta del 6% que puede ser
elevada hasta el ocho que dan un total de 126 mil
pesos, segfn clceulos.
SR. IAEDO (JUAN MIGUEL) : 6Pero de d6nde se sa-
ca esa cantidad, sefiores?
SR. GIL (HELIODORO) : Estamos en la discusi6n de
la totalidad, de manera que todavia no hemos entra-
do en el articulado de la misma. Yo rogaria por tanto
a todos mis compaferos que aprobaramos la totalidad
y cuando entremos en su articulado entonces podre-
mos ir comparando los preceptos de la ley anterior
con los del proyecto en discusi6n y de esta manera
creo que habremos hecho algo efectivo y prdctico.


SR. GIL (HELIODORO) : Yo estimo, senior Castella-
nos, que nosotros debemos, como decia anteriormente,
aprobar la totalidad; porque de otra manera esta-
mos perdiendo el tiempo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : S. S. lo cree asi; los
demas compafieros no lo estimamos de esa manera.
SR. GIL (HELIODORO) : Yo estimo que eonozco el
Reg]amento, y creo que no es una descortesia para
mis compafieros el hacer las manifestaciones anterio-
res; ya que el senior Castellanos cree que no es perder
el tiempo, yo ahora le pido a la presidencia que cum-
pla con el Reglamento.
SR. TOME (MANUEL) : Yo entiendo qie cuando se
estA defendiendo una totalidad, y es por esto por lo
que yo hacia la pregunta, deben facilitarse todos los
datos concretes. Yo estimaba que mi distnguido ami-
go sefor Ariza desde el moment que detallaba de
una manera especifica cada uno de los preceptos de
ley, -no tengo la suerte que tiene mi companero el
Sr. Gil de conocer todos los detalles de este asunto,-
yo queria llevar la aportaci6n de mi voto con concien-
cia plena y es por lo que yo haci la pregunta I qu6 si
prActicamente lois recursos que la legislaci6n actual
ofrece a la caja de jubilaci6n son los mismos recur-
sos que se brindaban en el proyecto de ley que se vie-
ne estudiando?

SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Yo desearia hacerle
un ruego al sefior Ariza y es el siguiente: que so
contrajera lo mis possible al proyecto, que fuera lo
mnis breve possible; nosotros tenemos que aprobar pri-
mero que nada su totalidad debiendo impartirle su
aprobaci6n despu6s al articulado, y si la CAmara re-
chaza totalmente el proyeeto no vamos entonces a po-
der discutir nadal
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : He pedido la palabra
para .,t-.f ....... los deseos del compafiero Tom6, muy
justos por cierto, de conocer cuAl es la base econ6-
mica de la ley que se trae a debate. Yo he hecho un
examen de esa ley y quiero informer sobre extremes
de la misma, en st part econ6mica, sin entrar a dis-
currir sobre los otros extremes, porque 6stos seran
objeto de discusi6n cuando del articulado se trate.
El proyecto de ley que se trae a discusi6n proce-
dente del Senado, produce al fondo del retire las si-
guientes erogaciones, en relaci6n con las de la ley an-
terior: lo. aumenta el tanto por ciento del retire vo-
Inntario, del 32% que concede la. ley vigente, al se-
senta por eiento, cuando se tengan veinte afios de
servicios; y aumenta asimismo, ese tanto por ciento,
del cuarenta que concede la actual ley, al sesenta por
ciento, cuando se tienen veinte y cinco afios de servi-
cios. La cantidad a que as'ciende este aumento no la
conozco, no he podido adquirirla a pesar de buscar
datos en el departamento correspondiente, pero debe
poner pavor en el Animo pensar que al rebajar de
veinte y cinco a veinte los afios de servicios para el
retire voluntario y aumentar del treinta y dos al se-
senta el tanto por ciento que la ley concede...
SR. ARIZA (GABRIEL): ID6nde se dice eso?
ct- TT ... L T_ .....A M l/r..... \ r p- u icer in


S). 1AEDO (JUAN MIGUEL) : S,. puede leer la
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo creo que de esta ley de retire y verA como es cierto que concede el 40%
discussion puede salir algo prActico, algo bksico... en su articulo 5o.0 parrafo' 2o., a los que tienen veinte








DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENT TANTES 5


y einco afios de servicio y como es verdad tambien
que establece el retire voluntario a los veinte afios de
servicios en el inciso "A" de su articulo segundo sin
determinar la cuantia que corresponde al retirado.
El reglamento supli6 esa deficiencia estableciendo el
32% para los que se jubilan con veinte afios de
servicio.

Yo decia que pone pavor en el Animo pensar que
de aprobarse la ley, en la forma redactada, a mis de
la carga que ya pesa sobre el fondo de retire, impo-
sible de sostener, porque se halla en quiebra, caerAn
sobre el mismo en plazo breve, por lo menos, nove-
cientos maestros, que han sido condecorados por el
Honorable Presidente de la Republica durante los
dos iltimos afios, por haber cumplido. veinte y cinco
afos de servicios. Y rebajando los aios de servicio,
de veinte y cinco a veinte, nos encontraremos tam-
bi6n con un nuumero crecido de maestros comprendi-
dos en esa escala, que estarhn en condiciones de o-b-
tfner inmediatamente su retire voluntario.

SR. PINO (GusTAvo) : Esta ley es tan mala como la
que nos mandaron del Poder Judicial.

SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Esta ]ey establece,
ademas, otra erogaci6n: Concede el retire obligatorio
cuando se tenga un solo dia de servicio prestado;
mientras la ley vigente no autor'iza ese retiro sino
cuando se tienen, por lo menos, diez afios de servicios
prestados.
SR. GIL (HELIODORO) : Eso es cuesti6n del articula-
do de la ley.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Por otra parte la ley
que se discute, para cubrir esos egresos no consigna
mias que los siguientes aumentos en relaci6n con la vi-
gente y aumenta el tipo de exacci6n del 5 al .',
tipo que puede elevarse hasta el ocho automai-
ticamente en el caso de que los fondos no cubran las
atenciones de la caja, de manera que el uno ,por cien-
to es el aumento que se hace, y eso va a reeargar a
los maestros en active servicio, haciendo mds dificil
su situaci6n. Este uno por eiento, tomando como base
ios novecientos y pico de mil pesos que se pagan men-
sualmente a los que contribuyen al fondo de retire,
no dan mAs que nueve mil y pico de pesos mensuales
de aumento en favor de la caja.
SR. GEORGE (QUINTiN) : El uno por eiento que se
marca como tipo de aumento inmediato, significa el
veinte por ciento y no el diez.
SR.' HAEDO (JUAN MIGUEL) : El tipo se eleva del
cineo al seis por ciento y yo creo que la diferencia,
senior George, es el uno por ciento, que s61o significa-
ria un aumento de unos nueve mil pesos mensuales
en la recandaci6n del fondo del retire que cuenta ae-
trnalmente con un deficit de veinte y un mil pesos
mensuales.

SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Se eleva el tipo al
seis y podria elevarse al ocho, pero eso no debe ha-
cerse hasta cuando se produzca el desnivel, pues son
procedimientos provisionales.
SR. GEORGE (QUINTiN) : NO quiero cansar much
la atenci6n de la CAmara con mis interrupeiones, pe-
ro lo que quiero es lamar ]a atenci6n respect a un


error de cAlculo, puesto que el uno por ciento signi-
fica un veinte por ciento mas de aumento y no un
diez como ya dije antes.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Y finalmente la. ley
que se debate procura un nuevo ingreso al aumentar
ia exacci6n del cinco al cincuenta por ciento del
importe total del primer haber que recibe el
maestro que se nomnbre por primera vez. Esta media
no s8 lo que pueda producer al fondo del retire, por-
que es para el future, y no sabemos, ademAs, el nd-
mero de nuevos maestros que como promedio, se nom-
bra anualmente.
SR. ARIZA (GABRIEL): Precisamente sefiores, ayer
me decian cuando yo hablaba que eaminkbamos en-
tre tinieblas y para evitarlo he querido traer algunos
datos para diseutir esta ley con un poco de antece-
dentes y de eclculo y ahora se me dice que estamos
entrando en detalles que deben dejarse para despu6s
cuando entremos en la .discusi6n del articulado. Si
nosotros consideramos la Ley de Retiro Escolar, no
con vista a la beneficencia, sino con vista a una ne-
cesidad social, a la defense de las classes pasivas que
no tienen mIs protecci6n que la que puedan brindar-
li las classes activas, tengan la seguridad de que el
sesenta por ciento de retire a los maestros que ten-
gan veinte afios de seryicio seria convenient, porque
si esos maestros se retiran, vendrian nuevos maestros
a traer sus energies, su juventud, para lanzarse de
nuevo en el sendero de la ensefianza, con provecho pa-
ra la misma y beneficio a la sociedad y a la patria.
Despidamos con su buen y merecido retire a los. fun-
dadores de la Escuela Pfiblica Naoional.

En la Repiblica Argentina, que march a la cabeza
de la civilizaci6n americana y que puede darnos
ejemplo en muchos asuntos, se concede el retire a los
veinte afios de servicio a los maestros con el haber to-
tal que hayan disfrutado.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Pero estl fracasado
ese retire.
SR. ARIZA (GABRIEL): [No!, y si lo estuviera si-
quiera esti mirando el legislator argentino lo que
no miramos nosotros y lo que debi6ramos mirar, que
es garantizar a las viudas y hu6rfanos que tienen ne-
cesidad de comer y de vivir y no 1. i:r!.'- en una si-
tnaci6n de miseria y de inestabilidad.
Ahora bien, para evitar esa piedra de toque que yo
veia en lontananza, ese obsticulo, habl6 antes con
distintos compafieros y como me pusieron siempre co-
mo obsticulo ese sesenta por ciento, hice una enmien-
da rebajando el tipo al cuarenta por ciento, y ahi es-
ta, esa enmienda sobre la mesa.
Los cAlculos que se han hecho es de que hay 900
:maestros, que tienen ya cumplidos los 20 w'i..- y na-
die nos puede garantizar qiie todos esos maestros s1
van a retirar, pero suponiendo que eso fuera asi, que
no sera, siempre habria la ventaja de que esos mae -
tros serian sustituidos por otros maestros jovenes que
vendrian al campo escolar con todas sus condiciones
de juventud y de conocimientos al dia, resultando un
bien para la ensefianza. Y despu6s que se retire esa
l(:i6n de maestros veterans que ya lucharon y rin-
rlieron en el campo de la ensefianza cuanto tenian que
rendir, entiendo que entonces pasaria much tiemuo








6 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


para que vo.lviera a haber retiros, pues tendrian que
pasar veinte afios para que los nuevos maestros pu-
dieran retirarse.
De modo que desvirtdo completamente la aprecia-
ci6n que hacen mis compalieros, puesto que tendria un
equilibrio entire los retirados y el fondo de la caja.
Sa. RODRIGUEZ BARAHONA (VICTORIANo) : De acuer-
do con la proposiei6n del compafiero doctor Gil, yo
quisiera hacer una observaci6n al senior Ariza antes
de entrar en la discusi6n del proyecto de ley y es la
siguiente: jSi 61 entiende que esta ley que se trae a
la consideraci6n de la CAmara es mejor que la an-
terior o si la anterior se puede continuar, es decir,
si puede continuar ese retire en buenas condiciones si
se cumpliera?
SR. ARIZA (GABRIEL) : La ley anterior, aunque yd
no he dicho, de una manera terminante, que sea ma-
la, lo es en realidad porque de ella se ha heeho una
mala aplicaci6n, y es por eso por que ha fracasado.
Es necesario que nosotros hagamos una ley nueva,
nosotros estamos obligados a hacer una ley que no
permit el fraeaso. Esta es la raz6n de esta ley.
Aquella ley, sefiores Representantes, fracas por-
que no daba suficientes recursos para la caja del re-
tiro, porque no era possible que un individuo se retira-
ra pagando el cinco por ciento y ejerciera diez afios;
habiendo pagado por tanto solamente seiscientos pe-
sos en ese tiempo a la caja.
SR. GEORGE (QuINTIN) : En realidad sefiores, no
se puede decir que lo que ha fracasado ha sido la ley,
lo que ha fracasado ha sido la caja de jubilaci6n
actual. Es necesario antes que nada tener dinero pa-
ra pagar porque sin dinero no hay ley. Nosotros no
podemos retrotraer esa situaci6n y debemos aprobar
una ley de retire como 'sta, que venga a robustecer
el fondo del retire, nosotros no podemos remediar el
easo haciendo que se aplique la vigente ley desde
ahora en adelante, la falta de debida aplicaci6n de
la ley fu6 la quiebra de la Caja del Retiro Escolar.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Aqui tenemos, por ejemplo
los siguientes datos "930 mil pesos, etc." (Lee).
Si los retirados actualmente estAn pagando el cin-
co por ciento que produce dos mil y pico de pesos,
entonees produciria cinco mil y :pico de pesos,, sin
contar con los movimientos que haya en las aulas y
con los ascensos que tengan los maestros, porque si
contamos con esto, entonces si sube el fondo de la
caja de jubilaciones.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): 4 Qu6 tiempo dura-
ria esa situaci6n de equilibrio, que nlimero de maes-
tros estaria en situaci6n de jubilarse en los pr6xi-
mos cinco afios para saber si este aumento que se es-
tablece regular la situaci6n de la caja de jubila-
ciones?
'R. ARIZA (GABRIEL) : Por ley universal todo pere-
ce. Indiscutiblemente que la ley esta no puede ser
eterna, pero puedo significar que esta ley puede man-
tenerse por un eotado de tiempo suficiente para. que
se estabilice. Tenemos mil doscientos maestros jubi-
lados en diez afios, y result ciento veinte por afio.
Ese es el cilculo exacto. Dentro de cinco afios. cuan-
do so ponga en vigor la ley tendremos seis'ientos.


En el moment hay en tramitaci6n treinta expe-
dientes, me lo ha dicho esta mafiana el Subsecretario
de Instrrucci6n Piblica, y de esos, once estdn finica-
mente terminados.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Yo puedo decir que
el senior Lisandro Otero, president del Retiro 'Es-
colar, me ha asegurado que hay cerca de doscientos
cincuenta expedientes de la comisi6n de retire.
SR. ARIZA (GABRIEL): Puedo decir a S. S. que
cuando 61 fu6 a pedir esos datos al senior Lisandro
Otero, que es opuesto a esta ley, y que le inform
en contrario, yo me fui a donde estaba el Subsecreta-
rio de Instrueci6n Pfiblica, que me facility esos datos.
SR. PINO (GUSTAVO) : CuAntos maestros se reti-
rarn ?
SR. GEORGE (QUINTN) : No es possible determinar-
lo en este moment. No es possible tampoco que los
maestros que se retiren se robustezean en la misma
proporci6n con que se han reducido actualmente.
SR. GIL (HELIODOR) : Yo estimo que no hay un
solo Representante que ponga en tela de duda que la
legislaci6n vigente no concede recursos suficientes
para que el Retiro Escolar sea una verdad. De ma-
nera que el finico problema que tiene esta legislaci6n
es estudiar, cuando el articulado llegue, los recursos
con que vamos a 'contar. Yo entiendo que no hay un
solo opositor a la misma y, en consecuencia, rogaria
al compafiero Ariza que entrAramos en la votaei6n de
la totalidad y que reserve todos sus arguments pa-
ra la oportunidad en que se discuta el articulado.
Sn. ARIZA (GABRIEL): Yo no tengo inconvenient,
pues s61o me mueve el deseo de que se apruebe lo
mis pronto possible esta ley.
SR. PRESIDENT (GUIS INCLIN): Ningin Repre-
sentante solicit la palabra para tratar de la totali-
dad de la misma.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): Como cuesti6n de
principos, para el future y como ordenamiento del
debate, a mi, franeamente, no me agrada que a un
compafiero que esta defendiendo la totalidad con el
afecto, la tolerancia y el juicio con que lo ha estado
hacienda el senior Ariza, se le impida hacerlo.
Sa. GIL (HELIOpORO) : Yo no le impido nada al se-
fior Ariza, solamente ordeno el debate.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Pero es el caso que el
senior Gil en la tarde de hoy, primero cuando yo ha-
bia pedido la palabra para una observaei6n que ha-
cia el senior Tom6 y cortesmente...
SR. GIL (HELIODORO) : Es muy susceptible el senior
Castellanos, que se pasa la vida interrunipiendo a los
demais. Yo no he hecho mas que hacer un ruego al se-
for Ariza con todo el afecto y la cortesia necesaria,
con objeto de ganar tiempo.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): S. S., ,iempre ner-
vioso, cree que el tiempo se pierde y yo entiendo que
el tiempo se gana cuando se oyen observaciones co-
mo esa.
SR. GIL (HELIODORO) : Pero la oportunidad proce-
sal es la que preocupa.







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


SR. 'CASTELLANOS (MANUEL) : En cada oportuni-
dad en que un senior Representante defiende un pro-
yecto de ley tengo extraordinario gusto en oirlo y no
consider' que por ello se pierda el tiempo.

SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): La presidencia
va a poner a votaci6n la totalidad del proyecto, pero
quiere observer que no ha querido llamar al orden a
ningfin senior Representante, porque en esto tiene un
criterio muy liberal.
Se pone, pues, a votaci6n la totalidad.
Los que est6n de acuerdo se servirin ponerse de
pie.
La mayoria de los seiiores Representastes se po-
,e de pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al articulo primero.
(El Oficial de Actas leyendo).
ARTICULO I.-E1 "Retiro Escolar" es volunta-
rio u obligatorio. El primero se efeetia a la sola so-
licitud del maestro o funcionario; el segundo, de
oficio, por el Estado, si no hubiese sido pedido an-
tes, en los cases de incapacidad mental, fisica o inu-
tilizaci6n por accident en actos del servicio.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se pone a diseu-
si6n.
(Silencio).
Se va a dar lectura a una enmienda sustitutiva.
(El Oficial de Actas leyendo).

A LA CAMARA :

El Representante que suscribe propone la siguien-
te enmienda al proyecto de ley procedente del Sena-
do que trata del Retiro Escolar.
El articulo primero de dicha ley, quedarA redacta-
do asi:
"El Retiro Escolar" es voluntario u obligatorio.
El primero se acordard a solicitud fundada del maes-
tro o funcionario; y el segundo, de ofieio, por el Es-
tado, mediante petici6n escrita y fundada del Jefe
inmediato del maestro o funcionario, si no se hubiese
pedido antes por el interesado, en los casos de inca-
pacidad mental o fisica o inutilizaci6n por acciden-
tf en actos del servicio.
Sal6n de Sesiones de la CAmara de Representan-
tes, a 19 de Marzo de 1929.
(f.) Dr. Juan M. Havdo.

SR. PRESIDENT (GuIs INCLAN): Se pone a dis-
cusi6n la enmienaa.
Tiene la palabra el senior Haedo.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL): Como habran visto
los sefiores Representantes la enmienda no tiende
mks que a corregir defeetos de redacci6n. El articu-
lo primero de la ley que se debate comienza dicien-
do: El retire emosolar es voluntario u obligatorio. Am-


bos retires los establece ya la ley en vigor, pero pa-
rece que el legislator ha querido, en este precepto,
fijar ambos retiros que en la legislaci6n actual apa-
recen algo difusos, si bien al definir el retire volun-
tario dice lo siguiente. (Lee) En la forma en que
aparece redactado el articulo tal parece que impera-
tivamente habrn de acordarse el retire, a la sola so-
licitud de parte interesada, sin m's pruebas ni for-
malidades. Y al referirse esta ley al retire obligato-
rio, dice: que habra de solicitarlo el Estado, si no se
hubiese pedido antes en los casos de incapacidad
mental, fisica o por accident; y yo entiendo, *que
debe hacerse la petici6n por el Jefe inmediato del
funcionario o maestro que deba retirarse, ya que ea
quien conoce mejor y mis de cerca si existe o no la
m capacidad.
SR. GIL (HELIODORO) : Puede tramitarse a instan-
cia de part.
SR. ZAYDIN ramonaN): Las leyes cuando llegan a
ser casuisticas tienen el peligro de su reglamenta-
ci6n. La idea del senior Haedo me paroce muy bue-
na, porque viene a probar quien debe ser el funcio-
nario que exija el cumplimiento de la ley, que (:ebe
ser el jefe inmediato del funcionario o maestro que
deba retirarse, por' lo que creo que debe decir "Por
el funcionario competente"
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : En Matanzas se ha
dado el caso de un maestro incapacitado mental y fi-
sicamente que el Jefe inmediato no pudo solicitar su
jubilaci6n, porque la ley no lo facultaba y tampoco el
Searetario de Instrucci6n Pfblica la solicit, porque
ignoraba el caso, perjudichndose asi la ensefaiiza, y
dandose con ello lugar a que dicho maestro muriese
en la via piblica. Yo no tengo inconvenient en mo-
ificar mi enmienda en el sentido de que la solicitud
de retire obligatorio la formula en este caso, el fun-
cionario competent.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo le quiero pregun-
tar al senior Haedo si su enmienda es sustitutiva, co-
mo se ha dicho, del articulo primero y si al sustituir
su enmienda al articulo primero sustituye al articulo
primero de la ley en vigor.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : No, senior, sustituye al
articulo de la ley que esta discuti6ndose.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pero abhora quiero
preguntarle al senior Haedo en qu6 lugar de la ley en
vigor hay que colocar ese precepto.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Yo habia heeho una
enmienda para cololcarla en el Articulo 2o. de la ac-
tual ley, en su primer pirrafo, que es done cabe.
SR. CASTELLANOS ('MANUEL): Pues entonoes yo
voy a rogar al senior Haedo si le parece bien que la
consignemos en el articulo 20. Ahora bien, si desapa-
rece la enmienda del senior Haedo, queda el articulo
lo. de la ley en esas condiciones, y pudi6ramos de-
cir que este articulo lo. pasa a ocupar una adici6n
del articulo 20. de la ley. Admite el senior Haedo
esa forma?
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Lo admit.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Entonces que esa
enmienda del senior Haedo se adicione y phase a' for-
mar parte del articulo 2.o. de la ley en vigor.








8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


SR. PRESIDENT (GUS INCLiN): La Presidencia
quiere llamar la atenci6n de los sefiores Represen-
tantes respeeto a que el proyeeto de ley que proecede
del Senado, a veces ha tenido en consideraci6n el ar-
ticulado de la Ley Escolar anterior, pero a ratos so
ha despreocupado totalinente y ha traido una series
de preceptos que no los coloca en articulo algund.
Por consiguiente, si la Cimara metodiza este asunto
y quiere localizar cada uno de los preceptos, note la
C.Amara que va a tener que modificar totalmente el
proyecto de ley del Senado, y no es esa nuestra in-
tencicn.
SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Yo rogaria al doctor
Castellanos que retirara su solicitud y dejara la ley
tal como esta.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pero es, que no se
puede promulgar esta ley en el estado en que esti,
porque cuando se vaya a hacer su aplicaci6n sera
impossible. La prActica aconseja que nosotros haga-
mos esto: que a cada precepto le determinemos a que
articulo hay que supeditarlo, porque asi podra pro-
mulgarse la ley como se debe.
SR. IIAEDO (JUAN MIGUEL) : Por eso yo habia he-
cho una enmienda al articulo lo. para que formara
parte del articulo 20. y que este comenzara en la si-
guiente forma: "El retire que por esta ley se estable-
ce, es voluntario u obligatorio, etc."
Esta no es una ley sustitutiva de la otra, sino una
ley que la reform en algunos de sus preceptos.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): jPero esta ley hay
que aplicarla en relaci6n con la otra? Acepta el se-
fior Haedo la enmienda en las condiciones en que yo
]a proponia?


SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Pido que. se lea, nue-
vamente, el articulo 2.
(El Oficial de Actas leyendo).
ARTICULO II.-Solamente podran retirarse vo-
iuntariamente los maestros o funcionarios, cualquie-
ra que sea su edad, siempre que Ileven, por lo me-
nos, veinte afios de servicio.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLiN): Se vd a dar let-
tura a una enmienda.

(El Oficial de Acta's lelyendo).

Enmienda al articulo segundo.

Podran retirarse voluntariamente las maestras o
funcionarios cualquiera que sea su edad siempre que
hayan prestado treinta o mis afios de servicios, o
cuando hubieren prestado veinte y cinco afios de ser-
vicios o mis, tenga cincuenta, afios de edad.
(f.) Jorge Garcia Montes.

SR. HAEDO (JUA N MIGUEL) : Ha sido un error senior
President. La enmienda es al articulo 3.

SR. GARCiA MONTES (JORGE): Yo propongo, ver-
balmente, esta enmienda la cual presentar6 por escri-
to a ]a Mesa, y que es la siguiente: "Que sea cual.
quier edad, con 30 afios de servicios, y con 25 ..-..
de servicios y 55 de edad, por lo menos."
SR. PRESIDENT (GUlS INCLIN): Se pone a dis-
cusi6n la enmienda del senior Garcia Montes.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Pido la palabra.


S. To (M ) pe a sr SR. PRESIDENTE (GUiS INCLAN) : Tiene la pala-
S. To (MANUEL): Que pase a ser un bra su seoria.
adicional del Articulo 2o.


SR. PRESIDENT (GuSs INCLAN) : Se va a dar lee-
tura nuevamente a la enmienda para mayor claridad.
(El Oficial de. Actas la leei).
SR. WOLTER DEL Rio ((.I -i;,M.) : El doctor Haedo
consigna en esta enmienda que el retire obligatorio
tambien puede pedirse por el propio interesado?

SR. HAEDO (JUAN MIGUEL) : Por el propio intere-
sado, senior Wolter del Rio.
SR. CAMACIIO COVANI (C]SAR E.): Deseo que se
lea el articulo -,- iin.. que se va a modificar.
(El doctor Ca$'tellanos. lo lee).
SR. PRESIDENT (GUiS INCL-N): Yo 11amo la aten-
ci6n de los sefiores Representantes sobre este parti-
cular: si la Cimara quiere conservar la euritmia lde
la ley vigente y garantizar todo su articulado, debe
fener el trabajo de ordenar todos sus preceptos.
&Est. de acuerdo la Cimara de que, en caso de
aprobarse 6ste, pase a ser el segundo de la ley vi-
gente?
( , ;,)..
Se pone a votaci6n.
Aprobado.


SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Yo no me explico
realmente cual es el motive fundamental de la mo-
dificaci6n que se pretend hacer en relaci6n con el
precepto del articulo 2 de la antigua ley, la que me
parece que esta bastante bien.

El articulo, segundo ,de la antigua ley dice: "Los
individuos comprendidos en este precepto. (Sigyue
leyendo).

Es decir que por este precepto que asi comienza,
puede retirarse los que tuvieren mis de veinte afios
de servicios. Y en el "B" los que hallandose en acti-
vo servicio a la promulgaci6n de esta ley aerediten
tener cumplidos 60 afios o mas. Este es un principio
de tanta equidad y de tanta justicia al determinar
la edad y afios de servicios, que en todas las leyes de
retire se consigna una edad en relaci6n con los afios
de servicios o sea los sesenta afios, porque ese pro-
blema vamos a discutirlo despu6s. Porq ae no puede
ser solamente en cuanto a .... de servicios. (Lee).
ARTICULO III.-El maestro o fun'eionario que
se retire voluntariamente y hubiese servido veinte
ainos, pereibira un sesenta por eiento del mayor ha-
ber que hubiese percibido durante un tempo no me-
nor de un afio; y, excediendo de ese lapso un dos
por eiento mAs por cada afio sin que poeda exceder
del setenta.





DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 9


Aqui si es otro problema. De manera que la ley
anterior determinaba que los sesenta afios de edad y
ciez de servicios podria obtenerse la jubilaci6n. En
esta vamos a suprimir totalmente la edad. La en-
mien da que present el senior Garcia Montes deter-
mina que a los cincuenta y cinco afios de edad, y
veinte y cinco de servicios, y a mi juicio, a mi modes-
to juicio, es exagerado el tiempo de edad y el tiempo
que exige de afos de servicios. En cuanto al tiempo
de edad la Camara debe mover su atenci6n y fijarla
esencialmente, porque es un problema que esta en
relaci6n direct con los otros retires que van a ve-
nir a discusi6n de esta propia Camara. En casi la to-
talidad de las leyes de retire, tanto de esta elase co-
mo de la otra, se fija en las naciones europeas una
edad que fluctfia entire los cincuenta y sesenta afios:.
Es decir exige lo que un hombre puede vivir traba-
jando en aquellos paises frios, donde la vida es mas
larga. En los paises tropicales, como el nuestro. don-
de la vida es mis corta se calcula un promedio de
cincuenta afios. No es human exigir mds tiempo que
los cincuenta afios de edad. Si el doctor Garcia Mon-
tcs rebaja a cincuenta el tiempo que se exige a los
maestros y rebaja como dice la ley en relaci6n de la
edad en diez afios de servicios y cineuenta de edad
ser~ un precepto just al mismo tiempo que defende-
ri los fondos del retire del maestro, y no causart
dafio a los hombres que esperan para jubilarse a ese
t-rmino. Por consecuencia me opongo al precepto en
la forma en que estd redactado en la enmienda del
senior Garcia Montes.

SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Sefior President y
ic..- Representantes: Realmente los preceptos que
pueden aprobarse o discutirse en relaci6n con este
proyecto de ley adolece, necesariamente, de esa fal-
ta de antecedentes y datos de que yo ayer me queja-
ba. En el dia de hoy los Representantes sefiores Ari-
za y Haedo, principalmente este filtimo, haciendo un
esfuerzo meritorio, que la Cimara ha aplaudido, han
podido, a la carrera, con veinte y cuatro horas nada
mis a su disposici6n, con archives deficientes, reunir
datos o antecedentes que nos pueden orientar ligera-
mente respect a la posibilidad econ6mica y a la via-
bilidad econ6mica, tambion, de esta ley.

Es precise, sefores Representantes, para conocer
exactamente el precepto que deba dictarse en relaci6n
a los afios de servicios o de edad que debe exigirse, te-
ner datos completes, a fin de conocer la posibilidad
econ6mica de la disposici6n legal, para conocer el
nimero de jubilados que esta disposici6n legal pro-
duce y la posibilidad econ6mica de la caja con los re-
cursos calculados de hacer frente a las jubilaciones.
De manera que yo, al proponer este proyeeto de en-
Inienda y presentarlo a la consideraci6n de la Cima-
ra, no puedo garantizar que este proyecto resuelva el
problema, pero como yo oi, entire los datos que su-
ministraba el senior Haedo, que existen alrededor de
novecientos maestros con veinte y cinco afios de ser-
vicio, yo he redactado esta enmienda, tratando de re-
solver las consecuencias perjudiciales para la caja
de jubilaci6n de los maestros. Desde luego, que la en-
mienda surge para sustituir el proyeeto de ley tal co-
mo viene modificado ahora, pero la Cimara se ha da-
do cuenta de que el nuevo proyeeto de ley, el que es-
t6 a discusi6n, lejos de tratar de restringir, como


eran nuestros deseos, daba mayor amplitud en ma-
teria de jubilaciones, reduciendo los afios de servicio
y de edad, en lugar de aumentarlos. Para evitar esto
yo redact6 esta enmienda, pero ahora nos encontra-
mos que la ley actual es m.ds restrictive que el proyee-
to, pero a juicio del Representante que habla, convie-
ne que se mantenga su enmienda, porque entiende
qu;i ningin hombre, except en los casos de inutilidad
fisica, debe retirarse con menos de veinte y cinco
afos de servicio.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Para que se vea
que el doctor 1aroia Montes adopta un criterio de
transacci6n, t6mese en consideraci6n la edad en que
comienzan a ejercer el magisterio la mayor parte de
los que ingresan en el mismo que, por regla general,
es entire los diez y seis y diez y ocho afios; de mane-
ra que aun aceptando treinta aios de servicios, se ju-
bilarian la mayor part a los cuarenta y cinco y cin-
cuenta afios de edad. Yo quisiera que se beneficia-
ran, tambi6n, los maestros que tengan sesenta afios
de edad y mas de diez de servicios.
SR. GARciA MONTES (JORGE): Hace un moment
yo hablaba con el president de la Cimara y co-nve-
niamos en agregar ese caso.
SR. ZAYDiN (RAMON) : DespuBs de los sesenta afios
se puede trabajar.
SR. GARciA M1,0' i., (JORGE) : Yo mantengo, -~ ..1.-
Representantes, estos dos puntos fundamentals: pa-
ra jubilarse hay que tender veinte y cinco afios de
servicio con cincuenta -y cinco afios de edad y trein-
ta de servicio con cualquiera edad y ahora me com-
placeria completar la enmienda introduciendo las in-
dicaciones de los sefiores Castellanos y Aguiar en el
sentido de que cualquier persona que lenga sesenta
y cinco afios de edad y haya trabajado diez afios o
mas, tambien, tenga derecho a la jubilaei6n.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Se va a dar lee-
tura a la enmienda tal como queda redaetada, a,'p-
tando la indicaci6n del doctor Castellanos.
(El doctor Garcia Monies lee).

Enmienda al Articulo Segundo.

PodrAn retirarse voluntariamente las maestras o
funcionarios cualquiera que sea su edad siempre que
hayan prestado treinta o mAs afios de servicios, o
cuando hu'bieren prestado veinte y einco afios de ser-
vicios o nais, tenga sesenta afios de edad.
(f.) Jorge Garcia Montes.

SR. ZAYDiN (RAM'N) : A mi me parece que ese pre-
cepto de los diez afios de servieio y sesenta de edad
en la ley actual, fu6 porque al promulgarse esa ley se
encontraban numerosos maestros con sesenta afios de
edad, y hubo que fijar los setenta afios, y entonces co-
mo era una ley a su promulgaci6n, se estableci6 lo de
los diez afios.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Segiin los preceptos
de la ley escolar, Lhay alguna edad determinada?
SR. ZAYDIN (RAMON) : No. Al magisterio no le con-
viene, no le puede interesar que hombres ya cansados
de la vida sean los que ingresen, y que al amparo de






10 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REiPRESENTANTES

esta ley, con diez afios de servicios, puedan obtener ahora tratamos de hacer, alguna modificaci6n para
ese retire. que cste caso no se repita.


-SR. AGUIAR (Ail..i i: ANGEL): Aunque el doctor
Zaydin en cuanto a la reform de la ley se refiere,
establece esto, menos de 40 afios, aunque se hiciera es-
to, se eneontraria que posiblemente hay muchos
maestros en la Repdblica, hoy, que han ingresado en
fecha anterior a este dia y que al llegar a 60 afios no
tendrdn mas que diez o doce afios de servicios.

SR. ZAYDIN (RAM6N) : Nosotros estamos orientan-
donos para legislar, atendiendo estas observaciones
que nos hace el senior Aguiar, y vamos a cerrar el pa-
so para el future, vamos a admitirlos en la ley, va-
oos a hacer que se ponga en vigor esta, pero ahora
bien vamos a poner un precepto en ]a ley por el cual
linitemos la edad en que debe ingresarse en el ma-
gisterio.

SR. URGUIAGA (CARMELO) : Yo quiero aclarar al se-
ifor Zaydin que me parece que en ese concept 61 es-
ti equivocado, en realidad existe la limitaci6n de
edad, aunque en forma indirecta. Las Escuelas Nor-
males son las finicas que expiden titulos de maestros
y son las que sefialan la edad para el ingreso de las
mismas, creo que 1 una edad mAxima v una edad
minima. Tengo entendido que la edad mAxima es de
22 afios, y que los studios duran cuatro ,i,.-.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : Eso es para ingresar a estu-
diar, pero despues de obtenido el titulo se necesitan
muchos esfuerzos para obtener un aula, algunos pa-
ra obtenerlas necesitan esperar muehos afos y otros
no la obtienen nunca.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : El nimero estA limita-
do, aqui hemos tratado de seguir las normas peda-
g6gicas, se entra a estudiar en una edad en que toda-
via la persona se eneuentra joven; asi que yo estimo
que es muy dificil encontrar maestros que comiencen
a ejercer antes de 30 afios de edad.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : Estas leyes de retire gene-
ralmente cuando se vienen a diseutir ]a in!!i, i.,'
moral hace que nos movamos mas por sentimiento
que po.r reflexi6n. Estas son leyes que vienen a dar
un amparo, al viejo o al ineapacitado, pero en mane-
ra alguna a proporcionar ventajas a la persona que
estA en plena capacidad, en pleno vigor fisico, que
puede desempefiar otro puesto y que obtenga una ju-
bilaci6n al mismo tiempo., desempefiando luego otra
funci6n y cobrando dos sueldos; esto es lo que hay
que evitar. Yo entiendo que Asta es la causa de la
quiebra de esta *Caja y de todas las demis Cajas de
jubilaciones y es por eso por lo que yo sintiendome
tan generoso eomo cualquiera de mis compafieros,
siempre que bay que hacer algfin .. i.-' i", sin em-
bargo, me detengo en estos moments a haeer una
consideraci6n para reclamar la atenciOn de ustedes,
cosa de que se restablezea la normalidad econmiica
y que podanmos Ilegar a aprobar este proyeeto bajo
s6lidas y efectivas bases.
Por lo demas, sefiores Representantes, no tengo
ningfin determinado interns en que se suprima 6ste o
aquel precepto de la ley, lo que yo desco es que no
volvamos a caer en los mismos errors primitives que
han dado lugar a la quiebra de la Caja, y a la que


El doctor Gil itenia muchisima raz6n cuando de-
cia que no estan en las mismas condiciones un maes-
tro que un catedratico, sin contar que hay catedra-
ticos que explicah no una hora ni hora y media, sino
que explican tres horas diaries; necesitan una prepa-
raci6n mental que indiscutiblemente es superior a la
de la escuela en la graduaci6n de los studios, y ade-
mis tienen los seminaries que le roban mas tiempo.
Yp pondria como puede darse el caso de que un
hombre a pesar de la edad avanzada conserve la ple-
nitud de su vigor fisico, y pongo de ejemplo al doc-
tor Cueto que desempefia su cftedra por espacio de
tres horas sin que sienta quebranto en sa cerebro.

SR, E-IN...- (JUAN) : Eso es una excepei6n.

SR. GIL (HELIODORO) : No es lo mismo dar una con-
ferencia a un nfmero de hombres que escuchan si-
lenciosamente, que dar una clase a un grupo de cin-
cuenta parvulos por espacio de cinco horas, que re-
quiere un mayor esfuerzo en la voz y en la atenci6n.

SR. ZAYDiN (RAM6N) : No estoy comparando la la-
bor de uno ni de otro, porque no se pueden compa-
rar. No se trata de una ley de jubilaci6n de catedri-
ticos ni me interest el problema de retire de los ca-
tedriticos, ojalA que nunea llegue como catedrAtico a
tener necesidad de retirarme, pero si entiendo que
nos encontramos con que hay maestros a los cuales
pueda rendir esa fatiga de que hablaba el senior Gil,
para l1 estd preyisto por un precepto de la ley el ca-
so de acogerse a la jubilaci6n obligatoria por incapa-
eidad fisica o mental. Asi que cuando nos encontre-
mos con ese caso que citaba el senior Gil de tuberculo-
sis laringea, quedara comprendido en las excepciones
de la jubilaci6n o1.l;.i,!i..i

Pero no estamos tratando de la jubilaci6n obligato-
ria, sino de la jubilacion voluntaria. Entiendo que no
se trata del caso del hombre que ha sido rendido por
la labor realizada sino del funcionario qLe puede en.
contrarse en actitud de desempefiar sus puestos, que
llegado a los sesenta afios, no obstante puede conti-
nuar en el desempefio del cargo en su escuela. Por
consiguiente dicho esto, pido que se apruebe la en-
mienda -del senior Garcia Montes en la forma redacta-
da, y que on el caso de aceptar la adicidn anunciada
por el -. r.I Castellanos se limited la edad de ingreso
en el magisterio a fin de evitar que puedan por una
puerta falsa entrar demasiados jubilados.
Sn. SOTO IZQUIERDO (FRANCISCO) : Abundando en
las mismas ideas que el senior Zaydin, pero hacienda
una proposition concrete en relaci6n con la enmienda
del senor Garcia, Ml..-, me parece que 6sta com-
prende dos asuntos: Aquel que se refiere a los trein-
ta afios de servicios con cualquier edad y a veinte y
cinco afios de servicios con cineuenta y einco afios de
edad y el otro que se refiere a los diez afios de ser-
vicios en el caso de los sesenta afios de edad. A mi ver,
la disposici6n de la ley vigente de los diez afios con
los sesenta, fuE una disposici6n transitoria dictada al
aprobarse la citada ley para regir en aquella oportu-
nidad, pero que ya no tendria raz6n do ser, y por lo
que no habria necesidad de poner esa iimitaci6n, la







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMARA DE REPRESENTANTES 11


que ademas seria peligrosa porque los sefiores Repre-
sentantes saben que existen maestros que han ejercido
e' cargo en epocas anieriores, que estan equiparados
a los maestros no'rmalistas para ejereer que puecen
pedir en cualquier moment el ejereicio de su aula
y que aprovechandose de ese precepto pudieran en
cualquier moment pedirla con la idea preconcebi-
da de jubilarse, agravando la situaci6n de la Caja
de Jubilaci6n. Pero que no hay necesidad de ello,
porque ya pas6 la oportunidad cuando se promulg6
la ley vigente y ahora ningin maestro de edad avan-
zada solicitaria su ingreso ante la perspective de no
poder jubilarse. Por eso yo le pediria al doctor
Aguiar que renunciara a la enmienda que ha pro-
puesto a la del doctor Garcia Montes.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): El problem que
estA sometido a la consideraci6n de la Camara como
ha explicado hace breves moments el doctor Soto
Izquierdo, estd ya aclarado, pues sobre los dos pun-
tos principals, estamos conformes, quedando solo
objeciones al que se refiere a los diez afios en el ejer-
cicio de la profesi6n a los maestros que ingresen, te-
niendo sesenta afios de edad, cuyo derecho no debe
quitArseles, ni debe impedirseles que ingresen, por-
que eso seria cerrarseles las puertas a los mis nece-
sitados, a los pobres que no tienen mAs amparo que
su trabajo. Yo creo que poniendo las palabras "'Ser-
vicios continuados" se evitaria ese dailo a los maes-
tros de edad avanzada y que se burlase el retire.
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL): Iaber contribuido
a la caja durante diez ailos continuados.
SR. ZAYDiN (RAM6N) : Si, porque habria maestros
que habiendo ejercido en otra 6poca a' ver que te-
nian 59 afios ingresaban por un afio y sin haber con-
tribuido al retire, al llegar a los sesenta cobraban su
jubilac6n.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO): Para
una aclaraci6n, pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUiS INCLAN): Tiene la pala-
bra el senior Rodriguez Barahona ,para una aclara-
ci6n.
SR. RODRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Sefor
President y sefiores Representantes: Indudable-
mente que este problema hay que estudiarlo con de-
tenimiento, porque tiene importaiicia sore todo con
respect a la edad para la jubilaci6n y debo declarar
que lo conozeo algo por haberle dedicado atenci6n a
lo que concierne a este particular estudiando la
ley de retire ferroviario. Son muy frecuentes las le-
yes done se toma en consideraci6n el agotamiento
del individuo y hay noci6n muy arraigada aqui en
Cuba con respect a la edad humana, que ha dado lu-
gar en nuestro pais a mu'ltitud de e.. ,Ii,:i,.< por el
excess de magnanimidad en los Representantes al
sefialar la edad, limited para conceder el retire. No
creo que en todos los casos deba sefialarse la edad de
cincuenta y cinco afios, pues hay muchas personas
que todavia a. esa edad se encuentran en condicione.i
de powder trabajar y si alguna afecei6n padecen, no
es generalizada sino un estado sintomi'tico de cual-
quier enfermedad que puede vencerse de acuerdo
con la resistencia orginica del individuo. Aqui, co-
mo en todas parties, cualquier enfermedad se puede


diagnosticar y si realmente estuviera ea el caso de
inutilidad fisica lo procedente es promover la jubi-
laci6n. Por estas razones consider, que la CBmara
no cebe, por exceso de magnanimidad, contribuir a
que fracasen todas las eyes do retire, fijdndole po-
ca edad a los que habrAn de acogerse a ese beneficio.
En casi todos los demAs paises se fija la edad de se-
senta afios, porque hasta esa edad el hombre puede
trabajar y se supone que ya despu6s ha contraido
cualquier enfermedad que le impida uia labor asi-
dua.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Me parece oportuno
solicitar del doctor Rodriguez Barahona nos expli-
que su doctrine sobre incapacidad, pues parece que
el Dr. Rodriguez Barahona entiende que el trabajo
durante largo tiempo determine una incapacidad.
Dice el doctor- Rodriguez Barahona que la edad de-
termina las enfermedaes y que cuando esas enferme-
sino por la enfermedad que constitute incapacidad;
entonces el doctor Rodriguez Barahona entiende que
habria que esperar el agotamiento total y el inicio de
la enfermedad.
SR. RoDRiGUEZ BARAHONA (VICTORIANO) : Yo dije
lo contrario: que no es la edad, sino la enfermedad
lo que puede incapacitar a un cubano, porque vamos
a suponer que haya un cubano mayor que yo, que
tenga 80 afios y yo tengo 40, y que puede star en
condiciones excepcionales mentales y por sus ener-
gias, le permit a 61 desenvolver mejores condicio-
nes; lo que yo quiero decir es que se debe fijar una
edad limited de 60 6 65 afios, porque nosotros lo que
queremos es buscar una edad media, y en Cuba no
se ha fijado todavia una edad media, como por ejem-
plo, en los Estados Unidos, en que hace cuarenta
anios la edad media era de cineuenta y cinco o;n, y
hoy adelantados ya los medios cientificos e higi6ni-
cos, la edad media es de 58, 59 y hasta 60 afios.
6 Me podria decir el doctor Castellanos cudl es la
edad media en Cuba?
SR. AGUIAR (MIGUEL ANGEL) : Las compadias de se-
guro admitian como limited la edad de 50 afios y hoy
admiten los 55.
SR. GIL (HELIODORO) : Pero aumenta la prima.
SR. RODRiGUEz BARAH-ONA (VICTORIANO) : Es na-
tural. El criteria que yo sostenia, y este criterio si
lo mantenemos ahora en la primer ley de retire,
aunque es impresionante, pero que es un dafio que
se hace, porque entiendo que las leyes de retire se
deben hacer para todos aqu6llos que han de star en
un estado tal de ancianidad que necesiten un auxi-
lio para su vejez y que no debe ser un medio de bus-
car un comfort o una comodidad.
Yo s6 que para mi resultaria much mIs agrada-
ble levantar mi voz e impresionar a la masa de los
interesados diciendo que deberia concederse el re-
tiro a los 50 afios de edad y 20 de servicios, pero es
que el dafi o iban a recibir los propios retirados,
porque es tan fundamental esto que estimo debe lla-
marse la atenci6n en este sentido.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): Una pregunta al
distinguido compafiero: El senior Rodriguez Baraho-
na entiende, por consiguiente, que 55 afios espoco pa-
ra la edad media ?







DIARIO DE SESIONES DE LA C1AMARA DE REPRESENTANTES


SR. RODRiGUEZ BARAIIONA (VICTORIANO): Es po-
co como edad media.
SR. GARCiA M.INi .-. (JORGE): Com0 el senior
Rodriguez Barahona es medico, y en este easo tiene
en este asunto una mayor experiencia que yo, modifi-
co mi enmienda y establezco 25 anos de servicios y 60
de edad.
SR. CASTELLANOS (MANUEL): Para aelarar, y pre-
cisamente por lo valiosa que result su opinion. ;, Ei
Dr. Rodriguez Barahona no entiende que en los paises
calicdos la vida se limit much mAs que en los paises
frios ? Si los cincuenta y ocho afios de edad es un
promedio en los Estados Unidos, 4c6mo aqui va a
ser mayor? Es que aunque lo diga la Ciencia no es
possible que me convenza.

SR. RoDRiGIEZ BARAIIONA (VICTORIANO) : Yo creo
que me referia al promedio de vida, es decir, lo que
se concede como promedio de vida en una naei6n, te-'
niendo en cuenta la gran mortandad que se preaen-
ta en la edad infantile que es de los 12 primeros .,;...
de la vida. Eso no quiere deeir que todos los hom-
bres vivan 58 afios en los Estados Unidos y que en
Cuba vivan todos 60 afios.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : IQu6 es, pues lo
que debemos tomar en esto? No es el promedio de
vida?
SR. RODRIGUEZ BARAHONA (VICTORIANO): El pro-
medio de vida, yo creo que no tendria necesidad de
explicarlo, depend de la, natalidad y la mortalidad
que tienen que estar en una proporei6n igual en el


sentido del mantenimiento de la poblaei6n, porque
si nacen tantos individuos y imueren tantos, es de
ani de done hay que obtener un promedio de vida.
Estos individuos que van cayendo se van contando
como perdidas en el camino y no todos Ilegan a te-
ner 57 6 58 afios, porque se cuentan aquellos que pe-
recen en el elaustrb materno o en los primeros afios
de la vida. Teniendo en cuenta todos estos datos de
naeimientos y de muertes es como se obtiene el pro-
medio de la vida, lque como el senior Castellanos co-
noce es una euesti6n de estadistica.
Tengo entendido que en uno dde los paises del
mundo en que. mayor longevidad se alcanza es en
Bulgaria, pais balkdnico donde es fail encontrar
hombres que Ilegan a alcanzar hasta cien afios de
edad. Pero probablemente la estadistica de es.te pais
balkanico puede ser inferior a la de los Estados Uni-
dos en que la Sanidad y los medios que tiene a su al-
canee son tan II ni. que dan un alto promedio
de individuos de 70 a 90 afios, debiendo esto al re-
gimen alimenticio y a otras condiciones especiales.

Yo hago esta al a n, ..,''n en estos moments para
powder orientarnos, no solamente en la ley de retire
escolar, sino a todas las demAs ]eyes de retire, siguien-
do esta norma o esta pauta.
Yo que conozoo la manera de actuar del sefor Cas-
tellanos...
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Agotadas las ho-
ras reglamentarias, se suspended la session.
(Eran las 7 p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA.. P1 Y MARGALL 17, VABAIA


12




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs