Group Title: Diario de sesiones del Congreso de la Republica de Cuba
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
ALL VOLUMES CITATION PAGE IMAGE ZOOMABLE
Full Citation
STANDARD VIEW MARC VIEW
Permanent Link: http://ufdc.ufl.edu/UF00015180/01236
 Material Information
Title: Diario de sesiones del Congreso de la Républica de Cuba
Physical Description: v. : ; 31 cm.
Language: Spanish
Creator: Cuba -- Congreso. -- Cámara de Representantes
Publisher: s.n.
Place of Publication: Habana
Manufacturer: Imprenta de Rambla y Bouza
Publication Date: 1902-
 Subjects
Subject: Politics and government -- Periodicals -- Cuba   ( lcsh )
Genre: federal government publication   ( marcgt )
 Notes
Dates or Sequential Designation: 1. legislatura, v. 1, núm. 1 (oct. 1 de 1902)-
General Note: Title from caption.
 Record Information
Bibliographic ID: UF00015180
Volume ID: VID01236
Source Institution: University of Florida
Holding Location: University of Florida
Rights Management: All rights reserved by the source institution and holding location.
Resource Identifier: aleph - 001845781
oclc - 28760011
notis - AJS0072
lccn - sn 93026707

Full Text


REPUBLICAN DE CUBA


DIARIO


DECIMO TERCERO PERIOD


DE


SESiONES


CONGRESSIONAL


CUARTA LEGISLATURE


VOL. LI LA HABANA, 20 de Marzo de 1929 NUM. 24

Session extraordinaria de 18 de Marzo de 1929.

Presidentes: Sres. Rafael Guas Inclan y Quintin George Vernot
Secretaries: Sres. Manuel Capestany Abreu y Jose Alberni Yance


SUMARIO


A las 5 p. m. comienza la sesi6n.-El senior Urquiaga solicita sean tratados los proyectos de Ley del
Senado sobre retiros, por el orden tcronol6gico ide haberse recibido en la Camara.-Se opone el se-
fior Aguiar, por entender que debe tratarse previamente el retire ferroviario.-Con aclaraciones
de various sefiores Representantes, es aprobada la proposici6n del senior Urquiaga.-La presiden-
cia, de conformidad con el anterior acuerdo, declara que el primer asunto a tratar es la modifica-
ci6n del retire escolar, y ordena la lectura de dos proyectos de ley existente sobre el mismo asun-
to.-El senior Cruz Ugarte propone que se prescinda del primer proyecto, anulado por el segun-
do.-Despubs de largo debate, asi se acuerda.-Se pone a discusi6n la totalidad del segundo pro-
yecto de ley.-Toman parte en el debate los sefiores Garcia Montes, Urquiaga, Aguiar, Cruz Ugar-
te, Rodriguez Ramirez, Wolter del Rio y Ariza.-A la hora prefijada 7. p. m. terminal la sesi6n.


SR. PRESIDENT (GuIS INCLAN) : ,Se abre la
sesi6n extraordinaria:
(Erae las 5 p. m.)
SR. URQUIAGA (C-ARMELO): Pido la palabra.
SR. PRESIDENT ,(GUAS INCLAN): Tiene la palabra
su I.i ij .
SR.: URQUIAGA (CARMELO): Sefior Presidente y se-
fores Representantes: Por acuerdo anterior de la


Cdmara vamos a comenzar las sesiones extraordina-
rias, que tienen una gran importancia en si; por lo
eual, ante todo, ruego a mis compafieros que, con la
benevolencia habitual en ellos y por el espiritu ge-
neroso que les anima, no se retiren de este sal6n. El
problema es tan interesante como aquIllos que iban
a ser discutidos en la sesi6n ordinaria. Creo que por
tratarse del retire, no solo civil, sino ferroviario, de
los pobres obreros, de los hijoa del trabajo., que se
eneuentran hoy al borde de la miseria, debemos de-


CAMERA DE


DE LA
REPRESENTANTES


t







2 DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES


dicar todos nuestros esfuerzos, todas nuestras acti-
vidades a hacer cristalizar leyes 'sabias y justas que
garanticen su porvenir. Y creo que seria desalenta-
dor el que s6lo nos encontrdramos un grupo de diez
o doce congresistas de buena voluntad discutiendo
, votando esas mismas leyes, que carecerian del res-
paldo moral necesario; seguramente seria una. nota
discordante, en aquello que resultarla tan bello como
el darles leyes justas y merecidas por muchos moti-
vos que concurren para ello.
Debemos estudiar ahora en qu6 forma hemos de
llevar adelante el program que nos hemos trazado.
Son varias las leyes que se encuentran pendiente de
studio en esta Camara, referentes a retires en gene-
ral. Tenemos la ley del retire ferroviario, la que se
refiere al retire de los maestros, la del retire mari-
timo y la del retire civil. jPor cuAl de ellas debe-
.mos comenzar? 4 En qu6 forma debemos anteponer
los acuerdos unos a otros, de modo que en vez de en-
torpecerse puedan ir aun6ndose los esfuerzos, resol-
viendo los problems generals que nosotros debati-
mos y no tengamos que recorrer de nuevo el cami-
no andado?

Yo creo que debemoss dividir estas leyes en dos
grupos: uno, aquellas leyes procedentes. del Se-
nado que se encuentran pendientes de studio en la
Camara, y otro, aqu6llas que son iniciativas de
la Camara'de Representantes y que, aun en el su-
puesto de que fueran aprobadas, tendrian que ir de
nuevo al Senado para su studio y sanci6n defini-
tiva.
Procedentes del Senado se encuentran aqui dos
leyes: una la que se refiere al retire civil; la situa-
ci6n de los empleados del retire civil es angustiosa.
Hace tres o cuatro meses que el honorable senior
President de la Repdblica se vi6 preeisado a reba-
jar en un cincuenta por ciento la cuantia de eso,
retiros; y segin noticias que a mi ban llegado si no
se resuelve rapidamente esta situaci6n, en vez del
cincuenta por ciento, percibirin desde el mes, en-
trante tan s6lo el veinte y cinco, y dentro de do's
meses no habri con qu6 sufragar este retire.
Tenemos, tambi6n, la ley de retire maritime
que ha sido modificada por el Senado hace
breves dias y que represent un esfuerzo laudable,
especialmente de nuestro querido amigo el novel
Senador Viriato Guti6rrez. Yo creo que debi6ramos
comenzar por esas dos leyes; porque si nosotros es-
tuvi6semos de acuerdo y no estimdsemos buena la
iniciativa del Senado, pudiera ser que dentro de
muy breves dias el Presidente de la Repfiblica le
impartiera su aprobaci6n y entonces habriamos de-
finitivamente resuelto ese problema.
En cambio, las otras leyes, ademas de tener en
su contra las circunstancias de que habrian de ser
devueltas al Senado...
SR. ARIZA (GABRIEL): El distinguido compafiero
senior Urquiaga no ha mencionado la ley del retire
de los maestros, que viene igualmente del Senado, y
yo pediria que tambi6n le diera un turn.
Sn. URQUIAGA (,CARMELO) : En realidad tiene ra-
z6n, en parte, el doctor Ariza.; en part y no en to-
do, porque se refirio a esa ley, pero desconoeiendo


que habia sido aprobada ya por el Senado. Desde
luego que esta ley tiene todas mis simpatias. Y con-
tinuando en la exposici6n que hacia, a mi me pare-
ce que debiamos acometer primero esas iniciativas,
por las circunstancias que en ellas concurren: la ley
referente al retire maritime, la ley del retire civil y
la ley de los maestros; porque muy poca habrA de ser
la discrepancia, en los puntos fundamentals en que
no estemos de acuerdo. En cambio, en la ley de reti-
ro ferroviario hay barreras infranqueables, pudi6ra-
mos decir, entire los que opinan en una forma y en-
tre los que opinan en otra. En tal virtud y conore-
tando, yo propongo a la C6mara que acuerde se es-
tudien, se discuten y se voten, primero, aquellas le-
yes referente a retire que provengan del Senado; y,
subsiguientemente, aquellas leyes que, siendo ini-
ciativa tan s6lo de la Cimara, est6n informadas por
las respectivas comisiones.

SR. CASTELLANOS (MANUEL): Creo que el distin-
guido compafiero tiene much raz6n, en cuanto a la
,olicitud que hace para el tratamiento de las leyes
provenientes del Senado; pero yo aclaraba precisa-
mente con el senior president de la CAmara, la posi-
bilidad de tratarlas antes de las otras ]eyes que son
iniciativas 'nuestras. En primer t6rmino tenemos la
ley de los maestros, el retire de los maestros pu'bli-
cos. Ese retire no tiene designado ponente, es decir,
no se ha estudiado por la Camara. de Representan-
tes. Igual acontece con la ley de retire civil, que
tampoco ha sido estudiada por ninguno de nosotros.
Tendria que ser estudiada en la seoi6n, o ser desig-
nado .ponente. El retire maritime, que ha sido apro-
bado de una manera rdpida por el Senado, tampoco
es conocido. En realidad, porque todavia hace unos
dias que ha venido la modificaci6n del Senado. Por
eso me parecia, modificando la solicitud ,del senior
Urquiaga, que pudiBramos nosotros dividir el tiem-
po, como un m6todo para el mejor tratamiento de
esas leyes del retire. Si nosotros debi6ramos comen-
zar ahora con los retires que en la Cimara est6n
pendientes de aprobaci6n, tenga la seguridad el se-
ior Urquiaga que en el debate ibamos a estar cin-
co, diez o quince dias, en cada una de esas leyes; y
entonces las demds leyes de retire, los que esperan
impaciente que sean tratadas sus leyes, tendrian
que esperar largos dias.

Podemos dividir el tiempo, dedicar una hora a un
retire y la siguiente a otro. Es decir, dedicar un
tiempo prudencial a cada uno de los retires, para
que los sefiores Representantes pudieran hacer un
studio complete de cada una de esas solicitudes.

Yo dejo a la consideraci6n del senior Urquiaga la
modificaci6n que hago en estos moments.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Sinceramente, senior
President y sefiores Representantes, no me inclino
a secundar la modificaci6n que propone el doctor
Castellanos; porque me parece, en realidad, dificil
y un poco confuse lo que 61 propone. Dedicar una
hora al studio de una de esas leyes de retire que
nos vienen del Senado y, al terminar esa hora, pa-
sar incontinenti a otra ley, con distinto problema,
require una agilidad mental muy grande, que es
dificil solicitar de los sefiores Representantes, ha-
cia problems completamente opuestos.






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES_ 3


No creo que puedan sentirse molestos ni mortifi-
cados ninguno de aquellos sefiores que esperaron su
turno para que se discutiera la ley del retire con
que se benefician, si ven que el tiempo no lo esta-
mos empleando de manera baldia, sino que de ma-
nera direct vamos a resolver el problema.
No me explico c6mo el doctor Castellanos hace
referencia a que la mayoria de los sefiores Represen-
tantes no conocen la ley, por ejemplo, del retire de
los maestros, cuando esa ley hace muchos meses, tal
vez un afio, que se encuentra sobre la mesa de la Cd-
mara, y a pesar de las solicitudes reiteradas del de-
fensor y leader de los maestros, el senior Ariza, no
ha sido traida a debate, pero ha estado a disposici6n
.de eualquier esfior representante, para estudiarla.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Acerca de los maes-
tros, lo que digo es que no se ha designado ponente
para el studio y ordenamiento de la ley. Eso es lo
que le pasa a la ley del retire escolar.
Sn. URQUIAGA (CARMELO): La ponencia, desgra-
ciadamente, se encuentra en gran descr6dito en la
mayoria de los parlamentos.
SR. ARIZA (GABRIEL) : En sesi6n pasada se acor
d6 que se trataria con o sin poneneia.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Tan es asi como dice
el senior Ariza, que la Cdmara, dando muestras de
su conocimieonto, habia torado el acuerdo que con
ponencia o sin ella se entraria en la discusi6n de,la
ley. Son problems que requieren buena voluntad y
studio, porque estdn al alcance de la inteligencia
de mis compafieros. Basta que se anuncie el proble-
ma, para que se encuentre soluci6n en seguida. No
habia de ser porque una co.misi6n,-que por des-
gracia no funciona aqui,-trajera determinada
orientaci6n, para que con eso se adelantara la ma-
yor o menor posibilidad del mayor conocimiento o
no entire los sefiores Representantes.
La Ley del Retiro Civil es sobradamente conocida,
porque los propios miembros de la directive de ese
retiro y aqu6llos que han estado luchando porque
se apruebe, se han dirigido personalmente y por es-
crito a cada uno de los sefiores Representantes, soli-
citando, suplicando, casi mendigando la aprobaci6n
de esas leyes. Y en cuanto a la ley de retire mari-
timo, no ha cumplido todavia un anio en que por fe-
liz iniciativa del doctor ICastellanos fu6 discutida y
aprobada en esta Cdmara y, por lo tanto, los sefio-
res Representantes que se esfuerzan por conocer lo
que aqui se dispute y se vota, la conocen. Pero lo
que de todos modos consider convenient, antes que
la ley de retire ferroviario, es que se aprueben esas
otras leyes de retiro, toda vez que la ley de retire
ferroviario tiene aspects que afectan a nuestra si-
tuaci6n political y a nuestro future civico y habrA
de tenernos largos dias, p~ues various Representantes
n( habremos de consentir que se admitan tales me-
didasj que, a nuestro juicio, traerian a Cuba dias do
luto y de bald6n para las instituciones republicans.
Como quiero ayudar esos retiros de manera leal, es
por lo que entiendo que debemos ir descongestionan-
do todos aquellos problems que gravitan sobre
nuestras conciencias; por lo que pido al doctor Cas-
tellanos que acepte se discutan esas eyes de retire
maritime y civil, dejando para mafiana el retire fe-


rroviario qj)e ha de encontrar critics ,.m:,,inuLd.a y
ha de provocar una disousi6n much mIs ciiid>:ili
que las otras a que antes mereferia. Comro e trata
de facilitar y no de entorpecer, debemos comenzar a
discutir la ley de retiro maritime.
SR. CASTELLANOS (MANUEL) : En cuanto a la pro-
posici6n del senior Uiquiaga, de dividir el tiempo,
estoy de acuerdo. En cuanto al retire maritime, me
voy a permitir informar que haee un afio que esta
en vigor y ha sido modificado por el Senado, cosa
que se public en el peri6dico El Mundo en el dia
de ayer; siendo extensa la modificaci6n, a tal extre-
mo que el doctor Urquiaga, que es acucioso en el es-
tudio de estos problems, posiblemente deseonozca
en el fondo las modificaciones que se introduced a
esa ley.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Da la casualidad que
precisamente hace dos o tres dias que lei esas modi-
ficaciones y las conozco perfectamente.

Sn. CASTELLANOS (MANUEL): Pero el senior Ur-
quiaga tendrA que reconocer que esa ley del retire
maritime sera modificada a virtud dde un proyeeto
presentado filtimamente; pero, en cambio, la modi-
ficaci6n de la ley de retiro ferroviario. hace mks
tiempo que esti pendiente en esta C'mara, por lo
que es de justicia y equidad dejar el retire maritl-
mo para discutirlo y tratarlo en el lugar que le co-
rresponda, pero nunca adelantar al retire ferrovia-
rio, el retire de los maestros. Si el doctor de la
'Cruz estd de acuerdo conmigo en ese aspect, le pi-
do que nos diga euil es el retire que 61 entiende que
debe ser tratado on primer lugar, fuera del retire
maritime.
Sn. URQUIAGA (CARMFLO) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra su sefnoria.
SR. URQUIAGA (CARMELO): A mi me parece que
debemos comenzar per las leyes i:r'-il.nd. .-. del Se-
nado, y que la primera de 6stas es la que se refiere
al retire de los, maestros. Posteriormente vino la ley
referente al retire civil y filtimamente la ley del re-
tiro maritime. Por tanto, propongo que comeneemos
por la ley que se refiere al retire de los maestros.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Pido la palabra..
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
labra. su sefi6ria.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.).: El prop6sito de que
sea una realidad el studio y la discusi6n que, la COA-
mara de Representantes haga de las diferentes le-
yes de retire que estdn encomendadas a nuestra con-
sideraci6n, me impone el hablar lo menos possible,
porque creo que vale mAs entrar a discutir .eualque-
ra de esas leyes, que comenzar por discursos, a ma-
nera de pr6logo respect a cual debe .le:tir:at... Pe-
ro ciertas manifestaciones del doctor Urquiaga, aun
revistiendome de toda la paciencia que pueda tener
un Representante que desde hace 'dieci 6is mess
viene ocupando la atenci6n de sus compafierQs con
e) ruego de que estudien la ley reference al retire
ferrotiario, me han hecho, por lo menos, aprestarme
a la lucha.







4 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


Ante las maravillosas palabras pronunciadas por
el doctor Urquiaga cuando afirmaba que la aproba-
ci6n del retire ferroviario significaria un cresp6n da
luto para las instituciones republicans, yo que soy
el autor de esa ley, no puedo permanecer en silen-
cio, porque tal pareceria que ese cresp6n de luto a
las instituciones republicans se dcbia al Represen-
tante que habla. Por tanto, espero que entremos en
el debate para demostrar a mi distinguido compa-
iiero cuan equivocado estA y que yo no tengo un
tren funerario. (Risas),
No obstante, creo que para la mejor conveniencia
de la Camara, en cuanto se refiera a determinar cu6l
de esas leyes debe tener la preferencia, lo mis acer-
1.ii.. 'i., dar un voto de confianza a la Mesa, para
que 6sta. decide en las sesiones extraordinarias, al
igual que hace en las ordinarias, acerca de la for-
maci6n de la orden del dia. Entiendo que el criteria
just del seflor president de la CAmara debe s4r el
que reielva cuales son las leyes que deben tener pre-
.,. I, n;.i en esa orden del dia.
SR. URQUIAGA (CARMEL) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Tiene la pala-
bra su -*r-,l'ii..

SR. URQUIAGA (CARMELO) : No sa, en realidad, c6-
mo corresponder a las frases del doctor Aguiar. El
ha liamado a mis palabras, maravillosas, y no s6 qu6
vocablo habria yo de buscar en el rico. idioma de
Cervantes, para calificar acertadamente, las suyas.
Las llamar4 extraordinarias, magnificas, rutilantes
y esplendentes. Pero como con todo y ello habria de
ser pAlida la calificacion, renuncio a hacerla y s61o
quiero recoger dos concepts por 61 emitidos. No ao
por qu6, tal vez sea porque cuando pongo apasiona,
miento en la defense de algo, todas mis facultades
van concentrandose alrededor de ello, comienzo a
mirar a mi querido companero como paladin de la
anti-democracia; y no s6 por qu6, tal vez porque 61
mismo se refiera a un crespon de luto.
SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Fu6 el senior Urquiaga
quien dijo que esta ley vendria a poner un cresp6n
de luto a las instituciones republicans. Por mi
mente jamAs pudo haber pasado eso.
Sn. UrtQUIAGA (CARMELO) : Tal vez asi lo califica-
ra. Repito que teniamos motivo para tender la ley
del'retiro ferroviario; y al ser consecuente con ello
me proponia rogar a la CAmara (ya que es sooe-
I., i,) que asi lo hiciera. No sabe el senior A.-'I;.1-
que el president, a mi juicio, deseaba qu e sle re-
tirara eda facuttad, para entregArsela. a la Camara.
La presidencia, desde luego, tiene todos nuestros res-
petos; pero no era la lamada a cambiar nuestra aten-
ci6n y a dar comienzo a lo que ya teniamos casi ter-
minado.

,SR. AGUIAR (\ij i i. A.) : Parece que las cosas, a
fuer de saberlas, se van olvidando; y eso me ocu-
rri6: habia olvidado ]a soberania de la Cmnara.
Agradezco al senior Urquiaga tan oportuno recorda-
torio. Queria poner t6rmino en las preferencias de
leyes, para obviar tiempo y comenzar a trabajar. Y
crei que la presidencia podia formula la orden del
dia de las sesiones extraordinarias, como lo b ace on


ias ordinarias; pero si esto no se interpreta asi, re.
clamo un turno para defender la prefereneia de la
icy del retire ferroviario.
SR. URQUIAGA (CARMELo) : En realidad, cada vez
que he sido interrumpido, honrandome por ello., por
el do'etor Aguiar, no he visto sino reafirmados mis
propios concepts; y 1o finico que, con esto, me pro-
duce un pequefio dolor, es contestar que el doctor
Aguiar no estaba siguiendo el curso de mis palabras
modestas, ni los debates que sostenia con mi querido
compafiero el doctor 'Castellanos.
Amigo de la organizaci6n y del orden, estimaba
que lo primordial que debiamos hacer, antes de co-
menzar a discutir las eyes de retire, era trazarnos
una pauta que nos guiara. Propuse primeramente
que fueran aquellas leyes quo provienen del Senado,
las que tuvieran preferencia. Lo propuse, no s61o
por 16gica, sino de acuerdo con el reglamento, por
que segfin la Ley de Relaciones que existe- entire am-
bas CAmaras, los proyectos del Senado deben tener
preferencia para ser discutidos. Discrepamos respec-
to de ese asunto, el senior Castellanos y el que ha-
bla, y al fin Ilegamos a un acuerdo: se acept6 por
61, de manera gentil, que fueran esas leyes las que
tuvieran preferencia. Discutimos, despu6s, sobre
cual de esas leyes debia tener prelaci6n, y Ilegamos
precisamente a un acuerdo: a que se siguiese el or-
den para discutir. E:..i- i..i,.,-A de .acuerdo el .-.,*I.r
Castellanos y yo, cuando entonces el doctor A-_'i.i;
-y conste que s61o como relaci6n de hecho lo digo,
-pdi6 que se confeecionase, por el prisidente de
la COmara, la orden del dia.
SR. AGuIAR (MIGUEL A.) : Solicit6 la palabra do
Ia'presidencia; pero las interrupciones del senior Cas-
tellanos y del senior Urquiaga, no me dejaban hablar.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Concretando: si el doc-
tor Castellanos esta de acuerdo sobre este particu-
]ar, yo propondria que comenzaramos por las leyes
procedentes del Senado y sigui6ramos, respect a su
discusi6n, el orden cronolOgico que me parece el mas
acertado y just. Creo que la primera ley que ha ve-
nido a esta COAmara es la del retire de los maestros,
y propongo que se comiencee con ella y, si asi no fue-
ra, con la que le sigue en turno.
SR. PRESIDENT (GuAs INCLAN) : El acuerdo de la
sesi6n extraordinaria, acuerdo que se adopt a soli-
citud de los sefiores Garcia Montes y otros sefiores
Representantes, esta en estos terminos: "que se con-
voque a sesi6n extraordinaria para tratar de las le-
yes de retire civil, etc." La presidencia entiende
que la redacci6n del acuerdo no establece orden de
debate, y qlue la '( '; i ., en esta oportunidad, esta
en libertad de acordarlo.

El doctor Urquiaga ha proapuesto que se siga el or-
den cronol6gico de las que proceden del Senado, y
el doctor Aguiar propone que se le diera un voto de
confianza a la M. I para que resolviese. La presiden-
cia va a someter a discusi6n la proposici6n del doc-
tor Urquiaga.
SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : En principio, es-
toy eonforme con la proposici6n de los sefiores Ur-
4uiaga y Castellanos; pero realmente, la cronolo-






DIARIO DE SESIONES DE LA OAMARA DE REPRESENTANTES 5


gia no siempre acusa la urgencia, y por eso yo desea-
ria saber cuales son los proyectos ael Senado; por-
que acaso los doctors Urquiaga y Castellanos no es-
t6n de acuerdo en seguir ese sistema ya dicho.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLUN): Procedente del
Senado, hay tres proyeetos de ley, que tratan sobre
retires. El retire escolar, el retiro de los empleados
civies y el maritime. Ilan llcgado a la Camara por
ci or(ten en que acabo de expr. arlo.

ii'R. WGLTER DEL Rio (GERMAN) : L Estarian confor-
mes, los sefiores UC.!I.,i.-. y Castellanos, en ese orden
de discusi6n? Para el caso de jque uno de esos asuln-
Loa no este dietaminado...


nes, no pueden trabajar, porque con veinte pesos na-
.ie puede vivir.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Este asunto no
puede tener otra soluei6n que una votaci6n por par-
te de la Camara.

SR. ARIZA (GABRIEL) : Esto me recuerda la fabula
aquella de Samaniego, en la cual el burro se moria
de hambre pensando que le convendria mis, si em-
pezar comiendose la yerba o engullindose el maiz;
y nosotros, perdemos el tiempo pensando qu6 re-
tiro es el que debemos discutir primero. Creo que
en el iniino ('e todo- los sefiores Representantes esti
que debemos empezar por el retire. de los maestros.


SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Ya hemos debatido SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Como hay erite-
sin dictamen. rios contradictorios con motive de laa distintas pro-


SR. WOLTER DEL Rio (GERMAN) : El doctor Villa-
16n ha estado, esta tarde, haciendo un eaiudio acaba-
do de ese asunto., y quizas to termine mafiana o el
miercoles; y me parece que no seria convenient
abordar el tratamiento de ese problema, sin conocer
la ponencia del senior Villal6n. Por lo tanto, mi pro-
posicio6n es la siguiente: que no se pueda entrar en
la discusi6n de las:,l11I...-. '- a la Ley del Retiro
Civil, sin la ponencia del senior Villal6n y que se tra-
te cualquiera otro de los retires.

SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Yo ,mantengo el crite-
rio de que la primer ley que debe tratarse es la del
retire ferroviario, y no veo ninguna raz6n de jus-
ticia para que se posponga, ya que ella fu6 la que
ocup6 el primer acuerdo, la que motive una legisla-
tura extraordinaria, la que ha motivado el acuerdo
de la Camara para discutir.esa ley ferroviaria. Yo
protest, pues, en contra de que se le asigne ese or-
den a la ley del retire ferroviario. Ese lugar se le da
solamente porque procede de la Cimara.

SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Quiero
agregar, senior Presidente y Sefiores Representantes,
a los razonamientos y arguments expuestos por el
doctor Urquiaga respect a la ley de retire mariti-
me, lo siguiente: esta ley tiene necesidad inmediata
de ser modificada. Cualquiera de los otros retires
estd funcionando con dificultad, pero funciona, pero
la ley de retire maritime ha tenido que hacer estas
dos cosas: primero, suspender totalmente el sueldo
de los empleados de su directive, por no existir di-
nero para pagarles.

SR. CASTELLANOS (MANUEL) : Porque se fijaron
sueldos tan extraordinarios que acabaron con el di-
nero en seguida.

SR. AGUIAR (MIGUEL A.): Como euesti6n de or-
den, recomiendo que no empecemos a prejuzgar las
leyes que habremos de tratar.
SR. SANTA CRUZ PACHECO (EMILIO) : Quiero acep-
tar que los doscientos pesos que se fijaron los dele-
gados del retire maritime, fueron exagerados; pero
es el caso que los empleados que llevaban la tramita-
ci6n de las oficinas, los que escribian en miquina y
devengaban un sueldo mezquino, hoy perciben el cin-
cuenta por ciento de ese sueldo y, en esas condicio-


posiciones que se han hecho, la presidencia va a. so-
meter el caso a la consideraci6n de la Camara por el
orden en que han sido presentadas las solicitudes. La
primera es la del Dr. Aguiar. Y despuis ]a del Sr.
Urquiaga, que propone esto- dos extremes: comen-
zar a tratar los asuntos procedentes del Senado, si-
guiendo un orden cronol6gico.

Se va a poner a votaci6n la proposici6n del senior
Urquiaga.

Los que estin conformes, se servirAn ponerse efec-
tivamente de pie.

(La mayoria de los seniores Representantes se po-
ne de pie).

Aprobado.

SR. AGUIAR (MIGUEL A.) : Que se haga constar ex-
presamente mi voto en contra.

SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN): Se haarI constar
expresamente el voto en contra del doctor Aguiar.

En la mesa de la Camara existen dos proyectos de
ley de retire escolar, procedentes ambos del Senado.
El Senado, en sesi6n de 2 de octubre de 1922, apro-
I'" un proyecto de ley modificando el retire escolar;
vino a la Cimara, donde fu6 aprobada la totalidad
y se inici6 la discusi6n del articulado, aprobindose
los dcs primeros articulos. En ese estado se suspen-
diO el debate; pero el Senado, con olvido de su ante-
rior iniciativa, en sesi6n de 21 de mayo de 1928
aprob6 otro proyecto de ley, modificando el retire
escolar, proyecto. que se encuentra sobre la mesa,
tambi6n, sin acuerdo de ningfin gnnero. La presiden-
cia desea que la Oamara resuelva, como euesti6n pre-
via, qu6 proyecto de ley es el que ha de tratar: si
el antiguo proyecto del Senado, o el filtimamente en-
viado.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): En esta euesti6n, en
la que existen dos proyectos de ley procedentes del
Senado, la Camara debe tener en cuenta que el pri-
mer proyecto de ley respondia a situaciones que s'e
temia pudieran ocurrir, como eran el desnivel de la
eaja del retire escolar y otras dificultades. Sin em-
bargo, en aquel proyeeto no pudieron dietarse pre-
ceptos previsores, que posteriormente se incluyeron







6 DIARIO DE SESIONES DE LA LAMARA DE REPRESENTANTES


en su segunda ley. La primera ley, que la Cimara
comenz6 a discutir y a cuya aprobaci6n no lleg6, di6
lugar a que los maestros estuvieran mai de seis meses
sin cobrar sus retiros; y entonces el Senado, tenien-
do como base las gestiones realizadas por los propios
maestros retirados y los maestros en ejercieio, (deci-
di6 votar la segunda ley, en un sentido mis amplio,
comprendiendo todo aquello que se habia omitido en
la. otra ley. Por eso yo entiendo que la Cimara debe
abandonar el primer !......-:t.. del Senado y comenzar
a discutir el segundo que es mis radical, que contiene
medidas mis previsoras, que conviene mis a los re-
tirados, porque estableee medidas mis fuertes para
el retire, y por otras muchas razones mis. Yo pro-
pongo, pues, que se de cuenta con el segundo pro-
yecto.

SR. URQUIAGA (CARMELO) : Me encuentro sorpren-
dido' por esta anomalia: El Senado de la Repiblica,
nuestro mis alto cuerpo colegislador, 'n'eurre en lo
que a mi juicio es una ligereza parlamentaria:
aprueba primero el proyeeto de ley que remite a la
Camara, e incontinenti, sin conocer si la CAmara lo
habia aceptado o lo nabia rechazado, sin conocer ai
la Cimara habia tornado aeuerdo o no contra 61, vo-
ta un segundo proyecto de ley reference al mismo
problema,, atinente al propio asunto. En realidad,
pariceme a mi cque debemos dar por cancelado ese
primer proyecto,. aunque de manera explicit no se
hubiera hecho al aprobar el segundo proyeeto; pero
de todos modos mie parecia que lo primordial seria
conocer esos dos proyectos. Por lo tanto, yo pediria
que antes de entrar en el studio y discusi6n 'del
mismo, se le diera lectura a los dos proyectos para
ver si, como proponia el senior de la Cruz, era algo.
hacedero y viable que rechazaramos el primero y nos
atuviiramos exclusivamente al segundo.
,S. PRESIDENT (GUAS INCLIN): Se va a dar le.
tura a ambos proyectos. La presidencia quiere aela-
rar que, tratindose de dos proyectos aprobados por
el Senado, esos proyectos, por un precepto de la ley
de relaciones entire ambos cuerpos, no caducan nun-
ca. Por eso se ha podido dar el heeho de la coneu-
rrencia de dos proyectos procedentes del Senado,
ambos en tramitaci6n.
(El Oficial de Actas le'yendo).

A LA CAMARA:

Habana, 2 de Octubre de 1922.

Sr. President de la Camara de Representantes.
Senior:
El Senado, en sesi6n celebrada el dia de la feecha,
aprob6 el proyecto de ley que se acompafia, referen-
te a modificar various articulos de la Ley del Retiro
Escolar.
Lo que tengo el honor de comunicar a usted, a los
efectos del articulo 18 de la Ley de Relaciones entire
la Camara de Representantes y el Senado.
Muy atentamente,

(f.) Aurelio Alvarez, Presidente.-A. Silva,. Se-
cretario.-A. G. Osuna, Secretario.


PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-El inciso tercero del articulo pri-
mero de la vigente Ley del Retiro Escolar quedari
redactado asi:
"Tercero:-Los funcionarios tienicos que sin ocu-
par aulas fueron nombrados para prestar servicios
en la ensefianza primaria o especial."

ARTICULO II.-El articulo segundo de la pro-
pia ley querdara redactado asi:
'Articulo 2o.-Los individuos comprendidos en
el articulo primero tendrin derecho a. los beneficios
de esta ley'en los casos siguientes:
(a) Cuando tengan veinte o mis afios de servi-
cios y solicitaren el retire en concept de jubila-
cion."
(b) Cuando hallindose en activo servicio acre-
diten tener cumplidos sesenta o mis afios de edad y
no menos de diez aios de servicios en las Escuelas
Pdblicas.
4/
(c) Cuando teniendo mis de diez afios de servi-
cios les correspondiese el retire por raz6n de incapa-
cidad fisica o mental, siempre que probare la im-
posibilidad absolute en que estuvieren de continuar
en el servicio de sus cargos.

(d) Cuando se hubiesen inutilizado o se inutili-
zaren por accident ocurrido en el ejercicio del car-
go cualquiera que sea el tiempo de servicios pres-
tados.

(e) Se considerark y computarA como tiempo de
servicios el que hayan prestado los individuos com-
prendidos en esta ley sirviendo a la patria en sus
guerras de Independeneia con las armas en la mano
o eivilmente, o como auxiliares o sufrido prisi6n, o
deportacidn por sus ideas separatists, y los servi-
cios que hubieren prestado come funcionarios o em-
pleados, en eualquier otro Departamento del Estado,
la Provincia o el Municipio; o los que hubieren
prestado dichos funcionarios o empleados, como
maestros en aulas de la Repfiblica.

(f.) A todo maestro que haya sido deelarado
cesante por causa political o por cualquier otra no
justificada y se le reponga en su cargo, se le contarA
el tiempo de cesantia como de servicio active, o a
los efectos del retire que por esta ley se concede.

(h) Cuando padezea de enfermedad contagiosa.
ARTICULO III.-El articulo quinto de la misma
Ley de Retiro Escolar se entendera redactado asi:
Articulo 5o.-Declarado un individuo de los com-
prendidos en esta ley con derecho a disfrutar de
sus beneficios, la cuantia del retire que le correspon-
da se determinar' con relaci6n al mayor haber que
hubiere percibido y en la forma siguiente:
Para los que soliciten retire voluntariamente con
veinte afios de servicios hasta veinte y cinco, el cua-
renta por ciento; para los que tengan veinte y cin-
co inclusive o mis afios de servicios, el cincuenta
por ciento.






DIABIO DE 8ESIONES DR LA CAMERA DE REPRESENTANTES 7


Para los comprendidos en los incisos "B", "4C" y
"D" del articulo segundo se observara la siguiente
escala:
(a) Al que tenga mAs de veinte y cineo afios de
servicios le corresponderd una cantidad igual at
ocho por ciento.
(b) Al que tenga de veinte a veinte y einco afios
de servicios le correspondera una cantidad igual al
setenta y cinco por ciento.
(c) Al que tenga de quince a veinte afios de ser-
vicios le co-rresponaera una cantidad igual al seten-
ta por ciento.
(d) Al que tenga de diez a quince afios de ser-
vicios le corresponderd una cantidad igual al sesen-
ta per ciento.
(e) Al que tenga menos de diez aiios de servicios
le correspondera una cantidad igual al cincuenta per
ciento.
Se entendera per haber del maestro la suma. de las
cantidades percibidas en cada case, per sueldo come
maestro, sobre sueldos per afios de servicios y suel-
dos adicionales por direcci6n de escuelas, y el de los
funcionarios per el que se les hubiere designado.
Nadie podrA disfrutar de un retire o pension que
exceda de doscientos pesos mensuales.
ARTICULO IV.-El articulo noveno de la men-
cionada Ley de Retire Escolar se entendera redacta-
do asi:
"Articulo 9o.-Los fondos para tender al page
de esta obligaci6n los formaran:
El imported del descuento del cinco por ciento del
haber total de los individuos comprendidos en el
articulo primero de esta ley y el de cinco per cien-
to de 10 que pereibe.n en concept de retire los com-
prendidos en sus beneficios, come tambi6n las dona-
ciones de fildntropos y Sociedades y Empresas que
se interesen per la ensefianza y por el porvenir del
Magisterio, para aumentar los fondos del retire; asi
come tambi6n los sobrantes per coneeptos de licen-
cias cuando no haya sustituciones, que disfruten
los individuos comprendidos en esta ley y las can-
tidades que se les descontaren per penas y castigos
impuestos a virtud de expedientes definitivamente
resueltos."'
ARTICULO V.-La Disposici6n Transitoria "B"
en todos sus incises queda suprimida.
ARTICULO VI.-Quedan derogadas cuantas le-
yes, 6rdenes y disposiciones se opongan al cumpli-
miento de esta ley, la cual empezara a regir desde
su publicaci6n en la Gaceta Oficial de la Repfi-
blica.
Sal6n ,de Sesiones del Senado, Habana, a los 2 dias
del mes de Octubre de 1922.
(f.) Aurelio Alvarez, Presidente.-A. Silva, Se-
cretario.-A. G. Osuna, Secretario.
(Ocupas la presidencia, ejs senior Quintin George).


(El Oficial de Actas leyendo).
Habana, 21 de Mayo de 1928.-Sefior Presidente
de la CAmara de Representantes.-Sefior: El Sena-
do, en sesi6n celebrada el dia de la feeha, aprob6 el
proyeeto de ley que se acompafia, referente a mo-
dificar la Ley del "Retiro Escolar."-Lo que tengo
el honor de comunicar a usted a los efectos del ar-
ticulo 18 de la Ley de Relaciones entire la CAmara de
"Reprcsentantes y el Senado.
Muy atentamente,
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Celso
Cugllar del Rio, Secretario'.-Jos6 R. Vl,,al.; ,, Se-
cretario.

PROYECTO DE LEY

ARTICULO I.-E1 "Retiro Escolar" es volunta-
rio u obligatorio. El primero. se efectria a la sola so-
licitud del maestro o funcionario; el segundo, de
oficio, per el Estado, si no hubiese side pedido an-
tes, en los eases de incapacidad mental, fisica o inu-
tilizaci6n per accident en actos del servicio.
ARTICULO II.-Solamente podrAn retirarse vo-
lunta'riamente los maestros o funcionarios, cualquie-
ra que sea su edad, siempre que lleven, per lo me-
nos, veinte afios de servicio.
ARTICULO III.-E1 maestro, o funcionario que
se retire voluntariamente y hubiese servido veinte
arios, percibira un sesenta per ciento del mayor ha-
ber que hubiese pereibido durante un tiempo no me-
nor de un afio; y, excediendo de ese lapso un dos
por ciento mAs per cada afio sin que pueda exceder
del setenta.
ARTICULO IV.-En el retire obligatorio, se ob-
servara la escala siguiente:
(a) Los que llevaren menos de cinco afios de ser-
vicios, percibirhn un veinte y einco per ciento.
(b) Los que llevaren mas de cinco y menos de
diez, un treinta y site por ciento.
(c) Los que llevaren mas de diez y menos de
quince, un cincuenta y dos per ciento.
(d) Los que llevaren mis de quince y menos de
veinte, un sesenta y cinco per ciento.
(e) Los que llevaren mAs de veinte, un setenta y
cinco per ciento.
ARTICULO V.-E1 filtimo pArrafo del articulo
V de la Ley Escolar se sustituye por el siguiente:
"El tiempo que un maestro ejerza come sustitu-
to, siempre que sea consecutive por dos o mAs meses,
se computarA come de servicios a los efectos del re-
tire."
ARTICULO VI.-El incise III del articulo I de
la vigente Ley del Retire Escolar, se entenderA re-
dactado del mode siguiente:
"Tercero:-Los funcionarios t6enicos que sin ocu-
par aulas fueren nombrados para prestar servicios
en la ensefianza primer o especial."


SR. PRESIDENTE (GEORGE) : Se le va a dar lecture ARTICULO VII.-Queda suprimido el incise
al otro proyeeto. "f" del articulo II de la Ley del Retire Escolar.






8 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


ARTICULO VIII.-El articulo IX de la Ley del
Retiro Escolar, quedara redactado como sigue:
Articulo IX.-Los fondos para tender al pago
de estas obligaciones, lo formardn:

(a) El seis por ciento del haber mensual de los
individuos comprendidos en el articulo I de esta ley,
y de los que perciben en concept de retire los que
se benefician del mismo. Este descuento quedara au-'
mentado automiticamente, de manera gradual y pro-
gresiva hasta el ocho por ciento mensual cuando
dentro del afio econ6mico en que se haga el'descuen-
to del seis por ciento, o bien al finalizar ese mismo
afio, se observare que no alcanza a cubrir el impor-
te total de lo que se distribuye entire los benefieia-
dos, por existir un retraso, de tres neses; y asimismo
s- elevard el des'cento al ocho en iguales circunsi-
tancias cuando el site resultare insuficiente.

(b) El cineuenta por ciento del primer haber
mensual complete que deba percibir cualquiera de
los individuos comprendidos en el articulo I de esta
ley al ser nombrados por primer vez.

(e) Con la diferencia total del haber correspon-
diente a la primer mensualidad complete que deban
.percibir los comprendidos en el artiiculo I de esta
ley, cada vez que alcancen un ascenso en la profe-
si6n, reciban un aumento de sueldo u obtengan un
sobresueldo por antigiiedad en el servicio.
(d) Con ]a totalidad del sobrante por concept
de personal de instrucci6n primaria de los Presu-
puestos de la Naci6n.

(e) Con las donacionesi de filintropos, sociedades
y. empresas que se interesen por la ensehianza y por
el porvenir del Magisterio.
ARTICULO IX.-Nadie podrA .ii friii.r de un
retire o pension que exceda de doscientos pesos men-
suales.

ARTICULO X.-E1 articulo III de la vigente
Ley del Retiro Escolar se entenderd redactado como
sigue:
'"Articulo III.-Las pensions correspondientes a
los jubilados o retirados o a los que est6n en aetivo
servicio, a su fallecimiento serdn disfrutadas por la
viuda e hijos y ascendientes en primer grado siem-
pre que hubiesen prestado, por lo menos, cinco afos
de servicios, en la forma siguiente:

A la viuda, el cincuenta por ciento; y a los hijos
legitimos y naturales reconocidos hasta que alean-
cen la mayor edad, el otro cineuenta por ciento, dis-
tribuido en la proporci6n que las leyes establecen en
caso hereditario.

A los ascendientes de primer grado en defecto de
los comprendidos en el parrafo anterior el cincuen-
ta por ciento a la madre; y el otro cincuenta al pa-
dre, siempre que justificaren que, al fallecimiento
del causante, estaban bajo su abrigo y protecci6n.
En el disfrute de la pension no existed derecho de
acrecer. De manera que vacant una porci6n quede
extinguida 6sta en beneficio del fondo comfin del re-
tiro.


ARTICULO XI.-Para la mayor eficiencia del
servicio establecido en esta ley, se constitute una
eomisidn compuesta de tres maestros en active ser-
vicio, y tres jubilados o retirados nombrados por el
Secretario de Instrueci6n Plbiiea y Bellas Artes, a
propuesta de la Asociaci6n Nacional de .\1 i..-I. I y
la Asoeiacidn de Retirados Escolares. Dichots cargos
seran honorificos.
La, comisi6n estard presidida por el Sub-Secreta-
rio de [nstrucei6n Publica y Bellas Artes, ser& Se-
eretario de a.qu.lla con voz y sin voto, el Jefe del
Negociado del Retiro Escolar.
La comisi6n conocerA de la tramitacidn y resolu-
cidn de los expedientes de retiros o pensions, y las
demis facultades que le coneeden las leyes.
ARTICULO XII.-Trimes'tralmente se publicara
en la Gaceta Oficial un estado del fondo del "Reti-
ro Escolar." Dichos I .il..- no podran ser utilizados
por ningfin concept para otra atenci6n que la de-
signada para el page de las perisiones o retires; so
pena de ineurrirse en el delito de malversaci6n pre-
visto en el Codigo Penal.
ARTICULO XIII.-Quedan derogadas todas las
disposiciones legales o reglamentarias que se opon-
gan a lo estatuido en esta ley, la que regirA desde
su promulgaci6n. El Poder Ejecutivo dictarh las
normas reglamentarias para su mejor aplicaci6n.

Disposicion 1,,,1;1. ,i ,.1.

Los maestros o funcionarios retirados con anterio-
ridad a la vigencia de esta ley, que tenian derecho
para volver al servicio active, no podrin disfrutar
de los '*. I. !I.-;. que por la present padieran reci-
bir, sino transcurridos cinco afios del reingreso.
Sal6n de Sesiones del SenadQ, Habana, a los vein-
te y un dias del mes de mayo. de mil novecientos
veinte y ocho.
(f.) Clemente Vdzquez Bello, Presidente.-Ceiso
Cuellar del Rio, Secretario.-Jos6 R. Villal6n, .Se-
1 1 i, 111'!
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Pido la pplabra
SR. PRESIDENT (GEORGE) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. URQUIAGA (CARMELO) : Despu6s de conocer los
dos proyeetos de ley procedentes del Senado, estimo
que el que proviene de 1922 es completamente ana-
cr6nico y que no tiene raz6n de ser, por lo que pido
quede sobre la mesa, y comencemos por el studio del
fltimo proyecto, que tiene fecha 21 de Mayo de
1928, que es la cristalizaci6n complete de las aspira-
ciones de los maestros.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Pido la palabra pa-
ra una cuesti6n de orden.
SR. PRESIDENT (GEORGE) : Tiene la palabra
u sefioria.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : Sefir President y
sefiores Representantes: A mi no me gusta, no soy
aficionado. a plantear cuestiones reglamentarias. En
t6rminos generals soy de opinion de que no vale la
pena discutirlas; pero creo que debemos ser 16gicos






DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE' REPRESENTANTES


y estimo que no debemos aprobar el proyeeto de ley
procedente del Senado, habiendo otro anterior del
propio Cuerpo. A mi me parece razonable y 16gico
que se dl cuenta con ese otro proyeeto, y que enton-
ces se discuta el proyecto que la C.inara entienda
que iebe ser aprobado.
SR. URQUIAGA (CARMELO): Seguramente mi dis-
tinguido compafiero, que como muy bien ha dicho no
gusta de las cuestiones reglamentarias sino cuando
realmente las consider necesarias,-y que, por tan-
to, hace su proposici6n atenido finicamente a la 16gi-
ca,-no conoce lo siguiente: El primer proyecto fu6
aprobado por la CAmara\en su totalidad, y tambi6n
se aproba.ron dos articulos del mismo. Luego nos-
otros no podemos rechazarlo en este moment, como
bien comprendera el distinguido compafiero. La si-
tuaci6n es una situaci6n dificil, extraordinariamente
complicada.; y en cambio, si lo dejamos sobre la me-
sa y entramos a discutir el otro proyeeto, obviamos
todas estas dificultades. Creo que eonocido esto por
el querido compafiero, no tendra inconvenient en
que, como muy bien decia el doctor de la Cruz, en-
tremos a discutir ese otro proyecto, que parece algo
mas 16gico.


Sn. GARCiA MONTES (JORGE) : A mi me
completamente il6gico; pero las cuestiones
mentarias no vale la pena discutirlas, ni lo
tan. Retiro mi proposici6n.


parece
regla-
ameri-


SR. PRESIDENTE (GEORGE): Sefiores Representan-
tes: gEsta de acuerdo, la CMmara, en que entremos a
discutir, aprobindolo o reehazdndolo, el proyecto fl-
timamente enviado por el Senado?
Los que esten conforme se servirAn ponerse de pie.
(La niii.. ;i. de los seiores Representantes se po-
ne de pie).
Aprobado.
Se va a dar lectura al proyecto.
(El i'.;'. ia. de Aictas le da lecture nuevaqmente).
(Ocupa la presidencia el senior Guds Incldn).
SR. PRESIDENT (GuS INCLIN) : Se pone a discu-
si6n la totalidad.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Pi.do la palabra.
SR. PRESIDENT (GuA INCLAN) : Tiene la palabra
su senoria.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : Hace dias, en una.
reunion que celebramos, creo que en la comisi6n es-
pecial designada por la Cdamara para hacer el estu-
dio de la ley del retire ferroviario, decia el senior
president de este cuerpo colegislador, el doctor Ra-
fael GuAs, que a los Representantes de periods le-
gislativos anteriores, que habian confeccionado las
primeras leyes de retire, les habia toeado en suerte,
en esta labor, la parte mis hermosa, el trabajo gene-
roso, el deseo de tener en esta material las manos
abiertas y complacer a todos los que venian en .de-
manda de estas leyes de retire, .1:ni-di.-nd., cuanto
solicitaban y cuanto querian; y que, a los componen-
tes de la CAmara actual, les ha tocado en suerte la
labor mis dura, mas pesada, la que a veees obliga al
legislator a meditar, y haee que el coraz6n se con-


triste al tener que dictar una disposici6n legal, por-
que es la labor que obliga a decir que no, a restrin-
gir los retires, a imponer limitaciones para hacer
viable las leyes de retire votadas. Yo que, confieso
francamente, esperaba que la C'mara entrara en el
dia de hoy a estudiar la ley de retire ferroviario,
porque firmante como soy de la Moei6n presentada a
la Camara a virtud de la cual la misma se reune en
sesi6n extraordinaria, creia que esa ley debia tener
la preferencia; yo que me encontraba en esa dispo-
sicidn de animo, no ]e dediqu6 todo el tiempo que ne-
cesita este proyecto de ley.
Al ponerse hoy a diseusi6n este proyecto del Se-
nado, he creido y he pensado que esta ley se amolda
mis bien al modelo antiguo, que osta es una ley del
tipo de las votadas anteriormente por ]a Camara, que
es una ley que da todo lo que se pide, pero que
no es una ley restrictive, y no es, por consiguiente
una ley viable, quease.gura la estabilidad definitive
del fondo del retire.

SK. RODRiGUEZ RAMRiEz (JUAN): Lo- que vamos a
hacer nosotros, ahora, es adaptarla a las necesidades
nodernas de las leyes de retire.

SR. GARciA MONTES (JORGE) : No he pedido la pa-
labra en contra del proyecto. He pedido la palabra
porque tenia esta duda, este temor que manifestar a
la CAmara. Contiene, por ejemplo, un articulo, este
proyeeto, que eleva hasta el seis por ciento, hasta
el siete o el ocho, el descuento a los funcionarios on
active; para enjugar el deficit que pueda observarse
en la ley de retire escolar; y yo no quiero que sobre
mi conciencia pese el cargo gravisimo de pensar que
he dado mi voto para que se aumente, a los que tra-
bajan, el tanto por ciento del salario pequefio que
tienen, para que en el dia de mafiana no puedan dis-
frutar de los beneficios legitimos a que esa contri-
buci6n los hace acreedores, He pedido la palabra so-
lamente para solicitar de los que han traido a la con-
sideraci6n de la Camara esta ley,-que expliquen los
:fundamentos y la base econ6mica de la misma. Las
leaves de retire hay que hacerlas con nfimeros, pues
ya pas6 la 6poea en que s61o se hacian con buena vo-
luntad.

SR. URQUIAGA (CARMELO): Siempre se han heeho
con numerous.
SR. GARCIA MONTES (JORGE) : No lo parece, por-
que si asi fuese no tendriamos ahora estos proble-
mas. Por eso quiero que se nos diga las bases econ6-
micas de las mismas, cuales son los ingresos, cudntos
son los retirados que ahora disfrutan pensions y
las personas que al amparo de esta ley podrin dis-
frutarlas.

SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Esta ley no tiene
mAs que una soluci6n y una sola explicaci6n, la que
nos daba en tardes pasadas el doctor Gil cuando de-
cia que para arreglar esas leyes de retire hay que
seguir la prActica establecida por los milit'ares apli-
cando al retire los fondos sobrantes del personal.
Sa. GARQiA MONTES (JORGE) : 1Y a cuanto ascien-
de el sobrante del personal, en Instrucci6n Pfblica?
SR. DE LA CRUZ .(CARLOS M.) : Puedo asegurarle a
S. S. que, segfin el studio heeho por el Senado, ha-







10 DIARIO DE SESIONEiS DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES


bria con creces para pagar a los retirados de ahora
y a los del future.
'SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Pero nosotros debe-
mos atenernos a nuestros datos, y no a los que se
presented en el Senado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Hemos tenido afio
y medio para todo esto, y nada hemos hecho; siendo
culpable tambi6n el doctor Garcia Montes.
SR. GARCiA MONTES (JORGE) : Un Representante
dedica su actividad a algunas leyes que son aqu6llas
que por afici6n o por necesidad estdn en mejores
condiciones de estudiarlas; y aunque deseo coope-
rar a la aprobaci6n de estas leyes, confieso que no
las he estudiado. Yo pensaba que los que han pedido
el tratamiento inmediato de esta ley nos hubieran
ilustrado mejor.
SR. DE, LA CRUZ (CARLOS M.): Empiezo por decla-
rar. que no he insistido en dar preferencia a ninguna
de estas leyes; pero que ahora acepto, con toda la
responsbilidad que pueda caberme, el tratamiento.
de las mismas. El Senado, hace mis de afo y medio
o dos afios, envi6 su primer proyecto y despuBs re-
miti6 el segundo. Esto es una demosbraci6n franca
de que la Cdmara dej6 de cumplir con su deber. No
hace al caso que la actividad legislative del senior
Garcia Montes se concrete a esta ley de retire o a
otra. El caso es que la Camara, legalmente, tenia la
obligaci6n de discutir esas leyes procedentes del Se-
nado y no lo hizo en afio y medio, t6rmino mas que
prudencial. Ahora viene la segunda parte: es muy
fdcil y c6modo hacer oposici6n a una ley y pedir,
cuando se trade a debate la ley, el informed numera-
rio; y digo que es muy facil, porque lo dificil es te-
nerlo y aportarlo. Puedo expresarme asi. Yo que, sin
jactancia, soy de los Representantes que p1..'op es-
tudian mis del ochenta por ciento de los pro.blemas
que vienen a la CAmara, y participo en mas de un
ochenta por ciento de la legislaci6n que se dispute,
vota y aprueba en el Congreso de mi pais.
Por mas que en esta tarde no tengo esos n6meros,
puedo decir y asegurar enfAticamente que, aunque los
tenga y los conozca el senior 0(;.,i -.., M.t .nit-, no llegar-i
6ste a conseguir una legislaci6n complete y adecuada
a las circunstancias que 61 reclama, porque el mal es
de origen; el mal no se evita ni se corta en virtud de
derechos ya dados anteriormente. El senior Garcia
Montes es suficientemente inteligente, para saber
que la ley de retire anterior ha creado derechos en
favor de multiples maestros que alcanzan pocos afios
para percibir pingiies retires; y eso no podra evi-
tarse trayendo un informed numerario. El senior Gar-
cia Montes sabe tambien que, aunque a la Chmara,
ahora, como decia nuestro president, no le quepa la
suerte de poder tender las manos abiertas y dar; y
aunque tenga, por el contrario, la necesidad de re-
cortar, no podr' hacerlo en la media 16gica y pru-
dente de los nimeros, porque la legislaci6n del pasa-
do cre6 dereehos, y no se puede restringir ni poner
trabas a los derechos adquiridos de los maestros que
estin actualmente retirados.
SR. RODRIGUEZ RAMIREZ (JUAN): Como el distin-
guido compafiero doctor de la Cruz ha hecho una
afirmaci6n que, una vez consignada en el Diario do
Sesiones pudiera estimarse que ha sido compartida


por la Camara, quiero opener una pequefia rectifica-
ci6n: A mi me parece,-a mi modesto juicio, que
comparten algunos otros compafieros,-que las leyes
de retire no crean derechos en favor de ninguna per-
sona.
'S..DE LA CRU'Z (CARLOS M.) : Yo no'estoy en un
debate con respect a problems de la ley ni asuntos
juridicos alrededor de la ley; pero quiero aprove-
char la oportunidad para dejar sentado que la ley
de retire, como dice el doctor Rodriguez Ramirez, no
crea derechos en cuanto a la cuantia del retiro, pero
si los crea en cuanto a mantenerles en situaci6n de
retirados. Luego crea derechos. No es tan absolute la
negaci6n.
Yo no me referia, cuando hablaba de que la ley
ha-bia creado dereehos, al hecho de que el retirado
cobrara una parte alicuota de la.pensi6n; porque he

sido de los que han puesto, a otras leyes de retire,
enmiendas para hacerlas viables en el sentido de sus-
traer una parte de la pension que el retirado cobra-
ba. Tenemos, por consiguiente, el mismo punto de
vista.

Creo que la ley determine derechos a favor de mu-
chos de los retiradosi que no podrin estar en situa-
ci6n distinta de retirados, cualquiera que sea el mon-
tante de la cuantia del retire que reciban direct o
indirectamente; y vemos lo que venia afirmando
respect al montante para la caja de retire. Destrui-
do el criterio de que no tenemos, econ6micamente
por lo menos, aplicado a la ley del retiro escolar el
mismio criteria que aplicamos a la ley del retire mi-
litar, recojamos los sobrantes del departamento de
Instrucci6n Pfblica para llevarlos a engrosar la ca-
ja de retire. Nosotros hemos visto que recibiendo, los
militares, retiros que no podran alcanzar nunca los
maestros,-porque hab6is de saber que hay retiros
militares que llegan a cuatrocientos, a quinientos y
hasta seiscientos pesos,-el retire military tiere en
sus cajas sobrante para comprar bonos de la Repfi-
blica. Muy bien decia el senior Heliodoro Gil, que si
los .,,I,:.., Representantes no quieren exprimirse el
eerebro en estudiar y tratar esas cuestiones, podria
simplemente copiarse lo que se hizo con la ley' del
retire military. Y ahora, a manera de informaci6n,
aclaro y consigno que ni el senior Garcia Montes ni
yo tenemos nfmeros para afirmar nuestros respecti-
vos criterios, porque tan hipot6tica seria la suposi-
ci6n mia como la de 61, sin afirmaciones concretas
en que basarse respect a nfmero.
Siguiendo, pues la march 16gica, serena, que ha
seguido el Senado, podriamos imitar lo que se ha he-
cho con el retire military y aplicarlo a la ley del re-
tiro escolar, aunque s6lo fuese po.r via de ensayo.
Lace poeo se hacia aqui la afirmaci6n por parte del
senior Garcia Montes de que la ley seria vetada por
el senior Presidente d.e la Repi'blica.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : Yo no he hablado
con el senior Presidente de la Repfblica, sobre esta
ley, en lo absolute. He hablado sobre otras distintas,
y en un terreno personal, con S. S.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El senior Garcia
iMontes, en el terreno privado, me hizo esta afirma-
ci6n: Si la ley no tiene otro recurso y se quita el so-
brante del personal, la ley fracasa; y convenimos en







DIARIO DB 8ESIONES DB LA OAMARA DE REPRESENTANTES 11


que fracasaria la ley. Entonces le dije que se man-
tendria el sobrante de la eaja con fondos de la Secre-
taria de Instrucci6n Pdblica y me contest: a eso se
opone el sefior Presidente de la Repfiblica, porque
piensa que no deben ir mds a la caja de los retiros
los sobrantes del personal. Deseo saber si esta o no
contest conmigo el senior Garcia Montes.
SR. GARCiA MONTES (JORGE): Estoy contest en
que le he manifestado que en conversaci6n tenida con
el senior Presidente de la Repfiblica en uni6n del se-
fior Wolter del Rio, con referencia a la ley del reti-
ro civil, aqu6l se mostr6 contrario a que se tomen
fondos del Estado para aumentar los de jubilaci6n
o de retiro; pero yo no le he podido decir a S. S.
nada con respect. a esta ley, aunque supongo cque el
criterio del senior Presidente de la Repfiblica, respec-
to a la ley del retire civil, sera aplicable a esta ley.
Sn. WOLTER DEL Rio (GER1VIN): Efectivamente,
sefiores, yo tengo una vision, c(fizis equivocada, de
este capitulo de legislaci6n social que se llama 'los
seguros." En Cuba no seguimos ningfin sistema. Yo
he aprendido, en un texto elemental de economic po-
litica, que hay tres clauses de seguros sociales: el se-
guro ingl6s, que mis bien debia llamarse sistema
australiano, porque naci6 en ese pais; el sistema bel-
ga, y el sistema alemin. En Cuba hemos intentado
seguir un sistema que quizAs podria llamarse chino,
como en privado acaba de indicarme el querido subb-
leader senior Tom6, porque no tiene del sistema ale-
mAn, del belga ni del ingles.
En fecha reciente yo hablaba con el senior Presi-
dente de la Repfibliea, como ha dicho el senior Garcia
Montes, acerca de nuestra ley de retire civil, no con-
cretamente sobre esta ley del retire escolar; y yo ha-
blaba para apoyar una idea que habia indicado al
ponente de esta ley en la Comisi6n de Justicia y C6-
digos, el doctor Villal6n, (creo que el senior Presi-
dente de la Chmara estuvo present en esa entrevis-
ta) y yo sostenia, sefiores, y este es un asunto fun-
damental, esta conclusion: si en Cuba, con muy buen
juicio, hemos entendido que el mejor sistema de le-
gislaci6n social, en cuanto al seguro, es el sistema
alem.n, que atiende a tres factors: al obrero, al pa-
trono y al Estado, yo estimo y repito que, en mate-
ria de retire civil, el Estado que sigue siendo Esta-
do,-ese tercer factor en el sistema alemdn, pero que
es el patrono en el orden civil, con relaci6n al em-
pleado,-esta obligado a contribuir a ese retire. Yo
no fui tampoco de los que solicit la inmediata dis-
cusi6n de este proyecto de ley; pero yo si creo que
es possible discutirlo, porque no hay que ir a muchos
nfmeros. Tengo una clave matemAtica, en punto a
seguro; clave que, si mal no recuerdo, aprendi en la
obra elemental de economic social del professor Gide:
para que un seguro tenga vida, es necesario exigir
una cuota del nueve por ciento durante veinte y cin-
co afios, al objeto de que se mantenga un equilibrio
future. El fracaso ha estado en lo que indic6 el doc-
tor de la Cruz: en la necesidad de tender a aque-
llos individuos que, por los afios de servicios presta-
dos y por razones de su edad, no es possible dejar
abandonados en ese sistema de legislaci6n social. Y
en efecto, la CAmara debe enmendar este proyeeto de
ley del Senado de acuerdo con los siguientes particu-
lares, entire otros:


Primero, aumentando los aios de servicios que se
exigen; pues estimo extremadamente impropio los
veinte afios que indica el proyecto del Senado.
Segundo, aeordando otras fuentes de ingresos;
ya que, a mi juicio, son insuficientes las que se ex-
plican en el proyecto del Senado y la misma expre-
sada por el doctor de la Cruz, para el equilibrio de
este fondo. Respecto a este iltimo extreme, estimo
que debe establecerse un impuesto encaminado a. ro-
bustecer los fondos del retire, impuesto pagadero
por aquellas personas que obtengan la jubilaci6n
por abonirseles afios de servicios anteriores, a pesar
de que no hayan contribuido durante todo ese tiem-
po a los fondos de ese retire.
Tiene otros defects, este proyeeto; entire ellos, la
exigencia de determinados afios de servicio, para ob-
tener el retiro. obligatorio, en quien se incapacita pa-
ra el trabajo; exigencia que no guard concordancia
con la que se hace en relaci6n a la pension que po-
drdn disfrutar los herederos del empleado. Es decir,
que conforme a este proyecto del Senado, si un
maestro se incapacita mentalmente por causa impu-
table al ejercicio de su profesi6n cuando s6lo tenga
cuatro afios de servicios, el maestro y sus hijos que-
dan completamente desamparados, como se advierte
en el articulo 10 de este proyecto de ley del Senado.
Y para terminar, sefiores, estas breves palabras,
permitaseme afirmar mi conclusion de que, a reser-
va de aprobar todas estas iniciativas encaminadas a
las reforms de nuestras distintas leyes de retire,
para tender un criterio circunstancial de urgencia,
estimo que debe ser prop6sito de nuestras CAmaras,
como lo es tambi6n del honorable senior Presidente
de la Repiblica, orientarnos en el sentido de unifi-
car todos estos retiros oficiales, para que entonces
sea possible, de acuerdo con un criterio social con-
tempordneo, nutrir estos fondos del retire con algfin
impuesto especial, como el de las trasmisiones gra-
tuitas iter-vivos y mortis causae, y otras medidas
fiseales de evidence significaci6n social, como el im-
puesto de la mano muerta.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.) : Me interest dejar
consigado y aclarado algfin punto personal, que se
ha traducido en este asunto con relaci6n del doctor
Garcia Montes; porque yo creo que, en material de
interpretaei6n, es just y legitimo dar a cada cual
lo que mds convenga a sus intereses. Un deber ine-
ludible de correcci6n me obliga a decir la verdad en
cuanto a un hecho que se refiere al doctor Garcia
Montes.
Es un hecho cierto qfie he hablado con 61 en el or-
den de una conversaci6n privada, sin que me pidiera
que lo hiciese pfiblico, con respect al proyeeto de
ley del retiro escolar que se dispute. El senior Garcia
Montes, mientras ocupaba un eseafio posterior al mio
y a la derecha del doctor Gustavo Pino, declare que
el President de la Replblica vetaria esta .ley.
-SR. GARCiA MONTES (JORGE) : NO me interest en
absolute que S. S. guard reserve de esa conversa-
ei6n privada; pero si me interest aclarar que yo no
dije categ6ricamente que la ley seria vetada, porque
no conozco el criterio del senior Presidente respect
a esta ley; si bien manifest que el senior Presidente
tenia un criterio opuesto a estas leyes que necesitan






12 DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES
,,


auxilio econ6mico del Estado para nutrir los condos
del retire privado.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo he consigniado
las palabras tal como las expusiera el doctor Garcia
Montes, y 61 no ha hecho afirmaci6n en contrario,
pues ratifica el criterio de que esas leyes no prospe-
raran, si en ellas se estableciese que habrAn de to-
marse esas cantidades del fondo presupuestal.
Sn. GARCIA MONTES (JORGE) : Lo 6nico que yo he
rectificado a S. S. es la afirmaci6n de que esta ley
seria vetada por el sefor Presidente de la Repiblica;
y rectificaba esa ,il ir-i..iid de S. S. porque no po-
dia haberla hecho, ya que no conozeo sino en t6rmi-
nos generals el criterio que el senior Presidente de
la Repiblica tiene con respect a esta ley.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): El -.1 Garcia
Montes me interrumpi6 cuando en el concept gene-
rico, precisamente, estibamos de acuerdo. Yo no po-
dia hacer, una declaraci6n de que seria vetada una
ley que no hace mas que copiar a otra. Los retirados
militares cobran "en virtud del sobrante que hay pa-
ra los capitulos de personal en la Secretaria de Gue-
rra y Marina. A mi me parecia que contando ese re-
tiro military con tal recurso, no hay motive para que
tengan los maestros ni los retirados civiles igual re-
curso del Estado; y como precisamente el criteria
que se habia manifestado era de i1,...-i..i a este re-
curso que es suficiente, he querido dejar sentada esta
premisa, para utilizarla mits tarde, cuando el deba-
te se entable. Si se acepta llevar al fondo del retire
escolar las cantidades sobrantes por concept de per-
sonal, sera suficiente para cubrir las necesidades de
la caja del retire escolar. Yo no estoy defendiendo ni
un precepto, ni la totalidad del proyecto. Repito que
estoy justificando la necesidad, si se quiere, el deber,
de que la Camara discuta esta cuesti6n, porque de
no hacerlo asi volveriamos a la misma situaci6n en
que antes estAbamos, y nosotros necesitamos reivin-
dicarnos ante esa parte de la opinion pdblica con la
que estamos en deuda desde hace mas de afio y me-
dio. Es muy ficil. decir que vaya a la comisi6n, pe-
ro es muy dificil lograr que vaya a. esa comisi6n y
que venga con las enmiendas; porque ya hemos vis-
to, en las leyes de retire ferroviario, que a pesar de
haberse nombrado una comisi6n especial no ilegaron
a ponerse de acuerdo; y hemos visto, tambi6n, que
en la ley del retire civil ha sido necesario que un
congresista tomara empefio en reunir todos los. da-
tos necesarios para un informed definitive. En la ley
de retire escolar, los maestros han tenido poca suerte,
porque no ha habido ninguna persona que buscara
los antecedentes; y ahora, al anio y medio, a pesay de
la declaraci6n de nuestro compafiero el doctor Ariza
para que se trate la ley, queremos darle otro plazo
a la comisi6n.
SR. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN) : Con la venia de
S. S: deseo significar, haciendo justicia, que el Co-
mit6 Parlamentario Liberal design para el studio
de la ley 'del retire escolar a los sefiores Ariza y
Haedo, y que ellos tienen hecho un studio del asun-
to; pero como esta tarde surgi6 la prelaci6n de esta
ley inopinadamente, es que ellos no pudieron presen.-
tarlo, pero lo traeran mafiana.
SR. DE LA CRUZ (CARLOS M.): Yo, por tanto, he
venido a subrogar a los que pidieron la ley, no por


el interns de la ley misma, sino por el propio interns
de la Cdmara, que no debe dar mks plazos para el tra-
tamiento de esta ley. Que se traiga con todos los da-
tos y antecedentes que haya; y que, en el curso del
debate, el doctor Urquiaga present las enmiendas
pertinentes. Si el doctor Garcia Montes, con su inte-
ligencia y su gran cultural, trae aqui preceptos y
orientaciones a la ley, hdgalo; pero no procuremos
hacerlo con tanta rapidez, porque eso seria fatal a
la legislaci6n.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : Pido la palabra.
SR. PRESIDENT (GUirs INCLAN) : La tiene S. S.
SR. GARciA \l..'.\ -. (JORGE) : Sefior Presidente y
,,fiores Representantes: He pedido la I.,! 1.j,. sim-
plemente para hacer una aclaraci6n a las ,Iuif,:-.-
taciones que el seio.r Carlos Manuel de la Cruz ha
hecho. Yo queria, antes que nada, declarer que me
alegro de mi intervenci6n en el debate; y me alegro,
porque ya, por de pronto, hemos obtenido la decla-
raci6n que ha hecho el senior Rodriguez Ramirez, de
que en el dia de mariana se hard un studio acucio-
so de este problema, para traerlo a la consideraci6n
de la Caimara, lo que equivale a suministrar a la
misma los datos de que carecia; y porque significa,
ya en el orden personal, un reconocimiehto del pun-
to de vista que antes se sostenia. Yo no he combati-
do el proyecto de ley; no he pedido siquiera el pase
a eomisinl. En ese a;specto, el senior de la Cruz es-
taba combatiendo .un enemigo que no existia'.'Pedi la
palabra y explique claramente que no lo hacia en
contra, y que era mi finico deseo dirigir algunas pre-
guntas a las personas que parecian ser los leaders
de este proyecto, en ]a Camara. Y como lo hago siem-
pre: con la mayor buena fe y con el mejor deseo;
no con el prop6sito de poner obstdculo a una ley,
la cual no tengo interns de ninguna clase en comba-
tir. Solamente entendia que no es possible abordar el
studio de una ley de retire, sin datos y sin un es-
tudio previo. Yo no me presentaba aqui, como decia
el Sr. de la Cruz, en una actitud elegance. Me pre-
sentaba, por el contrario, en una actitud si se quie-
re franca; pero, pudiera decir, un poco deprimido
porque yo declaraba que no conocia y que no podia
estudiar todas las leyes que se presentaran en la CA-
mara. Yo no soy partidario de legislar sin conoci-
miento; y de la discusi6n ha surgido, como conse-
cuencia de lo dicho la primer vez que hice uso de
la palabra, que se revelara de una manera clara que
no tengo datos ni puedo suministrar antecedentes a
la CAmara sobre esta ley, aunque si puedo suminis-
trarlos respect a otras leyes de retire, como la fe-
rroviaria pero que tampoco lo han suministrado los
hladers oe esta ley. Como sugeria acertadamente,,el,
sefior Espinosa, diseutiamos en tinieblas, y yo no
soy partidario de discutir en tinieblas.
SR. URQUIAGA (CARMELO): De la discusi6n nace
la luz.
SR. GARciA MONTES (JORGE) : De la discusi6n na-
ce la luz, si no existed la obscuridad total. De la na-
da, nada surge. De manera que sse es el problema.
Estamos de acuerdo en que no tenemos anteceden-
tes. Estamos ahora, felizmente de acuerdo, tambien,
en que el senior Haedo y el senior Ariza van a ofre-
cernos luz sobre este problema, al que yo no he pues-







DIARIO DE SESIONES DE LA CAMERA DE REPRESENTANTES 13


to obsticulo de ninguna clase, repito. Lo que deseo
es que se discuta con antecedentes y con conocimien-
to de causa. No era necesario que el senior de la Cruz
rompiera lanzas en favor de una ley que nadie ata-
ca; lo necesario es que vengan datos suficientes pa-
ra powder abordar su studio, con conocimientos y
studios de la material.
SR. ARIZA (GABRIEL) : Pido la palabra,.
Sa. PRESIDENT (GuAS INCLIN) : La tiene :S. S.
SR. ARIZA (GABRIEL): Sefior Presidente y seiiores
Representantes: Yo he sido uno de los que con ma-
yor interns, en la Cimara, he trabajado para que se
ponga a discusi6n el proyecto de ley del retire es-
colar, y he venido defendiendo la posici6n de ese
proyeeto en la orden del dia; y en esta misma tarde
he tratado de que se comiencen los debates por esa
ley. No es que yo haya querido que se comience a de-
batir una ley en las tinieblas, como decia mi distin-
guido compafiero el senior Espinosa.
SR. ESPINOSA (JUAN) : Yo soy decidido partidario
de la ley, pero deseo el 6xito de la misma.
SR. ARIZA (GABRIEL) : MIs vale permanecer para-
do, que caminar entire tinieblas. Pero preecisamente
venimos caminando entire tinieblas, los que estamos
defendiendo la ley del retire escolar. Es una ley hu-
mana, no de beneficencia, sino de profilasis social,
que lleva la tranquilidad a aqu6llos que despu6s de
veinte y cinco afios en las aulas han laborado inten-
samente para ensefiar a los nuevos ciudadanos; y por
eso yo creo indispensable y necesario que comenza-
ramos su discusi6n como un acto de justicia para esos
hombres que hacen patria silenciosamente.

La Camara de Representantes, haciendo justicia
a esa petici6n y teniendo en cuenta la labor que rea-
liza el magisterio cubano, ha comenzado la discusi6n
de esa ley entendiendo que asi se hacia una labor
humana.
En cuanto a todos los asuntos que ella trata, no
estdbamos nosotros, los que venimos defendiendola,
en desconocimiento. absolute. La ley tiene sus puntos
de defense, porque esa ley no se hizo inconsulta por
el Senado. En la redacci6n de ella tomaron participa-
ci6n muchas personas peritas en material de instruc-
ci6n primaria, y esa ley acopi6 todos los anteceden-
tes que tenia la alta CAmara y asi pudo llegar a la
CAmara para ser un studio acerca de la misma, con
datos, opinions y todos los preceptos que pudieran
acopiarse a fin de que saliera una ley beneficiosa a
los intereses que ampara.
SR. GARciA MIONTES (JORGE): Yo no he negado
que esa ley no haya sido hecha con acopio de datos,
antecedentes y studios. A lo que no estoy dispuesto
es a que el Senado la haga con datos y antecedentes,
y que nosotros no los tengamos.


SR. ARIZA (GABRIEL) : Nosotros tambien traere-
mos esos datos; por mis que advierto a todos mis
compafieros que no se necesitan unos datos tan
exactos, ni llevar eso al extreme que lo quiere S. S.
para que salga una ley buena. Basta cotejar esta ley
con la antigua para apreciar los defects de las
otras; basta saber e6mo se han desenvuelto prActica-
mente las otras leyes, para que nosotros vengamos a
esta Cmnara con el prop6sito de hacer una ley que
reform el m6todo anterior y se entire en el campo
del retire escolar por una puerta mas ancha. Esa
es la verdad. Que la ley tiene sus defects capitals,
cs cosa que no se puede negar; pero qde en la vida
no hay nada perfect, tambien es cierto.
La ley de retire escolar es para beneficiary a los
cansados del trabajo, a los viejos maestros, a sus fa-
niliares, quienes tienen en eso un -1. i-;;,. capital.
En todos los pueblos hay classes activas y pasivas. El
padre de familiar trabaja para que sus hijos vivan y
ahi esta el active. Otros, en cambio, no pueden traba-
jar, por que?, porque dieron a ]a patria todas las
energies y todos los servicios necesarios cuando la ju-
ventud les daba fuerza y tenian en la sangre suficien-
te energia que .pusieron a beneficio del procomnin; y a
esos iltimos, luego, la sociedad tiene que darles calor
y apoyo, con leyes de esta clase. For eso nosotros que-
remos que esta ley de retire escolar sea beneficiosa
para los que trabajaron durante largos afios; y per-
seguimos la seguridad de que con esta ley se ponga
coto a las claudicaciones y a las filtraciones, puesto
que hay que dar cuenta cada tres o cuatro meses al
pdblico, o sea a los interesados, de como se encuen-
tra el retire, por lo cual, esa comisi6n que se nom-
bra, de la que forman parte los maestros y el propio
Secretario de Instrucci6n P-dblica, no es possible que
pueda inspirar sospechas. Esto lo digo. para que el
doctor Garcia Montes no tenga inconveniente en vo-
tarla, por mas que s6 que 6l no la combat, porque
es una ley just y 61 es un hombre noble.

Todas las leyes son buenas si se saben aplicar, y
malas si a su sombra se coometen injusticias. La ley
de retire escolar ha sido burlada, algunas veces, por
necesidades de compadrazgo y de la influencia po-
litica. De esa ley se abus6 much, y por eso surgi6 el
problema; pero ahora que esta bien estudiado el
asunto, la estabilidad de la caja de retire quedard
garantizada por todos concepts.
Sn. CASTELLANOS (MANUEL): 4Me permit S. S.
una interrupci6n?
Sa. RODRiGUEZ RAMiREZ (JUAN): Falta un minute
para terminar la sesi6n de hoy, por agotamiento de
la hora reglamentaria. Deje el compafiero Castella-
nos que concluya su discurso el doctor Ariza.
SR. PRESIDENT (GUAS INCLAN) : Aigotada la hora
reglamentaria, se levanta la sesi6n.
(Eran lae 7 p. m.)


IMP. P. FERNANDEZ Y CA., P1 Y MARGALL 17. HABANA




University of Florida Home Page
© 2004 - 2010 University of Florida George A. Smathers Libraries.
All rights reserved.

Acceptable Use, Copyright, and Disclaimer Statement
Last updated October 10, 2010 - - mvs